Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01210
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01210
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA









DIARIO 0E SESIO NS
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO TERCERO PERIOD CONGRESSIONAL

TERCERA LEGISLATURE

VOL. L LA HABANA 19 de Julio de 1928. NUM. 21


Sesi6n extraordinaria de 17 de Julio de 1928.

Presidentes: Sres. Rafael Guis Inclan y Ricardo Villaverde Salcedo
Secretaries: Sres. Antonio de la Guardia Montalvo y Jose Alberni Yance

SUMARIO

A las 5 p. m. la Presidencia declara abierta la sesi6n.-Se da lectura a la Convocatoria a sesi6n ex-
traordinaria.-Despu6s de leida la Proposici6n de Ley del senior Aguiar relative a modificaciones
de la Ley del Retiro Ferroviario, el senior Arza solicita se sefiale un dia para discutir y votar el
Proyecto de Ley del Senado sobre la jubilaci6n del Magisterio, siendo apoyado por los Sres. Rey y
Urquiaga.-La Presidencia declara que, accediendo a las peticiones del senior Ariza, se hara la Con-
vocatoria para la pr6xima semana.-El senior San Pedro interest que se incluya en la Convocato-
ria para dicha sesi6n extraordinaria el Proyecto de Ley del Senado, acerca del Retiro Civil.-La Pre-
dencia acepta la anterior indicaci6n, y declara a su vez que la aludida Convocatoria incluira el de-
bate sobre el Proyecto de Ley del Sr. del Prado referente al transport ferroviario de frutos meno-
res, y cualquier otro asunto solicitado por los Sres. Representantes.-En nombre de la representa-
ci6n Oriental expresa el senior Alberni a la Presidencia su gratitud por la preferencia exponti-
nea concedida a la Proposici6n de Ley del senior del Prado.-Se abre debate sobre la totalidad
de la Proposici6n de Ley del Sr. Aguiar modificando la Ley de Jubilaci6n de los Ferroviarios y Tran-
viarios.-Consume un turno en contra el senior Castellanos, siendo interrumpido por los sefiores
Gonzalez Beauville, Ariza, Rey, Urquiaga, Wolter del Rio y Aguiar.-Propone el senior Urquiaga
que se tribute un homenaje a la memorial del reci6n fallecido doctor Francisco Solano Ramos, en-
vi6ndose el p6same a su familiar, adicionando dicha moci6n el senior Zaydin en el sentido de ha-
cerlo extensive a la Universidad Nacional.-Los sefiores Representantes por unanimidad y pues-
tos de pie adoptan el acuerdo de condolencia.-A propuesta del senior Pastor del Rio se acuerda
enviar un mensaje de pesame a la Cinara de M6xico por la tragica muerte del aviador Emilio
Carranza.-Se acuerda prorrogar la sesi6n indefinidamente a propuesta del senior Zaydin.-Con-
tinifa el senior Castellanos en el uso de la palabra en contra de la totalidad del proyecto del senior
Aguiar.-Interrupciones de los sefiores Aguiar, Zaydin y Rey, proponiendo este iiltimo que se en-
vie un mensaje de pesame a la Camara de Diputados de Mexico, por la muerte del Presidente
electo General Obreg6n.-Se oponen los sefiores Castellanos y Urquiaga -aprobAndose finalmente
despu6s de la defense del senior Rodriguez Ramirez, y con el voto en contra de los sefiores Cas-







2 DIARIO I)E SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESETNTANTES

tellanos, Urquiaga y Zaydin.-Termina su dis.urso el senior Castellanos, interrumpido filtimamen-
te por los sefiores Rodriguez Ramirez, Gustavo Pino y Urquiaga.-Ocupa la Presidencia el senior
Ricardo Villaverde Salcedo.-A favor de la Proposici6n de Ley del que es autor consume un tur-
no el senior Aguiar y le hacen interrupciones los sefiores Castellanos, Ariza, Urquiaga y Gustavo
Pino.-De nuevo ocupa la Presidencia el senior Rafael Gubs Inclin y al anunciar que va a some-
terse a votaci6n la totalidad de la Proposici6n de Ley que se debate, el senior del Prado solicita
la palabra para una proposici6n incidental pidiendo la suspension del debate, una vez aprobada
la totalidad para continuarla en primer t6rmino en la pr6xima sesi6n extraordinaria, debi6ndose
tratar a seguida en la referida session el proyecto de dicho senior Representante sobre transport de
frutos menores y caminos vecinales.-Acerca de la orden del dia en la aludida sesi6n extraordina-
ria hace aclaraciones la Presidencia y se suscita un incident en que intervienen los sefiores Cas-
tellanos, Urquiaga, Zaydin y Alberni.-Retira una parte de su proposici6n el senior del Prado, a
ruego del senior Alberni.-A petici6n del senior Castellanos la Presidencia declara que se incluirk
en la orden del dia de la pr6xima sesi6n extraordinaria la Proposici6n de Ley relative al sufragio
de la mujer.-Propone el senior Rey la suspension del debate sobre el resto del articulado del
proyeoto del 3efior Aguiar y que se nombre una Comisi6n para armonizar los distintos criterios
sustentados, al que se opuso el senior Castellanos, desistiendo despu6s en vista de aclaraciones
de los sefores Rey, Gustavo Pino, Zaydin y Aguiar.-Se aprueba en votaci6n ordinaria la totali-
dad del proyecto con el voto en contra del senior Castellanos.-Explican sus votos a favor los
sefiores Wolter del Rio, Tom6, Rey, Urquiaga, Garcia Montes y Zaydin, y en contra el senior Cas-
tellanos.-Se aprueba la MIoci6n del senior Rey para el nombramiento de una Comisi6n y la adi-
ciona el senior Urquiaga concediendo un voto de confianza a la Presidencia para que design sus
miembros.-Quedan designados los sefores Urquiaga, Tonie, Wolter del Rio, Garcia Montes,
Aguir, Castellanos y Giordano Hernindez.-Al aprobarse la suspension del debate pedida por el
senior Rey, solicit el senior Urquiaga que dicha proposici6n se amplie en el sentido de continuar
tratando el asunto el pr6ximo lunes a las tres p. m., concediendo al efecto un receso.-Despu6s de
aclaraciones de los Sres. del Prado y Castellanos se acuerda suspender el debate y continuarlo en
la oportunidad indicada.-La Presidencia suspended la sesi6n a las 10 p. m.


SR. PRESIDENT (GuAs INCIAN): Se abre la sesi6n.
(Eran las tres P. M.)
Se va a dar lectura a la convocatoria.
(El Of/.iid de Actas'loynndo).

CONVOCATORIA

Usando de la facultad que me confiere el articulo
cincuenta y site del Reglamento de este Cuerpo Co-
legislador, convoco a la CAmara de Representantes a
sesi6n extraordinaria para el pr6ximo martes dieci-
siete del corriente, a las cinco de la tarde, para dis-
cutir y votar la Proposici6n de Ley de los sefiores
Aguiar y otros, modificando la Ley que estableoi6 la
Caja de Jubilaciones de los Empleados y Obreros
Ferroviarios, y las enmiendas presentadas a dieho,
asunto.
Habana, 10 de julio de 1928.
Rafael Guds Inoldn,
President.
SB. PRESIDNTE (GuAs INCIAN) : Se va a dar lee-
tura a la Proposici6n de Ley.

(El Oficial de Actas leyendo).

A LA LA CAMAA:

Los Representantes que suscriben, tienen el honor
de someter a la eonsideraci6n de la Camara la Pro-
poici6n de Ley que se contiene en el presented escri-
to, reformando la de Jubilaciones y Pensiones de Em-
pleados y OC)Irer' de F-iri:o.';irriles y de Tranvias, de
feeha 9 de Octubre de 1923.


Las principles reforms que proponemos, son las
siguientes: que las jubilaciones o pensioner tengan
un limited maximo de doseientos pesos; que se gene-
ralice la prevenci6n que sefiala el inciso (b) del ar-
tieulo IX, deduciendd un mes de sueldo a todos los
empleados.y obreros que ya no lo hubjeren satisfe-
cho, distribuyendo la dedueci6n, no en dos aihos;
como soe hace ;ia.-liiili..-i, sino en treinta y seis men-
sualidades; que las jubilaciones por inutilidad, en
vez del tipo inico, injusto, hoy estableeido, tengan
una escala gradual, desde la total permanent, por
accident del servicio, a la partial Ipor ese motive,
siguiendo la total ipermanente, y la partial de esta
clase, por motives no imputables al servicio; que la
pension correspondiente a la viuda e hijos de un ju-
bilado, sea un cincuenta por ciento de la jubilaci6n
y no 6sta integra, eliminandose, adeinms, los colate-
rales con otros parientes menos pr6ximos, que se des-
cuente de toda jubilaci6n lo que se pereiba per la
Ley de Accidentes del Trabajo; que el seguro de pa-
re forzoso estableeido en el articulo XIII, termine,
si, quien lo disfruta, se aplica a otro trabajo fitil;
que se regulen los reconocimientos faeultativos en
las jubilaciones por inutilidad, para ser mis ripi-
da y m6s fbcil su demostraoi6n; que las resoluciones
de las Salas de Gobierno de las Audiencias, revocan-
do las del Directorio, quo ahora sera la Junta de Go-
bierno, no sean firms, sino que se d6 contra ellas
un recurso ante el Tribunal S~i:r.i-w:, en su Sala de
Gobierno; que el organismo z..l.ruinutd- de la Caja
General, lo constituyan una Junta de Gobierno
compuesta de un Presidente y dos Vocales retribui-
dos, designados 6atos filtimos libremente por el Pre-
sidente de la Repfblica, entire funcionarios, emplea-
dos y obreros de las Empresas o Compafias, la caal
Junta de Gobierno, como organismo superior, resol-
ver~ en definitive, aeeptando o no, las consultas que
evweue el Consejo que mds adelante se establece, y








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


un Consejo Consultivo de cuatro Delegados, eligien-
do dos cada. una de las parties antes indicadas y dis-
frutando de la misma retribuedc6n que tuvieran en el
puesto que originariamente sirvieron dos meses an-
tes de su eleeci6n, y todos nombrados por seis afios,
que las jubilaciones o pensions actuales que pasen
de doscientos pesos mensuales, tendrtn en el exceso
de esa cantidad, una deducai6n del setenta por cien-
to en favor de la Caja General; que como edad para
la jubilaci6n voluntaria se requerirAn sesenta afios
y como t&rmino medio cincuenta y cinco alios de
edad, ipara la jubilaci6n ordinaria; que.no se compu-
ten servieios sino a partir de los veinte afios de
edad, y no anteriores a la instauraei6n de la Repl-
blica, y que, en vez de un cineo por ciento, actual-
mente estableeido, sobre algunas jubilaeiones y pen-
siones se generalice a todas ese descuento elevdndo-
lo al diez por ciento.
Resta,haeer constar que, la recomendaci6n sobre
la, pronta atenei6n possible de la Oamara a este asun-
to, esti suficientemente razonada, por el heeho de
que en eonsecuenia del sistema establecido en la
Ley de cuya reform so trata, existe un desequili-
brio econ6mico oreciente en la Caja General de Ju-
bilaciones referida, el cual necesita ser atendido
cuanto antes, segfin las reforms que se dejan indi-
cadas, sobre esta base, ruegan a la Cimara los Re-
presentantes que suseriben, se digne acordar la ur-
geneia en deliberar y resolver sobre 6sta.

PROPosMII6N DE LEY

CAPITULO I

De la Ley y su objeto.

ARTICULO I.-Se crea una Instituei6n Piblica
denominada "Caja General de Jutbilaeiones y Pen-
siones" de Empleados y Obreros de Empresas de
Ferrocarriles y Tranvias" establecidas en la Repf-
blica y los de las demas Compafiias, Sociedades o
Empresas de Servicio Piblico conexas o relaciona-
das, en cualquier forma, con las primeramente nom-
Ibradas.
ARTICULO II.-Quedan comprendidos en esta
Ley, los empleados y obreros de ferrocarriles y tran-
vias de servicio pfblico, establecidos aetualmente en
la Repfblica y los de aqu6llos que en lo adelante se
establezean, y los de las Compafiias, Sociedades o
Empresas de servicios pi'blicos que les sean eonexas
o le est6n relaeionadas en eualquier forma.
Todos los empleados y obreros de eualquier orga-
nizaei6n ajena a las empresas que se determinan en
el pArrafo anterior, que, por necesidades o conve-
nieneias de dichas Empresas, lleguen a prestar sus
servicios a las mismas, quedaran incluidos en los be-
neficios y obligaciones de esta Ley.
ARTICULO III.-Para los efectos de esta Ley,
la denominaci6n de empleados y obreros, comprende
a todas las personas que prestan srevicios, en cual-
quier forma, en el territorio de la Repfblica a las
Empresas de Ferrocarriles y de Tranvias y a las de-
mas empresas de servicio pfiblieo anexas a las eitadas
anteriormente o eon ellas relacionadas, en eualquier
forma, pereibiendo de las mismas, sueldo, journal u
otra forma de remuneraci6n.


Los empleados y obreros a quienes se refiere la
present Ley, cuando scan separados de sus eargos
o empleos por las Empresas en las que presten ser-
vicios, no perderAn los derechos a los beneficios que
hasta la fecha de la separaci6n tengan adquiridos al
amparo de esta Ley, si la separaci6n se funda en
causes que no sean las enumeradas en el articulo
XXXII.
A solicitud escrita del empleado u obrcro que haya
sido separado del servicio y que habra de presentar-
se, dentro de los treinta dias hibiles, contados a par-
tir de la fecha de la separaci6n se incoara expedien-
te depurativo, y dentro del cual se celebrara una
audiencia del interesado y de la empresa, o de sus
respectivos representantes, a m6s de cualquier otra
actuaci6n que estime la Junta de Gobierno proceden-
te para el esclareeimiento de los hechos.

CAPITULO II

Gobierno y Adminis'traci6n de la Caja

ARTICULO IV.-El gobierno y administraci6n
de la Caja General y todo otro eneargo que por es-
ta Ley se le atribuye a la Instituei6n, seran confia-
dos a una Junta de Gobierno y a un Consejo de De-
legados, designados por seis afios, aquella y &ste.
La Junta de Gobierno se compondra de un Presi-
dente y dos Vocales.
El President de la Junta, que tambien lo seri del
Consejo habrA de ser un CatedrAtico Titular de la
Facultad de Dereeho de la Universidad de la Haba-
na, designado por una mayoria de los profesores ti-
tulares de esa Facultad y no podrA tener relaciones
profesionales con ninguna de las Empresas o Com-
paiias comprendidas en esta Ley. Tendra, como re-
tribuci6n, diez pesos diaries, por esos trabajos.
Los dos Vocales seran nombrados libremente por
el President de la Repiblica, entire funeionarios,
empleados y obreros de las Compafiias comprendi-
das en esta Ley o de su Caja General de Jubilacio-
nes y Pensiones.
Para ser Vocal se require ser ciudadano eubano
por nacimiento, tender mis de cuarenta arios de edad
y computer mis de diez afios de servicios efeetivos
en las Compafiias o Empresas a que esta Ley se re-
fiere o en su Caja General de Jubilaciones y Pensio-
nes. TendrAn una retribuci6n de trescientos pesos
mensuales.
El Consejo de Delegados se eompondra de ouatro
miembros, dos de ellos designados libremente por las
Compafias o Empresas comprendidas en esta Ley, y
otros dos, por los empleados y obreros de las mismas
y disfrutarAn como retribuci6n una cantidad igual
al sueldo o journal que hubieren obtenido dos meses
antes de su eleci6n en la Compafia a que prestaren
sus servicios; pero dieha retribuci6n no podrn exce-
der de trescientos pesos mensuales.
Los dos sustitutos del Presidente, serdn dos Cate-
drfticos Titulares de la Facultad de Dereeho, desig-
nados, como primero y segundo, por el Claustro de
Profesores Titulares indicado. Cuando sean necesa-
rios los sustitutos de los Vocales de la Junta de Go-
bierno, los designara libremente el Presidente de la
Repfiblica, con las mismas condiciones de los susti-
tuidos. Los sustitutos de los dos Consejeros Delega-
dos designados por las Empresas, serin nombrados








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPBRESENTANTES


libremente, cuando ocurriera la vaeante, por la Em-
presa o Compafia a que .:,*.,.,J].I.1.. el que cesa.
Los sustitutos de los dos Consejeros Delegados de
los Empleados y Obreros, serdn los que, en, las elec-
ciones, resulted con el mayor nfimero de votes, in-
mediatamente despu6s de los que fueron elegidos De-
legados.
Los empleados y obrcros comprendidos en esta
Ley, elegirin Compromisariosy 6stos elegirdn .a los
Consejeros Delegados. Aqulllos y 6stos tendrdn la
condici6n de empleados u obreros en activo servicio,
con diez o mAs afios de servicios activos. No podran
ser elegido los que tengan con las Compafias o Em-
presas, relaciones de interests que no scan de los de
.a trabajo: exclusivamente.
Los Compromisarios y los Delegados al Consejo,
serdn cubanos nativos, y tanto 6stos como los Voca-
les de la Junta y los empleados y funcionarios de la
Caja, se consideraran como empleados de ferrocarri-
les y tranvias en active servicio, a los efectos de to-
das las .1i-i ...- ii. I de esta Ley, sumanudoseles a su
antigiiedad en el servieio, el tiempo que sirvan en la
Caja General de Jubilaciones y Pensiones. Los Voca-
les de la Junta y los M'l. Ili,- del Consejo de Dele-
gados, asi como los actuales Miembros del Directorio,
,que, para ocupar esos cargos, hayan abandonado sus
empleos en las Compafiias o Empresas a las que se
refiere esta Ley, serdn repuestos en estos iltimos, si
lo desearen y el tiempo durante el cual dejaron de
survirlos, por .i.i 1Ill., causa no exeede de seis anros;
pero los que cesen teniendo mArs de euarenta y ein-
co afios de edad, tendrdn derecho a una jubilacion
igual a la ordinaria.
Los miembros de la Junta de Gobierno y del Con-
sejo de Delegados, los empleados de la Caja y los em-
pleados y obreros jubilados emitirin sus votos en las
Compafiias de done procedan, al efectuarse las elec-
ciones de Compromisarios o'breros y sus suplentes, y
los que carezean de Compafiias de origen, porque es-
tas no subsistan o por otros motives votarin en aque-
lla CiI1..u- Ii que tenga el mayor nimero de elec-
tores.
El Poder Ejecutivo, en el Reglamento que diete,
dard la forma de realizar la eleeci6n, tanto de los
Compromisarios y Consejeros como de sus sustitutos.
ARTICULO V.-La Junta de Gobierno hari la
plantilla del personal en la forma que estime conve-
niente, y formulary el Presupuesto de gastos de la
Oficina, para cada afio fiscal, pero sus gastos por to-
dos concepts, no podrdn exeeder de la cantidad ac-
tualmente fijada, para estos fines en el Presupuesto
vigente a la promulgaci6n de esta Ley.
ARTICULO VI.-E1 Presidente decidird con su
voto en las deliberaciones de la Junta de Golbierno y
del Consejo de Delegados. Sero el ejecutor de las re-
soluciones de la Junta de Gobierno y su representan-
te legal y de la Caja General de Jubilaciones. Ios
empleados de la misma son inamovibles. Estaran ha-
jo las exelusivas 6rdenes del Presidente y el nombra-
miento y remoci6n de los mismos, previo expediente,
con cargos y defense, corresponderd a ]a Junta de
Gobierno. En el personal que se nombre se dard pre-
ferencia, en igualdad de aptitudes, a tiempo de cu-
brir los cargo, a los que hayan" sido empleados con
buenos antecedents en las Empresas a que se refie-
re esta Ley y a los jubilados, pero estos, filtimos, no


percibirin mn'i que el sueldo correspondiente al car-
go que sirvan.
La Junta de Gobierno, como organism superior,
tiene atribuido todo lo que se i. I1 i.. a la resoluci6n
de expedientos, aprobaci6n de presupuestos, nombra-
mientos y remoci6n del personal y cuantas m.s fa-
cultades son inherentes a la actuac.in necesaria para
que esta Instituci6n cumpla sus funciones, por lo cual
actuary permanentemente, reservdndosele exclusiva-
nente las iniciativas sobre euanto imported a la Ins-
tituci6n.
El Consejo de lDelegados se reunira, a lo menos,
una vez por semana, en la oportunidad que fije el
President, sin necesidad de citaci6n, y adernis cuan-
do 6ste lo convoque, siendo sus. iii.:i..u., meramen-
te consultivas y para los casos express que esta Ley
determine y los dem'o s en que el Presidente crea con-
veniente oir su opini6n. Tambien evacuard, cada
Consejero las ponencias que el Presidente le enco-
miende, para que la Junta de Gobierno dicte las re-
soluciones que crea de justicia en cada expediente.
Anualmente hard el Presupuesto de Ingresos y Egre-
sos de la Caja General de Jubilaciones y Pensiones
y fijard el monto de las jubilaciones y pensions que
deban ser stii.f... La, durante el afio con los fondos
de la Caja, sefialando una cantidad prudential para
aquellas jubilaciones y pensions, que por haber side
rcconooidas en el curso del afio fiscal, no tengan
a;iia..i..:i determinada en el Presupuesto corriente.
La Junta de Golbierno aprobark el Presupuesto que
en el mes de Abril de cada afio le propondri el Con-
sejo de Delegados, o lo modificara segin lo estime
mis convenient. Si el Consejo no cumple ese trdmi-
te oportunamente, la Junta de Gobierno formark y
aprobard el Presupuesto, enviando siempre, para su
ednocimiento, una copia autorizada al Secretario de
Hacienda y otra al de Agricultura, Comereio y Tra-
bajo.
ARTICULO VII.-En caso de ausencia, enferme-
dad o imposibilidad, justificada debidamente, el Pre-
sidente ser. sustituido por las personas designadas
en el articulo IV.
ARTICULO VIII.-La Junta de Gobierno y el
Consejo de Delegados se regiIrn por el Reglamento
interno que aqu6lla dicte al efecto.

CAPITULO III

Del Fondo de la Caja.
ARTICULO IX.-El fondo de la Caja se formarA
con las siguientes asignaciones:
a) Con el imported del descuento forzoso del tres
por ciento de los sueldos y jornales o cualquiera otra
forma de remuneraci6n de los empleados y obreros
que presten servicios dentro del territorio de la Re-
pfiblioa, definido en el Articulo III de esta Ley, siem-
pre con el limited en la deducci6n sobre quinientos
pesos mensuales. Este descuento del tres por ciento,
podrd ser elevado por la Junta de Gobierno, gradual-
mente, o de una vez, hasta el cinco por ciento, euan-
do sean insuficientes, en eualquier tiempo, los ingre-
sos aetuales, para cubrir los egresos de cada mes per
todos coneeptos. De igual manera se podrd, per la
Junta de Gobierno o, en todo tiemnpo, reducir este
tipo de contribucion hasta el tres por ciento, cuando
c*..:lrLI..1,be su suficieneia para obtener el equilibrio







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 5


entire los ingresos y egresos mensuales. Y sin mis li-
mitaci6n que la derivada de este tipo minimo del tres
por ciento y del maximo del cinco por ciento, se po-
drA en todo tiempo, hacer nuevos aumentos y i, I. i.lis
de la cuota contributiva. El aumento o rebaja de 6s-
ta, no podri, hacerse efectiva sino despu&s de trans-
curridos treinta dias de publicado en la Gaceta Ofi-
cia l e aeuerdo respective.
b) Con el imported del primer mes de sueldo, pa-
gadero en treinta y seis mensualidades consecutivas,
de los empleados y obreros que, por primera vez, en-
tren al servicio de las Comupafiias, y con igual des-
cuento y *en igual forma, a todos los empleados y
obreros comprendidos en esta Ley, a los que no se les
hubiere heeho ese descuento, tomAndose como tipo
de sueldos o jornales los que tenian asignados en Oc-
tubre de 1923.
Si durante ese lapso de tiempo, el empleado u obre-
ro ocupare un puesto menos retribuido, s6lo se des-
contari' la parte proportional correspondiente al
nuevo sueldo.
e) Con la diferencia de sueldo correspondiente al
primer mes, deduciendo de una sola vez, cuando, el
empleado u obrero .pase en cualquier concept a oeu-
par un puesto mejor retribuido o perciba un aumen-
to de sueldo, siempre que el aumento dure por lo me-
nos tres meses; pero el descuento se le hara desde el
primer mes, sin perjuicio de que, si transcurren los
tres meses, se le devuelva la cantidad descontada.
d) Con la contribuei6n mensual de las Empresas
o Comapanias, equivalentes al uno y medio por ciento
del imported total de los sueldos y jornales de todos
los empleados y obreros y del imported de los suel-
dos y jornales del personal en los trabajos a destajo,
por tarea o por piezas o por contratos, de cualquier
clase. Esta contribuei6n se llevarA y luego reducirA
en todo tiempo, en igual proporei6n y simultAneamen-
ite a la del tres por eiento expresada en el apartado
(a) de este articulo, sin que pueda ser inferior al uno
y medio por ciento, ni superior al dos por ciento, pero
se conservara el minimum, cuando se ponga en ese li-
mite la contribuei6n del apartado (a).
e) Con el imported liquid de las ventas de los
articulos abandohados y no reelamados en los Ferro-
carriles y Tranvias, dentro de un plazo de un afio,
los cuales se subastaran en la misma Empresa del
Ferrocarril ante un Tribunal competent compuesto
de dos Jefes designados por la Empresa y una per-
sona designada por la Junta de Gobierno; para ]a
venta de articulos de facil descomposicidn, se segui-
r'i igual procedimiento, abreviAindose los t6rminos,
segfn se consider necesario por las Enipresas; con
todo cobro indebido heeho por las Compafiias o sus
empleados y que no- sera devuelto sino por reclama-
ciOn eserita y dentro de dos afios; con los sueldos y
cantidades de reclamaciones abandonada.- en las di-
ferentes Compafiias comprenddas en esta Ley, y con
las cantidades de jubilaciones y pensions no recla-
madas, haciendo el ingreso despues de su prescrip-
cion para lo que c-,I, 1 un .trmino de dos afios.
f) Con las multas impuestas con arreglo a esta
Ley.
g) Con los intereses y beneficios de las inversiones
hechas con los fondos acumulados.
h) Con las donaciones y legados que se hicieren
a la Caja y cualquier otra trasmisi6n de bienes a ti-
tulo gratuito.


i) Con el deaocuento forzoso de un diez por cien-
to do todas las jubilaciones y pensions que se pa-
guenl.
j) Con los sueldos o jornales no reclamados por
los empleados y obreros por cualquier causa y dentro
del plazo de dos afios contados a partir del iltimo
mes en que se devengue.
k) Con el descuento del setenta por ciento, sore
el exceso de dosdientos pesos, a los que perciban mas
de esta dltima cantidad, como jubilacidn o pension.
1) Con el descuento de un veinte por ciento sobre
toda jubilacion que se pa.gue en el extranjero, ademas
de los descuentos que a dichas jubilaciones y pensio-
nes les fije esta Ley
11) Con el veinte y cineo por ciento del imported
de las jubilaciones por inutilidad, coneediendo al am-
paro de la Ley que se modifica y de la anterior.
m) Con el quince por ciento de la cotizaci6n so-
bre todas las jubilaciones ordinarias concedidas has-
ta la promulgaci6n de esta Ley.
n) Con el product de las iniciativas que se po-
gan en prketica por la Caja General de Jubilaciones
y Pensiones con el objeto de acrecentar sus fondos.
fi) Con las cantidades que libremente aporte el
Estado, aeordadas por las correspondientes Leyes, en
la media de sus fuerzas econ6micas y previo los in-
i. n. ,l de la Junta de Gobierno, despu6s de eneo
afios de la vigencia de esta Ley, sobre la situaci6n fi-
nanciera de la Caja de Jubilaciones y Pensiones.
ARTICULO X.-Las Empresas comprendidas en
esta Ley cuyo personal esta incluido en sus benefi-
cios, estan obligadas a practicar los descuentos a que
se refieren los incisos a), b), y e) del articulo ante-
rior, en los sueldos del personal de su dependencia,
y a remitir su imported a la Tesoreria General de ]a
Repihblica, por conduct de la Zona Fiiocal respecti-
va, dentro de los primeros diez dias de eada mes si-
guiente al veneido y dentro del mismo plazo remiti-
ran los products provenientes de las dem's opera-
clones a que estan obligadas las disposiciones del ci-
tado articulo. La Tesoreria General de la Republica
constituira un fondo especial eon el produoto de to-
dos los ingresos explicados en el precedente articulo,
que tendran exclusivamente a disposici6n do la Jun-
ta de Gobierno y que, por ningdin motivo podra apli-
carse para fines distintos de los que expresamente les
da esta Ley.
ARTICULO XI.-Los fondos y las rentas que se
obtengan por esta Ley, serAn de la propiedad colecti-
va de las personas comprendidas en sus beneficios y
la Junta de Gobierno atendera con ellos al pago de
las jubilaciones y pensions que se acuerden, gastos
e inversiones que esta Ley autorice. En ninggun ease
podra disponerse de dichos fondos, para otros fines,
bajo responsabilidad personal de los miem'bros de la
Junta de Gobierno que se hara efectiva judicial-
mente
ARTICULO XII.-Los fondos de la Caja, desaon-
tada-;i las sumas indispensables para el pago de jubi-
laciones y demnis atenciones corrientes, podran ser
invertidos, previa resoluci6n razonada de la Junta de
Gobierno, en cada caso, y con la aprobaei6n del Se-
cretario de Agrieultura, Comercio y Trabajo, en la
adquisici6n de bonos de la. Rep-iblica de Cuba, de su
deuda exterior, adquiridos y pagados al precio de co-
tizaci6n, mediante el procedimiento inas beneficioso
,para la Caja, General de Jubilaciones y Pensiones.







6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPIRESENTANTES


En caso de necesidad, previo aeuerdo razonado de
la Junta de Gobierno, aprobado por el Seeretario de
Agriculture, (' ..ii, .. y Trabajo seran vendidos los
bones al tipo de cotizaci6n del mercado el dia de la
venta.
Cuando. la Junta de Gobierno 1o acuerde y el Pre-
sidente de la Re:piblica lo apruebe, se podri dedicar
una d6eima parte de los fondos sobrantes a inversio-
nes' de cardeter social, que positivamente acrecenten
los fondos de la Caja.
ARTICULO XIII.-Los fondos, valores y bienes
que se adquieran por consecueneia de esta Ley, son
inembargables.
L'Al'ITUILO IV

De las Jabilaciones

ARTICULO XIV.-Los empleados y obreros a
que se refiere el articulo II que hayan contribuido al
fondo de la Caja con los descientos establecidos en el
Articulo IX, disfrutarin de la jubilaci6n que les co-
rresponda, segfin las cases que fija esta Ley, que no
exeederin en ningfn .case de doscientos pesos men-
suales.
El tiempo de servicios se computari, a los efectos
de esta Ley, tomando el que los empleados y obreros
hayan prestado en el territorio national, en las Com-
pafias y Empresas, a la que la misma se i. i.-i., asi
come tambien en aqu6llas de que las mismas sean su-
cesoras, bien fusion, o por otros medios de trasmisi6n,
contindoseles el tiempo de servicios a partir de la
ft. r.i.. de la. eompra, fusion u otra forma de trasmi-
si6n.
ARTICULO XV.-La jubilaei6n se clasificara
como:
Voluntaria.
Ordinaria
Inutilidad.


cientos pesos, sefialado para el monto de las jubila-
ciones.
ARTICULO XVIII.-Corresponde la jubilaci6n
ordinaria, al empleado u obrero que justifique con
documents indubitables, haber prestado veinte y cin-
co afios de servicios efectivos y tenga cineuenta y cin-
co aios de edad, o treinta ainos de servicios efectivos
con cincuenta o mhs afios de edad o.treinta y cinco
afios de servicios 4i, i-,... con cualquier edad. Pa-
ra el o6mputo de los servicios no se :,-*ut:la.'i los pres-
tados antes de tener veirite afios cumplidos de edad
y no anteriores a la instauraci6n de la Repfiblica.
ARTICULO XIX.-E1 monto de la jubilaci6n por
inutilidad se calcular' soibre el promedio mensual de
sueldos y jornales percibidos por los empleados y
obreros, durante dos ;l,'*s dde trabajos .:f,..-ti...'i. que
*i1"p. ,,irc. a contarse, retrospectivamente, desde' la fe-
cha en que dejen de percibir el mayor sueldo o jor-
nal que hayan alcanzado en las Eilun'',... y deven-
gado un fiempo ordinario de servicio, despu6s de la
promulgaci6n de la Ley de veinte. y cuatro de no-
viembre de mil noveeientos veinte y uno. Estos suel-
dod y jornales se tomarin exclusivamente de las n6-
minas existentes en las Empresas respeetivas y dicha
jubilaci6n por inutilidad se aplicari con sujeci6n a
la siguiente escala:
A la jubilaci6n por incapacidad permanent total,
.- ..I' -il'1 I, el sesenta por -Ati... i.i:l sueldo promedio.
A la jubilaci6n por incapacidad permanent par-
cial, corresponderA el cuarenta por ciento del sueldo
promedio.
ARTICULO XX.--orresponde la jubilaci6n per
inutilidad, con respect a la clasificaci6n hecha en el
articulo anterior:
Al empleado y obrero que, cualquiera que fuese el
tiempo de servicio prestado, se inutilice en sentido
total o parcial y de manera permanent, en un ae-
cidente del servicio y por causa imputable, con la
evideneia, al mismo servicio..


ARTICULO XVI.-Corresponde la jubilaci6n vo- Al empleado y obrero que, despups de diez afios de
luntaria al empleado u obrero que tenga sesenta servicios, efectivos, fuese declarado fisica o mental-
afios de edad y ms d d diez afios de servicios efecti- mente initial, de manera total o parcial, para conti-
vos, pero menos de los requeridos para obtener .la nuar en el ejercicio de su empleo.
jubilaci6n ordinaria. Se entendera por inutilidad permanent total, a
Esta jubilaci6n se calcularil a raz6n de trees' por los efectos *de este articulado:
ciento per cada afio de servicios efectivo, del prome- JI.i,"r.- perdido Ilj,:tl,\li'i- n.t. la vista en ambos
dio de sueldo, journal o remuneraci6n, obltenido y cal- ojos; las dos manos o los pies.
culado en la forma quue indica el Articulo XVI lPadecer alguna .ii.-iIi...1.jl incurable que impida
..\A ITfI'ULO XVII.-El monto de la jubilaci6n realizar toda clase de trabajo.
ordinaria se calculari sobre el promedio mensual de Se entenderd por inutilidad parcial a los elfectos de
sueldos ,y jornales, percibidos por los empleados y este articulo:
obreros, durante un aiio de trabajo efectivo, que em- Ilaber perdido definitivamente la vista en un ojo;
pezar a contarse, retrospectivamente, desde la fe- o tener inutilizada una mano o.un pie.
cha en .que dejen de percibir sueldo o journal de las Padecer alguna enfermedad incurable que impida
Empresas y devengado en tiempo ordinario de ser- realizar el trabajo que se viniere prestando en Fe-
vicio, despubs de la promulgaci6n de la Ley de vein- rroearriles, Tranvias y sus conexos, sin producer inu-
te y cuatro de N,.v.'-II de mil noveecientos veinte tilidad para oualquier otra clase de trabajo.
y uno. Estos sueldos y jornales se tomarBn exclusiva- ARTICULO XXI.-Los jubilados por inutilidad
mente de las n6minas existentes en las Enmp ,i-. res- permanent total, perderAn definitivamente todo de-
pectivas y dilha jubilaci6n ordinaria se aplicark con recho a jubilaci6n que vinieren cobrando, si se com-
sujeci6n a la siguiente eseala: prueba que aplican su actividad a cualquier trabajo
Primero: Promedio mensual de sueldo o journal ma- a ese efecto, prestarln juramento de coimuniar por
,yor de cien pesos, el setenta y cinc.o por ciento de escrito a la Caja de Jubilaciones y Pensiones, que ban
los primeros cien pei's y el setenta y cnco por eien- emprendido cualquier clase de trabajo. No obstante,
to de la diferencia entire cien pesos y el reteo del Ipro- ,1,a Caja General de Jubilaciones y Pensiones, har las
medio mensual, siempre con el limited maximo, de dos- iinvestigaciones que sobre el particular estime proce-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REP:RESENTANTE.S 7


dente, por medio de expediente, con los recursos es-
tablecidos.
Cuando se gestione una jubilaci6n por inutilidad,
despu6s de haber dejado de perteneer al personal de
las Empresas incluidas en la Ley, no se concederd la
jubilaci6n, si no se comprueba que la inutilidad se
origin cuando el empleado u obrero formaba part
del personal de dichas Empresas, y la solicitud no se
presentarl dentro de los sois meses a partir de la fe-
cha en que se deje de percibir sueldo, journal o cual-
quier forma de remuneraci6n de la Empresa respec-
tiva incluso las dietas de las Compaiias de Aeeiden-
tes del Trabajo.
ARTICULO XXII.-En el caso de accident a un
empleado u obrero, a virtud del cual tenga derecho a
ser indemnizado o pensionado, de acuerdo.con la le-
gislaci6n de Aoeidentes del Trabajo, la Caja Gene-
ral de Jubilaciones y Pensiones s61o le abonarA la di-
ferencia que result a su favor entire la indemniza-
ci6n o pension extrafia a esta Ley y la cantidad que
tuviese dereeho a percibir por la jubilaci6n que esta
Ley le concede.
ARTICULO XXIII.-Los empleados u obreros
que tuviesen menos de diez afios de servicios efecti-
vos y que fuesen declarados cesantes por no reque-
rirse sus servicios, por razones de economic o que ce-
sen por cualquier causa distintas a las que se refiere
el articulo XXXII, formarn el cuerpo de empleados
y obreros excedentes, y si reingresaren en el servicio,
tendran derecho, a los vfI:,l,.i de esta Ley, a que se
le computer los servicios prestados con anterioridad
a la declaraci6n de excedeneia, sin que, durante 6sta,
tengan que cotizar al fondo de la Caja. Los que tu-
viesen mas de diez afios de servicios efectivos, si fue-
sen declarados cesantes por las razones antes expre-
sadas, o cesen en su cargo por causes ajenas a su vo-
luntad y en las condiciones expresadas en el Iparrafo
precedent, tendrAn dereecho a una jubilaci6n equiva-
lente al tres por ciento por cada afio de servicio efec-
tivo del promedio de sueldo, journal o remuneraci6n
que disfruten, obtenido y calculado en la misma for-
ma que indica el articulo XVII de la Ley; pero dicha
jubilaci6n no podrA exceder del monto de la jubila-
ci6n ordinaria. Si reingresaren al servicio de las
'( -Ili,;IijC comprendidas en esta Ley, cesarin defi-
nitivamente en el goce de la jubilaci6n, percibiendo
solamente el sueldo asignado al nuevo empleo y con-
tinuando como todos los demis empleados y obreros
a 'los efectos de la Ley. Los empleados y obreros que
tengan menos de euarenta afios de edad y hubieren
obtenido esta clase de jubilaci6n, en eualquier tiem-
po,.perderin definitivamente todo derecho a la jubi-
laci6n que vinieren cobrando, si se comprueba que
aplican su actividad a cualquier trabajo. A ese efec-
to, prestarin juramento de comunicar por escrito a
la Caja General de Jubilaciones y Pensiones, que han
emprendido cualquier clase de trabajo. No obstante
la Caja General de Jubilaciones y Pensiones hard las
investigaciones que sobre el particular estime proce-
dente, por medio de expedientes con los recursos es-
tablecidos.
ARTICULO XXIV.-Cualquiera que sea la cuan-
tia o journal que devengue el empleado a obrero, no
habri de tributar mAs que con los documents sefia-
lados en los incisos a, b, y c, del articulo IX de esta
Ley, ni tendrk derecho a jubilaci6n mayor de dos-
cientos pesos.


ARTICULO XXV.-A los efectos de la jubilaei6n,
s61o se tomaran en cuenta los servicios efectivos, aun-
que fueson discontinuos, durante el numero de afios
requeridos; pero sera requisite indispensable a los
empleados y o'breros que reingresen en las Empresas
despues de la promulgaci6n de esta Ley, y sin haber
contribuido antes al fondo de la Caja General de Ju-
bilaciones y Pensiones, hacerlo por los diversos con-
ceptos, durante un period no menor de diez afios.
Trescientos dias de trabajo hardn un afio de servi-
cio para todos los empleados y obreros. Al personal
que preste servicios p-or horas, se le computara un dia
de servicios por cada ocho horas de trabajo; pero en
ningfin caso se computara mas de ocho horas de tra-
bajo por un dia de trabajo efectivo, ni mis de tres-
cientos dias por un afio de trabajo efectivo, en eada
dia o acio natural.
ARTICULO XXVI.-No se acumularan dos o
mis jubilaciones o pensions de las que concede esta
Ley, en la misma persona. Al interesado le corres-
ponde optar por la que le convenga, y heeha la op-
ci6n, quedara extinguido el dereoho a las otras.
ARTICULO XXVII.-Las jubilaciones por inuti-
lidad se aeordardn con caricter provisional y podrin
ser revisadas una o varias veces, mediante el oportu-
no expediente, dentro de los einco afios siguientes a
la fecha en quecomience el disfrute de la jubilaci6n,
quedando como definitivas si la resoluciin se cofir-
ma despu6s de este tiempo.
ARTICULO XXVIII.-No se podrin aeordar ju-
bilaciones por inutilidad sin previo examen e infor-
me por escrito de uno o ms m6dicos designados por
la Junta de Gobierno de la Caja General, a su costa,
los que realizar'n el examen del interesado sin co-
brarle honorarios. Adem6s pedird al interesado cuan-
tos datos crea procedentes, y ordenard las averigua-
ciones que estime convenientes. El promovente de
una jubilaci6n por inutilidad, no LIa:l.ipaii aau nin-
gtin certificado facultativo, referente a la enferme-
dad que padece, sino cuando se le pidiere, y se limi-
tara a exponer en su solicitud el motivo en que la
funda. La Junta de Gobierno podr' solicitar .que ha-
ga un reconocimento el Jefe Local de Sanidad res-
pectivo que gratuitamente lo expedirA y enviara en
un t6rmino de cinco dias.
Caso de apelaci6n la Sala de Gobierno de la Au-
diencia respeotiva, si alli se promoviere prueba pe-
ricial, insaculara los nombres de tres m6dicos para
que el reconocimiento se praetique por el m6dieo cu-
yo nombre result sacado en suerte.
ARTIGULO XXIX.-Los que hayan obtenido la
jabilaci6n ordinaria o voluntaria, podran volver al
servicio. En este caso, el jubilado eesark en el goce
de la jubilaei6n y percibiri solamente el sueldo asig-
nado al nuevo empleo. Al cesar en 6ste, por cualquier
causa, volvera al goce de su anterior jubilaei6n, sin
que pueda recurrir para que le sea aumentada y se
le exigiran las cuotas establecidas en el articulo no-
veno, con relaci6n al nuevo empleo.
ARTICULO XXX.-Los jubilados por inutilidad
parcial, cuyos servicios fuesen utilizados por las Em-
presas comprendidas en esta Ley, con un sueldo, jor-
nal o remuneraci6n menor que el monto de las jubi-
laciones que disfrutaren, percibiran de la Caja Ge-
neral de Jubilaciones y Pensiones, la diferencia que
result entire el sueldo, journal o remuneraci6n que
reciban y el imported de las .jubilaciones que se les








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE RE-Ei;lEsENTANTES


haya concedido y contribuiran al fondo de la Caja
General de Jubilaciones y Pensiones, con todos los
descuentos que sefiala esta Ley, para los empleados
y obreros en active servicio. Los afios nuevamente
trabajados seran tomados en consideraci6n, para
computarlos con los acreditados anteriormente, a los
ciectos de la jubilaci6n que pueda corresponderle.
ARTICULO XXXI.-Las jubilaciones ser'n acor-
dadas per la Junta de Gobierno, cuyo Presiderte
aceptara, o no, la ponencia de un Consejero, a quien,
para este tramite, se pasark cada expediente, de-
biendo evacuarlo en el tOrmino de diez dias habiles.
Una vez concedidas, ser6n pagadas desde el dia en
que el interesado deje de percibir sueldo., journal o
remuneraei6n de la Empresa por motive de la inu-
tilidad.
Si se ]o I,:, a empleados y obreros que continden
perstando servicios, las' jubilaciones seran liquidadas
a partir desde el dia en que cesen en el servicio y oe-
jen de percibir sueldos, journal o remuneraci6n de la
Empresa.
Si se tratare de empleados y obreros que hayan
dejado el servicio voluntario, se liquidarin y abona-
rAn las jubilaciones, despu6s de ttanscurridos noven-
ta dias, a partir del dia en que se anoten las solici-
tudes en el "Registro de enlrada de~ corr'espondencia
de la Caja General de, Jubilaciones y Pensiones" o
los doeumentos que complete el expediente.
Si se tratare de empleados y obreros declarados
cesantes y quenecesiten anticipar su expediente de-
purativo y 6ste fuere resuelto favorablemente, en-
tonces la jubilaci6n se abonarA a partir del dia en
que hubieran eesado en el servicio de la misma.
Si la demora de la presentac6n de la solicitud de
jubilaci6n obedece a que el interesado result suje-
to a algdn process, entonces la liquidaci6n y pago,
en su caso, de la jubilaci6n que pueda corresponder-
le, tendrA, como punto de partida, la fecha de la sen-
tencia.
El empleado a obrero que se consider con derecho
a la jubrlaci6n presentara al Presidente de la Junta
de Gobierno, un escrito expresando las circunstan-
cias en que ini.. su solicitud, acompafiando los do-
cumentos que acrediten su dereeho, y entre esos do-
cumentos, sera requisite indispensable una (. I t...-
ci6n de todos sus servicios, que le expedird, sin de-
n'ora, la Compafia r,.-.l.r. tiva; la oual remiti6r, si-
multAneamente, a la Caja General de Jabilaciones y
Pensiones, una copia autorizada de dicha I'... ii,...-
cion.
La Junta de Gobierno, per mediaci6n de su Presi-
dente reelamard de la Empresa, si lo estima necesa-
rio, el expediente o expedientes del empleado u obre-
ro, asi come cuantos dates y certificaciones se re-
quieren para la eomprobaci6n del derecho que se re-
clama.
,La Caja General de Jubilaciones y Pensiones ten-
dra un plazo de noventa dias hAbiles, para la trami-
taci6n y resoluci6n de cada expediente; salvo demora
motivada por causa extrafia a dicha Instituci6n.
Si por causa injustificada no so resolviere dentro
de ese plazo y si mediase queja ante el Secretario de
Justicia, 6ste, si lo cree procedente, impondrA multa
de cinco pesos, per cada dia de demora, al funciona-
ri o oempleado que result responsible. Esta multa
se hara efectiva deseontndola del sueldo, y formard
part del fondo de la Caja.


i( IInI" mediante prueba documental, consistent
en las n6minas de las reLipectivas Empriesas, no re-
sulte directamente,la demostraci6n de ser cierto el
tiempo de servicio alegado por el promovente, y siem-
pre que, al efecto, no existiere de esos servicios algu-
na prueba documental indirecta, consistent en li-
bros, actas, credenciales, nombramientos o cualquier
otro medio de prucba analogo, entonces se le aeepta-
ri al promovente la prueba testifical de no menos de
trees testigos y sujeta siempre a la exclusive aprecia-
6n11 ae la Junta de Gobierno y limitAndola a an
tiempo que no se remote a m"s de veinte afios pa-
sados.
Contra la resoluci6n de la Junta de Gobierno, po-
dra el interesado apelar a la Sala de Gobierno de la
Audiencia de la provincia, donde residiere el promo-
vente al iniciar su expediente. Para esta apelaci6n,
habri un t6rmino de quince dias hibiles y se inter-
pondrd con un escrito dirigido al Presidente de la
Junta de Gobierno-que, dentro de los siguientes diez
dias hdbiles, elevard el expediente a la Sala de Go-
bierno. Esta, para mejor proveer, podr, aeordar la
prietica de alguna actuaci6n que consider omitidas
tendientes a aclarar algn. hecho, pero excluyendo la
prueba testifical, y dictarA auto de resoluci6n, den-
tro de los quince dias hAibiles siguientes a la preti-
ca de tales diligencias, si las hubiere. Del auto de la
Sala de Gobierno de la Audieneia, podrdn tanto el
promovente, como la Junta de oGobierno, recurrir an-
te la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, que
resolverd sobre todos los puntos de hecho y de dere-
cho, s6lo con lo que arroje el expediente y en el t6r-
mino de treinta dias hdbiles.
El plazo para recurrir al Tribunal Supremo, sera
de quince dias hAbiles, contados, para el promoven-
te, desde la fecha de la notifieaci6n, y para la Junta
de Gobierno, desde la feeha en que se anote en su
"RE'GISTRO DE ENTRADA" la del expediente
que la Sala de Gobierno de la Audiencia habrh de
devolverle y que el Presidente de la Junta. de Go-
bierno, lo elevarA, entonces al Tribunal Supremo.
El President de la Junta de Gobierno interpon-
idra esos recursos directamente ante la Sala de Go-
bierno del Tribunal Supremo, con un simple escri-
to, en el que podrA hacer cuantas alegaciones consi-
dere procedentes. Cuando sea el promovente quien
recurra, para ante el Supremo, presentard un escri-
to ante la Sala de Gobierno de la Audieneia que de-
volveri el expediente, a. la Junta de Gobierno y 6sta
lo elevard seguidamente al Tribunal Supremo, acom-
paiihndolo, si lo eree procedente con un escrito suyo
de aclaraciones. Y tambien la Sala de Gobierno de la
Audiencia, devolverd el expedient, cuando transcu-
rridos los quince dias habiles que tiene el promoven-
te, no presentare alli su escrito, recurriendo ante el
Tribunal Supremo.
Los empleados y obreros que se encuentren traba-
jando, una vez que hayan sido notificados de la con-
cesi6n de su jubilaci6n, podrAn hacer uso de ellas on
cualquier tiempo, notificendolo por escrito a su Jefe
inmediato, la feeha en que deseen retirarse del ser-
vicio active, que sera siempre treinta dias habiles, a
partir de la feoha de la niilie.,':ia';
ARTIGULO XXXII.-Los empleados y obreros
que teniendo mas de diez afios de servicios, fuesen
destituidos de sus cargos, per mal cumplimiento de
los mismos, comprobados ante la Junta de Gobierno








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMAR1A DE ILElR-E.sENTANTES 9


o por alcoholism cr6nico, o por haber sido condena-
dos por sentencia de delito grave, no ser.n jubilados
sin que puedan tomarse en consideraci6n a los efee-
tos de este articulo; hechos acaecidos 'con anteriori-
dad a la promulgaci6n de la Ley de veinte y cuatro
de Noviembre de mil noveeientos veinte y uno.
Cuando los motives de una destituci6n se comprue-
ban ante la Junta de Gobierno, la resoluci6n podrd
ser apelada ante la Audiencia, tramitindose este re-
curso, por las mismas reglas prefijadas en el prece-
dente articulo XXXI.
ARTICULO XXXIII.-E1 indulto no hard rena-
eer los dereehos perdidos como consecuencia de lo
dispuesto en esta Ley.
ARTICULO XXXIV.-El derecho para pedir la
jubilaci6n se extingue en el t6rmino de un afio, con-
tados decade el dia siguiente a aqu6l en que haya de-
jade de prestar servicio efectivo, el empleado u
obrero.
Cuando se promoviere un expediente y per inac-
ci6n del reclamante no pudiese resolverse en un ter-
mino de seis meses, a partir de su radicaci6n, se
acordara archivarlo definitivamente y caso de nueva
reclamaci6n, esta se tramitarA sin relaci6n en nada
al expediente anterior.
ARTICULO XXXV.-La jubilaci6n es vitalicia,
salvo que el derecho a pereibirla se pierda per las
causes expresadas en esta Ley.
Si el jubilado o pensionado se domicilia en el ex-
tranjero, deberd notificarlo per escrito a la Caja Ge-
neral de Jubilaciones y Pensiones, y tanto en este
caso, come si reside en 'Cuba y cobra mediante un
apoderado o tutor, no se hard el page sin la previa
presentaci6n de la fe de vida correspondiente al ju-
bilado o pensionado.
Los jubilados y pensionados que resident y cobran
fuera de la Habana, tendrdn que enviar a la Caja
de Jubilaciones y Pensiones, trimestralmente, su fe
de vida. Las viudas enviardn su fe de viudedad y las
solteras mayores de quince aiios, su fe de solteria.
Todos estos certificados los expedird gratuitamente
el Juez Municipal correspondiente.
ARTICULO XXXVI.-A los efectos de esta Ley,
los permisos o licencias sin sueldo, que las Compa-
filas concedan a los empleados y obreros, para ausen-
tarse de sus laborers, no serdn eficaces, sino por el
t6rmino de un afio consecutive, y al vencimiento del
mismo, comenzarA a decursar el termino en que se
pueden pedir las jubilaeiones.

OCAPITULO V

De las Pensiones.

ARTICULO XXXVII.-E1 empleado y obrero
que fallezca, estando jubilado o teniendo las circuna-
tancias que le daban derecho a jubilarse, o a otro de
los beneficios que esta Ley otorga, trasmitard el de-
recho a 1;'i ii:r una pension o una indemnizaci6n,
en la proporci6n y las condiciones que la misma esta-
biece, a los familiares siguientes que estfn en apti-
tud legal de reelamarla al tiempo del iallecimiento
de su causante:
La viuda; el viudo totalmente infitil para el tra-
bajo; los hijos, hasta los diez y echo afos de edad;
las hijas solteras hasta los veinte y tres aios de edad
y los padres totalmente infitiles para el trabajo y que


vivieran exclusivamente bajo el abrigo y protection
del causante.
Los hijos y las hijas totalmente indtiles para el
trabajo, no perderdn la pension mientras est6n in~-
tiles.
El imported de la pension o indemnizaci6n, no se-
rd mayor que el monto de la jubilaci6n que disfruta-
ba o a que tenia derecho disfrutar el causante.
El disfrute de la pension, comenzarA desde el dia
del falleeimiento del empleado.u obrero, sea oual fue-
re la fecha en que la Junta de Gobierno acuerde su
concesi6n.
No obstante el derecho de los llamados a disfrutar
de pension o indemnizaci6n, el empleado u obrero
puede elegir a uno o a various de entire ellos, con ex-
elusi6n de los demids, sin estar obligado a manifestar
los motives de esta disposici6n, que debcra ser docu-
mentada, bien mediante un aeta levantada ante el
Secretario del Juzgado Municipal respective, que
firmarA dando fe, junto al interesado, si 6ste supie-
re firmar, con el visto bueno del Juez y el sello del
Juzgado, quedando archivada el acta original de la
cual se entregard inmediatamente una copia al inte-
resado; o bien ante un Notario, a su costa, acompa-
fiando el testimonio correspondiente a su solicitud de
jubilaci6n o indemnizaci6n.
Cuando se extinga el derecho a las pensions, se
refundirAn el fondo de la Caja General de Jubila-
clones y Pensiones.
A'RTICULO XXXVIII.--Las pensions o indem-
nizaciones se otorgardn en la forma siguiente:
A la viuda y al viudo totalmente indtil para el
trabajo; a los hijos legitimos y naturales; a los pa-
dres del causante siempre que 6stos hubieran-estado
exclusivamente a cargo de aqu6l.
ARTICULO XXXIX.-La viuda o el viudo uo-
talmente indtil ipara el trabajo, tendran dereeho a
una pension igual al eincuenta por ciento de la jubi-
laci6n que disfrutaba o a que tenia derecho el cau-
sante.
Los hijos del causante, cuando conourran en uni6n
de la viuda o el viudo ineapacitado totalmente para
el trabajo, ilhuti,,r. de una pension igual al otro
cincuenta por ciento de la jubilaci6n que disfrutaba
o a que tenia derecho el causante, distribuida por
parties iguales entire ellos, acreeiendo la part de la
pension de los que fallezean o lleguen a la mayoria de
edad que esta Ley sefiala, a la de los otros hermanos
con derecho a pension. Al fallecimiento de la viuda
o del viudo incapacitado totalmente para el trabajo,
acrecera a la de los hijos, refundi6nd.ose el otro cin-
cuenta por ciento en el fondo de Jubilaciones y Pen-
siones.
.Cuando concurran los hijos, solamente, tendrdn
derecho a una pension, igual al setenta y eineo por
ciento de la jubilaci6n que disfrutaba o a que tenia
derecho el causante, distribuida en la misma forma
que se express en el ipArrafo anterior.
Los padres del causante, inftiles para el trabajo,
cuando este no deje viuda ni hijos, tendran dereoho
solamente a una pension igual al cincuenta por cien-
to de la jubilaci6n que aquel disfrutaba, o a la que
tenia derecho, distribuyendose por parties iguales en-
tre ambos padres y si alguno de 6stos falleciere, su
parte acrecerd la del superviviente del propio modo,
corresponderd este cincuenta por ciento, integro, si








DIARIO DE .l'slIN.NES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


el reolamante concurred a solicitar la pension on esta-
do de viudez.
ARTICULO XL.-Las cantidades que de su jubi-
laci6n e indemnizaci6n dejen pendientes de cobro los
empleados y obreros, y si en un afo no se reclaman,
ingresardn ..1. wl i-..,_.:,ii. a engrosar los fondos de
la Caja General de Jubilaeiones y Pensiones.
ARTICULO XLI.-Si a la muerte del qmpleado
u obrero, dejare hijos de distintos matrimonios, con
derecho a la pension, Bsta se distribuird en la propor-
ci6n que corresponde a los mism-os, y sera entregada
a sus respectivos representantes legales.
ARTICULO XLII.--Las pensions son vitalicias
y el derecho a percibirlas s61o se pierde en los casos
establecidos por esta Ley; y en todos los easos, el tir-
mino para reclamarlos sera de un afo a partir de la
iecha del fallecimiento del causante.
ARTICULO XLIII.-No se acumularhn dos o
mns pensions de las que concede esta Ley en la mis-
ma persona. Al interesado le corresponde optar por
la que le convenga y hecha la opci6n quedara extin-
guido el derecho a las obras.
ARTICULO XLIV.--Las pensions serdn acorda-
das per la Junta de Gobierno, en la misma forma y
con iguales t6rminos y recursos que se han sefialado
para las jubilaciones en el articulo XXXI y demas
concordantes de esta Ley.
ARTICULO XLV.-Las personas enumeradas en
el articulo XXXVII, tendran derecho a una indem-
nizaeion igual al tres por ciento de las sumas perci-
bidas en concept de sueldos, jornales o remunera-
ci6n por el empleado u obrero fallecido, que no de-
jare derecho a pension.
Si el empleado u obrero tuviere m6s de diez afios
de servicios efectivos y falleciere sin dejar adquiri-
do el derecho a las jubilaciones que determinan los
articulos XVI, XVIII, XX, XXIII de esta Ley. Las
personas enumeradas en el articulo XXXVIII ten-
dran derecho a percibir la pension en la proporeidn
de un tres por ciento por cada afio de servicios, de
la jibilaci6n por inutilidad total permanent.
ARTICULO XLVI.-El disfrute de la pension se
extingue: Para la viuda y la -madre viuda, cuando
contrajeran nuevas nupcias.
Para las hijas menores de veinte y tres afios o ind-
tiles para el trabajo, desde que contraigan matri-
monio.
,OAPITULO VI

Disposiciowes Generales.
ARTICULO XLVII.-Los sueldos, jornales, ju-
bilaciones, pensions e indemnizaciones de los em-
pleados y obreros comprendidos en esta Ley, son
inem-bargables, y sera nula la venta, cesi6n o oonsti-
tuci6n de derecho que grave o impida el libre disfru-
te de los mismos.
ARTICULO XLVIII.-Las empresas a que se re-
fiere esta Ley,' quedan obligadas a suministrar a la
Junta de Gobierno de la Caja General de Jubilacio-
nes y Pensiones, a las autoridades y funcionarios
piblicos que conforme esta Ley intervengan en cual-
quier forma en su ejecuei6n, todos los informes que
se soliciten sobre el personal, con relaci6n a datos y
antecedents que tuvieran dichas empress, y a per-
mitir las comprobaciones que se juzguen pertinentes
a los efectos de esta Ley.


Del propio modo estardn obligados a facilitar sin
demora a los empleados y obreros y a los familiares
de los mismos con derccho a solicitar jubilaciones o
1 'i-..d- -, certificados de tiempo de servicios, certi-
ficados de sueldos o jornales percibidos, certificados
de contribuciones al fondo de la Caja General de Ju-
bilaciones y en y stoness y 11 ii l.de cese en el esr-
vicio debidamente autorizado por el Administrador,
con destiny a la promoei6n de los expedientes res-
pectivos.
De todos estos documents, la C'ii,-,d;. n enviari,
simultdneamente, a la Caja General de Jubilaciones
y Pensiones, un duplicado debidamente autorizado.
En caso do que las Empresas.se negasen u opusie-
ren injustificada resistencia al cumplimiento de es-
tas disposiciones, incurrirAn en multa, que sera im-
puesta, por el Juez Correccional del lugar en que ra-
diquen las oficinas principals, en el territorio na-
cional.
Queda establecido que las Compailias comprendi-
das en esta Ley tienen la obligaci6n de conservar in-
definidamente las n6minas y demAs documents que
acrediten el de sueldos y jornales y ti-ai-,,. de servi-
cios prestados por sus empleados y obreros.
ARTICULO XLIX.-Las Empresas o Compafiias
que no depositaren en el tiempo y forma estatuido
en esta Ley en su articulo X, las sumas a que estin
obligadas, incurririn, previo aeuerdo de la Junta
de Gobierno, en una multa de cien pesos, por eada
dia de demora, hasta tanto efectdien el dep6sito con
el interns legal, a contar desde el primero dia del in-
cumplimiento, salvo justificar ante la Junta de Go-
bierno, la demora.
El President de la Caja General de Jubilaciones
y Pensiones como representante legal de la. misma y
previo acuerdo de la Junta de Gobierno, planteark,
bien ante el Poder Ejecutivo o bien ante los Tribu-
nales de Justicia, las reclamaciones que sean proce-
dentes para hacer efectivas las obligaciones y penali-
dades establecidas en esta Ley, pudiendo utilizar la
via de apremio.
Las resoluciones de la Junta de Gobierno, asenta-
das en su Libro de Actas, y aprbbadas, constituyen
instrument piblieo.
ARTICULO L.-La Junta de Gobierno, por con-
ducto de su Preisdente, elevard al Poder Ejecutivo,
un informed annual, en el que haga conocer la situa-
ci6n financiera y administrative actual y future de
la Caja cuyo informed deberd ser publicado en la Ga-
ceta Oficial.

CAPITULO VII

Disposiciones Penales.

ARTICULO LI.-Toda acoi6n u omisi6n de las
Empresas o Compafiias, tendiente a buclar o infrin-
gir cualquier precepto de esta Ley, que no tnviere
otra sanci6n penal establecida, se eastigarh con mul-
ta de uno a treinta pesos y en defecto de pago, un
dia de arrest por cada peso que se dejare de pagar.
Si se persistiere en la acci6n u omisi6n, el .Juez Co-
rreecional elevard las actuaciones al senior Fiscal de
la Audieneia correspondiente, quien incoar el opor-
tuno sumario. La audiencia podrA imponer seis me-
ses y un dia, o un afio, ocho mess y veinte y un diaA
de prisi6n correctional.


- ---- ----- --e_-- --~-~---~e


10







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


ARTICULO LII.-Los miembros de la Junta de
Gobier'no que dispongan de los fondos de la Caja, de
manera, contraria a lo previsto en esta Ley, bien in-
virtiendolos sin cumplir los requisitos exigidos, bien
destinindolos a otros fines distintos de los expresa-
mente determinados, bien ordenando el pago de ju-
bilaci6n o pension injusta o indebida, bien no invir-
tiendo los fondos sobrantes o bien disponiendo la
venta de los valores de la Caja, sin observer las for-
malidades prescriptas, seran responsables del delito
de malversaci6n de caudales pfiblicos, prvisto y ca.a-
tigado en el articulo X, Titulo V, del Libro 80. del
CGdigo Penal.
ARTICULO LII.-De toda aeci6n tendiente a
difamar a la Caja General de Jubilaciones y Pensio-
nes o a los organismos que la rigen, se dara cuenta al
Jazgado Correecional que la castigar6 con multa 'le
cincuenta a quinientos pesos y en defecto de pago,
un dia de arrest por cada peso que se dejare de pa-
gar. Si se reincidiera, el Juez Correccional elevard las
actuaciones al Juzgado de Instrucci6n correspondien-
te que iniciark el oportuno sumario, y en el juicio
oral respective, la Sala de lo Criminal podra impo-
ner pena de uno o cinco afos de arrest.

CAPITULO VIII

Disposiciones Transitorias.

ARTICULO LIV.-Los empleados y obreros y los
familiares de los mismos, que al promulgarse la vi-
gente Ley tuviesen en tramitaci6n su expediente de
jubilaci6n o de pension, serin tramitados y resueltos
de acuerdo con la present Ley.
ARTIOULO LV.-La Junta de Gobierno podrAi
iniciar, previo acuerdo al efecto, dentro de los eien-
to ochenta dias Ihibiles posteriores a la fecha de la
promulgaei6n de esta Ley, la revision y rectificaci6n
de las jubilaeiones y pensions concedidas hasta esa
fecha que, a su juicio, deban someterse a dicha revi-
si6n, por contener error de heeho u otra causa que la
determine.
ARTICULO LVI.-Las revisions quedaran suje-
tas a los t6rminos, recursos y dem.is requisitos que es-
ta Ley efiala, y la Junta de Gobierno, al aeordarlas,
resolverA si debe ratificar, modificar o anular las ju-
bilaciones o pensions revisadas, y en estos dos il-
timos casos, se atenderi a la present Ley.
ARTICULO LVII.-En los easos en que, como re-
sultado de la revision, sean anuladas las coneesiones
de jubilaciones y pensions, esta resoluei6n de nuli-
dad no tendrd otra conseeuencia para los que estaban
en posesi6n de ellas, que la p6rdida de las mismas.
AARTICULO LVIII.-Tan pronto como esta Ley
sea publicada en la Gaceta Oficial y se dicte su Re-
glamento por el Poder Ejeoutivo se procederA a las
elecciones necesarias para que resulten designados
los miembros de los distintos organisms que en es-
ta Ley se crean y hasta que 6stos comiencen sus fun-
eiones continuarA actuando el actual Directorio de la
Caja General de Jubilaciones y Pensiones.
ARTICULO LIX.-La Junta de Gobierno consig-
nard en sus Presupuestos eantidades suficientes pa-
ra haoer los studios tecnicos necesarios a fin de dar-
le estabilidad econ6mica definitive a la Caja y las me-
didas que se tomen con este objeto se someter.n a la
aprobaci6n del senior Presidente de la RepiTbliea.


CAPITULO IX

Disposiciones Finales.

ARTICULO LX.-E1 Poder Ejeoutivo Nacional
dentro de los sesenta dias siguientes a la promulga-
ci6n de esta Ley, en la Gaceta Oficial dictarA el Re-
glamento para su ejeeuci6n.
Se derogan cuantas leyes, decretos y demis dispo-
siciones que se opongan en todo o en part a lo que
en la present Ley se establece.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a 15 de Marzo de 1928.
(f.) Miguel A. Aguiar, Gustavo Pino, Jorge Gar-
cia Montes, Giordano Hernandez, Ernesto Menci6,
Ismael Martinez, Vito M. Candia.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLbN): Se pone a dis-
cusi6n la totalidad.
Sn. ARIZA (GABRIEL) : Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE (GuAs INCIAN) : Tiene la palabra
el senior Ariza.
SSn. ARIZA (GABRIEL) : Yo he venido en distintas
ocasiones, sefiores Representantes, laborando intensa-
mente por el Retiro de los Maestros, por la Ley del
Retiro Escolar, per una Ley que ha sido ya estudiada
y aprobada por el Senado de la Repfiblica y que se
eneuentra en esta Camara. Yo no me opongo a que se
estudie y apruebe la Ley del Retiro Ferroviario, pe-
ro tan respectable es, tan important, tan necesaria y
tan indispensable es la Ley del Retiro Escolar como
la de los ferroviarios o como cualesquiera otra Ley
de Retiro.
Desde ese punto de vista yo ruego a los sefiores
Representantes que acuerden designer un dia para
en una sesi6n extraordinaria tratar, diseutir y apro-
bar si es possible la Ley que reform la Ley del Re-
tiro Escolar vigente. Ese es el ruego que yo dirijo
a la Camara esta tarde.
.S. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (Guii INCIAN) : Sefior Ariza, en
las sesiones extraordinarias no ihay posibilidad de
tratar m.s asuntos que aqu6llos que han sido objeto
de la convocatoria. Por consiguiente no hay posibili-
dad de discutir en la tarde de hoy el asunto a que
se contrae el ruego que su sefioria dirige a esta CA-
mara. La Presidencia, no obstante, recoge el ruego
de su sefioria para en el future, tal vez, convocar a
una sesi6n extraordinaria dedicada a tratar ese asun-
to, cosa que esta en las facultades de la Presidencia.
Tiene la palabra el senior Rey.
Sa. REY (SANTIAGO) : Era para hacer la misma
aclaraci6n al senior Ariza o para que hiciera 61 la so-
licitud buscando el concurso de sus compafieros pa-
ra otra sesi6n extraordinaria, porque en esta sesiin
no se puede tomar el acuerdo que 61 solicita.
,SB. URQUIAGA ('CARMELO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palaibra
su seioria.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
ficres Representantes: No es ciertamente para esta-
blecer una controversial respect a la interpretaci6n
del caso planteado que a mi juicio no es por comple-
to acertada, muy parecida a la soluei6n exacta, pe-
ro discrepo, ciertamente, por mi inexperiencia en el








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
,- -- ,-- =- I


manejo del I.. i 1, iI., en ciertos puntos de la in
tcrpretaci6n.
El Reglamenlo, si mal no recuerdo, estableee qu,
las sesiones extraordinarias podrin ser acordada
por la propia Cgmara o por el senior Presidente
cuando lo estime eonveniente o necesario.
Ahora bien: en las sesiones extraordinarias nw
pueden tratarse mas que los asuntos concretes quW
fueron convocadas; pero como quiera que el acuerd(
dc sesi6n extraordinaria es un acuerdo de indol
privada de la propia Cimara, y por lo tanto hacerl
asi, en cualquier oportunidad que fuere, no ;infrl',
ese propio Reglamento, pues se trata sGlo del asunt(
acordado, entiendo que la CGmara, que es soberana
en eualquiera de los moments, puede aplicar el Re.
glamcnto in11 r1' I..ri,,,l, en la forma que creyera
mis adecuada, sin que con eso se mermara4 en lo ab
soluto las atribuciones que en este caso con justice
estin depositadas en el senior Presidente, de la CA-
mara.
Si no puede ser asi no habria de insistir sobre estc
punto ni trataria acerca del acuerdo, para mi res-
petabilisimo de esa Presidencia.
Yo creo que es tal la manifestaci6n uninime, pu-
diera decir, en favor de la petici6n justisima del
compafiero doctor Ariza, que debi6ramos esperar
una decision afirmativa de la gentileza, nunca des-
mentida del senior Presidente de esta Cdmara. Me
parece cierto que se habrA de convocar a una sesion
extraordinaria para ese fin, porque efectivamente, si
respetables son los intereses de los obreros, respeta-
bles son tambi6n los intereses de esos otros' obreros
de la intelectualidad, que se llaman MI.\lri .. de Ins-
trucci6n Primaria, si critical es la situaci6n de los
obreros ferroviarios, que estin en peligro de que
dentro de seis ,o site meses no haya con que pagar
su jubilaci6n, ya los maestros piblicos por desgra-
cia, como muy bien ha dieho el senior Ariza, haoe
ticmpo estin palpando esta situaci6n deplorable y
triste, haciendo cerca de un afio que no cobran su ju-
bilaci6n, i.,',,iU. se han agotado loa fondos.
Asi pues, pensando que por lo menos sean tan res-
petables los interests de los obreros del pensamiento,
como los liamaria el compafiero Pastor del Rio, como
los obreros del martillo, que patrocina el doctor Cas-
tellanos y defiende el doctor Aguiar, creo que nos-
otros debemos acudir a remediar la situaci6n peren-
toria de unos y otros. Y yo que conozco perfectamen-
te los sentimientos altruistas y nobles del doctor
Guas Inclin, nuestro querido Presidente, que si no
recuerdo mal, hubo de manifestarme en una oportu-
nidad, que de no ha'ber sido abogado bubiera sido
maestro, recurro a 61 en la seguridad de que habr6
de ser complacido, si no apelando a la base regla-
mentaria, por lo menos yo le pido que lo haga en
nombre de los sentimientos de justicia de que 61
siempre ha dado buena prueba, con la promesa for-
mal de que en la pr6xima semana celebraremos una
scsi6n extraordinaria para tratar del retire de los
maestros que como ya dije antes atraviesan una si-
tuaci6n tristisima.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INOLAN),: Tiene la palaibra
el senior Rey.
'SR. REY (.SANTIAGO): Para asociarme a la petici6n
formulada por el senior Urquiaga, felicitando ade-


- mis al Partido Popular por la defense legitima que
de sus ideales y de sus,intereses lleva a eabo constan-
e temente su jefe. Me explico ahora la fire y since-
s ra adhesion que le demuestran al doctor Urquiaga
, sus correligionarios en la CAmara. Aparte sus mere-
cimientos personales y su talent, no pasa inadver-
o tida una sola oportunidad para defender los dere-
e chos y los deseos de sus correligionarios, como acaba
o d hacerlo ahora.
e En nombre, pues, del Partido Conservador, me
o asocio a la solicitud de los sefiores Ariza y Urquiaga.
S S. PRESIDENT (GUiS INCLN): Seflor, Rey, se-
fiores Representantes, el articulo 59 del Reglamento
Sme impide que en una sesi6n extraordinaria se tra-
-ten asuntos ajenos a su convocatoria, pero como ha'
Sdicho el .. ,-i'. Urquiaga puede dar lugar la Cimara
a convocar para otra sesi6n de igual .ardcter cuan-
(dl se trate por acuerdo de la (.'.i ,r.i..
.Sn. URQUIAGA ((.' .:'i:,..> ) : Reuuncio al camino
del racioeinio, declarandome derrotado y recurro al
del coraz6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN): Por este camino
siempre se tiene 6xito. Al recoger la iniciativa del
leader popular, a la que se adhiri6 el leader conser-
vador para convocar a una sesi6n extraordinaria la
Presidencia antes de hacer esta convocatoria, emple6
la palabra tal vez, porque queria explorer la opinion
de la OCmara sobre las sesiones extraordinarias, por-
que 61 ya por su poca experiencia, conoce en estos
casos concretes lo que significant estas sesiones ex-
traordinarias o bien presindir de nueva convocato-
ria, que es la opinion que sustentan los leaders po-
pular y conservador.
SB. SAN PEDRO (EMILIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (Guis INCIAN) : Tiene la palabra
su senoria.
St. SAN PEDRO (EMILIO): Yo apoyo decididamen-
te la petici6n que ha hecho el querido compafiero se-
fior Ariza, el doctor Urquiaga y el querido compafie-
ro Dr. Rey; y adiciono a esa proposici6n de ellos,
que sea incluida tambiin la Ley del Retiro Civil,
procedente del Senado y que esta pendiente de dis-
cusi6n en la Cimara. Asi es que de acuerdo con esta
i. 1.. ,u. que se pide del Retiro de los Maestros y de
los Ferroviarios, yo 1I:-... que S. S., al hacer la con-
vocatoria para sesi6n extraordinaria, incluya tam-
hbien la Ley del Retire de los empleados civiles.
S1. PRESIDENT (GUIS INCIAN) : La Presidencia
tiene muchisimo gusto en complacer al Sr. San Pe-
dro, pero quiere recordar a la Cimara que en un
cambio de impresiones habido, la Cimara acord6 re-
cesar extraordinariamente el filtimo dia del mes pa-
sado y, por consiguiente, terminar las labores has-
ta el pr6ximo mes de noviembre. Yo no puedo ne-
garme a los ruegos de los sefiores Representantes,
pero no seria just no incluir tam'bi6n otras leyes
sobre las cuales habia acuerdos de la Camara, come
la Ley del Sr. del Prado y las de algunos otros sefio-
res Representantes. A mi se me !'ira.- que tomando
eate camino, no trataremos ningiin asunto y, en cam-
bio, perderemos el tiempo lastimosamente. Desde
luego, yo incluir6 la Iey a que se ha referido el Sr.
San Pedro, y por mi propia voluntad, la Ley del
,Sr. del Prado y laa de otros sefiores Representantes;
pero si eso es el camino, que deseaseguir la Camara,







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


preferable es continuar nuestras sesiones ordinarias
y no recesar.
Sn. ALBERNI (JosE). Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuiS INCLAN): La tiene S. S.
SR. ALBERNI (JOSE) : Yo me atreveria, en noinbre
de la Repreesntaci6n de Oriente, y en el del propio
Si. del Prado, a dar las ms expresivas gracias; al Sr.
President por la menci6n que ha heeho de incluir,
voluntariamente, la Ley del Sr. del Prado. De manera
que en nombre de esa Representaci6n de Oriente, to-
mo la iniciativa para dar las gracias al Sr. Presi-
dente por su ofrecimiento de incluir en la convoca-
toria esa Ley sobre el transport de 'rutos menores
para que sea una realidad muy pronto. De manera'
que los orientales, que hemos sido consecuentes ex-
traordinariamente, veamos al fin que en esa sesi6n
se va a conseguir que sea aprobada una Ley para el
pais tan necesaria y tan fitil.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a dis-
cusi6n la totalidad de la proposicin de Ley del Re-
tiro Ferroviario y Tranviario.
.S. CASTELLANOS (MANUEL): Pido la palabra en
contra.
'SR. PRESIDENT ('GUiS INCLIN): La tiene S. S.
SR. CASTELLANOS ('MANUEL) : Sr. President y se-
Inores Representantes: La ley que cre6 una institu-
ci6n pfiblica nombrada Retiro Ferroviario y Tran-
viario, venia rigiendo en nuestra Repdblica hasta
el moment en que el Directorio de esa Caja, que
funcibnaba por virtud de aquella Ley, public una
memorial, en el afio anterior, deelarando que exis-
tia un deficit de cineuenta a sesenta mil pesos men-
suales en la administraci6n de aquella Caja de Re-
tiro Ferroviario y Tranviario. La publicaci6n de
aquella memorial del Directorio de la Caja de Jubi-
laci6n, hizo que la Directiva de la Hermandad Fe-
rroviaria de Cuba, que los empleados de la Iavana
Electric, que los jubilados de esos propios ferro-
carriles y que los sindicatos de motorists y condue-
tores tambidn de la Ciudad de la Habana se reunie-
ran en asamblea magna que hubo de celebrarse en el
local de ]a Delegaci6n nfmero dos de la Hermandad
Ferroviaria de Cuba el dia 26 de Enero del afio en
curso. En aquella asamblea magna se di6 lectura al
informed del Directorio de la Caja y en aquella asam-
lea magna se consider por las cuatro organizacio-
nes afectadas en este problema de retire ferrovia-
rio, que debia tomarse una actuaci6n conjunta, una
actuaci6n pfiblica y energica en defense de la Caja
del retire ferroviario y se constituy6 aquella noche
del 26 de Enero un Comit6 Conjunto donde tuvieron
representaei6n legal miembros de las cuatro coleeti-
vidades, es decir, el Presidente y Secretario de la
Delegaci6n nfimero dos de la IIermandad Ferrovia-
ria, el Presidente y Tesorero del Sindicato de Moto-
ristas y Conductores, el Sr. SAnchez por los emplea-
dos de la Havana Electric, y por los jubilados nn
miembro inactive que design la propia directive de
los empleados ferroviarios. Hicieronme el honor in-
merecido de designarme en aquella noche fiscal de
la Comisi6n, es decir, para que yo realizara las fis-
calizaciones de los actos, para que yo asesorara a la
comisi6n ya que tenia el honor de ser tibogado con-
sultor de las cuatro colectividades que se reunian
para modificar la ley ferroviaria y tranviaria. Desde
ese mismo instance comenz6 un via-crucis para el Co-


mit6 Conjunto. Aquella reunion de hombres que no
tcnia otros interns que la f1..f.:n-i colectiva de los
trabajadores y sus eajas fu6 vista como una reunion
de oposici6n gubernamental y los miembros que in-
tegraban el Comit6 Conjunto vinieron a mi bufete
para decirme que me rogaban no se celebraran las
reuniones en el local de la entidad ferroviaria por-
que la Policia creia que aquellas reunion, no tenian
otro objeto que poner obstAculo a la labor del .Gobier-
no del General Machado. Aquellos obstaculos que
en sus primeros comienzos parecian impossible do
veneer, fueron poco a poco deaspareciendo por la
labor constant que realizaron los miembros del co-
mit6 conjunto. Yo ofreci reunir en mi bufete a la
Comisi6n, y ofreci tambien, como un aeto de cor-
sia merecida y como una justa recompiensa a su
labor en el Senado de la Repiblica, que el Comit6
'Conjunto indicara a uno de los Senadores que fu6
proponents de la ley de Retiro Ferroviario y Tran-
viario, el Sr. Aurelio Alvarez. Trabajamos durante
un mes y dias en el bufete, desde las tres hasta las
doce de la noche en la modificaci6n de la ley ferro-
viaria.
SR. GONZkLEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): En eso S. S
no ha heeho otra cosa que cumplir con su deber por-
que para eso el Gobierno le paga.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Efeetivameite, he es-
tado cumpliendb con mi deber, lo que no es frecuente
que hagan todas las personas.
En esa situaei6n y de ese modo ftiimos laborando y,
estuvimos trabajando en la modificaci6n de la ley
hasta que presentamos en una asamblea general de to-
das las coleetividades el studio terminado donde
pediamos la modificaci6n de la ley, donde asegurk-
bamos que habiamos encontrado los puntos bAsicos en
que consistia el deficit y en que proponiamos nuevos
ingresos para modificar aquellos anteriores, y en
que ademis nosotros formulabamos cargos respetuo-
sos en cuanto al Directorio se referia por considerax
que la actuaci6n administrative, honrada y limpia con
que habia actuado el Directorio, no habia podido evi-
tar que en la Caja hubiera un deficit.
SR. ARIZA (GABRIEL) : Me permit el Refior Caste-
Ilanos yo deseaba rogarle al senior Castellanos
que me explicara si esa ley ferroviaria sustituye
a la otra ley, o son modificaciones qui se intro-
ducen a la otra ley, porque segin entiendo, si son
modificaciones a la ley no pueden cumplirse, por fal-
ta de fondos para pagar a los retirados, si precisa-
mente se modifican esos articulos es para allegar los
fondos necesarios para cubrir esa atenci6n, y enton-
ces no hay necesidad de tocar la organization que
existe y desde luego no es necesario tocar los pun-
tos basicos a que se refiere el senior Castellanos, lo
que hay quo buscar son los fondos solamente. Eso es
lo que quisiera que me explicara el senior Castellanos.
Sn. REY (SANTiAGO)': Yo entiendo que si la con-
testaci6n a la pregunta del senior Ariza puede ser con-
testada brevemente por el senior Castellanos y no
interrumpe la explicaci6n que estaba haciendo, des-
de luego que podria hacerlo en este moment; pero
si no es asi, yo rogaria al senior C.,ll.I.... que pos-
pusiera la contestaci6n a la pregunta del senior Ariza
para la oportunidad en que trate de las modifica-
ciones a que 61 se refiere.







14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPR;ESENTANTES
-7 ,


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Voy a' ontestar la
pregunta del senior Ariza en la. forma que me indica
con su experiencia extraordinaria el senior Rey, es
decir, en la oportunidad debida.
Yo tengo para conocimiento de los -I f...., Repre-
sentantes que deeir algo que desde luego es ipura-
mente de tramitaci6n, en las in...lil-.. ...... que se
fueron haciendo, pero que P.r-rii la para la (.iiiim.i.
de Representantes la exeusa de eualquier error posi-
ble en las enmiendas por nosotros presentadas o por
el Comit6 Conjunto; cuando tratamos en el Comit6
Conjunto, en virtud de acuerdo de la Asamblea ,Gene-
ral, que impuso la labor del Directorio al frente del
cual estaba el Catedritico Dr. Francisco Carrera
Justiz, pasamos una comunicacidn atentamente al
mismo y 6ste se neg6, negative rotunda y categbriea,
a permitir la i.,:.,1l .I... In de la Caja con los miem-
bros del Comit6 Conjunto, declarando que 61 estaba
personalmente con cada uno de nosotros, dispuesto
a recibirnos, pero no podia recibirnos con el ca-
i.cter de Comit6 Conjunto nombrado por los tra-
bajadores para la modificaci6n de la Ley Tranviaria
y Ferroviaria.
SR. URQUIAGA (CARMELO): gLa Comisi6n designa-
da por los obreros y de la cual era el senior Castella.-
nos un fiscal,. tiene caricter official, o es una asoeia-
ci6n particular ?
Sn. CASTELLANOS ,I.i.,NUEL) : Yo no me express
con bastante claridad, seguramente, ouando el senior
Urquiaga me hace la pregunta, porque desde luego,
yo explicaba que se habian reunido las cuatro colec-
tividades, para former una coleetividad, debida-
mente inscriptas en el Registro del Gobierno Pro-
vincial. Y esa colectividad con personalidad ju-
ridica bastante y suficiente para tomar acuer-
dos obligatorios, en esa reunion se tom6 el acuer-
do, obligatorio para las cuatro colectividades, obli-
gatorio para el Comit. 'Conjunto que ,de clla di-
manaba, de '-i- ... .. r.r la Caja de Jubilaciones y de
formular nuestras enmiendas a la Ley Ferroviaria y
Tranviaria; desde luego que puede ser una excuse, si
es ese el Animo del doctor Urquiaga para el doctor
Carrera Justiz, que no recibi6 a la Comisi6n porque no
le atribuia cardeter official, pero. no habia excuse en
el orden moral porque esa Comisi6n estaba constitui-
da por los Presidentes y Secretarios, en su mayoria,
de las propias cuatro colectividades que represen-
taban el interns de los trabajadores, que represen-
taban el interns de los que est'n representando a su
vez,, con un carecter obligatorio, el aeuerdo y cum-
pliendo acuerdo de la Asamblea General y que sola-
mente ellos son los interesados.
Yo queria explicar tambi6n que nosotros llama-
mos a los obreros que a nombre de esos trabajado-
res est.n en esa C'aja o Dircctorio y contestaron tam-
bitn esos obreros nuestro llamamiento determinando
que no podian asistir, que no asistirian al Comit6
Conjunto, y no asistieron efectivamente, con lo eual
nosotros entendimos que si nos cerraban las puertas
para fiscalizar los actos dentro del Directorio, al
emitir nuestro dictamen, sin conocer otra cosa de ese
organismo que la propia memorial. publicada, como se
viene consignado today la actuaci6n anterior al acto
por ellos realizado hasta el moment ,de pil.i.-.ir
aquella.


SR. URQUIAGA (CARMELO) : (Interrumpiendo).
i'Me permit S. S. una interrupei6n con la venia
de la Presidencia.
Sn. CASTELLANOS (MANUE.) 'Con much gusto.
SR. PRESIDENTE (Guis INCILN) : Tiene la palabra
el Sr. Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Quiero hacer constar al-
go, senior Presidente y -. r... Represetantes, antes
de comenzar esta interrupei6n. Nos hemos reunido
concurriendo, no diP6 que los iepresentantes mejo-
res, pero si tal vez, los mis laboriosos, puesto que da-
mos una prueba de cllo con nuestra presencia aqui
para discutir un Proyecto de Ley de beneficio pii-
blico, y discutirla sin prejuicios de ninguna claie,
supongo que dedicAindole todo el tiempo que sea. ne-
eesario y sin que pueda movernos a apresurar el fin
de la discussion, premura de clause alguna. Por eso,
porque debemos tener un conocimiento exacto del
asunto. que se debate, es que yo creo que deben aeep-
tarse las interrupeiones atinentes a lo que se estda
discutiendo en el moment opo.rtuno y crco que en
esto tenia raz6n nuestro distinguido ec:.iiip.r.:-.. el
doctor Rey puesto que al tratarse de otras interrup-
clones que podian ser contestadas mis adelante, se
interumpia el hilo del diseurso del senior ('.-t':i11.i-i''
entorpeciendo la mejor hilaci6n del mismo. Nosotros
nos encontramos en las mismas condiciones del que
necesita hacer determinadas interrupciones para la
mayor claridad y de formular deteruminadas mani-
festaciones en el mismo curso de la peroraci6n.
Y entro ahora en lo que deseaba manifestar a mi
querido compafiero el doctor Castelanos. Casi esta
dcemas el hacer la defense en cuanto a la honorabili-
dad, la seriedad y dotes de todas classes, tal vez
mnenores los administrativos que se diseuten a la Caja
de Jubilaciones, porque el propio doctor Castellanos
de manera gentil al comenzar su discurso hizo cons-
tar aqui que la actuaci6n de ellos era honrada y lim-
pia, pero respect a determinados particulares iba a
bacer algunas aelaraciones aunque no fueran mas que
en eonsideraci6n a ese viejo y respectable professor de
Derecho Municipal de nuestra Universidad, honra
de 'Cuba, el doctor Carrera Juztiz, que a mi personal-
mente, lo mismo supongo a otros compafieros, le ha
tratado respect a este asunto, pues 61 desea que de
todos sea reconocida la actuaci6n honrada de la Caja
de Jubilaciones y especialmente la de su Presidente.
El doctor Castellanos, es parte interesada en el
relato que nos haee del incident, i.1 ri, part intere-
sada en la aceptaeidn honrada del vocablo, 61 quizas
no conociera toda esta cuesti6n a fondo, todo lo que
ocurri6 en la otra parte en contraversia, por 'eso es
que narraba el desarrollo de este asunto y nos decia
todo lo que aqui los compafieros conocen. Hacia ob-
servaciones acerea .de que no se quiso recibir a ]a
Comisi6n I~ .. ii,'.hi.,.. que fue a esa Oficina para
examiner los libros, para ver el dinero que alli ha-
bia, para ver el procedimiento seguido en los expe-
dientes, para ver las resoluciones dictadas por la Sa-
la de Gobierno en las apelaciones, para ver las n6o-
minas de los empleados que' alii tienen, en fin, ejer-
cer una inspecei6n que disminuye al Directorio.
Cuando al doctor Carrera Juztiz, se le comunie6 en
forma caballeresca, que una Comisi6n fiscalizadora
de obreros, dirigida por el doctor Castellanos iba a
tener una entrevista con 61, es cierto que 41 se opouso,
se opuso por dos razones: una de indole legal y otra








DIARIO DE SESIONE8 DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


de indole personal o de amor propio, porque el amor
propio puede caber lo mismo en los hombres que en
las instituciones, lo mismo en la vida p6blica que en
la privada, llamandose unas veces amor propio y otras
decoro.
Y se opuso por la raz6n legal siguiente: porque no
teniendo carkcter fiscal official la Comisi6n, pudiera
aparecer que 61 diera atribuciones a quien no las tie-
ne, y que, si en orden moral es respectable, en el or-
den legal tiene tanta importancia como la Asociaciin
de zapateros, de estibadores, o la Comisi6n del Servi-
cio Civil, y 61 podia incurrir en un delito proporcio-
nando todoa estos datos que se solictaban y no son pi-
blicos a la referida Comisi6n investigadora.
Y la raz6n de orden personal es la siguiente: por-
,que preeisamente la noohe anterior segfin noticias
que despu6s fueron desmentidas se dijo que en esta
Caja de Jubilaciones ee ponian en prhetica procedi-
mientos tortuosos, se decia que en esta Caja de Ju-
.bilaciones habia quien se beneficiaba y que no eran
precisamente los ferroviarios. Si bien es cierto, co-
mo ya 'he dieho antes, fueron desmentidas por el pro-
pio doctor Castellanos; el hecho cierto es que se cre6
un ambient de inquina contra la propia Caja de Ju-
bilaciones y se lanz6 contra sus hombres el dictado
infamante de apoderarse de lo ajeno, es por eso que
cuando la Comisi6n se present para fiscalizar, seggun
se decia, todas estas cuestiones, su Presidente, ya mo-
lesto, come antes decia no permiti6 esta fiscalizaci6n,
pero no creyendo que pudiera tomarse la protest en
la forma en que se ha torado, nunea creyendo que pu-
diera interpretarse en el sentido de que ellos tenian
la intenci6n de ocultar lo que alli ocurria. Sabe el
doctor Castellanos, y tambi6n lo saben muchisimas per-
sonas que el Presidente de la Comisi6n muchas veces
ha expuesto que 61 tiene much gusto en tender a
todos los ciudadanos que alli lleguen en busca de da-
tes. Estos son los hechos 'oncretos y yo tengo la se-
guridad de que el doctor Castellanos habra estado en
todo conforme con las m:anifestaciones por mi ex-
puestas.
SR. 'CASTELLANOS (MANUEL) : Efectivamente: es
cierto que se cre6 ese ambient de hostilidad por par-
te del Directorio o del Presidente de la Caja, Dr. Ca-
rrera Justiz, en relaci6n con que. en la Asamblea efec-
tuada por los trabajadores, alguno de los que hieieron
uso de la palabra, hubo de proferir frases o concepts
mortificantes .para el propio Dr. Carrera Juztiz, los
cuales yo desvirtu6, defendiendo el alto concept de
moralidad, de honradez y de buena voluntad del pro-
pio Dr. Carrera Juztiz; pero esa hostilidad que se
cre6 debia ser despejada con todas las explicaciones
que nosotros los que ibamos en esa comisi6n hicimos.
Adem6s, el Dr. Carrera Juztiz, explicando que aque-
ila animosidad del Directorio contra los trabajadores
no podia tener eco entire los trabajadores y que vi-
nier'a la fiscalizaci6n de la Caja, de los actos de la
Caaa. A.hora bien: nosotros hicimos una labor fisca-
lizadora, y quiero-como decia muy bien el Dr. Ur-
quiaga-en la discusi6n de este proyecto hay que co-
nocer todos los detalles, todos los antecedentes del pro-
blema, y quiero que la C'.',n_ i i. sepa por qu6 motive
se formularon cargos por aquella comisi6n con res-
pecto a las deficiencies administrativas en la Caja del
Retire Ferroviario.
Cuando se lleg6 a la redaeci6n de la Ley en el Co-
mit6 Conjunto, se hizo un folleto, y en ese folleto se
consignaron todos y cada uno de los cargos que iban
haci6ndose al Directorio, con pruebas documentales


sacadas por el propio Directorio, y nosotros consigna-
mos, como punto inicial de esos cargos, como b'sico
apoyo de los cargos, el hecho de que el Directorio
acepataba y declaraba que por la crisis general del
pais, habia un d6cifit en la Caja de cineuenta o se-
senta mil ,pesos mensuales.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : Con la venia de la
Presidencia, para una breve interrupci6n.
Yo deseo .i.;l:.. al Dr. C i-i. li.ni... e que yo he
permanecido en silencio hasta ahora en este debate, y
he de continuar haci6ndolo, pero deseo aclararle que
no es por una falta de atenci6n al Dr. Castellanos, y
que no debe interpretarlo como una descortesia; pero
yo estoy tomando nota de todas las Ian I in .; .-..i
que 61 va exponiendo, y por tanto, le ruego que ex-
ponga todo lo que tenga que exponer que yo le eon-
testar6 despu6s.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo creo que en esto
el Dr. Aguiar esta acertado, porque asi se hace mis
breve el debate.
El Directorio estaba obligado por la Ley a former
un censo de obreros que debia quedar redactado den-
tro de los tres primeros afios; conso que era el inicio
de today investigaci6n, censo que era la base, censo
alrededor del cual giraba la propia Ley para los cAleu-
los del future; pero lleg6 el 14 de julio de 1927, es
decir, se ouimplieron los tres afios, y el censo no. fu6
confeccionado por el Directorio, con lo cual creaba
una situaci6n especial y anomala.
IIabia otra obligaci6n por part del Directorio, obli-
gaci6n previsora establecida por la Ley, para que den-
tro del tercer afio, el Directoro llevara al E.ij'i.i.itv'
National un proyecto de modificaciones. Nosotros in-
vestigamos, y nosotros vimos los documents, y noso-
tros no encontramos-y en 6sto quiero que ponga
atenci6n el Dr. Aguiar-porque no hago la asevera-
ci6n categ6rica de que no lo hiciera, sino que no. en-
contramos ningun antecedente que mostrara que el
Directorio habia hecho esas recomendaciones al Eje-
cutivo Nacional, porque si las habia hecho se mante-
nian en secret para todos los obreros porque no la
eonocian ningunas de las entidades y ninguna Dele-
gaci6n hubo de comunicarme que tenia antecedentes
de que se hubiera presentado al Ejecutivo Naeional las
modificaeiones de esa Ley.
El Directorio venia obligado al cumplimiento -de
otros preceptos como era el de ahorrarse dinero en
la "empleomania" y dar preferencia. a los obreros
jubilados I..I-'i. 1. el total imported del aleance de
aquellos trabajadores. El Directorio dej6 incumpli-
do el articulo 27 de la ley y se di el caso de que hom-
bres que no estan invilidos y que pueden servirse por
sus propias fuerzas, se jubilan por invalidez y el Di-
rectorio no ejercitaba ni ejereit6 ese articulo que
le permit la revision de esas pensions otorgadas por
invalidez dentro del t6rmino de cinco afios. Los suel-
dos y jornales de los trabajadores que desempeiiaban
su cometido en ...]|,'.I;- que trabajaban por con-
trato, los sueldos y jornales de obreros que trabajaban
a destajo, no fueron nunca por el Directorio perci-
bidas las cantidades que tenia derecho a pereibir de
esos empleados o jornaleros ni tampoco de las compa-
fias que realizaban servicios a los ferrocarriles per
contrato y se di6 el caso de que las compafiias de ferro-
carriles contrataban todos los trabajos de locomoto-,
ras y no hacia los trabajos en sus propios talleres sino
que los contrataban con determinadas personas, ge-
.neralmente con representantes de *.,mil,.fliai- extran-








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES,


jeras y entonces teniamos una situaei6n en que esos
empleados, jornatderos y obreros en general no venian
a contribuir al fondo de retire perdi6ndose un ingre-
so de miAs de un mill6n de pesos, porque todas las con-
tratas las realizaba el ferrocarril en esa forma.
Es verdad que hay un decreto del Presidente Dr.
Zayas excluye'ndo del pago a estas ,.,i,,..in'a- lo que
conocern mis distinguidos comp,afieros, pero como ese
decreto del Dr. Z.i...i no ',iU i afectar al cumpli-
miento de un precepto de ley porque un reglamento,
que no otra cosa es un decreto Presidencial no puede
en manera alguna invadir el cumplimiento de la leyi
misma. Nosotros acusamos al Directorio de que ha
cunmplido el decreto y no la ley, que no habia defen-
dido la Caja, y por conseeuencia el cargo subsiste,
aunque pudiera excusarse diciendo que cumplia el
deereto aun ouando no la ley.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : S. S. me ha conturbado:
IIan aparecido cargo donde yo creia que no podian
hacerse ningunos; pero sinceramente, adelantindome
a un problema que es casi el bAsico y el que con segu-
ridad habrd de dividir la opin6n de esta Camara, o
saase a la formaei6n de ese Directorio, yo desearia
que S. S. me informara si 61 hace esos cargos contra
la Caja, o sea al Directorio, noinbbre que he escucthado
que le da el-sefior Castellanos, desearia que nos in-
formara si al formular esos cargos incluye en ellos a
los obreros, miembros de esa COaja o Directorio, o. si
exclusivamente cirounsoribe esos eargos que 61 formu-
la a los dos miembros designados por la empresa y al
President.
SSR. CASTEILANOS (MANU'EL) : Desde luego, com-
.prendiendo la buena intenci6n que anima al compa-
nero para aclarar el concept, debo deelarar que el
Direetorio la forman obreros, representantes de em-
presas y el Presidente. Todos los cargos que se for-
mularon fueron contra todos los que alli estin y debo
decir tambien que en ocasiones, en contadas ocasiones,
y es triste ipara mi reconocerlo, en los acuerdos que
he visto, los obreros han salvado sus votos, en il,.-,
nos acuerdos o en todos, pero como el Directorio to-
ma sus acuerdos por mayoria, los cargos que nosotros
hacemos los hacemos al Directorio, y le aleanzan tan-
to al Presidente como a los Dl. ],dl .... como a la pro-
pia representaci6n obrera, a la. onal no exeluyo de es-
tos cargo; pero hay cargo series, y es interesante
para que se vaya dando cuenta la COmara de por
que. nosotros presentamos la modificaci6n despu6s,
ateni6ndonos precisamente a evitar en el future la
repetici6n de estos hechos, y que no vengo a formula
los cargos a la Camara con el prop6sito de que los
eonozea, sino para evitar en el future los errors quea
se han cometido. Hay cargos como este para que se
yea que es indispensable una l:-i/.-i,.'..,ii mhs efec-
tiva, mas cierta en esa Caja o en ese Directorio: se
hizo la designaei6n del seflor Felipe Correoso, que es-
taba alli reipresentando a los trabajadores para que
fuera a representarlos a Ginebra y este senior sali6
para Ginebra y se consign6 en las partidas correspon-
dientes a la n6mina del Direetorio como si hubiera
estado present y prestando su servicio. Por lo me-
nos esa es la situaci6n legal por los documents que
tuvimos a la vista, y planteamos en esta oportunidad
tamlbi6n el siguiente problema: por haberse ido Co-
rreoso en vez de tres representantes obreros quedaron
dos, habiendo tres represenantaes ipor las empresas
ademis del Presidente; y si quedan dos obreros so-
lamente, los acuerdos que se toman por unanimidad o
por mayoria, la parte obrera quedaba solamente re-


I'" -" ,J.1i i por dos delegados, en minoria, y los acuer-
dos que se tamiaran siempre irian en contra de los tra-
1., I1.,-. .. con lo cual tambi6n acusAbamo .al Diree-
torio, porque colocaba a los trabajadores en una de-
sigualdad on la votaci6n de los acuerdos.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : hPuede informal el
doctor Castellanos cuanto tiempo dur6 la ausencia
del senior Correcoo, y sabe el doctor Castellanos si
durante esa ausencia por el Directorio se tom6 algin
aeuerdo sobre algin problema que afectara al capi-
tal y al trabajo?
*Sa. CASTELLANOS (MANUEL) : A media que mi ar-
gumentaci6n va adelantando, logro hacer reaceionar
al doctor Aguiar que me decia que 61 iba a esperar
tranquilo los cargos.
,SR. AGUJAR I[i.'!ii ANGEL) : Yo le voy a corites-
tar despu6s todo lo que s6 alrededor de ese extreme.
SR. CASTELLANOS ('MANUEL) : Yo, como no pude ir
a ver el funcionamiento del Directorio, como me ce-
rraron las puertas del Directorio en este afio y en los
afios anteriorea, come no nos permitieron nuestra
entrada allii, no s6, y seria faltar a la verdad siotra
eosa dijera, si se tomaron algunos acuerdos sobre lo
que se me pregunta. Yo supongo que durante el via-
je a Ginebra y durante las conferencias de I:Oar.l,
y durante la permanencia en Ginebra del senior Co-
rreoso, en ese tiemipo seguramente, se habran tornado
acuerdos y sabe muy bien el senior Aguiar que el Di-
rectorio tenia multiples .resolueiones que tonmar y ellas
han sido adoptadas infringiendo la Ley que quiero
que se haga por igual, es decir teniendo igualdad de
participaci6n el capital y el traibajo representados en
el Directorio.
Pero hay mas, el Directorio en el primer afio del an
constituci6n en los afios de 1923 a 1924 tuvo un Pre-
supuesto total de 40 mil pesos, con 40 mil pesos se
cubrieron todos los gastos dLe burocracia; sin embar-
go en los aeos de 1926 a 1927 el Directorio gast6 la
enorme suma de 64,041 pesos con diez centavos, es
deeir aument6 el Presupuesto considerablemente. A
media que aumentaban los gastos por jubilaeiones,
a mediaa que la Caja Ferroviaria iba mermando, a
media que se advertia que los fondos de los trabaja-
dores iban decreciendo en cantidad baatante para en-
trar en un moment dado en la posibilidad de una
quiebra de la Caja de Jubilaciones se aumentaiban los
gastos de la Caja. Es decir, que nosotros nos eneon-
tramos con que el Directorio que en el primer aido ha-
bia cubierto sus gastos con un presupuesto de 40 mil
pesos, no habia ningin motive just ni razonable que
justificase ese aumento del Presupuesto elevandolo
a la cantidad de 64 mil y pico de pesos.
Pero el, Directorio hizo algo mis. En el primer
afo como remuneraci6n de los site miemibros que lo
constituyen tenia consignada la cantidad de 25 mil
doscientos pesos, pero en los aios de 1927 a 1928 con-
sign6 la suma de 29 mil cuatrocientos pesos, es decir,
que no s61o el Directorio aumentaba a medida que el
dinero iba bajando en la Caja de Jubilaciones, sino
que tambien aumentaban los gastos de "empleoma-
nia", los gastos de materials, los gastos hasta enton-
ces que habian sido heahos con 40 mil pesos, los au-
mentaba a 64 mil y pico de pesos y que el Directorio
a los propios miembros del mismo, a los propios re-
presentantes alli.de las empress as les habian aumenta-
do los haberes que recibian y en lugar de 25 mil pe-
sos, les daba 29 mil y tantos pesos.
Yo quisiera que si en esto hay un :error por mi par-
te, que se me llame la atenei6n para subsanarlo en el







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17
,


acto, porque yo no tengo mis antecedentel que la pro.-
pia memorial publicada. ;Yo quisiera que el sefie'
Aguiar me dijera si efectivamen'te es cierto lo que yo
acabo de expresar.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Yo contestare en su
oportunidad pero quiero anticipar que el Directorio
ha tratado de seguir el ejemplo del doctor Castella-
nos en relaci6n con otra Ley.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): A mi la duda es la
que m'e mata.
SR. AGUIAR t(MIGUEL ANGEL) : La Ley del Retiro
Maritime de la que el Sr. Castellanos .es autor y pa-
ladin mkxim,o contiene el mismo tanto por ciento
que se consign en la caja ferroviaria, es decir el cua-
tro por ciento. El Dr. Castellanos hace un cargo del
ejerecico de un legitimo derecho que la Ley le con-
cedia a la *Caja para consignar el cuatro por ciento
para los gastos de la misma. El doctor Castellanos fi-
jahba en el Proyecto de Ley del Retiro Maritimo el
cuatro por ciento para los gastos del Directorio y se
sefialaba para el primer afio cuando el retire no ha-
bia comenzado, cuando no tenia fondos de ingreso, una
cantidad much menor. Repito, pues, que el Direc-
torio de los ferroviarios estando dentro del cuatro
por ciento que la ley le autorizaba, se aumentaron
los gastos llegando el Presupuesto a sesenta mil pesos.
Sa. 'CASTELLANOS (MANUEL): Vuelve la esperanza
a ml, yo crei que efectivamente habia votado una ley
determinando un sueldo fijo que estuviera en con-
traposici6n de los sueldos que habia fijado el Dires-
torio.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Apesar de fijarse
-'4n la Ley de retire maritime el cuatro por cientn
-in- saber a cuanto ascendian los ingresos, sin hatb&,
todavia relaei6n con la Caja del retire maritime, que
hoy cuenta tan solo con tres mil pesos mientras que
la otra cuenta con 32 mil pesos, a pesar de ser me-
nos de la mitad del nfimero de la otra se asignaron
ochenta, mil pesos.
SR. 'OASTELLANOS (MANUEL) : Todo eso es asi, no-
sotros fijamos el ouatro per ciento para los gastos del
Directorio; nosotros cuando se discuti6 la ley de re-
tire maritime, no teniamos los antecedentes de la
quiebra de la Caja ferroviaria ni el del excesivo cos-
to del Dri.. t'..!;. y volvimos a fijar el cuatro por
ciento.
Debo decir al doctor Aguiar que de tal manera
reaeciona frente a la situaci6n del Directorio del Re-
tiro. maritime, que en la imposibilidad de acercarme
al President de la Repfiblica para explicarle que
aquella Caja de Retiro estaba siendo objeto de un
verdadero atentado per part de sus components, en
la imposibilidad de llevar esta noticia al Presidente
de la Repflblica, me vali de amigos carifiosos para
que se acercaran al Jefe del Estado y subsanaran este
error, e hice consignar mi protest, pesto que yo ha-
bia contribuido a la redacci6n de la ley y habia fijado
esta cantidad, y a pesar de tddo eso se habian pues-
to unos sueldos fabulosos, esto lo sabe mi querido
amigo el Dr. Aguiar; y el senior Presidente de la
Repfblica al tender conocimiento de esto diet6 un de-
creto, regulando y restringiendo los sueldos que co-
braban los empleados del Retire maritime, reducien-
dolos a una cantidad just, a uria cantidad determi-
nada e imlpidiendo que se gastara lo que se habia
primero consignado.
SR WELTER DEL Rio (GERMAN) t LMe permit S.
S. una interrupci6n, con la venia de la Presidenciac?
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Con mC11eo gusto.


.SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su sefioria.
Sn. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Yo creo que el
particular que se dispute entire los sefiores Aguiar y
Castellanos no tiene la importancia que suponen.
La Ley del Retiro Maritimo esta inspirada en es-
ta misma Ley del Retiro Ferroviario. Las dos Leyes
adolecen del defecto que yo tuve la sinceridad de de-
clarar en esta Camara en el dietamen que a esta Ley
del Retire Ferroviario emiti eni la Comisi6ri de Jus-
ticia y C6digos y que he editado en un folleto que
est6 a la disposici6n de la Camara.
Yo sefial6 en esa ocasin que esta iniciativa ofre-
cia el case clisico del anathema del derecho social, se-
gfin el cual se afirma que en Leyes de previsi6n so-
cial se incurre, sin embargo, en defects de imprevi-
si6n; es decir, que tanto la Ley ferroviaria, como la
Ley maritima, adolecen del defect de falta de esta-
disticas, y per consiguiente, de falta de previsi6n.
Fu6 por 6sto, que yo, en la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, cuando se trat6 de esta iniciativa, recomend6
este articulo 50 al que ha heeho referencia el doctor
'Castellanos.
Sn. REY (SANTIAGO) : La parte mis important y
mas grave son los cargos que ha hecho el doctor Cas-
tellanos, porque la infracci6n de este articulo es lo
unico que vendria a compensar la falta de estadistica.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Tiene raz6n el se-
fior Rey; este articulo 50, que fu6 justamente re-
dactado por mi, que fu6 iniciativa mia, no s6lo pide
al Direetorio que en t6rmino de 3 afios haga ese eenso,
sine tambi6n exige que en t6rmino de 3 anos haga un
studio sobre bases t6cnicas econ6micas y que infor-
me al Ejecutivo para que 6ste'se dirija a su vez al
Congress interesando la aprobaci6n de las medidas
necesarias. Y yo recuerdo que a raiz de mi filtima
elecci6n, en el mes de Noviembre de 1926, present
una petici6n de dates interesando que el Ejecutivo
se dirigiera al Directorio al objeto de que 6ste infor-
mara si habia cumplido este precepto del articulo 50
de la Ley. Esa petici6n de datos, desgraciadamente,
estd incontestada.
Yo quiero decir, sefiores, que al hacerse el Retiro
per falta de una estadistica, per no tenerse el censo
de obreros que habrian de estar comprendidos en esta
Ley, a caldculo, absolutamente a calculo, fu6 que se
habl6 del 4 per ciento, y yo me acuerdo que un miem-
bro distinguido del Directorio, el Dr. Berenguer, me
pidi6 que presentara a esta Camara una iniciativa
parlamentaria que en la actualidad es Ley de la Re-
pciblica, per la cual, en el primer afio, al Directorio
se le autorizaba para que elevara su presupuesto de
cuarenta a sesenta mil pesos; es decir, que a mi jui-
cio, el Directori-ol Ferroviario no incurri6 en vicio
alguno al establecer en el primer aio un presupuesto
de mas de cuarenta mil pesos, ni el Sr. Castellanos in-
curri6 en vicio alguno al eonsignar oohenta mil pesos
en el Retiro Maritimo.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Para una interrup-
ci6n, con la venia de S. S. y de la Presidencia. Muy
lejos de mi animo ha estado el hacerle algin cargo al
Dr. Castellanos, per haber consignado en el Retire
Maritime ochenta mil peaos, sine que creo que estuvo
bien consignado. Me referia a que 61 hacia el cargo ese
contra el Directorio, de que a pesar de la nueva Ley
a que se referia el Dr. Wolter del Rio, y segdn los
ingresos de la Caja fueron aumentado siempre den-
tro del margen del ouatro por ciento, aumentando su
presupuesto.







18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REP'PREENT.vNTES


Sn. CASTELLANOS (MANmEL) : Yo creo que el flnieo
que se queda con el cargo merecido es el Directorio,
porque, f..-lliv.].. n.-, la Ley del Retiro Ma.ritimo
tiene trece mil y tantos individuos inscriptos; ipero
el Dr. Aguiar y todos mis queridos '.iiiip.i;ri.. sa-
ben que la Ley del Retiro Maritimo afeeta a ochenta
mil personas en el territorio de la Repiibliea. De mo-
do que si hoy no se han ineripto mas que trece o
catorce mil en la Caja, es porque tienen que cubrir
determinados tramites y expedientes para evitar que
nadie que no tenga derecho pueda acogerse a los 'be-
neficios de esta Ley, porque nosotros, en el Retiro *Ma-
ritimo, con la experiencia que obtuvimos del Retiro
Ferroviario, subsanamos esos errors en aquella opor-
ttnidad, impidiendo que elualquiera persona pudie.-
ra acogerse a los beneficios de la Ley sin tener perfec-
to derecho a ella.
Pero apartindonos un poco de ese problema, deseo
consignar que el Directorio tenia dos millones de pe-
sos en bonos de la Repiblica y 71.500 pesos; es decir,
que le quedabhan :i I '12'- .', y $71..7.i,,.', habian sido
amortizados; y se habia dispuesto, desde luego, para
el pago de las atenciones de los gastos del Retiro, del
Directorio, pensionados, etc. La situaci6n de la Caja
en cuanto a ,iii 11.,. amortizaci6n nosotros no la for-
mulamos como cargo. Nosotros formulamos otros
dos cargos mas que no tienen trascendencia, como era
la de que el propio Presidente contratara excluyendo
la moneda national.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Me permit una inte-
l,'.-i;,:i S. S., con la venia de la Presidencia?
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Con much gusto.
Sn. PRESIDENTE (GuiS INCLAN) : Tiene la palabra
S. S.
SR. URQUIAGA (CARMELO): El cargo doce que' aipa-
rece en los studios realizados por el Comit6 conjun-
to de obreros sobre el funcionamiento de la Caja de
jubila'ci6n, declare en ,su iltima line que no se sabe
en qu6 se emplearon esos setenta y 'un mil pesos que
constituia la difereneia y en realidad el Dr. Caste-
llanos me ha quitado in gran peso de encima por'que
ya me creia yo en la obligaci6n moral, como ciuda-
dano, de formula tan pronto se acabara esta sesi6n,
la denuncia ante el juzgado de instrucei6n correspon-
diente, pero el Sr. Castellanos ha disipado esos temoa-
res al decirnos que esos setenta y un mil pesos fueron
empleados en el pago del retire a los obreros que le
correspondia. De modo que como se v6 en los cargos
de esa memorial habia una inexactitud grave.
Sn, CASTELLANOS (MANUEL) : No hay dato para sa-
ber como se han pagado, yo supongo que se ha pro-
codido honradamente y que ha debido de emplearse en
eubrirse retiros. Pero cuando se hizo el studio no si
sabia ni podia ;af iii i i que se haya hecho ese pago.
Yo no lo conozco.
SR. AGUTAR' (MIGUEL ANGEL) : IpMe permit S. S.
una interrupci6n con la venia del Sr. President?
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GuAS INCIN) : Tiene la palabra
el senior Aguiar.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Comenzaba su dis-
curso el doctor Castellanos diciendo que habia ser-
vido de incentive a la reunion del Comit6 Conjunto
del cual fu6 designado fiscal el sehor Castellanos
la publicacii6n de la memorial de la Caja de Jubila-
ciones y en esa memorial aparece inclusive el nfme-
ro de la carta orden expedida por la zona fiscal en
donde aparecen ingresados los bonos a que se refie-
re el senior Castellanos. Si por consiguiente la me-


moria le sirvi6 de base para la reuni6n, por qu6 no
tom6 de la propia memorial el nfmero de la carta
de pago. Si efectivamente se habian ingresado o
si era una falsedad.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Yo he aelarado su-
ficientemente que eso ha ingresado en el Directorio.
Lo que no decia la memorial ni dice ningfin docu-
mento es en que se emple6 ese dinero. Supongo yo
que, se emplearia en el pago de pensions y retire.
Pero bneno, el problema fundamental de los car-
gos se terminan y en realidad se comienza por el
Comit6 Ejecutivo a la redacci6n de esa proposici6n
de ley.
Sn. URQUIAGA (C'ARMELO) : S. S. no nos hablarA da
los gastos de treinta pesos para agua?
,SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Voy a complacer al
senior Urquiaga, que quiere que le haga otro cargo al
Directorio, pero efectivamente como en el Directorio
advertimos que la extraordinaria liberalidad con que
se admnistra'ban sus fondos, habia permitido al Di-
rectorio, y esto podrA aparecer un cargo sin impor-
tancia, baladi, pero realmente quien administra fon-
dos de otra persona, quien administra fr',''l..,. de hom-
bres trabajadores que muchos de ellos no tienen pa-
ra su vejez otra cosa que la Caja de Jubilaciones, a
esos individuos hay que exigirles no solamente bue-
nos deseos, sino una Imeticulosidad extraordinaria,
y esto no es un cargo que creo venga a menospreciar a
los miembros del Directorio, sino simplemente a de-
mostrar que se ha administrado con extremada libe-
ralidad el fondo de la Caja de, Jubilaciones, a saber:
comprar agua mineral para el Directorio con el fondo
de los trahajadores y ademks cuando se arrend6 la ca-
sa yo pude comprobar que el Presidente del Directo-
rio en el contrato excluia el recibo de la moneda nacio-
nal y exigiendo la americana, eon lo cual iba en con-
tra de las leyes de la Repfiblica,
Sa. URQUIAGA (CARAELO) : No era mi prop6sito, se-
for Presidente y sefiores Representantes, que el Dr.
Castellanos formulara un nuevo cargo contra el Di-
rectorio de la Caja de Jubilaciones, que ya bastan-
tes se les han hecho, sine demostrar precisamente la
i,!.'...-]l',.,, ,i., de esos cargo, la forma inquisitorial
con que se ha querido buscar cargos done realmente
no los hay: y conste que adelanto que probablementA
votar6 en contra de muchas de las i.,lif.-.':...:., que
establece el Dr. Aguiar, pero la j;usticia es la que
debe siempre resplandecer en todos los easos.
El cargo de los treinta pesos para agua es insigni-
ficante, y ya el senior Castellanos con su rara habili-
dad apuntaba que no lo aha;bia heeho pensando nunca
que en la iCmara se debatiera sobre ese asunto, y
creo que no hay asunto tan important que no deba
en esta C'Omara de constituir la aspiraci6n supreme
del sentir pfiblico; que lo mismo que un individuo vi,
ve con grandes acciones, de las pequefias vive, y en la
Camara de Representantes, expresi6n de la vida pii-
blica, deben tratarse todos los asuntos, los grandes y
los pequefios.
Al mismo tiempo no hay en esos c.!, que se le
atribuian al Directorio de la Caja de Jubilaciones
consistencia de ninguna clase en el sentido de que fue-
ra ,, i',-.. de nuestra Secretaria de Sanidad al decir
que dejaba de consumer agua del Canal de Vento, que
es lo que haeemos la mayor part de los habitantes
de la Habana, y que segun entienden ellos es de gran-
des virtudes higienicas, merece que se contest de ma-
nera ligera ese cargo diciendo que el agua de Vento
deagraciadamente no es tan buena, y esto no se le








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19
I ,i ,,I


puede ocultar a nadie ni va en desdoro de nuestra
administraci6n pfiblica, puesto que el propi'o Dr. Cis-
pedes y el propio Dr. Francisco Maria FernAndez
que nos honr6 siendo nuestro compafiero, ordena que
se le eehe cloro, prepare cantidades crecidas para
modificar ese acuedeucto, que suma mds de diez o do-
ee millones de pesos.
Probablemente el doctor Castellanos en su hogar
usard agua mineral de esa que se sirve en grandes
botellones, que es la que se consume en el Directorio
de la Caja Ferroviaria.
Pero ahora bien: no s6lo para el use de los miem-
bros de la 'Caja, sino para todos los empleados, los
pobres jubilados, en su mayoria valetudinarios que
en los filtimos afios de su vida han de tener segura-.
mente, un gran dolor al ver que esa Comisi6n trata
de privarles de tomar un agua cristalina y pura por
una economic insignificant que no asciende a treinta
y seis pesos al afio. Esa media profilchtica que todo
buen padre de familiar esta obligado a tomar en bien
de sus deudos, parece realmente inconcebible, y quie-
ro ihacer una aclaracion que no son 36 pesos por afio,
sino dos pesos al mes.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo creo que el doctor
Urquiaga esta tirandole a un muerto. El problema,
como yo le explicaba no constituia en realidad un
cargo para traerlo a la Cimara. Yo le regoria que
no tomara esto como un punto bAsico, como un pun-
to de ataque, que guard sus armas y su extraordi-
naria elocuencia y su buen deseo de defense en ese
orden de cosas, para cuando lleguen a tratarse los
puntos fundamentals porque est' derrochando ener-
gias inutilmente, y aunque yo oigo al doctor Urqaia-
ga con much complacencia me parece que es dema-
siado energico en la defense de un punto tan insig-
nificante.
Sa. UQ.UIAGA (CARMELO) : Yo agradezco sincera-
mente al senior Castellanos sus buenos deseos y la
lecci6n de su sefioria que siempre es respetado y ad-
mirado como maestro..
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : NO, no.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo queria hacer resal-
tar la trivialidad del cargo, en contrast con otros
eargos en si que podrian verse por la pequefiez del
mismo que parece que han sido precise rebusearlo, y
en ese caso me parece inconcebible, para poder hacer
algun cargo a esa Caja de Jubilaciones.
SR. CASTELLANOS (-' NUEL) : Despues de formular
todos esos cargos al Directorio, empeza-mos el studio
de la Ley, hicimos el studio detenido y por cada ar-
t-iculo de esos de la Ley en vigor fuimos haciendo mo-
didficanciones que estimamos oportunas., discutiendo
con amplitud y consignando deapues de estudiada lo
que era entonces, y me interest para la Historia de
esta Ley que conste y que haya constancia de esto,
lo que era entonces el Proyecto del Directorio. El Di-
rectorio habia mandado al Ei...-ii; national y a
las compafiias,-y esto es un cargo que tiene impor-
taneia-al Ejecutivo de la Repibliea y a las Compa.-
fil; Ferroviarias un Proyecto, de modificaci6n de la
Ley, y sin embargo, no habia mandado copia de ese
Proyecto de modifieaei6n de la Ley a la Hermandad
Ferroviaria ni a ningfin grupo ni gremio o sindicato
de trabajadores.
Y ante aquella situaci6n especial y andmala que ya
hacia sospechar el prop6sito de que el Directorio no
trataba de defender igualmente los derechos de los
trabajadores y de las Compafiias. Ante aquella situa-


ci6n de no haber mandado copia de ese Proyecto Ley
el Directorio a los trabajado-res, no encontramos no-
sotros la posibilidad de conseguir una copia del Pro-
yeeto del Directorio sino precisamente por la con-
descendencia extraordinaria de la administraci6n de
una de las Compafias ferroviarias. Conseguido el Pro-
yecto del Directorio lo estudiamos para advertir sus
defects y sus errors ya que los tI.l. ,i n l.-.-1 no lo
tenian a su alcance, y entonees fnimos haciendo las
observaciones pertinentes que en este Proyecto de
Ley se consignan, estudiando articulo por articulo
lo que propone el Directorio y .,-.il.,.1" todos los
defects y todos los errors que nosotros advertimos
para el future de la Caja de Jubilaciones.
Fijense bien los distinguidos 1..ii.,'i *',- que es
algo sobre lo que yo tengo que llamar la atenci6n de
la CAmara, con perd6n de mi querido amigo el doctor
Aguiar, acerca deque la Proposici6n de Ley presen-
tada por ese distinguido compafiero en mfiltiples de
sus preceptos, en mis de la mitad, son copias literal
del Proyecto del Directorio que modifica la Ley de
Retire Ferroviario.
SR. AouIAn (MIGUEL ANGEL): Yo'voy a contestar
al doctor Castellanos, porque el doctor Castellanos
aeostumbra a ihacer cargos injustos y yo le rogaria
que no persistiera en esa actitud. En dos ocasiones
se ha referido al doctor Wolter del Rio atribuyendole
la paternidad de preceptos que realmente son del
doctor Castellanos.
El doctor Wolter del Rio con esa inteligencia y con
esa elocuencia que le earacteriza ya contest en otra
oportunidad al doctor Castellanos, al cargo que repite
hoy y que lo trae a la consideraei6n de la COmara;
si el doctor Castellanos tiene el derecho perfeeto de
traer este asunto a la consideraci6n de sus (e:IIl'o1-1-
ros, tambien el doctor Aguiar se encuentra en las
mismas condiciones. El doctor Aguiar ha. consultado
con el Directorio, viene estudiando esta ley desde
el afio pasado, y de acuerdo con estos studios es que
ha presentado este Proyecto. Yo tengo la seguridad
que mis compafneros habran de hacer sobre mi ini-
ciativa todas las observaciones que estimen pertinen-
tes, en ningfin modo ellos me podrAn offender, al con-
trario, esto me complete, pues mig compaineros han
de saber que yo no tengo condiciones superiors, pues
mi cerebro es oscuro y mi ignorancia grande para
powder de una manera terminate formular un Proyec-
to complete como 6ste.
Ahora bien, debo decir esto a mis compafieros: hace
dias vengo recibiendo un gran numero de an6nimos
en los que se me amenaza y se me insult en (cuanto
a mi cooperaci6n a esta ley, aun boy, en estos momen-
tos tengo uno en el bolsillo en que se me hacen las
mismas torpes coacciones, pero debo advertir a los
que de tal manera proceden que no encontraran en
mi un legislator, sido un hombre que saabrA defender-
.se de todos cuantos ataques se le realicen.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Y me allegro de es-
ta interrupei6n que ha hecho el senior Aguiar, por-
que efectivamente demuestra, lo que yo venia deter-
minando a la CAmara, que muchos preceptos de la
proposici6n del doctor Aguiar en aquella pagte fun-
damental como 61 decia, que han de ir a debate, son
los mismos preceptos que el Directorio remitib. Ar-
ticulo por articulo de la Proposiei6n de ley del Direc-
torio fu6 imp-ugnado por nosotros en la Proposici6n
de ley, es decir, que tuvimos en cuenta !para redae-
tar aquel Proyecto, el funcionamiento anterior del








20 DIAIIO DE S8SIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


Directorio, los defeetos de este, los prop6sitos de ree-
ti:icaci6n y entonces se ]'..i..:i.. con todos estos an-
tecedentes, con ese studio meditado, una ley por el
Comit6 conjunto, y en estos moments despues de pu-
blicado este folleto, y deseo aclararlo porque no quie-
ro herir la susceptibilidad del doctor Aguiar, en esa
ooasi6n el doctor Aguiar, recogiendo sus impresiones,
tambi6n las que el Directorio habia formulado y que
se a'caba de decir a la CGmara, hubo de presentar unas
Proposici6n de ley, que es la que en esta tarde se de-
bate y en las que se establecen puntos bWsicos.
SE. URQUIAGA (CARMELO): .Me permit S. S. una
interrupci6n?
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Con much gusto.
SR. URQULAGA (CARELO) : Le ruego me perdone el
doctor Castellanos por haberle interrumipido en su
brillante discurso.
Una noticia dolorosa ha llegado a nosotros lhace
breves instantes, el doctor Francisco Solanos Ramos,
Decano de la Facultad de Medicina, Ex-Rector do
nuestra Universidad, uno de los hombres j6venes mas
eminentes de quien mis pudiera esperar la Patria
en todos los 6rdenes, ha fallecido, de manera casi re-
pentina, cuando entire los aplausos que le tributaban
los que -o-,:,i.. su pridigiosa carrera y los afectos de
los amigos, parecia que la vida habria de parecerle
m"s larga y mis halagiiefia. C'oniderando que esta
'Cmara debe honrar la memorial de los cubanos ilus-
tres y debe demostrar que experiment un verdadero
igolpe con la desapariei6n del que fu6 notabilisimo Me-
dico, Catedrdtico y funcionario de nuestra Universi-
dad, yo rogaria a la Camara que se pusiera de pie en
memorial al Dr. Solano Ramos y que enviara el p&-
same a su familiar.
Sn. ZAYDIN (RA1dIN) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : Tiene la palabra
S. S.
Sn. ZAYDIN (RAM6N) : Para apoyar la proposici6n
del Dr. Urquiaga, porque en mi earieter de CatedrA-
tico de nuestra Universidad, debo expresar que para
nuestro primer centro docente es hoy un dia de luto,
como debe serlo para nuestra Repfblica, porque ha
caido uno de nuestros hombres de eiencia mids notable,
que recientemtemen, en el Paris luminoso, hubo de
triunfar obteniendo un .xito resonant y mundiai.
El Dr. Solano Ramos, pleno de vigor intellectual, a los
cuarenta afios, en la Il-'. .- i I de su intelecto, cuanm
do era de esperarse de 61 sus mejores 6xitos, enan1 -
do iba en el curso de su vida hacia el engradecimienta
birlando en la vida como brillara en la Universidad
siendo Rector interino y mas tarde Decano de la Fa-
cultad de Medicina, cae en la tragedia de la vida que
viene sefialAndonos a eada uno la emboscada artera
siemmpre, porque igeneralmente eaen los grades en
los moments en que suele necesitirseles mis. La Uni-
versidad de la Habana pierde un Catedratico ilumi-
nado por la Ciencia y por la inteligencia. La F'acul-
tad de 1Vedicina un Decano que iha sabido poner a
oontribuci6n todo su saber. La Universidad de la
Habana a uno de sus grandes; pero la Patria se con-
mueve tambi6n en estos instantes porque ve caer al-
go que es timbre honroso de ]a generaci6n present,
a alguien que habia de dar en la Ciencia, en la Me-
dicina, brillo y splendor a nuestras instituciones
republicans, dindole los frutos 16ptimos de su inte-
ligencia y de su coraz6n. Poniendonos de pie, sefiores
Representantes, y enviAndole nuestro pes'ame a sus
familiares, y un mensaje de condolencia a la Univer-
sidad de la Iabana-y es &sta la modificaci6n que


yo quiero intro-ducir a la proposici6n del Dr. Urquia-
ga-y coneurriendo a sus funerales, esta Camara, que
represent al pueblo soberano, demuestra su senti-
miento por la desarpariei6n sensible de este cubano
ilustre.
Sn. PRESIDENT (GUrS INCOLAN): LEsta de acuer-
do 1la Cimara con la proposici6n de los sefiores Ur-
quiaga y Zaydin?
(I .. ./. los seliores Repiresentantes se. ponen doe pie).
Aprobado.
Se enviarin los mensajes.
Sn. DEL Rio (PASTOR): Pido la palabra:
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): La tiene S. S.
Sn. DEL RiO (PASTOR) Sr. President y Sres. Re-
presentantes:
ITna Naci6n hermana, admirada y querida, esti-de
duelo. El amor consolida los vinculos fraternos y, es
en la desgraeia cuando mejor conocemos quien siente
y deplora, como propios, nuestros dolores y reveses.
Aquel Pais maravilloso en done sofi6 Marti en su
peregrinar por ]a libertad, envuelto en la luz de sus
ensofiaciones de escultor de spciedades y de heraldo de
multitudes; en done e l Cantor de "El Nidgara"
voic6, en estrofas inolvidables, el caudal de sus li-
rismos e ideals; en donde la encendida palabra de
Zambrana-que evoca siemipre a los Tribunos de la
Gironda-en vibrantes arengas sefialaba los marti-
rios y grandezas de su pueblo; ese Pais en done la
Naturaleza derram6 sus tesosros y la rebeldia y el
heroismo se han levantado en eplopeyas que el mdar-
mol ha recogido y que en bronce se, destacan, como
indices de ejemplaridad y gallardia; ese Pais, rebel-
de a toda sumisi6n, erguido siempre ante toda indig-
nidad, viril, gigantesco en las horas en que un no-
ble ideal lo reclame y en que.un sacro deber lo de-
mande; gime, hoy, ante la caida de una de sus Agui-
las que cruz6 sobre eumbres y fronteras, para hablar
de bizarrias y de arrests peculiares, y tr~mulo, do-
lorido, espera la hora de recibir, entire sus brazos
abiertos, al hijo bien amado que se despiomo entire los
rumorosos pinares de New Jersey, despuBs de haber
obtenido en diversas ocasiones, entire el asombro y el
aplauso del mundo, triunfos inmarcesibles y glorias
multi'formes.
(.' .',,i, de general aprobaci6i)
M6jico viste de luto y Cuba tambien debe vestirlo.
Ante la desgarrante nueva de contemplar inerte so-
bre una tierra que no era la suya y bajo un cielo que
no cubri6 todos sus lauros, al aviador Emilio Carran-
za, alma visionaria, care de eternidad, paladin de
las recias contiendas del Iprogreso; intr6pido c6ndor
que trasmont6, diversos horizontes ansioso de.infinito
y clavadas las pupilas en lo azul como si no anhelase
que otro splendor que el de, las auroras irradiase
en ellas; ante el timulo que se alza, cubierto de dis-
tintas banderas, bajo iI,.,,,I.ii,-. de ri -, con la in-
tensa amargura de los pueblos de AmBrica y que en-
cierra los mortales despojos del que horas antes de-
volviera el mensaje de salutaci6n que trajera a tierras
aztecaa el Coronel Carlos Lindbergh, puestos de pie,
en una de esas ofrendas que inspire el carifio y en
las que arden las votivas limparas de la expontinea
devoci6n rindimoles al Hlroe el, clido tribute de nues-
tro amor mis acendrado, mientras ese mensaje de
condolencia repite al noble pueblo mejicano, por me-
dio de su muy ilustre Cimara de Diputados, cuinto
le queremos y eudnto sentimos su tristeza. i Represen-
tantes de Cuba: de pie: M.jico esta de duelo!








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


SR. IRESIDENTE ('GiU INCLAN): bEsta de acuer-
do la CUmara?
(Toda la Cdmrara, pue-sta de pie, rinde el Ilomenaje
y cprueba el mensaje de compenetraci6n).
SR. PRESIDENT (GUkS INCLIN) : Continue en el
uso de la palabra el doctor Castellanos.
S.R. 'CASTELLANOS (MANUEL) : Cuando lleg6 a esta
Camara la Proposici6n de Ley de mi distinguido amii-
go el Dr. Aguiar, fue estudiada con detenimiento por
todos aquellos a quienes interesa'ba su aplieaci6n y
cumpliendo aeuerdo de la propia asamblea conjunta
,de trabajadores hube de presentar a la consideraci6n
de la CiOmara la iropoidei6n de Ley que habia rodac-
tado el Comit6 conjunto. La Camara conoce cual fu6
Ja verdadera situacidn de este problema. El Dr.
Aguiar impugn6 la posibilidad de que se tomara en
cnenta la Proposici6n de Ley presentada por el Ro-
presentante que habla. Pedia que fuera desechada al
objeto de que quedara solamente a tratar la Propo-
sici6n de Ley presentada por 61.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Perd6neme S. S.
,Comenc6 diciendo en aquella tarde que si el Regla-
mento me permitiera retirar mi proposici6n y si la
Camara me autorizara en aquella tarde para hacer-
lo, lo hubiera hecho para darle paso a la proposici6n
del senior Castellanos o a la de cualquiera otro com-
paiero como tambi6n estaria dispuesto a hacerlo en
la tarde de hoy, pero como yo entendia que de acuer-
do con el Reglamento no podia presentarse como Pro-
posici6n de Ley otra semejante a una ya tomada en
consideraci6n por la Camara, por eso se mantuvo mi
proposici6n. Creo que he sido exacto de acuerdo con
lo que expuse aquella tarde.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Conocido es el pre-
cepto reglamentario que no permit que se presented
dos proposiciones idWnticas al mismo tiempo y como
la del doctor Aguiar fu6 presentada primero, tenia
que subsistir y por eso subsisti6 y es la que yo con-
sidero que estd a debate on justicia reglamentaria-
mente.
Al impugnar la Proposici6n de Ley del doctor
Aguiar, yo no trato de impedir que se modifique la
ley ferroviaria y tranviaria porque aun cuando casi
todos los aqui reunidos ti*enen distintos critenrios, to-
dos estamos conformes en que la modificaci6n es in-
dispensable para salvar la Caja de Jubilaciones. De
modo que mi oposici6n a la proposici6n del doctor
Aguiar es en la part doctrinal que se refiere a los
principios basicos de la Proposici6n de Ley porque
la idea del doctor Aguiar la acogemos con agrado ca-
si todos los Representantes aqui presents.
En la idea, y en esto yo rogaria que si no soy
exact en mi exposici6n es porque no he tenido bas-
tantes antecedentes a pesar dc todo los que he acu-
mulado, rogaria al Dr. Aguiar me r-.-i I-.,,,. inme-
puede aceptar -de la Proposici6n de Ley del doctor
Aguiar. El primer punto, el punto fundamental .le
mi oposici6n, el punto que no pueden de ninguna ma-
nera a mi modesto juicio aceptar los trabajadores,
y a nombre de ellos muchos de los aqui present ten-
.drAn que exponer sus doctrinas y sus pensamientos,
el punto que es objeto de una oposici6n tenaz y cons-
ciente, una oposici6n estudiada perfectamente de
las colectividades obreras, es el punto fundamental
,del gobierno de la Caja. El gobierno de la Caja del
Directorio se realize actualmente por tres represen-


tantes de los trabajadores designados por los obreros
ferroviarios por elecci6n, cn todos los requisites de
la ley, elecciones que est6n garantizadas por la di-
recta fiscalizaci6n de la S cretaria de Agricultura,
Comercio y Trabajo con ,boletas ad ho. preparadas,
con tiempo marcado para la elecci6n, con garantia
absolute para esa propia elecci6n por los Gobiernos
de cada una de las provincial.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Para una cuesti6n inciden-
tal. Para proponer que se declare la Camara en se-
si6n indefnida.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN): SEstd de acuer-
do la 'CBmara con la pr6rroga indefinida de la sesi6n?
Los que estkn de acuerdo se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los seiiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): El Directorio for-
mado por tres trabajadores, por tries Representan-
tes del Trabajo, por tres empleados de las companies
que representan el capital y por el Presidente, que
es un Catedrdtico de la Universidad Nacional, de-
signado por el Caustro Universitario, es una garan-
tia de estabilidad para la Caja de Jubilaeiones, es
una garantia por que esti compensada la represen-
taci6n del capital y del trabajo y por que estd fis-
calizada por la alta representaci6n de .un 'Catedriti-
co de nuestra Universidad Nacional. Era la mejor
formula para dirigir la Caja y asi se reconoce, aun-
que so adviertan defects administrativos, que
desde luego no tienen importancia ni trascendencia
a los efectos de la vida future de la Caja, cuando se
: ..IIlIp1.. ese error; pero se ha venido deaenvolvion-
do' esa Caja en esta igualdad de circunstancias en-
tre el capital y el trabajo, con trees votos de traba-
jadores y con tres votos de empleados de compafiias,
y por qu6 motive fundamental, por qa6 actuaci6n
distinta se pretend que ahora la direcei6n de la Ca-
ja quede en manos de dos empleados designados por
el Ejecutivo Nacional, designados de entire los em-
pleados de companies y que esos seis hombres, los
tres representantes del capital y los trees represen-
tantes de los trabajadores pasen como *em;pleados
consultivos, como comisi6n consultiva pudibramos
llamar, sin atribuciones de ninguna clase, sin dere-
cho a la gobernaci6n de la Caja, cuando son ellos los
que deben tener todo el derecho, toda la protecci.n
y toda la garantia; por qu6 motive la Caja de Jubi-
laciones va a apQderarse de ella la political, porque
entiendo que la intromisi6n de la political permit
que el Ejeeutivo Nacional, hoy representado por el
General Machado, maiana no sabemos por quien,
pueda nombrar los dos cargos ejecutivos del direc-
torio de la Caja, los que van a gobernal' esa Caja, a
!a que no contribute el gobierno y que sostienen los
trabajadores y las propias compafiias donde los em-
pleados prestan servicios. No hay un motive, no hay
ur fundamento racional, y perd6neme el doctor
Aguiar, a mi modesto y equivocado juicio no hay un
fundamento bastante suficiente para que la Caja le
Retires pase a manos de los politicos, porque politi-
cos han de ser los hombres que se designed, ya que
deberan su designaci6n y su nombramiento al Poder
Politico del Presidente de la Repfblica. Yo creo que
si el propio General Machado, y este es un problema
que yo, precisamente, por la distancia que siempre








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ocasionalmente me separa de 61 y oin quesea mi vo-
tantad tampoco, no he podido exponerle con la clari-
dad que pudiera haberlo hecho si tuviera facilidades
de poder ir frecuentemente a la mansion presiden-
cial, si yo hubiera hablado al General Machado, Je
Sihubiera preguntado qu6 interns puede tender el Eje-
cutivo, qu6 interns puede tener el Presidente de la
Repiblica en designer los dos miembros que han de
ocupar los cargos de acci6n en la Caja de Jubilacio-
nes "cuando ni usted, General,-le hubiera dicho-
mi su Gobierno va a ganar absolutamente nada con
esa intromisi6n en la Caja del Retiro Ferroviario."
Yo que conozco, porque se me ha expresado reite-
radamente, y iporque todos los dias recibo esas im-
presiones de los hombres del trabajo que se acercan
a mi para expresarme el criteria de ellos y que yo los
exponga, ya que ellos no pueden hacerlo y como mis
compafierom han oido la just queja de esos hombres
del trabajo puedo afirmarles que no s61o los trabaja-
dores sine las empresas ferroviarias, las propias
corulaiiia, no estin conformes con perder la direc-
ci6n de la administraci6n de la Caja de Retiro Fe-
rroviarjo y que pasen a manes de' dos personas desig-
nadas por el Ejecutivo Nacional.
Yo no s6 ,cuales serdn las razones cientificas, las
razones poderosas que tendrA el doctor Agguiar, mi
qii.lrid., amigo, para apoyar su tesis, no s6 cuiles se-
ran los convincentes arguments de que 61 pueda va-
lerse esta tarde .en la Camara de Representantes pa-
ra inclinar el dnimo de los sefiores Representantes
para que la. Caja del Retiro Ferroviario pase a ma-
nos de dos personas designadas por el senior Presi-
dente de la Repdblica y pierdan la administration
los hombres que representan las compaftias y los hom-
bres que representan a los trabajadores.
Yo no s6 si esta tarde tendr6 la suerte extraordi-
naria de convencer a mis queridos compafieros para
hacer que traten ese precepto, pero yo si s6 *4ue ese
precepto va contra la organizaei6n normal de todas
las cajas de retire del mundo; yo si s6 que en nin-
guna Ley, y puedo afirmarlo porque he leido todas
las legislaciones obreras del mundo, y que aqui en el
propio folleto escrito per mi, he consignado el estu-
dio que he hecho de todas esas legislaciones y de to-
dos los autores que se han ocupado de esta material
y yo rogaria al doctor Aguiar que me cikara tan s6lo
uno en apoyo de su tesis, para que me demostrara
que hay alguna legislaci6n, que hay algfn autor que
permit la intromisi6n de un Gobierno en la admi-
nistraei6n de la Caja del Retiro Ferroviario.
(Aplawsos).
(Varies seiores Repre-sentantes) : Muy bien.
Hay en la Ley de mi querido amigo el doctor
Aguiar, el articulo primero, que cuando se estudie,
y yo no voy a hacer la impugnaci6n articulo per ar-
ticulo, sine solamente de aquellos fundamentales
puntos del Proyecto de Ley, pero no puedo star
conform con el articulo primero del Proyecto de
Ley, que es el articulo primero sobre el que va a sur-
gir el debate principal del Proyeeto del doctor
Aguiar. Se o.-.tl.ll.l:e en su articulo primero, lo mis-
mo puede afirmarse con alguna diferencia de lo que
esta preceptuado en el articulo primero de la Ley
que nos rige, porque no comprende nuevas compa-
fias a tributar, no hace ingreso de otros trabajado-
res, que los mismos trabajadores que estin trabajan-


do en la Caja de Retiro Ferroviario, y por eso en la
enmienda que nosotros presentamos se establece que
vayan a contribuir a la caja para aumentar los fon-
dos, todas las empresas de omnibus de la Repdblica,
es decir, todas las que estdn establecidas y las que
se establezean en el future y todos los obreros que
trabajen en esas compainias de autom6viles que tie-
nen que crearse desde el moment que aumente el
trinsito.
El articulo primero de la Ley del sefor Aguiar
permit ser burlado per las Compafilas que no quie-
ran llevar fondos a la Caja de Jubilaciones y permi-
te ser burlado per las compafiias que no quieran con-
tribuir a los fi..i..... de la Caja de Jubilaciones.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAS INCIAN) : La tiene S. S.
SR. REY (SANTIAGO) : Sefior Presidente y sefiores
I;,-l''...-il:ii.- : E-1I., tarde nos conmovi6 en lo mrs
hondo del coraz6n el doctor Zaydin, al exponernos
el inmenso vacio que la premature e inesperada muer-
tc del doctor Solano Ramos deja en la sociedad cu-
bana, porque sus m6ritos y las glorias aleanzadas ya,
lo acreditaban come una de las mis grandes y legi-
timas esperanzas para el triunfo de la ciencia mB-
dica.
Y a continuaci6n, el doctor Pastor del Rio rogaba
a la CGmara, conmoviendola tambi6n, acordara el en-
vio de nuestro pesame al pueblo mejicano, por la su-
bita y trAjica desaparici6n de una de sus mis gran-
des y positivas esperanzas, en el advance civilizador
que significa la aviaci6n: del CapitAn Carranza.
Y cuando no se ha extinguido todavia el eco de las
palabras de los doctors Zaydin y del Rio, revelado-
ras de nuestra tristeza colectiva per tan infaustos
acontecimientos, llega a mis manos "El Pais", senior
President y sefiores Representantes, en cuyas co-0
lumnas de iltima informaci6n de esta tarde, se anun-
cia el asesinato alevoso del General Alvaro Obreg6n,
President electo de la Repniblica Mejicana.
De tal manera me conmueve el acontecimiento,
abstracci6n hecha del nombre del caido y de los mo-
tives a causa de que se derive ese infortunio, para
no ver en 61, mas que el Supremo Magistrado elect
de aquel pais, barrido per el soplo sangriento de Ias
pasiones incontenidas, que apenas puedo mantener-
me serene al rogar a la Cdmara aeuerde testimoniar
nuestra honda condolencia a la Repdblica hermana.
Cualquiera que puedan ser las circunstaneias de
political internal en aquel pais, a la formulaci6n de
cuyo juicio nos sustraemos, la Repdblica de Cuba no
puede dejar de condenar el heeho, testimoniando a
la vez su inmensa tristeza al pueblo y al Gobierno
Mejicanos.
iOCuan hondo debemos sentir estos dolores todos los
hombres de la Am6rica Espafiola! i QuB ensefianzas
y qu6 ejemplos dolorosos nos ofrecen de consuno, el
deseneadenamiento de las pasiones, y la ruda intran-
sigencia de un partidarismo innecesario!
El pueblo cubano, al asociarse en la tristeza que
embarga a uno de los pueblos de su raza y de su
idioma per una de las que ya pueden calificarse come
"postreras tragedies politics del period constitu-
yente de Naciones Americanas", se conmueve con
emoei6n intensisima, para confirmar los sentimien-
tos y las ide-as que aqui han logrado borrar los hom-
dos antagonismos desociadores y permiten que poda-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 23


mos ofrecer al mundo, el especticulo de cordialidad
y de amor de una fccunda uni6n entire los partidos
y los Ihombres, con respeto de todas las doctrinas, en
una aspiraci6n comin de engrandecimiento, de li-
,bertad y de justicia. iDios haga perdurables nuestros
sentimientos!
SR. CASTELLANOS ('MANUEb) : Pido la palabra.
SR. IRESIDENTE (GUIS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Una de las obligacio-
nes del hombre pdblico es ser leal, yo no lo seria cs-
ta tarde, si aceptara la solicited del sehor Santiago
Rey. La actuaci6n piblica y political del General
*Obreg6n durante su gobierno, me obliga a mi en es-
ta tarde, ante mis distinguidos compafieros a decir:
que yo entiendo que la CiAmara de Representantes
no tiene en absolute necesidad de enviar p6same ni
condolencia por la muerte del Presidente electo de
MIjico.
La Cimara de Representantes, puede sentir triste-
zas y dolores por el hombre desaparecido; la Cdmara
de Representantes conoce la labor political que ha
desempefiado el General Obreg6n; nosotros no s6lo
hemos de ocuparnos aqui de esta cuesti6n a titulo de
hombres de coraz6n, sino que tenemos que actuar
tambi,(n como hombres pfiblicos, nosotros debemos y
tenemos que conocer la actuaci6n de los hombres pfl-
blicos de Cuba y del extranjero. Por lo tanto, yo en-
tiendo que es suficente, que el Ejecutivo Nacional,
cuando la oportunidad llegue, trasmita el pesame y
el sentimiento de la Naci6n cubana; no es indispen-
sable que se haga por el Congreso en esta oportuni-
dad.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): iEstd de acuer-
do la Cimara con lo propuesto por el senior Santiago
Rey?
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Tiene la palabra
so sefioria.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : .-i*.r Presidente y se-
fiores Representantes: Con dolor, con verdadera pena,
porque pienso que al no estar at lado del doctor Rey
es que debo estar equivocado, me manifesto en con-
tra de la proposiei6n de 61, y abundo en las consid-e-
raciones que ha heeho el doctor Castellanos; y si lle-
gara a aceptarse la petici6n del doctor Rey, pediria
que se hiciera extensive al General Serrano y al Ge-
neral Arnulfo G6mez.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo he dicho que abstraeciin
hecha del hombre, se trata del Presidente electo de
la Repftblica Mejicana.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): NO es este un
problema *que la CAmara quiera dividirse en dos ban-
dos y que de modo implicito se quiera demostrar con
ello que unos apoyan y otros reehazan una political
extranjera que nosotros deseonocemds. Tenemos un
hecho real, que es la desaparici6n de un General Me-
jicano, que ya fu6 Presidente y que es ahora candi-
dato electo a la Presidencia de la Repiblica Mejica-
na, Presidente electo que tiene su turno para tomar
posesi6n del cargo dentro de poco tiempo. Y el doc-
tor Rey lo que ha pedido es que esta COmara se ha-
ga participe del dolor y del sentimiento que embar-


ga a aquel pueblo ante ese acto que no es natural, y
que asi expresamos nuestra condolencia. Aqui no
pueden discutirse, ni vineularse doctrinas de ningu-
na clase; puede que tengan raz6n los distinguidos
compafieros Castellanos y Urquiaga, pero aeeptando
la proposici6n del doctor Rey no nos inclinamos a
ninguno de los bandos, sino que nos mostramos con-
trarios al acontecimiento que no puede tener sanci6n
por ningin pueblo, y que nosotros s61o debemos es-
perar la soluci6n definitive de todos los problems
por medio de la ley y los tribunales de justicia, y
nunca por la violencia y el crime. Por esas razp-
nes, yo me permit rogar que sea por unanimidad
aprobada la proposici6n del doctor Rey ya que ello
significa simplemente condenar el hecho realizado.
Sa. PRESIDENT (GuAS INCLIN): Esta de acuer-
do la Camara con la proposiei6n del doctor Reyl
Los que est6n conformes se servirdn ponerse efee-
tivamente de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
(Los seiores Urquiaga., Castellanos y Zaydin ha-
cen constar sus votos en contra) .
Continue en el uso de la palabra el senior Caste-
llanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo explicaba a la
Camara que en el Articulo lo. de la Ley se permitia
que se burlara por las compafias la contribuci6n a
esa Ley misma, y para demostrarlo, voy a leer la pri-
mera part de ese precepto, que dice: "Se crea una
instituci6n pfiblica denominada... (Contin a le-
yendo).
Es un argument que yo tengo que emplear, por-
que efectivamente significa para mi y ha de signifi-
car para la Cdmara, cual es el prop6sito definitive
que lo anima a hacer la modificaci6n de la Ley. Si
nosotros esta tarde aprobamos ese preeepto: Se
crea una instituci6n pfiblica denominada Caja del
Retiro Ferrovi'ario", nosotros estamos incurriendo,
en un grave error, ya que la Caja General del Retiro
Ferroviario se ere6 desde el afio 1923 y viene fun-
cionando desde aquella 6poea, por lo cual no puede
crearse lo que ya esta creado. Pero apart de ese
error que para mi es de redacci6n -y que no tiene
trascendencia, hay 6ste que dice: (Lee).
Es decir "las empress conexas o relacionadas"
quiere decir que tengan direct relaci6n, lazos de
uni6n- esas empresas para que puedan star com-
prendidas dentro de la Ley del Retiro Ferroviario.
En primer termino hay empresas que no estdn rela-
cionadas por el servicio que prestan como por ejern-
plo la empresa de alumbrado elc6trico con la empre-
sa del tranvia y sin embargo, tomando el tranvia el
flfido el6ctrico para ser movido, de otra empresa u
otra compafiia, esas dos compafiias no estan relacio-
radas y tendremos el caso de que las compafiias que
prestan fliido el6ctrico y la del tranvia estarian
fuera del articulo primero de ese Proyecto de Ley
del doctor Aguiar. Por eso nosotros presentamos un
Proyecto donde comprendimos todos esos casos y los
relacionAbamos en cualquier forma con el objeto de
que esas compafiias no puedan hacer lo que acaba de
realizar una compafiia en Marianao que se ha desli-
gado de la ley del retire ferroviario.







24 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): En muehos de"
los puntos estamos de acuerdo con S. S. &Y no cree
8. S. que seria mejor aprobar la totalidad de la ley
e ir introduciendo como enmiendas esas modifica-
ciones?
SR. CASTELLANOS (MANUEL): A mi se me ocurria
cuando S. S. defendia la Ley de Presupuestos Na-
cionales hacerle la misma observaci6n. No se la hi-
co por la consideraci6n debida ya que entendia que
esa observaci6n pudiera aparecer como restricci6n a
la idea y desenvolvimiento.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Yo quiero decla-
rar que en ningin moment he tratado de quitar im-
portancia a sus observaciones; lo que quiero mani-
festar es que los esfuerzos que S. S. esta alegando
no se van a perder porque muchos de ellos serdn vo-
tados por nosotros. Como S. S. ve estoy muy lejos
de impedir que continue hablando, pues siempre le
escucho con much gusto.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pero si yo no com-
bato en estos fundamentals motives la totalidad de
la ley, siendo mi pretensi6n, porque S. S. da por
sentado que va a aprobarse la totalidad, con lo cual
ha mermado mis esperanzas de 6xito en el debate de
la ley...
SR. PINo (GUSTAVO) : Deseo que S. S. me saque
de una duda. Tengo entendido que la Proposicion
de Ley del doctor Aguiar es la finica que ha queda-
do subsistente y que la Proposici6n de Ley del senior
Castellanos ha pasado a ser una enmienda a la del
doctor Aguiar. Es o no asi.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Es en parte la rea-
lidad.
SR. PINO (GUSTAVO) : l Ruego al senior Casitellanos
me diga. si en tal caso de rechazarse la proposici6n
que se discute, del senior Aguiar, podemos pasar a
discutir la de S. S. I
SR. CASTELLANOS (MANUEL): La proposici6n del
senior Aguiar tiene en primer lugar que diseutirse
y hubo un acuerdo que las otras proposiciones pre-
sentadas pasaran a ser discutidas conjuntamente con
la del doctor Aguiar. Desde luego que el aspect de
las proposiciones posteriores puede tener, o el de en-
miendas o el de nuevas proposiciones. Si fuera dese-
chada la ley del senior Aguiar en este caso el Repre-
sentante que tiene el honor de dirigirse a la Cdma-
ra entiende que pasaria a discutirse la ley por 61 pre-
sentada, porque hay un acuerdo de la CAmara de que
todas las Proposiciones de Ley relatives a las Cajas
de Jubilaciones se trataran conjuntamente esta tar-
de, Desde luego que si se aprueba la del senior Aguiar,
la proposici6n que he hecho tendria que venir en
forma de enmienda, y si se rechazara, en forma de
Proposici6n de Ley.
SR. PINo (GUSTAVO) : Supongamos que rechazada
la proposici6n del senior Aguiar, puede, al discutirse
la de su S. S., presentarse enmiendas sobre particu-
lares que ya han sidio rechazados y figuraron en la
|'ll..j..i-i:.n del Sr. Aguiar, a pesar de la prohibiei6n
a este efecto establecida en el Reglamento. Le rue-
go me aclare la situaci6n a los efectos del conflieto
de orden reglamentario que, puede presentarse y de-
bemos resolver previamente.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Rogaria que se diera
lectura a la Orden del Dia para tender mis luz res-
pecto a lo que se est6 discutiendo.


SR. PRESIDENT ('GuIs INCLAN): Se le va a dar
lectura a la Orden del Dia.
(El Secretario senor Alberni la lee).
SR. PJNO (GUSTAVO) : El caso merece pensarse de-
ttnidamente, ya que, efectivamente, por ui error, o
porque asi lo entendiera la Presidencia, en el caso
de ser rechazada la proposici6n del senior Aguiar no
podria diseutirse ninguna otra.
,SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Efectivamente,
el senior Castellanos habia presentado una proposi-
cion sobre este mismo asunto y la Presidencia estim6.
que, reglamentariamente, no cabia la posibilidad de
una nueva proposici6n, y el senior Castellanos hubo
de retirar la suya con el anuncio de que seguiria el
camino de las enmiendas. Por eso la Presidencia ha
coloeado en la Orden del Dia la proposici6n del se-
fior Aguiar y otros.
SR. PINO.(GUSTAVO) : jLa Presidencia entiende, en
consecuencia, que si se reehazara la proposici6n del
senior Aguiar no podria discutirse la del senior Cas-
tellanos?
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : Si.
SR. PINO (GUSTAVO) : Era lo que queria dejar acla-
rado.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Y como ha querido
el doctor Pino anticipadamente que se aclarara.
SR. PiNO (GUSTAVO): Yo no...
SR. CASTELLANOS (MANUEL): El ha conseguido
aclararme a mi que no se puede discutir mi propo-
sici6n.
SR. PINO (GusTAVO) : Yo he querido prestarle un
servicio a los ferroviarios y a S. S., que con tanto
interns los deficnde y por ello he querido dejar acla-
rado que era necesario aprobar la totalidad de la
fnica proposici6n y asi esti'n en condiciones de con-
siderarse las enmiendas del Sr. Castellanos con al-
gunas de las cuales pudi6ramos estar de acuerdo.
Siendo a evitar el que estuvi6ramos perdiendo el
tiempo ya que en el caso de que la Proposici6n de
Ley del senior Aguiar fuera rechazada, no tendria-
mos Ley que discutir.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Precisamente iba a
decir a la Cmara que el doctor Pino habia conse-
guido con esa pregunta que ha contestado ya el se-
ior Presidente por indicaci6n del Dr. Urquiaga y
pone de manifiesto que seria un absurdo rechazar la
Proposici6n de Ley del doctor Aguiar, porque efec-
tivamente, si se rechaza la totalidad de la Proposi-
ci6n de Ley del doctor Aguiar no podemos entrar en
la discusi6n del articulado, sin que yo hubiera tra-
tado de decir ni de insinuar ninguna idea que pudie-
ra envolver en lo absolute nada en contra de lo que
habia dieho o pretendido decir el senior Pino.
Por consiguiente yo estimo que la impugnaci6n
en la part que se ha echo en lo sustancial del Pro-
yecto de mi distinguido compafiero, no envuelve la
idea de rechazar la totalidad del mismo.
Sn. AGU'IAR (MIGUEL A.) : Pido la palabra.
SB. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el sefir Aguiar.
Sn. AGUIAR ('MIGUEL ANGEL): Sefior Presidente y
sefiores Representantes: Realmente, sin inimo ya de
entrar en el debate, es mAs, casi ya sin entusiasmos
de ninguna clase para venir a mantener, no ya una
iniciativa, en el verdadero sentido de la palabra,








D1ARIO DE SESIONES DE DA CAMERA DE REPRESENTANTES 25


porque esa iniciativa fu6 del doctor Verdeja en el
.afo 1921, cuando planted ante el Congreso de la Re-
pitblica el problema de esa clase de seguro obrero
iejor llamado Retire Ferroviario y. quo despu6s ve-
nimos a atemperar a la legislaci6n y ,a las conse-
cnencias que nos llevaban a la realizacion de esa ini-
ciativa. Pero decia que aunque no es iniciativa mia
esa experiencia por mi recogida y ese studio por mi
realizado, me encuentro ahora ya sin knimo para
mantenerla, y solamcnte la necesidad de hacer via-
ble el debate acerca de esta material y hacer por tan-
to determinadas observaciones sobre la misma, es lo
que me coloca en la necesidad de intervenir en el de-
bate asi como la necesidad a que me llevaba el doc-
tor Castellanos, no s6lo por la cortesia parlamenta-
ria que a ello me obliga sino por el verdadero afecto
que siento por 61, circunstancias que me haceen mo-
lestar por breves moments nada mAs la atenci6n de
mis compafieros.
Decia que habia perdido el entusiasmo. Ya el doe-
tor Castellanos iniciaba sus palabras diciendo que
habia sufrido un via crucis en la defense de los in-
tereses del proletariado, pero yo no me siento un
Cristo porque es muy dificil que exista otro Cristo
en pleno siglo veinte, aunque si siento una series de
sinsabores, de amarguras y de desvelos por los es-
fuerzos realizados que resultan casi infitiles que son
los que me han traido como consecuencia el haber
aceptado el studio y la cooperaci6n que me pidieron
amigos que han formado un concept equivocado de
mi ereyendo que en esta material puedo tender capa-
cidad suficiente para resolver estos graves proble-
mas, cuando no es asi. Esas amarguras, esos desve-
los, esos ataques injustificados, esos procedimientos
.a que yo me referia hace rato en esta Cimara de Re-
presentantes, son capaces de quitarle el inimp a cual-
quiera de los mias entusiastas y much mds a un
hiombre que como yo hace muchos afios no tiene nin-
gfin apego a la vida, pero mientras viva, mientras
no ejecute en mi la pena capital por mis propias
manos tendr6 en cada moment que cumplir el de-
her del cargo que desempefio, el deber qae me impo-
ne el cargo que sirvo, como tiene que cumplir el de-
ber el reo que sube al patibulo para ser ejecutado.
Yo lamento infinite que la premura de algunos
compafieros nos hayan privado de oir la palabra
siempre vibrant, siempre elocuente a que nos tiene
aeostumbrados el senior Castellanos, justamente cuan-
do comenzaba a debatir la Proposici6n de Ley que
tuve el honor de presentar a la consideraci6n de la
Camara y que la dejamos en suspense precisamente
*en el articulo primero, queddndome sin saber cuAles
son los particulars fundamentals de la misma que
no compare el senior Castellanos conmigo.
Casi una hora de su discurso, fu6 exclusivamente
dedicado a combatir la labor del Directorio, yo no
soy defensor del Directorio ni de la Caja, pero si de-
bo contestar algunas de las manifestaciones del doc-
tor Castellanos aunque la mayor ,parte de ellas fue-
r<-n ya contestadas por el senior Urquiaga y otros
compafieros, respondiendo a preguntas, que se le hi-.
cieron en ese memento,
El senior Castellanos decia, y deseo aelarar esta
parte, que efectivamente el Presidente del Directo-
rio, habia dieho a sus amigos que 61 personalmente
'estaba dispuesto a recibirlos en su oportunidad, pe-


ro que en Comisi6n no podia hacerlo. Ya aqui se ha
dioho por el senior Urquiaga, lo bastante c)on rela-
ci6n a este asunto, pero yo quiero agregar algo mas
en defense de las mismas palabras del senior Urquia-
ga la Comisi6n Conjunta nombrada por determina-
das entidades obreras oficiales no, representabla a to-
dos los empieados ferroviarios y tranviarios de la
Repdfblica, la ley de la COmara no es una ley de
obreros, es una ley que defiende a los empleados y
obreros todos de los ferrocarriles y tranvias de la
Repuiblica, si esto es asi, si sabemos que los gremios
organizados frente a la Hermandad Ferroviaria en
total suman once mil afiliados, como fu6 demostrado
en la filtima elecci6n para delegados, teniendo en
cuenta que el nfimero en total de los empleados y
obreros que pertenecen a la Caja de Jubilaciones as-
ciende a treinta y dos mil quinientos, vemos que la
entidad official represent tan s6lo las tres cuartas
parties del nfimero total de aquellos empleados que
estan acogidos a la Caja de Jubilaci6n.
Ahora bien, si el doctor Carrera Jfistiz. hubiera te-
nido que recibir diariamente a todas las Comisiones
que iban a informarse, si 61 hubiera tenido que recibir
a cada una de las diferentes entidades de obreros de
la Repuiblica, hubiera tenido que aumentar el nfime-
re de empleados que tiene la Caja de Jubilaciones
para rendir su labor, y hubiera tenido que parali-
zar al mismo tiempo, las labores propias de esa Ca-
ja; por eso no obstante el doctor Carrera Jfistiz dijo
al doctor Castellanos y a los otros compafieros que
61 estaba dispuesto a recibirlos personalmente, que
61 estaba dispuesto a dar cuantos datos se solicita-
sen, todos cuantos antecedentes se necesitaran para
ilustrar el problema. El primer cargo que formulara
el doctor Castellanos al Directorio, el primer cargo
que me interest contestar especialmente, era que el
Directorio no habia formulado el censo de los indi-
viduos que formaban esa entidad. Y yo puedo asegu-
rar a la OCmara que ese cargo es absolutamente in-
exacto. El censo fu6 .hecho en su oportunidad, y tie-
ne mas de treinta volfmenes; y aqui esti, y lo pongo
a la disposici6n de los sefiores Representantes que
quieran verlo, lo mismo que la relaci6n de los em-
pleados, en cuyos folios aparecen las firmas de los
gratuitos acusadores.
El segundo cargo que hacia el doctor Castellanos
y al cual tambi6n hizo alusi6n el doctor Wolter del
Rio, y que efectivamente hubiera pareeido tambien
una infracci6n de las obligaciones que la Ley impo-
nia, era el haber omitido este Directorio realizar los
informed tecnicos que la Ley exige, cargo que es ab-
solutamente iniexacto tambi6n y que puedo probar a
la CAmara con el expediente del propio Directorio
de la Caja de Jubilaciones y Pensiones a los emplea-
dos y obreros Ferroviarios.
Oportunamente y de aeuerdo con la Ley, se reali-
zaron directamente los studios para las modificacio-
nes que era precise llevar a cabo en esa Ley. Cdmo el
Directorio no queria, en manera alguna, proceder
por su propia iniciativa, se dirigi6, a la inversa de
lo que afirmaba el doctor Castellanos, no solamente
a las compaiiias, no solamente a los patrons, sino a
todas las entidades obreras, y aqui estan tambi6n a la
disposici6n de la Cmara las comunicaciones envia-
das a ese Directorio y las respuestas enviadas a las
entidades que quisieron contestar a los recordatorios







26 DI \RI.lo DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTEs


que se les dirigieron. Otro cargo desmentido con
pruebas documentales.
R. CASTELLANOS (MANUEL): Esas comunicaeio-
n.es a quunes estn dirigidas?
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): EstAn dirigidas a
todas las entidades obreras y se les pide que aconse-
jen las modificaciones que deben hacerse a la Ley.
SR. 'CASTELLANOS (MANUEL) : El doctor Aguiar
tiene la eomunicaci6n eontestada de la Delegaci6n
de la Hermandad Ferroviaria?
SR. AGUIAR (\Mi..i'! ANGEL): Si, aqui estAi.
SR. ARIZA (GABRIEL) : jEste informed se referia a
que la Ley se, manda a distintas instituciones obre-
ras?
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): El doctor Castella-
nos decia que el Directorio no habia realizado los
trabajos necesarios para llevar a cabo el informed de
acuerdo con la Ley...
SR. 'CASTELLANOS (MANUEL): El cargo es que no
se habia mandado el informed; no que no se hubieran
organizado los trabajos.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : En ese propio ex-
pediente, el doctor Castellanos podri ver todas ]as
comuinicaciones que el Directorio mand6, los recor-
datorios que envi6 para que contestaran las diver-
sas instituciones, que hizo el Directorio las veces que
los representantes de los obreros en el Directorio no
quisieron tratar el asunto y suspendieron la sesi6n
para dar tiempo a recibir las instrucciones de los
gremios respectivos hasta que se tom6 el acuerdo de
elevar el informed. A una instituci6n que realize esas
gestiones no se le puede hacer esos cargo.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): El cargo que se le
hace al Directorio no es si hizo o no trabajos en tal
sentido sino que el proyecto de modificaci6n a la ley
ferroviaria no lo mand6 a la Hermandad Ferroviaria
ni al Sindicato de Motoristas y Conductores ni a la
Delegaci6n de Camagiiey.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : El Directorio no es-
taba obligado a hacer ese trabajo de acuerdo con nin-
guna ley ni reglamento y a mayor abundamiento no
estaba obligado, porque ninguna enti'dad obrera rc'-
presenta la totalidad de los empleados acogidos a la
S Caja de Jubilaciones y Pensiones. Basta con que lo
supieran esas hermandades que son elegidas por el.
voto de cada uno de los empleados que forman part
de cada una de ellas.
Cuarto cargo que se formulaba: que las empress
no recaudaban determinados trabajos por los cuales
estaban obligados a contribuir a aqu6llos que lo rea-
lizaron. El doctor Castellanos no ha especializado,
pero yo puedo ensefiarle al doctor Castellanos asi co-
mo a cualquiera de los sefiores Representantes, la
nota de las reclamaciones establecidas a las empresas
y los pleitos que aun estAn pendientes por resolverse.
Y si esos pleitos existen y las gestiones se han reali-
zado, no pueden hacerse esos eargos.
Mi compafiero querido, el doctor Zaydin, me ha
servido de ilustre apuntador mostrAndome la comu-
nicaci6n firmada por el senior JuliAn Alvarez en Mar-
zo de 1927...
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Para Ja delegaei6n
nimero dos, a la de la Habana, no se le ha mandado.
Sn. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): La Hermandad ni-
mero cinco dice que todas las entidades anflogas
acordaron atenerse a lo que aeordara la Hermandad
de Camagiiey.


Quinto cargo: Haber quedado sin representaci6n
el Directorio en los momentoo en que el sefor Co-
rreoso fu6 designado para Delegado en Ginebra. Yo
creo que es un honor para el Directorio que el senior
Correoso pueda representar los intereses del trabaja.
en el Congreso Internacional de no determine la forma en que habria de sustituir a
ese delegado en el tiempo que estuviese fuera, nos
encontrariamos con una deficieneia, de la Ley y no
del Directorio y he aqui una de las medidas que se
recomiendan en la Ley, la forma en que deben ser
sustituidos los miembros del Directorio que no pue-'
dan concurrir por *-i:i.,l''r causa.
El sexto cargo a que se referia el senior Castella-
nos era el de los gastos, que decia el senior Castella-
nos que pasarian de ochenta mil pesos por concept
de los individuos que se acogieran al retire a lo .cual
hube de decirle, al discutirse la Ley del Retire Ma-
ritimo que eso seria solamente en el primer mes de
la vigencia, puesto que mias tarde en afos posterio-
res, tendrian que circunscribirse al cuatro por cien-
to consignado a ese fin.
(l',;D., hay que asombrarse porque un Directorio
que paga dos millones de pesos pague en personal
sesenta mil pesos al afio, que es el tres por ciento que
precisamente propone el senior Castellanos en su en-
mienda?
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): En la enmienda pre-
sentada se determinqa que en lugar del cuatro por
ciento, que es lo que hoy se paga, sea el tres por eien-
to, y que no excederdt nunca de cineuenta mil pesos.
SR. AGUIAR (Mli.;ntl, ANGEL) : Ya yo demostrar6
a la C nmara.c6mo el niumero de empleados y el tra-
bajo que realizan amerita la inversion de esa canti-
dad, y seguramente la, Camara habrd de votar a fa-
vor de ello.
El nfimero 8 de los cargos formulados por el se-
fior Castellanos fu6 con motive de la inversion que
se hizo de los bonos :.ii.,iiL;..J.,],- y precisamente, el
senior C'11-,ii,,ai..s que tom6 de la Memoria publicada
los datos para su argumentaciOn, no se fij6 segura-
mente en la acertada gesti6n de los miembros que
estaban al frente de ese organism; y seguramente
que el senior Castellanos no se fij6 en la forma tan
clara y tan detallada que en esa memorial se hacia
del presupuesto de gastos de egresos e ingresos de
la referida Caja; ni se fij6 tampoco en la forma en
que fueron ingresados en la Caja esos setenta mil
pesos; y si el senior Castellanos desea encontrar ]a
justificaci6n. de esa inversion por el concept de la
amortizacion de bonos, puede buscarla on esa misma
memorial a que me refiero donde esta detallada par-
tida por partida todos los gastos y todos los ingresos
dc esa Caja de Jubilaciones.
Pero el senior Castellanos busca cargo que hacer
y ese es un mal arraigado aqui en Cuba y siempre me
levantare a combatir un sistema que tienda a la des-
trucci6n de todo lo que existed en Cuba. Apenas un
hombre se levanta a proponer alguna cosa, se le ata;
ca, no se le ayuda, no se piensa en la manera de coo-
perar con c1 al desenvolvimiento de su inteligencia
y de su iniciativa, sino que se le busca la falta de
capacidad, la falta de moral y los defeetos, aunque
scan fisieos para sefiallrselos y para decir que no sir-
ve y para acabar con 1l.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 27
j-,~ ~ ,


Es en consideraci6n a esto, exclusivamente, aparte
del respeto que me inspira el doctor Castellanos que
yo tengo necesidad de levantarme para contestar e
impugnar esos cargos en defense de una instituei6n
cabana y solamente cuando se trate de delitos, en cu-
yo caso los culpables deben caer bajo el rigor de la
Ley, es que debemos formula cargos, pero cuando
hay errors se les llama la atenci6n para que los sub-
sanen, pero no se trata de hacer por monoscabar el
bnen concept que ya tienen acreditado determina-
das personas.
iSR. CASTELLANOS (MANUEL) : iMe permit su se-
noria una interrupci6n con la venia de la Presi-
dencia?
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
tSR. CASTELLANOS' (MANUEL) : Yo no s6 si mis pa-
labras pueden haber sido, por falta de claridad mal
entendidas. Yo no he querido decir, ni he dicho ni
he tratado de decir, que el Dircctorio debe caer, ni
he criticado de acerba manera al Directorio; he se-
fialado errors administrativos y tratado de subsa-
narlos, y tan es cierto que sostengo al Directorio
frente al doctor Aguiar, que el doctor Aguiar quiere
restarle autoridad al Directorio nombrando a dos
personas que vengan a dirigir esa Caja de Retire Fe-
rroviario y yo quiero sostener al Directorio para
que scan ellos los que continfien dirigiendo la Caja
,del Retire Ferroviario.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Puede continuar
el senior Aguiar en el use de la palabra.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Por eso yo decia
que el doctor Castellanos, lejos de estar impugnando
la Pro'posici6n de Ley por mi presentada, la estaba
defendiendo. El doctor Castellanos hacia cargos, pe-
ro segin acaba de decir el propio doctor Castellanos
se hace necesaria una modificaci6n de la organiza-
ci6n administrative de ]a Direcci6n de la Caja de
Jubilaciones.
SR. ARIZA (GABRIEL): gMe permit su sefioria una
interrupci6n con la venia de la Presidencia?
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Con mucho gusto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Ariza.
Sn. AIZA (GABRIEL) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Yo no soy contrario a la Proposici6n
de Ley de Retire Ferroviario del senior Aguiar ni
contrario tampoco a la Proposici6n de Ley del Reti-
re Feroviario del doctor Castellanos porque entien-
do que se trata de un asunto de importancia tras-
cendental que afecta indiscutiblemente al obrero, al
hombre que trabaja y que levanta la industrial y que
contribute al progress del pais. Y como es un asun-
to .que yo consider importantisimo y me gusta en-
terarme conscientemente de todas las Leyes que son
eobjeto de discusi6n y votaci6n en esta Cmmara, por
eso es que yo he interrumpido a mi distinguido com-
pafiero para que me ilustre debiendo advertir que yo
soy de los que aplauden Jas iniciativas de mis com-
pafieros y que ereo que no deben ponerse piedras de
estorbo ni obst6culos en el camiio para impedir la
aprobaci6n de una Ley beneficiosa a los intereses ge-
nerales de la naci6n, pero tambien entiendo que no
d a;rII:,,ii..n de una Ley el hecho de formular deter-
minadas preguntas alrededor de la misma para aela-


rar concepts obscures, pero yo he recibido al igual
que muchos sefiores Representan.tes distintos telegra-
mas de diversos puntos de la Repdblica pidiendonos
que nos opongamos a la aprobaei6n del Proyeeto del
senior Aguiar porque lo estiman grandemente perju-
cicial a los intereses de esos mismos obreros ferro-
viarios. Yo acabo de recibir un telegram de Guanti.
namo en que se me hace esa misma indicaci6n. Yo
no voy a oponerme de una manera sistm;itica a la
aprobaci6n del Proyecto de Ley del senior Aguiar,
desde un punto de vista general, porque yo no la co-
nozco completamente, pero si me voy a permitir ha-
cer la siguiente consideraci6n: el articulo noveno de
ia Ley vigente preve que cuando no baste la cuantia
de lo que se asigna para equiparar los ingresos con
los egresos, se aumente el tanto por ciento sefialado
y que en lugar de un tres por eiento, ss aumente a
un cuatro.
SR. AGUIEA (MIGUEL ANGEL) : Yo contestaria con
sumo gusto la pregunta formulada por el Sr. Ariza,
pero, yo quisiera tambien, seguir el sabio consejo que
me diera hace rato nuestro leader el Sr. Rey, que coin-
cide perfectamente con mi manera de pensar en rela-
ci6n con estos debates. Siempre he creido que cuando
se pone a discusi6n la totalidad de un proyeeto, se ha-
bla en ipro o en contra y se habla en contra cuando se
estA resueltamente dispuesto a votar contra la totali-
dad y se crce que la inieiativa, la proposici6n, o el pro-
yecto tienen tales puntos 'contrarios a los intereses
que van a resolverse, que es absolutamente inacepta-
ble cuando la iniciativa contiene echo, diez u once
puntos que son aceptables, ya entonces el asunto
cambia de aspect.
Yo no quiero sefiores, por tanto, cansar la bondad
de mis compafieros y es por lo que he querido con-
testar estas cuestiones de una manera sintetica, es
decir, que he contestado a mi ver de una manera cla-
ra, todos los cargos que se hicieron aqui durante una
hora por el senior Castellanos.
SR. ARIZA (GABRIEL) : Debo manifestar, al senior
Aguiar que yo desco ayudar a los obreros, ellos tie-
nen mis simpatias, nosotros estamos obligados a ha-
cer leyes que los beneficien, luego yo, trathndose de
una ley de esta naturaleza, debo apoyarla, si esa ley
es buena ella tcndri mi voto.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Es decir, sefiores
Representantes, que he contestado a la casi totalidad
del informed del senior Castellanos, sintetizando como
un esfuerzo de mi inteligencia,,he dieho todo cuanto
sobre esta material puede decitse sintetizando sin to-
mar un tiempo precioso que se necesita para el estu-
dio, discusi6n y aprobaci6n del articulado. Por cier-
to que el doctor Castellanos eniplea mis de una ho-
ra, mueho mis, en hacer critical de la, organizaci6n
administrative, y subrayo la palabra, como 61
la subray6; luego se le ha dado raz6n al Re-
presentante que habla, puesto que no ya 61 sino el
Poder Ejecutivo ha tomado el asunto y sobre la me-
sa hay un J]\'-i I- acerea del particular. La organi-
zaci6n administrative de la Caja de Jubilaciones y
Pensiones Ferroviarias, esa de que el Ejecutivo tam-
bien se ha hecho eco, de las deficiencies que convie-
ne subsanar, y entire las razones que el Ejecutivo
aduce recomienda en el Mensaje trees modificaciones
fundamentals. No indica c6mo, pero las pide.
Podr6 ser derrotado, que se vote en contra mia, y
tengo la seguridad de que uno de esos votos en con-








28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tra habrA de ser de una de las inteligencias mas po-,
derosas de la CAmara, el del senior Urquiaga; pero
no me siento tan abandonado; me acompafia el Eje-
cutivo de la Naci6n. Este modesto, pobre Represen-
tante que habla, surgiere una formula, si hay otros
sefiores .Representantes que tengan otras que las
traigan.
El doctor Castellanos comenzaba a discutir la Ley
y empezaba por hacer historic de como se realizaban
esos trabajos, y yo. no voy a insistir en esto, porque
muchos concepts ya han sido aclarados por sus pa-
labras en las distintas interrupciones y por otros dis-
tinguidos compafieros, y no vale la pena de repetirlas
en estos instantes. Y vamos al Articulo lo. de esta
Ley en el cual ha heeho la critical de redacci6n, de
la redaeci6n de instruments pfiblicos. A mi me die-
ron sobresaliente en esta asignatura en la Universi-
dad por el cliche6" de buen estudiante que tenia.
Yo desearia ser buen escritor, como anhelo ser buen
orador. Pero qu6 he de hacer si no tengo esas condi-
ciones. No creo que errors de redaeci6n pudie-
ran imputArseme como unas de las graves faltas que
tiene esta Ley. La Ley dice: "Se crea": y dice el
doctor Castellanos: no se puede crear lo que esta
creado. No:se crea con la proposici6n mia; lo cre6 el
Congreso de Cuba al aprobar la Ley del Retiro Fe-
rroviario, como lo ha creado en otros easos, como en
el de la Ley del Retiro de empleados de Comunica-
ciones en que yo tom6 parte y que subsiste desde
hace catorce afios sin que haya sido enmendada por
el Congress.
Lo que pasa es lo siguiente: La Ley no se modi-
fica totalmente, sino que se modifica en algunas pa-
labras que -han dado lugar a debate y que se han que-
rido aclarar; porque por escasos que sean mis cono-
cimientos en la Ciencia del Dereeho, no comprendo
que tengan que ver derechos adquiridos con el pa-
trimonio privado; pero habia una organizaci6n, ha-
bia dereehos morales con los cuales totalmente no se
podia romper, y no habia mis remedio que armoni-
zar la teoria con la prActica; y procurando armo-
nizar todo en lo possible, no se podia llegar totalmen-
te a armonizarlo todo. De ahi que la iniciativa .que yo
trajera no fuera definitive. Y me interest, much que
esto conste, especialmente en el "Diario de Sesiones",
esto es, que esta modificaci6n como ninguna .de las
que aqui vengan alrededor de cualquiera Caja de Ju-
bilaci6n serd definitive sino que lo sera por un -periodo
de tiempo mas o menos largo y mi prop6sito que es
bueno, ha sido convertido como arma contra mi y
preeisamente por aquellos elements a quienes mis he
defendido. Se ha dado el caso que estando yo en los
Ferrocarriles hace tres o cuatro dias me dijo una per-
sona: iPor qu6, doctor, nos maltrata usted con las
modificaciones qu6 piensa introducir en !a Ley del Re-
tiro Ferroviario ? Tuve necesidad de explicar a este se-
flor extensamente cual era mi finalidad con respec-
to a este problema y dentro de seis meses me dirAn
si tengo .o no raz6n en haber presentado una ley con-
servadora..
El doctor Castellanos en tesis general, para signi-
ficar los puntos fundamentals acerca de los cuales ha-
cia su oposici6n, hablo del Gobierno de la C'aja y de
las empresas. En cuanto al Gobierno de la Caja co-
mo en cuanto a las empresas de 6mnibus, siguiendo el
prop6sito que me he trazado, me referir6 a ellas
cuando se levante a defender el senior Castellanos


los puntos de vista que tiene para ir en contra de
una cosa u otra. Pero contestando a sus manifesta-
ciones, en cuanto al ,Gobierno de la Caja, esa tenden-
cia de modificar la organizaci6n administrative, no
hacienda la Caja political, ese es un argument de
efecto y a mi juicio equivocado, pero es un argumen-
Io que prende fAcilmente en las classes trabajadoras
pero no entire los que, estudiamos y podemos entrar
con el escarpelo en el ci.lil. del problema. No es con-
veniente poner en manos del Gobierno element, po-
litico de combat, porque aunque yo estuviera fran-
camente en el Gobierno, no en la actitud de aliado,
en que boy estoy, eso seria objeto de estudio, medi-
taci6n y de pensarlo much. La experiencia nos ha
demostrado lo siguiente: Tuve el honor de pertene-
cer a una Secretaria de combat, a la Secretaria de
(Gobernaci6n, tuve el honor de pertenecer a ella en
' ... ; en que los obreros se excitaban con facilidad
porque como tienen caja bastante podian levantar
brazos y no trabajar y demorarse todo el tiempo'que
sea precise, porque su Caja le pertenece; tambi6n en
moments en que habia un partido de oposici6n, un
partido de oposici6n que estaba siempre presto a
tomar las armas contra el Gobierno, sin embargo en
aquella 6poca aun en todos los conflicts que se pre-
sentaron los primeros que acudian al gobierno a pe-
dir su protecei6n y su ingerencia, eran Los obreros
cubanos, porque 6stos, en todas esas situaciones siem-
pre han tenido la .1. .-t--., del Gobierno de la Repfi-
blica; a los patrons era precisamente a los que ha-
bia necesidad de mandarlos a buscar, y a veces, de
coaccionarlos, pudiera decirse, para que depusierau
so actitud.
SI. CASTELLANOS (MANUEL) : Me permit una in-
terrupci6n. Yo no tengo el prop6sito de que esto de-
rive en un problema de distinto orden, y por conse-
cuencia quisiera que desde luego, si el doctor Aguiar
no necesita relacionar el problema obrero con el Go-
bierno, no hiciera relaci6n a 61, porque desde luego,
tendria muchas cosas que exponer respect al parti-
cular y no quisiera -hacerlo esta no.che.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEJ) : No creo que en na-
da de lo que haya dicho exista ofensa para los obre-
ros. He dicho que el obrero siempre iha. acudido al
gobierno como powder moderador para la defense de
sus intereses contra el capital. He dicho que en Cuba
no habria problema politico si so hacia la nueva or-
ganizaci6n de la Caja por el Directorio, porque pre-
cisamente en la epoca a que me referia, los oibreros
q'ue acudian a mi, militaban en las Iil.- .l:i Partido
Liberal y ahora el .Gobierno de la Rep6blica es un
gobierno liberal, y que ahora los obreros acudian al
gobierno pidiendo su intervenci6n para que la Caja
de Jubilaciones no fuera a quebrar por mala admi-
nistraci6n, y que: en este problema el Gobierno s61o
tenia tres atribuciones: la aprobaci6n del presupues-
to, la imposici6n de multas por demoras de expedien-
tes y la aprobaci6n del reglamento del Directorio. Es-
tos son los tres finicos moments en que puede inter-
venir el gobierno, de acuerdo con la ley vigente.
SR. CASTELLANOS (IMANUEL) : He explicado d.:Jde
laego, con modest palabra, pero claramente, eudil
era el alcance que yo daba referente a que se haoia
political la Caja, determinando que el E.iecltiv;\. Na-
cional, hoy representado por el General Machado,
mafiana no se sabe por q.11.- Ii,-..'-.II, al hacer la de-'
signaci6n de los dos miembros, en realidad esos dos








DIARIO DE .SEsl1NES DE LA CAMERA DE REPRESCENTANTEIS 29


miembros de nombramiento del Ejecutivo tenian que
tener mas vinculos politicos con el Ejecutivo Nacional
del Partido que est6 en el Gobierno, que en la forma
on que actualmente se desenvuelve, es decir, sin nom-
bramiento del Ejecutivo, sino nombrados por las com-
pafiias y los trabajadores. En ese aspect es en el que
quiero decir que se hace political la Caja, no que se ha-
ga political en la Caja, que es cosa .distinta.
Y respect a que los trabajadores van a pedir ampa-
ro al gobierno me va a perdonar el senior Aguiar que
le diga que los trabajadores cubanos :para combatir al
capital, no necesitan acudir al apoyo del gobierno, por-
que ellos screen que ejereitan un derecho al ir a la huel-
ga de los brazos caidos y es en ese donde esti su ma-
yor derecho y su mayor fuerza contra los patrons. E]s-
toy en relaci6n con muchas colectividades obreras, he
lhchado con esos problems y los conozco y por eso de-
seo, repito, que el Gobierno sea solamente juez y no in-
tervenga como part en los problems entire el capital
y el trabajo.
SR. PRESIDENT ('GuS INCLN) : Continue en el
uso de la palabra el senior Aguiar.
SR. AGUIAR (M1GUEL ANGEL): Como ha declarado
el doctor Castellanos, lo hemos oido todos, en su opor-
tunidad en el "Diario de Sesiones" apareceran mas
o menos estas palabras: siendo politico el Gobierno
ciertamente los funcionarios del Gobierno habrAn de
ser politicos tambi6n, y si cambiara aqu6l, tambi6n
serian cambiados los miembros de la Comi'si6n. Mas
o menos esas fueron las palabras del senior Castella-
nos, si mi memorial no me es infiel.
Yo respeto la experiencia personal del Sr. Castella-
uos en etos problems obreros, como el Dr. Castella-
nos tiene que respetar la mia no como asesor de los
obreros sino como miembro del Gobierno que fui. Pero
.es mins, es que se basa tambi6n en una argumentaei6n
sofistica cuando se refiere al .gobierno de la Caja de
Jubilaciones en la forma en que trata de establecer-
se en la Ley que se dispute. No se quita .de manos de
los obreros el gobierno de la Caja de Jubilaciones.
Este es el argument fundamental que yo queria de-
cir ahora y no me lo reserve por mis tiempo, no es-
pero a decirlo para cuando se discuta el articulado,
porque deseo que se piense acerea de esto sin pasio-
nes y sin pensar en lo que opinan los obreros ya que
no pueden tratar de esto los obreros con la absolute
imparcialidad con que nosotros podemos hacerlo.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): De ahi que se d6 a
los obreros una intervenci6n en el Gobierno de la Ca-
ja porque contribuyen con un tres por ciento. Luego
si la Caja es de ellos, si el dinero es de ellos, tie-
nen derecho a intervenir en el gobierno de la Caja
de Jubilaciones.
SR. AGUIAR (Mi'i-L ANGEL) : Dice la Proposici6n
de Ley en esa parte que acaso sea lo mgas interesan-
tc, que la Junta de IGobierno se oompondrk de un
President Catedritico de la Universidad, exacta-
mente igudal que ahora, y de dos individuos nomnbra-
dos por el Poder Ejecutivo, que tendrhn que ser em-
pleados y obreros con diez afios de servicio en la em-
presa y cubanos por nacimiento.
SLuego, qui6n, le arranea a la Caja de Jubilacio-
nes la ejecuei6n de un acuerdo contra ellos? Se le
conceden todos los recursos para ante los tribunales;
;cs al patron, es al capital a quien se le quita. Actual-
mente la Caja de Jubilaciones esta representada por


tres d. 1..1.-l que representan el capital y por tres
individuos que representan el trabajo.
Como todos sabemoa en Cuba no existed problema
entire el capital y el trabajo, todo se reduce a peque-
fios detalles. Las compafiias extranjeras, ddndose
cuenta de que en Cuba no existe ese problema entire
el capital y el trabajo no han traido sus representan-
tes del extranjero a esa Comisi6n, no han traido obre-
ros extranjeros, porque se han dado cuenta de que
era un problema del trabajo, que era mejor que ellos
mismos delegaran en ellos, y que ellos mismos lo ad-
ministraran, es decir, que ellos nombraran sus re-
presentantes, pero ahora como se pretend en esta
ley no pueden ser designados por los representantes
del capital, la base ejecutiva de la Caja queda total-
mente en manos de los trabaja.dores, de los emplea-
dos y de los obreros designados por el Ejecutivo. Por
eso decia antes que no importaba que no coincidie-
ra con la opinion que mis compafieros sustentaban.
Ei gobierno de Cuba nunea puede sentirse mas que
liberal en sus principios, bien entendido que no me
refiero a las banderias politics, nunca puede estar
frente al obrero y al trabajador del pals para sumar-
so al extranjero y al capital. El Ejecutivo tiene la
designaci6n do sus ihombres, de la misma manera que
tiene la designacion de los Jueces y Magistrados de
aeuerdo con las ternas que a 61 se le elevan, sin em-
bargo los Jueces y Magistrados una vez que toman
posesi6n de su investidura estdn desligados del Eje-
cutivo, no hacen lo que 6sto quiera, sino que rinden
sus funciones de acuerdo con la ley. Los empleados y
los obreros que tengan diez u once .afos de servicio,
que el Ej...-t v,.. design, son hombres que han tra-
bajado durante largos afios y naturalmente, tinene
que estar identifieados con sus compafieros, van a
a representarlos a ellos, no al Ejeeutivo.
Lo inico que se consigue con eso es que en esa di-
re(ci6n de la Caja haya una verdadera representa-
cion democritica, advance de la 6poca por medio del
sufragio, formado por las Juntas de Gobierno com-
puestas tambi6n de empleados y obreros que indis-
cutiblemente han de ser los de mayor capacidad.
El doctor Wolter del Rio decia algo aqui haee bre-
ves moments, con lo eual todos estamos conformes,
y es que estos problems son tan complicados, ique se
requieren eonocimientos especiales para dilucidarlos,
casi casi conocimientos t6enicos en materials econ6-
ndicas, y eso no es ficil que se obtenga con la elee-
ci6n direct de los miembros del Direetorio, pareeido
es esto al movimiento que se opera en las elecciones
en nuestro pais, en que no siempre en una eleeci6n
resultan electos los m"s capaces, aunque si los de ma-
yor actividad y los de mayor empuje, aunque siem-
pre a la larga los m'as capacitados, los mris inteligen-
tes llegan a escalar a pesar de todo los eargos pu-
blicos.
SR. URQUIAGA ('CARMELO): Permitame una inte-
rrupci6n S. S. y es la siguiente, tal vez sea este el
solo punto en que yo discrepe de S. S. Pero el ilti-
mo argument expuesto por S. S. me confirm mas
que es una teoria err6nea la que se trata de sentar
aqui, si vamos a aprovechar o mejor dicho a utilizar
vl procedimiento selectivo contra el procedimiento
democritico llegaremos a la conclusion que el Hono-
rable Sefior Presidente de la Repfblica debe escoger
al ciudadano que debiera continuar en el Poder des-
pu6s que 41 cesara, 61 que debe ser su continuador.







30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Yo rcreo que a esa
direcci6n deben concurrir todas las classes de la so-
ciedad, las classes profesionales, los intelectuales, las
classes obreras trabajadoras, porque vuelvo a repetir
ellas son las que en conjunto deben guiarla, deben sos-
tenerla, de la misma manera que al frente de los
partidos politicos van siempre los hombres mks capa-
citados.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Permitame su *.:il;.,
que no lo deje continuar, pero el argument de su
sefioria no me acaba de conveneer. Se eligen actual-
mente los tres mi'embbros de la Caja de Jubilaciones
por un sistema electoral, parecido al procedimiento
que se emplea en political. Si S. S. entiende que no
es dejando a las masas a libre elecci6n de aquello
que debe representar eomo se hace una obra just,
tampoco debe aprobar la obra del sufragio univer-
sal que tiende a que sea electo el gran mandatario
del pueblo, aquel que lo tiene todo en su mano, la
organizaci6n de ferrocarriles y asuntos mfiltiples, y
entonoes so abrogaria el derecho de gran elector,
siendo esto la muerte complete de la democracia.
SR. AOUIAR (MIGUEL ANGEL) : Por el sistema de-
mocrAtico se elije un consejo consultivo que no tiene
precisamente funciones consultivas, que es el que va
a emitir todas las ponencias en los diferentes expe-
dientes que habran de resolverse en pro o en contra.
Y yo propongo esta junta por la elecci6n direct de
los obreros y los empleados de la iCaja de Jubilaeio-
nes, y contra esa resoluoi6n, repito, caben los recur-
sos de casaci6n y apelaci6n. La junta .de gobierno lo
que se busca es que sea nombr'ada en la forma en que
so nombran los Jueces en nuestra organizaci6n, no
con ternas, sino tomindolos de esas listas de em-
pleados y obreros. El Presidente design dos que no
solamente tienen que ser empleados y obreros, sino
que se les exije diez afios de servicios consecutivos en
las empress. De manera que un Gobierno nunca po-
dri inventar empleados de las empresas, y es muy
dificil que aun dentro del nuevo period presidential
de seis afies, que un Presidente pueda inventar esos
empleados; y son esos empleados los que van a resol-
ver sobre los expedientes de esos otros compaieros.
Aqui habrA dos organismos que reciprocamente se
fiscalizan el uno al otro...
.S. CASTELLANOS (MANUEL): Una pregunta: Los
interesados en la Caja del Retiro Ferroviario-y le
hago esta interrupci.6n porque creo que el doctor
Aguiar estA ya easi convencido de las ideas que nos-
otros sustentamos-los dos interesados en la Caja
,ecudles son? Las empresas, que dan el uno por cien-
to y los empleados y obreros que dan el tres. Estos
son los dos interesados, los que ponen su dinero. El
Gobierno no Ipone dinero, ni se pretend que lo pon-
ga, por lo menos en esta 6poca de crisis. gQu6 cosa
es mis just y mas natural que los interesados mis-
mos scan los que designed los administradores de
esa Caja, y no otra persona aj.ena? Parece natural
que los interesados sean los mas lamados a admi-
nistrar ese dinero. Ademds, parece mas democriti-
co que sean los obreros mismos quienes designed sus
representantes. Pero en el proyeeto del senior A.guiar
lo deja a una comisi6n consutliva.
SR. AGuIAR (MIGUEL ANGEL): Consultiva no; que
propone.
:SR. URQUIAGA (CARMELO) : MIs sabe el loco en su
easa que el cuerdo en la ajena.


SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : Decia el doctor Cas-
tellanos: Voy a continuar recordando algo que me
pas.6 a mi. En su diseurso que las empress protesta-
ban tambi6n del sistema porque se le dejaba sin repre-
sentante. Puede que haya alguna empresa a la cual
yo no haya consultado, pero yo que procuro laborar
por el bien general he gestionado, sin representar a
ninguna hermandad de obreros, he gestionado en ca-
si todas las empresas del pais que aumentaran su
cuota contributiva porque seria dificil pasar una
ley si se aumentaba la cuota contributiva sin la con-
formidad de ella. Pero tambi6n a esas mismas em-
presas y me refiero a las mas grades empress fe-
rroviarias, les he consultado sobre este particular y
me han contestado lo que decia antes: Que las empre-
sas nunca han nombrado representantes del capital
sino empleados de mrs o. menos categoria, pero em-
pleados al fin. Las empress quieren que esten bien
administradas. En buena hora venga cualquiera ad-
ninistraci6n que sera bien recibida. Son algunos do
los obreros los que han protestado cuando la Junta
de Gobierno se va a constituir.
SR. ARIZA (GABRIEL) : De mode que el fraeaso de
la ley de retire ferroviario se debe a dos razones. A
que no ha habido buena administr'aoi6n del dinero
de ahorro y a la falta del dinero de ahorro.. Se hacen
cargos respect al directorio...
SR. AGUIAR (WMIGUEL ANGEL): Yo no he hecho
cargos.
SR. ARIZA ('GABRIEL) : Usted no los ha hecho, "per
el doctor Castellanos si y tengo documents en donde
se consignan tambien.
Puede ser el fracaso de la ley por falta de la buena
administraci6n y si es asi ppor qu6 no se modifica el
Directorio ?
Tenemos que modificar los articulos de la ley que
no hacen que los ingresos se equilibren Con los egre-
sos y si es por la falta de buena administraci6n no
hay que tocar ese punto si no la organizaci6n del Di-
rectorio.
SR. AGUIAR (.\,, iL, ANGEL): Seguramente yo
me he explicado mal. Recordari el senior Ariza que
estoy procurando contestar al senior Castellanos; pri-
mero refiri6ndome a los cargos contra cl Directorio
y a los puntos que el mismo se refiriera respect a
la ley que no fueron mas que estos dos particulars;
pero sin embargo el senior Ariza recordara que anun-
ci6 que habia tres puntos en el Mensaje Presidencial
que recomendaban la modificaci6n de la ley: uno era
el que se referia al gobierno de la instituci6n, otro a
la nivelaci6n del deficit existente y otros a la esta-
bilizaci6n de la Caja. Para resolver uno y otro pro-
blema existe una series de articulos en la ley, que al
discutirse, serA la oportunidad para tratar de elloe.
Sino se ataja este mal, la Caja ii: .i.i.i. en breve
plazo, porque el caso es sencillo: los fondos de la Ca-
ja siempre son los mismos; la Caja no aumenta su
recaudaci6n mias que en una cantidad inapreciable,
las n6minas del personal de las enpresas que contri-
'buyen, mas o menos estkn estabilizadas, mientras que
los egresos aumentan por razones de la vejez de los
obreros y de los accidents que a los mismos se pre-
sentan. Es decir que mientras las causes de los; egre.
sos aumentan, los ingresos son siempre iguales y no
hay mas remedio que buscar un sistema que tienda
a encontrar la forma de pago, para que la Caja de
Jubilaciones pueda responder a lo que a mi juicio es








DIARIO DE SESIONES DE LA CAJMVARA DE REiPRESENTANTES 31


su verdadero fin: la proteoei'6n de la vejez y la pro-
tecci6n a la invalidez y a la orfandad, y no como an
medio de ahorro para el que tenga treinta y einco o
cuarenta y einco afios como es en el mayor numero
de los obreros jubilados.
SR. DEL PRADO (Fiix) : Para una cuesti6n inci-
dental. Ruego a mis compafieros que escuchen mis
palabras, no como una raz6n a la proposici6n que me
propongo formular, sino como justificaci6n previa de
mi conduct al formularla. Esta CAmara, no solamen-
to ahora, en las otras ocasiones en que he perteneci-
-do a ella, desde hace muchos afios en que mi provin-
cia me honr6 con su representaci6n ante este Cuerpo
Colegislador, tiene que haber observado siempre, in-
variablemente, la conduct mia, que no puede haber
mortificado en 1o mis minimo a un compafiero; que no
pudo nunca interpretarse en el sentido de ser un
obstdculo para' que prosper cualquier iniciativa, aan
cuando esa iniciativa haya sido contraria a lo que yo
pudiera estima.r mis conveniente a los interests del
pais. Y, iultimamente, desde el 30 de Abril en que pre-
sente una Proposiei6n de Ley a la Citmara, he venido
constantemente cediendo a instancias de mis compa-
fieros, a tal extreme que no exageraria si dijera que
cada uno de los Representantes que lo ha solicitado,
ha tenido la suerte de que sus iniciativas hayan sido
apro'badas por la CAmara y que la finiea que no ha
tenido la suerte de ser aprobada, o rechazada si se
quiere, ha sido la iniciativa mia...
(. 1 r,,,ii- ,, ,').
Si, seilores Representantes no me quieren eseu-
char...
S. 'CASTELLANOS (MIANUEL) : NO e eso. Como su
seforia hacia la afirmaci6n de que todos los sefiores
Represnetantes habian sacado adelante sus inieiati-
vae, yo queria expresar al sofior del Prado.que habia
muchas iniciativas de los seiiores Representantes es-
tancadas tambidn como las de su sefioria, aunque re-
,conocia desde luego que su sefioria habia sido ex-
traordinariamente transigente, no era con el prop6-
sito de lastimarlo, porque yo soy esclavo de la eduea-
ci6n parlamentaria y es mhs, la falta de atenci6n por
parte de un sofior Representante estimo que es inco-
rrecta.
De manera que cuando su sefioria decia que no lo
que-ian escuchar yo le queria aclarar que desde lue-
go por mi part, y por la de los demas, compaineros;
tenemos todos el mejor deseo de escucharlo.
SR. DEL PRADO (FiLix) : M.uohas gracias.
Yo decia, tal vez exagerando, y asi lo adverti, que
para dar una idea de mi transigencia todos los de-
mns sefiores Representantes, en los dias en que yo
presentO mi Proposici6n de Ley, habian tenido !a
suerte de que sus Proposiciones de Ley prosperasen
y la mia no.
No quiere decir eso, y por esto dije que, tal vez,
exagerando, para dar una idea de cual ha sido el gra-
de de transigeneia mia, que mi deseo ha sido eontri-
buir de alguna manera al 6xito de mis compafieros,
porque eso me satisface profundamente en todos los
moments. Sin embargo, ya hasta la prensa est~i cri-
ticando eso que para mi ha side siempre una norma,
que yo creo que debo seguir y seguir6 observando, la
de ser transigente, la de ser complacie.te con mis
compafieros en todos los moments, aun en perjuicio
de mis propios interests; pero es que en este asunto


hay algo grave, sefiores Representantes, que yo quie-
ro decirlo en la COmara, que es la mrs alta tribune del
pais, para que lo oiga el pais entero y para que el pais
enter lo conozca, ya que el pais entero conoce mi
Proposici6n de Ley. Corre por aqui, ,por la Cama-
ra, una version, cierta o no, que yo quisiera que mis
compafieros, por amistad, me dijeran si es cierta, si
en csa Ley hay algo ilicito, si entienden que en esa
Ley se consigna algo que tiene un fin de lucro, por-
que yo no puedo permi'tir que la sesi6n de esta tarde
en la (' ... Ii., se cierre llevando, aunque sea en se-
creto, una acusaci6n de esa naturaleza, cuando yo he
declarado, muchas veces, que estoy dispuesto a acep.
tar todas las r i,.. ti. ...-,.,,. que se presented por mis
queridos compafieros en el sentido de hacerla m6s
eficaz al fin que se propone que es, exclusivamento,
el abaratamiento de las subsistencias, el intercamr
bio de todos los products del pais para evitar la
vergiienza de. que anualmente se marchen del pals
millones de pesos invertidos en products extranje-
ros similares a los nuestros. Ese es, exclusivamente,
el fin que persigue el Proyeeto de Ley que hemos
tenido el honor de presentar a la consideraci6n de
nuestros queridos compafieros.
Por eso yo me permit rogar a mis compafieros de
la OGmara que me escucharan antes de hacer la pro-
posici6n, porque yo queria decir eso en alta voz pa-
ra que el pais entero lo conociera.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo suplieo que se re-
tiren de las cuartillas taquigraficas las frases expre-
sadas por nuestro distinguido compafiero el senior del
Prado respect a las intenciones aviesas que se supo-
nia que algunos sefiores Representantes le atribuian
al Proyeeto de Ley del senior del Prado.
SR. DEL PRADO (FaLIX) : Yo no me express s asi,
quiero aclarar mis ideas. Yo no me referi a que esa
version partiera de los sefiores Representantes, sino
que era una version que de fuera habia llegado has-
ta este hemicielo, que habia llegado a conocimiento
de algunos sefiores Representantes. Por eso invitaba
a los sefiores Representantes, por si hasta alguno de
ellos habia llegado ese rumor, que se sirviera expo-
nerlo ante la 'Cmara, porque quizas interests que, sin
que sea 6ste mi prop6sito, se sientan lastimados con
la aprobaci6n de la Proposici6n de Ley que hemos
tenido el honor de presenter a la consideraci6n de la
C.mara, hacen esa campafia para empequeieoerla,
para restarle simpatia, cuando es tan altruista la fi-
nalidad que con dicha Proposici6n de Ley se per-
sigue.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Por eso es que en-
tiendo que ese rumor no mereece la atenci6n de ser
refutado por el senior del Prado y no debe constar en
las cuartillas taquigraficas.
SR. REY (SANTIAGO) : Las cuartillas taquigrificas
deben ser el fiel reflejo de lo que aeontece en las se-
siones de la 'Cmara.
!SR. DEL PRADO (FfLIX): Yo aelebro much las ma-
nifestaciones de mis compaiieros. Permitame el se-
for Castellanos, permitame el senior Rey, que no reti-
re eso de las cuartillas, porque es un de;aih>go de mi
alma con palabras que no han podido ser pronuncia-
das con la intenci6n de herir a ningdin compaiero,
pero si quiero que vaya, por medio de la prensa, a
todos los ambitos de la Repfiblica esta declaraei6n,
para que sepan que no s6lo un Representante, sino
un eiudadano cualquiera pueda hacer observaciones








32 DIARIO DE SES1ONES DE LA QAMARA DE REPRESEN''ANTES'


a la Proposici6n de Ley en donde pueda haber ana
micula; yo soy el primero en reectificarla por enten-
der que es digno y patri6tico rectificar algo que se-
guramente viene a salvar los interests del pueblo,
que estA padeeiendo, tal vez por no haberse adolptado
medidas, como la que yo propongo.
Deseo aprovechar, tambi6n, la oportunidad para
expresar mi gratitud al senior Presidente de la Ca-
mara, por haiber indicado, esipontineamente, euando
aqui se pidi6 la convocatoria para una sesi6n extraor-
dinaria el que se incluyera, entire otros asuntos, mi
Proposici6n de Ley. Pero quiero reiterar, ahora, en
pfiblico una petici6n que formuTl en privado y es el
,que pusiera este asunto en el primer lugar de la Or-
den del Dia de la sesi6n extraordinaria, despu6s de
tratar del asunto que se dispute hoy. Hago este rue-
go a la Presidencia para tranquilidad de mi concien-
cia y para saber, si esos compafieros van a venir aqui
a discutir lealmente y como es debido mi Proposici6n
de Ley, derrotindola, si es que no contamos con la
mayoria.
Dichas estas rpalaibras, mi proposici6n es la siguien-
te: En vista de que hemos estado desde las cineo de
la tarde reunidos un reducido ndmero de Represen-
tantes que, pudiera hacer pensar que no constituyen
el qu6rum, pero que por la importaneia del asunto
y por la cortesia que nos merecen los Repreisentan-
tes que han iniciado y mantenido el debate hemos
mantenido hasta ahora nuestra atenci6n sin hacer
u.so, por que no queremos hacerlo, (yo no lo har6 ja-
mks) del derecho que nos concede el Reglamento pa-
ra 'i-,llz,,ir el quorum, formula la proposition si-
guiente: que despues de aprobada la totalidad de es-
ta ley se suspend el debate para continuarlo en la
pr6xima sesi6n extraordinaria, iniciandose con este
asunto.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GUAS IiNCIAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
Sn. ZAYDiN (RAM6N) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Las palabras que ha pronunciado el
sefor del Prado las creo de tanta trascendencia para
la CAmara que me voy a permitir abusar un momen-
to de la atenei6n de mis compafieros para hacer al-
rededor de ellas, sefiores, observaciones que deseo
qaeden eonsignadas en el "'Diario de Sesiones.' Y
tengo precisamente que levantar mi voz en estos mo-
mentos, porque yo he declarado piublicamente que la
Proposiei6n de Ley del senior del Prado, inspirada
en una bella iniciativa tendiente a desarrollar todo
un program econ6mico para Cuba, no satisface en
su articulado las necesidades que trata de llenar; y
me preparaba para el debate, porque precisamente
ha sido mi norma de parlamentario el diseutir aqui
en el hemiciclo los asuntos con un criteria propio y
general, y jams apelar a recursos y .1ii i...-j que
tiendan a entorpecer o a empafiar la iniciativa de
un compafiero y el prestigio y el enalte'imiento de
la COmara. Pero yo ereo, sefiores, y estimo que no es
possible que nosotros consintamos en ello, que no de-
ben reeogerse los rumors eallejeros siempre que
aqui se desee alguna cosa, y traerlos, como el murmu-
1lo del arroyo o el chisme de la casa de solar como
todo lo que rueda en el fango de la escoria humana,
que la COmara de Representantes no puede ser recep-
ticulo de los rumors de las pasiones tumultuosas, ba-
jas e infimas que siempre p;lpiti an en la conciencia co-


lectiva; que no es possible que nosotros los Represen-
tantes podamos actuar nunca bajo la presi6n de que
sobre la Proposici6n de Ley de un compailero se diga
tal o cual cosa, y no es possible que el senior del Pra-
do nos invite a discutir su Proposici6n de Ley por
la finica raz6n dc que en estos moments corre el ru-
mor de que pueda haber en ella algo que no sea licito
o no sea moral. Si algdn .,!.i,!..i:i, si algdn Repre-
sentante en esta C'mara, es acusado, venga entonces,
y el senior del Prado y yo seriamos los primeros en
exigirle que en plena Cdmara y en sesi6n pdblica in-
vitara a ese compafiero para que sostuviera esa acu-
saci6n o demostrara aquello que envolviera una ea-
lumnia o una verdad; pero no es posiblea que la CO-
mara venga a discutir una Proposici6n de Ley por
el hecho de que haya algin rumor callejero, porque
desgraeiadamente, no en la sociedad cubana, sino en
todas las sociedades, la maledicencia es una plant
que. fructifica y que corre como el marabki; desgra-
ciadamente la suspicaeia, que no es criolla, que no es
latina, sino que es mundial, se abre siempre alrede-
dor de todos los ,-4tLil.:1, y de todas las iniciativas.
Y decia el doctor Aguiar euando se trataba sobre el
Proyecto de Ley del Retiro Ferroviario, que en Ca-
ba muchas veces, ante el esfuerzo de un hombre de
bien, con mal6fica intenci6n se levantaba alguno pa-
ra declarar que era un ineapaz o un inmoral. Pero
esos no son arguments para pedir que en esta C&-
mara se trate una Proposici6n de Ley. Porque si el
senior del Prado entiende que su proposici6n es bue-
na y debe trataria la Cimara, porque la estime itil
para el pais, que lo pida en esta forma, que la C,-
mara nunca ha rehuido el tratamiento de ningfin
asunto que sea de beneficio y de interns para el pue-
blo. ,
SR. DEL PRADO (F'LIX) : Con la venia de S. S. Yo
quiero declararle al Sr. Zaydin y a la CGmara que
yo cuando esta tarde invitaba a este Cuerpo Colegis-
lador para que discutiera mi Proposici6n de Ley, lo
he hecho porque he estimado que la iniciativa es bue-
na, y estoy dispuesto a hacerla ain mejor con el ceon-
curso de todos ustedes aceptando todas aquellas en-
miendas que tiendan a mejorar la Ley. Yo lo que de-
cia esta tarde es que queria desahogarme de un sen-
timiento que tenia y eso no era para tomarlo como
motive para que se discutiera mi ley con ese rumor
a que se referia el senior Zaydin y a que se referia
tambien el senior Aguiar cuando hablaba de que
euando hay una iniciativa buena siempre hay male-
dicencia que la trata .de entorpecer. Quiero que el
seofor Zaydin tenga en cuenta esa aclaraci6n porque
no he hecho esa manifestaci6n animado de otro de-
seo mds que para que haya luz, para que se sepa que
en la Proposici6n de Ley, a su autor, no le guia mas
que un prop6sito honrado y patriot.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Es que el gefior del Prado
me esta dando la raz6n. En esta COmara mio ha co-
rrido ese rumor y no hay ningfin senior Represen-
tante que pueda dudar de la honorabilidad de mi
distinguido compafiero, pero nosatros no debemos
hacernos eco de la voz de la calle en casos como este.
Si la voz de la calle dice algo, ahi esta la prensa piu-
blica en donde el hombre de la vida plblica se de-
fiende; .pero es que tratandose de una Pr..lunis:;
de Ley de esta naturaleza yo no quiero que se sien-
te como un procedente, que en la Cimara nosotros
recogemos esas manifestaciones; esti bien que se ha-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 33


ga un desahogo de un santimiento, pero no es natu-
ral que se traiga aqui el fango de la calle porque a
la Cimara no deben venir esas cosas. Es por ello
que yo lamento las frases de mi distinguido compa-
fiero y es por lo que si me uniria a la petici&n del
doctor Castellanos, porque el "'Diario de Sesiones",
es un document hist6rico que sirve, en el mafiana,
para estudiar la Constituci6n social de nn pais e in-
discutiblemente cuando un senior Representante se
levanta en ]a OCmara para decir que la voz p6blica
estd acusdndolo de que es capaz, a traves de un Pro-
yecto de Ley, de venir a mantener algfin dafio a los
interests pdfblicos o algo que satisfaga sus ambicio-
nes quedaria marcado ahi una exposici6n, aunque
fuera infeliz y desgraciada de nucstra sociedad. No
es possible que el rumor haya podido convertirse en
la expresi6n de la opinion pdblica y a mi juicio es
todo lo contrario porque he visto a la prensa nues-
tra defender la proposici6n del senior del Prado. He
leido articulos en lo.s cuales se excita a la Camara de
Representantes para su studio y es precisamente la
Prensa la que forma el concerto piblico y la quo
orienta en los problems de actualidad; luego la voz
perdida, el chisme, no es digno para nuestra Cama-
ra que nosotros lo recojamos para imprimirlo en el
"Diario de Sesiones" y dejarlo como algo que pue-
da servir para expresar el estado moral de una so-
,ciedad que no esti por suerte al nivel de esas male-
dicencias aunque fructifique en ella como fructifi-
can en todas las sociedades.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUIAS INCIAN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
Sn. CASTELLANOS ('MANUEL) : Seoior Presidente y
sefiores Representantes: La ley presentada por el
doctor Aguiar y de la cual acabamos de ocuparnos
tiene algo fundamental para que la Odmara de Re-
presentantes pueda resolver en cuanto a su possible
aprobaci6n y es lo siguiente:
iSR. PRESIDENT (GUiS INCLN) : Veo que S. S.
no se va a referir al tema que estamos tratando.
'S. CASTELLANOS (MANUEL): Crei que estaba ter-
minado el inoidente.
Sn. PRESIDENT ('GUiS INCLIN) : La Presidencia,
en la convocatoria, ha seguido este orden: El prime-
ro asunto es tratar de un Veto del Poder Ejecutivo
en relaci6n con un Proyecto de Ley del Congreso.
En este caso en la COmara existe una Proposici6n de
Ley adaptada al Veto, y como en el crden regla-
mentario a los Vetos se le da preferencia por tra-
tarse de comunicaciones, es este el primer asunto
que ha colocado la Presidencia; despuis en su orden,
.aqu6llos que motivaron ruegos de la C.mara, como
el del senior Ariza y el del senior San Pedro, e inme-
diatamente despu6s la Ley del Sr. del Prado; ann
cuando el senior del Prado no hizo esta solicitud, si-
no fu6 iniciativa de la Presideneia. Por mi part de-
claro que no tengo inconvenient en que sea la ley
del senior del Prado la que ocupe el primer lugar,
pero desearia, que hubiere un acuerdo de la Camara
en este sentido para que respaldase a la Presidencia;
aun cuando no es asunto motive de esta convocato-
ria, pero ha surgido esta euesti6n incidental y la
Presidencia quiere conocer la opinion de la Camara
sobre el ruego que ha dirigido el senior del Prado,
'esto es .que en la convocatoria de la sesi6n extraor-


dinaria figure su Proposic6n de Ley como el prmer
asunto a tratar.
,SR. REY (SANTIAGO) : Despu:s de este.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Sobre este no
puede tomarse resoluci6n alguna.
SB. REY (SANTIAGO): Entonces yo pediria la sus-
pensi6n de este debate para que entonces se pudie-
rn revolver la petici6n del senior del Prado.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo queria aclarar an-
tes que todo la situaci6n reglamentaria y la situa-
ci6n de hecho planteada, y ya que parece que los
Representantes no tienen prisa por retirarse, hacer
una ligera declaraci6n respect a la ley de mi ilus-
tre 1compafiero el senior del Prado. Yo fui precisa-
mente el que tuvo la inieiativa, combatida desde lue-
go, presentada de manera honrosa por el senior del
Prado respect a los frutos menores, reparto de tie-
rras y otros parti-culares. Precisamente en una se-
si6n parecida a !sta, por lo avanzado de la hora me
opuse a que se discutiera porque un asunto de esta
trascendencia y de esta importancia no era possible
que i,. i,, tratado por los sefiores Representantes
en una sesi6n convocada para tratar de asuntos se-
.cundarios. Adepims yo entendia que este proyeeto
iba contra los intereses legitimos de la provincia, tan
respetables como los asuntos de la provincial, de
Oriented, que tiene toda mi considerac6n y toda mi
simpatia, y no lo hice por animosidad contra el se-
iior del Prado, cosa que no tengo nunca respect a
ningfin compailero, ni por el espiritu mezquino de
restarle valor a la iniciativa del mismo, porque he
demostrado muchas veces, que preferiria que algunos
compafieros con mas autoridad que yo, tomaran aqui
en forma concrete la defense de cualquier causa le-
gitima. Hace pocos instantes, moments antes de
hacer ]as declaraciones con que nos deleitara el se-
for del Prado le manifestaba yo mi dec:dido prop6-
sito de secundarlo en la labor de discutir y aprobar,
si se aceptan determinadas enmiendas por mi pre-
scntadas, la Proposici6n de Ley que lleva su nom-
bre. El esta aqui present y atestiguara la veracidad
de mi aserto. Pero median ya determinadas circuns-
tancas, se ha planteado este problema, a mi juicio,
en un moment inoportuno y se ha planteado cuan-
do iba a procederse a una votaci6n de una Ley alre-
dedor de la cual hemos estado diseutiendo cerca de
circo horas, cuando reglamentariamente no era po-
sible entrar enla discusi6n de otros asuntos, ni aun
continuar la discusi6n del que se habia empezado a
tratar, pero no es s61o la part reglamentaria la que
me preocupa, me fijo en que se pudiera, aproveahin-
dose de esa situaci6n interpreter como falta de fuer-
za moral la labor de los que aqui nos encontramos,
pero yo quiero ereer que hay qu6rum, puesto que
nadie ha pedido la comprobaci6n del mismo y se le
supone por lo tanto, no se estima como un peligro
la aprobaci6n de esa Ley que no es Ley personal
puesto que se 'trata de una Ley obrera que viene a
satisfacer sentidas necesidades pliblicas y que debie-
ra ser respectable por todos concepts.
Quiero aelarar que no fu6 ese mi prop6sito, pero
quedan otras circunstancias. Haee pr6ximamente una
hora tuve el gusto de firmar ur,a convocatoria para
una sesi6n extraordinaria que se eelebrarA el dia
veinte y cinco del present mes' eon objeto de tratar
determinadas materials que en ellas se comprenden,








34 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
-, ; '


eon la i- i'iti.i: orden del dia: primero la Proposi-
c6n de Ley del senior Pastor del Rio que habia sido
vetada por el Honorable Sefior Presidente de la Re-
pfblica, y que tenia prioridad por lo tanto; la, Ley
del Retiro Escolar que ha sabido hacerse simpAtica
por la dial6ctica y por la tenacidad ineonmovible
del querido compafiero el sefor Ariza, demostrando
las penalidades que estdn plIsaindo esos sufridos obre-
ros de la inteligeneia, los maestros de instrueci6n
pfiblica que levan mn$s de un aiio sin cobrar su reti-
ro y que aparte de eso habian sido ya objeto de un
ruego especial cuand6 el senior del Prado no lo ha-
bia hecho y esti en el ambiente de esta. CAmara el
impartirle su aprobcai6n por lo beneficiosa que re-
sulta; despu6s la Ley del Retiro 'Civil, objeto de una
petici6n de nuestro querido compafiero el senior San
Pedro, respect de la cual estimo que no podr& l1e-
garse a una discusi6n complete por los multiples
particulars que abarca y las grandes discusiones que
seguramente se habrun de suscitar alrededor de sus
diversos aspects y que los individuos afectados por
esta Ley no se encuentran en la situaci6n critical en
que se encuentran los obreros ferroviarios y los pro-
pios maestros'retirados. Es decir que prActicamente
la Ley'del s.-fil.rI .el Prado que ocupaba el cuarto lu-
gar estari a punto de discutirse inmediatamente al
comenzar la sesi6n.
Yo afirmaba que habia laborado en favor de que
todos los Representantes de la Haibana, como una
demi:),tri:.i6u de afeoto a la representaci6n oriental
contribuyeran a la- discusi6n y aprobaci6n de ese
Proyeoto de Ley si su sefioria se prestaba a suprimir
dcterminados obsticulos que impedian la rapida
aprobaci6n del Proyecto de Ley.
Creo, despues de estas declaraciones, y de star ya
confeccionada la Orden del Dia, significarian una
falta de seriedad para las disposiciones de la Presi-
dencia, el que fuera eambiada de una manera impen-
sada. Yo creo que el senior del Prado no debe insis-
tir para que se antepusiera su Proposici6n de Ley,
que es muy respectable, que es muy just, que viene
a beneficiary igualmente a productores y a consumi-
dores, pero que no tiene la inminencia de la Proposi-
ci6n de Ley del Retiro a los Maestros que no tienen
recursos de ninguna especie, no tienen nad'a que lle-
var a sus hogares, esa situaci'6n de los maestros es
tristisima. Por lo tanto yo estimo que no es possible
acceder a la petici6n del Sr. del Prado aunque debe
de servirle de satisfacci6n lo que yo he tenido el gus-
to de manifestarle, en la seguridad de que esta Ca-
mara habrh de ver con buenos ojos su petici6n y' su
ley, tan pronto se resuelvan otros particulars y tan
pronto nosotros mismos nos pongamos de acuerdo
tambiun sobre determinados particulares sera apro-
bada.
Quiero contestar en eso al senior Presidente, ya
que 61 invit6 a los que habian formulado un ruego
de sesi6n extraordinaria para el dia veinte y cinco.
SR. PRESIDENT (GuIs INCIAN) : Saben los sefio-
res Rei'l:r,:-nt.iita1-s perfectamente que en una sesi6n
extraordinaria no puede tratarse mis que aquellos
asuntos. que la convocatoria sefiala; pero la Presi-
dencia de acuerdo .con el Reglamento tione la facul-
tad de convocar a sesi6n extraordinaria y la facul-
tad ademis de determinar el orden de la Orden del
Dia y es norma de la Presidencia recoger el criterlo
de la CAnara m'is que su propio pensamiento y per


eso ha querido, sin que ello constituya acuerdo de
earacter obliigatorio, sino tan s61o una expresi6n del
pensamiento, de la Camara saber si el rue.go del senior
del Prado tiene acogida, porque siendo una facul-
tad del Presidefite convocar a sesi6n extraordinaria.
y, facultad presidential tambien determinar la or-
den del dia, si explorando esa opinion de la Ckma-
ra la encontraba contest con la petici6n del ,.fior
del Prado, accediera a esa petici6n o modificara el
orden de la convoeatoria. Es 'por eso que la Presiden-
cia se dirigiera a los sefiores Representantes para co-
nocer su manera de.pensar sobre este problema.
.SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pido la palabra so-
bre este asunto.
SR, PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
,SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Hay un acuerdo de
la CAmara, por virtud del cual hay cuatro eyes que
tratar preferentemente.
SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN): No puede haber
acuerdo de la CAmara senior Castellanos en relaci6n
con una sesi6n extraordinaria.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Habia un ruego de
la Cmara anteriormente, no para la sesi6n ex-
traordinaria.
(Murmallos en el sal6n).
Yo deseo que la Presidencia sea la que finicamen-
te me eseuche, ella es la que va a resolver.
SR. ALBERNI (JosP) : La Presidencia solamente no
senior Castellanos, mi educaci6n no me permit el no
escuchar a S. S. cuando habla yo tengo mucho gus-
to en hacerlo.
SR. *CASTELLANOS (MANUEL): Pero es que coma
los .. Rorri.? Representantes no atienden a mis mani-
festaciones yo les relevo de esa obligaci6n.
SR. ALBERNI (JosE) : Yo soy todo oidos, senior Cas-
tellanos.
SB. CASTELLANOS (M L..L.) : Yo decia que habia
cuatro leyes que estaban comprendidas en este acuer-
do de la Camara, la cuarta era el voto a la mujer.
En esas condiciones yo ruego a la OCmara se cite a
sesidn extraordinaria para ser consecuente con los
acuerdos anteriores y tambi6n se consigne que ha
de ser para tratarse del voto a la mujer.
SR. PRESIDENT (GU'S INCLIN): Este acuerdo no
es de caracter official, ya yo lo expuse, era una me-
ra exploraci6n de orientaciones. EstAn de acuerdo
los sefiores Representantes que en la pr6xima con-
vocatoria a sesi6n extraordinaria figure como primer
asunto la Proposiei6n de Ley del senior del Prado y
olros?
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : No; no.
SR. ALBERNI (JosA) : Yo me atreveria a formula
una proposici6n incidental sobre este asunto, a pesar
de que entiendo que no es la oportunidad; y me
atreveria, mas que a hacer una proposici6n inciden-
tal, a hacer uri ruego al senior del Prado para que
deje su proposici6n que formula en esta sesi6n para
formularla en la otra sesi6n extraordinaria, porque
puede en ella perfectamente alterarse la orden del
dia y tratarla preferentemente.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Si lo que se pretend
es matar la Ley del Retiro Ferroviario del senior
Aguiar, yo pido enseguida pase de list.
ISR. DEL PRADO (FLLIX) : En primer lugar, yo de-
seo hacer la siguiente aclaraci6n: yo no he formulado







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ninguna proposici6n, sino que pidi6ndole previa-
mente autorizaoi6n a la Camara, rogaba a la Presi-
dencia que pusiera en primer t6rmino de la orden
del dia de la sesi6n extraordinaria, mi proposici6n.
Luego yo he hecho un ruego a la Presidencia y no
otra cosa. Pero en vista de las manifeotaciones ,que
aqui se han hecho, yo no quiero que la Presidencia
tenga dificultades por causa de un ruego mio. Por
tanto, me basta que un solo Sr. Representante se pro-
duzca en contra para que yo retire este ruego y de-
je a 14 Presidencia en libertad de redactar la ordn
del dia. AdemAs de eso, hay otra cireunstaneia: yo
tengo tanto interns como el senior Ariza en favor de
la Ley de los Maestros y no me importa.ria que esa
Ley tuviera preferencia sobre la mia, como no la
tengo tampoco con respect a la iniciativa del doctor
Pastor del Rio, y estoy con esto demostrando lo que t
dije cuando di lugar a este incident y lo que ahora
repito: que soy, por temperament, condeseendien-
te, yo lo que quiero en just compensaci6n a mi con-
dueta de siempre es que no me rompan mas las se- s
siones y permitan que mi Ley se discuta, votando en
contra de ella si asi lo estiman mis convenient. i
(Aplausos).
SR. REY (SANTIAGO) : Yo quiero hacer una propo- b
sici6n, rogando antes a la Presidencia y a la CAma- i
ra que si ella pudiera constituir uria incorrecei6n s
,parlamentaria, me excusen. Pero yo queria, como I
cuesti6n de orden, rogar que fuera sometida a vota- c
ci6n la totalidad de este proyecto, y al mismo tiem- e
po el nombramiento de una Comisi6n que estudie el s
asunto para traer en la pr6xima sesi6n extraordina- t
ria que habrh de efectuarse un dictamen sobre el
mismo. 1
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Pido la palabra en b
contra. t
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Tiene la palabra s
su senoria. e
'SR. CASTELLANOS (MANUEL) : El prop6sito es muy 1n
plausible, pero, desde luego, yo no puedo acerptarlo; a
y no lo puedo aceptar porque no envuelve mas, des- n
de luego, que una situaci6n especial en que se coloca
todo el trabajo heooho por distintos compafieros que q
tienen enmiendas, que han presentado enmiendas a d
esta Ley. Y ademAs, debo 'decir a la CGmara que yo
tengo una orden, dentro del problema de los hombres p
del trabajo, que me han comunicado reiteradamen- p
to las colectividades de trabajadores cubanos, y yo c:
creo que diciendo esto cumplo mi deber en la Ckma- a
ra. E. prop6sito de ellos de que la Ley presentada n
por el doctor Aguiar sea enmendada en sus puntos ti
fundamentals y sustanciales... d
iSn. REY (SANTIAGO) : Yo quiero hacer unna aclara- R
ci6n fundamental: Al proponer la Comisi6n era, so- n
bre todo, porque estimaba que el doctor Castellanos t;
tambi6n estaba de acuerdo con ella. Ea decir, que yo p
he querido con esto dar una nota de armonia, una so- eJ
luci6n para llegar a una conclusion definitive. Yo la
creo que el doctor 'Castellanos estara de acuerdo con- p
migo. a
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Desde luego yo m
:agradezeo la aelaraci6n del doctor Rey, pero yo con- el
sidero que la Camara trabajando como hemos traba-
jado en las condiciones de intervenir en los debates, tc
no desde luego con la presencia del quorum, porque n
do uiip,:n'. como decia el doctor Urquiaga, pero in- ci


terviniendo en los debates veinte y cinco sefiores Re-
presentantes y siendo una ley que conoce la CAma-
ra, me paree que es equitativo y just y que es una
correcci6n que voy a reelamar de mi querido compa-
fiero el doctor Aguiar que si nosotros vamos a for-
mar una Comisi6n para que esas enmiendas se redac-
ten conjuntamente con la Proposici6n de Ley, si no
es un motive fundamental para dejar derrotada una
part u otra, estoy de acuerdo en algunos puntos con
la proposici6n del senior Rey, pero en esta forma:
Primero el nombramiento de la Comisi6n'; redactada
la Proposici6n de Ley del doctor Aguiar a quien co-
rresponde la iniciativa, se trae la Proposici6n de
Ley complete a la consideraci6n de la COmara. Ese
dia vendrA mayor nfmero de Representantes, podre-
nos debatir con mayor amplitud y no quedard sen-
ado el aspect de que se derrota una Proposici6n de
iey presentada oportunamente por el Representante
jue habla y sigue victoriosa una Proposici6n de Ley
que no ha sido discutida mAs que por veinte y cineo
efiores Representantes.
Yo no quiero ser un obstAculo a la aprobaci6n de
a iniciativa del doctor Aguiar, quiero que sea apro-
ada con las enmiendas presentadas y me parece lo
tusto por parte de la Cdmara que se acuerde el nom-
)ramiento de la Comisi6n para que Asta. redaete el
)royecto y en definitive sea aprobado; otra cosa es
encillamente ir contra lo que yo consider princi-
io de transigencia de todos nosotros y yo esta no-
he oponi6ndome a esa ley, soy el primero en dar el
.jemplo desde el moment en que acepto la Comi.
i6n. Que se nombre la Comisi6n y que se le'd6 un
iempo para traer la ponencia oportunamente.
SR. PRESIDENT (GUkS INCILN) : El sefior Caste-
lanos modifica su proposici6n de suspension del de-
'ate. El senior Rey pedia que una vez apro'bada la
otalidad del proyecto se suspendiera la discusi6n y
e nombrara una Comisi6n que armonizara todas las
nmiendas y el senior Castellanos invierte los termi,
os y propone la inmediata suspension del debate
ntes de la aprobaci6n de la totalidad y .de la desig-
aci6n de la Comisi6n para que traiga el dictamen.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo no acepto, porque eual-
uiera que sea el dictamen s6lo podrA ser disoutido
espuds de aprobada la totalidad de la Ley.
Sn. ZAYDIN (RAM6N) : Yo ruego a mi ilustre com-
ailero el doctor Castellanos que .ut;..li este asunto
orque en el fondo esti de acuerdo con la proposi-
i6n del senior Rey. No es una cuesti6n que pudiera
hogar una iniciativa y una necesidad de que la Ca-
lara vote una ley que venga a remediar la actual si-
uaei6n de la Caja de Jubilaciones porque haya tu
istingo con respect al procedimiento. El doctor
:ey propone el nombramiento de una Comisi6n in-
lediatamente despues que se haya aprobado la to-
alidad de la ley y como consecuencia de la misma
ara que esa Comisi6n tomando la ley y todas las
nmiendas y formando part de ella los autores de
bs enmiendas y de la ley y cualquiera otro senior Re-
resentante que tenga interAs en debatir este asunto
fin de llegar a ponerse de acuerdo y traer a la CA-
ara en la pr6xima sesi6n lo que habrA de constituir
verdadero cuerpo de la ley.
S. S. sabe perfeetamente que de todos modos la
italidad de la ley tiene que ser aprobada para que
osotros podamos modificarla despu6s. Sino lo hi-
Bramos, sino aproibAramos la ley, no esta niamos en








36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANT.ES


condiciones de poder discutir las enmiendas. Hago
este ruego al senior Castellanos.
S1. CASTELLANOS (MANUEL) : Siguiendo un crite-
rio de transigencia acepto la proposicidn del senior
Zaydin, pero propongo que se nombre una Comisi6n
que estudie el particular.
Sa. ZAYDIN (RAM6N) : il iiii1.'. primero que
aprobar la totalidad de la ley y deapues nombrar la
Comisi6n que emitiese un dictamen, esa comisi6n po-
dria estar compuesta por los autores de la enmienda
con objeto de que se lograse la armonia que desea
producer el senior Rey.
Sn. CASTELLANOS ('MANUEL): A mi realmente me
gusta estar por encima, no por debajo. En este asun-
to yo dejo que los compafieros resuelvan.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : Yo iba a deeir exac-
tamente lo que ha dicho el Sr. Zaydin que si no se
aprueba la totalidad no se puede discutir las enmien-
das. En principio soy enemigo de las comisiones y
creo infitil que vaya una comi'si6n, porque en cuauto
al punto fundamental de la ley no puedo transigir.
Solamente acepto el nombramiento de la Comisi6n
por ese espiritu de transigencia, pero desde luego no
esa campafia que el propio senior Castellanos ha he-
cho con algunos individuos del trabajo.
SR. REY (SANTIAGO): Ya el senior C',it- I!n,', dijo
que se sometia a lo que resolviera la Camara, y por
tanto pido a la Presidencia que lo someta a votaci6n.
;SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Como la petici6n
del senior Rey require como cuesti6n previa la apro-
baci6n de la totalidad de la ley, se pone a votaci6n
la totalidad.
Los que est6n de acuerdo se servirAn ponerse de
pie.
(La mayoria deo los i;Wr', Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
SR. WOLTER DEL Rio (GBERMAN): Pido la palabra
para decir que he votado favorablemente, por las
propias razones que han expresado los sefiores Cas-
tellanos y Aguiar, especialmente el primero, en el
sentido de significar que sin la aprobaci6n de este
proyecto no se podria ilegarse a las enmiendas que
son necesarias en esta iniciativa.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo he permitido que
la Ley salga porque entiendo que si no lo hubiera
hecho, se produciria un grave .dafio a los obreros que
son hoy los afectados por la situaci6n en que se en-
cuentra la Caja de Jubilaciones, pero entiendo que
la Camara o los compafieros no han estado conse-
cuentes conmigo, en cuanto a mi solicitud.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLN) : Tiene la palabra
para explicar su voto el senior TomB.
SR. TOME (MANUEL): Sefor Presidente y sefiores
Representantes: Yo he votado favorablemente a la
proposici6n, a la totalidad de la Proposici6n de Ley
de mi distinguido compafiero el doctor Aguiar, por
una raz6n muy sencilla, porque yo precisamente soy
autor.de una cantidad grande, de enmi'endas que he
propuest6 a su articulado, y si no se aprobara la
totalidad de la Proposici6n de Ley, no tendria opor-
tunidad i';n1 que fueran discutidas mis enmiendas.
SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : Tiene la palabra
para explicar su voto el doctor Rey.


Sn. REY (SANTIAGO) : Yo quiero explicar mi voto,
mas que para explicar por qu6 he votado favorable-
mente a la totalidad de la Proposici6n de Ley de mi
distinguido compafiero el senior Aguiar con la que
estoy, en general, de acuerdo, para decir al doctor
Castellanos que precisamente, de no haberse accedi-
do a esta votaci6n, la Comisi6n era nula, la Comisi6n
Especial, porque antes de que la Camara pudiera co-
nocer su trabajo, era absolutamente indispensable vo-
tar la totalidad de la Ley.
Y aunque no sea muy procedente que haga una
proposici6n en una explicaci6n de voto, me permit
indicar sin embargo que former part de esa Comi-
si6n, ademnis de su autor y de los compafieros que
hayan presentado enmiendas, los sefiores Wolter del
Rio, Garcia Montes y Zaydin.
SR. PRESIDENT (GU'AS INCL~N): Tiene la palabra
para explicar su voto el senior Urquiagga.
:SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Imitando el estilo espartano
con que lo han hecho mis distinguidos predecesores,
.be votado que si, porque entiendo que dada la forma
reglamentaria en que habia sido redactada la orden
del dia de acuerdo,-y tenia que haber sido asi ne-
cesariamente-no eabe otro camino que votar a fa-
vor de la totalidad para poder discutir las enmien-
das que han sido presentadas.
He votado que si tambi6n I....',n- discrepando de
ella en determinados particulars, entiendo qile de-
be votarse favorablemente a la misma, cuando hay
determinados puntos con los cuales se estd de acuer-
do porque se le puede hacer la oposiei6n a los iestan-
tes y procurar que se aprueben aqu6llos que real-
mente se estimen convenientes y necesarios; y ade-
mas porque me parece que por correeci6n, que por
,-li;:.ni. ,:.a, al menos es mi criteria personal, debe-
mnos tributarle ese homenaje a la'laboriosidad y a la
inteligencia y a la hidalguia con que el doctor Aguiar
ha desenvuelto esta meritisima iniciativa suya, que
aunque por modestia no quiere reconocerlo si y en la
cual le hemos secundados otros compafieros en esta
Camara y especialmente el doctor Castellanos, infa-
tigable luchador en bien de los obreros, que es su de-
fensor decidido, aunque en otra cosa pudiera ser un
fiscal.
No quiero decir con ello que en cierto punto sea /
contrario a la Ley. Digo esto como explicaci6n de mi
actitud future respect de los puntos sustanciales de
la misma.
SR. PRESIDENT (GUT'S INCLiN) : Tiene la palabra
para explicar su voto el senior Garcia Montes.
SR. GARciA MONTES (JORGE) : Senor Presidente y
sefiores Representantes: He votado que si porque en
t6rminos generals estoy de acuerdo con la Proposi-
ci6n de Ley presentada por el senior Aguiar, que
juzgo iniciativa product de un trabajo laborioso y
de una preparaci6i extraordinaria respect de estas
inaterias que dificilmente puede ser igualada por al-
guin otro compafiero en la COmara de Representan-
tes, no por falta de capacidad sino porque ello sa-
pondria todo el tiempo que 61 ha dedicado al estudio
de este problema.
El votar favorablemente la totalidad de una Pro-
posiei6n de Ley no, obliga al Representante que asi
procede a votar articulo por articulo favorablemen-
te, pero si significa que el Representante que la vo-
ta esti de acuerdo con los principios fundamentals








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 37


que la informan y ese estado de .nimo es exactamen-
to el del Representante que habla, porque, repito,
que entiendo que es una obra verdaderamente admi-
rable, product de un studio cuidadoso y de una
capacidad grande como la del doctor Aguiar y creo
que es una iniciatiya que resuelve el grave problema
de la crisis proletaria.
SR. PRESIDENT ('GUAS INCIAN) : Tiene la palabra
para explicar su voto el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAlM6N) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: He votado que si, consecuente con
mis principios y con mi labor parlamentaria, siem-
pre en esta C~mara alrededor de todos los problems
que se relacionan con el proletariado, recordando
precisamente los debates en que tom6 parte, en la
Comisi6n en que tambien integr6, cuando se discuti6
esta ley hace algunos afios, pero ademAs habiendo
aqui en esta Chmara dos distinguidos compafieros,
,cada uno colocado en sus respectivos puntos de vis-
ta, han estudiado el problema de .la reorganizaei6n
de la Caja de Jubilaciones y el funcionamiento de
6sta y su direetiva, yo he querido, que tanto el se-
fior Aguiar, que ha realizado un trabajo de extraor-
dinario m6rito, como el senior Castellanos que nos ha
deleitado con su palabra esta tarde, exponiendo tam-
bi6n admirablemente un studio detenido que ha he-
cho del proyecto del doctor Aguiar, turiera la opor-
tunidad la Comisi6n que se va a designer de armo-
nizar su su criteria para que la CAmara pueda pro-
ducir una ley que venga a satisfacer una verdadera
necesidad. Esta convocatoria a sesi6n extraordinaria
heeha por el senior Presidente ha tenido por objeto
el que nosotros hagamos algo practice, el que haya-
mos aprobado la totalidad del proyeeto nombrando
despu6s una Comisi6n que estarA integrada por com-
pafieros que se dedican a esta material que tiene he-
cha sobre ella buenos studios y que en definitive,
como son personas que conocen todas estas leyes del
proletariado van a tener aqui una ley que va a ser
beneficiosa para todos. A esto va eneaminado todo
nuestro esfuerzo, yo el mks modesto de todos eatoy
decidido a cooperar, esto no quiere significar que


est6 conforme con la totalidad del proyecto, en sao
detalles con el prineipio que la inspira si.
,Despues la Comisi6n se reunirk y determinark el
rumbo del debate y posiblemente su 6xito m'is com-
pleto, exito que siempre sera de estos dos compafie-
ros: del doctor Aguiar y del doctor 'Castellanos, ca-
da uno colocado bajo su punto de vista, no parale-
lamente, sino como lines convergentes que van a
reunirse en un solo punto, puesto que los llevan la
misma finalidad de servir los intereses del pueblo.
SR. URQUIAGA( CARMELO) : Pido que se d6 un voto
de confianza al senior Presidente para que sea quien
design la Comisi6n y de que se continue la sesi6n
el lunes a las cinco de la tarde a fin de no interrum-
pir la pr6xima sesi6n.
'SR. PRESIDENT (GU'iS INCIAN): LEstd de acuer-
do la Camara con la proposici6n hecha por el senior
Urquiaga?
(.,,,,7l, afirmativas).
Aprobado.
La Presidencia designa- para miembros de la Co-
misi6n a los sefiores Urquiaga, TomB, Wolter del Rio,
Giordano Hern.ndez, Garcia Montes, A. Aguiar y
Castellanos.
SSefior Rey: S. ,S. fu6 el que pidi6 la suspension
del debate
SR. REY (SANTIAGO) : Si senior hasta el lunes pr6-
ximo.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : &,Estk de"aeuer-
do la Camara en suspender el debate para continuar-
lo el lunes pr6ximo?
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Y renuncio a la
designaci6n que se ha hecho de mi persona.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Pero la Presi-
dencia no le acepta la renuncia al senior Castellanos.
LEst6 de aeuerdo la OCmara en suspender el de-
bate hasta el lunes a las tres de la tarde ?
(Seiiales afirmativas).
Aprobado.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las diez p. m.)


IMP. P. FERNANDFZ Y CA., PI Y MARGALL 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs