Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01001
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


CAMERA


DECIMO


DE


SESIONES


DE LA
DE REPRESENTANTES


PERIOD CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE
VOL. XXXVIII LA HABANA 22 de Septiembre de 1922 NUM. 64

Sesi6n ordinaria de 20 de Septiembre de 1922

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretaries: Sres. Jose R. del Cueto y German Wolter del Rio
SUMARIO
A las 3 p. m. la Presidencia declara abierta la sesi6n. Se di6 lectura a las actas de los dias diez y
ocho y diez y nueve del corriente mes, siendo aprobadas.- Lectura de various Mensajes de Eje-
cutivo, de los cuales la COnara, se di6 por enterada. Petici6n de datos sobre la adjudicaci4n de
la subasta, celebrada para suministro de forraje al Ejercito. A petici6n del senior Rey, se conce-
di6 un receso. Eran las 3 y 45 p. m., y siendo las cinco p. m. y no habi6ndose reanudado la se-
si6n, la Presidencia la di6 por terminada.


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se abre la sesi6n.
(Eran las tres p. m.)
re va a dar lectura al Acta 'de la sesi6n ante-
rior.
(El Oficial .de Actas la lee).
;Re aprueba el Aeta?
(Seilaes afirmativ-as).
A probada.
Se va a dar lectura a otra acta.
(El Oficial de Actas la lee).
1Se aprueba el Acta?
(Se-ales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar lectura a un Mensaje Presidencial.
(El Oficial de Actas lo lee):
Al Honorable Congreso de la Repfiblica:


M1~ENSAJE LIII
En cnmplimiento de lo dispone el articulo XV de
la. Tey de 19 de Junio de 1922, tengo el honor de en-
viar a ese Cuerpo Colegislador copia ]del Delereto Pre-
sidencial nfimero mil doscientos ochenta de cineo de
los corrientes. publicado en la Gaeeta Oficial nime-
ro sesenta y uno dde nueve del actual, por el que se
efetita una transferencia de cr6dito ascendente a la
cantidad de $10.000.00 del Capitulo II, articulo II,
Concepto "Subsistencias y Transportes", Sub-con-
eepto "Personal Exceldente" para el pago de sobre-
sneldos. ambos de la Relaci6n "J". Secretaria de la
Guerra v Marina. Departamento de la Guerra.
Palacio de la Presidencia, en la Habana, a 12 de
Septiembre de mil noveilientos veinte y dos.
(f) Alfredo Zayas.
SECRETARIA DE LA GUERRA Y MARINA
DECRETO NO. 1280.
Por cuanto: La cantidad de $ 13,284.00 .consignada







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


en el Capitulo II, Articulo IV, Relaei6n "J", Secre-
taria de la Guerra y Marina, del vigent3 Presupuesto,
result insuficiente para .el pago de los sobresueldos
correspondientes a los Oficiales excedentes 'del Ej6r-
cito, por cuyo motivo la mayoria de ellos tienen pen-
dientes de cobro dichos sobresueldos por los meses de
Julio y Agosto ya vencidos, y en esa misma situaci6n
habrain de continuar durante el resto del afio, si no
se provee a ese fin.
Por cuanto: Es de estricta justicia que cada Oficial
exmeedente perciba completes sus sueldos y sobresuel-
dos conforme a los derechos que les reservan las le-
yes vigentes. y siendo viable subsanpr la referida in-
suficiencia de cr6dito sin alterar el total del actual
Presupuesto, aprovechando p'ara ello una parte del
sobrante produeido en el sub-concepto de "Raciones
etc.," por las plazas de alistados vacantes, habidas
durante los meses de Julio y Agosto, hasta la suma
de diez mil pesos ($10.000.00), que 'es la cantidad
aproximadamente necesaria a los fines expuestos.
Por tanto: Haciendo uso de las facultades que me
conceden la Constituci6n y las Leyes vigentes, oldo
p1 pareeer del Jefe del Estado Mayor General del
Ejireito, y a propu'esta del Secretario de la Guerra y
Marina,

RESUELVO:
Primero: Transferir del Capitulo II, del articulo
II, Coneepto "Subsistencias y Tranportes, Sub-con-
oepto "Raciones. etc.." diez mil pesos ($10.000.00)
al Capitulo II, Articulo IV, Coneepto "Personal ex-
cedente" para el pago de sobresueldos. ambos de la
Relaei6n "J", Secretaria de la Guerra y Marina, De-
partamento de la Guerra, del Presupuesto vigepte.
Segundo: Los Secretarios de Iacienda y de la
Guerra y Marina, quedan encargados del cumplimien-
to de lo que por el Presidente se dispone.
Dado en el Palacio Presidencial, Habana, a los
cinco .dias del mes de Septiembre de mil novecientos
veinte y -dos.
(f) Alfredo Zayas, Presidente de la Repfiblica.-
A. Monies, Secretario de la Guerra y Marina.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Cimara se di por
enterada. Se va a dar lectura a otro Miensaje Pre-
sidencial devolviendo a la Cimara de Representantes
el Proyecto de Ley reference a suspender various ar-
ticulos de la Ley ded Servieio Civil.
(El Oficial de Acta, leyendo):

MENSAJE
A la Honorable CAmara de Representantes de la Re-
publica:
En dos ocasiones me he dirigido al Congreso de
la. Repfiblica solicitando una temporal suspension
de preceptos legales reguladores del 'Servicio Civil.
y de otros del C6digo Electoral prohibitivos de deter-
minados aetos. que easo de realizarse producirian la
aplicaci6n de penas sefialadas al efecto.- Con fe
cha seis del corriente mes se me remite por el Sr.
President y sefiores Secretarios de la respectable
Camara de Representantes, un Proyecto de Ley que
sin duda ha sido motivado por aquellas iniciativas.
Sin embargo, contra lo que parece 16gico, me encuen-
tro forzado a devolver dicho Proyeeto de Ley con ob-
jeciones que estimo bien fundadas, pues por una part
consider que no se llena la finalidad perseguida


y recomiendada por el Poder Ejecutivo y, por otra
parte, me pareee convenient Ilamar la atenci6n del
Honorable Congreso sobre alteaciones que en la
material se introduced y que pueden ser poco conve-
nientes para la buena administraci6n.
Es necesario no olvidar que estamos en un momen-
to de rectificaci6n y reorganizaci6n, para raeuperar
una normalidad en la vida national, que fu6 inte-
rrumpida y perturbada por varias causes que no es
precise conoretar; y por' ende en el. caso de esta ini-
ciativa del Poder E.j, ut]vo sin dejar de realizar al-
guna reform legislative permanent, mis bien se pre-
tendia una situaci6n transitoria que permitiera al
Gobierno evolucionar sin las trabas e impedim'entos
que las eyes para situaciones regulars han estable-
*cido.
Comprobando lo que dejo expuesto me refiero al
Niensaje que tuve el honor de dirigir al Congreso, con
fecha trece de Junio filtimo, por ,el cual en -vista de
las circunstancias presented, pedi con referencia fini-
camente a empleados del Estado, que se dejara en
suspense la aplicaci6n de aquellas disposiciones de la
Ley del Servicio Civil y del C6digo Electoral, que
pusieran obst:'culos a su remoei6n ,o a la selecei6n :en
casos de excedencia. Limitaba la suspension al pe-
riodo necesario para aplicar el nuevo Presupuesto.
-Mis tarde, en veinte y oeho del propio mes, rei-
ter6 mi solicitud al Congreso, de suspension temporal
de aquellas disposiciones, procurando una autoriza-
ci6n para deeretar cesantias y hacer nombramientos
durante todo el mes de Julio, sin sujeci6n a la Ley
del Servicio Civil y sin la sanei6n del C6digo Electo-
ral.- En este segundo Miensaje, indiqu6 mi deseo
'de comprender en la media las categories de Jefes
Superiores de Administralei6n, a Jefes de Adminis-
traci6n de Sexta Clase inclusive y del personal pro-
fesional y tecnico cuyo haber no sea menor de dos
mil pesos anuales.- Indiqu6 tambi6n la convenien-
cia de extender la disposici6n transitoria a los pre-
ceptos de la Ley OrgAnica del Departamen'to de Co-
municaciones y a las disposiciones transitorias segun-
da y tereera de la Ley de Jubilaci6n Ide Funciona-
rios y empleados, .en cuanto a los del Estado.
El proyecto de ley, al reformer el articulo XIV
de la vigente Ley del 'Servicio Civil no es objetada
en lo mis minimo por mi, eneontrAndola inspirada
en el deseo de cooperar al prop6sito del Ejecutivo,
y solamente porque al formular objeciones a otros
detalles vuelvo totalmente la material al conocimien-
to del Congreso. me permit recomendar que en el
nfimero VI de dicho articulo XIV se incluya la. Po-
ilicia Naeional, para desvanecer toda duda respect a
star o n6 comprendida en el Servisio Clasificado.
El articulo II del proyeeto de ley, autoriza al Pre-
sidente de la Repfblica y a los Secretarios de Des-
pacho para destituir a funcionarios o empleados "por
convenir al mejor servicio", sin ajustarse al, proce-
dimiento de expediente.
Desde luego que esta disposici6n responded a la so-
li]iitud reiterada del Poder Ejecutivo, pero se echa
,de menos la facultad correlativa de nombrar para los
cargos que desempeiiaban los destituidos, sin sujeci6n
a las reglas establecidas en la Ley del Servicio Civil
para nombramientos y ascensos; y ,esta deficiencia
puede estorbar una selecei6n aleertada.
El propio Articulo II del proyeto de ley, limit
esa facultad .de destituir por conveniencia del servi-
cio a un plazo de noventa dias, tratandose 'del ser-
vicio el'asificado, lo :eal es perfectamente acceptable;









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


y parece que limita al servicio clasificado la deter-
minaci6n de la categoria de empleados o funciona-
rios que puedan ser objeto de tal destituci6n, pero
esta impresi6n produ ida por la lectura del articulo
II, se desvanece y se hace insostenible, ante ila cate-
goria del articulo VI. que aplica el anteriormente
citado, a funcionarios y empleados "del servicio cla-
sificado o n6". De esta suerte. resultarA que la ce-
sant a de los funcionarios que disfrutcn sueldo de
dos mil cuatrocientos pes3s a minor no podra ser de-
cretada por simple conveniencia del servicio; sino
mediante expediente y causa fundada, extorsionin-
dose asi, en gran parte, el fin deseado.
El mismo a'rtiinlo II 'del proyecto de ley concede
a los empleados a funcionarios del servicio clasifica-
,do 'cesantes por conveniencias del servieio un recur-
so de alzada para ante la Comisi6nk del Servicio Ci-
vil v esta despu6s de abrir investigaei6n, revoiari o
ratificard la resoluci6n.
Rea'lmente s' compete iniusticia al destituirse a un
empleado, dejndolo bajo cierta acusaei6n que se des-
prende de estimar convenient ail mejor servieio su
cesantia, y pare?*-e por tanto que debe facilitiArsele
medio de desvanecer esa sospeeha; pero si la media
transitoria que se pide se explica por la dificultad
de comprobar en un expediente un defecto del fun-
cionario empleado para fundar su cesantia, resulta-
rh dificil tambi6n. demostrar ese defeocto a la Comi-
si6n del Servicio Civil, que para ratificar la resolu-
ci6n apelada tendra que apreciar aquella convenien-
cia para el mejor servicio administrativo.- Una in.
vestigaci6n, y limitada a menos de treinta dias, no
puede ser eficax, ni a priori es dable considerar en que
pueda 'consistir, fuera dde la informaci6n reservada
que proporcione el Presidente de la Repfiblica o el
Secretario de Despacho que decree la destituci6n; y
muy quebrantada quedara su autoridad si no con-
vence a la Comisi6n del Servicio Civil del beneficio
reportado al buen servieio icon la media que adopt.
La ya indicada limitaci6n dde la facultad de hacer
cesantias reduciendolas a los funeionarios y em:plea-
dos comprendidos desde Jefes Ide Administraci6n de
Cuarta Clase inclusive a Jefes 'Superiores de Admi-
nistraci6n disminuye grandemente la esfera de ae-
ci6n de los Seeretarios de Despacho en la obra de
depurar la Administraci6n Pfiblica seleacionando
personal, porque excepcionada la aplicaci6n de la fa-
cultad extraordinaria y temporal a muy crecido nfi-
mero de empleados.
Po.r el articulo III del proyeeto de ley se deJeara
que quedan en suspense por t6rmino de noventa dias
el articulo trescientos veinte y oecho y las concordan-
tes del trescientos 'veinte y nueve del C6digo Elec-
toral vigente, cuyo articulo prohibe !la remoi2i6n, des-
titucidn y nombramient.os de funcionarios y emplea-
dos; y se ajusta al precepto de la petici6n del Poder
Ejecutivo, pero como dicha suspension se deelara que
es "a los efectos de caumplir exclusivamente lo dis-
puesto en el articulo anterior" queda en pi6 ila falta
de autorizacion para nombrar sin sujeci6n a las dis-
posiciones legales sobre ascensos y nombramientos.
El articulo IV del proyeeto de ley contiene extra-
ordinarias exigeneias a los funcionarios y empleados
de ocalqluier case o categoria, ya fueren del servi-
cio clasificado a n6. y asi del Estado como 'de la t
Provincia o del Municipio, las que deberAn Ilenarse
en plazos improrrogables 'de veinte dias. s
Desde luego que este articulo revoca el articulo 38 t


de la Ley del Servicio Civil.- Este precepto exige
que para ingresar en el Servicio Civil Clasificado
se reunan las condiciones de ser ciudadano cubano,
no menor de diez y ocho ni mayor de cuarenta afios,
justificar buena condueta anterior, hallarse en el
ejereieio de los derechos civiles y no haber perdido
los politicos par senteneia, realizar con 6xito favora-
ble los ex;menes y pruebas por la ley, ser fisica-
mente capaz para el !eargo. y tener una practice de
seis mcs s.- El nuevo precepto exige la justificaci6n
de la ciudadania cubana. sin hacer la ex'cepci6n de la
vigente ley, cuando se trate de la neoesidad de con-
diciones tdenicas especiales; tambien pide se acredi-
te buena conduct anterior y agrega careerr .de an-
teeedentes penales", lo que no es rechazable.- Su-
prime el proyeeto de ley los demas requisites, con
lo que aeaso destruye esenciallmente la Ley del Ser-
vii'io Civil, lo que sin duda ni era 1prop6sito del Po-
der Ejecutivo ni f'u6 intenci6n del Congreso de la
Repfiblica.
Dispone el articulo IV, que examine, que se justi-
fique par el funcionario o empleado que sea nombra-
do que no ha sido separado ide algfin cargo a virtud
de expediente administrative, por resotluei6n firme,
y por motive que le perjudique en el concepto pfi-
blico; y realmente. a no ser admitiendo el juramento
como prueba definitive. y no como supletoria y ppro-
visional, cual lo acepta el proyecto de ley, no es fd-
cil tarea acreditar cumplidamente con documents
ese particular, que constitute una prueba negative,
y debe obtenerse :con relaci6n 'a todos los centros de
la Administraci6n Nacional, Provincial y Municipal.
Pero donde no es dable al Poder Ejecutivo otor-
gar su sancion, porque equivaldria a afrentar in-
justamente a muehos conciudadanos con referen-
cia al inciso (d) 'del aludido articulo IV del Proyee-
to de Ley.- Por 6ste se incapacita para ser nombra-
do funcionario o empleado de la Naci6n, de la Pro-
vincia y del Miunicipio. a quien hubiere .desenmpefiado
cargo ejecutivo en la direcei6n o administration cen-
tral u Oficina Principal de Baneos o Compafiias ide
Cr4ditos sujetas atualmente o que lo estuvieren an-
tes de la Comisi6n de Liquidaci6n Bancaria, o que
con anterioridad a la Ley de veinte y uno de Enero
de mil novecientos veinte y uno se 'encontraban, o
personalmente el empleado, en suspension del cargo.
De 'manera, que quien fu6 miembro de una Directi-
va de Banco o Compafiia de Cr6dito y cuando ya no
lo era suspendi6 pagos la Instituci6n, por un efecto
retroactive inexplicable, se encuentra equiparado a
quien tenga graves anteoedentes penales.- Tal dis-
posici6n no resisted el miAs ligero e-amen sin ser ob-
ieto de in;mediata desaprobaci6n.
El Proyecto de Ley presume que en el plazo de
veinte dias, a partir de su nombramiento, el fun-
cionario o empleado no poedrA en todo caso presen-
tar los ddocumentos exigidos y lo autoriza a suplir los
que falten por una delaraci6n jurada con las res-
ponsabilidades del perjurio; pero como esta suplen-
eia es "mientras obtiene ese requisite", y no sefiala
nuevo thrmino para obtenerlo result de falato, que
bastarA el juramento para dar por cumplido todo lo
prevenido meliante manifestaci6n ,de no ser possible
)btener los documents en los 20 dias concedidos.-
Parece pues mas convenient dejar en vigor el ar-
iculo treinta y ocho de la Ley del Servicio Civil,
para los funcionarios y empleados del Servicio Cla-
ificado y hacerlo extensive en lo que sea congruen-
e a dos ,del servicio no clasificado.


3








4 DARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


El Proyeeto de Ley en el parrafo final de su ar-
ticulo IV, determine qu6 delitos y faltas no consti-
tuyen antecedentes penales, a los .efeetos del propio
articulo IV, cumple a mi deber dealarar que seria
preferable no coneretar de esa manera y si dejar a
la apreciaci6n -en cada un 'caso la trascendencia de
los antecedentes penales en la conduct presumible
del funcionario o mempleado.
En efecto, desde un punto de vista de Gobierno y
Administraci6n Pfiblica, parece que debe constituir
.antecedentes perjudiciales a un individuo el delito a
que se refieren los articulo ciento ochenta y seis y
ciento ochenta y siete del C6digo Penal relative a
Asociaciones que tengan por su objeto o circunstan-
cias ser contrarias a la moral pfiblica o cometer al-
g6n delito penado en el C6digo.- Es ineoncebible
que el propio Gobierno de una Naci6n declare que
no es antecedente penal a los efectos de former part
de su Gobierno y Administraci6n, el delito de rebe-
ii6n y el 'de sedici6n 'en sus varies aspectos. asi co-
mo los dielitos de atentado contra la Autoridad y sus
agentes sin distingo alguno.- Tampoco ,parece bien,
sobre todo tratAndose de cargos que tengan apareja-
dos manejos o custodia de fondos, que no scan antece-
dentes apreciable el delito de juego prohibido, por lo
menos si fuera reiterado. Por filtimo, es indiscutible la
convenienia de declarar que no constitute antece-
dente penal, a los efectos indicados algunos, de los
delitos comprendidos en los articulos 416, 420, 453 y
587.
El articulo V, del Proyecto de Ley exige a los fun-
cionarios y 'empileados .de toda eclase, que actualmente
desempefien cargos en la Administraci6n del Estado
de la Provincia y del Mnnicipio, que en termino de
treinta dias desde la publicaci6n de ley, 'presenien
justificaci6n documental de ser 'iiudadano cubano.
de no haber sido separado de alg-in cargo del Es-
tado, la Provincia o el Municipio por expediente ni
por motivo que le haga desmerecer en el coneepto
pfiblico, de no estar sujeto a causa criminal come
acusado i .procesado. ni a expediente alcuno, ni sus-
penso ni inhabilitado judicialmente, y career de ante-
cedentes penales.
Result qu' testa disposici6n tendrA un efeeto re-
troactivo fuera 'de today duda. pues si no ieumpliere
producirA la cesantia de empleados piblicos ampara-
dos y confirmados en sus cargos ipor varias leyes vi-
gentes. y que para obtenerllos, es de presumir se lie-
naron los requisitos que los fueron exigidos.
Se autoriza la presentaci6n de esa declaraci6n ju-
rada si se aleca no ser possible presentar en el plazo
sefialado los documents exigidos. produciendo una
declaraci6n de cesantia la no presentaci6n de ostos o
aqu6la. Es de notar que tratAndose .de nuevo nom-
bramiento en 'el articulo IV no se conmina con la de-
claraci6n de oesantia a quien no present 'en tiem-
po los documents exigibles, y sin embargo tratAndose
'de empleados nombrados con anterioridad se castiga
cquella falta eon la destituci6n.
Este articulo present otra diferencia interesan-
te con ell anterior; pues terminal icon la siguiente fra-
se: "La *declaraci6n jurada que se autoriza deberA
ser presentada por el t6rmino sefialado en el pri-
mer pirrafo 'ie este articulo", es decir que surtirA
su efecto supletorio por treinta dias, en tanto que la
declaraci6n jurada a que se refiere el articulo IV no
tiene tiempo ,determinado en que surta aquel efec-
to.


Como las leyes deben ser claras en su redaoci6n y
no sujetas a interpretaci6n literal que contraria
su espiritu es convenient que el Art. VII del Pro-
yecto de Ley diga que para obtener certificaci6n del
Encargado del Registro de Penados se deberk pre-
sentar, n6 "la certificaci6n de inscripci6n die naci-
miento", como se dice en dicho articulo, sino la par-
tido Bautisma! anterior al establecimiento del Regis-
tro Civil, la certificaci6n de inscripci6n de nacimien-
to, a partir de ese establecimiento, informaci6n testi-
fical jurada si se hubiere destruido la Iglesia o el
Juzgado Miunicipal y desaparecido los libros respec-
tivos, o informaci6n ad perpetuam, si se hubiere tra-
mitado. y autorizaci6n para cambios .de nombre y
apellidos si se hubiere obtenido.
Espero que esa Honorable Camara de Representan-
tes, verl en estas objeeiones la expresi6n de an es-
fuerzo para cumplir.el deber impuesto al Jefe del
Estado en el articulo sesenta y dos de la Constitu-
ei6n; pues pudiera considerarse an6malo que solicita-
da por mi una Ley que tuviera la finalidad sustancial
de la que devuelvo, y sobre todo que estimando en
los actlailes moments de imperiosa necesidad esta
Ley yo haga objeciones al Proyecto .que se me ha en-
viado.- Aplaudo la complacencia demostrada por 'el
Congreso y le agreceder6 la rectificaci6n de aquellos
detalles de la ley que encuentre objetados con funda-
mento, y luego que estudie con su acostumbrado buen
juieio y elaro criterio las anteriores objeciones.
Palacio de la Presidencia, en la Habana, a diez y
ocho de Septiembre de mil novecienltos veinte y
dos.
Alfredo Zayas.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La CAmara se da por
enterada.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo deseo antes
que se nos d6 cuenta de la. fecla en que se recibi6
en el Palacio Presidencia], referida Ley y de la
fecha que tiene el Veto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se remiti6 el 7 y el Ve-
to tiene fecha 18.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Entonces como el
vencim'iento era el diez y site, esta fuera de tOrmi-
no, pido por consiguiente que no se tome en conside-
racion.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Si S. S. descuenta los
domingos que en el termino hay intercalados verA
que esta dentro idel plazo legal.
SR. HERRER, SOTOLONGo (PEDRO) : La Constituei6n
habla de dias solamente y no de dias hibiles.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Esta es una opinion
de S. S. con la eual se dara cuenta en la oportunidad
debida.
Se vA a dar cuenta con otro Mensaje Presidencial
devolviendo a la CAmara el Proyecto de Ley modifi-
cando varies artioulos ide la Ley Electoral.
(El Oficial de Actas, leyendo):

iMENSAJE
A la Honorable CAmlara de Representantes de la
Repfiblica:
Die acuerdo con lo prevenido en el articulo 62 de
ila Constituci6n, tengo ,el honor de devolver a ese
respectable Cuerpo Legislador el Proyecto de Ley que
me en'vi6, modificativo de algunos articulos Idel C6-
digo Electoral vigente.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAfKARA DE REPRESENTANTES 5


Es fail convenir en que la modificaci6n de puntos
esenciales de una Ley o de un Cddigo Electoral, du-
rante el period inmediatamente previo a las eleocio-
nes es cosa que se debe evitar, ya que la naturaleza
de los preceptos de tal cuerpo legal da margen a
apreciaciones encontradas, y propiciatorias de aira-
dos antagonismos.
La anterior reconsideraci6n de cardeter general es
de tomarse enc'uenta con mayor raz6n en nuestrm
caso, donde el vigente C6digo Electoral tuvo per pri-
mordial tinalidacd rectificar o sustituir las disposi-
ciones de la Ley Electoral anterior 'en todo aquelho
que dolorosas experiencias demostraron ser invenien-
tes o deficientes, estando en la memo.ra de todos los
singuilares circunstancias concurrentes en la redacci6n
y aprobaci6n del vigente C6digo Electoral.
A esta observaci6n aplicable a cualquiera modifi-
caci6n de alguna trascendencia debo agregar concre-
tas objeciones al Proyecto de Ley, y asi precede a ve-
rificarlo.
Es de pfiblica notoriedad que recientemente liamo
la ateneidn de la Junta Central Electoral, y esta Icon
gran deferencia y celo acogi6 mi indicaci6n acerca
de la evident nulidad que habria de afectar a las
eleeciones en la mayor parte de los Municipios de
la mayoria de las Provincias, poer la interpretaaci6n
err6nea del articulo ciento dos del C6digo Electoral
que Jlev6 a varias Juntas Provinciales al incumpli
miento del mismo. La Junta Central Electoral adop
t6 determinaciones que ban evitado tan grave conse-
cuencia.
Fund'base mi opinion, de la que particip6 la Jun-
ta Central Electoral, en la aplicaci6n del inciso K
dell articulo 242, relacionado con el a'ticulo eiento dos
antes aludido. Este filtimo presepto, cuya modifica-
ci6n se intent, revela el prop6sito de los legislado-
res de impedir que subsista una inscripci6n presu-
mible de fraudulent, aunque ipara lograrlo sin du-
da que original perjuicios injustos. Entendi6 el Le-
gislador que la proporci6n entire el nimero total de
eieetores en cualquier barrio para la pr6xima elec-
ci6n y el n6imero de ciudadanos que para el barrio,
arroj6 el filtimo censo decenal no debe exeeder en
mis de uno por ciento a la proporei6n entire el nid-
mero. de electores determinado por dicho censo y el
de ciudadanos que arroje el mismo.- Cuando resul-
te mayor del uno por ciento esa proporci6n, pero no
mayor del tres por ciento, la Junta Provincial Eloe--
toral despu6s de una investigaci6n, ordenarA se tachen
las inscripeiones que estime indebidas; pero si exce-
de del tres por ciento al no poder por eil procedi-
miento anterior reducir el exceso a menos del tres
por ciento, dispondrA que las eleeeiones se celebren
sobre la base de la inscripei6n para las anteriores,
modificada con las exclusiones hechas y afiadiendo
los electores dados de baja por no haber votado y
reinscrisptos.
'El articulo doscientos cuarenta y dos sefiala, los ca-
sos en que debe decretarse la nulidad de elecciones sin
otra prueba que la propia documentaci6n de la Jun-
ta o el Colegio Electoral y el su inciso K determine
con motive de tal nulidad "que la eleeci6n en el ba-
rrio se celebr6 basada en dos Registros Eleetorales,
en los cualles la diferencia entire las proporciones re-
feridas en el articulo ciento dos de este C6digo, ex-
cediera del tres por ciento"; y extiende la nulidad
a todos los Colegios del barrio. -El articulo ciento


noventa y nueve ordena a las Juntas Municipales es-
crutadoras, que de ofieio anulen las eleeciones cuan-
do exist una de las causes de nulidad del articulo
dosientos cuarenta y dos.
Sentados estos precedentes nada importa que el
Proyeeto de Ley que examine modifique los procedi-
mientos que deban seguir las Juntas Provincialies
Electorales al observer el aumento superior a un uno
por ciento en aquellas 1proporciones, sino se ha revo-
cado ni modificado el articulo doscientos cuarenta y
dos en su inciso K, y el articulo ciento noventa y
nueve .en su referencia a 6ste, porque donde quiera
que exista aquel exeeso se producirA fla nulidad; y
como ya esta nulidad esti evitada por las medidas
que adopt la Junta Central Eleetoral, la aproba-
ci6m de este Proyeeto de Ley las volveria a rear por-
4ue serian eficaces la casi totadidad de las inscrip-
ciones anuladas para rebajar dicho exceso, y 6ste vol-
veria a existir.
Podria pensarse, sin estudiar la cuesti6n que al dis-
poner el Proyecto de Ley, reformando el Art. cien-
to dos, que se tome come base en el caso de su apar-
tado segundo para las eleceiones, el Registro que sir-
vi6 para las filtimas excluidos los que no votaron, au-
ment6 poco el nfunero de eleetores de dieho Registro
al ordenar que se incluyan "Solamente (a) los que
excluidos por no haber votado se hubieren inseripto
de nuevo, (b) los que se inscribieron por primera
vez por haber adquirido la edad electoral despu6s
del filtimo censo, (c) los inscriptos por traslados y
(d) los inscripos que hayan sido postulados candida-
tos (se omite decir que se les haya exeluido del Art.
102, hey vigente).
Ell error de apreciacion en este caso se demostra-
ria con un simple examen de los resfimenes estadis-
ticos .de icalda barrio y de cada Municipio, done se
veria que la inmensa mayoria de aquellos barrios
donde el tan repetido exceso pasaba de un tres por
ciento, continuari en ese estado, despuds de aplicar
la nueva disposici6n, porque las inclusiones por otros
motives que no sean los aceptados en el Proyeeto de
'ley son muy escasas.
Puede existir un problema' de inconstitueionalidad
si se aplicara al quedar vigente el actual Proyeeto
de Ley el articulo eiento dos como viene redactado
porque habiendo transeurrido ya el termino dentro
del cual dicho articullo fu6 aplicado, conforme a su
actual redaeci6n es indudable que los efectos de esta
nueva Ley serian retroactivos para, volver sobre lo ya
solucionado y iectificar la situaci6n legal iereada.-
Pareee que seria infringido ea articulo XIII de la
Constitucion.
Al examinar el nuevo articulo surge una euesti6n
singular. Dicho articulo en su presented redaeci6n su-
pone dos situaciones diferentes y dispone procedi-
mientos tambifn diferentes; esas dos situaciones son,
como antes he indicado, una diferencia entire las pro-
porciones ya mencionadas mayor del uno por cien-
to, y una difereneia mayor del tres por eiento. Aho-
ra bien, el Proyeeto de Ley que tengo a la vista, au-
torizado por las firmas de Ilos sefiores Presidente y
Secretarios de la Cdmara de Representantes, se re-
fiere al 'primer caso con la frase: "cuando las dife-
rencias entire las proporeiones antes mencionadas sea
mayor del uno por .ciento", y cuando se contrae al
inciso segundo del articulo 102, dice: "cuando la di-
ferencia exceda del uno por ciento", Existe un error
en este segundo caso? iDebiera decir "exceda del









6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

tres por ciento? No estoy dlamado a subsanar el apa- bieran convertido en una sola boleta las -dos que ha-
rente error, que bien pudiera no serlo, pues me cons- bran de utilizarse.
ta que el Senado comunic6 a la Camara el Proyecto
enmendado pr aqu61 con la misma redaeci6n que tie- La reform que se hace .n el articulo 188 demues-
ne el que me fu6 remitido. tra que afin cuando en el ciento setenta y cuatro se
o r a ua exige que las operaciones dell escrutinio terminen
Si acepto el texto que examine result una diver- antes de las seis de la mariana se a~cepta que en el
sidad de disposiciones para un mismo caso; y si ad- propio Colegio Electoral se pueda terminal 'despue s
mito ja hip6tesis de una equivocaci6n, debo conside- de la hora, sin establecerse ninguna elase de precau-
rar estas medidas precisamente como productoras de cioes o garantias.
la nulidad de las eleciones en multitu d de barrios,
sin remedio possible mientras continfien vigentes el Ninguna objcci6n puede hacerse al pdrrafo que se
inciso K y el articullo doscientos cuarenta y dos y el adiciona al artieulo ciento noventa del C6digo Elec-
articulo ciento noventa y nueve. toral; pero en cambio no es admisible la supresi6n ide
Nada objebo a los dos pArrafos que se proyeeta los tres ;prrafos primeros del articulo ciento noven-
agregar al articulo ciento cincuenta y cinoo del C6- ta y dos porque ellos son constitutivos de garantias ver
digo Electoral: pero si debo poner reparo a Ia San- daderas, y que no deben escatimarse, de la verdad
ci6n ide la reform del mnismo articulo asi como la de electoral, y afin en el easo de las variadiones propues-
los artieulos 156, 171, 188 y 191, en cuanto se refie- tas en la hora de terminar el escrutinio, siempre han
ren a modificaei6n de la hora 'en que debe termi- podido mantenerse estas garantias o bien llenandolas
nar la votaci6n, y aquella en que debe finallizar el al suspenders a las seis de la mafiana las operacio-
escrutinio. nes no concluidas, ,para terminarilas en la Junta Mlu-
,En la Ley Electoral anterior al C6digo vigente los nicipal, y manten'indo el parrafo final del articulo
Colegios permanecian constituidos practicando las ope ciento noventa y .dos, o bien adaptando esas garan-
raciones de escrutinio hasta. las seis de la maiana, tias a la circunstancia de terminarse el esrutinio
pero se sefiallaron tantas inconveniencias a esa prceti- en el Colegio Electoral despubs de Ilas seis de la ma-
ca, se indie6 tan reiteradamente que las altas horas niana.
de la madrugada eran apropiadas para llevar a cabo No encuentro objeci6n al articulo XI del Proyee-
refuerzos electorales que una fuerte corriente de opi- to de Ley que modifica un apartado del doscientos
ni6n se produjo y di6 lugar a que una Comisi6n in- diez y site del C6digo El-.:toral.
terparlam'entaria en el afio mil novecientos diez y
nueve, modificase con aprobaci6n del Congreso, di- La disposici6n transitoria no es acceptable porque
cha Ley entire otros particulares en 6ste, y seria abrir en ellla misma se conoce que se van a practicar nue-
de nuevo campo a aquellas acusaciones y comentarios vas operaciones, destruetoras de las ya practicadas
retornando al .proedimiento desechado. por aplicali6n del articulo ciento dos del C6digo Elec-
Al reformarse el articuleo ie sesenta ycuatro se toral, lo que concede 'retroactividad a la nueva dis-
declara categ6ricamente que todas las operaciones posici6n legal eon infracci6n del articulo XIII de la
que debe realizar la Mesa Electoral, se terminaran Constituci6n; ademas porque autoriza a las Jun-
antes de las seis de la maiana del e dia siguiente y tas municipals para ejercitar una facultad revisora
aunque el propio articulo admit que puede dejar de los resfimenes estadisticos que el articulo ciento
de cumplirse esa disposition no previene para dese dos asi e vigente como el proyectado, otorga a las
de eimplirse e~sa disposici6n no previene para ese Juntas Provinciales Electorales.
event, nada mrs que el castigo de los miembros de Juas rovinales Eletorales.
la Mesa, salvo qaso de fuerza mayor, pero sin fijar No terminar6 sin llamar la atenlci6n a un ejemplo
procedimiento que deba observarse para iterminar practieo, que consiste en calcular con vista de los
aquellas operaciones ya que se suprime el sefialado resfmenes estadisticos de una Provincia cualquiera,
en el actual articulo ciento noventa y dos. en cuantos barrios serian nulas las elelcciones, des-
El Proyecto de Ley, en su Art. sustituto del cien- pu6s de aplicar el nuevo articulo ciento dos, y apli-
to setenta y cuatro, ordena que cuando "la Mesa es- cando los articulo ciento noventa y nueve y doscien-
timare que no podrA terminar sus operaciones a la ho- tos cuarenta y dos. Tomo al azar la de Camagiiey, y
ra fijada lo comunicari por lescrito inmediatamente, result que en cuarenta y nueve barrios de los seten-
y con la anticipaci6n debida a la Junta Municipal ta y site que tiene la Provinlia seria forzoso de-
Electoral". Esta disposici6n sera letra muerta para diarar nulas las elecciones.
todo Colegio Electoral que no se encuentre pr6ximo Palaio a Presidenia, en la Habaa, a diez y
a la Junta Municipal correspondiente, pero en la ocho i ide iembre de novel n la Habatos aeintidos.
mayor parte de los casos resultara impossible que in-
mediatamente y antes de las seis de lIa mafiana la
Mesa Electoral haga llegar a conocimiento de dicha Alfredo Zayas.
Junta lo que ocurra.- MAs dificil todavia serA que
la Junta si le llegara el' aviso design un Inspector Quedard sobre ia mesa.
o un Delegado que acuda al Colegio y solucione las
dificultades.- Sin duda que en los extensos Muni- (El Oficial de Actaw, leyendo):
cipios, faltos de comunicaciones internal permane- MENSAJE
cera ia Mesa Electoral a veces hasta tres .dias aguar-
dando la llegada del Inspector o Delegado como con- A la honorable CAmara de Representantes de la Re-
secuencia del aviso que envi6. pliblica:
En el articulo 182 se ha hecho la modificaci6n de En cualquiera ocasi6n me fu6 enojoso ejeleer la
suprimir el caso de encontrarse juntas una boleta facultad que otorga al Presidente de la Repfiblica el
Provincial y ana Municipal que deberkn tenerse por articulo sesenta y dos de la Constituci6n, para de-
- vAlidas; y estas supresiones se justificarian se se hu- vdlver un Proyecto de Ley, formulando objeciones al









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


mismo; pero nunea como ahora, cuando no obstan-
te darme cuenta perfect de la urgencia .de ciertas
medidas legislativas entiendo que mi deber me impo-
ne la obligaci6n de objetar lo que consider inconve-
niente para el buen Gobiernb y la aoertada Adminis-
traili6n de la Repfiblica. En tal caso me hallo con re-
ferencia al Proyecto de Ley, procedente de esa respe-
table CAmara de Representantes, que me ha sido
enviado con fecha seis del coiriente mes, y que modi-
fica algunos articulos de la Ley Organica del Po-
der Ejecutivo; y en iconseeuencia lo devuelvo a ese
Cuerpo Colegisiador objetAndolo en los tArminos si-
guientes:
Primero: La nueva Ley reform el articulo cua-
trocientos treinta y ocho de la OrgAnica del Poder
Ejecutivo, adieionindole tres pdrrafos. Por el pri-
mero se exige a los Pagadores de los distintos De-
partamentos de la Administraci6n, que en un Libro
Registro anoten y numeren las cuentas que deban
satisfacer, por el orden su presentaei6n o recibo, "y
tales euentas se pagarin rigurosamente por .61 orden
en que aparezcan anotadas en dicho Registro". Si
un Pagador infringiere este precepto incurrirh en
multa de quinientos pesos por la primera vez, y de
un afio de prisi6n e inhabilitaci6n especial temporal
en caso de reineidencia.
Pres indiendc de considerar lo exagerado de las
penas para faltas tan simples como seria la altera-
ci6nf de aquel orden de prelaci6n, si no deja el Pa-
gador de satisfacer todas las cuentas, me parece que
deben evitarse los perjuicios, acaso graves que con
frecuenicia se originarian a los interesados en dichas
cuentas.- Basta suponer que la persona a quien co-
irresponda percibir el imported de la cuenta nfimero
tres de un Pagador, se ha ausentado, o enfermado
o por la pequefia ascendencia de esa cuenta u otra
que bien puede ser maliciosa, no se apresura a perci-
bir su imported o hubiere falleeido, y en cualquiera
de estos supuestos los acreedores por Ilas cuentas nfl-
mero cuatro, cinoo y siguientes se verin obligados a
esperar indefinidamente.
Igual objeci6n cabe hacer al pArrafo segundo, pues
si el Contador tiene alguna dificultar para certificar
con relaci6n a una determinada cuenta, se paraliza
y detiene el acto de certificar para todas las cuentas
que sigan a aqueila en la numeraci6n estable(i-
da.
Otro tanto aconteceria en el caso del pirrafo ter-
cero, pues si el Pagador, despu6s de enumerar las
cuentas, formula reparos a una de ellas, necesa-
riamente, y para no incurrir en la pena fijada en
el pArrafo primero, detendrA el pago de las cuentas
posteriores en su Registro, hasta transeurrir tres dias
que se 1o conceden para formula los reparos, mns
los que tarde en notifioar al interesado como se le
ordena, y los que emplee este para contestar y desva-
necer dichos reparos. -Es evidence que si no se des-
vanecen aqufllos, la situaci6n creada serA de mayor
gravedad.
Segundo: Se modifica el articulo treseientos ochen-
ta y siete de la Ley OrgAnica del Poder Ejecutivo,
y l1a facultad concedida al Presidente de la Repfibli-
ca para proponer, con acuerdo del Consejo de Secre-
tarios, alteraciones en el Proyecto de Presupuesto en-
viado al Congreso antes de ser aprobado por 6ste, se
restringe algo, porque la proposici6n tendr .el ca-
rAeter de simple informaci6n si se haoe despues que
una de las Comisiones del Congreso hubiere infor-
mnado.


Es flcil coneebir que desde el quince de Noviem-
bre, fecha en que debe estar presentado el Proyeeto de
Presupuesto, nasta fines del mes de mayo siguiente,
oportunidad en que el Congreso ha solido disoutirlo,
pueden otrecerse ,muchos motives ,de alteraciones en
aquel Proyecto, y parece obvio dar medios de refor-
marlo.- Al discutirse la Constituci6n se a~cord6 que
el Congress se reuniria en scesiones ordinarias finica-
mente el primer lunes de Noviembre, y durante no-
.vela aias, por Jlo menos, y por eso deoia conocer del
'royecto de Presupuesto, luego de reunirse; pero re-
vwsacio aquel acuerdo no se advirti6 la conveniencia
de variar la feeha de dicha presentaei6n para los co-
mienzos del mes de Abril.- Desde los inicios de la
vida republican se consider que en el prolongado
period de Noviembre a Junio debian ocurrir causes
de variaciones en el Proyeeto de Presupuesto, y en la
sesi6n del Senado de trece de Abril de mil novecien-
tus tres se trat6 de rogar al Ejeieutivo que remitie-
ra relaci6n de las modificaciones con que deseara va-
riar el Proyecto .de Presupuesto.
El nuevo articulo 'ordena que en el Presupuesto se
establezca la que Ilama "necesaria diferencia", en-
tre material de oficina, material eientifico y mate-
rial de servicio; y entire gastos de conservaci6n o re-
palaci6n.- Tales distingos en el primer caso no son
taciles de establecer, y en el segundo caso resultar'
que el acto de reparar en muchos ocasiones es de
conservar.
La exigencia de que las cantidades consignadas
en el Proyeeto de Presupuestos sean las "estricta-
mente necesarias para la atenci6n que con cada una
de ellas se tratase de cubrir", es inaceptable, porque
ademis de hacer impossible toda transferencia de cr-
dito en caso apremiante .o justificada llevaria al ab-
surdo de no poder prestarse integramente los servi-
eios, o no poder realizarse suministros, por deficien-
cias de cr6ditos. Si para un Hospitall, una Chrcel u
otra dependencia del Estado, se fija cantidad para
alimentos de treinta personas, porque sea lo estrieta-
mente necesario en determinado moment, resultaria
an serio conflicto si el niumero de personas se au-
meanto imprevistamente.
Este artiiulo treseientos ochenta y site reformado
dice que al Proyecto de Presupuesto remitido al Con-
greso antes del quince de Noviembre se acompafiara
copia de la liiuidaci6n dell Presupuesto vencido en
treinta de Junio anterior y de su cuenta Ide resul-
tas; y eni contradicei6n con este precepto, o por lo
menos con dualidad inftil, se dice en el articulo 389
reformado, que esa liquidaci6n y esa cuenta de re-
sultas se enviarAn antes del diez y seis de Octubre,
j sea dentro de los eineo dias siguientes a la liqui-
da'i6n que se practicarA en los diez primeros dias
de Octubre.
No es tampoco acceptable que se fije el breve pla-
zo de cinco dias para que un Secretario de Despa-
cho remita detalles solicitados per una Comisi6n del
Congress, pues no siempre podria obtenerlos o deter-
minarlos en tan Iperentorio t6rmino.
Tercero: Reformindose el arti,clo trescientos no-
venta y uno de la citada Ley OrgAnica del Poder
Ejecutivo se reduce exageradamente la facultad de
realizar transfereneias de creditos.- No pretend su
exagerada ampliaci6n, pero si afirmo que dentro de
un regimen de Gobierno Presidencial, como es el es-
tableeido por nuestra Constituci6n, result no ya em-
barazoso, sino perjudicial, que el Poder Ejeeutivo se
veo en la necesidad de acudir al Congreso para reali-









8 DIARIO Di SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTEIS

zar por medio de una ley, actos que deben ser de ad- operaci6n respect al articulo cuatrocientos veinte y
ministraci6n. site concordante con el articulo cuatrocientos cin-


Actualmente las transferencias pueden haoerse den-
tro de las consignaciones de una Secretaria, y se pre-
tende limitarlas a un capitulo de la Secci6n Pre-
supuestal correspondiente en cada caso.- Es bas-
tante, para aquilatar la improcedencia de la dispo-
sici6n, considerar que existen capitulos contentivos
de un sollo articulo o coneepto, donde no habria t6r-
minos hAbiles para la operaci6n. Por otra parte los
efectos de la transferencia se limitan al tiempo que
tarden en deliberar y resolver el Poder Legislative,
y como este no funciona permanentemente, una 'vez
agotados los efe'tos de una transferencia quedari el
Poder Ejecutivo a la espectativa, y entire tanto iner-
te.
La porci6n de cr6dito transferible se fija en una
quinta parte, pero como la eonsignaci6n, seg6n el
articulo trescientos ochenta y siete debe ser estricta-
mente necesaria para la atenci6n a que se dedica, y
por lo tanto la porci6n restante no transferible ha
de resultar insuficiente para dicha atenci6n, y se
require que sea bastante para ello, serA de 'todo
punto impossible reallizar la transferencia.
Cuarto: La reform del articulo trescientos noven-
ta y tres que trata de la aplicaci6n de fondos im-
previstos, no es admisible por que prohibe se apli-
quen a Comisiones Especiales, sin distinci6n alguna
y es frectuente la necesidad o conveniencia de 'enviar
Comisiones a otras Naciones, o designarlas para fi-
nes concretos y especiales.- Tambi6n prohibe desti.
nar esos fondos a haberes de cuallquiera clase, y
una obra imprevista pero ineludible, demand perso-
nal remunerado que la ejecute.
'Quinto: La supresi6n que se haee de todo el ar-
ticulo treseientos noventa y euatro ,de la actual Ley
OrgAnica del Poder Ejecutivo no esta justificada, y
su sustituci6n por el articulo incluido en la nueva Ley
con el mismo nimero no cubre los leasos alli.previs-
tos, entire los cuales esti el que dejo indicado del pa-
go dell personal temporero para ser vicios extraordi-
narios y urgentes con fondos de imprevistos.
Sexto: El Proyecto de Ley .que examnno contiene un
articulo trescientos noventa y nueve, que debe susti-
tuir al correspondiente .de la vigente Ley, y debo
llamar la atenci6n de la circunstancia de dejarse
sin efeeto todas las disposiciones ,del actually precepto
legal que pareeen de importancia suficiente para que
se conserven vigentes.
S6ptimo: El articulo cuatroicientos cuatro ,de la
actual Ley Orginica del Poder Ejeeutivo dispone la
cesantia del funcionario o empleado que omitiere o
descuidare depositar en Tesoreria, los fondos o so-
brantes que deban ser deposited's, o dejare de ren-
dir cuentas en tiempo y forma.- El Proyeeto de
Ley contra esta 'disposici6n pero suprime la fra-
se: "a no ser que la falta fuere dispensada por el
President de la Repfiblica".- Omitir o descuidar
la realizaci6n del tal dep6sito, no sera en muchas
ocasiones acci6n idolosa ni intencional, sobre todo
por parte de funlcionario o empleado afianzado, y
la gravedad, de la correcci6n, unida al estigma de
la aparente culpa, bien justifican que continue el
President de la Repfiblica facultado para dispensar
una falta sencilla y sin consecuencias, cuando lo es-
ta para indultar criminals.
Octavo: Habinndose concordado el vigente artieu-
lo cuatrocientos cineuenta con el trescientos ochen-
ta y nueve reformado, no se ha verificado igual


co.
Noveno: El articulo cuatrocientos setenta y uno
de la repetida Ley Orgkniea Idel Poder Ejecutivo, ha
sufrido notable variaci6n en el Proyeoto de Ley.
T.rata ese articulo de la compra de materials, pres-
taci6n de servicios que no scan de earacter perso-
nal y ejecuci6n de obras a cargo de cualquiera Se-
cretaria de Despacho, y dispone se saque a piblica
subasta.- En la actualidad la Ley admite seis casos
de exenci6n de subasta, previa autorizaci6n del Se-
cretario o Jefe de Oficina correspondiente; y se in-
tenta reducir dichos icasos a 'dos, y requerir el acuer-
do del Consejo ce Secretarios.
Desde luego que pareee impropio reunir a los. Se-
cretarios del Despacho para que deliberen y acuer-
den acerca de un particular previsto y resuelto en
la Ley.- Pero ademas, limitados los cases en que
puede omitirse la subasta, a aquel en que la atenici6n
urgent del Estado estd demandada para combatir
epidemias, alteraciones del orden pfiblico, dafio por
inundaci6n u otro agent natural; y aqu6l en que
el gasto no exceda de doscientos pesos, ,es evident
que no podra el Ejecutivo prescindir de dicha su-
basta cuando la urgencia depend de otra causa, dis-
tintas a las mencionadas expresamente, como por
ejemplo, la evitaci6n de un dafio ain no experimen-
tado pero probable, o la necesidad de actual dentro
de un plazo perentorio.
Tampoco podrA prescindirse de la subasta cuando
fuere declarada desierta una y otra vez, no obstan-
te la possible urgen'uia en la adquisici6n de mate-
rialles, en la ootenci6n de servicios o realizaei6n de
obras.
De igual muanera no sera licito prescindir de la
subasta aunque los precious sean fijos o uniforms y
sin competencia; ni ouando los preoeios pedidos por
los licitadores resulten mAs elevados que los conrien-
tes en el Mereado, o lesivos o desventajosos; ni, por
iltimo cuando sea mas beneficioso para el Estado lle-
var a cabo por administraci6n, los serviecios o las
obras.
Se dispone, en el articulo examinado, que el Se-
cretario del ramo respective, ordene la formaci6n de
un expediente para comprobar si hubo o n6 mala
f6 all omitirse alguna unidad de obra en el pliego
de condiciones de una subasta adjudicada, y para
fijar el precio de esa unidad; y apart de ser noto-
riamente injusto que se imponga al contratista un
;precio inferior a un veinte y cinco por ciento al
promedio obtenido para esa misma unidad, en su-
bastas del afio anterior (que tal vez ni las hubo) re-
isulta que conforme al articulo cuatrocientos seten-
ta y dos el propio Secretario seria culpable, porque
este precepto do obliga a aprobar, por consiguiente
a examinar, todo contrato que exoeda de mil pe-
:sos.
La asistencia de un Notario a la subasta, cuando
su cuantia es mayor de mil 'pesos, para dar f6 de
cuanto ocurra, tras de ser un gasto innecesario se-
meja una desconfianza, sin ser esa la intenci6n, para
con los funcionarios administrativos; y esa aparien-
eia es mas notable cuando se autoriza a los licitado-
res a concurrir acompafiados de Notarios en subastas
de menor euantia.- Los derechos del Notario, seran
pagados per quien result adjudicatario, pero no se
previene de qui6n los recibira cuando no hubiese ad-
judiucatarig.
\









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


Eil Proyeeto de Ley concede a cualquiera de los
licitadores un recurso para ante la Sala de Gobier-
no ,de la Audiencia de la Provincia en que se ve-
rifique la subasta el que puede establecerse para
una de estas dos finalidades: O para que se anule
una subasta porque con posterioridad a su adjudi-
caei6n se vari6 a favor del adjudicatario en aiguna
parte el ipliego de condiciones; o para reclamar con-
tra la adjudicaci6n de la subasta.
Dentro del t6rmino de cineo dias siguientes a la
notificaci6n de la resolu'ci6n que adjudica la subas-
ta, se deberA establecer el recurso -de apelaci6n en
el segundo caso, pero no se fija t6rmino en el caso
primero, por lo que podra ser anulada una adjudi-
caci6n afin despubs de realizada una obra, o presta-
do un servicio, o empleado los materials, o trans-
currido .el afio fiscal durante el cual el adjudicata-
rio sirvi6 alg6n suministro.- Las consecuencias de
tal analaci6n serian perturbadoras y complicadas.
En el segundo easo tendrian los licitadores ,dos
recursos simultineos, pero no tramitables a Ila vez;
el de apelaci6n a la Sala de Gobierno de la Audlen-
cia y el -de alzada para ante el Presidente de la
Repfiblica otorgado por ell articulo cincuenta y siete
de la Ley Organica del Poder Ejecutivo.- El pri-
mero nunca prosperaria si se funda en defectos de
forma pues. asi lo dispone el articulo cuatrocientos
cuarenta y nueve de la citada Ley, a cuyo precepto
habra de ajustarse el recurso de apelaci6n.
Contra la resoluci6n de la Sala de Gobierno de
la Audiencia se concede en el Proyecto de Ley otra
apelaci6n para ante la Sala de Gobierno del Tribu-
nal Supremo, interponible en plazo de diez dias, y
sin que se indique procedimiento a seguir si bien
puede sobreentenderse que sea el mismo del articulo
cuatrolcientos cuarenta y nueve.- De suerte que ad-
judicada una subasta puede un postor apelar a los
cinco .dias para ante la Sala de Gobierno de la Au-
diencia, y luego que 6sta reciba los antecedentes re-
solverA en plazo de quince dias salvo que prorrogue
la vista como do autoriza el mencionado articulo 449;
de su resoluici6n puede apelar el mismo u otro inte-
resado, al dicimo dia de notificarsele, y la Sala de
Gobierno del Tribunal Supremo resolverA quizds en
plazo de otros quince dias.- Habran transcurrido dos
meses y como el t6rmino para establecer el recurso
de alzada del articulo cincuenta y siete de la Ley
Organiea del Poder Ejecutivo, fu6 interrumpido y se
reanuda, el mismo apelante u otro licitador puede
interponer ese recurso. Entre tanto el Ejecutivo se
verA impedido de adquirir los materials n obtener
los servicios o da realizaci6n de las obras, o contra-
tar los suministros, por -estar vedado prescindir de
la subasta, except en dos easos finicos, no leompren-
didos en las circunstancias que quedan -explicadas.
Dieimo:- El Articulo XII del Proyeeto de Ley
obliga al funcionario que deirete una cesantia sin
formaci6n de expediente, a indemnizar al Estado, si
recibiere perjuicio porque se made a reponer atl
cesante.- Esta disposici6n relacionandola con el
prop6sito significado en otro Proyeeto de Ley en-
viado al Ejecutiyo Nacional, donde se trata de au-
torizar con determinadas limitaciones cesantias sin
expedientes, result casi una negaci6n de esa facul-
tad que temporal y excepcionalmente se quiere icon-
ceder.- En efecto, si por virtud de la aludida auto-
rizacinri un Secretario :de Desacho deja cesante a
un empleado, por entender que conviene al mejor


servicio, y la Comisi6n del Servicio Civil ordene re-
ponerlo, resultarA una responsabilidad para el Se-
cretario por haber aplicado una Ley, y ante esta
perspective quedaria enervada y sin objeto Ila referi-
da autorizaci6n.
D6cimo Primero: La amplitud que el articulo XIII
del Proyeeto pretend dar al delito de malversaci6n
a que se contrae el titulo septimo del Libro Segun-
do del C6digo Penal, en su Capitulo X es inacepta-
ble, porque prescinde de los elements esenciales de
toda aoci6n delictuosa como son la voluntad en la
acci6n u omisi6n, presumible, cuando no hay cons-
tancia de su inexistencia, el abandon o la negligen-
cia inexcusable o el ineumplimiento de la obiiga-
ci6n; y en este artileulo XIII se consider culpable
a todo funcionario o empleado que intervenga "en
cualquier forma" no ya en los mismos actos dolosos
sino en la "tramitaci6n irregular" para realizarlos.
-Se pretend equiparar con los malversadores a
quien realize un pago indebido o excesivo, aunque
le sea ordenado; a los que intervegan en adjudica-
ciones de subastas con infraiei6n dee los preoeptos, le-
gales, sin distinguir si son meras formalidades sin
consecuencia.
SEs verdad que el articulo XIV obiliga al funcio-
nario o empleado que observe la falta de cumpli-
miento de preceptos legales o la realizaci6n de actos
ilegales a ponerlo en iconocimiento de su Jefe, y a ne-
garse a tramitar un asunto; pero si no hiciere esta
observaci6n que supone conocimientos administrati-
vos hasta en un escribiente o un mensajero com-
prendidos en la penalidad del articulo XIII, habrA
incurrido inocentemente en grave iresponsabilidad.
D6cimo Segundo: El articulo XV eontiene un il-
timo phrrafo que institute el testigo de Estado, peli-
groso factor en unos moments en que parece des-
graciadamente que Ula difamaci6n toma carta de natu-
raleza, y que al. servicio de interests o pasiones se
ponen las armas de la calumnia, siendo fAcil 'que
ese preeepto legal sirviera para faleilitar a algunos
malversados el medio de explotar el temor a una de-
nuncia y a un process con el amago o el inicio ide
aquella.- La responsabilidad del denunciante es
nula, si se hace defender de que la falsedad de su
denuncia le constaba cuando Ia produjo.
Decimo Tereero: No es acceptable el articulo XVI
del Proyeeto de Ley porque con evidence contradieei6n
lo declarado reeientemente por -el Tribunal Supre-
mo de Justicia se convertiria a los Jueioes de Ins-
trucci6n en inquisidores o escudrifiadores de las Ofi-
cinas del Poder Ejecutivo y porque los emplea'dos se
ponen a.la disposici6n de dichos Jueces, dando a
6stos la original facultad Ide extender la instruceci6n
del sumario a cuantos hechos tengan conexi6n, no
con un delito, sino con otro heeho conereto donde
suponga un denunciante que existe delito.
D6cimo Cuarto: Tampo'co es acceptable ell artioulo
XVII, por cuanto castiga al funcionario que nombre
a un empleado o a un jornalero, si 6sta o aqu41 no
prestan efectivamente el servicio en el lugar en que
deba prestarlo, lo que puede ser ignorado por quien
lo nombr6 o simula prestarlo, lo que puede ser cen-
surable a quien les tengan a sus inmediatas 6rde-
nes pero n6 al funcionario nominador.- Tamiin
castiga a quien certifique los supuestos servicios, sien-
do asi que la certificaci6n puede fundarse y se fun-
da generalmente, no en ciencia y conocimiento pro-
pio, sino en informes y ain en presunciones.
Reitero la manifestaci6n con que inicio este Men-









10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


saje de serme penoso objetar medidas legislativas
acordadas por el Honorable Congreso, y sin dud&
inspiradas por su nunca desmentido prop6sito di
propender a cuanto benefi'cia a la Repubhca.- M,
complace expresar mi conformidad con los particu
lares contenidos en el Proyecto de Ley, que no soi
objeto de observaciones, y me seria grato que mia
objeciones fueran acogidas icomo .expresi6n del me
jor deseo de acierto.
Palaeio de la Presidencia, en la Habana, a quinci
de Septiembre de mil novecientos veinte y dos.
Alfredo Zayas.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Camara queda en
terada.
Una vez dada lectura a los Mensajes Presidencia
les se concede la palabra el senior Sagar6.
Sn. SAGAR6 (BARTOLOME) : Sefior Presidente y sefio
res Representantes: Aunque no se le ha dado uns
lecture complete a los Vetos enviados por el Ejecu.
tivo Nacionall sobre .los proyectos de ley aprobados,
por la Camara de Representantes y por el Senadc
que se refieren a la suspension de los preceptos dE
la Ley del Servicio Civil y a la modificaci6n de los
preceptos de la. Ley de Contabilidad, no asi a la que
se refiere a Ila modificaci6n del C6digo Electoral que
yo pedi a la CaImara que dejara sobre la mesa, yc
voy a formular una proposici6n, no sin que antes
haga unas manifestaiciones alrededor de estos proble-
mas, por estimarlas necesarias y convenientes y so.
bre todo indispensables por lo que se refiere a la
acci6n del Congreso cubano, con relaci6n la actually
crisis national.
En lo que se refiere a la ley de suspension de la
del Servicio Civil, yo debo -de declarar que en nin-
gin caso cpmo en ese, el Congreso cubano ha esta-
do nunca .a mayor altura en las actuales eircuns-
tancias que al aprobar Ila ley que suspended los pre-
ceptos .de la Ley del Servicio Civil en determinadas
circunstancias. El Congreso de Cuba no ha hecho
otra Icosa que, velando por la pureza de los pre-
ceptos legates de la.Ley del Servicio Civil y desde
luego aconsejado ipor las critics condiciones en que
se desenvuelve el Congreso en estos moments nun-
ca pudo aprobar una Ley mIfs en armonia que la
que aprob6; pero es que el Ejecutivo al ponerile su
veto, despuds de un tiempo prolongado, tal vez fue-
ra del tiempo que le sefiala la Constituci6n, como
muy bien deeia el doctor Pedro Herrera Sotolongo
'SR. REY (SANTIAGO): ,Me permit S. S. una inte-
rrupci6n con la venia de la Presidencia?
SR. SAGAR6 (BARTOLOME): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene lIa palabra el
senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Yo quiero declarar que el
doctor Pedro Herrera Sotolongo es un jurisconsulto
notable, y es notable, n6 por que yo lo diga sino por
que ese es el concept que 61 tiene bien cimentado
en la opinion pfblica. Pues bien, la Constituici6n
de nla Repfiblica determine diez dias y no diee, no
determine si han de ser hibiles u ordinarios, y no
determindndolo la Constituci6n, el honorable Presi-
dente de la Repfiblica ha juzgado que son dias hi-
ibiles los que 61 puede disponer para en ese interreg-
no de tiempo aprobar o vetar cualquiera de las
eyes aprobadas por el Congreso. He querido ha-
cer esta declaraci6n, po:que la Constituci6n no .de-
termina si son dias habiles u ordinarios y no deter-
minindolo la Constituci6n, el senior Presidente se


i, ha regido por otros preceptos de otras leyes que
i d.terminan que son dias hibiles.
S SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Puede continuar en el
e uso de la palabra el senior Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Dice muy bien el senior
i Rey, pero es que el Ejecutivo tiene ese nfimero de
3 dias determinado por la Constituci6n, cuando a su
- juicio no necesita poner el veto, ejercitar la facul-
tad que le concede la Constiturci6n, pero cuando de
e antemano entiende el Ejecutivo que la ley no se
ajusta a las necesidades del moment, que no se
adapta a lias circunstancias para las cuales fueron
- votadas, el Ejecutivo, debe, antes de la terminaei6n
de ese plazo, en lugar ide mantener una situaci6n
- de duda y ide incertidumbre redactar el Veto y de-
volver al Congreso la ley para que este o rechaee
Sel Veto o introduzca las modificaciones que en ell
Spropio Veto indi2a; pero en estas circunstancias di-
_ ficiles en que la Repfiblica se desenvuelve, en estos
Smomentos de angustia y de inicertidumbre es crimi-
nal mantener al pais durante doce dias, en que no
Sse puede reunir el Congreso para modificar esas le-
yes o rechazar el Veto que a las mismas se les puso.
El Congress Cubano, al modificar la Ley del Ser-
Svicio Civil teniendo en cuenta las dificiles y especia-
lisimas icircunstancias en que nos *.nconltramos, y
especialmente la Comisi6n Mixta designada por es-
te Ipropio Congreso para resolver este problema, tu-
vo muy en cuenta cuantos detalles y cuantas cir-
cunstancias y cuantos peligros estAbamos y estamos
corriendo, y la Comisi6n Mixta en definitive re-
dact6 el proyecto que fu6 aprobado por ambas CA-
maras, pens6 que era !eonveniente y necesario para
la tranqui'lidad pfblica del pais, no ampliar la au-
torizaci6n al Ejecutivo, en cuanto a la Ley del Ser-
vicio Civil, se referia, para dejar cesante a los em-
pleados de quinta, s6ptima e infima categoria, sino
procurar restringir el problema hacia aquellos em-
pleados que por las funciones que desempefian tie-
nen determinadas responsabilidades en la Adminis-
traci6n.
Yo tengo la seguridad, sefiores Representantes, de
que icuando se planted ante el pais el problema de
la suspension de la Ley del Servicio Civil, teniendo
ya como antecedentes la propia suspension de la Ley
del Servicio Civil, heeha en circunstancias muy di-
ficiles para Cuba y declarada inconstitucional por
el Tribunal Supremo, la Camara, repito, teniendo
esos antecedentes a la vista procur6 adaptar sus re-
soluciones a las mismas circunstancias a que antes
he heeho referencias; por esas razones procur6 den-
tro de esa dificultad, dentro ide .esas estrecheses del
criterio juridico de nuestros tribunales -de justicia,
hacer una adaptaci6n que legase a ser lo que fu6 la
ley aprobada por el Congreso.
SEs que acaso nosotros entendemos qae para mo-
ralizar la administraiei6n pfiblica era necesario des-
cender a castigar de una manera cruel a los emplea-
dos de quinta y sexta categoria que podian haber
cometido faltas en el ejercicio de sus funciones obli-
gados por los jefes superiores que cometin inmora-
lidades y desafueros e injusticias? No; yo siempre
entendi que no era necesaria la suspension de la Ley
del Serviiio Civil, porque esa propia ley, pone en
manos dell Ejecutivo resorts bastantes en4rgicos pa-
ra eastigar al funcionario delincuente. Nosotros va-
mos ahora a ampliar, en esa ley de suspension de la
del Servicio Civil, las facultades que le habiamos con-
cedido al Ejecutivo Nacional. sY qu6 vdmos a ha-









DIARIO DE SESIONES DiE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


cer con eso? Con la mano puesta sobre el coraz6n
debemos declarar que vamos a' cometer una gran in-
justicia, que vamos a castigar de antemano, sin nin-
g6n element de defense -para el castigado, a los fun-
cionarios subalternos, mientras no se eastiga en nin-
gfin sentido y de ninguna manera a los funciona-
rios superiores delincuentes. En tanto vamos a lan-
zar al hambre a numerosos padres de familiar, mien-
tras que los verdaderos defraudadores del Tesoro
Nacional, los verdaderos criminals que. han lanza-
do a la Repfbli.ea por la vertiente del descredito y
el deshonor, se pasean tranquinlamente haciendo alar-
de su lujo y del capital adquirido a costa de nuestro
desprestigio.
Nosotros no debemos introdueir ninguna otra mo-
dificaci6n en la Ley del Servicio Civil, en tanto
el Ejecutivo Nacional no diera ante el pais una prue-
ba evident-e de un noble y decidido prop6sito de
morawlizar la administraci6n, y esa prueba fnicamen-
te puede darla entregando a los tribunales de justi-
cia a los delincuentes. Nunca, como ha suneedido
ayer, amparando, ,en la propia mansi6n Presiden-
cial, a los defraudadores del Tesoro Pfiblico.......
SR. LORES (MANUEL) : Si, y que no se haga lo que
se ha hecho con ,los Magistrados Saladrigas y Lla-
ca.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Nunea para convertirse
en e6mplice de los criminals. Nunca tratando de
lanzar contra el Poder Judicial el descredito, como
esta ocurriendo en estos moments. Nunca preten-
diendo, no ya burlarse del Poder Judicial de Cuba,
sino icubri6ndolo de oprobio, sino haciendo de 61 obje-
to de maledicencia, objeto de burla y de menospre-
cio. Cuando un Juez en cumplimiento de su deber
dicta un auto de detenci6n contra un funcionario
prevaricador y defraudador de los bienes pfiblicos, el
propio Ejecutivo ampara con su influencia a los de-
lincuentes y lanza sobre el funcionario que procede
con justicia, la duda del pdblieo, que estima que ese
funcionario parece estar de acuerdo con el propio
Ejecutivo para amparar Ila delincuencia. Y cuando
osito ocurre en las esferas del Poder Ejecutivo, po-
demos nosotros, Representantes del pueblo, condenar
de antemano a los empleados subalternos de la Ad-
ministraci6n, a que por una mera sospeeha scan de-
clarados cesantes? De ning6n modo, bajo ningin con-
cepto, sin ninguna protest, podemos ni debemos ha-
cerlo. Debemos hacerle frente al problema en toda su
amplitud, con toda su consecueneia y aceptando to-
das sus responsabilidades. Se nos piden leyes que
moralicen la Administraci6n? No son neeesarias. Las
leyes existen. Lo que se necesita son los hombres
encargados de aplicarlas y hacerllas cumplir. Pero si
esto no fuera suficiente y se exige del Congreso
nuevos sacrificios, hagamoslos, pero hagAmoslos de-
clarando ante el pais que esos sacrificios son inne-
cesarios y que solamente para limpiarlo de toda
culpa, para que ningfn moment ni en ninguna cir-
cunstancia se diga que el Congreso ha sido r6mora
para Ga aplica:ci6n de esos preceptos, votamos de-
terminadas leyes que no tienen otro alcance ni otra
consecuencia que el propio alcance y la propia con-
seeuencia que el Ejeeutivo quiera darles y que en
estos moments le esti dando alcance y consecuencia
bastante y desastrosos para el prestigio de la Admi-
nistraci6n de Justicia, para el prestigio de aa A.dmi-
nistraci6n Pfiblica, para el honor y la vergiienza de
la Repfiblica Cubana.


La Ley de Contabilidad, otro de los Vetos a que
se ha dado lectura estar tarde. La Ley de Contabi-
lidad fu6 votada por 'a CAmara Cubana, en momen-
tos muy dolorosos, en moments muy dificiles, en
moments en que una administraci6n corruptora y co-
rrompida lanzaba olas de cieno sobre la sociedad cu-
.bana, en moments en que el Congreso estime nece-
sario poner un valladar a esa ola que nos seguirA
ahogando, por el cieno en que nos estaba envolvien-
do, y por eso, hay un precepto en Ila Ley .de Conta-
bilidad, que dice .que el funcionario pfiblico, Seore-
tario de Despacho, que declarase cesante a un em-
pleado de la propia administraci6n, cuando no es-
tuviere justificado los motives de esa cesantia, y una
vez resuelto por la Comisi6n del Serviecio Civil, de-
bia ser pagado el sueldo del mismo, del bolsillo del
Secretario de Despacho. Eso se hizo, en aquellos mo-
mentos, en que todos sabiamos, que habia una admi-
nistraci6n que fu6 al asalto del Poder, con el deseo
desmedido de medro y enriquecimiento, necesitando
Ilevar a los puestos. pblicos, a parientes, a amigos
y a paniaguados, necesitaba, repito, a toda costa,
abrir puestos, abrir brechas, a tomar posiii6n en la
administration; el Congreso velando por la pureza
de la ley, estimando necesario poner un dique a la
inmoralidad que se ,desbordaba, aprob6 la Ley de
Contabilidad, y estim6 necesario el precepto a que
yo antes hacia referencia, pero las circunstaneias
cambiaron, los procedimientos fueron modificados,
los miembros que vinieron a la administraci6n fue-
ron sustituidos por otros, y ese precepto era inneoe-
sario, sobre todo, ouando pugnaba con la propia 'ley
de suspension ide la Ley del Servicio Civil, votada
por el Congreso, y en estas circunstancias, el Eje-
eutivo, se en'ontr6 que no podia poner en vigor una,
sin vetar la otra, y que no podia ponerlas en vigor,
sopena de que ambas pugnaran, y fu6 completamen-
te impossible la aplicaci6n de las mismas.
Ante estas razones, y en vista de la lectura de esos
Vetos, comprendiendo lo necesario y urgente, de 1a
resoluci6n de estos problems, yo voy a proponer a
la CAmara, que en la sesi6n de esta tarde se nom-
bre una comisi6n, formada con los propios autores
de los dos proyeetos vetados, para que de acuerdo
con los vetos del Ejecutivo redacten una ponencia
de las dos leyes, para que sea presentadas en la se-
si6n de mailana, para cuya efecto, esta Camara se
declare en sesi6n permanent, y pone a diseusi6n y
votaci6n los dos Proyeetos de Ley mencionados, a fin
de que esta Cimara, no termine sus sesiones dentro
de este period, sin dejar resuelto de una manera
efectiva y eficaz los problems fundamentals que
tanto interesan all pais.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Viriato Guti6rrez.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): Sr. President y sefio-
res Representantes: Realmente con la proposici6n
final con que ha terminado sus palabras el sefor Sa-
gar6, me coloca en un plano desfavorable, pues yo
creia que el compafiero Sagar6, que tronaba contra
todo, iba a terminar con una verdadera tempestad y
me equivoqu6, hizo una proposici6n, que -es la tinica,
la 16gica, la razonable en este caso, esto es, que se
nombre una comisi6n de los mismos que fueron los
autores de las leyes, para que 6stos las rehagan es-
tudiando y teniendo en cuenta los puntos de dis-
crepancias que ha tenido el Ejecutivo al hacer sus









12 DIAiRIO D9, ESIONES DE LA CAMERA DR RMBPREENTANTES


observaciones, porque quizAs muchos de -ellos me-
rezcan ser tenidos en consideraci6n, y sean oportu-
nos, y no colocarnos en un piano de franca rebel-
dia, frente a -esas observa'iones, que repito, quizis
muchas sean atinadas y dignas de ser tenidas en con-
sideraci6n.
Por tanto, yo estimo que la proposici6n del senior
Sagar6, tiene una finalidad buena, y lo que ella pi-
de es lo que procede y por eso me muestro partida-
rio de la misma y pido que la Cimara la vote.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Rey.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Sr. President y se-
fiores Representantes: Como el doctor Viriato Gu-
tierrez apoyo, por estimarla procedente, la proposi-
ci6n del senior Sagar6, respect al nombrami.ento de
una Comisi6n compuesta de los mismos autores de
esos proyeetos y que han sido vetados por -el Ejecu-
tivo, para que adaptando Ilas observaciones que hace
el Jefe del Estado, formule los nuevos proyectos de
leyes que habrAn .de ser sometidos a los Cuerpos Co-
legisladores. Y a la vez para rogar a la Camara la
celebraci6n de sesiones 'los jueves y viernes, pero
no exclusivamente de esta semana, sino a partir -de
esta semana hasta tanto se hayan resuelto los dis-
tintos problems que tenemos planteados; y despues
que la CAmara, si le imparte su aprobaci6n a esta pro-
posiei6n, proceda a designer la Comisi6n que ha de
estudiar los Vetos del Ejecutivo, que se acuerde el
receso, porque tenemos que cambiar impresiones los
miembros deil Comit6 Parlamentario Conservador.
SR. L6PEZ (GERMAN): Hay una petici6n de datos
suscrita por el senior I-errera Sotolongo, en un asun-
to de carActer international, que afecta a families
cubanas, y cuyo conocimiento pudiera modificar la
proposici6n del senior Rey; por lo tanto, yo desearia
que se le diera lectura a esa petici6n de datos.
SR. REY (SANTIAGo): No hay ninggn inconvenien-
te en que la petici6n del senior Herrera Sotolongo se
conozca despues que se nombren Ilos comisionados
que habran de intervenir en la confecei6n de las tres
leyes que han sido vetadas por Ejecutivo con el ob-
jeto de que estudiadas las observaciones del Ejecu-
tivo traigan a la CAmara a ser possible mafiana y a
mas tardar pasado mafiana las nuevas leyes.
SR, SAGAR6 (BARTOLOMI) : Yo pido a la Camara
que como cuesti6n previa acuerde a.eptar los vetos
y una vez aceptados 1los vetos se proeeda al nombra-
miento de la Comisi6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : ~EstA de acuerdo la
C'mara en la aceptaci6n de los vetos del Ejecuti-
vo?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
(Los segores Germin L6pez y Herrera Sotolongo
hacen constar sus votos en contra.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : j Esta de acuerdo la
Ckmara con el nombramiento de la Comisi6n?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Esta de acuerdo la
Camara en que se celebren sesiones diarias Ilos jue-
ves y viernes?
(Se~ales afirmativas).
Acordado.


SR. PRESIDENT (VERDEJA): iEst' de acuerdo la
CAmara en que desp'uBs de conocer la petici6n de
datos de los sefiores Herrera Sotolongo y German
I 6pez se acuerde un receso.
(S. l,;d l afirmnwtivas).
Acordado.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se v~ a dar lecture a
la petici6n de dates del senior Herrera Sotolongo.
(El Oficial de Actas, leyendo):

A LA CAMERA
El Representante que suscribe, ruega a la Cama-
ra se sirva aoordar la siguiente:

PETICION DE DATOS
Si es cierto que por ciudadanos cubanos se ha
solicitado hace mI~s de un afio del Poder Ejecutivo
de la Reptibliea de Cuba, amparo y protecci6n por
denegacion de justicia de los Tribunales de la Repfi-
blica del Peril, en pleito civil de reolamaci6n de bie-
nes de la propiedad sfibditos de varias naciones y
entire ellos de ciudadanos cubanos.
Si es cierto, que por interesados !eiudadanos cuba-
nos se ha requerido al Gobierno de Cuba para que
reclame con urgencia testimonio de lugares, a fin
de poder estudiar, debidamente documentado el asun-
to.
Si el Gobierno de Cuba, puede con los tratados
vigentes o las costumbres internacionales, gestionar
la defense y proteeci6n de sus ciudadanos en aquel
pais o en case contrario que deficiencies encuentra
el Gobierno para poder realizar su misi6n protecto-
ra de los derechos de los ciudadanos cubanos.
Si el Gobierno de Cuba tiene noti'cias que por
otros gobiernos han sido aceptadas id6nticas recla-
maciones sin necesidad de presentar documents ori-
ginales y bastando las copias simples sin degalizar,
con el fin .de resolver por equidad el derecho a
establecer la reclamaci6n, a reserve de justificar
los hechos posteriormente para formalizarlos.
Sal6n de sesiones de la Cimara de Representan-
tes, a los doee idias del mes de Septiembre de mil
novecientos veinte y dos.
(f) Pedro Herrera Sotolongo, Germdn S. L6pez.
SR. DE CARDENAS (RAiL) : Pera una aclaraci6n.
Desearia que se le diera lectura nuevamente al ex-
tremo de la petici6n en que se habla de la desapari-
ci6n .de Idocumentos.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se le va a dar llectura.
(El Oficial de Actas, la lee nuevamente.)
Su. L6PEZ (GERMAN) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra S. S.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo he oldo solicitar la pala-
bra en favor y en contra, pero tenga dudas respect
a si ell Reglamento autoriza que en las peticiones de
dates se discuta sobre todo con las precedentes sen-
tados en esta Camara, en que ha side habitual el ac-
ceder inmediatamente a toda solicitud de datos.
SR. SOTo (OSCAR) : Pero no las solicitudes de da-
tos en que se insulta a naciones extranjeras.
SR. L6PEZ (GERMAN) : En esa solicitud de datos,
formulada por un senior Representante, no se insult
a nadie. Los sefiores Representantes deben aprobar-
la, sobre todo cuando no se trata de asunto que est6








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 13


en pugna con los tratados internacionalles o que pon-
ga en peligro las instituciones cubanas. Se trata de
algo que yo, despues de aprobarse la 'petici6n de
datos, voy a sostener hacienda acusaciones concretas
y explicando a la C6mara, por que se formula esta
petici6n de dates que ha espantado al senior Soto.
SR. SOTO (OscAR) : Yo no me espanto de nada.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo entiendo que la CAmara
debe aprobar todas solicitudes de 'datos que se lie
presented.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : En contestaci6n de la
!euesti6n de orden planteada por el senior GermAn
L6pez, la Presidencia puede informer a la CAmara
que no existed, dentro del Reglamento, ningin pre-
cepto que limited el uso de la pallabra alrededor de
las peticiones de dates.
Puede continuar en el uso de la palabra el senior
Cardenas.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Sr. President y sefiores
Representantes: Yo no voy a hacer uso de la pala-
bra ni en pro ni en contra de esta petici6n de da-
tos, con tanto mayor motive cuanto que en contra
de lo que cree ell senior GermAn L6pez en la OAmara
jams se han discutido las peticiones de datos. Se
han hecho alegaciones, se han hecho manifestaciones
alrededor de ellas, pero la Camara en todos los ca-
sos, ain cuando se tratara de peticiones de datos
que envolvieran votos de censura contra el Ejecutivo.
las ha aprobado por unanimidad. esto es,
por la mayoria gubernamental y por la mi-
noria de la oposici6n, Pero yo quiero llamar
la atenci6n .de los autores de esta petici6n de datos,
y tengo la seguridad de que ellos habrAn de tener
en cuenta mis manifestaciones porque en !la misma
se deslizan unas palabras que muy bien juicio decia
el doctor Soto, no es possible que la Camara apruebe
porque ello impliearia una desatenci6n, una deseor-
tesia hacia un Gobierno amigo, hacia la Repibldica
del Peroi. Alli se dice que hay el temor de que si
no se realizan determinadas gestiones, altos funcio-
narios del Gobierno del Perui, prevaliendose de su si-
tuaci6n o posiei6n official haran desaparecer docu-
mentos importantes de Ilos archivos de aquella Repii-
blica.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : ,Habri alli un Norber-
to Alfonso?
SR. HERRERA SOTOTJONGO (PEDRO): Norberto Al-
fonso resultaria un pigmeo en el Perii.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pero alli no los ocultan en eg
Palacio.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Yo creo que el senior He-
rrera Sotolongo al deeir que Norberto Alfonso re-
sultaria un pigmeo en el Peri, se dlvida con toda se-
guridad de que durante nuestra 6pica contienda por
la independencia de Cuba, fue la Reopiblica del Pe-
ri la que primero reconoei6 la independencia de
Cuba.
SR. FERRARA (ORESTES) : M1uy bien.
SR. SOTOLONGO HERRERA (PEDRO): Pero eso no lo
da derecho a proceder mal despues.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Pero tenemos la obliga-
ci6n de ser corteses. porque no tenemos el derecho
de usar esa descortesia con nadie y much menos con
el Peri que much antes que la Replublica nortea-
mericana, reconoci6 nuestra independencia.
SR. FERRARA (ORESTES): Muy bien.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Yo suplico pues. no co-
mo una imposici6n, sino como un ruego cort6s a los
sefiores Herrera Sotolongo y German L6pez, que tie-


nen habilidad y talent bastante para saber redaletar,
que le d.n otra forma a esa petici6n, que hagan
desaparecer de Ila misma esas palabras, porque sino
muy a mi pesar, y creo que como yo muchos seiores
Representantes, nos veremos -en el caso de sentar un
precedent nuevo con esta petici6n de datos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): El senior GermAn L6-
pez tiene la palabra.
SR. REY (SANTIAGO) : Un memento, con la venia
de la Presidentia.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Rey.
SR. REY (SANTIAG) : Uno de los firmantes, o sea,
el author, el senior Herrera Sotolongo, no tiene incon-
veniente absohltamente ninguno en hacer cuantas
modificaciones se crean necesarias a la petici6n ,de
dates, conservando el espiritu y la finalidad que
ella persigue.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Es m's; supli-
camos al senior Raul de CArdenas que la redacte en
la forma que crea m's convenient.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo no tengo inconvenient,
pero como he asegurado que esa petici6n no envol-
via lo que por alguien se ha creido, ruego a la CA-
mara que me permit pronunciar algunas pala-
bras.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra ea
senior GermAn L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo soy uno -de los que han
firmado esa petici6n y de los que sienten mas sim-
patias por la vecina Repibliia. Tengo, pues, dere-
cho a decir, en dos palabras, cuales son nuestros
sentimientos en ese particular.
Todos conocemos que en el Perd se ha sostenido
por largos afios, un pleito en el que estan represen-
tados algunos intereses cubanos y ahericanos; todos
sabemos porque todos leemos la Prensa, que distin-
guidos abogados cubanos han estado, en distintas
ocasiones utilizando los medios que ofreeen las le-
yes de aquel pais, en favor de los intereses cuba-
nos; todos sabemos igualmente que en ese plleito
ruinoso, intervienen ciudadanos poderosos de aque-
Ila Repdblica que tuvieron oportunidad de obtener,
probablemente por su influencia, que ciertos 'datos
fueran cambiados, dAndole al pleito un caricter dis-
tinto del que tenia; todos conocemos que se olev6 has-
ta el Tribunal Supremo y que hubo Magistrados de
aquel pais que estimaron que el asunto estaba en
condiciones favorables a Cuba; pero, en definitive,
no s6 si por infldencias -que me inclino a creerlo
asi- o por otra circunstancia, se resolvi6 el pleito
de una manera contraria a los intereses dp los ciu-
dadanos cubanos y americanos, a que me he referi-
do antes. Posteriormente. un icubano interesado en
este asunto se dirigi6 a la Secretaria de Estado pi-
diEndole al Gobierno Cubano que realizara determi-
nadas gestiones para llevar ese asunto por la via
internacionall, como correspond, y nuestra Secreta-
ria de Estado ha ido dando largas al asunto, adu-
ciendo arguments ridiculos.-aecpteseme esta fra-
se,-para no llevar el asunto por el camino que debe
llevar. y entire las razones que expuso para proceder
asi, dijo que los interesados en ese problema no ha-
Man traido a ln Seeretaria de Cuba los documents
oficiales necesarios. Los sefiiores Representantes sa-
ben que esos documents no se pueden traer a Cu-
ba. Los ciudadanos americanos interesados en el asun-
to, han obtenido del Gobierno de Washington, que








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


con una simple copia ide todo lo actuado en ese
problema, su gobierno se interest en favor de ellos,
y nuestro Gobierno, que siempre actfa mks despacio
-sobre todo nuestro actual gobierno- en 'cuestiones
internacionales, no se ha torado interns en el pro-
blema. Nosotros, interesados en este asunto, hemos
creido cumplir con nuestro deber pidiendo estos da-
tos para que no scan los cafiones del Minessota los
que se ocupen de esta cuesti6n. Queremos que nues-
tra Cancilleria tome cartas en el asunto, sin tener
los que suscribimos esa solicited dde datos, el prop6-
sito de decir nada que pueda mortificar a una naci6n
hermana y amiga, sino que la Camara nos ayude a
que nuestra Cancilleria cumpla con su deber. Ese
ha sido nuestro 6nimo.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. REY (SANTIAGO) : Para proponer que se aprue-
be la petici6n de datos, previa la adaptaci6n corres-
pondiente que haga el doctor Cardenas.
SR. L6PEZ (GERMAN) : El doctor Herrera Sotolon-
go, mas preparado que yo, desea que la sollicitud
sea arreglada por el senior COrdenas, y yo, a pesar
de mi poca preparaci6n, prefiero que se nos permit
a los autores el darle forma.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. LORES (MANUEL): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra el se-
flor Lores.
SR. LORES (MANUEL) : Sr. President y sefiores Re-
presentantes: Tengo presentada a la Mesa una soli-
citud de datos en relaci6n con ur. asunto importan-
te y que amerita que la C&hmara le dedique prefe-
rente atenci6n. Se trata, senior Presidente y sefiores
Representantes de la subasta para proveer de avena
al Ej6rcito, subasta que import muchos miles de
pesos dado los precious a que los contratistas la propo-
nen al Estado. Y se da el icaso, verdaderamente es-
candaloso, de que habi6ndose prese-ntado various pos-
tores proponiendo la avena a un precio muy superior
al que dacanza en plaza, por cuyo motive el Secre-
tario de Guerra y Marina declar6 desierta la subas-
ta, el Ejecutivo la ha aprobado a favor de uno de
los postores que en su pliego de condiciones propo-
nia dicha mereanleia a un precio mayor que ,alguno
de los otros que concurrieron a dicha subasta. Son
estas las razones por las cuales yo solicito de la M-e-
sa y de la Camara que en su oportunidad ,d6 cuenta (
con dicha solicited de datos y que la apruebe.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el r
doletor Ferrara. p
SR. FERRARA (ORESTES) : Sr. President y sefiores I
Representantes: La forma que tiene la petiei6n de
dqto, haobae que no result petici6n. sino que en reali- t
clad sea una moei6n. y como tal. debiera tratarse. n
Probablemente los firmantes podrhn modificarla y
nresentarln solamente como petici6n de datos y en-
tnnces oodrAn tener el voto Ide la OCmara. Por mi
narte. deseo one la CAmara sena oue voy a votar en
contra, de todos modos, asi siendo una ,petici6n ddo
rbltos como si se tratara dde una moli6n; y quiero.
de antemano, decir a la CAmara mis razones, que se e
fundan en este derecho del debil en el campo inter- e
nacionall, que nosotros predicamos en lbstracto y c
que no sabemos llevar a cabo en concrete.
Sefiores Representantes: Toda naci6n d6bil, debe s
ser 'contraria estas reclamaciones de orden civil. Hoy


con esta reclamaci6n que hacemos, probablemente
just, nosotros resultaremos victoriosos; pero en la
generalidad de los casos, nosotros seriamos victims.
Mi concept, en el campo del Derecho Internacional,
en el siguiente: que los tribunales de una naci6n
son soberanos y que no hay posibilidad de denega-
ci6n de justicia euando se han seguido todos los
tramites legales que en aquella Naci6n estan fijados
que de todas maneras, ya que en el campo interna-
cional no hay otra forma de arreglo y no hay to-
davia una justicia constituida, seria siempre el fuer-
te el que impusiera al d6bil determinada line de
conduct, cuando solamente debe imperar la Ley y
la Justicia. Esta .es l'a raz6n por la cual votar6 on
contra; porque, como decia, no deseo imitar ni una
solla vez al fuerte, para no ser victim mariana, mul-
titud de veces, de la acdi6n del fuerte.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : ~,Est de acuerdo la
Camara en pedir los datos solicitados por los sefio-
res L6pez y Herrera Sotolongo?
SR. SoTo (OSCAR): El senior German L6pez ha pe-
dido que se modifique la petici6n.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Sr. President: Yo solicito
que se deje sobre la mesa para que luego sea obje-
to de Ila modificaei6n indicada por mi anteriormente,
y que se someta a la consideraci6n de la Camara
en el dia de mariana.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Est6 de aicuerdo la
Ckmara con la solicitud del senior L6pez?
(Sefiales afirmativas).
Acordado.
QuedarA sobre la mesa.
Se vA a dar lectura a otra petici6n de datos.
(El Oficial de Adtas, leyendo):

A LA CAMERA

El Representante que suscribe, solicita de la CA-
mara se sirva pedir al Ejecutivo, los siguientes:

DATOS

Que se Ie informed los motives que ha tenido para
autorizar, la subasta de avena para el Ej6rcito, a
os sefiores Mestre y M'aehado, no obstante, haber si-
lo desaprobado. por el Secretario de la Guerra y
farina, el acuerdo con el cual se lie adjudicaba la
eferida subasta a los sefiores antes expresados, y a
esar de haberse presentado por otros licitadores
recios mIs bajos.
Sal6n de Scsiones de la CAmara de Representan-
es, a los .diez y nueve dias del rmes de Septiembre de
nil novecientos veintidos.
Dr. M. Lores.
SR. GIL (HELIODORO) : Para rogar a los firmantes
ue en vez de esta petici6n ide datos, formulen un
'roye.to de R'esoluci6n, para que por el Congreso se
nvestigue si en estos moments de reajuste se haeen
stas cosas, porque .de -este modo la acci6n seria mks
ficaz y la Administraci6n seria encauzada por el
amino del respeto a la ley.
SR. L6PEZ (GERMAN): ,Pero se hace eso i Qu6 co-
a mns rara!
SR. LORES (MANUEL) : Pido la palabra.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra su
sefioria.
SR. LORES (MANUEL): Lamento no poder compla-
Icer all senior Gil, pero entiendo que el pedir esos da-
tos no tiene nada que ver con que presentemos un
Proyecto de Resoluci6n en el sentido indicado por el
senior Gil, si no ahora, en su debido tiempo, y una
vez que el Presidente contest esos datos. Y aprove-
cho esta oportunidad para que se recuerde al Ejecu-
tivo una petici6n heeha por el que habla con res-
pecto a la Compafiia de Telffonos, la cual cobra al
pueblo lo que le viene en ganas y no obedece las le-
yes del pais.
SR. PRESIDENT (IERDEJA) : EstA de acuerdo la
Camara en que se pidan esos datos?
(Seiales afirmativas).
Acordado.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n ll
receso propuesto por el senior Rey.
SR. FERRARA (ORESTES) : APara qu6 es el receso?


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Pide el senior Rey que
este asunto quede sobre la mesa y que se acceda a
un receso a fin de que pueda reunirse el Comit6
Parlamentario.-- EstA la CAmara conforme con lo
propuesto por el senior Rey?
(Sefiales afirmativas).
Acordado.
So declara la Camara en receso.
(Eran las seis menos quince p. m).
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se reanuda la sesi6n.
(Eran las cinco menos dos minutes).
Se vA a pasar lista.
(El Oficial de Actas pasa lista).
No hay quorum. Se levanta la sesi6n.
(Eran las cinco p. m.)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA., PI Y MARSALL 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs