Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01029
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01029
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


DDEE
DE LA


SESIO ES


CAMERA DE REPRESENTANTES


DECIMO


PERIOD


CONGRESSIONAL


CUARTA LEGISLATURE

VOL. XXXIX LA HABANA 9 de Marzo de 1923 NUM. 18

Sesi6n ordinaria de 7 de Marzo de 1923

Presidentes: Sr. Santiago Verdeja Neyra y Francisco Soto Izquierdo
Secretaries: Sres. Armando Chadiet y German Wolter del Rio

SUMARIO
A las 3 p. m. fu6 abierta la sesi6n. Concedida la palabra al Secretario de Hacienda senior Manuel
Despaigne, inform extensamente sobre aquello, asuntos por los que se interesaba la CGmara. El
senior L6pez mostr6se inconforme con las manifestaciones del senior Despaigne. Se acord6 pro-
rrogar la sesi6n indefinidamente. Moci6n del senior Ferrara relative a invertir el dinero del Em-
prestito en las obligaciones que hicieron contratarlo.--Comunicaciones del Senado. -Proposi-
ciones de Ley.- Amplio debate sobre el Proyecto de Pensiones y Jubilaciones de empleados y
obreros ferroviarios y tranviarios.-Suspendien lose el debate a propuesta del senior Recio. Al
ser sometida a la consideraci6n de la Camara uni interpretaci6n de la presidencia. Se compro-
b6 la falta de qu6rum, suspendi6ndose la sesi6n. Eran las 9 y 40 p. m.


SS. PRESIDENT (VERDEJA) : Se abre la sesi6n. Se
va a dar lectura al Acta de la sesi6n anterior.
(Eran las 3 p. m.)
(El Ofioial de Actas le da lectura al Acta de la se-
si6n anterior.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : I Se aprueba el Acta?
(Seiales afirmativas.)
Aprobada.
Tiene la palabra el Sr. Secretario de Hacienda.
SR. DESPAIGNE (MANIUEL) : Sr. President y sefio-
res Representantes: Invitado por este dignisimo
Cuerpo Colegislador para venir a informar sobre
determinados extremes, que le conviene conocer con
toda exactitud, he aceptado gustosisimo .esta invita-
ci6n que me honra, porque entiendo que por el pro-


c''dimiento aeordndo... (Continua leyendo el Exor-
,iio) La invitaci6n de este alto Cuerpo Colcgislador
dice: "que lo invito a que concurra a este Cuerpo
: informer del contrato celebrado relative al Em-
prIstito de los cincnenta millones de pesos."
Contrato celebrdo por cincuenta millones de pe-
'sos. ha habido uno solo, el celebrado con la Casa
'Torgan, que se Iey6 pfib.licamente, que se firm en
el Palaeio Presideneial y que se unblio6 profusa-
inente en la Prcnsa de la Capital y del cnal, no se me
ha dado certifianci6n, sino despn6s qne ocnrri6 el in-
eidcnte en esta OCmara, en la que se tenia a mal que
no so nbhiera publieado en la "Gaceta Oficial". Los
conptratos nnteriores a este Emnr stito no se han
publicado en la "Gaceta O*cial"; se han publicado
siempre en el "Boletin Oficial" de la Secretaria de
-Tacicnda, qne esta algo atrasado y escaso de fondos
omo he 'dicho, por lo cual no se public y porque








2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


no habia llegado a mi poder el certificado que pedi
sino despu6s de eso. Yo intent publicarlo, tanto
esto, .oomo la pignoraci6n ide los cinco millones de
pesos que vino anexa a l1.
El contrato de los cincuenta millones de pesos
estipulado a los sefiores banqueros que se llevaron
el Empr6stito que ofreeieron el precio mas alto pa-
ra el Empr6stito, coloearon los fondos que produjeron
esos cincuenta millones de pesos vendidos al 96-77,
a la disposici6n del Gobierno de Cuba, aqui en la
'Habana, para cuando el Gobierno de Cuba se los
pidiera. Los Bonos del Empr6stito tienen fecha 15
de enero, y el cdinero fu6 puesto a la disposici6n
de la Repiiblica el dia veinte y nueve de ene-
ro, transcurr:dos catorce dias, por los cuales
los banqueros, que tenian un valor de cincuenta mi-
11ones de pesos en sn poder, nos abonaron y eI abona-
ron al Gobierno de Cuba, los intereses de estos cator-
ce dias al mismo tipo de interns que Cuba iba a
pagar los Bonos, al cineo v medio por ciento, lo
que haee. los Bonos al 96-77, han producido 48 mi-
Ilones 385 mil pesos, los intereses que ellos nos abo-
naron por los catorce dias transcurridos entire el 15
v el 29 de enero, ascienden a ciento seis mil 944 cnn
44 centavos, lo que hace un total de 48 millones 491
mil 944. lo que eleva el preeiM obtenido por Cuba
a casi 97 por ciento del valor de los Bones.
Los Agentes Fiscales, los banqueros, que son va-
ries, son oecho casas banearias de los Estados Unidos,
las que han contralado el Emprestito. i,En (qu pro-
porci6n? No lo s6, pero todas son solidarias en la
contrataci6n del Empr6stito. Cada una de esas ca-
sas es tan fuerte como la casa Morgan y Compaiiia,
y ellas todas nombraron por medio de esta carta que
el National City Bank de New York, sucursal de la
Habana, agent de ellas para entreEarnos el dinero
aqui a media que fu6ramos necesitkndolo.
Los banqueros han convenido que los fondos que
el Gobierno de Cuba vaya necesitando se coloquen
a su disposici6n en la Habana, sin gastos de ninguna
clase, a fin de que estas cantidades puedan ser colo-
eadas en esa forma por los banqueros. No ha habido
necesidad de dar ningin aviso, porque nos han di-
cho, desde el primer dia, que podiamcs girar por la
totalidad del dinero que quisi6ramos. Ademis, como
nosotros mismos vimos la conveniencia 'de no traer
de golpe esa enorme cantidad de dinero, que no iba-
mos a emplear ni a usar ni a distribuir entire las
cuentas a pagar, creimos que seria mejor aceptar es-
ta oferta que hicieron los banqueros, que cada uno de
ellos es igual a Morgan y todos solidariamente res-
ponsables, y los cuales se comprometian a .dar los
interests por toda cantidad nue estE en su powder por
mis de quince dias a raz6n del dos por eiento annual.
Si esa cantidad que queda en powder de ellos demora
alli mas de tres meses, nos dan el dos y medio por
eiento, y si por casualidad esa cantidad demorase
en su poder mlis de seis meses, nos dan el tres por
ciento. En esa forma se crey6 aeeptable la proposi-
ci6n y ventajosisima para Cuba, pnesto que la Ley
del Empr4stito distribuy6 cincuenta millones sin ha.
cer deduciones de ninguna clase entire los diferen-
tes servicios tales como pago de personal, pago de
pensions, reposici6n de fondos esoeciales, pago de
obras y servicios prestados, pago de la deuda. etc.,
cantidades redordas que suman cincuenta millones
y de las cuales se ha tenido que hacer un .deducci6n


para que de los $48.385.0.00000 alcanzaran para todo.
Asi es que de los fondos especiales que tenian un crd-
dito en la Ley, de nueve millones, se le asignan 8 mi-
lones 584 mil. A la pignorancia de Morgan, que fue
la primera cantidad que se pag6 de cinco millones,
no se le podia deducir nada porque teniamos que
pagar esta cantidad. Por jornales y sueldos que eran
site millones, tampoco se dedujo, porque al pobre
empleado que estuvo esperando tanto tiempo para
cobrar, no se Ie iba a deducir nada .de su sueldo; las
pensions si. porque se consider que quizas habia mas
que suficiente con los 2 millones que la Ley le design
para nagar y se dedujo su proporci6n y se le puso
$1,907.000.00. A Ia Secretaria de Obras Piblicas, que
teria ocho millones asignados, so le consignaron 17
millones 119 mil. A la deuda anterior bien amorti-
zada dde cupones no pagados en Tunio 30 de 1922.
tampoco s e e dedujo nada por mas que Ia eantidad
si se estim6 siempre pasaria de lo que seria necesa-
rio para pagar lo existente. lo que estaba flotante,
tres millones de pesos y a las reparaciones de Obras
P6blicas y a otras obras, se le dedijo la cantidad.
Por lo tanto, los interests del dinero qne no usarros
van vanando, en poder de instituciones hanearias,
las mis poderosas del mundo enter, es decir, sin
correr si no lo0 riesgos que se corren en esta clase
ri instifucionps. nrs viene a aumentar el product
de eo p Emprstito y a permitirnos devolver a esta
oantidad ainstada lo one se e ha dedncido. porque
no alcanzaban los cinonunta millones. Los ragos se
Abrieror nara narnar ,In, .ornales. los sneldos. las pen-
-ionea. 1a denda interior v la reposiciAn de aleunos
fnndos esncnialP, en la Tesoreria. No hav necesidad
do happr historic nnra one nstedes conozcan lo one
nipr" deeir emo: v be aclni p balance del movimien-
to de fondos de este Emprestito: el dia 7 de marzo.
Ordenes de adelanto cursadas con cargo a los fondos
del Empr&ptito de cincuenta millones. desde el dia
7' de febrero al 7 de marzo del 23, desde que empez6,
hasta ayer. Fondos especiales que tenian un crudito
de nueve millones de pesos se ha pedido para reponer
1o urgent, y hay que poner oehocientos cuarenta y
tres mil pesos. El personal, que tenia site millones
de pesos de cr6ditos, se ha pedido para pagar los seis
millones doscientos ochenta y oeho mil pesos. Las pen-
siones, para las cuales teniamos 2 millones de cr6dito,
se han pedido 1 mill6n quinientos tres mil pesos. De
]a deuda interior, que tenia tres millones de pesos,
se han situado dos millones setecientos mil pesos; es
decir, que se han cursado 6rdenes de adelanto, se ha
ordenado a los pagadores se emitan los cheques co-
rrespondientes a las reelamaciones presentadas y
aprobadas, once millones trescientos treinta y cineo
nil setecieritos enarenta y einco con setenta y seis;
y do esta eantidad que el National City Bank, como
representrnte de los banqneros que han contratado
el Empr6stito tiene el deber de entregarnos, s6lo
nos ha cobr,.do hasta la fecha, site millones ciento
sesenta y seis mil qninientos ochenta pesos; es deeir,
es esa la cantidad que por conduct de ellos se ha
reeibido de la easa Morgan. con un saldo de cuatro
millones eiento sesenta y nneve mil ciento cineuen-
ta y cinco con sesenta y nueve, esti al er6dito de la
Repuiblica de Cuba en casa de los banqueros, ganan-
do un interest de odos por ciento al afio. Los sefiores
banqueros, de acuerdo con el contrato, se les ha re-
mitido, para el servicio de la deuda, las cantidades








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


siguientes para amortizaciones: dos meses, mensual-
mente se le debe remitir para amortizaei6n del pri-
mer afio, que son quinientos mil pesos, y para el pa-
go de los intereses, que son dos millones y pico, se
les remitieron ochenta y tres mil pesos por amorti-
zaei6n y cuatroeientos oehenta y tres mil para inte-
r6s. Esa eantidad que no van a usar para la amorti-
zaci6n los sefiores banqueros, se podrh cargar a los
interests 0( dia 15 de julio, un semestrc. mientras
est6 en poder de los banqueros sin estar aplicado al
pago de esos interests o de esa amortizaci6n, nos ga-
nan dos por ciento; desde el final del ailo fue ania-
di6ndo',e, y uno y otro vienen a ser muy beneficioso
para la Repfiblica de Cuba.
El contrato dice lo siguiente, en cuanto a los inte-
reses en su Art. 15: Los Agentes Fiscales abonarAn
a la lepfiblica de Cuba, sobre la cantidad recibida
por ellos para el fondo de amortizaei6n, hasta que se
retire de dicho fondo... (contiania leyendo).
Es decir. asimilando nuestro dinero a dinero "on
call", dinero que es el que est& mis asegurado de
1o oue prestan los Bancos generalmente.
Y aqui en la iltima pagina,--pasar6 la primera
parte que trata de la entrega de los Bonos. etc., etc.,
y voy a referirme a los intereses. (Lee.)
Por tanto, de los Emprestitos que se ban realizado
en Cuba he intervenido como funcionario de la Re-
Dfiblica en dos prineipalmente. el Primero que se
lancz nor 35 millones de pesos para el pazo del Ej6r-
cito Libertador yeste filtimo de 50 millones.
El primer Empr6stito por 35 millones se mand6
fnteero a Cuba pnr remesas beehas nor el que habla,
de dos millones, dos millnnes v medio. tres millones.
v trees millones v medio. Los demAs. han sido stem-
pre dejados en poder de los banqueros v so ha girado
contra ellms nara las nenesidades del Gobierno.
En el Emorestito de 235 millones. Ia Casa de
Rpaver v Ca.. me indie6 In convenieneis one babria
pars one Pe Gobiprno d(O Cuba dejara depnsitado en
cnsq do llns los 21 milloncs de pesos one nroduio
al noventq v mnedin nor cientn. gnnando interns, con
Io enil se hnhibern amnrtizado todos lozs oustns one
htnbin o-inioadn los vines de los eomisionadns qne
fnornn a los Estlons TTnidos. Ife pareiM l1 idea ex-
eelpnte. porone la lOsa de Snaver ero on aquella ,po-
eq. v erpn one oI silne siendo. una de las eaca's mais
fnertes, judAiras del mundo.
Vine a Cuba a otra dilizencia en esi misma oca-
4i6n v le comnnionu al enton-es Presidentf de la
Repfiblica. al Honorable don Tomis Estrada Pal-
m, v a su Secretario de Hacienda, el senofr Jose
Maria Garcia Montes. In proposici6n de los banque-
ros, y los dos estuvieron de acuerdo en oue no de.
bia aceptarse la proposiei6n, por ventajosa que ella
fuera. Dorque se podria prestar a interpretaciones
one podrian herir a los eneargados de las negocia
ciones. Sin embargo. si se me hubiera deiado a mi
la libertad de acci6n yo no hubiera vacilado, vo hu
biera dejado el dinero a intereses. porque asi Cub,
hubiera recibido una gran cantidad, por lo menos hu
biera pagado todos los gastos, no mny crecidos poi
cierto, del primer Empristito.
Los demAs Emprestitos, todos han sido puestos
la disposici6n de Cuba por medio de giros, unas ve
ces se ha traido el dinero a Cuba y otras veces s,
ha pagado alla. Los iltimos cinco millones de peso
en Bonos, han sido pagados alli casi todos.


El Empr6stito de 35 millones de pesos fue entre-
gado a mi personalmente como representante del
Gobierno de Cuba, por terceras parties, cada noventa
dias. Firmado el Empr6stito a los noventa dias nos
entregaron un tercera parte, a los noventa dias la
otra tercera parte y a los noventa dias la otra ter-
cera parte. El direro no fu6 necesario, porque no
habian terminado aqui las operaciones y la liquida-
ciOn para el pago del Ejercito, pero la Casa de Spa-
yer cuando terminrron los noventa -dias me entreg6
un cheque certificado por la cantidad de diez millo-
nes y pico de pesos que deposit a nombre mio, como
Agente del Gobierno de Cuba, en el Banco del Co-
mercio; vencidos los otros noventa dias y aunque de
Cuba no se me di6 la orden de embarcar dinero me
volvieron a entregar la segunda tercera part que
deposit en otro Banco, porque no queria ponerlo
todo en el mismo Baneo, ni embarcar dinero a Cuba,
sino en visperas de tocar y cobrar la filtima tercera
parte, asi que hubo durante cerca de nueve meses
veinte y dos millones depositados en baneos sin ga-
nar un centavo de interns oue al dos por ciento hu-
hiera representado $220.000.00 aue hubieran cubier-
to. con ereces, los gastos todos de la misi6n que fue
a contratar el Emprestito.
Como ustedes 'han visto, el Emprestito ha produ-
cido $48.491,000.00 que viene a ser casi el noventa y
cinco. Con los intereses que se van a ir acopiando y
que los banqueros nos van a pagar sobre las canti-
dades que no va.nos a necesitar enseguida y sobre
las otras cantidades que le vamos a remitir para
amortizaci6n e interests que no vamos a pagar si-
no alli por el dia quince de junio, que vendrA em-
pezar o en enero del afio que viene, se irA aumentan-
do el product del Empr6stito. Yo no creo que eso
sea depositar dinero en ningin banco. El National
City Bank paga nuestros checks v despues que los ha
nagado de sus fondos. viene a la Tesoreria y en la
Tesoreria se le Can los recibos, contra Ia casa de
Morgan para que los cobre, pero hasta ese dia ese di-
liero estA on easa de Morgan al cr&dito dde la Repl-
blica de Cu'a. Tampoco esta depositado el dinero
on easa de Morgan. El diners, Morgan lo entrega a
media que el Gobierno de Cuba lo va necesitando
v de acuerdo con los t6rminos del contrato que ha
celebrado el Ejecutivo a virtud de una Ley que lo
autoriza, absolutamente, nara hacerlo. La Ley en uno
lIe sus articulos en donde autoriza al Ejecutivo pa-
raa la elebraci6n de este contrato dice asi. (TLo lee.)
Por lo tante entiendo que esta perfeetamente jus-
tificado y tenia poderes suficientes el Ejecntivo para
hacer lo que ha hecho y que en todo case redunda
en provecho y en benefcio .de la Repiublica de Cu-
Sba, pues, entiendo, sinceramente, con la mano sobre
Sol coraz6n, que ese dinero no corre absolutamente
ningfin riesgo, no miis riesmo que el quizas correria
i ncerrado en las b'bedas d6biles de nuestra Tesore-
ria en done no cabria.
S Ademris. para remitir ese dinero a Cuba. esos cin-
- cuenta millones, hay que tener en cuenta que la
r compafia de vapores no aceptan cantidades ilimita-
das. Los ferrocarriles tampoco, porque la compaiia
i de seguros no 16 aseguran si no por cantidades limi-
- tadas y naturalmente hubiera tornado tiempo para
e irse recibiendo en Cuba. Hubiera habido quizAs una
s conveniencia como la hubo cuando el Empr6stito de
los treinta y cinco millones, la de traer aqui el me-








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
J i


dio circulante que faltaba, pero hoy dia consultados
los banqueros de aqui, nos aseguran que no habia
necesidad de traer dinero, porque en Cuba, estaba
el dinero; pero que esta operaci6n iba a hacer salir
el dinero, y asi ha pasadao.
Los banqueros nos dieron bonos provisionales por
dos millones de pesos. Tengo a disposici6n de los se-
iiores Representantes dos models correspondientes.
Bien, no quiero robarles demasiado tiempo a uste-
des con una explicaci6n que quizis huelga absoluta-
mente, aunque acaso no haya side todo lo licida que
yo hubiera querido que fuera. Quisiera darle lec-
tura a un trabajo echo por un colaborador mio que
no tiene precio come colaborador y como funcionario
y sin el cual quizas lo poco que se ha podido hacer
en la Secretaria de Hacienda para poner luz y or-
den en la misma, no se hubiera podido realizar. "Si-
tuados a la disposici6n, etc., (Sigte leyendo.)
Siete millones contra once que se esthn pagando
y se estAn arrebatando los cheques en Provincias
contra siete millones que han pagado. (Sigue le-
yendo.)
La lecture de estos datos seria muy engorrosa pa-
ra la Camara, asi es, que dejar6 a la disposicii'n de
los sefiores Representantes la copia que traigo; ade-
miAs se le remi:iremos todos los meses. A f;n de este
mes se remitirA una copia con estas operariones del
mcs ,de febrero de los fondos eq.eciales, lo mismo que
se rcmitira una copia de los doeins fondos
Ustedes eonocerin en qu6 forma se va a amorti-
zar P: empr6stito: El primer aino se anorti/arin
quinientos mil pesos; el segundo afio se amortizarAn
auilientos cincinnta mil. y asi sncseivinuent'. Ven-
drA a suceder que al final la cantidad mis alta se pa-
garA en mil novecientos cincuenta y uno, cuando ya
casi Cuba no tender deudas, si es que no se empena
de nuevo.
Los cinco millones pignorados ha sido la primera
cantidad que se ha amortizado del Empr6stito qu:
acaba de contratarse. Estos bonos, de acuerdo con la
Ley, debian ser restituidos al abonarse el imp,)rte dle
la pignoraci6n, y asi lo fueron estos bonos que co-
rresponden a la emisi6n de 1917, en nihmero de 40,
mil 954, que hoy mismo he destruido, que hoy mismo
he terminado de perforar; lo estoy perforando con
una mkquina perforadora, al efecto, para que no
pueda haber duda de nigfin g6nero de que estin dos-
truidos. y que para nadie pueda hacer uso de ellos
en el dia .de mafiana. Rcpresentan cuatro millones
noventa y siete mil pesos de la deuda anterior. Ade-
mis, se nos han devuelto quince mil seiscientos bo-
nos de la paga del Ej6rcito, pero esos, nosotros no
podemos destruirlos, puesto que el Congreso es el que
ha de determinar la eantidad que cera amortizada
de esos bonos. Si seguimos amortizandb en la pro-
porci6n esta, tardaremos en amortizar esta deuda
doscientos veinte afios: Resulta un consolidado cu-
bano, lo mismo que el consolidado inglis, con la des-
ventaja de que no podemos recogerlos. Hay cuatro-
cientos cuarenta y tres bones de la deuda exterior,
es decir, la de la casa de Spayer. TambiEn hay cna-
trocientos noventa y site honos de la hipoteca del
Ayuntamiento .de la Habana, y doscientos veinte de
la Havana Electric que por un decreto del Presi-
dente se ban mandado a vender. El deereto por el
cual se incautaron esos valores es el que se refiere a


la garantia del Banco Nacional y que ascienden a
(dos millones seiscientos y pico .de mil pesos.
Yo he traido aqui, sefiores, muchos documents,
por si acaso llegaba la oportunidad en so me con-
sultase. Yo creo haber respondido y dado la inform'a-
ci6n que esta alta CAmara deseaba. Estoy dispues-
to, sin embargo, a responder a cuantas preguntas
se me hagan, a las cuales yo pueda responder sin
preparaci6n; y a volver otra vez ante ustedes para
responder sobre cualquier otro punto en que de-
seen ustedes una informaei6n. He terminado.
SR PRESIDENT (VERDEJA): Se concede un rece-
so de cineo minutes para que los sefiores Represen-
tantes ipuedan acompafiar al senior Selretario de
FTacienda a salir del hemiciclo.
(Eran las cuatro menos cinco minutes.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se reanuda la sesi6n.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : Pido que se pase lista.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se va a pasar lista
por haberlo solicitado un Sr. Representante. Ruego
a los sefiores Representantes se sirvan ocupar sus
oscanos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Han respondido a la
list, 61 sefiores Representantes. Hay qu6rum, conti-
n6a la sesi6n.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. German L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo suplico a la Cimara, y
especialmente al Sr. President, me permitan reco-
ger, ya que este procedimiento nuevo, que no es re-
glainentario, por el cual se concede a los Secretaries
del Despacho venir a informar a la CAmara, no per-
mite a los Representantes el interrumpirlos; y yo
deseo, como he expresado, recoger algunas manifes-
taciones hechas por el Sr. Secretario de Hacienda,
con ocasi6n de la solicitud de datos que formula el
que tiene el honor de dirigirse a la Ckmara, porque
no quiero dejar pasar por alto algunos extremes de
sus declaraciones, tanto mis cuanto oue mi petici6n
de dates envolvia el prop6sito de aclarar concepts
un tanto obscures en la contrataci6n del Empres-
tito, extreme one, ciertamente, no ha podido aclarar
el Sr. Seeretario de Hacienda a .quien hemos tenido
el gusto de oir hace un memento. Si la Presidencia
me reconoce el derecho de recoger las manifestacio-
nes hechas por el Sr. Secretario de Hacienda, el co-
mentario que de ellas habr dde hacer sera c6fiido,
como siempre lo hago, a la mas extricta correcei6n,
pero poniendo de manifiesto la verdad. Yo agrade-
ceria, pues, a la CAmara y a la Presidencia, que me
reconoeieran este derecho, porque me harian el ho-
nor de 'darme oportunidad de hacer algunas mani-
festaciones. va que fui yo, con mi vetici6n de datos,
el que motive la pr-sencia del Sr. Secretario de Ha-
'cienda en esta C(imara. Si asi lo hace la Cimara,
me proporcionarh el placer 'de demostrar a mis com-
paiieros que al formular aquella petici6n de .datos
no no hice come un golne de efecto, sine finica-
mente con el deseo de que el Congreso y el pais
conozean euAl es la situaci6n en que se encuentra
nuestra Hacienda en manes de este hombre honora-
ble; que da prestigious a la Repilblica, pero que, al
iuicio modesto del que tiene el honor de dirigirse a
la Cimara, no esti haeiendo las cosas, ddentro de la
Secretaria a su cargo, de acuerdo con los prineipios
cconomicos a que debe ajustarse. Si la Presidencia








DIARIO DE 9ESIOLNES DE LA CAMX.URA DE, R4PRESBENTANTES 5


me concede la palabra, tendr6 el honor de demos-
tralo a mis compafieros.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): S. S. e este easo pue
de solicitar la palabra para hacer manifestaciones
y desde luego que esti dentro del reglamento.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pero como siempre que se
abre una sesi6n es costumbre que reglamentariamen-
te se proceda, en primer tdrmino, a .dar cuenta con
las comunicaciones recibidas, y despu6s, con los asun-
tos comprendidos en la orden del cui,, ei.a vez no
se ha heeho asi, sino que pasando por sobre esa prac-
tica reglamentaria se ha concedido la palaora al se-
fior Seeretario de Hacienda para que haga su infor-
maci6n, yo ruego a la Cimara y a la Presidencia,
que de la misma manera que se ha pasado por enci-
ma del reglamento en el caso de aquel, se me permit
a mi que pueda informer a la Camara sobre el asun-
to a que he hecho referencia.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Como el ruego que ha-
ce el Sr. L6pez a la CAmara es algo relacionado con
la visit del honorable Secretario ,de Hacienda y
el acaerdo de la CAmara era escuchar al Sr. Secre-
tario simplemente, la Presidencia puede conceder la
palabra al Sr. L6pez para hacer manifestaciones,
pero espera que las manifestaciones del Sr. German
L6pez sabrAn expresar los puntos de vista que erea
necesarios.
SR. L6PEZ (GERMAN): Sefiores Representantes: El
Secretario de Hacienda, a quien la CAmara ha teni-
do el honor de reeibir esta tarde en el hemicielo, es,
sin ,duda alguna, una de las figures mAs prestigio-
sas de Cuba, el hombre de quien el pais esta hoy :dia
pendiente, por tratarse del que custodia, pudi6ramos
decirlo asi, para decirlo de manera propia, en euan-
to a la significaci6n de la gesti6n ddel Secretario de
Hacienda se refiere, el que custodia los fondos pu-
blicos. Este Sr. Secretario de Hacienda a quien me
refiero, el pais sabe que ha ido a ocupar su alto car-
go, no por ser un ciudadano compenetrado con el
Honorable Presidente de la Repiblica, sino por cir-
cunstaneias especiales, por circunstancias anormales
que hicieron que en el pais se realizara una reac-
oi6n definitive para eneauzarlo por un sendero me-
jor que aquel porque anteriomente a ese aconte-
cimiento se conducia. Teniendo en cuenta estas cir-
cunstancias, teniendo en cuenta que se trata de un
hombre extrordinario, de un hombre de vergiienza,
como dijo aqui una tarde un distinguido compailero,
yo he de tener much cuidado al expresar mis ideas,
al contestar, si se quiere aceptar como contestacion
lo que yo diga, las explicaciones dadas por el Seere-
tario de IIacenda, expresando sus puntos de vista
sobre el Empr6stito.
El senior Secretario de Hacienda coihenz6 su expli-
caci6n queriendo hacer ver, o pretendiendo que pu-
di6ramos apreciarlo asi, que cuando la CAmara so-
licita datos, y los solicit con frecuencia, Jo hace, en
la mayoria de los casos, sin el conocimiento exact
de las cosas, y segin 61, ese ha sido el motivo prin-
cipal por el cual 61 ha venido a la Camara.
SR. MULKAY (JOS) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Mulkay.
SR. 1VULKAY (JOSE) : Sefiores Representantes, son
las cuatro y cuarto de la tarde, no hemos entrado si-
quiera en la lecture dde comunicaciones, queremos
entrar con muy buen prop6sito en la Orden del Dia


y de los distintos asuntos que figuran en la misma
y que animan el mejor deseo de la Camara para dis-
cutirlos y votarlos, pido pu6s la pr6rroga indefinida
de la sesi6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a votaei6n.
Aprobado.
SR. L6PEz (GERMAN) : El Secretario de Hacienda,
al comenzar su informed, ha querido hacer oreer a
la Cimara que su opinion es que cuando aqui se so-
licitan datos, se solicitan para simples informaciones,
y no para fundamental las leyes; y empez6 a expli-
car a la CAmara los antecedentes del Empr6stito,
trayendo a colaci6n, sin que importara a la CAmara
en 1o absolute, cuales eran los antecedentes de los
emprestitos anteriores, y c6mo se habian realizado
esas operaciones financieras. Aseguraba el senior Se-
cretario de Hacienda que los empr6stitos anterior-
mente heehos por la Reptiblica no habian sido pu-
blicados en la "Gaceta", y aunque yo no quiero des-
mentir ni afirmar nada, ma agradaria que la Presi-
deneia ordenara que se trajeran los originales de la
"Gaceta" de aquella 6poea para coinprobar si la
afirmaci6n es o no exacta. De todos :nodos, eso lo de-
jo a la ilustrada opinion de mis compafieros que
facilmente pueden comprobar si es asi o no lo es.
Pero aceptando como una realidad absolute que los
anteriores empr6stitos no se hayan publicado en la
"Gaceta", a mi se me ocurre: jEs acaso la reali-
zaci6n de este emprestito igual a la realizaei6n .de
empr6stitos anteriores, Las circunstancias en que es-
taba el pais en los moments en que se realize este
empr6stito son iguales a las circunstancias en que
estaba cuando se realizaron los anteriores? Los m6-
viles, los motives, las necesidades perentorias que
obligaron a realizar 6ste son los mismos que existieran
para aquellos? El Congreso vot6 bajo las mismas
,circunstancias, de la misma manera este emnpr6stito
que los anteriores? No. Cuando se votaron los em-
prestitos anteriores, ocupaba la Secretaria de Hacien-
da, un funcionario, puesto expresamente por la vo-
luntad del senior Presidente de la Repiblica; el Con-
greso los vot6 sin necesidad de que poderes extrafios
ejercieran de una manera afrentosa, presi6n para
ello, y sin que tuvi6ramos que crear ademis un im-
puesto como el del uno por ciento, que todos sabemos
que no hubiera votado un solo Representante a no
haber sido por las circunstancias especiales en que
estibamos colocados. Por quB, pues, el Secretario
de Hacienda, seiiores Representantes, ha querido im-
presionarnos haci6ndonos career que estA Cuba atra-
vesando una epoca como no se habia ideado en estos
filtimos afios, en lo que se refiere a la Hacienda Pfi-
blica? ,Por qun pretender eso? AdemAs de todo es-
to. el Sr. Secretario .de Hacienda, a quien hemos
visto excesivamente excitado, nos ha dicho una series
de cosas fuera de la realidad; ha querido impresio-
nar a la COamara explicindonos una operaci6n eco-
n6mica de los interests del Emprestito, como para
hacernos ereer que produce ventajas para Cuba al
pagar los intereses al cinco y medio por ciento, al
comienzo de la operaci6n, con un afio adelantado,
dejando ademis el dinero en la casa de Morgan para
que abone a la Repfiblica el dos por ciento. Y yo
hago a la CAmara esta afirmaci6n rotunda: el Em-
pr6stito de cincuenta millones fu6 impuesto a Cuba
por considerarse neeesario el pago de las obligacio-
nes que se consideraban perentorias; y al contrario
de aquella afirmaci6n hecha en mensajes del Ejecu-








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tivo, el Seeretario ha afirmado que parte de ese di-
nero no se necesitara sino hasta fines del afio que
viene. Y yo digo: 6 si los cincuenta millones de pesos
no eran necesarios inmediatamente, por que la Ley
presentada por el Dr. Ferrara para pagar de una ma-
nera paulatina, sin intereses ni impuestos creados en
la Repiblica, fu6 'desechado con la afirmaci6n de
que si no se concertaba el Empr6stito de cineuenta
millones la Rep6blica habria de pereoer, para que
despu6s, el Secretario que refrendaba esos mensajes,
viniera aqui ahora a afirmar que parte de ese dinero
no sera recibido sino hasta fines del afio que viene?
A mi juicio, se present esta disyuntiva: o se fu6
ligero al proponer al CongTeso un Empr6stito de
cincuenta millones de pesos, o no es cierto lo que se
dice ahora que ese dinero no serA necesario sino has-
ta fines ddel afio que viene, porque estA mejor en los
Estados Unidos que en Cuba. gPor qud, pues, si es-
to es asi, se hizo la oporaci6n inmediatamente. si
al abonarse en cuenta a la Repdblica esa eantidad
pagamos un afio de intereses adelantado, 'debiendo
empezar a percibir los banqueros un semestre? ~ Por
qu6 hemos de pagar el cinco y medio por ciento ade-
lantado si se asegura que no va a ser neeesario el di-
nero hasta antes del afio que viene, y en cambio los
banqueros abonan solamente el dos por ciento...
SR. HERRERA SOTOLONGO I (PEDRO): S. S. se ha
fijado en que no se han necesitado, en que se han
pagado nueve millones y que hay en las cajas 10 ?
SR. PINo (GUSTAVO): Ese es un argument que
cae el solo por si.
SR. MULKAY (JosE): Preclsamente es un argu-
mento bien s6lido: el dinero del Empr6stito esta en
los Estados Unidos y la Repfiblica esti pagando in-
tereses; y yo me pregunto, j quB se hace con ese di-
nero I
SR. L6PEZ (GERMAN): Quiero hacer notar, en lo
que se refiere al Sr. Pino, que el Secretario ha de-
clarado, sin mencionar su nombre, que un hermano
del senior Pino es uno .de los cubanos que no brilla,
que no desea brillar, pero que, en realidad, es el Se-
cretario de Hacienda; -de tal manera, que un balance
presentado a la CAmara para demostrar el estado del
Tesoro, no lo ha sabido leer el Secretario y ha te-
ndio que dejarlo...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : El hermano
del senior Pino no es s61o el Secretario, sino que ha
organizado la finanzas del pais...
SR. PINO (GUSTAvo) : Lo que prueba que el senior
Secretario ha sabido asesorarse de un...
SR. L6PEZ (GERMAN) : No hay duda sefiores Re-
presentantes...
SR. MULKAY (JosE): Y orden6 el dinero de los
Estados Unidos, digo, del Empr6stito de los Esta.
dos Unidos, dinero que estA ganando intereses y de-
be ganarlos y yo pregunto, b qu6 se hace de ese di-
nero ?
SR. L6PEZ (GERMAN) : No hay duaa, sefiores Re-
presentantes, que el eiego ha tenido un gran acierto
al haber conseguido un lazarillo que lo ileve por el
buen camino, no consintiendo que se despefie...
SR. PINo (GusTAvo) : Napole6n fu6 grande porque
tuvo un gran lazarillq.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMAE): Entonces ha sido un
6xito del Secretario .de Hacienda el escoger un buen
lazarillo.
SR. MUI mAY (Josi): Napole6n era grande porque
era un aguila.


Sa. L6PEZ (GER AN) : YO voy a continual, sefio-
res, explicando cual es la verdadera realidad, y de-
mostrando que el Sr. Secretario .de Hacienda no ha
contestado las interpelaciones que la Camara hizo
respect al asunto del Empr6stito.
El ha asegurado, de una manera rotunda, que ha
pagado un afio de interns adelantado, y ha ensefia-
do una euenta corriente .de la Casa Morgan, despu6s
de hablar acerca de la Casa Spayer, que 61 aconsej6
la primer vez que se hizo el empr6stito, con el Go-
bierno, y del cnaal 61 fu6 mediador director, despu6s
de haber colocado a la casa de Spayer cono Judai-
ca, ha venido ahora a decir, que 61 ha pagado a la
Casa Morgan los intereses adelantados por un afio
al 5 112 por 100, mientras Miorgan abona a la Re-
publica el 2 por 100 solamente por el Idinero que no
retiene, apesar de tener nosotros que avisarle con
antelaei6n al ir a retirarlo.
Tambi6n ha querido demostrar ante la COmara
que Cuba produce eantidad de dinero suficiente para
pagar todos los gastos que. se relacionan con los con-
tratos del Empr6stito; y dijo, refiri6ndose a los cin-
cuenta millones -de pesos, que fueran traidos en va-
pores, que no podia ser, porque las compaiiias ase-
guradoras no lo aceptaban, olvid6ndose completa-
mente que de New York para la Habana salen casi
a diario tres o cuatro vapores.
De seguro que si el dinero del EmprBstito estu-
viera en Cuba, sefiores Representantes, tened la se-
giridad de que el National City Bank, el cual presta
el Sr. Despaigne Cu concurso para realizar today cla-
se de negoeios en la Repfiblica, no hubiera de pagar
por el dinero nada absolutamente, mientras que yo
puedo asegurar que en la Repiblica hay otros Ban-
cos que pagarian interns, si este dinero se eneontra-
ra en ellos, much mayor interns que la misma Ca
sa de Mlargan; pero si ese argument no fuera su-
ficiente, senior Presidente y sefiores Representantes...
SR. ALBERNI (JOS) : ,'Conoce S. S. al que le ha
hecho este ofrecimiento al Sr. Secretario de Hacien-
da?
SR. 'L6PEZ (GERMAN): Si lo conozco, porque si no
lo conociera no lo diria.
Si. PINo (GUSTAVO) : Existe una autorizacihtn que
permit al Sr. Secretario de Hacienda realizar esa
operaci6n financier ?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): IY por qu6 la
realize en el extranjero?
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : Scfiores Representan-
tes. j d6nde esta la Banca cubana?
SR. MULKAY (JOSP) : Ese dinero que est6 ganando
intereses y no se sabe d6nde va a parar.
SR. PIN (GUSTAVO): 1Ah!, el Sr. Mulkay no qui-
so estar atento a las manifestaciones del Sr. Secre-
tario de Hacienda.
SR. MULKAY (JosE) : Estuve muy atento y por eso
combat la opinion de S. S.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Ruego a los sefiores
Representantes no entablen dielogos, puede conti-
nuar el Sr. L6pez en el uso de la palabra.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Cuando contratamos el Em-
pr6stito,-yo rogaria al Sr. Pino que me eseuchara,
ya que 61 defiende al Sr. Secretario de Hacienda...
SR. PINO (GusTAvo): Yo soy defensor de las
obras justas y creo que el Secretario de Hacienda
esta realizando una obra dde justicia...
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo no tengo un rmal con-








MfARfIO D SiSIONES DE LA CAMERA DE kti'ilZESEN.T. A-NT-HS


cepto del Sr. Secretario de Hacienda, tampoco el
pais tiene un mal concept de .1...
SR. ALBERNI (JOSE) : Pues S. S. ha querido impre-
sionar a la C'Amara con estos datos.
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo no he querido impre-
sionar a la Cgmara, pero aqui hemos visto que el
senior Seoretario de Hacienda no se ha podido des-
envolver, pues apesar de los datos que le di6 el se-
for Pino, no pudo exponer ante la Camara la finali-
dad que perseguia, porque 61 no entiende una pala-
bra de contabilidad.
SR. ALBERNI (JOSE) : Entonces no ha podido im-
presionarla.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo tengo la seguridad de
que a la CAmara en general, no le ha parecido nada
favorable ni en contra las palabras del senior Des-
paigne...
SR. ALBERNI (Jos) : La Camara si ha sido im-
presionada muy favorablemente, pues hemos teni-
do el gusto de escuchar la palabra del hombre que
oeupa la Secretaria de Hacienda, .presentandose aqui
a ilustrarnos con sus datos, solicitados por este Cuer-
po, presentandose aqui como se ha podido ver cuan
honorable y cuan brillante es la labor realizada por
ese funcionario en interns de la Repfiblica.
SR. RECIo (ENRIQUE): Nadie ha desconfiado de
su honorabilidad.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Ha Ilegado en Cuba a ser
una cosa tan normal que un Secretario de Despacho
no sea un hombre honorable!
SR. ALBERNI (JOSE) : Desgraciadamente.
SR. L6PEZ (GERMAN): Cuando la Camara aeord6,
a solicitud mia, pedir esos datos respect a esos tres
extremos...
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo pido la
palabra, senior Presidente.
SR. L6PEZ (GERMAN): Era a mi juicio, una de-
mostraci6n de que la Camara queria conocer respee-
to de esos tres extremos,- la forma en que se habia
desenvuelto la Secretaria de Hacienda pretendien-
do que se diera una contestaci6n a esas tres pregun-
tas; y para no cansar a los sefiores Representantes
que me hacen el honor de escueharme, me voy a con-
cretar a esos tres puntos que yo habia solicitado que
vinieran a la Cgmara como antecedentes para cono-
cer perfectamente el particular de que se trataba.
Yo no voy a entrar en consideraciones de otra in-
dole, porque no quiero que cuando en el hemicielo
de la CAmara se levanten voces a solicitar datos o
a expresar ideas, pobres, como en este caso, por ser
mias, se entienda que envuelve una censura perso-
nal a un hombre como ese, que es de tal manera res-
petable para mi, que voy a recorder un heeho que,
va a demostrar, de una manera decisive, eu6l es
mi opinion respect de sn personalidad. Cuando el
senior Despaigne se moria de hambre despu6s de
abandonar la Administraci6n de 'la Aduana de la
Habana, de donde sali6 muy pobre, yo solicit del he-
miciclo de la CAmara, una pension para 61, que fu6
aprobada por unanimidad. Y si ese acto no fuera
bastante para demostrar mi afecto hacia el Coronel
Despaigne, yo quiero ratificarlo esta tarde; pero
quiero que se entienda que ninguna de esas co-
sas, ni -el profundo respect que 61 me merece, me
impiden censurar los actos que 61 realize como fun-
eionario, si yo no estoy de acuerdo con la norma de
condurta por 61 seguida.


Yo solicit de la Camara que interrogara al Ejecu-
tivo por qu6 no se habia publicado en la "Gaceta
Official el Contrato del Empr6stito, y el Coronel Des-
paigne ha dicho que ninguno de los otros Empr6s-
titos ha sido publicado en la "Gaceta' acerea de lo
cual ya he solicitado de la Camara que envie a bus-
car los antecedentes necesarios para comprobar si
es eierto.
SR. RECIO (ENRIQUE): S. S. debe probarlo.
SR. L6PEZ (GERMAN): NO necesito probar lo con-
trario. La Camara estA mAs obligada a career lo que
yo ligo, que lo que diga un funcionario fuera de
aqui.
SR. RECIO (ENRIQUE): S. S. no ha afirmado nada.
SR. LOPEZ (GERMAN) : Yo lo dejo al buen juicio
de los sefiores Representantes. Yo he dicho que los
datos solicitados por mi lo han sido porque por la
Secretaria de Hacienda, con el nombre de National
City Bank, se han recibido cheques .que vienen gi-
rados contra el Tesoro .de la Repfblica, diciendo:
"Repuiblica de Cuba, paguese a -don fulano de tal",
y tiene un gomigrafo a continuaci6n de todo eso
que dice: 'Pagadero por el National City Bank".
Yo he preguntado a la CAmara por qu6 el Secreta-
rio de Hacienda consentia que al efectuarse los pa-
gos por el National City Bank se pagara el cincuen-
ta por ciento en monedas fraccionarias. Este asunto
lo ha pasado el Secretario de Hacienda por alto por-
que es enojoso declarar por qu6 raz6n se hacen es-
tas cosas. Y si la CAmara tiene -dudas respect a es-
tas afirmaciones que yo hago, voy a mencionar el
nombre de un funeionario s6lo, muy respetable-po-
dia nrencionar cine-al eual al ir hacer el cobro de
dos cheques, se le llev6 a dos ventanillas para darle
el cuarenta por ciento en monedas fraccionarias. Se
trata, nada menos, sefiores Representantes, que del
Sr. Vandama, actual Presidente de la Comisi6n de
Liquidaci6n Bancaria...
SR. PINO (GUSTAVO) : El Sr. GermAn L6pez po-
dria informarme, porque yo he hablado con el senior
Vandama, si ese hecho se refiere al pago de alguna
obligaci6n que iba a cobrar el Sr. Vandama ahora,
o se refiere a una 6poca anterior en raz6n a cheques
que se pagaron en los primeros tiempos y que se con-
vino que los pagaran los bancos del Clearin House.
Sn. L6PEZ (GERMAN): Estando yo en el National
City Bank.. .
SR. PINO (GUSTAVO) sQuB tiempo haee?
SR. L6PEZ (GERMAN): Inmediatamente despu6s de
haberse efectuado los paogs...
Sa. PINo (GUSTAVO) : .Podria decirme el nfimero
de dias?
SR. L6PEZ (GERMAN) : S. S. pregunta en una forma
que tal parece que es un Fiscal que quiere averi-
guar ciertos hechos!
SR. PINO (GUSTAVO): Porque yo lo que quiero es
averiguar la verdad y porque yo s6 que lo que se ha
Dagado al Sr. Vandama correspondia a los prime-
ros pagos que se hicieron por los bancos .del Clea-
ring House que es una cosa muy distinta.
SR. L6PEZ (GERMAN): El Sr. Pino me va a permi-
tir que le diga, carifiosamente, que es falsa su afir-
maci6n. Los cheques que se pagaron al Sr. Vandama
han sido con cargo al Emprestito, y ha salido 61, a
preseneia de veinte o treinta personas, diciendo que
si no fuera Magistirado del Tribunal Supremo y Pre-
sidente de la Comisi6n Liquuidadora, protestaria
contra semejante hecho.


I








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. PINO (GUSTAVO) : Cuando el Sr. German L6-
pez formula su petici6n de datos afn no se habian
pagado los cheques.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo habia dieho que el se-
ifor Pino era un doliente...
Sn. PINO (GUSTAVO): No soy ningin doliente.
SR. L6PEZ (GERMAN) : S. S. esti faltando a la ver-
dad.
SR. PINO (GUSTAVO) : Absolutamente. S. S. no tiene
mis remedio que apelar a esos medios para defen-
der su tesis.
SR. L6PEZ (GERMAN): LQn6 otra cosa mis puedo
decir? A menos que no emplee otras frases mas
gruesas!
Sn. PINO (GUSTAVO): Yo puedo deeir a S. S., ca-
rifiosamente, que estoy dispuesto a ir con usted ante
esa persona para averiguar la verdad de los hechos.
Sn. L6PEZ (GERMAN): Yo que he asegurado eso
ante la Camara puedo decir ahora, que el senior Pi-
no falta a la verdad, como el Sr. Vandama faltaria
a ella si lo negara.
SR. PINO (GUSTAVo): En correct castellano le
digo al Sr. L6pez que estA equivocado con relaci6n
a la feeha y me apiado -de 61 que tiene necesidad de
recurrir a -esos medios para defender su tesis.
SR. L6PEZ (GERMAN) : S. S. -es muy piadoso, y de-
be serlo: La condici6n personal de S. S. 'lo pone en
condiciones de ser piadoso.
Decia yo, sefiores Representantes, que el Secreta-
rio de Hacienda no ha hablado nada absolutamente
del pago efectuado en moneda fraccionaria por el
National City Bank, porque 61 tiene la seguridad de
que esos hechos se realizan y ha tratado de que no
se sigan realizando.y no ha podido obtenerlo toda-
via. Ese es un hecho absolutamente cierto, y como yo
vengo aqui a desvirtuar los arguments que ha que-
rido exponer el Secretario de Hacienda para presen-
trsenos como un conocedor del Empr6stito, voy a po-
nes este ejemplo: El Secretario de Hacienda le ha di-
cho a la CAmara, mis o menos, esta frase: "si yo,
cuando ful designado por el Gobierno de Don To-
mAs Estrada Palma para concertar el primer Em-
pr6stito, hubiera tenido autoridad suficiente para
convencerlo de la conveniencia de depositar el dine-
ro en manos de los prestamistas para que ganara el
tanto por ciento de interns, yo lo hubiera hecho,
porque entonces la Repfiblica hubiera tenido una ven-
taja suficiente para pagar los gastos que ocasiona-
ba el Empr6stito"; y a rengl6n seguido, colocando
su personalidad a la altura que 61 se merece, le di-
ce a la Ckmara que los treinta millones los habia
colocado a su propio nombre en tres Bancos dis-
tintos americanos y que no habia sido solicitado un
solo centavo de ese Empr6stito hasta tanto no hu-
biera transcurrido el plazo convenido. El argumen-
to del Secretario de Hacienda iba encaminado a con-
vencernos de que todos los Empr&stitos realizados
en nuestro pais habian sido realizados de manera in-
debida.
Y yo puedo asegurar que lo mismo que 61 pudo co-
locar el dinero a su nombre en unos bancos ameri-
canos, pudo haber hecho eso mismo en Cuba, si hu-
biera tenido una idea menos pobre de la que tiene;
pudo haberlo colocado en institueiones bancarias
aqui, que en aquella epoca respondian, de una ma-
nera complete, al dep6sito de diez millones cada
una; y entonces el pais hubiera podido tender en


circulaci6n un dinero que estaba estaneado en de-
p6sito en los Bancos, por la voluntad iinica del se-
nior Secretario de Hacienda. En cuanto a los cin-
cuenta millones, nos ha dicho, con todo el estr6pite
con que 61 es capaz 'de hacerlo, que ha pagado los in-
tereses del primer afio, entendi6ndose que los del pri-
mer semestre o del segundo ganaran interns al 2 por
ciento. Y yo digo: es infantil, es pueril, si se quiere,
que 61 pretend estar realizando un acto .de benefi-
cio para la Rep6blica, pagando adelantado los inte-
reses del cineo y medio por eiento, dejando el dine-
ro en powder de los Banqueros, los cuales s6lo nos
abonan el -dos o el dos y medio en el easo de que pa-
guemos interests adelantados. Es que acaso cuando
se contrat6 el Empr6stito, el pais tenia pl6tora de
dinero? No, abosolutamente no; de otra suerte, la
CAmara no hubiera votado el Empr6stito. Por eso
cuando se nos trajo a nosotros invocando el senti-
miento cubano, y se ech6 abajo la Ley del doctor
Ferrara por la que pagAbamos por nuestro propio
esfuerzo, se dijo que el pais no podia desenvolverse
sin ese Empr6stito de los cincuenta millones. que
entrados en las areas, y repartidos entire los acree-
dores de la Repiblica, producerian una nivelaci6n
econ6mica, y entonces el pais podria marchar de,
una manera definitive y firm, bajo su credito, por
eso lo votamos. Y el Secretario de Hacienda nos ase-
gura ahora que no hace falta ese dinero; ~ es que el
Secretario .de Hacienda ha olvidado que la CAmara
conoee que han desaparecido de las areas diez mi-
lhones de pesos de los fondos del Retiro Civil, y que
61 no ha hecho ,sti,.n para que ingresen de nue-
vo, para que el dinero de esos funcionarios civiles
pueda evolucionar aunque sea comprando bonos de
la propia Republica.? ~Cual es el argument que
el Secretario de Hacienda puede poner para no haber
pereibido los nueve millones de los fondos privados
y poderlos volver al Tesoro de la Repfiblica? Por
qu6 da el triste espectaculo de no pagar las pensio-
nes a los veterans, asegurando que no hay fondos
suficientes para ello ? Por qu6 tambi6n no des paga
a los que tienen cheques ya expedidos en pago de
obras realizadas? Porque su obseci6n de hombre pro-
bo y honrado es tender siempre en las Areas del Teso-
ro bastante dinero, de tal manera, que eada vez que
reuna quinientos mil pesos mis, da la Prensa la nota,
de una manera profusa, exponiendo euanto dinero
existe en el Tesoro. Yo no quiero negar, porque se-
ria near la realidad, que es una ventaja para Cu-
ha el tener actualmente al frente de las finanzas
a un ciudadano como ese; si yo negara eso demos-
trairia que no tengo amor a Cuba. Al solicitar yo
los datos que solicit, no lo hice con la intenci6n
de combatir al Secretario de Hacienda actual y ha-
cerlo caer; no fu6 ese mi Animo; como no ha silo
mi animo tampoco hacer career que e1 no es un ho:.-
bre moral, sino por el contrario, ha sido mi desio
simplemente hacer ver que amparAndose en la ho-
norabilidad del Secretario de Hacienda, que no Re
dispute, se estAn realizando las negociaciones mas
escandalosas con ese dinero del Empr6stito.
El National City Bank, que paga con unos che-
ques hechos de una manera muy especial, porque
son contra la Tesoreria de la Repfiblica; el Natio-
nal City Bank, sefiores Representantes, gana, al ha-
cer la transferencia de nuestros fondos, una fortu-
na, solamente con las ventas de las letras, por la di-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


ferencia del cambio con New York. El Secretario de
Hacienda ha querido impresionar a la CAmara ha-
ci6ndole career que es a la inversa, que efectuandose
el pago de esa manera nos ahorribamos el import
de los fletes del dinero y el seguro, etc. El argumen-
to es pueril. Decirle a la C6mara que los cineuenta
millones de pesos no pueden ser importados en di-
nero, porque es mnts benefici so, es un argument muy
propio do un hombre honrado, pero incapacitado para
manejar los fondos pfiblicos. No tengo la menor in-
tenci6n de impresionar a la Cimara en otro sen-
tido, como no sea en el de que el Empr6stito era
necesario concertarlo con la finica finalidad de que
se trajera el dinero en efectivo, cuando ahora el Se-
cretario ha afirmado que no se traera sino hasta de
aqui a dos afios; mientras que obligaciones, que eran
perentorias, seguiran pendientes, a merced de un
argument peregrino del Secretario de Hacienda, o
del criterio del mismo.
Para terminar, quiero hacer present a la CAmara
mi agradecimiento por la atenci6n con que me ha es-
cuchado. Por lo demAs, mis palabras no han tratado
mAs sino de demostrar a la CAmara que el Secretario
de Hacienda, aunque es una persona honrada, que
nos ha honrado con su presencia, como lo hacen to-
das aquellas personas que se acercan a nosotros, no
ha respondido, absolutamente, a ninguno de los da-
tos solicitados por el Congreso.
SR. SAGAR6 (BAn'rTOLO) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra su
sefioria.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : DespuBs de lo informa-
do en esta tarde a la Camara de Representantes por
el Sr. Secretario de IHacienda, me parece, por la
impresi6n recogida entire nuestros compafieros, que
su informaci6n no ha podido ser mas amplia, ni es-
tar mis en armonia con los deseos de los que repre-
sentamos aqui la volunta.d national. No como cree
el senior German L6pez, que debia venir aqui a con-
testar una petici6n de datos. La petici6n de datos
la contestar( el Ejeeutivo, si no es que, como en ca-
sos anteriores, ,da la callada por respuesta. Pero es
lo cierto que la invitaci6n de la Camara al senior Se-
cretario de I-acienda, ha sido. exclusivamente para
informar a este Cuerpo sobre los contratos celebra-
dos con relaci6n al Empr6stito de los cincuenta mi-
ilones de pesos, sin entrar en lo absolute en otros de-
talles. El Sr. Secretario de Hacienda ha querido lle-
var su informed a la mayor amplitud que 61 estimaba
necesario para que no quedase duda alguna con res-
pecto a la manera en que se cstaba llevando a efec-
to el pago de las atenciones, en armonia con Ia Ley
que autoriz6 el Elmpr6stito de los cincuenta millo-
nes de pesos...
SR. L6PEZ (GERMA~N): Apesar de eso no lo ha lo-
grado.
Sn. SAGAR6 (BAnTOLOMt) : El hecho cierto de que
los cincuenta millones de pesos no est6n aqui no es
culpa del Sr. Scretario de Hacienda; es culoa nues-
tra que nombramos una comisi6n de adeudos para
que la Secretaria de Hacienda no haga ningfin pago
que no tenga la debida autorizacion de esa propia Co-
misi6n. Si la CAmara, .el Congreso de la Repfiblica
mejor dicho. hubiesen esperado a que la Comisi6n
de adeudos hubiera estudiado la deuda de la Repfi-
blica y una vez conocido el alcance. la ascendencia de
ella; hubiera concertado el Empr6stito, no nos en-
contrariamos hoy en el caso en que nos encontra-


mos de no poder pagar las deudas esas, sino a me-
dida que la Comision vaya revisindolas, A tal ex-
tremo, Sr. President y sefiores Representantes, es
.a situaci6n cn este asunto de la Comisi6n de adeudos
que d-be terminar su labor el dia 15 de este mes y
se eneuentr.i con que tiene once mil reclamaciones
pendientes cuando todo el mundo creia que no lle-
rfarian a trcs mil.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Yo creo, Sr. Sagar6,
que S. S. estli en un error, clla tiene 30 dias para re-
solver y 15 dias mAs ain. no es como S. S. dice.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMl) : Esto no es el asunto de
rombatir. Acaso no hace muy bien el Sr. Secretario
de Hacienda, que con ello demuestra el interns que
se toma en la defense de los dineros de la Repiblica,
como si fuese mAs que su propio dinero. como si fue-
so mas que asn propio honor, no permitiendo que es
tas cantidades vengan a Cuba, porque no es nece-
sario el pago, porque no se va haeer el pago en un
dia determinado, ni siquiera en un tiempo determi-
nado. sino a media que la Comisi6n vaya resol-
viendo las reclamaciones.
SR. FERRARA (ORESTES): Entonces no debiamos
haber hecho el Empr6stito.
SR. SAGAR6 (BARTOIOME ): Culpa nuestra, nunca
del Sr. Secretario de Hacienda.
SR. FERRARA (ORESTES) : El lo ha pedido. El Se-
cretario de Hacienda no -debia de haber heeho esto.
SR. SAGARn (BARTOLOMI) : Todo el mundo sabe,
senor Ferrara, que si nosotros continuamos diez dias
mas en aquella situaci6n dde entonces, si la Admi-
nistraci6n Cubana hubiera continuado por aquel ca-
mino, la intervenci6n hubiera venido. Nosotros no
eumpliamos con ninguno de nuestros compromises.
SR. LOPEZ (GERMAN) : S. S. cuando discuti6 el Em-
prestito no pensaba Ide la misma manera, no estaba
en el mismo lugar que hoy.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMf) : Yo no eulpo al Secre-
tario de Hacienda; ser4 en todo caso culpa de la
Comrisi6n que no resuelve los expedientes...
SR. FERRARA (ORESTES): f,'Mie permit la Presi-
dencia? Yo no hago mias ninguna de las palabras
'n contra del Sr. Secretario de Hacienda, pronun-
ciadas por el Sr. L6pez, pero yo sigo afirmando que
.s una situaci6n normal que habi6ndosenos pedido,
:i la tragala, un Empr6stito de 50 millones, la ca-
;i totalidad de estos 50 millones, se eneuentra hace
mis de un mes en los Estados Unidos, sin que se
,raigan a Cuba. Esto es un asunto normal. Y s6
fue el Secretario de Hacienda no tiene culpa en esta
r ateria. pero no se puede decir, que en una Naci6n,
el Seeretario de IHacienda es el Supremo factor en
1odos los paises del mundo, de todas estas cuestio-
nes; y el hecho mismo de haber realizado el Empres-
Sito cuando el dinero no se necesitaba inmediata-
mnente. demnuestra que el Seeretario de Hacienda ha
(umplido de mala manera, porque el Secretario de
IHacienda no debe ser, como yo ie dicho en otras
ceasiones en esta CAmara, el bull-doz que defienda
l)s dineros del Estado, sino que tambiin debe ser la
mente organizadora en la material econmnica que sa-
be dirivir la parie financier de un pais.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Sr. President y sefio-
res Representantes: El Sr. Ferrara, mas autorizado
que nadie para tratar de este asunto, tendrA que
convenir que no se hizo el Empr6stito en su totali-
dad, porque el moment o las circunstan-cias asi lo








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
1 I


exigian, sino por -cumplir determinadas obligacio-
nes de carActcr international que no eran on mu-
cho 50 millones de pesos, habia que hacer un Enm-
pr6stito muy superior a esa cantidad...
SR. FERRARA (ORESTES) : Las obligaciones de ca-
rActer international no ascendfan a mas de tres
millones dde pesos y se hubieran podido sachr de don-
de quiera como yo exp'liquE a la, Ctmara. El Empr6s-
tito fu6 un error, un error que nos fu6 impuesto y
que yo consigno cada vez que puedo en esta C.amara.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : El senior Ferrara sabe
que aunque yo lo defend, en el fondo era contrario al
Empr6stito. El Sr. Ferrara en aquella e6lebre no-
che que en esta Cfmara se vot6 el Empr6stito, la
m'ano puesta sobre la conciencia nos decia el gra-
do, el inminente peligro que est'ibamos corriendo.
SR. FERRARA (ORESTES) : Por eso ahora grito mis,
para que se vea que los asuntos cubanos nosotros
los conocemos mejor que nadie y que todo aquel que
aun llevado por una enorme buena fe, trata de
nuestros asuntos, se equivoca cuando no es cubano,
y por esto yo fui a favorecer la independencia de
Cuba, porque entiendo que cada pueblo conoce me-
jVr sus intereses quo ningCin otro, por muy culto,
por muy superior, por muy inteligente que sea. Por
eso yo hago constar ahora que se estan pagando cuan-
tiosos intereses por el Emprestito y sin embargo
no se puede disponer de ese dinero, porque en gran
parte esta en los Estados Unidos.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME): Ojala que todos hu-
bi6ramos seguido la indicaci6n del senior Ferrara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): El senior Fe-
rrara y su sefioria no la siguieron, nos dejaron so-
los.
SR. FERRARA (ORESTES) : No los dejamos solos. En
el Comit6 Parlamentario del Partido Liberal yo in-
vite al senior Herrera Sotolongo, al senior Aiendieta,
al senior Lucilo de la Pefia y a otros sefiores Repre-
sentantes a que siguieran mis indicaciones.
SR. HERERA SOTOLONGO (PEDR) : Las seguimos has-
ta el fin..
SR. FERRARA (ORESTES) : No; hicieron respeeto de
la misma una labor negative; lo mismo que hace en
esta OCmara el senior Herrera Sotolongo, nada de
positive.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Lo positive hu-
biera sido no aprobar el Emprestito.
SR. FERRARA (ORESTES) : En ese caso hubi6ramos
tenido grande dificultades para cumplir los com-
prom:sos contraidos eon el cxtranjero, que se habian
adquirido bajo la buena fe de la Repfiblica.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Con las indi-
eaciones de S. S. hubieramos tenido hasta este mo-
mento diez millones de pesos que no es mAs lo que
hemos abonado de los compromises de la Repfiblica.
SR. FERRARA (ORESTES): LPero si yo fui el inter-
ventor de la cosa como no lo iba a saber? Lo que
pasa en la Camara es que el senior Herrera Sotolongo
y sus amigos hacen una labor negative, y no esta-
ban dispuestos a hacer una labor adecuada. Hay
que tener para la gobernaci6n de un pais concien-
cia 'de sus propios actos y s61o habia un grupo de
,doce o catorce personas con la concieneia del de-
ber como Representantes del pais.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Tenemos con-
ciencia propia y S. S. la tiene sugestionadi.
-SR. FERRARA (ORESTES): Tenemos la concienoia


de la responsabilidad y su seiioria tiene la concien-
cia de la irresponsabilidad.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Al contrario,
somos responsables conscientementes y su sefioria
obedece a sugestiones extrafias.
SR. FERRARA (ORESTES) : Las sugestiones que vie-
nen del extranjero en forma de amenaza efectiva, yo
I;s siento, su sefioria no. Este es un pais que me ha
costado algo y yo deseo defenderlo hasta el final y
no por cuestiones bizantinas ibamos a dejar perder
lo que nos ha costado tanto conquistar y mantener.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): La integridad
y la soberania -de la Repibliea nos ha costado mu-
cho mantenerla y -la hemos mantenido hasta l6tima
bhra. S. S. en aquel moment obedeci6 a una pre-
sidn extrafia.
Sn. FERRARA (ORESTES) : La integridad y la sobe-
rania, como la entiende S. S., significa perderla y
sin embargo el senior Herrera hubiera sido el prime-
ro en obedecer las 6rdenes del extranjero.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : No la hubiera
obedecido, porque no he obedecido nunca sugestio-
nes extrafias.
SR. FERRARA (ORESTES) : Se hubiera marehado pa-
ra Espafia. (Risas).
Sa. SAGAR6 (BARTOLOME) : Yo recuerdo, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes, ya que hemos lle-
gado a un punto culminante del debate, que fui in-
vitado cierta tarde por el senior Ferrara a concurrir
a una entrevista en la Jefatura del Despacho del Se-
nado de la' Repfiblica y que alli se explie6 por el
senior Ferrara y por conduct de algunos sefiores
Senadores, la virtud del Proyecto del senior Ferra-
ra, y yo recuerdo que euando el doctor Ferrara lo
ley6 y explic6 en esta COmara, absolutamente todos
convinimos en que ese era el Proyeeto que podia
salvar la sitaeci6n; pero es que al dia siguiente cuan-
do el senior Ferrara trat6 de presenter el Proyecto
personal, un Proyecto de Ley a esta Camara, ya no
habia el mismo ambiente, habia una manifiesta hos-
tilidad al Proyecto del senior Ferrare, pero manifies-
ta, y abierta a tal extreme que seguramente, si aque-
llo se hubiera puesto a discusi6n, hubiera sido ver-
gonzosamente derrotadt. Ya ve la Camara que no
perseguimos el fin de habla el Sr. Herrera Sotolon-
go y los prop6sitos de que habla el senior Ferrara,
sino que nosotros estkbamos bajo el peso abrumador
de circunstancias excepcionales que no encontrhba-
mos mis salida que aquella, ni aun la salida franca
que el senior Ferrara nos presentara. Pero ahora
cuando se haee el Empr6stito, que yo no quiero dis-
cutir si el Secretario de Hacienda tiene. como dice el
Sr. Ferrara, una parte de responsabilidad moral en
que la Comisi6n no haya resuelto las reclamaciones
pendientes en los casos perentorios, o que el dinero
haya venido mis ao menos pronto, pero que lo cierto es
one si responsabilidad bay, muy grande la tiene el
Congress de la Repfiblica one vot6 el EmprIstito
sin nue antes estuviera funcionando la Comisi6n de
adeudo para saber el alcance del Empr6stito que
debfimos aprobar, cosa que se disenti6 en esta CA-
lnmra.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero la Cimara no lo
hizo exponthnamente.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : En cuanto a lo que el
Sr. L6pez asegura con respect a la publicaci6n del
contrato del Empr6stito dc los cincuenta millones.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


SR. L6PEZ (GERMiN) : Yo no he asegurado nada
de eso.
SR. SAGARO (BARToLoWM) : Lo que manifiesta el
Sr. L6pez, yo debo decirle a la Camara lo siguien-
te: Todos nosotros conocemos el contrato celebrado
para el Empristito de los cineuenta millones, por-
que no qued6 ni un solo peri6dieo de circulaci6n en
Cuba que no lo publicase...
Sn. L6PEZ (GERMAN) : S. S. sabe y no me lo ha de
negar. que la "Gaceta Oficial" es el 6rgano official
del Gobierno...
SR. -AGARn (iBARTeIOME) : No se adelante S. S.
Es motivo suficiente para que todos conoci6ramos
el contrato; pero con respect al hecho de que se
publiara. en la "Gaceta Oficial", yo ahora afirmo y
justifico lo que dijo el Sr. Secretario de Hacienda,
de que nunca se hen publicado esos contratos en la
"Gaceta". Yo acabo de pedir. la "Gaceta" para ver
si se public el contrato -de los treinta y cinco millo-
nes y, justamente, no aparece publicado en la "Ga-
ceta" y si en el "Boletin Oficial"'de la Secretaria
de Hacienda.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Sabe S. S. por
qui no se public? Porque la Ley de los treinta y
cinco millones del Emprestito ponia tasativamente
todas las condiciones y no habia ne esidad de publi-
carlo y en esta Ley no se ponia nada.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero aun no publickn-
dose en la 'Gaceta Oficial", Lpor qu6 no se le man-
d6 a ]a CGmara en forma certificada?
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Porque no se ha podi-
do.
SR. L6PEZ (GERMAN) : El propio Secretario de Ha-
cienda ha declarado aqui hoy, que ayer fu6 cuando
1 ha recibido las certificaei6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero la CAmara ha pe-
dido la "Gaceta" en donde estaba el contrato y con
contestar que no se ha publicado en la "Gaceta",
estaba todo arreglado. I
SR. HERRERA SOTOLONTGO (PEDRo): En la propia
Ley se dice que el Gobierno dari cuenta de todo al
Congress.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : El Ejecutivo ha dado
cuenta en MIensaje que ha remitido a la Camara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Pero no ha dado
cuenta de todo.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI ) : Ya ve la Gamara, c6-
mo el Secretario de Hacienda estuvo en lo cierto en
sus manifestaciones. En cuanto al pago -de la pen-
s:6n de los veterans, la Camara debe de saber que
es uno de los problems mAs dificiles para resolver
que tiene la Comisi6n de adeudos. ,Y sabeis por
qu6, sefiores Representantes? Porque el pagador de
Hacienda que tiene a su cargo el pago de esas pen-
siones, ha ven;do autorizaando esos pagos fuera de
la Ley; ha venido haciendolo en forma tal que 61...
SR. L6PEZ (GERMAnN) : .Me permit el Sr. Sagar6
una interrupei6n con la venia de la Presidencia?
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior German LIpez.
SR. L6PEZ (GERnMN) Aceptando, come acepto, la
afirmaci6n de S. S., bcuil es ]a raz6n por la cnu1
.nros fondos privados, porque son f'.ndos privados
los del retire o de cualquiera otra indolc que hayan
sido sustraidos del Tesoro, cull es la raz6n para que
esos fondos no esten ya depositados -n las areas del
T s ro ?


SR. SAGAR 6(BARTOLOME) : S. S. me va a oir.
SR. FERRARA (ORESTES) : Es que el sc5or Despaig-
ve tiene miedc que hagan lo mismo que hicieron,
que se los roben.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : En cuanto a las pen-
siones de los veterans, la Comisi6n de Adendos es-
1ti realizando una labor dificil, porqu. el pagador
que se habia nombrado asimismo ordenador de pa-
gos, aitorizaba el pago de cientos de mile; de pe-
s's de expedientes de pensions segfn se iban resol-
vlendo, cuando estos pagos se debieron ir haeiendo
por de:retos Presidenciales a media que se resolvia
cada pension. Y ahora la Comisi6n d; Adeudos se
encuentra con que no puede autorizar esos pagos mien-
tras el senior Presidente de la Repfiblica no dicte los
deeretos necesarios para ello.
En enanto a los dep6sitos de particulars que
tiene la Tesoreria General de la Repfiblica, todos nos-
otros sabemos que no se pueden reintegrar a la Te-
soreria esos fondos, en tanto la Comis,6n de Adeu-
dos no conozca con exactitud el alcance de ellos;
y no los conoce afin la Comisi6n de Adendos, por-
que todavia en las distintas adminstraciones de Zo-
nas Fiscales y Aduanas de la Repitblica estin pen-
dientes de resoluci6n los documents que acrediten
tales fondos y ademis existe en las mismas Zonas
Fiscales debido a la gran desorganizaci6n adminis-
trativa de aquellos dias, una falta absohrta de la
contabilidad necesaria pa;ra saber los fondos que
ellos giraron oportunamente; a tal extreme que hay
fondos de esos que se perdieron en el camino, y ome
no tiene nota de ello ni la Zona Fiscal ni la Se-
cretaria de Hacienda.
SR. GODERICH (PEDRO) : Pido la palabra para que
la Presidencia me informed si se ha prorrogado la
sesi6n.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Si seior, iniefinida-
mente.
SR. FERRARA (ORESTES) : Desgraciadamentc.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMb) : Ya va vien3o la CGmara
como la cosas no son como deseairamos que fueran,
sino como necesariamente son.
SR. L6PEZ (GERMANN): Y en cuanto al dep6sito de
dinero en los Baneos de la Repfibliea. nosotros he-
mIos votado una Ley que prohibe a la Sceretaria de
Ia--ienda hacer dep6sitos en los Bancos.
SR. SAGAR6 (BARTOIOMP) : Pero como son Baneos
del extraniero los mismos individurs que han hecho
c! empristito v lo tienen a la disposici6n de la Re-
nublica de Cuba y no pneden traerlos nor una sen-
rilla raz6n. y ahi estin los datos de c6mo se remi-
fieron los dineros de les anteriores emnristitos, que
-enian en enfietas: cosa que no muede hacerse ahora
por la sencilla raz6n de ane ese dinero en esa forma
-orre un gran peliero en la Tesoreria Nacional. Ah.
ra t quiere el senior German L6cnez one Ins deposit.
mos en los Baners Cinbnnns? .Cunles son esos Ban-
.'os. d6nodo estin? El Banco :del Comercio. ese Banco
.iue esta intimamente liw~do a todos los maneios de
1, Seeretarin de Hacienda en nl situnai6n nasana : ese
anneo one bhce poeos dias ha ido n la Comisi6n de
Adendos a llevar cheques para hcoerl-s efectivos,
v Ps les han declarado ebennes dudosas porqun pro-
"el1an de neooia cionPs didosas.
SR. TLPTrz (GERTIANT: pre permife S ?q Yo no
+tnori ninmrna rplapi6n con .1 Ban"o del Comercio,
ow oonozro (I ese Bnnpe mas sino nnle es nna instI-
ici6n que vive en Cuba, que usa la b, ndera .iiba,








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPREFSFNTANTES


na sobre su edificio no usando la americana, y q(ue
en los moments en que los miembros d-l National
Ci!y Bank ejercian presi6n en Washington para que
s. decretase la intervenci6n americana en Cuba, por-
que cl'os creian que de esa manera se iban :r lIne-
ficiar con los intereses del azfcar, el Banco del Co-
mherlio prest6 el dinero para que se pragara a los
empleados y jornaleros sus sueldos..
SR. SAGAR6 (BARTOLOMts) : i Ya lo creo! Pero i.,C
qu6 eondiciones? Faltando a la Ley, haeiendo em-
pr6stitos a espaldas del Congreso, pagando un in-
ter6s creeidisimo y constituyendo en la Tesoreria de
la Repfblica guardianes que tomaran nota del di-
nero que ingresaba diriamente, para Ilevarselo...
SR. PINO (GUSTAVO) : Y con la condici6n de un De-
eret'o que no se public ni en la "Gaceta", por vir-
tud del cual el finico que podia girar a los Estados
Unidos, en pago de las atenciones que Cuba tenia
que cumplir, era el Banco del Comercio, cobrindo-
le al Estado un uno por ciento cuando el giro esta-
ba a un cuarto.
SR. L6PEZ (GERBMN): Eso no !demuestra mas que
un error; el error en que estaba S. S. cuando fu6
porta estandarte de la elecci6n del Dr. Zayas.
SR. MULKAY (JosE) : Aqui estamos combatiendo
entire tirios y troyanos, en defense de los Bancos, y
yo creo que ni el Sr. L6pez ni el Sr. Sagar6 repre-
sentan aqui los intereses de ningin Baneo.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : iA ningln banco; ni
siquiera al de la ipaciencia; pero que mAs quisiera
yo que representar a un banco!
SR. FERRARA (ORESTES) : Y las gratificaciones
SR. MULkAY (JOS) : Las gratificaciones es cosa
que pertenece a una gran parte del pueblo de Cuba!
SR. FERRARA (ORESTES): A muy pequefia part:
a los acaparadores.
SR. [MULKAY (JOSE) : A los acaparadores no, al
pueblo cubano, al bur6crata.
Sn. SAGAR6 (BARTOIJOM) : Se hacian entonces ope-
raciones como aquella c6lebre en que Norberto Al-
fonso, Director de la Renta -de Loteria aparecia gi-
rando determinada cantidad de dinero a los Esta-
dos Unidos para pagar los fondos de los giros pos-
tales que habian sido defraudados, y cuando ese
dinero al ser ingresado nuevamente en la Tesore-
ria, se hacia por medio de un cheque de Obras Pi-
blicas, de obras imaginarias, seguramente, y asi apa-
recia el Tesoro defraudado. Esas son las operacio-
nes que hacia cierto banco cubano. Pero hay mAs,
seiiores Representantes: nosotros debemos recorder
que cuando el Sr. Despaigne se hizo cargo de la Se-
oretaria de Hacien'da se le debian a los empleados
p6blieos tres o cuatro meses y que los contratistas
de ereeles y hospitals se negaban a suministrar un
solo centavo, porque se les debia y no se les paga-
ba y se les exigia, ademAs, que firmaran .documen-
tos por el double de la cantidad que se les adeudaba
para hacer efectivos sus adeudos. El Seeretario de
Hacienda, al tomar posesi6n de su cargo, llam6 a
su ,despacho a los representantes de los bancos en
Cuba qne tenian ramificaeiones en todos los pueblos
de la Isla; no de baneos locales, sino de bancos que
aunque extranjeros representan aqui un capital na-
cional, porque tiene ramificaci6n en todos los pueblos
de la Repiblica: y; sab6is lo que pidi6 ar-.-lin,-! a
esos banqueros? Pues que le ayudaran a sacar a Cuba
de la situaci6n dificil en que se encontraba; que el


primer paso a ese fin era efectuar el pago del mes
corriente a los empleados p6blicos para, de este mo-
do, levantar el cr6dito y sustraer de la circulaci6n
los cheques dcl Estado que so estaban negociando
con una gran depreciaci6n...
SR. M'ULKAY (JOSE) : Pues entonces hay que dar-
les un premio a esos banqueros. Yo voy a presentar
nna Ley con ese fin.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Seguramente merecen
mais premio que Jos que defraudaron a la Repuiblica.
SR. MUIJKAY (JosE) : Pues que se meta a esos en
la careel, yo no me opongo.
SR. L6PEZ (GERMAN) : El Sr. Despaigne lleg6 a
la Seeretaria en los moments en que el Congreso
acababa de votar una ley de reajuste y ordenado la ni
velaci6n del presupuesto.
SR. SAGAR6 (BARTODOME) : Pero el dinero esta de-
positado en la Tesoreria; son diez o doce millones de
pesos. como todo el mundo lo sabe.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Si se los hubiera llevado,
hubiera sido un desvergonzado como los demAs.
SR. FERRARA (ORESTES): APor qu6 no hace n'otar
el Sr. Sagar6 que el Sr. Despaigne tiene el titulo de
honor de haber impedido que se negociara con los
cheques del. Estado?
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : AdemAs, ese dinero de
los banqueros, sefiores Representantes. no se prest6,
ni siquiera, para el pago de las atenciones de ee-
mes mas que con la garantia del cr6dito de la hono-
rahilidad del Sr. Despaigne que en otra forma, los
hanqueros no lo hubieran dado, puesto que no habia
document ninguno, ni bienes muebles ni inmuebles
para realizarlos. Es claro, que el dinero ha tenido que
ser devnelto, porque tendria gracia que en vez -de
eumplir con sus obligaciones, este dinero viniera a
caer en manos de cubanos sabrosones para que 6stos
se .dieran iunn vida esnl]ndida en sus chalets y pa-
seando en automr vil. Esta es la realida'd.
Ahora, en cuanto a que el Sr. Secretario de Ha-
cienda venga a la Cimara a contestar una petici6n
,de datos me parece una cosa rara el que tal solicited
se haga a] Seeretario de Hacienda...
SR. L6PEZ (RGERM )N): fMe permit una interrup-
ei6n S. S.
SR. SAGAR6 (BARTOLO~Md) : Con much gusto.
SR. L6PEZ (GERMAN) : No he solicitado que venga
el Sr. Secretario de Hacienda, he solicitado que la
COmara acordara una petici6n de datos; el mismo
Sr. Secretario de Hacienda se ha referido a lo que
61 ley6 en la Prensa respect, a este particular; 61
dijo que queria informar a la Cimara acerca de la
solicited hecha, seguramente con desconocimiento de
la verdadera realidad, y ]a Cimara no me negarA
esta afirmaci6n hecha por el Sr. Secretario de Ha-
cienda.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX) : Para una cuesti6n
de orden. El Reglamento de la GOimara impide que
se hagan interrnpeiones y que se dirijan al orador
sin su permiso y como estimo en tanto a da Camara y
al oradnr. no ,deseo q:u.e se e abrume y quisiera que
se le permitiera acabar su discurso, so pena de que
no se me eseuche un diseurso mio. Ademas deseo
hacer una aelaraci6n y es la siguiente: El que soli-
cit6 la presencia del Sr. Secretario de Hacienda en
esta Camara fu6 el que habla y por cierto que no se
ha cumplido estrictamente el aceerdo que entonces
obtuvimos en relaci6n con la proposici6n de que vi-








DL&RIO DR SESIONES DE LA CAMARB& DE RE'PrRESiEiNTANTES 13


niera a informar 61, respect a los parti'culares de la
petici6n de datos del Sr. German L6pez y el Sr. Se-
cretario de Hacienda no lo ha heeho, porque la CA-
mara no se lo comunic6 asi. Con esto termino.
SR. SAGAR6 ('BARTOLOM) ): Es muy cierto, como
decia el Sr. Ferrara, que el Secretario de Hacienda
actual esta haciendo cosas anormales. Es elaro, si
61 estA en una situaci6n normal, 61 represent una
situaci6n normal, y solamente un hombre de la ter-
quedad del Sr. Despaigne, a su terquedad honrada
se debe que haya podido organizer la Hacienda en
la forma que esta organizada y que se va organizan-
do cada dia. El Sr. Secretario de Hacienda actual
se resisted como una secular encina a todos los emba-
tes de todos los partidos y de todos los bur6cratas,
de todos aquellos que se mueven alrededor de inte-
reses personales y que desean ir alli a que se les rea-
lice tal o cual negocio, a que se les sirva en tal o
cual expediente y a que se le pague tal deuda. Por-
que el Secretario de Hacienda resisted de la manera
que lo hace, es a lo que debemos la situati6n quc
disfrutamos en la actualidad.
Esa terquedad del Secretario de Hacienda es ne-
cesaria en Cuba por algunos afios, y llegar6i el mo-
mento...
Sn. FERRARA (ORESTES): Pudiera tener energies
y no terquedad.
Yo no he pedido nada.
SR. FERNANDEZ HIERMO (LoRENzo): Hay muchos
sefiores Representantes en la misma situaci6n, que
para nada se acercan a 'los seilores Secretarios.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Dia llegarA, seiiores,
en que se normalice la verdadera situaci6n y que
sea convenient, mis que convenient necesaria, la
presencia en la Secretaria de Hacienda de un hom-
bre de mayor alcanee financier. de miyor menta-
lidad y Ide mayores conocimientos econ6micos que el
Sr. Despaigne. Pero en estos moments, como mos-
tr6 anteriormente, no puede haber, no hay en Cu-
ba un hombre mejor preparado, en mejores condi-
ciones para desempefiar el puesto como lo ha des-
empefiado y lo desempefia en la actualidad el se-
fior Despaigne.
SR. PINO (GUSTAVO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Gustavo Pino.
SR. PINo (GusTAvo) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Despu6s de las alusiones quc
personalmente se han hecho en unci6n con la ges-
ti6n de un familiar mi.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Alusiones no,
elogios.
SR. PINO (GusTAVO) : Vamos a deeir mejor alu-
siones.
Sn. L6PEZ (GERMIN) : Yo declaro que todas las
alusiones no han sido mAs que los m6ritos que tiene
su pariente.
SR. PINO (GusTAVO) : Nadie menos autorizado que
yo para colocarme en la situaci6n de defensor de las
gestiones del Sr. Despaigne. No voy a hacer tal co-
sa, porque quiero adelantar que esas alusiones, que
esas frases que se traducen en elogios de la labor de
ese familiar, si yo fuera a analizar la forma en que
ellas han sido pronunciadas, no s6 si el elogio just
o si por el contrario no ha sido otra cosa que el so-
fisma en el cual se ha querido envolver la acusaci6n
que contra un Secretarie .de Despacho, se formula.
Por otra parte, si se censura y se critical la ac-


ci6n del Secretario de Hacienda, para despu6s deeir
que no es de 61 tampoeo puedo aceptar el elogio,
porque tan malo como el Seeretario de Hacienda es
el que con 61 y por 61 actia.
SR. LOPEZ (GERMArN) : i Me permit una interrup-
ci6n con la venia de la Presidencia?
Yo lie afirmado que los brillantes balances hechos
eomo cosa exceptional hasta ahora, en la Secreta-
ria de Hacienda y que el Se.retario de Hacienda no
supo leer esta tarde en la Camara, no es obra del
Secretario de Hacienda, sino del hermano del senior
Pino.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDROO): La Hacienda
Pfiblica no tenia contabilidad; llevaba nada mAs que
un libro por partida sencilla y cuando lleg6 el se-
lior Pino se estableci6 la partida dob'le en esa con-
tabilidad y se pudieron comprobar todos los erro-
res que venia sufriendo esa contabilidad.
De manera que esas gestiones no puedca ser cen-
suradas en la CAmara ni aun cuando recayera sobre
el senior Secretario de Hacienda.
Sa. PINo (GusTAVO) : Entonces s61o las acepto en
cuanto ellos sirven para encumbrar la gesti6n 'del
Sr. Despaigne que ha sabido buscar al hombre conm-
petente y field en el cumplimiento -de sus obligaciones.
Yo voy a tratar, muy brevemente, quizAs no ne-
cesite 'mas que cinco minutes para ello, de desvir-
tuar algunos de los eairgos formulados oontra el
Secretario de Hacienda.
Se formula uno basado en la diferencia que exis-
te entire mantener dinero en los Estados Unlidos,
en powder de los baneos que negoeiarpn el Empr6s-
tito, o traerlo a Cuba. No defiendo .'a gesti6n eco-
n6mica, creo que se ha partido, al realizar esa ope-
raci6n. de una base equivocada en el orden econ6-
mico en lo que se refiere a la Iacienda Pfblica;
pero dentro de esa equivocaci6n, dentro de los erro-
res que padeei6 el Congreso, como dentro de los erro-
res que padeci6 el Ejecutivo en la tramitaci6n -de
un empr6stito de la naturaleza &del que se contra-
t6, es el menor, al menos a mi juieio, y discre-
pando en esto de los que proponen en otra situa-
ci6n, al menos grave; y que la finica difereneia exis-
tente entire que el dinero est6 alld o est6 aqui, estri-
ba en que mientras esta alli s6lo pagamos el dos y
medio por eiento y al star aqui pagaaramos el
cinco y medio por ciento.
SR. L6PEZ (GERMAN): Por qu6?
SR. PINo (GusTAvo): Voy a explicarle por qu6.
Si el' dinero esth mis de quince dias en poder de los
banqueros contratistas del Empr6stito, ellos pagan
ol dos por ciento ,de las cantidades en su poder, si
esta mis de tres meses pagan el dos y .medio por
Oiento y si estd seis meses entonces pagan hasta el
tres por ciento. Si reducimos ese tanto por ciento
del de cinco y 'medio fijado a los bonos y que paga-
mros. el resuitado reducido en beneficio de nuestra
Hacienda.
SR. LOPEZ (GERMA1N) : Si ese dinero estuviera
aqui hubiera medio possible, en primer lugar, ,de cum-
plir las obligaciones aprcmiantes, y en segundo tu-
gar. -ese dinero podria estar colocadoa en los ban-
cos .do la Repiblica, ganando mayor interns.
SR. PINo (GusTAVo) : En cnanto a la primera
parte no tiene raz6n el Sr. Germain L6pez. Nos-
otros mismos, el Congreso, los que hoy lo integra-
mos votamos una Ley que es hoy de la Repiblica
por virtud de la cual no se puede pagar ninguna








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


deuda sin que antes est6 depurada, liquidada y
aceptada por la Comisi6n de adeudos y esta Comi-
si6n que -tiene sobre si la enorme labor de resolver
nos de...
SR. L6PEZ (GERMAN): La Comisi6n de Adeudos
ha resuelto expedientes de pago por valor -de nue-
ve millones de pesos.
SR. PINo (GUSTAvo): Estd equivocado el senior
Germnn L6pez. Su sefioria procede por impresio-
nes y yo procedo a virtud de dates ciertos que pue-
do facilitarle al Sr. L6pez.
La Comisi6n de Adeudos ha liquidado todo lo que
se relaciona con sueldo de empleados piblicos y con
aquellos fondos que, estando depositados en las Zo-
nas Fiscales, fueron traidos a la Hacienda, todo eso,
si no se ha pagado esti pagandose.
SR. L6PEz (GERMAN) : No, Sr. Pino, permitame
S. S. Voy a citarle un caso concrete: Una fianza
prestada per el que habla para responder sobre un
asunto Judicial, depositada en efectivo, por haber-
se negado el Juez a aceptar fianza de la compafiia,
fu6 entregada, y esa fianza desapareci6 de ahi. Yo
vengo solicitando un dia y otro dia la devoluci6n
de' esa cantidad, y el Sr. Pino yo se que ha interve-
nido en otra fianza por valor de nueve mil pesos, y
no hemos podido ni 61 ni yo obtener el reintegro.
SR. PINo (GUSTAVO) : Porque el Sr. L6pez no se
ha dirigido a la Comisi6n de Adendos en reclama-
ci6n de que le resuelva esa solicited.
SR. L6PEZ (GERMAN): La Comisi6n de Adeudos
ha expedido el certificado, que ha sido llevado a la
.Zona Fiscal, y no se reintegra con el pretext de
que el Secretario de Hacienda tiene que autorizar
primero otras reclamaciones. Si S. S. tiene duda de
eso puede dirigirse a la Zona Fiscal que esta fren-
te a la Catedral.
SR. PINO (GUSTAVO) : CTeo que el senior L6pez es-
td apasionado en ese caso. Yo me atrevo a contrade-
'irle en una forma 'distinta a la que 1l me contra-
,dice; pero yo se que no expresa rea'lmente la si-
tuaci6n que dice existir. De todos modos se han re-
.suelto hasta el dia por la Comisi6n de Adeudos to-
das las reclamaciones relatives a sueldos de emplea-
dos pfiblieos. Se ban girado por el Estado nueve m.i-
llones con cargo al Empr6stito y sin embargo el Es-
tado que ha girado esa cantidad y cuyos cheques han
sido expedid'os y estin en circulaci6n, hasta este mo-
mento, no se han cobrado, con cargo a esos fondos
contra los cuales ha girado, nada mis que site mi-
llones lo cual quiere 'decir que al Estado esti co-
brando un interest exiguo e insignificant, pero in-
teres al fin por esa suma apesar de que ha usado el
haya dado el National City Bank.
SR. PINo (GUSTAVO) : Yo estoy habituado a tra-
ducir todos mis discursos en una forma met6dica y
procuro envolver en ella todos los puntos que me
propongo tratar. Yo voy a liegar donde quiere el
Sr. L6pez. voy a hablar del National City Bank,
pero no adelantemos los acontecimientos, ya llegare-
mos aill y verA el Sr. L6pez como yo tengo argumen-
tos para el National City Bank que no es de tal ma-
nera reprobable .como el Sr. German L6pez lo pin-
taba.
,Como hasta el present se llevan girado o se lle-
van pagados por el Estado; por cuenta del Eimpr6s-
tito hasta. mieve millones de pesos y sin ,,li1;-aru ol el
Estado no ha pagado plor cuenta del Emprestito a


los banqueros que lo contrataron mas que site mi-
llones, de ahi que le result un beneficio en cuanto
respect a ese dinero que esta devengando interns.
El Sr. Herrera Sotolongo, mi distinguido compa-
fiero, que result a la par que un habil polemista,
un abogado de arraigo y prestigio, ha lanzado en
distintas ocasiones, y no ha perdido la oportunidad
de hacerlo hoy que se critical la gesti6n de funcio-
narios pfiblicos, una frase que, dieha por un abogado,
significa much, pero que tengo la absolute segu-
ridad que el senior Herrera Sotolongo al pronun-
ciarla se ha alejado por complete, de su condici6n
de abogado, ya que sus conocimientos, y su cultural
juridica, no permiten que 61 la exprese dkndale el
alcance que ella tiene dentro de nuestro ,dereeho
penal vigente. El Sr. HeIrrera Sotolongo declara-
ba que cl Seeretario de Hacienda cometia una exac-
ci6n illegal al aceptar el pago de los interests. Yo
conozco algo el derecho penal, porque per mi suerte
o desgracia he tenido necesidad de estudiarlo con
freeuencia, mand6 a buscar para mas seguridad el
C6digo Penal.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): QuizAs el de-
lito sea de malversaci6n de caudales pfiblicos, por-
que esti disponiendo de los fondos del empr6stito
,dejndolos en dep6sito y a interns a un Banco deter-
minado, esa es cosa que nadie puede near.
SR. PINO (GusTAvo) : Yo creia -al Sr. Herrera So-
tolongo un equivocado cuando calificaba de exac-
ci6n illegal los actos del senior Secretario. DespuBs
dde lo que ha dicho le creo un equivocado al culpar-
los de malversaci6n. Yo pido al senior Herrera So-
tolongo que en conciencia a la ley de sus conoei'mien-
tos, defina la imalversaci6n y diga c6mo puedan co-
locarse los actos del Seoretario en la figure del de-
tlito que 61 denuncia.
SR. HERRERA SOTOIONGO (PEDRO): Por destinar-
los a una inversion distinta a aquella para que es-
tAn dispuestos.
SR. PINO (GusTAVO) : Esos fondos del Empresti-
to son de los particulars o de aquellos a quien asis-
ta derecho ecnando la declaraei6n de su derecho a
cobrar se haga cuando el dia Ilegue, cuando la can-
tidad sea liquid y exigible y 'a reclam'aci6n sea
cierta. Pero para esos acreedores, mientras tales de-
claraciones no se hagan y no han sido hechas ain..
Sn. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): LY si cuando
fnerrn a cobrar hubiesen quebrado esos bancos?
SR. PINO (GusTAVO): iAh! iY si ahora se des-
ploma la CAmara? Eso no es discutir ,dentro del
tecnicismo legal que acostumbra a usar el senior He-
rrera Sotalongo. Hablaba el Sr. German L6pez de
la gesti6n del National City Bank en relaci6n con
este empr6stito, y conste que para el National City
Bank, lo declare pfiblicamente, no tengo en mi Ani-
mo ni quejas ni reneores ni motives de pulcritud
que pueda llevarme a tener para con 61 siquiera una
frase Ide cortesia, porqlne de hacerlo ella seria prodce-
to no de mis sentimientos, sino quiz~s de un acto pui-
blico que yo quisiera realizar, y que en este momen-
to no estoy dispuesto a realizarlo. iPor qu6 inter-
viene el National City Bank? Nos lo ha dicho el se-
fior Seeretario 'de Hacienda; el National City Bank
es el representante ode los banqueros que han con-
tratado el emprestito, porque ellos asi lo designaron.
SR. L6PEZ (GERMAN) : De la misma manera que








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE R.EPRESENTANTES 15


el senior Despaigne fu6 el Agente eubano en New
York.
SR. PINO (GUSTAVO) : Y si eso es asi, senior Ger-
mAn L6pez, y usted conviene en ello, 1por qu6 car-
gar al senior Despaigne una responsabilidad que no
tiene en lo que se refiere a las relaciones con el City
Bank ?
.SR. L6PEZ (GERMAN) : Porque el contrato del Na-
tional City Bank es simplemente para transferir el
dinero a la Repfiblica.
'SR. PINO (GUSTAVO): Y eso es lo que hace este
Banco.
SR. L6PEZ (GERMAN) : No senior, 61 paga contra
cheques de la Tesoreria.
S'. PINO (GUSTAVO) : El National City Bank pa-
ga sin fondos del Estado, cheques del mismo para
despu6s cobrarselos.
SR. L6PEZ (GERMAN): Nosotros debiamos enton-
ces haber determinado.
SR. PINo (GusTAVO): No hay duda que nosotros,
mns que capacidad para legislar, la tenemos para
Secretaries de Hacienda. Yo quisiera ver a los que
combaten al senior Despaigne colocados en la situa-
ci6n en que 61 estaba al tomar posesi6n de la Se-
cretaria. Yo quisiera ver Ila line de conduct que
hubieran seguido cuando se encontraron con mul-
titud de cheques que no se sabia a que atenciones
correspondian; cuando se encontraron con infinidad
de papelitos, firmados p-or no se sabe qui6n, y, que
representaban pagos a hacer, sin embargo, ese hom-
bre tuvo la habilidad de ponerse en frente de esa
sittuaci6n y eneauzar por un sendero de honradez a
una administraci6n en complete anarquia y le ca-
brA a 61 la gloria de' liquidar, por primera vez en
la vida de la Repfiblica, un Presupuesto arrojando
esa liquidaci6n como asi ocurri6 sin duda, un so-
brante de unos diez millones de pesos.
Sn. L6PEz (GERMAN) : IEso lo ha heeho el senior
Secretario de Hacienda o lo ha hecho el Congreso
con las leyes que ha votado?
SR. PINO (GusTAvo) : Lo hizo el Seeretario.
SR. SAGAR6 (BARTOL'OrI ) : El Sr. Pino conoce un
incident ocuTrido al Sr. Despaigne con los ban-
queros americanos cuando la contrataci6n del pri-
mer emprEstito a Cuba? Pues el Coronel Despaigne
form part de la Comisi6n que en representaci6n
del Gobierno debia ir a los Estados Unidos a con-
certarlo; y dos banqueros americanos, como es cos-
tumbre en estos casos, -de darle a los comisionados
una cantidad, en concept de comisi6n, enviaron al
Sr. Despaigne un cheque per setenta mil pesos, el
cual 61 ddevolvi6, porque, segfn dijo, 6. habia ido
solamente como empleado de la Repfiblica a cumplir
con su deber...
Sn. FERRARA (ORESTES): IY quienes fueron esos
banqueros corruptores?
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : La casa de Spayer. Y
despu6s, saben ustedes lo que hicieron los sefiores
banquercs americanos? Pues recoger el cheque y en-
viarle una prenda da alto precio, que tambi6n devol-
vi6 dieiendo que 61 y su familiar eran pobres y que,
par 'lo tanto, no podian usar esa clase de prendas.
Sn. L6PEZ (GERArN) : Sin que niegue el senior Des-
paigPe lo hubiera hecho de la misma manera, de-
bo nanifestarle al Sr. Sagar6 que a quien se le en-
vi6 el cheque, primero, y despu6s la prenda, fu6 a
otro cubano muy ilhstre, que, por desgrracia, ya
no existed, al Sr. Ernesto Font Sterling.


Sn. PINO (GUSTAvo): Yo me proponia tratar
otros particulares; pero el sesgo que va tomando la
discusi6n, el interns natural que creo tengan mis
compafieros de dedicarse a otras 'labores, en la tar-
de hoy, me hacen tomar la resoluci6n de no moles-
tar mis la atenci6n de la CAmara, que ben6vola-
mente me ha oido.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Sr. President y sefio-
res Representantes: Francamente, creo que ,estamos
en medio de dos exageraciones, y que, per tanto, es
muy -dificil encontrar el recto camino l6gico, para
que 'los seiores Representantes puedan former su
opinion. Por un lado hay la aeusaci6n al Sr. Des-
paigne, fuerte, en6rgica, quizA violent, con pala-
bras graves, pron'nciadas por mi distinguido amigo
el senior L6pez...
Sn. L6PEZ (GERMAN): Yo no he formulado acu-
saci6n.
Sn. FERRARA (ORESTES) : 1ifs que aeusaci6n, pue-
de decirse que hay frases que pueden herir el amor
propio del Sr. Despaigne.
Sn. L6PEZ (GERMAN): Permitame una interrup-
ci6n el Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Con mucho gusto.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo quiero deelarar a la C6-
mara y a la Presidencia antes que todo, que yo
siento un gran respeto por el Sr. Despaigne, y que
no he tenido .eli nimo en ningfin moment de he-
rirlo. Quiero declarar que si yo he pronunciado al-
guna frase que pudiera herir al Sr. Despaigne, es-
toy dispuesto a retirarla.
SR. FERRARA (ORESTES) : Per otra parte, hay los
elogios absolutes, ditirambicos de mi amigo el se-
iior Sagar6, que me han producido tal extrafieza
oy6ndolos salir de sus labios critics, que, realmen-
te, no s6 si felicitar al Sr. Despaigne o al Sr. S'agar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : Puede que a los dos.
Seria gubernamental cuando se trate de gobernan-
tes como el Sr. Despaigne.
SR. FERRARA (ORESTES): Nosotros, en estos mo-
mentos, -yo creo interpreter los sentimientos de la
mayoria de Ia 'Cimara,- nosotros estamos en el
just medio, porque creeimos sinoeramente que el
senior Despaigne ha dado al pais sus mej'ores acti-
vidades, su honorabilidad, su decencia de gobernan-
te y creemos igualmente que el Sr. Despaigne no ha
dado mis, porque no puede darlo, porque si 61, ac-
tualmente, es un Seeretario del Poder Ejecutivo,
apropiado al caso, no es sin duda un Secretario
ideal, tranquil, sereno, defensor del Tesoro, pero al
mismo tiempo hAbil defensor -de 'la Hacienda, capaz
de hacer producer, de la mejor forma y de la mejor
manera, los dineros del pro-comfin.
El Sr. Despaigne, esta tarde, y yo he sentido no
oirlo, ha expuesto a la Cimara las ideas que ha te-
nido, los prop6sitos que le han animado, las deci-
siones que ha tornado para defender los dineros del
Estado. Pues bien, por lo que yo he oido ,de refe-
rencia, por el diseurso que, rApidamente he podido
leer. por el propio debate de esta Camara, yo he de-
ducido que el Sr. Despaigne estaba impresionado,
mis que animado, de un temor.-por la resoluci6n
que ha tornado, de un temor, de un miedo que no
hubiera debido tener. El Secretario de Hacienda ha
temido aue viniendo, el dinero a Cuba e ingresando








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


en las Areas del Estado, tomara la misma via, el
mismo camino que tomaron los dineros del procomin
cuando se encontraban en las cajas del Estado, el
Sr. Despaigne ha creido, por temor de la situaci6n,
quiza por temor a que no tiene la energia suficiente,
ha querido dejar en los Estados Unidos el Producto
del Emprestito, porgue temia que viniendo a Cuba,
las influencias extrafias, la concurrencia de distin-
tos elements que han venido a former parte del
Gobierno, aun cuando no sean parte del mismo y
pudieran atentar a los dineros y cogerlo en la misma
forma illegal que lo hicieron cuando precedentemen-
te el dinero se encontraba en las areas del Tesoro.'
Convengamos, diciendo nosotros Ila verdad, que
dinero tan puro, tan efectivo como el que es produc-
to del empr6stito lo hubo en las areas del Tesoro y
dada la confusion que supone siempre el Tesoro Pfi-
blico, fu6 usado indebidamente pagandose lo que no
se debi6 pagar como lo decia el Sr. Sagar6, product
de cheques ilegitimos, mientras que se dejaba de pa-
gar la deuda pdblica interior. Probablemente. asi se
provocarh la aplicaci6n de la temida y temible En-
mienda Platt.
SR. GONZALEZ MANET (EDUARD) : Con arreglo a
esa teoria de S. S., los once millones que existen en
el Tesoro deben enviarse a los Estados Unidos.
SR. FERRARA (ORESTES) : Esa no es una teoria. El
senior Gonzilez Manet no ha seguido mi discurso.
Yo digo que esta es la idea que influye en la men-
talidad del Sr. Despaigne, que constitute la psico-
gia mentall, en estos moments, del Sr. Despaigne.
Sn. REY (SANTIAGO): -Me permit S. S. una inte-
rrupci6n con la venia de la Presidencia.
SR. FERRARA (ORESTES) : Co0 much gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Como nuestro distinguido
compafiero el Sr. Ferrara no oy6 al Coronel Des-
paigne, yo quiero hacer una manifestaci6n, que des-
truye ese pensamiento. Si 61 tuviese un moment de
cobardia, porque algunas cuestiones o algunos in-
tereses, dentro de los multiples intereses que pue-
den debatirse dentro del gobierno, pudieran arre-
,anlaile una parte de ese dinero.
El Coronel Despaigne expuso de manera termi-
nante y categerica que como quiera que por vir-
tud de la propia Ley se autorizaba a la contrata-
ci6n de un empr6stito de cincuenta millones de pe-
sos, era precise justificar la inversion lenando de-
terminados requisitos. Y 61 entendia que hasta tan-
to los dineros fueran necesarios, era convenient quo
se quedasen a'llA porque ganaban intereses y que si
hubieran venido a las areas del Tesoro no era po-
sible que devengasen inter6s alguno.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) d Puede continuar en
el uso de la palabra el Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): No decia yo, senior Pre-
sidente y seiores Representantes, que el Sr. Des-
paigne habia venido a afirmar ante esta Cimara su
temor de que este dinero estuviese en 'las areas del
Tesoro, no. La cobardia es el defecto que mAs se
oculta y el Sr. D.espaigne no hubiera venido a afir-
marlo hoy ante los ojos y ante los oidos de los seiio-
res Representantes de la naci6n; pero en la actitud
del Sr. Despaigne, y en las palabras de los seiiores
Representantes que lo han defendido en esta Ca-
mara y en su hombria de bien, y en su honorabili-


dad en relaci6n con la aetitud asumida, se deduce
que 61 no desea que el dinero p6blico, el dinero del
Empr6stito venga a Cuba, porque theme que pueda
ser emp'leado en otras atenciones que no sean las pro-
pias d'e la Ley, que no sean 'las 'propias del contra-
to. Yo no s6 por que esta Camara quiere siempre
pasar por encima de la verdad sin ir directamente
a la verdad. En primer t6rmino nadie desconoce
que el Sr. President de la Republica y el senior
Despaigne no estin de acuerdo. Esto es en primer
t6rmino, Porque, ademAs, lindica que dineross tan
sagrados como estos fueron malversados; y en ter-
cer lugar, porque no habria raz6n de tenerlo en
los Estados Unidos cuando podrian estar en Cuba,

como dice muy bine el Sr. L6pez, ganando un in-
ter6s mayor que el que estan gananrdo en los Es-
tados Unidos y depositados en instituciones de cr6-
tabilidad, a las que aetualmente lo tienen.
dito no ciertamente inferiores, en cuanto a respe-
SR. REY (SANTIAGO): Hay una Ley que se opo-
ne a eso.
SR. FERRARA (ORESTES): Hay una Ley que se
opone al dep6sito de los fondos pufblicos, si, tiene
raz6n el Sr. Rey, pero si la Ley se opone en Cuba,
se opone igualmente en los Estados Unidos.
Sn. REY (SANTIAGO) : Pero es una de las condi-
cionales de entrega.
Sa. FERRARA (ORESTES),: No puede haber ningu-
na elAusula conditional en ningun contrato que el
Ejecutivo haga, por encima de la Ley, y de ahi que
han sabido buscar la formula por virtud de la cual
esos dineros podrian estar 'depositados y al propio
tiempo no violar la Ley; pero esta misma formula
la hubieran podido aplicar en Cuba. Hubiera sido
mas ficil.
SR. ALBERNI (Jost) : No puede ser.
Sa. FERRARA (ORESTES): Si, esta misma formula
la hubieran podido aplicar en Cuba.
SR. ALBERNI (Jos) : Acaso los bancos cubanos
o las instituciones eubanas han realizado el contra-
to! No habrila la form'a habil a que S. S. se re-
fiere.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefiores Representantes;
Hay que tener un poco de prActica en ,estos asun-
tos y el senior Alberni, que seguramente ser& regis-
trador de la propiedad en un lejano futuro...
SR. ALBERNI (Jos) : Si el Sr. Ferrara fuera el
Ejecutivo de la Naci6n tal vez eso seria possible.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo deso indicar que hu-
biera podido ser facil realizar en Cuba lo que se ha
hecho en ,os Estados Unilos.
SR. ALBERNI (JOSI) : E.l Emprestito en Cuba?
SR. FERRARA (ORESTES) : No, no digo eso. El Em-
prestito se ha realizado con la casa Morgan. La Ca-
sa Morgan ha nombrado agent fiscal. En lugar de
nombrar un agent fiscal hubiera podido nombrar
dos o tres y en lugar de tener la casa Morgan el
dinero lo hubieran podido tener sus agents fisca-
les. Los agents fiseales hubieran podido haber si-
do cubanos y hubieran podido ser el National City
Bank, el Royal Bank of Canada o hubiera podido
ser el Banco de G6mez Mena o cual'quiera otro Ban-
co respectable y, entonees. con este arreglo privado
de los banqueros con el Secretario de Hacienda hu-
bi6ram'os tenido dos benefloios: El que el Estaido en
higar de recibir el dos por ciento, hubiera podido
recibir lo que en Cuba se paga facilmente o sea el








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tres y medio por cieito y otra cosa: que en Cuba,
en lugar 'de haber una circulaci6n monetaria limi-
tada, hubi6ramos tenido una circuiaci6n monetaria
mIs amplia.
SR. ALBERNI (JOS) : Pero no hubieran podido
ser los agents fiseales los que hubieran contratado
con el Estado y tener en dep6sito el dinero del Es-
tado porq'ue la Ley se apone.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Pero hubiera podidc ser
base del coptrato que el dinero martenido por la
casa de Mlorgan hubiera .si'o depositado en Cuba y
Sque la casa de Morgan lo hubiera heeho por medio
de sus agents fiscales, los cuales, obligatoriamente,
hubieran residido en Cuba.
SR. ALBERNI (JOS) : Esas son las facultades que
al Ejecutivo se le quisieron 'dar. Reeuerde el senior
Ferrara esa noche en que diseutimos esos extremes.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Las facultades fueron da-
das al Ejecutivo con una sola finalidad: Que el Eje-
cutivo las ejercitara en beneficio .de Cuba.
SR. ALBERNI (JOS) : Pero apesar de eso en aque-
Hla ocasi6n se le dieron facultades extraordinarias al
President que ha usado en este caso bien, pero
que yo declare de antemano que pudieron fijarse de-
terminadas cliusulas como yo express en mi en-
mienda.
SR. L6PEZ (GERMAN) : La casa de Morgan expre-
s6 en qui forma se iba a depositar eso. 6Por que,
pues, el deseo del senior Despaigne para escoger al
National City Bank cuando ellos hubieran aceptado
lo mismo al Royal Bank of Canada?
Sn. FERRARA (ORESTES) : A este prop6sito yo de-
bo decir algo que seria cobardia en mi no afirmar-
Jo: yo crec que el empr6stito fu6 hecho de la manera
brillante en que se hizo, inica y exclusivamente por
la casa de Morgan; bien fuera una satisfacci6n de
amor propio, o fueran otros intereses que la easa de
Morgan tiene en Cuba, fuera el deseo de ver levan-
tada a esta Reptblica que estA tan ligada a los Es-
tados Unidos en sus recuerdos hist6ricos, lo cierto
es que se debe el empr6stito magnifico que hicimos a
la casa de Morgan. y como dice el senior GermAn L6-
pez, la casa de Morgan hubiese aceptado al Royal
Bank of Canada, al National City Bank, y a otros
muchos Bancos como el Banco de Nueva Escocia,
poroue sabe que son los Bancos mAs solventes que
existen.
Yo decia, y es muy dificil seguir un discurso en
esta CAmara, une el senior Despaigne le tiene miedo
a traer este dinero aqui, y dada la mentalidad del
senior Despaigne yu no Ie hago culpa alguna, por-
que como ya se ha dicho muchas veces el senior Des-
pairne no es un hombre fuerte, es un hombre irri-
table. la iritaci6n es un period breve de la menta-
lidad del hombre. Por tanto, el senior Despaigne re-
riiste silo en un determinado period, no tiene la
serena, fire, tranquila energia que debiera tener
en los moments actuales.
SR. ALBERNI (JoPE) : No fu6 esa la declaraci6n
lue recogi6 la Cimara de las manifesta-ciones del se-
ior Despaigne, porque cuando casnalmente trata-
ba de ese extremo el senior Despaigne declare que
cuando 61 como representante del Gobierno .de Cuba
fue a los Estados Unidos a realizar otra operaci6n
de crdito con los banqueros americanos, cuando el
emprestito de los treinta y cinco millones de pesos,
entonces 61, hace muechos ainos, propuso esa propia
forma que ahora se habla de aplicar a este empris-


tito. Luego realmente hay que desechar esa tesis
respect al temor o al miedo que pudiera abrigar el
senior Despaigne.
SR. RECIO (ENRIQUE): Lo cual demuestra que es
caprichoso y terco, apesar de su gran honradez pa-
tri6tica.
SR. ALBERNI (JOS) : Yo lo que he querido frente
a las manifestaciones del senior Ferrara, es presen-
t:rle estas consideraciones para que rectifique, today
vez que el senior Despaigne cree de buena fe que ese
dinero realize un beneficio en inter6s de la Patria
obteniendo intereses por el mismo.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero sefiores Represen-
tantes. si es asi; y si el senior Despaigne mantiene
cse criterio afirmando que es la repetici6n de lo que
propuso entonces, yo tengo que deeir que es un do-
ble error, cometido entonces, y un error. cometido
ahora; con una agravante ahora, que debiera recor-
magnifico gesto de devoluci6n. Los banqueros le en-
dar lo que le aoonteci6 entonces y que di6 lugar a
tregarin aquel cheque y cuando 61 lo rehus6 le man-
daron aquella prenda, precisamente debido a este
error, precisamente debido a que 61 entreraba por
un nfimero de meses una cantidad cuantiosa que
bien valia el cheaue y que bien valia la prenda.
SR. ALBERNI (JOS) : Casualmente -ese es el argu-
mento. Tuvo que reafirmarse el senior Despaigne en
este caso en la aetitud, porque por experiencia per-
sonal pudo llegar a confirmar que el dinero que 8I
reeibia. tenia que ingresarlo en distintos Baneos de
1i Naci6n. porque de Cuba no le pedian dinero y
fu6 llegando a Cuba parcialmente. De manera que
con estos antecedentes es 16cico pensar qlie 61 esti-
mara que realizaba alcro en beneficio de Cuba como
61 lo ha hecho teniendo ese dinero ganando un in-
teres en beneficio del pais.
SR. FERRARA (ORESTES): El ST. Despaijne.. 'en
nmnel entonces. era un simple comisionado. Ahora
fn4 el Secretario que hizo el Empor6stito. Si hiubie-
ra tenido en su mente lo one ,dice el Sr. Alberni. no
hnbiera debido ha(er el Emprstito -en su totalidad,
sino lo hubiera debido obtener gradualmente, impi-
diendo one el Estado estuviera pagando interests
nor un dinero que no necesita.
SR. AnBERNI (Josg) : Nosotros hicimnos la Ley de
csa manera.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Pero sea miedo, como yo
,ligo. miedo, temor sacro, noble temor de la jauria
mambrienta pudiera caer sobre el Tesoro de la Re-
pfiblica, noble temor del Sr. Despaigne, que enalte-
ce su figure moral, aunque no enaltezca su figura de
Seeretario de Hacienda; sea temor, o sea equivoca-
ei6n...
SR. ALBERNI (J TS) : 0 sea acierto..
SR. '-ERRARA (ORESTES): No; no puede ser acier-
to, porque el disnarate nunea puede ser acierto.
SR. AILBERNI (JOSE) : Disparate en el coneepto de
su senoria.
SR. FERRARA (ORESTES): Es un error econ6mioo
tener dinero y tener que pagar inferes por una can-
fidad que no se necesita.
SR. ALBERNI (JOSg) : Eso es muy bonito en la for-
ma en que.S. S. lo expone con frases hermosas; pe-
ro en la prActica no se puede concertar un Empres-
tito en esa forma. Y esto lo diso yo que combat el
Empr6st;to mientras S. S. lo defendia...
SR. FERRARA (ORESTES) : S. S. o1 vot6.


g








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. ALBERNI (JOS) : Pero present enmiendas
que lo transformaban...
SR. FERRARA (ORESTES): Si, S. S. lo transforma-
ba en un cuasimodo.(Risas.)
SR. ALBERNI (JOSE) : Yo reconozco que su papel
de gain joven es muy aplaudido en esta Camara.
Apesar de eso, mis enmiendas fueron despu6s rati-
ficadas en forma de mensajes del Ejecutivo y por el
Reglamento...
iSR. MULKAY (JosE) : S. S. present tambi6n una
enmienda para el pago de las gratificaciones.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero se opone ahora a
ellas, despu6s que se ha convencido de que harh un
dafio con eso.
SR. ALBERNI (JOSE) No; yo no puedo ponerme en
contra de lo que opin6 antes; por el contrario, sigo
opinando que es una -deuda legitima del Estado, co-
mo lo sostuve en las conferencias de Palaeio..
SR. FERRARA (ORESTES) : En Palacio sus palabras
encontrarian un eco muy favorable.
,Sn. ALBERNI (JOSt) : Como lo encontraron las de
S. S. tambi.n. Entonces y ahora sostenqo que los em-
pleados habian contraido compromises que estaban
por pagar.
SR. FERRARA (ORESTES): Tiene raz6n. Han con-
traido compromisos los empleados. por eserituras pfi-
blicas, cediendo sus propias gratificaciones.
Sn. ALBERNI (JOSE) : Cuando yo hablaba aqui en
la Ckmara. no habia escrituras pfblicas. pero si ha-
hia en cada hogar una deuda pendiente eon el bo.
deguero y con el carbonero y el carnicero, v por eso
entendia que debian pagarse esas gratificaeciones,
para que los emplendos se librarian de esas deudas.
'SR. FERRARI (ORESTES) : Sei per temor, seo por
error, o sea, por la naturaleza de l'as cosas, el Secre-
tario 'de Hacienda. ahora. sefiores Representantes,
tiene a su disposici6n en los Estados Unidos una
cantidad enorme de dinero de la cnal se paoa un
inters dde un 4 112 nor 100 6 un 2 112 por 100 ya
que el otro 2 per 100 se devuelve.
'Esta es la situaci6n, la Repfblica de Cuba que
no paga y que debe, tiene una cantidad enorme de
dinero en el extranjero por el cual paga el 3 112 por
ciento. Muchas veces este caso acontece, acontece en
la economic dom6stica, acontece en la de los negocios,
acontece en la economic del Estado; pero asi como
en la casa, como en los negoeios y como en el Estado
hay que procurar que esto se evite, hay que procu-
rar que esto se termine, hay que procurar que esto
se resuelva de la mejor manera y que. como el in-
dividuo, el hogar. el neeocio y el Estado, hara fren-
te a sus compromises v no tenga dinero instill de-
positado. cuando ese dinero se debe anlicar a obli-
gaciones y pensions previamente establecidas y con-
traidas. v cuyo plazo fatal de pago, se encuentra
claraTrente fijado.
Por esto. seflores Represpntantes, come conseeuen-
cia, yo creo que si se nos impuso, a la trigala, el
Empr6stito, que si se nos amenaz6 con lo one ha-
bia de mas sagrado nara nosotros para que los vo-
t.semos. si se hizo todo aquello, si vinieron aque-
lons famosos "memorandums". aque;llas noins v to-
das aauellas ampnazas, es proeiso que esta situaci6n
se liouide. No renresento a ningin acreedor. no soy
acreedor de ninvrin g6nero, si lo fuera, si 1Io repre-
sentara, no hablaria en esta Camara. Yo. precisa-
mente, sefiores Representanrtes, puedo deeir que es


un error enorme, que ni la oratoria del sefor Des-
paigne, ni la oratoria 'de su defensor el Sr. Sagar6,
pueden aclarar c6mo es que habiendo dinero depo-
sitadu en los Estados Unidos y por el cual se pa-
gan cantidades creeidas de interns, no se pagan en
Cuba las obligaciones que estAn pendientes de pa-
go. El Sr. Despaigne, es miembro de la Comisi6n
de Adeudos y, como tal, puede hacer much en pro
de la resoluci6n de los adeudos. El, como Secreta-
rio de Hacienda, pertenece al Ejecutivo y si el Eje-
cutivo cree que esta Comisi6n no puede dar resulta-
do, que venga a la Camara a. buscarla; nosotros le
daremos otra resoluci6n...
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Ya en el Senado se es-
tA tratando de este particular. La Comisi6n de Adeu-
dos estA formada por miembros ilustres, por M1agis-
trados de nuestro Tribunal, que estan inspirados *de
los mejores sentimientos, pero que todos los proble-
mas lo ven a traves de su situaci6n de MIagistra-
dos...
SR. FERRARA (ORESTES) : La mejor situaci6n.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOMA): Dentro de esa misma
situaei6n que es la mejor, segfin dice el Sr. Ferra-
ra, viene una tramitaci6n dilatoria que no es posi-
ble. ademis de que el trabajo es much, no pudien-
do haeer nada.
SR. FERRARA (ORESTES): El Sr. Sagar6 haee re,
ferencia a una proposici6n presentada en el Senado
y yo quiero declarar ahora mismo, en la Cimara,
que si 6sta viene aqui la voy a combatir...
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALo): Tambi6n yo
me voy a opener a ella.
SR FERRARA (ORESTES) : Todo *lo que se refiera a
Ia Administraci6n. Aqui tenemos un movimiento ex-
terno de la misma y no podemos ser nosotros los
ineces y los enmendadores, porque estamos fuera.
Tiene que ser la Administraci6n misma que nos 'd6
noticia y base. Pero en este caso hay lo que se ve y
lo que no se ve. Es que la propia moci6n no habla
del Presidente de la Repfiblica, pero si de la pro-
pia Administraci6n y no de los allegados, de los
que estin cerca de las altas personalidades que han
sido simples contratistas, que no presentaron sus re-
clamaciones, porque iba a haber otra autoridad mis
benevola, m s favorable que hubiera podido dar-
le a ellos To que no hubieran podido obtener por una
concesi6n just. Esta es toda ]a raz6n por que nos-
otros vemos todas estas dificlltades.
Pero de todas maneras el Sr. Despaigne-y yo no
hablaba del Sr. Despaigne-. pero 61 puede ser el
propulsor de todas estas medidas, norque 61 no es
el Secretario poco querido por el Presidente, no, 61
es el Secretario de Hacienda del pueblo cubano y
today esta lucha de familiar que se desenvuelva entire
ellos mismos. Para nosotros Despaigne no es el Se-
cretario que esta de e mardia en el Tesoro Piblico.
es alqo mis, es el Secretario de Hacienda. Como tal
nosotros In vemos, como til nosotros pagamos su la-
bor v le hacemos las indicaeiones que le hacemos.
Ahora bien; evident que bay que pagar, que dl
Eicentivo nos tiene que indicar la manera para pa-
err ,rpidameote. pnra evitar que subsista esta si-
tnaci6n normal de tener dinero en los Estados Uni-
dos y nor el coal paramos un inter6s, v te"er a los
acreedores anui en Cuba que reclaman lo que se le
debe pagar justamente. Y a este objeto, para termi-
nar esta *discusi6n en la mejor armonin, para darle


-----~-








)IARl1O DE SESIONES DE LA CAlxJ_1x IJE LE1llRE ENTANTES T


a este debate de la Ckmara un resultado mis o me-
nos praetico y que pueda ser prictico en el Poder
Legislative que siempre es gen6rico, yo me permit
proponer ilo siguiente: (Lee)
Esto es para hacer una exeitaci6n para que los
Poderes del Estado cumplan con los preceptos lega-
les y eviten este desorden que tenemos en la Hacien-
da de que mientras hay much dinero en los Esta-
dos Unidos por el cual se pagan intereses, hay mu-
chos acreedores en Cuba a los cuales no se les pagan.
Esta es mi proposici6n para hacer eficaz la labor de
la Secretaria de Iacienda y de los Secretarios del
Despacho y para que en el future sean recibidos con
el mayor agrado, aunque juzgados con la mayor se-
veridad; para que poco a poco nos acostumbremos a
elevar las facultades de la Camara, a hacer que la CA-
mara tenga siempre mayor autoridad por cuanto
se reflejarA siempre el respeto y la admiraci6n que
el pueblo tendrh siempre para cada uno de sus miem-
bros. (Applausos).
SR. CHARDIET (ARMANDO): Eso en definitive se
traduce porque se paga y c6mo se va a pagar, por-
que todavia hay el peligro de que las reclamaciones
pasen de las cantidades consignadas.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): No puedo conceder
la palabra a S. S. en tanto en cuanto la Canmara no
resuelva sobre este asurto.
Lo que el Sr. Ferrara propone es una moci6n y
siendo el trdmite de las mociones repartir copias de
ellas e incluirlas en la Orden del Dia correspondien-
te, la Camara debe decir si acuerda la suspension
de preceptos reglamentarios para tratar sobre dicha
moci6n.
(Varios seiores Representantes piden la suspen-
sijn de los preceptos reglamientarios.)
SEstk de acuerdo la Camara de suspender los pre-
ceptos reglamentarios ?
(Seiales afirmativas.)
Aprobado.
(El Oficial de Actas leyendo.)
Oidas las manifestaciones del Sr. Secretario de Ha-
cienda que esta Asamblea agradece y despues del
debate 11evado a cabo,
La CGmara acuerda:
Invitar al Ejecutivo Nacional a que invierta el
product del Empr6stito en las atenciones que obli-
garon al Poder Legislativo a votar la filtima opera-
ci6n de er6dito v a excitar el celo de los funciona-
rios que deben revisar las cuentas pondientes.
Habana, 7 de iMarzo de 1923.
(F) Orestes Ferrara, Rail de Cdrdenas; Pedro
Herrera Sotolongo, Miguel Mariano Gomez.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a discusi6n.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): gEn contra o en pr6?
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): En pr6.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Si nadie la pide -en
contra, no puedo concederle la palabra a S. S.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Yo la pido en contra
para q:ue el Sr. Martinez Gobernia pueda hablar
en pr6.
SR. MARTrNEz GOBERNA (FELIX): En ese caso re-
nuncio a usar 'de la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n


la moci6n del Sr. Ferrara. Los que est6n de acuerdo
con ella se servirin ponerse de pie.
Aprobada.
Se va a dar lectura a las comunicaciones recibidas.
(El Oficial de Actas leyendo.)
Habana, 5 de Marzo de 1923.
Sr. President de la CAmara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fe-
cha, aprob6 el Proyecto de Ley de ese Cuerpo, re-
ferente a exeluir de las obligaciones de la Ley de
9 de Octubre de 1922 a los conductors de vehicu-
Jos que se dediquen al transport terrestre o mari-
timo de pasajeros o carga en las poblaciones; ha-
bi6ndose remitido al Ejecutivo Nacional a los efec-
tos constitucionales.
Muy atentamente,
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -M. Rivero,
Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
Habana, 5 de Marzo de 1923.
Sr. President de la Cimara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fe-
cha, aprob6 el Proyeeto de ese Cuerpo, reference a
dividir ila actual eircunscripci6n del Juzgado de Pri-
mera Instaneia, Instrucci6n y Correecional de Sane-
ti-Spiritu, en uno de Primera Instancia y otro de
Instrucci6n y Correeeional; habi6ndose remitido al
Ejecutivo Nacional a los efectos constitucionales.
Muy atentamente,
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -M. Rivero,
Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
Habana, 5 de Marzo de 1923.
Sr. President de la Cimara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada en el dia de la fe-
cha, aprob6 el Proyecto de Ley de ese Cuerpo, refe-
Secretaria de Sanidad y Beneficencia, la plaza de
rente a rear en la Direcci6n de Beneficencia de la
Instructor PrActica, Supervisora de la Ensefianza
de las Es:uelas de Enfermeras, con el haber annual de
dos mil cuatrocientos pesos; habi6ndose remitido al
Ejecutivo Nacional a los efectos constitucionales.
MITy atentamente,
(F) Awrelio Alvarez, Presidente. -M. Rivero,
Secretario. -A. G. Osuna, Seeretario.
SR. PRESIDENT '(VERDEJA) : La Camara se da por
enterada de las Comunieaciones.
(El Oficial de Actas leyendo.)
Habana, 5 de Marzo de 1923. -Sr. President de
la CAmara de Representantes. -Sefior: El Senado,
en sesi6n celebrada el -dia de la fecha, aprob6 el
Proyeeto de Ley que se acompafia, referente a con-
ceder un cr6dito de treinta mil pesos moneda official
para viaticos de los funcionarios diplomAticos y con-
sulares de la Rep6blica. Lo que tengo el honor de co-
municar a Vd. a los efectos del articulo 18 de la Ley
de Relaciones entire la OCmara de Representantes y
el Senado.
Muy atentamente,
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -Manuel Ri-
vero, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.








20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


PROYECTO DE LEY:
Articulo I.-Se concede un cr6dito de treinta mil
pesos moneda official para vi'ticos de los funciona-
,rios diplomAticos y consulares de la Repfiblica, y pa-
ra tender a las demis necesidades de esta dlase que
puedan presentarse hasta la terminaci6n del actual
ejercicio fiscal.
Articulo II.-Los gastos que esta Ley origine se
tomarin de los fondos sobrantes del Tesoro no afec-
tos a otras obligaciones.
Articulo II.-Esta Ley comenzara a regir desde
el -dia de su publicaci6n en la "Gaceta Ofieial de la
Repfiu ica".
Sal6n de Sesiones del Senado, Habana, a los cin-
co 'dias del mes de Marzo de mil novecientos veinte
y ;tres.
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. --Manuel Ri-
vero, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se remitira a la Co-
misi6n de Hacienda y Presupuestos.
(El Oficial 'de Actas leyendo.)
Habana, 5 de Marzo de 1923. -Sr. President dde
la Camara de Representantes. -Sefior: El Senado,
en sesi6n celebrada el dia de la fecha, aprob6 el Pro-
yeeto de Ley que se acompafia, refrente a adicionar
al artieulo 1597 de la Ley de Enjuiciamiento Civil
un pdrrafo sobre deshaucio. Lo que tengo el honor
de comunicar a Vd., a los efectos -del articulo 18
de la Ley de Relaciones entire la C6mara de Repre-
sentantes y el Senado.
Muy atentamente,
(F) Aurebio A. Alvarcz, Presidente. -M. Ri-
vas, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
PROYECTO DE LEY:
Articulo I.-E1 articulo mil quinientos noventa y
site de la Ley 'de Enjuiciamiento Civil se adiciona-
ri con lo siguiente:
"El Juzgado pondra en conocimiento de 1Alcal-
de Municipal, con veinte y cuatro horas, per lo me-
nos, de anticipaci6n, que se va a practical la dili-
gencia de lanzamiento, indicindole al efeoto el dia
hora y sitio en que se va a verificar, con el objeto de
que por dicha Autoridad se disponga lo conducen-
te para que, en vez .de ponerse los muebles en la
via pfiblica, se traslade, por cuenta del Municipio
al Dep6sito Municipal.
Si en el acto del lanzamiento la Alcaldia Munici-
pal no prestase el referido servicio, se 'llevard a ca-
bo la diligencia en 'la forma dispuesta en el parrafo
nunterior.''
Articulo II.-Los Ayuntamientos consignarAn en
sus Presupuestos el cr6dito necesario para la pres-
taci6n de este servicio.
Sal6n de Sesiones del Senado, Habana, a los cin-
co dias del mes de Marzo de mil novecientos veinte
y tres.
(F) Aurelio A. Alvarez, Presidente. -M. Rive-
ro, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se remitira a la Co-
misi6n de Justicia y C6digos.
Se va a.dar lectura a las proposiciones de Ley.
(El Oficial de Acias lcyendo.)
A la CAmara.
Por Cuanto: el inciso "A" del articulo treinta de
la Ley Escolar y el incise "A" (del articulo veinti-
siete de la mencionada Ley, determinan que los ins-


pectores provinciales 'de instruoci6n primaria y los
inspectors, escolares, visitardn constantemente las
aulas de sus provincias o distritos de inspeoci6n.
Por Cuanto que el articulo sesenta y cinco de la
Ley a que se hace referencia determine que, los ins-
pectores provinciales tienen derecho a disfrutar de
una dieta de tres pesos cincuenta centavos y de dos
pesos los inspectors escolares o de -distritos per ca-
da dia que presten servicios fuera del sitio de su
permaneneia.
Por Cuanto que la Ley de Presupuestos vigente
solo consigna para dietas en el Departamento de
Instrucci6n P(iblica, la cantidad de diez mil pesos.
Por Cuanto que las aulas que funcionen fuera
de las cabeceras en la 'rayoria de los cases, cons-
tituyen el 80 per 100 de los que forman el distrito
de inspecci6n.
Por Cuanto que al hacerse la distribuci6n de la
cantidad de .diez mil pesos que autoriza el presu-
puesto, s6o1 corresponde a cada inspector, come pro-
medio, en algunas provincias, una cantidad de vein-
te y dos centavos diaries, con la que tienen que aten-
der a los gastos de manutenci6n y alojamiento cuan-
do prestan los servicios a que antes se hace referen-
cia.
Por Cuanto que de mantenerse la cantidad que pa-
ra dietas y gastos consigna el presupuesto actual,
quedard incumplido el precepto de ley que sefiala
fijamente la cuantia dde dichas dietas.
Por Cuanto que la inspecci6n escolar per todas
estas causes, viene realiz6ndose en el present aiio,
de mode anormal y a todas luces deficient; porque
es claro, que los inspectors no pueden distraer en
todos los casos, de sus modestos sueldos las canti-
dades que neccsitan para los gastos ocasionados per
su gesti6n.
Por Tanto: los Represontantes que suscriben so-
meten a la consideration y aprobaci6n -de la Camara
la siguiente

PROPosrICIN DE LEY:
Art. lo.-IIasta la vigencia del nuevo presupues-
to se autoriza al Ejecutivo para aumentar en quin-
ee mil pesos la cantidad de diez mil que figure en
ol vigente, para dietas y gastos de viaje de Super-
intendentes Provinciales, Inspectores T6cnicos, Ad-
ministrativos, Provinciales y do Distrito, Inspecto-
res de Ensefianzas Especiales y demds funcionarios
y empleados del Departamento de Instrucci6n Pi-
blica.
Art. 2o.-Este credito se situara por ,dozavas par-
tes y se pagarin ademAs, con cargo a 61, los gastos
ocasionados per este concept, por servicios presta-
dos en el present afio econ6mico, y los cuales no
hayan podido abonarse per falta de consignaci6n
suficiente en el presupuesto actual.
Art. 3o.-La diferencia hasta completar los vein-
ticinco mil pesos a que habrk de ascender este capi-
tulo del presupuesto, se tomarA de los sobrantes que,
per concept de personal, resulten en la Secretaria
de Instrucci6n Piblica y Bellas Artes, hasta tanto
se incluyan los mencionados gastos en los presu-
puestos generals de la naici6n. en que figurarh el
capitulo total de veintieinco mil pesos destinados a
este objeto.
Art. 4o.-Esta Ley quedaro en vigor desde su pu-
blicaci6n en la "Gaceta Oficial de la Repfblica".









DIARIO DE SESIONES LE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los cineo dias del mes de M'arzo de mil nove-
cienitos veintitr6s.
(F) Dr. Juan D. Byrne. --Juan Rodriguez Ra-
mnirez. -Juan M. Haedo. -E. Collazo. -Felix Mar-
tinez.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tomada en considera-
ci6n pasa a la Comisi6n de Hacienda e Instrucci6n
Pitblica.
(El Oficial de Actas leyendo.)
A la Camara.
El Representante que suscribe tiene el honor de
proponer a la CAmara la siguiente

PROPOSICI6N DE LEY:
Es muy frecuente el hecho de que los Tribunales
de Justicia, aun en los asuntos de mayor trascenden-
dencia en material criminal, cuando las pruebas son
mis complejas y los problems de orden juridico
cientifico mls variados dicten sentencias en cuyo
"resultado probado" se establezcan hechos indiscu-
tibles de criminalidad que traen aparejaado sanciones
penales calificadas de graves en la escala general
que el C6digo vigente establece, no obstante la con-
fesi6n consignada en el propio resultando de que se
desconocen "la forma en que esos hechos se han rea-
lizado asi como sus circunstancias concomitantes".
Aparte esa forma de dictar veredietos que en to-
do caso resultan una falta de respeto al esfuerzo
realizado por alas parties comparecientes para llevar
al animo del Tribunal el conocimiento de la verdad
que se proponen demostrar result alarmante para
la conciencia piblica toda vez que no hay nadie que
pueda estar exento de que se le imponga tan ar-
bitrario 'procedimiento que no estA ciertamente au-
torizados por la Ley, ya que el articulo 741 de la de
procedimiento criminal establece: "El Tribunal
apreciando segfin su conciencia las pruebas practi-
cadas en el juicio. las razones expuestas per la acu-
saci6n y la defense. y lo manifestado por los pro-
pios acusados dictara su sentencia dentro del termi-
no fijado por la Ley" lo que no quiero deeir que
eso le concede la facultad de no apreciar, o -de menos-
preciar esas pruebas", erigiendose en tribunal de
conciencia o lo que es peor dando un salto atras,
hacia las 6pocas obscuras y fantasticas en que se
Ilevaban los ciudadanos a la pira o a la hoguera,
sin otras razones que el convencimiento de unu .cul-
pabilidad extraido del concerto de todas las formas
de la coneupiscencia y de la pasi6n.
Por esas razones, a reserve de plantear ante la
CAmara el problema fundamental y definitive de la
reform de la Ley de Casaei6n que se resiente de
la falta de concordancia entire nuestro sistema pro-
cesal originario y los exotismos de la Orden Mili-
tar nfimero 92 de la Serie de 1899; con objeto de
proporcionar una facil e inmediata garantia que
no se encuentra reiiida con los principles basicos de
esa legislaci6n y a fin de evitar que continfie el abu-
so hondamente sentido por la sociedad cubana de
esa forma de dictar veredietos cerrando todo eamino
a una mAs alta v desapasionada consideraci6n por par-
te del' Supremo Tribunal de la Repfiblica, tenemos el
honor de proponer a la CAmara la siguiente re-
forms a la expresada Ley de Casaci6n.
Articulo T.-El articelo 41 de la Orden 92 de


1899, quedara adicionado de la siguiente manera:
En todos los casos en que por cualquier motive se
establezca recurso de casaci6n por infracci6n de Ley
contra sentencias dictadas en juieio criminal en que
las penas impuestas resulten aflictivas en cualquiera
de sus grades, y ademis se consigne en el resultan-
do probado que no se ha podido determinar por la
Sala c6mo ocurrieron los hechos procesales, ni cuh-
les fueron sus circunstancias concomitentes, el Tri-
bunal sentenciador elevard los autos al Tribunal Su-
premo junto con los demas documents en la opor-
tunidad que la Ley dispone.
Articulo II.-En los recursos a que se refiere el
anterior precepto, el Tribunal de Casaci6n podra
estimar y considerar con jurisdicci6n propia y fa-
cultad discrecional toda ]a prueba preconstituida en
los autos, ampliando las.que sean de canrcter tercial
si lo consider pertinente, ya de oficio o a instancia
,de las parties, practicando asimismo inspecciones ocu-
lares y reconoeimientos de cualquier clase.
Articulo III.-En todos los asuntos pendientes de
resoluci6n ante el Tribunal Supremo que reunan las
condiciones establecidas en el articulo primero de
esta Ley, deberAn las Salas sentenciadoras remitir
los autos de oficio, debiendo el Tribunal Supremo
exigir dicha remisi6n. si no lo verificaren oportu-
namente.
Articulo IV.-Esta Ley comenzark a regir desde
el dia de su publicaci6n en la "Gaceta Oficial de la
Rep6blica".
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes a los seis dias del mes de Marzo de mil novecien-
tos veinte y tres.
(F) Eduardo Gonzdlez Manet. -Dr. Santiago
Rey. -Gonzalo Freyre de A drade. -Oscar Soto.-
RHal de Cdrdenas.
.SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Pasa a la Comisi6n de
Justicia y de C6digos.
(El Oficial de Actas leyendo.)
A la Camara.
Es un hecho cierto que por los partidos politicos
se ha procurado y muchas veces obtenido en pasa-
dos periods electorales, la intervenci6n active en
la political, de miembros de las fuerzas armadas,
causindose con ello series trastornos en dichos or-
ganismos o hasta graves perturbaciones puiblicas, co-
mo la protest de Febrero de 1917, en la cual resul-
taron envueltos los oficiales y miembros del Ej6rcito
en numero considerable.
Es tambi6n cierto y pfblicamente reconocido, que
al terminarse aquel movimiento armado y a causa
del estado de anormalidad que sigue a todo period
revolncionario, no pudieron ser tratados y juzgados
en la misma forma y con la misma equidad todos los
oficiales y miembros del Ejercito acusados de he-
chos cometidos en relaci6n con dicho movimiento,
dAndose el caso de que muchos volvieran a ocupar sus
respectivos cargos en el servicio active o recupera-
ran sus deberes como retirados, mientras otros fue-
ron expulsados o separados de las filas, o privados
de su derechos a'los beneficios de' retire.
En consecuencia, y como un acto de extricta jus-
ticia, y de sano nacionalismo, que se abona por la
universal costumbre de liquidar Ins cuentas de esta
naturaleza, derivadas ,de las luchas civiles por una
media de sincere y patri6tico olvido. los Represen-









22 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


tantes que suscriben, tienen el honor de someter a
la Cimara la siguiente
PRoposrcI6N DE LEY:
Articulo I.--Se concede amnistia total a todos los
oficiales, alistados y miembros de las fuerzas de Mar y
Tierra de la Repiblica, por los delitos o faltas cometi-
das en relaci6n con las elecciones celebradas el dia pri-
mero de noviembre ide mil novecientos ,diez y seis y las
parciales o complementarias correspondientes; y del
propio modo se concede amnistia a dichos militares
por los delitos cometidos con oeasi6n y durante el mo-
vimiento armado de Febrero de mil novecientos diez
y siete, ya que tuvieron por objeto ayudar, iniciar,
cooperar, favorecer o para reprimir dicho movimien-
to armado.
Articulo II.-Los oficiales de las fuerzas de Mar
y Tierra que se hallaban en el servicio aetivo al tiem-
po de realizar los delitos de los cuales se concede am-
nistia por esta Ley, y a quienes se aplic6 por el Pre-
sidente de.la Rep-iblica el articulo 3o. de la Ley de
Amnistia del diez y ocho de marzo de mil novecien-
tos diez y oeho, o que habiendo sido juzgado o no
por Consejo de Guerra, fueron indultados o declara-
da extinguida la acci6n penal, no podrAn oeupar nue-
vamente sus respectivos cargos en el activo de las
fuerzas armadas, por virtud dde la present Ley, sin
antes ser ddeolarados capacitados fisicamente por una
Comisi6n de examen, compuesta por Oficiales del
Ej6reito. que al' efeeto designarA el Ejecutivo Na-
cional ,dentro de los noventa dias naturales contados
desde la promulgaei6n de esta Ley.
Articulo III.-Los Oficiales que fueren declara-
dos aptos por dicha Comisi6n de -examen, podrin
ser llamados al servicio activo por el Ejecutivo Na-
eional euando lo estime necesario, quedando, mien-
tras no vuelvan al servicio active, en situaci6n de
exodeentes con todos los deberes y derechos inheren-
tes a la situaci6n de retire.
Articulo IV.-Los que no fueren declarados ap-
tos para el servicio active pasaran. a la situaci6n de
retire.
Articulo V.-Los Oficiales que ya -estaban en si-
tuacion de retire al tiempo de realizarse los delitos
o faltas que por esta Ley se amnistian, volverAn a
la misma situaci6n que antes disfrutaban.
Articulo VI.-Quedan derogadas todas las leyes
y disposiciones que en todo o en parte se opongan
al cnrmplimiento de esta Ley.
Articulo VII.-Esta Ley empezara a regir. desde
su publicaei6n ,en la "Gaceta Oficial de la Repfi-
blica. "
Sal6n de Sesiones de la Cimara .de Representan-
tes, a los cinco dias del mes de marzo de mil nove-
cientos veinte y tres.
(F) E,rl.p'i' Re cio. -Pedro Herrera Sotalon-
go. -Ramdn de Ledn. -Rafael Alfonso. -Rafael
J. Ubeda. -Carlos Gu s. --Juan M. Haedo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Pasarh a la Comisi6n
de Justicia y C6digos.
SR. SARDINAS (EMILIO) : Que pase tambi6n a Ha-
cienda y Presupuesto.
SR. RECIo (ENRIQUE) : bPor qu6?
SR. SARDI'AS (EaiILIo): Porque enlvuelve un
gasto.
SR. RECIO (ENRIQUE): Casi todas las Leyes en-
vuelven gastos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Los que est6n con-


formes con que este asunto pase. tambi6n a la Co-
misi6n de Hacienda y Presupuesto se serviran po-
nerse de pie.
Desechada.
Sefiores Representantes: Cumpliendo acuerdo de
la CGmara debe reanudarse la discusi6n sobre el Pro-
yeeto de Ley, reference a retires ferroviarios.
Referente a este asunto se va a dar cuenta con
un teiegrama del Sr. Heliodoro Gil.
S(El Oficial de Actas da lecture a un telegram del
Sr. Heliodoro Gil pidiendo la suspension de este
debate.)
SR. RECIO (ENRIQUE) : Altisima consideraci6n sen-
timos por el Sr. Heliodoro Gil, pero hay distintas
comi,siones y elements del interior y de ola propia
Habana que se estfn moviendo alrededor y en tor-
no de este Proyecto de Ley. En la propia Cimara
se han consumido ya various turnos sobre este asun-
to y se ha llegado a la conclusion de sefialar una fe-
cha determinada, para continuar el 'debate que fu6
suspendido.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Dado el interns que ha
despertado este asunto y ;los studios que ha hecho el
Sr. Gil sobre esta material y los conocimientos que
tiene sobre la misma, creo que ''a Cimara, por cor-
tesia, debe esperar a que 1 est6 present para diseu-
tir este Proyecto de Ley. Tambi6n esta ausente el
Dr. Viriato GutiBrrez que es uno de los paladines de
esta Ley...
SR. MULKAY (JosE) : Para armonizar lo que debe
constituir un deseo de la Camara, para complacer la
petici6n carifiosa de quien en este moment se en-
cuentre quizAs envuelto en las redes del C6digo Pe-
nal. (La Cdmara toda, no, no es eso.)
Yo crei que habia matado a alguien, y como 61 tie-
ne estudiado profunda y cientificamente el problema
de los ferrocarriles, propongo que pospongamos su
debate hasta que se encuentre present. No asi en lo
que se refiere a la Ley de, Gratificaciones, porque to-
dos estamos aqbi.
SR. RECIo (ENRIQUE) : El homicide no ha sido el
senior Gil.
Sn. MTULKAY (JOSE) : Me alegro muchisimo de la
interrupci6n ,de mi compafiero y pido que se felici-
te al senior Gil pfiblicamente por no haber cometido
ningfin homicidio.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Sefiores Representan-
tes: Si el problema estuviese detenido por una en-
mienda del senior Gil, que fuese necesario que la
CAmara conociese su alcance, estaria bien que sus-
pendi6semos el debate; pero cuando no hemos apro-
bado ni la totalidad de la Ley siquiera, entonees yo
propongo que entremos en el -debate sobre la tota-
lidad, y en- el articulado, euando el senior Gil ven-
ga en una pr6xima sesi6n, entonces podrA interve-
nir. Yo solicito se ponga a discusi6n Ja totalidad del
Proyeeto.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Continfa l'a diseusi6n
del Proyeeto. Se le va 'a dar lectura.
(El Oficial de. Actas leyewdo.)

COMI\SION DE JUSTICIA Y CODIGOS
Habana, Febrero 19 de 1923. -Sr. President de
la Camara de Representantes. -Sefior: A los efec-
tos reglamentarios, tengo el honor de remitir a us-
ted el adjunto Dictamen en que esta Comisi6n de









DIARIO DOB SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 23
i- v ,


Justicia y CSdigos, a propuesta del Ponente sefor
Freyre de Andrade, modifica el Proyecto de Ley pro-
cedente del Senado, relative a crear, como Institu-
ci6n del Estado, la Caja Nacional de Jubilaciones y
Pensiones de Empleados y Obreros de Empresas Fe-
rroviarias y de Tranvias, y de las Compafiias de Te-
1fonos, etc.
Muy atento de usted,
(f) Gonzalo Freyre de Andrade, Presidente.
A la Comisi6n de Justicia y C6digos 'de la Chmara
de Representantes.
El Ponente que suscribe, cumple el deber de in-
formar sobre el Proyeto procedente del Senado,
referente a la Jubilaci6n de los empleados ferro-
viarios, tranviarios y de tel6fonos, recomendando su
aceptaci6n con las variantes que se le introduced por
su nueva redacci6n.
Aleunas consideraciones contenidas en la Ponen-
cia de este Proyeeto que estuvo a cargo, en el Sena
do, del Dr. Antonio Bravo Correoso, bastarin para
apoyar su aprobaci6n.
Sin discrepancia alguna se ha aceptado que la or-
ganizaci6n del trabajo, haeiendo mas humana las
condiciones en que 6sta se desenvuelve, sera valla-
dar a las tentadoras protests de perturbaci6n so-
cial tan frecuentes hoy dia. Asi lo reconocieron los
grandes estadistas que al concertar las bases para
la cesaci6n de la pasada guerra, declararon que so-
lamente 'la paz universal podria establecerse si des-
cansaba en ila justicia social", porque ello evitarA la
causa de un descontento en un gran nfimero de per-
sonas que per la -deficiente organizaci6n del trabajo,
implican para ellas injusticia, miseria y privaciones.
Fu6 per 6sto que recientemente se acord6 por la
Liga de las Nacibnes, dale cara a estas cuestiones,
como base ineludible de una mejor y mis just or-
ganizaoi6n social, en que pueda descansar segura la
sociedad del porvenir.
Tendiendo a 'ese objeto se consider por los Re-
presentantes de los Estados, en magnas reuniones,
que eran puntos de estrieta necesidad que las Na-
ciones se ocuparan en ila "Reglamentaci6n de las
horas de trabajo, la fijaci6n de una duraci6n mi-
xima del trabajo, diario y de la semana, .el reclu-
tamiento de la mano de obra, la prevenci6n de la
cesaci6n en el trabajo, etc., etc., y la proteoci6n de
los dbreros contra enfermedades generals y pro-
fesionales y los accidents que resultan del trabajo,
ilas pensions acordadas a la vejez y a los inv6lidos,
y la afirmaci6n del principio sindical", etc., etc.
No eran bastantes a conseguir esos beneficios los
esfuerzos de algunas naciones que chocaban con la
ironia o pasividad de otras, y de ahi que surgiera la
creaci6n de un Organismo que, representAndolas a
todas, cuidara 'de hacer efectivos tan urgentes y sa-
nos prop6sitos, mediante los acuerdos de las Con-
ferencias Generales de Representantes, que, por lo
menos anualmente se celebrarian y la Oficina In-
ternacionall del Trabajo.
Desde Idego que entas cuestiones no afectan en
nuestro pais los graves caracteres que revisten en
viejas sociedades; pero animados de dar soluci6n a
los mismos en la media precedent, se diet la Ley
de 26 de Noviembre de 1921.


pleta y exenta de errors, aunque ella fuera estu-
diada previamente y aprobada por las propias per-
sonas a quienes beneficiaba.
Estudios posteriores comprobaron que era indis-
pensable modificarla, .rodeindola como a una insti-
tuci6n de todas las garantias 'requeridas para que
respond al m6vil levantado que inspir6 a su author
y al legislator y a la necesidad social que trata de
satisfacer.
Por ello se ha creido con raz6n que debia cometer-
se la reform sustituyendo totalmente una Ley a
otra.
El Proyeeto que por tales motives se recomienda
aprobar, mantiene todas las ventajas y beneficios de la
vigente Ley y sefiala otros convenientes a la mejor
organizaci6n del trabajo en sus relaciones con el Ca-
pital, haciendo nmis humana la condici6n del traba-
jador.
Y finalmente, como se di al obrero una oportu-
nidad para asegurar su porvenir y el de su familiar,
naturalmente que la media tiende a asegurar la paz
social, haciendo mAs fecunda la labor del trabajador,
porque se sentira ligado al trabajo por el incentive
de su propio bienestar asegurado.
La Comisi6n resolver.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos -de lna Oimara de Representantes, en la Habana,
a los diez y nueve dias del mes de Febrero de mil
novecientos veinte y tres.
(F) Gonzalo Freyre de Andrade, Ponente.
DICTAMEN :
La Comisi6n de Justicia y C6digos, en sesi6n ce-
lebrada en el dia de la fecha, ha acordado, por ma-
yoria de votos, aprobar el anterior informed del Po-
nente Sr. Freyre .de Andrade, por 'el que modifica
el Proyeeto de Ley procedente del Senado, relative
a crear, como Instituci6n del Estado, Ja Caja Nacio-
nal de Jubilaciones y Pensiones de Empleados y
Obrers de Empresas Ferroviarias y de Tranvias, y
de las Compaiis de Tel6fonos, etc.; y como Dicta-
men de la misma, remitirlo a la Cimara de Represen-
tantes, dejando redactado el expresado asunto en
la forma siguiente:

PROYECTO DE LEY
-CAPITULO I.
De la Ley y su objeto.
Articulo I:-Se crea, como Instituci6n del Esta-
do, la Caja Nacional de Jubilaciones y Pensiones 'de
Empleados y Obreros de Empresas Ferroviarias y
de Tranvias, y de las Compafiias de Telffonos, So-
ciedades o Empresas de servicio ipfiblico que estin
anexadas o fusionadas a las primeramente nombra-
das, con sujeci6n a las 'disposieiones de esta Ley.
Articulo II:-Quedan comprendidos en esta Ley
los empleados y obreros de los ferrocarriles y tran-
vias de servicio pfiblico establecidos actualmente en
el pais y de los que en adelante se establezcan, sea por
el Estado o por empresas particulares, de las Com-
pafias 'de Telefonos, y -de las Sociedades o Empre-
sas 'de servicios pfiblicos con ellas anexadas o fu-
sionadas.
Articulo III:-Para los efectos de 'esta TLev. la de-


No entr6 en los cileulos del iniciador de esa mag- nominaci6n "empleados y obreros" comprende a to-
nifica media legislative, el Dr. Santiago Verdeja, das las personas que presten servicios dentro ddel te-
Presidente de esta C imara, que la misma fuera com-I rritorio de la Repfiblica de Cuba, a las empress








24 DIARIO PE SESIONES DE LA OAMARA DE BEPRESENTANTEB


ferroviarias, de tranvias y telefonos ,de servicio pfl-
blico, percibiendo de las mismas sueldo o journal.
Articulo IV:-Los -empleados y obreros a qui6nes
se refiere esta Ley, no serAn separados de sus cargos
o empleos, ni suspendidos en el ejercicio 'de los mis-
mos sino por las causes que ste especifican a conti-
nuaci6n, o por otras de analoga naturaleza.
(a) La falta repetida de puntualidad o asisten-
cia a la oficina o lugar del trabajo sin motivo legi-
timo.
(b) Ignorancia. incompetencia, incapacidad o
iniepti:ud manifiesta para el desempeiio del puesto
o del trabajo.
(c) Ocuparse durante las fioras de labor fijadas
por las Empresas, en trabajos ajenos a 6stas.
(id) Faltar injustfficadamente a las Ireglas de
orden y discipline, previamente establecidas por las
Empresas.
(e) No guardar las debidas consideraciones a los
particulares en la gesti6n de sus negocios o asun-
tos en relaci6n con las Empresas.
(f) El reiterado incumplimiento de las 6rdenes
de los superiores.
(g) La falta de honradez, y cualquier otra de
igual indole o naturaleza.
A los efeetos de este articulo, las Compafiias res-
pectivas redactarAn un Reglamento que se someterA
a la aprobaeion del organismo competent del Go-
bierno o en su defecto, al Sefior Secretario de Agri-
cultura, Comercio y Trabajo.

CAPITULO II.
Administraci6n de la Caja.
Articulo V:-La Administraci6n de la Caja y to-
da otra gesti6n que, por esta Ley, se le atribuye a
la Instituei6n, estari a cargo de un Directorio ele-
gido por cuatro afios, formado por un Presidente
designado por el Poder Ejecutivo, con la aprobacion
del Senado, tres representantes de l'as Empresas y
tres representantes de los Empleados y Obreros de
dichas Empresas.
Para optar al cargo de miembro del Directorio,
en 'el caso de los tres que elegirAn los empleados y
obreros 'de las Empresas, sera precise tener la con-
dici6n de empleado de las Compafiias incluidas en
esta Ley, en active servicio o jubilado, y tener no
menos de cinco afios de servioios, quedando las Com-
paniias en libertad de nombrar empleados o no como
sus representantes.
Los miembros y empleados del Directorio, proce-
dentes del personal de las Empresas, se considerarAn
incluidos en las disposiciones de la present Ley, a
los efeotos 'de las jubilaciones y pensions.
Articilo VI.-En el Reglamento que se dicte para
la ejecuci6n de esta Ley, se estableeerk la forma en
que habrin de ser designados los representantes de
las Empresas y de, los empleados y obreros de las
mismas, que formen *el Directorio de la Caja.
El President y demias miembros del Directoric
percibiran la remuneraci6n que les fija e' Presu
puesto de la Caja, nunca mayor de trescientos pe
sos mensuales.
Articulo VII.-El Presidente tendra voz y voto ei
las deliberaciones del Directorio y su voto decidi


ri en caso de empate. Sera el ejecutor de las reso-
luciones del Directorio, y su representante legal.-
Los empleados de la- Caja estardn bajo sus inmedia-
tas 6rdenes, pero el nombramiento y remoci6n de
los mismos corresponderA al Directorio.
El Directorio, al emplear al personal que requie-
ran los servicios que le estin encomendados, darA
la preferencia, en igualdad de aptitudes, a aquellas
personas que sean o hayan side empleados de las
*Empresas comprendidas en esta Ley, y que se hayan
separado de ellas con buena hoja de servicios o es-
tin jubilados.
Articulo VIII.-En caso de ausencia, enferme-
dad o imposibilidad, el Presidente del Directorio se-
rA sustituido por la persona, que, oportunamente de-
signarA el Ejeeutivo en la forma que se consignara
en el Reglamento que se dicte para el eumpliamien-
to de esta Ley.
Articulo IX.-El Directorio se regira por el Re-
glamento intern que dicte al efecto, y anualmente
fijard su presupuesto -de gastos y el monto -de las
jubilaciones y pensions en curso que deban ser sa-
tisfechas durante el afio con los fondos de la Caja,
los que someterA a la aprobaci6n del Poder Ejecu-
tivo. -Cuando .los reursos calculados no alcancen
a cubrir el imported total de las jubilaciones y pen-
siones. que deban ser satisfechos durante el afio, el
Estado anticiparA en concept de ipr6stamo la dife-
rencia. -En este caso, serA el Directorio el que soli-
cite del Poder Ejecutito la adopei6n .de medidas ne-
cesarias para cubrir tal diferencia.
,El Directorio ademias, publicara, trimestragmen-
te, en' la "Gaceta Oficial de la Repfiblica", un ba-
lance general del estado de la Caja, expresando los
ingresos y egresos.

CAPITTULO III.
Del fondo de la Caja.
Articulo X.-El fondo de la Caja se formarA con
las asignaciones siguientes:
(a) 'Con el descuento forzoso del tres por ciento
de los sueldos de los .empleados y obreros, que pres-
ten servicios, dentro del territorio de la Repfiblica,
definidos en el Articulo III.-A los efectos de este
Articulo se considerarh como sueldo mAximo el de
quinientos pesos mensuales.
(b) Con el imported del primer mes de sueldo
pagadero en veinte y cuatro mensualidades consecu-
tivas del empleado u obrero que, por primera vez en-
' tre al servicio permanent de las Empresas, y de
los que actiiamente los presten a la vigencia de esta
SLey. -Si durante ese lapso el empleado u obrero
Socupare un puesto menos retribuido, s6lo se le des-
contari la part proporcional correspondiente al
nuevo sueddo.
(c) 'Con la .diferencia de sueldo correspondien-
te al primer mes, cuando el empleado u obrero pase
a ocupar en propiedad un puesto mejor retribuido.
S (d) Con la contribuei6n del -dos por ciento de
las utilidades liquidas de cada Empresa. que remi-
Stir' a la Tesoreria General de la Repfiblica, para
- acreditar a la Caja Nacional de Jubilaciones y Pen-
- siones, al serle aprobada por la Administraci6n de
Rentas de la Zona Fiscal correspondiente, la liqui-
i daci6n del impuesto sobre utilidades con que hoy
- tributan, la cual servira de base.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


-A
(e) Con el imported liquid de las ventas de los
articulos abandonados y no reclamados en los ferro-
carriles, tranvias y reservados telef6nicos; con todo
cobro indebido hecho por los empleados y no devuel-
tos por reclamaci6n establecida; con los sueldos y
cantidades de reclamaciones rezagadas en las diferen-
tes Compafiias comprendidas en esta Ley, haci6n-
dose el ingreso despues de la prescripci6n.
(f) Con las multas impuestas con arreglo a es-
ta Ley. I|A
(g) Con los intereses de los fondos acumulados.
(h) Con las donaciones y legados que se hicie-
ren a la Caja.
(i) Con el descuento forzoso del tres por cien-
to de las jubilaciones y pensions que se paguen.
(j) Con el -descuento forzoso del ocho por cien-
to de las jubilaciones y pensions de todos los em-
pleados y obreros que al ser jubilados no hayan
contribuido al fondo de pensions durante veinte
afios, ya sea por llevar various afios de servicio con
anterioridad a la promulgaci6n de esta Ley, ya sea
por haberse acogido al articulo veinte y dos de la
misma. -En este descuento queda incluido el del
Inciso anterior letra (i), y s6lo se harh por el tiem-
po que le falta al jubilado para completar veinte
afios, contandole todo el tiempo que haya contri-
buido al fondo de pensions. -Completados los vein-
te afios en esta forma, se le continuara descontando
el tres por ciento en vez del oeho mencionado.
Quedan exceptuados de este Inciso los que esten
comprendidos en el articulo "veinte" -de esta Ley.
Articulo XI.-Las Empresas comprendidas en es-
ta Ley, cuyo personal est6 incluido en su beneficio,
estAn obligadas a practicar los descuentos a que se
refieren los incisos a, b y c del articulo anterior, en
los sueldos del personal de su deseendenoia, y remi-
tir su imported a la Tesoreria General de la Repdi-
blica, por conduct de la Zona Fiscal respective, den-
tro de los cuarenta dias siguientes a la fecha del
descuento, y dentro del mismo plazo, remitirAn los
products provenientes de las demis operaciones a
que vienen afeetadas por las disposiciones del cita-
do articulo. -La Tesoreria de la Repiblica consti-
tuira un fondo especial con el product .de estos in-
gresos, que tendran exclusivamente a disposici6n del
Directorio de la Caja y que, por ningin motive, po-
drA aplicarse para fines distintos de los que expre-
samente le da esta Ley.
Articulo XII.-Los fondos procedentes de esta Ley
serAn de la- exclusive propiedad de las personas com-
prendidas en sus beneficios y el Diretorio de la
Caja, atendera al pago de las jubilaciones y pen-
siones que ne acuerden.
En ningfin caso, podrA disponerse de dichos fondos,
sino para el pago de jubilaciones, bajo la respon-
sabilidad personal de los miembros del Directorio,
que se hart efectiva judicialmente. except en aque-
Has otras erogaciones que expresamente se autori-
zin por esta Ley.
Articulo XIII.-Los fondos de la Caja, descon-
tadas las sumas indispensable para los gastos co-
rrespondientes, podran ser invertidos, previa resolu
ci6n del Directorio en cada caso, en la adquisici6o
de valores pfiblicos del Estado y en su defect de
inmuebles.
El Directorio cuidara de no afectar a las opera
clones que so autorizan por este articulo, aquello,


fondos que se juzgue necesario conservar en efecti-
vo para el pago de jubilaciones y pensions corrien-
tes.
Articulo XIV.-Los fondos, valores y bienes que
se a'dquiercn por consecueneia .de esta Ley son in-
embargables.

CAPITULO IV.
De las jubilaciones.
Articulo XV.-Los empleados y obreros a que se
refiere el articulo II que hayan contribuido al fondo
de la Caja con los descuentos establecidos en el ar-
ticulo X, salvo las excepciones que se determinarin,
tendrAn derecho a la jubilaci6n que les corresponda
seguin clase que fija esta Ley.
Se empezarin a contar los afios de servicios a los
efectos de la present Ley, desde la feelra del cese
de la. soberania espafiola en Cuba, o s6ase desde el
primero de enero de mil ochocientos noventa y nue-
ve y el tiempo de servicio se computarA tomando el
que los empleados y obreros hayan prestado, y com-
prueberi, no s61o a 'las actuales Empresas, sino tam-
bi6n a aqu6llas de que las mismas sean legitimas su-
cesoras, bien por compra de las propiedades de la
anteriores, bien por fusion, u otros medios .de trans-
misi6n.
Articulo XVI.-La jubilaci6n se clasificarA:
Primero:-Ordinaria.
Segun'do:-Por invalid ez.
Tereero:-Por retire voluntario.
Articulo XVII.-El monto de la jnbilaci6n ordi-
nario se calculara con relaci6n al promedio de los
sueldos percibidos durante los dos filtimos afios de
servicios y con sujeci6n a la siguiente escala:
Primero: Hasta cien pesos, moneda official, de suel-
do mensual, el setenta y cinco por ciento.
Segundo: Sueldos entire cien y quinientos pesos,
de sueldo mensual, setenta y cinco por ciento de los
primeros cien pesos y el setenta por ciento -de la par-
te del sueldo que exceda de cien pesos hasta quinien-
tos pesos, que se consider como sueldo maixmun.
Articulo XVIII.-Corresponde a la jubilaci6n or-
dinaria, dentro de las condiciones establecidas en el
articulo anterior, integra, el empleado u obrero que
haya prestado veinte afios de servicios, cualquiera
que sea su edad.
Articulo XI.X-El monto -de la jubilaci6n por in-
validez se calcular con relaci6n al promedio de los
sueldos percibidos durante los dos filtimos afios de
servicios, a raz6n de un setenta y cinco por cien-
to del promedio de sueldos obtenidos.
Articulo XX.-Corresponde la jubilaci6n por in-
validez. dentro de las condiciones establecidas en el
articulo anterior, al empleado u obrero que, cual-
quiera que sea su tiempo de servicio, fuere declarado
fisica o intelectualmente imposibilitado para conti
Snuar en el servicio de su empleo o de otro compati-
ble con su actividad habitual o con su reparaci6n
comprobada, bien por enfermedad cr6nica incurable
-o por inutilidad fisica o mental, siempre que se hu-
- biese inutilizado por consecuencia de algfin acciden-
te oeasionado en el servicio o por causa evidence y
exclusivamente imputable al mismo servicio. -Es-
tos extremes se comprobaran en la forma que esta-
Sblezca el Reglamento de esta Ley.
s Articulo XXI.-Cuando se gestione una jubila-








'26 MtARIO DE StSIONE8 MA LA CAMAA,& Ixt REPRE8EMNTANTES


ci6n por invalidez, despu6s de haiber dejado de per-
tenecer al personal de las Empresas incluidas en es-'
ta Ley, no se concederA la jubilaci6n si no se com-
prueba que la invalidez se origin cuando el emplea-
do u obrero formaba parte del personal de diehas
Empresas, y las gestiones no se realicen dentro de
peis meses a partir de la fecha en que se deje de
pertenecr a las Empresas.
Articulo XXII.-Corresponde la jubilaci6n per re-
tiro voiluntario al empleado u obrero que teniendd
mis de diez afios de servicios y sesenta de edad, no
aleance 'al niumero de afios exigidos por el articulo
diez y ocho o cuando teniendo ,diez o mas afios de
servicio, eualquiera que sea su edad, se haya inu-
tilizado por cualquier causa para el trabajo.
Esta jubilaei6n se calcularg a raz6n de un cincuenJ
ta por ciento idol sueldo que result como promedio
de los disfrutados durante los dos iltimos aieos poi
el empleado u obrero que solicite la jubilaci6n.
Articul(o XXIII.-Los empleados u obreros, quew
teniendo menos de diez afios de servicio alcancen los
setenta de edad, y deseen cesar en el servipio, ten-
drAn derecho a una indemnizaei6n igual -a la suma
aportada por ellos al fondo de la Caja, m6s los in.-
tereses a raz6n del cinco por ciento annual, capitali-
zados por afios. -En ningin easo se caleularkn es-
tos intereses con posterioridad a la feeha del retire.
Articulo XXIV.-Los empleados u obreros qgue
fuesen deelarados eesantes por no requerirse sus ser.
vicios, por las rebajas que sea precise hacer en cual-
quier 6poca especial del afio por razones de econo-
mias y otras anllogas, formarAn el euerpo de em-
pleados y obreros excedentes; y si reingresaran pos-
teriormente al servicio, tendrin derecho, a los efece
tos de esta Ley, a que se les computer los servicios
prestados con anterioridad a la deolaraci6n de ex-
-cedencia; sin que durante ksta tengan que cotizar
al fondo de jubilaci6n.
Articulo XXV.-Cualquiera que sea la cuantia del
haber o journal que devengue el empleado u obrero,
no podrA tributar mis que con 'los descuentos sefia-
lados en los incisos (a), (b), (e) y (j) del articulo
diez 'de esta Ley, ni tendra dereeho en su jubilaci6n
a pension mayor que la correspondiente a un suel-
do que no exceda de quinientos pesos mensuales con-
forme lo determinado en esta Ley.
Articulo XXVI.-'A los efectos de la jubilaci6n
s6lo se tomarAn en cuenta los servicios efectivos,
aunque fuesen discontinuos, durante el nfimero .de
afios requerido.
Cuando ila retribuci6n del trabajo haya sido total
o parcialmente por journal, se computark un afio por
cada doscientos cincuenta dias de trabajo efecti-
vo y si hubiese sido por horas, se dividirh por ocho
el nfmero de horas para establecer el nimero de
dias de trabajos efectivos; pero en ningin caso se
computarh mas de un aio de servicios efectivos por
los que sean prestados en cada afio natural.
Articulo XXVII.-La fracci6n que en el t6rmino
de antigiiedad exceda de seis meses, serA computada
por afio entero.
Articulo XXVIII.-Las jubilaciones por invalidez
se acordarAln con character provisional y los intere-
sados quedarkn sujetos a las revisiones que dispon-
ga el Directorio de .la Caja, dentro de los einco afios
posteriores a su otorgamiento, a partir de cuya fe-
cha se considerarAn definitivas.


Articulo XXIX.-No se podran acordar jubila-
ciones por invalidez sin p'revio examen de los m6di-
cos designados -al efecto por el Directorio respect
a los causales .de imposibilidad fisica o intellectual
alegadas, sin perjuicio de 6sto, el Directorio orde-
nari todas las averiguaciones que estime pertinentes.
Articulo XXX.-Unicamente los que hayan ob-
tenido jubilaci6n voluntaria podrAn volver al ser-
vicio. -En este caso, el jubilado cesard en el goce
de la jubilacion y percibira solamente el sueldo
asignado al nuevo empleo. Al cesar en 6ste, por
cualquier causa, volvera al goce de su anterior ju-
bilaci6n, sin que pueda recu'rrir para que le sea
aumentada, por cuya causa no se le exigirAn los
aportes establecidos en el articulo decimo, con rela-
o6n al nuevo empleo.
Articulo XXXI.-Exceptiase en lo dispuesto en
el articulo anterior al jubilado por invalidez cuyos
servicios sean utilizadlos en otro empleo; en este
caso, percibira ademAs, del sueldo, la fracei6n Ide la
jubilaci6n por invalidez que aeuerde el Directorio
de la Caja, proporcionalmente, a la disminuci6n su-
frida en su incapacidad de trabajo, y euando allan-
zase los afios de servicio para obtener jubilaci6n or-
dinaria, les sera acordada jubilaci6n definitive, igual
al monto de la ordinaria que corresponde al onto
del sueldo de su nuevo empleo, mas la fracci6n de
la jubilaci6n por invalidez que haya percibido.
Articulo XXXII.-Las jubilaciones serAn aeorda-
das por el Direetorio de la Caja ante el cual debe-
rAn solicitarse y una vez concedidas sreAn pagadas
desde el dia en que el interesado deje el servicio.-
El empleado u obrero que se consider eon dereeho
a la jubilaci6n presentara al Directorio eserito ex-
presando todas las eircunstancias y requisitos que
la comprendan y acompafiando los documents que
acrediten sus dereohos y pidiendo que se le reclame
el expediente o expedientes personales d6nde se ha-
llaren, si se hubiesen formado por las Empresas res-
pectivas, y los demihs documents que no est6n a su
disposico6n y proponiendo las demAs pruebas que
le convengan. -El Directorio, por mediaci6n de su
President, reclamarg el expediente o expedientes
del empleado u obrero, asi como cuantos datos y
certificaciones sean necesarias para ila comprobaci6n
del derecho que se reclama.
Contra la resoluci6n del Directorio denegando el
derecho reclamado, podrA el interesado apelar, den-
tro de los treinta dias siguientes a la notificaci6n de
la resoluci6n, ante la Sala de Gobierno de la Audien-
cia en cuya demarcaci6n prestase sus servicios el
apelante, y a la cual remitir el Directorio el expe-
diente del caso. -La Sala de Gobierno, para mejor
proveer o a solicited del apelante, podrA acordar la
prActica de alguna actuaci6n omitida o tendiente a
aolarar algfin hecho, y dictarA auto resolutorio den-
tro de quince dias.
Contra .el auto confirmatorio de lla denegaci6n
de la jubilaei6n, el interesado podra, dentro de los
quince dias siguientes de la notificaci6n, recurrir
para ante la Sala del Tribunal Supremo, la cual den-
tro de los quince dias siguientes al recibo del ex-
pediente, que se le remitira, dietary auto, sin ulte-
rior recurso, confirmando o revocando el recurrido.
Las actuaciones y los documents que sean preci-
sos para justificar los requisitos que esta Ley exi-
ge, se efeetuarAn y expediran gratuitamente y sin de-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 27


mora innecesaria, siempre que se solicite por escri-
to, expresando la causa y mediante juramento.
Articulo XXXIII.-Los empleados y obreros que,
teniendo mis de diez afios de servicio, fuesen des-
tituidos per mal desempefio de sus cargos o por
abusos de bebidas alcoh6licos, durante el ejereicio
de los mismos, o condenados per sentencia per de-
lito grave, no se les devolverA el imported de los des-
cuentos hechos a sus sueldos ni serAn jubilados;
pero, si tuvieran familiar, 6sta gozarA de la pension,
adjudicAndose en la misma proporci6n y forma que
se explicarA en los articulos 38, 39 y 40.
Cuando los motives de una destituci6n se com-
prueben ante el Directorio de la Caja per medio de
expedientes, la resoluci6n del Direcorio podra ser
apelada per ante la Sala de Gobierno de la Audien-
cia. cuya resoluci6n podra ser recurrida ante la Sa-
la de Gobierno del Tribunal Supremo. en la forma
que es usual en derecho.
Cuando la resoluci6n definitive acredite que la
separaci6n del empleado u obrero ha sido indebida
se le notificara a la Empresa respective que deberA
incorporar al expediente personal del empleado u
obrero una cortifcaei6n de servicio, exonerAndolo
de las imputaciones hechas y enviado al interesado
copia de la misma.
El tiempo invertido para fijar la situaei6n de los
empleados y obreros hasta Ilegar a la resoluci6n 'de-
finitiva del expediente, le ser6 contado a los efectos
de la jubilaci6n, siempre que pague las cotizaciones
correspondientes a ese tiempo y la resoluci6n defi-
nitiva del expediente le sea favorable.
Articulo XXXIV.-Ei derecho para pedir la ju.
bilaci6n se extingue a los seis meses a ccntur del dia
en que e eempleado u obrero deje el servicio.
Articulo XXXV.-Las quotas vitalicias y el dere-
cho a percibirlas s6lo se pierde per las causes expre-
sadas en esta Ley.
El jubilado, si se domicilia en el extranjero, lo co-
municara al Directorio de la Caja en la forma que
explicara el Reglamento.
Articulo XXXVI.-La conmutaci6n, el indulto o
]a amnistia, no harAn renaeer los derechos perdidos
cmnno consecuencia de lo dispuesto en esta Ley.
Articulo XXXVII.-No podrA reclamar su jubila-
ci6n el que tenga causa criminal pendiente por deli-
to grave, o haya sido separado del cargo por frau-
de a la Empresa aunque del heeho no havan conoci-
do todavia los Tribunales.

CAPITULO V.
De las pensions.
Articulo XXXVIII.-En los mismos casos en que
con arreglo a esta Ley haya derecho a gozar de jun
bilaci6n y ocurra el fallecimiento del empleado n
obrero, tendrin dereeho a pedir pension en propor-
ci6n y condiciones estableeidas en esta Ley; la viuda,
el viudo invilido. los hijos, hasta la edad de vein-
tiun' afios, o en su defecto los padres y a falta de 's-
tos las hermanas solteras del causante hasta la edad
de veinte y un afios y las mayores de edad si estu-
vieran imposibilitadas para el trabajo.
Por fallecimiento del jubilado, las personas enu-
meradas en el pArrafo anterior tendrAn derecho a
pension en las condiciones estableeidas en los ar-
ticulos siguientes, sin mAs tramites que el de justi-


ficar- su personalidad, acreditar la existencia de la
jubilaci6n de conformidad con esta Ley y observer
los requisitos por ella establecidos.
Asimismo tendrAn derecho a pension las personas
antes mencionadas si el causante falleciese en el
ejercicio de su cargo y siempre que tenga mas de
diez afios de servicio.
A los efectos del articula 39 se entenderii que la
jubilaci6n a que habrA tenido derecho el causante,
es 'la jubilaci6n per invalidez.
Articulo XXXIX.-El dereeho a gozar de la pen-
si6n entire las personas mencionadas en el articulo
anterior, corresponderd desde el dia del fallecimien-
to del causante y se otorgarA en la forma y orden
siguiente:
Primero:-A la viuda, el viudo incapacitado para
el trabajo, ainbos en consecuencia con los hijos.
Segundo:-A los hijos solamente.
Tercero:-A la viuda en consecuencia con los pa-
dres del causante, siempre que esos estuvieren exclu-
sivamente a cargo de aqu6l.
Quinto:-A las hermanas solteras del causante
que se encuentren en las condiciones de los padres.
Los hijos naturales reconoeidos gozarAn de la par-
te de pension a que tengan dereeho con arreglo a la
legislaci6n civil.
Articulo XL.-El imported de la pension sera igual
a la jubilaci6n que percibia o a que tenia derecho el
causante.
La mitad de la pension corresponde a la viuda,
si concurren los hijos o los padres del causante, la
otra mitad se distribuira entire 4stos ''per capita". A
falta de padres e hijos, la totalidad de la pension
corresponder6 a la viuda.
En los casos de los incisos primero y segundo del
articulo treinta y oeho. si se extingue el derecho a la
pensionn de algunas de las personas comprendidas
en ellos, la parte ccrrespondiente acrecer a los
hijos sobrevivientes comprendidos en los beneficios
de esta Ley.
Articulo XLI.-Si la esposa del empleado que-
dase viuda hallandose divoreiada por su culpa o hu-
biese estado separada de 6ste sin voluntad de unir-
se, no tendrA dereeho a pension y 6sta pasarl a las
personas que con arreglo a esta Ley tengan derecho
a ella.
Articulo XLII.-Si a la muerte del causante ,de
una pension quedarin hijos hu6rfanos -de distintos
matrimonies la pension se distribuira en .a propor-
ci6n que correspond a los mismos y sera entregada
a sus respectivos representantes legales.
Articulo XLIII.-Tas pensions vitalicias y el de-
recho a percibirlas s6lo se pierde por las causes es-
tablecidas en esta Ley sobre la p6rdida de jubila-
ciones.
Articulo XLIV.-No se acumularan .dos o mas pen-
siones de las que concede esta Ley en la misma per
sona. Al interesado le corresnonde optar por la que
Il convenga y hecha la opci6n quedarA extinguido
el derecho a las otras.
Articulo XLV.-Las pensions seran acordadas por
el Direetorio en Ia misma forma y con iguales recur-
sos que se ha sefialado, para las jubilaciones, en el
articulo treinta y uno.
Articulo XLVI.-Las personas enumeradas 6n el
articulo treinta y site tendrkn derecho a una indem-
nizaci6n igual al imported de las cantidades con que
hayan contribuido al fondo de jubilaci6n y pensio-








28 DIARiO DB SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES
mm, ,,


nes el empleado u obrero fallecido que no deja dere-
cho a pension, afiadi6ndose a dicho irmporte el se-
senta y siete por ciento del mismo.
Articulo XLVII.-El derecho a pension se. extin-
gue:
Primero:-Para la viuda o el viudo o madre, cuan-
do contrajeren nuevas nupeias.
Segundo:-Para los hijos, desde quoe leguen a
la edad de veintiun arios, salvo en ilos casos .de in-
capacidad fisica o mental para el trabajo.
Tercero:-Para las hijas o hermanas solteras, des-
de que contraen matrimonio.

CAPITULO VI.
Articulo XLVIII.--Los sueldos, la jubilaciones y
pensions son inembargables. Sera nula toda ven-
ta, cesi6n o oonstituci6n de derecho que las grave
y que impida su libre disposioi6n por el poseedor
de los mismos.
Articulo XLIX.-Las Empresas a que se refiere
esta Ley estarin obligadas a suministrar al Direc-
corio de la Caja todos los informes que solicite del
personal y a permitir las oomprobaciones que juz-
gue pertinentes bajo aperoibimiento y pena de mul-
ta variable entire cincuenta y mil pesos.
Articulo L.-Las Empresas que no depositaren en
el tiempo y forma estatuidos en esta Ley, en su ar-
ticulo once, las sumas a que estan obligadas, incu-
rrirn en una multa de cien pesos, por cada dia de
demora, hasta tanto efeetien el dep6sito, con el in-
ters legal a contar desde el primer dia del incum-
plimiento.
El President del Directorio tendrk personalidad
suficiente para promover ante el Poder Ejecutivo o
los Tribunales de Justicia, per via de apremio, las
acciones ejecutivas que correspondan, hasta haser
efectivas las obligaciones v penalidades de esta Ley.
Las resoluciones del Directorio asentadas en el
Libro de Actas, y aprobadas, constituyen instrumen-
to pfiblico.
Articulo LI.-El Directorio de la Caja formula-
rh un censo de los empleados u obreros comprendi-
dos en la present Ley, con expresi6n de todos aque-
llos particulares que estime necesarios para la me-
jor aplicaci6n de la misma, dentro de los dos pri-
meros afios de su funcionamiento, cuvo resultado
elevarh al Poder. Ejecutivo. promoviendo, con vista
de ellos, cuantas medidas juzgue procedentes.

CAPITULO VII.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Articulo LII.-Todo empleado u obrero que ha-
ya fallecido despubs de haber contribuido al fondo
de jubil'aci6n estab.ecido por la Ley de jubilaciones
de Empleados y Obreros de Ferrocarriles y Tran-
vias v .de las ComPafias de Telefonos, de veinte y
seis de noviembre de mil novecientos veinte y uno y
tenga el tiempo de servicio oue requwera esta Ley,
sus herederos tendrn derecho a los benficios que
ella concede.
Articulo LIII.-El Poder Ejecutivo dispondra la
forma y, feeha en que, al tiempo de regir la pre-
sente Ley, deberan ser transferidos a la Caja Na-
eional de Jubilaciones y Pensiones, de los empleados
y obreros de las. Empresas incluidas en la misma,
los fondos, documents y antecedentes que obren en


su powder, por raz6n de lo establecido en la Ley so-
bre la propia material, de 26 dde noviembre de 1921;
declarando precoxistente todos los derechos y obliga-
ciones contraidas a su amparo.
Los empleados y obreros que al comenzar a regir
esta Ley, estuvieren disfrutando de alguna pension
de Empresas Ferroviarias y -de Tranvias y de las
Compaiias de Tel6fonos, establecidos en la Repdbili-
ca, y de las demis Compaliias, Sociedades o Empre-
sas de servicios pfiblicos que esten anexadas o fu-
sionadas a las. primeramente mentadas, done pres-
taron sus servi3ios, se entenmderAn acogidos a los be-
neficios de la misma teniendo derecho al miximun de
la jubilaci6n, .o sea, al setenta y cinco por ciento del
l6timo sueldo o journal que devengaban a1 comenzar
a disfrutar la pension.
Los empleados u obreros que al promulgarse ]a
present Ley, tuvieren sesenta arios cumplidos y Ile-
varen por lo menos.einco.de servicios, podran aco-
gerse .a los beoeficios de la misma con el minimun
de la jubilaci6n sefialada.
Articulo LIV.-El Directorio de la Caja podrA
elevar en cualquier tiempo hasta el cinco por cien-
to del descuento a que se refiere el inciso (a) del
articulo III de esta Ley si tal ingreso fuera sufi-
ciente para el pago de las pensions acordadas.

CAPITULO VIII.
DISPOSICION FINAL
Articulo LV.-El Ejecutivo Nacional, dentro de
los sesenta dias de la sanci6n de esta Lev y su pu-
blicaci6n en ]a "Gaceta Oficial de la Rep'blica",
dictara el Realamento para su ejecuci6n y una vez
oonstituido el Directorio, dentro de los noventa dias,
a contar de la fecha en que se apruebe y promulgue
en el Replamento, comenzara a regir la presented
Ley en toda su extension, quedando derogadas cuan-
tas Leyes, decretos y demos disposiciones legales que
se opongan en todo o en part a lo que en ella se
establece.
Sal6n .de Sesiones de la Comisidn de Justicia y
C6digos, Habana, diez y nueve de febrero de mil no-
vecientos veinte y tres.
Vto. Bno.: El Presidente. (F) Gonzalo F'reyre de
Andradc. -El Secretario P. S.. Viriato GCitidrrez.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a diseusi6n
la totalidad.
Sn. FERRARA (ORESTES): Yo desearia que se in-
formara por la mesa si es que existen algunas peti-
ciones de obreros, empleados y otras corporaeiones,
en relaci6n con este asunto.
Sn. PRESIDENT (VERDEJA) : Hay varias.
SR. FERRARA (ORESTES) : Entonces pido que se
suspend el debate y que estas peticiones sean cir-
culadas entire los sefiores Representantes.
SR. RECIO (ENRIQUE) : El lunes de la semana pa-
taba presente- se pidi6 que se suspendierai el de-
bate para hoy, precisamente para que los sefiores Re-
bate par hoy, precisamente para que los sefiores Re-
presentanltes pudieran conucer de esas solicitudes
de que habla el senior Perrara.
Sn. FERRARA (ORESTES) : A mi me pareee que 1las
excitaciones responded a intereses camagiieyanos.
. .S. RECTO (ENRIIQUE): S. S. esta en un error. El
Sr. Viriato Guti6rrez, que la semana pasada mani-









DMAR~tO DE SESIONE8 DA LA CAMARtA DE IREPIRESENTANTRS 29


festaba esas mismas dudas, ha podido convencerse de
que no obedecen a intereses camagiieyanos.
SR. FERRARA (ORESTES) : El hecho cierto es que,
seg6n me comunica la Presidencia, hay un gran
nfmero de peticiones en pr6 y en contra de ese
asunto. Es verdad o no, Sr. President?
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Si, senior.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo no pido .la suspension
del debate, sino que se d6 leetura a todas esas soli-
citudes o comunicaciones recibidas...
SR. MULKAY (JosE) : Pues yo si pido la suspension
del debate, porque no es possible que con una simple
lecture podamos darnos cuenta de todo ese asunto y
de todas esas peticiones. Por lo tanto, solicito que se
repartan copias y que eada Representante, en la so-
ledad de su alcoba, se empape de lo que aqui se va
a diseutir. (Risas).
,SR. PRESIDENTE (VERDEJA).: La petici6n de sus-
pensi6n de debate debe ser apoyada por dos seilores
Representantes.
SR. GODERICH (PEDRO): Yo la apoyo.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Esti apoyada por mi.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Reglamentariamente
apoyada la solicitude de suspension del debate, se po-
ne a votaci6n.
SR. GoDERICH (PEDRO): Nominal, Sr. President.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
nominal. Contestaran, si, los favorables; no, los con-
trarios.
(Se efectfia la votacidn.)
,SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Falta algun senior
Representante por votar?
(Sile'wcio.)
Han votado 66 sefiores Representantes, 27 que si,
y 39 que no.
Queda rechazada la suspension del debate.
Tiene la palabra par explicar su voto el senior
Freyre.
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Seiiores Re-
presentantes: Este Proyeeto de Ley, en cuyo debate
vamos a entrar, v.ino del Senado, y al tener conoci-
miento del mismo esta OAmara, lo envi6 a la Comi-
si6n de J'usticia y C6digos. El studio del Proyeeto
era dificil y esa Comisi6n fu6 auxiliada por el con-
sejo ilustrado .de algunos sefiores Senadores que vi-
nieron a hacerse oir privadamente de ,los miembros
de la misma. Esos seiiores Senadores trajeron tam-
bi6n la opinion de oreeido nfimero de obreros forro-
viarios, que a su vez vinieron a la Camara a expli-
car las neeesidades de su gremio. Impresionado por
esto el Representante que tiene el honor de dirigirse
a la CO:mara asumi6 la ponencia de este Proyecto de
Ley, y no eneontrando en el mismo nada que eho-
cara con los principi-os generals del derecho, acon-
sej6 en su informed a la Comisi6n que aportara y que
a su vez pidiera a la Camara la aprobaci6n del Pro-
yeeto de Ley. Posteriormente a este informed se han
acereado a la COmara distintos elements obreros,
que tanmbi6n son ferroviarios. pidiendo que el Pro-
yecto se apruebe con determinadas enmiendas. En
estas condiciones se abri6 el debate en la farde de
hoy y el Sr. Ferrara, apoyAndose en arguments
muy atendibles, solicit ,de la COmara que el debate
fuera suspendido. El Representante que habia vo-
tado a favor de la snspensi6n del debate, porque
cree que cuando compaiieros tan distinguidos adu-


cen como argument para la suspension que no estar
preparados para el debate que en period Ir6ximo
pueden star mejor informados que en el moment
actual, no hay mis remedio que acceder a esa soli-
citud 16giea y atendible y he votado ademis en fa-
vor de ]a suspension, porque !la creido que de esta
manera rompia una lanza a favor -de la aprobaei6n
de este Proyecto de Ley, porque euando se accede
a una suspension, a veces se gana una batalla que
se puede perder cuando no se accede a ella. Por es-
tas consideraciones es que he creido que accediendo
hacia un favor a los interesados en que el Proyeeto
sea aprobado.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a discusi6n
la totalidad.
SR. S\AGA~ (BARTOLOMr) : Pido la plabra a favor.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la ipalabra en con-
tra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Ferrara en contra.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefiores Representantes,
realmente es para dar lugar a nuestro amigo el senior
Sagar6 de que pueda pronunciarse a favor de este
Proyeeto de Ley que merece ser estudiado detenida-
mente, que debe ser objeto de multiples enmiendas,
si es que el principio fundamental que en 61 se en-
cierra se desea votar en definitive. Yo creo, muy
mRueho, en la necesidad de asegurar al obrero y al
trabajador en general, y al asalariado a fin de dar-
les un retire para que -despu6s que haya ofreeido
today su actividad durante su vida a una determina-
da empresa, o si no a la empresa a la sociedad en
general, cuando ya llegue a cierta edad, no sea en-
viado como trapo viejo a sufrir en un bajo hospital,
en una Casa .de Salud, o en un Hospicio para An-
eianos. Creo que la base principal, la que puede ani-
mnar mas a los obreros, la que puede desarrollar un
espiritu de solidaridad en ,Ia vida comfin que Ileva-
mos, es que se le asegure a la vejez un eierto con-
fort, un eierto bienestar, una cierta posibilidad de
vida. A este efeeto yo soy favorable a enalquier
Lev quie se dicte, soy favorable a que el Estado in-
tervenga. soy favorable a que las Compaiias pa-
guen, soy favorable al socorro mutuo entire los obre-
ros mismos, soy favorable a todas las distintas for-
mas que se ban buseado y eneontrando en el eurso
de los filtimos afios de legislaci6n social en las dis-
tintas parties del mundo. Pero yo soy contrario a
las eyes electorales, soy contrario a la populacheria
como base de la aotividad parlamentaria, yo soy
contrario a todo lo que signifique material impuesta
por 'a fuerza, o por la amenaza del voto, o por eual-
quiera otra actividad que asumieran las classes que
no pertenezean al pueblo comfin, a 'la totalidad de
la masa de los ciudadanos. Asi hoy no se podia dar
un paso en el Sal6n de Confereneias...
SR. RECIO (ENRIQUE). No hay problema electo-
ral en este moment.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero lo hubo cuando se
present. Esta fu6 una Lev electoral surgida en el
batalloso Camagiiey.
SR. RECIO (ENRIQUE) : S. S., que siempre eleva
todas las cuestiones, esta reduciendo esta a unos li-
mites que no tiene, porque afeeta a todos los obre-
ros y empleados de ferrocarriles. Nosotros tenemos
aqui pruebas de todos los rep esentantes de los em-
pleados de Tranvias y Ferroearriles; pero es que hay









30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


intereses encontrados, como ya hemos dicho. Si los
empleados y obreros de tel6fonos estin dentro de
esta Ley actual, no es porque se hizo una legisla-
ci6n para eillos, sino porque los autores los incluye-
ron dentro de aquella ley, y hoy resulta...
SR. SAGAR6 (IBARTOLOMI) : El Sr. Ferrara y el
Sr. Recio deben saber que esa Ley no es product
de los Representantes camnagiieyanos. Se present
en esta CAmara un proyecto firmado por el Dr. Ver-
deja y otro por el que habla; ambos fueron a la Co-
misi6n de Reformas Sociales, y esta Comisi6n emi-
ti6 su dictamen, despu6s de oir a las comisiones, a
su vez, que enviaron los obreros ferroviarios, y
emiti6 su dictamen, que fu6 aprobado por esta Cd-
mara y aprobado por el Senado; pero los propios
beneficiados poir el proyecto formaron una nueva
comisi6n para pedir que el proyeeto fuese modifi-
cado.
SR. RECIl (ENBIQUE) : No s6 por qu6 quiere des-
cubrir el Sr. Ferrara, en este asunto, =esa popula-
cheria del que habla. Es cierto que se nos han di-
rigido cartas y excitaciones, pero sin el carActer de
compromises politicos.
SR. FERRARA (OREsTES) : Yo le pregunto a los se-
flores Representantes si esta Ley es product del
studio o si obedece a esta. excitaci6n y a estas in-
fluencias que se ejercitan ddel exterior en favor de
su aprobaci6n.
SR. REClo (ENRIQUE) : Preeisamente obedece a esas
actividades .de elementos representatives de los
obreros, a impresiones que se han recogido...
SR. FERRARA (ORESTES): Las impresiones no se
recogen en los pasillos de la CAmara; deben recoger-
se en las palpitaciones del pais. Precisamente he po-
dido observer que el sal6n de conferencias de esta
Camara no parecia el lugar habitual de reunion de
los sefiores Representantes, sino un mercado en don-
de cada Representante era agarrado por un lado o
por el otro para que oyera la siplica, las ideas, las
aspiraciones de todos estos logristas, como se dice
muy bien en los Estados Unidos, que vienen a la CA-
mara a ejercer coacci6n.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Yo le pudiera presentar al
Sr. Ferrara una solicitud que represent a mAs de
oeho mil obreros.
SR. FERRARA (ORESTES) : YO 1o que s6, que esta tar-
de no se podia dar un paso por el sal6n de confe-
rencias.
-SR. RECIO (ENRIQUE) : Esos visitantes a que se
refiere el sefier Ferrara bien podian venir para ges-
tionar otras leyes.
SR. FERRARA (ORESTES) : No s6 si venian para ges-
tionar la subvenci6n del ferrocarril del Norte, las
gratificaciones a los empleados, las mAquinas para
votar. No s6 para qu6 venian; lo cierto es que estaba
lleno el sal6n de conferencias; casi todos esperando
que en este final de legislature ia Ckmara d6 el es-
pectiulo vergonzoso del albur de arranque. Por es-
to deberiamos ya estar en receso y haber abandonado
todos estos asuntos.
SR. RECro (ENRIQUE) : S. S. no me contara entire
los ucomprometidos en proyeetos que puedan ser una
vergiienza.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Tal pareee que estamos
estableeiendo un diAlogo. Dirijase S. S. a la CA-
mara...
SR. RECIO ('ENRIQUE) : Yo me quiero honrar diri-
gi6ndome a S. S.; S. S. me ha dieho populachero...


SR. FERRARA (ORESTES): No es que yo haya dicho
populachero a S. S. Es que es muy fMcil en el curso
de un debate, emplear oiertas frases que no estkn
muy de acuerdo con las reglas de 1a oratoria; por la
atm6sfera que se ha hecho, por las influencias que
de afuera hoy vienen, por todas esas comunicacio-
nes, por esta lucha constant de intereses, es que yo
he empleado esa palabra "populacheria", y no pue-
do retirar esta palabra, porque en nada ofende y en
nada toca a S. S.
SR. RECIO (ENRIQUE): Es que yo no me siento
aludido por el'lo.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo deseo in-
terrumpir al senior Ferrara: Para que me dijera si
61 cree, que si este proyeeto que se estA debatiendo,
tiene algo semejante a algfin otro proyecto, me bas-
taria so'lamente la informaoi6n del Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : S. S. debe saber que yo
nunea formulo una acusaci6n que no puedo probar
en el mismo instant.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Aunque no
sea m6s que una sospecha, yo rogaria...
SR. FERRARA (ORESTES) : En este asunto no tengo
absolutamente nada, nada que reprochar; pero creo
que hay una influencia externa que determine la vo-
lunta de los sefiores Representantes y que no es la
resoluei6n de esta CAmara el product de la libre ex-
presi6n de cada uno de los sefiores Representantes.
Por qu6 si no, cuAindo hernos visto a la CAmara
con tanto interns para que se discutan ciertas cues-
tion s? Por qu6 si no, jcuAndo hemos visto -come
vemos hoy a esta Camara, ya cansada, a las 7 de la
noche, diseutiendo cosas como lo estamos haciendo
ahora y que han enaltecido al Parlamento hoy y
que .enaltecieron al Parlamento ayer, discutiendo has-
ta altas horas de la noche problems que deben ser
diseutidos serenamente en otra oportunidad? Se tra-
ta, ademAs, de pensions, de Proyeetos del porvenir.
SEs que no poodemos esperar un dia? El senior Recio
decia: que hay comisiones de otras parties que se en-
cuoentran aqui, y yo *digo, es que 'debemos obedecer
a esas comisiones que aqui estfn. EstA la CAmara
cuabana muy parecida a la Convenci6n francesa, que
desde fuera se le imprne su voluntad.
Es que el Sr. Recio tiene miedo a su propia vo-
luntad, tiene miedo de sus propias decisions, es
que no conserva el fuego sagrado que le han tras-
amitido, para otro dia...
SR. RECIO (ENRIQUE) : Esto es do que m elastima;
S. S. que trata siempre de presenter a los Repre-
sentantes mis modestos, porque indiscutibilemente no
pueden lnegar a la brillantez de S. S. ni 'le pueden dar
los dias gloriosos que S. S. le ha dado a la CAmara,
como si estuvieraff bajo el influjo de elements ex-
trafios. bajo el influjo de los de afuera; y yo le pue-
,do asegurar a S. S. que nosotros, mis modestos, si,
representamos, tambi6n, una honradez de principios,
tan sana como 1la que represent S. S. y no estamos
bajo el influjo, absolutamente, de nada ageno. Se
trata en estos moments de un Proyeeto de Ley que
debia haber sido tratado ya en esta Camara y que
debido a nuestra condescendencia, unas veces, para
que fueran tratados otros asuntos, si no .de mas im-
portancia que este, si de la misma importancia, no
ha sido discutido afn. Se acord6, filtimamente, que
fuera tratado en la sesi6n del mi6rcoles; y, hoy, por
cortesia al Sr. Secretmrio de Haeienda, acordamos
que despu6s de la informaci6n de dicho funcionario,









DIARIO DE SEBIONES D S


se pasara a tratar ,del asunto, se nos dice que es-
tamos bajo la influeneia agena y bajo presiones ex-
trafias: bajo la presi6n de elements que sientan
en el pfiblico.
Yo ruego al Sr. Ferrara, por el que siento una
gran adniraci6n, por el que siento un gran afeeto,
que ya que estos son los ultimos dias que 61 ha de
permanecer en esta Cimara, en esta Legislatura y
a la cual 61 ha de volver, pues aqui su presencia es
necesaria, y por su gran popularidad, que permit
que los Representantes que aqui nos hemos de que-
dar, lo podamos recorder siempre con carifio y se-
guir deseando su regreso a este prestigioso Cuerpo
Colegislador.
Sn. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Yo deseo sa-
ber si despu6s del acuerdo de Ja Oamara .de Repre-
sentantes, referente a tratar el problema de los fe-
rrocarriles, se ha recibido alguna comunicaci6n por
la Presidencia de las distintas asociaeiones de obre-
ros y empleados de esas empresas y si los sefiores
Representantes las conocen.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : La Presideneia infor-
ma que hay sobre la mesa infinidad de telegramas.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): jEn pr6 o en
contra ?
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Hay infinidad de te-
legramas en pr6 de la Ley y hay otras comunica-
ciones en contra de la modifi-caci6n.
SR. FERNANDEZ (HERMO (LORENZO) : i Seria possible
conocerlas? Yo soy partidario de la Ley que estiamos
tratando y me parece que seria convenient que la
Cainara las conociese antes de entrar en su diseu-
si6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Cuando el senior Fer-
n6ndez Hermo propuso la suspension del debate fu6
s6lo con el objeto de que los sefiores Representantes
conocieran el sin nfimero de telegramas y de comu-
nicaciones que se han recibido por la Presidencia de
la C.amara alrededor de este asunto y que una vez
aprobada la totalidad del proyoeto de ley aeordara
la suspension del debate con objeto de que se le pu-
dieran presentar enmiendas que respondieran a los
deseos contenidos en esos despachos que sobre este
asunto se han recibido.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Esa no es la
orActica parlamentaria.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Jamis en la Chmara
al entrar a discutir un Proyeeto de Ley se han teni-
do en cuenta el nfimero de comunicaciones que sobre
el mismo han llegado a ella, sino que esas comuni-
caciones se han conocido en otra oportunidad, no en
el monmento de comenzar la discusi6n. Para que la
Camara las conociera debidamente seria necesario
que volvieran nuevamente a la Comisi6n para estu-
diarlas, porque no deben venir a la OCmara a discu-
tirse los Proyeetos de Ley para despu6s conocer los
antecedentes.
SR. HERRERA SOToLONGO (PEDRO): El senior Fe
rrara no quiere que la presi6n popular pese sobre
la Ckmara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Lo que yo no quiero (jue
pese sobre la Ciinara son las personas, pero si los ar
gnmentos a diferencia del senior HIerrera Sotolongo
SR. GONZALEZ (MANET (EDUARDO): Pido la pa
labra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la pa.abra e
Sr. Gonzalez Manet.


SR. GONZALEZ MANET (EDUARDO) : Yo voy a su-
plicar al senior Ferrara tenga la amabilidad de per-
mitirme una aq'larae~6n a ciertas manifestaciones
que acaba de haeer y me permitir6 tambi6n expli-
car a mis queridos compafieros que me escuchen, por-
que se trata de una cuesti6n absolutamente seria.
E4l senior Ferrara acaba dde manifestar-quiero ad-
vertir antes que estoy conform con todas las cues-
tiones de principio que 61 ha afirmado y en todas
esas cosas en que se ha heeho presi6n sobre la CA-
mara, ya sea. por elements colegiados, por elemen-
tos colectivos o por elements extranjeros, .de una
manera o de otra hemos estado som'etidos-; pero
no se trata de este asunto. El senior Ferrara dice que
esta no es una cuesti6n de actualidad, pero es que
hay una Ley en virtud de la cual se han recaudado
un mill6n y pico de pesos que se eneuentran en po-
der de esas Compaiias y que ponen toda clase de
dificultades a sus empleados para que no obtengan
los retires correspondientes. Por eso decia el senior
Fernandez Hermo que los telegramas que han veni-
do, y yo quiero informer a mi estimado compafiero
que efectivamente han venido esos telegramas, pe-
ro quiero advertirle tambi6n que las compafiias de
Camagiiey y Oriente han aceptado las reforms del
Senador Aurelio Alvarez y que las de aqui han
hecho presi6n amenazando a los obreros con cesan-
tias y haci6ndoles firmar las tarjetas. DespuBs de
6sto si los sefiores FernAndez Hermo y Ferrara quie-
ren seguir oponi6ndose a esta Ley, ellos tendrAn sus
motives.
SR. FERNANDEZ IERaMO .(LORENZO) : Yo he sido em-
pleado de empresas aqui durante muchos afios.
SR. ALBERNI (JOSE) : S. S. habrA sido empleado de
empresas de cuello y corbata, pero no de blusa.
SR. FERNANDEz HERMO (LORENZO): La Havana
Electric acaba de conceder retire a 64 empleados y
ahora se esta diseutiendo la cuesti6n del procedimien-
to a seguir para aplicarles a muchos de los que estan
de acuerdo con la Ley.
Lo que pasa, Sres. Representantes, respect a este
particular, es algo que los mismos obreros tendrAn
que lamentarlo quiz s durante algunos aiios. Hay al-
gunos que tienen verdadero interns en estar comn-
prendidos y son aquellos que han sido sepalrados por
las empresas y desean que se les abone los afios de
servicio que dejaron de perteneeer a ellas. Los pro-
blemas que tiene los obreros es la mayor restricei6n
en estos dias y eso serA su propia garantia en su ve-
jez. Muchos empleados ccn el tanto por ciento quae
se estA recaudando, ,durante veinte y cinco afios no
habra fondos suficientes para retirarlos, porque no
esta calculado todavia.
SR. ALBERNI (Josi) Si se colocara a los obreros
cubanos no habria dificultad de ninguna especie; pe-
ro result que todas esas compafiias colocan a ex-
tranjeros infringiendo todas las eyes que ha vota-
Sdo el Congreso Cubano.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Yo estoy de
acuerdo con S. S. y estoy dispuesto a que el seten-
Sta y cinco por ciento de los obreros de esas em-
presas se obliguen a. que sean cubanos.
(Abandona la Presidencia ol Sr. Verdeja y la
ocupa el Sr. Soto Izquierdlo.)
\ SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : La presidencia
no puede permitir que se establezean dialogos en os









32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


,debates. Continue el senior Ferrara en el uso de la
pa'labra.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sr. President y sefiores
Representantes: El senior Gonzalez Manet me ha he-
cho una observaci6n especifica a la cual no he podi-
do contestar porque otros cc-npafieros han interrum-
pido al propio orador. El declara que la cuesti6n
debe ser tomada con urgencia porque hay un mi-
!16n de pesos o .m~s en manos de' las compaiias.
Pues con toda seguridad, con la seguridad que ten-
go de lo que yo digo y temiendo que si no lo .di-
jera faltaria a la verdad, yo le puedo decir al se-
fior Gonz6lez Manet que esas compailias que yo no
amo y que atacaria con much gusto por otros mo-
tivos de orden econ6m.ico cubano, que esas compa-
fias mante'drAn estos dineros absolutamente ;in.c6-
lumes y que no hay nadie aqui que pueda afirmar,
sin faltar a la verdad, que este dinero esta en pe-
ligro.
,SR. GONZALEZ MANET (EDUARDO) : Pero se bene-
fieian con eso, porque estin cobrando intereses.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo supongo que todo di-
nero en el mundo modern devenga interns, sea pe-
quefio o grande, pero es un hecho cierto que deven-
ga interns y yo supongo tambi6n que estas compa-
iias reciben su interns y tengo el derecho .de supo-
nerlo, porque no es possible, no es concebib;le que fi-
nanciercs que est6n a la cabeza de estas Compafiias
tengan mAs de un mill6n de pesos sin que produz-
can frutos, euando les es tan fAcil depositar en ban-
cos absolutamente respetables y seguros y obtener
un modesto tanto por ciento. Pero ,de este heeho de
que devengue interns no debemos guiarnos para de-
jarnos impresionar, y .de que en una noehe sin co-
noeer las adversas opinions nosctros votemos una
Ley, una Ley que nos fu6 dictada no hace mueho,
y que demuestra la incapacidad nuestra que siempre
resolvemos estos problems, y en vez de corregirnos
nos disponemos a cometer otro error mis grande y
enorme, porque si aquella ley es err6nea, esta lo es
mas.
SR. HERRERA SOTOLONO (PEDRO): Vamos a discu-
tirla a conciencia hoy.
SR. FERRARA (ORESTES): ~C06mo diseutirla euan-
do no quereis oir las opinions de los que han daldo a
esta C6mara no el product de sus studios, sino de
sus expe'riencias? Eso es simplemente un ardid par-
la'mentario, cuando estais negando lo que es el pro-
ducto de la experiencia.
Hay un espiritu, sefiores, que m'e lleva siempre
en contra de dos cosas: En contra de la actividad
de ilos corredores de esta Camara, y en contra de
las festinaciones en material de Ley Organica y de
leyes importantes. La cuesti6n de las pensions
constitute en aritmntica la cosa mis dificil que
existe, constitute la cosa mas important el determi-
nar el tanto por ciento de lo que se debe; es la cosa
mas dificil de la actual matemAtica aplicada al co-
mercio y a la industrial. Y nosotros no nos cansamos
de cometer disparates, los hubimos .de cometer con
las pensions de los empleados civiles, con la de los
militares, con todo g6nero de pensions, y ahora va
a caer bajo nuestro peso tambien esta para cometer
an disparate mas.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Estamos
creando classes pasivas que pesan como una 'losa so-
bre el pais.


SR. FERRARA (ORESTES) : Estamos creando la to-
talidad de las elases pasivas.
SR. HERRERA SOTOLONGo (PEDRO): Estamos apli-
cando las leyes mis modernas que hay; vamos a reac-
cionar como se esta reaceionando en otros paises.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo he empezado por de-
cir que soy favorable.
SR. HERRERA SOTOLONGo (PEDRO) : Lo decia por
las manifestaciones hechas por el senior Freyre.
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : S. S. no me
ha entendido bien, porque esti ofuscado por las im-
pugnaciones vigorosisimas que le ha heeho sufrir el
senior Ferrara. Yo he interrumpido al senior Ferra-
ra para afirmar, aparte de este problema especial
que yo defiendo, que es cierto que hemos errado
gravemente al re'dactar las leyes de retire que he-
mos dictado, en las cuales hemos creado classes pasi-
vas que pesan hoy en dia como una losa de plomo
sobre la prosperidad de este pais. Eso es lo que yo
he afirmado.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Tan es verdad que el se-
fior Freyre pudo afirmar esto, que una ley de esa
especie no tiene que ver nada con las classes pasivas.
Esas son otros. Y yo desearia recordarle al seflor
Herrera Sotolongo, que uno de los portaestandar-
tes de la revoluci6n redentora, fu6 la. oposici6n a las
classes pasivas. Leyendo toda la literature revdlucio-
naria que procedi6 al estallido definitive, se encon-
trari que las mis grandes pAginas se escribieron en
contra de esas closes pasivas, asi como en contra de
otros aetos que se estin realizando, ain peores de
los que se realizaban en tiempos de la colonia, por-
que siquiera en tiempos de la colonia se haeia con
m6s studios y con menos ligereza que como se hace
ahora. Lo digo, porque asi se tendra mis cuidado con
lo que se hace, porque, en realidad, no hay leyes que
se voten sin que se haga de una manera ligera. El
tipo earacteristico nuestro es la ligereza; las cua-
tro quintas parties de la Cil'mara, seguramente no han
leido el proyecto. Yo al entrair en ila Ca'mara en la
tarde de hoy he sido agarrado materialmente, torna-
do por asalto por grupos distintos; unos dici6ndome
una cosa y otros dici6ndome otra. Y yo digo: la Ca-
mara va a votar ulna Ley sin meditaci6n, sin studio,
va a hacer una Ley que represent el bienestar de
tantas families, va a hacerlo de una manera preci-
pitada; y estos obreros se iran tranquilamente a
sus hogares, maldiciendo el nombre de los que vo-
taron en contra y bendiciendo el de los que votaron
a favor. InculcarAn el odio en sus hijos para unos y
el amor para otros. Pero ,dentro de 10, 12 6 14 afios,
euando ellos no hayan podido reeibir aquellos be-
neficios que ficticiamente se Ie ofreeen, dirkn: que
inconscientes fueron los unos y qui sabios fveron
los otros...
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Ya eso esti
ocurriendo con el retire del Ej6rcito, que est6n co-
brando solamente el 18 por ciento en vez de seten-
ta y cinco.
SR. CONSUEGRA (IBRAHIN) : El retire del Ej4rci-
to no lleva afin 10 afios de vida y no puede ya existir.
Para poderlo reajustar nosotros hemos trabajado du-
rante seis meses, sin haberlo logrado. De manera
que la obra no es fecil y no me explico c6mo en tan
corto espacio de tiempo pueda estudiarse por esta
Camara y votarse un asunto de tanta transceden-
cia.








DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES 33


SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZA.O): Sabe la CA-
mara-permitaseme la interrupci6n-lc que ha ve-
nido del Senado? Pues ha venido una Ley en la que
hay un precepto proponiendo que s. retiren, con el se-
tenta y cineo por ciento de sus haberes, los Secreta-
rios Judiciales que hayan servido sus eargos quince
alos. Y yo he perdido varies amigos, secretaries ju-
diciales, porque desatendiendo sus siplicas he infor-
mado en contra de esa proposici6n en la Comisi6n
de Justicia y COdigos.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Esos empleados
han dado esos datos en sentido contrario.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Es-s datos son
exactos.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALo) : Pido la pa-
labra para una cuesti6n de orden. No es pcsible dis-
cntir con esta series de interrupciones: nadie se en-
tiende de esta manera; ademis, pido la suspension
del debate inmediatamente, esto no es legislar, no es
possible diseurrir en ninguna forma.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Yo ruego a los
sefiores Representantes, que no interruinpan al ora-
dor, y en cuanto a la suspension del debate...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Pido que se
suspend el debate.
SR. L6PEZ (GERMAN): Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (SOTO IzQUIERDO) : Se pone a vo-
taci6n nominal la suspension del debate.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Para unla enmienda que
es la siguiente: que el lunes se continue el debate.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): La prposicion
del senior Recio no es realmente una enmienda. El
Sr. Reeio pide la suspension del debate para termi-
narlo ell lnes y esto no puede ser. porque puede ha-
ber algunos sefiores Representantes que esten confor-
mes con la suspension del debate, pero tamnbin pue-
den no estar de acnerdo en que continue el lunes.
(Grandes murntullo.s en el SaMln.)
SR. ALBERNT (Jose) : fre ha convencido la Pre-
sidencia.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Se pone a vota-
ei6n nominal la suspension del debate, los que es-
ten conformes votarAn que si, los contrarios, no.
(El Oficial de Actas pasa lista.)
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUTIERDO): 1,Falta algin
senior Representante por votar?
SR. VERDEJA (SANTIAGO): Yo no he votado.
SR. PRESIDENT (SOTo IZQUIERDo): Que vota el
Sr. Verdeja.
SR. VERDEJA (SANTIAGO) : Que no.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Han votado 64
sefiores Representantes. 59 que si y cinco que no.
Desechada.
Continia en el uso ede la palabra cl senior Fe-
rrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : En virtud. senior Presi-
dente. del ntimero d e documents que la COmara ha
reeibido opuestos en su base, la Camara no puede,
en lo absolute. former juicio sin que se le d6 lecture
a los mismos. Por lo tanto, yo pido a la Camara que
aeuerde dar leetura a estos documentos, y para eada
acuercd pido votaci6n nominal.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Para oponerme
a la p'etici6n del senior Ferrara, porque 61 mismo
di6 los arguments en su brillante diseurso anterior.
El misno express que la. CAmara debia proceder en


este asunto con libertad de eriterio, sin oir los gri-
tc:s de fuera, sin sentir las presiones del popu'lacho,
co-mo 61 decia. Nosctros no tenemos para que aten-
der esas indicaciones de fuera.
SR. FERRARA (ORESTES) : El senior Herrera Soto-
longo sabe que yo no he dicho populacho, pero como
yo me diferencio much en esto, del Sr. Herrera So-
tolongo y no es mas que en esto....
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): S. S. habla por.
si mismo.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): El Sr. Ferra-
ra ha hecho una proposici6n de lecture de doenmen-
t-os y hay que someterla a votaci6n.
SR. ALBERNI .(JOSE) : Lo que precede es un turn
en pro del Sr. Viriato Guti6rrez que lo tiene pedido.
SR. PRESIDENT (SOTo IZQUIERDO) : Lo que proce-
de es poner a votaci6n la proposici6n. y hacerlo no-
minalmente por haberlo solicitado el Sr. Ferrara.
Los favorables contestarAn que si y los contrarios
que no.
(El Oficial de Actas pasa lista.)
SR. PRESIDENT ('SOo IZQUIERDO) : Suplico a los
sciiores Representantes oeupen sus escafos y hagan
silenio .
(El Oficial de Actas camienza a pasar lista.)
SR. WOLTER DEL Rio (GEnRMN) : Sr. President:
Ocurre. desgraciadamente, que los sefiores Represen-
tantes mudan de continue su posici6n en esta CA-
mara, y es impossible que en esa forma se pueda lle-
var nna votaci'n normalmente. Yo ruego a los sefio-
res Representantes esten atentos a la votaci6n no-
minal para que sea rigida, rignrosa y exacta la lis-
ta que se estA pasando.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO): Suplico nue-
vamente a los sefiores Representantes ocupen sus
escaios y contesten a 'la list.
(El Oficial de Actas pasa lista.)
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIERDO): LFalta algin
senior Representante, por votar?
Han votado 70 sefiores Representantes, 28 que si
y 42 que no.
Queda rechazada la proposici6n incidental. Tiene
la palabra el Sr. FernAndez Hermo.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Sr. President
y sefiores Representantes: El antor de la proposi-
ci6n relacionada con la petici6n del Sr. Freyre, ob-
jeto de esta votaei6n, era natural que me pronun-
ciase en la forma que en ella aparece y que explica-
ra al mismo tiempo a la Cimara, mi extraiieza, mi
sorpresa, de que una votaci6n de esta naturaleza, le
cierre el paso a los que queremos de una manera cons-
ciente votar sobre este particular en que venimos
laborando con verdadero interns como lo d:icen :los
compafieros que estAn en la oposici6n a nuestro cri-
terio y que sin embargo no quieren, no desean, no
se prestan a debatir con nostros, cierran sus oidos
para el esfuerzo propio que les da el derecho de votar
en contra de Ia proposici6n del ,doctor Ferrara pa-
ra no quedar evidenciados probablemente porque el
pais tiene interns en los asuntos que se van a votar
aqui esta tarde.
Hay otros que coneurren tambi6n a la OCmara.
no tan cerca como los que el doctor Ferrara, seialaba
por los pasillos y acaso tambi6n presenciando los








34 DIARIO DE SESIONIS DE LA CAMAARA DE REPRESENTANTES


debates sobre este particular que se someten a nues-
tra consideraci6n y que nos tienen reunidos aqui y
muy interesados en el 6xito de esta Ley.
Yo no he podido comprender como especialmen-
te los autores de este Proyecto de Ley tienen temor
alguno que se conozean los telegramas que se en-
cuentran sobre la mesa. No he podido comprender-
io it ustedes podrAn explicar debidamente los prin-
*.ipios que .deben sustentarse, sobre todo en los de-
bates que se inician y en los problems .que los Re-
presentantes no hemos podido estudiar.
El derecho que ereen ustedes mantener de que de.
enmos entrar en el debate despu6s de haber anun-
oiado nuestra anueneia en alguna de esos particu-
:ares; pero es claro, ustedes quieren servir. estin in-
'eresados como nosotros en que esta legislaci6n sal-
,;a pronto y que pueda aiplicarse en el mismo te-
rreno, con tanta sineeridad como nosotros. Estimo
.me los que estamos diseutiendo y procurando retar-
'a- la discusi6n, tenemos a nuestro lado la raz6n.
Irace seis meses que la Camara acaba de diseutir y
dprobar otra Ley. Las primeras han fracasado. El
propio Brigadier y compafiero Consuegra...
SR. RECIO (ENRIQUE) : 0'Compafiero del Ej4rcito?
SR. FERNANDEZ HERMO (LoRENZO) : No, Brigadier
del Ej6reito y oompaiiero de la C'Amara. Yo no tu-
ve ese honor, ni siquiera. el de ser soldado, pero
quiero tener el gusto de servir a Cuba desde estos
eseanos.
Yo puedo asegurar a la Camara que todas 4las
Leyes de Retiro en la prAetica, por la forma .en que
se han desenvuelto y se han aplicado y los precept(os
que ellas determinan y los dereehos de los reiraados,
son inaplicables. El Ej6reito tiene el 18 por ciento...
SR. FERRARA (ORESTES): Sefior Presidente: Creo
que en la Camara no hay quorum y si no entran in-
mediatamente al sal6n de sesiones los compafieros
que esthn fuera, pido que se pase lista.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): Suplico a los
sefiores Representantes se sirvan penetrar en el he-
mieiclo.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Las razones en
que descansa. la petici6n de suspension de este deba-
te son muy fAciles de comprender y con verdadera
claridad se han expuesto a la consideraei6n de los
compafieros.
Ruego al senior Ferrara que atienda a lo que es-
toy diciendo.
SR. FERRARA (ORESTES): Estoy atendiendo, pero
me estoy ocupando -del qu6rnm para que oigan a su
sefioria.
SR. FERNANDEZ HERMo (LORENZO) : Podeis near
que la Ley .del retire del ejrceito ha fracasado? IPo-
deis asegurar que In Ley de Pensiones 'de los Vetera-
nos de la Guerra de Independencia ha tenido 6xito?
1.Pcdeis asegurar que el retire de los empleados de
correos aun a pesar de la buena voluntad, ha tenido
6xito?
SR. SAGAR6 (BARTODIOM) : i S. S. esta atacando o
defendiendo la Ley?
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZo): Estov expli-
cando mi voto. Yo quisiera que el Sr. Presildente a
un Parlamentario de la experiencia del Sr. Sagar6
llamara la atenci6n respect a que esti interrumpien-
dome en el moment de estar explicando mi voto,
pero, *desde luego, si 61 continfa en esa actitud me
ver6 precisado a sentarme porque puIdiera ser que


sus interrupeiones no me permitieran continuar ha-
ciendo varias explicaciones que parecen no son del
agrado del Sr. Sagar6.
SR. SAGAR6 (BAnRTOLOM) : Yo acabo de llegar en
estos moments y como no sabia realmente de lo
que se trataba por eso formula esa pregunta a S. S.
SR. FERNANDEZ (HERMO (LORENZO) : Yo estoy ha-
ciendo una relaci6n de hcchos que tail vez no pesa-
ran en el Animo de los seiiores Legisladores, pero,
por lo menos, me cabe la satisfaccidn de haber cum-
plido con mi deber al manifestar y al asegurar el
fratRaso de esta Ley y a que no se lc da oportunidad
a un grupo y a ciertos elements prestigiosos para
que puedan presenter su opinion a la Camara.
'SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : S. S. es partidario
iel Proyeeto?
SR. FERNANDEZ IIERMO (LORENZO): Yo soy parti-
dario, senor Sagar6, del Proyeeto y no era necesa-
rio que S. S. me .lo preguntara
Es indudable que la primitive Ley que se presen-
t6 es la que ofrecerh en el porvenir mejor resultado
y el tiempo nos darh indudablemente la raz6n de
que el'a es la que resuelve el problema 'de los pro-
pios trabajadores. Esa gloria la comparti6 el Sr. Sa-
gar6 con el Presidente de la Camara .que fu6 el
author de la enm.ienda. El Proyeeto del Retiro Fe-
rroviario lo conoci euando el Dr. Verdeja present
un Proyeeto y si habia otro seguramente que co-
rresponderia a otra Legislatura anterior en que yo
no tenia el honor 'de ser miembro de esta CAmara. Ya
ve, pues, el Sr. Sagar6 como yo no puedo ser contra-
rio al Proyeeto, pero quiero conseguir de mis com-
pafieros la rectificaci6n 'de su criteria porque ya la
experiencia nos ha demostrado el fracaso de esta Ley
v power eso soy partidario -de que no se apruebe en
la forma en qu'e esta, porque de ese modo esta Ley
.prohibira, -en un porvenir no lejano. que los obreros
puedan disfrutar de lo que en ella se sefiala. Esta
Ley, en la forma que se esta diseutiendo esta noche
nadie puede afirmar como ha dicho el Dr. Ferrara
muy bien, que la conoce. Algunos Representantes si,
v ann conociendo la Ley q qui6n se atreve a asegurar
lo que esos telegramas y esas comuinicaciones nos
dieen? Un grupo de Representantes eree que el pro-
-llema a resolver es de orden, sin embargo el proble-
ma tiene que garantizar por muehos afios la soluci6n
que lleve en si a las classes trabaj.adoras. Hay otro
grupo de Representantes que estamos de aeuerdo
con los principios que informant el Proyeeto de Ley;
queremos despu6s de ]a experiencia obtenida en las
demAs leyes votadas por la Cimara, y a que yo he
echo refe'rencia, queremcs desde luego que eso no
suceda mas. Sres. Representantes. Para eso solo esta-
mos aqui dispuestcs a conseguir de todos, de vues-
tro buen juicio, que la raz6n impere, y que no sea es-
te moment, en el que el amorr propio nos lleve, a
unos y otros que estamos .de acuerdo en el fondo,
a resolver problems que despu6s nos hagan pasar
por la grave situaci6n en que nos encontrarmos hoy,
'leclarando que desde hace seis mneses se vot6 un
Proyeeto de Ley, que esa Ley no sirve, y que esta
probablemtne dentro de dos meses nos llevar5 a 1la
misma situaci6n, teniendo la Camara que volver 'a
deeir aqui que estA equivocada por la forma festi-
nada en qnle da soluci6n a estos problems, mAs
interesantes sobre todo para esos pobres que quieren
evitar la caida en la vejez, y de cuyo problema tanto








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 35


nos de-ernos nosotros preoeupar por resolver para no
inferirles con nuestra resoluci6n un grave dafio a
ellos.
SR. RECIo (ENRIQUE) : El senior Fernandez Hermo
en su diseurso no nos ha dicho si vota que si o que
no.
SR. FERNANDEZ IlERMO (LORENZO) : Yo tendre mil-
chisimo gusto en expliearselo al Coronel del E'jrci-
to Libertador, y Jefe del Ej6reito Constitucional de
Camagiiey, aimante por ]o tanto de todas las ideas
liberales. y que en cambio hoy esta incurriendo en
un contra sentido no permitiendo que se pueda co-
nocer en un problema en que declare *de antemano
que deseo estudiarlo, que deseo luz para el mismo,
q(ue deo.emenos ser informados.
S. -PRESIDENTE (SOTO IZQUIERDO): El senior Re-
cio debe attender las explicaciones del senior Fernan-
dez Hermo, lque la habia solicitado.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Si asi piensa el
Comandante Recio en el problema obrero, entonces
me siento, Coronel Recio.
SR. PRESIDENT (SOTo IZQUIERDO) : Tiene la palabra
para explicar su voto el senior Freyre.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Ya no es un
secret para nadie, sefiores Representantes, como
piensa cada uno d.e los miembros de la Cdmara acer-
ca del problema que se va a votar, y todos sabeni que
yo soy favorable a la aprobaci6n del proyecto de
ley; tan favorable *que lo he informado a favor co-
no ponente en la Comisi6n de C6digos. Pero es evi-
dente que tampoco puede ser un sacreto para nadie
qule este debate asi no puede continuar; para el que
conozca la idiosincracia dde la Cimara y el meeanis-
mo de su funcionamiento, y sepa pesar el valor de
las personas que aqui se mueven, ya no es un secre-
to, sino algo muy conocido, que esta Ley no se debe
seguir discutiendo, y por eso yo, que hace ya ocho
aios que vengo pesando esos valores y safbiendo c6-
mo la C'imara funciona, apesar de ser favorable a la
apro'baci6n, en cualquier moment, de ese proyeeto,
he votado, ,desde el principio, por la suspension del
debate; porque los transigentes en su aprobaei6n
inmediata estin haciendo impossible que la Ley se
apruebe, no tan silo hoy, sino talmbi6n en los dias
sueesivos. Un compafiero, y me alejo de este centro
de perturbaci6n que perturba mis mi oido que mi
pallabra. (alejdndose de mi grapo que habla a
voices) un comipaiero, en- dias pasados, tuvo la ocu-
rrencia 'de deeirme, al discutirse un asunto, que el
era el abogado del diablo. y el abogalo del diablo
era un defensor que aqueria que la idea defendida
fracasase. Yo no quiero ser el abogado del diablo.
Yo vengo a 'defender cordialmente, las aspiraciones
de los obreros que han logrado que el Senado aprue-
be y nos envie este provecto, y para no ser el abo-
gado del diabIo, he votado en favor de la suspension
del debate.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Hay en el sal6n solamen-
te 48 sefiores Representantes. Si no entran los compa-
fieres todos, me 'ver6 obligado a pedir el pase de lis-
ta.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Ruego a los se-
iiores Representantes que penetren en el hemicielo.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Precisamente,
me viene bien ]a interrupci6n del senior Ferrara,
porque iba a llamar la atenci6n de la OCmara acer-
ca .dol sistema que se esta empleando para combatir


este proyecto, que es el sistema de la obstrueei6n em-
pleado y permitido en todos los parlamentos de la
tierra. Precisamente en el moment actual, en que
algunos compaiieros tratan de ,poner en prictica ese
sistema, exponiendo el proyeeto al fracaso, se de-
muestra la raz6n que yo tenia al aeeptar la suspen-
si6n del debate.
Pero he votado que no, he votado en contra de 'la
lectura de esos documents, porque en este 'caso, no
puedo sumarme a 'una labor puramente obstruccio-
nista. Soy partidario como he dieho a la aprobaci6n
del proyeeto, y la solicited de lectura de los docu-
mentos que figuran, sobre la mesa, no tiene ningfin
fin de informaci6n. Para obtener esa informaci6n
en forma aprobechable, es precise suspender lel de-
hate. y a eso tenemos que llegar. Los interesados en
la aprobaci6n de Ley, que desde fuera del hemici-
clo estan presenciando esta sesi6n, se habrin podido
dar exacta cuenta de que con la proposici6n -de sus-
pensi6n yo hago la defense mis oportuna y nms vi-
gorcsa de ese proyeeto. Si nos empefiamos en discu-
tir inmediatamente la Ley, vamos a dar ocasi6n a
que otros pidan la urgencia para pr6xi'mas sesiones,
de otros asuntos batallones, que para mi son seoun-
darias, y hasta inconveniences, aunque para otros
sean urgentes y primordiales, y de este modo van a
quedar rotas esta.sesi6n y las sesiones futuras.
Si ahara nosotros, procediendo como debemos pro-
ceder, suspendemos esta sesi6n, en el moment en
que ahora se encuentra, haremos possible la victoria
de los obreros ferroviarios el lunes pr6ximo. Si se-
guimos la 'tendencia juieiosa que yo sefialo, que es-
timo debe seguirse, repito que triunfarin los obre-
ros, pero de no hacerse esto, oidlo bien: fracasar la
Ley.
SR. PRESIDENT ('SoTO IZQUIERDO) : Tiene la pala-
bra para explicar su voto el Sr. Miartinez Goberna.
SR. rMARTINEZ GOBERNA (FELIX): Sr. President y
sefiores Representantes: He votado que si y por tan-
to favorablemente a la leetura de las distintas co-
muni-aciones y telegramas de las distintas corpora-
,clones obreras, que se ban dirigido a la Mesa .de la
CAmara, porque entiendo, como expresaba muy bien
el Sr. Ferrara, que no hay en el recinto de la CA-
mara en estos mementos, el 60 por 100 de los sefio-
res Representantes que va a resolver con su voto,
una Ley tan traseendental e important, que conoz-
can con median fundamento cuiles son los parti-
oulares .mis esenciales de esta Ley, y porque ademis
de ese cumulo enorme de comunicaciones y telegra-
nias, euyo volume me espanta, espantindome afin
mis la lecture con que se nos amenaza, ademnis de
ese cimulo de telegramas y comunicaeiones, repito,
hay sobre la mesa, uno particular, muy especial,
de un entrafiable comoafiero, cuyo studio respect
de la material ha sido conacido en las distintas opor-
tunidades y que ofreeiendo 61 en distintas ocasiones,
contender entire los que van a hablar sobre esta Ley.
Como quiera que 61 ha estudiado detenidamente esta
material y desea vivamente tomar participaci6n en
este debate, ha pedido la suspension del mismo y por
tanto que aplacemos el conocimiento de las (misma,
a fin de que eonociendo de las protests y comuni-
casiones que respect al Proyeeto nos hicieron los
demis,' podamos en un plazo mis o menos breve,
podamos llegar a la Cinmara con mis conocimiento
y m'is conciendcia de lo que se iba a hacer y de blo
que se iba a votar.








36 DIARIO DE SESIONES DiE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Pero la Camara entiende que esta noche debe re-
solver cste problema, debe atenderlo, de'be resolver
esta Ley, que como otras muohas de ignal indole,
no va a resultar mas que un verdadero fracaso y la
Camara creyendo hacer una obra favorable a los
distinto.; elementos obreros-por la festinaci6n con
que va ser tratado este asunto-va hacerle un per-
juicio. Por estas razones, que son fundamentals y
debido a] desconocimiento de lo que se va ,,atratar,
no es possible que ni'ngfn Legislador conscience se
violent all extreme de votar y resolver lo que oono-
ce.
Yo entiendo que esta noche, que es solemn, por
1a causal por la cual se mantiene este quorum, que
esta noehe, quo tiene la virtud extraordinaria, que
va a tenerla en los dostinos del pais, cuando asi de
esta manera logra mantenerse epor los sefiores Repre-
sentantes un interns tan extraordinario en este asun-
to, es que sin duda, todos los sefiores Representantes
qg'e aq'ui se encuentran' reunidos, tienen la concien-
cia de que los probilemas sometidos a su considera-
cion, son de tal manera, 'de tal magnitude y de tal,
transcendental importancia para la vida national,
que estan prescindiendo de la satisfacci6n de uno de
los elements mas necesarios para la vida como es
la alimnentaci6n y que van a prescindir del suefio,
para powder seguramente, imafiana, al encontrase con
sus familiares, hacer un examen de conciencia y
asegurarle con tranquilidad -de espiritu, que esta no-
che en la Historia de la pa'tria, han realizado el su-
premo ideal.
(Grandes aplausos.)
Yo s6 que esta noche estamos poniendo en alto
la bandera de la patria, vamos a salvar de la mise-
ria possible a miles 'de obreros, y que esa Lay famo-
sa, se va sin duda a resolver, por estos, nuestros
votos favorable.
Pero yo se perfeetamente quue hay coneieneia de
toda la r'--p..in<.,ili.l.i.1 que estamos conrtrayendo;
porque yo s6 p't-'f,' t.-'i.'iit. que cuando la Camara
mantiene un qu6rum de esta inddle a estas horas
es porque ningin interns mezquino, es porque nin-
gin interns 1" .in.-Ei., es porque ningfn interns insig-
nificante la mueve, sino que seguramennte la oriented
un superior espirit.u patri6tico, que siempre es el
mis alto, el mis grande, el mis elevado, el mis pa-
Sriota. (Aplausos.)
Si alguien pudiera pensar que en esta noche fa-
mosa vamos a tratar de la pequefia cuesti6n de los
Repartos de los Registros; si a:lguien pudiera pensar
que en esta noche famosa vamos a tratar de la sub-
vencion a las Compafiias .de Ferrocarriles que pudie-
ra suponer la indignidad de algunos Represn'tante,
de algo pequefio; si alguien fuera de esta Cimara
pudiera pensar quoe esta es la causal que aqni nos
congrega, yo me deelararia inmediatamente contra
quien tal pensara y le restregaria por el rostro to-da
la maldad de su pensamiento y le diria que aqui es-
tamos congregados en un supremo esfuerzo en fa-
vor de la Patria. (Aplausos).
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Mark Tl''.lll.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): No s6 si fu6 el
Emperador Marius o si fue un periodista cubano
el que dijo que *este pais no estaba i.r.-(i, .ii.~ .- para
la ironia. El senior Freyre por tanto me hari el ho-
nor de pensar que yo me estoy produciendo con esa


supreme sinceridad de un legislator que se intere-
sa por los destinos de su Patria.
Y 'para terminar, porque son muchas las expli-
caciones de voto, y no es mi prop6sito fatigar a es-
ta Cmuara, ddir6 quo he votado que si en este mi
proposito decidido de coadyuvar a la soluci6n de
todos ios .graves y traseendentales problems que en
esta moehe se van a debatir; he votado que si, que
era natural, como hubiera votado que si, que se le-
ycra el Apocalipsis, porque. el Apocalipsis ilevanta-
ria muy en alto la conciencia de todos los sefiores
Representantes y haria que la labor realizada en es-
ta noche famosa tuviera todo el sello de grandeza
de aquel libro magnifico que ha pasado a la poste-
ridad para que esta sesi6n famosa 'dejara igual re-
nuerdo en los anales de la Historia. (Aplausos).
Ile votado que si para que por iltima vez no coad-
yuvemos a la deseortesia hacia el compafiero ausen-
te con motivo de una causa de homicidio, aunque no
Ie afecta personalmente, que no puede concurrir a
esta Ctirnara, y fuera esta Camara la que sin escu-
char su luminosa informaci6n, a espaldas de sus sfi-
plicas, resuelva de un asunto que parece que tiene
un especial empefio en ilustrarnos; y porque es des-
.ortesia para un oompafiero ausente, porque es por
nuestra parte festinaci6n inusitada de allgo que va
a resultar pernicioso, por todo eso senior Presidente
y sci'ores Representantes, he votado que si. (Aplau-
os.)
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : T'iene la pala-
1'ra el sefior Verdeja.
SR. VERDEJA (SANTIAGO)': Sefior Presidente y se-
Flores Representantes: Aunque hube de abandonar el
sitial de la Presidencia con objeto de intervenir en
el debate sore el Proyeeto de Ley que afecta a los
empleadcos ferroviarios y demris empresas cuyas ae-
tividades se desarrollan en nuestro pais, he de apro-
vechar la ocasi6n de explicar mi voto para -decir al-
go respect a las crmusas que hubieron de inducirme
a haeerlo.
Ile votado que si en cuanto a la lectura de odocu-
mientos solicitados por el 'doctor Ferrara, porque
como Presidente de la C'amara, y habiendo llegado a
poder mio estos documents y como author de la pri-
mitiva Ley que en la actualidad rige, tenia que dar
a conocer a todos los sefiores Representantes la opi-
ni6n de unos y dde otros, de los elements interesados
o, mejor 'dicho, favorecidos por esta Ley.
Nunca fue intenciO'n del que habla que al some-
ter a la consideraci6n de la CGmara el Proyeeto .de
Ley que habia de beneficiary a los emploeados dde fe-
rrocarriles y tranvias habia de ser una Ley perfec-
ta, porqune, como Ley humana habia do tener muchos
y senialados defects. Pero yo entendia que no era
la oportunidad en que el Congreso debia abordar el
problema de modificar una Ley tanto m'Is cuanto
que no era conocida suficientemente la- que estaba
en vigor, pero como jam'is me ha movido interns
algnno y aproveehe la oeasi6n de 'que no podia pen-
sarse que se presentaba porque estkbamos en un pe-
riodo electoral, aprovechM la ocasi6n dde que no te-
niendo que ver con el problema electoral no podia na-
die traducir que de aquella Ley podia reeibir yo un
beneficio siendo mi intenci6n finica beneficiary a los
empleados ferroviarios y por lo tanto -me eneontraba
dispuesto, haee dias. a abordar, de manera abierta,
este problema; pero, en realidad de verdad, cono-
ciendo el ambient -de la Cimara, en un final de le-








fltARIO DE StSIONES Dt ILA CA.MARA DE REPRESENTi'ANT28 3?


gislatura, en que por profunda conmoci6n del es-
piritu los Representantes no le prestaran atenci6n
con la serenidad que require un Proyecto de Ley de
la smagnitud del que se dispute y podia ser que lejos
de hacer un beneficio a los empleados ferroviarios
les hiciera un mayor perjuicio de los que resident
con la actual Ley .que tienen.
Cuando nadie habia abordado el problema de una
Ley de Retiro de los empleados ferroviarios, tuve la
iniciativa, no por desconocimiento de la misma sino
porque procedia de la Ciudad de Cardenas done
existia la finica empresa ferrocarrilera, el antiguo
ferrocarril de CArdenas y JRcaro, el que por vez
primera estableei6 algo anilogo en Cuba para sus
obreros y una compafiia cooperative de aquella cm-
presa concedi6 a los empleados de ferroearriles ell
derecho de una jubilaci6n especial. Tomando como
base aquello y consultando a la legislaci6n Argen-
tina y Uruguaya hube de presentar el Proyecto de
Ley que hoy es Ley actual de la Repdblica. Por eso
cuando muchos empleados ferroviarios se acercaron
a mi a pedirme modificaciones para esa Ley hube
de asentir a eso, pero explicando que se hiciera un
studio juieioso y sereno respect a lo que este pro-
blema podia beneficiary o perjudicar a los empleados
ferroviarios. Yo no voy ahora a entrar en la modi-
ficaci6n de la Ley que se dispute, pero cuando se
plantee el debate lo har6. No soy opuesto, soy fa-
vorable. Ahora bien, yo me atreveria a rogar a la
Cimara y abusando de la explicaci6n del voto, que
en estos moments no me parece juicioso que se tra-
te un problema de tanta trascendencia para todos
aquellos que pertenecen a empresas ferroviarias, unos
antes de la constituci6n de la Repfiblica y otros des-
pu6s de ella, pero con tan sagrados derechos los que
lo han adquirido antes como despubs de la Constitu-
ci6n de la RepfIbliea, porque en las Empresas ante-
riores a la constituci6n de la Repfblica hubo muehos
individuos que dentro de sus humildes cargos de fo-
goneros, maquinistas y conductores sirvieron a la
causa de la revoluci6n y sin embargo hay articulos
en esta Ley por los cuales se les quiere a estos elemen-
tos descontar el nfimero de afios con relaci6n y ante-
rioridad a la constituci6n de la Repfblica. Por tan-
to yo. les ruego a los sefiores Representantes que ac-
tuemnos con calma asi como el senior Martinez Gober-
na hablaba del Apocalipsis en la noche de hoy, en
lo que respect al problema ferroviario, asi yo creo,
aludiendo a tal obra, que debemos esperar, porque
tal vez vengan nuevas inspiraciones como las que re-
cibiera el propio San Juan Evangelista en la Isla de
Patmos, al escribir ese li'bro misterioso.
Por eso he votado que si para que se conocieran
todos estos documents y porque quiero que el pais
entero conozca de parte de quien esta la raz6n. Que
si los obreros de los ferrocarriles entienden que su Ley
debe ser modificada, yo soy el primero en apoyarlos,
pero tambi6n con el derecho que me asiste a defen-
der lo que puede ser just y entiendo que no puedo
ser element sospeehable para los empleados de los
ferrocarriles de Cuba.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO) : Tiene la pala-
bra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo deseaba manifestar a
la CAmara que en virtud de no haber querido dar
lecture a estos documents yo me permitir6 hacerlo
apesar del mal estado de mi garganta. Por lo tanto


pido al senior Presidente que se sirva facilitirmelos
para leerlos yo mismo. Por lo tanto pido al senior
President que. me los entregue.
SR: RECIo (ENRIQUE) : Para una cuesti6n inciden-
tal. Yo sospechaba que el senior Ferrara iba a con-
tinuar con ese procedimiento.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : En defense de
los ferroviarios.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Yo no s6 en defense de quB:
En defense de sus ideas serA. He oido las palabras
del senior Freyre, uno -de los mas fervientes defen-
sores de esta reform, y, precisamente, el autor del
dictamen que esta a discusi6n; las manifestaciones
del senior. Martinez Goberna, y las del senior Presi-
dente de la Cimara, en este instant; nosotros no
deseamos que la Ley pase festinadamente, porque
no queremos que pase ninguna Ley festinadamen-
te; nosotros sabemos que hay que introducir en-
miendas al articulado del dictamen, y no tenemos
inconvenient, por mi parte' lo declare, en votar en
favor de una suspension del debate, para que se es-
tudiel el articulado; p6nganse de acuerdo los sefio-
res Ferrara y Viriato Guti6rrez, y podemos someter-
lo a votaci6n. MIe parece que el ambiente es favo-
rable; y, despues de votado en su totalidad, el Pro-
yeeto, que lo aplacemos para la pr6xlima sesion.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si se suspended la sesi6n,
yo acepto, si no se suspended, yo tengo que leer.
Sn. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Sin imposicio-
nes, la Camara no puede aceptarla.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Conste que si yo indico la
posibilidad de la suspension, es exolusivamente en
beneficio -de este Proyeeto; que no 1leva detris de
ninguna de las otras cuestiones que aqui se han in-
dieado, y las cuales no votar6 de ninguna manera.
SR. PRESICENTE (SoTo IZQUIERDO) : 'CuAi es su pro-
posici6n ?
SR. RECIO (ENRIQUE) : Que despus de oir el dis-
curso a favor del sefoor Guti6rrez, se proceda a la
votaci6n de la totalidad del Proyecto.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Yo la modi-
fico tambi6n para que se suspend la sesi6n
SR. FERRARA (ORESTES) : Como esto puede deter-
minar lo largo o breve de mi discurso, yo desearia
oir que se votase esto.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo pido la se-
paraci6n en la votaci6n.
SR. PRESIDENT (.SOTO IZQUIERDO): Como solamente
hay solicitados dos turns, cualquier senior Represen-
tante puede solicitar que se suspend el debate, y ese
serA el moment de acordarlo.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZAL) : Yo quiero
que se me aclare qu6 es lo que se va a votar.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : El senior Reoio
propone que se suspend el debate despues' de con-
sumirse los turnos del senior Ferrara y el del senior
Guti6rrez.
SR. FERNANDEZ HERMO (LRENZo) : Y yo he heeho
la adici6n de que se suspend la sesi6n que el se-
fior Recio ha aceptado.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Que se vote se-
paradamente.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERD) : Suplico al senior
Recio que diga cuAl es su proposici6n en definitive.
SR. RECIo (ENRIQUE) : Que votada la totalidad del
Proyeeto, se suspend el debate hasta el lunes, y el
senior FernAndez Hermo la modific6 en el sentido
de que se suspend la sesi6n, y yo acepto la modifi-








D8 MAR-IO D9 St-SIGNES DE LA CAMARA DE REPBE.SENTANTES


caci6n. Lo que yo quiero es que se vea nuestra inten-
ci6n franca de que haya toda la luz necesaria.
SR. PRESIDENT (,SOTO IZQUIERDO) : Son distintas
las dos proposiciones y no se pueden aunar.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Si se suspended la sesi6n
no hay que suspender el debate.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDo) : El senior Recio
propone que continuemos el debate e' lunes pr6ximo
y que antes se vote la totalidad de la Ley.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Que se vote la totalidad de
la Ley, la suspension del debate y la suspension de
la sesi6n.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Vamos a votar
separadamente esas tres cosas.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Siendo mas
radical mi proposition, pido que se someta a vota-
ci6n primeramente.
SR. FERRARA (ORESTES) : Las sesiones se celebran
los lunes, marte's y mi6feoles, por acuerdo de la OA-
mara. De manera que la Presidencia entiende que
si a media noche se suspended la sesi6n es para con-
tinuarla el pr6ximo lunes.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Si.
SR. HERRERA SOTOLONOO (PEDRO): Yo pido que se
declare la sesi6n permanent.
SR. FERRARA (ORESTES): Eso seria una revision
de acuerdo.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Yo mantengo mi proposici6n
de suspension del debate para continuarlo el lu-
nes, y pido que se someta a votaci6n.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Se pone a vo-
taci6n la proposiei6n del Sr. Recio.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIERDO) : Votaei6n nomi-
nal por haberlo solicitado un senior Representante.
ContestarAn, si, los favorables a la suspension del
debate; no, los contrarios.
SR. GUAS (CARLOS) : Sr. President y sefiores Re-
presentantes: el Sr. President, a una pregunta
del senior Ferrara, ha contestado que la sesi6n que
se ha prorrogado indefinidamente, debe terminar a
las 12 de la noche, lo cual a mi juicio es una err6-
nea interpretaci6n. Una sesi6n que se prorroga in-
definidamente, tal como 10 expresa el vocablo, no
especifiea cuindo debe terminar y en todos los mo-
mentos estA la CAmara en tiempo y oportunidad de
definir cuando se debe terminar, si por el contrario
la pr6rroga hubiera sido hasta agotar la Orden del
Dia, como 6ste acaba a las 12 de la noche, a esa hora
habia de hacerlo la sesi6n.
Tan es asi que una sesi6n prorrogada indefinida-
mente se puede por acuerdo, suspender en eualquier
moment para reanudarla cuando se quiera, al dia
siguiente inclusive tan s6lo que para ello no se pue-
de decir al acabar la primera part de la sesi6n, "se
levanta la sesi6n", sine se suspended la sesi6n, etc.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Lo he hecho
fundandome en los precedentes de la Camara. Siem-
pre que se ha acordado pr6rroga de sesi6n indefini-
da, se ha estimado hasta las 12 de la noehe, pues es
el dia natural, y euando la Camara ha querido ha-
cer lo contrario, entonces ha acordado sesi6n per-
manente, como en otros casos se ha heeho aqui
SR. GUAS (CARLOS) : Quiero antes de tenminar este


debate, Sr. President, felicitar a los tunos, que tam-
bien aqui los hay.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO) : El senior Recio
ha propuesto que se vote la totalidad de este Pro-
yecto y su continuaci6n el lunes, los que est6n con-
formes votaran que si, los contrarios, no.
(El Oficial de Actas pasa lista.)
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Han votado 79
sefiores Representantes; 73 que si y seis que no. Que-
da aprobada la proposici6n del senior Recio. Tiene
la palabra para explicar su voto el senior Freyre.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Renuncio.
SR. PRESIDENT (SnTO IZQUIERDO): Continfie en
el uso de la palabra el Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefiores Representantes:
Ruego a la CAmara me preste la debida atenci6n a
la lectura de estos documents que yo someto a la
consideraci6n de la misma, porque en realidad lu me-
recen.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Para una euts-
ti6n de orden. Yo he pedido que se ponga a votaci6n
lo de la sesi6n permanent, como el turno del senior
Ferrara es de leotura de documents pudiera tardar
much y pasar la hora.
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo creo innecesario moles-
tar Ia atenci6n de la Presidencia para darle Mni
opinion con respect a lo que 61 esti en el deber de
saber. Esa petici6n del Sr. Herrera Sotolongo, que
yo no quiero calificar en cuanto se refiere al Regla-
mento, tiene que ser negada, porque la C&mara ha
acordado que la sesi6n fuera sin limitaci6n y la pro-
posici6n del Sr. Herrera Sotolongo entrafia una ver-
si6n de acuerdo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Las moeiones
no admiten discusi6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Es una nmoci6n, pido que
se imprima y que se le dB lecture ,en la pr6xima se-
si6n.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Rectifico Ra pa-
labra.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): La Presiden-
cia estima que la sesidn estA prorrogada hasta las
doce, pero que la CAmara en distintas oportunidades
ha acordado sesiones permanentes despu6s de acor-
dada la pr6rroga hasta las doce.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido que se me cite uno
de estos antecedentes.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Mi proposici6n
no admite discusi6n, sino que se someta a votaci6n
innmediatamente.
SR. FERRARA (ORESTES): Lea el articulo del Re-
glamento a la Camara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): S. S. lo cono-
ce miejor que yo, ademAs yo no soy lector como el
senior Ferrara.
SR, PREGIDENTE (SoTo IZQUIERDo): Continue el
Sr. Ferrara.
St. FERRARA (ORESTES): Yo iqueria saber por
qu el senior Herrera Sotolongo no quiere que ha-
ble...
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO): La proposi-
ci6n del senior Herrera Sotolongo es, realmente, sin
diseusi6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : CuAl es?
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : De las propo-









DRIAO DE tsONs ijE MA UCAMr.a iiEi AESE4NTAiE8 N 3S


siciones incidentales, la numero 'inco, la de la pr6-
rroga de la sesi6n.
SR. L6PEZ (GERMAL) : Diciendolo asi, tranquila-
mente, parece que tiene raz6n el Sr. Herrera Soto-
longo. Pero no dice que cuando la Camara ha apro-
bado otra cosa anteriormente, result una revision de
acuerdo.
SR. MULKAY (JosE): El doctor Ferrara dijo que
sesi6n indefinida era sin6nimo de sesi6n permanen-
te. Apelo a los sefiores taquigrafos.
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIEROo) : La Presideneia
tiene que atenerse a lo que ha visto en la Camara
desde que oeupa un escafio en la misma.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si la Presidencia me per-
mite, yo explicar6 esto brevemente. Yo creo que
ciertos aeuerdos no se deben tomar bajo la influen-
cia de una luhha tan intense como la actual. Voy a
decir lo -que pienso de la proposici6n que se ha he-
cho. Entiendo que no es una proposici6n incidental.
La pr6rroga de la sesi6n si constitute una propo-
sici6p incidental, cuando se trata de la ipr6rroga
dentro de las veinte y cuatro horas; y precisamente
la pr6rroga en este caso no debe ser discutida, por-
que debe ser aprobada para abreviar y aprovechar
el tiempo. Pero cuando se pretend alterar el Re-
glamento, que dice la manera en que puede hacerse.
Yo entiendo que la manera proeedente para solu-
cionar esta euesti6n es la de presentar una moci6n.
que puede hacerse por el Dr. Ierrera Sotolongo, y
puede discutirse con suspension de los preceptos re-
glamentarios. Yo doy la formula, porque creo que
A1 Reglamento debe ser sagrado para todos nosotros.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): El art. 104 dice:
(Lee.)
Eso es lo que pedimos: la pr6rroga de la sesi6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si; pero la sesi6n perma-
nente es algo mAs trascendental, algo que altera los
preceptos reglarentarios y que debe seguir determi-
nados tramites. i No cree la Presidencia que tengo
raz6n? Ahora hay que seguir el trimite reglamen-
tario para que pueda discutirse.
.SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Yo ereo que hay
precedentes establecidos desde el tiempo en que fue-
ron presidents de la CAmara los sefiores Lanuza y
Ferrara, y pueden traerse para ilustrar a la Ckmara.
SR. FERRARA (ORESTES) : La Presideneia debe in-
formar a la CAmara sobre este particular; ella debe
traer los aintecedentes que tenga y exponerlos aqui
ante la Camara, para que se yea que en ningun caso
el Reglamento de la misma ha sido violado.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): La Presiden-
cia no tiene inconvenient alguno en mantener es-
te criterio como inflexible. El que habla ocup6 este
sitial, porque el Presidente propietario se encuentra
en estos moments ocupando un eseaiio y tiene so-
licitada una suspension de preceptos reglamenta-
rios sobre el asunto de que ya ha hablado y a fin
de que no pueda en lo absolute resultar parcial en
sus decisions, desea que la Camara sea la que con
su soberania decide esta cuesti6n.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Esto es una manera habil
de resolver este asunto.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Voy a pedir la
suspension de preceptos reglamentarios y a pedir la
sesi6n permanent.
SR. FERRARA (ORESTES) : Tiene que presentar una


moci6n y sobre ella la suspension de preceptos re-
glamentarios.
SR. HERRERA SOTOLNGo (PEDRO): Asi lo har6.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : La Presidencia
va a informar a S..S. para evitar dudas.
:SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Tengo derecho
a pedir la sesi6n permanent tal como la he pedido
y ruego a la Presidencia que la ponga a votaci6n.
SR. L6PEZ (GERMAN): Suplico a la Presidencia
que se traigan los precedentes en que se h'a votaido
nominalmente.
Sn. PRESIDENT (SOTo IZQUIERDO): No tengo in-
eonveniente de ninguna ,clase.
Quiero someter a la consideraci6n de la CAmara
que ella sea la que resuelva en definitive lo que de-
ba acordarse respect a este caso.
SR. FERRARA (ORESTES): Sr. President: La Pre-
sidencia habla de precedentes y no nos los da, Que
nos d6 los precedents.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDo): Se pueden ci-
tar various, entire ellos la sesi6n en que se vot6 el
C6digo Electoral.
SR. GUILLEN (ALFREDO) : Y ]a sesi6n en que se vo-
t6 el Empr6stito.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo ruego a ia
Presidencia que someta a votaci6n mi proposici6n in-
cidental con respecto a que se declare permanent.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : El Sr. Herrera
no puede oponerse a que la Presidencia someta a la
consideraci6n de la CAmara, puesto que ella es sobe-
rana, para discutir esta cuesti6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Seilores Representantes:
vamos a tener un moment de serenidad. Vea la CA-
mara como a cada rato se va a los precedentes, y c6mo
se gira alrededor de estos precedentes, que forman
un derecho parlamentario y que vienen a producer
graves resultados. Yo ruego a la Presidencia que no
abandon a la CAmara en la resoluci6n de este asun-
to, porque esto puede dar lugar, porque pudiera dar
lugar a que en otras ocasiones asi se hiciera y si esto
se estableeiera, el dereeho de las minorias no existi-
ria. Fijese la CAmara, fijese bien en lo que va hacer.
Yo, en estos mementos, sefiores Representantes, no
me ocupo de nada, no me ocupo de asuntos ferro-
carrileros ni nada absolutamente, no me importa
nada en estos moments, estoy hablando para que un
dia, aunque sea lejano, esto sea una verdadera CA-
mara. Porque si la Presideneia remite a la Camara
la reso-luci6n de interpreter el Reglamento, no hay
derecho de minorias. Oidlo bien vosotros, Liberales
que sufristeis en el pasado, oidlo vosotros, Conser-
vadores, que sufrireis en el future. Oidlo bien to-
dos, no habra derecho, mis, de la minoria, no exis-
tirAn las minorias!...
...No habria asi mAs derecho para las minorias,
en absolute, porque el Reglamento interpretado por
un hombre que se eree el select de los selects, el
que puede amparar no ya a la minoria, sino ni a un
solo Representante en su derecho, y recuerdo que en
una noche que se present una situaci6n analoga el
senior Herrera Sotolongo protest y abandon esta CA-
mara y nos tuvo a su lado.
Pero eso no puede hacer, nunca se hace en un
Parlamento. Esta prohibido por todos los tratadis-
tas de Derecho Parlamentario. El Presidente tiene
el deber de resolver y la CAmara puede ir contra la
resoluci6n presidential por medio de una apelaci6n
que haga ante la misma y entonces el Presidente se








40 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESANTANTES


retira y la COkmara continia sus labores con otro
president. Este es el verdadero procedimiento y yo
le ruego al senior Presidente de la Camara que sea
l6 el que resuelva, eualquiera que sea su resoluci6n,
que establezea el verdadero procedimiento, que es que
en ningfn caso una mayoria que se forme domine
las decisions de la Presideneia y haga ella las in-
terpretaciones del Reglament:o.
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIERDO) : La Presidencia
en vista de las manifestaciones del senior Ferrara,
no duda ni vaoila un moment en dar su decision.
Los sefiores Representantes que no se encuentren
conformes con ella que apelen a la Caimara. En
vista de ello, y refiriendaome a los procedimientos
que han sentado ante'edentes en esta Camara, es-
tima que en esta Camara se han expuesto en esa
forma de procedimiento, su opinion, en el sentido
de que pueda votarse esta proposici6n con el carac-
ter de incidental y de proposici6n verbal de un Re-
presentante y en ese sentido la pone a votaei6n -de
esta CAmrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra para ape-
lar a la Cdmara de la resoluci6n Presidencial.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido la pa-
labra.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Tiene la pala-
bra el senior Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Realmente yo
pedi la palabra para hablar en otro sentido Idistin-
to al del sefior Ferrara, pero ante sus indicaciones
vario de criteria si es necesario, para apoyar sus
ideas. Yo pedi la palabra, y creo que lo puedo hacer
y es reglamentario, para enmendar la proposici6n
que se hta hecho y para solicitar que, antes de la vo-
taci6n, antes de decidirse si la sesi6n ha de ser per-
manente, se diga eufles son los asuntos que se van
a tratar en esa sesi6n permanent.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : La Presidencia
debe llamar la atenci6n de S. S. respect a que no le
puede -conceder la palabra sobre este asunto hasta
tanto no se resuelva la apelaci6n que a la Camara
ha hecho el senior Ferrara de la resoluei6n Presi-
dencial.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Si eso no se
puede hacer, yo voy entonces a continuar mis bre-
ves consideraciones.
SR. PRESIDENT ('SoTO IZQUIERDO) : El senior Fe-
rrara ha apelado a la Camara de la resoluci6n de la
Presidencia.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALo): Yo solicit
la palabra sobre ese objeto.
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIERDO): Tiene la p-a-
labra el senior Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Sefiores Re-
presentantes: Esta CGmara tiene historic, historic
que ha vivido muchos afios el senior Ferrara, que he
vivido yo ocho afios y que ha vivido la Reptiblica
veinte y un afios. Esa historic es gloriosa en ocasio-
nes, es nefasta en otras ocasiones. Yo me atrevo a
asegurar que la historic que forma los precedentes
a que ha heeho relaci6n le Presidencia en este easo,
es.la historic nefasta, la historic negra de esta Ca-
mara de Representantes. Yo si recuerdo haber asis-
tido a sesiones permanentes de esta C6mara, que se
han prolongado con violentos debates hasta altas ho-
ras de a noche, o mejor diicho hasta tempranas horas
de a maiiana, hasta horas en que el soil brillaba ya
muy por encima del horizonte.


gY qu6 se diseuti6 en esas sesiones?: asuntos mons-
truosos que yo veo ya asomando otra vez su faz re-
pugnante en este hemicielo en la noche de hoy.
Sefiores Representantes: yo recuerdo una sesi6n
que empez6 siendo color de rosa por sus elevados de-
bates y que acab6 siendo negra por los asuntos
que se aproubaron y que para mi fu6 mucho mks ne-
gra, porque mientras otros compafieros s6lo veian
en las leyes que se aprobaban, asuntos inmorales
e impropios, yo veia, porque estaba en ciertos seere-
tos de nucstra Cancilleria por la amistad que me
unia al senior Secretario de Estado, yo sabia que
eran asuntos que por su eseondalo, estaban poniendo
en peligro nuestra independencia.
SR. GODERICH (PEDRO): No able de eso y va-
rnos a tratar s6lo sobre un ferrocarril, sobre unas
maquinitas que vamos a comprar y sobre una di-
visi6n de registros de caricter personal...
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Y sobre una
Ley de amnistia.
Y esto osurre, sefiores Representantes, porque nos-
otros estamos acostumbrados ya a que dia tras dia se
repita que la Repfblica esta en peligro sin que nadie
se alarme por eso.
SR. MULKAY (JOS) ; Ya nos lo ha dieho tantas ve-
ces que es el cuento del pastor con el lobo. Cuando el
Emprestito, S. S., nos dijo lo mismo.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): La Presiden-
eia le suplica al senior Freyre que se concrete a la
cuesti6n planteada.
Sa. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Antes que
nada, yo le suplico a la Presidencia, dado el sesgo
que ha torado esta sesion, que ampare nuestro de-
recho de minoria, que estamos defendiendo con las
armas reglamentarias, y que no me obligue con ella
desde este bajo y pobrisimo escafio anunciAndome
desde ahora, de su alto y brillante sitial, que me ei-
iia a un debate en el cual yo creo star de 1,eno.
Apuntada esta cuesti6n, y siguiendo adelante, yo
voy a contestar todas las interrupciones que me han
sido hechas.
SR. HERRERA S,'OTOIONGO (PEDRO) : Cuando se ape-
la a la Presideneia de la COmara de un aeuerdo, no
hay debate ni discusi6n ni se concede la palabra.
Aqui est~ el articulo del Reglamento que taxati-
vamente lo dice.
SR. FERRARA (ORESTES) : Lea S. S. el artieulo del
Reglamento.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo estoy en
el uso de la palabra y para quitarmela no se puede
apelar al Reglamento, que me protege en ella.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : El articulo 122
del Reglamento dice asi. (Lo lee).
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Eso no quiere
decir que no haya debate. Yo me amparo en el ar-
ticulo 123. La euesti6n planteada por el senior Herre-
ra Soatolongo es una euesti6n de desorden y no de
orden.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO): La Presiden-
cia le concede la palabra al Sr. Freyre para una
cuesti6n de orden; pero la Presidencia hace una sx-
plica al Sr. Freyre, particularisima: La de que no
prolongue el debate y que no utilice los derechos de
la minoria en 'este asunto. A la Presidencia le inte-
resa que la CAmara resuelva este particular y el se-
fior Freyre no puede tener interns en obstaculizar
que se resuelva la cuesti6n planteada por el senior
Ferrara a la CAmara.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 41


SR. FREYRE DE ANDRADE (GoNZALO) : Repito que
Presidencia, siempre ha tenido y tiene 'a raz6n, y
no quiero discutir con la Presidencia. Para mi,
much menos quisiera combatir con la Presidencia
en moments como este, en que, en manos de la Pre-
sideneia esta todo nuestro derecho como lo ha re-
conoeido el senior Ferrara. El senior Presidente esta
ahi por el voto de la CAmara. Esti ahi especialmen-
te por mi voto, porque a su partido pertenezeo, y
creo que he acertado cuando le he dado el voto para
elevarlo a la vieepresidencia de la CAmara. En este
moment, el Sr. President, represent todos nues-
tros dereehos y puede hacer buenas todas nuestras
aspiraciones de Representantes que no deseamos mis
que cumplir con nuestro deber. Por tanto, haci6n-
dome fuerte en esta apelaci6n a los buenos senti-
mientos y a la reotitud de principio de la Presiden-
cia. yo le suplico que no me conmine, much mas
teniendo en cuento. que yo no tengo la facilidad de
expresi6n neeesaria para debatirme en contra de las
interrupciones, en contra de las conminaciones de S.
S., y en contra de mis propias preoeupaciones de es-
ta noche. Si la Presidencia lo tiene a bien y me am-
para en el articulo 123 del Reglamento, yo seguir6 ha-
blando con la libertad necesaria; si no es asi, yo no
s6 si tendr6 que abandonar, a la vez que mi dereceho.
mi eseano para retirarme antes o de que termine mi
mandate popular, sabiendo que hago lo que hizo el l1-
tigo de esta Cimara, el glorioso nombre de Lanuza
que se retire -de la Camara dieiendo que sabia que su
misi6n en ella estaba terminada. porque sus palabras
y sus esfuerzos eran in6tiles; y yo, pequefio, pobre
discipulo de aquel gran maestro, que jamas podr6
comparirmele, invoco su nombre para pedir a la Pre-
sidencia que me deje usar de todos los derechos re-
glamentarios. que me deje usar del derecho funda-
mental, del Representante que es el derecho de ex-
presar su pensamiento.
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIERDO) : La Pre-sidencia
declara que tiene sumo gusto en cumplir el deber de
concederle la palabra.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GoNzALo): Se lo agra-
dezeo muchisimo.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO): Por eso pedia
a los sefiores Representantes que no interrumpieran
a S. S. para que no perturbasen su diseurso.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pero como,
senior Presidente y sefiores Representantes, la Presi-
denoia no puede ser tan diligente para poder cortar
las inlerrupciones que se me dirijen, y precisamente
por los mas interesados en que yo no use de la pala-
bra... En este mismo moment acabo de ser inte-
rrumpido por el Sr. Herrera Sotolonogo....
SR. RECIO (ENRIQUE): Permitame el Sr. Freyre.
S. S. no esta mirando mAs que a los que le interrum-
pen contrariando sus prop6sitos, y se consider en un
ambiente triste y pequefio, cuando afn no ha con
tado las fucrzas, y no sabe los que est6n a su la-
lo. El senior Freyre debe haberse sentido satisfe-
cho al oir que los sefiores Martinez Goberna, Ger-
m.in L6pez. Ferrara, FernAndez Hermo, Mazas y
otros, que hablaran en su oportunidad, se encuen-
tran a su lado. S. S. se esta aislando como aquel
que no queria tener compafieros para levarse s6-
o 'la gloria de la batalla. Hasta ahora debe saber que
no esta solo. porque hemos podido conocer a mis
de media docena que esten a su lado.


SR. HERRERA SOToLONGO (PEDRO): El senior Re-
eio, si estaba solo.
Sn. RECIO (ENRIQUE) : Recuerde ol sefioh Herre-
ra Sotolongo que cuando nos opusimos a aquellos
celebres empr6stitos y aquellas cuestiones cxtraordi-
narias en esta OCmara, 6ramos seis.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Eran cuestiones
de principio.
SR. RECIo (ENRIQUE) : Eramos seis. (Grandes mur-
mndllos en el sal6n).
SR. PRESIDENT (SOTo IZQUIERDO) : Ruego a los se-
iiores Representantes se sirvan hacer sileneio. Con-
tinfe el Sr. Recio.
SR. RECIO (ENRIQUE): Estoy refiri6ndome a la
interrupcion que el Sr. Herrera Sotolongo me hace,
a la interrupei'n que a mi vez hacia yo a1 Sr. Freyre.
SR. GUAs (CARLOS) : Yo deseo que el sefior L6pez
explique qu6 problema se ha suscitado aqui que atafie
a la vergiienza y al honor de los sefiores Represen-
tantes.
SR. L6PEZ (GERMAN): Cuando cese este barullo
y de me conceda el uso *de la palabra yo tendr6 el
gusto de explicarlo al distinguido compafiero.
SR. GUAS (CARLOs): Y yo lo escuchar6 con mu-
ebisimo gusto.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Yo e decia al senior Frey-
re que no debia considerarse solo: 01 es fuerte y tie-
ne un verbo brillante, y much energia; y, sobre todo,
una gran autoridad moral, que muchas veces me ha
llevado a votar a ml de manera distinta a e6mo pen-
saba bacerlo. Pero apesar de todas estas cualidades,
no estA solo: estamos a su lado un grupo de Represen-
tantes, mAs numeroso de lo que piensa el Sr. Hierre-
ra Sotdlongo...
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): Yo le supli-
co al senior Recio que termine cuanto antes, puesto que
se trata de una interrupei6n. y 61 que es parlamen-
tario viejo, sabe que 4stas deben ser -breves.
SR. RECIO (ENRQUE) : S. S. no me ha dejado ter-
minar. Esta cuesti6n se planted en otra oportunidad.
on la misma forma, en la noche en que se aprob6 el
C6digo Electoral.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZAIO) : Yo no me
aenerdo si el Sr. President de la 'GOmara...
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Suplico se ha-
ga sileneio.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): IMe parece
haber oido decir al senior Presidente, y no s6 si lo
habr6 interpretado bien, a causa del gran vocerio que
me rodea, que ban de ser ,leidos ciertos precedentes
que tiene ya acumulados sobre la mesa; si esto es
asi no hago mias que interrumpir mi diseurso, para
no alargarlo demasiado y mientras tanto, Sr. Pre-
sidente, reservAndome el dereecho de reanudar mi
diseurso. pilo que se lean to:los estos precedentes,
a los euales 'despues me pienso referir.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): Suplico a ilos
seiiores Representantes se sirvan hacer silencio.
SR. FREYRE DE ANDRADE ('GONZALO) : De manera,
Sr. President, antes de continuar. que los preceden-
tes no van a ser leidos?
SR. SAG.R6 (BARTOLOM) : Yo plantearia una cues-
ti6n incidental.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo toRen mu-
cho que hablar, probablemente estard haibiando has-
ta las doce de la noche. Yo tengo, Sres. Representan-
tes, muy buena memorial, y aunque no se leer, me








42 DIARIO DE 8ESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


voy, a referir a todos los precedentes. Voy a hacer
la exegesis de los asuntos debatidos en cada caso, que
estin palpitantes en mi. memorial y que hoy han
sido revividos por estos incidents, y por tanto, en
referencia a ellos, puedo hacer algunas considera-
ciones. Yo suplico a la Presidencia que me diga
antes, que me informed si su prop6sito es haeer leer
estos precedentes, o dejarlos a la disposici6n de la
Cimara, porque si van a ser leidos, entonces yo
guard silencio hasta que se lean, y si no, yo loe
Ileere para irlos comentando.
'SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): El preceden-
te, fu6 de euna sesi6n del C6digo Electoral, que su
sefioria recordarA perfeetamente; se acord6 lo mis-
mo que se pretend esta noche: prorrogar la sesi6n
indefenidamente, y despues se aeord6 la ses:6n per-
manente con el voto ide S. S. ta'mbi6n.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALo) : Vamos a ana
lizar entonces este precedence.
SR. MULKAY (JOSE) : Debe quedar resuelto antes
de las doce de la noche.
El Sr. Freyre dice que va a hablair hasta las 12
de la noche, luego huelga este debate. Aqui hay una
minoria que se quiere imponer a una mayoria.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Ruego a los
sefiores Representantes se sirvan hacer silencio. La
Presidencia no puede continuar dirigiendo los d&e-
bates si no hay silencio. Ruego a los sefiores Repre-
sentantes ocupen sus escaflos.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Me voy con
el Reglamento.
SR. PRESIDENT (-SOTO IZQUIERDO) : El Reglamen-
to queda sobre la mesa de la CAmara.
SR. FERRARA (ORESTES): Quiero, Sr. President,
hacer una explicaci6n. Frente a una violaci6n evi-
dente, direeta y absolute del Reglamento, que no
tiene mAs objeto que votar determinadas Leyes, no
puede haber m&s protests que abandonar este re-
cinto, aunque sea esta la primera vez que yo reali-
ce en mi vida parlamentaria, y no hubiera querido
realizarlo nunca. Pero frente al hecho de una pa-
tente violaci6u del Reglamento consignada en este
articulo, que define el articulo precedent sobre las
proposiciones incidentales; frente a esta patente vio-
iaci6n de esta garantia que da el Reglamento con
votaci6n de acuerdos precedentes, eon violaci6n del
sistema para que sea permanent esta sesi6n, no nos
queda mis remedio que protester y abandonar el he-
micielo con mis compafieros.
(El Sr. Ferrara, en uni6n de un grupo de seilores
Reresentantes abandon el hemiciclo.)
SR. PRESIDENT (SDTO IZQUTERDO): A la Presi-
dencia le interest declarar que no es ella la mayoria
de la Chmara; que ocupa este puesto interinamente,
que ha votado en contra de todos esos asuntos, a
ane su sefioria Fe refiere y que por tanto no tiene
interns en ninguno de esos asuntos que hay sobre la
mesa v que los antecedentes aue obran en la mesa de
esta Cmaara. abonan la resoluci6n que se ha dicta-
do. (Aplausos.)


.SR. L6PEZ (GERMN) : Pido la palabra para acla-
rar manifestaciones que se han vertildo sobre la for-
ma en que se ha desenvuelto este asunto y con es-
pecialidad refiriendome a los cdicho por el Sr. Herre-
ra Sotolongo.
-SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): A la Presi-
deneia le interest que la COmara resuelva la apela-
ci6n que a la misma hace el senior Ferrara de la re-
soluci6n Presidencial, antes de empezar a tratar de
otro asunto, y suplica al Sr. Ferrara y a los demis
sefiores Representantes que han apelado de la re-
soluci6n Presidencial ante la CAmara, que resuelvan
este asunto en una votaci6n.
SR. L6PE z(GERMAN) : Pido votacin nominal.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDo) : Se pone a vo-
taci6n nominal la apelacicn. Los conformes con la
resoluci6n que dict6 la Presidencia 'dirin que si,
los contrarios diran que no. Se efectia la votaci6n.
SR. Mu\LkAY (JosE) : Yo ruego a la Mesa que rec-
tifique la votaci6n porque en estos moments debido a
la situaci6n en que se ha desenvuelto la Cimara mu-
chos compafieros no han podido oir que han sido lla-
mados para emitir su veto.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Todavia no se ha
terminado la votaci6n.
SR. M\ULKAY (Josg) : Perfectamente, pero yo quie-
ro que se tenga eso en cuenta.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): Han votado...
SR. MULKAY (JOSE) : Mantengo la moci6n que pre-
sent&, Sr. President.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDo) : La Presiden-
cia so atiene a lo que le informen los sefiores Se-
cretarios.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Yo entiendo que
se ha votado eseropulosamente y que no es necesario
rectificar.
SR. SIGARRETA (AMADO) : Yo no he votado.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : A S. S. le corres-
pondi6 el niimero 56, y debieTa corresponderle el 46
y 47 en la lista.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Y pido rec-
tificaci6n de 'la votaci6n.
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIERDo) : La Presidencia
necesita que los seiores Secretarios le informen acer-
ca de si fienen alguna duda; ]a duda del senior Si-
garreta no es suficiente. L En qu6 sentido vota S. S.?
SR. SIGARRETA (AMAD) : Voto que si.
SR. WOLTER DEL RTO (GERMkN) : Asf aparece en
la lista.
SR. SIGARRETA (AMADDO): Yo no he dieho nada
antes.
MULKAY (Jos) : Ya ve la Presidencia si hay
duda. aqni est.i el propio senior Verdeja que no ha
votado.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): La Piresiden-
cia no tiene interns en dejar dudas de ninguna clase.
Han votado 58 sefiores Representaates. No hay
.qumrum. Se levanta la sesi6n.
(Eran las nueve y cuarenta p. m.)


IMP. P. FIRKANDUEZ Y A.. PI Y MARALL 17. HAIIMA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs