Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01028
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01028
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DIARiO


CAMERA


DECIMO


DE


S ESONES


DE LA
DE REPRESENTANTES


PERIOD CONGRESSIONAL


CUARTA LEGISLATURE
VOL. XXXIX LA HABANA, 8 de Marzo de 1923 NUM. 17

Sesi6n ordinaria de 6 de Marzo de 1923

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretaries: Sres. Armando Chardiet y German Walter del Rio.
SU M ARIO
A las 3 p. m. la Presidencia declare abierta la sesi6n, dindose lectura al acta de la anterior la que
fu6 aprobada. Proyecto de Ley del Senado, sefialando plazo a los Registradores Mercantiles, fu6
remitido a la Comisi6n de Justicia y C6digos.-Proyecto de Ley de esta Camara referente al re-
.tiro de las Fuerzas de Mar y Tierra, modificado por el Senado el cual qued6 sobre la me-
sa.- Proposici6n de Ley de los sefiores Ortiz y otros referente a Reformas Universitarias, fu6
aprobada la totalidad de la Ley. Al comprobarse la falta de qu6rum, la Presidencia levant la
sesi6n. Eran las 6 y 40 p. m.


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se abre la sesi6n. Se
va a pasar lista por haberlo solicitado un senior Re-
presentante.
(El Oficial de Actas pasa lista.)
Han respondido a la list 62 sefores Represen-
tantes. Hay qu6rum. Queda abierta la sesi6n. Se va
a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
Sn. MULKAY (JosE) : Pido la palabra para hacer
*una proposici6n despues que se lea el acta de la se-
si6n anterior.
SSR. REY (SANTIAGO) : Y despues pido la palabra
para hacer unas manifestaciones.
(El Oficial de Actas da lecture al Acta.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
el aeta, nominalmente, por haberlo solicitado un se-
fior Representante. Los que est~n conformes con el
acta votardn, si, los contrarios, no.


(El Oficial de Actas pasa lista.)
Han votado 62 sefiores Representantes. Queda
aprobada' el aeta. Tiene la palabra el Sr. Mulkay.
SR. MULKAY (JOSE) : No es indiscutiblemente una
sorpresa para la Cimara la necesidad en que esta-
mos de trabajar con asiduidad y constancia en es-
tas postrimerias de legislature, en que un gran ni-
mero de leyes es necesario y de supreme urgencia
que esta CAmara conozca, discuta y vote, en su opor-
tunidad; y como el tiempo que queda para terminar
esta legislature es corto, me atrevo a proponer a la
consideraci6n de mis compaiferos que a partir del
proximo hiunes se declare sesiTn'diaiaria hasta los
viernes.
SR. ALBERNI (JosE) : Yo modifico la proposii6n
del Sr. Mulkay, en el sentido de que eso sea a par-
tir del dia de mailana.
-SR. MULKAY (JOSE): No tengo inconvenience en
aceptar la enmienda.







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. L6PEZ (GERMAN): Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra S. S.
SR. L6PEZ (GERMAN)': Los arguments que ten-
go para oponerme a osa proposici6n me permiten
pedir a la Presidencia que se traiga una nota del
tiempo que esta abierta la legislature y los dias en
que no se celebra sesi6n por falta de quorum, para
demostrar con ella, de una manera absolute, que
]a C~mara no labor, la mayor part del tienpo
que debe hacerlo, por negligencia, si se quiere, de
un nilmero considerable de sefiores Representantes
que, cuando llega un period como 4ste, en que va
a terminal una legislature, preparan asuntos que la
opinion pfiblica califica de impropios...
SR. SALAZAR (LUIS F.): Yo concurro con la misma
asiduidad que S. S.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo no me refiero a nadie
especialmente; hablo en t6rminos generals.
SR. MULKAY (Jos) : Yo puedo manifestar al se-
fior L6pez que vengo con la misma asiduidad y con
la misma constancia que 61, a las sesiones de la CA-
miara.
SR. L6PEz (GEMRAN) : Yo lo que deseo es que se
traiga una nota de las sesiones que han dejado de
celebrarse por falta de quorum, de los -dias en que
la Camara no ha laboraido porque no ha querido
eumplir con su deber; para despu6s, cuando se va
a terminar una legislature, traer asuntos .que, yo
no quiero entrar a calificar en estos moments si son
buenos o malos, pero que la opinion pfiblica los se-
fiala como tales...
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pues yo si
digo que son malos, porque hablo y voto en contra
de ellos.
SR. L6PEZ (GERMAN) Yo repito que no me re-
fiero a nadie especialmente; yo lo que quiero es ha-
cer resaltar que la Camara muy amenudo deja de
celebrar sesiones por falta de qudr&m y despu6s,
al final -de legislature se pretend pasar proyeetos
como el de una subvenci6n a n ferroairril, que ya
funciona, dando con ello una prueba de inconscien-
cia.
SR. ALBERNI (JosE): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. ALBERNI (JOS) : Yo estoy muy por encima de
cualquiera alusi6n que no me puede llegar en ningfin
momento...
SR. FERRARA (ORESTES): Tampoco la que se refie-
re a los Registros...
SR. ALBERNI (Jos) : Es possible que tampoco me
League a mi; no me referia a esa alusi6n, de la cual
voy a hablar enseguida; me referia a la alusi6n del
Sr. Germ;n L6pez, pcrque tambi6n soy uno de los
que he enmendado la proposici6n del Sr. Mulkay
para que desde 'el dia de mariana funcione la Ch-
mara diariamente...
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Pero con un
program.
SR. ALBERNI (JOSE) : Yo ruego que se me .deje
hablar, porque tal parece que aqui hay s61o un gru-


po de Representantes al que le esta permitido in-
tervenir en los debates, y yo estoy dispuesto a hacer
que se me escuche.
Decia que no ,me puedo dar por aludido, porque
mi condudta aqui, en la C6mara, fuera de la Cima-
ra y antes de venir a la Camara, y ain despu6s de
venir a la C6mara, no tiene en absolute nada que
pueda mis o menos censurarse en niguin sentido. Asi
que no me puedo dar por aludido por las manifes-
taciones del Sr. L6pez; nos conocemos bien y 61 sa-
be cual ha sido mi conduct, siempre eorrecta en
esta Camara y no puedo esperar en ningfn momen-
to que se piense, que yo quiero sacar asuntos atro-
pelladamente, de *mAs o menos dudosa moralidad. No
tengo ningfn problema que tratar en la CAmara
con esa festinaci6n, pero en estos pr6ximos dias es-
ta al terminar el problema electoral; el Tribunal
Supremo estA diciendo su filtima palabra y no pue-
de ser que los sefiores Representantes sean dioses.
sino que son hombres. Aquellos Representantes que
dentro de 15 6 20 dias hemos de tener un problema
personal, ir a tratar de esta cuesti6n, es una atenci6n
perfectamente -natural y '16gica y esta es una de las
alusiones que me podia haeer el Sr. Ferrara, pues
yo necesito por tanto, tender mi problema de las
eleciones v no es possible que me encuentre en laque-
lla provincia y al mismo tiempo aqui...
SR. REY (SANTIAGO) : Mie permit una interrup-
ei6n S. S? Este no es un problema personal, sino
un dereeho legitimo.
SR. ALBERNI (JOSE): Perfectamente. Yo edtimo
que si la CAmara acerdara celebrar sesiones diarias
en esta y en la pr6xima semana, posteriormente po-
driamos tener una especie de receso que nos permi-
tiera marchar a Oriente y asistir a nuestro proble-
ma electoral que tenemos pendiente, cosa de que no
vava a suceder to que sucedi6 en pasada oeasi6n,
que mientras esthbamos en Oriente, la CAmara esta-
ba funeionando y aquellos problems que nosotros
teniamos interns en tratar, no fueron discutidos y en
cambio salieron otros que no nos interesaban; de ma-
nera que ml prop6sito es oue todos los problems
de carter urgente en la Camara, se resuelvan ta-
lies como los problems univarsitarios v otros mas
one deben ser objeto de una atenci6n rApida, y son
los que me ban movido...
SR. MuLKAY (JOSk) : Las gratificuaciones a los
funcionarios, pfiblicos tambien.
SR. ALBERNI (JOSE) : Exactamente, es nn problc-
ma que debe tomarse muy en consideraci6n.
SR. FERRARA (ORESTES): iUn gran problema!


SR. ALBERNI (JOSE)
a pedir a ]a Cam'ara
rias, por lo wonos en


: Son los que me han movido
que acuerde las sesiones dia-
esta y en la pr6xima semana.


Pebo declarar con respecto a la alusi6n del seflor
Ferrara. que soy abogado graduado de la Universi-
dad y por tanto puedo considerarme entire los aludi-
dos nor esta manifestaci6n .del Sr. Ferrara, teniendo
perfect dereoho a aspirar a cualquiera de esos car-
gos.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : S. S. no asis-
ti6 a las oposiciones.
SR. ALBERNI (JOsE): Yo soy abogado, mayor de









DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES 3


25 aoies y tendria perfect derecho a aspirar; y ob-
serve S. S. que esa Ley es un proyecto procedente
del Sena'do. No es una iniciativa nuestra.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GoNZALO): La de Re-
gistrador es una carrera y result un atropello a
toda luz, que una persona por una Ley injusta, aun-
que sea por una Ley, vaya a quitarle a otios sus de-
rechos adquiridos, mediante aiios de practice en la
carrera, y eso es lo que no se puede hacer por una
Ley.
SR. ALBERNI (JosE) : Yo siento que el seller Frey-
re se co'ocara en la tesitura que se coloc6 en la tar-
de de ayer en la Camara, porque yo creo que son
aspiraciones legitimas de que cualquier senior Re-
presentante, siendo abogado aspire a un Registro de
la Propiedad, como siendo abogado y Representan-
te puede tener aspiraciones de ser Notario y ocupar
un puesto en la Administraci6n Pfiblica.
SR. FERRARA (ORESTES): 1fe permit S. S. una
interrupei6n ?
SR. ALBERNI (JOS) : Con much gusto.
Sn. FERRARA (ORESTES) : ,'Cree S. S. seneillamente,
que es un dereeho del Representante, abogado, mayor
de edad, etc., etc., aspirar a un puesto que 61 mis-
mo.se orea ?
SR. ALBERNI (JosS) : Yo no creo que es un dere-
cho, pero creo que la Camara es el Poder Legislati-
vo y como tal tiene que legislar en el pais y no creo
que los sefiores Representantes enouentren otra ma-
nera de llegar por el camino de las Leyes...
-SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Yo le voy
a hacer una interrupci6n, con la venia de la Presi-
dencia, .para decir algo tambi6n. Yo s6 que un senor
Senador ha creado por una ley votada una Notaria,
haeiendose Notario y la acaba de vender en $17.000,
se habia hecho Notario precisamente para veneder la
Notaria.
SR. ALBERNI (JOSE): Tambi6n algunos Registra-
dores han venido haciendo transacciones. Yo no que-
ria referirme a ese extreme, me referi a esa oposi-
ci6n de Registros donde algunos compafieros mios
que no fueron suspendidos, sino aprobados, quedaron
sin embargo burlados.
'SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia rue-
ra a S. S. no trate de ese asunto.
SR. ALBERNI (JOSE) : Es que me han hecho alu-
siones, senior Presidente. Solamente algunos compa-
fieros nuestros fueron a esas oposiciones y no fueron
suspendidos sino aprobados. No quiso ir el que tiene
el honor de dirigir la palabra, y no quiso, porque
yo sabia de antemano que esa era una oposicion es-
pecialisima. Yo tenia una triste experiencia de las
oposiciones, no porque yo hubiera ido, sino porque
a un pariente mio en unas anteriores fu6 objeto de
una burla en una de esas oposiciones y yo no fui,
porque sabia que los seiores miembros del Tribu-
nal que habian de juzgar a los que tomaban part en
esa oposici6n tenian cada uno, cuatro o einco ahija-
f dos dispuestos a aprobarlos, como fueron efectiva-
mente los aprobados; y yo que no fui, pero que ten-
go fuerza moral y todo lo que tiene cualquier caba-
llero para decirlo en la Cimara, debe declarar aqui


por mi honor que en aquella oposici6n, a la cual
asisti yo como oyente, he visto opositores salir del
f;amen considerindose dllos mismos fracasados, y
luego estos mismos sefiores por ser ahijados de los
miembros del Tribunal ser aprobados en los prime-
ros puestos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia rue-
ga a S. S. que no siga per ese terreno.
SR. ALBERNI (JosE) : Ruego al senior Presidente
me deje hacer la iltima consideraci6n.
En aquellos eximenes habia que realizar temas
escritos. Hubo elements que los realizaron y luego
ilos pasaron per benevoleneia a otros compaferos.
Esos compafieros fueron aprobados despues del nml-
mero quince, como una burla sangrienta, y los otros,
aquellos que no resolvieron bien sus temas, que los
copiaron fueron aprobados dentro de los primeros
quince.
:Sn. FERRARA (ORESTES): Probablemente porque
los escribieron sin faltas de otografia.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido la pa-
labra para una alusi6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : tFue S. S. -el que incu-
rrio en esa failta? (Risas.)
.SR. FREYRE DE ANDRADE ('GONZAtio): He sido alu-
dido por el senior Alberni, E1 Sr. Alberni ha pire-
nunciado mi nombre y tengo que sentirme aludido
mientras conserve el nombre que llevo desde. que
naci.
SR. ALBERNI (JOSE) : Mi prop6sito no ha sido alu-
dir al ST. Freyre; ha sido aclarar ciertos conoep-
tos en relaci6n con detoerminadas manifestaciones
hechas por algunos compaieros.
SR. FERRARA (ORESTES): Compafieros? Esta no
es una asocia.i6n, es la Camara.
SR. ALBERNI (JOSt) : Pero es un scenario, done
sieipre triunfan los mejores actores...
SR. PRESIDENT (VERDEJA): iYa termin6 el se-
nor Alberni?
SR.. L6PEZ (GERMAN): Yo creo que tomando en
consideraci6n la necesidad de que los compafieros
.que tienen problems electorales salgan de la HIa-
bana, pudi6ramos hacker lo siguiente: Tomar el
acuerdo de discutir la Ley Universitaria y las tres
o cnatro leyes de urgente necesidad y que son, ele-
mentalmente necesarias para el pais, y despuns que
la CAmara se declare en receso. Esa es mi propo-
sici6n incidental.
Sn. SARDIRAS (EMILIo) : Pido la palabra para
apoyar las manifestaciones del senior German L6pez
y pedir que entire esas leyes de urgente necesidad
figure.la Ley que reorganize la Universidad Nacional;
pues yo me temo que si nosotros no acometemos el
trabajo sobre la Ley de Reorganizaci6n de la Univer-
sidad, no vamos a ltener eximenes en Junio.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Lo que se esti discu-
tiendo, Sr. Sardifias, es una declaraci6n de sesiones
diarias, ya a l Presidencia le extrafia muchisimo que
cuando un senior Representante pide que la COma-
ra se declare en sesiones diarias, haya todavia trans-








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


currido una hora y no se ponga de aeuerdo, no per-
mitiendo que las sesiones se celebren ni diarias ni
alternas.
SR. SARDIRAS (EMILIO) : Yo estoy de acuerdo con
la proposici6n del senior Germann L6pez y pido se
someta a votaci6n.
'SR. L6PEZ (GERMIN) : Como aclaraci6n do mi pro-
posici6n .debo decir que yo he propuesto, sefiores Re-
presentantes, que acordemos un grupo de leyes im-
portantes, las que interesan al pais, cuatro, cinco o
seis, y que fijadas esas eyes para su diseusi6n, des-
pu&s se declare la Camara en receso al terminar de
conocerlas, hasta que se renueve el Congreso. (Va-
rios seflores Representantes: (MUy bien, ,rn' bien.)
SR. MULKAY (JOS) : Eso es perfectamente anti-
rreglamentario y la Camara no puede acordarlo;
aqui no se fija la importancia de las leyes a ca-
pricho, porque yo estimo que hay otras Ileyes tan
importantes como esa que se pide.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La proposici6n es
que la Camara se declare en sesi6n diaria o no.
SR. MULKAY (JOS) : Pido votaei6n nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Los que est6n con-
formes en que la Camara se declare en sesi6n diaria
se servirAn votar que.si, y los contraries, no.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo ruego que se haga silen-
1ci para poder escuchar lo que se vote.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Ruego a los sefiores
Representantes se sirvan haoor silencio.
(El Oficial de Actas pasa lista.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Han votado 75 sefio-
Tes Representantes, 35 que si y 40 que no.
Queda pues desechada la proposici6n.
Ell Sr. Freyre tiene la ,palabra para explicar su
voto.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZAIO) : Creo que la
Presidencia anunci6 que estA rechazada la propo-
sici6n por la cual renuncio a explicar mi voto..,
SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Sr. President y sefiores Re-
presentantes: Segfin acuerdo tomado por la CAmara
se va a diseutir esta tarde el problema Universitario
que es de especial atenci6n para el pais, y yo quie-
ro previamente rogar a mis compafieros, haciendo
por ello la invocaci6n de mi consecuencia probada;
que tan pronto hayamos terminado la -discusi6n del
problema Universitario, se tenga en cuenta, que en
todas las sesiones que han venido celebrAndose, he ido
poniendo, por un espiritu de consecueneia y aten-
diendo preferentemente otras leyes de mayor impor-
tancia, una petici6n de suspension de preceptos re-
.glamentarios que esti permanentemente sobre la me-
sa. Se trata -de algo que puede o no la Camara votar,
pero so trata de algo que tiene moralmente la CA-
mara el deber de abordar, porque sobre ese asunto
de palpitante interns, en nn orden de consideracio-
ns quizA de earActer international, remitido por el
Jefe 'del Estado en tres Iensajes, se trata del aumen-
to de los gastos en el Palacio Presidenmcial, que
nosotros no hemos tratado todavia y que merece la
consideraci6n de que se discuta en a C~imara, cual-
quiera que sea la opinion que exponga y cualquiera


que sea en definitive la resoluci6n que la CAmara
haga recaer sobre ese Proyecto. Yo me permit, cpues,
rogar a la CAmara que tan pronto termine el pro-
blema Universitario, se tome en consideraci6n mi
sfiplica y se rechace o no el Proyecto que sobre la
mesa se encuentra y trata d eese problema.
SR. L6PFZ (GERMAN) : Yo tengo heeha una propo-
sici6n incidental para que acordemos un program,-
legislativo y podamos despues recesar. Pido que se
someta a votaci6n.
SR. SOTo (OSCAR): Esa es una M'oci6n que debe
ser presentada por escrito.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La confecei6n de un
program legislative.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Voy a suplicar al senior
G-erman L6pez que explique las Leyes que han de
figurar en ese program.
SR. L6PEZ (GERMAN): 1Me permit el senior Pre-
sidente ? No me importa cual sea el program, la
prueba que no tengo ningin inter6s estA en el heeho
de que he sugerido esta idea a la Camara, porque
yo quiero compaginar los deseos de los que tienen
que irse a Oriefite con el interns general del pais. De
esa manera podemos armonizar.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La proposici6n de S.
S. envuelve una moei6n que conforme a los precep-
tos reglamentarios debe redactarla para que se re-
partan copies y se ineluya en una pr6xima orden del
dia, y entonces en esa sesi6n se acuerda a las le-
yes que han de former el program.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. FERRARA (ORESTES): Para haeer una propo-
sici6n en la inteligencia de que si la Camara no la
acepta en su totalidad, queda retirada.
Si la Ckmara verdaderamente quiere trabajar, de
be seguir el program y la orden dell dia que fije
la Presidencia. Yo he visto con much pena que las
alteraciones del Orden del Dia estah impresas,
quiere decir, que ni siquiera los sefiores Represen-
tantes tienen la molestia de escribirlas, sine que han
sido impresas, icuantdo constituyen una excepci6n,
una muy lejana excepei6n. La Orden del Dia, nor-
malmente, la debe confeccionar la Presidencia. Los
sefiores Representantes pueden acudir al Presidente
rogandole que ponga en la.Orden del Dia tal o cual
asunto, y se va a la alteraci6n de la Orden del Dia
cuando hay una opinion unAnime a favor del asunto
que, olvidado por el Presidente, Ila Camara lo pone
en disensi6n de por si, sin que constitute una often"
sa a quien tiene la autorizaoi6n reglamentaria de ha-
eer esta Orden del Dia, yo me permit proponer que
la 'Cmara confie en estos filtimos ,dias -de legislature,
en la opinion y en la direcci6n del Presdiente de ola
Camara y que por lo pronto en un pacto de personas
que viven en el mismo ambient, nos obliguemos a no
presentar ninguna alteraci6n de la Orden del Dia y
que el Presidente haga su Orden del Dia y que
6sta no sea muy larga. sino que sea breve, ajusta-
da a la posibilidad de las horas en las euales deben
ser discutida y votada. Si la Ckmara hace esto, no
se perderi todo este tiempo que nosotros perdemos
tndos los dias y si la Camara hace esto. muchas de
las leyes que algunos sefiores Representantes tie-
nen interns en que sean diseutidas podrAn ser dis-
cutidas. Si la Camara sigue el mismo procedimiento








DIAIMIo DE SESiONES DE LA CAM.ARIA DE REPRESENtkN'rt


seguido hasta ahora, yo afirmo desde este moment,
que ninguna de las grandes cuestiones batallonas'
.que se han presentado hasta ahora en este final de
legislature, serAn discutidas hasta el dia en que nos-
otros debamos recesar debidamente. Por eso, si la
C'mara lo acepta como una obligaci6n moral cada
uno -de nosotros debemos no presentar alteraciones
de la Orden del Dia y que la Presidencia regular las
distintas diseusiones y las Ordenes del Dia, redu-
ciendo los nfimeros de las mismas, de conformidad
con el Reglamento.
SR. MACHADO (CARLOS) : Yo estoy de acuerdo con
las manifestaciones que acaba de hacer el sflior Fe-
rrara para la present sesi6n y para las subsiguien-
tes. Ahora bien; yo deseo aclarar que en todos los
casos debe tenerse present la preseripci6n del ar-
ticu'lo 18 en cuanto a las relaeiones entire la Ckmara
y el Senado.
SR. SARDINAS (EMILo) : Estoy de acuerdo con la
pro'posici6n del ST. Ferrara y pido que se someta a
votaei6n.
SR. REY (SANTIAGO): Y que sea a partir del dia
de mariana.
SR. SOTo (OSCAR) : Que no se presented solicitudes
de alteraci6n y se entire en la Orden del Dia.
.SR. M.'Ii.':.\ (JosE) : Y que los ac.uerdos anterio-
res se traten con pTeferencia.
SR. FERRARA (ORESTES) : Es solamente en ouanto
a la alteraei6n de la Orden del Dia. Todo 1o que
viene del Senado es objeto de una discusi6n distin-
'ta, conforme al Reglamento. Yo no quiero alteracio-
nes sino 91 cumplimiento del Reglamento. Todo lo
que viene del Senado, que pasa por la Presidencia,
poldr ser objeto de discusi6n en cualquier momen-
to. Todo 'lo que las Comisiones deben enviar al Pre-
sidente lo recibiria y la Camara tiene la acci6n so-
bre las Comisiones y el derecho de fijar terminos,
Todos los aeuerdos precedents to.mados y la forma
como fueron tomados esos acuerdos, el Presidente
los aplicara en la forma en que fueron tornados, y
no se olvidara con ello el Reglamento; lo finico que
se evita eon esto es la discusi6n de dos horas que
tenemos todos los dias para las alteraciones .de la
Orden del Dia; eso es lo que yo quiero evitar.
* SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Sefiores Representan-
tes: En anterior legislature la CAmara para obviar
estas dificultades tom6 el arcuerdo, que a la Presi-
deneia le pareee muy juicioso puesto que encauza
esta cuesti6n, que no se trajese a la conside-
raci6n de la Cfmara ninguna solicitud de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios a no ser por aeuer-
do previo de los Comites Parlamentarios, lo cual
significa dejar a la CAmara en libertad para tratar-
lo cuando lo creyere convenient, y 'de no hacerlo,
se entre en la Orden del Dia.
SR. FERRARA (ORESTES): Acepto esta soluci6n.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EILIO) : Pero hay dis-
tintos Proyectos de Ley procedentes del Senado que
estAn sobre la mesa y que no han pasado a Comi-
siones, en virtud de la proposici6n del senior Presi-
dente no podra incluir en la Orden del Dia esas pro-
posiciones de ,ey que no tienen dictamen y con eso
quedarin sobre la mesa y no podrAn ser diseutidas;
y como hay muehisimas en esas condiciones yo qui-
siera ver de quB manera se armoniza esa.
SR. REY (SANTIAGO): Como cuesti6n previa yo


quisiera hecer la proposici6n de la pr6rroga de la
sesi6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): b EstA de aeuerdo la
Cam:ira con la pr6rroga?
(;Seiales afirmativas.)
Acordado.
SR. L6OEz (GERMAN) : Hasta terminar la Orden del
Dia.
SR. MULKAY (JOSE) : No, eso no, indefinida.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero b c6mo puede haber
selfores Representantes, cosas que no est6n en la Or-
den del Dia? bC6mo' pueden discutirse cosas que
no est6n en la Orden del Dia?
SR. SAGAR6 (IBARTOLOMP) : Mi11 Ii, hay.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero eualquier compa-
fiero ausente podria poner un recurso de inconsti-
tucionalidad, porque la CAmara debe votar con cono-
cimiento y no sin conocer los asuntos. bQuB leyes
s-n esas? Ahora, yo digo como decia el senior Pa-
checo, las 'proposiciones de Ley no deben estar en
la Orden del Dia, sino como tales proposiciones de
ley, -pero al leerse la proposici6n de ley, si el senior
Paehreeo desea que se trate durante esta legislature,
ent-onees puede pedir que en la pr6xima Orden del
Dia sea puesto como Proyecto de Ley, y tambien
.quie venga a diseusi6n con o sin dietamen.
Sr. SANTA CRuz PACHECO (EIILO) : Entonces,
t', das las que h!:y sobre la mesa que pasio a Comi.
siones.
SR. PRIESIDENTE (VERDEJA): El grave defect de
les seiiores Representantes es que creen que una pro-
posici6n o Proyeeto de Ley que estA sobre la mesa,
simplifica algo para su votaci6n inmediata; y tan
necesalia es la suspension de precepto para tratar
un asunto que esta sobre la mesa, como eualquiera
que este en Comisiones. Luego lo 16gico es que todas
-pasen a las Comisiones, y cuando la Ckmara quiera
tratarlas que vengan entonees con o sin dictamen,
porque el mismo trimite y el mismo nfimero de Re-
presentantes es el que se necesita para una u otra
cosa .
SR. SAGARO (BARTOLOME) : Yo deseo saber si esta en
vigor el acuerdo a virtud del oual no se pueden pre-
sentar solicitudes 'de alteraci6n de la Orden del Dia
sin provia reuni6n de los Comit6s Parlamentarios.
Si este aeuerdo no ha sido derogado par otro de la
Cimara. yo pido quo se cumpla.
SR. SARDINAS (EMmIo) : Ese no es acuerdo de la
CGmara, ese es aouerdo privado de ambos Comites
Parlamentarios.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se somete a votaci6n
la proposici6n del senior Ferrara.
SR. MULKAY (Jos) : Pido votaei6n nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Los que esten con-
formes con que solamente se traten las cuestiones
que aparezean en la orden del dia y no haya nin-
guni solicited de suspension de preceptos regla-
mentarios votarin si, los contrarios, no.
SR. ALBERNI (Jos) : La orden del dia de mafia-
fia estA ya confeeecionada?
SR. L6PEZ (GERMAN) : Tien e que esarlo.
SR. ALBERNI (JOSE) : En ese caso yo modifico la
propcsici6n formulada por el Sr. Ferrara en el sen-








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tido de que sea para los asuntos que aparezean en
la orden del dia a partir del lunes, porque de ese
modo la Presidencia podrk confeccionarla de acuer-
,do con los deseos de la Camara.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Esti bien. Se pone a
votaci6n que no se presented solicitudes de suspen-
si6n .de preceptos reglamentarios a partir del lunes
pr6ximo a fin de entrar a c-onocer de la orden del
dia, porque el acuerdo a que haeia alusi6n la Presi-
dencia fu6 tornado en Legislatura anterior y en el
cual se dispone que los Comites Parlamentarios re-
comendarian los asuntos a que estimaran oportuno
tratar.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Yo creo que debe ser
desde hoy. Lo propongo asi.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Sefiores Represen-
tantes: Hay otra proposici6n 'de que sea a partir de
hoy.
Sn. ALBERNI (JosE) : No *es possible que pueda to-
marse el acuerdo en ese sentido porque seria contra
todo principio del orden.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se va a poner a vota-
ci6n el asunto. Los que est6n conformes con que no
haya suspension de preceptos a partir del lunes vo-
tarAn si, los contrarios, no.
(Abandona la Presidencia ol Sr. Verdeja y la ocupa
el Sr. Soto Izquierdo.)
(El Oficial de Actas pasa lista.)
SR. PRESIDENTE-(SOTO IZQUIERDO): Falta algun
senior Representante por votar?
(Silemcio.)
Han votado 73 sefiores Representantes, 50 que
no, y 23 que si. Queda rechazada la proposici6n.
Continfa la sesi6n.
Se va a dar lectura a una comunicacion del Se-
nado.
(El Oficial de Actas leyendo.)
Habana, 28 de Febrero de 1923.
Sr. President de la C'mara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
acord6 modificar el Proyecto de Ley de ese Cuerpo,
referente a conceder una pension de eien pesos men-
suales, a la Sra. Mercedes Gonzalez Arango y Gon-
zilez Arango, Viuda .de Quifiones, madre del ex-Re-
,presentante senior Fernando Quifiones y Gonzalez'
Arango y otra de cincuenta pesos mensuales a cada
uno de sus tres menores hij'os nombrados Lidya, Ju-
venal y Fernando Quifiones Ortega.
Lo que tengo el honor de Comunicar a Vd., a los
efectos del articulo 19 de la Ley de Relaciones entire
la Camara de Representantes y el Senado.
iMuy atentamente,
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -M. Rivero,
Seereta'rio. -A. G. Osiwa, Secretario.
PROYECTO DE LEY:
Articulo Primero:-Se concede una pension de
$100 mensuales a la Sra. Mercedes Gonzhlez Arango
y GonzAlez Arango, Vda. de Quifiones, madre del


ex-Representante Sr. Fernando Quifiones y Gonzalez
Arango, y otra de $50.00 mensuales a cada uno de
sus tres menores hijos nombrados Lidya, Juvenal y
Fernando Quifiones y Ortega.
Articulo Segundo:-Las cantidades consignadas en
el articulo anterior se tomarin de los fondos del te-
soro no afectos a otras obligaciones.
Articulo Tercero:-Esta Ley comenzard a regir
,desde su publicaci6n en la "Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica".
Sa16n de Sesiones del Senado, Habana, a los vein-
te y echo dias del mes de Febrero de mil novecien-
tos veinte y tres.
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. M. Rivero,
Seeretario. -A. G. Osuna, Secretario.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Pido que la Camara
a:epte la enmienda ixtroducida por el Senado al
Proyecto 'de Ley de la Camara.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDo) : Se pone a vota-
ci6n lo propuesto por el Sr. Chardiet.
Aprobado.
(El Oficial de Actas leyendo.)
Habana, 28 de Febrero de 1923. -Sr. President
de la Camara de Representantes. -Sefior: El Se-
nado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha, aprob6
el Proyecto de Ley que se acompafia, reference a que
dentro de los treinta dias siguientes a la vigencia
de esta Ley, los Registradores Mercantiles, enviar&n
a la Secretaria de Agricultura, Comercio y Trabajo,
una relaci6n detallada de todas las 'Compafiias, So-
ciedades, Empresas y Comerciantes inscriptos en sus
libros con expresi6n de su capital, domicilio y nacio-
nalidad. Lo que tengo el honor de comunicar a
Vd., a los efectos del articulo 18 de la Ley de Re-
laciones entire la Camara de Representantes y el
Senado.
Muy atentamente,
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -Manuel Ri-
vero, Seecretario. -A. G. Ostna, Secretario.
PROYECTO DE LEY:
Articulo I.-Dentro de los treinta dias siguien-
tes a la vigencia de esta Ley, los Registradores Mer-
cantiles, enviarAn a la Secretaria de Agricultura,
Comercio y Trabajo, una relaci6n detallada de to-
das las Compafiias, Sociedades, Empresas y Comer-
ciantes inseriptos en sus libros con expresi6n de su
capital, domici'lio y nacionalidad.
Articulo II.-La Secretaria de Agricultura, Co-
mereio y Trabajo, abrirA los libros necesarios para
inscribir en ellos, con separaci6n de classes, todos
los comerciantes o industriales de la Repfiblica, to-
mando como base las Relaciones enviadas por los Re-
gistradores Mercanti'les.
Articulo III.-Los Alcaldes Municipales enviarAn
a la Seeretaria de Agricultura, Comercio y Traba-
jo, dentro de los treinta dias siguientes a la vigen-
cia de esta Ley, una Relaci6n de los contribuyentes
por Industria y Comereio, con expresi6n del giro a
jque se dedican, domicilio, nacionalidad, ascenden-
cia de la contribuci6n annual y demAs datos que se
requieran. Asimismo remitirin a dicha Secretaria
cada semestre y dentro del plazo de quince dias, Re-
laci6n da altas y bajas por el expresado concept.









DIARIO DE SESIONEb DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Articulo IV.-La Seeretaria de Agricultura, Co-
mercio y Trabajo, cuidarA de hacer las cancelacio-
nes de aquellas Sociedades y Compafiias que se hu-
bieren disuelto y de los comerciantes e industrials
que ya no lo fueren, vali6ndose de los informes, de
los Alcaldes Municipales, Zonas Fiscales, Registra-
dores Mereantiles y empleados de la Secretaria de-
dicados a esa labor; asi como tamlit6n de los parties
notariales que rindan.
Articulo V.-Los Notarios Piblicos estarfn obli-
gados a participar a la Secretaria de Agricultura,
Comereio y Trabajo, la constituci6n, reform o di-
soluci6n de toda Compafiia o Sociedad, detallando
su clase, nacionalidad, capital, girc, domicilio, com-.
ponentes, termino del contrato social y cuantos mAs
datos se requieran para la buena inscripci6n de la
Seeretaria.
Articulo VI.-Los Adninistradores de Zonas Fis-
cales participaran a la Seeretaria de Agricultura,
Comereio y Trabajo, la presentaci6n y liquiidaci6n
de las escrituras por las que se constituyan, reforman
o disuelvan Compafiias y Sociedades, asi como las
declaraciones de particulares que se hicieren comer-
ciantes o industriales. Asimismo los Registradores
Mercantiles participant mensualmente a la Secre-
taria expresada, la inseripei6n de toda eonstituci6n,
reform o disoluci6n de Compaiias, Sociedades y las
referentes a comerciantes e industriales.
Articulo VII.-La Secretaria de Agricultura, Co-
mercio y Trabajo velarA por el cumplimiento del ar-
ticulo primero de la Orden cuatroeientos, Serie de
mil novecientos, hacienda cuantas gestiones conside-
re necesarias para que todo comerciante, industrial,
Compafiia o Sociedad se inscribirA debidamente en
el Registro Mercantil a ique corresponda, denun-
'ciando las contravenciones de la Ley, para que sean
castigadas.
Articulo VIII.-Las infracciones de esta Ley se
castigarAn con multa de cincuenta pesos la primer
vez y cien pesos la segunda, sin perjuicio de respon-
sabilidad penal en que puedan incurrir los infrae-
tores por desobediencia.
Articulo IX.--E Ejecutivo Nacional dictarA las
reglas convenientes al mejor cumplimiento de esta
Ley, que empezara a regir desde su publicaci6n en
la "Gaceta Oficial de la Repfiblica".
Sal6n de Sesiones deld Senado, Habana, a los vein-
tiocho dias del mes de Febrero de mil novecientos
veinte y tres.
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -Man.el Ri-
vero, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
A la CAmara.
Los que suseriben, Presidente, Secretario y miem-
bros de la Comisi6n Especial, nombrada per la CA-
mara para redactar un Proyecto de Ley, sobre Re-
formas Universitarias, no habiendo p'odido celebrar
sesi6n en el dia de ioy, la referida Comisi6n Espe-
cial por falta de qu6rum, tienen el honor de elevar
a la Camara, la adjunta Proposici6n de Ley, que
resume, todas las iniciativas y proposiciones presen-
tadas ante la CAmara en relaci6n con la reform
del regimen universitario.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n Especial, a los
veinte y echo dias del nes de Febre'-o de mil nove-
eientos veinte y tres.


(F) Fernando Ortiz, Presidente. -Santiago Rey,
-M. Maidique, -Dr. A. Chardiet, -Gonzalo Freyre
de Andrade. -F-lix Martinez.
PROYECTO DE LEY:
Art. 1.-Esta Ley Ilevara el nombre de "Ley Or-
gAnica de la Universidad de la Habana", y asi se-
rA citada.
Art. 2.o--La Universidad .que sostiene el Estado
en la Ciudad de la Habana, se titula Universidad de
la Habana y se considerara como el centro -de la en-
sefianza superior de la Repfblica.
La "Universidad de la Habana" tendra comple-
ta autonomia administrative y serA gobernada de
acuerdo con esta Ley.
Art. 3.--La "Universidad de la Habana" ten-
dra personalidad juridica con plena capacidad para
todos los efectos legales y podra, en consecuencia,
adquirir, poseer o enajenar bienes de todas classes,
asi como contraer obligaciones y ejercitar acciones
conforme a las leyes y a las disposiciones de sus es-
tatutos.
Art. 4.-La "Universidad de la Habana", se re-
gira por los estatutos Universitarios que en sesi6n
especial y voto de las dos terceras parties de sus miem-
bros acuerde el Consejo Universitario.
Los Estatutos Universitarios serAn modificables en
todo tiempo.
Los Estatutos Universitarios fijaran los deberes y
funciones de los 6rganos de la Universidad, con arreglo
al criteria de la mAs amplia autonomia, tanto para
la organizaei6n complementaria, como para la reali-
zaci6n adecuada que requieren los fines asignados a
la Universidad.
Art. 5.o-La "Unliversidad de la Habana" com-
prendera las Facultades que actualmente existen, y
las que puedan crearse por aeuerdo de la misma, asi
como los Centros de alta investigation eientifica o
professional, que aquella adhiriese a la misma. Las
tacultades regularnn todo lo que refiera a su regimen
interior bajo el Gobierno de sus Juntas de Catedr-
ticos y un Decano elective, a quien corresponder&
la funci6n ejecutiva, y acordarAn al efecto sus res-
pectivos Reglamentos, los euales para que sean obli-
gatorios deberan ser ratificados y promulgados por
el Consejo Universitario. Las Juntas serAn ordina-
rias y extraordinarias. Las primeras se compondrAn
de los CatedrAticos de la Facultad respective; las
seguindns Pstarin constituidas de acuerdo .con lo que
determine Irs Estatutos y tendran, como funci6n
propia, la dlecci6n de Decano y Secretario, y las de-
mas que ]e atribuyen los Estatutos.
Art. 6."-El Patrimonio de la Universidad esta-
ra formado:
A) Por las consignaciones que figure anual-
mente en Presupuestos generals de la Naci6n y en
cantidades no menores de las que en la actualidad
se consignan.
B) Por las subvenciones que se consignen en sus
presupuestos las corporaeiones oficiales y las par-
tieulares.
C) Por el product de las donaciones y legadcs
con que sea favoreeida, pudiendo aceptarlos o repu-
diarlos libremente.
D) Por el impQrte de las recaudacioneS .de las









DIA-RIO DE hi tONxh ia) ia dlA AA DE R'EPRES'E"NT-ANdkS


matriculas, Iderechos de exAmenes, de grades, de cer-
tificaciones de studios, de uso de laboratories, ga-
Pbinetes o museos y de los otros ingresos analogos que
fijare, los cuales no podrAn ser invertidos en per-
sonal.
E) Por los bienes de los Catedriticos y demns
empleados de la propia Universidad, asi como los
graduados y estudiantes que mueran abintestato sin
dejar parientes dentro del sexto grado civil, pudien-
*do aceptarlos en la forma que proceda.
F) Por los terrenos y edificios que esten en la
actualidad al servicio de la misma, que pertenecie-
ren al Estado, y por los criditos y concesiones que
le, hayan sido otorgados por leyes en vigor, los cua-
les no podran ser transferidos.
Los bienes a que se refiere este filtimo apartado
seran debidamente inventariados, dentro de seis me
ses a partir de la vigencia de esta Ley, o entregados
a la Universidad en su easo por escritura Notarial
o inscriptos en el Registro de la Propiedad a nom-
bre de dicha Universidiad; pero no podrAn ser ce-
didos, enajenados, hipoteeados o gravados en forma
alguna.
Los muebles inmuebles ddl patrimonio de la Uni-
versidad de la Habana estarAn exentos de todo im-
puesto.
Art. 7.--La representaci6n legal, administraci6n
y gobierno de la Universidad de la Habana, estara
a cargo de un "Consejo Universitario" compuesto
de nueve consejeros, que seran los siguientes:
Un Magistrado designado libremente por el Tri-
bunal Supremo en pleno.
Un consejero designado libremente por cada una
de las siguientes corporaciones, en Junta General de
asociados o miembros, especialmente convocada al
efecto: (a) Academia de Ciencias Me1dicas, Fisicas
y Naturales de la Habana. -(b) Sociedad Cubana
de Ingenieros. -(c) Sociedad Eoon6mica de Ami-
gos del Pais. -(d) Colegio de Abogados de la Ha-
bana.-(c) Soeiedad de Estudios Clinicos.-(f.) Con
sejo Nacional de Veteranos de la Independencia.-
(g) .Cmara de Comereio, Industria y Navegaci6n
de Cuba, y (h) Clearing House de la Habana.
Para ser miembro del Consejo Universitario se re-
quiere: 1.0 ser ciudadano cubano, 2.0 ser mayor de
35 afios de edad, 3. poseer un titulo universitario
expedido por o incorporado a la Universidad de la
Habana, 4.0 no desempefiar funci6n docente ni ad-
ministrativa, rntribuida por la Universidad.
Los miembros del Consejo Universitario senin ele-
-gidos por un period de dos afios, pudiendo ser ree-
leetos indefinidamente.
Los miembros de oonsejeros serin honorificos, de-
vengando tan s6lo una dieta de quince pesos por
cada sesi6n a que asistieren, no pudiend' percibir
mAs de dos dietas por sesiones en cada semana.
Cunado un miembro del Consejo dejare de asis-
tir sin licencia a tres sesiones consecutivas del-Con-
sejo se entenderA que ha renunciado tcitamente el
cargo e inmediatamente se comunicaAr la vacant
a la correspondiente entidad para que en el t6rmi-
no de 30 dias proceda a eubrirla.
:-Caia uno de los cargos de miembro del Consejo
tendrin un suplente designado conjuntamente con
el miembro propietario por la raspectiva entiJad
nominadora, en igual forma y por igual period.


El Consejo Universitario para el desempefio de
sus funciones tendra las siguientes facultades:
3."--ElegirA de entire sus miembros al Presiden-
te, el cual serd el representante legal de la Univer-
sidad y del Consejo y tendra las funciones que los
FIsiatutos determine.
2.-AcordarM los Estatutos Universitarios que han
de regir el gobierno y administraci6n de la Universi-
dad, y desempefio &de 'las funciones del personal do-
cente de la misma.
3.--Elegir el Rector de la Universidad, el Secre-
tario General y demAs empleados ad;ministrativos
de la misma, todos los cuales estaran bajo las 6rde-
nes del Consejo.
4.-Tomar sin contravenir a las leyes, los aeuer-
dos necesarios para que la Universidad de la Haba-
na realize las funeiones y ejerza las facultades es-
tableecidas en el articulo 10 de esta Ley.
5.-Ejercitar por medio de su Presidente las ac-
clones judiciales que estime p1rocedentes en defense
de los interests de la Universidad, inclusive las ac-
ciones penales que estime neeesario ejercitar en ca-
so de delito cometido en ocasi6n del funcionamien-
to y administraei6n de la Universidad.
'6.o-Ejereitar las funciones que las leyes asignan
aetualmente a la Junta de Inspectores de la Univer-
sidad y las demas facultades que las leyes le asig-
nen.
Art. 8."-El Claustro Universitario estara forma-
do por el personal docente de la Universidad, pre-
sidido por el Rector de la Universidad; y serdn sus
fuciones exclusivamente.de caracter consultivo y ce-
remonial, reuni6ndose con motive de las solemnidades
acad6micas y de evacuar las consultas que los Es-
tatutos determine. A 'las ceremonies acad6micas
concurrirAn con las insignias que por sus titulos le
correspondieren, los miembros del Consejo Univer-
sitario. En este easo la Presidencia del Claustro co-
rrespondera al Presidente del Consejo y el Rector
sera el Vicepresidente.
Art. 9.--EI Rector de la Universidad de la Ha-
bana serA el Jefe Ejecutivo de la Administraci6n
Universitaria y del personal doeente y administra-
tivo de la corporaci6n, siendo elegido libremente por
un afio, pero pudiendo ser electo indifinidamente,
per el Consejo Universitario. TendrA las funciones
que le fijen las leyes y los Estatutos Universitarios.
Para ser Rector de la Universidad de la Habana
se requieren las mismas condiciones que para ser
miembro del Consejo Universitario.
Para el desempefio de los trabajos de administra-
ci6n de la Universidad .de la Habana habrA un Secre-
tario General y los demAs empleados que determine
!as leyes y los Estatutos Universitarios, los cuales
fijarAn sus respectivas funciones. Para ser Secreta-
rio General se requerirAn las mismas condiciones que
para ser Rector.
Art. 10.0-A la Universidad de la Habana corres-
ponde estatuir sin contravenir Ins leyes, cuanto se
relacione con su propio gobierno y con las ensefian-
zas y ,altas funciones sociales de la misma, y a ese
fin podra:
1.o-Determinar las condiciones de ingresos a los
studios que en ella se cursen.
Continuaran vigentes aquellas disposieiones lega-
les que requieren la condici6n de ciudadania, para








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


el ejereici de determinadas profesiones; pero seri
libre para nacionales y extranjeros el ingreso y es-
tudio en la Universidad como en todos los estable-
cimientos docentes de la Repfiblica, salvo lo que las
Leyes dispongan para las Academias Militares.
2.-Organizar sus ensefianazas sobre los planes
fundamentals de studios profesionales fjados per
el Estado.
3.--Completar y distribuir el cuadro de dsicipli-
nas para cada profesi6n, determinando los m6todos
pedag6gicos- y estableciendo las pruebas de aptitude
en la forma que crea mis convenient.
4.-Organizar ensefianzas complementarias para
la obtenci6n de titulos.
5.1-Crear ensefianzas culturales y profesionales,
elinicas, laboratories, gabinetes, museos, bibliotecas,
eseuelas prAiticas, delegaciones ambulantes, cursos
extraordinarios y de extension universitaria.
6.o-CCrear cursos de ampliaci6n de studios.
7.--Dar cargo o comis'5n para inivestiga'ciones
cientificas en la propia Universidad o fuera de ella,
con cargo a los fondos disponibles a ese fin.
8.--Fijar la cuantia, segfin las conveniencias na-
cionales y las especiales de la Universidad, de la ma-
tricula general de studios, de la matricula especial
de atletismo, dde los derechos acad6micos de examenes
y de los demis ingresos que creare, para el sosteni-
miento de la Universidad.
9.--Fijar asimismo el haber de todo el personal
administrative y subalterno de la misma.
10.o-Fijar los requisitos indispensables para la
incorporaci6n, revalida y admisi6n de titulos extran-
jeros para el ejercieio en Cuba de aquellas profesio-
nes que requieren la posesi6n de determinado titulo
acad6mico.
Si los studios referentes a una profesi6n se hi-
cieren 'en Cuba eu otro establecimiento docente que
no fuese la Universidad, correspondent exclusiva-
mente a dicho estableeimiento doeente la resolution
reference en cada caso a la admisi6n del titulo y
consiguiente habilitaci6n professional, pero la Uni-
versidad determinara cuales deben ser los requisitos
generals que tengan que concurrir para ello.
11.-PodrA establecer, organizer. proteger y di-
,rigir residencias de estudiantes y favorecer la for-
macidn de asociaciones post-universitarias de divul-
gacion cultural.
12.--DeterminarA el ingreso y ese del personal
facultativo, administrative y subalterno, reglamen-
tando cuanto so relacione con la provision de CAte-
dras, que se cubrirAn conform a esta Ley y a los
acerdos del Consejo Universitario.
Todas las CAtedras se proveeran por ejercicios .de
oposici6n, tendientes a demostrar la capacidad peda-
6ggica de los aspirantes. La capacidad cientifica de
los asDirantes se probara por concurso en el aue se
apreciarin preferentemente (a) la preparaci6n en
30 dias de un proarnma de studios correspondien
tes a la CAtedra. (b) los studios realizados nor e
aisoirante. (c) los libros publicdos en cualoltuier
rama de la cultural v espeeialmente en aquellas
one se refiere la Catedra v sus ramas auxiliares
(d) los antecedentes profesionales en la ensefianza
en el eiericio prActico de la profesidn y on los car
Pvrs nfiblieos y privados que hubiere desempefiad
el aspirante,


Todo funcionario de caricter docente de la Univer-
sidad queda obligado a publicar cada seis afios al-
guna obra relacionada con la material propia de su
asignatura o asignaturas, debiendo en easo eontra-
rio, declararse la vacant de la cItedra.
Todo funcionario de character docente de la Uni-
ve.rsidad y de los Institutos de 2.a Ensefianza mien-
tras este en el desempefio de su cargo, queda obligaJo
a dar durante los meses en que se dieren classes, fue-
ra de los locales universitarios y de los Institutos y
,de acuerdo con lo que determine los Estatutos, una
conferenc:a mensual n ocho conferencias durante el
curso, de vulgarizaci6n cientifica y extension univer-
sitaria de carActer popular.
Todo funcionario de earcter docente de la Uni-
versidad de la Iabana tendrAn las obligaciones y
derechos que le conceden las leyes y los Estatutos
Universitarios.
No podri declararse ninguna cesantia sin previia
formaci6n de expediente y audiencia del interesadlo
y fallo por el 6rgano competent segin determine
los Estatutos.
13.o---Las demAs funciones que le asignen las le-
yes y los Estatutos, sin contravenir a las mismas.
Art. 11.--Al S-eeretario de Instrueei6n Pfiblica
y Bellas Artes corresponderk la alta inspeeci6n de la
Universidad, consistent en velar por que los Esta-
tutos y que las decisionss finales de 4sta no sean con-
trarias a la Constituci6n o las leyes. suspendiendo los
acuerdos en que se cometan las infracciones, dentro
del t6rmino de quince dias siguientes a su conoci-
miento official, con expresi6n del precepto violado
y devoluci6n del asunto a la Universidad para su
reconsideraci6n o ejercicio del recurso consiguiente.
A este efecto, de todo acuerdo o resoluci6n final se
le rcmitiri dertro del tercero dia, copia certifieada,
al Secretario de Instrucci6n P6blica y Bellas Artes.
Agotada la via administrative, ]a Universidad po-
dra recurrir dentro de quince dias, contra toda re-
soluci6n final del Poder Ejecutivo, ante la Sala de
lo Civil y de-lo Contencioso Administrativo del Tri-
bunal Supremo, que sustanciara y fallarh en defini-
tivava el recurso, previa celebraci6n de vista pilbli-
ca, en un termino no mayor de treinta dias desde
la interposici6n del mismo.
Art. 12.o-La Universidad de la Habana elevara
anualmente al Seeretaiio de Instrucci6n Piiblica y
Bellas Artes umw "Miemoria annual" en que informed
detalladamente de la actividad universitaria en sus
aspects cientifico, pedag6gico, administrative y eco-
n6mico.
AdemAs, cada mes elevarA a la. Intervenei6n Ge-
neral de la Repiblica y al Seretario de Instrucei6n
Piblica y Bllas Artes un estado de los ingresos y
egresos de la corporaci6n universitaria, asimismo re-
initir 'los :informes que le fuesen solicitatdos so-
bre la actuaui6n de la Universidad.
S La Universidad de la Habana por medio de su
l Claustro General. tendra la obligaci6n de oevacuar
las consultas de carActer pedag6gico que en relaci6n
con la ensefianza en cunalquiera de sus grados soli-
citare de la Secretaria de Instrucei6n Pfiblica y Be-
Sllas Artes.
S El Presidente de la Repfiblica, cuando estuviere
3 present, y, en su defecto el Secretario de Instruc-
ci'n Pibjica y Bellas Artes, presidirAn honorifica-


v








10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES.


mente las solemnidades academicas que se celebra-
iren y a las cur.les conourrieren con motivo de la
apertura del curso escolar u otro motivo.
DIPPOSICIONES TRANSITORIAS
Art. 13.-El Consejo Universitario creado Ipor
esta Ley, debera ser constituido dentro de los 30
dias siguientes a la vigencia de esta Ley, y proce-
derA a la promulgaci6n de los nuevos Estatutos Uni-
versitarios en un termino no mayor de 60 .dias des-
pues de su constituci6n.
A ese efecto las entidades expresadas en el articu-
lo 7. de esta Ley, procederan a elegir los respecti-
vos miembros del Consejo Universitario dentro de los
20 dias siguientes a la vigencia dde esta Ley. Los
miemhros elegidos, con la certificaci6n de sus res-
pectivas designaeiones se personarAn a las 10 a. m.
del trigesimo dia siguiente a la promulgaci6n de es-
ta Ley en la ''Gaceta Oficial" en el local del Rec-
torado de la Universidad, y bajo la presidencia in-
terina 'del miembro de m6s edad procedertn a cons-
titur el Consejo Universitario, que 'entrar' inmedia-
tamente en funciones eligiendo su Presidente y to-
mando los aeuerdos oportunos de su competencia.
Desde ese moment quedarAn suprimidos el ac-
tual Claustro General, el actual Consejo Universita-
rio, y cesados en sus cargos el Rector y el Secretario
de la Universidad.
Todo el personal adscripto a las distintas Facul-
tades y con titulo de propiedad en su empleo, eon-
tinuara prestando sus servicios con los mismos dere-
chos que tienen reconocido.
Igual criterio habrA de observarse en lo relative
al personal administrative y subalterno de la Uni-
versidad, que presta servicio actualmente.
Uno y otro personal continuara disfrutando de
los derechos de que actualmente gozan con arreglo
a la Ley general de jubilaciones.
Art. 14.-Dentro de los seis meses siguientes a
su constituci6n el Consefo Universitario elevar6 al
Poder.Ejecutivo, para su 'remisi6n al Congreso me-
diante mensaje, un informed razonado de cuales sean
las reforms legales que deban introducirse en los
planes Ide studios universitarios: creaci6n, modifi-
caci6n y supresi6n de cttedras; reform de la cuan-
tia y forma de retribuci6n del personal, y ddemis
medidas que para el mejoramiento de la enseiianza
universitaria requieran la promulgaci6n de leyes.
Asimismo. el referido informed contender la ex-
norsi6n de los creditos necesarios para edificios, la-
boratorios, biblioteca. material y en general para el
pleno desarrollo de las funciones de la Universidad.
- Art. 15.-Quedan derogadas todas las leyes. 6r-
denes, decretos, reglamentos y demos disposiciones
que se opongan a lo disouesto en la present Ley v
espoeeialmente suprimida la "Junta de Inspectores de
la Universjdad".
Art. 16.-Esta Ley comenzarA a regir al dia si-
guiente de su tromulgaci6n en la "Gaceta Oficial
de la Repiblica".
Sal6n de las Comisiones, 28 de Febrero de 1923.
(F) F. Ortiz.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Enterado.
Este Proyecto de Ley pasar: a la Comisi6n de
Jus'icia y C6digos.
Se va a dar lect'ira a otro Proyeeto de Ley, pro-
cedente del Senado,


(El Oficial de Aclas leyendo.)
Habana, 28 de Febrero de 1923. -Sr. President
de la CAmara de Representantes. -Sefior: El Sena-
do, en sesi6n celebrada el dia de la feeha, aprob6
el adjunto Proyecto de Ley, reference a modificar la
Ley de Retiro de las Fuerzas de Mar y Tierra. Lo
que tengo el honor de comunicar a Vd. a los efectos
del articulo 18 de la Ley de Relaciones entire la Cama-
ra de Representantes y el Senado.
Mny atentamente de Vd.,
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -Manuel Rive-
ro, Secretario. -A. G. Osuna, Seeretario.
PROYECTO DE LEY DEL RETIRE MILITARY
CAPITULO I
(Del retiro mnilitar. Sus classes )
Articulo I.-La present Ley tiene por objeto re-
gular el retire de los miembros de las Puerzas de
Mar y Tierra de la Repiblica y crear un fondo des-
tinado al pago de las pensions que con arreglo a
sus preceptos deban ser concedidas, determinando
su distribuci6n.
Articulo II.-El retire military serA forzoso o vo-
luntario. El primero, por edad o por inutilidad fi-
sica, y el segundo a petici6n del interesado.
Se ordenara por el Presidente de la Repfblica,
de acuerdo con los t6rminos de esta Ley previo el
informed de la Comisi6n de Retiro y Pensiones.
CAPITULO II
(Del retire forzoso.)
SEOCION PRIMER
(Del retire por edad.)
Articulo III.-Serin retirados por edad los oficia-
les, incluyendo los m6dicos y veterinarios, que cum-
plan las siguientes;
Oficiales superiores ...... 60 afios.
Oficiales subalternos . .. 56 "
Los oficiales auiditores, dentistas, farmaceuticos,
esgrimistas y mfisicos, serAn .retirados a los sesenta
afios, sean cuales feueren sus grades.
Articulo IV.-Los alistados que al llegar a los cin-
cuenta aiios de edad no tuvieren derecho al retire de
acuerdo con los t6rminos de esta Ley, seran licencia-
dos del servicio.
Articulo V.-La pension de los retirados por
edad, serA la correspondiente al grado do antigiie-
-dad de que disfruten en el moment de su retire, -de
acuerdo co-: lo previstc en los articulos 10 y 14.
SECC10N SEGUNDA
(Del retiro por inutilidad fisica.)
Artieulo VI.-El retire por inutilidad fisica se
ordenard en los casos siguientes:
1.-Cuando los oficiales y alistados se inutilicen
fisicamente para el servicio military, de manera ab-
soluta y por toda la vida, en aetos propios de 6ste o
en campafia o a consecuencia de ella.
Los retirados por esta causa, cualquiera que sea su
antigiiedad, disfrutarin de la pension mAxima.
2.-Cuando los oficiales y alistados se inutili-
eer fisicamente para el servicio military de manera









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


absolute y por toda la vida, por causes agenas al
servicio o a una campafia y la inutilidad no hubie-
re sido contraida por consecuencia de malos hAbi-
tos o de conduct viciosa.
A los oficiales corresponderA en este caso la pen-
si6n media o minima, segln su antigiiedad, si hubie-
ren cnmpli'do veinte y cuatro afios de servicio, o la
pension de emergencia, si hubieren servido menos
de ese tiempo.
A los alistados corresponderh en las mismas cir-
cunstancias la pension media o minima, se-
gin su antigiiedad, si hubieren cumplido veinte y
cuatro afios de servicio o la pension de emergencia
si hubieren servido veinte anos y menos de veinte y
cuatro.
Ariiculo VII.-Los inutilizados fisicamente por
consecueneia de males hhbitos o de conduct viciosa,
no tendrAn dereeho al retire.
Articulo VIII.-Las declaratorias de inutilidad
fisica para el servicio military, se harin a petici6n
,del interesado o por disposici6n superior, despu6s
de un reconocimiento m6dico efectuado en la for-
ma que reglamente el Poder Ejecutivo.

CAPITULO III

(Del retire voluntario.)
Articulo IX.-E1 retire voluntario tendrA por ba-
se el nimero de afios de servieio y se conceded a
petici6n del interesado, de acuerdo con lo dispues-
to en este capitulo.
Articulo X.-El retire voluntario se regular en
la forma siguiente:
1.--Se concederi a los oficiales cuando hubieren
servido veinte y cuatro aiios y menos de treinta y
seis, si no perjudica al servicio y el Presidente de
la Repfiblica lo estima convenient, con las seguien-
tes pensions:
(a) Con la minima, desde veinte y cuatro hasta
treinta y dos afios de servicio.
(b) Con la media, desde treinta y dos a treinta
y seis afies de servieio.
2.o-Se concederil a los alistados, cuando hubieren
servido veinte y cuatro aiios y menos de treinta y
cuatro si no perjudica al servicio y el Presidente de
la Repfiblica lo estima convenient, con las siguien-
tes pensions:
(a) Con la minima, desde veinte y cuatro a
treinta y dos afios de servicio.
(b) Con la media, desde treinta y dos a treinta y
cuatro afios de servicio.
3.-Cuando los oficiales y alistados -hubieren ser-
vido treinta y seis y treinta y cuatro ailos, respecti-
vamente, se les concederh el retire con la pension
maxima sin que pueda negArsele por ninguna causa
except en tiempo dde guerra o de grave alteraci6n
del orden pfiblico; pero les serA concedida tan pron
to eese esta situaci6n.
Articulo XI.--Para computer el tiempo, a lo,
efeetos del retire, s61o se contar i el dde los servicio,
prestados en las Fuerzas de Mar y Tierra y en e
Ej6rcito Libertador contandose el tiempo servido ei
6ste como double.
Tambi6n se contara como double el tiempo de cam
pafia, sin que so considered como tal las marchas
maniobras, viajes de instrucei6n o de navegaci61


dentro o fuera de las aguas juridicionales, efoetua-
dos en tiempo de paz para el adiestramiento de mili-
tares y marines, o por necesidades normales del ser-
vicio.
Articuo XII.-A l[s alistados que cumplan vein-
te aiios de servicio, se les prorrogarin sus contratos
de alistamiento, si asi lo dosearen, por todo el tiem-
DO que les faltare para cumplir el t6rmino seoialado
per esta Ley para obtener su retire con la pension
maxima, y silo podran ser licenciados o separados
del servicio por las causes siguientes:
1.o-Por sentencia de un Consejo de Guerra, en
causa por delito.
2."-Por sentencia de un Juez o Tribunal civil
o military, que produzca los efectos sefialados en el
articulo 32 de la Ley Penal Militar.
3.--Por inutilidad fisica en el caso previsto en
el articulo 7.
Articulo XIII.-Cuando las classes hubieren cum-
plido veinte alios de servicio y llevaren mas de dos
en el ejercicio de su grado, no podran ser reducidas
por ninguna causa, fuera de los casos previstos en
los articulcs 93 y 102 dde los Decretos OrgAnicos de
la Marina y del Ejereito respectivamente, sine por
ineapacidad probada en un expediente, que se ins-
tuirA a propuesta del Jete del Departamento o del
Distrito, per un Oficial que nombirara el Jefe de
Estado Mayor, Ese expediente deberd instruirse den-
tro del plazo improrrogable de diez dias, y en 41 se
hard constar cuanto aparezca favorable o adverse
al interesado, quien sera oido y comprobados sus
deseargos.
Terminado el expediente, se pasara a un Tribu-
nal de tres Oficiales nombrados por el Jefe de Esta-
do Mayor, para que dicte la resoluci6n que corres-
ponda con vista 'de lo que result de lo actuado. En
todo esso seTr, elevada esa resolucion al Secretario
de la Guerra y Marina para su aprobaci6n defini-
tiva, sin cuyo requisite no serb ejeoutada.

CAPITULO IV

(De la pension de retire.)

Articulo XIV.-La pension de retire aue corres-
ponderA a los militares y marines, se calculara so-
hre los haberes y asignaciones, en la siguiente pro-
porci6n:
1.--Para la pension maxima. el setenta y cinco
per ciento del haber mis la mitad de las asignaciones.
2.-Para la pension media, el eincuenta y site
Sper ciento del haber m~s la mitad 'de las asigna-
clones.
S 4.-Para la pension de emergencia, el treinta por
Siento del haber mas la mitad de las asignaciones.
En las asignaciones se comprenderhn los demis
emolumentos que se seialan por la ley y los regla-
mentos a los Oficiales y alistados, con excepeionde
1 las gratificaeiones por servicios temporales. Seran
iquales para eada grado y las fijarA el Reglamento
de esta ley.
Articulo XV.-La pension maxima autorizada por
, el articulo anterior no podri exceder, en ningfin caso,
n de las siguiente eantidades:









12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Coronel .............. $ 4.363.00
Teniente Coronel ..... ,, 3.937.00
Comandante ......... 2.941 00
Capitn ............ ,, 2.356.00
Primer Teniente...... ,, 19.60.00.
Segundo Teniente..... $16.27.00
Sargento de Primera .. ,, 8.47.00
Sargenlo de Segunda .. ,, 7.93.00
Sargento de Tercera... ,, 7.03.00
Cabo. ............. ,, 6.31.00
Soldado .............., 397.00


anuales
,,
S,,
S,,

anualles

,,
t
S,,
,,
,,


Los grades de la Marina se equipararin a los
que anteceden, conforme al Reglamento.
Articulo XVI.-Las pensions de retire autorizadas
por esta Ley se abonaran con cargo al fondo de
Retiro y Pensiones y el imported annual de las con-
cedidas conforme al nimero 1. del articulo 6.0 y
regia primera del articulo 23 se consignaran en los
presupuestos nacionales, despu6s de balancear las
altas y bajas que ocurran en el ejericiio anterior.
Articulo XVII.-No se pagara ninguna pension
superior a la sefialada por el articulo 15 al grado de
Coronel, ni a las autorizadas como pension maxima
para eada grado.
Tampoco se pagaran pensions superiores a la que
corresponda a los causahabientes, de acuerdo con lo
dispuesto en el articulo 21.
Articulo XVIII.-Las pensions que disfruten los
retirados de eualqnier categoria, o sus causahabien-
tes, serA aumentada o disminuida proporcionalmen-
te, cuardo por la Ley fuere aumentado o reducido
el haber del grardo que tenia el causahabiente de la
pension al ser retirado.
Articulo XIX.-Todo derecho a pension es per-
sonal y serA nula su cesi6n o traspaso sea cual fue-
re la causa que lo determinara.
La pension no responder6 a las deudas contraidas
por el pensionado, ni podrA ser embargada.
Articilo XX.-No podrAn disfrutarse dos o mias
pensions al mismo tiempo. Para percibir cualquier
pension declarada, habri que jurar previamente que
no se percibe otra, o renunciar a las demas.
CAPITULO V
(De la trasmisidn de la pension de retire.)
Articulo XXI.-La pension de retire que debiera
corresponder al military o marino que falleciere en
servicio active o retirado, se trasmitiri por el orden
siguiente:
Primero:-El cincuenta por ciento a la viuda, si
'no dejare hijos.
Segundo:-A la viuda un cincuenta por ciento,
si concurriere con hijos legitimos o naturales recono-
cidos; distribuyendose entire todcs los hijos el cin-
cuenta por ciento restante por parbes iguales.
Tercero:-El cincuenta por ciento a los hijos le-
gitimos o naturales reconoeidos si no hubiere c6n-
yuge sobreviviente, en la misma proporci6n que pa-
ra la distribuci6n entire ellos del cincuenta por cien-
to estableee el nuimero anterior.
Cuarto:-El cincuenta par ciento a la madre iu-
da o la madre natural, cuando concurriere sola, siem-
pre que careciere de biepes y de empleo.


Quinto:-El cincuenta por ciento al padre sexa-
genario o invalido para el trabajo cuardo concu-
,rrier.e s6lo, tambiEn si careeiere de bienes y de em-
pleo.
uiiando concurrieren juntos la madro, y el pa
dre que refinan los requisitos expresados, disfru-
tar5n cada uno del cincuenta por ciento del total
de la pension.
Articulo XXII.-La consorte viuda no disfruta-
rri de pension si estuviere separada legalmente por
.su culpa.
Los hijos varones disfrutarAn de la pension que
les corresponda hasta que arriben a la mayor edad
y las hembras hasta que contraigan matrimonio o
hasta que cumplan veinte y cinco afios.
Tanto los hijos como las hijas seguirin disfru-
tando -de la pension, cualquiera que sea su edad,
si estuvieren fisicamente o mentalmente incapaci-
tados para el trabajo y que hayan sido declarados
como tales por los. tribunales judiciales.
Articulo XXIII.-La cuantia de las pensions a
que se refiere este Capitulo, queda sujeta a las re-
vlas siguientes:
l.a-Si el military o marine hubiere fallecido por
acto propio del servicio, o en una campafia, o a con-
secuencia de ella, sera igual a la mAxima distribui-
*da en la proporei6n establecida en el articulo 21.
2.--Si se tratare de militares o marines que fa-
llezean en circunstancias distintas a las citadas an-
teriormente, seri igual a la que el causante le hubie-
ra correspondido de ser retirado en la fecha de su
muerte. de acuerdo con lo dispuesto en la present
Lev y en la proporci6n establecida en el articulo 21.
3.1-Los parientes .de los militares o marines fa-
Ilecildos en situaci6n de retire, percibiran la pension
que les corresponda por el orden y en la proporei6n
-establecida en el articulo 21.
Articulo XXIV'.-El derecho a la pension esta-
blecido por este Capitulo, deberA ejercitarse dentro
del plazo de seis meses, contados desde la fecha del
falleeimiento del causante.
Dicho derecho se justificara en forma sumaria con
prueba testifical bajo juramento, y las demAs que
fueren pertinentes, ante el Oficial que con fse objeto
se design.
CAPITULO VI
(De la p&rdida de extini~in de la pension del retiro.)
Articulo XXV.-El derecho a la pension se per-
der :
1.o-Cuando no se ejercite dentro del termino se-
iialado en el articulo 24.
2.o-Por renuncia del interesado.
3.--Por perdida de la ciudadania cubana.
4.--Cuando el military o marino retirado sea con-
denado por un Consejo de Guerra general a expul-
sion deshonrosa o separaci6n del servicio, o a penas
que las tenga como accesorias, por un delito military,
o por un delito comfin de caricter denigrante o cas-
tigado con pena mayor dde seis afios de privaci6n de
libertad o cualquier pena que produzca los efectos
del articulo 32 de la Ley Penal Militar.
5.--Cuando un retirado. o pensionista sea conde-
nado por los Tribunales ordinarios a una pena por
delito denigrante o que exceda de seis afios de pri-
vaci6n de libertad, o por cualquier delito eastigado









blAo J)bE SESiONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


con las penas, principals o accesorias, de inhabili-
taci6n absolute o especial, prepetua o temporal.
6.--Por ausentarse al extranjero sin la autoriza-
ci6n prevenida en el articulo 34.
7.-Cuando la oonsorte viuda contrajera nuovas
nupcias, o cuando se demostrare en el oportuno ex-
pediente que observa una conduct inmoral u ofen-
siva para la memorial del causante.
8.o-Cuando las hijas contraigan matrimonio an-
tes de cumplir los veinte y cinco aiios de edad.
9.o-Cuando la madre viuda o la natural contrai-
ga matrimonio.
10.--Cuando el padre o la madre adquiera bie-
.nes o empleo que le permit subvenir a sus nece-
sidades.
Articulo XXVI.-La pension de retire se extin-
guird:
1.--Por muerte de alguno de los parientes men-
cionados en el articulo 21.
En este caso se extinguird solamente la part del
fallecido.
2.-Cuando los hijos varones arriben a la mayor
edad y cuando las hembras cumplan veinte y cinco
ailos, con excepci6n de lo establecido en el filtimo
parrafo del artiouo 22.
3.-Cuando no exista ninguno de los parientes
que se mencionan en el articulo 21.
Articulo XXVII.-En el caso de extinci6n o de
p6rdida -del derecho a pension, la parte extinguida
o del pensionado que la pierda no acrecera a los coo-
participes.
CAPITULO VII
Del fondo de retires y pensions.
Articulo XXVIII.-El Fondo de Retiro y Pen-
siones ddestinado al pago de los que disfruten los
militares y marines retirados y sus causahabientes,
se formara con los siguientes ingresos:
I:-Con una cantidad descontada mensualmente
del haber de todos los oficiales y alistados de las
Fuerzas de Mar y Tierra en servicio active y de las
pensions de retire, cuya ascendencia determinara
el President de la Repfiblica de acuerdo con las
necesidades de dicho Fondo, sin que pueda exceder
del cinco por ciento, a no ser en el easo del articulo 29.
II:-Con el noventa por ciento del sobrante de
lo que se recaude mensualmente para el Fondo de
Beneficeneia de las Fuerzas de Mar y Tierra.
III:-Con la suma que se consigne de acuerdo con
lo dispuesto en el articulo 16 y 7a. Disposici6n Tran-
sitoria.
IV:-Con la diferencia de haber correspondien-
te a la primer mensualidad complete que deban
percibir los oficiales y alistados cada vez que al-
cancen un nuevo grado (o clasificaci6n en el caso
de los Sargentos) y tambikn la diferencia de haber
que result cada vez que obtengan un aumento en
la paga per raz6n de realistamiento, antigiiedad en
el servicio como official o clase, o por designaci6n pa-
ra un cargo o empleo mejor retribuido, correspon-
diente tambi6n al primer mes complete que deban
percibir.
V:-Con el cincuenta per ciento del primer haber
mensual complete que deba percibir cada official al
ingresar en el servicio. Los asimilados darAn este
tribute en la forma y 6poca que determine el Re-
glamento.


VI:-Con el cincuenta por ciento que dejen 'de
percibir los oficiales cuando disfruten de licencia a
media paga.
VII:-Con una cantidad, que se consignark en el
Presupuesto de la Secretaria de la Guerra y Mari-
na, bajo el epigrafe "Fondo de Retire y Pensiones",
y que no podrA exceder de cuatrocientos mil pesos.
Los sobrantes por concept de personal y de ma-
terial, no se podrin transferir, y se reintegraran al
Tesoro.
Articulo XXIX.-Cuando las cantidades recau-
dadas conform a lo dispuesto en el articulo ante-
rior fueren insuficientes para eubrir las atenciones
del Fondo de Retiro y Pensiones, podrA disponer el
President de la Repfiblica que se aumente el des-
cuento mensual de los haberes y pensions, hasta
el seis por ciento.
Articulo XXX.-El pago de los retirados y pen-
sionistas se hara por dozavas parties y per mensua-
lidades vencidas, por uno o mis oficiales del Ejer-
cito y de la Marina, habilitados con ese objeto.
Articulo XXXI.-Cuando el Fondo de Retiro y
Pensiones no alcanzare para oubrir el page de las
existentes, despu6s de agotadas las consignaciones
establecidas por los articulos 28 y 29, se reducirin
las pensions a prorrata entire todos los que las dis-
fruten.
Articulo XXXII.-El Fondo del Retiro y Pen-
siones se depositarA en la Tesoreria General de la
Rep6blica en cuenta especial bajo dicho titulo.
Artijulo XXX)III.-Las cantidades reeaudadas
para el Fondo de Retire y Pensiones se destinarAn
precisa y finicamente al pago de las pensions auto-
rizadas por esta Ley, sin que en ningun case pueda
dArseles otra aplicaci6n, ni distraerlas para otras
atenciones.
El Secretario de Hacienda publicarA en la "Gace-
ta Official al vencimiento de cada afio fiscal, y
antes del dia treinta de Septiembre, el estado del
Fondo de Retiro y Pensiones.
CAPITULO VIII
DISPOSICIONES G-ENERALES
Articulo XXXIV.-Todo pensionista debera ser
cubano y residir en el territorio national para dis-
frutar de la pension.
No obstante, podra residir en el extranjero para
desenrpefiar un cargo o comisi6n official, o con auto-
rizaci6n del Presidente de la Repfiblica; y cuando se
lo exijan necesidades de caracter urgente podrA au-
sentarse del territorio national, sin esa autorizaci6n,
por un termino que no exceda de sesenta dias, dan-
do cuenta de su salida y regreso al Secretario de la
Guerra y Marina.
Los retirados y pensionistas que se encuentren en
en el extranjero de acuerdo con lo dispuesto en los
pArrafos anteriores, se inscribirAn en un Registro
especial que se llevara con ese objeto en los Consu-
lados.
Articulo XXXV.-Los retirados y los pensionistas,
podrAn desempefiar cargos pfiblicos electivos o de
nombramientos, retribuidos por el Estado, la Pro-
vincia o los Municipios, sin perder su pension; y
a los que lo desempefien se les descontarA de 6sta
una cantidad ignal al diez per ciento de lo que im-
porte el sueldo asignado por la Ley al cargo que








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ejerza, sin que esa p6rdida pueda exceder del cin-
cuenta por ciento del imported de la pension.
Articulo XXXVI.-Los individuos retirados, con
excepci6n 'de los inutilizados mentalmente, tendr6n
derecho al uso del uniform y armas y demis hono-
res que a su grado corresponda, en la forma que re-
gule el Presidente de la Repiblica, y estaran suje-
tos a las leyes y reglamentos militares de las Fuerzas
de Mar y Tierra en cuanto a sus relaciones con 6stas.
Los derechos .que concede este articulo, s6lo po-
drAn ejercitarse en aetos oficiales y con exclusion
de todas las operaciones electorales pudiendo siem-
pre usar armas los oficiales retirados.
Articulo XXXVII.-En easo de guerra o de al-
teraei6n del iorden pfiblico podran ser destinados
temporalmente a cualquier servicio active por orden
-del Presidente de la Repfiblica, los individuos reti-
rados, con excepci6n de los que desempefien algiin
cargo elective o que, habiendo resultado electos, es-
tuvieren pendientes de tomar posesi6n; devengando
los ilamados al servicio active, durante el tiempo que
al mismo se dediquen, los haberes y asignaciones co-
rrespondientes a su grado, y teniendo 'derecho a cuan-
tas reco'mpensas merezca durante ese tiempo.
DisfrutarAn .de nuevo el retire al cesar en el ser-
vicio active, con los beneficios que pudieren corres-
ponderles, de acuerdo con la Ley y las ventajas que
por merito de la campafia hubieren alcanzado; y
tendrAn derecho, asi mismo, a volver al cargo .que
desempefiaban al ser llamados al servicio.
Articulo XXXVIII.-En ningin caso podr6 con-
cederse *el retire a los miembros de las Fuerzas de
WMar y Tierra que hubieraf sido dados de baja de
sus cuadros por renuncia, expulsion, separaci6n, li-
cenciamiento o por cualquiera otra causa que no sea
de las que, conforme a lo dispuesto en la present
Ley, dan derecho al retire.
Articulo XXXIX.-Para el mayor cumplimien-
to de esta Ley se crea una Comisi6n de Oficiales
de las Fuerzas 'de Mar y Tierra, denominada "Co-
misi6n ,de Retiro y Pensiones", cuya organizaci6n
y funcionamiento serAn reglamentados por el Po-
der Ejecutivo, y que estarin bajo la inmediata di-
recci6n del Secretario de Guerra y Marina.
Articulo XL.-Quedan derogadas todas las Le-
yes, Decretos, Reglamentos y Ordenes que se opon-
gan a lo dispuesto en la present Ley.
Articulo XLI.-Esta Ley comenzara a regir el
dia primero del mes siguiente al de la fecha ,de su
publicaci6il en la "Gaceta Oficial de la Repfiblica".
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Primera:-Los retirados y pensionistas al ampa-
ro de las Leyes anteriores, seguirhn disfrutando de
la instituci6n del retire sin otras limitaciones que las
siguientes:
(a) Todas las pensions concedidas hasta el pre-
sente que excedan de los limits fijados por esta
Ley, quedarAn reducidas a dichos limits en cada
grado, pero las de los Mayores Generales y Briga-
,dieres, asi como las de los que hubieren ocupado el
cargo de Jefe de Estado Mayor o de Auxiliares del
mismo, se les aumentara la pension mAxima sefiala-
da por esta Ley para el grado de Coronel, en un
diez por ciento y en un seis por ciento, respectiva-
mente.
TambiEn seran aumentadas en diez y un seis por


ciento las pensions que correspondan, conforme a
esta Ley, a los Oficiales que sean retirados en lo su-
cesivo en el ejercieio del cargo de Jefe de Estado Ma-
yor o de Auxiliares del mismo.
(b) A los pensionistas comprendidos en el ar-
ticulo 21 de esta Ley, se les aplicaran las reglas
aqui establecidas; a no ser que se aoogieren a la Se-
ganda Disposici6n.
Se excepcionan de lo dispuesto en el inciso prime-
ro del articulo 21, las viudas sin hijos que al tiempo
de promulgarse esta Ley se encontraban en disfru-
.te de pension, que continuaran percibiendo total-
mente, en lugar del cincuenta por ciento a que di-
cho ineiso se refiere.
Segunda:-Los que hubieren obtenido su pension
al amparo de las Leyes de 30 de Junio 'de 1913 y 6
de Marzo de 1915 y deseen continuar rigi6ndose
por esa legislaci6n, podran solicitarnlo de la Secreta-
ria de la Guerra y Marina dentro de los 30 dias
siguientes 'a la vigencia de esta Ley y cobraran su
pension con cargo al Fondo de Retiro y Pensiones
pero en este easo se calculara mensualmente que
result de la recaudaci6n que corresponderia de
acuerdo con las disposiciones de la legislaci6n ante-
rior, para distribuir esa cantidad a prorrata entire
todas las pensions en vigor concedidas por ambas
legislaciones, sin que los acogidos a las referidas Le-
yes de 1913 y 1915 tengan derecho a percibir can-
tidad alguna de la diferencia que result entire el
product de dicha recaudaci6n y la que se obtenga
conform a lo dispuesto en la present Ley.
Tercera:-El mismo dereeho que podran ejercitar
en igual t6rmino y para cobrar tambidn la pension
que les corresponda en la forma prevenida en la an-
terior Disposici6n se concederk a los militares y ma-
rinos aotualmente en servicio active que, de acuer-
do con los preceptos de la Ley de 30 de Junio de
1913, tengan derecho al retire en la fecha de la vi-
geneia de la present, y no estuvieren comprendi-
dos en la Disposici6n siguiente.
Cuarta:-Diez y ocho meses despu6s de estar en
vigor esta Ley, los Oficiales y alistados que se en-
.cuentren en-las circunstancias que a continuaci6n se
expresan, tendrin derecho a solicitar su retire con
la pension maxima si el estado.del Fondo de Retiro
lo permit.
Dichas circunstancias seran:
1.-Tener aereditado, al promulgarse esta Ley,
mis de 24 afios de servicio si fuere Oficial, y haber
cumplido 20 afios si fuere alistado.
2.o-Haber pertenecido al Ej4rcito Libertador y
alcanzar en cualquier tiempo 25 afios de servicio si
fuere Oficial y 20 si fuere alistado, o estar fisica-
mente infitil para el servicio.
El tiempo de servicio serA el que tengan actual-
mente aereditado, y para resolver sobre la solicitud
se seguirA el orden de fecha en que fueren presen-
tadas; si ambas fueran iguales se colocarAn por los
afios de servicio y si estos no fueran iguales se re-
solverh por el orden ide edad.
Quinta:-Los Oficiales en servicio active al ser
promulgada esta Ley, no comprendidos en la Dispo-
sici6n anterior, que al cumplir la edad de retire, no
hubieren servido 36 afios computados en la forma
dispuesta en el articulo XI, podrAn ser habilitados,
por el Presidente de la Repfiblica para continuar en








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


el servicio active si lo desearen y no estuvieren fi-
sicainente infitiles, par el tiempo necesario para ob-
tener su retire con la pension maxima.
Sexta:--Dentro de los treinta dias siguientes a la
vigencia de esta Ley, se procederA a traspasar el
noventa por ciento del soldado que tenga el Fondo de
Beneficencia al de Retiro y Pensiones de las Fuer-
zas de Mar y Tierra.
Septima:-El imported annual de las pensions con-
cedidas al amparo de la tercera de las disposicio-
nes generates y transitorias de la Ley de 30 de Ju-
nio de 1923, sera incluido en los Presupuestos Ge-
nerales de la Naci6n, y tanto esa suma, como aquella
a que se refiere el articulo 16 y el n6mero VII del
articulo 28 de esta Ley mientras no se consignen
en Presupuesto, serAn tomadas de cualquier fondo
no afeeto a otras obligaciones.
Sal6n .de Sesiones del Senado, en la Habana, a
los veinte y ocho dias del mes de Febrero de mil
novecientos veinte y tres.
(F) Aurelio A. Alvarez, Presidente. -Manuel Ri-
vero, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
SR. REY (SANTIAGO): Pido que quede sobre la
mesa.
'SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): 4Estl confor-
me la Cimara?
(Senfales afirmativas.)
Aprobado.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDo) : Se va a dar lec-
tura al Proyecto de Ley, referente a las reforms
Universitarias.
La Presidencia debe informer a la Chmara que
no hay dictamen, asi es, que se le va a dar lectura
al Proyeeto tal como qued6 en la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas, le da tletura.)
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERD) : Se pone a dis-
cusi6n la totalidad. Tiene la palabra en contra el
Sr. Lombard.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZAIo) : Pido la pa-
labra para hacer breves manifestaciones.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Yo voy a hacer una
proposici6n incidental. Como hay una proposici6n
de Ley .referente al mismo problema, yo propongo a
la 'CAmara que ambos Proyeetos se discutan conjun-
tamente. En ese sentido quiero que la Camara tome
el acuerdo que crea pertinente o voy a consumer un
turno oombatiendo el Proyeato.
'SR. PRESIDENT ('STO IZQUIERDO) : Tiene la pala-
bra el senior Freyre.
-SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo deseo in-
formar a la Cimara, y especialmente al distinguido
compafiero que acaba de hacer esa proposici6n, que
lo que se est6 debatiendo, en estos momenios, es un
Dietamen de una Comisi6n Especial.
El itinerario de esta Ley ha sido el siguiente: Dis-
tinguidos compafieros de la Ckmara trajeron una
proposici6n de Ley que iba por distintos derroteros y
juntamente con ellos yo tuve el honor de traer otra
proposici6n de Ley que iba por distintos derroteros y
eneaminada al mismo fin. Iniciado ya el debate en
la Cimara, se produjo un estado casi 'unnime de


opinion para fundir los dos proyectos y hacer de
ambos un conjunto complete y arm6nico. La CA-
mara, con esta idea, tuvo a bien designer una Co-
misi6n especial que realizara ese trabajo. La Comi-
si6n se reuni6 y fuimos designados ponentes los sefio-
res Ortiz, Casuso y el que tiene el honor de dirigirse
a la CAmara, que estudiamos durante toda una noche
la refundici6n de esos Proyectos, y ahora lo que se
ha leido es ese trabajo de refundici6n.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Lo que usted llama
Idietamen presentado a la consideraci6n de la CA-
mara, aparece en la orden deil dia como una pro-
posici6n de Ley y como a mi juicio esa proposici6u
o dietamen que usted llama, responded a las exigen-
cias del moment, era por lo cual yo pedia qu3 se
incluyeran ambos Proyectos como uno solo, para ser
.discutidos conjuntamente, pero, como dice S. S., es
un dictamen a otro Proyecto, yo acepto.
SR. FREYRE DE ANDRADE ('GoNZALO): S. S. tiene
raz6n, pero lo que ha ocurrido es que .esa Comisi6n
estuvo integrada por los autores de las diferentes
proposiciones de Ley, y por todos los firmantes; y
como ocurria que casi todos los firmantes habian
firmado los proyectos tan s61o para autorizar ila
lectura y muy pocos habian intervenido realmente
,en su redacci6n, los que habiamos sido primeros
firmantes unicamente nos reunimos, y como en la
Comisi6n no hubo el qu6rum necesario, tuvimos que
traer esta ponencia como trabajo de una minoria
y no se reunieron Ics votos que se requerian para
que fuera dictamen de la Comisi6n, y, por lo
tanto, el califioativo de Proyecto no se le puede
dar todavia.
SR. LOMBARDO (AQUILINO).: Estoy mis conforme eon
ese dictamen que con el Proyeeto del Dr. Ortiz.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Eso es lo que
se viene a debatir.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): Lo que se
acaba de leer es precisamente la ponencia de la
Comisi6n, porqcue no hubo dietamen, pero en la
orden del dia figuran todos los demas particulaxes,
porque precisamente la OCmara acord6 que en el dia
de hoy se trataran todos los asuntos relacionados
con la reform Universitaria. Asi es que se va a
poner a discnsi6n la totalidad de la proposici6n de
Ley que se le acaba de dar leetura. Tiene la pala-
bra en contra el Sr. Lombard.
SR. LOMBARD (AQUILIN) : Sr. President y sefio-
res Representantes: El problema que se present en
el dia de hoy a la consideraci6n de la Camara es, sin
duda algnna, uno de los Proyeetos mas trascedenta-
les que se han presentado a la consideraci6n del
Congress Cubano. Desde luego, no es a mi a quien
compete quebrar una lanza en contra del proyecto;
much menos. si se tiene en cuenta, que 6ste esta
respaldado por las autorizadas firmas .de los doeto-
res Ortiz, Freyre, Casuso y otros elements cuya
competencia en material unitersitaria nadie va a
dieutir en la tarde de hoy; pero como todos veni-
mos aqui a llenar nuestro cometido; como todos es-
tamos en el deber de op:nar, yo tengo mi opinion al-
rededor del problema de que se trata y la voy a ex-
poner modestamente. Desde luego que no puedo re-
basar el curso de las manifestaciones que 'me he pro-
puesto bacer, porque todos reconoceran que no ten-
go cultural acaddmica ni titulos profesionales de nin-








DiARiO DE 8SiESONtS Dl tA dAMARA DE REPitESEiiTANTEA


grin genero, y no estoy preparado para venir a ter-
ciar sobre un problema de esta naturaleza; pero,
de todas maneras, sea cual fuere la suerte que pue-
dan correr mis manifestaciones alrededor de este
asunto, yo he de abordarlo valientemente. No he de
entrar de lleno en el proycto, porque a media que
,el tiempo transcurra, cuando entremos en el mismo,
habrA oportunidad natural y suficiente para ir in-
trodueiendo enmiendas y lievar al curso de la dis-
cusi6n opinions y atrayendo las corrientes de sim-
patias o de antipatias que despierte el proyecto. Pe-
ro quiero, antes que nada, significar que un proble-
ma como ese, surgido por cuestiones internal de la
Universidad, por luchas mantenidas entire estudian-
tes y profesores, hubo de tener todo el apoyo de la opi-
ni6n general del pais; primero, de aquellos elements
de la clase; mis tarde, de la prensa peri6dica, y, fl-
tinmamente, de todo el pais, que veia, con verdadera
simpatia, el problema universito'rio, por cuanto nues-
tra juventid se levantaba callada para protestar de
mitodos que, a su juicio, resultaban areaicos e incon-
venientes. Pero quiero declarar en la tarde de hoy, con
verdadera valentia, .que apesar de seguir, con verda-
dero interns el eurso de la protest universitaria,
no he podido conocer, a cleneia cierta, qu6 piden los
estudiantes de nuestra Universidad. Quiero deela-
rar, sencilla y solemnemente, en Ia tarde de hoy, aun-
que 6sto me atraiga la natural repulsa y la oposi-
ci6n de aquellos que se sientan molestados con mi
apreciaci6n. Yo s6 que el conflict surgi6, simplemen-
te, por la disparidad de criterio entire determinado
estudiante y un Profesor; que los estudiantes pidie-
ron, en principio, que cesase aquel professor en sus
funciones, y que el problema se fu6 agraudando a tal
extrem'o, que ha llegado a hacerse un problema de
verdadero interns national. Ya cuando las cosas to-
maron -el sesgo distinto al que tuvo al principio, no
s6lo se hacian acusaciones a este catedrAtieo, sino a
otros catedriticos de diAtintas facultades, porque
se creia que aquellos tambi6n estaban comprendidos
.en las mismas acusaeiones en que estaba comprendido
el catedritico initial de oesta cuesti6n. Es olaro, es-
to que hubo de alarmar la opinion pfibliea, lleg5
a la Camara por conduct del comit6 encargado de
los interests de la Federaci6n de Estudiantes, que
crey6 llegado el moment de buscar en los caerpos
colegislaidores todo el apoyo que esta cuesti6n re-
quiereS y entonces el problema ha venido a nuestra
Camara presentado por el Dr. Fernando Ortiz, en
la forma que todos conocen. No so trata, pues, de abor-
dar el problema Universitario en su verdadero fon-
do, no se part, pues, del propio principio que de-
terminaron la albaraea, sino se quicre actualmente
hacer una reform Universitaria, cuyo fin es la au-
tonomia. Y yo pregunto a los sefiores Representan-
tes en la tarde de hoy: acaso se le puede dar mis
autonomia a la Universidad Naeional que la que
tiene en los actuales momentss; es possible que el
Estado que tiene a su cargo la enseianza pritraria,
y la ensefianza superior y todas las ersenanzas, por-
que nuestro Estado es laico, no puede dejar de ai
mrano problema tan interesante, es possible que esto
se present y tenga manera de ser llevado a la prAc-
tica? 1 TendrA viabilidad el Proyecto? Yo daeia aquf,
iratando de la proposici6n del senior Freyre, que
estaba de acuerdo con ella, porque ]a proposici6n
del senior Freyre no trata de la autonomia Univer-
sitaria, y si trata de las reforms, mejoras y m6to-


dos universitarios y yo creo que este es el punto fun-
damental, porque yo creo que todo lo que sea sacar
el problema de su verdadero imargen, que tiene un
veradaddero carioter extraordinario, todo lo que sea
un cambio brusco y violent es incurrir en muchas
cosas que mis bien habrAn .de perjudicar que de be-
neficiar. Por tanto, quiero al comenzar este debate,
dejar apuntadas estas consideraciones simplemente
y esperar que otros elements ians en contact con
estas ideas emitan su opinion, para yo romper mi
lanza a ver si puedo hacer un poco de luz en esta
cuesti6n. Es todo cuanto tenia que decir.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Tiene la pala-
bra el senior Freyre.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Sefior Pre-
sidente y sefiores Representantes: He oido con ver-
dadera complacencia las palabras del senior Lombard
y sinceramente lamento que no tengamos la oeasi6n
de compartir con 61 mas a menudo los debates. No
me halagan las palabras del senior Lombard porque
demuestren aquieseencia al modo como yo he pro-
puesto que se resuelva el problema universitario, si-
no por el punto elevado en que se ha colocado para
considerar esta cuesti6n. Y tengo verdadero gusto
en informar a nuestro distinguido compafiero, senior
Lombard, que ha habido un acaerdo entire todos los
firmantes de las' distint.as proposiciones que se han
hecho a la OMmara, para resolve *el problema creado
en la Universidad; y yo he tenido la satisfacei6n en
la tarde de hoy, de oir, no ya tan s61o a los profe-
sores de la Universidad, que aqui hay algunos, ni
a los alumnos, sino a los padres de los alumnos, que
muchos hay presents en el hemicielo, como por
ejemplo el senior Emilio Sardifias, elogiando el pro-
yecto de la Comisi6n especial y prometi6ndonos su
inmediata aprobaci6n.
I Haee ya algunos meses, seiiores Representantes,
que existe un violent conflieto que comenz6 en la
Universidad, pero que ha extendido su inquietud a
otros centros de nuestra sociedad. Los .alumnos de
ese centro docente, con el estr6pido natural de sus
pocos afios, han protestado de la indisciplina que
alli reina y del abandon que han heeho de sus debe-
res muchos de sus profesores. Los alumnos protes-
tantes tienen raz6n en cuanto que se quejan de que
los profesores no asisten puntualmente todos los dias
a explicar sus lecciones, tienen tambi6n raz6n en
cuanto alegan que muchos profesores, aun asistien-
do a las classes, no tienen la capacidad mental, o la
preparaci6n t6cnica necesaria par enseiiar, y el pais
entero ha comprendido y ha secundado la viril pro-
testa. Ahora bien, esos j6venes estudiantes, en cam-
bio, no han tenido raz6n en pretender que ellos son
los capacitados para gobernar, administrar o diri-
gir la Universidad de la Habana.
SR. L6PEZ (GERiMAN): LEl senior Freyre de An-
drade cree que con ese Proyeeto de Ley van a des-
aparecer los estudiantes incapacitados?
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Nos propo-
nemos conseguirlo, pretendemos quo eso ocurra, senior
L6pez.
Si alguien que no constituya el element diree-
tivo o administrative de la Universidad, debiera te-
ner algunas facultades para velar directamente por
los intereses de los alumnos, nunca podria acepitarse
que fueran estos mismlos alumnos, sino si acaso sus








DLAkIo bk SkSiONtS DE LA CAMERA. DE RtBPRESENTANTVS 17


padres, porque a la edad en que se es alumno, por
regla general, no se esbt capacitado, no s61o para
dirigir y adminstrar organismos del Estado, pero ni
siquiera para regir sus propios intereses o resolver
sobre su propia persona; y estos j6venes a la edad
que tienen, deben oir y seguir en todo las indicacio-
nes de sus padres.
Tampoco deben ser los profesores los que adminis-
tren y dirijan la Universidad. Su condici6n especial
de hombres de studio, la indole de sus ocupacio-
nes, los haee incompatible con esa norma de con-
ducta que debe caracterizar a un buen administra-
dor. Ademas, su constant contact y su trato dia-
rio con los alumnos, les dificulta la tarea de impo-
nerles su voluntad cuando esa imposici6n es necesa-
ria, y muohas veces ese mismo trato y los rozamien-
tos que puede engendrar, ha de constituir una fuente
de apasionamiento y de injusticias.
Afortunadamente no hay nada que obligue a que
la Universidad sea regida ni por los alumnos ni por
los profesores, y, por medio de una Ley, tal como
el Proyecto sobre que se ha abierto debate, puede
entregarse ese regimen en las manos de hombres
preparados, designados por distintos y respetables
organismos de la Naci6n; y ese es, precisamente, el
criterio que adopt en la proposiei6n de Ley que,
para honor mio, ha sido elogiada por el senior Lom-
bard y aeogida en el dietamen de la Comision es-
pecial.
La anayoria doe os profesores y la mayoria de los
alumnos de la Universidad, merecen nuestra adhe-
si6n y la de la opinion piblica; es tan s6lo una mi-
noria de profesores y de alumnos la que ha venido
perturbando la Universidad, y se ha dado el caso do-
loroso, que me ha movido a mi a lanzar mi proposi-
ci6n de Ley, que los alumnos han tenido la debili-
,dad y el error de unirse a los peores pro:esores de
la Universidad, abandonando a los mAs sinceros y
mejores, que por su sinceridad han discutido con
ellos, mientras otro grupo incapaz y debil de ca-
rActer, han adulado a los alumnos que, de buena fe,
han acogido esas adulaciones; y hemos preseneiado
el caso mAs triste todavia de que el propio Rector
de la Universidad, demostrando una incapacidad de
carActer ridicule, se ha colocado al lado de los alum-
nos agitadores, para engafiarlos primero y para
abandonarlos despuBs cobardemente en mitad de la
jornada.
Yo, como cubano amante de los prestigious de mi
pais, rindo pfiblico homenaje de admiraci6n al pres-
tigioso cientifico doctor Carlos de la Torre, y cuan-
do se trate de cuestiones cientificas de zoologia, de
bothnica, de mineralogia, ramas que 61 con tanto bri-
llo ha cultivado, yo me inclino ante su autoridad
mundial; pero en referencia a la administraci6n de
los intereses pfiblicos, yo tengo el dereeho de citar
al doctor Carlos de la Torre como el prototipo del
mal administrator, como el prototipo del hombre
fracasado por falta de autoridad y de character.
De 61 nacen principalmente los males universita-
rios, pero la culpa la tienen tambi6n los profesores
de la Universidad, porque han Ilevado al doctor
Carlos de la Torre al cargo de Rector, a conciencia
de que ese compafiero carecia de las energies nece-
sarias para hacer a los alumnos y a los profesores
cumplir con sus respectivos deberes, y han preferi-
do y han buscado esa situaci6n creada, contra la cual


los estudiantes, con viril demostraci6n de carac-
ter, han protestado.
En la proposici6n de Ley cuyas tendencies yo bre-
vemente he explicado, no se da la raz6n a ninguna
de las parties contendientes, porque ninguna tiene
la raz6n, y lo que hace el Proyecto es former un
Consejo Universitario, integrado de personas aje-
nas a la Universidad, que no pueden ser ni alumnos
ni profesores. Mfe parece que el conflieto de esta ma-
nera quedarA terminado.
Yo declare ante la Ckmara que nosotros, los com-
ponentes dde la Comisi6n especial, no somos intransi-
gentes en la defense de ninguno de los preceptos
que contiene esa proposici6n de Ley; la traemos a
la CGmara, y ojala que en ella se suseite debate so-
bre cada uno de los articulos de la misma, porque la
CAmara debe tener mas acierto que cada uno .de sus
miembros. Por tanto, nosotros hemos cumplido en
cuanto que hemos iniciado y formulado esta legisla-
ci6n. El Proyecto queda en poder de la Camara para
que lo mejore cot su buen juicio.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO) : Se pone a vo-
taci6n su totalidad.
Aprobada.
SR. L6PEZ (Gi.AMAN): Para una pregunta. Y no
oposici6n. Simplemente, 1 por qu6 se le quita el nom-
bre de Universidad Nacional y se le pone Universi-
dad de la Habana?
SR. ORTIZ (FERNANDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : La tiene S. S.
SR. ORTIZ (FERNANDO): La Universidad, sefiores
Representantes, incuestionablemente estA en la Ha-
bana. Se le ha llamado Nacional, no s6 si con raz6n
legal para darle ese nombre; probablemente con -el
buen deseo de demostrar ante las demAs naciones
que Cuba era tambi6n una Naci6n y que eran na-
eionales todas sus instituciones. Pero entiende el que
habla que en material de Universidades deben estas
conservar el aroma de las buenas tradiciones, como
ocurre con todas; que como Universidades tienen su
historic, y esa historic va formando el espiritu que
anima o debe animarlas y se trasmite de generaci6n
en generaci6n. Como Universidad Nacional, nuestra
Universidad nada dice ni al extranjero ni a nosotros
mismos, en cambio como Universidad de la Habana
podemos unir nuestro nombre acad6mioo a una tra-
dici6n de various siglos. Todas las Universidades del
mundo conservan su nombre local, asi vemos ia Uni-
versidad de Oxford, de Cambridge, de IIaward, de
Columbia, todas tienen denominaci6n de carActer lo-
cal. Por otra parte seria impossible que en Cuba se
creara una segunda Universidad? Aqui mismo en la
CAmara se ha planteado un Proyeeto no recuerdo por
que sefier Representante, proponiendo la creaci6n
de una Universidad en Oriente. Es possible que la
creaci6n de una Universidad en Oriente sea prema-
tura todavia, pero indudablemente, es una de nues-
tras posibilidades en el porvenir. Cuando la pobla-
ci6n aumente y aumente nuestra ansia de saber, se-
ri muy plausible la creaci6n de una Universidad en
la region Oriental, Por lo tanto, ja qu6 poner a la
Universidad Nacional de Cuba un nombre que no sea
de sus tradiciones escolares? ~El de la Universidad
de .la Habana? Basta leer ese titulo para saber de
qu6 Universidad se trata, mientras que si decimos
Universidad Nacional de Cuba parecerA una Univer-
sidad desconocida. Aun en las poblaciones de las Re-
pfiblicas suramericanas se ha seguido esa misma po-








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


litica y se ha hablado de la Universidad de Buenos
Aires, de la Plata y hasta de la Universidad de San
Marcos de Lima, que es la Nacional del Perd y asi,
que yo sepa, en todas .las demas Universidades. Lo
mismo la .de M6jieo se llama Universidad de Meji-
co. Es cuesti6n de palabras, pero el que habla desea
mantener siempre la tradici6n Universitaria, no so-
lamente en euanto al nombre, sino en cuanto a la
ceremonia. Nuestra Universidad es fria, no ofrece
el calor de las antiguas Universidades que le dan al
alumno un titulo firmado sin ceremonia y sin so-
lemnidad. Unieamente a ese espiritu traditional obe-
dece que se reafirme el nombre de Universidad de
la Habana.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERD) : Tiene la pa-
labra el senior Lombard.
SR. LOMBARD (AQUILINo): Las filtimas palabras
que pronunci6 envolvian casi una proposici6n. Yo ha-
bia propuesto a la CiAmara que el dictamen ,del doc-
tor Freyre se diseutiese conjuntamente con este Pro-
yeeto de Ley de la Comisi6n. La Presidencia no ha
ordenado la lecture de la ponencia del Dr. Freyre y
yo rogaria a la Presidencia que ordenase diese lee-
tura a estos dos Proyectos para que se resolviese lo
que fuera pertinente sobre ese asunto.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO) : La .Presiden-
cia puede informar a S. S. que a lo que se acaba de
dar lectura y se estk discutiendo, es la ponencia de
la Comisi6n a que se mand6 para que hiciera un
Proyeeto de todas las proposiciones de Ley.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : I Y c6mo apareci6 en
el tercer nfimero de la orden del dia?
SR. PRESIDENT (.SOTO IZQUIERDO) : Porque se ban
hecho figurar en la orden del dia por la Presidencia,
todas las proposiciones de Ley que tiene relaci6n con
este asunto, pero el resume de todas las iniciati-
vas es este dietamen.
SR. L6PEZ (GERMAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SoTO IZQUIERDO): Tiene la pa-
labra el Sr. GermAn L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo no voy a discutir el
punto que se refiere al nombre de la Universidad
pero el argument expuesto por el Sr. Fernando
Ortiz no me ha convencido.
Yo creo que la Universidad Nacional tiene his-
toria. Puede que la Universidad de la Habana ten-
ga tambi6n historic mAs remota, yo no lo s6 pero
me suena muy bien el titulo de Universidad Naeio-
nal y por eso entiendo que es el que corresponde y
ademAs, porque la Universidad Nacional tiene su his-
toria unida con la Repfiblica y eso para mi es bastan-
te y si es cuesti6n de cambiar el nombre yo deseo
que contifie con el nombre que tiene actualmen-
te de Universidad Nacional. Me parece que suena
mis hermoso ain en el mismo extranjero, pero sin
variar eso es entorpecer el Proyecto, yo desistiria,
pero yo me permitiria rogar a la Camara que lo
aceptara hasta que haya otra Universidad en la Re-
piublica, con el nombre de Universidad Nacional.
SR. ORTIZ (FERNANDO): Realmente estamos discu-
tiendo fuera de orden, porque la denominaci6n de la
Universidad correspond al articulo segundo y no al
primero y yo le propongo al Dr. L6pez lo siguiente:


Aceptaria el poner Universidad. National de la Ha-
bana.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Estoy conform.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Se pone a vota-
ei6n con la enmienda del senior Ortiz. Los que estin
conformes se servirfn poner se de pie.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo segundo.
(El Oficial de Actas lo lee.)
Se pone a discusi6n.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (SoTo IZQUIERDO): Tiene la pa-
labra el seflor Herrera Sotolongo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Sr. President y
seiiores Representantes: Cada vez que oigo hablar
de autonomia en organismos oficiales, me pregunto
qu6 quiere decir esa 'palabra. &La autonomia es go-
bierno propio, independiente, gobierno aislado de
todo lo demAs ? Si esto es asi, soy completanente
contrario a la autonomia universitaria. La Univer-
sidad no vive de sus propios recursos, vive de los
que le proporciona el Estado. La Universidad tiene
-que seguir un plan de studios; el Gobierno acuer-
da ese plan general de studios; luego si los dos ele-
mentos fundamentals desde los cuales tiene que
girar la Universidad, como son sus recursos econ6-
micos y el plan general de studios, y 6stos depen-
den del Poder Ejecutivo de la Repfbliea, es imrposi-
ble que pueda aeeptarse la palabra "autonomia" pa-
ra denominar el regimen que la Universidad debe te-
ner. Pero hay mis: autonomia universitaria quiere
decir derecho de regirse a la Universidad. Si 6sto
se acordara, continuariamos en la misma forma en
que se eneuentra la Universidad hoy. La Universidad
no puede tener gobierno propio, autonomia, por una
raz6n: quienes son los que van a gobernar la Uni-
versidad Los catedrAtieos? Los -.a.nlrti,.,.- son
personas que perciben sueldos del Estado. g Y son
ellos los que van a regir el orden interior ,de la Uni-
versidad? Al decir catedrifticos me refiero igualmen-
te a personas extrafias al Estado...
'SR. SOTO (OSCAR) : Yo no eonozeo esas personas.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : El Estado no puede
poner en manos de particulares a la Universidad.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Y ademAs, si
estando regida por el Claustro, integrado por per-
-onas respetables, de prestigio, competentes, se ha
fracasado en el regimen inferno, .qu otra cosa po-
demos esperar al nombrar nuevo sistema burocrtico
de tres personas, de una dondici6n especial, con
grandes sueldos, que va a asumir el control, que
pudieramos llamar, del absolutismo universitario...
SR. CASUSO (ENRIQUE) : IMe permit una interrup-
ci6n S. S., con la venia de la Presidencia?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Con much
gusto.
SR. Casuso (ENRIQUE) : El Sr. Ierrera Sotolongo
no ha leido, seguramente, el proyeeto. Este es un
proyeeto orginico, que tiene que ser leido en conjun-
to. Si lo hubiera leido habria visto que en el mismo
no se le pone grandes sueldos a nadie.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): El problema no








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


,es de detalle, sino de concept. La autonomia univer-
sitaria significa regimen auton6mico, que es un re-
gimen independiente.
SR. SoTo (OSCAR): No.
SR. ORTIz (FERNANDO): Es que olvidamos la his-
toria de Cuba en que habia autonomistas e indepen-
dientes.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Ha dado o no
mal resultado el que la Universidad se gobierne por
si sola? Yo creo que todo lo que sea variar el siste-
ma antiguo de que el Poder Ejecutivo, o como quie-
,ra el Dr. Ferrara que se diga, sea el que design a
los catedraticos de la Universidad y de que haya un
sistema perfectamente para hacer las oposiciones y
que los eatedrAticos no tengan para nada que mez-
clarse en la cuesti6n del regimen y la adminsbraci6n
.de la Universidad, sino finicamente en las cuestio-
nes educativas, pero sin poner tribunales ni inter-
venir para nada en ellos, sino que eso se deje a la
Secretaria de Instrucci6n Pfblica...
(Varios senores Representantes. iNo; no!)
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Sefiores: es
que aqui nosotros nos hemos acostumbrado a ;des-
acreditar a todo el mundo...
SR. SOTO (OSCAR): Si, porque la Seeretaria de
Tfistrucci6n Piblica estA desacreditada.
SR. HERRERA SOTOIONGO (PEDRO) : Los organisms
no se descreditan nunca...
SR. SAGAR6 (BARTOLIOM) : El Sr. Freyre acaba
de desacreditar al Rector de la Universidad y esto
no quiere decir que todos los Rectores tengan la
misma incapacidad.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Aqui se ha
hablado de cr6dito y ;de descredito del Rector; el Rec-
tor se ha acrelitado como un hombre de ciencia emi-
nente, pero el mismo se ha desacreditado como Ad-
ministrador.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): No, sefiores;
nosotros como cubanos tenemos el deber de enalte-
cer a todas las Instituciones, el hecho de que deter-
minadas personas sean acreedoras a censuras, no
quiere decir que nosotros legislemos en contra de
ellas y que sobre las otras caigan tambi6n esas cen-
suras. Mientras mas podamos enaltecer nuestras
Instituciones y nuestros organismos, mias nos enalte-
ceremos nosotros mismos. Ya es opinion corriente
echar por el suelo todo lo que sea cubano...
SR. DE CARDENAS (RAUL) : No podemos enaltecer.
nos de nada de 6sto, porque desgraciadamente el
percentage de analfabetos en la Rep6blica aumen
ta de una manera axtraordinaria, desde 1902 a la
fecha, la Instrucci6n primaria ha deseendido nota
blemente.
SR. HERRERA SOTOUONGO (PEDRO): No senior; 1(
que se una verdadera vergiienza es la falta de esta
disticas, que no se llevan y por eso los sefiores Re
presentantes no tieien conoeimiento perfect de
grado y desarrollo de la cultural del pueblo cubano
SR. FREYRE DE ANDRADE (GoNZADO): ID6nde hi
ha adquirido S. S. esos datos?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Sobre la prae
tica, he ido a los pueblos del interior de la Repfibl
ca y donde quiera que vby, veo a los nifios chiqui
tos que saben leer y escribir, veo a todos los nifio
que van a las Escuelas, veo que los maestros y la
maestras concurren a las Escuelas llenos de entu


v


siasmo, por esto me he podido dar perfect cuenta
que lo que faltan aqui son estadisticas.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Me permit el sef.or He-
rrera, yo no hablo por mi, hablo por boca del mismo
Gobierno que es el que facility estos dacos...
SR. SOTO (OSCAR) : Si S. S. hubiera ido a Luyan6
se hubiera convencido de la gran verdaJ.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Voy a decir a
-S.S.; aqui en la Habana es donde mAs corraptela
hay, no ocurre lo mismo en los demAs puebios de la
Repubiica, en esos pueblos los maestros trabajan con
amor, con empeilo y tratan de que sus alumnos
progresesn...
SR. SoTo (OSCAR) : S. S. no sabe que yo soy cam-
pesino.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): No lo parece.
Aqui estamos acostumbrados, sefiores Representan-
tes, a desacreditarlo todo por el hecho de ser cu-
bano...
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Los datos que yo pre-
sento a S. S. los da la Secretaria de Instrucei6n Pd-
blica. En la Instrucci6n Primaria, en la Instrucci6n
Superior Seeundaria y en la Universidad, hay ele-
mentos sobrantes para hacer una cosa buena, eso es
precisamente lo sensible.
'SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Nosotros nos
hemos acostumbrado, como ya he repetido, a censu-
rar desde aqui, desde esta Cimara, a todas las Ins-
tituciones y a todos los organismos cubanos. Esto no
es un Tribunal de Justicia, esto es una CAmara Le-
gislativa, para estudiar cual es el mejor procedimien-
to, cakl es el que ha dado mejor resultado; nunca
para decir que vamos a hacer determinadas cosas
porque determinadas personas van a ocupar estos
cargos...
SR. L6PEZ (GERMIAN): S. S. ha tronado muehas
veces contra la Administraci6n Pfiblica.
SR. HERRERA SOTOLoNGO (PEDRO): Pero nunca
contra las personas, yo siempre he tenido muy buen
cuidado de no levar las cuestiones al terreno per-
sonal...
SR. SOTO (OSCAR) : Se quiere que suprimamos la
autonomia?
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Bueno, pues
que se suprima, de acuerdo.
SR. HERRERA SOTLLONGO (PEDRO): Quedaria muy
bien.
S SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDo) : Suplico a los
sefiores Representantes no interrumpan.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Y vamos a dar
autonomia quitando el nombre. Entonces no vamos
Sa legislar.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZAL) : S. S. no co-
- noce la Ley, sefor Herrera.
1 SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): La iremos
Saprendiendo.
a SR. LOMBARD (AQUILINO): El senior Herrera ha
anticipado el juicio que trae inmente preparado el
- triunfo del articulo segundo del Proyeeto de Ley.
- Yo creo que no puede ser acordado por la C.mara
- por unanimidad, peiro si creo que deben ponerse
s reparos a este articulo tercero de la Ley.
s SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): Se trata del ar-
- ticulo segundo.








20 IDIARIO )E SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTS-


SR. LOMBARD (AQUILIo) : Yo he pedido la ve-
nia al senior Herrera y a la Presidencia para ex-
plicar mis puntos de vista alrededeor de este artieu-
lo segundo explicando lo que a mi juicio debe ser.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Continue el se-
iior Herrera.
SR. HERRERA SOTOLONGo (PEDRO): Yo estimo que
en este problema debiamos elevarnos y tratar el pro-
blema haeiendo abstraeci6n de las personas. Es in-
discutible que si vamos a analizar el problema en su
aspect econ6mico en cuanto a los catedrbticos, con
dificultad encontrariamos personas mias eapacitadas,
de mayores prestigious morales y sociales que las per-
sonas que forman el Claustro Ide la Universidad de
la Habana. Los hombres mis eminentes en concien-
cia en todas las ramas del saber human, se encuen-
tran en la Universidad de la IHabana. De manera
qne nna de dos o es buena o es mala; si es buena
debemos aceptarla, pero no buscar un intermedia-
rio que va a crear nuevos conflicts entire los es-
tudiantes y los intermediarios entire los interme-
diarios y el Claustro. No debemos acordar una au-
tonomia ficticia, una autonomia falsa. Tenemos un
sistema universitario francs, un sistema universi-
itario espafol en que el Rector de la Universidad es
elegido por el Claustro o elegido por el Secretario
o por el Gobierno, los sistemas son buenos, y que
ese Claustro no resuelva mas cuestiones de disci-
plina, cuestiones thenicas y que cada catedritico
tenga autonomia para explicar y libertad de aeci6n
gnardando los respetos a la libertad de conciencia y
que no le una otro vinculo mAs que el de servidor
del Estado que ticne que cumplir con su deber y dar
cuenta al Rector de la Universidad y a la Secreta-
na de Intrueci6n Piblica. Esa es buena formula de
organizer una Universidad.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : ~Eso no ha
fracasado ya?
SR. HERRERA SoTOLONGO (PEDRO): No, ese no es
el sistema actual. La autonomia administrative y
econ6mica yo no la quiero, yo quiero la autonomia
t6cnica para todo lo que sea referente a Ia ensefianza,
a la forma de la ensefianza, a los eximenes, a la for-
ma de los eximenes, daria a los catedrAticos de la
Universidad, todas las facultades necesarias y res-
taria la aspiraci6n de los estudiantes para former
parte en el Claustro Universitario.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Ese debate
huelga en en ese articulo.
SR. HERRERA SOTODONGO (PEDRO): Yo tengo que
completar mi pensamiento porque yo no tome parte
en la *discusi6n de la totalidad, para decir por que
no quiero que quede ahi la palabra autonomia, des-
de el moment que se le quiere dar una interven-
ci6n a los elements estudianttiles en la parte direc-
tiva del centro docente, que resta autoridad a los ca-
te;driticos.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALo): iD6nde es-
esti eso?
SR. HERRERA SOTOLONOo (PEDRO): VerA S. S. 'co-
mo la autonomia nos 1leva a una infinidad de cosas.
Sr. FREYRE DE ANDRADE (COnNZALO) : S. S. no 'co-
noce la Ley.
SR. HERRERA SOTOLONOO (PEDRO) : Cada vez que
toco uno de los puntos que mns pueden debilitar el
problema es cuando salta su sefioria con las in-
terrupciones; pero el problema que yo planted es el


que nosotros debemos defender, nada que tenga olor
a autonomia para que la Universidad pueda ser auto-
n6mica porque no puede tener medios de serlo, y
que lo fnico que se aceptaria es un regimen auto-
n6mico t6cnico con las facultades propias de la Uni-
versidad como ha ocurrido hasta ahora en todas las
universidades reglamentadas. Por eso me opongo a
.la aprobaci6n del Proyecto tal como esta redactado.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : El senior Ger-
mAn L6pez habia pedido La palabra en pro o -en
contra ?
SR. L6PEZ (GERMAN) : S1lo quiero hacer unas ma-
nifestaciones.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : TLene la pala-
bra el senior Ferrara.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente y sefo-
res Representantes: No .estoy de acuerdo con mu-
chos articulos del Proyeeto de Ley, pero si estoy de
acuerdo con este principio bksico ide autonomia uni-
versitaria, y preeisamente en oposiei6n con el crite-
rio sustentado por distinguido amigo el senior He-
rrera Sotolongo en voz clara y ante la CAmara toda,
y por mi otro amigo el senior Salazar, en voz baja
y con gesto airado. Soy favorable a la autonomia
universitaria, no por las condiciones circunstancia-
les que se han traido a debate, no por las faculta-
des que se han podido presenter en Cuba o en otra
parte en un regimen auton6mico o en un regimen
subordinado; sino porque creo que en general las
universidades todas en los paises en donde han te-
nido mas desarrollo han sido sometidas a un regi-
men auton6mico. Autonomia, sefiores, significa lo que
decia el sefior Herrera Soitolongo, y que mis distin-
guidos compafieros que piensan como yo le rebaten
al s6lo efecto de que no produjera impresi6n ante la
CAmara; Autonomia significa en este easo tambi6n
regimen absolute sobre los studios, para la creaci6n
de CAtedras, suspension de las mismas, determina-
ci6n de c6mo se puede llegar a ser Catedrfktico, se-
paraci6n de ellos, el'ecci6n de un Rector, del funcio-
namiento de las oficinas, etc., etc. Autonomia signi-
fica por lo tanto un absolute predominio de la Uni-
versidad sobre los fondos que el Estado le entrega o
.que ella obtenga, y sobre la organizaci6n de los es-
tudios y el funcionamiento de los mismos. Y a esto
yo soy favorable, a esto yo me inelino que suceeda
en Cuba, y soy favorable y me inclino ante ello por-
que creo que es infinitamente mejor que el sistema
actual que tenemos. Porque, sefiores Representantes,
no es justo'que mientras cada Departamento -del Es-
tado, cada Secretaria del Estado tiene un regimen
auton6mico no lo vaya a tener la Universidad de
Ja Habana que estA compuesta por elements sin
duda 'de un grado intellectual y moral superior a la
de los miembros que componen cualquier otro or-
ganismo; porque no es just que mientras hay un
Departamento Ide Loteidia que caRificaron en otra
ppoca de Antro Inmundo, con sistema auton6mico,
removiendo a sus empleados, manejando sus fondos,
;determinando sus presupuestos, organizando sus
cuentas, se le vaya en cambio 'a negar a la Univer-
sidad ide la Habana, tres veces secular si yo no me
equivoco, un sistema que a otras institueiones mu-
cho menos respetables se le ha venido a dar durante
este period; la Autonomia tiene dos sistemias, y el
senior Herrera Sotolongo indicaba uno, de organiza-








DIARIO DE SESIONES 'E LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


ciones Universitarias que tenemos en el muindo. El
sistema franes, el espaiiol, italiano y alem'n, por
consiguiente, todavia m6s, de Universidades some-
tidas a la organizaci6n del Estado y que dependent
del Estado, con los catedrAtieos oficiales, todas for-
mando parte ,de la organizaei6n. Es la instrucci6n
que esta sometida al Gobierno del Estado y a la di-
reeei6n sel Estado.
Otro sistema es :el sistema de Norte America que
en cierta manera se asemeja al sistema ingl6s en
sistemas han predominado. es muy doloroso decirlo
cuanto a la autonomia Universitaria y entire los dos
para quien ha estudiado, precisamente, en dos Uni-
versidades latinas, entire estos dos sistemas en los l-l-
t'mos veinte y cinco aios ha acontecido que frente a
las glorias de las universidades latinas que tuvieron su
ori-en en las maravillosas y esplendidas organimaciones
de Polonia, Pisa y luego de Paris, hayan ido decre-
,riendo y bajando de importancia y limitando su ac-
tividad y teniendo profesores menos ilustres y tenien-
do biblioteea menos copiosa, las otras Universida-
des libres, las que han surgido en los Estados Uni-
'dos de America, han ido aumentando el personal
doeente, de tal manera, que en realidad de verdad,
repito, me produce dolor decirlo, en realidad de ver-
dad en la hora actual estin ellos colocados por en-
sefianza y organizaci6n de studios a la cabeza del
mundo.
Yo no s6 eomo mi querido amigo, el senior Herre-
ra Sotolongo, ha podido dudar un moment para
apoyar la autonomia universitaria, esto es. para cons-
tituir una Universidad libre en la Habana, cuando
4l, precisamente, que ha estudiado en B1lgica, ha
podido ver, frente a frente, a las dos instituciones,
a la Universidad del Estado frente a frente a la Uni-
'versidad libre, y mientras la Universidad official es-
ti carcomida por el viejo sistema, por las viejas
prAetieas. la Universidad lilbre de Brmselas la de B6l-
gica, estk surgiendo cada dia mas, acudiendo a sus
-estudios no solamente los ciudadanos residents en
Bruselas y Francia, sine los estudiantes de muchas
parties de Europa porque las inteligencias mas des-
piertas van hacia B61gica a influirse y alli, como
he dicho, acuden de todas parties de Europa.
SR. HERRERA SOTorONGo (PEDRO): Cuando el se-
fior Ferry, que fu6 uno de los iniciadores de esa
Universidad fuA a Belgica y el Gobierno le quiso
tender una protecei6n le dijo que no queria ningu-
na protecci6n official, torque eso seria precisamen-
te la garantia de la Universidad y el 6xito de la
misma.
SR. FERRARA (ORESTES): Porque el Gobierno de
B6lgica no tenia en aquel entonces la generosidad
oue va a tener el Gobierno de Cuba, porque a querer
dar subvenci6n lueria someter sus estudios a su pro-
tecci6n v por eso aquella Universidad no lo queria
'para poder ella obrar con complete libertad y nos-
otros. en cambio, ]e damos la subvenci6n a la Uni-
versidad y mantenemos su libertad.
Saliendo de este eamno ie6rico, de esta- afirma-
ei6n que yo hago, aue los studios se nventajarin
enormemente teniendo nosotros una Universidad
que no depende direetamente del Estado, vamos a
entrar en el campo nrAetico. Yo voy a negar en
este campo. sefiores Representaintes. la afirmaci6n
que se ha hecho. La Universidad no ha fracasado y
los 'actuales des6rdenes no son -des6rdenes propios


del fracaso Universitario y que un Rector sea mas
o mnenos buen administrator no significa que la au-
tonomia en si no sea buena, porque precisamente el
Sr. Freyre no quiere dar la administration de la
Universidad, la administraci6n econ6mica a un Rec-
tor, porque precisamente por ser un hombre cien-
tifico esta fuera del manejo de los negocios.
La Universidad no ha fraeasado en nueva faz
tporque bueno es decir que la Universidad ahora
goza de ciertas prerrogativas de que antes no go-
,zaba. Lo cierto es que la Universidad, ahora que
tiene estas prerrogativas, que tiene cierta autono-
mia, esti mejor organizada que cuando estaba bajo
el regimen de la Secretaria de Instrucci6n Pfblica.
La Secretaria de Instrucci6n P6blica es una rama
del Poder Ejeoutivo; la Universidad de la Habana
seria una rama de la Secretaria de Instrucci6n Pfi-
.I:ea; y dentro de la Secretaria de Instrucci6n Pfi-
blica se ocuparia y dirigiria la Universidad de la
Habana. un empleado de tercer orden con doscien-
tos cincuenta pesos dde sueldo mensuales. Esto ha
venido aeonteciendo desde hace muchos afios; 6sto ha
acontecido en la Repfblica de Cuba cuando existia
el sistema de la dependencia. Un empleado solo, un
Jefe 'de Negociado, mis tarde elevado a la catego-
ria de Jefe de Secei6n, dirigia todo el movimiento
de la Universd-ad de la IHabana. Era el que se oeu-
paba de los titulos de los catedraticos, el que deter-
minaba la forma de pagar la matricula, el que lle-
vaba ciertas exeneiones de pago dde matrioulas. Este
estaba sujeto a todas las influencias politicas, 'defen-
dia todos los intereses del Poder Ejecutivo; todos
los Reperesentantes dominaban en este ambient; y
s61o la relative autonomia que se ]e ha venido dando
mis tarde, ha hecho que esta Universidad diera to-
das sus atribuciones a un cuerpo de profesores, el
cual reconoce perfeetamente a los interesados y ha-
pe fodo para que aquella instituci6n con la cual es-
tan enc.rifiados, de la cual forman parte, march
eon todo el splendor y con toda la brillantez a que
es merecedora. La autonomia universitaria-porque
s~lameinte de esto tratamos. y yo pienso enmendar
aklnnos puntos de este programa-tendrA los siguien-
tes defectos, seiores Representantes: primero, la
cultura no ser ya una cultural official, la cultural se-
ra. cultural libre, existir -de por si, en armonia con
las grande corrientes inteleetuales del mundo, in-
denendiente de cu.aquier hombre que pueda estar en
el Poder y que pueda determinar lo que se deba
enseia'r y lo que no deba ensefiarse. Cierto es que
el Estado cubano ha llegado a cierta cultural que
impide determinados actos que ban acontecido en
otras parties; pero debido a la dependencia de las
universidades a las ramas del Poder Ejecutivo, he-
mrs tenido universidades en la historic, en las 'oua-
les no se podia pronunciar la palabra "libertad";
hemos tenido universidades en las cuales no se podia
ensefiar la Revoluci6n Francesa, y hasta universida-
des existen todavia, en muchos paises de la Am6ri-
ca Latina. hermanas nuestras, en el present momen-
to en que vo tengo ed honor de hablar a esta COmara,
debido a la dependencia de estas universidades, he-
mos tenido. con la influencia can6nica. hemos tenido
v todavia tenemos, que eiertos resultados de la cien-
cia odefinitivamente ad'quiridos para la cultural mun-
dial. deben star eelinsados y ocultos, poroue ellos
estAn en contra de ciertas prescripciones biblicas y








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


de ciertos dogmas de la Iglesia Cat6lica. Por eso yo 1
quiero la Universidad auton6mica, porque, en pri- e
mes termino significa que ni direct, ni indirecta- s
mente, el Ejecutivo puede intervenir en los studios; I
los studios deben ser libres; ellos son la expresi6n c
de la verdad; la verdad no depend 'de nadie, la s
verdad existe de por si, es el product del esfuerzo de
las generaciones laborando una tras otra para lle-
gar a aquellos resultados cientificos que luego, ya s
formados de una manera cierta, constituyen un -dog-
ma que nunca puede ser controvertido, de la ciencia
moderna...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): jNo cree S. S.
que seria mejor entonces, y en eso me uniria a S. S.,
de fundar la Universidad Libre y no la auton6mica?
SR. FERRARA (ORESTES): Yo defenderia la Uni-
versidad Libre, sefiores, si aqui nosotros tuvi6ramos
una poblaci6n capaz de poderla sostener; yo defen-
deria la Universidad Libre, si 6sta pudiera ser man-
tenida por nosotros, si los ricos hicieran el esfuerzo
debido, si ellos estuvieran en el interns que existe
en los ricos de los paises anglo-sajones, que entien-
den que el primer deber es netregar parte .de su pa-
trimonio en beneficio de las Instituciones que a ellos
ayudaron a ser grandes...
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALo) : Si aqui hu-
biera ricos, porque aqui no los hay.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Si no existen, si este sen-
timiento no existed, tambi4n hay aqui mezquindades
de espiritu, y nuest'ros ricos en lugar de hacer esto,
en vez de dedicar sus actividades y sus energies y
sus voluntades a ilevantar el valor moral -de nues-
tros Centros de Ensefianza, no hacen esto, sino que
se aferran cada dia mis, con mns vigor al oro to-
do poderoso y screen que es la vida misma, cuando
no es nada mis que un medio vil para powder vivir
mejor. (Grandes aplausos). Si esto existed, nosotros
no podemos con ningfin discurso, ni con ninguna re-
soluci6n ni con ninguna Ley, cambiar la psicologia
del pueblo.
Vamos pooo a poco a excitar este sentimiento y
puede ser que entonees llegue a surgir la modifica-
ci6n, y entonces si, entonces podremos decir que la
Universidad auton6mica habri de ser un gran paso
hacia la Universidad Libre, porque la inica dife-
rencia que hay entire la Universidad auton6mica y
la Universidad Libre es la siguiente: Que la Univer-
sidad Libre, vive de sus propios recursosy la Univer-
sidad Auton6mica, es mantenida y organizada por
el Estado. Y claro ,esti, que no teniendo nosotros la
oportunidrid de creair una Universidad Libre, co-
mo la quisi6ramos ver hoy,.no tenemos mds remedio
que defender esta Universidad, qu.e por treseientos
afios hemos'visto abierta, y nos acojamos a la Orga-
nizaci6i aut6noma.
Yo soy absolutamente favorable a la Universidad
Ault6noma, si mis testimonies personales pudieran
vales, yo declararia a la Cimar'a que he estado y he
vivido en muchas Universidades, he estado en la de
Roma, en la de N:Apoles, en la de Ginebra, en la dde
Paris, he perman'cido seis meses en la de Harvard,
]a de Boston, he visitado la .de Oxvord y Cambridge
y tambi6n he visitado la mayor part de las Uni-
versida'des europeas, he estado en Lieja. Bruselas,
ifontpelier, he estado on casi todas las de Italia, y
yo me he encontrado que .en donde no hay una Uni-
versidad Libre, organizada de por si, donde impera


na mentalidad amplia, independiente, donde no hay
'sta Universidad, que surge fuerte, a impulses de
us propias deducciones cientificas, alli hay un su-
ino abandon. Los hombres que el Estaido nombra
como Catedrnticos, no tienen derecho a serlo, ni por
iu cultural ni por su moral, alli hay una organizaci6n
que mata toda nueva iniciativa, que destruye y so-
petea y aniquila todos los nuevos g6rmenes dde pen-
;amientos originates y todas las nuevas razones que
se presentan y todas las nuevas ideas que pueden
seguirse en el mundo 'apesar de las reticencias de
nuestro masoneismo.
SLa Universidad de la Habana esta preparada pa-
ra ello, el -desorden actual, es uno de los tantos des-
6rdenes que se han presentado. Es que hay una lu-
cha en la Universidad .dp la Habana, lo mismo que
la hay en este Parlamento, entire los que piensan con
el pasado y Ics que piensan en el porvenir. Hay al-
gunos que hablan de discipline como base de la or-
ganizaci6n universitaria. Esos son los hombres del
pasado. La discipline ha desaparecido del mundo, la
discipline era la obligaci6n ciega -de hacer una de-
terminada eosa, aunque fuera contra la propia vo-
luntad. Esto ya no existe, esto es un viejo sistema
del pasado, hay en cambio en el present un orden
que es superior a la discipline, que hay que mante-
ner, que es bisica en todas las sociedades, y este or-
'den estd basado sobre el bien, sobre la buena conduc-
Ita de todos en la armonia de 'as relaciones, no en
el imperio ciego de unos contra los otros, que de-
ben obedecer igualmente ciegos.
La lueha entire estas dos tendencies ha produci-
do los l6timos des6rdenes en 'los cuales juega la
imprudencia de Jlos unos y la inactividad de los
otros y se ha llegado al movimiento actual, que pa-
rece que no va a tener soluci6n y que a mi entender
la va a tener muy pronto, antes quizi de que este
proyecto sea ley.
Los estudiantes pueden tener derecho, deben te-
ner el derecho de que los catedrAtioos cumplan con
su deber, y si ha habido catedrAticos que no han cum-
plido con su deber los estudiantes tienen el derecho
.de sefialarlo no solamente a la Universidad, sino al
pueblo entero de Cuba. que es el que paga. Los cate-
driticos a su vez, deben exigi'r a los estudiantes que
cumplan y deben hacer que todos tengan aquella
cultural de que hablaba el senior Herrera y que nega-
ba el senior Cardenas, y que represent uno de los
grades males de nuestra sociedad actual. Pero yo
me inelino a career, senior Herrera, que nuestra ins-
trueei6n primaria sea superior en much a la ins-
trueci6n primaria pasada, pero tengo que declarar
con profunda pena, por ser cated'rtico de la Uni-
versidad, que la ensefianza superior es muy inferior
que la ensefianza superior de otros tiempos.
SR. DE CARDENAS (RAmUL): Ha sido .alifiea-da co-
'mo de- cuarta clase.
SR., CASuso (JosE E.) : Explicar6 por qu6.
Sn. HERRERA SoTOLONTGO (PEDRO): Los eatedrati-
oes superiors estin a la altura de las ciencias.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Me refiero a un infor-
me -de un catedratico de la misma Universidad que
hizo nna excursion a los Estados Unidos y emiti6
un informed a la Universidad de la Habana, en el
que bizo constar que las Universidades americanas,
que en los Institutes americanos, la Universidaid de








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 23


la Ifabana, de hoy estaba calificada como de cuarta
clase.
,SR. FERRARA (ORESTES) : Si, cstfi calificada como de
cuarta clase y si hubiera una quinta seria una quin-
ta, y si hubiera una sexta seria una sexta. Es lo ll-
timo que puede haber. No s6 por qu6 nos estamos en-
gafiando todos los dias y a todas horas. Qu6 im-
porta que un catedrdtico sea un Salom6n de las cien-
cias ? Los catedraticos de la Universidad de la Haba-
na no publican nada, no trabajan nada, no hay nin-
gfin libro que surja de la .Universidad. Pocos sur-
jen. Tenemos al doctor Ortiz que publicaba libros,
en la Universidad, y creo que lo hicimos salir de alli
p-recisamente por eso. (Risas).
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): No lo dejaron
entrar.
SR. FERRARA (ORESTES): Esta es la cuesti6n y
por eso es considerada de esta manera nuestra Uni-
'versidad, no por la ciencia infusa que cada catedra-
tico pueda tener en su propia casa para divertir a
sus hijos o para ser agradable a sus esposas. La cul-
tura se demuestra por medio de la publicaci6n y en
nuestra Universidad nadie public nada. Y es por
esto que tenemos calificada nuestra Universidad co-
mo de cuarta clase, y si hubiera una quinta la ten-
driamos tambi6n. Es bueno que -se sepa que de los
Institutes es done esta o de .donde viene el peligro
de la cultural cubana, es alli, que nosotros lo vemos
en la Universidad, done esta el verdadero horror
del futuro de Cuba, es alli en donde se puede ver
cuanta incultura, cuanta estupidez podremos llegar
a tener en el future...
SR. REY (SANTIAGO): No hay mAs que leer algu-
nos textos eseritos por algunos catedrkticos para
darse cuenta.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Hay alumnos que no saben
ni lo mis elemental cuando entran en la Universidad,
la casi totalidad de ellos escriben con faltas de orto-
grafia cuando vienen de los Institutes, no hay abso-
lutamente ni uno solo que pueda decir algo de la Geo-
grafia de Asia, no ya de la Geografia de Africa,
hay muy pocos que sepan la Matemitica suficiente
para estudiar, muy contados para dar algunas classes
dde economic. matem;tica, que despues de todo no
trata de la Pan-Goemetria ni de la alta matemAtica.
Y nosotros tenemos que dar las classes, debemos pro-
curar 'con un esfuerzo enorme de la mente, bajar
nuestro grado de exponer a la altura de los oyentes,
procurando indagar si ellos saben algo de Historia
y si saben algo de Geografia, porque es claro que
si alli se esti hablando de Moscou o de Kief, para
powder determinar el movimiento de Rusia en las dis-
tintas evoluciones political de aquel Imperio, hay que
saber si ellos saben que existen esas poblaciones, y yo
les aseguro que muchas veees interroinddoles el ca-
tedritico y preguntAndoles d6nde estin esos capita-
les, no pueden contestar, porque en realidad hay al-
gunos que lo mismo pueden situarlas en Rusia que
en Congo Belga. Pero de esta situaci6n a que se ha-
ya demostrado administrativamente que la Univer-
sidad no sirve Ah!, yo no estoy de acuerdo, creo
que estamos muy lejos de eso; yo creo que cualquier
Asamblen, cualquier organizaci6n. cualquier sistema
seria siempre superior a aquel Jefe de Negociado o
Jefe de Secci6n 'de la Secretaria 'de Instrucci6n Pi-
blica que debiere dominar la Universidad; de esto
si estoy seguro, y esta es la base primer, fundamental,


que me hace ser favorable a la autonomia universita-
ria; la segunda, es que con la autonomia universita-
ria vamos a la Universidad libre que es la base de
todo desarrollo politico en el mundo, a la cual lie-
,garemos, bien sea por el desarrollo moral -de nuestra
gente de dinero, bien sea por el esfuerzo de los mis-
mos alumnos elevdndose en las contribuciones anua.
les que pagan, bien sea por la voluntad y contribu-
ci6n que Ics pueblos, dan, como lo han dado tan
brillantemente en las Universidades europeas que re-
presetan el suman -del period filtimo en material de
educaci6n. Por estas razones soy favorable a la auto-
nomia universitaria, aunnue no est6 de acuerdo con
todo el Proyeeto. Y ruego a la Cimara vote con una
afirmaci6n de principio y de cultura libre, Ia auto-
nomia universitaria para luego encauzar esta Ley
por los verdaderos senderos de la alta cultural y de
emancipaci6n universitaria. (Aplausos).
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Tiene- la pala-
bra el senior German L6pez.
SR. L6PEZ (GERMN) : Simplemente para interro-
gar al senior Ortiz, sobre algo referente a la Autono-
mia. Dice la Ley que la Universidad de la Habana
tendrA complete autonomia, etc., etc., (sigue leyen-
do). Y yo quiero saber si dent-o de la autonomia
que tiene para comprar y enagenar bienes, alcanza
a variar la Ley en eo sentido de que pueda enagenar
bienes del Estado que como sabemos require requisi-
tos especiales. He hecho esa aclaraci6n, porque res-
peoto a ese punto algunos comnpaieros me indicaban
sus dudas.
SR. ORTIZ (FERNANDO): No hay ese temor.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO): Tiene la pala-
bra el senior Freyre.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Estando su-
ficientemente defendido por el seinor Ferrara el ar-
ticulo segundo, renuncio a hablar.
SR. PRESIDENT (Soto IZQUIERD) : Tiene la pa-
labra el Sr. Casuso.
SR. CASUSO (JosE E.) : Sefiores Representantes:
En realidad no voy a defender la tesis que ya tan
brillantemente ha defendido el senior Ferrara, pero
no quiero dejar pasar la oportunidad de hacer algu-
nms declaraciones respect al conflicto universitario
con relaci6n a algunas manifestaciones y afirmacio-
nes nue se ban hecho de la capacidad cientifica de
Ia Universidad de la Habana que ha sido clasifica-
da, segin decia el Dr. Rafil de COrdenas, en la clase
cinarts. Esa clasificaci6n, seiiores Representantes, se
refiore. especialmente, y la conozeo, a la Escuela de
Medicine de la Habana. La c.asificaci6n se refiere a
nn irforwme emitido por el Dr. Carlos Finlay, uno
'le los CatedrAticos mis cultos, y con el cual todos,
1bsolutamente todos los profesores de la Eseuela de
hTfdicinq de la Universidad de Ia Habana estan de
ncuerdo en aue esa clasificeaci6n estA justificada.
.Pero por aou esta .justificadg esa celasificaci6n? ;Es
nor one ha descendido el nivel cientifico o el entusias-
mo de los nrofesores de In Escuela -de \edicina dde la
.Tnhana? No. Y eso. precisamente es lo que yo quie-
ro demostrar ante los sefiores Representantes y lo
vynv demostrar no con arguments mios, sino, sim-
)nemernte. levendo alirunrs datos estadistieos muy pe-
qnui'os.
Des-ie el aGio 1900 a 1910 existian, nor termino
mpedio eInIa Esnuela de Medicina de la Habana, ma-
t.rielades, 250 'alumnos. En aquella epoca se reuni6








24 DIARIO DE SE8IONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


la Eseuela de Medicina y encontr6 que el nfimero
de profesores suficientes para darle ensefianza apli-
cada a los estudiantes, era completamente inefioaz
y entonces hubo de aprobarse aqui en la. Cmara a
iniciativas de un distinguido m6dico que fu6 miem-
bro .de este Cuerpo Colegislador y uno de los hom-
bres que mas han honrado a este hemicielo...
Sn. CI[ARDET (ARMAND) : IMfc perdona el doctor
Casuso que le haga una interrupci6n, con la venia
de la Presidencia?
Sn. CASUSO (JosE E.): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (SOTO IZQUIERDO) : Tiene la pala-
bra el Sr. Chandiet para una pregunta.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Para hacrlee una pre-
gunta a mi distinguido professor, el Dr. Casuso.
4 La clasificaci6n de Universidad de cuarta clase
se refiere al recono-cimiento .de la calidad o de la
cantidad ?
SR. CASUSO (JosE E.) : Se refiere a la calidad. Yo
no eAiiero flamarle a las cosas por un nombre distin-
to.
Yo me referia a un Dr. que estuvo aqui en esta
CAmara y que desgraciadamente muri6, al doctor
Andres Garcia Santiago, el cual present ante la
Camara de Representantes y obtuvo ila aprobaci6n de
un proyecto de Ley por el cual se aulmentaba la fa-
cilidad de la ensefianza en la Eseuela de Medicina.
Ese Proyecto fu6 al Senaldo y alli permanece dur-
miendo desde hace mis de doce afios. Desde entonces
nosotros nos preocupamos de la clasificaci6n de la
Universidad de la Habana. La clasificaei6n se refie-
re a que los conoeimientos que tienen los estudiantes
de la Universidad de la Habana se pueden comparar
a los conocimientos que obtienen en las Uni-
versidades Norte Americanas en la Eseuela de Me-
dicina. Pnes bien, sefiores. hey, en la actualidad, exis-
ten matriculados en la Universidad de la Habana,
1,500 alumnos. Existen cincuenta entire profesores,
auxiliares y ayudantes. Si los sefiores Representan-
tes quieren conocer algunos datos estadisticos de al-
gunas Universidades americanas, me voy a referir a
cualquiera .de ellas. En la Universidad de Howard,
por ejemplo existen doscientos cincuenta alumnos
en 2,r. li.-in; y existe tambien la cantidad de ciento sc-
tenta y cinco profesores. Nosotros tenemos mil qui-
n;entos y s66o contamos con cincuenta entire todo cl
personal docente.
UN SR. REPRESENTANTE: i Qu10 horror!
SR. CASUSO (JosE E.): El, Representarte que ha-
bla es professor de segundo afio de la Escuela de Me-
dicina v tiene 350 alumnos y ni siquiera tiene local
en la Universidad para darle classes te6ricas. En ter-
cer afio tiene 325 alummos v para ello s6lotiene una
consignaei6n de $320 anuales. En el laboratorio, s6-
lo tiene un ayudante y dos auxiliares en una asigna-
tura tan important como la de Histoloia, fuente de
]a Medicine, para la cual en las universidades america
nes existe un instructor para cada dos estudiantes. Re
conoci6ndolo asi el Representante que habla, hace
seis arios, se fun -de ]a Universidad pidiendo licen-
cia y vino aqui, porone sabia lo que le amenazaba,
sabia que el descr6dito iba en contra de todos los
profesores de Medicina; sabia que no teniamos dine-
ro. qoe en aouel gran trastorno one produio la dan-
n. de los millones; nadie se acord6 ,de la Escuela de
Medicine ni de Ia Universidad Nacional....
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Los credits


se malversaron.
SR. CASUSO (JosE E.): El Representante que ha-
bla, professor de la Universidad, tuvo la satisfacci6n
de que los compafieros de la Ckmara votaran pro-
yectos de Ley coneediendo cr6ditos, y entire ellos uno
.para estableeer el tratamiento del eincer, para los
pobres; ese cr6dito no fu6 heeho efectivo, porque no
habia dinero para los pobres. Tambi6n otros credi-
tos para conmemorar con una sala el nombre ilus-
tre del Dr. Lanuza y el no menos ilustre del doctor
Menocal, destinados a laboratorio...
SR. L6PEZ (GERMAN) : La COmara, o mejor dicho,
el Congress, durante los filtimos diez aios, ha vota-
do cr6ditos ascendentes a mis de cuatro millones
de pesos, destinados a la Universidad. Sin han sido
malversados, no ha sido culpa del Congreso.
SR. CASUSO (JosE E.) : Yo puedo asegurar que no
se ha beneficiado ni en la quineuagIsima parte de
esos cr6ditos. En la actualidad la Universidad, tie-
ne a su disposici6n la cantidad de cuatrocientos mil
pesos que todavia no se le han entregado. Cuando
yo empeec nuevamente mis classes ante los alumnos
del tercer afio de Medicina, les dije: "sefiores, pa-
rece que la 6poca en que empiezo mis elases esta a
tono con la situaci6n; 6sto no es mas que una farsa,
una mascarada; ustedes aburri4ndose en los bancos
y yo sin tener fe en lo que ustedes van a aprender...
Sn. SAGAR6 (BARTOLOM) : jPuede decirme S. S.
como cuintos medicos han salido graduados de la
Universidad?
SR. CASUSO (Josf E.): Yo calculo que en los fil-
timos anios se han graduado en la Universidad cin-
co veees mis de lo que la capacidad del pais con-
siente.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : QY au6 han hecho en be-
neficio de la instituci6n, esos sefiores?
SR. CASUSO (JosE E.): Nada. Y tienen much ra-
zen. No es possible tener recuerdos agradables de un
lugar dionde no han aprendido nada.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : iPero es donde han re-
cibido un titulo!
SR. CASUSO (JosO E.): Qu6 les sirve para vivir...
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Y para ma-
tar...
SR. SOTO (OSCAR): Cuando es de mdiico, y para
meter en la cArcel, cuando es de Abogado...
SR. GUAS (CARLOS) : S. S. seria tan amable que me
contestara una pregunta?
SR. CASUSO (Josf E.): Si puedo, si...
SR. GUAS (CARLOS) : Como no va a poder S. S.
La pregunta es sencilla. ~Estos graduados de Me-
dicina, tan deficientes en el saber aunque crecidos en
n6'mero. segrin apreciaei6n de S. S....
SR. CASUSO (JOSE) : Por la clase de la enseianza.
SR. GUAS (CARLOS): Bien; Ipuede decirme S. S.
a qu6 altura han dejado su reputaci6n cientifica
cuando han marchado fuera del pais?
SR. CASUSO (JosE E.): Iba a contestar al senor
GuAs. cuando se me interrumpi6. Es, indiscutible-
mente, una honra para Cuba; y vo puedo asegurar,
sefiores Representantes, -y'o hablo v me estoy re-
firiendo a este aspect fnico y exclusivamente de
la medicine. poroue creo aue en las demas carreras
pan con intiamente con .ellos, yo puedo dar un dato
exR~to sobre esta material, torque es Ia que conozoo.
Todo nubano elne no tiene capacidad nara nrodu-
cir, tiene por lo menos una gran capacidad para









DURIAIo bg 99iSONEI3 DI LA- JAMA1RA DR RIEPPESErAiNTIE 25


consumer, tiene gor lo menos un gran deseo de es-
tudiar y viaja mis eualquier professional cubano,
que cualquiera otro medico del mundo, y emplea mis
el dinero que gana cualquier professional cuhano, que
cualquiera otro de la tierra...
SR. GUAS (CARLOS): Quiero hacerle otra pregun-
a S. S.. I S. S. debe haber formado parte en muchas
ocasiones de Tribunales de Incorporaci6n o de Re-
validas; yo quisiera que S. S. me informara en que
condiciones generalmente se encuentran estos indi-
viduos que vienen a incorporar sus titulos, de Uni-
versidades models a nuestra Universida ?
SR. MULKAY (Jos) : Habia que suspenderlos en
todos los casos...
SR. CHARDIET (ARMAND) : Yo protest de eso.
SR. CASUSO (JosE E.): Yo, en realidad, sefiores,
he formado parte de muchos Tribunales de Revalida,
pero debo decir que la mayoria de los que se han
presentado y han sido suspendidos, pertenecen a una
series de Universidades que no pueden ejercer en los
Estados Unidos y que fracasan en Cuba. Yo quisie-
ra, en los suefios mis grandes que tengo de grancleza
para la Universidad, con la cual estoy en uni6n per-
feeta desde mis primeros dias de estudiante, soiiar
siquiera, que la Escuela de Medicina de la Habana,
pudiera llegar de aqui a cien afios a ser lo que es la
Universidad de Harward, a los graduados de Harw-
ard, en ninguna parte del mundo se les pregunta
nada,estos titulos llevan el timbre de garantia, en
cambio, los graduados de Europa, y yo me refiero
a todos los que vienen aqui, yo puedo asegurar que
tengo un record de 993/4 por 100 suspensos.
Yo recuerdo ahora veinte afios, lo que 6ramos. En-
tonces los medios de ensefianza eran insuficientes y
el nimero de alumnos que habia era,muy superior
en conoeimiento a los m6dicos francess y espaiioles
que yo conoci aqui, porque yo no conocia ni a los
medicos alemanes ni a los ingleses, que vienen muy
poeo a Cuba. Nosotros en aquella 6poca, teniamos
un coneepto extraordinario en el mundo, que mere-
ciamos, despu6s hemos ido bajando, y ahora nos en-
contramos con que los sefiores que forman la Aso-
ciaci6n M6dica Americana, colocan a la Escuela de
Medicine de la Habana en tercer lugar, es decir, en
clase tercera, y que no nos admiten, precisamente
por dos consideraciones, en primer lugar, porque el
Claustro de Profesores nombra su Rector y esto no
se concibe en los Estados Unidos y eso lo sabe el se-
fior Ferrara. El Sr. Ferrara tambi6n conoce que los
profesores de esas Universidades, me refiero a los de
los Laboratorios, gozan de sueldos espl6ndidos, mien-
tras que los nuestros tienen un un sueldo de $166.00
al mes que a penas si les sirve para cubrir sus mis
perentorias necesidades y tienen que emplear parte de
su tiempo en otras atenciones y habr6n hecho bien.
Si nosotros comparamos los gastos de la Universi-
dad de Cornell, el Departamento de Medicina, re-
sulta que alli se gasta cerca de mil pesos al afio
por cada estudiante, mientras que en la Universi-
dad de la Habana se gastan setenta y cinco. No se
puede career que nosotros ensefiemos de la manera
que lo hacemos, gracias que siquiera puedan tomar
un curso y que se prepare para poder aprender,
hay unos pocos profesores cansados por la lucha,
hay muchos que se eneuentran en la miseria, que
no tienen un solo centavo a muchos de estos se
les ha maltratado, se les ha vilipendiado porque tal


parece que ser m6dico de la Universidad de la Ha-
)ana es un padr6n de ignominias, que ser professor
le la Universidad de la Habana era un bald6n de
ggnominia, el ser professor de la Escuela de Medi-
cina se consideraba como un titulo de ignorancia,
la gloriosa historic de la Universidad de la Habana
se ha olvidado, lo mismo que los antiguos muros de
ia vieja casa de O'Reilly y la modest Sala de di-
seeci6n del antiguo barrio. Alli se han formado y de
'alli han salido grandes nficleos para ingresar en la
cevoluci6n de Independencia y el Cuerpo Medico tie-
ne el honor de que sus Representantes figure en
mayor numero que en el de ninguna otra profesi6n
en las filas del Ej6rcito Libertador; mis de 30 me-
dicos y much estudiantes de medicine merecen el
honor de que sus restos se encuentren en los cam-
pos de la revoluci6n.
SNosotros por nuestra Historia, por nuestros me-
recimientos, por los sacrificios que significa el que
;unos profesores sin lcs aparatos ni elements nece-
sarios para la ensefianza, puedan ejercerla, tenemos
derecho a pedir algo a nuestros conciudadanos a pe-
dir que no se haga lo que hizo el senior Secretario
de Instrucci6n Piblica, tenemos derecho a pedir,
sefiores, que no se diga que los m6dicos de Cuba
son incapacitados aquellos cuyos titulos los
ha firmado despu4s de haber estado afio y medio en
la Sec-etaria y con esto contest un argument del
senior Herrera Sotolongo, que decia que en la Uni-
versidad los deberes se habian delegado. Los dereehos
podran delegarse, pero los deberes no se -delegan en
nadie. Yo estoy de acuerdo con la autonomia de la
Universidad, pero dentro de los limits de la Ley,
porque hay que tener en cuenta lo siguiente: las
universidades americanas no confieren titulos pa-
ra ejercer la profesi6n, las Universidades Ame-
ricanas solamente dan un titulo -acad6mico
que sirve de base para obtener el dereeho
ejerceir. La Universidad de la Habana es un orga-
nismo official capacitado para facultar a los ciudada-
nos a ganarse la vida por medio .de una profesi6n.
Hemos tratado de hacer viable la autonomia de
la Universidad.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Para mi este precepto
estA fuera de los preceptos constitucionales.
SR. CAsvso (JosE E.): Me perdonara el Sr. Lom-
bard que no contest su interrupc6cn, pero estas
cuestiones legales y constitucionales han sido enco-
mendadas a los sefiores Ortiz y Freyre de Andrade.
Yo no conozco nada de Dereeho Constitucional.
Yo siento haber ocupado tanto tiempo con este de-
bate. Yo queria afirmar de una manera cierta que
era absolutamente ciertas todas aquellas cosas que
se decian de la Universidad de que la ensefianza ha
descendido y que no es solamente una Ley modifi-
cando el sistema que impera en la Universidad y co-
mo la ensefianza ha de ser modificada, sino que es
necesario hacer una de estas -dos cosas o disminuir el
n6mero de alu'mnos de aquellas asignaturas prActi-
cas, o bien aumentar de una manera proporolonal el
Presupuesto de la Universidad en ll personal docente
de la mitma.
SR. L6PEZ (GERMAN): Hay que aumentar lo que
se paga.
SR. CASUso (JosE E.): De una manera o de otra
es neceario que haya profesores y es necesario que
el Rector haga cumplir en todo tiempo a los cate-
draticos con su deber, pero de ninguna manera de-









26 DIARIO DE SE1iONNS D1A LA I OAMARA DE REPRE8ENTANTVES


be el Rector ser el Jefe administrative para que de
esa manera hagan cumplir a todo el mundo con su
obligaci6n. Por eso es conveniente que no lo nombre
el Gobierno. Se pensarA por el Sr. IHerrera Sotolon-
go en un Gobierno ideal, pero el ejemplo que hemos
tenido hasta ahora de una manera general hace que
nadie que quiera tener una buena instituci6n del
auge en el Gobierno fuciones tal altas como la de nom-
brar Rector de la Universidad.
(Ocupa la Presidencia el doctor Verdeja.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a votaci6n
el articulo segundo.
(Seniales afirmativas.)
Aprobado.
(Hacen constar sv voto en contra, los seiores He-
rrera Satolongo y Lombard.)
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo hago constar
mi voto en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Articulo 3o..
(El Oficial de Actas lo lee.)
Ilay uina enmienda a este articulo del senior Lom-
bard.
(El Oficial de Actas le da lectura.)
SR. L6PEZ (GERMIN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra su
senoria.
SR. L6PEz (GERMIN) : Yo estoy solamente ilus-
trindome, sefiores Representantes, para votar a con-
ciencia. La supresi6n de la palabra "autorizandola
para enagenar" yo creo que debiera aclararse, por-
que apesar de la explicaei6n hecha por el senior Or-
tiz de que la autonomia le da personalidad juridica
pero no facultades para hacer otra cosa, yo creo que
esa autorizaci6n esta en pugna con otros principios
que rigen la enagenacijn de bienes del Estaido.
SR. SoTo (OSCAR): El caso es, senior German L6-
pez, que si S. S. le hace un regalo a la Universidad
y esta despuBs tiene necesidad de enagenarlo, pue-
de hacerlo.
SR. Casuso (ENRIQUE) : Lea el senior Germl'n L6-
pez el inciso "F" del articulo 6o. (El senior German
L6pez lo lee.)
SR. L6PEZ (GERMAN) : I Y por qu6 no enmendamos
el articulo en el sentido de que el patrimonio que
adquiere la Universidad a posteriori de esta Ley
pueda ser enagenado?
SR. LOMBARD (AquILIN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDBNTE (VERDEJA): El senior Lombard
tiene la palabra par explicar su enmienda que sus-
tituye al articulo 30.
SR. LOMBARD (AQUILIN) : Sefiores Representan-
tes: En mi enmienda sustituye completamente ese
articulo 3o., y en ella digo: "La Universidad de
la Habana, etc., etc., (le da lecture.) Creo que es
bastante clara.
SR. L6PEZ (ERMAN) : Yo estaria conforme en un
principio, pero no se puede privar a la Universidad
del derecho de aceptar un cosa, por ejemplo deter-
minado tener en in lugar de la Repfiblica, y despuBs
venderlo.


SR. LOMBARD (AQUILINo) : Eso es lo que yo quiero
evitar, que pueda enagenarlo.
SR. L6PEZ (GERMAN)): Por el contrario, yo creo
que eso puede enagenarlos, pero no los que tiene en
la actualidad.
SR. LOMBARD (AQUILIN) : Cuando el Dr. Herre-
ra Sotolongo hablaba combatiendo este articulo, yo
decia que a mi juicio era equivocado el concept,
aunque constitute por mi parte un desliz; pero a me-
dida que la discusi6n se fu6 prolongando, yo vi que
andaba en lo cierto, y que su argumentaci6n esta-
ba muy .de acuerdo con la mia. En la forma en que
aparece el articulo segundo de la autonomia yo estoy
conforme, porque se trata de una autonomia admi-
nistrativa, y en la actualidad de acuerdo con las le-
yes y estatutos de la Universidad, ella tiene verda-
dera autonomia para regir todos sus destinos tanto
en lo que se refiere a la ensefianza como a la distri-
buci6n de su fondos, porque los presupuestos que
manda a la Secretaria de Instrucci6n Piblica estin
hechos por el Claustro o por el Reetorado. Desde
luego que esto podemos -decir que existe verdadera
autonomia Universitaria en el orden administrative
y algo mis, existe tambien autonomia universitaria
en el orden de los conocimientos generals que alli
se aprenden y ensefian. Pero yo no estoy conforme
con que el Estado, que lo paga todo, que lo suminis-
tra todo, tenga en esta cuesti6n universitaria un pa-
pel secundario y que el Secretario de Instrueci6n
Piblica y el mismo Gobierno se concrete a ser me-
ros visitantes de la Universidad.
Desde luego que el procedimiento sera muy.c6mo-
*do y tendrA muchos elements -eapaces de defenderlo,
pero, a mi juieio, es antidemocritico y hasta anti-
constitucional y precisamente mi enmienda viene a
poner la cosa Bn su just limited. Yo creo que la re-
forma hace falta, que debemos intentarla, que en
ciertos 6rdenes de cosas debemos dar mas ampli-
tud, votar cr6ditos si es necesario para que la en-
sefianza pueda responder a los verdaderos benefi-
cios que debemos esperar de ella y para que no
exista lo que dice el Dr. Casuso que hay profesores
que no estAn bien retribuidos.
Por tanto, yo mantengo mi en'mienda. Si los se-
fiores Representantes estiman que esa enmienda
obedece a un fin elevado que tiene como funda-
mentos, cuestiones sociales muy especialmente y cues-
tiones constitucionales, estaria muy satisfecho que
ellos la apoyaran.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo voy a hacer una en-
miend a a la enmienda.
SR. GUTIERREZ (VIRIATo): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Viriato Guti6rrez.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): Yo creo que la enmien-
da del senior Lombard esta comprendida, en su par-
te primera, dentro del precepto del articulo tal co-
mo estA redactada y en su parte final es ciertamen-
te contraria al articulo segundo ya aprobado. Res-
pecto a la parte primer, la enmienda del Sr. Lom-
bard va encaminada a autorizar a ]a Universidad a
reeibir los bienes que le regalan y el articulo terce-
ro dice eso mismo en una forma mas amplia y com-
pleta diciendo que ]a Universidad de la Habana
tendra personalidad juridica con plena capacidad.
De modo que le reconoce la capacidad. Para todos
os efectos legales podra adquirir bienes sean por re-









DIARIO DEl SESIONIj8 D4I~ LA CAMERA DE REPRESENTANTES


galos, compras o lo que sea y enagenar bienes de
todas elases.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : Yo no soy abogado: pa-
ra poder discutir con S: S. que lo es, con respect a
estas cuestiones relacionadas con el deber, pero cuan-
do se habia de capacidad juridica, se ha dicho to-
do. El que tiene capacidad juridica es un sujeto de
derecho y obligaoi6n, y lo mismo puede. aceptar que
dar.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : La finica part que veo
que discrepa el articulo con la enmienda, es la par-
te final en la cual S. S. limit esa capacidad. Qui-
ta la autonomia que le da por el articulo segundo a
la Universidad.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Lo habia dicho muy
luminosamente el Dr. Ferrara. En Cuba, los que tie-
nen dinero apenas si se ocupan de la instrucci6n
pfiblica, y por lo tanto la Universidad libre seria
impossible aqui, no subsistiria. Enmendemos, todo lo
que sea enmendable on el orden juridico, hagamos
que nuestra cultural resplandezca, pero no creo que
haya motives bastantes que aconsejen quitar de ma-
nos del Estado la ensefianza superior.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): Yo creo que en cierto
punto la enmienda de S. S. es acceptable, porque no
modifica este asunto en lo sustancial. Estimo que si
el Sr. Lombard entiende que su enmienda tiene esa
fina'lidad que 6l exponia, o sea que la autonomia
universitaria no sea autonomia universitaria, en esa
part, su enmienda no puede ser estimada por la
OCmara, pues que ya ha aoeptado el art. 2o. del
proyecto que contiene lo contrario, es decir, que haya
autonomia universitaria.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : He aceptado el articu-
lo segundo y creo que habla de la autonomia admi-
nistrativa. Es mas, bajo ese articulo no podra tener
la Universidad mis autonomia que la administrati-
va; ni siquiera podria tenerla para adoptar un plan
de ensefianza official. Luego ese articulo dice much y
no -dice nada.
'SR. L6PEZ (GERMAN' ): Yo tengo una ennmienda
concebida en estos t6rminos. Luego la redactar6 en
forma, pero me voy a permitir leerla para que el se-
fior Lombard se d6 cuenta de ella, que yo creo que
la aceptard: (Lee.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Sr. L6pez: Hay que
resolver primero el problema que se trata y despues
se darA cuenta con la enmienda de S. S.
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo tengo el 'mismo prop6-
sito que el senior Lombard: que no le demos autono-
mia a la Universidad y le demos, en cambio, autori-
zaci6n para disponer libremente de las donaciones
que en su beneficio se hagan.
,S. FERRARA (ORESTES): El Sr. Herrera Soto-
longo y yo presentamos la siguiente enmienda. (La
lee.)
SR. LOMBARD (AQUILrNo): No la acepto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
la enmienda del Sr. Lombard.
Desechada.
Se va a dar cuenta con la enmienda del senior
L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo la retire porque es lo
mismo que proponent los sefiores Herrera Sotolongo
y Ferrara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pido la pala-
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra S. S.
bra para expliear mi enmienda.


SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): La enmienda
hecha por el Dr. Ferrara, por su iniciativa, y ma-
terialmente redactada por mi, no responded mass
que a esta necesidad: La Univcrsidad tendra dos
classes de bienes: unos que serin adquiridos o dona-
dos por el Estado, y otros que puede tener por do-
naci6n privada. Lo natural es que si la Universidad,
por la confianza que los donantes le merecen, se le
da bienes, se Ic conceda a la Universidad plena ca-
pacidad para disponer de-ellos; a menos que tenga
imitaci6n impuesta por los propios donates. En
estas condiciones se propone a la COmara que acep-
te la clasificaci6n de las dos classes de bienes que
puede tener la Universidad, y la plena capacidad
para disponer de aquello que se le dona a ella como
tal entidad juridica.
SR DE CARDENAS (RAUL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Yo entiendo que la en-
mienda de los sefiores Ferrara y Herrera Sotolongo
constitute una redundancia, porque hay que armo-
nizar el articulo de que se trata, al que se ha formu-
lado la enmienda, con el Apartado "F" del Art. 60.
que establece una clasificaci6n de los bienes de la
Universidad. En 6sta se dice que los bienes de la
Universidad y los bienes que est6n al servicio de la
:Universidad y los que que pertenezean al patrimonio
del Estado, no podrA disponer de ellos libremente el
Consejo Universitario, en ningin caso gravar, hipo-
car ni enagenar.
: SR. FERRARA (ORESTES) : En lugar de ser una re-
dundancia es una harmonica.
SSR. L6PEZ (GERMAN): Yo quiero hacer una pre-
gunta a los seiores abogados, a los sefiores Ortiz y
Ferrara, a todos los sefiores abogados que se encuen-
Itran en esta CAmara, para que me expliquen cukl es
la raz6n de derecho, si se quiere la raz6a 16gica que
hay para poner un articulo precedent en la Ley que
da facultades amplias a la Universidad para enage-
nar y despues en el 60. 6 7o. articulo se pone uno
que limit esta facultad. &No es mejor para los que
como yo ignoran la Ciencia del Dereeho, ignoran lo
'que significa este articulo anterior y posterior,
que no se dan perfect cuenta de la interpretaci6n
de una Ley, no es mejor hacer un articulo definitive
y terminante por el cual se aclaren los fines que
se persiguen?
SR PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra en
contra el senior Lombard.
SR. LOMBARD (AQUILIN) : Sr. President y sefio-
res Representantes: Realmente es dificil para mi
la tarea de esta tarde, entiendo que en un Proyecto
de Ley del interns de este que debatimos, es dificil
la tarea que yo me he impuesto, puesto que se trata
de una reform important, defendida por abogados,
y que ademks de ser abogados resultan ser catedra-
ticos de nuestra Universidad Nacional, defendida
brillantemente por el Dr. Ferrara con la autoridad
que 6l siempre tiene...
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Suplico a los sefiores
Representantes hagan silencio.
SR. LOMBARD (AqUILn-o): .. .Con la autoridad
que ol tiene por su conciencia y su moral y desde
luego, frente a este problema no he de salir muy
hien parade que digamos, si tenemos en cuenta que
la carga que arriba me he echado result muy dura.
No siempre los asuntos presentados a la considera-
ci6n de la Camara se resuelvan, siendo el produc-








28 flIARIO DE SBSIONtS bE LAI CAMERA DM REPREgSiNTANTES


to de esta res6luci6n de un verdadero pensamiento y
sentimiento, sino que mis bien es el product de la im-
presi6n que produce las palabras mis o menos autori-
zadas y los arguments mfs o menos contundentes, se-
gin la autoridad de la persona que. habla. Yo tengo hoy
al hablar suficiente autoridad para hacer sentir mis
palabras, porque no puedo broquearlas como debie-
ran serlo, porque yo no soy un hombre de ciencia, no
soy abogado, ni medico, ni tengo un titulo acad6mico ni
universitario y esto, desde luego, los capacity para
hacerse oir y respetar, no pudiendo haeerlo yo en
este sentido.
Es claro que la situaci6n mia tiene que ser real-
mente dificil, contendiendo con ustedes en un pro-
blema de la importancia y de la autoridad de este,
pero como esta cuesti6n es una cuesti6n que de suyo
tiene una importancia extraordinaria, nos eneontra-
mos que aqui estfn defendiendo estas posiciones que
deben defenders, porque hemos planteado el proble-
ma en principio, en un marco .de realidad, cuando
nosotros afirmikbamos ique entire estudiantes y pro-
fesores se produjo aqui la alharaca general que ha
conmovido al pais y que han dado motivo a las ma-
nifestaciones de los sefiores Ferrara y Herrera So-
tolongo alrededor de este problema, de las Univer-
sidades europeas y americanas, dentro de sus pro-
pios regimenes de ensefianza y educaci6n, en su as-
pecto te6rico, pero como yo no puedo terciar en es-
tos aspects del debate, quiero traer *la cuesti6n a
estos otros aspects: al social y al constitutional. En
ese terreno habr6 de corieretarme y apelar6 a todos
los recursos a que yo pueda echar mano, incluso has-
ta votaciones nominales, y esto no constitute una
amenaza, sino que es un asunto que tiene para mi un
interns capital.
Quiero declarar una cosa: aqui se ha hecho histo-
ria respect de c6mo nos hemos desenvuelto desde la
terminaci6n de la guerra de Independencia a la fe-
cha, y en todos los que se han preparado para lan-
zarse sore ciertas posiciones sociales en el orden
de los grades acad6micos o universitarios, y se dice
que no hay medios cientificos suficientes para le-
var a nuestra juventud a un campo en el cual ro-
bustos de ciencias y capaces de hacer una generaci6n
mejor; pero hay un hecho social cierto que nosotros
debemos reconocer: la Repfiblica, desde sus comien-
zos, ha abierto nuevo campo a la ensefianza y ya la
reeibe el noventa por ciento de los elements que
viven y que la constituyen y que son pobres y que
no tienen mas esfuerzos que su propia voluntad. Y
muchas veces hemos visto como una falange de hijos
de padres campesinos, de padres obreros por su pro-
pio esfuerzo han venido luchando dia tras dia has-
ta hacerse de una posici6n brillante, porquc el Es-
tado ha puesto de ante mano las fuentes para mejorar
su propia condici6n personal, su propia condici6n
intellectual. Desde luego, que puesto el problema en
este sentido desde ese punt, lo consider y quiero
estudiarlo como un problema de alta importancia
y significaci6n social; quiero significar que es peli-
groso poner en manos de individuos que no tengan
nexo con el Estado, un problema de tan extraordi-
naria importancia como es el problema de la educa-
ci6n de la naci6n. No es que yo quiera hacer un des-
honor al senior Ferrara, ilustre catedrAtino y a los
direetores que tengan en sus manos, de acuerdo con
la Ley, el manejo de los fondos que el Estado pueda


poner a su disposici6n ni quiero hacer el mismo des-
honor a los cubanos que voten esa proposici6n de
Ley; pero si som'os francos, si somnos consecuentes con
nosotros mismos, habremos de convenir en que los
mismo en la organizaci6n, de las provincias, que del
Estado, donde quiera que nosotros ponemos nuestras
manos, tenemos una idea capital: la idea del enri-
queeimiento personal, la idea de disfrutar amplia-
mente de todos los placeres. En nuestra Repfiblica
son muy pocos los que han pensado con cierta idea-
lidad y en el mejoramiento colectivo, porque tienen
ms empefio en mejorar su condici6n personal y la
de su familiar que en mejorar a los elements de la
naci6n. Si esto es verdad, si tenemos los ejemplos
vivos constantes de que los fondos del Tesoro Pibli-
co no se administran como deben ser administrados,
a mi nadie me quita la duda que yo mantenga de
que nuestra sociedad se constitute de castas, que
:forman classes a quienes se les mira con cierto des-
den, porque no pertenecen a las families tales o cua-
les y por eso s6lo hecho muchas veces no pueden in-
gresar en la Universidad. Y habremos de convenir
que cuando la Universidad salga de manos del Es-
tado para pasar a manos de unos caballeros, muy res-
petables, seguramente no nos harkn concebir la es-
peranza de que las cosas se desenvuelvan de mejor
imanera. En este sentido mantengo mi enmienda,
porque creo que es constitutional a todas luces, se-
giun se puede ver en el precepto terminante del ar-
tieulo 31 de la Constituei6n, que claramente deter-
mina que la ensefianza primaria, la ensefianza se-
cundaria y la superior deben estar en manos del Es-
tado, porque si no fuese asi, para que ibamos a sos-
tener un Seeretario de Instrucci6n Piblica y el pro-
pio senior Presidente de la Repfiblica seria visit en
so propia casa, visit cuando fuera a las aulas uni-
versitarias a donde se preparan cursos escolares sen-
cillamente. El problema .de la ensefianza es un pro-
blema de capital importancia y es necesario estudiar-
lo, ereo que hay que reformarlo. Creo que hacen fal-
ta reforms en todos los 6rdenes de nuestra admi-
nistraci6n pfiblica, lo mismo en la Eseuela, en el
Institute que en la Universidad que en las demis
ramas de la administraci6n, pero es que mientras
aqui abogamos en un moment de alharaca de cues-
tiones universitairias, nuestra instrucci6n primaria
estA abandonada, la legislaci6n en ese orden no exis-
te, no hay una Ley .Escolar y los Secretarios del Des-
pacho con circulares hacen lo que quieren. Hay que
ver eso como lo yo lo veo. Aqui nuestro profesorado
estA en manos de mujeres inexpertas e incultas, y
aqui abogamos en un moment de alharaca de cues-
tas cosas, sin embargo vemos los problems mas al-
tos, y hace mAs falta preparar a los nifios para que
ellos formen aqui mafiana una sociedad mejor, que
ocuparnos mas de nuestra Universidad Nacional que
en realidad tiene importancia, pero la instruecci6n
primaria debe tenerla much mayor, porque es el
eslab6n principal.
SR. FERRARA (ORESTES): Por eso se la queremos
deja.r al Secretario de Instrueci6n Piblica.
SR. L6PEZ (GERMAN): Para una cuesti6n de or-
den. El articulo lo. estA votado, el articulo 2o., al
cual S. S., senior Lombard, puso un enmienda ha
sido votado y deseehado.
SR. LOMBARD (AQuILIN) : S. S. esta en un error.
Hace un moment que este problema el del articulo








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE'REPRESENTANIES 29
JI 15


lo. y el del articulo 20. se votaron, pero esto nada
tiene que ver con los puntos de vista que yo sosten-
ga. Yo hablo en contra de la enmienda, pero no hablo
ahora aqui de autonomia; eso ya yo lo vote y lo vo-
t6 sabiendo; yo hablo ahora de la personalidad ju-
ridica que debe tener. Por lo tanto agotados ya
mis arguments en ese sentido, porque me parece
haber dicho algo, sino muy interesante por lo me-
nos si de interns national, y aunque mis palabras
no hayan hecho gran luz en el asunto, habiendo con-
sumido mi turn debo anunciar que de no modifi-
carse amigablemente como compafieros que debemos
complacernos en ciertos aspects, he de pedir la vo-
taci6n nominal, porque entiendo que el dinero del
Estado debe estar en manos del Estado.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Pido la palabra para
proponer a la CAmara que como sustancialmente el


Proyecto' coincide con la enmienda, se acepte la en-
mienda en su totalidad a reserve de que la Comisi6n
de Estilo design el lugar en que deba figurar.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
la enmienda.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a poner a vo-
taci6n nominal, por haberlo solicitado un senior Re-
presentante. VotarAn, si, los qfue esten conformes
con la enmienda; no, los contrarios.
(Se efeftia a la votacin.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA): jFalta algin sefor
Representante por votar?
(Silenwib.)
Ian votado 57 sefiores Representantes. No hay
quorum. Se levanta la sesi6n.
(Eran las seis y cuarenta p. m.)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA., III Y MAROLI. M IHARA*A


;~-r- ;;;;~,r -i -------;;rsl~




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs