Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00733
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00733
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text










5'jN Es


CONGRESS DE LA REPUBLICAN DECUBA


NOVENO


PERIOD CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE


NUM. 45


HABANA, JULIO 18 DE 1918.


C0 mara


de Representantes


Sesi6n extraordinaria.-Julio 16 de 1918.

Presidencia del Sr. Aurelio Alvarez.

Secretarios: Sres. Manuel Villal6n Verdaguer y Felipe Gonzalez Sarrain.


SUMARIO


El senior Presidente declar6 abierta la sesi6n, siendb
las 4 p. m., explicando el objeto de la misma, de
acuerdo con la oonvocatoria, para tratar del Pro-
yecto de Ley de este Cuerpo Colegislador, devuelto
por el Senado, estableciendo en Cuba el Divorcio.
A propuesta del sefior Alfredo Betancourt, se
acord6 la prdrroga de la sesi6n.--El senior Rodri-
guez de Armans prop'so que la prorroga fuese s6lo
hasta las seis de la tarde.-- Sometida a votaci6n no-
minal lo propuesto por el seficr Alfredo Betan-
court, fu6 aprobado, por seasnta votos a favor y
dos en contra.-Puestas a discusi6n las modifica-
ciones introducidas por el Senado, hizo uso de la
palbra en contra de las mismas el senior Emilio Sar-
difias,-El senior Gonzalez Sarrain us6 de la pala-


bra aceptando las modificaciones hechas por el Se-
nado.-El soor Rodriguez de Armas consumi6 un
turn en contra, consumiendo otro turno a favor
el senior Arturo Betancourt MIanduley.-Para rec-
tifioar hizo uso de la palabra el senior Rodriguez
de Armas.--A petici6n del senior H. Diaz Pardo, se
someti6 a votaci6n nominal las modificaciones in-
troducidas por el Senado, siendo aprobadas por
sesenta y tres votos a favor y site en contra.-Ex-
plicaron sus votos a favor los sefiores Collantes,
FI E ,i n de Andrade y Rodriguez Ramirez.-La Pre-
sidencia anunci6 que seria remitido dicho Proyecto
de Ley al Ejecutivo, dando por terminada la se-
si6n, siendo las cuatro y cuarenta y cinco minu-
tes p. m.


SR. PRESIDENT (ALVAREZ AURELIO) : Se abre la se-
si6n.
(Eran las cuatro y quince minutes p. m.)
Se pone A discusi6n si se aprueban 6 no las modi-
ficaciones introducidas por el Sena.do en el proyec-
to ,do Ley procedente de esta Odimara, establcciendo
el divorcio.
'SR. ALFREDO BETANCOURT: Sin perjuicio, de rei-
terar mi prop6sito y mi sfiplica de que so aprueben
las modificaciones del Senado en el proyeeto de Ley
referente al divorcio, pido la palabra .en este mo-


mento y aproveeho tenerla para rogar 6 la l- I .,
(lue so prorrogue lai sesi6n hasta que este asunto sea
discutido y votado.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Pido la palabra para
opon.rine a lo propuesto por el Sr. Alfredo Betan-
court, y peditr que ;e acuerde la pr6rroga de la se-
sinii, solo hasta la seis de la tarde.
!SR. PRBSIDENTE: So pone a votaei6n1 lo propuesto
por el Sr. lBetancourt, teniendo en cuenta lo que pro-
pone cl :;i R. de Armlas.
SR. R,. DO AiRMA: Pido votaici6n nominal.
SR. IPRESIDENTE (ALVAREZ, AURELIO) : Votaei6n no-


VOL. XXIX


_ ~ __ __ _


__ ~_____
--------~


1


DfAR

Lin






2 DIARI1O DE SESIONES DM3t CONGRESO.-CAMAtL4". Dt REPREStNTAXTE


minal, por haberlo pedido an senior Representante.
Los que est6n conformes con la pr6rroga de la sesi6n
hasta terminar el asunto objeto de la sesi6n, contesta-
rAn que si, los contraries, no.

(El Oficial pasa lista).

SR. PRESIDENT (ALVAREZ) : Han votado que si 60
sefiores Representantes, 2 que no. Ia quedado, por lo
tanto, aprobada la pr6rroga de la sesi6n, hasta termi-
nar el asunto que ha sido objeto de ella.
Votaron t favor los -. ....-.: Acosta, Comins, Al-
varez, Aragonds, Azpiazo, Baldor, BeltrAn, Alfredo
Betancourt, Arturo Betancourt, Cabrera, Camejo,
Campifia, Campos, Candia., Cafias, Carrillo, Casuso,
Cazafias, Collantes, Cortina, Cruz, D'Sn .q..-, O.
Diaz, H. Diaz Pardo, Diaz Ramirez, Enamorado, Espi-
nosa, FernAndez Soto, Freyre de Andrade, Galatas,
Fundora, Jiminez Lanier, Giraudy, GonzAlez Benard,
GonzAlez, GonzAlez Sarrain, Gronlier, Lasa, Lecuo-
na, Le6n, Lima, L6pez, Martinez, Menocal, Milan&s,
Ortiz, Padierne, G. del VPino, A. del Pino, M. Plana,
Prado, Puig, Robau, Rodriguez Ramirez, O. 'Soto,
Soto Izquierdo, Sotto Figueredo, .Surez, VAzquez
Bello, y Villalta y Villal6n.
Votaron en contra, los Sres: Rodriguez de Armas
y Emilio Sardifias.
Sa. PINO: 'Sr. Rodriguez de Armas, no ha podido
ser mas ruidoso nuestro triunfo.
SR. PRESIDENTE (ALVAREZ) : Se pone a discusi6n la
aceptaci6n 6 no de las enmiendas introducidas por el
Senado en el Proyeeto de Ley estableeiendo el divor-
cio en la Repfiblica.
SR. GIRAUDY: Pido la palabra para una cuesti6n
de orden, pasra pedir a la Presidencia que como este
Proyecto de Ley que viene del 'Senado, segfin la Ley
de Relaciones entire los dos Cuerpos Colegisladores el
Reglamento de la Cimara tiene prefercncia para ser
discutido y lo serA por este acuerdo de la Camara,
pero que no por ello deja ,de star conmprendido en
la tramitaci6n reglamentaria, pido A la Presidencia
que someta A la oonsideraci6n de la CAnmara, que s6-
lo se concedan dos turnos A favor y dos en contra.
SR. PRESIDENTE (ALVAREZ) : La Presidencia, senior
Giraudy, tendrA en cuenta este precepto reglamentario,
a no ser que la Camara acordara lo contrario.
Sft. SARDIFrAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALVAREZ) : La tiene S. S.
SR. E. SARDINAS: Sefiores Representantes, todo lo
que yo tenia que decir del Proyecto de Ley proceden-
te del Senado, .i1i.. hoy se dispute, ya lo dije en el
dia anterior, y solo me interest hacer constar que
no vengo A obstruccionar, y que me he convencido
de la mayroria de la CUimara en favor del Proyecto
que se dispute, segin el resultado de la votaci6n de
ayer.
iSimplemente quiero hacer algunas manifestacio-
nes. Yo no quiero repetir aqui hoy lo que ya dije,
que el pueblo de 'Cuba no estA adn capacitado para
dArsele una ley tan amplia comop esta y tal como vie-
ne del Senado.-Pero me interest hacer constar refi-
riendome a la prensa, a la que yo siempre respeto, a
esa prensa contra quien nunca me opongo, que res-
peto todo lo que manifiesta, pero me interest hacer
constar A ciertos director's de la prensa que han 'que-
rido 'ver en mi A un obstruecionista, que no ha sido
ni por un moment ese mi pensamiento ni nti crite-
rio, expuesto ya aqui contrario a esa Ley y para pro-


barlo una vez mas, para queo so crea que vengo
A hacer labor de obstrucciin estandome horas ente-
ras hablando en contra del Proyecto, que m:ucho tie-
ne que decir, y cuando los discursos de honorable
hombres quoe han desaparecido para desgracia de la
patria, colno por ejemplo el doctor GonzAlez Lanu-
za, que estuvo hablando en contra del proyeeto gran
nuimero de dias.
SR. PINO: El Sr. Lanuza fu6 solo contrario a la
Ley.
SR. i i -.: Y el doctor Pino que ahora me inte-
rrumpe no fu6 partidario de las causales que hoy se
consignan en el proyeeto tal como vienedel Senado.
Y no quiero molestar por mas tiempo la atenci6n
de la Cimara, :n il. i ;i.l'..r. en contra del pro-
yeeto. Es todo cuanto tenia que deeir.
SR. SARRAIN: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (ALVAREZ) : La tiene S. S.
R. SARRAIN: Sres. Representantes, comio yo no
estuve present en la discusi6n que hubo en la CA-
mara hace algfin tiempo respeeto al establecimiento
del divorcio, he pedido la palabra en pro, de las mo-
i;i,.,- I....... introducidas en el proyeeto, exclusiva-
mente para hacer pfiblica manifestaci6n de que yo
estoy conforme con el esta.blecimiento del divorcio
en Cuba, y para que se establezea ]a ley, A pesar de
sus defects. Y termino consumiendo ya mi turno y
pidiendo A la iCamara se sirva aprobar las modificea-
ciones introducidas por el Senado.
SR. R. DE ARMAs: iPido la palabra en contra.
Sn. PRESIDENT (ALVAREZ) : La tiene S. S.
Sn. RODRIGUEZ DE ARMAs: Sr. President y Sres. Re-
presentantes: he pedido la palabra en contra, porque
cuando haee cuatro afios, se aprob6 como proyecto
de Ley de esta ('.;i.n ., la proposition de Ley, esta-
bleeiendo el divorcio en Cuba, pas6 al Senado, y
esta ha tardado cuatro afios en discutirlo 4 introdu-
cirle diferentes n...i.. I; i. -. Los que componemos
hoy la CAmara de Representantes en su inmensa ma-
yoria, no tom:amos part en los debates que se oca-
sionaron con motive de este proyeeto de Ley. lMe re-
cordaba aycr un querido ...."''.. el Sr. Oscar
Soto, que de los ciento seis sefiores Representantes ac-
tuales, solamente habia 18 que lo fueron en la 6poca
cuando este asunto se discuti6.
Despuds del tiempo transcurrido, despues que el
Senado ha tenido cuatro ,''.., para estudiar este
asunto, me parecia extraordinariamente festinado,
que sin haberse repartido una sola copia del proyee-
to de Ley, tal comio lo ha votado el iSenado, fu6ra-
mos, con suspension de preceptos reglamentarios, a
discutirlo aqui y a aprobarlo, como se pretendia en
la sesidn que celebrd este Cuerpo en el dia de ayer.
No es mi iproposito, come decia mi distinguido
compafiero el Sr. ,i .17i., hacer obstrucci6n dc nin-
guna clase A este proyecto de ley, porque me doy
perfect ceuenta de la inmensa mayoria de divorcis-
tas y, ademas, porque yo nunea he ejercitado ese
derecho, por considerarlo altamente contraproducen-
te, 'pexro si quiero exponer, brevemente, rmi opinion
sobre una Ley que, indiseutiblemente, habra de afec-
tar, grandemente, A la, sociedad cubana.
El divorcio no ,es una instituci6n nueva, el divor-
cio en Roma durante siglos 11eg6 A grado tal en la
6poea de la decadencia de la Repibblica, que la ma-
yoria de los hombres se divorciaban para contraer
nuevas nupcias con las hijas de los connotados per-
sonajes de aquella situaci6n. Cuando cay6 la repfi-
blica y surgi6 el Cristianismo, se restringi6 el divor-





DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 3


cio, de tal manera, que el mismo San Pablo, llega d
considerarlo contrario A los. 'fines para los euales
fu6 instituido el matrimonio: la prooreaci6n de la
especic.
SR. DIAz PARDO (-1oRACIo) : iLa opinion de San
Pablo en .el. siglo XX !
,SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: El divorcio, en Cuba,
tione esta caracteristica: el pueblo de Cuba, en su
inmensa mayoria, es contrario A 61. Cuando este asun-
to ,se debati6 en la l(' Iii.i. pudo expresarse, de una
manera clara, precise y terminate, lo contraprodu-
cente de esta ley, y ayer, el Sr. Alvarez, contestando
a nuestro compatero cl Sr. Sardifias, haciendo inca-
pi6 para que 61 no se opusiera A ese proyeeto de ley
modificado por el Senado, le decia que siendo un
asunto que habia sido tratado por eminentes juris-
consultos eubanos, 61, que no lo era, no debia opo-
nerse aunque entendia que lo hacia de buena f5. Y
es que nos olvidamos que un ilustre njurisconsulto,
q'uizas el mis notable que ha tenido Cuba, que, para
honor nuestro, ha sido Presidente de esta CMmara y
que, precisamente, I instancias del Sr. Fernando Or-
tiz se acord6 colpcar su nombre en un lugar visi-
ble de la misma, el doctor Jos6 Antonio GonzAlez
Lanuza, a quien nadie puede tildar de clerical por-
que fu6 positivista, el Doctor Jos6 Antonio Gonz.-
lez Lanuza en un discurso, quizis el m6s grandiose
de su vida, se opuso, con razones opuestas A todo
caricter religioso, al divorcio y el Doctor Lanuza,
con datos estadisticos que aqui expuso k la C 0mara
y que constant en el DIARIO DE .SESIONES, demostr6
por qu6 era contrario al divorcio y dijo que era con-
trario por la influencia extraordinaria que ejercia,
segfin su respetabilisima opinion, en la criminalidad
y 61 deinostraba e6mo en los paises done el divo'rcio
oxistia, habia aumentado de una manera extraordi-
naria, y es mis, eon estos elocuentes datos demostr6
que en carceles como en el iSena, el 65 poir oiento de
los rcclusos eran hijos de padres divorciados, para
demostrar la influencia extraordinaria que el divor-
cio ejercia en la familiar.
Para demostrar la influencia extraordinaria que el
divorcio ejeree en la familiar, el divorcio existe en la
easi totalidad de los paises europeos, a excepci6n de
Italia y de Espafia, pero en esos mismos paises donde
el divoreio hace afios que existe, se ha ido restringien-
do de manera tan absolute, que la misma Reina Vic-
toria y la actual Reina de Inglaterra, no reciben en la
corte a ningan matrimonio divoreiado. Y en los Es
tados Unidos, en los Estados Unidos que tuvo alguna
explicaei6n la existencia del divorcio como por ejem-
plo, en el Estado del Colorado o de Dakota del Norte,
a consecnencia del descubrimiento de grandes minas,
hubo gran afluencia de inmigrantes, hombres solos, sin
.'.i- 1.. ni mujeres de ninguna clase, y el Estado se
vi6 precisado a traerles suficiente nimero de :, in. i,-
para que pudiera establecerse en ellos y no emigra-
ran, por consecuencia de esa inmigraci6n grande, y
de oese numero de mujeres extraordinarios que hu-
bo de aportar A esos hombres se crearon algunas fa-
milias, sin vinculos legales de ninguna clase y en-
tonces el Estado, para darle facilidad, y consolidar
de alguna manera esas ilegitimas unions, promulg6
una ley por la cual bastaba que un individuo citara
a su e6nyuge existonte en cualquier part del mun-
do, durante tres dias en un peri6dico local, y si la
esposa no eoneurria en ese t6rmino, quedaba disuel-
to el vinculo matrimonial. Pero alli mismo en los
Estados Unidos, A p.esar de haberlo .i ... rt- .1.., aquel


pueblo dAndose cuenta de sus perjuicios lo ha veni-
do restringiendo grandemente, y hoy la Corte Su-
prema de Justicia de los Estados Unidos, ha inter-
venido recientemonte on various casos de divorcios
'de su competencia, buscando el medio de que llegara
A ellos para resolverlo de una manera restrictive, y
voy A recorder una sentencia de la Suprema Corte
de los Estados Unidos, dietada a consecuencia de un
pleito de divoreio por el cual un individuo que vivia
on el IEstado de New Orleans, y estaba alli casado
legitimamente, se traslad6 al estado de Dakota del
Norte para alli contraer nuevas nupcias; como a los
diez afios falleci6, la primera esposa reclam6 la he-
rencia del mismo, y tambi6n 'la segunda, la ley del
Estado resolvi6 en favor de la segunda pero lleva-
do el caso en tasaci6n A la Corte Suprema, esta fa-
116 en favor de la primer mujer. Nuestro pueblo,
nuestro pais, acabado de constituirse done todavia
las institueiones republicans no llevan veinte afios
de haberse establecido, en un pais donde todavia por
deeirlo asi estamos en pleno peri do de organizaieiiL,
donde todavia la mayoria die nuestras leyes estin
contrapuesta al espiritu de la Constituci6n que nos
gobierna, en lugar de reformar 6 ir adaptando la le-
gislaci6n a ese espiritu democratic de la constitu-
ci6n, empezando primero por lo qne menos trastor-
no pudiera introducir, empezamos por lo mi6s difi-
cil, aqui donde todavia no existed una ley del jurado,
q'ue ya existed en todos los paises de Europa desde el
afio 1 ,', y en cambio, en Cuba republican, siendo
una ley que es aceptada afin por los paises monar-
quicos como sucede en Espafia, aqui repito no exis-
te. Cuando el Dr. R. g;l if..,,. prposo esa propos:-
ci6n de Ley en el Senado de la Repuiblica, la deja-
ron dormiir el suefio ide los justos y ni siquiera se
ticne tiempo para reformer nuestro C6digo Penal,
areaico de por si, donde -existe una circunstaocia
agravante referente al esclavo, y todavia 6 pesar de
star en desuso, existed en nuestro c6dige,; tenemos
delito de falsedad done se pena con una condenu
tan grande todo lo que atafie al fisco, que no existe
en ninguno de los paises ni ain .en los mAs ultra-
montanos del mundo. Y en general en vez de ir re-
formando nuestro C6digo Penal, de ir reformando
y trayendo leyes sociales que beneficien al pueblo,
en un pais done ban sido detenidas en el dia de
ayer cinco obreras por haberse declarado en huelga,
A quienes se les ha privado de libertad en lugar de
proclamar el dere'ho 6 la huelga que hoy dia tienen
los obreros del mundo, y cuando el doctor .Collantes
con rmuy buen juicio lo pidi6 de esta Camara, yo
no se por qu6 raz6n fu6 excluido de osu ponencia y
le fu6 quitado al pueblo obrero el derecho A la huel-
ga...
Sn. JIJMnNEz LANIER: Esa Ley era la Ley de espio-
naje.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Pero estaba en relaci6n
con la Ley de Espionaje, porque habia que recono-
eer el derecho que tiene el proletariado para ir A la
huelga.
'SR. PRADO: La opinion de S. S. es una carreta
que tiene una rueda hacia adelante y otra hacia
atris.
iSR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Como no soy competen-
te en .esa material, como S. S., no me puedo explicar
e6mo ]a carreta funciona con una rueda hacia ade-
lante y otra hacia atras.
S,. PRESIDENTE (ALVAREZ) : Ruego a los seiores Re-





4 DIARIO DE SESIONES DEL CONG-RESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES


presentantes no interrumpan al orador. Continfie el
senior Rodriguez de Armas.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Yo he de ser breve, se-
fiores Representantes. No quiero mas que consignar,
con un laconismo extraordinario, la expresi6n de mis
sentimientos.
Yo, precisamente, habia empezado por suplicar,
al abrirse la sesi6n, i todos mis compafieros, que me
dejaran hablar, solamen.te 10 minutes, y, en oese ca-
so, yo no pediria votaci&ai nominal y como no fui
complacido, por ese motivo solicit6 que la votaci6n
se hiciera nominalmente. Yo quiero, finicamente, li-
mitarme A demostrar ique estos asnutos no son para
tratarlos de una manera tan festinada como aqui
se pretend. En todos, absolutamente en todos los
proyectos de Ley que vienen del Senado, se ha cumn-
plido, estrietamente y, en cambio, en este, en un
asunto que tiene tan extraordinaria importancia, en
un asunto de tanta trascendencia, se ha procedido
prescindiendo de los preceptos reglamentarios y con
suspension de los mismos.
SR. PINO: No hay tal cosa.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Si, senior. Reglamenta-
riamente han debido repartirse copia cuando lleg6
el Proyeeto de Ley del SeAado, y, despues de repar-
tidas las copias, ser tratado.
iSR. PINO: EstL en un error S. S.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Demu6streme el Sr. Pi-
no el error en que estoy.
SR. PRESIDENT (ALVAREZ) : Ruego al Sr. Roc&iguez
de Armas, que continfie su diseurso.
'SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Sr. President, he sido
interrumpido y seria una descortesia en mi, dejar
sin contestaci6n las interrupciones que me dirige un
compafiero.
Sn. PRESIDENTE (ALVAREZ) : Rucgo a los .* '.... Re-
presentantes que no interrumpan al -f.i,.r Rodriguez
de Armas. Continfic S. S.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Y es un error suponer,
como se ha supuesto, que solamente los sefiores Sar-
difias y el que tiene el honor de dirigirse ala CAima-
ra, somos anti-dilvorcistas. Hay much mis. De 106
miembros que tiene esta Camara, solamente 60 hain
votado por la inmediata aprobaci6n del proyeeto de
Ley tal como viene eal Senado, y recordar5 la Presi-
dencia y los sefiores Representantes que on la votaciin
de ayer, que era una votaci6n corriente, qu,p tod.os
desconocian, en absolute, que se iba a tratar de ese
proyecto d" ley del Stiiado 8 votaron en una norna
y 60 de la contrarii pero de 106 Representaotlos
que componen la ,Camara, todavia hay 46 que no pu-
dieron emitir su opini6n...
SR. PINOe Que no han querido venir ho ai emni-
tirla.
SR. RODRIGUEZ DE ARMa : No s6 si han querido o no
han podido, pero es un hecho veridico que el Doc-
tor Rogelio Diaz Pardo, el Doctor Roig y el Sr. Cam-
pos Mlarquetti, fueron anti-divorcistas.
SR. I1-:. ,:'..,i.i' VMANDULEY (AnTURO) : Lo fueron
dice S. S. Ya se han convencido.
!SR. RODRIGUEZ DE ARMAS :... y, por lo tanto, es de
suponer que continien si6ndolo.
ISR. AMENOCAL (PABLO) : Yo voy a supliear i la re-
presentaci6n liberal y conservadora que no le contes-
ten al senior Rodriguez de Armas, que lo .1. i. diva-
gar.
(Risas).
(SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Efectivamente, no otra
cosa podria suceder porque de lo contrario, so me


coartaria un derecho que tongo de hacker uso de la
palabra.
El Sr. Arturo Betancourt, queriendome hacer car-
gos, manifestaba qu.e yo iba on contra del program
del Partido Liberal... y en contra del program del
partido Uni6n Liberal, me interest hacer constar hoy,
que aqui tengo, en el bolsillo, ambos programs, y
que ni en uno ni en otro se dice una palabra res-
pecto a esta material que aqui se esta discutiendo;
ambos dejan en libertad de acci6n, de independencia
a cada uno de sus niembros, para que piense como
tenga por convenient, es mns, on la. cuesti6n del ser-
vicio milittar obligatorio, no se sefial6, por el Partido
Liberal, a ninguno de sus Representantes lo que de-
bia haoer en este sentido, sino que se les di6 faculta-
des amplias y libres, para que con su cerebro y con su
pensamiento, hicieran lo que tuvieran por convenien-
te, en ninguno de estos programs se dice una palabra
acerca de esto, ni siquiera se le han dado instrucciones
a sus miembros, por tanto, estdn en complete libertad;
es mis, el senior Juan Gualberto G6mez, que nadie
puede dudar de su liberalism, que nadie puede po-
ner en tela de juicio su gran patriotism, se ha opuesto
en el Senado a la totalidad de esta ley, del divorcio,
y vot6 en contra de cada uno de sus articulos, por
tanto, como se ve, no es una, cuesti6n de program, ni
de estatutos, ni de principios fundamentals del parti-
do liberal, imponi6ndole su opinion a ]a Ley que hoy
aqui se est5 discutiendo, a la Ley que hace aoies fu6
discutida aqui, sin que siquiera conozcamos las modifi-
caeiones introducidas por el Senado, ni afn siquiera
conozoamos tampoeo el primitive proyecto de ley
que fu6 de la Camrara de R. -i ,-v ,nt ii.
Sa. PINO: Me permit el Sr. Rodriguez de Armas,
una interrnpci6n
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Con much gusto.
SR. PTNO, GUSTAVO: Yo supongo que el senior Ro-
driguez de Armas habrA aceptado el program de la
Revoluei6n que hizo indeDendiente ;i Cuba, y que lo
ha aceptado con todas sus consecuencias
Sn. ROIDRIGUEZ DE ARtMAS: Si, seflor Pino, he acep-
tado el program de la Revoluci6n, pero debo ad-
vertirle A S. S. que la Constituci6n que regia en la
Republica en armas, no es la misma que la. Constitu-
ci6n que hoy rige en la paz.
SR. PINO: Era parte de su program.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Es mis, senior Pino, yo
lo he leido y S. :S. lo conocerd tambien, el hecho de
on gran nimlero de veterans que fueron a venerar
en su propio recinto A la Virgen del Cobre; y el
que acepta los antecedentes tiene que aceptar los con-
seleuentes.
S!t. PINO: Son dos cosas completamente distintas.
Sn. RODRIGUEZ DE ARMAS: No lo cre o yo asi, se es una
cosa o no se es, aquellos veterans, en gran numero, que
fueron no hace muchos afios, a la ermita del Cobre,
A deelarar A la Virgen del Cobre, patrona de los cu-
banos, le dedicaron una hlrmosisima bandera una
gloriosa bandera cubana, regalada por e'l Centro de
Veterans de ..., i I-,, de Cuba, ellos fueron alh i
haleer un acto de f6 pfiblica, de f6 piiblica de sus ore-
encias, y precisamente el matrimonio es una de las
cosas que estd comprendida, en esa fe y que fue insti-
tuida por Nuestro Sefior Jesucristo; he de decirle al
seofir Pino, contestando a pregunta suya sobre los
veterans y el divorcio, que aqui mismo existe, sin ir
mins lejos, el caso de los hermanos Sardifias, que son
completamente opuestos a 61, y nadie puede dudar del
I i.





DiARIO DE SESIONBS DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES 5


patriotism de dichos sefiores, el mismo sefior Juan
Gualberto G6mez, fu6 opuesto antes, ahora y siempre
a esa Ley del divorcio, y no por eso ha dejado de acep-
tar el program de Ia Revoluci6n.
SR. ARTURo BETANCOURT 1VANDULEY: La iglesia
maldijo a la Revoluci6n de Cuba, y el Papa bende-
ci-a A los soldados.
,SR. D 'STRAMPES: Sres. Representantes, dejemos
Squc etl Sr. Rodriguez de Armas 'diga todo cuanto se
le ocurra.
ISR. RODRIGUEZ DEI AIMAs: Doy las mAs expresivas
gracias al Sr. D'Strampes, poerque, indudablemente,
por el camino que ibamos, elogariamos A parar on
lo de ayer, en que hubo hasta un senior Representan-
te -que pedia que se me retirara el uso de la palabra
euando solantente faltaban diez minutes para expi-
rar la bora de las sois de la tarde, hasta que se habia
prorrogado la sesiSn. 'Por suerte no 'llegara A suce-
der eso hoy, gracias al Sr. D)'Strampes.
MIe doy cuenta de que -estoy en una insignificant
minoria, pero no por eso, con todo el derecho que
me asiste, lo mismo que A los sefiores .de la mayoria,
dejo de exponer mi pensamiento.
El proyeeto de Ley de Divoricio, despu6s que sa-
li6 de la CAmara, se hizo. afin todavia peor, A virtud
de las enmiendas que le introdujera el Senado, y,
sobre todo, la introducida al artieulo lo, enmiencda
propuesta por el Sr. Fernandez Guevara, respect
al mutus consentimiento, y es lamentable que ni si-
quiera se nos 'de, a los Representantes que hoy for-
mamos part de la G~~mara y de la cual no 6ramos
m.iembros cuando se ,discuti6 esta proposici6n de Ley
en este ,Cuerpo, el dereeho de powder diseutir, con
los senores Senadores las razones que ellos han teni-
do para introducir en el proyecto esas enmiendas;
porquo ellos, segurarnento, habrhn obedecido A al-
guin estado do opinion que habrin recogido, que no-
sotros desconoocmos, y que yo en particular desco-
nozoo, porque no formaba entonces parte de ninguno
de los Cuerpos Colegisladores.
No puedo, tampoco, aqui aunque fuera mi deseo,
oponerme al divorcio, porque no es el asunto que se
discute, y comno de lo que se trata es, de si se aceptan
o no las enmiendas heehas por el :Senado al proyecto
ide Ley como salio de la ICAmara, solamente me limi-
to a pedir a la Camhara, que acuerde no aceptarlas y
-que se nombre una Comisi6n M'ixta, para qu-e enton--
ces, de acuerdo, con la designada por el Senado,
acuerde una formula que satisfaga los deseos de la
entonoes CAmara de Representantes y los deseos ma-
nifestados por este Cuerpo Colegislador.
El Dr. Ferrara y el Dr. Gonzalez Lanuza, se opu-
sieron a obligar a los individuos qu.e tuvieran algu-
na religion determined. a que se casaran por lo ci-
vil, sin ser un acto simtultAneo al acto religioso. Aqui
en Cuba hay un sinnumero de cat6licos y hay un
numero de protestantes. Por la Ley que nos rige, la
Secretaria de Justicia, autoriza a los Ministros' de
la Iglesia para que puedan celebrar los matrimonies
civiles, dando cuenta a los Juzgados correspondien-
tes. El Dr. Ferrara, de enyo radicalismo nadie pue-
de dudar, no acept.6 entontees la enmienda que se
pretendia aqui aprobar, que es, precisamente, ese ar-
ticulo que hoy agrega como primero el Senado; porque
mirando como se debe mirar la libertad y como do-.
be ser, no come decia en aquellos hearmosos versos el
eiudadano Sim'6n, de la zarzuela La 'Marsellesa, que
proclamaba en atta voz que muriera aquel ,que no


pensara como 61 pensaba, sino dandose cuenta de la
verdadera libertad, que consist en que cada uno ha-
ga lo que tenga por lconveniente, sin lastimar el in-
ter6s de otro, no .admiti6, com-o tampoco .el Dr. La-
nuza, que ose artieulo prosperara en esta -Camara, y
el Dr. Ferrara lo combati6 por sus ideas radicalisi-
mas, porque 1 exponia y decia: yo soy libre pensa-
dor, yo no tongo creencias, poro no es just que yo
me oponga a que al que tonga creencias determina-
das pueda contraer Irmatrinonio con arreglo a ellas,
y yo, no puedo obligar a nadie a que -contraiga ma-

trimonio -con arreglo a una crooncia que no tiene;
y la Camara, teniendo cn cuenta los arguments de.
los doctors Ferrara y Lanuza, no acept6 la enmien-
da, y, en cambio, veo hoy, sorprendido, que figure
icomo articulo primero de la Lcy que vine del Se-
nado, y por eso yo proponia que se nombrara una
Comisi6n VMixta, para quo, de acuordo con la del
Senado, se excnlyeran do ese proyeto de Ley algu-
nas cosas que son atentatorias al principio de la li-
bertad; pero veo que mis esfuerzos son completamcn-
te est6riles, mis esfuerzos caeu en el vacio, pero yo
cumplo con mi eonciencia, cumplo con los que son
mis sentimientos, cnmplo con lo que creo un deber,
cumplo con Jo que creo, equivocada o ciertamente, a
mi juicio ciertamento, que debo procurar, evitar que
en Cuba se implant un divorcio que acabaria por
extinguir la familiar en primer lugar, y en segundo,
que se implant an divorcio tan radical como no lo
hay quizas en ninguin pais del mundo que hoy tenga
esa instituci6n, poro come dice Joss de la Luz Caba-
llero: ''Hay advances y conquistas que en definitive no
condncen mAs que al retroceso".
SR. ARTURO BETA^NCOURiT: Pido la palabra.
SR. PiRESIDENTr (A,vAREZ) : La tiene S. S.'
Sn. ABTuao IBETANCOUT: Sr. President y Sres.
Representantes; he de ser m'uy breve, pero necesito
para fortmalizar aqui la consecuencia de mi criteria
anterior con el de alora, emitir mi opinion en favor
de la Ley del divorcio. Ouando se diseuti6 en el afio
1914 en la CAmara d.e Representantes, tom6 part
active en aqu.el'los debates y precisamente una de las
reforms que yo quise introducir en la Ley del di-
voreio, era la del mut-uo dicensus, que a virtud; de
discursos de los Sres.Enrique Roig y Gonaalez La-
nuza, hicieron que esa proposiei;6n mia no 'prospe-
rara. Otra de ellas, era la de la embriaguez habitual,
otra era la de ]a locura permancnte, y he visto con
much agrado, lque el Senado ha puesto dos de ellas.
y que ]a terocra, que no -figura en eil proyeeto de Ley,
fu6 parte de la ponencia del,Dr. Dolz. Por eso. me
agrada muc-ho rinfs el proyecto 'de leo1, por radical
que es votadlo por el Senado, que -el proyeeto de ley
que mand6 ]a CAmara de Representantes en 1914.
Y ahora deseo preguntar a mni distinguido amigo y
correligionario Sr. R. de Armas, si 61 'que se muestra
contrario al divorcio en la Repuiblica de Cuba, acep-
ta o no acepta el program de la Revoluci6n y sus
Icyes, si 61 ignore que a virtud de aquel program
y do aquellas loves, y por el triunfo de la Revoluci6n
funciona esta Caimara Cubana en la que 6l y yo y
los 'demhs formnolmos parte? Si niega 61 las venta-jas
del divorcio debe desde luego, entonces, deelararse
arrepentido de los triunfos de la Revolucion y llorar
amargoamnto los tiempos del pasado, las afioranzas
que tuviera on su cerebro hacia la colonia espafiola,
,que ligada firmemente a la Iglesia, no consiente ni
consentira quo en sus dominios exista el divorcio, pa-
ra eso entire otras cosas, se hizo la Revoluci6n en Oa,





6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


ba, que no fu6 meramente un cambio de individuos,
que no fu6 s6lo arriar una bandera y subir otra, fu6
llevar a los espiritus y a las coneieneia., las reforms
que demand un pueblo libre y democrhtico, fue
traer aqui las instituciones libres de otros pueblos
que son las que pregonan on alta voz que Cuba
maroha unida al carro de la gloria, del triunfo, de
la justicia y de la libertad; que la democracia ha
sentado aqui sus reales, y que si es verdad que aiqui
no existen todas las roformas que el Sr. R. de Ar-
mas ha meneionado, tanto 61 como los demrns Rep're-
sentantes que nos sentamos en esta CAmara, debe-
mos ir dAndolas al pueblo de Cuba y ver c6mo pron-
tamente ellas se implantan. Decia el 'Sr. R. de Ar-
mas, que el proyecto de ley Megado del Senado, de-
bia haber quedado sobre la mesa y que se repartie-
ran copias del mismo y que se nombrara la Comisi6n
Mixta. Yo lament much que 61 est6 en diserepan-
cia. El articulo 18 ae la Ley de Relaciones dice:
Aprobado un Proyecto de Ley de Resoluci6n, per
uno de los Cuerpos iColegisladores, se remitir& al -ex-
amen del otro, previa su correcci6n, por la Comisi6n
de Estilo, con un Mensaje firmado por el Presiden-
te y dos Secretaries. El Cuerpo Colegislador que re-
ciba el Proyeeto, procederk a su discusi6n y votaci6n
con toda preferencia.

Y el 19 dice:

Si uno de los dos 'Cuerpos 'Colegisladores, modi-
ficare o desaprobase parcialmnente, un Proyeeto de
Ley o Resol'uci6n, aprobado ya en el otro Cuerpo
Colegislador, se comunicark lo acordado al Ouerpo
de donde procediere el Proyeito. Si este filtimo
Cuerpo aceptase la enmienda o modifieaci6n tendrA
el Proyeeto fuerza legal; formi'ndose, en caso con-
trario, una Comisi6n compuesta de cinco Sernadores
y do igual nfmero de Representantes par-s que con-
ferencien sobre el mode de conciliar las distintas
opinions. El dietamen do esta Comisi6n, se discuti-
r&, sin alteraci6n alguna, por el Senado y la Cimara
de Representantes, .y si fuese admitido por ambos
Cuerpos, quedark aprobado el Proyecto do Ley o
de Resoluci6n. 'Si no hubiere acuerdo en la Comi-
si6n Mixta, se entenders desechado cl Proyeeto.
SR. BETANCOURT MANDULEY (ARTURO) : De suerte
que antes que nada, el particular sobre el ceual tie-
ne que resolver la CAmara, es si aprueba o no las
modificaciones introducidas en el Proyecto de Ley
por el otro Cuerpo, y para eso no es necesario que se
nombre una Comisi6n. Mixta, porque para nombrar-
la ante tendrian que rechazarse las modificaciones
introduicidas por el Senado.
La mayoria se ha decidido, francainente, por la
aceptaci6n de esa reform.
Yo entiendo, contra la opinion del Sr. Rodriguez
de 'Armas, que en los Congresos no hay soluci6n de
continuidad; que la Camara de Representantes de
hey, es la de antes, que el Senado de hoy, es el do
antes; que en las leyes o los proyeetos de Ley queo
vot6 'esta CAmara y que ahora acepta el Senado,
aunque con algunas modificaciones, no debe tenerse
en cuenta, si han venido o no han venido Represen-
tantes nuevos a la Camara. La Cmara vot6 en
1914, establecer el divoreio en 'Cuba, y cl Scnado
acept6 eso como una Ley basiiaa. Podria el 'Sr. Ro-
driguez de Armas, atacar el proSedimiento que prc-
eeptia esa Ley, pero de ninguna mantra lo que es


fundamental en la misma, es decir, que la CAmiara
dijo que hubiera divorcio en Cuba, y que el Senado
lo ha dicho. Podria decir el iSr. Rodriguez -de Ar-
mas que -es malo el proeedimiento que el Senado
adopta en esta Ley, que seguramrente aprobara la
C&nara.
Realmente en ese punto que 61 no ha tocado, yo
tengo mis dudas, debo decir que esta Loy no es tan
buena, pero ante la magnitude de los 'razonamientos
que han sido expuestos al discutirse esta Ley, yo la
acepto porque, al fin y al cabo, establece en Cuba
una de las reforms mAs fundamentals que existen
en todos los C6digos de las naciones civilizadas.
Cuando entendamos el senior Rodriguez de Armas, los
dem6s Representantes y el que habla, que el pro-
cedimiento es malo, tiempo tendremos para venir a
decir cuiles son las causales que deben agregarse y
que en esa Ley votada per el Senado no existen; y
que hoy per hoy, el Sr. Rodriguez de Armas no con-
sume un turno dentro de la 16gica, ,dentro de la se-
renidad de un espiritu reflexivo, y 'ataca la institu-
ei6n del divorcio que ha sido consagrada por la
i Amara de Representantes y que ahora nos viene
del Senado, podria el Sr. Rodriguez de Armas ata-
car el procedimiento, pero no lo sustantivo, lo esen-
cia)l del divorcio en la Repfiblica de 'Cuba.
Respect a la parte primera, o sea done el Sena-
do, -en -un proeedimiento especial deja dos classes de
divoreio, el relative y el absolute, y en el primero
de ellos quita a los sacerdotes de todas las sectas re-
ligiosas que consagren matrimonios, debo repetir a
mi distinguido amigo, las mismas pialabras con que
yo pregunt6 al Dr. Ferrara: puede el Estado Cu-
bano hacer funaionarios del Estado a los sacerdotes
de cualquier religion? Y cuando un sacerdote ca-
t6lico va a casar a un individuo, 16ele la Epistola de
San Pablo o el C6digo 'Civil? De suerte que aqui hay
una disyuntiva por la cual nosotros podemos decir
que el cura de oualquier religion, manteniendo en
secret o en piblico a los contrayentes, les dice que
ellos contraen un lazo que no puede romper mis
que Dios, y entonces los hombres estiman que la vo-
luntad de dos sujetos lo pueden romper cuando ellos
lo estimen convenient y oportuno.
Vea el Sr. Rodriguez de Armas, que no queriendo
aceptar que s61o el Estado tenga intervenci6n en ac-
tos sociales come eu matrimonio, esta, on manera
abierta y absolute, frente a la Constituci6n, que con-
sagra la separaci6n de la Iglesia y el Estado. Desde
que en 'Cuba se constituy6 la Repfblica, bajo el am.
paro de nuestra Ciarta Fundamental, existe la sepa-
racin de 11a Iglesia y el Estado. La Repiblica de
Cuba libre y soberan'a quiere que la Iglesia, que
cualquiera otra instituci6n de orden privado viva con
todos los respetos, viva con todas las consideracio-
nes, poro alli en el recinto de su hogar, que no sal-
gan a la calle 'a Ipulular sus ideas, que no vengan a
lo intimo del hogar a resentir los lazos del afecto de
los otros, que no vengan a decirle que las leyes de
la Reptiblica atentan a la libertad del ciudiadano,
porque seria muy faiil, sobre todo en estos tiempos,
que aquellos que van de hogar en hogar llevando la
maledieencia, llevando la corrupci6n on el sentido
de que las leyes de la Repuiblica no deben ser acep-
tadas cayeran dd pies y manes en la ley de espiona-
je. Son pues contraries a la .Repfblica, todos los
que de una y otra forma pregonan que las leyes de
la Repfiblica no deben acatarse, son, pues, ciudada-
nos de inferior categoria, los que van pregonaaodo






DIARO Dri, SMISIONr1S DEL CONG1IESO.-CAAkAIR bit wEmPif:lStNfIANtES


a todos los vientos quo la 'Constituci6n de la Repfi-
blica no debe ser respetada per todos los eiudada-
nos. .Iecha pues la separaci6n de Ia iglesia y el es-
tado, estamnos, todos en el deber, todos los ciudada-
nos, a ir a casarse ante el Juez, ante la autoridad
que esa ley made, y despu6s el que quiera dar' un
bafio de luz a su espiritiu, el que quiera dar un .alivio
a su cerebro, y una rkfaga 'de luz a sou conciencia,
que voya ante el altar de sus mayores, que vaya
ante el altar de su conciencia, eso nadie se lo quita.
Sepa el senor Rodriguez de Armas, que una de las le-
yes mis grandes del Continente Americano y del mun-
do entero, son las llamadas reforms del afio 52, en
M6jico, introducidas por aquel hombre tan grande y
que sera siempre respetado por todos, teniendo ;de-
recho, por tanto, a la inmo'rtalidad; que se llam6
Benito Jukrez. IEn aq(uella ley se preceptia, de una
mancra terminante, que ningfin sacerdote,, de nin-
guna religion, podr' casar ante su f6 de cat6lieo
.apost6lico etc. etc., cualquiera que sea, sine se le
present un certificado acreditativo de que los indi-
viduos: han contraido matrimonio civil, si no han
cumplido con la lcy, porlque alli, por encima ;de to-
das las cosas, est. el imperio de la ley en esa mate-
ria, y cs necesario que antes hayan demostrado que
han cuinplido la ley para que despu6s eumplan, en
segundo t6rmino, con su coneiencia. Termino, pues,
porique so ha acordado, de una manera absolute po.r
todos, que estos debates sean muy .corto, para que
cuanto antes la Cimara cubana, respondiendo a este
llanmamiento, apruebe esta ley, aceptando las modi-
ficaciones introducidas por el iSenado al primitive
proyoeto de Ley, sin discutirse ninguna de esas mo-
dificaciones como propone cl Sr. Rodriguez de Armas.
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Pido la palabra para ree-
tificar.
Sn. PIRESIDENTE (ALVARIZ) : Tiene la palabra el se-
for Rodriguez de Armas, para rectificar.
Sa. R. DE ARMAS: Sr. iPrcsidente y 'Sres. Repre-
sentante,4, quiero contestar a las interpelaciones y a
las alusiones que me ha hecho el Dr. Arturo Betan-
court Manduley; quizas ignore el doctor Betanteourt,
que muchos, muchos easi leguen 'a ciento de mis ma-
yores, ofrendaron todo lo que podian ofrendar per
]a causa de la Independencia de Cuba, y quizas si
ignore que un hermano mio mayor, muri6 como ofi-
cial del Ej6rcito Libertador y que por acuerdo del
'Ayuntamiento de la Iabana, hay una lipida con-
memorativa de su desgraeiada muerte. Asi .es que
puedo decir que los mios ban contribuido con su
propia sangre a traer este estado de cosas que tene-
nmos. Y lo fnico que si lamento es que no nos haya-
mos puesto de acuerdo, e eespiritu de nuestra Cons-
tituci6n con nuestras eyes 'para no tener una cons-
tituci6n ampliamente democrAtica, y en cambio ten-
gamos unas leyes que la mks nueva rige desde el
afo 1870. De eso me lamentaba y me sigo lamentan-
do, que nosotros, que no nos preoeupamos para nada
de adoptar -esas leyes para la 6poca, precisamente en
lo de mayor trascendencia., en lo que se refiere a la
fam'ilia, hemos querido empezar en lugar de haberlo
hecho por otras cosas mks interesantes y de mayor
importancia como son la refo.rma del C6digo Penal
r la reform de nuestra Ley Electoral, y despu6s
q(ue nosotros tenomnos este brio para la Ley de Divor-
cio, nos encontramos en un dolce farnienti en todo
lo que se refiere a las leyes importantes.
Sr. PRESIDENT (ALVAREZ AURELIO) :Sc va a Iponer
a votacion.


SR. RODRIGUEZ DE ARM.AS: Pido votaeidn nominal.
SR. PRESIDENTE: 'Se va a poner a votaei6n nominal
por haberlo pedido un Sr. Representante. Los que
est6n conformes con las -reformas introducidas por
el Senado, contestaran si, los otros, no.
SR. PRESIDENTE: El resultado de la votaci6n es el
siguiente: 'IIan votado que si, 63 sefiores Represen-
tantes y 7 que no.
Votaron a favor los sefiores Acosta Martinez, Alva-
rez, Aragon6s, Arango, Aspiazo, Balder, BeltrAn, Al-
fredo Betancourt, Arturo Betancourt, Cabrera, Ca-
mejo, Campifia, Campos, Candia, Carrillo, Casuso, Ca-
zafias, Collantes, Cortina, Cruz, Strampes, O. Diaz, H.
Diaz, Pardo, Diaz Ramirez, Enamorado, Espinosa,
Fernnndez Soto, Freyre de Andrade, Fundora, Gala-
tas, Gim6nez Lanier, Giraudy,. Gonzlez Bernard, Gon-
zalez, Gonzalez Sarrain, Gronlier, Guerra, Guzman,
Hernnndez Lasa, Lecuona, Le6n, Lima, L6pez, Mar-
tinez, Venocal, Milan6s, Padierne, G. Pine, A. del
Pine, M. Plana, Prado, Puig, Robau, Rodriguez Ra-
mirez, Soto Calder6n de la Barea, Soto Izquierdo, Soto
Figueredo, SuArez, TristA, Vazquez Bello, Vilalta y
Villal6n.
Piden explicar sus votos, los sefiores Collantes, Frey-
re de Andrade y Rodriguez Ramirez!
'Quedan aprobadas las modificaciones introduci-
das por el Senado.
(Grandes aplausos).
SR. ARTURO BETANCOURT: Pido a lia Camara que
se ponga toda de pie.
(Asi se hace, con gracides aplausos).
Ha triunfado el derecho.
SR. PRESIDENTE (ALVAREZ) : Tiene la palabra el se-
nor Collantes, para explicar su voto.
Si. COLLANTES: lie votado que si, sofior Presiden-
te y :Sres. Representantes, en primer t6rmino por-
que estimo que el Congreso de la Rcpfiblica es uno
a trav6s del tienmpo, y 61 ya ha pronunciado su vere-
dicto, respect al problema fundamental de la disolu-
ci6n del vinculo, ya lo dijo; nosotros no es possible
que podamos ir contra los propios actos. He votado
que si, porque euando se discuti6 aqui el divorcio,
tal come so planted per ]a Comisi6n de C6digos, vote
que si y si la Ley que vine del Senado, es mis conser-
vadora todavia a ]a manera que establece, no ya el
regimen imperative de la disoluci6n del vinculo, ni
siquiera el regimen derogative del regimen antiguo
sino que deja vigente los dos regimcnes para que cada
cubano eseoja la dirccci6n que le marque su espiritu,
si eso ha hecho el Senado, el Senado ha hecho'esta Ley
mns conservadora y yo, consecuente con mis actos, te-
nia que votar que si.
SR. PRESIDENTE (Aiv kz) : Tiene la palabra el se-
5or Freyre, para explicar su voto.
Sn. FREYtE Dn ANDRADE (GONZALo) : Senior Presi-
dento y scores Representantes: He votado que si, por
una profunda, antigua y arraigada convicci6n mia fa-
vorable al establecimiento del divorcio; pero si hubie-
ra opinado que el divorcio no debiera implantarse en
Cuba, quizis tampoco me hubiera decidido a votar en
contra, porque el pais cubano hace largo tiempo se ha
mostrado ferviente partidario de esta reform pro-
,,rosista. Se mostr6 la Camara de Representantes ha-
ce cuatro aRos, se mostr6 el Senado en dias cercanos,
y se ha mostrado casi unanimemente el Congreso Ju-
vidico Nacional, rounido a fines del afio pr6ximo pasa-
do y al que concurrieron los abogados de toda la Re-
pfiblica.






DLAWIO I3If1 SM1S0O1%IS D81e CONG1MSO.-CAM.AIIAA DEY REPRUENTANTES


Dude algo antes de darle mi voto a esta Ley,
porque contiene algunos patents errores, y porque
hay en ella una modificaci6n introducida por el Sena-
do, que necesitaba un studio especial, y es la causal
dcl mutuo consentimiento para pedir y obtener el di-
vorcio. Esta causal, conocida por los siglos y admitida
en el Derecho romano, que la dcnominaba "communi
consensus" y aceptada por o lros pueblos modernos, esta
causal fu6 estudiada por mi en los autores para saber
si lo que iba a hacer aqui esta tarde era introducir una
perutrbaci6n en nuestro derecho civil; y me he con-
vencido de que esta nueva causa no entraiia ningin
peligro para nuestra sociedad.
Los autores de Derecho no la consideran demoledo-
ra de las costumbres piblicas, sino un medio que tie-
nen los esposos desavenidos para obtener su divorcio
ocultando alguna.causa deshonrosa.
El actual professor de Derecho Civil de la Univer-
sidad de Paris, Marcel Planiol, lo concede escasa im-
portancia, y cita la estadistica siguiente: en B61gica,
done existe todavia, no se alega esa causal? sino en
uno de cada cuatrocientos casos de divorcio.
En Francia, dondc fu6 establecida esta causal en
el afio 1792, por la Asamblea Lcgislativa do la Revo-
luci6n, y confirmada y mantenida despu6s por Napo-
le6n I en 1804, no se registra mas que un solo caso de
divorcio alegandola, y es el del propio Emperador con
su primer esposa, Josefina Tasher de la Paguerie, y
6ste no fue realmcnte un divorcio por consentimiento
de los esposos, sino un verdadero repudio que hizo Na-
pole6n de su primer esposa, porque de ella no logra-
ba el hijo con el cual pretendia perpetuar su imperio
sobre el mundo, y que obtuvo despues, 1]amandolo el
Rey de Roma, de su segundo matrimonio, que contra-
jo con Maria Luisa de Austria.
No hay, pues, peligro en aceptar el "comunis con-
sensu" como causa de divoreio, pues, o esta causa de
divorcio no se invocara apenas, cual sucede en B6lgica
y sucedi6 en Francia, o si se utiliza,, sera tan s61o una
careta para algfin motive deshonroso que los esposos
y la familiar, tengan interest en ocultar.
SR. PRESIDENTE: iTiene la palabra el senior Rodri-
guez Juan para explicar su voto.
'S. JUAN RODRIGUEZ: Sr. Presideute y sccnores Re-
presentantes; he pedido la palabra para decir por
qu6 he votado que si; en primer lugap, porque sien-
.do uno de los Representantes que pertenece a esta
6poca en que no so ha discutido cn esta 1Ci niara el.
divorcio, queria haeer coanstar q(ue efcctivaim.onto
enamorado siempre de esa solution, en .esta oportu-
nidad que me di el .dia de boy, en esta oportunid(ad
que yo juzgo feliz para la socicalad cubana, el votar
a favor de ee proyecto de Icy, tiene para mi Ccomo
simbolismo la justificaci6n mas absolute y prictica
de un ideal por much tiempo acariciado ecn mis en-
suefios y esperanzas puesto que desde estudiante
fui partidario del divorcio, ideal que on primer t6r-
mino han podido hacer arraigar en mi coraz6n, y
entusiasmarme con el; la necesidad y conveniencia


de esa. media y ademAi6, porque he visto que noso-
tros representamos y debemos representar el sentir
de la mayoria del pueblo .cubano, que asi se ha ma-
nifestado en problema de esta naturaleza, sin poder
distinguir matices politicos de on bando y otro, sino
que respondemos a la verdadera conciencia national
que vibra a impulses de esa necesidad, per toda la
Repfib'lica sentida, y la obra mas just, mis patri6-
tica que puede realizar un Representante .en estas
cir:cunstancias es votando a favor del divorcio; de
ese divorcio que se ha proclamado por to'dos los me-
dios de la opinion p-iblica como decia muy bien mi
distinguido amigo el Sr. Freyre, pero a quien se le
olvidaba uno de los medios mis importantO, que es
el de la prensa, por esa prensa que unanimemente,
con la escepci6n de dos peri6dicos, respetables en el
orden de la importancia de ellos, pero que en el orden
de la cantidad de los nuimeros, no guardian relaci6n
alguna con la toalidad de ellos, es decir, que est6n en
la misma proporci6n que ha prodficido el resultado
de la votaci6n en esta Camara. Ese divorcio que en la
actualidad existed tambien, pero que no es nada miAs
que para los ricos que pueden irse a divorciarse al
extranjero y que despu6s vienen aqui constituyendo
hogares, que no tienen todos los elements caracte-
risticos do una legalidad; que pueden ser sefialados
con el d'edo, pero divorcio que no. pueden practical
los pobres por today. esa series de gastos necesarios que
haiy que hay readizar cuando se trata de violar su
ley, en un pais extranjerd, aunquc tal heeho pueda
quedarse dentro de los limits de un delito de biga-
mia. Esta es una ley que viene a favorecer al elemen-
to pobre que no puede divorciarse, que teniendo un
e.nfermo en su easa, no puede eneontrar la salvaci6n
on el extranjero, sino que ahora el Congreso le vie-
ne a brindar por medio de esta ley, el fnico remedio.
Y por filtimo para deeir que la Ckmara cubana, de-
be tener siempre como finalidad supreme y aspira-
cion primordial en todos sus acfos llevar a la prAc-
tiae en esta vida republican, cristalizAndola en le-
yes, filos6ficas y eficaces, las leyes product de su Re-
voluci.n redentora, y asi tenemos que el Congreso
,Cubano, Revolucionario, estableci6 el divorcio con
la scparacion absolute de la vida de los e6nyuges y
estableci6 esa causal, a que tanto miedo tienen algu-
no, estableciendo la mutis consensus. Nosotros tene-
inos la obligaci6n, la necesidad de establecer siquie-
ra como ensayo, el divorcio en Cuba, que diera resulta-
dos o no, ya eso se vera, que si no los da, se modificari,
porque es el interns de la vida cubana y de la Revolu-
ci6n Redentora, y que ya se proclam6 on los campos
de Cuba, y nosotros que no somos mfs que la con-
tinuacion de aquellos, no tenemos otro remedio, que
diar esta Icy al pais, y nosotros habremos cumplido
con nuestro escncial deber de haeer obra patri6tica
y acorde con la Revoluci6n Cubana.
SR. PRERIDENTE (ALVAREZ) : El proyeeto se remiti-
ra al Ejccutivo. Sc levanta la sesi6n.
(Eran la cinco y quince p. m.)


Imp. Rambla, Souza y C., Obispo 33 y 35.--Habana




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs