Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00943
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00943
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


CAMERA


DE


SESIONES


DE LA
DE REPRESENTANTES


DECIMO


PERIOD


CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE
VOL. XXXVII LA HABANA, 10 de Mayo de 1922. NUM. 6

Session ordinaria de 8 de Mayo de 1922.

President: Sr. Santiago Verdeja Neyra
Secretaries: Sres. Jose R. del Cueto y Ram6n Garcfa Osuna
SUMARIO
A las 3 p. m. la Presidencia declare abierta la sesi6n.- Se di6 lectura al acta de la anterior la cual
fu6 aprobada. La Presidencia di6 cuenta del fallecimiento del senor Representante Antonio Ca-
zafias y G6mez, haciendo manifestaciones el senior Pastor del Rio, acordandose suspender la sesi6n
en serial de duelo. Eran las 3 y 25 p. m.


SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se obre la sesi6n.
(Eran las 3 p. m.)
Se va a dar leicura al acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Aotas la lee.)
Sefiores Representantes: Antes de aprobar el aeta
esta Presidencia cumple la dolorosa misi6n de dar
cuenta oficialmente a la Oamara del fallecimiento
del que hasta ayer f'u nuestro digno compafiero el
senior Antonio Cazafias. La Presidencia, enterada
anoehe del falleeimiento del compafiero, orden6 'a
una Agencia Funeraria se trasladase a Artemisa, lu-
gar donde falleei6 el senior Cazafas, euyo cadaver ha
sido traido a easa de sus familiares. El entierro se
verificard mafiana a las nueve de la miisma.
,Se aprueba el aeta?
(Sefiales afirmativas.)
(Aprobada).
SR. DEL Rio (PASTOR): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (VERDE.TA): Tiene la palabra el
senior Pastor del Rio.


SR. DEL RIO CARRILuL (PASTOR): Sefior Presiden-
te, sefiores Representantes.
Es la palabra, por excelencia, 1el mas hello puen-
te de plata de todas las espontineas manifestaciones
del sentimiento y de la inteligencia: lo mismo enan-
do en lirica romeria cabalga en e6 Pegaso del En-
sueiio, ambulando por el pais azul de la quimnera,
que cuando frente a las angustiosas manifestaciones
de la realidad abrumadora, nos sirve para cumplir
un deber, con recogimiento religioso, o para tribu-
tar una ofrenda de earifio, con todas las tristezas del
espiritu. Ella, la que nos ,'uenta las maravillas in-
mortales de los dias de oro de Augusto, con sus Ie-
giones de hermosuras, con el bello ,ejemplo de las
letras y la santa cristalizaci6n de fulgentes ideales,
de helgnicos encantos, sin las sonrisas de Creso y sin,
la nostalgia de los banquetes neronianos, ella, la que
renueva, en milagrosa florescencia, la vision de aquel
pueblo ilustre y encantador, que bajo los olivos es-
meraldinos conversaba de artisticas primieias y de
abstract filosofia, y a quien el viejo Homero llama-
ba "la de los pies de plata"; ella, la que nos hace
sofiar con las magnitudes soberanas y las glorifica-


6








2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ciones singularisimas del Renacimiento, con su mar
de hechieeros deslumbramientos; ella, la que nos ha-
ce sentir y vivir los horrores y las grandezas, las mi-
serias y las glorias de la mis formidable de las re-
voluciones que sacudieron el Planeta y que es la mi-
sica solemne que agita todas las almas en el siglo
XIX; ella, la que por boca del mAs gigantesco de
loa principles -de la tribune espafiola nos canta las
heroicidades y las aventuras de la Espafia gentil y
cabailleres'a, romintica y conqtuistad'ora; la qjue
1leva a trav6s del) continent americamo, en el
verbo luminoso, pleno de maravillas, del mas alto
visionario de Am6rica, el eco de un pueblo, que tras
de 400 afios de luehas y de.cuitas, de tristezas y de
heroismos, dedlara al mundo, con la firmeza de los
arrests eternos, y la soberbia arrogante de la san-
ta rebeldia inacabable, que va a arrasarlo y a que-
marlo todo, a desvastarlo totalmente, antes de eonti-
nuar esclavo, bajo la ignominia de todos los baldo-
nes y bajo el yugo .de todas las miserias; ella, la que
perpetua los arranques hidalgos de los recios gue-
rreros y los lauros inmarcesibles del tribune; la que
salva del olvido las glorias excelsas del poeta y a
didaso lica labor del pensador; ella, la que lega a las
generaeiones las ensefianzas ejemplares de los viden-
tes y la palma de los mirtires; ella, la que es rugi-
do de admonici6n contra el tirano y rosa de amor
para los justos, y ella, que todo lo hermosea, que to-
.do lo engalana, que todo lo- ilumina, que todo lo abri-
llanta, que todo lo inmortaliza y lo magnificea, no ha
podido obtener-i oh, desgarrante tristeza del alma;
,oh, taladrante pena del 'espiritu; oh, filtima tristeza
de la vida !-i esta conquista y este lauro: resignar el
coraz6n del hombre ante algunas desgracias y con-
formar a los pueblos ante la p6rdida irreparable de
algunos hombres! Tal es el poderio inmenso de la
muerte, tal es el poderio de esa horripilante diosa
negra, mar inmenso sin limits ni playas, gigantes-
co abismo de noehes inacabables y de sombras pa-
vorosas, contra la que nada valen las efimeras gran-
dezas de los hombres y las glorias eternas ide los pue-
blos .... !
Haee horas, hace muy pocas horas que el pueblo
de Cuba, todo tr6mulo y dolorido, ha asistido al oea-
so de una hermosa gloria national, al desplome de
un Aguila, a la caida de uno de los hombres que mas
lucharon y mAs se sacrificaron por su independen-
cia y por sus derechos. No hay heeho gigantesco, no
hay ningfin heroismo ins6lito de aquella jornada ho-
mdrica, de aquella intense batalla de titanes, no hay
proeza de aquel pueblo varonil y arrogante del 68,
del 79 y del 95, en que no brille, en que no fulja,
con toda la luz de sus inmensos prestigious, con la
majestad de su patrioismo aerisolado, el nombre ve-
nerado del General Emilio Ndfiez y Rodriguez.
Y, las multitudes, consternadas ante la horrible
tristeza de haberlo perdido para siempre ipara
siempre!-del desmalazamiento del Hrroe, que tan-
tas pAginas de floria lapidaria escribiera, que tantas
veces las llevara a la victoria, parecen preguntarse:
"Y, ,por qud no respeta la muerte algunas vidas?
gPor qu6 no se detiene ante la puerta de los insig-
nes caudillos que todo lo dieron por el bien de su
pueblo, que supieron de todas las virtudes y deseono-
eieron todos los vicious? Y, en la sombra intense de
la hora, en la somibra tristisima de su amargura in-
iconsolable, fulgen, como ecrdenos relAmpagos, las
filtimas palabras del patriota y del prefer: "No te-
mo a la muerte, porque de nada tengo que arrepen-


tirme". Ciertamente, sefiores, no podia temerla, no
podia arredrarse, no podia temblar ante ella, quien
mil veces habia expuesto la vida, quien mil veces se
eubriera de laurel en el combat, quien mil veces
atravesara los mares para servir a su tierra, quien
mil veces habia desafiado todos los abismos y todos
los peligros... y siempre por Cuba... y siempre
por su pueblo... y siempre por la gloria... ;Hom-
bre del ideal, hombre de la Libertad y del Dereeho:
bendito seas, bendito seas!
Y, ante el inimo abatido, ante la pena de esta ho-
ra solemne para la Patria y para la Repidbliea, en
medio -del roneo estampido de los cafiones, del ruido
-de la fusileria, de las .banderas colgadas a media as-
ta, de las lgrimas sentidas y fervorosas de un pue-
blo, de duelo para todos, de imperecedera desgracia
para los que no podemos resignarnos ante algunas
.caidas y ante la p6rdida de algunos hombres, la his-
toria y la leyenda, el pasado y el present, se levan-
tan, y sobre la misma tumba que guard sus restos
(sobre el frio paralel6gramo eubierto de rosas) ilo
vemos alzar .de nuevo, radiante y vietorioso, sereno
y magnifico, en plenitud de sol de gloria, de Aguila
en vuelo hacia la eumbre como en aquellos dias de la
manigua gloriosa y del combat diario en que por
la libertad de Cuba se sufria, y por la libertad de
Cuba se moria! Y, adoleseente, en los primeros afios
de la vida, 'cuando todo sonrie, cuando todo es floor,
cuando no ha nevado el desengafio sobre los huer-
tos de luz de la esperanza, le vemos a las 6rdenes de
Roloff, o le vemos, firme en su resoluci6n, olimpieo
en su grandeza, euando la protest hermosa de los
Mangos de Buraguz 0 se levanta en aquella albo-
rada del 26 de Agosto, en Oriente, donde las palmas,
al decir de Marti, son mis altas, cuando las efimeras
glorias de la Guerra ('bliqi;li, junto a Jos6 Maceo,
a Rabi, a Grave de Peralta, a Moncada, a Calixto
Garcia, al General Carrillo, a todos esos grandes, a
toda esa legi6n de bravos y de herAldicos, doloridos
y contrariados ante la impotencia para derrocar al
tirano, y derribarlo de su trono de ignominia. O lo
seguimos en el 95, siempre grande, siempre heroic,
siempre entire los primeros, siempre forjando el ideal
a que dedicara toda su existencia. O le vemos, des-
puds, en todas sus actuaciones de la vida pfbliea, en
la que no hay un solo dia, uno solo, en la que no de-
jara de prestar su concurso valiosisimo, con toda la
integridad de su carecter, con toda la honradez de
sus principios, con toda la grandeza de su alma ci-
cl6pea, al engrandecimiento de su Patria, a la con-
solidaci6n de la Repilblica y al eterno afianzamiento
d1 todas nuestras instituciones nacionalistas. Hdror
en la guerra, ciudadano excelente en la paz, mereci6
todos los laureles, supo de todas las glorias, y ado-
rado por los suyos llorado por todos, entra en
el reino de la inmortalidad, arrullado por las trom-
petas de la fama y bendecido por todos los corazo-
nes de su pueblo!....
Y, cuando todavia la CAmara. no habia tributaao
al patricio insigne y al cubano sin macula, la ofren-
da sentida de su profundo eariflo y de su admiraci6n
inagotable, nos sorprende, en la tarde de hoy, la
nueva fatalisima del repentino fallecimiento .de un
querido compafiero, a quien hasta ayer vimos sa-
no, fuerte y animoso, con aquel su carAeter jovial,
con aquella s- constant franqueza, con aquella sin-
ceridad de todas sus palabras y de todos sus heehos,
como si el destino, que ayer nos hizo llorar al Ge-
neral Nilfiez, nos trajera, esta tarde, a ilorar la muer-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3
t -


te del senior Antonio Cazafias, que eae, no en la pro-
vincia que le viera luchar con todo el ardor de sus
energies y actuaciones, de sus intensas batallas y re-
soluiiones inquebrantables; no en Santa Domingo,
donde era el jefe de un Partido y el adalid invicto,
no al calor de su familiar, que fue siempre uno de sus
mis grandes amores, sino en la hermosa ciudald de
Artemisa, gloria de Pinar del Rio, la provincia he-
roica, santificada por el cruce de la historic y en-
vuelta en el polvo azul de la leyenda.
. Por la pena que a todos nos sacude; por la enor-
me tristeza que 'abruma a todo el pueblo de Cuba
ante la p6rdida de uno de los campeones m6s esfor-
zados de sts libertades y de una de sus glorias mis
alcrisoladas y mhs altas, como el General Emilio Nfi-
fiez; por el dolor que a todos nos agobia por la eai-
da de un compafiero de los m6ritos insignes y de las
condiciones extraordinarias del senior Cazafias, iyo
pido, con today sinaeridad, con todos los fervores de
mi espiritu dolorido, que la Cimara, puesta en pie,
suspend esta sesi6n en sefial de profunda condolen-
cia y como un homenaje, sentido y carifioso, a la
memorial del cubano inmortal y del compaiiero dis-
tinguido. i'Nunca se est4 mas cerca de la gloria que
cuando se siente hondo y se piensa alto; nunca es
mis grande el hombre que cuando realize una labor
hermosa, llena de amor, plena de justicia!!
(Gran.des aplausos.)
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : La Presidencia va a
conceder la palabra, antes de levantar la sesi6n, a
los sefiores Recio y Pardo Suhrez, que la tenian so-
licitada, haeiendo saber a 'la Cfimara tambi6n que en
el dia de ayer envi6 una corona de flores al general
Emilio Nfiiez como ofrenda de esta OCmara.
Tiene la palabra el senior Pardo Suarez.
SR. PARDON SUAREZ (ANTONIo): Senior President
y sefiores Representantes: Mie auno con toda since-
ridad a las frases pronunciadas por mi distinguido
compaiero .el sefior Pastor del Rio en honor y a Ia
niemoria del que fu6 hasta ayer nuestro compafiero
en este hemieiclo, el Representante por las Villas se-
fior Antonio Cazafias, y al unirme a su ruego lo ha-
go en demand tambi6n de un homenaje a la memo-
ria del que fu6 nuestro gran patriota, el eximio ciu-
.dadano y modelo de padres y de amigos de todas las
6plocas en las que siempre demostr6 su honradez y
su patriotism por la causa de la Repfblica, el Ge-
neral Emilio Nfifiez. Que la C0para tambi6n, en ho-
nor a ese gran patricio se ponga de pie por tan irre-
parable perdida para Ia Patria.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Recio.
SR. REClo (ENRIQUE): Sefior Presidente y sefiores
Represeritaites: La Camara de Representantes tie-
ne un reeiente motivo de pena y de dolor, por la des-
aparici6n dde un distingtuido miembro de ella, el
distinguido compafiero senior Antonio Cazafias, que
en el dia .de ayer ha desaparecido de una, manera
s-bita, repentina e inesperada. Contaba con el afec-
to y Ia estimaci6n que todos le profeskbamos a tan
distinguido Legislador. Por tanto, sumamos nuestras
palabras, nuestras notas de -dolor, a las que en esta
tarde, han expresado los sefiores Pastor del Rio y
Antonio Pardo Suarez, y sumamos tambi6n nuestros
votos para que se le rinda el homenaje debido a su
memorial, haciendo que despu6s de tratarse de estos
dos asuntos, en serial del mayor respeto, se suspend
esta sesi6n.


He comenzado por tratar del fallecimiento del
Representante, senior Cazafias, porque era uno de la
easa, y porque su desaparici6n ha sido aun mis re-
eiente. Pero encuentranse todavia, nuestro espiritu
,de patriota y nuestros sentimientos de amigos, em-
bargados ante la p6rdida enorme que ha sufrido la
Patria Cubana, con la caida, de uno de los grande
de su Historia, de uno de los hombres mas presti-
giosos y representativess de nuestra vida public, el
General Emilio Nfiiez. Y como quiera que esta es la
primera sesi6n que se celebra, despu6s de la muerte
de ese Grande Hombre, yo quiero, al igual que los
oradores que me han precedido, expresar la impre-
si6n tristisima, el motive de inmenso dolor, que afli-
ge todavia al pueblo de Cuba, que viste de luto por
,a desaparici6n de uno de' sus mas ilustres Ciudada-
nos. No ha sido el General N~fiez, en nuestra vida
o historic patri6tica, y en nuestra actuaci6n piblica
una figure vulgar, ni un hombre trivial, el General
Nuifiez ha representado en la Historia uno de esos
espiritus mbs elevados, uno ,de esos patriots mAs
insignes y mis irtiles, a la Causa Santa de la Re-
denci6n de esta Tierra. Y en la vida piblica, ejem-
plar modelo de honiradez y de virtudes civieas. Por
eso el pueblo entero de Cuba se ha sumado al gran
,dolor que hoy aflige a los patriots cubanos. En la
CMmara de Represenantes han resonado ya,. en esta
tarde, palabras de condolencia a su distinguida fa,
milia, que habrAn de traducirse en M~ensajes, que
redacte y envia el Honorable senior Presidente de la
Ckmara, -en que se consignen palabras de sentimien-
to intense y profundo, por la pena que a todos per-
sonalmen'te nos embarga en nuestra condie:6n de
patriots y de hombres publicos.
- Si la oeasi6n fuese mAs propicia, si la sesi6n esta
no hubiese de terminarse fatalmente, por nuestro
acuerdo, tan pronto como terminen estas dos mate-
rias que se han sometido a nuestra consideraci6n,
podriamos permitirnos una invasion en el campo de
la espiritualidad y del patriotismo, para aproveehar
estos moments, que se esta bajo la acei6n dde la pe-
na y del .dolor, y hacer un llamamiento al sentimien-
to general de todos los cubanos, sin distingos de ma-
tices politicos, y particularmente a los elements re-
preseritativos en el Congreso de esas distintas agru-
paciones cubanas, para que busesemos ese piano co-'
m:un, a que las actuales circunstancias dificiles por-
que atraviesa la patria nos llaman; pero ni el que
habla se consider dotado del verbo mis autorizado
para hacer la invocaci6n, ni, como dije antes, las
,circunstancias especiales so ofrecen para estudiar
los medios para llegar a esa finalidad. No obstante,
quedan sentadas estas palabras que son la expresi6n
fiel de los sentimientos dde nuestros compafieros, que
todos .deseamos, al conjuro de la patria y al recuer-
,do inniaroesible del gran h6roe caido hace dos dias
que unamos nuestras conciencias y comulguemos en
una sola. aspiraci6n, sobre todo en estos critics ins-
tantes para salvar lo que ellos nos han legado, lo
que 61, el General Emilio Nfilez y los otros padres
de Ia patria, nos han legado, para que lo mantenga-
mos integro, intangible y sin mantilla: que es la so-
berania absolute de esta tierra y su vida pr6spera,
feliz y honrada.
Con palabras no rebuscadas y sin deseo de notorie-
dad alguna, en estos instantes de recogimierito, ins-
tantes solemnes, con toda la representaei6n que me
presta el cargo que ostento inmereeidamente en esta







4 DIARIO DE SESIONES'DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Camara, dejo de manera sencilla expuestos estos con-
ceptos, sentada esta aspiraci6n, y si lograsemos, co-
mo otro homenaje, eomo otro tribute a la memorial
del gran General Emilio Nfifiez que una moci6n, me-
jor dicho, que una proposici6n que oportunamente
se ha presentado por el senior Gonzalo Freyre, por
otros sefiores Representantes y el que habla, tradu-
ciendo los deseos ,de los demas compafieros de esta
Camara, por la cual se pide que una pension que se
votara para el General Niiiez y que 61 no lleg6 a
pereibir, fuese traspasada, consignada a nombre de
su ilustre y distinguida viuda, si pudli6ramos conse-
guir que esta tarde, suspendiendo todo precepto re-
glamentario se votase esa proposici6n de ley, ha-
briamos realizado una obra meritoria y habriamos
cumplido un sagrado deber....
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Seior Recio: advier-
to a S. S. que la Oamara ha aprobado en votaci6n, la
suspension de la sesi6n....
SR. REClo (ENRIQUE) : Realmente en la votaei6n
realizada, cuando acab6 de hablar el senior Pastor
del Rio, se pedia que nos pusi6ramos de pie en serial
de condolencia y homenaje a la memorial de los dos
patriots desaparecidos, de nuestro lcompafiero 1el
Representante Cazafias y del General Emilio Ni-
fiez, y pudiera interpretarse como en el curso de su
oraci6n, tambi6n decia que se suspendiera la sesi6n,
que esto significaba la suspension inmediata de la
sesi6n, en cuyo caso hubiese tenido el senior Pastor
del Rio la exclusive de la palabra-y asi no lo in-
terpretaba la Presideneia ni lo deseaba el senor Pas-
tor del Rio, ni lo deseaba la Camara-el inico turn
que se hubiese podido consumer en esta tarde. Yo
opino, sefiores, que no se habia dispuesto por la Ca-
mara la suspension de la sesi6n; que estando pen-
diente un asunto que se pudiera relacionar con los
dos tristes sucesos a que estamos refiri6ndonos en
esta tarde, y por eso yo no consideraba que estaba
hecha la votaci6n definitive, sino que en serial de
duelo y de homenaje se habia puesto de pie la Ca-
mara. i Cmo, pues, cuando termin6 de hablar el se-
fior Pastor del Rio, hab16 el sefor Pardo Suarez, y,
despu6s, el que en estos mementos consume el turno?
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : S. S. habr6 oido como
los demas sefiores Representantes que cuando se so-
meti6 a la consideraci6n -de la OCmara la proposi-
ci6n con que terminaba su discurso el senior Pastor
del Rio o sea el que esta Camara suspendiera la se-


si6n como homenaje al compafiero desaparecido, la
Presidencia anunci6 que no levantaria la sesi6n has-
ta que no hicieran uso de la palabra dos sefiores Re-
presentantes que la habian solicitado con analogo
prop6sito, o sea para pedir a la CAmara aeordara di-
rigir un mensaje de condolencia a los familiares del
General Emilio Nifiez, recientemente fallecido; pe-
ro al proponer al senior Pastor del Rio que se suspen-
da la sesi6n, no es possible que se pueda seguir legis-
lando, toda vez que se acord6 se suspendiera la se-
si6n. Vea pues su sefioria que la Presidencia no tiene
otra intenci6n ninguna mas que la de aclarar lo que
se habia acordado.
SR. SAGAR6 (BARTOLOMA): En ningon mormento
mejor que en 6ste se puede tomar un acuerdo mis
grande en homenaje a la memorial del General Nui-
fiez reci6n fallecido.
Sn. PRESIDENTE (VERDJA) : Ruego al senior Re-
cio que continfie en el uso ,de la palabra, porque la
Presidencia ha anunciado quie suspenders la sesi6n
cuando termine de hablar su sefioria y no se puede
establecer debate.
SR. RECio (ENRIQUE): Realmente la Presidencia
'ha hecho bien en interpreter el acuerdo en esta
forma y el clue habla habia hecho la proposici6n,
por si dentro del acuerdo eneajaba esto que me pa-
recia muy oportuno. Los demhs compafieros todos,
los de todos los Partidos Politicos, estfn en la me-
jor -disposici6n para votar esa Proposici6n y ya he
oido varias voces que se han hecho oir anunciando
que para maiiana se aprobara el Proyecto. Mafia-
na, probablemente, no habra sesi6n, hoy la hay, por
esta circunstancia, porque ya tenemos fijada la fe-
cha del 22 de este mes para entrar de lleno en el es-
tudio de las cuestiones pendientes en esta legisla-
tura; pero si no es en la sesi6n de mafiana, sera en
la primera sesi6n que se celebre, porque abrigamos
lla seguridad de que esta Proposici6n de Ley conta-
ra con el concurso de todos los compafieros.
Termino, por tanto, siguiendo la indicaci6n de
la Presidencia, reiterando las notas de -dolor y de
homenaje que por medio de mi palabra, rindo, unido
a aquel lado de la Oamara, y en representaei6n de
la minoria liberal.
'SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se levanta la sesi6n.
(Eran las tres y veinticinco p. m.)


IMP. P. FERNANOEZ Y CA., PI Y MARQALL 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs