Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01173
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01173
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


SDESESIO
DE LA


CAMERA DE REPRESENTANTES
DECIMO TERCERO PERIOD CONGRESSIONAL
PRIMERA LEGISLATURE
VOL. XLVIII LA HABANA, 5 de Octubre de 1927I NUM. 29

Sesion extraordinaria de 3 de Octubre de 1927

President: Sr. Rafael Guas Inclin
Secretaries: Sres. Antonio de la Guardia Montalvo y Jose Alberni Yance
SUM PRIO
A las 5 p. m. la Presidencia declara abierta la sesi6n, con asistencia del Honorable Sr. President de
la Repfblica.-Leida la Convocatoria, la Presidencia anuncia a la CAmara que el Primer Magis-
trado de la Naci6n, haciendo use de una facultal constitutional, va a dar lectura a su Mensaje
interesando la adopci6n de una Lcy sobre Defensa del Azicar.-Los sefiores Representantes se
ponen de pie y saludan con aplausos al senior Presidente de la Repfiblica.-Despubs de leer per-
sonalmente su Mensaje, el Jefe del Estado, hizo declaraci6n de estar reconocido al Congreso por
el apoyo que venia prestandole.-A propuesta del leader de la maycria senior Carlos Machado, e3
acordada la pr6rroga indefinida de la sesi6n, previo receso para que los Comites Parlamenta-
rios cambien impresiones.-Se suspended la sesi6n a las 5:20 p. m. y los seficres Representantes,
invitados por la Presidencia, acompafian al Honorable Sr. President de la Repfiblica hasta el
Sal6n de Conferencias.-A las 5:45 p. m. es reanudada la sesi6n.-Se da lectura a la Proposiciii
de Ley de los sefiores Machado y otros, sobre Defensa del Azscar; y, con suspension de precep-
tos reglamentaries, es puesta a debate la totalidad -Consumen turnos los sefiores Castellanos y
Bravo Acosta, en contra; y los Sres. Claret y HernAndez Dou, en favor.-En votaci6n ordinaria
es aprobada la totalidad de la Proposici6n de Ley.-Sin debate son aprobados luego los sucesivos
articulos, y rechazadas algunas enmiendas.-A propuesta del Sr. Carlos Machado, se acuerda en-
viar el Proyecto de Ley, directamente al Senado.-A las diez y diez p. m. la Presidencia da por
terminada la sesi6n.


SR. PRESIDENT (GITS INCLIN) : .Se abre la sesi6n.
(Eran las cinco P. M.)
Se va a dar lecture a la Convocatoria.
(El Oficial de Actas leyendo).
CONVOCATORIA
Usando de la facultad concedida a esta Presiden-


cia por el articulo 57 del Reglamento de este Cuer-
po Colegislador, convoco a la CAmara de Represen-
tantes a sesi6n extraordinaria para el pr6ximo In-
nes, tres de Octubre, a las cinco de la tarde, con el
objeto de conocer el Mensaje del Honorable Sefior
President de la Rep6blica en relaci6n con la In-
dustria Azucarera, y la Proposiei6n de Ley que so-
bre dicho asunto han presentado los sefiores Macha-
do A\[fi l.- y otros, y adoptar con respect a diehos
particulars, los acuerdos que estimen convenientes.


ES








2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


COmara de Representantes, a veinte y seis de Sep-
tiembre de mil noveecientos veinte y siete.
(f.) Rafael Guds Inclan,
President
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Sefiores Repre-
sentantes: La ( .IIu.i se honra, en la tarde de hoy,
con la visit del Primer Magistrado de la Naci6n.
El ha querido, ejerciendo la facultad constitutional
que tiene de enviar Mensajes al Congreso, no s61o
enviarlo sino venir a leerlo. El Honorable Seiior
President de la Repfiblica le va a dar leetura a su
I3I,-ii., sobre legislaci6n azuearera o iniciativa con-
veniente en material de legislaci6n azucarera.
Se va a dar lecture al Mensaje Presidencial.
(Todos los seiores lRepresentanles se ponen de pie
y aplauden al Honorable t .' .r Presidenie de la Re..
pdblica).
(El Honorable S:cior Presidente de la Republica,
leyendo).
MEN SAJE
Al Honorable, Congrcso de la Repiblica:
Me dirijo al Honorable Congreso impulsado por la
necesidad imperiosa, do fijar la orientaci6n de la
political econ6mica del Gobierno en lo coneerniente
a la producei6n azucearera, dietando las medidas le-
gislativas que se estimen adecuadas para asegurar
en lo possible la estabilidad de esa industrial, en que
descansa oasi por complete nuestra economic nacio-
nal, aprovechando para ello las ensefanza6 deriva-
das de la aplicaci6n de las medidas de emergencia
que fueron aplicadas en las dos zafras precedentes,
y con el prop6sito a que hube de referirme en mi
Mensaje de 20 de Abril de 1926, de llegar a obtener
para todos los produectores en general, un precio ra-
zonablemente remunerador que ahora s61o logran
aquellosi qiu proiucen en eondiciones excepeional-
mente favorable, pero que no tiendan a crear pre-
clos artificiales, que estimo indeseables y hasta per-
jndiciales.
La experiencia ha demostrado que en general, las
medidas de restricci6n dictadas por el Ejecutivo, do
acuerdo con lai autorizaci6n que le fu6 concedida
por el Honoraible Congreso en su Ley de 3 de Mayo
de 1926, han producido en cuanto at precio del azui-
car, un beneficioso efecto que se observa comparan-
do el obtenido como promedio en la zafra no limi-
tada de 1924 a 1925 con los que correspondieron a
las zafras limiladas de 1925 a 1926 y 1926 a 1927.
Por otra parte, es evidence que si el Gobierno
adopt como politiea econ6mica permanent la res-
tricei6n de la producci6n azucarera, sin tener en
cuenta otros factors que concurren a determinar el
precio del produeto, esa media serviria por si sola
para estimular la produeci6n en otros paises al am-
par o de utn precio mnis elevado, aumento de produc-
ci6n que vendri.a a anular la finalidad que, a mi
juicio, debe perseguirse, consistent en procurar el
concerto de todos los productores aprovechando su
mutual experiencia sobre la demand total, para
adalptar a ella la producei6n.
Inspirhndome en este prop6sito, he hecho un dete-
nido y cuidadoso studio de la material, tomando en
consideraci6n y ponderando los distintos factors que
concurren a determinar el precio del azicar, a cuyo
efeeto he oido el pareeer y recibido informaciones de


los productores y de los t6cnicos, que me han permi-
juntas generals, ordinarias y extraordinarias de la
C",i,;.,., y los acuerdos se adoptaran por mayoria
tido llegar a former juicio respect de ]as medidas
legislativas mas convenientes y adecuadas que pu-
dicra dictar el Honorable Congreso para lograr la
finalidad deseada, las cuales sugiero en la forma
que paso a exponer:
Primera: Autorizar al Ejecutivo para rear una
Comisi6n honorifica integrada por cineo personas
que a su juicio refnan eondiciones de idoneidad y
competencia en asuntos azucareros, cuya mission con-
sistird en mantenerlo informado y asesorado en todo
tiempo y muy especialmente durante los meses de
octubre, noviembre y diciembre de cada afio, acerca
de los estimados de producei6n y consume del azd-
car mundial, para lo cual habrd de tener en cuenta
la Comisi6n los remanentes de zafras anteriores, pro-
pios y extrafios, las existencias visible y hasta
donde sea possible las invisibles, las perspectives de
producei6n de otros paises, las necesidades presen-
tes y futuras del consume local del extranjero y
cuantos mis datos y antecedentes pudieran ser ne-
cesarios y fitiles al Ejecutivo para former juicio res-
peoto de la conveniencia de limitar o no la produc-
eidn de acuerdo con las circunstancias. Esta Comi-
si6n pudiera denominarse "Comisi6n Nacional para
la Defense del Azicar" y debiera funcionar con ca-
rauter permanent.
Segunda: Para el easo en que el Ejecutivo acor-
ldara, una vez oido el pareeer de la Comisi6n Nacio-
nal de Defensa del Azicar, la restriceidn de zafra,
estimo convenient rear un Impuesto Especial de
$20.00 por eada saco de azdcar de 325 libras netas,
polarizaci6n 96 grades que exceda de la zafra auto-
rizada para cada ingenio.
Tereera: Obligar .a los in.genios a moler a sus colo-
nos las cafias a quo se refieren sus contratos, con la
sola reducei6n del tanto por ciento que represent
la diferencia que exist entire el estimado de la pro-
ducci6n normal de cada ingenio, todo de acuerdo con
los tdrminos -de la Ley, y la cantidad de azdcar que
corresponda a cada Ingenio en la zafra autorizada,
fijando con precisi6. el concept de lo que se en-
tienda per zafra autorizada a los efectos de la Ley
y del Impuesto Especial de producci6n.
Cuarta: Autorizar la organizaci6n de una. Compa-
iia por acciones que se constituirA de acuerdo con las
Leyes de la Repdblica, cuya funci6n consista en ven-
der a prorrata y por cuenta de sus duefios, la sobre-
producci6n national de azdcar, sin fines de lucro y
sin perspective de utilidad pecuniaria alguna, con la
obligaci6n de insertar en sus Estatutos las siguien-
tes bases:
a) El capital- autorizado de esta Compafiia de-
biera fijarse en $250.000.00 representado por 25.000
aeciones de a $10.00 cada una para ser suseritas
obligatoriamente por todas las Compafias o Socie-
dades Mercantiles e individuos nacionales o extran-
jeros que sean duefios de Ingenios o que los adquie-
ran en el future, en proporei6n al nfmero de saeos
de 325 libras netas que hayan producido en sus res-
peotivos Ingenios en la zafra de 1926 a 1927 y de cu-
ya suscripei6n reservardn el diez por eiento que ce-
derian a sus colonos si 6stos lo solicitaren dentro de
un plazo de doce meses a contar de la fecha de la
promulgaei6n de la Ley, en proporci6n a la cantidad
de sacos de azicar de 325 libras netas que a eada co-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 3


lono correspondiere en la zafra de 1.'1. a 1927 y en
relaci6n a la suscrita por los respectivos Ingenios.
b) Cada aceion tendra derecho a un voto en las
absolute do votos, y formando part do ella el Pre-
sidiente do la Asociacidn Namtional de Colonos, re-
presentando. el interns de los mismos.
c) Las actividades de la Compaflia deberan limi-
tarse exclusivamente .a la venta, por cuenta de sus
respectivos duefios, de la sobreproducci6n, enten-
diendose por tal la que exceda del consume dom6s-
tico y de la que haya de exportarse a los Estados
Unidos de Am6rica tambien para. su consume, fijan-
dose los requisitos que deberan llenarse por los ex-
portadores para acre(ditar la identidad de sus azi-
cares y el lugar de su destine.
Quinta: Autorizar al Ejecutivo, para que de
los fondos del 'i. ,'.c, no afectos a otras obligaciones,
suscriba integr.amente el capital social de la Com-
pafia, cuyas acciones distribuiri entire los duefios de
Ingenios en la proporei6n que la Ley determine, y,
de cuyo anticipo so reembolsarA el Tosoro mediante
la creai6n do un impuesto de caracter transitorio de
un centavo por cada saco de azdcar que elaboren los
respeetivos Ingenios en la zafra de 1927-28 y que
s61o estarA en vigor durante la referida. zafra.
Sexta: Para el caso de que el Ejecutivo estimate
oportuno lfmitar alguna zafra, despu6s de haber
oido el parecer de la Comisi6n Naeional de Defensa
del Azficar, harg por medio de la actual Comisi6n del
Azuear, que deberA ajustarse a las prescripeiones do
la Ley, la distribuci6n proporcional de lo que .a ca-
da Ingenio. correspond elaborar, de lo que tenga
derecho a embarcar a los Estados Unidos de Ame-
rica, y de lo que deba ;er entregado a la Compafi.a
vendedora.
S6ptima: Conceder a la Compafia Exportadora
una suma annual que no exeeda de 2-'." .000 pagade-
ra por mensualidades vencidas, que deberk emiplear
su Junta Directiva en los gastos de instalaci6n 3y
propaganda a favor del azicar cubano, pues dicha
Compafiia como indico anteriormente, no obtendra
utilidades como consecuencia de sus operaciones.
Octava: Autorizar al Ejecutivo para dictar el re-
glamento para la ejecuei6n de la Ley que se dicte,
oyendo a la Coimisi6n Nacional de Defensa del Azu-
car, a la Directiva de la Comrpafia vendedora, y a la
actual Comisi6n del Azficar, pudiendo fijar en el
mismo sanciones penales de caracter pecuniario que
fluetfien entire $500 y $10.000 por cada una de las
infraeciones de la Ley que se dicte, o de las dispo-
sieiones que emanen de la Comisi6n del Azucar.
Novena: Autorizar al Ejecutivo para que segun
las circunstancias pueda disponer que de los azfca-
res existentes en los Almacenes o Ingenios de la Re-
pfblica a la ipromulgaci6n de la Ley que so dicte, se
segregue una cantidad proportional que no excede-
rh de 150.000 toneladas que serd entregada a la
Compafiia Vendedora para que disponga de ella,
fijando una penalidad de caricter pecuniario para
los infractores de dioha disposici6n.
El plan que someto a la consideraci6n del Hono-
rable Congreso con el prop6sito de regularizar y es-
tabilizar en lo possible nuestra industrial azucarera,
ofrece a mi juicio las ventajas de que debido a su
flexibilidad permitiria, procediendo de acuerdo con
las circunstancias, llegar a celebrar concertos bene-
ficiosos con los demas paises productores de azu-
car adaptando la producci6n al consume, o si fuese


neccsario, ir a una franca competencia en la que Cu-
ba tendria la ventaja de luchar con s6lo una part
de su producei6n total, en tanto que los otros pai-
ses productores irian a ella con la totalidad de la
misma, la de que regulando la eantidad de azucar
que Cuba debe exportar a los Estados Unidos para
su consume, se obtiene si no todo, gran parte del be-
neficio que le concede el Tratado de Reciprocidad
vigente con aquella Repfiblica que ahora no obtene-
mo0; y por filtimo, nos pone en condieiones median-
te los organismos cuya creacion recomiendo, de ob-
tenor directamente cuan[os datos e informaciones
sean necesarios o tiles para adoptar con verdaderos
conocimentos de causa, las medidas oportunas.
I' pere, pue', que el IonoraiIle Congreso dedique
al studio y eonsideraci6n que este asunto merece su
preference atenci6n, prestAndome su concurs al
igual que en anteriores ocasiones adoptando las me-
didas legislativas que estime mas convenientes pa-
ra fijar la orientaci6n del Gobierno en materia de
tanta trascendencia.
'Palacio de ]a Presidencia, en la Habana, a 24 de
Septiembre do 1927.
(f.) GERARDO MACHADO.
Honorable, Sefor P'ri. t'i ,ii de la Rcpablica: Se&
inor Presidente y sefiores Representantes: I-e queri-
do aprovechar la oportunidad de tratarse de una de
las leyes mis importantes que este Congreso ha de
considerar, para expresar mi reconoicimiento, como
President .de la Repfiblica, al Honorable Congreso,
por el apoyo casi incondicional que ha prestado a mi
labor de trabajo diario en bien de la Repfiblica; y es
por esto por lo que he querido venir esta tarde a leer
este Mensaje ante vosoTros.
No credis, ni por un moment, que tengo el prop6-
(ito de que aparezea este aeto como el interns que
tengoi-que efectivamente lo tengo porque creo que
se trata de una buena ley, beneficiosa para los inte-
roses a que se refiere,-en que se apruebe; sino que,
como dejo dicho, estoy compenetrado con el Hono-
rable Congreso de la Repfiblica. Y puedo asegurarle
y le aseguro que no solamente esth satisfecho el Eje-
cutivo Nacional de Cuba, sino que en todos los pai-
ses hay grande y verdadero entuliasmo por el Con-
greso Cu'bano y por el Gobierno de Cuba.
(Grandes aplausos).
ISP. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se da la Cima-
ra por enterada?
(Seoiales afirmativas).
Enterada.
SR. MACHADO (CARLOS): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUlS INCLiN) : Tiene la palabra
su seforia.
Sn. MACHADO (CARLOS) : S'efior Presidente y seiio-
res Representantes: Para solicitar de la Cimara
acuerde la pr6rroga indefinida de la sesi6n y que a
la vez acordemos un receso de breves minutes, a fin
de cambiar imnpresiones sobre particular de tanta im-
portancia.
ISR. PRESIDENT (GuAs INCIAN): sEsta de acuer-
do la COmara, en prorrogar la sesi6n indefinida-
mente y en acordar al propio tiempo un receso para
celebrar un cambio de impresiones?
(Seijales afirmativas).








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Aprobado.
Ei. .... a los seihores Representantes so sirvan acor-
paFiar al ilonorable Sefior 1'residente de la Repi-
blica.
Se concede un receso.
(Los sci ores lReprescniantes acomnpatun al Ilono-
rable Seior Presidenic de la Rcpitblica).
(Era(tn las cinco y vci)lnicinco p. m.)
SR. PRESDI)NTE (GUl S LNCLAN): S rcan.uda la
scsion.
(Eran las scis y cuarenCa y cinwco p. i..)
En cumplimiento de la Orden del Dia, so va a dar
lectura a la Proposici6n de Ley de los sefiores Aia-
chado y otros, sobre Legislaci6n Azucarera.
(El Oficial de Aclas leyendo).
A LA CiiMARA:

Las constantes crisis sufridas por la producciOn
azucarera que dada la importancia de esa induitria
rc'percutieron sensiDleinente en todos los ordenes de
la economia national, determinaron la adopcion de
modidas legislativas de character circunstancial quc
remeidiasen en lo possible sus efectos.
El resultado obtenido con la aplicaci6n de esas
disposiciones legalcs que so aprobaron, sobrepaso en
la prdctica el proposito del legislator, ofreciendo al
pais la seguridad absolute de que el exito. futuro do
la industrial del azxcar y por consiguiente do la esta-
bilidad econ6mica de la Naci6n dependent primordial-
lu:nto de la acci6n comnin que se adopted en relaciOn
con la misma.
Mucho se ha discutido acerca do este problema de
vital importancia para la Repfblica, y en algunos
casos se ha exagerado, quizA con miras interesadas,
cl comentario sobre el positive resultado que a la
postre habrian de prodhucir las medidas adoptadas.
Los hechos, con su elocuencia incontrovertible .al
comprobar la <.!i. ,i de la gesti6n, han destruido por
si solo el argument esgrimido en su contra, y en
la actualidad la grand inayoria de colonos y hacenda-
dos reclaman de loes Poderes Plulico la implant
ei6n, con carctiter definitive, do una legislaci6n ade-
muada, que garantizando el interns y el derecho d(e
tcdos, proteja y auxilie a la industrial on general
frente al comfn enemigo que constitute cl mereado
mundial y la competencia de otros paises produc-
tores.
En el M. I, jie que recogiendo- esa aspiraci6n de
colonos y hacendados 1;1,_.- al Congreso el Honorable
Senior Presidente de la Repfiblica, se esboza la
adopci6n de un plan a que damos forma en el Pro-
yecto de Ley que sometemos a la Camara.
Constituyen el mismo tries medidas esenciales: !a
creaci6n de una Comisi6n Permanente para la Dc-
fensa del Azicar, que estudiara todos los problems
de la industrial y propondrA las medidas que deban
acordarse, sirviendo ademAs como organism supe-
rior de consult; la autorizaci6n al Ejecutivo, de
acuerdo con lo que proponga la Comisi6n anterior.
para fijar la cuantia de la zafra y la forma en que
habra de distribuirse, y la instituci6n de la Compa-
fiia Exportadora de Azficar de Cuba, cuya organiza-
ci6n y funcionamiento se explican a continuaci6n a


mias de figurar con todos sus detalles en cl articula-
do del Proyccto de Ley.
La Compania Exportado'ra de Azicar de Cuba es-
tar' integrada por la totalidad tde los colonos y ha-
cendalos en la proporcion que les ccnceda la pro-
ducciOn de la industrial o del fruto que controlen o
represcnten. Su contribution a la misma sera la de
an centavo por cada saco de azucar. Dicho impues-
to so cobrarIl onicamente en el afio en que se cons-
tituya la Compafiia y I S..i ,, i su capital social, que
responder .a sus operaciones, tales como exportacio
nes y embarques, II. r n11. ni. de buques, seguros te-
rrestres y maritimos contra today case de riesgos; gi-
ros de cheques y libranzas y otorgariento de cuan
tos mas documents scan neeesarios para el miejor
6xito de sus negocios. Su 1... h.' .I no envuelve abo
solutamente ning/un proposito lucrativo, aunque is-
te fuee, desde luego, en provecho director de la ins-
tituci6n y por consiguiente de los propios haecnda-
dos y colonos.
La Compafiia controlara todo el exceso de pro-
duccidn de azficar cubano, entendiendo por tal exce-
so la que sobrepase a las necesidades del consume lo-
cal y del mercado de los Estados Unidos de Norte
Am6rica, de acuerdo ccu el Trate.'o de ecciproci-
dad, y su stock influira notablemente en cl mer-a-
do mundial, impidiendo ademis que otros paises pu-
dieran 1legar a beneficiarse con nuestra reducei6n,
aumentando el volunmen de sus operaciones. En cual-
quior moment el azucar de Cuba estara en condi-
ciones de cubrir las necesidades de un mercado de-
terminado.
Tal es, a garndes rasgos el proposito que se per
sigue.
PROYECTO DE LEY

L)E DEFENSE DEL AZUCAR CUBANO

AIITICULO I.-Se crea una Comisi6n quo se de-
nominara COMISION NATIONAL PARA LA )E
FENSA DEL AZUCAR, integrada por cinco miem-
bros, que designara el sofior Presidente de la Repfi-
blica, y los cuales no devenga.rn on el ejericio de
sus funciones dietas ni suoldo alguno. Estos Comi-
sionados deberin rounir, a juicio del sector Presiden-
to de la Repfblica, coniiciones de idoneidad y com-
petencia en asuntos azucareros y los conocimicntos
estadisticos necesarios para hacer estimad/os anuales
'de la producci6n y del consume mundiales de azi-
car.
ARTICULO II.-Esta Comisi6n tendra el earAc-
ter de permanent y sus miembros silo serAn reno-
vados parcial o totalmente, cuando el senior Presiden-
te de la Repfiblica lo juzgue convenient .a los inte-
reses que la Comisidn represent, cubrifndose las va-
cantes que ocurran por renuncia, incapacidad o
muerte, en la forma prevista en el artieulo primero
de esta Ley.
ARTICULO III.-Los miembros de la Comisi6n,
una vez designados, se rouniran para tomar pose-
si6n de sus cargos y nombrardn al que de ellos ha de
f'ungir de Presidente. Las reunions suceesivas se
efectuaran con la frecuencia que estime convenient
el President de la Comisi6n y por convocatoria de
6stc. Para que las juntas de la Comisi6n tengan va-
lidez, deberan concurrir a ellas, cuando menos, tres
de sus miembros, y los acuordos ser.an tomados por








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5


mayoria de votos de los presents, debiendo ciempre
elevarse dichos acuerdos, para que tengan caracter
ejecutivo, al senior Presidente de la. Republica, quien
podri sancionarlos o no.
ARTICULO IV.-La misi6n especial que esta Ley
confiere a la Comisi6n Nacional ppara a Defensa del
Azucar sera la de informal y asesorar a] senior Prc-
sidente de la Rocpfblica en relaci6n con todos los pro-
blemas de la industrial azuearera, y partilularmen-
te, durante los meses de Oi'itubre, Noviembre y Di-
ciembre de cada a.fo, acerca de los estimados de pro-
dueei6n y consume de azdear mundiales, teniendo
en cuenta los remanentes de zafras anteriores, pro-
pios y extrafios, la: existencias viiibles y, hasta don-
de sea possible las invisible; las prspeectivas de
producei6n do otros paises; las necesidades presen-
tes y Iii .. del consume local y del extranjero, y,
en suma, cuantos datos y anteeedentes sean precisos
para llegar a una acci6n inteligente y eficaz. Una
vez que la Comisi6n haya estimado en toneladas de
dos mil doscientas cuarent.a libras, la canticlad de
aziear de producci6n cubana que hayan de necesi-
tar para su consume nuestra .propia Repfiblica y los
Estados Unidos .de Am6rica, por una parte, y .por'la
otra los dem.lis paises que hayan menester de nues-
tro fru, o on el afio correspondiente, el senior Presi
dente dc la Rep6blica fijara la asciendencia de la. za-
fra autorizada de Cuba para el afio siguiente y su
debida distribuei6n protporcional; bien entendido
que si a esta political previsora de Cuba respondieran
los paises productorei do azfciar del -!,I,..:.. con aun
mentos progreoivos en sus siembras y establecimien-
tos industrials, que vinieran a neutralizar los efee-
tos que persigue esta Ley, entonces la Comisi6n de-
berd en su recomendaci6n annual a.l senior Presidente
de la Reptiblica aconsejarle que no hhaga uso de las
faeultades restrictivas de la zafra que esta Ley le
concede y, una vcz aceeptada por el senior Presidente
esta reeomnendaciin, quedaria, en vigor y con caraeter
irrevocable durante los siguientes doce meses.
ARTICUiLO V.-Se entcndera .por zalfra autori
zada, a los ofectos de esta Le(y y del impuesto sobre
la produeei6n que ]a misma establece, la. cantidad de
azficar centrifuga de noventa y seis grades polariza-
ci6n, exenta do die.ho impuesto, que podrlin elaorar
anualmcnte los Ingenios de Cuba y que debera' ser
exportada en la forma y pro-porci6n que determinan
el articulo IV y subsiguientes de esta. Ley.
ARlTICILO VI.-Se erea un Impue.so Especial
de Producei6n de VEINTE PEISOS ($20.00) por
cada saco do azfucar do trescientas veinticinco libras
netas, polarizaciOn noventa y seis grades, que exceed
da de la. zafra autorizada para cada Jigenio en cada
afio. Este impuesto so harn, cectivo por medio do las
zonas fiscales respectivas, en la ..r-iii en que actual-
mentc so cobra el de diez centaivos por cada saco de
axicar. Queda autorizado. el Poder Ejecutivo para
aplicar y lacer cumplir las prescripciones dlc pre-
scnte artieulo en eada zafra.
ARTICULO VTT.---Los Ingenios debcrlin moler a
sus colonos las eafias a que estin obligados por sus
contratos, con la sola reduccin del tanto por ciento
que represent la i; ,...... que exista centre cl cs-
timado de la producei6n normal de azficar dt cada
Ingenio, hecho de acuerdo con los terminos de la
present Ley, y la c.antidad de azdcar cuya fabrica-


ci,6n corresponda a cada Ingenio en la zafra auto-
rizada.
ARTICULO VIII.-Se autoriza la organizaci6n
de una Compaila, que deberi constituirse de .auer-
do con las leyes vigentes, y de la cual seran accio-
nistas todas las Compafiias o, Sociedades Mercanti-
les, y los individuos, nacionales o extranjeros, que
sean duefios de Ingenios en Cuba .al publicarse esta
Ley en la Gaceta Oficial de la Repfiblica, o que en
el future los adquieran, en proporei6n al nimero de
sacos de azficar de trescientas veinticineo libras ne-
tas que hayan elaorado en sus respectivos Ingenios
en la zafra de 1926 a 1927. Tambi6n podr.n ser so-
cios de esta Compafiia los colonos todos de la Re-
pblica, quienes tendrin el derecho de suscribir has-
ta un diez por ciento del capital de la misma, en
proporci6n a la cantidad de sacos de aziear de tres-
eientas veinticineo libras netas que a cada colono, co.-
rrespondi6 en la ;: ,i. de 1926 a 1927 y on relaci6n
a ]o suscrito por el Ingenio o Ingenios respectivos;
de manera que dicho-s Ingenios pondrin a la dispo-
sici6n de sus colonos, cuando 6stos ]o soliciten y den-
tro de un plazo maximo d ddoco meses, a partir de la
fecha de la publicaci6n de esta Ley en la Gaceta Ofi-
cial de la Rep6blica, las acciones que a cada colono
corresponda, euyo imported deberAn pagarle al Inge-
nio o Ingenios en la misma forma en que 6stos lo ha-
yan efectuado, o sea, en la proporci6n de un centavo
por cada saco de azlear de trescientas veinticineo
libras netas. La Compafiia se constituira en forma
de sociedad an6nima, se denominari Compaiiia Ex-
portadora de Azficar de Cuba y se rcgira por los
preceptos legales comunes a todas las sociedades de
su indole, pero en sus estatutos deber5.n ineluirse las
bases y .in I .I ,l siguientes:
(a) .-El Capital autorizado de la Compafiia que
deberA distribuirse integramente en la, ; y pro-
porci6n que se expresara miAs adelante, serA de
D( -CIENTOS CINCUENTA MIL PESOS
($250.000) dividido en VEINTICINCO MIL AC-
CIONES A LA PAR, ('_-. 11,) de DIEZ P I-'OS
($10.00) cada una.
(b) .-La ampliaciOn del Capital social se realiza-
ra siempre que un nuevo Ingenio o entidad entire a
formar part de la Compafia conform dispone esta
Ley, aument'indose las acciones on la debida pro-
porciOn.
(c) .--Los acuerdos relatives a elecei6n de la Jun-
ta Directive y todos los demnis que hayan de adop-
tarse en la. Ju ias Generales de la C..m. r1 ordi-
unrias o extraordinarias, 1o serini por mayoria de
votos, computaindose un voto por cada aecion de diez
pesos', y serit siempre vocal nato de dicha Junta Di-
rcctiva el Pesidente de la Asociaci6n Naeional de
(olonos, sea o no accionista de la Compaflia, pues al
o'ceto se le eonsiderara como representante del in-
terds indireccto que los colonos tienen en el funeio
na.miento de la Compainia Exportadora de Aziear de
Cuba.
(d) .--La Compafiia se dedicara exclusivamente a
la venta, prorrrata y por 'cuenta de todos los pro-
ductores de azficar eubanos, o. sus causahabientes, de
la sobro produeeion de este l, i ., crudo, entendi6ndo-
se por sobre production en este caso, todo el azilear
une exceda del consume domkstico y del quo haya
de exportarse a los Estados Unidos de Amirica, o
sea, el azcar no amparado por el Tratado de Reei-








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


procidad vigente entire Cuba y ;i.,.11., Repiblica.
(e).-Para la debida comprobaci6n de su destine,
los aziueares que venda la Compaiia deberin ser
acompafiados, al exportarseles de los certificados de
identidad correspondientes.
(f) .-La Compafiia podra realizar, dentro de su
misi6n esencial y inica de entidad vendedora, todas
las operaciones inherentes a su naturaleza, tales co-
mo exportaciones y embarques, fletamentos de bu-
ques, seguros terrestres y maritimos contra today cla-
te de riesgos; giros de cheques y libranzas y otorga-
miento de cuantos mis documents sean necesarios
para la, march usual y el mejor exito de sus nego-
clos.
ARTICULO IX.-Todo nuevo Ingenio o entidad
duefia del mismo, que en el future se construya o es-
tablezea e eel territorio de la Repiblica, tendri la
obligaci6n de ser accionista de la Compafiia L'.i.,.-
tadora de Azuicar de Cuba, por una suma equiva-
lente a un centavo per cada saco de azuear cructo 'de
trescientas veinticinco libras netas o la unidad co-
rrespondiente, que elabore en su primera zafra nor-
mal el Ingenio o nuevos Ingenios aludidos.
ARTICULO X.-El senior Presidente de la Ie-
piublica suscribira direetamente o hara suseribir por
la entidad intermediaria que estime mAs adecuada,
las veinticinco mil acciones de que consta el capital
de la Compafiia Exportadora de Azlcar de Cuba, cu-
yo imported pagarA con fondos del Tesoro Piblico no
afectos a otras obligaciones, y distribuira esas aceio-
nes a prorrata entire todas las Compafiias o socieda.
des mercantiles y todos los individuos o entidades
juridicas que scan actualmente luefios de Lngenios
en Cuba. El prorrateo de estas acciones se hara en
proporci6n al nfimero de sacos de azucar crudo de
trescientas veinticineo libras notas cada uno. o su
equivalent, que cada Compafiia o Sociedad Mercan-
til o individuo duefio de Ingenio haya elaborado en
la zafra de 1926 a 1927. SerA obligatorio para estas
entidades, en su earActer de duefias de Ingenios en
Cuba el ser accionistas de la Compaiia en la pro-
porein indicada.
ARTICULO XI.-Se establece un impuesto de ea-
ricter transitorio" sobre la producei6n de aziuear eni
el territorio national, ascendente a un centavo per
cada saeo de azeicar crude, polarizaci6n national, de
trescientas veinticinco libras netas de peso, o su
equivalent, que se clabore en la pr6xima zafra de
1927 a 1928; impuesto que s6lo estark vigonte en
cuanto a dieha pr6xima zafra y que cobraran las zo-
nas fiscales respectivas en la misma forma que aho-
ra lo haeen en relaci6n co.n el impuesto ordinario
existente, cuyo importe remitir.n a la Tesoreria Na-
cional, de acuerdo con las disposiciones que oportu-
namente se dicten, reintegrandose el Estado, en esa
forma de las eantidades invertidas en eumplimiento
del articulo anterior.
ARTICULO XII.-Sancionados per el Seftor Pre-
sidente de la Repfiblica los aeuerdos de la Comisi6n
National para la Defensa del Azicar relatives a la
cantidad .,.i.,1o para la elaboraci6n en eada zafra
y per consiguiente exenta del Impuesto Especial que
per esta Ley se establece en su articulo VI, fijara la
parte proporcional que seri destinada al consume lo-
cal o dom6stico y la que debera venderse por conduc-
to de la Compafiia Exportadora a paises fuera de los
Estados Unidos de Am6rica, asi como el tanto per


ciento correiLpondiente a cada Ingenio o entidad pro
ductora; quedando a libre disposici6n de cada due-
iio de Ingenio o colono que reciba aziear en pago de
sus caias o representatives legitinmos o causahabientes
de ambos, los azlcares que dentro del riguroso pro-
rrateo que esta Ley establece, hayan de venderse o
exportarse a los Estados Unidots de Am6rica, sin
mas limitaci6n de forma que la obligaci6n en que es-
tarAn los embarcadores qcue exporten el azicar por
cuenta propia o agena, de producer los certificados
que acrediten debidamente el destino final de dicho
azficar (landing certificates), en un plazo no mayor
de seis meses y previa una fianza adecuada que se
fijari en el Reglamento correspondiente.
ARTICULO XIII.-Los certificados de identidaa
ecrrespondientes a los azicares destinados a paises
fuera de los Estados Unidos de Am6rica, deberan ser
entregados a la Compafia Exportadora para que di-
chos azdcares puedan ser vendidos y embarcados a
esos paises por ser la Compafiia Exportadora la fini-
ca capacitada para hacerlo.
ARTICULO XIV.-La distribution de azuear en
cada zafra, se hara designando precisamente y a pro-
rrata. a eada un ingenio, la cantidad de sacos de
trescientos veinticineo libras netas que deba elabo-
rar; pero a solieitud de parte interesada, esta distri-
buci6n podra hacerse extensive a compaiias o agru-
paciones, siempre que con ello no se I" rjillli-li. a in-
tereses ereados en las distintas zonas en que radi-
(jien lo-s ingenious actriialimene existentes, ,s decir,
que podran las compafilas o Jiuivdiiios duieios de
mias de un Ingenio, o las agrupaciones meneiona-
das, moler en otros bateyes parte de sus asignaciones
intividuiales, cuando por razones imprevistas o de
fuerza mayor no puedan hacerlo totalmente en a.qu-
llas a cuyo favor se hizo la asignaci6n, siempre que
en estos filtimos Ingenios no queden sin moler cafias
de colonos, previamente contratadas con la entidad
respective.
ART.ICULO XV.-La distribucidn a prorrata de
la zafra autorizada, entire todos los productores, tan-
to en lo que se refiere a la cantidad que a cada uno
correspond elaborar, como a la parte proportional
que tiene derccho a vender y emabarcar a los Estados
Unidos de Am6rica, la hara el senior Presidente de
la Repfiblica por medio de la Comisi6n del Azufiar,
que existe aetualmente, la cual estarA obligada a rca-
lizar una distribuei6n general cquitativa y estricta-
mcnte ajustada a los preceptos de esta Ley. Para fa-
cilitar las operaciones mercantile de venta y em-
barqu e de los azicares destinados a los Estados Uni-
dos de America, ya se realicen estas operaciones den-
tro o fuera de Cuba, asi como para la mAs expedita
no.bilizaci6n del credito con pignoraci6n del fruto,
tanto en lo que se refiere a los aziceares que hayan
dc consumirse en el pais y a los que hayan de ex-
portarse a los Estados Unidos de America, come a
los que corresponde entregar a la Compafiia Expor-
tadora, se emitird por la Comisi6n del Azficar a que
si _. i .. este articulo, certifica.dos do almaen que
exhiba cada productor, colono o causabhabiente de
ambos, en la proporci6n que corresponda a cada lo-
te de azfecar elaborado y en almacenes de dep6sito;
es decir, que los tenedores locales del fruto tendrAn
derecho a que se les expida, a solicitud suya dentro
Cde una reglamentaci6n practica y sencilla que al efee-
to se dictari, los certificados que acrediten la iden-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARll DE BREH'PRESNESEN .N'.$ 7


tidad o destiny autorizado de esos azicadres, ya se
trate de los (ie libre disposici6n para vender o em-
barcar a los Estados Unidos de Au\i'; o del re-
manente de su zafra que ineluya los destinados al
consume local y los que han de ser entregados a la
Compafiia 'Exportadora para los fines antes indi-
eados.
ARTICULO XVI.-La unidad bAsica que debe-
rd tomarse siempre para la distribuci6n y prorra-
teos a que se refiere esta Ley, en lo que concierne a
la naturaleza del fruto, es la del saco de azdcar cen-
trifuga de trescientos veinticinco libras netas, pola-
rizacion noventa y seis grades, pero ello no excluye
que, cuando se trate de azficar refinado para su
venta en la Isla, exportaci6n a los Estados Unidos de
Am6rica, u otros paises, el interesado pueda reali-
zar la operaci6n de venta y embarque mediante la
deducei6n de su equivalent en crudo del certifica-
do o certificados de identidad correspondiente.
ARTICULO XVII.-La Comisi6n Nacional para
la Defense del Azicar al recomendar al senior Presi-
dente de la Repdblica el tanto por ciento de sobre-
producci6n cubana de azicar que deber' venderse
por mediaci6n de la Compafiia Exportadora a paises
fuera de los Estados Unidos de AmBrica, tendra en
cuenta e incluira en ese tanto por ciento la cantidad
que estime necesaria para la exportaci6n de refino
de los Estados Unidos de America a otros paises con-
de las exportaciones de refino aludidos, la Compa-
sumidores, y al efecto previa comprobaci6n en cada
easo de las exportaciones de refino aludidas, la Com-
paiia Exportadora proverA, a dichos refinadores o
sus legitimos representantes, del equivalent en cru-
do que corresponda, tomando 6ste de sus existencias
propias, o sea de la sobre producci6n cubana.
ARTICULO XVIII.-El Estado entregard anual-
mente a la Compafi.a Exportadora de Azficar de
Cuba, una suma que no excederA de DOSiCIENTOS
CIN'ITTENTA MIL PESOS ($250.000) pagadera
por mensualidades vencidas, que dedicara la Conm
pafifa a sus gastos de instalaci6n y propaganda, pre-
vio acuerdo, en cada caso, de su Junta Direetiva, de-
biendo emplearse preferentemente: esta suma en tra-
bajos de propaganda y anuncio del azuear cubano
en aquellos paises que no lo consume actualmente
en cantidad important, o en los que scan suscep-
tibles de consumirlo en mayor escala, repartiendo
muestras extensa e inteligentemente distribuidas, en-
tre habitantes de paises que desconocen el uso del
azucar o lo emplean muy limitadamente.
AR\TICULO XIX.-Se exime a la Compalia Ex-
portadora de Azficar de Cuba del pago de toda cla-
se de impuestos existentes o que en el future pudie-
ran establecerse en la Repfiblica per el Estado, la
Provincia o el Municipio.
ARTICULO XX.-Para garantizar las operacio-
nes de la Cllli...,i.i y afianzar su cridito, tanto en
'Cuba como en el extranjero, no podrdi retirdrsele la
autorizaci6n para la venta de la sobreproducci6n eu-
bana que por esta Ley se le otorga, sin un aviso pre-
vio de dos afios, durante los cuales podr. liquidar
sus negocios met6dica y ordenadamente si estimase
que aquella ayuda le es indispensable para su debido
funeionamiento, o prepararse para continuarlos sin
el concurso official y con la sola ....... 1;.'oi de sus
socios, clients, capital y solvencia moral ya adqui-
ridos.


ARTICULO XXI.-Constituida la Comisi6n Na-
eional para la Defensa del Azicar y la Compaiiia
Exportado.ra de Azficar de Cuba, el Poder Ejecuti-
vo dietary los Reglamentos que sean necesarios para
el funcionamiento de ambas entidades, de acuerdo
con los t6rminos de esta Ley, asesorAndose al efecto
de los los miemibros de la primera y de la Junta Di-
rectiva de la Segunda. Tambi6n dictara el Poder Eje-
cutivo el Reglamento correspondiente a las nuevas
funciones que ha de asumir la Comisi6n del Azicar
que existe actualmente, y en este Reglamento se es-
tablecerin sanciones penales de earActer pecunia-

rio, que fluctua.rin entire quinientos y diez mil pe-
sos por cada una de las infracciones de esta Ley o
las disposiciones que emanen de la Comisi6n del
Azicar.
ARTICULO XXII.-Mientras no figure en Pre-
supuesto la cantidad a que se refiere el articulo
XVIII de esta Ley, el Ejecutivo podrA tomarla de
los condos del Tesoro Nacional no afectos a otras
obligaaciones.
IA'.; lCULO XXIII.-Quedan sin efecto en cuan-
to se opongan al cumplimiento estricto de esta Ley,
todas las disposiciones, reglamentos, etc., que se en-
cuentren en vigor.
ARTICULO XXIV.-Esta Ley regirA desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la. Repfiblica.
DISPOSITION TRANSITORIA
En caso de que las circunstancias asi lo exijan o
se estime necesario, el Senior Presidente de la Re-
pfblica podrA disponer de los azficares existentes en
los almacenes o ingenios de la Repdblica el dia de la
publicaci6n de esta Ley en la Gaceta Oficial, se to-
me una cantidad proportional, que en su totalidad
no podrA exceder de ciento cincuenta mil toneladas
(150.000) para ser entregada a la Compafiia Ex-
portadora y por esta vendida a prorrata y por cuen-
ta de interesados, con arreglo a las disposiciones de
esta Ley. El duefio o duefios de azdcares que no con-
tribuyesen con la parte proportional que se les sefia-
le por el Decreto Presidencial, a los efectos de esta
Disposici6n Transitoria, incurrirA en una multa de
,einco pesos por cada saco de azficar de treseientas
veinticineo libras netas que le correspondiese entre-
gar a la Compa.iia Exportadora. El imported de las
multas impuestas se destinara a la campafia de pro-
paganda. anuncio y distribuci6n de azicares cuba-
nos, que harA la, Compafiia Exportadora.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tes, a los veinte y seis dias del mes de Septiembre
de mil novecientos veinte y siete.
(f.) Carlos Maahado Morales, Santiago C. Rey,
Carmelo Urquiaga, Manuel Tom6, li,',f l. Guds In-
*cldn, Santiago Claret, Deilio Nziiez Mesa.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se toma en con-
sideraci.6n?
(Se ales afirmativas).
Aprobada.
Tomada en consideraci6n, queda sobre la mesa
por haber sido presentada una petici6n de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios.
Se va a dar lectura a una proposici6n de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios suscrita por el se-
for Carlos Machado, con objeto de proceder a la dis-
cusi6n de la Ley.








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


(El Oficial de Actas leyendo).
A LA CAMARA:
Los Representantes que suscriben proponen la
suspension de todos los preceptos reglamentarios
que se opongan a la inmediata discusi6n de la Pro-
posici6n de Ley de los sefiores Machado. y otros re-
lativo a crear una Comisi6n Nacional para la De-
fensa del Azficar.
Chmara de Representantes, Octubre 3 de 1927.
(f.) Antonio de la Guardia, Giordano Herndn-
dez, Rafael Guds Incldn, Carlos Machado, Miguel'
Angel Aguiar, Carlos de la Torre.
SR: PRESIDENT (GUAS INCLAN): Por requerir
una votaci6n de las tres cuartas parties de los sefio-
res Representantes, la petici6n de suspension de
preceptos reglamentarios, se va a hacer la votaciin
nominalmente.
(El Oficial de Actas pasa lista.
iSI. PRESIDENT (Gu"S INCLAN) : Han votado 103
sefiores Representantes: a favor 102, y 1 en contra.
Emitieron sus votos a favor los sefiores: Acosta,
Aguiar, Aguilar, Albarrdn, Albuerne, R. Alfonso,
J. M. Alfonso, A. del Real, E. Alvarez, Aragonis,
Ariza, Armas, Baldor, Beltrdn, Bosch, Bover, Bravo
Acosta, Capestany, Carrillo, Castelvi, Cisneros, Cla-
ret, Cruells, Cruz Gonzdlez, Cuesta, Diaz Valdis,
Echeverria, Escobar, Espinosa, Fernandez Soto, Fon-
seca, G. Monies, George, Gil, Goderich, L. Grau, B.
Grai, Gronlier, C. Guas, Hlerndndez Dou, Hirtzel,
Infante, L6pez, E. -.!r .... i, C. Machado, Madrid,
i.;.rtinez Quiroga, M. Rivero, Marrero, Menci6,
Mendoza, Mestre, Meso, Milanes, Mola, Mora, Na-
varrete, N'iez, Ricardo Padierne, Parodi, Peifa,
.'... ,,., A. del Pino, G. Pino, PNrez, Plana, Ponce,
Prado, E. Ramirez, Remedios, Relyj,', ., Rivero, RIo-
driguez Barahona, lRodriguez Creme, i,,.1. ,.
Fuentes, Rodriguez Ramirez, San Pedro, Santa Cruz,
::...'i;,I ., Sierra, Solo Izquierdo, i..., Torre, Tri-
nidad, T.,i ,~:.., Ubeda, ,U .,r'...:.. Vdzquez Bello,
Verdeja, Villalon, Villaverde, Welter del Rio, E.
.- .. Alberni, La Guardia y Guds Incldn.
Vot6 en contra el senior Castellanos.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Queda aprobada,
por consiguiente, la suspension de preceptos regla-
mentarios.
Se pone a discusi6n la totalidad.
SnR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra
en contra.
SR. ZAYDiN (RAMON) : Pido la. palabra para una
proposici6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): bEs para una
cuesti6n de orden?
SIt. ZAYDIN (RA\6N) : Es para una cuesti6n que
pudiera scr de orden.
Sn. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Zaydin.
SR. ZAYDiN (RiAM6N) : 'Sefior Presidente y -.*'..,.-.
Representantes: La lecture del Mensaje, hecha en
la tarde de hoy por el Honorable Presidente de la
Repfiblica, recomendando al Congreso la adopei6n de
una Legislaci6n Especial de character econ6mico, ten-
dientc a resolver las continues crisis de nuestra in-
dustria azucarera, planted, sin duda alguna, para la
rcsponsabilidad de todos nosotros, el problema mas
important y m'is transcendental que, quixzs, haya-
mos podido tener on nuestras manos para resolve,


por consiguiente, libres de todo prejuicio y toda re-
ticencia, puestos el pensamiento y el corazin en el
studio detenido y reflexivo de la Ley, para que
cuando esta, en dia future, sea medida do caracter
legislative para la Repfiblica, pueda decirse que he-
mos dado al problema azucarero una soluci6n defi-
nitiva, just y legal. Y he aqui en done se crean
en mi conciencia, despu6s de haber estudiado dete-
nidamente la Ley, algunas dudas respect a deter-
minados preceptos que considerr, analizados iuri-
dicamente, como inconstitucion~les. Sin embargo.
podrian ser transformados por los Abogados que
hay on esta Camara y que conocen nuestra Carta
Fundamental, sin variar absolutamente ninguno de
los prop6sitos de la Ley, acomodAndola, sin embar-
go, a nuestra Carta Fundamental. De esta manera
evitariamos, quiziss, en el mafiana, cuando la. Ley
estuviera en vigencia, cuando ]o mismo. que pudiera
tener 6xito, no lo tuviera-y ya sabemos que el 6xi-
to es canto de victoria y que cuando acompafia hav
inter6s, pero que cualido, abandon entonces surge
para tratar de buscarlo en las entrafias de los que
defendieron la Ley en el moment oportuno.
He aqui por *qu6 yo pido a la Camara, ya que se
aeord6 una suspension de preceptos ...' ,-
rios, que no vayamos, el6etricamente, a la aproba-
ci6n de la Ley; que hagamos alto un moment y
nombremos una comisi6n de esta Camara, para que
aquellas personas que han demostrado interns y co-
nocimiento en este problema-y yo pudiera citar
nombres, entire ellos, el mio--para que en un tdrmi-
no perentorio, de cuarenta y oeho horas, o aun de
veinte y cuatro, si se quiere, esa comisi6n pudiera
decir cubles son las objecciones le carhcter constitu-
cional y legislative que sugiere acerea de la Ley, v
entonces pudieramos venir aqui a .i .- nuestra
sancion a la media que el Ejecutivo interest.
Mi proposici6n, sefiores Representantes, es una
proposici6n que nace de un sentimiento patri6tico,
tan patri6tico como lo puede tenor el Honorable
President de la Repfiblica; y digo esto, porque no
quiero que vaya a entenderse que en esta proposi-
ci'6n se oculte una obstrucci6n, sino que es, por el
contrario, que quiero prestarle a. mi pais, en este
moment, el concurso de mis studios, y que quiero
evitarle que, en el future incierto, una nebulosa
que pueda crearle dii .-iol ,.t.- aun de caricter in-
ternacional, a nuestro pais. Es por esto que yo pro-
pongo el nombramiento de una comisi6n, en la tar-
de de hoy, para que en un t6rmino fijo y perento-
rio redacte una ponencia y la traiga a la discusi6n
do esta Cmmara. Y entonces yo creo que habremos
cumplido todos con nuestro deber; y esta Ley la ha-
brA de tender muy pronto el Poder Ejecutivo para
powder restablecer en el pais la normalidad de nues-
tra industrial azuearera.
SR. PRESIDENT (GUAS INOLAN): Lo .que propo-
ne su sefioria, en el fondo, entrafia una suspension
de preceptos reglamentarios. Para someterla a vo-
taci6n se necesita que este apoyada por do-s sefiores
Representantes.
(Varios ,. T',,. Repiesenianztcs apoyan la pro-
posici6n).
,Se pone a votaci6n ordinaria la proposici6n he-
cha por el senior Zaydin.
Los que estbn conformes con la proposici6n del
senior Zaydin, se servirAn po.nerse efectiva.mente de
pie.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 9


SDie;ehnda.
Tiene la pala'bra en contra de la totalidad, el doc-
toir Castellanos.
SB. (ASTELLANOS (MANUEL) : Sefior Presidente;
sefiores Representantes: La crisis pavorosa por la
que Cuba atraviesa, al arruinarse la industrial azu-
carera,-que es la principal fuente de su riqueza,-
ha levantado un clamor en toda la Repfiblica en
protest de legitima defense; y recogiendo esos la-
tidos de ]a opinion pfiblica, el General Machado,
desde la alta magistratura de que esta investido,
llega en la tarde de hoy a esta Camara de Repre-
sentantes, traycndo un Mensaje, en solicitud de me-
didas legislativas, que amparen y protejan la pro-
ducci6n azucarera cubana.
.SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra, en contra.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : El Honorable Presi
dente de la Republica, despues de leer el Mensaje, se
ausent6 de la Camara quizis para dejar mayor liber-
tad en los debates sobre las leyes, que obedientes al
31. ,n- je purderan presentarse a ia eonsideraci6n de
esta rama del Congreso Cubano.
En la misma tarde de hoy se present esta. Ley,
que se dispute y que yo me consider en el deber de
impugnar, estimando ,que no resuelve el problema
trascendental para nuestra Patria; porque no influ-
ye en el montante de la producci6n mundial; ni en
el nivel de los precious que pudieran obtenerse; y es
por eso que he de combatir el proyecto en sus varia-
dos aspects, de idiologia, de moral parlamentaria,
constitucionalmente; y muy en especial, en su as-
pecto econ6mico, por considerano no ya desfavorable,
ni solamente infitil, sino contrario a los intereses
azucareros vinculados a nuestra Patria.
Al declararse la guerra mundial los gobiernos
aliados solicitaron de los Estados Unidos de Am6ri-
ca un aumento en la producei6n de azijear en Cuba
y la naci6n americana pidi6 a los productores cuba-
nos en interns de la humanidad, un esfuerzo en la
producci6n y qne 1imitaran sus ga.nan'ias at marco
de la realidad mundial; lo que hizo possible una es-
tabilizaci6n del precio del azdcar y el abastecimien-
to de los soldados de los ejbrcitos de todas las na-
eiones que luc Iaban en .1.-I. I del dereeho y la li-
bertad!
Cuba. cumpli6 el deber que se le impuso, reali-
zando un esfuerzo inconmensurable; elev6 su pro-
ducci6n 1.500,000 toneladas mias de las que se ha-
bian obtenido en el afo anterior al inicio de la con-
tienda armada.
Cuba se convirti6 en un gran cafaveral, y sin
descanso trabajaron los cubanos entregando el pro-
ducto integro de su zafra durante los afios de la
guerra, por conduct de los Estados Unidos de Amn-
rica.
Cuba pudo aprovecharse de la desgracia, de la
..;1: 11 ..*I..,! mundial para. enriquecerse; ya que el
azicar, come articulo de primer necesidad, de ex-
traordcinario poder alirnenticio y de ficil conducci6n,
era el mAs apropiado para abastecer los ejercitos de
todas las naciones.
Cuba fu6 gencrosa hasta el sacrificio, porque no
s6lo diO su producci6n aumentandola con el esfuer-
zo de sus hijos, si que tambi6n la entreg6 a un pre-
cio limitado, mezquino, dada las circunstaneias por
que el mundo atravesaba.
Ese gesto extraordinario de Cuba; esa demostra-


cidn de gentileza; de despreindimiento generoso; de
altruismo elevado. y digno, que no. enaltece y que nos
honra, hizo que las naciones aliadas resolvieran con
exito y con pequefio costo, el fundamental problema
del abastecimiento para la subsistencia de sus solda-
dos. Los Estados Unidos, la gran Naci6n Norte Ame-
ricana, al llevar a la causa aliada el azucar de Cu-
ba, ganaba honors en el orden de la ideologia y ob-
tenia posiciones y derechos, en el orden practice; al
pesar y medir los esfuerzos realizados por las na-
ciones aliadas en pro del triunfo de la noble causa
por ellas representada. OC6mo so ha pagado a Cuba
su sacrificio?
Una vez que la guerra termin6; en el moment en
que el iris de paz asom6 en el horizonte de los pue-
blos; cuando reunidos en el sal6n de los Espejos, en
Versalles, los representantes de las naciones, firma-
ron el Tratado de I'az; para Cuba, la sacrificada, pa-
ra Cuba, la que habia dado vida a los soldados du-
rante la guerra, para Cuba, que habia abandonado
todos sus medios de vida a fin de que vivieran los
demls, para esta naci6n pequefia en territorio y d6-
bil en relaci6n con el mundo, pero grande en genero-
sidad y bondades, no hubo en el Tratado de Paz ni
un recuerdo earilioso de agradecimiento; no se tra-
t( siquiera de una indemnizacibn possible y just, por
los dafios ,de la guerra.
Fub mas grande el olvido y la ingratitud de esos
paises para con nuestra patria cubana. Inglaterra,
Francia e Italia, todas las naeione consumidoras do
aziuear, corraron sus puertas a nuestro product, de-
clarando la neccesidad de defenders contra el azf-
car cubana. Las naciones del mui do a quienes s'r-
vimos en mementos de desgracia en la guerra,-de-
clarada la Paz-se conviorten en nuestros enemigos
econ6micamente y quieren conducirnos a la ruina,
a la mis absolute miseria.
Los Estados Unidos de Amirica, la gran Naci6n
Americana, olvidando la hidalguia de sus fundado-
res, sin tener en cuenta cl esfuerzo de Cuba por
ellos pedido en la contienda mun:iial; sin reoerdar
que el azfcar de Cuba revendida por ellos a los alia-
dos, dej6 cuarenta millones de pesos de margen a
los vendedores americanos; olvidando todos los afec-
tos y sin ninguna consideraci6n, subi6 el arancel
para nuestro azucar en el mes de Septiembre de
1921 y en Julio de 1922, quedando reducida por el
Tratado, a una pequefia ventaja diferencial en los
derechos, de un veinte por ciento contra los demis
productores, lo que no es suficiente para, que nos
podamos defender en Cuba contra el azfcar quo se
produce en Puerto Rico, las Filipinas y IIawai, cu-
y.: producci6n invade y nos desaloja del mercado
americano.
Vean mis distinguidos compaficros: Antes de la
guerra mundial, las naciones de Europa producian
oecho millones de toneladas de azficar, durante la
'.ierra, en el ailo de 1919, ]a produccibn mundial
europea era de dos millones seiseientas mil tonela-
das; y dcspues de la guerra, y de la guerra aran-
celaria cotitra Cub)a, ellas han vuelto a producer
mnis de ocho millones. Es decir, que han rebasado la
zafra anterior a a I guerra mundial.
Cuba, despu6s del esfuerzo primero que hizo ele-
var su producci6n en mill6n y medio de toneladas de
azicar, de 1917 a 1920 ha aumentado mins de un
mill6n do 1920 a 1924, lo que en eonjunto determi-
na cineo millones seiscientas y tantas mil toneladas,









10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


o decir, dos veces mis de lo que producia con an-
terioridad a la guerra europea
ie habla de que el arancel es protector, de que el
arancel americano es favorable, de que hay un vein-
te por ciento en favor nuestro; y yo, que siempre
quiero orieitarme y fundamental mis opinions en
la de hombres de studios superiores, voy a mostra-
ros un trabajo extraordinario y meritisimo de un
ilustre parlamentario hasta hace poco que hoy nos
honra representandcnos como Embajador en Wash-
ington, del doctor Orestes Ferrara, el cual aboga, en
un peri6dico americano, (Facts About Sugar) (Ju-
lio 2-1927) por la supresi6n de esos dereohos del
'ratado que 6l estima perjudiciales para Cuba, "por
la supresi6n de esas tarifas protectoras", por la su-
presi6n do todo lo que sea proteger a Cuba en el
arancel, siempre que Cuba corresponda con ese
arancel a la nacion americana. Porque no debemos
perder de vista que la naei6n americana export a
Cnb.a, hasta hace poco tiompo, quinientos millones
'Ie pesos, y en la actualidad unos ciento oehenta mi-
llones de pesos en mereancia americana consumi-
mos en nuestro pais.
La Ley, fundamentalmente, trata tres problems.
El primero, la constituci6n de un ComitO o Comisi6n
Consultiva, para ;.ii ,.ii.r al Presidente de la Rc-
pfiblica, ,previo studio, do todos los problems re-
laiona.dos con el asuntlo nzucarero. En ese aspecto,
la Ley copia, aunque no copia bien, todos los ar-
licalos, precisamente los articulos del Proyeeto de
Ley del doctor Cortina. Y digo que no copia bien,
porque la Ley no detalla las fundamentals funcio-
nes de esa Comisi6n Consultiva.
lia Ley, en su segundo aspect, da facultad al se-
fior Presidente de la Repiblica, para que fije el cu-
pc de producei6n do cada ingenio, y dentro del cupo
d, producci6n, la eantidad que ha de ser destinaada
al consume d Cuba, la cantidad que ha de ser des-
tinada a la venta en el mercado americano, y la
eantidad que ha de ser destinada como sobrante pa-
ra vender.
Una Comisi6n que se constitute con el nombre de
Comisi6n Exportadora de Azuiear para vender en
las otras naciones consumidoras de ese product,
comprende el tereer aspeeto de la Ley.
Dos Comisiones y una autorizaci6n. La Comisi6n
Consultiva; la Comisi6n p.ara estudiar y decir al
President de la Repfiblica las ventajas y desventa-
jas, es una Comisi6n que, desde luego, ya debia estar
i'i,..., ,i i.1. hace mucho tiempo en Cuba. La segun-
da, la autorizacion al Presidente do la Rlepbiica.
era innecesario eoneederla, pero es possible, porque
e! President de la Repifblica, en oportunidad ante-
rior, cuando le fu6 conccdida por ol Congreso, la
ejereitO bien y honradamente. Pero la terera Co-
misi6n, la que se constitute con el nombre de Com-
paiit An6nima para la Expo'rtaci6n del Azlcar
para obligar a Jos hacendados duefios de ingenious, a
entregar un centavo por saco de azfiear que produz-
ca para que vengan a former parte de esa Compafiia,
eso es incomprensible e inaceptable a todas luces
que pueda ser aprobado por esta ilustre CAGmara de
Representantes.
La TLey obliga a esos hacendados cubanos a que
esttn sometidos a las ventas que haga diiha Con,
oafiia; los obliga a entregar sus azficares, sobre las
enales tienen el innegable derecho de propiedad; los
eompele a prestar una fianza y sacar un certificado


del puerto donde va el azilear que puedan vender,
para despu6s devolverle la fianza; obliga a esos
hombres a entrar a former parte de una Compaflia
An6nima, que se constitute sin el consentimiento y
quizas contra el deseo expreso de muchos de ellos.
Eso es contrario a la libertad de contrataci6n; eso
va contra los derechos individuals que garantiza la
Constituci6n de la RIepdblica; esa Ley ataca los mis
elementales dereehos eiudadanos.
i Esa series de violaciones constitute el texto de la
Ley !
La Ley no tiene ideologia propia, porque es en
realidad una mala copia de ]a Ley promulgada en la
Argentina, en 1902. En nuestro Congreso., el doctor
Jose Manuel Cortina-uno de los mDs grande ce-
rebros que Cuba ha producido-propuso y planted
el problema, presentando la Ley de Defensa Azuca-
rera en el Senado de la Repdiblica, cuya Ley se en-
cuentra aprobada por dicho Cuerpo, y pendiente del
Dictamen de una Comisi6n Mixta del Senado y la
Camara. De manera que es un asunto estudiado con
detenimiento por grandes intelectuales cubanos el
que recoge en su Mensaje el Honorable Presidento
de la Repfiblica y del que se hace eco la Ley que se
discnte, pero no se ha deseubierto ningfn horizon-
te, no entrafia ninguna idea nueva.
La moral p;irlaimientaria de una Ley, fundamen-
talmente, consiste en que se redacte la Proposicion
dc Ley por miembros del Congreso, por Legislado-
res Cubanos; y yo puedo afirmar que esta Ley o los
puntos bssicos doe lla, lin sido siugridos por los
magnates americanos de Wall Street. Que los Re-
presentantes a la Cimara Cubana, en su mayoria,
la deseonocen; y es muy doloroso, muy triste, que
es-to snceda en una Repfiblica demoertica.
Yo tuve la suerte do conocer esta realidad des-
graciada, do leer los puntos basicos de la Ley, an-
tes quo ustedes, por encontrarme en los E. U. en
la fecla en que el Coronel Tara.fa arrogAndose fa-
cultades que no tenia, ya que no es Legislador, da-
ba viajes para poner de acuerdo distintos elemen-
tos sobre la redacci.6n de este Proyecto de Ley.
La Ley es inconstitucional, porque infringe los
articulos 13 y 32 de nuestra Carta basica, que ga-
rantizan el dereeho individual de la propiedad. In-
fringe la Ley la Constituci6n, abusivamente, cuan-
do obliga a los hacendados a constituir y former
parte de una Compafia con determinado capital;
cuando se establece la posibilidad de obligarles a
restringir su producci6n; cuando se determine la
rorma de dividir la producci6n, obligando a vender-
la a compradores que no 'han expresado su confor-
midad en adquirirla; y por filtimo, euando se auto-
riza a la Compafiia que se forma, para apoderarse
del remanente de la zafra anterior, que es propie-
dad de los hacendados, y sin que por ello y previa-
mente (como ordena el articulo 32 de la Constitu-
ci6n de la Repfiblica) se les indemnice.
Y yo pregunto: si esos individuos de los ingenious,
han vendido su azuear por Contrato Pfiblico a deter-
minadas entidades americanas o a determinadas
personalidades juridicas o naturales, Len virtud de
qu6 raz6n? ien virtud de qu6 precepto constitucio-
nal, en virtud de que derecho se les cohibe y se le
priva de que esos contratos constituidos, tengan va-
lidez y eficacia?
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Me permit su
sefioria una pregunta?







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Con much gusto.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN): El doctor Cas-
tellanos express que hay contratos de ventas de azid-
cares, respect a ]a zafra pr6xima?
SR. CASTELLANOS (MANJEL) : Pudiera ihaberlos.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN): 4No esta en lo
cierto ?
I'Ux. CASTELLANOS (MANUEL) : Iay colons que me
han dicho que lo tienen.
SR. WOLTER DEL Rio (Ci. 'r.;): I El precepto que
el doctor Castellanos encuentra mas inaceptable en
este proyeeto, ,es el que hace i !. ii;._, a la com-
pafia vendedora
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : No. Yo voy a sefia-
fiar las :',.-.:;1., para qie el doctor Wolter
del Rio pueda apreciar la calidad do las mismas.
El articulo 32 de la Constitucion. Yo, en esto,
quisiera oir despues,-despu6s que yo termine, des-
de luego, pc.rque es como mejor se oyen las observa-
ciones,--on mis calma al doctor Wolter del Rio,
respect a eta violaei6n del articulo 32 de la Cons-
titueiniu de la Republica.
Dice el articulo 32: (Lee) : "Nadic podri ser pri-
vado de su propiedad, sino por autoridad competen-
te y por causa justificada de utilidad pfiblica, pre-
via la correspondiente indemnizaci6n. Si no prece-.
diese este requisite, los Jucces y Tribunalcs ampa-
rar.n y, en su easo reintegrarin al expropiado."
Y yo pregunto: ano, es privar de su pro:piedad a
un bacendado al cual se le toma su azucar y se lc
dice: tal cantidad de azficar tfi puedes vendcrla li
bremente siempre que sea a un comprador ameri-
cano de los Estados Unidos especialmente; tal can-
tidad de azficar tid puedes venderla para el morcado
local, pero esa la vendes por conduct mio, por con-
ducto- de la Comisi6n Exportadora; y tal cantidad
de azdrcar queda en powder de esta Comisi6n, para
que nosotros la vendamos al comprador que pueda
pagarla a. un precio mAs remunerativo para Cuba?
Y yo digo: si eso se hace con un product mio, con
un product que yo elaboro, con un aziuear que es
mia, es eso privarme o no do mi propiedad sin. la
Drevia indemnizaci6n aue determine clara y exDre-
samente la Carta Fundamental?
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : 4Me permit
su seiloria?
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Con much gusto.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Yo apoy6 al doc-
tor Zaydin en la proposicion incidental que hizo de
saspensi6n del debate, porque compartia sus dudas
especto a la inconstitucionalidad de algunos pro-
ceptos de esta Proposici6n de Ley, pero con referen-
cia al particular concrete que ha tratado el doctor
Castellanos, tengo la absolute seguridad de la cons-
titucionalidad de esta Proposici6n de Ley. Yo tenia
anotado, y puede verlo el doctor Castellanos, el pre-
cepto del articulo 32 de la Constituei6n, para estu-
diar la constitucionalidad de este proyeeto, no con
referencia a este precepto que 61 sefiala sino a ese
otro que trata de la ineautaci6n de ciento cincuenta
mil foneladas de la zafra iltima, en forma alguna
con referencia a la zafra pr6xima.
El doctor Castellanos y yo,-que coincidimos en
nuchas ideas, que tenemos la propia vision amplia
del derecho privado, que hemos actuado con vista a
las ensefianzas de Schomberg, el famoso professor
alemin,- sabemos que en nuestro Codigo Civil
existe un precepto el6stico, donde se define el de-


recho de propiedad, el 348, y que al expresar que es
el derecho a gozar y disponer de una casa sin mas li-
mitaciones que las establecidas en las leyes, hace po-
sibles todas las limitaciones que puedan acordarse y
sefialarse por una ley posterior. En este sentido, no
es inconstitucional el precepto legal que establece
una limitaci6n de ]a propiedad en el future; pues
en el derecho mcderno, en nuestro C6digo Civil, no
tiene la propiedad privada aquel concept amplio y
anbsc-luto que tuvo en cl derccho romano. El doctor
Castellanos debe recorder lo sustentado sobre este
particular, es decir, aquello en que ha hecho hinca-
pi6 la escuela socialist en relaci6n con el derecho
privado. El doctor Castellanos ha de recorder aque-
lia .-n I ri del celebre professor alemAn que ya
anteriormente he citado, del cual son estas palabras
poco mis o menos: Que es al socialismo a quien debe
l;i ivilizacion contemporinea la. evoluci6n que ha
experimentado la ciencia econ6mica, la evoluci6n
que ha experimentado la economic political.
Ia. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Continue el se-
fori Castellanos.
Sa. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo dije que iba a
hablar come abogado mis bien que come Parlamen-
tario, sabiendo desde luego el ambient desfavora-
ble con que mis palabras habrian de ser aeogidas
aqui, esta noehe; per eso he tratado de demostrar
al doctor Wolter del Rio, no con mi modest opinion
sin valor alguno ni la opinion de ningin alemin
doctrinario, sine con una sentencia, con una ejecu-
tiria, de un p.lis donde hubo una Ley igu.al a la
nuestra. En nuestra Carta Fundamental existed el
respeto al derecho a la propiedad, porque es uno de
los derechos naturales del hombre, porque el derecho
de la propiedad es igual en todos los praises y no pue-
de confundirse. Yo voy a permitirme leer la senten-
cia a que he heeho menci6n, y vera cntouces la CA-
mara que hubo una Ley igual a la que ,e pretend
dar como nueva en nuestra Repfiblica y que fu6 de-
seehada en la Argentina por una declaraci6n express
del Tribunal Supremo declarando que eran incons-
titucionales. Los preceptos que regulaban, prohi-
bi6ndole libertad a los duefios de aquellas cafias, pre-
cisamente. La Ley puede verse en la Revista de
Derecho, Historia y Letras, Tomo 17. Es la Ley
de 14 de Junio de 1902; se trata de la inconstitu-
eionalidad de la Ley de Azfecares en la Provincia
de TucumAn, Argentina, y dice, en algunos phrra-
fos, que son tan aplicables al problema que estamos
debatiendo: (Lee).
De modo que ya el caso, internacionalmente, esta
resuelto; y tan *esta resuelto que Argentina dej6 de
aplicar esa Ley porque su Tribunal Supremo enten-
dia que era inconstitucional, come no podia menos
que entender; y como entenderk nuestro Tribunal
Supremo, al establecerse el recurso que se estableee-
ri, seguramente, si se aprueba esta Ley.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN): LMe permit una
interrupci6n IS. S. con la venia del senior Presi-
dente?
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Welter del Rio.
,SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Para contestar
* al doctor Castellanos a una lecture con otra lectu-
Sra, con la circunstancia a mi favor de que no me re-
monto a la Argentina, pais que admire y cuyo Cd-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


digo Civil me h .hecho leer esta no-che en una forma
festinada, C6digo que en alguna ocasi6n ya yo habia
leido.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo no digo que in-
frinja el C6digo Civil.
,SR. WOLTER DEL Rio (GERMEN): Ya lo sB; pero yo
le habia observado al .doctor Castellanos la poi'bi-
lidad de que el C6digo Civil Argentino no fuera.
igual al C6digo Civil Cubano, y voy a comenzar por
leerle el precepto concordante con el C6digo Civil
Cubano, que define el derecho de propiedad, como
quiz' no lo haga el C6digo Civil Argentino; y para
fortune de Cuba, para hacer possible en nuestra Re-
piblica toda legislaci6n que reclame el socialismo,
para ofrecer mis bello aun el horizonte, para hacer
mias fecil las reivindicaciones de los indigentes, pa-
ra eso existe en el C6digo Espafol, en el C6digo Ci-
vil de Cuba, el precepto terminante del articulo 348
que en su parrafo primero dice: (Lee). 'La propie-
dad es el derecho de gozar y dispone-r de una cosa
sin mas limitaciones que las establecidas en las le-
yes." En su consecuencia, en Cuba es possible to que
o1ros grande de la 6poca present, lo que el ilustre
(onsentini en su obra reciente "El C6digo Civil y el
I'roletariado", ha expresado con i-,.,... elegantes,
recogiendo tambi6n el concept que en el pr6logo de
esa obra express Don Gumnersindo de AzcArate, que
el (erecho de propiedad es somejante a esa isla de
Heligoland de Europa a la que el mar bate de con-
tinuo, haci6ndola desaparecer, paulatinamente. cu-
briendo su playa, absorbiendo su roca. El derehlio (e
propiedad es, en la 6poca present, semejante a e-a
isla de Heligoland; y las eyes de lo-s Parlamentos, las
leyes que la democracia reclama y que so viencln r'-
sumiendo de una parte en forma de legislaci6n fiscal
y en otra forma de legislaci6n social, son esas aguas
que van poco a poco cnbriendo la isla de la propie-
dad privada, basta. un dia en que quiz'a ella desa-
parezca. En el C6digo Civil Cubano, que es lo quo
nosotros debemos considerar frente a esta legislation
circunstaneial, que yo reconozco eon el doctor Cas-
tellanos que en otro aspect puede adolecer de vicious
de inconstitucionalidad, existed el precepto de este
articulo 348 del C6digo Civil, que hace poible today
limitaci6n en el derecIo de propiedad.
En el Cddigo Civil Argentino,-que yo ....I .. no
conocer en la forma que conozco nuestro dereeho pa-
trio, pero que en mis de una ociasin hle lei;!o, por-
que tambi6n Puedo iniii ir en esta Ciimara que
aeaso esa ley famosa de la mujer, tuvo sns inspira-
clones en esta legislaci6n argentina,-en este C6digo
Civil de la querida naci6n hermana, de la p:ltria de
rngenieros, existe el articulo 2645, segui el cual, las
restricciones impuestas al dominion privado sle0 en
el interns pflblico son regidas por el dereeho admi-
nistrativo. En este derecho civil positive argentino.
yo no he encontrado, queridos compafiero.s, ninuiMna
disposici6n concordante a esa disposici6n del Cddigo
Civil Cubano. En resume, yo creo que tal vez on
alguna forma esta ley que esta noche veninmos discu-
tiendo, merezea esa modificaei6n para orillar el do-
fecto de la inconstitucionalidad y que es possible pro-
cisamente, por ese derecho fiscal que han introduci-
do en la, hermana naci6n argentina; pero en estc
particular a que ha hecho referencia el doctor (Cas-
tellanos, permitame que yo confiese con sinceridad,
aeaso de ignoi-ancia, que no est6 ese precepto en opo-


-ici6n ni con nuestra Carta Fundamental, ni con
nuestro C6digo Civil.
SR. PRESIDENT (GUjS INCLAN): Continfie en el
uso de la palabra el doctor Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Como ya las afirma-
clones contrarias del doctor Wolter del Rio y las
mias no tendrian mis o.bjeto que ir a un debate inl-
til, yo voy a hacerle un ruego .al doctor Wolter del
Rio: Yo veo la inconstitucionalidad de la Ley en ese
aspect que presentaba a la consideraci6n del Con-
greso. El doctor Wolter del Rio ve la inconstitucio-
nalidad de la Ley en otros aspects y yo reelamo del
Dr. Wolter del Rio, y del Congresista y compafiero,
para conocimiento de todos, que esos aspects de in-
constitucionalidad que el doctor Wolter del Rio se-
iialaba, los indiquc a la consideracion pfiblica para
que el Congreso sepa cuAles son los otros motivos,-
a mias del que yo tengo-para determinar la incons-
titucionalidad de los preceptos de esa Ley.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Precisamente
cuando estaba hablando el Dr. Wolter del Rio, expre-
sando sus ideas avanzadas sobre la interpretaciOn del
Derecho Civil en la Argentina, yo me estaba pregun-
tando si esas ideas, vanguardistas y revolucionarias,
aloanzaban tambi6n a esta disposici6n transitoria de
la Ley que se esta discutiendo esta noche: (Lee).
SR. WOLTER DEL Rio (GERMkN) : Precisamente a
esa disposici6n transitoria me referia yo.
SR. RAMIREZ DE LEON (ELADIO) : Porque yo inter-
preto ese precepto del Art. 348 del C6digo Civil, en
relaci6n con el precepto de la Constituci6n que dice
que nadie podra ser privado de su propiedad sin la
correspondiente indemnizaci6n. Por consiguiente, ese
precepto del C6digo Civil tiene su limitaci6n en la
Carta Fundamental del Estado, que no puede ser
modificada por leyes de la Repiblica, tratandose,
como se trata, (de una Ley en que la imayoria de los
sefiores Representantes estamos de acuerdo, unien-
dio nuestro criteria, al del Honorable Sefior Presiden-
te e la Republica, yo quisiera votar sin que tuvi6-
ramos luego el problema de los Tribunales, porque
si bien es cierto que en la Argentina cl Tribunal S'u-
premo admite los recursos de inconstitucionalidad,
nuestro Tribunal Suprem o no es partidario de ese
sistema, y yo no me explico c6mo se hacen nuestras
Leyes que euando las llevamos ante los Tribunales
siempre las rechazan por defects de forma; pero
pudiera ser que el Tribunal Supremo conoeiera a
fonlo de este as-unto y no admitiera esta Ley que
dispone asi de la propiedad.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : El doctor Rami-
rez no me oyO, pues precisamente yo habia heeho
referencia, al hacker una ob ervaci6n al doctor Cas-
tellanos, a esa disposici6n transitoria del Proyeeto
de Ley. y lo tengo a la disposici6n de S. S. justa-
mente anotada eon unas observaciones. Es decir, que
yo tengo mis dudas respect a la inconstitucionali-
dad de esta disponiciin transitoria por las razones
que su sefioria ha explicado y que yo expliqu6 en el
*urso de mi interrupci6n al doctor Castellanos.
,SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Respecto al otro
problema sefialM la otra inconstitucionalidad.
Sn. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Yo no voy a con-
sumir el turno del senior Castellanos.
.S. CASTELLANOS (MANIUEL) : En cuanto a la in-
constitueionalidad se refiere, el fnico aspect que yo
habia visto en la Ley es el que se obligara a un ciu-


- -------~-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


dadano, a una poerona natural o juridica, a rormar
part de una sociedad en que no habia solieitado su
ingreso. Yo quisicra oir a S. S. sobro este aspect.
SR. WOLTER DEL :Rio (GERMAN) : El senior Caste-
llanos ha expresado que en Cuba existen contralos
de venta do azfieares crudos para la prOxitma zafra.
SYo creo que ol senior Castellanos esta equivocado.
;SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pudiera ser. Yo rec-
tifico quo pudieran haberse celebrado contratos pa-
ra el future.
SR. WoLTrrn DELm Rio (GERMAN) : Y o o creo quo
se hayan celcbrado co.ntratos.
SR. CAST'LLANOS (MANUEL): iS. S. sabe c6mo so
contrataba el azucar en Java? Se contrata por una
Comisi6n la producci6n total. Despues voy a leer la
reglamentaci6n de esa sociedad para conocimiento de
]a CABmara, para que se vea c6mo se hacen las ventas
de los products de dos o trees afios.
Sn. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Eso es en Java, y
estamos en Cuba.
Yo creo que los preceptos de la Constitucion
se deben euidar de no vulnerar, son los contenidos
en los articulos dooe, trece, diez y nueve y treinta y
dos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Entonees son cuatro
los preccptos vulncrados.
Sn. WELTER DEL RiO (GERMAN) : Vulnerados no.
SR. CLARET (SANTIACO) : ,Me permit iS. S. ?
SR. PRESIDENT (GUwAS INCIN) : Tiene la palabra
su senoria.
Sn. CLARET (SANTIAGO) : No cable duda do que la
Constituei6n ie la Roepfiblica impide privar a cada
uno de su propiedad, sin una indemnizaci6n ade-
cuada. Voy a referirmc, tambi&n, a la interrupcio6n
del senior Ramirez de Le6n. En el easo concrete do
esta Ley, yo pregunto: I se priva a alguien de su
propiedad y si so priva, ghay indemnizaci6n o no
la hay? Si se priva, y no la hay, es inconstitucional;
pero aunque se prive, si hay indemnizaci6n, la Ley
es perfeetamento constitutional.
SR. CASTELLANOS ( i.::UEL) : Pero es una indem-
nizacion previa.
Sn. CLARET (SANTIAGO) : El azdcar que se va a
poner a la disposici6n de la. Compafia, &es un azu-
car que se le va a regular a esa C..ilp,! i i, es un
aziear de la cual se va a incautar el Estado, o es un
azficar que so va a poner en manos de un vendedor,
*para que, una vez vendido el product, reintegre a
sus legitimos poseedores el precio de la misma? Si es
eso uiltimo como lo es, no hay absolutamente viola-
ci6n de ningfin precepto constitutional, puesto que
a nadie se priva do su propiedad sino que, sencilla-
mente, se le limita algo cl derecho de libre disposi-
ci6n, pero en beneficio exclusive del mismo propie-
tario.
ISsR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : En el texto quo
yo tengo de la Ley, se decia expresamente quo la
Comisi6n Exportadora del Azflcar no cobraria co-
misi6n de ninguna indole, por la manipulaei6n del
mismo; pero en esta Ley no se preve este extreme,
y esta Compafiia Exportadora del Azuicar puede
rendir las euenta, del Gran Capitan; y ]as utilida-
des de los hacendados qne pongan en powder de esta
Compafia Exportadora sus azuicares, pueden quedar
reducidos a nada.
SR. CLARET (SANTIAGO) : La Ley no prohibe, es
cierto, que la Compafiia Exportadora cobre comi-


sion, pero tampoeo lo permit. En cambio, en uno
de los articulos del proyecto, se consigna que el Es-
tado contribuiri con la cantidad de $250.000 para
los .gastos de esta Compafiia, porque esa Compafiia
no va a toner otros ingresos ni otras utilidades. gEs-
tia, por lo tanto, permitido o no el cobro do la co-
misi6n? A mi entender estI clara y terminantemen-
to. expresado que no podrd cobrarla.
SR. RAMiREZ DE ILEON (ELADo) : Hay un precep-
to del C6digo de Comercio, que dice que cuando a
una persona se le diga...
Si. WOLTER DEL Rio (GERMANN) : 0.- permit una
interrupcin ?
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La tiene S. S.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Yo he dicho an-
teriormente que el C6digo Civil Cubano de-
fine la propiedad en su articulo 348, expresan-
do que es el derecho de gozar y disponer de una
cosa SIN MAS LIMITACIONEiSi QUE LAS ES-
TABLECIDAS EN LAS l.i:I':S.. .Subrayo esta fil-
tima parte de la oraci6n, porque es, sin duda, la mis
important, ya que autoriza para el future, el esta-
blecimiento de toda clase de limitaciones a ese de-
recho, a fin de que deje de ser absolute.
Esta segunda oraei6n la omiten por complete los
proeeptos concordantes del Codligo Civil Argentino,
y en su consecuencia, por tratarse de Cuerpos Lega-
les distinfos, no podemos enoontrar en la Jurispru-
dencia Argentina elements de interpretaci6n de
iusltro dereceho patrio. En efecto, el articulo 2545
del C6digo Argentine dice que nadie puede ser pri-
vado de su Ii..!. 1;' .1 procepto que tambi6n apare-
e(. en nuestro C6digo Civil; y on el 2540, al definir
coneretamente la propiedad, dieo que el dominion es
el derecho real en virtud del cual una cosa se en-
cuentra so.metida a la voluntad y a la acci6n de una
persona. V6ase, pues, que esta definici6n Argentina,
correspond al antigno concept romano de la pro-
piedad y que en ese C6digo no so autorizan, como en
el nuestro, las ulteriores limitaciones do derecho de
propiedad.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Continue en el
uso do la palabra el sofior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Dl manera que, aho-
ra, si estoy convencido de que el C6digo Civil Ar-
gentino dice lo mismo que nuestra Carta Funda-
mental. "No puede ser privado nadie de su propie-
dad, sino por virtud de alguna utilidad pfiblica, pre-
via la correspondiente indemnizaei6n;" dice igual
que Nuestra Constituei6n. infringe la privaci6n de
ese derecho de propiedad nuestra Carfa Fundamen-
tal?
SR. WOLTER DEL Rio (GERMN) : La Constituci6n
d, Cuba no define el derecho de propiedad; lo re-
mite al C6digo Civil.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): El derecho de pro-
piedad sobre el articulo que se produce, sobre la ca-
fla que muele un ingenio, sobre algo que hacemos
nosotros mism.os, es un dereeho natural, es como el
dereeho de familiar, del padre sobre el hijo, que no
puede negarse, que no puede discutirse, que no es
necesario que ha.ya leyes que lo reglamenten ni lo
definen.
Pero apart de esto, yo me felicito extraordina-
riamente de haber dado motive u ocasi6n, con este
aspect del problema, a que se discutiera amplia-
mente la constitucionalidad o inconstitucionalidad
de ese precepto de ley. Despu6s oiremos, con toda la








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE IEPRESENTANTES


calma necesaria, y la serenidad de juicio tambi6n
necesaria; a distinguidos compafieros que han de
consumer turnos a favor de la ley. Yo voy a sefialar,
tray6ndolos escritos, para que sean sint6ticos y para
evitar en lo mls possible molestar la atenei6n de mis
compafieros, otros particulares con objeto de ver si
es possible rectificar en parte y evitar que salga de
nuestra Cdmara una ley que tiene tales lunares y tan
graves defects.
SR. GIL (HELIODORO) : VMe permit una interrup-
,ci6n, el senior Castellanos?
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Con much gusto.
SR. GIu (HELIODORO) : Lo interesante, para los que
quieremos votar ccuscientemente la ley, no es que se
sefialen los defects, siro que e traigan las enmien-
das, las resoluciones a la misma. A mi me preocu
pa otra cosa, mis que la posibilidad de una incons-
titucionAlidad, que pueda ser o no resuelta por
nuesiro Tribunal Supre 1mo; lo que me preocupa es
e6mo van a salir en definitive los duefios de inge-
nio cubanos, que son los menos, los colonos cubanos
que tienen contratos de refacci6n agricola y que los
amarran completamente: los trabajadores cubanos
que pueden dejar su trabajo en una oportunidad en
qu(i el trabajo no so le puede proporeionar en otras
esleras de la economic national.
Lo que me interest a mi cs que la ley quede redac-
tada de manera tal, que no result que esa Compa-
fiia que se crea, (en la que necesaria y desgraciada-
mente tiene que estar una mayoria do acciones en
powder de entidades extranjeras (que aunque parez-
can ingenious de azfiear son real y eectivamente re-
finadores que estAn detrms), no pueda confabularse
para abaratar, abusivamente, el preeio de las cosas,
que es un nuevo aspect, dentro del Dereeho Penal,
en la propia Argentina, que se ha creado distinto a
aqu6l que existed en nuestro 'C6digo, en nuestra Le-
gislaci6n que castiga a aqu61 que se confabula para
encarecer las cosas. En la eonfabulaci6n para aba-
ratarlas esta el lucro delictuoso que se sostiene con-
tra el pequefio que no puede defenders; y lo que yo
ereo es que en esta CI,1 ...11.! i deben establecerse en-
iiendas que defiendan a los colonos, para que no
venga en un memento dado la confabulaci6n para
abaratar el precio del azfcar; porque es incuestio-
nable que al hacendado que produce el azilcar en
Cuhba que es americano en su mayoria y al I. !I .l.,r,,
que toma el azfcar para despu6s lucrar en todo su
provecho, les puede interesar muy poco esta fluc-
tuaci6n, porque lo que pierden en un bolsillo lo co-
loca en otro y colocan mils, colocan lo que debia ga-
nar aquellos infelices que con un nfmero pequeflo
de acciones no pueden defenders; y por eso yo en-
tiendo que, despu6s de debatida la totalidad de este
proyccto, despu6s de sefialada todas estas deficien-
eias, pudi6ramos dar un plazo prudential suspen-
diendo la sesi6n, para que entonces el Legislador,
eumpliendo como cubano, defendiendo los dereehos
ecubanos que todos debemos defender, hayamos pues-
to a contribuci6n nuestro esfuerzo para que en ma-
nera alguna est.a ley pueda resultar cooperaci6n .e
bolsa que venga a beneficiary a los elements extra-
fios, sine que sea una legitima ley de defense de los
azicares cubanos, y que beneficie a los que han de
dejar en Cuba una parte del trabajo suyo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Continue el senior
Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Desde luego que yo,


siguiendo el consejo del distinguido compaiiero doe-
tor Heliodoro Gil, he de proponer, en su oportuni-
dad, las enmiendas que se refieren simplemente a
supresi6n de vocablos o concepts, porque entiendo
que otras enmiendas quizes no pudieran prosperar
dentro del plan que esta ley tiene trazado.
Pero voy a sefialar, para someterlo a la conside-
raci6n de los propios firmantes de la ley, una series
do defects que saltan a la vista.
La producci6n de los ingenios no es realmente pro-
piedad de los duefios de esos ingenios, sino de los co-
lonos. Sin embargo, siendo el azfcar, en su mayor
parte, de los colonos, se obliga al ingenio o al ha-
cendado a tomar un noventa por ciento de las ae-
ciones de la C. .., p.' i Exportadora Cubana, con lo
cual se realizan dos injusticias: Primera, se le da al
hacendado o se le impone la obligaci6n de tomar Ian
porcentaje que no represent ni el azficar que esta
molida o que ha producido el ingenio; y en segundo
lugar se perjudica al colono no dindole mas que un
diez por ciento, cuando en esos ingenios de azicar
puede haber, por el contrario, el noventa por ciento
propiedad del colono.
La direeci6n de la compaiiia se deja a mayoria de
votes, per acciones de a diez pesos en un capital de
doscientos cincucnta mil pesos; pues come en Cuba
el setenta y cinro per ciento de los ingenios son de
extranjeros, tendromo-s que en la votaci6n para ele-
gir los directors de la Compafiia se elegiran todos
los directors americanos y ellos tendrAn el control
para la venta de ese product con daio para los cu-
banos duefios de ingenios que no tendrian en la Di-
rectiva ninguna representaci6n.
SR. ,On, (TICLIODORao): /C6mo se va a liquidar, en
definitive, a los colonos? Con arreglo a los contra-
tos, o per la venta .de azdear?
SR. CASTELLANOS ('MANUEL) : Esa es otra objeci6n
que tambien tengo anotada; porque no se dice en la
c6mo se va a vender, no se sabe si esa Compafiia con
trola toda la producci6n azucarera de Cuba y la
vende despu6s a distintos precious, o si la venta la
hace en forma, escalonada, es decir vendiendo el azi-
car de on Central y despu6s de otro Central.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Para una inte-
rrupci6n, con la venia de la Presidencia.
SR. CASTELLANOS (MIANUKEL): Con mullch gusto,
per mi part.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Justamente, sefio-
res, que algfn espiritu malicioso o de buen humor,
pudiera deeir que, si en esta Ley hay algfn precepto
d( agua de borraja, es justamente este precepto. Yo
recuerdo, de cuando estudi6 Economia Politica, la
legislaci6n de Cartel, alemign; y en alguna forma, en
este Proyecto de Ley, aunque tal vez so cpretenda se
va al Cartel aleminn. Observe el doctor Castellanos
que, por desgracia, en esta Proposici6n de Ley no
sc habla de la producei6n proporcional, sino se ha-
bla del vendedor fnieo, en cuanto a lo que se va a
someter a esa Compafia, que acaso no habrA de ex-
ceder la venta de un quince por ciento de la zafra to-
tal de Cuba.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Es el complement,
pero no de la totalidad: porque yo expliqu6 a la CA-
mara, que un tanto por ciento es para el consume
dombstico en Cuba; y otro tanto per ciento (que re-
presenta, come la vez anterior, tres millones quinien-
tas mil toneladas), para el mercado americano; y
Sel resto, que se le dice super-producci6n, (y es la








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


objeci6n que hago), no se dice si ese resto se lo en-
tregaran los fabricantes a la Compafiia productora
para venierlo en total, o por qu6 orden se ird ven-
diendo. I'.-.i .. la pasada Comisi6n de Azdcar, que
es un recuerdo desfavorable, pues todavia no se le
ha pagado a muchos hacendados cubanos y todavia
esa Comisi6n ha demandado a hacendados cubanos
reclamando judicialmente cuatrocientos mil pesos.
No debemos caer en lo que caimos antes; recordemos
la pasada Comisi6n de Azicar.
S'R. WOLTER DEL Rio (GERMAN): Insisto en que
puede Ilamarse agua de borrajas al precepto ese, que
control un quince per ciento de la zafra de Cuba.
SR. CASTELLANOS (.\ .;.,, Li.) : No se fija en la Ley
ese .quince por ciento, pero se supone que podra ser
de un quince por ciento.
Sn. WOLTER DEL Rio (GERMAiN) : Debe ser de un
quince por ciento, si tenemos en cuenta las cientos
cincuenta toneladas de consume dombstico y los mi-
llones de toneladas de consume americano. Y recoja
el senior Castellanos esta idea, si la estima convenien-
te, para en alguna forma llevarla, como enmienda, a
este proyecto.
La raz6n que es mds poderosa para una critical de
este proyecto, es el establecimiento de la Comisi6n
de Venta de Azfcar. En el afio de 1921 consisti6 en
lo siguiente: en que muchos hacendados, dicen--
concepto que yo no expreso,-simularon ventas que
realmente no habian efectuado, y amparados en ese
precepto de la Constituci6n sobre la retroactividad
de las leyes, vendieron sus azficares, pero los ven-
dieron por el precio alto, consecuencia de la limita-
ci6n de las ventas. Ya ve el sefir Castellanos si no
seria convenient salirle al camino a esos simulado-
res de ventas, para que no vengan .a gozarse del alza
por ese Ocontrol del quince, veinte o veinte y cinco
que tendri de la Comisi6n de Ventas.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : lie sale al camino la
Ley de mala manera, porque le pone una multa de
diez a veinte y cinco mil pesos, que es capaz do
arruinar a cualquier hombre.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Esa multa no les
alcanzaria. No le sale al camino, porque para evitar
esa multa estariin amparados en el articulo 19 de la
Constituci6n, referente a la retroactividad de las le-
yes penalcs.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : 41)e manera que el
senior Weller del Rio consider que ese preeepto del
articulo 19 de la Carta Fundamental se infringe con
este precepto de esta Ley?
Sn. RAMiREZ DE LE6N (ELADmO): Yo quiero hacer
una pregunta, con la venia de la Presidencia.
Sn. PRESIDENT (GuIS INCLAN): Tiene la palabra
el seflor Ramirez de Le6n.
SR. RAMiREZ DE LEON (ELADIO): La Ley, en su
preimbulo dice: (Lee).
Y como el doctor Wolter del Rio estaba hablando
de Eeonomia y Hacienda P'iblica, yo quisiera que 61
nos dijera si el mercado mundial es el auxiliar de la
industrial azucarera, o debe considerarse como el
enemigo de la industrial azucarera.
*En el preaimbulo de la Ley se dice: (Lee).
Esto es convenient dilucidarlo con la debida an-
terioridad porque luego se va a reflejar sobre esos
preceptos que se refieren a la superproducci6n.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMA) : Esta muy bien el
Mensaje Presidencial en esa part.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Esto no es el Men-


saje Presideneial. Para mi el cii1.I ie Presidencial es
sagrado...
(lisas).
Sn. WOLTER DEL Rio (GERMAN): en la Economia
Political contempordnea, co.mo express hace breves
mementos, ya no quiere verse solamente la relaci6n
de la oferta y la demand. Y en esta Proposici6n de
Ley se ha querido tender a esa instituci6n de la
ciencia economic, que ha inspirado en Alemania la
Asociacion para la i'roducci6n Azucarera, que ha'
inspirado en Franci a a Asociaci6n para la Produe-
ci6u con referencia al vino, y que ha inspirado en
Dinamarca la Asociaci6n para la Produeci6n con re-
r, i,,.-,.;, a la mantequilla y a la leche y sus deriva-
dos; y en esas condiciones el productor ve como su
enemigo las funciones de la oferta y la demand.
i?!'. PRESIDENT (GUAS INCIAN): Continue en el
use de la palabra el senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Podemos seguir com-
batiendo punto por punto y seria acaso poco amena
la (iiscuei6n o poeo agradabic; siendo mejor y mas
prmi:tico terminal la impugnaci6n para, despu6s, oir
el turno contrario. La Ley autoriza al senior Presi-
dente de la Repfiblica para que sefiale a cada inge-
nio una cantidad de azicar para el consume local o
domestico, una cantidad para el consume americano
y una cantidad para el consume del mundo para el
consume libre.
Los ingenious que no puedan mandar su azdcar di-
rectamente a un embarcadero y de ese embarcadero
remitirla al extranjero, sufrirdn grandes perjuicios.
La Ley es desastrosa, econ6micamente, porque no
resuelve el problema fundamental de busear mercado
para nuestros azficares; porque Cuba se obliga a
vender y deja, en realidad vendida, una part de su
producci6n al mercado Norte Americano-, que a na-
da se le obliga y nada se le pide; es decir, a un
comprador que no se obliga a comprar.
i. NfREZ (IDELIO) : Precisamente, la Ley estable-
ce on su articulo once que el senior Presidente de la
Repulblica .1: n 1i. el organism encargado. de emi-
tir los I. iii... I ..., de los azicares que deberan ven-
derse en los Estados Unidos de Amnrica, de los quo
ban de consumirse en la R.epdblica, y de los que, pa-
sando a la Compaifa Exportadora, habrA de ven-
derse en otros paises fuera de los Estados Unidos.
Estos ,, i 'Ii.-:,,.-, que son valores mercantiles, po-
drin canjearse unos con otros; y entonces no se dara
el caso que S. S. apunta, pues aquellos hacendados
que no tengan mercado local para sus azicares, po-
drin canjear los certificados con otros ingenious que
tengan estas ventajas. No veo, pues, problema algu-
no en este argument al que S. S. da tanta impor-
tancia.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Francamente; yo
trco que eso no puede hacerse, porque no autoriza la
Ley a dar certificado mis que sobre determinada
produeci6n de que pueda disponer. Es decir que un
certificado del ingenio tal, para tal cantidad de azfi-
car para el consume dom6stieo, la Comisi.6n Expor-
tadora no da el certifieado sin tener en su poder el
azucar; y como ese azicar tiene que ir a otro expor-
tador, tendria el ingenio que crear los medios de co-
municacion que no tiene. De otra manera serial fo-
mentar el juego de bolsa al calor de esta Ley, seria
fomentar lo que es un peligro mas grave que la Ley
misma; seria que la Comisi6n Exportadora de Azft-








16 DIARIO DE SESIONES DE LA (AMARA DE REPRESENTANTES


cares se convirtiera en controladora'de los precio-s de
estimados de esos propios azliares y, entonces, la
gravedad del problema seria. muoho mayor.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : 0 Son valores canjea-
bles, o no? Usted puede vender o no puede vender?
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Creo que aqui, en
este precepto, se dice algo sobre el particular...
'SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Para obtener el cer-
tificado, para que la Comisi6n Exportadora entre-
gue el ., i !!.. i-I., tienen que star los azicares que
determine el certificado a disposici6n de la Comisi6n
Exportadora. Despu6s que el certificado estA entre-
gado, ya entonces no es problema; es antes de obte-
nerlo, que tiene que poner los azucares a disposi-
ci6n de esa repetida Comisi6n.
SR. GARCia MONTES (JORGE) : Cdmo tienen que
tenerlo los almacenes .,!ai.: ...i., para efectuar una
operaci6n?
SR, CLARET (.SANTIAGO): Me permit una inte-
rrupci6n, el senior Castellanos, con ]a venia de la
Presidencia ?
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Tiene la palaira
il senior Claret.
,R. CLARET (SANTIAGO) : La Comisi6n Exportado-
ra no le da certificados solamente a aquellos azuea-
res que ella va a vender, sino a todos, pues entrega el
certificado de identidad contra el de dIepsito en al-
ma.cn, lo mismo en lo que se refiere a los azucares
que tiene ella que vender a los que que:ian a la dis-
posici6n de los ingenios. Despues que el ingenio ha
recibido los .. !i,.... I., de identidad a que tiene de-
recho, puede vender a quien le plaza los azicares
que comprendon, aunque desde luego siguen en ma-
nos del nuevo comprador en Ja misma situa.eion en
que estaban antes. No eabe, pues, dnda alguna que
todos los certificados pueden ser eangeadoi'- y que,
como es natural, pueden ser comprados y vendidos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : SegIimos girando. en
un eirculo vicioso. Una vez que est6n expedidos es-
tos eertificados, nadie dispute que puedan ser can-
'(endos, ni que puedan ser vendidos; lo que asegura,
lo que dispone el precepto de ley, es que la Comisi6n
Exportadora, para entregar el certificado, necesita
loner a su disposici6n los :azicares.
SR. CLARET (SANTIAGO) : Eso es para entregar una
elase de ., t il. ... o sea los que va a vender; pero
los que quedan a la libre disposicidu del ingenio, esos
no necesitan ponerse a su disposicion.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : PorT es II'u el eer-
tificado de azflcar que qued.a a la libre 1lispo ic('in
tdel ingenio es el azifcar que se pnede venldr on los
Estados Unidos; pero el que hay que vender en Cu-
ba para el mereado local, es neeesario que el ingenio
I, ponga a disposici6n de la Compafiia vendedora.
SR. CLARET (SANTTAGO): La Compafiia vende el
sobrante de la produeci6n y no la que se va a ven-
der en Cuba.
i'R. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Yo creo que to
que ocurre es una omision en el articulo doce, que
no hace referencia a esos azicares de Cuba. QuizlIs
en el proyeeto original se haya eambiado ese error y
se haga referencia en el articulo doce a los azia.ares
de. consume dom6stico.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : La ley obliga a gas-
tar. Para vender trescientos mil sacos de azfcar se
le da a la Compania Exportadora doscientos cin-


cuenta mil pesos, mis un centavo por saco, que se
suma a esa cantidad.
De modo que para vender trescientos mil sacos se
dan mis de trescientoa mil pesos. Solamente eso
constitute un gasto extraordinario y result excesi-
vo, en comparaci6n con el beneficio que recibe Cuba.
El certificado de identidad que se exige al hacei)-
dado que va a vender su azficar al extranjero, obli-
gaindole .a dar una fianza para despues cuando jus-
tifique que el azdcar ha llegado al lugar del destino
devolverle la fianza, result abusive, porque pudie-
ra el azlear salir para el Estado de New York, por
ejemplo, y tener el b.arco que ir a otro lugar cual-
quiera y entonees tendriamos que no se podria de-
volver esa fianza y que el certificado estaria en vigor
por virtud de esa ley.
La derogaci6n de la ley no surte efectos hasta pa-
sados dos afios. Y yo pregunto: qu6 interns, qu6 mo-
tive fundamental puede haber aconsejado para
que en la ley se consigne que una Comisi6n
o Compafiia que no tiene obligaci6n mias que
con la zafra present, que no tiene otro deber que
vender nuestra zafra reglamentando el precio de la
misma, se establezea (que durante dos w'i.. despues
e revocada esa ley, siga surtiendo efecto y tengan
valor y eficacia los acuerdos de la Co-mpafiia? Eso
no podrn traer nmas que !o que decia el doctor Ro-
driguez Ramirez, que esa CompaFiaa sc lance a espe-
culaciones bursdtiles. No hay ninguna raz6n, no hay
ning6n motivo ni ningiin fundamento, para. estable-
cer el t@rmino de dos afioSa obligando al Estado Cu-
bano y a los colonos que respeten durante dos afios
eo-s acuerdos. Nosotros, dentro do seis mess, po-
driamos modificar la ley y sin embargo, la ley obli-
ga pa.ra el future al Congreso, nos amarra; y el Con-
greso debe eslar siempre con las manos libres, no
restringiendo su propia soberania, que es a lo que
equivale este termino de dos afios.
Pero hay mis todavia; en la disposici6n transitoria
se determine que las ciento cineuenta mil toneladas,
que viene a ser el remanente de nuestra zafra, pue-
de tomarla la Comisi6n vendedora para distribuirla
eo la form que tenga por convenient en el merea-
do; y eso significa una violaci6n del derecho consti-
tucional, como sefialaba de una manera indirect
nuestro eo.mpafiero ilustre el doctor Wolter del Rio,
porque eso sera romper el eontrato o contratos que
puedan tender de venta esos hombres en el moment
de apro-bar esta ley, que vulnera el dereclho de pro-
piedad. Esa disposicion 'I ii -. i algo mas, significa
la muerte de los corredores v notarios comerciales
que son cubanos como nosotros, que viven de la ven-
ta de csos azficares, y unicamente tienen defense,
despu6s de esta ley, con el remanente de numstra za-
f;a. Desaparecerin, porque entoncees no habrA nin-
gin t6rmino hAbil, ningfin azucar que vender, y no
tendrA manera de vivir esos hombres honrados.
La restrieci6n, en la form en que se hace, auto-
rizando desde luego al Presidento de ]a Repiblica
pira limitar la zafra en lo que tonga por convenien-
tc y sea just, con arreglo a lo que informed la. Comi-
si6n o C1ii.l i in' de venta, perjudica a los trabaja-
dores cubanos, porque viven de eso y tienen que
buscar otro medio de vida si se restringe la zafra.
Si eso hay que hacerlo por la salud de la patria,
si no hay mis remedio ni mis medio que implantar-
lo, que se haga; pero si hay otros medios, si podemo,~
evitar ese perjuiicio, si nuestros hombres de campo,








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17


cubanos, pueden tender nuestra protecci6n, Lpor qu6
no estudiamos con serenidad este asunto?
La parte econ6mica del plan: Yo, al comienzo de
mi impugnaci6n, me referia a ella diciendo que no,.
otros nos convertimos en vendedores de nuestro pro-
ducto al comprador americano que no habia solicita-
do comprar nuestro azicar, que no nos habia dicho
que iba a comprarla, aunque si suponemos que la
necesidad de su mercado les exigiria comprar gran
parte de nuestra produeci6n; pero como es un con-
trato unilateral el que se establece, como no hay por
su parte ninguna oferta respect .a nuestro produc-
to, ese comprador americano puede imponer el precio
convenient para entrar en especulaciones en el mer-
cado mundial de azicares. Y no se diga que Cuba
tiene en los aranceles americanos un veinte por
ciento de ventaja, porque hay que conocer que en
los Estados Unidos el azicar de cualquier pais en-
tra pagando los derechos arancelarios, cuando es re-
finada, y cuando se justifica que sali6 del conti-
nente americano se devuelve integro lo que se pag6
por derechos aduanales. De manera que el refinador
americano tiene la ventaja de que nuestro azucar
entra alli con un pequeio descuento, pero ellos pue-
den hacer bajar el precio de nuestro azicar que no
podemos vender mas que al refinador americano, es
decir, que nos obligamos con un mercado sin poder
fijar precious, nos obligamos a vender a un compra-
dor, nos convertimos en un dep6sito de azficar a fa-
vor de los americanos, sin que ellos nos den ninguna
ventaj.a por este motive; nos volvemos a convertir
en colonia,--esta vez de los Estados Unidos,-para
asi defender, si defendemos, nuestros interests y el
precio del azlcar. Como para aumentar el precio de
un product es necesario buscar la Ley de la oferta
y la demand, si nosotros suprimimos un comprador,
entonces e6mo, por cual ley econ6mica, por virtud
de que raz6n va a subir el precio del azdear en el
mercado mundial? No se diga que el azficar que esa
Compafiia Exportadora toma para mandar al rest
del mundo hard subir el precio, porque ese aziear
que se manda fuera de Cuba pueden comprarla los
americanos, aunque vaya direetamente a otros merca-
dos extranjeros; si el precio baja, puede volver al
mercado americano, porque ellos compran el azficar;
y entonces tendremos que la baja del precio se habra
presentado por suprimir del mereado mundial tres
millones quinientas mil toneladas de este product.
Sobre cada uno de estos problems podria hablar-
se uno o dos dias, poco mas o menos, con la atenci6n
y la consideraci6n parlamentaria que siempre se tie-
ne en esta CAmara por los distinguidos ccmpafieros;
pero voy a concretarme, sinttticamente, al atidlisis
de estos preceptos.
La excusa o fundamento; el motivo fundamental
que se ha tenido para esta Ley, es fantdstico, es irrea-
lizable. Perd6nenme, no los autores de la Ley, sino
los iniciadores de la Ley; perd6neme el ausente Co-
ronel Tarafa, quien, segdn dicen, es el padre de la
criatura; perd6nenme los magnates americanos; pe-
ro yo voy a afirmar, rotundamente, con toda la po-
sibilidad en favor de mi tesis y sin ninguna en con-
Ira de ella, que esto es imposible...
SR. MACHADO (CARLOS): Pido la palabra, para
una interrupci6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Tiene la palabra
el senior Machado.
SR. MACHADO (CARLOS) : Seior Presidente y sefio-


res Representantes: Como ,iiI;i de esta Ley,
quiero declarar, por la consideraci6n que a la Ca-
mara guard, que cuando aqui concurro respaldando
con mi firma una Ley, es porque la he estudiado de-
bidamente. Yo no he querido esta noche contestar ni
referirme a ninguna de las afirmaciones que ha he-
cho mi distinguido compailero y amigo el doctor Cas-
tellanos; pero hasta ahora el senior Castellanos no
ha hecho una fli u .:i ..:! que vaya a la :iin:Li. 1.I que
con esta Ley se busca. Esta Ley va encaminada, se-
fior Castellanos, a no presentar, ante el mercado azu-
carero, una superproducci6n y a prever que cuando
esto ocurra pueda controlarse por una Comisi6n, a
fin de evitar que el product se abarate y que nues-
tra industrial y con ella todos los obreros y todos los
hombres que viven de la industrial azucarera, sufran
las conseeuencias y reciban los quebrantos naturales.
No crea el senior Castellanos que el sefior Tarafa
es el autor de este Proyecto de Ley. Antores de este
Prc.yecto de Ley somos los Representantes que lo
firmamos y que conscientemente cumplimos con
nuestro deber, deber que nos impone la representa-
ci6n que ostentamos. Yo, personalmente, se lo pue-
do asegurar al senior Castellanos; y lo hago porque
estoy seguro que el senior Castellanos, que siempre
se ha producido ben6volamente con esta CAmara y
que siempre se ha producido con toda clase de con-
sideraciones, ha querido, antes de entrar en un de-
bate continuado del articulado de este Proyecto de
Ley, hacer observaciones y combatir la totalidad del
mismo, exponiendo todas sus razones y sus funda-
mentos.
Estoy seguro que el senior Castellanos, que siem-
pre se ha conducido con toda clase de consideracio-
nes para sus compafieros y siempre ha actuado con
gran elevaci6n de miras, habrd de conveneerse de
la bondad de este Proyeeto de Ley que se dispute y
habra de impartirle su aprobaci6n.
SR. PRESlIENTE (GUAs INCLiN): Continue en el
uso de la palabra el senior Castellanos.
SR. 'CASTELLANOS (MANUEL): Yo siempre tengo
todos los respetos y todas las consideraciones para
mis distinguidos compaferos, y en esta noche creo
haberme producido en la misma forma que en todas
las demns. Yo citaba al Coronel Tarafa porque he
leido, y es pfiblico y notorio, que di6 un viaje haee
poco tiempo, diciendo que representaba a Cuba, con
lo cual yo desde luego no puedo star conform, por-
que no ha obtenido la autorizaci6n del Congreso fini-
co que puede conferirle tal poder. El Coronel Tarafa
viaj6 por ISanto Domingo y por otros paises produc-
tores de azficar, para celebrar convenios azucareros
con esos paises...
SR. MACHADO (CARLOS): gMe permit su sefioria
una aclaraci6n?
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Con much gusto.
Sa. MACHADO (CARLOS) : El Coronel Tarafa fu6 a
Santo Domingo con la representaci6n del Honorable
Senior Presidente de la Repiblica, al objeto de ob-
tener datos e informes que el Gobierno necesitaba
para redactar el iM. i. i. que ha enviado a esta CA-
mara de Representantes, y son los datos que hemos
'fP!lo en e(unta los Representantes que hemos re-
lactado la Proposici6n de Ley que se dispute, en
camplimiento de nuestro deber como defensores de
Ics intereses de la nacionalidad cubana.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Continfle el senior
Castellanos.








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Por eso yo deeia que
el fundamento, que la base, que el aspect general,
que el plan, se reducia a un possible convenio con
grandes naciones productoras de azceares en el
mercado mundial, con el prop6sito, desde luego plau-
sible, de beneficiary a Cuba; y asi comenec dicindo-
o,, pero sin que por esto entienda que la Ley es bue-
na, con el prop6sito plausible de mejorar nuestros
preciouss en el mercado mundial.
Yo he estudiado los paises productores de azeiar
y yo le voy a probar a la COimara, lo fantAstica que
es Ia idea del Coronel Tarafa; idea que comenta un
periedico franees en forma tal, que no puedo leer a
esta Camara, pero que voy a entregar privadamen-
to a los distinguidos autores de cfte Proyeeto de
Ley.
(El sehor Castellanos enirega el peri6dico fran-
ces at ,."- Walter del Rio que asi lo solicita).
Yo decia que la production a.zucarera esta integra-
da,---en cuanto a los Est;idos Unidos,-primero por
su production de remolacha, y despu6s por la cain-
tidad de cafia que le mandan sus colonies, princi-
palmente Puerto Rico y 'i',i, i-; y Iawaii tambien
contribute con una eantidad de cafia o de azficar
hbastante creocido para abastecer al mecado amcrica-
no. ('1I. .. Eslovaquia, Java, y Santo Domingo son
los tries praises, despuos de Cuba, que mayor canlidad
de azficares produce.
SR. RAMiREz DE LOEN (ELADIO) : Las Compaiiias
Americanas son las que se convierten cn controlado-
ras de la industrial azuearera.
l'aR. NfiREZ (DELIO) : En este ease, nosotros debe-
mos darle las gracias a esos individuos que efectfian
tales operaciones.
SR. CAS'TI'n.,\NOS (MANUEL) : En vista de que no
voy a tenor el gusto de convencer al author de la. ley
de que debe retirarla, yo desearia que me escuehara.
Yo decia que ('I.... Islovaquia era uno de los
mereados que con Java y Santo Domingo controla-
ban, a mas de Cuba, la produeci6n mundial; las
otras naciones easi produce lo que consume. Yo
decia quc el proyecto tiene como fiiinalidnd superior,
que yo califia.ba de bfantistica e irrealizable, el po-
sille aeuerdo con eswis naciones para fijar el preeio
en el articulo y una cantidad reducida en la pro-
ducci6n. Checo Eslovaquia tiene su mcreado eu-
ropeo, clla manda con un flete minimo todas sus
azucares a las naciones europeas y, consiguientemen-
te, no es possible suponer que Checo Eslovaquia vaya
a abrir el comercio eruropeo, los mercados de Euro-
pa, para Cuba, quo esta a una distancia de milks de
millas de ese mereado. Es inaceptable el que esto
sneeda; pero apart de eso yo debo informar a los
firmantes de la ley, que hace poeo ticmpo hubco un
Congress, on Checo Eslovaquia, dondo se llegr6 al
ancerdo de que no erl possible ningun convenlli coll
ninlunni, naciOn productora de azficar, pues ella
tielle bastante con sostener su mercado Europlo.
En cuanto a Java, es otro de los paises gran pro-
duetor de azieares y que viene sosteniendo compe-
tencia con todos los mereados de azfeares, hacien-
dole tambien la competencia a Cuba, que ocupa el
quinto pais en producei6n.
Si. EcHEVERRIA (RAM6N): No: el quinto lo tiene
Cuba.
Sr. CASTELLANOS (MANUEI) : Exactamente, Cuba
,(cupa el quinto lugar. Pucs bien, Java tiene una
Comisi6n, tiene una sociedad constituida de vendedo-


res de azdcares. S. S. sabe la constituci6n de esa
soeiedad, su base?
Sr. ECHEVERRIA (RAMN) : ISi, selfor.
.SR. CASTELLANOS (MANUEL): Puede explicarla
S. S. a la Cimara?
Sn. ECIIEVERRIA (RATO6N) : En su oportunidad lo
har6, consumiendo un turn a favor de la ley.
SR. CASTELLANOS (IMANUEL) : Pues yo puedo ofre-
cer a los distinguidos comparleros que no lo cono-
cieran, el plan desenvuelto en Java para la venta de
sus azueares. Alli estA constituida una Compafia
l. r...riti~ donde figuran los duefios de todas las
produceiones azucareras, sin character obligatorio;
ellos hacen la soeiedad y regular el precio del azi-
car que queda en el mereado despues que cada pro-
ductor vende el azicar a los libres compradores del
undo entero. Y es 16gico el plan. Los productores
de azficar de Java, tienen el control en esta forma:
Los produetores venden; y cuando hay exceso de
producei6n, y ello puede hacer bajar el precio del
azficar, la Compafiia compra el resto con dinero de
los productores y Il. i .I. el precio para todos, ya
que la Compafiia esti, integrada por los productores
mismos. Eso es una ley pra.ctica y esa ley no infrin-
ge ningfun precepto constitutional; esa ley da reiul-
aldos en Java lan brillantes y efectivos, qne los pro-
ductores no s1lo venden la zafra present, sino tam-
binn la zafra future y hasta una zafra despu6s de
1;! primer zafra 'utura. Fijense los sefiores Repre-
sentantes como una, Compafiiia, es possible que con-
irole, organize y ,i. I. -1.1 i el precio de un product.
Es mAs: en los Estados Unidos, las Compafiias Agri-
colas funcionan de la misma manera. Esas Campa-
fias defienden el trigo, la patata, y defienden todos
los produetos americanos, pero los defienden eom-
prando el cxceso de product para impedir el aba-
ratamiento de precio, y los defienden inteligente-
mente dentro de la ley de la oferta y la demand,
que es la ley de ineludible cumplimiento on los pro-
blemas econ6micos.
SR. NfiiEZ MESA (DELi) : .Me permit iS'. S.,
una interrupci6n?
'SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Con much gusto.
SS. NUNEZ MESA (DELIO) : Con los mismos argu-
mentos del doctor Castellanos, yo voy a refutarlo. La
finica diferencia entire la Compafiia Exportadora
que so crea por la Ley que venimos diseutiendo, y
la Comisi6n de Venta de Java, es: que en la primera
lienen los haecndados (ue ser accionistas por obliga-
ci6n. mientras que en la Cooperativa de Java los
productores de azicar estin asociados voluntaria-
irinte. Si es verdad, como muy bien dijo S. S., que
cl setnta y cinco por ciento de las Compafiias Azu-
c(areras en Cuba pertenecian a intereses norteame-
ricanos, yo no veo ]a manera (de que pueda formarse
la C.mpi',I Exportadora, (si estos ingenious ameri-
c iios so oloe01 ,'I a el]o), en o '1 ; 1 fi1'lr a que por una
I.V( del Congreso po.r la cual resultan obligados to-
'-, lto< ;i (idados en Cubi a poierteneeer a dicha
( ompafiia.
En cpuanto ; ]a intervecnci(n del (obierno despues
to haber side formada la Compafiia Exportadora,
quiero hacer saber a S. S. que es completamente
nula; pues, come dice la Ley que estamos discutien-
do en su articulo sexto, se trata de una Compafiia
An6nima que se regirA por los preceptos legales co-
munes a todas las sociedades de su indole, siendo








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 19


mancjada, per lo tanto, por los accionistas de acuer-
do on sus estatutos.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo voy a contestar
gustoso a la interrupci6n de mi distinguido compa-
fiero el doctor Ntifiez Mesa, en el sentido de que no
s6lo diferencia ambas Cm.iii., '; i-, el obligar o no al
nacendado a former part de ellas; la diferencia no
estriba s6lo en eso, sino en el product que se ex-
propia, porque el hacendado tiene ese product y
so le dice tal participaci6n, para el consume local; tal,
para los americanos; y tal, para la libre venta.
SR. NtiUEz MESA (DELIO) : Me refiero a las Com-
pafias exportadoras.
'SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Asi lo hace la Ley
que estamos combatiendo. De mode que si S. ii. es-
tima esa Compafiia come una cosa practice en Java,
no es igual lo que se establece en Cuba.
Hay otro aspeccto, en Santo Domingo: el Coronel
Tarafa. fu6 alli, hizo un viaje, informaron los perio-
dices, y hubimos de pensar que ibamos .a tener algo
practico, porque todos sabemos que el Coronel Tara-
fa es un hombre extremadamente practice. Pues
bien; con el viaje que hizo, con la vuelta del Coronel
Tarafa y con el problema planteado en la forma en
que lo planted el Presidente de Santo Domingo se-
fior V.'i1, ..,:, nada hemos adelantado. Los Presiden-
tes de las Repfiblicas americanas tienen especial de-
ferencia, muy merocida por cierto, para el Presidente
de la Repflblica de Cuba. El Presidente V..zquez de
la Reptiblica de Santo Domingo nombr6 una Comi-
si6n de abogados y de t6cnicos, hombres que conoeian
el dereeho, para evitar que este se vulnerara. El Pre-
sidente Vtzquez hizo que esa Comisi6n se reuniera
inmediatamente en correspondencia y en honor a
nuestro Presidente. So reuni6 la Comisi6n, y yo pue-
do manifestar que tengo peri6dicos on mi easa que
tratan del informed de esa Comisi6n, en el sentido. que
Santo Domingo nada tiene que deeir; que es un pais
que esta compitiendo on el azficar con Cuba; que si
Cuba renuncia a la tarifa diferencial del veinte por
ciento, Santo Domingo se refine y acuerda con Cu-
ba marchar unidos para la venta de los azicares. Es
decir, que Santo Domingo no puede tener un acuer-
do con Cuba, come no lo puede tener Java, como
no lo puede tener ( I, ... Eslovaquia que tiene su
mercado en Europa, con ninguna naci6n que le haga
competencia en la producci6n azucarcra. Cuba no.
puede ponerse de acuerdo con sus competidores, per
la misma raz6n que ellos no pueden ponerse de
aeuerdo con Cuba. Y este plan y esta Ley y todo lo
que ha nacido al calor de esto es un suefio.
Efectivamente, es el calor de una idea plausible
para un acuerdo international, el ponerle precio a
un articulo; pero es de una imposibilidad irrealiza-
ble, es una quimera, no la podremos ver realizada
nunca; es una desgracia para nosotros, pero no es
possible; dentro de las cosas de la vida, dentro de la
realidad, de los heehos, no puede haber acuerdo en-
tre las naciones productoras y Cuba, para que Cuba
pueda vender sus azfieares en el mercado mundial,
cuando es su interns legitimo competir contra nos-
otros. Esos paises hacen mal, y hacen mal porque
ellos olvidan que Cuba di6 todo 1o que tenia en la
guerra mundial, y que per Cuba los soldados italia-
nos, ingleses y franceses pudieron subsistir; ellos
olvidan, los americanos, que ganaron cuarenta mi-
llones de pesos con nuestros azficares; ellos olvidan
que nosotros les compramos quinientos millones anua-


les durante la guerra, ellos olvidan todo cuanto eco-
n6micamente puede toner un bcneficio para Cuba;
y nosotros, en lugar de rebelarnos, lo que hacemos es
suplicarles que nos compren, cuando debikramos pro-
testar contra ellos; pequefios, si se quiere, pero de-
cididos come os revelasteis vosotroas contra la Me-
tr6poli.
Eso es lo que debe hacer Cuba, en .1.- .....- de su
vida econ6mica, en defense de sus produetos. Cuba
debe, en un manifiesto viril, decir todo lo que hizo
en la guerra mundial, que para eso las naciones es-
tin obligadas a. la reciprocidad, como los hombres,
en l.a vida. Eso es lo que debe hacker Cuba, y no
aprobar esta Ley que es inftil, de sumisi6n, incons-
titucional y sera funesta para Cuba.
Asi como aquellos inmaculados varones cubanos
cuando se trat6 de la emancipaci6n political dieron el
grito de guerra y rebeldia f'-iti. a la po-derosa na-
cion espaeiola; asi nosotros, ahora jqe i, trata de la
cmancipaci6n econ6mica, en la que va. nuestra vida
y la de nuestros hijos, debemos por dignidad, por
honor, ponernos de pie, unidos todos, declarando una
guerra economic contra la Naei6n Americana, rom-
piendo todos los tratados y todas las tarifas protec-
toras para sus articulos, y no caer de rodllas... que
no otra cosa significa la aprobaci6n de esta ley.
lie dicho.
'S. PRESIDENT (GUIS INCMAN) : Tiene la palabra
on pro el doctor Claret.
SR. CLAeTr (.SANTrAO) : Sefior P1residente y seio-
res Representantes: El distinguido legislator que me
ha. precedido en el use de la palabra, ha tratado va-
namente de llevar al 'nimo de esta Camara la idea
do 'que el Proyecto de Ley que estamos considerando,
en lugar de ser convenient a los interests patriots,
habrA de resultar, caso. de ser aprobado, contrapro-
ducente en sus efectos para el pueblo de Cuba y para
todos los interesados on la industrial azucarera; per-
initi6ndome yo i,!!. I su esluerzo oratorio de va-
no, porque precisamente me I'!i"....''I recoger la ma-
yoria de los propios arguments que ha osgrimido
para demostrar con ellos mismos las considerable
ventajas de esta ley y los incalculables beneficios
que su aprobaci6n habrd de reporter en un futaro
muy cercano, a la economic national.
El 1,. I1- ...,,.1 iiif habanero, en flagrant contra-
dicci6n con sus teorias societarias, siempre defen-
didas por 1 'con tanto entusiasmo, ha realizado hoy.
en tcambio, una tan e'lida defense del sistema indh-
vidualista y de lo-s derechos de propiedad, en su for-
ma mis retrograda y absolute, ha pintado sin em-
bargo de una manera magistral la critical situaci6n
de la industrial azucarera cubana, y ha expuesto de
un mode claro los verdaderos motives por los cua-
les esta industrial ha venido atravesando una situa-
ci6n tan dificil en los iltimos afios, y se encuentra
en estos mementos afectada por crisis tan honda, tan
ili.l.l,,- y tan fuerte come la actual.
Al pintar con colors tan negros la situaci6n pre-
sente de nuestra industrial ha expuesto. quien quiso
por el contrario con ello combatir la iniciativa legis-
lativa que voy a defender, el verdadero motive, la
raz6n por la cual se ha presentado a la consideraci6n
de la Cmqara este proyecto, y la gran causa que ha
motivado que per primera vez en la historic de Cu-
ba Republican, el Jefe dde nuestro Poder Ejecutivo
haya venido personalmente a este hemiciclo, no para








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


leer un :\'.-, i-.W protocolar al comienzo de un perio-
do legislative cualquiera, sino para exponer a esta
Cimara, la mas alta representaci6n del pueblo de
Cuba, la necesidad urgente de que busquemos una
soluci6n al problema terrible que al pais ha creado
la crisis de nuestra principal industrial y la necesidad
de que esa soluci6n sea ripida y efectiva.
INo eabe duda alguna,-y esto lo ha dicho y lo
acaba de reconocer el miximo opositor al proyeeto
que estamos hiseutiendo,-que la crisis actual de la
industrial azucarera se debe al enorme exceso de pro-
ducci6n de este nuestro principal product, exceso
de producci6n que se 5nici6 cuando durante la gue-
rra mundial nuestros aliados pidieron a Cuba que
supliese las deficiencies de sus propias industries, a
fin de -que el soldado aliado, en los campos de bata-
lla, pudiese recibir en abundancia este product ali-
menticio tan necesario para la conservaci6n de la
fuerza y de la propia vida humana. Terminada la
guerra y al volver los paises europeos a reconstruir
sus propias industries y sus grandes zonas agricolas,
elevando de nuevo su producci6n .azucarera, se ha
encontrado Cuba con un, verdadero exceso de pro-
ducei6n que, al resultar superior al consume, ha
traido consigo una baja de precio, hasta poner este,
en varias ocasiones a un nivel inferior a nuestro cos-
to de producci6n y que seguiria siendo inferior en los
actuales mementos, si una ley previsora de este Con-
greso, la Ley del 3 de Mayo de 1926, no hubiese
puesto en manos del Poder Ejecutivo de la Repi-
blica la facultad de restringir nuestras zafras, y si
esa facultad sabiamente ejercida por el General Ma-
chado, no hubiese equiparado este ultimo aiio en todo
lo humanamente possible nuestra producci6n con la
demand mundial de azdcar cubano.
Cuba ha side siempre, casi desde la opoca de la
.conquista, un pais esencialmente monoproductor.
Cuba ha dedicado siempre todas sus energies y todos
sus esfuerzos a la producci6n casi exclusive de un
solo productor: el azucar, y este regimen econ6mico
que seria ideal para nosotros si el sistema librecam-
bista imperase hoy en el mundo civilizado, porque
somos el pais con mis ventajas naturales en el mun-
do entero para la producei6n del aziicar y podemos
por lo tanto fabricarla mejor y mis barata que na-
die, es un r.-';ii,.' econ6micamente desastroso para
Cuba, desde el memento que la mayor part de las
grandes naciones han adoptado, y cada dia van
adoptando, medidas mis proteccionistas para prote-
ger a sus industrials, agrieultores y obreros, y en
este sentido nuestros poderosos vecinos, que por mil-
tiples razones innecesarias de aelarar y explicar son
y han de resultar siempre 16gicamente nuestro prin-
cipal mercado, han llevado esa political proteeeionis-
ta al miIximum de acuerdo con la opinion que pro-
fesa el partido politico a que actualmente pertenece
la mayoria de su pueblo, y que es por lo tanto quien
,gobierna en'los Estados Unidos de Norte Amrica..
Al resultar los paises, que deberian ser los princi-
pales consumidores de nuestro azdcar, netamente
proteccionistas, el regimen del monocultivo para
Cuba no solamente es 16gico que haya llevado nues-
tra situaci6n econ6mica a un estado tan lamentable,
sino que es natural que esta situaci6n continue em-
peorando si el Congreso Cubano, abriendo los ojos
a la realidad y estudiando con verdadero deteni-
miento todos los problems econ6micos del memento,
no aborda tambi6n una political proteccionista, brin-


dando al capital y al trabajo cubanos nuevas y ma-
yores facilidades cada dia, a fin de que pasemos a
ir produciendo la mayoria de los products necesa-
rios para nuestro consume y amino-remos en cambio
nuestra producci6n azucarera en la media que nues-
tros 16gicos compradores vayan por el aumento de su
producci6n demnistica aminorando su necesidad de
efectuar importaciones extranjeras de este product.
Es claro y terminante que nada podemos ganar con
la baja de nuestro costo de producei6n y el aumento
do nuestra cosecha, si a media que nosotros rebaja-
mios dieho costo de producci6n, los grandes paises del
mundo, consumidores de azicar y que est.n en peo-
res condiciones para producirlo, aumentan su barre-
ra arancelaria para protege con dicha barrera su
industrial, sus agricultores y los salaries y jornales
de sus obreros.
La teoria sustentada de que la soluci6n de nues-
tro problema azucarero esti en la guerra de compe-
teneia econ6mica, bajando nuestro costo de produc-
cion a fin de competir con ventaj.a con todos nues-
tros competidores, cae pues por su base de un modo
complete y estrepitoso, ya que la baja en el costo de
produceci6n del azicar cubano s6lo significa, por lo
tanto, el alza de los derechos de importaci6n en los
paises consumidores y, por lo tanto, s6lo mayors
utilidades para el fisco de dichas naciones y mayor
pc-breza para nuestro pueblo que se veria en esta
forma poco a poco convertido en un pueblo de parias
y de esclavos, trabajando innumerables horas diaries
per un journal cada dia mis infimo y cada dia mas
ineficaz, para cubrir las necesidades de la vida de
un hombre civilizado en una naci6n que, por sus con-
diciones climatol6gicas, tiene derecho y debe ser por
Il contrario uno de los paises mas ricos del globo.
Desde luego que, por lo expuesto, yo no veo otra
soluci6n definitiva para nuestra situaci6n econ6mi-
ca que el ir poco a poco y sin que ello perjudique a
los intereses creados, ni cause violentas conmociones
en la econoniia national, cambiando el sistema actual
de monocultivo por el sistema modern y mAs de
acuerdo con el protecionismo que hoy imper.a en el
mundo civilizado, hasta lograr que Cuba produzca la
gran mayoria de los articuloe que para su consume
necesite y no depend per lo tanto para su vida eco-
n6miea de las legislaciones ni de las trabas que a
nuestros products de exportaci6n estimen conve-
niente poner las grandes naeiones del mundo. Pero a
esto no puede llegarse en un solo dia, ni en un solo
afio; a esto podremos s6lo llegar poco a pocoo con le-
gislaciones inteligentes y adecuadas. Mientras tanto
es necesario, sin embargo, solucionar el problema del
memento y ya que somos una naci6n cuya vida eco-
n6mica depend per desgracia de un solo product
tenemos que tratar per todos los medics a nuestro al-
cance de que ese product obtenga el precio que tiene
legitimo derecho a alcanzar.
Amargamente se ha criticado en esta C&mara el
acto que en los afios veinte y veinte y uno realize la
Repdblica. Norteamericana al elevar su tarifa aran-
celaria, en lo que respect al azfiear, a 2.20 centavos
la libra. Mucho gritamos y much protestamos en
aquel memento y desde entonces hasta el present
sobre esa media eeon6mica dictada per los Esta-
dos Unidos, media que yo consider adopt dicha
naci6n en use perfect de su derecho y por el deber
que tiene todo gobierno, de proteger la industrial y
el trabajador de su pais.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE EEPiRESiEN VANTES 21


Ese aumento en la tarifa americana, Ai bien es ver-
dad que perjudicaba a nuestra industrial azui.arera,
puesto que al amparo de ella sc fomentaba el ereci-
miento do la industrial domistica americana y de la
irdustria de sus colonies y iposesiones, con terrenos y
climas apropiados para el cultivo. de la eafa, tambicn
es verdad quc por otro lado debia haber favorecido
a la industrial cubana puesto que siendo la ventaja
que nos concede el Tratado. de iReciprocidad con los
Estados Unidos de un veinte por cicnto sobre su
arancel, a mcdida que ese arancel se aumentaba re-
sultaba aumentada tambi6n la ventaja araneelaria
que tenia nuestro azdcar en territorio americano so-
bre el de lo-s paises que, como Java, ;Santo Domingo,
Checo Eslovaquia y Peri, son nuestros naturales y
16gicos competidores en todos los mercados que nece-
sitan importer azuicar para su consume.
1'-.:ti; .Iii.-I.l, si este aumento de derecho en los
Estados Unidos pasaba a dar al productor amcrica-
jio una ventaja de 2.20 centavos por libra, sobre el
precio del .azfiar en el mereado libre del mundo,
tambien debia haber pasado a dar al productor cu-
bano una ventaja en igual sentido de 0.44 centavos
por libra, y esa tarifa debia Ihaber garantizado por
lo tanto a la mayor part do nucstra producci6n un
precio superior de 0.44 centavos por libra, al que
por su azucar pudieran obtener las naciones 16gic.a-
monte eompetidoras de Cuba. I.a mcdida proteecio-
nista quo so monoco bajo el noobre de "Iey Ford-
ney", al prot.loer en una 'gran escala a la industrial
americana, I)roegia por 1o lanio y debia haber pro-
togiido realmente en una escala, aunque menor muy
apreciable, a la industrial cubana..
Sin embargo, en la prAetica no ha sueedido asi.
En la praclica ese aumento on las tarifas america-
nas tuvo para Cuba todos los males efectos y no tu-
vo en cambio ninguno de los buenos. Debido eso a
culpa del gobierno, o del pueblo de los Estados Uni-
dos? No. Debido unica y exelusivamente a. eulpa
nuestra, a desidia o a i:..ti. i., de nuestros propios
gobiernos y a la falta de adopei6n de las medidas
eeon6micas que debieramos haber dictado entonces
y que no supimos dictar. La culpa de no haber reeo-
gido 'Cuba ]a part de ventaja que el aumento de las
tarifas americanas sobre el azficar debia .babernos
concedido, recae finica y exclusivamente sobre nIos-
otros mismos; y es infantil, absolutamente infantil,
querer buscar otros culpable.s (ue la ineapacidad ha-
cendistica de nuestros gobiernos y de nuestros pode-
res pfiblicos en los moments en -que esta situaoci6n
surgi6. Permitame la CAmara explicar en breves pa-
labras el por que nosotros no gozamos, o mejor di-
cho, per qu6 nuestro azfiear no esti, gozando actual-
mente en los Estados Unidos de los 0.44 centavos
de ventaja por libra que deberia gozar, de acutrdo
con el Tratado de Reciprocidad existent entire los
dos paises sobre el precio del azficar en el mercado
libre del mundo, ya que esta explicaci6n es absoluta-
mente necesaria para que la Camara pueda darse
perfect cuenta del modo come puede solueionarse el
*problema y de la forma por medio de la cual la ley
que me he levantado :a defender pretend y habrA
de solucionarlo de un modo definitive.
Mientras Cuba producia menos cantidad de azd-
car de la .que necesitaba importar para su consume
el pueblo americano, es claro y terminante que nos-
otros podiamos vender en dicho mereado nuestro
azucar a un precio superior, y al que podian ven-


derlo en el misnmo o en el mercado lilbr del mundo
las demnts naciones, en un veinte por ciento de los
.derec'hos que el azficar pagaba a su entrada en te-
rritcrio americano. r'or ejemplo, suponiendo que en-
tonces hubiese estado en vigor la Tarifa Fordney y
que loir, Estados Unidos necesitaban importer tres
millones y medio de toneladas anuales pudiendo Cu-
ba s60lo enviarles tres millones cuatroeientas mil, el
pueblo americano hubiera tenido que pagar per estas
tries millones euatrocientas mil toneladas 0.44 cen-
tavos mis en libra, que por las cien mil que compra-
so a los dcmis paises productores al precio del mer-
cado libre del mundo y hubiese pagado por los tres
millones cuatroeientas mil toneladas de azficar cu-
bano, 0.44 centavos imis polr libra, que por el azl-
car en el moereado libre por la misma raz6n que pa-
gaba por el azilear de prodneci6n dom6stica 1.76
centavos mas que por el aziicar cubano, y 2.20 mis
quo por el azuiar de lo-s paises no amparados por
ventaja arancelaria alguna, ya que despues que el
azficar pasa la barrera aduanal y entra en territorio
amoricano para su consumO, 6ste tiene igual valer
y por lo tanto igual precio, lo mismo si es de pro-
ducci6n dom6stica, que de producci6n cubana, que
de producci6n javanesa, dominicana o europea.
I'ero. Cuba fu6 aimentando, su producci6n y llcg6
el moment en que 6sta sobrepas6 las necesidades del
mercado americano para el azlicar de importaei6n.
Surgio entones eil Iendmeno con:'nico que higica-
mente debia aparecer: la ventaja arancelaria se
eclipse porque la necesidad de vender ese exceso.
do producci6n en el mercado libre del mundo equi-
par6 en lo absolute el precio de nuestro azicar en
los Estados Unidos Al precio que rije en dicho mer-
e:ndo. Volviendo al ejemplo prActico, aclararemos:
Supongamos que la necesidad importadora america-
na de aziecar seguia siendo de tres millones y medio
de toncladas anuales y que la produeci6n cubana
liabia ya ascendido de tres millones cuatrocientas
mil y leigado hasta tres millones ochocicntas mil. El
azucar cubano se estaba vendicndo antes de que
ocurriese este fen6meno, on los Estados Unidos, a
0.44 per libra mAs caro que el azicar de cualquier pais
(que fuese en el mercado libre del mundo. Los tene-
dores cubanos de las tres millones ochocientas mil
toneladas querian 16gicamente por lo tanto vender la
cantidad do azuicar que poseia eada uno en el mer-
cado americano, pero. come ese mercado necesitaba
silo tres millones y medio d ttoneladas, las tres-
cientas mil restantes gravitaron sobre el mismo has-
ta que por el exceso de la oferta hicieron bajar el
precio a la paridad con el que regia on el mercado
libre del mundo; y s61o entonees eS-';I trescientas
mil toneladas fueron a venderse en dicho mereado,
pines pagAndose ya alli igual precio .que en los Es-
tados Unidos, ya el vendedor cubano no tenia inte-
ris especial en venderlas en uno o en otro lade.
DI ese modo Cuba lleg6 por su propio exeeso de
produeci6n a anular todas las ventajas que le daba
el Tratado de Reciprocidad con los Estados Unidos y
de este modo la tarifa de 2.20 centavos en los Esta-
dos Unidos se convirti6 tambi6n en part en iluso-
ria puesto que en realidad lo ufnico que paga el pue-
blo americano sobre el precio del azficar en el mer-
cado libre del mundo es de 1.76 centavos por libra
con el perjuicio proportional de la diferencia de
0.44 centavos paras los propios productores de los
Estados Unidos y de sus colonies y posesiones.








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


El doctor Castellanos, al referirse al Tratado de
Reciprocidad entire Cuba y la naci6n norteamerica-
na, se referia a un articulo del doctor Orestes Fe-
rrara en el cual se declaraba la in.I! a i, a.bsoluta
de ese Tratado de Reciprocidad en lo que a Cuba
respect. Vea el doctor Castellanos, como efectiva-
mente Ferrara en su apreciaci6n tenia raz6n, pero
no por las causes que 61 suponia, pero no por las
causes ut6picas de imperialismo inexistentes que )
denunciaba, sino por causes exclusivamente econ6
micas, por causes que estaba en nuestras manos el
remediar y que, si no remediamos en su oportunidad.
fu6 como ya he dicho. y repetido por culpa exclusi
vamente nuestra.
S)De qu6 modo puede evitarse este fen6meno y que
no sea desdo luego el mas 16gico y que a primer
vista resalta de reducir nuestra, producci6n hasta
que 6sta cubra s6lo el ]imite do la importaei6n ame.
ricana? Se preguntara desde luego quien al problem
ma no haya dedicado el studio necesario. Dos mo-
dos hay de lograrlos y digo dos modos porque son
dos sistemas distintos en cuanto a la forma, aun
cuando disde luego en el fondo tienen la misma fi-
nalidad y han de producer id6nticos resultados.
Quien tiene el honor de hablar decia en el pream-
.bulo de la Proposici6n de Ley que con i .. 11 do
Julio del corriente afio present a la consideraci6n
de este Cuerpo Colegislador y en cuya Proposici6n de
Ley so trata.ba de resolver principalmente este pro-
blema y cuyos principios bisicos son los mismos de
la que hoy estamos discutiendo, bajo el epigrafe de
"El Azicar Cubano y el Tratado de Reciprocidad
en vigor con los Estados Unidos de Norte Am6rica",
lo siguiente: (Leyendo). "Debido a que nuestra
"producci6n actual de azdcar es superior a las ne-
"cesidades del consume americano y que por lo
"tanto de una cuarta a una quinta parte de la
"misma, poco mis o menos, tiene que ser vendida
"en otros mercados extranjeros, la ventaja que el
"Tratado de Reciproeidad con los Estados Unidos
'"de Norte America concede a 6sta nuestra principal
industrial se ha convertido en totalmente iluso-
ria.
"En efecto, la cantidad do azdcar que necesaria-
"mente tenemos que exporter a otros paises, es en
"realidad, a pesar de ser s61o una quinta part de
"nuestra enorme producci6n, la que fija al gravitar
"sobre el mercado americano, el precio en dicho
"mereado a dieho product, equipardndolo con el
"precio del mereado mundial, de tal modo que el
"precio del azdcar cubano es igual en Inglaterra
"donde no tenemos ventaja alguna arancelaria, que
"en los Estados Unidos donde tenemos una ventaja
"de 0.44 centavos en libra. "
"Para que esa ventaja deje, pues, de ser ilusoria
"y favorezca a nuestros productores, es necesario, o
"rebajar nuestra producci6n hasta cubrir s6lo las
"necesidades del mercado americano, cosa ya impo-
"sible, pues traeria la ruina de gran part del pais,
"o legislar en forma tal que nuestra exportaci6n a
"otros paises no anule la referida ventaja. Esto l-
"timo puede lograrse en dos formas: A)-Limitan-
"do la cantidad que legalmente pueda exportarse a
"los EE. UU. al maximum que permit la capaci-
"dad consumidora de Jicho pais y obligando al res-
"to de nuestra producci6n a ser exportada necesa-
"riamente al mercado libre del mundo; o B-
"Creando un sistema de primas que establezca in


"mediatamente la diferencia de precio que debe
"existir entire el azicar que exportamos a nuestro
'principal mercado, y el sobrante de nuestra pro-
"ducci6n. Ambas formas han de dar necesaria-
"mente el mismo resultado con la inica diferencia
'"que en la primera esto se consigue per medios coer-
"citivoi y obligatorios y en la segunda por sencillas
"modidas de cardcter econ6mico."
La Camara comprender f.Acilmente que cualquie-
r.a de las dos formas retira del mercado americano
el exceso de nuestra producci6n que haee bajar alli
el precio del azicar al nivel del mereado libre del
mundo porque si de un modo coereitivo se obliga
por una ley a que una cantidad de azicar sea ex-
portada necesariamente a otros paises que no scan
los EE. UU. es claro y terminante que con rcla-
cion a ese mercado la situaci6n que so crea es igual
que si esa azucar no se fabricase y por lo tanto id&n-
tica a la que existia cuando Cuba fabricaba solamen-
to tres millones cuatrocientas mil toneladas en el
caso del ejemplo practico que antes tuve el honor de
exponer.
Y es claro tambi6n que si a. la totalidad de nuestra
prodneci6n azucarera so le pone un impuesto con el
cual pueda pagarse una prima al azicar que expor-
temos al mereado libre del mundo, prima igual a la
ventaja que nuestro product tiene en los Estados
Unidos ya el tenedor de esta azicar no tendra inte-
r6s en venderla en el mercado americano, puesto -que
aunque en dicho mercado valga 0.44 centavos mAs
por libra que en el mereado libre del mundo, la pri-
m. compensaria esa diferencia y lo mismo habria
d1e serle vender a tres centavos en New York, que a
2.56 en Londres, si recibe del Gobierno Cubano en
el acto la diferencia de 0.44 centavos quo exista en-
tre los dos precious y por lo tanto sui az6car no gra-
vitara sobre el mereado americano y no crearA el fe-
nomeno tan injusto para Cuba de la paridad de pre-
cio entire nuestro mereado protegido y el que lo esta.
C, 1.I" rii, de estas dos formulas que hubiese Cu-
ba adoptado al ponerse en vigor la Tarifa Fordney
en los Estados Unidos hubiera traido como conse-
euencia que el azficar cubano so estuviese vendiendo
dosde .hace ya varies afios en ese mercado a 0.44
centavos mis por libra que el que debido a nues-
tro exceso de producci6n nos veremos obligados a
vender a otros paises y como la cantidad que vende-
mos en el mercado americano significa por lo menos
las tres cuartas parties o tres quintas parties de
nuestra producei6n total hubidsemos estado obtenien-
do desde entonces un promedio de un tercio de cen-
tavo mis en libra por ]a totalidad de nuestra za-
fra, lo que hubiera significado para Cuba desde el
aeio 1921 a la fecha, una cantidad enorme de millo-
nes de pesos que el pais ha perdido exclusivamente
por culpa de sus hacendistas y gobernantes y por no
abordar a su tiempo y cuando era oportuno la so-
luci6n de problema tan vital para sus intereses y pa-
ra su propia vida econ6mica.
La ley que estamos discutiendo resuelve en sus ar-
ticulos primero, segundo, tercero y cuarto, este pro-
blema y aunque la forma como lo resuelve tiene, a
mi entender, un punto algo d6bil, 6ste no es de mo-
mento subsanable aunque si lo sera en lo future co-
mo oportunamente habr6 de aclarar y de demostrar.
Resuelto este punto tan importanite para todos los
directamente relacionados en la industrial azucarera
iiquiere eso significar que esta ya resuelto el proble-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ma en su totalidad? No. Por la adopei6n de las me-
didas sobre las cuales acabo de hablar s61o se conse-
guira, como ya he dicho que pasemos a obtener por
nuestro azfcar en los Estados Unidos 0.44 centavos
por libra, sobre el precio que ese product alcance
en el mercado mundial, y aunque eso por si s61o re-
sultaria una gran cosa, pues no solamente nos per-
mitiria obtener un precio superior, sino que .tambihn
nos permitiria presentarnos en dicho mercado mun-
dial en condiciones muy ventajosas para la compe-
tencia con los demis pauses exportadores de este
product, no son dichas medidas ni pueden ser las
finicas que adoptemos, ya que si el precio en el mer-
cado libre del mundo baja a un limited ruinoso los
referidos 0.44 centavos de mis que recibamos por
nuestra exportaci6n a los Estados Unido.s no serian
hastante para evitar la crisis de nuestros agricultores
y productores. Debemos, pues, cuidar el precio en
el mercado del mundo, ya que cuanto m6s alto sea
ese precio, mas alto sera a su vez tambi6n el precio
en el mercado americano.
S61o hay un modo de evitar la baja del aziecar en
el mercado libre del mundo a un nivel ruinoso, y
este es logrando que la oferta no result superior a
la demand, evitando tambidn la competencia entire
nuestros vendedores y fo-mentando en cambio la
competeneia entire los compradores, es decir, res lrin-
giendo y eneausando la oferta y tratando de aumnen-
tar la demand.
Las finicas medidas legales que pueden, pues,
adoptarse para solucionar lo que podemos llamar la
segunda y mis important parte del problema azu-
carero cubano, son restricci6n de nuestras coseclias
que tan artificialmente han side aumentadas duran-
to los iltimos afios, creaci6n del vendedor finico en el
mercado libre del mundo, y propaganda mundial pa-
ra la apertura de nuevos mereados consumidores
de azsicar.
Permitaseme ahora haeer algunas, aunque muy li-
geras consideraciones sobre estas posibles soluciones
a dicho problema; ya. que, debido al corto tiempo
de que dispongo., es impossible tratar dentro de una
corta oraci6n parlamentaria todas estas cuestiones
econdmicas tan importantes y trascendentales en la
form extensa que debieran ser tratadas.
Mucho se ha hablado de ella, much se ha comba-
tide la media y muchos son los arguments que Than
esgrimido sus partidarios y sus contrarios. Pero lo
cierto e indiseutible es que una ley ya anterior del
Congress di6 esa i ,ii..1 al Ejecutivo de la Naci6n,
y que esa facultad sabiamente ejercida por el Gene-
ral Machado en la iltima zafra, ha dado un buen
resultado para la economic national, de tal forma
que ninguno de aqu6llos a quienes miss pudiera con-
siderarse perjudican las medidas restriccionistas, o
sean lo-s colonos, se han quejado, ni se quejan de una
restricei6n juiciosa y equitativa de sus coseehas. De
lo que si so han quejado y se quejan es de la forma
en que la filtima restricci6n se distribuy6 por man-
date de la ley en vigor. Nadie dispute en la practica
las ventajas de fondo de la media restriecionista y
por lo tanto lo finico que debemos tratar de conse-
guir es que la form co-mo so aplique sea estricta-
mente equitativa y que no resulten unos colonos y
hacendados beneficiados y protegidos con perjuicio
director de otros que tienen iguales deberes y por lo
tanto los mismos dereehos.
En efeelo, result absurdo discutir el fondo de


una media restriceeionista porque si principiamos
por reconocer que producimos m'is azicar die la que
el muindo necesita result realmente asombroso de-
fender la teoria de que sigamoos produciendo este ex-
ceso cuando su finico resultado es llevar el precio del
resto de nuestra producci6n a un nivel ruinoso.
iQui duda .cabe que es mil veces preferable fa-
bricar cuatro millones y medio de toneladas a un
precio remunerativo, tanto para el industrial como
para el agricultor, como para el obrero, que no fa-
lbicar eineo millones y medio a un precio que oca-
sione la ruina de los dos primeros y la consunci6n
scelavitud prdetica del fltimo
Solo existe un motivo por el "cual las medidas res-
triccionistas, pudieran resultar perjudiciales para
Cuba, y esto seria en el caso de que a media que
nosotros restringi6semos nuestra producci6n, la au-
mentasen los otros paises exportadores, anulando
con ello las ventajas de todos niestros sacrificios.
Si este case ocurriese, entonees si que no deberemos
restringir mis nuestras zafras, pero sera para ir a la
guerra econ6miea con dichos paises, hasta llevar a
su propio convencimiento la necesidad de llegar a
un aeuerdo con nosotros.
Decia el mismo que habla y sobre este punto tai
interesante del problema azucarero, en la Proposi-
ci6n de Ley .a que ya we he relerido y que tuve el
honor de presentar a la consideraci6n de este Cuerpo
Colegislador en 11 de Julio del corriente afio, en cuyo
preiambulo estudiaba, aunque, desde luego, de un
modo ligero estas mismas cuestiones y bajo el epi-
grafe de "Exceso de producei6n y precio del azi
azficar", lo siguiente: (Leyendo).
"Nadie puede discutir que el mundo est, actual-
"mente produciendo m6s azdear del que normalmen-
"te esti dispuesto a. comsumir. Este exceso de pro-
"ducci6n al aumentar los "stocks" va bajando el
'precio. del product hasta un limited ruinoso. En
'este problema necesariamente est'in interesadas to-
'das las naciones exportadoras de azucar centre las
"cuales en primera fila se encuentra Cuba.
Iasta ahora oficialmcnte nada .hemos heeho pa-
"r.a lograr un .acercamiento con los demais paises ex-
"portadores a fin de Ilegar a un acuerdo mutuo en
defensea de los intereses de todos. Por medidas ex-
"clusivamente nacionales hemos tratado en arios
"anteriores de resolver este problema, y en algo lo
"hemos resuelto, pero nadie puede diseutir que ta-
"les medidas nacionales- son necesariamente de emer-
"gencia y que la soluci6n definitive del problema
"hay que buscarla en un acuerdo general ya que
"si los 'rn. I;.]..i de la misma han de redundar en
'" ..i.. 1 i-, de todos, los sacrificios que ella signifi-
"que, han de ser tambi6n I i i.-i.,. de todos.
"Cuba debe pues tratar de Ilegar a un acuerdo
"con las dem.is naciones exportadoras de azicar del
"mundo, invitAndolas a una conferencia de oarActer
internationall donde est6n representadas oficial-
"mente sus gobiernos y sus intereses azueareros,
"conferencia de la cual pueden y deben salir acuer-
"dos que en definitive resulten extremadamente
"beneficiosos para todo,. El precio minimum del
"azfiear en el mercado mundial, garantizdndose de
"este modo ,definitivamente al a-gricultor e indus-
"trial, sea este cubano, javanes, polaco o peruano,
"seria la mas bella conquista econ6mica que cual-
"quier naci6n interesada en azficar podria conse-
"guir. La reducci6n equitativa de la producci6n, pa-


I


23








24 D1ARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


"ra que 6,ta no sobrepase nunea del consume mun-
"dial, seria tambin algo de indiscutibles y genera-
"le; .. ... i I .-, pues ni el mas exigente defensor del
"consumidor, puede pedir ni pretender que se pro-
"duzea mayor cantidad de un articulo que la que
"se consume, ni de quo el precio de eualquier articu
"lo sea mcnor del costo de su producci6n.
"Laboremos, pues, por llevar a la practice estas
"ideas que nadie puede discutir y tratemos de lograr
"la rApida celebraci6n de una ..1 f 1... ; de carac-
"ter international, dindole toda la importaneia que
"tal asunto de vital interns para Cuba amerita, ya
"que 6ste sera el primer paso efectivo que habrti da-
"do nuestra Repiblica. para lo.grar de un modo esta-
"ble su consolidaci6n eecon6mica.
"Seria dosde luego ut6pico que pretendi6semos ce-
"lebrar esta confereneia y lograr ya los resultados
"de ella para la pr6xima zafra. Al mismo tiempo
"pues, que buscamos la soluci6n future y definitive
"al problema no tenomos mis remedio. que buscar la
"soluei6n transitoria para nuestra pr6xima cosecha,
"evitando que el exeeso de la misma suma dU al ex-
"ceso de existencias que entonces haya, traiga eonsi-
"go una situaci6n desesperada para el productor del
"azicar, sea iste, obroro manual, agricultor o indus-
"trial, es decir, campesino, colono o haeondado
"Resolvamos, pues, nuevamente por esta sola vez,
"nosotros mismos el problema, pero digamos tambien
"al mundo que queremos y necesitamos ilegar a un
"acuerdo general ya que si no ocurriri indefectible-
"mente la quiebra del azcdar en el mereado mun-
"dial, en cuya quiebra fiiii., podremos luchar con
"ventaja contra los domis paises exportadores ya
"que por medio de las medidas indicadas anterior-
"monte lograremos siempre por un minimum de ]as
triess cuartas parties de nuestra producci6n un pre-
"cio superior en 0.40 centavos por libra al que lo-
"gran para la totalidad de la suya el resto de los
"paises exportadores, ventajas que siempre nos per-
"mitirk hundirnos en menor proporci6n si como no
creemos, ni po-demos suponer fuse impossible ]Jegar
"a una soluci6n armoniosa y en defense de los inte-
"reses de todos."
La ley que en estos mementos estamos discutiendo
al dar las i i. II I.- a nuestro i.oder Ejecutivo para
que pueda continuar restringiendo nuestras proxi-
mas cosechas resuelve precisamente este punto en su
articulo IV de un modo terminate.
Y en cuanto a la forma en que debe efeetuarse la
restrieei6n para evitar que se cometan las injusticias
que se cometieron el afio pasado, a mi entender el
Poder Ejecutivo, al dictar el Reglamento de la pre-
sente ley, en la parte que se refiere principalmente
a su articulo IV, de-be establecer quc la distribuci6n
a prorrata de la zafra autorizada entire todos los
produetores so ha.ga poco mn's o menos asi:
La Comisi6n del Azicar que existe actualmente de-
bera practicar antes del primero de Diciembre de
cada afio un estimado de la producci6n possible de
cada ingenio en la forma siguiente:
1)-En los casos que la capacidad industrial del
ingenio sea superior a la cafia de que disponga, bien
sea propia o procedente de contratos de co.mpra ce-
lebrados con colonies, el estimado de produeci6n posi-
ble sera la cantidad de azucar que produciria si pu-
diese libremente moler todas las cafias referidas y;
2-En los casos que la capacidad industrial del
ingenio sea inferior a la cafia de que disponga, el es-


tniado de producci6in possible serA la cantidad de
azu;iar que normalmento podria elaborar.
Los datos nocesarios para praeticar estos estimados
do ljproduceiO possible debera adquirirlos la Comi-
sian ic Azicar en la forma que crea mis eonvenieu-
to. Sin embargo, para facilitar el studio de los mis-
mos y para quo cada estimado do producii6n posi-
ble toenga la mayor exactitud a quo se pueda 1legar,
cada ingenio debe quedar obligado a elevar antes del
primero de Noviembre do cada aio a la Comisi6n un
informe declarando su capacidad industrial y la can-
tidad de azh(car que estima puede elaborar con la ca-
fia propia de que dispone y con la eaila de colonos
que ya tenga contratada. Si at terminal ]a zafra co-
rrespondiento la Comisi6n comprobase la falsedad de
dilcho i,11 .., en rmis dce un diez por ciento debera
ilponer al propietario del ingenio una multa de
$10. (000.00, ya que pa.ra ello tiene facultades segIn
el arliculo XXI de la Ley.
lina vez que el Poder Ejecutivo haya InIL.I, la
ascendencia de la .IP i autorizada de Cuba para, el
aio siguiente, la Comisi6n del Azicar que existed ae-
tuaTmente debera calcular que tanto por ciento co-
rresponde a ]a difereneia entree la aseendencia de
dieha zafra autorizada y la suma de los estimados
do producci6n possible de todos los ingenios de la Re-
pdbllica que hubiese practicado de acuerdo con lo que
acal'o de indicar..Este tanto por ciento sera la reduc-
ci6n taordada de la zafra.
La distribuci6n a prorrata de la zafra autorizada
entro todos los produntores en lo que so refiere a la
cantidad que a cada uno correspond elaborar deble-
ra, luego hacerse deduciendo del estima.do de produe-
ci6n possible que a cada uno haya fijado la Comision
de Azficar el tanto per ciento a que ascienda la re-
ducci6n de la zafra. La cantidad que result despues
do haber deducido del estimado de producciOn posi-
ble de cada ingenio el tanto por ciento de rebaja
acordada, ser, por lo. tanto la zafra autorizada para
eada ingenio.
En esta forma se evitaria la rcpetici6n de toda po-
sible injusticia y el hecho doloroso de que mientras
a un ingenio o colono se le quede el cincuenta por
ciento de su caiia en el campo, otro ingenio o colono
pueda moler toda la suya.
Evitindose la injusticia en el reparto de la res-
triceion yo tengo la absolute seguridad que se evita-
ra toda protest contra la misma.
La forma quo me he permitido apuntar para que
el Poder Ejecutivo la recoja si la estima convenient
garantiza tambi6n los interests de los colonos libres
que de otro modo puedan encontrarse sin comprador
para sus cafias.
SCutil es la forma mejor de designer un vendedor
finico para nuestro azficar en el mercado mundial,
a fin de evitar las desastrosas consecuencias de la 16-
gica concurrencia de infinitos vendedores de un s6lo
o id6ntico product? No cabe duda alguna y la Ca-
mara ihara do considerarlo asi seguramente que la
mejor forma es dejar que sean los mismos productores
de azicar los que lo elijan. Por eso la ley que estames
diseutiendo ordena por medio de sus articulos "V" y
siguientes la formaci6n de una Compaiiia An6nima
formada por todos los productores de azficar de Cu-
ba y en las cuales todas tendrin una representaci6n
proporcional a su producei6n, con un organismo di-
rector elect como es natural per sus propios aso-
ciados para que esa Compafiia sea la encargada de







DIARIO DBi SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 25


vender en el mereado libre dcl mundo la (anltidadl
de azdcar que debido a. nuestra gran produccidn no
puede consumirnos nuestro mercado protegido.
Este vendedor finico al cuidar y defender el pre-
eio de esta parte de nuestra produccion defender y
cuidari el precio de la totalidad de la misma pucsto
que como siempre habremos de obtener por cl azu-
car que enviemos a los Estados Unidos un preeio de
0.44 centavos per libra superior al que rija en el
mereado mundial, no cabe duda alguna, que cuanto
mis alto sea el precio en dicho mereado mundial,
mas alto habrk de ser tambi6n el precio que obten-
gamos por la totalidad de nuestra pro.dueci6n.
De este modo y aunque nuestro vendedor finico se
establece s61o para una part muy pequeFia de nues-
tra cosecha, en realidad los buenos Fecctos del mis-
mo habran de redundar en beneficio de la totalidad
de nuestra produeei6n.
Explicados ya, aunque, desde luego, de un modo
conciso la forma en que los autores del Proyeeto de
Ley que hoy estamos discutiendo hemos visto y vc-
mos el problema azucarero cubano asi como- la forma
por medio de la cual nosotros creemos pueden re-
solverse hasta donde ello es humanamente possible,
las dificultades de nuestra principal industrial, per-
mitame la Cdmara hacker un breve relate de la his-
toria de esta ley, de las gestiones a que clla ha dado
lugar y de las ventajas que ya se han derivado de la
misma, aunque no ,ha sido todavia aprobada. Demos-
trar6 con ello la falsedad absolute de la atim.I. I*"
tan injusta que aqui se ha hecho es.ta tarde respee-
to .a que esa ley es una ley americana surgida al ca-
lor de los intereses de Wall Street, afirmaci6n que
me creo obligado a rebatir como uno de sus firman-
tes y de la cual protest con todas mis fuerzas como
cubano y como Representante de la naci6n.
La primer iniciativa legislative di estos ultimos
tiempos tratando de resolver el problema azucarero,
se debi6 .al Senador Doctor Jos6 Manuel Cortina,
quien present a la consideraci6n del Senado la Ley
Azficarera que se conoce bajo el nombre de "L'ey
Cortina". Dicha ley, sin embargo, trataba solamen-
te de la ereaci6n de una Comisi6n como organismo
corisultivo del Poder Ejecutivo, a fin de que esa Co-
misi6n estudiase y propusiese las medidas que esti-
mase mis oportunas para favorecer a nuestra indus-
tria azucarera. El Representante que habla, aunque
aplaudiendo la iniciativa del .11.-ir'l1.. ; Senador,
pero estimando que ya. no era este el moment de
crear Comisiones para el studio de nuestro princi-
pal problema econ6mico, sino el moment de dar es-
tas soluciones, de estudiar el problema en su fondo.,
de busear sus causes y de proponer la forma ejeccu-
tiva de resolverlo hube de realizar un detenido, ann-
que modesto, desde luego, por ser mio, studio del
,asunto del cual surgi6 la Proposici6n de Ley a que
dos veces me he referido ya y que someti a la con-
sideraci6n de la CAmara al final de la legislature
pasada, por lo que habia que cooperar para que fue-
se discutida el pr6ximo mes de Noviembre o on la
oportunidad de una sesi6n extraordinaria conmo la
que aqui nos tiene reunidos esta tarde.
Esa Proposici6n de Ley que despert6, desde lueg o,
algfin inter6s en los circulos econ6micos de nuestro
pais fu6 vista con simpatia y estudiada por various de
los hombres que mas conocen en Cuba el problema
azucarero, y que mas intereses econ6micos, tienen li-
gados al mismo, como el Coronel de nuestras guerras


libertadoras, hacendista y millonario azucarero J. M.
Tarafa, el General Molinet y otros.
El Coronel Tarafa comenzO a actuar entonces en
e: problema cerca de los doeias magnates de nuestra
-ndustria azucarera cambiando en repetidas ocasio-
nes impresiones con el Presidente de la Repiublica.
El General Machado, cuya gran experiencia en esos
problems nadie puede diseutir y cuyo gran talent
como haeendista y hombre de gobierno cstd fuera de
toda duda, dedico al problema todo el studio que
il merecia recogiendo todas las distintas ideas lan-
zadas sobre el mismo y aportando, a la que habra
d s scr su solucidn definitive, todos sus profundos
:onocimientOis y su clara vision de estas magnas
cuestiones de gobierno.
Es cierto que el Coronel Tarafa realize un viaje
al Norte tratando alli de esta ley con los Represen
la'ntes de las grandes Compailas Aniericanas, inte-
resadas en el problema, azucarero de Cnba, por toner
aqui cuantiosos intereses y depender todcs ellos de
]a prosperidad de nuestra industrial national. Con
sult6 con ellos e hizo bien, pues no es l6gico que en
los studios alrededor de un future proyecto legis-
lativo, cuyo inico fin es I,... '. !I. a la industrial
azucarera, no se hubiera escuehado a todos los pro-
ductores de a.zfcar en Cuba y que tienen como es 16-
gico, en el asunto, miximo interns, tengan 6stos la
nacionalidad political que tengan.
Las ideas que el Coronel Tarafa someti6 a la con-
sideracion de todos estos productores y que eran ya
las ideas ,'. !inii vas del cineral Milai'hado qu( Iuego
csta Cimara ha visto condens.adas on el Mensajo que
personalmente nos ha hocho el honor de leer aqui es-
ta tarde fueron aceptadas de un modo elido y en-
tlsiasta por todos los interesados on la industrial
azucarera cubana y, principalnmente, por todos aque-
Aos con eapacidad intellectual y hacendistica sufi-
ciente para compronder los distintos aspects de
problema tan complejo y de tan dificil soluci6n.
No solamente fueron los produetores cubanos y al
ileeir productores cubanos me refiero, desde luego, a
todos los productores de azi6car de (Cuba, indepen-
,lientemente de su nacionalidad political, los que vie-
ron en estas ideas do nuestro primer Magistrado la
possible soluei6n de las (lificultades presents de la
industrial azucarera cubana, si no que los propios in-
tereses econ6micos americanos, y lambi6n al hacer
esa clasificatidn ime refiero, desde luego, a los pro-
ductores de azxicar dentro de los Estados Unidos o
sus posesiones, vieron con gusto li iniciativa, puesto
que al favorecer al azicar cubano habria tambien de
i ,,.-, v al azatear americano. En este aspect del
problema los interoses de todos los azueareros son
i, -, 0lo mismo lo( del productor de azilear en Cu-
ba (que los del productor de azucar on Puerto Rico o
Luisiana. Es un grave error career que en nuestra
Incha, por conseguir un precio razonable para nues-
tra azicar, el remolachero anmericano es nuestro ad-
versario. Todo lo contrario, en esta lucha, el remo-
lachero americano es nuestro aliado y esa alianza
bien cultivada nos habrh de convenir de un modo
cxtraordinario en lo future, ya que en estos momen-
tos son dichos intereses remolacheros los que repre-
sentados, per el block agricola en el propio Congre-
so americano, estAn librando una gran 'batalla por
conseguir sea limitada en los Estados Unidos la can-
tidad de azfucar de Filipinas que pueda entrar libre
de derecho en dicha naci6n, con lo cual, si bien es








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


verdad que ellos se defienden a si mismos, defienden
tambi6n el azucar cubano.
El Coronel Tarafa, como Enviado Extraordinario
y Representante Personal del General Machado, ful a
la Repblilica de Santo Domingo a fin ae iniciar ges
tiones para un acuerdo international, cosa que si se
lleva a eecto habra, de ser ]a soluci6n mas-definiti-
va y convenient para todos estos problems. El re-
saltado de estas gestiones no ha podido csr mils sa-
ti4factorio, ya que. contrario a lo que aqui se ha di-
cho, la Republica Dominieana Ilegara a- un convenio
con nosotros, sino redueiendo su zafra porque, qui-
z'is la importancia de la misma no lo amerite, si im-
pidiendo su aumento future y evitando con ello que
resulten inftiles nuestros esfuerzos restriecionistas
Jo de que por si s6io es ya bastante.
Resumiendo, pues, para no seguir cansando la
atenci6n de esta Camara que tanto honor me ha be-
eho al escucharme detenidamente hasta el present,
la ley que hemos presentado a su consideraci6n, su-
gerido per el propio Presidente de la .Repdbliea en
su Mensaje, a la cual han dedicado preferente aten-
ci6n y studio ]as mis altas inteligencias haeendisti-
cas de nuestra patria, y en la que nosotros los fir-
mantes de la misma, modestos colaboradores en la
gran obra del General Machado, hemos puesto nues-
tro mAximo interest y el resultado de todos nuestros
studios sobre la material, no es de ningun modo una
ley de emergencies, sino una ley de car'cter defini
tivo, por medio de la cual Cuba, en lugar de ponerse
de rodillas, come ten injusta y equivocadamente al-
guien ha dicho, ante nuestros poderosos vecinos, se
yergue y se leva.nta para buscar en un gallardo ges-
to, acreditativo de su complete soberania, la solu-
ci6n a nuestro principal problema econdmico, a fin
de lograr para todo el azlear que en lo future ex-
portemos a los Estados Unidos una ventaja de pre-
cio sobre el que rija en el mercado libre del mundo,
de aeuerdo con la ventaja arancelaria de que tene-
mos derecho legal a gozar en dicho pais per nuestro
tratado de reciprocidad, o sea alrededor de 0.44
centavos per libra.
Esta ley impedird per una restrioecin juiciosa y
equitativa de nuestras zafras que lancemos sobre el
mereado libre del mundo una cantidad de azilcar tal
que haga descender el precio en dicho mereado a un
nivel ruinoso, y al rear el vendedor finicoe, nombra-
do per los mismos productores, para dicho mercado
lihre del mundo, impedirA tambien que la necesidad
momentlinea o la especulacidn antipatri6tica, por
parte de cualquier tenedor de azficar, haga bajar el
precio de ese produeto en perjuicio de los interests
generates de la naei6n.
Y, quizas, lo que habrA de ser en lo future mis
important, esta ley permitira llegar a un acuerdo
con todos los dems paises exportadores de azicar a
fin de que a partir de 1929 la producci6n mundial no
rcsulte superior al consume estimado con anticipa-
ci6n. Y a ese acuerdo habri de llegarse, contraria-
mente a lo que piensan los eternos pesimistas, por-
que si no ]o logrisemos esta ley nos permitird luchar
en el mereado libre del mundo con la gran ventaja
de tener asegurada la venta de la mayor parte de
nuestra produccidn en el mercado americano a un
precio easi medio centavo por libra superior al que
rija en dicho mereado libre y per lo tanto cuando
las demlis naciones exportadoras de azdcar se estu-
viesen arruinando, nosotros ros estariamos arruinan-


do siempre un poco menos. Ante esta situaci6n es 16-
4gco suponer que tanto a Java come a Checoeslova-
kia, habra de convenrle un acuerdo con nosotros
mis que a nosotros mismos.
Sc ha dicho tambien y se ha repetido que en la ley
que estamos discutiendo no se han tenido en cuenta
los intereses de los colonos, y esta aseveraci6n es ab-
solutamente falsa, pues precisamente esta ley defien-
de al mAximum dichos intereses, ya que todas las
reticiones y todas las ideas que los colonos per me-
dco de su asociaciin han sugerido han sido acepta-
das. Asi vemos come el artieulo VII garantiza de un
modo pleno y absolute a los colonos, evitando que
ningun hacendado poco escrupuloso pueda aprove-
charseF de las medidas restriccionistas para perjudi-
carlos. Asi vemos tambien que a los colonos se les ha
dado entrada en la corporaci6n vendedora de nuestro
azfucir en el mereado libre del mundo, no silo per-
miniunndoseles a los mismos la compra do las corres-
pondientes acciones, sine nombrando al Presidente
do su Asociaci6n vocal nato de la Junta Directiva de
d(icha Compafiia, segdn establece de un mode termi-
nante el articulo VIII de la ley que estoy defen-
diendo.
El problema de los promedios ha merecido tam-
bi6n espeeialisima atencion per parte del Poder Eje-
cjtivo de la Naci6n, y tan pronto esta, ley sea san-
cionada, un nuevo Decreto habra de reformar el
nhmero 1770 de la Secretaria de Agricultura, Co-
mercio y Trabajo que a esta material se refiere, en el
sentido de que en lo future los promedios de azdca.r
que sirven de base para la liquidaci6n de las cafias
de lo-s colonos se hagan, no s6lo teniendo en cuenta
las ventas praeticadas en Cuba sine tambi6n todas
las ventas de azicar cubana realizadas en la Bolsa
de New York y todas las convenidas per la Compa-
fia Exportadora logrindose con ello que los colonos
reciban de un modo total y absolute los benefieios
que esta ley pueda reporter per las ventajas en el
precio que nuestro azucar habri en lo future de ob-
tener en el mercado americano.
Las sanciones penales que establece el articulo
XXI de la ley tambi6n han side estableeidas para
protcger los intereses de los colonos eubanos y para
evitar que ninglin hacendado pueda hacer case omi-
so de las disposiciones legales que los defienden sin
incurrir en el castigo correspondiente.
Un deber eonmigo mismo me obliga antes de ter-
minar, a exponer tambien a la consideraei6n de la
Camara el finico punto debil de esta ley. Pudiera
suceder que come 1 distribuci6n de nuestro azicar
en las dos corrientes exportadoras hacia el mereado
americano y hacia el mereado libre del mundo, se
hace en forma annual y sin crear el vendedor unico
para nuestras ventas en los Estados Unidos, no ob-
tuvi6semos en los comienzos de nuestras zafras para
nuestro azucar en el mercado americano la ventaja
complete de los 0.44 centavos per libra sobre el pre-
cio que rija en el mereado mundial pr. el exceso de
ofertas en un moment determinado sobre el prime-
re de dichos mercados; pero si esto per desgracia
sucediese, no hay mas que dos modes de evitarlo.-
1.-Creando tambien per medio de una ampliaci6n
de la present ley o per un acuerdo privado de todos
los productores, el vendedor finico para el mercado
americano.-2o.-Estableciendo el sistema de la
prima para el azcear que se export al mercado li-
bre del mundo. Cualquiera de estas dos medidas so-








DIARIO DE SESIONES )DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


lucionarA en el acto esta situaci6n si surge; pero no
hay duda de que para aplicarla debemos esperar a
que realmente surja, pues bien pudiera tambi6n no
darse ese caso y entonces resultar innecesario toda
nueva legislaci6n sobre la material.
Si con las ideas que acabo de expner ante ese
Cuerpo Colegislador he logrado llevar al convenei-
miento del mismo la necesidad urgent de que la ley
que estamos discutiendo sea rapidamente aprobada,
creo habr6 cumplido con mi deber hacia la investi-
dura popular que ostento y creo firmemente que la
CAmara de Representantes Cubana al aprobar la pre-
sente ley y contestar de este modo a la exhortacion
que le 'dirije el Poder Ejecutivo de la Repfblica, ha-
brA abordado por primera vez en su historic la solu-
ci6n de nuestro mis important problema econ6mico,
solucionando en todo lo humanamente possible las di-
ficultades de nuestra industrial azuearera, base.actual
de toda la riqueza national.
Esta ley no es inconstitucional, como aqui se ha
querido hacer ver, porque en nada contraviene nin-
guno de los preceptos de nuestra Constituci6n, ya
que las facultades que en este moment esta ejercien-
do el Congreso Cubano est.n perfectamente de
acuerdo con el articulo 59 de nuestra Carta Funda-
mental, sin que pueda alegarse en lo mis minimo
que la present ley contraviene lo establecido en el
articulo 32 de la misma, puesto que la propiedad que
dicho articulo garantiza es s61o segfn lo 1il.!In.- de
un modo claro y terminante el articulo 348 del (6d-
digo Civil "el derecho de gozar y disponer de una
cosa sin mias limitaciones que las establecidas en las
eyes" y lo que esta ley hace es sencillamente rear
algunas nuevas limitaciones en .I.-f.-I,-.. finica y ex-
elusivamente de los propios interesados y en general
de la naci6n eubana.
La ley sometida hoy a la consideraci6n de esta (a-
mara es una ley estrictamente constitutional, emi-
nentemente cubana, solamente previsora; y una ley
cuyos magnificos resultados habran de palpar en
breve aun aquellos mismos que por no haber estudia
do detenidamente el problema le encuentran algunos
reparos o ven con tenor algunas de las medidas clue
por la misma se adopted.
(He dicho).
(Aplausos)
SR. PRESIDENT (GUlS INCLAN) : Tiene la palabra
en contra, el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Sefior President y
sefiores Representantes: Tiene, la Ley que estamos
discutiendo, tres puntos eseneiales; lo. la creaoiSn
de una Comisi6n Consultiva y de Estadistica. 20. La
creaci6n de una Compafiia Exportadora y Vendedo-
ra Unica, y 30. La Restricci6n de la Zafra. En
cuanto a los dos primeros estoy perfectamente de
acuerdo, ahora, en cuanto al iltimo tengo que hacer
infinidad de observaciones. No voy a atacar la Lyey
desde el punto de vista legal; ya que, como decia el
doctor Zaydin, debemos dejarlo al studio de los Le-
trados titulares. Voy a combatirla desde el punto de
vista material, con vista al resultado de la Ley de
restricei6n anterior, a la que hube de oponerme.
Estimo que esta Ley es perjudicial, mas que para
nadie, para el pueblo cubano; no debemos olvidar
que la mayoria de los hacendados son extranjeros,
que s61o un quince o un veinte por ciento son cuba-


nos. En cuanto a los colonos es verdad que figuran
con un tanto por eiento m's erecido que en la cla-
se do los hacendados, pero todos sabemos, que estos
colonos cubanos se encuentran en una situaci6n eco-
n6mica deplorable por el atropello de los hacenda-
dos a virtud de la Ley de lRestricci6n anterior. Colo-
cado en esta situaci6n I qu6 es lo que queda al pue-
blo cu'bano? qu6 venta.jas ha de obtener el pueblo
cubano, el trabajador, el jornalero? Para saber los
grandes perjuicios que ha sufrido el pais con la res-
tricei6n de la zafra, basta leer los ealculos heehos por
la Comisi6n de Azuicares y eso demostrarA a la Ca-
mara como ha perdido Cuba una series de millones de
pesos; muy cerca de eiento veinte millones de pesos
que hubieran quedado en el pais para todas las aten-
clones industriales y comerciales.
Segfn informes de la Comisi6n del Azdcar, en cl afio
1927, en esta zafra que acaba do terminar, han queda-
do en los eampos mil ochocientos sesenta y site millo-
nes, seiscientos noventa y seis mil doscientas veinte y
ociho arrobas de caiias o sea dicciocho millones seis-
cientos setenta y seis mil novecientos veinte y dos to-
neladas, de la que correspondent a mi provincial seis
millones intoo cuatro mil iuarenta y cuatro tonela-
das de cafias. El cost de producci6n de una tonela-
da do az(ear estai calculado do treinta y ocio a ctla-
renta pesos y si en Oriente solamento so ian dcjaJo
de moler seis millones eiento cuatro mil euarenta y
cnatro toneladas de cafia que represcntan seiscientou
setenta y cinco mil toneladas de azdiear, a euarenta
pesos result que la .., I en lai I'rovincia de Orien-
te solamente, debido a la restricci6n, se han dejado
de percibir veinte y siele millones de pesos; que re-
partidos en jornales y otras labores que so necesitan
para la producei6n hubiera solueionado el problema
economico en esa provincia. 1E total de jornales y
otros gastos dejados de pagar en today la l.i,'.li,.l.
a virtud de la restricci6n de la zafra, viene a ser de
ciento veinte millones de pesos aproximadamente
que se han dejado de circular en el pais. Yo quiero
quo los sofiores Representantes me digan si esto no
es una enormidad, ya que lo que queda en Cuba, no
es mas que el journal del tra.bajo que aqui so realize.
Naturalmente lo que nosotros debemos de busdar es
l.gislar de manera de armonizar los interests del
pueblo con cl de los productores y por consiguiente
yo creo que este Proyecto de Ley podria quedar per-
fectamente destinado para la defense del azicar cu-
bano, si en lugar de restringir la zafra autorizamos
al Gobierno para la libre producci6n y ademins, co-
mo muy bien decia el doctor Castellanos, establecer
las tarifas protecionistas. IIace muchos mess que
estin en poder de un Comisi6n los Aranceles de la
Naci6n para la defense de todas nuestras industries
y nuestro comercio y aun continfian guardados. Una
Vez que nosotros lo aeordemos, estoy seguro que el
hacendado americano nos brindard su apoyo para lu-
char en el extranjero frente a los demis paises que
nos hacen la competencia: De esta manera es como
haremos una verdadera labor patri6tica, pero en ma-
nera alguna .nii l..1..1. al pueblo lo que 61 debe per-
cibir en jornales.
SR. CLARET (SANTIAGO) : A quB precio eree S. S.
que se habria vendido la I jr cubana, si hubiera
lanzado un mill6n setecientas mil toneladas mis de
azficares, y qu6 jornales se hubieran podido pagar?
ISR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Para esta base mia
no import el precio que podamos obtener. Hay que


- --
-









28 DIARIO DE SESIONES DE LA (AMARA DE REPRESENTANTES


partir 'de cual es el precio do production. Hay quc
buscar el mode de que la producci6n se pueda rea-
lizar en condiciones de competencia y como dnica-
mentc se puede conseguir es yendo a los aranceles
para defender todo lo que podamos a nuestro comer-
cio; para que las industries se puedan esta:blecer y
para que este pueblo pueda trabajar con un journal
aue cubra sus necsidaaes y les sobre algo. para su
educaci6n y solaz y al mismo tiempo permit a los
azucareros hacer la competencia debida. Es ampliando
la prouucci6n, y no restringiendola come se (defien-
den efeetivamente los intereses del pueblo. Del otro
modo sdlo estamos defendiendo al capital extranjero
que permit a los azucareros hacer la.ncompetencia de-
biua.
SR. CLARET (SANTIAGO) : S. iS. cree que el 'porvea-
nir econ6mico de un pueblo ha de ser tendente a
que ese journal baje, es aecir, que se consider ese
pueblo de eselavos, porque pueblo de esclavos es
aquel que no puede ganar lo suficiente para comer,
o per el contrario es deber del Estado y de esta Ca-
mara de Representantes, tratar de que el precio dei
azficar suba para que a su vez el jornal suba y el
campesino cubano pueda llevar la vida a que tiene
derecho todo buen ciudadano libre, y no la vida de
esclavos que todavia hace el campesino cubano
Sn. BRAVO ACOSTA (ANToNIO) : No se explica que
el pueblo pueda vivir decentemente con ]a eantidad
de dinero que percibe per un journal alto, estando
los articulos de primer necesidad a un precio tan
elevado.
SR. CLARET (SANTIAGO) : Soy partidario de que el
journal sea alto, subiendo el costo de producci6n.
SR. BRAvo AcosTA (ANTONIO) : Durante el perio-
do de la danza de los millones podia un obrero ganar
cineo pesos diaries, pero cuanto pagaba por los ar-
ticulos de primera necesidad Lcuanto pagaba por un
par de zapatos? geuanto pagaba por los viveres, que
tenian un precio excesivo R Iesultado que ganaba un
journal alto, pero no se quedaba con un centavo de
superavit.
iSB. CLARET (SANTIAGO) : Asi y todo, todo el man-
do quisiera cambiar la 6poca do ahora per la de las
vacas gordas.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Si nosotros logra-
mos que cl obrero, ganando un journal bajo, pueda.
cubrir sus necesidades y obtener algfin sobrante para
su mejoramiento social e intellectual, habremos reali-
zado una obra buena; pero si dentro de -a Ley que
estamos tratando, permitimos que las utilidades que
se dice se van a obtener per la venta del azficar, va-
yan a manos del haeendado extranjero, entonces in-
ferimos graves perjuicios a la colectividad. Nuestro
deber es legislar en provecho de nuestros represen-
tados, en proveeho del pueblo.
iSR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Giordano Hernandez.
SR. HERNiNDEZ (GIORDANO) : Sefior Presidente y
sefiores Represntantes: la' Camara se ha sentido ex-
traordinariamente honrada csta tarde, al recibir en
su seno al Honorable Sr. President de la Repfibli-
ca para escuchar de sus labios la lecture del Men-
saje en que recomienda al Congreso la adopci6n de
determinadas medidas legislativas tendientes a la
mejor defense de la industrial azuearera, y que los
distintos grupos que aqui se sientan, por medio de
sus respectivos jefes parlamentarios, han recogido y
traducido eni la Proposici6n de Ley que ahora se de-


bate, y que constitute, indudablemente, una de las
mas bellas y laudables iniciativas en beneficio de los
rais aftos y vitales intereses econ6micos de la na'i6n.
Y este solo gesto del Honorable Seiior Presidente,
solidarizando sus anhelos y su actuaci.6n a los del
Congress, implica por si s6lo la existencia y la rea-
lidad de un hecho, que en medio de las dificultades
de la hora present, pone una nota de optimism en
el ambiente, presta energies a nuestros fnimos algdn
tanto 'conturbados, porque demuestra que en ambos
poderes del Estado vive y so agita el patri&tico dc-
see de remover todos los obstaeult-s que se opongan
al desarrollo de nuestra prosperidad, en una indiso-
lible unidad de prop6sitos presidida por la fuerza
incontrastable de la Voluntad y el Deber ciudada-
nos. Ayer, las gestiones diplomaticas acertadamente
dirigidas culminaban en la firm solemn del Trata-
do e amistad y comercio con nuestra antigua Me-
tr6poli, que ademns de afirmar los lazos espiritua-
les, abre nuevas posibilidades a nuestros pro-ductos
en raz6n'de las ventajas arancelarias que le !e con-
aeden; y hoy, el Congreso de la Repfiblica, con una
final y clara percepci6n de las neccsidades econ6micias
del pais, sienta las bases de su no muy lejana pros-
peridad material, con la mirada fija en las dos ma-
gicas palabras: COMPRENDER y CREAR en que
Mr. Eduardo Ilerriot encierra la formula del por-
venir de los pueblos.
Pocos paises sobre la faz de la tierra han sido tan
prddigamente dotados por la Naturaleza como el
nuestro, en que la fertilidad de la tierra, el prodi-
gio de nuestro clima y la luz de nuestro Sol, produ-
een esos milagros de exhuberante vegetaci6n que lle-
van al alma del artists la emoci6n indescriptible de
la 1elleza. Y sin embargo, sofiores Reprcsentantes,
encadenados, come Prometeo, a nuestro procedi-
mientos rutinarios, y confiados mas que nada en
esas mismas ventajas naturales de nuestro suelo, va-
mos siendo victims de nuestras imprevisiones econ6-
micas, sufriendo las 4I,1. ,li .I. que nos aao.bian,
cuando debieramos ser emporio de riquezas y vene-
ro inagotable de pro.speridad material. Y es aaora,
en los mementos de dificil prueba, cuando los go-
bernantes cubanos aleeeionados per la experiencia
empiezan a comprender y a crear, esto es, a recoger
las ensefianzas del pasado aprovechindolas en el pre-
sente, para reconstruir nuestra estructura econ6mica,
met6dica y cientificamente.
El factor econdmico ha side en todos los momen-
tos determinants de nla Histcuia el que mis direc-
tamente ha actuado en la producci6n de los hechos,
come fuerza incontrastable y misteriosa, pcro que ha
precedido a todas a esas grandes conmociones y mo-
vimientos que se produce en la conciencia de la hu-
manidad, preparandolos y alimentindolos, hasta lle-
gar a ser, come en la hora actual, la esencia y sus-
tencia del Estado modern, ya sea dentro del r6gi-
men de imperialismo capitalist, ya dentro de la or-
ganizaci6n proletaria de la. nueva Rusia. Por eso, los
viejos principios que han sostenido durante siglos las
organizaciones politics de los pueblos van rindidn-
dose al peso de sus afios, para ser sustituidos per los
nuevos ,principios econdmicos derivados de la con-
cepci6n materialista. y utilitaria de la organizaei6n
social.
Nuestra vida eeon6miea depend exclusivamente
de la suerte del cultivo de la cafia y de la industrial
azucarera, y asi podemos observer come nuestras al-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 29


ternativas de bienestar y crisis se desarrolian para-
lelamente al auge o depreciaci6n de nuestro principal
product. Asi, cuando con motive de la Gran Guerra
los paises competidores en la producci6n detuvieron
sus cultivos y su industrial sufri6 los inevitable que-
brantos de la reducci6n, experiment la nuestra ex-
traordinario incremento y prosperidad, obedeciendo
a la evidence ley eeon6mica de que el valor de las co-
sas esti en raz6n inversa de su abundancia; y per el
contrario, cuando hecha la paz, los paises devastados
emprendieron la reconstrueci6n de sus fuentes de vi-
da, sus industries se reorganizaron y las regions
azucareras volvieron a producer, cada vez en mayor
escala, baj6 nuestro product obedeciendo a esa
misma ley econ6mica, hasta llegar en inevitable des-
censo al infimo precio que apenas cubre el costo de
su producci6n. Y nosotros, por nuosera parte, victi-
mas de la abundancia del product, esto es, del dese-
quilibrio entire la oferta y la demand, lejos de ami-
norar el mal, hemos venido de afio en afio aumentan-
do nuestra producci6n, cooperando insensible y cie-
gamente a la depreciaci6n del azicar.
Este es, pues, el hecho ie nl i,,,.-,i i y originario
de la crisis de nuestra principal industrial, y sobre
el cual debemos (.1-!I i, nuestras previsiones, porque
es la mAs amplia generalizaci6n a que puede llegarse
despues del studio mas concrete de las estadisticas,
de los precious, y de los demas dates, mfs concretos
tambi6n si se quiere, pero quo como auxiliares no lie-
nen sino un mero valor demostrativo de ]a innegable
afirmaci6n, que no podemos perder de vista un solo
instant, de que la superproducci6n es la causa prin-
cipal del bajo preeio de nuestra azicar.
Las crisis econ6mieas-ha dicho Sombart-son el
fondo o crisis de venta o crisis de capital, corrobo-
rando asi mi anterior aserto de que nuestras dificul-
tades presents dimanan de la crisis de la venta del
azfiear por raz6n de la superproducci6n y de la com-
petencia de los paises productores; mas ce6mo evitar
esa crisis en la venta del azGear? c6mo estabilizar
su precio en el mercado mundial?
i Ah, -.-i..r.-., Representantes!, para ello no pode-
mos apartar desdefiosos nuestra vista de las indica-
ciones de la Ciencia, en un infecundo y dcesconsola-
dor escepticismo, porque la Ciencia es el product
de la experiencia de la Humanidad, es la historic
provechosa de sus esfuerzos gigantescos a trav6s de
las edades, en que el cerebro y el entendimiento hu-
manos de lucha en lucha y de conquista en conquista,
ha llegado a la formaci6n de esos grades prineipios
que president el desenvolvimiento. de todo lo exis-
tente.
M. Eduardo Herriot, a quien ya he citado y que
vuelvo -a mencionar no por vana erudici6n sino para
reafirmaci6n de mis concepts, establcce tres leyes
fundamentals a que obedeee la industrial modernwi:
la subordinaei6n de la operaci6n industrial a la in-
vcstigaci6n cientifica, la organizaci6n cientifica de la
ejecuei6n, y la CONCENTRACION en las compras,
en la PRODUCCION y en la VENTA, por acuerdos
industriales. Tenemos, pues, sefiores Representan-
tes, dos afirmaciones robustecidas cientificamente,
que nos levan de la mano a la soluci6n de nuestro
problema econ6mico-azucarero: la una, que atafie
la superproducci6n como causa de la crisis en el pre-
cio y en la competencia, y la otra, que se refiere a la.
concentraci6n y coordinaci6n en la producci6n y en
la venta, esto es, la inteligeneia y uni6n de los inte-


reses industriales para defenders do la superprodue-
ci6n y de los bajos precious.
Distintas son las formas de organizaci6n indus-
trial, voluntarias unas veces, obligatorias otras, que
se han adoptado para defenderse contra la super-
produeci6n y la competencia; asi tenemos en los Es-
tados Unidos los tan discutidos Trust sefialados como
inmorales y hasta perscguidos por el acta Sherman,
pero que no obstante ello hay que reconocer que todo
c] gran progress material y econ6mico de ese pue-
blo obedece en primer t6rmino al extraordinario vi-
gor y poderio de esas grandes organizaeiones indus-
triales. En Alemania, para defenders de la compe-
tencia y de la superprodueei6n, nacieron los KAR-
TELLS, que son a los que principalmente voy a re-
ferirme porque constituyen la esencia y la form de
la asociaci6n de venta adcptada en este Proyeeto de
Ley, y que sin el cardcter absorbente y reprobable
por que se ha combatido la tro .'. ,i ., consisten
en meras unions industrials para, ponerse de acuer-
do sobre el preeio de venta o acerc.a, de la en
que cada uno habr. de desenvolver su capacidad pro-
ductiva, bien conservando totalmcnte su propia per-
sonalidad, bien cediendo part en i. .I ...d do la per-
sonalidad juridica del sindicato. En Erancia se han
creado organizaciones andalogas y con las mismas fi-
nalidades, bajo la denominaeion de COiMPN1TOIR )DE
VENTE o Factoria de Ventas. De aqui, pues, que
no hayamos creado nada nuevo en esta ,i .. .].
sino que a imitaci6n de Alemania con su artells de
Ia hulla, de las industries semi-agricolas, el alcohol
y el azicar, de Italia que unifie6 la explotaci6n de
los yacimientos de azufre -de Sicilia, de Rumania que
uni6 en una asociaci6n obligatoria la explotaci6n del
petr6leo, de Francia que para defender de la crisis
la iproducci6n del hierro cre6 la EPactoria o Comptoir
de Vente de Lonkwy, en la antigua Lorena francesa,
abrimos nuestros ojos a las ensefianzas y a la expe-
rieneia de aquellos pueblos mis antiguos que el nues-
tro y con un mis alto grade de organizaci6n econ6-
mica. que han confrontado dificulta.des nalogas a
las nuestras y han logrado eneontrar, con el es]uerzo
y el conocmniento bien cncaminados, la resoiluci6n de
esos problems y las formulas salvadoras para sus in-
dustrias amenazadas.
La Proposici6n de Ley que ahora discutimos se
desarrolla y desenvuelve al calor de los principles
cientificos enunciados, pues, sustancialmente abarca
tres extremes principles: la creaci6n de un orga-
nismo consultivo y de estadistica azucarera, para
obtener y recopilar todos aquellos dates que intere-
sen y scan necesarios al mejor gobierno y control de
la industrial; la restrioei6n de la zafra, no ya. de una
manera absolute, categ6rica y terminante como se
ha venido haciendo, sino ocasionalmente, esto es, de
acuerdo con las cireunstancias especiales del merca-
do en un moment daao y de acuerdo con las exigen-
cias de la mejor .1.-C. ,. del product; y finalmente,
la creaci6n de una Compafiia Exportadora de la su-
perproducci6n, verdadero Kartells de venta, creada
por ministerio de la ley con todos los interesados en
la industrial y sin fines lucrativos, para defender
precisamente a los m's interesados en la industrial
azuearera, e indirectamente al pais que vive fuerte-
mente vinculado a sus alternatives.
Y aqui salta a la vista una de las mas inmediatas
ventajas de esta ley, que por su virtualidad, se re-
cupera el control del precio de lo que es nuestro, re-








30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


moviendo una de las grandes dificultades de que ha
adolecido el negocio del azicar en nuestro pais, pues
su precio no ha sido siempre el resultado de la ley
econ6mica de la oferta y de la demand, sino de las
tortuosas combinaciones de los ..-l.-:ii 1.l ,-j. ss-
traidas a toda previsi6n y ealculo cientifico.
Es esta, pues, la esencia de esta media legislati-
va examinada a trav6s del prisma cientifico y en
consonancia con las duras ensefianzas de la experien-
cia, que no puede ser combatida en sd contextura
general porque estA asentada sobre una base real
e innegable e inspirada en los mas sanos prolp6sitos,
y en fuerza de ello sus opositores s61o han podido
ecmbatirla en aspects secundarios.
El senior Bravo Acosta la culpaba de atentar ta los
interests del obrero cubano, cuyos jornales estima
habrAn de decrecer con la reducci6n de la zafra,
hacienda mis angustiosa s.u vida econ6miea y mIis
1inguida tal vez que la que actualmente tiene. Pero
es que el senior Bravo Acosta trata un hecho aislado
y apunta una causa parcial, olvidando que los fe-
n6menos en todos los 6rdenes no pueden estudiarse
ni interpretarse aisladamente. No es exacto el afir-
mar que esa ley 'ha de producer disminuci6n en el
salario del obrero, pero en el supuesto improbable
de que asi fuera ello ocurriri.a circunstancialmente,
porque el vasto y complejo fen6meno social no po-
demos estudiarlo aislando sus elements y factors,
sine .que existe un sistema de fuerzas reciprocas, que
se completan las unas a las otras, y que dada la in-
terdependencia eco.ndmica de los individuos en so-
ciedad en una series constant de compensaciones y
repereusiones, habran de producer, en eambio, una
situaci6n de prosperidad general.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Entonces es indis-
pensable que nosotros tratemos de los aranceles.
SR. HERNANDEZ Dou (GIORDANO) : Ese es otro as-
pecto de la cuesti6n que no es precise al que estamos
tratando y que bien pudiera ser o'bjeto de una le-
gislaci6n separada. S. S. inside en aquel mismo
error, que ya va siendo clAsico, de suponer como per-
judiciales, por afectar transitoria y eventualmente
a un reducido sector del trabajo, los perfeeeciona-
mientos industriales conquistados merced al incre-
mento y progress del maquinismo, y que hubo un
memento durante la pasada centuri.a en que puso en
la suerte del obrero manual la mAs dolorosa incerti-
dumbre, sin pensar que sobre el progress de sus in-
dustrias se desenvuelven el florecimiento econ6mico
de los pueblos.
Y la misma Rusia actual de Lenine y de Trostky
ante las exigencias de la realidad econ6mica ha ne-
cesitado renovar sus doctrinas propugnado el capi
talismo de Estado. El propio Lenine, para justificar
ante las masas su nueva orientaci6n, afirmaba en un
diseurso que se inserta en su obra "El Capitalismo
de Estado y el Impuesto en Especie", que el
desarrollo y auge del ca.pitalismo era el desarrollo
y auge de la producci6n, y el de esta debia influir
necesariamente en las ventajas del proletariado.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : El auge de la pro-
ducci6n, pero no la restricci6n de la producci6n.
SR. HERNANDEZ Dou (GIORDANO): La producci6n
tiene su auge no por la cantidad, que a veces resul-
ta contraproducente y perjudicial, sine por las con-
diciones generals de venta, pues nada importa en
la vida econ6mi'ca de los pueblos vender much can-


tidad de sus products a precious infimos, que ape-
nas i; i.I I! el costo de producci6n.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Cuando los pro-
ductores son nacionales, pero no cuando son extran-
jeros.
'a. HERNANDEZ DOU (GIORDANO) : Permitame el
senior Bravo Acosta referirme a las palabras que ha
pronunciado el senior Castellanos, ya que el tiempo
apremia y contra mi voluntad no le puedo prestar
an minucioso studio a todas las cuestiones que plan-
tea en el curso de sus interrupciones, muy interesan-
tes quizbs, pero que nos alejan considerablemente
del objeto primordial del debate.
El senior Castellanos, en su oposici6n a la ley,
afirmaba que la creaci6n de la Compafiia Exporta-
dora de la sobreproducci6n era atentatoria a los de-
rechos del individuo euya voluntad libre coartaba
a! obligar al hacendado a former part de ella, y
que la entrega de los aziicares a esa misma Compafia
para su venta implicaba una expropiaci6n indebida
3 por otra parte inconstitucional desde el punto y
moment que en determinados easos de contratos de
ventas anteriores habria de vulnerar derechos ad
quiridos.
El senior Wolter del Rio, en su atinadas interrup-
ciones, ha demostrado que no existed ni confiscaci6n
nii inconstitucionalidad, dado el sabio desarrollo del
concept de propiedad en nuestro C6digo mAs am-
plio que el contenido en el Cddigo Civil Argentino,
y abierto a todas las posibles orientaciones de la
cieneia juridica y de la necesidad social, y dentro del
enal no cabria en ningun easo la inconstitucionali-
dad citad.a por el senior Castellanos del acuerdo de
In legislature de Tucuman.
Pero yo no he de repetir lo que sobre este aspect
se ha dicho aqui tan brillantemente, porque ello re-
sultaria ociso, y voy tan s6lo a recordarle a mi dis
tinguido compafiero que este problema debe estudiar-
se dentro de la realidad, y que per consiguiente es
de dudarse que ningin hacendado o colono de los
que deban figurar en la Compafiia Exportadora ha-
ya Te sentirse coartado en su libertad sine que per
el contrario ha de sentirse ampliamente amparado
en sus intereses agricolas e industriales; aparte de
que esa C(.,'p-,rii.r no es esencialmente una entidad
de especulaci6n sine una asociaci6n obligatoria para
la mejor defense de sus interests comunes, y en la
que no se impone la suscripei6n de acciones, sine que
bajo la forma de un impuesto per una sola vez se
adquiere el capital necesario para el eumplimiento
de sus fines.
Y lo que mas me extrafia es que el Sr. Castellanos
con sus actividaides extraordinariamente radicales y
su afici6n al studio de todos los problems y ten-
dencias sociales del proletariado, se haya presentado
esta noche manteniendo un derecho de pro-piedad,
absolute, autocratico e individualista, cerrando la
vista a un mas elevado concept de solidarizaci6n
juridica en que la propiedad no es ya la satisfacci6n
de un fin de exclusive egoismo individual, sine que
elevada a la categoria de funci6n social, cumple un
mis amplio fin de utilidad colectiva. Y es que las le-
yes se escriben en los C6digos para no perdurar en
su espiriu y en su esencia en la misma forma en que
las crearon los legisladores, sine que sufren las mo
dificaciones que la conciencia social va proyectando
sobre ellas al impulse de las necesidades comunes.
Aqui se ha denunciado el ineumplimiento del Tra-








D1ARIO DE SESIONES )DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 31


tado de Reciprocidad por parte de los Estados Uni-
dos como causa de nuestra crisis azucarera, y sin
darse una soluci6n al problema miis eficaz que la
nuestra, se ha desplegado la bandera y se ha ento-
nado un hinno a. nuestros libertadores en liricos
arrebatos .de ardiente patriotism ipara pedir la
guerra econ6mica al mundo entero, sin volver la vis-
ta a la lamentable realidad de nucstra pequefiez y
escasas fuerzas ante la magnitude exraordinaria del
empefo, que solamente las virtudes y previsiones de
nuestra organizaci6n domnstica pueden llevarnos a
la estabilidad 'econ6mica.
El Tratado de Reeiprocidad, efectivamente, satis-
fizo las necesidades de nuestra industrial azucarera
cuando la produccidn era menor y la competencia de
otros paises abastecedores del mercado de los Esta-
dos Unidos no existia como aetualmente, y hasta es
possible que haya part de incumplimiento en lo que
respect al consume de los azfiearcs de Filipinas
mis alli del limited acordado y sin las trabas de las
tarifas .iii ,-.:wiil,.-, razones que abona n n ravor
de su revision; pero no obstante el Tratado de Re-
ciprocidad, ya teniendolo en cuenta, ya prescindien-
do del mismo, tenemos que defendernos exclusiva-
mente de la superproducci6n y dentro del terreno
en que nos hemos venido colocando esta noche, por-
que restringida la existencia del product, automa-
ticamente y por ineludible ley econ6miea el mereatdo
americano reaccionaria favorablemente en el senl do
de cumplirlo por necesidad imperiosa del consume.
Yo me felicito comio cubano de este movimiento on
bien de los intereses materials de la Naci6n, expo-
nente vigoroso do nuestros patri6ticos anhelos, y de
nuestra fe en la ol'icacia de las leyes, a pesar del
doloroso escepticismo de aqu6llos que laniquilados
por desconsolador fatalismo todo lo dudan y todo lo
niegan sumidos en la inacci6n y esperAndolo todo de
una indefinible deidad providencial, para los que
quiero relerir aquel pasaje de Voltaire, en que el
doctor Pangloss, encarnaci6n del optimism, le dice
a GCndido que los sucesos se encadenaban en el me-
joar de los mundos posibles, porque de no haberle
ocurrido la series interminable de sus vicisitudes y
aventuras do su agitada vida, no se encontraria sabo-
reando los ricos alf6nsigos de su cortijo, a lo que le
responded Cindido: bien dice usted, pero a pesar de
todo es necesario cultivar nuestro huerto, como que-
riendo expresar en su finisima ironia aquel fil6sofo
incomparable del siglo XVIII, los ecos de cuyas car-
cajadas aun no han desapareeido por el tiempo, que
por encima del eneadenamiento de los hechos humna-
nos y de las implicaciones del destiny la aceiOn cons-
ciente del hombre los eneauza y dirige.

(Aplausos).

Sa. PRESIDENTE (GUi3 S INCLN) : Agotados los lur-
nos reglamentarios, se pone a votaci6n la totalidad
de la ley.
Los que est6n conformes, se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se po-
ne de pie).

Aprobada.

SR. CASTELLANOS (MANUEL): Con mi voto en c'on-


SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO) : Con mi voto en
contra.
.SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a proceder
a la discusi6n y aprobaci6n del articulado.
(Son uprobados sin discusion ni enmiendas, los ar-
ficulos lo., 2o., 3o., 4o., 5o. y 6).
(El Oficial de Aclas da lectura al articulo 7).
Se pone a diseusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Apriobado.
Se va a dar lecture a una enmienda adicional a
este articulo, suserita por el senior Bravo Acosta.
(El Oficial de Actas leyendo).
Enmienda adicional al articulo V.1 que present
el Representante que susuribe a la Proposici6n de
Ley sobre defense del azfcar cubano:
En los contratos celebrados por los duefios de In-
genios con Colonos, en que no se hubiera estipulado
el estimado de producci6n de la colonia, se hard ese
estimado dentro de los ocho primeros dias de molien-
da de las cafias de dicha. colonia a fin de fijar el
tanto por ciento de cafia que debe molerse al colo-
no. Si no hubiere acuerdo entire el representative del
Ingenio y el colono sobre el estimado, se sometera a
la decision de un airbitro que dentro de los cuatro
dias siguientes han de nombrar ambas parties y por
cuyo laudo pasaran sin ulterior reclamaci6n con res-
pccto al estimado para esa zafra.
?al6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes. a tres de Octubre de 1927.
(f.) Antonio Bravo Acosta.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : ISe pone a discu-
s16n la enmienda.
(Silencio).
So pone a votacion.
S)esechada.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Retiro la otra en-
mienda presentada, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GriAS INCIAN) : En su oportu-
nidad.
Se va a dar lectura al articulo octavo.
(El Oficial de Aetas lo lee).
So pone a discusi6n.
Sa. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUiAS INCIAN) : Tiene la palabra
su senoria.
Su. CASTELLANOS (MANUEL) : Sefior IPrsidente y
sefiores Representantes: Este articulo, fundamental-
mente, es el que mis infringe la Constituci6n de la
Rep6blica, porque obliga a todos los duefios de inge-
Tuns o ". -i-i..i juridicas que tengan intereses en la
elaboraci6n de nuestros azicares, a pertenecer .a esa
sociedad que se constitute; y ademas porque en lu-
gar de former part de la Compaiia especialmente
cada ingenio, se admite que un grupo de 6stos pueda
constitufri una personalidad juridica, y esto perju
dica a los ingenios particulars y, especialmente va








32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE RIEPRESENTANTES


contra los hacendados cubanos. El precepto, a mi jui-
cio, no debe aceptarse.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vota-
cion el articulo.
Los que esten de acuerdo so servir'n ponerse
efectivamente de pie.
(La nayoria de los seioores 1' .:' p.'..-'..' se po-
ne de pie).
Aprobado.
El senior Bravo AEosta retira su enmienda.
Se va a dar lectura al articulo 9.
(El C0' ;'.. de Actas lo lee).
Se pone a discusi6n.
Tiene la palabra en contra el senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Para argumentar
en la mis'ma forma que en la anterior. Obligar a los
ingenios que formen parte de una sociedad es con-
trario a los tercchos individuals garantizados por
la Constituci6n.
SR. PRESIDENT (GUiAS INCIAN) : Sc pone a vota-
cion.
Los que est6n de acuerdo se servirAn ponerse
efectivamente de pie.
(La mayoria de los sefiores i. ...... ',!,,. se po-
ne de pie).
Aprobado.
Se va a dar lecture al articulo 10.
(El Oficial de Actas la lee).
Se pone a discusi6n.
Tiene la palabra en contra el senior Castellanos.
'I :. CASTELLANOS (.\ fUEL): Yo estimo que ci
senior Presidente de la Repfiblica no puecde tomar el
dinero de 6eta, para former part de una compania;
esto es tan eontrario de la Constitucidn como el
otro precepto anterior.
,SR. PRESIDENT (GuIS INCLAN) : Se pone a vota-
cion.
Los que esten de acuerdo se servirfn ponerse de
pie.
(La mayoria de los seirores Represenlantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
El articulo 11 es 'eido y aprobado sin discusion.
Se va a darelectura al artieulo 12.
(El Oficial de Actas lo lee).
Se pone a discusi6n.
Tiene la palabra en contra, el senior Castellanos.
Sn. CAS''TELLANOS (MANIJUE) : Esta cs la impugna-
ciOn que con mhs Ji., 1 l, puede hacerse a la ley;
esto es lo que se refiere a los tres cupos, o sea acquil
que regular la produceidn de eada lacencdado, deter
mninando una cantidad para el consume domestico,
otra cantidad para el mereado americano y otra pa-
ra poder vender en el mereado cubano.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLELN) : Se pone a vota-
ci6n.
(Silencio).
Acordado.


CCon el voto en contra del sellor Castellanos.
(Son leidos y oprobados sin *:. .:.'.. los arilcu-
los 13, 14, 15 y 16 del proU'ecio con el voto en con-
lra del doctor Castellanos).
SE. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Se va a dar leei
tura al articulo 17.
(El Oficial de Actas lo lee).
Se pone a discusi6n.
( /. .. )' .
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo diez y ocho.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Para vender tres-
cientos mil sacos de azfiear, da el Estado cubano
300.000 pesos ie to es algo muy I I ....... para
Cuba!
'R. PRESIDENT (( UTS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n el articulo.
(Silencio).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo diez y nucve.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. CASTELLANOS (M1ANUEL) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (\l .'ULEL) : Realmeute no como
enmienda, pcro si como algo para el porvcnir, como
un precedent a la OCmara, yo voy a tratar de con-
veneer, aunque la labor parezea impossible, a los au-
tores de la Ley para que supriman esa parte que
consider perjudical como precedent.
I1l exinmirL de today clase de impucstos existentes a
esa C.....I .i'' es algo (que esta dontro de nuestras
atribuciones; pero eximir a la Compafiia en el pago
de todos los impucstos que puedan subsistir, los que
vengan, los que en el future se acuerden por el Con-
greso, rie parece .ltamente injusto y come un pre-
cedente funesto para el Congreso Cubano. Nosotros
podemos leogislar soble la base de ]a realidad del mo-
mento; pcro no se puede legislar sobre el future
comprometiendo nuestra actuacion y la (de otra Ca-
mara y otro Congreso que pucde no comparlir nues-
tras ideas. Yo rogaria, como una enmienda a la pro-
posici6n que se 1hi presentado, si es que csta ley es
tangihle-y yo crco que lo sea, por'quc no tengo un
motive fundamental para career lo contrario,-quie
supriman la parte que e refiere a los impuestos fu-
turos que puedan establecerse. Yo descaria que el
senior Machado me i i ...... s i es possible quitarle
a la ley el gravamen para el future.
SR. PRESIDENT (GUIcS INCL N) : Tiene ]a malabra
el senior Machado.
SR. M?1ACIIADO (CARLOS) : Sefior Presidente y seiio
res Representantes: la forma en que la ley ha sido
redactada y el motive que ha habido para eximir a
la Compafiia de los Impuestos, responded a que, sien-
do la industrial azucarera algo tan important, algo
en que el capital de Cuba, casi en su totalidad, esti
invertido en ella, algo que es necesario defender por
todos los medios, no ha crcido el que inform. que








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 33
I ~-


so gravaba en nada el Tesoro y se I1. !I .i la in-
dustria mas important redactando la ley en la for-
ma en que estA presentada. Ese es el motive por el
cual no puedo complacer al senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo no hablaba de la
posibilidad de eximir a la Compafiia Exportadora,
de los impuestos que actualmente recargan a todas
las Compafiias An6nimas, conforme dentro de la
conformidad possible, eximi6ndolas tambien del im-
'puesto que pudiera establecerse; porque adelantar-
se a los aconteecimientos e hipotecar la voluntad de
un Congress futuro es temcrario, ya que pudieran
tener algin motivo fundamental, para estimar que
esta clase de (' .ii,' ni.s, debian ser gravadas con
impuestos.
SR. \i., 7 .o (CAnos) : Esta ley puede ser mo-
>illi.i..n en cualquier moment; y, ademis, deseo
anunciarle al senior Castellanos que ahora se va a
dar lectura a una enmienda hacienda constar que
esta ley tiene un car:Acter transitorio de seis afios.
iSn. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n el articulo.
Los que est(n conformes se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los senores Relpresentantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
So va a dar lectura al articulo 20.
(El Oficial de Aetas lo lee).
Se pone a discusi6n.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pido la palabra en
contra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Sefior President:
Si hay un tnrmino de dos afios para una Compafiia
y la Compafi.a no va a negociar mAs que la zafra
actual, a mi juicio, es excesivo el plazo. Si la Compa
fiia no hace mais que comprar el azcear en la forma
que la Ley establece y vender el azcar de una za-
fra, no necesitaba para nada el t6rmino de dos afios,
que es possible que se preste a negocios de Bolsa, cosa
que ya dicen los peri6dicos y es motivo de suspi-
cacia.
SR. M1 i ..- (CARLOS) : El precepto a que se re-
fiere el senior Castellanos responded a esta dnica fina-
lidad: Los autores de esta Ley hemos querido ofre-
eer la oportunidad en cualquier moment de ver co-
mo era possible, sin los reeursos que en definitive
,.i, .. i el Tesoro, poder subsistir la Compafiia for-
mada para vender el azfiear.
ISn. PRESIDENT (GUAS INCLRN) : Se pone a vota-
ci6n el articulo.
Los que est6n conformes se servirAn ponerse efec-
tivamento de pie.
(La i.. ... .. i de los seiores I, ., ...,. .. se po-
ne de pie).
Aprobado.
ISe va a dar lectura al articulo 21.
(El Oficial de Actas lo lee).
Se pone a discusi6n.
(Silenecio).


A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 22.
(El Oficial de Aclas lo lee).
Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lecture al articulo 23.
(El Oficial de Actas lo lee).
.Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar leetura a una enmienda 1i..;:i, II
(El Oficial de Actas leyendo).
ENMIENDA
Estark en vigor dirante los anios de mil novecien-
tos veinte y site a mil novecientos veinte y ocho,
de mil novecientos veinte y ocho a mil novecientos
veinte y nueve, de mil novecientos veinte y nueve a
mil novecientos treinta, de mil novecientos treinta
a mil novecientos treinta y uno, de mil novecientos
treinta y uno a mil noveeientos treinta y dos y de
mil novecientos treinta y dos a mil novecientos trein-
ta y tres.
Antfes del treinta de Mayo de mil novecientos
treinta y tres, fecha en que esta Ley dejarA de re-
gir, el senior Presidente de la Repiblica deberk di-
rigirse al Congreso solicitando, si lo estimare con-
veniente, que la misma continue en vigor.
El limited de duraei6n de la Collpnfiia que por la
present Ley se autoriza no podri, en ningfn caso,
exceder del tiempo en qu 6sta se mantenga en vi-
gor. En el caso de que la Compafiia se disolviese por
expirar el termino que se le fija por el present ar-
tieulo, no gozard de la autorizaci6n de venta que le
concede el articulo veinte de esta propia Ley.
(f.) Jorge Garcia Montes.
Sn. PRESIDENTE (GuIs INCLiN) : Se pone a discu-
si6n.
,Sn. AGUIAR (MIGUEL A.) : Pido la palabra, en
contra.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Tiene la palabra
el senior A guiar.
Sn. AGUIAR (MIGUEL A.) : Seior Presidente y se-
fiores Representantes: Dada la hora que es, y el
conocimiento que tengo del consensus de la mayoria
a favor de la enmienda, no voy a cansar la aten-
ci6n de la O'Cmara pronunciando un largo discurso
alrededor de la enmienda presentada por el senior
Garcia Montes y otros compafieros. Simplemente
quiero decir algunas palabras, a manera mas bien de
explicaei6n de voto, ya que no hay otra oportunidad
de hacerlo constar.
Fundamentalmente, el objeto que ha tenido el
Congress, al reunirse en la tarde de hoy, recogiendo









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


las indicaciones del IIon6rable Sefior Presidente de
la Replblica, es procurar el alza del precio del fruto
que significa la felicidad y la desgracia del pueblo
eubano.
La enmienda en cuesti6n no responded a ningin
principio t&enico,-con perd6n del distinguido com-
pafiero,-y en cambio le quita a la Ley la virturali-
dad o la eficacia que pudiera tener, porque tal pa-
rece que se presta como un ensayo y no da la sensa-
ci6n que yo creia que se queria dar al mercado mun-
dial con esta Ley.
Desde el moment en que la Ley limit los efec-
tos de la misma a un period de seis aios, esta di-
ciendo a esos mercados, a aquellas naciones extranias
con las cuales se procura llegar a un consensus, que
nosotros estamos haciendo sencillamente un ensayo;
y aquellas gestiones que el Honorable Sefior Presi-
dente ha iniciado para lograr la estabilidad de nues-
tros precious azueareros, no tendrSn la eficacia que
tendrian si el period fuera ilimitado. Siendo, como
es, una verdad incontrovertible que el 'Congreso, si
la Ley no resultara eficaz, haciendo uso de la fa-
cultad que tiene, podria reunirse, como nos hemos
reunido hoy y derogar ese precepto...
iSi. ESPINOSA (JUAN): Me permit una interrup
ei6n S. S., con la venia de la Presidencia
SR. PRESIDENT (GUAS INCiLN) : Tiene la palabra
el senior Espinosa.
Sn. ESPINOSA (JUAN) : Si mal no he oido, al leer
se ese Proyecto de Enmienda, dice que la Ley estarA
en vigor durante las zafras tales y cuales, lo que
quiere decir que la Ley no estara en vigor durante
los periods que no sean de zafra...
Sn. GARciA MONTES (JORGE) : Yo voy a contestar,
en primer termino,-siguiendo un orden inverso,-
al senior Espinosa; y luego contestar6 al doctor
Aguiar.
El senior Espinosa se ha fijado en el plrrafo pri,
mero de la enmienda, pero no se ha fijado en el pa-
rrafo segundo, el cual dice que la Ley estar, en vi-
gor hasta el 30 de Mayo del afio 1932. Hasta ese
moment la Ley esta en vigor, en period de zafra
o no.
Por primera vez, sefiores Representantes, he esta-
do en esta COmara en disparidad con el Represen-
tante que acaba de hacer uso de la palabra en con-
tra de la enmienda. Durante cinco afios, el doctor
Aguiar y yo hemos votado, sistemiticamente, si ca-
be la palabra, de acuerdo; y confieso, sinceramente,
que el hecho de que hoy no lo estemos ha pesado en
mi animo y me ha traido verdaderas dudas. Si yo
no tuviera la plena convicei6n de que habria, por lo
menos, de prestar un servicio a mi pais, garantizo
a la Chmara y al doctor Aguiar, que inmediatamen-
tc la hubiera retirado.
La enmienda que he presentado a la OCmara, se-
fiores Representantes, preve algo que nosotros no
podemos desconocer al votar en la noche de hoy la
Ley que venimos discutiendo. El doctor Aguiar ha
tornado en consideraci6n el lade brillante de esta
Ley, al pensar finicamente en el possible 6xito de es-
ta media legislative; pero aunque todos confiamos
*en que esta Ley tendra absolute 6xito, y aunque to-
dos esperamos, por bien de Cuba, de la Cimara y
del pais, que esta Ley sea un 6xito econ6mico, nos-
otros, obrando previsoramente, tenemos necesaria-
mente que to-mar en consideraci6n la posibilida.d de


que las medidas que esta Ley establece, fracasen.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Con la venia de la Pre-
si toncia.
SR. PRESIDENT (GUS INCLIN) : Tiene la palabra
el senior Aguiar.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Si lo que se theme es que
fracare la media econ6mica, en el t6rmino de seis
aios estariamos todos mis muertos per la quiebra
de la Rep6blica. La bondad de la Ley habra de co-
nocerse antes de ese tiempo; se concern seguramen-
to dentro de poeo tiempo, durante la zafra que se
avecina, a lo mis en la segunda .zafra. Creo, por
consiguiente, que no es necesario el period de seis
anos.
,SR. PRESIDENT (GUiS INCIAN): Continue en el
u,o de la palabra el senior Garcia Montes.
iSa. GARciA MONTES (JORGE) : Yo tengo entendido
que los propios iniciadores de esta Ley, no los re-
dactores del proyecto sine los que tuvieron la idea
que ha inspirado el Proyeeto de Ley, han indicado
que los efectos de esta Ley no podran ser conocidos
en la present zafra. El concerto econ6mico, per
consiguiente, que la Ley aseguraria con sus precep-
tos, no seria possible sino hasta la pr6xima zafra; es
decir, que seria necesario que corrieran dos zafras,
para conocer cuales serian los beneficios de la pre-
sente Ley.
Adem-is, yo quiero confesar de que esta Ley, en
la prActica,-y el que la estudie habri de conveneer-
se de ello,--es un voto de confianza pleno, absolute,
quc el Congreso de Cuba da al Honorable Sefior
President de la Rephblica. El mecanismo interior
de esta Ley tiene un eje alrededor del cual gira, y
ese eje es el Honorable Sofior Presidente de la Re-
piblica que libremente nomnbra la Comisi6n que per
la present Ley se crea y libremente la remueve; y
la Comisi6n tiene facultades cxtraordinarias, sin
darse recurso de ninguna clase ante ning-in tribu-
nal, de su resoluci6n.
De manera que esta Ley tiene una base sobre la
cual se asienta, que es la honorabilidad del actual
President de la Repfiblica. Aspecto es, este del pro-
blema, que ni siquiera los adversaries del Gobierno
lo han negado.
Con la enmienda que yo he presentado a la consi-
deraci6n 'de mis compaieros, en ease de ser aproba-
da., tendremos la seguridad plena de que si esta Ley
fracasa on su noble finalidad, el Honorable Sefior
President de la Reptiblica podrA pedir la deroga-
ci6n de la misma. Es decir, que nosotros, con nues-
tra enmienda, dejamos una puerta abierta para si
en eualquier memento fracasa la Ley qne actual-
mente discutimos, se pueda pedir per el Honorable
Sefior Presidente de la Repfiblica la derogaci6n de
la misma sin necesidad de esperar que transcurra el
termino de seis aios, sin ocasionar dafios a los inte-
roses de la Repfiblica.
Hay otro aspect de la enmienda, que el doctor
Aguiar no ha tocado y que tiene grande importan-
cia. El articulo 20 del proyeeto establece que, en ca-
so de que la Ley se derogara, la Compabia Vendedo-
ra que per esta Ley se crea, mantendria el privilegio
de venta durante dos aios despufs de esa deroga-
cion.
Nosotros no podemos pensar mas que en un moti-
vo para la derogaci6n de la Ley, y es el que la Ley
fracase.
Por consiguiente, si los propios iniciadores de esa


--


,,,








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 35


Ley han pensado en el possible fracaso de la misma;
si esa Ley fracasa, ~por qu6 habria de mantonerse
el privilegio de venta a esa Compafiia? Entonces
Sestariamos nosotros dentro del viejo refr.n castella-
no que dice: "al que no quiere caldo, taza y media."
La enmienda que he tenido el honor de presentar
a la consideraci6n de mis compafieros, previene ese
mal que ocasionaria graves dafios a los intereses de
la Repfiblica.
Por los motives expuestos, yo me permit rogar a
mis compafieros que se sirvan impartir su aproba-
ci6n a la enmienda por mi presentada.
SE. AGUIAR (MIGUEL A.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. AGUIAR ( 1,1 i-., A.): No creo que sea nece-
rio haeer una aclaraci6n; pero, a pesar de ello, quie-
ro de manera express producirla. El doctor Garcia
_1'.i. ha dieho que el fundamento de su enmienda
es la interpretaei6n que dan sus autores a la Ley
que acabamos de aprobar, constituyendo un voto de
confianza, en la prdctica, que el Congreso otorga al
Honorable Sefior Presidente de la Repfiblica.
Los Representantes que se oponen a la aprobaci6n
de esa enmienda quieren significar de modo termi-
nante que nada se opone a ese voto de confianza;
que, precisamente el haber aceptado la ley dcsde el
principio, ha sido con ese fundamento; y que no
quieren que se limited al period ni se pueda, en maiu
nera alguna, mermar ese voto de confianza que se
da al Honorable SEior Presidente de la Repiiblica.
SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Al hablar del voto
de confianza no he querido sugerir siquiera que S. S1.
so opusiera a 61. Lo que he querido declarar es que
nosotros hemos querido limitar ese voto de confian-
za al actual Presidente de la Repfblica finicamente;
no hemos querido dar un voto de confianza en blaceo.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): A eso iba; y, si el senior
Garcia ri,..,v, hubiera tenido paciencia, hubi6ramos
llegado ya. Por grande que sea la confianza que ten-
gamos en el ci.,lr Presidente de la Repfiblica, jams
yo podria vacilar ni abrigar la menor duda acerca
de la honorabilidad del Congreso Cubano; y yo en-
tiendo que seria menguado aqu61 que vistiendo o
aportando el Poder del pueblo, no dijera asi en esta
CAmara como en el Senado que tuviera un Presiden-
te tan inmoral, tan extraordinariamente degradado
del que pudiera decirse que hiciera mal uso de la ley
que acabamos de votar y que significa la conserva-
ci6n en realidad de la Repfblica y, en vista de ello
no viniera al Congreso inmediatamente a pedir la
derogaci6n de esa ley; porque yo estimo que todavia
la conciencia del pueblo cubano no estA muerta y dis-
puesta esta en cualquier moment a hacer una obra
patri6tica. En cuanto a la part que se refiere el
senior Garcia Montes, .del vendedor fnico, Companiia
Exportadora, a eso no quiero referirme ahora, por-
que a. pesar de los pesares, a pesar de todo lo que
aqul se diga, dia vendrA en que pidamos aqui, en
que vengamos aqui a clamar por ese vendedor fini-
co. Por lo tanto, yo estimo que en nada esto harA
fracasar la ley.
*SR. PRESIDENT (GUAS I.NCLAN): Agotados los
turnos, se pone a votaci6n la enmienda.
Los sefiores Representantes que est6n de acuerdo,
so serviran ponerse de pie.
(La mayoria de los senores Reprosent.anies se po-
ne de pie).


Aprobada.
Los sefiores Nffiez, Bravo Acosta, Castellanos y
Aguiar, desean hacer constar su voto en contra.
(El Oficial de Actas lee la Disposicidn Transito-
ria).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLLN) : Los sefiores Re-
presentantes que est6n de acuerdo con la misma so
servirdn ponerse de pie.
(La mayoria de los sentores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobada.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : (on esta enimienda
quiero darle vida, pudi6ramos asi decir, a los hom-
bres que viven en Cuba, del negocio del azfcar.
Los Corredores Notarios Comerciales no viven en
Cuba de otra cosa; y no podemos, por tanto, conde-
narlo-s a muerte. Y como esto resultaria una pena
dc muerte, es por lo que yo he presentado esta en-
mienda, para que cllos intervengan elas operacio-
nes que la Comisi6n Exportadora efectGe, como lo
han venido hacienda hasta la feelia en las otras ope-
raciones ;zuearerias. Yo ruegop, por ta.nto, a los com-
pafieros, quo antes do votar se fijen en el problena,
que es de suma importaniia, que es an problema de
fondo. Estimo que esos hombres tienen el derecho
de vivir como los otros por la propia ley y, ya que
(sta se acerca al Senado de la Repfblica.
SR. NUdEZ \Ii -. (DELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : La tiene S. S.
SR. NfiUEz \i (DELIo) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Por la Ley que venimos dis-
cutiendo, lo que estamos tratando de hacer es, a jui-
eio mio, favoreecer la industrial azucarera que se en-
cuentra en tan preearia situacidn en los presents
moments; es dccir: hacker lo possible porque los ha-
c(ndados y colonos oblengan mayors utilidades en
sus negocios, pues con lo que estin obteniendo ac-
tualmente, corre peligro de desaparecer la industrial
azucarera en Cuba. S'i se aprueba la enmienda que
propone el doctor Castellanos, esta finalidad no se
conseguira, por cuanto seria una eomisi6n extra
que habria que pagarle a los Notarios Comerciales,
ya que la (Tbmisi6n Exportadora cobrara segura-
mente la comisi6n normal en today venta de azfear.
Yo me opongo, pues, ;,la, enmienda del doctor Cas-
tellanos, por resiltar contraria al espiritu de la Ley.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Si el seofor Nfifez
-i. vuelve a leer el articulo primero de la ley,
articulo que estaba aprobado, se conveneera que esos
sefiores Comisionados no pueden cobrar comisi6n por
st. trabajo.
SR. NUiNEZ MESA (DELIO): Entonees, nos ahorra
mos la comisi6n.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Si el problema es
de ahorrarnos, entonces no digo nada; pero si el
problema es de vida para los notaries comerciales y
es de vida para los colonos, entonces no tiene impor-
tancia que le demos vida a ellos con un poco mis do
costo recargado sobre la comisi6n.
Sn. NfiUEZ MESA (DELIO) : La part de la zafra









36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


que va a manejar la Compafiia Exportadora es, co-
mo ya se dej6 bien aelarado por algin otro senior
Representante, del quince al veinte por ciento de la
zafra de Cuba. De modo que en una cantidad tan pe-
quefia, si los corredo-res y notarios comerciales van
a vivir de esa part de la zafra, yo creo que deben
considerarse perdidos desde este moment. Creo, por
tanto, que es muy plausible la iniciativa del senior
Castellanos, pero seria desvirtuar el espiritu de la
ley.
Sn. CASTELLANOS (iMANUEL): Si el espiritu es
que mueran, moririn!
SR. PRESIDENT (GUAS INCLkN) : Se pone a vota-
ci6n la enmienda.
(Silencio).
Rechazada.
SR. iACHADO (CARLOS) : Pido la palabra, para ro-
gar a la COmara acuerde que este Pro-yecto de Ley
pase direetamente al -.., teniendo en cuenta las
circunstancias en que se encuentra su estilo.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo lei en la Propo-
siei6n de Ley (que se public, por una indiscre-
ci6n, segfin decia el propio periodista), yo lei dos
frases en ingl6s y eran respect a certificados; y yo
desearia que me informara el firmante de la ley si
esas dos frases han desaparecido de ella.
Sn. MACIIADO (CARLOS): Yo hablo no de lo que
publican los peri6dicos, sino de lo que acuerda la
Cimara.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Perdonad, pero yo
he tenido a la vista no recortes de peri6dicos, sino
la ley original, presentada hoy a la Camara, y en
ella vienen las frases en idioma ingls.
SR. MACHADO (CARLOS) : Yo no me llevo de lo que
publican los peri6dicos, sobre esas cosas. Yo no ha-


blo el idiom.a ingles, no lo conozco; y hablo en crio-
11o en la 'Omara de Representantes.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Yo no he querido
atribuirle a S. S. el que able o no ingl6s. Yo lo
que deseo saber es si en ese Proyecto de Ley, del
cual no he recibido copia...
SR. NACI-IADO (CARLOS) : Serai el finico Represen-
tante que no lo haya recibido.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): En el articulo
doce aparece la frase en ingl6s.
)SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Eso no puede ser, y
debemos quitarla; porque va a pasar directamente al
Senado.
SR. MACHADO (CARLOS) : La Presidencia ha ido
concretando y daindole forma a cuanto hemos ido
acordando, por cuya raz6n no creo necesario el pase
a la Comisi6n de Estilo, como pro'pone el senior Cas-
tellanos.
Entiendo que debe"pasar directamente al Sena.do.
Si no tuviera el que habla la seguridad de que el
estilo esti perfcctamente corregido por la Presiden-
cia, accediendo a lo solicitado por el senior Castella-
nos seguiria la norma. de conduct que siempre ha
observado en esta Cimara con sus compafieros.
-SR. PRESIDENT (GUAS INCIL-N) : Estia de acuer-
do la COmara, en que el proyecto pase directamente
al Senado ?
Los que est6n eonformes se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los seiiores iepr:esentantes se po-
ne de, pie).
Aprobado.
Agotada la orden del dia, se levanta la sesi6n.
(Eran las diez y diesz p. m.)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA,, PI Y MARGALL 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs