Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01006
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01006
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


DE
D LA


SESIO S


CAMERA DE REPRESENTANTES


DECIMO


PERIOD


CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE
VOL. XXXVIII LA HABANA, 29 deSeptiembrede 922 NUM. 69

Session ordinaria de 27 de Septiembre de 1922

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretaries: Sres. Jose R. del Cueto y Manuel Alonso Ampudia

SUMARIO
A las 3 p. m. la Presidencia declar6 abierta la sesi6n.- Se di6 lectura al acta de la anterior, la
cual fu6 aprobada. Mensajes del Ejecutivo, referentes a la necesidad de satisfacer las re-
clamaciones extranjeras para el pago de los Cupones de la Deuda y a la creaci6n de diversas
Agencies Consulares en los Estados Unidos de Norte America. Continuaci6n de la discusi6n
del Dictamen de la Comisi6n Mixta nombrada por el Congreso al Proyecto de Ley, autorizan-
do al Ejecutivo Nacional para emitir Bonos de un Emprestito Exterior por cantidad que no
exceda de Cincuenta Millones de Pesos, suspendidndose el debate a solicitud del senior Bar-
tolom6 Sagar6.-Dictamen de la Comisi6n de Comunicaciones al Proyecto de Ley de los seio-
res Rey y otros, concediendo cr6ditos para el Departamento de Comunicaciones, fu6 aprobada
la totalidad del Proyecto, suspendi6ndose el debate para la pr6xima sesi6n a solicitud del se-
fior Germ&n L6pez.- Se adopt6 el acuerdo de suspender la sesi6n a propuesta del senior Frey-
re de Andrade, dando la Presidencia por terminada esta a las 7 y 5 p. m.


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se abre la sesi6n.
Se va dar lectura al aota de la sesi6n anterior.
(Eran las 3 p. m.)
(El Oficial la 'lee).
Se aprueba ,el Acta.
(Senales afirmativas.)
Aprobada.


SR. SAGAR6 (BARTOLOM) :
una euesti6n previa.


Pido la palabra para


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.


SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : Sr. President y Sefio-
res Representantes: Yo quisiera que mis comDafieros
pusieran un poco de atenci6n en la proposici6n que
yo voy a hacer, porque de ella pudiera salir si es
aeeptadai, una soluci6n arm6nica al problema que es-
tA siendo objeto de leandente debate en esta CAmara
rlesde haee varias sesiones. Debemos todos recorder
o1e en meses anteriores cuando se trajo a la CAmara
el mismo Proyeeto de Emprkstito que hoy se debate
aunque con ligeras modificaeiones, un grupo bastante
rechdci;:'r de Sres. Representantes, apenas si llegaban
a nueve, sostuvieron en aquellos mementos la oposi-
ci6n al Proyeeto de Ley; y al ser votado 6ste por la
mayoria de los Sres. Representantes. se hicieron de-
claraciones con respect a los que no habian votado









2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


el Proyecto. Eso di6 lugar a que los Sres. Represen-
tantes que habian votado en contra del Proyecto se
estimasen a si mismo los ,poseedores de la verdad, los
que controlaban en aquellcs monentos la salvaci6n
de la Repfiblica, los que apareeian de acuerdo con
11as necesidades idel moment y con las exigencias de
la publica opinion frente a la mayoria que opinaba
de un modo adverse. Aquello di6 lugar a que en dis-
t'ntas ocasiones se les saliera al rostro a los que vota-
ron a favor ]a actitud que habian asumido en aque-
llos moments, y como ha de tenerse en cuenta que los
que entonces eran opuestos al Proyeeto sentian tanto,
y practicaban el patriotism de igual manera y forma
que los que votaban a favor, como en ,estos moments
los que se oponen son tan patriots y proceden con
los mismos sanos prop6sitos, con la ,misma firm vo-
luntad de salvar a la Repiblica de los escollos con que
va tropezando como los que han votado o pretenden
votar en leste mo'mento se crean mis cerea de la ver-
dad o mas patriots o mejor inspirados ilos que vot-an
en una forma que los que votan en otra, y como aqui
se han hecho declaraciones de tal naturaleza que pue-
de que de ellas depend icuando lleguen a conocimien-
to de todos los sefiores Representantes, la resoluci6n
del problema en que cada uno 'pone de su parte su
mejor prop6sito y mejor voluntad al servicio de la
Repiblica yo quisiera, para que esto se desenvolviera
en una forma arm6nica, que no hubiese buenos ni ma-
los cubanos en la Camara, sino que todos eon el m'e-
mejor prop6sito y su mejor voluntad al servicio de la
to de la verdad pudieran producirse en una u en
otra forma.
SR. SOTO (OSCAR) : S. S. retira .entonces las fra-
ses que le atribuye "Heraldo de Cuba"?
SR. SAGAR6 (BARTOLOMe) : I Qu6 frases?
SR. SOTO (OSCAR): El "Heraldo" le atribuye la
manifiestaci6n a su sefioria de que serAn maldecidos
todos los que voten a favor del empr6stito.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMe) : Yo he dicho que el pule-
blo en su dia, y seguramente S. S. me va a dar today
la raz6n. Como yo no quiero que el pueblo de Cuba
maldiga ni a los que votan a favor ni a los que votan
en contra por eso yo deseo que todos tengamos el co-
nocimiento exact de lo que ocurre en el verdader
problema que aqui se debate porque yo no quiero que
el pueblo de Cuba me maldiga ni desearia que maldi-
jese a mis compafieros. Por eso yo quiero que aqui
con un verdadero consensus de opinion, con verdadero
conoeimiento de la verdad con la mejor voluntad que
a todos nos anima, no podemos en ningin moment
como lo han hecho anteriormente los que entonees
opinaban en contra, ereian que eran traidores los
que habian votado favorablemente *de Ja misma ma.
nera teniamos el derecho de pensar que por alguien
se formara igual opinion de los que ahora votan fa-
vorablemente este Proyeeto.
Para evitar todas cstas cosas, para que nadie se
crea .mas poseedor 'de la verdad que otro, como se
han hecho ideclaraciones de tal gravedad que es ne-
cesario que todos los conozcamos, porque aun esti-
mando el que habla que el Proyecto de Empr6stito
es muy malo, que entiende que el Proyecto puede
ser 'perjudicial a los intereses de la Repfiblia si se
me lleva 'al convencimiento de que es oonveniente a
los intereses patriots, a la soberania de Cuba, la cual
estA por eneima de los intereses econ6micos, puede
que yo contra mi voluntad, contra mi criteria y con-
tra mi propia conciencia vote en favor del Proyecto


al igual que 'ante el lecho de un familiar enfermo al
que hay que aplicarle reme-dios heroicos no queda
otro remedio que aplicirselo aunque con ello se
sufra.
Por estas razones yo quisiera que la CAmara acor-
dase en la tarde de hoy, aunque no esti present en
estos moments el ,Joetor Ferrara, la COmara le su-
plique que informed en sesi6n secret todos cuantos
antecedentes estim'e necesarios alrededor de este pro-
blema para que de ello ipueda surgir en el moment
oportuno un acuerdo unanime, arm6nico de la C6-
mara ide Representantes ipara que en ningfin momen-
to, en ninguna epoca y en- ninguna circunstancia
podamos hacernos acusaciones de buenos o malos cu-
banos los que procediendo de la misma manera con
igual intenci6n sana y patri6tica votamos en favor
o en contra del Proyeeto que aqui se debate.
SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra para con-
testar y aclarar al senior Sagar6. Efwetivamente, su-
plicaremos al doctor Ferrara que haga esas informa-
clones, y yo prometo hacerlas tambiin con igual ca-
racter en la propia sesion secret.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Guildln.
SR. GUILLEN (ALFREDO): Habia pedido la pala-
bra porque creia que no estaba vigente el acuerdo
de que se celebraran sesiones los jueves y viernes.
Pero en vista de que es un veuerdo no deseo hacer
otra manifestaci6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar lecture
a un Miensaje del Ejecutivo.
(El Oficial de Actas, leyendo):
Al Honorable Congreso Ide la Repibiica.
Al publicarse en la edici6n extraordinaria an-
mero 10 de la "Gaceta Oficial", correspondiente al
30 .de junio de 1922, la Ley de Presupuestos para
el afio de 1922 a 1923, se han icometido determina-
dos errors de imprenta que han sido subsanados
mediante los decretos oportunos.
Pero, ademis, se han notado otros varies errors
que, por constar tambi6n en el original de la Ley
aprobada por el Congreso, no pueden ser salvados
sine con autorizaci6n del Honorable Congreso. Es-
tos errors, son con referencia a la Secretaria de
Obras Piblicas, los que siguen:


1.. En la p6gina 246 Negoeiado
de Mejoras en rios y puertos
Personal no Facultativo, donde
dice:
1 Official Clase A, Contador, $1.000
reducido a . . .
Debe decir:
1 Official Clase 1.a, Contador, $1.000
reducido a . . .
2.0 En la pagina 246, Negociado
de Mejoras en rios y puertos
Personal no Facultativo, donde
dice:
2 Auxiliares Clase 1", Mecan6gra-
fos a 1,000 reducidos a $ 950
Debe decir:


*$ 950.00


$ 950.00


,, 1.900.00










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


2 Oficiales Clase 1.a, Mean6grafos
a $1..000.00 reducidos a $950 .
(Se reetifica la categoria por ser la
que corresponde a la dotaci6n de
los cargos.)
3..-En la pAgina 247, Negociado
de Talleres de construcci6n v Re-
paraci6n, Personal no Facultati-
vo done .dice:
1 Official de 2. Clase, Jefe del Des-
pac'o $1.600.00, reducido a .
Debe decir:
1 Official de 4.a Clase, Jefe del Des-
pacho $1.600.00, reducido a .
(Se rectifica la eategoria per ser la
que correspond a la dotaci6n del
cargo, subsanindose un error de
suma que tambi6n parece en
cuanto a esta plaza.)
4.0 En la pagina 248, Negociado
'de Personal y compras, Perso-
nal, don'de dice:
1 Auxiliar Clase 6.a, encargado de
los asuntos de Personal, $2.000
reducido a . . .
Debe decir:
1 Jefe de Administraci6n de 6..,
clase, Encargado de los asuntos
de Personal, $ 2.000 reducido a .
(Se rectifica 'la eategoria por ser la
que correspond a la dotaci6n del
cargoo)
5.-En la .pAgina 249, Negociado
,de Personal y Compras, Perso-
nal, donde dice:
1 Official Mecan6grafo Clase B. ..
Debe decir:
1. Auxiliar Mecan6grafo Clase B.
6.0 En la pagina 256, Puertos, Me-
joras y Ampliaciones, donde di-
',e:
Para Iconstrucciones, reparaciones y
ampliaeiones en el Puerto de la
Habana .. . .
Debe decir:
Para construcconDes, reconstrucciones
y anmpliaciones en 1e Puerto de la
Habana ... . .
7. En la pfgina 258, Material y
servicios de la division de Alcan-
tarillado de la Jefatura de la Ciu-
dad de la Habana, donde dice:
Para personal a journal en la construc-
ci6n de cloacas y drenes . .
Debe decir:
Para personal a journal en la construc-
ci6n de cloacas y drenes . .
8.- En la pagina 258, Material y
Servicios de la Divisi6n ide Alcan-
tarillado de la Jefatura dela Ciu-
dad de la Habana, done -dice:
Para material de la construcei6n de
cloac.s y drenes . .
Debe decir:
Para material dde la Conservaci6n de
eloacas y drenes . .


1.900.00


,, 1.440.00


,, 1.440.00










$ 1.800.00



S1.800.00






,, 800.00

,, 800.00





4.080.00



,, 4.080.00





,, 5.000.00


,, 5.000.00





,, 2.400.00


,, 2.400.00


9. En la pagina 258, Material y
servicios de la Divisi6n de Alcan-
tarillado de la Jefatura de la
Ciudad de la Habana, donde dice:
Para Material y fluido electrioo para
las subestaciones del Vedado .
Debe decir:


Para material y fluido electrico para
las suhestaciones del Vedado y
Onsa Blanca . . .
10.0 En la pAgina 250, Negociado de
Aguas y Cloaeas Personal no Fa-
tcltativo, al sumarse las parciales
consignadas bajo ese epigrafe se
expresa la cantidad de $5.600
cuando la suma de las dotaciones
consignadas arroja la cantidad
de ... . ..


,, 30.000.00



,, 30.000.00







5.640.00


Este error de suma, por no haber side tenido en
cuenta altera el imported general del Capitulo lo.,
articulo lo. Personal General del Departamento,
de la Relaci6n "G" del Presupuesto y, consiguiente-
mente la ascendencia de dieha Relaei6n que seri de
$3.713,558.00 y la del Presupuesto Nacional de Gas-
tos que sera de $40.573,449.43.
En tal virtud 'tengo el honor de dirigirme al Ho-
norable Congreso solicitando Ha aprobaci6n de ila
Ley necesaria en que se consignen esos errors, al-
gunos de los cuales significant verdaderas dificulta-
des para la debida presentaci6n de importantes ser-
vicios pfiblicos.
Palacio de la Presidencia, en la Habana, a veinte
y site de Septiembre ,de mil novecientos veinte y
dlos.
(F) ALFEEDO ZAYAS.
Se va a dar Jeetura a una comunilaci6n del Se-
nado.
(El Oficial de Actas, leyendo):
Habana, 26 de Septiembre de 1922.
Sr. President de 1a Cimara de Representantes.
Senior: El Senado, en sesi6n celebrada el dma de
la feeha, aprob6 el Proyecto de Ley que se acompa-
iia, referente a 'modificar el Art. V de la Ley de 19
de Febrero de 1912 sobre el com'ereio de drogas y
products farmaceuticos. Lo que tengo el honor de
comunicar a Vd. a los efectos del articulo 18 Ide la
Ley de Relaciones entire la Camara .de Representan-
tes y el Senado.
Muy atentamente, (f) Aurelio Alvarez, Presiden-
te. --Daniel Comipe. Seeretario. -A. G. Osuna, Se-
rretaric.
PROYECTO DE LEY
Art. I.-El articulo V de la Ley de 19 de Febre-
ro de 1912, se entendera redactado asi:
"Articulo V.-La preparaicin y venta de las es-
pecialidades farmac6uticas pertendce, tnica y ex-
clusivamente. a los profesionales gralduados de la
Universidad Naciona] de la Habana o incorporados
a ella, a los herederos de los mismos bajo la geren-
cia de un farmaceutico graduado o a las Comrpaiiias
an6nimas cuyo consejo de direcci6n este constituido
en su mayoria por farmac6uticos.
Las especialidades fairmaruticas extranjeras s6-
lo podrAn ser introducidas en el pais cuando sean









4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES
1- II- I


fabricadas por entidades legalmente autorizadas pa-
ra hacerlo en el pais de origen.
Se consider especialidad farmac6utica, a los ef-ei-
tos de esta Ley, toda sustancia que tenga o a la que
se le atribuyan en sus etiquetas, prospects y anun-
cios propiedades terap6uticas y que se presented en-
vasadas y rotuladas de manera uniform y haciendo
ccristar en sus etiquetas el nombre de la entidad pro-
pietaria y la direeci6n del Laboratorio en que se pre-
para.
Art. II.-La Comisi6n a que hace referenncia el
articulo X de la vigente Ley de Farmaoia quedara
constituida permanentemoente como cuerpo iconsulti-
vo, sin que, per ningin motivo, se pueda modificar
el Reglamento ide Farmacia sin oir la opinion de la
misma.
Art. III.-Esta Ley empezara a regir desde el
dia de su publicaei6n en la "Gaceta Oficial" de la
Repfblica.
Sal6n de Sesiones del Senado, IHabana, veinte y
seis de Septiembre de mil novecientos veinte y dos.
(f) Aurelio Alvarez, Presidente. Dawiel Camp-
te. Secretario, A. G. Osuna. Secretario.
SR. SOTO (OSCAR) : Pido que quede sobre la mesa
este asunto.
SR. PRESIDENTE (VERDE.JA): 4 Esti de acuerdo la
Camara con lo que ipropone el senior Soto?
(Se ales afirmativas.)
Acordado.
(El Oficial de Actas, leyendo):

A LA CAMARA
El Representante que suseribe solicita: se intere-
se del Ejecutivo los siguientes datos:
Primero: Si ha sido saeada a concurso la plaza
de Director del Hospital .de Dementes situada en
Mazorra.
Segundo: Si la Junta Nacional de Sanidad ha
formado Ila Terna y en este caso remita copia literal
de la ponencia. Idictamen o informed .que ha servido
para la formaci6n de dicha Terna.
Tereero: Si esta Terna ha sido devuelta por ell
Secretario de Sanidad y se express los fundamen-
tos legales para su devoluci6n.
Y cuarto: Si ha sido formado nueva Terna, se
remita copia de la misma.
Sal6n de Sesiones de la CAmara 'de Representan-
tes, a veinto y siete de Septiembre de mil novecien-
tos veinte y dos.
(f) Dr. Helio lro Gil.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la .palabra iel
senior Gil.
SR. GIL (HELIODORO): Sr. President y seiiores
Representantes: Vacante la plaza ide inspector del
Hospital de Mazorra, fu6 oubierta interinaimente por
un Amigoo mio, el Dr. Antonio Maria Rubio de cuya
honradez aerisolada nadie puede dudar bien justifi-
cada en la Administraei6n de ese Departamento, que
es un hombre de condiciones excepcionales para la
Administraici6n y tiene el afeeto y consideraci6n mia
como pudiera tenerlo otro pariente de l6 aspirante
a ese pesto, el Dr. M1odesto G6mez Rubio, Coronel de
Sanidad del Ej6rcito Libertador, miemtbro que fu6
de la CAmara de Representantes, m6dico, farmac6u-
tico y ademAs con una series de notas especiales on su
expediente por lo que la Junta Nacional de Sanidad


integrada por hombres de verdadera cultural, de hom-
bres que conocen el teenicismo de esta material.
Segin las noticias que teng,, por unanimidad ha
sido colocado el Dr. G6mez Rubio en el nfimero uno,
y teniendo en cuenta el expediente personal de los
aspirantes, el Dr. Antonio Maria Rubio ha sido colo-
cado en el nfimero oeho; pero la Secretaria de Sani-
dad y Benefloencia, que parece que entiende que es-
tA en Tna 6poca military, que hay que resolver las le-
yes prescindiendo de la Repiiblica y entendiendo que
no hay que atenerse a la voluntad del Congreso, al
que parece no debe acatamiento, devolvi6 la terna a
la Comisi6n Nacional pidi6ndole que mandara otra,
sin explioar los motives. La Junta Nacional de Sa-
nidad se reuni6 nuevamente y despu6s ide conside-
rar si podia existir alg(n error en la aplicaci6n de
la Ley, devoivi6 la terna ratifieAndola, pero a pe-
sar de 6sto, se advierte que en este estado de cosas
ese expediente se meterak en una gaveta y no se re-
solverA el problema; y yo digo, sefiores, qu6 triste
y que doloroso debe ser para un hombre como el doc-
tor G6mez Rubio, que fu6 a la guerra, peleando al
lado de Maceo, que ostenta el grado de 'Coronel de
Sanidad del Ej6rcito, que en ciertos moments tu-
vo que dejar abandonada a su madre, herida de ba-
la estando all frente de un hospital de sangre; y opi-
no que debe ser muy triste y doloroso que un hombre
como 61, que estuvo en la revoluei6n, mientras que
su familiar eseu6lida tuvo que volver a la pobla-
ci6n, al eampo enemigo, falta de todo recurso, y que
ese hombre que termin6 la guerra en esas icondicio-
nes. que fu6 designado despu6s miembro de la Con-
venci6n Constituyente, que idespu6s vino a ceupar
un escafio en esta CAmara, que ha sido Jefe Local
de Sanidad, M6dico Thunicipal y por una Ley del
Congress ha ido a estudiar la especialidad en la cu-
ra ide los leprosos, que tiene en su abono Ia circuns-
tancia de poseer un titulo, no s6lo de M6dico, sino
tambi6n ,de Farmaj4Butico; en resume, que -es miem-
bro de instituciones extranjeras, por todo lo cual se
Ie ha colocado en el primer lugar dle la terna, es po-
sible que ese hombre, .recordando las tristezas pasa-
das, tonga que decir: para qu6 habr4 hecho yo pa-
tria, para que nn .cubano tambi6n, que despu6s ha
figurado en las filas del Ejercito Americano, declare
solemnemente que no respeta las leyes de la Repfi-
blica; y en este ;easo yo declare que valia mis de-
cirle al Presidente de la Repfblica: el que actual-
mente desempefia la Direcei6n de 'Mazorra. que es
un eubano honorable y es de tu partido, ipudiera es-
tar ocupando la Seeretaria de Sanidad' y el que la
ocu'a actualmente pudiera desempefiar Ia Direcci6n
de Beneficencia o cualquier otro cargo important,
porque es necesario one se cumplan las eyes y que
respete la Constituci6n, porque es triste y doloroso
que los que hicieron patria, como en el lIaso presen-
te, se vean obliiados a exelamar amargamernte que
no hay Repiblica ni hay soberania.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): -Esta dde acuerdo la
C~imara en pedir los datos silicitados?
(Seiales afirmativas.)
Acordado.
Se va a dar lecture a las proposiciones de Ley,
(El Oficial de Actas, leyendo) :







DIABIO DO SESIONES. DB LA CAMARA DE REPRESENTANTES 5


A LA CAiMARA
Considerando: Que es una deuna ineludible la
contraida por el Estado con los funcionarios y em-
pleados pidblicos a quienes no liquid sus gratifica-
ciones hasta el idia 15 de Septiembre de 1921.
Considerando: Que 1los ingresos del actual ejerci-
cio no pueden dedicarse a otros gastos de este Guer-
po Colegislador, la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY:
Art. 1.-El Ejecutivo incluirA en el presupuesto
del afio fiscal de 1922 a 1923 las cantidades nece-
sarias para el pago de las gratificaciones que adeu-
da a los funcionarios y empleados pfiblicos, segin
las leyes de primero, diez y veinte de Julio de mil
novecientos veinte, hasta la fecha -en que quedaron
sin efecto por el decreto No. 1745 de diez de Sep-
tiembre de mil novecientos veinte y uno.
Art. 2.--Dichas cantidades s6lo se abonarAn de
acuerdo con lo establecido en la ley de quince de
Septiembre de mil novecientos veinte y dos.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los veintiseis dias del mes de Septiembre de
mil noveeientos veinte y dos.
(f.) Dr. Santiago Rey.- Jos6 Maria de la Cues-
ta. Lorenzo Ferndndez Her mo. E. Zayas. -
Dr. Armando Chardiet.
(El Oficial de. Actas, leyendo) :

A LA CAMARA
Considerando: Que en la pr&itica ha sido un fra-
caso el ejercicio de la Ley de 30 de Junio de 1921,
que ordena un turn en las Farmaoias para su des-
pacho al pfiblieo.
Considerando: Que por establecimientos de vive-
res y otros ajenos a las Farmacias y Droguerias se
estdn vendiendo drogas y products medicinales pa-
tentados, el Representante que suscribe, somete a
la Camara la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY:
Articulo I.-Se deroga la Ley de 3 de Junio de
1921, restableciendose la forma anterior de despa-
cho de las Farmacias y Droguerias, sin perjuicio de
los conciertos que voluntariamente realicen los Far-
mac6utieos para proceurar el descanso de su depen-
dencia.
Articulo II.-Ningin establecimiento podrA ven-
der drogas o medicines de clase alguna, si no estA
sujeto por las Leyes vigentes, a la inspecei6n corres
pondiente por la Secretaria de Sanidad y B-enefi-
cenaiea.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los veinte y cinco dias del mes de Septiembre
de mil noveeientos veinte y dos.
(f) Alfredo Rodriguez. Bartolamo Sagaro.-
Dr. Jose Alberni.- Gonzalo Ft eyre de Andrade.-
Eduardo J. Beltrdn.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA).: Tomada en conside-
raci6n esta Proposici6n de Ley pasarA a las Comi-
siones de Sanidad y iBeneficencia.
SR. FERNINDEZ HERMO (LORENZO): Pido que pa-
se tambi6n la Comisi6n de Roformas Sociales.


SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : j Se aprueba el pase a
la Comisi6n de Sanidad?
(Seaales afirmativas.)
Alcordado.
Se pone a votaci6n si pasa a la Comisi6n de Re-
formas Sociales conforme solicita el Sr. FernAndez
[Hermo.
(Seiiales negatives.)
Deseehado.
Continfa el debate sobre iel Emrprstito.
El Sr. Gil tiene la palabra.
.S. GIL (HELIODORO) : Sres. Representantes: el Co-
mit6 Ejecutivo del Partido Liberal estA citado para
reunirse y tratar acerca de algunas de las proposi-
ciones de Ley que van a debatirse asi como para
tratar otros asuntos que afeotan al orden interno de
la agrupa-i6n political a que pertenezeo. Por tal mo-
tivo yo suplicaria a la CAmara un reeeso hasta ter-
minar nuestra deliberaci6n para que despues con-
tinuemos en el debate.
SR. REY (SANTIAGO): Yo desde luego no tengo in-
conveniente en rogar a la Ckmara que acceda al re-
eeso solicitado por el leader del Partido Liberal se-
fior Gil, pero acordando previamente la pi-rroga de
la sesi6n con icaracter permanent.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): 2Est~ de acuerdo la
Camara con la pr6rroga de ila sesi6n con carActer
permanent?
(Seiales afirmativas.)
Acordado.
SEsta de acierdo la CAmara con la proposici6n
del Sr. Gil de un receso de quince minutes?
(Seiales afirmativas.)
Acordado.
(Eran las 3 y 35 p. in.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se reanuda la sesi6n.
(Eran las 9 y 40 p. m.)
Continfia el debate sobre la Ley del Empr6stito.
Tiene la palabra en pro el senior Cardenas.
SR. DE CARDENAS (RAUL): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Yo no pensaba tomar parte
en este debate, pero la circunstancia de que se haya
ampliado, de que se haya multiplicado .el nfmero de
los opositores a este Proyeeto de Ley, ha hecho que
se multiplicara tambi6n neleesariamente el nfmero
de los que deben consumer turnos en pro del mismo,
por una raz6n de cortesia perfectamente explicable;
ha sido causa de que nuestro distinguido leader, el
senior Santiago Rey haya indicado a algunos de nos-
otros para tomar parte en este debate aun cuando,
digo, no venia preparado para ello. Hie de ser muy
breve porque el asunto ha sido ampliamente debati-
do y porque tengo la seguridad ide que esta OUmara
esta ansiosa de decir la iltima palabra en esta eno-
josa cuesti6n. Hace un afio, sefiores Representantes,
icuando vino al hemieiclo otro Proyecto de Empres-
tito que virtualmente era el mismo porque sus fon-
dos se iban a destinar a la misma finalidad, a pagar
deudas, yo tuve e6 honor de ser uno de los oposito-
res de dicho Proyeeto de Ley; combat y vote en
contra del mismo; sin embargo mi actitud es l6gica...
SR. MuLkAY (JosE A.): iMe permit S. S. una
interrupci6n con la venia de la Presidencia?







6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


SR. DE CARDENAS (RAUL) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Mulkay.
SR. MULKAY (Jose A.): Fracisamente el asombro
del pais y de todos los sefiores Representantes es
que los que combatieron ayer el empr6stito, hoy es-
tan lanzando sus mejores dardos en favor del mis-
mo, eso es lo que produce :preocupaci6n porque no se
sabe a qu6 atenerse si a lo de ayer o alo de hoy.
Eso es lo que yo digo a S. S.
SR. FERRARA (ORESTES) : A qui6n se refiere S. S.?
Sn. MULKAY (JOSE A.): A un senior que .era con-
trario al Empr6stito y hoy es favorable, pero si su
sefioria era tambi6n contrario y hey es favorable
tambi6n me refiero a S. S.
SR. FERRARA (ORESTES) : Cuando su seiioria dor-
mia yo estaba aqui trabajando.
SR. MULKAY (JOSA A.): Yo no dormia, yo no era
Representante en aquella 6poca.
SR. FERRARA (ORESTES): Dormia mas6nioamente.
(Risas).
SR. MULKAY (Josi A.): Pero por eso Ilamo la
atenci6n que hombres del oerebro, de la celula gris
de su sefioria y del senior Raitl de CArdenas, que
eran contrarios al empr6stito, hoy resultan favora-
bles al mismo.
SR. H ERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Muy bien.
SR. FERRARA (ORESTES): Porque el EmprsAtitoi
de ayer no es .el de hoy. El sefior Mulkay que dor-
mia mas6nicamente, duerme tambien 1eomo Repre-
sentante.
SR. MULKAY (JosE A.): Yo no iduermo, senior Fe-
rrara, porque yo no era Representante en aquella
6poea.
SR. FERRARA (ORESTES): S. S. era partidario de
un Emprestito vergonzoso y yo soy partidario de un
empr6stito que honra al pais.
Sn. MULKAY (JOSE A.): EstA equivoeado S. S.
porque yo soy partidario de este empr6stito, pero me
ha sorprendido la transmutaci6n de muchos.
SR. FERRARA (ORESTES) : Lo que pasa es que hay
que saber pensar y hay que saber luchar con 6xito.
SR. MuLkAY (Jost A.): Lo repito a su sefioria
que yo no -era Representante en aquella 6poca y lo
finico que llama la atenei6n es la transfiguraci6n de
las almas. Conose su sefioria lo que eso signifiea en
la religi6n?
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo no puedo admitir que
su seforia ni nadie me able de transfiguraciones;
aqui ha habido todo un process largo y doloroso que
todos debemos conocer para hablar asi a la ligera.
SR. MULKAY (JOSE A.): Yo no hablo a la ligera,
senior Ferrara, sino que sefialo cambios trpidos en
la manera de pensar de muchos sefiores Representan-
tes. Pero repito, c6mo demostrar6 en la votaci6n, que
soy favorable al empr6stito.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Yo soy contrario al em-
prestito si hay qui6n me demuestre que se puede pa-
sar por encima de 61.
SR. MULKAY (JosE A.): Hay una manera. Yo la
explicar6.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Nosotros no de-
bemos acudir a Crowder. (Murmdlos).
SR. FERRARA (ORESTES): S. S. no tiene preocupa-
ciones de orden moral. (Murmullos.)
SR. GIL (HELIODORO) : Yo 'no lo voto porque pien-
so que es la desgracia definitive para la Rep-iblica.


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tengan la bondad de
guardar silencio. Continue en el uso de la palabra
el seioor Rauil de CArdenas.
SR. DE CARDENAS (RAUL): Decia yo que el alo
pasado combat el empr6stito y vote en contra de 61
y ahora hablo en pro del mismo y he de votar en su
favor y sin embargo mi actitud es perfeetamente 16-
gica explicable, tan 16gica y explicable como incom-
prensible es la del senior Sagar6 que el afio pasado
habl6 en pro de esa proposici6n .de Ley y ahora la
combate.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI): Pido la palabra en su
oportunidad para una alusi6n.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : El afio pasado yo tuve
motives muy ateodibles para combatir este empres-
tito. Acababa de cesar una administraci6n; se de-
cia que era necesario realizar .esa operaci6n de cre-
dito porque el pais estaba sumido en una situaci6n
de complete banca rota, pero no se decia que habia
una gran deuda flotante, pero no se trajeron cifras
a la Cimara, no se dijo en qu6 consistia esa deuda,
no se aprob6 que hubiera acreedores a quienes no
se pudiera pagar, no hubo mAs que discursos y pala-
'bras, pero no se dijo de d6nde procedia la deuda y
por qu6 existian .esos ecreedores. En segundo tBrmi-
no combat aquella proposici6n por una raz6n fun-
damental que no tengo porque ocultaria: Aquel Go-
bierno, hablo por mi propia cuenta y no a nombre
de mis compaiieros, no me inspiraba confianza, no
me inspiraba garantia. En mns de una ocasi6n me
levant para combatirlo; yo ereia que aquella enor-
me millonada no debia ir a manos de aquel Gabine-
te. Hoy las circunstancias han cambiado; hoy el Pre-
sidente esta rodeado de un Consejo de Secretarios
compuestos por files y desinteresados servidores de la
Repfiblica, y los eserfipulos que me asaltaban en el
dia de ayer no me asaltan en este moment. Esa es
ami situaci6n, sefnor Mulkay; estas son las razones
porque he de votar a favor de la proposici6n de la
ley y de que me levanto para hablar en pro de ella.
Aqui se ha dicho, es la constant muletilla alrededor
de la eual ha girado el debate, que el ermpr6stito
viene a la CAmara por imposici6n extranjera, que
no es el product de nuestra libre y deliberada vo-
luntad, sino que obedece a la ingerencia extrafia, a
las exigeneias del interventor; se ha querido hacer
esta misma tarde, por el senior Sagar6, alusi6n a que
no hay motive para que opretendi6ramos former los
dos bandos en que se divide esta cuesti6n, en patrio-
tas o no patriots, que tan patriots eran los unos
como los otros, que tan amantes de la nacionalidad
eran los contrarios como los partidarios. Estamos
de acuerdo tan patriots son los unos como los
otros pero-y no me llameis vanidoso- mientras
yo entiendo que los partidarios del empr6stito so-
mos patriots conscientes, los contrarios al empr6s-
tito, scrin patriots sinceros, pero hay que recono-
cer que son patriots inconscientes e irreflexivos, y
hasta imprudentes; porque no saben aquilatar toda
la gravedad del mnomento presence. Nosotros vivimos
en la realidad; nos damos cuenta de olos peligros que
se ciernen sobre nosotros y porque nos damos cuen-
ta de esa gravedad y esos peligros, es por lo que que-
remos que se realize esta operaci6n de iredito. Va-
mos a pintar el cuadro: j cual es nuestra situaoi6n,
cuil es la situaci6n de la Rep6blica de Cuba en es-
tos mementos? Ciego estA qui6n no quiera ver ese
euadro en toda su plenitud, en tcda su integridad.








biARIO DE SESiONES DE LA ChMARI. DE REPRESENTNTES 7


La Enmienda "Platt", la tan llevada y traida En-
mienda "Platt", no fu6 una improvisaci6n del Con-
greso Americano que la redaet6. La Enmienda
"Platt" tampo.o se puede deeir que fuera obra del
Secretario Root, a pesar de que fu6 61 quien la
redact6. De la obra .de los estadistas puede deeir-
se lo que dijo Taine de la obra de los artists: que
no se puede considerar ninguna como obra exceeiva
de las distintas escuelas, de los distintos sistemas,
de un artist determinado, sino que son el product
sistemas y escuelas de los cuales el artist no viene
a ser mias que un instrument. Root en aquellos
moments representaba toda una continuada histo-
ria, historic que tiene su origen nada menos que en
los mementos en que los Estados Unidos se deela-
raron independientes de Inglaterra. El afio 1808,
ha e imdis de un siglo, cuando se hablaba ide que con
motivo de las guerras napole6nicas era muy possible
que nuestra Isla pasara a manos de Francia o a ma-
nos de Inglaterra, el Presidente Jefferson, dirigi6n-
dose, por cierto, a los cubanos, directamente, les di-
jo: estamos satisfechos de que ustedes esten en ma-
nos de Espaiia. Ya lo ereo! Como que entonces el
poder de Espafia estaba vacilante! -Estamos satis-
fechos de que ustedes permanezcan en poder de Es-
paiia, pero veriamos con profunda inquietud que pa-
sarais a manos de eualquier otra potencia europea.
Esta political que iniciaron los estadistas de los Es-
tados Unidos a raiz de su independencia, la mantu-
vieron a travos de todo el siglo diez y nueve, cada
vez que la cuesti6n cubana se puso sobre el tapete.
Posteriormente, coincidi6 el establecimiento de nues-
tra Repiblica con la apertura del Canal de Panama,
uno de los aconteeimientos mis grandes de la epoca;
y coincidi6 tambidn la apertura del Canal -de Pana-
ma con la derogaci6n de aquel tratado celebrado por
Inglaterra con los Estados Unidos a mediados del
siglo diez y nueve, por el cual aquellas dos nacio-
nes se distribuian la hegemonia de esta part del
mundo. Los Estad'os Unidos en 1901 celebraron otro
tratado con Inglaterra, por el cual esta nai6n al
reconocer a los Estados Unidos todo el derecho .de
soberania con respect al Canal de Panama, pus)o
esta importantisima cuesti6n en las ma'nos exclusi-
vas .de los Estados Unidos; y de ahi que los Estados
Unidos no so limitaran a insertar en la Enmienda
"Platt" las clAusulas de sabor monroista que tiene
ella, sino que tambi6n insertaran en la Enmienda
"Platt" clausulas interveniionistas, cliusulas de in-
gerencia que al lado 'de clausulas monroistas, co-
mo son aquellas que nos prohiben celebrar tratados
que comprometan nuestra independencia o arrendar
a naciones extranjeras territories 'para estaciones na-
vales; hay otras de franco intervencionismo en que
se dice que los Estados Unidos no toleraran aqui, en
nigfin caso, un Gobierno que no sea adecuado para
mantener la vida y la Hacienda de los ciudadanos,
que no toleraran que nuestro estado sanitario no sea
bueno, y qte no toleraran tampoco que el Gobierno
de Cu'ba concierte Empr4stitos que no so reailicen en
debidas condiciones. Este es el cuadro; 6quienes son
los actors? Nosotros somos los actors y lo son tam-
bien los Estados Unidos. Examinemos friamente
nuestro pasado y tendremos que confesar que los ac-
tos do ingerencia que ha 'realizado el Poder de los
Estados Unidos, los ha realizado mis por voluntad de
ellos por diferencia de nosotros mismos, y hasta en
muchos casos por falta de patriotism. Yo no quisiera


aqui hacer ciertas citas, porque libreme Dios de traer
el aspeeto partida'rsta a una ouesti6n ya de suyo eno-
josa. Pero yo puedo citar, tuve ocasi6n de hacerlo ya
en otra oportunidad, como el mejor testimonio de que
somos nosottros los responsables antes que ellos, la
conaueta que han observado los cuatro ciudadanos
que nan osupado la Presidencia de la Rep6blica, a
este respect. Lnos desde el Poder y otros .desde la
oposici6n. Pero L quereis un ejemplo mis gr fieo de
esto? Hace dos afios los peri6dicos conservadores de-
cian con gran 6nfasis que el Gobierno de Wash-
ington no aeeptaria la candidatura del General Jose
Miguel G6mez; y j creis que los liberals, que la pren-
sa liberal se indignaba para rechazar semejantes ma-
nifestaciones? No, no se indignaba la prensa liberal
sino para decir que el Gobierno de los Estados Uni-
dos tampoco aceptaba al General Montalvo; es decir,
que unos y otros, ticitamente, estibamos conviniendo
en la facultad que podia tener el Gobierno Ameri-
cano para lanzar semejantes insinuaeiones.
SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN): :En aquella fecha
yo formaba parte de la prensa de Cuba y no manifes-
t5 en la forma en que usted se ha expresado, si no
en forma completamente opuesta, Sr. CArdenas.
SR. LORES (MANUEL) : El Partido Liberal dijo eso.
SI. DE CARDENAS (RAUL) : Yo puedo invocar el
testimonio de la prensa de aquella 4poea. Pero con-
cretandose a la cuesti6n del Empr6stito, podemos ne-
gar la realidad 4 Podemos negar que la hacienda cu-
bana se enouentra o se encontraba en un icompleto es-
tado de Bancarrota? g Podemos negar que hay acree-
dores a quienes no se les paga? Podenmos negar lo
que es mis grave, que los compromises extranjeros,
que la deuda exterior tampoco ha sido satisfecha
Y si esto es asi....
SR. MULKAY (JOSE A.) : Para una interrupci6n con
la venia de S. S. y de la Presidencia. Yo le ruego a
S. S. que se atenga al moment de que S. S. habla,
que era de explendor para Cuba, en que el azAcar
cubano obtenia todo lo que queria en el mercado, y
que no es culpable Cuba ni nadie de la baja de su
azficar, y que eso es lo que ha repercutido en todos
los asuntos.
SR. DE CARDENAS (RAUL): Toda esa montafia de
azuicar se cae sobre S. S., Sr. Miulkay, para abrumar-
le y ahogarle, porque no tiene nombre, que despu6s
de haber vendido nuestra zafra al precio fabuloso
en que la vendimos, que despu6s de haber ingresado
en las areas pacionales aquellas montafias de oro,
la Rep6blica se encuentra en la situation depaupe-
rada en que hoy se encuentra por nuestra culpa y
nada mAs que por nuestra culpa.
SR. MULKAY (JosE A.): Me permit su sefioria
una interrupci6n con la venia de la Presidencia.
SR. DE CARDENAS (RAUL): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Mulkay.
'SR. MuLkAY (JOSh A.): En aquella 6poca no era
nuestra la oulpa, era la guerra europea que habia
producido determinados icontactos, que habia pro-
ducido determinado desequilibrio y entonces su se-
fioria y yo estabamos al lado del Gobierno constitui-
do que lo representaba el para mi exceso hombre dde
Cuba, hombre que debe volver a la Presidencia de
la Repiblica, que se llam6 lIenocal.
SR. FERRARA .(ORESTES): iUf! (Risas.) (Fuertes
munwtalos y protestss)








_ __ DIARIO) DE SESIONES DE LA dAMARA DE REPRESENtAN' ME


SR. MULKAY (JOSE A.): Eso es un rebuzno, des-
pubs de todo. (Risas). Menocal no necesit6 empres-
tito, lo finico que necesit6 fu6 hacer marchar fuera
de Cuba a extranjeros perniciosos. (Risas.)
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Si esto es asi senior
President y sefiores Representantes: si desgracia,
damente nuestra hacienda pfiblica atraviesa per una
honda crisis, existiendo como existed en la Enmien-
da Platt una clausula per virtud de la cual el Go-
bierno de los Estados Unidos no ha de tolerar en
ninglin caso semejante desorden en la hacienda pfi-
blica por qu6 hablar de que en este caso la ingeren-
cia no tiene justificaci6n de ninguna clase? Es que
en las dem6s operaciones de crddito que ha celebrado
el Gobierno de la Repfiblica no han tenido que po-
nerse de acuerdo con el Gobierno de los Estados
Unidos en cumplimiento estricto de las cldusulas de
la Enmienda Platt? Indudablemente que si, senior
President y sefiores Representantes.
Yo entiendo y voy a terminar, porque no quiero
molestar mus tigmpo la atenci6n de mis compafie-
ros, que lo finico que procede en estos mementos es
aprobar de una vez esta Ley para que la Repfiblica
salga de este estado de colapso como se suele decir,
para que se restablezca nuestra nacionalidad para
que de una vez podamos denirle al interventor que
ya no lo necesithbamos, que ya ces6 el orden de co-
sas por virtud del cual aqui viniera a tomar ingeren-
cia en nuestros asuntos.
Decia un gran estadista americano sobre el cam-
po de batalla de Guetisber que los heroes afin des-
pu6s de muertos tenian una misi6n trascendental en
la vida de los pueblos. Yo tengo la seguridad de que
si cualquiera de nosotros se asoma al sepulcro de
Marti o de Maceo y le consult c6mo debe votar en
estos moments, tengo la seguridad absolute de que
le contesterh que debe votar en el sentido de que ce-
se de una vez esta situaci6n en que se enouentra la
Repfiblica para entrar de nuevo en su normalidad.
(Aplausos.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra en
contra el senior Lucilo de la Pefia.
~R. DE LA PERA (LUCILo): Sefior Presidente y so
fiores Representantes: Si Maceo viviera, muchos re-
volucionarios supervivientes que se sientan en es-
tos iescalios, cogerian plan de machete.
SR. FERRARA (ORESTES) : Y tambien los cogerian
muchos que no fueron revolucionarios.
SR. DE LA PERA (LucILo): Si viviera, probable-
mente, para retroceder, las iltimas palabras del doc-
tor Rafil de CArdenas, habria visto que su impre-
visi6n de dar patria a un pueblo sin estar preparado
para conservarla, tenia de descepci6n .de la noohe,
de que tres o cuatro cubanos, los que menos auto-
ridad moral, menos resplandores gloriosos, me-
nos alournia mental, social y econ6mica o political
tenemos poder, somos sin embargo los uinicos que va-
mos a servir pura, liquid, limpia su line de con-
duieta definitive, terminante y rotunda, la line de
conduct de la verdad que empieza en el infinite per
la izquierda y acaba en el infinite por la derecha.
SR. DE CARDENAS (RAUL): I Me permit el senior
Lucilo de la Pefia? Dice una canoi6n popular, y el
senior Lucilo de la Pefia eonoce la filosofia de las
canciones populares, que si Maceo volviera a vivir
se moriria nuevamente.


SR. DE LA PERA (LUCILO) : Pero no habria de ser
ciertamente por los que a la hora del peligro ponen
el pecho al inconvenient, dan la eara de frente a
todos los obsticulos sino que ideol6gicamente, come
en el campo de batalla lo hiciera materialmente, ha-
bria de dar Inucho plan de machete a los remisos, a
los que buscan en estos mementos la formula apaici-
guada, transitoria y acomodaticia de ir viviendo,
que fu6 la que procuraron en la guerra determinan-
do en mas de un easo aquellas indignaciones de cora-
ge del Titan de Bronce, porque no era ciertamente
en los remansos plAcidos de los campamentos de aque-
llas Asambleas, de aquellas CAmaras que se formaron
en la RevoluMi6n donde podria haberse fraguado la
independencia de la Patria.
Tres cosas hay en toda labor de los hombres: La
obra que se propone, el model ideo16gico o fisico
que imitar, y el instrument con que Na, a realizar-
se el conetido. Hay que avisar el emprestito con el
carActer gen6rico con que debe de considerarse today
labor humana, hay que considerar despues la ideo-
logia pura, limpia y t6cnica con que debe estudiarse
asunto de esta intidad, y hay que ver despues si los
hombres que van a acomodar esa pura ideologia de
los Tratadistas, esa experiencia hist6rica de la prac-
tica del emppr6stito, estiin en condiciones le interpre-
tar recta y adecuadamente una operaci6n tan com-
prometida y si van estudiando de manera serena y
levantada el problema habremos de ver que si un
empr6stiito en el orden puro y tenico de los princi-
pios puede ser algo respectable en determinadas cir-
cunstancias de los pueblos el hecho de q.ue hoy per
hoy adolezca de tantas quiebras, acumule tantos ve-
jamenes y dolores presentes y futures para la pa-
tria cubana, se debe al instrument que estA meila-
do, so debe a los hombres que lo han conoebido, que
lo votaron y que .despues habrAn de aplicarlo en el
desenvolvimiento de las instituciones. Yo pido desde
luego, a mis distinguidos compafieros, a quienes pro-
meto nombrar en esta noehe, que me respondan con
aquella fina sonrisa que es prenda segura de culta
y clara vision del papel parlamentario. Yo no deseo
los encrespamientos flameantes, tan propios del ca-
ricter cubano, tan prontos para la acomitividad indi-
vidual, como remiss y suicides para las re-
soluciones feoundas de carActer colectivo. Por eso me
amparo de antemano en esta benebolencia que de-
mando y en esta cortesia que practice, para esperar
que nadie puea entender que yo aqui pretend em-
pequef7ieer de una manera tal el debate que puede
traducirse en pasi6n political ni en enemiga personal
a ningino de mis compafieros, sino qie considerAn-
dolo, come antes he dicho. como uno de los elemen-
tos corrientcs al desenvolvimiento de cste debate par-
lamentario, iquddaria trun!ca, quddaria incomplete,
quedaria coja y fall toda la argumentaci6n que
expusiera, todo el process que este emprestito acusa
si ello no entrase tambien, como he de entrar yo, a
former parte de la depuraci6n critical del tema. En
primer lugar, este es el resume mis desdichado,
mis vergonzoso, mAs lamentable de toda una series
de ilusiones que empezaba a concebir el pueblo eu-
bano en la hora present tereyendo que se habia ini-
clado de verdad, sinceramente, una vigorosa, una
profunda rectificaci6n de prooedimientos. Decia un
esc6ptico escritor contemporaneo que poaas alegrias
eran comparables al descubrimiento del m6vil inte-
resado de una amistad que hasta entonces nos pare-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


cia completamente desinteresada; y yo puedo decir,
parafraseAndole, que poeas cosas tan tristes para los
individuos y para los pueblos, come el encontrar el
m6vil oculto de las conveniencias privadas de las
preeminencias de un pueblo ajeno al suyo, de un
hombre que ha venido a 61 en circunstancias excep-
cionailes y transitorias, y que agarrandose sucesiva-
mente de las distintas quiebras morales que ese pue-
blo tuviera, ha venido afianzando y robusteciendo,
dia a dia, las menguadas ingerencias que entire nos-
otros practice, y me anticipo a un argument de mi
querido amigo. compafiero y maestro. el Dr. Orestes
Ferrara, suponiendo que nadie que tenga una repre.
sentaci6n acreditada en un pais debe ser maltrata-
do; pero es que hay posiciones sui generis en el esta-
tuto international que tiene todas las cosas de la vida
su pr6 y su contra; y el hecho de que el General Crow-
der no sea entire nosotros un Embajador, ni un Mi-
nistro Plenipotenciario. ni un LMinistro Residente,
ni un Ecargado de Negocios. ni tenga correspon-
dencia su situaci6n en nuestro pueblo con la que
pueda tener nuestro representante en el suyo, haice
que d'eterminadas e.feras oficiales. cediendo a la
presi6n personal de la cortesia con el contact inme-
diato en que se encuentran los individuos. han teni-
do que realize en Cuba la transgresi6n del derecho
de gentep y darle en la prActica existencia a lo que
en el orden legal no podia ni deberia tenerla. En
cambio aquellos Parlamentarios nuestros no tienen
toda la responsabilidad con la soberania Nacional.
y que no pueden ni deben tencrla para quien con
nosotros no obstenta una representanci6n diploma-
tica acreditada. ninguna obligaci6n political ningu-
na obliaaci6n social, sino simplemente, muramente
una obligaci6n personal de trato. Aquellos Parla-
mentarios digo que no han tenido relaciones perso-
nales con semejante personae estn en condiciones
de fulminar desde este humilde esoafio en nombre do
todas las demrs dolorosas, tristisimas. annque muv
meritorias si se quiere. patri6ticas y lamentables de
semejantes coneesionps que havan tenido que hacer-
le de personeria v de capaciiad a aquella situnci6n
vejatoria para el Cobierno libre de Cuba, con un
hombre nue no tiene entire nosotros para respaldar-
se, otra fuerza que la propia fuerza ni otra raz6n
aue la 'propia raz6n nuramente circunstancial, acci-
dental v transitoria de que determinados robernan-
tes de Cuba no hubieran sabido en momenton de cri-
sis politiona ide la Nancin o de crisis personages de
su entendimiento colocarse a la altura de los man-
dates one obstentaban. la altura de la historic he-
roica de este -pueblo nor consolidar realm'ente la In-
dependencia national. remoejante pprsonaje one se
aliat previamente con el sentido nolitico debil del
pueblo p-rra nme laehi6ndole dcspuns snu pisteneia,
eomo se la debi6) r'nor.val con In reeleci6n comn se
la debi6 'el doctor Zavas enn la iltima elcci6n, des-
pu6s no tenea en el pierrici) del Poder la libertad
de acci6n neeesarin v i fuerza moral sufficient na-
ra poderle poier raya a eada vez one se cometiora
una extralimitaci6nn n nais. Semeiante pnrsonaie
one vien desonvolviondo entire nosotros todin nla r-
fidn nolitian a Onie de aniticr1o nor Ia hperenia bri-
taniec debiamos star bnhitnndos a esperar que des-
env"lviera. Semo;ante norsonnae o P none. so inc-
tala en nuestro territorio die lado de la noralidad.
del lado de la fnnei6n administrative eouilibrada y
conereta. Y el final cuando todo eso pudiera aca


rrearle por lo menos la pasajera consideraci6n que
antes dije, de un bien relative aunque infringiendo
los sagrados principios de un heeho irreparable como
era el quebrantar da soberania de un pueblo, al final
descubre su oculta intenci6n, su verdadero prop6sito
se manifiesta queriendo imponer a este pueblo iner-
me una operaci6n de sus corresponsales de Wall
Street. CuAl es el verdadero motive que lo ha tenido
un dia y otro permaneciendo entire nosotros so pre-
testos de prestarnos servicios, y con el finico prop6si-
to resuelto y decidido en verdad de practicar cuando
estuviera madura la breva, cuando estuviera en sa-
z6n. y cuando no tuvi6ramos ya nosotros energia mo-
ral para oponernos, una operaci6n de cr6dito que
per igual repulsan la indole intrinsica que la hacen
innecesaria, y las circunstancias political en que se
'lesenvnclve que la hacen reprobable, para realizar ya
en el albur de arranque, porque no seria extrafio que
despuns de esto presentara su demisoria, cuando es
lo eier'o que hace muchos meses que nueitra Canei-
Ileria ldbi6 darle los pasaportes, porque el tiempo lo
apremia y no quiere seguir perdi6ndolo en lo que 61
entiende que es su prActica ;convenieneia y operaci6n
definitive. No ha tenido obstAculo ninguno para cam-
biar fundamentalmente de frente, y si hasta ahora es-
taba al lado de la .moralidad, del lado de lo que 61 esti-
maba el orden, al lado que entendia que era el funcio-
namiento leal del regimen representative y de la
prActica sineera de la democracia en el respeto de
todas las condiciones. No ha tenido inclonveniente,
repito, un buen dia cuando las condiciones le son ente-
ramente propicias en ponerse al lado de los fraudes,
en ponerse al lado de los concusionarios, en ponerse
al lado de los explotadores de la hacienda pfiblica,
en enearamarse en suma sobre esa balumba de inmo-
ralidades, de ignominias, de latrocionios solapados
v de fraudes ignominiosos que eonstituyen la llamada
deuda flotante como simbolo de lo que es toda Cuba.
Es tan falsa nuestra posici6n que antes de deter-
minarse in line de conduct que debia orientarnos,
antes de esclareeer esa creencia, se pide en6rgicamen-
te, s -pide arrebatadamente que se satisfagan de una
manera no por caprichosa, no por equivocada menos
efoetiva y menos cierta y se llega a esta soluci6n que
es nn crime patri6tico a la que no le faltaba mis
que la agrnvante de nocturnidad.
Qu6 es lo que debe Cuba en el orden internacio-
nal? Debe seis meses .de cupones de la deuda exterior;
debe afio y medio de bonos de la deuda interior,
amortizables por sorteo, qu6 suma todo esto? Tres
millones eseasos de pesos. 4,Qu6 otra deuda tiene Cu-
ba en el orden international que puidiera comipade-
cerse con el amparo en la Constituci6n? Los einico
millones prestados iltimamente que tiene sin embar-
go Ia garantia extraordinaria de los Bonos del pro-
pio Mcorgan del afio 1917. ,En nombre de qu6 cosa
se le pide con fan perentorio plazo v en tan dolorosas
y tan humillantes circunstancias de precipitaci6n y
de medios coencitivos de todas condiciones a este pue-
blo, que page tres millones de pesos cuando no una
deund de un dia u otro por easunlidad aislada es que
se han manifestaido las obligaciones durante veinte
aiins de Repibbliea interrumpidamente mejor que
todos los restantes acreedores. mejores one todos los
dendores del mundo con los Estados Unidos. Esos
acreedores nuestros ban estado cobrAndose todas las
distintas operaeiones de cr6dito que quisieron enia-
denarnos porque siempre fuimos campo propicio a


c


v


II I








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
T .. ,.. .' ,


las sorpresas de esa indole que fueron ellas aunmen-
tindose *a traves de eada situaci6n political y que
fueron ellas facilitAndose en constantes cambios de
Gobierno de la naci6n. Desde el comienzo mismo de
la Repfiblica desparramaron en Cuba con una fas-
tuosidad notable los treinta millones de pesos para
el pago de los haberes -del ejercito y .desde entonces
hasta ahora sin tener proyeetos distintos que aqni.
han venido present'indose, uno el ,del 22 de Julio,
otro el del 21 de Agosto, d2spu6s de haber regresa-
do con el visto bueno de Washington sin ninguna
de estas facilidades lamentables. sin esas transgre-
siones horrendas a la Hacienda Piblica, y lamenta-
bles a la economic politiea, nosotros hemos obtenido
tres empr6stitos series y grandes anteriormente. No
puede ser que no se esgrima ninguna argnmentaci6n
de carActer autorizado per los incidents que abo-
nasen a su propio pueblo; no es que puedan exigir-
nos a nosotros, porque ellos lo practiquen, un siste-
ma de premura en eil desenvolvirniento -de operacio-
nes de ess entida-d. Cuando se termin6 ]a Guerra
E;uiropea deficiencia de su regimen nolitico que nos-
otros hemos copiado de 'manera servil y que si mala-
mente se ajusta a las realidades de aquel pueblo,
mutcho menos puede convenir al nnestro que la ha
adoptado como caricatura al terminarse la Gran
Guerra Europea, 'y me recordaba un diplom4tico
cubano oue honra nuestra tierra en el extranjero y
en 6il snfre los dolores de nuestras va-ilaciones in-
ternes. los Estados Tnidos, a pesar de que habian
comprometido 'en elTla el bnpn nombre de sn primer
maristrado el Presidente Wilson. anesar de que ha-
bia sido una paz nue ellos le babian impuesto a Eu-
ropa. tardaron sin embarfro dos afios en su Congre-
so. con lna. falta dle seriedad la'entThle. con una
uann in:eomnnefencin l orrinilante v en defnitiva 'des-
flenanAdo basta redneir a nn lamentable euifiapo al
grqn Wilson. vinieron a demostrar ademnAs como si
el qucbranto individual bubiese sido noo. la eaida
e'il)ectiva que renresenta para nn mnei,!:; n eonliu-
;irse ante los demas con la eficacia "iftna. eon la
prenaraci6n haibil v con la robnstce dle loctrina y
do nrrma de conducta v dde decision iuternaciona-
les qie hacen qne los otros pneblos enroneos tencan
inna comparecencia v nna personeria en todos los
Tribunales Internacionailes muy por encirna en su
seriedad. comneftncia v capacidad a las que pnedan
eagrimir 'los bisofios Estaldos AXneria'anos en material
international en el mindo. Y este pueblo que asi con-
dnie sus cosas pronias. ;,tiene el dereeho a ser el
model de nn pueblo como el nuestro o como otro
ealoTiera pueblo joven nara no haher viciado su
naturalez~ pronia en material international? Cierto
que no. El dia en one Cuba ciniziern tomar un 'mode-
lo international, eligiria las viejas Cancillerias acre-
ditadas ieoriosamente en las lnchas del pensamiento
y del ideal politico del mundo v nor eneima de esa'
nuiebra -del nropio Wilson v del Senado Armericano.
resplandece la ineanacidad del r6probo qne ve Ii
invertebrado 'del sistema en el heebo de que mien-
tras Wilson negoeiaba en Europa la paz, en el Nor-
te, no estando de aincerdo con sns teorias y sus prin-
eipios, no tuvieron ning6n vehieio hibil, por la
deficiencia de rn o'-ranizacion poli);ca para retirar-
io, mientras que Itialia podia retirar a una capaci-
dad en el Tmnndo del Derecho Adminitrativo y del
Derecho Politico. que se llama Oriln I ITn pueblo,
p'les. que esta en paFales en est, materin, no pnede


ni die:e star en condiciones de Idar leccion's a na-
die, no es el que debe ser para nosotros un model
impeeable, un modelo supremo. No; porque por en-
cima de las deficiencia que tiene en sus leyes, l'ue
no son el "common law" glorioso de la vieja In-
glaterra, ni tiene tampoco el concensus national pa-
ra 'dictar la norma de conduct y .de moralidad qne
tienen en el resto de los 'pueblos de Europa. Un pue-
blo que tiene una Constituci6n tan absurda como es-
te, que carece de eyes id6neas, en el que se practice
el linchamiento, que tiene, sin embargo ese finico
consuetudinario derecho que para su vergiienza tie-
nen los Estados Unidos establecido...
SR. FERRARA (ORESTES) : Los Estados Unidos no
tienen derechos consuetudinarios constitucionales.
SR. DE LA PE-A (LUCILO) : Y la Ley Seca tambi6n
di6la al mnndo come radical. iYa lo creo! Por mu-
cho menos que hubiera tenido Cuba one hbaer en
material de ia legislaci6n para reprimir un viio qie
afectara a todos los eiudadanos, ya hubieran hoh6o
hineapi6 de esa quicbra para sepultar sus gariai en
nuestros cuellos...
Sn. FERARAh (OR'STES) : i.Mfe permit el Sr. Lu-
cilo de la Pefir, con venia 'de la Presidencia ?
SR. DE LA PERA (LUCILO) : Con gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Dr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo no comprendo por
qu6 este process a los Estados Unidos. Nosotros no
queremos imitarlos; somos pueblo radicalmente dis-
tinto. Las instituciones en aquel pais pueden ser
muv brillantes, y negarlo serial taper el Sol con un
dedo; no podrian surtir efeetos entire nosotrcs; nos-
otros no queremos imitarlos, ni icreemos que tenga-
mos derecho a hacerlo. Probablemente en un libro
lo que .dice S. S. estaria m6s apropiado. Lo cierto es
que -dos cosas fundamentalles hay para contestar:
primero, one nosotros no queremos ni -debemos imi-
tar a los Estados Unidos; segundo, que el heeho real
y positive de que esta democracia norteamericana
que se ha desarrollado poderosarmente con esta cons..
titu'ei6n, y que dicho sea de paso, ha colocado in
Constituci6n de 'los Estados TUnidos, como Profesor
de Derecho de la Universidad 'de la Habana. he La-
blado siempre con gran entusiasmo de la Constitu-
ci6n de los Estados Unidos.
SR. DE LA PENA (LUCILo) : La interrupci6n del se-
fior Ferrara es todo un esquema magnifico, sint6t'-o.
de su filiaci6n. El Dr. Ferrara. entendimiento pri-
vilegiado, enminentemente eolectico, como todo hom-
bre que ha logrado cultivar sus facultadeos minn-
tales...
SR. FERRARA (ORESTES): Yo no soy eel6etico: soy,
un liberal y un radical...
SR. DE LA PENA (LucILo): El Dr. Ferrara que
tiene la genial condici6n de estar de a.uerdo o no
por lo demAs y que per encima de eso corriente y
normal en los demas hombres pudo y sabe perinitir-
se el dulce regodeo mental, puede remitirse el ducle si-
baritismo del espiritu de estar y no estar consigo al
mismo tiempo, l1 nos dice que no debemos imitar
absointamente nada del Norte, y a rengl6n seguido
nos present come inmejorables sus instituciones.
SR. FERRARA (ORESTES) : YO digo que cadi pueblo
tiene sns instituciones, yo no aplicaria las institu-
ciones de los Estados Unidos a Rusia; yo no las apli-
eerie a Cuba 1,Por qu6? Porque la psicologia colec-
tiva es distinta, porque la tradici6n es .iferente,








DIARIO DE SESIONES DIE LA CA

porque ia historic no es la misma, porque las aspi-
raciones no son id6nticas, pero desconocer que las
Instituciones political de los Estados Unidos han
dado en un siglo y poco mis un resultado excelente
en el mundo, eso es impossible.
SR. DE LA PEFA (LUCILO): Como el de Wilson en
la Guerra Europea.
SR. FERRARA (ORESTES) : No Ps que un pueblo qrue
era ayer una colonia se ha elevado a uno de los pri-
meros pueblos de la tierra. Yo no quiero juzgar des-
de mi Angulo visual. Yo veo los resultados. S. S. lo
decia la otra noehe. entree S. S. y yo hay una distan-
cia enorme en el campo del pensamiento. S .S. es
un sofiador. yo sov fil6sofo esperimentario. S. S. es
la diferencia. S. S. es poeta, yo no. Pero de todas
maneras a S. S. y a mi nos ligan dos cosas, y es que
somos partidarios del mismo partido politico cuba-
no, y sobre todo que somos intimos amigos.
SR. DE LA PENA (LUOILO) : El Dr. Ferrara que a
todas sus condiciones intelectuales intrinsicas pueda
afiadir muchisimas mis, nos ha deleitado amable-
mente con un malabarismo mental muy interesante.
Yo le estoy profundamente reconocido, pero no pue-
do sin pe;der el bilo de mi argumentaci6n dejar de
recojer el origen de su interrupci6n fu6 el decirnos
que no estimaba justificadas estas disposiciones mias
respect del fondo fundamental del problema. O
mis bien 61 dijo que no le parecia oportuno bacer
en el Parlamento un ex6g6sis al pueblo Norte Ame-
ricano y sus instituciones. Y yo creo que es todo 0o
contraio. Me parece que si la juventud contempo-
rAnea seria practicara este mismo sentido y cono-
plasta aue deben de tener las rebeldes iuventudes
cultas de todos los pueblos, no habria tenido que co-
mulgar con tantas ruedas de molino, que ha acepta-
do a ojb ciego en mas de una ocasi6n perdiendo
aquel limpio sentiddo ed la vida del espiritu que hace
preferable el camino de la verdad por Aspera y he-
rizada de abrojos en que se encuentre a la verdad
sabida de segunda mano, como cosa resuelta, que
pierden las artists corantes con que mantienen su
fisonomia propia al arrancarla de esas canteras...
Yo estino que euanto se haga en este sentido es po-
co; siempre seran mejor las voices destempladas que
procuren desafinar un tanto como la mia siempre se-
ra mejor que aauellas otras one se dedican a enga-
tusarnos con pl6cidas notas .de sirena completamen-
te con Ja adormecida conciencia national.
El senior Ferrara represent. en todo esto que
hemos -de analizar despu6s en la segunda part de
este discnrso, un papel sui-g6neris interesantisimo
que franquea a la juventud un campo de studio v
one present a las nuevas generaciones un models
vivo y que ensefia para evitar a tiempo anticinada
mente a todos los hombres dp abora cual ban de ser
las quiebras del future. cules ban de ser las dolo
rcsas. las resignadas elaiudicaeiones que luehan y
batallan anasionadnmente como el doctor Ferrara
batallador ineansnble, durinte lareos afios de su vi
da pfibliea v nara evitarle esos desengafios y par
evitarle en la Inuha Psas del~slusiones es iusto one l
invented adonte desde nhnra una nueva linen de con
ducta, es iusto que la juventud march desde ahor
por nn camino moral muv distinto norque por e
sistema de grander sintesis v reneralizacinnes on
el sfiior Ferrara ha encauzado toda su vida public
y mental de todo orden se Ilegn a las conclusion
tristes de estos mementos obtenido como resulted


IMARA DE REPRESENTANTES


del sistema, del regimen, de la generosidad, y cuan-
do no se tienen determinadas orientaciones a las cua-
les converjan todas las finalidades del espiritu en
su amor a la libertad cuando no se hace de todo es-
to una consagraci6n definitive en el cuerpo y en el
espiritu en aras de un ideal y que sinti6ndose en el
fondo del espiritu oue lo lleve como una preciada
luz que no lastima pero que permanentemente se
mantiene encendida a manera .de fuego sagrado q&e
se conserve desde lo antiguo, no tanto por la vivaci-
dad de sa llama como por la continuidad de su luz
v yo reeomiendo a los nobles patriots que preten-
dan llegar a una finalidad prhctica a una aconvenien-
cia fitil queriendo conservar como en estos momen-
tos pretenden conservar ]a patria que se siga en
cambio el anlisis despiadado, resuelto, en6rgico de
esta situaci6n como de aquellas otras situaciones que
se puedan plantear para en eada caso conducirnos
con arreglo a los que las circunstancias aconsejan en
orden mental estricto y en un sentido racional in-
vencible y entonces estarAn siempre renovadas per-
fectamente las energias en todo moment propicio
las fuerzas del espiritu v que no se legaria a la tris-
te resultante a que se lleg6 con el precedent siste-
ma y con la manera de ver la vida del doctor Ferra-
ra por una senda en que todas las cosas se ven con
una finalidad de un orden prActico y experimental
se lleg6 a un instant como el instant a que yo. me
referia, llegs un instant como el -de hoy en que nos
dice como nos decia su amigo del Comit6 Parlamen-
tario, que ha sentido vacilar su fe, que ha sentido
conmoverse en su seguridad de cubano, que ha sen-
tido estremecerse su alma amante de esta tierra y
que hoy pr hoy, frente a la amenaza del interven-
tor no ha podido poner otra cosa que el gesto suave,
diplomitico, culto. decent y' civilizado de un hom-
bre de Una me-ntalidad superior, pero que no ha te-
nido igualmente propicio para ponerlo tambi6n en
la misma "esitura, el coraz6n batallador de sus pri-
meros tiemuos, el coraz6n rebeide de sus afios mozos,
a fin de haberle podido decir, con menos talent qui-
zes, con menos habilidad tal vez al interventor que
nos humilla imponi6ndonos estas soluiciones doloro-
sas. que por eneima de todas las conveniencias prAc-
ticas que 61 aconseia estaba el libre designio del co-
raz6n soberano ,de los pueblos. Se dirA, pero no ve el
que habla mas que la parte del problema que re-
nresenta en este debate el. extraniero. y no analiza
la internr debilidad que ha orisinado esas posibles
intromisiones en nuestro suelo hasta un grado tan
extreme como las uoe padecemos actualmiente. Es
Sque la actual situaci6n politi'a de Cuba no tendria
nunca un simil mas exacto one el de compararla con
lo que llaman en Historia Natural la indiosis de un
honro y de un alga, la situnci6n pasada en su nos-
- trime:-ia. In situaci6n nueva en sus comienzos. tiene
de des.ol.orido lo que pudiera, en el orden de la His-
,toria Natural significarse con la formula que acabo
- do exnresar. En efecto, no solamente fu6 una situa-
a ci6n de vida nl agotamiento de todos los recursos
a espurios que le di6 aquella decision con' que.despa-
- rram6 los dineros del pueblo, aquella imprevisi6n
a con que arometi6 todos los problems de carAeter
1 nacinal import6ndole poeo el resultddo, sino que
e quigo como remate digno de la 6poca dejarnos la he-
a rencia de otro Gobierno que por encima de todo,
s que per eneima del mismo origen lamentable y es-
o purio habia ademis de exponer como expone este








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
--


la lamentable y dolorsa cualidad de ser muy d6bil,
y en esto se levant el entendimiento y la voluntad
de todo hombre netamente tall como una rebeldia
much mas resuelta, much mis rApida, el procedi-
miento violent que pudiera haber desenvuelto an-
terior. jPor qu6?, se me dira. Porque al gobierno
anterior y a los gobiernos anteriores les fu6 comfin,
tal vez, la tacha de la contemporizaci6n, les fu6 co-
min la tacha, tal vez, de no haber administrado,
tanto los intereses pfiblicos, como las conveniencias
privadas de los gobernantes; pero frente a esto se
levanta un solo recuerdo hist6rico: el de Mlazarino,
a quien nadie le pregunt6, ciertamente, en la poste-
ridad, cun'tos millones de la Francia se incaut6 pa-
ra su patrimonio, mientras la humanidad civilizada
se descubre ante el institute de Franeia. De la mis-
ma manera nadie recuerda ya las postrimerias mo-
rales a que lleg6 ninguno d.e los gobiernos anterio-
res, porque de cada uno .de ellos hay algo en pie.
Malao vivo, algo cierto, algo perdurable, alao digno
de los primeros hombres, cuanldo maravillados de
los otros la tranquil decision que amenazara con
hacer fuego al primer soldado americano que des-
embareara: con el iltimo, la resuelta v la en6rgica
voluntad de demostrar que en este pueblo done los
hombres presumen tanto de valientes, en este pue-
blo donde del valor se ha hecho un culto y donde
de la audacia personal y altanera se ha heeho una
religi6n. era possible que un solo hombre realizara
todas las depredaciones one 61 realize frente a los
demAs hombres, era possible que estp hombre realiza-
ra todos los abropellos que realize frente a las eyes,
y que, sin embargo, no fuera possible oue ese hom-
bre. que no habia tenido consideraci6n de sus conciu-
dadanos. oue no habia respetado los mas altos pres-
tigios de la naci6n, no era possible que este hombre,
a la finica hora one los hombres lo son. a la hora de
las responsabilidades, supiera estar a la altura de
las circunstancias v reclamandolas para si se hubie-
ra erguido, se hubiera levantado y hubiera respon-
rlido del resultado de su resti6n administrative.
Frente a eso de eehar sobre su pobre pueblo inerme
todos los errors realizados por su individualidad. Y
en vez de confesar one la pricticn electoral habia
sido horrend., erev6 *,nortuno cambiar el malestar
del pueblo. denunciando que las leaves escritas ha-
bian sido Ins mals v sobre la hipoeresia one renre-
sentiha 1 hbaber faltado en 'se sentido a la verdad.
inflinqi6 a la natria el idaio irreparable de traer a]
General Crowider para que redactara un nuevo C6-
dio- Electoral, cuando es lo cierto que de ese C6di-
digo Electoral malbadado pornue princinio onie-
ren las cosas han partido todas las sueesivas intro-
misiones del interventor, sin perjuieio de que esa
oronia Ley, como todas las oue el interventor ha
inspirado, a la hora -de praeticarse, a la hora de
eieeutarse Parezea aue preeoniza la labor vesinica,
]a labor nerversa de nn desniadado ineonsciente.
one today labor serena v jnieiosa de un hombre que
respetando al nneblo donde desempena nna misi6n,
respetara tambien. elementalmente, su propio deco-
ro. Se me dir npero de eso al trance de hov no hav
una relaci6n estreeha de cansa a efecto. Y bastarA
contestar simple v senfillarnente la observaei6n anun-
tad eon mi- prrafo anterior euando decia qne enton-
rs ,omenz6 la inwrerencia soeapa de nrestarnos un
servicio pnramente letal v one vo tenia qoe nartir
de ese punto para llegar ahora a boy en que la in-


gerencia se desdobla, de que asi misma se denun-
cia, en que claramente se revela demostrando que
no habia querido mins que dar con habilidad los pa-
sos necesarios para 1legar a colocar entire nosotros
la mereancia averiada que trajo bajo la bandera
pirAtica de una oferta de eooperaci6n que ha ter-
minado por una patent explotaci6n. gY c6mo pre-
senta su minute de honorario? La present con un
preambulo a los que nos tienen habituado nuestra
mentalidad latina en que resplandezean las bases
fundanmentales, en que se exponga los motives, en
que determinase claramente su opinion. jTermina si-
quiera el Proyeeto de Ley con Jos impuestos que el
inciso tercero, articulo 59 de la Constituci6n, deman-
da para que puedan votarse los Empr6stitos? Ni lo
uno ni lo otro. Es un Proyecto sin pies ni cabeza,
es una invertida mezcolanza de peticiones ignorantes
tradnuidas a un castellano horrendo, de absolute, de
comipleta ignorancia de todas las formulas Parla-
mentarias y de toda la elegancia eon que deben des-
envolverse en los Parlamentos, en los Proyeetos de
Ley. en las obras fundamentals y series que han de
ir a todos los ambitos de los pueblos, los pensamien-
tos de los hechos, las argumentaciones y los deseos
de los hombres oue pretenden comunicarse con sus
ciudadanos para ilevarles de alguna suerte la buena
nueva del pan .de su espiritu.
SR. SAGAR6 (BARTOTDOMi) : No es el product de
una Comisi6n Mixta de la COmara y el Senado?
SR. DE LA PERA (LUCILo) : El Proyecto de Ley to-
ca un punto de los que no caben; el Proyeeto de Ley
fun redactado primitivamente por el General Crow-
der, en'tregado en inglIs al Secretario Despaigne
con las clausulas vergonzosas para Cuba, el Secreta-
rio Despaigne que pele6 en ]a guerra pero que se
ha conducido en este problema peor que el iltimo
guerrillero. El coronel Despaigne se sinti6 desvane-
cido por ]a impresi6n de que iba a ser siquiera mo-
mentaneamente el centro de la vida pfiblica de Cu-
ba, presentando un Proyeeto de Ley del que reallmente
estaba pendiente la opinion pfiblica y tradueiendo
mal el Proyeeto ni siquiera suprimi6 las clausulas
vejatorias que despu6s aparecieron y cuando al Ge-
neral 'Orowder algain cubano eselareeido Ie llam6
la atenci6n acerea de esas clausulas vejatorias para
Cuba, 61 pudo decir que esas clAnsulas fue un cu-
bano el que las escribi6, de su pufio y letra.
SR. COYULA (MIGUEL) : Yo creo que por la serie-
dad pronia de esta Camara; por el respeto que a la
misma debemos, seria convenient que aqui no se
hicieran afirmaciones tan lijeras como las que acaba
de hacer el senior Lueilo .de la Pefia.
SR. DE LA PENA (LUCIL) : Eso lo ha dicho el pro-
pio Despaigne en la prensa de la Habana, y yo cuan-
do se trata de mi Patria la pongo por encima de
todo.
SR. COYULA (MIGUEL) : S. S. tendrA el derecho
a expresarse en la forma que lo hace, .pero tiene
que reconocer tambi6n el ,derecho a los demAs com-
pafieros a protestar de una manera seria y en los
t6rminos mis en6rgicos cuando se hacen aeusacio-
nes de esa naturaleza y cuando se lanza aqui un
,dia y otro dia manifestaciones, frases, palabras y
inicios que parecen la obra loca de un pueblo, de
un Parlamento que quiere *desharatar, one quiere
desbaeer sus fiouras mAs prestriiosas. (Aplausos.)
SR, DE LA PENA (LUCILO) : Yo pido a la Presiden-
cia que haga que las interrupeiones que se me diri-








DIARIO DE SEBIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


jan se cifian al problema debatido y que si se quiere
tratar otro particular, que se pida y que se acuerde
tratarlo.
SR. COYULA (MIGUEL): El senior Coyula si se ha
levantado a interrumpir a S. S. en el uso de la pala-
bra lo ha echo con una interrupei6n cort6s y cari-
fRosa, para haeer lo que ha:ce muy repetidas veees el
propio senior Pefia y reclama por lo tanto el mismo
derecho que ejercita constantemente si el senior de
la Pefia practicase la political para reclamar que no
se le interrumpiera, de otra suerte no tiene ese de-
recho.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : El dia en que no haya
en Cuba mas que un cubano honrado, ese sera el
Coronel Despaigne. (Aplausos).
SR. DE LA PERA (LUCILO) : Aplausos que yo soy el
primero en repetir, pero que son una prueba miis
de la desorientaci6n mental en que se desenvuelven
mis paisanos, pero no es commo asegura el seflor Sa-
gar6 que constitute un merito el ser honrado.
SR. LORES (MANUEL): sY grande en estos tiempos?
SR. DE LA PERA (LUCIo) : El ser honrado es una
virtud dom6stica que se le pide a los criados... yo
iba por otros caminos y no he tocado este tema si-
no por las interrupciones. Ahora bien, si me hacen
una interrupci6n tengo que agotarlo.
El ser honrado es una virtud completamente se-
cundaria, relative, e insignificant.
SR. LORES (MANUEL) : Vale much el ser honra-
do, es una gran virtud.
SR. DE LA PENA (LUCILO): Vale much en un pue-
blo tan desgraciado como el nuestro que no tiene
otras virtudes mas positivas; pero en Europa decir
que un Gobierno, un goberna'te es honrado, no tie-
ne mrrito .de ninguna clase; en Europa ademAs de
ser honrado hay que estar preparado, ser capaz y
tener el espiritu de sacrificio que las circunstancias
puedan demandar para poderse titular un gobernan-
te o un patriota digno del respeto de la posteriori-
dad, y cuando uno se presta como se ha prestado el
senior Despaigne a ser el vehiculo de un document
extranjero, que contiene una ingerencia extrafia, no
se cumple con la Patria aunque se sea muy honrado
y muy decent, aunque se sea un gran administra-
dor en las funciones de su Departamento. Son dos
cosas fundamentals distintas; no tiene nada que ver
una con la otra. Y lo mis triste y doloroso de today
esta entrega inexplicable y absurda es que sean pre-
eisamente nuestros hombres mAs decentes y mis ca-
paces, nuestros hombres mas honrados y meritorios
los que estin, con una falsa idea de lo que es el pa-
triotismo, entregando paulatinamente al extranje-
ro la Patria, liquidando constantemente la nacio-
nalidad.
SR. LORES (MANUEL) : S. S. habla de cosas que no
conoce. (Dice otras palabras que no so oyen.)
SR. DE LA PERA (LUCILO) : Pero asi redactado, bien
pudo el General Crowder presentarlo por su propia
cuenta, como obra suya, como parte contratante y
como corridor de una mercancia de Wall Street, que
es el dinero, decide al Gobierno cubano: Te ofrezco
cineuenta o veinte o diez millones en tales y cuales
condieiones; y entonces el Gobierno cubano le hu-
biese contestado: Acepto tanto o cuanto mis o me-
nos, en estas o aquellas condiciones. Lo que yo no
quiero tolerar, lo que yo no puedo consentir es que
haya un trueque tan desesperante en los papeles
de cada uno, en el cometido de cada cual. La per-


fidia yanque nos arroja toda la ignominia de su ini-
ciativa sin dejarnos siquiera el dereeho ante la pos-
terioridad de deeir, fue obra suya semejante conduc-
ta, y tiene un especial interns en que este Proyee-
to aparezea como de los cubanos a fin de salvar su
responsabiiidadd, y este mismo acto que estb prac-
ticando la Camara esta noche lo repudian muchos
eubanos en su ooneiencia, porque me lo han dicho
en privado; y sin embargo le darnn su veto porque
screen con eso salvar a Cuba, este mismo Proyecto
de hoy, debemos decir que no hay nada en el "Dia
rio de Sesiones" que ofrezea la prueba induvitable
de que ha sido impuesta por el extranjero, que lo
votamos obligados por su presi6n.
SR. LORES (MANUEL): Aqui no votamos nada por
la presi6n extranjera.
Aqui votamos lo que creemos que debemos votar,
por entender que es conveniente para la Repiblica.
Nosotros queremos mas a la Repfiblica que usted;
nosotros somos mas patriots que usted. S. S. habla
demasiado en esta Camara.
SR. DE LA PENA (LUCILo) : Muy bien, como las pro-
pias rosas! Ya sabe el senior Lores que me ligan a
l6 afinidades que el Dr. Malberty pudiera muy bien
definir. (Risas).
Se han citado ejemplos por los defensores del em-
pr6stito relacionados con otros pueblos; desde lue-
go, no se ha citado el heeho de que la Argentina aca-
be de rechazar una oferta de cientos de millones de
Norteamerica; pero, cn cambio, se ha citado el he-
cho de que oMejico pretend concertar un empresti-
to en los Estados Unidos. &Y saben los que citan ese
hecho la significaci6n que tiene? Pues tiene envuel-
ta la operaci6n el reconocimiento de M6jico; tiene
la operaci6n envuelto el predominio petrolero, a fin
de que los mejicanos apoyen los intereses america-
nos en la competencia inglesa de los pozos petroli-
feros; y qu6 manejan esos banqueros?, pues nada
menos que los gobiernos, la prensa, los pueblos, los
politicos; asi vemos que la "Standard Oil" en sindi-
cato con el resto de los banqueros que habian de pro-
poreionarle el dinero a Mejico, hizo circular, con
mala idea, que el Estado de Mfjico era un estado
ca6tico, que alli la anarquia iba a sobrevenir y que
por distintas parties de la frontera habrian de inva-
dir tropas con jefes revolucionarios al frente; pero
a penas el Ministro de la Huerta emprendi6 el via-
je a la capital, a media que supieron que era un
hecho cierto que iba a Washington a concertar con
la "Standard Oil" y a someterse a la influencia econ6-
mica, ya que all; saben que es impossible soiiar con
la political que en Cuba se hace tan fAcil y tan ha-
cedera; a media que supieron que su poder econ6-
mico iba a realizarse, empezaron a someter todos los
peri6dicos de la Uni6n, empezaron a decir que el
General Obreg6n era el mejor gobernante que tenia
M6jico, empezaron a producer un estado favorable
en la opin6n pfiblica, a fin de que cuando llegara de
la Ituerta a Washington fuese possible consumer la
realizaci6n de un empr6stito para Mejico que traia
envuelta tambien la idea del reconocimiento del
Gobierno mejicano...
No s6 si despu6s de un ejemplo en que esta de-
mostrada una vez mas la perfidia, no s6 si en suma,
en un caso en que se corrobora mas la lamentable,
la abusiva conduct, que han venido desenvolvien-
do con todos .los pueblos debiles Hispano America-
no. Pero vamos a disertar este efecto. Vamos a con-








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTBES


siderar simple y estrietamente la operaci6n econ6-
mica y veremos la imprudencia con que conduce a
Uuba; imprudencia que no habia tenido ni el co-
merciante detallista mas inuocumentado; impruden-
cia que no habia tenido ni el campesino perdido en
las aoruptas Jiontabias de nuestra tierra para rea-
lizar con un congenere suyo, cualquier oparaci6n de
permuta. Aiosotros en vez de peneLrarnos de la rea-
naad dce que en los Estados unidos hay pletora de
dinero y cesean colocario nos hemos anticipado co-
mo deseusos de conseguirlo a darles todas las facili-
iades, a redactar un Froyecto en que ellos van te-
ner a su alcance todos los nmealos a proponer un plan
en el cual nos entreguemos a discreo16n para que
ellos realLcen toaas las operaciones del conlrato. Fe-
ro encima 'de esta imprevision y de esta inferiori-
cad erd que expontaneamcnte nos situamos, coloca-
mos a Cuba gratuitamente ademas en una position
tan desventajosa, tan humillante que seria criminal,
si no fuera mconsciente, per la inmensa mayoria de
dos corresponsables de semejante atentacto, colocamos
a Cuba en la condici6n de una persona juiidica jus-
ticiable, no le damos la alcurnia de la personalidad
soberana, no tratamos a nuestro Gooierno con la
elevaci6n en que deben colocarse los Gobiernos para
que contraten con otros Gobiernos; sino que la in-
gerencia vaiiendose de una habilidad cor.pletamen-
re grotesca, burda y desarmada hurte el cuerpo a
su Uobierno, elimine como part contratante a su
pais para evitarle el sonrojo international que seme-
jantes circunstancias le daria, y hace que el Gobier-
no del pueblo de Cuba negocie de ia mano con los
politicians, con los banqueros, y esos banqueros que
reviven en Shrlock, esos banqueros que no tienen pie-
dad para pedir usurariamente todas las garantias,
todos los elements de nuestra capacidad econ6mi-
ca, y to-dos los tipos de exacci6n para agotar nues-
tra capacidad contributiva; esos banqueros se po
nen en el lugar en que debiera colocarse el Gobier-
no Norteamericano, a fin de que cuando la poste-
rioridad quiera hacer el an'lisis estricto de esta si-
tuaci6n, los Estados Unidos puedan repetir co. su
hipocresia descocada una vez mis; No fui yo, fu6
mi criado, reviviendo la frase inmortal cuando des-
compone a los hombres, y aquel otro de los falsos
menesteres a que obliga la vida.
Y aqui que hemos hecho?...
Pero el caso es verdaderamente parad6jico, lo que
no tiene nombre ni precedent en esita case de ope-
raciones es el hecho realmente ofensivo, gratuita-
mente deprimente .de que si nosotros no euniplimos
nuestras obligaciones contraidas por esre Gobierno,
sea el propio Gobierno cubano el quc design, dele-
gando en la Sala de Gobierno del Tribunal Supre-
mo un administrator que ponga en manos de un
element que puede ser extranjero o national, por-
que esta es la forma subrepticia de que se valen siem-
pre para encubrir sus finalidades cobardemente abu-
siva a fin de realizar mis a mansalva el atentado
a las conveniencias. de las instituciones cubanas que
la permanencia del Gobierno propio, hacen que sea
el propio Gobierno cubano en una de las clAusulas
a que esti sujetd el contrato, el que delegue en un
administrator que nombra la Sala de Gobierno del
Tribunal Supremo, haciendo que la personalidad
eubana en vez de resplandecer con toda la inmacu-
lada grandeza, con toda la viva y gloriosa existen-
cia que debe tender todo pueblo en la comunidad


juridica de las naciones se empequefiezea en la ruin
*condici6n de un sujeto de delito presumido, de un
triste, de un lamentable sujeto justiciable a quien
quien hay que castigar duramente y es necesario
que se conozea toda aquella regresi6n moral y toda
la dolorosa imprevision que nos ha traido esta si-
tuaci6n y ademds per el espiritu desmayado, porque
estos problems son acometidos
Sn. ALONso AMPUDIA (MANUEL) : Esa clausula se
ha quitado del actual Proyecto.
SR. DE LA PERA (LucILo) : Si no me hubiera inte-
rrumpido el senior Alonso Ampudia se hubiera ente-
rado que yo me estaba refiriendo al process, al des-
envolvimiento del primitive Proyeeto de Ley, y que
tenia necesariamente que referirme a esas clausu-
las dije c6mo surge esta cuesti6n, y a rengl6n se-
guido expongo la forma mis lamentable y dolorosa
en que pretendi6 plantearse en definitive el Proyec-
to. Pero no puedo decirlo yo ni juzgarlo S. S. por-
que no ha pasado por el tamiz de todas las discusio-
nes ni la totalidad ni el articulado. HabrA un mun-
do de enmiendas que presentar; estaremos en condi-
ciones de resistir en todas las trincheras a que ten-
gamos que irnos replegando los opositores, y es na-
tural que como no me gusta career que las cosas se
pueden juzgar aisladamente bien sino que es indis-
pensables hacer todas sus gAncsis, desenvolver todo
su process prAtico para que se vean todas sus fa-
ses con claridad, apesar de. esta interrupci6n que
tiende a demostrar que se pudo omitir este aspect,
voy a tocar otro aspect que tambi6n pude omitir
porque no tiene tampoco una actualidad real en el
problema. Me refiero a la clausula tercera del me-
morandum ndmero 13, traducida en otra de las clAu-
subls que se suprimieron en el Proyeeto de Ley y por
la cual como iba a quedar a la saz6n redactado n)s
trocaba nuestra respectable situaci6n, dolorosisima y
todo como es, garantizada por la Enmienda Platt,
para darle entrada a la Enmienda Crowder que ha-
hia -de sustituir a la anterior en detrimento de nues-
tras conveniencias internacionales. He sabido que
en la doctriia juridica :orte-Americana, come re-
cordaba hace poco uno de nuestros economists mas
eminentes, con muy buen sentido porque screen que
limitan la soberania, los Tratados pasan' a former
part de la ConstituciOn del pais; y teniendo como
tenenins nosotros una situaci6n stable y seria, y
fuerte dentro de la debilidad lamentable en quo es-
tamos en ella colocado sin una imprevisi6n suicide y
absurd. no se explica que fueramos a romper, a
reemplazar esa situaci6n al fin y al cabo conocida por
esta otra situation de la enmienda Crowder cuyos
extremes no aparecian suficientemente esclarecidos,
cuyo aleanee ito estala lo bastante explanado, y que-
r'a pensar que si con la otra enmienda que fu6 obje-
to de tantas deliberaciones, que tiene hoy ya tanta
liieratura, para conocerla en todos sus aspects, no
podemos sentirnos seguros ni tranquilos porque todos
los dias hay una nueva interpretaci6n. ~Qu6 habria
de ser si se reemplazaba por la enmienda Crowder
con su abusive criterio para darnor al mismo tiempo
que la situaci6n incierta, en que nos colocaba la En-
mienda "Platt" para lanzarnos al abismo de la p6r-
dida total y absolute -de todos nuestros dereeh.)2 in-
ternacionales en todo debate con el Norte.
iCunnto ha Ilovido desde la Resoluci6n Conjiinta
de Abril Cel 98! Qui6n hubiera dicho a aquellos cons-
tituyentes que aceptaron con tanta repugnancia el








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


Ap6ndioe, que habriamos de venir a parar a la ver-
gonzosa situaci6n de nuestros dias. iAhl, Sr. Presi
dente y sefiores Representantes, quiera el eielo que
de aqui a echo afios no tenga esta generaci6n nuestra
que dolerse de que nuestra situaci6n de ahora ha-
ya sido reemplazada por una much mis abyecta y
much mas lamentable, siquiera no fuese mas que
realizando la suposici6n de que la inmoraiilad a>-
tual sera la moralidad del porvenir.
AMe eneanta el despejo del hemicielo, porqu'e euin-
to menos sombras puedan presentarse ante nuestra
vista, mas clara se puede poner la luz de la verdad.
Hay un ejemplo hist6rico muy interesante que
citaba un peri6dico de nuestros dias. Tunez no tuvo
nunca soberania; Francia, mis por contrariar a Ita-
lia que por un empeiio resuelto de someter al Rey,
resolvi6 en 1885 imponer, con un General frances,
el predominio de su naci6n sobre este pueblo; y
sabeis e6mo tuvo que hacerlo'? Tuvo que reunir un
caerpo de ej6rcito fuerte, de various miles de hom-
bres y amenazar con sus caiiones al Palacio Nacio-
nal, y afin asi, aquel pueblo pequefio y desesperado,
resisti6, no queriendo entrar en la firma de semejan-
te claudicaci6n, y s6lo ante la amenaza conminato-
ria .de barrer la ciudad y de exterminar al pais an-
te la affictiva y dolorosa realidad de extermini Jde
coneed6rsele un cuarto de hora, fu6 que el edeein
que lievaba el ultimatun, se pudo comprobar que
aquel pueblo con toda su noci6n musulmana de la
vida, -era, sin embargo, un pueblo con el vigor stfi-
eiente, con la vida del espiritu bastante pard saber
con energia decorosa resistir hasta el filtimo momen-
to y caer'en suma con la gloria de que habia extre-
mado la iltima nota de la resistencia. Qu6 diferen-
cia sin embargo en la posici6n international de un
pueblo y otro ? I Qu6 diferencia entire este pais que
estaria ante el mundo justificado en todas sus airo-
gancias y en todas sus energies vitales de reivindi-
caci6n de los derechos pfiblicos conculcados, porque
tennis el antecedente inmortal de haber sabido pe-
lear por la independencia con firme esfuerzo y con
decidido prop6sito, y que ha tenido despu6s en el
orden hist6rico con el m6rito inteligente, la corro-
raci6n, el respaldo de la obra del brazo con la obra
del pensamiento, esmaltando los cielos Hispano Ame-
ricano con las composiciones de sus poetas, de sus
medicos, de sus abogados, de sus hombres de toda
condici6n que han sabido probar que si era men-
guada la casta politico dirigente del pais, podria y
sabia hacer grande la representaci6n aut6ntica de
sus espiritus. A esto se nos contest todavia, se nos
dice tranquilamente que somos muy amigos; se nos
hace un gran beneficio, se nos presta constant,
una plena, una atenta solicitud en nuestras cosas,
y que estamos natura'mente, con ese servicio, nos-
otros no podemos poner una repulsa, un desd6n ni
una contradici6n. Y yo me permit opinar que en
amor y en political las compafiias siempre han sido
muy desagradables y que los pueblos que admiten
que les administren su casa hasta la despensa, no
se diferncian fundamentalmente de los hombres que
establecen una terceria pintoresca en su vida privada.
Este es un criterio franco claro y terminate como
la luz meridiana. No hay dos morales, no hay dos
decoros, no hay dos maneras de ver la vida, es fni-
co el decoro, es finico el sentido de la dignidad, o se
tiene o no so tiene, o se respeta o no se respeta un
individuo o un pueblo, porque el hecho que un idi-


viduo peleara en determinadas circunstancias y des-
pu6s porque no le conviniera pelear tolerara vein-
te humillaciones, lo coloca en las condiciones caba-
llerescas y altivas serenas y altas del hombre o del
pueblo que esta resueltamente decidido a no admi-
tir nada que lesione su dignidad ni nube alguna que
pueda empafiar el limpio cielo de sus buenos desti-
nos. Porque yo s6 que no es asi nuestro pueblo lleno
de arranques bravios para todo lo que demand en
el mundo la comparecencia del decoro; porque yo
s6 que no es asi nuestro pueblo, es por lo que esta-
blezco la acusaei6n violent contra los hombres men-
guados del moment que a un tiempo se doblegan
ante el extranjero que falsean la condici6n esen-
cial de nuestro carActer; porque si yo me hubiera
penetrado de la idea de que este era el pueblo cu-
oano si yo me hubiera convencido de que asi era
el pais sano y puro de nuestras latitudes, no esta-
rii aiqcui, esta noche iatigando vMuestra atenue6n,
agotando mis energies y librando una est6ril bata-
lla en reivindicaci6n de los coneuleados derechos en
el desamparo de los prestigious de nuestra nacionali-
dad.
Y Ilega la hora de decir por qu6 los datos, las ar-
gumentaciones hechas, todo lo que pueda tener un
sentido t6enico es est6ril; y Ilega la hora de decir
por que no se realizan en Cuba las cosas en serio y ,en
firme, y en esta que es la hora supreme de ejeoutar no
se encuentran los directors de Cuba porque estin
completamente mellados, unos son los mellados glo-
riosos de los combates de la vida, otros a quienes se
han amortiguado los latidos del coraz6n, otros con
las abolladuras de origen incapacitados definitive y
permanentemente, otros a quienes les viene muy hol-
gada la armadura sana y buena y dentro de esa ar-
maz6n de hueso y pellejo sin que demuestre que hay
alli un espiritu capaz de library una batalla, otros ame-
llados en suma por abulia y que se creen habitar en
el mejor de los mundos posibles, porque han llegado
a compenetrarse de la idea de que .esta es la isla de
corcho, de que no se puede hundir por nada ni por
nadie y fuertes en su optimism no 'le dan impor-
taneia a nada de lo que sucede en su alrededor. Pe-
ro no resultaria asi si los revolucionarios no hubie-
sen creido terminanda su obra al terminar la revo-
luci6n. No hubiese sucedido asi si muchas de las mo-
dificaeiones que hoy en el propio Comite Parlamen-
tario apuntaba el Dr. Ferrara que para la selecci6n de
los hombres, so hubiese hecho al constituir la Re-
pdblica, si entonces hubiesen estado los directors
de la nacionalidad naciente miAs unidos que demos-
trar la enemiga a todas las tradiciones espirituales
de este pueblo, con todo lo que pudiera representar
sombra espafiola, y de adaptarse urgentemente a to-
das las novedades que pudieran venir del Norte por
lo que pudieran representar de gratitud al que nos
ayud6 en la conquista de la independencia, cuando
entonces el inieo problema serio que se planteaba
al cubano era el hecho de haber completado la liber-
tad recortada que nos dieron los revolucionarios con
la colectiva fundamental y proporcional de la ciu-
dadania autentica y para que, con la consolidaci6n
de todo lo que hubiese de respectable y estimable en
el pasado y con la aceptaci6n de todo lo que hubise
de fitil y de concurrente en Norteam'rica. Pero va-
lieron mis las vanidades y los despechos, que la pre-
visi6n la cultural; hablaron mas entonces las impre-
visiones festinadas de toda suerte .de inieiativa, que








16 DIARIO 1DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


el respeto fundamental del alma national, y se le
fabric a la naci6n una vestidura political que le las-
timaba por todas las costuras, que le daba una cons-
tituci6n que no era suya ni la que le convenia a
este pueblo eminentemente hispano-americano por-
que fu6 donde Espafia permaneei6 mas tiempo, po
dian haberle dado un regimen parlamentario que
hubiera podido servir de valvula a los conflictos in-
ternos sin llegar como estamos Ilegando al dominio
extranjero para ir determinando por distintos mo-
tivos con las varias ocasiones que facilitaron nues-
tras distintas torpezas de pueblo joven, al america-
no la oportunidad de renovar incensantemente su re-
novaci6n para rear en nuestra tierra el estado de
cosas que constitute una ingerencia manifiesta e ina-
cabable. Las realidades nacionales hay que conocer-
las y respetarlas con un sentido eminentemente espi-
ritualista de la vida formado en la juventud al calor
de nuestras madres, crecida en el santuario de nues-
tro hogar por una series de afirmaciones ideol6gicas,
tan respetables en antecedentes como Jos6 Antonio
Saco, Jose de la Luz Caballero y el Padre Varela, en
representaci6n tan digna y gloriosa en la political mi-
litante como el propio iMarti, como el mismo Ma-
ceo, como Carlos Manuel de Cespedes, y se com-
placi6 al mismo tiempo en la vieja tradici6n espi-
ritual de los pensadores, y la militant sensaci6n
espiritualista de esos pr6ceres de la independencia
,dandole al pueblo nuevo un sistema de vida pfbli-
ca espurio y haciendo desde entonces que quedasen
totalmente, divorciadas la Naci6n y el Estado, y
por 'eso se explica que hoy, mientras nos pasamos la
vida adormecidos por .'e arteficio de la vida repu-
blicana, 'el pueblo entero de Cuba permanence tran-,
quilo, a espaldas de todo 6sto, porque no es el sen-
tir nde su alma, porque no es la resultante de su es-
piritu, bueno o malo, equivocado o no, pero que es
un act~qne tiene su tara hereditaria, como no es cier-i
to que nosotros somos la representaci6n genuina del
alma de .ese pueblo, que todo lo que hagamos aqui le
tiene a ese pueblo sin cuidado, y lo que es 16gico,
no pensamos de ser un cuerpo sin alma, no pensamos
de ser sino un cuerpo muerto moralmente al que gal-
vanizara, de cuando en cuando, las dificultades pa-
tri6ticas, pero al que no puede, de ninguna manera,
infundirle los alientos y la consistencia vigorosa y
propia de la ausencia total de los verdaderos hon-
rados y respetables criterios .de nuestros mayors.
SCuales fueron las dos grande debilidades que
nos han llevado a este triste estado ?; primero, las dos
grandes debilidades, product de los dos grande
errors de concept de lo que debia 'de ser la ciuda-
dania military ]levado a los m6todos para desenvol-
ver la juventud y para educarla en el sistema ade-
cuado. Somos una series de eiudadanos que quere-
mos figurar inteleetualmente robustos, gloriosamen-
te capacitados, respetabilisimos, en el concerto de
los hombres ms eminentes de la tierra, pero que no
tom'amos en la fuente de agua de la realidad y del
espiritu del pueblo para desenvolverlo a tono con
las distintas manifestaciones .de su idiosincracia;
esto es asi, y se ha originado una generaci6n des-
creida, materialista, practicista; aqui le damos im-
portancia a los negocios que creemos .ms interesan-
tes a la conveniencia, se piden constamente las si-
necuras, que no se busea casi nunca la competeneia
noble de las oposiciones para lograr una plaza, sino


qu.e se prefiere el servicio taimado quo le preste la
influencia official para logralo; que no desea esa pla-
za para desenvolver sus energicas aptitudes, sino que
la desea para gozar del emolumento, sin trabajos de
ninguna clase y sin molestias .de ningfin g6nero; ge-
neraci6n que hoy por hoy desea que se apruebe este
empr6stito, con el carioter de transitorio con que se
actia en todas las cosas cuando no se tiene un crite-
rio tan elevado de la vida. Esta generaci6n con ese
criterio, con la resoluci6n perentoria de las cosas pa-
ra su conveniencia inmediata y material, desea ar-
dientemente que acabemos de votar este Empr6sti-
to sin saber que apenas se ofreen a los emrpleados
diez y ocho dias del mes de junio para haeerlo un
poco popular en el aspect de la gratificaci6n, des-
conociendo que todas estas deudas que aqui se deter-
minan son absolutamente ilegales, que no tienen nin-
guna justificaci6n, ,estAn totalmente, compleamente
subyudice afn, serAn sin embargo pagadas, y que
por repercuci6n con esos propios impuestos habri
de venir a pagarlos ese propio pueblo a la larga de
una manera abusiva y violent, mucho m's, mil ve-
ces mas de lo que pueda percibir ahora perenteria-
mente con la satisfacei6n que le proporcione el que
se apruebe un Empr6stito de la indole indocumen-
tada del que esti sobre la mesa. Yo me alegro de no
observer aun dentro de ese materialismo desenfre-
nado, de ver esa falta de espiritu en el ej6rcito, muy
limpio, muy marcial, muy caballeroso, personas que
hoy realizan el milagro de vivir decorosamente con
la exigna dotaci6n que se 'le atribuye en los Presu-
puestos reajustados, y sin embargo no tienen la idea
que tienen todos los ej4rcitos del mundo .de lo que
es el deber glorioso de vestir el uniform y de lo que
debe el alcance ilimitado de una espada cuando se
esgrime con orgullo. Y yo lo he .dicho en otras oca-
siones: Militar que no lleve la espada como Sirato,
mis valiera que Ilevase una saya. Pero para, vivir
asi, siendo demasiado como fuerza de orden p6bli-
co y siendo insuficiente como garantia de la Sobera-
nia Nacional, para vivir sasi con esta organizaci6n
intermedia y descolorida, yo que lo puedo decir en
honor de la clase, como prueba rotunda de la devo-
ci6n que me inspira, yo estimo como uno de los gran-
des. de 'los fundamentals deberes que podia tener
en mi vida el ser military en mi tierra, ya quise una
vez pertenecer a su cuerpo de auditors, pero me
resist espantado al ,darme cuenta de que era un
ej6reito puramente nominativo, puramente especta-
cular, que era un ejereito hecho para las grandes
paradas militares, y para darle el ceremonial de cos-
tumbre a la presentaci6n de eredenciales de los Mi-
nistros. Y eomo yo no soy hombre que pueda ir a
ninguna parte con un criteria tal, sin embargo de
que me habia satisfecho much porque se me hubie-
ra aplicado este castigo y no me hubiera podido de-
dicar a la political porque las ordenanzas me hubie-
ran impedido hacerlo, y hacerle oel perjuicio de que
me habia consagrado a Cuba por entero, no para
tener al mismo tiempo en mi alma la tranquilidad
de concinecia que habria de proporcionarme el he-
,cho de Idedicar 'al servicio de mi Patria toda la fuer-
za de mi espiritu con la mayor sineeridad en el co-
raz6n y alli se cre6 por esto una actitud espeotante
y aunque mis trabajos fueron de earActer civil resul-
taron de una actitud mAs militant, porque alli se
pelea, vaya si se pelea, de verdad se pelea contra las









DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES 17


interrupciones earifiosas del senior Lores y contra
1~ ausencia de mis compatferos y se lucha en suma
para conquistar por la mAs irreverente de las com-
petencias electorales del mundo. Frente a eso no hay
mAs que comenzar de nuevo. (Mlurmullos).
No es comenzar el discurso, porque lo important es
comenzar de nuevo como si la Repfiblica hubiera na-
cido. pero no so empieza de nuevo siguiendo la aco-
modaticia conduct que he venido sefialando en esta
CAmara a los elements politicos de nuestra tierra
en presencia de la ingeroncia extraila, sino teniendo
el primer acto de reheldia que debiamos tener desde
los primeros mementos cuando preteniieron ellos
solos firmar el Tratado de Paris. Tratado en el que
no tenemos la personalidad que no- correspondia
por nuestros esfuerzos, per nuestra voluntad indis-
cutible a trav6s de las guerras sostenidas en Cuba y
que hicieron possible la realizaci6n del ideal de inde-
pendencia y es el caso mis ins6lito y triste del mun-
do lo que sucede a Cuba despu6s de sus guerras por
la independencia; no es ella la que la quiere sino que
es la naci6n aliada la que fiirma y desde entonees
se transparent ya la falta 'de generosidad norte-
americana y lo desdefioso que se muestran para con
la personalidad cubana sin que so conduelan de aquel
espectcu'lo. en el Palacio del Segundo Cabo. trans-
mitiendo el Gobernador Espaiol, al americano la so-
berania en presencia de una series .de generales cuba-
nos como meres espectaldores, sienta el procedente
dolorosisimo de la tacita revondueei6n muy lamen-
table del desconocimiento de nnestro derecho a Ia so-
herania y a la independencin.
Alli no estuvo oportuna la protest, aill no estn-
vo vivaz la intransigencia. MdAs tarde al redactar la
Constituci6n todavia estuvo menos pura v menos
grande el sentimiento patriot de Cuba cuarlmo permi-
ti6 qne se diera nn remedo de soberania e impidi6
que se eselareeier.e de esa snurte a los que babian
caido en la manigua redentora y enya herencia clo-
riosa no supieron haeer que se respetara on aruellos
moments los menguados supervivientes. Alli fu6 la
horn de 'decir: Este pueblo ha conquistado la inde-
pendencia, que es la libertad, a este pueblo no tiene
derecho a la propia vida, no estA en condiciones do
seguir luchando para conquistarla o se ve on la ne-
cesidad de resignarse terminantemente a no tenerla
nunea; todo. menos esta series de parddias desmas-
caradas, todo menos esta situaci6n lamentable y ver-
gonzosa en que todo lo que no so pide, hay que tole-
rarlo. en qu todo lo que nos imponen. hay que su-
frirlo. y en nombre del patriotism v de un eriterio
salvador y venturoso. vy n nombre do unai form
fitil y benefieiosa. hav qne aeeptarlo todn.
Empeemos por el prineipio, pnrn a'armar nn po-
co a mis eon.paiieros. no del diseurso ciertamente,
sino refiri6ndome a la vida p)iblica de Cuba; hagn-
mos esta noche el primer aeto dp intransigenwia efec-
tiva. el primer aeto de sobernnia verdadera, la nri-
mera repulsa decidida v cort6s a todo lo q;:e pneda
significar unn intromisi6n en nnestros destines. o
una explotani6n do nuestras fuentes de riqneza. To-
do se rPmedia en la vidn. todo. menos I mnuerte mo-
ral o fisica tiene arreglo. Nosotros, por la experien-
eio triste del nasado. por el ejemplo de la historic
TTisnano-Ameri'ana. npr Is amenazas que se ciernen
do eomplicaciones internacionales. estamos dia y dia
dando facilidades, es vez de presentarle nuevas ba-


rreras de resistencia. Habra cubano que combati6
en la guerra y se cree que ya hecho bastante, pero
la nueva gencraci6n mia, los hombres de mi edad,
hacen lo que yo hago agotando todas sus energies,
ann a trueque ,de fatigar a los que le escuchan, no
habrhn hecho lo bastante, no habrAn cumplido con
su deber. Es indispensable que de esta suerte que
sentado el espiritu nnevo de Cuba, que no es sino
el espiritu viejo, cl espiritu dnico revivido y en
pie. Nosotros no podemos de ninguna suerte escla-
recer la memorial de los heroes de la Patria, condu-
cirnos de este modo lamentable y vergonzoso es ol-
vi'dar la ideologia, es burlar en definitive las legi-
timas aspiraciones de un pueblo sano, decoroso y
vive que no tiene justificaci6n frente a 61 el heeho
del olvido d-, nuestros deberes y del abandon de su
confianza. Esta juventud, yo lo he dicho, si no se
apasiona y no se conduce con estas energies; esta
juventud estarA en condieiones de Iucir como flores,
pero no de madurar como frutos. y la mis triste de
las condiciones de degradaci6n y ruindad a que pue-
de llegar un pueblo, es la de que sus hombres, sobre
desconocer y olvidar el pasado y de escarnecer y vili-
pendiar el present, todavia no dan con la nueva ce-
mentera. con el ideal de las nuevas afirmaciones del
espiritu, la esperanza gloriosa de una resurreeci6n,
de una vida respectable y decent, de una existencia
adocuada y correct, de una personeria que se com-
padezea. lo mismo de la necesidad de establecer una
patria sore las s6lidas bases de una existencia res-
potable, que ha de levantar una bandera a los libres
eropa:ios del respeto international. Yo como buen
eubano. no he dejado de exponer aqui mi pequefio
conentario de buen humor, el frivolo criterio, la de-
cidida voluntad de uno de la 6poca que no puede te-
ner la eapacidad de levantarse sobre los IdemAs, que
quiere uno de vosotros, que no asume aqui attitudes
alternas, intransigentes, que no se figure que tiene
ningunm virtud superior a los demAs, que habla pa-
ra el "Diario de Sesiones". para los mios para cuan-
do ellos maduren y se duelan de que hubiera cuba-
nos pobres de espiritus en esta 6poca, que ante la
palabra de la posibilidad de una amenaza, que qui-
zs .pndiera resultar una interven'ci6n extranjera,
euando los mios vuelvan los ojos hacia esta eploca, no
quiero que esa juventud crea, pueda pensar que urn
de los suyos. de su misma 6poca, no saltara por enci-
ma de todas las conveniencias circunstanciales del
momento y afirmase la verdad absolute, la reali-
dad indiscutible; y mientras vosotros moreis en la
Inera oquedad de la tumba, como limited a vuestra
existenria materialista. y veais el seno luminoso .de
Dios que se habre para reeibir las almas, todos los
que crean en los destinos que desconocen los pue-
blos...
Sn. 3F ULkAY (JOSf) : Pido la palabra.
(Aplizusos)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra el se-
inor 51ulkay.
SR. MULKAY~ (Josi) : Sr. President: Sres. Represen-
tantes: despnus del monumental diseurso que en contra
de la Lev del Empr6stito acaba de pronunciar con la
iiniundia pecnular do su palabra f&cil y de su gran
multitud de ideas. mi querido ccmpafiero el seiior
Lucilo de ]a Pela, pareeeria nin atrevimiento que yo
opusiera a ese mar que invasoramente con su palabra
y con sus sofismas y con su metAforas nos invadi6








-18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


el eco humilde de mis palabras, de mis humildisimas
palabras. Dichosos aquellos que nacieron en el mo-
mento en que el cenit pareee que lanzando sus rayos
de oro los acompaiia desde el nacimiento hasta la
muerte. Los romanos a aquellos hombres le habian
dado nombre especial. Y fijese la Camara que el
senior Ferrara me mira cuando miento la palabra
romano. (lRisas). Y yo me recuerdo sefiores Repre-
sentantes que .en aquellas incursiones a que me obli-
gan a virtud de mis studios de la primera infancia
mis queridisimos padres y maestros me ensefiaban
que habia un Dem6stenes y que era un griego, que
era un hombre de fMcil palabra, cuya palabra habia
sido siempre puesta al servicio de Filipo, el Rey aquel
a quien despu6s denost6. Y a virtud .de ese denuesto,
y 6igame el senior Ferrara. que es professor en hi!to-
ria, las Filipicas de Dem6stenes son e6lebres en la
Historic. Pero recuerdo una vez en que el pueblo
griego cansado de oir a Dem6stenes le puso un le-
trero que decia: "Piedad para los oyentes" (Aplau.-
sos y risas). No import que a travds de los siglos, a
trav6s de la eivilizaci6n modern. a travs ,de los gran-
des ideales que todos abrigamos en nuestros cere-
bros, nos hayamos encontrado si no con el letrero
por lo menos con Dem6stenes en estos moments,
que si no nos han convencido en esa enesti6n nos
ha deleitado con el 16xico fMcil de su palabra gran-
de y hermosa. Cuando se reconocen esas obras, y yo
como m6dico tengo que declarar que la tercera cir-
cunvoluci6n frontal izquierda (Risas) le pertenece
de derecho propio a mi querido I ollfili''l". Cuan
pilida, cuan falta de todo ese vestuario arm6nieo y
explendente quo impresiona la vida. van a resultar
mis palabras on favor del Empr6stito. Si no tuviese
]a seguridad que detrAs de mi, verdaleros Dem6s-
tenes de ]a palabra, han de secundar mi labor, yo no-
me hubiera atrevido esta noehe a hacer uso de la mis-
ma. Pero yo quiero dejar sentado con la misma
premise que S. S. quiere .dejar sentado lo contrario,
porque y a virtud de que yo vot6 y votar6 el Em-
pr6stito, porque yo creo que 'el monopolio del patrio-
tismo no lo puede tener aqui nadie, porque yo cre
que aqui no se nos puede venir a hacor cuentos del
pasado, para venirnos a decir que es un aprobio vo-
tar lo que el pais necesita en estos moments, porque
el pais esth pobre, porque es el enfermo exanime.
exangile, es el emorrigico que ha perdido con la
sangre de sus venas la vitalidad, y necesita de la in-
yeeci6n del snero, o de la transfusion ide la sangre
para que pueda surgir vigoroso, fuerte y vigoroso
como -puede surgir el pueblo cubano despu6s de es-
ta operacin de cr6dito. Porque -la Rep6blica no
puede ahora andar diciendo que sus d6bitos son por
culpa ,de esto o del otro, porque si -esos son d6bitos
de la Repfiblica que con su sobrena voluntad los ha
reconocido, just y natural es que la Repiblica no
quede mal y nosotros que somos los Reproesentantes
de esa Rep6blica no podemos haceer quedar mal a
esa Republica. por much que nos duela el motive
que baya ocasionado sese empr6stito.
Con respect a ese pasado, es cierto que estamos
obligados a defender y ya que aqui se ha acusado
al General Menocal como culpable de esos d6bitos,
yo recuerdo, y abora me dirijo direetamente a S. S.,
la frase imnortal de Victor Hugo "que entire el trono
que realize una injusticia y el pueblo se la tolera, hay
cierta solidaridad vergonzosa". Y ouando un hem-


bre en los campos de la fantasia, en los campos de
la literature, en los eampos de la historic conoce
esas cosas no puede venir aqui a presentarlos como
un apotegma de la tirania medioeval para que pre-
cisamentc muchos que hoy critical esa tirania fue-
ron cooparticipes de todas sus prebendas y de todes
sus ventajas.
SR. DE LA PENA (LuciLo): .,Me permit S. S. una
interrupci6n con la venia ;de la Presidencia?
SR. IULKAY (JoS,) : Con much Gusto.
SR. PRESIDENT (TERDEJA) : Tiene la palabra el
sefior Lucilo de la Pefia.
SR. DE LA PENA (LUILo) : Combati como pinare-
fio la elececi6n del General Menoeal, fuimos
los finicos politicos de Cuba que en aque-
llos moments en que la Constituci6n Nacional lo
consideraba el ungido del pueblo, el finico grupo
que le puso condiciones en que se estableci6 en ca-
sa del que ,despu6s fu6 senador Goicochea, una ca-
,pitulaci6n respect a la ,candidatura idel General
Menoeal. Durante sus primeros cuatro afios apesar
de haber sido el Eundador de los fundadores de la
juventud national conservadora en Cuba que se fir-
m6 en casa del senior Montoro y durante esos prime-
ros cuatro afios permaneci totalmente alejado de los
beneficios y de las ventajas a que au sefioria se re-
fiere. Y despu6s cuando la reelecei6n invoqu6 en la
gloriosa representoci6n pinarefia en aquella jornada
que no debia volver a ser nominado candidate por el
Partido Consevador el General Menocal, teniendo co-
mo tenia la idea de que su reelecei6n era sin6nimo
de revoluci6n. Durante el tiempo del resto de su
administraci6n permaneci tambien totalmente aleja-
do de todo aquello que dependiese de su voluntad;
obtuve un destino en el Senado de la Repiblica de-
bido a gestiones de queridos amigos mios absoluta-
mente desligaido de la administrawi6n central del
pais, vivi completamente alejado del calvario poli-
tico lamentable en que se desenvolvia, olvidAndose
de las doctrinas del Partido Conservador y del puro
program que lo habia elegido. En los dos iltimos
de su reinado on Cuba vine a este hemicicio y ape-
nas llegu6 a esta Cimara.inici6 una oposici6n tan
ruda y decidida contra todas sus violaciones que re-
cuerdo que el propio senior Coyula que esta presen-
te y que no me dejari ;mentir, cuando recuerde que
tuvo necesildad de levantarse en una noche a reco-
mendarme mesura en los moments en que se discu-
tia la Ley Bancaria tan funesta en sus resultados
para el pais, en que me levant a consumer un.turno
en contra de semejante adefesio juridico y prdotico.
De suerte que de ahi en adelante no he tenido mhs
linea de conduct que ]a de un eubano consagrado
resuelta y decididamente al cumplimiento de su de-
ber. Asi es que esa alusi6n que me hacia con el me-
jor deseo, por su part el senior Mulkay, no tiene apli-
caei6n oportuna y que las conveniencias prketicas y
political no pueden en lo mis minimo referirse a mi...
SR. PANADES (JOAQUIN): Una interrupei6n con
permiso de la Presidencia. Yo he oido hablar en mfl-
tip!es ocasiones de la tirania del General Menoeal,
y voy a ser sincere y permitidme algunas declara-
ciones, pero rogaria a la Presidencia se sirviera de-
cirle a los taquigrafos que no tomaran nota de mis
palabras, porque no ane creo autorizado para que
conste en el DIARIO DE SESIONES ciertas frases que









DAtO"0 DE 81 4ihSr1 bE LA CAMA1~.A b-8 REPRES@NTANTES


voy a decir en holoeausto ide la verdad. Yo recuerdo
que una vez en el Chieo...
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Sr. Panad6s, la Pre-
sidencia llama la atenci6n de S. S. a que estamos tra-
tando del empr6stito y le ruego que deje esa aelara-
ci6n para otra oportunidad.
SR. PANADES (JOAQUIN) : Complacido.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Contirnie el senior
Mulkay.
SR. MULKAY (JosE A.): Sr. President y sefio-
res Representantes: No importa que mi distinguido
amigo Lucilo de la Pefia se haya dado por aludido
en una manifestaci6n de carActer general. Una vez
mas se ha cumplido un eterno refrdn de nuestro idio-
ma, que el que se lastima es porque tiene alguna he-
rida. Yo no me dirigi especialmente a 61, yo me he
dirigido a la Cimara en conjunto porque entiendo que
no es patri6tico, ni noble ni honrado en estos momen-
tos en que la Patria se encuentra en peligro, venir
con disposiciones de esa naturaleza que empequefiecen
el debate y que nos ponen ante propios y extrafios en
muy bajo nivel, y muchos menos a erigirse en estos
moments en paladin de la verdad y ap6stol del
sentimiento quien, sabiendo que hay un acuerdo de
su Comit6 Parlamentario, no lo cumple; por algo se
dice que no puede ser buen Ap6stol que ha sido un
gran ap6stata. Asi que no me he dirigido al senior
Lucilo de la Pefia, pero ya que 61 se da por aludido
hago esta ratificaei6n porque entiendo que el Par-
tido Liberal noblemente, por boea del senior Ferrara,
del senior Gil, y de sus mIs autorizados personajes
convienen en que ha respaldado esa oper.ci6n que
no es political sino national y que viene a restable-
cer nuestro estado econ6mico que viene a repetir al-
go que el pueblo cubano no tiene, que viene a repa-
rar la injusticia hecha a esos pobres empleados a
quienes no se les paga...
SR. DE LA PEN A (LucLo) : Para una interrup.i6n.
Yo he expresado mis pensamientos como S. S. expre-
s6 los suyos, pero no es cierto que el Comit6 del Par-
tido Liberal tomara ese acuerdo cerrado, y en cam-
bio si es cierto que yo me haya pasado en la tarde .de
hoy horas enteras eombatiendo el empr6stito asisti-
do por personajes .de tanto relieve como el General
Miendieta por compaiiero de tanto brio como el doc-
tor Gil y por letrado de capacidad y competencia
indiscutible y tan verdadera como el Dr. Herrera
Sotolongo. De suerte que aunque no quiero persona-
lizar ya se ve S. S. que aunque pocos en cantildad son
buenos en calidad. Pero el acuerdo del Comit6 Par-
lamentario se reduce a recomendar esa linea de con-
ducta sin que sea un mandate imperative para nadie.
SR. MUULKAY (Josi A.): Eso no, empiece lo que yo
digo.
SR. DE LA PERA (LUCILO) : Para que no me diga
otra vez ap6stata.
SR. MUtLKAY (Josg A.): Yo no le he dicho eso a
S. S., si quisiera llamarle ap6stata se lo diria sin eu-
femismos. Yo digo en t6rminos generals que entien-
do que S. S. no esta capacitado para combatir al Ge-
neral Menocal, porque comparti6 con el General Me-
nocal todas las ventajas del Poder.
SR. DE LA PERA (LUCIL) : Un moment. Yo ruego
al senior Mulkay que no la emprenda conmigo...
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Ruego a lo sefiores
Representantes se sirvan hacer silencio.


SR. DE LA PENA (LucILo): Ruego a la Presiden-
cia me permit acabar de una vez.
SR. MULKAY (Jos~ A.): Si, ya es hora. Ya S. S.
ha hablado bastante...
SR. DE LA PERA (LuCIL) ): He hablado bastante
pero no he aludido a S. S. ni una sola vez.
SR. MULKAY (Josf A.): Pero en cambio S. S. ha
aludido a todos los cubanos, porque ha idicho que
los que votan a favor del empr6stito no son pa-
triotas.
SR. DE LA PENA (LUCILo): Pero yea el senior Mul-
kay que yo he mantenido las mejores relaciones con
el senior Menocal, que no tengo ningfin beneficio ma-
terial recibido de 61.
Sa. MULKAY (Josg A.) : Si, senior, S. S. reeibi6
beneficios personales de la pasada administraei6n.
SR. DE LA PERA (LucILo) : Esa es una apreciaci6n
personal suya y por el imperio de la verdad le rue-
go al senior Mulkay que no insist. Ademas, S. S. ha
dicho que no pueden ser ap6stoles los que mejor son
ap6statas, y yo creo que S. S. debiera rectificar esas
palabras...
SR. MULKAY (JosE A.): N6, senior, yo no las puedo
rectificar, porque es verdad, una verdad manifiesta,
innegable, de que S. S. era anteriormente conserva-
dor y hoy es liberal y que no ha renunciado al acta
de Representante que tiene por el Partido Conser-
vador...
SR. DE LA PERA (LUCIL) : S. S. me haee una acu-
saei6n.
SR. ~1fULKA: (Josg A.): N6, senior, es la verdad
lo que digo.
SR. DE LA PENA (LucILo): En -primer lugar el
aeta no trae mandate imperative. S. S. desconoce la
Constituci6n; en segundo lugar, yo he sido electo
por tantos votos conservadores como liberals, por
la libre determinaci6n de mi provincia, que me acla-
naba en aquella ocasi6n, como ahora probablemente
me votarsn conservadores y liberals, porque tengo
la suerte de ser eminentemente popular. Ademas,
hay este otro aspect personal, mientras que la evo-
luai6n political de muchos cubanos se ha dirigido
preferentemente hacia las conveniencias guberna-
meentales, S. S. tiene que reconocer que la evoluci6n
political mia siempre se ha eneaminado haeia el cam-
po de la oposici6n. Ocho afos dur6 mi oposici6n al
Gobierno del General fenocal, y apenas constituido
este Gobierno, me he ido a la oposici6n, donde no
he hecho m6s que combatir la mala administraci6n
de mi pais, velando por la dignidaid y la pureza de
nuestras instituciones patrias. De manera que un
cubano que hac: todo lo que menos le puede convenir
y que en cambio esti montando la guardia en bene-
ficio de todo aquello que pueda convenirle a su pais,
no hay derecho, y menos por la autorizada boca de
S. S., a hacer esas manifestaciones.
SR. MUIKAY (JosE A.) : Agradezco las iltimas fra-
ses de S. S. y le repito lo que dije al principio: que
iba a ser muy breve. S. S. ha consumido la mayor
part del tiempo que me perteneeia... (Risas). Pe-
ro permitidme que able ahora porque no quise inte-
rrumpirle cuando hablaba del monrmento de sus vo-
tos, para recordarle que S. S. vino aqui por una su-
plencia y no s6 que las suplencias hayan obtenido
grandes votaciones... (Risas).
SR. DE LA PERA (LuCILo) : Pido la palabra para
contestar brevemente esa alusi6n que afecta a mi








20 DIARIO 1)E SESIONES DE LA OAMARA DE REPIRESENTANTES
- -- .. .i I I I .. .


decoro personal. Yo tuve, y lo saben perfectamente
elements liberates tan respetables como el General
Guerra que esti aqui Sr. Mulkay, y lo saben los se-
fiores Representantes Conservaidores que se sientan
en este hemicielo. Pero el propio antecesor mio era
el Jefe de mi Partido en la Provincia, y como habia
resultado por virtud de estas elecciones quebranta-
das la voluntad popular en la eleeci6n, estaba en
condiciones el partido de sufrir si su Jefe no vinie-
ra a la Camara y entonees se estableei6 expontinea-
mente por el que habla en un diafano articulo pu-
blicado en el "Diario de la Marina" y se comprob6
de una manera rotunda e inmutable que yo habia
obtenido mas votos que nadie, y que renunci6 para
que viniera el Sr. Galata a ocupar un escanio en es-
te hemicielo. Tanto fu6 que publioamos multitud de
datos del censo que no admitian duda alguna. Y el
Sr. Mulkay ignora ardemas que yo no tenia que te-
ner tanto derecho que habrian debido prescribir rei-
teradamente las dificultades que se amontonaban a
mi paso para sentarme en este hemiciclo. Y tuve el
honor extraordinario, oidlo bien, fnico que haya po-
dido registrarse nunca por ningin cubano para sen-
tarse en el Parlamento, y es que su antecesor renun-
ciara el acta, caso sin precedent en nuestra Histo-
ria Republicana, con la express declaraci6n en la
renuncia de que lo hacia para que oeupara su lu-
gar el primer suplente en la candidatura de la elec-
ci6n de su origen, porque estaba absolutamente ne-
cesitado el Partido que 61 representaba de que vinie-
ra a ocupar ese escafio por circunstancias political
ineludibles, el cubano que ocupaba el lugar 'de la su-
plencia. De modo que no he venido como S. S. por
causa tan f6nebre como una muerte, si no por causa
tan viva y respectable como una renuncia.
SB. PRESIDENT (VERDEJA): L Continila el Sr. MIal-
kay en el uso de la palabra?
SR. MULKAY (JogS A.) : Voy a terminar, despu6s
de todo, de todos estos pequefios duelos oratorios.
han servido una vez mAs para !demostrar el espiritu
de entusiasmo juvenile que predomina en esta Cama-
ra. Voy a terminar pidiendo a todos mis companie-
ros que voten el Empr6stito, en primer lugar por ser
una necesidad reconocida de nuestras finanzas nacio-
nales; en segundo lugar porque hay muehisimos ho-
gares, y hoy el tel6fono no me ha dejado tranquilo
recibiendo constantemente las preguntas de si era
verdad de que el Empristito so habia votado, por-
que en esos hogares el Emprestito vendrA a remediar
muchisimas miserias y a aliviar dolores en tercer
lugar, porque no tengo cl espiritu Quijote, que de-
claraba con su frase hermosisima, con la magistral
expresi6n de la literature espafiola Miguel de Cer-
vantes y Saavedra, no me quiero tirar entire los mo-
linos, quiero ser en este caso, "Sancho Panza".
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Sala'zar.
SR. SALAZAR (LiTs F.): Sr. President y sefiores
Representantes: Ya que de Roma se hablaba yo Idigo:
Alea jacta est. El-Emprestito por lo que yo veo en
la CAmara esti votado, tiene mayoria en la Camara,
y cuando hay compafieros enfermos que han dejado
sus hogares, y compafieros como el Dr. M1Vulkay que
han dejado a una hija postrada en el lecho del dolor
para venir a cumplir con lo que ellos estiman sus


deberes patri6ticos, yo creo que es una inconsecuen-
cia el que yo vaya a consumer un turno en estas con-
dihiones. Yo renun'do al uso de la palabra y en su
oportunidad explicare mi voto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra en
contra el Sr. Ierrera Sotolongo.
SR. HERRTRA SOToOoNGO (PEDRo): Sefior Presi-
dente y sefiores Representantes: El problema que de
una manera tan dilatada ha de tratar la Camara con
el prop6sito de aprobar o no, tiene verdadera gra-
vedad. No es para ser tratado como problema politi-
co ni tampoco como problema patri6tico. Esos pro-
blemas econ6micos que afectan a un pueblo cuando
se tratan por el Poder Legislativo de esos pueblos,
de esos problems precise mas dar atenei6n intrin-
secamente en ello que no en todo aquello que de po-
litico y de patri6tico puede tener. Yo no ereo que
para combatir la idea de un emprestito sea necesa-
rio acudir a arguments extremes. El primer pun-
to sobre el cual yo he de llamar la atenci6n, aunque
ripidamente porque ya la Camara y el pais conocen
mi opinion, es el de la improcedencia de un empres-
tito, por no ser necesario. Se ha afirmado que habia
una deuda, pero nadie ha querido entrar a debatir
sobre la legitimidad y la legalidad de esa deuda y
nadie tampoeo ha querido puntualizar cual es la as-
cendencia exacta de esa deuda. Si 'estos dos extre-
mos fallen en el problema del empr6stito, no hay
ringuna raz6n slida, ningfin argument serio que
pueda mover a la Cimara de Representantes para
acordar y votar ese emprestito. j Qu6 existen obli-
gaciones del Poder Ejeeutivo incumplidas, qu6 esas
obligaciones son antiguas, son realmente antiguas
que esas obligaeiones existen y la CAmara y el Senado
se han preoeupado hondamente de ellas cuando se
ha votePdo una Ley con el prop6sito de llevar a cabo
la liquidaci6n y calificaci6n de esa deuda dentro del
nmis breve espacio de tiempo con la mayor censura
y la mayor escrupulosidad, pero mientras esa Ley
no haya sido puesta en ejecuci6n, mientras los com-
ponentes de la Comisi6n de Liquidaci6n de esa den-
da no hayan emitido informed no podrd saberse el
monto de esa deuda. Estamos todavia en el mismo
moment y en las mismas condiciones en que estAba-
mos en igual oportunidad del aiio anterior cuando la
Camara de Representantes celebraba sesiones cons-
tantes y reecibia mensajes del Poder Ejecutivo, en
que variaba la denda entire 45 y 50 millones, la su-
ma no ha variado, las obligaciones a que respondia
aquella 'deuda, tampoco, y esos acreedores han po-
'dido esperar sin perjuicios para ellos y sin ninguna
perturbaci6n parn el pais. No es tanto el tiempo que
le pedimos. Queremos nada mAs que estudiar cuAles
ban de se las condiciones del empr6stito, cukl ha
de ser la cantidad que se necesita y despu6s dde cono-
cida votaremos ese emprestito. Por eso entiendo que
es premature el Proyecto presentado y quedebe ser
votada su totalidad. no entrando a diseutir 'el ar-
ticulado en las condiciones en que se han de realizar
esas operaciones, en 'las clAusulas que ella encierra,
el problema debe ser tratado en su totalidad, si pro-
cede o no el empr6stito, si hay deuda o no la hay,
si tenemos libertad o no para contratarlo. Todos esos
problems pueden ser redactados rapidamente. Yo
s6 que por lo avanzado de la hora, por el cansan-
cio que deben tener los sefiores Representantes, no
es este el moment para hacer discursos largos; pero









DIARIO Di SESIONES DE LA CAMERA lE AEP lik SENTA.NTPL 21


voy a cortar lo mas possible para demostrar a lo se-
flores Representantes que mis razones patri6ticas,
mis razones political, mis razones econ6micas acon-
scjan el -empr6stito, y que por el contrario el cumpli-
miento del deber que tenemos contraido par con el
pueblo nos obliga a rechazar semejante operaci6n
en los presents instantes. Cuail es la deuda que tie-
ne la Repuiblica de Cuba hay? Nuestro Presupuesto
fija en la cantidad de ocho millones, seiscientos mil
pesos para pagar los intereses y la amortizaci6n de
una deuda de ochenta milones de pesos que vamos
Y si en el espaio de veinte afios hemos contraido
una deuda de oehenta millones de psos que vamos
pagando con grandes dificultades, que no seria una
sorpresa para los Representantes el saber que debe-
mos nada menos que un afio y medio de la deuda
interior, y que hemos sido recordado de una' manera
violent por el Gobierno de los Estados Unidos, no
hace todavia ocho o nueve ,meses, para que pagara-
mos inmediatamente los interests de la deuda exte-
rior, y fue necesario contratar ,una operaei6n de cr&-
dito con la casa Morgan para que facilitara con ga-
rantia de valores pfiblicos, al Estado cubano, la can-
tidad de cinco millones que se pagaron precisamente
por obligaciones de la deuda del Estado que estaban
incumplidas. Si esa es la situaci6n !del Tesoro cuba-
no, si esa es la situaei6n del pais que no puede cum-
plir sus actuales obligaciones, nosotros debemos con
la cordura, patriotism y serenidad necesaria discu-
tir este problema sin acudir a romanticismos sino
a nimeros, lamando la atenci6n y razonando se-
renamente el Animo de los mAs decididos a votar el
empr6stito para que vean que no tiene raz6n nin-
guno al darle su voto favorable. Sino podemos pagar
con los reoursos ordinarios que la Repfblica, recur-
sos ordinaries que obedecen a un impuesto tan vio-
lento que -en moment en que el pais puede respon-
der a ello, esos impuestos llevan a las areas del Te-
soro la cantidad de ciento veinte millones de pesos.
SY en mementos en que la crisis, la ruina, el momen-
to de verdadero desequilibrios nacionales esos mis-
mos impuestos han hecho reducir los ingresos nacio-
nales a la cantidad escasa de cineuenta y dos millo-
nes de pesos, podemos nosotros con algfin fundamen-
to, con alguna raz6n econ6mica decirle al pais, que
con mayors tributes vamos a obtener mayor recau-
daci6n? Yo tengo la seguridad de que todos los que
razonan en este sentido se equivocan. El capital vi-
vo, el capital industrial y commerciall que esta en mo-
vimiento en la Repfiblica de Cuba, hoy no excede de
mil millones, y la renta industrial y commercial, cal-
culada en el diez por ciento, hace que la Repuiblica
no obtenga mis que cien millones de pesos en bene-
fieio, excluyendo determinada parte de la zafra que
va a los Etados Unidos, y de esos cien millones que
tenemos que pagar para las atenciones del Presu-
puesto, siendo nada mAs q.ue !de cuarenta millones
de pesos para surtir como intereses y utilidades a
todas las riquezas y actividades pfiblicas, y creemos
que con mayores impuestos podemos obtener mayor
recaudaci6n, y se equivocan los que asi piensan. La
Repfiblica no tiene hoy una elasticidad tributaria
mayor de sesenta millones de pesos, que tal como
explican los economismtas, la tributaci6n de un pais
sale de un tanque done van a parar las reserves
destinadas a la tributaci6n, y de iese tanque pueden
sacarse esos tributes por: medio .de Haves y cafierias


y no es la mayor parte de cafierias para dar salida
lo que va aumentar la cantidad tributaria, porque
del tanque no sale mans que lo que hay dentro, per
much que sea la tributacin y por muchos que sean
los impuestos.
Yo fui uno de los mids calurosos partidarios del
plan que concibi6 el Dr. Ferrara. Tan pronto como
lo lei, tan pronto co'no comprendi la idea que ani-
maba al Dr. Ferrara al redactarlo, me uni a 61 y me
ofreci para ir convencer al comit6 parlamentario
del partido liberal y al del partido popular, para
explicarles las enormes ventajas y los extraordina-
rios beneficios que el pais re:ibiria, haciendo la ope-
raci6n interior, pagando a nuestros acreedores, acre-
edores que tienen la obligaci6n de esperarnos, como
nosotros tenemos la bondad y la benevolencia de pa-
garles dcterminadas deudas. Y el plan que el Sr. Pe-
rrara nos ofreci6 respondia tambidn a las necesidades
pfiblicas, que nosotros hubi6ramos podido, en dos o
tres afios, solventar todas aquellas obligaciones que
el Estado tiene contraidas y quizAs dentro de ese
mismo plan hubiera habido mayor rigor para cali-
ficar la deuda national y hubiera babido mayor in-
teres para no recargar al mismo pais que tenia que
pagarlo. Y no s6lo logramos del Comite Parlamenta-
rio Liberal, del Conservador y el de la Liga *el con-
ourso a la labor del Sr. Ferrara, sino que se reunie-
ron elements que querian defender aquel proyecto
y celebramos las reunions con el representante per-
sonal del Presidente de los Estados Unidos y afin
cuando aqui en esta O mara se han expresado, en
lines generals, los arguments empleados por el
General Crowder, yo creo nesesario, yo creo defini-
tive, no decir lo que yo recuerdo, sino leerles a los
sefiores Representantes el toxto integro, literal, de
todas las manifestaciones del General Crowder, pa-
ra que se vea que empez6 por reconocer nuestra so-
berania, nuestro derecho, nuestra libertad absolute pa-
ra acordar o no emprestitos, nuestra libertad completa-
mente reconocida por los Estados Unidos para acep-
tar el plan del Dr. Ferrara, para calificar de buenos
o mejores, determinados impuestos; y ahi, en esas
declaraciones que oinmos de labios del General Crow-
der, hay algunas cosas que pueden interesar a los
sefiores Representantes. He de dar comienzo a esas
notas por una declaraci6n que me parece altamente
sospechosa. Mi investigaci6n para saber cual habia
sido la fuente de una informaci6n publicada par el
peri6dico "El M-fundo", y pude obtener la seguri-
dad absolute de que se habian perdido en la Secreta-
ria censurado por sus propios mandantes, si pudiendo
beneficiosa y que clogiaba la acci6n del Secretario de
Hacienda hacian apareeer grades los recursos que
como reserves estaban en las secretaries. Pero aque-
llo que de un memento pudo apareoer como un elo-
gio del Secretario de Hacienda, y al llamar la aten-
ci6n sobre ese aumento el General Crowder, ense-
guida se quebranlt6 la manifestaci6n momentanea
que tuvo lugar cuando se inici6 el problema de la
propaganda; y entonces desaparecieron todas las re-
servas, y fueron explicadas de otra manera. El Ge-
neral Crowder empez6 dirigin'dose a nosotros con
esta frase: Estoy tan deseoso de evitar un Empris-
tito si es possible; es seguro que mi Gobierno no apro-
baria un Empr6stito que no lo creyera absolutamen-
te necesario, y afin mAs que tampoco se apro'baria
si encontrAsemos un medio de evitarlo. El es el en-








DIARIO DE StISION19S DE LA CAMERA DE RtPREgENTANTES


viado del Gobierno Americano, dice, y como tal se-
ria censurado por sus propios mandates, si pudiendo
evitarlo y no siendo necesario fuese a admitirlo. A
su juicio, el Empr6stito se justifica como un filtimo
recurso de un pueblo para pagar sus deudas. En |'El
Mundo" de hoy, dice el General Crowder, he leido
un articulo en que se afirmaba que la recaudaci6n
actual no s61o habia producido para pagar los gas-
tos del Presupuesto, sino que tambi6n sobraba una
cantidad que se hacia subir a cuatro millones de
pesos; y veria una informaci6n del Secretario de Ha-
cienda como muy oportuna porque con un superavit,
podriamos calcular uno de veinte y cuatro millones
de pesos al aiio. El Secretario de Hacienda, senior
Despaigne pidi6 al Sr. President de la Repfblica
autorizaci6n para explicar, y dice que no es cierta
la afirmaci6n del peri6dico en absolute. Que en la
Tesoreria habia el dia 6 .de Septiembre $4,954.000
con un saldo de Junio y Agosto, y unos dias de Sep-
tiembre. Esto ,era el dia 11 dde Septiembre, que en
total se elev6 a diez millones ochocientos treinta y
cuatro mil pesos. (Sigue leyendo). Pero que si que-
Idaba ese dinero en las cajas del Tesoro 61 tenia que
hacer la aclaraci6n de que estaba afectado, porque
los intereses de las ,deudas exteriores no habian si-
do satisfechos, y que adem6s quedaba ese dinero afecto
a obligaciones de las que no se pagaban por dozavas
parties.
El President le 'da de nuevo la palabra al Gene-
ral Crowder y este dice. (Lee).
Declaraci6n solemne que hizo dde una manera cla-
ra y concrete y cumpliendo una ord.en de su Go-
bierno, pero el Presidente de los Estados Unidos te-
nia el derecho... (Lee).
Al llegar aqui, el senior Ferrara interrumpe al se-
ficr Crowder para darle mis vigor y mAs fuerza a
su plan y le dice que no tiene ningfn inconvenient
en variar esa part de su Proyecto aceptando que
los impuestos en lugar de ser 'con earacter temporal,
sean eon character permanent. Se dispute amplia-
mente sobre el significado y alcance de la palabra
permanent porque no se sabia si debian quedar
para siempre o si la permaneneia era solamente por
el tiempo que durara el contrato. (Sigue leyenido).
...Yo no creo que deben molestarse los sefiores
Representantes; yo me ereo en el deber 'de dar ouen-
ta a la Camara de estos detalles porque pudieran
interesar a alguien y sino interesan omitir6 la lec-
tura del document.
SR. ALBERNI (Jos,) : Estamos escuchando a su se-
iioria con mucho gusto y atenci6n, como su sefioria
se merece.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Gracias por el
inmerecido favor que me hace S. S. Hizo un gesto
de desagrado -el General Crowder porque se esperaba
que el Dr. Ferrara le dijera que no se hacian en
aquel Proyeeto los impuestos permanentes; y algo
m;is le dijo: Si no son .dos afios bastante para pagar
las obligaeiones, se harAn en tres afios. Presentaba
,el Dr. Ferrara todas las facilidades para que su plan
fuera aceptado por el General Crowder y entonces
el General Crowder emprende una verdadera cam-
pafia contra el plan de Ferrara. El senior Ferrara
vuelve a informarle y le dice: Pues hacemos el im-
puesto ordinario y permanent. Le quitamos todo lo
que pueda tener .de transitorio, aunque entendemos
que una vez pagada la deuda del impuesto puede


cesar, pero asi y todo lo declaramos permanent y
ordinario. El General Crowder sin oir a Ferrara
dijo: (Lee). Le interrumpe Ferrara y le dice: Pues
el eAlculo de los ingresos de los impuestos que figu-
ran en mi plan es el mismo que hizo el t6enico ame-
ricano bajo la direcei6n de ustedes. Crowder no le
da oido a estas manifestaciones y continue. (Lee).
Esta expresi6n del General Crowder me llam6 ex-
traordinariamente la atenci6n, no sabia lo que per-
seguia el General Crowder con decirnos eso, y lo
que perseguia era acabar de matar el Proyecto de
Ferrara dici6ndole: Si usted acepta el impuesto del
uno por ciento de la venta bruta, yo voy a declarar
que los dos primeros afios no va a producer nada
el impuesto para matar el plan Ferrara. De anodo
que se e el deliberado prop6sito de no aceptar todo
aquello que, nosotros entendimos que era una obra al-
tamente necesaria y econ6mica.
"En vista de esta falta de seguridad del proyec-
to del Dr. Ferrara... (Continita leyendo.)
Cuando el General Crowder decia que era impera-
tivo que figuraran los icinco millones para pagar a
la easa de Morgan, vi al Sr. President .de la Repu-
bica contraerse en sentido de desagrado, acto que
me ha hecho variar un poco la idea que yo tenia de
la indifereneia con 61 trataba problems naciona-
les, y hubo de replicarle al General Crwder, en in-
gl6s, que no era necesario .que esa deuda fuera pa-
gada inmediatamente, y el General Crowder hubo
de contestarle que si, que el contrato obligaba a la
Repiblica de Cuba a pagar a su vencimiento la
deuda, y entonces el Dr. Zayas express que si en
el contrato se decia que la easa Morgan cobraria
con el dinero del primer empr6stito que se hiciera,
pero que si no se le pagaba a su vencimiento podia
pagarse vendiendo los valores que estaban Idados
en garantia. Esta explicaci6n hubo de contrariar
al Mayor General.Crowder quien nos dijo algo que no
fu6 traducido por el traductor que nos hacia la tradue-
ci6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo puedo decir como lo
dijo el General Crowder: Que el Gobierno de Cuba
seria como cualquier entidad privada, llevado a que
se vendieran sus valores por falta de paglo, y el Pre-
sidento Zayas acept6 esta explieaci6n.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): La entrevista
termin6 con esta frase: al final de la entrevista el
Sr. Ferrara hubo de decir, que la situaci6n era esta,
que 61 podia buscar una forma en que se hiciera
una oporaei6n mixta, un Empr6stito para pagar las
obligaciones mis urgentes, porque 61 le podia afirmar
al mayor General Crowder para que 61 se lo hicie-
ra saber a su Gobierno, que el Congreso de Cuba y
el pueblo .de Cuba no veia con gusto que se llevara
a cabo un impuesto estableeiendo el uno por ciento
de la venta bruta que es uno de los impuestos mns
atrasados y lesivos para el pueblo, y que s61o como
una indicaci6n imperative del Gobierno de los Es-
tados Unidos seria aceptado por el pueblo de Cuba.
Asi termin6 la entrevista. El General Crowder no
contest nada a esas manifestaciones.
SR. FERRARA (ORESTES) : Hubo otra cosa. Yo me
acerqu6 a 61 y le dije que si era possible una transa-
ci6n, si ,era possible un arreglo, si era possible llegar
a un entendimiento entire nosotros que representh-
bamos al pueblo de Cuba y 61 que representaba al
Gobierno de los Estados Unidos. El General Crow-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 23
=, ,


der levant6 los hombros y me dijo: si ustedes quieren
hacerlo haganlo, yo examinar6 despu6s, y ver6 cuAl
es la situaci6n y lo que deba de resolver. Todos los
compafieros saben que entonces empezamos un nuevo
trabajo, como ya se dijo con much exaetitud por el
Sr. Herrera Sotolongo. Y como ya he dicho tam-
bi6n a la CAmara, en otra ocasi6n, enviamos las pri-
meras modificaciones al General Crowder; y 6ste no
nos mand6 ninguna contestaci6n definitive. S6lo me
contest6 que el Gobierno americano ya se ocuparia
de resolve este asunto en la forma en que lo creyera
oportuno. Que el Gobierno Americano sabria lo que
debia hacer. Seguimos en el trabajo y entonces enear-
gamos a unos compafieros nuestros que vieran al
General Crowder. El resultado fu6 desastroso. Des-
puBs vi yo personalmente al General Crowder y me
dijo que el Gobierno Americano no aceptaba otra
soluci6n que 6sta, q'ue 6sta era la finica manera
que podia arreglarse la Hacienda Cubana. Volviendo
sobne mi mismo. Entendi estas palabras y muchas
otras que no es possible repetir, y per eso yo he con-
siderado que el Empr6stito es la finica puerta que pue-
de cerrar la Enmienda Platt que estA ahora abierta.
Y con esto sacrifice gran parte de amor propio; sa-
crific6 el Dr. Ferrara. Despues de aquella reunion
today la satisfacci6n que me qneda cs la de haber
obtenido que las clkusulas political hayan sido eli-
minadas.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Continfia en el uso
dc 'la palabra el seflor Herrera Sotolongo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo que habia
ido con tanto entusiasmo a sostener su Proyecto
doctor Ferrara, me qued6 solo, hasta a mi me sa-
crifie cl Dr. Ferrara. Despues de aquella reuni6n
yo no fui a ninguna otra porque era partidario de
mantener integramente el Proyecto del Dr. Ferrara;
y hubi6ramos obtenido el 6xito que era de esperar
si lo hubi6ramos mantenido, porque nosotros tenia-
mos la seguridad de que el Proyecto del Sr. Ferrara
prosperara o no tendriamos que votar el Proyecto de
Eimpr6stito y eso es lo que yo quiero hacer saber a
los Sres. Representantes. Yo voy a razonar simple-
mente sobre la part econ6mi'a de ese Proyecto,
preseindiendo de la political. Yo les aseguro.que ni
con el uno por ciento de la venta bruta, ni con nin-
guna clase de impuestos, nosotros podemos obtener
de sesenta y cinco a setenta millones de pesos al afio
solamente y con eso no cobraran las gratificacio-
nes que el Estado debe a nuestros empleados por lo
mal heeho que estAn nuestros Presupuestos. Todos
sabemos que tenemos sobre la mesa un Proyecto de
Presupuestos para Comunicaciones aumentando los
gastos en cerca de 900 mil pesos, tambi6n tenemos
que aumentar el Presupuesto de Obras Pfiblicas y
tenemos tambi6n que aumentar el Presupuesto de
Sanidad.
Nosotros no podremos de ninguna manera llegar
al cumplimiento de nuestras obligaciones con ese
presupuesto y nos veremos en descubierto antes de
muy poeo tiempo y entonces sera cuando podrAn in-
tervenir los americanos diciendo que ya nosotros he-
mos dado nuestro consentimiento. No hace todavia
dos meses que ncs pasamos toda la noche aqui para
aprobar los Presupuestos generals de la naci6n por-
que se nos dijo que era necesario, que habia un de-
ber y un deber national 'de aprobarlo y el Presu-


puesto fu6 aprobado. Pero esto no es el mismo case, no
es un deber constitutional tan imperative hacerlo,
ouando hay razones 'de orden econ6mioo que aconse-
jan lo eontra'rio. Un emprestito .de cincuenta millo-
nes de pesos, on las condiciones en que encuentra el
pais, oprimido bajo el peso de tanta carga que se
va a echar sobre de 61. Se eleva la 'denda pfiblica a
la cantidad de ciento treinta millones de pesos y
tendremos que pagar cerca de doce millones de pe-
sos por intereses y amortizaci6n de nuestra deuda.
El pais no podra resistir eso, pero luego tendremos
lotros perjuicios mayores antes de hacer el ermpr6s-
tito el Congreso de la Repiblica. Y tengamos bien
en cuenta que el Congreso de la Repfiblica debe ve-
lar y resolver dos problems importantes de la actual
crisis porque atravesamos que tienen sus races y
su desarrollo y que estas son sus consecuencias. La
primera crisis que sufrimos fu6 la de todas las ins-
titueiones privadas, todas las instituciones nacionales
la segunda crisis fu6 la falta de dinero en el pasado
para haeer frente a todas las necesidades, y esas dos
cireunstaneias nos van a obligar a traer cincuenta
millones de pesos a la Repuiblica, que no se manten-
dran probablemente dentro de la Repfiblica ni aun
en el espacio de dos o tres mess; volverin a irse
otra vez.
SR. HERRERA SOTODONGO (PEDRO) : Pero si se ma-
nejan honradamente, si nosotros preparamos el re-
cipiente para que el dinero caiga y no saiga per la
ranura tan fAcilmente, nosotros podremos encade-
narlo much mas tiempo y conservarlo siempre en
la Repfiblica. Nosotros no tenemos establecimientos
de 'erditos nacionales, no nos hemos preocupado de
bacer leyes que consoliden estas instituciones; no
nos hemos ocapado de que el Congreso tome la ini-
ciativa de ellas, no hemos querido tener un mercado
national, y estamos pagando da cantidad de cuatro
millones de pesos a los Estados Unidos en las par-
tidas de los billetes que venimos dedicando al mer-
cado, devididos en billetes certificados de plata que
son los que menos valor tienen y billetes certificados
de oro que apenas circulan en nuestro mercado y
todo esto result por no haber tenido ni la mas pe-
quefia prevision nos haria exigir que ese .emprs-
tito se trajera en ore. y dandole un premio a la mo-
nedla oro no volveria a salir del pais, y pudiAramos
con ese mismo Emprestito crear un banco del Teso-
ro. y ese banco seria la garantia del ahorro y ten-
driamos en ese Banco un Tesoro con garantia lo
enal el Estado no lo ticne. Pero si no tomamos esta
media y contratamos 'el emprestito, lo mismo que
viene se ira, y el sacrificio sera initil y est6ril. La
,portunidad esta demostrado que no es la mejor.
La cperaci6n en su cuantia ha side caprichosa. Nos-
otros no sabemos a cuAnto asciende la deuda de Cu-
ba, nosotros no sabemos euiles son las verdaderas
necesidades. Otro camino muy .distinto el que daria-
mos los que nos oponemos al empr6stito si se se nos
dijera a cuAnto ascendia la deuda. Yo tengo nota de
la Secretaria de Hacienda en que dicen que no sa-
ben si asciende a cincuenta, sesenta o setenta millo-
nes. El Secretario de Hacienda en un op6seulo pu-
blicrAo recientemente dice: (Lee.) Y si a eso agrega-
mos que hay que destinar para Obras Piblicas y Sani-
dad alguna parte del Emprestito, ni con sesenta millo-
nes tendriamos bastante. Si hici6ramos un plan de








24 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


Obras Piblicas, edificios necesarios, carreteras a re-
poner; si hici6ramos un plan de Sanidad y conoci6-
ramos el oonjunto de la deuda despu6s que la Co-
misi6n Liquidadora llevara a cabo su trabajo, enton-
ces podriamos concertar un empr6stito en condicio-
nes distintas en que vamos a contratar este.
Como lo demrs de que podriamos tratar son los de-
talles del Empr6stito y entiendo que la totalidad
de la discusi6n de un Proyecto no se dispute mas que
la idea, la procedeneia y la cuantia, discutido esos
extremes s61o me queda explicar que si mantene-
mos firm nuestra oponi6n y emitimos nuestro voto
negative, no es porque creamos que el pais no lo ne-
cesite, sino porque entendemos tambien que esta no
es la oportunidad, que no esta madurado el plan ni
estudiada la cuantia de la deuda; y mientras esa.la-
bor no se realice, el Congreso podra votar layes de
emprestito pero que no podran tener el respeto y la
garantia que tendria una Ley perfectamente estu-
diada, que garantizara que el pago de las obligacio-
nes respondia a la cantidad de dinero concertada.
Por eso yo era partidario del plan del Dr. Ferrara,
porque 61 decia que .el dinero ese, a media que se
iba cobrando se iba dedicando a los pagos de las
atenciones mis urgentes; no se sacrificaba nada ni
se expoleaba; hacienda que el pueblo contribuyese
para pagar las atenciones pendientes, y ademis ha-
bia algo mas grande, algo que ha -de pesar sobre la
conciencia de todos los Reprersentantes, no en el
sentido patri6tico y te6rico, en el sentido de eoncien-
cia serena, y es que esta deuda ha sido contraida
por nosotros por no haber procedido con arreglo a
la ley estrictamente, no es just que con empresti-
tos largos lancemos sobre generaciones futuras el
castigo por pecados que no han cometido, no es jus-
to que nosotros echemos sobre sus hombros las car-
gas y las penas que nosotros debemos cumplir. Por
eso soy contrario, porque no es just, no es equita-
tivo, porque no es necesario. Y ademis, estimo que
nosotros debemos meditar mucho antes de emitir
nuestros votos favorables. (Aplausos).
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Walfredo Rodriguez, en pro.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDo) : Sr. President y se-
fiores Representantes: En primer lugar, el encargo
expreso del Dr. Rey para qne yo hable en su nom-
bre por impedirselo a 61 su estado de salud en estos
mementos, y en segundo lugar el deber impuesto por
.el Reglamento, hacen que yo haga uso de la palabra.
Ser6 todo lo breve que me imponen las circunstan-
cias, pero no sera sin reeoger algunas .de las
manifestaciones hechas por el Dr. Herrera Sotolon-
go, cuyo diseurso ha sido esta noche, quizis, el -ini-
co que se ha referido, exclusivamente, al problema
del Empr6stito, tratindolo desde el punto de vista
en que debia tratarse, o sea, desde el punto de vis-
ta eeon6mico, haciendo abstraci6n complete de los
otros aspeetos que aqui se han tratado, muy oportu-
na y muy brillantemente, tambi6n, por los demis
oradores que han torado parte en el debate. Pero,
sefiores Representan-tes, vosotros habreis tenido la
misma impresi6n que a mi me han producido las
palabras del Sr. Herrera Sotolongo, y, sobre todo,
la lecture de la reproducei6n del debate o de la en-
trevista con el General Crowder, es decir, que todas
esas relaciones y todas esas entrevistas no demues-
tran mais que esta-otra cosa y no conducen mAs que


a esta otra conclusion: la inica salida que tiene el
pais cubano para resolver el conflieto eeon6mico en
que se encuentra, es el E'mprestito, porque esa ope-
raci6n, al comprender, de una manera evidence, co-
mo se comprende del propio alegato del Sr. Herrera
Sotolongo y de la relaci6n de hechos, clara, determi-
nante, del Dir. Ferrara, es la finica *que nosotros te-
nemos en un sentido juridico el derecho de aceptar...
Sn. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Nosotros he-
mos hablado de la oportunidad y de la cuantia. S. S.
debia hacer uso de arguments para convencernos
en este punto.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : La oportunidad cuan-
do se oeupa la posici6n que estA ocupando Cuba en
estos moments y an este problema nos pertenece.
SR. IERRERA SOTOLONGO (PEDRO): La oportunidad
econ6mica, no la political.
SR. RODRIGUEZ (WALREDO) : La oportunidad eco-
n6mica no es el que debe quien la escoge: quien la
escoge es la otra parte.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Nunca es la otra
part.
SB. DE LA PENA (LUCILO) : Que la deuda sea lim-
pia y legitima.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Yo confieso, y debo
ser sincere en esto, que no estaria defendiendo el
proyecto de emprestito esta noche, si no hubiera va-
riado tan radical y absolutamente este proyeeto de
Ley.
No solamente en la clfusula que se ha dado en lla-
mar de carActer politico, no solamente en esa, si no
en esta otra cuesti6n que es iquizhs much mis im-
porante, en la cuesti6n del impuesto que habrA de
afectarse a este Emprestito. Eliminada ea elasula
de carActer politico, y modificada la cuesti6n de los
impiestos. yo no veo motive de ninguna clase no
de orden patri6tico ni de ningin otro orden que se
oponga a la aprobaci6n de este Empr6stito. Y yo lo
defiendo completamente convencido de que es una
conveniencia para mi pais el votarlo. Sefiores, la
Repfiblica no puede continuar debiendo y no pagan-
do, el descredito que esto implica para las esferas
officials, para nuestro Gobierno, para nuestro Esta-
do es algo que se refleja, y esta es la segunda vez
que yo tengo el honor de lecirlo, y tambi6n en el
er"dito privado, en la Hacienda privada. Nosotros
tenemos relaciones de caracter commercial, principal-
mente con los Estados Unidos de Norte Am6rica, y
para esa clase de pueblo no se concibe dentro de un
estado en banca rota un particular solvente que pue-
da responder a sus compromises. Si, pues, nosotros
tenemos esa realidad present, nosotros tenemos que
acudir por cualquiera de los medios, sea este el que
sea, a restablecer desde luego la solveneia official del
pais para que esta solvencia se refleje en 'la solven-
cia particular que tambi6n necesitamos profunda-
nente. De manera que es oportuno aprobar el Pro-
yecto del Emprestito, que no debemos demorarlo
mis, y tambi6n yo afirmo que la capacidad contribu-
tiva del pueblo de Cuba no esta ni eon much ago-
tada, y que puede acometerse esta obra desde el pun-
to de vista econ6mico sin temores de ninguna clase.
(Aplausos).
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Seiiores Representan-
tes: Antes de someter a votaci6n la totalidad del Pro-
yeeto, la Presidencia va a conceder la palabra al se-
fior Sagar6 para breves manifestaciones.









DtMARtO DE SESIONEMAS DE LA CMA E REPRESENTANiTES 25


SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : Sr. President y sefio-
res Representantes: Le toc6 al que tiene el honor de
dirigirse a la Camara la dificil circunstancia de con-
sumir el primer turno en contra del Proyecto de
Empr6stito. Mis palabras no fueron como yo hubie-
se deseado lo suficientemente elocuentes, claras y
precisas, para llevar al Animo de mis oyentes el con-
veneimiento pleno y absolute de que el Empr6stito
debia ser rechazado. No era possible tampoco que yo
hieiera un firme hincapi6 en la part del Proyecto
en cuanto a lo que se refiere a los impuestos para la
amortiza'ci6n y pago de los intereses del mismo Em-
prstito; que todos vosotros sabeis que la vez pasa-
da naufrag6 este Proyecto justamente por los im-
puestos que se creaban, y que desde entonces a aeo, en
campafias sostenidas por compafieros nuestros a cu-
ya cabeza marehaba el Dr. Ferrara y por la prensa
tambi6n, nos hicieron odiosos el impuesto del uno por
ciento. Pero si no hubiera sido suficiente la convic-
ci6n que hemos tenido respect a los motives que
nos obligaban a oponernos a la aprobaci6n de dicho
proyeeto, hubiese bastado la palabra del Sr. Herre-
ra Sotolongo para que nuestra aetitud hubiera sido
clara y diAfana, consciente respect del problema
aqui planteado. Indiseutiblemente que el Sr. Herre-
ra en su discurso nos ha levado al convencimiento
de la verdad, al mismo tiempo que nos ha sefialado
los grandes riesgos que venimos nosotros corriendo
cuando no hacemos una legislaci6n previsora y que
siempre nos reunimos en circunstancias especiali-
simas bajo amenazas extrafias para legislar en la for-
ma en que lo venimos haciendo esta noche, como lo
hemos hecho ya en otras ocasiones. Pero es que nos-
otros estamos sosteniendo una lucha grande, una lu-
cha entire nuestro deber, entire nuestra convicci6n,
frente a los elamores de la opinion piblica y a las
demands exigentes y perentorias, de quien, por de-
rechos del Tratado Permanente, tiene el derecho de
hacer y el derecho de ejecutar. Y ante esta situaci6n,
concediese una tregua a los que pensabamos oponer-
nos a la aprobaci6n del empr6stito, porque no era
just que en el dia de mafiana, como habia sucedido
en otras ocasiones anteriores alrededor de este mis-
mo problema, pensasen los que batallaban a favor
del empr6stito, lo haeen con mAs patriotism y no-
bles prop6sitos que los batallaban en contra, y era
necesario buscar una forma arm6nica y de una ma-
nera cordial Ilegar al conocimiento exacto del pro-
blema, no en cuanto se refiere a su aspect legal den-
tro de la Camara, sino en lo que se refiere a las ne-
eesidades impericsas que ponen en peligro la nacio-
nalidad cubana.
Por estas razones, reunidos en la tarde de hoy el
Comit6 Ejeeutivo del Partido Liberal, hube de soli-
citar del mismo que se.tratase de este problema, que
fuese el Partido Liberal el que nos sefialase orien-
taciones y rumbos definitivos para nosotros poder, en
este hemicielo, ejercitar el derecho inherente a nues-
tros cargos. El debate fu6 aealorado y amplio. Se
solicit del Dr. Ferrara la informaci6n mks amplia y
mis eompleta y mins eseneial que se ha podido dar y
de sus labios autorizados, y con la sinceridad de sn
alma, y con la autoridad de su personalidad, pudimos
oir y apreciar toda la gravedad del problema, pudi-
mos reconocer que esa lucha entire nuestros senti-
mientos y nuestro deber y 'el dilema que se nos plan-
teaba ,de poner a prueba nuestro patriotism, pudien-


do perderse la nacionalidad por un error de nues-
tro procedimiento. La elecci6n no debia ser dudo-
sa y el Comit6 Parlamentario Liberal eehando sobre
sus hombros toda la responsabilidad de este asunto
y asumiendo tambi6n para si la gloria de sus resul-
tados, si gloria puede haber en esto, a'cord6 reco-
mendar a los miembros liberals de la Comisi6n el
voto favorable para la Ley de Empr6stito.
,SR. PLANA (MANUEL) : Ese fu6 ol Comit6 Ejecu-
tivo del Partido Liberal?
SR. SAGAR6 (BARTOLOME): Si, el Comit6 Ejecuti-
vo del Partido Liberal.
Quiero decir que en este caso el Partido Liberal
ha definido su situaci6n. Los que aqui votemos esta
noche en favor del emprestito, sacrificando nuestro
pensamiento, pensando que votando favorablemente
hacemos un mal muy grande para el future pero
tal vez un gran bien para el present, no contrae-
mos ninguna responsabilidad ante el pais. Es el or-
ganismo supremo del Partido Liberal quien, en este
caso ser responsiblee 'de lo bueno o de lo malo que
aqui suceda, y como yo habia mantenido la opinion
al lado de un grupo de compafieros frente a este
problema, grupo de elements combatientes sin cu-
yo concurso teneis la seguridad que el empr6stito no
pudiese ser aprobado bajo ningfin aspeeto ni por
ninguna circunstancia, despubs del acuerdo del Par-
tido Liberal yo no puedo hacer otra c osa, sin poner-
me frente a mi Partido sin obedecer su mandato..
SR. GIL (HELIODORO): No ha habido mandate im-
perativo.
SR. DE LA PERA (LucILo): El acuerdo era recomen-
dado, y no envolvia ninguna obligaci6n.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM,) : Ya se aclar6 en el Co
mit6 Parlamentario ouando se nos recomend6 la vo-
taci6n de esta Ley dej6ndonos en libertad de pre-
sentar las enmiendas pertinentes y discutr para con-
seguir cuantas reforms estimAsemos necesarias pa-
ra el mejor desenvolvimiento del problema. Esto fu6
el acuerdo del Comit Paarlamentario Liberal; pero
en principio acord6 votar la Ley. Yo declare sefiores
Representantes que voy a votar esta noche a favor
de emprestito, sacrificando mis ideas y mis senti-
mientos.
Sn. GIL (HELioDORo) : TMe reeuerda 'el senior Saga-
r6 ahora, un capitan de guerrilla que en presencia
de algunos compafieros de arma exclam6 en una oca-
si6n: Sefiores, yo no me opongo a que ustedes unaten,
pero hay que cubrir la forma; hay que cubrir 'el
euerpo y no dejar los pi6s fuera. El senior .Sagar6
combati6 ayer el Proyeeto y hoy esta dispuesto a
votar por 6l.
SR. FERRARA (ORESTES) : Es que lo que le pasa a
Sagar6 nos ha pasado a todos nosotros.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Ruego a los sefiores
Representantes que no interrumpan al ,orador.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Yo le garantizo al se-
fior Gil que estar6 a su lado para votar y 'defender
cuantas enmiendas se presented al Proyeoto; pero
creo que ni el sefiir Gil ni niguno de los que asistimos
en la tarde hoy a la sesi6n e'l Comit& Parlamenta-
rio Liberal, podremos dejar tender las recomendacio-
nes de ese mismo Comit6. (Murmiulos).
Sn. GIL (HELIODORo) : No ha habido mandate.
SR. SAOAR6 (BARTOLME) : No, no ha habido man-
dato imperative, pero si ha habido la recomendaci6n








26 DIARIO DE SE8IONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


del supremo organismo del partido de que votemos
el emprestito.
SR. DE LA PENA (LUCILO): Dejemos actuar a los
patriots!
SR. FERRARA (OBESTES) : Yo desearia tener el va-
lor de ustedes. Yo me declare mis eubano votando
en favor .que votando en contra del empr6stito
(Aplausos).
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo creo que de-
be dejarse votar a cada cual con toda libertad, sin
dejarse influir por nadie.
Sn. MENDIETA (CARLOS) : Cada Representante tie-
ne el dereeho de votar con su conciencia. Por mi par-
te, voto en contra del Empr6stito, porque es una
imposiei6n americana.
SR. MAZAS (ENRIQUE): Pues precisamente por eso
no la voto yo, porque es una imposici6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
la totalidad del proyecto que autoriza la contrata-
ci6n de un Empr6stito, bien entendido que votando
se cumple lo preceptuado en el pkrrafo segundo, in-
eiso teroero, del art. 59 de la Constituci6n. La vota-
ci6n sera nominal, porque asi lo exige la propia Cons-
tituci6n. Los que est6n conformes, votardn que si,
los contrarios, que no.
Sn. SAQAR6 (BARTOLOMa) : Suplico a la Presiden-
cia que exija que cada Representante contest des-
de su asiento, para evitar, de este modo, que puedan
despues originarse protests con respect a la vo-
taci6n.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Ruego a los sefiores
Representantes se sirvan oleupar sus escaflos.
(Se efectia la votaci6n.)
SR, PRESIDENTE (VERDEJA): Falta algfin senior
Representante para votar. El resultado de la vota-
ci6n es .el siguiente: 82 sefiores Representantes a fa-
for y 12, en contra. Votaron a favor los sefiores:
Adan, Alberni, Alfonso, Alonso Ampudia, Alonso
Puig, Armas, Azpiazo. Balan, Barrero, Barreto, Bel-
tran, Busto, Campos, Candia, C'rdenas, Carrillo Mo-
rales, Carrilo Ruiz, Casuso, Consuegra, Coyula,
Cruz Ugarte, Cueto, Cuervo, Chardiet, Duque, Ena-
morado, Espinosa, Esquivel, Estrada, FernAidez
Iermo, Ferrara, Fonseca, Freyre, Goderich, G6mez,
GonzAlez Manet, Gronlier, Groso, Guerra, Guillen,
Guti6rrez, Haedo, Lagueruela, Lecuona, Leonard,
Lombard, Lores, Machado, Martinez, Miranda, Mon-
tes de Oca, Mulkay, Nfifiez, Ortiz, Panadds, Pani-
agua, Pardo SuArez, Pardo Otero, Perez, G. Pino,
Plana, Pupo, Ravelo, Rey, Rio, Rodriguez Blanca,
Rodriguez Ramirez, Ruiz, Sagar6, Sardifias, Sierra,
SocarrAs, Soto Izquierdo, Oscar Soto, Ubeda, Val-
des Aday, Vallhonrat, Valls, Verdeja, Vidal, Villa-
16h y Zayas.
Votaron en contra, los sefiores: Camejo, Campo,
Cruz, y Cruz, Gil, Herrera Sotolonge, L6pez, Mazas,
Mendieta, Navarrete, Pefia, Salazar y Wolter del
Rio.
Queda, pues, aprobada la totalidad del proyeeto
de Empr6stito. Tiene la palabra para explicar su
voto el senior Espinosa.
SR. ESPINOSA (MIGUEL) : Sr. President y sefiores
Representantes: Con el mismo dolor que un dia de-
bieron sentir en su alma aquellos patriots de la
Constituyente al verse compelidos a quebrantar su


voluntad votando la Aprobaci6n de la Enmienda
Platt, impuesta por el Coloso de Norte America a
nuestro d6bil y esquilmado pueblo; con la misma
amargura que alquelos cubanos debieron senitir al
insinuirseles que sus suefios de libertad serian irrea-
lizables si el precepto amenazador era reehazado;
asi, sefiores legisladores, icon el alma amargada por
la duda horrible ante la posibilidad inaudita de per-
der los restos de libertad que nos ha dejado la fuer-
za incontrastable del vecino poderoso, asi, digo, he-
votado en favor de la Ley del Emprestito, quebran-
tando mi manera de pensar en tan intrincado proble-
ma. Amigos mios muy respetables que tienen contac-
tos de amistad con el extrafio Representante ame-
ricano en nuestra Patria y de cuya seriedad es im-
posible dudar, me han asegurado, de manera solem-
ne y formal, que de no votarse esta Ley para sal-
dar las cuentas que dejara pendiente el Gobierno
anterior, la Repiblica sufriria un nuevo y siniestro
eclipse. Ante la tremenda disyuntiva, he prescindido
de apreciaeiones personales, -de escrupulos, mas o me-
nos justificados, y pensando que para el buen ciu-
dadano todo sacrificio por la coleetividad es poco,
aun a trueque de su propia honra, si fuere neeesa-
rio, me resolvi a votarlo, que en este caso tambien
no votaba por el Emprestito, que votaba por la Re-
p-iblica!!
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Guill6n.
SR. GUILLEN (ALFREDO): Sefior Presidente y se-
flores Representantes. Hace unos mementos vote que
si, para explicar mi voto y senti entire ,mis compafie-
ros un rumor como si lo desaprobasen.
SR. FERRARA (ORESTES): Rumor de aprobaci6n.
SR. GUILLEN (AIFREDO) : Gracias, compafiero. Es-
ta noehe memorable y que nunrca olvidar6 mientras
viva es cuando yo ruego que conste en el DIARIO DE
SESIONES mis manifestaciones, porque es la primer
vez, en los tres ailos y pico que llevo de Represen-
tante, que lo solicito. Aqui se ha dicho por algunos
compaileros algo relacionado con los libertadores que
hiiimos la guerra .de independencia en censura por
reciente Asamblea Nacional del Consejo de Vetera-
nos, que no procedieron con el espiritu del sentimien-
to national, pidiedo la destituei6n del Honorable
President de la Repfiblica; ellos, al convocar
esa reuni6n trascendental fu6 para tratar de la pa-
tria -en peligro y bussar formas oportunas y salva-
doras, y puedo felicitarlos sinceramente como vetera-
no verdad, por haber terminado felizmente la Asam-
blea con altura cubanisima y amor al Pais. Ahora,
dejando aelarado satisfactoriamente ese concept,
entire de Ileno al mio, al que esencialmente me obli-
ga hablarles con vuestra tolerancia y benevolencia.
Dice la carta fundamental que el pueblo de Cuba se
constitute en estado libre y soberano y que adopta-
ba como Gobierno la Repfiblica y yo, que me he da-
do cuenta como algin otro cubano de ese articulo,
digo: Hermanos, Libertad, realmente alguna te-
mos; pero soberania, jd6nde esta?
r;sta es la hora que yo quisiera tener la inteli
gencia .que se require en un hombre culto y capa
citado intelectualmente, para powder deeir lo que sien
te mi coraz6n y poder dominar mis palabras libres,
exponti~neas y sinceras. Al votar que si lo he heoho
teniendo present y fresco en la mente un caso que
me sueedi6 cuando nifio pequefio y ficil de condu-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 27


cir: "Mi madre mand6 en busca de diez centavos
de aoeite de almendra y 'de higuereta y entire ella y
mi padre, con un lAtigo en la mano, me obligaron a
la brava y me impusieron la ingerencia .de un pur-
gante .de palma cristi, que asi se llaman a los dos
aeeites ligados" todos vosotros sabeis lo dificil, lo
repugnante, lo malo que es, pines asi me han obligado
mis Jefes politicos de boy a votar en favor de ese
empr6stito, y con la obra de que se pierde la nacio-
nalidad, que intervendran los americanos y se aca-
bar'a, quiza, la pequefia libertad que hay, me han
puesto entire dos fuegos y me han obligado, me han
dado la brava, y a la fuerza lo he votado, no qui-e-
ro que la bandera icubana deje de flotar en nuestras
fortalezas, no quiero ser parte integrante de aque-
ilo que se habian de madecir y eriticar duramen-
te, por negligentes, apAticos, e indiferentes a los
problems de Cuba en esta crisis economic que nos
aflige generalmente, deseo que mis hijos en el future
analieen esto que le sucedi6 a su padre, y podr6 con-
fiar en el present, que la ensefia national cuando yo
deje de existir, serA la que ira cubriendo mi rostro
hasta mi fltima morada, pues para ello soy de los
que lo merece, fui Oficial del Ej6rcito Libertador de
Cuba. (Aplausos).
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Ortiz.
SR. ORTIZ (FERNANDO): Sr. President y sefiores
Representantes: No he intervenido en el debate; tal
parece que no ha pasado un afio y que el debate de
esta Ley no es sino la continuaci6n, rectificada, del
debate de hace un afio sobre el Empr6stito. Aque-
lla. noche memorable, la CAmara ,de Representantes
vot6, como hoy, en su mayoria, en favor del Empr-s-
tito. El que habla vot6 en contra; sin embargo, esta
noche, vota a favor. Solamente para explicar esta
aparente contradicci6n, habr6 de molester, por bre-
-ves instants, la atenci6n de mis compafieros. Hace
una ailo se present a la considera'ci6n del Parlamen-
to Cubano un proyecto de Empr6stito, y vot6 que
no, porque eentonces no me constaba la certeza de la
deuda, porque afin constandome, no me 'constaba la
cuantia, y afn constAndome la cuantia, no me cons-
taba que la deuda fuese legitima, y no sabia si afin
siendo ese el modo mis aeertado para pagar' esas
atenciones, la Caneilleria Americana estuviera con-
forme con esa soluci6n que proponia el Gobierno de
Cuba; pero las cireunstancias han eambiado; por
desgracia, sabemos que la deuda es 'eierta, por des-
gracia sabemos que la deuda ha sido reconocida, por
desgracia sabemos que es cuantiosa, aunque debemon
reconocer que no conocemos en detalles su euantia,
puesto que el Gobierno ha sido in-apaz de dar una
definici6n de esa cuantia; pero los datos aportados
son suficientes para former juicio acerca'de la cuan-
tia y doy por desvanecidas mis dudas. No tengo to-
davia la convicei6n de la legitimidad de la deuda,
pero tengo la convicci6n de que por-la Ley votada
hace dias, esa legitimidad sera un hecho y ese es-
cripulo de derecho tal vez quede desvaneeido de mi
conciencia. Creo que adoptada esta media de pago
quede finiquitada la present crisis national; he tenido
grandes dudas, pero he pensado que siendo deuda
de caracter extraordinario, por su euantia, por su
,origen, por el apremio que para liquidarla existe,
habria tambien que recurrir a medios extraordina-
rios; que los medios finicos que teniamos de carAc-
ter .extraordinkario, eran impuestos 'extraordinarios


o empr6stitos extraordinarios, y los impuestos qui-
zas pudieran ser aceptados, por un esfugrzo de bue-
na voluntad mayor por elements extrafios a nos-
otros; pudiera, con impuestos, haberse satisfecho esa
deuda; pero entendi6 la opinion americana, y quizAs
en esto estaba en desaierto, que pagar la dsuda con
impuestos, no pudiendo Astos reanudarse inmedia-
tamente, significaba, realmente, no pagar hoy, sino
establecer una ,moratoria, mas o menos larga. Tenien-
do que pagar, teniamos que conseguir dinero, que
es la finica forma de pago; teniendo que conseguir
dinero, teniamos que pedirlo prestado, porque no lo
teniamos. A qui6n? Al pais? Es impossible: no
hay que sofiar con ello; en Cuba no hay cincuenta
millones para el Estado. iA d6nde recurrir, pues?
A los Estados Unidos, a donde hoy acuden todas
las naAiones, ain las mias grades y poderosas; y
llevados a un Emprestito exterior por la fuerza de
las circunstancias, Dy ievados, ,predisamente, a la
necesidad de un emprestito exterior americano, con
'a banca de los Estados Unidos, aunque no exis-
tiera la Enmienda "Platt", aunque no .existiera
el Tratado Permanente, tendriamos que tratar cara
a cara las condiciones de ese Empr6stito con el pro-
pio Gobierno de los Estados Unidos...
SR. DE LA PERA (LUcILO) : Un poco mas de 16gica,
Dr. Ortiz.
SR. ORTIZ (FERNANDO): Yo no quisiera dejarme
Ilevar nunca por los arrebatos de un patriotism
epiliptico...
SR. DE LA PENA (LUCILo): iMe permit S. S. una
interrupei6n ?
SR. AZPIAZO (EUGENIO LEOPOLDO) : En las explica-
ciones de votos no hay interrupciones.
SR. DE LA PENA (LUCIL) : Me basta la opinion
parlamentaria del Sr. Azpiazo.
SR. ORTIZ (FERNANDO) : Un poco de respeto a la
seriedad, Sr. Pefia.
Yo quiero aclarar la solicitud de la Camara; hoy
debemos sentirnos con dolor suficiente. Yo voto a
favor con dolor, pero voto con conciencia, con con-
secueneia y con mi 16gica; si no fuera mia no vota-
ria. Llevados al Emprestito amerieano ha sido nece
sario conoier la opinion americana. La reunion que
celebr6 nuna'comisi6n extraoficial Parlamentaria en
el Senado, a la cual fui llevado por.ruego de mis
compaiieros, hube de hablar muy brevemente, y cuan-
do me fu6 pedida a mi la opinion solamente solici-
t6 estos datos: Cufnto -es lo. que, debemos; cual es
la opinion .del Gobierno americano en relaci6n con
la forma de pago, no para someterme a ella, sino pa-
ra conocerla, porque sin conocerla es absolutamente
impossible resolver en Cuba los problems, de las cuan-
tia y de la importancia de ese. No porque los ame-
ricanos tengan el dereeho de intervenir en esas re-
soluciones financieras, sino porque tienen el deber
de suponer que siempre el ameri'ano hubiese cumpli-
do los debates que le impone la Enmienda Platt, co-
mo ha debido, y tiene el deber de intervenir on esas
resolueiones de caracter financiero. La Enmieida
Platt le da derechos, pero Ie da tambi6n deberes que
no siempre ha cumplido. Y acaso seria mAs oportu-
no para la juventud y mas Urillante para *el porve-
nir que siempre han cumplido, y acaso seria mis
oportuno para el ceubano y mas conseeuente que no
hablisemos tanto y discutir los derechos, puesto que
los deberes por. desgracia no podemos diseutirlos;
sino que seria :ms important quizis para el porve-









DIARIO DE SESIONES DE LjA CAMERA DE REPRESENTANTES


nir real, demoerAtico y salido de la democracia cu-
bana, hablar de los deberes americanos en esa En-
nienda Platt que es un icontrato bilateral entire Cu-
ba y los Etados Unidos, del que ellos cumplen Ilos
derechos cuando quieren, y en el que muy pocas ve-
ces han cumplido con los deberes.
SR. DE LA PE.A (LucILo): Cumplamnos nosotros
con el nuestro.
SR. ORTIZ (FERNANDO): Tampoco cumplimos ,el
nuestro, por eso tal vez no tenemos el dereeho de
exigirles que cumplan con el suyo.
SR. DE LA PERA (LucILO) : Hay una teoria de de-
recho absolutamente divorciada con .el sentido de la
vida, el sujeto active de derechos y deberes.
SR. ORTIZ (FERNANDO) : Es absolutamente contra-
rio a lo que aqui estamos diseutiendo y lo que yo
decia es que para exigir el Lcumplimiento .de los de-
iberes hay que haber ejercitado los derechos.
SR. DE LA PETA (LucILo): Cuba podri ser inmoral
pero tiene el derecho de ser libre. S. S. hablaba de
derechos y deberes.
SR. ORTIZ (FERNANDO) : Deberes y dereehos Ju-
ridicos, Sr. de la Pefia.
SR. DE LA PENA (LucILo): Si exigi6ramos nuestro
derecho, tal vez ellos eumplieran mejor.
SR. PRESIDENT (VERDEUA) : La Presideneia le ha
llamado la atenci6n al Sr. Lucilo de la Pefia para
que no interrumpa. Continfa el Sr. Ortiz en el uso
de la palabra.
SR. ORTIZ (FERNANDO): Volviendo al asunto, y
en pocas palabras, porque no quiero molestar a la
C&mara, no tanto por mis palabras sino porque si-
gamos este debate; levado a tratar este problema
financiero de Cuba .a los Estados Unidos y llevados
a ellos con o sin tratado Permanente por la fuerza
de las circunstaicias econ6micas, que tienen mks
fu:erza en la realidad de la vida que los propios tra-
tados Internacionales, hemos llegado a la conclusi6n
dolorosa, pero cierta, de que tenemos que recurrir a
un Empr6stito exterior; pudieramos ir a uno parti-
cular por el esfuerzo patri6tico respectable, acaso no
apreciado por algunos compafieros nuestros. La Ley
del Empr6stito exterior no sera tan mala como pudo
haber sido. Ya conocemos la politioa del Gobierno
americano, ya no tengo dudas acerca de si lo que
aqui debia votarse debia ser votado por el powder in-
terventor. Y no he .de decir mas a los que quieran
ver en nuestra actitud algo reprochable, el silencio
y contestarle siquiera, como aquella virgen reina in-
glesa icunado se le cay6 la liga que un caballero
,muy apuesto se prest6 a volverla a su sitio..., el que
crea que hay algo reprochable en nuestra conduct,
maldito sea; al que piense mal de nosotros, maldito
sea. (Aplausds).
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Juan Rodriguez Ramirez.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Sefior Presiden-
te y sefiores Representantes: He votado favorable-
mente la totalidad del proyeeto de emprbstito, en
primer lugar, porque era la iltima y finica soluci6n
que le quedaba al Congreso cubano. No se puede
tildar a este Congreso, que ha agotado sus energies,
que ha. tenido dias coptinuados, seguidos de noehes,
de labor extraordinaria buscando una soluci6n para
los problems pavorosos que tiene nuestra patria en
la hora actual, de precipitado; no se puede tildar
a .este Congreso de haber sido remiso en el cumpli-
miento de su deber, de no haber resistido bastante,


dde no haber querido retardar hasta filtima hora la
aprobaci6n de este proyeto de ley. LQuB cosa ha
indicado la primitive formula que se present en
el Senado de la Repfblica y que se vi6 pfiblicamente
que no fu6 aceptada por quien puede poner el veto
a las resoluciones mnis altas del gobierno cubano?
tY que cosa indica tambien la formula aceptada co-
mo salvadora, acogida con beneplicito y con el ma-
yor regocijo per todos los congresistas que en aquel
moment no mirAbamos para el Partido politico de
que procediamos, sino para el altar de la patria,
pensando que aquella formula del Dr. Ferrara en-
contrabamos nosotros la majnera de salvar por vo-
luntad direct el problema de la crisis porque veni-
mos atravesando. Ese proyecto del Dr. Ferrara que
fue aceptado en today la Repiblica, tuvo en ese pe-
riodo de elaboraci6n, tuvo todas aquellas trabas que
.se pusieron en su camino, de una manera delicada,
hasta. que en definitive tuvo que venir a la conclu-
si6n precisa de que el gobierno de los Estados Uni-
dos no aceptaba ninguna otra formula que no fue-
ra este Emprestito. Y aqui esta el problema para
los legisladores eubanos. La opinion pfiblica en Cu-
ba que al principio era contraria al emprbstito reac-
cion6 favrablemente a sste, no se -a que causa obede-
ce ni a qu6 motive, pero lo cierto es que el pueblo
en todos los instantes creia y afin tiene esa creencia,
de que la crisis actual de Cuba tiene que resolverse
en el Empr6stito. Esa creenlia del pueblo subi6
hasta las classes productoras y en la Camara de Co-
mereio, en las Congregaciones Mercantiles, en el Club
R'otario y en todos los peri6dicos que se editan en
Cuba, en easi todas esas formas en que se manifiesta
la opinion pfiblica, surgia la llama de que Cuba es-
taba en un peligro y se deeia que el peligro desapa-
recia votando ese Proyeeto de empr6stito.. Y esa mis-
ma atm6sfera ha trascendido hasta el punto de que
el Partido Liberal se reuniera y en la tarde de hoy,
considerando gravemente el problema que se presen-
ta ante Cuba, hiciera una recomendaci6n express
en el sentido de que se vote el Empr6stito. Luego, 4qu6
indica todo esto? Que estamos pasando por horas gra-
ves y eritieas para nuestra Patria; y esas horas gra-
ves y criticas, ese quebranto que tiene que haber en
todos los espiritus, esa inquietud ligera en unos y pro-
funda en otros de que por una determinaci6n con-
traria pudiera dar lugar a que nuestro pais pasara
por una crisis intense de su independencia, ha mo-
vido a muchos corazones y a muchos cerebros para
que acallaran el sentimiento de las conseicuencias
lejanas que pudieran derivarse de -este Proyecto de
Ley y pensamos que si el porvenir con este empr6s-
tito puede resultarnos bscuro y de dificil soluci6n
para nuestra Patria, el present por lo menos es-
tA asegurado, y el present es mas inmediato; el
porvenir nos abre la esperanza de que tengamos un
Gobierno probo; de que nuestras virtues civicas sean
un hecho, ,de que Cuba tenga ciudadanos models, en
los puestos pfiblicos y enicauzados en el desenvolvi-
miento de la vida pfiblica que traza los senderos que
hacen a los puebls ricos y virtuosos. Y si nosotros
corremos el riesgo, porque hay quien tiene el temor
de que hay que escoger entire el dilema de los que
piensan jugar la Repiblica a una carta y los que
prudentes, temen que pueda perderse, ah! yo estoy
con los que tienen la duda y el temor, y asi sirvo a
la libertad y soy consecuente con los intreses de mi


i








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 29


Patria que .en estos mementos podemos garantizar
que pro'oediendo asi le damos vida. (Aplausos).
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Coyula.
SR. COYULA (MIGUEL) : Sr. President y sefiores
Representantes: Pocas palabras que creo necesario
explicaran bien claramente mi 'linea de conduota en
este caso. He asistido preserverantemente a las se-
siones que se han celebrado en estos moments di-
ficiles para la Repfiblica y en este problema especia-
lisimo del empr6stito he estado en lucha constant
entire mi coraz6n y mi cerebro queriendo pedir. a la
idea la luz que pudiera negarme la raz6n, el camino
mejor a seguir, y sintiendo que del pecho salian im-
pulsos que se ponian en contradicci6n con la senda
que entendia yo debiera seguir como la mejor en esta
sit'uaci6n. Al fin y al cabo he caido en las filas de
los rnenos afortunados, de los que no han tenido la
suerte de poder venir a esta votauei6n gallarda y fran-
camente aparecer como rebeldes, extraordinarios ilu-
minados, que creyendo que la Patria no estA en pe-
ligro, que no es cierto que la Repfiblica tenga nin-
guna acechanza sobre si, sino que el horizonte es
despejado, han Ilegado a la convicci6n de que ha-
cian buena obra votando en tcontra de ]a contrata-
ci6n de ese empr6stito exterior. En cambio, como
decia, a mi me ha tocado figurar en las finlas de los
que, recordando la frase de 'farti, han pensado que
el moment era de sacrificio, y declare que de los mo-
mentos mAs dificiles que he tenido en mi vida pib'li-
ca, come seguramente le ocurrirA tambien a mis
compafieros, ninguno como este en que ha luchado
la rebeldia natural del cubano con las tristes amar-
guras de una realidad ingrata; en esas circunstancias
aqui estoy, la frente levantada y el pecho abierto
a las responsabilidades. Creo francamente que le he-
mos prestado un buen servicio a Cuba en cireunstan-
cias dificilisimas; y respetando la opinion y
el voto consecuente a esa opinion, de aque-
llos compafieros nuestros que se han producido
de distinto modo; pedir nosotros, apelando a ese pro-
pie compafierismo, que comprendo que ha side mas
fAcil su conduct, que al cabo ellos no han tenido
que dominar pasiones e impulses poderosos, ni tam-
poco .en el orden del patriotism pueden exponerse
a ese recelo, a esa suspicaleia, desgraciadamente tan
comfn en los paises como el nuestro, en los cuales
s6lo se triunfa cuando se tiene la conoiencia en alto;
y hablando con la propia estimaci6n, y pensando que
la mejor opinion pfiblica es la del propio sentido del
bien y del mal, se siente uno tranquilo, creyendo que
ha cumplido con su deber pleno y, desgraciadamen-
te, con .el deber que la realidad impone.
SR. PRESIDEN-rE (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior GermAn L6pez, para explicar su veto.
SR. L6PEZ ('GERMAN): Sr. President y sefiores
Representantes: Si yo no declarara esta noch-e ante la
CAmara. que e teeido que luchar, dia tras dia, en
este problema, que para mi ha resultado el de mas
dificil soluci6n de los que se han presentado desde que
ocupo un eseafio en esta Camara, faltaria a la ver-
dad. He votado que n6, y he de deelarar. sin amba-
jes. aue al hacerlo he temido que mi voto desfavora-
ble al Emprestito pudieran dar ocasi6n a que mis queri-
dos compafieros. aferrados en su creencia de que era
necesario e indispensable la contrataci6n de este Em-
pr6stito, pudiera colocarme en el tran'ee dificil de
aparecer, ante ellos, no sirviendo a los interests de mi


patria. Pero como siempre he creido que cuando uno
se conduce per la senda de la vida teniendo fe -en sus
convicciones y confianza en las aeciones que reali-
za, he votado que no, creyendo, sinceramente, prestar
a mi pais un servicio, pero siempre respetando la opi-
ni6n de la mayoria, qu.e ha creido mAs adecuada su
actuaci6n. Por los studios que he realizado de esta
cuesti6n, dentro de mi pobre icapacidad, he deduci-
do que un Elmpr6stito de cincuenta millones de pe-
sos, come el que esta nche acaba de votar la CAmara,
colocaria al pais en una situaci6n mnuy dificil y pe-
ligrosa, la cual no podremos salvar y que en el ma-
iiana nuestros hijos no podran resistir. Per eso he
votado que no, reconociendo que los compaieros que
han votado en sentido afirmativo, habrAn tenido que
'realizar un esfuerzo enorme, como es de echar sobre
la Repdblica, un Emprestito que yo pienso que sera
su ruina segura. Yo creo haber cumplido con mi de-
ber al votar que no. pero, apesar de ello, he pedido
al Ser Supremo, al hacerlo asi, que result yo el
equivocado, y que los que han votado que si, sean
los que hayan votado para la s"lvaci6n de la Repfi-
blica. ya que ellos han triunfado en la votaci6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Salazar para explicar su voto.
SR. SALAZAR (LUIs F.) : Sr. President y sefiores
Representantes: Tenia un turno solicitado para pro-
nunciarme en contra del Empr6stito, pero hioe re-
nuncia expresa de 61. precisamente para que se solucio-
nara cuanto antes el problema. Por ese motive ex-
plico en estos mementos mi voto, siquiera sea como
satisfacci6n a mis 'compaiieros que han votado que
si, porque yo he votado que no y sin 'embargo conser-
vo para ellos grande afecto y consideraci6n. En mi
informed contra el Empr6etito no hubiera sido capaz
de lastimar susceptibilidades de los que aqui se hu-
bieran pronunciado a favor; en mi informed yo no
iba a habor tocado las clausulas que pudi6ramos de-
,cir political del Emprestito, porque a ellas se ha re-
ferido el Dr. Ferrara, se ha referido el Dr. Rey, se
ha referido el Dr. Preyre y otros dignos cubanos, y
cuando es Cuba, porque se hizo per mediaci6n -de esos
cubanos, es sagrado, porque esos cubanos, tienen m6ri-
tos suficientes para decir la verdad. Efectivamente yo
empiezo per felicitar al Dr. Ferrara y a los que to-
maron part en aquella Comisi6n. Yo lamento no
haber votado que si; y quiero decir algo que conoce
la CAmara de ante mano, y era que si hacia falta al-
guin vot mto m vo, mi palabra estaba comprometida
para darlo; pero cuando yo vi que habia 81 votos y
que no peligraba el Proyecto. entonces fu6 que mi
voto se manifest contrario. He side menos afortu-
que vosotros sefiores tal vez, he sido menos afortu-
nado, porque cuando yo le oi al ilustre CatedrAti-
co -del Institute, al Dr. FPerrara, que aqui se hablaba
con la opinion del Dr. Udn'dez C'apote sobre nuestro
tratado. Eso tal vez hizo una impresi6n en mi ceere-
bro grande, viendo que no habia derecho a una in-
tervenci6n en las actuales circunstancias. Yo he vo-
,tado que no y llamo la atenci6n a la CAmara de Re-
presentantes en primer lugar porque yo soy menos
afortunado, o desconozco la 'deuda de la Repfiblica;
porque aqui desde hace un afio y pico, por varies se-
fiores Representantes se ha venido pidiendo al Po-
der Ejecutivo dijera cual era la deuda. El Ejecuti-
vo no lo ha heeho, y en cambio ha dicho que .el Con-
greso Cubano no votaba Leyes. Ha side apatico en
verdad, mejor dicho, poco energico porque debi6 haber








30 DIAR IO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


exigido quo el Ejecutivo contestara sobre estos da-
tos. Yo no puedo votar un Empr6stito de cincuenta
millnes de pesos si yo no s6 cuanto se debe; yo no se
que deba nada mAs que cineo millones .de pesos a la
casa de Morgan, tres millones para otras atenciones,
y siete millones a los empleados pfiblicos. Lo que se
deba por alquileres afin no lo s6 Pero hay algo mis
en ose Empr6stito, se dice en uno de sus articulos
que diez y oeho millones de pesos se destinarin para
gastos de la Seeretaria de Obras Pfiblicas, se desti-
narAn para pagar a contratistas que han hecho obras
imaginarias en su memorial, que han hecho obras de
puentes y rios imaginarios. Y hay muchas de oesas
contratas seiiores Representantes que estBn hechas
en condiciones muy especiales porque el Estado cu-
hano no puede ser afectado a pagar *en estos momen-
tos. TTay quienes les han cedido la deuda a ciudada-
nos americanos para que puedan cobrar, y estan muy
equivocados. Yo no puedo haber votado que si, y oe es-
tas condiciones yo no puedo votar que si. En cuanto al
plazo que se da para el eumplimiento de esta obliga-
ci6n, no consta en el Proyecto. Progunthndole yo al
Dr. Ferrara, el Dr. Ferrara siempre amable y con-
secuente me ilustraba sobre eso y me decia que po-
dia ser por mis de 30 afios, porque asi el dinero era
mas barato, y hasta me defia que los banqueros ame-
ricanos como era natural, esperaban que el dinero
se abaratara, y querian darlo por un largo numero
de afios. En estas condiciones yo no pude votar este
Empr6stito porque yo queria que se hiciera, y aun
esti el Presidente de la Repfiblica en que yo tengo
depositada today mi confianza, po'rque yo no tengo
motives para pensar que 61 no piensa con Cuba, que
se haga por el menor nfimero de afios posibles, por-
que es muy triste como lo ha venido diciendo el doc-
tor Ferrara. en su peri6dico y en la CAmaTa.
Yo crco sefiores Representantes, que el Congreso no
tenia mas que dos caminos, o votar el empr6stito o no
votarlo, y yo deseo manifestar al pais por qu6 no lo he
votado. Yo escogi el camino de no votarlo y Vdes. el
camino de votarlo. Dios quiera que mafiana result yo
el equivocado y Vdes. los que han acertado, porque
asi se habrA salvado Cuba. (Aplafsos).
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se va a dar lectura al
articulo primero.
(El Oficial de Actas lo lee).
Se pone a discusi6n.
SR. GIL (HELIODORO) : Yo propondria que los -dis-
tintos autores de las enmiendas presentadas se reu-
nieran y las armonizaran y que todas aquellas que
no tengan viabilidad sean desewhadas y que suspen-
damos el debate esta noche y lo continuemos ma-
nana.
SR. REY (SANTIAGO) : Eso ya lo hemos realizado y
de todas las enmiendas presentadas se ha llegado
precisamente a la conclusion que ha sido aceptada
por esta Cdmara.
SR. ALBERNI (JOSE) : Yo quiero hacer algunas acla-
raciones. Yo tengo presentadas determinadas enmien-
das que he de sostener ante la CAmara, porque en-
tiendo que con eso eumplo un deber .de conciencia
y porque yo entiendo nue es un derecho adquirido
por determinados acreedores del Estado; de manera
que yo creo que esas enmiendas que yo he presentado
estan bien inspiradas y deben ser tomadas en consi-
deraci6n y que en difinitiva sean aeeptadas en la Ley
que se dispute.


SR. REY (SANTIAGO) : Algunas han sido aceptadas
y tomadas en considera'ei6n, otras no. Se acord6 pre-
eisamente escoger entire todas las enmiendas que se
hicieron.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo tengo va-
rias enmiendas que quisiera ir presentando a cada
articulo del Proyeceto.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SR. L6PEZ (GERM-N): Todos los Representantes
saben que fui contrario, desde el principio; todos sa-
ben que he laborado en este asunto con todo el entu-
siasmo de que yo soy capaz. Yo tuve el honor de
asisitir a las sesiones del Senado en dnde, por una
Comisi6n interparlamentaria, se lleg6 a discutir y
adoptar resoluciones determinadas, para hacer un
Proyecto de Ley adaptando las ideas que cada uno
teiiia, en armonia con los interests nacionales. Des-
pu6s he sabido -y creo que lo puedo declarar-por
boea de mi distinguido Jefe el senior Rey, que todas
aquellas enmiendas que oen el Senado se hicieron al
Proyecto, aeonsi I,1:I,. unas por .miembros de la Ca-
mara, y otras, por miembros del Senado, fueron des-
echadas todas, absolutamente todas, por aquello que
hemos dado en llamar ingerencia extrafia. Sabemos
tambibn-y no es hora de oeultarlo-que este empres-
tito ha sido aprobado en la COmara, como una nece-
sidad absollta. Y quiero rogar a mis compafleros y
1 senior Rey, que me escuchan: La realidad, sefiores
Representantes, os que no puede ponerse una sola
enmienda en este proyeeto, porque los cafiones del
linnessotta, lo mismo que fueron empleados...
Sn. ATRERNI (JOS) : Permitame S. S. No. Me
interest hacer constar que los Estados Unidos, de
acuerdo con los dereichos y deberes que tienen con
motivo de la Enmienda Platt, apbndice constitutional
nuestro, podrin tender determinadas exigencias con
relaci6n a este asunto; pero en el orden interior no es
possible que haya ninguna ingerencia extrafia que
pue'da venir a hacernos determinadas imposiciones.
, C6mo va a ser eso? Entonces es una comedian ri-
dicula la Repfiblica .de Cuba.
SR. LSPEZ (GERMAN) : Va a resultar, sefiores Re-
presentantes, que voy a aparecer favorable al em-
prnstito, cuando he sido y soy, contrario a bl; pero
como esta noche en la Camara se ha trabajado
much.
(El senior Alonso Amnpudia pronuncia wunas pala-
bras que no se oyen.)
Sn. L6PEZ (GERMAN) : i Que de'ia el Sr. Ampudia?
SR. ALONSO AMPUDIA: No lo interrumpia; decia a
unos compafieros que ese fen6meno yo lo he visto otra
noche con otro Representante.
Sn. L6PEZ (GERMAN) : Deeia yo, senior Presiden-
te y sefiores Representantes que oesa es una realidad,
y ruego al senior Rey que haga las declaraciones ab-
solutas que oficialmente, como Jefe de la Mayoria
de esta Cimara, me hizo a mi, a los otros companieros,
para que no presentemos enmiendas y no perdamos
otro y otro dia en este asunto que ha dado a Cuba
ya demasiados dias de tristeteza. Si es cierto que esa
ingerencia, que trajo al General Crowder para colo-
car en la Presidencia a un hombre que no habia ga-
nado las eleceiones, nos impone ahora el empr6stito,
no engailemos al pais; votemos ese emprestito, por-
que gpara qu6 queremos seguir diciendo que podemos
presenter enmiendas, cuando es la realidad que el








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMAR A I R REPRESENTANTES 31

Genarl Crowder, sirviendo de instrument a Wall SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Se va a dar lectura
Street, impone cl empr6stito de una manera que hay a la enmienda.
que desecharlo o aprobarlo tal como esta? El Oicial de Actas leyendo).
SR. REY (SANTIAGO): Sr. President y sefores Re-
presentantes: Precisamente por encontrarme extraor- Enmienda al Articulo VIII.
dinariamente enfermo no fui yo uno de los honrados Com gara a especial par el p de los intee-
esta noche iconsumiendo un turn en favor del Em- los gastos y la mortizai6n del capital de esta
pr6stito, sin que, sin embargo, respondiendo a un deusda,el Ejecutivo queda autorizado para destinar,
tado de mi conciencia, yo hubiera podido ser par- comprometer y obligar a esos fines, los products de
tidario de 61 en eircunstancias completamente nor- quier rent e impuesto existence y puede aplicar
males. Por esa raz6n no hubiera querido tampoco los sobrantes del presupuesto, consignando en el con-
hacer una manifestaci6n aqui; pero respondiendo a trato el derecho del Gobierno Cubano revision y mo-
la interrogaci6n publica del Sr. German L6pez, voy dificaci6n de sus aranceles de aduana.
a coneretar mi respuesta, sin dar una explicaci6n (F) Heliodoro Gil.
que yo me honrara daiido a la Camara en sesi6n se-
creta, si se quiere, haciendo ,esta afirmaci6n solem- SB. REY (SANTIAGO): Pido la palabra en contra.
ne: por mi honor, ese proyecto se ajusta a las exigen- SR. GIL (HELIODORo) : Yo ereo que abreviando el
cias que tiene derecho la Cancilleria Americana, de tiempo Sr. President, y quiero hacer constar que
acuerdo con el art. 2o. del Tratado Permanente... no es mi prop6sito obstruceionar sistem6ticamente,
SR. DE LA PENA (LUCILo) : ,En concept de qui6n? se puede discutir la totalidad, todo el articulo, y la
SR. REY (SANTIAGO) : En concept del Represen- votaci6n que se haga despu6s por separado, acep-
tante de la Cancilleria Americana. tando lo que sea de aceptarse y respetando lo que
SR. GIL (HELIODORO) : Quiiesra hacer una obser- no querramos que se apruebe.
va!ci6n al Sr. Rey, para saber a qu6 atenerme, y es Sg. PRESIDENTE (VERDEJA) : Sr. Gil, la Presidencia
la siguiente: si nosotros podemos o no presentar en- o que quiere es llamar la atenci6n de S. S. de que se
-_


mienuas para que se uje el ulpo ue inleres, el mlaxl-
mun de interns, y para fijar el vencimiento, el mf-
,ximun para fijar la prima en caso de amortizaci6n.
Yo quiero decir lo siguiente: Si vamos a delegar-
porque entiendo que eso es delegar nuestras faculta-
des .en el Presidente de la Repfiblica para que 61
haga lo que el Congreso deba de hacer-si eso no
puede hacerse ajustAndonos a la Enmienda "Platt"
y a las exigencias americanas, confieso que en ese
caso mi resolueai6n seria abandonar la Ckmara y que
los que quieran adoptar la resoluei6n la adopten.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo no puedo contestar al se-
fior Gil en Piblico, m6s de lo que he dicho: que
entiende el Representante de la Cancilleria Ame-
ricana que los preceptos de esta Ley de Empr6stito,
se ajustan y se inspiran en el art. 20. del Tratado
Permanente.
SR. DE LA PERA (LUCILO) : LPor qu6 no decir que
con referencia a este proyeeto de Empr6stito no se
puede hacer variaci6n de ninguna clase para que
esa declaraci6n constara en el DIARIO DE SESIONES?
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Sres. Representantes:
El Sr. Rey ha manifestado de manera expresa que
no puede hacer otras declaraciones en piblico que
las que ha hecho.
SR. GIL (ITELIODORO) : Entonces suplico a la Pre-
sidencia, en uso de un derecho que me da el Regla-
mento, que la dismusi6n y votaci6n de este articulo
se haga con la debida separaci6n, es decir, primero
P1 pArrafo primero y despu6s el inciso correspondien-
te, porque a cada uno de ellos voy a formular una en-
mienda y a fin de que sobre cada uno recaiga una
votaci6n.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Entonees se pone a
discusi6n el parrafo primero del articulo lo.
Sn. GIL (HELIODORO): Tengo presentada una en-
mienda al parrafo primero.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Pido la palabra para ha-
'cer una aclaraei6n. Suplico a la Presidencia obser-
ve el imismo procedimiento que en la votaci6n ante-
rior, a fin de evitar que puedan originarse protests.
SR. GIL (HELIODORO) : Pido que se lea la enmienda.


trata de un Proyeeto de Ley que no se ajusta al otro.
SR. GIL (HELIODORO) : Si senior, se ajusta el articu-
lo primero.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar lecture
a la otra onmienda que hay presentada suscrita por
el Sr. Herrera' Sotolongo.
(El Ofiial de Actas leyendo).
Enmienda del Representante Herrera Sotolongo.
El articulo primero: queda redactado del siguien-
te modo:
El President de la Repfblica queda autorizado
para emitir obligaciones del Tesoro de la Repfblica
de Cuba por cantidad de cincueta millones de pesos,
en ,oro acunado en moneda de los Estados Unidos
del Norte, de Ley y peso legal en Cuba.
(a) El interns seri el cinco por ciento.
(b) El t6rmino del Empr6stito sera de quincee
afios.
(c) El Ejecutivo podrA fijar ,de acuerdo con la
Casa Bancaria que haga la operaci6n, el tipo de
Eimisi6n teniendo en cuenta el precio de nuestros va-
lores en el Mereado financiero.
(d) La amortizaci6n se verificarA al final de icada
afio, desde el primero y se destinarin a llevarla a ca-
bo las siguientes sumas:
Al final de cada afio se destinarA la suma de
3.000,000 para recoger esta suma de Bonos.
(e) Adem'as el Gobierno queda autorizado para
hacer un sorteo extrardinario anualmente, para re-
coger, con una prima de diez por ciento ms 'los in-
tereses del afio en curso, el nfmero de bonos que pue-
dan ser recogidos con el exiceso de Recaudaci6n afec-
tada a este Empr6stito.
Habana, Septiembre 28 de 1922.
(F) Pedro Herrera Sotolongo.
Desechada.
La enmienda del Sr. Herrera Sotolongo tambi6n
sustituye a todo el articulo. Se va a poner a diseu-
tir la enmien ia.








32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Sr. President
y sefiores Representantes: El articulo primero de la
Ley 'del Eimpr6stito tiene verdaderos defects o de-
ficiencias que el Congreso esta llamado a curregir o
enmendar para que salga una Ley perfect que pue-
da llevarse a cabo sin menoscabo de los derechos de
la soberania de este Cuerpo Colegislador. Se dijo se-
gfn el Proyeeto de Ley, que se deje en facultad al
Sr. President de la Repfiblica para que acuerde el
tipo de interns y que fije los vencimientos, etc., etc.
(Sigue leyeindo.)
La enmienda presentada por mi corresponde al
mismo piano que se ha seguido por la Repfiblica en
sus distintas Leyes de Emprestito. La Ley que garan-
tiz6 el Empr6stito de treinta y cinco millones de
pesos estableei6 de una manera precisa el tipo de
interns, el tiempo de amortizaci6n, el precio a qnu
se debia recibii el dinero y todo aquello que intrin-
sicamente tenia relaci6n con la operaci6n de cr6dito
que se iba a realizar... Ide emisi6n y voy a explicar
por que. Precisamente el tipo de emisi6n en el em-
prestito es lo que le da el mayor o menor interns, el
interns bancario se relaciona con el tipo de emisi6n
que es el margen de beneficio. En todos los empres-
titos que se han hecho, que se han concretado por
todos los poderes ejecutivos se han fijado intereses
muy bajos y lo finico que se ha dejado libre es el ti-
po de -emis6rn. Si un emprestito se emite al cinco por
ciento con el noventa y cinco por ciento de valor, en
esas condiciones se eleva el interns .del capital y
result con un interns deil seis por ciento y asi su-
cesivamente, segin el valor mrs o menos caro a que
se quiera obtener. Y se puede obtener por falta de
credito del mercado de la Repblica de Cuba con
mayor interns y veran los sefiores Representantes
que yo he tenido buen cuidado en fijar el cinco por
ciento de interns con quince afos de amortizaci6n,
y al idecir quince aiios para la amortizaeci6n no tenia
en cuenta que para pagar los intereses se necesitaria
tres millones de pesos al aiio para pagar la amortiza-
ci6n de los 50 millones antes de 15 afios. Serian ne-
cesarios tres millones de pesos; o sean seis millones
de pesos, con los que se podrian pagar perfeetamen-
te en quince anos esa carga.
(Sigue leyendo.)
Yo entiendo que el uno por ciento de la venta bru-
ta ha de producer dooe millones de pesos por lo me-
nos y para la amortizaci6n y el pago de los intereses
del empr6stito se necesitan solamente seis millones
de pesos. Yo aconsejaria que se hiciera un sorteo ex-
traordinario para poder amortizar el emprsstito ln-
tes de los quince afios.
SR. SoTO (OSCAR): jQu6 interns fija S. S.?
SR. HERRERA SOTODONGO (PEDRO): El cineo por
ciento.
La enmienda mia dice asi.
(La lee.)
En estas condiciones recomiendo la adopci6n de
la enmienda y que sea rechazado el articulo.
SR. REY (SANTIAGo) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.


SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Yo quisiera, como un honor especial
y una -deferencia merecida al senior Herrera Sotolon-
go aducir las razones que habria seguramente que
opener a los arguments que 61 ha expuesto a la
Camara para lograr la aprobaci6n de su enmienda.
Pero despues de las afirmaciones que a ruego del es-
fnor German L6pez he hecho d.esde la Mesa, yo me
permit rogar al senior Herrera Sotolongo que re-
tre su enmienda, y en caso contrario rogar a la CA-
mara que la rechace.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Mantengo mi
enmienda.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n.
SR. DE.LA PERA (LUCIo) : Nominal.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n no-
minal la enmienda. VotarAn que si, los favorables a
ella y no los contrarios. (Se efectia la votacidn.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Han votado 90 sefio-
res Representantes, 77 que no y 13 que si.
Votarn a favor los sefiores: Camejo. Cruz y Cruz,
Gil, Groso, Haedo. Herrera Sotolongo, Martinez Go-
berna, Mendieta, Pefia, Sagar6, Ubeda y Wolter del
Rio.
Votaron en contra los seiores: Adan, Alberni,.
Alfonso, Alonso, Ampudia, Alonso Puig, Armas, Az-
aiazo, Balan, Barrero, Barreto, BeltrAn, Busto, Cam-
po. Candia, Cirdenas, Carrillo Morales, Carrillo Ruiz,
Casuso, Consuegra, Coyula, Cruz Ugarte, Cueto,
Cuervo, Chardiet. Duque, Enamorado, Espinosa, Es-
quivel, Estrada. Fernhndez, Hermo, Ferrara, Fonse-
ca, Freyre, Goderich, G6mez, Gonz&lez Manet, Gron-
lier, Guerra, Guillen, Guti6rrez, Lagueruela, Lecuo-
na, Leonard, L6pez, Machado, Miranda, Montes de
Oca, Mulkay, Navarrete, Nufiez, Ortiz, Panades, Pa-
niagua, Pardo Suarez,. Pardo Otero, Pkrez, G. Pino,
Plana, Pupo, Ravelo, Rey, Rio, Rodriguez Blanca,
Rodriguez Ramirez, Ruiz, Sardifias, Sierra, SocarrAs,
O. Soto. Soto Izquierdo, Valds Aday, Vallhonrat
Valls, Verdeja, Vidal, Villal6n y Zayas.
Queda desechada la enmienda.
SR. DE CARDENAS (RAUL): Pido la palabra para
una cuesti6n de orden. En vista Sr, Presidente y se-
fiores Representantes ide que c6mo habrA podido ad-
vertir, los sefiores opositores de este Proyeeto de Ley,
la CAmara estA resuelta a aprbar el mismo tal como
se encuentra redactado; en vista de que hay various
compafieros que se encuentran enfermos y permane-
1een en este lugar, porque entienden que asi cum-
plen con un deber constitutional, y en vista por i1l-
timo de lo avanzaido de la hora. yo rogaria a los
compafieros que tienen presentadas enmiendas que
permitieran que todas ellas fueran discutidas con-
juntamente.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : i Est de acuerdo la
Camara con la proposici6n del Sr. de CArdenas? La
proposiei6n del Sr. de Cardenas se refiere a las enmien-
das a un mismo articulo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo no tengo in-
conveniente en que mis enmiendas se discutan todas
como si fuera a la totalidad idel proyecto y que en
una solar votaci6n se rechazaran.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): El Sr. Herrera So-
tolongo accede a lo propnesto por el Sr. de CArdenas.
Se va a dar !ectura a la enmienda del Sr. Herrera
Roto'lonco al atriculo segundo.
(El Oficial de Actas leyendo),








flLARIO DE SESIONES DE LA CAMR kA DE REPRESENTANh 33.


Enmienda .del Representante Herrera Sotolongo.
El articulo segundo, quedard redactado del siguien-
te modo:
La Repfblica de Cuba, cumpliendo con io dispues-
to en el artieulo 59 inciso tereero de la Constituci6n
y para garantizar ,el page de intereses y amortizaci6n
de este Empr6stito, orea un Impuesto Especial y
permanent, que consistird en el pago del uno por
intoo de toda venta que se verifique en el Territo-
rio de la Repfblica.
Habana, Septiembre 28 de 1922.
(f.) Pedro Herrera Sotolongo..
Se pone a discusi6n la enmienda.
SR. Soro (OSCAR) : Yo quiero que conste en acta la
aclaraci6n de que si se van a discutir todas las en-
miendas en esa forma, no van a sentar precedent
porque de esa manera se violent el Reglamento.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Camara no sien-
ta precedent en este asunto, porque la OCmara sin
precedent o con 61 puede resolver. Se van a leer las
enmiendas del Sr. Herrera Sotolongo.
(El Oficial de Aotas leyendo.)
A la C;mara.
El Representante que suscribe.
.Considerando: Que las deudas liquidadas y exigi-
bles, que pueden dar lugar en derecho a la ingeren-
cia de la Cancilleria de los EEstados Unidos de Nor-
te Am6rica, son finicamente las dos a que se contrae
el Proyecto de Ley sobre Emisi6n de Bonos de un
Emprestito Exterior, que se consignan en el Inciso
Sexto y el Segundo, del Articulo S6ptimo, que en con-
junto no execeden de Ocho millones de pesos.
Considerando:. Que ademhs una de las dos ex-
presadas deudas, tiene el caricter de interior.
Considerando: Que las demis deudas que se pre-
suponen, sin datos, ascienden aproximadamente, su-
madas las anteriores, a Cincuenta (millones de pesos,
estdn liquidadas unas, y sujetas a la condici6n del
contrato otras, que impiden al acreedor el ejeieicio
inmediato de su acci6n para su cobro.
Cnsiderando: Que el orden de prelaci6n en el pa-
go de esas cuentas, cuando est6n liquidadas las que
necesiten estarlas y las demas, debe reponder a la
urgente necesidad del acreedor y a la naturaleza del
ierdito.
Propone a la Camara que en sustituci6n al citado
proyecoto de Ley adopted el siguiente:
Articulo Primero: El Presidente de la Repfblica
queda autorizado para emitir Bonos de un Empr6s-
tito Exterior per cantidad que no excederA de Ocho
Millones .de Pesos, pagaderos en monedas de oro acu-
fiado de los Estados Unidos de Am6rica, de la ley y
peso actuales y al effect se le concoden las faculta-
des siguientes:
Primero: Para fijar el tipo de interns que deven-
ga'An los Bonos, hasta dl seis por ciento como
m'iximun.
Segundo: Para fijar el vencimiento de los Bonos,
per un t6rmino que no excedera de Treinta afios.
Tereero: Para fijar cuantos detalles se relacionen
con la Emisi6n y con el servicio de estos Bonos,
con la garantia que ha de darse por los mnismos, de
acuerdo con esta Ley, y en general, los demifs porme-
nores relatives e incidentales a cualquiera de los
objetos de este cuerpo legal.


condiciones que consider mAs ventajosos para la
Repfblica, pero nunca menos al valor del Noventa
por Ciento.
Quinto: Para fijar la amortizaci6n de los Bonos
con premios no superior al Cinceo por Ciento, en el
caso de que a su juicio dado el precio de la venta
de los mismos, asi conviniere a los intereses de la
Repiblica.
Sexto: Para acordar las condiciones y el contra-
to, convenientes de acuerdo para el cumplimiento
de esta Ley.
Articulo Segundo: La emisi6n de Bonos se ha-
rh en una sola emisi6n.
Articulo Tercero: El product de los Bonos de
esta deuda, se aplicarh:
A:-Hasta la cantidad de Tres millones de pe-
sos para -el pago dde los intereses y la amortizaci6n
del capital, vencidos con anterioridad al primero
de Julio de mil novecientos veinte y dos, de bonos de
la deuda interior.
B:-La cantidad que fuere necesario para saldar
el prbstamo de Cinco millones de pesos que hizo al
Gobierno de Cuba la Casa de J. P. Morgan y Compa-
fiia, segun las estipulaciones del contrato de 23 de
Enero de 1922, procedi6ndose a anular y declarar sin
ningfn valor los Bonos dados en garantia en dicho
contrato y a que se contrae el Inciso Segundo del Ar-
Cuarto: Para vender los Bonos en los terminos y
ticulo S6ptimo del Proyeeto que se enmienda.
Articulo Cuarto: Para el pago de la amortizaci6n
e intereses .de los citados Bonos se crean los siguientes
Impuestos:
A:-Un impuesto extraordinario de dos pesos por
cada billete de Loteria.
Articulo Quinto: Como mks garantia al pago de
dicha amortizaci6n e intereses, en cuanto sea nece-
sario, se afecta igualmente de una manera especial,
el veinte por ciento de los sobrantes que resultan al
liquidarse el Presupuesto annual.
Articulo Sexto: Las deudas que resulten, previa
liquidaci6n y relacionadas en .el Proyecto que se en-
mienda, se pagaran en su oportunidad, de acuerdo
con esta Ley, por el siguiente orden de preferencia:
A:-Las comprendidas en el Inciso Tercero del Ar-
ticulo S6ptimo.
B:-La comprendida en el Inciso Cuarto del pro-
pio Articulo.
'C:-La comprendida en el Inciso Quinto del Ar-
ticulo citado.
D:-La comprendida en el Inciso Primero del re-
petido Articulo.
Articulo S6ptimo: Para el pago de estas deudas,
se autoriza al Ejecutivo para emitir Bonos de una
ideuda interior, icon el interns del Siete per Ciento
annual, paga.dero el interns y amortizaci6n por cua-
trimestre, en cantidad suficiente a cubrir la deuda li-
quidada.
Articulo Octavo: El product total ide los impues-
tos que se crean y de los recursos que se disponen por
,esta Ley, para el pago de estos Bonos de la deuda
Interior, se dedicarA exclusivamente al pago de los
expresados Bonos, de mode que la deuda result li-
quidada en el mis breve plazo possible.
Articulo Noveno: Para el pago de -dichos bonos y
sus intereses se crea el siguiente Impuesto.
Todos los comerciantes, manufacturers o indus-
triales que no aparezcan expresamente exceptuados
en la present Ley, pagaran un impuesto de carfe-







34 MIARIO DE SESSIONS DE LA CAMARA b) UPRkE8ENSANIM Th
I-


ter interior y national, -equivalente a un uno por cien-
to del precio o valor efeteivo de todos los articulos
ya sean de consume o no, frutos, products y mercan-
cias que vendan, compren o cedan, sin deduoci6n o des-
cuento por concept alguno. AdemAs como mas ga-
rantia al pago de dicha amortizaci6n de intereses se
afecta de una manera especial el ochenta por cien-
to de los sobrantes que resulten al liquidarse el pre-
supuesto annual.
Articulo D4cimo: Todo funcionario o empleado,
que done al Estado un mes ide sueldo y gastos de re-
presentaci6n, tendr4 el derecho, de que a los efectos
de Ley de Retiro, que le corresponda, se le abonen
cuatro afios de servicio.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representan-
tes, a veinte y siete de Septiembre Ide mil novecien-
tos veinte y dos.
(f.) Dr. Heliodoro Gil.--Lucilo de la Peila.--
Bartoloamd Sagard. Pedro HIerrera Sotolongo. -Ra-
fad J. Ubeda.
Se ponen a discnsi6n las enmiendas leidas.
(Silencio.)
A votacion.
(Rechazada.)
SR. GIL (HELIODORO) : Yo deseo manifestar a la Ca-
mara qu.e voy a retirar mis enmiendas porque se que
tamibi6n van a ser re chazadas. Yo d-seo hacer unas li-
geras explicaciones. Yo he votado en contra lel Em-
prestito, y desde luego no voy a aoeptar todos los
articulos en la forma en que estin redactados, aun-
que algunos de ellos serin aseptados por mi... no
puede haber escripulo de ninguna clase; pero yo
quiero llamar la atenci6n de ustedes al hecho de que
no basta ser honrado, es necesario pareoerlo, que
en asuntos de dinero en que se juegan nada menos
que cincuenta millones de pesos, en que yo puedo
asegurar a ustedes que se ha icomerciado con che-
ques expedidos y certifieados a expedidores organi-
z6ndose oficinas en la Habana, cosa que se ha dicho
por el "Ileraldo" y por la Prensa en general, para
nosotros que no es un secret que hasta algfn pe-
ri6dico de la tarde de hoy ha expresado que cada.
Representante iba a vender su voto en cien mil pe-
sos y que Crowder iba a recoger quinientos mil; para
nosotros que no es un secrete que se ha llegado has-
ta a firmar escrituras icon contratistas de Obras
Pblicas cobrAndoles comisi6n para lograr que se
votara un Empr6stito, cosas que hasta han llegado a
oldos del General Crowd'er, que son heehos ciertos
aunque no han sido como debieran, perseguidos per
los Tribunales de Justicia.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo desearia que se me
contestara a esto: He oido decir que los creditos de
Obras Pfiblicas no pueden ser transferidos.
SR. DEL PINO (Oscan) : Lo que hay es que en todys
de Obras Pfiblicas se consgna como precepto especial,
que todo aquel que prove al contratista de efeetos
forma y es un precepto tambien de la Ley del Poder
Ejecutivo-
'SR. GIL ('HELIODORO): Hay el precedent de que
aqui no se ha contratado un solo emprestito en que
no se haya fijado el tipo de interns y el tipo de emi-
si6n. Yo habia formulado terminadas enmiendas fi-
jando el tipo de interns en el seis por ciento y la
amortizaci6n treinta ainos. El mismo Dr. Ferrera me
decia que esto podia ser aceptado; pero si es que ya
hay un perjuicio para. deseehar estas enmiendas que
se desechen que yo ,galvo mi voto. Ahora bien, hay


otra ,enmienda, y en esta oreo, que el lider de la
Mayoria me ofreci6 que iba a ser cstudiada por la
Comisi6n y que tendria la aprobaci6n de la mismna,
la cual tiene por objeto fijar de una manera mis ela-
ra el preoepto de manera de no cerrar la puerta a la
revist6n y modificaci6n de los Aranoeles. En ese sen-
tido venia, aclarantdo el artibulo la siguiente en-
mienda.
(Da lectura a su ennmienda.)
SR. REY (SANTIAGO) : S. S. tiene la bondad de dar-
me esa enmienda, porque se refiere a un articulo que
viene mis atras.
(El Sr. Gil le hace entrega de la enmienda.)
SR.. REY (SANTIAGO) : Le doy mi palabra dde que si
S. S. no esta present cuando ese asunto se trate yo
hard mio el espiritu de esa enmienda.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaei6n la
enmienda del Sr. Gil. (Deseohada).
Se pone a vota.i6n el articulo lo.
SR. DE LA PERA (LUCILO) : Nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaei6n
nominal. Contestardn si, los favorables; no, los
contrarios.
(Se efectka, la votaci6n).
Han votado oehenta y seis sefiores Representantes,
ochienta y tres que si, y tres que no.
Votaron a favor los sefiores: Adin, Alberni, Al-
fonso, Alonso Ampudia, Alnso Puig, Armas, Azpia-
zo, Balin, Barrero, Barreto, Beltrin Busto, Campos,
Candia, CArdenas, Carrillo MlNorales, Carrillo Ruiz,
Casuso, Consuegra, Coyula, Cruz Ugarte, Cruz y Cruz,
Cueto, Cuervo, Chardiet, Duque, 'Enamorado, Espi-
nosa,. Esquivel, Estrada, Ferndndez Hermo, Ferrara,
Fonseca, Freyre, Gil, Goderich, G6mez, ,Gonzalez
Manet, Gronlier, Groso, Guerra, Guill6n, Guti6rrez,
Haedo, Lagueruela, Lecuona, Leonard, L6pez, Ma-
chado, Martinez, Miranda, Montes de Oica, Mulkay,
Navarrete, Ortiz, Panad4s, Paniagua, Pardo SuArez,
Pardo Otero, P6rez, G. Pino, Plana, Pupo, Ravelo,
Rey, Rio, Rodriguez Blanca, Rodriguez Ramirez,
Ruiz, Sagar6, Salazar, Sandifias, Sierra, Socarris,
O. Soto, Izquierdo, Vald6s Aday, Vallhonrat, Valls,
Verdeja, Vidal, Villal6n y Zayas.
Votaron en contra los sefiores: Peiia, Ubeda y Wol-
ter del Rio.
Queda aprobada la enmienda.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Falta algin senior
Representante por votar? (Silencio).
Han votado 86 sefiores Representantes, 83 que si
y 3 que no. Queda pues aprobado el articulo primero.
Se va a dar lectura al articulo segundo.
(El Oficial de Actas lo lee.)
Se pone a discusi6n. (Sileicio). A votaci6n.
Aprobaido.
Se va a dar lectura al articulo tercero.
(El Oficial de Atas lo lee.)
SR. L6PEZ (GERMN) : Yo deseo, senior Presiden-
te, que consten en actas los votos en contra de los se-
fnores Gil, Welter del Rio y del que en estos momen-
tos se dirige a la Cimara.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se harAn constar.
Se va a dar lectura al articulo cuarto.
(El Oficial de Actas lo lee.)







DL&RIO DE SESIONES PE LA CAMARhA 1iA kEPkSESNIANT E8


Se va a dar lectura a una enmienda del Sr. Al-
berni.
(El Oficial de Aotas leye~vdo).
A la Camara.
El Representante que sucribe, somete a la con-
sideraci6n de la COmara la siguiente enmienda, que
sustituirA el ntmero tereero del articulo cuarto del
Proyeeto de Ley presentado per el Dr. Gonzalo Frey-
re y otros distinguidos compafieros sobre el Empresti-
to exterior.
El nfmero 3o. del articulo cuarto quedara redacta-
do como sigue:
3.--Que la Repfiblica destinara a partir del pre-
sente afio Fiscal, todos los sobrantes de sus recauda-
ciones, una vez liquidados los presupuestos respecti-
vos, y despu6s de pagar tods los gastos del aio y
dejar en Tesoreria una saldo prudent para el mis-
mo fin, al pago .de lo que quedare pendiente .de sus
actuales deudas, caso de no cubrirse eon el empres-
tito el total de las mismas; y una vez liquidadas to-
talmente 6stas; serAn aplicados dichos sobrantes a
la amortizaei6n (siempre que asi lo permitan los con-
tratos respectivos) de los bonos al seis per eiento de
la deuda interior de mil noveeientos diez y site; a la
mis rapida recogida de la deuda interior de mil no-
vecientos cinco, amortizable en la cuantia
que el Congreso disponga; y en general a la
mias efectiva amortizaci6n o compra y recogida de
bonos de los distintos emprestitos exteriores exis-
tentes que el Presidente de la Repibliea, a su jui-
cio, y oyendo el pareeer del Consejo de Secretaries
estime convenient amortizar o comprar y recoger;
y que se consideraran como sobrantes de presupues-
tos, a todos estos ,efe2tos, las cantidades que ira per-
cibiendo el Estado a virtud del cobro de los creditos
que le adeuda el Banco Nacional, en liquidaci6n, la
que el Estado, con su caricter de acreedor preferen-
te, abreviarA, para haeer cuanto antes efectivo di-
chos cr6ditos.
Sal6n de Sesiones de la 'Cmara de R1presentan-
tes, a los cuatro dias del :mes de Septiembre de mil
novecientos veinte y dos.
(f.) Dr. Jos6 Alberni.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Esta enmienda no pue-
de tomarse en consideraci6n.
SR. ALBERNI (JOSE) : Yo deso hacer una aclara-
ci6n, porque me parece que la presidencia esta en
un error. La enmienda que yo he presentado al nfi-
mero segundo del articulo 4o. esta perfectamente en
armonia con el -el propio articulo, s6lo que el nfmerc
2o. de ese articulo 4o. se deja de preveer por los se-
fiores que redactaron este iltimo dietamen sobre el
pryeeto de empr6stito las eircunstancias que he con-
siderado: que si despubs de liquidada la deuda, con
los icincuenta millones no aleanzara para cubrir la to
talidad de la llamada deuda flotante, se abone cor
los sobrantes en primer lugar !o que se restare. Es.
ta enmienda viene a subsanar, a mi juicio, esa omi-
si6n ,en que se ha incurrido por los sefiores que har
redactado el dictamen.
SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra en contra
SR. ALBERNI (JOSE) : Por estas razones, senior Pre
sidente y sefiores Representantes, he presentado est,
enmienda despues de un studio detenido, porqut
en ese artieulo 40. no se consigna tampoco que s(
hace y en qu6 condiciones quedan los icrditos qu


el Estado tiene pendientes de cobro contra el Ban-
co National en liquidaci6n. Asi pues, creo, que cum-
plo con mi deber y mi conciencia proponiendo a la Ca-
mara una resoluci6n a este respect, o sea sobre esos
cr6ditos que tiene el Estado contra el Banco Nacio-
nal. Pudiera la Camara acordar que se consideraran
como sobrantes del presupuesto a los efeetos de esta
Ley, porque esos ecr.ditos formaban part d.e las can-
tidades que se tenian disponibles para pagar lo que
ha venido a ser deuda flotante. Quiero dejar consig-
nado que desde el primer moment fui partidario
del empr6stito interior o exterior aunque solamente
en la cantidad indispensable para abonar en efecti-
vo los cr6ditos que por falta de pago el Estado es-
taviere incurriendo en demora, y que de a.uerdo con
a Ley y los contratos se abonaran con los sobrantes de
presupuestos lag otras deudas y con el Emprestito
aquellos creditos con los icuales los acreedores pue-
den ejereitar acci6n contra el Estado y vencerlo en
juicio; y en este caso el Gobierno no s6o1 tendria
que pagar los intereses, sine tambi6n las costas y ho-
lrorarios. Posteriormente, tratando de armonizar mi
criteria en el de los demas eompafieros, acept6 el
EmprBstito por los cincuenta millones; pero com-
prendiendo que existen deudas del Estado que no
estan determinadas en justicia, es que ,entiendo que
debemos comprometer, en primer lugar, los sobran-
tes del Presupuesto, para el caso de que con log cin-
cuenta millones de pesos no se icubra el total de la
Deuda Flotante, se abone ese resto de la deuda que
pudiera quedar pendiente...
SR. ENAMORADOS: Para decirle a S. S. que si des-
pu6s hay otras deudas, no se pagaran con los so-
brantes, gino que se incluirAn en los Presupuestos.
SR. ALBERNI (Jos) : A pesar de eso yo estimo que
en esta forma nos encontraremos en condiciones de
no powder pagar lo menos en dos ales y en esta for-
ma podremos pagarles a esos acreedores del Estado,
en el acto, sus acreeneias.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaei6n
la enmienda. (Desechada).
SR. SoTo (OscAR): Para pedir que se agregue,
donde dice "podra recoger", "con .el s61o fin de
amortizar". Este proyecto, ya en otra 4poea aqui se
mand6 a recoger tdos los bonos de la deuda ,exterior
puedan. Ya eso se hizo en otra ocasi6n, porque el Te-
sorero estaba bien, y ahora pudiera hacerse lo mis-
mo, pero con el s6lo fin de amortizarlos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): jEsta de acuerdo la
CAmara con la adiici6n de las paldbras propuestas
por el Sr. Oscar Soto? (Aprobado).
Se va a dar lecture al artieulo 5o.
(El Oficial de Actas lo lee.)
Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Art. 6.0
(El Oficial de Actas lo lee.)
Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
S (Aprobado.)
S Art. 7.
e (El Oficial de Actas lo lee.)







36 DIARIO DE SlSION1MS DE LfrA CAMERA DA EP1MESENTANTES


SR. ALBERNI (Jos) : A la totalidad del arti 7o.
tengo presentada una enmienda.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se va a Idar leictura al
articulo y a la enmienda.
(El Oficial *de Actas la lee nuevamente).
Se pone a discusi6n la lenmienda.
SR. ALBERNI (JSE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene 'la palabra el se-
fior Alberni.
SR. ALBERNI (JosE): Sefiores Representantes,
cuando yo recibi ila copia del Proyecto primitive, ya
de acuerdo en aceptar dolorosamente, el hecho de que
nos veiamos icompelidos por un estado de necesidad
imperiosa a realizar un Empr6stito exterior, de ma-
nera que pudiera subvenir nuestras necesidades y
normalizar la hacienda pfblica; crei sin embargo
convenient meditar alrededor del articulo septimo
y hacer un studio detenido 'de 61; porque estimo que
en esta material debemos tratar los sefiores del Con-
greso ide ser lo mis just, de manera que acercndo-
nos a Ila interpretaci6n, de la Ley segun nuestro dere-
cho civil, podamos en este Proyeeto ordenar los pa-
gos de aeuerdo con esos preceptos; y a -ese fin tenien-
do en cuenta la prelaci6n de credito, yo coloque los
distintos cr&ditos que tienen contra el Estado los
determinados acreedores, icayo conjunto forman la
4lamada deuda flotante, en el orden en que los re-
dacto en .esta enmienda...
Realmente, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, parece irrisorio que .el Estado realice un Em-
pr6stito, para 8 o 9 millones ,de pesos, por los cna-
les vamos a pagar intereses erecidos y depositarlos
en las areas, donde no van a hacer ningfn papel en
este moment. Yo creo convenient, ya que se reico-
noce por todos, que las gratificaciones a los emiplea-
dos pdiblicos constituyen una deuda de orden interior
contraida al amparo de una Ley del Congreso que
se pague tambien esta deulda en la oportunidad que
determine en mi enmienda.
SR. SOTo (OSCAR): En parte solamente.
SR. ALBERNI (JOSE) : En total o len parte, pero pa-
ra que se proceda de acuerdo con ia Ley, es que yo
traigo esta enmienda al Proyeeto. De manera que
pueda pagarse con el empr6stito leste credito que con-
tra el Estaldo tienen los empleados pfiblicos; y re-
daetado el articulo septimo do esa manera y en esa
forma podrk alcanzar con los 45 millones de pesos
para saldar el Estado sus deudas, pagando estas gra-
tificaciones -a los empleados puiblicos; y con los sobran-
tes del Presupuesto, ir reponiendo las cantidades de
que ha dispuesto el Gobierno, o sean los fondos es-
peciales que estaban depositados en Tesoreria.
Despues en el apartado B de este articulo sep-
timo en lugar de seis millones para. Obras Pibbli-
cas, consigno la cantidad ide cinco millones, porque
entiendo que con 45 millones de pesos se pueden satis-
facer todas las deudas que tiene el Estado; lo que es
primordial y el dinero de los fondos especiales se pue-
de ir reponiendo con los sobrantes del Presupues-
to, como he dicho anteriormente.
Estimo que no hay nada m~s just, que no hay
nada mns equitativo, que no hay nada mks moral
que la forma 'de pagar en las condiciones que yo lo
propongo a la Camara en esta enmnienda; porque no
hay raz6n legal ninguna que justifique que por la
COmara de Representantes se acuerde la contrata.
ci6n de un emprestito y el pago de erecidos intereses


para abonar las deudas del Estado, entire las que
se encuentran todos los contratos que se hicieron al
amparo de Leyes especiales e inclusive de 'decre-
tos, en los que los contratistas Irenunciaron a today
ac'ci6n contra el Estado, y no se acuerde pagar las
gratificaciones a los empleados piblicos, das que real-
mente no debieran llamarse gratificaciones, sino so-
bre sueldos que recibieron en moments en que la
vida estaba muy cara y se hacia impossible sostener-
la con el sueldo que les ablonaba el Estado. Por tan-
to sefiores Representantes yo creo just, legal y mo-
Pral que ia Camara aeuerde la aprobaci6n ide esta en-
mienda que yo he presentado a la totalidad del ar-
ticulo s6ptimo...
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo no me explico real-
mente por qun esta graduaci6n Ide credito cuando se
trata de un emprestito cuyo dinero llega totahnen-
te, de una sola vez. La graduaci6n estaba en mi pro-
yecto de ley finica y exclusivamente porque el dinero
iba a entrar paunlatinamente. b
SR. ALBERNI (JOS) : Es que se autoriza al Ejeou-
tivo para que vaya gradualmente trayendo .el impor-
te de la cantidad en partidas parciales. fi prop6si-
to ha siido -en el caso 'de que no aleanzaran los cin-
cuenta millones como estimo que no allcanzarAn, que
se pagara en el orden que yo establezco en .mi articu-
lo -de manera que los que tengan mks derecho sean
los que cobren primero.
SR. FERRARA (ORESTES) : Es que eso no es posi-
ble, no hay un banquero que haga emprestitos sa-
biendo que el idia siguiente puede haber necesidad
de otro porque no alcanza el dinero. Esto sueede en
la vida privada y en la pfiblica tambien. De manera
que hay que Idescartar eso.
SR. ALBERNI (JOSE) : Es que el senior Ferrara no
ha leido la lecutra de 'la enmienda.
SR. FERRARA (ORESTES) : Ademis hay una cosa,
la deuda mas important, afin mas que el propio
pago a Morgan, lo deja el senior Alberni en cuarto
lugar.
SR. ALBERNI (Jos) : Lo mismo se hace icon el
proyeeto que esta sobre la mesa. Es mas, en ese Pro-
yec'to estA en el nimeroe cuarto y yo la coloco en el
tercero.
'SR. FERRARA (ORESTES) : LO finico que hay es que en
,el Proyecto el nfmero primero vale tanto como el cuar-
to y en la enmienda de S. S. el nuimero primero vale
mas que el segundo, y este mAs que el tercero, por-
que estableee la graduaci6n dispone, a mi entender,
algo que es important, dispone lo que ha sido obje-
to de contrato: Los fondos especiales de los -euales
se ha dispuesto y que por lo' tanto constitute una
malversaci6n, y &6to es lo primero que hay que po-
ner al establecer la penalidad. Pero yo vuelvo a mi
argument. No es necesario en cuanto a la enmien-
da que pone el Sr. Alberni, que es sustaneial, y no
formula la que se refiere a la gratificaci6n. Desea-
ria que el Sir. Alberni no lo discutiera hoy, en bien
de los propios empleados.; que lo hiciera mnis tarde,
por lo menos, cuando no *estuvi6ramos en period
electoral. (Risas).
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n la
enmienda del senior Alberni. (Desechada).









DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES 37
II I-


SR. ESPINOSA (JUAN): Tenia presentada una en-
mienda anAloga a la del Sr. Alberni, pero -en vista del
naufragio que acaba de sufrir la suya, la retire.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a votaci6n
el artieulo 7o. (Aprobado).
SR. SOTO (OSCAR) : Yo pido que conste mi voto en
favor de la enmienda 'del Sr. Alberni.
(El Oficial de Actas da lectura at art. 80.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a disousi6n.
(Silencio). A votaci6n. (Aprobado.)
(El Oficial de Aotas da lecture al art. 9o.)
Se pone a discusi6n. (Silencio). A votaci6n. (Apro-
hado.)
(El Oficial de Actas da lectura al art. 10.)
A diseusi6n. (Silencio). A votaci6n. (Aprobado).
Una enmienda adicional.
(El Oficial de Actas leyendo).
Enmienda adicional.
Al Articulo 10.
Se deroga el articulo 4o. de la Ley de lo. ide Julio
de 1920 que establece el impuesto denominado del
cuatro por ciento sobre utilidades.
(F) Fernando Ortiz.
SR. ORTIZ (FERNANDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. ORTIZ (FERNANDO) : Para explicar, a mi modes-
to juicio, la necesidad de esta enmienda. Segin el
articulado, es potestativa la supresi6n del impuesto
del cuatro por ciento. En el Proyecto antiguo se
derogaba ese impuesto. Ese impuesto ha entendido
la Camara que es compatible con 1la ereaei6n de
otros impuestos: 'el impuesto del uno por ciento so-
bre la venta bruta que tan direetamente afecta a
las classes mercantiles. Haee cuatro afios, la CAma-
ra acord6 abolir ese impuesto...
Yo realmente tendria eserfpulos en votar la ins-
tituci6n d.e ningin otro impuesto sin tener la se-
guridad doe que ha sido suprimido el cuatro por
.iento.
SR. DE 'CARDENAS (RAUL) : Para haeerle una ad-
vertencia al Dr, Ortiz. No esta calculado entire los
ingresos del Presupuesto de la Naci6n el impuesto
del cuatro por ciento ?, pues entonees me parece que
seri dificil suprimirlo per ahora.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Yo creo que la
oportunildd d d derogar el cuatro por ciento es cuan-
do se cree el otro Impuesto.
SR. REY (SANTIAGO) : Para informal al doctor Or-
tiz que seguramente no sabe que eso mismo esti con-
signado ;en forma potestativa, precisamente para co-
noeer lo que produce el uno por ciento, y si produ-
ce lo suficiente powder suprimirlo, si no quedare vi-
gente. Yo le ruego por tanto que retire Ra enmienda
y lo deje 'en la forma en que estA.
SR. ORTIZ (FERNANDO): Yo rea'lmente creo otro
cosa, y como me asiste la duda por eso ideseo alguna
otra explicaci6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo debo declarar que soy
contrario ,en lo absolute a que se quite ese impuesto
del cuatro por ciento, me parece que es el finico im-
puesto rational; me parece que es l1o Anieo que estA
en el curso de las actuales tendencies ide la Hacien-


da Piblica, y si proisamente nosotros sustituimos
este impuesto que existe sobre la riqueza, por un im-
puesto que ha de vivir impuesto sobre la miseria, per
eso entiendo que debe dejarse el cuatro por ciento vi-
gente, e igualmente el del uno por ciento, para quitar
part del uno por ciento, si es que result que da mis
de lo que debe dar, pero nunca quitar el del cuatro
por ciento. Es una cuesti6n que loreo completamente
en armonia ocn los principios actuales.
SR. O~TIz (FERNANDO) : Dentro de lo que se ha
tratado en relaci6n con los impuestos que deben ga-
rantizar el Empr6stito, exige el 'Gobierno Americano
la vigencia del cuatro per ciento? No. Entonces en
se caso yo insist en su supresi6n. Soy contrario
a lo que opina el Dr. Ferrara, porque obligado a
tener que aceptar el impuesto del uno por eiento
y obligados a manatener el del cuatro por ciento...
SR. FERRARA (ORESTES) : Tampoco .el uno por cien-
to va a former part de la garantia, y cuando des-
aparezean esas condioiones actuales, se quitarh ese
impuesto y se sustituird por otro.
SR. REY (SANTIAGo) : Yo le suplico al Dr. Ortiz
que lo deje en la forma potestativa en la seguridaid
de que no hay duda, porque el propio Ejecutivo Na-
cional ha tratado de la supresi6n del cuatro por cien-
to, y si entendemos que se puede retirar porque pro-
duce lo suficiente es lo que casi seguro que se retire
en su oportunidad.
SR. FERRARA (ORESTES) : Es la influencia del se-
fior Guti6rrez que tiene que pagar grandes canti-
dades por concept de ese impuesto.
SR. GUTIERREZ (VIRIAT) : Es precisamente la in-
fluencia del Sr. Gutierrez, Sr. Ferrara, la que va
en contra de esta petici6n que iniciM, porque en mi
sentido envuelve un peligro para todo el que tenga
que pagar el impuesto del cuatro per ciento, por-
que para que se ollegue a quitar tienen que pasar
muchisimas cosas y nunca illegarA el termino...
SR. FERRARA (ORESTES): Despu6s se presentarA
la derogaci6n del impuesto del cuatro por ciento.
SR. ORTIZ (SANTIAGO): 'Este ies un precepto que
no tiene nada que ver con el emprestito, de manera
que puede ser votado, aprobado o no en una vota-
ci6n ordinaria. Yo tengo la opinion de que ningfn
gobierno deroga ningfin impuesto; de manera que
se queda continuarh vigente por in eternum.
SR. ALBERNI (JoSE) : Acepto.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido ala pa-
labra en obvio de tiempo y de dificultades. Hemos
aceptado el proyecto come venia de acuerdo con los de-
seos de los que habian presentado enmiendas, y si
hemos 1legado ya hasta el final del proyeeto yo ge
rogaria al Sr. Ortiz apesar de que en consultas pri-
vadas que le hioe yo, no obstante yo le suplico que
retire su enmienda, ya que ha dado lugar a este de-
ate se demore para llegar a su resultado final.
Sn. ORTIz (SANTIAGO) : Es muy sencillo. Se vota
sin votaci6n nominal.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : La C'6mara
lo va' a reehazar.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a votaci6n
la enmienda del Sr. Ortiz. (Rechazada).
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Deseo ha-
cer constar mi voto en contra de la enmienda.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se harA constar.
Se va a dar lectura a una enmienda.
(El Oficial de Actas la lee.)










38 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. ALBERNI (JosE) : Sefior Presidente y seiiores
Representantes: Como la enmienda esti comprendi-
da en parte en una disposici6n transitoria y aunque
mi enmienda es mIs radical y seria ml fitil .a los in-
tereses del pais ya que el impuesto del uno por cien-
to ha de encarecer la vida y encarecer la vida -en es-
tos moments significa el alza ide los jornales y mayor
costo por tanto en la .producci6n .de nuestra princi-
pal industrial, lo que nos colocarA en condiciones de
no powder competir con la industrial remolaehera, acep-
to sin embargo la disposici6n transitoria que con
vista de mi enmienda, en transaci6n, ha afiadido el
Proyeeto de Impuesto nuestro querido Leader doctor
Rey, porque confi6 en que el Honorable Presidente
de la Repfiblica hard buen uso en bien del Pais at.
esta facultaid; y porque ademas prevee que de no
aceptarla, no lograria ni este pequefio 6xito, dada la
forma en que viene pronuniciandose la Oamara.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Reiterada la enmienda
se pone a votaci6n el articulo. Los conformes de pie.
Aprobado.
(Hacen, constar sus votos en contra los seiores
Germin L6pez y IDuis Felipe Salazar).
SR. PRESIDENTS (VERDEJA): Se va a dar leotura
a las disposiciones transitorias.
(El Oficial de Actas leyendo.)
DISPOSICION TRANSITORIA
Se autoriza al Presidente de la Reptiblica, para
que pueda disminuir hasta el medio por ciento el
impuesto que se crea .por esta Ley, si idespu6s de
transcurrido el tiempo necesario para apreciar la
cuantia ide su producci6n, 6sta excediese considera-
blemente de las cantidades necesarias al objeto que
se destina.
Se va a dar leetura a otra disposici6n transito-
ria.
(El Oficial de Actas leyendo.)
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Para la redacci6n y otorgamiento del document


o documents pfiblicos a que diere Jugar este Em-
pr6stito, el Presidente de la Rep-iblica harA una
convocatoria por el termino de quince dias a los No-
tarios Pfibticos, y adjudicara ese servicio al Notario
que menor precio ofrezca. En el caso de que mis
de uno se ofreciere gratuitamente, se designairA el
mis antiguo en la profesi6n.
(F) Fernando Ortiz.
SR. ORTIZ (FERNANDO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SR. ORTIz (FERNANDO). Yo deseo explicar la en-
mienda. Yo no creo, realmente, que la ingerencia,
americana pueda llegar a inmiscuirse en esto. La
prensa ha denunciado que hay un negocio detrAs
del otorgamiento de la eseritura dell Emprestito.
La serial de los tiempos haae career que es probable
que 6sto pueda sor...
SR. CHARDIET (ARMANDO): Hay un Notario en
la Iabana que se ha ofrecido a hacerlo de .gratis.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n.
Aprobado.
(El Oficial de Actas da lcotura a una disposici6n
final.)
Se pone a -discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
1,Esta de aeuerdo la Cimara con que esti Ley pase
directamente a la Comisi6n de Estilo, y que 6sta,
asesorada de los miembros de la Comisi6n la envie
directamente al Senado?
(Seiiales afirmativas.)
Acordado.
4 Est de acuerdo la Cfmara en suspender esta se-
si6n?
(Sefiales afirmativas.)
Aeordado.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se levanta la sesi6n.
(Eran las site y cinco a. m.)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA.. PI Y MAUSAL. 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs