Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01024
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01024
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


D ARIO


E


SESIONES


DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES
DECIMO PERIOD CONGRESSIONAL
CUARTA LEGISLATURE
VOL. XXXIX LA HABANA, 28 de Febrero de 1923 NUM. 13

Sesion ordinaria de 26 de Febrero de 1923

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretaries: Sres. Armando Chardiet y Luis F. Salazar.
SUMARIO
A las 3 p. m. la Presidencia declare abierta la sesi6n. -Se di6 lectura al acta de la anterior que fue
aprobada.- La Cimara acept6 la renuncia del Representante senior Pedro A. Aragon6s, procla.
mando al primer suplente, senior Miguel Espinosa.--Se di6 por enterada la Canara de una ex
posici6n del Comit6 Permanente del Congreso Nacional de Corporaciones Econ6micas solicitan-
do la derogaci6n del impuesto del cuatro por ciento.- Lectura de varias Proposiciones de Ley.
-Con motive de existir varies Proyectos de Ley concediendo pensions, se promovi6 un debate
acordfndose -suspender el debate y nombrar una Comisi6n especial que informed sobre las pensio-
nes concedidas y las que debe discutir la COmara. Continuaci6n del debate sobre del Proyecto de
Ley concediendo cr6ditos para gastos de las Juntas Municipales Electorales, siendo la hora regla-
mentaria la Presidencia levant la sesi6n. -Eran las 5 p. m.


SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se abre la Sesi6n.
(Ean las 3 p. m.)
Se va a dar lectura al Acfa de la Sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas le lee.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se apl eba el Acta?
(Senales afirm{ativas.)
Aprobada.
Se va a dar cuenta con una comunicaci6n del Se-
nado, referente a la consignaci6n de $50,000.00, para
los Asilos de Ancianos.
(El Oficial de Actas leyendo.)
IIabana, Febrero 20 de 1923.


Sr. President de la CGmara de Representantes.
Senior:
E1 Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
aprob6 6l Proyecto de Ley de ese Cuerpo, referen-
te a destinar la cantidad de treinta y ocho mil pe-
sos para ]a atenei6n de los Asilos de Ancianos de la
iepfiblica y la de cincuenta y siete mil doscientos
trece pesos para atenci6n de los menores asilados;
habi6ndose remitido al Ejecutivo Nacional a los efee-
tos constitucionales.
fMuy atentamente,
(F) Aurelio A. Alvarez, Presidente. -M. Rive-
ro, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.








2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES
las sesenta copmcoe qu nega s gns


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Camara se da por
enterada.
Se va a dar lectura a una comunicaci6n del senior
Aragon6s en la que renuncia su Acta de Represen-
tante, por haber sido electo Alcalde de la ciudad de
Cienfuegos.
(El Oficial de Actas leyendo.)
Cienfuegos, Febrero 23 de 1923.
Honorable Sr. President de la C&mara de Repre-
sen'tantes.
Habana.
Sefior:
Cumpliendo lo dispuesto en el Articu'lo 85 de la
Ley OrgAnica de los Municipios, tengo el honor de
dirigirme a Vd. para que lo haga conocer al Cuer-
po Colegislador de su digna Presidencia, expresin-
dole que he optado por el cargo de Alcalde Muni-
cipal de esta Ciudad, para el que fu e'lecto en las
elecciones de lo. de Noviembre ppdo. y del que debo
tomar posesi6n a las doce meridiano del dia de
manana.
Asi, por este medio, confirm el cable que en es-
te mismo sentido he tenido el honor de dirigirle a
Vd. en el dia de hoy.
De Vd. atentamente,


P. A.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): I Estil
COmara en aeceptar la renuncia del


Aragones.
d:, acuerdo la
Sr. Aragon6s?


(Seiales afirmativas.)
Aprobada.
Se va a dar lectura a una oomunicaci6n del senior
Espinosa en relaci6n con la sustituci6n del senior.
Aragon6s.
(El Oficial de Acias la lee.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Estd de acuerdo la
.Cmanra en proclamar al Sr. Espinosa?
(Sefiales afirmativas.)
Aprobado.
Ruego a los sefiores Chardiet y Salazar que intro-
duzcan en el hemicielo al Sr. Espinosa.
(El selor Espinosa saluda al Sr. Presidente,
acomnpaiiado de los Sres. Chardiet *y Salazar.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Continfla la leetura de
comunicaciones.
,(El Oficiail de Aotas, leyendo).
M:ayo 30, 1922.
Sr. President de la CAmara dde Representantes.
Habana.
Sefior:
El Comite Permanente del Congreso Nacional de
Corporaciones E'con'micas, en sesi6n celebrada el
dia seis del pasado mes .de Abril, acord6 elevar a
Vd. respetuosa exposici6n, que contiene el criterio
de las Corporaciones Econ6micas -de la Repfiblica,
en oposici6n a todo nuevo impuesto que aumente el
sistema tributario de la Naci6n.
El Comite PeY manente, antes de haeer entrega
del present document, lo ha sometido al juicio de


las sesenta corporaciones que integran ese organis-
mo, mereciendo la aprobaci6n general 'de las mismas.

ExPOSICI6N:

Problema entire los mas complejos y de los que
mis han preocupado a los hacendados, ha sido
siempre, el de la creaci6n de impuestos. Las mas
graves conmociones politics y econ6micas, se de-
rivaron ide causes preidominantemenite financieras.
En la ciencia econ6mica ocupa preferente aten-
ci6n, por la importancia que tiene la existencia de
los pueblos, la provision de los 'recursos necesarios
para que el Estado pueda tender a los servicios
piiblioos.
Expuesto lo anterior, pudi6ramos prescindir de
consignar en este document, el studio detenildo
y la cuidadosa atenci6n que hemos decidido a con-
sidcrar y a analizar este problema, ya que las cor-
poraciones econ6mieas tienen que ser y deben .de
ser, en todos los mementos, el medio por el que el
pais productor debe ser oido, oonstituyendo un gra-
ve error de los dos Poderes Puiblicos, prescindir de
sus razonadas alegaciones.
La primer condici6n que require el estableei-
miento de todo nuevo impuesto, es tender a la ne-
cesidad financier del Estado, dentro del sano y
just concerto que ha definido De Viti de Marco,
en virtud del cual. "el pueblo, en las actuales so-
ciedades demoerkticas, tomado en su conjunto, co-
mo finica economic colectiva, s6lo debe soportar el
extricto costo de la producci6n ide los servicios
puhlicos".
De aqui se deduce, racionalmente, que no admi-
tamos come servicios pfblicos mns que los recono-
cidos como necesarios e indispensable para el bien
individual o colectivo, ya que el impuesto "es la
eontribuci6n exigida a cada cindadano por su par-
te en los gastos del Gobierno" o como decia Mira-
bean n un mensaje a ]a Convenei6n Constituyen-
te: "El impuesto es una denda comfin de los ciu-
dadonos. una especie de indemnizaci6n y el precio
de las ventajas que la sociedad les procura".
Hay, pues que considerar si con los actuales in-
rresos que pereibe nuestra administraci6n, pueden
atenderese los servicios pfiblicos que el pueblo de
Cuba debe tener en los moments actuales.
No puede tender este document un character ana-
litico, llegdndose a depurar en' l1 los distintos ca-
pitulos y partida del presupuesto reajustado por
el Honorable Sefier Presidente de la Repfiblica y
en vigor para el afio eeon6mico que veneer en 30
de Junio pr6ximo, y que asciende a la suma de
$59.887,797.70; bastarh para ello una ligera compa-
raci6n con los presupuestos que han regido desde los
afios de 1904-5 hasta el present, para robustecer la
creencia general de que la ascendencia del vigente
presnpnesto es suficiente para lenar con holgura las
necesidades de los servicios puiblieos, y, por tanto,
es innecesaria la creaci6n de nuevos impuestos, ya
que, come dice un hacendista: "La legitimidad de
los gastos, es el fundamento de la justicia de los in-
gresos."
He aqui la ascendencia de los presupuestos, des-
de los afios 1904-5 al vigente de 1921-22 t








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3
I i


1901-5 .
1905-6
1906-7 .
1907-8 .
1908-9 .
1909-10.
1910-11.
1911-12.
1912-13.
1913-14.
1914-15.
1915-16.
1916-17.
1917-18.
1918-19.
1919-20.
1920-21.
1921.22.


Se nota un aumento constant, a partir del afio
1912-13, en los gastos pfblicos, hasta alcanzar la fa-
bulosa suma de $104.137,085.00, que importaba el
presupuesto del afio 1921-22, a cuya suma hay que
unir la gratificaci6n concedida a los empleados y
funcionarios por la Ley de lo. de Julio de 1920,
calculando en $32,000.000.00, resultando que se ha-
bia llegado a autorizar en nuestro pais, con una po-
blaci6n que no Ilega a tres millones de habitantes,
un presupuesto de gastos de $136.137,085.00, o sea
$45.38 por capita, sin tener en cuenta la ascendencia
de los presupuestos municipales y provinciales.
Este presupuesto ha sido reducido por el Honora-
ble senior Presidente de ]a Repdblica, a la indicada
suma de $59,887.797.70, sin que se hayan producido
series trastornos en los servicios pfiblicos, lo cual
evidencia el derroche entronizado en los gastos del
Estado, que se venia produciendo con grave daiio del
pueblo de Cuba.
Si tenemos en cuenta, ademis, que el afio 1914 se
concert un empr6sti-to de $10,000.000.00; que en el
anio de 1917 se Ilevaron a cabo dos empr6stitos mas,
uno de $30.000.000 y otro per $5.500.000, tendremos
que darnos cuenta de que se hace absolutamente ne-
cesaria refrenar la tendeneia temeraria y suicide que
lleva a la Hacienda de la Repfiblica...
"Toda la cuesti6n-dice el economist Gide-
desde el punto de vista econ6mico, es saber si esos
millones quitados al capital y al trabajo national,
serin derrochados en mantener a parisitos y en
crear empresas infitiles, o si seran atinadamente
empleados en construir eaminos, puertos, en orga-
nizar la ensefianza professional, los segnros, etc.. o
hasta en evitar una guerra desastrosa. Si el Gobier-
no que rige los destinos del pais fuera prudentisimo
y supiera emplear el dinero mis fitilmente que los in-
dividuos que lo poseen, el aumento de gastos pibli-
cos seria causa de enriquecimiento y no de empobre-
eimiento. Cierto que esta hip6tesis es muy poco pro-
bable y por eso es inquietante el aumento de gas-
tos puiblicos; pero de todas maneras si ha dde venir
la ruina, vendr,. no por la proporci6n creciente de
dichos gastos, sino por el empleo que de ellos se
haga".
No puede justificarse la inversi6n que se ha dado
a esas inmensas sumas de dinero, sustraidas a la ac-


$ 17.915.013.00
21.656.126.00
24.246.418.00
25.827.561.00
26.803.325.00
31.070.411.00
30.996.599.00
34.024.582.00
33.974.147.00
37.756.914.00
38.862.905.00
40.369.994.00
42.828.947.00
45.921.521.00
64.430'. 773.00
66.621.151.00
71.993.003.00
104.137.085.00


tividad privada en forma de impuesbos, pues el aban-
dono on que han estado todos los servicios, la caren-
eii absolute de las obras pfiblicas que aunque apa-
recen en presupuestos no se realizan, justifican la
creencia, bien arraigada, .de que el problema no
esta en aumentar los ingresos, sino en una junta, mo-
ral y honrada recaudaci6n y aplicaci6n de los in-
gresos del Estado.
Con s6lo presupuestos que no han ascendido a
mas Oe 138.000.000.00, el pais ha atendido su ad-
ministraci6n de justicia, ha extendido sus carrete-
ras. ha hecho importantes puentes, a subvencionado
nuevas Jineas de ferrocarriles; ha mejorado sus puer-
tos, ha creado escuelas, ha atendido sus servicios sa-
nitarios, ha dominado las epidemias que nos han in-
vadido, invirtiendo en ello grandes cantidades -de
dinero; en suma, ha atendido todas las necesidades
propias de un pueblo civilizado y progregista. Y
aunque hPy que reconocer que so han elevad6 los
gastos por las nuevas atenciones a que ha de hlacer-
le frente al Estado, no lo han sido al extiemo de
que se requiera un presupuesto mayor del que rije
en la actualidad y que ha de ser cubierto con los
ingresos ordinarios que hoy se reeaudan, tanto mAs
si tenemos en cuenta que, como dice Lerroy Veau-
line: "la incidencia de los impuestos va'ia much,
segin el pais es pr6spero, o no lo es". y habiendo
mejorado considerablemente en estos iltimos dias
nuestra situaci6n econ6mica, por las ventas de nues
tro stock azucarero y por la buena prespectiva que
se nota en el precio del azucar. una rational deduc-
ci6r one Ileva a career a que debe aumentar el pro-
dnuto de los inrres's, rebasando los c.leulos actuales
Si ademas tenemos en cuenta que siempre result
el seaundo semestre -de cada afio econ6mieo el de ma-
vor reeandaci6n de nuestros ingresos, no es aven-
tnrado ser optimista en caleular un superavit del es-
timado. por lo recaudado en el primer semestre del
Porrien+e ejercieio.
El problema no se ha de resolver soportando pa-
cientomente el pais todas las eargas que en forma de
im:puestos se pretend obtener del pueblo de Cuba.
En la economic pfiblica, es cierto, los gastos de-
terminan y limitan los ingresos; pero esto es cuando
se trata de necesida-des coleetivas, que requieren ab-
solutamente ser satisfechas. Los gastos para atender
el costo de los servicios actuales, esthn cubiertos por
los ingresos calculados; no hay raz6n de ninguna
eppecie para aumentar los ingresos del Estado.
Cuando hemos lefdo los variadas y multiples im-
puestos recomena-domos por la Comisi6n Consultiva
e Informativa de Aranceles e Impuestos, presidida
por el senior Hlrd. nos hemos llegado a creer que
Cuba, por haber tonmado parte moralmente en la
contienda europea, habia salido de ella con extraor-
dinorias complicaciones econ6micas, a las cuales era
necesnrio hacer frente. como en estos moments las
grandes poteneias continentales se ven obligadas a
ello, abrumando a sus pueblos con extraordinarias
erog'aiones. consecnencia natural de lo grande
gastos contraidos para hacerle frente a la guerra y
al cumplimiento del tratado de paz.
Pero cun.ndo vemos one Cuba no esta en ese ca-
so. y del anklisis que hacemos llegamos a la creen-
cia de que todos esos impnestos se crean sin otro
fundamento que lo que en el campo de la Hacienda







4 DIARIO DE SESIONES DE IA CAMARA DE REPRESENTANTES


se llama la conveniencia del agente politico, no es
possible que las corporaciones economics, represefi-
tadas por el Comit6 Permanente, puedan mostrarse
conformes con dichos impuestos.
Antes al contrario. estahlecer impuestos que lie-
van a las areas del Tesoro superavit de millones, es
una media antiecon6mica y casa siempre de gran-
des males, porque ello track come conseciiencia inhe-
rente, el derrocho, el desorden administrative, la in-
moralidad pfiblica de muy variadas formas.
Los actuales ingresos todavia permiten mantener
gastos innecesarios que en ningfin pais de adminis-
traci6n ordenada y que tenga conciencia de la ele-
vada misi6n que la sociedad le confia, se mantienen
sin desnaturalizar esos principios.
Y no es possible tratar el problema de la creaci6n
de los nuevos impuestos sin relacionarlo con el nr6-
posito. repetidas veees anunciado por el Poder Eje-
cutivo. de levar a cabo la concertaci6n de un em-
pr6stito de $50.000.000.00, el mayor y el mrs injns-
tificado aue hasta el present se ha pretendido 1le-
var a eabo por el Estado.
Y en esta imp'resi6n general que tiene la opinion
piblica, so encuentra robustecida, en el juicio de los
aliembros que componen el Comit6 Permanente del
Congress Nacional de Corporaciones Econ6micas,
por la paladina declaraci6n de los miembros de la
Comisi6n Consultiva e Informativa de Aranceles e
Impuestos que preside el senior Hord, que ha mani-
festado que su misi6n era la de recomendar la crea-
ci6n de. Impuestos que pudieran establecerse, sin
que a ellos compitiera el que los referidos impuestos
fueran o no necesarios.
A este precepto, es oportuno transcribir la opi-
ni6n de un hacendista de la autoridad de Flora:
"Por el contrario, done la presi6n tributaria fu6
y es siempre mAxima, que el Estado jams dej6 al
impuesto un margen de expansion para moments
dificiles; de donde no se conocieron impuestos gra-
vosos que duraderamente reduce el consume y el
ahorro; donde su imported supera a todo incremen-
to de actividad y de economic a que todavia pueda
someterse racionalmente el contribuyente, es en va-
no esperar un progress en la produeci6n. El impues-
to resuelve en un lento empobrecimiento de la Na-
ci6n."
"La opresi6n describe IMIac Cullo o transfor-
ma a los hombres en heroes, o los envilece y haee dc
ellos esdlavos; del mismo modo, los impuestos, se-
gfin su pesadumbre, hacen a los hombres industrio-
sos, emprendedores y ricos, o indolentes, -desconfia.
dos y pobres."
La tendencia peligrosa en que se impulsaria al
pais, es motive de gran zozobra para los corazames
cubanos. Cada Empr6stito que se lleva a cabo, es ur
paso que se da en la senda de males y perjuicios pa
ra Cuba. La primera sensaci6n que produce y el pri
mer razonamiento que todos nos hacemos, es el d(
preguntarnos si acaso no tiene la Hacienda del Es
tado, manera de normalizar la situaci6n actual poi
otros medios que no scan el de concertar nn em
pr6stito exterior, en el que tanto empef'io demnes
tra el seofor Secretario de Hacienda y la Banea ex
traniera con quien se pretend concertarlo, y so
bre cuvo hecho, trascedental para Cuba. por su ex
traordinaria cuantia. vacile el Jefe del Estado. una:
veces mostrhndose partidario del mismo y otras ve


ces tranquilizando al pais con declaraciones de que
no se llevara a cabo dicho emprostito.
El Comit6 no ha entrado a analizar la bondad o
los inconvenientes de ninguno de los impuestos nu-
merosos que ban recomendado la Comisi6n creada
por el decreto 2159, por mostrarse opuesto a todo nue-
vo impuesto; pero vamos a hacer una sola objeei6n
al del 1 por 100 sobre las ventas, toda vez que este
ha sido considerado por algunas entidades econ6mi-
cas, mostrando su franca hostilidad al mismo.
Como se trata de hechos sobre los cuales, ni los
hombres que integran este Comit6, ni nadie en Cuba,
tiene experiencia, tendremos que apelar al juicio de
publicistas de autoridad mundial, para que ellos
sean los que guien nuestras deliberaciones y robus-
tezcan nuestros juicios, nuestros juicios y ese repec-
to, copiaremos ]o que dice ,del impuesto sobre la ven-
ta del notable hacendista Flora:
"Pero como recae sobre la venta al detalle, grava
mis duram-ente a los consumidores menos pidientes,
asegurrando un extra beneficio a los comerciantes al
por mayor y a los vendedores."
Otro de los reparos que a primera vista sugiere el
citado impuesto. es que el mismo se establece, sin
distingo necesario, sobre la venta al por mayor y
sobre la venta al por menor, haci6ndolo de esta
suerte altamente oneroso para nuestras classes ne-
cesitadas, a las que Ilega recargado.
Ante lo consiqnado, no puede haber para las cor-
poraciones econ6micas. representadas por el Comi-
t6 Permanent, otra disyuntiva que la 'de su mas
formal, consciente y en6rgica oposici6n a todo nue-
vo impuesto, de acuerdo con las conclusions del
Congress y de acuerdo, tambi6n con la exposici6n
entreznada al Honorable senior Presidente de la Re-
nfiblica. en 20 de Enero del corriente afio."
Tna sola consideraci6n, senior Presidente de la
Cimara de Representantes, nos import ratificar
en este escrito, y es one nos mueve un profundo in-
ter6s por la prosperidad de las Instituciones pitrias
v del pueblo cubano, a quienes afecta intensamente
pi asunto de los impuestos, toda vez que ellos han de
contribnir a elevar el cost de la vida v ban de
afeotar a la produci6n y a la prosperidad del pais.
Respetuosamente,
(f.) Dr. Pedro A. Kohly, Presidente.-M. A.
Cbeath, Secretario.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
SSr. Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Para proponer a la Ca-
mara, que acnerde traer a la Sesi6n de maiiana, el
Dictamen de la Comisi6n de Justicia v C6digos, refe-
rente a modificar la Ley del 1 por 100.
SR. PRESTDENTE (VERDEJA): Esta dde acuerdo la
SCimara con lo solicitado por el Sr. Sagar6?
(Scit.les afirmativas).
Aetordado.
r SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Para pro-
- poner una modificact6n. Yo deseo que se tome el
- acuerdo en la forma siguiente: Que en la pr6xima
- sesi6n que se cel.ebre, en primer lugar, despu6s de
- las urgencias acordadas por la CAmara, se trate del
- Dictamen dde la Comisi6n de Justicia y C6digos,
s acerca de la material a que se ha referido el senior









biWio bh sEsioas D' h L'A CnAPRA DE R EPPRESE'NT'E'S


SR. PRESIDENT (VERDEJA): Sr. Freyre; como ya
hay un acuerdo de la Camara, .de tratar en prefe-
rente lugar en el -dia de mailana el asunto que se re-
fiere al retire de los Ferroviarios, a continuaci6n de
esto, se tratark el que S. S. ha indicado.
Se va a dar lectura a las proposiciones de Ley.
(El Oficial de Actas leyendo.)
A la Cimara.
Por Cuanto:-El Articulo 159 de la Ley Orgbni-
ca del Poder Judicial, en su parrafo primero re-
quiere para ser Secretario Judicial, tener veinte y
tres afios de edad.
Por Cuanto:-Que el Articulo 341 en su parrafo
primero de la susodicha Ley Orgdnica del Poder Ju-
dicial require para ser Procurador, haber cumpli-
do veinte y tres afios de edad.
Por Cuanto:-El propio cuerpo legal en su ar-
ticulo 50, parrafo segundo, s6lo require veinte y
un afios de edad, para ejercer las funciones -e Juez
Municipal de Tercera y Cuarta Clase.
Por Cuanto:-El Articulo 319, parrafo primero
de la expresada Ley Organica de nuestro sistema
judicial, exige veinte y un aiios de edad, para poder
ejercer la profesi6n de Abogado.
Por Cuanto:-El Articulo 320 del C6digo Civil,
tal y como qued6 reformado por la Ley de 21 de
Junio del afio 1916 a los veintiun aiios de edad, uno
es mayor de edad y tiene derecho a regir y gobernar
su persona, siendo por tanto responsible de todo
cuanto haga a esa edad, lo que no sucedia antes de
la Ley de 21 de Junio de 1916, pues antes de esa
Ley modificatoria se exigia, para ser mayor de edad,
tener cumplidos veinte y tres afios de edad.
Por cuanto:-Que no hay raz6n alguna para
exigir mayor de edad para cargos de menor respon-
sabilidad como lo son el Secretario Judicial y Pro-
curador, eomparados al de Juez Municipal de Ter-
cera y Cuarta Clase y Abogado.
Por Tanto, los Representantes que suscriben, pre-
sentan la siguiente

PROPOSICI6N DE LEY:
El articulo 150 de la Ley Organica del Poder Ju-
dicial, en su inciso primero, quedarA redactado de la
siguiente manera: "Haber cumplido veinte y un
afios de edad".
El articelo 341 de la expresada Ley Organica del
Poder Judicial, yn su parrafo primero, quedara re-
dactado en esta forma: "Ser mayor de veinte y un
afios de edad".
Sal6n de Sesiones de la Camara, labana 23 de
Febrero de 1923.
(f.) Rafael Groso.-Carlos Guis. -L. Estrada
-Carlos Manuel de la Cruz. -V. Alonso Puig.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tomada en consider
raci6n pasa a la Comisi6n de Justicia y C6digos.
(El Oficial de Aotas leyendo.)
A 'la Camara:
Teniendo en cuenta, que los Consejeros Provin
ciales de la primera etapa republican sin ningOi
fundamento constitutional, ni de ley alguna promul
gada por el Congreso, se les priv6 de cobrar sus le


gitinos haberes durante dieho afio, no obstante ha-
ber esta-do en funciones, pues ejercitaron su come-
tido como Consejeros cooperando a la elecei6n de
los Senadores y continuando su labor dentro de lo
prescripto en la Constituci6n.
Las razones antes expuestas, justifican de mane-
ra evidence, el dereeho .que tienen dichos seiiores a
que se le abonen sus haberes como se hiciera, con to-
dos los funcionarios en el orden colectivo, en la ex-
presada fecha.
Los Representan'tes que suscriben someten a la
consideraci6n de la Cnmara la siguiente

PROPOSICS6N DE LEY:
Art. 1.--Los Consejos Provinciales de la Repfibli-
ca, p'or medio de su Ejecutivo, practicaran una li-
quidaci6n de las dotaciones, que por eada provin-
cia se Ijaron, en los presupuestos provinciales, del
afio de 1902, a los consejeros, determinando los me-
ses de dicho aiio, que dejaron de percibir, sus dota-
ciones, contAndose desde el dia que tomaron pose-
si6n.
Art. 2.--Practicada la liquidaci6n referida, a con-
tar de la publicaci6n de la present Ley, el Ejecu-
tivo enviara un Mensaje a su respective Consejo Pro-
vincial, para que forme su presupuesto extraordi-
nario y se incluyan en el mismo, las eantidades co-
rrespondientes a cada uno de los Consejeros, de la
Apoca anteriomente citada, para su inmediato pago.
Art. 3.o--Se derogan todos los Decretos, Ordenes,
Leyes, etc., que se opongan al eumplimiento de la
present Ley, la que comenzarA a regir desde el
dia de su publicaci6n en la "Gaceta Oficial de la
Repfiblica".
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los veinte y un dias del mes de Febrero de mil
novecientos veinte y tres.
(F) Carlos Guds. --Juan Espinosa. -B. Alfon.-
so. -Jose Esquivel. -0. Barrero.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tomada en ionsidera-
ci6n pasa a la Comisi6n de Justicia y C6digos.
Se va a dar lecture al dictamen de la Comisi6n de
Justicia y C6digos, al Proyeeto de Ley referente a
modificar el filtimo pArrafo del articulo tercero de
la Ley de Jubilaciones a los empleados civiles.
(El Oficial de Actas to lee.)
Se incluira en el .orden de dia.
SR' PRESIDENT (VERDEJA) : Seiiores Represen-
tantes: Por virtud de un acuerdo de la Cimara se
se va a dar cuenta con las solicitudes de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios presentadas, rela-
etivas a pensions.
SR. RECo (ENRIQUE): Anuncio que tengo pre-
Ssentada una solicitud de suspenst6n de preceptos
reglamentarios, relative a la pension al General L6pez
SReeio.
(El Oficiil de Actas da lecture a una solicited de
suspension de preceplos reglamentarios para discu-
tir la pension relative at doctor Fernando Mendez
Capote).
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): ~No habia on
, acuerdo de la CAmara, relative a que todas las pen-
- siones se trajeran englobadas para su discusi6n, con
- o sin dietamen de las Comisiones respectivas?


u


--









8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES i


SR. FERRARA (ORESTES) : Me parece que se habia
acordado dar cuenta conjuntamente a la Camara
con todas las solicitudes de suspension de preceptos.
SR. REY (SANTIAGO): Se puede'dar cuenta con to-
das las solicitudes y discutirlas una por una.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): No, todas con-
juntamente.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Lo que se propone
es la alteraci6n de la orden del dia para tratar des-
pu6s todas las pensions pendientes.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Debemos tomar
el aeuerdo de discutirlos conjuntamente todas.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): EstA de acuerdo la
Ckmara con la proposici6n formulada de que se dis-
cutan conjuntanmente todas?
(Varios seiLores Representantes: No, no.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Entonces tendran la
,bondad de decirme los sefiores Representantes en que
forma se va proceder a la discusi6n.
SR. GIL (HELIDORO) Sefior Presidente: Yo .de-
seo hacer una aclaraci6n a la Oamara: Yo entiendo
que no hay necesidad de proceder a discutir las so-
licitudes de suspension de preceptos reglamentarios,
porque ya existed un acuerdo de la Cimara, y desde
el moment en que se acord6 qu.e a la sesi6n de hoy
viniera con o sin dictamen todas las pensions para
discutirlas, no hay necesidad de nuevo acuerdo. Lo
flnico que debe ser objeto de debate es la alteraci6n
de la orden del dia.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Eso es lo que ha pro-
puesta la Presidencia.
SR. GIL HELIODORO) : En cuanto a la alteraci6n
del orden del dia, yo pido a mis compafieros que em-
pefiemos nuestra palabra de estar aqui hasta que se
discuta la iltima de las pensions.
SR. REY (SANTIAGO): Yo no estoy conforme; pe-
ro propongo desde ahora la pr6rroga -de la sesi6n
hasta discutir todas las pensions que figuran en la
orden del dia.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): s Esti de acuerdo la
CGmara en prorrogar la sesi6n hasta diseutir todas
las pensions que figuran en la orden del dia?
(Sentales afirnativas.)
Acordado.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo desearia que se diera
cuenta con el acuerdo de la Oimara que fijaba para
el dia de hoy la discusi6n de todas estas pensiones...
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar -lectura
al acuerdo de la Camara.
(El Oficial de Actas lo lee.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Sefiores Representan-
tes: El acuerdo de la Camara fu6 que se tratara to-
do lo relative a pensiones. No se especific6 si debian
ser del Ej6reito Libertador o no.
SR. FERRARA (ORESTES) : i Estamos ya en la orden
del dia?
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Si, senior.
SR. FERRARA (ORESTES) : Entonces no creo que se
daba acudir a la suspension de preceptos reglamen-
tarios, dado que era claro el aeuerdo; y como el
acuerdo no dice que debian discutirse conjuntamen-
te, creo que debe hacerse como indica la Presidencia.


SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Entonees la Camara es-
tA de acuerdo con que no se d6 cuenta con alteracio-
nes de la orden del dia y que si se haga como figure
en la misma?
(Seoiales afirmativas.)
Acordado.
(El Oficial de Actas leyendo.)
Habana, 7 de Junio de 1921.
Sr. President de la Cimara de Representantes.
-Sefior: El Senado, en sesi6n celebrada en dia de la
fecha, aprob6 el proyeeto de Ley que se aeompafia,
referente a conceder una pension de tres mil seis-
cientos pesos anuales al senior Alfredo Carnot y De-
lisle. Lo que tengo el honor de comunicar a Vd. a los
efectos del articulo 18 de la Ley de Relaciones entire
la Camara dde Representantes y el Senado.
Muy atentamente de Vd.
(F) Awrelio Alvarez, Presidente. -ManIel Ri-
vero, Secretario. -A. G. Osuna, Seeretario.

PROYECTO DE LEY:

Art. 1.-Se concede una pension vitalicia de tres
mil seiscientos pesos anuales, pagadera por dozavas
parties, al Sr. Alfredo Carnot y Delisle.
Art. 2.---El credit que por esta pension se con-
cede se tomarA de los fondos disponibles del Tesoro
hasta su inclusion en los Presupuestos Generales de
la Naci6n.
Art. 3.o--Esta Ley empezari a regir desde su pu-
blicaci6n en la "Gaeeta Oficial dde la Repfblica".
Sa16n de Sesiones del Senado, Habana, a los site
dias del mes de Junio de mil novecientos veinte y
uno.
(f.) Aurelio Alvarez, Presidente. -Manuel Ri-
vero, Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
SR. RECIO (ENRIQUE): Sr. President y sefiores
Representantes: Yo pido que alguien defienda cada
una de las proposiciones que se vayan sometiendo a
la consideraci6n de la Cimara.
'SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La tiene S. S.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN).: Pido la palabra.
sofiores Representantes: Ese proyeeto ha sido apro-
bado por el Senado de la Republica. La Cimara de
Representantes no va a realizar una labor que la co-
loque en condiciones de inferioridad al Senado de
nuestra patria, porque alli, para aprobar esta Ley,
se tuvo en cuenta que el Dr. Alfredo Carnot fu6 uno
de los primeros que lucharon por las libertades ,de
Cuba y en la Ciudad de Matanzas constituy6 un
comity revolucionario y fu6 amenazado y llevado al
castillo de San Severino por su active propaganda
por la libertad de Cuba y sufri6 con toda su familiar,
que tuvo en la miseria mas grande hasta el punto
que, habiendo desempefiado cargos importantes, ta-
les como el de Alcalde de Matanzas, ha dejado a su
familiar en la mayor miseria, siendo ese el titulo mas
grande de funcionario pfiblieo, porque, despu6s de
haber pasado p r grades empleos, esti en la mise-
ria su familiar, y en su consecuencia la Cimara de
Representantes, en esta tarde, no debe hacer otra








bi`ARiO DE S'EJ-SONES DE LA 0JAMARA DE REPiAESENTANTES


cosa que aprobar el Proyecto de Ley que viene a
llenar necesidades sentidas de un hogar puro y pa-
triota.
SR. RECIo (ENRIQUE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Recio.
SR. RECIo (ENRIQUE) : Para decir, solamente, que
yo habia pedido se explicara el motive que existia
para suspender los preceptos reglamentarios, con el
objeto de votar una pension sin dictamen, para que
hubiera alguien que abonara la votaci6n favorable y
coineidi6 la lectura del Proyeeto que concede una
pension a los familiares,del Senador Carnot. Yo no
estoy en contra de esa pension y quiero hacer constar
que no pedi la palabra con intenci6n de hostilizar la
pension del Senador Carnot, a favor de la cual ve-
tare.
SR. GODERICH (PEDRO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Goderich.
'SR. GODERICH (PEDRO): Sr. President y seino-
res Representantes: Los arguments que acaban de
exponer los distinguidos compafieros que me han
procedido en el uso de la palabra no son sufieiente-
mente explicitos para conveneer y llevar al animo
de la Camara la necesidad de votar un nuevo crbdito
conoediendo una pension a los familiares del se-
iior Carnot. Acaba de decirse que fu6 un ardiente
revolucionario, que fu6 un hombre que tiene m6-
ritos extraordinarios eon la patria, y si esto es asi,
esta comprendido en la Ley General de Pensiones
a los Veteranos y que la Repfiblica sostiene para
premier a todos los que de manera alguna se distin-
guieron por conquistar la libertad. jPor qu6 en-
tonces el senior Rodriguez, que es abogado, no lo tra-
mita ante el J'uzgado correspondiente esa misma
pension y no que tra'ta de obtenerla de la Cmara
con desigualdad manifiesta para todos aquellos que
tienen su derecho reconocido por una ley de igualdad
para los ciudadanos? Aqui nos hemos juramentados
algunos compaiieros para no dejar pasar mAs pen-
siones y solicitar que el que so consider con derecho
acuda a los tribunales y declare que agradeceria
al doctor Orestes Ferrara que por medio de su elo-
cuencia, con la justicia con que siem.pre ;trata todas
las cosas de la Patria, actie para que la Camara ha-
ga alto en este camino eniprendido que no result
mks arm6nico para 4ys intereses de la Repfiblica.
Cincuenta y seis proyeeto de Ley procedentes del
Senado conceden pensions a Veteranos o familiares
de Veteranos fuera de la Ley General de Pensiones,
del propio Senado, sefiores que han negado hace po-
cos dias a los agricultores del pais, los cr&ditos pa-
ra reparaciones o construcciones de vias que le son
indispensables para .poner en el mereado los frutos
que cultivan que son honra de Cuba y provecho del
pais para echarse inmediatamente sobre el tesoro de
la patria y votar infinitas pensions que ningun
provecho ni beneficio reportan, por tratarse de Le-
yes de privilegio de carAeter personal.
Yo fui a la revoluci6n a la edad -de catorce alios y
declare que no votarE una sola pension sometida a
la eonsideraci6n de la Oamara. Yo no crei ni pue-
do aeeptar jams en mis suefios de libertad que los
hombres que nos serialaron el deber, aquellos que
destruyeron sus propiedades en holocaust de la pa-
tria, ,y de la libertad y para gloria nuestra se dig-


nificaron en el eumplimiento de sus virtudes, fue-
ran mis felices que la actual generaei6n. Esta pareee
incapaz de imitar aquella obra de sacrificio y por el
contrario se dedica a otorgar leyes de carActer per-
sonal.
Este debate de earAicter elevado exije condiciones
intelectuales para sostinerlo que yo no poseo y por
tanto ruego al doctor Ferrara, que muy bien puede
representar la verdad revolucionaria, diga en nues-
tro nombre a la Cimara de Representantes que es
lo qui pretend, o qu6 es lo qu6 quiere. Por nuestros
errors un nuevo gravamen, un fardo de 50 millo-
nes de pesos ha caido sobre el pueblo. Es hora de
economias, de sacrificios. Es el moment -de aban-
donar para siempre la feria del derroche, del des-
pilfarro y de la irreflexi6n y de trabajar, con su-
premo esfuerzo, por el bien de Cuba, por el engran-
deeimiento de la patria, asentada sobre sangre y las
ligrimas y los heroismos de tres generaciones. (Gran-
des aplausos.)
SR. RECIo (ENRIQUE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra cl
senior Recio.
SR. RECio (ENRIQUE): No debemos tomar medi-
das que no sean :justas; este alto organismo, como
representative de la voluntad popular, no debe to-
mar resoluciones injustas, y lo seria, que despu6s
de que el Congreso y el Ejecutivo Nacional, han
votado uno y saneionado el otro tantas pensions
especiales, querramos ahora trazar una line circuns-
taneial para corlar esa media. Se puede ser jus-
to y recto, y aplicar a todos la propia Ley. Si eso
queremos ser, entonces deroguemos todas las pen-
siones especiales del Estado, y coloqubmoslas todas
dentro del plan general de pensions que tiene la
Reptiblica; pero no tracemos un line de conduct
en contra de los veterans y de los hombres ilustres
de la Patria que hasta ahora no han tenido quienes
los defendiesen en el Congreso.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM~uI): Pido la palabra para
iuna cuesti6n previa, y es para pedir la suspension
de este -debate y que inmediatamente se nonbre una
Comisi6n que dictamine acerca del problema, a fin
de que no s6lo las pensions que estAn pendientes
de debate, sino las ya anteriomente concedidas y
todas en general sean sometidas a la pauta de la Ley
General de Pensiones. Pido pues la suspension del
debate como paso previo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Es apoyada la Pro-
posici6n del senior Sagar6 por algfin senior Repre-
sentante?
SR. HERRERA SOTODONGO (PEDRO): Para proponer
como enmienda que esa Comisi6n informed su dicta-
men con vista de la Ley .de Pensiones del Ej6rcito
Libertador.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Apoyada la proposi-
ci6n del sefior Sagar6 por gran nfimero de Represen-
tantes, se pone a votaci6n. Los que esten conformes
se sirvirin ponerse de pie.
Aprobada.
SR. RECIO (ENRIQUE): Quiero que se aclare que
se refiere a las pensions especiales que ahora se so-
licitan y las que ya se hayan concedido.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo propongo que esa Comi-
si6n sea nombrada ahora y resuelva -esta trade. Y
voy a aclarar: No es que esa Comisi6n resuelva to-


-


---








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA Di REPRESENTANTES


das y cada una de las Pensiones concedidas o que
pretendan conceder, pero si que esta tarde ofrezca
la formula que nosotros hemos de aeordar para en-
tonees resolverlas todas.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM9) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Sefiores Representan-
tets: Mi proposici6n de suspension del debate como
la del nombramiento de una. Comisi6n, no obedece
a una cirounstancia exceptional; no es la resoluci6n
de este moment en que la Camara pareoe agitada
por intereses encontrados respecto de un problema,
y al mismo tiempo de una resoluei6n armbnica con
respect al aspect general del problema. Es un asun-
to en que la CAmara debe, apaciguando su actual
estado de espiritau, meditar detenidamente con res-
pecto a la resoluci6n que aqui se va a adoptar, que
es una resoluci6n de justicia en cuanto a medir por
el mismo racero a todos aquellos a quienes el Con-
greso de la Repfiblica ha extendido el manto piado-
so de su generosidad; y sobre todo para armonizar
con los intereses del Tesoro Nacional esa piedad. Por
estas razones yo ereo que la Comisi6n que se ha de
nombrar no ha de venir en la tarde de hoy con un
Dictamen resolviendo un problema que entrafia en
si suma importancia, porque vamos a echar abajo
intereses creados y vamos a evitar la formaci6n de
nuevos intereses. Por esta raz6n, yo estimo que la
comisi6n que se nombre tenga por lo menos 10 dias
de t6rmino para emitir su dictamen. En esos 10 dias
no solamente la CAmara puede estudiar con deteni-
miento este problema, sino que tambi&n la propia
Comisi6n lo puede hacer como es debido.
La Comisi6n necesita estudiar todos los aspects
de la Ley General de Pensiones de los Veteranos y
de los no veterans, y despu6s de hecho un studio
concienzudo de este asunto, puede traerlo a la Ca-
mara y entonces 6sta la aceptarA sin obsticulos, sin
dificultad y sobre todo sin que haya un largo deba-
te. Por estas razones, yo propongo a la Camara que
la. Comisi6n que se nombra no puede tener menos
de 10 dias de plazo para emitir su diotamen y a la
propia vez esta comisi6n no debe exceder de mis de
5 miembros para integrarla a fin de facilitar de
esta manera su labor.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN): Sr. President y sefiores
Representantes: El elocuente discurso del senior Go-
derich, ha sido realmente el t6pico mas patri6tico
que en los iltimos tiempos se han pronunciado en
la CGmara de Representantes. El Sr. Goderieh ha
hecho una proposici6n que yo he interpretado en el
sentido de no quitar las pensions a determinadas
personas, a determinados veterans o a civiles, que
la hayan obtenido con anterioridad a esta fecha.
Pero la realidad present es que la Repiblica ha
de cambiar absolutamente, radicalmente del cami-
no per el que todos nosotros la hemos conducido,
pero es precise .que comencemos dando un ejemplo,
el mAs grande que se pueda dar, y tratando de nor-
malizar y sacarla del peligro que ha sido enorm'e;
entire las lacerias que ha padecido el pais, se en-
cuentran las de las pensions, y esta tarde habrA
de tratarse aqui, en la CAmara, al pie de 70 pensio-
nes. Yo quiero career que todas son absolutamente
justas. Pero d6nde vamos a parar por este cami-


no? i No hay una Ley General de Pensiones a los
Veteranos, votada per el Congreso, que les coloe6
en condiciones de confianza, .que los pone a cubierto
de la miseria? Existe esta Ley die Pensiones y tam-
bidn existen otras pensions que seguramente son
justas. Yo creo que por este camino vamos segura-
mente a la perdici6n. Yo creo que la Camara debe
acordar tratar todas estas pensions de los Vetera-
nos, dentro de la categoria que tuvieron en la Ley
General de Pensiones. Haciendo esto vamos a aho-
rrar a ]a Repiblica dos millones de pesos y ide esta
manera seremos mas justos; por todo lo cual sefiores
Representantes, yo estoy de acuerdo con la propo-
sici6n del Sr. Sagar6.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Herrera Sotolongo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Sr. Presiden-
te y sefiores Representantes: Para abundar en mu-
chas ,de las manifestaciones heehas hiltimamente por
el Sr. L6pez, pero hacienda una aolaraci6n a esta
CiOmara. Se ha pronmulgado una Ley General de
Pensiones para los miembros del Ej6rcito Liberta-
dor y constantemente estamos nosotros recibiendo
peticiones para que se aeuerden mas pensions a
los libertadores de la Repfublica, y es el easo sefiores:
Sesta Ley se cumple o no se cumple? Es que hay
personas interesadas en poner obstheulos a todas
aquellas personas que tienen derecho a percibir y
obtener una pension. Yo tengo la complete seguri-
dad, sefiores, que si esta Ley de Pensiones se cum-
pliera como es debido, no nos eneontrariamos hey
eon 70 solicitudes dde pensions hechas por indivi-
duos que tienen derecho a percibirlas...
SR. SARDINAS (EMILIo) : S. S. esta .en un error.
La Ley de Pensiones es corta. Nos encontramos con
el caso siguiente: Un coronel tiene de pension 166
pesos y tenemos que muechas veces el mismo Congreso
ha concedido una pension a un Coronel de $1.800
a $5.000. Como se ve hay una diferencia entire la
pension que le correspond por la Ley General de
Pensiones y la que le asigne el Congreso, y esto su-
cede porque muchas veces la persona que desea le
pension viene perfectamente recomendada a la CA-
mara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo creo muy
just lo que se va a hacer, si es que el Congreso no
adopt una linea de conduct several y perfecta-
mente equitativa, declarando que despuds de ha-
berse promulgado la Ley General ,de Pensiones del
E.jBreito Libertador, nadie debe quedar ni con ma-
yor pension, ni fuera del cumplimien'lo de esa ley,
y de esta manera la Comisi6n debe legislar, debe
proponer la modificaci6n de la Ley de Pensiones en
todo aquello que esbA fuera de la Ley General. Pe-
ro hay que hacer una observaci6n: nosotros en el 61-
timo dia tratamos de que todas las pensions deben
ser reguladas. Nosotros debemnos tener un presu-
puesto de las classes pasivas en consonancia con las
fuerzas de nuestro poder pdblico, y nuestro poder
pdblico, econ6micamente estA en muy malas condi-
clones.
SR. PANADES (JOAQUIN) : Estaba.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Tiene raz6n el
senior Panades. Estaba en muy malas condiciones
euando debiamos noventa millones y hoy debemos
eiento cuarenta millones.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


SR. SAGAR6 (BARTOLOMi) : Estamos peor que
nunca.
SR. HERRERA IOTOLONGO (PEDRO): El Congress
no debe intervenir en cuestiones de pensions nada
m6s que cuando circunstancias extraordinarias lo
exigen. La filtima vez que se trat6 de cuesti6n de
pensions, se trat6, mejor dicho, del auxilio por una
sola vez al Coronel D'Estrampes, y eso no podia con-
siderarse como una pension, sino como un auxilio ur-
gente que la 'Cmara y el Seniado le prestaban a un
hijo meritisimo de la Repfiblica, que habia expues-
to en moments graves, el perder la vida. Cuando
se trat6 de un auxilio momentineo, pequefio, a uno
de los miembros del Ej6rcito Libertador, no debe
confundirse con la solicitud de pensions perma-
nentes, que deben gravar de una manera constant
la Repfiblica .de Cuba.
Por eso yo entiendo que hay que separar de ese
acuerdo aquellos que son verdaderos auxilias inme-
diatos y por una sola vez; porque la ley general
de pensions no concede esos auxilios, porque eso
estt fuera de lo qu e se quiere conceder en la tota-
lidad de la ley. Esas no son pensions, esos son do-
natives.
SR. REY (SANTIAGO): El presupuesto de nuestras
clases pasivas es superior al de Espafia y al de
Italia.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Entre las soli-
citudes presentadas esta la de nuestro distinguido
compaiiero senior M'achado, que pide un auxilio mo-
mentineo para el Coronel Lamas que se enouentra
en una situaci6n tan aflictiva y tan grave como la
en que se encontraba el Coronel D'Estrampes. Y en-
tre esas tambi6n la que pide un auxilio inmediato
para el General Mir6, y esos auxilios no podemos
nosotros mezwlarlos con aquellos permanentes que
dan manera de vivir a las personas para quienes
se solicitan. Por eso yo entiendo que el acuerdo no
debe versar mks que sobre las pensions que gravan
a las classes pasivas de la Repfiblica, y hacer una
parrnteis, establecer una excepci6n ,para aqudllos
que por su situaci6n precaria, per su enfermedad,
requieran ese auxilio inmediato.
SR. GODERICH (PEDRO): jEl Coronel Lamas no es
un -retirado del Ej4rcito? Si lo -es, Ipor qu6 un do-
nativo de la Repfiblica?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo no he he-
cho mas que exponer situaciones diferentes.
SR. SAGAR6 (BARTOLOML) : Sr. Herrera Siotolon-
go: Lo que ocurre es que el Congreso ha venido co-
metiendo una enorme injusticia. Mientras a miem-
bros del Ejercito Libertador o a patriots cubanos
sin ser miembros del Ej&rcito Libertador que ne-
cesitan del auxilio de la Repiiblica para no morir
de miseria o permanecer en ella, se les niega o di-
ficulta una pequefia pension, que venga a llenar las
necesidades mas perentorias de la vida, a otros indi-
viduos, bien sea por sus relaciones sociales o poli-
ticas, sin ser miembros del Ej4rcito Libertador, se
les estan coneediendo pensions espeeiales de cien-
tos de miles de pesos, sin ajustarlas a los preceptos
de la Ley General de Pensiones para ellps, para sus
viudas y para sus hijos, mientras otros que la nece-
sitan en realidad se les obliga a llenar los requisites
de la Ley General de Pensiones, que no otorga o
concede pensions mAs que para cubrir las necesi-
dades mIs perentorias.


A tal extreme ha sido el Congreso generoso en
este procedimiento, que es casi seguro que las pen-
siones de doscientos y trescientos pesos votadas, no
ya para los miembros del Ej6rcito, sino tambi6n pa-
ra los propios miembros de EjBrcito Libertador que
cobrando una pension con arreglo a su grado, la ten-
drian menor a la que les ha dado el 'Congreso des-
pu6s, resultan'do mayor la toltalidad de esa pension
que la que hubiera de percibir come miembro del
Ej6rcito. Y es notoriamente. injusto que haya cla-
ses, privelegiadas, que 'mientras los miembros del
Ej6reito Libertador que perecen de miseria porque
a su edad las facultades fisicas no le acompafian pa-
ra ganarse el sustento y no pueden trabajar, otros in-
dividuos que tienen bienes de fortune, que estan
desempeiiando cargos y que probablemente han dis-
frutado de todas las conoupiscencias de anteriores
administraciones, se les voten pensions ofrecidas,
que resultan irritantes comparadas con las misera-
bles que disfrutan los individuos pertenecientes al
Ejercito Libertador.
SR. IHERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pido la pa-
labra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo no queria
mAs que sefialar la line de conduct que debemos
seguir. Yo creo que habiendo una Ley General de
Pensiones, no deben votarse leyes especiales. Esto,
que ha sido un abuso, debe rectificarse por el Po-
dr Legislative; pero no rectificarse, como indicaban
algunos de los oradores que me han preeedido, para
el porvenir; torque eso seria injusto; seria inaudi-
to. Yo creo que debe rectificarse total'mente para
el pasado y para el porvenir, nombrando una Comi-
si6n que ajuste todas las pensions a la Ley General
de Pensiones del Ejraeito Libertador, aeordindose,
despues, nombrar una Comisi6n que estudie todo
lo que se refiere a las cases pasivas, para evitar
que aqui, en Cuba, se pueda rear una elase de pa-
rAsitos, no s61o en cuanto a los individuos que dis-
fruten pensions de todas classes, sino a aquellos que
disfrutan sueldos de classes pasivas, personas j6ve-
nes que porque llevan detcrminados afios de servi-
cio se retiran, abandonan sus puestos y se ponen a
vivir de sus pensions. Nosotros debemos hacer que
la cantidad que se d6 a una persona, bien sea por
jubilaci6n, como clase pasiva, o come soldado, sea
la que le eorresponde 'para powder subvenir a todas
sus necesidades de una manera acomodada, sin que
sea con un verdadero esplendor como est6 sucedien-
do con muchas pensions que hemos votado.
SR. GUAS (CARLOS) : A mi me parece que al votar
nosotros una pension nunca debe hacerse por una
cantidad mayor que aquella que le corresponde a un
Mayor General del Ej6roito Libertador. Yo creo que
se puede haber sido una persona distinguidisima,
se puede haber hecho un gran descubrimiento que
sirva y beneficie a la humanidad enter, pero, a
mi juicio, nunca podria compararse con los meritos
a que es acreedor un individuo que ostent6 el grado
de Mayor General en el glorioso Ejcreito Liberta-
dor.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Estamos de
acuerdo en el fondo. Realmente yo habia explicado
y habia traido a colaci6n lo que eran hoy las leyes
de pensions y classes pasivas. Lo habia becho para
estimular el interns de la CAmara y llamar su aten-







10 DIARiO DE SES1ONEiS DE LA CAMARA E RfEPRESENTANTES
m ,


ci6n sobre este extreme. Ya hoy son codiciadas las
pensions Por qu6? Porque can tanta explendidez
las damos. Porque son tan expl6ndidas las que he-
mos venido concediendo y a personas que disfrutan
de grades sueldos, posici6n y bienestar extraordi-
nario que realmente aquellos que han heeho algo por
la patria, se ereen con -derecho para decirnos: con
el mismo derecho que se han concedido pensions en
favor de los que estuvieron en contra de la Repfibli-
ca, se debe conceder pensions en favor nuestro.
SR. FERRARA (ORESTES): CuAles son?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): IS.- S. no lo
conoce ? QuizAs lo conozca S. S. mejor que yo.
SR. REY (SANTIAGO) : El Sr. Ferrara lo que queria
es que usted los expresara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Como 1 los
conoce tan bien como yo, no quiero pronunciar
nombres personales en un debate de la altura en
que lo ha colocado el Dr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Entonces lo mejor es no
haeer ailusion'es.
SR. HERRERA SOToLONGO (PEDRO) : Yo no he dicho
ninguna alusi6n personal sino una expresi6n tan
clara y terminante que S. S., con la pericia que
tiene, lo ha entendiido.
SR. RECIo (ENRIQUE): El Sr. Herrera Sotolongo
puede decir a qui6n se refiere.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): El senior Reeio,
que tiene habilidad y civismo y mAs elaocuencia que
yo, podria hacerlo.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo lo puedo hacer, se
trata del Sr. Montoro. Creo que estas cosas pueden
decirse en la CAmara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo me alegro
que el Sr. Ferrara lo haya dicho, pero yo no me
podria prestar a servirle de instrument.
SR. FERRARA (ORESTES) : Estas cosas no ofenden a
nadie y creo que se pueden decir en la GOmara.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): La Comisi6n
debiera tener, ademAs del deber de informer a la
C&mara en su dictamen, de haoernos una proposi-
ci6n de Ley o un Proyeeto de Ley que viniera a re-
sumir, a concretar estas palabras que yo he dirigido
a la Camara para que no haya injusticias, para que
no se puedan llamar nunca a engaiio aquellos que
han venido a solicitar una pension y que crean que
nosotros la regulamos de acuerdo con la Ley de Pen-
siones. Es preferable que nosotros tengamos esa sin-
ceridad y que en los dictamenes vengan incluidas to-
das las que se han concedido anteriormente y si ade-
mAs nos proponemos modificar todas las injusticias
cometidas y disminuir una carga a la Repfiblica,
probablemente algunos individualmente nos lo ten-
drin a mal pero el pais entero, el pueblo que esta
viendo con que prodigaliad manejamos sus intere-
ses, seguramente que nos aplaudirA.
SR. GIL (HELIODORo) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Gil.
SR. GIL (HELIODORo) : Yo no voy a usar lenguaje im
presionante de los que me han preeedido, porque
quiero examiner el problema al amnparo de la Ley
exclusivamente. Quiero que la discusi6n verse sobre
la igualdad de derechos que la Constituei6n. sin pri-
vilegios de ninguna clase, reconoce, en su articulo on-
ce, a toldos los eubanos que tengan. las mismas condi-
ciones para el disfrute a ese dereeho a fin de que se
vea que siempre soy consecuente con la line de con-


ducta que me he trazado desde que ocupo un escafio
en la Camnara de Representantes. Es decir, que no
he presentado una proposici6n de Ley ereando im-
puestos para que pudieran pagarse las pensions de
los veterans en moments muy cercanos a un pe-
riodo Electoral para despu6s venir aqui un dia pro-
testando de que la Repfiblica tiene un Presupuesto
exagerado en las pensions, para decir: Todas deben
caer de un solo tajo, debemos, con un solo aeuerdo,
mandar a que duerman el suefio eterno lo mismo las
proposiciones de Ley que al amparo de los dere-
chos que la propia Ley General de Pensiones conce-
de a eada uno, puedan ser otorgados, que aquellos
que vengan buscando el favor de un amigo que oeu-
pe un escafio en esta Camara o en el Senado. Yo pue-
do deciros que he presenfado dos proposiciones de
Ley, procurando ajustarlas en su cuantia a los re-
quisites de esa Ley General de Pensiones y que he
presentado a la consideraci6n del Congreso porque
esthno que 6ste por la circunstancia de haber votado
aquella Ley, no ha depositado exclusivamente en el
Poder Judicial, delegando, las atribuciones que co-
mo tal Congreso tiene para en casos especiales dic-
,tar las leyes que estime oportunas, sobre 'esta mate-
ria, como viene haci6ndolo y con frecuencia.
Esas dos pensions son estas: Una en favor del
General Juan Lorente de la Rosa. Tiene sesenta y
los afios, esti en una situaci6n econ6mica dificil,
porque, cuando crey6 que podria tener capital su-
ficiente haci6ndole frente con su trabajo a la sub-
sistencia de su familiar, se encontr6 con que junto a
.la caida en el orden econ6mico de una finca azuca-
yrera, tuvo que sufrir las consecuencias de 'esa caida
y qued6 completamente arruinado, vi6ndose en la
necesidad de haeer una emisi6n de bonos sobre los
bienes que le quedaban, y encontriidose hoy apa-
renteme.nte con bienes, dentro de la realidad a mer-
ced de una Instituci6n extranjera que. lentamente,
pero con pasos firmes y decididos, viene acaparan-
do todas las fincas azucareras de la Repfiblica. El
General la Rosa, si tuviese que acudir al Poder Ju-
dicial para demostrar que esta en estado, de insol-
venoia, no podria justificarlo y sin embargo realmen-
te lo esta; pero aun suponiendo que en, el Poder
Judicial eneontrara la fljaei6n del hecho en el cual
deseans'a su derecho, cuando fuera entonces a acu-
.dir a la Secretaria de Hacienda su expediente se-
iria engavetado como lo estkn mis de trescientos o
caatrocientos, por la apreciaei6n que de las resolu-
ciones judiciales se tiene hoy en aquel Departamen-
to por el Jefe de Negociado a que corrsponde, por
el poco caso que este senior presta a las peticiones
que se le hacen, que ni afn siquiera son contestadas
y resueltas apesar de la legitimidad que le corres-
ponde por el derecho constitutional que asi lo ga-
rrantiza. Hay resoluciones diotadas por el Poder Ju-
dicial desde hace tres aios, y el Seeretario .de Ha-
cienda no ha dictado afin en definitive la resoluci6n
lue procede disponiendo el pago.
Hay muchos casos en que la resoluei6n ha sido
denegada definitivamente por el Poder Judicial,
icontra resoluciones establecidas, y despues de re-
sueltas en aquella forma por quien corresponde, to-
davia no se ha resuelto en el Departamento mandan-
,do a que se libren las oportunas 6rdenes de pago y
que sean satisfechas esas acreencias. Mluehas veees
esta CAmara, que es tan generosa concediendo pen-
siones, como ocurre con la pension del Marques de








DIARIO DE SEIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Montoro, que apesar de tener much mayor cantidad
de bienes que el General de la Rosa, que ,no los tiene
de ninguna clase, y apesar de no haber contribuido
aquel en manera alguna como el General de la Ro-
sa para llegar al triunfo definitive *de las libertades
patrias, el General de la Rosa sin embargo, no puede
estar en la situaci6n en que se encuentra hoy el Mar-
qu6s de Montoro, que cobra expl6ndidamente su pen-
sion.
Otra pension, seiiores, que ha presentado aqui,
y aqui muchas veces, sefiores Representantes, se ha-
ce alarde del espiritu de compafierismo que debemos
tener con los que han sido Representantes y con los
que van a cesar en el cargo, y por eso lo ciot, es la
pension del Coronel Modesto G6mez Rubio, que fu6
miembro de la Convenci6n Nacional Constituyente,
rmiembro de esta CAmara de Representantes y ha es-
tado casi toda la vida dedicado al servicio pdblico.
Hoy tiene cincuenta y nueve afios de edad y s6lo
le falta uno para tener todos los requisites de la Ley
General de Pensiones. Esti hoy dia impedido, y
s6lo pendiente de ganarse con su profesi6n diaria-
mente lo que necesita para cubrir sus necesidades.
El, que no queria venir a solicitar del Congreso una
pension; 61 queria seguir disfrutando de los dereehos
que tenia al amparo de la Constituci6n que 61 mis-
mo contribuy6 a former, y al amparo de las otras
leyes de la Repfiblica. Cuando recientemente aspi-
raba a la direcci6n del Hospital de MIazorra. llega-
ba con su expediente justificando que habia sido
Coronel de Sanidad del Ej6rcito Libertador, justi-
ficando que habia sido Jefe Local de Sanidad, que
habia sido M6dico Mianicipal, justificando que por
una Ley del 'Congreso habia ido a un studio de Hos-
pitales sobre leprosos. Y con ese expediente obte-
nia la coloeaci6n en el primer puesto para que se
le coneediera esa direeci6n, y ocurri6 entonces que
vino la political a ejercer presi6n y habia un in-
timo amigo del Presidente, que aspiraba a este
puesto, y fu6 devuelta la terna, para hacer en
consecuencia, que aquel a quien se queria nombrar
fuera a ocupar el tereer luga-r.
Cuando 6ste, que fu6 oampafiero nuestro vi6 que
la Consti'tuei6n es letra muerta y que las Leyes de
la Repiblica se barrenaban de esta manrera, enton-
ces pens6 que 61 debia aceptar una pensi6n aunque
le faltara un solo afio, entonces pens6 venir aqui y
pedir lo que ya anteriormente he dicho, y vino a
anticipar su pension por un solo afio que le faltaba.
Es un caso especial, Sr. President y Sres. Repre-
sentantes, que nosotros, olvidando que ha sido com-
pafiero nuestro y que tiene todos estos m6ritos ex-
traordinarios, que pueden perfeetamente comparar-
se a los que tiene Enrique Jos6 Varona o a los del
Marqu6s de AMontoro, mks, si a-mano viene, que es-
tos sefiores...
SR. RECIO (ENRIQUE) : No estoy de acuerdo con su
seiioria.
SR. GIL (HELIODORo) : IAh!, si la Camara enton-
ces entendia que no debia discutirse como una cues-
ti6n especial estos dos problems, yo pediria a la
COmara que trajera a diseusi6n, a virtud de la pe-
tici6n de nuestro compatiero, el Sr. Sagar6, la de-
rogaci6n de todas Jas pensions, de cualquier cla-
se, que se hubieran concedido hasta la fecha...
SR. RECIo (ENRIQPE) : Yo no estoy de acuerdo con
S. S., vuelvo a repetirlo. Enrique Jos6 Varona ha
dado brillo a la Repfiblica, como patriot y como


hombre intellectual.
SR. PANADES (JOAQUIN) : El Dr. AMontoro, tambi6n.
SR. GIL (HELIODORO) : NO me na oido bien el se-
iior Recio. Yo dije que el Dr. Enrique Jos6 Varona
no tenia mayores m6ritos que el Coronel G6mez Ru-
bio y que el General Llorens. Este fu6 un simple
guajiro que vino desde Oriente a Oceidente para
levantar a los que estaban en su easa y el Dr. G6-
mez Rubio, supo, siendo un intelecto, ir a los campos
de la Revoluei6n para obtener patria precisamente.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Yo en lo que no estoy de
acuerdo es en lo otro.
SR. PANADES (JOAQUIN): Pues yo manifiesto que
el Dr. Rafael Montoro ha dado dias de gloria a la
litica; pero el Dr. MAontoro prepare la Revoluci6n
Reprblica. Montoro ha sido un equivocado en po-
en Cuba, los autonomistas fueron los que prepara-
ron la Revoluci6n.
SR. GIL (HELIODORO): No es un equivocaido,
siempre esta sentado en todas las situaciones.
SR. RECIO (ENRIQUE) : El Dr. Montoro figure en
el Gabinete de Bianco y tambi6n en el del General
Menocal.
SR. GIL (HELIODORO) : Bien; Sres. Representantes,
yo lo que quiero es que nos midamos todos con la
misma vara; que no nos encontremos con que a unos
se les concede grandes pensions y a otros no se les
concede nada, debemos hacer j-isticia. Ahora mis-
mo nos encontramnos con el siguiente caso:
Ia de llegar aqui muy pronto la Ley del Retiro
Military, y nos encontraremos con que hay individuos
que poseen mas ede dos millones de pesos y sin em-
bargo disfrutan de mis de $,6,50, de retire por esta
Ley.
Yo me voy a permitir hacer un ruego a la CAma-
ra de Representantes. Yo voy a pedir que en la pr6-
wima sesi6n se traigan estos dos problems, estas
dos proposiciones, para que se aprueben o se recha-
cen y yo aseguro a la CAmara que no me he de sen-
tir molesto si la G mara acepta una resoluei6n con-
traria a la mia. Yo termino, senior Presidente, pro-
poniendo a la Camara lo siguiente: que a reserve
del Dictamen que, respect de cada clase especial,
traiga la Comisi6n que se design, y como quiera
que hay datos suficientes para que el Congreso diga
que si o que no en estas dos proposieiones, qu.e ellas
vengan a ser discutidas en la pr6xima Sesi6n.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra
el Sr. Juan Rodriguez Ramirez.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN') : Sefior Piresi-
dente y sefiores Representantes: Como tuve el ho-
nor de iniciar este debate al presentarse a discusi6n
este Proyecto de Ley procedente del Senado, que con-
cede una pension a la viuda del Dr. Carnot, necesito
decir breves palabras para que se llegue a la con-
clusi6n de que en este caso yo i tcngo presentada
a la mesa de la C&mara ninguna Proposici6n ni Pro-
yecto de ley que.tenga por finalidad conceder pen-
si6n a ningin patriota cubano. Desde ese punto de
vista mnis palabras no pueden parecer interesadas
en defender ese proyecto de ley que viene del Se-
nado, sino que lo he defendido por tratarse de la viu-
da ,de un matancero.
SR. SARDIFAS (EMILIO) : Pero no fu6 veteran.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pero pas6 mu-
cha miseria en 6poca en que otros cubanos se re-
creaban en el extranjero y no sabian' dar el pecho








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ni hacer frente al enemigo, y se conformaban con
mandar quinina y otras cosas.
SR. REY (SANTIAGO) : Con motivo de esas manifes-
taciones yo tengo que declarar que se ha repetido en
broma eso de mandar quinina y sin embargo, nos
hacia much falta.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): En ese sentido,
yo declare ante la Camara que las palabras mias en
honor .de esa pension esthn justificadas. No he veni-
do aqui mis que con el deseo de servir a quien creo
que se mereee la misma justieia que los otros a quier
nes se les han concedido pensions. Los demins ora-
dores han citado nombres de personalidades ilus-
tres y he afirmado que en este caso no hubo ningin
Representante ni Senador que hiciera las conside-
raciones que en esta tarde se han hecho.
SR. FERRARA (ORESTES): En todos los casos de
pensions que se han discutido y votado en esta CA-
mara desde 14 afios a la fecha, estando yo present,
han merecido mi oposici6n.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Reconozeo que
es cierto eso, yo soy testigo, pero la intenci6n de
mis palabras han sido expresar que ningin Proyec-
to de Ley de Pensiones convertido en Ley de la Re-
piiblica, ha tenido la oposici6n que 6ste, no solamen-
te por el Sr. Ferrara, sino de toda la COmara.
Si los distinguidos 'oradores que han expuesto las
razones de equidad y justicia por las cuales ahora
no puede decirse lo que entonces no se afirm6, Ipor-
que no hay nada que al pueblo le haga ver con ma-
yor aversion, que le haga ver como la mas grande
injusticia que le haga considerar comlo el mayor
error, que no se aplique a todos la misma ley. Decia
Napole6n que a los pueblos se le podia guitar la li-
bertad y ese pueblo se tranquilizaba apesar de que
hubieran protests; que a los pueblos se les podia
tratar con distintos mtodos legales y esos pueblos
no parecian sentir esa forma ruda de desenvolver-
se los gobiernos; ,pero lo que no podian tolerar los
pueblos, lo que veian siempre con disgusto y comba-
tian, era que la justicia no se repartiera por igual,
era que a unas personas se les hiciera de una mane-
ra y a otras de distinta manera, coneediendo ten-
tajas y favors para los que gozaran de influeneia
en el gobierno, para los que tuvieran buenas rela-
ciones y desgracias y desventajas para los pequefios,
para los que no tenia buenas influencias. Y asi re-
sulta que los que no tienen influencia tienen que so-
,meterse a los requisitos de la Ley General de Pensio-
nes y para aquellos que tienen influencia, se conceden
pensions de tres, cuatro y cinco mil pesos en cual.
quier forma, porqiue esos tienen la suerte de poseer
las influencias, de las buenas relaciones de los buenos
oradores, de los buenos politicos, de las buenas per-
sonalidades que resultan parteros admirables, para
sacar con viabilildad todo prop6sito que tenga, ya
ante esta CAmara, ya ante el Senado, ya ante el Ho.
norable senior Presidente de la Repfiblica.
SR. FERRARA (ORESTES) : Esta vez se ha demostra-
do todo lo contrario, porque teniendo un partero
tan admirable y tan hhb'il como S. S., ha fracasado
'SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Un partero muy
malo. Yo estoy conforme, estoy 'de aeuerdo son los
prop6sitos mnoralizadores de los Representantes que
se han inspirado en esta forma. Si;. c6mo no. Si la
Repfiblica concluyera con todo ese estado de cosas
preexistente, aunque no debemos hacernos ilusiones,
porque no es possible career que se vayan a -derogar


todos esos derechos, porque la realidad nos indica
que no se harh, porque la Cimara puldiera hacerlo,
pero el Senado no compartiria nunca esa opinion, y
en caso de que resultara aprobado por la CAmara y
por el Senado, el Presidente dde la Repfibliea veta-
ria cualquier Ley que se inspirara en ese sentido.
Yo me sentiria satisfecho si se dijera por esta Ca-
mara que no se van a votar mas pensions con ca-
racter especial, sino que todas tendrnn que ir a la
Ley General de Pensiones. Entonoes tendria la sa-
tisfaoci6n de ver la sineeridad eon que esta COmara
procederia en este asunto; porque si se nombra una
Comisi6n y se le da un plazo de diez dias para que
dictamine, yo tengo la seguridad que entonces ven-
drian a diseutirse en 'a Cimara aquellas pensions
de personas que tengan padrinos que se preocupa-
sen de que salieran satisfechos sus padrinos; pero
aquellos infelices que no tienen un solo Represen-
tante que defienda sus derechos, aquellas personas
humildes que no tienen a nadie, por el mismo hecho
de ser hurmildes, porque no han brillado en las es-
feras sociales, esos infelices, repito, se quedarin ol-
vidados y recluidos en sus easas, con su miseria co-
mo finica oompafiia, recordando, con tristeza, que
existe una patria por la cual ellos lueharon, por la
cual sufrieron todo g6nero de penalidades, y que en
los moments en que vinieron ante el altar de ella
a implorar su piedad, por no tener amigos influyen-
tes, por no tener padrinos entire los Representantes,
no pudieron ver realizados sus deseos justos ni lle-
nadas sus necesidades. Ese es 'el motive principal por
el cual yo estimo injusto que el dinero que d6 la Re-
publlica a los veterans, a los que lueharon por con-
quistar nuestra independencia, se escatime, al con-
trario, yo estimo que ese dinero que se da a los vete-
ranos, ese dinero que se gasta en estatuas, en meda-
llones, en himnos, en todo lo que sea reoordar siem-
pre aquel sacrificio ingente .que parecia visionaria
manifestaci6n de unos locos ilusorios, de aquellos
que defendieron a nuestra Patria, ya en la manigua
redentora con un fusil en la mano, ya en las po-
blaciones, ya en la emigraci6n, creo que todo eso es-
tA bien empleado; porque yo cada vez que no me en-
cuentro con un libertador, me siento profundamen-
te reconocido a 61 al pensar que 61 y tantos y otros
como 61 fueron los que han traido esta situaci6n que
hoy gozamos y que si yo ocupo un puesto, con mo-
destia, en esta Cimara, al lado de otros brillantes
*compafieros, lo debo al sacrificio y la abnegaci6n de
esos patriots.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Sr. Rodriguez: lla-
mo la atenci6n a S. S. aceroa de que el debate sobre
este asunto fu6 suspendido y que los sefiores Re-
presentantes deben 'limitarse a dar su opinion acer-
ca de la proposici6n del Dr. Ferrara.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Yo acepto la in-
dicaci6n de la Presidencia, pero yo necesitaba hacer
estas aclaraciones y exponer brevemente este aspec-
to del problema, para referirme a lo que habia ex-
presado el Sr. GermAn L6pez, con su elocuencia, que
le reconozeo, Ide que habia llegado la 6poca del
reajuste y que era preciso demostrar que estibamos
ahora con el prop6sito .de abrir una cuenta nueva,
de emplear nuevos m6todos y probar que, efeetiva-
mente, est6barmos moralizados; y en esa apreciaci6n
habiamos coincidido y est'bamos -de acuerdo, pero
de esa manera que he expresado; no tratando de la









bDlAB0O DE SESIONES DE LA C3AA& E REPRESENTANTES 13


manera que indicaba antes a los individuos del Ej6r-
cito Libertador, a los que vengan aqui sin tener bue-
nas recomendaciones. No; sino aplicando ese crite-
rio en todos los problems, en todos los proyectos
que originen para la Repiblica de Cuba algin gas-
to, algfin desembolso en el erario pfiblico.
Se dice por otro distinguido compafiero, el -doctor
Herrera Sotolongo, que hay un distinto sistema que
es Ael de las donaciones. Yo no critic el que se haya
heeho. La encuentro justificada porque todo lo que
se haga por un Veterano result poco. Yo lo que di-
go es que entonees se converterian las donaeiones
en un nuevo sistema, porque ya no se pedirian pen-
siones, sino donativos para todos los Veteranos. En-
tonces no habria raz6n para negarselo a un veteran
que estuviera invWlido, muriendose de hambre, y que
acudiera a las puertas de este Congreso y le diga:
Yo estoy en las mismas necesidades de otros; aeudo a
la justicia para que me remelien los males que
padezco...
SR. SARDI~AS (EMIILIO): Y nosotros lo votaria-
mos.
SR. HERRARA SOTOLONGO (PEDRO): Todas las exa-
geraciones son malas.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Exactamente, co-
mo ese seria una exageraci6n, crearia una corruptela.
SR. GIL (HELIODORO) : Pero seria una exageraci6n
que no se tenga la cortesia con los compafieros de
discutir aunque sea votando en contra y quiera ba-
rrer, con un solo acuerdo, todas las pensions.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM-) : El debate sobre las
pensions esta suspendido.
'SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Perfectamente,
lo s6, pero quiero demostrale al Sr. Sagar6 por que
no estamos de aeuerdo con su proposici6n en cuanto
al plazo de diez dias.
SPor qu6 nos reunimos aqui hoy? ~No se acor-
d6 en sesi6n anterior que el lunes la CAmara vota-
ria todas las pensions? 4 Con qu6 objeto se tom6 ese
acuerdo, Sres. Representantes? ~ Para que vinieran
a la mesa y se quedaran sin discutirse y votarse?
Seguramente que fu6 para que la Camara legislara,
exclusivamente sobre ese asunto.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Y eso es lo que estamos
hacienda.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): No, la Ckmara
est' eludiendo discutir con un procedimiento dila-
torio de suspension 'de debate.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Ya esta acordado.
SR. RODRIGUEZ RAMIREz (JUAN): Y yo lo que tra-
to de evitar y de impedir es que se siga con ese pro-
cedimiento y que se made a esa Comisi6n todas las
pensions y que nunca haya un acuerdo favorable
nada mais que a favor de oeho o diez pensions que
estin muy bien recomendadas y las demis que no
tienen quien los defienda no tendrin nunca oportu-
nidad de venir a diseutirse en esta Cmmara.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Estb acordada la sus-
pensi6n del debate, se esta discutiendo ahora el nom-
bramiento de una Comisi6n, y yo desearia que S. S.
hiciera una proposici6n en ese sentido si es contra-
ria al nombramiento de la Comisi6n, al fin de dis-
cutirse lo que S. S. proponga.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Como ya se ha
aeordado la suspension del debate y no se puede vol-
ver sobre eso, no tengo -inconveniente en declarar


que estoy conform con la proposici6n, siempre que
emita su dictamen a la mayor brevedad.
En definitive quiero manifestar que estoy con-
forme en que vaya una Comisi6n porque no hay
otro trAmite, pero que en vez de componerse de
cinco miembros como dice el Sr. Sagar6, se com-
ponga de seis, uno por' ca'da provincia y uno por
ecada partido a fin ,de que conociendo cada uno las
necesidades de las provincias y los mnritos de ea-
,da uno de los veterans y hombres de acci6n que
merezcan que esta Camara tenga en cucnta las ne-
cesidades, de los mismos, pueda resolver.
SR. CARDIET (ARnANDO) : Un Reppesentante por
cada partido, como dice S. S., vendrian a compo-
ner la comisi6n de diez y echo.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): En ese caso po-
diamos poner uno por cada provincia.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Martinez Goberna, para intervenir en este de-
bate al cual la Presidencia ha querido darle toda la
extension que fuera necesaria.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX) : Preoisamente,
me iba a referir en primer t6rmino a este magni-
fico prop6sito de la Presidencia de dar a este de-
bate toda la extension que 61 merece.
Si en esta tarde la Camara no Idebatiese otro
asunto que los Proyectos de Ley que contiene pen-
siones que han de darse a distintas personas, euyas
necesidades han sido perfectamente invocadas, yo
diria que si ese fu6 el fnico prop6sito en realidad
no lo merecia. Pero lo que es necesario hacer resal-
tar y significar es que lo que la Camara dispute es-
ta tarde, que lo que se evidencia, no es el prop6sito
de denegar a determinados veterans, a distintos pa-
triotas merecedores de -pensiones y donativos, la can-
tidad que del Tesoro pudiera legar a extraerse; lo
que se evidencia esta tarde es el sistema favorable y
evidence de que en el Parlamento de la Repiblica
hay el prop6sito decidido de acabar con estas leyes
singulares que representan una extracci6n contra el
Tesoro Pfiblico, y que representan por nuestra par-
te el prop6sito fire, decidido e inquebrantable de
hacer un alto en esas concesiones. Y digo esto, por-
que la Ley no puede referirse en ninguna de sus
bases al beneficio que una persona va a recibir, que
el Congress no puede en manera alguna, un 'dia y
otro dia, dictar leyes de carhcter singular que bene-
ficien a determinadas personas. Esa es a mi juicio
la causa mas evidence del sistema de disoluci6n so-
cial que actualmente se advierte en today, la Repfiblica
para nuestra desdicha. Por eso que un dia vemos
en este Parlamento que el pueblo unas veces, otras
los estudiantes, otras veces los industrials, y otras
los comerciantes, concurren ante el Congreso a pe-
dirnos que haya una legislaci6n singular que los
favorezca; eso es lo lamentable, eso es lo terrible y
a eso es a lo que hay que oponerse. Decir que hay
aqui un solo Representante dispuesto para discutir
en un moment tal o cual donativo a un veteran,
por muchos que sean sus merecimientos, es un absur-
do. Y por eso yo me opongo a que se le atribuya a
un Parlamento; por eso yo creo que 16 que debemos
es dictar leyes sustantivas y no para casos especiales.
Estas son a las que yo me opongo, y a lo que un .dia
y otro me opondr6, bien sea para dar un.donativo de
diez mil pesos a fulano de tal, como un centavo a








14 DMARIO DE 8BBIONES DS 1 ACAMAIUA, DIG ILEPREUE8ENNTES


.i.nlquirr. otro. Por eso es que me levanto esta tar-
,de para oponerme para demostrar la oposici6n de es-
ta Camara contra esa legislaci6n anArquica singular,
intolerable por todos concepts. Y quiero terminal,
sefiores Representantes, porque me he levantado ex-
citado ante el re.uerdo 'de cosas que ningdn Repre-
sentante puede olvidar. Hace 'muy pocos dias que
hemos recibido come un verdadero latigazo el cono-
ci'miento del memorandum que la ingerencia ha lan-
zado a la faz -de los Poderes Phblicos, y que repre-
senta por nuestra part al conocerlo, el prop6sitq
decidido de hacer un alto de todas las dilapidaciones
del Tesoro Pfblico, de un prop6sito sincere de ree-
tificaci6n. ueno es que se les de pensions a los ve-
teranos y a cuantos acuden a esta Chmara con mere-
cimientos bastante pra ello, pero que se haga por
medio de una ley de carActer general, per medio de
qna ley sustantiva que los comprenda, que los favo-
rezca a todos, pero me opondr6 ahora como siempre
a que en este lugar se pretend por una Ley haeer
an~ favor determinado, asi sea en beneficio de un
Mayor General o de cualquier soldado de la Repi-
blica.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA): Pido que se ponga a
votaci6n, senior Presidente.
SR. SARDINAS (EMILIO) : Prop.nigo que en lugar de
diez dias, como dice ef senior Sagaro, que sea en la
sesi6n del lunes pr6ximo, y que la Comisi6n de cin-
co personas que se nombre, lo dictamine.
SR. SAGAR6 (BARTROLOM) : Yo propongo que la
Presidencia design los miembros que han de com-
poner la Comisi6n.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo lo apoyo.
SR. SARDINAS (EMILI): Acepto da proli'ci..iin del
senior Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM.): En euanto al plazo, yo
suplicaria que se tuviese en cuenta que no se trata
de un Proyeoto ide Ley circunstancial, sino que esa
Comisi6n tiene que estudiar en sus bases la Ley que
ha votado el Congreso. Neeesita tiempo, studio; ne-
cesita dates, para .euyo efecto yo creo que no debe
d~rsele un plazo menos .de diez. dias...
SR. SARDINAS (EMILIO): Yo propongo, Sr. Presi-
dente y sefiores Representantes, que la Comisi6n in-
forme el mi6rcoles de la pr6xima semana y que esta
Comisi6n est6 integrada per cinco miembros.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : ~Esta de acuerdo la
Cimara con lo que indica el Sr. Sardifias?
(Seiales afilrmativas.)
Aprobado.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Como quiera que los
sefiores Representantes han solicitado de la Presi-
deneia que ella sea la que nombre los miembros de
la Comisi6n, la Presidencia entiende que debe ser
integrada por los dos Leaders de los Partidos, el Pre-
sidente de la Comisi6n de Justicia y C6digos y un
miembro del Partido Popular y otro sefior que desig-
ne la C'mara.
Sr. GIL (HELIODORO): La Presidencia nombrara
a los que estime oportuno.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOMA) : La Presidencia tiene
un voto de confianza de la COmara para esto.
SR. FREYRE DE ANDRADE Ct-*(ZALO) : Yo agradez-
co much la atenci6n -de la Presidencia al honrarme
con su designaci6n, pero yo quisiera que este nom-


bramiento recayera en uno de los 'miembros de la
Comisi6n de Justicia y C6digos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La Presidencia en-
tonees tendrt much gusto en hacerlo.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para tratar de
otro asunto, senior Presidente. Sobre la mesa hay
un Proyecto de Ley procedente del Senado que tra-
ta sabre el retire Escolar...
SR. SAGAR6 (BARTOLOME): La Camara no puede
tratar de este particular en el dia de hoy, pues este
Cuerpo, en Sesi6n pasada, acord6 tratar en este
dia el asunto relaeionado eon el cr6dito Electoral.
Sn. RECIO (ENRIQUE): Tambien sobre la mesa,
ino hay un Proyeeto de Ley procedente del Senado.
reformando la Ley del Retiro de los empleados fe-
rroviarios ?
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La Cimara aeord6
traerlo mafiana a discusi6n.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOM ): Sres. Representantes:
la 'Cimara acord6 discutir hoy el Proyeeto de Ley
sobre el cr6dito Electoral, viniera dictaminado o no
por la Comisi6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Exactamente.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido la pa-
Jabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Freyre.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Sefor Pre-
sidente y seiiores Representantes: la Comisi6n de
Justicia y C6digos tiene Idespachado desde hace mu-
cho tiempo, gran cantidad de asuntos, pero es el easo,
que sus trabajos sobre Leyes bUsicas que no repre-
sentan erogaciones sino organizaci6n de la legisla-
ci6n del peis, nunca llegan a discutirse, porque a
nadie interesan directamente, y tan s61o interesan
al pais. Pudieran citarse multitud de esas Leyes.
tHay una Ley cuya necesidad se ha demostrado ha-
ce pocas semanas, y que se refiere a regular la tra-
mitaci6n de las solicitudes de extradici6n: hay otro
Proyecto de Ley que regular los cambios de nombres
a las calls y plazas, otro crea la hipoteca naval,
otro que regular las peticiones .de datos de acuerdo con
la Constituci6n, la que regular los promedios del pre-
cio del azfiear, y multitud de otros proyectos de le-
yes basicas de nuestra organizaci6n juridica gene-
ral que necesitan tratamiento r~pido, o por lo menos
que se traten algin dia. Si la CfAmara no tiene la
benevoleneia con la Comisi6n de Justicia y C6digos
de sefialar dia para tratar esos Proyeetos de Ley,
seguirin durante meses y afios sin ser tratados. Yo
solicito de la C&mara que aeuerde un dia para que
se diseutan algunos de los dicthmenes de la Comisi6n
de C6digos.
SR. CITARDIET (ARMANDO): Yo propongo que se
acuerde que el lunes figure en primer lugar de la
orden del dia.
SR. REY (SANTIAGO) : Coincidiendo con el distin-
guido Presidente de la Comisi6n ,de Justicia y C6-
digos, yo propongo que el Dr. Freyre traiga mafia-
na una relaci6n Ide aquellos dictimenes emitides per
la Comisi6n de Justicia y C6digos que 61 consider
wais preferente, y entonees acordemos que dia he-
mos de dedicar exclusivamente a tratar esos asuntos.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo acepta-
ria como un honor y una distinci6n la confianza
que se me hace al proponer lo que la Camara pue-
de acordar o no, y suplico a mis compaferos que









DIARIO DE SESIONES DE LA 0AMARA DE REPBESENTANTEt 15


si tal cosa se acuerda, no me hagan ninguna soli-
citud de leyes especiales, porque anuncio desde
ahora que si la CAmara acuerda que sea yo quien
proponga a la mesa los proyectos que deben ser
preferences, en manera algnna me he de prestar a
traer a debate ninguna ley que interest a nadie, si-
no leyes generals que beneficien al pais, sin inte-
r6s especial.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Mariana, cuando el
senior Freyre las traiga, se sometera a la considera-
ci6n .de la CAmara para fijar un dia para su discu-
si6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra sobre es-
ta misma cuesti6n en un sentido -mis general. La
Presi'dencia tiene el privilegio reglamentario de
confeecionar la orden del dia, pero debido a la co-
rruptela parlamentaria en la cual hemos eaido, la
confecci6n de la Orden del Dia por parte de la
Presideneia, queda completamente nula y no pro-
duce efecto de ning6n genero. Yo me permitiria a
indicar a la Presidencia, solamente a la Presiden-
eia y no a la OCmara, porque la CAmara no necesi-
ta aetuar en este caso, restringir la Orden del Dia
a un final de legislature, procurando armonizar las
peticiones de los Representantes conformes a los in-
tereses supremos del pais, porque no convendria re-
cargar, mientras no se discutan los Presupuestos, con
nuevas erogaciones al pals, a euyo efecto podria la
Presidencia, algunos de los dias que no hay sesio-
nes, escoger tres o cuatro de esos Proyectos de Ley
para que figuraran en la Orden del Dia y que en
ese dia no se d6 cuenta con ningiin Proyecto de Ley
procedente del Senado. Asi la Camara puede entrar
a discutir la Orden del Dia que la Presideneia ha
elegido.
Si. REY (SANTIAGO): Precisamente perseguimos
la misma finalidad.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Lo que propone el se-
fior Ferrara ha sido un anhelo vivisimo de la Pre-
sidencia y no con palabras, sino con hechos, la Pre-
sidencia puede demostrar que ha procurado siempre
incluir en las 6rdenes de dia asuntos de caActer ge-
neral, de interest publico; pero result que al lie-
gar aqui, apenas la Presidencia toma asiento en este
sitial, vienen las solicitudes de suspensions de pre
eeptos reglamentarios y no puede nunca entrase en
la Orden del Dia. Para esta misma sesi6n podrAn ob
servar los sefores Representantes que hay 14 soli.
tudes de suspension de preceptos reglamentario,
sobre la. mesa.
El ideal seria llegar a la orden del dia...
SR. FERRARA (ORESTES): Como S. S. ve, yo hi
hecho constar que la corruptela parlamentaria im
pide que la Presidencia pueda aplicar el precept(
reglamentario; pero tambi6n he indicado el remedio
cuando no haya un nimero crecido de proyeetos ei
la orden del dia, no podrA haber alteraciones. Pou
eso indieaba a la Presideneia, no a la Camara, in
cluir solamente tres o cuatro proyectos de esos d,
orden general, y ya verA la Presideneia que entra
remnos en la orden del dia.
SR. PRESIDEN (VERDEJA): La Presidencia prome
te que para el pr6ximo lunes, dada cuenta de que y:
la CAmara tiene aeuerdo para estos dias de la sema
na, bahrla de seguir, gustoso, ]a indicaciOn de S. S


Se va a dar cuenta con un Mensaje PresidenciaL
(El Oficial de Actas leyendo.)
MENSAJE
Al Honorable Congreso de la Repfiblica.
En cumplimiento de lo que dispone el articulo
XV de la Ley de 19 de junio de 192.2, tengo el ho-
nor de enviar a ese Cuerpo Colegislador copia del
Decreto nimero 210 de 10 del actual, publicado en
la "Gaceta Oficial", nAmero 41 de 17 de los co-
rrientes, por el cual se efeetfian varias transferen-
ci a ascendentes a $2.000.00, $5.000.00 y $4.000.00,
todas del vigente Presupuesto de la Seeretaria de
la Guerra y MVarina.
Palacio de la Presideneia, en la Habana, a 23 de
Febrero de 1923.
(F) ALFREDO ZAYAS.

PODER EJECUTIVO
(Secretaria de la Guerra y Marina.)
Decreto Niimero 210.
Por Cuanto:-Existe en los sub-conceptos "Me-
dicinas para alistados, etc." y "Material de herra-
je, etc.", suficiente credito para cubrir las necesi-
dades del Ejercito durante el tiempo que .resta del
present ahio fiscal, resultando, por el contrario, in-
suficientes los cr6ditos disponibles en los subconcep-
tos "Maiarial quirdrrgico y sanitario, etc." y "Ar-
neses, monturas, etc.", debiendose ello en parte a
que habian almaeenadas existencias del aiio ante-
rior y en parte a una inadecuada distribuci6n de
dichos ereditos en el Presupuesto vigente.
Por Cuanto:-Analogas circunstancias concurren
en el subeoncepto "Adquisici6n de equipos, etc.", en
el cual existe saldo suficiente despues .de atendidas
las mais urgentes necesidades hasta done es possible
lhaerlo con la exigua suma consignada, resultando en
canibio insuficiente el credito que resta ipara-'"Tel6-
fonos, telegrafos, etc.", y es preferente tender me-
jor los servicios telef6nicos que prestan las redes que
Senlazan a Ics destaamentos de la Guardia Rural con
*sus Jefaturas, en euyas redes precisa hacer repa-
raciones y ampliaciones importantes.
Por Tanto:-IHaciendo uso .de las facultades que
me confieren la Constituci6n y el Articulo 391 de la
SLey Orgfnica del Poder Ejecutivo, leido el parecer
Sdel Jefe ide Estado Mayor General .del Ej6rcito y a
Spropuesta del Secretario de la Guerra y Marina,

RESUELVO:
e Primero:-Tranferir del subconcepto "Medicinas
- para alistados, etc." al de "Material quirfirgico y
o sanitario, etc." dos mil pesos ($2.000.00); y del sub-
: concept "Material de herraje, etc." al de "Arneses,
n monturas, etc.", cinco mil pesos ($5.000.00), todos
r del Capitulo II, Articulo III, Seeci6n de Suminis-
- tros Generales, Relaci6n "J", Secretaria de la Gue-
e rra y Marina y del Presupuesto vigente.
Segundo:-Transferir del subconcepto "Adquisi-
ciOn de equipos. etc." al lado de "Tel6fonos, tel6gra-
- fos, etc.", cuatro mil pesos ($4.000.00); ambos del
a Capitulo II, Articulo IV, Secei6n de Material de Gue-
.- rra y de la Relaci6n y Presupuestos antes citados.
T. Tercero:-Los Secretarios do Hacienda y de la









16 DIARIO DE SEASON D E LA CAMA.RA DE REPRESENT'ANI'ESh


Guerra y Marina quedan encargados del cumpli-
miento de lo que por el present Decreto se dis-
pone.
Dado en el Palaeio Presideneial, Habana, a diez
de Febrero de mil novecientos veinte y tres.
(F) ALFREDO ZAYAS,
President.
(F) A. Montes,
Secretario de la Guerra y Marina.
Es copia de su original publicado en la "Gaceta
Official" del dia 17 del actual.
Habana, a 23 de Febrero de mil novecientos
veinte y tres.
(F) L. E. Lecuona, Jefe de Despacho.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Segin un aeuerdo de
la Camara, despubs de tratar el asunto de las pen-
siones, habria de entrar a conocer del proyecto re-
lativo al cr&dito para las Juntas Eleetorales.
Sn. M'ARTINEZ GOBERNA (FELIX): El acuerdo espe-
eificaba que ese asunto se traeria con el dictamen de
la Comisi6n correspondiente.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : El acuerdo fu6 de que
se trajera con dictamen o sin 61, porque no era muy
fAcil que la Comisi6n de Hacienda se reuniera.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se va a dar lectura
al Proyeeto.
(El Oficial de Actas leycndo.)
Habana, 19 de Febrero de 1923. -Sr. President
de la Crmara de Representantes. -Sefior: El Sena-
do, en sesi6n celebrada el dia de la fecha, acord6 mo-
dificar el Proyecto de ese Cuerpo, reference a aumen.
tar la consignaci6n dedicada a los gastos de la Jun-
ta Eelectoral Municipal de la Habana y de las de-
nmas Juntas Electorales de la Repfblica. Lo que ten-
go el honor -de comunicar a Vd. a los efectos del ar-
tieulo 19 de la Ley de Relaciones entire la Cmiara
de Representantes y el Senado.
Muy atentamente,
(F) Auielio Alvarez, Presidente. --1. Rivero,
Secretario. -A. G. Osauna, Secretario.

PROYECTO DE LEY:
Artielo I.-Se aumenta la consignaci6n dedica-
da a los gastos de la Junta Electoral Mfunicipal de
la Habana en la cantidad de cincuenta mil. pesos.
Articulo II.-Igualmente se consigna para los gas-
tos de las demas Juntas Electorales .de la Repiblica,
la cantidad de eiento veinte mil pesos.
Articulo III.-Estas cantidades serAn to'madas de
los sobrantes del actual Presupuesto, de las results
de la anterior o de cualquier consignaci6n apropiada.
Articulo IV.-Esta Ley comenzara a regir des-
de el dia de su publicaciOn en la "Gaceta Oficial
,de la Rep6blica".
Sal6n de Sesiones del Senado, Habana, a los diez
y nueve dias del mes .de Febrero de mil novecientos
veinte y tres.
(F) Aurelio Alvarez, Presidente. -M. Rivero.
Secretario. -A. G. Osuna, Secretario.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOM9) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Sr. President y sefiorse
Representantes: En anterior sesi6n, cuando se di6
cuenta con este proyecto de Ley procedente del Se-
nado, con una modificaci6n el proyeeto votado por


la Camara, el que habla consumi6 un turno en contra
oponiendose a la aprobaci6n de la enmienda intro-
ducida por el Senado, y en su consecuencia, la CA-
mara acord6 pasarlo a una Comisi6n que dictamina-
ra en un plazo fijaido por la iCmara, y en caso con-
trario, que se trajera a discusi6n sin el dictamen, y
asi ha sucedido en la tarde de hoy; y eomo la CA-
mara recordara que al comnbatir el que habla la
enmienda introducida por el Senado hizo referencia
a los gastos electorales hechos en el afio pasado, en
que no hubo elecciones, y el Dr. Ferrara indic6 o se
asoci6 al que habla para pedir la suspension del de-
bate, a fin de que se trajeran a esta sesi6n los an-
tecedentes del caso, para powder, con conocimiento de
eausa, discutir el problema. Yo puedo dar a conooer
a la Camara los datos obtenidos por el que habla en
]a Seoretaria -de Hacienda, correspondientes a los
ailos ide 1921 a 1922, en que el Presupuesto Nacio-
nal tenia consignada la cantidad de trescientos mil
pesos para gastos de personal electoral, en el cual
afio no hubo necesidad de hacer esos gastos, puesto
que no hubo eleceiones y no obstante esto, aparece
que por la Searetaria de Gobernaci6n, que es la que
maneja estos fondos, no s61o se gastaron los 300
mil pesos consignados en Presupuesto, sino que se
lleg6 a la exhorbitante suma .de $651.000.00. Quiere
decir que en gastos de personal se invirtieron en un
afio en que no hubo elecciones $351,812.00 mAs que
en los afios en que ha habido elecciones.
SR. CHARDIET (ARIMANDo) : Esos gastos a que se
refiere mi compafiero pertenecen a otro afio.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Alli voy. S. S. no debe
adelantar los acontecimientos.
Yo quiero que la Cimara se entire de que en un
afio en que no hubo gastos electorales, la adminis-
traci6n gast6 $351,000.00 mas del double de la cantidad
consignada en Presupuestos para esos gastos, y yo
desearia saber en que invirti6 la administraci6n ese
dinero. Porque es necesario que la CAmara tenga es-
tos anteeedentes para poder llegar a la convicci6n
de la necesidad que tiene de aprobar un nuevo ore-
dito que se pide, porque es natural que el espiriut
del legislator al consignar en el Presupuesto un can-
tidad annual para gastos electorales, se entiende que
en los afios en que no ha habido elecciones tiene que
haber un sobrante del eredito que se ha de aplicar al
afio siguiente. Pero si result que en el afio que no ha
habido elecci6n en Cuba se gasta el double de la can-
tidad prespuestada, claro es que por un Miensaje se
exija del Congreso la votaci6n de un cr6dito que se
ha de extraer, precisamente de lo que existed hoy en
el Tesoro de la Naci6n que ha sido ahorrado a fuer-
za de sacrificios y sinsabores, a fuerza de una enorme
carga tributaria que pesa sobre el pais cubano pa-
ra venir a pagar el despilfarro, el iderroche y el
robo de una administraci6n corrompida.
Pero no es solamente en 61 gastos .de personal
donde el afio pasado, el afio en que no hubo eleccio-
nes, se gastaron $351.000.00 mAs de lo consignado
en Presupuesto para personal. Es que tambi6n pa-
ra material habia un consignaci6n de cien mil pe-
sos en el propio afio, y, efectivamente, no s61o se
agotaron los cien mil pesos, sino que esta pendien-
te de la resoluci6n de la Comisi6n de Adeudos, la
cantidad .de $200.000.00 por gastos de material pa-
ra las Juntas Electorales, preeisamente en un afio
en que no hubo gastos eleetorales.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17
-- !


Y ahora vamos al present afio. Hay en el Pre-
supuesto una consignaci6n de cuatrocientos cincuen-
tar mil pesos para personal y de ciento cincuenta mil
para material. Ese dinero se ha situado por la Se-
cretaria de Hacienda al pagador respective en la
forma de noventa mil pesos mensuales y desde lue-
go debemos convenir en que este afio, en que hubo
elecciones, los gastos han debido ser proporcional-
mente el double de lo que en el afio anterior, siempre
que en el afio antrior como en este afio, la aplica-
ci6n d los creditos se hubiesen hecho honrada y equi-
tativamente. Pero como en el afio anterior no s_ hi-
zo esa distribuci6n honrada y equitativamente, sino
que hubo el despilfarro, la concupiseencia y el ro-
bo a que yo hacia alusi6n, claro es que no. puede
tomarse como comparaci6n los gastos del aiio pa-
sado con los del afio present. Y, no obstante en el
afo present, se han venido situando los fondos de
manera tal que aparece en el mes de Julio de este
afio, la misma consignaci6n que en el mes de No-
viembre y Octubre. Quiere decir que en el mes de
Julio hemos tenido un gasto de noventa mil pesos,
igual que los meses de Octubre y Noviembre, cuan-
do han debido ser los gastos de esos meses doubles
que los .de Julio. Y en cuanto a material ocurre algo
igual a lo anteriormente mencionado. En el mes de
Julio se han gastado doce mil pesos, igual que en
Agosto, igual que en Septiembre, no asi en el mes de
Octuhre en que se han gastado treinta mil pesos, co-
sa natural y 16gica si se tiene en cuenta la impre-
si6n de boletas, etc., etc. Pero mi prop6sito era que
la CAmara tuviera conoeimiento del enorme despilfa-
rro ocurrido en el afio econ6mico anterior en que se
han gastado los seiscientos mil y pico de pesos en un
afio en que no hubo elecciones. Y ahora viene la
segunda parte. Se le debe al personal electoral una
cantidad que la COimara desconoce, que el Mensaje
del Ejecutivo no indica, y que la Secretaria de Ha-
cienda ignore; por cuyo motivo nos eneontra'mos
en una situaci6n dificil, porque no sabemos si el
montante del cr6dito solicitado es suficiente para
los gastos realizados. o si se va a venir despues con
un nuevo er6dito para esos propios gastos, porque no
se determine en qu6 forma se han realizado, ni en qu4
forma se ha de aplicar el cr6dito que se solicita; y
no sabemos tampoeo si la cantidad englobada que
hoy se pide es toda para personal, o si hay una par.
to para personal y otra para material; en cuyo ca-
so tambi6n debemos conocer cu.il es la cantidad que
se aplica a uno y otro concept. En cuanto al cr6-
dito de cineuenta mil pesos. solicitado expresamente
para la Junta Municipal Electoral de la Habana
yo quiero advertirle a la Cimara lo siguiente: Pri-
mero: La Junta MAunicipal Electoral de la Habana
recibe, como todas las Juntas nMunicipales Electo-
rales. la consignaci6n de sus gastos por la Secreta-
ria de Gohernaci6n que la toma del cr6dito general
de oastos electorales y por lo tanto no tiene por que6
la Junta Municipal Electoral de la Habana el te-
ner ese rasto extraordinario de cincuenta mil pesos
one se solicit. Por otra part en cuanto al material
de esas juntas, todos los que aqui nos movemos en
cuestiones electorales, sabemos que las Juntas Muni:
cipales Electorales reciben el material de oficina dde
la Junta Centra Electoral. que a la vez paga esos
gastos'con cr6ditos presupuestados que le da la Se-
cretaria de Gobernaci6n del erEdito presupuestado


a ese efecto. Las Juntas Miinii:ipa!el Ele-cto:rale,
solamente tienen como gastos extraordinarios los que
so llaman gastos de escritorio, plumas, tintas y lipi.
ees, porque los impresos todos, de todas classes, los
suministra la Junta Central Electoral. Y yo me pre-
gunto: g Qu6 gastos extraordinarios puede haber he-
cho la Junta Municipal Electoral de la Habana, sin
la autorizaci6n correspondiente de la superioridad
para que se le conceda un cr6dito de eincuenta mil
pesos? Y por otra parte, I en qu6 forma va el Con-
greso a disponer ese cr6dito, cuando dice para la
Junta Municipal Eilectoral de la Habana, lo que sig-
nificarA que ese er6dito no podrA disponer de 61, ni
Ia Secretaria de Hacienda, ni la de Gobernaci6n, ni
la Junta Central, sino exclusivamente la Junta Mu-
nicipal Electoral de la Habana; es decir un caso ex-
traordinario que el Congreso vote el Cr6dito exclu-
sivamente, no para gastos electorales, sino para po-
nerlos a disposici6n de una Junta Electoral, cosa que
es inadmisible, porque la Junta Municipal Electoral
de la Habana. a nuestro entender, no tiene perso-
nalidad ninguna, tiene la personalidad como orga-
nismo electoral que tiene una superioridad, que es
la Junta Central, como la Junta Central tiene la
Secretaria de Gobernaci6n. No podemos votar este
er6dito de gastos electorales, para ponerlo a dispo-
sici6n de la Junta Municipal Electoral de la Haba-
na para que ella la administre a su gusto y segfin
su leal saber y entender.
SR. GIL (HELIODORO) : Y por qu6 S. S. en este
caso no ha formulado la enmienda consiguiente?
SR. SAOAR6 (BATOLOM9) : Porque en este caso no
se pueden formular enmiendas; bien sabe S. S. que
cuando viene un Proyecto de Ley 'de la Camara en-
mendado por el Senado, 6ste o se acepta o se rechaza,
o de lo contrario se nombra la Comisi6n Mixta.
Si nosotros cometemos el grave error .de votar es-
te cr6dito para ponerlo a disposici6n de una Junta
Electoral, seiores Representantes, vamos entonces a
indicar un sistema que traeria funestas consecuen-
cias; porque, estudiando el asunto en toda su am-
plitud y con today la serenidad y 'reflexi6n que el ca-
so require, nosotros no debemos votar, no el cr6di-
to de $50.000 para una Junta determinada, ni si-
quiera el crBdito en su totalidad, si ese cr6dito no
viene antes perfectamente explicado, diciendo para
que es y en qu6 se va a invirtir, y porque razones
no ha aleanzado el cr6dito votado por el Congreso
en el Presupuesto Nacional, para esa atenci6n. Pe-
ro si es que vamos a cometer los dos errors o sea
votar el cr6dito englobado, sin conocer antes por
que no ha alcanzado el credito de $400.000, que
se ha votado aqui, iAh! entonces, seiorees Repre-
sentantes, no vale la pena que nosotros discutamos
el Presupuesto. no vale la pena de. que dediquemos
un studio a los problems econ6mieos de la Repfi-
blica, de que nosotros tuvi6semos escripulos en vo-
tar la Ley de oontrataci6n para un Empr6stito,
i Ah! entonces. si vamos a votar esta cantidad y po-
nerla a disposici6n de la Junta Electoral. sin hacer
antes las aelaraciones pertinentes que el caso requie-
re. entonees habremos heeho mal y este mal caeri di-
rectamente sobre la Repfiblica..
SR. GIL (HELIODORO) : Yo deseo que el debate se
encauce. por aue aqui se viene observando una prAc-
tica viciosa. Muchas veees pretend la Camara mo-
dificar sus propios acuerdos. Que S. S. nos diga que








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
-


vot6 la Cinara y que es lo que modifica el Senado,
porque si la Camara ha votado una cosa y respect
de eso es lo que esta debatiendo S. S. que debe ser
moidificado, entonces ]a Oamara no debe ir en con-
tra de sus propios actos...
Si. SAGAR6 (BARTOLOME) : No, no, siempre es hon-
rado modificar sus errors.
St. GIL (HELIODORO) : La Comisi6n Mixta no po-
drA nunca m' s que aceptar el criterio de un Cuerpo
o del otro, pero no establecer nuevas modificaciones
que no fueron objeto .de la discusi6n.
SR. SAGAR6 (BARTOiLOM) : Yo no estoy proponien-
do modificaciones de ninguna clase. Yo estoy com-
batiendo el Proyeeto del Senado que ha sido modi-
ficado y que la Camara no acepta la modificaci6n.
SR. OIL (HELIODORO) : ~,S. S. combat la modifica-
ci6n o la to'alidad del Proyeeto?
SR. SAGARn (BARTOLOM) : Cdmbato la totalidad del
Proyecto.
SR. OIL (HELIODORO) : Y6 estimo que S. S. no pue-
de reglamentariamente hacerlo, p'orque es un Pro-
yecto aprobado por la Camara.
SR. SAGAR6 (BARTODOMA) : S. S. esta en un error.
porque a CAmaira, no solamente puede 'combatir nn
Proyecto aprobado anteriormente, sino .que la Cama-
ra puede derogar una Ley aprobada anteriormente
por ella.
SR. GIL ( TELIODOR) : Eso seria la de nunca acabar.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Cuando se reconoce que
se ha cometido un error, porque se llega al conoci-
miento de datos que no se poseian anteriormente, se
puede combatir nn Proyecto .de Ley ya aprobado.
Eso es honrado, eso es noble, eso es leal. Pero es mis,
sefiores Representantes, nosotros no hemos acordado
el er6dito de 50 mil pesos para esas juntas, eso lo ha
aprobado el Senado.
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo puedo informer a S. S.
que en ]a Camara se acord6 la Ley consignando esa
cantidad para los meses de Junio, Julio y Agosto,
es deeir, para tres meses, y el Senado ha suprimido
lo que se refiere a los tres meses, lo que quiere de-
cir que ese cr6dito servira para todo el period elec-
toral.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Lo que antes era
para un solo afio se ha convertido ahora en carActer
permanente.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : El senior Martinez Go-
berna tiene raz6n, es 'cierto que nosotros votamos
un cr6dito para tres meses y el Senado le da ahora
el carter ide permanent. iOh!; pero jc6mo es po-
sible,...
SR. L6PEZ (GERMAN): El Sr. Sagar6 tiene mu-
cho talent y much ilustraci6n, y me extrafia mu-
cho que haya echado mano de un sofisma para de-
fender su punto de vista. El que la Camara haya
votado junio, julio y agosto no quiere decir que sea
para todos los afios.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): De todas mane-
ras, senior Sagar6, el proyecto ha sido modificado poi
el Senado; no es ya la Ley que sali6 de la CAmara,
y no nos queda mAs que dos casinos: o aceptamos
'a modifieaci6n del Senado o nombrar la Comisi6n
Mixta.


SR. SAGAR6 (BARTOIOME) : Para eso estamos dis-
cutiendo. El Sr. L6pez, creyendo hacer una defense
del proyecto, no ha hecho mis que combatirlo...
SR. L6PEZ (GERMAN) : Sr. Sagar6: No he hecho mAs
que ser consecuente con mi voto. Antes de las elec-
ciones vot6 en favor de este proyecto, y ahora, des-
pu6s de las elecciones, quiero ratificar mi voto.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOME) : Seguramente que esto
no fu6 votado nominalmente y no puede saberse
quienes votaron y, por lo tanto, quienes estuvieron
presents.
SR. L6PEZ (GERMAN): S. S. trabaja much y
siempre estA present en las sesiones de la CiAmara.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Indiscutiblemente que
la CAmara vot1 un er&dito por la cantidad de cin-
cuenta mil pesos, y, desde luego, sigo creyendo que
fut un error votar el mcrdito. Pero si lo vot6 para
esos tres meses, sabiendo que el cr6dito electoral es-
taba agotado y que iba a haber un aumento en 'los
gastos eleetorales, no estuvo desacertaido; pero de
6sto a que 'la Camara ahora apruebe este er6dito per-
manentemente en el Presupuesto, hay una distan-
cia enorme...
SR. L6PEZ (GERMAN) : El Sr. Sager6 sabe que los
Presupuestos se votan todos los afios por el Congre-
so; que ahora, precisamente, en el mes de junio, el
Congress discutirA el Presupuesto, y me extrafia
que S. S. pueda pensar que el Senado vaya a votar
ese cr6dito permanent cuando sabe perfectamente
que en junior debemos discutir el Presupuesto.
SR. SAGAR6 (BARTOLoMi) : Hasta que la Camara
apruebe los Presupuestos y .el Senado tambi6n, hay
una .distancia...
SR. L6PEZ (GERMAN): Pido la palabra par una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo solicit que se prorrogue
esta sesi6n hasta terminar la discusi6n y votaei6n
de este asunto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La Camara no pue-
de tomar el acuerdo de prorrogar esta sesi6n, porque
lo impide un acuerdo precedent de la misma.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Entonces solidito que este
asuiito sd -discuta mariana ;en primer lugar.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : ReglamIentariamente
tiene .que ser asi.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Y yo solicito, se-
fior Presidente, que figure en segundo lugar el
asuito del Retiro Escolar.
'SR. PRESIDENT (VERDEJA): ~Lo acuerda asi la
CAmara ?
('ril,f q afirmativas.)
Aeordado.
Agotada 'la hora reglamentaria, se levanta la se-
si6n.
(Eran las cinco p. mn.)


IMP. P. PgNAQNDEZ Y CU., P1Y MAROALI. 17. HAIANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs