Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00758
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00758
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text










DIARIO DE SESIONES

DEL
CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


NOVENO


PERIOD


CONGRESSIONAL


PRIMERA LEGISLATURE

VOL. XXXI HABANA, 30 de Mayo de 1919 NUM. 16


CAMERA


DE REPRESENTANTES


Sesi6n ordinarla del 28 de Mayo de 1919

Presidencia del Sr. Santiago Verdeja Neyra

Secretarios: Sres. Francisco Soto Izquierdo y Arturo Betancourt Manduley

SUM ARIO

A las 3 p. m. la Presidencia declara abierta la sesi6n.-El Sr. Martinez Alonso pide se pase lista y
se comprueba hay quorum.-Se di6 lectura al Acta de la sesi6n anterior la cual fu6 aprobada.-
El Sr. Carlos Manuel de la Cruz pide se lea el Mensaje Presidencial sobre suspension de las Ga-
rantias Constitucionales y se concede despues un receso, lo cual se efectifa y queda aprobado.-
A las site y veinte minutes p. m. se reanuda la sesi6n.-Se da lectura a una petici6n de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios sobre el anterior Mensaje, lo cual es aprobado,-Lectura de un
Proyecto de Ley sobre suspension de las Garantias Constitucionales, el cual es aprobado, remiti6n-
dose a la Comisi6n de Estilo para su remisi6n al Senado.-El Sr. Arturo Betancourt pide la sus-
pensi6n de la sesi6n, lo que se acuerda.-(Eran las 9 y 15 p. m.)


SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se abre la sesi6n.
Se va a dar lecture al Acta de la sesi6n anterior.
(Eran las 3 p. m.) (El Oficial de Actas comienza
a leerla).
SR. MARTINEZ ALONSO: Como tengo dudas respec-
to del quorum, Sr. President, solicito que se pase
list.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se va a pasar list.
(El Oficial de Actas pasa lista.
Han respondido a la list 54 sefiores Representan-
tes. Hay quorum. Continfia la lectura del acta de
la sesi6n anterior. (El Oficial la lee).
Es aprobada el acta.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL): Pido la pala-
bra, para rogar a la Cimara se sirva acordar la pr6-
rroga de la sesi6n hasta terminar la Orden del Dia,
y al mismo tiempo, que una vez leido el Mensaje Pre-
sidencial que se encuentra sobre la mesa referente
a que se autorice al Ejecutivo para suspender las
garantias constitucionales en la Repfiblica, cuando
las necesidades asi lo reclamen, debido a las distin-


tas huelgas que han surgido en el territorio national,
que se concede un receso de quince minutes a fin
de que los dos Comit6s Parlamentarios de los Parti-
dos Liberal y Conservador de esta Cimara tengan
tiempo de reunirse y adoptar una line de conduct
referente a la petici6n que se hace en ese Mensaje.
SR. MARTINEZ ALONSO: Para una aclaraci6n. Yo
quisiera saber Sr. Cruz, si la pr6rroga que propone
S. S., es solo hasta terminar el asunto motive del Men-
saje.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL): No senior, yo
propongo la pr6rroga hasta terminar ese asunto y
todos los demis que figure en la Orden del Dia y
que deben tratarse.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Se pone a votaci6n la
proposici6n del Sr. Cruz en sus dos extremes. Los
que est6n conformes se serviran ponerse de pi6.
(Aprobado).
Se va a dar lectura al Mensaje Presidencial.
(El Secretario, Sr. Soto Izquierdo leyendo):








2 1[MO-1I' f E DEINS[EL '. jN'IrES0 *-C MARA O E IEEi':EF N'IANTE


IENSAJE VXII

Primera Legislatura.-1919.


AL CONGRESS:

Cuatro huelgas generals en menos de un afno, y
once huelgas parciales en poco mis de un trimestre,
sin justificaci6n, siquiera aparente, las primeras, y
sinl motive suficiente, fuera de ciertos limits, las
parciales, han demostrado ya, afin a los mas optimis-
tas, la existencia entire nosotros de elements de per-
turbaci6n social que, en contact mas o menos director
con las organizaciones anarquistas del extranjero,
procuran a todo trance quebrantar el orden legal en
la Repfiblica, y comprometer grandemente su pros-
peridad y su riqueza. El fen6meno se produce hoy
con mayor o menor gravedad en todas las naciones
y Cuba debe defenders como todas ellas contra la
demagogia y el desorden.
Ha procurado mi Gobierno una y otra vez, exage-
rando quizAs la moderaci6n y la templanza, desarmar
tales maquinaciones, mediando e. influyendo, siempre
que direct o indirectamente se ha solicitado su in-
tervenci6n o su consejo, para obtener la conciliaci6n
y la armonia de los intereses al parecer contrapuestos
de capitalistas y trabajadores.
Mientras los problems se reducian o concretaban
a diferencias propiamente econ6micas o industriales
entire obreros y patrons, afin siendo, a todas luces.
sospechosa la intervenci6n de determinados agents
en el planteamiento y desarrollo de los conflicts, el
Gobierno ha prescindido de los rigores de nuestras
leyes vigentes, y adelantfndose a las reforms que.
el Poder Legislativo tiene en studio, ha reconocido
con toda amplitud a los obreros el derecho de aso-
ciarse y reunirse para la defense de sus peculiares
intereses y el de recurrir a la huelga cuando lo han
creido convenient, bien o mal aconsejados.
Pronto pudo advertirse sin embargo, que no eran
siempre de esa indole las agitaciones deliberadamento
mantenidas y fomentadas por los directors y soste-
n1dores habituales de las huelgas, de nacionalidad
extranjera la mayor parte, conocidamente adictas
a las teorias m6s disolventes y subversivas de todo
orden social.
Se ha ejercido, por orden mia, sobre estos elemen-
tos y sefialadamente sobre los de ciudadania extran-
jera una estr:cta vigilancia, merced a la cual se han
obtenido datos y antecedentes de positive importan-
cia y comprobada autenticidad, que me han llevado
al convencimiento de que existe una verdadera cons-
piraci6n para subvertir el orden constitutional y la
paz interior, paralizando los servicios pfiblicos y
atentando a todos los derechos que no se subordinen
al plan de los perturbadoreq. Con este prop6sito se
decret6 la huelga general sin motive alguno de ca-
rcdter industrial o econ6mico por comit6s secrets
que se dicen solidarios de las organizaciones obreras
y a los que 6stas en gran.parte obedecen ciegamente.
La acci6n del Gobierno ha sido rapida y en6rgica y
confio en que las medidas de precauci6n y de repre-
si6n que he dispuesto y que han sido ejecutadas con
celo y actividad por las autoridades y por la Policia,
habrAn dominado en breve el movimiento sedicioso
en forma de huelga general que sorprendi6 casi ino-
pinadamente al vecindario de esta Capital. Pero la
acei6n gubernamental tropieza con obsticulos que


s61q pueden vencerse por los medios que institute la
Constituci6n de la Repiblica.
Para proceder contra los extranjeros que olvidan
los deberes que les impone su condici6n de tales, es
suficiente el derecho de expulsion que he ejercido y
ejereere cada vez que ha sido o pueda ser necesario.
Pero no debe limitarse a este remedio exceptional la
acci6n represiva del Gobierno. No' son pocos los ra-
cionales que participando de las mismas ideas y de-
jdndose arrastrar por iguales desvarios han cooperado
a la obra de los perturbadores. Y tanto para endere-
zar contra ellos, si necesario fuere, la acei6n guber-
nativa con toda la necesaria eficiencia, como para
realizar las investigaciones y comprobaciones que
fnicamente pueden destruir de una vez niicleos pe-
ligrosos en que se forjan estas peri6dicas conjuras
contra el reposo pfiblico, necesito las facultades ex-
traordinarias que la Constituci6n ha previsto.
La Ley de siete de Marzo de 1917 autoriz6 al Pre-
sidente de la Repuiblica para suspender en todo o
en parte del territorio national las garantias esta-
blecidas en los articulos 15, 16, 17, 19, 22, 23, 24, y
27 de la Constituei6n, mientras durase la perturba-
ci6n del orden pfiblico existente a la saz6n. Usando
la dicha autorizaci6n declare suspendidas por Decre-
to de 13 de Julio de 1917 las referidas garantias; y
a mayor :i1, 01i. in;.ii la Ley de 3 de Agosto del
mismo afio estableeia en su articulo tercero, que,
mientras durase la guerra international, no termina-
da todavia, y Cuba figurase en ella como beligerante,
el Poder Ejecutivo quedaba autorizado para inter-
venir y censurar toda la correspondencia postal y
telegrAfica. Teniendo en cuenta esta disposici6n de
la Ley de 3 de Agosto, por mi Deereto No. 1365 de
13 de Agosto de 1918 restableci las garantias cons-
titucionales consignadas en los articulos 15, 16, 17,
19, 22, 23, 24 y 27 dejando subsistence, de acuerdo
con lo establecido en el articulo tereero de la Ley de
3 de Agosto antes citada, y por el tiempo que 6sta
sefiala, la suspension de la garantia constitutional
estableeida en el articulo veinte y dos de la Consti-
tuci6n sobre la inviolabilidad de la correspondencia.
De nuevo he de acudir al Honorable Congreso en
demand de la autorizaci6n que se sirvi6 concederme
por la Ley de siete de Marzo de 1917 y que no utili-
zar6 sino hasta donde lo exijan las ireunstancias.
Mi proceder en el ejereicio de la autorizaci6n que se
me concedi6 per la citada Ley, es la mejor prueba
de que en el present caso me impondre igual me-
sura. Previene la Constituci6n que la suspension de
las garantias que autoriza la :.. ;;i tercera del Ti-
tulo IV procede "cuando lo exija la seguridad del
Estado en caso de invasion del territorio o de gran
perturbaci6n del orden que amenace la paz pfiblica".
Y no necesito insistir en la demostraci6n de que la
paz piblica esti amenazada por que asi lo demues-
tran concluyentemente por desgracia, los hechos a
que antes me referi y que, en gran parte, esthn a la
vista de todos.
Con la protest que reitero de que no es mi Animo
usar de esta autorizaci6n sino en caso de evidence
necesidad, estimo de mi deber solicitar del Honorable
Congress que, en consideration a la's circunstancias
y para facilitar el complete mantenimiento del orden
se sirva votar una Ley autorizindome para suspen-
der en todo o en. part del territorio national las
garantias constitueionales establecidas en los articu-
los quince, diez y seis, diez:y siete, diez y nueve, vein-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA ,DE REPRESENTANTES


te y dos, veinte y tres, veinte y cuatro y veinte y
siete. i
En todos los paises, asi beligerantes como neutra-
les, se agitan hoy las mismas pasiones antisociales,
bajo la direcci6n de comites secretes, en relaci6n con
los mismos centros de perturbaci6n y de anarquia.
En todos ellos los Gobiernos utilizan para la defense
social las facultades extraordinarias de que estdn
investidos por raz6n de la guerra, o de que se les
inviste para que puedan dominar y'veneer el peligro
social. Solo el Gobierno Cubano se eneontraria de-
sarmado ante esa conjuraci6n universal. Cumplo mi
deber y salvo mi responsabilidad solicitando la auto-
rizaci6n que por el present Mensaje os pido. De la
sabiduria y patriotism del Honorable Congreso
espero confiadamente que no me sera negada.
Palacio de la Presidencia, en la Habana, a veinte
y ocho de Mayo de mil novecientos diez y nueve.

(f) Mario G. Menocal.

SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Acordado por la Ci-
mara un receso despues de leido el Mensaje, se le-
vanta la sesi6n y se concede un receso de quince
minutes. (Eran las 3 y 20 p. m.)
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se reanuda la sesi6n.
(Eran las 7 y 2 p. m.) Se va a dar lectura a la soli-
eitud de preceptos reglamentarios.
SR. VAZQUEZ BELLO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. VAZQUEZ BELLO: Para interesar de la Presi-
dencia que antes que se ponga a votaci6n la solicitud
de suspension de preceptos, se d6 lectura al Proyec-
to de Ley.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : El senior Secretario se
servirA darle lectura.

(El Secretario, Sr. Soto Izquierdo, leyendo):

PROYECTO DE LEY

Articulo 1.-Quedan suspendidas por treinta dias,
que empezaran a contarse desde la fecha de la san-
ci6n de esta Ley, las garantias estableeidas en los
articulos quince, dicz y seis, diez y site, diez y nue-
ve, veinte y dos, veinte y tries, veinte y cuatro y
veinte y siete de la Contstituci6n, en todo el territo-
rio de la Repuiblica, con excepci6n de los partidos
Judiciales en que deban celebrarse elecciones.
Articulos 2".-Durante la suspension de las ga-
rantias que se determinan en esta Ley, regirA la Ley
de Orden Pitblico vigente.
Articnlo 3-.-Esta Ley empezard a regir desde la
fecha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repilblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los veinte y ocho dias del mes de Mayo de mil
novecientos diez y nueve.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se va a dar lectura a
la suspension de preceptos reglamentarios.

(El Oficial de Actas leyendo):

A LA CAMERA:

Los Representantes que suscriben, ruegan que con
suspension de preceptos reglamentarios y alteraci6n
de Orden del Dia, se diseuta y vote una Proposici6n


de Ley relative a la suspension de las Garantias
Constitueionales.

(fdos.) Dr. Carlos M. de la Cruz.-Fernando Qui-
nones.-P. A. Aragonds.-Eulogio Sardiias.-Josg
Acosta.

SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : So pone a discusi6n.
SA votaci6n.
Los que esten conformes se servirin ponerse de pie.
(Acordado).
Se va a dar lectura al Proyecto de Ley.
SR. ORTIZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. ORTIZ: Para someter a la Camara una cuesti6n
previa. La Ley que va a someterse a vuestra con-
sideraci6n es de gravedad, no solamente por la de
las circunstancias, a que se refiere el Mensaje Pre-
sidencial, sino por la inexistencia previa de un r6gi-
men legal para garantizar eficientemente los derechos
del ciudadano una vez suspendidas las garantias
constitucionales. La Ley de Orden Pfiblico que rige
hoy en Cuba es adaptada a los hAbitos y costumbres
de los antiguos capitanes generals, y, la Repiblica
no debe caer por cuarta o quinta vez en el error o en
el defecto de votar leyes de suspension de garantias
constitucionales, sin votar, para que sea previamente
vigente, una nueva ley de orden piblico. Hay un
proyecto de ley, bueno o malo pero proyeeto al fin,
y una Comisi6n esta nombrada para dictaminarlo.
Tengo impresiones que el dictamen ha de ser emitido
muy en breve por el Representante senior Eulogio
Sardifias, Ponente designado para el mismo. Yo
creo que la Camara debiera suspender este debate
hasta que fuera dictaminado ese proyeeto de ley y
sea sometido a la consideraci6n y votaci6n de la
Camara.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Con gusto ha-
briamos de acceder a la solicitud que hace nuestro
compafiero el senior Ortiz, para powder dotar al pais
de una ley de orden pitblico que modificara la arcica
espafiola, que todavia tenemos necesidad de usar en
los casos de suspension de nuestras garantias consti-
tucionales, si la oportunidad no nos exigiera en estos
moments la votaei6n ripida e inmediata de ese
proyecto de alteraci6n de preceptos y suspension de
otros de la orden del dia en que solicitamos ese;
pero puede tener el senior Ortiz la seguridad que el
Comit6 Parlamentario Conservador presta la mejor
atenci6n a su solicitud y que muy en breve, en la
pr6xima sesi6n quizas podremos votar ese proyeeto
de ley modificando la de Orden Pfiblico. Y asi ya
para cualquier otra circunstancia que se pudiera pre-
sentar, tendriamos modificada la Ley de Orden Pu-
blico a que se refiere el senior Ortiz.
Yo ruego, pues, al compafiero, que no mantenga
su solicitud, que acepte la suspension de preceptos
y que para la pr6xima sesi6n, en cualquiera oportu-
nidad, puede tratarse aquella ley y ser sometida a
la consideraci6n de la Camara.
SR. ORTIZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
senior Ortiz.
SR. ORTIZ: Yo me felicito de los buenos deseos del
Sr. Cruz, y de los conservadores, y espero que los
hard buenos, como siempre ha hecho buenas sus ma-
nifestaciones; sin embargo, me veo obligado a soli-


3






4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.-CAMARA DE ;l'l'IESENTANTES


citar de la Camara que resuelva, con su .soberano
criterio, esa proposici6n mia, porque la ley de Orden
Pdblico es una ley de cardcter muy especial dentro
de nuestro regimen constitutional. La ley de Orden
Piblico debe estar dictada de antemano a la ley
suspendiendo las garantias, y nada lograriamos en
este caso, con votar, dentro de unos dias, una ley de
orden pfiblico, porque 6sta no podria regir para esta
suspension de garantias, sino para otras posteriores,
que ojala no lleguen nunea en nuestra historic.
De modo, que me permit, para salvar nuestra res-
ponsabilidad, proponer a la Camara de nuevo mi
proposici6n de que se someta a votaci6n este asunto.
SR. SAGAR6: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENT (VERDEJA) : Perdone el Sr. Saga-
r6, la Presidencia tiene que hacer explicaciones.
Lo que el Sr. Ortiz propone es la suspension del
debate. La Presidencia no puede poner a votaci6n
esta proposici6n hasta que no se ponga a votaci6n
la totalidad del proyecto.
Se va a dar lectura al proyecto. (El Oficial de
Actas lo lee nuevamente).
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Se pone a discusi6n.
Sa. ORTIZ: Pido la palabra para hacer una pre-
gunta. Ha empezado el debate ya?
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Si, senior.
SR., ORTIZ: Entonces reproduzco mi proposici6n.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA): Tiene que ser apoya-
da por dos sefiores Representantes. (Es apoyada por
dos sefiores Representantes). Tiene la palabra -el
senior Sagar6.
Sa. SAGAR6: Iba a proponer a la Camara que se
trajera la proposici6n sin el dictamen de la Comisi6n
y se discutiera esta misma noche.
SR. ORTIZ: Acepto la enmienda.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : La enmienda que pro-
pone el Sr. Sagar6 es adicional a lo propuesto por
el Sr. Ortiz, pero resuelto el asunto del Sr. Ortiz,
huelga.
Sa. SAGAR6: N6, senior Presidente, el Sr. Ortiz
propone la suspension para una sesi6n pr6xima; yo
pido que se trate esta noche.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Pero S. S. lo que pide
es una suspension de preceptos reglamentarios, por
eso la Presidencia somete a votaci6n lo propuesto
por el Sr. Ortiz. Los que esten conformes con la
proposici6n del Sr. Ortiz de suspension del debate
se servirtn ponerse de pi6.
(Desechado).
Ahora el Sr. Sagar6 debe formular la solicitud de
suspension de preceptos reglamentarios, y la Presi-
dencia lo someterA a votaci6n.
SR. SAGAR6: La doy por presentada mientras la:
redacto por escrito.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Se pone a votaci6n
la proposici6n del Sr. Sagar6.
SR. ORTIZ: Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Votaci6n nominal.
Votar6n que si los conformes con la suspension, y
que n6, los contrarios.
(Se efectiia la votaci6n):
Votaron a favor los sefiores Arturo Betancourt,
Campifia, Cano, H. Diaz Pardo, Garcia Osuna, Gil,
Gim6nez Lanier, GonzAlez Clavel, Gronlier, R. Gue-
rra, F. Guerra, GuzmAn, Hernrindez, Lagueruela,
Le6n, Lores, Machado, Martinez Alonso, Ortiz, Pe-
rez, Planas, Sagar6, Sirven, Suarez, Vallhonrat,
V6zquez Bello, Vidal, Vilalta y Zayas.
Votar6n en contra los sefiores Acosta Comins,


Alonso Puig, Aragon6s, Arl.;,.',. Azpiazo. Cra,.j-.i,
'Campos, Candia, Cafias, Casuso, Collantes, Cornide,
Cruz, Coyula, Cuervo, Espinosa, Fernandez Soto,
Fonseca, 'Freyre de Andrade, Freyre Cisneros, Gala-
tas, Gonzalez, Guill6n, Lasa, Lecuona, Lima, L6pez,
(('i.-.rm. L1.',,'-.: Garcia, Lora, Martinez Quiroga,
P. Menocal, F. .M:-i..l ,..\ Al, n.1l, Padierne, Pardo
Suarez, 0 .1,-1 Pino, A. del Pino, Puig, Quifiones,
Rojas, Eulogio Sjr.h I.is, Emilio Sardifias, Soto Iz-
,11.*cl,.., 'Sotto, V .il,.:ja, Villal6n.
,SR..PRESIDENTE (VERDEJA): Han votado 75 sefio-
res PR.,-l' -i l.il'-, 46 que n6, y 29 que si. Queda
pues, rechazada la ir':!,:.i.:;'. de suspension de pre-
.,,.,1p.-, reglamentarios.
Tiene la palabra el Sr. Collantes para explicar
su voto.
SR. COLLANTES: Sefior Presidente y senfores Re-
presentantes: He votado que n6, porque aparte las
razones de oportunidad y urgencia expuestas por
nuestro leader, la imposibilidad material de poder
discutir una ley tan complicada y dificil; asi me ha
obligado. Pero he votado que n6 tambi6n; por razo-
nes de orden juridico, que como abogado tengo que
exponer a la consideraci6n de la Camara, No es ley
retr6gada, como se ha calificado; la Ley de Orden
Pfiblico espafiola. Esta fu6 surgida de una revolu-
ci6n, fu6 product de la Constituyente del afio 1869
en E'1'.uli, y no fu6 sancionada como por alguien
pudiera suponerse por un monarca absolute, sino
por las mismas Cortes del Reino.
Y voy a referirme a Cuba ya que oigo algunos
comentarios alrededor mio; voy a concretarme a
Cuba. A virtud del Mi':n-i.j. de tres de Junio de
1912, dirigido al Congreso Cubano por el General
G6mez pidiendo que se le autorizara para suspender
las garantias constitucionales, el Congreso resolvi6
al decretar la suspension de las garantias poner en
vigencia la Ley de Orden Pfiblico espafiola del afio
1870; inspirindose su vigencia en aplicaci6n del
precepto transitorio de la Constituci6n Espafiola de
1876, que hacia obligatoria a Cuba las leyes de Es-
pafia, en tanto se modificaran y adaptaran a la natu-
raleza de las provincias de ultramar. Ha sido pues,
aplicada a Cuba por un precepto de la Constituci6n
Espafiola, y ratificada por resoluciones y decisions
del Congreso Cubano, contenidas en la ley de cinco
de Junio de 1912, dictada con motive de la guerra
de Oriente, por un gobierno liberal; es m6s, se dice
de ella que es una ley eminentemente democrdtica
y afin se asegura que con su vigencia ni se perturba
ni se perjudican los derechos que pueden tener los
ciudadanos en esa situaci(n exceptional. El mismo
President del Partido Liberal, el doctor Alfredo
Zayas, refiri6ndose a esta material, dando su opinion
en la Constituyente respect a este particular ha
manifestado su opinion sobre este problema quE es
poco m6s o menos, igual a la que acabo de expresar
y de ese mismo modo piensa el Magistrado Angel
Betancourt que ha resuelto multitud de problems
de inconstitucionalidad como ponente que ha sido en
el Tribunal Supremo, resolviendo estas cuestiones de
dereehos individuals.
No quiero molestar la atenci6n m6s de la Camara
sino leyendo, precisamente un solo p6rrafo de ese
comentarista, del Ex-Presidente de la Comisi6n de
C6digos de esta Camara, del senior Angel Betancourt.
"La repetida Ley espafiola, dictada en cumpli-
miento de una Constituci6n democrdtica que en pun-
to a derechos individuals, pI.., o nada difiere de la







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES 5


nuestra, no dar6 lugar a cuestiones de indole consti-
tucional, bastando para evitarlas no perder de vista
el articulo 41 del C6digo fundamental, en que, segfin
feliz y exactisima expresi6n de un delegado a la
Convenci6n Constituyente (el senior Zayas, Vicepre-
sidente de la Repfblica), estA contenido todo lo que
pudiera disponerse en la Ley de Orden Pfiblico de
la Repuiblica, para que este se ajuste a la Constitu-
ci6n. Por consiguiente, nosotros dariamos como re-
gla para la aplicaci6n de la ley del 70 la de que esta
vigente en cuanto est6 de acuerdo con el citado ar-
ticulo 41".
Es de advertir sefiores Representantes, que el ar-
ticulo 41 de la Consttiuci6n Cubana esta calcado,
poco mas o menos en el articulo 31 de la Constituci6n
Espafiola de 1869, que confeccion6 la Ley de Orden
Pfiblico que comentamos.
Despu6s de las palabras del Presidente del Par-
tido Liberal no tengo que agregar ni una frase mis.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Continfa el debate
sobre el Proyecto de Ley.
SR. MARTINEZ ALONSO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
'SR. MARTINEZ ALONSO: Sefiores Representantes:
La minoria liberal ha sido sorprendida esta tarde con
el Mensaje Presidencial en el que se solicita del
Congress una autorizaci6n para suspender las ga-
rantias constitucionales en determinados lugares de
la Repiblica. No teniamos los miembros de la mino-
ria liberal noticia alguna, conoeimiento de ninguna
especie de que existiera la intenci6n de reritir ese
mensaje al Congreso. En la necesidad de conocer el
asunto, en la necesidad de apreciar la conveniencia
de la media, nombramos una comisi6n que entrevis-
tdndose con otra de la mayoria, cambiara impresiones
y procurara conocer las causes ya que solamente a
grande rasgos se hace referencia a ella en el Mensa-
je, por virtud de las cuales se solicitaba la suspen-
si6n de garantias. No hemos tenido la suerte de
poder apreciarlas de que se nos puedan presentar los
motives exactos por los cuales el honorable Presidente
de la Repfiblica, con .quien se dirigi6 a cambiar im-
presiones la Comisi6n Conservadora, no tuvo la suer-
te de encontrarlo en Palacio y en su consecuencia no
pudimos ser informados con respect a detalles que
necesitibamos conocer. De manera que la minoria
liberal se ha encontrado en una situaci6n bastante
dificil frente a una solicitud del primer magistrado
de la Naci6n, que estima y declara solemnemente en
el mensaje que estamos en un moment critic, en
un moment grave en que es indispensable investirle
de las facultades de suspender las garantias consti-
tucionales, sin que nosotros tengamos conocimiento
director de los motives por los cuales el Presidente
de la Repfiblica solicita eso.
En estas condiciones, la minoria liberal, queriendo
proceder patri6ticamente demostrando esta noche
que el liberalism constitute un partido de orden y
quizes que no quiere negar su concurso, cuando su
concurso se solicita por quien tiene la facultad de
hacerlo, por quien tiene datos y detalles, ha resuelto
prestar su cooperaci6n, pero no en la forma solicita-
da en el Mensaje, porque la autorizaci6n que se soli-
cita, a juicio nuestro, es completamente anti-consti-
tucional, porque el Congreso no puede despojarse
de sus facultades para entregArselas al Presidente de
la Repfiblica para que cuando 61 lo crea necesario o
convenient, sin cortapisas de ninguna clase, sus-
penda las garantias constitucionales; y entendiendo


la minoria que la mayoria de la CAmara, esta de
acuerdo en suspender esas garantias, es por lo que
hemos fijado un t6rminno de treinta dias para que
rija esa suspension. Y es nuestro deseo y asi lo ha
solicitado y expresado el senior Ortiz, que el Con-
greso al votar esta ley, votara tambi6n le Ley de Or-
den Pfiblico. Hemos realizado a este respect cuanto
ha sido necesario, pero no hemos logrado de la ma-
yoria oferta alguna de votar esa ley con la urgencia
que creemos necesaria. Nos ha expuesto razones y
ha llegado a contraer el compromise solemne de que
en una pr6xima sesi6n procederemos a la discusi6n
y votaci6n de esa ley, con lo cual por lo menos, lo-
graremos que en cualquier otra oportunidad en que
se suspendan las garantias constitucionales, despu6s
de este period de treinta dias, tenga el Gobierno que
ajustarse a esa nueva Ley dd Orden Pfiblico mas en
armonia con nuestro estado politico que la de 1870
que actualmente rige para estos casos.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Realmente no
esperaba el que habla, que fuera prop6sito resuelto
de la representaci6n liberal, el impedir, como ha
manifestado nuestro compafiero el senior Martinez
Alonso, la aprobaci6n en determinado sentido de un
proyecto que pudiera haber redactado la mayoria
para traerlo a la Camara, sino que habia en-
tendido y estaba en la creencia el que habla, de
que se trataba de ir conjuntamente con un solo cri-
terio unanime a la votaci6n de un proyeeto de ley
que viniera a remediar aquellas calamidades que en
el Mensaje del Ejecutivo se expresan, nacidas de
dificultades del moment. Y en ese sentido compar-
tia la opinion conservadora con la liberal sin ir a
diseutir si era constitutional o no la media que se
solicita, ya que dejaba a un lado precedentes ante-
riores, ya que determinaba line de conduct, sin
querer traer proyectos en donde se viniera a discutir
si era o no constitutional la solicitud contenida el
en Mensaje referido. Pero creia sinceramente que
no habria de tener la representaci6n liberal linea de
conduct trazada para impedir que aqui se votara
un proyecto, sino un criterio parecido para llegar a
Sla votaci6n de algo de que no es responsible ni el
Partido Liberal ni el Partido Conservador, de una
ley que teniendo un caricter national para defender
el Estado que en la Repfiblica se mantiene, e impe-
dir que den al traste con lo fundamental de la patria;
que los Representantes liberals y conservadores ten-
driamos un criterio patri6tico para votar esa ley de
cardcter fundamental y es que en ese sentido que
creia que estabamos contested para votar unos y otros
la solicitud contenida en el Mensaje Presidencial, que
sosotros no solicitamos, sino que dentro de ese pro-
p6sito de parte de la minoria liberal hay el acuerdo,
conjuntamente con elements del partido Conserva-
dor, de ir a impedir que en la Repfiblica se repitan
hechos como los que han sucedido, como los que he-
mos padecido en los distintos lugares de la Isla, y
principalmente en nuestra Capital. S6pase, pues,
como votamos nosotros y estamos contests con ese
proyecto, y con6zcase que no ha sido el temor a que
se impida la votaci6n de determinados proyeetos,
sino que ha sido la conciliaei6n de intereses parla-
mentarios y politicos de un comity parlamentario a
otro, y los interests parlamentarios y politicos de
todos los Representantes y de esta Camara, hacen
que nos lleven a votar la totalidad de un proyecto







6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTIlEs


que va a tratar de impedir que en nuestra Repfiblica
continloen realizindose hechos que no van mas que
a desorganizar nuestro sistema representative y nues-
tro derecho de ciudadanos: la propia Repfiblica.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. GermAn L6pez.
SR. LOPEz (GERMAN) : Sefor Presidente y sefiores
Representantes: Ya que despu6s de much tiempo
en que tuve el disgusto de separarme de mi compa-
fiero el Sr. Martinez Alonso en el Ayuntamiento de
la Habana, no se me habia presentado la oportunidad
de recoger manifestaciones suyas, no quiero dejarlo
de hacer esta noche, siquiera sea porque, conociendo
la manera alta y elevada de actuar del Sr. Martinez
Alonso, su manera punzante y de acometividad con
que acostumbra a usar de la palabra siempre; debo
yo, que conozco su modus operandi, si asi se puede
aceptar la frase, debo yo hacer algunas manifestacio-
nes, contestando a algunas hechas por 61 con motivo
de este asunto. Quiero que mi distinguido amigo el
Sr. Martinez Alonso sepa que esta mayoria de la
Cimara, en uni6n de miembros distinguidos de la
minoria liberal, habian trazado un plan, procurando
suspender las garantias constitucionales de tal mane-
ra que representaran una garantia para el pais, .sin
star en pugna con ninguin precepto de la Constitu-
ci6n; y el hecho de que la mayoria conservadora que
tenia asegirada la votaci6n porque los miembros de
la minoria estaban de acuerdo, antes de que el Co-
mit6 Parlamentario Liberal asi lo acordara; el he-
cho de c6mo la mayoria conservadora vote la forma
en que han de suspenderse estas garantias, de acuer-
do con los d i.. de la minoria, no quiere decir que
el Sr. Martinez Alonso, ni la minoria que 61 repre-
senta, pudieran impedir que en esta Camara se
votara. de cierta manera, la suspension de los pre-
ceptos constitucionales. Por eso me interest hacer
constar, repitiendo la frase de nuestro distinguido
leader, que aqui no ha habido mAs que una obra
conjunta de liberals y conservadores, lo mismo de
una rama que de otra, suspender los preceptos cons-
titucionales despu6s de haberlo pedido el Ejecutivo,
con el finico prop6sito de evitar que en nuestra tie-
rra ocurran cosas que pongan eit peligro la sobera-
nia de nuestro pais.
SR. MARTINEZ ALONSO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra S. S.
SR. MARTINEZ ALONSO: Sefiores Representantes:
El moment actual no es moment propicio para usar
habilidades. Yo declare ingenuamente que las ma-
nifestaciones que hice hace pocos moments son la
expresi6n de la verdad de lo que ha sucedido en el
seno del Comit6 Parlamentario Liberal. Si habia al-
gunos miembros del Comit( Parlamentario que pri-
vadamente tenian contraido alguna elase de compro-
miso con otros elements de la Camara...
SR. LOPEZ (GERMAN): No tenia compromise. Esta.
ban conformes en la forma en que se iba a votar...
SR. MARTINEZ ALONSO: Pero de todas maneras me
parece que nada mas natural que lo que la minoria
hace esta tarde y declara en estos moments por mi
conduct. ~C6mo es possible suponer que nosotros
habriamos de venir esta tarde a votar ciegamente,
sin intentar siquiera conocer los antecedentes de ese
Mensaje? Lo que la practice, lo que la costumbre
aconseja es que, antes de mandarse Mensajes de esa
trascendencia, se citen a elements de uno y otro
partido, y se prepare el animo de los miembros del
Parlamento para que conozean los antecedentes so-


bre los cuales van a votar. Este no es un asunto
corriente, este es un caso extraordinario, la minoria
declare que no ha atendido a instancias ningunas
antes de venir aqui, dentro de eso, inspirmndonos en
un prop6sito leventado, dando pruebas evidentes de
nuestro amor a las institueiones, hemos venido a
votar la Ley de suspension de garantias constitucio-
nales, pero limitando nuestro voto a aquellos puntos
que estimamos constitucionales y celebramos que la
mayoria nos acompafie en esto, porque es natural
poner a salvo a cierta part de la sociedad de la
amenaza que supone una autorizaci6n como la que
se pretend obtener, sin t6rmino, en la forma en que
la solicitaba el Sr. President de la Repibblica. De
manera, que. nuestra actitud es la finica que podia-
mos adoptar, ya que, repito, desconocemos oficial-
mente los motives en que se fund el Ejecutivo para
solicitar la suspension de las garantias constitucio-
nales.
SR. LOPEZ (GERMAN) : Esa actitud es patri6tica.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n la
totalidad.
SR. GIMENEZ LANIER: Pido votaci6n nominal.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS !MANUEL) : Qu6 inter6s tie-
ne en eso
SR. GIMENEZ LANIER: Tengo el de expliear mi voto.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Votaci6n Nominal por
haberlo solicitado un senior Representante. Contesta-
ran que si los que est6n conformes, n6, los contrarios.
(El Oficial de Actas pasa lista.
Votaron que si los sefiores Acosta Comins, Acosta
Martinez, Alonso Puig, Aragon6s, Arteaga, Azpiazo,
Betancourt, Camejo, C.1,n.11, Campos, Candia, Ca-
no, Calias, Casuso, Collantes, Cornide, Coyula, Cruz,
Cuervo, Osvaldo Diaz, H. Diaz Pardo, Espinosa,
Fernrindez Soto, Fonseca, Freyre de Andrade, Freyre
Cisneros, Galatas, Garcia Osuna, Gil, Gim6nez La-
nier, Gonzalez Clavel, Gonzalez, Gronlier, Guill6n,
F. Guerra, R. Guerra, Guzm6n, HernAndez, Lague-
ruela, Lasa, Lecuona, Le6n, Lima, German S. L6pez,
L6pez Garcia, Lora, Lores, Machado, Martinez Alon-
so, Martinez Quiroga, F. Menocal, P. Menocal, Mi-
randa, Ortiz, Padierne, Pardo Suarez, O. del Pino,
G. Pino, PBrez, Planas, Puig, Quifiones, Rojas, Sa-
gar6, Emilio Sardifias, Eulogio Sardifias, Soto Iz-
quierdo, Sotto, Suarez, Vallhonrat, Verdeja, Vilalta,
Villal6n y Zayas.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Han votado 76 sefio-
res Representantes, los minmos que ban votado que si.
Tiene la palabra el Sr. Diaz Pardo, para explicar
su voto.
SR. DIAZ PARDO (;HORACIO) : Sefior Presidente y
sefiores Representantes: He votado a favor de la to-
talidad de este proyeeto de ley porque estimo que
con ello presto efcetivamente un servicio al trabajo
y al obrero de mi pais.
En estos dias, desde hace algunos meses, se ha
traido por elements extrafios, al seno de nuestras
colectividades obreras, una teoria de odio, de este-
rilidad y de destrucci6n de todo lo existente. Ele-
mentos fracasados en su pais, despechados porque no
pudieron o no supieron triunfar en el medio donde
nacieron, advenedizos que llegan a Cuba a estable-
cer, precisamente la competencia al obrero cubano,
han levantado, efectivamente, un estandarte de odio
y de despecho que ninguna conciencia honrada puede
seguir, porque el odio jams creard, el odio, siempre
eternamente, destruird. Unicamente es el amor al
que crea y por eso ya una de las poetisas mIs c6le-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 7

bres del parnaso espafiol atribuye al diablo el mayor no es mas que la patria cubana y sobre esa cubierta
castigo que Dios le habia impuesto diciendo que ha- no hay entire nosotros ni arist6cratas ni plebeyos,
bia annlado en 61 la facultad del amor. no puede haber entire nosotros casts de arriba ni
Yo debo declarar que siempre, en todos los mo- ..-., de abajo, precisamente porque este es un pais
mentos, he estado en la provincial de Matanzas al en done se .ofrecen todas las facilidades para la
frente de los obreros de la ciudad y de los jornaleros vida; precisamente porque este es un pais en donde
del campo, que hubo un moment, en Agosto de 1917, el hombre honrado, luchador e inteligente tiene der-
que apiop6sito de una huelga justificada, como casi cho a ser el primero y muchas veces llega a ser el
todas las que hacen los obreros eubanos cuando trata primero, porque si llegamos a mirar al pasado y si
de su mejoramiento y no se dejan influir por ele- se nos pregunta euhles son nuestros titulos de noble-
mentos perniciosos que los perturben y los extravien za, tendriamos que deeir: mi padre fu6 meenico,
por senderos de odio y de descomposici6n y de muer- mi abuelo fu6 tabaquero, porque este es un pais esen-
te, en aquellos moments el Gobierno de la Repiibli- cialmente trabajador y productor. Por eso, cuando
ca me puso las ametralladoras en las calls, los pe- yo he visto que elements extranjeros y despeehados
ri6dicos gubernamentales me ilamaron anarquista y han traido aqui problems que aqui no pueden exis-
sedicioso y en vista de esas circunstaneias, sin cejar tir, cuando quieren ercar aqul el problema sangrien-
en mis propositos y sin dejar de obtener la realiza- to de la revoluci6n social. Ah! yo he pensado, ..-
ei6n de mis ideals, yo tuve la virtud patri6tica de Representantes, en la patria cubana, y he dicho: por
decir: aqui no se necesitan ametralladoras ni se ne- encima de todo, la Patria Cubana. De manera que
cesita llenar a un hombre de dicterios ni de calum- es bueno, que es hermoso, que es just, que es fe-
nias, si so trata de la patria, el conflieto esta termi- cundo. Por eso he votado que si. (Aplausos).
nado. Y asi termin6, efectivamente, aquella huelga SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tl'ill la palabra el
de Agosto de 1917 en la ciudad de Matanzas. De Sr. Gil.
modo que si mi historic ha sido esa, yo tengo cierta SR. GIL: Sefior Presidente y sefiores Representan-
autoridad moral, efeetiva, para hablar de estos pro- tes: Yo he votado que si porque aunque de una ma-
blemas y es que yo he observado que cuando estos aera concrete no se expresa en el i.\I.i- i6- Presiden-
Selementcs extrafios han venido a nuestro suelo y am- cial la causa que motiva al Honorable Presidente de
parados por una libertad que ellos no conquistaron, la Repfiblica a solicitar la suspension de las garantias
predican esta teoria infecunda e innoble, es que se constitueionales, en ese Mensaje se consigna que es
provocan todos estos conflicts y es que nos traen possible la alteraci6n del orden puiblieo. Y ante esta
a nosotros los cubanos a esta hora dolorosa de decla- aseveraci6n, que no podemos dudar porque viene del
rar en suspense los derechos individuals consagra- Sr. President de la Repfiblica, que tiene en su poder,
dos por la Constituci6n de la Repiblica de Cuba. segin ese M, i-.i., datos fehaeientes, es deber por
Y no quicro cansar much a la Cdmara con esta ex- parte de todos los elements del Congreso, prestar su
plieaci6n de voto pero si desco, porque yo no s6 cooperaci6n para f 111ii recursos que en un mo-
hablar de otra manera, pedir la benevolencia de todos mento dado eviten que la perturbaei6n del orden
mis compafieros para recorder un episodio escrito en piublieo se traduzca en una realidad. Es decir que
un libro admirable de Claudio Ferrer, y traerlo a no he votado que si, como algunos en conversaciones
colaci6n para que mi pensamiento quede claramente intimas han estimado, por facilitar recursos al Eje-
consignado en el Diario de Sesiones de esta Cimara entivo Nacional para impedir que se produzean huel-
de Representantes. Claudio Ferrer en una de sus gas por parte de los obreros, porque a mi juicio
elucubraciones y hablando aprop6sito de la raza, de cuando estas huelgas se desarrollan, se desenvuelven
la casta y de la desigualdad en Francia, present, cn el terreno pacifico, ellas estain aceptadas en la
patrioticamente el problema de esta manera: dice Monarquia Espafiola, y con mayor motive estan y
que habia un scnor feudal, todos los que habitaban deben star aceptadas por la legislaci6n vigente en
aquella tierra eran sus siervos y sus exclavos, los la- la Repiblica Cubana. i'...." afin la confabulaci6n
briegos le respetaban y obedecian a su voluntad cie- para alterar el precio del trabajo por parte de los
gamente. Entre estos habia uno que tenia fama de obreros en la situaci6n present, no puede ser cons-
avaro, tan avaro que apenas si gastaba en aquello titutiva de un delito, que es el do pertnrbar el orden
que le era mis necesario para sostener la vida y la social. Ninguno de los senores Representantes puede
fuerza de sus miisculos. Y aquel hombre labriego ignorar que aqui en la RepAblica existen verdaderos
avaro, un dia se volvi6 loco, sac6 todas las economics trusts, de donde la .n.f l.Il Ii para alterar el
que tenia el senior feudal, el amo de la tierra y de precio de las cosas es evidence. Entre ellos tenemos
los hombres. El castellano entonces se admire de el trust de la leche, que aument6 ocho centavos el
que aquel saeara sus tesoros y le pregunt6: para litro, que hacen un mill6n de pesos anuales que tiene
qu6 quicres 6sto? y 61 le dijo: porque mi hijo tiene que pagar el pueblo de la Habana con una poblaci6n
17 afios, lo he educado todo lo que he podido y quiere de cuatrocientos mil habitantes, porque no pueden
ser de la marina de guerra francesa y con sus aho- ignorar los congresistas que la Asociaei6n de Inquili-
rros lo mand6 a la Academia de Tol6n. Y a la vez nos, cuyo president acaba do ser expulsado, se fund
tenia otro hijo que tambi6n queria ser de la marina precisamente por una necesidad para contrarrestar
francesa. Y andando el tiempo, en cierta ocasi6n, la accidn de la Asociaci6n de Propietarios de casas
cuando era necesario sellar con sangre y sacrificios de 'la Habana, que ha alterado el precio de los alqui-
el honor y la gloria inmarcesible de la Franeia in- leres tires voces consecutivas: porque no pueden igno-
mortal, el hijo del labr-iego y el hijo del senior feudal rar los seofores Represe- tal ts clqu se ha constituido
se eneontraron en ]a misma cubierta, siendo ambos el trust para alterar el precio de la manteca y del
oficiales y representantes del honor y de la gloria del arroz, que los que venden telas y zapatos han alte-
pueblo frances. rado de manera tal el precio de las cosas, que una
Asi somos nosotros, tenemos un barco, marines y sola casa de la Habana, "La Isla de Cuba", ha
tripulantes, somos todos los aqui presentes; ese barco ganado ochocienlos cuarenta mil pesos de utilidad en







8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-OAMARA DE IkEPitESENTANTES


un afio, no teniendo invertido en esa operaci6n mas
de un mill6n de pesos; porque es pfiblico y notorio
que los droguistas han tenido utilidades fabulosas,
que todo esta ha sido a costa del sudor del que tra-
baja, y que estos elements, para hacer frente a
esos grandes egresos de sus presupuestos domesticos,
no tienen mas que una sola cosa, el product de su
journal y tienen que encarecerlo .para defenders de
esos trusts, que no han side perseguidos por el mi-
nisterio fiscal cuando debieron haberlo side, porque
la legislaci6n vigente en la material dice que cuando
eso acontece, cuando eso se realize, se incurre en un
delito, el de confabulaci6n para alterar el precio de
las cosas. Y yo pregunto a los sefiores Congresistas
si saben de una sola causa iniciada per el ministerio
fiscal en contra de esos trusts que estAn cometiendo
semejante delito; si saben que hayan side persegui-
dos, c6mo han side perseguidos los obreros No, yo
estimo que los sefiores congresistas que tienen in-
fluencia cerca del Sr. President de la Re, fiblica, es
decir, los que se sientan en los bancos del frente,
debian aconsejarle que si bien es patri6tico evitar
que g6rmenes de perturbaci6n vengan a llevar por
mal sendero a los obreros, tambien es patri6tico
evitar que esos trusts que se han formado continfien
explotando al pueblo, porque 6so es un delito, por-
que el delito hay que castigarlo; no solo al element
trabajador que obra por necesidad imperiosa y
cuando se obra per necesidad se esta exento de res-
ponsabilidad.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Gim6nez Lanier para explicar su voto.
SR. GIMENEZ LANIER: He votado que si porque
come pertenezco al Comit6 Parlamentario Liberal
y come debo ser dentro de ese Comit6 un disciplina-
do, he seguido el acucrdo de la mayoria favorable a
este Proyecto de Ley, de acuerdo con las manifes-
taciones y per las causes que ha explicado el senior
Martinez Alonso; pero personalmente declare que
soy contrario en estos mementos a la media que se
ha tornado y que la estimo exagerada dada la situa-
ci6n present y en vista de los hechos aconteeidos.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. Fernando Ortiz para .-:11;i.- su voto.
SR. ORTIz: Yo he votado que si, sefiores Repre-
sentantes, tambien por pura discipline political. Per-
sonalmente estimo que esta votaci6n de suspenci6n
de garantias es inoportuna e innecesaria. No lo ha-
bria yo votado sin un aceerdo conminatorio del
Comit6 Parlamentario, sin antes votar un Proyecto
de Ley de Orden Pdblico que refrenara las activida-
des gubernamentales del Poder Ejecutivo. No he side
de los mis remisos en la Ckmara en llamar la aten-
ci6n a este Cuerpo Colegislador de la neeesidad
imperiosa en que estamos de recibir de alguna ma-
nera el movimiento obrero. En Cuba el movimiento
obrero se ha traducido hasta ahora come un simple
problema de orden pfiblico. No hay ningfin contact
entire el obrero y el Gobierno, como no sea el del
brazo del pclicia. El Gobierno se enteia de que el
oleaje obrero se enerespa cuando la policia asi se lo
informa, y euando se encrespa, las salpicaduras en-
tonees saltan, y surgeon las huelgas con todas sus
consecuencias. i triste Negociado de la Secretaria
de Agriculture, que fu6 ereado por la Comisi6n Con-
sultiva, no ha servido para nada ni ha rendido un
solo informed sobre E r!- li. obrera a pesar de los
muchos arios que funciona. Otro organismo no menos
infitil y por mnas pomposo mas culpable, cual es la


Comisi6n de Estadistica y RPef,-rias Sociales, para
nada ha servido tampoco.
SR. QUIIONES: Ya no existed.
SR. OnTIz: En los Presupuestos actuales si existe,
como parece que existen dos sefiores que cobran qui-
nientos pesos mensuales per hacer las estadisticas y
proponer las reforms econ6micas, y nada han he-
cho todavia, que sepamos. Puede ser que trabajen
con gran reserve y que algfin li. ir,. sorprendan con
alguna obra magistral dada la competencia de los
sefiores de la Comisi6n; pero lo cierto es que el: Go-
bierno ";-n i.,a" come dicen los diplomiticos, el
movimiento obrero. No existe todavia en Cuba una
legislaci6n obrera, mientras iil.' en Vl:r-ill,:, de una
forma o de otra, es lo cierto que se ha aeordado que
todos los paises ,!,rhi,'u.r.]! una legislaci6n obrera
harmonizadora del trabajo, y que se adopten en for-
ma imperative ciertas medidas ya adoptadas per los
paises nis civilizados, come la jornada de las echo
horas, la equiparaci6n del trabajo de la mj.i,'-r y del
hombre, la protecei6n en el trabajo para el nifio, etc.
Nosotros no tenemos nada de eso. Porque el Go-
bierno no impele esas reformss. ,'Es-.prai'.:, acaso
a que nos venga alguna Nota Americana para hacer-
nos cumplir con nuestro deber? Es bueno que el
Congress fije su actitud intermedia en estos proble-
mas. Y voy a explicarme. Por los ardides de la
oposici6n, por las ligerezas de las frases, a veces
tambi6n este Representante come mi cmiiipai,:-rol el
Sr. Diaz Pardo, ha side llamado huelguista, bolshe-
viquista y otros calificativos por el estilo; come fui
llamado espiritista tambi6n, sin serlo; pero a mi no
me import, esas son valvulas que necesitan los con-
trarios.
SR. MENOCAL (PABLO) : A quj6n llama S. S. en
este case los contraries?
SR. ORTIZ: En este case concrete todavia a nadie,
pero pudiera suceder que habiendo manifestado y
lo reitero, que mi opinion personal es contraria a
esa suspension de garantias, entonces surgiera algfin
contrario que pudiera volver a decirme que era yo
nada menos que un anarquista. Al Sr. President
de la Repuiblica ya se lo li.ij i-ll hace li, i.1l,.
SR. MENOCAL (PABLO) : Que lo hayan llamado a
Vd. .i ,.,,-.,ii.I. porque haya votado seneillamente
eso, creo que no hay raz6n para ello, S. S. estaba en
en su perfect derecho.
SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Ruego a los -.5,:1res
Representantes no interrumpan.
SR. ORTIZ:Yo he oido al Sr. Menocal, como la c.igo
siempre, con much gusto.
SR. MENOCAL (PABLO) : Es que yo no quiero que
Vd. aparezca como anarquista.
SR. ORTIZ: Seria una injusticia mis, pero me im-
porta prefijar bien mi criteria li'i.i'- alguna- ves se
quiso que los liberals aparecieran tambi6n como ger-
man6filos, otras come revolucionarios exaltados; eso
son las llamadas "vivesas" de nuestra political tro-
pical. Pero entiendo, para fijar mi criteria personal
y poder explicar la significaci6n de mi actitud esta
tarde, que al insistir en que se votara previamente
una ley de orden pfiblico lo he hecho para que el
Congress, con la misma energia que puede, quiere y
debe refrenar los sacudimientos ilegales de un de-
nunciado sovietismo en las masas populares, refrene
tambien con i gual energia y deber los sacudimientos
ilegales del soviet gubernamental.
Sn. DE LA CRUZ: (CARLOS Mi .\I EL) : MiI permit, el
senior Ortiz?







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


SR. ORTIZ: Con much gusto. se hara en Trinidad cuando se excluye de la Ley a
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Yo creo que 1 algunos t6rminos.
Sr. Ortiz habrA de convenir con nosotros que el Go- SR. ORTIZ: Yo ignore, senior Presidente y sefiores
bierno a pesar de tener ese estado que 61 calificara de Representantes, cual haya sido la actitud del Gobierno
soviet, ha procedido con una prudencia que merece en este caso. No estoy lo suficientemente informado y
un aplanso, por la forma en que ha desenvuelto este mial podria por lo tanto, darle un aplauso. Confieso,
acontecimiento, logrando someter a un estado de no obstante, que no estoy tampoco informado en un
tranquilidad y normalidad a los que pretendieran sentido contrario a la actuaci6n del Gobierno. Senci-
dar un golpe de estado que quizis hubiera sido eficaz lamented, no estoy informado. Pero me referia al
contra la Repiblica, si se hubiera desenvuelto en las hablar de la urgent necesidad de refrenar las ilega-
formas y condiciones en que estaba planteado. Un lidades de] poder a las ilegalidades frecuentes, reali-
gobierno que ha procedido en esta forma sin que zadas on Cuba con motivo de suspensions de garan-
conozcamos un derramamniento de sangre en la Re- tins y aun con todas las garantias sin suspender.
piblica, ni en la propia Capital siquiera, donde el No nos hagamos ilusiones. El movimiento que se 1la-
movimiento fun bastante profundo, debe el Sr. Ortiz ma revolucionario habrA sido sofocado, pero las revo-
convenir en que un gobierno que procede de esta ma- lciones no se dominant con la fuerza. Las revoluciones
nera como puede apreciarse, y al que no estamos se dominan analizando las energies de las mismas,
autorizados para pensar en otra forma sin tener la depurando cuAles son los factors que la determinan
prueba en contrario, debe encontrar la cooperaci6n y escogiendo de esos factors los justos, dindoles una
mns n .- para que si las masas populares, tengan consideraci6n legal. TendrA el Estado cubano, ten-
tambien ciertas fuerzas coercitivas, el gobierno a su driamos nosotros los congresistas la conciencia tran-
vez pueda ejercitar las necesarias para mantener la quila de habor cumplido con nuestro deber en rela-
legalidad. ci6n con todas y cada una de las demands del
SR. ORTIZ: En verdad que si yo hubiese oido antes proletariado cubano? Yo creo que no. Ese no es un
al leader conservador, hubiese pedido la reuni6n in- problema de political conservadora ni liberal, es un
mediata nuevamente de nuestro Comit6 Parlamenta- problema national y social muy profundo. El orden
rio para oponerme a la petici6n que se hace por el public se podra mantener en un moment por la
Ejecutivo en ese Mensaje, porque de las propias pa- fuerza, pero la fuerza no puede ser el sostenimiento
labras que acaba de pronunciar el Sr. Cruz, se cor- perpetuo de ese orden pfiblico. Nosotros, los que con
prende la ineficacia de estas medidas, porque si el independencia suficiente venimos aqui a interpreter la
Gobierno ha restablecido como se dice la normalidad voluntad popular, sabemos que desde hace tiempo
on tr(s dias, entonces para qu6 necesitaba la suspen- luchan en Cuba dos criterios completamente distin-
siin de garantias ? tos: uno, el criterio radical del proletariado que recla-
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : S. S. senior ma reforms, justas unas e injustas por lo precipita-
Ortiz, me pudo escuchar y pudo oir las razones que das, otras, azuzados los obreros por elements extrafios
hube do dar a los que concurrieron del Comita Par- los cnales, ciertamente, no esthn inspirados en todos
lamentario Liberal, por la necesidad en que estaba los moments por el conocimiento y el amor de una
el Gobierno de la suspension de garantias a fin de patria; pero no cabe duda tambi6n de que en el
llevarlo a la causa correspondiente que no era posi- extreme opuesto muchas veces el gobierno de Cuba
ble realizar dentro de los terminos de la Ley de no esta en manos de su Gobierno, sino que esto en

Enjuiciamiento Criminal y las demas que dentro de manos de una plutocracia que a su provecho quiere
las garantias constitucionales otorga impedir realizar gobernar y disfrutar de la Repfiblica, azuzada tam-
la labor que el Gobierno se propone. Fueron esos, biin por elements extranjeros, aunque sean millo-
pues, los fundamentos y son los que continian para narios, tan peligrosos para la Repfblica, como esos
mantener la votaei6n de esa Ley. No es nada ino- pobres elements gallegos y catalanes, que traen
portunom ni inesperado lo que se propone realizar. junto con su exaltaci6n alocada, toda la tristeza de
SR. OnTIz: El leader conservador, con la brillan- su miseria.
tez de su elocuencia ha expuesto motives distintos de Por eso sefiores, nosotros con nuestras actuaciones
los que expone el Honorable senior Presidente de la no debemos inclinarnos ni hacia los procedimientos
Rep-oblica en su Mensaje. Este part de una real ilegales de los de arriba ni al apoyo de la ilegalidad
alteraci6n de orden pfblico y que no aparece demos- de los de abajo. Hagamos leyes para reprimir los
trada, y segin el leader conservador esa alteraci6n movimientos de la Revoluci6n, si la hay; pero tam-
ha terminado ya v ha sido restablecida la calma sin bi6n hagamos leyes para reprimir los movimientos
un hecho de sai.gre y planted a urgencia. 1a necesi. desp6ticos del Gobierno, o el despotismo de las ca-
dad de suspension por una media preventive. En- marillas que dominant. & C6mo quer6is que el pro-
tiende este Representante que las medidas preventi- letariado qen no observe esa legislaci6n para los de
va:o en este caso no justifican la debilitaci6u de las arriba, no se irrite ante una legislaci6n que solo va
garantias eiuadanas. contra los de abajo? Seamos justos y seremos res-
SR. DE' LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : No es solo co- Ipetados. No sigamos como hasta ahora, constituyen-
mo, una media preventive sino que dentro de los do un Congreso, juguete del Ejecutivo circunstancial,
hechos aeaecidos para poder continuar con detenci6n no siendo mas que una oficina de la gobernaci6n
d(f determiindos elementos es que esa suspension se presidential y no quiero decir de qun departamento.
solicita v adem ils (que en otros lugares del territorio SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Tiene la palabra el
de lu Republica hay el estos moments planteaas i Sr. Sagar para explicar su voto.
situacioine que alteran el orden y la paz pfblica, y Sn. SAGAo : Sefior Presidente y sefiores Represen-
por eso tambi6n se solicit en el l'.l:--.,je del Sr. Pre- tantes: Si yo no hubiera tenido el convencimiento
sidente de la Repfiblica la suspension de las garantias. de lo que debo votar esta noche con respect a las
Sa. MACHADO: Se hara en Trinidad? garantias eonstitucionales, los discursos aqui pro-
Sn. DE LA C(nrZ (CARLOS MANUEL) : (Ciertameinte no nunciados para la explicaci6n de votos de alignos


9






10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPi:E.l.ENTANTES


sefiores Representantes, y, por otra parte, las decla-
raciones del leader de la mayoria conservadora, me
hubieran colocado en un estado de absolute perple-
jidad, y digo esto, porque mientras unos Represen-
tantes de la minoria sostienen que votan esta noche
la suspension de las garantias constitucionales sin
saber porque deben votar ni para que hay necesidad
de suspender esas garantias, toda vez que el Gobier-
no no ha tenido, ni con los miembros de la mayoria
ni con los miembros de la minoria conferencia alguna
para que se llegara al conocimiento de esa media
que: se demand, tambi6n por part de miembros ca-
racterizados de la mayoria conservadora se declara la
no necesidad de esa media por haber terminado los
motives que la reclaman. Pero como es necesario
haber estado muy apartado de los asuntos piblicos
de Cuba durante estos uiltimos dias para no conocer
los motives que tiene el Ejecutivo Nacional al diri-
girse en la forma en que lo ha hecho al Congreso,
y basta que el movimiento huelguista recientemente
realizado en la capital de la Repiblica nos demuestre
a las claras la existencia de algo muy grave, de
algo que demand aun, porque en mi sentir no ha
terminado ese movimiento, sino en apariencia, y ha
terminado en apariencia, indiscutiblemente por las
medidas vigorosas aplicadas por el Gobierno, pero
que aun esti latente la idea y los m6viles que dieron
origen a ellos. Por otra parte, un miembro de la
minoria liberal el explicar su voto habl6 de los revo-
lucionarios de arriba y al hablar, conste que no se
dirigia a los gobernantes d'e la Repuiblica, sino a los
que aqui han organizado el soviet burgu6s, podiamos
l1amarlo asi, contra la clase proletaria, que si bien
es verdad que no ha sabido o no ha querido desen-
volverse dentro de lo que nuestras leyes ordenan,
tal vez por falta de direcci6n o por carencia de leyes
que amparen, con verdadera democracia y libertad,
sus ideales, es lo cierto que entiende el que habla,
que el Sr. President de la Repfblica no debi6 como
lo hizo llamar de manera particular y confidencial
a los miembros del Congreso para explicar los moti-
vos que tenia para solicitar la suspension de garan-
tias, porque si el Mensaje no fuera bastante para
explicarlo, cada uno de nosotros debe conocer a
fondo los motives que a ello lo impulsan; pero es lo
.cierto que no hubiere tenido necesidad de hacerlo el
Ejecutivo Nacional, si el Congreso de la Repfiblica,
liberals y conservadores, bien por iniciativa de los
presidents de sus respectivos comit6s parlamenta-
rios, bien por una llamada del Presidente de la
Camara, o a iniciativa de cualquiera de nosotros, el
Congress de la Repfiblica se hubiese reunido en los
dias tristes de la pasada huelga, para legislar en
forma tal que evitara en lo sucesivo espectAculos co-
mo el presenciado recientemente; pero en cambio
pondriamos al obrero en condiciones de no tener que
salirse de la ley para reclamar sus derechos y garan-
tizar la paz, poniendo a unos y a otros en condicio-
nes de que no se repitan hechos semejantes, y enton-
ces el Congreso habri cumplido con su deber. Porque
es triste y doloroso, sefiores Representantes, que sola-
mente en casos como el que nos ocupa vengamos aqui
a' hablar de legislaci6n obrera, vengamos a censurar
'los actos del Gobierno, cuando el Gobierno no tiene
en sus manos otros instruments para reprimir esos
movimientos que los que le autorizan las antiguas
leyes que nos dej6 la dominaci6n espafola, y en los
largos afios que llevamos de Repfiblica, tiempo hemos
tenido de sobra para legislar sobre este problema, y


no ocuparnos inicamente en votar leyes que agobian
el tesoro, en votar cr6ditos que ponen en ridicule al
Congress de la Naci6n. Si 6sto se hubiera hecho
cuando la .iltima huelga, en pasados dias, y habia
tiempo para ello, no hacia falta mas que un poco de
buena voluntad, ah, entonces no estariamos aqui
votando la suspension de garantias, entonces esta-
riamos aqui poniendo en manos del Gobierno un
instrurnento, que si puede ser muy favorable a la paz
pfiblica haciendo buen uso de 61 como se hard si se
hiciera mal uso seria un instrument que pondria
en peligro la estabilidad de la Repfiblica. Asi que a
nadie debemos culpar de esta situaei6n, sino culpar-
nos a nosotros mismos por nuestra desidia, por nues-
tra indiferencia, por nuestra falta de iniciativa ante
los problems nacionales. Nosotros somos los culpa-
bles de esta situaci6n porque estamos atravesando.
Sn. HERNANDEZ (ATANASIO): Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (VERDEJA): Tiene la palabra el
Sr. HernAndez.
SR. HERNANDEZ (ATANASIO): Para pedir a la CA-
mara que, si en las explicaciones de votos se siguen
haciendo declaraciones andlogas a las que hace pocos
moments hizo el Sr. Ortiz y a las que esta haciendo
ahora el Sr. Sagar6, 6sta se declare en sesi6n secret,
porque realmente no son explicaciones de votos alre-
dedor del' asunto, sino una aeusaci6n franca y ter-
minante a la actuaci6n de los sefiores Representantes.
(Muy bien, muy bien).
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Ruego al Sr. Sagar6
se cifia a la explicaei6n de' su voto.
Sa. SAGAR6: Seiores Representantes: El Sr. Her-
nandez que ha sido Representante durante largo
tiempo, sabe como todos nosotros, que la falta de
regimen parlamentario nos pone en condiciones de
que cuando algin Sr. Representante quiere hacer
algunh interpelaci6n, se vale del medio o de los me-
dios que le concede el Reglamento de la propia
Cimara haciendo una petici6n de datos y al hacer la
explicaci6n de su petici6n hace una interpelaci6n
que todos oimos con gusto, porque es como una vil-
vula de escape para hacer oir la voz del pueblo.
Igualmente cuando por razones especiales los seio-
res Representantes no pueden o no deben consumer
un turno con respect a un Proyecto de Ley, tam-
biWn se valen de la explicaci6n del voto para hacer
las explicaciones que tenga por convenient dentio
de la correccion y respeto que se debe a la Cimara,
y que debemos a los propios compafieros. Siempre
se ha tenido en la Cimara, con respect a esta cos-
tumbre, much benevolencia, estableciendose asi de
esa manera, algo parecido al sistema parlamentario.
Por esta raz6n me extrafia que el Sr. Hernandez haya
hecho esta interrupci6n, pero tenga present el se-
fior HernAndez y t6nganlo tambi6n los demas seiio-
res Representantes, que me asiste por complete la
raz6n en cuanto tengo manifestado.
Sn. PRESIDENTE (VERDEJA) : La Presidencia llama
la atenci6n de S. S. acerca de que con arreglo al
Reglamento no se debe emplear en la explicaci6n del
voto mis de cinco minutes.
SR. SAGAR6: Pero el Reglamento no prev6e la in-
terrupci6n de que he sido objeto y que me ha obli-
gado a hacer esta explicaci6n de la explicaci6n de
mi voto. Y hechas estas manifestaciones que estimo
suficientes para dejar satisfecho al senior HernAndez
y para que la Camara no los estime ni como mortifi-
cantes, ni como acusaciones gratuitas, y mas bien







DIARIO DE SESIONES DEL CONuGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 11

queriendo exteriorizar el pensamiento de muchos Estado. Mas, los sefiores Representantes de filiaci6n
compaileros que en el terreno personal asi se expre- liberal en esta Camara, segfin ha expuesto el senior
saban. Por tanto, queda explicado a la Camara los Ortiz. no opinaban igual. El Sr. Ortiz decia, que una
motives que he tenido para votar que si, y reitero Ley otorgando esa autorizaei6n, seria ineonstitucio-
mis manifestaciones en cuanto a que estimo que no nal, y yo entiendo que el distinguido Representante,
veo otro medio para que se pueda dar al obrero lo incurre en error, porque, segun preceptfia el articulo
que reclama con raz6n, ni impedir tampoco los des- 42 de la Constituci6n de la Reptiblica, las garantias
manes del patr6n cuando este valido de su dinero constitueionales, no pueden suspenderse, estando
trata de atropellar al trabajador eubano o extranje- abierto el Congreso, sino por medio de una Ley; por
ro, que euando se es trabajador y se vive en un pais mianera, que basta una Ley que lo autorice para que
democrAtico como el nuestro, no se es ni cubano ni se pueda, decretar en cualquier tiempo. Lo que no
extranjero, se es un obrero que viene a laborar por puede hacerse, es suspender esos derechos indivi-
el bienestar de la Repuiblica, por su mayor engran- duales, sin que se este en algunos de los casos que
decimiento, con todos y para todos, como es esta sefiala el articulo 40 de nuestra Carta Fundamental,
nacionalidad que nos legaron nuestros mayores. o sea invasion del Territorio.
SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Tiene la palabra el SR. PRESIDENT (VERDEJA) : Se pone a discusi6n
Sr. Sardifias para explicar su voto. el articulado. (Es leido y aprobado sin discusi6n el
SR. SARDIRAS (EULOGIo) : He votado que si, senior articulado de la Ley).
President y sefiores Representantes, porque entien- SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL): Pido la pala-
do que el Congreso, no debe, en modo alguno, adop- bra para proponer qu0 este Proyecto de Ley pase
tar alguna media legislative sobre el asunto que nos de la Comisi6n de Estilo, directamente al Senado
ocupa, despu6s de las manifestaciones contenidas en sin necesidad de dArsele cuenta a la Camara.
el Mensaje del Honorable Sr. President de la Repfi- SR. PRESIDENTE (VERDEJA) : Se pone a votaci6n.
blica que se ha dado lecture y ademis, por discipline, (Aprobado).
ya que el Comit6 Parlamentario en esta Camara, del SR. BETANCOURT MANDULEY (ARTURO): Sr. Presi-
Partido a que pertenezco asi lo acord6. Pero hubiera dente, tengo dudas respect del quorum en este mo-
querido votar una ley por la cual no se dispusiera la mento, pido, por tanto, que se suspend la sesi6n.
suspension inmediata de las garantias constituciona- Sa. PRESIDENTE (VERDEJA) : liEsth conforme la
les sino que autorizara al Sr. President de la Repfi- Camara con lo propuesto por el senior Betaneourt?
blica, para que decretara esa suspension, cuando las (Acordado).
circunstancias lo exigieran de acuerdo con lo que
preceptfa el articulo 42 de la Constituci6n del (Eran las 9 y 15 p. mi.)


MONTALVO. CARDENAS & CO -HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs