Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00651
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00651
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text











DIARY I EU SESIONES

DEL

CONGRESS DE LA REPBULICA DE CUBA


SEPTIMO


PERIOD CONGR ESIONAL


LEGISLATURE


VOL. XXIII HABANA, 14 DIE NAYO DE 1915 NUM. 12


C mara


Sesio'n


de Representantes


ordinaria.-12 de Mayo de 1915


Presidencia del Sr. Orestes Ferrara Marino.

Secretarios: Sres. Enrique Roig Fortesaavedra y Raul de Cardenas Echarte.


SUMARIO


.A las 4 p. m., se abre la sesi6n. Mensaje del
Ejecutivo, solicitando se incluya en los Presupues-
tos pendientes de discusi6n, el credito de la Wes-
tern Railway Co., por obras en el paradero de Con-


SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se abre la sesi6n.
(Son las cuatro).
Lectura del acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas, lee):
I Se aprueba el acta ?
(Silencio).
Aprobada.
Lectura de un mensaje presidential.
(El Oficial de Actas, leyendo):
MENSAJE
Al Congress:
En cumplimiento del articulo IV de la Ley de 15 de
Mayo de 1914 que concedi6 un crcdito de noventa y
tres mil pesos para que el Estado indemnice a la
"Western Railway of Havana Limited," por las obras
de aproximaci6n del paradero y almacenes de la Em-
presa hasta llegar a la villa de Consolaci6n del Sur,
ruego al honorable Congreso que incluya el referido
credito en el proyeeto de Presupuesto de 1915 a 1916,


solaci6n del Sur. Otros mensajes y comunicacio-
nes. La reform del C6digo Penal. A las sie-
te menos cinco, p. m., se suspended, por falta de quo-
rum, la sesi6n.


sometido a sus deliberaciones por mi Mensaje de 11 de
Noviembre de 1914.
Palacio de la Presidencia, en la HIabana, a seis de
mayo de mil novecientos quince.
(f)-M. G. Menocal.
Al Congress:
Por Ley de 18 de julio de 1910 promulgada en la
edici6n de la Gaceta Oficial del siguiente dia 19, auto-
riz6 el Congreso al Ejecutivo para que dispusiera de
la cantidad de. un mill6n trescientos mil pesos, desti-
nindola i la construcci6n de dos mil casas pequefias al
costo de seiscientos cincuenta pesos eada una, que.se
adjudicarian por sorteo a padres de familiar (cubanos
o naturalizados) de buena conduct, que no coritaran
con mAs recursos que los que les proporcionara su
trabajo personal, previa inscripci6n en el Registro de
Aspirantes que por precepto del articulo VII de la
propia Ley, se-abri6 en la Secretaria de Agricultura,
Comercio y Trabajo; distribuy6ndose la totalidad de
las easas en la proporci6n establecida en el articulo II
de la repetida Ley, sin aumento de precio, pagando su
imported en el modo y forma prefijados en cl articulo
I '


PRIMER








2... DIARIO DE SESIONES DEL CONGRES3.--CAMARA DE REPRESENTANTES


IV, o sea por mensualidades iguales de seis pesos veinte
y cinco centavos, de cuya cuota se dedicarhn cinco pe-
sos cuarenta y dos centavos para amortizaci6n del va-
lor del inmueble, que vendrA a resultar redimido a los
diez ai. fi-. y los ochenta y tres centavos restantes se
aplicarAn al pago del servicio de agua, donde la hu-
biere, y gastos de administraci6n; cargindose el valor
del servicio de agua, donde la hubiera, a a amortiza-
ci6n de la principalidad adeudada.
Posteriormente el Congreso, con la plausible inten-
ci6n de dar a las classes trabajadoras mayores facilida-
des para solventar el compromise del pago del inmue-
ble, modific6, por la ley de 22 de marzo del corriente
afio, publicada en la edici6n de la Gaceta Oficial, del
siguiente dia 23, el estipendio que deberin pagar los
adjudicatorios, fijando en tres pesos doce centavos
mensuales, prorrogindose asi hasta veinte afios el
tienipo para el reembolso, segfin lo especifica el articu-
lo primero de la nueva Ley, por la cual resultaron
substancialmente derogados los articulos IV y V, de la
Ley anterior de 18 de julio de 1910, segfin precepto del
articulo III de la nueva ley que motiva la present ex-
posici6n.
Empero, sucede que en la modificaci6n introducida,
no se menciona bajo ninguna consideraci6n la parte
proporcional de la municipalidad que ha de separarse
para el pago del servicio de agua de los gastos de ad-
ministraci6n, y juzgando que esas erogaciones, calcu-
ladas en la Ley de 18 de Julio de 1910 en ochenta y tres
centavos, deben seguir la misma proporcionalidad es-
tablecida para la cuota mensual, o sea deduciendo de
esta los cuarenta y uin centavos que es la mitad incom-
pleta de ochenta y tres, tendrian que aplicarse a la
amortizaci6n dos pesos setenta y un centavos que en
los doscientos cuarenta meses que comprenden los
veinte afios, cubren los seiscientos cincuenta pesos en
,que se valora ]a casa; pero, en cambio, los cuarenta y
un centavos que se reservan para el pago del servicio
de agua y los gastos de administration, no bastan a
cubrir esas obligaciones, supuesto que el consumo de
agua excede con much pues en el ayuntamiento de
Marianao, al que pertenece el barrio de "Redenci6n"
donde estAn ubicadas las casas para obreros, se pagan
por concesi6n graciosa acordada por el Cabildo en be-
neficio de la clase trabajadora seis pesos anuales para
el abastecimiento de agua, partida que excede de un
peso ocho centavos a los cuatro pesos noventa y dos
centavos que en los doce meses sumarian los cuarenta
y un centavos mensuales; siendo, por tanto segunro,
que al final de los veinte afios cerrarA la cuenta con un
deficit de veinte y un pesos sesenta centavos sin contar
con los gastos de administraci6n que en proporciona-
lidad correspond a cada inmueble, los que desde luego
vendrAn a aumentar ese deficit.
Resulta, pues, que dejando transcurrir las cosas tal
cual quedan establecidas por la Ley de 22 de marzo de
este afio, no podrA atenderse por la Secretaria, Comer-
cio y Trabajo el abastecimiento del agua ni a los gas-
tos de administraci6n; surgiendo en consecuencia, un
estado normal que perjudicarA a los propietarios de
las casas subsidiariamente al Estado.
Por estas consideraciones, el Ejecutivo estima per-
tinente llamar la atenci6n del honorable Congreso so-
bre este interesante asunto, para que en su vista adop-
te el acuerdo que consider acertado.
Palacio de la Presidencia, en la Habana, a seis de
Mayo, de mil novecientos quince.
(f)-M. G. Menocal.

SR. BETANCOURT (ALFREDO) : Pido la palabra.


SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Se trata de una modi-
ficaci6n que introduce el Ejecutivo a los proyectos dc
Presupuestos para el afio de 1915 a 1916. Pasard este
Mensaje a la Comisi6n de Hacienda para que tome
nota del mismo al tiatar de los presupuestos nacio-
nales.
Tiene la palabra el senior Betancourt.
SR. BETANCOURT (ALFREDO) : Renuncio a hacer uso
de la misma, porque el senior Presidente ha explicado
ya lo que yo me proponia decir. Tenia el prop6sito
de presentar una proposici6n de Ley, pero pasando el
Mensaje a la Comisi6n dicha.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Otro mensaje presi-
dencial.
SR. PRESIDENTE (FERRARA): Otro mensaje presi-
dencial.
(El Oficial de Actas, leyendo):
SR. VALDES CARRERO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : La tiene S. S.
SR. VALDES CARRERO: Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Para suplicar a la Presidencia de la
Camara que pase ese Mensaje a la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos con objeto de hacer eiertas aelara-
ciones al Ejecutivo, pues por lo que he oido leer, pa-
rece ser que no ha entendido el negoeiado correspon-
diente a ese ramo: la forma en que fu6 desenvuelta la
Ley de 22 de Marzo. La Comisi6n de Hacienda y Pre-
supuestos harA las aclaraciories correspondientes y el
Ejecutivo podri satisfacer las necesidades que tiene
que cubrir con ese eredito.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : El senior Vald6s Carre-
ro propone que ese mensaje pase a la Comisi6n de Ha-
cienda y Presupuestos. Los que esten conformes se
servirAn ponerse de pie.

(Los sejiores Representantes, en mayoria, sc po-
nen de pie).
(Es aprobado).
(El Oficial de Actas, leyendo):

Habana, Mayo 7, de 1915.

Sr. President de la Cimara de Represeanantes.

Sefior:
En cumplimiento de lo dispuesto en el articulo doce
de la Ley de Relaciones entire la CAmara de Represen-
tantes y el Senado, tengo el honor d remitir a usted,
copia de una Proposici6n de Ley creando una Escuela
de Enfermeras Especiales de Parto y Nifias en cada
una de las capitals de las provincias de Pinar del Rio,
Matanzas, Santa Clara, Camagiiey, y Oriente, la cual
ha sido presentada y leida en la sesi6n celebrada por
este Cuerpo, el dia do la fecha.
Muy atentamente de usted,

(f)-E. Sdnchez Agramonte, Presidente.
(f)-Julidn Godinez, Secretario.-(f)-M. Lla.
nera, Secretario.

SR. PRESIDENT (FERRARA) : La C'Amiara se da por
enterada ?
Enterada.
Se va a dar lecture a otra comunicaci6n, procedente
del Senado.


(El Oficial de Actas, leyendo):








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 3


Habana, 5 de Mayo de 1915.

Sr. President de la CAmara de Representantes.

Sefior:

En cumplimiento de lo dispuesto en el articulo doce
de la Ley de Relaciones entire la CAmara de Repre-
sentantes y el Senado, tengo el honor de remitir a usted
copias de las proposiciones de Ley que a continuaci6n
se expresan, las cuales han sido presentadas y leidas
en la sesi6n celebrada por este Cuerpo el dia de la
fecha.
Concediendo un cr6dito do treinta mil pesos, para
reparaciones y construcci6n de dos salas en el edificio
Centro Escolar Luz Caballero, en la villa de Col6n.
Concediendo una pension de mil doscientos pesos
anuales al coronel Francisco del Castillo; y
Modificando la Partido 253 de los Aranceles vi-
gentes.
Muy atentamente de usted,
(f)-E. Sinchez Agranmonte, Presidente.-Jultian
Godinez.-Gonzalo Perez, Secretario.

La Camara se da por enterada ?
(Silencio).
(Enterada).
Se va a dar lecture a otra comunicaci6n procedente
del Senado.

(Oficial de Actas, leyendo):

REPUBLICAN DE CUBA.-SENADO

Habana, 30 de Abril de 1915.

Sr. President de la CAmara de Representantes.

Senior:

El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la feeha,
acord6 modificar el Proyeeto de Ley remitido por ese
Cuerpo Colegislador en 15 de Noviembre de 1911,
creando la Escuela de Artes y Oficios para mujeres.
Lo que tengo el honor de comunicar a usted, a los
efectos del articulo diez y nueve de la ley de Rela-
ciones entire la CAmara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente de used,

(f)-Eugen io Sd6ichez A.,r'.1,lioIti. Presidente. -
Julida Godinez, Secretario.-Gonzalo P&rez, Secre-
tario.
PROYECTO DE LEY

Articulo I.-Se establece en la ciudad de la Haba-
na, la Escuela del Hogar y Profesional de la mujer.
Articulo II.-Esta instituci6n tendrA por objeto po-
ner al alcance de ]a mujer, aquellos conocimientos
cientificos, artisticos y praicticos, que ademis de pro-
porcionarle cierto grado de cultdra general, la prepare
convenientemente para la vida del hogar, para el ejer-
cicio de la maternidad y para el de los diversos oficios
e industries propios de su sexo.
Articulo III.-Para ingresar la mujer en esta Es-
cuela deberA reunir los requisitos siguientes: haber
cumplido la edad de doce afios y no tener mas de
quince, hAber reeibido la instrucci6n primaria por lo
menos hasta el cuarto grado, inclusive, presentar un
certificado m6dico visado por el Departamento de


Sanidad acreditativo de gozar de buena salud, y justi-
ficar no tener ni ella ni sus padres recursos suficientes
para costear su instrucci6n.
Articulo IV.-Esta ensefianza serA gratuita, limi-
tindose en los primeros afios al nfimero de alumnas
que los recursos del Estado lo permitan, pero gradual-
mente irA ampliAndose hasta otorgarse sus beneficios
a cuantas los soliciten que reunan las expresadas con-
diciones, aumentAndose en ese caso las Escuelas al nil-
mero que estime necesario el Ejecutivo, a cuyo fin pe-
dirA el crdito respective al Congreso.
Articulo V.-Las ensefianzas que en esta Escuela so
cursen, comprenderan: Ensefianzas Generales, Ense-
iianzas del Hogar y Ensefianzas Profesionales.
Articulo VI.-Los Ensefianzas Generales compren-
derAn las siguientes materials:
Dibujo y Pintura.
Nociones de Historia Natural, Fisica y Quimica.
Nociones de Anatomia y Fisiologia humans.
Elementos de Matemhticas.
Idioma ingl6s.
Ampliaci6n de Historia y Geografia de Cuba.
Ampliaci6n de Instrucci6n Moral y Civica. Dere-
cho usual.
Teoria de la Mfisica, Solfeo y Canto.
Gramitica, y Composici6n castellanas.
Caligrafia.
Calistenia.
Articulo VII.-La Ensefianza del Hogar abareark
todos los conocimientos y prietieas convenientes a la
vida domestica y al mejor ejercicio de la maternidad
que se agruparin en dos cursos.
El primero comprenderA: Iligiene dom6stica.-Ele-
mentos de Historia de la Civilizaci6n Universal (espe-
cialmente de las costumbres, la industrial, el ajuar do-
mbstico y la ornamentaci6n). Economia y contabili-
dad domesticas. Modelado y Decoraci6n. PrActica
culinaria. Y el segundo: Higiene infantil, Pueri-
cultura y Elementos de Paidologia. Confecci6n y
entretonimiento de ropas de uso diario, especialmente
de nifios. Elementos de Medicina domestica e infantil
y existencia de enfermos.
Articulo VIII.-Las ensefianzas profesionales serin:
Primero: Artistico-industriales.
Segundo: Comerciales.
Tercero: Industrias mecAnicas y agricolas que piie-
dan ejercerse en el hogar o serle tiles.
Articulo IX.-Las enseiianzas artistico-industriales
comprenderan: El dibujo geometrico, el modelado y
elements de composici6n decorative (escultura y pin-
tura) y cualesquiera otras que se considered prepara-
ciones o auxiliares convenientes para el mejor ejerci-
cio de las profesiones de bordadoras, modistas, floris-
tas, encajeras, o cualesquiera otras, y ademAs la prAc-
tica de estas mismas industries hasta su mAs complete
aprendizaje.
Articulo X.-La Ensefianza Comercial comprende-
rA: Idioma frances o alemAn. Complementos do mate-
mAticas. Nociones de Legislaci6n Mercantil y Econo-
mia Politica. Geografia Postal. Contabilidad Mercan-
til, con sus pr6cticas. Taquigrafia y Mecanografia.
Articulo XI.-Las asignaturas que constituyen las
Ensefianzas Generales, se darAn en dos cursos. Para
el ingreso es indispensable que las alumnas reunan las
condiciones exigidas en el articulo tercero de esta Ley.
Articulo XII.-Los cursos de la Ensefianza del
Hogar, serAn obligatorios para todas las alumnas de la
Escuela. pudiendo seguirse al mismo tiempo los de la
Professional quo escojan, a excepci6n de la ComerciaL








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES


Articulo XIII.-La Ensefianza de Industrias Meec-
nicas y Agricolas que puedan ser tiles en el hogar, se
explicarA en dos cursos, en el primero de los cuales se
dara tambi6n la elemental de la aplicaci6n de las fuer-
zas motrices mas econ6micas, utilizables en el hogar.
Articulo XIV.-La Ensefianza Comercial se dara en
dos cursos. Para matricularse en el primero, deberin
las alumnas haber cursado y aprobado en esta Escuela
las asignaturas que constituyen la Ensefianza Gene-
ral, con excepci6n de aquellas que acrediten, con la
correspondiente certificaci6n acad6mica, haberlas apro-
bado en otro establecimiento official.
Iguales requisitos deberan cumplir las alumnas que
se matriculen en la Ensefiafza del Hogar.
Articulo XV.-A las alumnas que cursen con
aprovechamiento uno de los grupos de materials que
constituyen las diversas enseiianzas profesionales, y
hagan las prActicas correspondientes, se les expedirA
un certificado de aptitud en la especialidad que hu-
bieren estudiado, previous. los ejercicios que se determi-
narin en el Reglamento de la Escuela.
No se dara ningun diploma de aptitud para el ejer-
cicio de cualesquiera de las profesiones que se ensefian
en esta Escuela, sin haberse aprobado los dos cursos
de la del Hogar.
Articulo XVI.-Toda alumna, cualquiera que sea la
prActica industrial a que so dedique, cursarA las asig-
naturas de Dibujo y Calistenia durante todo el tiem-
po que permanezca matriculada en la Escuela.
Articulo XVII.-El curso comenzarh el primero de
Octubre, y terminari en treinta y uno de Mayo.
Articulo XVIII.-El profesorado de esta Eseuela
se compondrA de:
Una Profesora de Nociones de Anatomia y Fisiolo-
gia humana y de Historia Natural, Fisica y Quimica,'
que debera ser Doctora en Medicina o en Ciencias.
Una de Higiene domestic y Elementos de medicine
domestica c infantil y asistencia de enfermos, que de-
bera ser doctor en Medicina.
Una de Higiene Infantil, Puericultura y Elementos
de Paidologia, que debera ser doctor en Medicina o
Pedagogia.
Una de dibujo pedag6gico, dibujo artistic y Pintu-
ra, modelado y composici6n decorative.
Una de Elementos y Complementos de MatemAticas,
Economia y Contabilidad domesticas, y Contabilidad
mercantil con sus prActicas y dibujo geometrico.
Una de Teoria de la Mfisica, Solfeo y Canto.
Una de Ampliaci6n de Historia y Geografia de
Cuba, historic de la Civilizaci6n Universal y Elemen-
tos de las Artes decorativas e industriales, y Geogra-
fia Postal.
Una de Ampliaci6n de Instrucci6n Moral y Civica,
Derecho Usual, Legislaci6n Mercantil y Economia Po.
litica.
Una de GramAtica y Composici6n castellanas, Cali-
grafia, Taquigrafia y Mecanografia.
Una de Calistenia.
Una de idioma ingl6s.
Una de idioma frances y alemAn.
AdemAs una Profesora para cada una de las Ense-
fianzas prActicas del Hogar que antes no se mencio-
nan, y una para cada una de las prfcticas de las dis-
tintas profesiones que se ensefien, que sera Jefe del
correspondiente taller, con excepci6n de la commercial.
El sueldo de cada profesora sera de novecientos pe-
sos anuales, pero si dieran mas de una hora diaria de
clase, percibirAn mil quinientos cuando el exceso fue-
re de una, mil ochocientos si fuera de dos o mas horas
diaries.


Articulo XIX.-El Ejecutivo contratarh los servi-
cios de una profesora competent en Suecia, BElgiea,
Alemania o en otro centro cultural de Europa, donde
oxistan desde hace tiempo Escuelas de esta clase o en
los Estados Unidos, y que tenga adquirida experien-
cias sobre su funcionamiento para que organic la que
se crea por esta Ley y la dirija, al menos durante los
dos primeros afios. Asimismo podra contratar en el
extranjero profesoras para aquellas ensefianzas pro-
fesionales que por no estar muy generalizadas en Cuba,
o por otro motive, no se encuentre en los primeros
moments el personal de la competencia necesaria que
las facility debidamente.
Articulo XX1.-Adem;s de la Directora de la Es-
cuela, que sera nombrada por mayoria absolute de los
votos de las profesoras de la misma, habrA una Secre-
taria elegida en la misma forma.
Articulo XXI.-Las ensefianzas del hogar y profc-
sionales serestirin un caricter esencialmente prActico,
a cuyo fin se establecerhn gabinetes y talleres en el
local de la escuela y se podran trasladar las alumnas
con sus profesoras a los Establecimientos del Estado,
la Provincia o el Municipio, donde puedan adquirir
alguna experiencia para el studio de la Higiene In-
fantil, Puericultura, Elementos de Paidologia, Ele-
mentos de medicine y Asistencia Infantil, se utiliza-
ran los hospitals y Asilos de nifios, las Creches y las
Casas de Maternidad que dependan del Estado, la Pro-
vincia o el Municipio, donde podrin trasladarse con
tal objeto salas apropiadas.
Al hacerse la distribuei6n del tiempo que debe dedi-
carse a cada ensefianza so cuidarh de que ninguna
alumna tenga mis de tres horas diarias de classes que
requieran preferentemente dedicaci6n mental, ni mas
de cuatro ejercicios fisicos y trabajos manuals o pr6c-
ticos.
Articulo XXIII.-El Claustro de la Escuela desig-
nara cada afio a una do sus profesoras para que se
traslade al extranjero y realize durante las vacaciones,
studios especiales sobre las materials, industries o
profesiones, que le estin encomendadas.
Los gastos de viajes serAn por cuenta del Estado,
asignAndose una dieta de seis pesos diaries a la Profe-
sora en comisi6n, ademAs de su sueldo.
Articulo XXIV.-Todos los cargo de la Escuela,
seran desempefiados exclusivamente por mujeres.
'Articulo XXV.--El personal administrative y su-
balterno de la Escuela, sera nombrado por el Secreta-
rio de Instrucci6n Pfiblica y Bellas Artes.
La plantilla sera la siguiente:


Una Administradora. . .
Una Escribiente . .
Una Conserje .. ...........
Tres sirvientes, a $300 cada una. .
Una ayudante encargada de gobier-
no, laborario . . .
Sobre-sueldo a la Profesora que des-
empefia la Direcci6n . .
Sobre-sueldo a la Profesora que des-
empeiia la Secretaria . .
Para sueldo a la Directora que se con-
trate en el extranjero, hasta la can-
tidad de . . .


1,500-00
600-00
400-00
900-00

600-00

800-00

400-00


,, 5,000-00


Suma.... .$10,200-00
Articulo XXVI.-Los gastos de material seran:
Para el alquiler del edificio de la
escuela si no lo hubiere del Estado,
en cuyo caso no se consignara en
los Presupuestos. ........ $ 2,400-00








DIARIO DE SESIONES DEL CONCdRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 5


Para material de la Escuela. ... ,, 6,000-00
Para gastos de instalaci6n, por una
sola vez . . ... ..,, 12,000-00

Suma. $ 20,400-00
Articulo XXVII.-La extension y limited de las di-
versas asignaturas que se cursan en esta Escuela, la for-
ma en que han de darse las practices de taller, horas
de classes, matriculas, exhmenes, gobierno interior y
dems particulares, se.doterminarin en el Reglamento
especial que dicte la Secretaria de Instrucci6n Pfibli-
ca y Bellas Artes, con aprobaci6n del Ejecutivo.
Articulo XXVIII.-Las plazas del profesorado de
esta Escuela, se cubrirhn por oposici6n conforme a los
requisitos y condiciones que se determinan en dicho
Reglamento.
Articulo XXIX.-En las classes practices de la Es-
cuela del Hogar y Profesional de la mujer no se con-
feccionarAn otros articulos que aquellos que tengan
por objeto exclusive la educaci6n prActica de las
alumnas.
A la terminaci6n de cada curso se celebrarA una ex-
posici6n pfiblica en la que figurarhn los articulos con-
feccionados por las alumnas durante el afio. Antes
de cerrarla se reservaran los que merezcan figurar en
el Musco del Establecimiento y todos los restantes so
venderhn en pfiblica subasta, destinfindose el produc-
to al mejoramiento del material de la Escuela.
Sal6n de Sesiones del Senado, en la Habana, a los
treinta dias del mes de Abril de mil novecicntos
quince.
(f)-E. Sd nchez Agranmonte, Presidente.-Julidan
Godinez, Secretario.-Gonzalo Pirez, Secretario.
Sn. PRESIDENTE (FERRARA) : Se trata, sefiores Re-
presentantes de un proyecto de Ley creando una Es-
cuela de Artes y Oficios para mujeres, que fu6 votada
en esta CAmara y que ha sido modificado sustancial-
mentc por el Senado. Entiende la Presidencia que
debe pasar este Proyecto, a la Comisi6n de Instrucci6n
Pfiblica y Bellas Artes, para que informed sobre el si-
guiente extreme: si se deben aceptar o no las modifi-
caciones introducidas por el Senado y que razones se
tienen en un caso u otro, para aconsejar la afirmativa
o la negative, a fin de que al traerse luego aqui, pueda,
por virtud de ese dictamen, resolverse si se deben acep-
tar, en cuyo caso pasarh a la Presidencia para su san-
ci6n o si no deben aceptarse, en cuyo caso se nombrara
la Comisi6n Mixta, para aunar las voluntades expre-
sadas respect al Proyecto de Ley por los dos Cuer-
pos Colegisladores. L Lo entiende asi la CGmara
Los que est6n conformes se servirin ponerse de pie.
(Los seiores Reprcsentantes, en mayoria, se po-
nen de pie).
(Aprobado).
Pasara a la Comisi6n de Instrucci6n Pfiblica.
Lectura de una comunicaci6n de la Comisi6n de Jus-
ticia y 'C6digos, en la cual se da cuenta de la constitu-
ci6n de la misma.

(El Oficial de Actas, leyendo):

Habana, Mayo 10, de 1915.

Sr. President de la CAmara de Representantes.

Senior:

En el dia de hoy, ha quedado constituida esta Comi-
sion, de Justicia y C6digos, de la mancra siguiente:


President: Sr. Rogelio Diaz Pardo.
Vicepresidente: Sr. Omelio Freyre y Cisneros.
Secretario: Sr. Arturo Betancourt Manduley.
Vicesecretario: Sr. Mario Luque del Aguila.

Vocales

Sr. Clemente Vizquez Bello.
,; Horacio Diaz Pardo.
,, Fernndo Sanchez de Fuentes.
,, Felipe Gonzhlez Sarrain y Saez.
Estanislao Cartafii y Borrell.
,, Gonzalo Freyre de Andrade y Velazquez.
,, Manuel Villal6n y Verdaguer.
,, Gustavo Pino y Quintana.
,, Jos6 Maria Collantes y Guti6rez de Celis.

Lo cual tengo el honor de comunicarle, a los efec-
tos reglamentarios.
Dc used respetuosamente,

(f)-Rogelio Diaz Pardo, Presidente.

Lecture de otra comunicacion procedente de la Co-
misi6n de Hacienda y Presupuestos en la cual so da
cuenta de la constituci6n de la misma.

(El Oficial de Actas, leyendo):

Habana, Mayo 10 de 1915.

Sr. President de la Camara de Representantes.

Seiior :

Con esta fecha ha sido constituida esta Comisi6n, de
Hacienda y Presupuestos on la siguiente forma:

President: Sr. Celso Cu6llar del Rio.
Vicepresidente: Sr. Belisario Rodriguez Baldoquin.
Secretario: Sr. Luis Vald6s Carrero.
Vicesecretario: Sr. Jos6 D'Estrampes y Martin
Vegne.

Vocales

Sr. Eduardo Duboy y Castillo.
,, Miguel SuArez Guti6rrez.
,, Jos6 R. Cano y Guzmin.
,, Estanislao CartafiA y Borrell.
Ram6n Guerra y Puente.
Atirelio Alvarez de la Vega.
,, Antonio Casaiias y G6mez.
Victor de Armas y Nodal.
,, Jose Baldor y Vald6s.

Lo cual tengo el honor de comunicarle a los efectos
reglamentarios.
De ousted atentamente,

(f)-Celso Cuzlar del Rio, Presidente.

SR. PRESIDENT (FERRARA) : La Camara se da por
enterada ?
(Silencio).
Enterada.
Faltan por constituirse las Comisiones de Peticiones
y Concesiones, de Examen de Cuentas Nacionales y de
Relaciones Exteriores. La Comisi6n de Comunicaciones
se ha constituido, pero todavia a la Presidencia no ha








6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


Ilegado la comunicaci6n en que se le da cuenta de esta
constituci6n. La Presidencia convoca a cfs tres Co-
misiones, o sea: la de Relaciones Exteriores, la de Exa-
men de Cuentas Nacionales y la de Peticiones y Con-
cesiones, para esta tarde, despu6s de ]a sesi6n; y caso
do no reunirse esta tarde, para el pr6ximo viernes, a
Ja una de la tardc.
Lectura de la Proposici6n de Ley, suscrita por los
sefiores Ramirez y otros, refercntes a que las plazas de
ayudantes que desempefiarin en lo sucesivo por los
que tengan titulos de doctor en la facultad a que per-
tcnezca la "ayudantia'' y mediante oposici6n.

(El Oficial de Actas, la lee).

I Se toma en consideraci6n esta proposiei6n?
(Silencio).
Aprobada.
E Entiende la Camara que debe pasar este proyecto
a la Comisi6n de Instrucci6n Pfiblica?
(Silencio).
Aprobado.

Lectura de la Proposici6n de Ley suscrita por los se-
iiores Lecuona y otros modificando la partida 104 del
Arancel de Aduana.

(El Oficial de Actas, la lee).

SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Sc toma en considera-
ci6n esta proposici6n de Ley ?
Los que est6n conformes se servirin poncrse de pie.

(Los seniores Representantes, en mayoria, se po-
nen de pie).
Aprobado.
Tomada en consideraci6n, g entiende la Cmnara que
debe pasar a las Comisiones de Aranceles e Impuestos,
Hacienda y Presupuestos ?
Los que estin conformes se servirin ponerse do pie.
(Los scores Representantes en mayoria, sc po-
lten de pie).

Aprobado.
Pasara a esas dos Comisiones.

(El Oficial de Actas, lee la proposicidn de los seflo-
rcsGuas y otros, concedicndo una pension de cincuenta
pesos mensuales, a la sefiorita Flora A. Ramos).
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : ~Se toma en conside-
raci6n esta proposici6n de Ley?
Los quc cst6n conformes se servirAn ponerse de pie.
(Los seniores Representantes en mayoria, se po-
nen de pie).
Aprobado.
Tomada en consideraci6n ,entiende la C6mara que
debe pasar a las comisiones de Asuntos Militares, Sa-
nidad y Beneficencia y Hacienda y Presupuestos ?
Los quc esten conformes se serviran ponerse de pie.
(Los stores Represcntantes en mayoria, se po-
nen de pie).
Aprobado.
Pasara a estas tries Comisiones.
(El Oficial de Actas, lee la proposici6n suscrita por
los seiores Feyre y otros, concedicndo un credito de
dies mil pesos, que se destinardn al studio de las obras
del alcantarillado de la ciudad de Camagiiey y cana-
lizaci6n del rio Hatibonico).


SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se toma en conside-
raci6n esta proposici6n de Ley ?
Los que esten conformes se scrvirin ponerse do pie.
(Los seniores Representantes en mayoria, se po-
nen de pie).
Aprobado.
Tomada en consideraci6n...
SR. RECIo: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Tiene la palabra el
senior Recio.
SR. REcio: Para llamar la atenci6n .de la Camara
acerca de una proposici6n;de Ley, que ha sido repro-
ducida en esta legislature, al igual que otra, presen-
tada por el que hace uso de la palabra y suscrita ade-
mis por el senior Freyre, la que trata del mismo par-
ticular, al objeto de que esta comunicaci6n vaya a las
Comisiones done fu6 remitida dicha proposici6n
de Ley.
SR. PRESIDENT (FERARAR) : 4EstA la CAmara de
conforinidad con lo propuesto por el senior Recio de
que pase a las mismas comisiones a que ha pasado una
parecida proposici6n de ley?
(Silencio).
Aprobado.
Pasara a las mismas comisiones.
(El Oficial de Actas, lee la suscrita por los sciiores
Recio y otros, crcando cl ayuntamiento de Guayabal,
en la provincial de Camagiiey).

SR. PRESIDENTE (FERRARA): ~Sc toma en conside-
raci6n esta proposici6n de ley?
Los que esten conformes se serviran ponerse do pie.

(Los seilorcs Representantes en mayoria, se po-
nen de pie).

Aprobado.
Tomada en consideraci6n, entiende la Camara que
debe pasar a las Comisiones de Asuntos Municipales
y Provinciales y Justicia y C6digos?
(Silencio).
Aprobado.
Pasark a esas dos Comisiones.

(El Oficial de Actas, lee la suscrita por los seifores
Diaz y otros, concediendo una pension de cuatrocien-
tos ochenta pesos anuales, a la sefiora Encarnacin
Cabrera, viuda del capitan Cornelio Liens'Cabrera.

SR. PRESIDENT (FERRARA): Se toma en considc-
raci6n esta proposici6n de ley?
Los que est6n conformes se serviran ponerse de pie.

(Los seiiores Representantes en mayoria, se po-
nen de pie).
Aprobado.
Tomada en consideraci6n, bentiende la Cimara que
debe pasar a las Comisiones de Asuntos Militares, Ia-
cienda y Presupuestos, y Sanidad y Bcneficencia ?
(Silencio).
Aprobado.
PasarA a esas tres Comisiones.

(El Oficial de Actas, lee la suscrita por los seniores
Ferndndez Vega yotros, aboliendo la pena de muerte).

SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se toma en conside-
raci6n esta proposici6n de Ley?
(Silencio).
Aprobada.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 7


Tomada en consideraci6n pasara a la Comisi6n de
Justicia y C6digos.

(El Oficial de Actas, lee -la suscrita por los seiiores
Sagaro yotros, concediendo una pension a cada uno de
los dos hijos del tenientc coroncl Josd Garrido y
Capote).

Sn. PREISIDENTE (FERRARA): ,Se toma en conside-
raci6n esta proposici6n de Ley?
(Silencio).
Aprobado.
Tomada en consideraci6n i entiende la Cimara que
debe pasar a las Comisiones de Asuntos Militares, Ha-
cienda y Presupuestos y a la de Sanidad y Benefi-
cencia ?
(Silcncio).
Aprobado.

(El Oficial de Actas, lee la suscrita por los scitores
Rivero yotros, concediendo una pension de seiscientos
pesos anuales, a la sefiora Mercedes del Junco, madre
del coroncl Joaquin Caneda y del Junco).

SR. PRESIDENT (FERRARA) : L So toma en conside-
raci6n esta proposici6n de ley?
Tomada en consideraci6n, entiende la Camara que
debe pasar a las Comisiones de Asuntos Militares, Ha-
cienda y Presupuestos y a la de Sanidad y Benefi-
cencia?
(Silencio).
Aprobado.

(El Oficial de Actas, lee la suscrita por los sefiores
Rivero y otros, concediendo una pension de cincuenta
pesos mensualcs, para que el senior Pedro Alejandro
Lacret, continiie sus studioss.

SR. PRESIDENT (FERRARA): Se toma en conside-
raci6n esta proposici6n de ley ?
(Silencio).
Tomada en consideraci6n ientiende la Cimara que
debe pasar a las Comisiones de Instrucci6n Pfiblica y
de Sanidad y Beneficencia ?
(Silencio).
Aprobado.

(El Oficial de Actas, lee la suscrita por los seiiores
D'Estrampes y otros, concediendo una pension de cin-
cuenta pesos mensuales, al senior Rafael Argoto.)

SR. PRESIDENTE (FERRARA) : iSe toma en conside-
raci6n ?
(Silencio).
Aprobado.
Tomada en consideraci6n, enticnde la Camara que
debe pasar alas Comisiones de Sanidad y Beneficen-
cia y a la de Hacienda y Presupuestos ?
(Silencio).
Aprobado.
Se va a dar lectura a la suscrita por los sefiores Vi-
llal6n y otros concediendo un credito de ocho mil pe-
sos para terminar las obras del parque Leoncio Vidal,
en Santa Clara.

(El Oficial de Actas, la lee).

SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se toma en conside-
raci6n ?
Aprobado.


Tomada en consideraci6n, entiende la Camara que
debe pasar a las Comisiones de Obras Pfblicas y a la
de Hacienda y Presupuestos?
(Es aprobado).

(El Oficial de Actas, da lecture a la suscrita por los
seiores Recio y otros, concediondo una pension de no-
vecientos pesos anuales al comandante Regino Avila).

SR. PRESIDENT (FERRARA): So toma en conside-
raci6n esta proposici6n de ley?
(Es aprobado).
Tomada en consideraci6n, entiende la Camara que
debe pasar a las Comisiones de Asuntos Militares, Sa-
nidad y Beneficencia y a la de Hacienda y Presu-
puestos ?
(Es aprobado).
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se va a proceder a la
primera lectura del dictamen de la Comisi6n de Sani-
dad y Beneficencia concediendo un donativo al senior
Byrne y otro al senior Ciprin Vald6s.
(El Oficial lo lee).
Falta el dictamen de la Comisi6n de Hacienda. Rue-
go a esta se sirva dictaminar con urgencia.
Se incluirh en una pr6xima Orden del dia.
SR. MULKAY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : La tiene S. S.
SR. MULKAY: Muy breve voy a ser.
Es para rogar a la Comisi6n de Hacienda y a la de
Asuntos Militares, vean la manera de dictaminar con
la mayor rapidez possible una proposici6n de Ley que
tuve el honor de presentar en la pasada legislature.
referente a la creaci6n y regularizaci6n del cuerpo de
taquigrafos del Ejrcito, por la raz6n siguiente: Es-
tin convocados para dentro de unos dias los exfmenes
para esos cargos y result ijue con arreglo a la convo-
catoria, no podrA tomar part ninguin taquigrafo de
verdadero m6rito, puesto que para ir a optar por una
plaza mal retribuida y con pequefia remuneraci6n,
probablemente no irAn los taquigrafos que tengan me-
ritos suficientes para desempeiiarla. Y con esta pro-
posici6n de Ley, se subsana ese error en ique so incurri6
al votar la Ley de la reorganizaci6n military.
Por tanto, ruego a las Comisiones indicadas que in-
formen a la mayor brevedad possible, para que la CA-
mara pueda adoptar un acuerdo.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Los miembros de las
Comisiones han oido el ruego del senior Mulkay y a
ellos lo hago extensive.
Se va a presentar a la continuaci6n del debate sobre
el proyecto de Ley de la Comisi6n de Justicia y C6di-
gos, modificando los articulos del C6digo Penal, del
310 al 314, inclusives, y enmiendas presentadas.

(El Oficial de Actas, leyendo):

Habana, 10 de Febrero de 1915.

Sr. President de la Cimara de Representantes.

Sefior:

Tengo el honor de remitirle el proyecto de Ley ad-
junto, formulado por esta Comisi6n de Justicia y C6-
digos, tendente a modificar los articulos 310 y 314, in-
clusives, del C6digo Penal.
Atentamente de usted,
(f)--Fernando Sdnchez de.Fuentes, Presidente.








8 DiARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


Proyecto de Ley de la Comisi6n de Justicia y C6digos
La Comisi6n de Justicia y C6digos, en sesi6n de
esta fccha, ha acordado por unanimidad recomendar
a la Cimara de Representantcs, la adopci6n del si-
guiente:
PROYECTO DE LEY

Las sesiones primera y segunda del Capitulo IV del
Titulo IV del Libro II del C6digo Penal, quedarAn re-
dactadas en la siguiente forma:

SECCION PRIMER

De la falsificaci6n de documents pfiblicos u oficialcs
de testamentos ol6grafos, documents 'de comercio y
despachos telegrificos.
Articulo 310.-IncurrirAn en la pena de reclusi6n dc
seis a doce afios, el funcionario pfblico que abusando
de su oficio, faltare a la verdad en algunas de las for-
mas iguientes:
Primero.-Firmando en todo o en part un doeu-
mento falso.
Segundo.-Alterando un document legitimo.
Quedan equiparadas las copies autenticas a sus ori-
ginales, cuando por haber desaparecido 6stos, hagan
aquellas sus veces, con arreglo a la Ley.
Articulo 311.-Tambi6n se impondri la pena esta-
blecida en el articulo anterior, al funcionario pfiblico
que asegure un document autorizado en el ejercicio
de su cargo, la certeza de hechos y declaraciones que
no se ajusten a la verdad; o que omitiere o alterare
las declaraciones de los interesados.
Articulo 312.-El funcionario pfiblico que diere co-
pia en forma fehaciente de un document supuesto o
manifestare en ella cosa contraria o diferente de la
que contenga el verdadero original sera penado con
reclusi6n.
Articulo 313.--IncurrirA en la pena de tres a seis
afios de reclusi6n, cl funcionario pfiblico que interca-
larc cualquier document en su protocolo, registro o
libro official.
Articulo 313-A.-Incurriran en las penas que para
sus respectivos casos establecen los articulos 335 y 336,
los sacerdotes, clrigos o ministros do cultos admitidos
en la Repfiblica, que cometieren algunos de los delitos
comprendidos en dicho articulo, respccto a actos o do-
cumentos que puedan producer efectos en el estado de
las personas o en el orden civil.
Articulo 313-B.-El particular que cometiere false-
dad de alguno de los modos que determine cl articulo
335 en un document pfiblico u official, en un testa-
mento ol6grafo, en documents o diligencias que se
extiendan para la celebraci6n de matrimonios religio-
sos, en letras de cambio fi otras classes de documents
mercantiles, sera penado con reclusi6n de dos a cinco
aios, si se tratare de un document pfiblico u official;
o con la misma pena, si con intenci6n de lucro o con
perjuicio de tercero, hiciere uso 61 u otra persona de
cualquiera de los demAs documents expresados.
La falsedad en cuanto a la copia en forma feha-
ciente de un document ya suponi6ndose la existencia
de aquel, ya manifestandose en ella co'sa contraria o
diferente de la que contenga el verdadero original o
ya alterAndose la autentica sc penarA con la reclusi6n
de uno a tres afios.
Articulo 313.C.-El que ante el funcionario pfiblico
competent declarare faltando a la verdad respect de
su identidad personal o estado civil o de otro o bien
acerca de otros hechos, de cuya certeza est6 destinado


el document a servir de prueba, incurrira en la pena
de reclusi6n de seis meses a dos afios; y en la de dos a
cinco afios si se tratare de actas del Registro Civil o de
documents emanados de la autoridad judicial.
Articulo 313-D.-El que a sabiendas, hiciera uso o
de cualquier modo se aprovechare de un document
falso de los comprendidos en los articulos anteriores,
incurrira segin el caso respective en las penas que
establecen los articulos 313-B y 313-C.
Articulo 313-E.-Los funcionarios pfblicos encar-
gados del servicio de tel6grafos que supusieren o fal-
sificaren un despacho telegrAfico, seran penados con
reclusi6n de dos aseis afios.
El que hiciere uso del despaclo falso con intenci6n
de lucro o con animo de perjudicar a otro, sera penado
como autor de la falsedad.
Articulo 313-F.-Para que los hechos comprendidos
en los articulos de esta Secci6n se entiendan constitu-
tivos del delito de falsedad, sera preciso que de ellos
pueda derivarse un dafio pfiblico o a particular.
Los Tribunales quedan autorizados para reducir a
la mitad las respectivas penas sefialadas en los articu-
los de este capitulo, cuando por raz6n de sus conse-
cucncias el dailo a quc se refiere el parrafo anterior no
fuere grave.
SECCION SEGUNDA

DOCUMENTS PRIVADOS

Articulo 314.-E1 que habiendo firmado en todo o
en part un docunento privado o falso o alterado uno
verdadero en perjuicio de tercero o con animo de cau-
sarselo hiciere uso de 61, a otra persona del document
falso, sera penado con reclusi6n de seis mess a tres
-ailos.
En igual pena incurrird el que sin haber tornado par-
te en la falsificaci6n, hiciere uso del document falso
a sabiendas y con inteuci6n de lucro o con perjuicio
de tercero.
Para la aplicaci6n de los preceptos de este Capitulo
a los casos anteriores a su vigencia, en raz6n a los efec-
tos beneficiosos (d la retroactividad de los mismos,
los Tribunales tomarin segfn haya circunstancias mo-
dificativas de responsabilidad o no en el caso ya el
inlximo ya cl medio ya el miinimo, de las penas que en
los preceptos anteriores se seilalan, todo ello sin per-
juicio de que siendo procedente, sc aplique lo preve-
nido en cl parrafo filtimo del nfimero 313-'.
Sal6nde Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, de la Camara de Representantes, a los diez dias
del mes de Febrero de mil novccientos quince.
(f)--El Secretario, Manuel Villal6n Verdaguer.-
Vto. Bno., El Presidente, Fernando Sdnchez de Fuen-
les.
Sa. SANCHEZ FUENTES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : La tiene S. S.
Sn. SANCHEZ FUENTES: Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Es motivo de legitima y just satis-
facci6n para la Comisi6n de Justicia y C6digos ante-
rior, a la cual tuve el sefialado honor de presidir, ha-
ber facilitado la oportunidad a este Cuerpo deliberan-
te de ocuparse en la important material que ocupa en
estos instancia su atenci6n.
Ya nuestro distinguido Presidente, el dia anterior,
explicaba algo del origen de este proyeeto; y ya nos
dccia 61, como, respondiendo en cierto modo a un movi-
miento de la opinion, habiamos tenido la satisfacci6n
de tender, en esta casa de la Ciamara, en meses anterio-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 9


res, a personalidad tan distinguida y sefialada dc nues-
tra political, como el senior Manuel Sanguily, por ejem-
plo, que se venia a hacer eco de las dificultades practi-
cas que en la aplicaci6n del C6digo Penal existian, en
relaci6n con los process que so continuaban ante los
Tribunales.
Y si esto es cierto y asi lo manifestaba la distinguida
Presidcncia de esta Cimara, yo quiero significar quo el
_origen del proyecto no fu6 en realidad ese; se venia a
Yer qu6 es lo que se podia hacer y, entonces. en una
reunion tenida en la Biblioteca de esta Camara, a la
cual concurri6 la inmensa mayoria de los miembros
de la Comisi6n de Justicia y C6digos, a la cual acudi6
tambien nuestro compafiero el doctor GonzAlez I aiuza,
entonces convinimos todos, convino tambiun el doctor
Ferara que en la discusi6n intervino, en que era nece-
sario para obtener el objetivo que se perseguia, lacer
una reform de carActer legislative. Y como esa re-
forma de caricter legislativo-y este es el punto que
me interest sefialar-estaba acordada en esa Comisi6n
de Justicia y C6digos, porque en una de las prime-
ras sesiones que la misma celebr6 despu6s de mi pre-
sidencia, a petici6n mia so acord6 desde luego einpreii-
der la reform del C6digo Penal y la Comisi6n en ple-
no acord6 presentar un proyecto, y un distinguido
miembro de esa Comisi6n, ofreci6 traer ese proyecto,
y el quo tiene el honor de dirigirse a la Camara, ofre-
ci6 todos sus entusiasmos, que otra cosa no podia ofre-
cer en obra tan important. Entonces adoptamos el
siguiente criterio y dijimos: si se trata de evitar males
positives que en el terreno de la realidad judicial so
realizan, y si por parte en la Comisi6n de Justicia y
C6digos existe un proyecto de reform del C6digo Pe-
nal, empecemos la reform del C6digo Penal por el ti-
tulo de las falsedades; y habremos realizado dos bue-
nas obras: una, esa obra prActica de haberle dado a
nuestros tribunales una salida en esa seria dificiltad
y la otra, una obra fundamental, una obra de princi-
pios, una obra simphtica en que todos debemos cola-"
borar: la obra realmente trascendental de modificar
nuestra legislaci6n, en relaci6n direct con las aspira-
ciones, con las costumbres, con los hlbitos y con la cul-
tura en que se mueven hoy los pueblos modernos. Y
entonces Ilevamos el proyecto a la Comisi6n de Justi-
cia y C6digos, entonces el que tiene el honor de diri-
girse .a la CAmara formula este proyecto; y aquella
Comisi6n estudiandolo, lo acept6 por unanimidad; y de
el naci6 el dictamen al cual se le acaba de dar lecture
en el dia anterior. Y ya tiene explicado mi distingui-
do compafiero el senior Alfredo Betancourt Manduley
porque ese dictamen no venia razonado; porque no era
la obra de un ponente, porque no era la obra de alguien
que se esforzaba en demostrarle a la Comisi6n de Jus-
ticia y C6digos, la conveniencia del Proyeeto de Ley,
porque era la manifestaci6n unanime de toda la Comi-
si6n de Justicia y C6digos, honrando el firmante de la
proposici6n, suscribi6ndolo unanimemente para que
viniera en forma de proposici6n de la Comisi6n o de
dictamen de la Comisi6n a esta scsi6n en pleno de la
CAmara de Representantes.
Este es, a grandes rasgos, el origen del Proyecto.
A causa de la gran crisis del Derecho Penal, y des-
pues de la bancarrota en que han venido a caer todos
los viejos C6digos de Europa, inspirados en la refor-
ma respective, que estableciera en ellos el de Napo-
le6nico en 1810, sabe perfectamente la C6mara que las
medidas preventivas han venido a sustituir a las medi-
das represivas. Sin engolfarnos en este problema, sin
entrar en esa multiplicidad de aspects, que han hecho


por ejemplo decir a un ilustre professor de la Univer-
sidad de Derecho de Paris, que "es necesario componer
tres c6digos; uno para los incorregibles, otro para los
ocasionales y otro para los nifios; sin entrar en la cla-
sificaci6n nueva, que han traido a la vista del examen,
desde el punto de vista juridico a "sujetos pasivos"
que se laman, designindolos como criminals; los va-
gabundos, los alcoholistas, nosotros tenemos que con-
venir en que uno de los delitos mas dificiles de pe-
nar, como apuntaba acertadamente el senior Freyre la
otra tarde, es el delito de falsedad, el cual ha quedado
estereotipado en aquella frase famosa del gran Carra-
ra, quien lo define como la esfinge del Derecho Penal.
Si; la esfinge era el delito de falsedad para Carrara,
era un Edipo que descifraba todo lo indecifrable. Y
si aquella inteligencia extraordinaria, con aquella dia-
lectiva incomparable y con aquellas armas y aquellos
recursos que le han colocado no solo como el jefe indis-
cutible sino como uno de los paladines mis brillantes
del derecho penal en los tiempos modernos, que dificul-
tades, que aspereza y que oscuridades no se nos habrAn
de presentar a nosotros, mas pequefios obreros, en esta
rectificaci6n de nuestro C6digo Penal?
Todo esto explica por qu6, d6ndonos nosotros cuen-
ta exacta de la dificultad del problema, hemos procu-
rado reunir cuantos datos nos fuE possible, sin olvidar
los trabajos que se habian realizado, despu6s de la pu-
blicaci6n del C6digo en 1870, en Espafia, vigente entire
nosotros despues, para encontrar en 61, las inspiracio-
nes que habrian de orientarnos en la forma definitive
del nuestro; y encontramos, como decia el que tiene el
honor de dirigirse a la CAmara, que en 1908 cediendo
a ese impulse de la opinion, que al fin y al cabo se im-
pone siempre, el Gobierno Interventor nombr6 una Co-
misi6n, compuesta en primer termino, por nuestros
hombres mis esclarecidos, en material de Derecho; y
por otra, por aquellos funcionarios de la carrera judi-
cial que mis alto habian colocado juridicamente sus
nombres; y en diversas reuniones, dedicadas a colabo-
rar por el progress de su pais y de su patria, redacta-
ron dos libros, de los tres que debe comprender el C6-
digo Penal. Yo encontr6 los preceptos del titulo rc-
lativo a la falsedad. A mi juicio magistralmente trata-
do, en ese tomo o libro segundo del C6digo Penal 'n
proyecto; y recogiendo de ese libro todo lo que pudie-
ra ser litil a nuestro empefio, he querido s6lo afiadirle
algunas indicaciones y algunos detalles, para darle un
mAs modern sentido penal juridico, si cabe la frasc;
y ampliar, cediendo tambi4n al impulse de la corriente
en todas las legislaciones de los pueblos civilizados
hoy, el sentido y el arbitrio judicial de los tribunales;
con lo cual, same licito decir de paso, que doy la mas
cumplida demostraci6n del respeto que nuestras insti-
tuciones pfiblicos tienen; con lo cual aprovecho la
oportunidad para desmentir, que son otros y no noso-
tros los que dudamos de nuestros. Tribunales; que son
otros, quizAs los mrs obligados a prestarles acatamien-
to y a no invadir sus funciones, los que las invaden y
los que les faltan al respeto. No sera nunca el Poder
Legislative, quien discuta una sola line de esa altisi-
ma funci6n, que tienen los tribunales de justicia; que
no consiste solo en distribuir la justicia y en darle a
cada cual lo que es suyo, segfn la maxima latina, sino
en sembrar la paz y elevar el nivel de los hombres.
Yo he dado mayor extension al criterio del libre ar-
bitrio judicial en ese proyecto de Ley, porque eso lo
hacen todas las legislaciones modernas; y esa es. co-
mo antes decia, la mayor demostraci6n del respeto que
nos inspiran esas organizaciones sociales y el mayor co-







10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

nocimiento de su ilustraci6n, de su competencia y de Todos habran de comprender que, cn la redacci6n de
su imparcialidad. este articulo, se han tenido en cuenta un element nue-
Este poyecto, tal como procede de la Comision de vo: la existencia, entire nosotros, del delito de perjurio,
Justicia y C6digos, fu6 objeto, posteriormente. de una que no existia realmente en 6poca anterior; ya que
enmienda por mi presentada; reafirmando al unos con- s6lo existia el delito de falso testimonio, que conio sabe
ceptos y aclarando otros; y, en sintesis, voy a expiicar el senior Betaneourt Manduley, y todos los sefiores Re-
a la CAmara cuqles son los puntos de vista del dicta- presentantes, s6lo se podia realizar en el acto del jui-
men y los de la enmienda que se dispute, cio oral. Desde el moment en que existe la Ley del
Se modifican los articulos del-C6digo Penal cue co- Perjurio, entire nosotros, consistent en castigar al que
rren desde el 310 al 321; y se modifican no tratando falte a sabiendas a la verdad ante alguien a cuya pre-
de llevar "snobismos" ninguno a ese C6digo Puenal. sencia estuviere obligado a declararla incurre en la
porque no es una reforma propia de aquella orienta- pena de uno a doce afios. De suerte que se trata de un
ci6n sino en vista de las grande dificultades quc tiene factor nuevo juridico, el establecimiento de una pena-
la definici6n. sino de los delitos de falsedad, elevando lidad, para el que, a sabiendas, falta a la verdad.
los casos de delitos en que se puede cometer falsedad; Con ]a redacci6n del articulo 311, se ha puesto la
no solo los previstos en el C6digo Penal de 1870. sino posibilidad do que se cometan falsedades que pudieran
otros en que, por virtud de ]a aplicaci6n do la juris- dar lugar en el orden de la calificaci6n, a distingos
prudencia y por el resultado del examen y del eslndio juridicos, para demostrar si eran correspondientes al
de la legislacidn comparada, se han encontrado casos perjurio o la falsedad.
de falsedad que realmente eseapaban i la clasiI'aein6n Los demis articulos contienen-la Camara los ha


contenida en el titulo correspondiente dcl Cddigo
de 1870.
De mnera que quiero adelantar, ant". todo, que de
este articulo 310, no se quita nada de lo que on 61 hay
vigente; .y que en los demais articulos, se complete la
doctrine. Y esto. va dirigido principalmente, para
nuestro distinguido amigo y compafiero el senior Ie-
taneourt y Milli.ui-y, que ha presentado una ormni:n-
da en relaci6n con la forma de redacci6n de ese articulo
310. De todos los casos a que se refiere, los 8 del C6-
digo Penal vigente, que sefiala et articulo 310, ostan
comprendidos en el dictamen que en estos moments
debatimos, la finica diferencia que result entire la cn-
mienda presentada por este ilustre compafiero nuestro
y el dictamen de la Comisi6n, es que 61, do acuerdo
con el dictamon, modifica la pena establecida en cl C(6-
digo Penal.
SRn BETANCOURT lANDULEY: Pido la palabra.
SR. SANCIIEZ FUENTES: Y no podia ser por menos: el
senior Betancourt Manduley tiene que comprendcr,
perfectamente, dado el criteria human que existia en
la legislaci6n anterior al Proyecto de 1808 en Cuba,
que esa organizaci6n del Codigo, en aquella epoca, des-
pues y actualmente entire nosotros, se pretend modi-
ficar la pena de cadena temporal por la pena de seis a
doce aiios, que se establece en el Proyeeto; es una me-
dida de generosidad, respect a a cual nada tiene que
opouer cl senior Betaneourt y Manduley, que ]a acep-
tarat desde luego.
So debe sustituir el articulo 310 del dictanmeno tal
como esta redactado, por el mismo articulo del C6digo
Penal, tal como apareee redactado. Y yo tengo la se-
guridad que dada su inteligencia, que dada su expe-
riencia en estos casos, y su claridad de juicio y su sen-
tido juridico, 61 habri de comprender, perfectamente
que no queremos un C6digo Penal, estableciendo for-
mas anticuadas; y ya que en lo fundamental, que es
la penalidad, estamos de acuerdo, d6mosle una redac-
ei6n modern, conform se ha fijado por el Derecho
Penal en los tiempos actuales, porque cualquiera que
sea el casticismo, porque cualquiera que sea la redac-
ci6n en que esta escrito, entiendo que debemos conscr-
varlo como una reliquia, y darle nueva redacei6n al
precepto penal, porque la jurisprudencia ha demostra-
do, cumplidamente, quc no estin comprendidos todos
los casos que pueden ser objeto de falsedades.
El articulo 310 del-dictamen dice lo siguiente: "que
incurriran en la pena de seis a doce aiios, etc., etc.,"
(Sigue leyendo).


escuchado dos veces-, los preceptos generals, que in-
tegran ese titulo del C6digo Penal, siquiera redactado
en otra forma; y on todos ellos-yo tongo un gran in-
teres en fijar este coneepto-la inspiraci6n y el crite-
rio, como no podia ser menos, han sido unAnimes y fi-
jos, como cuando se procede con plan, como cuando no
se improvisa. El criterio ha sido el de hacer mais hu-
mana la pena do falsedad, el de disminuirla; y si se
coteja cualquiera de los articulos del C6digo Penal, en
que so described las distintas infracciones a que el die-
tamen se refiere, se encontrara, despu6s de un examen
comparative, que efectivamente, siempre, en los casos
anilogos, el dictamen y la enmiienda sefialan menor pe-
nalidad que el C6digo Penal de 1870. Y la raz6n no es
de mera filantropia, do mera sensibleria; es que se ha.
llegado a la convicci6n, por juristas y criminalistas,
de que el delito de falsedad se castiga con severidad
inadecuada. t Qui6n de vosotros no conoce siquiera so-
meramente el caso de que, por alterarse casi sin inten-
ci6n-y digo casi sin intenci6n, porque sin intenci6n
no hay delito,-una fecha, una palabra, un nombre,
una circunstancia cualquiera, de aquellas que realmen-
te determinan la existencia de la falsedad, se encuen-
tra un hombre condenado a pena verdaderamente ex-
traordinaria? Si yo quisiera ilustrar esta material, si
yo quisiera citar ejemplos, si no creyera que esti per-
fectamente preparada la inteligencia de vosotros a
acoger la reform que propongo, podria enseiar la
sentencia que aqui traigo, de nuestros Tribunales. Re-
sulta que un hombre, que era funcionario judicial,
por obra de un secretario de un juzgado municipal,
o de otro tribunal, pues ahora no recuerdo el origen
del hecho, pero solo por la alteraci6n de algunas bre-
ves circunstancias en una actuaci6n judicial en quo
intervenia, esta penado, sefores Representantes a cin-
cuenta y cuatro afios de presidio.
Si no bastara, como decia, las observaciones de ca-
rAeter general y vuestra experiencia en el orden pr6c-
tico de la vida para dame la raz6n, este ejemplo bas-
taria para demostrar que realmente, la penalidad es
excesiva y este exceso de penalidad lo complica el pro-
blenma magno y dificil de desentrafiar, cuando existe,
la falsedad, si en el delito de falsedad puede entender-
so que se ha cometido por imprudencia o hay que en-
tender que se ha cometido con dolo, con intenci6n. El
propio Carrara, ese mayo del Derecho Penal, lo decia,
con su autoridad reconocida, y discutia, con una dia-
16ctica tal, que obligaba a otros grandes del Derecho,
al propio Pessino, a declarar que la argumentaci6n de
61 le llevaba a la consecuencia de que el delito de fal-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 11


sedad no podia ser cometido sin intenci6n, sin dolo;
pero el propio' Pessino retrocedia espantado ante la
pena que habia que imponer. Yo podria ensefiar una
sentencia que aqui tambien traigo. Por excepci6n era
siempre objeto de dolo y derivaba en el sentido de la
culpa, para entender que, el delito de falsedad, se pue-
de cometer por imprudencia; que el delito de falsedad
so puede cometer por culpa, disminuy6ndose eviden-
temente la penalidad, en una forma y condiciones en
que realmente la hacen much mis humana y mis
aceptada; pero no quiere esto decir que el problema
no se haya planteado, que los juristas y los funciona-
rios y los estudiosos del Derecho Penal no levanten
a cada instant la distinci6n entire la una y la otra
forma y que mantengan con la autoridad de sus nom-
bres y con el acopio de sus doctrinas que el delito de
falsedad no se puede cometer sino con dolo, con inten-
ci6n, y que no cabe apreciar en ella el delito por im-
prudencia.
Hay un articulo Sres. Representantes, sobre el cual
yo quiero llamar la atenci6n, porque es nuevo, porque
no lo contiene el C6digo Penal vigente y que se refie-
re a esto. (Lo lee). Yo he dicho que el articulo es
nuevo, dentro de la novedad possible, en material que
tiene el arrastre de los movimientos y progress de
la humanidad. No hay nada nuevo bajo el sol. Es
verdad que falta la identidad. Esti penada en el C6-
digo; pero bajo otro aspect. Cuando el que va a ser
una inscripci6n, y esto ocurre frecuentemente en
el campo, en los lugares distantes de los centros de
poblaci6n, acude ante el Registro Civil, y hace ma-
nifestaciones relacionadas con su dependencia,ya natu-
ral, ya legitima, puede, en muchas ocasiones, alterar
y variar los datos que han de servirle, para la inscrip-
ci6n en el Registro Civil. No es que eso asi, esta pre-
visto en el C6digo Penal; pero es que este articulo lo
regular como delito especial; no alli dentro de los ocho
casos del articulo 310, y lo pena, tambi6n, con una pe-
na ique es considerada adecuada a lo que en muchas
ocasiones es product de la ignorancia y no de la ma-
la fe, estableci6ndose que esa pena pueda correr des-
de seis meses a dos aiio; y desde dos afios a cinco, si
se tratara de actos del Registro Civil.
En el articulo 313 F se contiene tambi6n una mate-
ria que es de suyo interesante, porque este articulo dice
lo siguiente: (Lo lee).
Sr. President, yo nie permit interrumpir un mo-
mento la explicaci6n del dictamen, para proponer a
la Camara que prorogue la hora de la sesi6n, porque
faltan s6lo cinco minutes para que expire; y a mi
me bastarian s6lo unos cuantos mas, para terminar
mi labor.
Sn. PRESIDENTE (FERRARA) : S. S. desea que se pro-
rrogue hasta la terminacin .de su discurso?
SR. SANCHEZ FUENTES: Hasta la terminaci6n del
asunto.
SR. CAIRAS: Pido la palabra para pedir que se pro-
rrogue tambi6n la sesi6n hasta discutir la propdsici6n
de ley que se refiere al establecimiento de una Cate-
dra en el Instituto de Pinar del Rio.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Debo decir a la Cama-
ra que ha sido pedida la supensiOn del debate del asun-
to nimero 3.
Acuerda la CAmara la pr6rroga de la sesi6n de
acuerdo con la enmienda del senior Caifias a la peti-
ci6n del Sr. SAnchez de Fuentes, hasta el nfimero 4 de
la orden del dia, es decir, hasta que sean discutidos
y votados esos asuntos? Los que est6n conformes se
pondrAn de pi6.


(Los seilores Represretantes en nayoria, se ponen
de pie).

Queda prorrogada la sesi6n.
Continue S. S.
SR. SANCiEZ FUENTES: Con mis gracias a los co:n-
paiieros, que se han servido acordar la pr6rroga, para
poder continuar y terminar este asunto.
Yo quiero volver sobre el articulo 313, a que me re-
feria anteriormente, para indicar que contiene dos ex-
tremos, radicalmente distintos: uno acaso el mas im-
portante del dictamen, el parrafo primero. (Lo lee).
La importancia de este precepto, la importancia de
este parrafo, lo dice su misma enunciaci6n, porque
este asunto de la falsedad, no en balde tenemos que
volver siempre la vista hacia atris y recorder que era
la esfinge este asunto de la falsedad, que tiene dificul-
tades graves, de determinar si existe, cuando hay per-
juicio, o cuando no le hay.
La CAmara sabe que el perjuicio en el orden juridi-
co se puede realizar de dos maneras: se realize a titu-
lo universal, como dicen los tratadistas, o se realize a
titulo particular, en el patrimonio de alguno.
A titulo universal, aceptando una formula que es
de estimar por si misma, sin que produzca el daiio
real, lo que llama Carrara la potencialidad en el dafio
y lo que 1l explica de manera maravillosa, diciendo:
"hay falsedad, siempre que se atente de algin modo al
sentimiento de la seguridad, siempre que se menosca-
be en alguna forma el sentiminto de la seguridad; por
eso no es necesario que en el delito de falsedad en do-
cumento pfiblico haya la lesi6n del patrimonio, haya
el perjuicio efectivo, haya la perdida del bien, haya el
detrimento del dinero, basta con que la fe pfiblica, con
que la fe judicial, con que la autoridad, con que el
principio inmanente que rige el funcionamiento de
la Sociedad, este conculcado y est6 violado, para que
la objetividad juridica del delito est6 r6alizada, pues
esa objetividad juridica del delito determine una vio-
laci6n, un menoseabo del sentimiento do la seguridad,
que, a su vez, determine la existencia del delito con-
sumado.
Este inciso ha tratado de explicar de manera mas
clara que en el C6digo vigente: cuando existe la poten-
cialidad, Ibasta esta para determinar la existencia del
delito de falsedad, y lo hace en la forma tan clara,
como la CAmara puede ver. (Vuelve a leer el pd-
rrafo primero).
De modo, que se enlazan en este concept, el dailo
universal, aquel intent, o aquella realizaci6n del atcn-
tado al sentimiento de seguridad, en cuanto es dafio
pfiblico, y el daiio a particular, en cuanto es un de-
trimento al patrimonio particular.
El p~rrafo segundo no contiene un problema de prinu-
cipios, pero contiene un problema de una trascenden-
cia extraordinaria, porque entrafia el problema de la
aplieaci6n de ]a pena. El parrafo segundo dice--y
esto es nuevo en nuestra legislaci6n y si nosotros vo-
tamos este proyecto, nos podemos enorgullecer de ha-
ber introducido esta saludable modicaci6n en n'uestra
legislaci6n penal-el proyeeto dice asi: (lee).
Fijese la CAmara en el mirgen grande que el Tri-
bunal se da en este caso, el finico possible, porque asi
como en las ciencias de otro orden se ha llegado a la
conclusion de que no hay enfermedades sino enfermos,
en el Derecho Penal se ha llegado tambi6n a la con-
clusi6n do que no hay delitos.
Ya lo decia do una manera elocuentisima, un gran
tratadista de Derecho Penal. En el orden de las penas,
cuando so trata de reprimir una transgresi6n realizada








12 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES


por la violaci6n de un derecho de un ciudadano, no se
puede seguir la formula famosa, que exigia Porcius,
refiri6ndose a la parte del cuerpo que habia que cortar
a Antonio. Aqui no es possible, es necesario dejarle un
arbitrio, una elasticidad, una ductilidad que el tribu-
nal ejercita, por la gran funci6n social, que represen-
ta, robustecida por la confianza de los que le han ele-
gido, para que 61 lo distribuya de una manera racio-
nable, adecuada, just y hasta equitativa, porque la
equidad cabe perfectamente dentro del Derecho Penal,
y distribute las penas en relaci6n con todos esos fac-
tores; en atenci6n a todas esas razones, a que antes
me referia,y que le han hecho decir a Carrara,refiri6n-
dola a las falsedades: que era tan compleja su organi-
zaci6n que no se podia dar una formula juridica de los
criminals que pudiera comprender todos los casos que
ocurriesen.
Este articulo entrafia una orientaci6n nueva en nues-
tra legislaci6n.
La seci6n segunda de este dictamen, comprende los
documents privados, y no tiene, en realidad, ninguna
otra novedad, respect de la ley vigente que la dis-
minunci6n tambi6n de la pena. Y vienen posterior-
mente los delitos que ya indicaba en la enmienda que
tuve el honor de presentar a esta Camara, en la cual
se subsanan pequefios errors en una parte, y en otros
se indican pequefias frases, que faltan para aclarar el
concept. En el articulo 313 se tienen en cuenta los
preceptos que hemos dictado en otras leyes, como, por
ejemplo, en la Ley del Divorcio en que hemos autori-
zado a los alcaldes que levantasen actas de matri-
monios, y a los notarios para que puedan tambi6n ha-
cerlo. Y dice este articulo, previendo esa situaci6n.
(Le da lecture).
Precepto que necesitaba tambi6n incluirse aqui, por-
que el funcionamiento de esos sacerdotes de distintas
religiones es un funcionamiento esporAdico, puede lla-
marse asi, que surgi6 entire nosotros, con motive de la
separaci6n de la Iglesia y del Estado en el period del
Interventor.
Y llegamos a la secci6n segunda. Sc trata de los do-
cumentos privados, ya, propiamente, en los cuales do-
cumentos privados se aprecia ese m6vil que en el C6-
digo Penal: perjuicio o el Animo de causarlo, que es lo
que determine el dolo en el delito especifico, y se re-
duce la pena en relaci6n con la material de penalidad
que venimos sosteniendo. Y luego dice una formula
posterior: Disposiciones transitorias. Y aqui existen
disposiciones transitorias y yo ruego a la CAmara que
se fije en este aspect del problema porque es quizAs
uno de los mas interesantes en estas disposiciones tran-
sitorias, ya que trata de armonizar la vigencia de la
nueva ley-si nosotros la votamos-con la situaci6n de
los que han sido juzgados y condenados por la legisla-
ci6n anterior. En el nexo necesario que se establece
entire una Ley, que va a regir, y la que ha regido, an-
tecedentemente.
Yo debo decir, antes de entrar en las disposiciones
transitorias que tratandose de suprimir del C6digo
Penal todo lo que fuera anticuado e inservible, se ha
suprimido lo que se refiere a falsificaci6n de c6dulas,
porque ya no las tenemos entire nosotros, pero se ha
dejado la falsificaci6n de certificaciones, porque exis-
ten una series de certificados que expiden las oficinas
pfblicas. Respecto de eso, queda vigente el antiguo
C6digo.
Y con estas breves observaciones, para que no se
extrafie si en esto no guard analogia el proyecto con
el C6digo Penal, porque realmente, como digo, se ha
tratado de suprimir lo que ahora no tiene aplicaci6n


pr4Atica, se han respetado las disposiciones transito-
rias que voy brevemente a leer. Dice la disposicion
transitoria A: (La lee).
Es decir, que la disposici6n transitoria tiene por
objeto decirle al legislator, que, una vez que esta Ley
lo sea, si esta proposici6n se convierte en ley, deberK
aplicarla, cualquiera que sea el estado personal en que
se encuentre; a todos los process anteriores,-incluso
al de condena-en obediencia, entire otros casos, al ar-
ticulo 321, del C6digo Penal, que determine que la
Ley Penal tiene efecto retroactive, cuando favorece al
procesado.
La transitoria B. que es la filtima dice lo siguiente.
(La lee)
De manera que la otra transitoria, la segunda, com-
pleta el precepto establecido en la primera, en el sen-
tido de poder hacer anAloga esa pena, inica que sena-
la este dictamen; este Proyecto debe ser la base para
nuestras reforms sucesivas en el derecho penal. La
pena de uno a doce afios establece la posibilidad de que
esa pena por grado que establece nuestro C6digo quede
suprimida, la de cadena temporal, correctional, aflicti-
va y las de arrests en los casos respectivos de que se
trata.
Ha habido, aparte de estas explicaciones sint6ticas
de todos los delitos y de sus enmiendas, que he dado a
la Camara y con las cuales queda cumplido mi empe-
iio esta tarde, una indicaci6n muy atinada, de nues-
tro distinguido compafiero el senior Freyre de Andra-
de, que yo tengo much gusto en recoger y someter a
la consideraci6n de la Camara y desde luego, le impar-
to, en principio mi aceptaci6n porque tiene relaci6n con
ese articulo 331 y en la parte que se refiere no solo a
la falsedad G al autor de la falsedad, sino al doeumen-
to falso y su uso. El entendia que resultaria mAs conve-
niente aclarar, tanto el precepto que se refiere a parti-
cular como el precepto que se refiere a funcionarios
pfiblicos, separandolo del resto del articulo, que apare-
ce en un solo cuerpo, en el segundo extreme, entiendo
que deb'ia separarse la pena del que materialmente
realize la falsificaci6n y del que hace uso de esa fasifi-
caci6n..
Con estas indicaciones, con las cuales me he visto for-
zado a ocupar, por mAs tiempo del que deseaba, la aten-
ci6n de la Camara, queda explicado el objeto del pro-
yecto en cuesti6n; queda explicada la orientaci6n que
61 ha tenido, el sistema que ha puesto a su servicio;
la finalidad que se persigue; las fuentes juridicas en
que hemos bebido para redactarlo, y cuAnto pudiera
suministrar, como antecedente de un examen breve,
como tiene que ser este, de antecedentes que han servi-
do de factors para la rcdacci6n del Proyecto de Ley en
cuesti6n.
El moment en que Cuba inicia su reform en el
C6digo Penal, no puede ser mAs hermoso; hermoso hu-
biera sido siempre, porque toda reform inspirada en
el progress y en el bien de la humanidad, merece sim-
patia y aplauso; pero esta reform del C6digo, era ya
una exigencia sentida no s6lo por los latidos de la
opinion sino por el ejemplo que nos dan paises gran-
des por un lado, pero paises pequefios tambi6n por
otro, que se preocupan de su legislaci6n; que se afa-
nan por el perfeccionamiento de sus leyes; y nos dan
el ejemplo magnifico de c6mo, laborando y trabajando,
se puede tener la respetabilidad, en el orden interna-
cional.
Ha habido, en estos filtimos afios, un movimiento tan
grande, una agitaci6n tan viva en el orden de las re-
formas del Derecho Penal, que tenemos en la hora
present, un Proyecto de C6digo Penal Aleman, apro-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 13


bado por las Cortes de la Naci6n, un Proyecto de
C6digo Penal Austriaco, muy bien estudiado, un Pro-
yeeto de C6digo Penal Serbio; y por cso me referia yo
a las naciones pequeias; y un Proyecto de C6digo que
se est5i elaborando en estos instances y tiene un interns
vivisimo, porque determine una relaci6n entire esas
distintas reglas y esas distintas ideas de los C6digos
anteriores, y que es el C6digo Federal Suizo, que sinte-
tiza el progress de a'quel pais, la conciencia de sus le-
gisladores, y el nivel verdaderamente extraordinario
de aquellos ciudadanos. Nosotros debemos seguir esas
huellas.
Es necesario que nosotros demos entrada en nuestra
legislaci6n penal, a estos clementos de vida nueva, que
vienen a consagrar el respeto de los ciudadanos y con
ello el respeto a la sociedad; y si nosotros lo hacemos
asi, si votamos efectivamente ese Proyecto, habremos
abierto la brecha, habremos asaltado el castillo, habre-
-mos plantado alli la bandera; detras de nosotros con-
tinuarin indefectiblemente los demas, que nos sigan en
el asalto; despu6s de la ifalsedad vendran los de-
mas delitos; la reform total del C6digo. Es esta
una obra *que ila de trascender ciertamente al bienes-
tar, a la gloria y a ]a cultural del pueblo Cubano.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT: (FERRARA).
Ticne la palabra el sefior Alfredo Betancourt Man-
duley.
SR. BETANCOURT MA\NDULEY (A) : Sefiores Repre-
sentantes: He aplaudido con el pensamiento y con las
manos, con absolute sinceridad, ]a brillante diserta-
ei6n dc nuestro ilustrado compaiiero el senior Sanchez
Fuentes; disertaci6n digna hasta de unl lauro acad(-
mico. Han fluido con la claridad y transparencia de
las aguas de un arroyo, las palabras por sus labios,
siempre elocuentes; pero yo creo que se ha omitido
aqui lo principal, de este asunto: ]a genesis, el motivo
de la reform. La enmienda que tuve el honor de
presenter. Ya que no cuento con la dicha de habcr
sido miembro de la Comisi6n de Justicia y C6digos.
Yo vengo al s6ptimo period congressional, y eso se re-
fiere al sexto. Dc haber pertenecido a esa Comisi6n,
yo les habria dicho a mis ilustres compaiieros: porque,
dc los seiscientos y pico de articulos que contiene el
C6digo Penal, lo abris en el medio, matemaiticamente,
y tomais del 310 al 321 para reformarlo y no empezeis
por otros, necesitados de una reform tambi6n Por-
lqu esos moldes enquilozados, esos moldes viejos, esas
leyes'vetustas que constituyen nuestro C6digo Penal,
que en muchas parties es hasta una afrenta para nues-
tra civilizaci6n. Solo los quereis romper en cuanto a
la falsedad y no en cuanto a otros delitos, cuya re-
forma constituiria un desagravio para la sociedad cu-
bana
SR. SANCHEZ FUENTES: Por algo hay que empezar.
SR. B. MANDULEY (A) : No me explico porque hay
que empezar por el capitulo de la falsedad, done es
cierto que las penas son brutales,que estVn copiadas del
C6digo de Napole6n, que esta inspirado a su vez en le-
yes viejas, la de Napole6n en la de Licurgo, a trav6s
de los siglos y de los tiempos, que nos haoe pensar en
]a rudeza de aquellos legisladores, que al d6bil e im-
perfecto, la despefiaban impasiblemente.
En doce aiios de Repfiblica nada se ha hecho en cste
sentido, todo lo que hay en nuestra legislaci6n es obra
de los americanos; hasta lo que se ha querido modifi-
car, lo que se ha sugerido, es una copia de algo que in-
dic6 aquel despreocupado y funesto Magoon, que desig-
n6 una Comisi6n compuesta de Letrados insignes, de


Magistrados preclaros, para hacer esa obra. Cuando
tuve el honor de presentar la enmienda, he tenido buen
cuidado, respondiendo a mis ideas conservadoras mis
que como hombre de Partido, sin dar la espalda com-
pletamente al pasado, mirar mhs al present y al por-
venir, respetando algo de la tradici6n, no porque me
enamored de la redacci6n, precisamente, de esos articu-
los, sino porque creo que ello es la suma, el jugo, la
sustancia de la obra de much tiempo, la legislaci6n
espaiiola--los mismos americanos lo reconocieron-
sin que esto sea dicho porque necesite de mi humilde
loa, realmente no tiene casi ninguna enmienda. En
cambio aquellos articulos como el 421 del C6digo Pe-
nal, dcstinado a castigar el delito complete de arma de
fuego, y lesiones, muchos delitos que hay en el C6di-
go, las circunstancias agravantes y alarmantes, ban de-
bido realmente huir espantadas, como huye la sombra
ante la luz meridiana, para que no est6n en nuestro C6-
digo todavia afrentando nuestra Sociedad.
He aqui por qu6 no me explico la preferencia, aun-
que la aplaudo. Y, ya que se habla de reforms parcia-
les, z por que no se acomete la total? Yo habl6 al prin-
cipio de la necesidad de modificar las penas. En esos
paises latinos, en esos lugares europeos, que citaba
nuestro distinguido compaiiero el senior Sfnchez Fuen-
tes, se da mis importancia en todos concepts a la pro-
piedad que a la persona, se puede concebir hasta ser
c6mplice, ocultar a uu hombre que acaba de cometer
un asesinato, pero al'que robe una vaca, no. Porque
alli sc da mis importancia a la propiedad que a la
vida de las personas. Hie aqui por qu1 y siendo el C6-
digo Espaiiol una refundici6n, una copia de esos C6-
digos, no del italiano ciertamente, es que en el delito
contra ]a falsedad en cualquiera de sus manifestacio-
nes-y ya los romanos conocian las maneras distintas
de faltar a la verdad, por escrito, site dc palabra y
nueve por hechos o accioncs-si esto es asi, yo entien-
do, realmente, que la pena es muy grave, estoy hasta
conform con que haya hasta un solo grado de pena,
que no hayan los dos meses y un dia, la pena en el gra-
do medio, en el minimo y en el Mhximo; yo estoy con-
forme con que siendo una pena tan grave y ya que
nuestros tribunales han empezado sabiamente a aplicar
el principio de que cabe la imprudencia temeraria en
ese delito, como result del caso que expuso el senior
Sanchez Fuentes, de aquel funcionario que se puso a
enmendar el Registro Civil y ha sido condenado a 54
afios de presidio, sin que se haya tenido en cuenta la
verdadera duraci6n que sefiala el articulo 74, que
nuestro distinguido compafiero que es todo un maestro
en estos asuntos, no puede haber olvidado, aunque se
ha creado una nueva pena, porque nosotros hemos
creado la pena de presidio mayor,-se dirA que por lo
mismo que se ha suprimido la de cadena, porque aqui
no hay cadena, y tampoco hay presidio como en Espa-
fia-El articulo 520, con sus derivaciones, del C6digo
Penal, determine que la pena de presidio mayor no se
pueda aplicar para otros delitos de mayor penalidad,
sin embargo todo eso puede pasar. Lo que nosotros
deseamos es que no se separe, que no se destaque la
penalidad existence, que se agrupe en un solo caso los
concepts diversos en virtud de los cuales es aplica-
ble el artieulo 310 del C6digo Penal, y sus derivados
a todos aquellos que cometan falsedad.
Hlabl al principio, sin. que yo quiera dar propor-
ciones y vuelos politicos de ninguna indole a este de-
bate, pero sin rehuirlo, y yo soy un hombre que he da-
do clarisima prueba de ser altamente disciplinado den-
tro de su partido y creo que cada grupo politico, que
los hombres que pertenecen a determinada agrupaci6n,








14 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


estAn en el caso de scguir la orientaci6n general de su
program y no por sensiblerias, por sentimentalismos
muy respetables, no deben ir a buscar simpatias popu-
lares a base de apartarse de esos programas-no lo di-
go por el Partido Liberal, no me refiero a ninguno de
sus miembros, no pretend censurar a compajicros
nucstros-; pero aqui se ven cosas muy raras: las re-
fornias radicals pertenecen en todas parties, por con-
vicci6n propia, al bando liberal. De ese bando deben
surgir otras reformas:'Ipor qub no acometen el jui-
cio oral en lo civil, el juicio por jurado, tantas cosas
que podemos reformer on Cuba y habeis ido a esto que
no tiene importancia tan grave y trascendental en las
esferas del Poder Legislativo. He aqui porque....
SDecia algo el senior Presidente?
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : No, senior, hablaba con
el senior Secretario.
Si. BETANCOURT (A) : Perdone. Decia por ejemplo
que asi como de esos bancos han salido esas voces au-
torizadas suscribiendo reforms radicals, en cambio
de estos bancos si no estoy mal informado, acaba de
leerse una proposici6n de nuestro distinguido compa-
fiero el senior Wifredo Fernandez, el cual en uso de
sus derechos cree y ha pedido la abolici6n de la pena
de muerte. Y yo adelanto, porque no me duelen pren-
das que en su oportunidad me opondr6 a que sea abo-
lida la pena de muerte; y lo digo asi, contrayendo un
-serio compromise con la opinion pfiblica, porque yo
deseo que se mantenga. Y si no estoy tampoco desme-
moriado, fu6 de estos bancos otro compafiero, el senior
Pino, uno de los paladines mAs esforzados de la Ley
del divorcio. Es decir que no es cuesti6n political como
podreis ver, sino que aqui cada cual hace lo que en-
tiende que debe hacer. Que asi como en nuestros
asientos estamos mezclados, mezcladas estAn tambien
las ideas. Por esta confusion de cosas y principios
es que no podemos entendernos y no sepamos cual es
la frontera, la line divisoria que separa a un partido
del otro, en ideas fundamentals y trascendentales,
que pueda causar un grave dafio, o un bien supremo
en el orden social a que todos estamos obligados a
velar.
La reform en el C6digo Penal, C6digo que no es
obra nueva sino el trasunto, la suma de largos afios de
studios, aplicado con ideas political a Cuba, el afio
1876, para aerogar el pensamiento, la voluntad y las
ideas de los cubanos, lo que no lograron, porque como
decia un celebre pensador, las ideas no hay manera de
fusilarlas, pero realmente estaba hecho para Cuba y
Puerto Rico para mantenernos con una categoria espe-
cial de ciudadanos, no solo en los derechos politicos,
sino ante los tribunales de Justicia. Y decia yo, sin
que sea un cargo, si no una pregunta, porque esa Co-
misi6n de C6digos donde habia meritisimos compafie-
ros, hombres inteligentisimos pertenecientes a ambos
partidos, confundidos en el pensamiento coming, de ha-
ber seguido la indicaci6n hecha de muy buena fe que
yo juzgo err6nea de nuestro amigo el senior SAnchez de
Fuentes, de comenzar la reform por el articulo 310,
porque no se tom6 otro capitulo, otras ideas que para
el ambient popular eran mhs necesarias y reclamadas
por la opinion pfiblica. Por algfin lado se ha de em-
pezar, pero para atacar eso que yo llamaba la bastilla
de nuestras instituciones de justicia, no era natural que
se atacase por el fondo, sino por el frente como se tom6
la c6lebre Bastilla Francesa, el 14 de Julio de 1779,
y de donde sali6 la libertad del g6nero human. Ocu-
rre que en los otros articulos en vez de tratar los otros
casos, estan variadas las penas y las responsabilidades,
porque apart que so establecen penalidades especiales


y distintas, que se crean casos nuevos de penas, varian-
do la escala que marca el articulo 24, se lega a la con-
clusi6n realmente peligrosa, porque se deja al arbitrio
del tribunal, sin Ilegar siguiera a imponsrsele si no a
seis meses y de uno a doce afios. Como en ese delito' a
decir que es de su potestad que imponga penas do uno
que antes se referia el senior SAnchez Fuentes en vir-
tud del cual se perjura o hace un falso testimonio
ticne una pena de uno a doco afios que rara vez. aplica
el tribunal en su grado mAximo, pero que puede hacer-
lo, porque la ley lo autoriza para ello. Seria mas l6gi,
co, mAs consecuente, puesto que aqui se trata de dulci-
ficar la pena de aquel C6digo expresamente redactado
para que no nos permitiera pensar en alta voz, porque
el hacerlo costaba la libertad y la vida, parece natural
que cuando so va a acometer la reform de un cuerpo
de leyes como el C6digo Penal, como el C6digo de Co-
mercio o el C6digo Civil, que son las bases en que des-
cansa el edificio de la justicia, y en virtud de los cua-
les se aplican las leyes que en diversos 6rdenes de la
vida han de llevarse al hogar, a la tumba, al campa-
mento a todo lo que constitute la vida. No, senior; no
me acabo de explicar eso, y yo no s6 la suerte que co-
rrerin, naturalmente, las exposiciones de estas ideas.
Acaso el senior Sanchez Fuentes, vea triunfante su pro-
p6sito. Yo le hago la justicia de career que no persigue
lo que pudinramos llamar una pequefia cuesti6n de
amor propio. El est6 de buena fe, efi lo que yo creo
un error: en modificar el C6digo Penal de esa manera,
porque no pueden romperse los eslabones del mismo,
porque los capitulos-y articulos se compenetran, se
juntan y llenan para satisfacer fines de la vida social.
Ha tenido por convenience romper el C6digo, digAmos-
]o asi, abrirlo por su libro d6cimo, tomar la secci6n
cuarta y los articulo del 310 al 314, para introducir
las modificaciones mAs o mcnos trascendentales que ha
tenido por convenient. Que no me opongo a lo fun-
damental, ya lo he demostrado no combatiendo la Ley
en su totalidad y estableciendo una enmienda con la
cual no voy a estar conforme porque las demAs son de-
rivaciones imitando con eso la misma conduct del se-
fior SAnchez Fuentes que no obstante ser el Presidente
de la Comisi6n de C6digos, encontr6 natural hacker de-
terminados reparos y hay una enmienda muy atina-
da del senior SAnchez Fuentes a ciertos articulos, acla-
rando concepts, fijando otros para que no se prestase
a interpretaciones dudosas. De modo que yo lo que he
hecho ha sido apartarme en lo fundamental del articu-
lo 310, no deseando que s6lo en un grupo de dos sino
en los mismos ocho incisos que comprenden los 27 ca-
sos de los antiguos romanos, que fuesen reunidos los
diversos casos, porque una es la penalidad que se esta-
blece para determinados delitos y otras las penas que
llevan consigo segfin los casos y circunstancias ate-
nuantes y agravantes que aqui no se mencionan y apa-
recen como borradas del dictamen y del parecer de la
Comisi6n para que lleguemos a un acuerdo respect a
la forma en que han de quedar. Pero digo, concretan-
do este pensamiento, que yo creo que cuando la Comi-
si6n de C6digos, una de las mAs respetables e importan-
tes de la CiAmara por la indole de los asuntos de que
trata continuamente, porque raro serA el proyecto que
no haya de pasar por el tamiz de sus discusiones y aqui-
latado por el parecer de sus miembros, porque se trata
de reformar y suprimir leyes que son como nuestro am-
biente moral; la vida que nos sirve de sustento en la
sociedad, que cuando haya que hacerse determinadas
reforms no se atienda a casos concretos y singulares,
sino que haya el valor civico de afrontar el problema
en toda su magnitude y trascendencia, frento a frente,









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 15


pues en la Comisi6n de C6digos hay quince sefiores Le-
trados muy cultos y muy patriots y puedo elogiarlos a
boca llena, porque no tengo el honor de former parte
de esa Comisi6n, y s6 lo que vale, que cuando ellos ha-
gan esa tarea, si quieren enmendar el C6digo de Co-
mercio, que no lo hagan s6lo en lo que respect a la
quiebra y cuando se trate dela reform del C6digo Ci-
vil en lo que respect al matrimonio, sino que vayan
viendo articulo por articulo, adaptando, suprimiendo,
asimilando, no lo racional y possible precisamente del
tiempo de CAnovas del Castillo, sino aquello que sea ha-
cedero y prActico, para nuestro pais, a fin de que no su-
framos ningin sonrojo y tengamos que callar cuando
el pueblo nos pida cuenta de como cumplimos la mi-
si6n que nos tiene encomendada.-He dicho.
SR. FREYRE ANDRADE (G) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: En el moment en que me le-
vanto a hablar, tengo dos deberes que cumplir con la
CAmara y que aparecen a primer vista incompatible
pero yo voy a aunarlos y cumplirl s a la mimsma vez
y consiste en primer tOrmino en que he de ser muy
breve, todo lo breve que pueda ser en atenci6O a lo
avanzado de la hora; y en segundo lugar el deber que
tengo de corresponder a la deferencia que en dias pa-
sados por consejos de la Presidencia y con sa apoyo,
se sirvi6 informer a la CAmara ydecirme que desde el
primer dia, en que la sesi6n se suspendi6, para que
esta cuesti6n se estudiara y yo y otros sefiores Repre-
sentantes recibi6ramos la copia del proyecto de ley y las
enmiendas, he estudiado la enmienda y he estudiado
el proyeeto de Ley y en estos moments me encuentro
convencido de la necesidad de la reform y convencido
tambien de la sapiencia de la enmienda del senior San-
chez Fuentes. Mi deber de conservador, de la CAmara
no creo que me imponga la obligaci6n de defender el
derecho anticuado que nos dejara Espaiia y que no
hemos reformado todavia nuestra vigcnte legislaci6n,
do acuerdo con las conquistas del progress he de man-
iener el pensamiento conservador de esta Cimara, a la
altura a que estA el pensamiento mis adelantado que
pueda haber en el universe, cuyas palpitaciones, cuyos
sentimientos y cuyas ideas llegan aqui como al pri-
mer lugar del mundo.
Y al entrar en studio del proyecto tengo que de-
clarar que si no hubiera sido por la enmienda prescn-
tada por el senior SAnchez de Fuentes, el proyecto hu-
bicra adolecido de tales errors y de tales descuidos que
no hubiera sido possible que esta CAmara lo aprobara
en su totalidad pero la ennienda del senior SAnchez de
Fuentes que yo propongo a mis compafieros que vote-
mos de acuerdo con el Proyecto de Ley, tal y conform
ahora se encuentra enmendado.
Es cierto que yo me prcguntaba desde los dias pa-
sados a 6ste, igual que se preguntaba el senior Betan-
court Manduley, porque los Representantes que inte-
gran la Comisi6n de C6digos y el senior SAnchez de
Fuentes y otros sefiores representantes se muestran
partidarios de la reform del C6digo Penal especial-
mente en la parte que trata de las falsedades, y no se
acometen otras reforms tan necesarias como esta, pe-
ro confieso que no me hizo pensar demasiado la pregun-
ta y sin embargo ahora mentalmente la terigo contes-
tada. La reform de los articulos de falsedad se ha
acometido por la C6misi6n de C6digos, que se propone
por el senior SAnchez Fuentes ahora a la CAmara, por-
que hay casos particulares que reclaman esas refor-
mas, porque hay padres de families, que gimen bajo
una condena que el senior Presidente de la Repfiblica
no puede quitarles de encima y que es notoriamente
una condena injusta; es que por los defects de nues-


tra legislaci6n, hay hombres que padecen, que sufren
los efectos que no deben padeeer, de las deficiencies de
nuestra legislaci6n, -y nosotros en lugar de acome-
ter la obra particular de aprobar una ley de amnistia
que venga a subsanar el mal, lo que hacemos es acome-
ter la obra general y secar la fuente de tantas des-
venturas, secar la fuente que ha producido el mal.
Me parece que cuando una Chamra se mueve por es-
ta clase de m6viles no hay ningfin inconvenient en dc-
clararlo paladinamente.
Ahora bien: solamente tengo que hacer una obje-
ci6n en forma de enmienda a la presentada por el
senior SAnchez de Fuentes, porque si sus palabras fue-
rop en el proyecto de ley y la enmienda que 61 habia
propuesto, yo no presentaria esta que en estos momen-
tos present a la Camara; pero como lo que ha de figu-
rar es la enmienda escrita y no las palabras que 61 ha
vertido en su discurso, yo quiero reformar los concep-
tos a que 61 se referia, y pedir a la Camara que en la
redacci6n del articulo 314 del C6digo Penal se ten-
gan en cuenta estas ideas que yo le aconsejaria, y que
61 adoptaba en la forma oral, pero no en la escrita que
es en la que ha de quedar aprobada la Ley.
La enmienda consiste en lo siguiente: que como el
Reglamento me autoriza, present verbalmente: 'Ar-
ticulo 314, p6rrafo segundo: Los Tribunales quedan
autorizados para reducir a la mitad o mis las respec-
tivas sefialadas en los articulos de este C6digo, tenien-
do en cuenta los antecedentes del enjuiciado, los m6-
viles de su conduct y el dafio causado por el delito".
Consiste la enmienda, en sintesis, en sujetar el cri-
terio judicial para rebajar la pena, no tan solo al dafio
causado por el delito, sino tambi6n, de acuerdo con las
ideas del Derecho modern a los antecedentes del pro-
ccsado, y ademis y sobre todo, a los m6viles de su con-
ducta. Creo que en esto no habrA inconvenient, por-
que hay consensus centre el senior Sanchez Fuentes y el
Representante que en estos moments habla. En cum-
pliendo ahora con la obligaci6n que para la CAmara te-
nia al principio de mi informed, yo solamente tengo que
decir, que termino pidiendo a la CAmara que sc sirva
aprobar la enmienda que lie presentado.

(Abandona la Presidencia cl senior Ferrara, ocupun-
dola el senior Recio).

SR. FERRARA : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : La tienc pedida el seiior
SAnchez Fuentes.
SR. SANCHEZ FUENTES: El senior Ferrara, desea ha-
blar antes que yo ?
SR. FERRARA: Lo desearia antes de que el senior SAn-
chez Fuentes entrara en el fondo de la cuesti6n, por-
que quiero hacer una declaraci6n political, de orden
politico, contestando al senior Betancourt Manduley.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Con la venia del senior
Sanchez Fuentes, tiene la palabra el senior Ferrara.
SR. FERRARA: Sefior Presidente y sefiores Represen-
tantes: Es realmente hermoso el espectaculo que se
da discutiendo con gran interns, una cuesti6n de las
que no muy amenudo vienen a la CAmara de Represen-
tantes. Y seria especticulo casi bochornoso, si estas
reforms legislativas, de la trascendencia extraordina-
ria que todos podemos examiner, de la que esta sobre el
tapete, pasaran sin un cuidadoso examen, sin la expo-
sici6n por parte de unos y de otros de las ideas que,
elaboradas precedentemente, estan en cada uno de los
cerebros cultivados de los sefiores Representantes.
Hemos oido esta tarde, un discurso meramente t6c-
nico, cl del senior Sanchez Fuentes; un discurso mera-








16 DIARIO DE SESIONES DEL C.ONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES


mente politico, el del scfior Alfredo Betancourt Man-
duley; un discurso quc ha sido politico y t6cnico, al
propio tiempo, el del senior Freyde Andrade. Y, en
realidad que a este iltimo deben los sefiores conserva-
dores quc so sientan en esta Camara, un agradeci-
miento, porque sin la voz de 61, voz del siglo actual,
hubi6ramos podido confundir en una aspiraci6n de re-
troceso, a los conservadores cubanos, con los autores
del Vicjo C6digo espafiol.
Cr6anme los sefiores Representantes que he pedido
la palabra solo para que este extreme quedara bien son-
tado; saber, que puede habcr conservadores que toda-
via se encuentren en los conjienzos del siglo pasado, a
pesar de admirar la cagnifica carrera que se di6 para
asaltar la Bastilla, pero que hay otros conservadores
que comprenden mas exactamente la misi6n que ellos
tienen en la hora actual, que no es de retroceso, de mi-
rar al pasado, sino de mirar al porvenir y de concu-
rrir con nosotros, a todas aquellas reforms que la civi-
lizaci6n reclama y que todo el pueblo de Cuba exije.
La reform actual se esta reclamando desde largos
afios, no es product de la invenci6n de un senior Re-
presentante; no es ni siquiera expresi6n de la inteli-
gencia brillante del Expresidente dc la Comisi6n de
Justicia y C6digos; es, por el contrario, consecuencia
de todos los studios, y no de los studios modernos,
de todos los studios actuales; es product y conse-
cuencia de toda la mentalidad del siglo pasado, en ma-
teria criminal. Se habia pensado antes de ahora, asi
por los t6cnicos como por los legisladores, que era pre-
ciso, indispensable, hacer mas elastica la penalidad,
porque ya se habia dicho, no en los modernos tiempos,
sino en los anteriores, que en realidad no hay delitos
sino delincuentes; que cada delincuente, aun come-
tiendo el mismo hecho penal, constitute un mundo
completamente distinto, de aquel otro, que el mismo
hecho ha cometido. Y por ser esto asi, por no ser este
criterio nuevo, este criterio ha podido encontrar aqui
un eco, pues la ciencia debe encontrar siempre eco en
los Parlamentos porque solo asi cumplen estos, con la
misi6n que les esti encomen'dada. Ha encontrado pues
esto, un eco, primero, en la Comisi6n de Justicia y C6-
digos de la Camara de Representantes; y despu6s en
el propio Parlamento. I Por quB se ha de levantar por
tanto, ahora una voz para decir que se debi6 haber em-
pezado por este o por el otro lugar ? Y por qu6 se ha
levantado para decir a los conservadores de la Camara:
acordaos de que no sois liberals, que no debeis patro-
cinar las reforms propuestas, sino que debeis tener la
mirada fija en el Estado, o al menos a un present que
no debe star consagrado a evoluci6n alguna?
No puede por lo contrario oponerse a la refoma ac-
tual los sefiores conservadores de Cuba, y lo digo en
honor de ellos, sino que no pueden oponerse a ninguna
reform de estas que ya la civilizaci6n ha consagrado
para siempre.
Algo mis de lo que estamos tratando han hecho, en
el campo de las reforms, los sefiores conservadores
de Cuba. Lo demuestran los mfiltiples proyectos que
han traido sucesivamente a esta Camara y la acci6n, a
mi entender illegal, del Ejecutivo Nacional en distintos
asuntos; lo que indica que lejos de mirar hacia el pa-
'sado los sefiores conservadores estin mirando hacia el
porvenir. Una reform esti sobre el tapete que cons-
tituye realmente un paso revolucionario: la de los ac-
cidentes del trabajo, en la forma en que ha sido adop-
tada. El Gobierno actual, genuinamente conservador,
hace suya la de los accidents.
Repito que esa reform constitute, en relaci6n con la
actual, un acto de revolucionarismo muy grande, muy


fuerte, muy exagerado; y sin embargo, a nadic so le
ha podido ocurrir que el Gobierno conservador no puc-
da adaptarse a las exigencias de la vida modern.
Yo s6 que nos encontraremos en este terreno jun-
tos, con servadores y liberals, pues todo lo que a Cuba
interest y a Cuba beneficie, no puede dividirse el cam-
po: el campo es uno solo, porque es acondrado en to-
dos nosotros el patriotisnlo.
No hay divisions, no hay separaciones sobre este
punto; y asi, votaremos todos juntos, cr6alo mi distin-
guido amigo el doctor Alfredo Betancourt y Mandu-
ley, do la misma manera.que boy, por la abolici6n de
la pena de muerte.
Sera en honor y no en daiio del partido conservador,
el que un conservador -haya tomado esta iniciativa.
Mi esperanza es exacta. Esta demostrado por los
hehos: iniciado, por uno, la reform de la abolici6n de
la pena de muerte, en cuanto al hecho, iniciada por un
gobcrnante liberal, ha sido seguida por un gobernan-
te conseirvador; y la Ley el castigo que en ella se fija-
ba, caido completamente en desuso, e iniciada, en esta
misma Cimara, en el campo del derecho, por un Re-
presentante liberal, el senior Julian Betancourt, ha sido
seguida en esta misma Cimara, en el campo del dere-
cho, por el senior Wifredo FernAndez, Representante
conservador.
No, no hay diferencias en este punto; no, la voz que
elocuentemente ha resonado en esta Camara, del senior
Betancourt, desentona en la conciencia national. La
conciencia national formada por todos los partidos, no
desea, sino progress; y no anhela, sino libertad.
La conciencia national se levanta por encima de cier-
tas reserves del pasado, para aspirar finicamente a un
brillante porvenir.
Ah, decide, si debemos volver hacia lo que prescn-
ta el mal y la desdicha o si debemos inirar.hacia lo que
constitute la esperanza mas risuefia.
Y decide si debemos hacer patrimonio nuestro de
tanto C6digo viejo y de tantas ]eyes infames, cuando
podemos hacer care de nuestra care, todo el brillan-
te porvenir de civilizaci6n que se va actuando?
No. Libertad y Progreso. Y hoy lo encontramos
consignado en estas lines, mafiana, todavia m6s, res-
plandescientes, en otro proyecto de ley, y entonces, no
habri desuniones: liberals y conservadores, levantan-
do el coraz6n, puesta la mirada en Cuba, viendo el
progreso-que es progress nuestro y de toda la hu-
manidad-seguiremos por este camino en beneficio de
los que aqui nos han enviado, sin recorder el mal pa-
sado, sino Ilenos de ardor por la hermosa send del
porvenir. (Aplausos).
SR. PRESIDENTE (REC10) : Tiene ]a palabra el senior
Alfredo Betancourt.
SR. BETANCOURT MANDULEY (A): Sefiores Repre-
sentantes: yo no he hablado en nombre de los conser-
vadores, entire otras razones, porque no tengo el honor
de ostentar su direcci6n o jefatura-y aun en ese caso,
en esa como en otras cuestiones, antes de lanzar mani-
festaciones colectivas, me habria puesto al habla con
ellos para conocer siquiera la pulsaci6n de la mayoria
de mis correligionarios-he hablado en nombre propio
desde el seno de un partido, con perfect discipline.
Pero como en los partidos hay matices, como los hay
en las flores de un jardin, yo tengo el derecho, sin per-
juicio de entonar un himno al progress y un cAntico a
la libertad, que seguramente por una expresi6n de mi
torpe palabra no ha sido bien entendida, pero que ha
merecido los honors de que bajara de su situal el in-
signe Presidente de esta Camara, a hacerme la digna-
ci6n de contender conmigo.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 17


SB. FERRARA: Siempre para mi es un honor conten-
der col S. S. Yo lo har6 muy amenudo.
SR. BETANNCOURT MANDULEY (A) : Muchas gracias.
Yo tambi6n tendr6 una gran satisfacci6n, pero no pue-
do aceptar sus frases dichas con la habilidad que le ca-
racteriza, presentandome como un ejemplo de rcaccio-
nario, como un hoimbre que vuclve la espalda al pasado
como sintiendo la nostalgia de los tiempos colonials.
Yo soy rcvolucionario, pero soy conservador por prin-
cipio, y lo que no se me ha comprendido, o so s ha que-
rido comprender, son ciertos reparos que yo hacia, no
a la reforina de la Ley en si, sino a la forma en que
estas modificaciones se pretenden llevar a cabo. Y mnis
reparos hasta cierfo punto parecian naturales, y el
senior Ferrara que es hombre parlamentario antiguo lo
sabe muy bien, mis reparos iban encaminados a que
del campo liberal salgan la iniciativa, las razones de
todas esas reforms, en su forma mias Amplia, que conmo
sabemos es el Partido conservador en todos los paises
civilizados el ccnargado de restringirlas.
Nuestro estimado amigo el llorado eompaiero. senior
Julian Betancourt, fu el autor del proyeeto abolien-
do la pena de mucrte, ~por qu6 no quisisteis recoger
esa idea y honrandola hacerla proyeeto de ley, y no dar
uIgar a que del campo conservador salga la iniciativa ?
Esto es lo lo que yo quiero significar. No es que yo
me oponga ala reform del C6digo, que soy el primero
en reconocer que result impropio de nuestros tiempos,
pero no obe empezarse por ahi Y os dire como Ape-
les, ni un dia sin una linea, hoy esto y mariana aqueilo
Y yo pregunto a mis distinguidos adversaries porque
con tanto tiempo de dominaci6n liberal estA por ejem-
plo, Cuba con los juzgados correccionales, que todo el
mundo detesta y maldice en la forma que est6n implau-
tados?; I no es sensible que no exist en Cuba ]a hipo-
teca de los bienes raceses, el juicio oral en lo civil, re-
formas todas ellas que existen en los pueblos civiliza-
dos, en Alemania, en Austria y en la repfiblica Helve-
tica como indicaba el senior SAnchez Fuentes? En
eambio el partido conservador, en el poco tiempo que
Ilcva de permanencia en el Gobierno, ha dado buenas
muestras de sus ideas de progress, se ha creado la mo-
neda....
SR. FERRARA: Ese proyecto fu6 mio.
Sn.. BETANCOURT (A) : Perfectamente, pero lo ha
aceptado el Gobierno, lo ha puesto en circulaci6n, no
fu el Gobierno liberal quien lo implant, el indulto
condicional, todo lo que se ha hecho, hast a a abolici6n
de la pena de muerte, serA obra de los coinservadores
Sn. FERRARA: Lo del indulto conditional, esta mal
hecho, su sefioria es letrado y lo sabe.
St. ROIG: Es un disparate juridico.
Sn. BETANCOURT (A) : Ni como conservador ni como
particularmente nosotros podemos cargar con el san-
benito de que se proyecte en nuestra modest, pero
limpia y consecuente historic political dentro de ese
partido, una sombra de reaccionarismo. Nosotros somos
revolucionarios, no somos reaccionarios, somos aman-
tes del progress, de la libertad bien entendida. No
queremos, sin embargo, invadir vuestro campo por sis-
tema. vengan de ahi las reforms que nosotros las aco-
geremos y le daremos calor si son dignas del ambiente
cubano.
SR. SANCIIEZ FUENTES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Tiene la palabra el senior
Sanchez de Fuentes.
SR. SANCHEZ DE FUENTES: Las antecedentes frases
seoor Presidente y sefiores Reprcsentantes, de nuestro
distinguido amigo el senior Alfredo Betancourt, antes
de intervenir en el debate, nuestro no menos distingui-


do compaiiero el doctor Ferrara, me obligan a ocupar
brcvemente la atenci6n de la Camara, para rectificar
algunos concepjtos.
Yo no s6 si las censuras saves y corteses, como su-
yas, pero censuras al fin, que le ha dirigido el sfior
Betancourt y Manduley al dictamen y al proyecto en
su totalidad con las enmiendas, son la mejor defense
que el proyecto pueda tener, porque, en realidad, no
ha habido ninglin argument de caricter t6cnico, de
character cientifico, ninguna observaci6n s6lida dirigi-
das a quebrantar el dictamen y la ponencia. Una de
las cosas de que se ha preocupado mnis el senior Be-
tancourt y en la que hizo tanto hincapi6 que determine
la actuaciOn en el debate del senior Ferrara, iha sido
preguntar ponque empezamos nosotros con el titulo .de-
dicado a la falscdad. Y yo debo decirle al distinguido
compainero, que ciertamente yo no explicaria con cla-
ridad cuando empece anteriormente las explicaciones
del dictamen y la enmienda.
Yo quicro que sepa el senior Betancourt, que el pro-
yecto de reform total, integral, del C6digo Penal, es
una iniciativa liberal que surgi6 en el seno de la Co-
misi6n de C6digos tan pronto ella se constituyo y quo
estando ya acordada como una de las primeras obras
de que habia do ocuparse esa Comisi6n, la reform to-
tal del C6digo Penal, vino entonces la cuesti6n inciden-
tal que determinaba la cuesti6n de suma injuria a que
aludia el senior Freyre, una aplicaci6n exagerada de
las penas a determinados individuos que sufrian en
aquellos instantes el rigor de las penas arcAicas, y esa
fu6 la causa, no para que estableci6semos una reform
loca, sino que por los instintos naturales y 16gicos que
el mismo senior Betancourt sentira alentar en el fondo
de su coraz6n, dieramos la preferencia a esos articulos
del C6digo Penal que se refieren a la falsedad, pero
siempre llevando a efecto nna reform integral al C6-
digo Penal en Cuba.
Sepa, pues, el sefor Betancourt y Manduley para su
conformidad, para su satisfacci6oi, sirva de explica-
ci6n al Partido Liberal tambi6n, que esas reforms que
61 deseaba, que esas iniciativas que 61 esperaba, han
surgido de este campo, porque hay un proyecto de C6-
digo Penal pendiente que tendremos el gusto de dis-
cutir en esta Camara con el senior Betancourt y los de-
mAs compafieros.
Y yo debo hacer otra explicaci6n en relaci6n con los
antecedentes de este asunto, porque el senior Betan-
court, refiriendose al proyecto por mi citado que ema-
n6 de la Comisi6n nombrada en 1908 por el Gobierno
Interventor, ha dicho algo, que yo en vindicaci6n de
aquellos realmente elements del Partido Conservador,
quiero reinvindicar aqui. El senior Betancourt mani-
fest6 que esa Comisi6n habia seguido las inspiraciones
del interventor Magoon, y yo declare al senior Betan-
court, yo reto al senior Betancourt, con la competencia
y lealtad que le caracteriza, a que convenga conmigo
que s6lo como un argument de efecto y en una pol6-
mica parlamentaria, se puede lanzar esa especie. Es
que ignora el senior Betancourt que la legislaci6n ame-
ricana es naturalmente distinta a la nuestra? Es que
no sabe el senior Betancourt que el proyecto de C6digos
esti revelando un latinismo supremo en todos sus ph-
rrafos ? Es que no esta viendo la discipline extraor-
dinaria que tiene con el C6digo Italiano en la defini-
ci6n de esos preceptos que constituyen el proyecto de
reform del C6digo presentado a la Camara? Es que
no sabe el senior Betancourt que hemos ido a la fuente
egregia desde done se esparcen como las aguas de su
cauce en un rio los principios benefactores que han de-
rramado much de la piedad, la ciencia y la justicia









18 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES'


representadas en nombres como Ferry y Gar6falo ? Si
lo sabe el senior Betancourt, no pnede formular un car-
go que se traduciria en una injusticia respect de esos
elements que integraron esa Comisi6n y que son como
antes decia, de los mis significados, de los mas respe-
tados, de los mas dignos tanto como los que mis de los
que figuran en el respectable partido conservador; re-
cuerde el senior Betancourt Manduley que en esa Comi-
si6n colabor6 el senior Antonio Govin, president de
la Sala de lo criminal del Tribunal Supremo, recuerde
que le acompafi6 el doctor Jos6 A. del Cucto, de cuyos
antecedentes en material juridica no hay que hablar;
recuerde que fu6 figure prominent de esa Comisi6n
el sabio professor y querido amigo nuestro, gloria como
dccia el otro dia, y me enorgullezco hoy en repetirlo de
la ciencia penal cubana, el senior Jos6 Antonio Gonzh-
lez Lanuza; y todos ellos trajeron el aporte de sus co-
nocimientos, de su experiencia, de su mesura a la rea-
lizaci6n y ala colaboraci6n de una obra que ha dado
como consecuencia la redacci6n de esos dos libros del
C6digo Penal, a que anteriormente me referia.
El senior Betancourt y Manduley ha hecho una ob-
servaci6n que pudiera entrar en este terreno tcnico
a que yo, anteriormente, aludia, el ha manifestado que
el sistema de la pena establecido por el dictamen y la
enmienda no parece apropiado, entire otras cosas por-
quc no hablaba de circunstancias; pero con seguridad
no se habra fijado el senior Betancourt y Manduley en
que al apreciar la concurrencia y circunstancias ate-
nuantes o agravantes para la fijaci6n de la pena es una
facultad que queda en este caso en abstract al Tri'bu-
nal para fijar Ia pena en ique incurra desde un alio has-
ta veinte, porque 61 tiene que apreciar los antecedentes
en cada caso y los m6viles que han inspirado al sujeto,
apreciando las circunstancias atenuantes que respon-
dan a la situaci6n psicol6gico del sujeto. SerA esa pre-
cisamente la panta que tome el tribunal para graduar
la pena que debe corresponderle a cada delincuente en
cada caso concrete, especificando los delitos en que ha
incurrido cada delincuente.
Nos decia el senior Betancourt que esperaba que de
esa iniciativa, que 61 lamnaba liberal, naciera esa re-
forma de la legislaci6n. Y aparte de que yo pudiera
presentar al senior Betancourt Manduley cjemplos con-
trarios porque en otros paises la reform legislative
ha salido del campo conservador; aparte de que yo
pudiera citarle de que en Espafia, como muy bien sabe
el senior Betancourt y Manduley la reform, acaso las
mis trascendentales lan salido del campo conservador,
yo podria darle tambi6n la explicaci6n de este fen6-
meno, que no es ciertamente como aqui se ha dicho,
porque el senior Betancourt y Manduley sabe muy bien
que esas reforms han partido del campo conservador,
iniciadas por individuos que ademiAs de pertenecer.a
partidos conservadores, han sido eminentes juristas y
han levantado ante todos la bandera del progress en
el orden del derecho; sabe muy bien el senior Betan-
court Manduley que todos aquellos hombres que apesar
de military en el partido conservador como el propio
Chnovas del Castillo, era ademis un jurista eminent
apoyaba las reforms juridicas de acuerdo con el pro-
greso y la cultural de su pais, en que laboraba un dia y
otro dia por la realizaci6n de esa obra de renovaci6n
juridica de Espafia, con la circunstancia exceptional
de que figuraban en aquel movimiento progresista con
la gran autoridad de su persona, grandes juristas y
grandes parlamentarios del partido conservador, y en
este caso el partido conservador tuvo la fortune de
contar entire sus miembros al senior Martinez Alonso y
a otros muchos de gran valia intellectual.


No es esa la forma en que se debe o se puede iniciar
la reform de la legislaci6n; sino es, sumando las ini-
ciativas de los elements liberals, a las iniciativas de
los elements conservadores, es decir, poniendo por en-
cima de todos los partidos politicos la renovaci6n ju-
ridica de las Leyes en Cuba.
De esta part de la Camara han nacido tambi6n
otras orientaciones de ese propio problema, el que se
refiere al juicio oral en lo civil y no ha pasado inadver-
tida esa iniciativa para nosotros, porque la Comisi6n
de C6digos en sesiones distintas del period anterior en
la cual yo no pude concurrir porque no estaba aqui en-
tonces, nuestro distinguido compafiero, puso su aten-
ci6n en todos esos problems, y husmc6 en todas esas
necesidades, con objeto de proveer al pais de 1 as leyes
necesarias a ese fin. Y quiero que quede sentado que
no es valor civico lo que ha faltado ni a la :Comisi6n de
C6digos, ni al ponente que inform, ni al que ha soste-
nido esta tarde con gran tenacidad la imperiosa nece-
sidad de su aprobaci6n; porque el valor civico no se
prueba con palabras huecas, el valor civico no consist
en atacar las reforms de la manera general y corriente
o de la manera que las circunstancias obligan a reali-
zar, el valor civico consiste en sostener a'todo trance
los principios de las ideas funidamentales, el triunfo de
las ideas que llevan a todos los pueblos adelante, la
satisfacci6n de las necesidades de aquellos que nos han
mandado aqui para tender de una manera cuidadosa,
de una manera premiosa, a las dificultades, a las amar-
guras, a las tristezas que ellos realmente experimental
en la soledad de sus hogares y en la desdicha de sus
presidios.
De modo que no ha sido falta en este sentido, reitero
a mi distinguido amigo el senior Betancourt Manduley
que el proyccto de la reform integral del C6digo Pe-
nal, siempre me hubiera alegrado de que ese proyecto
fuera objeto de discusi6n en la Camara, pero doble-
mente ahora en quc colaborara con sus luces y compe-
tencia a que lo convirtamos en Ley, un Representante
tan distinguido y abogado tan expert como el senior
Betancourt Manduley. Y eso de que la pena de muer-
te siendo una iniciativa del partido liberal la hemos
abandonado y han tenido que venir manos conservado-
ras a recogerla no, senior Betancourt. Eso lo que
prueba es que son tantas las iniciativas que parte de
este campo, que son tantos los proyectos que sos-
tiene este partido, que no nos duele abandonar algu-
nos para que tengan la honra de poner en ellos su fir-
ma los seiiores conservadores.
SR. FERRARA: (IntOrrumpiendo). Sobre todo las rc-
cogeremos por el camino, como aconteci6 con la ley del
divorcio.
SR. SANCHEZ FUENTES: Bien, yo entiendo, para ter-
minar, que el senior Betancourt esta de acuerdo conmi-
go en que esta no es una cuesti6n de partido ni una
cuesti6n political; 61 lo ha declarado asi, y estamos obli-
gados a career en su declaraci6n hidalga y generosa;
es.este un punto de trascendencia especial en nuestra
vida social.
La explicaci6n de por qu6 se inici6 la reform en el
moment, la circunstancia y el sitio en que se inici6,
la conoce el senior Betancourt. No tengo inconvenient
alguno en aceptar la modificaci6n del senior Freyre
de Andrade, que, como decia anteriormente, 61 estaba
de acuerdo en que la aceptaba; pero la acepto en cuan-
to tienda a aclarar el concept de ese parrafo del ar-
ticulo 314, con una adici6n sola que debe decir: "Re-
ducir a la mitad..... (Sigue leyendo).
Asi como la del Capitulo V del propio articulo del
C6digo. Como recordara el senior Freyre ese articulo








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 19


trata de las falsificaciones de cufios, sellos, etc., y seria
una enormidad que hubiese benignidad para los delitos
mks graves y no la hubiese para los mas leves. Y con-
cluyo esperando de la CAmara, que acceda a la vota-
ci6n uninime de este proyecto, por todas las razones
que tuve el honor de exponer primero, y por la elo-
cuencia con que las ha expuesto el senior Ferrara, por-
que es obra national, porque es de interns general, por-
que lo demandan los intereses cubanos de una y otra
clase, porque todos tienen derecho a que atendamos a
sus necesidades, porque no es problema de liberals
ni de conservadores, sino de legislaci6n general, y como
decia antes, haremos un bien y le daremos oportunidad
al senior Betancourt y Manduley a que en el dia de ma-
fiana se alegre de que esta Ley haya triunfado, porque
asi como los pulmones nuevos requieren aire nuevo,
los pueblos j6venes requieren tambien leyes nuevas.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Tiene la palabra el senior
Alfredo Betancourt y Manduley.
SR. BETANCOURT MANDULEY (A): Me pareci6 oir
hace pocos moments a nuestro insigne president el
senior Ferrara, hablando con un compafiero suyo de
asiento, que decia: "el senior Betancourt Manduley,
podia no tener ciertas terquedades, porque todavia era
un hombre joven". Por eso, voy a usar de la palabra,
para hacer buenas las que ha pronunciado el senior
President, poniendome al lado del senior Sanchez
Fuentes y pedir a mis compafieros, por si alguna duda
les queda, que imparta su aprobaci6n a ese Proyecto.
Yo lo que he querido con este aspect del debate es dar
un aviso a los reformistas para que no se queden ahi
en la modificaci6n del C6digo Penal: que no se haya
barrido una sola habitaei6n cuando todas las demis
tambien lo necesitan.
SR. SANCHEZ FUENTES: Bien por la juventud.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Se va a poner a votaci6n
la totalidad del Droveeto. Los oue csten conformes se


gurar o expresar, puede dar lugar a dudas, indudable-
mente debemos corregir las palabras, porque el espiritu
es que se afirme, que.sea una afirmaci6n.
De modo que no veo inconvenience en que se diga ex-
presar o certificar.
SR. FERRARA: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (RECIO) : La tiene S. S.
SR. FERRARA: Yo creo que realmente todas estas pa-
labras significant lo mismo, asegurar la certeza es con-
signar el hecho: ha succdido esto y lo otro. Consignar
y significar, asegurar, afirmar. Todas me parecen pa-
labras que dicen la misma cosa.
La idea es la siguiente: que las referencias que se
puedan hacer de afirmaciones hechas por otro, no es
responsible, el funcionario de ellas, sino es solamente
responsible de lo que efectivamente se realize a su pre-
sencia y que 61 consigna.
Esa es la doctrine vigente hoy.
SR. ROIG: Yo buscaba en esa aclaraci6n la interpre-
taci6n del precepto.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Se va a poner a votag.i6n
esa modificaci6n del articulo 311.
Los que esten conformes se pondran de pie.
(Es aprobado).

Articulo 312.

(El Oficial de Actas, lo lee):

Hay una enmienda adicional.

(El Oficial de Actas, leyendo):

"A continuaci6n de la filtima palabra del articulo
312 del Proyecto deben afiadirse las palabras 'de cinco
a diez afios".-Fernando Sinchez Fuentes.


serviran ponerse de pie. Se pone a diseusi6n el articulo.
A votaci6n.
(Los seiores Reprcsentantes en mayoria, se ponen (Es aprobado).
de pie). Se pone a discusi6n la enmienda.
(Es aprobado). SR. ROIG: Pido la palabra.
Se va a dar lectura al articulo primero. SR. PRESIDENTE (RECIO): La tiene S. S.
SR. Rola: Seiior Presidente y sefiores Representan-
(El Oficial de Actas, lo lee). tes: La finica observaci6n fundamental que me sugiere
el proyecto de Ley que estamos discutiendo actualmen-
Hay una enmienda del senior Betancourt. te, es que la Camara, respondiendo a las necesidades de
SR. BETANCOURT MANDULEY (A): Queda retirada los tiempos actuales en el orden del progress, que la
en absolute. Camara dejara siempre en toda ley de caracter penal
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Se pone a discusi6n la mo- un Amplio mirgen para que los tribunales de justicia
dificaci6n del articulo 310. pudieran moverse dentro de 61, en relaci6n con la na-
(Silencio). turaleza del hecho delictuoso, con la participaci6n que
A votaci6n. en 1l ha podido tener el acusado y con el mayor o me-
(Es aprobado). nor grado de dolo que esa participaci6n puede tener,
en cada uno de los individuos acusados.
Articulo 331. Ya en este proyeeto de Ley, se da un gran paso de
advance separandose de la deplorable escala gradual de
(El Oficial de Actas, lo lee). penas del C6digo Espafiol de 1870, procedentes del
C6digo penal frances.
SR. RoIG: Para hacer una pregunta al senior SAn- Pero yo quisiera ir un poco mas allA. La experien-
chez Fuentes respect a la redacci6n del articulo. Dice cia, sobre todo a los que con frecuencia tenemos que
asi: (Lee). No le parece mas congruente la frase "que conocer de process criminals nos demuestra que en
expresar6" o "que certificar"', porque en la prActica ese caso el tipo de delito se ha cometido pero no se ha
]a recta interpretaci6n de la letra de este articulo po- ilevado a l6, por parte de la persona responsible del
dria dar lugar a numerosas dificultades. Un indivi- mismo, toda la intenci6n, todo el grado de dolo su-
duo expresa en un document actuando como funcio- ficiente y bastante para merecer un castigo severe den-
nario piblico un hecho que esta comprendido dentro tro de los limits y dentro de la estructura del C6digo
del articulo 311, no lo asegura I se le podria condenar ? Penal.
SR. SANCHEZ FUENTES: Si el senior Roig entiende Muchas veces hemos oido a los propios magistrados
que la interpretaci6n gramatical de los dos verbos ase- deplorar que la estructura, la letra del propio C6digo








20 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

Penal vigente no les hubiera permitido condenar a un Sn. PRESIDENTE (RECIO) : Tiene tambi6n una en-
hombre por un delito de falsedad; pero como todos los mienda.


delitos no son los mismos, aunque muchas veces se lla-
man de la misma manera, sucediendo en los delitos lo
que sucede en las enfermedades, que hay enfrmos, y
hay delincuentes y no hay delitos tipicos, pudiera su-
ceder en la prictica, y es un hecho evidence que un
individno acusado del delito de falsedad, comprendido
dentro del precepto del articulo 310, dentro de la en-
mienda presentada por el senior Sanchez de Fuentes,
pudiera merecer en realidad una pena que se moviera
dentro de cinco o diez afios y pudiera ser merecedor de
una pena menor de cinco afios, pero la letra del C6digo
le imponia al tribunal sentenciador la pena minima de
cinco afios. jPor que, pues, no imponer una pena de
uno a diez afios ? Dentro de ese margen nrus Amnplio,
ante el hecho probado, ante el studio de los anteceden-
tes del mismo, ante el grado de intervenci6n del acusa-
do, ante su mayor o menor intenci6n dolosa e intensi-
dad dolosa, el Tribunal de justicia en ese hecho pudie-
ra declarar que aquel individuo ha cometido una fal-
sedad, no con una pena de cinco afios, sino con una
pena de un afio, porque es la que es just imponer y sin
embargo, la letra del C6digo le impondria, porque es
lo que debe imponerse, y sin embargo la letra del
C6digo le impone como minimo una pena. Si hay un
grado cerrado de cinco a diez afios, pero nosotros va-
mos a corregir ese grado un poco mis alli para que la
justicia en un moment dado no sea injusta, y permi-
taseme ]a redundancia, lo que debe ser siempre la es-
tricta aplicaci6n de la Ley al hecho en relaci6n con el
delito cometido.
SR. SANCHEZ FUENTES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (RECIO) : La tiene S. S.
SR. SANCHEZ FUENTES: Yo creo, sefiores Represen-
tantes, que ]a observaci6n de nuestro compafiero el
senior Roig, va a quedar aclarada con el extreme a que
yo me voy a referir.' En primer lugar, como yo indi-
qu6 anteriormente, un poco mis extensamente, el pro-
yccto ha tenido que seguir un plan. De modo que es
una reform intense, important, pero aqui de las
amoniciones afectuosas de nuestro compafieros senior
Betancourt, ha sido una reform condicionada, una re-
forma coino deben ser las reforms legales, gradual, y
de ella result que aunque se reconoce como se recono-
ce, se fijan limits minimum y mAximum, lo cual parece
bueno cuando se trata del transito de una legislaci6n a
otra, porque esta va a hacer sometida al ensayo. Pero
la observaci6n del senior Roig, estA contestada en el pA-
rrafo 312, que dice: (Le da lecture).
De modo que podemos afirmar al senior Roig, y yo
soy el primero en hacerlo, que no hay legislaci6n que
le d6 una amplitud mayor, toda vez que por ella estA
en condiciones de reducirla desde un dia al limited tal,
es decir, al inferior al sefialado por la Ley. Claro que
eso hemos querido hacerlo consignar en la Ley no como
una regla sino como una excepci6n, cuando ocurren
esos casos de excepci6n a que se referia el senior Roig,
que su larga practica le ha ensefiado y que efectiva-
mente ocurren a cada rato. Creo que con esto queda
explicado lo que indicaba el senior Roig.
SR. PRESIDENTE (RECTO) : Se pone a votaci6n.
Los que est6n conformes con la enmienda se servirin
ponerse de pie.

(Los seilores Representantes, en mayoria, se ponen
de pie).
(Es aprobado).
(El Oficial de Actas, lee el articulo 313).


Se le va a dar lecture.


(El Oficial de Actas, leyendo):

"En el articulo 313, debe decirse "un protocolo" en
lugar de "su protcolo".
En el articulo 313 deben entenderse citados los ar-
ticulos 310 y 311 de esta Ley" en vez de los que se
indican, agregando despues de la palabra "Repfiblica"
las siguientes: "u otros funcionarios o autoridades de
cualquier clase que sean".
Fernando Stnchez Fuentes.

SR. PRESIDENTE (RECIO) : Se pone a discusi6n.
A votaci6n.
(Es aprobado).
SSR. PRESIDENTE (RECIO) : Se pone a votaci6n el ar-
ticulo (aprobado) 313-B.

(El Oficial de Actas, lo lee).

Hay una enmienda a este articulo a la cual se le
va a dar lecture.

(El Oficial de Actas, leyendo):

En el articulo 313-B, debe entenderse citado el ar-
ticulo 310, en lugar del 335 y la palabra "y" des-
pu6s de "u oficial"-Fernado 84nchez Fuentes."

Si. PRESIDENTE (RECIO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobada.
Articulo 313-C.

(El Oficial de Actas, leyendo):

SR. PRESIDENTE (RECIO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
(Es aprobado).

Articulo 313-D.

(El Oficial de Actas, lo lee).

SR. PRESIDENTE (RECO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
(Es aprobado).

Articulo 313-E.

(El Oficial de Actas, lo lee).

SI. PRESIDENTE (RECIO) : So pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
(Es aprobado).
Se va a dar lecture a] articulo 313-F.

(El Oficial de Actas, lo lee).

A este articulo se le ha presentado una enmienda.
Se le va a dar lectura.


(El Oficial de Actas, leyendo):








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRE80.-CAMARA DE REPRESENTANTES 21


E N M I E N D A

En el pkrrafo segundo, del articulo 313-F, se afia-
dirk 'despuFs de la palabra "Capitulo" las siguientes:
"asi como en los del Capitulo V del propio Titulo del
C6digo Penal que trata de las "Disposiciones comunes
a los cuatro ,capitulos anteriores y a la palabra "'mi-
tad" o I "ms".-Fernando Sdnchez Fi,, it, '.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Se pone a discusi6n la en-
mienda.
(Silencio).
Se pone a votaci6n.
(Silencio).
Aprobada.
Se pone a discusi6n el articulo.
Se pone a votaci6n.
(Silencio).
Aprobado.
Se va a dar lecture al articulo 314, de la Secci6n
Segunda.
(El Oficial de Actas, lo lee).
SB. PRESIDENTE (RECIO): Hay una enmienda al ph-
rrafo segundo de este articulo del sefor Freyre An-
drade.

(El Oficial de Actas, leyendo):

El eapitulo segundo del articulo 314, quedard re-
dactado en la siguiente forma:
"Los Tribunales quedan autorizados para reducir en
la mitad o mas las respectivas penas seinaladas en los
articulos de este capitulo, asi como en los del eapitulo
Quinto del propio titulo del C6digo que trata de las
disposiciones comunes en los cuatro capitulos anterio-
res, teniendo en cuenta los antecedentes del enjuiciado,
los m6viles de su conduct y el dafto causado por el
delito".
Salin de Sesiones, Mayo 12, de 1915.
(f)-Gonzalo FI,. irr, de Andrade.

1S. PRESIDETE (RECIO) : Se pone a discusi6n la en-
mienda.
(Silencio).
Se pone a votaci6n.
(Silencio).
Aprobado.
Se pone a discusi6n el articulo.
(Silencio).
Se pone a votaci6n.
(Silencio).
Aprobado.
Se va a dar lecture a un articulo adicional del au-
tor de la Ley.

(El Oficial de Actas, leyendo):

El Titulo de la "Seeci6n Segunda" debe ser "De la
falsificaci6n de documents privados" y a continua-
ci6n del articulo 314 del Proyecto deben figurar la Sec-
ci6n Tercera y las Disposiciones Transitorias en la si-
guiente forma:

SECCION TERCERA

Disposiciones communes a las dos secciones anteriores

Articulo 315.--Cuando el culpable hubiere come-
tido alguno de los delitos indicados en los articulos an-


teriores para former en provecho propio o en el de
otro un medio probatorio de hechos verdaderos, sera
penado con reclusi6n de seis meses a dos ailos, si se
tratare de un document pfiblico, y con prisi6n de tres
meses a un afio si la falsedad fuere de un document
privado.
El que suprimiere o destruyere en todo o en parte,
un document original o la copia autintica del mismo
que, con arreglo a la Ley, hubiere de suplirlo, por ha-
ber desaparecido y si pl'diere resultar del hecho dailo
pfiblico o a particulares, incurrira segfin el caso, en las
penas que respectivamente sefialan los articulos 310,
311-B, 313-C y 314.-F. Sdnchez Fuentes.

SR. PRESIDENTE (RECIO): Se pone a discusi6n el
preAmbulo.
(Silencio).
A votaci6n.
Los que est6n conformes se serviran ponerse de pie.
Aprobado.

(Son leidos y aprobados sin discusi6n en la forma
reglamentdaria, los articulos sign 'ients):

SECCION CUARTA

Falsificacid6 de certificados

Articulo 316.-El facultativo que por mero favor
library certificado falso de enfermedad o lesi6n para
eximir a alguna persona de algfin servicio pfiblico, in-
currirA en la pena de prisi6n de uno a seis meses.
En igual pena incurrira el que hiciere uso del certi-
ficado falso.
Si en atenci6n al certificado falso de:un facultativo
tuviere ingreso en un manieomio o fuera retenida en
l1 una persona sana de juicio; o si de dicho certificado
se originare algiun otro dafio grave, la pena sera la de
prisi6n de seis meses a tres afios.
Articulo 317.-Si el delito se hubiere cometido por
precio, recompensa o promesa en favor del culpable o
de otra persona, las penas que se estableeen en el ar-
ticulo anterior se aplicaran con el aumento de un sex-
to a un tereio.
Las mismas penas se impondrin al que pagare, re-
compensare o prometiere.
Articulo 318.-E1 funcionario pfiblico que library
certificaci6n falsa de m6ritos o servicios, de buena, con-
ducta, de pobreza o de otras circunstancias anAlogas,
sera penado con prisi6n de uno a seis meses.
En la misma pena incurrira el que hiciere uso de la
certificaei6n falsa.
Articulo 319.-El particular que falsificare un cer-
tificado de. la clase designada en los articulos anterio-
res o alterare alguno legitimo, incurrira en la pena de
prisi6n de uno a seis meses.
Esta disposici6n es aplicable al que hiciere uso a sa-
biendas del certificado falso.
Articulo 320.-Incurrira en la pena de prisi6n de
uno a seis meses el que para engafiar a la autoridad,
le presentare un certificado u otro document verda-
dero fingiendo ser la persona a que se refieren los mis-
mos o identificando falsamente a otro como dicha per-
sona.
La misma pena se impondrA al que a sabiendas hu-
biera entregado el document al culpable.-Fernando
Snwchez Fuentes.


(El Oficial de Actas, leyendo):








22 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


Disposicion transitoria

Articulo 321-A.-Para la aplicaci6n de los precep-
tos de este capitulo a los casos anteriores a su vigen-
cia en raz6n a los efectos beneficiosos de la retroactivi-
dad de los mismos, seg-n lo dispuesto en el articulo 21
del C6digo Penal vigente, los Tribunales dividirin a
este solo efecto, el period de tiempo que comprende
cada una de las penas efialadas por esta Ley, en tres
grades, que deberhn aplicarse .como maximo, medio y
minimo, por analogia a la division que en los grades
interns de la pena, establece el C6digo Penal actual,
a dichos casos ya juzgados, todo ello sin perjuicio de
que, siendo procedente, se aplique lo prevenido en el
pirrafo filtimo del articulo 313-F.
B.-Siempre que en esta Ley se mencione la reelu-
si6n como nombre de la pena que se impone, se enten-
derd que se design con ella la privaci6n de libertad en
el period de tiempo que respectivamente se fije, pero
para su aplicaci6n, cumplimiento, accesorias y demais
efectos penales se entenderA que cada una de dichas
penas que se menciona es de la propia clase de las que
establec el C6digo Penal vigente, segfin la duraci6n
que en esta Ley se le asigna, pudiendo, por tanto, equi-
pararse el arrest, a la prisi6n y presidio correccio-
nales o mayors y a la cadena o reclusi6n temporales.
Sal6n de Sesiones de la CAmara a 12 de Febrero
de 1915.
(f)-Fernando Sdnchez de Fuentes.


Sn. SANCHEZ FUENTES: Un moment. Esta transi-
toria esta dividida en dos parts, sefialadas, una con la
letra A y otra con la letra B, que constituyen un ar-
ticulo. Me he permitido interrumpir la lectura solici-
tando la atenci6n de la Presidencia para rogarle quo
al aprobar la transitoria primera estas palabras, que
como enmienda verbal enuneio, para darlas posterior-
mente a la mesa. El articulo dice: (Lee).
SR. PRESIDENTE (RECIO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
(Silencio).
Aprobado.
PasarA a la Comisi6n de Estilo.
SR. FREYRE ANDRADE: Pido a la Cfmara acuerde
que la Comisi6n de Estilo se asesore con el autor de
este Proyeeto de Ley.
SR. SARRAIN: No hay quorum en el sal6n.
SR. PRESIDENTE (RECIO) : El Seeretario se serviri
pasar list.

(El Oficial de Actas, pasa la lista.

SR. PRESIDENTE (RECIO) : Ha dejado de ser llamado
algin senior Representante ?
(Silencio).
Solo han respondido a la list 45 sefiores Represen-
tantes. No hay quorum.
Se levanta la sesi6n.
(Son las 7 menos 5.)


Imp. Rambla, Bouza y C0.. Obispo 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs