• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Décimo Periodo Congresional, Cámara...
 Appendix






Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00953
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00953
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Table of Contents
    Décimo Periodo Congresional, Cámara de Representantes: Sesión ordinaria - junio 5 de 1922
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
    Appendix
        Apenduce 1
        Apenduce 2
        Apenduce 3
Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


CAMERA


DE


SESIO


*t LA
DE REPRESENTANTES


DECIMO


PERIOD


CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE
VOL. XXXVIIII LA HASANA, 7 de Junio de 1922 NUM. 16

Sesi6n ordinaria de 5 de Junio de 1922

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretarios: Sres. Jos6 Paniagua y German Wolter del Rio
SU MARIO
A las 3 p. m. fu6 abierta la sesi6n.- La Cimara se enter de un Mensaje del Ejecutivo remitiendo un
informed de la Comisi6n Especial de la Secretaria de Hacienda sobre reform arancelaria. Con-
tinu6 el debate sobre la totalidad del Proyecto de Ley modiflcando los Impuestos. Consumie-
ron turnos los sefiores Pardo Starez, Ferrara y Walfredo Rodriguez; y ampliado el debate, hi,
cieron uso de la palabra los sefiores Alberni, Viriato Gutierrez y Jos6 E. Casuso. En votaci6n
nominal fu6 aprobada la totalidad del Proyecto. Explic6 su voto en contra el senior Rafil de
Cardenas.- A petici6n del senior Rey se acord6 suspender la sesi6n, efectuindose a a a la 9 y
15 p. m.


SR. PRESSIDENTE (VERDEJA) : Se abre la sesi6n.
(Eran las tres p. m.)
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas, la lee.)
ISe aprueba el acta ?
(Seiales afmataivwas.)
Aprobada.
Se va a dar lectura a un Mensaje Presidencial.
*
(El Oficial de Actas, leyendo.)
A LA CAMARA
Sa. PRESIDENT (VERDEJA) : Enterado.
Se 'va a dar lectura a una proposici6n de ley.


(El Oficial de Actas, leyendo.)
A LA CAMARA
Por cuanto: La Ley de :25 de Julio de 1916, publi-
cada en la Gaceta el dia 27 del mismo mes y ano,
concede al pueblo de San Nicolas quince mil pesos
para a construcci6n de un Cementerio, un Matadero
y un Parque en la Cabecera y un Cementerio en el
poblado de Rio Seco, barrio Gabriel' de aquel TIr-
mino.
tPor euanto: El Ayuntamiento construy6 un Ma-
tadero y el Consejo Provincial un Parque, quedando
solo dos obras por construir.
SPor euanto: El Cementerio de San NicolAs estA a
punto de ser clausurido por Sanidaid, .por ser muy
pequeno, no reunir .,'n a pedazos.


S








2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Por cuanto: La Jefatura de Obras Pfiblicas hizo el
studio y el piano del Cementerio presupuestando
las obras del mismo; en la cantidad de trece mil
quinientos noven'ta y cinco pesos y un centavo.
Por cuanto: Los vecinos de aquel Termino claman
porque se les construya el Cementerio, pues de clau-
surarse el actual tendrian necesidad de dar sepultura
a los cadAveres en el Cementerio de Pipian, distant
cerca de cu.atro leguas de la. Cabecera.
Por cuanto: Obras Pfblicas no puede realizar una
sola de las obras indicadas en dicha Ley sin' orden
del Congreso.
Los Representantes' que suscriben, pidei a la Ca-
mara acuerde la siguiente:

P orosICI6N DE LEY

Articulo I.-Se modifica la Ley de veinte y cinco
de Julio de mil novecientos diez y seis publicada en ia
Gaceta Oficial del dia veinte y si'ete del mismo mes
y afo y que concede un cr6dito de quince mil pesos
a San Nicolas para la construcci6n de un Cementerio,
un Parque y un Matadero en la Cabecera y un C -
menterio en el poblado de Rio Seco, dedicando los
diez mil pesos exclusivamente para la construeci6n
de, un Cementerio en San NicolAs. toda avez que las
dos obras han sido construidas.
Se concede un cr6dito de cincb mil pesos para la
construcci6n de un Gementerio en Rio Seco, Barrio
Gabriel del Termino Municipal de San Nicolas.
Sal6n de Sesiones de la COmara de Representan-
tes, a los treinta y un dias del mes de Mayo de mil
novecientos veinte y 'dos.
(f.) Miguel M. G6mez.-Peddro H'ierrera Sotoloan-
go.-Viriato Gwti6rrez.-Jose Esquivel.--F.- Martinez.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tomada en considera-
ici6n, pasarh a las Comisiones de Hacienda Presu-
puestos y Obras Pfibilicas.
Se va a dar lectura a una Moci6n: .

(El Oficial de Actas, leyendo.)

A LA CAMARA

Resultando: que en la sesi6n celebrada por la Ca-
mara de- Representantes, para tratar del suplicatorio
del Juzgado- de la Secci6n Cuarta, de esta Capital,
solicitando autorizaci6n para procesar a los miembros
de este Cuerpo Colegislador, Sres. Jos6 R. Cano y
Antonio Alentado por asesinato del Repreaentante
Sr. Rafael Martinez Alonso, el miembro de esta Ca-
mara Sr. Pedro Herrera Sotolongo declare que aato-
rizado por los Sres. Cano y Alentado, ellos eran los
primers en solicitar que se accediera a que se siguie-
se el procedimiento judicial;
Resrltando: que a pesar de tal declaraci6n, en pile
na sesion y de haber tomaido la GC6mara su acuerdo
basado en ella, el Sr. Jose R. Canq no ha compareeido
ante los tribunalles, comentandose que reside en el e:r-
tranjero;
Resultando: que seg6n certificado del Gobierno
Provincial de la Habana ha sido requisitoriado el sdw
iior Jos6 R. Cano, sin que haya sido possible captut
rarlo;
.Resultando: que segfin certificaci6n del Colegio No-
tarial de la Habana aparece que el Notario del distri,
to de esta Capital Sr. Jos6 R. Cano, result declarado
i


rebelde' y por tnto ,aizado, procediendo declarar va,
cante esa notaria.
Resultando: que segin certificaci6n expedida por
el teniente fiscal de la Audiencia de la Habana, senior
Julio Ortiz Casanova, el procesado Jos6 R. Cano so
.encuentra declarado rebelde por auto del Juez de Ins-
trucci6n de la'Secci6n Cuarta, de seis de Mayo de mil
novecientos veinte y dos, pues habi6iidose libradolas
oportunas requisitorias para su llamamiento y captu-
ra, publicadas en la 'Gaceta Oficial de veinte de Fe-
brero de este afio, pigina tres mil noveeiaintos einco,
y comunicados a los distintos cuerpos de la poli.:ia y
al Sr. Gobernador Provincial, sin resultado favorable;
Consideranio: que el delito imputado al Sr. Jos6
1R. Cano es un delito de cartcter comfn, que no supo-
ne en ningfn otro ppcder. del E-t.:.lh una persecuci6n
injusta en contra de un Representante del pueblo,
tanto mas, que a] dar la autorizaci6n la COmara do
Representantes para que se pudiera iproceder, de
acuerdo con los preceptos constitucionales, en contra
de este miembro suyo, se hizo por unanimidad, y a
petici6n del prdpio interesado;
Considerando: que el Sr. Jose R. Cano se ha puesto
en estado de Rebeldia, dificultando e imposibilitando
que la justicia siguiera su curso, no hahienhdo.ningu-
na raz6n de orden politico que le haga temer unr
injusta resoluci6n .debiendo atribuirse su rebeldia sino
a una theita confesi6n de culpabilidad, por lo menos
al deseo de no ser juzgado, y, por lo tanto, de abste-
nerse de todo acto politico, viviendo oculto ca el ex-
tranjero o en el territorio national ;
Considerando: queen este caso el S'. Jose R. Cano
no puede ejercer el mandate ]p.1hit;.., sin, que esta
abstenci6n tenga fundamento en razones de orden
politico, ni que sea debido a luchas por las liberta-
des pfblicas, ni a ninguna otra raz6n de orden moral
sino exclusivamente al desea de huirse a la acci6n de
la justicia;
Considerando: que no puede la Camara aceptar
una situaci6n por virtud de la cual, sin haber espe
eiales razones de orden politico sea limitado el nfimero
de Representantes populares, cuyas funciones, lejos
de ser un derecho, constituyen un sagrado deber;
,Considerando: igualm'ente que el partido politico al
cual pertenece el Sr. Cano no puede,.perde'r aquella
.proporci6n de votos en la C'mara de Representantes
que la voluntad popular determine, los Representan-
tes que suscriben, por las unicas razones antes con-
signadas, proponen a la CAmara declarar vacant el
cargo de Representante que' corresppnde Ial Sr. Jos6
R. Cano por la Provincia de la Habana, y proceder do
acuerdo con lo dispuesto en el C6digo Electoral.
Sal6n de Sesiones de la COmara'de Representan-
tes, a los treinta y uno del mes de Mayo de mil nove-*
cientos ve:nte y dos.
(f.) Orestes Ferrara.-Viriatd Guti6rrez.-Dr. 'Luis
F. Salazar.--Ram6n G. Osawna.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se incluira en la pr6-
xima orden del dia.
SR. L6PEZ (GERMAN) : Que se repartan copias.'
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Continfia el debate so-
bre la Ley de Impuestos.
,SR. PARDQ SUAREZ (ANTONIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tienle la palabra el
Sr. Pardo Suarez.








DIARTO DE SESIONES DE LA C4MARA DE REPRESENTANTES 3
tI ll I l I I I II I


'S. PARDO SUAREZ '(ANTONIO): Sr. President y
S'Sres. Representantes: No voy a hacer un discurso
sobre la Ley de Impuestos en el sentido extricto que
corresponde para poder hacer una explicaci6n amplia
a la Ckmara de Representantes, sobre el alcance y
la trascendencia de los consignados en la Ley que soe
ha sometido a la discusi6n de la COmara; porque no
solamente seria una tarea enorme para mi, sino por-
que otros oradores, como mi muy distinguido amigo
el senior Waifredo Rodriguez y tam.bi6n el no menos
distinguido Dr. Enrique Casuso autor de la Ley,
habrin de hacer extensas manifestaciones sobre los
detalles de la misma, a los efectos de convencer a
la Ckmara de la necesidad de que esa Ley, cuanto
antes, rija en nuestro pais para beneficio de los pro-
pios intereses que tratamos de ,defender, y para bene.,
ficios positives de nuestra amada Repiblica.
El senior Sagar6, en el discurso que consumi6 la otra
tarde en contra de la Ley, hizo deelaraciones muy
pleregrinas oespecialmente la- de que no habia sido
possible que Representante alguno pudiera estudiari
este problema, porque ninguno conocia la Ley, aeaso
sin tener en cuenta, por olvido o por despreocupaci6n,
que hacia muchos dias que las copias se habian re-
partido a los seiiores Representantes con tiempo opor-
.tuno para leerlas y estudiar su aleance y trascenden-
cia en todos sus .detalles y 6rdenes. Pero era que este'
distinguido compafiero, a mi juicio, queria de tddasd
maneras, haciendo un discurso contra la Ley dod
Impuestos, hacer uho de oposici6n political a la actual
situacei6n gobernante y a todas las situaciones que
de ella se derivan; y este no es un problema de ca;rAc-
ter politico, sino national, fundamental, esencialmente
fundamental para la vida y sostenimiento de la Re-
pfiblica.
Nosotros sabemos perfectamente que las actualey
rentas de nuestras Aduanas, no son suficientes para
,cubrir las necesidades de la Adrministraci6n Pfiblica,
y much menos para pagar deudas contraidas ante-
riormente y muchas obligaciones de orden interior
y de earActer international; y es necesario que esta
Ley de los Impuestos sea discutida y votada per
esta COmara sin perjuicios politicos de ninguna es-
pecie, porque lo necesita el Tesor.o cubano; porque
no es este un caso en que se ven.gan a agravar.los
intereses del pais con un 'prop6sito eontrario a los
mAs sagrados intereses que los de defense personal. Esl
tos no son impuestos que vayan a perjudicar los inte-
reses de las classes pobres menesterosas, modestas, agri-
colas e industriales, es un impuesto que va dirigido,
uinicamente, a buscar la mayor suma de ingresos para
el Estaido, de aquellas fuerzas vivas solvents y eco-
n6micas en n'uestro pais que pueden responder con
una contribuci6n que no les perjudica en su prop6sito
e intereses, y que en cambio salva a la Repuiblica del
estado critic en que se encuentra debido a las difi-
cultades econ6micas por que atraviesa. Y es necesaria
esa Ley de Impuestos, es muy necesaria, porque aca-
so con los distintos reajustes que venimos realizando
por necesidades nacionales, con los distintos reajustes
que se llevan a efeeto para nivelar los ingresos con los
egresos, estamos realizando, positivamente, un gran
daflo al pals, porque de todos los Departamentos del
Estado, por esa propia situaci6n, hay que ir eliminan-
do a servidores de la Repfiblica, a honrados padres
de families a auienes se le present un triste Dorvenir
,en su hogar por escasez de numerario en la Repfi-


blica para cubrir esas atenciones, ya que los llamados
a resolve estos problems obtienen grades negocios
en sus int.reses, bueno es que se desprendan de una
part para ayudar al pueblo y al gobierno y para
mantener el prestigio -de la Repfblica.
La Ley de Impuestos, como todos bien sab6is, acaso
puede ser origen de enmienda, y algunes hay presen-
tadas al Proyeeto y se presentarin otras mis que
vengan a perfecionar las tendencies le esos impuestos.
A esa Ley quo esta ahi, los Sres. Representantes que
lo tengan a bien podran presentar todas las modifi-
caeiones que estimen oportunas en su articulado para
mejorarla, para perfeccionarla, para hacerla mas via-
ble, si es precise; porque nosotros no tenemos el pro-
p6sito de imponer esa Ley tal como ,estA red~atada, si-
,no de discutirla y votarla aceptando como una base
fundamental para la Repfiblica el que debe de hacer
una Ley de Impuestos que le d6 al Estado una can-
tidad suficiente para defenders de los problems eco-
n6mieos. Y esto que yo expreso, no ,es originado, aoa-
so, por una ilusi6n mia; es que en todos los paises del
mundo, a raiz del desastre mundial, se hai presentado
y han tenido que aprobarse por el Congreso multitud
de Leyes, bien sea para pagar deudas contraidas con
motive de las guerras pasadas, bien .para satisfacer
necesidades del Erario Pfiblioo en esas condiciones;
pero de todas maneras es indudable que en Cuba es
donde menos impuestos se pagan, y es donde menos
se saca del pueblo cantidad alguna para las necesida-
des del Estado. En otros paises la exacci6n, es mlticho
mayor y el product es mis intense en beneficio del
Estado; y aqui, nosotros, que tenemos una necesidad
vital que es la de mantener la Repfibliea, no debemos
hacer una campafia contra esos impuestos. Por el con-
trario, debemos demostrar que estos impuestos habran
de servir de lenitivo al pueblo, habrAn de servir :lo
beneficio a esos mismos elements a quienes se pre-
tende engafiar dicibndoles que los impuestos signifi-
carAn una enorme carga de diez o quince millones
al afio.
SR. GUTIfRREZ (VIRIATO) : Diez o quince millone,
nada mas.
SR. PARDO SUAREZ (ANToNI) : Es un cAlculo mio.
SR. GUTT~RREZ (VIRIATO) : Habra mas de treinta y
tres millones de pesos.
SR. PARDO SUAREZ (ANToNIO) : Ain no puede sa-
berse, Sr. Viriato GutiBrrez, la cantidad product de
los Impuestos; porque segin ha dicho el senior Rey,
no sabemos que articulo vamos a aprobar.
,SR. GUTIARREZ (VIRIATO) : Como estamos discutien-
do la Ley en su totalidad, por eso a mi vez digo que
puede ser esa cantidad.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Efeetivamente, yo
la estoy defendiendo en su totalidad, pero ello no
quita que despues, al discutirse el articulado, se in-
troduzeas las modificaciones que se estime convenien-
tes. Esa Ley de Impuestos, con esas cantidades que
reditue, indudablemente que mantendrA quizAs a mu-
chos empleados pfiblicoS que estan amenazados de
perder sus puestos; los mantendrh en su sitio, porqu,
el Gobierno tendra mis recursos con que poder aten-
derlos y adn a las mismas classes obreras, a esos tra-
bajadores que cesaran en su faena en los campos por
la terminaci6n de la zafra, tambitn podra atenderlas
.el Gobierno, porque si tien'e recursos propios por me,
dios de esos Impuestos, indudablemente que se con-








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


sagrarAn a realizar trabajos de Obras Pfiblicas que
podrAn ejecutar esos braceros desoeupados.
'SR. FERNINDEZ HERMO (LORENZO): Si se pagara la
deuda flotante ya es bastante.-
SR. PARDO SUAREz (ANTONI) : Ese es un prejuicio
de S. S. Es el prop6sito al discutirse este proyecto
ievitar que tenga en 'lo absolute ningfin carbcter poli-
S tico, ninguna fiualidad interesada ni a favor ni en
contra del Gobierno constituido que todos debemos
respetar porque es la supreme representaci6n del
pueblo cubano. Se necesita que hagamos una labor'
concienzuda y patri6tica sobre ello, y que acordemos
en definitive lo que conviene al pais, al Gobierno y
al. matenimento de la Repfiblica; pero es necesario do
todos modos hacker una Ley de Impuestos para que el
Gobierno pueda defender su cr6dito en el interior y
en el extranjero.
Yo se que el distinguido Representante por el Par-
tido Liberal Dr. Orestes F.-rrara, habrd de combatir
los ITmpueiti-s; yo se pierf.t-.'i'iieit. que 6ste distingui-
do hombre public habr de hacer con gran aeopio
de datos, un magnifico discurso en contra de los. Im-
puestos; pero tam'bi6n se, iy tengo la firm conviction,
,de que en su Animo pesa el prop6sito de coadyuvar a
la obra de hacer Impuestos que le den al E-tl1:, aque.
llos recursos que le sean menester para su defense y
rmejoramiento. Yo conozco la actuaci6n del ilustre
hombr.e pfiblico del Partido Liberal en esta CO.mara
cuando en anteriores campafias, mientras presidia es-
te prganismo, tuvo necesidad, en representaci6n de
,aquel ilustre ciudadano que presidi. la Repfblica, d
defender Leyes Presupuestales de mayor cuenta
que las. que region anteriormente en otras situacio-
nes, y se fundaba para ello en las propias necesidades
del pais, en el advance -de los tiempos, en el progress
de la Naci6n; y todos nosotros, aunque haciamos, co-
mo elementos del Partido Conservador, oposici6n a
ese Proyeeto de Presupuestos en tiempos del General
,G6mez, sin embargo el Sr. Ferrara sabe que, de los
bancos de la oposici6n conservadora empezando por
su ilustre Jefe el Dr. Lanuza, jamAs sali6 una pala-
bra injuriosa ni para el Partido Liberal, ni para sus
jefes Ai para el. Gobierno que representaba. Nosotros
siempre hemos mantenido ese respeto a la alta auto-
ridad del Ejecutivo de la Naci6n, porque si nos-
otros injuriAramos al Jefe -del Est,,1:., si nosotros iii-
juriAramos nuestras instituciones republicans, qui-
zAs haya quin diga que no somos capaces para dirigir
nuestros propios destinos; y a esa actitud del Parti-
do Conservador de aquella 6poca, .qus es la mism4
actitud .de la Liga Nacional del present, es a la que
siempre debia respowider 'con alteza de miras el Parti-
do Liberal. No es hacienda eampafias contra el Gobier-
no, como se mejoran los problems pflblicos; no es
pronunciando frases duras, crueles, quizas demasiado
exageradas como las aj.ui pronunciadas por el senior
Sagar6, la otra tarde, como se resuelven los problems
pfblicos, como se mantine el prestigio y la dinigdad
de la Repfiblica cubana. No es asi, ponque esos dis-
cursos de oposici6n son buenos para la galeria, pero
son contrarios a los interests de la Repiblica, compro-
mneten seriamente su present y son una amenaza
pavorosa para su porvenir. Yo os haiblo en este modes-
to hemiciclo con la seneillez de palabras que me ca-
racteriza, pero animado de la mejor buena voluntad;
'puesto siempre la vista en los altos interests de la


Patria, que estan muy por encima de todos los intere-
ses bastardos, de todos los intereses personales de
cantos aqui repr,.ienitai' el pueblo de Cuba. Y asi
como en aquella ocasi6n, cuando el 'Sr. Ferrara presi-
dia la Cimnara, nosotros correspondimos patri6tica-
mente, de igual modo pedimos que el Partido Liberal,
que la representaci6n liberal respond a nuestra apti-
tud, para que la paz moral sea un hecho en Cuba. y
de la armonia y del respeto de los partidos politicos
se derive un biel positive y beneficioso para la
perdurabilidad de la Repuiblica cubana.
Yo voy ,a demostrar que una parte de -estos impues-
tos, la que se debate tan safiudamente, no es solo
obra d-l autor de esta ley y que 61 ha querido pre-
sentar a la consideraci6n de sus compafieros con un
prop6sito' contrario a las classes comerciales e indus-
triales del pais. No; el impuesto del uno por ciento
sobre la venta bruta, es un impuesto que ha sido re-
comendado por la propia 'Camara de Comercio, a la
Ckmara y al Sr. President de la Repfblica en suss
tituei6n del cuatro por eiento de las utilidades. Bue-
na prueba de ello es lo que yo tengo, aqui, tomado de
un peri6dico de la maiiana del viernes, es una: copia
de una carta dirigida al Sr. President d6 la Reph-
blica por el Sr. 'Cartaya Presidente dde la C.4mara de
Comercio de Cuba que dice asi.: "Con oeasi6n de-
haberse dado cuenta de... sigue leyendo).
Y en una 'Asamblea general extraordinaria celebra-
da en 17 'de Abril pr6xima pasada, declare dieha
Asamblea lo siguiente. (Lee).
De modo, Sres Representantes, que la propia 'CA-
mara 'de Comercio se dirige al Presidente de la Re-
pfiblica y le ofrece su concurso al Gobierno. Es 16gico
que haga la salvedad de que no deben determinarse
muchas contribuciones que puedan ser onerosas .para
esas classes, pero tambi6n -dice que el erario pfiblico
reclama ayuda y ella se presta a darle a ese Gobier-
no todas las que neecsite para satisfacer sus atencio-
nes a los efectos .de su mejor desenvolvimiento.
,SR. FERRARA (ORESTES) : La C'a~ ara de Comercio
tiene raz6n. Yo se lo explica.r a S. S. El que no tiene
raz6n es S. S., que representando a los obreros desea
ese impuesto.
:SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : S. S. podri decir o1
que mejor le parezca de este respect, pero debo ad-
vertir a S. S...
SR. FERRARA (ORESTES) : No soy yo el que lo dice,
sino libros en donde estAn consignados esos preceptos.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Yo no habr6 leido
tantos libros como S. S. pero he leido algunos y se
que es tendencia natural en todos los pueblos, el
combatir cnalquier impuesto, porque la sola palabra
lo dice, porque result una imposici6n onerosa para
el pais. Pero S. S. sabe que las circunstancias del
pais obligan a realizar estos impuestos, como lo han
obligado en otros paises, tales como en los Estados
Unidos, en Francia y demas naciones extranjeras,
pero para poder cargar el Gobierno con las responsa-
bilidades inherentes a sus funciones cumpliendo con
'sus deberes, ha tenido necesidad de impuestos que
scan positivamente para el pueblo pero que en defi-
nitiva resultan en beneficio del pais.
Sn. HERRERA SOTOLoNGo (PEDRO): Contaban los
Gobierhos de esos paises -con el concurso de los socia-
listas para esos impuestos?
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Yo no puedo ase.
gurar a S. S. si contaban o no con el concurso de los







DIARIO DE SESIONE.S DE LA C.SA1JRA DE REPRESENTANTBS 5


socialistas en esos paises, pero yo creo que si estu-
viera en uno de esos paises como diputado por un
Partido Socialista en los moments de peligro, en los
moments en que se necesita el concurso de todos los
ciudadanos para evitarle peligros a la Repdblica, en
esos moments no me sentiria socialist politico y ra-
dical, en esos moments seria el patriota que realize
toda clase de sacrificios para salvar a su Patria. Y es
que no hay ninguna contradici6n entire mis ideales
Sy estos prop6sitos que estoy afirmando aqui. Bien
sabe el Sr. Ferrara que yo be hecho manifestaciones
aqui a titulo de cubano, a titulo de hombre que siente
con su pais; y lo mismo en esta situaci6n que en la
situaci6n de mis adversaries, contribui con mi voto
cada vez que se necesit6 de mi concurso de cubano
para salvar la situaci6n econdmica. Y asi, en ese
piano, estar6 siempre; en esa situwci6n me colocar6
toda la vida, porque ereo que cumplo con un deber;
doy satisfacci6n a mi conciencia y no puedo ser obje-
to de critics y censuras por parte de mis compatrio-
tas. Y si defiendo esta Ley de Impuestos, como dije
al principio, no la defiendo en todos sus detalles por-
que ella puede ser objeto de enmiendas por parte de
todos los Sres. Representantes, pero si la defiendo en
su esencia para evitar que el hambre toque a las puer-
tas de esos e-lementos pobres; porque si el -gobierno no
tiene recursos para tender a los elements que traba-
jan en el pais,'positivamente el hambre vendra.
'Sa. LORES (MANUEL): Esos impuestos agravaran
la situaci6n de las elases trabajadoras, porqhe esos
impuestos reeargaran los products de primera nece-
sidad, y el pueblo sero el que en definitive los pagara.
'SR. PARDO SUAREz (ANTONIO) : Se conoce que S. S.
no ha leido la Ley de Impuestos.
SR. LORES (MANUEL) : La he leido, la tengo en mi
casa
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : S. S. debe saber per-
fectamente que todos los articulos de primera necesi-
dad que estan comprendidos en la Ley de Julio 31 'de
1917, estan exentos de pago de la tributaci6n del uno
por eiento de la venta bruta, que se determine en
esa ley.

SR. FERRARA (ORESTES): Precisamente, no estan
exentos de tributacion los'articulos de consume po-
pular.
:SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Si, senior, estan ex-
cluidos. Y voy a demostrArselo a S. S. leyendo 'la par-
te pertinent de la Ley. (La lee.)
De manera, que estos impuestos no van sobre el
agricultor cubano, que puede seguir trabajando sip
temor a estos impuestos. S. S. sabe que este impuesto
va directamente contra la riqueza, no contra la po-
breza; es un impuesto contra' la riqueza para'defender
la pobreza, y powder mantener una situaci6n de ver-
dadero equilibrio econ6mico.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): Sanbe S. S.
cuantos agricultores venden directamente sus pro-
ductos ?
Sa. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Mafiana o pasado
mafiana podr6 trearle a S. S. una relaci6n de esos
agricultores.
'SR. HERRERA SOTOLONGO (PERO) : Mire -S. S. si
son poeos, que puede traerme una relaci6n de ellos.
SR. FERRARA (ORESTES) : Todos menos el azficar;
y aqui esta la infamia, como luego veremos.


SR. P.ARDO SVAIEZ (ANTONIO): Tambi6n se on-
cenetran exentos de tri'butaci6n en esa ley, los ar-
ticulos manufacturados en Cuba como una media de
proteeci6n a las industries nacionales, como verA su
sefioria por la lecture que voy a hacer. (Lo- lee.)
SR. FERRARA (ORESTES) : Precisamente todo lo con-
trario de lo .que existe en todos los paises del mundo.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Tambi6n estln exen-
tos de t:.ibutaci6n los establecimientos de cardcter
official de caridad y beneficencia, y los puestos para
la venta de care, pescado y frutas, asi come taimbi6n
los vendedores ambularites de frutas de la Ciudad.
De manera que como ve S. S. no se recargan en esta
ley, los products que consume las claoes polullares.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Sabe S. S. cudles son
los que pagan mis del uno por ciento?
:SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Oportunamente se
lo explicar6 a S. S. cuando lleguemos a ese aspect
del problema.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Los viveres pagan tres o
cuatro veces el uno per ciento; tahtas cupntas son
manipulados. Vea S. S. si realmente va o no va esa
ley de impuestos contra el pueblo.
'SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Yo sigu mantenien-
do el eriterio de que esta, Ley de Impuestos, no es
una Ley contra el pueblo; y yo soy uno de los que
estimo que no le temblaria la mano para suscribir
esta ley, al leader mks avanzado Ide los Partidos Socia-
listas en cualquier pais del mundo.
,SR. FERRARA (ORESTES) : Vd. hasta ha perdido la
razon.
,SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Me ha-br' contagia-
do con S. S. Pero manifiesto eso porque ese es mi
criterio.
SR. FERRARA (ORESTES) : Ese no es su criterio, S.
S. no es sinoero. No puede ser; porque ello es tamafia
locura o tami'afo error, y yo no le creo capaz de in-
currir en 61. No ya los socialists, sino el burgu6s, mas
burgu6s el burgues que no sea usurero, no votaria 'as-
tos Impuestos.
SR. PARDON SUAREZ (ANTONIO) : h S. S. sabe que estos
impuestos -han sido propuestos por a] propia CAmara
de Comercio?
SR. FERRARA (ORESTES): La Cimara de Comercio
no es el pueblo, es la expresi6n de la burguesia m:s
encopetada.
,SR. PARDO STTAREZ (ANTONIO) : Al pueblo trabaja-
dor se le ha eximido por complete de la responsabi-
lidad del pago de la renta bruta. Y apart de eso,
S. S. sabe que el product de ese uno por ciento va
a engrosar al Tesoro PiNblico, y esto no me cansar6
de repetirlo: este dinero que se va a extraer de -de-
terminados elements mereantiles e industriales, va
a parar a manos de los empleados, del pueblo, de esos
sufridos hombres que lo estan esperando.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMO) : De los ladrones de la
situaci6n, como se estan robando los demAs Impuestos.
'SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Cuando yo habla'ba
en esta Camara, hJl'.i un moment, me referi al
hecho de que cuando la oposici6n se sentaba de este,
lado de la Camara, integrada por los elements del
Partido Conservador, de sus bancos j.amas se oy6 una
frase de esa naturaleza, porque pensAbamos que los
que ocupaban el Po-der eran cubanos, de la misma
manera que los que -ahora lo ocupan tambien lo son;
y que, por tanto, no debemos deshonrar en la faz del
pueblo a esos elements.









6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. SAGAR6 (IBARTOLOME) : No se deshonra a nadle
diciendo la verdad.
SR. RODRIGUEZ BLANCA (WALFREDO): Entonces no
habia quien dijera esas cosas de los elements que
ocupan el Poder; y es raro que S. S. entonces no lo
dijera tambien.
SR. FERRARA (ORESTES) : Entonces el Sr. Sagar6 se
encontraba en el otro lado de la Cimara.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Nunca; y tenga la segu-
ridad S. S. de que si estaba en ese lado de la CAmara,
no h'abia ladrones entonces.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Yo creo que la to
talidad de los sefiores Repreaentantes que estamos
presents no somos partidarios de determinados pro-
cedimientos para hacer campafia parlamentaria. Si
algfin hombre hay que sea vehemente en sus impre-
siones'cuando hace juicio critic sobre situaciones gu-
bernamentales que no correspond a lo que 61 piensa
y siente en la political, uno de ellos es el Dr. Ferrara.
El se levanta, hace su esfuerzo; pero nunca la he
oido verter una frase injuriosa, ni le he oldo expre-
siones en t6rminos que puedan deshonrar a sus pro-
pios ciudadanos y compatriotas.
SR. RODRIGUEZ BLANCA (WALFREDO) : Sabe hacerlo
de otra manera.
SR. PARDO SUAREz (ANTONIO) : Se pueden hacer ca-
lificativos mas o menos duros pero sin descender a
un lenguaje que no es parlamentario.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : La verdad no es ma-.
que una, vistase como se vista y digase co-mo se diga.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : S. S. es de los que
frecuantemente se levanta en esta Camara a sefialar
males, pero S. S. nunca trae el remedio para los
mismos.
SR. SAGAR6 (iBARTOLOME) : Si, senior; la destituci6n
de los funcionarios.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Sus discursos de
tonos efectistas podran sonar bien en la galeria, pro
no son beneficiosos para S. S. ni para la CAmara ni
para el prestigio que debe tener este organismo le-
gislativo en la Repfblica...
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : (Interrwmpicen'do). hC6-
mo que no? Ya lo creo. Lo que no es beneficioso es
ocultar la verdad, lo que no es beneficioso es h acerse
c6mplice con el silencio de las inmoralidades pfiblicas.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Siguiendo en el cur-
so de las manifestaciones que venia haciendo, debo
declarar sinceramente que la actual situaci6n que rige
los destinos de la Repfblica no es responsible, ni
puede serlo en ninguna forma, de las deficiencies ac-
tuales en el desenvolvimiento econ6mico del pais.
Cuantos me escuchiis saben perfectamente que torlos
los pueblos de la tierra estAn pasando por critics ins-
tantes en sus problems econ6micos, consecuencia de
la guerra, de aquel trastorno mundial donse se vieron
envueltas tantas naciones, donde murieron millones
de hombres y donde todos los erarios quedaron es
haustos para poder s6stener aquella monstruosa lucha.
Por esa misma raz6n debemos hacer un alto en
nuestras pendencias political y con mayor motivo en
la oposici6n sistematica al Gobierno. A mi juicio, nos-
otros debemos estar todos al lado del mismo en estos
moments en que el concurso de todos es de vital im-
portancia para el mantenimiento de la Repfblica;
debemos hacer un alto, olvidando nuestras pasiones y
rencores, cualquiera que sea el origen de los mismos,
porque con eso no hacemos mis que una obra demo-


ledora de nuestras institueiones. Y de ahi que yo,
al defender la ley de impuestos, lo haga inspirado
no en un sentimiento politico, sino en un sentimiento
patri6tico, animado de los mejores deseos en beneficio
de mi pais, procurando la unificaci6n de todos los
elements que en esta Camara vivimos y conviv.mos
con la cosa public. Tened la seguridad, sefiores, que
si yo fuera de la oposici6n, (lo he demostrado en
otras ocasiones,) al llamarseme a la puerta del patrio-
tismo, hubiero respondido con el mayor entusiasmo,
porque en moments semejantes no soy politico ni lo
seria, sino un ciudadano que cooper con su esfuerzo
al beneficio de la colectivida.d y al provecho de la
Repfiblica.
(,Muy bien),
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Ferrara.
SR. FERRARA ('ORESTES) : Sr. President y Sres.
Representantes: Yo debo repetir, al comenzar la bre-
ve exposici6n que har6 de mis ideas en relaci6n con
esta Ley de Impuestos, lo que hace pocos dias afirma-
ba en esta CAmara, a saber: que aplaudo la unidad de
la Liga Nacional, que aplaudo la discipline que ella
tiene y que, debido a eso, con toda sinceridad, con la
sinceridad que siempre me caracteriza, con la since-
ridad que creo es mi mayor fuersa, debo declarar,
repito, que por primer vez he com.prendido ]a raz6n
por la cual a pesar de ser la Liga Nacional la repre-
sentaci6n de la minoria del pais, se mantiene en el
Poder.' Por primera vez lo he comprendido, porque
entiendo y sostengo que los paises no estan a merced
de mayorias amorfas, sino que deben ser gobernados
-ain en las democracias-por el grupo de los que
est6n mejor organizados. Declaro que admiro a la
Liga Nacional en esta nueva fase de su vida, porque
entiendo, que por lo menos, el pais cuenta con un
grupo parlamentario que es suficiente para presentar
proposiciones de ley, para adoptar proyectos y para
dictar leyes y que por buena o mala que sea la
legislaci6n que result de esas actividades, es fitil
que detrAs de esa legislaci6n haya un grupo homog6-
neo, bien decidido a hacerla respetar, teniendo la
convicci6n del bien que hacen y con una plena res-
ponsabilidad de todos sus actos.
Desearia afirmar lo mismo de mi partido al cual
le he dado todos mis entusiasmos desde mi primer
juventud, porque hoy no soy liberal solamente en
Cuba, sino que soy liberal en el mundo entero. De-
searia, digo, la misma actitud de mi partido y en
estos moments quiero pedir a los liberals que pot
lo menos el ejemplo de la Liga Nacional les sirva de
lecci6n y de en-efianza para el future, pues que no
es possible que nos preparemos para la batalla comi-
cial sin. tener la homogeneidad indispensable, la soli-
daridad necesaria y aquella cohesion que es base
esencial, y principal fundamento de todas las activi.
dades political. Pero, sefiores Reepresentantes, la disci
plina political debe tener por base la conciencia; If
discipline political debe tener por fund.amento el ra
ciocinio de cada cual. La discipline military se diferen
cia de la political precisamente en este extreme: Qu(
en political cada hombre razona por si, dentro de
conjunto arm6nico de su partido; mientras el milital
debe obedecer ciegamente. Yo desearia que la Ligi
Nacional, al mismo tiempo que da esta tarde, mues
tras de su uni6n, al oir mis palabras, pudiera toner
la vez, la conciencia de interpretarlas en su reet'






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


sentido y que si de mis palabras surgiera Una part
de verdad sea tenida en cuenta, no haeciendo infitil
este debate parlamentario,-por virtud del cual si nos-
otros supi6ramos que. ya la Liga Nacional tiene un
criterio cerrado, perderiamos toda la fN en hablar ante
la Oinmara y entonees yen.do mhs lejos, nos veriamos
-necesariamente obligados a hablarle al pais. Yo tengo
todavia la esperanza de que las palabras sinceras, desa-
'pasionadas y honradas encuentran un ecq en el Ani-
mo de los Representantes. Yo quiero tener la segu-
'ridad de que no es precise hacer llamamientos al
sobenano de las cen cabezas que solamente tiene el
derecho de intervenir en las cosas pfblicas en un dia
determinado; yo quiero tener la esperanza de que los
,Representantes del pueblo de Cuba obedecen la voz
de la raz6n y saben interpreter cuiles son las conve-
*niencias del pais que representan.
Sefiores Representantes: Yo creo que ning6n aten-
tado mayor a la economic national, a la finanza pfibli-
ca y a la dignidad cubana se ha hecho que el que se ha
-iealizado con este- proyecto de ley.
No me mire el senior Casuso, yo se que 61 no es
'el autor, yo se que o1 ha firmado la ley.
': SR.-CGAUSO (J-. E.) i EstA completamente equivoca-
do el Sr. Fdrrara. Nunca firmo nada que me den:
SR. FERRARA (ORESTES): S. S. podrd conocer la:
"ley, porque tengo la prueba documental aqui delan-
te. Por primera vez en la historic de este cuerpo, el
President de la Repfiblica ha mahdado proyectos de
eyes a la Ckmara.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : El Sr. Ferrara no tiene d-e-
recho .a dudar de mis manifestaciones cuaindo yo le
.aseguro una .cosa. Eil que una ley haya sido hecha
en cooperaci6n con el Gobierno, no quiere decir ,que
yo como Representante, sea *un firm6n de ninguna'
clase.
SR. FERRARA (ORESTEs): Yo no he dicho que S. S.
es un firm6n, pero S. S. ha presentado una ley que
realmente ha hecho Mr. Hord.
SR. CASUSo (ENRIQUE) : Yo en su oportunidad Ie
demostrar6 a S. S. quie no es asi.
SR. FERRARA (ORESTES) : S. S. ha cambiado various
Sarticulos.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : Yo le demostrar6 al Sr.
Ferrara que no *es asi.
S.S. FERRARA' (ORESTES) : Muy bien. Es un error,
today la ley es un error econ6mico, porque grava enor-
Smemente a las classes populares; es la guillotina de,
las mismas, es algo que no tiene comparaei6n en
ninguna parte del mundo, en ninguna 6poca. Es un
error fiscal, porque se necesita una organizaci6n com-
pleja, entire nosotros, porque aumenta la tributaci6n
innecesariamente, ya de por si harto erecida. Esa ley
es un atentado al honor de los cubanos, al honor de
Cub;: al honor 'de la Naci6h Cubana,'y yo, cuando
hacia alusi6n al senior Casuso, era finieamente por,
que no queria que estas palabras que pudieran pare-
cer un poco agrias, fueran dirigidas a 61. Esta' ley
no la ha hecho ningfn cubano,no la ha podido hacer
ningfin cubano. Esa ley, no es una ley de pueblo
libra, independiente. Esa ley, no es, como decla el
senor Pardo SuArez, un cuerpo de doctrine, que pue-
da ser votada por los socialists en otros paises; esta
ley, no la aprobarian afin ni los conservadores mks
empedernidos de la vieja Inglaterra, ni los mas fero-
ces ultramontanos de Francia, hi ain se' atreverian
a presentaria los agrarios de' Aleiiania, ni siquiera
los barones bayardos de Rusia, ni siquiera los 'condes


de Hiungria. Es una ley horrenda, odiosa, que no
la firmarian los mas terrible conservadores del mun-
-do, ni se hubieran atrevido a pre.-enitarl..I en su propio
pais. Esta es una ley que existed en los paises colo-
niales exclusivamente. Existe en Filipinas, pais que
hubiera querido, y lo declare con jfibilo, ver obtener
su independencia, y,debo declarar que mi amnr lleg6
a tanto, que cuando se termin6 la Revoluci6n de Ci-
ba, tenia el prop6sito .de marehar a Filipinas, a; con-
currir con mi esfuerzo a su libertad; ppero acaso sc
encuentra Filipinas, en estado de poder ser tomada
como ejemplo, por una Naci6n como la nuestra? Se
encuentra Filipinas en su vida puramente agricola y
de pequefios propietarios, en estado de servir de ejeul-
plo, a una Ncwi6n como la nuestra, formada' ya Y
con grandes industries y con grades c-lpitnle.." Si
esta ley ha sido aplicada en el Canada, pueblo de
gran civilizaci6ri, pero que todavia no .disfruta d!
independencia, ha sido solamente durante el period
de guerra, y por muy corto tiempo, y para hacerle
frente a necesidades imperiosas y apremiantes; pero
en ninguna otra part del mundo, existe el impuesto
sobre la venta bruta, en ninguna, otra parte existed
completamente tal como se present en esta; ley. En
otros paises, pero tan s61o para algunos articulos,-
y lo digo con horror-existe en otros paises, solamen-
te para los articulos que han. sido excluidos de nuestra
ley, de esta ley que defiende el senior Pardo Suarez.
Y en relaci6n a lo que 61 manifestaba de que existed
este impuesto en otras parties, que existe el imnpuesto
sobre la venta de los alecholes, pero no es como una
mnadida de temperanza, no como una media fiscal, si-
no como una media de nivelaci6n econ6mica; pero el
impuesto de la venta bruta sobre el pan, sobre el
arroz, sobre el tasajo, sobre los zapatos, sobre los ai'-
ticulos de primera necesid'ad, esto, no existe mAs que
en .Filipinas, de conde ha sido tamado, y de donde.
no sha sido impo-tado, por qu6 nos ha sido importa-
,do o j Por qu6 viene hacia nosotros de aquil, pais ?
jPor qu6 nos ha sido traida por' un hombre real-
tnmnte expert, realmente hombre de conocimientos,
el cual en cambio no nos ha traido las iltimas legis-
laciones, los modernos cuerpos de doctrine sobre el
capital, sobre las rentas, y sobre las grandes indus-
trias, sobre los exeesos de utilidades? Por qu6 no ha
venido a Cuba a aplicar lo que en su propio pais se
aplica, y darnos lo que en Inglaterra es esta hacien-
do, y lo que en Francia, en Italia, en Alemania y
en todias parties donde hay conocimiento y opinion
pfublica se ha hecho? Porque hay un principio le
economic, un principio de hacienda que .dice que los
pueblos deben por su grado de civilizaci6n, tener dis-
tintos impuestos.
Y ese expert nos ha considerado como la part
mas baja de esta civilizaci6n, ha venido a darnos los
mismos impuestos de las distintas islas que existen en
Filipinas. Y 16gica consecuencia de la importci6n
de esta ley acontece que esta ley aparece sin preim-
bulo. Si mi distinguido amigo el doctor Casuso hubiera
redactado con su pluma brillante este articulo, i ah!
yo tengo la seguridad de que existiria un prekmbulo
al comienzo de la ley, algo que explicara y justifica-
ra el nacimiento de esta ley, algo que dijera de qu6
modo y de cu'l manera ella ha podido surgir.
SHab6is visto en alguna ocasi6n, y vosotros com-
pafieros de profesi6n, que hab6is estudiado en la
Universidad Derecho Pfiblico y Hacienda, conoc6is,







DIARIO DOE SESIONES DiE LA CAMABA DE REPRESENTANTE8


acaso, alguna Ley de Impuestos que contenga todos
estos articulos, verdadero c6digo de la imposici6n in
direct? -'Ha'bis visto vosotros algin document pfi-
blico, algfn proyecto de ley que no est6 acompafiado
de un preambulo muy bien fijado, muy bien deter
minado y muy bien explicado? Pues esta ley que
aqui era recibida casi con aplabsos al comenzar su
discusi6n, no tiene una sola palabra de explicaci6n,
ni una sola definici6n de motives. Y comprender6is
que yo no puedo estimar motives los que alegaba
brillantemente, pero con esfuerzo, mi distinguido
amigo el senior Pardo SuArez. Y hab6is visto vosotros
todos, Representantes de uno y otro bando en la CA-
mara, hab6is visto, repito, que Parlamento alguno
haya votado en cualquier pais una ley en la cual
no se consigna al hacer una Ley .de Impuestos, la can-
tidad que posiblemente se reeaude, su product, en
fin? Y esta ley no tiene preAmbulos, y esta ley no
determine cuiles deben o pueden ser las cantidades
recaudadas. Por qu6 el expert que redact6 este do-
cumento en los distintos grupos de articulos que en-
vi6 a esta CAmara y que se encuentran en los expe-
dientes de las mismas, consignados de la misma ma-
nera que fueron enviados y que salvo ligeras
enmiendas constituyen la ley misma; por qu6 el
expert que llev6 a cabo este trabajo no hizo otro
mAs en armonia con nuestro grado de civilizaci6n y
con la tendencia legislative que en esta material rige
en otros grandes paises?...
i Ah! sefiores. Porque, desgraciadampnte, nosotros
vivimos sobre una tierra que en gran parte no posee-
mos, porque desgraciadamente gran parte de nuestra
propiedad ha salido de nuestras manos; y era precise,
era indispensable, para la aprobaci6n de la ley que
el castigo de los nuevos impuestos no recayera sobre
la propiedad extrunjera que ocupa gran parte del
territorio cubano, ni sobre los hombres extranjeros
que tienen aqui toda su riqueza, sino que era necesa-
rio que cayera sobre el trabajador cubano, rtcargan-
dole onerosamente su alimento y la indumentaria,
porque era precise que cayera sobre el obrero, senior
Pardo SuArez, aumentandole exorbitantemente los
gastos de la vida;' era precise que cayera tambi6n
sobre el burgu6s eubano, y que los errors de Cuba
los pague exclusivament~ el cubano y no la propiedad
extranjera. Y esta era la inica manera para sustraer
al extranjero del pago de estos impuestos, no de otra
manera hubiera podido ser. Un impuesto sobre el c--
pital hubiese gravado a los extranjeros en mAs de la
mitad, un impuesto sobre la renta, un impuesto de
este genero hubiera gravado igualmente la riqueza
en su totalidad. Habia que gravar inicamente a los
consumidores director, que lo somos solament- nos,)-
tros, y por eso se present esta ley.
IA cuAnto asciende la recaudaci6n de esta ley?
Yo la he buscado en el proyecto de ley, y no la he
encontrado. Ni una palabra se dice en aquel mosaic
que se ha formado con el informed del seiior H-ord,
pero ni en los informes del senior Hord tratados mas
cientificamente que el proyeeto de ley, se encuentra
la ascendencia, la cifra que se supone que se va a
recaudar; y creedme, sefiores, en lugar de rear un
impuesto que hubiese sido la decima parte de la re-
caudaci6n actual, o la quinta parte, o quizAs la vig6-
sima parte, que hubiese sido una exageraci6n enorme,
porque ningfn Parlamento del mundo se reune y vota
en una sola sesi6n mis de la vig6sima parte de los


impuestos existentes, por lo menos, sefiores, ni en
tiempos de guerra conozco Parla'mento alguno que
haya votado la vig6sima parte del total de los im-
puestos que estaba recaudando, ni en tiempo de gue-
ra ocure eso porque en otros paises goneralmente la
opinion pfiblica no esta adormecida como entire nos-
otros. En los paises en que la opinion p6blica puede
directamente votar y decirle a un Pepresentante: por
tal voto que diste en la Camara no te envio al Parla-
mento, la opinion piblica consider que el impuesto
se vota solamente bajo la presi6n terrible de la nece-
sidad y no se ooncibe que una neeasidad se produzca,
de la noehe a la mafiaa, en forma tan cuantiosa y
exagerada. Pues bien, no es ni siquiera la vigbsima
parte de los actuales impuestos, es todavia mas. Se-
gun el impuesto las entradas que tendremos el pr6-
ximo afio seran 54 millones de pesos; pues bien, esta
ley oscila dentro de las previsiones, entire los 30 y
40 millones de pesos...
(Casuso hace signs negatives). El senior Ferra-
ra dirigi6ndose a 61 exclama:-Entre los treinta y
euarenta millones de pesos. S. S. dice que no? Yo
le demostrcr6 que el padre de la criatura decia que
si.
(Risas.)
Alegremente nosotros votamos casi el sesenta por
ciento o mis de los impuestos que actualmente recau-
damos como impuestos adicionales. Los impuestos
principles que hay, constituyen un recargo sobre el
timbre. El principal y mas important es un impues-
to sobre la venta bruta. Quiere decir, no sobre un
articulo, de una sola vez, en un solo moment culando
pasa la propiedad de una mano a otra, sino un im-
puesto continue que persigue el articulo cuando pasa
de una mano a otra, pudiendo llegar en sucesivos
eambios, de cinco a diez veees lo cual represent sobre
la venta bruta del cinco al diez por ciento que a su
vez, en nuestra economic represent la utilidad total
que puede tener el que posea una cantidad de este
genero.
El caleulo que hace el expert que envia estos do-
cumentos y que ha creado estos impuestos es el si-
guiente. El impuesto del timbre tiene un recargo mini-
mo de quinientos mil pesos; el impuesto de derechos
reales y trasmisi6n de bienes de tires millones de pe-
sos; el impuesto sobre miles de purga-para honor
y gloria de la comisi6n de la CAmara-, ha sido mo-
dificado, pero se suponia en cuatrocientos cincuenta
mil pesos; impuesto sobre nlanufacturas e industries
quinientos mil pesos; impuestos sobre la arena de
trescientos a cuatrocientos mil pesos. Estos son los
ceflcolos que hace el propio senior Hord que ha en-
viade una part de este proyecto de ley. Debo afiadir
que todos estos impuestos tenian ya una recaudaci6n
bastante alrt.. Por ejemplo, el timbre la tenia con la
ley de la guerra que debi a haber sido derogado en
vez d.e aumentado.
Existia y tambi6n tenia una alta recaudaci6n el
impuesto sobre derechos reales, el imipuesto sobre el
comercio y la industrial tambi6n la tenia y estos de
ahora no son mis que recargos. El impuesto sobre cier-
tos azfcares tambi4n lo teniamos y se le ha recargado,
segfin los experts en un mill6n. oehocientos cuarenta
y seis mil pesos. S. S. dice que no? Yo podria decir
lo que afirma Hord.
SR. CASUSO (J. E.): S. S. puede deeir lo que dice
Hord pero lo que l1 dice no estA en el Proyecto.








DIARIU DE SES1ONE.8 DWE LA CAMJARA DE REPRESENTANtIS


SR. FERnRAR '(OREfTES) : 1Y si esta e Lnel Proye:eto,
tengo raz6n
Si. CAsuso (ENRIQUE): Indiscutiblemente que si.
SR. FERRARA (ORESTES) : I Y el implu sto sobre la
venta bruta saben los Sres. Representantes a euainto
ascienden ? A veinte millones de pesos sobre la vefta
bruta que el Sr. Hord que manda el informed que deter
mina las cuantias del uno por ciento, dice que al prin-
cipio darian quince millones pero que despues, nor-
mializindose veinte millones aunque 61 preveia mis de
veinte y cinco millones. Si se suman estas cantidades
se 'verc que llegamos con toda la Ley a los impuestos
viejos que ascienden a seis o siete millones y los i'm-
puestos nuevos se refuerzan pero con los antiguos lle-
gamos a cerea de treinta y dos o treinta y tres mi-
llones y si los cAlculos halagiiefios se cumplen nos
acercaremos a 40 millones.
De manera que esta CAmara de Repiesentantes, con
su plena. conciencia en virtud de sus derechos, repre-
sentando al pueblo s6beiano, con el mejor deseo, con
el aplauo .de la mayoria y sin haber enviado este pro-
yecto p-reviamente a ninguha Comisi6ri, para su estu-
dio, sin un preAmrbulo aclaratorio o justificativo, sin
chleulos de ninguna clase, sin studios ariteriores, fes-
tinindolo, urgidndolb con una siaspehsi6n de preceptos
reglamentarios, y sin haber querido acceder a la sus-
pensi6n del debate, sin permitirnos el studio comple-
to de este problema, va a echar sobre el pais, un nuevo
impuesto, que represent casi el 75 por ciento, o por lo
menos el 70 por ciento,de la recaudaci6n total actual,
y present esta obra con gesto alegre y divertido al
pueblo, al pais, para que pague todavia mIs, en este
grave period de crisis. Este es el hecho, sefiores Re-
presentantes, negarlo, es negar la evidencia, y yo
aceptar6 todas las re,:ttifici.-iaidne que uedan hacer-
me. Aihora bien, pienso sefiore--y yo quiero presentar
los argumentos adversarios-que puede haber necesi-
,dad de dinero.
LY quin es?-creo que esto es lo que el Sr. Pardo
Suarez, nos decia en su informed, poco mis o menos-
Squien es el mal ciudadano, el hombre que no sabe
cumplir sus deberes civicos, aquel que prefiere el
hundimiento de la Repfblica, en lugar de perder el
dinero que ileva en su bolsillo? D6oide estA este mal
hombre, que nosotros, seguramente de haberlo halla-
do, le expulsariamos de la sociedad cubana? iAhl eri
Cuba, no lo ha habido, no lo habria, ni lo habrA. i Oh!.
Bien sab6is que el cubano ha dado pr6digamente su
sangre y con demasiada sumisi6n, pr6digamente el
dinero. En Cuba, en los momentous graves y angus-
tiosos, nunca se ha respodiddo coii un no a las de-
maindas de la Patria. Nuiha ocurri6 ese caso, en nin:-
guna 6poca, ni en la dpoca oseura, ni en. a1 heroica
ni en la 6poca prosaica que es la actual. El pueblo
siempre ha estado a la disposici'6n de la patria, siem-
pre lo di6 todo por la patria, en la guerra y en la
paz, en uha, dando heroicamente su sangre en la otra,
noblemente, generosamente, su dinero.
Pero decia bien el senior Pardo SuArez al expresar
que yo no enipleaba un lehiguaje fuerte, aufn cuando
eijitiera ideas, que a la vez son fueites, en coitra di
mi ti0pia voluitad, 'comprelidikidolo sin duda; perb
preguritad -a vosotros miismos, poned la mano sohr.'
,el coraz6n, y deciding~, si el lpeblo pddria voluntaria-
lmente coii serena coneiencia entregar a la admiinistra.
ei6i pfibliea actul, un imniestr. adicibiial del 70 pot
cilitb s&btr lo q'ue a:tualmente p'aga. .CO6mb, sib ha-


ber depurado los fraudes de la alli)!uiitra,:rii,.r pfibli-
*ca? g G6mo, sin haber visto la verdad ide la reeaudaci6n
a,:tual? e6mo sin saber todavia a cudnto ascienden
en it.*nli'da:. los distintos impuestos que pesan sobre el
pais, por la ingerencia que en ellos tienen los funcio-
narios venales, sin tener en cuenta el estado lamentable
en que se encuentra la Renta. de Loteria, y lo digo con
todo dolor, lo digo con toda el alma, viendo los le.-l..,
que estin cometiendo todos aquelios que (o-lnt;ii.l.l
una riqueza de rastacueros? ~Es possible, es cuerdo que
se le pida dinero a este pueblo en estos mismos 'mo-
mentos, en estas mismas condiciones, en este estiado de
cosas, sin que el gobierno haga una -declaracion clara,
sin prop6sitos de enmienda y rectificaci6n de los pro-
cedimientos administrations? Y como 1. vamos a pe-
dir a ese pueblo que acepte una nueva carga do 40
millones de pesos, que habran de ingresar en las mis-
mas cajas sin fondo, para .que ellos se pierdan en los
mismos desastres econ6micos en los cuales nos hundi-
mos actualmente?...
.Pero dejando esto a un lado, olvidando todas las
equivocas anormalidades, creyendo arrebatados por
an optimismo barato que ,estam'os gobernados como
si vivibramos en el mejor de 16s mundos poiilll:. y
yo creo que el actual Presidente pudiera gobernar co-
mo si estuviBramos en el mejor .de los mundos, porque
61 conoce la administration pfblica y ha vivido la vida
de la administraci6n dejando a un lado todas las
torpezas y equivocaciones, suponiendo una ni-.rmialli-
dad perfect, con las;manos limpias, yo me pregunto
si podemos votar un Impuesto ,de este genero sin saber
cukl es su destino ni para lo que serviria.
Pero sefiores. IlEstamos locos o estamos cuerdos, so-
mos realmente los Representantes .de una Re-pihli.-.,
o estamos aqui jugando? 'En qu6 pais que forme
part del Universo, desde la Naci6n mihs s3,lv'aj\ a la
mis civilizada, se votan euarenta millones de pesos sin
aeompafiar la inversion de estos cuarenta millones?
i Pero es possible que este pueblo, teiga tan abatida sit
conciencia, padezca una abulia tan aguda, este en fin,
tan agobiado y des.,-oi.mor io que no sepa protestar en
contra .de tamhfia locuia ?
Decia el senior Pardo Suarez .que lai inversi6n s
fcil ornmprendleria: No echar a la calle a Ids eiiiplea-
dds piiblicos. Pero Dios mio, esto es una blasfemia;
si hay que votar Impuestos para pagar los emplea.do.
pfiblicos, es mejor que ereamos pensions. Los emplea-
dos pfiblieos tienen que ser nombhraido para dese'mpe-
far furiiones, si no hay funciones no deben estar en
los puestds, y si hay funciones deben ser l'lamidds y
sostenidos en el paesto, pero no crear impiw 'to- para
pagar a empleados pf.blicos. Estas serian pehsioies 6n
todo cako, y, peniioues inefichces.
Pero yo se que se dice otra dosa ianilitin, no se ha
afirmado rotundamente, pero se insinfia: Pigar la
deuda flotante que tenemos, que ha sido contraidh di-
cen algunos sobre la fe de la Repiblica y que obr
lo tanto debemos satisfacer. Mi otini6n seiiores Re-
presentantes es que si hay deudas deben pagarse, peiro
en primer termino debe verse si hay deudas, y deter-
minar la cantidad, determinar su lE itimlin,,1, y .en-
tonees vehir a pedir cuarenta o treiith inillonns de
peo6s db iiuvod fifpu!estbs.
,Por qu6? Porque no puede nacer primero la obli-
paciOin de pagar el adeudo. DIbopro no tier priithe 'i la
deuda presente, y despues la oblidaci6rn de pagar: de-
Sbeinos saber si la deuda es legitima, y d&,p6s fijar









10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


la suma que debemos pagar. Si votamos cuarenta
millones .de pesos, y la deuda es de diez millones,
I.qu6 locura no ha'bri hecho esta Cimara? Si votamos
cuarenta millones y la deuda es de cuatrocientos, ha-
bremos realizado otra locura mayor. Lo primero que
hlay que hacer por consiguiente fijar la deuda, fijar
su legitimidad y cuantia, ver si la debemos pagar,
cuanto debemos pagar, y despu6s buscar los medios.
Pero para saldar esos compromises nunca se han crea-
do impuestos sin antes saber :o que se debe pagir. Por
consigu-ente no deben existir en las areas pfiblicas esas
cantidades si no conocemos la ascendencia de lo que
d-ebemos pagar. Pero admitimos y vean los seiore.'
Representantes como yo procedo aceptemos cosas ab-
solutamente inadmisibles, admitamos que nosotros to-
nemos el deber de recaudar veinte o treinta millones
de pesos; vamos a suponer que ya conocemos la exis-
tencia de la deuda y que esta es legitima, que conoce-
mos su cuantia y que por estas dazones debemos pa-
garla.
A.Son estos acaso los impuestos ,que debemos votar?
SEs esta la forma de imposici6n que le debemos dar
a nuestro pueblo despues de los esfuerzos que 61 ha
hecho para seguir el camino de la civilizaei6n de los
otros pueblos? a~Es esta legislaci6n por virtud de la
cual solamente pagan los cubanos, por la riqueza cu-
bana, que es mrenos de la mitad de la rqueza de Ceba;
es esta la legislaci6n que debemos adopter, o debemo..
acudir a otras fue- tes debemos seguir el sistema vul-
gar de tiempos atrasados condenados por todos los
raises o hacer otra cosa? Decia el senior Pardo Suirez:
La Camara de Comercio y Navegaci6n de la Habana.
ha aconsejado el impuesto de 1 por ciento sobre la
venta. El uno produce de dos millones y medio a tres
millones, v el otro de veinte a veinticinco milones de
pesos. AdemAs de lo que yo podria contestarle, hay
una exposici6n presentada por las corporaciones eco-
n6micas reunidlas, que representaban genuinamente el
pequefio comercio, y 6stos estAn en contra de esa ley.
Se han opuesto con todo vigor, han presentado una
instancia al seffor Presidente de la Rep6blica y otra
a la CAmara de Representantes y al Senodo. Pero
coma vov siempre al fohdo de la cuesti6n, yo procuro
sefiores llegar 'a la raz6n de ser todo argument. La
CAmara de Comercio y Navegaci6n tiene raz6n desde
su punto de vista: sabe one se van a imponer imnnes-
tos, que son necesarios. lo creo nor lo menos v el Par-.
lamento ha decidido hacerlo. Entonces entire el inr
Duesto que pnede herir al capitalist y gravar la rent
de la eual ella es lemitima representante, y el im-
puesto que va a caer sore el consumo al menudeo, onil
va a vravar al abrero, ]a CAmara de Comercio v Na-
veraci6n es inclina a favor del serundo v en contra
del primero, en uso de su legitimo derecho, o ilegitima
si se auiere.
Lo finico nue no sosneehaba la Camam de Comercor:
v Navegaci6n de la Habana es one esta defense dO
las class burenesas de la mas alta catevoria encon-
trara un decidido defensor en 9cuicl one dnrante re-
petidas eleeciones les ha pedido el voto a los obreros
de la Habana.
SR. PARDO SUAREZ (ATTONTO) : Eso es un sofisma de
S. S. sabe aue no es como lo alcaba de expresar.
,SR. FERRARB ('ORESTES) : Yo no se seiiores, one cosa
nodria ser sofisma en esto: vo se one Pn esta Camar9
hav distinruidos letrados, conocedores de esta material.
gEl impuesto indirecto, por qui6n es sustentado?


SQui6nes son los parti.dos que defienden este impuesto
indirecto en todas parties? Son los partidos progresis-
tas, los partidos de tendeneia socialist y liberal que
han sostenido siempre el impuesto director. El impuesto
indirecto grava la cosa, el impuesto director grava la
persona; y por lo tanto, mientras el impuesto director
al gravar la persona la grava en relaci6n con la canti-
dad de dinero que posee, el impuesto indirecto, gra-
vando la cosa, la grava solo en el moment que va
el consume. Por ejemplo, en un regimen como el mio,
digo-emo el r:io para poner mi opinion en frente del
sistema defendido por el senior Pardo Sutrez, an
un regimen somo el que yo sostengo del impuesto sobre
la renta el senior Presidente de la CAmara de Comer-
cio y Navegaci6n, senior Zaldo, en raz6n del mill6n de
pesos que 61 tiene y recibiendo una renta de eien
mil pesos al afno pagaria cincuenta mil; en cambio,
este mismo senior Pardo SuArez que compra para su
casa a raz6n de veinte y cinco mil pesos de cosas v
efeetos personales ademAs de los vinos espumosos y
no espumosos que pueda' consumer y el senior Zaldo,
pagando lo mismo, vendria a pagar no sobre los cien
mil pesos sino sobre los veinte y cinco mil pesos: de
modo que de esa manera 61 ,obtiene un gran benefieio
de acuerdo con el criteria que el sefi6r Pardo SuArez,
Representante de los obreros, sostiene.
SR. PARDO SIUAREZ (ANTONIO) : El Sr. Zaldo no es
el President de la CAmara de Comereio sino lo es
el Sr. Cartaya.
SR. FERRARA (ORESTES) : Para el caso es exacta-
mente lo mismo.
SR. PARDO SUAREZ (ANToNIo) : Pero asi son muchas
de las cosas que dice S. S.
SR. L6PEZ (GERMIN) : Como .estA pr6xima a espirar
la hora reglamentaria y como el debate es interesante
yo solicito la pr6rroga de la sesi6n hasta que se haya
tratado definitivamente este problema.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : i,Esti de acuerdo la
Ckmara con lo propuesto por el Sr. GermAn L6pez.
Los que est6n conformes se serviran ponerse de pie.
Aprobado.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Continfle el Sr. Fe-
rrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo no voy a hablar much
tiempo porque come ve la Camara voy de sintesis en
sintesis.
Pues bien, como decia el senior Zaldo, podia decir
tambi6n el senior Cartaya, o cualquiera de estos so-
fiores capitalists porque como verA el senior Pardo
SuArez solamente present ejemplos. E-n cdambio, el
obrero, con el sistema del senior Pardo SuArez si con-
sume por valor de mil pesos al afio tendra que pagar
con un dos, tres o cuatro por ciento, una cantidal
proporcionada al total de lo que gasta para sus nece-
sidades y en cambio baj.o el regimen del valor de la
renta, de la imposici6n de la renta, coma 61 no tiene
renta no tendria que pagar en lo absolute, porque la
cuota minima de renta estai exenta de tood impuesto
en todas las legislaciones -de este g6nero. Vea pues el
senior Pardo SuArez pidi6ndoles constantemente los
votos a los obreros no los defiende en lo absolute.
Pero es que todos estos impuestos, ademas de ser
antiecon6micos, ademAs de magullar el sentimiento
p6blico cubano, ademAs de herir finicamente la rique-
za del cubano y excluir la enorme riqueza del extran-








ID ARIO DE SESIONES DE LA CA S


jero en Cuba, adem6s de ser antijuridicos son hist6ri-
camente feos, aborrecibles, odiosos.
Yo pregunto a los estudiosos de la Revoluei6n Fran-
cesa en esta CAmara de Representantes, a los que se
han interesado por el movimiento mas important y
mAs trAgico que tuvo el mundo yo les pregunto si
ellos saben la influencia que tuvo el impuesto del
timbre hace casi dos siglos, este impuesto desde en-
tonces despreciable y despreciado. 1Sab6is qu6 rela-
ci6n tuvo este impuesto del timbre sobre aquel magno
acontecimiento? Pues como todos conoceis fueron los
Estados generals los que influyeron, los que dieron
el primer paso hacia la redenci6n ,de Francia reuni-
dos en mil setecientos ochenta y nueve; ahora bien es-
tos estados generals se reunieron por una petici6n
del Parlamento de Paris. El Parlamento de Paris, no
era como el Parlamento de n'uestros dias, sino que
era mAs bien una corte administrative y judicial. El
Parlamento de Paris 'en el 87, pidi6 esta convocatoria,
la convocatoria de los Estados Generales. Saben los
Sres. Representantes, por que fu6 Dedida esta convo-
catoria de 16s Estados Generales? Fu6 para suprimir
la exacci6n de este impuesto del timbre, y precisa-
mente el Parllamento de Paris, se coloc6 frente a una
Ley quo dict6 el Rey, idnrtiea a la nuestra, en que se
aumentaban los dereehos del timbre, y el Parlamente
de Paris ereyv que era indispensable convocar a los
Estados Generales, para apelar do aquella ley mez-
quina, promulgada en el 87 y que hacia algo igual a
lo que nosotros hacemos hov, y que di6 lurar a la
convocatoria de los Estados Generales del 89, jornada
de la enal sali6. marnifica, triunfante y batalladora.
la Revoluci6n Francesa.
En todas las 6pocas. en tod.os los Parlamentos se ha
combatido este orincipio del timbre, y vo veo en esta
Ckmara, a un hombre por el cual yo siento un zran
aprecio. una gran admiracidn y nmn ran carifio. al
senior Coyula: veo tiambien a otros Veteranos, al senior
Collado. al senior Sardifias, v a mi auerido amizo el
Sefior Panad6s, con los euales he pasado dias amar-
gos durante la guerra, dias ana.r.os fiscamente, ann-
ans mora'mente enaltecedores. Preountdle a todos
ellos, uoe bubieran dicho si ne aauellos dias anDustio-
sos, se les hubiera propuesto aue acantaran una lov
del timbre corn la aue re~rs en los dominios de Es-
pafia, si hubieran aceptado el papel sellado y hubieran
protestado con today el alma, con toda la energia de
su espiritu.
(Grandwes aplausos.)
En nuestras noches de campamento, cuando nos
reuniamos en acmellas horas oseuras, en que ni siquie-
ra n~odiamos vernos la cara 'ero en que nu-estros es-
piritns estaban comnenetrados eon Ins mismas ideas,
cuando dispoiniamos de algunas horas alreredor de una
pequefia vela de sebo, en anuellas horas de desgracia
a veces. pero siempre nasadqs con alegria en nues-
tros Frimos, en aquellas horas. nosotros discntiamos
estos problems one nosotros estamos discutiendo abao-
ra en esta CAmara: nosotros discurriamos sobro la
future lec.islaci6n cubana. porqou pira nosotros tiene
un oriven mas remote el estndio de los problems
cubanos oriren one naci eon los ceamnamenthns nlU .
nos v alli nosotros hablAbamos del future. del por-
vepimr dep Cnub. on-n la sernriddnd nue tfoniamosg de nce
]1ee~rin nn dia. do nni habrirwos dti, onin-niitar la
complete independencia de Cuba. Entonces nosotros


:- --~------ -- -7 ----


discutiaanos alrededor de todos estos problems del
timbre, habilAbamos sobre.el papel sellado, y todos es-
thbamos conformes en aceptar enque protestabamos
solamente contra Espaiia, por ser 6sta nuestra Me-
tr6poli, sino por la series .de exacci6n secular, y por la
series de errors a que nos sometia.
(Grades aplawsos.)
El senior Pardo SuArez, decia que esta ley era fa-
vorable a los obreros, que la ley redundaria en bienes-
tar de los obreros, pero no dijo qu6 clase de bienestar
producia a los obreos.
.SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : S. S. me permit sua
interrupci6n con la venia de la Presidencia.
'SR. FERRARA (ORESTEs) : Con mucho'gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Pardo SuArez.
SR. PARDO SUAREZ (ANToNIo) : S. S.. recordarg que
yo dije, y mantengo y mantendr6, que con la apro-
baci6n de estos impuestos se facilitan al Gobierno.
mayores recursos, no solo para sostener a los emplea-
dos y sus gastos en cumplimiento de un deber, sino
tambi6n para dar trabajo a los obreros .de distintas
classes, en las carreteras y demAs obras piblicias y
poder abonar los jornales de los mismos, para que
de esta manera puedan tender a sus necesidades y
a las de sus familiares. Sigo pensando de esta manera
a pesar del criteric opuesto que ha manifestado S. S.
SR. FERRARA (ORESTES : En qub parte de ]a Ley se
consignan esas manifestaciones que hace S. S.
SR. PARDO SUABrZ (ANTONIO) : Estan en la mente y
en el nr6posito de sus gobernantes.
SR. FERRARA (ORESTES) : No, vo creo que el pueblo
de Cuba va teniendo mayor concienci,, y va compren-
diendo meior todas las cosas. No. Si en la Lev estu-
viesen consignadas las nuevas earreteras honradamen-
te llevadas a eabo, si en la Ley estuvieran las nuevas
Obras Pfiblicas para los trabajadores yo hablaria
lo mismo en cuanto a ]a forma del impuesto pero
:no biblaria de 1o mismo en cuanto al fondo del asnnto.
'SR. PARDO SUAREZ (ANToNIO) : Me permit S. S.
debemos recorder aue yo defendiendo la totalidad del
Proyecto manifesto one era sueentible de enmiendas,
one no era la imposici6n de este Proveetn con todo su
articulado 16n ue se nretendia. S. S. .uede presenter
esas enmiendas v vo ]o seoundar6. De manera aue la
finalidad estA on los articulos que nosotros votemos,
en la forma er. que lo votemos en beneficio de esos
intereses y de 7r propia Repfiblica, como S. S. pre-
tende.
SR. FERRARA (ORE9STES : Nosotros hemos venido rA-
laiando las enstumbres Parlamenta.rias. v solo por esto
oimo 1s sa plabras del senior Pardo Su'Arez sin protes-
ta. i C6mo! Se present una ley v -re dpfie-tid v en
mismo moment se dice une es mala. ;'C6mo! Se pro-
senta un proyeeto de lev en su totalidad, y se dice onw
debe ser enmendado y -no se dice cuAles son esas en-
miendas.
*Sn. PARDO SnARzB (AN''ONO' : Yo deci one n S.
comn to-dos los sefiores Representantes pueden en-
mpndar la Ley.
Sn. TTERERREA SOTOLONGO (PEDRO): Toda la Ley es
mala. detestable.
SR. PARDO STTARR, (AN'POTOo) I P npes pnmi'Snden1>n.
SR. ]RRARA. (ORfESTES : Sres..Ra.eresentantes: En
I' prAet;es Psrlamenta~rin rv n 1q, teori. o invite a
busearr nalnnipr traintdo le tenria v nrritia, ParlA-
mentaria, encontrara cada uno de vosotros que la









12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


totalidad de un proyecto de ley al ser aprobado signi-
fica que la parte esencial, la parte principal, menos
algo de pocas excepciones, estA definitivamente apro-
bado. Presentar un proyeeto de ley para luego decir
que serA deschado o modificado todo, significa ir a
lo que hemos llegado muchas veces en esta Camara;
a hacer leyes que son absolutamente incomprensibles,
a hacer leyes que el mismo dia que las aprobamos en
la CAmara vamos luago personalmente al Senado para
pedir que se enmienden nuestros errors. No, esto no
se puede hacer.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Enmend6mosa a
tiempo si la consideramos mala.
SR. FERRARA (ANTONIO): Yo decia que esa Ley le
hace dafio a los trabajadores, cae sobre ellos, y yo
decia tambi6n que deja exenta a la propiedfd extran-
jera. Cae so.lamente sobre la propiedad cubana, y
principalmente sobre el trabajador. El Impuesto sobre
la venta dice el senior Flori en un libro que sirve de
texto en la Universidad de la Habana para que sa
aprenda la Hacienda Pfiblica, y dice brevemente: '"El
Impuesto sobre la venta grava mAs indudablemente a
los consumidores... Se llama: Ciencia de Hacienda.
Eso es claro, evidence, terminate. Y lo dice un
hombre que no es socialist, un hombre que no es un
avanzad.o, y su obra ha sido declarada de text por
un distinguido catedrAtico de la Universidad de la
Habana, que ha sido un alto funcionario conservador,
que es un convencido conserviador, el senior Cancio...
Y mientras tanto Mr. Hord, un americano, nos
viene a decir que es indispensable el impuesto sobre
la venta porque este impuesto se adopt en Filipinas,
mientras esto nos viene a decir Mr Horn, el Profesor
Gogard, uno de los mas distinguidos profesores en
material de Hacienda P6blica en los Estados Unidos,
professor de la Universidad de Illinois, dice en su li-
bro: "Los impuestos de consumo estin sufriendo una
gran transformaci6n; el impuesto sobre la venta esti
siendo gradualmente quitado de gravar sobre la nece-
sidad del pobre, y en cambio, va imponiendose sobre
los objetos de lujeo. Y es claro, los finicos impuestos
de este genero que hay en el mundo son sobre los
alcdholes y sobre algunos objetos de lujo, y en los
demfs han sido suprimido.
Objeto de lujo entire nosotros no puede ser el pan.
el arroz, el tasajo, la indumentaria. Nuestra ley es
tan torpe que va a gravar estos articulos y en canm-
bio excluye a las bebidas. Ciertamente reconozco la
raz6n. S6 que esos casos estAn gravados por otra ley
precedent, pero los recargos son siempre posibles. No
se ha querido recargar, porque con ello se recargaba
la venta del azfi~ar, y como esta industrial pertenere
en gran parte al extranjero, esta ley se debia dictar
para que en ningun caso pudiera el extranjero pagar
un centavo.
Yo no quier critical la ley en detalles, solo quiero
hacer una alusi6n. Hay dos articulos que no se c6mo
se encuertran en la ley. La ley es un c6digo de im-
posici6n indirecta y alli se encuentran estos dos ar-
ticulos sin saber por .qu&. Uno que se refiere al im-
puesto de joyeria, los articulos 42 y 43. Pareee que
el articulo que se refiere a la joyeria es reproducei6n
de otro precedent, pero el del alcohol tiene una pura
y sana intenci6n y no se c6mo puede encoDtrarse en
esta ley que constitute un c6digo de impuestos indi-
rectos. Los sefiores conservadores no tienen nada en sa
program que pudiera relacionarse con este asunto;


pero en cambio los liberals y populares si tienen un
preiedente y es el precedent de su program, pues
afin cuando los populares, segregados de los liberals,
fueron a former la Liga Nacional, no hicieron mis
que una fusion y mantuvieron su antiguo program',.
Populares y liberates no pueden votar ese aumento,
en su program hay un precepto especial que dice:
Abolici6n del impuesto del timbre y demis impuestos
extraordinarios de guerra. Asi, pues, el liberal y el
popular que vote a favor va en contra de una pres-
cripci6n terminante, clara, definitive del program
dc su partido. El Partido Liberal, claro estA, como los
populares, no podian volver al pasado y querian la
desaparici6n de esos'impuestos de guerra.
Yo hacia un llamaimiento a la conciencia al comen-
zar el asunto. Es de una dificultad cnorme, y el tiem-
po que tengo a mi disposici6n desgraciadamente para
oeuparme de los asuntos p6blicos no es todo aquel que
yo quisiera; yo no se si he podido esclarecer la con-
ciencia de los sefiores conservadores y de los popula-
res, pero tengo la seguridad de haber probado que
este impuesto represent un regreso en nuestra legis-
laci6n, yo creo haber probado que estos impuestos
constituyen en la historic un oprobio; yo creo haber
probado que no es possible pedir sumas creeidas de
entrada sin saber, de antemano en qu6 van a se.' in-
vertidas; ?,o creo haber probado que con estos im _is-
tos solo van a ser gravados los cubanos, triste procedi-
miento con el cual demostraremos en el future haber
sido parias en nuestra propia tierra; yo creo haber
probado que esta ley estaria bien en un pueblo colo-
nial y que no encaja: dentro de un pueblo como el
nuestro, amante, eloso de nuestras libertades e inde-
pendencia political. Si esto yo he probado, si esto es
verdad, si aqui no jugamos a la Repfblica, si aqui
vivimos en una Repuiblica, yo pregunto si puede pasar
un proyeeto d., este genero, si puede ser Ley algo que
nos ofenda admits de gravar nuestra riquelIs.
Y yo me permit, sefiores Representantes terminar
pidiendo como lo hacia el senior Pardo SuArez, que
no se vean las lines divisorias de la political, qur
aqui, como se ha dicho, somos todos de la misma cepi,
vivimos todos en el mismo centro, tenemos la misma
patria y hemos creado la misma naci6n; y la naciCn
no es solamente la bandera y la expresi6n de un pa-
triotismo barato, la naci6n y la patria son'la expresi6n
sincera de un deseo constant de march hacia la ci-
vilizaci6n el progress y el bienestar de todos.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. BartolomB Sagar6.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Para proponer la suspen-
si6n de este debate.
Sn. PRESTDENTE (VERDEJA) : La proposici6n il se-
fior Bartolom6 Sagar6 debe ser apoyada por ,1os
Sres. Representantes.
SR. MAzAS 'ENRIQUE) : Yo la apoyo.
Sn. FERBARA (ORESTES) : Yo tambien la aDovo. Pe-
ro voy a leer la f6rmula de la suspension. (La lee).
SR. PRESTDENTE (VERDEJA) : Se va a poner a voti-
ci6n la suspension del debate.
SR. MAZAS (ENRTOTTE) : Pido votaci6n nominal.
ISR. PRESTDENTE (VERD.JA) : Se va a poner a vota-
ci6n la suspension del debate. Los que est6n confor-
mes votarAn sf: los, contrarios, no.
(El Oficial de Actas pasa lista)







t)IAR-i DE b ESIGNEG DE LA CAKLARA DE REPRESENTANT1ES


SR. PRESIDENT (VERDEJA) i Han votado'SI SSres.
Representantes: 47 que no y 34 que si, queda 'dese-
chada la solicited .de suspension de debate.
Tiene la palabra para explicar su voto, el senior
Coyula.
SR. COYULA (MIGUEL) : Sr. President y Sres. Re-
presentantes: He votado que no, porque frente a la
argumentaci6n brillante como suya, del senior Ferrara,
me parece qua un espiritu de equidad recomienda
que la COmara oiga tambien la argumentaci6n que
opondri otro distinguido compafiero en las luehas ,de
estos escafios. Pero debo confesar que si antes tenia de-
terminados prejluicios en relaci6n con parte considera-
ble del proyecto de ley .que nos ocupa, de las
argumentaciones del senior Ferrara, no solo es-
tos prejuicios se han afianzado mas, sino que otros
han nacido, y me llevaran una vez que este proyacto
.de ley surja a discusi6n articulo por uarticulo, a
oponerme en muchas de sus parties a su aceptaei6n,
porque entiendo que aunque sea grave el moment,
grave es tambien la indole del remedio que nos ocu.-
pa y que necesita el pais cubano en su intense crisis
econ6mica y finvanciera, que vaya algo a atacar su
vitalidad en todos los 6rdenes y principalmente en
ese a que me he referido; e important tambi6n en que
no hagamos buena aquella frase de que el remedio
resultaba peor que la enfermedad. Por esa circuns-
tancea. he votado en sentido negative; pero despues,
declaro solemnemente que votar6 proeurando en todo
amoldarme la discipline political, aunque reservando
siempre mi criterio en sentido favorable a los inte-
reses del pais, por mns que para hacerlo asi en .mwn
o varias ocasiones, tenga que discrepar en algo de mis
distinguidos compafieros.
SR: PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Sr. Presiden-
te y Sres. Representantes: Confieso que conozeo poco'
el proyeuto de ley que se esta debatiendo, porque otros
asuntos pendientes de la GCmara en estos dias pasados
han reclamado mi atenci6n; y que venia bien incli-
nado a aeeptar una suspe si6n de este debate. Pero
despu&s de los discursos que aqui se han pronuncia-
do, elocuentes todos y profundos todos, demostrativns
ademnis de que hay en la Ckamara otros compafieros
que dominant esta material y que vienen preparados
para .discutirla convenientemente, c.eo innecesario
que el debate se suspend. El Sr. Ferrara que ha
demostrado ese conoeimiento ,profundo de la teoria y
el articulado que inspira la ley y el Sr. Pardo Sr 1-
rez que ha demostrado la misma competencia, ,
muchos otros compafieros, nos podrAn ilustrar res-
pecto a las eumiendas que debemos presentar para
aprobarla o rechazarla.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Continda la discusidn.
Tiene la palabra el Sr. Walfredo Rodriguez.
ISR. RODRIGUEz (WALPREDO) : Sr. President y Sres.
Representantes: Es probable que en ninguna oeasi6n
en que yo haya hecho uso de la palabra, me encon-
trara en posici6n semejante a la del dia de hoy; he
heeho political y he ingresado en la vida pfblica des-
de que tuve edad para ello, hace veinte afios; por
tendencia natural de mi espiritu y por circunstan-
citas especiales de la vida pdblica, generalmente he es-
tado en la oposiei6n; gentalmente he estado desde el
periodismo atacando las situaciones imperantes y go-
bernantes; he llegaido en este camino hasta el extremo


'de star du l r1 ut e seis afios dentro de mi partido, pero
contra el Gobierno que el mismo habia formado y
por eso, porque conozco cual es el sabor de la oppsi-
ci6n, porque conozco cual es la posici6n brillante en
que se coloca el que puede oponerse a los actos dtl
Gobierno, porque conozeo cual es en el corloz6n del
pueblo, en el espiritu pdblico la posici6n a que llega
todo aquel que haea la oposici6n al G-obierno, yo envi-
dio en esta tarde la posici6n del Dr. Ferrara.
Sres. Representantes: cuan facil, cuan !agradable
la misi6n -del Representante -de la minoria, adi cuan-
do, como en el caso del Dr. Ferrara, sea como yo
digo Representante de la minoria, lo digo con cono-
cimiento cabal del vocablo, no .de la oposici6n, porque
aqui, Sres. Representantes, debo deeir la verdad, la
Repfblica esta echando de menos, como una necesidad
sentida, una oposici6n bien organizada. En esto coin-
cido con las manifestaciones nobles y elevadas como
corresponde la la mentalidad elevada y noble tam-
.bi6n del Dr. Ferrara. Es claro que en un moment
como el actual, en que ya estamos en pleno period
electoral, en que ya estamos apelando a la opinion
p6blica, caldeando esa opinion, tratando .de levantar
el espiritu pfiblico, es claro que no hay moment
mAs oportuno que este pa:ra levantar una bandera de
carActer electoral y no hay tampoco un asunto mas
aprop6sito para'levantar esa bandera, con una per-
fecta conciencia de que ha de dar un resultado abso-
luto, que esta cuesti6n batallona, no en Cuba sino
fuera de Cuba, en todas parties, de los impuestos.
'SR. FERRARA (ORESTES) : Benditas sean las eleecio-
nes si es paria, hacer el bien!
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Cuando scan ra-
zones como las que se han dado y se darAn. No se
argument con character politico si no econ6mico.
!SR. ROERIGUEZ (WALFREDO): Hay razones senior
Herrera Sotolongo, siempre, en toda cuesti6n humana,
de una parte y de otra. Ya lo dijo el poeta: "Nada
es verdad ni mentira, todo es segfin el color del ceis-
tal con que se mira".
Aludi6 el Dr. Ferrara al conjunto arm6nico que
debia haber dentro de la CAmara de Representantes
y dentro del cual debia moverse este debate y estas
ideas. Pues bien, yo que hablo a nombre de la mayo-
ria, declaro que nosotros estalmos dentro del (e..ii.it.,
arm6nico a que 61 aludia, aunque nosotros no consi-
deramos el asunto desde el mismo punto de vista en
que 61 lo consider y en que no podemos considerarlo.
El Dr. Ferrara se coloca en la tarde de hoy en una
posici6n perfectamente doctrinal, acad6mica.
Sres., nosotros tenemos que ser honrados y tenemos
que declarar las cosas tal como surgeon en nuestra
propia conciencia y a la luz de la realidad. En Cuba,
hoy por hoy todavia, a los veinte aflos de Repbfibca,
ustedes y nosotros, las classes directors de este pais,
no nos han ensefiado todavia que este a la altura de
esa civilizaci6n y de ese progress a que aludia el Sr.
Ferrara. Y entonces tenemos que apellar, no al crite-
rio acad6mico, doctrinal y te6rico, sino que tenemos
que tener present esta otra ley: La ley imperican
de la necsidad.
SR. LORES (MANUEL) : Por otros medios se puede
conseguir sin llegar al sacrificio del pueblo.
&SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): Yo contesta, a S. S.
en su oportunidad.
Lamento que en estos moments despu6s de la
consideraci6n que merece un hombre como el senior








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Ferrara y que se le ha tenido, no sea pareja e igual
para todos los RIpresentantes.
SR. LORES (MANUEL) : Todos los Sres. Representan-
tes tienen el derecho de hablar y de hacer interrup-
clones.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Pero para interrum-
pir a un Sr. Representante en el uso de la paliabra
debe solicitarse la venia de la Presidencia y el consen-
timiento del Representante que esta en el uso de ella.
SR. LORES (MANUEL) : Muchas veces se interrumpe
sin hacer ninguna de esas solicitudes.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): El Sr. Lores sabe que
tiene, de antemano, el privilegio de interrumpirme
sin exigir ninguna de esas formalidades reglamenta-
rias.
Sres. Representantes, yo profeso la creencia de quo
alrededor de esta cuesti6n de impuestos se debate mu-
cho, se defienden las teorias desde todas las escuelas
conocidas, pero hay una verdaJ que nadie puede
discutir: el hecho, de que la.tributaci6n, cualquiera
que sea el medio ,de imponerla, siempre va a caer so-
bre las cases mas numerosas, sobre las classes traba-
jadoras. ImpongAmosle la tributaci.6: al capital, o
la impongamos lal propietario, al comerciante o al in-
dastrial, siempre, cuando los products salgan al
mercado, aquel que los compra, el mis numeroso, es
el trabajador, y sobre l1 habra de recaer en definiti-
va esa tributaci6n que se impone al capital en cual-
quiera de sus manifestaciones, porque parece Sres.
Representantes, que en esta cuesti6n de los impues-
tos, tambi6n se cumple la ley fisica de la gravedad,
y que los impuestos bajan hasta llegar en definitive
hasta la base de la sociedad.
El Sr. Ferrara, aludia aqui a la fruici6n con que
los Sres. Representantes de la mayoria habian aplau-
dido el impuesto. Ah, Sres. Representantes, es nece-.
sario declarar ante el pais que esta mayoria, no aplau-
dia los impuestos en aquella tarde, esta rmiyoria se
apasion6 circunstancialmente con un incident de
aquella tarde, y aplaudi6 el triunfo de una votaci6n
parcial, que no tenia nada que ver con el fondo de la
cuesti6n.
SR. FERRARA (ORESTES): jNo tenia nada que ver
con la cuesti6n, y de ella dependia su discusi6n in-
mediata ?
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): No hay, no puedt ha-
ber congresista de ningin matiz politico, ni fracci6n
parlamentaria alguna que vote impuestos con frui-
ci6n y alegria. Eso *es impossible, eso seria absurdo,
eso seria la negaci6n del propio criterio del cargo de
Representante. Lo que hay es, Sres. Representantes,
que cuando se planted un problema de esta naturale-
za, es un privilegio de la minoria, es un privilegio
de la oposici6n, votcar en contra de todo aquello que
aparezca como una carga para el pueblo, y estu es,
precisamente lo que da .origen en el campo de la
political, a lo que se llama el turno en el poder, por-
que siempre cuando se esta en el poder, se tiene
necesidad de determinados impuestos, que son comba-
tidos por la oposici6n, para grangearse la volu tad
popular, sin que sea 6bice para que cuando esta mis-
'ma oposici6n ocupe el poder, los implante.
(Aplausos.)
SR. LORES (MANUEL) : Esta minoria ha votado pro-
yectos de leyes aqui, cuando han sido beneficiosos pa-
ra la Repiblica,'la minoria estA en su deber de votar


todo lo que estime ftil, pero debe de votar en contra
de todos aquellos proyectos de ley, que resutan per-
judiciales para el pueblo cubano. Ese impuesto debe
gravitar sobre los extranjeros, sobre los grandes pro-
pietarios que tienen grades poscsiones de terrenos
en los campos de Cuba.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Por eso decia yo, Sres.
Representantes, que la posici6n del poder, que la as-
piraci6n del gobierno, es siempre, en todos los momen-
tos, no la consecuci6n, no la obtenci6n -del ideal, poi
que ya se sabe que el ideal no se puede obtener nunca,
sino la facultad, o la oportunidad de escoger entire
las diversas dificultades que se presentan, para la
obra del gobierno, aquella dificultad que se consider
i!omo la menor.
Yo comprendo la amargura infinita con que el doc-
tor Ferrara, decia, respect de la imposici6n de tri-
buto sobre la propiedad cubana haciendo excepci6n
de la propiedad extranjera, tiene todos los aspects
de una verdad. Pero aqui volvemos a caer en lo
mnismo que yo decia antes, de esa ley de repercusi6n,
segfin la cual los impuestos siempre van a caer en
la misma forma a la parte mis numerosa de la so-
ciedad. Vamos a suponer que esos propietarios de tie-
rras o de ingenios extranjeros resultan exentos de
esa tributaci6n en la forma; en el fondo no pueden
nunca resultar exentos de'la tributaci6n. Y por que ?
i Ah! sefiores porque es un fen6meno tambien de eco-
nomia political del cual no puede escaparse de ninguna
nanera cuando se plantean impuestos que afectan al
consumidor, la elevaci6n del journal, es la relaci6n in-
,liscutible e indispensable del aumento de las tributa-
iiones sobre el consume en la elevaci6n del journal.
SR. FERRARA (ORESTES) : Asi quiero yo tener todos
los impuestos para mi.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Decia el Dr. Ferrara
que no habia habido nunca un cubano que diga que
no, al pago de los impuestos. Yo creo que -dice bien
el Dr. Ferrara. no ha habido nunca un cubano que
diga que no, al pago de los impu3stos, pero cuantos
eubanos, y cuantos comerciantes que no son cubanos
han dejado de decir .que si, a la mayor parte de todos
los impuestos que nosotros hemos tratado de implan-
tar?
SR. PERRARA (ORESTES) : Esa es otra cosa.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Esto, Sres. Represen-
tantes, se explica en no pocos grades la nacedidad dc
la media que nos ocupa esta tarde. Y aqui viene
aprop6sito una referencia siquiera sea ligera a 6stas
consideraciones econ6micas, que aludia el Dr. Ferra-
ra. Nosotros tratamos de implantar por medio de la
tributaci6n ilamiada del euatro por ciento algo que so
ajustaba mAs que esta tributaci6n indirecta a las
prActicas modernas, y a las tendencies modernas del
impuesto, pero sea de ello lo que fuere, sea que, en Ci
moment en que se empez6 no era oportuno, porque
era un'a tributaci6n sobre las utildades en un momen-
to en que no habia utilidades, sea porque el impuesto
sobre las utilidades en nuestro pais, en nuestra socie-
dad de tipo espafiol, en nuestra sociedad q'e es con-
traria a los impuestos director, en nuestra sociedad
que proviene de esas preocupaciones y de esas formas
de la imposici6n traditional en Espafia, que va tenien-
do desde luego sus reforms, y porque hay que decirlo
asi, alli van avanzando en lo que a la legislaci6n se
refiere, lo que nosotros todavia no hacemos. Hagamos
todas las concesiones Sres. Representantes que debe


14







DtARtO DE 8EStONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15
" l r' ** *r il, I ,' .. I .*. I -I *


hacer una conciencia libre en el problema que se de-
bate. Pero sea de ello lo que fuere, para nadie es un
secret la campafia tan sistemAtica aunque pasiva,
que hizo todo el comercio de la Repdblica, todas las
industrial organizadas, todos los c'apitales a la presen-
taci6n de sus balances, y a la liquidaci6n de esa tribu-
taci6n. Es un hecho evidence que todas las cAmaras
de comercio de la Repiblica pidieron que se aboliera
el impuesto del cuatro por ciento, y era tal su deseo
para que ese cuatro por ciento se aboliera, que esas
camiaras de comercio de la Repifblica, poco escrupu-
losas de la significaci6n intellectual del hecho, llega-
ren a proponer como una soluci6n, como una panacea
para el remedio de ese mal, nada menos que la im-
plantaci6n de la .letra de cambio obligatoria para to-
das las transacciones.
(El sefoor Herrera Sotolongo pronuwcia wnas fra-
ses que w~o se oyen.)
Conserve S. S. respect a .ese punto quelo podia
el pequefio comercio, que lo apoyiaban las c6maras
de comercio del interior de la Isla, y observe S. S.
que en este moment de crisis ese pequefio comercio
que si va a un balance se encontrarA que esta quebra-
do, sabiendo o debiendo saber que iba prketicamente
Sa su liquidaci6n, porque la primera letra seria por
el saildo deudor que mantienen en cuenta corriente
sin plazo definido, preferia, no obstante, la letra
obligatoria como vehiculo del impuesto, al cuatro por
ciento porque a conciencia eran francamente contra-
rios al impuesto 'del cuatro por ciento o lo hacian
sin saber lo que hacian, en cuyo caso las manifesta-
ciones generates que han hecho ante esta 'COmara,
no deben tenor para nosotros mAs .que el valor de una
expresi6n egoista. Se dice que queremos implantar
impuestos sin saber a qu6 vamos a dedicarlos. IY la
deuda flotante?
.Esa deudia flotante existe, es una realidad, su cuan-
tia, su ascendencia es lo que nosotros debemos averi-
guar por medio de leyes complementarias del presu-
puesto y de los impuestos, por medio 'de una ley de
contabilidad presentada en esta Camara y a la cual
La mayoria piensa y quiere dar restricciones y garan-
tias para que esa ley sea la garantia del pueblo y
del Gobierno y de los caudales pfiblicos.
Ha dicho alguien que estos impuestos se parecen a,
los que Espafia imponia y que provocaron la revolu-
ci6n. Estos impuestos se parecen a los de los 'espafio-
les en Cuba, pero la diferencia estA en que quien los
imponia era Espafia para sus fines de opresi6n enton-
ces, y quien los impon'e -ahora es la Repfiblica de Cuba,
para resolver sus problems. No debemos olvidar que
la inversion de estos impuestos de los sobrantes que
pudiera haber en los fondos del Tesoro, han de ir di-
rectamente a pagar lo que se debe y no debemos ol-
vidar que la situci6n en que se encuentra el pueblo de
Cuba con mfiltiples acreedores contra el Tesoro Pi-
bllico, es una situaci6n;de insolvencia y franco ideser6-
dito
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Jamas es insolvente la
Repfiblica.
SR. RODRIGUEZ (WALRFIDO): No es insolvente la
Repuiblica, pero se esta haciendo insolvente el gobier-
no y nosotros tenemos el deber de hiacerlo solvente.
,SR. MAZAS (ENRIQUE) : Pero son solvents los go-
bernantes, verdad
SR. L6PEZ (GERMAiN) i Qu4 bien aprende S. S. lo
que le soplan! Lo repite muy bien.


S: RODRIGUEZ WALFREDO) : Quiero fijar la atenci6n
de mis compaieros hacia este hecho que es perfecta-
mente conocido.
El cr6dito de una naci6n es esencial para el desert
volvimiento econ6mico, no solo de la naci6n en sus
finanzas, sino tambi6n de las finanzas de los particula-
res y si esto es una verdad respect de tnno los parses,
esta verdad estd mas acentuada afn cuando se trata
de la Repfibica de Cuba, porque nosotros estamos
tratando principlalmente con una naci6n que concep-
tiia el gobierno en. representaci6n del Estado, como
una entidad que no puede nunca, ni en ningfn mo-
mento, dejar de cumplir sus compromises y cuando
para el hombre americano cuya mentalidad especial
ha definido alguna vez el' Dr. Ferrara, cuando para
el hombre americano hay el hecho de .que una nacio-
nalidad se encuentra en crisis y en banoarrota, para
ese hombre es inconcebible que dentro de aquella
nacionalidad haya entidades privadas que no esten
afectadas por aquella bancarrota y por aquella des-
gracia y sabeis por qu6? Porque en las naciones de
ese tipo, nunca el gobierno puede encontrarse en ban.
carrota si no ha agotado la capacidad contribuitiva
del pueblo. Aqui, por tanto, aunque sea una anomalia,
que yo reconozeo, aunque sea una corruptela de nues-
tro sistema parlamentario que yo no niego, el hecho
que se present una proposici6n de ley y cuando se es-
tA defendiendo la totalidad sin embargo se habla de
que es possible la enmienda, yo sostengo y repito, en
nombre de la mayoria, que si este problema se ha pre-
sentado en la forma en que se ha hecho, esta abierto a
la discusi6n y a las enmi'endas, no por otra raz6n, sino
porque no tenemos tiempo para resolver el problema
de otra manera. La cuesti6n Sres. Representantes,
es !que nosotros no podemnos idetenernos en estos
moments; acaso dentro de pocos meses, podamos con-
siderar la situaci6n desde otro punto de vista, acaso
podamos traer a debate la cuesti6n en otra forma con-
gruente eon la ciencia del Derecho Politico, del Dere-
cho Pfiblico, quizAs entonces podamos hacerlo, yo
tengo la seguridad absolute de que' podremos hacerlo.
En estos moments lo que nosotros debemos hacer es
considerar estos impuestos como absolutamente necesa-
rios, ajustAndose a los canones y a las normas que
sean mas aprop6sito, para que ellos no resulten in-
justos, para que no resulted nmal aplicados, para que
no resulten desde luego propicios para el despilfarro
o el fraude. Eso es lo que nosotros debemos hacer
en estos moments, y yo creo que estos eanones, de-
bieran ser por nosotros en primer termino, el recono-
cimiento de la obligaci6n en que estAn ,todos los
ciudadanos de contribuir al sostenimiento de los gas-
tos pfiblicos, que su cobro sea complete claro y de-
finido y no sea incierto para nadie, ni para el que
cobra, ni para el que paga, que haya complete clari-
dad en toda esta cuesti6n.
Hay ademas otra circunstan'cia muy atendible. En
estos impuestos se propende a la eliminaci6n del ins-
pector, eso es progresista, eso es un progress induda-
ble dada nuestra psicologia colectiva, dada nuestro
estado actual de desorden y es un verdadero progress
el que nosotros eliminemos aesos'inspectores que re-
sultan verdaderos parasitos.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO): S.S. conoce al-
guna Ley del Timbre que no tenga inspectors?
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Tratamos -de eliminar
de la Ley del Timbre, a los inspectors.







18 jDiARIO DE SEsONES DE LA CAML&1tA DlE 1tEPAEsBNT.LNTJ@A


SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Esa es una base
de la ley de impuesto que S. S. esta defelidienc~o.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): Es que yo tengo pre-
sentadas 22 enmiendas a esa ley
SR. FERRARA (ORESTES) : S. S. es contrario a la Ley.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Soy contrario en par-
te, conscientemente contrario a esa part, conscient',-
mente en favor del resto.
SR. FERRARA (ORESTES) : De que parte de la ley es
favorable S. S.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Soy favorable a la par-
te que se refiere al uno por ciento sobre la venta bruta,
como impuesto fnico sobre el comercio.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pues eso es lo i6nico que
tiane la ley.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): Es necesario Sres. Re-
presentantes, que recordemos el verdiadero horror,
que significa en Cuba, la existencia de esos inspecto-
res que nosotros tratamos de eliminar. Son maestros
del cohecho, que tienen perfectamente extendido por
toda la Rpfiblica. No hay un solo comerciante en ia
Republica, que pueda decir, que pueda presentarse
como un hombre que no defrauda, porque no es cier-
to; todos los comerciantes de la Repiblica han sido
Ilevados a ese camino por los inspectors.
Por eso Adam Smithz, cuando se refiere a los ins-
peAtores dice: que hay que procurar eliminarlos, por-
que las visits constantes que esos inspectors hacen
al comerciante, constituyen un vejamen y aunque el
vejamen no sea un gasto en el sentido extricto de la
palabra, equivale a un impuesto adicional igual a !a
cantidad que se esti dispuesto a plagar para evitarlo,
no hay duda de eso; pero si el pais obtiene como resul-
tado de ese sacrificio el pago de lo que debe y 'a
solvencia de la Repfbliea y tiene un Parlamento que
sabe cumplir con su deber, entonces le quitard d(
encima todas -estas cargas que son indispensables en
estos moments.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero es que el pais tiene
que pagar los gastos de un Parlamento incapaz.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : El pais tiene que pa
gar los gastos de una naci6n que ha sido mal adminis-
trada y por ello tiene que soportar cargas extraordi-
narias.
SR. FERRARA (ORESTES): CuAles, el Ejercito en
Europa ?
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : El Or. Ferrara sabe
bien que el aumento de los gastos pdblicos es un fe-
n6meno que se ha registrado desde el principio del
siglo 19. en todas las naciones del orbe entero. Es el
progress imponiendo mayores gastos, es lo que un
professor italiano, si no recuerdo mal de la Universi-
dad de NApoles, Haiti, ha estudiado una manera ad.
mirable, explicando como esto es un fen6mano que se
realize desde esa fecha en todas las nacionalidades,
no importa a que tipo de gobierno pertenezca. Y hay
que advertir que como ha dicho un economist emi-
nente que yo no recuerdo en este moment, porque las
interrupciones me produce el efecto de hacerme olvi-
dar los nombres propios aunque no el asunto de que
se traten, ha dicho qne no son ciertamente los gobier-
nos de tipo democritico los mis econ6micos, son qui-
zas los mAs oaros, los mas gastadores.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Cuando son inmorales.
ISa. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Cuando tienen legii-
ladores sin plena coneiencia de su deber, cuando se
viene al Parlamento a discutir cuestiones de interns


personal, cuando se tiene la mente puesta en prop6-
sitos egoistas, cuando no se sabe a ciencia cierta a que
partido politico se pertenece.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Cuando se reciben comi-
siones para defender intereses y se les vuelve la es-
palda.
Sa. RODRIGUEZ (WALFREDO): ,A qu6 alude S. S?
Haga la alusi6n concrete.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : A lo mismo que ha dicho
su S. S. Haga la alusi6n complete.
(Risas.)
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Yo voy a completar
la idea. La, alusi6n concrete que hago a S. S. es que,
entire nosotros, S. S. represent un partido inico que
no tiene mas Representante ni votantes que S. S.
.SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Al 'Partido Liberal, al
cuel he pertenecido siempre, y por el cual me he
sacrificado siempre. Si alguna vez no he pertenecido
a 6l, he sido independiente. Pero jams he militado
en las filas del Partido Conservador que represent
la autocracia y la inmoralidad.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Pero S. S. fue a una
sesi6n del Ejecutivo Conservador, a acusar al senior
Eduardo BeltrAn.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Reconowco que yo me
he hncho eco de una broma, y la broma consiste en que
S. S. se le conoce como un liberal rnenocalista.
SR. SAGAR6 (BASTOLOMI) : Puede ser; he sido siem-
pre liberal, pe'o jams un liberal zayista. Cuantas
veces el Partido Liberal intent llevar en su boleta
la candidatura del senior Alfredo Zayas, cuantas veces
me he puesto al frente del Partido Liberal porque
tenia plena conciencia de lo que iba a resultar, de lo
que esta resultando pana vergiienza de los cubanos,
de Ilevar al Sr. Alfredo Zayas a la Presidencia de la
Repfiblica.
SR. BUSTO (NEMESIO) : Menos en 1909, en que S. S.
era i zayista!
(Risas.)
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Nunea, nunea.
SR. LORES (MANUEL) : Entonces era menor de edad
el Sr. Sagar6.
(Risas.)
SR. BUSTO (NEMESIO) : El Dr. Alfredo Zayas con-
serva de S. S. 8 artas muy carifiosas.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Si, no lo duado; cuand3
el Dr. Alfredo Zayas: fue Presidente del Partido Li-
beral.
SR. BPSTO (NEMESIO) : Cuando fue candidateo a la
Presidencia de ila Repiblica.
.SR. SAGAR6 (BARTOLOMA):i Nunca, jams! A.demas,
yo puedo tenerle earifio al Sr. Zayas como cubano
y detestarlo como Presidente de la Republica. Del
tismo modo que le tengo afecto y carifio a compafie-
ros muy respet'ables tambien, pero los detesto como
conservadores.
SR. BUSTO (NEMESIO): iS. S. es el gran acr6bata!
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Terminado el inciden-
te. Continfie en el uso de la palabra el Sr. Walfredo
Rodriguez.
SR. RODRIGUSZ (WALFREDO): Entonces, el senior
Sagar6, a quien se quiere presentar como un trAnsfuga
dentro de los Iprtidos politicos, es un eclbctico...







WARaIO DE $EH8O~1EH. DE L.& CAMIA1A bt) REPRESENTANtA 17


SR. FERRARA (ORESTES) : E' Sr. Sagar5 es el (ini-o
que no ha votado nunda por Zayas.
Sa. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Podemos aceptarlo,
son fitiles los eele6ticos porque no se apasionan.
'Sa. SAGAR6 (BARTOLOM) : El Sr. Sagar6 lo que ha:
hecho es lo que decia el Sr. Ferrara, es el inico que
no ha dado su 'voto ial Sr. Zayas: todos ustedes se lo
han dado, pero yo no.
'SR. FERRARA (ORESTES) : Nos enmendaremos unos y
otros.'
(Risas).
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): Pero quiero contest.
tar una alusi6n y concretarla. Cuando el Sr. Sa-
gar6 Idecia que yo recibia comisiones para no eum-
plirlas, ha querido aludir a mi representaci6n de
las corporaciones economicas. Yo representaba a la
CAmara de Comercio de Oamagiiey en el ComitA
de corporaciones econ6micas; pero euando las corpo-
raciones econ6micas interpretaron que la voluntad
'de un Representante, por el hecho ide pertenecer la
ellas, estaba hipotecada a esas corporaciones, yo, no
en defense propia, 'sino en defense de la dignidad
colectiva de esta OCmara, rehus6 el eneargo, manifes-
t6 a la COmara de Comercio de Camagiiey que eni
mi cartater de Representante no podia admitir maa-
datos imperatives, y que, lamentAndolo much, ponia
a su disposici6n la representaci6n con que me habian
distinguido, y la invitaba a que nimbrase a otra
persona y asi se ha heeho. Desgracia:damente yo no
he podido estar de aeuerdo con las corporaciones eco-
n6micas, porque no estoy nunca dispuesto a dar
apoyo con criterio cerrado; en ninguna posici6n que
yo me encuentre, creo estar en posesi'n absolu.a de
la verdad. Un legisladod tiene que star siempre abier-
to a las ideas de los demAs hombres. No es bste un
ecleoticismo como el del Sr. Sagar6, y que seria dema-
siado honor para mi; es un ecleticismo sano,
SR. SAGAR6 (BARTOLOMO ): Me permit una inte-
rrupci6n el Sr. Aodriguez, con la venia de la Presi-
dencia
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): Con mueho gusto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Bartolom6 Sagar6.
SR. SAGAR6 (iBARTOLOMA) : El Sr. Rodriguez habla
aqui de criterios...
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): Yo no aludo a S. S.
SR. SAGAR6 (BARTOLOME) : Ya lo se, se refiere al
comit6 economic. Pues bien; el Sr. Rodriguez habla
de criterio cerrado y precisamente lo que 61 esth ha-
ciendo no es otra cosa que defender un criterio cerra-
do. Si no fuere asi. S. S. hubiese votado con lo1
liberals que no han estadb pidiendo otra cosa que
dar tiempo y facilidiades para su studio y conoci-
miento exact del problema y nunea una votaci6n
cerrada y una precipitaci6n en la discusion de este
asunto para el cual no estamos preparados; y si S.
S. hubiese estado en el piano a que antes hacia refe-
rencia, ,hubiera votado sobre la mhs amplia discusi6u
del problema y nunca por una votaci6n cerrada. Eso
hubiera sido no tener un criteria cerrado.
Pero ya que yo le hecho una interrupci6n a S. S.
y para evitar hae6rsela mAs tarde, voy a hae6rsela
ahora. Me refiero a las necesidades pilblicas que de-
cia S. 'S. tenia la Repiblica y por lo dual era de
imperiosa necesidad la votaci6n de estos impuestos.
Y yo le 'pregunto a S. S. tsabe a cuAnto ascienden


los gastos de la Repfiblica anualmente? S. S. sabe
cuAnto recauda la Rep6blica anualmente? Yo desea-
ria que S. S. me contestara estas preguntas.
ISR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : 6 S. S. se refiere a dams
concretos sobre la recaudaci6n?
,SR. SAGAR6 (BARTOLOM') : Aproximadamente.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Como nosotros tene-
mos disciplinadamente organizadas nuestras discusio-
nes, el que tiene la misi6n de contestar, con datos
concretos es nuestro distinguido compafiero el doctor
Casuso.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Ya que S. S. no lo sabe,
yo se lo voy a decir.
La Repfiblica tiene un gasto no mayor de tres millo-
nes mensualmente, despu6s de los reajustes realizados;
y la Repfiblica ha recaudado anualmente octhenta mi-
llones de pesos. Saque S. S. la cuenta y digame d6nde
esta ese dinero, para que haya necesidad de echarle
nuevos impuestos al pais.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Continue el Sr. Wal-
fredo Rodriguez.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO): Yo no se si se han re-
caudado ochenta millones p'orque no ando icorriendo
detras de los millones para ver donde se meten, pero
me parece que -eso cs una exageraci6n de S. S. OjalA
fuera verdad.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Lo public nada manos
que un peri6dico conservador.
SR. RODRIGUEZ (WALFREDO) : Lo cierto es, Sr. Sagar6
y Sres. Representantes, que hasta el afio 1918, en nin-
guna Ide las ocasiones en que la Repfiblica pudo ea-
lificarse de una Repiblica moral y ordenada, normal
como :la han calificado los Sres. del frente, len el
afio 1918 la recaudaci6n no lleg6 ,a mAs die cincuenta
millones de pesos. A hi estan las estadisticas. Hasta
el afio 1918 no pasaron de cincuenta millones de nesos
las recaudaciones. Esto es absolutamente cierto. Por-
que he de decir yo una cosa que no lo sea en este
terreno? Despu6s de eso, 'en el afio 1819, se elev6 la
recaudaci6n enormemente, y despu6s llegamos hasta
la locura en el afio 192-1. Naturalmente, como una
locura no se compete impunemente, tenemos que pa-
garla los .que venimos detrAs.
Voy a terminar explicando, primero, que esta ma-
yoria no tiene un criterio cerrado en cuanto a la
ley de impuestos que estA abierta a las rectiificaciones
y a las enmiendas que puedan introducirse para en-
mendar el sistema, y segundo, que es ocioso, que es
initial, que es perder el tiempo, hacer comparaciones
entire los gastos pfiblicos actuales y los de hace mu-
chos afios, en que algunos presupuestos solamente al-
canzaban 36 millones de pesos.
Todos hemos aumentado nuestros gastos puiblicos,
obedeciendo a una ley que es ineludible en todos los
Estados organizados, es la ley de las necesidades
progresivas, .de que habla un economist aleman, muy
eminente por cierto, Mr. Wagner; nosotros hemos teni-
do un aumento grande por cierto, en los presupues-
tos, acordados por otra situation que no es la actual.
Pero es que ademas de ese factor para el aumento
de los gastos pfblicos, no se puede olvidar que Cuba,
ha aumentado tambiin extraondinariamente la pobla-
ci6n al paso que el dinero h:a perdido su potencia
compradora, su potencia adquisitiva de una manera
extraordinaria, y como el dinero es lo que sirve para
satisfacer las recesidades humans, y como el Gobier-
no es una inatituci6n humana, y con el dinero, que








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


mal o menos que antes, tenemos qua responder a todos
los gastos pfblicos, conseeuentemente tenemos que
aumentarlo en la misma proporci6n que la cuantia
de nuestro presupuesto.
Yo creo, Sres. Representantes, que nosotros esta-
mos situados en un moment hist6rico de nuestro
pais, que nos impone generosidad extraordinaria, y
que nos impone deberes extraordinarios tambi6n; no
esta la Repiblic i en los moments de esplendor de
sus primeros tiempos, bajo la Presidencia de un To-
mas Estrada Palma por todos acatado, por todos de-
fendido, y apoyado por los del exterior y por los del
interior; no estamos tampoco en aquellos moments
perfeetamente dichosos *para la iRpfiblica de Cuba,
despu6s de la segunda intervenci6n, que yo no tengo
inconvenient de ninguna clase en calificar en perio-
do de consolidaci6n de la Repfiblica, no estamos tam-
poco en aquellos moments de esplendor y de prospe-
ridad extraordinaria en que entraba el dinero en las
areas del Tesoro Pifblico a raudales, que tambi6n de
una manera impremeditada igualmente dilapidamos.
Estamos en un moment de crisis; calificadla como
querrais, los aspects distintos de esa crisis y siempre
habremos de llegar a esta conclusion: si nosotros
por un extraordinario esfuerzo de nuestras propias
conciencias y de nuestro coraz6n no damos en primer
termino esa batalla, que es la mns hermosa que
puede dar un hombre, la batalla internal para dominar
todas las pasiones y prejuicios, si nosotros en este
moment realmente critic y dificil para la nacionali-
dad, no disponemos al pago de esas mismas deudas.
Si nosotros no ponemos al Gobierno en condiciones de
responder a todas estas responsablidades, y sobre todo
a todas estas realidades, tened la seguridad de que las
desgracias que el mafiana ocurran, seran reclama-
das por las generaciones del future y por las del pre-
sente. Entonces este pueblo sabra reclamarnoslas a no
sotros mismos, 'ntonces ese pueblo se diri.gira a sus cla-
ses directors las acusara de que le han abandonado,
que le han entregado, que no lo han sabido defender
en un moment dado, i ah! pero tened present que lo
aqui se trata de un pueblo que despues que conquistai
la libertad y el dereeho no habra de resignarse a
perderlo, y que tomando el camino que el honor sefia-
le, sabra hacer resurgir con todo explendor una nue-
va civilizaci6n y una nueva si'tuaci6n cubana y
entonees sabran plantar la bandera y tendrAn Parla
mento que no empequefiesean las cuestiones, y que
se pongan por encima de todas las cosas para tender
principalmente al problema eminente de la salvaci6n
de la Repiblica.
(Aplausos.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Sres. Representantes:
Se han consumi-do los turns reglamentarios, pero
habiendo solicitado la palabra los sefiores Viriato Gu-
tierrez, Wolter del Rio y Herrera Sotolongo asi come
el Dr. Casuso, se pone a 'votaci6n la ampliaci6n del
debate propuesta por un Sr. Representante.
SR. LOPEZ (GERMAN) : Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Como se pide la am-
piaci6n del debate, y son tres los que la piden en
contra y uno solo a favor, la Camara debe decidir en
que form se pone a votaci6n si previamente un turno
a favor y otro en contra.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Aqui nunea ha habido
Sr. President cortapisas para dar facildades para ex-
presar lo que se piense. Por eso yo ereo que lo que


debe ponerse a votaci6n es en el sentido de un amplio
debate.
SR MAZeS (ENRIQUE) : Yo pido la palabra a favor.
SR. ALONSO AMPUDIA: Yo tambien la pido.
SR. ALBERNI (Jos) : Pido la palabra para enmen-
darla en el sentido de que sea uno en pro y otro en
contra dado lo avanzado de la hora.
SR. LOPEZ (GERMAN) : En ese easo retire la votaciin
nominal.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : Para un ruego a
la CAmara. En otras o.asiones la Cimara ha trabaja-
do desde las dos de la tarde hasta las ocho de la
maiiana del siguiente dia, debatiendo asuntos que no
interesaban a l. Naci6n, como este; y yo ruego a la
Camera, como una cuesti6n particular, que acceda a
esta ampliaci6n .del debate.
SR. ALBERNI (JOSE) : Es que el senior Wolter del
Rio debe haber observado la habilidald political o par-
lamentaria de que ha sido objeto la mayoria.
SR. HERRERA SOTOLONGO (PEDRO) : Retiro la petici6n
de hacer uso de la palabra.
SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN) : Y propongo, por
consiguiente, dos turnos mis on pro y dos en contra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a poner a vota
ci6n la ampliaci6n del debate. Dos turnos en pro y
dos en contra.
SR. FERRARA (ORESTES) : 'Quien ha pedido dos tur-
nos en pro y dos en contra?
'SR. WOLTER DEL RIO ('GERMAN): Yo he pedido dos
en vez de tres, porque he oldo al senior Herrera Soto-
longo que no desea hacer uso de la palabra; pero si
no es asi, sostengo los tres.
'SR. ALBERNI (JOSE) : Yo sostengo mi proposici6n,
de que sea un turno en pro y otro en contra.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sr. President: No se lle-
ga mas pronto si se quiere llegar por ese camilno, por-
que entonces tenemos el derecho de las rectificaciones
y de las alusiones y el debate se alargaria much. Una
cuesti6n de este genero, de la naturaleza que entrafia,
no puede ser tratada como la cuesti6n de la Osa, debe
ser tratada con mAs amplitud.
SR. ALBERNI (JOSE) : Con respect a eso debo sig-
nificarle que yo he tomado posesi6n del cargo de Re-
presentante en Abril del afio pasado.
SR. FERRARA ('ORESTES) : Pero yo me refiero a !o
que decia el senior Wolter del Rio sobre que esta Cfi-
mara ha estado reunida hasta la madrugada en la
discusi6n de asuntos de menos importancia.
'SR. ALBERNI (JoSE) : Yo he sabido venir dia trash
dia a las sesiones de la CAmara, sacrificando muchas
veces asuntos particulares.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Yo puedo sig-
nificar que estuve hasta las ocho de la mafiana comba-
tiendo ese asunto; y que otros Representantes de pala-
bra mas vigorosa que yo no se encontraban aqui para
combatirlo.
SR. L6PEZ (GERMIN) : Tambien la CAmara estuvo
reunida largas horas cuando se aprobaror. las leyes
del Dragado, el cambio del Arsenal y de la Compafia
de Tel6fonos, porque entendia que era cuniplir con
su deber.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a poner a vota-
cia la proposici6n de ampliaci6n del debate.
SR. ALBERNI (JOSE) : Yo entiendo que mi proposi-
ci6n de un turn en pro, y otro en contra, as la m:s
radical.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19


iSR. FERRARA (RESTES) : Yo insist en que-sea~a tre-t
turnos en pro y tres turnos en contra; y creo que es-
ta es la, proposiei6n msas radical, porque es la que;
mas se aleja de las disposiciones reglamentarias de
fijar do, turns en pro y dos en contra. De manera
que pido que se aumente a tres turnos a favor y tres
en contra.
SR. ALBERNI (JOSE) : Sigo enjendiendo que la pro-
posici6n mas radical es la mia; y quiero declarar que
si he hecho esa proposici6n ha sido para contrarestar
la habilidad parlamentaria del Sr. Ferrara, indi'e'n-
dole a los Sres. Ampudia y Mazas que pidieran turns
en pro. YVsiempre he tenido gusto en eseuchar a mis
compafieros, mAs cuando se trata de quien como el
Secretario de la minoria, Sr. Wolter del Rio, siempre
me ha entusiasmado con su palabra y su elocuencia.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
'SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): No ha sido una, habilidad
parlaanentaria, y yo siento much que el Sr. Repre-
sentante por Oriente lo haya entendido asi. Es una
formula que esta dentro del Reglamento; porque no se
puede ampliar el debate con uno o mAs turnos en con-
tra sin que haya otros en pro. De mode que lo fnico
que he heeho es usay una vieja costumbre establecida
en la CAmara de Representantes.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : La proposici6n mas ra-
dical es la que pide la ampliaei6n de un turno a favor
j otro en contra. Por lo tanto se pone a votaci6n la
proposici6n de prorrogar el debate a un turn mas.
SR. FERRARA (ORESTE) : Pido la palabra para apelar
en contra de la decision de la Presidencia.
El President de la. mayoria, por una costumbre ge-
neral en los Parlamentos, cuando se trata de discutir,
de hacer use de lo inico que puede la minoria, que es
de la palabra, casi siempre 'la Presidencia esta a favor
de la minoria, puesto que la mayoria tiene la fuerza
de los votes para derrotar en cualquier moment a la
minoria. Y si a la minoria se le quita el inico dereeho
que puede en cualquier moment ejercitar...
'SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : La Presidencia siem-
pre lo hahecho asi, pero la Presidencia, al interpreter
el Reglamento, entiende que una proposici6n mis
radical es la que limita y no la que 'amplia.
;Sn. FERRARA (ORESTES) : Las proposiciones se divi-
den en radicales o no radicales, es decir, en lo que
mis se aparta o se acerca a lo que esta en disdusi6n.
Lo que esta en discusi6n es que haya dos a favor y
dos en contra; lo que mAs se aparta, es decir lo que
mis, se pide, es que hay tres y tres; y lo que menos
se pide, es Io que mAs se acerca a la proposici6n nor-
mal, y es que haya uno y uno. Y yo desearia que la
Presidencia, antes; de .apelar de su decision a la Ca-
mara, dando una prueba de imparcialidad en lievar
este debate y dando a la minoria lo que le correspon-
de, porque la minoria siempre estA vencida por el
voto de la mayoria y lo finico que tiene es la libertad
de, palabras, ven la minoria lo que le corresponde. Es-
to, es, lo inico que, yo reelamo -del Presidente en pri-
mer t6rmino, y de la mayoria en segundo t6rmino.
SR, L6PEZ (GERIAN. : Pido la pallabra.
SR. PRESIDENT (TVERDEJA): Tiene la, palabra '1
Sr. GermAn L6pez.
Sn. L6PEZr (GERBn1 ) : Aidem&is de estar conform
con la interpretaci6n dada por el Sr. President a este


asunto-porque, a no dudarlo, un criterio absoluta-
mente terminate en el sentido de ampliar un debate
es menos radical que uno que tienda a restringirlo-
deseo hacer constar que es tambi6n evidence que el
Sr. Ferrara, a pesar de que 'apela a la considera-
eidn...
SR. FERRARA (ORESTES): Nosotros romperemos e1
qu6rum y lo estimamos como una ofensa.
SR. L6PEZ (GERMAN) : El proeedimiento de amena-
zar con la ruptura del qu6rum estA ya muy gastado
en esta Ckmara. Y yo queria decir. Sres. Representan-
tes, que el Sr. Ferrara habia llamado a dos compafieros
suyos de la minoria haci6ndoles solicitar turnos en
pro para cu'brir la formula reglamentaria, que. es lo
mismo que pretender obligar a esta mayoria a acce-
der a la ampliaci6n de este debate, y precisamente por
esta circunstancia, nosotros habremos .de votar qn
contra.
'SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Eso se ha hecho siempre en
esta C'mara como material de eortesia. Yo llamo a los
viejos parlamentarias para que me digan si no es asi.
Cuando el Dr. Gonzhlez Lanuza quiso hablar una vez
en esta Camara, y nadie habia. pedido la palabra a
favor, entonces yo mismo, que estaba en contra del
asunto que se debatia, pedi la palabra en favor, sola-
mente con el prop6sito de que se diera por consumido
el turno y el Dr. Lanuza, pudiera hablar; eso fu6 una
formula de pura cortesia parlamentaria.
SR. L6PEZ (GERMAN) : El easo que cita el doctor
Ferrara que tiene habitos de realizar sie'mpre actos de
cqrtesia-para que en aquella ocasi6n pudiera hablar
el Dr. Lanuza, es absolutamente distinto al present.
SR. FERRARA ('ORESTES): Es lo mismo.
SR. L6pEZ (GERMAN) : No es lo mismo, por|lle en
este caso la mayoria ha torado la resoluci6n de no
cansar la atenci6n de la Camara, y por eso habia acor-
dado que se ampliara el debate solamente a un turno
mas en pro y otro en contra; y ahora el Sr. Ferrara
solicit de sus compaiieros de la minoria que consuman
various turnos en contra de este proyecto, obligando a
la manyoria a consumer otros tantos en pro y haciendo,
de esta suerte, interminable el debate.
SR. COYULA (MIGUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): La tiene S. S.
SR. 'COYULA (MIGUEL) : Sr. President y Sres. Re-
presentantes: El Sr. Ferrara tiene raz6n. Hay prece-
dentes en esta Chmara, y en circunstancias que pue-
den citarse. Uno de ellos es el case que &l ha indicado,
en que se ha procuraido, para estar dentro de la f6r-
mula reglamentaria, una operaci6n de acerdo, a fin
de que determinlda persona pudiera hacer uso de la
palabra. Efectivamente, hubo ese.caso que 6l indica-
ba del Dr. Lanuza, asi se hizo aquella tarde; pero hoy,
en vista de las circunstancias especiales que concu-
rren en este caso, en aras del interns general, del bien
comin, 'debieran todos buscar una f6rmula de armo-
nia, que poniendo cadda uno de su parte algo, soludio-
nara las dificultades que han surgido en la tarde de
hoy; es. decir una formula de int rli ge n:ia, para llegar
ia una .oluci6h armn6nica.
Sn. REY (SANTIAGp): Pido la palabra para expre-
sar que la mayoria acepta no dos y dos, sino tries y
trees turns, y que hablarAn en pro los Sres. Casuso,
Alberni y Gonzalez Manet,








20 DIAAfO DE S1ESIONES D)1 'LA CAMERA DIr DEPflESEN'rANTE


SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La tiene S. S.
SR. FERRARA (ORESTES): Sr. President; yo debo
de declarar que nosotros hubi6ramos cedido la pala-
bra, en cualquier moment, porque era un recurso
parlaimentario. El Sr. President, fu6 el que planted
la cuesti6n, expresando que se habian solicitado tres
turnos en .favor del proyecto y solamente uno en
contra; y por eso es que se solicit de la Camara la
ampliaei6n del debate, para que todos los que lo
desearan pudieran exponer sus puntos de vista. Esa
es una vieja prActica parlamentaria que ha tenido
su aplicaci6n en esta propia Camara de Representan-
tes, en que se ha pedido la palabra en pro, sin tener
nada que decir, solamente para facilitar el que p1u-
diera consumirse un turno en contra. Yo debo de-la-
rar que solamente ser contrario a todo lo que sea vio-
lar los derechos de los Sres. Representantes, y a todo
aquello que pueda causarle un dafio a la Repfiblica,
estas son las dos fnicas cosas en las que pediria el
rompimiento del qu6rum. Y hago estas declaracio-
nes de carActer general, para que se tengan en cuen-
ta en cualquier ocasi6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): A la rresidencia le
interest hacer constar que desde que tiene el alto
honor de ocupar este sitial, ha respetado en todo a la
minoria y ha tratado de ampararla siempre. Y en
la tarde de hoy, ya el Sr. Ferrara hacia alusi6n de
que el finico amparo de la minoria era el derecho de
poder hablar y que a ello debiera contribuir la Pre-
sidencia. Yo puedo apelar a la honorabilidad de los
sefiores miembros del Partido Liberal para que ex-
pongan si en alguna ocasi6n la Presidencia ha trata-
do de coartar sus derechos, y que por el contrario,
siempre con absolute largueza ha procurado dar in-
terpretaci6n reglamentaria, a fin de amparar a la
minoria en contra de la mayoria de la Camara. Y
en la tarde de hoy, habiendo visto que el senior Al-
berni pedia la limitaci6n del debate, y como el senior
GutiBrrez ya habia solicitado el uso de la palabra
en anterior sesi6n y no en esta, sin embargo, a pesar
de ello le manifesto que habria de poner a votaci6n
la ampliacijn del debate turn por turno. Lo que pasa
es que no es possible que la Presidencia pueda encau-
zar desde este sitial la voluntad de todos los que
desean tomar parte en las labores de esta CAmara..
Por ello manifesto al senior Ferrara que someteria a
votaci6n turno por turno la ampliaci6n del debate:
y habiendo tres pedidos la palabra, la Presidencia
pondria a votaci6n esas proposiciones. Por tanto, se
pone a votaci6n la proposici6n de ampliaei6n del
debate. Tres a favor y tres en contra.
Los que esten conformes se servirAn ponerse de pie
Aprobado.
Tiene la palabra en contra el Sr. Viriato Gutierrez.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Sr. President y Sres.
Representantes: Con pleno convencimiento le haber
pensado friamente la material que se debate, sin que
en mi hnimo pese en modo alguno mi condiei6n tle
liberal, sin que para nada influya en mis pensamien-
tos y en mis ideas el hecho de que este proyecto de
ley part .de la minoria, sin que haya influido en mi
mente ni en mi concepci6n del problema ni ningin
sentimiento pasional, pedi dias pasados y repeti hoy
la sfiplica de usar de la palabra en contra de la to-
talidad del proyecto de creaei6n de nuevos Impuestos.


Yo debo declarar que estuve present a las dos en-
trevistas originarias de este proyecto de ley primero
alli en la residencia veraniega del Honorable senior
President, y luego en la residencia official, en euyas
dos entrevistas miembros de 6sta Cimara de ambos
Partidos cambiaron impresiones con el Primer Magis-
trado de la Repfiblica acerca de problems que
se estimaban de gravisima importancia, y en cuyas
entrevistas se esbo7aron soluciones que tendian a la
percepei6n de este problema, y a la satisfacci6n de
las necesidades de la Repfiblica. Y los compafieros
que conmigo concurrieron a Ia primer y egunda de
aquellas entrevistas deberAn recordar 1l frase del
Honorable Presidente d la Repfiblica al tratar de
este particular de los Impuestos. Tienen un carccter
condicional. Nos reclamaba como cuesti6n previa y
fundamental que estudiAra.mos y aprobAsemos en el
menor plazo possible los Presupuestos de la Naci6n.
Y nos decia: que presumiendo de la existencia de un
deficit y queriendo que estos Prespuestos se aproba-
sen con superavit, a la par que aprobar leyes que
permitiesen esa reorganizaei6n mediante la creaci6n
de algunos Impuestos que permitiesen recaudar ma-
yor suma que contribuirian a la nivelaci6n de los
Presupuestos con un superavit y no con un deficit
eomo 6l, preveia. Siendo 6ste l1 punto de vista del
Honorable senior Presidente; siendo este el objeto de
aquel cambio de impresiones, y habiendo sailido de
aquella reuni6n con el prop6sito decidido cada uno
de los que alli fuimos no solo de contribuir eon nues-
tros esfuerzos en todo lo que fuera necesario a la
satisfacci6n de un grave problema del moment, no
consider ni creo que puedan considerar los compa-
ieros de la mayoria, como no ]o creyeron los de la
minoria, que nuestra libertad quedaba hipotecada a
eumplir un mandate ciego que fuese product de la
coniciencia de un solo hombre. Yo sali con el conven-.
eimiento de que lo que se pedia debia ser estudiado
y despu6s de estudiado debia ser resuelto con res-
pecto a nuestro criterio, experiencia y conciencia; no
teniendo en cuenta la tendencia political de una y
otra banda, sino el beneficio y el bienestar de la
Repfiblica. Asi, pues, con esas ideas y con estos pun-
tos de vista comenc6 a estudiar y estudi6 el proyec-
to que se debate.
Este proyeeto de 'ley trae al Congreso la petici6n
de nuevos impuestos y la creaci6n de otros y el au-
mento de otros antiguamente ereados en una pro-
porci6n que excede regularmente del ciento por
ciento. Y viene este proyecto de ley al Congreso sin
un antecedente que explique por que viene, sin una
previsi6n que diga a que va, y sin ning6n otro da-
to u otro element que pueda permitirle a los com-
ponentes del Congreso hacer un studio cientifico
y racional de las medidas que en la ley se proponen.
Se ha obligado a los miembros del Congreso a busear
en todos los lugares datos y antecedentes sobre el
asunto, los elements necesarios para estudiar a eon-
ciencia el problema y traer una opinion honrada y
cientifica, no una opinion pasional. En los datos que
he podido encontrar en los antecedentes que me han
suministrado, en lo que yo he podido estudiar, he en-
contrado elements bastantes para llegar a esta "on-
clusi6n que es ]a base de mis breves pallabras: estos
impuestos que se pretenden crear y mantener son
hoy en dia absolutamente innecesarios; y si estos im-
puestos son innecesarios, la CAmara no debe por el







DIARI0 DE SESIONES :DE LA CAMARA DEI REPRESENTANTES 21
"? ': .... ,, L i r r : IT r, .


bien de esta misma Repfiblicia, de la qne tanto habla
mos y a la que tanto queremos, no debe votar una ley
que tenga la finalidad que tiene 6sta. La teoria ele-
mental en los principios de la Hacienda Pfiblica so-
bre los impuestos, despues de deseartar todas las teo-
rias varias y precedentes de las distintas tendencies
o matices politicos de orden general, puede resumir-
se en esto: el impuesto es la contribuci6n, la cuota o
parte con que cada ciadadano contribute a los gas-
tos necesarios del Estado, Estos impnestos que se quie-
ren crear y mantener ahora 6 son parte necesaria con
la eual los ciudadanos deben contribuir a mantener
los gastos del Estado Cubano? Si esta pregunta tiene
respuesta afirmativa, desde luego, debemos aprobar la
ley, pero si esta pregunta tiene respuesta negative,
con la conciencia y el coraz6n en la mano, no es posi-
ble que aprobemos en su totalidad un proyecto de ley
de impuestos sea cual fuera la naturaleza de los que
se recaudan y I quin puede contestar la pregunta en
cuesti6n? Los dates de la Hacienda Pbilica. Si; la
Hacienda Pfblica nos da datos bastantes para de.
mostrarnos que los servicios actuales del Estado esthn
suficientemente atendidos con los ingresos que el Es-
tado actualmente percibe y no hay necesidad de crear
nuevos impuestos que no hay servieios que exijan osa
creaci6n de los impuestos. Yendo a la Tesoreria Gene-
ral de la Repfiblica escarbando y buscando los ante-
cedent'es exactos, verdaderos, no apasionados de lo
se recauda y se gasta hoy en dia por la RepGilica, se
me han dado dos series de datos distintos. Unos fijan
la recaudaci6n del afio que vence del Estado en sesen-
ta y siete millones de pesos, otros fijan la recaudaci6n
de los diez meses que van ,decursados en solo cuaren-
ta y siete millones, y en los dos mesas de Mayo y
Junio que faltaban, un aumento probable de ocho mi-
llones de ,pesos ide un total de cincuentb y cinco millo-
nes. Los datos que facilitan los sesenta y site millones
de pesos como recaudaci6n annual del Estado cubano,
y esto es curiosisimo que no se sepa a ciencia cierta
o que se trate ide ocultar la verdad ain a los mismos
[egisladores, los datos estos arrojan una cosa realmen-
te asombrosa y a la cual se refiere el Sr. Sagar6 o
sea que esto, como cuesti6n incidental debe someterse
a la consideraci6n de la CAmara, de los meses que
constituyen el afio de vida political del actual Go-
bierno, arrancado desde el veinte, de Mayo del aino
pasado ai de este aio se habia gastado por el Gobierno
de la Repfiblica la enorme cantidad de 81,000.000,
cantidad esta que se formaba con lo recaudado duran-
te el afio. ascendente a setenta y siete millones, con los
cinco millones primitives que se encontraron en el
Tesoro, con los cinco millones del emprestito de la ca-
sa de Mor.ga.i,, con los fondos del retire de la policia,
de empleados, de pensions a veterans y retire de
las fuerzas de mar y tierra.
Ve pues la COmara que realmente el Estado Cuba-
no en un afio de su vida, ha gastado una enorme can-
tidad no prevista, impossible de preveer, en ninguno
de los presupuestos reajustados que se han hecho y
que estan en vigor. Pero esto, como decia, es una cues-
ti6n incidental que sirve para ilustrar a los miembros
del Congreso acerea .de cemo se trabaja, de c6mo se
desenvuelve, de c6mo maroha el Estado en el process
de los gastos de ingreso. Lo cierto es que, arrancando
del dato facilitado por la Tesoreria de la Rep6iblica en
su cantidad mds reducida, mis econ6mica, mAs res-
tringida y que no puede ser negado por nadie porqu'


.estan dando con todos los resorts imaginables, lo
cierto es que la recaudaci6n del Estado Cubano, en el
afo fiscal, alcanzara, por lo m-n.-., a cincuenta y cin-
co y medio millionss de pesos. Este es un date indis-
pensable para el studio del proyecto de ley que se
presentan.
'El proyeeto de ley tiene, para comenzar a regir
dentro de cierto tiempo, seguramente en el pr6ximo
afio fiscal; y en el pr6ximo afio fiscal va a regir, sen-
cillamente, 16gicamente, unos presupuestos reajusta-
dos hechos y terminados en el Senado de la Rapfiblica,
que dentro de breves dias, si no lo estan ya, llegarian
a nuestro powder ascendentes a 54 millones de pesos,
en nimeros redondos, Ergo, si los gastos para el
pr6ximo presupuesto aleazan a 54 millones de pesos, y
la recaudaci6n en este afio, que ya lo repeti, se 'ha
considerado la -ms desastrosa de la Hacienda Pfiblica
cubana, ha akanzado 55 y medio millones de pesos,
es evidence que hay un superavit en los ingresos pai'a
el pr6ximo afio, afio que seguramente no habrA 'de
ser tan desastrosos como el que estamos terminanido.
Por tanto, yo quiero que me digan los Sres. de la
mayoria, yo quiero que me diga el pueblo cubano,
yo quiero qu'e me diga cualquier persona que haya
estudiado este problema, si es razonable, si es reco-
mendable, si dabemos estudiar, si debemos de tratar
de ir al fondo de la, cuesti6n, para ver su naturaleza
y aprobar la ley de impuestos, cuando todavia no co-
nocemos las verdaderas necesidades nacionales.
Si aparte de estas consideraciones que yo llamo de
orden 16gico, y que pudieran precisarse ain mas, di-
ciendo son de orden estrictamente matemAtico, porque
los nfimeros no engafian; si aparte de estas conside-
raciones vamos a buscar a. otras fuentes de razones, a
otras fuentes de arguments, para considerar el pro-
yecto de ley que se nos present, creando nuevos im-
puestos, tenemos que acudir necesariamente a la part
cientifica, a la. part de los studios humans que
guard relaci6n con esta material, y que por ser estu-
dios realizados a trav6s de largos tiempos, por cere-
bros experimentados ha de darnos su cono'cimiento de
todo lo que el hombre necesita para desenvolver
despues sus actividades en la vida, aplicando esta
actividad y el product ,de la experiencia de los gran-
des hombres durante los largos afios de la vida hu-
mana, entonces nos encontraremos al paso con los ele-
mentos, con los studios de Hacienda Pfblica en es-
ta cuesti6n.
Yo quiero que aqui me acompaiien los Sres. de la
mayoria, que aqui me acotmpafie el pueblo de Cuba, y
me diga en que principio de Hacienda Publica va a
encontrar la justificaci6n en estos moments, de estos
impuestos. Cuando entramos en esta rama .de los co-
nocimientos hzimanos, y queremos arrancar a ella
las razones y los fundamentos para implantar en
Cuba un proyecto de esta naturaleza, nos eneontra-
mos, llegamos a la conclusion de que esto es una
enormidad, que no la autorizan ni las mAs elemnenta-
les nociones de la Hacienda Pfblica, y no encontra-
mos ningin argument en su favor dentro de las
mfiltiples teorias que se han sostenido en esa rama
del saber human.
En efecto; un impuesto exige una contribuci6n al
ciudadano p.ara que contribuya a los gastos del Es-
tado y deseartando todo otro concept .de origen so-
cialistico que lo convierta en un medio por igual
para todos, o en un medio en que el Estado -legue








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPR:ESENTANTES


a ser duefio de la fortune de todos. Aparte de esa
tendencia, un impuesto no ha de ser mis, como an-
teriormente exponia, que la tributaci6n del ciudada-
no a los gastos piblicos, a los gastos de la Repfibli-
ca. LQue razones, que fundamentos cientificos existen
para rear estos impuestos, cuando sabemos por los
calculos hechos que habra an pequefio superavit en
los ingresos del Estado, y que los gastos podrbn sa-
tisfacerse con los ingresos nacionales, los cuales al-
canzarAn para las atenciones de todas las neecsidades
nacionales? Y si ya en este campo avanzado, entra-
mos en la formaci6n de los Presupuestos y la nivela-
ci6n de los mismos y la actuaci6n financiera del Es-
tado sobre la formaci6n de los Presupuestos, llegamos
a la conclusion de que solo en un pais que este picado
de la locura del derroche, en un pais en el cual se
trate de desbaratar todas las fuentes productivas del
mismo, en un pais en el cual se quiera en un corto
plazo acabar con el pais mismo, es donde puede pros-
perar y puede amamantarse un proyecto de ley se-
mejante al present en el cual se viene a crear Im-
puestos para tender y satisfacer necesidades que no
se eneuentran ni aparecen por ninguna parte. Esta
Ley .de Impuestos descarnada y sacada, como hay par-
te de ella, porque es algo que no reclama, y como no
es necesario no tiene mins explicaci6n para algunos
que con ironia hicieran las cosas, que aquellos otros
Imnpuestos que en la epoca antigua se creaban -para
satisfacer las necesidades, las liviandades de aquellos
que constituian el poder central que gobernaban a
todos los pueblos que estaban entonces bajo su domi-
nio. Solo pensando que estos Impuestos vengan a ser
como aquellos Impuestos que creaban los reyes abso-
lutos para satisfacer sus ambiciones, p-ira darle dinero
y bienandanzas a sus vasallos y encontrar un ambien-
te propicio a todo aquel medio de corrrupci6n y de
vida liviana que se llevaba en aquellas cortes; solo
pensando que estos Impuestos van a tender a todo esto,
y que el pueblo cubano esta dispuesto a contribuir a
esas liviandades, es como puede defenders la creaci6n
de un impuesto de -esa naturaleza, .en estos moments
en que las areas pfblicas se encuentran exhaustas. To-
davia, seria ello un poco d6bil, si todavia se quisiera
argumentar sobre ello invocando teorias cientificas
aplicables en determinados tiempos que han servido
de base a largas polemicas; si todo esto quisiera man-
tenerse y esgrimirse, llegaria el moment .de comenzar
a cada una de esas teorias como la expuesta esta
tarde por los distinguidos compafieros Walfredo Ro-
driguez y Pardo SuArez, relatives a la creaci6n de
gastos para mantener el pueblo, que los Impuestos
van a permitir; llegaria el moment de contestar a
esta doctrine y a esta teoria con toda la argumenta-
ci6n fortisima que encuentra desde su nacimiento has-
ta hoy en dia, que se recuerda solo como una reminis-
cencia hist6rica en los textos de Hacienda Piblica.
Los Impuestos, lejos de crear riquezas, los Impuestos
lejos de facilitar al Estado la manera para que man-
tengan empleados pfiblicos y paguen salaries, lejos de
facilitar esto como un medio de creaci6n de riqueza
cuando van a Poder del Estado, no produce tales
beneficios; sino que por el contrario el Estado no per-
cibe tales beneficios, porque el Estado ya sabemos
como maneja los interests y los fondos pfblicos, y con
ello lo que hace por el contrario es extraerlo de la
masa de la circulaci6n de la propiedad de los ciuda-
danos que mejor lo emplean, y que con mAs esfuerzo


desenvuelven sus actividades. Si va a servir para crear
simplemente fondos de recaudaci6n para el pago de
salaries a empleados, entonees yo demostrar6 a la ma-
yoria de manera desapasionada que esos Impuestos no
serviran para nada, y menos para crear esas carrete-
ras .de Obras Pfiblicas de que nos hablaba el Sr. Pardo
SuArez.
SR. FERRARA ('ORESTES) : Esa es la teoria peregrina
del sefor Pardo SuArez.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): A6n mIs; si la mayo-
ria, afn no hubiera considerado razones bastantes
para no aprobar una Ley de Impuestos en el estado
econ6mico actual, yo le llamaria la atenci6n sobre
algo tan recienze que todavia vive a trav6s de las vi-
braciones del tel6grafo en nuestro ambiente, sin que
haya podido llegar de otro modo a nuestro conoci-
miento, y son las conclusions a que lleg6 la sub-comi-
si6n de cr6dito de la Conferencia econ6mica de G6no-
va. En aquella sub-comisi6n se trat6 de los problems
econ6micos de los distintos Estados d-l mundo, de la
manera de nivelar sus presupuestos, del mantenimien-
to de estos Estados en el conjunto de las naciones, a
la salvaci6n de los mismos; y esa sub-comisi6n, estu-
diando estos problems a la luz de la ciencia, con los
cerebros poderosos que a ella concurrieron, acept6
como base de toda nivelaci6n de presupuesto de un
Estado, esta afirmaci6n: para nivelar los presupues-
tos, los Estados deben tratar de aumentar sus ingre-
sos cuando todos los esfuerzos para reducir los gastos
se hayan agotado, cuando se hayan agotado todos los
esfuerzos para reducir los gastos a su mis minima
expresi6n; entonces, s6lo entonces, es cuando debemos
tratar de aumentar sus ingresos por medio de los im-
puestos o exacciones que permitan las condiciones pfi-
blicas.
Yo quiero ahora que la mayoria me diga, puesta la
mano-en el coraz6n, hablando en cubano, queriendo
y amando much a nuestra patria, que me diga hasta
d6nde hemos Ilevado nuestros esfuerzos para reducir
a sus justos limits los gastos de la naci6n cubana.
Quiero que me diga cuanto se ha realizado y hecho a
conciencia y de verdad, no aparentemente, para redu-
cir los Presupuestos .del Estado a un gasto semejante
a aquel que se haeia antes de la guerra. Quiero que
se me diga done esti todo ese esfuerzo, todo ese em-
pefio para reducir los gastos. Cuando esto se haga,
cuando la mayoria venga aqui con un presupuesto
reducido, ajustado a su mas minima expresi6n, y toda-
via falte dinero para satisfacer esos gastos del Esta-
do; cuando todavia a pesar de eso exista un deficit,
Sah! entonces esa mayoria puede clamar por el patrio-
tismo, puede tear las puertas de nuestro coraz6n y de
todo lo que esti al alcance de mi persona en
nuestros sentimientos, que seguramente no habra nin-
gun miembro de esta Camara, ni ning6n ciudadano
del pueblo cubano, que se resista a aportar el 6bolo de
su esfuerzo para satisfacer esos gastos que se encuen-
tren indotados.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Cuando llegue ese
moment, todo el mundo habrh muerto en el pais,
por falta de reoursos para subsistir.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) :.Entonces el Sr. Pardo
SuArez se aparta del studio doctrinal, del studio
te6rico positive que debe de guiar todo nuestro pensa-
miento en estas ideas, en estos asuntos, y ros lanza
al studio del problema tal como existe realmente en-
tre nosotros. Yo a ese piano no queria legar, porque


--







DIARIO jE)4,SBSONt' LD1 AAt tAB OAMAAA ABPAH~ NiTA


queria deten'-rme en esta parte de mi discurso dejando
estudiado como lo he hecho la parte legal, la parte
te6rica y la parte cientifica de la ley que se pretend
aprobar; pero si es necesario avanzar un, poco mis
y llegar a cual es la verdad que se persigue con la ley
del impuesto, y si reallmente s61o se persigue,-segfin
frase del propio Presidente de la Repfiblica en la en-
trevista con 61 tenida,--fnica y exclusivainente pagar
esa deuda flotante, entonces yo le daria a la mayoria
algo que tuve oportunidad decir aqui en otra 6poca,
cuando se trat6 por primera vez de la deuda flotante
.en esta Cimara: Vamos a estudiarla eientificamente,
vamos a meter el escalpelo de la ciencia, vamos a ver
lo que hay que hacer para solventarla.
La ascendencia .de la deuda no la sabe nadie, no la
sabe ni el mismo Gobierno; para acometer el problema
de la deuda flotante no es necesario empezar creando
impuestos tremendous que acabar6n con la fuerza con-
tribuitiva del pueblo cubano; lo que hay que hacer es
estudiar este problema y resolverlo cientificamente,
que despu6s se puede pagar en plazos escalonadus con
la garantia del Tesoro que provisionalmente satisfaga
esos capitals. C6mo se puede incluir esa deuda en
parte proporcional para poder nivelar esos presupues-
tos? Yo quiero que me digan los distinguidos miem-
bros de la mayoria, ,qu6 principio cientifico, que base
de 16gica tiene una Ley que viene a deeir que se debe
una enormidad y que para satisfacer esa deuda hay
que crear esos impuestos, esa deuda flotante que to-
davia no sabemos donde esta. Y avanzando ain mks
en este studio, ya casuistico del problema, yo digo
10 siguiente: Segfin las frases del propio Sr. Presiden-
te .de la Repiblica-al Sr. Ferrara ha dado estos da-
tos mrs completos-ese impuesto de la venta bru-
ta debe producer de quince a diez y seis millones de
pesos seg-n su apreciaci6n; pero aceptando que sola-
mente fueran los quince o diez y seis millones de pe-
sos, que el Honorable Sr. President pos informaba
que debia producer como cantidad segura como in-
greso del Estado, tendriamos lo siguiente, que es lo
mIs enorme que puede pensar: Los demhs impuestos
que aqui se crean son los impuestos cuya recaudaci6n
se produce por otros concepts y que se llama deuda
terrestre. Y si se observa, estudiAndolos detenidamen-
te, se vera que todos esos impuestos se elevan en una
media tan considerable, que el que menos se eleva es
en un ciento por ciento. De modo que hasta el sell
de diez centavos que se usa en las Instancias, habria
que ponerlo -de veinte. Y en esta proporci6n del ciento
por ciento, como pasa con los derechos hipoteoarios, se
modifican todas las fuentes de los ingresos terrestres
del Estado. Las rentas terrestres del Estado Cubano,
Ssab6is en auanto se presupuestan Pues se' presupues-
tan en diez y ocho y medio millones de pesos; y si
la fuents de esa recaudaci6n la elevamo,, conciente
mate, en m6s .de un ciento por ciento, matematica-
mente se habrAn de recaudar, por ese aumento, otros
diez y orho y medio millones de pesos que sumados a
los quin.e o diez y seis millones, tendremos los treinti
o treinta y dos millones de pesos a que aludia el senior
Ferrara; y se vera como nosotros aqui esta tarde lan-
zamos sobre el pueblo de Cuba una tributaci6n de
treinta a cuarenta millones de pesos, capaz de produ-
cir, en cualquier pais del mundo por menos civilizado
que estuviera, la mks violent de todas las revolu-
ciones-


'SR. MAZAS (ENRIQUE) : Ya vendrA.
aR. GUTIERREZ (VIRIATO): La proporci.n de los im-
puestos, como cientificamente se dice en la parte que
a cada ciudadano corresponde los gastos pfiblicos, en
que hoy en dia con un presupuesto de 54 millones de
pesos, cada ciudadano contri'buye con determinado
nfimero de pesos, despu6s de probada esta ley, toca-
rA a cada ciudadano contribuir con las dos tercera;
parties por lo menos, mns de lo que contribute
actualmente; de manera que si yo contribuyo al Esta-
do, hoy dia, por ejemplo, con la cantidad de cinco
pesos, con la aprobaci6n de estos impuestos tendr6
que contribuir con las dos terceras parties mks de lo
que contribuyo hoy, o sean cuatro pesos m6s; de ma-
nera que mi contribuci6n al Estado, se elevaria enton-
ces a la cantidad de nueve pesos.
SR. FERRARA (ORESTES) : Esto es en bien del obrero,
como decia el Sr. Pardo SuArez.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Con la teoria de su
seforia debemos suprimir todos los impu'estos; y en-
tonces no habra Repfblica, porque no habrk recur-
sos para sostenerla.
-SR. GUTIERREZ (VIRIATO): Se equivoca S. S. Si
con los presupuestos que vamos a votar se satisfacen
las necesidades del Estado, porqu6 votar nuevos im-
puestos en estos moments? Si desp'us de aprobado
el presupuesto result que los ingresos no son sufi-
ciente para tender las necesidades del Estado, enton-
ces sera llegado el moment de pensar en la creaci6n
de nuevos impuestos; pero no en estos moments en
que ain no se conoce si seran o no suficientes los
ingresos del pr6ximo presupuesto, para las atenciones
generals del Estado. Y mientras el Sr. Pardo Suarez
venga aqui te6ricamente a solicitar la creaci6n de
nuevos impuestos y no nos diga para qu6 atenciones
se van a rear, yo tengo motive para pensar que con
el Estado cubano, lo mismo que con la patria cuba-
na se esta jugando, y no se esta procediendo como
debiera, segfin' dije 'al comenzar mi Idiscurso. Mien-
tras no se demuestre que esos impuestos son nece-
sarios para tender necesidades del Estado cubano
no estoy conformne con iello, y por lo tanto no estoy
dispuesto a votarlo. Mientras no se me pruebe su
necesidad, yo, concientemente, con todo mi amor a
la Repfibilica y con toda la devoci6n por mi patria,
no puedo votarlo, puesto que votando estos impues-
tos no la engrandecemos sino por el contrario, la
empequeiiecemos, no la 'elevamos sino que -en los pri-
meros pasos que en ella damos, ila precipitamos en
el laMsmo, del cual desgraciadamente no podremos
nosotros sacarla.
(Grandes a.plausos.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palabra el se-
;ior Alberni.
SR. ALBERNI (JOSE) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: No tenia el prop6sito de consumer
,in turno en la tarde de hoy, y por tanto no pensaba
molester la atenci6n de la C'mara. Solamente la ama-
bilidad ide nuestro querido compafiero :el Sr. Alonso
Ampudia me ha permitido exponer tambi6n mi ma-
nera 'de pensar alrededor del problema econ6mico
que se debate en estos moments, con motive ide la
Ley Ide Imprestos que se dispute.
Este no es un problema realmente Vuevo, que ha
llegado festinadamente a la Chmara. Yo .soy ino de
los elements modernos del Congreso como decia el


-- -- --








24 DIARIO DE SES10NES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
| r ,, ,:= r ,


senior Ferrara, cuando me hacia una alusi6n, y le
contestaba que habia llegado a esta Camara en el mes
'de Abril del afio proximo pasado, con posterioridad
,a todo aquel period ide riqueza; y realmente, sefiores
Representantes, en moments muy dificiles, en mo-
mentos en que la actuaci6n de la CA.nara y del Con-
gresc entero, como de los otros Poderes .de la Repfi-
blica, se hacen en extreme dificultosos. Y digo que
este no es un problema nuevo, porque yo recuerdo
que ouarndo celebrabamos aquellas sesioncs extraor-
dinarias y como consecuencia se nombraron comisio-
nes de los dos Partidos Politicos que acudieron ante
el Poder Ejecutivo y trataron de condensar las Leyes
que en aquellos moments necesitaha Al pais, re-
cuerdo que entonces se acord6 un program por el
Partido Liberal y por la Liga Nacional, en el que
se consignaba la Ley del Empr6stito y la Ley de
Emisi6n de Bonos, que natural y necesariamente ha-
bian de llevar aparejadas los impuestos correspon-
dientes. Entonces el Partido Liberal y la Liga Nacio-
nal reconocieron la necesidad de crear nuevos Im-
puestos en la Repfiblica que vinieran a salvar la si-
tuaci6n normal que atravesaban; y como ain en
estos moments, no se ha conjurado, porque continfia
el estado de crisis actualmente. estamos en el caso de
eumplir aquel program.
En aquella ocasi6n, yo tuve el honor, seiiores Re-
presentantes, de former parte de la Comisi6n que fu6
a Palacio y alli con el Poder Ejecutivo aprobaron el
program que luego fu6 desenvolviendo la CAmara de
Representantes, pronunciindose en el sentido de le-
terminadas meididas que se tradujeron en proyectos de
leyes que fueron unos aprobados por el Congreso, Al-
gunos solamente por la Camara, pendientes d.! apro-
baci6n en el Senado, y que otros aprobados por ambos
Cuerpos Colegisladores fueron sancionados por el
President de la Repiublica. Pero, seiiores RepreLsen
tantes, hay algo mAs: no es una cuesti6n nueva y que
viene festinadamentc a la CAmara el probk1r de los
Impuestos, porqu.1 ahi len]mos sobre la mesa en mo-
mentos en que se -omenz6 a discutir este proyecto de
ley de Impuestos, la iniciativa del distinguido Repre-
sentante Sr. Espinosa que tambi6n atendiendo a aque]
estado de necesidad redact6 la proposi6in le l1y que
tom6 en consideraci6n la Camara por unanimilad.
Repito que yo r? venia preparado, ni en nondieio-
nes, ni con descos de intervenir en est, debate, y
much menos despu&s que se me coloca "n la lificil
situaci6n de contestar al distinguido y cultisimo com-
pafiero Dr. Viriato Guti6rrez, que ha hecho un magis-
tral -discurso sobre 6ste problema y alrededor del
asunto de los Impuestos. Mi situaci6n, porque se tra-
ta de defender una Ley de Impuestos, porque se trata
de decirle al pais que tiene que contribuir con nuevos
esfuerzos a los gastos pfiblicos; y, sobre todo, cunaldo
lo realize un Representante que llega a la CAmara en
moments de crisis, y que se va de la CAmara cuando
todavia no ha podido contribuir a resolver ia crisis
que pesa sobre la Repfblica. Pero siguiendo la discu-
si6n de este asunto y especialmente alre.ledor del
compafiero, yo tambi6n he de hacer determinadas afir-
maciones. Yo deeia que la Ley de Impuestos no es un::
Ley nueva ni era una necesidad que festinadamente
y por sorpresa se traia aqui a la Camara de Represen-
tantes, porque no solamente ya en aquellas sesico.es
extraordinarias se votaron por la CAmara leyes te
traian aparejadas el acordar los Impuestos que habrian


de pagarlas, sino quc tambien se habian pronunciado
en este sentido distintos elements da la minoria; pero
es, sefiores Representantes, que atravesamos una situa-
ci6n tan critical que entiendo que toda raz6n de cien-
cia y todo principio de economic political respalda y
ampara el estado de necesidad imperiosa en que nos
encontramos de crear nuevos impuestos, y quiero que
se interpreten mis palabras en el sentido recto en que
me pronuncio, es decir en favor de la totalidad del
Proyecto, porque reeonozco la necesidad de que se vo-
ten estos o cualesquiera otros impuestos para resolver
la situaci6n econ6mica normal porque atraviesa el
pais. Y digo esto frente a lo que afirmaba el distingui-
do Representante de la minoria de que los Impuestos
son innecesarios; aunque no tenia necesidad de refu-
tarle este extremo de su discurso, porque ya se encar-
g6 el querido compafiero de contradecirse cuando
posteriormente manifestaba que estimaria necesarios
los nuevos impuestos cuando conociera la ascendeneia
de la llamada deuda flotante
Pero es sefiores Representantes y Sr. Guti6rrez, que
no podemos olvidar que existe una duda flotante, es
que no es necesario que se nos manden los datos pre-
cisos, no es imprescindible decir en pesos y centavos
lo que se debe. Estamos palpando esa necesidad; sabe-
mos que los hospitals estan faltos de consignaci6n;
que en las cireeles los proveedores se niegan a sumi-
nistrar alimentos por las mensualidades que a los con-
tratistas se les adeudan; sabemos eso y nmuchas
cosas mas...
'SR. SAGAR6 (13ARTOLOMA) : Esas son atenciones pre-
supuestales que se deben cubrir mensualmente.
SR. ALBERNI (JOsi) : Pero es que ademis sabe el
Sr. Bartolom6 Sagar6 y los demis Sres. Representan-
tes que por concept de obras pfiblicas realizadas y
no pagadas como por sueldos y gratificaciones a los
empleaaos pfiblicos de deben sobre 35 millones de
pesos...
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : De obras no realizadas.
SR. ALBERNI (JOSE) : Esas no las conozco.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Ruego a los Sres. Re-
presentantes no interrumpan al orador.
SR. ALBERNI (JOSEI) : Pero 'alrededor de esta afir-
maei6n del Sr. Guti6rrez que 61 mismo en posteriores
parrafos de su discurso incurri6 en la contradicci6ni
que selialaba, preguntaba si era possible afirmar de
manera categ6rica y meditada la necesidad de los
impuestos. Esa frase u otra parecida pronunci6. Yo,
sefiores, que no me pronuncio aqui en favor de los
impuestos como cuesti6n circunstancial, que no lo ha-
go siquiera porque la mayoria se pronuncie en ese
sentido, sino porque despu6s que me formo un estado
de conciencia tengo civismo para llevarlo adelante, a
pesar de ser candidate o pretender serlo a Represen-
tante, sin que me arredre la inoportunidad con que
nos amenazan, quiero declarar que estiimo necesarios
nuevos impuestos, nuevos sacrificios que vengan a
nivelar la Hacienda Pfiblica. Pero es que se aeepta la
necesidad de los impuestos. El Dr. Guti6rrez se re-
feria 1a cilculo prudencial y cientifico rc:lizado por
la Secretaria de Hacienda y el Senado cuando confec-
cionaron los presupuestos reajustados que han de ve-
nir muy pronto a esta Camara y han de ser objeto de
discusi6n de este Cuerpo Colegislador y entonces de-
cia alrededor de este problema que efectivamente,
segfin esos datos y seguin esa apreciaci6n prudential,
los ingresos en el pr6ximo ahio fiscal serian de cin-








DIARIO DE SESIONES DE LA.CAMARA DE REPRESENTANTES 25
r il i i : i l u : 1 !. .. N i v (


cuenta y cuatro y medio a cincuenta y cinco millones
de pesos y que los gastos pfiblicos ascendian mAs o
menos a esa cantidad. De manera que no es possible,
despu6s de esa ,afirmaci6n, sostener que se puedan
pagar con esos ingresos, los egresos an;eriores realiza-
,dos por el Estado y eso que se llaama deuda flotante.
Es neoesario, por 'tanto, despues ide esa afirmaei6n
aceptar la necesidad de rear nuevos impuestos, nue-
vas formas de ingresos que permitan solventar las
necesidades y la deuda. Y entonoes el Sr. GutiBrrez,
olvidando los esfuerzos que ha realizado estv Go-
bierno ante la situaci6n normal porque atraviesa el
pais, le decia a la 'Cmara algo que yo individualmen-
te tengo que rechazar y pronunciarme en contra y
explicar por que icreo que en el 4nimo, la mente y el
coraz6ri de todoa los RepTesentantes estA el que los
gastos piblicos han sido rebajados en una gran pro-
porci6r, que los altos Presupuestos que se sostavie-
ron en 'aquel period en que habia grades ingresos,
este Gobierno por todos los medios, realizando toda
clase'de esfuerzos, aconsejihndole al Poder Legislati-
vo inclusive, los ha reducido, en un ante-proyecto de
Presupuestos que envi6 il Senado, a cincuenta y
nueve millones y, en definitive, el Senado .los ha
reajustado a cincuenta y cuatro.
SR. FERRARA (ORESTES): Y la CAmara los reduce
r6 a cincuenita.
SR. ALBERNI (Jos) : Yo contribuir4 con -S. S. a
que se reduzean a esa cantidad. De mcdo que es in-
justo declarar que el Gobierno actual no ha realiza-
do toda clase de esfuerzos para reducir los presu-
puestos nacionales. Fub el Poder Ejecutivo el que
pirdi6 la adopci61r de esas medidas al Congreso; y
fu6 el Congreso, cuando aquel prablema se someti6
a su studio y se le hacia impossible adaptar Una re-
sbluci6n inmediata, el que puso en manos del Poder
Ejecutivo la forma en que debia de efeetuarse ese
reajuste.
De modo, Sres. Representantes, que tenemos que
reconocer que el Ejecutivo ha realizado, en este sen-
tido, toda clase .de esfuerzos y sacrificioe a fin de ni-
velar los ingresos con los egresos para que las canti-
dades que gasta el Estado esten perfectamente ga-.
rantizadas y niveladas con los ingresos. Entonces,
Sres. de la minoria, sen qun6 condiciones se deja por
el Congress al Poder Ejecutivo, reconociendo, como
hay que reconocer que existe una deud a flotante a
conse'bueehcia del estado normal porque ha atravesa-
do el mundo entero?
SR. FE7IRARA (ORESTES) : Primero tenemos que co-
nocer la ascendencia de esa deuda flotante.
SR. ALBEINI (Jos) : El Sr. Ferrara estima que
ha flegado la cpoitunidad de que esa deuda se deter-
miine nlinfi.ioa ~l ente y que cotiozcamos la haturale-
za de ella, su ascendencia en pesos y centavos. Per-
fectamente, puede el Sr. Ferrara pronrunciarse con
enmiendas dentro de este proyecto de ley.
SR. FERRARA (ORESTES): Habria que cambiarlo
todo.
SR. ALBERNI (JOSE) : La ideuda flotan e no es un
secret ide Estal,, -es Uina reali;dad. Todos sabemoss
que a los contratistas se les debe deternmiiada .eatti-
dad. Sabelros que desde el afio pasado se deben can.
tidades, quo han sido ifcluidas en la deuda flotante
Ipor sitministros a arceles y hospitals; todos sabe-
mo que en el mes de Jutiio le serA miuy dificil Pl


Gobierno oubrir los gastos pfiblicos porque no es el
Presupuesto de cincuenta y cuatro millones el que
ha regido en el semestre primero .del afio fiscal, sino
que ha regiddo un Presupuesto de mAs de cien millo-
nes de pesos.
SR. FERRARA (ORESTES) : Y no habia fuerza huma-
na que convenciera al P'residente de la Repfiblica 'de
que tenia que reducirlos.
SR. ALEERNI (JosE) : El Sr. President de.la 1lepfi-
blica los redujo a cincuenta y nueve millones.
SR. DE CARDENAS (RAUL) : Y sabe S. S. que se pa-
gan atenciones que no son las corrientes del Presu-
puesto y que nadie conoce. h S. S. lo sabe ,
SR. ALBERNI (JOS) : Declaro, de manera termi-
nante, que no conozco an solo caso en que haya sido
pagado por la Hacienda Pfiblica un cr6dito que no
haya estado consignado en los Presupuestos v que
no sea un cr6dito normal y penfectamente legal.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo lo afirmo.
SR. ALBEBNI (JOSE) : S. S. tendria que venir aqui
perfeetamente documentado para demostrarlo, por-
que de lo'contrario yo podria no aceptar esa afirma-
ci6n de S. S.
SR. FERRAA. (ORESTES) : i'Es este un asunto tan
elAstico!...
Sn. ALTBERNI (Jos) : Sby 'ajeno, compiletamten-
te, como tuve oeoasi6n de declararlo al Sr. Ferrara en
distintas conversaciones particulares, a esa deuda
elotante.
SR. FERRARA (ORESTES) : Lo supongo.
SR. ALBERNI O(JosA) : Yo no tengo ninguna inter-
venci6n, ni siquiera en mi carActer de abogado.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo tengo tanta, desgra-
ciadamnente; y siempre tengo clients que deben co-
brar cincaenta o sesenta mil pesos al Estaido y que
son demandados por dos o tres mil pesos, y no pue-
den llevar la comida a sus casas.
SR. ALBERNI (JOSE) : Eso demuestra que sus clien-
tes estAn en las mismas condiciones del Estado; y por
eso es, Sr. Ferrara, que el Estado se encuentra en la
necesidad de aprobar estos impuestos, para salir de
esas dificultades en que se encuentra.
SR. FERRARA (OR ESES): Yo no niego la'posibi-
lidad de que un Parlamento vote unos impuestos,
pero lo que yo digo, declare y afirmo es lo siguient3:
primero que no se pueden votar impuestos para pagar
atenciones todavia desconocidas, y que por lo tanto
no podemos hacer nacer al hijo, antes que nazca el
padre, y segundo, que en caso -de que sea necesaria la
creaci6n de u'nos impuestos, no es esta Ley de Impues
tos la que debe ser votada en un pais civilizado, por un
Congress como el de Cuba. Esto es lo que yo .digo.
SR. ALBERNI (JOS0) : Yo desearia que S. S. me
contestara, si en aquellos moments en que se cele-
braban las sesiones extraordinarias y se discutia la
Ley de emisi6n de bonos, conjuntamente con la Ley
creando nuevos impuestos para su amortizaci6n, ley
que acordaron discutir el Partido Liberal y la Liga
Naciorial, si on aquellos moments se conocia la as-
eendencia de lo que habria de pagarse.
* SR FERRARA (ORESTES): Es inexacto que se haa
acordado nada en Palacio; yo fui a Palacio, y alli no
se acord6 nada, afirmo,. 'ese. Repre -'taontes. que
nunca en Palacio, hubo resoluciones definitivas;
hubo cuestiones a discutir y cuestiones que fuercn
discutidas, sin que se llegara a un acuerdo determi-









26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


nado. En esta Camara yo fui contrario a la emisi6n
de bonos. La Camara la vot6 y tuvo que enterrarla
ella misma. Yo sab:a que no tenia viabilidad ningu-
na, dada la forma equivocada en que se aprob6, y
entonces y ahora fui favorable a una Hacienda lim-
pia y a que el Estado cumpla sus obligaciones; pero
repito y digo *que soy contrario a que se creen y a
que se voten impuestos para pagar deudas flotantes
cuya legalidad, cuya legitimidad, y cuya ascenden-
tcia no conocemos y repito y digo que hay que pagar
con impuestos esta deuda flotante, si ella result
legal y llegamos a conocer su ascendencia; pero no
debe ser con estos impuestos. Para honra de la Re-
ipiblica y para honra nuestra, no se deben votar en
esta Camara. Esta es la situaci6n que yo sostengo
:ahora.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra ,n
contra el Sr. Wolter del Rio.
SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN): Sr. President
Sres. Representantes: Mi conduct, en la sesi6n qu.
celebra la Cdmara en el dia de hoy, no aparece muy
concordante, con mis antecedentes y sin embargo lo
es, y es al propio tiempo resuelta y decidida; no apare-
ce muy concordante con mis antecedentes, porque, sin
necesidad de la excitaci6n que en .el dia de ayer ha re-
cogido un peri6dico villarefio que dirige un miembro
de esta C:mara, comentando las manifestaciones dcl
Senador norteamericano Pepper contrarias a la
verborrea lastimosa de los parlamentos, soy de los
que poco cansan la atenci6n de sus compafieros, y
sin embargo, he hecho en el dia de hoy insistencia
con el objeto de que se consumieran tres turnos en
contra de esta proposici6n de ley, comn ampliaci6n
del debate, para que uno de esos turnos me fuera
concedido. Y ha sido valiente y decidida mi conduc-
ta, porque despu6s de los discursos elocuentes que
aqui se han pronunciado en contra de este proyectto
de ley, especialmente, deseo reconocerlo, el del doctor
Ferrara, poco puede decirse en esta material que nos
ocupa; y tampoco parece concordante mi conduct
de hoy con mis antecedentes porque yo soy autor
de un proyecto de ley sobre impuestos, cuya tota-
lidad esta ya aprobada por este Cuerpo y que figu-
ra hace mas de dos meses al nimero uno de esa
orden del dia, en la que nunta entramos. Yo necesi-
to por tanto explicar mi conduct. No es que yo haya
cambiado y que desee desde el dia de hoy ser verbo-
rreico; no es que yo haya pensado desde el dia
de boy que debemos mostrarnos contraries a toda
reform tributaria. Es que doy a los asuntos que
nos ocupan la importancia que realmente tienen, y
que consecuente con aquellos antecedentes que de-
terminaron mi proyaecto de ley, soy contrario deci-
dido y resuelto a este Proyecto que se dispute, por
impopular, injusto, falto de ciencia, de equidad, y de
realidad.
Hoy he oido hablar entire otros al senior Walfredo
Rodriguez, del problema del crecimiento de los gastos
pfblicos y si mal no recuerdo hasta le he oido citar
al famoso autor italiano Nitti, que, quiero reconocer-
lo, he estudiado desde hace alg6n tiempo, por express
recomenrlaci6n del Sr. Ferrara. Ese fen6meno del
acrecentamiento o aumento de los gastos p6blicos
es, en efecto, cierto y universal, pero realmente se
olvida el senior Rodriguez que ese auto sefala como
causa principal y fundamental del mismo una que


por desgracia no se produce en nuestro pais, en esta
desafortunada patria a la que cual la frase expresa-
da por Marti en el pr6logo del poema: "El Nilgara"
de P&rez Bonilde, que las redenciones han venido
siempre te6ricas y formales y no reales y efectivas.
Los pueblos quieren redenciones en su vida real, no
cn el apartado de constituciones incumplidas, Es a
causa que no ocurre ciertamente en el fen6meuo
del acrecentaniento de los gastos p6blicos de Cuba
y que sefiala el tratadista Nitti, es una funci6n que
viene realizando el Estado en Inglaterra, en Fran-
cia, en Suiza, en Espafia, en Italia, en todos los pai-
ses civilizados, es la funci6n de beneficencia, de pro-
teci6n, es la funci6n social, para decirlo con una sola
hermosa palabra, que en todas parties realize el Es-
tado, menos en nuestro desgraciado pais.
SR. FERRARA (ORESTES) : Muy bien, muy bien.
SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN): Aqui no hay ca-
si ninguna de las formas del retire obrero; solo se ha
prestado alguna atenci6n al retire burocratico no
tanto por la inexistencia de esas necesidades, sino
porque nuestros obreros, inocentes y engafialdos, no
hacen political, o la hacen mal, porque la political que
se practice en la Repfblica no es popular, no es obre-
ra, sino puramente burocrAtica. No es necesario que
repita las consideraciones expuestas por quienes han
consumido brillantemente los dos precedentes turns,
referentes al mal empleo de los ingresos pfiblicos y
a la mal lamada deuda flotante, porque estAn en la
superficie, bien visible sus impurezas.
En el curso de esta sesi6n yo he estado compa-
rando distintas ideas y distintos recursos; he visto la
forma especial en que la CAmara se produce
abordando ]a discusi6n para llegar a ]a inmediata
aprobaci6n de un proyecto de ley cuando existen er
esta propia mesa de la Camara proyectos semejantes,
muchos de ellos dictaminados y completamente aban-
donados al parecer cuando se llega a la disc'isiOn de
otro. Yo he pensado hoy en el verso florido de un
poeta de la Aernica Latina, al ver tantos proyectos
de impuestos y al observer que el proyecto que abo-
ra discutimos encierra y quiere abrazar tantos tribu-
tos, he pensado en los versos de aquel poeta latino
que ante el politeismo que se ofrece con la abundan-
cia de religiones y por ]a incompatibilidad de las
unas con las -otras, porque el hombre ni en el tiempo,
ni en el espacio, ha creido siempre en un mismo Dios,
hubo de decir oue al ver tanto Dios y tanto desvario
entra la horrible duda que atormenta, pero que la
dudi cesa de improvise porque Dios hizo al hombre,
y el hombre en just recompensa hizo a los Dioses
que al mundo atormentan. Al ver tantos impuestos,
oyendo las disusiones one aqun se han entablado an-
te la necesidad de satisfacer las exigencias piblicas,
he pensado, repito, que los imnuestos snstienen v ha-
cen a la burocrvcia, v 11Lmas. Poder E ieiutivo. Poler
Legislativo o Poder Judicial. y que la burocracia, en
justa recompense, hace los impuestos que al pueblo
atormentan.
Voy a ser muy breve, conseeuente con mi conduct
v para no cansar innecesariamente la atenci6n de la
CAmara. Yo creo en la necesid.,d de nunvos imnues-
tos, hago la afirmaci6n en forma absolute, pero no
creo en la corvenien-cia. ni en la justicia de estno
nuevos impuestos. Nuestro problema no esti en au-
mentar los ingresos pfiblicos, consiste en reformar








DIARIO DE SESIONES DE, LA CAMERA DE REPRESE-TANTES 27


nuestra legislaci6n tributaria, para disminuir los im-
puestos que afectan a las clauses pobres, suprimiendo
algunos y creando otro, ide los cuales se ha venido es-
capando el cap ital de los poderosos. El Dr. Ferrara
lo ha expresado en el dia de hoy en forma bien ter-
minante.
,Una cosa, tal vez una sola cosa tiene buena este
proyecto que ahora discutimos; tiene bueno algo que
justamente hube de interesar en la Comisi6n Nacio-
nal de Legislaci6n, acordada en virtud de una Ley
del Congreso Cubano, y es la unificaci6n en un solo
acuerdo legal de toda la legislaci6n fiscal de la Na-
ci6n. Eso es ]o fnico bueno que tiene este proyeeto;
pero en cambio, tiene defects tan fundamentals,
ofrece tantos motives para la oposici6n, que no es
possible que uno pueda determinarse en favor de 61
en forma alguna, si se le analiza, aunque sea en for-
ma ligera.
Ya aqui se ha dicho en la tarde de hoy que la ten-
dencia modern se dirige a la supresi6n del impuesto
indirecto y a la creaci6n del impuesto director. Ingla-
terra, hasta una fecha bastante reciente, pcrcibia por
concept de impuestos indirectos hasta un ochenla
por ciento de sus ingresos pfblicos, y actualmente
solo recauda par concept de esos impuestos un vein-
te por ciento. La frase es bien conocida, los impues-
tos indirectos hieren a traici6n, y salvo los de trans-
misiones gratuitas, gravitan sobre las classes ins po-
bres, de la sociedad.
La Repfiblica de Cuba necesita una refornia en su
legislaci6n fiscal, porque este pais, para vergiienza
nIeestra, es el fninco quie permaneee indiferente ante
el movimiento quc, se observe en todas las naciones
encaminado a reformer sus sistemas fiscales, ya que
la legislaci6n tributaria viene sustituyendo a las vie-
jas disciplines del derecho civil.
Pero es que ocurre entire nosotros ,1 propio defect
que se ofrece en' el resto de toda nuestra America
Latina.
Yo recuerdo haber leido un diseurso de Washing-
ton Beltrhn, desgraciado politico recientemente desa-
pareeido, en el que sefialaba la contradicci6n absolu-
ta entire los principios que se sostienen en las .Consti-
tuciones de Hispano-Am6rica y la realidad de su vida
national. Y eso mismo ocurre entire nosotros. Nuestros
partidos politicos, el Liberal, per un program del
que me honro en declarar que fui autor de muchas
de sus bases, sostiene tendencies que obligan a la mi-
noria liberal del Congreso para pronunciarse en el
sentido de ese program, el Conservador, en su pro-
grama de Octubre de mil novecientos -diez y nueve.
acordado dias despu6s del nuestro, y del cual me infor-
m6 privadamente en esta misma OCmara el entonces
representante y actual Secretario de Agricultura se-
fior Jos, Maria Collantes, y mis tarde el Partido
Popular, todlos, en fin, ofrecen en sus programs
conclusions que por lo visto, para justificar esa
amarga afirmaci6n de Washington Beltrfn, nosotros
no vamos a tener present ahora. Ese es el motive
fundamental de mi oposici6n a este proyecto de ley.
Se viene discutiendo actualmente la necesidad de
reformar nuestra, legislaci6n fiscal. Se ha hablado,
hace un moment, por el Dr. Viriato Guti6rrez del
Capitulo de rentas terrestres. Se ha sefialado que los
ingresos por este filtimo ecncepto ascienden a diez y
ocho millones de pesos, y en 61 vah incluidas las ren-


tas de Comunicaciones, el product del im puesto de
utilidades y otros. Pero no se ha dicho que hoy mismi
ha llegado a esta 'Cmara el mensaje Presidencial
encaminado a obtener la reform del Derecho Fiscal
en material de Aduanas, y no se ha pensado que no es
'discreto efectuar una reform .integral de una tribu-
taci6n, sin tender a la otra, no se ha pensado que
en el dia de hoy, como ayer, se ha sefialado la forma
tan poco nacionalista en la que se vienen conducien-
do los poderes 'ie la Repfiblica como una excepci6n
a la political fiscal que se observe en el mundo entero
en material de Aduanas,
Yo he leido en estos dias un trabajo del distingui-
do argentino Doman en la Revista de Economia Ar-
gentina" que se public en Buenos Aires, en el que
sefiala la political .tan original o maliciosa que ofrecen
Europa y Norte America en relaci6n a la Am6rica
Latina en lo que se refiere al orden fiscal de Adua-
nas, pues pidiendo a nosotros la political mis liberal,
mas abierta, practican sin embargo en sus paises ]a
del proteccionismo mAs radical. No hay nacionalismo
econ6mico sin leyes nacionales hechas por quienes
convivan con la Naci6n. Los impuestos de Aduana
representan el sesenta per ciento de nuestro presn-
puesto de ingresos, y deben modificarse reduwi6ndo-
se los derechos a esos articulos que oomo la harina de
trigo no se produce en nuestro pais y son de pri-
mera necesidad, para aumentar los que afecten a
otros efectos que compiten con los obtenibles en nues-
tro suelo. Y el. deficit que esa reducci6n proiduzca en
el 'Tesoro Nacional debe cubrirse con una Legislaci6n
de Impuestos terrestres a cargo de las classes mis ri-
cas de nuestra sociedad, con impuestos justos, equi-
tativos, como el de herencias y demds transmisiones
gratuitas, el de la mano muerta y otros. 'laci6ndolo
asi, serviremos a nuestro pueblo. Una political de
Aduana proteccionista en lo general es un absurd,
es un error en el que las naciones vienen incurriendo
en esta 6poca caracteristica del proteccionismo, sin
pensar que la ciencia -de la hacienda es incapaz para
hacer que se produzca azicar de cafia en Michigan
como en Santa Clara, ni trigo en Camagiiey come en
New York.
Quiero sefialar en forma sint6tica los motives de mi
oposici6n a este proyeeto. Los motives no son nuevos
y antes de ahora los he manifestado. Un distinguido
compafiero que tiene interesado un turno en favor de
este proyeeto de ley, el querido Dr. Gonilez Manet,
tiene en su powder, como Presidente de una Comisi6n
Especial un amplio dictamen de m6s de cien piginas,
cuya copia tengo aqui, que hube de presentar en re-
laci6n con 1la reform fiscal. Yo enton'es recogi el
eco de la opinion cubana enter, y anot6 igual opi-
ni6n en los peri6diqos conservadores, ."El Dia", y
"La Discusi6n", que en los liberals "El Heraldo
de Cuba" y "El Triunfo" y en los independientes co-
mo "El Mundo", "La Marina" y otros, y hube d3
anotar qde todos se manifestaban en el sentido de quo
Cuba es la Jauja de los ricos, aqui solo los pobres
contribuyen a las cargas piblicas sin que en forma
alguna, a las classes pudientes,.se les exija la debida
y necesaria tributaci6n.
Estamos tratando un asunto en extreme delicado.
En la propia Inglaterra, conservadora, citada en el
dia de hoy por el Dr. Ferrara,- se ha producido una
huelga mineral violent y numerosa, potente, hace









28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


bien poco tiempo, y no reelamaban en ella los obre-
ros, ni aumento de jornales, ni disminuci6n en las
horas de trabajo, sino tan s61o el aumento en el tipo
minimo de exenci6n en el impuesto por raz6n .de la
renta. Es deeir, en todas parties en done la opinion
piublica se manifiesta, se presta atenci6n a este fen6--
meno, al fen6meno de la Legislaci6n Fiscal, que para
nosotros permanece inadvertido, pero que puede ser
que venga a llamar la atenci6n popular cuando se
palpe la Idura realidad, y no quiero pensar qu6 con-
clusi6n habri de llegar entonces nuestra propia nacio-
nalidad.
Quiero confesar que cuando tuve conocimiento de
esta iniciativa experiment satisfacci6n inefable; y
hube de experimentarla, porque en mas de una oca-
si,6n he sefialado los defects que sufre nuestra Le-
gislaci6n Fiscal y pensaba que era este el mejor mo-
mento para que la Hacienda cubana fuera encauzada
por rumbos de sabiduria, por los cuales nunca ha
ido a pesar de haber ocupado la Secretaria de Ha-
cienda distinguidos y cultos hombres pfiblicos, algu-
nos de ellos profesores cruditos de nuestra propia
Universidad; pero nuestra Hacienda nunca se ha
encausado por normas cientificas, siempre ha perma-
necido la mIs atrasada de las Am6ricas Latinas.
Preguntaba hoy el Dr. Ferrara al senior Pardo Sud-
rez y al Dr. Casuso la raz6n por la cual no aparece
en este proyecto de ley el predmbulo explicativo de
su cardcter, la inspiraci6n, la raz6n de ser de todo
este articulado, y yo he recogido estas dos frases, una
del senior Pardo Suarez y otra del senior Walfredo
Rodriguez, que ellas por si solas, son la mIs elocuen-
te exposici6n de motives que haya podido tener el
preimbulo mais acabado, y ellas tambien me han he-
cho pensar que vivimos en Cuba, como antes expresa-
ba en el primer period de la evoluci6n por la que
atraviesa la ciencia de la Hacienda Pfblica, el de la
autoridad. El senior Walfredo Rodriguez hablando en
defense de este proyecto pronunci6 esta frase termi-
nante: "Estos impuestos se votan por la ley imperio-
sa de la necesidad": y el senior Pardo Suarez consu-
miendo el primer turno en favor de esta iniciativa,
hubo de decir: "Este proyeeto va solo encaminado a
buscar mayores ingresos para la Naci6n". Yo me
remito al Diario de Sesiones de la Camara y a mis
propios compafieros, como justificaci6n de ellas.
SR. RODRIGUEz (WALFREDO) : Yo recuerdo que dije
eso que S. S. express.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO): Yo lo que dije, lo
mantengo.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Inconcebible.
SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN): Ya v6 la Caimara
que los sefiores Pardo SuArez y Walfredo Rodriguez
que han consumido turns en defense de este proyec-
to de ley replicando al Dr. Ferrara, le han sefialado
ese dnico motivo como determinante de esta iniciati-
va: la dura neecsidad, la conveniencia de engrosar y
aumentar los fondos del Tesoro.
*SR. PARDO SUAREz (ANTONIO): Engrosar los fon-
dos del Tesoro para tender a las necesidades piibli-
cas. S. S. s6lo argument sobre lo que le conviene.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN): Para satisfacer
las necesidades pfblicas, se me -dice. Pero no es mi
objetivo el que supone el Sr. Pardo SuArez, otro es
mi prop6sito. Lo que el senior Pardo SuArez ha ex-
presado y ratiiicado y lo que el senior Rodriguez ha


ratificado tambien constitute la negaci6n mias abso-
luta de la moderna ciencia de la Hacienda, que atien-
de mAs que a la cantidad a la equidad en el concept
por el cual se tribute. Ese es el error, y por eso, con
much raz6n se ha dicho que algiin expert extran-
jero ha sup'usto que este pais se encontraba en
period prehist6rico, en pafiales, en el salvajism:)
econ6mico mas primitive. No recuerdo si en esa pro-
pia obra de Nitti citada en el dia de hoy por el senior
Rodriguez, o en otra, he leido la division en tres pe-
riodos distintos de la Historia del mundo entero en
lo que se refiere a la evoluci6n de la Hacienda Pu-
blica. Yo recuerdo haber leido que el primer period
ifu6 aquel en el cual el impuesto tenia como explica-
ci6n el principio de autoridad, al cual se referia el
senior Viriato Gutierrez; yo recuerdo haber leido que
tuvo un segundo period, el de la libertad que fu6
el que tambien cit6 en el dip de hoy el senior Ferra-
ra, manifestado en ]a Revoluci6n Francesa con el mo-
vimiento de los individualistas y con el pensamiento
de los enciclopedistas; pero yo recuerdo que tambi6n
se cit: un tercer period en el cual no se encuentra
Cuba, por desgracia, y es aquel en el que se atiende
principalmente a la justicia y a la equidad oontri-
butiva, en la que mas que a la producci6n del im-
puesto se atiende a la equidad, se atiende a la justi-
cia, se atiende a la eapacidad contributiva del propio
individuo que paga esos tri.butos. En ese period, por
desgracia, no se encuentra Cuba. Vean pues los pro-
pios defensores de esta iniciativa que el mismo argue
nento expresado por ellos para satisfacer esa falta
del prcAmbulo habla mas en contra de la iniciativa
que a favor do ella.
Pero ain hay mis. El proyecto es tan poco aforta-
nado que a6n los propios asuntos que trata los trata
en forma equivocada. Analiza las transmisiones de de-
rechos reales, trata los impuestos de herencias y de-
mas transmisiones gratuitas. &Y en qui forma lo ha-
ce? Lo hace en la forma mAs timida y cobarde que
puede suponerse, lo hace siguiendo el sistema fran-
cBs y no el italiano, siguiendo el sistema de fracciones
y no el sistema global, que actualmente se observa en
la misma Espafia a virtud de una reform fundamen-
tal que ha sufrido en su Legislaci6n. Es decir, que se
engafia a nuestro pueblo al decirle que tendremos
el sistema progresivo en nuestra tributaci6n, aquel
sistema que ya hoy dia tienen los Estados Unidos,
.1Mjico, ]a Argentina, Espafia, Inglaterra, Alemania,
Francia y todas las nacionea civilizadas con solo la
lastimosa excepci6n nuestra y acaso Filipinas, que es
una colonia. Es decir, que la reform que podia su-
ponerse mis atrevida, la que satisface las ansias
populares, la que va encaminada a obtener la demo-
cracia fiscal que no tiene Cuba, esa propia reform,
sc realize de manera tan timida que en vez de estable-
cer el impuesto progresivo complete, el del sistema
italiano, va al mAs disfrazado al mAs cobarde sistema
frances que es el que la realmente no se recomienda
en ninguna naci6n y que esta completamente repu-
diado por todos los tratadistas que se ocupan de
Hacienda Pillica, sea Flora, o Nitti, o Seligman o
cualquiera otro.
SR. FERRARA (ORESTES) : Y fijese que lo han im-
puesto porque se trata de herencias cubanas y no de
herencias extranjeras.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 29


.SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN): M'y cierto; y,ni
siquiera se ha. tenido el cuidado de copiar el proyecto
de ley que en esta 'Cmara figure con el fimero uno en
la orden del dia, presentado por mi, que tiende al siste-
ma italiano del impuesto global y que no ofrece esa ti-
midez del proyecto que vengo combatiendo. Pero hay
mas, se ha hablado en el dia do hoy del fraude en los
impuestos, de la necesidad de regular nuestra vida fis-
cal, en forma tal, que no existan intermediaries para
que el fraude no se produzea; pues bien, permitidme
que lo diga con 6nfasis, si este proyecto se aprueba
en lia forma presentada, el noventa por eiento :de las
herencias y demns transmisiones -gratuitas habrin
de escapar al tribute, porque no se atiende en forma
alguna a,evitar la evasiSn al impuesto, material trata-
da tambi6n en el proyecto que figure con el niimero
uno en la orden del dia y que no ha merecido la
atenci6n de la Camara en los tres meses filtimamente
transcurridos.
La occasion mas propicia para una complete refor-
ma fiscal en Cuba es la present, la ocasi6n mejor
para que Cuba, que tiene una falsa delhocracia poli-
tica, tenga una real y efectiva democracia fiscal, es
esta, y esta ocasi6n y este moment, vamos a perder-
lo por la falta de decision, por la falta de voluntad
de uosotros mismos.
Abordamos la material de los derechos fiseales en,
la transmisi6n de bienes a titulb oneroso, un impue.-
que ya esta preterido por el mundo entero, que en
Holanda ha sido borrado totalmente y se mantiene,
torpemente, en el proyeeta que combat, y del uno
por eiento se eleva al dos, dando oeasirn con esto a
quc nuestra propiedad viva afin mas retraida, a que
se naga mis dificil la circulaci6n y la manifestaci6n
de la riqueza cubana, a que seau las pobres entidades
cubanas, las que vengan a satisfacer ese impuesto.
Voy a demostrar en pocas palabras mi afirmaci6n,
y quiero hacerlo para anticipar las enmiendas que
presentar6, no se si veinte y dos como dice el senior
Rodriguez, a este proyecto de ley, en el caso de que,
desgraciadamente, fuese aprobado.
Se mantiene en este proyecto el impuesto en las
hipotecas y en todos esos conceptos que figuran en
la anacr6nica, iy tan vieja! legislaci6n que rige en
nuestro pais que es un Reglamento Provisional die-
tado hace mas de treinta aiios y que no obstante su.
carActer provisional continfia rigiendo. Se mantiene
esa legislaci6n en la hipoteca y no se tiene present
que en la propia Espafia, la madre de esa legislaci6n,
aquellas que aos la impuso, la opiniJn public entera
se ha mostrado en contra de esos preceptos legales
y que esa opinion piublica, decidida en sus aspira-
ciones encuentra eco en el Congreso de aquella Naei6n
para modificar esos tributess.
Ningfin autor ha calificado mejor esos impuestos
sobre las hipotecas, vigentes en Cuba, que el profesor'
de la Universidad, de Salamanca Sr. Berniz, quien
los llama "impuestos sobre la necesidad', y esos im-
puestos son los que se mantienen en este proyeeto de
ley, que no parece el proyecto de una Repiblica De-
mocrAtica sino el de un gobierno, te.tr6grado y, colo-
nial..
:SR, FERRARA (ORESTES): iImpuestos sobre la ne-
eesidad !
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Necesidades de la
Patria,


SR. FERARA, (ORESTEs) : i Ne.lesidaide del obrero!,
Bien podiamos sacar. el dinero; de otras fuentes. El
senior Pardo SuArez quiere exprimir al 'obrero.
SR. PARDO SUAREZ (ANTONIO) : Yo quiero darlesade
comer, y S. S. quiere matarlos de hambre.
SR. FERRARA (ORESTES) : S. S, esgrime el puilal
del asesino acre las espaldas del obrero.
(Rias).
SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN): Voy a vontinu:r
ni informed en esa forma sint6tica a la que antes me
he ref,.do. Y para que se compare estas iniciativas
con la modern Hacienda Piblica, voy a sefialar
otros. defects que contiene este proyecto de ley.
En el mundo entero, y especialmente en Cuba, des-
de 6poca muy reciente la riqueza esth representada
mas bien. por bienes muebles que por bienes inmue-
bles, y sin embargo, en este proyeoto de ley se recar-
ga la tributaci6n sobre bienes inmuebles y se deja
bien ligera respect a los muebles, especialmente res-
pecto a esas acciones y valores de Compafiias. que
por desgracia estAn en manos extranjeras y no en
manes cubanas. No es tan solo el aspect ,puranmente
econ6mico el que me inspira para hacer esta afirma-
ci6n, es tambi6n un concept de justicia. y de equidad
fiscal. En .el mundo entero, quiero sefialarlo, se viefie
observando una political contraria al titulo al porta-
dor y favorable al titulo nominative. En este otro
proyecto de ley, que no es una. improvisaci6n, de que
soy autor, expongo ideas avanzadas que siempre he
sostenido y procure recargar. la tributaci6n en los
titulos al portador y favorecer los titulos nominativos,
por tres razones fundamentals, especialmente por
dos. Procuro hacerlo porque en el mundo entero se
combat el titulo al portador en raz6n a que se presta
a fraudes que desgraciadamente vienen siendo la ra-
z6n de ser de muchas compafiias an6inimas en vez de
inspirarse en la conjunci6n de pequen'os capitals
para grandes empresas o en el deseo de limitar, ho-
nestamente, responsabilidades econ6micas.,Los titulos
al portador evaden ls impuestos, no s6lo los de he-
rencia y demas transmisiones gratuitas, y especial-
mente los de transmisiones onerosas. Nada de esto se
tiene en cuenta...
Ni siquiera se ha tenido en cuenta el gesto.,genial
de un tratadista que los impugn6 en el Coinre;-,s
Italiano, el gesto genial de Vivante, prtp,,nieu'lo que
se prohibiera a los tenedores de titulos al portador la
emisi6n de votos en las Juntas de las respectivas Com-
pafiias. Nada, absolutamente nada ha tenido en euen-
ta la iniciativa que nos ocupa.
V6ase por consiguiente icomo seria precise ofrecer
una enmienda a cada precepto para modifiear radi-
cal y substancialmente el de pretender 'codifkiar
nuestra legislaci6n fiscal, desgraciadamente no solo
anacr6nica, no solo incomplete, sino tambi6n dispersa
en mfiltiples decretos, en multiples leyes, en inltiples
disposiciones.
'La justicia que debe administrarse gratuitamente
dentro de la relatividad del concept, pues todos los
servicios pi'blicos, direct o indirectamente resultan
pagados, va a administrarse Jon la exigencia ,del im-
puesto del timbre, para alejarla ain mis de los po-
bres. Yo podria seguir tratando y sefialando defects
de este proyecto empleando acaso arguments nue-
vos, o los mismos, tal vez, que han indicado nuestros
compafieros al consumer otros turnos en contra.








30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Es necesario que yo diga que he sido sikmpre opues-
to al impuesto del uno por ciento sobre la venta bruta,
que soy y he sido siempre contrario a ese impuesto,
inidirecto, antidemocratico y falto de equidad, no
porque la opinion piblica cubana se haya manifesta-
do en su contra, pues quiero decirlo, la opinion pd-
blica en nuestra Republica por la indolencia en que
vivimos, por la indolencia en que nosotros los directo-
res del pueblo, la nantenemos, no se ha manifestado
en ningun sentido, pues aqui solo se ha manifestado
la opinion de personas parcialmente interesadas, que
no constituyen el conjunto de la sociedad. Si el pue
blo hubiera hablado no se habria manifestado en ,l
sentido de una Camara de Comereio que pide la im-
plantaci6n del impuesto del uno por ciento y la dero
gaci6n del cuatro por ciento sobre las utilidades; si
el pueblo hubiera hablado se habria inspirado en las
propias palabras de nuestro egregio pensador Enri-
que Jos6 Varona, que en carta reciente a un peri6di-
co de Holguin reproiducida por la Revista "Cuba
Contemporanea", dice que lo que este pais necesita.
entire otras cosas, para salir de tantas desgracias es la
disminuci6n de la tributaci6n indirecta y la aproba-
ci6n resuelta de la tributaci6n direeta. El Dr. Ferra-
ra en el dia de hoy preguntaba a sus compafieros
de armas que ocupan puestos en esta CAmara, si
cuando se encontraban en los campos de la revoluci6n
con sus machetes al cinto y sus fusiles al brazo, se
hubieran sostenido con igual decision, con igual te-
s6n, de haber sabido que una legislaci6n semejante
habria de aprobarse por el Congreso cubano. Cuando
el Dr. Ferrara preguntaba eso a sus compafieros, una
voz le contestaba, una voz que nunca se apaga, que
no se oye algunas veces, por desgracia, la de la Pa
tria, que por los labios de Diego Vicente Tejera, en,
el Campo de la Emigraui6n, en el propio Cayo Hueso,.
en 1896, dirigi6ndose a los obreros cubanos que ayu-
daban a nuestros revolucionarios les anunciaba un:w
patria como la reclamada hoy por el Dr. Ferrara.
una patria en la que la demociacia fiscal fuera siem-
pre cierta y positive y no inspirara una legislaci6n
que solo conduce a la plutocracia y a la injusticia.
Nuestro pueblo no ha hablado, no ha hablado ni se
ha manifestado por culpa de nosotros mismos, porque,
lo repito, es realmente sensible que aqui no se ofrezca
lo que en el mundo enter se viene ofreciendo, el es-
pectaculo de las grandes luchas sociales, las grandes
luchas political de la 6poca contemporAnea alrededor
del dereeho fiscal que quiero repetirlo y no es mia la
frase, viene sustituyendo a las viejas disciplines del
derecho civil. No se ha manifestado la opinion pfibli-
en Cuba por culpa de nosotros mismos, porque mante-
nemos a nuestro pueblo de continue engafio, hacienda
alardes de nn socialismo que no sentimos, afirmando
que tiene una libertad que nosotros no sabemos hacer
cumplir, porque a este respect yo quiero recorder
tambi6n la expresiOn de un gran reformador que es
orgullo de nuestra raza, quiero recorder la expression
de Cosentini al sefialar los defects de aquellas leyes
de su tierra que son tambi6n las leyes de la nuestra,
la libertad es solo un privilegio, digan lo que digan
nuestras Constituciones, Ia libertad es solo un privi-
legio del cual disfrutan aquellas personas que tienen
por raz6n de nuestras leyes, cubiertos los elements
necesarios para mantenerlo y ejercerlo. A ese fin de
reparaci6n va encaminada mi iniciativa, que sin hacer


alardes de una demagogia absolute me creo en esta
CAmara tan Representante de las elases proletarias
como el que mas y de ideas tan avanzadas como pueda
tenerlas cualquier otro compafiero. Siquiera sea como
una consecuencia a esa convicci6n, siquiera sea para
ser consecuente con esos antecedentes, siquiera sea
para ser consecuente con las palabras de Marti y con
las conclusions y los discursos al calor de los cuales,
para costear nuestras expediciones armadas se tomaba
del emigrado el centavo que 61 necesitaba para. las
atenciones de su hogar; siquiera sea por esas con-
clusiones, que no son socialists, que son simplemen-
te liberals y que.igualmente figuran en el program
Liberal que en el Conservador, yo reclamo de esta
Cmara la atenci6n mas cuidadosa a esos principios
para que se traduzean en la negaci6A m- -- mnpleta de
toda aquiescencia, de toda aprobacion a este proyecto
de ley.
En el dia de hoy nuestro distinguido compafiero el
Dr. Ferrara sw lamentaba de ]a sumisi6n a un extranje-
ro que en esta iniciativa se produjo, y aunque sin notas
yo vengo pronunciando mi discurso puedo y quiero
sehialar este detalle para. hacer referencia a que la
sumisi6n aquella par desgracia no s6lo puede produ-
cirse por parte del Poder Legislativo, al Poder Ejecu-
tivo, sino que.tambi6n en ocasiones puede producirse
por parte del Poder Ejecutivo a otros Poderes que no
son Poderes cubanos o a quienes ni son Poderes ni lo
representan, ni son eubanos. Que yo recuerde, s6lo trees
veces he estado en el Palacio Presidencial y siempre
he ido en actos oficiales. La primera vez fu6 en com-
pafia del Dr. Herrera Sdlotongo y de los sefores Se-
nadores Dres. Cosme de la Torriente y Rodriguez
Fuentes, y no recuerdo si alg6n otro congresista, y
nuestra visit no respondi6 a ning6n otro objeto
sino a obtener el apoyo del Poder Ejecutivo para
la creaci6n de esa Comisi6n de Codificaci6n que ya
tenemos, y de la que much me tenlo que no obtenga-
mos todos los buenos frutos que debiamos esperar.
En aquella ocasi6n yo, que desde hace much tiempo
vengo trabajando por estas conclusions, por estas re-
formas de la Legislaci6n Fiscal, quise aprovechar la
oportunidad para significar al Honorable senior Pre-
sidente de la Repiblica que presentaria en esta. CA-
mara,-como lo he hecho-un proyeeto de ley que hi-
eiera efectivas esas bases del program del Partido
Liberal encaminadas a obtener la implantaci6n del sis-
tama progresivo en nuestros impuestos, y la elevaci6n
de los tipos en algunos de ellos, especialmente en los de
transmisi6n de bienes a titulo gratuito, y el estableei-
miento de algunos impuestos como el de la mano muer-
ta, pedidos por el proletariado y por la justicia y la
equidad. Y recuerdo que el Honorable senior Presiden-
te de la Repfiblica me contest que mis iniciativas
eran socialists, replicAndole yo que efectivamente
Mars y Hengel las habian reclamado en su manifiesto
comunista de 1847, pero que ya existian en todas las
legislaciones del mundo civilizado. Y observo que hoy
-quiero dar credito a las palabras del Dr. Ferrara
-cuando no es un congresista cubano quien recomien-
da la implantaci6n de ese sistema de una Legislaci6n
semejante, sino un senior cuyo apellido comienza con,
H y terminal con d, que no es la forma *de comenzar
y terminar los apellidos latinos, encuentra en el pro-
pio Poder Ejecutivo la mAs ben6vola aeojida, lo mismo
que en otros elements oficiales. Reconozeo mi fraca-
so de aquella 6poca, y aplaudo el 6xito que la inicia-







DIARIO DE SESLONES DE LA CAMERA DE 'EPREiSENTANTES 31


tiva va teniendo, ya que me- cabe el hlinor Id habhr
sido la primera persona en Cuba que en el program
de un partido politico y en el Congreso, reclam6 la :
implantaci6n de una reform semejante en el derecho
Fiscal de su pais, program que los Liberales hemous
cunmplido con ese Proyecto mio que aparece con 6,
nfmero uno en la' orden del dia, referente a un im-
puesto sobre 'herencias y transnisiones gratuitas, si-
guiendo el sistefha, italiano global y no el frances de
las fracciones, y a otros tributes democrAticos.
Pero hay mas, y para terminar porque el tema
es muy extenso y podria cansar la atenci6n de mis
compafieros hablando durante varias horas, quiero ex-
presar otra critical sincera a este proyecto que va a t
condensar la legislaci6n entera de Cuba en material
fiscal. No soy Profesor de Hacienda, ojalA lo fuera,
pero s6 que esa ciencia, que alguian ha llamado Came-
ral por la intervenci6n de las CAmaras en sus mani-
festaciones prActicas, es bien sencilla en la Apoca con-
temporanea. para sefialar los ingresos. Tres classes de
impuestos se recomiendan por esa cienela en la 6poca
present, y las tres han sido negadas en este proyecto
de ley. El estudiante mas modesto de Hacienda Pu-
blica, sabe de sobra que los ingresos pdblicos deben
obtenerse con impuestos que se agrupan en tres 6rde-
nes: Impuestos sobre las rentas; impuestos sobre el,
total aumento patrimonial, que solo existed en, an
pais, en Alemnania desde 1913, y el tercero, en el que
estan agrupados los ,impuestos de aduanas, aquellos
que se produce mas bien para obtener una funci6n
reguladora de la vida econ6mica national; y esos
principios se desconocen por complete en este Proyee-
to. En Cuba no necesitamos experts extranjeros para
modificar la Hacienda Nacional; tenemos profesorep
notables en nuestra Universidad como el Dr. Ferra-
ra, miembro de .esta Camara; como 'el senior Garcia
Montes, que acaba de obtener en una oposici6n lucida
la Catedra de Hacienda Pfiblica. En Cuba tenemos
demasiado element joven, y nuevo, suficientemente
preparado y son coraz6n que sabe sentir en oubano
para acometer la reform de toda la. legislaci6n, y
especialmente, de la Legislaci6n Fiscal que nunca,'
labsolutamente nunca, debe ninguna Naci6n poner en
manos extranjeras, porque por antiguo ya es olvida-
do el principio de que done no existe independencia
econ6mica, no existed la independencia inteletual, ni
la political, ni la moral.
Un iltimo aspect para terminar. Para seducir a
ciertas,clases sociales se habla de la substituei6n idel
impuest6 del uno por ciento sobre la venta bruta en
vez' del impuesto del cuatro por ciento sobre las utili-
dades, y con raz6n se expresa que 'el fraude se viene
produciendo en este ulitimo, pero la conclusion a la
cual se llega es absolutamente equivocada. El impues
to del uno por ciento sobre la venta bruta no debe
establecerse, .porque va a enearecer la vida, y el
impuesto del cuatro por ciento, que es un impuesto
sobre las utilidades, sobre la renta, debe acondieio-.
narse, no suprimirse, porque es el impuesto cientifi-.
co, unico, que tiene nuestro pais; debe acondicionarse
a fin de que no sirva para llenar en forma fraudulent.
ta los bolsillos particulares, pues es el unico impuesto
modorno que tiene esta. Repiblica que se dice derio-
cratica y que desgraciadamente no lo es.
SR. FERRARA (ORESTEs): Hay que qiitar las cuotas
bajas, mantener las, altas y aumentarlas progresiva-
mente.
[


SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN) : Muy cierto. Y pa-
ra. terminar, yo creo que la conduct del Congreso
cubano en- esta material tan delicada de sN Le.gislai'5un
Fiscal, y para .que seamos consecuentes con esos prin-
ipios democrAticos que todos afirmamos sostener debe
ir eneaminada a observer una armonia entire la Legis-
laci6n de Aduanas y esta propia Legislaci6n que se
llama Rentas terrestres. En los propios Estados Uni-
dos, ya que se ha hablado tanto de la organizaci6n
econ6mica. de esa naci6n, do sus prActicas y de los
consejos de sus expartos, que no s610 se produce la
penetraci6n norteamericana en la forma civicamente
sefialada por Henriquez Carvajal, sino: tambi6n en es-
;a forma political, de recomendaciones del sistema fis-
cal, tienen sus buena orientaciones, 6 por que no hemos
de seguir lo que hay de bueno en ellas y vamos a ha-
cer lo que su propio Congreso reehaza, como ha recha-
dado reeientemente el impuesto del uno por ,ciento so-
bre la iventa bruta? Por qu6 no recordamos que el
Congress Norte Americano en el aflo 1913, redujo los
derechos de aduana y en cambio estableci6 los impues-
tos sobre la Renta? L Por qu6 raz6n no hacemos la re-
forma integral de nuestra Legislaci6n Fiscal para
que siquiera. se pueda afirmar que somos consecuentes
con nuestros programs politicos ?
No quiero cansar mAs la atenci6n de la CAmara des
pues de seis horas continues de sesi6n. He realizado
un recorrido ligero por la Ley. Entiendo que el mun-
do. viene padeciendo un gran error al observer una
political proteocionista absolute, que el proteecionismo
es convenient cuando se observa en cuerpo, que tie-
nen resistencia para sostenerlo, y se practice en forma
discreta y partial, y para que nuestro pueblo pueda
resistir debemos modificar la Legislaci6n de Rentas
Terrestres en un sentido democrAtico, que no es real-
mente el de este Proyecto.
Concluyo, pues, interesando de mnis compafieros que
recojan los concepts expresados en la noehe de hoy
para que sirvan esas ideas de enmiendas a las distin-
tas iniciativas que contiene este Proyeoto por cuya
no aprobaci6n yo interest la voluntad de la. Camnara,
IIe terminado.

(Aplausos.).

.SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene la palhbra el
Dr. Casuso.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Voy a hacer uso de la palabra finiea
y exelusivamente por un deber, por cortesia a mis
companeros y por ser el primer firmante de la propo-
sici6n de iey
Se han discutido extraol linariamente todos lo'
extremes que ofrece la totalidad de la misma, por
mis distinguidos compafieros Sres. Pardo SuArez, Ro-
driguez y Alberni, que han demostrado de manera
evidence, no seg6n/ la opinion del doctor Ferrara,
sino segun nuestra opinion, la absolute necesidad
que hay de aumentar los ingresos del Tesoro.
,El Sr. Guti6rrez, en su magnifico discurso, daba
una nota, una cita, sobre ingresos probables en este
afio que terminai'A el filtimo dia de este mes. El ponia
cbmo ingresos probables 55 millones de pesos. Y isa-
b6is, Sres. Representantes, cual es el deficit que arro-







DIARTO DE' SESIONES DE LA CAMIARA DE REPRESEINTANTES


ja este presupuesto? Tomando como base los cAlculos
de ingresos hechos por el Sr. Guti',rrez, results: el
siguiente: El, presupuesto actual ,en sus tres fases:
5 meses a raz6n de 80 mili'ones, un mes a raz6n
de 65 millones y 6 meses a raz6n de 60' millones, que
hacen un total de 68 millones de pesos; y si nosotros
agregamos a esa cantidad nueve millones ide pesos,
que resultan de los tres meses que se adeudan a los
einpleados publicos por su gratificaci6n, la cifra se
eleva a 77 millones de pesos en el presupuesto actual,
qua deduciendo los ingresos de 55 millones en que sa
calculan los ingresos, nos encontramos con un deficit
,de 22 millones de pesos que tenemos que eublrir de
alguna manera.
Yo quiero haeer una ligera his'toria sobre el origen,
o empleando una frase m6dica, que entenderAn mis
compafieros, sobre la etiologia de este presupuesto.
En el mes de Agosto pr6ximo pasado, hubo una se-
rie de sesiones en esta CAmara, en las cuales se discu-
ti6 la necesidad absolute que habia de hacer frente a
la deuda flotante de Cuba. Por un proyecto de ley,
.se pens6 en una em-isi6n de bonos se discuti6 y se
vot6 en esta CAmara, se pens6 en un' empr6stito y
hasta llegaron a discutirse sus primeros articulos,
pero cuando la discusi6n lleg6 a la parte relative a
los impuestos, se- envi6 el Proyecto a una Comisi6n
"Eoecial, y aqui viene la confusion sobre esos impues-
tos, cuya inieiativa se' atribuye err6neamente a Mr.
Hoower, y que se la atribuia el Sr. Ferrara a Mr.
Hoower.
Aquel articulo 14 de la Ley del Empr4stito, que
mantiene la mayor parte de los impuestos que figuran
en ese proyecto de ley, fueron redactados cuando Mr.
Hoower no estaba afin en Cuba. La Comisi6n Espe-
cial que formaron distinguidos miembros de la CA-
mara, propuso la creaci6n de unos impuestos; y la
Comisi6n, que presidia el Sr. GonzAlez Manet acep-
t6, esos impuestos -como base de vn studio; y como
nosotros pertenecemos a un Partido ide Gobierno, tu-
vimos necesidad de consultar antes de traerlo a esta
CAm.ara, la opinion del Sr. President de la Repfibli-
ca, y llevamos todos esos impuestos que figuran en ese
proyecto, y algunos m6s. El Sr. President de la Re-
pfiblica remiti6 como era natural, el proyecto a su
Secretario de Hacienda, para que informara sobre
ellos; y el Seeretario de Hacienda lo remiti6 a la Co-
misi6n Cousultiva que Presidia, Mr. Hoower; y Mr
Hoower emiti6 informes sobre algunos impuestos que
no estan consignados de manera alguna en este pro-
yeeto, ni en su "cuantia ni en su forma. Yo puedo in
former a la CAmara, que se acordaaron por nosotros
de manera distinta a como lo propuso Mr. Hoower;
que el impuesto sobre el azfiear es distinto, iue el
impuesto sobre los pasajes ha sido deseehado, que el
impuesto sobre las profesiones ha sido desechado.
SR. FERRARA (ORESTES) : El impuesto sobre los pa-
sajes no ha sido deseclhado.
'SR. CASUSO (ENRIQUE): Si, senior; estA dese-
chado. El iimil-ii sto sobre los pasajes al extranjero
existe, pero sobre los pasajes de ferrocarril ha sido
deseehado. Los IdemAs impuestos, buenos o malos, in-
diseutiblemente con la consult que esta obligado a
hacer todo aquel que no sea omnisiente, han sido pr6-
p'estoi por la Comisi6n de la Camara en aquellos mo-
mentos y no finica y exclusivamente por el primer
firmante de la Ley sino en colaboraci6n con los otros


firmantes del Proyecto. Decia el senior Ferrara, y yo
quiero aclarar p-i fe'.tamriinti este concept ante mis
compafieros, que los miembros de la Liga Nacional- no
tenian en lo absolute ningfn acuerdo cerrado sobre
estos impuestos, que cada uno de los Representantes
esta en perfect libertad de proponer las enmiendas
que a su b-ien juicio le sugieran; de manera que at
venir a discutir este Proyeeto ,de Ley aqui en la C-ma-
ra no venia ningfin Representante "on su voluntad
hipotecada, sine que podia emitir libremente su
voto.
SYo le puedo lasegurar ,tambi6n all senior Ferra-
ra en relaci6n con el impuesto de la venta bruta, que
mucchas veces ain en el sena de la Comisi6n Especial
se discuti6 sobre eso, y debo recorder que el dominion
del CanadA tiene ese impuesto. Y de ipaso tambi6n re-
chazar la aseveraci6n qua hace el senior Ferrara de que
el Canada es un'a colonia.
SI. FERRARA (ORESTES) : S. ge6mo llamaii:, al
CanadA: Naci6n?
SR. CASUSO (ENRIQUE): Indiscutiblemente: No
es una naci6n completamente independiente, esti
en cierta forma sometida a la influencia de Inglate-
rra; pero el senior Ferrara sabe perfectamente que
esa influencia es mAs nominal que efectiva, que A
Canada llev6 sus propios ej6rcitos con su propia
bandera y sus propios recursos, a combatir a Europa.
.SR. FERRARA (ORESTEs) : S. S. -debe recorder today
lo que ha dicho; que es un pais de alta civilizaci6n, y
que el impuesto sobre la venta era incQmpleto, y so-
lamente usado en 6poca de guerra.
SR. CAsuso (ENRIQUE) : En el Canada el impuesto
fu6 implantado durante el tiempo de la guerra; se
puse como si fuera a prueba y hoy en idia se sigue
cobrando.
;SR. FERRARA (ORESTES): Por las deudas.
SR. CASUso (ENRIQUE) : Pero -ese impuesto se si-
gue auumentando en 'raz6n direct .en que han ido
estableciendose los impuestos sobre la Renta. Muc'hos
compafieros saben que con motivo de la discusi6n do
la ley en esta CAmara, se trat6 de derogar un im-
puesto y yo proponia como sustituci6n de ese im-
puesto el impuesto sobre la renta. Yo no tengo cono-
cimiento en lo absolute de E-conomia Politica, y sin
embargo conozco perfectamente que el impuesto -'de
la renta se ha ereado ,en todas parties. & Y por qu4 se
ha acordado ese impuesto ? Si uno sigue la graduaci6n
de los impuestos en otros paises veremos que ellos han
sido credos con motivo de los gastos extraordinarios
de la guerra.
SR. WOLTER DEL RIO (GERMAN): En 1913, en ]a
tierra de Mr. Hord, habia impuestos sobre la 'he-
rencia.
Sn. CASUSO (ENRIQUE) : Sentado como se dej6 en
el Pallacio Presidencial cuando las Comisiones de
Hacienda de la Camara y ,el Senado conourrieron
al mismo, y no se si sera costumbre nuestra, que cuan-
do hablamos con el Ejecutivo nos .callamos y parece
que estamos de acuerdo con todo lo que 61 dice mien-
tras estamos en'su presencia...
SR. FERRARA (ORESTES): La cortesia natural.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : No es la cortesia; a pesar
que puede estar en desacuerdo cua.ndo se sostienen
principios. Decia que pareci6 que esthbamos en trees
puntos de acuerdo...








DIARIO DE SESIONES IDE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 88
- -i,, i ,I I l i I' i ii ii il-


SR. FERRARA (ORESTES) : Yo no estaba alli.
SR. CASUSO (ENRIQUE): No estAbamos mAs que
los miembros de la Comisi6n de Hacienda.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Yo soy, miembro de la
citada Comisi6n y voy a prestar atenci6n a lo que.
dice S. S.
SR. CASUso (ENRIQUE) : En una exposici6n bien cla-
ra, que motive elogios extraordinarios de algunos de
los presents, del Sr. Viriato Gutierrez y del Sr. Luci-
lo de la Pefia, el Presidente de la Repiblica sent estas
tres conclusio'nes, tripode fundamental de las finan-
zas de la Repfblica: es necesario rebajar el presu-
puesto national; es necesario reglamentar ;o dictar
]eyes que hagan impossible el mal uso de los fondos
pdblicos. Inmediatamente dijo que era necesario au-
mentar los ingresos de la Naci6n. Todos asentimos a
que era neeesario aumentar los ingresos de la .Naci6n.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): Me permit S. S?
SR CASUSO (ENRIQUE): Con much gusto.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Reeordark6 S. S. que el
President hizo -esas manifestaciones, pero las hizo de
una manera conditional, o sea que si los gastos no es-
taban cubiertos con los ingresos, era convenient crear
impuestos para cubrirlos y dejar un superavit. Este
problema filtimo no fu6 aceeptado como base definiti-
va, pues alguien alli combati6 la teoria de un preslu-
puesto con superavit, pero lo que alli se recomend6
como bueno y lo que aiceptamos' como bueno lo segui-
mos aeeptando, es sustancialmente la teoria que sos-
tiene el Sr. Ferrara.
'SR. FERRARA (ORESTES) : Que sostenemos todos.
SR. 'CAsuso (ENRIQUE): Pues bien; yo creo
que cuando se tiene la representaci6n de un pueblo y
se va a una conferencia con el Jefe del Poder Ejecu-
tivo, tiene ino la obligaci6n ineludible de hablar opor-
tunamente. Salimos. de alli con la convicci6n de que
era neeesario: aumentar los ingresos de la najci6n.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Yo tengo que declarar
que alli no quedamos comprometidos a: nada.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : Todo el mundo teall6...
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : DemuBstreme a mi que
son necesarios esos impuestos y yo los votar6.
SR. CASUso (ENRIQUE): Acabo de demostrar, en
estos moments, que solamente en este afio que ter-
.mina. ..
SR. GUTIERREZ (VIRIATO): No le quise contestar
antes, pero sobre eso le puedo dar datos. Este afio,
segfin los datos que suministra la Hacienda Pfibli-
ca, se han gastado ochenta y un millones de pesos.
SR. CASUSO (ENRIQUE): h C6mo se han deseom-
puesto esos ochenta y un millones ?
SR. FERRARA (ORESTES) : Cinco millones de la Casa
de Morgan, seis millones que habia en el Tesoro, un
rmes y diez dias que han producido mis ,de ocho millo-
nes de pesos y sesenta millones .procedentes del afio
econ6mico. Sumadas todas estas cantidades, con los
picos correspondientes, dan un total de ochenta mi-
llones de pesos. Ya ve usted como nosotros que esta-
.mos fuera del Gobierno, que no formamos part de l1,
conocemos todas las cifras much mejor que los miem-
bros 'de la mayoria.
SR. FREYRE DE ANDRADE ('GONzALo) : Puedo decla-
rar lo que .es quiz6s una indiscreei6n: Que el haber-
me sentado en eJ pupitre del Sr. Viriato Guti6rrez me
ha heeho conocer que esos datos son tomados de un


peri6dico de Cienfuegos ilamado "La Corresponden-
cia."
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Perd6neme S. S.; son
tomados de la fuente mas fidedigna que puede haber,
que es la Intervenci6n General del Estado.
SR. FERRARA (ORESTES) : Los datos que he tehiiuo
el honor de presentar a la Camara, en material de
Hacienda, siempre se han comprobado. Yo diseutia
con el Sr. President del Senado y decia qu'e la re-
caudaci6n llegaria a cuatro y pico millones dde pesos;
y por cierto que se suseit6 una discusi6n muy amplia
entire el Sr. President del Senado y el Seeretario de
Hacienda y en la oual se vino a demostrar icomo yo
tenia raz6n.
Yo afirmo a la Camara lo siguiente: Que el Gene-
ral Menocal, Presidente de la Repfblica, dej6 seis
milloner de pesos debiendo haber dejado catorce o
diez y seis por concept de dep6sitos de fianzas y
otras cosas mAs. Yo he afirmado en mi peri6dieo y lo
he dicho ya en esta CAmara, que cinco millones de
pesos le ha! dado la casa de Morgan al Gobierno;
que sesenta y pico de millones se han cobrado du-
rante este afio, y hubo un mes en que se ingresaron
ocho millones. No hay necesidad de peri6dico de opo-
sici6n, no hay necesidad de nada de eso, no hay
mAs 'que cifras que las conoce todo el que quiere 'en-
'terarse de ellas.
SRn 'CASUSO (ENRIQUE): La interrup.ei6n del
Sr. Ferrara y los datos del Sr. Viriato Gutierrez,
se refieren, efectivamente, a que la recaudaci6n '1el
l6timo anio fiscal dej6 deficit en los gastos presupues-
tados, sin absolutamente cobrar las obras pfiblicas
realizadas que no estin incluidas en riingfin presa-
puesto. Solo en esto hay, probablemente, un deficit do
20 millones de pesos.
SR. FERRARA (ORESTEs) : En este afio fiscal?
'SR. CASUSO (ENaRIQE): En este aio que laho-
ra terminal.
SR. FERRARA (ORESTES) : Y OS invito a tomar nota
de osto.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : 80 millones de pesos era
-el presupuesto que rigi6 Idurante cinco meses; 6
meses con un presupuesto de 55 y medio millones; y
a esto se agregan tres meses y medio de gratificaei61
a los empleados publicos, tendrA el Sr. Ferrara los 20
millones de pesos de deficit a que yo me referia. 'De
manera que estamos frente a esta realidad, que es
una realidad que todo el mundo conoce: y qne se hace
necesario para pagar las deudas de la N ,i.n.',; y como
tenemos necedidad de pagair, tenemos queo aumentar
los ingresos de la Naci6n; y para evitar irregularida-
des, pretendemos aprobar la Ley de Contabilidad que
pirohibe terminantemente que ningin capitulo, que
ningfin servicio que no este expresamente consignado
en los presupestos pueda ser abonado, Ley grande-
mente beneficiosa que es obra de un distinguido Repre-
sentante de nuestro partido, el cual no esta present
aqui, y por la que se obliga a: liquidar la deuda flo
tante, para que el Estado sepa lo que odebe, y pueda
ir liquidando esa deuda 'eon los sobrantes de los pre-
supuestos. Por eso es que nosotros tenemos necesidid
de discutir la Ley de Impuestos, la de Presupuestos y
la ,de Contabilidad 'onjuntamente. Nosotros estamos
comprometidos eon nosotros mismos, a que esas tres
leyes scan una realidad antes del dia primero de Ju-
lio. Yo no quiero entrar en la. discusi6n del' fondo do








34 DIARIO DE SESIONES EIE LA CAMIARA DE REPE:SETANTANES


los imiptuei)at sobre la venta bruta, de los impuestos
sobre las utilidades. De todos. los impuestos, hasta
ahora, pareee que el de las utilidades es el mc s cien-
tifico, porque se paga segfn las utilidades que uno
obtiene; y si se observa que en estos moments se
est6 discutiendo en el Congreso americano, proyectos
de impuestos sobre la renta, se comprenderd cuanta
es la raz6n que nos asiste sobre este particular...
,SR. FERRARA (ORESTES): Yo puedo presentar a .S.
S. discirsos de Senadores americanos y tambikn de
Representantes, que han emitido sus informs en la
Comisi6n de Hacienda, en que reeihazan de plano el
impuesto sobre la venta.
SR. CASUSO (ENRIQUE): S. S. sabe que en los
Estados Unidos, en el Congreso, no pas6 la Ley que
iba a beneficia:r a los veterans, porque trataban de
imponer un impuesto especial...
SR. FERRARA (OREESTE) : Pero era muy popular y
a pesar de ello no pudo pasar la Ley. Yo que he vivi-
do en ese pais durante -el period aquel, rie doy per-
fecta: cuenta de todo el alcanee de la media.
SR. CASUso (ENRIQUE): Yo le puedo demostrar'
a S. S. que un Representante por -el Estado del
Maine que lueh6 en una asamblea primaria, tuvo cua-
tro quintas parts de los votos depositados en contra
del otro candidate.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo tambi6n en Cuba he
sido contrario a la paga del Ej6rcito y he tenido una
series de luchas, y he estado en esta Ckmrara distintas
veees. Esos son casos aislados. Pero la popularidad
de la paga al Ej6rcito fu6 grand, en Cuba y en
los Estados Unidos.
SR. CASUSO (ENRIQUE): En los .Estados Unidos
se queria pagar a ese Ejercito icinco mil millones de:
pesos, y a ese fin poner un impuesto razonable que
quitara los Inspectores. La avalanchea ,de inspectors
y de fraudes' que en los: Estados Unidos como 'aqui,
como en todas parties en que tiene que pagarse im-
puesto por la declaraci6n de los ciudaldanos.
Todo el mundo sabe que muchas veces la prensa
dice cosas que no son .eiertas; pero leyendo la Prensa
se obtienen datos muy preciosos. En el impuesto sobre
la renta, en los Estados Unidos, estkn exento hasta
mil pesos los solteros, y hasta mil quinientos o mil
ochocientos pesos los casados. Hay nueve millones de
ipropietarios de autom6vil particular en los Estados
Unidos, y es de suponerse que el que tenga un auto-
Sm6vil particular tenga algo mhs de mil quinientos
pesos de renta, y solo hay unos cuatro aillo-
nes que: han hecho esa declaraci6n. Yo puedo
decir, sino fuera tan avanzada la hora, que no es tan
extraordinariamente. cientifico un impuesto que se
bas-a en la palabra del que dice que el impuesto es
eierto. Lo que gana uno en su profesi6n I qui6n puede,
por ejemplo, saberlo? Con respect a los demiAs im-
puestos: El timbre. El timbre es una cosa que suena
muy bien aqui en Cuba. Cada vez que uno qui'ere usar
un argument popular dice: esto era del tiempo vie-
jo, del tiempo de Espafia. El timbre se usa en todas
parses para una cosa o para ,otra. El timbre, en Cu-
ba, no es un impuesto, sin que esto quiera decir que
deja de tener sus detractors; ipero sobre todo ahora
no es un impuesto mal visto con la modificaci6n que
supreme el timbre sobre la factuna, que es el que
daba lugar a las inspecoiones vejaminosas y a los
atracos como en los otros documents. El timbre se


usa para el plago-de uh impuesto lo mismo que el que
se paga en el correo "para el franq'ueo de las cartas.
Indiscutiblemente sera 'mas agradable no I'j -. nin-
g6n impuesto. Sobre todo a ciertas classes .
SR. FERRARA (ORESTES): Si, a 'las cases ricas.
SR. CAsusO (ENRIQUE) : Yo Le puedo asegurar a
S. S. que no pertenezo a ella.
El Sr. Welter .del Rio tenia en part raz6n cuando
se referia a los trabajos que 61 habia hecho sobre la'
parte del proyeeto de ley que se relaeiona con los
derechos reales. Lo que sostenemos d1s que hemos esta-
do hablando a favor de la totalidad del proyeeto con
con dos o tres puntos. Uno de ellos es el impuesto so-
bre la renta, eso lo sostengo yo. El Sr. Ferrara ha .de-
clarado que esa es la clave, el punto central de loa
impuestos...
SR. FERRARA (ORESTES) : El mas malo.,
SR. CASUSo (ENRIQUE) : Cuando decia el Sr. Ferrara
que si ibamos a traer un proyeeto de ley para despues
modificarlo 'fundamentalmente, debo decirle que yo
no estoy de acuerdo; podrd ser modificado si esa es
la voluntad de la Camara. La Camara es soberana y
yo acato sus resoluciones; pero he de defenderlo con
tenacidad, cuando llegue el articulo que crea el im-
puesto sobre las rentas. No es el cinco ni el diez por
ciento. El Sr. Ferrara, con la imaginaci6n y dialecti-
ca brillante que todos le reconocemos, ha declarado
que se impone un impuesto del cinco o diez por cien-
to. I No sabe S. S. quite la mayor part de las veces se
vende odel importador directamente al detallista y
efectivamente seria solo de un dos por ciento, pero po-
dria suceder que el importador le vendiera a un deta-
Ilista de provincias y entonces Ilegaria al tres por
ciento?
Sa. FERRARA (ORESTES): i:Qu6 atrocida.d!, eso re-
presenta una entrada -de un seis o site por ciento
y es el interns usurario del capital invertido .
SR. CASUso (ENRIQUE) : IPero cual ses el total quue
se recauda ?
*SR. FERRARA (ORESTES) : Yo estoy refiri6ndome a
ese tres por ciento que S. S. trata con tanto despre-
eio, con tanta despreocupaici6n.
SR. CASUSO (ENRIQUE): Comparado :co. el diez
por ciento de S. S. es insignificant. Yo pongo como
promedio el dos.
SR. FERRARA (:ORESTES) : El dos y medio, que es la
mitad del cinco, que es lo que tiene derecho cada uno,
a mi entender, a que gane su capital, y yo prohibiria
today; otra entrada exagerada. Es la mitaid de lo que
se gana aen Inglaterra y Francia por el .capital in-
vertido.
'SR. ALBERNI (JOS) : Se ha reconocido una utilidad
de un quincee'por ciento.
SR. FERRARA (ORESTES): Deberia haber una ley
usuraria que lo impidiera. Tenemos que dirigirnos por
la modernidad, a6n en la economic national; y con
,esta ley damos un sflto atras.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : Tenemos que avanzar con
el progress, es verdad, pero tambi6n tenemos que
nivelarnos. La fnica Ley Organica que tenemos, para
vergiienza nuestra y del Parlamento cubano, es debi-
da al Interventor; la -inica ley nuestra que regular o
modifica en algo el funcionamiento del Poder Ejecu-
tivo, es la ley que ha redactadQ el Sr. Froyre, nuestro /
distinguido compafiero. Por lo demas, solo se viene"
haciendo modificaciones esporAdicas de -algunos ar-









DIARIO DE SESIONE1S DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 35


ticulos de'la ley, cuando alglin senior Representante
en el curso de sus negocios o de su carrera se eneuen-
tra con una dificultad.
SR, .SAGA6t (BARTOLOM) : Hay leyes que no se
cumplen."
SR. CASUSO (ENRIQUE): Desde luego que no quie-
ro cansar mis rla atenci6n de los seftores Represen-
tantes. No recuerdo iniciativa. de. ningin Sr. Reipre-
sentante en este gentido; y. aprop6sito de esto quiero
recorder una eelebre -frase de Taft cuando estuvo en
la Habana. Al Sr. Taft todo el mundo lo conoce, es
un abogado notabilisimo de NorteAmerica. Y uno de
los mejores oradores del Mundo. E 'Sr. Taft nos dijo
que nosotros pasabamos el tiempo en critical pero sin
hacer nada prAetico. Efeetivamente, nadie se pone a
estudiar por que nuestra imaginaci6n tropical...
,SR. CHARDIET (ARMANDO) : Nos desintegramos por
el pico.
SR. CASUSO (ENRIQUE): Efectivamente, el senior
Chardiet lo ha dieho.
Yo creo que alrededor de esta Ley de impuestos s3
habla demasiado, pero yo quiero dejar sentado esto:
Desde luego, en el Proyeeto primitiveo nuestro se le
imponia la gasoline, que es uno de los products ex-
tranjeros, una tributaci6n con el objeto de protejer el
alcohol que es una industrial national. Pero todos los
Sres. Representantes deben haber leido una 'circular
de los alambiqueros, la cual conserve, en la que so
nos decia que ponerle a la gasoline una tributaci6n
de dos centavos no signifieaba nada, que no .defendia
la industrial del pais, porque con los products secun-
darios que se produce en la fabricaci6n de la gasoli-
na, tenian ellos una compellsaci6n muy grande, de tal
naturaleza que podian vender la gasoline a un precio
mrrs lbajo que el alcohol...
'S. GUTIERREZ (VIRIATO) : Esa es una Ide las parties
raras de este proyecto de ley.
SR. CASUSO (ENRIQUE) : Indudablemente, tiene ra-
z6n el senior Viriato Guti6rrez; pero buseando la
manera de donde se iba a hacer objeto -de impuesto a
esa sustancia, yo no encontr6 mas manera que impo-
nerle al petr6leo crudo un centavo .por gal6n; y com3
el petr6leo produce el veinte y cinfco por ciento de la
gasoline, se le imponia una tributaci6n a la gasolirna
bastante crecida en favor del alcohol, y de esa manera
se defendia la industrial national.
Yo, Sres. Representantes, quiero terminar este pa-
pel, que desempefio a conciencia, declarando que ja-
mas me han gustado las populacherias. Creo que,
indiscutiblemente, es un hecho mis patri6tico y (,per-
mitaseme la frase) mas valeroso el que se pone, po:
sus convicciones profundas, en frente de lo que es
popular, que' aquellas personas que tratan de halagar
el sentimiento popular. De ese modo estoy yo y estAn
mis compafieros. Es much mas facil hablar .de los
derechos del pueblo, del pueblo que necesita protec-
ci6n, del obrero que se prime; todo eso es much
mis efectista y mAs hermoso. Pero es unp. verdad que
es absolutamente necesaria que nosotros busquemos
ingresos para que el Estado pueda. sufragar sus gas-
tos. .
SR. FERRARA (ORESTES): Los impuestos si, poro
estos impuestos no.
Si. CAsuso (ENRIQUE): Y yo quisiera que mis
compafieros pensaran un poco y se dieran cuenta de
una frase de un.hombre mny competent en el pierio-


disino cubano, de Antonio Escobar, que dice asi hi-
blando'de las vicisitudes porque pasa Ni:.-argua cpp
motivo de las deudas contraidas en el extranjero. Di-
ce asi: (Lee.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a votaci6n.
SR. FERRIRA (ORESTES): Nominal, senior' Prasi-
dente.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaei6n no-
minal, por haberlo solicitado un senior Representante.
Los que esten conformes diran aie si y los contrairi6s
que no.
(Comienza la votaici6n.)
SR. SAGAR6 (BARTOLOMI) : Pido la palabra, sefioi
Presildente:
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : .Para qu diesea la pa-
labra S. S?
SI SAGAR6 (BARTOLOM) : Para rectificar, senior
President.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Ya estamos en vota-,
ci6n. S. S. no pidi6 oportunamente la palabra.
.SR. SAGAR6 (BARTOLOMA) : Yo tengo derecho a usar
de la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Pero S. S. no pidi6 la
palabra oportunamente y ya ha comenzado la vota-
ei6n.
SR. SAGAR6 (BARTOLOM) : Protesto contra la deci-
si6n del senior Presidente, que me niega el uso de la
palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia no le
niega el derecho-que tiene S. S. a usar 'de la palabra.
S. S. no habia solicitado la palabra.
SnR. SAGAR6 (BARTOLOMB) : Yo me retire del sal6n,
lamentando que la Presidencia me niegue el derecho
de hablar en esta CAmara; y lamento tambi6n que el
Dr. Ferrara no haya adoptado conmigo la misma ac-
titud que adopt hace breves moments en esta misma
Camara.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : El senior Sagar6 no pi-
di6 la palabra para rectificar.
SR. SAGAR6 (BARTCLOME) : Yo esperaba que se con-
sumieran todos los turnos que se habian solicitado,
para pedir la palabra.
SR. MAZAS (ENRIQJE).: Pido la palabra, para una
cuesti6n de orden. Para saber qu6 se vota.
SR. PRESIDENTE .(VERDEJA) : La totalidad del pro-
yecto de ley.
(Temnnim la votaci6n.)
.SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Han votado 62 Sres.
Representantes; 53 que si y 9 que no.'Queda, pues,
aprobada la totalidad.
Tiene la palabbra para explicar su voto, el Dr. -Rail
de Cardenas:
SR. DE CARDENAS (RAuL) : Sr. President y Sres.
Representantes: La circunstancia de ser yo el finico
Conservador que he votado en contra de esta propo-
sici6n de Ley me obliga,. ain cuando estoy separado
del Comit6 Parlamentario de la Liga, en esta C mara,
a formular esta explicaci6n ,de mi voto. Creo Sr. Pre-
sidente y Sres. Representantes que nada imas que lo-
cos o ineapaces, o las -dos cosas: locos e ineapaces, po-
driamos votar un impuesto en que se aunmenta nuestra
capacidad contribuitiva en mAs de un cincuenta por
cianto, sin que tan siquiera se haya justificado de
palabra, sin que tan siquiera se haya heeho el esfuer-
zo por ninguno de los cuatro oradores que ban trata-








36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE*REPRESENTANTES


do de defender esta proposici6n de ley, de justifi'-al
la necesidad de imponer sobre nuestro pueblo este
impuesto, con tanto mayor motive cuanto que desgra-
ciadamente nosotros tenemos el triste record, batimos,
como vulgarmente se dice, el record de que este sea
el. pals del mundo en que mhs cara cuesta la vida del
horabre, la vivienda y la comida, y estos impuestos!
van a gravar afin mis la sit'uaci6n del pueblo sufrido
y trabajador.


SR. PRESIDINTE (VERDEJA): Se va a proce.der a la
lectura del articulo lo.
'SR. REY .(SANTIAGO) : Pid la palabra, para pro-
iponer a la Ckmara la suspension de la sesi6n.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : h Esta conform la CA-
mara con que se suspend la sesi6n?
Acordado.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las nueve y quince p. m.)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA., PI Y MARGALL 17, HABANA







REPUBLICAN DE CUBA


*6


DIARIO


CAMERA


DE


SESI ONES


DE LA
DE REPRESENTANTES


DeQIMO


PERIOD


CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE

VOL. XXXVII I LA HABANA, 6 de Junio de 1922 NUM. 16
Li [


APENDICE


MENSAJE XIX
Al HIonbrable Congreso de la Republica:
Ae-uipafi a este 1Mensaje un proyeeto de Arance-
ies de Adu.aas, cUya redacci6n se debe a la Comi-
siaqo Cosultiva e Informativa designada por mi De-
c.rSt pilwero dos mil ciento cincuenta y nueve de
veinte y ciaco de Ncviembre de Inil novecientos vein-
to-y uno, rogaudo al respectable Congreso lo tome en
clsideiacii,' al tratar .de la reforma .Ae los actua-
leq Aranizi.-t Dicha reform es urgente, pues debe-
r4 ,vllutv!ilui a la restauraci6n de la normailidad
e"a&nmiea de la Naci&n.
Desde lqego que la referida Comisi6n ha procu-
rad en la confecci6n de las tarifas armonizar las
neceaidardes del Fisco con las conveniencias de los
consu.midores, agricultores, industrials y comercian-
teS.
Se ha respetado la actual estructura de los vigen-
tes Araneles, distrlibuyenpud las meroaneias en Cla-
ses, Grupos, Partidas e Incisos que present la apre-
ciable ventaja de ser una elasifiacei6n con la que es-
thn familiarizados asi los funcionarios del ramo co-
me los exportadores extranjeros y los importadores
de Cuba, a causa del largo tiempo que lleva de apli-
oadi6n.
Ha sido objeto de meditaei6n y studio si los Aran-
celes, por considerarse asi mis conveiente, habria
de c nptner dos columras de tarifas, o continuar
c~mea n 1 a.,tullilad con Un solo tipo de adeudi,
sai p ejuicim ,de la preferencia otorgada por el Tra-
tado de Reeipri',lidad Comercial a products de la
industria y del suelo de ilos, Estadl,.- Unidos de Am&-
rica.


El Aranael Colonial obedesia, como era 16giea eon-
secuencia del sistema observado por EIpafia, al pro-
p6sito de favoreeer el coamereio de la lMetr6poli, es-
tableciendo obsticulos la competencia de prodiictos
similares de paises extranjeros, tales come los dere-
chos diferenciales, de bandera y de importaci6n di-
recta; y el Araneel de mil ochocientos noventi y sio-
te, fijaba una column de derechos piiamLitnt': fisIa-
les y otra de dereahos diferenciales, lo que desapare-
ci6 al inicarse la intervenei6n americana en m:il oeho-
cientds noventa y nueve.
La Comisi6n ha estimado que es ventajoso mante-
ner la column iinica, no obstante opinar Iuuehas
personas que -la double columna, permitiendo deter-
minar en su apilicaci6n protecciones a products de
paises que las diepensen a los nuestros, o que resul-,
ten de estipulaciones contractuales, present mayor
conveniencia. Encuentra la Comisi6n que la alterma-
tiva de aceptar una de dos tarifas, ofrece poea dueti-
lidad, y no concede graduaeii6n intermedia, tni verda-
dera lprolp..-.'-.ialidllll reciproca en el trato que res-.
pectivaTlente pueden dar Cuba y otra aeci6n a los
products de cada una en los puertos de la otra.
Eiiuintrniijl, fundamento al parecer de la Comii-
si6n, Ilamo la atenci6n del Congreso, sobre el proce-
dimiento observado en la Bepfibliea Argentina con I
sistente en la column finieq, con antbrizaci6n ai
Ejeeitivo para aumenitarla o rebajarla, .dando euqnta
razonada al Congreso.
Poa eaiMto dirigido a eata Presidenci la Clami-
si6n Co~nultiva e Tufirmntiva, eipliea asu labor en
los termin'os iguientes:
"Comsto aparece en el informed general se han tthi-
do en cuenta las materials primas y la mnani.iFactu-
ras para, por lo general, no aumentar los adeudos

I-







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES.


que hoy rigen a las primeras, sino a las segundas y
a estas, o sea las manufacturas principalmente wuan-
do se produce en el pais.
En la clase primer de la tarifa, que se refiere a
tierras y piedras etc., se han hecho cambios con el
fin de distinguir las piedras en bruto propiamente di-
chas de las que hayan r.:iliido algun.i labor que en
Cuba .-, mntiv- di:1, tr,ihaj:,. fiA:ind,:lis, por eiejmplo
a las ptlimnentaa.lria nu mayor ialdedn. Tamnlbitn se
hii hlecho m:tivo .,ile vari.iai.,n las obraj aIrti.,tio:as es-
eiultur.ils seialhndioeles dcreihos a.,l-valorem por la
diversidad de irti,-ulo, .l- e mui variodo. pre.'i, que
puei.len r',nsi.lerarHs; en. su elase..
R.espeLti 1l. p.*tl.':le:,s y products de petr61eo
generalmente se han mantenido los derechos actua-
les, haei4ndose en el texto algunas aclaraciones aeon-
sejadas por la experieneia para evitar en lo posi-
ble dudas de elasificaci6n.
'Los efectos de cristal y vidrio han sido motive de
alteraciones en el texto con el propio fin de evitar
dudas en los aforos y se han aumentado los derechos
a dos de mejor calidad, siendo de notar los fijados
a las lmparas electricas ineandeseentes que venian
pagando sin distinci6n de classes un adeudo minimo,
habi6idose en el proyecto marcado por escala pro-
porcional por el nimero de hbjias, diferentes dere-
ohos.
En cuanto a los articulos de barro, sigui6ndose 'la
misma norma se han alterado en mayor cuantia los
dereehos a la loza y porcelanas finas y en poeo los
de barro ordinario.
En la elase segunda .de metailes y sus manufactures,
para el aumento de dereehos se han tenido en cuen-
ta ya la e:indiiiin de materials primas o la de tratarse
de products de fundici6n, herreria y caldederia na-
cionales que on los Altimos afios se han desarrolilado
en el' pais y no estAn en lo absolute protegidas.
En la elase tereera que comprende las drogas y
los prrodu-t,,u quimicos se han heeho eambios en el
texto siempre con el finico prop6sito de aelarar la
,'lasificaci6n, elevar los derechos sobre los articulos
acabados y favorecer las industries del pais, habi6n-
,dose ofdo ell parecer del Laboratorio Qunieon de la
Secretaria de Hacienda.
En las classes cuarta, quinta, sexta y saptima que
se refieren a los tejidos y sus manufactures de fi-
bras vegetables y lana, pelos, erines y seda se han he-
cho: modificaciones en las partidas e ineisos de las
mismas convenientemente para gravar mis las telas de
miiijir .i-lidlad o material component, asi como a las
coiin f:.i- nes y demAs articulos acabados en el extran-
jero, terdiendo asi a la vez que al acreeer los ingre-
sos de aduanas, auxiliar las industries del pais, sin
que los tejidos mas comunes para el consumidor po-
bre se enearezcan.
En la .clase oetava de papel y sus apli-ca:iouns, se
proi' uIe aplicando la misma regla de fijar mayores
dereehos a los papeles fins que a los ordinarios y a
las manuf'aceuras que pueden fabriearse en el pals,
sin perder ,de vista las 'aplicaciones que se dedican
los products importados.
Sabido es que. en la Repubilica existen. fabricas de
papel, de envases de cart6n y litografia e imprentas
que necesitan en alguna media apoyo arancelario,
pues hasta ahora las tarifas que los conciernen no
le: han ofrecido ventaja Ibarl s.a estabilidad ni much
menos extendense 1i I:a-4taute.


En la elase novena de maderas se han heeho po-
eas innovaciones; siendo la de mas importancia la
que ha fijado diversidad de adeudos a los muebles y
demiAs articulos de dicho material segfn su mayor o
menor m6rito, pues hasta ahora venian confundidos
con los mismos dereehos, verbi-gracia los eabos para.
herrscil;-ts, I:.n los muebles .'diini i-. c'n 1. ta,.
ll.i.l,.s .: tapiz,..l,.s o 'con obn1 rI l-t.' ia. :.' I',
de mimbre, sirendo evidence 1 fa1 I't .lie .-:ui.l:;d al rtu-
nir tan lintin,. objetos.
La clase di,:-ini. qu- .*, ...':'p, d,1 h.s aulluales y
sus il "i.:..js" ha tenido i.o:.s variaine.s y las lheedas
*:1.-lle~ic.n a la, mismas tend:letiias a expr-esai.s. ieli-
:1., le. nol;air entire ellas, la del au ni-nti:, ..1 1 r ,'li''s
al calzado que viene satisfaciendo muy poco.
La clase oncena, esta dedicada a los instruments.
maquinarlas y aparatos, len general, habi6ndose pre-
ferido fijarle un solo adeudo ad valorem a todas sus
Olases si distinci6n de sus various utos. p'-- en con-
jini'o constituyen un element principal de indus-
trializaci6n, que desarrolla considerablemente el tra-
bajo en todas sus aplicaciones y resullta plausible que
las medidas de un Gobierno tiendan a facilitar y
desenvolver el trabajo en todos sentidos para que la
riqueza piiblica prospere en igual proporci6n y con-
tribuya mks y mks tambi6n a su vez al engrandeci-
miento del Estado.
Por otra parte al unificar el adeudo de que se tra-
ta se evita multitud *de trAmites que venian requi-
ri6ndose para las maquinarias y aparatos de ingenious
buques, etc., con lo que se facilitan los despachos en
las Aduanas.
Bien es cierto que con el adeudo propuesto del
veinte por eiento adv. sobre todas. las maquinas y
aparatos se aumentan en part los de las fincas azu-
careras y otros que gozan de especial concesi6n pe-
ro no debe olvidarse que dentro de las aetuales cir-
cunstancias y un future indefinido no hlal:brn de fo-
mentarse muchos ingenious mis y toca al Ejeitivko
elevarse a una alta consideraci6n que abarque el be-
nefieio de todas las industries mecnicas en general
tanto mis, cuanto con la unificaci6n del adeudo ha-
brAn de obtenerse mayors ingresos, sin embargo de
reducirse los dereehos a algunas iclases de aparatos
y maquinaria que venian pagando a raz6n del vein-
te y cinco por eiento por el recargo arancelario a
que se refiere el Decreto nimero cuarenta y cuatro
de primero de febrero de mil novecientos cuatro.
La case duodecima se refiere a las sustancias ali-
menticias.
Se han aumentado los derechos a las cares fres-
cas o conservadas en cualquier forma y los pesca-
dos salados o en latas con el fin de estimular el des-
arrollo de nuestras industrial pecuarias o piseatoria,
pues sabido es que pueden abastecer las necesidades
del consume satisfactoriamente si se las libra de 1a
perjudicial competencia que 'les haeen los products
similares extranjeros en muchos casos con exposici6n
de la salud pfiblica.
Las bebidas han sido recargadas en sus actuales
derechos, en primer t6rmino por tratarse .de sustan-
cias innecesarias para la subsistencia y que mis bien
son contrarias a;la salud y despubs porque en el pais
se fabrican sin adulteraci6n y eantidad que puede
satisfacer a los consumidores.







DIA'IO DE SEsIONES DE LA CAMERA DE dEPRESENTANTES 3
LJ,


Tales industries tributan al Estado por diversos
conceptos y su estabilidad y desarrollo es niateria que
debe favorecer al Gobierno.
Adem6s las bebidas extranjeras se important de
naciones que vienen dando un mal trato a los pro-
duectc3 cubanos y no hay raz6n ninguna para que
concurran a nuestro mereado a perjudicar los inte-
riores ,de la Repfiblica.
'Otras sustancias o articulos de esta clase duodeci-
ma han sido motivo de aumento en sus dereehos por
sus propios fundamentos Ide que se viene haeiendo
Im6ritos; pero los consideradoas de prim;era necesidad
apenas se les eleva en sus adeudos.
La clase d6eima tereera que comprende la misce-
ainea ha sido aurientada en parte en sus dereehos,
,conservAndose mis o menos los mismos adeudos sobre
materials primas o articulos de necesidad o de esca-
sa importancia.
La cleae d6cima cuarta se contrae al tabaco ya en
pasta, hoja o manufacturado en cigarros o cigarrillos
y no se han alterado sus adeudos toda vez que resul-
tan en si ya bien erecidos 'aparte de que procediin-
do sus importaciones en general de los Estados Uni-
dos no pareee recomendarle mayor aumento lhabida
cuenta que esta Naci6n a su vez compra tabaco en
cantidad respectable y podria ocasionar alguna reela-
maci6n diplomItica no justifiable, toda vez que en
Cuba se consume muy poco sus products anklo-
gos.
Las franquicias aranoelarias han sido objeto de
reforms en su letra, tendientes a aelarar su exten-


si6n evitando asimismo dudas y en otros casos 'a
comprender ciertos articulos cuya introduaci6n ha-
jo ciertos requisitos y garantias es convenience a los
intereses de la Repiblica.
Lo mhs important en la list de franquicias mo-
dificadas es la que se refiere a los muestrarios de
agents viajeros que llegan a Cuba'a exhibir ejem-
plares de mercancias-con el fin de obtener 6rdenes
de compra estableeiendo asi un mayor comercio in-
ternacional muchas veees sobre articulos ide nueva
creaci6n y suma utilidad por su baratez u uso a que
se le destina.
Hasta ahora se venia exigiendo el ingrn-. en fir-
me de la cuarta parte de los derechos depositados en
garantia de volverse a exportar los muestrarios.
Como quiera que el impuesto araneelario es sobre
la importaci6n a oonsumo de los artieulos extranje-
ros no hay base fundada para que el Estado perci-
ba cantidad alguna sobre las mercancias que real-
mente tienen que considerarse de trAnsito, apart de
que todos los ihtereses tanto del Gobierno como los
oomerciales tienen que apareeer a favor de la libre
entrada por el territorio cubano de las muestras ne-
cesarias para conseguir el desarrollo de las transac-
ciones mercantiles que beneficia al consumidor, al
traficante y al fisco cuando las hace objeto de la im-
posici6n arancelaria.
Palacio de la Presidencia, en la Habana, a dos de
Junio d emil novecientos veinte y dos.
Alfredo Zayas.


IMP. P. FERNANDEZ Y CA., PI Y MARGALL 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs