• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Cámara de Representantes de la...
 Proyecto de Ley






Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00676
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00676
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Table of Contents
    Cámara de Representantes de la República de Cuba: Sesión ordinaria - diciembre 12 de 1917
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Proyecto de Ley
        A 1
        A 2
        A 3
        A 4
        A 5
        A 6
        A 7
        A 8
        A 9
        A 10
Full Text











DIA.! -iD


CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


OCTALVO


PERIOD CONGRESSIONAL


SEGUNDA LEGISLATURE


VOL. XXVIII HABANA, DICIEMBRE 14 DE 1917. NUM. 11


C a-mara


de Representantes


Sesi6n ordinaria.-Diciembre 12 de 1917.


Secretarios: Sres.


Presidencia del Sr. Miguel Coyula.
Manuel Villal6n Verdaguer y Felipe Gonzilez Sarrain.


SUMARIO


Se abre la sesi6n a las y 52 p. m.-Lectura de un
Mensaje Presidencial recomendando que se decla-
re la existencia de un estado de guerra entire la
Repfiblica de Cuba y el gobierno imperial de Aus-
tria-Hungria.-Presentaci6n de un proyecto de
resoluci6n conjunta de acuerdo con el anterior
Mensaje.-Se prorroga la sesi6n para resolver este
asunto.Debate incidental sobre el alcance de la
pr6rroga.-Receso de diez minutos.--Se acuerda
suspender los preceptos reglamentarios a fin de
discutir y resolver inmediatamente el proyecto de
resoluci6n conjunta.-Discursos de los sefiores Ho-


racio Diaz Pardo, Alfredo Betancourt, Enrique
Roig y Jose M. Collantes, en favor del proyecto.-
Aprobaci6n de la resoluci6n conjunta.-El senior
Campos Marquetti present y luego retira una en-
mienda, incluyendo a Turquia y Bulgaria en la
declaraci6n de guerra.-Moci6n del senior Fernan-
do Ortiz, significando la simpatia de Cuba por Ita-
lia.-Defensa de la moci6n por el doctor Ortiz.-
Se acuerda remitir un Mensaje al Ministro de Ita-
lia en Cuba, transcribi6ndole el acuerdo de la Ca-
mara.-Se levanta la sesi6n por falta de quorurm,
a las 8 p. m.


SR. PRESIDENT (COYULA) : Se abre la sesi6n.
(Eran las tres y cuarenta p. m.)
SR. RODRIGUEZ DE ARMAS: Pido la palabra, para des-
pu4s del aeta.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Se va a dar lectura al
acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas, la lee).
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Se aprueba el acta?
(Aprobada).
SR. DiAZ PARDO (ROGELIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (COYULA) : jSobre el acta?


SR. DiAz PARDO (ROGELIO) : No, senior.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : La ha pedido primero
e 1 sefior Rodriguez de Armas, pero la Presidencia cree
convenient que antes conozcamos un Mensaje Presi-
dencial sobre un asunto extraordinariamente impor-
tante.
Se va a dar lecture a un 1\ensaje Presidencial.
(El Oficial de Actas, leyendo):
MENSAJE
AL CONGRESS:
Tengo el honor de dirigrme al Honorable Congreso,
como hube de hacerlo solemnemente en mi mensaje de


_ _L ~ ____


- -


AIN amE








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


seis de Abril del corriente afio, en que solicit la de-
claraci6n de que existia un estado de guerra entire la
Repfiblica de Cuba y el Gobierno Imperial Alemin y
que determine la Resoluci6n Conjunta del Congreso
de siete del mismo mes y afio, a fin de que, teniendo
en cuenta las consideraciones que express en mi citado
mensaje, la importantisima de que el Gobierno Impe-
rial y Real de Austria Hungria, estrecha y activamen-
te aliado al de Alemania, no ha cesado de secundar,
por mar y-tierra los injustificados procedimientos del
primero, haci6ndose como 61, acreedor a la reprobaci6n
de las naciones aliadas para el mantenimiento del de-
recho de gentes y de los fueros de la civilizaci6n y de
la humanidad, y teniendo, asimismo en cuenta, la ac-
titud que acaba de asumir el Gobierno de los Estados
Unidos de Am6rica, con el cual nos ligan fuertemente
lazos inquebrantables de solidaridad international, se
.sirva, con su patriotism y justificaci6n habituales de-
terminar que se ha creado y existed un estado de guerra
entire la Repfiblica de Cuba y el Imperial y Real Go-
bierno de Austria Hungria, declarAndolo asi formal-
mente, confiri6ndome las mismas facultades que por
dicha Resoluci6n Conjunta se sirvi6 concederme, para
hacer la guerra al Gobierno Imperial y Real de Aus-
tria Hungria, con el objeto de mantener nuestros de-
rechos, resguardar nuestro territorio, proveer a nues-
tra seguridad, prevenir cualesquiera actos que puedan
realizarse o intentarse en nuestro dafio y defender la
navegaci6n en los mares, la libertad del comercio, el
derecho de los neutrales y la justicia international;
para disponer de las fuerzas terrestres y maritimas en
la forma que estime necesario, utilizando las fuerzas
existentes, reorganizdndolas o.creando otras nuevas, y
para disponer de las fuerzas econ6micas de la naci6n,
en la media que las necesidades exijan.
Palacio de la Presidencia, en la Iabana, a seis de
Diciembre de mil novecientos diez y siete.
(f) M. G. MENOCAL.
SR. PRESIDENTE (CoYULA) : Seiores Representantes:
Con motive de este Mensaje, se ha presentado un Pro-
yecto, de Resoluci6n.
Se le va a dar lectura.

(El Secretario, Sr. Villal6n, leyendo):

A LA CAMARA

En atenci6n a las razones expuestas al Congreso por
el Honorable senior Presidente de la Repfiblica, en su
mensaje de fecha 6 de los corrientes: los Representan-
tes que suscriben someten a la consideraci6n de este
Cuerpo Colegislador el siguiente:
PROYECTO DE RESOLUCI6N
Articulo I.-El Congreso de la Repfiblica de Cuba
declara que se ha creado y existe un estado de guerra
entire este Gobierno y el Gobierno Imperial y Real de
Austria-Hungria estrecha y activamente aliado al de
Alemania, el que no ha cesado de seeundar, por mar y
tierra los injustificados procedimientos del filtimo, ha-
ci6ndose como 6ste acreedor a la reprobaei6n de las
naciones aliadas, para el mantenimiento del derecho de
gente y de los fueros de la civilizaci6n y de la huma-
nidad, y teniendo, asimismo, en cuenta, la actitud que
acaba de asumir el Gobiernoi de los Estados Unidos
de Am6rica, con el cual nos ligan fuertemente lazos
inquebrantables de solidaridad national.


Se autoriza por esta resoluci6n al Presidente de
la Reputblica, para disponer de las fuerzas terrestres
y maritimas en las formas que estime necesario, uti-
lizando las fuerzas existentes, reorganizAndolas o
creando otras nuevas, y para disponer de las fuerzas
econ6micas de la Naci6n en las medidas que las nece-
sidades exijan, con el objeto de mantener nuestros de-
rechos, resguardar nuestro territorio, proveer nuestra
seguridad, prevenir cualesquiera actos que puedan
realizarse o intentarse en nuestro dafio y defender la
navegaci6n en los mares, la libertad del comercio, el
derecho de los neutrales y la justicia international.
Articulo II.-E1 Presidente de la Repfiblica dara
cuenta al Congreso de las medidas que adopted en cum-
plimiento de esta Ley, que empezarA a regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes,
a los doce dias del mes de diciembre de mil novecien-
tos diez y siete.
(f) Alfredo Betancourt Manduley, Federico G. Mo-
rales, Ram6n Guerra, Aurelio A. Alvarez, Helio-
doro Gil, Eulogio Sardiias, Ernesto C',,ib:.ir', .

SR. PRESIDENTE (COYULA) : Se va a dar lectura a
una petici6n de suspension de preceptos reglamenta-
rios que se ha presentado sobre este asunto.
(Sr. Secrctario, Villal6n, leyendo) :
A LA CAMARA
Los Representantes que suscriben, tienen el honor de
proponer a la Cimara con arreglo al articulo 102 del
Reglamento, se sirva suspender todos los preceptos
reglamentarios a fin de que sea discutido y votado en
la sesi6n de hoy el Proyecto de Resoluci6n encamina-
do a darle forma de ley al Mensaje del Ejecutivo de
focha 6 de los corrientes, sobre declaraci6n de guerra
de la Repfiblica Cubana al Gobierno Imperial y Real
de Austria Hungria.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los doce dias del mes de Diciembre de mil novecien-
tos diez y siete.
(f) Alfredo Betancourt Manduley, Federico Mora-
les, G. R. de Armas. Ricardo Campos, Orlando
Freyre.

Sn. PRESIDENTE (COYULA) : Sobre este asunto de-
sea la pr6rroga el senior Diaz Pardo ?
SR. Di Az PARDO (ROGELIO): Si senior.
Sn. PRESIDENTE (COYULA) : Tiene la palabra S. S.
Sn. DiAZ PARDO (ROGELIO) : Voy a hacer dos pro-
posiciones: la primer, que se prorrogue la sesi6n
hasta que quede terminado este asunto; y la segunda,
que una vez acordada la pr6rroga, se conceda un receso
de diez minutes a los sefiores Representantes, para po-
scerse con today exactitud del contenido del proyeeto
de resoluci6n.
SR. CAMPOS MARQUETTI: Para uina pregunta: Deseo
saber, senior Presidente, si ademrs de Austria Hungria,
hay algfin otro pueblo tambi6n en guerra contra los
aliados; y, sobre todo, si han tenido la intenci6n los
-.,.i- ,.- firmantes de la proposici6n de votar de soslayo
o indirectamente la ley del servicio military obligatorio.
SR. DiAz PARDO (ROGELIO): A esa finalidad iba yo.
Sn. PRESIDENTE (COYULA) : La Presidencia iba a
contestar a S. S., pero el senior Betancourt, uno de los
firmantes del proyeeto de resoluci6n, pide la palabra.
La tiene, pues.







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 3


SR. HERNANDEZ (ATANASIO): El selfor Diaz Pardo,
senior Presidente, propuso hace un moment, con muy
buen juicio, que se concediera un receso de diez minu-
tos. para conocer lo que decia el Mensaje, a fin de que
nnrlnmos leerlo detenidamente: lo que yo entiendo muy
--f+lnno.
S PRESIDENTE (COYULA): Tiene raz6n el senior
Hernandez; pero como el senior Campos Marquetti ha-
bia pedido la palabra para una prcgunta, por eso la
Presidencia se la concedi6. El senior Diaz Pardo, ha
propuesto dos cosas: primero, que se acuerde la pr6-
rroga de la sesi6n hasta dejar terminado este asunto;
y segunda, que una vez acordada la pr6rroga, se acuer-
de suspender la sesi6n por diez minutes, para cambiar
impresiones sobre el particular.
SR. ACOSTA (CECILIO): Para una cuesti6n de orden,
senior Presidente: c6mo se ha planteado por nuestro
distinguido compafiero el senior Diaz Pardo, la pr6-
rroga, a fin de tratar exclusivamentc cse asunto, yo
oniero prononer cue, en este caso, se prorrogue tam-
bi6n la sesi6n para que, despuns de resuelto este asun-
to, pueda tratarse de la ley de aumento de sueldo de
los empleados, si es que ya existe en poder de la Pre-
sidencia el dictamen de la Comisi6n.
Sn. PRESIDENTE (COYULA) : La Presidencia juede
informar que, efectivamente, existen en la Mesa estos
informes.
Sn. ACOSTA (CECILTO): En este caso, yo amplio la
proposici6n del senior Diaz Pardo, en el sentido ex-
puesto.
SR. DiAz (OsvwALDO): Y yo la amplio, a mi vez, en
el sentido de que existiendo cineo dictamenes emiti-
dos por la Comisi6n Especial, pueda tratarse, no s61o
de la ley de aumento de sueldo a los empleados pfbli-
cos, sino de todos, los asuntos a que esos dictimenes se
refieren.
SR. DiAz PARDO (ROGELIO) : Voy a oponerme a la
proposici6n de los sefiores Cecilio Acosta y Diaz. Creo
que el problema que se nos planted esta tarde se re-
quiere toda nuestra atenci6n, toda la serenidad de
nuestro criteria, e interest todo nuestro tiempo; y que
no debemos tener preferencia por otros asuntos, cuan-
do uno tan trascendental se present, al extreme de
que me ha obligado a solicitar un receso para conocer
con toda exactitud el proyecto de Ley, y ha movido al
sefor Campos Marquetti a formular su pregunta, per-
fectamente ade.cuada y razonablc. Si este problema
se nos present en la tarde de hoy; problema grande,
trascendental, de aspeeto national que require today
nuestra atenci6'n, toda nuestra serenidad, yo creo que
no hrremos nada extraordinario dedicando la sesi6n y
su pr6rroga finicamente para tratar de ese problema.
Sn. BETANCOURT MANDULEY (ALrREDO) : Voy a pro-
poner a los distinguidos compafieros que se acepte,
primero, la pr6rroga de la sesi6n; que se concede un
receso de diez o de quince minutes, el maximum que
autoriza el Reglamento, para legar a un acuerdo sobre
el problema que entrafia ese mensaje y el Proyeeto de
Ley derivado del mismo,-y adelanto al senior Cam-
pos Marquetti que ese prqyecto es el mismo que sirvi6
de base en 7 de Abril filtimo para hacer la declaraci6n
de euerra de la Repfiblica cubana al Gobierno del Im-
perio Aleman. v nue no tiene nada que ver con el ser-
vicio military obligatorio.
SR. C\~MPos MAARQUETTI: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (COYULA) : Tiene la palabra S. S.


Sn. CAMPOS M1ARQUETTI: Era para llamar la aten-
ci6n del senior Betancourt Manduley, acerca de que
en sus manifestaciones hay ya el inicio de un debate..
Sn. BETANCOURT MANDULEY (ALFREDO) : Por qu6?
SR. CAMPOS MARQUETTI: Porque tengo deseos de
contestar a S. S., a quien creo equivocado.
SR. DiAZ PARDO (ROGELIO) : Y yo tambi6n lo creo
equivocado.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : La Presidencia estima
que lo natural, para deliberar con orden, es tratar pri-
mero de lo propuesto por el senior Diaz Pardo sobre la
pr6rroga, y suspender la sesi6n por breves moments
para buscar un acuerdo entire los sefiores Represen-
tantes. Se habia propuesto la ampliaci6n de los asun-
tos que debieran tratarse en la pr6rroga. La acepta
el senior Diaz Pardo?
SR. DiAZ PARDO (ROGELIO) Me opongo terminante-
mente.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Entonces se hard la vo-
taci6n por separado. Los que est6n conformes con la
pr6rroga de la sesi6n en los t6rminos propuestos por
el senior Diaz Pardo, se serviran ponerse de pie.
(Aprobado).
SR. DiAz PARDO (ROGELIO) : Pido votaci6n nominal
para la segunda parte.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Se va a poner a vota-
ci6n la ampliaci6n propuesta, en el sentido de que se
trate hoy tambi6n los dictamenes emitidos por la Co-
mision Especial sobre aumentos de sueldos a los em-
pleados pfiblicos. Los que est6n conformes contesta-
rAn que "si"; que "no", los contrarios.
SR. PRESIDENTE (COYULA): El resultado de la vo-
taci6n es el siguiente: que "si", 69 sefiores Represen-
tantes; que "no", 5.
Votaron a favor los sefiores Acosta Comins, Acosta
Martinez, Alvarez, Azpiazo, Barcel6, BeltrAn, Alfredo
Betancourt, Arturo Betancourt, Cabrera, Camejo,
Campos, Camps, Candia, Cafias, Cafiizares, Cardenas,
Carrillo, Casuso, Cazafias, Collantes, Cornide, Coyula,
Cruz, Cullar, Cueto, Diaz y Diaz, Diaz Ramirez, Ena-
morado, Espinosa; Estrampes, Feria, Freyre de An-
drade, Freyre Cisneros, Gil, Gim6nez Lanier, Girau-
dy, GonzAlez Hernindez, GonzAlez Benard, Guas, Gue-
rra, HernAndez, Iturralde, Jimenez, Lagueruela, Lasa,
L6pez, Martinez, Mencia, Milanes, Morales, Ortiz y
Padierne, Pino, Sandrino, Pino Trujillo, Planas Mo-
jenns, Planas Rodriguez, Prado, Puig, Rodriguez de
Arms, Ramirez, Samuel, Emilio Sardifias, Eulogio
Sardifias, Sirven, Soto Izquierdo, Sotto Figueredo,
Verdeja, Vilarta y Villal6n.
Votaron en contra los sefiores Campos Miarquetti,
IT. Diaz Pardo, R. Diaz Pardo, GonzAlez Sarrain y
VAzquez Bello.
Explicaron su voto en contra los sefiores Campos
Mnarquetti y R. Diaz Pardo.
Tiene la palabra para explicar su voto el senior Cam-
pos Marquetti.
SR. CAMPOS MARQUETTI: Yo he votado que no, con-
secuente...
SR. PRESIDENT (COYULA): El senior Campos Mar-
quetti no estaba en el uso de la palabra?
SR. CAMPOS MARQUETTI: Esperaba que el senior Pre-
sidente me atendiera.
SR. PRESIDENTE (COYULA): Es que el senior Sarrain
me estaba haciendo una explicaci6n, y como Secretario
de la CAmara tenia necesidad de atenderlo. Continfie
el senior Campos Marquetti en el uso de la palabra,







4 TDIATTO DE EST\ONER DEL CONGRESS O.- AM RA TDE REPRESENTANTES

SR. CAMPOS MARQUETTI: He votado que no, por- ciando que era cuesti6n de partido y que su votaci6n
que he querido ser consecuente, en primer t6rmino, seria cerrada, en el sentido de que no podian alcanzar
conmigo mismo; porque he creido interpreter, de un los beneficios de la Ley de Amnistia, ni a los que han
modo recto y elevado, el criterio de un numero muy sido elegidos por el sufragio del pueblo, ni a los em-
grande del partido liberal que me hizo un dia el honor pleados pfiblicos que esos cargos oeupaban en los mo-
de enviarme a esta CAmara; consecuente conmigo, por- mentos de hacerse contra ellos una acusaci6n por la
que propuse en m6s de una ocasi6n a la Camara en- filtima revoluci6n, entonces fu6 que los liberals ante
tera, y lo solicit del Presidente del Comit6 Parlamen- la amenaza de la mayoria conservadora, acordamos
tario Conservador, que gestionase, desde aqui, con sus aplazar el debate sobre la Amnistia, a ver si con el
correligionarios, en favor de la discusi6n de la Ley de tiempo entralba el juicio, el raciocinio, y la votaci6n
Amnistia, que envuelve par mi, como para el pais, un consecuente al raciocinio y al juicio.
mandate supremo e ineludible. SR. CAMPOS MARQUETTI: Yo no acord6 nada, y creo
Sn. Cauz: Me permit una interrupci6n S. S ? que no hay mayoria para eso.
SR. CAMPos MARQUETTI: En las explicaciones de vo- SR. PRESIDENTE (COYULA) : Cuando se ha termina-
tos no hiy interrupciones. do de explicar un voto, senior Campos Marquetti, no
SR. CRUZ: Los liberals no quieren discutir la Am- se pueden hacer mas aclaraciones.
nistia. Eso consta en el seno de la Comisi6n. Se concede un receso de diez minutes.
SR. DiAZ PARDO (ROGELIO) : No discutir una amnis-
tia que se nos anunciaba iba a ser acordada en forma (Eran las cuatro y quince minutes p. m.)
que no era reparadora. No queremos un indulto ver-
!Yonzante. Sn. PRESIDENTE (COYULA) : Se reanuda la sesi6n.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Continufe en el uso de la
nplabra el senior Campos Marquetti. (Eran las seis y diez p. m.)
Sn. CAMPOS MARQUETTI: Yo soy, y he de demostrar-
lo oportunamente, partidario de la Ley de aumento Se va a dar lecture a un Proyecto de resoluci6n.
de los sefiores funcionarios y empleados pfblicos. He
de demostrarlo. si se quiere, hasta interviniendo en el (El Secretario, senor Villal6n, leyendo):
debate, si debate hubiese; pero he sostenido, mortifi-
cando, si se quiere, a un nfimero pequefio de sefiores PROYECTO DE RESOLUCI6N
conservadores, que previamente, antes de discutirse
ninguna otra Ley, se discutiese la Ley de Amnistia; y Articulo I.-Queda desde hoy formalmente decla-
lo pedi entonces, previendo que fuera possible, mfs rado un estado de guerra entire la Repliblica de Cuba
tarde. tratar sobre la Ley de aumento, que no quiero y el Gobierno Imperial y Real de Austria Hungria, y
sirva p"ra aquellos que ocupan idebidamente cargos se autoriza y ordena al Presidente de la Repfiblica, por
piublicos arrebatados en mala hora y en mala forma a esta Resoluci6n a emplear todas las fuerzas de la Na-
los liberals. Queria que al votarse la Ley de aumento ci6n y recursos de nuestro Gobierno, para hacer la
pudieran ser comprendidos todos aquellos que exclu- !uerra al Gobierno Imperial y Real de Austria Hun-
yeron un dia cu-lauiera de los tribunales que intervi- eria, con el objeto de mantener nuestros derechos, res-
nieron en el procesamiento indebido, y que vinieron "unrdar nuestro territorio, proveer a nuestra seguri-
a ocepar sus puestos y fueron denunciados por indi- dad, prevenir cualesquiera actos que puedan realizar-
viduos a. rienes. benevolamente, se puede calificar de se o intentarse en nuestro dafio y defender la navega-
ladrones de destinos. Por eso, para que la Ley de Am- ci6n de los mares, la libertld del comercio, el derecho
ristii fuese cabal y absolutamente amplia, pedi mu- de los neutrales y la justicia international.
ch"s veces v he ouerido ser consecuente conmigo mis- Articulo II.-Queda autorizado por esta Resoluci6n
mo. oqe In disueti6semos con prioridad a todas las otras el Presidente de la Repuiblica, para disponer de las
leyes; y porque ahora, al votarse la discusi6n de esta fuerzas terrestres y maritimas en la forma que estime
Ley, se anteponia a nuestra gesti6n de siempre, se an- necesario, utilizando, las fuerzas existentes, reorga-
teponia a nnestra solicitud y nos dejaba, presenthn- nizando o creando otras nuevas y para disponer de las
donos ante el pais. como olvidados de un deber peren- fuerzas econ6micas de la Naci6n en la media que las
torio. como es el de votar esta Ley de Amnistia. Por necesidades exijan.
eso he votado que no. Articulo III.-El Presidente de la' Repfiblica darh
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Tiene la palabra el se- cuenta al Congreso de las medidas que adopten en
fior Diaz Pardo, para explicar su voto. cumplimiento de esta Ley que empezarh a regir desde
SR DiAZ PARDO (ROGELIO) : He votado que no, por- su publicaci6n en laGaceta Oficial de la Repuiblica.
uoe esta' Cmara ha sido continuamente acusada, por Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
sls detractors, de que en los moments en que se pre- a los doce dias del mes de Diciembre de mil novecien-
sentan a su consideraci6n los mas Arduos problems tos diez y siete.
de caricter national, los inmiscuye, los mezela y los
confurde con otros problems que no tienen la propia S. PRESIDENTE (COYULA) : Hay una petici6n de
trascendencia, y las mis de las veces les presta prefe- suspension de preceptos reglamentarios, que sera pues-
rente atenci6n; pero no por las consideraciones que ta a votaci6n. Los que est6n conformes con la suspen-
exponia nuestro clocuente compaflero el senior Campos si6n de preceptos reglamentarios, se servirAn ponerse
Marquetti, porque si la Amnistia que aqui se anuncia- de pie.
ra fuera esa amnistia reparadora y justisima que pide (Aprobado).
en los actuales moments la conciencia pfiblica, ni un SR. DiAz PARDO (ROGELIO) : Primero debe tomarse
s6lo libers hubiera estado de acuerdo con ese aplaza- en consideraci6n.
miento; pero ante el a.viso de los distinguidos compa- SR. PRESIDENTE (COYULA) : Ahora se tomarh en con-
fieros miembrs de la Comisi6n Conservadora, anun- sideraci6n.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 5


Tiene la palabra el senior Horacio Diaz Pardo, que
la habia solicitado.
SR. DiAz PARDO (IIoRACIO) : Seoior Presidente y se-
fiores Representanees: Me cabe el honor, para mi in-
merecido, de haber sido designado, en uni6n de nues-
tro distinguido compafiero el doctor Enrique Roig,
para que oleve aqui la voz y representaci6n del Par-
tido Liberal en estos mementos supremos y trascen-
dentales de los destines humans, y, en st represen-
taci6n, able en esta sesi6n solemn, en la que yo no
s6 qu6 motive, pero se me ocurre como si tuviera la
vision radiante de unos brazos enormes y ang6licos
que nos estrechara a todos, coraz6n contra coraz6n,
para que por los resquicios nunca so colara el odio que
esteriliza y la pasi6n que divide, a fin de que los cu-
banos nunca nos separAramos de los ideals funda-
mentales sobre los cuales se asienta la sociedad y la
patria en que vivimos.
Venimos nuevamente los Representantes del pueblo
cubano a expresar, en esta ocasi6n solemne, nuestra
decision y firme voluntad de sumarnos al grupo de los
pueblos que luchan por el derecho frente a la fuerza,
por la Libertad frente a la Tirania y por la Civiliza-
ci6n frente a la Barbaric.
Un pueblo, sefiores Representantes, grande por el
brillo de sus pensamientos, glorioso por las investiga-
ciones de su Ciencia, inmortal por las inspiraciones de
sus poetas y de sus mfisicos, pero aherrojado por sus
amos, maniatado power sus gobernantes, engafiado por
sus politicos, juguete del militarismo prusiano, ha pues-
to al mundo modern en la horrible alternative de es-
coger entire un sometimiento absurdo y servil ante la
fuerza, o a una contienda que en definitive ha de ser
gloriosa y fecunda, porque glorioso y feeundo siempre
sera en el tiempo y en el espacio el sacrificio que se
realize en prosecusi6n do aquellos altos ideales sin los
cuales la Humanidad no podria dar un paso en la son-
da del progeso y de la civilizaci6n.
En esta tremenda alternative hemos sido puestos
nosotros; si no por los medios de una agresi6n direct,
finicamente dirigida haeia nosotros, por aquellos otros
medios, tan terrible como los primeros, consistcntes
en la violaci6n constant del derecho de gentes, con
el birbaro sacrificio de Bl6gica, con la inexcusable in-
molaci6n de Servia y Montenegro, con aquel desden
por los Tratados y la buena fe empefiada, y, por il-
timo, con aquella torpe, inicua e inhumana campania
submarine sin freno ni conten.
Y asi, por nuestras relaciones con los Estados Uni-
dos, por los inquebrantables lazos que nos unen en
sentimiento de gratitude al gran pueblo americano,
porque somos un gir6n del alma de la raza, porque to-
dos los pueblos que aspiran a la vida son solidarios de
los progress y retrocesos de la humanidad, porque en
el ambiente que respiramos flota, luminoso y avasalla-
dor, el espiritu inmortal de la justicia; es que hemos
venido a ocupar puesto de honor en el coro de espe-
ranza formado por las naciones aliadas.
Y esta no es una cuesti6n baladi: 6sta es la mas im-
portante, la mis trascendental de las cuestiones que
tiene que resolver la humanidad en la hora actual de
cualquier modo y en cualquier forma. Y es do tal
importancia, sefiores Representantes, y de tal tras-
cendencia, que ved c6mo la idealidad supreme esta
empujando todos los dias pueblos y mis pueblos a la
lucha empeiiada, dispuestos a sufrir los dolores que
redimen y a realizar los heroismos que inmortalizan.
Porque yo quisiera que se me contestara a esta pre-


gunta: Qu6 seria el mundo civilizado si el militaris-
mo prusiano venciera con los instruments de las ar-
mas, la fuerza y la barbaric ? Al. El mundo civilizado
seria entonces un gran campamento prusiano; el mun-
do civilizado vendria a ser entonces cosa absurd y de-
leznable, entregado a la fatalidad de la fuerza y a la
brutalidad de la tirania; el mundo seria, por asi de-
cirlo, especie de enorme, de inmensa campana neumi-
tica, sin ambiente para las ideas, sin aire para el de-
sarrollo de las energies, sin oxigeno para la vida de la
esperanza, sin que pudieran desenvolverse aquellas al-
tisimas facultades que Dios quiso poner en el espiritu
del hombre para diferenciarlo del bruto en la escala
zool6gica.
~Y que ha hecho el mundo civilizado para merecer
esta suerte ? I Qu6 hemos hecho nosotros para estar en-
vueltos en esta cuesti6n sangrienta y horrible ? El mun-
do civilizado, sefiores Representantes, no ha echo mfis
que permitir la conspiraci6n constant del militarismo
prusiano; no hizo mas que brindarle al grupo teut6n
campo abierto para la libre competencia cientifica, in-
dustrial y mercantil; no hizo mas que vivir, desde los
dias de Sadowa hasta los dias de agosto de 1914, so-
portando la bravuconeria prusiana, tolerando las ame-
nazas de su militarismo y los desplantes de un Kaiser,
que, creyendose un superhombre o un semidios, ahora
mismo, en su fracaso evidence y en su derrota pr6xima,
levanta entire sus ensangrentadas manos de ave de rapi-
fia, la copa tallada con el oro robado en Bl6gica, para
ofrendarla, como fruto de perdici6n, ante la conciencia
universal, tr6mula de indignaci6n y espanto. (Gran-
des aplausos).
No es la actual guerra de Soberano contra Soberano,
de pueblo contra pueblo, de Estado contra Estado, en
prosecusi6n de mezquinos interests materials; no: es
el product, es la resultante del cheque de dos civiliza-
ciones antag6nicas y se trata de decidir si la Humani-
dad debe ser libre o no.
Alemania, con su ciencia inmensa, con su industrial
formidable, con su poderosa flota mercante, que easi era
la mayor del mundo, ya no cabia en los lindes del Rhin
y del Danubio, ya se creia superior al resto del univer-
so, ya estimaba llegada la hora de la dominaci6n mun-
dial; y entonces, no pudiendo hacerlo por los medios
licitos, apel6 al militarismo prusiano, armado hasta
los dientes, dotado de sus enormes caiiones howitzers
y gases asfixiantes, para imponer de una vez y para
siempre sobre la conciencia y las colectividades hu-
manas el dogma fatal de que ores esclavo y esclavo
debes sueumbir en la iltiima hora de peregrinaci6n
por este mundo.
Y tras si, en la hora trAgica do la agresi6n brutal
contra B6lgica indefensa y la Francia desprevenida,
arrastr6 al Imperio Austro-Hfingaro para que compar-
tiera con ella los horrores del delito y participara del
reparto macabro de pueblos descoyuntados y razas
asesinadas; y los sombrios Haspburgo, con su corte de
militares ineapaces y de bur6cratas corrompidos em-
pujaron al pueblo austro-hfingaro a la aventura san-
grienta y deplorable.
Pero el mundo civilizado, que no se alarm nunca
ante el empujo de la Ciencia, la Industria y el Co-
mercio alemin; que no tuvo miedo de las corispiracio-
nes del militarismo prusiano; que jams crey6 que los
Tratados internacionales fueran "papelitos" y la li-
bertad de los pueblos un mito; al contemplar la agre-
si6n y descubrir el siniestro dcsignio, se incorpor6 r~.i
pidamente, y, primero Rusia, inmediatamente Ingla-









(6 DIARIO DE 6ES'IONES DEL OONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


terra y el Jap6n y ahora los Estados Unidos con los
pueblos del continent occidental, fueron formando
esa alianza de nacionalidades, ese conglomerado vigo-
roso de razas, uni6n, en una palabra, del bien contra
el mal, de la libertad contra la tirania y de 1o civili-
zaci6n contra la barbaric.
Y por eso, aqui estamos nosotros, sumIndonos al
grupo de la idealidad y de la ternura; aqui estamos
nosotros, liberals y conservadores, que hemos llorado
juntos muchas veees los dolores de la patria; aqui es-
tamos, con nuestra debilidad material, nuestra pobre-
za de medios y nuestra eseasez de recursos, pero con
el alma vibrant de entusiasmo y el coraz6n rebosante
de fe para decirla al mundo entero que aspiramos a
padecer los mismos dolores, a apurar las mismas triste-
zas, a saborear las mismas desgracias, pero a sentarnos
tambi6n a la mesa del gran banquete de la Paz el dia
en que ocurra el hecho migico y salvador del aplasta-
miento definitive del militarismo prusiano para obte-
ner el premio que hemos de merecer, y, sobre todo,
para sacar triunfante y definido, sin torcidas interpre-
taciones aquel principio hermoso por virtud del cual
los pueblos pequefos tienen el derecho a su indepen-
dencia y a su libertad, sin reserves miserables y sin
torpes amenazas.
Esta, no otra, es la finalidad que hemos perseguido;
esta, y no otra, es la finalidad que habremos de per-
seguir constantemente; esta y no otra, en fin, es la ini-
ca finalidad que habremos de perseguir constantemen-
te; esta y no otra, en fin, es la inica finalidad que nos
mueve; y por eso, cuando yo vco que ayer el Repre-
sentante cubano se levant aqui y vot6 la declaraci6n
do guerra contra el Imperio Aleman, cuando yo veo
que el Representante cubano se va a levantar aqui esta
tarde y va a votar la declaraci6n de guerra contra el
Imperio Austro-IHingaro, ah, yo digo que el Repre-
sentante cubano ha votados dos veces por la libertad,
por la independencia y la perennidad de la patria
cubana. (Grandes aplausos).
Y porque es asi, nosotros, liberals que sabemos que
esto interest y conviene a la Repfiblica Cubana; nos-
otros, liberals que alentamos y sostenemos aquellos
altisimos ideales de patria, de libertad y de justicia,
venimos aqui, en esta ocasi6n solemne, a sumar nues-
tros votos a los votos de los otros cubanos conservado-
res para que, de esta manera, se sepa, sin genero de
duda alguna, que cuando de la patria cubana y de pro;
blema trascendentales se trata, ah, los liberals, nun-
ca, jamas,-y seria una calumnnia y seria una canalla-
da afirmar lo contrario-nunca, jamis, le han vuelto
la espalda a la patria, a la libertad y al derecho.-
(Aplausos).
Y digo esto para que lo sepan todos. Y digo esto,
porque yo, que hablo en nombre y en representaci6n
de todo un Partido, creo convenient y oportuno re-
calcar este punto; que los liberals eubanos nos he-
mos sumado en esta votaci6n, como en la anterior, sin-
cera y espontineamente; pero que nosotros los libera-
les que estamos dispuestos a apurar todo lo que sig-
nifica un estado de derrota positive y resueltos a re-
correr el Calvario de nuestras amarguras, porque nun-
ca perdemos la fe en la virtualidad de las ideas y on
la inmortalidad de los principios de libertad, de justi-
cia y de derecho; no estarcmos jams dispuestos a to-
lerar que nadie, canallesca o equivocadamente, preten-
da poner sobre nuestras frentes el inri de los reprobos,
fingiondo ver en nuestros procedimientos y cn nues-


tras actuaciones, reserves mentales ni otra cosa mis
que la rectitud de nuestras intenciones y la plreza de
nuestros ideals.
Y qucria decir esto ante el pais entero, y queria de-
cir esto, porque mi Partido me ha recomendado que
yo haga tal declaraci6n, y si yo supiera hablar ingles,
ah, quizis, sefiores Representantes, si diria que este
discurso o esta parte de mi discurso en lugar de cas-
tellano debia haberse pronunciado en ingles para ver
si de esta manera se nos entendia de una vez y para
siempre.
Y quiero terminar, sefiores Representantes, con un
recuerdo de mis leeturas de joven, si, de joven, porque
se pueden tener pocos afios de camino y jornada so-
bre la tierra, y en esos pocos afios puede el espiritu
encanecer, de manera total y definitive, al par que
pueden pasarse luengos afios sobre esta tierra, y, sin
embargo, el espiritu que hay en tal cuerpo, a pesar de
los afios, ser enteramente joven. Y digo esto de mis
pasados afios, porque ya hoy ni tendria calma ni tiem-
po para releer estas cosas.
Recuerdo que un libro admirado, y si mi memorial
no me es ingrata, en un libro de leyendas vertidas al
francs por Ernesto Renin, recuerdo una de esas le-
yendas, atribuida al pueblo egipcio. Y dice la podtica
leyenda a que me refiero, que en cierta ocasi6n se pro-
dujo, como es corriente, pero con much mayor inten-
sidad y duraci6n, una implacable sequoia en today la
cuenca que fertiliza el Nilo cuando su caudal se des-
borda y riega la comarca y abona los campos; que las
siembras se perdian, que el hambre era una amenaza,
que ya para los moradores de la comarca se alcjaba
toda esperanza do vida y bienestar en la tierra; y en-
tonces, como le ocurre siempre a las razas y a los pue-
blos ignorantes, acudi6 aquel pueblo a la superstici6n
o a la supercheria, y no sabiendo qun hacer, lleg6 al
OrAiculo, consult al Oraculo, y 6ste le dijo: "Tienes
que sacrificar a la mas pura, a la mis bella, a la mas
hermosa de tus doncellas y una vez que la sacrifiques
la arrojaris al Nilo".'
Y habia en la comarca una joven tal y como la habia
descrito el Oriculo, con mis que esta joven se iba a
desposar pr6ximamente con otro doncel de la comarca.
Entonces ella, sefialada por el Oraculo, cuando vi6
que su pueblo hacia ella volvia los ojos, se atavi6 con
sus galas de desposada, se ofreci6 ante el dolmen del
sacrificio, puso su bella gai'ganta, un tajo la priv6 de
la vida y su cuerpo fu6 arrojado al Nilo.
A los pocos moments, cuenta la leyenda, sefiores
Representantes, el Nilo se desbordaba, el agua fecdn-
daba la tierra, volvia la esperanza divina del cielo a
todos los corazones, y cuando mis grande, cuando mas
poderoso, cuando mas potente era el raudal y la co-
rriente que se desarrollaba, todos vieron, con los ojos
ilenos de ligrimas, flotar por la superficie de las aguas
un velo blanco y los azahares de la que se habia des-
posado, con sublime abnegaci6n, con Dios, con su pue-
blo y con la esperanza.
Ah, sefiores Representantes, yo no s6 si con estos
recuerdos, provocados en la hora supreme en que es-
tamos reunidos, yo no s8 si es possible career que de
nuestros corazones haya caido la esperanza y que en
nuestro cerebro se haya extinguido todo'lo que es ge-
nerosidad, ternura y amor. Yo no s6 si tendrAn vir-
tualidad mis palabras y mas que mis palabras la bella
ii.!. ;i'.! cantada por Reniin; pero, yo os digo a to-
dos, a los eonscrvadores y liberals: 1 irad, mirad que
la tierra esti muy arida, que la sequoia spiritual es









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMIARA DE REPRESENTANTES 7


espantosa, que todos estamos amenazados de ser ba-
rridos por una misma metralla, por la metralla pru-
siana; mirad que all, en el frente, muere la juventud
y va de eara al sol, sonriente y cantando la Marcelle-
sa; mirad, mirad c6mo estamos nosotros por aqui sin-
tiendo ya los primeros vagidos del dolor y de la de-
sesperaci6n, preveyendo ya los horrores de la miseria
universal que amenaza a esta tierra de bendici6n; mi-
rad todo esto y mirad que no hemos entrado en esta
guerra plat6nica o rom6nticamente, que tendremos
que levar alli algfin dia nuestro brazo y nuestro es-
fuerzo; mirad todo esto y decide, conservadores, y
decide, liberals, y decide, cubanos, si no seria
bueno, si no seria grande, sino seria fecundo sacrifi-
carnos tambi6n en algo de nuestras pasiones, en algo
de nuestras prevenciones, en algo de nuestros egois-
mos y cuando ello sea menester, como la doncella de
la leyenda, poner sobre el dolmen' do nuestra buena
voluntad todo lo que nos estorbe, desposindonos, si es
iecesario, con la muerte misma, es decir, con el sacri-
ficio de uno mismo, para que al fin y al cabo vuelva
a reinar en la sociedad cubana aquello que es lo finico
fectndo, aquello que es lo uinico que hace progresar,
aq'lello que es lo finico que pdede dar vitalidad a las
colectividades, esto es, el espiritu, mAs que el espiritu,
el prop6sito, la decision alta y generosa de que aqui
no coexistan porque no pueden coexistir, cubanos de
primera y cubanos de segunda.
(Grandes aplausos).
Sn. PRESIDENTE (COYULA) : Tiene la palabra el se-
for Alfredo Betancourt Manduley.
SR. BETANCOURT MANDULEY (ALFREDO): Sefiores
Representantes: Como cascada de perlas sobre ram-
pas de cristal han caido, en el seno de la Representa-
ci6n Nacional, los acentos vigorosos y gentiles que por
boca del elocuente Representante senior Diaz Pardo, ha
tenido a bien haccr el grupo parlamentario liberal de
esta CAmara. En nombre y represcntaci6n de la mayo-
ria, voy a unir mis voices fraternales a las de mi que-
rido amigo.
Casi siempre, sofiores, la guerra ha sido el predomi-
nio de un pueblo sobre otro pueblo, y a semejanza de
1h obra de arte que despierta el ideal, o que la obra de
industrial que mejora el bienestar, ]a guerra s61o trae
ruina, desolaci6n y miseria. Pero asi como en la vida
particular, cuando la del hombre esta amenazada debe
jugarse la vida y no discutirse'el derecho a defender-
la, en la vida de los pueblos no hay otro remedio que
seguir las inspiraciones del patriotism y cumplir los
mandates de la conciencia.
Ha sido funesta en la historic la Casa de Austria,
un ligero bosquejo hist6rico os lo demostrar..
No hace mfs de un siglo todavia no era mas que una
nebulosa naci6n, un pueblo compuesto de Grandes Du-
cados y Archiducados. Merced/ al Tratado de Viena
en 1806, despu6s de las derrotas y desastres que infli-
giera el Gran Napole6n a los prusianos y rusos en
Jena y Austerlitz, se reeonoci6 la naci6n Austriaca.
Antes, en la'Edad Media, habia sido la miica que
habia dado muestras de querer tiranizar a los pueblos,
y asi la vemos mandando a tiranizar por medio del
Gobernador Jefrey a la ilustre Suiza, Repfiblica dis-
parada, en la Edad Medi, por el arco de Guillermo
Tell, como una protest contra la tirania.
Gracias a ella tenemos hoy una de las naciones mis
florecientes, mis pr6speras y mis progresivas, respe-
tada su neutralidad per todas las naciones, porque en


cada calle hay un taller y en cada recodo del camino
un milagro del trabajo.
De esta guerra mundial la primer responsible es
Austria; al fin Alemania tiene una historic brillante;
a la par que fabric grandes juguetes que son las de-
licias de la infancia, hace cerveza y fabric caiioncs,
nos ha dado un Goethe para la poesia, a Lutero en la
reform, a Gutemberg para la imprenta, a Wagner en
la mfisica.... Pero Austria tiene realmente una his-
toria opaca en el adelanto de la humanidad, salvo al-
guno que otro pensador, no ha hecho mAs que seguir
las huellas en Sodowa de la naci6n prusiana para ve-
nir a ser el instrument d6eil de Alemania para es-
grimirlo contra los pueblos pequefios, el terciar en la
tragedia de Sarajevo, capital de la Bosnia-Herzego-
vina, regions quc le quitaron a Turquia, s6lo fu6 un
pretexto, pues al fin el Gobierno de la naci6n serbia
no habia tenido mis participaci6n official en la muerto
de los archiduques ocurrida en Junio de 1914. Unos
estudiantes mas o menos fanatizados por la propagan-
da que se hacia en medio del fragor politico que im-
peraba y on que prevalecian los austriacos en aquella
region, se comenti6 un delito pasional, aislado, sin re-
laci6n ninguna con elements oficiales en que pudo.
haberse solucionado satisfactoriamente, y hay muchas
pruebas en la Historia, muy repetidas de casos como
6ste, en que por la via diplomatica se pudo haber lle-
gado a un arreglo, a una indemnizaci6n, a una satis-
facci6n que hubiera evitado efusi6n de sangre y la
lucha cruel entire naciones que habia sido hasta esos
mementos amigas; pero como decia muy bien nuestro
distinguido compafiero el senior Diaz Pardo, la confia-
da Francia y la d6bil B61gica fueron atacadas de im-
proviso por Alemania, como antes mandara al Austria
que fuera, segfn dije, el instrument d6cil de esa ven-
ganza, que ataeara a la pcquefia e indefensa Serbia.
Como en el afio 1848 en Venecia fu6 atacado por los
austriacos el Roy de Cerdefia Carlos Alberto, y des-
puEs de una terrible y sangrienta batalla volvi6 al
Lombardo-Vencto a gcmir bajo la oprcsi6n y bajo la
tirania del Austria. Y en la Espafia misma, y este
recuerdo, si tiene relaci6n con nosotros, impusieron
tambi6n los Hapsburgo su sello caracteristico, no de
adelanto sino de rctroceso, pcrjudicando grandemen-
tc los intereses de Cuba que era entonces colonia. Ved
c6mo despu6s de los reyes cat6licos y del Descubri-
miento del Nuevo Mundo, como se impuso el renaci-
miento y dominaci6n en todos los pueblos del clero
universal que so oponia a la aspiraci6n de los pueblos
libres y ahogando la, aspiraci6n a la libertad de las
colonies para que fueran simples factories; en que
una princesa austriaca cas6 con un hijo de Carlos V,
y tuvieron hijos que nacieron en Espafia y ved que to-
dos fueron unos imbeciles. (Grandes aplausos).
Ese es el exponente de Austria hasta ese memento.
Todavia on el afio 1866, si no es por el tratado de Pra-
ga, no puede ser naci6n, eran como principles podero-
sos representantes de grandes ducados, gentes que
ambulaban por todos los paises de Europa y que ins-
piraron al inmortal novelist Daudet su famosa obra:
"Los Reyes en el destierro", porque tenian corona y
carecian de la list civil para sostenerla, eso eran los
principles austriacos, buscadores de matrimonies, de
herederas ricas. No han hecho otra cosa desde que
existen on la tierra. (Grandes aplausos).
El drama de Sarajevo trajo esta guerra mundial, no
quisieron los teutones oir explieaciones de ninguna
clase, era el le6n vigoroso discutiendo con la d6bil pa-









8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


loma, era la fuerza contra el d6bil, y sobre todo no ad-
mitieron ninguna clase de reparaciones que no fuera
el ataque y la invasion sobre la indefensa B6lgica por
las fuerzas prusianas. Ya sabBis las consecuencias de
la guerra europea que encendi6 los mis altos senti-
mientos del patriotism, que encendi6 en llamas de pa-
triotismo a los pensadores de la hermosa Francia a la
gran naci6n de la revoluci6n universal de 1789, a la
naci6n de la declaraci6n de los dereehos del hombre,
la de la toma de'la Bastilla se irgui6 noble y heroica-
mente secundando la obra realizada por B1egica a la
invasion de los teutones. Pero al fin mientras la gue-
rra pudo mantenerse entire las naciones europeas, alli
en el viejo continent, nosotros, apart Ja nuestras vi-
vas simpatias por todo lo que es originario de la gran
raza latina tenemos que admirar sin embargo la gran-
deza y la pujanza de Alemania en otro sentido, sin
que esto signifique ni pueda creerse que haya entire
nosotros nadie sinceramente german6filo, una vez mez-
clados en la guerra los Estados Unidos de America
que han declarado muy alto que no van a buscar in-
demnizaciones de ninguna clase sino a derramar el oro
a manes llenas en defense de los altos intereses de la
humanidad, en defense de la ignaldad y de la frater-
nidad universal. Eso es lo que han hecho los Estados
Unidos y asi como en otra 6poca el estigma despectivo
que cubria a ciertos cubanos, en tiempos de la domi-
naci6n espahola, era lamarles "austriacantes"., por-
que en la guerra que hubo centre Italia y Austria para
hacer la emancipaci6n, de lo que se llamaba la Italia
irredenta, a que ya me he referido, aquellos italianos
de nacimiento que cobardemente secundaban la obra
de Austria y sus paisanos le llamaban asi. Yo no quie-
ro pensar, de ningfin mode, que haya algfn cubano
que mereciera el dictado de german6filo, porque ten-
go la seguridad que no hay un solo cubano que pueda
simpatizar con Alemania, borque los que odian a los
Estados Unidos, los que odian a los aliados odian tam-
bi6n a los cubanos.
El motive poderoso, hist6rico, circunstancial de ac-
tualidad, de sentimiento y de coraz6n quo nos obliga
a entrar en esta guerra, que nos impulsa a ello de mo-
do espontineo, y no se diga fnicamente que nosotros
hacemos una guerra quizAs plat6nica porque no man-
dames dinero y hombres come los Estados Unidos,
porque no se mandan hombres, que seguramente no
iran, porque el Jefe del Estado y el pueblo cubano asi
opinan, porque el cubano que ha deinostrado un des-
precio infinite por la vida, porque este es el pais don-
do hay mas suicidios y las nifias de quince afios pren-
den fuego a sus vestidos y mueren quemadas por la
llama del fuego, en un pals donde el desprecio per la
vida es cosa comiin y la guerra per la independencia
asi lo ha demostrado, pero que no quieren morir sine
con un sol en la frente y una caja de mfisica en el
coraz6n, de la misma suerte no es just que nosotros
pretendamos aumentar con una gota de agua el cau-
dal inmenso de las. fuerzas aliadas, porque el cubano
iria alli a morir de frio y no de gloria, come 1e de-
searia, frente a las trincheras. (Muy bien).
Austria ha side la culpable, porque no tenia real-
mente agravios seculares que vengar. En el aiio 1848,
ella ahog6 la revoluci6n italiana para que no pudie-
ran ser independiente la Repfiblica de Venecia que
.fu6 proclamada, y despues, en el afio 1859, Napole6n
III, a quien se le cedi6 el reino de Lombardo Veneto,
lo cedi6 a Italia. En Italia, en aquel entonces, resul-
taba extremadamente dificil hacer propaganda alguna


en pro de algin ideal. Recorded lo dificil que era pa-
ra la imaginaci6n cubana burlar la vigilancia espafiola
para hacer propaganda revolucionaria, pues todavia
en Italia resultaba peer. Sus poblaciones estaban inun-
dadas de militares insolentes que dominaban de todas
maneras en ellas y no permitian el mas ligero recuer-
do a la patria perdida y el menor carifio hacia ella, y
publicaban un peri6dico que se titulaba "El phjaro
verde", que tenia otra significaci6n, y a eso contest
el genio italiano inventando el grito de "Viva Verdi",
cuyas cinco letras querian decir esto:
'"Victoria y Paz, Rey de Italia," con lo cual desig-
naban el reinado de su coraz6n y el monarca de su
naci6n. Ved hasta qu6 punto por tanto el imperio aus-
triaco que ha vivido a merced de la condeseendencia
de las monarquias vecinas, mis o menos lejanas, unas
veces de Rusia, otras de Francia, siempre de Alemania
no ha venido a hacer en esta guerra mas que un vil
y torpe aliado de Alemania para satisfacer sus ambi-
ciones. Nosotros que hemos nacido en los tr6picos, cria-
dos en el seno de nuestros campos, acariciados por
el suave aroma de nuestras flores que concurren con
sus gayos matices y con el silencio de estas notches car-
gadas de relucientes estrellas que parecen aproximarse
a la tierra para besarla con su luz, que vemos relu-
cientes nuestros hermosos caiiaverales y contemplamos
'con orgullo nuestras magestuosas palmas reales, im-
presionando de poesia y de amor a todo lo que signi-
fique adelanto, cultural y progress. Y come somos de
esta suerte, y la guerra ha side declarada de antema-
no por la Gran Naci6n Americana a la que estamos
unidos a fuer de hombres bien nacidos por la gratitud
ya que tanto coadyuvaron siempro al adelanto de este
pais, a su independencia y a la liberaci6n definitive
del yugo espafiol, nosotros naturalmente que admira-
mos a ese pais, donde todo el que va puede observer
la grandcza dcl territorio, corriendo gemela junto a
la grandeza de las leyes, cl respeto al derecho indivi-
dual, la riqueza portentosa do su comercio y de su
industrial y todo lo que constitute hoy una naci6n tan
grande, tan respetada, tan digna de admiraci6n y ca-
riino, que no obstante no disponer de ej6rcito, se ha
impuesto al Mundo, al respeto, por la virtud de su
trabajo, porque alli el hombre no es como en ciertos
paises de Europa, sino que lega a hacer todo aquello
a que puede Ilegarse por el imperio de la voluntad, por
el esfuerzo fecundo de su iniciativa y trabajo.
En un pais com e'se, naturalmente no se hacen las
cosas por gusto, no han ido ellos rominticos en busca
de territories, ya que no hay fronteras que conqustar.
Los Estados Unidos, han demostrado tres veces su es-
pada; la primera en el afio 1812, contra Inglaterra,
por ciertas diferencias de apreciaci6n en cuestiones
internacionales, la segunda cuando el ilustre Lincoln,
quiso emancipar la esclavitud, borrando del pabell6n
de los Estados Unidos, esa mancha para la bandera
gloriosa de Washington, y la tercera cuando en 1898,
sin ir a buscar compensaciones de ninguna clase, ge-
nerosa y magnhnimamente vino a ponerse a nuestro la-
do para cooperar al esfuerzo glorioso r mil veces ben-
dito de los cubanos que querian la independencia de
su pais, a esta naci6n estamos ligados porque en nues-
tros tropiezos mismos de pueblo joven e inexperto, en
vez de aprovecharse de esas caidas ha venido como pa-
dre amoroso y no como tutor odiado y darnos la mano,
a ensefiarnos el camino, a evitar nuevas desviaciones
de rumbo y a demostrar que a ese pais que nos di6 la
mane continue, prestAndonos su aliento y defendi6n-









DIARIO ,DE SESIONES DEL CONGRESO.-CA3MARA DE REPRESENTANTES


donos antq la invasion de cualquier clase. En estos
moments y circunstancias, en estas condiciones por
tanto, no es extraiio, -..i'I,-, Representantes, que nos-
otros tambien hayamos declarado ]a guerra. No es un
movimiento servil a quo nada nos obliga, es un acto
espontdneo, al que nos Ileva la necesidad, la gratitud
y la conveniencia. No ya, un pueblo debil como el
nuestro, las nacionalidades como Holanda y Espafia,
estando en el Continente, por permanecer neutrales
atraviesan hondas crisis econ6micas, amenazados de
continues perturbaciones en su seno, que pueden arran
car de las sienes reales lo mismo la corona de Guiller-
mina de Holanda, que la de Alfonso de Espafia. Y
es que el contagio de la guerra llega a todas parties,
y tenemos que reeordar al clAsico: ''acude, corre, vue-
la, traspasa la alta sierra, ocupa el llano, no des paz,
a la mano, menca fuertemente el hierro insano"....
Cuando esto se dice, es necesario que nosotros tam-
bi6n contribuyamos con los elements que pueden su-
ministrar Cuba, con sus votos salidos del coraz6n, con
sus costas para resguardar a nuestros amigos los alia-,
dos de cualquiera eventualidad, con nuestra posici6n
geogrAfica espl6ndida con la riqueza del pais, con cuan-
to sea menester para defender dentro del territorio y
mandar fuera nuestros products como paloma carifio-
sa que oleve el amor, el aliento y la esperanza de
paz gloriosa. En estos moments una naci6n amiga,
ilustre por muchos titulos en la historic, inmortal en
esa misma historic, la hermosa Italia esta pasando
verdaderos instantes de angustia. Ha sido precise to-
do el valor que los antiguos piamonteses y venecianos
de todos aquellos que aliados una vez de Prusia, que
ahora dicta leyes al Austria, en la batalla de Sadowa
en 1866 derrotaron a esa misma Austria. EstAn en
las mArgenes del Tagliamento y del Piave y no pa-
sarfin de alli no solo por el heroismo de los italianos
sino por el auxilio que les llegan de todas parties del
mundo y ahora de Cuba en forma de regalo de navi-
dad para el soldado italiano. Es la actual una guerra
de destrucci6n, Alemania sabe que ha de agotarse y
hace ya como el ladr6n que cuando no puede disfrutar
el objeto robado lo destruye. Asi Alemania ha des-
truido obras de arte inmortales que era como la via
lietea, luminosa, en el cielo de la humanidad. IIan
destruido Catedrales como la de Reims y todo cuanto
ha estado al alcance de sus manos frente a todo eso nos
sumamos tambien nosotros para llevarles a los aliados
nuestro concurso y decirles: "Aqui estamos nosotros
para sacrificarnos tambi6n, para morir a tu lado o
para cefir a tu frente la mis hermosa rama de laurel.
(Grandes aplausos).
Sn. PRESIDENTE (COYULA) : Tiene la palabra el se-
fior Enrique Roig.
Sn. ROIG (ENRIQUE) : Sefior Presidente y sefiores
Representfntes: Realmente despues de los discursos
que acaba de escuchar la CAmara, pronunciados por
los sefiores Diaz Pardo y Betancourt Manduley, no
esti justificada mi intervenci6n en este solemn deba-
te; pero el Comit6 Parlamentario del Partido Liberal,
en un cambio de impresiones que precedi6 a esta se-
si6n, acord6 que el senior Horacio Diaz Pardo y yo,
llegado el momentooportuno, hicieramos breves y sen-
cillas declaraciones en nombre del Partido y del pue-
blo liberal al que representamos. Y, aun cuando ese
mandate estaba, como ya dije antes, admirablemente
cumplido por parte del senior Diay Pardo, es tal el
honor que a mi se me confiere dindome intervenci6n
on cste debate y levando, aunque inmerecidamento la


representaci6n de los liberals do la CAmara que, ain
a trueque de molestar vuestra atenci6n, y bajo la so-
lemne promesa de sor lo mis breve possible, no quiero
dejar de bacer use de la palabra.
El magno problema present, de lucha y do guerra,
que envuelve en los moments actuales al mundo en-
tero, ha tenido, desde su inicio, como caracteristicas
especiales, estas que pudieran ser, y en su dia habran
de serlo sin duda, las banderas definitivas por las cua-
les combaten unos contra otros. Un pueblo cuya or-
ganizaci6n political no es possible describir, cuya his-
toria, en distintos 6rdenes del conocimiento y de la
inteligencia humana, esta esmaltada de brillantes he-
chos; este pueblo, que es el pueblo alemin, parece que
habia dedicado toda su vida, su vida como naci6n, y
la de cada uno de sus hombres, a un solo objetivo, a
un solo ideal, a un solo fin: prepararse, en condiciones
extraordinarias, para qua, cuando legase el moment
oportuno, y a la voz de sus 'superiores y jefes, se es-
parciaran sus hijos, convertidos en soldados, por toda,
la faz de la tierra, clavando su estandarte y hollando
con su plant ciudades y pueblos, imponiendo de esta
manera al mundo, frente a los dogmas de libertad y de
justicia que sustentan las demas naciones civilizadas,
el dogma poco brillante, realmente autocr6tico y terri-
ble, de tirania, opresi6n y vasallaje. (Aplausos).
Retumbaron luego los caiiones de manera espantosa,
y el mundo entero, dia tras dia, sin interrupei6n, vie-
ne oyendolos sonar desde que empez6 esta contienda.
A esa realidad, a ese ataque, a esa agresi6n, los pue-
blos libres del Antiguo Continente se unieron, como se
unen en los dias de dolor y angustia todos los herma-
nos, todos los amigos, todos los que realmente se aman.
Francia, Italia, Inglaterra, B61gica, Rusia y otras na-
ciones se unieron y formaron un circulo de hierro, por
romper el cual luchan Alemania y Austria; los unos
queriendo dominar, los otros queriendo mantener en.
el mundo el reinado de la justicia, de la libertad y del
derecho.
El mundo es como un mar muy grande, cuyas olas,
en constant movimiento, vienen y se alejan; y ese flu-
jo y reflujo de intereses y esas palpitaciones de tan
tremenda lucha llegaron tambi6n a bafiar y bafiaron
las costas de esta tierra, tan amada por nosotros y
para la que deseamos tambi6n libertad y derecho; pa-
ra la que no queremos vida alguna sin -esa igualdad,
sin ese derecho, sin esa libertad, y sin esa justicia, por-
que la vida de la esclavitud no es vida, ni para los
hombre ni para las naciones.
Por eso, Cuba, espontineamente, sin apremios de
extrafios, se sinti6 ofendida en sus mis sagrados inte-
reses, y, ante el temor de que triunfara la naci6n que
de tal manera procedia con las pequefias nacionalida-
des, la naci6n que ha dado pruebas evidentes de no
respetar los derechos de los pueblos d6biles que, como
Cuba, tienen tanto derecho a la vida, libre indepen-
diente y soberana como las mis grandes y fuertes de
la tierra; y por eso, ante esa terrible perspective,
ante esa siniestra posibilida.d, nos unimos todos en me-
morable sesi6n de esta CAmara y acordamos y votamos
la declaraci6n de guerra al siniestro imperio alemin;
de la misma manera que esta noche vamos a votar to-
dos, porque no dudo que la votaci6n sera uninime, el
declararle la guerra al Imperio Austro Huingaro.
Todo esto, sefiores Representantes, no debe hacerse
ligeramente, debe procederse con una meditaci6n y es-
tudio extraordinarios porqur ello deja huellas imbo-
rrables en la historic de los pueblos, de todos los pue.








In T)TARTO DE BSRIONF DEL CONGRESO.-OAMAfRlA DE REPRESENTANTES


blos j6venes o viejos, grandes o pequefios, pero pue-
blos libres, son responsables de sus actos.
Queremos por este acuerdo que vamos a votar unos
y otros, dejar consignado, de una manera solemne, y
ese es el sentir y el principio, la tesis del Partido Li-
beral, que siempre, en cualquier instant de nuestra
Historia, cuando nuestra independencia y nuestra li-
bertad, no solo en el orden material sino en el orden
moral, se vean en peligro, o puedan sufrir algfin me-
noscabo los principios de justicia, de libertad y de
respeto al derecho que son las bases de las democracia
modernas; cuando estos principios, repito, sean ataca-
dos, todos los cubanos debemos estar unidos, unidos
estrechamente, para conjurar todas las dificultades,
para correr todos los riesgos, y hacer frente y veneer
todas las dificultades que pudieran presentarse. -
(Aplausos).
Por eso, el partido liberal desea y hace constar so-
lemnemente ante la representaci6n contraria del Par-
tido Conservador y ante la representaci6n del pueblo
cubano, que, siendo 61, como es, la legitima represen-
taci6n del pueblo cubano, participa y siente la nece-
sidad de cooperar en esa hermosa labor declarando la
guerra a un pueblo que no respeta a las pequefias na-
cionalidades, que no respeta el derecho a la libertad de
los pequefios pueblos, derechos que constituyen el fun-
damento y la base esencial de nuestra repfiblica.-
(Aplausos).
Queremos tambi6n hacer constar, y al hacerlo y
proceder de esta manera el Partido Liberal no hace
mas que afirmar, en el orden international, su pro-
grama, sus principios, establecidos desde su funda-
ci6n, para lo que al orden de nuestra vida interior se
refiere; que es necesario, para que los pueblos j6venes
vivan con la dignidad y el decoro debidos, que el dere-
cho se respete siempre y que la libertad no sea atro-
pellada por la tirania; que es necesario que la justicia
no sea un dogma vagamente escrito en los libros y re-
petidamente cantado por los poetas y los oradores en
la tribune pfiblica, sino que sea una realidad hermosa,
perfectamente definida por la soberania de los pue-
blos que determine quienes son los mis y quienes son
los menos. (Aplausos).
Queremos hacer constar tambi6n, que dentro del
mis exact cumplimiento o interpretaci6n de estos
principios, por los cuales hoy esthn luchando esas Na-
ciones, es necesario que nosotros, en nuestra vida in-
terior, tengamos el acatamiento debido y el respeto
necesario para todos, de tal manera que la igualdad.y
la equidad resplandezcan, para que, de ese modo, viva
siempre en los corazones cubanos el amor a la justicia
y no tengamos que arrepentirnos tal vez demasiado
tarde, de determinados hechos y procedimientos, con
los que imprevisori o criminalmente podemos poner
en riesgo hasta la vida misma de la Repfiblica. (Aplau-
sos).
Hace pocos dias, con motive de la apertura o inau-
guraci6n en Washington, de la nueva legislature del
Congress americano, el senior Presidente de la gran
Repuiblica del Norte, ley6 un mensaje, que todos vos-
otros hab6is leido, y, entire las varias solemnes decla-
raciones que en 61 se hacen, hay una muy hermosa,
que no puedo menos de repetir aqui, si no con sus mis-
mas palabras, por ho recordarlas, al menos en su idea
principal.
"Hemos ido a esta guerra,-declara el Presidente
Wilson,-solamente para cumplir altos deberes de pa-
triotismo y de humanidad. No nos inspira, ninguna


idea malsana, ni suefio de conquista, ni deseos de apo-
derarnos de lo que no es nuestro; queremos que cada
cual conserve lo suyo y que la posesi6n de ello sea por
todos respetada. Queremos la supreme independencia,
respeto y justicia para las pequefias nacionalidades,
que tienen, en el orden de la vida, el sagrado derecho
de mantenerse libres.
Ante esas ensefianzas, ante esos dogmas hermosos,
ante ese cuadro, que represent una luz y un brillo, en
medio de las sombras y las tinieblas de la guerra, aqui
esta el Partido Liberal, olvidando todo lo que sea ne-
cesario olvidar, compartiendo con vosotros, sefiores
conservadores, las responsabilidades de estos actos que
no son de partido, sino de absolute orden national, y
con los cuales se intensifica y realza la vida y perso-
nalidad de la RepTiblica, ante la comunidad juridica
international; y esto lo realizamos, no como liberals,
no como partido politico, no ya por la fuerza y el arras-
tre enorme que tenemos en la Repfiblica, ya que somos,
indiscutiblemente, la mayoria del pais, sino porque,
en estos mementos, no podemos, cumpliendo con nues-
tro deber, dejar de asumir las responsabilidades que
nos correspondent en la hora present.
El partido liberal concurre pues, orgulloso, esta no-
che a votar con vosotros esta proposici6n de ley, de-
clarando la guerra al Imperio Austro-Hfingaro. Y,
para hacer resaltar mas nuestra actitud, para hacer
mas brillante esta resoluci6n, para que nada pueda
quitarle su esplendor, su solemnidad y su belleza, yo
me atreveria a proponer que esta sesi6n fuese dedicada,
exclusivamente a tratar este asunto; ya que su im-
portancia y trascendencia, piden y reclaman una sola
sesi6n, una sola votaci6n, una sola acta, y una sola
imploraci6n a Dios, para que 61 guie los pasos de nues-
tra Repfiblica, en este hermoso acto, al declararle la
guerra al Imperio Austro-hfingaro.
Sn. COLLANTES: Pido la palabra.
SB. PRESIDENTE (COYULA) : Tiene la palabra el se-
fior Collantes.
SR. COLLANTES: Sefior Presidente y sefiores Repre-
sentantes: Despu6s de la explosion de patriotism que
ha corrido por esta Camara; despu6s de los anteriores
discursos extensos y cibrantes, natural es que hable
muy corto: breve, con la elocuente y aguda brevedad
de un grito de guerra.
Decia un fil6sofo: el present, product del pasado,
engendra el porvenir. Cuba, que ha luchado enorme-
mente en la historic por la justicia y por la libertad;
los cubanos que esthn comprometidos por el recuerdo
y por el pasado, al luchar por la justicia arrebatada
de su suelo, tienen que ser hoy consecuentes, como ayer
lo fueron por esa misma justicia, por esa misma li-
bertad.
La historic, pues, nos lleva a la declaraci6n de gue-
rra y nos llevan tambi6n a la declaraci6n de guerra los
principios fundamentals de nuestra nacionalidad,
fundada sobre base democrAtica, sobre ideales de re-
denci6n, sobre principios de justicia sobre concept
de lo just y de lo bueno; nuestra nacionalidad tiene
pues que unirse a la alianza de todas las las banderas
libres, a la uni6n de todos los pueblos que luchan por
la soberania de la justicia. No hace mas que luchar
y que cumplir con los sagrados deberes de su historic.
Cuba, ademds, por la geografia, esta obligada a esa
declaraci6n de guerra, como hizo muy bien en otros
moments solemnes, en otros instantes inolvidables de
la historic cuando declare la guerra al Imperio Ale-
man. Cuba es una isla, es la perla de los mares. Cuba,







DIARTO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 11


m~s que ningfin pueblo del mundo tiene deberes para
defender la libertad de los mares.
Cuba, pues, mis que ninguna otra nacionalidad, tie-
ne que defender el trHfico maritime, para mantener
esas relaciones que constitute el enlace commercial, que
une a todos los hombres de la tierra. Por eso en este
moment log que sintetizan, y compendian la repre-
sentaci6n national, se deben unir no en las regions de
la discusi6n internal, no en el inferno de las pasiones
menguadas, que nos separan y nos dividend, sino atan-
do en el cielo infinite de los grades ideales lo que
debe ser base de nuestra soberania national, de nues-
tras relaciones en el orden de la comunidad juririca
de los pueblos. Este no es el moment de la lucha in-
terna, es el moment de ataear al enemigo, el moment
de cumplir los deberes exteriores, los que definia per-
fectamente HIugo Gros, en su famoso libro: "De Juri
belli de Paas". Este es el instant de acudir como
quiera que estemos, todos unidos a la region del deber.
Y en tal virtud asi lo hemos realizado, todos unidos,
compactos, ddndonos cuenta que de la misma manera
que Francia inspirada por los cantos de Paul De-
coul6de, el inspirado de la liga de lo, patriots, que
ya falleci6, sofiaba siempre con la revancha, que era
la conquista de la Alsacia y la Lorena, arrebatada en
aquella dolorosas e inolvidables batallas contra sus li-
bertades. En este instant en que Inglaterra defen-
sora de la libertad, lo mismo en la tierra que en las
aguas, en este instant en que Italia, se compenetra y
defiende, y realize todavia mas la Unidad Italiana, pa-
ra defender aquel pedazo de tierra que limit con
Austria, realizando de esta manera la conquista del
derecho por medio de las armas y de la fuerza; en este
instant en que el pueblo americano, defensor siempre
de la libertad del Miundo, se une en una magnifica
uni6n, al Viejo Continente, cantando el himno de la
libertad, de los Mundos. Cuba que es igual a cual-
quiera otra naci6n porque es soberana e independien-
te. Cuba que goza en el orden international de dere-
cho de igualdad de soberania como las otras porque
defiende la justicia y la democracia, defiende su histo-
ria y con eso es consecuente con su posado. Despu6s
de las manifestaciones que se han hecho aqui por los
que me han precedido en el uso de ]a palabra, verda-
deras notas, que aunque han estado unas discordantes,
por los distintos matices, en el fondo, en la unidad,
en la voluntad, en el coraz6n y en el sentimiento, han
formado un sentimiento, un concept de nacionalidad
finico, soberano e independiente y despu6s de todas
esas frases que pudiera decirse que forman una can-
ci6n a la justicia, a mi no se me ocurre nada mas que
pedir a todos ustedos de la misma manera que el doc-
tor Roig, pedia que por la solemnidad del gasto no se
tratara en esta sesi6n mis que de este Proyeeto de Re-
soluci6n, pedirles digo, quo este acuerdo lo tomamos
poni6ndonos de pie verdaderamente de pie, quo es la
actitud que deben tomar los hombres cuando luchen
por la libertad. (Ruidosos aplausos).
SR. PRESIDENTE (COYULA): Se pone a votaci6n la
totalidad.
(Aprobado).
Se va a. dar lectura al articulo T.

(El Secretario de actas, leyendo):

Articulo T.-Queda desde hoy formalmente declara-
do un estado de guerra centre la Repfiblica de Cuba y
el Gobierno Imperial y Real de Austria Hungria y


so autoriza y ordena al Presidente de la Repfiblica,
por esta Resoluci6n a emplear todas las fuerzas de la
Naci6n y recursos de nuestro Gobierno para hacer la
guerra al Gobierno Imperial y Real de Austria-Hun-
gria con el objeto de mantener nuestros derechos, res-
guardar nuestro territorio, proveer a nuestra seguri-
dad, prevenir cualesquiera actos que puedan reali-
zarse o intentarse en nuestro dafio y defender la na-
ve'gacidn de los mares, la libertad del comereio, el de-
recho de los neutrales y la justicia international.
SR. CarMPos MARQUETTI: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (COYULA.) : Tiene la palabra el se-
fior Campos Marquetti.
SR. CArros MARQUETTI: YO no voy a agregar, senior
President y sefiores Representantes, ni una sola pa-
labra mis a las que aqui se han pronunciado para de-
clarar y proclamar ante el mundo entero, los motives
que tiene Cuba para declararse en guerra o mejor di-
cho para aeeptar el reto que contra la humanidad y la
civilizaci6n han lanzado Alemania y sus otras aliadas;
pero se me ocurre, a manera de enmienda,-para que
de esa manera a la vez qne el mundo recoja nuestras
palabras, palpe y reconozea tambi6n que es verdad
que tenemos una voluntad propia, que es verdad que
tenemos tambi6n la inieiativa de todos los pueblos so-
beranos, que es verdad que sentimos cuanto decimos,
pedir que se incluya en la declaraci6n de guerra a
Turquia y a Bulgaria, que no son iim'ii. -. que ningu-
na de las otras a las cuales hemos declarado la guerra.
SR. FREYRE (GONZALO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Tiene la palabra el se-
fior Freyre.
SR. FREYRE (GONZALO) : Seiior Presidente y sefiores
Represetntntes: En estos moments, es mi opinion
particular-pues no hablo a nombre de mi Partido-
que ha pasado el moment de la poesia y del entusias-
mo y llegado 61 de la reflexi6n y tiene que venir la
reflexi6n para pensar y meditar lo que vamos a reali-
zar y acaba de proponer el senior Campos VMarquetti.
La declaraci6n de guerra, que viene a representar el
sentimiento popular en Cuba en contra de todas las
naciones que combaten a los aliados, no debe ni puede
ser tomado en ]a Caimara impensadamente, porque no
represent tan solo una tendencia del espiritu ni una
manifestacion de la voluntad del pueblo cubano, sino
exraves y several consecuencias positives para la na-
cionalidad ....
Sn. CAMPOS 3IARQUETTI: NMe permit una interrup-
ci6n?
SB. FREYRE (PONZALO) : Con mu1iho gusto.
SR. CAMPOS MARQUIETTI: 1 Y si los Estados Unidos
declararan la guerra a Bulgaria y a Turquia., qu di-
ria S. S ?
SR. FREYR: (GONZALO) : Alli iba, senior Campos
Marquetti. Nosotros, en la vida international, dentro
del moment actual, no podemos marcar tendencies,
no podemos hacer mais que secundar los actos de nues-
tros veeinos que dirigen ]a political poseyendo sus se-
cretos ....
SR. CAProS MARQUETTI: Ese es el papel que no
quiero hacer, porque me parece cl de Tarugo de la
compaina.
Sn. FREYRE (GCOXALo) : THae muy bien cl1 .. i
Campos 1M[arquetti en no querer hacer el papel de Ta-
rugo de la compafiia; porque nunca en esta Camara
mis compafieros pueden pensar que ni por mi actitud,
ni por la conciencia con que hablo, puedo jams ha-
cer el papel de Tarugo; ni que un Representante de







12 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


la naci6n merezca que se le dirijal ese dicterio deni-
grante.
SR. CAMPOS MARQUETTI: S. S. esth ofendido. Per-
mitame: yo hablaba del pais, y yo no somos nada; yo
hablaba de mi pais, a quien quisiera ver representan-
do un dia su voluntad propia.
SR. PRESIDENTE (COYULA): (Agitando la campani-
Ila). Sefior Campos Marquetti: en este incident la
Presidencia cree convenient hacer algunas conside-
raciones: Es costumbre, en todos los paises, que los ac-
tos del Gobierno-y los actos del Gobierno son aque-
llds que envuelven determinados asuntos de Cancille-
ria,-tengan iniciativa en el Poder Ejecutivo. Segnf
la organizaci6n de los Poderes Constitucionales cu-
banos, nosotros podemos y dcbemos declarar la gue-
rra, resolviendo, como estamos haciendo esta tarde;
pero conviene a las practices de buen gobierno tener
en cuenta puntos de vista que generalmente vienen va-
ciados en el Mensaje que nos envia el Jefe de la Na-
cin ....
SR. CAMPOS MARQUETTI: Pero yo queria significar..
SR. PRESIDENTE (COYULA): Permitame el senior
Campos Marquetti....
SR. CAMPOS MARQUETTI: Es para darle mayor ra-
z6n: que S. S. no podia negar en manera alguna la
poca clarividencia de nuestra Cancilleria en este im-
portante asunto.
SB. FREYRE (GONZALO) : Yo tengo la palabra, senior
President.
Sn. PRESmDENTE (COYULA) : S. S. tenia la palabra,
pero la Presidencia ha tenido por convenient hacer
estas manifestaciones.
Sn. FREYRE (GONZALO) : Muy bien.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : La Constituci6n nuestra
nos pone en condiciones de ser muy discretos y de
darnos cuenta de hasta donde podemos llegar en cada
moment y en cada oportunidad; y asi como los Es-
tados Unidos de AmBrica, naci6n poderosa, ha creido
convenient en determinada oportunidad limitar su
declaraci6n de guerra al Imperio Alemin, y despues
ha hecho algo absolutamente igual con el Imperio Aus-
tra Hfingaro, y de esa manera han ido procediendo
otras naciones,-porque la situaci6n de invasion de
Italia han hecho convenient ampliar mis la esfera de
guerra de la naci6n norte-americana-puede ser que
convenga a los intereses elevados y respetados de la
nacionalidad cubana no hacer por ahora otra declara-
ci6n de guerra que no sea la pedida en el mensaje;
porque es el asunto que se ha estudiado ya por los
sefiores del Senado asi como tambi6n se ha estudiado
por los sefiores Representantes y es el asunto que ha
sido estudiado por la CAmara cuando hace breves mo-
mentos se suspendi6 la sesi6n para que una y otra re-
presentaci6n llegaran a un acuerdo, que felizmente ha
sidoi un acuerdo por unanimidad. Es, por tanto, con-
cepto de la Presidencia que debemos limitarnos a lo
que parece mis convenient a los intereses generales
del Estado.
Sn. FREYRE (GONUALO) : Suplico al senior Presi-
dente que me mantenga en el uso de la palabra.
SR. IIERNANDE (ATANASIO) : Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.
Pero antes de plantearla voy a suplicar a la Presi-
dencia que me informed qu6 es lo que se esta deba-
tiendo.
SR. FREYRE (GONZALO) : Esa es una cuesti6n de des-
orden y no de orden, por que la Camara toda sabe per-


fectamente que es lo que se esta debatiendo en estos
moments, cuAl es el problema planteado.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Cualquier senior Repre-
sentante tiene siempre derecho a pedir la palabra pa-
ra hacer preguntas.
SR.-FREYRE (GONZALO) : Yo pido al senior Presiden-
te que me mantenga en el uso de la palaljra.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Se esta tratando, senior
Hernaindez, del articulo de la resoluci6n conjunta; y
el senior Campos Marquetti; proponia, como enmien-
da, lo que S. S. habrh escuchado; a eso respondia opo-
ni6ndose, el senior Freyre de Andrade; y en esta situa-
ci6n, la Presidencia, cree convenient decir algunas
palabras para hacer que se busque alguna armonia.
SR. HERNANDEZ (ATANAsIO) : Pero es que yo tengo
grandes dudas respect a si lo propuesto por el senior
Campos Marquetti es una enmienda; porque es muy
mala costumbre colocarle como percha una enmienda y
otra enmienda a un proyecto de ley, incluyendo asun-
tos nuevos que cambian completamente el sentido de
las Leyes. Por eso estimo que lo que se esta discu-
tiendo no es una enmienda.
Sn. PRESIDENTE (COYULA) : El senior Hernandez tie-
ne raz6n, reglamentariamente tiene raz6n, 61 esta en
lo cierto.
Sn. HERNANDEZ (ATANASIO): Aqui, la cuesti6n de
orden es la siguiente: j Esa enmienda se ha presenta-
do por escrito a la Mesa? Porque si no se ha presen-
tado a la Mesa, no es tal enmienda.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : No esta presentada por
escrito.
SR. HERNANDEZ (ATANASIO) : Pues entiendo que no
debe plantearse un debate sobre una enmienda, que
no se ha presentado, en un asunto de tanta importan-
cia y de tanta trascendencia comp el que estamos dis-
cutiendo en estos moments, restindole majestad a
esta sesi6n solemne y memorable. (Grandes aplausos).
SR. CAMPOS MARQUETTI: Pido la palabra para pre-
sentar la enmienda.
Sn. FREYRE (GONzALo) : Pido que se me mantenga
en el uso de la palabra.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : La Presidencia reconoce
que tiene raz6n el senior IIcrnAndez al plantear la
cuesti6n de orden. Por lo tanto, resuelve de acuerdo
con dicho senior Representante, que si el senior Campos
'1 p,1. ti desea presenter la enmienda, la present
reglamentariamente, por escrito; pero si sirve para
algo la voz modestisima, pero por el propio deseo de
la CAmara autorizada, del que habla, ya que inmere-
cidamente ocupa este puesto, apelaria al patriotism
y al buen sentido del senior Campos Marquetti, que
tantas buenas pruebas nos ha dado, en la realidad de
su muy clara inteligencia y buen coraz6n, para indi-
carle la conveniencia de que desista de su enmienda,
ya que debomos resolver este asunto discutiendo y vo-
tando con respect a aquellos Particulares sobre los
cuales ha habido debate.
SR, CAMPOS MARQUETTI: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Tiene la palabra el so-
fior Campos Marquetti.
Sn. CAMPOS 1AfRQUETI: Sefior Presidente y sefiores
Representantes: No tengo ningun inconvenient en
retirar la enmienda, a solicitud de un distinguido com-
pafiero, de un patriota cuyo patriotism nadie puede
poner en duda, de un amigo que estimo que para hon-
ra do todos nosotros ocupa la Presidencia de esta Ca-
mara; pero declare, y deseo que conste, que mi dispo-.
sici6n de inimo no ha cambiado,








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANES 13


Un dia el senior Presidente de la Repfiblica invit6
al senior Sarrain, al senior Cullar y no recuerdo a cual
otro senior Representante liberal y a mi, para que
cambilsemos con algunos otros sefiores Representan-
tes conservadores y con 61, impresiones acerca del pa-
pel que debiera desempefiar Cuba en los instantes pre-
cisos en que los Estados Unidos deelaraban la guerra
a Alemania. Y expusimos nosotros, en aquella con-
sulta o en aquel cambio de impresiones, opinion se-
gura y resuelta de que nuestro papel estaba en de-
clarar la guerra tambi6n a Alemania, porque'lo creia-
.mos oportuno, human, necesario, convenient para
todos los intereses de nuestro pais. Llegado este otro
instant en que tambi6n los Estados Unidos dan un,
paso,-y como yo decia y como aqui se ha repetido,
aceptando el reto de otras de las Naciones Centra-
les,-Cuba responded de igual manera; acepta ella tam-
bien entrar en una lucha entablada contra esos pue-
blos; y yo aprovecho este instant, para declarar que,
a mi juicio, las mismas razones, igual fundamento,
motives id6nticos que los que nos han movido a de-
clarar la guerra a esos Estados, estan vivientes en la
conciencia popular y nos obligan y nos mandan a
declardrsela tambi6n a esos otros pueblos.
Se me dice que con esta indicaci6n de nuestra sobe-
rania y nuestra voluntad se pretend quitar grandeza
a una sesi6n. No quiero recoger la frase, porque real-
mente no comprendo el espiritu que pudiera animarla;
y entonces, al sostener yo mi prop6sito de mantener
escrita mi enmienda, un correligionario, un amigo dis-
tinguido, tambien de opinion distinta, me habla en voz
baja para que yo la retire. Acepto las dos indicacio-
nes y aguardo para ver que hemos de hacer, sin em-
bargo, el dia en que esa guerra sea declarada por otro.
Por lo pronto, reitero mi opinion que mantengo hoy
tan viva como cuando se la express al Jefe del Estado.
Creo que es una necesidad, creo quc estamos en nues-
tro papel sin dejar de estimar que seria mAs brillante
no marcAndole ruta a nadie, sine expresando un acto
de nuestra soberania y nuestra voluntad.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Retirada. la enmienda,
se pone a votaci6n el articulo.
SR. FREYRE (GONZALO) : Yo pido la palabra para
hacer manifestaciones.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Ruego al selor Freyre
deje que esto se ponga a votaci6n.
'Se pone a votaci6n el articulo I.
(Aprobado).

Articulo II.

(El Oficial de Actas, leyendo)

Articulo II.-Queda autorizada por esta Resoluci6n
el President de la Repfiblica para disponer de las
fuerzas terrestres y maritimas en la forma que estime
necesario, utilizando, las fuerzas existentes, reorgani-
zando o creando otras nuevas y para disponer de las
fuerzas econ6micas de la Naci6n en la media que las
necesidades exijan.

SR. PRESIDENTE (CoYULA) : Se pone a discusi6n.
SR. GIL: Yo rogaria a la Presidencia que se le
diera lectura.

(El Secretario, senior Villaldn, lo lee).

SR. PRESIDENTE (COYULA) : Se pone a discusi6n.


(Silencio).
A votaei6n.
(Aprobado).

Articulo III.

(El Secretario, senior Villaldn, leyendo):

Articulo III.-El Presidente de la Repfiblica darA
cuenta al Congreso de las medidas que adopten en
cumplimiento de esta Ley, que empezarA a regir des-
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repuiblica.

Sa. PRESIDENTE (COYULA): Se pone a discusi6n.
.(Silencio).
A votaei6n.
(Aprobado).
Hay en la Mesa una moei6n del senior Ortiz, relacio-
nada con la declaraci6n de guerra.
Se le va a, dar lecture.

(El Oficial de Actas, leyendo):

A LA CIMARA

Los representantes que suscriben tienen el honor de
presentar a la Camara la siguiente moci6n:
La Cimara hace constar la intima complacencia que
experiment Cuba al declarar la Guerra, no solamente
por los elevados y decisivos motives que constant en la
.Resoluci6n votada, sino por la circunstancia de decla-
rarse el estado de guerra contra Austria-Hungria,
enemiga secular de Italia, a cuyo pueblo nos une el
vinculo inolvidable del recuerdo por su apoyo durante
la lucha por el irredentismo cubano.
IIabana, doce de diciembre de mil novecientos diez
y siete.
(f) Fernando Ortiz, Horacio Diaz Pardo, Juan J.
Rodriguez, Dr. Andrds Lobato, M. Gim6nez La-
ner.
(Aplausos).
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Se pone a discusi6n.
Sa. ORTIZ: Pido la palabra, para rogar a la Cima-
ra que si lo estima convenient acuerde tambien algo
relacionado con esta moci6n. Yo solicito de la CAmara
que acuerde de modo especial que por la M~esa se cui-
de de quo, una vez esta moci6n aprobada, por este
Cuerpo Legislativo, se trasmitiera por la via diploma-
tica de estilo, al Ministro o Representante de Italia
en Cuba. Hay circunstancias especiales que a mi mo-
desto juicio permiten solicitarlo asi de la Camara po-
pular. El Excmo. senior Ministro de Italia en Cuba,
intimamente ligado a nuestros ideales y conocedor de
nuestra historic, hace pocos dias hacia pfiblico un li-
gero detalle de su vida intima que bien merece este
ligero homenaje, puramente formal de la Camara po-
pular a ese Representante de un gran pueblo, y gran
amigo de Cuba. Alli, en Italia, en las cumbres neva-
ads de los Alpes, junto al Isonzo, la heroica esposa del
Representante italiano en Cuba, hija de una linajuda
familiar del Piamonte, recibi6 tiempo hace de su ilus-
tre esposo, una bandera cubana para que la hiciera
ondear sobre las tiendas de campafia de la Cruz Roja
y los hospitals militares, y segiin carta privada que
he tenido el honor de leer en estos dias, aquella gen-
til enfermera hizo brillar la estrella de la bandera
de Cuba sobre la tierra austriaca reconquistada para








14 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.-CAMARA DE .REPRESENTANTES


la cultural latina, por los valientes soldados italianos
que habian cruzado los Alpes. Decia pfiblicamente el
senior Ministro de Italia, comentando pocos dias ha,
este pequefio detalle, como aquella bandera cubana,
en la heroica retirada de la segunda armada de Italia,
habia quedado ondeando sobre la nieve alpina, y co-
mo a buen seguro al pasar de nuevo Atila bajo los ci-
prescs de Aquileya y ver aquella "estrella solitaria"
se habria preguntado cual era la significaci6n de aquel
nuevo sigiho, mudo para l1.
Y el scfior Ministro de Italia, en frase literaria, de-
cia que seguramente Atila no podra comprender nun-
ca cono los italianos podian morir, como pudo morir
Macco, y podian morir los cubanos por el fulgor de
una sola estrella. En estos moments de epopeya,
cuando nuestra a,,'usta madre Roma defiende con su
vida las fronteras de la latinidad contra la nco-barba-
rie, no hemo>( de ser remisos en aprovechar cuantas
ocasiones nos deparcn los' sacudimientos hist6ricos pa-
ra depositar ante sus altares eternos las ofrendas de
nuestra filial devoci6n y el espiritu de nuestros sacrifi-
cios, hacienda votos por la derrota definitive de la po-
litica de los IIapsburgos, euyas torturas tirhnicas fue-
ron martirio dc nuestros heroes, a,e. en Am6rica, en
los dias negros de la colonial; como lo han sido por si-
glos de los heroes itilicos, allii en el Ti.-.t'! '., en la
Istria, en la Dalmacia, en las negruras aun no disipa-
das do la irrcdcnci6n.
Qui pronto la cruz de Savoya se clave en Trieste y
reconsagre asi la ticrra dantesca profanada. Y que en
ese di die gloria latina. pueda con el pabell6n de Ita-
lia vencedora dar sus pliegues al ciento del Adriatico,
sobre la cr'plla de San Justo, la bandera cubana.
(Aplauscs).
S1. PRESIDEITE (CYur,L) : i Esti do acuerdo la Cd-
mara con lo propuosto por el sefior Ortiz.
(Aprobado).
Sn. i i. i : Pido la palabra para. rogar a la Pre-
sidencia invite a la C'.;', 1,1. a dar mr viva a la Re-
Spfiblica.
S. PRE :IDENTE .(COYrLA) : El senior il...i -,, hace
una indicaci6u muy patri6tica, la presidencia invita a
lla Cimara a dar un viva a la Reptiblica.
Todos los sefiores Representantes lo hacen.


Se va a dar cuenta con los dictamenes de la comi-
sidn especial, designado en la sesi6n anterior.
Sn. HERNANDEZ (ATA1ASIO) : Sefior Presidente: al
finalizar su discurso el doctor Roig, formula una peti-
ci6u a la Camara con el fin de que en esta sesi6n so-
lemne no se tratara mis particular que el que nos ocu-
paba en aquellos moments. Pido, pues, que se suspen-
da el debate en relaci6n con esos dict6menes.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : El senior Roig lo indic6,
pero no ha recaido acuerdo sobre el particular.
SR. BETANCOURT ITANDULEY (ALFREDO) : Nosotros
queremos que se continilen tratando los demds particu-
lares que fueron comprendidos en la pr6rroga de la
'sion especial,, designada en la sesi6n anterior.
SR. DE LA CRUz: No puede ponerse a votaci6n la pe-
tici6n del senior Roig, reproducida ahora por el senior
Hernandez, porque implicaria la revision de un acuer-
do torado precisamente en votaci6n nominal con los
votos de los liberals.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : Pero lo que se propone
es la suspension del debate, y se va a someter a vo-
taci6n.
Sn. -IERTANDEZ (ATANASIO) : Pido votaci6n nomi-
nal.
SR. PRESIDENTE (COYULA) Votaci6n nominal. Con-
testaran que "si", los que est6n de acuerdo con la
suspension; que "no", los contrarios.
SR. PRESIDENTE (COYULA) : El resultado de la vo-
taci6n es el siguiente: han votado que si, 3 Represen-
tantes: que no, 33; no hay quorum.

Votaron a favor los sefiores Collantes, A. Hernan-
dez y Milands.
Votaron en contra: Acosta Comins, Alvarez, Azpia-
zo, Beltrin, Alfredo Betancourt, Camejo, Camps, Can-
dia, Cafias, Cardenas, Carrillo, Casuso, Cornide, Co-
yula, Cruz, Diaz y Diaz, Diaz Ramirez, Enamorado,
Preyre de Andrade, Freyre Cisneros, Giraudy, Gonz&-
lez Benard, L6pez, Martinez, Padierne, Prado, Puig,
Eulogio Sardifias, Soto Izquierdo, Sotto Figueredo,
Verdeja y Villal6n.
Se levanta la sesi6n.

(Eran las 8 p. in.)


aInambla. Mouza y C.-, Obitao 32 y S5, Habana.















D A 10 E DE SIO N0,

D 1DED,

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DECUBA

OCTAVO PERIOD CONGR ESIONAL

SEGUNDA LEGISLATURE

VOL. XXVIII HABANA, ENERO 14 DE 1918 .NUM. 11


Canmara de


Representantes


APEND CE


IIabana, 14 de Enero de 1918.
Sefior Presidente de la Cimara.
Senior:
La Comisi6n Especial designada para estudiar las
medidas que resuelvan la crisis del tabaco, iha adop-
tado por mayoria, el siguiente dictamen que lo eleva
a ese Cuerpo Colegislador a sus efectos reglaincnta-
rios.
'De Ud. atentamente.-(Fdo.) Jose M. Collantes,
President.
PROYECTO DE LEY
I
Medidas para conjurar la crisis del tabaco.
Art. 19-Los cosecheros de tabaco resorvaran,
para el logro de semillas el uno por .ciento del total
de las inatas que siembren en cada cosecha, las que
conservartn y deshijardn debidamente; no pudiendo
desbotonarlas ni someterlas a corte alguno.. Dichas
matas deben ser todas del tipo "cubensis".
Art. 29-Se suspended en absolute, mientras otra
cosa no se 'disponga, la exportaci6n de semillas y pa-
litos de la hoja del tabaco, prohibiendo'se la intro-
ducci6n en la provinciala de Pinar del Rio, de mezclas
de foirtilizantes, except los autorizados por la Secre-
taria de Agricultura o preparados por este centre
t60nico; idebi6ndose comba.tir el empobrecimiento de


las tierras lil.-. por imedio del mantillo u.otros
,procedimientos que la t6cnica aconseje.
Art. 39-Se autoriza la libre importaci6n de los
products qtimicos siguientes: sulfato de potasa, car-
bonato de potasa, nitrato de potasa, superfosfato i'ci-
do de cal, ifosfato de cal, harina o oseacrio Thomas.
sulfato de aimoniaco, nitrato de sodio, que se dediquen
direct y exclusivamente a abono de las tierras de
tabaco.
Art. 49-La Administraci6n central reglameitara
las siembras de este product, al objeto de mejorar los
proeedimientos, irmipedir las mixturas y obtener el
genuino tipo de iproducci6n.
Art. 59--E1 Ejecutivo conferir- comisi6n especial
con instrucciones concretas a nuestros funcionarios
diplomAticos y consulares para que vigilen en cuan-
to sea possible la confecci6n de tabacos en el extran-
jero, materials 'exportados de Cuba y el relleno de
los .envases enviados de aqui con tabacos elaborados
fuera; asi como para que- persigan la falsificaci6n
que en el exterior se realize, cooperando dichos fun-
cionarios a la propaganda de este exceptional produc-'
to national, a cuyo efecto deber contribuir el iEsta-
do a sufragar los gastos quue demanden estas ges-
tiones tomando las cantidades necesarias. del ingre-
so de la recaudaci6n consular.
Art. 69-Los representantes de la Repiblica en el
extranjero deberin estudiar los diferentes mercados
de 'los ipaises en que se encuentran, con relaci6n al
tabaco, e informar al Gobierno acerca de la manera
de abrir estos mercados o aimipliarlos.
Art. 79-El cincuenta por ciento de la recaudaci6n
del sello de garantia del tabaco de~era dedicarse a








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.-CAMARA DE REPRESENTANTES


que por la Uni6n de Fabricantes de tabacos de la Is-
la de Cuba, se realicen todos los trabajos de propa-,
ganda del product, contribuyendo tambiin a los
.de persecuci6n .de los falsificadores y usurpadores.
Art. 8--El nombre ,de procedencia "Habana"
s6lo se usarA :para distinguir tabaco elaborado en
Cuba o en Vuelta Abajo.
Art. 99-No poadra ser objeto de concesi6n o re-
novaci6n de marca los nomibres geogrhficos extranje-
ros, ni los nacionales, a no ser que se trate de una fin-
ca, terreno o lugar que pertenezca en ipleno dominion
al que solicite la inscripei6n.
Los que thubieren inscripto nombres ide lugares ex-
tranjeros como marcas industrials, deberan modifi-
carlos on el t6rmino de un afio, pasado el cual queda-
ri caducada la marca.
En ningfin caso la inscripci6n hedha, podrd oponer-
se al nomibre de procedencia aunque 6ste fuese el mis-
mo .de la marea inscripta.
Este articulo se considerarA adicionado, como pa-.
rrafo noveno idel articulo quinto del vigente Decreto
de veintiuno de agosto de mil ochocientos oohenta
y cuatro, sobre propiedad de mareas de fhbricas de
comercio y demAs industries.

II

MEDIDAS PARA ABARATAR LA VIDA

Art. 1-El Ejecutivo podrA proceder a suprimir
los recargos arancelarios existentes sobre articulo cu-
ya fAcil introdueci6n tienda direct o indireetamente
a abaratar la vida, salvo el caso de protecci6n a in-
dustrias nacionales u otros analogos.
Art. 29-El ,propio Ejecutivo queda autorizado pa-
ra rebajar prudencialmente o suprimir los derechos
de importaci6n sefialados a los aperos de labranza, asi
como los articulos de comer, beber y -arder, salvo el
tabaco y los que puedan considerarse .de lujo y los
de aquellos otros que sean necesario para la vida o
para fomentar nuevas industries.
Art. 3-I-gualmente quedark el Ejeoutivo faculta-
do para disponer la aplicaci6n de recargos a que se
refiere la Ley de diez y seis de enero de mil nove-
cientos cuatro, publicada en la Gaceta Oficial del pro-
pio dia, en aquellos easos que estime necesarios o
convenientes para la protecei6n de nuestros iproduc-
tos o industries nacionales, especialmehte para faci-
litar la importaci6n del tabaco y idel caf6.
Art. 4-Las autorizaciones concedidas al Ejecuti-
.vo por los tres articulos precedents se extenderin
hasta un afio despu6s de terminado el estado de gue-
rra actual.

III

REPARTO DE TIERRAS

Art. 1--El Estado cederA en pleno dominio a ciu-
dadanos cubanos nativos o naturalizados, padres, ma-
dres o cabezas de families, que no tengan otros que le
proporcionen su trabajo personal, de buenos antece-
dentes morales y de laboriosidad, las tierras que le
perteneeen y que no tenga dedicadas a *otros -usos,
siempre que este se obligue a tenerlas en estado de
cultivo y a no enajenarlas, salvo a su esposa y descen-
dientes legitimos o naturales, los cuales habran de
conservarlas sujetas, a las mismas condiciones de este
articulo.


El contrato de cesi6n quedarA nulo, sin valor ni
efecto alguno, si el cesionario no culltivara o pusiera
en producei6h los terrenos, el primer afio de entrar en
posesi6n de los imiismos.
Los ciudadanos cubanos que lo fueran por opci6n,
tendrin que acreditar. una residencia Ide seis afios
por lo menos en esta Repfiblica, para que le sean
aplicables los beneficios de esta Ley.
Art. 29-Antes de la enajenaci6n o cesi6n, el Esta-
do hari que proceda la valorizaci6n de los terrenos,
no pudiendo exceder nunca el precio maximo, de
quinientos pesos, por cabailleria.
El pago se verificarA en un periodo no menor de
veinte y cinco -aios, dejando los dos primeros afios
libres de todo abono por diciho concept.
'Pasado 'este pperiodo empezarA el pago por anua-
lidades con arreglo al precio que arrojare el valor
de los terrenos y el interns del capital que no excede-
rA de un tres por ciento anuales.
Es obligatorio residir en la finca adquirida y culti-
varla directamente sin poderla arrendar a ninguna
persona o corporation.
Art. 3-El abandon de las tierras durante mis
de un afio o la falta de pago de dos mensualidades
consecutivas, producirh la rescisi6n del contrato y la
reversing del terreno al Estado, el cual solo devolve-
rd al arrendatario el 50%' de ilo que to que 'hubiere
satisfeoho como part del precio; quedando a favor
del Estado cuanto hubiere en el inmueble.
Art. 4-Los propietarios de extensions de terre-
nos que las faciliten para cultivarlas a las personas
indicadas en el articulo primiero, divididas en lotes
de una a tres caballerias, estardn exceptuados del
pago de contribuciones e impuestos, tanto sobre ellas
como por los contratos que otorguen siempre que los
mismos sean por un t6rmino de seis afios a lo me-
nos, al cabo de los cuales si no se prorrogan, se per-
mitirA a los arrendatarios recoger la cosecha y se ta-
serAn las ,roparaciones y mejoras extraordinarias que
hubieran realizado para reintegrarlos de ellas.
Todas las operaciones de deslindar y cercar, se ha-
rAn por la Secretaria de Obras P'iili,:-,, Hacienda o
Agriculture, a cuenta dl 'Estado, debiendo apro-
barse el plan general de carreteras pendiente para
dotar a dichas zonas de las comunicaciones necesarias.
Los propietarios de grandes terrenos que deseen di-
vidirlos en parcelas de una, dos y tries caballerias,
para enajenarlas a favor de las personas mencionadas
en el articulo primero de esta Ley, obligAndose a re-
cibir el valor .de las mismas en plazos no menores de
quince afios, ,podran obtener del Estado que haga me-
diante la obligaci6n que contraiga de cumplir lo es-
tipulado en esta Ley, que por los Ingenieros de las
Secretaria de Hacienda y Agricultura, Comercio y
Trabajo u Obras Piblicas se haga la limitaci6n de las
parcels, sin estiipendio de ninguna clase. Las ventas
en estas condiciones no devengar.n derechos de nin-
guna clase y las fincas quedaran exentas de pagar to-
da tributaci6n durante un period de quince afids.
Art. 59-Para dedicarlas al mismo fin, podra el
Estado, a su vez arrendar terrenos o adquirirlos en
otra fonma, si los que le-pertenecen no fueren bas-
tantes a rear zonas de cultivo con el nfmero de gran-
jas suficientes en cada provincia, para obtener cu'yas
tierras, asi como para la dotaci6n de las que ha de
repartir el Estado y los aperos anexos, se consigna-
ra en Presupuestos, despues de ohecho.el c6lculo con
las propias de este, la cantidad que se juzgue nece-
saria.






DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.-OAMARA DE REPRESENTANTES 3


Art. 6-Las instituciones que se dediquen a pr6s-
tamos agricolas estarAn obligadas a realizar prefe-
rentemente los niismos a los ,poseedores de estas tierras

IV

FOMENTO Y COLONIZACION

Art. 19-Se destina la suma de un unill6n ochocien-
tos noventa mil pesos para el fomento agrario nacio-
nal, de acuerdo con la distribuci6n contenida en el
articulo quinto de esta seecci6n, practicendose por par-
tes iguales entire las seis provincias y entire las per-.
sonas a quienes el Estado haya dado terrenos, procu-
rando que en cada provincia se habiliten por lo me-
nos setecientas fincas de una a tres caballerias.
Art. 29-Se destinan quinientos mil ,pesos a sub-
vencionar a las empresas de ferrocarriles, de acuerdo
con la Ley de cinco de jdlio de mil novecientos seis,
que construyeren vias fUrreas que crucen por las tie-
rras repartidas, poni6ndolas en comunicaci6n con
'puertos o ciudades o con otras vias ferreas o carre-
teras.
Art. 3-Se destinan quinientos mil pesos a ga-
rantizar los interests del cinco por ciento del prrsta-
nmo que se haga por los bancos agricolas a los agri-
cultores de finca de una a tres caballerias de tierra,
cualquiera que sea el propietario de 6ata y con arre-
,glo a lo que se estatuye en el credito agricola.
Art. 4-Cuando la dotaci6n sea a tierra propie-
dad del Estado, se le asignara: una casa, doscientos"
pesos; una yunta de toros, $125.00; una vaca, $40.00;
sermillas, $20.00; un arado, $10.00; dos machetes Col-
lings, $5.00; dos guatacas, $1.00; dos cardas, $1.00;
dos cerdos, macho y hembra, $15.00; diez gallinas y
dos gallos, $9.00; dos meses a doce pesos en efectos
,de comer si el colono contribute a levantar su casa,
$24.00. Cuando la tierra sea tomada en arrendamien-
to ipor el Estado; una casa, $200.00; una yunta de to-
ros, $125.00; una vaca, $40.00; renta al 5% de $500.00,
$25.00; un arado, $10.00; dos machetes, $5.00; dos
guatacas, $1.00; dos cerdos, macho y hembra, $15.00;
diez gallinas y dos gallos, $9.00; semillas, $20.00.
Art. 59-Los credits comprendidos en los articulos
precedentes de esta secci6n serAn abonados con car-
go a los ingresos extraordinarios de la Ley de fe-
cha 31 de julio. de mil novecientos diez y siete.

V

INVESTIGATION DE BIENES DEL ESTADO
A -I- -In C( ^ -^-. "Ir. -^ N,- ^ ^ "1 tCi- ln


y los Fiscales de Partido en toda la Rep(iblica, estan
obligados a practicar cuantas gestiones fueren con-
ducentes para perseguir, denunciar y probar los de-
rechos del lEstado en los casos de que se trate, debien-
do tramitar las denuncias, ya scan hechas por ellos,
ya ,por particulars, correspondientes en el primer.
caso la participaci6n que la Ley seiiala a los denun-
ciantes y en el segundo la mitad de los que corres-
ponda a los particulars.
Art. 49-Los investigadores quedardn adscriptos a
la Consultoria de Hacienda, donde se tramitarAn los
expedientes de denuncias e investigaciones.

VI

CONDONACIONES-DE REDITOS Y PENSIONS

Art. 19-Se condonan los r6ditos de censos, capa-
llanias, fundaciones, aseguraciones y cualquier otro
gravamen de naturaleza analoga que, perteneciendo
al Estado, est6n impuestos sobre fincas rfisticas y ur-
banas, vencidos y pendientes de pago hasta la fecha
de ,la publicaci6n de esta Ley en el peri6dico official de
la Repfiblica; dandose por fenecidos los procedimien-
tos de apremio establecidos contra los deudores a quie-
nes se les devolverAn los bienes que les fueren embar-
gados si es que no han pasado a terceros o estin ins-
criptos en el Registro a favor del Estado.
Art. 29-Durante el t6rmino de tres afios, a contar-
desde la publicaci6n de esta Ley en dicho peri6dico
official, los propietarios de fincas rfisticas gravadas.
con censos, capellanias o aseguraciones a la que la
misma .se refiere, podran *redimirlos pagando el vein-
te y cinco por ciento de su valor. De igual beneficio
resultaran los propietarios de fincas urbanas, siem-
pre que abonen el cuarenta por ciento del valor de
dichas imposiciones.
Dichos pagos podran verificarse de contado o abo-
nando la cuarta parte de contado y el resto en tres
plazos anuales, pero en este caso pagarAn al hacer
efectivo cada plazo el interns del seis por ciento de
la cantidad que estuvieren adeudando hasta el dia
del pago.
Art. 3--Cuando una finca se halle fraccionada y
perteneciere a various, cualesquiera de los propietarios
que reconociera el gravamen, podra solicitar y ob-
tener el ibeneficio concedido por esta Ley, sin perjui-
cio de.repetir contra los demmas, por lo que hubiere
pagado por ellos.

VII

DEL CREDIT AGRiCOLA


Art. L-Se deroga, enll la parLte qui in u a, ia
Orden Militar nfmero 135 de 3 de abril de 1900, res- Articulo finico.-Se acuerda la organizaci6n y re-
tableci6ndose la qegalidad existence antes de promul- glamentaci6n del Credito Agrieola por una Ley es-
garse dicha Orden, en lo relative a las investigacio- special, que se adiciona a continuaci6n, tanto en to
nes ,de bienes mostrencos. referente al mismo cuanto a las Instituciones que
Art. 29-(Para que los investigadores y particula- hayan de opera sobre 1l.
res tengan derecho a obtener la anticipaci6n que les
corresponda de las denuncias que hicieren, necesita- DISPOSICI6N fJLTIMA
ran que se hubiere tenminado la tramitaci6n del ex-
pediente incoado a virtud de dicha denuncia, y que Quedan derogadas todas las-leyes y -disposiciones
se inscriba en el Registro de la Propiedad correspon- que se opongan a lo prevenido en la present.
diente los bienes de que traten los mismos, a favor Esta Ley empezara a regir desde su publicaci6n en
del Estado. la Gaceta Oficial.-Sal6n de Sesiones de la Comisi6n
Art. 3?-Los investigadores dependientes de la Secre- Especial de la Camara de Representantes, a los quin-
taria de Hacienda, cuyo nfimero se podrA ampliar con ce dias del mes de diciembre de ,mil novecientos diez
dos mas a los que la misma asignara iguales haberes y siete.--El Presidente.-(F) Jos6 M. Collantes.-El
que los que han venido sefialandose para esos cargos Secretario.-(F) Jose B. Cornide, P. S.






4 DIAfRIO DE'SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES


PROYECTO DE LEY

Del cr6dito agricola y de las instituciones que han de
,. 1'd;:, operaciones' de esta clase.

SArtieulo l1-Se consideran Instituciones de oCr-
dito Agricolas y gozarhn en dioho ooncepto de los be-
neficios que esta Ley les otorga, todos los estableci-
mientos y compaiiias cualesquiera que sea su organi-
zaci6n, nolmnbre y forma que dediquen la mitad por lo
menos de su capital social y'la tereera parte de los
dep6sitos que reciban y empristitos que contraten a
operaciones que tengan por objeto la agriculture en
cualquiera de sus formas o aplicaci6n, o las industries
agricolas, debiendo dedicar un treinta por ciento, por
lo menos, del capital a Art. 29-A, los efectos de esta Ley .se estiman como
operaciones de credito agricolas.
S Primero,-Prestar en metAlico o en especie a los te-
rratenientes, cultivadores, ganaderos y explotadores
de industries rurales o colectividades fonmiadas por
los misimos, con destiny a la agriculture, mediante
garantia personal, hipotecaria o pignaraticia.
.(a) Solbre frutos pendientes *y "cogidos, cosechas,
plantaciones, arbolados, ganados, instrunmentos 'agra-
rios o miquinas que no est6n colocadas permanente-
mente en los funds, de acuerdo con lo establecido en
esta Ley.
(,b) Sobre prendas de fAcil realizaci6n como pro-
ductos depositados en los almacenes de la :misma ins-
tituci6n, de terceros o" en los generals o en poder
,de 'personas solventes, cedulas hipotecarias u otros
resguardos de caricter agricola.
(e) ,Sobre contratos de cr6dito agricolas, (sobre
hipotecas) u otros garantias (inmuebles) que pueda'
sancionar la Ley.
Segundo.-Vender a. plazos a los'mismos o adquirir
por cuenta de los socios y para ellos o para terceros,
semillas, abonos, aperos, maquinas, ganiado, y en ge-
neral, cuanto tenga aplicaci6n la la industrial agricola.
STercero.-Deseontar y garantir con sus fincas para
facilitar su desouento o negociaci6n, iletras, pagards,
resguardos de dep6sitos, facturas de trabajos y otros
efectos exigibles al plazo maximo de novcnta dias, que
pertenezcan a las personas o entidades indicadas-en
el pfirrafo segundo del articulo segundo.
;Cuarto.-Abrir cuentas corrientes a las propias
entidades por el ,plazo de un afio y a voluntad de la
instituei6n.
Quinto.-Favorecer la mejora del suelo y el 'desa-
rrol'lo de la agriculture o de cuantas industries se
relacionen con uno y otro, en cuantas formas sea sus-
ceptible de realizar.
Sexto.--Descontar las rentas y pensions de los pro-
pietarios de predios rfisticos; pagarlas, subrogindose
en sus derechos, por cuenta de los arredatarios u
obligados correspondientes, encargarse del pago de
los impuestos que deban los duefios, cultivadores, d
propietarios rurales, y, en general, hacer por cuenta
de estas personas today clase de cobros y pagos.
.SBptiimo.-Facilitar a los cultivadores la adquisi-
ci6n de fincas y viviendas o casas para el cultivo y a
los propietarios la li'beraci6n de las cargas que afec-
ten a su propiedad.
Octavo.-Estabilecer almacenes de frutos y produc-
tos para promover y facilitar su 7enta, empeiio o ne-
gociaci6n.
Noveno.--CCualquiera otra operaci6n que, de acuer-
.do el Ejecutivo con las entidades que se constituyan,


y en armonia con el articulo primero de esta Ley, pro-
,penda a fla mejora o perfeccionamiento de la agricul-
tura o de las industrial rurales.
Articulo 39-Los pristamos y operaciones de cr6-
dito lagricolas, s6lo podran 'hacerse por un plazo que
no excederh del tiempo necesario para que la consecha
sea recogida, cuyo plaza no debe exceder nunca de
un afio. Si se trata de cafia de azficar, caf6, cacao o
cocos, este plazo ,podrh extenderse a cuatro anfos, ain
estando la finca Ihipotecada, pues estos frutos no han
de responder durarte ese tiempo a dicho gravamen.
Cuando se 'trate de contratar sobre coseohas de ar-
boles frutales o de products que solo puedan reco-
gerse a largos plazos, solo se podri levantar fondos
sobre ellos, utilizando el cr6dito agricola si media el
consentimiento expreso del acreedor. h ipotecario, si
este existiere, -pues en otro caso el presta'mo no po-
drA realizarse modificando los efectos de la hipoteca
en la forma que queda establecido en esta Ley.
Art: 49-Para que las instituciones de COrditos
Agricolas, cumplan los fines do su creaci6n, podrin
recibir, dep6sitos, abrir cuentas corrientes, con o sin
-intereses; contraer prestamos para constituir o au-
mentar su capital circulante y emitir resguardos o bo-
nos agrarios que sirvan de base para operaciones de
descuentos y de cualquiera otra forma de crdito con-
cerniente, al orden agricola.
Art. 59-Tanto lo relative a la organizaci6n inte-
rior, como 'al idomicilio social, administraci6n, forma-
ci6n de capital social y disoluci6n de la sociedad, ser.
determinado por los estatutos qne las mismas adop-
ten, los cuales pr'verAn la forma de modificaci6n de
dichos estatutos, determinando, el -maximum de los
dep6sitos que las sociedades puedan recibir en cuen-
tas corrientes y las responsabilidades de los socios en
'as cuentas de la sociedad, eirt.1...i.'-l) ..... que los
asociados no quedarkn libres de los compromises que
hubieren contraido dentro de la spciedad hasta que
hayan sido liquidadas las responsabilidades de 6sta en
el period en que haya pertenecido a ella, atemperAn-
dose, por lo demas, dioKas' sociedades, a las disposi-
cioncs generals del C6digo de Comercio y a lo or-
idenado en el mismo respect de su conistituei6n, li-
bros y contabilidad mercantil;
Art. 6-Deberk ser objeto de deteriminaci6n espe-
cial en los Estatutos las sumas que corresponderhn a
la Sociedad en los beneficios obtenidos.
Estos beneficios, dedueidos el pago de- los gastos
generals y de los interests de las cantidades toma-
das a pr6stamos se destinarin el ochenta por ciento
del remanente -a la constituci6n de un fondo de reserve
igual par lo menos, a la mitad del capital social y el
\eirte por ciento que restore a un reparto annual entire
los asociados a prorrata de las de sus aportaciones
respective, no debi&ndose repartir a los asociados can-
tidad alguna en forma de dividends.
Unicamente en easo de disoluci6n de la sociedad,
el fondo de reserve y el resto que quedare del capital
active se dividiri entire los socios proporeionalmente
a la cantidad suscrita por cada uno.
Art. 79-Estas Sociedades, que como queda dicho,
serin' mercantile, estun obligadas:
Primero.-A depositar, independientemenfe- de lo
dipuesto para el Registro MAl.. i.,int;i, en la-oficina del
Registro, del Credito Agricola, correspondiente al do-
micilio social, por duplicado, y antes de comenzar sus
operaciones, los Estatutos, y la lista complete de los
Administradores o 'de los Socios, indicando sus nom-
bres, in,'..:'i..ii y domicilios y el iimporte de la sus-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 5


cripci6n de cada uno. Uno de estos ejemplares, fir-
mado por el Registrador y sellado con el del Regis- as
tro, serA devuelto a la Sociedad, quedando el otro en d
esta oficina. si
Sogundo.-A la publicaci6n annual en el peri6dico a
official de un balance firmado por las personas que e
segfin los Estatutos deban hacerlo y de un resume j
de las operaciones efectuadas en el afio anterior.
Cualquiera persona, tendrA derecho a que en las
oficinas de la Sociedad se les faciliten estos doeu-
mentos, que son pfiblicos. r
.Art. 8'-Los Administradoires o Directores de la
Sociedad, serAn responsables de cualquier perjuicio
qiue se cause por violaci6n de los Estatutos porque se e
rija la mismia.
La responsabilidad -de los socios quedara limitada r
a las cantidades que hubieran suscrito y estard su-
Ibordinada en la forma en que hubieren contraido el'
compromise.
Caso de violaci6n de los Estatutos o de las disposi- i
ciones legales que rijan su funcionamiento, se podrA i
decretar por el Juez de Priemra Instancia, Iprevia la i
demostraci6n plena de dichas violaciones y a petici6n
del IMinisterio Fiscal a cuyo cargo estara esta prue- e
'ba, Ja disoluci6n de la Sociedad.-

De las garantias de estas operaciones y del Registro
del Credito Agricola.

Art. 9--Las. garantias que se ofrezcan para las
operaciones de esta clase de establecimientos, podra
ser personales, prendaria o ihipotecarias, admiti6ndo-
se, igualmente, la combinaci6n de unas con otras
para mayor seguridad o para reforzanlas debida-
mente.
Art. 10.-Los.pr6stamos otorgados por estas Insti-
tuciones bajo la responsabilidad personal del deudor,
tendrin ipreferencia una vez inscriptas en el Registro
del Cir6dito Agricola, sobre los no inscriptos, al ob-
jeto !de perseguir-los bienes de today especie que po-
sea dicho deudor, teniendo en cuenta lo ,preceptuado
en el articulo 1924 del C6digo Civil, except lo re-
ferente a las letras A y F, del nfmmero segundo y el
nimero tercero de dicho articulo.
La prelaci6n entire los pristamos inscriptos se de-
terminara por el orden de feoha de las resppetivas
inscripciones. La prelaci6n entire los no inscriptos
por 61 orden de fecha de su otorgamiento.
Art. 11,-El endoso puesto por los establecimientos
de credito agricola o sus representantes en los paga-
ris y 6fecto negociables del propietario, cultivador o
industrial agricola y la negociaci6n de estos efeetos
a favor de los mismos. establecimientos o sus repre-
sentantes, dark derecho al portador 'para reelamar su
page directamrente el dia del vencimiento dde cual-
quiera de los firmantes.
Art. 12.-La'fianza personal inscripta en el Regis-
tro. del Crvdito Agricola, al no mediar paeto espe-
cial que lo prohiba, podra exigirse desde que haya
yencido la obligaci6n principal sin haber side sa-
tisfeeha.
iSolo podri utilizar el fiador el beneficio de excu-
si6n sefialando bienes del deudor .que por su ouantia
y por star libres, basten a cubrir la deuda y los
gastos neeesarios para hacerla efectiva.
Art. 13.-Los ,pagares y efectos mencionados, ya
los conserve el establecimicnto, ya se negocien por 1,
producirTn a su vencimiento acci6n para su cobro de
acuerdo con las reglas fijadas en esta Ley.


Art.-14.-Se .establece que el contrato de prenda
gricola lpodra constituirse legalmente sin necesidad
e que la cosa pignorada salga del powder del deudor;
bien para la eficacia de dicho contrato con relaci6n
terceros, sera requisite indispensable su inscripoi6n
n el Registro del 'Credito Agricola. Pueden ser db-
eto, en tal concept, de dicho contrato:
Los frutos pendientes;
Las cosechas en pie;
Las plantaciones, siambras, montes, bosques made-
ables y cortes de lefia;
Los products agricolas recogidos;
Las miquinas, aperos, y animals empleados en la
xplotaci6n agraria;
Los ganados de cria y ceba y los rebafios en gene-
al y sus Iproductos;
Los objetos muebles colocados permanentementes
ara adorno o comodidad en edificios rurales;
Y, en general, la cosas que las eyes consideran
nmuebles per aeoesi6n o Ipor destine, siempre que
nuere possible separarlos sin deterioro del p'redio o
nutilizaci6n de la industrial que en 61 se explota.
Art. 15.-Para constituir el contrato de prenda
en el caso del articulo anterior, presentara el deudor
una list valorada de los objetos que ofrece como ga-
rantia, la cual deben suseribir dos veeinos ter'ate-
nientes o duefios de siembras o plantaciones.
Al inscribirse esta en el Registro se .describirhn
con la debida wminuciosidad las propiedades agricolas
o semoventes pignoradas, y so facilitarA al prestamis-
ta, per el Registrador, un certificado de la list y
del contrato.
.Este certificado es endosable, sin mis requisites
que inscribir la transmisi6n en el Registro.
En la lista- original debera haeerse constar si los
bienes dados en prendas estin o no asegurados, y ca-
so' afirmativo, la cantidad per la que lo hayan side y
comnpafiia aseguradora, circunstancia de que se hari
mnrito en la inscripei6n.
Art. 16.-E1 prestamista poseedor del certificado
a que se refieren los articulos anteriores, tiene dere-
cho a las indemnizaciones que albonen las companies
de seguros, en caso de siniestro.
Art. 17.-Los creditos contraidos o inscriptos por
prestamos de dinero o efectos valorados precisamen-
te en dinero, hodho a los propietarios, colonos, par-
tidarios o arrendatarios sobre los frutos perteneeien-
tes al aio agricola en que dichos contratos se cele-
bren, tenldran en lo suceesivo Ipreferencia sobre cual-
quiera otros cr6ditos, por notorio que sea su privi-
legio, para el efeeto de pagar al prestamista el im-
porte de dichos frutos. Pero esta preferencia queda-
ra limitada tan solo al afio agricola.
Art. 18.--Para los efectos de esta Ley, el afio agri-
cola eoumenzar6 en primero de julio y terminarA en
treinta .de junior de cada afio.
No podri inscribirse ni se considerarh vilido pa-
ra los efectos de esta Ley, ningfin contrato 'de pr6s-
tamo sobre frutos que se ,celebre dentro de un afio
agricola sin estar cancelados los del anterior ni tam-
poeo cuando resultare embargado el inmueble o cons-
tase deducida acci6n judicial por consecuencia de
cr6dito o dereoho real anteriormente inscripto.
Art. 19.-E1 'duefio de cosa dada en prenda co-
mfn, el acreedor prendario de prenda confiada al
dendor o el tenedor del resguardo o de un dep6sito
que tengan noticias de que la prenda o cosa alma-
cenada se idestruya, corre peligro de grave deterioro,
ha sido. enajenada, pignorada a otra persona u oculi
A








6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


tada o que sepa que se han empleado medios para su
Socultaei6n o enajenaci6n, puede pedir segfn 1o creye-
re mhs convenient, .que se ponga .desde luego, bajo la
custodia de un tercero hasta que se cumplan los fines
del contrato o la resoluci6n y cumnplimiento de 6ste,
como si el plazo estuviere, ya vencido.
Esta cuesti6n se resolverh por los tramites de la
Orden nilmero 382 de 1900, en cuanto al procedi-
mierito, t6rminos y rcursos que deban emplearse, no
siendo de aplicaci6n a estos casos lo dispuesto en el
articulo 18 de esta Orden.
Los extremes que el demandante debe justificar,
son: su dereeho a la cosa segfin el contrato y el pe-
ligro o realidad de su destrucci6n, deterioro, p6rdida,
ocultaci6n o enajenaci6n.
.En defect de conformidad de las parties acerca de
Sla persona a quien se ha de encargar 4la custodia de
la cosa, el Juez la nombrara en la sentencia, pudien-
do reemplazarla despu6s, si fuere precise, con ins-
trucci6n de las parties.
Art. 20.-Las cosas mu6lMes, propiamente diehas,
o lo ganado dado en prenda, que se enajenaren frau-
dulentamente, asi como los sustraidos o robados, po-
drAn ser redlamados por quien *tenga dereeho a ello,
y reivindicados por sus duefos, de los que los hayan
adquirido con conocimiento del fraud o del .delito.
Constitute ,presunci6n del ,conocimiento .del frau-
de o del delito para 'los efectos civiles:
'Primero: La existencia de r6tulos, maquinas o
contrasefias que demuestren ostensiblemente su pro-
'niedad o responsabilidad a favor de distinta persona
de la que las haya empleado.
Segundo: La adquisici6n fuera del lugar de la
explotaci6n agricola o peeuaria a que corresponda,
de ganados que no lleven certificado acreditativos de
que el que los conduce puede disponer libremente de
ellos, cesando esta presunci6n y requiri6ndose enton-
ces prueba comp'leta del conocimiento del fraude o
del delito, cutando la adquisici6n se haya realizado
en ferias o mercados.
Las disposieiones de esta Ley -en nada alteran las
responsabilidades civiles y penales que nacen en los
delitos contra la propiedad cometidos respect de
las cosas, a que la misma se refiere, en cuyo-sentido
se declara applicable a la enajenaci6n o empefno que
haga el deudor de la Iprenda confiada a su cuidado
la penalidad establecida en el articulo quinientos se-
senta y uno del C6digo Penal vigente.
Art. 21.-Todo prestatario ,podrA pagar su deuda
antes del vencimiento y depositar su imported en el
Juzgado correspondiente si el prestamista se negare
a recibirlo, debiendo despachlrsele mandamiento ju-
dicial para que sea cancelada la inseripci6n.
En los casos de pagos anticipados se afiadirAn a
la liquidaci6n en favor del prestamista los intereses
correspondientes a los diez dias siguientes a aquel en
Sque el pago se verifique.
Art. 22.-Instituciones de crdito Agricola podrin
recibir ccrmo efectos mercantiles, los certificados pren-
darios de que tratan los articulos anteriores, bas-
tando con que 11even dos firmas.
Art. 23.-Oho dias despues del vencimiento de
la deuda sin haberse realizado el pago, podra el po-
seedor del contrato, del 'pagard del certifieado pren-
dario o -de los idemis efectos mencionados, pedir al
Juzgado Municipal o al de Primera Instancia a su
eleci6n, ser puesto en posesi6n de la prenda.o de la
parte de finea que la comprenda o que dicha prenda


sea vendida en public subasta en termino de diez
dias, de acuerdo con lo preceptuado en el articulo
1782 del C6digo Civil.
Caso de entrar en la administraci6n de Ia fiica o
part de ella, segin lo preceptuado en el articulo an-
terior, el acreedor, la conservara hasta cobrar.la can-
tidad prestada con sus intereses y nunca se extende-
ri esta administraci6n mAs alli del tiempo que fal-
te para veneer el afio econn6mico durante el que sub-
siste la preferencia. El Juez ante el :que se acuda
resolverh dar posesi6n al prestamista o a sus repre-
sentantes en el improrrogalble.plazo de veinte y cua-
tro ihoras, notificindose el auto que para ello se dic-
te al deudor, si estuviere en la finca de cuyos frutos
se .trate, o en otro caso, al encargado de ella y si
no se le encontrase alli: o estuviese abandonada,. al
Alca'lde Municipal.
Las resdluciones judiciales que recaigan con moti-
vo de las anteriores promociones y diligencias serAn
inapelables; pero contra las 'que denieguen lo soli-
citado en el inciso anterior cabrA el recurso de ape-
laci6n en un efecto para ante el Juez de Primera Ins-
tancia o la Audiencia respectivos, y si se declara con
lugar' la solicitud, se ordenarA al inferior practique
'lo interesado, a primera audieneia despues de reci-
bir la resoluci6n del reeurso.
Art. 24.-No se autorizarA la venta de cosedhas
pendientes; mientras no lleguen al period ordinario
de su madurez.
Art. 25.-Las preferencias y seguridades de las
hipotecas constituidas sobre predios rfisticos y edi-
ficios destinados a industries rurales continuarAn ri-
giendose por las disposiciones de la Ley iHipoteca-
ria vigente; pero con las modificaciones siguientes,
a menos que se trate .de las constituidas con anterio-
ridad a esta Ley en que el gravamen sea de carAc-
ter general.
Adom!s de lo preceptuado en el articulo 108 de la
Ley iHipotecaria vigente, la hipoteca no compren-
der :
Primero: Los muebles que se hayan colocados
permanentemente para adorno o comodidad, siempre
que puedan separarse sin deterioro del predio o edi-
ficio.
Segundo: Las mejoras que consistan en nuevas
plantaciones, obras de comodidad y adorno, si ellas
se hacen despues de 'la constituci6n de la hipoteca.
Tercero: Los frutos que al tiempo de hacerse
efectiva la hipoteca estuvieren pendientes o ya reco-
gidos, aunque no levantados.
Cuarto: Tratdndose de fincas de cafia, si la hi-
poteca constituida incluyese .&stas, no se extenders a
la parte de azicar que correspond a los colonos, 'bien
proceda la misma de la cafia propia del predio hipo-
tecado o de fuera de 61.
Quinto: Las indemnizaciones debidas por el se-
guro de las cosas enumeradas en este articulo, caso
de siniestro.
Art. 26.-Los arrendatarios de piredios riisticos y
de edificios destinados a las industries agricolas, por
cualquier t6rmino que fuere, que consten en escri-
turas pfiblicas o en documents fehacientes, acta o
mandamiento judiciales, inscriptas en el Registro del
Cr6dito Agricola, pueden inscribirse en el de la Pro-
piedad para el efeeto de perjudicar a tercero hipo-
tecariamente.
SArt. 27.-El contrato de prenda coming, o sea el
constituido por tradici6n o entrega de la cosa ofre-
cida en garantia, da preferencia absolute sobre la







DIAR1O DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES 7


.prenda al que la tenga en su poder o en la de un
tercero, para aseg-rar la dbligaci6n principal, siem-
pre que dicho contrato se halle inscripto en e0 Re-
gistro del lugar de la explotaci6n a que corresponda
Ja cosa empefiada; y solo podrA im(pugnarse su vali-
'dez por fraud imputado al acreedor prendario.
Art. 28.-Para la inscripci6n, que' ser obligatoria,
de todos los contratos y documents a que se refiere
esta Ley, se crea un Registro del Cr6dito Agricola
del que se encargaran los Registradores de la Pro-
piedad actuales en las loblaciones donde existan -hoy
estas oficinas, al que se 11evarin todos los dichos
contratos o documents otorgados en el T6rmino Mu-
nicipal en que radique el Registro -de la Propiedad.
'Cuando la operaci6n se realize en sitio distinto de
aquel, en que radique el eRgistro, pero dentro de su
circunscripci6n, acuidirAn las parties ante el Notario
del lugar en que se hallen o al mas jpr6ximo, el cual
aparte su intervenci6n para otorgar el document de
que se trate, anotarA, extractAndolo, en un libro que
al ofeeto ha de llevarse, el testimonio, acta o docu-
mento fehacienite que ha de inscribirse, remiti6ndolo
eh seguida ipor correo comio .correspondencia official
y mediante recibo que en la oficina postal se le ex-
tenderA, al Registrador de la demarcaci6n del cual se
'recogeri, igualmente, recibo en que dieho funciona-
rio consignark Ja hora exacta en que llega a su powder
el documentnt.
Al mismo se Ihabrk de acompafiar un giro por el
imported de los honorarios del Registrador, -cuya as-
cendencia, remitente y destinatario deberAn hacerse
constars en el extract que en el libro indicado, ex-
tienda el Noatrio; y, en su case, la carta de pago.
El Registrador presentarh el document en el Dia-
rio tan pronto lo reciba, inscribi6ndolo en un termi-
no de cinco dias al expirar los cuales lo devolveri
en igual forma que lo reci'bi6, al Notario remitente,
quien lo entregarA al interesado, mediante la firm
de la entrega, que harA constar en el libro referido.
UEl Notario cobrarh por la nota de remisi6n $0.50 y
por la nota de entrega otros $0.50.
Lo preeeptuado anteriormente, no obsta a que los
interesados qu'e 1o deseen puedan gestionar por su
cuenta la inscripci6n en el Registro del iCr6dito Agri-
cola correspondiente.
Los Registradores hardn coristar en las inscripcio-
nes del Registro Agricola el nfimero .de las fincas en el
de la Propiedad o si no esthn inscriptas.
Art. 29.-En estos Registros se inscribirin:
Primero: Los contratos de cr6ditos agricola, bien
scan simples, bien garantizados por fladores, bien ase-
gura'dos .con prendas, ya constituyendo el contrato de
prenda agricola, ya en el de prenda coming, sobre ob-
jetos agricolas.
Segundo: Sin pperjuicio de su inscripei6n n el Re-
gistro de la (Propiedad, cuando proceda, y al solo ob-
jeto de su publicidad, en cuanto a los prestamistas
con garantias de los frutos o rentas, los contratos'de
arrendaimiento de fincas rfisticas, de colonias de ca-
has, de aparceeria agricola o pecuaria, de precario y
cualquiera otro dilatoral que tenga por' objeto explo-
tar tierras, realizar o mejorar siembras, o utilizar ga-
nados ajenos.
Tercero: Todos los demis contratos que de acuer-
do con esta Ley carecen de eficacia contra tereeros,
mientras no esten inscriptos.
Art. 30.-Las inscripciones deben practicarse an-
te el Registrador Agricola de la localidad, a que co-
rrespondan 'los bienes sobre que se haga la operaci6n


y cuando 6sta no afecte a las propiedades determina-
das, podrn hhcerse la inscripci6n en el Registro Agri-
cola que corresponda al -domicilio del deudor.
A eontinuaei6n de esta inscripci6n se inscri'biran,
sueesivamente, los contratos agricolas que se otor-
guen relacionados con la misma finca.
Si se trata 'de bienes agricolas o pecuarios, situa-
dos en diferentes iMunicipios, deberh hacerse la mis-
ma en cada uno de los correspondientes.Registros.
Si el pr6staimTo se hiciere a colonos; arrendatarios,
o aparceros, a eontinuaci6n del extract .de la ins-
cripci6n primera se inscribirA el del arrendamiento,
aparceria o colonato, cuando una de estas entidades
'hubiere contratado el pr6stamo solbre los frutos. Di-
chos contratos deberAn contender la descripci6n de
todo el inmueble o la de la parcel que exploten los'
prestatarios, con expresi6n de los linderos generals
de la finca principal, del 'plazo, del preeio y forma
de pago del arriendo o partioipaci6n que en 'los fru-
tos Ileven los propietarios del inmueble, con las de-
m'is circunstancias 'que se estipuleh.
Esta inscripci6n no producirA los efectos del ar-
ticulo segundo, nfimero quinto, :de la Ley Hipoteea-
ria, a menos que el arrendamiento reuna las cir-
cunstancias en dicha Ley y Reglainmen'to establecidas
Sse inscriban en el'Registro de la Propiedad, en el
Sque podran contitiuar inseribi6ndose no solo estos,
sino los demis anklogos que autoriza aquella Ley.
Art. 31.-Si el predio no constare inscripto en el
Registro 'de la Propiedad podrin instruirse ante los
Notarios expedientes posesorios en forma annloga a
lo dispuesto por el articulo tercero, de la Ley Hipo-
tecaria, pero sometiendo dioho expediente a la auto-
ridad judicial para que esta disponga o no la ins-
cripci6n o exija, en su caso, mayor justificaci6n o
la subsanaci6n de defeetos, si de ellos adoleciera,
siendo siempre esta inscripei6n sin perjuiei6 de ter-
eero, de mejor derecho.
Art. 32.-La inscripci6n ha de fundarse en escri-
tura pfiblica o document privado, cuyas firmas estin
autenticadas por Notario o mandamiento o acta no-
tarial, debiendo quedar archivada, caso de tratarse do
document *privado, una copia literal del imismo, ru-
bricada y sellada por el Registrador.
Art. 33.-La inscripci6n debera ser breve y suma-
ria, conteniendo en extract las .elAusulas capitals
del document, para que no/quepa duda de la obli-
gaci6n que se aseguaa y do la persona a cuyo favor
se haee la aseguracion.
Si so trata de escritura pfblica se consignara siem-
pro el protocolo de su original y si de mandamiento
o acta judicial, el Tribunal, Secretaria y expedientes
.de que proceda.
La manifestaci6n o aeta judicial a que se refieren
los articulos anteriores, senr un atestado levantado
ante el Juez Municipal o de Primera Instancia del
respective Distrito, firmado por los interesados si sa-
ben o pueden 'hacerlo o por personas a su ruego y s1
Secretario, debiendo depositarse este documenito, del
que se podrin 'expedir las certificaciones necesarias,
en el Arclhivo General del Juzgado. Estos atestados
deben estar enumrerados por orden correlativo y en-
viarse de los mismos una relaci6n mensual a la Au-
diencia respective. A este atestado habrAn de refe-
rirse en su caso, la inscripci6n ,y 'las notas del Re--
gistro.
Art. 34.-Las inscripeiones se cancelarAn:-Prime-
ro.-Por sentencia judicial fire; Segundo.-Por vo-







8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAM1iRA DE REPRESENTANTES


luntad de las parte expresadas don las mismas so-
lemnidades exigidas para la inscripci6n.
Las obligaciones a termino se refutarin caducadas
no en cuanto a ellas, sino en cuanto a 'dicha caduci-
dad o cancelaci6n de sus garantias, a la exipiraci6n
del afio agricola, si no (ha mediado .renovaci6n o pr6-
rroga.
Art. 35.-Estos Registros serin pfiblicos:
Los encargados de llevarlos esthn obligados a ma-
nifestar a qui6nes lo soliciten, la parte de los mismos
que se les pida y flibrar6n certificaci6n de su conte-
nido a todo el que tenga interns en obtenerlas.
Art. 36.-Los Encargados del Registro Agricola
cobraran por todas las operaciones que practiquen
hasta quedar inscripto el document: Un -peso por
las que no excedan de $2,000; dos pesos por las de
$2,000 a $5,000; cuatro pesos por las de $5,000 a
$10,000; seis pesos por'las de $10,000 a $20,000; y
diez pesos por las de $20,000 en adelante, debiendo
abonarse cuando se trate de estas iltimas, veinte y
cinco centavos ipor cada mil pesos que exceda de los
veinte mil indicados. Por las cancelaciones cobrarain
un peso.
Por cada certificaci6n en relaci6n, un peso y en las
literales, ademis, por cada asiento, que se inserted, a
excepci6n del primero, diez centavos.

Del orden de preferencia y prelaciones.

Art. 37.-Tendran prelaci6n especial sobre los fru-
tos, eualquiera que sea su situaci6n, sdbre las cose-
chas, siembras,- arbolados, coites de lefia, y cuanto
mis pueda ser objeto de operaciones agricolas, en el
siguiente orden:
A.-El IEstado, la IProvincia o el Municipio por el
imported de la iiltima anualidad de los impuestos que
deben satisfacer 'dichos bienes.
B.-El asegurador por la anualidad corresp;ondien-
te al afio en que se hubiere producido la cosecha ase-
gurada si el seguro es a prima fija; por el dividend
correspondiente, si es mutuo y por los dos iltimos
dividends o primas si el scguro fuere sobre arbola-
do u otra case de plantaciones de mayor duraci6n
que la cosecha ordinaria.
C.-Los almacenes generals o cooperatives de de-
,p6sitos sobre los frutos en 41 depositados, por los gas-
tos de transportes, almacenaje y conservaci6n.
D.--E dueflo director por la filtima renta en des-
cunbierto y la parte vencida .de la corriente.
E.-E1 arrendador del prodio que haya produci-
do los frutos por la filtima renta y la /parte vencida
de la corriente.
F.-Los acreedores prendarios seglin el orden de
fedhas en que aparezcan presentados en el Registro
los documents de sus cr6ditos respectivos.
Art. 38.-Tendran prelaci6n especial sobre los ga-
nados, mhquinas, aperos, y demrs muebles legalmen-
te reputados inmuebles por destino, por el orden de
su enumeraci6n.
A.-El IEstado, la Provincia y el Municipio en los
(mismos t6rminos .del articulo anterior.
B.-El asegurador por las primaas de los dos filti-
mos afios en el seguro a prima fija o por los dos filtimos
dividends en el mutuo..
C.-El -duefio del ganado dado.en aparceria sobre
los products repartibles del mismo, por la parte que
le correspond, a tenor de su contrato inscripto en el
Registro Agricola en el moment de hacerse el pris-
tamo.


D.-El vendedor -do mkquina, aperos, o muebles y
del iganado por el precio no pagado.
E.--E1 arrendador por los imlismos concepts que
expresa la letra E. del articulo anterior, si se tratare
de un arrendamiento inscripto antes que la prenda.
F.-Los aereedores prendarios por el orden que
indica el Registro.
G.-El arrendador con derecho no inscripto o ins-
eripto despu6s que. el contrato de prenda.
Art. 39.-Los aereedo'res a que se refiere el articu-
lo anterior, salvo el Estado, el asegurador y los .que
lo sean por arrendamiento, exceptuhndose los acree-
dores que lo sean por trabajos personales, solo disfru-
tardn de preferencia con relaci6n a los tambien pri-
vilegiados de categoria sucesiva, si estuviesen ins-
criptos los contratos de que se derivan tales privi-
legios.
Art. 40.-Los acreedores privilegiados se entende-
rnn subrogados por el propio orden de-su prelaci6n,
al deudor asegurado en el cobro de la indaownizaci6n
debida, caso' de siniestro de la cosa sobre que recaiga
el privilegio.
Art. 41.-Los privilegios que tengan-por esta Ley
t6rmino marcado, pueden prorrogarse convencional-
mente por un period igual pero sin que se entienda
que la ampliaci6n eperjudica en ningiin caso a otros
previlegiados que ya lhubieran inscriptos sus derechos
con 'feoha anterior.
Art. 42.--El duefio direeto, el arrendador, y en
general, los diversos acreedores privilegiados con ex-
cepei6n del Estado, la Provincia y el !Municipio, pue-
,den renunciar en todo o en parte a su privilegio y
cederlo a cualquier otro acreedor por titulo agricola;
pero, para que estos actos produzean todos sus efec-
tos, deben hacerlo constar en el Registro.
Art. 43.-El que se halle al corriente en el pago
de las obligaciones privilegiadas, puede acreditarlo
por medio de los correspondientes recibos o certifi-
cados e inscribirlos en el Registro del 'Credito Agri-
cola creado por esta Loy.
SArt. 44.-Para la prioridad en el pago concurrien-
do diferentes aereedores, regirA el orden de preferen-
.cia y prelaciones scfialados. Los demis cobrarAn Ipor
el orden de insoripci6n de sus contratos en el Regis-
tro y con preferencia a los no inscriptos aun cuando
fuere posterior a su credito.

Del Credito Agricola Nacional.

SArt. 45.-Todo pristamo o anticipo de fondos por
el que se entreguen sumas con' garantia de un in-
mueble para imejoras ipermanentes en 6ste, podrk
acogerse a los beneficios .de esta Ley como credito
agricola territorial, entendi6ndose por mejoras per-
manentes aquellas cuyas consecuencias se extiendan
a mds de cinco cosechas.
Art. 46.-E1 pirestamista que lo sea de un colono,
partidario o arrendatario, no tendrni el derecho de
preferencia que sobre los 'frutos se le concede sino
en,tanto que est6n pagadas las rentas o entregadas
las parties alicuotas de los frutos que se deban al
propietario, seglin contrato.
El,aereedor, caso de incumplimiento por parte del
deudor de estas obligaciones, podri subrogarse en'el
lugar de 6ste, entregando al propietario las rentas o
los frutos que se le adeuden.
Art. 47.-Los aereedores del propietario, colonos o
arrendatarios que no lo fueren por pr6stamo agrico-
la, no podirn dirigir su acci6n contra los frutos del







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.---CAMARA DE REPRESENTANTES 9

inmuneble dados en garantia al prestamista con per- Art. 55.-Este certificado ,que se llamarA "iCdula
juicio de 6ste, siamipre que se 'hubiere inscripto su de.titulo de la propiedad inmueble", podri ser dado
contrato de acuerdo con esta Ley. en 'prenda de todo prestamo agricola, quedando en
Art. 48.-Los acreedores ,del propietario de in- poder !del prestaFm!ista y haciendolo constar en el
muebles, arrendatario o colono, que lo scan por de- Registro de la Propiedad a los d*o:t.,, de su prela-
reclho real, s6lo lo ipodrAn hacker efeetivo sobre las ci6n respect de toda inscripei6n o anotaci6n pos-
rentas que la finca produzca o sobre la participaci6n terior.
que en los frutos le correspondan, y, respectivamen- Art. 56.-La C6dula de Titulo ,darA derecho a su
te, en los casos y con las limitaciones previstas en poseedor siemnpre que no fuere reembolsado del pr6s-
esta Ley. tamo en la fecha y condiciones estipuladas y estando
Art. 49.-De.las deudas que no scan por contrato inscripta la trasmisi6in de la 'misma en los -Registros,.
sobre frutos, responderA el colono o arrendatario con a pedir judicialmente la venta de la finca en pfiblica
,os que de'estos le queden libres y con sus demis subasta y por cuenta del propietario, thasta cobrar el
bienes. prstamo.
Art. 50.-Respecto del dominion del inmueble y de Caso de haber exceso de 'precio, quedara a' favor de
los derechos reales sabre el mismo, queda en vigor dicho propietario.
lo dispuesto en la Ley Hipotecaria vigente, pudien- Art. 57.-La posesi6n inseripta en :e Registro de
do por tanto, embargarse, cederse y enajenarse con la Piropiedad, podri conventirse en dominion concu-
tal de respetar el derecho de los prestamistas sobre rriendo las siguientes fnicas circunstancias.
Primera: Que ha~yan transcurrido oinco afios des-
los frutos durante el, afio agricola eii que se hayan Primera: Que hayan transcesridoino.aos d
celebrado los contratos. de la ifecha de la icripci6n posesoria.
a fina vdida q r e ie t c e egunda: Qie no haya otra inscripci6n de po-
La finca vendida quedarh li'bre de toda clase de ssin contradictoria; y
gravAmenes, tan pronto como se haya realizado la Tercera: Que anunciada por medio de un edicto
cosecha pendiente al hacerse el embargo. en el cperindico official 'de la Repfblica la conversion,
Art. 51.--Los acreedores por derechos reales con- transeurra el tmrtmino de treinta dias sin que se es-
creditos legitimos y vencidos que hu'bieren obtenido tablezca reclamaci6n judicial alguna.
mandamiento de ejecuci6n, Ipodrin subrogarse en lu- Art. 58.-E1 articulo 29 de la Ley Hipotecaria vi-
gar de los prestamistas sobre Trutos, pagando a 6stos gente, quedara redactado del siguiente modo:
lo que se les deban pqr cuenta del prestamo. El dominiono o cualquier otro derecho real que se
Art. 52.-Los- embargo deeretados por la autori- mencione, expresamente en las inscripciones o ano-
'dad judicial o administrative, por cr6ditos hipote- taciones preventivas, aunque no est6 consignado en el
,carios, escriturarios o quirografarios o procedentes Registro por medio de una inscripci6n separaida y es-
dce cualquier obligaci6n nacida de acto o contrato special, surtira efeetos contra terceros durante el pla-
que no sea de aquellos a que exelusivamente se re- zo de seis meses a contar desde la feeha del asiento
fiere esta Ley, excepei6n hecha 'de las hipotecas lega- .de presentaci6n del titulo respective.
les a favor del Estado, la ,Provincia y el Municipio, Si la persona a cuyo favor estuviere heoha la men-
no podran hacerse nunca efectivos sobre los frutos si6n pudiera ser notificada personalmente, en este
dados en 'garantia por el deudor con arreglo a los caso el plazo sera de un afio y se notificarA por la
articulos precedentes. Gaceta Oficial, dos peri6dicos de circulaci6n en la
.Si contraviniendo esta disposici6n, se efectuase al- Capital y otro en el tugar donde estuviere situado el
gfin embargo, sin perjuicio de la responsabilidad del ininueble. Los edietos se pu'bl'iearan cada tres meses
funcionario que lo ihubiere decvetado, se levantarA el en dos dias consecutivos.
nmismo tan pronto lo solicit ,quien legitimamente Lo dispuesto en el i'p.',iC.f anterior, se entenderh
pueda presentar alguno de los doctimentos a que esta sin perjuicio de la obligaci6n de insoribir dentro de
Ley se refiere. dicho plazo los referidos derecihos y de la responsa-
El procedimiento para solicitar dieho dcse-mbargo, bilidad en que 'pueda incurrir la persona que en casos
sea la que fuere la cuantia. del pr6stamo o de la obliga- detenmiinados deba pedir la inscripei6n. Transcurri-
ci6n, sera el que sefiala la orden trescientos sesenta do el aludido caso de seis meses sin solicitarse la ins-
y dos de imil novecieitos. .ripci6n de las cargas mencionadas, no producirdn
Art. 53.-E1 nfimero sexto -del articulo 107 de la estas efectos contra terceros, ni se hari m@rito de
Ley Hipotecaria,vigente se entendera adicionado con ellas en las inscripeiones sucesivas, ni se corhprende-
este segundo phrrafo: "Igualmente podran hipotecar- ran ,como vigentes en las contificaciones que se ex-
se las vias f6rreas ide carActer 'particular y su -mate- pidan.
rial rodante, los servicios de agua, vias telef6nicas, Se exceipti'ia la menci6n a que se refiere el articulo
telegrAficas o -de telegrafia sin hilos particularse, septimo de la Ley Iipotecaria que continnark sur-
planta electrica, para general fuerza motriz o luz, tiendo efectos contra terceros mientras-no se canceled
o cualesquiera otras para producer alumbrado o sub- o libere por alguno de los medios que establece dicha
venir a efalquier servicio" legislaci6n hipotecaria.
Art. 54.-E1 propietario, de todo inmueblle, podri, El t6rmino de ciento oahenta dias establecido en
presentando la titulaci6n .del imismo, y depositindola la Imlisma para diehos expedientes dde liberaci6n se
en el Registro de la Proipiedad en que est6 enclava- entendeni reducido de treinta a noventa dias a jui-
do, pedir al Registrador un certificado de dicha titu- cio del Juez.
laci6n. Este certificado se extender en un modelo Art. 59.-Aparte del procedimiento judicial sena-
impreso y debera contender las indicaeiones esencia- lado para el cobro de ereditos hipotecarios en el ea-
les para la determinaci6n de la finca, limitaciones que so de que 6stos no se hubieran satisfeeho a su venci,
afecten al dominion y estado de sus carigas. miento, se autoriza por esta Ley a los acreedores pa-
La expedici6n del mismo se anotari en cl Registro ra que opten por este procedimionto o por el que se-
d la Propiedad. fiala el articulo mil ochocientos setenta y dos del C6-
( '. ; .,








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRE;SO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


digo Civil, para proceder ante Notario a la enajena-
ci6n del inmueble derecho real o efeeto de cridito te-
rritorial gravado.

Reglas Generales sobre el Credito Agricola.

Art. 60.-Los contratos celebrados dentro del ailo
agricola, de primero de julio a treinta de junio, ins-,
criptos conform a esta Ley, se cancelarAn de oficia
este filtimo dia, conste o no pagado el crbdito del
prestamista, salvo el caso exceptional .de que se prue-
be con diez dias de antelacion al vencimiento de dicho
termino, que no ha podido recogerse la cosecha para
diiha feeha en cuyo caso nunca debe deferirse dicha
cancelaci6n imlis de dos nieses a contar desde dicho
treinta de junio.
iCancelados diohos contratos corresponderan a los
prestamistas las demas acciones civiles que el tdere-
cho coimin les reconoce.
Art. 61.-La entrega al acreedor de los frutos da-
dos en garantia solamente podra suspenderse cuan-
do un tercero afiance a satisfaccion los perjuicios que
con la suspension pudieran ocasionarse al aereedor, in-
cluyendo una eantidad para costas p1-..iI-, que en
ningiun caso excederh del veinte por ciento del prin-
cipal. ,Mientras no se dde esta fianza el aoreedor debe-
rh Ipereibir los frutos afectados, pudiendo venderlos
conforme a las disposiciones de esta Ley.
Cuando los frutos dados en garantia hayan sido en-
tregados al aereedor, podra este venderlos en cuanto
alcance a cubrir su cr6dito, segfin lo convenido, siem-
pre que la venta se lhaga por el. precio medio que
tuviere la especie en -el mereado, acredit.indolo con
certificaci6n del Colegio de 'Oorredores, si existiere
en ]a poblaci6n, y no habi6ndolo, con certificado de
la autoridad municipal cornepondiente, debiendo in-
tervenir corredor -de comercio si lo hubiere on el lugar
de la venta.
Cuando exist ,procedimiento judicial y adminis-
trador nombrado por el Juez, la venta-en los casos
que proceda y on cuanto a la fijaci6n de precio, so
haiisi en la misma forma.
El tercero que compare los frutos vendidos en una
u otra form, los adquiere irrevocablemenite, sin res-
ponsabilidades ulteriores, sirvi6ndole de titulo el con-
trato de compra.


Art. 62.--Los Jueces bajo su mas estrecha respol-
sabilidad, proveerdn dentro de las veifite y cuatro
horas siguientes a su Ipresentaci6n, los escritos que se
presented para promover cudalquier diligencia de las
que den Iugar los actos o contratos sobre que versa es-
ta Ley; y bajo la misma responsabilidad los Jueces ex-
hortados cuidaran de que en igual plazo se cumplan
las diligencias que se les encomienden.
Art. 63.-Sin perjuicio del procedimiento que se
estalblece en esta Ley Ipara el cobro .de obligaciones
agrarias, pddr, el prestamista, caso de ineumplimien-
to por parte del deudor, nombrar un apoderado para
que vigil la producci6n .de la finca.--il duefio, co-
lono o arrendatario, estarin obligados a dar entrada
en ella al designado, cuanta veces lo deseare, pero pa-
ra hacerlo, deberh 6ste obtener autorizaci6n del Juez
Municipal del lugar donde la finca radiquc, la cual
habrA de otorgilisele tan pronto lo solicite, presen-
tando, el contrato agrario inscripto en el Registro y
el powder del prestamista.

Disposiciones Fi.i,,ill

Art. 64.-Los contratos de pr6stamo, asi como todas
las operaciones a que hace refereneia esta Ley, es-
tarin exentos de todo impuesto por raz6n de dere-
chos fiscales, siompre que su cuantia no exeeda de
diez'mil pesos; y excediendo abonarin la mitad de
los dereihos que le correspondieren:
Art. 65.-Las Instituciones de cridito agricola que
se organicen de. acuerdo con esta Ley, estaran exen-
tas durante los cinco primeros afios de su estableci-
miento, del impuesto de dereechos fiscales y de la con-
tribuci6n 'industrial y de comercio )or las operaeio-
nes de today clase que realize.
Art. 66.-Los prestamos hipotecarios constituidos
hasta la fecha .de la publicaci6n de esta Ley, conser-
varin todos los dereohos que les reconoce la legisla-
ci6n hipotecaria vigente en la (Repfiblica y, principal-
mente, el-titulo quinto de la misma.
Art. 67.-Quedan denogadas todas las Leyes y dis-
posiciones que se opongan a lo prevenidb en la pre-
sente.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n Especial de la
Cilmara de Representantes, a los quince dias del mes
de diciemibre de mil novecientos diez y site.


Rambla, Bouza y C.-, Obispo 3S y 35, Habana.


=' --------~


10


L




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs