Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01193
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01193
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA


DIRIO DE SESIONES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO TERCERO PERIOD CONGRESSIONAL

TERCERA LEGISLATURE

VOL. L LA HABANA 18 de ABRIL de 1928. NUM. 4

Sesion extraordinaria de 16 de Abril de 1928.

Presidentes: Sres. Rafael Guis Inclrn y Quintin George Vernot
Secretarios: Sres. Antonio de la Guardia Montalvo y Jose Alberni Yance

SUMARIO
A las 5:10 p. m. es abierta la sesi6n.-La sefiora Candelaria Acosta ocupa un lugar a la derecha
de la Presidencia.-Se da lectura a la Convocatoria y despues al acta de entrega de la Bande-
ra hist6rica que se guard por la Cgmarai en el testero de la Presidencia.-Se da lectura a una
declaraci6n jurada hecha ante Notario por la sefiora Candelaria Acosta, en Santiago de Cuba,
sobre las caracteristicas de la Bandera de CBspedes.-La Presidencia invita a la sefiora Can.
delaria Acosta a que examine detenidamente la Bandera referida y diga si es o no la confecciona-
da por ella en la madrugada del 10 de Octubre de 1868.-La sefiora Acosta examine la Bandera,
la reconoce, la besa y dice emocionada y llorosa: "iEsta misma es; esta es la Bandera de Cu-
ba Libre!". La vuelve a besar y la abraza, afiadiendo: "Dios mio, gracias; gracias que me per-
mites volver a verla".-A requerimiento de la Presidencia, el Notario doctor Emeterio Santove-
nia levanta acta del examen de la Bandera y de las declaraciones de la sefiora Candelaria Acos-
ta.-Se da lectura al acta notarial anterior.-Ocupa la Presidencia el senior Quintin George.-Es
leida una Proposici6n de Ley concediendo una pension vitalicia a la sefiora Candeiaria Acosta.-
El senior Rafael Guas Inclin pronuncia un discurso en pro de la totalidad de esta Proposici6n y
sobre la trascendencia de las declaraciones de la sefiora Acosta relatives a la autenticidad de la
Bandera de C0spedes.-El senior Pastor del Rio rinde. un homenaje po6tico a la sefiora Acosta.-
El senior Carlos M. de la Cruz pronuncia un extenso discurso en que hace un examen documen-
tado y minucioso de los antecedentes sobre el asunto objeto de esta sesi6n y se. comprueba defitiva-
mente la auteinticidad de la Bandera de C6spedes o de La Demajagua.-A propuesta del senior
Guas Inclin, los sefiores Representantes aprueban la totalidad y luego el articulado de la pension
vitaliciai a la sefiora Candelaria Acosta.-Es aprobada una enmienda del senior Guas Inclhn, al
Sarticulo segundo del anterior Proyecto de Ley, concediendo otra pension vitalicia a la sefiora Fe-
licia Marc6.-Se acuerda que esta ildtima pension constituya un Proyecto de Ley aparte del an
terior.-Es leida y aprobada una moci6n del senior Guas Inclan para que sea cincelada una me-
dalla conmemorativa del reconocimiento de la Bandera de C6spedes hecho por la sefiora Cande-
laria Acosta.--El senior Juan Espinosa present una enmienda a la anterior moci6n, para que sea
colocado en la Biblioteca de la Cdmara un retrato al 61eo de la sefiora Candelaria Acosta.-El
senior Espinosa defiende su enmienda.-Puesta a votaci6n, es aprobada.-Se levanta la sesi6n a
las 7 p. m.








2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se abre la sesi6n.
(Eran las cinco y cinco p. m.)
(La Sra. Candelaria Acosta ocupa, un asiento a la
derecha de la Presidencia).
Se va a dar lectura a la convocatoria.
(El Oficial de Actas, leyeendo):
CONVOCATORIA

De acuerdo con lo que preceptfia el Art. 58 del Re-
glamento de este Cuerpo Colegislador, cito a Ud. pa-
ra la sesi6n extraordinaria que habra de celebrarse el
dia 16 de los corrientes a las 5 p. m. para tratar de
la ,Proposici6n de Ley de los Sres. Guas InclAn y
otros, concedien'do pension a la Sra. Candelaria Acos-
ta (Cainbula).
Habana, Abril 14 de 1928.
(Fdo.)Rafael Gu4s Incldn,
President.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Se va a dar lec-
tura al Acta de entrega, de la Bandera que se en-
cuentra en el hemiciclo.
(El Oficial de Actas, leyendo)

ACTA

"En la ciudad de la Habana, a cuatro de Julio
de mil novecientos dos, A. D. y primero de la In-
dependencia de la Isla .de Cuba, reunidos, la scfio-
ra Ana de Quesada y Loynaz, viuda del senior Car-
los Manuel de CUspedes, primer Presidente de la Re-
pfiblica de Cuba; sefiores Salvador Cisneros y Be-
tancout, ex-Presidente de la Repfiblica y Presiden-
te de la Camara de Gi-imaro; Fernando Figuere-
do y Socarras, Coronel del Ej6rcito Libertador y
Ayudante del Presideutc C'.arlos Manuel de C6spe-
des; _1m,.u. 1 Sanguily y Carritte, Coronel del Ej6r-
cito Libertador y Ri-p'csentante de la Cimara -le
Gudaimaro, presente en la sesi6n en que dieha 'Ca-
mara acord6 poner en el sal6n de sesiones de la mis-
ma la bandera de Yara; Jos6 Maria Izaguirre e Iza-
guirre, Representante de la COmara de Guaimaro;
Jos6 Lacret y Ml.rl,, General del Ejercito Liberta-
dor, que acompafi6 al Presidente Cespedes en los
dias anteriores y hasta los moments de su muerte;
Pelayo Garcia Santiago; Carlos Manuel de C6spe-
des, Antonio Gonzalo P6rez y Perez; Pedro Marti-
nez y Rojas; Faustino Sirv6n y Perez Puelles, Ale-
jan.iro Neyra y Rangel y Manuel GutiErrez Quir6s,
estos siete filtimos, Presidente, Vice-Presidente, Se-
crta.rio y Representantes de la Camara, respectiva-
mente, acordaron dejar consignados, per medio de la
present acta, los hechos que se expresan a continua-
eiCn: Siendo Presidente de la Repfblica de Cuba el
ciudadano Carlos Manuel de CUspedes, remiti6 a su
sefiora esposa a New York, donde residia, por con-
ducto del Coronel ciudadano Pio Rosado, la bande-
ra que enarbol6 al sublevarse contra Espafia, en La
D-emajagua, jurisdicei6n de Manzanillo, el diez de
Oetubre de mil ochocientos sesenta y ocho, a fin de
que se conservara como recuerdo de aquel aconteci
miento, acompafiAndola de una carta escrita en el
"Bejuco", jurisdioci6n de Cuba, en diez y oecho de
Octubre de mil ochocientos setenta y uno, en la que


expresaba su deseo de que se cuidara hasta mejores
tiempos aquella insignia con que tres afios antes, en
igual dia, habia entrado en Bayamo la Divisi6n de
sus hijos que, al mando de Pedro Figueredo, contri-
buyO a rendir la ciudad. Y como la C:mara de Re-
presentantes reunida en GuAimaro acord6 en su se-
si6n del dia de Abril de mil ochocientos sesenta y
nueve, despu6s de adoptar como bandera de la Re-
publica la que clav6 en CArdenas el General Narci-
so L6pez el diez y nueve de Mayo de mil ochocientos
cineuenta y para eterna memorial de la heroic su-
blevaci6n de La Demajagua, que perpetuamente
adornara el sal6n de sesiones del Congreso Cubano
la que el ilustre Carlos Manuel de Cespedes tremo-
16 en nombre de la Independencia de su Patria; su
sefiora viuda y su senior hijo hacen donaei6n de ella
a la COmara de Representantes de la Repfiblica de
,Cuba, ipara que la iguacrie en el testero de su Sala
de Sesiones, eumpliendo asi el voto de sus precurso-
res de Gu'imaro; y al efecto de que no pudiera du-
darse en ningfn tiempo de la autenticidad de aquel
simbolo glorioso, reunieron en su residencia del Ho-'
tel "'Pasaje", de la ciudad de la Habana, a los se-
fiores antes mencionados Pelayo Garcia, Antonio
,Gonzalo P6rez, Pedro Martinez, Faustino 'Sirvn, Ale-
jandro Neyra y M'anuel Gutierrez, c'omo testigos, y a
los sefiores Salvador Cisneros, Jos6 Maria Izaguirre,
Jos6 Lacret Morlot, Fernando Figueredo y Manuel
Sanguily, para que estos filtimos, por las circunstan-
cias que los autorizan, dieran fe, como,-despu6s de
minucioso examen, la dan por este medio, de que ]a
carta referida estA escrita de su pufio y letra por el
President Carlos Manuel de UCspedes y de que la
bandera por 61 remitida, y que por este medio se
entrega al Ptesidente y Seeretario de la *Cmara de
Representantes, es la misma que Carlos Manuel de
CBspedes despleg6 en La Demajagua el diez de Oc-
tubre de mil ochoeientos sesenta y ocho como signo
de redenci6n y de independencia national, Ana de
Quesada viuda de CAspedes, Carlos Manuel de CUs-
pedes, Salvador Cisneros, Manuel Sanguily, Pelayo
Garcia, Jose Maria Izaguirre, Jos6 Lacret M.orlot,
Fernando Figueredo, Pedro Martinez Rojas, Fausti-
no Sirven, Antonio GonzAlo Perez, Manuel Gutie-
rrez Quir6s, Alejandro Neyra, Licenciado Adolfo
Nufio y Steegers, Abogado y Notario Pfiblico de es-
ta Capital, doy fe: que el acta anterior ha sido re-
dactada y firmada a mi presencia y que conozeo a
las personas que la autorizan. Habana, cuatro de
Julio de mil noveeientos dos.-A. Nufio. Hay un se-
llo notarial".
,SR. PRESIDENT (GUiS INCLIN) : Sefiores Repre-
sentantes: Se va a dar lectura a la escritura de de-
claraci6n otorgada por la Sra. Candelaria Acosta,
en Santiago de Cuba, antes de ver la bandera qua
se encuentra en la CAmara.
(El Oficial de Actas, leyendo):
Luis F. Salazar y Salazar
Abogado y Notario
Hartmann alta No. 3 Telf. No. 2371
Santiago de Cuba
NUMERO NOVENTA Y SIETE
ACTA DE DECLARATION
En la Ciudad de Santiago de Cuba, a veinte y
nueve de Marzo de mil novecientos veinte y oecho.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


ANTE MI

DOCTOR LUIS FELIPE SALAZAR Y SALAZAR,
Abogado y Notario P6blieo del Colegio del Territo-
rio de esta Audiencia, con domicilio y studio en es
ta Capital de Provincia.

COMPARECE

LA SRA. CANDELARIA ACOSTA Y FONTAIG-
,NE, natural de Manzanillo, provincia de Oriente,
Repi6blica de Cuba, (le setenta y site ailos de edad,
domiciliada en la casa nfimero setenta y dos de la
calle baja de Pio Rosado, antes Carniceria, en esta
Ciudad y sin profesi6n especial.
LA COMPARECIENTE se encuentra a mi juicio
con la capacidad legal necesaria para este otorga-
miento y expone:
QUE recuerda perfectamente, teniendo y diez y
site afios de edad, viviendo en el batey del hoy de-
molido ingenio "La Demajagua", en el T6rmino Mu-
nicipal de Manzanillo, al abrigo de su padre Sr. Juan
Acosta, mayoral entonces de dicho ingenio y de su
demis familiar; que en las primeras horas de la ma-
fiana del nueve de octubre de mil oehocientos sesen-
ta y ocho, estando la exponente en la casa de vi-
vienda del ingenio citado a donde fu6 llamada por
el senior -CARLOS MANUEL DE CES.PEDES, para
confeccionar una bandera, 6ste le interrog6 la tela
que debia comprarse, es decir, la cantidad y clase de
tela, expresrndole solamente que los colors debian
ser rojo, azul y blanco, que recuerda que hecha la
nota, Carlos ,Manuel, comision6 u orden6 a un indi-
viduo trabajador del ingenio nombrado "Eustaquio",
a quien no le sabia el apellido, pero que era un ne-
gro de los que por 'Oriente llamamos colorado, es
decir, negro colorado que no tienen el tinte negro
tinto, para que fuera al pueblo de Manzanillo a com-
prar la tela; que Eustaquio sali6 para Manzanillo y
regres6 horas despu6s sin la tela en cuesti6n porque
el que entraba al pueblo no. podia salir mis y si se !o
concedian era llenando infinidad de requisitos, today
vez que ya los espailoles tenian conocimiento de que
se fraguaba una conspiraci6n contra Espafia, pues
no era para nadie un secret las reuniones que se ce-
lebrababan, asi como el movimiento que se hacia por
los campos de aquella comarca, y de Bayamo, al ex-
tremo de que el senior Angel Mestre, ya hacia dias
encontraba alzado al frente de un grupo de hombre
en la jurisdicci6n de Veguita, hoy del Municipio de
Bayamo, que ademis durante esos dias 'habian lle-
gado al ingenio distintas personas que no residian
por alli, ni eran empleados, especialmente la no-che
anterior y ese mismo dia, recordando o conociendo
de nombre la exponente solamente a los Mass6, y si
ma.l no recuerda tambi6n al senior Fernando Figuere-
do: que Carlos Manuel se contrari6 much por no
haber podido obtener la tela y como llegara la tarde
y ella notara que la contrariedad le aumentaba, en-
tonces le dijo que por tela no quedaba, que enseguida
ella la buscaria, proponi6ndole "un vestido azul de
la que habla, un pedazo del cielo del mosquitero de
la cama de su papa", tela iata que por cierto no era
roja, sino color de rosa algo subido y una pieza de
tela blanca que ella habia guardado dias antes, que
si mal no reouerda "era de batista fino"; que Car-
los Miguel, se alegr6 much, porque asi, seg6n 61, ya
tenian la bandera, y al efecto por la direcci6n de 6s-


te, ella confeccion6 dieha bandera de mis de una va-
ra o un metro casi cuadrado, de tres paios, "rojo,
azul y blanco", pero que terminado 6sto Carlos Ma-
nuel le dijo: falta ahora "una estrella de cinco pun-
tas", a lo que la exponente contest, no la s6 border
y si supiera tampoco la haria porque no s6 dibujar-
la; que entonces Emilio Tamayo que esperaba ,con
los demas que se hiciera la bandera, dibuj6 una es-
trella en un papel y la que expone la fij.6 en un pa-
fie blanco por medio de alfileres, la recort6 y luego
la cosi6 a la bandera; que recuerda que no qiud' a
la perfecci6n, primero porque ella no era expert en
costura y luego por la festinaci6n que todos tenian
porque se terminara, porque la noche llegaba; que
tan pronto termin6, Carlos Manuel orden6 se tocara
la campana del ingenio, llamando la dotaci6n, con-
curriendo todos los negros, y una vez reunidos to-
dos, recuerda que pronunci6 un discurso arengando
a todos a luchar por la libertad, no recordando mis
que dijo y para probar de que ser libres solamente
queremos y que vidas e intereses lo ofrecemos por
esta libertad "desde este moment todos ustedes son
libres"; que entonces se armaron todos de escopetas
viejas, machetes de trabajo y muchos, la mayoria
con pfias de madera recia, salieron en march, acom-
pafiados de todos los negros, quedando solo su pa-
dre con la familiar, el mayordomo del ingenio, un
pardo o mulato llamado Andr6s y las negras y ne-
gros viejos enterdndose ellos que habian salido para
Yara, a donde se di6 el grito; que ellos no se acos-
taron esa noche, sino quedaron todos despiertos, apa-
reci6ndose por la madrugada una fuerza espafiola
que registry todas las casas y el ingenio, sin llevar-
se a nadie, pero si ordenkndoles que debian irse pa-
ra el pueblo; que dos o tres dias despu6s se fueron
su familiar y ella para Manzanillo adonde no perma-
neci6 por muchos dias, porque ya a su padre le die-
ron la noticia de que los prenderian, porque los es-
pahioles tenian conocimiento de que ella habia con-
feccionado la bandera con que andaba o se habia le-
vantado Carlos Manuel.
QUE recuerda que en los apuros de encontrar tela
azul, Carlos Manuel intent quitar un pedazo de tul
que resguardaba el cuadro del retrato de su esposa,
pero la exponente dijo: no es necesario, yo tengo y
buse6 el pedazo del vestido a que se ha referido.
QUE esa tarde trajeron a dos espafioles bodegue-
ros de alli y no los dejaron salir a fin de que no ha-
blaran y denunciaran el heoho, a los que se puso en
libertad tan pronto se fueron y despu6s de haberlos
tratado con todas las consideraciones.
QUE se olvid6 consignar que cuando sali6 de Man-
zanillo para la manigua, permaneci6 alli por algdu
tiempo de donde sali6 para irse a Jamaica Inglesa,
adonde permaneei6 hasta que termin6 la Guerra
Grande.
QUE en ningin moment recuerda haber oido de-
cir y menos leer que esa bandera fuera quitada a las
fuerzas cubanas ni abandonada por 6stos.; y que la
exponente tenia motivo por qu6 saberlo porque siem-
pre sostuvo contact con todo lo que a Cuba impor-
tara, durante la Guerra cuando estaba en la mani-
gua y luego en Jamaica a donde recibia correspon-
dencia mensualmente y algunas veces, dos veces al
mes de Carlos Manuel de eCespedes.
QUE ella tiene la seguridad mas complete de que
si viera la bandera que confeccion6 y a la que se
viene refiriendo, la reconoceria, apesar de los afios
transcurridos,- pues aquella imagen vive latente en








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


su cerebro y aunque cansada ya no solo por sus afios
sino mAs que todo por las amarguras y sinsabores
pasados, se dispone salir para la Capital de la Repi-
blica, finicamente por la verdad hist6rica y cumplir
una vez m's con un deber de cubana, no guiandole
otro prop6sito, pues ya a sus aiios y despues de todos
los sacrificios y trabajos pasados, vive alegre y satis-
fecha porque Dies le ha concedido el ideal de su vi-
da, el mayor caudal que puede dejar a sus hijos y
nietos y es que muere dejindolos libre y con patria.
QUE si esa no fuere la bandera lo confesarA leal-
mente y sin reserves mentales, pues con esta confe-
si6n no haria mAs que seguir el ejemplo de sus her-
manos, los ,oubanos que tan hidalgos y gentiles han
sido con sus opresores de ayer, amigos de boy, per-
donando lo pasado y pensando que todo ello tenia
que suceder para que Cuba fuera libre, soberana e
independiente.
LEIDA POR MI, a la exponent, ]a present acta
por haber renuncialo a hacerlo por si, se riil ti- y
firmaa presencia de los testigos instrumentals h
biles al efecto sefiores: JOiSE RAFAEL BARCELO
Y REYES Y DOCTOR ENRIQUE SILVA ESTE-
NOZ, Gobernador de la Provincia y Presidente del
Consejo Provincial respebtivamente y de este vecin-
dario.
DE TODO LO CUAL y del conocimiento, profe-
si6n y vecindad de la compareeiente y testigos, yo
el Notario doy fe. Siguen correcciones. CAN-
DELARIA ACOSTA. JOSE R. BARCELO. -
A. SILVA E. -LUIS F. SALAZAR.
CONCUERDA con su original a que me remito.
Y a pedimento de la declarante Sra. Candelaria
Acosta y Fontaigne, libro la present en tres hojas de
papel usual que firm en Santiago de Cuba, el mis-
mo dia de su otorgamiento.
(Fdo.) LUIS F. SALAZAR.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : (Dirigiandose a
la sedora Candelaria Acosta)-. Sefiora Candelaria
Acosta: ha venido usted de Santiago de Cuba para
servir a la Patria y reeonocer esta bandera, ante No-
tario piblico, en presencia de los Acad6micos de la
Historia, en presencia, simb6licamente, de todo el
pals cubano. Viendo esa bandera, diga si es la mis-
ma. que confeceionaron sus manos.
(La Sra. Candelaria Acosta, Ilorando de emoci6n,
despqus de examiner la bandera, la besa, diciendo :
"Esta misma es, esta es la bandera de Cuba libre";
y al decir esto, la vuelve a besar y la abraza, ala-
diendo: "Dios mio, gracias; gracias que me permi-
tes volver a verla!"
(. ', *,,,., ,,, y prolongados aplausos. Le es ofre-
cido a la Sra. Candelaria Acosta, un hermoso ramo
do flores).
'Si. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar
lectura al Aeta Notarial, otorgada en este acto.
(El Oficial de Actas, leyendo) :
Emcterio S. Santovenia,
Abogado y Notario,
Habana.


.i-:1!:i.O DOSc I.;\-Ti SESENTA Y CUATRO
ACTA

EN LA CIUDAD DE LA IHABANA a dicz y seis
de abril do mil noveeientos veintiocho.
YO, DOCTOR EMETERIO S. SANTOVENIA Y
.i'l! 1i),E, Abogado y Notario Pfiblico de los del
Colegio y I)istrito de esta capital, con fija residen-
cia en la misma, en la Avenida Sim6n Bolivar, an-
tes Reina, nimero cincuenta y tres, y a presencia
de los testigos quo al final se dir'n,
IIAGO CONSTAR
QUE POR EL SR. DOCTOR RAFAEL GUAS
E INOLAN, en su carkcter de Presidente de la Ca-
mara de Representantes de la Repfblica de Cuba, he
sido requcrido para que en el dia de hoy, a las einco
de la tarde, me constituya yo, el Notario, en el sa-
16n de sesiones de la C"amara de Representantes, al
objeto de dejar consignado en la present acta la de-
claraci6n que ha de hacer la Sra. Candelaria Acosta
y Fontaigne, natural de Manzanillo, mayor de edad,
sin p'l i.;! especial y vecina de la ciudad de San-
\tiago de Cuba, acerca de la autenticidad de la ban.
dera que figure en el sal6n de sesiones de la propia
CAmara como la enarbolada por el ilustre patricio
Carlos Manuel de oCspedes, primer Presidente de la
Repfiblica de Cuba libre, el diez de octubre de mil
ochocientos sesenta y ocho en la finca La ,Demaja-
gua, perteneciente hoy al termino municipal de Man-
zanillo, provincia de Oriente.
QUE, siendo las cinco de la tarde de este dia, cons-
tituido yo ,el Notario, en el Sal6n de Sesiones de la
Camera de Representantes, en mementos en que por
la misma se celebra sesi6n al objeto indicado en el
pirrafo anterior, y present la mencionada ISra.
Candelaria Acosta y Fontaigne, se le pone de mani-
fiesto la referida bandera existente en el expresado
sal6n de sesiones, y, examinada detenidamente por la
Sra. Acosta y Fontaigne, manifiesta:
PRIMERRO: Que ratifica en todas y cada una de
sus parts las declaraciones hechas por la exponente
en el acta autorizada en veintinueve de marzo del
present afio, bajo el nhumero noventa y site de or-
den, por el Notario de la ciudad de Santiago de Cu-
ba, Dr. Luis Felipe Salazar y Salazar, y, por consi-
guiente, la afirmaci6n de que fu6 la que habla quien
confeccion6 la bandera que el ilustre patricio Car-
los 1 iii.! de Cespedes enarbol6 en el batey del in-
gcnio La Demajagua el diez de octubre de mil ocho-
cientos sesenta y ocho.
SEGUNDO: Que, despu6s de reconocer, como ha
reconocido, detenida y minuciosamente, la bandera
que tiene de manifiesto, declara solemnemente que
es la misma que la dicente confeccion6 en la finca La
Demajagua para que fuese, como fu6, enarbolada
por el ilustre patricio Carlos Manuel de C6spedes el
diez de octubre de mil ochocientos sesenta y ocho.
ASI HA PASADO, siendo testigos instrumentales
los sefiores Dr. Jos6 Alberni y Yance, F61ix del Pra-
do y Jim6nez, Antonio de la Guardia y Montalvo,
Quintin George y Vernot y Eladio Ramirez Le6n,
sin excepci6n legal para ser testigos.
POR ELECTION DE TODOS, que han renun-
ciado al derecho que les adverti tenian para leerla








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5 8


por si, doy lecture yo, el Notario, on alta voz, en un
solo acto e integramente a esta acta, y, hallada con-
forme, ratifican su contenido el Sr. Dr. Rafael Guis
e InclAn y la Sra. Candelaria Acosta y Fontaigne y
firman con los testigos y otras personas presents.
DE TODO LO CONTENIDO, asi como del cono-
cimiento de todos, yo, el Notario, doy fe. Siguen
salvedades. Rafael Guis InclAn. Candelaria
Acosta. Antonio de la Guardia. F6lix del
Prado. Luis Alvarez. Dr. Eladio Ramirez Le6n.
- Dr. Jos6 Alberni. Tomas de J6stiz. Q.
George. Joaquin Llaverias. 1'. E. Betaneourt.
- Carlos \.,j ...l de la Cruz. Emeterio -S. San-
tovenia.
CONCUERDA CON SU ORIGINAL, a que me re..
mito, el que, bajo el n6mero DOSCIENTOS SE-
SENTA Y CUATRO, con que encabeza, queda en
el protocolo corriente de instruments pfiblicos de
mi Notaria. Y para el senior Dr. RAFAEL GU-AS
E INCLAN, en su carActer de Presidente de la CA-
mara de Representantes de la Repfiblica de Cuba,
expido la present copia, en tres hojas de papel, de-
jando nota al margen de su matriz, en la Habana a
diez y siete de abril de mil novecientos veintiocho.
(f.) Emeterio S. Santovenia.
(Ocupa la Presidencia el Sr. Quintin George).
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura a
la Piroposieidn de Ley.
(El Oficial de Actas, leyendo):
A LA CAMERA
La virtuosa cubana, Candelaria Acosta, digna
siempre de menei6n y gratitud, por sus relevantes
servicios prestados a la causa de la Revoluci6n Re-
dentora, hizo la primera bandera cubana, con la que
se lanz6 al campo, el Padre de la Patria, Carlos Ma-
nuel de Cespedes. Esta patriota, conoeida por los li-
bertadores con el nombre de "Cambula", esta pa-
sando verdadera miseria en su vejez, y para con-
solarla en esta triste situaci6n, los Representantes
que suscriben, tienen el honor de proponer la apro-
baci6n de la siguiente:
PROPOSITION DE LEY
ARTICULO I.-Se concede una pension vitalicia
de $1,8010 anuales, pagaderos por dozavas parties,
a la Sra.. Candelaria Acosta, conocida por "Cam-
bula".
ARTICULO II.-Se autoriza al Ejecutivo para
abonar esta pension con cargo a los fondos sobran-
tes, o a cualquier ingreso del Tesoro, hasta tanto sea
incluida en el Presupuesto General del Estado.
Sal6n de Sesiones de la C5mara de Representan-
'tes, a los veinte dias del mes de Marzo de mil no-
veeientos veinte y ocho.
(F.) Rafael Gos, Santiago Rey, Carlos M.aclhado,
Carmelo Urqudaga, Carlos M. de la Cruz, Jose J.
Alberni, Quintin George.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : So pone .a discusiOn ]a
totalidad.
SR. Guis INCLAN (RAFAEL) : Pido la palabra.
;SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Tiene la palabra el se-
fior 'Guis Inclin.
,SR. ,Guis INCLtN (RA.FAEL): Sr. President y se-
fiores Representantes: No es un discurso lo que voy


a decir, porque mi palabra sera tartamudeante y mi
espiritu sobrecogido de emoci6n no expresara, con
verismo, el sentimiento profundo de mi alma; por-
que nunca podrA la palabra humana, ni siquiera en
labios de sus dominadores, ni la rima del poeta, ni
la pincelada del pintor, ni las notas armoniosas del
mnisico m'as cultivado, recoger, en todo su profundo
sentiniento, el acto hermosisimo que acaba de rea-
lizarse, porque mis elocuencia, mas vida, mas alma,
mis nervio, mAs colors tendrA siempre ese beso so-
noro de una viejecita que, al correr de los ii'..-, en
mas de medio siglo, se enfrenta de improvise con la
ensefia que sus manos, A'giles y ligeras, hicieran an-
tafio, y que al identificarla, tremula de emoci6n, da
gracias a Dios por haberle permitido verla de nue-
vo antes de la muerte. (Aplausos).
A los exc6pticos, a los que ponen en duda el cu-
banismo, a los que screen que la flor creadora de las
Revoluciones Cubanas se ha debilitado, hubiese que-
rido yo traerlos a esta OCmara, y hubiese querido
que se enfrentasen con este acto de extraordinaria
emoci'6n que ha nublado de lagrimas los ojos varo-
niles, que ha hecho vibrar el coraz6n junto con esas
'ligrimas, expresi6n de profundo sentimiento hacia
esta Patria de nuestros desvelos, de nuestras ansias
y de nuestros amores. (Aplausos).
iCuAn satisfecho estoy de haber promovido esta
conmoei6n national y de haber producido este de-
bate! Cuando lhace algunos meses lleg6 a 'Cuba la no-
ticia de que el Gobierno Espafiol le devolvia al cu-
bano la Bandera de Yara, inici6, cauteloso y sereno,
sin nerviosismos, pero con criteria convencido de
ahondar en la verdad, todas las investigaciones que
culminaran en el esolarecimiento de este problema
hist6rico-politico.
'He recibido aplausos y censuras, he recibido elo-
gios e imputaciones; pero confieso que las imputa-
ciones y las censuras son pAlidas ante la alegria que
experiment en este dia de luz y de gloria.
Nunca pretendi6 la C'mara de Representantes nu-
blar el gesto de la naci6n extrafia, ni poner en tela
de juicio la hidalguia que ha inspirado la devolu-
ei6n de esos trofeos. La Presideneia de este Cuerpo
estim6 que cumplia con su deber esclareciendo estos
particulares. La CAmara de Representantes, en se-
sion del 21 de Mayo de 1902, a propuesta de aquel
malogrado conmpatrio.ta Enrique Villuendas, tom6 el
acuerdo de traer a este hemiciclo la bandera de "La
Demajagua"; y al cabo de algin tiempo, en el mes
de Julio de aquel afio, se hizo entrega a la Cimara
de Representantes de Cuba, de manos de la sefiora
Ana de Quesada viuda de CUspedes, de una bande-
ra, que al decir de esa insigne patricia y de los que
suscribieron el aeta, era la bandera enarbolada en
"La Demajagua" por Carlos Manuel de CUspedes.
La Presidencia creia, por consiguiente, de su de-
ber, en cumplimiento de un acuerdo firme de la CA-
mara, esclarecer todos estos particulares hist6ricos,
e inici6, entonces, sus trabajos. La Presidencia quie-
re declarar que ha tenido en todo este process, en el
doctor Carlos Manuel de la Cruz, un adalid de fuer-
za renovada en cada aurora, entusiasta, enamorado'
de este problema, a punto tal, sefiores Representan-
tes, que en la investigaci6n, en la bfsqueda de los
datos, de los documents, de los antecedentes, el uno
y el otro nos hemos alegrado, como muchachos con
juguetes nuevos, cada vez que nuestra investigaci6n,
en la que uno y otro hemos venido concurriendo, co-
rroboraba nuestras creeneias y nuestras pesquisas.








6 DIAlIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Y todas estas investigaciones han culminado en esta
filtima investigaci6n, en esta prueba definitive. En
la polmnica entusiasta entablada ha habido un pun-
to en el que han estado de acuerdo todos los pole-
mistas: en que Candelaria Acosta habia heeho la
bandera de "La Demajagua". Unos afirmaban que
la que estai qui en la Cdmara es la bandera de Ba-
yamo; otros, que la bandera de Bayamo es la que
devuelve Espafia; algunos, que ]a que devuelve Es-
pafia, no es la de "La Demajagua" ni la de Baya-
io; pero todos los historiadores han estado contes-
tes en que Candelaria Acosta, entonces una donce-
lla de pocos afios, habia confeecionado la bandera de
"La Demajagua". Parecia que la prueba rotunda y
definitive seria el testimonio de Candelaria Acosta;
la invitamos a que viniese a la Habana; le pregun-
tamos si, sin temor a posibilidades riesgosas, ven-
dria desde Oriente a una ciudad para ella descono-
cida; queriamos saber si podia darse, en la capital
de la Repfiblica y en el mismo hemicielo de la GC'-
mara, este acto de puro patriotism, o si, por el con-
trario, era precise que hubiese ido la Habana a Orien-
te, se hubiese trasladado la COmara a Santiago de
Cuba, para alli realizar este mismo acto. La viejeei-
ta contest que estaba enferma y achaeosa, pero que
bien valia la Patria correr el riesgo de venir desde
las abruptas montafias de Oriente remote a la fas-
tuosa capital de la Repiblica, a ver el libaro de luz
y de alegria que sus manos habian confeecionado.
(Aplausos).
Y vino desde Santiago de Cuba a la Habana, sin
oropel, sin fiestas ensayadas, sin multitudes prepa-
radas a su paso; y en todo el camino, en todo el tra-
yecto, el cubano, pleno de entusiasmo, pleno de vi-
gor, sin cita previa, la esper6 a la vera para tributar-
. le el homenaje de sus simpatias. (Aplausos).
Y lleg6 a la capital de la Repdblica, donde se le
hizo triunfal reeibimiento; y cuando la acompafikba-
mos al lugar donde debia descansar, le pregunta-
mos Con palabra trimula y carifiosa: Viejecita, I que-
rias conocer la Habana? Y ella nos contest, con pa-
labra rotunda: Hijito, ni por veinte Habanas hu-
biera venido; por servir a la Patria, vengo. (Aplamu-
so's).
Y al pasar frente a la estatua de Marti, sin que se
hubiera previsto, cuando se, le dijo: "Esa es la es-
tatua del Ap6stol", hizo detener su autom6vil, baj6,
y en la estatua del mis grande de nuestros pensa-
dores y, tal vez, del hombre mis grande de la Ame-
rica toda, deposit las flores de la naturaleza junto
con las flores del espiritu, que tambien deposit.
(Aplausos).
Y aquella misma noche, cuando en compafiia del
senior del Prado, del doctor Carlos Manuel de la
Cruz y de otros sefiores Representantes, nos acom-
,plafaba a un acto quo se celebrabia en el ,IL., ,: do
los Emigrados Revolucionarios, la viejecita, cansa.
da, naturalmente rendida por la brega de un viaje
demasiado largo, luchaba con el suefio que la aba-
tia, en medio de una conferencia bellisima pero de
aspect tecnico, que tal vez no le interesaba mu-
cho. Parecia, naturalmente, que la viejecita dormi-
taba, cuando de pronto un orador en un pirrafo
vehemente, en un p'rrafo lleno de cubanismo se re-
firi6 al ayer de E-io. i. y la viejecita se puso de
pie, con los ojos centellantes, con el espiritu de la


SPalria reflejado en su mirada. (Atronadores y pro-
longados aplausos).
Quiso esta Presideneia aprovedhar su estancia en-
tre nosotros para que la Camara recogiera una vieja
inieiativa y le votase a esta anciana una Proposici6n
de Ley de pension que en la Camara de Represen-
tantes existia desde haee .i;,-
Tengo especial empefio en que mis palabras, aho-
ra, sean mis altas; tengo especial empefio en que
mis palabras, ahora, lleguen mas lejos todavia; quie-
ro que las recoja la prensa; suscribo la Proposici6n
de Ley que le otorga una pension, a la sefiora Cande-
laria Acosta, porque dentro del Reglamento inte-
rior .de la OAmara la antigua propoosieion habia eadu-
eado; pero quiero tener el gusto y la satisfaeei6n de
reconocer que no es mia la iniciativa, sino de un hi-
jo de ,Oriente, de un Representante que ya no se en-
cuentra entire nosotros, del senior AmBrico Portuon-
do, a quien quiero rendirle este tribute de aplauso
justieiero. (Atronadores y prolongados aplausos).
No se necesita que yo os fatigue con otros razona-
mientos, para que la otorgu6is. Votadla, y votadla
unianimemente; votadla puestos de pie, para que
cuando la viejeeita llegue al Oriente, a la cuna de
nuestras libertades, le diga a todos los santiagueros,
le diga a todos los orientales: Llegue a la Ciudad de
la Luz, 1legu6 a la ciudad fastuosa, y todos los Re-
presentantes han sido mis hijos, y toda la Repibli-
ca lo ha sido tambien. (Atronadores y prolongados
aplautsos).
Viejecita de canas de plata y pblida tez: j Quien
habria de decirte en el afio de 1868, en la noche ou-
bierta de negruras, de incognitas y de grande vaci-
laciones, cuando Carlos Manuel de C6spedes le pi-
di6 a la agilidad de tus manos que hiciera una ban-
dera; qui6n habria de decirte que al correr de los
afios, en la presidencia de la iCamara, sentada en su
escafio mis alto, junto a tu bandera, ibas a tener la
supreme dicha de enearnar los ideals de los revo-
lucionarios; de recorder, un minute, todo el pasado
glorioso; e ibas tambi6n a conderisar, en un instan-
te, todo el porvenir?... (Una ovaci6n estruendosa
premia las 2ltimas palabras. El orador es efusiva y
ii.,,li,,, ii,, ,.. abrazado por los sedores Represen-
tantes).
Sn. PRESIDENTE (I.,'.i i:) : 'Time la palabra el se-
for Pastor del Rio. (Clamorosos aplausos).
SR. DEL Rio (PASTOR) : Sr. President y Sres. Re-
presentantes: Un hombre que ha concurrido a dis-
tintos certimenes literarios con poemas dedicados a
revivir y recorder las glorias de la Patria; que en
la Sesi6n Solemne del siete de Diciembre del 26, al
evocar toda la grandeza de la figure mAxima de nues-
tra Revoluci6n y el -.-I',,-I .. de la falange de h6-
roes y m'artires de la Independencia Nacional, ter-
min6 su oraci6n con una plegaria a la bandera; no
podia, en esta hora ,.,. 111Li y en este acto traseen-
dente, permanecer sin rendir un fervoroso homena-
je a la excelsa patricia que, un dia del 68, forj6, con
sus manos venerable, la ensefia que victoriosa se des-
taea en nuestra Sala de Sesiones. L1nnense de auro-
ras y de ritmos nuestros huertos interiors; sea luz
la palabra, y convertida en luz y en armonia, diga,
vasalla de un amor excelso, en honor de Candelaria
Acosta:
Era la noche de la Patria!... Un dia
tus manos juveniles ]e ofrendaron








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7

la Ensefia que Gigantes tremolaron que han producido ligrimas en muchos ojos, en estos
en un gesto viril de rebeldia. instances, el ver c6mo se acere6 de nuevo y toc6 el
Hubo luz en las cumbres!... Sonreia santo altar lleno de juramentos de aquellos que fue-
una estrella triunfal; resucitaron ron mais que los grandes, los leones, los gigantes de la
los homnricos heroes y forjaron patria (Aplausos), la viejeeita que desde Oriente ha
la Ensefia de una Patria que surgia! leccogido los aplausos fervorosos de nuestro pueblo.
Y despues de un canto sublime de nuestro poeta,
(Ovaci6n general). de Pastor del Rio, lleno de emoci6n come fueron los
Cuba es dichosa ya, mientras tu avanzas cantos y las poesias de los que hicieron con reveren-
hacia el mar de lo Eterno, lentamente, te entusiasmo la conciencia del Cubano para luchar
como envuelta entire auroras y esperanzas; por su independencia; despues de esas maravillosas
y Ella en galas y amor de primavera palabras y de esas grandes ideas de sus estrofas y de
te rinde este Homenaje reverent los brillantes phrrafos del diseurso de nuestro Pre-
bajo el palio inmortal de tu bandera!... idente, no es possible que yo pueda traer y aportar
a tanto valioso conjunto de frases, otras que corres-
(Clamorosos aplaasos en las tribunas. Los Sres. pondan a los aplausos que me habeis dedicado, pero
Representantes abrazan al orador y lo felicitan.) si os ofrezeo, aun a trueque de cansar vueotra aten-
SR PRESIDENTE (GEcRGE) : Tiene la palabra ei so- ci6n, mostrar cuanto tienda a fijar el valor ihist6ri-
fior Carlos 'Manuel de la Cruz. co de nuestra Bandera de Yara.
.SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Sr. President de 'Para los indiferentes, a los que estas cosas de la
la Chmara de Representantes. Sra. Candelaria Acos- Patria s6lo les provoca una sonrisa de desprecio; pa-
ta; -Sres. Representantes. ra los que no sienten entusiasmo alguno por los pro-
Debo confesar mi emoci6n y mi entusiasmo. Esta p6sitos del espiritu y s6lo los mueve un descabellado
es una tarde en que habla el espiritu y llega a nues- materialismo; para los enemigos que gustan de re-
tro mas intimo sentimiento la eseena que acabamos verenciar y aplaudir cuanto nos anula y deprima;
de presenciar, en la que esa santa viejecita, tr6mula para todos esos, este acto no s61o no tiene valor ni
y llorosa, ha reconoeido la bandera que confeccion6 significaci6n y s61o represent un alarde de ridicu-
en "La Demajagua". Al mirar su rostro y fijarnos la patrioteria, sine que adem's formula critics y
en sus ojos, descubrimos en sus miradas, vagas unas juicios contradictorios. Para nosotros tiene, per el
veces, profundas e investigadoras otras, siempre re- contrario, un interns supreme que en el curse de mis
corriendo un ancho panorama hasta los umbrales de palabras esta tarde yo he de sefialar, para advertir
la vida, los vacilantes e imprecisos m'omentos carga- lo necesario que es mantener nuestras glorias del pa-
dos de angustia y de tragedia del diez de octubre sado y nuestro espiritu patri6tico.
de 1868. Nuostro il4itre President. cl cacetor Guis ha re-
A la sesi6n de esta tarde, a estos moments de in- ferido que el Gobierno de Madrid nos devuelve una
tense patriotism, han contribuido nuestro distin- bandera a virtud de -gestiones de nuestro Embaja-
guido Presidente el Dr. Guis que ha lucthado con en- dor, con el pretendido titulo de ser la Bandera de
tusiasmo digno de esta causa per comprobar. y man- Yara, la auttntica, la que tremol6 'CUspedes al ini-
tener la autenticidad de la BANDERA DE YARA ciar la 6pica jornada de 1868. Nosotros, por el con-
quoe honra esta CGmara; un Veterano, con no me- trario, a trav6s de los dates hist6ricos que ahora va-
nos dedi'caci6n y tenacidad, nos ha prestado valio- mos a ofrecer, hemos de llegar a precisar el valor do
so concurso en la busca de documents, Pablo Ville- ese trofeo y, por el contrario, la autenticidad de
gas, siempre atento a las cosas de la Patria (Aplau- nuestra Bandera, la verdadera de Yara.
sos); y por dltimo, el hijo de un grande de la Pa.- Hemos dividido nuestro studio e investigaci6n
trial que concurri6 a la Asamblea de Gu'aimaro y ju- en dos aspects: uno, el de la, identificaci6n de esas
r6 ante su bandera su empefio de libertar a Cuba, banderas por medio de los documents que con ellas
que sigui6 todas las aventuras de la patria y que re- se relacionan; y, otro, el de la identificaci6n tam-
vereneiamos porque fu6 cumbre del saber, gloria de bi6n, por el anklisis y studio, de la confecei6n de ea-
las letras, maestro del carActer, ejemplo de probi- da una de dichas banderas. De ese mode, .ser fdcil
dad, el hijo de Manuel Sanguily, (Aplausos) nos ha precisar cudl es la autentica y legitima Bandera de
acompaflado en estas investigaciones y ha publicado, Yara y cuil es la que cay6 en poder de las tropas
hoy, un magnifico trabajo donde se comprueba, per espafiolas y que hasta ahora figuraba en el Museo
todos los antecedentes hist6ricos que aporta, que la de Artilleria de IMadrid.
bandera de Yara, la que confeccion6 Candelaria Comenzamos este studio, e investigation a travys
Acosta en "La Demajagua", es la que conservamos de los documents, declaraciones, referencias y pe-
en nuestra Camara de Representantes. ri6dicos del 10 de Octubre de 1868; y encontramos
Acepti tomar part en la sesi6n de esta tarde pa- en el peri6dico "'Patria" del propio 10 de Octubre,
ra ofrecer todos los antecedentes hist6ricos que he pero del afio de 1898, un articulo de Fernando Fi-
recogido, a fin de probar con la s6lida fuerza de esos gueredo en el que se relata la forma en que fui con-
documentos que la declaraci6n de Candelaria Aceos- feccionada, en "La Demajagua", la gloriosa Ban-
ta y, por consecuencia, de esta Cdmara, mantenien- dera de Yara.
do la autenticidad de su Bandera, no tiene come ba- En la feeha initial, o sea el 10 de Octubre de 1868,
se un ciego entusiasmo ni un fervor patri6tico que .1a conspiraci6n preparatoria para la guerra era co-
desconozean una verdad hist6rica; sino, per el con- nocida; y una 'confesi6n, hec'ha por una de las da-
trario, que una serena y acuciosa investigaci6n corn- mas emparentada con persona comprometida en ese
prueba esa verdad. Y sabia, que, por grande que movimiento armado, di6 lugar a que se dirigiera per
fuera mi entusiasmo, no podia yo pronunciar un dis- el Gobernador y Capit'n de la Isla, un telegram
curse, porque mis palabras se produce con dificul- desde esta Capital a Manzanillo, para proceder a la
tad; es el coraz6n el que habla; son los sentimientos detenci6n de Carlos Manuel de Cespedes y otras per-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


sonas. Esto hizo precipitar los acontecimientos; y
una revoluci6n que debia estallar un afio mis tar-
do, surgi6 en pocos moments. sin armas, sin solda-
dos y sin bandera. Todo hubo que buscarlo, adqui-
rirlo y iinfio'r -ionarl, en unas horas. Asi se recogie-
ron y se alistaron lo,; iprimeros hoinbres, so hbtiscaron
cuchillos, rifles casi inservibles y hasta maderas co-
mo armas para el bisofio ej6rcito; y asi, de manera
festinada, recogiendo pedazos de distintas telas, co-
mo dijo Fernando F1'i ,' ).h, se confeccion6 por
Candelaria Acosta, con parte de sus vestidos, algo de
tela de un mosquitero, la estrella que recort6 Emilio
Tamayo y unos pedazos de gnnero, la Bandera cosi-
da por las manos de esta viejeeita que hoy nos acom-
pafia, fu6 altar ante el que juraron, aquellos excel-
sos patriotsa, Independencia o Muerte. (Aplausos).
Hemos podido comprobar estos particulars de la
forma de confecci6n ripida de la bandera y de la
intervenei6n de Candelaria Aeosta, por la cita y re-
ferencia que .de estos hechos hace el hijo del inmor-
tal CUspedes, nombrado Carlos Manuel de C6spedes
y C4spedes, en carta escrita en 20 de Octubre de
1897, desde Veracruz, donde por primer vez se cita
a Candelaria Acosta. Y es de advertir que este hijo
de C6spedes estuvo present en los moments del
inicio de la Revoluci6n, o sea en el potrero de "La
Demajagua" en la noche del 9 al 10 de Octubre, y
hasta el triste episodio de San Lorenzo.
La bandera confeceionada en "La Demajagua"
se le sefiala y design como bandera de Yara, porque
fu6 en este lugar done hubo el primer encuentro
con fuerzas espafiolas y recibi6 su bautizo de san-
gre; desde este moment esa bandera recibira siem-
pre ese nombre, asi como todas las que copiando, su
forma y composici6n se confeceionen en dias poste-
riores para servir de insignia y guia a nuestros li-
bertadores, hasta que surje el a.cuerdo de la Asam-
blea de GuAimaro en 1.869 de trocar esa Bandera o
insignia por la tremolada por Narciso L6pez, en el
ano 1850.
Despu6s de ese pronunciamiento de "La Dema-
jagua" y del encuentro de nuestras tropas en Yara,
se prepare el asalto y toma de la ciudad de Bayamo;
y en los dias que transcurrieron del 12 al 18 6 20
de octubre en que ,i I,;, ,,i ,.-.1 ni,.- cay6 dicha ciu-
dad en poder de Carlos Manuel de UCspedes, se con-
feccion6 por la hija de Perucho Figueredo una Ban-
dera que fue bordada y heeha primorosamente, que
,se distinguia de la de CAspedes por su defectuosa
confecci6n y que sirvi6, esa Bandera de Figueredo,
como insignia de la Divisi6n o grupo de soldados
que al mando de este filtimo patriota, pusieron sitio
a la ciudad de Bayamo. Por ese hecho esta Bandera
de Figueredo recibi6 el nombre de la Bayamesoa o
Bandera de la Divisi6n de Bayamo.
Debemos fijar nuestra atenci6n en que, a partir
de este moment, 20 de oetubre de 1868, C&spedes
tiene ya una Bandera, la confeccionada en "La De-
majagua" que se denomina Bandera de Yara; y Pe-
rucho Figueredo Ileva otra Bandera que es una co-
pia de la de C6spedes, pero que mejor confeccionada.
y por pertenecer a un ouerpo de ejercito distinto,
tiene el nombramiento de Bandera de Bayamo o de
la Division Bayamesa.
La toma de Bayamo se celebr6 con grandes fies-
tas; alli nuestras compatriotas bordaron varias ban-
deras; alli hizo tambi6n una bandera, con estrella
bordada, la viuda de Blez, que en reciente carta a
nuestro Presidente de esta COmara, se la ha. descrito;


alli, de nuevo, el entusiasmo de nutestras mujeres
di6 grandes motives de ilusi6n y do gloria, a nues-
tros hombres, que de manos de sus madres y de sus
esposas recibian las banderas que servirian de insig-
nia y de altar, de sudario para aleanzar la gloria, pe-
ro que csas benditas mujeres hacian con sus manos
para la Patria y entregaban a los esposos, a los hi-
jos y a los nietos con el ansia de redenci6n y de li-
bertad que vivian en su alma, en su espiritu (Apla-c-
sos).
i' i. I1i1. vivo de todo esto se halla en esta vieje-
cita y en la madre de Calixto Garcia, la que vi6 par-
tir para los campos de la revoluciOn junto con la es-
posa de este, hasta sus nietos y la que por dia levanta-
ba el entusiasmo patrio declarando que en su casa
no quedaria ningfn hombre mientras la Patria re-
Alimnra, el esfuerzo de sus hijos para hacer su in-
dependencia (Grandes aplausos).
En el mes de abril de 1869, junto con Peruoho Fi-
gueredo y gran nimero de orientales, coneurre Cbs-
pedes a Guilimaro done se celebra la famosa Asam-
blea de que hab6is oido hacer menci6n en esa. Acta
a que se ha dado lecture. Alli tambi6n estin Igna-
cio Agramonte y otros connotados camagiieyanos;
se celebra una reunion de la COmara Cubana; se
adopta el acuerdo de mantener como insignia nacio-
nal la Bandera de Narciso L6pez, que fu6 la prime-
ra que habia ondeado en Cuba; y, entonces, a vir-
tud de una proposici6n de Antonio Zambrana, se
acuerda que en la iCniara figure como Bandera de
esa Asamblea deliberate, la Bandera de Bayamo.
Veamos c6mo Antonio Zambrana propuso ', el
acuerdo:
"Que el primer aeuerdo de la CAma.ra de Repre-
sentantes consista en disponer .que la gloriosa Ban-
dera de Bayamo se fije en la Sala de sus Sesiones y
se consider como una parte del Tesoro de la R6epu-
blica".
El acuerdo de la Camara, que se adopt tal como
esta hecha la petici6n de Z.iIlhroia,, fu6 que la Ban-
dera gloriosa de Bayamo se colocara en su Sal6n do
Sesiones; y no sefial6 este acuerdo reclamar y reca-
bar el original de esta Bandera, que era precisamen-
te la de 'Cspedes, confeceionada en "La Demaja-
gua" y enarbolada en Yara.
En Bayamo, como es fMcil advertir, entraron dos
Banderas en el moment de la rendici6n de la Ciu-
dad: una, la que llevaba ,C,:-i. -, .; otra, la que enar-
bo16 la hija del General Pigueredo. Ambas Bande-
ras 11, i.n a Guldimaro en manos de C&spedes y de
F;'i.i r -,,,; y al adoptarse el acuerdo de la OCamara,
conforme hemos visto, nos encontramos con que C6s-
pedes, en ese acto-segin refiere el document don-
do se transeribi6 el Acta de la sesi6n de dieha iCA-
miarra solo entreg6 sus entorchados de General,
sin que nada se refiera respect a su Bandera. Y por
el contrario, como mas adelante se comprobarA tam-
bien, fui el Gral. Figueredo el que entreg6 su Ban-
dera en cumplimiento del acuerdo adoptado por la
COmara, a petici6n de Zambrana.
'La Asamblea de Guaimaro se celebr6 en el mes de
abril de 1869; y al afio y dos meses despu6s, o sea
en el mes de Junio de 1870, el Brigadier Fajardo,
de triste recordaci6n en nuestra historic, sorprende
una prefoctura Mambi, donde se guardaban los do-
cumentos de la OAmara de GuAimaro y su Bandera;
y este Fajardo, que mis tarde lleg6 a ocupar altas
graduaciones en su Ejreito y el Gobierno de nues-
tro pais; este Fajardo que perseguia y conocia, de








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


cerca a los cubanos, y que ha dejado pruebas mill-
tiples de lo exacto que era en el examen de -docu-
mentos y en la persecuci6n del cubano al recoger
los doeumentos de la Cimara de GuAimaro y su Ban-
dera, formula este Parte:
".So recogieron armas, caballos, municiones, dos
botiquines de campafia, EL ARCHIVO DE LA CA-
M1\i;.1 DE REPRESENTANTES, con muerte de
los arohiveros que lo custodiaban y LA BANDERA
DE LA MISIMA CAMARA .QUE, A DIFERENCIA
DE LA USUAL Y EN RECUERDO DE LA QUE
ALZO CESPEDEIS EN YARA, ES DE DOS FRAN-
JAS, UNA AZUL Y OTRA BLANCA, CON DADO
ROJO EN ESTA, CON ESTRELLA BLANCA
BORDADA Y OORDONES Y BORLA DE ORO".
(.Gcrndes y prolong'ados aplausos).
Fajardo sefial6 con precision estos dos hechos: uno,
que esa Bandera que encontrd en la Cafmara de Re-
presentantes de GuAimaro, distinta de la que ya en
esos moments utilizaba. el Ej6rcito Libertador, se
encontraba alli en la Cilmara EN RECUERDIO DE
LA QUE ENARBOLO CESPEDES EN YARA;
otro, que esa iBandera, la que 61 ocup6 en la CAmara,
estaba confeecionada con su estrella bordada y con
cordones y borla de oro.
Los propios documents espafioles van a demos-
trar, mis tarde, e6mo es exacto este Parte de Fajar-
do en cuanto a sefialar que la Bandera que se ou'p6
en la Cdmara de Guaimaro no era la propia y legi-
tima de iC.spedes, sino una copia dde esa, y que esa
copia estaba confeecionada de manera tal que hacia
impossible mantener el juicio de que fuera esa la Ban-
dera originaria de Yara. Pero mientras llegamos a
este document espafiol, vamos siquiera a levantar
nuestro espiritu con un document cubano; vamos
a referirnos a *un suplemento del peri6dico que cir-
culaba en los campos de la revoluci6n, del 10 de
octubre de 1870, de "El Cubano Libre", que cuatro
meses despu6s de la capture de los documents y de
la Bandera de la Cdmaxra de Gudimaro, hecha por
Fajardo, describia una procesi6n eivica celebrada en
los campos de la revoluci6n para conmemorar el 10
de Octubre y entire otros pirrafos consigna el que
voy a dar lecture:
"A una de esas alegrias acabamos de asistir y
en ellas recordamos nuestra fatiga, nuestra lucha y
nuestras esperanzas. La corte marcial, los Secreta-
rios de Estado, la C!mara de Representantes, el Ge-
neral Acosta con la. GLORIOSA BANDERA DE
YARA, Y EL PRESIDENTE, formaron la proce-
si6n civica.
En ese dia del 10 de octubre de 1870, se conme-
mora por las tropas cubanas, el inicio de su revolu-
ci6n y ese document que acabo de leer demuestra
e6mo ese Ej6rcito iglorioso mantenia en sus manos
el santo altar donde jur6 su independencia en Ya-
ra... (Atronadores a dor).
Veamos ahora, de nuevo, en los documents espa-
fioles, el camino que sigue la bandera ocupada por
Fajardo.
En el mes de Febrero de 1871, aparece un part
de Caiballero de Rodas en el que remite a Madrid
distintos objetos ocupados a nuestros revolucionarios
y entire ellos la Bandera que el Brigadier Fajardo
habia recogido con various documents en Guiimaro,
on 1870. Al hacker esa remisi6n de esos objetos y de


la Bandera, cl citado Rodas, para darle valor a 6s-
ta como 1I--... estimable, la sciala de esta sucrte:
"La, Bandera que alz6 en Yara el rebelde ('...e-
des al dar el grito do Independencia".
Esto ha originado la confusion que hoy adverti-
mos. El fGral. Caballero de Rodas transf'orma y desifi-
Figura cl part e d F 1 ,do: ,aihora dice (ue esa Bande-
ra es la que a.lsz6 C&spedes en Yara, mientras F, i 1ii'di,
al ocup.arla, declar6 que essa Bandera estaba en Ia Ca.
mara en recuerdo de la .que aiz6 CGspedes en Yara.
Y aqii cable preguntar: ( ,.I!.... de Rodas,
al decir que esa bandera que remitia a Madrid era la
que alz6 el rebelde C6spedes en Yara, lo, hizo por-
que dada su parecida confecci6n a la originaria la
quiso sefialar como igual a la tremolada por 'C6spe-
des? 0 por el contrario, I Caballero de Rodas, pa-
ra darle valor como trofeo hist6rico, es que le di6 un
titulo distinto al que Fajardo ya le habia designado
a esa bandera y la seiial6 como la originaria tremo-
lada en Yara por Cespedes?
En el primer caso, la duda se aclara y no hay pro-
blema. En el segundo, surje la cuesti6n. Y este es
el criterio que ha querido mantener, entire otros,
nuestro Embajador en Madrid.
Ahora vamos a ver o6mo el propio Rodas ha dado
motivo y iha sefialado el medio de desvirtuar esa. con-
fusi6n y ese error. .Escuehad esta otra parte de su
comunicado a Madrid en 1871:
"Al acordar la titulada Cmar'a Cubana los co-
lores y forma del pabell6n insurreeto, distinto del
que se trata, (se refiere a nuestra actual Bandera),
fu6 6ste remitido a la misma 'Cimara (aqui se re-
fiere a la Bandera que existia en la OCmara de Gudi-
maro) por el seudo General Figueredo y recay6
acuerdo para que se conservara perpetuamente en
el Sal6n de Sesiones como recuerdo glorioso. Asi
consta en documents que ocup6 el Brigadier Fajar-
do entire otros muchos del Archivo de la 'OCmara de
Representantes, con la mencionada Bandera".
Es decir, >que segfin el propio Caballero de Rodaws,
por la documentaci6n que le entreg6 el Brigadier
Fajardo de la misma Ckmara Cubana, esa Bandera
fue entregada en dicha Cimara por el 'General Fi-
gueredo. De ahi nuestra razonada presunci6n de
que ]a bandera ocupada, tanto por la documenta-
ci6n que hasta aqui hemos analizado, como por la
confecci6n de esa propia bandera que sfial6 Fajar-
do, es la del General Pedro Figueredo.
No debemos olvidar que segfin el suplemento de
"El Cubano Libre", C6spedes, cuatro meses despubs
de la sorpresa del Ardhivo de la ,CAmara de ,Gufima-
ro por Fajardo, exhibia y llevaba en una procesi6n
civic del afio 70, su Bandera de Yara; y que a par-
tir ya de este memento en el afio 1871, pr6ximo al
mes de Octubre, o sea un afio mrs tarde, depuesto de
su cargo de Presidente de la Repuiblica y sin mando
de tropa, acompafiado solo-de un grupo de valientes
que le servian de escolta y siguiendo los pasos de la
column de la Divisi6n de Bayaao; con el presen-
timiento quiza de la sorpresa y de la muerte, le di-
rige a su esposa esta carta, heeha en el mes de ,Oe-
tubre de 18171:
"Te remito el pufio de la espada del difunto pa-
triota y amigo Pedro Figueredo, para que lo pongas
a la disposici6n de su viuda. Asimismo te envio Mi
Bandera de Yara, perteneciente a la Divisi6n de Ba-
yabo, para que la iguardes con cuidado religioso has-
ta mejores dias".








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Esta carta contieno una primera part en la que
afirma C6spedes de manera clara, que no di lugar
a dudas, que la bandera que remite a su esposa Ana
de Quesada, es la Bandera de Yara; pero los feti-
chistas de las glorias coloniales y los aburridos de
nuestro patriotism, ban querido ver en la segunda
part de esta carta, cuando C6spedes .afirma y dice
de su Bandera de Yara, perteneciente a la Divisi6n
de Bayamo, que es la Bandera de Bayamo la que 10
remite a Ana de Quesada y no la de Yara.
De aihi, que nos veamos obligados a explicar el
porqu6. Ci,'-.-.-s sefiala su Bandera de Yara como
perteneeiente a la Divisi6n de Bayamo. Y no vanmos
nosotros a dar una interpretaeci6n caprichosa; bus-
quemos la interpretaci6n de sus palabras en sus: pro-
pios manuscritos. En otra earta, escrita en El Beju-
co, el 18 de Oetubre de 1871, en la misma fecha de la
earta a Ana de Quesada, se dirige Carlos Manuel de
C6spedes al Gral. Modesto, Diaz y le refiere su pe-
ear porque no le haya acompafiado en esos momen-
tos en la march que ha sostenido, para que hubiera
presenciado, le dice a Modesto Diaz, la lucha soste-
nida por 1as tropas y los 6xitos alcanzados sobre los
espafioles; y al hablarle de la tropa cuyos pass 61
sigue en esos moments, lo 'hace de esta suerte:
"A la misma hora en que nuestras valientes fuer-
zas de esa Divisi6n de Bayamo y 3.1 iiz.,uiil;! comba-
tian y expulsaiban al enemigo de las trincheras de
Yara, etc."
V6ase e6mo iC&spedes, aunque ya en esta fecha no
era el IPresidente de la Republica ni el General en
Jefe, y por tanto no tenia mando de fuerzas, sin em-
bargo, hhabia seguido los pasos de la tropa que con
el nombre de la Divisi6n de Bayamo sostenia lucha
con el Ejercito espafiol. Y la Bandera que 'C6spedes
llevaba con esa tropa, que no era la insignia nacio-
nal ni la Bandera de la Repdblica, cubria y glorio-
samente Ilevaba ya en esos moments en 1871 a la
Division de Bayamo, de nuevo a Yara, para castigar
a la propia tropa que en los dias en que se enarbol6
hubo de caesar una derrota a sus heroicos mantene-
dores.
Y vamos ahora a otros datos y documents, de va-
lor probatorio irrefutable. En el libro de Vidal Mo-
rales y Morales, "Iniciadores y Primeros Mirtires",
en su pigina 265, aparece una interesante carta de
Manuel Anastasio Aguilera, que entire otros pdrra-
fos consigna el siguiente:
"Al mismo tiempo tengo la satisfacei6n de mani-
festar a ousted que la primer Bandera de nuestra
actual Revoluci6n, o sea la que alz6 el ilustre Carlos
Manuel de Cespedes, se ball depositada en esta ciu-
dad (,New York), remitida por el mismo caudillo;
habi6ndole cabido la honra, al que suscribe, de po-
nerla en manos de la respectable persona que la
guarda'.
Debo advertir que esta carta tiene fecha del mes
de marzo de 1873 y que estA corroborada mis tarde
por un articulo del propio Manuel Anastasio Agui-
lera, publicado el dia '10 de octubre del 1881 en el pe-
ri6dico "Patria", de cuyo articulo son estos p'a-
rrafos:
"A fines del afio 1871, el Presidente Carlos Ma-
nuel de 'Cspedes entreg6 la Bandera de "La Dema-
jagua" (v6ase c6mo aqui se identifica perfectamen-
te la primer y originaria Bandera, con el nombre
de "La Demajagua") a su hermano Pedro, para que
la condujese a los Estados Unidos. Pedro C6spedes
la entreg6 (con el propio objeto) al Coronel Pio Ro-


sado, quien hizo entrega de ella al que suscribe en
enero de 1872 y este la puso enseguida en manos de
la Sra. Ana Quesada y Loynaz, esposa de Carlos
Manuel de C6spedes, en la ciudad de New York.
"Por filtimo, la Bandera de La Demajagua cu-
bri6 el fIretro del que la habia creado y conducido
gloriosamente, en las exequias que, en las honras de
los manes del inmortail Cespedes, tuvieron efecto en
la misma ciudad en el temple cat6lico de San Este-
ban, en el mes de mayo de 1874.
"El qu'e suseribo estos apuntes estuvo present en
la bendici6n de la Bandera de Bayamo, en la sesi6n
de la OCmara de Representantes en GuAimaro, en la
procesi6n civica triunfal de Bayamo y en el ani-
versario de 1869 en Guamarillo".
iQuerris, seffores Representantes, .un testigo de
mayor excepci6n? (Grandes aplausos).
Pero aihora vais a oir, en la presentaei6n de estas
pruebas, que es necesario traer aqui para que la CA-
mara, en un aeto de esta naturaleza, no sea acusada
de resolver sin ella, esta entrevista sentimental y
profundamente patri6tica, que revela euAnta desdi.
cha y cuinto desconocimiento hay en el curso de
nuestra historica. En Cayo Hueso celebr6 una entre-
vista con Ana de Quesada, un valioso e inteligente
portorriquefio que puso sus entusiasmos y sus mayo-
res empefios por nuestra independencia, y oid las
frases lienas de amor y de recogimiento, de Ana de
Quesada:
"Aunque abuse de su benevolencia, permitame,
Sefiora-le dice Sotero Figueroa-que le haga una
pregunta mis. g'Cuando la Isla Mdrtir est6 libre del
dominion espafiol y gozando la plenitud de sus dere-
chos, no unira a esas cartas valiosas alg6n otro do-
native que a la naci6n envanezea?
"IOH!, SI, SEROR. ESE DIA ENTREGARE A
LA NATION EL ARCHIVO QUE ME CONFIO
CARLOS MANUEL, JUNTO CON SU "BANDE-
RA DE YARA" (y ahora oid, oid a Ana de Que-
sada), QUE ES UNA INIQUIDAD DECIR QUE
CAYO EN PODER DE LOS ESPASOLES, (Atro-
naldores aplausos) CUYA BANDiERA M'E ;'\" '10
CON ESTA CARTA QUE TENGO LA MELANCO-
LICA SAiTISFACCION DE MOSTRARLE.
"Y con un dedo rigido, mientras las lIgrimas
fluian de sus ojos, nos sefialaba (Jice Sotero Figue-
roa), este pdrrafo que nos permiti6 copiar y que
apenas pudimos leer bien, embargados como estA-
bamos por la emoci6n:
"Te remito el pufio de la espada del difunto pa-
triota y amigo Pedro Figueredo, para que lo pon-
gas a la disposici6n de su viuda. Asimismo te envio
MI BANDERA DE YARA, perteneeiente a la Di-
visi6n de Bayamo, para' que la guards con cuidado
religioso hasta mejores dias".
"Y ahora vea usted.. -vuelve a hablar Ana de
Quesada-, y poseida de una excitaci6n nerviosa,
debida a los santos recuerdos que evocaba, abri6 una
caja resistente y nos mostr6 la Bandera de Yara, tal
como la describi6 nuestro valioso colaborador y pa-
triota admirable Fernando Figueredo" (Aplausos).
Todos vosotros hab6is eseuchado de labios de nues-
tro Presidente la narraci6n suscinta, ,pero exacta, do
c6mo lleg6 la Bandera de Yara a nuestra Cimara.
Una Moei6n presentada en el afio de 1902 al iniciar
sus labores este Cuerpo deliberate, recab6 de la Sra.
Ana de Quesada la entrega de esa Bandera, para po-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


nerla en nuestro Sal6n de Sesiones y cumplir asi el
acuerdo de la Asamblea de Guaimaro que quiso glo-
rificar de ese mode la insignia que confeccion6 en el
inicio de la RevoluciOn de 1868 Carlos Manuel de
Cespedes; y que, por virtud de la forma en que pro-
puso Antonio Zambrana el acuerdo ante esa Asam-
blea, -e entreg6 alli una copia de la Bandera origi-
naria de Yara, con el nombre de Bandera de Baya-
mo, cuya otra bandera eay6 en poder de los espa-
fiole, lesdiehadamente; y ahora, ya en la Repiblica
y co iel trofeo hist6rico de mas valor por ser el ori-
ginario que C6spedes tuvo en sus manos y tremol5
en Yara, por ser el santo altar de la Patria en que
se jur6 Independencia o Muerte y que s6lo manos
cubanas amorosas y fieles guardaron; ahora, repi-
to, en cumplimiento de ese prop6sito de la CUmara
de Gudimaro ya en nuestra Cuba libre, se hizo entre-
ga por Ana de Quesada, repito, de esta Bandera que
se identific6 ante tn Notario y que la reeibi6 el Dr.
Pelayo 'Gareia en plena sesi6n puiblica, conforme fue
el aeuerdo y el deseo de los Representantes de Cuba
republican.
Pero ha surgido la controversial, y frente a estos
antecedentes hist6ricos se han hecho afirmaciones y
se han publicado documents por alguien que, aun
sin tender la viva intuicion y la sagaei-dad necesaria
del reporter modern, ha querido mantener el inte-
r6s pfiblico en constantes informaciones, muy pareci-
das a esas que con grandes titulares anuncian las ca-
tistrofes dando cuenta de un centenar de muertos,
cuando no llegan a cincuenta los heridos y en el Hos-
pital no fallece ni uno. (Aplausos).
Nosotros hemos ido, con pass firmes y con dete-
nido analisis, en busea de los documents y antece-
dentes que hemos sefialado y de los que han referido
algunas personas en relaci6n con este asunto. En la
oarta publicada per el hijo del insigne 'Cspedes, o
sea por Carlos Manuel de C6spedes y C6spedes, en
Veracruz, encontramos una referencia o informa-
ci6n que nos oblig6 a realizar nuevas pesquisas: es-
te hijo de C6spedes afirm6 que la Bandera de Yara,
su Padre la habia entregado al Gral Marcano, y qua
al eaer 6ste prisionero los espafioles le ocuparon di-
cha Bandera.
Nosotros hemos reeibido doe tn patriota. oriental,
ell sofior .Argilagos, un trabajo que se publicara en fe-
cha reciente, en el que se comprueba que Marcano,
al caer prisionero y ser ejecutado en Santiago de Cu-
ba, s61o tenia en su powder nnos doeumentos que mo-
tivaron la muerte de otros compatriotas, pero no le
encontraron la bandera a que se refiere el hijo de
Cespedes. Y segun unas recientes manifestaciones del
Sr. Fernando Frii, .1.. en earta que dirigi6 al Pre-
sidente de la Camara, Marcano devolvi6 a Cespedes
una bandera que guardaba.. Luego si alguna vez
Mareano tuvo en su poder esa bandera, a tiempo ]a
devolvi6 a C6spedes y no cay6 en powder de los es-
panoles.
Y quedan ahora las manifestaciones de nuestro
Embajador en Madrid, en el sentido de que la ban-
dera que envia Espafia es ]a aut6ntica de Yara.
El Dr. Garcia Kohly pas6 por este hemicielo, pero
acaso le. ocurri6 lo que 61 mismo relata que le ha oeu-
rrido en Madrid. El Dr. Garcia Kohly ha referido,
en Madrid, que a pesar de ,haber visitado el Museo
de Artilleria, en varias ocasiones, no se detuvo nun-
ca frente a la vitrina donde estaba la bandera que
ocupada a los cubanos se decia pertenecer a C6spe-
des; y en Cuba parece que, a pesar de haber side Se-


cretario de la COmara de Representantes, no se de-
tuvo nunca frente al cuadro que contiene el Aeta de
entrega de la Bandera de Yara. (Grandes aplausos).
.Si su patriotism hubiera side acicate bastante pa-
ra fijar sus ojos en todo lo que a Cuba se refiere, hu-
biera leido el Acta de entrega de la Bandera de Ya-
ra que esta en nuestra Ciamara; y alli, en Madrid, no
s6lo se hubiera detenido en la vitrina donde se ex-
:hibia. la bandera ocupada por Fajardo, sine que hu-
biera estudiado cuidadosamente el Parte de Caballe-
ro de Rodas sobre esa bandera. Pero fu6 a busear,
por desdicha para 61 y hasta para nosotros, la histo-
ria mins incomplete y err6nea que sobre aiuntos cu-
banos so ha escrito y en cuya historic, que es la de
Llofriu, al hablar de la Bandera de Bayamo, se le
sefiala con una estrella roja, y en ningfin moment
nuestras Banderas fueron confeccionadas con estre-
lla roja. Y para que la confusion fuera mayor, 'nues-
tro Embajador ha querido dar interpretaciones y se-
fialar prop6sitos que debemos realizar con la ban-
dera que se nos envia, indicando que debe ponerse
en el Senado como la Bandera de Yara, para que se
d6 el case ridicule y pintoresco que mientras en la
Cdmara existed una Bandera con este titulo, en el Se-
nado se ostente otra igual con el propio ruble.
,Para los que no han sabido proseguir con paso fir-
me nuestra historic, y con acuciosidad y entusiasmo
no han heeho un studio de nuestro pasado glorioso;
para los que por debilidad o por eansaneio ,han teni-
do y tienen olvidos lamentables, para esos vA. nues-
tro perd6n. Para los que ocupan posiciones oficia-
les, y persiguen la finalidad de obtener condecora-
ciones, medallas y aplausos, ain a trueque de poner
en penumbra nuestras excelsas glorias, para esos te-
nemos un desprecio... (Atronadores y prolongados
aplausos).
Nosotros hemos llegado, con la lectura de los do.
eoumentos, al final de nuestra labor. I-Iemos com-
probado o identificado por ese medio nuestra glorio-
sa Bandera de Yara. Ahora solo queda la identifi-
caci6n por su forma y material de confeeei6n.
La bandera que tiene el Museo de Artilleria de
Madrid, ha di.ho Fajardo, en su parte originario de
1870, que estaba bordada; esto es, que tenia la es-
trella blanca bordada. Y la Bandera que cosi6 !Can-
delaria Acosta, seg-in las referencias hist6ricas de
Fernando Figueredo y Carlos Manuel de C6spedes,
y segfin las deelaraciones de esta viejecita que se pu-
blicaron en los peri6dicos de la Habana en 1923 y
que son las mismas que se han heeho ante el Acta No-
tarial que se ha dado lectura esta tarde en la OCmara,
es una bandera confeccionada en breves mementos,
y que tiene una estrella blanca cosida sobre el pa-
no rojo.
Este heeho era bastante para salir de toda duda:
la bandera que estf en Madrid, por su confeeei6n
material no podia ser la Bandera de Yara: la pri-
mera tenia bordada su estrella, la segunda la tenia
eosida; pero un miembro de la Academia de la His-
toria, un eubano meritisimo, persona que tambi6n
analiza documents, me hizo esta reflexi6n: No
puede estar equivocado el Parte de Fajardo y tener
la bandera que ocup6 en su confecei6n los mismos
rasgos caracteristicos que la Bandera de Yara?
Puede que Espafia present una bandera tan igual
que d6 lugar a dudas.
Y entonces nuestro Presidente el doctor Guhs, con
estas referencias que yo le hice de mi conversaei6u
con ese Acad.6mico, recab6 del C6nsul Cubano en







12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

Madrid, o sea de quien en sustituci6n del Dr. Gar- ra que no ocurra que pasemos frente a un Acta o
cia Kohly reeibi6 los 1i.. .... que se nos devuelven, frente a un cuadro al que debemos obligada reve-
que se le diera informed detallado de como estaba con- rencia y, sin embargo, no fijemos los ojos y conti-
feccionada la bandera que se decia de Cespedes y nuemos ignorando lo que dice (aplausos); para que
que figuraba en el Museo de Artilleria de AM.i.h l pasemos por un Museo de Artilleria y no nos llame
Teniamos ya una publicaci6n hecha en el "Diario la atenci6n un trofeo o una bandera de nuestro sue-
de la Marina" por un ilustre escritor, el senior Sua- lo... (los aplausos ruidosos y prolongados ahogan
rez Solis, que habia descrito la bandera que se ex- las ultimas frases del orador).
hibia en el Museo de Artilleria de Madrid, sefialin- Hay que recoger con Acosta y con Pastor del Rio,
dola con estrella bordada, en identica forma que Fa- con Carbonell y con Coyula, tan bueno y tan olvida-
jardo; y ya de esta narraci6n no podiamos tener do... (aplausos en toda la Cdma-ra), a esos que han
duda, por la persona que la hacia, distinta al military sido y son mentors de nuestra sociedad para hacer
que posiblemente confundiera los terminos al escri- la Escuela cubana, que si vive y se mantiene en el
bir; pero, de toda suerte, no podiamos afirmar es- Centro Oficial, por el contrario se esfuma y pierde
tos extremes sin un dato official; y ahora tenemos, en muchas organizaciones que explotan la ensefan-
para desvirtuar toda sospecha, este cable: za en nuestro pais; y hay que hacer todo esto para
"Para informarle autorizadamente (le dice el C6n- buscar la figure de otro polemista como Sanguily;
sul) llev6 expert examinara Bandera CUspedes, re- para crear a los hombres de audacia incomparable
sultando estar confeccionada con tres telas distin- como Maceo y MAximo G6mez, (Grandes aplausos).
tas classes. Punto. La roja de sarga la blanca tejido Y hay que hacer, al compas de las obras de go-
corriente hilo y la azul cresp6n esterilla. Punto. Re- bierno, leyes que permitan al extranjero vivir en
conocida detenidamente la estrella diceme esti bor- Cuba, pero que no alcance su protecci6n a extreme
dada con hilo seda corriente sobre un patron o mol- tal que, por favorecer al extrafio, el cubano no
de entretela crudillo que esta cosido sobre el fondo sea mas que el bur6crata vacilante y el empleado
rojo sirviendole de relleno al bordado a realee. Pun- pequefio. (Grandes aplausos).
to. Separado cuidadosamente el hilo de seda se ve la
citada entretela. Punto. Del otro lado o sea del re- El cult d los antepasados y re rdo de tra
.v6s falta el patron vindose formada la estrella por diciones y actos comunes es lo que nos hace mante-
las puntadas del bordado pero menos llenas. Punto. ner el sentimiento que engendra el nacionalismo, y
M6ndez ^C6nsul." ese sentimiento ha vibrado y vibra en nuestra pa-
IVIendez C6nsul.
Este cablegrama pone punto final a la cuestin. trial aa demotrado aqui, con el ent
Confirm el segundo aspect de nuestra investiga- Esta tarde se ha demostrado aqui, con m i entu-
eien. Eto es, que por la forma de confecci6n de la siasmo popular que sin oropel, sin liamamientos ni
bandera esque hasta ahor ha fornido ce Mus de Ar citaciones, hemos podido celebrar esta sesi6n llena
tilleria de Madrid, no podia ser la gloriosa de Car- de fervoroso y sagrado entusiasmo, rindiendo un tri-
tilleria de Madrid, no podia ser la gloriosa de Car- m
los Manuel de Cespedes. Y comprueba ya la auten- buto a esa viejecita para dar, con nuestros aplausos
ticidad dc la que nos honra en cstc hemiciclo, que y en su presencia, un nuevo juramento por nuestra
tieidad de la que nos honra en este hemiecldo, que l
ha sido en la tarde de hoy reconocida por Candela- Patria. (Aplaunse).
ria Acosta. Yo te saludo, Candelaria Acosta, en recuerdo de
Un ilustre frances dijo "Que el recuerdo del pa- aquellai juventud de 1868 a la cual prestastes tus en-

isado es lo que constitute la nacionalidad de un pue- tusiasmos y tus sentimientos y que, come dijo un
blo". Nosotros, precisamente para formentar y man- famoso e ilustre Catedrtico nuestro, mas que gene-
tener nuestra nacionalidad, es que defendemos ese rosa fu6 pr6diga de su riqueza y de su sangre, alen-
recuerdo del pasado. tada por una fe inquebrantable, audaz ante el pe-
Cuba no hace muchos afios present una escuela ligro, recia y sufrida ante el infortunio, tenaz, en
que surgi6 con Viarela y Luz Caballero, y que en el su propOsito de libertar a Cuba, vencida al cabo por
estreoho recinto de su colegio no s6lo cre6 un corto irremediable desventura.
nfimero de alumnos, sino que hizo un medio y un am- Yo t saludo en nombre de otra juventud, en cuya
biente tal, que surgi6 un grupo de intelectuales cu- alma, come dijo Manuel Sanguily, se destifien y des-
banos, donde se destac6 el formidable polemista, el vanecen, entire brumas espesas, las sagradas glorias
brillante literate, el magnifico poeta, el sesudo es- del pasado; pero que aihora, al conjunro mkgico de
critor y d glorioso guerrero. Y aquellos hombres de- tus manos debiles y vencidas, al tocar nuevamente la
mostraron en las especulaciones de la inteligencia, Bandera que fu6 altar de los hombres de 1868, se
que conocian la literature francesa, los clasicos es- apresta a cumplir con el deber que tiene contraido
pafioles, los pensadores alemanes e ingleses, pero que con sus progenitores, manteniendo los ideales de re-
al producirse en la tribune y en la prensa se desta- denci6n y de libertad que ellos forjaron.
caban como el orador, el escritor y el poeta ubanoo, Bandera d Yar Sant altar d
hubo entonces oratoria y literature cubanas, hubo Yo te saludo, Bande d ara. anto altar de
poesia cubana. Ahora, por el contranio, se multipli- a Patria que de nuevo respiandeces e iluminas la
poesia cubana. Ahora, por el contrario, se multipli- conciencia del Cubano, para guiarlo. en toda obra de
can las conferencias y los studios, que yo aplaudo, caneaeci6a dl acrificion
pero que no estimo de gran valor para nuestro pue- any s ici.
blo done se ensalza y levanta el Cid Campeador, al Yo te saludo on nombre de esta juventud y de es-
Fraile Victoria, a Goya y a los OClsicos espafioles. ta sociedad, que te recogi6 pura y virtuosa con el
reenerdo del combat y con la figure dcl hdroe que
(Grandes y prolongados aplausos). to cre6.
Precisa hacer historic de nuestro pasado, de nues- Y podremos nosotros, cuando tu gloria quieran
tros heroes y de nuestras guerras; volver a la Es- empaiar, decir con el poeta:
euela de Luz y Caballero; divulgar en nuestro pue- iNo la veis? Mi Bandera es aquella
blo todas esas pAginas de heroismo y de virtud, pa- Que no ha sido jams mercenaria,








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


Y en la cual resplandece una estrella,
Con m's luz cuanto mis solitaria.
(Atronadores y prolongados aplausos. El orador
recibe.abrazos y felicitaciones de sus companeros).
SR. PRESIDENTE (GECRGE): Agotados los turns,
se pone a votaci6n la, totalidad de la Proposici6n de
Ley. Los que esten conformes, so serviran ponerse
de pie.
(Todos los Sres. Representantes se ponen de pie).
Aprobado. (Aplausos).
Se va a dar lectura al articulo primero.
(El Oficial de Actas, lo lee).
!SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se p'one a discusi6n.
(Silencio).
A votaei6n. Los que est6n conformes, se servirAn
ponerse de pie.
(Todos los Sres. Representantes se ponen de pie).
Aprobado por unanimidad. (Aplausos).
Se va a dar lectura a una enmienda del senior Guds
Inclkn.
(El Oficial de Actas, leyendo):
A LA CAMERA
El Representante que suscribe, present a la Pro-
posici6n de Ley coneediendo una pension vitalicia a
la sefiora Candelaria Acosta, la siguiente:
ENMIENDA
Se concede una pension vitalicia *de mil ochocien-
tos pesos anuales, a la sefiora Felicia MlVarce COaste-
llanos, pagadera por dozavas parties.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Represent.an-
tes, a los diez y seis dias del mes de abril de mil no-
vecientos veinte y ocho.
(Fdo.) Rafael GUAS INCLAN.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): SSe pone a discusi6n.
SR. GuAs INCLIN (RAFAEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Tiene la palabra el se-
fior Guis Incltn.
SR. GuAS INOLAN (RAFAEL) : Voy a molester bre.
vemente vuestra atenci6n, exponiendo el por que de
esa enmienda.
En las acuciosas investigaciones que el doctor
Carlos M. de la Cruz y yo practicamos, alrededor
de este problema, pudimos comprobar que la bande-
ra que Candelaria Acosta habia hecho, la que esta
en el hemicielo, confeccionada festinadamente, sin
tiempo apenas para \realizarla, era la de la iniciaei6n,
la del grito de rebeldia, la que tuvo la ventaja extra-
ordinaria de las primieias; pero que a los pocos dias,
cuando las huestes cubanas abatidas en Yara, mal-
trechas y desorientadas se rehacian gigantescas y
victoriosas en la capitulaci6n de Bayamo, Carlos
Manuel de CUspedes quiso que con m6s tiempo se hi-
ciera otra bandera, y le confi6 esta misi6n a una ba-
yamesa que aun supervive, Felicia Mare6 y Caste-
llanos. El propio Carlos Manuel de C6spedes, con
un comp'as sobre un cart6n, dibuj6 la estrella de la
bandera; con raso do seda y relleno la cubrieron, y,
en pocas horas la bandera qued6 terminada. Il dia
siguiente, aquella insignia, de las manos de Felicia


Mareo se llev6 a la iglesia de Bayamo y alli se le can-
t6 un "Te Deum", y se le declar6 crnmo la bande-
ra de los -'(volucionarios de Yara, y fu6 paseada vic-
toriosa, gallarda y triunfal por las calls de Bayamo.
Se trata, pues, de otra ensefia gloriosa, y de otra
anciana venerable que demand de la OGmara el mis-
mo tratamiento que acaba de emplear con Candelaria
Acosta. Y si no tuviese esa otra viejecita del ind6mi-
to Oriented otro timbre, para que la C.mara le otor-
gase una pension, esta. carta que agita mis nervios
y sacude mi espiritu, bastaria para que la OCmara
eubana tomase ese acuerdo.
Comprended el esfuerzo realizado, cuando a los
setenta y ocho afos de edad puede escribir todavia
en la forma que Felicia M,arce y Castellanos ha es-
crito esta carta que refleja el optimism y crea el
espiritu. Ved c6mo esto, que era pol6mica de ban-
deras, pol6mica de historiadores y hasta cierto pun-
to polbmica de ;. i ..it.-, Felicia Marce, hablando de
su bandera, declara en forma tal que no queda duda,
que la bandera que est~ en el hemiciclo no es la su-
ya; pero insisted en que la de ella tampoeo cay6 nun-
ca en powder de las tropas espafiolas. (Aplausos). Y
en esta carta me dice estas palabras, que todavia ex-.
presan el sentimiento cubano de la viejecita. "Oreo
muy bien que, por todo lo expresado... (\Contina
leyendo).
Y terminal su carta con estas palabras: "A pesar
de star padeciendo de reuma...." (Aplauses).
Para esta anciana desvalida que hizo la otra en-
sefia y todas mis investigaciones, como las del
'Dr. de la Cruz, han corroborado este extremo-para
esta viejecita es, sefiores Representantes, en esta tar.
de criolla, ila mias bella que he visto en la 'C.'m.ra. de
Representantes, es que pido que todos los Represen-
tantes, puestos de pie, votemos la pension para Fe-
licia Marce y Castellanos. (Aplausos).
* .S. PRESIDENTE (GEORGE) : ISe pone a votaoi6n la
enmienda; bien entendiido que, aprobada, pasarn co-
mo Proyecto de Ley apart. Los que est6n conformes
se serviran ponerse de pie.
(Todos los Sres. Representantes se ponen de pie).
(Aprobado).
Se va a dar lectura al articulo segundo.
(El Oficial de Actas, to lee).
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se pone a disousi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
*SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura al
Articulo tereero.
(El Oficial de Alctas, lo lee).
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : ,Se pone a diseusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
4 Esta de acuerdo la CAmara en que pase direc-
tamente al Senado?
Los que est6n conformes se serviran ponerse de
pie.
(Todos los Sres. Representantes se ponen de pie).








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Aprobado.
Se va a dar lectura a una moci6n del Dr. Rafael
Guds.
(El Oficial de Actas, 7l, ,..Tu) :
A LA CAMERA
Los Representantes que suscriben, teniendo en
euenta el resultado que ha dado el reconocimiento por
la sefiora Candelaria Aeosta y Fontaigne de la ban-
dera que figure en el Sal6n de Sesiones *de este
Cuerpo, identificada como la misma que fu6 enar-
bolada por .el ilustre patricio Carlos Maanuel de C-s-
pedes en "La Demajagu'a" el diez de oetubre de
1868, someten a la consideraci6n de la OClmara la si-
guiente
MOTION
PRIMERO: Se acuerda la aoufiaci6n de una me-
dalla conmemorativa del reconiocimiento per la se-
flora Candelaria Acosta y Fontaigne de la bandera
enarbolada per Carlos Manuel de C6spedes en "La
Demajagua" el 10 de oetubre de 1868 y conserva-
da en el Sal6n de Sesiones de la *COmara de Repre-
sentantes, la cual medalla debera ser de oro y conte-
ner en el anverso grabadas en colors la expresada
bandera y la inscripci6n siguiente: "C0imara de Re-
presentantes de Cuba Blandera de "La Demaja-
gua"; y en el reverse grabada esta inseripi'6n: "10
de Octubre de 1868 16 de Abril de 11928".
SEGUNDO: La medalla a que se refiere el ar-
ticulo anterior se -. entregada a la sefiora 'Candela-
ria Aeosta y Fontaigne para que pueda usarla vi-
taliciamente, y a su fallecimiento deberi pasar al
Museo Nacional.
Sal6n de Sesiones de la Ciamara a 16 de abril
de 1928.
(Fdo.) Raaalel Guis Incldn, Carlos Manuel de la
Cruz, Carlos Guds.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se ipone a discusd6n.
(Silewcio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lecture a una enmienda adieional, pre-
sentada 'por el sei e- Juan Espinosa.
(El Oficial de Astas, leyendo)
ENMIENDA
Se procederA 'a la colocaei6n de un euadro al 61eo
de la venerable patricia Sra. Candelaria Acosta, en
el Sal6n de la Biblioteca de esta Cimara, cuyo cost
no excederh de la summa de quinientos pesos.
Habana, abril 16 de 1928.
JUAN ESPINOSA.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Soe pone a discusi6n.
Sa. ESPINOSA (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GEORGE) : Tiene la palabra S. S.
SR. ESPINOSA (JUAN) : Sr. President, sefiores Re-
presentantes, Venerable Matrona: Nuestros mejores
oradores y nuestro gran poeta, han ofreeido a. vos, en
esta hermosisima tarde de Cuba, las mejores flores
de su gran mentalidad; han pauesto a vuestros pies,


como ofrenda, todo el idealism cubano heeho orato-
ria, hecho voz. Jorque en la mente de ellos han vivi
do, sin duda, los dias gloriosos de aquella 6poca que
todos vivimos tambien en estos moments; y yo he
querido, con el entusiasmo patri6tico despertado en
mi pecho en estos instantes, dedicar a voys, ly con ello
a todas las heroines de mi Patria, como recuerdo im-
perecedero, la gratitud de la Camara, que es la 'gra-
titud de todo el pueblo cubano aqui representado.
Poeos son los paises en que a las heroines se les
levanta monuihentos, porque tal parece que todo he-
toismo lo encarna el horbre. Y asi como en determi-
nadas horas hubiera pedido un credito para una es-
tatua aleg6rica del patriotism cubano, ahora quiero
que dentro de nuestro reeinto se conserve para la
eternidad la memorial de Cambula, la gloriosa cuba-
na que, en 'dias aciagos para la Patria, tejiera on
sus delicadas manos los sim'blicos colors de nues-
tra primer ensefia republican tremolada en los
campos de Cuba libre.
Tarde hermosa ipara Cuba es dsta, porque en ella
se han derramado abundantes 1kgrimas de emoci6n,
de infinita ternura; y porque en ella hemos reme-
morado con religiosa unci6n los dias gloriosos del 68.
Yo, avaro de tan gratas emociones, no he querido per-
der ni un solo minute de este acto hist6rico; y al
lado de Canibula, cuando examinaba su bandera, he
visto 'correr por sus mejillas arrugadas per los afios
dos ligrimas, y he oido de sus labios, tremulos, estas
frases que debe r.ecoger el pueblo de OCaba: "Esta
misma es; esta es la bandera de.Cuba libre. Dies mio!
graeias, gracias ique me permits volver a verla!" Y
estaamup6 en su (-eni-il un ibesq de amor. (Grandes y
prolongados aplausos).
Yo en mi espiritu taanbin siento arder la llama de
la gratitud a Dios, por haberme dado la oportuni-
dad de besar, con today el alma en los labios, a esa
venerable anciana y por haiber oldo esas frases dul-
cisimas que perdurairan en mi memorial come algo
grabado en las piginas gloriosas de la Historia cu-
banai.
Por eso, (yo pido que el retrato de Cambula, quede
para la posteridad en la Biblioteca, de esta Cimara,
como ha de quedar su nom'bre en las pAginas de nues-
tra historic.
Con el 6xtasis divino que me ha; producido esta
tarde, me hab6is puesto, sefiora, fuera de la vida nor-
mal, ime hab6is transportado a los dias menmorables
de Cuba libre. Todos, todos hemos sentido aquellos
moments en ique vuestra juventud tuvo el placer
de sentir aquellas intensas emlociones :del patriotis-
mo. De ahi ique juremos aqui, ya que recoigimos la
,gloriosa herencia de los hombres del 68, conservar-
la con honor, aomo con honor la recoge tambidn esa
juventuid, esperanza y realidad de la Patria, que se
llama Guns Inelmn, Carlos Manuel de la Cruz, Pas-
tor del Rio.... Seri cuidado con honor lo que con
honor nos legaron nuestros antepasados.
(Atronadores y prolongados aplausos).
IS. PRESIDENT (GEORGE) : Se pone a votacion
la enmienda. Los que esten "...''i '.i., se servinrn
ponerse de pie.
(Todos los Sres. Reprosentantes se ponen de pie).
Aprobado.
ISe va a dar leotura a una Moci6n del senior Pas-
tor del Rio.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


A LA 'CAMARA
El Representante que suscribe, somete a la con-
sideraci6n de sus compafieros, la siguiente

MOCION
Se acuerda: colocar, en el sal6n de sesiones, dos
tarjais .de bronce, con los nombres de Candelaria
Acosta y Ana de iQuesada.
El costo de estas tarjas serin sufragadas por los
sefiores Representantes, como un homenaje de amor
y de justicia, que por este medio tributan a tan ex-
celsas patricias.


Sal6n de Sesiones de la CMmara de
tes a 14 de Abril de 1928.
(Fdo.) Pastor del Rio, Carlos M. de
feel G(ds Ilncld).


Representan-

la 'Cruz, Ra-


ISR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a discusi6n.
(Silencio).
Se pone a votaci6n.
Aprobado.
Y habiendo terminado el objeto de la convocato-
ria, se levanta la sesi6n.
(Eran las siete p. m.)


S4P. P. FERNANDEZ Y CA., PI Y MARGALL 17. HABANA


--- --~--




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs