Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00998
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00998
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text





REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO DE
DE LA


CAMERA


DE REPRESENTANTES


DECIMO


PERIOD


CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE

VOL. XXXVIII LA HABANA 8 de Septiembre de 1922 NUM. 61

Sesi6n ordinaria de 6 de Septiembre de 1922

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretaries: Sres. Jose R. del Cueto y German Wolter del Rio

SUMARIO
A las 3 p. m. la Presidencia declara abierta la sesi6n.- Se di6 lectara al acta de la anterior, la cual
fu6 aprobada.-- Continuaci6n del debate, sobre el Dictamen de la Comisi6n Mixta del Congreso,
al Proyecto de Ley, modificando el Articulo 14 y otros de la Ley del Servicio Civil, el cual fu6 apro-
bado y remitiendo al Ejecutivo Nacional.--Poyecto de Ley dictaminado por la Comisi6n Mix.
ta del Congreso, creando adscrita a la Secretaria de Hacienda, la Secci6n de Adeudos del Esta-
do, fu6 aprobado y remitido al Ejecutivo Nacional. Proyecto de Ley de la Camara, devuelto
con modificaciones por el Senado, modificando los Articulos ciento dos y otros del C6digo Electo-
ral, el cual fu6 aprobado y remitido al Ejecutivo.-La Presidencia levant6 la sesi6n.-Eran
las 7 y 45 p. m.


Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se abre la sesi6n.
(Eran las 3 p. m.)
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas la lee.)
iSe aprueba el aeta?
(Seiales afirmntivas.)
Aprobada.
Continfia el debate sobre el Dietamen de la Comi-
si6n Mixta.
SR. HERRERA SOTOLONCGO (PEDRO): Pido la pala-
bra en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Sagar6 que estaba haciendo uso de ella en pro.


SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Pido la pa-
labra.
SR. SAGAR6 (BARTOILOiu) : Sr. President y sefio-
res Representantes: Un incidente ocurrido en la
sesi6n de anoche, oblige a la suspension de la misma
sin haberse terminado el debate respect al dictamen
de la ComisiOn lixta, sobre las modificaeiones in-
triducidas a la Ley del Servicio Civil, motivo este,
desde luego, que di6 lugar a que no se llegara a la
votaci6n 'de dicho Dictamen.
Explicaba, yo, en la sesi6n de anoehe, el origen
de la Ley del Servicio Civil, las graves y fundadas
razones que obligaron Ia a redaeei6n de 6sta Ley por
la Comisi6n Consultiva preaididida entonces, por
rara coincidencia, por el General Crowder, la misma
personalidad que hoy en Cuba tiene la represent
ci6n personal del Presidente de la Repdblica de
Norte America. Fnu, como yo dije, la promulgaci6n








DIAltlO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTAN:TES


de aquella Ley una exigencia de aquel moment, en
que una gran part del pals cubano realizaba una
protest armada contra los procedimientos implan-
tados entonces por el Gobierno que habia eliminado
de la Administraci6n p6blica a una parte muy res-
petable del pais: la que integraba entonces el Par-
tido Liberal cubano, y se promulg6 esta Ley para
ofrecer garantias a todos los cubanos sin distinci6n
de matices politicos, y, sobre todo, porque asi como
hay leyes que amparan en el ejercciio de sus fun-
cions a los m6dicos, a los abogados y a otras dis-
lintas profesiones, nada mas natural que el cubano
que se dedicara al ejercicio de la carrera adminis-
trativa, tuviese tambiEn una garantia por la Ley
para el ejercieio de esas funciones.
Despubs, la situaei6n ereada por el movimiento
veteranista, oblig6 al Congreso a la suspension de
los preceptos de esa Ley, cuya suspension fu6 decla-
rada inconstitucional por nuestro mas alto Tribunal
de Justicia y hoy, como decia anoche, una nueva
perturbaci6n *de orden moral vuelve a poner sobre
el tapete la suspension de los preceptos legales de
la Ley del Servicio Civil. Yo entiendo, sefiores Re-
presentantes, que para Ilevar a cabo un saneamiento
de orden administrative, en lugar-de ser necesaria la
suspensi.6n de esta Ley, es necesario, mas que nunca,
ponerla en vigor en toda su amplitud, en toda su
integridad, porque justamente iniciando el procedi-
miento contra los funcionarios venales y sometidos
3 esta...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): (Interrumnl
piendo). Diga S. S. contra todos los funcionariog,
porque no son venales todos los que sufren las con-
secuencias .de este procedimiento.
SR. SAGAR6 (BARTOIO)M) : Iniciado procedimien-
to administrative con arreglo a la Ley del Servicio
Civil, y mantenido 6ste en toda su integridad, es cla-
ro que los funcionarios podrdn esta: perfectamente
garantizados, y es el procedimiento legal que se debe
levar a efecto; pero como quiera que estamos en si-
tuaci6n normal, como quiera! que el Ejecutivo
National, manifiesta que es necesaria la suspension
de estos preceptos legales, para 1levar a cabo una
reorganizaci6n de orden moralizadora en las esferas
ad'ministrativas y como quiera que se pretend echar
sobre el Congreso, la culpa de estancamiento de esta
inmoralidad y de las dificultades con que se tropie-
za para Ilevar a cabo, a pesar de que yo entierido
de que es innecesario 6sto, es convenient y nece-
sario que el Congreso demuestre una vez mAs que
ostA dispuesto a facilitar cuantos medios de 61 .-e-
pendan para que esa situaci6n se encauce, para que
la Repfiblica salga de ila situaci6n angustiosa y di-
ficil en que hoy se encuentra.
Claro esta que yo entiendo, como entiende el doc-
tor Herrera Sotolongo, como entienden todos los
sefiores Representantes y como entiende el pals en-
fero, que la suspension de los preceptos de la Ley
del Servicio Civil no se va a aplicar estricta y hon-
radamente para expulsar de la administraci6n a los
funcionarioE venales sino que se va a utilizar como
pretexto para perseguir a los que no sean adiptos a
la administraci6n, para 'hacer posiciones 'ipolfticas
que favorezean a determinado grupo politico y se
va a echar a la calle a antiguos y probos funciona-
rios, para tener puestos que darle a los paniaguados
de una situaci6n que se desmorona. Por eso yo he


estimado convenient que se abra a debate esta Ley
porque es necesario que la CAmara de Representan-
tes declare que estarh vigilante y celosa, respeto
de la aplicaci6n de estos preceptos y que acusarA an-
te el pais a los altos funcionarios pfiblicos que to-
men de pretexto estas dificiles circunstancias para
aplicar en beneficio politico o en bcneficio personal
los preceptos de una Ley que nosotros hemos votado
suspendiendo los efectos de otras, obligados exclusi-
vamente por las circunstancias y para que se apliqu.
con la mAs estricta imparcialidad a fin de eliminar
de la administraci6n pfblica a los altos funcionarios
sefialados con el dedo 'de la opinion pfblica como
defraudadores y venales; pero es que alrededor de
este problema, y fij'indose en uno de los preceptos
que ha sido consignado en el dictamen de la Comi-
si6n Mixta, se estima que ha de ser aplicado como
media political contra determinados organisms ad-
ministrativos de la Repfiblica, contra el Ayunta-
miento de la Habana, y yo quiero que nosotros de-
claremos esta tarde, que no es en lo absolute el inimo
de los miembros de la Comisi6n Mixta consignar es-
tos preceptos con fines determinados contra deter-
minadas personalidades, sino que han sido consig-
nados cc-no media de carecter general, porque es
natural y 16gico suponer dado que se le concede la
'acultad a los Secretarios de Despacho de declarar
cesantes por convenir al mejor servicio a un funcio-
nario de la Administraci6n, claro es que tambien
debe ser autorizado ese propio funcionario por la
autoridad judicial comnpetente para que si ha sido
procesado por delito cometido en el ejercicio de sus
funciones, pueda ser suspendido de empleo y sueldo
hasta que quede determinado el process y demostra-
da su culpabilidad o inculpabilidad. Quien concede
!o mas es natural y 16gico que concede lo menos.
Pero de eso a pretender que se haga de esta Ley una
media persecutoria de antemano determinado, quie-
ro declarar en nombre de la Comisi6n Mixta que
suponer eso, es suponerle a los miembros de la Co-
misi6n Mixta un interns que no ban tenido. Sobre
todo, sefiores Representantes, no son estos los mo-
mentos en que nosotros vamos a defender peque-
fieces .de orden politico y personal. El problema es
algo mas grave y nnestras resoluciones deben ser de
mayor altura. Si, 'efectivamen'te, el precepto dice
que cuando se trate de empleados o funcionarios pl-
blicos, claro es que si este precepto esta consignado
en una Ley que se relaciona con la del Servicio Civil,
no puede ser aplicado mus que a aquellos funciona-
rios que estan comprendidos dentro de ]a propia Ley
del Servicio Civil, y yo estimo que ni los alcaldes
ni los concejales estin comiprendidos en esa Ley. *De
otra manera no se concibe este precepto en ]a Ley
mismo precepto y persiguiendo otras finalidades,
de que tratamos. Comprendo y me explico que ese
mismo precepto, y persiguiendo otras finalidades,
haya sido aprobado por la Ckmara en lo reference
a la Ley OrgAnica del Poder Judicial porque ahi
si encaja perfectamente y por que debemos dentro
de esta Ley conceder esas facultades a los jueces pa-
ra que las ejerciten pero en una Ley del Servicio
Civil no comprendo qu. relaci6n puedan tener los
alcaldes y concejales a este respect. Por esta ra-
z6n, heehas estas aclaraciones, estimando come es-
time y creo que estimAis toods vosotros que es inne-
cesaria la suspension de los preceptos de la Ley del









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


Servicio Civil para los fines que perseguimos pero
que al propio tiempo necesitamos, por conveniencia
de caricter general, para que el Congreso se quite
de encima la responsabilidad que se le quiere cehar,
para que en ningin moment ni en ninguna circuns-
tania .pueda el Ejecutivo escudarse en la pasividad
del Congreso en suspender estos preceptos para lle-
var a cabo la labor de saneimiento administrative
:lue esta llevando a cabo la opinion pihlica. es por
lo unico que yo imparto mi aprobaci6n a este dicta-
men de la Comisi6n Mixta, despu4& de hechas ost's
dlclaracioncs que estimo que la CAmara compartirl
y harA suya, por 1o cual pido a mis compaiieros
votcn a favor del dihtamen de la Comisi6n Mixta.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pido la pala-
bra en contra.
SR. L6PEZ (GERMaN) : Pido la palabra para una
euesti6n previa.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tier a S. S.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo quisiera que la Presi-
dencia ordenara, como cuesti6n previa, ya que se ha
planteado debate sobre este asunto, que se ordena-
ra la lecture de un voto explicado del Dr. Santiago
Rey, en la Comisi6n Mixta, por el cual la Cmara
vera, de una manera clara, que la Comisi6n Mixta
nombrada no se limit a eumplir estrictamente con
los principios informants de la Ley, sino que, por
el contrario, ha variado el sentido de los preceptos
de la Ley votada por esta CAmara. Con la lertura
de ese voto explicado, tengo la seguridad de que la
Cimara, velando por los fueros de la justicia y por
su propio prestigio, va a anadir a esa proposiciin
de ley ur preecepto que va a dejar, de una manera
terminate, aclarado cual ha sido el prop6sito de la
Comisr6n Mixta y cuil ha sido la violaci6n que se ha
cometido con respect al espiritu de esa Ley.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia no
puede ordenar la lectura del document que interest
S. S., porque se trata de un voto explicado emitido
en una sesi6n de la Comisi6n Mixta, y, por lo tanto,
pertinente para figurar finicamente en el acta de esa
session.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDR) : Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Dr. Herrera Sotolongo.
SR. HERRERA SoTOIONGO (PEDRO): Sr. President
y sefiores Pepresentantes: Yo me veo obligado, por
raz6n de principios. a consumer un turno en contra
del dictamen de la Cimisi6n Mixta para redactar, do
comun acuerdo, la Ley del Servicio Civil, modifica-
da. Es de tal importancia la petici6n hecha por el
Sr. German L6poz al Sr. President do esta CAma-
ra, que yo dejaria de cumplir con un ineludible de-
her, si no tomase, como fuente de mi argumentacin,
las razones que tuvo el Dr. Santiago Rey, Presi-
dente del Comit6 Pariamentario Conserva.dor en es-
ta C(Iamara, para sostener un voto particular en il
dictamen de la Comisi6n.
SR. REY (SANTIkoO) : AMe permit S. S?
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia pue-
de informer al Dr. Herrera Sotolongo que no hay
tal voto particular.
SR. REY (SANTTAGO) : Es una aelaraci6n de voto.
SR. PRESTDENTE (VERDEJA) : NO es lo mismo una
aclaraci6n de voto que un voto particular.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Bien: es una


cuesti6n de forma; pero en la cuesti6n de fondo, en-
tendia uno de los miembros mAs competentes .de esta
CAmara, que se habia desnaturalizado el principle,
cl espiritu que animaba aqu6lla Ley; y por eso, en
una aclaraci6n de voto que hizo el Dr. Rey que
constara por escrito en el acta *de esa Comisi6n,
aparece esta explicasci6n: (Aclaraci6n de voto en
el Diclamen de la Comisi6n")... (Continuat le-
yendo).
SR. SAGAnR (IBARTOLOMA) : Me he permitido en
nombre de los miem',ro~s do la Comision Mixta, ex-
plicar hace un moment estos mismos razonamientos
que exponia el Sr. Rey en su explicatcin de votes.
SR. PRESIDENTE (VERDE.TA): Continue el senior
IHerrera Sotolongo.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Los Tribuna-
les de Justicia cuando deban manipular la Ley
Organica del Servicio Civil, no podrAn atemperar
su line de conduct a lo que se llama criterio de
autoridad de esta CAmara, sino que tendrAn que
atemperarla a la letra escrita y a la redacci6n de
la Ley. Y yo Doy a demostrar que no es convenience,
que no'es suficiente la aelaraci6n hecha, por cuanto
que la Ley se refiere de una. manera expresa a ca-
sos extraiios, a lo que la Ley del Servicio Civil legis-
]a, es tan fundamental el precepto, que no habria
Tribunal, si alg6n Tribunal de Justicia tiene que
aplicar esta Ley con las mismas palabras de la Ley,
no encontraria argument bastante para destruir
los que a manera de razonamiento ha expuesto el
Sr. Sagar6 y los que a manera de doctrine, quiere
mantener en su explicaci6n de voto el Sr. Santia-
go Rey.
La letra en las leyes nuestras matan el espiritu.
Dice la Ley del Servicio Civil, y sefiala esta frase:
"Los funcionarios y empleados pfiblicos de todas
classes, con exc-pciOn de los Senadores y Represen-
tantes... (Continda leyendo). Que quiere decir, la
palabra excepcidn? Quiere decir que no estAn mis
que exceptuados los que expresamente aparecen
contenidos en esa frase, que es lo mismo que incluir
a toda clase de empleados, incluso a los electivos,
porquz se excepttan solamente dos classes de electi-
vos, que no deben star comprendidos en la ley, y
al hacerlo se sobreentiende que estAn comprendidos
todos los demils funcionarios electivos que expresa-
mente no aparecen exceptuados. Esta Ley del Servi-
eio Civil no comprende para nada a los Senadores y
Representantes, es tpn grave el precepto, que com-
prende al Presidente de la Repiblica y a los Screta-
rios del Despacho, y b;,staria que un Juez venal,
que un Juez incapmcitado quisiera procesar a un
Secretario de Despacho para que esto fuera lo sufi-
ciento y puedn ser suspendido en el ejercicio de su
cnrgo, un empleado, o un Secretario del Despacho.
Y dichas estas palabras, en cuanto a lo que se
refiere a la pirte politioa, y conste que nosotros no
la votamos como ley political, sino como reform ad-
ministrativa y do moral p6blica, y no venimos a
tratar de resolver situarciones political de ninguna
elase, sino que quereinos hacer una ley puramente
moral, que no venimos a resolver cuestiones de indo-
le puramente ,artidaristas en ]eyes de tanta impor-
tancia como esta, apart de que todo el espiritu .ie
la letra, es eontrario a nuestro sistema, es altamente
porturbador, ya on contraposici6n, ya en las frases,
equivocas y obscuras, que no quiero calificar de ma-








4 DIARIO DE SESIONE8 DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
,, ,H


liciosas, pues tengo el convencimiento de que la idea
de los que lo redactaron nunca tuvieron el prop6sito
de realizar un acto funesto, sino que iban inspirados
por el mejor deseo, teniendo la 'deagracia de realizar
ana mala obra.
Ye voy a sefialar defects fundamentals de la
Ley que la hacen inaceptables, que la hacen imposi-
ble de que esta COmara la pueda votar, en -primer
lugar, no es una opinion personal mia, la que sirva
de autoridad para sostener esta aelaraci6n, es la
opinion del Tribunal Supremo en pleno de Cuba, y
cuyo alto Tribunal no ha Ilegado todavia a desacre-
ditarse, ni a 'aceptar 1'a influencia de personas ajenas
al mismo, para hacer variar su doctrine y Pu con-
vencimiento. El articulo lo. de esta Ley dice asi:
"Se consideran del Servicio Clasificado, y empieza
a definir una cantidad enorme de personas que no
estin comprendidos en el Servieio Clasificado." Y
todo esto se hace a fin de quitar los derechos de ina-
mvilidad a los que comprenden aqui. Creen acaso los
autores de este dictamen, y creen acaso los que fue-
ron autores de la ley que el derecho de inamovilidad
se pierde porque varien la Ley hoy? No, el derecho
que ban adquirido determinados frncionarios a la
inamovilidad, lo conservan de una manera perenne,
aunque la Ley se varie hoy. De hoy en adelante no
tendran ningfn dereeho aquellos emplcados que de-
sempeiien esos cargos, pero los que tengan un dere-
cho adquirido, esos no po'drAn perderlo. Yo voy a de-
mostrar por resoluci6n del Tribunal Supremo en ca-
sos anAlogos.
DespuBs dice: (Lee).
.Qu6 han querido decir los autores de la Ley, del
dictamen con estas frases: Poldrian destituir libre-
mente". Para explicar que lo que so pretendia era
dejar cesante a determinados funcionarios, sefialAn-
dolo de esta manera: (Lee).
Vean ahora la gravedad de los trmninos. Se habla
de empleados y funcionarios. De los designados no
hay ningfin empleado, todos son funcionarios por-
que los jefes de administraci6n es la iltima catego-
ria, de cuarta clase, a que se refiere ]a Ley. Son
considerados funcionarios pfblicos n'o empleados pd-
blicos. Y al usar el t6rmino anterior y posterior-
mente de que podran ser destituidos de sus cargos
los funcionarios y empleados pfiblicos, admiten la
posibilidad de que cualquier empleado piblico sea
dejado cesante aunque no lo especifique dcspu6s en
la clase o graduaci6n de su gerarquia de empleado
y bastaria que un Tribunal quisicra aprobar la ce-
santia de un empleado pira que dijera: Ain cuando
no estaba especificado el cargo se ha especificaldo
que est: comprendido en la esacci6n y los compren-
de a todos. Pero lo mis grave que tiene la Ley, y yo
soy contrario a todas las Leyes de hipocresia y fal-
sedad, es que se le ofrezca un engafio al empleado
y que se diga que contra las cesantias estca emplea-
dos y funcionarios pueden establecer recurso. Y di-
ce asi: (Lee).
Y yo quiero que se me diga que clase de recurso
es aquel que depend de la facultad potestativa
donde no se ha hecho un expediente, donde sola-
mer.te el funcionario que esta capacitado para eejar
cesante dispone la cesantia sin dejar mas rastro que
la cesant'a dictada y que se Ie diga al empleado que
tendri derecho a implantar recursos ante la Comi-


si6n del Servicio Civil ]a cual resolvera, I con vista
de que? (Lee).
Fijense los Sres. Representantes en la gravedad
de este articulo. Las resoluciones de La Comisi6n del
Servicio Civil, por la Ley basica que le di6 origen,
causan cstado y causan estado en la via administra-
tiva si contra ella cabe el recurso y aqui se dice que
serin inapelables sus resoluciones y siendo asi se le
da un carActer del Tribunal de Justicia que la hace
a ella misma com'o comisi6n en estos actos de carAc-
ter inconstitucional. (Lee).
Despu6s dice que serAn cinco dias el plazo y :-e
concede a determinados funcionarios diez dias en lu-
gar de cinco por razones de lugar en que se en-
euentran.
Dice que quedan en suspense por noventa -dias,
todas las disposiciones relacionadas con el C6digo
Electoral, dado que se pretend dejar cesante a un
empleado que tiene garantia. Yo voy a cita:r dos
ejemplos del Tribunal Supremo. El primero es la
cesantia de un abogado consultor de los que tenian
su cargo con anterioridad al articulo 62 de la Ley
Orginica del Poder Ejecutivo. Todos los senores Re-
presentantes saben que la Ley OrgAnica del Poder
Ejecutivo antes del afio 1915 decia que los funcio-
narios que desempefiaran cargos de abogados con-
sultores en la Secretaria se considerarian inamovi-
bles y que no podrian desempefiar de ninguna manera
su profesi6n. Con posterioridad al ailo 1915 se modi-
fic6 la Ley en el sentido de que los abogados consul-
tores no tendrian la condici6n de inamovilidad pero
podrin ejereer libremente su profesi6n. Se dej6 cc-
santes a various abogados consultores y fueron a
buscar doctrine y encontraron la del Tribunal Su-
premo que decia que el dereeho de inamovilidad que
se habia adquirido al amparo de una Ley era de tal
naturaleza que no se podria perder por modificaeio-
nes sucesivas de esa legislaci6n y que solo podria te-
ner referencia a los que vinieran a desempeiiar los
eargos con posterioridad. Pero el afio 1912, a virtud
de una efervescencia extraordinaria que se produjo
en el element veteranista de Cuba contra todos
aquellos qu habian 1laborado en la epoca de la inde-
pendencia contra la causa cubana, se logr6 que el
Presidente de la Repfiblica de Cuba, que el Congreso
de la Rep6blica dictara una Ley por virtud de In
cu'al se suspendieran solamente por 90 dias, en la
misma forma que se quiere hacer hoy, los efectos de
la Ley del Servicio Civil, y oiganme bien los sefio-
res Representantes, que voy a hacer una revelaci6n
de orden privado, de carActer confidential, y aqui
estA el doctor Ferrara que por su intimidad con
aquel Gobierno, podrA decir si es exacta la aseve-
racion.
SR. FERRARA (ORESTES): I.Con quB Gobierno, con
el del General Menocal?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : No aunque yo
se que su sefioria, fu6 amigo del General Menocal y
lo trat6 con alguna intimidad durante los primeros
afios de su gobierno.
SR. FERRARA (ORESTES) : En los tiempos interme-
dios. La intimidad era mAs bien social, que political.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Lo creo, por-
que s6 que su seiioria es muy sincere en todos sua
actos.
SR. FERRARA (ORESTES): Muy sincero pero no








tMtA1WtO DE SISION1-S DI @ U CAMARA DE RRPRtESENTANTES


mezclo las cuestiones political con las sociales, ni vi-
ceversa.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Con motive de ]
aquella efervescencia veteranista, una gran parte del
pueblo inspirado por espiritu patri6tico equivocado,
pretendi6 que se debia hacer una cruzada contra los
que sirvieron a Espafia, contra los que ayudaron a
Espafia contra la Repfblica de Cuba. Se diet6 la Ley
suspendiendo los efectos de la Ley del Servicio Ci-
vil, durante 90 dias. Una gran parte de la opinion c
se pronunci6 contra esa Ley, se establecieron recur-
sos de ineostitueionalidad, y el Tribunal Supremo
durante todo el tiempo de la tramitaci6n del recurso
desde su interposici6n has'a el fallo y no dej6 de
laborar un solo dia en 'debates, en estuaio, y en in-
formaciones y los mantenedores del recurso no te-
nian gran f6 en obtener un 6xito precosamente por
la presi6n extraordinaria que habia para que el Tri-
bunal Supremo no fallara, y cuando mas grande era
la excitaci6n, cuando mas grande y mAs tremendas
las 'dudas, en forma de nota official o en forma do
nota confidential el Gobierno de Cuba fu6 notificado
por el Representante del Gobierno de los Estados
Unidos, hacin'dole ver que las garantias que pres-
taba la Ley a los ciudadanos no podian ser violadas
por cuestiones political ni apasionadas. Y en efecto,
el Tribunal Supremo de una manera decisive reco-
gi6 las corrientes de opinion, que no se guardaban
en secret, que se exteriorizaban por medio de today
la prensa, aquellas gestiones political habiles y ele-
vadas realizadas por quien tenia la alta misi6n de rea-
lizarlas, lleg6 a producer tal impresi6n en nuestro
Tribunal que con una independencia absolute de
caracter y un complete y perfect studio de la ma-
teria dict6 una sentencia por uno de los mIs com-
petentes y cultos Magistrados de nuestro Tribunal
Supremo, por el senior Giberga, de.pubs de haber
discutido y de haber mantenido la opinion que se
desarrolla en esta sentencia el hombre de mayor
cultural Juridica que ha habido en Cuba, Don Anto-
nio Govin; y las expresiones que verti6 en los deba-
tes fueron modeladas como verdadero pedazos de
mirmol y figuraron en la sentencia escuitural que
nuestro Tribunal Supremo ha reproducido en mAs
de catorce sentencias cuya doctrine desarroll6, y
parece que sor frases lapidarias de la Constituei6n de
la Repfblica. Voy a leer unas cuantas frases de las
que constituyen el considerando fundamental. (Lee.)
Discuti6 el Tribunal Supremo con una cordura y
elevaci6n de concepts extraordinarios, en primer
lugar si el precepto constitutional debia referirse a
las l.eyes que garantizan dereehos patrimoniales, y si
los dereehos administrativos que las leyes concedian
a los empleados y funcionarios p6blicos podian con-
siderarse como parte del patrimonio individual. Y
como me interest, much que los Representantes, y
especialmente que los letrados de la CAmara abun-
den en la doctrine del Tribunal Supremo porque me
propongo que la votaci6n de esta Ley, phra que en
el dia mariana no pueda haber arrepentimientos tar-
dios, sea una votaci6n nominal; voy a determinar de
una manera clara como el Tribunal Supremo, con
lucidez de criteria determine que la tinica excepei6n
que estableci6 la Constituei6n de la Repiublica era
con respect a las leyes penales, y afn en ese easo,
solo cuando favorecian al reo se les podia dar carAc-
ter retraoetivo. (Lee.)


De modo que va el Tribunal Supremo a estudiar
el caricter juridico del cargo pdblico para rebatir
la doctrine que en una oportunidad el senior Ferrara
quiso sustentar de que las leyes de procedimiento y
administrativas no corroboran derechos y el Tribu-
nal Supremo, con su autoridad especifica, de uua
nanera clara y terminante. (Lee).
Vean los sefiores Representantes de donde parte
la doctrine del Tribunal Supremo, y como podia ser
aombatible por la que queria sustentar el senior Fe-
rrara. El Derecho administrative no puede crea'-
derechos patrimoniales; pero deeia el Tribunal Sn-
premo *que cualquiera que fuera el concept, si el
legislator define como un derecho del funeionario la
inamovilidad le ha dado ese derecho y no puede
privArsele de un derecho que le ha dado la Ley. Es
decir, que puede haber un concept juridico de la
inamovilidad, el de career solamente que los funcio-
narios -ptblicos son inumovibles, y por eso pudimos
admitir que se dejara cesante a un funcionario quo
era inamovible, sin formaciOn de expediente, porque
no habia declarado dereeho, pero cuando la Ley dice
que se consider como derecho del funcionario la
uamovilidad consignada en esta Ley y que nunca po-
dra ser separado sin previa formacivn de expedien-
te,es muy grave que la CAmara, donde hay tan cultos
y distinguidos letrados, pasando por encima de la
doctrina estatuida, pasando por encima de las juris-
prudencias declaradas, lance sobre el pais una Ley
que es afrenta contra el derecho y un atentado a la
justicia. Yo no s6 si el Tribunal Supremo podrA va-
riar su doctrine, pero yo no puedo career que el
Tribunal Supremo, que a los sagrados umbrales de
la casa done se administra justicia, pueden llegar,
en ninguna, form las briszs frias de paises ilenos
de nieve que carecen de esa tranquilidad que se ne-
cesita en estcs moments para poder legislar con
acierto. Es pues, una cuesti6n de principio que la
CAmara, despues de haber oido las razones que ha
tenido el Tribunal Supremo para declarar inconsti-
tucional la suspension de la Ley del Servicio Civil,
durante noventa dias, vuelva a incurrir en la misma
falta, en la misma forma y por los mismos fines po-
liticos. No es asi como se moraliza el pais, como se le
presta presti'gio a sus instituciones; asi lo que se ha-
ce es confundir a los ciudadanos y 'decir que en la
mAs alta representaci6n national pueden mAs los
intereses que los principios. Hay ademas de las ra-
zones de orden juridico que acabo .de exponer, una
raz6n de orden practico, una raz6n de hecho que yo
quiero exponer a la consideraci6n de la Camara. Los
autores de la Ley y los redactores del dictamen le
han cogido miedo a su propia obra...
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Puede explicar-
me S. S. en qu6 consiste el miedo?
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): A la injusti-
cia que envuelve el dictamen.
SR. HERRERA ,SOTOLONGO (PEDRO): El miedo es
una cuesti6n de hecho, y ya que S. S. con su suspi-
cacia y su inteligencia necesita que se lo explique,
voy a tener el gusto, no de explicArselo para que lo
pueda entender, porque ya S. S. lo sabe, sino que
voy a explicArselo para darle gusto: Se le coge mie-
do a una cosa cuando uno le huye el cuerpo, cuando
no quiere mirarla de frente, cuando no quiere sopor-
tarla diariamente sobre su pecho, y el miedo que se
le ha cogido a esta Ley, como a todas las leyes de








6 DIARIO Di SSIONE'S DE LA CAMERA DE PEPRESENTANTES

carActer transitorio, es que s6lo regira por 90 .dias mentors, y ha dado la resoluci6n definitive sobre esta
y por lo que result una Ley epilbptica, y que sola- cuesti6n. Ahora en la Ley que se ha traido, se inser-
mente cuando se le coge miedo a una Ley es que se ta un precepto que no ha sido objeto de discusi6n.
legisla asi... De manera que si el senior Herrera Sotolongo, se re-
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX) : El miedo no ha fire a este nuevo precepto esta bien, pero no puede
aparecido todavia. dirigir su argumentaci6n en contra de lo que iho ha
SR. DE CARDENAS (RAUL) : ,MAe permit una inte- sido objeto do resoluci6n de esta CAmara, no en con-
rrupci6n, con la venia de la Presidenca? tra de lo que, casi unanimemente, ha sido aprobado
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Con much por la misma. Esta es la cuesti6n, bajo estos aspects
gusto. hay que ponerla,'y yo creo que la Presidencia debe
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra el llamar la atenci6n al Sr. Herrera Sotolongo...
Sr. de Ckrdenas. SR. HERRERA SOTOLONGO (PElRO): Pero S. S. no
SR. DE CARDENAS (RAUL) : No es miedo, es patrio se content con darme un'a leoci6n, sino que hasta
tismo. Los propios escripulos que le asaltan 'al se- se la quiere dar a la Presideneia, al deeirle a ella,
flor Herrera Sotolongo, me han asaltado a mi, y que me debe llamar al orden.
tengo la seguridad que le han asaltado a todps lo. SR. FERRARA (ORESTES): YO no pretend tal cosa.
companferos; s61o que hay circunstaneias que pesan Yo lo que digo, es lo que se debe de hacer de acuerdo
en el Animo nuestro, que por lo visto, no pesan en con el Reglamento, y de acuerdo -con la 16gilca. Yo so-
el animo del Dr. Herrera Sotolongo. lamented le decia al Sr. President, que le debia lla-
SR. FERRARA (ORESTES): Viva el Ayuntamiento mar la atenci6n al Sr. Herrera Sotolongo, le iba a
de la Habana. pedir al Sr. President, que no futra tan ben6volo
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Yo quiero lla- con S. S. Esta es la inica raz6n, por la cual yo me
mar la atenci6n del Sr. Ferrara. El Ayuntamiento dirigi a la Presidencia, No tenia el prop6sito de dar
de la Habana, podrA haber cometido los mismos he- ninguna 'lecci6n, pero si S. S. la desea, tenga la se-
chos que todas las demis organizaciones nuestras, guridad que esta no sera ni la primera ni la filtim,.
pero ese cuerpo deliberative, no merece en manera SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Desde luego,
alguna, ni amerita que la Representaci6n Nacional, no sera ni la primera ni la filtima. (Risas). Tenga
Ie este constantemente aeusando, le est6 poniendo el en cuenta S. S. que yo en mis ratos de ocio me gusta
stigma en la frente, a esos compafieros nuestros, a asistir a la Universidad, para recibir las lecciones
quienes eonstantemente se les est6 trtando, y a quie- de los catedrAticos.
nes constantemente se les esta pidiendo su concurs, Sa. FERRARA (ORESTES) : Bueno, si vamos a seguir
para todos los fines patri6ticos que nosotros persegui- discutiendo cl fondo de la cuesti6n, si vamos a ha-
mos. Por eso, me llama la atenci6n, que el senior Fe- blar de que la Ley del Servicio Civil no puede ser
rrara, el dem6crata de siempre, est6 lanzando como suspendida, es volver, a mi juicio, a entrar en la
a manera de piedra, acusaciones tremendas contra discusi6n general que ya hemos tratado, sobre la
csos queridos compaferos,lanzando frases que morti- cual ha recaido una votaci6n, iQue se ataque directa-
fican y que tienen que deprimir a esos tan queridos mente el precepto que se quiere ataear, que es el que
companeros... permit a la autoridad judicial suspender a los con-
SR. FERRARA (ORESTES) : Si nuestros queridos cejales y. alcaldes que hayan sido procesados y alli
amigos, que estin procesados, nuestros queridos ami- podriamos eneontrar un terreno comfin; pero fuera
gos son sujetos del C6digo Penal, nuestros queridos de esto, no eneontraremos terreno confin porque la
amigos, estan procesados por una inmoralidad, eat:n CAmara ha resuelto ya y no puede volver sobre sus
bajo el peso de la Ley; a esos queridos amigos, re- pasos a pesar de la elocuencia de Dem6stenes, de Cice-
pito, yo no los vengo a defender ante la CAmara, si r6n o de Herrera Sotolongo.
acaso, los defenderia ante los Tribunales. SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Sr. Herrera Sotolon-
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pues yo si, yo go: La Presidencia, esta de acuerdo con el Sr. Fe-
los defiendo ante la CAmara, ante los Tribunales de rrara, porqde lo estima dentro de Im prActicas par-
Justicia y ante el pais entero. lamentarias.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero este no es el mo- ERRERA OTOLON (PEDRO): Yo teno q
mento, Sr. Herrera Sotolongo. SR. HEERERA SOTOLONGO (PEDBO : Yo tengo que
Sme. nto, H er SOLONGO (.EDrO): S es dar las gracias al Sr. Ferrara y a la Presidencia. A
SR. HtERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Si es el mno- p
mento; cuando se les acusa hay que defenderlos, y S. esta .por su amabilidad por dejarme discutir fuera
S. no debe de atacarlos en esa forma, S. S. debia del Relamento y al Sr. Ferrara por cneauzar los
tener la piedad de no acusarlos en estos moments.
SR. FERRARA (ORESTES) : Desgraciadamente, es ]a SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : El Sr. Ferrara no ha
mentable que toda esta discusi6n se origine sobre el tratado de encauzar el debate, porque para eso estA
Ayuntamiento de ]a Habana. Yo pido a la Presiden- la Presidencia de la CAmara. Pero la Presideneia
cia que me conceda la palabra para una cuesti6n siempre ha tenido a bien oir cualquiera manifesta-
de orden. ci6r que haga un Representante en euanto al orden
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : La tiene S. S. de los 'debates y cuando ha sido llamada al orden
SR. FERRARA (ORESTES) : La cuesti6n de orden es por un Sr. Representante, la Presidencia que siem-
la siguiente: el Sr. Herrera Sotolongo, estA tratan- pre ha tenido largueza, respect al uso del Reglamen-
do a prop6sito del dictamen de la Comisi6n Mixta, to lo ha hecho, y por tanto ruega a su S. S. que sc
una cuesti6n que ha sido ya debatida y resuelta en cifia al debate.
esta Camnara. Cuando se ha tratado de la cuesti6n SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Pues eifinndo-
de si podia dejarse en suspense la Ley del Servieio me a las frases del Sr. President y a las indicacio-
Civil o no, la CAmara, ha oido estos mismos argn- nes del Sr. Ferrara, voy a' entrar a discutir el ar-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


ticulo octavo de la Ley del Servicio Civil que dice t
asi: (La lee). e
SR. L6PEZ (GERMAN): Sr. Ferrara, ahora podria-
mos gritar: Viva la impunidad parlamentaria.
SR. FERRARA (ORESTES) : La impugnidad parlamen.
taria es un derecho.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Realmente la
Constituci6n de la Repfiblica sanciona determinados
abuses. En el mas extricto uso del dereeho Parla-
mento no esta el abuso, pero si donde estA el abliso
es en este articulo en que se concede el derecho al
Representante y al Senador, de no ser suspendido en
el ejercicio de sus cargos por el hecho de un proce-
samiento cualquiera que sea y pone aqui las palabras
de Representante y Senador solamente, para darle
el carecter de que comprenda &sta Ley a los funcio-
narios electivos porque solamente dos classes de fun-
cionarios electivos se exceptfian.
Este precepto es tan important, que de dejarlo
en vigor afin con esas aclaraciones de doctrina que
se quieren dar, no habria un solo Ayuntamiento, no
habria un solo Gobierno Provincial, no habria una
sola Junta de Educaci6n que pudiera funcionar li-
bremente; tendria que pedirle su venia al Juez de
Instrucci6n del lugar.
SR. FERRARA (ORESTES): L Son criminals esos se-
fiores ?
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): No, pero le
voy a decir' a S. S. que precisamente los criminals
no irian alli, porque son los que mas fAcilmente se
ponen de acuerdo con la justicia.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si no nos volvemos locos
con csto no sB con que cosa nos vamos a volver locos.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Seguramenl:e
serA con las explicaciones de S. S.
SR. FERRARA (ORESTES): Esto parece un mani-
comio.
*SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): A su sefioria
puede pareeerle todo lo que quiera, pero estamos di-
ciendo verdades de orden real.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero su sefioria estA di-
ciendo que los hombres honrados, serdn sometidos
al procedimiento criminal, mientras los criminals
gozan de impunidad.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Si.
SR. FERRARA (ORESTES) : Entonces hay que disol-
ver la sociedad cubana.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo puedo pro-
barle a su sefioria que en estos moments estA sien-
do victim de persecuci6n injusta y de un process
criminal el Sub-tesorero de la Secretaria de Hacienda
acusado del mas fantastico de los delitos de que pue-
de ser acusado un hombre que desempefie este cargo,
de haber sustraido cien mil pesos en Bonos de la
Libertad, cuando ningfin tesorero ni nadie que este
acostumbrado a manejar papeles seria capaz de apo-
derarse de unos papeles que tiene en dep6sito porque
sabe que seria perseguido .por unos documents que
no tienen valor ninguno y nadie que est6 manejando
millones de pesos en billetes y en metAlicos va a
apoderarse de papeles que no le habrin de reporter
-jinguna utilidad.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo tengo el deber de de-
fender al pueblo en contra de los que defraudan.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Nadie puede


ener double personalidad. Cuando una cosa es just,
s just dentro y just fuera.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente yo pi-
do la palabra para una cuesti6n personalisima. Yo
soy abogado y he sido abogado criminalista, aunquc
ya por suerte, he abandonado esta rama del derecho,
pero yo he defendido a parricidas y he defendido a
los autores de los delitos mas expeluznante y yo he
defendido los fraudes mas enormes, porque esta es
la moral, la 6tica professional; no solo como un dere-
cho lo he defendido, sine como un deber; pero aqui
no vendria a defender a esos mismos individuos que
he defendido en las Salas de las Audiencias.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Si fueran ino-
centes.
SR. FERRARA (ORESTES) : Los he defendido siendo
culpables y he afirmnado de que eran inocentes por
deber professional, pero aqui en la CAmara mi obliga-
ci6n es mis alta.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Yo eso lo he
dicho, y mant-ngo que todos los hombres honrados,
estarian siendo victims de persecuciones constantes
por los contraries en political que fuesen Jueces de
Instrucci6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Eso es exageracion
de S. S.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): S. S. comulga
con mis principios y es muy possible que en el a"Dia-
rio de Sesiones" aparezcan dichas por su sejioria,
las mismas palabras o el mismo criterio que yo sus-
tento en este moment.
SR. ALONSO AM~PUDIA (MANUEL): NO seria just,
por ejemplo, que se suspendiera un alcalde por un
delito de estupro.
SR. FERRARA (ORESTES) : Precisamente seria muy
convenient y muy moral suspender a un Padre de
la Patria, que hiciera tales cosas. (Risas).
SR. ALONSO AMPUDIA (MANUEL): Eso seria una
mormidad.
(Risas.)
(Murmcullos.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Sefiores Represen-
tantes: Tengan la bondad de guardar silencio y no
interrumpir al orador. Seiior Herrera Sotolongo,
tenga la bondad de dirigirse a. la OCAmara y no ha
deteminado Representante.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Ninguna de
las explicaciones que ha dado el Dr. Ferrara me
pueden satisfacer. El sabe muy bien que no es asi,
sostener que tiene un Juez el derecho de mandar a
la CArcel a cualquier persona que haya cometido
cualquier delito, es un error; porque hay infinidad
de delitos que tienen fianza sefialada por la Ley, y
tampoco puede un Juez mandar a la Carcel a sus au-
tores. Solo en casos de delitos que tienen penas aflic-
tivas, estA el Juez obligado a mandar a la C rcel a
aquellos que los hnayan cometido. En este easo no es
necesario el precepto -de la Ley porque el Juez, al
declarar procesado con exelusi6n de fianza, mnanda
implicitamente a ld C'recel al individuo en cuesti6n.
Ya vW el senior Ferrara como l1 ha incurrido en un








8 DIARIO DE SESIDNES DE LA CAMERA DE. EPRESENTANTES


error cuando decia que el Juez tenia el derecho a
mandar a, Ta CArcel a eualquier ciudadano que co-
metiera un delito.
SR. FERRARA (ORESTES) : Permitame, no decia yo
4ue forzosa y obligatoriamente tenia que meter en
la Carcel al ciudadano que cometi6 un delito. Digo
que -le quieren negar el dereeho de suspension a un
Juez que tiene el derecho de priar de libertad. Ahi
se encontraba la exageraciOn de S. S.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): No es que el
Juez process y exeluye de libertad y no necesita el
precepto de la Ley. Este precept viene a ampliar
sus atribuciones, a darle el derecho de suspender,
por cualquier clase de delito, a un funcionario. Di-
een que se concede el derecho de apelar ante ]a Au-
diencia de los autos de los Jueces, y ante el Supre-
mo de los autos de las Audiencias suspendiendo a
an empleado o funcionario. Yo voy, a manera de re-
laci6n, a decirle a los sefiores Representantes a qu6
ha llegado a reducirse un recurso de habeas corpus;
yo voy a demostrar que el recurso de habeas corpus
ha quedado completamente anulado en nuestra le-
gisalei6n, precisamente por el defeeto que tiene esta
apelaci6n, por el mismo defecto que tiene este orden
juridico. El empleado suspendido que aipela, tiene
que aguardar que se tramite esa apelaci6n que tarda
an mes, y antes de sefialarse la vista de la apelaci6n
se sefiala la vista del Juicio Oral, y estamos acos-
tumbrados los abogados a que se resuelva despu6s l1
los juicios orales, cuando ya no puede surtir efecto
alguno en las causes criminals. Estos son, en defi-
nitiva, Sr. President y sefiores Representantes, las
observaciones hechas en el dictamen de la Ley mo-
deficativa del Servicio Civil. Concretando: entiendo
que la CAmara debe rechazar, de piano, este dicta-
men, que no import que haya sido objeto del pro-
grama legislative, si ha sido tambi6n objeto de una
cl'usula. que no ha sido discutida ni tiene carActcr
politico y que es altamente perturbadora, porque
infringe nuestras costumbres paralmentarias, y se
trae a ese mismo program la perturbaci6n de una
hey de carActer politico que, lejos de traducirse en
beneficio para el pais, va a traerle una series muy
honda de graves perturbaciones. Por eso, cuando Ile-
gue el moment de la votaci6n, afn cuando no tengo
ningfin prop6sito de obstruccionar, sino de que cons-
ten los votos favorable o contrarios a ese dictamen,
reclamar6 de la Presidencia que lo ponga a votaciu6
nominal, rogandole a todos mis compafieros que des-
pu6s de las manifestaciones que he heoho en contra
del mismo se sirvan votar en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene ]a palabra el
Sr. Martinez Goberna.
SR. FERNANDEZ HERMO (LRENZO) : Yo pedir6
oportunamente, cuando termine el Sr. Martinez Go-
herna, y debidamente apoyado, la suspension del de-
bate.
,SR GIL (HELIODORO): Yo propongo a la CAmara
que acuerde ampliar el debate, a dos turns mAs cn
pro y dos en contra.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): YO no me
opongo a que se 'amplie el debate, al contrario, soy
partidario a que se expongan cuantos razonamien-
tos sean necesarios para ilustrar a la Okmara sobre
este particular. Yo he solicitado la palabra en con-
tra de esta Ley que es un atentado juridico.
,SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : i Esta de acuerdo la


Camara en la ampliaei6n del debate propuesta por
el Dr. Gil a dos turnos mns en pro y dos en contra?
(Seiales afirmativas).
Acordado.
Puede usar de la palabra el Sr. Martinez Go-
berna.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): Si yo estimase
mi propia insuficiencia, en el dia de hoy hubiese re-
nunciado a hacer uso de la palabra, despu6s de las
brillantes palabras de nuestro querido compafiero el
Sr. Herrera Sotolongo, con esa maestria que le es
proverbial, ha abordado el extreme juridico de este
proyecto de ley que discutimos, y aparecerh a los
ojos de algunos, y con toda seguridad, como el des-
T.rnuzador de todos los preceptos fundamentals
del mismo. Pero yo no voy a referirme a la parte
juridica del proyeeto de ley; voy a referirme a la
parte moral; me voy a referir a esa parte que habia
sido tratada por distinguidos compaileros, en la cual
apareceran algunos de los que formamos la Comi-
si6n Mixta que ha dictaminado respect de ese pro-
yecto de ley. Se ha, manifestado que subrepticiamen-
te, aparte del concept personal de todos y cada uno
de los que componemos la Comisi6n Mixta, se ha
intercalado, dentro del propio articulo de la Ley, el
concept que en su espiritu mins amplio comprendia
a determinados funeionarios y que estos funciona-
rios escogidos eran aquellos que componian el Ayun-
tamiento de la H-abana, actualmente en entredicho.
Y bajo este aspect, contestando al mismo tiempo al
Dr. Herrera Sotolongo, voy a decir que como miem-
bro de la Comisi6n Mixta me he producido con per-
fecta consciencia de lo que hacia, que he votado ese
precepto absolutamente consciente de que 61 com-
prendia a todos aqullos funcionarios que, procesados.
habia de tener el Juez la facultad de suspenderlos a
todos aquellos empleados y funcionarios que proce-
sados habia de tener el Juez la facultad de suspen-
der, cuando el procesamiento se tramitaba 'a virtud
de una causa de eseAndalo pfblico y contrario al
orden de la Rep-iblica.
No hay, pues ignorancia absolute, no ha habido
por mi parte ignorancia, y no lo ha habido tampo-
co, por parte de ninguno de los components de la
Comisi6n, al votar este precepto de ley, y tan no
lo hubo, que al aclarar mi voto inmediatamente
despu6s que se firmara el Proyecto, expuse una fra-
se de un sabio precepto, que decia: que las leyes
exigen que se respeten a las autoridades constitui-
das, pero que es indispensable, que siempre, constan-
temente, estas autoridades, sean acreedoras y mere-
cedoras a este respeto.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Yo tengo la seguridad que
S. S. no vot6 a conciencia la parte que se refiere a
]a excepci6n, porque de haberlo hecho, de seguro que
no hubiera exceptuado a nadie.
SR. AMARTINEZ GOBERNA (FELIX) : Ya el doctor Fe-
rrara explic6 de una manera clara y precise, que no
no es possible confundir, no al Ayuntamiento de la
Habana, ni a todos los de la Repfblica, con este
Cuerpo Deliberativo, que forma parte de uno de los
Poderes del Estado.
*SR. SARDINAS (EILIO) : Si, pero la moral debe ser
igual para todos.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX): La moral con-









DIARIO DE SESIONiS DE LA CAMPARA DE REPRESDNTANTES 9

siste en venir aqui cada vez que se estime necesario, la modificaci6n que hemos introducido -en la Ley del
cada vez que un compafiero haya cometido un deli- Servicio Civil. Yo no s6 de que modo vamos a aplau-
to, y por tanto, se salga del cumplimiento de su dirlos del uso que hagan o .de qu6 modos vamos a
deber, ocasionando un esci'ndalo, acceder a lo quo censurarlos. Pero desde este lugar que tenemos el de-
los Tribunales de Justicia demand. ber de hacer cosas que beneficien a la comunidad,
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Y acusarlo cuando es tengo la seguridad de que va a brotar un aplauso de
necesario. la opinion que no quiere, que no debe tolerar en
SR. SARDINAS (EMnIIO) : Si, pero desgraciad?.men- campo alguno a funcionarios que excediendose en
to esto no se ha practicado. sus atribuciones realizan actos indignos.
SR. MARTINEZ GOBERNA (FELIX) : Cada vez que en SR. SA.RDIAS (EMIIO) : El pueblo lo que quiere
esta Camara, este Rep:esentante ha, tenido que vo- es justicia y esta es una tremenda injusticia.
tar un asunto de esta naturaleza, lo ha votado, y -SR. M.MRTINEZ GOBERNA (FEI)X) : Yo ruego a S. S.
es mis, lo votari sin ninguna vacilaciOn. que no me haga interrupciones.
Estaba cxp:icando de que manera yo entendia Y con respect a la Ley esta no se refiere preei-
que habia votado el precepto, que no era possible qurc samente a todos aquellos funcionarios que esthn pro-
en nuestro pais, ningfin funcionario que hubiera cesados, si no a aquellos que lo estAn por causes de
cometido un delito, que se tradujera en un esc nda- escAndalo pfiblico. Y si son tan inocentes, si real-
lo pDblico, continuase al mismo tiempo, desempe- mente lo son, si son intangibles a su manera de sen-
fiando la funci6n propia de su cargo, continuase tir, a su manera de ver porque temernos, a quienes
dictando leyes que obligasen a los demis ciudadanes tienen que temer es a los Tribunales encargados do
a su observancia, a eumplir sus preceptos y reglas. juzgarlos.
Este funcionario no puede en manera alguna seguir SR. SARDImAS (EMILI) : Porque las eleeeciones son
usando de esas prerrogativas que el cargo le da, a 54 dias vista, y ellos se perjudican grandemente.
porque en la mente de cada ciudadano no merece cier- SR. MARTINEZ GOBEIRNA (FELIX) : Yo no s6 sefio-
tamente el respeto que las leyes obligan a darle. res Representantes, cual es el alcance complete de
No puede pues, y esto decia el Sr. Herrera Soto- csta Ley y sus efectos personales porque en realidad
long, hablando de la moral de este asunto, no puede yo no tengo relaciones de ningfn g6nero con nin-
diseutirse el aspect de la misma, respect al funda- guno que de los que se encnentran en estas condicio-
mento moral, porque en ning6n pais del mundo, ni nes, yo no tengo nexo alguno con ningrin funciona-
en Cuba ni en la Patagonia, no es possible que 3s rio ni emp!eado que se encuentra en ese caso ,porque
mantenga a un funcionario o empleado pfblico, in- la finica vez lue he tenido relaci6n con uno de ellos
moral y venal, y que ademas, ese empleado u fun- fu6 en un Ayunamniento en que yo era Alcalde y
cionario, est6 dictando eyes para los demis, estando en que el funeionario prevarice y estA pagando su
41 sujeto 'a un process. delito con una condena.
SRn. SARDIAS (EmmaO) : Si, pero se legisla para Yo no vengo aqui, pues, refiri6ndome a defenses
nuestra Repuiblica. ,, n+unu rnernnlac, r e nor tn o, e reoaliar


SR. MARTINEZ (GOBERNA ('FELIX) : S. S. me into- aqui una cosa distinta de aquellas del orden perso-
rrumpe inifilmente y yo no puedo contestar a esas nal. Pero siemrre el temperament del hombre ha
interrupciones. Bajo otro aspect, Sres. Representan- de responder al temperament que ha tenido en to-
tes, si person-lmente cada uno de nosotros se hubiera o tiempo. Yo he dicho esas cosas porque cuando se
atribuido el uso, las facultades, que tenemos, de seguro habla de altos coneeptos juridicos.no hago una cosa
que no hubieramos votado este preeepto, especialmente fuera y despu&s vengo a gritar aqui.
yo, que tengo una experiencia dolorosa. pnes he sido o es necesario, pues, que me esfuerze por mAs
victitma de niueve pi-ocesos, y tanbien de nuove absoln- No s c p qu m e p y^ s
victima de inueve p-ocesos, y taybi6n de nueve, absolu- tiempo en probar ]a virtuid de la Ley y co-mo los
cones por parte del Tribunal Supremo, y no podia, funcionarios aiusados tienen contra las resolucio-
ciertamente career que hay una perfect garantia ba- nes de los Jueces los recursos pertinentes, no se pue-
jo la sola proteeci6n, el solo amparo de un funcio- de aruir en contra de ellos y en cuanto al funda-
nario judicial. mento, en cuanto a la conciencia, respect a to-
.Pero que ha. habido quo hacer para poder realizar dos y a cada uno de los que integramos el Congreso,
esto? Es necesario para el logro de eso, que se sus- yo dir6 que si se hubiera pensado siquiera serena-
traiga todas estas cosas de este pequefio ambiente de mente en que cnalquiera de nosotros habia de te-
preoeupaciones personale; que tanto impiden de- ner un empeno 'determinado en que ese precepto
senvolver y encauzar en el orden puiblico, y en el se consignara con el Lnimo de desenvolver una po-
orden que demandan esos otros interests, todos muy litica mezquina yo no la hubiera votado aunque se
superiors -a la opinion del Pais. hubieran invocado todas las circunstancias extraor-
SR. FERRARA (ORESTES) : 'uy bien, de otra mane- dinarias.
ra, es impossible legislar. (El senior Sardihas pronuncia unas frases que no
SR. SARDTRAS (EMILo) : Pero de esa manera lie- so oyen).
gamos al desorden pfiblico. Porque yo entiendo que estoy conviviendo dentro
SR. FERRARA (ORESTES) : De otra manera es im- de una colectivdad y que en cualquier moment en
possible legislar. que yo me rcuna con cnalquier individuo que ostei-
S8. SARDI~AS (EmnIO) : Es para evitar el desor- te la representaci6n del pueblo ante esta CAmara,
den piblico. Esto tiene todos sus trAmites legales. entiendo que no me reuno con un hombre capaz de
Sa. MARTINEZ GOBERNA (FELIX) : Yo no s4 hasta dejarse arrastra- por mezqumias pasiones, sino que
que punto, hasta qui grado nuestros funcionarios por el contrario esta resuelto -a laborar en pro de la
judiciales haran uso de esa facultad que les concede comunidad porque tione un alto concept de la dig-








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


nidad del cargo que ejerce y en todos los momentous
ha de ser un fiel servidor de los interests de la co-
lectividad.
Y asi aclarado este particular yo termino porque
explicado por mi de que manera he votado en ese
sentido ese precepto no aparece por parte alguna el
miedo a que se referia el doctor Herrera Sotolon-
go, ni el miedo a la responsabilidad que se deribe
por aquella actitud ni miedo por la realizaci6n de
actos que pueden hacerse, porque cuando un hombre
que hare tiempo desempeiia sus funciones con con-
ciencia .de sus responsabilidades poniendo toda su
energia y toda su honradez al servicio de los intere-
ses que se le han encomendado defender, no puede
temer responsabilidades, no puede tener miedo a na-
da, no puede tener mAs que un miedo, el miedo a sui
concieneia, pero si su propia conciencia es la que ha
dictado la conduct que ha seguido en los moments
actuales aeordando ese precepto que en los momen-
tos actuales es un precepto eminentemente cubano,
porque es moralizador, p4rque es honrado. (Aplau-
sos).
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Gil, en contra.
.SR. GIL (HELIODORO) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Como quiera que de no aceptarse
el dictam'en de la Comisi6n Mixta quedaria rechaza-
do de piano este Proyecto y hariamos fracasarlo,
teniendo que reproducirlo en otra legislature, yo es-
timo que la CAmara no puede negarse francamente
a una soluci6n de esta naturaleza, pero que la CA-
mara tampoco puede dejar pasar esta oportunidad
para aclarar suficientemente cual es el -alcance de
esta Ley de manera que no vayamos a darle una
retroactividad muy peligrosa y muy inconsciente,
peligrosa porque ella pudiera dar lugar a que se in-
terpusieran recursos de inconstitucionalidad y a que
fuera declarada esa inconstitucion.alidad por el Tri-
bunal Supremo y peligrosa porque tal parece que
se proponen con esos preceptos derogar por complf-
to articulos que fueron discutidos sabiamente ,por
personas de una cultural juridica que nadie puede
discutir, a mi juicio los mils capacitados del Dere-
cho que tiene Cuba que integraron la Comisi6n Con-
sultiva. La Comisi6n Consultiva aprob6 la Ley Or-
gAnica de las Provincias como la de los Municipios,
el precepto que corresponde a. la Ly OrgAnica de los
Municipios es lo siguiente: (Lee).
Si nosotros aceptAramos que un Juez de Instruc-
ci6n puede suspender a un funcionario elective por
simple indicios racionales de criminalidad, habria-
mos declarado Ia monstruosidad mayor que puede
declararse. Por ejemplo; yo he sido procesado diez
y siete veces, he sido condenado dos veces por disparo
de arma de fuego contra feterminada persona; do
las otras quince veces se ha equivocado el Juez de
Instrucci6n de manera tan absurd que de esas
quince, catorce fueron sobreseidas y esas catorce
porque era un hombre active en political y queria
inutilizarseme. Y podria citaros ejemplos que el Par-
tido Liberal no puede desconocer y que aconsejan al
Partido Liberal a no dejar un arma de double filo
contenida en ese precepto.
El Ayuntamiento de Mantua estaba integrado por
un grupo de Concejales, teniendo el Partido Liberal
un solo voto de mayoria, A ese individuo se le habli5


para que renunciara porque se contaba con el Juez
de Instrucci6n de Guane, y podia ser procesado si
61 no presentaba la renuncia...
SR. REY (SANTIAGO): Sr. President; para una
cuesti6n de orden. Para que se prorrogue esta sesiou
hasta terminar este asunto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): EstA de acuerdo la
CAmara con la pr6rroga propuesta por el senior Rey.
(Seiales afirmativas).
Acordado.
SR. GIL (HELIODORO): Aquel hombre iba a ocupar
la Presidencia del Ayuntamiento porque el Alcalde
estaba agonizando, y como no accedi6 a presentar la
renuncia se formula contra 61 la denuncia de delito
de alta traici6n, acusAndolo de star de acuerdo con
los alemanes para desembarcar en esta Repfiblica.
Pues a pesar de lo ridicule de la acusaci6n, el Juez
'de Instrueci6n lo process con exclusion .de fianza. El
Alcalde muri6, y se nombr6 Presidente del Ayunta-
miento al que no tenia mayoria. Y aunque ya no ha-
ya guerra no es possible descartar la posibilidad pe-
ligrosa; en material criminal solo se excluyen los
medios; y como no result impossible que haya un
Juez que repita esos hechos, y como ademAs la .ex-
periencia y la ciencia aconsejan que a todo el que
esta acusado se presuma inocente mientras no haya
sentencia firme que lo condene, yo creo que kno pode-
mos votar aqui este precepto teniendo solo present
el caso del Ayuntamiento de la Habana, pues si son
responsables de delitos sus miembros, ya vendrA la
sentencia firme y entonces serhn exclaidos. Pero si
desde ahora vamos a declararlos culpables; si so-
bre ellos vamos a estampar el sello de ]a sospecha y
a insistir a que los Tribunales los condene, cometo-
remos una verdadura monstruosidad. Yo creo que
nosotros no debemos ejercer presi6n de ninguna cla-
se cerca de los Tribunales de Justicia ellos deben
actuar con enter libertad al amparo de la legisla-
ci6n vigente en este instant. Si la suspension cons-
tituye una penalidad, con mayor motive va a lanzar
esa penalidad a la inamovilidad. Creo que nos esta-
mos olvidando de todos los principios puros del
Derecho; creo que nosotros debemos, si no rechazar
esta Ley atenidos a las circunstancias, por lo menos,
incontinentemente, por medio de una moei6n deter-
minar cuAl es el alcance de ese precepto, de una
manera especifica. para que el Juez sepa de que ma-
nera va a aplicarla y que todos los procedimientos
incoados al amparo de esta Ley deben entenderse al
amparo de ]a legislaci6n vigente. Por consiguiente:
mi .proposici6n se sintetiza en esta forma: que asep.
temos el dictamen de la Comisi6n Mixta, pero que,
inmediatamente, entremos a votar el alcance de ese
precepto del articulo 8o. de esta Ley, en el sentido
de que se diga que los tribunales no podrAn apli-
carla, en manera alguna, respect de los procedi-
mientos incoados actualmente.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): El Dr. Ferra-
ra dice que si lo separamos del espiritu y la letra
del proyecto, no hemos hecho nada.
,SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo he dicho lo siguien-
te: Si hacemos una interpretaci6n autkntica...
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Aut6ntica?
SR, FERRARA (ORESTES) : Si, senior, autintica; in-








1MAR1O bti SES1ONE8 DCiP LA (AMARA DE iE;ftESINrANTE


terpretaciones hay de muchos generos: hay la lite- q
ral, que es la primera, y despues de la literal, la del J
espiritu de la Ley, y despues de 6sta, viene la lla- n
mada interpyetaci6n autentica; quiere decir: cuando
la letra de la Ley no es clara, la primer, la segunda, h
cuando el espiritu de la misma no arroja much luz t
y debe venir la interpretaci6n de los que fueron los
propios autores de la Ley, y la tercera, esta que yo p
propongo; yo iba a esta tercera, sin llegar a las otras d
a que el Sr. Fernindez Hermo me ha formado. Aho- c
ra, seflores, yo decia: si la letra es clara, no hay in-
terpretaci6n aut6ntica qua sea suficiente al Magis-
trado, pero en la form que indica el Sr. Gil, que s
no ha sido la que propuso en principio, me parece
-he invitado a los otros letradios de la CAmara a que
den su opini6n-que eon una interpretaci6n au-
t6ntica, en cualquier instant del juieio podra tener
influeneia y empezarse a aplicar este precepto. Esta
es la cuesti6n que debia dar lugar a duda, porque la
letra no es clara; no dice ipso facto en qu6 estado
del juicio se aplicard este precepto...
SR. FERNANDEZ HERO (LORENZO): En cualquier
moment, dice la Ley.
SR. GIL (IELIODORO) : La Ley dice: (Lee.)
SR. FERRARA (ORESTES): Se habla del procedi- C
miento en general; quiere decir, desde ahora en lo
adelante se podrA aplicar a cualquiera clase de jui-
cios. Por otra parte, sefiores, yo creo que no debemos
hacer fracasar esta Ley; que nosotros, de acuerdo,
debemos ver de qu6 modo obviamos esta dificultad,
porque despues de votar esta Ley, no pudiendo ser
modificada por ya proceder de una Comisi6n Mixta
y haber sido aprobado el dietamen por el Senado,
si la reehazamos, tendria que esperar a otra legisla-
tura y todos sabemos que este es uno de log asuntos
que debemos resolver.
Sa. L6PEZ (GERMAN): Yo tengo el prop6sito, a
pesar de haber votado en contra, de no obstaculizar
la aprobaci6n definitive del dictamen de la Comi
si6n Mixta. Solamente desen, que la CAmara suspen-
da el debate, para dar lugar a que el Senado, a ser
possible, conjuntamente con la Camara, haga la in-
terpretaci6n de la ley. Ese es mi prop6sito.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo solamente quiero ha-
cerle una observaci6n al Sr. L6pez. Yo quisiera que
no le di6ramos tanta importancia, a una interpreta-
ci6n que se quiere que se di a una ley, antes de que
esta ley sea aprobada; yo no s con que autoridad se
puede hacer esto, desde luego, tengo el deseo de
aceptar; yo no tengo ningun prop6sito, no me guia
ningdn fin interesado...
,SR. L6PEz (GERMAN) : Yo siempre .eso lo creo de
S. S. Se que esta actuando noblemente.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo desde luego, no hu-
biera incluido este precepto en esta ley porque no
ha sido objeto de discusi6n en esta Oamara, pero yo
tampoco deseo que la ley no sea aprobada, cuando
ella es tan necesaria en todas sus otras parties. En
manera alguna, creo que deba darsela tanta impor-
tancia a un precepto como -ese.
Yo quiero que se me permit abrir un parentesis.
A mi se me oeurre que si una autoridad political,
como es el Gobernador, puede suspender al Alcalde
y a los Concejales, gc6mo vamos nosotros a estimar


ue una autoridad que no es political, que se llama el
uez, no pueda hacerlo? Y en esto no hay 16gica hu-
nana que me haga cambiar de idea...
Si. L6PEZ (GERM N) : Es porque el Sr. Ferrara, no
a visto la diferencia que se establece en el precep-
o, entire el Gobernador y el Juez.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si lo he visto, y por eso,
orque estimo que no puede ser imparcial la actitud
lel Gobernador y que, en terminos generals, la ac-
i6n de un Juez, es menos sospechosa opino de esa
n.nera, por otra parte, no me explico como puede el
3enado interpreter un precepto que todavia no ha
ido ley.
SR, L6PEZ (GERMAN) : De la misma manera que el
enado ha entendido o ha permitido que, sin ser dis-
nutido este precepto, se incluya en la ley.
Sr. FERRARA (ORESTES) : Es un error reglamenta-
rio, que ha sido subsanado por la Cdmara, de la mis-
ma manera que puede ser subsanado por el Senado,
sin pretender, porque yo estimo que es un error
tremendo. y yo le rucgo al senior L6pez que no
insist, que el Senado, d6 interpretaci6n a un pre-
cepto de una ley, cuando todavia no ha sido apro-
bada. Nosotros lo que nos podemos obligar, es, a,
lue nuestros correligionarios del Senado, de uno y
otro bando, a los que le hablemos seriamente, 4e
comprometan a hacer la misma declaraci6n que he-
nos hechos nosotros. Es mAs, senior L6pez, yo Juez,
con complete imparcialidad lo declare, sin preoce-
parse para nada de la diseusi6n parlamentaaria, yj
Juez, que recibo esta ley, y que reoibo la interpreta-
ci6n autEntica de uno de los Cuerpos Colegisladores,
y que leo el "Diario de Sesiones". y veo en el sen-
tido en que se ha inspirado esta interpretaci6n, yo,
Juez, que recibo esta ley, y que recibo la interpreta-
porque la cuesti6n no es de si, en dia de maiiana, un
process que se inici6, puede, en cualquier estado del
mismo dar lugar a la suspension. Un juicio que so
ha iniciado al amparo de ciertos preceptos legales,
no puede ser modificado, y much menos cuando se
le ha dado una interpretaci6n aut6ntica, por uno de
los Cuerpos que la ha discutido, por la CAmara de
Representantes. Yo Juez, repito, no la aplicaria.
Pues, si con todos estos antecedentes, evitamos esa
interpretaci6n, y evitamos ese mal que hemos reali-
zado, si es que mal se puede llamar, pero que no
es tan grave, a mi juicio, que nos ileve a suspender
!a aprobaci6n de esta ley indefinidamente. Yo creo
por tanto, que toda la CAmara, con serena concien-
cia, debe votar la aprobaci6n del dictamen, y aeep-
tar al mismo tiempo la interpretaei6n aut6ntica, y
obtener del Senado, igual declaraci6n, si fuere ne-
cesaria. Debe -aceptar la Ley, votar al mismo tiempo
la interpretaci6n autentica y obtener del Senado
igual aclaraci6n y si fuese possible hacer despubs
otra Ley derogatoria.
*SR. SAGAR6 (BARTOLOMM) : La Camara hoy estA
haciendo todo lo contrario de lo que hizo hace tres
dias.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. German L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN): No quiero, Sr. President
y Sres. Representantes, que aparezca mi actuaci6n
de esta tarde como una obstrucci6n. Yo no quiero
esperar que el Senado haga la rectificaci6n, poi'que


ii








DIAIJO D, SESiOjNES DE LA CAMJARA DE REPRESRNTANTES


los arguments de S. S. me han demostrado que no I
debe ser asi; ,pero si voy a suplicar a la OGAmara que a
se suspend hasta mariana el debate para realizer
algunas gestiones y obtener la seguridad de que el, I
Senado aceptard esa interpretaci6n.
|SR. PRESIDENTE (VERDEJA): 4 Esti de acuerdo la
CAmara en que se suspend el debate? t
'SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Pido votaci6n nominal. 1
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Los q1e esten con-
formes con la suspension del debate votaran si, los
contrarios no. d
(El Oficial de Actas para lista).
SR. PRESIDENT (VERDEJA): LFalta algfin senior
Representante por votar?
(Sitencio). e
Han votado 87 sefiores Representantes, 57 que no
y 30 que si.
Votaron en contra los sefiores: Alberni, Adan,
Armas, Azpiazo, Arteaga, Balan, Barrero, Busto,
Candia, Campos, CArdenas, Casuso, Consuegra, Cruz
Ugarte, Morales, Gil, Duquc, Enam'orado, Espinosa,
Estrada, Ferrara, Fonseca, Groso, Guti6rrez, Frey-
re, Goderich, G. Manet, Guilln, Ortiz, Pefia, Perez,
Jardines, Lecuona, Leonard, Le6n, Machado, .i.,tri-
nez, Pozo, Socarras, Mazas, Menocal, Miranda, Mon-
tes de Oca, Nfifiez, TJbeda, Valls, Ortiz, Padierne,
Paniagua. Pardo Otero, Pefia, A. del Pino, Plana,
Pozp, Pupo, Rodriguez Blanea, Ruiz, Sagar6, Sala-
zar, Socarras, Soto Izquierdo. Thinchet, Vallhonrat,
Verdeja, Vidal, Villal6n y Wolter del Rio.
Votaron a favor los sefiores: Alonso Ampudia,
Alonso Puig, Azpiazo, Cabrera, Camejo, Campo, Ca-
rrillo Morales, Carrillo Ruiz, Cruz y Cruz, Cueto,
FernAndez Hermo, Garcia Osuna, Gil, Gronlier,
Guas, Guerra, GutiBrrez, Herrera, Lagueruela, Lo-
pez, Navarrete, Panad6s, Pardo .Surez, Rey, Rodri-
guez Ramirez, Sardifias, Sierra, O. Soto y Zayas.
Queda acordada la continuaci6n del c debate. Tiene
la palabra para explicar su voto el senior FernAndez
Hermo. Suplico a los seiiores Representantes se sir-
van guardar silencio.
'SR. FERNANDEZ IIERMO (LORENZo): Sr. President
y Sres. Representantes, al explicar esta tarde porque
me pronunciaba a favor de la suspension del .debate
propuesta. por el senior German L6pez; no puedo im-
presionarlos ni tender la esperanza de conseguir una
rectificaci6n en lo que muy pronto, no ha de tardar
el dia, que todos hemos de star .r'.-,ihtIi,,]o, unos y
otros del dafio que vamos a ocasionar al pais con Ia
aprobaci6n de esta Ley en la que sc han introducido
preceptos que infringen nuestra Constituci6n y que
son mIs que de reform juridica, de venganza per-
sonal.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra pa-
ra explicar su voto...
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): No 'he termi-
nado afin Sr. President. (Risas.)
SR. DE LA PENA (LUCILO) : Lo que pasa es que al
Sr. Fernandez Hermo dice las cosas muy termi-
nantes.
SR. FERRARA (ORESTES): Y muy terminadas.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Aseguraba
yo que no podia llegarse a resolver este problema
con una votaci6n definitive porque no era possible
que la CAmara, donde se sientan hombres de tanta ca-


acidad en material de derecho, realizara esta tarde,
mi juicio, el acto mas tremendo que en este orden
Ie cosas pudiera cometer el que despuns de haber
ebido en la fuente de los librus todas las reforms
del derecho, conscientemente vengan a votar aqui
ina Ley quitandole -derecho a individuos que los
;iene y dandole efecto retroactive a una Ley como
o tiene hoy la que discutimos.
Es necesario ver en la experiencia del pasado, es
necesario ver a la Repfiblica comprometida porque
leterminados individuos que tienen eargos de Conce-
jales y el Alcalde, han sido sometidos a un process.
Para ellos, para mi no, yo lo digo terminantemente,
no vengo aqui a sostener nada en defense de los que
stan acusados, pero estimo que tampoco haya nadie
que pueda echar la :r.ds ligera mancha sobre los nom-
bres de esos que hoy se encuentran en esas condicio-
nes. Sin embargo, cuando hombres cumbres en
materia juridica, como decia el Sr. Martinez Go-
berna, que constitute una barrera para los que por
razon de nuestra cultural pudieramos venir a dar
nuestro modesto concurso a esta obra que tiene una
gran trascendencia: declaran que la apreciaci6n
mia personal no debe tener ninguna fuerza. Es ne-
cesario tener un titulo que a veces, si no da ciencia,
dQa suficiencia. Deeia el senior Lanuza en un 'debate
con el senior Ferrara estas plabaras: (Lee).
SR. SAGAR (BARTOLOME) : S. S. no se ha fijado
que el Dr. Lanuza ahi trataba de retroactividad .le
una explicacien de voto.. (Risas).
Sn. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): No; el doc-
tor Lanuza, Sr. Sagar6, trata precisamente de un ea-
so parecido cuando se suscit6 en la CAmara la sus-
pensi6n de la Ley del Servicio Civil. El .doctor
Lanuza decia en aquella ocasi6n: (Lee).
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero es que no tiene na-
da que ver lo uno con lo otro.
Sn. FERNANDEZ HERMO (LORENZO) : Lo siento, por
la contradiccion en que cae el Dr. Perrara con ]a
opinion del doctor Lanuza. (Continia leyendo).
SR. FERRARA (ORESTES) : S. S. ruede repetir pa-
labras del Apocalipsis, lo mismo que esta repitiendo
paiabras del Dr. Lanaza, porque lo mismo tiene que
ver con 6sto una cosa que la otra.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Manifestaba
el Dr. Gonz.lez Lanuza que habia... (Sigue le-
yendo), nada mAs horrible que modifican el dere-
dos al amparo de otra legislaci6n.
El President del Tribunal Supremo de Cuba, al
que nadie se le ocurrira pensar, que ha podido llegar
a ocupar su puesto por la influencia political, per
favoritismo, si no que lo ha alcanzado por sus gran-
des conocimientos del Derecho, como lo hia demostra-
do comentando today la legislaci6n nuestra, y que en
muchas ocasiones sirve de base y de studio a los que
vamos a buscar esos conocimientos, porque carece-
mos .de preparaci6r, ese ".Grande Hombre", afirma:
que en ninguna legislaci6n de caricter general, me-
jor dicho, penal, fundamentalmente se puede acor-
dar... (Continua leyemvdo). El artiouilo 19 de la
Constitucidn declara, que nadie podrA ser senten-
ciado ni procesado si no a virtud de ley anterior. Por
esta ley se establece, que los procesados sujetos a
procedimientos pueden ser suspendidos de sus ear-
.gos, aunque no haya todavia una sentencia firme.


z -- -- =








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


La opinion de ese cubano ilustre, que en puridai
de verdad, para suerte suya, abandon el campo de
la political, donde se cosechan tantas decepciones,
tantas amarguras, tantas tristezas...
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia le
ruega a S. S., que se cifia a explicar su voto, pues
S. S. esta haeiendo consideraciones, completamente
ajenas a la explicaci6n de votos.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Estoy preci-
samente, Sr. President, sosteniendo mis puntos de
vista, haciendo deelaraciones sobre el particular.
Decia el ilustre Presidente del Supremo, que aban-
don6 los partidos politicos, para; no recibir tremen-
das contrariedades, persecusiones, que en muchas
ocasiones, causan desengafios, y la suerte de no pre-
senciar espeetdculos, de que amigos politicos que
ocupan elevados puestos, que no lo hubieran podidlo
escalar, a no ser por el favor de estos que ahora tra-
tan despiadadamente, presentando en el Cuerpo
Deliberativo a que pertenecen, proyectos o proposi-
ciones que tratan de anularlos para siempre en el
orden politico.
El ilustre Presidente del Supremo, nos dice, 10
siguiente: (Lee).
El Gobierno de Espafia, no la Camara Cubana,
quiso dar una demostraci6n de equidad, al promulgar
el Decreto que ponia en vigor el nuevo C6digo Pe-
nal, y declare a los diez afios, que en Cuba tenian el
mismo derecho, los cubanos que los espafioles de Ul-
tramar con la resoluci6n'tomada, esta la *Camara,
olvidindose .de la Ley de Enjuiciamiento Criminal
y 'de la Constituci6n, recuerden que 'Espaia orden6
que este C6digo fuese extensive a Cuba, y dispuso
como regla de justicia, lo que esta Camara, parece
*que no ha querido conocer, que se aplicaran las pe-
nas de dicho C6digo a los responsables de delitos
cometidos antes .de su promulgaci6n, o que coi el so
beneficiaron, oiganlo bien, los Sres. Representantes,
los perseguidores de la libertad y de la independen-
cia, pero en cambio, en el terreno juridico, mante-
nian el derecho en su mejor acepci6n. Pero ahora
se agrava la situaci6n del procesado privindolo del
Derecho en que se encontraba amparado por ilas
Leyes vigentes.
Lo sabe el Dr. Ferrara. En el -periodo de la pri-
mera Repfblica estaba vigente este precepto, el
mismo que se establece en la Ley. Funcionarios del
Poder Ejecutivo no quisieron cumplirlo, lo viola-
ron; prefirieron suspender a los Alcaldes, procesar
a todos los Ayuntamientos y hubo necesidad de
darle fuego al de Vueltas, para no permitirle el
paso a la justicia.
SR. RODRIGUEZ BLANCA (WALFREDO): Ese es un
auto ataque de S. S.
'SR. FERNANDEZ HERO (LORENZO): Fu6 un fuego
vivificador para purificar a los cubanos y a los le-
gisladores en el desenvolvimiento progresivo del
derecho, pero no para llevarnos un siglo atrAs, pues,
estamos legislando como se legislaba en las Cortes
Espafiolas en 1888.
El C6digo Penal contiene la clasificaci6n necesa-
ria en los delitos y las escalas de la pena principal y
accesoria. En la present Ley, desde mis pobres co-
nocimientos, he visto esta enormidad: La inhabilita-
ci6n para desempefiar cargos al cubano que cometie-
ra determinados delitos que estuvieran castigados en


el C6digo con pena que no lleva consigo la inhabili-
taci6n. Eso no puede ser, a nadie puede conden'rse-
le a dos penas por un mismo delito y yo me encuen-
tro dispuesto a cooperar en su favor porque siempre
estoy al lado de todo lo que produzca el bien y la
garantia en el medio social en que vivimos.
Es claro que aquella persecuci6n durante el pe-
riodo de. aquel plecaro var6n, que politicamente fu6
un desastre, causa de todos los males posteriores en
nuestro regimen republican, hubo supresi6n de
Ayuntamientos, de Alcaldes y empleados piblicos
que trajo aparejada la revoluci6n de Agosto. Triun-
famos en aquella revoluci6n, en aquella jornada por
la libertad y por la independencia y por los dere-
chos conculcados bajo la direeci6n prestigiosa de
Generales G6mez, Guerra y GuzmAn y con la coope-
raci6n dignisima del Coronel Ferrara...
SR. PARDO (SUAREZ (ANTONIO): El General Pa-
nades tambi6n tom6 parte muy active en los filtimos
hechos.
SR. FERRRAR (ORESTES) : Pero fu6e de ultima hora.
SR. HERRERA (SoTOLONGO (PEDRO): -Y d6nde es-
tuvo el Sr. Pardo SuArez?
SR. PARDO SUAREz (ANTONIo): Al lado de Don
Tomnis, con much gusto.
SR. REY (SANTIAGO) : ,'Qu graduaci6n tenia el
Sr. FernAndez Hermo?
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): La de honroso
y digno ciudadano de la Repfiblica. Tenia 19 afios
entonces.
En la del 17 fui procesado y estuve en la eArcel
de la Habana.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia ruega
a S. S. que tenga la bondad de cefiirse a la explica-
ei6n de su voto.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Vamos, pues,
a la explicaci6n del voto. Vosotros lo quer6is. 'El
acuerdo de esta tarde ataca el filtimo reducto de la
libertad political de Cuba y I sab6is por qu6? porque
la obra que preten.dis Ilevar a cabo es de persecu-
clones hoy, mafiana sera political, de fatales resul-
tados.
SR. PANADES (JOAQUIN): Nadie ha aludido a su
sefioria; no ha habido ninguna alusi6n determinada.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Ruego a los sefiores
Representantes no interrumpan al senior Fernandez
Hermo para que se concrete a ila explicaei6n de su
voto.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Yo he votado
que si, senior Presidente y sefiores Representantes,
porque los que estamos defendiendo este proyecto
de Ley, reconociendo que ha sido aprobado contra
las prActicas parlamentarias y contra los preceptos
todos de la Ley de Relaciones entire amboss Cuerpos
Colegisladores, estamos convencidos de que ellos es-
timan que el 6xito de la Ley es beneficioso a los
intereses 'de la Repfiblica, y nosotros los que esta-
mos frente a ellos mantenemos criterios opuestos so-
bre las soluciones que se necesitan para resolver las
presents dificultades, no podemos career que los
cubanos que se han manifestado esta tarde en con-
tra, quieran olvidar, quieran que se repita, quieran
que sufra una nueva revoluci6n nuestro pais, porque
las revoluciones se realizan en los campos de la in-
dependencia, se realizan tambien con las violaciones









14 DIARIO DBE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


de los C6digos y la Constituci6n; he votado que si
porque con esta reform aseguro que no se resuelve
el problema planteado; he votado que si porque
tengo la seguridad de que esos que dicen que el
pueblo de Cuba no ejercerd vigilancia sobre noso-
tros, van a poner en parang6n con los empleados y
funcionarios pfblicos, a los que se llevaron su dinero
ide los cubanos, a Marim6n y compaiiia, que viajan
libremente, a esos extranjeros que realizaron toda
clase de robos y de estafas que mis tarde fueron
por una Ley del Congreso amnistiados; en cambio a
estos pobres Concejales del Ayuntamiento de la Ha-
bana que no tienen por que avergonzarse y que es-
tin sometidos a un process inicuo, le creamos una
legislaci6n especial para castigarlos.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM~) : Que ha votado que si,
su sefioria?
SSR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): He. votado
que si sefiores Representantes, porque esta Ley no
es Ley de previsi6n, sino que es una Ley de odio,
.de despeeho y de venganza y sobre. esas bases no
puede entregArsele una nueva legislaci6n a la Jus-
ticia para que mantenga en Cuba nuestra moral so-
cial y polltica, dentro del Estado; he votado que si
porque no quiero que corra mas sangre en la Repi-
blica. (Mfurmillos y risas).
Careajadas y risas, que no quiero calificar, pero
que en cambio no pueden negar a mis arguments ]a
raz6n que les asiste; he votado que si porque quiero
que se suspend el debate definitivamente para ofre-
cer la oportunidad de cotejar esa Ley con la Ley que
vot6 en noches anteriores la C'mara de Representan-
tes, porque no quiero que la persecuci6n por Jueces
de Instrucci6n venales, se repita, y en period elec-
toral, en el future reproduzcan en Cuba aquellos
dias tristes .de Agosto y Febrero que hacen que en la
Repfblica est6n, no el Presidente libre y el Congre-
so legislando, sino el extranjero; demostrando con
ello la propia inconciencia de antes como la propia
inconciencia de esta tarde y nuestra falta de pa.trio-
tismo. (Aplausos prolotngados.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra en
pro el senior Ferrara.
SR. SARDIR~A (EMiILI) : Con permiso de la Presi-
dencia. El senior Ferrara puede indicarnos a que se
va a referir.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : El senior Ferrara va
c consumer un turno en pro del dfctamente.
SR. FERRARA (ORESTES): Sr. President y Sres.
Representantes; voy a consumer un turno en pro del
dictimenes, pero voy a tratar especialmente la cues-
ti6n a la cual hace alusi6n el senior Sardifias.
Por tratarse .de una cuesti6n juridica algo dificulto-
sa sin duda me permetiran que yo hable con la ma-
yor familiaridad y buena armonia.
Yo debo, en primer lugar, decir que cuando ihe
gritado: Viva el Ayuntamiento de la Habana; no
he querido hacer una alusi6n a lo que mis distin-
guidos amigos han creido. Yo no he querido ofender
al Ayuntamiento de la Habana; he querido decir
solamente que toda esta discusi6n, todas las cuestio-
nes que habian surgido alrededor de la aprobaci6n
de este proyecto de ley, se debe al caso del Ayun-
tamiento 'de la Habana.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Yo creo que
el Dr. Ferrara serA sincero. Los autores de la Ley


estan en el mismo plano que nosotros; ellos atacando
esa instituci6n debidamente, y noostros defendi6n-
dola.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Pido la palabra para
una cuesti6n de orden. Aqui se esta declarando que
los sefiores que han formado parte de la Comisi6n
Mixta...
SR. SOTO (OSCAR): Para cuestiones de orden de-
be citarse el articulo del Reglamento, sino la Pre-
sidencia no le puede conceder la palabra.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Se esta planteando una
fensura contra los miembros de la Comisi6n Mixta.
SR. SOTO (OSCAR): Esa no es cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Suplico a los sefiores
Representantes se sirvan guardar silencio. Conti-
nie el senior Ferrara en el uso de la palabra.
SR. FERRARA (ORESTES): Y he gritado, repito:
Viva el Ayuntamiento de la Habana, para demos-
trar que alrededor de este problema, suscitando esta
discusi6n tan acalorada que ni los grandes inteireses
de la Patria suscitan, no hay mis que, no ya el
Ayuntamiento de la Habana, como yo decia; no ya
la corporaci6n como decia el senior Fernandez Hermo
que 61 quiere defender y que los otros atacan, sino
un grupo de Concej ales de esta organizaci6n, un
grupo de hombres que forman parte de esa organi-
zaci6n y no lo organizaci6n misma, que cosa muy
listinta lo uno de lo otro.
Y digo que yo no queria ofender al Ayuntamien-
to de la Habana porque dem6crata. como yo soy,
liberal convencido, creo en la necesidad de mante-
ner con el mayor respeto estos organismos populares
y por lo tanto no iba yo a echar mancha sobre la
corporaci6n en si en lo que es, ni tampoco porque
cayera una critical sobre los Concejales acusados a
los cuales, sin duda, no se le puede guitar el hecho
real de encontrarse procesados. No lo queria hacer
en desdoro de los mismos Coneejales, porque, per-
mitidme que yo lo diga desde este sitial de Repre-
sentante del pueblo cubano, desde este lugar yo no
lanzo acusaciones en contra, de personas que est6n
fuera de este recinto y yo no imito a los que han
querido hacer eso mismo, desde otros escafios, y sin
tener la alta honorabilidad que en esta CAmara todos
tenemos. Por estas razones, Sr. President y seofores
Representantes, he querido explicar por que yo no
encontraba que ponemos en estos debates lo mezqui-
no del caso, que realmente no constitute un interns
patri6tico, al punto que se pueda fulminar, como
fulminaba el Sr. Fernindez Hermo hace poco, ha-
blando de revoluciones y cataclismos, todo porque
no queremos intervenir en cuestiones tan pequefias.
El Sr. Fernandez Hermo ha leido-quiero deslindar
el campo de todas estas cuestiones-unas palabras
del Dr. Lanuza y ha invocado algunas palabras mias,
y yo le interrumpi diciendo que 61 hubiera podido
tomar el "Diario de Sesiones" en donde estas pala-
bras se eneontraban o el libro del Apocalipsis a tono
con sus terrorificas palabras, y lanzarlas contra no-
sotros mismos, que le hubieran servido de igual mane-
ra, porque las palabras del Dr. Lanuza y las mias tie-
nen tanto que ver con este asunto como lo tiene el
libro del Apocalipsis en el caso actual. (Risas).
Sefiores Representantes: Aqui hay una sola cues-
tin seria que plantear, una sola cuesti6n .que pudie-
ra ser objeto de discusi6n en este asunto, y me pare-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


ce que ha sido tan mal interpretada, tan mal pre-
sentada-no hablo de la forma: en que se ha presen-
tado, que ha sido tan brillante por el Sr. Fernandez
Hermo-sino. en el fondo tan mal presentado por
mi distinguido amigo el Sr. Fernandez Hermo y por
mi otro amigo el Sr. Herrera Sotolongo, torado de
tal manera, que yo creo despubs de un examen muy
rkpido, que ellos hubieran podido presentar la cues-
ti6n en forma tal, que hubieran hecho un beneficio
real a sus amigos a los cuales ha querido defender en
este caso; y en cambio, le han hecho un dafio real
porque hacen suponer a los futures jueces que va-
yan a interpreter esta Ley que la intenci6n de la
COmara es la que ellos le han atribuido, cuando en
realidad de verdad, la intenci6n debe ser muy distin-
solamente el espiritu que anima a la Oimara sino el
ta de lo que ellos han imaginado. En realidad, no
solamente el espiritu que anima a la Cimara sino el
espiritu de la propia ley...
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Cuando se
discuti6 la Ley del Servicio Civil, cuando aquel
movimiento veteranista que pretendia lanzar .de los
puestos pfblicos a aquellos individuos ta'chados de
.guerrilleros, hubo aqui quien declare, y el Partido
Liberal hizo campaiia en toda la Repfblica a ese res-
pecto, que el Poder Judicial no habia respondido
mAs que a fines politicos. ,Y quin puede preveer en
el porvenir que no se reproduzean hechos de esta
naturaleza? Hoy 'es a los Concejales a quienes va a
aplicarse este precepto; mafiana sera a otros ciuda-
danos de la Repfiblica con una mayor fuerza de que
la que ahora se practice, que se les aplicard privan-
doles en el porvenir de la protecci6n que les daba un
derecho previamente adquirido.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo me referia, a los Con-
cejales actuales, finicamente por seguir el razona-
miento del Sr. Fernandez Hermo; porque el senior
Fernandez Hermo nos ha hablado de retroactividad,
durante todo sul.iscurso. No se ha referido mas que
a la retroactividad y ahora nos pretend hablar de
horizontes futures, nos quiere hablar de ese future,
y del porvenir que les espera a los Concejales del
Ayuntamiento de la Habana...
SR. FERNANDEZ HERO (LORENZO) : Yo lo que que-
ria, es que el pasado nos sirviera de experiencia,
para evitar que se repitieran los sucesos ocurridos
con motivo de la Revoluci6n de Agosto y del afio 17.
SR. FERRARA (ORESTES): Vamos a tratar, en pri-
mer t6rmino, de los mas important, de la retroacti-
vidad, y antes de tratar de esto, yo quiero decir a
la Camara lo siguiente. Completamente convencido,
exageradamente convencido de lo que estoy dicien-
do, quizas con tal exageraci6n de convicci6n, que
.cierro las puertas del entendimiento a todo razona-
miento extrafio, digo lo siguiente: La autoridad po-
litica del Gobernador, tiene el .derecho a suspender
a la autoridad political del Alcalde. & Porque near
ese derecho ala autoridad de un Juez? PorquB la
sospecha debe recaer sobre el Juez y no debe caer so-
bre el Gobernador?
SR. L6PEZ (GERMAN): Fijese el Sr Ferrara que,
en este caso, no es que el Juez tenga la facultad sino
que, imperativamente, se le ordena que suspend.
SR. FERRARA (ORESTES) : Se le ordena en un s6lo
caso, y muy previsoramente, muy justificadamente
y de manera muy clara, porque en el Juez, no es que


haya el derecho a suspender, sino que tiene el de-
ber de hacerlo, cuando el hecho hace desmerecer en
el concept piblico al Alcalde y a los Concejales.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): El Sr. Gil, ex-
ponia un hecho concrete, que en la 6poca de Meno-
cal, un Alcalde fu6 acusado de alta traici6n, y fu6
suspendido en el ejercieio de su cargo, y en ese esta-
do permaneci6 dos afios, comprobdndose mns tarde
su inocencia.
SR. FERRARA (ORESTES) : No hay nada mis sagra-
do que la vida humana, no hay nada mas respectable,
no mis noble, que eso. No hay nada mis anti social
que matar y si quernis hechos coneretos, os dare mi-
les de ellos, por virtud de los cuales, ver6is que la
vida humana ha sido atentada, pero en manera algn-
na esto constitute la regla general. La alta sanci6n
de la sociedad, es defender a cada uno de sus miem-
bros. No vamos a legislar en vistas de violaciones,
no vamos a legislar en vista de excepciones; no va-
mos a legislar en vista de pasados crimenes de lesa
patria. No, Sres. en manera alguna, la Ley tiene
otra finalidad, tiene otra idalidad, tiene otros prin-
cipios. Ahora, si como yo decia, el Gobernador, auto-
ridad political, puede suspender a un Alcalde, por-
que no lo puede hacer el Juez, que tiene mis directa-
mente el conocimiento de la causa? Es mas, si yo hu-
biera visto este precepto, le hubiera quitado el dere-
cho al Gobernador de suspender y se lo hubiera dado
exclusivamente al Juez; pero no poner dentro de la
actividad judicial, la mano del politico, que suspen-
de al Alcalde, cuando no es de su partido, y, por el
contrario, lo deja en el cargo cuando milita en sus
filas...
SR. SAmRDIAS (EMILIO): Estamos perfectamente
de acuerdo...
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo estoy hablando para
la Camara; yo no hablo para los que estan de acuer-
do o no lo estan.
Ahora vamos al caso que yo decia de la retroacti-
vidad. Yo he examinado este precepto y les voy a
decir mi opinion personal. Desgraciadamente no es
aplicable a los miembros del Ayuntamiento de la
Habana el precepto. No es aplicable...
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Si no es apli-
cable, entonces vamos a suspender el debate.
SR. FERRARA (ORESTES): 4 C6mo a suspender el
debate ? Vamos a aprobar el proyecto de ley.
Este precepto no es muy claro. LPor qu6? Porque
es este un precepto procesal pero que envuelve un
castigo, una pena, una restriceci6n de derechos y
aqui si hay una retroactividad de la Ley, no apli-
caci6n de la retroactividad clara, terminante. Lo
que el Juez no pudo hacer cuando el delito fu6 a su
conocimiento no lo podri hacer ahora.
SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Esa no es la
intenci6n de los que han introducido ese precepto en
la Ley.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero es la letra.
SE. HERRERA SOTOLONGO (PEDRo): Eso es lo que
va a servir a los Tribunales de interpretaci6n y una
interrupci6n cualquiera varia todo el sentido de la
autoridad de la frase.
SR. FERRARA (ORESTES) : Aqui se dice que la sus-
pensi6n sera decretada por el Juez y Tribunal que
est6 conociendo de la causa en el auto de procesa-
miento o en cualquiera ooprtuni'dad posterior. Si en








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
,.,-


dicho auto no se ha heeho. jPero qu6 significa eso?
Que si el Juez, pudi6ndolo hacer, no lo ha hecho en
el auto, con posterioridad lo podri haeer; pero si
cuando el heaho lleg6 a su conocimiento. si cuan ,:, la
causa !'f presentada y el delito con:etido no existia
esta pena especial-que siempre pena' es una restric-
ci- u de libertad-no podrd aplicaarfs shora pcr el
JJucz ni afin cuando la Sala haya resuelto que no sea
definitivo el auto por haber pendiente an recurso de
casaci6n.
Sres. aqui se habla much de retTr.,,.-;i,. id ,1 v asi
como mi amigo el Sr. Fernandez Ilermo decia qpIe
yo legislaba con un criteria de ha e dos siglos, yo le
tengo que decir que 41 habla con una cultural de hace
cineuenta alos.
.Si. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): Esa es la di-
ferencia qae hay entire S. S. y yo, porque para eso
S. S. es Catedritico de nuestra Universidad.
SR, PERRARA (ORESTES) : Aqui no somos mas que
Riepresentantes. Yo, naturalmente, he respetado al
Sr. Fernandez Hermo cuando decia que yo legislaba
para hace dos sigios y yo le puedo deelr, con comple-
to respeto, que 61 esta usando una cultural de hace
cincuenta aiios.
El criteria viejo de que las leyes no tienen carAc-
ter retroactive ha desaparecido y existe un criteria
completamente nuevo y el Sr. FernAndez Hermo que
lee el "Diario de Sesiones" constantemente, puede
leer un discurso del Sr. Gonzalez Lanuza sobre esto.
Contra el viejo criteria del principio de la no re-
troactividad, existe uno completamente nuevo y mias
en armonia con nuestras leyes. Las leyes tienen to-
das caracter retroactive porque si no tuviesen este
carActer no habria relaci6n social continue, no ha-
bria progresi6n, no habria transformaci6n. A cada
nueva Ley sucederia un distinto period. Pero hay
la excepci6n: Que today ley que no fu6 conocida no
puede ser aplicada en contra de determinaldo indivi-
duo. Este es el precepto finico, real. Si quer6is acer-
tar, siempre en todas estas cuestiones, seguid estos
preceptos. Toda ley tiene caricter retroactive por la
correlaci6n que debe haber en las relaciones huma-
nas pero, cuando aquel conocimiento de la Ley no
fuera conocimiento de ficci6n, que todos nosotros
aceptamos en dereeho, sino el conocimiento de la
realidad juridica, entonces la Ley no es aplicable,
porque los actos humans todavia en nuestro dere-
cho, cuando se realizan voluntariamente y dentro de
esta voluntariedad esta que el que hace una cosa
debia saber cuales eran las consecuencias naturales
de la misma y, por lo tanto, este precepto encaja
exactamente dentro de la definici6n que yo presen-
to, la definici6n casi absolutamente aceptada per
todos los grandes tratadistas modernos. Y si este
heeho, si este procedimiento no puede ser contrario
a los intereses de los reos, si no pudo ser previsto
per ellos, si el acto que ellos realizaban eminente-
mente evolutivo, por disposici6n libre de su propia
voluntad, no concurri6 la previsi6n 16gica y juridica
de lo que ellos realizaban al llevar a cabo todos esos
hechos, si esto es asi, no sera aplicable a ellos esta
Ley que nosotros hemos hecho. (Aplausos).
iPor qu6 cambiar la CAmara de Representantes en
ana academia? Yo he rehuido siempre esto, quiero
rehuirlo tambi6n esta tarde. Yo creo firmemente, y
ya lo dije en una interrupci6n, que si yo fuera Juez


no aplicaria esta ley con character de retroactividad,
porque cometeria un atropello, atropello por aque-
llos actos que se realizaron antes de esta ley; dado
que la ley no puede ser aplicada sin el.conocimiento
precedent, sin el conoeimiento del precedent ju-
ridico sobre los hechos que pudieran acontecer. Asi
pues, yo no aplicaria, en lo absolute, los preceptos
de esta ley que actualmente hemos escrito o que va-
mos a escribir como part de nuestra legislaci6n.
En cuanto al future, senior Fernandez Hermo y
sefiores Representantes, permitanme que yo les diga
que no fueron las eyes las que nos llevaron a come-
ter errors, no fueron las disposiciones legales las
qus nos obligaron a hacer algunas de las revolucio-
nes. Fu6 otra la causa originaria, fu6 esta crisis de
nacimiento que alcanza a todas las naciones del
mundo y much mis a las naciones latino-america.
nas, fu6 el choque del viejo sistema con la nueva
legislaci6n, fue la lucha de lo que hacia la mente con
lo que sentia el coraz6n, fueron las dificultades que
surgieron al calor de nuestras ardorosas pasiones
por tantos afios de predicaci6n de principios revolu-
cionarios, fu6 todo el desorden que sigue siempre a
los grandes m'ovimientos sociales. Esta fu6 la causa,
y en lugar de preconizar para el future estos dolo-
res pasados, levantemos los corazones, pensemos en
nuestro pais y en nuestra patria y estemos siempre
ligados per un supremo amor fraternal que haga die
Cuba la isla feliz y hermosa que la naturaleza hizo
en sus comienzos. (Grandes aplausos).
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M1ANUEL) : Yo rogaria a
la Presidencia y a la CAmara que me permitan hacer
cortas, muy cortas declaraciones, despues de la altu-
ra en que ha colocado el debate el senior Ferrara y
ruego a mis distinguidos compafieros, si es que se me
permit hacer uso de la palabra, que no me hagan
interrupeiones por dos motives: uno porque aunque
mi nombre no se ha mencionado alrededor del deba-
te no ha habido ciertas indicaciones respect de la
conduct mia en este asunto y otro porque fisicamen-
te me encuentro, impedido para realizar el esfuerzo
que significaria el mantener un debate contestando
a interrupciones dado que me encuentro completa-
mente impedido y deseo que se me permit llegar a
la finalidad que persigo y hacer en estos moments
determinadas manifestaciones con respect a la al-
tura en que se ha colocado el debate y a las manifes-
taciones hechas por el senior Ferrara.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia con-
cede con much gusto la palabra al senior Carlos
Manuel de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Sefior Presi-
dente y sefiores Representantes: Yo no pensaba, al-
rodedor de este asunto, hacer uso de la palabra, en-
tre otras cosas, porque siempre he seguido una ma-
xima de antafio conocida que dice que el que se
exeusa es porque se acusa y como yo no tenia
porque excusarme en este asunto, no pensaba en lo
absolute hacer ninguna manifestaci6n, si es que el
debate no entraba en determinado terreno de prin-
cipios en cuanto a la aplicaci6n de la Ley. Pero me
han movido en el dia de hoy en la tarde de hoy a
hacer aclaraciones en primer extreme, y tengo que
confesarlo, la forma elevada y mAs bien de un estado
de Animo arm6nico del Dr. Ferrara y, ademas, el








bDARIO DE SE81ONES DE LA dAMARA DE REPRESENTANTES 17
ii" -- -- I 1 le 1,


no dejar al puerta abierta a continues suspicacias
que es la duda que se mantiene alrededor, no tan so-
lo de este problema, sino de todos los que en la C;i-
mar se plantean.
Dada la casualidad que en una tarde de la semana
pasada y alrededor del debate de este mismo precep-
to hube de intervenir con el senior Herrera Sotolon-
go en el cual era su oposici6n respect a la impug-
n'aii6n que hacia de e.ta Ley y sin que yo descendiera
a hacer acusaeiones de earicter personal ni a grupos
ni a personas que forma.ran cntidades, mais tarde me
vi, como decia el senior Ferrara, envuelto tambi6n en
pequefias acusaciones que yo no quiero recordar por
que no cdeben Tfegar a la altura de organismos deli-
berantes como este. Ya desde entonees todos los que
Ilevan la duda como norma de su actitud y conduc-
ta, pudieron ver y vieron que la Comisi6n Mixta ha-
bia traido este precepto a la Ley como algo ex6tico,
con el prop6sito de perseguir a los que fueron de-
tractores de una entidad, por personas que habian
intervenido en el debate vali6ndose de esa sospecha
se decia que este precepto se traia con el solo prop6-
sito de perseguir y traer castigo a determinados
funcionarios, manifestaciones totalmcnte inadecua-
das e improcedentes.
Yo no me tengo que excusar, nunca he negado el
motivo ni el m6vil de mi conduct ni nada de lo qu3
inform mis propios actos. iHe sabido y s--y de ello
llevo dadas muestras,-responder en todos los ins-
tantes, cuales son los m6viles que guian mi con
ducta y la form en que ella se traduce. Por eso
declare aqui que ese precepto traido a la Ley por
mi opinion y consejo, se hizo, porque era en esa ley
donde cabia y no en ninguna otra, porque trataba
de funcionarios y empleados de todas classes y esta
ley se iba a aplicar a todos los funcionarios y em-
pleados de la Repfiblica; porque esta ley estableee
otros requisitos, de la ciudadania cubana y antece-
dentes penales, no para determinado cargo o funcio-
nario del Estado. Vean como el precepto lo dice y
como no establece nm6s que una excepci6n por la for-
ma que la Constituci6n le di a la Cimara y el Sena-
do respect a los funcionarios que la integran. Si era
aplicable o no a determinado individuo, no habria yo
entrado en el debate ni siquiera a tratar de 61, por-
que esperaba que de una manera elevada se deter-
minara el aleance del precepto. Ya el senior Ferrara
lo ha dicho; mi propia posici6n personal me obliga a
decir que no debo dar opinion respect al alcance
del precepto porque habria de traducirse como una
de dos cosas; que yo lo hacia en m6rito de una per-
secuci6n sostenida, o por una cobardia por ataques
indirectos que de dentro y fuera de la Climara se me
dirigen en estos instantes.
SR. FERRARA (ORESTES) : Ni lo uno ni lo otro llega
a S. S. continue, puede continuar.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS MANUEL) : Y yo no estoy
en ninguna de las dos posiciones para poder aceptar
ni lo uno ni lo otro; rechazo las imputaciones indi-
Tectas que han surgido de los medios c6mo se ha
actuado en esa Comisi6n Mixta; porque hay various
compafieros de la CAmara que saben que ampliamen-
te se ley6 y se discuti6 el precepto con toda su ex-
tensi6n como ha aparecido; que el precepto fu6 en-
mendado para dar mayor garantia a los que en el
porvenir pudiesen estar sujetos a esas suspensions,


agregando esas palabras en un sentido de que en 20
dias fuera resuelta la suspension. Vease como se de-
senvolvi6 la Comisi6n acerca ide este precepto, bus-
cando una mayor garantia en ,la formal :para su
aplicaci6n. No ha habido el deseo de traerlo preeisa-
mente a una legislaei6n...
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Deseariamos
cir al Sr. de la Cruz sobre el principio de retroacti-
vidad de esa Ley, para que constara en el "Diario
de Sesiones" como concept de autoridad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Yo quisiera
que el Sr. Herrera Sotolongo me eludiera de esa
obligaci6n. Ya el Dr. Ferrara lo ha hecho brillan-
temente y como professor que es, acostumbrado come
esta, con esas Qualidades que le da su condici6n de
pedagogo para saber hacerse comprender y ensefiar,
ha dicho, de una manera brillante, sin que nadie pue-
da despu6s de 61 afiadir una palabra, porque otra
cosa seria deslucirlo, ha dieho el alcance de este
precepto y su conclusion. A mi seria obligarme cu
estos moments a una situaci6n que mis companieros
todos, por las mismas dudas y sospeehas levantadas
y otras altitudes poco en armonia, con la situaci6n
de la Repfiblica, por lo que se me debe eximir de ha-
cer declaraciones con respect al precepto en cues-
ti6n. Estas son mis aclaraciones a la CAmara, repito,
no como excusa, sino como aclaraciones alrededor
de la actuaci6n de la Comisi6n M.ixta, y r6stame s61o
dar las gracias mis expresivas a la Camara por ha-
berme permitido hacer estas manifestaciones. (Aplau-
sos.)
SR. GIL (HELIODORO) : Antes de someterlo a vota-
ci6n, Sr. President, deseo que se me conceda el usn
de la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): El Sr. Rey habia pe-
dido la .palabra con anterioridad.
Sa. REY (SANTIAGO): Yo la habia pedido para el
mismo asunto que el Sr. Gil.
SR. GIL (HELIODORO): Es para que la Chmara
acordara votar simultaneamente los dos asuntos: la
Moci6n, entendi6ndose que la Ley queda aprobadac
al mismo tiempo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Eso no puede hacer-
se, porque puede haber algiin senior Representante
que est6 conforme con una cosa y no con al otra.
SR. L6PEZ (GERMAN) : En ese caso estoy yo: soy
eontrario a una cosa y he de votar favorablemente
la otra.
SR. SOTO (OSCAR) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDETA) : Tiene la palabra S. S.
SR. SOTO (OSCAR): Sr. President y sefiores Re-
preesntantes: Yo queria hacer algunas explicaciones
a la CAmara.
La C'mara envi6 cinco miembros a la Comisi6n
MIixta; cuatro de ellos ya han explicado su pensa-
miento. Yo no pensaba hablar, pero, posiblemente,
quizas sea yo el que .pueda explicar, con mayor cla-
ridad, mi actitud y mi pensaminto, como el finico
miembro de ]a Comisi6n Mixta que no ha hablado.
El asunto ha sido suficientemente debatido y expli-
cado. El Sr. de la Cruz se mantenia en silencio, y yo
creia que debia hacer lo mismo, pero una vez que 61
ha explicado cual era su pensamiento y cuil fu6 su
conduct al reunirse a la legislaei6n que redactaba
la Comisi6n Mixta el precepto que ha producido este
debate tan apasionado, me parece natural que yo ex-








ttAAto bvlY gtsloti4E DE iA CAMERA DE REPPEStNTrANrlS


plique tambi6n, ya que antes lo hizo, por medio ae
una explicaci6n escrita, el Sr. Rey, el Sr. Martinez
Goberna al consumer un turno en pro, y el Sr. Saga-
r6 del mismo modo. Yo he tenido siempre una gran
prevenci6n contra el resultado de las Comisiones
Mixtas que se nombran para armonizar el criteria
de la CAmara y del Senado en las leyes que se votan,
porque tengo la triste experiencia de que en muchas
ocasiones, ha venido del Senado un precepto, la Ca-
mara. lo ha enmendado, no ha side aceptado por
aquel Cuerpo, y entonces se ha nombrado la Comi-
si6n Mixta, resultando de esto una tercera, produc-
ci6n, y este es el caso que ha ocurrido en este pro-
yecto de la Comisi6n Mixta, ocurriendo lo que el
Sr. de la Cruz, ha explicado perfeetamente. El on-
tendi6, que al proponer a la Comisi6n Mixta, que so
agregara esta enmienda, quc no estaba ni en el pro-
yecto de la Ccimara ni en el del Senado, que encaja-
ba perfectamente en la legislaci6n que iba a adoptar,
los preceptos por los cuales se le ofrecian ciertas fa-
cilidades a los Jueces para que ipudieran suspender
a los funcionarios o empleados, que habiendo come-
tido delitos, de los que estan incluidos en la clase de
los que produce desmerecimiento del concept pli-
blico, no quedaran en condiciones de cometer esos
mismos delitos, si se les dejaba en el ejercicio del
cargo.
La Comisi6n iba a terminal su labor, ya se habian
discutidos todos los articulos de la ponencia, el se-
nor de la Cruz, que unificaba las opinions de la
CAmara y del Senado, present entonees este precep-
to, y yo adverti, que no me gustaba el precepto en
ese proyecto; entonces el Sr. de la Cruz, explic6 sus
razones, exponi6ndolas en la misma forma que lo ha
hecho aqui, y el Sr. Rey declare, que a 61, tampoco,
ic gustaba el precepto en un proyecto de esta natu-
raleza, oyendo los demas Sres. Representantes, las
razones que se expusieron en el moment de la vota-
ci6n, votando en favor de la adopei6n de la enmien-
da, todos los presents, excepei6n de los Sres. Marti-
nez Moles, Varona SuArez y el que tiene el honor de
hablar en estos mementos, pero se advirti6 que lo
que necesitaba era completar la legislaci6n, dar pro
ceptos que ofrecieran facilidades, para no permitir
que continuaran en el ejercio de sus cargos, aquellos
que habiendo cometido un delito que les hiciera des-
mereeer en el concept pfiblico, pudieran continuar
realizando el mismo dafio; pero alli en la Comisi6n
Mixta, no se habl6, ni por el Sr. de la, Cruz, ni por
ninguno de los Sres. miembros de la Comisi6n, de
que este precepto pudiera comprender a los miem-
bros del Ayuntamiento de la Habana, que estuviesen
proeesados en estos mementos, tengo la seguridad,
de que si la euesti6n se iubiera planteado en este sen-
tido, los Sres. miembros de la Comisi6n Mixta ha-
brian discurrido mAs ampliamente la cuesti6n, y
habrian votado algunos de ellos en un sentido com-
pletamente distinto, no favoreeiendo este precepto.
Yo, ain cuando vote que no, lo hice pensando que
este precepto no podia referirse a nadie absoluta-
mente que estuviese sometido a un procesamiento en
el que estuviera conociendo los Tribunales de Justi-
eia, porque ya lo dice claramente el precepto: si en
el auto de procesamiento no se ha accedido a la sus-
pensi6n, en cualquier otro moment so puede reali-
zar. Y como quiera que este auto no estA ya en


condiciones de que se pueda reformar en ningin
sentido, ya que estA pr6ximo a abrirse el juicio oral,
dentro del procedimiento no se puede dictar ningu-
na rcsoluei6n, por la cual se venga a suspender a
esos procesados y por eso yo entiendo que no hay
necesidad de hacerse ninguna aclaraci6n, porque no
se causaba perturbaci6n de ninguna clase.
Ahora si, a algunos de los sefiores miembros de
la Comisi6n Mixta, y no al Sr. de la Cruz, porque
estimaba que esto pudiera herir su delicadeza, les ex-
puse, que esto iba a dar motive a que se creyera que
el Sr. de la Cruz habia querido ripostar a ataques
injustos que se le han dirigido por parte del Ayun-
tamiento de la Habana y fueran a career que la Ca.
mara de Representantes se prestara 'pira esa riposta
en el caso de que creyeran que el Sr. de la Cruz se
aprovechaba de la oportunidad para realizarlo y en-
tonces fu6 cuando cundi6 la alarm, entire algunos
miembros de la Comisi6n Mixta, y cuando el senior
Rey erey6 convenient haccr la explicaci6n de su
voto.
Yo tengo la seguridad de que todos los miembros
de la Comisi6n Mixta que votaron favorablemente
y la presunci6n muy profunda de que el senior de la
'Cruz que los propuso, no tuvieron en su mmente reali-
zar ningfn acto por el cual se pretendiera hacer una
persecuci6n contra los 'Concejales y Alcalde del
Ayuntamiento de la Habana, procesados porque ade-
inas, a mi entender, ese precepto aunque se hubiese
redactado en tal sentido no podria comprenderlo
porque no es este el moment procesal en que ellos
pudieran comprenderse si no se quiere hacer una
violaci6n del derecho que tiene establecida la doe-
trina en la forma que el Sr. Ferrara lo ha aplicalo.
Ese ha sido el pensamiento de la Comisi6n Mixta
y esa debe ser la interpretaci6n que se debe dar y
nadie debe pensar que aquella Comis 'n Mixta vot(
inconciente hi vot6 maliciosamente ese precepto sino
que estaba convencida de que nadie podria tomarla
de instrument para venganza ni nadie podria tener
el prop6sito de hacer una venganza -con la legisla-
ci6n del pais que viene siendo una necesidad para
salvar moments de angustia en el pais.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n ei
dictamen de la Comisi6n Mixta.
SR. L6PEZ (GERMAN): Pido que la votaui6n ,ea
nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
nominal, los que est6n conformes votaran si, los con-
trarios, no.
(El Ofical de Actas pasa lista).
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : IIan votado 85 sefio-
res Representantes; 68 que si, y 17 que no.
Votaron a favor los seiores: Addn, Alberni, A].
fonso, Alonso Ampudia, Arteaga, Balan, Baldor,
Busto, Cabrera, Camejo, Campo, Campos, Cardenas,
Carrillo Morales, Casuso, Consuegra, Cruz Ugarte,
Duque, Enamorado, Espinosa, Estrada, Ferrara, Fon-
seca, Freyre, Gil, Goderich, GonzAlez iManet, Le6n,
Guill6n, Guti6rrez, Jardines, Lecuona, Leonard, Le6n,
Machado, Martinez Goberna, Mazas, Menocal, Mi-
randa, Montes de Oea, NUfiez, Ortiz, Padierne, Pa.
nad6s, Paniagua, Pardo Otero, Pefia, Plana, Pupo.
Ravelo, Rey, Rodriguez Blanea, Ro'lriguez Ramirez,
Ruiz Mesa, Sagar6, Sialazar, Sierra, Soearras, O. So-


- -----








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19
I- I I


to, Soto Izquierdo, Trinchet, Ubeda, Valhonrat, Valls,
Verdeja, Vidal, Villal6n y Wolter del Rio.
Votaron en contra los sefiores: Alonso Puig, Can-
dia, Carrillo Ruiz, Cueto, Fernandez Hermo, Garcia
Osuna, Gronlier, Guas, Guerra, Herrera, Laguerue-
la, L6pez, Navarrete, Pardo Suarcz, G. Pino, Sardi-
F5as y Zayas.
Tiene la palabra para explicar su voto el senior
Alonso Ampudia.
SR. ALONSO AMPLDIA (MfANUEL): He pedido ex-
plicar mi voto, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes correspondiendo de esta manera al interest
propio que tengo en esta Ley, y para corresponder
tambien al ruego que me han hecho en mi condici6n
de letrado otros compaiieros que desean recoger la
mayor cantidad possible de opinion en una parte de
esta Ley qie acaba de ser aprobada por este Cuerpo.
Estimo que hay una parte de ella, la que se refie-
r, nl articulo octavo, que tiene un margen tan am-
plio en lo que se refiere a la suspension de los fun-
cionarios y empleados, que es un riesgo future y
cierto que vamos a dejar en manos de la honorabili-
dad de los jueces y que ellos deberAn aplicar noble
y decentemente de modo que ni este Congreso ni el
pais se resientan on el maFiana de la amplitud que
le estamos dando en estos dias, uno tras otro, a ese
Poder p;ara consolidar de esta manera el bienestar y
la tranquilidad pfiblica, y quiera Dios que estas le-
yes en manos de esos hombres no scan objeto mafia-
na de que a estos propios hombres a mi juicio, y es
un juicio que corrobora la opinion del doctor Ferra-
ra, el precepto en duda y tan debatido por distin-
guidos compafieros de ]a provincia de la Habana, ha
quedado suficientemente aclarado por el doctor Fe-
rrara; y yo me resisto a career, y quiero que asi cons-
te en el I'Diario de Sesiones", que haya un solo Juez
en el territorio de la Repfiblica que aplique ios pre-
ceptos de esta ley a un process que ha nacido con
anterioridad al moment en que nace la Ley, que
todavia no es Ley, puesto que no esta sancionada por
el President de la Repfiblica ni publicada en la Ga-
ceta Oficial. No es possible obligar a individuos que
viven en un. soledad a recibir la sanci6n de una
Loy que no estaba en vigor en el moment en que
ellos delinquieron, y ese es el motive de la explica-
ci6n de mi voto: que ello sirva, en caso de duda en
el dia de mafiana, para llevar a los tribunales de
justicia ia una mejor orientaci6n en la aplicacidn
del precepto que acabamos de votar.
*SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra 91
Sr. Freyre de Andrade para explicar su voto.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Sr. Pres.den-
te y sefiores Representantes: He votado que si, por-
que estimo bueno casi todos los preceptos .de esa Ley;
pero el mejor de todos, el que estimo que viene a
Ilenar una neecsidad mn.s sentida, ei aquel que ha
dado lugar a todos los debates de la tarde de hoy.
Hace algunos dias, o mejor dicho, hace algunas se-
manas, el Representante que habla inici6 una legis-
laci6n que tendia a reformar la organizaci6n de los
tribunales y a abreviar el t6rmino judicial de algu-
nos juieios. En esa Ley establecia ese precepto que
ha dado lugar a tanta lucha en esta tarde. Ese pre-
cepto fu6 discutido ampliamente; se suspenDii el de-
bate y la Ley aquella pas6 a studio de la Comisi6n
de Justicia y C6digos, on un informe posteriormente


emitido, acept6, absolutamente, toda la redacci6n de
ese precepto batallador. Posteriormente la Ley pas6
al Senado...
(Murmullos en el Salon de Sesiones).
Sn. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Tenia deseos
de oir al Sr. Freyre de Andrade, y con el ruido qoc
hay es impossible.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Sr. Herrera Sotolon-
go: S. S. podri comprender que con este ruido hasta
la Presidencia pierde la voz. Ruego a los sefiores Re
presentantes se sirvan hacer silencio. Continue el
Sr. Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Como habia
notado que no se me oia, me acerqu6 a los taquigra
fos para hablarle al "Diario de Sesiones".
Ese precepto que fue aceptado unanimemente por
la Camara, en laquilla oportunidad, porque el finico
oposicionista que habl6 en contra Ide la Ley fue el
Sr. Herrera Sciolongo que en aquella oportunidad,
vencido y agotado se habia retirado del Sal6n de Sc-
siones...
SR. L6PEZ (GERMAN): Yo no combat esa ley, con
la palabra, torque soy desconocedor de esa material,
pero pedi que se hiciera constar mi voto en contra.
Deseo que .S. S, aclare ese particular.
SR. FBEYRE EE ANDRADE (GONZALO): Aquel pre-
cepto que se aprob6 aquella tarde tuvo una mayoria
enorme.
SR. SAGAR (BARTOLOME) : Si, y el Sr. Fernandez
Hermo vot6 a favor de la totalidad de la Ley, segfn
consta en el acta.
'SR. FERNANDEZ HERMO (LORENZO): N6, senior, S.
S. esta en un error.
-SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Ese precep-
to batallador estaba pendiente en el Senado de Ia
aprobaci6n de ese alto Cuerpo Colegislador, y un
compafiero nuestro, procediendo, la mi juicio, muy
aoertadamente, recogi6 ese precepto de Ley, que re-
formaba la Ley Org~nica del Poder Judicial, y en
una Comisi6n Mixta, haciendo uso de un derecho
que en mfiltiples ocasiones se ha usado, lo trajo a la
Ley del Servieio Civil, procediendo ajustadamente
a las normas legislativas, procediendo juiciosa y 16-
gicamente, porque en una Ley de empleados pfibli-
cos, indudablemente que encaja mejor este (precepto,
que en la Ley que yo meneionaba no modificaba una
sola ley, sino que modificaba muchas de las leyes
vigentes d'e la Republica, pero es mAs, todavia ese
precepto que tanto se ha debatido, no estA ni en la
Ley de Enjuiciamiento Criminal, ni en ninguna otra
Ley orgdnica del Estado, ni en ningfin C6digo de la
Naci6n, ese precepto, es un precepto derogador de
una Ley especial, dictadia por el Gobierno Provi-
sional, y lo que hice en este precepto, era derogar
aquella Ley, y establecer un precepto distinto a la
Ley que yo derogaba. Ese precepto estableee que
los funcionarnos y emipleados pfiblicos, tienen que
ser suspendidos en sus cargos al ser proceasdos por
los delitos coimetidos en el ejercicio de los mismos, y
que pueden ser suspendidos cuando hayan cometi-
dos heehos y est6n procesados por ellos, si lo han
realizados en el ejercicio de sus funciones y le hagan
desmerecer el concept pfiblico. En la tarde aque-
lla en que ese precepto fu6 aprobado, y en la tarde
siguiente, mejor dicho, la Corporaci6n de la Habana
se reuni6 y en sesi6n suspendida, y continuada es-
pecialmente a este objeto, a mi se me ha informado,








20 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES
, ,,


que fuimos objeto de injuries los Sres. Ferrar, de la
Crfiz y yo que procedo meditativamente, que no me
dejo llevar de impulses arrebatadores, desde el mo-
mento en que esos anteoedentes llegaron a mi conoci-
minto, me form para mi, una linea de conduct,
muy dificil de seguir, la mas dificil que se pucde
seguir en esta Cdmara: la de guardar silencio. Y
efeectivamente, contrariando mis arrebatos, y mis im-
pulses, y poniendo coto a mi idiosineracia personal,
he permanecido silencioso en la tarde de ayer, y eu
la de hoy, vi6ndome obligado a hablar en esta opor-
tanidad, para referirme a ese precepto que yo habia
rediactado y frente al cual no podia dar un solo ,paso
atras, y yo no queria que esos Sres. Concejales qu.
merecen mis respetos, que merecen mi consideraci6n,
y que merecen mi amistad, que yo le he demostrado
y que no le he retirado todavia, esos Sres. Conceia-
les, no creyeran que yo iba a cumplir un sentimiento
de venganza con respect a ello, al producirme alre-
dedor de este 'asunto en la forma en que lo he hecho,
en la tarde de ayer y de hoy, y por eso, he guardado
silencio, y he venido tan solo hablar en aquella opor-
tunidad, a la cual yo no puedo influenciar ni obte-
ner el voto de nadie, y en que mi voz tan solamente,
se puede referir ,a la actuaci6n pasada, y no a la ac-
tuaci6n future de la C mara, que en estos moments
deciara, que es un precepto moralizador, un precep.
to necesario, y yo no comprendo, como ese precepto
derogador no haya venido antes a destruir esa obra
equivocada, esa obra ruinosa de nuestros prestigious
pIuibicos, que se debe al Gobernador Provisional Ma-
goon, de triste recordaci6n en esta Repfiblica. Era
cuanto yo tenia que decir, pero debo agregar sefiores
Lepresentantes, lo siguiente: que estamos equivoca-
dos, ia obra que se va a realizar, de aprobar una
m'rci6n aclaratoria de la intenci6n del legislaJor tn
este aso.
No ca co ni oeiones como se interpret la opinion
del legislator, no es con mociones, que tienen unr
ei.minb divers y una finalidad distinta en nuestro
regl.amento, como se obtiene la interpretaci6n au-
16nti(a a que se ha referido el doctor Ferrara en la
tarde de hoy. Esa moci6n no viene a cuniplir aqui
ningfin papel y viene, en cambio, a. perturbar la obra
aut6ntica la interpretaci6n que ha querido la Ciami-
ra-con 1os discursos brillantes que se han pronun
ciado--dar a las iniciativas que se han tornado en es-
ta tarde.
De modo que yo, en cuanto a los priricipios juri-
dicos, me sumo al Dr. Ferrara y a los compaileros le
la CAmara pero yo me niego a votar esa moci6n que
viene a conturbar los fines para que las mociones se
establecen y si ella se pone a votaci6n yo he de
votar en contra a pesar de que no me duelen prenda
en afirmar que han sido brillantes las manifestacio-
nes del Sr. Ferrara y de los otros compafieros que
han tratado de dirle una interpretaci6n aut6ntica a
este asunto.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra pa-
ra explicar su voto el Sr. Gil.
SR. GIL (HELODORO) : Sr. Pi-esidente y seiiores
Representantes: He votado en favor del dictamen de
la Comisi6n Mixta para que este proyeeto de ley no
fuera. deseehado y porque tengo la esperanza de que
esa mooci6 que ha de ser discutida y votada despu6s
en contra de lo que aqui sotiene el senior Freyre .de
Andrade,. e apruebe para que iquede eselarecido,


por complete, cual es el alcance que debe tener el
precepto que ha sido objeto de debate en el dia de hoy.
Quizds porque yo no he estado muy en contact
con el General Crowder o me ocurra lo que le suce-
de al Sr. Freyre de Andrade que se va sintiendo mis
General que Doctor.
SR. GIL (HELIODORO) : El Dr. Freyre de Andrade
sostiene que si votaramos esa moci6n cometeriamos
un verdadero disparate...
SR. FERRARA (ORESTES) : General, no Coronel en
este caso.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Pido la pa-
labra para alusiones.
S. 'GIL (HELIODORO) : Y yo voy !a demostrar al
Sr. Freyre de Andrade que solamente sinti6ndose
General se ha podido votar en el seno de la Comisi6n
Mixta ese precepto que ha sido objeto del debate en
el dia de hoy porque reconociendo por uno -de los
que integran esa Comisi6n Mixta que ese precepto
no fu6 objeto de ningin debate en la Camara ni en
el Senado, llegamos a la conclusion de que en el
dictamen no se ha ajustado la Comisi6n Mixta a la
Ley de Relaciones y en su consecuencia que ese die-
tamen esti vi iado. Yo recuerdo que con motive de
una Comisi6n Mixta de la cual form part y en la
que estaba tambi6n el Dr. Dolz, catedratico de De
recho Profesal y una autoridad en la material, el
procedimento que se adopt fu6 el siguiente: Se
di6 lectura al articulo primero del Proyecto del Se-
nado y al articulo primero del Proyeecto de la CAma-
ra y se discuti6 cual de los dos se aceptaba. Se pas6
despubs al articulo segundo y se acept6 uno y fu6 re-
cefazado el otro. Y al darse leetura al articulo terce-
ro no aceptamos el propuesto por ninguno de los dos
Cuerpos y de esta manera no se trajo ningfin pre-
cepto nuevo y -distinto de los que estaban alli sino
que se buscaba una soluci6n que armonizara los dos
criterios ,puesto que el articulo diez y nueve dde la
Ley de Relaciones dice: "Para armonizar. las opinio-
ni" y para armonizar las opinions es destruir uri
nuevo precepto que se refiera come el present ease a
la Ley del Servicio 'ivil. Por ejemplo si en un pro-
yecto de ley discutido y aprobado por la Ckmara de
Representantes y el Senado se trata inica y exclusi-
vamente de la modificaci6n de la Ley del Servicio
Civil y despues cuando no ha sido objeto ni de in-
forme de ninguna Comisi6n de las que integran la
CAmara y el Senado, que ni ha sido discutido con
suspension o sin ella de los preceptos reglamentarios
por la Camara _i por el Senado, entonces se trade por
la 'Comisi6n 'Mixta *un nuevo Proyecto que modifi-
que, per ejemplo algfin precepto del C6digo Penal
o de la Ley de Enjuiciamiento criminal, incorporan-
do un nuevo precepto, como en este case sucede bri
que se le da atribuciones a los Jueces ipara que pue-
dan suspender a aquellos individuos contra quienes
se sigue el proeedimiento, para que puedan suspender
en el memento del procesamiento o despues del pro-
cesamiento, es evidence que ha habido exceso de abu-
so o extralimtaci6n por part de esa Comisiuc que
crea este precedent que es muy funesto.
-SR. SAGAR6 (BARTOIr~o3) : Realmente se establec:j
n ,mal precedent, pero ya se ha establecido ante-
riormente per la CAmara y S. S. ha votado en s']
favor.
SR. GIL (HELIODORO): Por eso entiendo quo es









DIARIO DE SESIONES LE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


necesario que ial COmara aclare el alcance que tienen
los articulos 19, 20 y 21 de la Ley de Relaciones
par que esto no ocurra mis porque d" lo contrario
nosotros nos encontrariamos en este :peligro que hay
que desechar la Ley causando un grave perjuicio a
toda la labor que ha realizado el Congrcso o aceptar
mal precedent. La Ley presentada, discutida y apro-
bada por la Camara de Representantes y por el Se-
uado no contenia el precepto quc ahora figure et.
ella, que ahora ha sido ingertado en esa Ley y quc;
no fu6 objeto de debate ni por la Cimara ni por 1I
Senado en modo alguno, por lo que entiendo que es
nulo y que seguramente cuando sea aplicado estk
precepto se plantearA su nulidad ante el Tribunal
Supremo que ocn vista de las discusiones que apa
recent en el "Diario de Sesiones" de esta COmara
alrededor de este Iproyecto de ley cuando fue objeto
de debate, se comprobara debidamente que este nue-
vo proyecto, que en el dietamen de la Comisi6n ,Mixta
aparece, no fu6 objeto de discusi6n en esta Camara,
y es claro que tendrA que ser desechadc y en su con-
secuencia declarado nulo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior GermAn L6pez.
Sn. L6PEZ (GERMAN): Sr. President y senores
Representantes: He votado que no en esta. ocasi6n,
de la misma manera que vot6 cuando esta Ley so
trajo a debate en esta CAmara, porque entiendo hoy,
como entendi en aquel entonees, que la suspension
de cualquier precepto de la Ley del Servicio Civil al
amparo de la cual se encuentran todos los funciona-
rios probos y honrados de l. Repfblica, que ni
todo tiempo han sabido eumplir con su deber y ha"
satisfecho el tanto por ciento de sus haberes que !a
propia Ley les wefiala, era una enormidad que no
debiamos nosotros realizar, y much mas cuando he-
mos de poner la suerte de todos esos hombres honra-
dos en manos de funcionarios del Estado, en su ma-
yoria ineapacitados para encauzar por un sendero
recto la Administraci6n. Y en esta ocasi6n he votado
que n6, ademas, porque la suspension de la Ley del
Servicio Civil que envuelve todas esas inmoralida-
des a que me he referido, result ahora, despu6s de
haber pasado por la Comisi6n Mixta, afin mAs ina
ceptable, puesto que en ella se ha intercalado un
precepto de ley que no ha sido objeto de .debate en
esta CAmara y que entrafia una gravedad extraordi-
naria, puesto que, segfin he podido deducir Aal escn-
char la opinion de distinguidos letrados compaileros
nuestros, se crea una situaci6n verdaderamente difi-
cil e irregular a los funcionarios procesados del
Ayuntamiento de la Habana. Por eso he votado que
n6, repito, porque no puedo prestarme a la reiliza-
ci6n de ese acto, yo que ocupo un escaiio en esta
Camara y que par venir a ella he aceptado, como lo
hill hecho otros compafieros de representaci6n, el
voto de esos mismos politicos que hoy se encuentran
en desgracia, sin habernos detenido entonees a anall-
zar si eran buenos o malos. Por todo eso he votado
que n6, y en iiltimo t6rmino, porque no me parece de
estrieta moral el que nosotros pretendamos poner en
avanos de la justicia a esos individuos que no tienen
la suerte ide encontrarse protegidos por preceptos dee
nuestra 'Constituci6n .como nosotros, y en cambio,
en esa propia Ley, cuya moral se ha invocado aqui,
mantenemos a nuestro favor ese privilegio, quitando


la oportunidad al pais y a los tribunales de justicia
para que nos juzguen a nosotros.
Sit. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Pardo Suarez.
Su. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Sefior Presicnte
y seiiores Representantes; he votado que no porque
en ningfin moment al tratar de la suspension 'Ie
la Ley del Servicio Civil .estuve c.'nformne con 61,
y no -e estado conforme con la suspension de ese
precepto, porque no podia prestar mi concurso, ,darle
mi voto, a una situaci6n que habrA de crearse ni que
se 'pueda declarar cesantes algunos elements que
estan alli empleados por convenir al servicio pfibli-
co por haber realizado actos contrarios a la legalidad
y a la honorabilidad; no es menos cierto que la Ley
se presta para que puedan ser despojados de sus
destinos y lanzados al hambre conjuntamente con
sus families, muchos empleados de distinta filiaci6n
political porque no quiero hacer referencia a deter-
minado Partido, para colocar a otras personas alle-
gadas tambi6n por afecto o por interns a las personas
que han de disponer de esos puestos a la hora dei
reparto.
Y digo esto porque a pesar de star demostrado
que el actual Gabinete no es politico, hay departa-
mentos donde se hace political de una manera espe-
cial para dar vida a nuevos Partidos, se ha Ilamado
a personalidades de barrios, lo mismo conservadores
que- populares y liberals para que abandonasen su
Partido para dar 'fuerza a la nueva agrupaci6n ofre-
ci6ndoseles recompensarles con un destino de mayor
o menor cuantia.
SR. FERRARA (ORESTES) : Cite nombres.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): La Secretaria de
Obras Piblicas, lo garantizo, que para dar fuerza al
Partido Republicano han acudido lo mismo a los Fi-
berales que a conservadores y populares ofreciendo-
les puestos para que traicionen sus Partidos.
SR. FTEYRE DE ANDRADE (GONZALO): Yo niego eso.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): S. S. lo negari
acaso por afecto personal a la persona que determi-
na eso; pero yo lo afirmo.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Lo niego por
convencimiento de los hechos puedo asegurarle a S.
S. que en el barrio en que yo resido, liberals, con-
servadores y populares indistintamenta han sido lla-
mados para constituir Comit6s a base ,de destinos
ofrecidos y que a algunos se Ies ha dado tambi6n.
Un Sr. Representante: jQui6n los llama, el senior
Secretario de Obras Pfblicas?
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Yo no s6 quien
puede ser responsible; pero los heehos existen; y
por esa raz6n aprobando esa ley que va a facultar
para poder dar nuevos puestos, pudiera suceder que
los mismos elements del Partido Liberal y los mis-
mos elements del Partido 'Conservador, asi como
los mismos elements del Partido Popular que se en-
cuentran representados en la Cimara, sufran en sus
intereses politicos; sus afiliados pueden ser decla-
rados cesantes en los Ipuestos que desemrpefian, para
da.r entrada a otros elements. Y aparte de eso, tam-
bi6n he votado que n6, porque no estoy conforme
con el precepto que introdujo la Comisi6n Mixta y
que ha sido objeto de debate en esta tarde por los
principles oradores de la CAmara, porque creo que
ciectivamente, como dijo el Dr. Ferrara, sin necesi-
dad, de ese ,precepto puede prqcederse en la form









22 DIARIO DE E8SIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


que 61 dice, porque la Ley vigente no tiene necesidad
de incluir en eyes de esa natunaleza un precepto
que Ipone en situaci6n desventajosa a todos los fun-
cionarios y los coloca en una situaci6n ridieula ante
la opinion pfiblica. Entiendo tambien que es innece-
sario ese precepto toda vez que la Constituci6n de-
termina nuestra actuaci6n con motivo de les proce-
sos que deban incoarse contra Representantes y
Senadores; y esas son las razones porque he votado
que n6; porque no quiero concurrir con mi voto al
sacrificio de muchos empleados que vendran a caer
bajo las garras de los que actualmente tienen en sus
manos los resorts oficiales, n6 del Gobierno, sino de
los que tienen el manejo de las oficinas del 'Estado.
Por estas razones he votado en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Rodriguez Ramirez.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Sr. President
y sefiores Representantes: He votado favorablemeu-
te la aprobaci6n del dictamen .de la Comisi6n Mixta,
por tratarse de una Ley que ha dado lugar a que el
Congress este deliberando en sesiones extraordina-
rias para resolver la crisis que tenemos planteada en
estos mementos. No puede negarse que se trata de
una Ley de inquietud para todos, Ley de iquietud
par los empleados y funcionarios pfiblicos que screen
que de ella van a derivarse expedientes que les colo-
car'A en la miseria y en la necesidad, y Ley de in-
quietud tamibiin ,para determinados funcionarios que
piensan que se van a utilizar sus preceptos para
haeerles dailo, ,para dar lugar a que se resuelvan de
una manera mIs energica el alcance de determina-
dos process judiciales. Pero tengo que declarar en
esta explicaci6n de mi veto favorable, que si lo hiee
en ese sentido, no es porque estime que con ello se
dA lugar a que determinados funcionarios que tie-
nen consideraciones especiales alrededor de este pre-
-cepto puedan estimar que es el prop6sito de esta Ley
o ;de este ,precepto tomar una represalia, sino la
gravedad del moment actual porque Cuba atravie-
sa, porque nosotros juzgamos que en estas circuns-
tancias excepcionales, una de las leyes que debemos
resolver para el bienestar de la Repfiblica, es esa
Ley del Servicio Civil. En la forma que ha venido
no tenemos m6s remedio que saltar por encima de
las cuestiones reglamentarias que no pueden estar
coneordantes con la Ley de Relaeiones entire ambos
Cuerpos Colegisladores; y ya que hay otro interns
mis alto que nos hace en estos moments acallar
nuestros sentimientos, acallar nuestros deseos o de-
jar todos los sentimientos de los amigos y de las per-
sonas a quienes apreciamos, pana rendirnos de bra-
zos ante las necesidades de nuestra patria. No es
possible career ni afirmar que esa Ley sirva para rea-
lizar actos injustos, porque nosotros estamos en un
period en que proclamamos a todos los vientos, en
que afirmamos que estamos en una era de regenera-
ci6n y que damos leyes para que se reafirme la mo-
ral y la justice. C6mo puede haber un Juez, c6mo
puede haber un Tribunal de Justicia que haga el
anal, de no aplicar bien la Ley, separAndose del espi-
ritu de la misma, -de esa Ley que nosotros hemos
puesto en sus manos, para que haga un buen uso de
ella, y en manera alguna', que haga de ella un guiiia-
po y se preste a satisfacer todo gnnero de venganzas
y cometer toda clase de tropelias. Nosotros al votar
esa Ley, lo hacemos con un alto fin patri6tico y no


pasa per nuestra mente que haya en 'Cuba jueces ca-
paces de apliear esa Ley err6neamente en contra de
los ciudadanos y con dafio positive de la estabilidad
de la Repfblica. Es por eso, Sres. Rpresentantes,
por que he votado a favor de la misma.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar lectura a
una m'oci6n del Sr. Rey.
(El Oficial de Actas, leyendo):
Los Representantes que suscriben, tienen el honoc
de someter a la consideraci6n y aprobaci6n de la CA-


mara la siguiente:


MOCION


El inciso sgundo -del articulo octavo de la Ley que

reform determinados preceptos de la del Servicio
Civil 'deberk ser entendido que solo se refiere y a ellos
solos per tanto debe ser applicable, a los funcionarios
y empleados a que dicha Ley se contrae exclusiva-
mente, quedando exceptuados los funcionarios ,de ca-
rdcter electivo.
Sal6n de Sesiones de la Chm:ara, Septiembre .6 de
1922.
(f.) W. Rodriguez.-F. Miranda.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura a un dictamen de la Comisi6n
Mixta que trata sobre la Comisi6n de Ad'eudos.
(El Oficial de Actas leyendo.)

A LA CAMARA
Habana, 5 de Septiembre de 1922.
Sr. President de la COmara de Representantes.
Senior:
Tengo el honor de remitir a Ud. un ejemwplar del
acta ,acordada por la Comisi6n Mixta nombrada por
el Congress para conciliar las distintas opinions
sustentadas, sobre el proyecto de ley procedente .del
Senado, referente a crear una Secci6n, afecta a la
Seeretaria de Hacienda denominada ":Secci6n de
-deudos del Estado".
De Ud. atentamente.,
(f.) Antonio Bravo,
President de la Comisi6n Mixta.
En la ciudad de la Habana, en el edifico del Se-
uado se reunieron los dias quince, diez y echo, veinte
y uno, veinte y oeho, treinta y uno, cuatro y cinco
de Septiembre del corriente afio, los miembros de la
Comisi6n Mixta del Congreso nomibrada para conci-
liar las distintas opinions sustentadas sobre el pro-
yecto dde ley procedente del Senado, referente a
crear una Secci6n afecta a la Secretaria de Hacienda
que se denominarA de "Adeudos &dl Estado". En
la primera de las reuniones celebradas se designaron
al Senador senior Manuel Vera Verdura y al Repre-
sentante Sr. Santiago Rey para Presidente y Secre-
tario, respectivamente. En las sesiones siguientes se
discutieron ampliamente los proyectos de ley y, des-
pus de un examen minucioso en el cual intervinie-









DIAR1o DE SESSIONS DE LA CAMARA DR IMPRIMNTA.NTAS 23


Ton todos los sefiores miembros de la Comisi6n se
acord6, en la filtima reuni6n celebrada, recomendar
a ambos Cuerpos Colegisladores la aprobaei6n del si-
guiente:
PROYECTO DE LEY
Articulo I.-El Secretario de Hacienda organiza-
rk una Secci6n de caricter temporal, afecta a la
Secretaria de Hacienda, que se deraminari "Adeu-
dos del Estado" y que tender~ a su cargo la recopi-
laoi6n de datos para fijar, por concepts, el imported
de las obligaciones contraidas por el Estado hasta el
dia 30 de Junio de 1922, clasificandolas por Secreta-
rias, con expresi6n de las causes que originaron la
falta de p.ago, de acuerdo con lo que a ese respeeto
haya informado cada Secretaria.
Articulo II.-Dicha Secci6n determinard ademas,
el estado de la cuenta de los fondos especiales y dep5-
sitos, de modo que ipueda conocerse la aplicacion dada
a los mismos y el descubierto en que se hallen.
Articulo III.-Los Secretaries del Despacho esthn
obligados a rendir *a la Secretaria de Hacienda, con
destine a la Secci6n de Adeudos, dentro de quince
dias, a partir de la vigencia de esta Ley, un estado
expresivo de lo que adeudan sus Departamentos por
todos los concepts y de cualquier reelamaci6n o
cuenta pendieote de liquid:aci6n y los mismos hasta
el treinta de Junio de 1922, consignando las causes
que originaron la falta de Pago.
Articulo IV.-La Seci6n de "Adeudos del Esta-
do", terminard sus trabajos en un plazo no mayor
de cuarenta dias, dentro del cual los remitirA *por
cond.ucto de la Secretaria -de Hacienda, a la Comi-
si6n que se crea en el articulo sexto.
Articulo V.-El personal que sea necesario para
organizer dicha Secei6n, serA designado en comi-
si6n, por el Secretario de Hacienda, que podrA soli-
citarlo al efecto, de cualquier Departamento del Es-
tado. Terminados los trabajos encomendados a la
Seeci6n, en el t6rmino establecido en el articulo an-
terior, 6sta pasara a las 6rdenes de la Comisi'6n a que
se refiere el articulo sexto, la que dispondra la
oportunidad en que deba disolverse, volviendo a us
respectivos cargos el personal utilzado para la mis-
ma. El material necesario serA suministrado .por di-
cha Secrearia de Hacienda.
Articulo VI.-Se crea una Comisi6n denominadla
de "Examen y OCalifieaci6n de Adeudos del Estado"
que se compondrA de un Magistrado del Tribunal
Supremo de la Sala de lo Civil y Contencioso Admi-
nistrativo; de un Magistrado de la Sala de lo Civil de
la Audiencia de la Habana; de un Ingeniero con
mis de diez afios en el ejerccieo do su profesi6n que no
desempefie cargo alguno del Estado, la Provincia o el
Municipio, y de los Secretarios de Obras Pfiblicas, y de
Hacienda. Los Magistrados serAn designados por lai
Saila de Gobierno del Tribunal respective y el Inge-
niero por la Directiva de la Asoicia6n Cubana le
Ingenieros.
Al propio tiempo se designarAn en la misma for-
ma un suplente para cada uno de los Magistrados y
para el Ingeniero que solo sustituiran al respective
propietario en los casos de ausencia por enfermedad
o, por excusa debidamente justificada de acuerdo
con los preceptos de las Secciones Primera y Segun-
da del Titulo V del Libro Primero de la Ley de En-
juiciamiento Civil. La Comisi6n serA presidida por
el Magistrado del Tribunal Supremo.


Articulo VII.-Los aereedores del Estado po;:
obligaciones contraidas hasta el 30 de Junio de 1922,
y que no lo sean por sueldos, dietas o pensions, es-
taran obligados al solicitar su page, a hacerla ante
]a Comisi6n de "Examen y Calificaci6n de Adeuldos
del Estado"; y hasta tanto esta no acuerde aprobar
su solicitud no se realizara el pago reclamado.
Estas solicitudes tendrAn que ser presentadas -den-
tro del t6rmino de seis meses a contar desde la pro-
mulgaci6n de esta Ley.
El acreedor que no presentare su reclamaci6n den-
tro de dicho t6rmino deberil hacerlo ante los Tribu-
nales de Justicia.
Aprobado el cr6dito objeto de la silicitud, la Co-
mision acordarA el pago al acreedor o a su apode-
rado.
Arteulo VIII.-T-odh reelanmante tencdrA derecho
a ser oido por si o por medio de apodderado por la
Comisi6n y responder a las observaciones ofrecidas
contra su cr6dito, pudiendb ante la misma presenter
y promover las pruebas que creyerepertinentles' a.su
derecho, que seran tenidas en cuenta ,por la Cgmi-
si6n para resolver sobre el particular reelamado.
Articulo IX.-Lo Comisi6n o podra resolve les-
favorablemente en todo on parte ninguna reclama-
ci6n sin apreciar las pruebas que se presented y obir
el interesado o a su apoderado si 6ste asi lo interesa-
re, a cuyo efccto estA citado con la debida anticipa-
ei6n para su comparecencia, dentro de quinto dia.
Articulo X.-Las resoluciones de la Comisi6n ser.n
veeptadas por mayoria de votos y siempre fundadas.
Articulo XI.-La Comisi6n examinaira la deuda
con los dates y antecedentes que existan en los ex-
pedientes respectivos; pero pod' r investigar si los
srvicios o las obras pfiblicas-euyos pagos se reclamnan
hlan sido prestados los primeros y realizados los se-
gundos. Si del examen result que con arreglo ja la
Ley o a la equidad debe reconocerse la obligaci6n del
Estado al pago de la atenci6n o cr6dito reelamado
asi lo declarard la Comisi6n.
Articulo XII.-La Comisi6n resolverA la solicitud
dentro de un t6rmino no mayor 'de treinta dias a
contar desde la. fecha de su Ipresentacil6n, prorroga-
ble a otros quince dias mAs, a juici'o de la mayoria.
Toda resoluci6n sera comunicad'a al Ejecutivo y no-
tifica'da al interesado dentro del quinto dia.
Articulo XIII.-La Comisi6n llevarA un Registro
de solicitudes done seran anotadas las que se pr -
senten, por riguroso orden de fecha, otorgindose
recibo al interesado de su solicited y documents
que la acompafien. En el propio R"gistro se hari
constar el domicilio del solicitante o de su apode-
rado.
Articulo XIV.-Los Tribunales de Justicia den-
Iro dc los seis meses a que se refiere el articulo s6p-
timeo de la Ley no admitirdn reclamaciones que
verse sobre los creditos cuyo examen se someta a esta
Comisi6n, sin que se justifique que Asta ha resuelto
el asunto objeto de la rela'maci6n.
Articulo XV.-Las resoluciones de la Comisi6n
causarA estado en la via administrative, y contra
ella s6lo procederA ejercitarse las acciones judiciales
correspondientes.
Articulo XVI.-E1 Ejecutivo dictar, las instrue-
ciones que fueren necesarias para el mejor cnumpli-
rmiento de lo que se dispone en esta Ley, y ,pondrA a
la disposici6n de la Comisi6n de "Examen y Califi-









24 DIAAtWO DX SSiONEM DA ILA OAMARA DE itEPRESEgNTANT:98


eaci6n de Adeudos del Estado" y de la Secci6n de
"Adeudos del Estado" todos los datos y anteceden-
tes que soliciten tasi come los recursos de oficina, per-
sonal y transport que sean necesarios para el cum-
plimiento de su misi6n, utilizando para ello aquellos
con 'que cuenta la Administraci6n sin necesidad de
hacer nuevos gastos.
Articulo XVII.-Los que contraviniendo los pre-
ceptos de la present Ley realizaren pages de cr6di-
tos que deban ser examinados por (a Comisi6n. ser.n
castigados con las penas establecidas en el articulo
404 y siguientes del C6digo Penal, sin perjuicio 1e
las otras responsabilidades que .pudieren correspon-
derles si de la investigaci6n que se prati'que se lle-
,gare a conocer que han comefido eualquier otro de-
lito.
Articulo XVIII.-Esta Ley .comenzari a regir des-
de el dia .de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repibliea.
Y para remitir 'a la CAmara .de Representantes y
al Senado, se extiende la present acta por d'uplica-
do, en la Habana, a los cinco dias del mes de Sep-
tiembre de mil novecientos veinte y dos.
Antonio Bravo.- Presidente.- Santiago C. Rey.
-Secretario.
(f.) Juan Gualberto G4mez.-Oscar Soto.--Gon-
zalo Freyre de Andrade.- Antonio Gonzalo Peiez.
---Daniel Comppte.-Pedro Herrera Sotolongo y Fe-
lix Martinez.
SR. PRESIDENT (VEPDEJA): Esta de acuerdo la
O'mara con el dictamen de la Comisi6n Mixta?
(Sr alth afirmativas).
Aprobado.
ISR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se comunieari al Se-
nado y se remitira al Ejecutivo.
Se va a dar cuenta con una comunieaci6n de;l Se-
nado.
(El. Official 'de Adtas, leyendo):
A LA CAMARA
Habana. 4 de Septiembre de 1922.
Sr. President de la C:mara de Representantes.
Senior:
'El Senado, en sesi6n celebrada el dia. de la fecha,
acord6 moldifcar el proyecto de ley procedeate de
lese Ceurpo, reference a reformar various articulos
del C6digo Electoral.
Lo que tengo el honor de comunicar a Vd., a los
efectos del arrit:-lo 19 de la Ley de Relaciones en-
tre la CTanara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente de Vd.,
(f.) Aurelio Alvarez,
President.
M. Varona,
Seeretario.
A. G. Osuna,
Secretario.
Se va a dar lectura a las modificaciones introdu-
cidas por aquel Cuerpo .al p'royecto de la Ckmara.
(El Oficial de Actas leyendo.)
PROYECTO DE LEY
Articulo I.--El prrafo primero del articulo T02
del Codigo Penal dira:


"Articulo 102.-Siempre los resumenes estadis-
ticos presentados por la Junta Municipal Electoral,
o de oualquier otra prueba, en poder de la Junta
Provincial Electoral, resultare que la proporci6n en-
tre el nfimero total de electores inscriptos en cualquier
barrio el nimero total de ciudadanos. determinada
por el l6timo censo decenal excede en nmis del uno por
ciento de la proporci6n entire el nimero total de elec-
tores inscriptos determinada por el filtimo censor
electoral, tal como haya quedado reducido por excc-
so de exclusions por causa de haber dejado de votar
en eleeciones' subsiguientes a la foermaci6n de 'dicho
censo, sobre el nfmero de inclusiones de dichas per.
sonas sulbsi:guientemente a la formaci6n del censo,--
y el nfimero total de ciudadanos que arroje el mismo,
proceder la Junta Provincial Electoral-a practi-
car una complete investigaci6n y revisio6r de los
registros del modo siguiente:
(1) Guando las diferencias entire las proporeio-
nos antes 'mencionadas sea mayor del uno por cien-
to, la Junta Provincial Electoral despues dde dicha
investigaci6n, ordenara a la Junta Municipal Elec-
toral que sean tachados los asientos de todas las ins-
cripciones que estime indebidamente heehas, en easo
de necesidad, puede disponer que la Junta Munici-
pal Electoral exhiba los registros, a fin de realizar
por si mismo las rectificaciones.
El ineiso segundo del articulo que antecede queda-
rA redactado en la siguiente forma:
"Cuando la diferencia exceda del uno por ciento
la Junta Provincial Tesolvera tomar come base para
hacer el censo electoral que ha de servir de registry
permanent el que sirvi6 para hacer 1as iltimas ele-e
cones, despu6s de haberse excluido los que no vo-
taron; incluyendo solamente los que, excluidos ipor no
haber votado; se hubieran inscripto de nuevo, los
que se inscribieron per primera vez por haber adqui-
rido la edad electoral despu6s de hecho el iltimo cen-
so, los electores que hubieren hecho legalmente
tras'lado de barrio, t6rmino o provincial y los que ha-
biendo solicitado sus inscripciones en el t&rmino
que sefiala el articulo 81 del 'C6digo Electoral, hu-
bieren side inscriptos, siemnpre que hubieren sido
postulados candidates para algfin cargo elective en
las pr6ximas elecciones que tengan que cslebrarse.
Tachando de oficio o no haciendo la inscripei6n do
todtos los que no est6n comprendidos en estos casos.
Articulo II.-El articulo 155 del C6digo Electoral
en su primer prirafo se modifica en la forma si-
guiente :
"Articulo 155.-Cada elecci6n se realizard en an
s6lo dia abrii6n.dose la votaci6n a las siete !a. m. y
termin;ndose a las cinco p. m." El rest del articulo
quedara tal como estA redactado en dicho C6digo
agregoindose el siguiente pArrafo:
"Solanmente en caso 'de fuerza mayor podrAn jus-
tificmar los miembros de colegios electorales su no
asiqstencia a ila constituci6n de la mesa 'electoral en
el dia de las eleceiones segin se dispone en el pa-
rrafo primero.
Los mriembros de 'Colegios electorales que no eon-
curran a la constituci6n de la mesa del colegio res-
pectivo antes de las once a. mn. seran responsables
de delitos que se eatigarAn con la pena 'de 100 a 1000
pesos de multa o de tres a seis mesa de arrestt.
Asticulo III.-E1 articulo 156 del C6digo Electo-
ral, en la part que se refiere a la hora, en que debero









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 25


terminar la elecci6n, se modifica en el sentido de
que en vez de "hasta las tres p. m." dirA "hasta las
cinco p. m."
Articulo IV.-El articulo 171 del C6digo Electo
ral quedara redactado como sigue:
"Articulo 171.-A las cuatro y a las cuatro y me-
dia p. m., el Presidente de la mesa anunciarh a los
presents en alta voz, que el Colegio se cerrarA a las
cinco p. m., exactamente a esta hora cesara la entrega
de boletas oficiales a los electores exceptuando aque
llos que se hallaren en aquel moment en el interior
de la reja los cuales podrAn votar. Inmediatamente
despu6s de depositarse la iltima boleta el Presiden-
te anunciari: "Qneda cerrada la Votaci6n".
Articulo V.-El articulo 174 del C6digo Electoral
quedara redactado en la forma siguiente:
"Articulo 174.-Cerrada la votaci6n se empezari
inmediatamente el escrutinio primero de los votos,
continuando la mesa electoral en sesi6n permanent
hasta que lo determine, anuncie su resultado y se
pongan bajo sobre cerrado las relaciones, los pliegos
de escrutinio y las actas para su envio a la Junta
Municipal co.rrespondiente, debiendo terminar todas
esas operaciones antes de las seis de la mariana del
dia siguiente de las elecciones.
Transcurrido ese t6rmino.sin que la mesa haya rea-
lizado su cometido serAn castigados con pena de mal-
ta no manor de cien pesos ni mayor de mil -pesos o de
prisi6n no menor de treinta dias ni mayor de seis
meses, o con ambas penas, el miembro o miembros de
dicha mesa, a menos que por fuerza mayor haya result.
ta'do la infracci6n.
Cuando por causa de fuerza mayor u otro motive
justificado, la Mesa estimare que no podrA terminal
sus operaciones a la hora fijada lo comunicara pot
escrito inmediatamente y con anticipaci6n debida a
la Junta Municipal Electoral exponi6ndole, bajo ja-
ramento los motives que ocasiona esta tardanza y
dicha junta designara con preferencia, un Inspec-
tor electoral o en su defeeto un delegado de su con-
fianza para que acuda a dieho Colegio y solucione
las dificultades.
Articulo VI.--El artieulo 182 del C6digo Electo-
ral queda vigente con la sola modificaci6n de su pri-
mer pArrafo que serA redactado como sigue:
"Ctuando aparezcan dobladas juntas dos o mis ho-
letas, si se advirtieren que fueron depositadas a la
vez o de una m isma persona on esa forma seran re-
chazadas a no ser que estin en blanco todas menos
una cuyo cas'o Asta no adoleciendo de otro defecto se
tendri por vAlida y se rechazarAn las demas.
Articulo VII.-El articulo 188 del C6digo Electo-
ral quedara vigente, menos lo que se refiere en su
,parrafo tercero queda redactado de la siguiente ma-
nera.
"Igualmente el secretario harA constar en el acta
la hora y minutes, en que se abre y sierra la votaci6n
asi como la hora y minutes en que comience y tenni-
ne el escrutinio primero el nfmero de votos que ha.
ya obtenido cada candidate, y ademas, si llegare a
ese caso la causa de fuerza mayor que haya impedido
que la misma termine sus operaciones en el plazo
sefialado por 6sta ley.
Articulo VIII.- El articulo 190 del C6digo
Electoral se adicionarA con el parrafo siguiente:
"Los presidents de Colegios Electorales que no
cumplan dichos deberes, entregando personalmente


en la Junta Municipal Electoral respective o depo-
sitando en la estaci6n de Correos m's inmediata ba
jo sobre certificado dichos documents dentro de la
hora siguiente, a la terminaci6n del escrutinio se-
rAn responsables de delito el que que se castigarA
con la pena de 100 a 1000 pesos o de arrest.
Articulo IX.-El articulo 191 del C6digo Electo-
ral queda vigente con la sola modificaci6n de que en
vez de empezar a contar la Junta Municipal Electo-
ral desde las doce de la noche, del mismo dia de la
elecci6n el tempo de demora que haya observado en
la remisi6n de los paquetes a que se refiere el ar-
ticulo 189 por los Colegios electorales, se emipezar:i
a contar desde las seis de la mariana del dia si-
guiente de la elecei6n.
Articulo X.-El articulo X.-El articulo 192 del
C6digo Electoral quedara sustituido de la manera
siguiente:
"Articulo 192.-Con el fin de recibit la urna y la
documentacil6n, la Oficifia de la Junta Municipal el
dial siguiente al de las elecciones estariA abierta a
todas horas permaneciendo en ellas el Presidente y
el Secretario de la Junta. Al recibir ia urna y la
documentaci6n. la Junta iMunicipal Electoral, por
medio del Presidente y del Secretario expedirn a un
miembro de la Comisi6n y a cada uno de los miem-
bros politicos, candidates o apoderados de estos quc
lo solicitaren, un recibo en que constara:-"EEl Co-
legio de donde proceden la urna y la documentaci6n
los nombres de las personas que formando part de
ia comisi6n entregaron las mismas, los nombres de
ios demAs miembros del Colegio los miembros politi-
cos y los candidates o los apoderados de los condida-
tos que presenciaron la entrega y el estado de la
urna y de la documentaci6n y la hora y minutes de
la entrega."
Articulo XI.-El apartado (d) del articulo 217i
del referido C6digo Electoral, se entenderA redacta.
do de la manera siguiente:
(d) Que una persona declarada elegida ha dado
y ofrecido a cua'quier elector o cualquier presideu-
te o vocal, miembro politico, secretario o empleado de
una Junta o Colegio Electoral alguna dadiva o re-
compensa en dinero o cosa de valor, cargo o empleo
pfblico con objeto de conseguir ser electo; siempre
que en los extremes expresados en, este apartalo,
exista algin principio por escrito.
Articulo XII.-Esta Ley comenzard a regir desde
su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repiblica.

DISPOSICI6N TRANSITORIA
En el tOrmino de diez dias a partir de la vigencia
de esta ley las juntas municipals reinsertaran en
los registros permanentes a cuantos electores hayan
sido dados de baja por la aplicaci6n del articulo
102 del C6digo Electoral como venia rigiendo y que
a virtud de la modificaci6n de este articulo por esta
Ley deban continuar figurando en el mismo.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a disausi6n.
SR. 'GONZALEZ MANET (EDUARDO): Pido la .palabra.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la .palabra el
Sr. GonzAlez Manet.
SR. GONZALEZ MANET (EDUARDO): Yo iba senior
President y Sres. Representantes, no a consumer un
turno en contra de las modificaciones introducidas
por el Senado sino que entiendo que en el texto de








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
1 , u n I iI


6sta Ley se han incurrido, indudablemente, en equi-
vocaciones...
Yo suplico al Sr. President que me escuche poi
que puede haber una determinaci6n previa en estc
asunto.
Tengo entendido que en el texto, tal como ha veni-
do del Senado, existe verdadera diferencia en rela-
ci6n con lo que se ha acordado en el aeca en la part
que corresponde a la Camara .de Repreesntantes y
per consiguiente quisiera que en primer termino
quedaraj sobre la mesa el Proyecto a fin .de que
fuera cotejado porque mi prop6sito no es oponerme
al Proyecto en su totalidad sino que fuera. una Co-
misi6n Mixta donde pudiera considerarse, debida-
mente la diferencia que existe entire uno y otro Pro-
yeto y para que pudiera juzgar la Camara con debid'i
minuciosidad y atenci6n de una cosa que entiende
que es transcendental. Si la C-mara no aeuerda que
pase a una Comisiin Mixta entonees yo me reserve
el derecho de consumir un turno en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : El Sr. Gonzalez Ma-
net pide que este asunto quede sobre la mesa.

(Varios Sres. Representantes: No, no).

SR. ALONSO PUIG (VICENTE) : Este no es un dicta-
men de una Comisi6n Mixta. Es una modificacidn
del Senado. En un ,dictamen de C'misi6n Mixta es
donde pudieran haber palabritas y frases que de-
bieran cotejarse.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : ;,EstA de acuerdo la
Camara en que este asunto quede sobre la mesa?
SR. GONZALEZ MANET (EDUARDO): Pido votaci6n
nominal.
SR. PBESIDENTE (VERDEJA) : Se va a 'poner a vota-
ci6n nominal. Los que estin conformes votarAn si,
los contrarios no.
(El Ofirial de Actas pasa lista.)
(Se efe tiwa la votaci6n nominal.)
SR. PRESIDENT (VEREDEJA): Falta algin senior
Representante por votar?
(Silencio).
Han votado 75 seiiores Representantes, 16 que si
y 59 que no.
Votaron en contra los sefiores: Adan, Alfonso,
Alonso Ampudia, Alonso Puig, Armas, Badn, Ca-
brera, Camejo, Campo, Campos, Candia, Carrillo
Ruiz, Casuso, Consuegra, Cruz Ugarte, Duque, Es-
trada, Fernandez Hermo, G. Osuna, Goderich, Gron-
lier, Guas, Guill6n, Legueruela, Leonard, Le6n, L6-
pez, ML-chado, Martinez Goberna, M,:I M1iranda,
Montes de Oica, Navarrete, Padierne, Panades, Pa-
niagua, Pardo SuA.rez, Pardo Otero, PWrez, G. Pino.
Plana, Pupo, Ravelo, Rey, Rodriguez. Blanca, Rodri-
guez Ramirez, Ruiz Mesa, Salazar, Sierra, O. Soto,
Trinchet, Ubeda, Vallhonrat, Valls, Verdeja, Vidal,
Wolter del Rio y Zayas.
Votaron a favor lol seliores: Alberni, Baxrrero,
Busto, Cardenas, -Carrillo Morales, Ferrara, Freyre,
GonzAlez Manet, Groso, GutiBrrez, Herrera, Lecuo-
na, Ortiz, y Villal6n.
Queda rechazadia la proposici6n de que quede so-
bre la mesa. Tiene la palabra en contra ae la enmien-
da el Sr. GonzAlez Manet.


;R. REY (SANTIAGO): Para pedir a la Camara que
acuerde suspender la sesi6n despu6s de terminado
este asunto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La Cimara acepta
la proposici6n del senior Rey.
(Seiiales afirnativas.)
Aprobado.
Puede usar de la palabra el Sr. GonzAlez Manet.
SR. GONZALEZ MANET (EDUARDO): Sr. President
y sefiores Representantes: A pesar de lo avanzado
de la hora, la permanencia en esta CAmara de un
nutrido nimero de sefiores Representantes de la na-
ci6n, que han contendido bravamente en pro y en
contra, durante todo el period de la, sesi6n, transca-
rrido desde las tires hasta las ocho de la noche, acre-
dita que hay el afin, ,l pensamiento y una resolu-
ci6n firmisima de proveer a la soluci6n de los gran-
des problems que afectan, acaso, al porvenir de
nuestra nacioialidad, que habrA de definir nuestra
conduct, no solamente a la vista del pais cubano,
sino a la vista mais atenta y examinadora y exigente
de los extranjeros que garantizan nuestra conduct
ante el mundo civilizado. Lo he visto como se ha ele-
vado el debate esta tarde, tratando cuestiones que
acaso podrian career de verdadera significaci6n v
fondo; yo he visto con el religioso silencio que aqui
se ha escuehado a todos mis compaiieros cuando se
trataba de defender o .de atacar, *por lo menos en lo
que resultaba de la apariencia del debate, a personas
y a instituciones que podrian estar ligadas con la
aplicaci6n de determinado precepto de esta Ley; y
yo me he. levantado aqui, en una de las primeras ooa-
siones que he hecho uso de la palabra aqui durante
el period de tres aiaos que llevo en la CAAmara, y al
hacerlo para una cuesti6n que estimo tan fundamen-
tal como la que antes se ha debatido, o, tal vez, qui-
zhs mss, y tengo derecho a que se me escuche con la
propia atenci6n con que he escuchado antes a los
otros compafieros...
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Ruego a los sefiores
Representantes tengan la bondad de hacer silencio.
,SR. GONZALEZ MANET (EDUARDO) : Se trata, sefio-
res, de modificaciones de la Ley Electoral, modifica-
ciones a una Ley que fu6 ampliamente debatida en
esta COmara, debatidamente tambidn en el 6xito o en
el fracaso por la opinion pfiblica .de nuestro pais.
Hay un hecho que ha dado motive a un aconteei-
miento juridico que es la primera vez que se estable-
ce por una junta o por un tribunal electoral, desde
que ese C6ddigo Electoral esta implantado y vigente
en la Repiblica; ha sido el hecho que observada por
una Junta Provincial, por la Junta. Provincial de la
Habana, la circunstancia extraordinaria de que el
nfimero de electores durante los dos iltimos aiios ha-
bia crecido de una manera tan fabulosa, como el 18
por ciento de lo que en el censo esti en relaci6n con
el niumero de los votantes hasta el 25 que supone un
erecimiento extraordinario y quo, desde luego, tras-
ciende mas de lo que consiente el articulo 102 del
Cddigo Electoral haya tomado .una determinaci6n
con respect de la Habana y luego ha sido aceptada
por la Junta Central. A saber: que no debe aceptar-
se como bueno mAs que los traslados de electores per
cambio de residencia o aquellos que habiendo sido
dados de baja por no haber votado en las eleceiones
Spasadas hubieran hecho una nueva inscripci6n y








DIARIO DE SESIONES DE LA iAMARA DE REPRESENTANTES 27
I I 1


hubieran demostrado su prop6sito; pero a todas
aqu6llas nuevas inscripciones que pudieran estar in-
cluidas en ese crecimento extraordinario del nimero
de votantes que iban *a concurrir en las pr6ximas
eleociones, seguramente para Ilevar al caos, como la
ha llevado siempre en nuestro pueblo, quitese esa
determinaci6n que puede haber existido en algo que
perjudique intereses legitimos que debian estar con-
sagrados, como el de aquellos individuos que durante
estos dos afios han podido 1'legar a la mayoria de
edad y estando en la plenitud de ella necesiten ejer-
citar el derecho del sufragio, o sea el derecho mnis
alto que puede conquistar un ciudadano, y que des-
de luego es el legitimo y verdadero afin que pueden
tener esos propios ciudadanos, que se le reconoce,
en los preceptos de esta ley, a muchos de los cuales
yo no me opongo, pero si a algunos que son contra-
ries a esa propia finalidad. Yo Sres. Representantes,
no me proponia consumer un turno en contra de la
totalidad -de esta. ley, que repito, tiene preceptos que
son atinados, que son bastantes provechosos, que van
encaminados a reformar algo que no ha podido evi-
far la Junta Electoral, que dan una media 'buena
de carceter general, en relaci6n con el articulo 302,
del C6digo Electoral. Pero en esa ley hay algo mais,
algo sobre lo que yo quiero especialmente decir al
gunas palabras, quiero oponerme a la modificaci6n
establecida por el Senado a uno de los preceptos que
la OCmara consign6, que es el precepto que se refiere
a los inscriptos nuevamente, a los que se encontra
ban en esta condici6n, y hubieran sido dado de baja
por la-Junta Municipal, no perder6n el dereeho que
define la 'Constituci6n en su articulo 50, o 53, pues
no reenerdo bien, que para ser postulado es precise
que hubiere militado en un partido politico y qune
tuviera la capacidad political que la Ley exige. Y
yo me temo mucho, Sres. Representantes, que la per
manencia de esta modifieaci6n establecida por el
Senado, y que viene a defender los 'beneficios o los
intereses personales de dos o tres personas, que no es
eicaminada a la defense *de los intereses generals,
que repito, es puramente individual, que destruye la
buena intenci6n y el espiritu que ha tenido esta COa-
mara al dictar las otras modificaciones, que desde
luego yo apruebo, pero que en el aspect que sefialo,
result inconstitucional, y aunque desde luego, yo
no se si la CAmara va o no a aprobar esta ley, pero
que yo por lo mrenos cumplo con mi conciencia, soli-
citando que la misma vaya a una Comisi6n Mixta
para que minuciosa'mente sea examinada por aque.
Hlas personas que design la CAmara y el Senado, y
si eso no ocurriera, yo me presume, que quizas no
sea sancionada por el Ejecutivo, pero si asi fuer,
anuncio desde ahora mi proposito de establecer en
su oportunidad recurso de inconstitucionalidad. Por
eso yo termino insistiendo en rogar a mis compaiie-
ros que esta ley pase a una Comisi6n Mixta.
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pido Ja pala-
bra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Rodriguez Ramirez.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Sr. President
y sefiores Representantes: Con la misma atenci6n de
siempre, y con todo el respeto que merece la palabra
autorizada y conceptuosa del Dr. -Gonzalez Manet, la
COmara lo ha escuchado, y muy partioularmente, el
Representante que tiene el honor de hablar en estos


mementos. Es verdad que el Senado ha introduce lo
algunas mod ificacions a la Ley que fu6 de este Cuer-
po Colegislador a aquel, pero yo estimo que las mo-
dificaciones que se le han introducido, no son de
naturaleza tal, que nos impida a nosotros, en obse-
quio, tan siquiera de la breevdad y de la conveniencia,
para que no abordemos este problema, estando como
esta tan pr6ximo el dia de las elecciones, repito, pa-
ra que no demoremos mias este problema.
Nosotros aprobamos el articulo 102 del C6digo
Electoral que se refiere al problema de las indu-
siones y a su vez al de las exclusiones decretadas per
todas las Juntas Provinciales electoraies a hacer cl
resume estadistico y ese es uno de los mis impor-
tantes que necesitamos que sea aprobado en esta no-
che porque de 61 depend que muchos puedan votar
el primero de Noviembre y si mandamos a una Co-
misi6n Mixta el Proyecto del Senado no habria tiem-
po para que las juntas pudieran aprobar las reins
cripeiones de todos los elements que se han dado de
baja. No hay nada mis doloroso ni mis triste en un
pais dond:e existe una Repfiblica, que ha sido possible
obtenerla y conseguirla per el esfuerzo de sus hijos
y donde se pusieron a contribuci6n riquezas, vidas y
ligrimas, que Ilegue an joven de 21 afio que quiere
ejercitar el derecho de votar, que lo espera con an-
sia, que "ree que es la oportunidad de hacerse sentir
como hombre porque ya puede intervenir en la cosa
pilblica, que flega esa oportunidad, se inscribe en la
junta y a los pocos di-s, -por una resoluci6n mas alta
se le dice: Usted no puede votar a .pesar de recono-
c6rselo la Constitueidn, el pr6ximo primero de No-
viembre. Y en virtud de qu6 precepto y de que mo-
ral alta se priva a un ciudadano que pueda realizar
ese objeto? Vea que ese precepto esti precisamente
para evitar los forros y no hay una justificaci6n ple-
na y cabal para que una injusticia sea subsanada
con otra injusticia mayor y en su conseeuencia en
las leyes criminales cuando existe la duda siempre
se resuelve a favor del reo, en las: eyes civiles y ad-
ministrativas cuando surje el problema de privar
a un ciudadano de un derecho de la Repibliea: o de
la Nacidn, es preferible darselo ain cuando se bene-
ficien otros que no lo tienen. Por eso se da un plazo
a todas las juntas para que procedan, dentro del
tlrmino de .diez dias a reinscribir a. todos los- que han
sido dados de baja de acuerdo con el articulo 102. Es
decir, los que han sido dados de baja v solicitaron
su reinscripcion esos tienen el derecho de inscribirse
nuevamente. Los que fueron trasladados de un ba-
rrio a otro y por ese trasl'ado se les priva de ese
derecho por ese precepto tienen derecho a ejercitar
su veto y aquellos que han legado a la mayoria de
edad tambi6n. por el propio precepto tienen que ins-
erilbirse, de oficio, en la Junta Municipal. luego esta
visto que con ese precepto no se realize injusticia de
ninguna clase si no que es .ms bien la obligaci6n
m'ns grande que -pudi6ramos tener. Asi tenemos en
vigor todo el ,proyecto de ley aue sali6 de la Cimara
de Representantes manteniendo con los escrutinios
pr'marios se hagan por las propias mesas sefialAndo-
se el termino .por e l cl deben terminar y sefialAn-
doles la penalidad en que incurren a. fin de que los
escrutinios se sepan a las 24 horas y que no haya
excusas para retardar el resultado de las elecciones
en los Municipios y en las Provincias.
El iinico precepto que no ha sido aceptado por el









28 .DIARIO DiE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Dr. GonzAlez Manet en realidad pudieramos afirmar
que no fu. de la CArmara en la forma en que ha veni-
do pero nosotros no podemos, en manera alguna, de-
morar una Ley porque junto con los buenos se haya
introducido un precepto que si no es malo, por lo
menoo no es acceptable de todos los sefiores Repre-
sentantes. Yo pienso que en esta oportunidad noso-
tros podriamos complacer al Dr. GonzAlez Manet,
estos son mis deseos, con much gusto realizariamos
Ia obra que 61 quiere para hacer mejor el proyecto
de ley, pero ante la realidad que nosotros tenemos
que ,no es possible demorar la resoluci,6n de este Ipro-
blema, que no es possible demorar la aprobacidn de
este proyecto, y por esas razones y por no cansar
mis la atenci'6n de la CAmara, ya cansada por el tra-
hajo excesivo que ha realizado yo termino pidiendo
la aprobaci6n de la misma sin que de ninguna mane.
ra preda entender nuestro querido compaiiero el se
fior Gonzalez Manet que mis palabras envuelven la
mas remote oposici6n a sus deseos sino solamente el
anhelo de que nosotros tengamos esta Ley ftil y ne-
cesaria en estos moments, antes del dia de las elec-
ciones.


SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
nominal por haberlo solicitado un senior Represen-
tante. Los que esten conformes con las enmiendas
introducidas por el Senado dirAn si y low contra-
rios no.
(Se verifica la votaci6n nominal).
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): gFalta algin senior
Representante por votar?
(Silencio).
Han votado 66 sefiores Representantes: 56 que si
y 10 que no.
Quedan, pues, aprobadas las enmiendas introdu-
cidas por el Senado.
Sn. ALONSO PUIG (VICENTE): Pido que pase in-
mediatamente al Ejecutivo.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : SerA enviado al Eje-
iutivo.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las site y cvarenta y cinco p. I,)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA., Pt Y MARGALL 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs