Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01026
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01026
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO DE
DE LA


CAMERA


DE REPRESENTANTES


DECIMO


PERIOD


CONGRESSIONAL


CUARTA LEGISLATURE

VOL. XXXIX LA HABANA 1o do Marzo do 1923 NUM. 15

Sesi6n ordinaria de 28 de Febrero de 1923

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretaries: Sres. Armando Chardiet y Bartolom6 Sagar6

SUMARIO
A las 3 p. m. la Presidencia declare abierta la sesi6n.- A propuesta del German S. L6pez, la CO-
mara acuerda dirigir un mensaje de p6same a los familiares del que fu6 buen amigo de Cuba Mr.
Rubino. A propuesta del senior Heliodoro Gil se acuerda tratar en sesi6n pr6xima, el proyecto
del Senado sobre jubilaci6n de empleados de Fe-rocarriles y Tranvias. Se inicia debate sobre el
proyecto de ley de reform universitaria; y se acuerda suspender la discusi6n para continuarla
en dia pr6ximo. Se da cuenta del Proyecto de Ley modificando la del impuesto del uno por cien-
to sobre la venta bruta, siendo ampliado el debate y aprobada la totalidad y sucesivamente el ar-
ticulado. -Es aprobado un Proyecto de Ley por el que se concede cr6dito para el pago de ha-
beres a profesores agregados de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional.-A pro-
puesta del senior Gonzalo Freyre se acuerda nombrar Director honorario de la Biblioteca de la
Cimara al doctor Orestes Ferrara, asi como colocar un retrato de 6ste en el Sal6n que lleva su
nombre, y una relaci6n de las obras por 61 donadas. El senior Ferrera da las gra-
cias por esos acuerdos.- Con suspension de preceptos reglamentarios, es aprobado un Proyecto
de Ley creando en la Secretaria de Sanidad y Beneficencia la plaza de Instructora practice y su-
pervisora de la ensefianza de las Escuelas de Enfermeras. -Termina la sesi6n, por falta de qu6-
rum, a las 8 y 30 p. m.


'S PRESIDENT (VERDEJA) : Se abre la sesi6n.
(Eran las tres p. m.)
Se va a dar lecture al acta de la sesi6n anterior.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Sefior Presidente: Cuando
se apruebe el acta, ruego a su seiioria me concoda la
palabra para una cuesti6n previa.


Los quo est6n conformes se servirAn ponerse de pi6.
SR. BELTRAN (EDUARDO JOSi) : Pido que la vota-
ci6n sea nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Sc va a. poner a vo-
taci6n nominal el acta, por iaberlo solicitado un se-
for Representante. Los que esten conformes vota-
iran Si, y los contrarios, N6.


(El Oficial de Actas, lee el acta de la sesi6n ante- (El Oficial de Actas llama a los seniores Represen-


rior).
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : ~Sc aprueba el acta,


tantes, por la lista.
SR. THERRERA SOTOLONGO (PEDRO): SeFlor Prcsi-


SESIONES








2 DIAJRIO DE SBSIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


.dente: En la forma en que se esti levando el pase
de lista...
Sa. PRESIDENTE (VERDEJA): No es pase .de list;
se est votando, nominalmente, el acta de la sesi6n
anterior.
Sn. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Perfectamen-
te, senior Presidente; pero de todos modos, so puede
obtener una votaei6n exacta, ya que gran parte de
los sefiores Representantes estAn de pi6.
SB. PRESIDENT (VERDEJA) : Yo no puedo obliear
a los seiiores Representantes a que ocupen sus eesa-
nos.
Ruego a los sefinres HTerrera Sotolonzn. G~nernil
Guerra v dpm5s sefiores Renrosentnntes, quP tenan
la lnndrl do ,-ii nngr s11s Snfos..
Continue el Oficial de Actas pasando listen.
-(El Oficial de Actao continuing pasando listn\.
SR. PRESTDENTE (VERDEJA): F Falta al~in senior
Representnte por votar?
(Siiencio) .
Han votado sesenta y tres sef ores Representan-
tes. Queda aprobad' el acta.
,R. L6PEZ (GERCMAN): Pido la Ralabrq.
SR. PRESIDEN'~Ir (VERDEJT) : La Tiene S. S.
SR. L6PEZ (GERMAN) : YO. one con freeuenPe a mro
levanto en esta OCimra a. combatir actoq realizados
por los americanos. aetos en puuna con el rerneto de
este pueblo oue. annaue neciefio, es libre. In baao
hoy para solicitar de la Clmara aicuerde enviar un
mensaje de condoleneia a la sefiora vinda v a los fa-
mioieres de un americano one acaba de morir v que
ha prestado grande servicios a Cuba: me refiero al
senior Rubino.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): i.Est' conform la
'CMmara con ]o propuesto por el senior German L6-
pez
(Seigales afirmativas.)
Aprobado.
SerA enviado el mensaje de pesame a los familia-
res del senior Rubino.
Se va a dar lectura a una comunicaci6n proceden-
te del Senado.
(El Oficial de AActas, Ic yendo):
IIabana, 6 de Febrero de 1923.
Sr. President de la CAmara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
aprob6 el Proyeeto de Ley que se acompafia, referen-
te a crear los Partidos Judiciales de Artemisa, San
Juan y Martinez y Nueva Paz, y los Registros de la
Propiedad y Mercantil correspondientes a los men.
cionados Partidos Judiciales. Lo que tengo el honor
ie comunicar a usted a los efectos del Articulo 18
de la Ley de Relaciones entire la Camara de Repre.
snetantes y el Senado.
Muy atentamente.
(f.) Aurelio Alvarez.
President.


M. Rivero.
Secretario.


A. G. Osuna.
Secretario.


PROYECTO DE LEY
Articitlo I. Se crea el Partido Judicial de Arte-
nisa, provincial de Pinar del Rio, constituyendo un
Juzgado de Primera Instancia *e Instrucci6n en los
T6rminos Municipales de Artemisa y Candelaria,
que se segrega del Partido Judicial de San Orist6bal.
Articulo II.-Se crea -el Partido Judicial de San
Joan y Martinez, provincia de Pinar del Rio, consti-
t iyendo un Juzgado de Primera Instancia e Instrue-
cion en los T6rminos Municipales de San Juan y
Martinez y San Luis, que se segrega del Partido Ju-
,li-ial de Pinar del Rio.
Articulo III.-Se crea el Partido Judicial de Nue.
va Paz provincial de la Habana. constituyendo un
Jilza'do de Primera Tnstancia e Instrucci6n, en los
T6rminos Municipales de Nueva Paz y Madruga, que
se segregan del Partido Judicial de Giiines.
Articulo IV.- Los Juzgados de Primera Instan.
ei- c Instrucei6n qeu se erean por esta Ley, tendrin
categoria de Tereera Clase, en armonia con los pre-
ceptos legales vigentes en la material.
Articulo V.-Se modifica la Ley Orginica del Po-
der Judicial, en lo que respect a la division judicial
de las provincial de Pinar del Rio y de la Habana,
de acuerdo con lo que se dispone en esta Ley, inclu-
6endose en el Presupuesto Fijo de ]a Naci6n los gas-
tos que origine su cumplimiento.
Articulo VI.-Se autoriza al Poder Ejecutivo pa-
r:l rombar por primera vez a los Jueces de Primera
Instancia e Instrucci6n de Artemisa, San Juan y
Martinez y Nueva Paz, siempre que reunan las con-
ciones exigidas por el Articulo 50 de la Ley OrgAni-
ca del Poder Judicial.
Articulo VII.-Se crean tres Registros de la Pro
pielad y Mercantil; uno en el Partido Judicial de
Artemisa; otro, en el Partido Judicial de San Juan
y Martinez; y el tercero, en el Partido Judicial de
Nueva Paz; y su demarcaci6n territorial sera asig-
nada, en cada caso, al respective Partido Judicial.
Articulo VIII.-Los Registros dA la Propiedad
y Mercantil que se crean por esta Ley tendran cate-
goria de Tercera Clase, en armonia con los preceptos
legales vigentes en la material.
Articulo IX.-Se autoriza al Poder Ejecutivo pa-
"Ni nombrar libremente, por primer vez, a los Regis-
t"adores de la Propiedad y Mercantil de Artemisa,
San Juan y Matinez y Nueva Paz, siempre que reu-
nan las condiciones exigidas en el articulo doscien.
tos noventa y oecho -de la Ley Hipotecaria, no excep-
tuados por el articulo doscientos noventa y nueve
de la propia Ley.
i rticulo X.-Esta Ley empezara a regir desde e!
dia de su publicacin en la Gaceta Oficial de la Re-
1 fiblica, y deroga lo que se oponga a su cumplimien-
to.
Sal6n ,de Sesiones ,dl Senado, Habana, a los seis
lias del mes de Febrero de 1923.
(f.) Aurelio Alvarez,
President.


M. Rivero.
Secretario.


A. G, Osmnol.
Secretario.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


Queda sobre la mesa por haber una solicitud de
suspension de preceptos reglamentarios.
Otra comunicaci6n del Senado.
(El Oficial de Actas, leyendo):
jiabana, Febrero 27 de 1923.
Sr. President de la Camara de Representantes.
Scor:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
aprob6 el Proyecto de Ley que se acompaila, referen-
te a conceder un cr6dito de siete mil seiscientos pe-
sos, con destiny al pago durante cuatro meses, de los
l.arcres de diez y nueve Profesores agregados a la
Facultad de Derecho.
Lo que tengo el honor de comunicarle, a los efece
tos del articulo 18 de la Ley de Relaciones entire
]a Camara de Representantes y el Senado.
.Muy atentamente.
(f.) Aurelio AlvarezL
President.
M. Rivero. A. G. Osuna.
Secretario. Secretario.
Queda sobre la mesa por encontrarse en las mis
mas condiciones que el anterior.
Se va a dar lecturaa las proposiciones de Ley.
(El Oficial de Actas, leyendo):

A LA *CAMARA:
Es generalmente conocido el niimero de aeeidentes
Que todos los afios sueeden en la carretera de la Ha-
bana a Giiines, en los iugares denominados "Loma
.ie Cachimbo y "Loma de Candela". Cada afio la
prensa con caracteres alarmantes, da informaciones
de accidents en los que han encontrado la muerte
,os que en viajes de placer o de negocios, han tenido
que transitar por esa carretera.
Ain vibra el recuerdo de los aecidentes en que
perdieron la vida un medico que era una positive
esperanza de ]a cirugia, el doctor BeltrAn, v del otro
no menos memorable que priv6 de lh existencia al
doctor Angulo, Alcalde de Matanzas.
En estos dias, una desgracia mis viene a sumarse
a las ya consignadas, que no por ser de personas mo-
destas, no es menos sentida.
Estas breves considcraciones nos han alentado a
onometer a la consideraci6n de la Camara la siguiente:

PnOPosICI6N DE LEY
Articulo I.-Se concede un erudito de cincuenta
mil pesos para la construction del tramo de carrete-
ra, ne une los extremes del arco, que describe la ca-
rretera de la Habana. en sn trayeetoria a traves de
la. Lomas de Cachimbo y Candela.
Articulo II.-La nueva travectoria se determina-
rA~ previn eshtdio tecnicn del terreno. lo que realiza-
r:i la Jefatura del Distrito de la Provincia de la IHa
b;na. con cargo al cr6dito de Caminos v Puentes.
one figuran en el Presupuesto. eligi6ndose. al efecto
la trayectoria mas corta y mAs a nivel del resto de
]a carretera.
Articulo ITT.-La adijdicnci6n do In ohra se rea-
lizarA, mediante cl requisite finico do celchracion de
seis mess para sn comnleta terminaci6n. a contar
doesde el dia de la adjudicaci6n al contratista.


Articulo IV.- Los sobrantes que resulten serAn.
reintegrades al Estado, una vez que se adjudique la
obra, sin que por ning6u motive se pueda disponer
de ellos, en cualquiera alteraci6n que ulteriormente
s(. realice en el trazado de la obra, objeto de esta
Ley.
Articulo V.-Esta Ley comenzarA a regir desde el
dia do su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
puiliica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tts, a los veinte y site dias del mes de Febrero de
miil noveeientos veinte y tres.
(F.) Doctor A. Chardiet.-J. E. Casuso.-
Dr. S. Verdeja.--Vito Candia.-V. Alonso Puig.
Tomada en consideraci6n, pasa a la Comisi6n de
O)oras Piblicas.
SEl Oficial de Aatas da lectwra a la proposici4n
de ley, de los seitores Rey y ofros, sobre de funciona-
miento de las Juntas de Educaci6n).
Queda sobre la mesa por haber solicitud de pre-
coptos reglamentarios.
(El Oficial de Actas, leyendo):

A LA CAMARA:

Per cuanto: Las disposiciones legales que rigen
actualmente para el arrendamiento 'de bienes del Es-
taio, quo datan del aiio 1882, no tienen hoy raz6n
de ser, por haber sido dictadas para facilitar la ven-
ta de propiedades de todas elases, con el exclusive
chjeto de amortizar la emisi6n. de billetes del Ban-
co Espailol de la Habana, hecho para satisfacer los
"astos ocasionados a Espafia por la guerra 1868 a
1875.
Por cuanto: El plazo de dos afios uoe fiia el "Re-
.limento sobre Amortizaci6n de Billetes del Banco
Espafiol de la Habana para el arrendamiento de fin-
oas de Bienes del Estado. resnlta insuficiente para
dedicar una grape parte de dichas fincas que ]o son
i.sticas, a cultivos que originen un mayor nfmero
do .fios para empezar a producer.
Por cuanto: Ninmuna garantia ofrece a los posi
bles arrendatarios de fincas del Estado, una legis.
laci6n one los imposibilita para resareirse de los gas
tos hechos durante el corto plazo del nrrendamiento,
'ol. vez que no pueden ser prorrogados dichos con-
tratos.
Por cuanto: Nnigin estimulo brinda el citado Re-
-lnimento a 'los arrendatarios. con los dos afios de
dnraci6n. eausa principal de one bov se encuentron
"*:si abandcnados los terrenos del Estado, que nin-
erin produeto rinden al Tesoro Nacional. impidien.
do. par el contrario, el desarrollode la riqueza agri-
cola.
Por enanto: Sin entrar en otras consideraciones.
bastion las expuestas parn decidir por parte del Con-
'rosro una modificaci6n radical de la citada lezisla-
oinn one. sobre ser anticnada e inadaptable a la vi-
d-i ,econ6mica de la Repfiblica. result altamente
perjudicial a los intereses materials de la misma.
T)r Rrernresentaante que suscriben. someten ala con-
sioraci6n de la CAmara e interesan la aprobacii)n
de la siguiente:-








4 DIARIO DE SESIONES DE LA U*YARIA P)I 11RPYR4ENTANTES


PROPOSICI6N DE LEY
Articulo I.-Esta Ley se denominarA "Ley de
Arrendamiento de Bienes del Estado".
Articulo II.-Podrin ser arrendados por el Esta-
do, todos los bienes 'pertenecientes al mismo, sicm-
pro que no lo esten anteriormente, o se cncuentren
afectos a otra clase de obligaciones o servicios.
Articulo III.-Para el arrendamiento de fincas
r6sticas, se tomarA como tipo en las subastas los pro-
ductos licuidos que hubiesen rendido en el promedio
del iltimo quinquenio; a la falta de estc dato, las
rcntas que hayan producido en el afio anterior, y
io siendo possible precisar dicha renta, la cantidad
que fije la Secretaria de Hacienda, oido el informed
d(e la Oficina .de Montes de la Provincia, a que co-
rresponda ]a fine.
Articulo IV.-Para el arrendamiento de las fin.
cas urbanas servirA de tipo el imnporte de la rent
del filtimo afio, y en su defecto, la cantidad que fije
la Secretaria de Hacienda, oido el informed del Ad-
ininstraci6n de la Zona o Distrito Fiscal a que co-
rresponda la finca urbana.
Articulo V.-La subasta que se celebre para ca-
da clase de arrendamiento de Bienes del Estado, se
anunciarA en la Gaceta Oficial de la Repiiblica, en
el Boletin Oficial de la Provincia, donde lo hubiere,
en dos peri6dicos de la ciudad o pueblo en que radi-
que la Zona o Distrito Fiscal a cuya demarcaci6n
pertenezca la finca y por aedulones que se fijaran
en la oficina de la Zona o Distrito Fiscal que corres-
p-vda. Estas publicaciones se harin con treinta dias
do anticipaci6n a la .fecha en que deba celebrarse la
subasta y expresarA con toda claridad, la calidad y
circustancias de la finca y el pliego de ondiciones
que ha de servir de base a los remates, los cuales
so verificaran siempre por pliegos cerrados.
Articulo VI.-La subasta se llevara a cabo en 'el
dia, lugar y horas sefialados, a presencia del Admi-
nistrador y Tesorero dde la Zona Fiscal o Distrito
Fiscal respective asistidos de un Notario Piblico que
lovantar' la correspondiente acta. Los contratos de
arendamiento de Bienes del Estado cuya direcci6n
o plazo aseeda de tres afios se haran constair necesa-
riamento en escritura pfblica.
Articulo VII.-La duraci6n .de los arriendos no
podro exceder de diez afios, lo mismo si se tratare de
finea rfistica, como si fuere urbana, y todos los cul-
tivoc, obras, edificaciones y cualesquiera mejoras que
introdujere el arrendatario de la finca arrendada
durante el plazo del arrendamiento, quedaran a be.
neFicio del Estado. Se exceptian las maquinarias y
demris objetos que puedan ser retirados sin menosea-
bo para las fincas.
Afticulo VIII.-Las personas que tomen parte en
las subastas, depositaran previamente en la Tesore-
ria de la Zona o Distrito Fiscal correspondiente. el
diez por c;ento del tipo oun haya -de servir de base
a la licitaci6n, cuyos dep6sitos seran devueltos en el
acto a todos aquellos quo no les sean admitidas sus
proposiciones. Se adjudicarA la subasta al pastor
que result con proposici6n m'is ventajosa. En el
case de presentarse dos proposiciones iguales, se
abriri a puja dicha subasta. adjudicindose 'al postor
que mis ofreciere.
Z.rticulo IX.-Cuando el arrendamiento no se ve-


rifique por falta de lieitadores, se dispondri6 inmedia-
tamnente por el Administrador de ]a Zona o Distri-
to Fiscal la publicaci6n de nuevos anuncios de se-
gundo remate por igual termino, con la rebaja del
vinticinco por ciento. Si no obstante estas dos lici-
taciones no se consiguiese el arriendo de la finca,
dieho Administrador admitirA proposiciones conven-
cionales que elevarA a la Secretaria de Hacienda,
para su aprobaci6n.
Articulo X.-Los'arrendatarios 'de fincas rfisticas
pagarin adelantada on la Tesoreria de la Zona o
Distrito Fiscal la renta annual, en el moment de otor-
garse la escritura o firmarse el contrato, y en los
i nualidad.
Articulo XI.-La misma tramitaci6n se observa-
r para los arrendamientos de fincas urbanas, poro
su pago se hara por mensualidades anticipadas, de-
positando en la Tesoreria de la Zona o Distrito Fis-
cal 'c imported de dos mensualidades, con las cuales
rospondeor el arrendatario de la conservaci6n de la
fine.
Articulo XII.-Si por cualquier causa dejase el
nrrendatario de satisfacer el pago del arriendo en la
4ipoea sefialada en los dos articulos anteriores, per-
derA las cantidades que haya satisfecho previamen-
to, quedando rescindido el contrato y sin derecho a
relamar indemnizaciones por ningfin concept.
Airticutlo XIII.- En todos los contratos de arren-
dami.'ntos de Bienes del Estado, se haran constar,
omiw requisitos indispensable:
Primero:-Que se consider fenecido.si la finca
ro so adjudica en la forma y condiciones prescrip-
t.i en esta Ley.
Scgundo:-Que el rematante ha de satisfacer los
danos, perjuicios y deterioros que a juicio de peri-
:os se notasen en las fincas al vencimiento del con-
trato, para lo cual el rematante las recibirA previo
inventario circunstanciado de los efectos, edificios,
mraquinarias, animals, muebles, nfimero de iarboles
y demas efectos. Quedan exceptuados los deterioros
'jue sufran las fincas, y scan product del tiempo o
uso racional a que se destined.
Tercero:-Que el contrato es a suerte y ventura
de los arrendatarios, sin opei6n a ser indemnizados
por dafios y perjuicios; exceptuAndose solamente los
que procedan -de casos fortuitos o de fuerza mayor,
los cuales deberAn justificarse inmediatamente ante
cl uez Municipal y -dos testigos de asistencia.
Cuarto:-iQue el pago de los honorarios del Nota-
ri, por el otorgamiento de la Escritura de arrenda-
iniento, asi como de los peritos en caso de justipre-
eio, seran de cuenta del arrendatario. Los honora-
rios de los Notarios por el acto de subasta, seran de
cuenta del Estado.
Articulo XIV.-Los Administradores de Zonas o
Distritos Fiscales a que correspondan las fincas
arrendadas -daran posesion a los arrendatarios en
rmombre y representaci6n del Estado.
Articulo XV.-Los expedientes de subasta se tra-
mitarin ante los Administradores de la Zona o Dis-
trito Fiscal en cuya 'demarcaci6n se encuentre en-
clavada la finca objeto de la misma, y scrAn inicia-
dos inmediatamente que cualquier persona interesa-
da en el arrendamiento de una finca del Estado lo









WlARIO DE SESIONES DlE LA (AMARtA DE REPkME'NTANT98E8 5


solicite por medio de escrito al citado Administra-
dor.
Articulo XVI.-Los Administradores de Zonas o
Distritos Ffscales, al siguiente dia de celebrado un
c;ntrato de arrendamiento, darn cuenta a la Secre-
taria de Hacienda, con remisi6n de una copia del
act:i de la subasta, de la escritura o contrato.
Articulo XVII.--Los arrendamientos de fincas
del Estado cuya renta annual exceda de mil pesos, ne-
cesitaran la aprobaci6n de la Secretaria de Hacien-
da, a cuyo efecto una vez terminada la subasta sera
elevada a dicha Secretaria con copia del acta nota-
rial para su resoluci6n. La Secretaria resolverA den-
tro del plazo de quince dias, comunicando al Admi-
nistrador de la Zona o Distrito Fiscal, quien lo harA
saber al poster adjudicatario.
Articulo XVIII.-En las Zonas y Distritos Fisca-
les de la Repfiblica se llevarA un Libro Registro de
los Bienes del Estado comprendidos en su demarca-
ci6n, asi como las euentas de los arrendatarios, sien-
d, responsible el Administrador por la falta de re-
clamaci6n en tiempo oportuno de las rentas venci-
das. Cada tres meses remitirA el' Administrador de
la Zona o Distrito Fiscal a la Seeretaria .de Hacienda,
una relac6n de las fincas del Estado que hayan sido
arrendadas, de los arriendos que hayan vencido y de
las que afn est6n sin arrendatarios por falta de dici-
tadores.
Articulo XIX.-Los contratos de arrendamiento
de Bienes del Estado vigentes al promulgarse esta
Ley, podrin ser prorrogados hasta el plazo de diez
aios fijados en el articulo s&ptinio, incluyendo en
dicho plazo el tiempo que Ileven como arrendatarios
desde la feoha del filtimo contrato. En este caso no
serA necesaria la subasta, bastando que el interesado
lo solicite por escrito del Administrador de la Zona
o Distrito Fiscal, a cuya demareaci6n corresponda la
fineca.
Articulo XX.-Se deroga el Reglamento para eje-
eutar y ilevar a efecto la Ley de Presupuestos de
siete de Junio de 1882, relative a la amortizaci6n de
Billetes del Banco Espaiol de la Habana, emitidos
por cuenta de la Hacienda con destino a Gastos de
(uerra.
Articulo XXI.-Esta Ley emipezard a regir desde
el dia siguiente al que se publique en la Gaceta
Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los veinte y seis dias del mes de Febrero de
mil novecientos veinte y tres.
(F.) Doctor Emilio Santa Cruz Pacheco.-Dr.
Lui, F. Salazar.-BartolomZ Sagar6.- C. Enamo-
rado. Dr. Mario Ruiz Mesa.
Pas a a la Comisi6n de Justicia y C6digos, despues
de ser tomada en consideraci6n.
(El Ofioial de Actas, leyendo):
A LA CAMARA
Los Representantes que suscriben, presentan a la
eonsideraci6n y resoluei6n de este Cuerpo Colegis
lador, la siguiente:
PROPOSICI6N DE LEY
Articulo I.-Se crea el Distrito Fiscal de Maya-
ri-Sagua, (Oriente) con el siguiente personal:


Un Official clase cuarta, Administrador .
Un Official clase tercera, Tesorero Pagador
Un Oficial elase segunda, Contador .
Un Official clase primera . .
Dos Auxiliares, clase "A" a $900.00 .
Un Escribiente, elase "D" . .
Un Ordenanza, Portero, clase "F" .
Un ensajero, lase "F" . .

TOTAL: . . .
Para material y gastos diversos .


$ 1.440
S,, 1.200
.,, 1.140
,,,, 950
. ,,1.800
. ., 600
. ,, 540
. ,, 390

S$ 8.120
. ,, 252


TOTAL GENERAL . . $ 8.372
Articulo II.--Las cantidades necesarias para el
pago de personal, material y gastos diversos consig.-
nados en la Presente Ley, se tomaran de los fondos
sobrantes del Tesoro, no afectos a otras obligaciones,
ha.sta tanto sean incluidas en los Presupuestos Ge-
nrales de la Naci6n.
Articulo III.-Esta Ley comenzarA a regir desde
el dia de su publicaci6n en la Gaeeta Oficial de la
Rep6blica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los veinte y site dias del mes de Febrero de
mil novecientos veinte y tres.
(F.) Amado Sigareta.-L. Estrada. Doctor
R. Socarras. 31. Plans. -P. Goderich.
Tomada en consideraci6n, pasa a la Comisi6n de
HIacienda y Presupuestos.
iEl Oficial de Actas, leyendo):
Comisi6n de Justicia v Codigos. Habana, Febrero
19 de 1923.
Seior Presidente de la CAimara de Representantes.
Seiior:
La Comisi6n de Justicia y C6digos, en sesi6n ce-
lebrada el dia de la fecha, con asistencia de los seiio-
res Gonzalo Freyre de Andrade, Viriato GutiBrrez,
Juan H. Haedo, Ra61 de CArdenas, Manuel Villa-
16n, German Wolter del Rio, Heliodoro Gil, Juan
RIodriguez Ramirez y Angel D. Ravelo,. discuti6 el
informed del ponente senior Freyre .de Andrade, que
recmienda desechar el Proyecto de Ley del Sena-
do, relative a eximir de responsabilidad a los parti-
culares que hayan intervonido en nombramientos de
Liestinos o Colectores imaginarios.
Como quiera lue dicho asunto no ha obtenido la
mvyaria absoiuta de los miembros que component es-
ta Comisi6n, do acuerdo con lo que dispone el Re-
glamento, somete a la resolucion de la Camara de
Representantes el Voto Particular que se acompaila.
M1uy atentamente de usted.
(f.) Gonzalo Freyre de Andrade, Presidente.
A LA COMISI6N DE JUSTICIA Y C6DIGOS .
El Representante que suscribe, encargado de in-
ft rinar eomo Ponente acerca del Proyecto de Ley
proeedente del Senado, concediendo amnistia a los
responsables de nombramientos de empleados o co-
lectores imaginarios y acerca de una enmienda a ese
Proyeeto presentada, tiene el honor de proponer a
la Comisi6n que acuerde aconsejar a la CAmara, que
rechace el Proyecto y la enmienda referidos, por no
existir ningun motivo de justicia ni de conveniencia
pnblica' que abone la exenci6n de responsabilidad.








WiARtO DE 8ESiONE8 DE U OAMARA DE 1AEPRESENrPANTE


Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, a los catorce dias del mes de Febrero de mil
novecientos veinte y tres.
(f.) Gonzalo Freyre de Andrade, Ponente.
Voto Particular
Los que suscribimos, miembros de la Comisi6n de
Justicia y C6digos, en sesi6n celebrada en el dia de
la fecha, hemos adoptado como voto particular al
anterior informed del Ponente senior Freyre de An-
drade, en el que recomienda desechar el Proyecto de
Ley del Senado, relativeo a eximir de responsabilidad
a los particulars que hayan intervenido en nombra-
miintos de destinos, o colectores imaginarios.
,al6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y
C".digos, a los diez y nueve dias Cel mes de Febrero
de ril novecientos veinte y tres.
,.) Wolter del Rio.- Gonzalo Freyre de An-
drade.- Viriato Gutierrez.- Rail d e Cdrdenas.
(El Oficial de Actas, leyendo):

DICTAMEN
lHabana, Febrcro 19 de 1923.
Sr. President de la Camara de Representantes.
'Sefior:
A los efectos reglamentarios, tengo el honor de
elevar a usted el dictamen en que esta Comisi6n d.
Hacienda y Presupuestos en sesi6n celebrada en el
dia de hoy, ha acordado de conformidad con la po-
nencia del senior Jos6 G. Leonard, aceptar en totali-
d.al y recomendar a la Chmara de Representantes
la aprobaci6n de la Proposici6n de Ley de los se
fires R. Alfonso y otros, referente a conceder un
credit de quince mil pesos para la construcei5n dde
una carretera del poblado del Condado y que termi-
.e en el paradero del ferrocarril de la Cuban Com-
pany, en Trinidad.
De usted atentamente,
Santiago Rey.- Presiderte.
Ilabana, Febrero 19 de 1923.

DICTAMEN.
Sr. President de la Cjmara de Representantes.
iSefior:
A los efectos reglamentarios, tlngo el honor de
clear a usted el dictamen en que 'esta Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos en sesi6n celebrada en el
dia de hoy, ha aoordado aceptar en totalidad y reco-
mendar a la Ctmara de Representantes la aprobaci6n
de la Proposici6n de Ley .de los sefiores R. Alfonso
y otros, concediendo un credito de quince mil pesos
para construir una carretera del poblado de Jiqui-
mas y termine en el paradero del ferrocarril de la
Cuban Company, en el T6rmino Municipal de Trini-
dad.
De usted atentamente.
Santiago Rey.- Presidente.
Se incluird en la pr6xiila Orden del Dia.
(El Oficial de Actas, leyendo):
Habana, Febrero 19 de 1923.
Sr. President *de la CAmara de Representantes.
Sofior:


STengo el honor de remitirle el adjunto informed del
poncnte senior Freyre de Andrade, que, como Dicta-
men -de esta Comisi6n ha acordado elevarlo a la Oa-
mara y por el cual se aceptan las modificaciones in-
troducidas por el Senado, al Proyecto de Ley de es-
to Cuerpo Colegislador, relative a modificar various
articulos de la Ley Orginica del Poder Judicial y
derogar el Decreto nfimero 512, de 18 de Mayo de
1923.
Muy atentamente de usted.
(f.) Gonzalo Freyre de Andrade.--Presidente.
A LA COMISI6N DE JUSTICIA Y C6DIGOS
El Representante que sucribe, ponente encargado
informal acerca del Proyecto de Ley que iniciado
en esta COimara fu6 enviado al Senado y modifica-
do por ese Cuerpo Colegislador, tiene el honor de
proponer que scan aceptadas las referidas modifi-
eaciones y convertida, al fin, en Ley de la Repibli-
ca, 6sta que ha sido una de las mis acertadas refor-
m"' intentadas por la CAmara en nuestra legislaci6n
judicial.
iEl ponente que informa no cree necesario aquila.
tar las bondades del Proyeeto de Ley en studio,
iues pocas reforms han sido tan ampliamente de-
batidas entire nosotros y en la Camara, como 6stas
q ahora nos vuelven a ocupar, pero si estima que
Ss su deber elemental, y lo ha de cumplir, el de in-
formar acerca de cufles son, en sintesis, las reforms
ir.roducidas por el Senado Esas reforms son, en
reallid'ad, la material de nuestro nuevo studio.
Gatorce novedades y modificaciones de mayor o
menor trascendencia, contlene el Proyecto que en-
via el Senado, y son:
lo.-El Senado se opone a la modificaci6n, pro-
puesta por la CAmara, del articulo ,61 de la Ley Or-
ginica del Poder Jundicial, de manera que, aproba-
do el Proyecto como nos lo envia, los nombramientos
de los funcionarios del Poder Judicial seguirin ha-
ei6ndose por el Poder Ejecutivo, a virtud de ternas
propuestas por la Sala de Gobierno del Tribunal Su-
premo. Esta es la ms important variaci6n.
2o.-Suprime el Senado el sistema que trata de
establecer la Cimara para el ingreso en la dceima
categoria del Poder Judicial mediante listas de abo-
gados y de Secretarios Judiciales de Audiencias o
de Juzgados.
3o.--Mantiene el Senado, en contra de la primi-
tiva opinion de la COmara, el sistema de oposiciones
de la Ley de 15 de Agosto de 1919.
4o.-La modificaci6n del articulo 53 de la Ley
Organica Judicial, es una novedad introducida por
el Senado, disponiendo que se compute como de ejer-
cicio de la profesi6n de abogado, el tiempo en que
un funcionario haya servido en el *Ministerio Fiscal,
a los efectos de su capacidad para ser nombrado Ma-
gistrado del Tribunal Supremo.
5o.-En la modificaci6n del articulo 92 de la Ley
Orghnica, rechaza el Senado la prueba de convic-
ci6n para fallar los expedientes administrativos ini-
ciados contra funcionarios de la Administraci6n de
Justicia.
6o.-Rechaza el Senado la derogaci6n del articu-
lo 94 de la Ley .Orgnica, tantas veces mencionada.
7o.-De entire los Secretarios Judiciales que pue.
den ser separados libremente por 1, Sala de Gobier-








bLA.io D0b SEBkONBE DIM LA CAMWA DE EEPAESENTAiiTES-8 7


no de las Audiencias, excluye el Senado, a los Se-
cretarios de dichas Audiencias.
8o.-La modificaci6n del articulo 284, filtimo p6-
rrafo, es una novedad de Senado, introducida en el
Proyecto. Dispone que scan definitivos los nombra
mientos hechos en personas que hayan servido un
primer period.
9o.--Contiene el Proyecto, ademis, la novedad de
variar la composici6n de las Salas de Vacaciones.
1Oo.-En la modificaci6n del articulo 305, el Se-
nado, introduce la novedad de que, cuando sea la
Sala quien ordene la apertura del juicio oral, por
haber el Fiscal pedido el sbybrtseimiento de la cau-
sa, en el juicio que se celebre el Fiscal formulary
conclusions acusatorias solamente en el caso en que,
a su juicio, proceda hacerlo asi.
1lo.-En los articulos 21 y 22 de la Orden 92, el
Senado propone que las vistas de las quejas pueden
ser suspendidas tan s61o una vez; la CAmara pro-
ponia que no pudieran en lo absolute, scr suspendi-
das.
12o.-En el articulo VII del Proyeeto hay una
variante: hace facuitativa y no imperative, la suspen-
si6n de los funcionarios procesados por delitos co
metidos en el ejercicio de sus cargos, o que hayan
desmerecido en el coneepto pfiblico. El proyecto de la
Camara era imperative a ese respect.
13o.--E Senado acepta que el Presidente y el
Fiscal del Tribunal Supremo, no sean, en ]o adelan-
te jubilados de acuerdo coh el precepto exceptional
del articulo 40. p'rrafo 2 de la Ley de 16 de Mayo
de 1917, pero concede ese derecho a los funcionarios
que hoy ocupan esos cargos. La CAmara no concedi6
a dichos funcionarios la prerrogativa.
14o.-Suprime el Senado el precepto referente a
la investigaci6n de la fortune privada de las fun-
eionarios pfibblioos encausados por delitos cometidos
en el ejercicio de sus cargos.
15o.-El Proyecto del Senado en su articulo VIII
contiene un precepto nuevo, reconociendo ciertos de-
rcchos a jubilaci6n.
1'6o.-La iltima de las variantes introducidas por
el Senado, consist en suprimir la modificaci6n de
la COmara al articulo 63 en cuantc a la tercera va-
cante ocurrida en los cargos judiciales.
El ponente que informa no ha de ocultar su prefe-
rencia por el Proyecto aprobado por la CAmara, pe-
ro estima quo aceptando el que, miodificando &ste,
ha enviado cl Senado, debe ser aprobado, para dotar
sin mas dilaciones, al pais de una legislaci6n bcne-
ficiosa para la Admninistraci6n ed Justicia.
Y solicita de la Comisi6n de Justicia y C6digos,
que aconseje a la Camara la aprobaci6n de dieho
Proyecto.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, a los diez y seis dias del mes de Febrero de
mil novecientos veinte y tres.
(f. )Gomnzalo Freyre de Andrade.

DICTAMEN
La Comisi6n de Justicia y C6digos, en sesi6n ce
lebrada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de im-
partirle su aprobsci6n al precedent informed del po-
nente seffor Gonzalo Freyre de Andrade, que reco-
mienda sean aceptadas las modificaciones ilntrodu-


cidas por el Senado al Proyecto de Ley de la Cama-
ra relative a modificar los articulos 61, ,62, ,63, 64 y
otros, de la Ley Organica del Poder Judicial y dero
gando el Decreto 512 de 1908; acordAndose asismis-
mo elevarlo a la CAmara como dictamen de esta Co-
misi6n.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, a los diez y nueve dias del mes de Febrero
de 1923.
Vto. Bno. El Se,.retario
El President (f.)Vir afo Gutiilrrez.
(f.) Gonzalo Freyre de Andrade.
Seiiores Representantes: se va a tratar sobre el
acuerdo de la CAmara, referente a. la proposiciin del
senior Gil, de que el retire de los ferroviariossea tra.
tado en la pr6ximo semana.
A discusi6n.
Los que esten conformes se serviran poners' de pi,.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Proyecto de Ley que trata
de la. reform universitaria. Se va a dar lectura tal
como ha sido redactada por la Comision.
(El Oficial de Actas, leyendo).

A LA CIMARA
Los que suscriben, Presidente, Secretario y miem-
bros de la Comisi6n Especial, nombrada por la CA-
mara para redactar un Proyeeto de Ley, sobre Re-
formas universitaria, no habiendo podido eelebrar se-
si6n en el dia de hoy, la referida Comisi6n Especial
por falta de qu6rum, tiene el honor de elevar a la
CAmara, la adjunta Proposici6n de Ley que resume
todas las iniciativas y proposiciones presentadas an-
te la CAmara en relaci6n con la reform del regimen
universitario.
Sal6n de Sesiones de la Coinis;6n Especial, a los
veinte y ocho dias del mes de Febrero de 1923.
(F.) Fernando Ortiz, Presidente.-Santiago Rey.
-H. Maidique. Dootor A. OJhandiet. Gonzalo
Freyre de Andrade.- FeUl Martinez.
SR. MULKAY (JOSE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Mulkay.
SR. MULKAY (JOSE) : Sefior Presidente y sefioes
Representantes:, En vista que del informed result,
que no ha podido celebrar sesi6n la Comisi6n respec-
tiva. por falta de quorum, yo ruego a la CAmara que
le d6 todavia un plazo mAs para que se reuna en su
totalidad ]a Comisi6n, e invierta el tiempo necesa-
rio para que informed debidamente a este Cuerpo Co-
legislador.
SR. SAGAn6 (iBARTOiOMu) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Seiior Presidente y se-
fiores Representantes: El problema que trata el se-
flor Mulkay, indudablemente es un asunto que haee
large tiempo no s6lo preocupa la atenci6n de la CA-
mara, sino tambi6n a todo el pueblo cnbano. Es cier-
to que la Comisi6n no ha estudiado el problema; y,
por lo tanto, yo creo que la CAmara debe conocer el
dictamen ese, emitido por la Subcomisi6n, aprobarlo
en su totalidad y dar luego tiempo a la propia Comi-








8 DA.Rio DIE' s8E81lNs bjEa L& dAMAkA DE REPRESENtAiNtIR


si6n para que ella pueda introducir las reforms que
estime pertinentes.
SB. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido la pa-
labra.
SR. PRESIDENT (TERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE'ANDRADE (GONZALO): Sefior Pre-
sidente y seiores Representantes: Dcsearia saber los
t6rminos en que se acord6 la urgencia de ese Pro-
yecto, porque si es como se ha expresado por algu-
nos compafieros, entonces lestamos absolutamente
dentro del acierdo, debatiendolo hoy. Yo no estimo
que haya ninguna raz6n para posponer este debate.
Nos estamos acostumbrando a seguir una prcitica
vieiosa, que es la de aplazar un asunto para darle
plazo a otro, es decir, suspender caprichosamente un
debate para entrar en otro...
SI. MuLkAY (Josi) : Para una euesti6n de orden pi-
do la palabra c6mo es que diciendo el informed que
la -Comisi6n no se ha podido reunir, podam'os tratar
aqui dde un asunto que delega en la propia Comisi6n~.
Luego entonees, el acuerdo de la CAmara no puede
cumplirse en este moment.
.SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Su sefioria esta equi-
vocado en cuanto a este asunto se refiere, se nombro
una Comisi6n para que 6sta trajera un proyecto a
la OCmara, y que 6ste fuera, traido, con o sin dicta
men, y que viniera en la tarde de hoy.
SR. MULKAY (JOSE) : Yo ignoraba ese acuerdo de
la CAmara. Retiro entonces mi proposici6n; pero en-
tiendo que nadie mAs adecuada que la. Comisi6n pa-
ra ilustrarnos sobre este particular, porque nosotros
debemos votar a conciencia del 'ien y del mal que
hacemos al pais.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Puedo con-
tinuar, senior Presidente?
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Habiendose hecho un
resume de las iniciativas legislativas en este asun
to, se va a dar cuenta a. la Cdmara para que lo co-
nozea.
(El Oficial de Actas, leyendo):

PROYECTO DE LEY
Articulo lo.-Esta Ley lcvari el nombre de "Ley
Organica de la Universidad de la Habana" y sera
asi citada.
Articulo 2o.-La Universidad que sostiene el Es-
tado en la ciudad de la Habana, se titularA "Univer-
sidad de la Habana", y se considerarA como el cen-
tro -de la ensefianza superior de la Repfiblica.
La "Universidad de la Habana" tendrA complete
autonomia administrative, y sera gobernada de acuer
do con esta Ley.
Articulo 3o.-La. "Universidad de la Hrbana"
tendrA personalidad juridica con plena capacidad
para todos los efectos legales, y podra, en consecuen-
cia, adquirir, poseer y enajenar bienes de todas cla-
ses, asi como contraer obligaciones y ejercitar accio-
nes conforme a las leyes y a las disposiciones de sus
Estatutos.
Articulo 4o.-La "Universidad de la Habana" se
legira por los Estatutos Universitarios que en session
especial y voto de las dos terceras parties de sts miom-
bros acuerde el Consejo Universitario.


Los Es~atutos Universitarios seran modificados en
todo tiempo.
Los Estatutos Universitarios fijaran los deberes y
funciones de los 6rganos de la Universidad, con arre-
glo al criterio de la mas amplia autonomia, tanto pa-
ra la organizaci6n complementaria, como para la rea-
iizaci6n adecuada que requieren los fines asignados
a la Universidad.
Articulo 5o.-La "Universidad de la Habana"
comprenderii las Facultades que actualmente exis-
ten, y las que puedan crearse per 'acuerdo de la mis-
ma. Las Facultades regularAn todo lo sue se refiera
a su regimen interior bajo el gobierno de sus Juntas
de CatedrAticos y de un Decano elective, a quien co-
rrespondera la funci6n ejecutiva, y acordarAn al
efecto sus respectivos Reglamentos, los euales para
que sean obligatorios deberan ser ratifi.cad's y pro-
mulgados por el Consejo Univcrsitario. Las Juntas
serAn ordinarias y extraordinarias. Las primeras se
compondrAn de los Catedraticos de la Facultad res-
pectiva; las segundas estarAn constituidas de acuer-
do con lo que determine los Estatutos y tendrAn co-
mo funci6n propia la elecci6n .de Decano y Secre-
tario, y las dernms que le atribuyen los Estatutos.
Articulo 60.-El patrimono de la Universidad es-
tar:- formado:
A) Por las consignaciones que figure anual-
mente en Presupuestos Gencrales de la Naci6n, y en
cantidades no menores dcelas que en la actualidad se
consignan.
B) Por las subvenciones que consignen en sus
presupuestos las corporaciones oficiales y las parti-
culares.
C) Por el product de las donaciones y legados
con que sea favorecida, pudiendo aceptarlos o repu-
diarlos libremente.
D) Por el imported de las recaudaciones :de las
matriculas, derechos de xainenes, le grades, de cer-
tificaciones de studios, de uso de laboratories, gabi-
netes o museos y de los otros ingresos analogos que
fijare, Ids euales no podran ser invertidos en perso-
ial.
E) Por los bienes de los Catedriticos y demAs
cmpleados do la propia Universidad, asi como de los
gradu:dos y estudiantes que mueran abintestato sin
dejar parientes dentro del sexto grado civil, pudien-
do aceptarlos en la forma que proceda.
F) Por los terrenos y edificios que est6n en la
actualidad al servicio de ]a misma, que pertenecie-
ren al Estado, y por los cr6ditos y concesiones que le
hayan sido otorgados por eyes en vigor, los cuales
no podrAn ser transferidos.
Los bienes a que se refiere este filtimo apartado
seran debidamente inventariados, dentro de seis me-
ses a partir de la vigencia de esta Ley, o entregados
a las Universidad en su caso por escritura notarial
a inscriptos en el Registro de la Propiedad a nombre
de dicha Universidad; pero no podrAn ser cedidos,
enajenados, hipotecados o gravados en forma algu-
na.
Los inmuebles del patrimonio de la "Universidad
Ie ]a Habana" estarin exentes de todo impuesto.
Articulo 7o.-La representaei6n legal, administra..








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9
I Im I


ci6n y gobierno de la "Universdiad de la Habana"
star~ a cargo de un "Consejo Universitario" com-
puesto de nueve consejeros, que serin los siguientes:
Un Magistrado designado libremente por el T:'-.
Lbunal Supremo en pleno.
Un consejero designado libremente por cada una
de las siguientes corporaciones, en Junta General do
a.sociados o miembros especialmente convocada al
eie'to: (a) Academia de Ciencias M6dicas, Fisicas
v Naturdles de la Habana; (b) Sociedad Cubana de
rugenieros: (c) Sociedad Econ6mica de Amigos del
'Pai. (d) Colegio de Abogados de la Habana; (e)
Sociedad de Estudios Clinicos; (f) Consejo Nacio-
nal de Veteranos de ]a Independencia; (g) Camara
de Comercio, Industria y Navegaci6n de Cuba y (h)
Clearing House de la Habana.
Para ser miembro del Consejo universitario se re-
'iuiere:
lo.-Ser eiudadano eubano, 2o. Ser mayor de 35
aiios de edad, 30. Poseer un titulo universitario ex-
pedido por o incorporado a la Universidad de la
llabana, 4o. No desempeilar funci6n docent ni ad-
ministrativa retribuida por la Universidad.
Los miembros del Consejo Universitario serin ele-
gios por un period de dos alios, pudiendo ser re-
electos indefinidamente.
Los cargos de consejeros seran honorificos, deven
gando tan s61o una dieta de quince pesos per cada
sesi6n a que asistieren, no pudiendo percibir m5s de
dos dietas por sesiones en cada semana.
Cuando un miembro del Consojo dejare de asistir
sin licencia a tres sesiones consecutivas del Consejo,
se entende:-a queoha renunciado tAtcitamente el car-
go, e inmrediatamente se comunicari la vacant a la
correspondiente entidad para que en el t&rmino de
trcinta dias proceda a cubrirla.
Cada uno de los cargos de miembro del Consejo
tendrh un suplente, designado conjuntamRnte con el
ji imbro propietario por la respective entidad no
in. i adora, on igual forma y por igual period.
El 'Consejo Universitario, para el desempeno de
sus funciones tcndri las siguientes facultades:
lo.-Elegira de entire sus miembros al Persidente,
el ruial seri el representante legal d la Universidad
y rel Consejo, y tendri las funeiones que los Esta
tu~:O< determine.
?o.- Acordara los Estatutoi Universitarios que
han de regir el gobierno y administraci6n de la Uni-
vi-rsidad y desempeio de las funciones del personal
docente de la misma.
So.-Elegir el Rector de Ia Universidad, el Secre-
lario General y demas empleados administrations de
la misma, todos los cuales estarAn bajo las 6rdenes
del Consejo.
4o.-Tomar, sin contravenir a las leyes, los acuer-
dos necesarios para que la "Universidad -de la Ha-
bar.a" realice las funciones y ejerza las facultades
estableeidas en el articulo 10 de esta Ley.
5o.-Ejercitar por medio de sus Presidentes las
acciones judiciales que estime procedentes en defen
sa de Ios intereses de la Universidad, inclusive las ac-
ciones penales que estime necesario ejercitar en case
de delito cometido en ocasi6n del fnncionamiento y
administraci6n de la Universidad.
;o.-Ejercitar las funciones que las leyes asignar


actualniente a la Junta de Inspectores de la Univer-
sidad y las demis facultades que las eyes le asig-
nen.
Articulo 8o.-El Claustro Universitario estarA
form ado por el personal docente de la Universidad.
preiidido por el Rector de la Universidad; y serin
sus funciones excTusivamente *de carActer consultivo
y ceremonial reuni6ndose con motive de las solrnm-
nida:les acad6micas y de evacuar las consultas que
los Estatutos determine. A las ceremonies acad&e
nmicas concurritin con las insignias que por sus titu-
los les correspondieren, los miembros lel Consejo
Univeisitario. En e.te Caso la Presidencia dcl Claus-
tro coresponderA al Presidente del Consejo y el Rec-
tor serA el Vicepresidente.
Articulo 9o.-El Rat,:r de la "Universidad de
la Habana" serA el Jefe Executivo d- la Adminis-
tra nistrativo de la. 3orporaeir'', siendo elegldo libremon-
te por un ario, pero pudiendo ser reelecto indefinida-
mente, p:,r el Consejo Universitario. TendrA las fun-
ciones que le fijen las leyes y los Estatutos Universi-
tarios.
Para ser Rector de la "Universidad de la Iabana"
.se requieren las mismas condiciones que para ser
niiembro del Consejo Universitario.
!'ara el desempefio de los trabajos de administra-
ei'r; de "Universidai de la Habana" habra un Se-
er, trio General y los demas empleados que determi-
nen las leyes y los Estatutos Universitarios, los cua-
les fijarAn sus respectivaA funciones. Para ser Se-
cre:ario General se requerirdn las mismas condicio-
nes que para ser Rector.
Articulo 10o.- A la "Universidad de la Haba-
a:' corresponde estatuir sin contravenir las leyes,
cuanto se rclacione con su propio gobierno y con las
ensfianzas y altas funciones sociales de la misma, y
a ese- fin podra:
lo.-Determinar las condiciones de ingreaos a los
c.tudios que en ela se cursen.
(ontinuarAn vigentes aquellas disposiciones lega-
les que reunieren la condici6n do ciudadania, para
.1 ejereicio de determinadas profesiones; pero serk
libro para naeionales y extranjeros el ingreso y estu-
dio en la Universidad como en todos los estableci-
mientos doeentes de la Repfiblica, salvo lo que las le.
yes dispongan para las Academias Militares.
2o.-Organizar sus ensefianzas sobre los planes fun-
damentales de studios profesionales fijados por el
Estado.
3o.-Completar y distribuir el cuadro de discipli-
nas para cada profesi6n, determinando los m6todos
pedcgiegicos y estableeiendo las pruebas do aptitud
on la forma que crea mias convenient.
4oo.-Organizar ensefianzas complementarias para
la obtencicn de tituilos.
f5o.--Crear ensefianzas culturales y profesionales,
clinics, laboratories, gabinetes, museos, bibliotecas,
cscuelas practices, delegaciones ambulances, cursos
extraordinarios y de extension universitaria.
6o.-Crear cursos de ampliaci6n de studios.
I o.-Dar cargo o comisi6n para investigaciones
Sientificas en la propia Universidad o fuera de ella,
con cargo a los fondos disponibles a eso fin.
So.-Fijar la cuantia, segcin las convenieneias na-









10 -DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
i ,


clonales y las especiales de la Univcrsidad, do la ma
nera especial de atelietismo de los derechos acad6-
micos de exAmenes y de los demas ingresos que crea-
re, para sostenimiento de la Universidad.
9o.-Fijar asimismo el haber de todo el personal
administrative y subalterno ,de la misma.
100o.-Fijar los requisitos indispensables para la
incorporaciin, revalida y admisi6n de titulos extran-
jeros para el ejercicio en Cuba de aquellas profesio-
nec que requieren la posesi6n .de determinado titu-
lo acad6mico.
Si los studios referentes a una profesi6n se hi-
ciermn en Cuba en otro establecimiento doeente, la
rcsoluci6n referente en cada caso a la admisi6n del
titulo y consiguiente habilitaci6n professional, pero
la Tniversidad determinara cuales deben scr los re-
quisitos generals que tengan que concurrir para ello.
llo.-PodrA establecer, organizar, proteger y di-
ri'ir residencias de estudiantes y favorecer la for-
. a: i6n de asociaciones post-universitarias de divul-
, a i6n cultural.
1io.--DeterminarA el ingreso y cese del personal
:.ranltativo, administrative y subalterno, reglamen-
tando cuanto se relacione con la provision de CAte
dra-s, que se cubrirAn conforme a esta Ley y a los
acerdos del .Consejo Universitario.
Yodas las CAtedras se proveerAn por ejereicios de
opiwici6n, tendientes a demostrar la capacidad peda
gigica de los aspirantes. La capacidad cientifica de
los aspirantes se probara por concurso, en el que se
apreciaran preferentemente (,) la preparaci6n en
treinta dias de un program de studios correspon-
dientes a la CAtedra; (b) los studios realizados por
el aspirante; (c) los libros publicados en cualquier
rama de la cultural y especialmente en aquellas a que
se refiere ]a 'CAtedra y sus ramas auxiliares; (d) los
ant cedentes profesionales en ]a enseiianza, en el
ejercicio prActicos de las profesiones y en los cargos
p6blicos v pr:vados que hubiere desempefiado el as-
pirante.
iTodo funcionario de character docente de la Uni-
versidad queda obligado a publicar cada seis afios al-
gunia obra relacionada con la material propia de su
asignatura o asignaturas, debiendo, en caso contra-
rio, declararse la vacant de la Catedra.
Todo funicionario de caracter docent de la "Uni-
versiCad y de los Institutos de Segunda Enseilanza
mientras est6 en el desempefio de su cargo, queda
obligado a Oar durante los mess en que se dieren
elaes, fuero de los locales universitarios y de los Ins
titutos y de acuerdo con lo que determien los Esta-
tutor, una conferencia mensual u ocho conferencias
durante el crrso, de vulgarizaci6n cientifica y. exten-
si6n universitaria de caricter popular.
Todo funicionprio de caricter doeente de la "Uni
versidad de la Habana" tendrA las obligaciones y
derechos que le conceden las leycJ y los Estatutos
Universitarios.
.No podra declararse ninguna cesantia sin previa
forrcaci6n de expediente y audiencia del interesado
y fallo por el 6rgano competent seglin determine
los Estatutos.
13,o.--as demas funciones que le asignen las le
yes y los Estatutos, sin contravenir a las mismas.
Articulo llo.-Al Secretario de Instrucci6n Pi-
blica y Bellas Artes corresponderA la alta inspecci6n


de la Universidad, consistent en velar que los Esta-
tutos y las decisions finales de 6sta no scan contra
rias a la Constituci6n y las .leycs, suspendiendo los
acuerdos en que se cometan las infracciories, dentro
del t6rmino de quince dias siguientes a su conocimien-
to official, con expresi6n dcl precepto violado y de-
voluci6n del asunto a la Universidad' para su recon-
sideraci6n o ejereicio del recurso consiguiente. A
este efecto, de todo acuerdo o resoluci6n final se ie
remitira dentro del tercero dia copia certificada al
Secretario de Instrucci6n Phblica y Bellas Artes.
Agotada la via administrative, la Universidad po-
drli recurrir dentro de quince dias, contra toda re-
soluci6n final -del Poder Ejecutivo, ante la; Sala de
lo Civil y de lo Contencioso Administrativo del Tri.
bunal Supremo, que sustanciara y fallara en defini-
tiva el reeu-'so, previa celebraci6n de vista piblica,
en un termino no mayor de treinta dias desde la in-
terposiei6n del mismo.
Articulo 12o.-La "Universidad de la Habana"
elevara anualmente al Secretario de Instrucci6n Pi-
blica y Bellas Artes una "Memoria Anual" en quo
inform detalladamer-t de la' actividad universitaria
en sus aspects cientifico, pedag6gico, administrati-
vo 7 econ6mico.
AdemAs, eada mes elevarai a ]a Intervenci6n Ge
neral de la Repfiblica, y al Seeretario de Instrucci6n
Pfiblicas y Bellas Artes, un estado de los ingresos y
egresos de la corporaciOn universitaria, asimismo re-
mitirA los informed que ]e fuescn solicitados sobre la
actuaci6n de la Universidad.
La "Universidad de la Habana", por medio de su
Claustro General tendri la obligaci6n de evacuar
las consultas de carActer pedagdgico que en.relaci6n
con la ensefianza en cualquiera de sus grades solici-
tare de la Secretaria de Instrucci6n Piblica y Bellas
Artes.
El President de la Repfiblica, cuando estuviere
present, y, en su defect el Secretario de Instruc-
ci6n Piblica v Bellas Artes, presidirAn honorifica-
mente las solemnidades acaidmicas que se celebraren
y a las cuales concurrirAn con motivo de la apertu-
ra del curso escolar u otro motivo.

Disposioiones Transitorias
Artiiculo 13. El Consejo Universitorio creado
por esta Ley. debera ser constituido dentro de los
treinta dias siguientes a .a vigencia de esta Ley, y
procedera a la promulgaci6n de los nuevos Estatutos
Universitarios en un termino no mayor de sesenta
dias despuls de sus constituei6n.
A ese efecto, las entidades expresadas en el articn-
lo 7o. de esta bey, procederAn a elegir ilos respectivos
miembros del Consejo Universitario dentro de los
veinte dias siguientes a la vigencia de esta Ley. Los
miembros elegidos, con la certificaci6n de sus respec-
tivas designaciones, se personarAn a las 10 a. m. del
trigasimo dia siguiente a la promulgaci6n de esta
Ley en la Gaceta Oficial en el local del Rectorado
de la Universidad, y bajo la presidencia interina del
miembro de mas edad procederin a constituir el Con-
sejn Universitario, que entrari inmediatamente en
funciones, eligiendo su Presidente y tomando los
acuerdos oportunos de su competencia.
Desde ese moment quedarAn suprimidos el actual









DIARIO DE SESIONES DE LA GAMARA DE REPRESENTANTES 11


Claustro General, cl actual Consejo Universitario y
cesados en sus cargos el Rector y el Secretario de la
Universidad.
Todo el personal adscrito a las distintas Faculta-
deo, y con titulo de propiedad en su empleo, conti-
nuari prestando sus servicios con los mismos dere
chos que tieneri reconocidos.
Igual criterio habra de observarse en lo relative
al personal administrative y subalterno de la Uni-
versidad, quw presta servicio actualmente.
Uno y otro personal continuarin disfrutando los
dere.hos .de que actualmente gozan con arreglo a la
Ley General de Jubilaciones.
Articulo 14o.--Dentro de los seis meses siguientes
a su eonstituei6n, el Consejo Universitario elevara
al Poder Ejecutivo, para su remisi6n al Congreso,
mediante un mensaje, un informed razonado de cua-
les sean las reforms legales que deban introducirse
en los planes de studios universitarios; creaecin,
mo;dficaei6n y supresi6n de Cftedras; reform de la
cuantia y forma de retribuci6n del personal, y de
ms medidas que para el mejoramiento de la. ense
iianza universitaria requieran la promulgaci6n de le-
yes.
Asimismo, el referido informed contendrA la expo-
sicidn de los cr6ditos necesarios para edificios, la-
boratorios, biblioteca, material, y en general para el
pleno desarrollo de las.funciones de la Universidad.
Articulo 15.-Quedan derogadas todas las leyes,
ordenes, decretos, reglamentos y demiis disposiciones
que so opongan a lo dispuesto en la prcsente Ley, y
espc-ialmente suprimida la "Junta de Inspectores
de la Universdad".
Aticulo 16.-Esta Ley comenzara a rcgir al dia
siguiente de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repfiblica.
Sal6n de ]is Comisiones, 28 de Febrero de 1923.
(F.) Fernando Ortiz.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Se pone a discusi6n
la totalidad.
SR. L6PEZ (GERiMN) : Pido la palabra. para una
cuesti6n previa.
SR. PRESIDENTE "(VERDEJA): Tiene la pilabra el
senior Germain L6pez.
SR. L6PEz (GERMAN) : El senior Ortiz, miembro
distinguido de la Comisi6n Especial nombrada a ese
objeto, aca.ba de entregar aa a Mesa de la Caimara sui
briliante informed sobre este particular; y yo quiero
preguntarle a la Cimara y sore todo a los parti-
darios de que esta tardo se discuta el Proyocto de
Ley de la Universidad, si es possible que en un asun
to de tal importancia como 6ste, la C'mara pueda
darse euenta de un problema de tanta import neia,
por una simple lectura.
Yo soy partidario de que en la Universidad se ha-
gan reetificaciones. Creo que la Universidad Nacio-
nal ha sido un. .de las instituciones qne mas cr6di-
to ha dado a la Rep6blica; pero de eso a.creer que per
un informed qne ha dado uno de los hombres que mois
valen eh esta CAmara, el senior Ortiz, y que acaba do
entregar a la. Mesa, es suficiente para resolver el
problema, es ponerme a mi y a los que no conocemos
el asunto, on la situaci6n de votar en contra de 61,
aunque no sea mis que en previsi6n de que ,el infor-
me pueda ser mas o menos bueno. Por lo tanto, pi-
do a la Cimara que se suspend el debate, con el ob-


jeto de que podamos tenor una copia del asunto y
peder darnos cuenta de qu6 se trata; porque de otro
modo. me veria precisado a hablar en contra y votar
tambi6n en contra.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMO ) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene. la palabia ei
senior Sagar6.
SR. SAG.AR6 (BARTOLOME) : Para proponer a la
Ciinara que en la tarde de hoy acuerde la aproba--
d.in de la totjlidad del Proyeeto. Come despues, en
el articulado, la Camna-a puede modificar su eriterio
e introducir todas las alter.Aciones que estime conve-
niuries, yo prpongo que se acuerde la totalidad y
se sefiale para el pr6ximo lunes como sesidn extra.
ordin ria, la discusi6n del articulado, y ya,- con co-
noeimiento del problema, cada Representante puede
venir aqui con las enmiondas que estime pertinentes.
SR. MULKAY (JosE): Yo ruego al senior Sagar6
que en vez del lunes, sea el martes.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
scijor Ferrara.
SR. FERRAn (ORESTES) : Yo deseo explicar cl por
qu6 de la urgencia que se solicita para la discusi6n
de oste Proyeeto de Ley; y despu6s de explicada, si
los Sres. Representantes que han hecho proposicio-
nes insisted en ellas, yo acatar6 cualquier cosa, aun-
que sea un simple deseo.
1.E una cuesti6n de supreme urgencia, que no gra-
va el Tesoro sino en una cantidad infina; y es al-
go de una importaneia extraordinaria dentro de la
iistituci6n de la Universidad de la Habana.
Si la Presideneia me lo permit, aunque no voy a
scr muy extenso debo delarar que on un principio,
no estando en Cuba cuando yo veia la organiaci6on..
SR. CASUSO (ENRIQUE) : NO se trata de eso, se tra-
ta de la Ley OrgAnica de la Universidad.
ST. FERRARA (ORESTES) : Me he equivocado, y por
lo tanto, me siento.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra A1
secior German L6pez,
SR. LOPEZ (GERMAN) : Yo quiero que la. Cimara,
(!,sde luego, me disculpe, porque desconozCo cl asun-
to y, naturalmente, quiero votar a coneiencia. los dis-
tintos problems que se traen a la consideraei6n do
ia Cmara.
Cuando se present el Proyeeto de Ley, que no se
si ha sido enmendado o n6, se declaraba en 4. la .au-
tonomia de la Universidad.
Si nosotros entramos en cl debate, el sofor Ortiz o
(uanluier otro Representante me tendrA que perdo-
nar que yo los interrumpa para que me digan cuhl es
el aspe'to que va tomando el probldma, porque lo
deseonozeo y porque soy, fundamentalmente, contra-
rio a la autonomia de la Universidad mientras los
bienes de la Universidad no sean de ella.
Yo no estoy obstruceionando la Ley. Si se va a
interpreter mi intenei6n de esa manera; entonces re-
nunciar6 al uso de la palabra, y no molestar6 mas
la atenci6n de la CGAmara. Precisamente, lo que es-
toy es tra.tando de averiguar los dos aspects que, a
hli juicio, tiene el problema: si la autonomia de la
Universidad vi a votarse en esta Ley, y si despu6s
de vota'da esa autonomia la Universidad va a segqir
r:giendose por el nismo .sistema que ha tenido hasi









12 DIARIO DE SESIONTES DE LA CAM~ARA DE REPRESEANTAN1'rF4S


ta ahora. Y como son puntos con los cuales no es-
toy conforme, porque entiendo que debe restringir
se la admisi6n en ese alto centro dooente, desde lue-
go, que entiendo que, al propio tiempo, deben crear-
z becas para dar oportunidad a las classes pobres :t
tener acceso a la Universidad. Por eso es que quiero
que se me expliquen estos aspects del problema, en-
tes de que sea aprobada la totalidad.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Si su sefioria lo que
solicita es la suspension del debate, yo le rogaria que
para la buena mareha de esta sesi6n, espere la opor-
tanidad en que entremos en el mismo...
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo no he sabido exprasar-
me bi6n, seguramente. Yo lo que deseo es que antes
,e aprobarse la totalidad, se me aclaren los particu-
lhres que he sefialado.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Entonces, la Presi
dencia se permit indicar a su sefioria que aguarde
a que entremos en el debate y entonces 'el doctor Or-
tiz o cualquiera otro senior Representante, podrn acla-
rar esos puntos a su sefioria.
'SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZAO) : Pido la pa
labra, a favor.
SR. MULkAY (Jost) : Pido la palabra, en contra.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Pido la palabra, en
contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Lombard.
Sn. LOMBARD (AQUILINO) : En realidad, Sr. Pre-
sidente y sefiores Representantes, no conozco el pro
blema universitario, en su fondo;, simplemente se
que la prensa peri6dica ha dicho aalrededor del asun-
to, durante los dias en que estudiantes y profesores
de nuestra Universidad estuvieron en pugna por
cuestiones internal.
A mi juicio, es tan important el problema de que
se trata, que entiendo que no debe ser resuelto festi-
nadamente, porque creo que de hacerlo asi pudi6ra-
Inos incurrir en errors lamentables. Me parece que
tratandose de un asunto tan extraordinariamente in.
teresante, como es la instrucci6n superior, debemos
ir mis despacio; oreo que deben repartirse copias a
los sefiores Representantes, del Proyecto de Ley so-
metido a la consideraci6n de la CAmara por la Co
r:'si6n Especial nombrada a ese efecto, para que ca-
da Representante pueda darse cuenta de la magni
tud del problema, y para que en su oportunidad ca-
da cual venga a este hemicielo con la conciencia he
cia sobre la material. Por eso me pareci6 atinada la
proposici6n del senior L6pez cuando pedia a la Ci-
mara que se repartieran copias del Proyecto y que
mas tarde se entrase en la discusi6n, con pleno co-
rocimiento del asunto. Por lo tanto, si el el senior
L6pez mantiene su proposici61di do suspender este
debate, yo, gustoso, lo acompaiio; y si, por el contra-
rio, la retira, yo la mantengo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): S. S. propone en
tonees, un suspension del debate
SR. LOMBARD (AQUTmNO) : Si, senior.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene que star apo
yada la solicitud, por dos sefiores Representantes.
SR. MULkAY (Jost) : Yo la apoyo.
SR. FREYRE DE ANDRADE ('GONZALO) : Y ya.


SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
la suspension Idel debate.
Aprobado.
SR ORTIZ (FERNANDO): Desearia que la C'mara
acordase fijar un dia, para la discusi6n.
SR. SAGAIR (BARTOLOMI) : Propongo que sea el
pi6ximo martes, para discutir este asunto exclusive
inente.
SR. ORTIZ (FERNANDO) : Yo deseo que la Ckmara
acuerde fijar un plazo para la continuaci6n del de-
hate.
SR. MULKAY (Jos) : Y yo 'propongo que sea e'
pr6ximo martes.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : ~Esti de acuerdo la
Camara con lo propuesto por el Sr. Mulkay, de que
sea el pr6ximo martes?
SR. ORTIZ ('FERNANDO): Y tambi6n propongo .que
se repartan copias.
SR. PRESIDENT (VERDEEJA) : Esta conforme la
Camara.
(Seiiales afivmnativas).
Acordado.
.Se va a dar cuenta con las modificacioncs hechas
a ]a Ley del uno por ciento.
(El Oficial de Actas leyendo) :
Comisi6n de Justicia y C6digos
Habana, Enero 29 de 1923.
St. President de la CAmara de Representantes.
Sfior:
A los efectos reglamentarios, tengo el honor de re
nitir a Vd. el adjunto Proyeeto dde Ley, formulado
por esta Comisi6n de Justicia y C6digos, relative a
adicionar el pirrafo tercero del articulo catorce de 1.
Ley que establece el impuesto del uno 'po ciento so-
bre la venta bruta.
Muy atentamente de Vd.,
(f.)Gonzalo Freyre de Andrade,
President.

PROYECTO DE LEY
Articulo i.-El pairrafo tercero del articulo ca
torce de la Ley de nueve de Octubre de mil novecieo.-
tos veintid6s, se adiciona con el siguiente .prrafo:
"Quedan excluidos de las obligaciones impuestas
por esta Ley, los vehiculos que se dediquen al trans-
porte de pasajeros o carga en las poblaciones, siempre
que el cobro de dicho transport estA sujeto a tarifa y
el conductor del vehiculo lo posea en arrendamiento
o compruebe no tener mAs de uno en propiedad."
Articulo II.-El articulo doce de la referida Ley
de nueve de Octubre de mil novecientos vintid6s, se
rA ampliado con el pkrr;afo siguiente:
"Es obligatorio consignar de manera clara y con-
cisa en las facturas u otro document commercial, el
precio exacto de cada 'articulo que se compra o ven-
de y en rengl6n aparte el imported -del impuesto por
esta Ley."
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y
C6digos, a veintinueve de Enero de mil novecientcs
eintitres.
Vto. Bno. El Presidente.-(f.) Gonzalo Freyre








IAuilo ME & STONES DE LA CAk&iU DE AikPiOESENtA.NkFEB 1


de Andrcde.--El Secretario.- Eduardo G. Manet.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Se pone a discusi6n.
SR. MULKAY (Jost) : Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Mulkay.
SR. MIULKAY (JOS) : Sr. President y seiiores Re-
presentantes: La festinaci6n con que ha sido leido
este proyecto, que creo que es procedente del Senado,
con respect a determinadas reglamentaciones sobre
la Ley de Impuesto del uno por ciento, no 'me ha ,er-
mitido dar perfect y cabal cuenta sobre el fondo
del asunto; ,pero creo que veo englobado un proble-
ma de actualidad, rogando por lo tanto a la Presi,
incia, que ordene que se le de nueva lectura a este
Proyecto, que se le de una lectura, sentida, tranquil
y reposada, para que todos nos podamos dar cuenta
de esta modificaci6n que se hace.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia va a
ordenar que se lea nuevamente el Proyecto, pero an-
tes va a rogar a todos los Sres. Representantes que.
tengan la bondad de haeer silencio, a fin de que se
pueda oir.
(El Oficial de Actas lo lee nuevamente).
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra en
contra el Sr Mulkay.
SR. MULKAY (JosE) : Sr. President y sefiores Re-
presentantes al principio de la lectura de este
proyecto de ley, habia pedido la palabrat en con-
tra; y la habia pedido, porque su lectura no ha-
bia satisfecho los verdaderos deseos que yo tenia de
conocer lo que significaba esa proposici6n de ley; pe-
ro su segunda lectura, ique realmente esta ligada con
el buen deseo del distinguido compaiiero que -puso
en ello su castizo lenguaje y puntuaci6n gramatical
correspondiente-y por ello lo felicitb,-me ha con
vencido que yo tuve raz6n en haber pedido la pala-
bra en contra, no porque yo sea contrario a la pro-
posici6n bisica que va a quitar el impuesto del uno
por ciento a esos humildes trabajadores que van dia-
riamente ganindose de peseta en peseta, el sustento
' de su familiar, sino porque veo que se han involucra-
do dos articulos cuyo desenvolvimiento no es'ti ni
claro ni definido. Yo creo que no debe involucrarse
una cosa con la otra.
El impuesto del uno por ciento, nosotros no hace
muchas sesiones obligamos a pagarlo a las empress
terroviarias porque son ricas, por que son expoliado-
ras, porque son explotadoras; y nosotros no podemos
haeer aqui una reconvenci6n 'de nuestros acuerdos,
hacienda que esos humildes hijos del trabajo que todo
lo deben a su esfuerzo personal, tengan que venir a
S someterse a, las horcas caudinas de la inspeeci6n dia-
ria para pagar ese pobre y humilde impuesto.
Yo entiendo, sefiores Representantes, que este es
un asunto que debe discutirse serenamente; que no
podemos legislar en estos moments; con mayor ra-
z6n, bajo la impresi6n de una huelga que se ha produ-
cido ia virtud de ese propio impuesto; porque si aqui,
en la CAmara de Representantes, se acostumbra a
dictar y a votar Leyes de aquellos elements que s"
encuentran fuera de la Ley, entonces demostramos
que no cumplimos con el deber sereno, sincere que
el 'pueblo soberano nos ha encomendado. En estos


moments, acaso para impresionar nuestro Animo,
lay una huelga de esos elements; y nosotros podc-
anos decir a su representado que estamos dispuestos
a hacer justicia, pero no podemos ceder bajo el impe-
iio de la amenaza, como aquellos convencionales fran..
eeses que dictaron la muerte de muchos inocentes
por el solo heeho de que el pueblo de Paris habia, co-
metido la barrabasada de exigir a los convencionale:,
la imposici6n de la condena contra aquellos infelices.
SR. REY (SANTIAGO): J Me permit S. S. una in.
terrupei6n con la venia de la Presidencia?
SR. MULKAY (Joss) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Para hacer una aelaraci6n
al Sr. Mulkay. Las classes econ6micas e industriales
,le la Repiblica, con objeto de exponer al Poder Pi-
blico cuales eran sus deseos respect de la suspension
de umw de las tributaciones que le han sido impuestas
por la legislaci6n vigente, han celebrado ana mani-
festaci6n; y ahora, los chauffers, no como una mani-
festaci6n de protest, sino como una demostraci6n 'de
que unAnimemente desean ser excluidos del pago del
impuesto del uno por ciento sobre la venta bruta, no
se han declarado en huelga sino que han paralizado
el trabajo por un solo dia.
SR. PRESIDENTE (VER6EJA): Puede continuar el
senior Mulkay.
SR. MULKAY (JosE) : De todas maneras, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes, result demasiado
raro que en Cuba, para que la C'mara de Represen-
tantes o el Senado produzean Leyes convenientes al
pais, es neesario que la rama a quien esa Ley afecta
produzca movimiento. Ahi tennis el muy recient3
movimiento estudiantil, declarfndose en huelga pro-
ducienio perturbaciones a ellos mismos, y afortuna-
!damente por su buena discreci6n, sin perturbaciones
ulteriores; pero de todas maneras produeiendo una
reacci6n indirecta sobre los Cuerpos Colegisladores
para que resuelvan en diez minutes lo que debe ser
product de la meditaci6n y el studio, y resolverlo
mon paciencia y con calma para que a todos satisfaga.
Yo no soy contrario; yo soy el primero que reco-
nozeo que es una anomalia el cobrarles a esos pobres
hijos del trabajo que diaria.mente van ganando el
sustento de sus families, el impuesto del uno por cien
to de sus miserables entradas. Yo creo que hay un
error en la reglamentaci6n, y debemos resolver con
calma y no bajo la inpresi6n de una huelga y much
menos adicionindose articulos incongruentes en los
inotivos fundamentals que en estos momentss rigen
a esa proposici6n de ley.
Si esta CAimara de Representantes quiere resolver
el problema de hecho, debe decir y declarar a los chauf-
fers de automOviles 'de alquiler que estAn exentos del
pago del uno por ciento, pero no involucrar articulos
sospechosos en cuya evoluci6n .ulterior no es responsa-
ble ni el propio autor de la Ley, que lo ha animado
el mejor de los prop6sitos para devolver a esos chauf-
fers la tranquilidad.
Por tanto, sefiores Representantes, yo pido que ese
asunto quede sobre la mesa, para ser discutido con
calma, con serenid'ad. De lo contrario, que se aprue-
be solamente el articulo primero o sease el que se
refiere a considerar exento de pago a los chauffers,
pero a los que lo son realmente de alquiler, porque a








ii4 DiAiO DE SESIONES DiE LA AMARA DE REPfESENTA.NNES


la sombra de eso hay muchisimos que tienen un gara-
fe con treinta o cuarenta autom6viles y hacen un
gran negocio; eso es just y natural que paguen; no
el humilde chauffers que sdlo tiene un autom6vil para
ganarse el sustento. For tanto pido a la C:mara la
suspension de este debate, para ser discutido el asun-
to con mis calma. Hago constar que en parte estoy
conforme con la ley y en part no.
-SR. L6PEZ (GERMIN): Piao la palabra
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra -1
Sr. GermAn L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN) : La Cimara toda, Sr. Mul-
kay, esta dispuesta favorablemente al asunto de los
chauffers; pero, en cambio, sobre los demas problems
hay presentadas dos o tres enmiendas. Todo lo con-
trario de lo que se pretend en esa proposici6n de ley
de S. S. para no inferirle un dafio a los infelices
trabajadores y en cambio le hariamos un dafto si no
eximiCsemos cuanto antes a esos modestos obreros d'.i
page de ese oneroso impuesto, dafio en que Cimara
no quiere incurrir...
-SR. MULKAY (JOSE) : Yo no puedo hacerles dafio
desde el moment en que me declaro ipartidario de la
exenci6n del pago del impuesto del uno per ciento.
y a ese efecto vamos a discutir la primera parte.
SR. L6PEZ (GERMAN): El Sr. Mulkay' va a ser
amable que va a retirar su proposici6n.
SR. MULKAY (JOS)) : Yo la .retire.'
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. SAGAR6 (BARTOIOMI) : Sefiores Representan-
tes: Yo hubiese tratado de defender la actitud de los
chaauffers en este problema, si el Sr. Rey no se hu-
biese adelantado a hacer unas manifestaciones que
son desde luego la expresi,6n fiel de la verdad de los
rechos ocurridos. Con el mismo dereeho que en dias
pasados las colectividades econ6micas de Cuba han
celebrado un acto publico de solidaridad, ese mismo
derecho no podemos negArselo a una clase inferior
que tambi6n en defense de un derecIo hace igual ma
nifestaci6n, auncque desde luego no pudiendo hacerlo
en la misma forma como los otros, porque no dispo-
nen de los mismos recursos. Es indiscutible que el
proyecto de ley presentado abarca dos extremes, uno
en lo que se refiere a la consignacion del uno por
ciento en las facturas comerciales, y el otro en lo quc
se refiere a eximir de la tributaci6n del uno por cien-
to a los tienen vehiculos de pasajeros. Todos nosotro
sabemos la costumbre perjudicial, ya inveterada en
Cuba de que todas las leyes del Congreso son luego
modificadas por los Reglamentos que el Ejecutivo
redacta al efecto y que transforman por complete la
ley y, podemos decirlo asi, fealsean el espiritu del
legislator. En ]a Ley que el Congreso vot6 para el
Impuesto del Uno por Ciento,-Ley que fu6 rotada
come todos sab'emos, en moments muy tristes y do
lorosos, en los moments que todos legislAbamos bajo
la coacci6n moral de circunstancias excepcionales en
que no era possible la discusi6n amplia y reflexiva,
porque nuestros inimos no estaban en aquellas cir-
cunstancias preparadas para ello, se vot6 esta Ley
del Uno por Ciento, Ley que el propio Secretario
de Hacienda, el mis rigoroso y extremist para su
cumplimiento, ha declarado pfiblicamente la necesi-
dad de que el Congreso legisle introdiciendo las ro-
formas necesarias para adaptarla a las necesidades


presents, vistas las dificultades que se van presen-
tando para su implantaci6n. El articulo doce de esa
Ley dice de manera terminate y expresa que el
Impuesto... (Sigue leyendo.)
Desde luego que no es possible apreciar cual es el
precio exact del articulo si los compradores no tie-
nen un document mercantil a la vista que les diga
cual es el precio exacto del articulo y cual es el mon-
tante del uno por ciento que se dispone por la L-ey
puesta en vigor. A se efecto, cuantas veces los com-
pradores han exigido el cumplimiento de este articulo
de la Ley, se han suseitado problems, divisions y
hasta ha llegado cierto moment de amenazarse con
una alteraci6n del orden pfiblico, dada la excitaci6n
de los Animos entire vendedores y compradores y que
ha dado lugar, en muchos casos a la intervenci6n
del Poder Ejecutivo en este 'problema. Y todos vo-
sotros sabBis que cuantos impuestos de 6sta clase se
han implantado en todos los paises del mundo, al ir
el comprador a un establecimiento pfblico, sin nece-
sidad de exigirlo, se le entrega el ticket en el cual se
consigna el precio del articulo consumido y el mon-
tante deT impuesto.
SR. MULKAY (JosE) : ,Me permit el Sr. Sagaro
una interrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene ]a palabra el
Sr. Mulkay.
SR MULKAY (JosE) : El impuesto se llama del uno
per ciento sobre la venta bruta y no sobre la compra;
y aqui en Cuba se ha interpretado a la inversa, abn-
sivamente, porque no existe una raz6n legal que auto-
rice a ningfn comerciante a poner en la fat-ura el
impuesto del uno por ciento.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME): Ese es otro problema.
Sn. MULKAY (JOs ) : Entonces no debe sacarse a
relucir lo que existe en otros paises. El impuesto so
bre la venta bruta.
SR. SAGARO (BARTOI'OMi) : Como es que S. S. sate
cual es el imported de la venta bruta si no consigna en
la factura el valor del articulo y el montante del
impnesto para powder deducir el valor de la venta.
SR. MULKAY (Jos) : Esas son martingala, d. los
comerciantes, para fastidiar nmas al pais al amparo
del Secretai:o de Hacienda.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOME) : Pero ain hay mas sj-
bre 6ste articulo, Sres. Representantes: La Comisiin
nombrada per el Poder Ejecutivo para dictar la re-
glamentaci6n de esta Ley, pone un articulo once que
deja en libertad al comerciante de poner o no el
valor del uno per ciento en sus documents merean
tiles; y yo me pregunto si puede h:ber reglamento.
Ley u orden'"que deje el ciudadano encargado de
cumplirla, en libertad de hacerse o no; porque si esta
en libertad de hacerlo o no, huelga la Ley o el Regla-
mento y vale mas dejarlo al criteria y voluntad del
ciudadano. O el Reglamento ordena que se ponga, o
no el uno por ciento. Pero es impossible que se reunan
unos cuantos Sres. Para reglamentai una Ley que
tiene que ser una aclaraci6n de la Lev nFeesariamen-
te y que result que ese Reglaimento la enreda mis
y que iponga al que tiene el deber de cumlplirla en
una situaci6n dudosa.
SR. MULKAY (JOSA) : Es un Reglamento interest.:
do y echo a prop6sito para desvirtuar el verdadero
SR. SAGAR (BARTOLOMf) : Para eso estamos aqui,
espiritu de lna Ley.








DIARIO DlE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


para enmendar esos errors. 0 la Camara acuerda
que no se consigne en la factura el uno por ciento,
o a CAmara acuerda que esta obligado el comerciant,'
a ponerlo en la factura; porque no se puede dejar
al ciudadano en libertad de hacerlo. Las Leyes tiene
que tener un espiritu sano pero inflexible para su
curnplimiento; de lo contrario no es Ley y s3 pr.sta
a eso que acaba de decir el Sr. MIil:,ty: A que ese
reglamento est6 hecho de tal manera que traiga como
consecuencia natural el desbarajuste, las reclamacio
nes, venga, conmb consecuencia 16gica, el expediente
en el cual despues la burocracia inmoral saea el be-
neficio positive que le conviene. Por eso yo desearia
que esta tarde, la Camara, en una u otra forma, acla-
re este articulo, determinando que se ponga o no se
ponga; pero nunea dejarlo en condiciones tales que
sirva para que luego cl empleado pueda cntrar en
pacto y transacciones con el comercian.
La segunda part ddel proyecto, en lo que se refiere
a las personas comprendidas en el parra o tcrcero del
articulo 14, con relaci6n a 61, voy a manifestar a la
Chkara lo siguiente: El :pirrafo tercero dice: "Los
duefios de establos, etc. (Sigu.e loycndo).

Perfeetanente: pero todos sabemos que cuando
nosotros votamos aqui esa Ley, teniamos la impresion
de que se trataba de las empresas de transport, que
habrian de ganar grandes cantidades dedicefndose a
ese negocio; pero nunea contra el infeliz que va a
buscar un journal con su trabajo personal. Y, just
mente, sefiores Representantes, los linicos que hasta
ahora estan eximidos del pago de este impuesto. son
las empresas poderosas, mientras que el impuesto que
se le obliga a pagar al infeliz, no solamente es el del
uno por ciento, sino que se le exige sacar una patente
del impuesto, cosa que tamnpoco fu6 el espiritu de los
congresistas...


cuenta que los verdaderos deseos de los chaufferes
de la Habana al declararse en huelga no obedecen,
ni amenazas ni a presiones sobre el Congreso, sino
a emplear el finico medio que tienen para demostrar
ante los legisladores su inconformidad con esa injus-
ticia que les arrebata un pedazo del pan que ellos
ganari para llevarselo a sus hijos *por la noche, des-
pu6s de un rudo dia de trabajo. Yo creo que la
CGAmara, cualquiera que sea su opinion respect a
los demas problems planteados por la Ley, ha de
votar esta tarde por unanimidad el proyecto de ley
que cxiine del pago del impuesto del uno por ciento
a estos honrados hijos del trabajo.
SR. MULKAY (JOSi) : Yo deseo, Sres. Represen-
tantes, que se apruebe esta misma tarde. Yo soy par-
tidario de`os c6haufferes, pero yo no estoy conform
que se quieran involucrar a los duefios .de Garage
y a los duefios de Empresas de transported.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Sr. Presi-
dente y Sres. Representantes: Cuando pedi la pala-
bra me ocurrio como en muchas ocasiones, en que no
'bubicra podido, como no puedo ahora tampoeo, de-
terminar, si voy a hablar a favor o en contra...
SR. REY (SANTIAGO) : Perdone una .interrupci6n
S. S. Para :proponer a la CAmara que prorrogue la
session y qunbIimplie el debate.
.SR. JULKAY (JOS) : Para hacer una enmienda y
es la siguiente: que se prorrogue la sesi6n hasta
diseutir ]a Ley de las gratificaciones a los empleados
pfiblicos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Esta de aeuerdo la
Canmara con lo propuesto por el Sr. Mulkay?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.


Sn. MULKAY (JOS) : Cuales empress ipderosas EstA de acuerdo tambi6n la iCmara en que so am-
se r.'iere ? ,p I pi-n los turnos de este debate a dos
se re^iere *S. S?


SR. SAGAR6 (BARTOLOM9) : A los ferrocarriles.
las empresas de ferrocarriles pagaran.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMAI) Si, senior Mulkay, tiem-
po future: pagarin. Los duefios de garages estableci-
dos en todas las poblaciones de la Isla, tienen la
obligaci6n de pagar el uno por ciento de la entrada
bruta de los estabecimientos que poseen, de las em-
presas que ellos explotan; pero el individuo que va
a esos garages y paga una cantidad diaria para uti
lizar, como instrument de labor, un vehiculo cual-
quiera, no debe pagar el uno por ciento, porque ya
lo pag6, en cumplimiento de ]a Ley, el duefio de e-se
garage. Si nosotros consinti6ramos que el chauffeur
que alquila 'un vehiculo para ganar con 61 un journal,
o el que tiene, como fnica propiedad, una maiquina
de alqoiler, .pagara el uno por ciento, entonees ese
uno por ciento seria un impuesto sobre el trabajo
personal del individuo, impuesto que tendria que
pagar tambi6n ,de igual modo, el hombre que compra
un azad6n, un pico o una pala para trabajar, porque
el vehiculo, llmesele carretilla, autom6vil, o como so
quiera, es el instrument de trabajo, con el cual se
gana un individuo su journal. Por estas razones, vera
el Sr. Mulkay la justicia del :proyeeto, teniendo en


(.SeMiales afirmativas).
Aprobadu.
S FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : L A favor o en contra?
SR. FERRARA (ORESTES) : No s6, si a favor o en
contra, me da lo mismo
SR. PRF'STDENTE (VERDEJA) : Continfie el r. Frey-
re de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Sr. Presi.len-
to y Sres. Representantes: Iba diciendo que me en-
contraba exactamnente en el mismo estado de Animo
en qne ha demnostra.lo star el Sr. Ferrara, cuando
pedia la palabra, al decir que le importaba lo mismo
a favor que en contra; porque estoy a favor de part
de la Ley, y, absolutamente en contra de otra parte
de la misma; pero prefiero decir que hablo en con-
tra, porque entonces conservo el derecho a seguir
hablando, pues, on contra fui que yo pedi la.palabra.
La CAmara no necesita diseursos alrededor de este
problema, y los que pronuncian largos discursos en-
torpecen la obra que defienden. La CAmara sabe
q'ie tiene que votar, y votarA, a favor de la exencidn
dcl impuesto a los choferes, y sabe que tiene que
votar en contra del segundo articulo, que se refiere a








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


las facturas comerciales. De esto se da perfectamen
te ouenta la COmara. Yo voy a habl.r a favor de los
chaufeurs y en contra del segundo artieulo del pro-
yecto, pero he de empezar por referirme al paro de
hoy. Yo nunca pretend cuando hablo de ganarme a
ninguna clase social, porque nunca he sabido adular
a ninguna, sino tratarlas con justicia y nada mis
que con justicia. El huelguistico paro de hoy,--dia
pretiamente sefialado para debatir este asunto, no
tiene explicaci6n. Dejar a la capital de la Reptblica
. sin un servicio tan necesario, como el de autom6viles
de alquiler, no para concurrir a una manifestaci6n,
sino para eseonderse en sus casas y no trabajar, es
un triste espect6culo que no debe dar una clase tan
culta como integrada por hla Asociaci6n de chauffers
de Cuba. Yo tengo el derecho de dirigirle esta lige-
ra censura, porque voy a seguir la line de conduct
mis favorable a sus justas aspiraciones que es la
de hablar poco y pedir que se extraiga de la Ley ese
arti:ulo segundo que la viene a perturbar. Ese ar-
tioulo segundo no debe ser aprobado, pues no tan
solo contiene un precepto injusto, sino hasta temera
rio, porque con 61 se reconoce a los comerciantes cl
derecho de hacer lo que hoy haeen sin ningnna au-
torizaci6n legislative y basados en la falta de civis-
mo de los consumidores, que es eargar a estos el
pago del uno por eiento que, en ocasiones, y en las
compra~s inferiores a un peso, se convierte en un
impuesto muy elevado, y superior al uno 'por ciento.
Si aprobamos el proyecto de ley que ese articulo se-
gundo y lanzamos ese reto a la opinion pbiblica,
harejros impossible la aspiraci6n de los chauffeurs.
Pudi6ra'nos tambien enmendar la Ley, pero cualquie"
enmienda o adicion, perjudicaria y pondria en peli-
gro -. inlerks fundamental que deseamos defender.
Yo tengo presentada una enmiendh al articulo se-
gundo, y la voy a retirar, pues lo que procede es re.
chazrirlo. Siguiendo esta line *de conduct que bre-
venmente he trazado para explicar la cual, he pro-
nunuiado mas palabras de las que hubiera querido
pronunciar, entiendo que se hace un servicio, no a
los chauffer sino a la ciudad; porque yo soy el prime-
mero en reconocer que si, chauffeurs de alquiler que
hoy prestan esos servicios sufrieran el impuesto del
uno nor ciento, tendrian que aumentar su tarifa v
estarian en su dereeho al aumentarla, porque en nin
guna ciudad del mundo, hoy en dia euenta la pobla
ci:n con un servicio de autom6viles .de alquiler tar
eficiente y tan barato como el de que disfruta la po-
blaci6n de la Habana.
Por tanto yc pido a la Cimara, concretamente, qu(
apruebe el primer articulo y rechace el segundo de]
proyecto de ley.
SnR. EERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pido la pala
bra.
SR PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra e
scfior Herrera Sotolongo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Sr. President
y sefiores Representantes: Ya hace algin ciempo qu'
yo queria tomar parte en algfin debate para tratal
de la Ley de Impuesto del uno por ciento de la venti
bruta y todos los concepts de entradas. Desde qui
se debati6 el Proyecto de Ley del Empristito, expro
s6 mi opinion contraria a esta ley y a esta clase d
impuesto. Cuando se debati6 el problema de si de
bian -pagar los ferrocarriles el impuesto, habia pedi


,lo la palabra para consumer un turno, y hubiera
aprovechado la oportunidad para decir que las Com-
pafilas de Ferrocarriles debian de tributa2 el impues-
to del uno por ciento. No miraba yo el aspect de si
eran ricas o pobres las Compafiias de Ferrocarriles,
sino que cstudiaba el verdadero aspect del impuesto
del uno por ciento.
:Lxstiendo el impuesto del cuatro por ciento sobre
utilidades que pagan todas las Empresas y todos los
comerc'iantes, no se explicaba una duplicidad de ini-
puestos. Parecia que el legislator, al crear esta nue-
va clase de impuestos, creaba un impuesto de consu-
mo; y el impucto de consume just es que lo pague
el consumidor, aunque es lamentable, y por eso nos
,.ponemos a ello.
No se explicaba el que hubiera una dualidad de
criterio, y por eso yo quiero llamar bien la atenci6n
de todos los sefiores Representantes de lo que sign
ticaba esta injusticia, de que hubiera una dualidad
die criteria en estos dos casos: crando es una Compa-
fiia de ferrocarriles o de transportes, tenga que pagar
el impuesto la Comuparila; y cuando es un comer-
eiant(c, puede evadir el pago idel impuesto en una
Ie estas dos formas: o cobrando el impuesto del uno
por eiento en rengl6n aparte, como se pretend en
un proyecto de ley presentado, o incluyendo en el
valor de la mercancia o el precio del mismo, como se
esta haciendo.
SR. L6PEZ (GERMAN): h-C6mo las Compailias de
Ferrocarirles pagan o recrp.gan impuestos horrible
en Londres, y no los quieran pagar en la Repiblica
de Cuba, donde ellos obtienen los beneficios de la.s
Empresas ?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Hay un punto
en que no podemos estar de acuerdo S. S. y yo. S.
S. mira con .determinado prop6sito a las Empresas
de ferrocarriles extranjeras, y yo las miro en abstrac-
tc.. Yo no tengo que ver si son extranjeras o no, yo
las miro desde el punto de vista le los principios.
SR. L6PEZ- (GERMAN) : Yo me refiero tambi6n a la
Compafiia de tranvias de la Habana, que estA consi-
derada como empresa cubana.
Su. HERRERA (SOTLONGO (PEDRO): Yo no miro si
Ss)n ricas o si son pobres las empresas, me fijo sola-
nmnit- en la cuesti6n de principios. El impuesto del
uno por ciento de una manera ideologica, es impues
to de consume; por eso lo combat de una manera
energ ca cuando se discuti6, dije no quiero que ol
pueblo tenga que pagar un nuevo impuesto. Vino
Sinimediatamento cl reglamento del impuesto del uno
Sport ciento, y en el articulo diez dice el Poder Ejecu-
tivo: El comerciante queda facultado para cobrar el
Simpuesto apart o para cobrarlo ,englobado con el
pre.io de la mercancia o precio .del transport.
l S4. L6p.z (GERMAN): El Reglamento no estA he-
cho por el Congreso, lo ha hecho caprichosamente el
e Ejvyutivo.
e SR. HEERERA SOTOILNGO (PEDRO): El Ejecutivo
r no lo hizo caprichosamente, si en algo procedi6 cien-
I tificjanente el Poder Ejecutivo fu6 en interpreter
3 que este era un impuesto de consume; que como im-
punc.to de consume, y teniendo -en cuenta que el co--
e wcrciante ya pagaba el inmpuesto de cuatro por cien-
- to, dijo este impuesto tambidn lo puede dejar pasar
- al contribuyente, bien cobrandolo aparte, o cobrirn-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17


dolo con el precio total. Pero cada vez que se trate
aqui la question Je interpretation del impuesto del
uno por ciento, quiero manifestar de esta vez y para
sicmpre que yo sere decidido partidario de la exen
ci6n, porque as el gravamen mis tremendo que se
pue la imponer sobre el consume en la Repiblica; es
el eastigo :m;s uerte que puede tener y soporta:; el
obrero.
S', l,'.'Ez (GERMAN) : S. S. quiere que 0lo oporte
,lireetaniente.
Sn. IHERRERA SOTOOINGo( (PEDRO) No; el Congre-
so, al votar ese impuesto, no hizo miis que colocar en
defihitiv;i ui:a inmensa losa de m:irmol sobre el ohre-
ro, y ahorn, asustado de su obra, temiendo los cla-
mores piublieos, tenmiendo la ruina, oyendo ya las pro-
testas por su pago, es que quiere decir qua lo paguen
los ricos, creyEndose que todavia estanmos aq'ii en un
mn.mento, a un paso del Soviet, y que debemos decla-
rar la guerra a los ricos para eludir las responsa-
bilidades.
SR. G:l. (IHELIODORn) : Despu&s de todo que lo pa-
gue los ricos, que no pagan nada.
SR. HI. RERA (SOToLONGO (PEDRO): Pues pongase
sobre los ricos directamente.
SR. MCr;I.KY (JosE) : Pido la palabra para una in-
terrupcion.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo me opongo.
SR. M\rtuLAv (JosE): Usted, despu6s de todo, no
es maxs que ina voluntad; y la Presidencia e.s el su
mum de las voluntades -de todos los seilores Rcprcsen-
tantes. (Iisas.).
SR. FERRARAA (ORESTES) : El Sr. President es de-
masialo cortes coni S. S.
SR. MULKAY (Jos) : Lo que denmestra quc es
mis benevolo que S. S.
La interrupci6n es esta, sefiores; aqui se trata Ie
eximir a los chauffeurs, a esos obreros pobres y
hummildes, pe'eo al amparo de eso so pretend tambiin
exi.mir del pago a la poderosa 'Compaflia Well Fargo
Company o sea ]a Compafiia del Expresso, la Com-
pafiia que se dedica a hacer grandes transportes en
todo cl mundo, y que no quiere pagar el impuesto del
uno por ciento.
SR. HERRERA SOTOIONGO (PEDRO): Yo eximiria
del pag. a todo el que lo viniera a pedir aqui, iria
rcconociendo la injusticia de cad: uno de los que vi
nieran a exponer su caso, porque seria consecuente
conT'mi doctrine, de censurar el impuesto, y sigo cen-
surnildolo, y cada vez que encuentre una brecha don-
do. abrirle un hueco, se la abrir6.
SR. LdPEZ (GERMAN) : La diferencia fundamental,
para mi, en esta Ley, es que S. S. como estl ideal
zando segln listed mismo lo ha aceptado, se ha em-
pefiado- enii7-e es un impuesto de consnmo, y a mi
se me antoja qne es nn impuesto sobre la venta bru-
ta, es nn impuesto sobre la venta brnta.
SR. IlERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo ]e voy a de
mostrar a S. S. que imponer ur impuesto a un cn-
omrciante one tine la. libertid de ponerle precio a
so Tnereancia, es rear un impuesto de con.sumo: .
que la injusticfa grande es imponer ese mismo im-
puesto.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Eso se ha dicho, para poder
dar luhar a interpretaciones caprichosas.
SI, HFH1ERA SOTOLONGO (PEDRO) : No es capricho-


samente. S. S. conoce lo que es la Ley de repercu-
ci6n de los impuestos, la Ley de disoluci6n de ellos,
la Ley de transferencia, y si los comerciantes tienen
la libertad de fijar precious a su mercancia, los pre
eios los cstipula con arreglo a los gastos e impuestos,
pero cl consumidor es el que paga el impuesto.
SR. L6PEZ (GRtMAN) : Eso no lo dice la Ley.
Su. IHERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Lo que dice ol
IReglamento, a mi manera de pensar, es que el co-
merciante puede eseojer entire estos dos medios: O elu-
dir el pago del impuesto del cuatro por ciento entire
estos dos impuestos, o mantener el precio de la mer-
canoei. P-'ro en eualquiera ide las dos formas, el que
pagarA el impuesto es el pueblo, y sobre el que pesa-
ra today la carga pfiblica es sobre el pueblo.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : pMe permite el senior
Herrera Sotolongo una in'errupci6n?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Con much
gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Sr. Herrera Sotolon-
go; parece que existe cierta predisposicidn, ciertas
reserves mentales con respect al segundo articulo
del prcyecto; pero fo quisiera qde los sefiores i
sentantes se diesen cuenta -do como ese impnusto que
nosotros hemos querido gravar al vendedor, result:.
que a quien gravamos de una manera exorbitante es
al pneblo, a tal extreme que el almanenista que ven-
do. al detallista no le pone le pone el uno per ciento
en la factura porque la Ley lo deja en libertad; pe-
ro, en cambio, el detallista result que Ie carga al
pueblo el veinte por ciento cuando no debe pagar
mas del uno o cuando m6s el dos.
So. MULKAY (JOS) : Vamos a derogar Ia Ley de
impuestos. Yo soy el primero que voto por la dero-
gacion.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOM) ): Vamos a derogarla.
Pareee que estamos tratando el problema con reser-
vas mentales.
SR. FERRARA (ORESTES) : El Sr. Herrera Sotolon-
zo esta hablando con conocimiento del fondo de la
cuesti6n.
SR. SAGAR0 ('IARTOLOME) : Lo lie comprendido asi
y por eso estamos de acuerdo.
SR. OIL (HELIODORO) : Si, ya he visto que estin 'Ie
aenerdo.
SR. HERRIERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo me alegro
de estas interrumciones tan amenas e ingeniosas, por-
iue pueden esclarecer el problema. Yo estaba expli-
eando el por que el impuesto siempre se convertia en
mnpuestc de consume para poder explicar porque
encontraba injustificado y contraria a toda equidad.
la: ;etitud del Congreso censurando la one para mi
era pausible del Presidente de la Reptblica, y conste
que nunec he defendido ninguno de sus actos ni los
he elogiado.
3R. 7Z6PEz (GETRiN) : One yo censure al Ejecuti
vo. no quiere decir que lo censura el Congreso.
Sn. FERRARA (ORESTES) : El Congreso lo ha cen-
surado.
SR. GTTTIERREZ (VIRIATO) : Lo ha censurado v bien.
-Sa. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo entiendo
que si el impnesto de consume nodia doslizarse en el
pueblo, la finica manera era de que no se deslizase








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
I


era el transport de compafiias que tenian tarifas
fijas...
Su. 0UTIERREZ (VIRIATO) : Usted quiere dejar a la
compailia el cuatro por ciento y quiere lanzar sobre
el comercio el cuatro por ciento amns el uno.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): S. S. tiene la
habilidad de entender todo lo que yo digo en una
forma contraria a como lo expreso, probablemente
por falta de claridad en mi exposici6n no por clari-
vicencia en S. S.
Yo he dicho que me opongo al impuesto del uno
por ciento porque lo creo malo; creo que el comer-
ciente no debe pagarlo ni lo paga prque tiene el dere-
cho de transferirlo al consumidor o en aumento de
prccio a su mercancia, de modo que al comerciante
se exime del 'pago del impuesto y por eso digo que las
cornpaTiias de transportes que pagan, porque las com-
pafilas de transport que tienen una tarifa fija no
pueden eludir ese pago. esas compaiiis tienen el
cuatro por ciento de los comerciantes. Pero hay mias;
hay compaeiias de ferrocarriles que ingresan annual
mente una cantidad y tienen otra mayor de gasto. y,
por consecuencia. un deficit, como por ejemplo la
Compafiia Western de Guantanamo. que ingresa dos-
ciertos cincuenta mil pesos y tiene de gastos trescien-
tos mil, lo cual quiere decir que tiene un deficit de
cincuenta mil pesos; y es enorme que esa Compaffia
tenga que pagar el uno por ciento de la entrada bru.
ta, cuando tiene p6rdidas...
SR. MULKAY (JOSE) : Porque habra muy mala ad-
ministraci6n en esa Compafiia.
Sg. -HERRERA SOTOIONGo '(PEDRO): Esa es otra
cosa.
Sn. L6PEZ (GERMAN) : El cuatro por ciento es so-
bre las utilidades; y si esa Compafiia. ha tenido ,p6r
dida, me puede explicar S. S. c6mo ha pagado ese
impuesto.
Sn. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo no he dicho
que haya pagado. Yo he dicho que la Compafiia
pierde dinero. Hay, ademas, cinco companies en
esas mismas condiciones.
SR. GIL (HELIODORO) : En qu6 proporci6n tienen
calculado el capital esas compafnias?
SR. FERRARA (ORESTES) : Esa es la cuesti6n.
SR. HIERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pero ese es
otro problema. El argument este es tan fuerte, que
en el impuesto del uno por ciento, a una persona se
Ie obligue a pagar sobre la venta bruta cuando en
vez de ganancia tiene p6rdida. Pero es mas: cuando
se hizo la Ley tuve buen cuidado de observer y tra-
tar de favorecer a las industries del pais, y me en-
contr6 con que estaban exceptus.a.s del impuesto del
uno por ciento las industries del tabaco y el aziecar,
y cuAl no seria mi sorpresa cuando vi gravada a una
industiia del pais, naciente. Por eso he presented
una enmienda pidiendo que no se obligue a pagar a
las miles de cafia.
Sn. REY (SANTIAGO): Realmente, quien hizo la ex
cepcidn fui yo, ,por una equivocacidn; fu6 an error
mio al copiar. Tiene raz6n S. S.; pero repito, que
obedee a un error mio.
SR. HTIEIERA SOTOLONGO (PEDRO): Hay un punto
general sobre el cual yo quiero que cada uno de los
seiiores Representantes se fijen, para que no sc invo-
lucre el problema del trabajo. Hay cl problema del


traiajo, yel problema del impuesto director. sobre las
micles. Yo haria abstracci6n de esas compaiiias a que
se h: heeho menci6n, las pondria dentro del mismo
nivel y Ilevaria a la Ley este extreme: que los ele-
mentos obreros que tienen un instrument de traba-
jo, con el cual se ganan la vida, no tengan que pa-
gar el uno por ciento; que las miles de cafia para
su exportaci6n, tampoco, tengan que tributar el uno
por ciento. Involucrar problems nuevos, traer pro-
blemas de exenci6n a los de los Espresos, duefios de
autom6viles en grande, al por mayor y a los que tic-
nen determinadas industries, es algo que debemos es-
tudiar, pero no en estos moments en que debemos
revindicar de "ana gran injusticia a una. de las cla-
ses mirs trabajadoras, m's fitiles y que mayores bene-
fiicos prestan a esta capital y en today la Reptblica,
al honrado gremio de choferes, que son aquellos qae
nos siren de una manera tan eficaz que un dia que
ban heeho un paro se han dejado sntir nada mis
que la necesidad de suS servicios y ha sid lo bastan.
te para que todo el mundo se encuentre en una aflip-
ci6n para poderse trasladar de un lado a otro de la
ciudad; estos hombres que estAn mariana y noche,
trabajando, que muchas veces se pasan la noche en
vela para servir al transeunte, son bastante acreedo-
res a que les tengamos consideraci6n; no debemos
imponerle nunca este tributo a los chauffeurs, no es
posiole hacer qu ellos paguen el uno por eiento con
las carrerras que hacen a diario, esto es una imposi-
eion odiosa al trabajo y al trabajador, y el imponer
a las mieles una tributaci6n, es matar una creciente
industrial national.
Por estas consideraciones yo recomiendo a la CA-
mara que la acepte en su totalidad y que pase a dis-
cutir su articulado.
SR. PREISIDENTE (VERDEJA): Tene la palabra en
contra, el Sr. Gil.
SR. GIL (IELIODORO) : Sr. President y sefiores Re
presentantes: El proyeeto de ley de que se trata en-
vuelve dos extremes, que si no conoei6ramos la santa
inienci6n del autor del proyeeto, tendriamos que de-
cir ]o que tienen necesidad de apreciar en material
procesal un Juez cuando se hacen una de esas repre.
iguntas habilidosas, que su contestaoi6n o negative
envuelve dos extremes opuestos y que obliga al Juez
a reparar, como el quimico tiene que realizar la mis-
ma scparaci6n para llegar a la deducci6n definitive
que pretend analizar, encontrAndonos en el present
caso, observo que el primer extremo es cualitativo y
el segindo extremo es cuantitativo.
Pero podemos decir que aunque ha muerto el au-
tor de las mentiras convencionales, Max Nordau, y
que si 41 encontr6 Ia mentira religiosa, la mentira
economic y la mentira del matrimonio, hay quien
ha venido a escribir sobre la mentira legislative, ya
no es solo la mentira legislative, sino la del propio
Podur Ejecutivo. Asi por ejemplo, nos encontramos
que cuando se quiere que no entire rmAs arroz para
que no haya la debida com'petencia en el mercado,
entonces se dicta un Deereto y se invoca la iecesidad
para que se enearezea y no llevar a la ruina a los
comereiantes; cuando se quiere que determinado in
dividuo pueda explotar el azficar en el mercado y
pueda obtener mayors beneficios, entonces se pide
al Ejecutivo, invocando los sagrados interest de









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 19


nuestros aliados y la bandera de la patria, y surge el
Decreto creando la Comisi6n Financiera de Azidar,
encontrandose despubs que determinados individuos
que no ter.ian azicares que vender tiene para em-
baLrear gran cantidad que vwnden a un preci3 fabu
loso y que por cada saco hay que pagar 2inco pesos.
Lo mismo ocurre en todas estas cosas; nadie va a
discutir el derecho legitimo que ya esta sancionado
por today la legislaci6n administrative de nuestraus
leyes, en consecuencia con la legislaci6n administra-
tiva de todos los paises del mundo en que aquel que
tienw; una pequefia finca que le sirve para el sustento
de su familiar y la renta ,de cuya finca no excede de
cincuenta pesos, ni tiene otros bienes de fortune que
su trabajo personal, estin exentos de pagar el im
pesto.
Nadic negara aqui el derecho legitimo que tienen
a ganarse la vida los chauffeurs y por ser un pequefio
industrial estA- amparado por nuestra legisaci6n y
por la legislaci6n extranjera para ser exento del
impuesto. Pero aqui viene lo de siemprs, con este
primer precepto se involuera el segundo. Era nece-
sario aprovecharse del beneficio que se le iba a hacer
a trabajadores honrados para traer despu6s, con
juntaimente, la excepci6n que represent cien mil pe-
sos, L a favor de qui6n? de los chauffeurs no, no son
ellos los beneficiados. Afortunada.mente el senior
Mulkay, que es buen bateador, le ha dado duro a la
pelota, sin que Ie amedrenten las curvas, ya scan
de afuera, de adentro, de arriba o de abajo.
SR. REY (SANTIAGO): Qui6n era el pitcher?
SR. GIL (HEMODORO) : Era el Sr. Sagar6, pero le
han dado un "home rum".
Si. SAGAR6 (BARTOIOMi) : Se conoce que S. S. es.
tA muy acostumbrado a jugar a la pelota, pero S.
S. juega con bolita de trapo.
SR. GIL (HELIODORO) : Con pelota de Spalding. Es
esta una mentira mAs que podemos afiadir a las men-
tiras convencionales. Cuando Madame Roland subia
al cadalso en que iba a ser ajusticiada. sefialando pa-
ra la estatua de la libertad decia: "CuAntos crime-
nes se cometen en tu nombre" y aqui podemos decir
ah, sefiores obreros, es necesario el .mnto vuestro
pIra cubrir tambi6n a poderosos sefiores dueiios de
bones y aciones de distintas Empresas de Ferrocarri-
les que no desean abonar impuestos de ninguna cla-
se; porque como decia el Sr. GermAn L6pcz los que
en Cuba viven y tienen bonos y acciones de es:l~
Empresas, por estar radicadas en naciones extranjo
ras, tienen en el Dereeho Intcrnacional el concept
de Compafiias extranjeras, siendo cubanos, siendo
espaioles, siendo de otras naciones que no hin teni-
do nada que ver con el impuesto de guerra, que no
han entrado en la contienda, hay que :pagarles el
descuento y tienen que sufrir las consecuencias como
si cumplieran un manadato soberano ejercido sobre la
propia Cuba; y cuando Cuba establece un impuesto
y quiere que lo pague, no es sobre el contrato de
ocmpra-venta, el impuesto no es sobre la compra, y
qum estA especificanente determinado, lo que no des
cenocel los sefiores Representantes, que el legisla-
dor ha establecido de una manera clara y concrete
que es lo que debe pagar el comprador, es decir que
debe pagarlo el que vende y no el que ocmpra; pero
que en este precepto segundo de ese proyecto de ley,


que si pasara, entonces demostrariamos que nos en-
contramos en una pequefia contradicci6n, como siem-
pre lo estd el Sr. Sagar6 en todos sus actos, cuando
lo cierto es que no lo hemos imitado en sus contra-
dicciones, porque hemos votado en contra de su pro-
posici6n.
Si aceptaramos ol precepto contenido en el ar-
ticulo segundo del proyecto tendremos que confesar
que una tarde censuramos al propio Poder Ejecutivo
porque habia suspendido los efectos del impuesto del
uno por ciento a las Empresas de Ferrocarriles, pero
entonces la maledicencia pfiblica podria decir con ra-
z6n que todos los que criticamos debe ser envuelto
de una manera rara con un interns altruista, noble
y ger.eroso. Y es lo cierto que la CAmara siempre ha
procedido con sereno juicio, teniendo en cuenta esas
razones de alta equidad que se encuentran en el ar-
ticulo primero del proyecto, debemos de desechar el
segundo extreme en que se trata de beneficiary a los
ricos y poderosos que no pagan en manera alguna el
impuesto, porque entonces si Ilegaramos a fijar que
el impuesto es sobre el consumidor y no sobre el que
vende. Pero el senior Ortiz que es uno de los Repre-
sentantes mis juiciosos, que sabe todo el alcance de
las proposiciones, y sabe como deben quedar las co-
sas para que consten con claridad, yo le invito a que
suscriba una enmienda en la cual el Congreso va a.
decir que -1e impuesto de uno por ciento no puede
ser transferido, que ese impuesto lo paga soamente
el vendedor.
El senior Freyre de Andrade y el senior Germin
L6pez tambi6n son partidarios de esto, y han pre-
sentado una enmienda, y esto es lo que acabard le
dilucidar el problema. Yo creo que la Canara tiene
que votar por un espiritu de equida y de justicia el
primer articulo, y tiene que desechar el segundo, por-
que sino se pasaran por debajo de ese articulo los
ricS y poderosos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
1.Ii-or Ferrara.
SR. FJERIARA (ORESTES): Sefiores Representantes:
aunnwo el esofir Presidinte de la CAmara me pr.
guntaua st pedia la palabra a favor o en contra, y-
me permit contestarle algo que en las buenas pricti-
cas parlamentarias constituiria ciertamente algo
anormnal, y fue lo siguiente: No me importa, a favor
o en contra. Porque hay ciertos problems, sefores,
sobre los cuales no 'puede uno dividirse, de antema-
no, con la totalidad .del proyecto, por star a favor
die uno de los preceptos y en contra de otros. Y esto
no existe en la naturaleza propia de las cosas, sino
como diria aquel buen Maquiavelo de otros tiempos,
en la perversidad de la mente humana que confunde
y une de tal manera las cosas que el que las examine
dificilmente puede juzgi.r, y dificilmente puede to-
mar un recto camino. Un proyecto de ley debe ser
generalmente una totalidad, una universidad de
asuntos tratados en distintos articulos o en una series
de articulos. Quicre decir que el primer articulo
dehe estar en relaei6n con el filtimo, quiere -decir que
debe haber relaci6n de causa y efecto entire todos los
irticulos que formann n proyecto de ley, y que un
proyeeto se distingue de otro proyecto precisamente
porque nnos tratan sobre un mismo argument) y que









206 ADARIO DE SESSIONS DE LA CAMARA DE RERPRESENTANTES


los otros tratan de distintos arguments. Y ea camn-
bio este proyeeto de ley reune dos preceptos absolu-
tamentc contradictorios. En primer t6rmino, sin que
tengan nada do real-ii6n entire ellos, y, en segundo
lermino, opuestos entire si. For eso yo decia que no
podia declarar de antemano si estaba a favor o en
contra. Pero ahora, al hacer uso de la palabra lo di-
go clara y terminantemente desde el comienzo: Estoy
a favor del primer articulo, y en contra del segundo.
Y voy a explicar las razones del por qu6 estoy a fa-
vor *de primero y de por qu6 estoy en contra del se-
gundo. Y (e paso voy a tratar ligeramente la disc
si6n de que ha sido objeto en este dia la Ley del
Impuesto del Uno por Ciento especialmente por los
sefiores Herrera Sotolongo y Gil. Yo no creo eomo
el senior Mulkay que la Cdmara de Representantes
debe estar sujeta a la accidn de corporaciones exter.-
nas. No creo que la COamara de Representantes, el
Poder Legislativo y el Ejecutivo deban estar sujetos
a la amenaza de corporaciones de unidades popula-
res o de unidades de comerciantes; creo que no debe
obrar nunea bajo la influencia de una agitaci6n de
plaza alin cuando ella sea la expresi6n del mayor niu-
mero.
SR. MULKAY (JosE): Pero S. S. estA conform
conmigo.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si, por primer vez y lo
siento. (Risas).
SR. MTJLKAY (Jos) : No, siempre estamos de
acuerdo.
*SR. FERRARA (OnESTEs) : La diferencia del perio-
do demoerAtico modern comparado con el period
popular de la edad ,media, *a. imitaci6n del period
republican Romano, los sentimientos populares, las
agitaciones de los distintos intereses, se movian desor-
denadamente actuando cada uno sobre los Poderes
del Estado de una manera direct, mientras que en
el sistema actual, en la democracia modern la orga-
nizaci6n perfeeta que hemos dado nosotros a nues
tras instituciones hacen que la finica mnanera que tie
nen las masas populares de actuar sore los 'oederes
Pfiblicos es por el conduct mismo que se le ha de-
,errninado: Por cl rcnducto de las eleeciouns y no dt
otra amnera, porque una vez electo el Representante,
taciones. Por eso yo no soy favorable a esasetaoin
otra manera, porque una vez electo el Representante,
no es el Representante de los chauffeurs, de los comer-
ciantes, dde las distintas unidades que forman la
sociedad, sino que es el Representante total de ]3
sociedad, superior a cada una de sus indiviluales ma-
nife;taciones. Por eso yo no soy favorable a esas mh
nifestaciones en cuanto a ellas tengan una influence
sobre la Camara de Representantes, no en cuanto a
ellas sean una manifestaci6n expontanea de volunta-
des. Yo no soy favorable a que tengan acci6n 6stas
manifestaciones de comerciantes en contra del cua-
tro por ciento; no soy favorable a 6stas amenazas de
los chauffeurs de ir a laihuelga; no soy favorable a lo
del cuatro por ciento porque s6 muy bien que ningu-
na clase del Estado quiere pagar las contribueiones
que deben ser divididas entire todos en forma de ser.
vicious que da. el Estado y que reciben los ciudadano.-
Yo comprendo iperfectamente de que los chauffeurs
no solamente en cuanto a esto pueden amenazar con


una huelga sino que tambien pueden hacerlo cuando
se trate de aumento de tarifa, alteraciones de traba-
jo, mejoramiento de called y carreteras y muchisimas
cr:ras cosas asumiendo de 6sta manera la acci.6n al-
recta que ha sido objeto de disceusi6n en estos tiempos
en Inglaterra y en Alemania, porque vendria a traer
-.mxo consecuencia una contusion en today ia orgai.n-
zacion democratic que ha costado tanta sangre y
diiicuTiades en crearla. Pero que los chauffeurs ten-
gun derecho a una petici6n a la OCJamara, que los
chauffeurs tengan derecho a una manifestaci6n pd-
blica y a un deercho .de huelga en euanto que no
las que han contratado el Emnpr6stito. Z En qu6 esto
constitute una amenaza para los Poderes Piiblicos?
Sres, son derechos que nosotros 'hemos consignado,
que estin consignados en el gran libro de las liberta-
des pdblicas, que nunca han sido negados ni ain en
los paises del gobierno 'monArquico. Los chauffeurs
tienen derecho a hacer peticiones a la CiAmara en
virtud de un precepto constitutional, los chauffeurs
tinene dereeho a ir a la huelga .por virtud de un
principio que han conquistado desde haee cincuenta
afnos o mis, que ha costado much sangre en las ca-
lies de Paris, Viena, Londres, y hasta en las calls de
New York y es 'n dereeho .a la huelga que se ha
resuelto, que se ha fijado y qu-e nadie puede discu-
tir. Lo finico malo que han hecho los chauffeurs es
anunciar que la huelga vendria finicamente si el
Congress no accedia a sus peticiones y esta es una
falta de respeto a las instituciones constitucionales.
SR. J'IESIDENTE (VERDEJA) : La Presidenmia se va
e pernitir hacer una aelaraci6n al Dr. Ferrara.
SR. FPERRARA (ORESTES) : Yo lo digo )poifqu' ilo he
leilo en ema form en la prensa.
SR. I)PRsirr.'TTE (VERD)EJA) : Conocedo!r del inovi-
miento de los chauffeurs pesto que ellos han teniilo
a bien visitar a la Caimara por conduct de la Pro-
sidencia y manifestaron, tdesde el primer momenito,
que venian, en tono de sfiplica, a la COamara, que no
se entendiera que era una protest, ni siquiera por la
Ley de Impuestos, sino que no teniendo otros medios
,de exteriorizar sus deseos, harian un paro, inieamen-
te por el dia de hoy.
Sn. REY (SANTIAGO): ,Quiero aclarar, porque eso
mismo dije yo, y responded a la creeneia sincera do
que el paro de hoy es una manifestaci6n 'efectiva de
sus deseos de ser atendidos, no como una amenaza
de huelga.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero cuando el paro
se presenta en forma de amenaza, puede llevar-
se a cabo, y result vejaminoso para el que lo sufre.
Yo he dicho siempre que lo que quiero es que esta
Cimara, est6 siempre, por sus propias virtudes, en
su puesto, por encima de todas las agitaciones exte-
riores. Lo he sostenido desde la Presidencia de la
CAmara, en contra de los veterans, mis compafieros
de sangre, y aquellos que tengan 'buena memorial re-
cordaran las dificultades que padeci. Probablemen-
te no hay nadie que tenga mis afeeto ai trabajador
manual que el que le tengo yo, -por haber seguido
la vida de ellos, por haber seguido la historic de
ellos, paso a paso; pero no es eso, hay aligo, por enci-
ma de todo, que es la Constituci6n del pais, que hay
que haeerla respetar, hacienda, al mismo tiempo, ros
petar el cargo .de Representante, que es un honor








DIAHIO DE EIONES EE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 21
| l llll i i i iI l


conferido por el mismo pueblo. Se me dice que la ma-
nifestaci6n filtima fu6 distinta; estA Lien, lo aplau-
do, y entonces puedo decir, con mas libertad, que
estoy a favor de la aprobaci6n del articulo primer
de la Ley que deroga el impuesto del uno por ciento.
El Sr. Herrera Sotolongo ha dado la soluci6n clara
de por qu6 se debe excluir al chauffeur del pago del
impuesto del uno por ciento. Con el uno por ciento
no se ha querido gravar, pot nuestra terrible Ley,
el trabajo manual. No se ha querido gravar el tra-
hajo, porque ello hubiera sido la infamia de los tiem
pos modernos. Esto no se ha hechc y el chauffeur que
trabaja un auto de unos cuantos centenares de pesos,
que constitute el capital, que va por la ciudad ga-
nando un salario modesto y limitado, no es el pro
pictario del auto que explota, como si fuera un caipi-
talista, que da un servicio especial al pfiblico, no.
os como el obrero que va a trabajar la tierra, que va
a trabajar en la industrial y que Ileva sus medios de
,producci6n, que lleva su articulo con el cual produ
ce. Asi es que su interpretaci6n es, en realidad, que
el rendimiento del auto que circula por la ciudad, la
parte principal que se vende, es la obra del chauffeur,
su trabajo y no la propiedad capitalistica que puede
representar el auto. Y debido a este criterio que sos-
tenia el Sr. Herrera. Sotolongo, encomiando la vida
del trabajador, la fuerza del trabajo, no siendo ello
mins que un salario poco alzado, se le debe eximir de
un impuesto que a pesar de ser como nosotros lo
hemos querido, terrible, en contra de los interest. pui
blicos nunca alcanza al trabajador, nunca alcanza
al que lucha y se esfuerza.
Sres. Representantes, dolorosamente, nosotros vi-
vimos de contradicciones. El tiempo que ha pasado
desde que existe la Repfblica, no ha sido suficiente
para rear en el Animo de los Poderes Pfiblicos, ni
en e! 'animo individual de los que los forman, con
viceiones arraigadas, principios bAsicos. Nosotros pa-
samos de un exceso a otro exceso, nosotros realizamos
los hechos mis contradictorios en el campo de los
principios. Nosotros apoyamos de la misma manera
al derogaci6n del uno por ciento como anoyamos la
derogaci6n del cuatro por ciento sobre las utilidades.
En otras parties, en otros paises, estaria dividida la
CAmara en dos bands, unos, sosteniendo que debia
derogarse el cuatro por ciento sobre utilidades, y
otros sosteniendo que debia derogarse el uno por
ciento sobre la venta bruta, y cntonces si que nos
encontrariamos con las grande luchas de las ideas,
y entonces si que podrian sostenerse los grandes prin-
cipios, y entonces si, cada uno podria traer aqui sus
creencias, y pudiera traer sus eAtudios, sus libros,
todo Jo qutn hubiera representado su Ipasado, pudiera
venir a la CAmara a decir si es que debia aceptarse
un principio u otro y si es que se debe gravar al
obrero con un impuesto indirecto. Entonces si, repi-
to, seria fAcil, completamente possible, el desarrollo
de It mentalidad de un Representante. En esta CA.
mara se eneuentran los que son favorabes a una cosa
ya la otra; sin un examen previo, solamente a impul-
sos de un sentimiento circunstancial de las personas
que nos rodean. Y yo debo declarar, que fui contra-
rio al uno por ciento sobre la venta bruta y que soy
favorable al mantenimiento del cuatro por eiento, a
pesar de todas las manifestaciones, pues no me im


porta la popularidad o impopularidad. Cuando me
levanto en esta 'Oamara tengo un solo deber, y siem-
1-re que hablo a mis compafieros lo hago con la sin
ceridad que me dietan mis ideas, y, cuando yo termi-
ne este period, puedo decirle a los que me han en
viado a esta lugar, que he cumplido con mi deber.
Pues bien, nosotros cometivos un grave error, vo-
tando la Ley del uno por ciento sobre la venta bruta,
y de todos los distingos que se hacian en esta Cirma
ra, brillantemente, por mi amigo el Sr. Gil y por mi
amigo el Sr. L6pez, todos estos distingos, caen bajo
la afirmaci6n concrete y categ6rica del senior Herre-
ra Sotolongo.
'Qu6!, Sres., quereis imponer el impuesto sobre el
comerciante. El comerciante tiene una forma ficil
para traspasar este impuesto sobre el pueblo, aumen-
ta los precious, vosotros no tennis derecho a determi-
nar que los precious deban de ser de tal o cual manera.
porque el dia que esto se hiciera, se argumentaria con
los mismos hechos que indicaba el Sr. Gil, de que
entonces el azficar seria exclusivamente vendida por
los palaciegos y que el arroz aumentaria enormemen.
te de precio. De manera que con estas euestiones
econ6micas hay que ir con much cuidado, porque
al quitar uno de los sostenes, si no se hace como es
debido, puede derru'mbarse todo el edificio econ6mi-
co del pais. Y ya hemos visto que en Rusia, a pesar
de los buenos deseos de los que estAn gobernando, y
que yo debo declarar que tienen o estAn hacienda
una labor enorme, a pesar de todos sus buenos deseos,
todas esas capacidades intelectuales que se Ilaman
Lennine y se llaman Trozky, a pesar de todo el en-
tusiasmo, aquellos hombres que estan Ilenos de f yv
de valor y que saben ir a la lucha y al sacrificio, sin
Ilevarse nada para su ,propia casa, sin ning,'n bene-
ficio para el procomfin, a pesar de todo eso, por ha
ber alterado las -bases esenciales de nuestra organi-
zaci6n econ6mica, todo se ha perdido, todo ha caido
y estos hombres estAn sufriendo el hambre y las peo-
res vicisitudes.
Hay que tener muucho cuidado con estos cambios
econ6micos, con estas alteraciones, y no serA possible
de ninguna manera y en ninguna forma .evitar que
el impuesto llamado de venta y de transport, el im-
puesto de compra, se pague y se aplia en el momen-
to de la transferencia del articulo, y fAcilmente se
ileva de un campo a otro. Yo estoy convencido de
esto, no solamente porque la 16gica m" lo indica, sino
porque es la prcetica seguida en los paises en done
ha aconteeido; no es que vaya a aumentar el uno
por ciento, como nosotros hemos determinado; no,
cuando un tribute se traspasa de un vendedor a un
comprador no se traspasa por igual cantidad, sino se
exagera esta cantidad; aunque yo no creo que llegue
al veinte por ciento como indicaba el senior Herrera
Sotolongo.
SR. SAGAi 6 (BARTOLOMi) : Yo puedo demo:trar que
tambi6n es mis.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRo): Cada vez que
se vende el articulo se eleva el uno por ciento.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo he entregado a la mesa
de la CAmara dos recibos de la Compafila del 'Cable
para que la Presidencia realizara algunas investiga-
ciones sobre el particular pero todavia no se me ha
comunicado nada, por lo cual un cable de $1.05 se le








22 M2ARIO DE SESIONES DE 14 CAMERA D)E ?MRESBNTANThS


ponen dos centavos y a uno de $1.35, se le ponen dos
centavos. S. S. sabe a euAnto asciende ese tanto por
ciento.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo deeia en casos espe.
ciales, no en este easo en que existe monoipolio; pero
yo no creo que pueda realmente ascender al veinte
por ciento, pero si que asciende a una cantidad ma-
yor de la que estAi determinada y esto no acontece
en el impuesto sobre la venta. Esto aeontece con to-
dos los iinpuestos indirectos, ain con los impuestos
aduaneros en que si la Ciamara acordara un impuesto
sobre el algod6n por ejemplo, o sobre cualquier otra
mercancia de uno o dos por ciento, se paigaria ese
tanto por ciento al entrar por la aduana pero despu6s
hasta llegar al consumidor pagaria cl cuatro, el cin
co, el seis o el siete por ciento, no sabemos cuinto,
porque esto depend de la competencia que despu6s
ha de desarrollarse. De manera que no se hagan ilu.
siones. Por eso yo aplaudi al senior Herrera Sotolon-
go, pero lo cierto es que el impuesto lo pagarA e),
pueblo, y lo cierto es, o que 'debiera ser mAs ci-rto,
es que nosotros debemos tener la conciencia de saber,
debimos tener la concieneia de saber cuando votamos
este impuesto tan terrible en contra de las classes po
pulares.
Por otra parte, fijese la COamara que este impuesto
cuando est6 bien organizado, excluyendo las filtra-
ciones, seguramente producirian al Estado como trein-
ta millones de pesos. La venta en general en Cuba
no debe pasar de doscientos millones de pesos. Ahora
piense la CAmara, la venta real, porque en este im
puesto hay otras cosas, la tramitaci6n sucesiva. La
venta real es alrededor de doscientos millones de
pesos, por lo cual se vendria a la conclusion de que
se pagaria, de que se debiera pagar por el comercian-
te directamente el quince por ciento de su venta
:y como el comerciante normalmente tiene un capital
inferior al giro que hace, debiera pagar este comer-
ciante un veinte por ciento de sus utilidades, para
satisfacer el impuesto sobre la venta. g~Es esto posi-
ble? Podemos nosotros suponer que en nuestro snelo
los comereiantes se avengan a pagar do sus propios
capitals, lo que se supone que deben pagar, un vein
,, te por ciento? Es impossible que vayan ellos a arrui-
nerse y a pagar al Estado el veinte por ciento de lo
que ellos tienen de su propio capital todos los afios,
lo cual significa que, a los cineo afios, le,habrin dado
al Estado todo su capital. Podemos nosotros suponer
que tenemos comerciantes +an angelicales, o debemos
suponer, 16gica y naturalmente, que ellos aumentan
los precious, y que por lo tanto estos precious aumen-
tados incluyan el impuesto y que este impuesto en
definitive vaya a pagarlo el pueblo?
SR. L6PEZ (GERMAN) : Es que yo creo senior Ferra.
ra que el autorizar a los comerciantes como se pre-
tende en esa Ley a poner un rengl6n adicional del
uno por ciento, no habria de impedir que ellos co-
brasen, o mejor que realizacen los mismos bechos que
S. S. ha denunciado.
SR. FERRARA (ORESTES) : Esta es otra cosa, y ya
verA S. S. que estamos de acuerdo. Esos son los
criterios generals que yo quiero ndicar para que la
OCmnara no sea llamada a engafio, quiere deeir qne
la OCmara no vaya a career que sus medidas serin
eficaces. Pero yo soy contrario como decia desde el


primer moment al articulo segundo jy por qu6 soy
contrario? Porque de esta manera el Estado autori-
za a trasmitir el Impuesto, lo cual nosotros no hemos
autorizado. El Estado autoriza este Impuesto a trans.
-ferirse del vendedor al comprador. De manera que
el Estado entonees en lugar ,de haber dictado el im-
puesto a una transacci6n mercantil, lo hubiera dicta-
do en contra del comprador, de un individuo, lo cual
el Estado no ha querido hacer. La Ley quedaria
completamente disfigurada con este articulo, y se.
ria completamente cambiada la base que la Ley ha
tenido al establecer que hay que 'pagar por una tras-
misi6n de propiedad, no es para gravar a un com-
prador con el impuesto de consume, es el impuesto
de una transacci6n, es una especie de derecho real
diminuto que nosotros 'hemos impuesto a toda tran-
sacci6n de compra venta. Tan es verdad esto que lo
paga el que va en tranvias, no se puede llamar de
consumo a ese pago, como no se puede Ilamar de
consume el que paga el que va en el tren, el que
quiere hablar por un tef6fono; todos estos son dere-
chos de transaeciones especiales, de aeciones especia-
les que realizan un comprador y vendedor. Pero si
con esto pudiera tener la critical del senior Herrera
Sotolongo y de alguno mas que estudie las eosas co-
mo 41, yo le voy a decir donde esti la parte susbtan-
cial. Dice: La transmisi6n del impuesto del produc-
tor al consumidor; contra el hecho normal, continue,
hay un solo remedio, uno solo, quiere decir hay un
antidote, hay algo que se opone a ello, que unas ve.
ces result y otras no, pero que hace caer al impuesto
dentro de las leyes econ6micas generates del pais.
, Cul es ese antidote? IGC'uil es esta fuerza contraria
que impide que en todos los casos el productor o
vendedor haga caer sobre el comnprador o el consu-
midor el impuesto? La Ley de. la competencia, la
libre ley de la competencia.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Per)o se olvi.a
S. S. que todos los pagan.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sres. estamos en una
cuesti6n que hay que examinarla con detenimiento.
Si hablamos todos a la vez podemos caer en la con-
fusi6n y por lo tanto las ideas no se eselarecen.
Fijense Sres. que yo no digo que en todos los ea-
sos la Ley de la competencia permit o hace que
caiga el impuesto sobre el consumidor en todos los
casos. Por ejemplo, cuando la Idemanda es superior
a la oferta, entondes el impuesto lo paga el consu
midor porque necesita el articulo, y entonces, al ne-
cesitar el articulo, co'mo base principal, le pone el
productor toda las cargas fijas y despus .le pone su
utilidad capitalist; pero cuando hay pl6tora de ar-
ticulos en manos de'l produetor y cuando la demand
es limitada y la oferta es mayor entonces la conse-
cuencia es que el productor debe limitar sus ganan
cias y la primera base de limitar su ganancia es
asumiendo anoellos impuestos que la Ley ha puesto
a su cargo. Dentro de las asimilaciones econ6micas:
dentro de estos movimientos hay aquellas fruetuacio-
nes d" la utilidad eapitalista que lue-o se desarro-
llan tambi6n en fluctuaciones del salario del obrero;
aquellas fluctuaciones de la utilidad capitalist oue
produce como consecuencia de la utilidod se dismi-
nuya y como un paso para. determinar la utiliidad es
que el capitalist o el productor o el vendedor asumen








WlARio DE SgSIONE9 DE A COAMAItA MD REPRESENIrAN'rE8 23


el impuesto como un paso para poder reducir de esto
la utilidad que ha tenido hasta llegar a una perdida
que muchas veees acontece tambien. Si nosotros por
un fen6meno de psicologia colectiva acostumbramos
a nuestro pueblo a ver sobre todas las facturas el
uno por ciento y a considerarlo como una carga sui
ya, como una obligaci6n que el Estado ha establecido
y determinado, entonces cuando este fen6meno so
present de la competencia no tendra efecto en
cuanto este uno por ciento porque existirk la psicolo-
gia colectiva de los hombres que aeeptan el sobre pre-
cio creyendo que esto no va en beneficio del productor
o del vendedor si no del Estado.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Tiene tanta ra-
z6n S. S. que por todas parties se lee este letrero:
'Este comerciante no carga el uno por ciento".
.SR. FERRARA (ORESTES) : Si, Sres., como indica el
Sr. Herrara Sotclongo, como competencia rxtraor.
diuaria, rara, se establece este letrero de qSue no se
cobra el uno per ciento, y qu6 cosa no acontecera a
favor del consumidor cuando no se da la competen-
eia extraordinaria sino la Ley ordinaria de la com-
petencia al que rija.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMt) : Pero eso no es lo que
dice la Ley. Se puede en la Ley obligar a los co-
merciantes al consignar en las facturas el uno por
Qiento, que lo consignen a cargo del vendedor.
SR. FERRARA (ORESTES) : Por esto estoy combatien
dlo el articulo. La cuesti6n es que este en la factura,
due venga a sumar como partida especial la cifra
total.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMN ) : Pero a cargo de qui4n?
SR. FERRARA (ORESTES) : A cargo .del com:prador
que es el que la paga.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : No, que se consigne a
cargo del vendedor que es el que debe pagarla.
SR. FERRARA (ORESTES) : No, hay que excluir. To-
da aclaraci6n es un mal. Hay que exeluir y debemos
excluir no solamente de la Ley sino del Regla-
mento...
SR. SAGAR6 (BARTOLOMAh) : Pero es que el regla-
mento es muy raro.
SR. REY (SANTIAGO) : Pero es una aclara'ei6n no su-
poniendo que hay la posibilidad de que el consumi-
dor tenga que pagarlo.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sres. no vamos a dificul-
tar cosas que no son dificiles; cumplamos nosotros con
nuestro deber y dejemos a los otros que cumplan con
el suyo.
Nosotros no podemos consignar este precepto en
la Ley porque se encuentra en un reglamento que
condenamos. Nosotros lo excluimcs de ]a Ley y si lo
encontramos mal en un reglamento, tenemos el dere-
cho de suprimirlo.
Por esto yo he hablado Sres. Representantes y
sobre todo para poder consignar aqui una vez mas
en estas postrimerias de mi mandate legislative, que
uno de los actos mas dafiinos a Cuba en sus intere-
ses es este impuesto del uno -por ciento sobre la ven-
ta bruta.
SR. L6PEZ (GERMAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SA. L6PEZ (GERMAN) : Yo creo innecesario decla-
rar, porque todo el mundo conoce cual ha sido mi
opinion respect a la supresi6n del impuesto del uno


por ciento en cuanto se rbfiere a los chauffeurs del
servicio pubico; pero quiero llamar la atenci6a del
Sr. Sagar6, autor de esta Ley, a que en la fornma en
que este articulo se encuentra redactado, parece que
aleanza solamente a los trabajadores obreros, que
pudi6ramos llamar que tienen como instrument de
trabajo un Ford para ganarse la vida, pero result
que pudiera incluir tambihn a los que en una 6poca
hi-bian sido usureros en otra clase de negoeios y
que -ahora han concentrado sus energies en '1 compra
de autom6viles Ford que despu6s alquilan a infelices
obreros, exigi6ndoles dos o tres Plesos diaries que han
de ser pagados, precisamente, por la mafiana, antes
de comenzar sus labores. Si nosotros analizamos el
proyeeto en este aspect, nos encontramos con que
salt a la vista lo que he anunciado, y veremos que
amparandose en este precepto que nosotros vamos a
votar, muchos usureros que controlan el negocio Je
los Ford de alquiler, no pagaran el impuesto del uno
por ciento...
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : Precisamente de lo que
'trata la Ley es de que paguen los duefios de garages
y no los obreros chauffeurs.
-SR. L6PEZ (GERMAN): Un duefio de garage no
quiere decir que sea duefio de Ford de alquiler; se
puede ser duefio de garage y no ser dueiio de Ford,
la palabra dueio de garage no quiere decir, repito,
duefio de Ford, yo entiendo que debia de explicarse
de nmanera clara en la Ley que nuestro objeto es de-
fender a aquellos que tengan Ford con el cual libren
su subsistencia, es al obrero que maneja el Ford, al
que nosotros queremos defender...
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : IY el que lo alquila no
es un obrero?
SR. L6PEZ AGERAN) : NT senior, el que tiene un ca-
pital invertido, y compra diferentes autom6viles Ppara
que otros trabajen manualmente, eso no es un obrero.
SR. SAGa6I (BARTOLOM) : Pero yo me refiero al
chauffeur que alquila un Ford para trahbajar con 6l.
SR. I()PEZ (GERMAN): Si el Sr. Sagar6 me escu.
chara como yo lo esucho a 41 cuando hace uso de la
paabra, me daria la razon; lo que quiero plentear es
lo siguiente: qfue un chauffeur que toma :una maquina
y paga un tanto por ciento por ella, una cantidad por
dia, ese chauffeur esta exento para el pago del uno por
ciento. En ningfin otro case puede haber exenci6n.
Esa es la forma en que yo quiero que se redaete la
Ley.
Ruego al senior Presidente que tome esto como una
enmienda. Hay otra cuesti6n muy important a de-
batir y es la que se refiere al articulo segundo que
ha dado origen a un eloeuente discurso del senior Fe-
rrara.
Yo voy a expresar mi opinion respect a este par-
ticular; aqui se han dicho muchos discursos, pero
to'd's han sido en su mayor parte pronunciados por
personas que conocen esta material de los comercian
tes dt una manera te6rica, no prActica, cmo yo,
que formando part del comercio, la conoszo. Noso-
tros, los que trabajamos en Cuba en e! comercio sin
convertirnos en los usureros del comercio, nos hemos
encontrado que lejos de ser un beneficio para el co-
nmerciante el darles derecho a establecer el uno por
ciento en las facturas, como por esta Ley se da de
heeho, va a resultar absolutamente desastroso, mien-








DIARIO DE MSiONE8 Dt LA OAMAfA M) REPRESENTATIVES


tras que si en la Ley se aclara en el sentido de prohi- I
bir que se consignen en las facturas habra de simpli-
ficarse este aspect del problema. Los comerciantes I
honrados...
(Grandes murmullos en el Salon interrumpen al
orador).
Yo renuncio al uso de la palabra, a la O mara no
'le interest escueharme.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Suplico a los sefiores
Representantes hagan sillencio.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): Yo le rogaria al senior
GermAn L6pez que continuara en el uso de la pala-
bra, porque el asunto que 61 estA tratando meree e
today la atenei6n de los sefiores Representantes.
.SR. L6PEZ (GERMAN): Sres. Representantes, me
es dolorosamente triste deeir que el propio autor de
esta Ley, a quien guard las consideraciones perso-
nales mas grandes, y por quien yo siento las mAs
vivas simpatias, no me presta 'atenci6n a los argui
mentos que yo expongo en contra de la opinion que
61 sustenta, es decir, no quiere hacerme el honor de
escucharme. Yo no tengo mas prop6sito, Sres. Repre-
sentantes, y lo he dicho y lo repito, que expresar mi
pensamiento ante esta Ghmara, que si muchas veces
es equivocado, en -determinados particulares tengo
raz6n, y tengo much mias motivo parp. conocer esta
cuesti6n que muchos de los Sres. Representantes que
aqui se ban expresado y que como ya dije antes, co-
nocen esta cuesti6n de una manera te6rica. Puedo
asegurar de una manera rotunda a la OCmara que el
incluir en las facturas el uno por ciento es contrario
a los intereses del comerciante, Nos encontramos se-
iores Representantes con el caso de la Havana Elec-
tric que no tiene absolutamente ningfin derecho para
cobrar el uno Ipor ciento a 'los consumidores de
Electricidad y que ademAs de su precio, que es el
precio mas grande que existe en ningin pais civili-
zado; yo que he viajado por el mundo, conozoo eso,
cobra por el kilowast de leectricidad cinco veces mas
que la naci6n que lo cobra mis caro en el mundo. Y
ahora de una manera. violent, de una minra im.ro,-
pia se le pone al consumidor el uno por ciento, ame.
nazAndolo con quitarle la corriente si se niega a pa-
garlo. Y yo digo: en .que criteria sano se puede inten-
tar consentir que se pague, en que .eentido sano se
puede pensar que se habrA de autorizar para cobrar
tan elevado precio; de esa manera las Empresas de
ferrocarriles en el dia de mafiana imprimirAn un
nuevo tiket en que se consigne tanto por el valor del
viaje mas el uno por ciento.
Nosotros no podemos consentirlo y no podemos por
estas dos razones: porque no fu6 ese el espiritn de la
ley y ademas porque si lo hubiera sido, la Chmara
debia volver sobre sus pass, para subsanar tan gran-
de error, pero tratandose de una ley como esta que
no parece important y que ha tenido la aceptaci6n
de todos los sefiores Representantes y que el propio
autor de esa ley no mira con los ojos que l1 acostum
bra a ver las cosas, con la importancia que tiene, lo
que hariamos seria echar abajo todo lo hecho por la
'COmara en cuanto se refiere a los Ferrocariles.
SR. SAGARi (BARTOLOMA) : El Sr. GermAn L6pez
estA equivocado, es lo contrario. La Ley dice que cs
sobre la venta bruta. Hay que saber cuando se le
pone a uno el uno por ciento sobre la venta bruta y
cuando no. Yo entiendo, como deben entender todas


os sefnores Representantes que aqui no se trae nin-
gun asunto para que se apruebe como lo trae el Re-
presentante que lo present. CualquieI Represen-
tante o cualesquiera Comisi6n, y en este caso la
Comisi6n de Justicia y C6digos ha traido un proble-
ma. b Para qu6 se trae un asunto a discusi6n? Para
aclarar un concept, para esclarecer dudas, para pre-
sentar enmiendas y acordar lo que la CAmara estime
convenient.
SR. L6PEZ (GERMXN) : Yo puedo informar a la
CAmara en mi caracter de comerciante, que lejos de
beneficiary al comerciante, lo perjudica. Esto en lo
que se refiere a los comerciantes honrados, no a los
estafadores que con el nombre de comerciantes se
dedican a estafar al consumidor.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo le suplico a
la Presdencia que nos haga medio de oir al seiior
German L6pez porque con tanto ruido no se le oye.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Ruego a los sefiores
Representantes se sirvan hacer silencio.
Sa. L6PEZ (GERMAN) : No me extrafia que no me
pueda hacer oir en la CAmara cuando hay alrededor
de un asunto otras cosas que hacen un ruido espanto-
so como los ferrocarriles, no es n'ada raro que no se
me escuche en el hemicielo de la CAmara.
Decia yo que la CAmara iba a aproveehar esta
tarde...
(Continian los murmllos).
Yo renuncio, senior Presidente decididamente, a
continuar usando de la palabra.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Seiiores Representan-
tes: Un senior Representante que estA en el uso de
la palabra se sienta por no poder hacer uso de ella
a virtud de la inmensidad de voces que se sienten
en el hemiciclo. La Presidencia ruega a los sefiores
Representantes que hagan silencio.
SR. L6PEZ (GERMAN) : El Sr. Freyre de Andrade
'ha presentado una enmienda que yo hago mia en el
caso de que 61 la retire, por lo cual ese segundo PA.
rrafo de la ley se cambia en sentido ciertamente
opuesto por el cual se subsana el error en la ley
fundamental del uno por ciento prohibiendo la con-
signaci6n en la factura de los vendedores ni de los
que prestan servicios, del uno por ciento. Con esto
es con lo que yo day por terminada el uso ,de la pala-
bra, manteniendo la enmienda.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la. palabra el
Sr. Viriato Guti6rrez.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Ya cansada la CAmara despu6s
,de todos los discursos que se han pronunciado sobre
esta material, es poco menos que impossible por mu-
cho que sea el caudal de la voz del orador, y muy
interesantes las ideas que quiera exponer, el powder
hacerse oir. Sin embargo como yo he seguido paso a
paso la discusi6n de este problema, y como tengo so-
bre el mismo, sobre los puntos que en el se debate
ideas completamente formadas; y como entiendo
ademAs que aqui se ha cambiado en eierto modo lo
fundamental del problema, tergiversando la arga.
mentacidn y exponiendo cuestiones ajenas, yo aunque
en breves ipalabras voy a decir algo de lo que estimo
que es err6neo, y cual es el concept que sustento
sobre esta material, que me parece pueden servir de








niAlrT bE' EiTkkONPk fL LA kAAARAN AE 14MPeSEbTANTE~


base a la Camara para esa legislaci6n que va a adop-
tar en definitive alrededor del proyecto de ley que
se dispute.
Aqui existe en mi concept un grave error de or-
den doctrinal por parte de todos los que estamos
interviniendo en esta cuesti6n del impuesto del uno
por ciento, desde que 61 se planted por primer vez
en el Congreso. Yo convengo en que este impuesto
en su form original, tal vez en su forma do,'trinal,
tal vez el prop6sito que tenia quien lo estudi fu6 el
de un impuesto de aquellos que la teoria llama im
puestos de consume, de impuestos que van directamen-
te sobre el que consume la cosa, el servicio, ect. Pero
yo entiendo tambi6n que si esta fu6 la teoria que in-
form6 'la creaci6n del impuesto, en nuestra prcetica
legal, dada la ley que nosotros votamos, qued6 trans-
formado radical y substancialmente el impuesto, y hoy
tenemos que ese impuesto del uno por ciento no es
un impuesto sobre consumes, sino que es un impuesto
.de naturaleza especial distinto al impuesto de consiu
mo, y que actfa y se desenvuelve de una manera sui-
g6neris, tambien distinta a las leyes econ6micas que
regular los impuestos de consume. Alrededor de esta
tesis fundamental que yo puedo demostrar a la CA-
mara con la simple lecture de textos legales, puede
verse y comprenderse la equivocaci6n y el error de
muchas de las argumentaciones sustentadas afin por.
mi distinguido maestro el senior Ferrara.
SB. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO)': Todos hemos
comprendido y dicho que la idea del Congreso fu6
organizer un impuesto que no fuera de consume, por
eso el senior Ferrara ha expresado eso tambi6n.
Sn. GUTIERREZ (VIRIATO) : Yo entiendo lo contra-
rio. Lo que al Congreso se trajo como legislaci6n dcl
impuesto del uno por ciento, siguiendo la opinion
del expert amereano que lo estudiA, fu6 la creacidn
de un impuesto sobre el consuimo, y vase al efecto
toda su argumentaei6n sobre la material. Pero yo
creo que todos equivocando el coneepto hemos votado
un impuesto distinto al impuesto de consume, que
debiera habcr sido el impuiesto que deberia regir al
amparo de esa: legislation. Basta leer los preceptos
de la Ley, que a disposicion sustantiva en que se crea
este impuesto para que nos demos perfect cuenta
de lo que estoy exponiendo a a .considcracion del
Congress. El articulo diez y el catorce de la Ley del
Impuesto de Uno por Ciento asi lo expresa. El ar.
ticulo diez dice lo siguiente: Con el fin de proveer
adeeuadamente a los gastos (siguc leyendo). El ar-
tieulo catorce agrega. impuestos sobre entrada bruta.
Dice: A los efectos de esta Ley... (sigue leyendo.)
Uno y otro texto legal estin demostrando que el
impuesto que esta Ley ha creado, el vigente entire no-
sotros es un impuesto sobre la entrada bruta del
comerciante o del industrial que presta servicios e
vende. Si ese impuesto sobre al entrada brat. no es
impuesto sobre la venta bruta, no es impuesto que
trascienda al consumidor si no sobre el vendedor,
sobre el productor, sobre el industrial ; no es el im-
puesto teorico aceptado por la economria political que
define y califica esta clase de irmpuestos ccmo im
puestos sobre el consume, sino que es un impuesto
raro que hemos creado nosotros variando el impuesto
sobre los consumes o sobre la Ley del impuesto del
uno por ciento tal como lo concidera el especialista


americano que estuvo informando sobre esta material
:al Gobierno de la Repfiblica. Esto tiene sus conse.
cuencias y son las que se palpan ahora y las que
pueden informer las variaciones sobre la Ley que
debe hacer el Congreso. La primer de estas conse-
cuencias es sobre la gravitaci6n del impuesto. Yo
convengo que un impuesto sobre el consume es un
impuesto que va a afectar al pueblo, al pueblo quo
viaja y que utiliza todo aquello que debe ser motivo
de la tributaci6n; pero en la form en qu eestA, no
es el pueblo el que debe pagar, sino aquel que vende,
aquel que percibe por la prestaci6n del servicio: El

productor, y el professional; y si esto es asi, eviden-
temente debe entrar de primera intenci6n en el pre-
cepto de la Ley de impuestos. Se me .dira: Estos indi-
viduos transferirdn el impuesto al consumidor. Pero
aqui surge el problema que ha creado la legislaci6n
nuestra y que es un problema que necesita un estu-
dio especial. Esto no se cumple y puede trasladarse
el impuesto euando la competcncia lo permit y cuan,
do la competencia no lo permit yo entiendo que la
form en que la Ley ]o cre6, ha permitido que entire
nosotros surja 6ste problema que es al problema que
trata de darle fin la segunda disposici6n de la Ley
que discutimos.
Fij6monos en el problema creado, por ejemplo, en
la Lonja de Comercio de la Habana.. Alli han surgi-
do las consecuencias de aplicar la Ley. El grupo que
quiere cargar el uno por ciento y el que no quiere
recargarlo. Los que representan la tendencia de car.
gar conforme al criteria de la Ley que estamos discu.
tiendo, son los comerciantes al por mayor, porque asi
dicen, lanzamos el impuesto sobre cl consumidor que
es el que no paga y personas que defiendan la otra
teoria, los comerciantes al por menor, los bodegueros,
dicen no me lo pongan en la euenta y que lo pague
quien deba pagarlo por ministerio de la Ley y alre-
dedor de 6sto surge todo el poblema. Y quien debe
de pagarlo, por ministerio de la Ley es el que perci-
be las utilidades. La Camara no puede dictar otro
preccpto en el cual se vaya a variar el context de la
disposici6n vigente lanzando el impuesto sobre el
suelo. Debe dietary dispoisciones en las cuales, si es
necesario, se aclare que el impuesto no puede ]an-
zarse sobre el consumidor y que debe seguir pesando
sobre el comerciante en gran escala y traer esta, con-
secuencia que entoncee:, como piensan los comercian-
tes al por menor, quien cargue con el impuesto sea
no el pueblo consumidor si no el comerciante en gran
escala, el capitalist y el 'productor que es el que lo
paga y que luego por la Ley de la competencia rigu-
rosa no podrA lanzarlo al pueblo por las dificultades
que eneontrara en esa misma Ley.
Si estos son los principios, al Ilegar al precepto le-
gal nos encontramos con Ja verdadera dificuitad,
porque no) existen euadros, a la vista que nos sirvan
de fuente de informaci6n. No acepto el precepto del
articulo segundo de la Ley, y, .por el contrario, acep-
to otro precepto por el cual se resolverd el problema
que crea el articulo diez que, en mi concept, es el
que ha traido todas estas dudas.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOMM) : Si; yo creo que es el
provocador de todos los conflietos y que, en realidad,
no resuelve m's problema que dar lugar al expedien-
te buroeratico.


-I----~-








26 t~tAIMO 1AI SPEsoN] DE IA O(JAMARA DM FtBSPRNE'ANTES


SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): iPor qu6 en-
tonces no aprobamos la totalidad de la Ley?
Sn. GUTIERREZ (VIRIATO) : Mejor seria redactar
otro precepto,-aquel que estime mis convenient la
Omrnara,-por el cual se especifique, diAfanamente,
que los impuestos no podrin ser transferidos -legal.
mente all consumidor, que deberd pagarlos el comer-
ciante, el transportador, en fin, el individuo que
represent el comercio o la industrial en gran escala,
y que es, precisamente, contra quien va y se cre6 ese
precepto. Entiendo tambi6n que alrededor de este
problema se han expuesto una series de razones tra-
tando de desnaturalizar los arguments y darles otro
sentido, y es convenient que sobre ellos se 'hagan
consideraciones. Yo creo que este impuesto-y esto
me interest aclararlo para el futuro-no llegard a
producir los famosos treinta millones de que aqui so
hablaba antes de aprobarse la Ley; yo creo que este
impuesto, lo mils que llegari a producer, serA unos
diez millones de 'pesos; y 6sto, si se aplica normal-
mente la Ley en la balanza commercial de la Repi.-
blica...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO):. S. S. 'habla
contando con los fraudes.
SR. GUTIERREZ (VIARIATO) : No; solamente con la
aplicaci6n recta de la Ley. Si la balanza nuestra
puede calcularse alrededor de cuatrocientos millones
de pesos...
SR. HERRERA SOTOILONGO (PEDRO): S. S. compar.Z
lo producido con lo importado. Yo creo que con las
aduanas no debe pasar de cuatroeientos millones.
Si se tiene en cuenta que las veces que este impuesto
se paga, conform a la Ley actual, en un promedio
general, es dos veces. Fijese S. S. que no pasa dc
dos veces; algunas veces, muy pocas, llega a tres...
SK. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Por lo regular
es a tres o mas: el importador, el agent y el deta-
llista.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): S. S. sabe que las tran-
sacciones son del almacenista al detallista...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): No; del impor-
tador al almacenista, del almacenista al detallista y
de detallista al consumidor.
SR; GUTIERREZ (VIRIATO) : El almlacenista es el que
vende directamente, porque el importador no vende
al almacenista. Eso no es lo frecuente, esto no oea-
rre en la Habana ni en ninguna otra capital de la
Rep6blica, esto pasa en los pequefios pueblos del In
terior donde hay almacenistas que no important sino
que compran en almacenes establecidos en el mer-
cado.
Yo creo Sres. Representantes que no pasan de 10
millones de pesos al aino por much que se le de
vueltas la este asunto, yo creo que si esto es asi no
es possiblee hacer cAlculo ninguno sobre la organiza-
ci6n actual de la Ley, sin haber todavia transcurrido
el primer ario ide ella y partiendo de la base que su-
pone que ello va 'a producer 30 millones de pesos.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): S. 'S. no ha
mencionado esta cuesti6n de los Ferrocarriles, y esto
es may importante...
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): En contra dde las ideas
expuestas por S. 'S. yo encuentro 'que las Empresas
Ferroviarias deben pagar el tanto por ciento; que


16gicamente, razonablemente se debe suprimir el uno
por ciento sobre ella, Ipero creo que debe crearse al-
guna tributaci6n especial que supla a esta y 'que
con efecto, .ellas tambien contribuyan a la carga p6-
blica.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Pero no en esa
forma.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Yo estoy de aeuerdo en
quo las Empresas ferroviarias deben tributar, pero
no de la manera como ahi estA seilalada.
En fin; son estas mis ideas, expuestas muy escue-
tamente. Yo llego a esta conclusion: que son las que
creo que deban informar la actuaci6n, desde luego
al amparo del c'riterio de cada cual: que la Cimara
debe aceptar el proyecto en Bu artizulo primero con
las aclaraciones que se estimen pertinentes y en cuan-
to a lo que se refiere al articulo segundo, el problem.
ma cs mas important y yo entiendo que la Cdmara
'n este caso debe dictar una disposici'6n de car'cter
general que ponga fin a todas las discusiones y que
sirva de norma para evitar que las compafias tribu-
tarias queden a merced de distintas interpretaciones
y para que sepamos, ya de una manera definitive
quien debe cobrar y quien debe pagar.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n la
totalidad del proyecto.
Los que esten conformes se servir6n ponerse de pie
Aprobaido.
Se va a dar lectura al articulo lo.
(El Oficial de Actas lo lee.)
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo he propuesto una en-
mienda.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar lectura a
la enmienda.
(El Oficial de Actas leyendo):

ARTICULO PRIMERO
El inmpuesto establecido por la Ley de 9 de Octu-
bre de 1922 conocido por el uno por ciento no podra
ser especialmente cargado nunca sobre el comprador
o consumidor o sobre quien utilice el. o los servicios.
(f.) Santiago Rey.-Gonzalo Freyre de Andrade.
-Gervrin L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden. Esa no es una enmienda al ar.-
ticulo lo. es una enmienda a la totalidad de la ley.
SR. REY (SANTIAGO) : Es una enmienda adicional,
La voy a leer. (La lee.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a discusi6n
la enmienda al articulo lo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pido la pala-
bra en contra.
SR. MULKAY (JOS) : Para un ruego pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (VERDEEJA): Se va a dar lectura
nuevamente a la enmienda que esti en discusi6n.
Ruec.o a los sefiores Representantes que hagan silen-
cio.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
Se pone a discusi6n la enmienda.
SR. MULKAY (JosE) : Para rogar al autor de la








DIARIO DE SE8IONES DE LA (AMARA DE REPRESENTANTES 27


enmicnda nos explique a diferencia que hay entire la
enmienda del articulo y el original.
SR PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a votaci6n.
Aprobada.
Esta enmienda sustituye al articulo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): i Estiin comn
prendidos alli, en la frase vehiculos boteros que tic-
ner un bote? Hago esta pregunta porque cuando se
vaya a interpreter la ley van a surgir dificultades
repecto a si estin o no comprendidos los boteros.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo quiero hacer un ruego
a la Cimara porque no hemos hablado del asunto
con claridad. Sc redact6 la ley en una forma que no
es lo que se ha propuesto por el Sr. Herrera Soto-
longo. Como la enmienda se refiere a duelios de
automnviles y de garages y como en los garages no
hay botes, yo quisiera que se aelarara y para eso se
do un voto de confianza a ]a Comisi6n de Estilo, pa.
ra que la redacte de manera que no pueda confun
dirse el bote con el autom6vil.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): El prop6sito
mio es que no quedan desautorizados los boteros.
SR.. PRESIDENT (VERDEJA): Se va a dar lectura
al articulo 20.
Sn. REY (SANTIAGO): Ese es una adici6n al pri-
mero.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMi) : Pero esta enmienda s::-
prime el articulo segundo, pero como hay varias en-
miendas tiene que ser una enmienda. adicional..
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : So va a dar lecture
a la enmienda.
(El Oficial de ActaS leyendo):
El articulo II sera adicionado con la siguiente
frase: y el impuesto no podri especialmente ser car-
galo nunca sobre el comprador o consumidor, o sobre
quien utiliza el servicio.

(f.) Gonzalo Freyre de Andrade.- Germdn S.
L6pez.
Como esta enmienda sustituye al articulo segundo
se pone a discusi6n.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Es exactamente
igual !qe la del sciior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Efectivamente, pero la mia
cs ni6s radical.
Sn. L6PEZ (GERMAN) : Yo quiero hacer una afir-
maci6n, porque soy uno de los coautores de la en-
mienda. El seniorr Rey, que ha hecho una enmienda
muy amplia me parece que ha omitido un particular
que me iteresa aclaarar, 1 se refiere a los que corn
pran y vendcn. Yo le rogaria que la palabra "consu-
midores" que 61 emplea a aclarase, porque no debe-
mos olvidar que hay empresas poderosas con Minis-
tros con sables y cafiones que nos van a querer dcs-
pu6s hacer entender que el consumo no quiere decir
eso. La Havana Electric hace horrores con los con-
suriidores y yo quiero que la enmienda aelare que la
Havana Electric que vende un fluido, no le esta im-
puesto al consumidor ese impuesto.
SR, REY ('SANTIAGO): Yo voy a proponer que tan.
to la enmienda del senior L6pez, la de senior Freyre
de Andrade y la mia se fijen en un articulo que
redaetaremos de acuerdo.


SK. SAGAR6 (BARTOLOME) : Pido la; pal.bra.
SR PRESIDENT (VERDEJA): La tiene S. S.
SR SAGAR6 (BARTOLOM) : Sefiores Representan-
tes el articulo segundo que yo quiero declarar que
en ni coucepto no tiene mIs objetivo que la aclara-
ci6n explicit y terminante ddel articulo diez del Re
glan:ento, pone en una situaci6n indecisa a los obli-
gados a cumplirlo de que consignen en la factura el
montante del uno por ciento. El Dr. Ferrara que
se ha ausentado de esta CAmara por una necesidad,
asi lo decia. Por otro lado la enmienda del doctor
Freyre de Andrade no es sino una ampliaci6n del
articulo de la Ley. El articulo obliga a que se consig-
ne en las facturas el uno por ciento, y la enmienda
de Freyre de Andrade dice que se consigne, pero
siempre con cargo al vendedor, y que el impuesto no
puede ser nunca especialmente cargado sobre el com-
prador o consumidor.
SR. REY (SANTIAGO) : Mi enmienda viene a susti
tuir el articulo, pero armoniz6ndola con la del sefior
L6pez y la del senior Freyre de Andrade.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME): Habia esa duda; y si
hay una enmienda que abarca los dos extremes del
articulo, y la enmienda del senior Freyre de Andra-
de, vams a discutir la otra enmienda.
SR. REY (SANTIAGO) : Ya los autores de las otras
enmiendas, Freyre de Andrade, L6pez y yo estamos
de acuerdo.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Sefiores Representan
tes: Tal como esta redactada la enmienda se entierrle
que abarca los extremes comprendidos en las enmien-
das de los sefiores Freyre de Andrade, L6pez; y Rey.
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Pido la pa-
labra en contra de todo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senor Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : NO es sei0o-
res Representantes que yo vay:- a rec-tificar. voy a
explicar. Estimo que es detestable el articulo, el
cual variaria ye colocando en su lugar cual luier
cosa, mi enmienda, la del senior Rey, o cualquier ini-
ciativa distinta; pero creo que debemos, de todos
modos rechazar el articulo. 'Tambin debemos recha-
zar todas las enmiendas, y sacar aprobado el proyec-
to con su primer articulo -solamente.
SR. LOPEZ (GERMAN): Eso no, de esa manera no
podr:i salir la Ley.
SR. SAGA 1R (1BARTOLOME) : Para una cuesti6n de
orden.
S;. FREYRE DE ANDRADE (GONZAL) : No formule-
mos cucstiones de orden sobre otras cuestiones de
orden, porque entonces lo que hacmos es separarnos
completamente del Reglamento.
SR. L6PEZ (GERMAN): Pido la palabra para una
ciiesti6n incidental. La Oamara no puede hablar' de
reglamelntos redactados por el Ejeoutivo, la CAmara
tiene que hablar de Ley que vot6 interpretandola en
el sentido que la hizo, y no puede -hablar de un Re-
glamento que pasa por encima del espiritu de 1a Ley.
El Reglamento qud'se ha hecho para el impuesto es-
te no es mas que una jaba preparada para cazar
ineautos. La 'CAmara tiene que olvidar ese Regla.
mento e ir a votar la Ley fundamental de ella, subsa-
nando todos los errors, y poniendo la la Ley en con-
diciones para que el Ejecutivo no pueda hacer mns








28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


reglamentos de esa clase. Eso es lo que yo persigo.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : La cuesti'6n
es muy clara sefiores Representantes, y a mi no me
gusta perder el tiempo en palabras cuando las ideas
estin comprendidas. El comercio, las Compafiias es-
tAn cehando la oibligaci6n del impuesto del uno por
eiento sobre el comprador y el consumidor; la Ci.
inara desea que ese estado de cosas no continue, y
que quien pague el impuesto sea el vendedor y las
Compafias, no el consumidor; yo soy muy eseptico
con respect al resultado prActico que se haya de
ohtener tanto de mi enmienda como de la del senior
Rey, como de cualquier otro precepto, porque no se
pue le variar ]a naturaleza de las cosas, y el comer-
cio tiene la libertad constitutional de ponerle a la
mercancia que vende el precio que desee, y a pesar
de todas las leyes y enmiendas que nosotros aprobe-
mos esta tarde con relaci6n a ese malhadado articulo
sfgundo, el comerciante puede declarar quo no esta
cobrando el uno 'por eiento, y lo que haee es cobrar
su mereaneia al precio que tiene asignado.
SR. L6PEZ (GERMAN) : gAcaso porque la Ley dig:
que esos comerciantes no 'pongan el uno por ciento
en la factura se va a impedir eso?
SR.. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Por eso yo
soy ligico con respect a mis determinaciones, y lo
que pido es que este proyeeto de ley, cuyo articnlo
primero ha sido uninimemente defendido por todos
los sefiores Representantes, salga aprobado, y que el
articulo segundo no figure para nada en el proyeeto.
Es cierto que todos estamos de aeuerdo en eximir
del impuesto del uno por eiento a los chauffeurs de la
Repdblica, pero si insistimos y sostenemos en el pro-
yeto ese articulo segundo, al declarar que deseamos
eximirlos del pago, los estaremos engaiando. Por
eso, yo voy a proponer una formula que solueiona el
problema si se me permit hablar.
S1. L6PEZ (GERMAN) : Esa es una salida como
otra cunalquiera.
-SR. FREYPE DE ANDRADH (GONZALO) : Yo decia
que, si se me permit hablar. Si realmente desearmos
dar una soluci6n de avenencia, vamos a hacer lo qu,
me ha indicado privadamente el senior Sagar6 y que
yo he aceptado, dedesde lueo: Divida.mos la Ley;
f'ormulemos la enmienda mia o la del Sr. Rey como
articulo segundo; y separemos despuirs este articulo
segundo como un proyeeto aparte del que se refiere
a la exenci6n del impuesto a los chauffeurs.
SR ALBERNI (JosE) : Yo tengo presentada una
enmienda adicional y deseo que figure en el segundo
proyeeto del Sr. Freyre de Andrade.
Sn. REY (SANTIAGO): Pido la palabra para una
aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palahra e'
Dr. Rey.
Sn. REY (SANTIAGO) : Quiero aclarar a la. CAmara
a qu6 obedec'e esta enmienda, en la que no habia
pensado, quiz5s, hace treinta minutes: no responded,
pues, a ningi6n prop6sito preconcebido, ni a ningu-
na tendencia modificativa de lerrjuieio o -,it .1,1.
sino que, precisamente, es para defender los intere-
ses del pfleblo; y es que present el senior Sagar6 la
aclaraci6n o modificaci6n a la Ley para que no pa-
guen los chauffeurs; y como a medida que la Ley y el
reglamento vayan 'preticAndose y las recaudaciones


tambi6n los Representantes vendromos a la *COmara
proponiendo nuevas I,,it'n.J.f-i..i'. y aelaraciones a
la Ley. Por esta raz6n, yo 'pensaba, que de una vez
y para siempre, para que no hubieran tortuosidades
en la aplicaci6n de esa Ley, debemos de determinar
quo en ningiun caso-como ,decia el Dr. Ferrara-
habri de transferirse ni traspasarse a los consumi
dorcs el impuesto que nosotros hemos esta:blecido pa-
ra que sea cobrado a toda entidad commercial. He
ahi por que entendia que 'podia ser la soluci-6n ese
proyeeto de ley; pero como la soluei6n del doctor
Freyre de Andrade, efectivamente no destruye na-
da y, en cambio, asegura que sea Ley efectiva la
exclusion de los chauffeurs, pido que quede aprobada
su proposieiOn en dos proyectos, pero en cl mismo ac-
to, en la misma votaci6n.
S,. L6P EZ (GERMAN) : Yo mantengo mi enmienda.
SR. PRESIDENT (VERDEJ.A) : Entonces S. S. pro-
pone la suspension dcl articulo segundo y su sustitu-
ci6n por sn enmienda?
SR. L6PEZ (GERMAN) : Si, senior.
SR. GIni (HEIODORO) : Yo 'pido la palabra para ex-
plicar algo al Sr. Germain L6pez que quiszfs lo haga
desistir de su proposici6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Hay tambi6n una en-
mienda del Sr. Chardiet, que es inms radical que la
del Sr. L6pez, y debe traerse primero.
(El Oficial de Actas ecyendo):

ENMIENDA
La Ley s6lo constara del articulo lo. que ha sido
aprobado.
(f.) Dr. A. Chardiet.
,S,. L6PrE (GERMn N) : Entonces, yo pido la pala
bra en contra de e.sa enmienda.
SR. GIL (HELIODORO) : Yo insist en usar de la pa-
labra, brevemente.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. GIL (HELIODORO) : Yo tengo, precisamente, en
studio, un articulo adicional a la Ley de relaciones,
que trata de regular el veto a las leyes; 'porque viene
'aconteciendo que cuando el Presideite de la Repi-
blica encuentra en ni cuerpo legal que tiene disposi-
ciones distintas que motivan otras tantas de Leyes
anteriores y ponen reparo a un articulo, estoy con
forme con lo demals; y a pesar de que la Ley de
Rela.eiones dice que cuando en *un Cuerpo Legal
existen disposieiones que pueda tenor vida indepen-
diente, se formen tantos proyectos de ley como pue-
dan formarse de esta manera. La experiencia nos ha
demost-ado muchas cosas acerca de este particular,
todos sabemos lo que aqui ocurre en la euesti6n del
Veto Presidencial, todos sabemos que la mayoria de
las Empresas extranjeras, tienen M;ni-.ti, y sables
que las defiendan como decia el Sr. German L:pez
y si no haeemos esto de la m.nera que yo indico yo
me temo que vays ello a producer un veto y enton-
ces nos eneontramos en las mismas condiciones. Por
consiguiente si nosotros dividimos los dos articulos
se pueden former dos Cuerpos Legales completamen
te independientes, aseguraria desde ahora, que el
proplsito de la CAmara, por unanimidad, era dejar
excluidos del impuesto a los chauffeurs y haci6ndolo
la otra manera, al Presidente de la Repfblica podria








DL&RIO D9 8SMIONEB D f A COAMA"A 1A 1MPRESENTANTES 29


antojarsele poner cualquier reparo para vatarlo. Por
eso yo ruego al Sr. L6pez que permit, que esta Ley
sea dividida en dos cuerpos completamente indepen-
dientes.
Sn. LOPEZ (GERMAN): Sr. President y seiiores
Representantes: Naturalmente, yo no voy a negarme
a aecptar una proposici6n que me hace un earifioso
amigo y ademas, porque el argument que e1 ha ex-
puesto me obliga a aceptarlo, pero no quiero dejar
de consignar, dejar pasar por alto lo que signifika
de triste, espantoso, la realidad horrible que padece
6ste pais al calor de un Gobierno, que tan pronto
lesiona por cualquier Ley votada por el Congreso,
los intereses poderosos de una -Comparia extranjera,
este Gobierno, repito, es tan inflexible, es tan d6bil,
que en seguida acepta lo que sefialan esas Compa-
fiias, poni6ndose en el mhs espantoso de los ridiculous,
poniendo en ,peligro una Ley por moral que esta sea.
Voy a acceder, porque no quiero dar a los chauf-
feurs de Cuba la sensaci6n contraria, es decir que yo
me opongo a la Ley, que yo me oponga a la Ley que
significa para ellos un beneficio. Pero quiero decla
rar con tristeza, porque el asunto merece que sobre 61
se Lame la atenci6n, el efecto que me han producido
las declaraciones hechas en este hemiciclo, de que
evalquier Ley que se lleve aparejada la defense de
los intereses del -pais en contra de las empresas po-
derosas, que de alguna manera pueda; manejar el
Ejecutivo, corren el peligro de ser vetadas, y yo no
quiero dejar pasar esta oportunidad, porque quiero
que queen consignadas en el acta de la sesi6n de
hoy estas pal'abras que acabo de pronunciar, es de-
cir, la tristeza conque veo las afirmaciones hechas
aqui sin que nadie las haya desmentido.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Aprobado ya el ar-
ticulo lo. se accede a que se vote el otro articulo
separadainente. Se pone a votaci6n el articulo lo.
SR. L6PEZ (GERMAN): gNo habiamos quedado que
esta aprobado, Sr. President?
SR. REY (SANTIAGO): La proposici6n era que se
aprobaran los dos por separado.
SR. PREIDENTE (VERDEJA): Yo estoy en que el
artieulo lo. concierne al otro proyeeto y que debe
redactarse en la forma en que ha -de quedar.
Sn. L,'PEZ (GERMAN): S. S. habia dicho se ponia
a votaci6n. Yo no entiendo nunca como la OCAmara
so desenvuelve. Honradamente, no me doy cuenta
que es lo que quiere ]a Presidencia hacer.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La CAmara ha acor.
dado que este asunto se trate en dos proyectos apar-
te. Uno referente a los chauffeurs que constitute un
caerpo de ley y que ya ha sido aprobado y el rela
cionado con el otro 'asunto que forme otro proyeeto
de ley aparte.
SR. SARDINAS (EMaII) : Hay que refundirlos y el
President y ia CAmara no los conocen.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): 86lo estA aprobado
el articulo primero, que se separa del cuerpo de la
ley.
No es possible que aqui cada senior Representante
quiera con su imaginaci6n que la Presidencia se d6
cuenta de lo que cada senior Representante desea,
pues no puede ser y no se puede aprobar ningdu
asunto que no est6 debidamente esclarecido.


SR. L6PEz (GERMAN): Perdone S. S. que haya
dado lugar a que se irrite.
SI. PP.ESIDENTE (VERDEJA) : La Presidencia no se
irrita; tiene que alzar la voz para ser oida.
SR. REY (SANTIAGO) : Se dijo que al aprobarse el
proyeeto por separado tal como se ha hecho, apar-
tando el articulo primero del segundo, a cuyo ar-
tic-ulo primer se pone la enmienda que present otro
sellor Representante y la mia; y a eso es a lo que
61 se refiere. Y seguimos con las demis enmiendas
y seguimos con los demAs articulos, porque hay otras
enmiendas. Eso es lo que yo entendi.
SR. PRESIDENITE (VERDEJA): Hay una enmienda
redactada por el Sr. Freyre de Andrade, otra redae-
tada por el Sr. Rey y otra redactada por el senior
Chardiet pidiendo la supresi6n .de ese articulo. S. S.
propone que se sustituya por la enmienda. Vea pues
como hay neesidad de que la CAmara entable discn-
si6n 3obre este asunto.
SR. L6PEZ (GERMAN) : La ley sobre los chauffeurs
ha sido aprobada?
SK. ALBERNI (JOS) : Si senior.
SR. PEESIDENTE (VERDEJA): Tenga la bondad de
esuchar con calma. La Presidencia ha entendido
qne al proponer el sefor Freyre de Andrade que se
dividiera este asunto, que se hicieran dos cuerpos de
ley, quedaba descartado el primero, el referente a los
chauffeurs, adicionAndole el articulo reglamentario
de "Surtir, sus efectos desde la publicaci6n en la Ga-
ceta, etc." Lo que la Camara ha votado es la separa
ci6n de estos dos asuntos. Ahora la Presidencia tie-
ne que someter a la consideracidn de la CAmara lo
que respect a estos dos proyectos. Al dividirse este
asunto queda un cuerpo le ley formado por lo qve
era el articulo primero, aprobado por la CAmara v
la CAmara ha acordado tambi6n tratar separadamen-
te este otro asunto, pero como este otro asunto tiene
la rcdaeci6n de un articulo y la discusi6n de una
enmienda, ha de ponerse a discusi6n la, enmienda.
Porque yo no se si ]a CAmara aprob6 el articulo tal
como estA o la enmienda; esa se la situaci6n ne que
estA la discusi6n.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo opino de otra manera.
SR. 'CASUSO (JosE ENRIQUE): El sefior GermAn
L6pez opina: que yo no puedo estar enterado.
Sit. PRESIDENT! (VERDEJA) : Se pone a diecusi6n
la enmienda.
SR REY (SANTIAGO) : Yo voy a proponer que se
lea primero la enmienda del Dr. Chardiet, despues
la enmienda de Freyre de Andrade y despu6s la mia.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar lecture
a Ia enmienda mAs radical.
,El Oficial de Actas lee el articulo segundo.)
Se va a dar lectura a la enmienda suserita por el
senior Rey.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Sres. Representantes:
Mli enmienda fu6 al articulo primero, y fu6 una. pro-
posici6n incidental que decia que seria un solo ar-
ticulo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a discusidn
la enmienda que sustituye al articulo.
SR. L6PEz (GERMAN) : Ya que hay sefiores Repre-
sentantes que no estaban aqui cuando haeia uso de
la palabra, debo deeir que la enmienda del senior Rey








SO DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESEN'ANTEA


y la del senior Freyre de Andrade se convino en
que unidas las dos se redactaria un articulo que ar-
inonizase el deseo de uno y otro.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La Presidencia le
raega a S. S. senior GermAn L6pez tenga la bondad
de no career que la Presidencia trata c.e obstaculizar,
sino al contrario, es una cuesti6n de procedimiento;
S. S. entiende que con aquella votaci6n quedaba ce-
erado, y en cambio la Presidencia entiende que tiene
que hacer lo que estA hacienda; es sencillamente el
procedimiento.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo no estoy conforme por.
que ya el senior Rey se habia mosrrado conforme en
lo que yo habia manifestado.
SK. PRESIDENT (VERDEJA): Yo propongo que
aprobadas las dos enmiendas hagamos una sola.
SR. MULKAY (Josg) : Para armonizar y c--itar to-
da discusi.in yo prcpongo, se pongan de a'aerdo (.-
bre esto asunto, y que se deje para uua pr'sxiima
sesitn y entonces se apruebe. Ademias, yo entiendo
que se infringe un articulo del Reglameto, porque
este es un nuevo proyecto de ley.
SR. P RESID.)ENTE VERDEJA) : La Pr'.sidencia ruega
a los sefiores Representantes que tengan la bondad
-de redactar el articulo.
SR. GIL (IIEILIODORO) : Pi'do ]a palabra.
SR. IPRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Gil.
SR. OIL (IIELIODORO) : ITay este extremo que into
resa mueho que quede aclarado. En esta enmienda
del senior Rey se entra en una series de consideracio-
nes en las cuales hay esta afirmaci6n que 'a virtnd
de este estado de dudas existente y yo me pregunto:
Podrin entonces a virtud de este proyecto de ley los
que hasta ]a fecha no han pagado a virtud del De-
creto J'resid'encial decir: A partir .de la promulga
ci6n de esta ley es que pagamos. Yo creo que debemos
supririr todas las consideraciones y que quede el
artieulo redactado de una nancra escueta.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presideneia lo lue
n"lesita es el precepto no las consideraeiones.
SR. LJ)PEZ (GERMAN) : Pido quo se lea la enmien-
da que redact5 el senior Freyre de Andrade conmig).
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
,Sn. REY (SANTIAGO) : Yo voy a redactar la en-
mienda a fin de ver si merece la aprobacidn 'de los
sefiores Representantes.
(El Sr. Rcy rodaota la enmienda).
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : *Se va a -dar lectura
a la enmienda redactada por el senior Rey.
(El Sr. Rey leyendo).

ENMIENDA
El Representante que suseribe, tiene el honor de
rogar a sus com:pafieros la aprobaci6n de la siguiente:

ENMIENDA
A objeto de evitar los entorpecimientos a que vie
ne dando lugar, la duda que ofrecen algunos precep-
tos de ]a Ley quo establece el impuesto -del "Uno
por ciento" respeeto de quienes son los obligados al


pago del mismo, se establece que son los contribu-
yentes de dicho impuesto, precisamente los que efec-
tfan las ventas y los que reciben los ingresos a que
la mencionada Ley se refiere, sin que, por ninguin
concept, ni vali6ndose de interpretaci6n alguna,
puaeda ese impuesto ser cobrado o transferido al con-
sumnidor.
(f.) Santiago Rey.
SR. PRESSIDENTE (VEERDEJA): ~Estii .de acuerdo
la CAmara con la enmienda?
Se pone a votaci6n.
Aprobado.
(El Oficial de Actas leyendo):

A LA CAMARA
El Representante que suscribe, propone la sig'uien-
te enmienda a la Ley reformando la del Impuesto
del Uno por ciento.

ENMIENDA ADICIONAL
Quedan exceptuadas del pago del impuesto, las
miles de cafia, para la exportaci6n.
Ilabana, 28 de Febrero de 1923.
(f.) Pedro HTerrera Sotolongo.
S. PRESIDENT (VERDEJA) : A la Presidencia le
interest hacer constar que lo finico que le guia en
este asunto es la claridad, que la Presidencia no pue-
de someter a la consideraci6n de la COamara un asunto
euando esta nebuloso y pueda la Caimara darse cuen-
ta, porque si lo hubiera sometido a la consideraci6n
de la Calmara anteriormente no hubiera realizado
nada.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a discusi6n
la enmienda.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura a otra enmienda adicional.
(El Oficial de Actas leyendo) :

ENMIENDA
Queda suprimido el articulo diez del Reglamento
del Impuesto del uno por ciento.
(f.) Orestes Ferrara.
SI; LOJPEZ (GERMAN) : Cuil es el articulo 10.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar leetura
al articulo 10.
(El Oficial de Actas lo lee.)
Se -pone a discusi6n la enmienda del senior Ferrara.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a ,dar leetura a otra enmienda.
(El Oficial de Aetas leyendo):








DiARi0 bb iESiONtS DV, LA dAkaMA DR REPRh i :skNT 81Ai4'


ENMIENDA
La reventa de azciear pagarp el impuesto del uno
por ciento; y se deja por tanto sin efecto la excep-
ci6n creada .por la Ley, en favor de esta actividad
commercial.
Sal6n de Sesiones de la 'CAmara de Representain
tes, a 2.8 de Febrero de 1923.
(f.) Jos6 Alberni.
SR. ALBERNI (JOSE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La tiene S. S.
SR. ALBERNI (JOSE) : Resulta algo curioso, senior
PiesideLte y sefiores Representantes, pero yo he de
relatar algnnos hechos acaeeidos alrededor dde este im-
puesto del azicar. Una tarde que llegue a la Secre-
taria de Hacienda, me sorprendi6 el ser recibido r -
pidamente por el Secretario; no porque el Secretario
de Hacienda haya dejado nunea de ser cort6s ton
migo, sino porque habia otras personas con anterio-
ridad esperando ser recibidas...
SR. L6PEZ (GERMAN): 4Estaba gritando o estaba
normal?
SR. ALBERNI (JosE) : Aquel dia, Sr. L6pcz, preci
samente estaba algo excitado el Sr. Secretario de
Hacienda...
SR. FlERRARA (ORESTES) : Entonces estaba en so
estado normal. (Risas).
SR. ALBERNI (JosE) : Y dentro de esa exeitaei6n
me dijo que como era possible que yo hubiera presen-
ta'lo una enmienda exceptuando del pago del im
puesto la reventa del azfiar. Me extraii6 much qum
tuviera esa informaci6n y 61 me dijo que determine :
do Representnates so lo habia dicho, probablemente,
por una equivocnci6n, por cuanto yo habia presenta-
do algunas enmiendas en aquella sesi6n en que fu.
votado el Empr6stito, de las que algunas fueron
aprobadas y otras rechazadas, sin siquiera oir la'
razmnes que me habia movido a presentarlas. Me
extraii6 much que se hubieran hecho esas manifes-
taciones, porque, si yo hubiera leido, yo confieso,
que en este caso tul negligente en el cumplimiento de
mi dcber como Representante, porque no pude ver
dentro del proyeto de ley el que se eexceptuara Ia
reventa del azicar, me hubiera opuesto a su apro
baci6n...
SR. REY (SANTIAGO): Cuando yo hioe todas esas
excepciones, respondiendo a legitimas indicaciones
de Representantes, S. S. me hizo indicaciones y yo
lo tenia delante...
Sn. ALBERNI (JOSE): Puedo manifestarle que no
reeuerdo que hubiera hecho esas manifestaciones,
porque hubiera combatido entonces la excepcion.
Porque no hay quien pueda decir que yo he sosteni-
do distinto criterio. Lo que yo dije entonces, por-
que lo pens4, lo digo ahora. Estimo que exceptuar
del impuesto del uno por ciento a la parte que repre
senta la riqueza del pais, a las classes ricas, es una
excepcion injusta. En *la Ley no debe esto prosperar,
porque yo creo que si esto queda en el estado que
sefialo, realizamos una obra mala de legislaci6n.
Porque si exceptuamos a los que efectfan la reventa
de azwcar, colocamos a los jugadores de bolsa de esta
material en.condiciones de poder haeer -prosperar en
Cub a la especulaci6n, y esto trae como consecuencia
la desnivelaci6n del mereado; y todo el mundo sabe


que ha traido en tiem'pos pasados un gran malestar
al pais. De manera, que como una media de previ-
si6n, no solo en cl orden moral, sino en el orden
ecno6mico, es que yo pido que no se exceptile la reven-
t. de azucar. Ademois, el Tesoro se beneficia grande-
mente, pues por este concept entrarian en las cajas
de la Naci6n, cuatrocientos o quinientos mil pesos al
afio. Entiendo que debemos coartar en todo lo que
sea possible la especulaei6n sobre una de nuestras
principles industLias, 'pues es uno de los grandes
males que padecemos en Cuba, ya que en ningfn pais
del mando las clLses industriales son especuladoras;
y estimo que gravando de esta manera a los especula-
lores en nada se 'perjudica el pais...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRo): Lo que prelan-
de el Sr. Alhior: i os que los especuladores sobre az'i-
cares tengan que pagar el impuesto; esto es muy
important, porque lo que va a resultar en este case
va a ser, que los compradores de azfcar al por menor
van a tener que pagar cl impuesto.
Sn. ALEERNI (JosE) : El comprador no, el vende-
dor. El americano, a quien compramos el azdcar re-
finada que consumimod.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Lo que se va es
a eehar esa carga sobre el comprador.
SI. ALBERNI (Jos(E): A quien hay que gravar es
al especulador de azicar.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo voy a combatir la
part fundamental de esta material, ya oirii S. S. el
oracul0.
Sn. ALBERNI (JosE) : No creo que sufra un dafio
el pais con lo que yo propongo, sino al contrario, an
bien; significa, repito, un ingreso para el Erario
Piblico, un ingreso de mas de cuatrocientos mil pe-
sos y una limitaei6n para la especulaci6n tan dafiiwu
e inmoral. Y a reserve de hacer las rctificaciones
pertinentes, una vez que el orAculo haya expresado
Ins ideas a esta Camara, termino solicitando de ]a
misma que aprnebe la petici6n por mi formulada,.
Sn. GIL (IELIODORO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Gil.
SR. GIL (IIELIODORO): Sr. President y sefiores
Representantes: La Caimara ha votado con la rapidez
vertiginosa -de un rayo, una enmienda adicional lel
Sr. Terrera Sotolongo, por la euall queda exenta
del impuesto del uno por ciento la exportaci6n de
miles; pero yo tcmo que esto va a causar un mal
efecto a los fabricantes de alc6holes de Cuba, produ-
ciendo como es natural, la protest del caso; y si al
President de la Repfiblica se Ie ocurriera votar este
articulo, al vetarlo quedaria vetada la totalidad de
la Lev y por las mismas razones ue el Sr. L6pez
accedijo la separaci6n del 'primer articulo, con el
articulo reglamentario, para que se p tblicara en la
Gaceta y i'orrara un solo Cuerpo Lega1, yo pidu a
la OCmara que acuerde que el primer articulo del
segundo proyccto que estamos discutiendo, forme un
solo Cuerpo Legal y se forme otro Cuerpo Legal con
el 'articulo propuesto por el Sr. Herrera gotolongo
y en este otro asunto se discuta tambi6n separada-
Trente, es deeir, que acordemos aprobar el primero
completamente independiente y despnus pasemos al
otro.


I _


31








32 MAuIO DE SESIONES DE AL. CAWARA bDE RIEPRESENTANTtA


SR. FERRARA (ORESTES) : Desearia que el Sr. Gil
esperara primero a la discussion definitive, para lue-
go proponer la division si la cree oportuna porq'ue
yo entiendo que conociendo los heehos en su realidad,
la Caimara no podra votar favorablemente la !propo
siciu1( del Sr. Alberni.
Seiiores Representantes: Yo tenia gran interns en
que de alguna manera se tratara esta cuesti6n pre-
sentada por el Sr. Alberni, no ye porque yo crea
possible que la CAmara vote de alguna manera la ,pro.
posici6n misma, sino porque temo que las palaibras
del Sr. Alberni y una mala interpretaci6n de una
parte de la COmara pudiera hacer dafio gravisimo :
los productores de azfiear cubano y a los propieta
rios de azficar eubanos. Por qu6? Porque hay que
pensar en que en la industrial azucarera se debe ha
cer una profunda division, la division del colono que
eO evidentemente cubano y del hacendado, del peque-
iio, que es evidentemente cubano; y 'del propietario,
por el otro lado de las grandes compafiias 'americanas
que tienen monopolizados, con excepci6n del azicar
de los colonos, y estos propietarios cubanos, la casi
totalidal del resto de la zafra, conste sefiores Repre-
sentantes que yo no levanto mi voz en contra de lo.
que han venido de buena fe a invertir su dinero en
Cuba y conste igualmente que solamente me yergo
en contra .del capital extranjero que viene a Cuba
para monopolizar, y no para ponerse dentro de la li-
bre coinpetencia a luchar con los productores cuba
nos; conste igualmente que yo creo que el gran desa-
rrollo de la riqueza cubana se debe al capital extran-
jero, y este sentimiento de adversi6n al capital
extranjero, me parete fuera de lugar y no solamen
te fuera de lugar, sino contrario 'al interns cubano.
Por otra parte, soy contrario, como ya decia, a que
el capital extranjero quo ha venido a conceder pr6s-
tamos sobre la desgracia; do algunos cubanos que no
han podido pagar en tiempo debido, 'cuando la crisis
afectaba a todo el mundo y no a una sola persona;
cuando el mal no era individual sino colectivo; cuan-
do la .desgracia de uno 'era product de la desgracia
(de todos, y no de la incapacidad propia y com bato
con todas mis fuerzas a los que se hran aprovechado
de esta situaci6n especial de cosas para enriqueeer
sc fabulosamente, solo porque podrAn traer dinero
de los Estados Unidos cuando nosotros no podiamos
extraer siquiera dinero de nuestros propios Bancos
porque se eneontraban en estado de moratoria.
Si. '1PEZ (GERMAN): Yo le pondria unletrero
que dijera: "National City Bank".
SP. FERRARA (ORESTES) : No hago nombres. Basta
que el pais cubano tenga la convi:ei6n, la. conciencia
de su propia confianza y sepa alejarse de todo radi-
calismo y no abandonarse a una oposici6n a todo ex-
tranj.iro, porque afin dentro del capital extranjero
estA. aquel que viene de buena fe a ayudarnos.
Luego sefiores, tenemos estos dos grupos de propic-
tarios de aziicar y grupos de colonos, al cual se afia-
den los pocos hacendados cubanos y el grupo 'de las
grandes Compaiias exfranjeras. El interns ac Hu,
fio de ingenio, propietarios -de grandes 'Compafiias, es
que durante la zafra el 'precio del azicar sea bajo y
que terminada la zafra el precio del azficar sea alto.
En este memento se ha combatido en' la Bolsa de New
York ia batalla del azfiear, la batalla: mAs terrible


que ha habido de algunos afios a la fecha; ha ha'bido
las embosadas mdis tremendas, las insidias mis infa-
nies contra los grandes productores azucareros cuba-
nos pot un lado y por otro lado los grandes especu
ladores de Cuba en los Estados Unidos.
El aumento del precio del azicar era algo que fa-
talmente quiero decir, necesariamente habia de pre-
sentarse por la eseasez que hay en el mundo de la
azficar, 'por otras condiciones que yo he tratado en
otro ambiente y que no es del caso decir. El precio
,del azficar debia subir necesariamente. S el afio

pasado que entramos en el mercado con 'mill6n y me.
dio de toneladas hubimos de tener el propio afio un
aymento del azficar, que cosa no era esto siro que el
consume del mundo era mayor por el dinamismo que
todos ios afios se verifica. De modo que el aumento
era necesario, era claro y no habia nadie que lo viera
sin embargo era esto que los hombres de estadisticas
tienen deseontado de antemano. Pero los grande
proiuntores que hicieron? antes de que eimpeara la
zafra vendicron una. gran cantidad do aziea.c para
abaste"er el mercado. 'Querian que so mantuviera
una abundancia de azfica.r; de 'modo que ofreciendo
nosotros una parte de los colonos y una part de la
producci6n viendo los hacendados cubanos que son
debiles y por :ai necesidad de pagar a los acreedores,
crelan que habiendo una abundancia de azficar so-
bre el mercado, el precio, lejos de subir bajaria o se
mantendria en cierto estado para que despues de
Mayo viniera la subida inmediata y ellos, habiendo
monopolizado el azicar de los colonos hicieron una
grandisima ganancia. En contra de este heeho qne
se ha llevado todavia a un campo todavia mis mor-
tifero, porque debris saber que en estos iltimos dias
los miles de tonelada de azuear que se han vendido
en la bolsa de New York no han sido .de especulado-
res sino de las grande Compailas radicadas en
'Cuba que reunidas y queriendo conitener aquell'a
nareha de los precious que le 'hacian un gran daFto
porque tenian que paga'r al colono y porque habian
vendido a un precio menor, lanzaron aquella canti
dad para poder contener la Bolsa, eso por un lado y
por otro los especuladores que todavia tienen mis
fuerza para poder resistir en virtud de que screen
que la victoria sera de ellos porque creen que el azu-
car no serA suficiente para el consume.
De este hecho vanos a hacer las deducciones del
caso del Sr. Alberni.
Sn. ALBERNI (JOSh) : Si yo le hubiera rogado a S.
S. que hubiera hecho consideraciones alrededor de l'a
forma como yo he presentado el problema serian es-
tas consideraciones en pro de mi proposici6n.
SP. FERRARA (ORESTES) : No, de csto venimos a las
consecuencias que presentaba el senior Alberni.
Seoiores, yo me canso de pensar y refleccionar so-
bre ciertos asuntos afin en los que me parecen mis
extrafios y cuando se trata de cuestiones econ6micas
he Ilegado siempre a las eonsecuencias en que adn
lo mnis extrafio es neeesario. En economic adn lo que
parece un mal es una necesidad. La especulaci6n,
que es lo que quiere evitar el senior Alberni, en este
caso nos ha salvado. En todos los casos es fitil para
Cuba. g Por que? Porque nosotros producimos en cin-
co meses y vendemos en diez. No hay relaciones en-
tre el consumidor y el productor y por consiguiente








DIARIO DE SESIONES DE LA OAMAR I'k,' REPRESENTANTES 33


dcbe haber el intermediario, .desde el moment en
qu' hay el intermediario, que quiere para si, la mayor
part de ganancia aprovechindose de la abundancia
en un determinado moment. .Que es el especulador?
Es el que ve el future, el que cree que lo sabe, el que
cree que conoce.lo que va a pasar con un produc'ro.
Sin el especulador, el intermediario seria el triunfa-
dor.
SR. ALBERNI (JOSE) : Por eso debe pagar el im-
puesto.
SR. FERRARA (ORESTES) : ~Como se limita su fun-
ciln? ',Si disminuye la actividad del especulador en
daiio de quin va? Del colono cubano porque tendr.i
que vender mfis barato y su 'promedio seri mas limi-
tado. En los paises en donde no hay especulacidn
porque el grado de complegidad econ6mica no es
muy alto, el intermediario es el triunfador, el que lo
monopoliza todo. Intermediarios son aquellos grie
gos que so encuentran en las costas asiiticas y que
los turcos a cada rato rebeldes, matan sin conciencia
y sin previsi6n. Intermediarios son los armenios
que son los perseguidos por los turcos no trabajan,
no hacen nada, estAn sobre aquella sociedad de pri-
mitiva economic observando la casi totalidad de 1o
que so produce y comprando a los verdaderos pro-
ductores que pueden vivir. Intermediarios son estos
bodegueros nuestros que yo admire mucho, pero que
existen en las enarucijadas y caminos y que no ha-
biendo por alli otra actividad ellos lo monopolizan
todo. *Como remedio a esos intermediaries surge el
especulador que previendo el porvenir pone un cier
to nivel, establece y fija lo que se 'puede ganar 'oy,
no en virtud de la relaci6n actual del vendedor y
conmprador sino de la posibilidad de ganancia que va
a tencr el comprador el dia de mariana. El que qui-
siera lirmitar la especulaci6n en el azicar, ]e haria el
'dafio mis grande y decisive a nuestros colonos y a
tod a la producci6n de azucares.
Sino hubieran habido estos grande especuladores
en los Estados Unidos no hubi6ramos tenido el alza
que so ohcsrva on el aziicar en estos dias y solo hu-
biramns visto que flucfuaha entire dos y medio y
tres eunt'avos y con esta especulaeidn so ha aumenta-
do el precio y. esto significa pnara Cuba quiz;is, center
nareos de millones de pesos. El que os habla tiene
interns en el central y no en colonies de modo que
no so puede decir querha reeibido beneficios sino da-
no pero como yo creo que por encima de los intere-
ses particulares estbn los del pais...
,S. ALBERNI (JOSE) : Esa es la impresi6n de la i1-
tima especulaci6n que se ha prod eci;do en Cuba v
yo me refiero a las consecuencias del caos economic
que heinos sufrido con las pasalas espoeulaclones.
SR. REY (SANTIAGO): El que se perjudica es el
productor.
Sn. PERRARA (ORESTES): Qui6n se arruin6 en
aquel entonees? No se arruin6 el colono que cobr5
bien, no el pequefio hombre de industrial que tam-
bien cobr6 bien, no se arruin6 el obrero que disfrut6
de buenos salarios...
,Ri. ALBERNI (JOSE) : No se arruin6 el industrial
cubano pero el que se convirti6 en especulador si.
SR. FERRARA (ORESTES): El senor Alberni tiene
raz6n: Iubo muchos quiza morbosamente que so
arruinaron pero yo no me refiero a estos, sino al


especulador de oficio; .quiero el espeeulador como
una funei6n social. Yo quiero, Sr. Alberni, que nos
aproveehemos de la especulaci6n...
SR. ALBERNI (JOS) : Entonces vamos a evitar la
especulaci6n de los cubanos y a permitir la de los
extranjeros.
S*. FERRARA (ORESTES) : Me extrafia que el senior
Alberni no yea con claridad lo que yo le indico. Yo
no digo que la especulaci6n sea una ruina. Digo
que es un mal necesario, 'pero que hace falta, el es-
peculador director; To malo es el mediador que no
afiade nada al product y en cambio negocia con 61.
Este cs un mal, repito, porque, lo mejor que pudiera
haber seria la venta direct; pero como no es possible
que 6sto sea asi, vamos a procurar especular, pero
en una forma cuerda. De manera que esta es la cues-
ti6r; pero apart de 6sto, y fuera de 6sto, sefiores,
hay otra organizaci6n, esencialmente cubana, la fini-
ca que queda en material de azicar: con este impues-
to se va a echar abajo toda esta organizeci6n, porqae,
sefiores Representantes, nosotros tenemos nuestros
corredores, nuestros almacenistas de azfcar, nuestros
notarios comerciales, en fin, la finica cosa que nos
queda: los fnicos que pagarian ese uno por eiento
seriamos los cubanos que tenemos interests azucare-
r o- en Cuba, porque los otros no tienen que even
derla. Otra proposici6n mAs que excluye al extran-
jero del impuesto y que obliga a los culanos, exclu-
sivamente, a pagarlo. Yo he teni'o ocasi6n dc
comprobar esto y yo conozco las plazas de Sagua la
G:ande. Caibarien, Cienfuegos, Matanzas y CArde-
nas; Ins otras no las conozco, pero crco que en las
otras parties de la Isla la industrial azucarera 'ha
monopolizado ese sistema de almaccnaje; pero en es
ta part de la Il-a es cosa admirable, es lo finico
que queda de la gran industrial azucarera, es lo finico
que nos recuerda los tiempos viejos, de powder tratar
c'on un almacenista que es cubano, de powder tratar
con un corridor que sea cubano, de powder tratar, en
fin, con un prestamista do azficar, que sea cubano; y
el Sr. Alberni, con una sola plumada, con un discur-
so, de bnen 'efecto, pero de efecto, al fin, quiere
destruir todo eso. Yo realmente creo que n-unca con
menes oportunidad ha. podido presentarse una pro-
pos'cidn como la del Sr. Alberni. (Aplausos).
Sn. J)PEZ (GERMAN) : 'ido la 'palabra.
SR. P'RESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. L6pez.
SR. LOPEZ (GERMAN): Yo ruego al Sr. Aberni,
porqu'e despues del diseurso del Dr. Ferrara nada
puedo agregar, a no ser detalles insignificantes, por-
que el aplauso de ]a 'CBmara es una demostraci6n -de
la impresi6n que ella tiene con respect a la enmien
da del Sr. Alberni, yo le ruego, que para evitar que
tengamos, muy a nuestro pesar, porque lo queremos
bien, el tener que votar en contra de su enmienda,
que ]a retire.
SR. ALBERNI (JOSE) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR ALBERNI (JOSi) : Sr. President y sefiores Re-
-presentantes: Despu6s que ha hablado el iDr. Perra-
ra, a quien carifosamente llam6 oriculo, 'porque
realmente es un orBculo en esta OCmara, 'por su gran
tacto, por su inteligencia y porsu ecuanimidad, que
lo colocan 'a grande altura y result siempre el maes-








34 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tro de todos los que tuvimos el honor de ser sus dis-
cipulos, despubs de sus manifestaciones retiraria mi
enmienda; si no estuviera en mi conciencia y en mi
estado mental, arraigada todavia la impresi n que
tengo, mas que la impresi6n, la seguridad, de que
con esta enmienda le hago un beneficio a mi pais.
A mi no me importaria Sr. L6pez, como en otra
oeasion, retir-irme de la Cimara risuefio y tranquil),
porque cstirnaba quo hhbii eumplid, -on mi leber,
en aquella o.-as.in, repiti, c.i que se aprobi) "1 pro-
yecto del Empr6stito, cuando una a una, 'de una ma-
nera festinada, fueron reehazadas mis enmiendas,
que luego he visto que estaban en el terreno de la
verdad y lo mismo que en aquella oeasi6n me retire
tranquilo de esta GCAmara, quiero retirarme, asi tam
bi6n, esta tarde, despu6s de cumplir con mi dsber.
Y comno quiera que los brillantes arguments expues-
tos aqui por cl Dr. Ferrara, brillantes como todos los
suyos, no me han convencido, no han levado a mi
Ani.vio convencimiento alguno en contra .de la mate-
ria aqui discutida; sostengo lo anteriormente -pro
puesto por mi, estimando que el exceptuar del im.
puesto a los que se dedican a la reventa de azicar,
no solo es inmoral, sino que tambi6n en el orden eco-
n6mico dejamos de percibir una cantidad bastante
crecida, perjudieAndose con ello el Erario Pfiblico.
Yo estimo que por todas estas consideraciones, la
Cibmara debe aceptar ]a enmienda por mi propuesta,
y deseo que este cuerpo en votaei6n sencilla diga sn
filtima palabra respect a este asunto.
SR. L6PEZ (GERMIN): Sr. President y sefiores
Representantes: Yo le estoy 'muy agradecido esta no-
che al 'Sr. Alberni, en primer lugar, por haber sido
el que ha dado la oportunidad al orAculo a que hi-
ciera un elocuente discurso sobre el azicar, y 'ade-
m;is, porque el se ha expresado como siempre, de-
mostrando su condici6n de hombre pasional y
poniendo muchisimo calor a las argumentaciones ex-
puestas en contra de su proposici6n.
SR. ALIBERNI (JOSl) : S. S. dice eso, na uralmen-
to, porque yo soy un hombre joven.
SR. L6PEZ (GERMAN): Voy a exponer :al sefior Al
berni un pequefo argument 'para ver si consigo
conmover su coraz6n de oriental y de cubano, de
una manera sencilla y clara. Suponga el senior Al-
berni que el proyecto de el creando el impuesto -del
uno por ciento sobre los especuladores de azdcar
prospere; yo quiero que el :Sr. Alberni me diga: si
los especuladores de azucar tuviesen que pagar,
porque esta Ley se aprobase, cl impuesto del uno por
ciento, si 61 cree que con eso se bcneficiard en algo
el Tesoro Piblico, porque yo entiendo que su reme-
dio seiia inefieaz, y entonces resultari, quo no se
es'ccuiaria en azicar dentro de la Repfiblica, y si
en la Bolsa Americana, cobrando entonces 6stos este
uno por ciento. El Sr. Alberni habrA ido por nues
tro aall Street, si quiere aceptar que yo le de este
nombre y se 'abra encontrado que el noventa y nue-
ve por ciento de los cubanos que trabajan a'li es gen-
te como el Sr. Alberni, joven, avidos de ganar dine
ro y luchando a brazo partido, con los prejuities que
significant en este pais el hecho .de ser cubanos y
ponerse en contra -de poder-osas empresas americanas,
"Empresas tan poderosas como el National Sity Bank
y otros Bancos y entonces la sensaci6n que produci-


ria, seria echar sobre los pocos cubanos qne se dedi-
can a la especulaci6n un impuesto injusto...
SR. ALBERNI (JOSE) : Eso es lo que yo quiero evi-
tar, que estos j6venes cubanos, que luchan contra
esas instituciones extranjeras...
Sr. Lu6-EZ (GERMAN): S. S. no puede impedir
es) o.
Si. ALBERNI (JOSE) : Yo no quiero entrar en mis
discusiones sobre este problema; no quiero entrar en
este orden de consideraciones, pues no me encuentro
lo suficientemente preparado para terciar en un de-
bate como este. Tal parece que yo soy un cubano de
segunda...
Sn. L6PEZ (GERMAN) : S. S. es un cubano prime-
ra de primera...
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Este debate
me ha producido una dolorosa impresi6n, que no ha
podido mitigar siquiera el acierto y la elocuencia del
senior Ferrara, porque me ha confirmado en la ereen-
cia que tengo de que nuestro pueblo no est6 capaci-
tado todavia para defender la riqueza...
SR. L6PEZ (GERMAN): (Interruntpiendo). Es aca-
so responsible nuestro pueblo de los errors cometi-
dos por algunos gobernantes?
'S. PRESIDENTE (VERDEJA) : Dejen que termine
de hablar el sfitor Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDDRADE (GONZALO): Digo que
es dolorosa mi imprcsion, porque no es cierto que
el senior Alberni venga a lanzar en la Camara en
esta ocasi6n una opinion 'personal; el recoge un es-
tado de opinion que esti formado en nuestro pueblo,
y que el detal para sus intereses ims vitales. Desde
que nepez6 ]a zafra el azicar debi6 haber alcanzaIdo
un precio ins elevado, y no ha sido asi...
SR. ALBERNI (JOSE) : Por ]a explotaci6n.
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : No so ade-
lante S. S. eseficheme. Por la explotaci6n, si, por la
explotaci6n de los jugadores a la 'baja. Y, por qud
se ha mantenido el azficar a un preeio anormalmente
bajo? Porque la experiencia dolorosa de la: crisis
azucarera de 1920 ahuyent6 del mercado a los in-
ternmediarios obligindoles a ser excesivamente caute-
losos, y durante la zafra -pasada, en que el azficar
se vendi6 a centavo y medio, y durante el principio
de la zafra actual, en que, a pesar de la evidence
eseasez apenas ha subido a tres centavos y medio, los
productores han estado' entregados tan s6lo a los re-
Fi .adores, y estos, prevali6ndose de que han sido los
inicos compradores, 'han ejerei-do la tirania impo-
niendo el preeio bajo mediante las compras reduce
das a las necesidades perentorias del moment,
sabiendo que en cuanto realizaran alguna compra
en cantidad important, el azicar, que este afio es-
casea, tendria que subir de ,precio. Esta situaci6n
depresiva ha sido favoreeida per el hecho de poseer
los refinadores americanos grandes eantidades de
azicares propios, provenientes de los muchos inge-
nios que ya posecn en Cuba, y de otros cuyas zafras
tienen de antemano compradas. Basados en esta
ventaja, los refinadores, cuando el azficar esta muy
bajo, lo salen a comprar, y en enanto sube un poco
po efecto de estas mismas compras, y por la escasez
del product, inmediatamente los refinadores cesan
de comprar y comienzan -a llenar las necesida-des de
los detallistas llevarido a sus refineries los azicares








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPPESENTANTES


provenientes de sus molinos propios. Tenemos que
reconocer Ia tri::te verdad de que los precious justos y
altos del aziicar, tienen grandes enemigos, sobre todo
cuando la ,ubida se produce durante la epoca de la za-
fra cubana, que es precisamente la 6poca fnica en
que los prccios altos favorecen a nuestro pais. Los
banqueros, los refinadores y los grandes hacendados
son adversaries del buen ,precio del azdcar durante
la zafra, y, en cambio, propenden a que ese precio
suba cuando la zafra cubana terminal. Screen que es
mejor acaparar el azficar a bajo precio, y hacerla su-
bir para venderla cara, despues. En c'uanto el pre-
cio en zafra active, mejora, se visten con el ropajo
ide protectors del pueblo consumidor y atribuyen el
alza siempre a la especulaci6n, y no reconocen nun
ca que se 'produce ese alza porque el product eseasea.
Arora mismo nos han visitado algunos magnates
banqueros y refinadores, coincidiendo sus visits con
uin alza moderada y just en el precio del azucar
crudo, en plena zafra, y todos hemos podido presen-
ciar lo que han hecho: lanzar inmediatamente, al
unisono, noticias sin base alguna, noticias contrarian
a la verdad sobre el c.lculo de nuestra producci6n,
aumentando exagoradamente sus cifras para impre-
sionar el mercado comprador y haccr bajar el precio.
Tn gran banquero me La dicho directamente que es
convenient que el azficar durante la zafra, valga
poco, pues asi diisminuye el costo de production.
Yo estaria conforme en reconocer que a Ouba no
le conviene un alto y sostenido procio en el azicar,
que permit pruducir este articulo a muchos paises
que, a los precios normales, no pueden hacernos nin-
guna competencia ; pero eso es nmy distinto a lo que
inconscientemente sc ha repetido hoy, que es lo que
dioen los enemigos de nuestra industrial: cuidado,
que si sube el precio, Cuba se va a arruinar! Buen
'aforis-mo para un pueblo de analfabetos! No; lo que
arruina es tenor buen precio y no vender, pero ven
der a buen precio todo lo que se va fabricando, que
es el fen6meno actual, es el ideal para el productor
e ibann Nosotros no debemos forzar el alza, pero si
'debemos aprovecharnos siempre de ella. Lo que
arrninaria a nuestros agricultores y a nuestros in-
dustriales seria que el precio fuera bajo duranto la
zafra y que subiera despu6s de terminada. Es lceir,
que ocuriiera lc que on mil novccientos veinte, on que
el precio de la zafra no pas6 de diez centavos por li-
bra y despu6s subi6 a veintitres centavos; y lo que
ocurri6 en la zafra pr6xima pasada, en que el precio
no llego a dos centavos durante los meses de la ela-
boraci6n, y despu6s subi6 casi a cuatro centavos.
Sefiores. Representantes, s6amos merecedores apro-
veehadores de las riquezas que ofrece nuestro suelo.
No hay. senior Alberni y seniores Representantes, tal
especulaci6n; lo que hay es escasez de azicar. Prue-
ba de lo que afirmo es que casi today la zafra heeha
estU vendida, y ademis so ha comprometido y se esta
vendiendo parte de la zafra cubana por hacer. 6 D6n-
de esta, pues, la especulaci6n? Lo que ha hecho subir
el preeio es la escasez que se sabe existe del produe-
to, *aunquc se hayan hecho todos los esfuerzos imagi
nables por ocultarla por los refinadores y demis
hajistas. Y ademis, ha subido por la entrada sfibita
de Inglaterra en el mercado comprando mis de cien


mil toneladas de una sola. vez y disporni6ndose a
pedir much mis.
Sn. ALBERNI (JOSE) : Pero entr6 Inglaterra cowr
espccnladora.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): No; S. S. me
liaria entrar en un circulo vicioso, apartandome de
mi tema, si no fuera porque deseo agotarlo, pues no
ignore las consecuencias que puede tener este deba-
te, *ue mariana conoceri el plis, el cual debe escu-
char nuestras palabras, porque en el gran palenque
de los parlamentos es el lugar donde los pueblos .de
lns modernas democracies deben aprender cuales son
sus dcrechos y sas necesidades.
Tnglaterra, la abuela de las naciones en asuntos de
fiuanzas, se apresur6 a comprar nuestro azucar por-
que ]o necesitaba para su consume inmediato y
future. Y isabe la C'imara cu lnto significa para
nosotros esa subida de dos centavos por libra, ocu-
rrida en la 6poca de zafra? Pues, doscientos millo-
nes de pesos. Porque se puede calcular en una zafra
de tres millones ochocientas mil toneladas, 'a cien
millones de pesos de entrada bruta por cada centaro
de aumento en el precio.
El scior Alberni trata de destruir con su enmien
da una de las conquistas mas positivas de esta Ci-
mara, y que se debe a nuestro culto y modesto com-
paficro, senior Rolando Pardo, quien, muy a tiempo,
euando se debatia on las comisiones el proy.ecto de
ley del impuesto del uno por ciento, so acerc6 a ellas
convenci6ndolas de qune debian exceptu'ar la reventa
del azzicar del pago del impuesto mencionado.
Tencinos necesidad de iniciar, a fin, una legisla-
ci',n favorable a nuestros ihteres-s azucareros. Yo
anuncio que ,para el lunes que el senior Presidente.
de la Ciimara ha de poner en la orden lel dia en lu
gar prefernte, seg6n acuerdo de la CAmara, un dic-
tamen de la Comisi6n de Justicia y C6digos recaido
a una ponencia mia, que se refiere a los promedios
de los precious del azuicar. Yo espero que todos los
compaileros estudiarin esa material para que vengan
preparados a dotar al pais de una legislaci6n positi-
va y beneficiosa, que venga a defender esa gran part
de ]a producci6n azucarera, que hoy en dia esta alin
en las mianos de Tbs colonos cubanos. Pero boy debe-
mos, por lo menos, no dar un paso atris, y espera
mos oir, ahora mismo, do boca del senior Alberni que
retira, como el senior Germain L6pez le 'ha pedido,
su enmienda, cue vendria a causar un perjuicio po-
sitivo a nuestros intereses mis fund'amentales.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): So pone a votacion
la enmienda.
Deseehada.
Se va a dar lecture a otra enmienda de los sefiores
Ortiz y GermAn L6pez.
(El Oficial de Actas leyendo):

ENMIENDA ADICIONAL
No se podrA exigir al contribuyente por ninguno
de los impuestos a que se refiere esta ley; que pague
cantidad alguna por concept de patente,.ni por nin-
gin otro que no fueren autorizados exponer y con-
cretamente por la Ley, quedando derogado, en lo que








36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


a este precepto se opone, el Reg amento correspon.
dicnte.
28 de Febrerc ,de 1923.
(f.) 1ernando Ortiz.--Dr. Heliodoro Gil.
So pone a discusi6n.
SB. OrTIz (FERNANDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
Sn. OtTIZ (FERNANDO) : Tenia especial interns se-
fiores Representantes en aprovechar la primera oca-
si6n que se presentara en relaci6n con el Impuesto
del Uno por Ciento 'para que la CAmara rectificara
lo que a mi modesto juicio es uno de los dos gravisi-
mos errors de la organizaci6n gubernativa del I'm
puesto del Uno por Ciento. El primero ha sido rec-
tificado. A mi humilde juicio constitute una ilega-
lidad esa opci6n establecida en el reglamento. Ese
precepto por el cual el contribuyente puede recibir
directamente el impuesto y pueda trasladarlo o no,
seguin le convenga, a otro infeliz contribuyente, es
un precepto absolutamente illegal, fuera de los pre-
ceptos legales que vot6 el Congreso, el finico que
tiene facultades para legislar en material fiscal. Pero
rectificando el reglamento en ese punto, otro punto,
:ambi6n legal, existe en este reglamento.
Se esta cobrando, aunque modesto en cuantia, un
impuesto no autorizado por el Congreso y no por la
importancia econ6mica que ello tenga, sino por la
importaneia que tiene el que en Cuba se sign eehan
do impuesto ssobre el pueblo que no estAn autoriza-
dos por sus legitimos representantes constituciona-
les, he venido a 'presentar esa enmienda. No debemos
volver a caer en la tolerancia que quizas ha justifica-
do esos nuevos casos que tenemos hace afios cuando
tolerbbamos que por Decreto del Presidente de la
Repiblica se crearan irnpuestos y se intentara la con
certaci6n de un empr6stito extranjero. Hubo un
Secretario de Hacienda que por un Decreto que 61
refrend6, autoriz6 impuestos y autoriz6 l'a contrata-
oi6n de empr6stitos con el extranjero. Pero los
extranjeros que sabian, como sabemos nosotros, que
era inconstitucionaT por cuanto que no se contaba
con la autorizaci6n del Congreso y 6ste crey6 que no
dehia abdicar sus dercohos en favor do un Ejecutivo
que talks derechos atropellaba, no aceptaron ese De-
creto como base para ]a creaci6n de impuestos y,
n;turalnente, aquel empr6stito cay6 -por su base
porque los extranjeros no quisieron, 16gicamente, to-
mar un papel que resultaba completamente incons
titucional. Ahora nos encontramos en un caso de
efectiva inconstitucionalidad. Por el Reglamento se
autoriza al Gobierno para cobrar un peso que se lla-
ma de opatentc, nadie sabe por qu6; pues nadie sahe
lo que patentiza ese sello de un peso corno no sea la
ineapacidad pubernamental, que nos hace perder el
respeto a la soberania de los poderes constituciona-
les.
Yo c(rco que debe ser derogado ese precepto del
Reglamento y que no debemos exponernos a -que nos
den una. cc.citn por un recurso de inconstituciona-
li.lad, zae aunque nadie ha establecido porque mas
-vale pavar el peso que incurrir en los gastos de una
Slemanda de inconstitueionalidad, v correr un riesgo
de cartas que no es necesario. Unicamente por de.
fender aI soberania do Ia Cimara pi.do que se aprue-
be esa enmienda.


Sa. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n.
Los que est6n conformes se serviran ponerse -de pie.
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra enmienda adicional.
(El Oficial de Actas leyend'o):

ENMIENDA
Se agregan al proyecto el siguiente:
Articulo III.-Se suprime el impuesto del cuatro
por ciento creado por la Ley del doce 'de Julio de
1922.
Sal6n de la OCamara, 28 de Febrero de 1923.
(f.) Viricto Guti6rrez.
SE. PRESIDENTE ,(VERDEJA): Se pone a discusi6n.
(Silencio).
Se pone a votaci6n.
Los qae est6n conformes so servirin ponerse de pie.
(Desechada).
SE. PRESDFNTE (VERDEJA) : So remitirt a la Co.
misi6n de Estilo.
SR. GDERICH (PEDRO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Goderich.
SR. GODERICH (PEDRO): Sr. President y sefiores
Representantes: Despubs de los elocuentes discursos
que se han pronunciado en este hemiciclo esta tarde,
despu6s de haber realizado una labor altamente ie-
neficiosa para los intereses del pais, en vista de lo
avanzado de la hora yo me permit proponer a la con-
sideraci6n de mis compaiieros que se suspend la
session.
SR. MUILKAY (JosE) : Nosotros hemos venido a la-
borar para todo lo que sea fitil al pais y estoy dis-
p'uesto a permanecer aqui hasta las cinco de la ma-
nana si es necesario.
SR. FERRARA (ORESTES): Me alegro muchisimo
que a esta avanzada hora, casi pudi6ramos decir, no
habituales, haya tanto qu6rum en la OCmara, la pre-
sencia de tantos compaiieros reunidos por el gran
interns de servir los intereses del 'pais y seguir vo-
tandi.leyes que irAn a beneficiary al pueblo. Hay un
proyeeto quo se refiere a los adjuntos de la Facultad
de Derecho, o :agregados de la Facultad de Derecho,
y desearia que la COimara autorizara que se le pueda
dar leotura para luego resolver lo concerniente a la
moeiOn del Sr. Chardiet, pero que se pueda leer, para
que yo explique los fundamentos que inspiran el pro,
yeetc y que yo probar6 que se trata .de una de las
mejores instituciones que se han creado.
SR. PRFSIDENTE (VERDEJA) : I Est de acuerdo la
Camara en conocer .de este asunto?
Aeordado.
Se va a dar lectura al proyecto.
(El Oficial de Actas leyendo):

A LA CAMERA
Habana, Febrero 27 de 1923.
Sr. President de la CAmara de Representantes.
Sefor:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,









DIARIO DfR -ESION-tS D1 ILA CAMA.&RA Dt 1WEP1RE8INTAN~tS 317


aprob6 el Proyeeto de Ley que se acompafia, refe-
rente a conceder un cr6dito de siete mil seiscientos
pesos, con destine al pago durante cuatro meses de
los haberes de diez y nueve Profesores Agregados a
la Facultad de Dereeho.
Lo que tengo el honor de comunicar a. Vd., a los
efectos del articulo 18 de la Ley de Relaciones entire
la C:mara de Representantes y el Senado.
Iuy atentamente,
(f.) Auretio A. Alvarez. -Presidente M: Rive
ro.-Secretario.-A. G. Osuna.-Secretario.
PROTECT DE LEY
Articulo I:-Se autoriza al Poder Ejecutivo para
que de cualquier fondo disponible del Tesoro Nacio
nal destine la cantidad de site mil seiscientos pesos
al pago de los haberes de los diez y nueve profesores
agregados de la Facultad de Derecho a raz6n de mil
doscientos pesos anuales cada uno, durante los -uatro
meses que faltan del actual afio econ6mico y en con
cepto de diferencia de lo consignado en el Presu-i
puesto vigente y la Ley de 10 de Julio de mil nove-
cientos veinte.
Articulo II:-Esta Ley empezara a regir desde
-1 dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repilblica.
Sal6n de Sesiones del Senado, Habana, a los vein-
te y siete dias del mes de Febrero de mil novecientos
vinte y tres.
(f.) Aurelio 4Alvarez.- Presidento.-M3. Rivero.
-Secretario.- A. G. Osuna.-Secretario.
Se pone :a discusi6n.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SR. FERRARA (ORESTES) : 'r. President y senicres
Representantes: Voy a aclarar un punto que me in-
teresa que sea conocido por la CAmara. No se trata
de un pago, no se trata de un sneldo; lo que menos
interest a esos j6venes que estAn dando classes en la
Universidad, es el sueldo; pero hay algo mus: en los
Plesupuestos fueron consignados solamente ocho me-
ses de salario y el Secretario de Instruc(idn Publica,
quizas porque quiera poner su nombre a la altura
inconmensurable antes de abandonar el cargo, desea,
para resolver el pequefio conflict universitario, que
es de caricter interno, puramente local, declarar ex-
tinguidos los servicios de estos sefiores y enviarlos a
sus casas, tranquilamente. De manera, pues, que no
se trata de desembolso de ninguna clase. Si eT-Eje
cutivo no quiere pagar, ipues que no pague; es mAs
bien esta una cuesti6n de forma. Se ha presentado
para que puedan continuar desempeciando sus pues-
tos y no se quite esta instituci6n de los adjuntos o
agregados. Algunos sefiores Representantes se pre-
guntarin qu6 cosa es esta, y yo voy a tender el gusto
de explicar 'a mis compafieros que no conozcan esta
rama de ]a administraci6n universitaria, en qu1e con-
siste. Los catedrAticos de la Facultad de Derecho
son dos, lo son por la antigua Ley y por la que esta
en vigor; est6n en ejercicio durante toda su existen
cia o hasta que se jubilen; de manera que la rama
de Derecho. en su parte de enseilanza, se reduce a
dos catedrahicos exclusivamente. Los que querian
estu.iar no tenian manera de poder aspirar a! pro-
fesorado, porque debian haeer un pacto con la muer-
te del compafiero, ni tenian medios para ir adquirien


do mayor cultural este profesorado. iE insigne doc-
tor Antonio SAnchez de Bustamante, comprendiendo
que debia hacerse en la Habana lo que se hace con
todas las Universidades del mundo, que nombrar
agregados, nombr6 un nimero para la Universidad
de la llabana, por votaci6n solamente de la Facultad,
y estos agregados han cooperado con el professor, es-
tando bajo su direcci6n. Dan una series de conferen-
cias todos los afios, y se va preparando la cultural y
mejorandola, de manera, que adem'As cada cuatro o
seis afios, no recuerdo bien las disposiciones, se tienen
que presentar a oposici6n, pudienlo presentarsc, no
solamente ellos, sino otros de fuera tambi6n; asi nos
encontranos que mientras va desapareciendo de Cu
ba la vocaci6n al profesorado, esta nueva instituci6n
la va creando, y nos encontramos que ya, en los
mementos actuales, se escriben mis libros porque
estos j6venes procuran escribir mas obras t6enicas,
no escribiendo solamente sobre derecho politico, so.
)re derecho mercantil, sino tambi6n sobre otros asun-
tos ?ientificos y literarios; debiendo declarar que
dentro de muy poco tiempo y al amparo de estas ins-
tituciones estos j6venes sabran much mr8s que noso-
tros mismos, y ellos darAn dias de gloria al pais; por-
que nosotros, que en un tiempo constituimos un pais
de gran producci6n cientifica y literaria, en estos
filtimos afios hemos pasado a ocupar uno 6e los filti-
mos puestos, figurando como el pais donde menos se
describe y menos se produce. Yo estimo Sres. Represen-
tantes, que estos j6venes son dignos de los puestos
que ellos representan la cultural cubana.. Por todas
estas razones yo ruego a la Camara se sirva votar la
Ley tal como ha venido del Senado.
a a Camara se sirva votar la Ley tal como ha venido
dcl Senado.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Se pone a votaci6:.
lo propuesto por el Sr. Ferrara.
Los que esten conformes se servirAn ponerse de pie.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo lo.
(El Oficial de Actas lo lee.)
Se pone a discusi6n el articulo lo.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 2o.
A votaci6n.
Aprobado.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Ante, de entrar en
otro asunto, la Presidencia se va a tomar la li'bertad
de rogar a la Camara que tome el acuerdo que voy a
proponer, refcrente a una MIociOn qutc estA sobre la
mesa, relacionada con un ilustre compafiero nuestro,
que honr6 este sitial de la Presidencia y a iniciaci6n
de otro distinguido compafiero nuestro, el senior
Freyre de Andradt, solicita que la Camara Jo nom-
bre, ya que tenemos la desgracia de que nos aban
done el Dr. Ferrara-Director Honorario de la Bi-
blioteca de este Cuerpo Colegislador.
(Aplausos en toda la Cimara).
Se va a dar lectura a la Moci6n.
(El Oficial de Actas leyendo) :








38 DIARiO DE SESIONES DE LA CAMERA DE RBPiPESENTANTES


A LA 'CAMARA
El vivo interns personal que durante mas de .diez
afios ha demostrado el doctor Orestes Ferrara y Ma-
rino en el progress y fomento de la Biblioteca de es-
ta *Camara, reclama que, de manera adecuada se
mantenga permanentemente su relaci6n con la
muisia.
No sole ha donado el doctor Ferrara mis de seis
mil volfmenes a la Biblioteca, con un costo superior
a veinte mil pesos, sino que ha puesto todo su empe-
f.o mientras ha desempiiiado el cargo de Represen-
tante y muy especialmente desde la Presidencia de
la Cavm'ara, en enriquecer en todo lo possible la Bi-
'blioteca y en mejorar notable y acertadamente su or-
ganizaci6n.
Teniendo en cuenta la competencia especial de-
mostrada por el doctor Ferrara al seleecionar las
valiosas obras que ha donado y el organizer la Biblio-
teea y el agradecimiento que la CAmara siente por
esas donaciones tan generosas, los Representantes
que suscriben, proponen la adopci6n de los siguien-
tes acuerdos:
Primero:-Que se coloque en el salodn que lleva su
nombre, de la Biblioteca, una relaci6n sucinta de las
obras que ha donado el doctor Ferrara, asi como un
retrato suyo.
'Segundo:- Que se ruegue al doctor Ferrara que
acepte el titulo de Director Honorario de la Bibliote-
ca de la CAmara, y se le autorice, con tal motivo, pa-
ra que, en cualquier tiempo, aconseje las medidas
que crea convenientes en la organizaci6n y mejora-
miento de la misma, recomiende la adquisici6n de
obras y utilice la Biblioteca :personalmente con en-
tera libertad.
Sal6n de Sesiones de la 'Camara de Representan-
tes, a los veinte dias de Febrero de mil noveeientos
veinte y tres.
(f.) Gonzalo Freyre de Andrade.-Nemesio Bus-
to.-Faistino Guerra.- Dr. Santiago Verdeja. -
Luis F. Salazar.-Gernm4n S. L6pez.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido la pa-
labra.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): El Sr. Frey
re de Andrade parece que ha de proponer a la CA-
mara.que se coloque, en la Biblioteca de esta, un
busto o retrato del Sr. Ferrara, y a mi me parece
que si no se consigna una cantidad para esto, no se
va a poder dar cumplimiento a sus deseos.
Yo hap-o esta observaci6n con el mejor deseo y po,-
que la creo natural.
Esto es un acaerdo interior de la OGCmara y yo
estimo que se debe autorizar. al Presidente de la
misma, para que de algfin capitulo se tome la can
tidad neecsaria para dar cumplimiento a lo que 'pro-
pone el :Sr. Freyre de Andrade.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Freyre de Andrade.
.SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): La, CAmara
va a conferir un honor que la honra, y que no sola-
mente la honra, sino que tambi6n la beneficial; por-
que el Sr. Ferrara que ha dedicado sus atenciones
y sus sacrificios pecuniarios a la Biblioteca de la CA.
mara, va a ser perdido por nosotros para los debates
en el hemiciclo, .pero es convenient que la OCAmara


no lo pierda para su Biblioteca; y la finica manera
que a la CAmara se le ocurri6 de conservar al senior
Ferrara en relaci6n direct; con la Biblioteca, es ese
nombramiento de Director Honorario. Su votaci6n
estA en la conciencia de todos los Representantes,
porque es idea espontcnea .de la COmara, en demos
traci6n de lo cual esta moci6n ha sido firmaaa por
los jefes parlamentarios de los tres Partidos Politi-
cos que la componen, y adem'as por el Sr. President
*ie la Camara a quien correspondia tambi6n firmarla
y que fu6 de los primeros en pedir un lugar para
honrar la moci6n con su firm. No se puede repetir
aqui la frase sacramental de que no hay quien pueda
disputar al senior Ferrara los m6ritos que se le van
a conferir; no, cualquiera podria Ilegar a compar-
tirlos con 61, pero para ello seria precise antes tener
la cultural y el talent del doctor Ferrara y su amor
a los studios bibliogrificos y haber dedicado aten-
ciones constantes y fructiferas durante mas de diez
ailos a la Biblioteca y haberle donado no solamente
una cantidad que pasa de veinte mil pesos, sino una
gran cantidad de libros valiosisimos y de colecciones
que la han venido a enriquecer.
La CAmara previamente tiene demostrado su ad.
hesi6n a este acuerdo. Tan s61o nos falta ahora que
manifieste su aceptaci6n el Sr. Ferrara. Yo hago vo-
tos porque el senior Ferrara, Lrador parlamentari(,,
publicista, politico, periodis;ta, catedrAtico ilustre de
nuestra Universidad, tenga, a pesar'de todas estas
ocupaciones, tiempo que dedicar a seguir trabajando
en pro de la Biblioteca de la Cimara de Represen-
tes, que es hoy, gracias a sus esfuerzos, la prime-
ra biblioteca del pais.
Sj. L6PEZ (GERMAN) : En el caso de que no alcan
zaran los fondos de la CAmara para eregir una esta-
tua en la CAmara, podemos hacerlo con nuestro pro-
pio peculio, y yo desde luego me ofrezco para con-
tribuir a ello.
(Varios seitores Repr~esentantes hacen igual ofre-
cirniento) .
SR. MULKAY (JosE) : Qtie el acuerdo se tome po-
ni6ndonos de pie.
SB. FERNANDEZ ITERMO (LORENZO): Y que el acto
se realice antes de que el Sr. Ferrara deje de perte
necer a la Camara.
Sn. SARDITAS (EMIIO) : Yo propongo que el senior
Freyre de Andrade se entreviste con el senior Fe-
rrara, para ver si acepta.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Tiene raz6n
el Sr. Sardifias; el Sr. Ferrara se ha ausentado del
Sa'lin de Scsiones por motives de delicadeza.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Los sefiores Freyre
de Andrade y Rey se servirAn comunicar este acuer-
do al senior Ferrara y acompaia.rlo al Sal6n de Se-
siones.
(El senior Ferrara penetra en el Saldn de Sesiones
acompaeado de dichos senores y es recibido con
aplausos).
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palkbra.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra -l
Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente y seifo-
res Representantes: La CAmara, como me comunican
mis compaiieros, me 'ha hecho el alto honor le nom-
brarmie biblioteeario honorario de la magnifica bi-









DIARIO DE SESIO4ES 1DE LA CAMARA DE REPRESENTANTiS 9
;-----~----------------------,-


blioteca que nosotros poseemos. Ningfn acuerdo de
esta Cimara, en el moment en que yo la dejo, puede
ser mis agradecido por mi porque en realidad Ia
manifestaci6n de cultural mIs grande en el campo de
las ideas y en el de los principios, esta representada
por el interns que todos los miembros de 6ste Congre-
so han tenido en querer former 6sta biblioteca nues-
tra que mAs que nuestra debiera ser una biblioteca
popular, la C'mara me ha honrado indebidamente
porque yo he podido hacer muy poca cosa; hombre
quie no ha favorecido los intereses p6blieos en la
media de su patrimonio, porcqe yo entiendo que
todo hombre que tiene un patrimonio debe favore
cer los intereses piblicos, no ha hecho grandes cosas,
dejando una pequefia parte de su sueldo, muy pe-
quefia por cierto para .que se compraran obras, para
que las generaciones presents y futuras puedan
venir a aprender lo que en el mundo se ha hecho, se
hace y lo que por consiguiente se debe hacer. Yo
hubieIa debido hacer much mAs. Y ya que esta
CAmara me hace tan alto honor, yo ofrezco hacer
much mas, ofreco hacerlo con mi -persona e intere-
ses porque creo que la cultural dimanando sobre to-
dos desde alto cuerpo legal, al pueblo, que es la base
mas fire que tenemos nosotros en la hora de paz
para continuar y fortalecer la civilizaci6n que nos
han legado los que nos hicieron de Colonia Republi
cana, y que luego nos han venido elevando poco a
poco al grado de naci6n civilizada en que nos en-
contramos. (Aplausos). Yo ofrezco hacer much mis
y creo que los Sres. Representantes companieros
mios en el moment en que debo abandonar 6ste he-
miciclo deben creerme que dos cosas me pesan exclu-
sivamente; no la vanidad, no el interns, si no el que
yo no pueda prestar mis servicios a la patria en 6ste
ambiente y tambi6n el afeeto de todos los que en
esta CAmara se sientan.
(Grandes aplausos).
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Gil que la habia solicitado.
SR. GIL (HELIODORO): Sres. Representantes: Yo
he pedido la palabra para hacer un ruego a la COma.
ra. La Repiblica ha venido pagando sueldos creci-
disimos a una series de experts extranjeros en las
distintas ramas de la administraci6n. Se fund aqui
la escuela de enfermeras, y fu6 necesario traer de los
Estados Unidos a un instructor para dichas infer-
meras. Una mujer cubana muy modest, con gran
des esfuerzos, con grandes sacrificios ha podido estar
en los Estados Unidos en una escuela de primera
clase hasta cursar con notas muy laudatorias esa
carrera. Me parece oportuno que ya los experts ex-
tranjeros sean sustituidos por experts natives, y
creo que la CAmara aprobando una proposici6n de
ley que hay sobre la mesa, con suspension de todos
los. preceptos reglamentarios, haria lo mismo que
acaba de hacer con una proposici6n del senior Ferra-
ra respect de los adjuntos que se han ureado en
nuestra. Universidad Nacional; estimo que la apro-
baci6n de 6sta Ley no seria mAs que estimular a to
dos los demas cubanos a que vengan a sustituir a
ese expert extranjero y que se presten a la Repfi-
blica buenos servicios. Yo suplico a la CAmara que
adoptando identico acuerdo proceda a la discusi6n


de ese proyecto que no tiene mAs que un solo ar-
ticulo.
Sa. ENAMORADO (CALIXTO) : Pido que sea discuti-
do y despu6s categoria de Consulado general el de segunda clase
de Ginebra.
SK. GIL (HELIODORO): Si esto va a tiher dificul-
tad entonces retire mi proposici6n.
SR. ENAMORADO (CALIXTO) : Yo creo que no habrA
difiiultad ninguna porque todos estamoi 'lispuestos
a apoyar a S. S. rero yo si deseo .rue se trate iii
asunto.
SR. I.'PESIDEN'! (VERDEJA): Acuerdia I-. C(Anara
que se de cuenta con la proposici6n del senior Gil.
Aprobado.
Se va a dar cuenta con el proyeeto.
(El Oficial de Actas leyendo) :
Habana, Febero 7 de 1923.

A la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos
El Representante que suscribe, designado Ponente
de la proposici6n de ley de los seiiores J. E. Casu-
so, G. 'Machado y otros, referente a crear en la Se-
cretaria de Sanidad y Beneficencia Direcci6n de
Beneficencia, la plaza de Instructora, PrActica y Su-
pervisora de la Enseiianza de la Escuela de Enfer
meras con el haber annual de $2,400.00, estimando de
gran necesidad la creacion de la plaza a que se re-
fiere la proposicion de ley.
Ruega la Comisi6n acepte dicha proposici6n de
ley tal como ha sido presentada.
(f.) Dr. Santiago Rey,
Ponente.
-Habana, 7 de Febrero de 19.23.

DICTAMEN
Sr. President de la CAmara le Representantes.
Senior:
A los efeetos reglamentarios, tengo el honor de re-
mitirle el dictamen en que esta Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos, en sesi6n celebrada el dia de hoy,
ha acordado por mayoria de votos aceptar en totali-
dad y recomendar a la CAmara de Representantes la
aprobaci6n de la proposici6n de ley de los sefiores
J. E. Casuso y otros, relative a crear en la Secreta-
ria de Sanidad y Beneficencia, Direcci6n de Benefi-
cencia la plaza de Instructora PrActica. y Superviso-
ra de la Ensefianza, Escuelas de Enfermeras, con el
haber annual de $2,400.00 dos mil cuatrocientos pesos.
Lo que tengo el honor de comunicarle.
De Vd. atentamente,
(f.) Santiago Rey,
Ponente.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOMa) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Sr. President y sefio
res Representantes: Yo no voy a oponerme, porque
desde luego no habria quien tuviese razones funda-
das para. hacerlo, que se nombre a un cubano o una
cubana para un cargo cualquiera de la admiflistra-
ei6n, siempre que ello fuera necesario. Pero nosotros.
hemos establecido la prActica, por acuerdo de la









40 .DLARIO D9[ SESIGNES D:M LA OAMARA DE REbPRESMfN~iANT99


Camara en sesiones anteriores, que no se apruebe
ninguna proposici6n de esta naturaleza que le trai-
ga gastos al Erario Ffiblico, sin que paoe 'por el ta-
ruiz de la comisi6n correspondiente.
SR. GIL (HELIODORO): Es:a no es una proposici6n,
es un proyecto.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMh) : Aqui se ha. dicho una
proposico6n de ley, cuando lo que debi6 decirse es
dar c'uenTa con un dictamen. Eso, por una parte;
por otra part, yo creo .que esa proposici6n de ley,
o proyeeto de ley, si es que tien dictamen, no pode-
mos aprobarla nosotros diciendo que se I'.pr' con
sobrantes del Presupuesto, porque ya la COmara ha
convenido repetidas ocasiones en que no podemos
disponer de sobrantes del Presupuesto, porque no los
hay, porque no puede haberlos, porque la CAmara
no puede echar sobre el Tesoro Nacional cargas de
ninguna clase; porque es norma de coLducta, porque
es un .deber obligado por las circunstancias, si quere-
mos decirlo asi, que la Camara ajusta todos sus actos,
en cuanto a cuestiones econ6micas se refiere, a las
conignaciones presupdestales, finica manera que tie-
ne la administraci6n cubana de encauzar la situaci6n
economic del pais. Justamente, en la sesi6n de ayer
so ha originado un serio debate y se ha. suspendido
!a discusi6n con respect a las pensions para vetera
nos, tomando como fundamento principal, el hecho
de la falta de consignaci6n en los Presupilestos Na-
cionales. Por esta raz6n, yo aceptaria. el proyecto
siempre y euando el sueldo que so le pueda pagar a
la persona nombrade no pudiese empezar a colbrarlo
hasta tanto no fuse consignado en los Presupuostos.
nunca .con cargo a sobrantes del Presupuesto, porque
nosotros no pode'mos hacer eso ni moral ni legal-
mcnte...
SR. GIL (HELIODORO) : Yo acepto la enmienda del
Sr. Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Si es naceptada mi en-
mienda, no tengo nada que objetar.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n la
totalidad de la Ley.
Aprobada.
(Son leidos y aprobados sin disnesi6n ni enmienda
los dos primeros articulos del proyecto.)
Articulo 3o.
(El Oficial de Actais lo lee.)
Hay una enmienda del Sr. Sagar6 en el sentido de
que esta plaza no pueda pagarse hasta que no se
consigne en los Presupuestos.
Sn. GIL (HELIODORO) : No, asi no, porque si no se
aprueban los Presupuestos no habra plaza.
iSR. ALBERNI (JOSE) : Que se diga en la enmienda
que esta plaza se incluya en el pr6ximo Presupuesto.
SR.. 'SAGAR, (BARTOLOMO ): Nosotros no debemos
hacer frases.
SR. ALBERNI (JOS) : Yo no trato de hacer frases
al proponer una enmienda a la enmienda de S. S.
lo que he tratado es de interpreter los propios deseos
del Sr. Sagar6.
SR. GIL (HELIODORO) : No se puede aceptar esa cla-
se 'de enmienda, porque eso seria darle una pufialada
trapera a la Ley esta noche.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : No puede cobrar...


SR. ALBERNI (Jos) : No hay necesidad de decir
esto.
Si. GIL (HELIODOR3): (Dirigi6ndose al Sr. Saga,-
r6). S. S. habla much y lo impide todo y esto me
,parece may poco serio. Esa es una pufialada trapera
-SR. SAGAR6 (BARTOLOML) : Yo Sres. Represeutan-
tes lo que deseo es que la Camara haga o acuerde lo
que dcba hacer.
SU. G-i. (HELIODORO) : Sr. Prescdente, vamos a
discutirlo y acabemos de una vez.
Su. SAGAO (.BARTOLOME) : Yo lo que pido es que
se me explique esto...
SR. GI (HIELIODOnO) : Yo le doy a S. S. las expli-
caeioiin que le di6 un Capitin de Policia...
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : ,.Que me ha dado un
capitin de policia... ? a mi nunca ningin Capitin
de Policia me ha .dado nada.
Sr. GIL (ITELIODORO) : S. S. sabe perfectamente a
lo que yo me refiero. S. S. esti combatiendo aqui a
esta mujer, que tiene mds m6ritos que S. S. Comba.-
tame a mi y no a ella; yo le puedo dar a S. S. las
explicaciones que o1 estime convenient c6mo y d6n-
de quiera...
SR. *SAGAR6 (BARTOLOM'E) : Mucho debe estimar S.
S. a esa persona cuando le dice "esta mujer",
SR. GII (IIELIODORO): No, esta sefiorita.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : El Sr. Gil debe saber
que yo no combat nunca por malquerencla a nadie.
Tal parece .que 61 cree que es 61 el finico que tiene
derecho a discutir en esta *Camara, y si esto fuera
asi, todos los demas Sres. Representantes estariamos
de m5s. Yo mantengo lo lque he propuesto, y oiga-
me el Sr. Oil, yo suplico al Sr. Gil no me je la
espalda.
Yo, 'por respeto a la Camara, no he contestado a
las frass que el Sr. Gil ha vertido aqui. S. S. ha
faltado el respeto y ]a consideraci6n de la Camara.
Yo tengo derecho a oponerme a eso como a cualquier
otra cosa que estime convenient y por lo ta'nto yo
'mantengo mi enmilnda.
SR. PRESII)ENTE (VERDETJA) : La enmienda del se-
fior Sagar6 no puede ser efectiva hasta tanto no est6
consignada en el Presupuesto Naeional. A discusi6n
la enmienda.
SR. ALBERNI (JOSE) : En esa forma, no habiendo
Presupuestos Nacionales, no puede ineluirse en la
enmienda.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Yo debo declarar a
los Sres. Representantes, que el Sr. Sagaro no tiene
el animo de obstruccionar la Ley.
SR. ALBERNI (Josh) : Yo creo que el senior Sarag6
no esta obstruccionando la Ley. Yo lo que quiero es
terminar este iicidente, hacienda una enmienda en
que se diga que esta plaza quedarA incluida en los
pr6ximos Presapuestos Nacionales.
SiR. PRESSIiENTE (VERDDEJA): Redacte S. S. la en.
mienda.
(El Sr. Albernfi se acerca a la Presidenclia).
Sn. PRESIDENTE (VERDETA) : A vota.ci'6n. Es deeir
que esta plaza quedara incluida en los 'pr6ximos Pre-
supuestos Nacionales.
Aeordado.
Se va a dar lectura al articulo 4o.
P'asari a la Comisi6n de Estilo,








DLARIO DB SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 41


Cu'mpliendo el acuerdo de la Cimara se va a dar
cuenta con el proyeeto dc 'ley respect al Consivado
en Ginebra.
(El Oficial de Actas leyendo):

A YA CAMARAn
Habana, 14 de Febrero de 1923.
'Sr. President de la CAmara de Representantes.
Senior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
aprob6 el adjunto Proyecto de Ley, referente a'cle-
var la categoria del Consulado de Segunda Clase en
Ginebra, Suiza.
Lo que tengo el honor de comunicarle, a. los o'ectos
del articulo 18 de la Lev de Relaciones enitre 'a Ca-
mara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente,
(f.) Aurelio A. Alvarez.-Presidente.--. Ritve-
ro.-Secretario.'-A. G. Osuna.-Secretario.

PROYECTO DE LEY
Art. lo.-Se eleva a la categoria de Consulado
General el Consulado de Sogunda Clase que en la ac-
tualidad existed en Ginebra, Suiza.
El Consulado General de Ginebra tendra -1 per-
sonal siguiente:
Un C6nsul General.
Tn Vicec6nsul.
Un -Caneiller de Consulado.
El sueldo y los gastos del C6nsul General y los
sueldos del Vicec6nsul y del C'anciller, serAn iguales
a los sueldos y gastos de residencia de los otros fun-
cionarios de sus respectivas categories.
Art. 2o.-E1 Consulado General de Ginebra ten-
dra para gastos de material la cantidad que en la
vigente Ley de Presupuestos se asigna. al Consulado
de Segunda Clase que se suprime,o la que en el
future se ]e sefiale.
Art. 3o.-Para el alquiler del local que ocupe en
Ginebra la oficina permanent de la Delegaci6n
de la Repfiblica en la Liga de las Naciones, y para
gastos menores de esa Oficina, excluyendo los gastos
de material que realize la Delegaci6n, se sefiala ade-
m'is, al C6nsul General en Ginebra, la cantidad de
seiscientos pesos anuales, pagadera por dozavas
Spartes.
Art. 4o.-Se suprime el Consulado General de Es-
tokolmo, Suecia; y en su Iugar so crea -una Agencia
Consular que serA desempefiada por un Agente Ho
norario.
El actual C6nsul General en Estokolmo pasara a
desempefiar el Consulado General en Ginebra.
Art. 5o.-Las cantidades necesalias para el cum-
plimiento de todo lo dispuesto en la present Ley,
se tomarAn de los sobrantes que resulten de la su-
presi6n del Consulado General en Estokolmo.
Art. '6o.-Esta Ley comenzarA a regir desde el
dia. de su publicacidn en la Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica.
Sal6n de Sesiones del Senado, en la Habana, a ca-
torce de Febrero de mil novecientos veinte y tres.
(f.) Aurelio A. Alvarez.-Presidente.- M. Rive-
ro.-Secretario.-A. G. Osuna.-Secretario.


SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
la totalidad.
(Silencio).
Se pone a wotaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo primer).
(El Oficial de Actas lo lee.)
Hay una enmienda del Sr. Enamorado.
Se le va a dar lectura.
(El Oficial de Actas leyendo):

ENMIENDA
Articulo 1.-Se eleva a la categoria de Consulado
General el Consulado de Segunda Clase, que en la
actualidad exirte en Ginetra, Suiza.
Se crea un Consulado de Segunda Clase adscrito al
Consulado General en Paris, Francia.
El Consulado General de Ginebra, tendra el perso-
nal siguiente:
Un C6nsul General.
Un Vice-c6nsul.
Un Caneiller de Consulado.
El sueldo y los gastos de residencia del 'C6nsul
General y los sueldos del C6nsul de Segunda, doe Vi-
ce-consul y del Canciller serin iguales a los sueldos
y gastos de residencia de los otros funcionarios de
sus respectivas categories.
Articulo II.-El Consulado General de Ginebra
tendri para gastos de material la cantidad que en
]a Vigente Ley de Presupuestos se asigna al Consula-
do de Segunda 'Clase, que se supreme, o la que en el
future se le seilale.
Cinmara de Representantes, Febrero 26 de 1923.
(f.) C. Pupo.-Olimpo Fonseca.-C. Enamoraado.
Se pone a discusi6n la enmienda.
SR. ENA-MORADO (CARLIXTO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : MIAs enc'ontra, para ha.
cer un ruego al Sr. Enamorado, y es para que esa
enmienda figure como un proyecto de Ily apart;
porque el proyccto de Iey viene del Senado y solo faltai
la aprobaci6n de ]a C':mara par:. ser reinitido al
Ejecutivo y con la aprobaci6n de esta enmienda 'ha-
bria que remitirlo'nuevamente al Senado.
El pr)yecto de ley, tal como viene de la alta CA-
mara, lejos de suponer mayors erogaciones, implica
una economic de cuatro mil y pico de pesos para el
Tesoro y la enmienda, por lo que yo he oido supone
nuevos gastos, nuevas erogaciones. Por eso yo pido a
la CMimara que esta enmienda figure como una pro-
posicin o como un proyeeto de ley separado.
SR. ENAMORADO (CALIXTO) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Enamorado.
Sr. E'NA foRADO (CALIXTO): Como ponente qjue
soy de la ley, encontr6 una enmienda que me pareci6
muy oportuna y ademAs la consult con various sefio
res Senadores; como ellos son por ministerio de la
Constituei6n los que han de aprobar los nombramien-
tos, les pregunt6 si estaban conformes, porque lejos








42 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


de constituir una erogaci6n mas al Estado con !1a
aprobaci6n de esa enmienda, result una economic
mayor.
Dice el Sr. de CArdenas que esta ley produce una
economic de cinco ,mil pesos y result una economic
mayor, vna economic de seis mil 'pesos con la apro-
baci6n de mi enmienda.
'SR. DE CARDENAS (RAUL) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. de C'Ardenas.
SR. DE 'CARDENAS (RAUL) : Yo desearia saber senior
President que raz6n hay para que existiendo en Pa-
ris un Consulado General, o un Consulado de prime-
ra clase, en estos moments que son de economies, de
disminuir los gastos pfiblicos, establezcamos un nue-
vo consulado en Paris de cualquiera que sea la clase
que se pretend establecer.
SR. EITAMORADO (CALIXTO) : El mismo motive que
hubo para hacker un consulado de segunda clase ads-
crito al de New York y otro al de Barcelona y de
Liverpool lo hay para haeer este consulado de segun-
da clase adscrito al de Paris. Es algo que se va a
suprimir para poder establecer ese otro simplemente
como mejor organizaci6n del servicio; y despu6s por
que estaria mejor representado por un c6nsul de
segunda ease el C6nsul General cuando tuviese ne-
cesiddad de disfrutar de licencia.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votacion
la enmienda, esta enmienda sustituye al articulo.
SR. DE 'CARDENAS (RAUL) : Ya que la Chmara so-
fior Presidc~jte lleva la cuesti6n a ese terreno yo
deseo consumer un turno en contra.
Sn. PI-rSTiENTE (VERDEJA) : La Presidencia, en-
tiende que habi6ndose dado la palabra ya a S. S.
y al 'Sr. Enamorado por dos veces estahan consurni
dos todos ios turns.
SR. DE CARDENAS (RAUL): Pero tratAndose de una
enmienda de esta naturaleza yo desearia antes de vo-
tarla conocer sus antecedentes. Por eso deseo saber
de donde se han de extraer los fondos necesarios pa-
ra sufragar los gastos de esa nueva creaci6n.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se le va a dar lecture
a la enmienda.
(7l Oficial de Actas ta lee.)
SR. ENAMORADO (CALrXTO): Yo supiico a la Presi-
dencia que haga que se le de lectura a la otra en
mienda en que se dice de donde se sacarin los fondos
para sufraFar los gastos.
(El Oficial de Aotas la lee.)


SR. DE CARDENAS (RAUL) : Sigo manteniendo mis
puntos de vista Sr. President y he de votar en con-
tra de la enmienda.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votac;6n
la enmienda.
Los que est6n conformes con ella se serviran po-
nerse de pie.
Para mayor claridad y con el objeto de hacer una
rectificaci6n de la votaci6n y para que en manera al-
guna pueda haber la duda en el inimo de algunos
sefiores Representantes, ruego a los sefiores Repre-
sentants que esten en contra de la enmnienda que se
sirvan ponerse de pie.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Para mayor claridad yo so-
licito que la votaci6n sea nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia ha he-
cho esto porque en ciertas votaciones no se dan cuen-
ta los sefores Representantes del resultado de ella.
S n. SAGAR6 (BARTOLOM)) : (Secretario). Sres. Re-
presentantes, yo, desde ste puesto de Secretario no
puedo apreciar el resultado de la votaci6n y como
por el cargo que ostento no puedo certificarla pido
que la votaci6n sea nominal.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se va a hacer nomi.
nal la votaci6n. Los que est6n conformes con la en-
mienda votaran si, los contrarios no.
(El Oficial de Aotas pasa lista).
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Han votado 63 Sres.
Representantes, '50 que si, y 13 que no.
Queda 'aprobada la enmienda.
Se va a dar lectura al articulo 2o.
A discusi6n.
Hay una enmienda.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Votaci6n nominal,
por haberlo solicitado un Sr. Representante. Los
que est6n conformes votarAn que si, los contrarios
que no.
(El Oficial de Actas pasa lista.)


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Han
ta y nueve Sres. Representantes.
No hay quorum.
Se levanta la sesirn.
(Eran las ocho y media p. m.)


votado cincuen-


IMF. P. TERI4ANDEZ Y CA., PI V MARGA1. 17#I4 HABAN




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs