Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00771
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00771
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text











DIARIO DE SESIONIES

DEBLIA
CONGRESS DE LA REPUBLICA DEiCUB3A


NOVENO PERIOD


CONGRESSIONAL


PRIMERA LEGISLATURE

VOL. XXXI HABANA, JULIO 3 DE 1919. NUM. 29


Camara


de Representantes


Sesi6n extraordinaria.-Julio 1 de 1919.

Presidencia del Sr. Santiago Verdeja y Neyra.
Secretarios: Sres. Faustino Soto Izquierdo y Arturo Betancourt Manduley.

SUMARIO


A las 3 y 15 p. m. se abre la Sesi6n.-Se d: lectura
al Dictamen de la Comisi6n Mixta sobre la Pro-
posici6n de Ley de Orden pfblico. Discurso del
Sr. Eulogio Sardifias. Es aprobada la totalidad

SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se abre la sesi6n.
(Eran las tres y quince p. m.).
Se va a ,dar lecture al dictamen de la Comisi6n
Mixta designed por la CAmara de Representantes
para que dietaminase sobre la Proposici6n de Ley de
Orden Pfiblico presentaida por el senior Ortiz.
(El Oficial de actas leyendo) :
PROPIOSICI6N DE LEY DE ORDEN PTIBLICO.
CAPITULO I
De la suspension de Garantias Constitucionales.
Articulo 1--Esta Ley se llamarA "Ley de Orden
Piblico" y regira en el territorio en que fueren
suspendidas las garantias que se determinan en el
articulo 40 de la Constituci6n, mientras dure legal-
mente dicha suspension, dictada de acuerdo con lo
dispuesto en el articulo 42 ,de la misma.


del Proyecto.-El Sr. Soto Izquierdo hace uso de
la palabra pidiendo la suspension del debate so-
bre la Ley, lo cual fu6 aprobado.-Se suspended la
sesi6n.-Eran las 4 monos 5 m. p. m.

CAPITULO II
Del estado de prevenci6n.
Art. 2?-Las disposiciones de esa Ley serAn apli-
'eadas finicamente cuando se hayan suspendido las
garantias constituciopnales y dejaran ide apliearse
cuando dicha suspension haya sido levantada.
Art. 3e-iSon objeto de esta Ley:
1) Las medidas gubernativas que las aut.arida
des pueden y deben adoptar con el objeto de mante-
ner y restablecer el orden pfiblico, y para prvenir los
delitos contra la Constituci6n del Estado, contra la
seguridad interior y exterior del mismo y contra el
orden pfiblico, que la Ley Penal 'condena.
2) Las competencias de los Jueoes y Tribunales
en las causes criminals que se formen sobre dichos
delitos.
Art. 4--Ja, suspension Ide garantias sera dietada
precisamente en la forma dispuesta por el articulo
42 de la IConstituei6n en los casos Iprevistos en el ar-
tieulo 40 de la misma.
Sera nula y sin ningfin valor legal la suspension
de garantias que no fuesen dietadas en los casos y








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


en la forma dispuesta por la eonstituci6n y por la
present Ley.
La suspension de garantias podrk comprender to-
das aquellas suya suspension autoriza ,el articalo 40
de la Constituci6n o parte de ellas.
Art. 5?-La Ley o el Decreto Presideneial dictan-
do la suspension de las garantias empezar' a regir al
dia siguiente de su publicaei6n en la Gaeeta Ofi-
cial de la Reptiblica. Asirmismo se publicark, salvo de
fuerza mayor, por todos los peri6dicos diaries de la
Repfblica en La edici6n mis pr6xima, debiendo ser-
ies al efecto remitido un ejemplar de la Gaceta a los
respectivos directors, editors o impresores. En las
poblaciones idonde no se publiquen diarios, pero si
otros iperi6dicos de informaci6n general, 6stos esta-
ran obligado a reproducir la correspondiente Ley o
Deereto Presidencial que a ese 'efeeto se les remi-
tiri.
Art. 6&-La promiulgaei6n de Ley o Decreto Pre-
sidencial suspendiendo las garantias constituciona-
les se hard saber inmediatamente al pueblo por la co-
rrespondiente Autoridad 1Municipal en las pobla-
cione del territorio national done las garantias se
susp'endan, por medio de Bandos o Manifiestos re-
produciendo la Ley o Decreto de suspension, fijando
en lugares pdblicos al toque de cornetas, redobles de
tambores u otra igualmente ostensible.
Art. 7? Publicada la Ley o Deereto Presidencial
de suspension de garantias, se consider declarado
por el mismo heeho el estado .de prevenci6n, hallindo-
se facultada desde este moment la Autoridad Civil
para adoptar cuantas medidas preventivas y de vigi-
lancia conceptile convenientes, a fin de asegurar el
orden piblico, sin disminuir, restringir, ni adulterar
los derechos individuals cuyas garantias no ipueden
suspenders o no estin suspendidas.
Art. 8?-La Autoridad Civil Idenunciark a la ju-
,dicial para que proiceda, desde luego, a los que com-
prenda que son responsables en 'algin sentido, de los
delitos contra la iConstituei6n de Estado, contra la se-
guridad del mismo y icontra el orden pfblico, que
fuesen penacdos por leyes anteriores.
Art. 9-Si se formaren grupos de individuos ar-
mados o en actitud hostile o que .perturben el orden
piublico, en la via rpiblica, dictark las medidas opor-
tunas para su disoluci6n, intimando a los factors y
auxiliaries de la agitaci6n que se disuelvan; y en el
caso -de no ser obedecida a la tercera intimaci6n,
utilizar6 la fuerza de que dispone al efecto de resta-
blecer la 'calma y dejar expedite la via pfiblica. Esas
intimaciones se harAn si el agrupamiento fuere nu-
ineroso por medio dde cornetas, tambores o pitos, de
modo que puedan ser advertidas por todos. No po-
dr i usarse de la fuerza en ningiin easo si no proce-
dieran las tres ,intimaciones ostensibles en la forma
dispuesta.
La Autoridad ipodri disolver tambien en la misma
forma todo grupo o manifestaci6n formada para lejer-
citar el derecho de peici6n a las Autoridades, si es-
tuviere tambi6n suspendida la garantia establecida
por el articulo veinte y siete de la Constituei6n.
Art. 10.-No podra suspenderse o impedirse la
circulaci6n puiblica y postal de los ejemplares de
ningfin peri6dico, ipublicaci6n, manifiesto, proclama,
parquines, dibujos, grabados, fotografias, esquemas,
estampados ,in hojas sueltas, sino en el caso de que
fueren medio por el cual se cometiere direetamente
algfin delito o falta penado por leyes anteriores. En


estos ceases se ocuparan los ejemplares impresos o es-
critos remiti6ndose inmediatamente al Juzgado de
Instrueci6n que fuese competente, el cual, ,en el dia
dictara el auto que procediere. El auto sera apela-
ble p.or el Fiscal, el autor, editor, impresor, repar-
tidor o portador del escrito, o impreso ocupado, den-
tro de los tres dias siguientes a sui notificaci6n per-
sonal, para ante la Audiencia respective, la cual re-
solverd dentro de los diez dias siguientes.
En ningfin caso podra suspenders o impedirse la
publicaci6n y circulaci6n de las ediciones, numerous,
ejemplares o impress de un peri6dico, editor o autor,
sucesivas a una edici6n o ejemplar legalmente ocu-
pada, suspendida o impedida en su cirdulai6n, si
por ellas no se cometiere de nuevo delito o falta o se
continuara oometiendo el delito anterior.
Este precepto comprende tambien las ipublicacio-
nes o impresos de todas classes procedentes del ex-
tranjero, escritos en cualquier idioma, cuya intro-
ducci6n en Cuba no podra ser impedida.
Art. 11.-Todo peri6dico esti obligado a insertar
las aclaraeiones o reetifieaciones que le sean dirigi-
das por cualquier Autoridad, Corporaci6n o particu-
lar que se creyeren ofendidos por alguna publica-
ei6n hecha en el mismo, o a quienes se hubiesen
atribuido hechos falsos o desfigurados.
El eescrito de aclaraci6n o rectificaci6n se inserta-
rk en el primer n-imero que se publique, en plans
y columns ignmales, y con el mismo tipo ide letra a
los en que se public ,el articulo o suelto que los mo-
tive; siendo gratuita la inserci6n siempre que no
exceda del duplo de lines de este, pagando el ex-
ceso el comunicante al precio ordinario que tenga
establecido el peri6dico.
El comunicado deberd en todo easo circunscribirse
al objeto de la aclaraci6n o rectificaci6n.
Art. 12.--No podrhn suspenders las reunions pa-
cificas p-ibicas o privadas, que se celebren sin armas
en edificios o al aire libre, de dia o Ide noche, mien-
tras en ellas no se realice un delito de los referidos
en el articulo.... de esta Ley o contravinieren esta
Ley. No se entenderin via's pfblicas a los efeetos de
esta Ley, los !parques, paseos y manzanas yermas
comprendidas en espacios rodeados de aceras, cereas
o vallas, no terrenos no urbanizados. Las reuniones
no podran obstruecionar el trinsito de calls, cami-
nos y carreteras.
Art. 13.-En ningin caso podrdn penetrar fuerzas
armadas de Policia o del Ej6neito donde se celebre
una reuni6n pfiblica, a no ser a solicitud ,de la Au-
toridad o su Delegado en caso de comisi6n de ,un de-
lito, y en este easo cuando la Autoridad o su De-
legado no se hallaren en la reunion.
Art. 14.-Se entender6 publica toda reuni6n de
mis de treinta personas, a menos que no sea la de los
miembros ide una sociedad, asociaici6n o eorporaci6n,
en cuyo ecaso se entendera piLblica s6lo cuando pasen
de cien personas las reunidas
Art. 15.-El Poder Ejecutivo en este estado de
prevenci6n podra detener y detendrk a cualquiera
persona, si consideras6 ello necesario para la con-
servaei6n del orden.
Art. 16.-Todo detenido a viriud del articulo 'an-
terior sera puesto en libertad to entregado a la Auto-
ridad Judicial correspondiente dentro ,de los diez
dias naturales siguientes a su detenci6n.
No se podra repetir la detenci6n de un individuo a
tenor -del artieulo anterior durante el tiempo de la







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 3


suspension de garantias, a menos que hubiese rea-
lizado nuevos hechos.
,Los :deteniddos no podrkn serlo sino en departa-
mentos especiales ide los estableeimientos tp6blicos
destinados a la detenci6n de procesados por causa de
delitos comunes. En ningun caso podrAn ser inco-
municados, permiti6ndoseles comunicarse por escrito
o verbalmente en el local destinado al efecto con las
personas que asi lo deseen, de acuerdo con el r6gi,
men establecido para los detenidos por delitos comu-
nes con anterioridad a la suspension de garantias.
Art. 17.-Toda detenci6n se dejark sin efecto o se
elevark a prisi6n dentro de los diez dias naturales
die haber sido entregado el detenido al Juez o Tribu-
nalat competent. Dentro del mismo iplazo se noti-
ficarA al interesado la providencia que se dictare.
Art. 18.-Podr6 asimismo compeler a mudar 'de
residencia o domieilio a las personas que por hechos
que .6stas hubieren realizadio se considered peligro-
sas o contra las que existan racionale sospeehas de
participaci6n e nlos delitos citados en el articulo...
El cambio de domieilio o destierro no podra6 de-
cretarse a mgs. de ciento veinte kil6metros de dis-
tancia del pueblo del compelido a mudarse.
Art. 19.-E1 destierro que desde luego puede acor-
dar la Autoridad a una distancia que no exceda de.
ciento veinte kil6metros se entiende levantado de'
hecho y de derecho, asi como el cambio de domicilio,
terminado que haya el period de suspension de las
garantias constitucionales, si antes no fuesen aqu6-
llos revoeados.
Los motives de las providencias a que se eontraen
6ste y los anteriores articulos, se harAn constar en
acta que se levante y expediente que se firme, antes o
despu6s de llevarlas a ejecuci6n. Dichas resoluciones
seerkn notificadas en el dia a los interesados y se-
ran apelables en un solo efecto ante el Juez que aten-
diere del cionocimiento de los hechos que hubiesen
motivado la resoluei6n. el cual podra ratificarlas o
revocarlas dentro del t6rmino de ocho dias. Contra
el auto que d'icte el Juez se darAn los recursos ordi-
narios establecidos por las Leyes.
Art. '20.-El cambio de domieilio o destierro dis-
puesto por el Poder Ejecutivo a virtud de esta Ley
no perjudic'arA los derechos civiles o politicos oue a
la persona compelida a cambiarlo le correspondan
por razin de au domicilio y residencia ha'bituales.
Art. 21.-En la resoluci6n disponiendo el eambio
de domicilio o destierro, al interesado deberh conce-
d;rsele el tiempo prudential y proporciondrsele los
medios hibiles para efectuarlo, adecuados a su sexo,
edad y condici6n social y econ6mica. En ningun caso
podra impedirse que acomipafen al interesado los
padres, ic6nyuge, hijos y los familiares a su cuidado
o uoe cuiden de '61.
Art. 22.-Cuando el sostenimiento del interesado
detenido, preso o compelido a cambiar .de domicilio
y el doe las personas a su cargo, dependiese del tra-
bajo personal y .diario del 'mismo, el Poder Ejecutivo
citid'ar ide-dicho sostenimiento por cuenta del Es-
tado, entregando peri6dicamente al interesado o a
las personas a su cargo o a ambos, segfn los casos,
a contar desde el dia de la detenci6n o cambio de
domieilio, ~na suma igual a la que habitualmente
percibiera aqu6l ipaor su trabajo.
Art. 23.--La Autoridad Civil podra entrar en el
domieilio de cualquier cubano o extranjero resident
en Cuba, sin el consentimiento de su morador, y exa-


minar s)us papeles y efectos. Pero nada de 6sto podra
verificare sino por la misma Autoridad o por un De-
legado suyo, provisto de rdisposici6n formal y es-
crita. En uno y otro caso, el reaonoicimiento de la
oasa, papeles y efectos, tendri siempre que ser pre-
senciado poar el duefio o eneargado de la misma o
una o m~s individuos de su familiar, y por dos ve-
cinos de la propia casa o de las inmediatas, si se
ballasen en ellas, y en su defeeto, por dos vecinos
del mismo pueblo.
No hallando en ella al duefio o encargado de la
casa, ni a ningfn individuo de la familiar, sera el
reconoiimiento a presencia, finicamente de los dos
vecinos indicados. En todo caso, levantarAn acta del
reconocimiento, que firmard la Autoridad o su De-
legado con los interesados y testigos.
'Cuando un delincuente contra el orden pfiblico
fuere sorprendido infraganti y perseguido por la
Autoridad Civil o sus subordinados o dependientes,
se refugiare en su propio domicilio o en el ajeno,
podrAn 6stos penetrar en 61, pero s61o para el efecto
de la aprehensi6n.
El President de la Repfiblica, por Deiereto podra
disponer en cualquier moment mientras dure la slus-
pensi6n de garantias, la ocupaci6n, -apertura y cen-
sura de toda o parte determinada .de la correspon-
dencia postal y telegr6fica, asi como la intervenci6n
y censura de las comunicaeiones telef6nileas.
Art. 25.-La oijupaci6n y apertura de correspon-
dencia se hard en las respectivas oficinas por los De-
legados de la Autoridald, expresamente 'designados
a ese fin, que se llamarkn censores, los cuales 'deberAn
guardar secret de la correspondeneia quie leyeren,
y jurar previamente que cumplirAn ese deber.
Art. 26.-La correspondencia sera detenida el me-
nor tiempo possible y 'devuelta inmediatamente a la
circulaci6n aquella c'uya detenci6n no fuese necesaria
a la oonservaci6n del orden pfiblico, icerrindose .con
la nota de haber sido abierta por el censor, con ex-
presi6n del nfimero de 4ste. La correspondencia cuya
detenci6n fuese oonveniente, se hara quedando 6sta
depositada bajo la custodia y responsabilidad de la
Autoridad hasta que se levante la suspension de ga-
rantias, en cuyo moment se devolveran a la circu-
laci6n con un sello o nota que diga: "demorada por
censura".
Art. 27.--La correspondlencia que al ser censurada
,e observare que era medio de cometer un delito de
los citados en el articulo... de esta Ley serk remi-
tida inmediatamente al Juez Instructor correspon-
diente para que la luna a la causa 'respecti'va y pro-
ceda con vista ide ella.
Art. 28.-La intervenci6n de las icomunicaciones
telef6nicas se hara tambi6n por censores, delegados
de la Autoridad a ese efecto. COualquier comunica-
ei6n verbal que ellos intericepten contra el orden pfi-
blico sera comunicada inmediatamente bajo su res-
ponsabilidad y precisamente IploT escrito a la Auto-
ridad Civil y por .sta al Juez correspondiente. No
se tend'ran en cuenta a los efectos procesales y pe-
nales las comunicaciones telef6nicas que no se parti-
ciparen por escrito en el dia a la Autoridad y el dia
siguiente por 6ste al Juez.
Art. 29.-La Autoridad no plodrA en ningfin caso
impedir, cortar u obstaul'izar en cualquier forma ge-
neral la correspondencia postal, telegrafica o telef6-
nica.







,4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMA1RA DE REPRESENTANTES


s .Art. 30.-No serAn admitidos para ser circulados
los telegramas redactados en clave o en idiomas' ex-
tranjeros a jergas ininteligibles.
Art. 31.-Si la Autoridad 'Civil, una vez empleados
todos los medics de que en eircunstancias ordinarias
dispone, y los que para las extraordinarias le otorgan
los precedentes articiulos, no pudiese por si sola, ni
auxiliada por la Judicial dominar la situaci6n y res-
tablecer el orden, lo comunicara por la via mis rh-
pida al Presidente de la Repiblica, el cual, si lo es-
tima necesario, oido el Consejo de Secretaries, Ipu-
blicarA un Bando en la forma ostensible dispuesta
en el artitulo sexto y con aicompafiamiento de fuer-
zas m'ilitares; disponiendo la adopci6n die las medi-
das que reclama la paz pfiblica, previa la declara-
-ei6n del estado de guerra usando si here indispen-
sable de la fuerza military.
Art. 32.-E1 Poder Ejecutivo no podra en ningfin
caso, antes de suspenders las garantias oonstitucio-
nales, ni dentro del estado de prevenei6n, nombrar
con el titulo de SuBpervisores, Inspectore ni otro al-
guno, a militares, mnalquiera que fuese sonu gradua-
'i6n, para que cuiden del orden piblico. No podra
tampoco comisionar a ningfrn military para el desem-
pefio de cargos pfiblicos, Jefe de Presidio o ICarceles
y demns de caitcter civil.
Art. 33.-'Cuando la rebeldia o sedici6n se mani-
fiesten 'desde los ,prmeros moments, rompan el fuego
Slos rebeldes o sediciosos, o comprenda la Autoridad
Civil la urgente necegildad de appelar a la fuerza pii-
blica y no hubiere prudenciamente tiempo o form
hAbil para comiunicarse con el Presidente de la Re-
piiblica o para esperar su resolu'ei6n, se IpondrA de
aeuerdo con el Jefe Militar de mayor graduaci6n en
el Termino Municipal o Provincia y dispnodrin la
inmediata declaraci6n del estado de guerra en el te-
rritorio de su jurisdicci6n.
Si no hubiese aleuerdo entire estas dos entidades, ni
tiempo para tomarlo, se entrara desde luego, provi-
sionalmente, en el estado ide guerra en los dos pri-
meros easos del parrafos anterior, dando directa-
mente cuenta de todo al Gobierno y a los superiors
jerarqiuicos, respectivamente.
Estas declaraeiones seran ratificadas o revocadas
por el ,Presiedente de la Repliblica, oido el Consejo
de 'Secretarios y a falta de conmunicaciones efleaces,
por la Autoridad Civil Superior Jerirquica dentro
de los tres dias siguientes al oeurrir aqullas. :Si no
faesen ratificadas dentro de ese t6rmino, se enten-
deran revocadas, ipudiendo, ademas ser reviocadias
en todo tiemnpo. Estas declaraciones una vez revoca-
das no podrin ser heohas de nuevo si no surgieran
nuevos sucesos que lo justifioaran.
Art. 34.-Si ocurriere la rebeli6n o sedici6n en Ca-
pital de provincia, la Autoridad Civil, para los efec-
tos del articulo anterior, la seri el 'Gobernador Ci-
vil de la misma o el que haga sus .veces, y en los de-
mas pueblos se reuniran para idicha declarec6n el Al-
calde Municipal y el military que ejerza el mando -de
las armas.
Art. 35.-En la Capital de la Repfiblica y puntos
en comunic'aci6n con la misma, no podra declararse
el estado de guerra sino por el Presidente, oldo el
Consejo de .Secretarios.
El VPoder Ejeciutivo, cuando hayan ocurrido actos
de rebeli6n o sedici6n, en uno o m's T6rminos o en
una o mAs lprovincias, ao, se hayan presentado grupos


~
''


considerable de rebeldes o sediciosos armados en
ellas, determinard el territorio que queda sujeto al
estado de guerra y cual al estado de alarrma.

CAPITULO III

Del estado de guerra.

Art. 36.-En los casos exclusivos a que se con-
traen los artioulcs 31 y 33 de esta Ley, quediarh de-
clarado en estado de guerra el territorio en qkue ocu-
rran aquellos sucesos, lo que se hark osten'siblemente
al pfiblico por medio de Bandos y Edictos que con-
tengan las prevenciones y medidas oportunas.
Art. 37.-En dieho Bando se intimara a los re-
beldes o sediciosos y perturbadores, que depongan
toda actitud hostile y presten obediencia a la Au-
toridad legitima.
Los que lo hicieren en el t6rmino que el Bando fije,
y no habiendo t6rmino, en el de seis horas, quedarkn
-exentos de la pena, excepto los autores o jefes de la
rebeli6n, sedici6n o ,desorden y los reineidentes de
estos delitos.
Los autores o Jdfes referidos serhn exentos de la
pena que les correspond, caso de rendirse dentro: del
t6rmino que expresa el Ip'rrafo anterior.
Art. 38.-Publicado el Bando y terminado el pla-
zo que en &1 se sefiale, serin disueltos, en los casos
previstos en el articulo noveno de esta Ley, los
grupos que se hubieren formado, emnpleando la fuer-
za, si fuere necesario, hasta reduiirles a la obedien-
cia aprehendiendo a los que no se entreguen y po-
ni6ndolos a d*i6po&ici6n de la Autoridlad Judicial
euando deban ser juzgados por ella.
Serhn considerados como presuntos reos, sin per-
juicio -de probar su inculpabilidad, los que se en-
cuentren o hubiesen estado en los sitios del combat
durante 6ste y sean aprehendidos huyendo o escon-
didos, despues de haber estado con los rebeldes o
sediciosos.
Los halitantes de las easas donde se hlubiesen he-
cho fuertes los rebeldes o sedieiosos, no sed!'n con-
siderados presuntos criiminales, por el solo hecho de
encontrarse en ellas. Pero si resultase haber tenido
participaci6n en los delitos a que se refiere esta Ley,
sufrirAn la pena correspondiente.
Se exceptfian de lo dispuesto en el p4rrafo se-
gundo die este artioulo los indiiduos de la Cruz
Roja y 'demas Asoeiaciiones filantr6picas legalmente
estableeidas para el socorro de los 'heriidos, y los m6-
dicos, enfermeros y empleados de instituciones be-
neficas o sanitarias que llevaren el proip6sito de so-
correr a los heridos.
Art. 39.-Todo funicionario o Corporaci6n, cual-
quiera que sea su autoridad o cargo, prestara in-
mediatamente el auxilio que legalmente se le pida
,para sofocar la rebeli6n y sedici6n y establecer el
orden.
El funeionario o Corporaci6n que no prestase in-
mediato auxilio a la Autoridad, serA en el acto sus-
pendido de su empleo o cargo v reemplazado en 61
interinamente, hasta la resoluci6n legal que proce-
da, sin perjui'cio de las Tenas en que incurra por
conseeuencia del procedimiento que se instruiri para
depurar su responsabilidad o1 irresponsabldad cri-
minal.
Art. 40.-La's Autoridades Civiles continuarin
funeionando en todos los asuntos propios d'e sus atri-






DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 5

buciones, inclusive en los de orden puiblico ;' ero en refiere y en cuanto no fuesen opuestos a los preeeptos
cuanto a este ,actuardn 'de ac.uerdo con el Jefe de la especiales refrentes al "estado ide guerra".
fuerza military; a menos que 6sta actfe con 6rdenes Art. 47.-Las Autoridades Civiles y IMilitares, en
directs del 'Poder Ejecutivo, debiendo en uno y el period ,de suspension de garantias publicaran los
otro caso darle directamente los parties y noticias Bandos que ounsideren necesaries para mantener me-
que les reclamen, y las remnis que icon referencia jor el orden piblico con sujeci6n estricta y bajo su
al orden public lleguen a su conocimiento. responsabilidad, a las prescrilpciones constituciona-
Art. 41.-El Poder Ejecutivo no ipodrk tampoco lesque no hayan sido suspendidas con arreglo a la
dentro del estado declarado de guerra nombrar con IConstituici6n.
ttulo de Supervisores, Inspectores ni otro alguno,
militares, eualquiera que fuere isu graduaci6n, para OAPITULO IV
que como encargado, especial o extraordinario, cui-
den del orden pfiblico. En el estado de guerra el cui- Del procedimiento judicial.
dado .del orden pfiblico que tuviere clue ser confiado
a las fuerzas -del Ej6rcito, lo sera en todo caso a Art. 48.-E1 procedimiento de las causes crimina-
6stas, siempre bajo las 6rdenes del que legalmente les formadas por delitos referidos en el articulo ter-
le correspond con caricter permanent. El Poder cero .de esta Ley, sera el previamente establecido
Ejecutivo podra disponer los traslados y permutas por las leyes anteriores a la suspension de garantias.
que estime iconvenientes entire Jefes, Oficiales y cla- Art. 49.-E1 Juez de Instrucci6n !del Partido en
ses del Ej6rcito de una misma categoria entire si; que hubiere principiado la subversion del orden es
p'ero no Ipodrk crear ni autorizar en forma alguna el competent Ipara :conocer del asunto.
comisiones militares extraordinarias, individuals ni Donde haya dios o mks Jueces, si la rebeli6n o sedi-
colectivas, para el mantenimiento del oden pfiblico. ci6n estallare a un mismo tiempo en dos o mks Par-
Art. 42..--E1 Jefe de la fuerza military, a la vez que tidos Judiciales, los Jueces respectivos instrluirin in-
adopte lats medidas comprendidas en los articulos mediatamente las primeras diligencias sumarias, que
precedentes y que restablezea el orden pfiblico, dis- directamente pasarin al mas antiguo de ellos, a quien
pnodrA que inmediatamente se instruyan las causes para este cargo s dlara competent.
a que haya lugar, y se formen los Consejos de 'Gue- Las Salas de IGobierno de las Audiencias pueden,
rra que han de fallar las que correspondan a la ju- sin embargo someter el conocimiento de la causa al
risdci6n military, segfin lo dispuesto en las leyes.
risen m r, n lo d o e l l Juez de Instrucci6n Especial, que considered conve-
Art. 43.-Si instruidas las idiligenciias sumarias por niente.
los Consejos de Gluerra apareciesen complicados co- 5.- n c n
mo reos .de los eipresados delitos personas no some- Art 50-En las causas de esta clase no podr pro-
tidas a su jurisdicci6n, los Fiscales de las causes ha- moverse contienda de competencia. Si un Jhiez recla-
rhn expedir inmediatamente los oportunos testimo- mare el conocimiento de la causa teniendola ya otro,
nios idel tanto de .culpa para remitir al Juez que co- y hubiere duda sobre cual de ellos sea el colmpetente,
rresponda poni6ndose los presuntos reos a disposi- no poni6ndose de acuerdo a la primra comunicaei6n
ci6n de dicho Juez para los efectos de justicia. que con tal motive se dirijan, pondrAn el hecho sin
SArt' 44.-E1 Jefe de la fuerza military, en el "Es- dilaci6n en conoeimiento de la Audiencia, por medio
de exposici6n razonada, para que la iSala de Go-
tado de guerra", pddra adopter las medidas necesa- de exposici6n raonada para que la Sala de Go-
tado de guerra", poldrk aidoptar las medidas necesa- bierno, oyendo en voz al Fiscal, idecid'a. en el acto lo
rias de acuerdo con la Alutoridad Civil o bajo las bierno oyendo en voz a fiscal decidaen el actor lo
6rdenes del Poder Ejecutivo, para restablecer el or- que estime procedente. Si el Presidente de la Au-
den iperturbado. OuidarA muy especialmente de que dienrca recibiere noticias de Ostarse instruyendo si-
los Jefes .o Comandantes de las fuerzas que conduz- multaneamente causes por rebeli6n o seidici6n por
can press, ya a disposici6n de su Autoridad ya a various Jueees de Instrueci6n, someterA a la Sala de
la 'de la Civil o Judicial, lo verifiquen con today se- Gobierno de la Audiencia, la conveniencia de nom-
giuridad y bajo su responsabilidad personal ms es- brar un Juez especial, que en ese caso sera un Ma-
tridta al punto de su destiny; cuando no Ilegaren a gistrado de la misma Audiencia, y 6sta oido a voz
61, mandard que se formen las causes oportunas para el Fiscal, lo nombrarA para que conozea de aquellas
averiguar y 'castigar las faltas y Idelitos que en este 'eausas si la rebeli6n o sedici6n -a que se contraen
delicado servicio se cometan, cualquiera :que sea la aqu6llas, fuesen una misma; y si fueren distintas de-
clase del Jefe que lo idesempefie. No podra dispararse signar6 otro u otros Jueces especiales en la propia
ni usar armas d;e ninguna clase contra los conduci- forma.
.dos, ni aun en el caso 'de fuga de 6stos, salvo el caso I Si la rebeli6n o sedici6n se extendiere a varias pro-
de legitima defense. En todo caso de fuga de los vincias, la :Sala de Gobierno del Tribunal Supremo,
conducidos o die uso de armas 'contra 6stos, se forma- oido in voce al Fiscal nombrara uno 'de los Magistra-
ra causa criminal para depurar los hechos' por el co- dos de la Sala de lo Criminal Juez Instructor Espe-
rrespondiente Juez de Instruaiei6n y fall de la Au- cial para que iconozca las varias causes incoadas. La
diencia respective. Ipropia Sala del Tribunal 'Supremo, a instancias del
Art. 45.-S61o al Poder Ejeoutivo corresponde le- Juez Especial, Ipdora nombrarle un relator por cada
vantar el "estado de guerra". provincia, icuyas funciones ajenas en lo absolute a to.
Art. 46.-No podra en ningin caso declararse nue- da jurisdicci6n consistirAn solament een informer ver-
vos delitos ni imponerse otra penalidad que la pres- balmente y (por escrito y auxiliar al Juez Instructor
cripta anteriormente por las leyes vigentes al decre- Especial acerea de la march de las actuaciones su-
tarse la suspension ide garantias. Durante el estado mariales, asi como en practicar las pruebas testifica-
de guerra regirAn ademas las disposiciones de esta les y de inspeci6n oculares dispuestas por el Juez
Ley referentes al ",estado de alarma" en todo lo Instructor Especial. El nombramiento de cada rela-
que a los iderechos individuals y constitucionales se tor, recaerk forzosamente en un Magistrado de la






6 DIARIO DE SESIONE8 DEL CONGRESO.--CAM~ A DE R1BMPESENTANTES
s .. -:. .


Audiencia respective. El iFiscal del Tribunal Supre-
mo designara a los fiscales de la Audiencia que co-
rrespondan dilchas causes.
El juicio oral y pfiblico se celebrark en su lugar la
causa que fuese de hechos ocurridos en diferentes pro-
vincias ante la Audiencia ide la provincia de mayor
nimero de !habitantes, la cual designara la Sala de lo
Criminal del Tribunal Supremo. Cuando conoca de
la causa un Magistrado del Tribiunal Supremo, los
recursos ordinaries que se establecan contra sus re-
soluciones como Juez Instructor, ser6n conocidos, en
'grado de apelaci6n, por la Sala de lo Criminal del
Tribunal Supremo, sin ulterior recurso, a no ser en
via de aasaci6n.
En 1os ,demas casos, serin resueltos por la Sala de
Justicia de la Audiencia respective.
Art. 51.-En todo caso, los Jueces Municipales y
de Instrucei6n en cuyo partido tenga ramificaci6n
el delito u ocurran hechos justiciables por consecuen-
cia del mismo, instruirAn las oportunas diligencias,
lo que. harvn dentro de tercero dia .de recibidas; ma-
ximo de tiempo que podrAn retenerlos antes de en-
viarlas en pliego certificado al Juez Especial.
Art. 52.-Todo Juez que principle a instruir dili-
gencias en los casos prevenidos en los anteriores ar-
tiulos, dara cuenta sin dilaci6n de su inicio a la Au-
diencia, al FiEcal y al Secretario de Justicia. Lo
propio verificara cuando se inhiba y aeuerde remi-
tir sus actuaiciones al Juez competent, y lo llevara a
efecto sin consultar previamente con la Audiencia el
auto de inihibici6n. Los Presidentes de Audiencias,
con vista de los referido parties de inicio .participa-
rin con urgencia a la Sala de Gobierno idel Tribunal
Supremo la incoaai6n de esta clase de sumarios a los
efectos del articulo cincuenta.
Art. 53.-En el moment en que, Ipor cualquier
medio o tconducto, tenga noticia el Juez de Instruc-
ci6n de la perpetraci6n de un idelito contra el orden
pfiblico de los comprendidos en esta Ley, o de dual-
quier hecho preparatorio para los mismos, Iprocedera
sin levantar mano a la instruciei6n del correspondien-
te sumario, d nodle preferencia exelusiva.
Art. 54.-Para la comprobaci6n del delito y de-
lincuencia del presunto reo, el Juez empleara sola-
mente los medios ordinarios que establece la Ley.
Art. 55.--Para mayor actividad, los Jueces evita-
rAn la evacuaci6n de las citas y careos que no seani
de conocida limportancia y todas aquellas diligin-
cias Cuyos resultados, ann en el casos mbs favorable
al reo, no hubiere de alterar ni .a naturaleza del de-
lito ni la responsabilidad de su author, Iposponin-
dolas ,para una vez practicadas las pruebas mAs ur-
gentes.
Art. '56.--4uando sean varies los procesados, el
Juez pddra acordar la formaci6n de las piezas sepa-
radas, que estime eonvenientes, para simplificar y
activar los procedimientos.
Art. 57.-ALos Jueces y Tribunales continuarAn en
el ejencicio d'e sus funcione dentro de la esfera de su
resipectiva jurisdicci6n y icompetencia, segin las le-
yes anteriores a la suspension de garantias.
CAPITULO V
Disposiciones penales.
Art. 58.-Las infracciones de la Constituei6n en
material de suspensionn de garantias, asi como las
de esta Ley que no constituyen delitos o faltas pre-


vistos y penados por lotras leyes, serAn castigadas
con la ipena de multa de cien a cinco mil pesos o
prisi6n de treinta dias a 1cinco afios, o con ambas
penas a la vez y su conocimiento corresponderA a
los Juzgados de Instn 'cci6n y Audiencias provin-
ciales, salvo los casos de competencia especial esta-
blecildos por la Constituci6n, por raz6n del cargo
piiblico desempefiado por los culpables.
Art. 50.-El Presidente de la Repfiblica, los Se-
cretarios del Desqpacho, Ilos Gobernadores de las pro-
vincias, Alcaldes Municialtes y demfs Autoridades y
agents dle la misma, que infringiesen los preoceptos
constitucionales referentes a la suspension de garan-
tias, incurrirAn en las penas 'establecidas en el ar-
ticulo anterior y adem6s en las de idestituci6n e in-
habilitaci6n durante diez afios y ,un dia a veinte afios
para el ejercicio de icargos piblicos, sin perjuilio -de
que los Tribunales competentes les impongan cual-
quier otra Ipena ep .que hubieren incurrildo por los
mismos hechos si estos fuesen 'constitutivos de otro
delito o falta.
Art. 60.-El Presidente ide la Repfiblica, los 'Se-
cretarios del Dsespacho, los Gobernadores de las pro-
vincias, los A1caldes Munijeipales y demis Autorida-
des y agents ide la misma que infrinjan las dispo-
siciones Ide esta Ley inciurrirAn en las penas estabe-
cidas ,en el articulo cincuenta y oeho de la misma,
y ademas en las penas de uno 'a diez afios de inhabi-
litaci6n para el ejercicio d'e cargos pfiblicos, sin per-
juileio de que los Tribunales competentes les impon-
gan cualquier otra pena en que thubiesen incurrido
por los mismos hechos, si 6stos fuesen constitutivos
de otro delito o falta.

DISPOSICI6N GENERAL

Art. 61.--Se deroga totalmente la Ley de 'Orden
Pfiblico de 23 de Abril Ide 1870, mandadia publicar
en ICuba el 24 de'Sepiembre de 1879, asi como todas
las demAs eyes, reglamentos y decretos en tanto
en cuanto se opongan a lo preceptuado en la present
Ley.
'Camara de Representantes, a ,dez y seis de Abril
de mil novocientos diez y nueve.-Fernando Ortiz.-
Dr. Arturo Betancourt.-R Martinez Alonso.-M. Gi-
menez Lanier.--M. Plana.

,SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a diseusi6n
la totalid ald.
SR. SARDIRAS (Eulooi) : Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra el
senior Sardifias.
SR. SARDIrAS (EuoGIo) : 'Sefior 'Presidente y se-
fiores Representantes: A la iQmara a que me honro
en ipertenecer, le leabe el alto honor d'e discutir y vo-
tar una de las leyes fundamentals ma's importantes
y aue necesita la Repfblica para su subsistencia: me
refiero a la Ley de Orden pfiblico que debe regir, de
acuer'do con el C6digo Fundamental del Estado. Ya
la Convenei6n Constituyente al red'actar ese C'6digo
tuvo en ouenta este problema. El articulo 41 de la
Garta fundamental del Estado impone al Congreso
Nacional la obligaci6n de dictar una Ley, previamen-
te, que debia regir en la Repfiblilea en cuanto estu-
viesen suspendidas las garantias constitucionales que
la misma Constituci6n autoriza. Y hasta ahora. des-
pinius de 18 aiios d'e la Repuiblica, nada se ha hecho
a ese respect y nos hemos venido rigiendo por una







lJIA9lO DE SESIONES DEL CONGiRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 7


' ey. de Orden fiblico, que no responded con exac-
titud, al desenvolvimiento de los preceptos ,Constitu-
icionales, porque si bien esa Ley es bastante liberal,
porque se redact6 despuis *de regir la Constituci6n
espafiola de 1869 que muy poco difiere, en euanto a
los deredhos individuals, de la nuestra, no podia re-
gir en toda su integridaid en el territorio de la Re-
pfi'bica, porque aigunos de sus lpreceptos no se armo-
nizan con el articulo 41 de la Constituci6n, segin el
oual la 'Ley de Orden Piblico debe regir de acuerdo
con el desenvolvimiento de los preceptos iconstitucio-
nales, y esta 'Cimara que en la legislature pasada, se
oitup6 de esta cuesti6n y nombr6 una Comisi6n Es-
pecial para que, con motive del advenimiento de la
paz, propusiera todos los Proyectos 'de Leyes que cre-
yese necesarias. Dicha Comisi6n que se oeup6 de tan
imrp!ortante media legislative propuso un proyeeto
que no pudo ser discutido; pero ahora aspiran los
que formamos la refer4da Comisi6n o que la Cdmara
dfidose cuenta de la Londad y -de la nacesidad de la
Ley que nos ocupa, la discuta y la vote, sin demora,
para que llegue, en no lejano dia a ser una Ley del
Estado. Yo les aseguro que ninguna de las Comisiones
ni las Especiales no las iPermanentes, han trabaja-
do con mAs interns, eficacia, acierto y asiduidad, en
el desempefio de sus funciones que aqu6lla. Como
product de su labor present a la consideraci6n de
la CAmara, un iniciativa ,del doctor Ortiz, se ocup6 tambi6n de ipre-
parar otro proyecto 'de Ley importantisimo, y apro-
vecho la oportunidad -de encarecer su urgencia, me
refiero al de la prenda agrieola por zonas de cultivos
reparto de los terrenos del Estado. Ademis la Comi-
si6n por inicitiva del doctor Cortina, present a la
eonsideraci6n de la (COmara,un Proyecto 'de Ley ar-
monizando los 'derechos del obrero y .del patrono, es-
tableciendo tribunales ide arbitraje y creando el cargo
de Comisionado del trabajo, quedando garantizados los
lerechos de unos y de otros. Yo recomiendo a la CO-
mara que en la oportunidad mas pr6xima haga traer
ese iProyeeto Ide Ley, para que 'lo discuta y vote.
Otra iniciativa del senior Soto Izquierdo, que se
relaciona con el trabajo especial de los obreros en
las industries de panaderias di6 liugar a la redacci6n
de otro Proyecto .de Ley, may important sue la
Camara debe oonocer.
El IProyacto ide Ley que se dispute pudiera ha-
berse tratado por la C~mara en la anterior legisla-
tura no debe detenerse en aprobar su totalidad a


reserve Ide que en la sesi6n de maFiana y con prefe-
rencia de todo otro asunto, se discuta el articulado.
Y al propio etimpo interest de la Cimzara que tam-
biWn aouerde la suspension de esta sesi6n, para que en
el dia de mariana y hallindose present el doctor
Ortiz, autor de la iniciativa, con preferencia a todo
asunto, se resuelva por la Camara labor tan impor-
tante, que el pais (ha de agradecer a todos los que
hayan cooperado a ella.
SR PRESIDENTM (VERDEJA): 1Se pone a votaci6n. la
totalidad del proyecto. Los qcue est6n ctonformes se
servirAn ponerse de ipie.

(La mayoria de las seilores Representantes se po-
ne de pie).

Aprobada.
SR. SOTO IZQUIERDO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Soto Izquiierdo.
SR. SOTO IZQUIERDO: Sefiores Representantes: Ha-
bida cuenta a que el autor de la ,Proposici6n de Ley
y del dictamen cuya totalidad acaba de aprobar
la CAmara, lo es nuestro ilustre y querido compaiie-
ro doctor Ortiz, con quien hube de tener anoche una
conversaci6n, en la que me dijo que no podria con-s
)Currir en el dia de hoy a la 'Oamara, sin embargo de'
que 61 tenia gran interns en estar presente a la dis-'
cusi6n de este asunto, yo pido la suptensi6n del de-
bate sobre este proyecto, por raz6n de deferencia y-
de justicia al distinguid'o compafiero, haste maana,.
que 61 podr 'estar present en la sesi6n.
'SR. SOTO (OSCAR) : Caso ide que se suspend el de-
bate, que mis vamos a tratar? 1Hay algfin progra-
ma para esta sesi6n?
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): El finico asunto es es-
te, senior Soto.
Se pone a votaci6n la suspension -del debate soli-
citada por el sefor Soto Izquierdo. Los que est6n.
conformes se servirAn ponerse de pie.

(La mayoria de las seiores Representantes se po
ne de pie).

Aprobada.
Y no habiendo otro asunto de que tratar, se le-
vanta la sesi6n.

(Eran las cuatro njenos cinco minutos p. m.)


Imp. Rambla, nkmza y C.-. Pf y Margnll 35 33 5 -IYab..




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs