Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00619
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00619
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text














DEL
CONGRESO DE LA REPBLICA DE CUBA

SEXTO PERIODO CONGRESIONAL

C UAIRTA L,.EGISLATURJA

VOL. XXII HABANA, 5 DE FEBRERO DE 1915 NUUM. 19


Cmara de Representa-ntes


Sesin ordinaria.-3 de Febrero de 1915

Presidencia del Sr. Alfredo Gonzlez Benard.
Secretarios: Sres. Raul de Crdenas Echarte y Miguel Surez.


SUMARIO

A las 4 menos 15 se abre la sesin.-El seor Soto en el Senado, por el seor Ricardo Dolz, con mo-
hace observaciones, acerca del Proyecto de Ley, tivo de la ratificacin de la Ley de Amnista.-
referente al Cuerpo de Comunicaciones, ya re- Debate- Discursos de los seores Fernndez
mitido al Senado.-Interpelacin del seor Cam- (W), Coyula, Campos Marquetti, Gonzlez Lanu-
pos Marquetti sobre palabras pronunciadas za y Mendieta.-A las 6 y 25 se levanta. la sesin.

SR. PRESIENTE (G. BENARD): Se abre la sesin, remitir el informe de la proposicin de Ley que se
(So, las 4 menos 15). refiere al Cuerpo de Comunicaciones, en que si des-
Se V leer el acta de la sesin anterior. liz una palabra de ms, en dos 'de los artculos, la
(El Oficial de Actas la lee) que vara la intencin de las leyes.
iSe aprueba el acta? La Cmara puede comunicarlo al Senado para que
(Silencio). suprima esas .dos palabras, que no. deben constar ien.
Aprobada. el Proyecto.
Se v dar cuenta con los acuierdos adopta- En el prrafo 20, idonde dice "dcima segunda",
dos en la sesin secreta anterior. debe .decir solamente "segunda".
(El Oficial de Actas los lee, referentes la apro- Donde dice: "sexta clase" 'debe decir "iquinta",
bacin de cuentas remitidas por la Comisin de Go- Advirtindolo ahora, evita'ms que el Senado tenga
bierno, sobre gastos ordinarios y extraordinarios de que hacer esa enmienida y nos remita de nuevo el
este Cuerpo, durante los meses de Noviembre y Di- Proyecto.
cienbre del ao prximo pasado). ISR. PRESIDENTE (G. BENARD) : 4Acuerda la Cma-
SR. PRESIDENTE (G. BENARD): Enteraida la C- ra pasar una comunicacin al Senado, rectificando
mara. lcs errores que sefala 'el sieor Soto en el Proyecto
SR. SOTO: Pildo la palabra. de Ley de referencia?
SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : La tiene S. S. (Acordado).
SR. SOTO: Para pedir la Cmara subsane un As se har.
error cometido en das pasados por la ponencia al Seores Representantes El grupo parlamientario








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRES 3.-CAMARA DE REPRESENTANTES

amigo -del General Asbert--y el propio General As- Habana, Enero 29 de 1915.
bert-me han rogado de manera especial que haga
presente su reconocimiento profundo los compae- Seor Presidente de la Cmara.de Representantes.
ros- de Cmara, por haberle impartido su aproba-
cin nuevamente la Ley de Amnista, votada en Seor
reciente sesin.
Cumnplo gustoso ese encargo, para satisfaccin de El. Senado, en sesin celebrada el da ide la fe-
los aludidos compaeros y de todos los seores Re- cha, acord modificar el Proyecto de Ley proceden-
presientantes. te 'de ese Cuerpo Colegislador, modificando el ar-
Sn. PRESIDENTE (,G. BENARD) : Se va dar lectura tculo veinte de la Ley de Retiro para las Fuer-
una comunicaci6n del Senado. zas de Mar y Tierra.
Lo qu' tengo l1 honor de comunicar usted
(El Oficial de Actas leyendo): los efectos del artculo 19 de la Ley ,de Relaciones
entre la Cmara did Representantes y el Senado.
Habana, Enero 29 de 1915. Muy atentamente de Ud.,
Seor Presi e de la de R. E. Snchez Agramnonte, Presidente.-Julin Go-
Seior Presidente de la Cmara de Representantes. dnez, Secretari.-Gonzalo Prez, Secretario.
dinez, Secretario.-Gonzalo Prez, Secretario.
Seior:
'R. GUERRA: Pido la palabra.
E;1 Senado, en sesin celebrada el da de la fe- SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : La tiene S. S.
cha, aprob las modificaciones introducidas por es- SR. GUERRA: Para suplicar la Cmara que
te Cuerpo Colegislador en el Proyecto 'de Ley pro- apruebe la modificacin introducida por el Senado
cedente 'dJel Senado, referente reorganizar la Es- en el Proyecto de Ley.
cuelia de Ciruja Dental de la Universidad Nacio- En nuestro proyecto se autoriza para que se to-.
nal;-cuyo Proyecto de Ley ha sido remitido al mara todo el sobrante del personal y el Senado lo
seor Presidente de "la Repblica los efectos modifica autorizando quie se tome solo el 'cuatr)
constitucionales, por ciento.
Lo quie tengo lel honor 'de comunicar usted 'SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : Se v dar lectu-
los efectos del artculo 19 'de la Ley die Relaciones ra al Proyecto de Ley con la modificacin 'del Se-
entre la Cmara ide Representantes y el Senado. nado.
Muy atentamente de Ud.,
E. Snchez Agramonte, Presidente.-Julin 'Go- (El Oficial de Actas leyendo):
dnez, Secretario.-Gonzalo Prez, Secretario.
PROYECTO DE LEY:
SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : Queda enterada la
Cmara. Artculo I.-E1 artculo veinte de la Ley de Re-
tiro para las Fuerzas de Mar y Tierra, quedar re-
(El Oficial de Actas lee una comunicacin del dactado como sigue:
Senado dando cuenta de haberse aprobado lai Ley de "Artculo XX.-Se diestinar al pago ide las pen-
Amnista y por lo tanto haber rechazado el Veto siones cancedidas de acuerdo con 'las disposiciones
Presidencial). de -esta Ley:
Primero:-El dos por ciento de haber de todos
SR. PRESIDENTE (G. BENARD): Queda enterada la los Generales, Jefes, Oficiales y Alistados de, las
Cmara. Fuerzas de Mar y Tierra, tanto en servicio activo
como retirados.
(El Oficial de Actas leyendo): Segundo:-El cincuenta por ciento d~e las canti-
dades recaudadas en las Fuerzas ide Mar y Tierra
Habana, Enero 29 de 1915. con .destino al Fondo de Beneficencia.-
Tercero:-Los sobrantes de todas las cantidades
Seor Presidente d.e la Cmara de Representantes. consignaidas en los Presupuestos para el pago del
personal 'de las Fuerzas 'de Mar y Tierra, hasta una
Seior: suma no mayor del doble 'de lo que importare ca-
da mes el dos por ciento iexpresado ten nmero pri-
En cumpilmiento de lo dispuesto en el tarticulo meros"
doce de la Ley de Relaciones entre la Cmara de Artculo II.-Esta Ley comenzar regir desde
Represientantes y el Senado, tengo '1 honor de re- su publicacin en la "Gaceta Oficial" de la Rep-
mitir usted copias de una Proposicin de Ley sblica.
ereanido las capitanas de puerto en todo los lu- Saln de Sesiones del Senado, 'en la H`abana,
gares donde funcionen aduanas, la cual ha sido pre- los vn e das del mes de Enero ide 1915.

sentada y leda en la sesin celebrada por este Cuer- los veinte y nueve das 'del mes 'de Enero ide 1915.
entada y a en la sesin celebrada por este E. Snchez Agramonte, Presidente.-Julin Go-
po en el da de la fecha. dinez, Secretario.-Gonzalo Prez, Secretario.
Muy atentamente ,de Ud.,
E. Snchez Agramonte, Presidente.-Julin Go- SR. PRESIDENTE ('G. BENARD): Se pone discu-
diez, Secretario.-Gonzalo Prez, Secretario. sion.

SR. PRESIDENTE (G. BENARD): Queda enterada la (ASiencio).
Cmara. (Silencio).

(El Oficial de Actas leyendo): Aprobado.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRES .--CAMARA DE REPRESENTANTES 3

Se remitir al Ejecutivo. apremios de la amistad y del compaerismo bien
'SR. ROIG: Pido la palabra. probado en, todos los momentos; y, de otro lado,
SR. PRESDENTE (G. BENARD) : Tiene la palabra los altos intereses de la nacin, los sagrados in-
el seor Roig. tereses de la patria, al bienestar de la Repblica
SR. RoIG: Seor Presidente y seores Represen- dentro de los principios fundamentales del propio
tant!es: Hace pocos momentos el ilustre Presiden- programa y del propio lema del Partido Conser-
te interino de esta Clinara, le expresaba el isenti- vador.
miento de gratitud que el grupo de liberales, bajo Para todos, pues, nuestro agradecimiento ms sin-
la Jefatura del General Asbert, siente igualmente cero; para los liberales de las distintas ramas; pa-
para todos los elementos de esta Cmara, que de una ra los conservadores hoy perturbardos por esas acu-
manera tan noble y tan generosa nos acompaaron en saciones injustas, que reclaman, y merecen un do-
;las pasados, de intensa labor, en nuestro empeo ble agradecimiento por parte nuestra; y por cuan-
y en nuestro propsito, que hoy, gracias al cielo, tos de una de otra manera han contribuido al
se ven 'coronados por el ms lisonjero de los xitos, xito 'de nuestras aspiraciones. Y permitidme que
de obtener una libertad por 'medio de una amnista haga excepcin de un viejo compaero que fatiga-
para nuestro ilustre y querido Jefe, el gran ciuda- do y completamente agobiado por una -dolencia f-
dano, General Ernesto Asbert. sica, sin requerimientos de 'ningn gnero, esponta-
Esas mismas palabras las trasmiti el seor Pre- neamente, obedeciendo los principios puros de
sidente de la Cmara hace pocos momentos, respon- su coins~ervadorismo obedeciendo les mandatos de
diendo un ruego que le hiciera, en la maana de su noble corazn, el doctor !Gonzlez Tllez (Aplau-
hoy, una -comisini que lo visit y van ser repe- sos), se nos present una tarde en la Cmara pa-
tidas brevemente por m, porque yo quiero aadir ra votar una Ley que, como l lo calific, repre-
algunas consideraciones las frases de nuestrQ que- sentaba la defensa, el prestigio y el -,derecho del
ridio y respetado Presidente; porque quiero repro- Congreso, que nadie poda limitar, ni nadie poda-
ducir, en esta sesin pblica de la Cmara, todos apartbr en 'el libre ejercicio de sus derechos cns-
nuestros sentimientos de gratitud, todo nuestro titucionales. Y nuestro sincero agradecimiento, agra-
agradecimiento por cuanto vosotros habis hecho decimiento que no durar un da, que no se ex-
en pr de la: causa que hasta hace pocos das apa- tinguir ja.ms agradecimiento en nombre de As-
dri'nnamos, 'sostuvimos y defendimos -aqu. bert y en nombre tamibin de los amigos de Asbert,
La amnista del Genle'ral Asbert, es ya un hecho; que aqu tienen su representacin, agradecimiento
y el General Asbert, desde las ltimas horas de la que no se extinguir nunca, que, durar siempre,
ta.rde 'del da de ayer, est ,en su casa; al lado de que no borrar jamis ni la propia muerte, porque
su santa y respetabilsima madre; gozando del ca- los heredarn sus hijos... (Las ltimas palabras
carifio icdel hogar, puro y honrado, en medio de las del orador son ahogadas entre aplausos).
aclamaciones, ena medio de 'las felicitaciones y ,en SR. CAMPOS MARQUETTI: Pido. la palabra.
medio de los parabienes del pueblo cubano. Noso- SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : Tienp la palabra
tros queremos decirle los distintos elementos que el seor Campos Marquetti.
integran esta Cmara, que cuando nos ,dirigimos Sr. CAMPOs -MARQUETTI: Seor Presidente y se-
cada uno de ellos para solicitar 'su concurso en es- ores Representantes: He solicitado la palabra por-
ta obrai, eneontramos, en miuchos, una definida y que ann cuando no tuve !el honor de! haber asisti-
espontanea adhesin, en .otros, un retraimiento na- do la, ltima sesi,n celebrada, por el Senado de
tural y explicable, en virtud -de scausas 'y princi- la Repblica, en que se acord la Ley -de Amnista
pios siempre 'dignos del mayor respeto, pero que que favorece, entre otras piersonas, al dignsimo Ge-
poco que nuestra accin ejerci cerca-ide ,ellos una neral Ernesto Asbert, he odo comentar, en todos
amistosa influeneia, todo desapareci, y el voto los tonos, y he ledo el discurso all pronunciado
de los ms remisos, fu dado por dos veces:--una por uno de los miembros ms prominentes del Par-
cuando se vot la amnista y otra cuando rechaz tido Conservador; y tengo verdadero' inters ;en
el Veto del seor Presidente de la Repblica. No que los Representantes 'del Partido Conservador, en
hubo en esa obra, nada. que significase finalidad po- primer trmino, expresen, esta tarde aqu, si -de al-
ltica de ningn gnero. Los liberales, nuestros com- guna manera se hacen solidarios de las manifesta-
paeros, nuestros hermanos, los que aqu dentro del cion'es de ese ilustre caudillo del conservadorismo
campo liberal ostentan las distintas ramificaciones y de ilas manifestaciones del no menos distinguido
del gran partido liberal nos ofrecieron su concurso, y popular Representante la Cmara, cuya ausin-
nos dieron su voto, nos alentaron en todos los mo- cia lamnento y cuyo nombre es de todos conocido y
mentos y gracias ellos pudimos obtener una ma- cuyo patriotismo y cuya actuacin poltica no de-
yora suficiente pi.ra lobrar la solucin deseada, ben dejar la. menor duda entre nosotros ya que en-
Los conservadores noble y generosamente, nuestros tre nosotros le tenemos en la estimacin y en la'
buenos amigos, tambin concurrieron, de manera distincin de que ustedes lo tiene'n: y por eso solici-
eficaz, ese empeo, esa buena obra. Y es tanto to, ser posible, que se dignen los seores conserva-
ms de notar esa obra de los conservadores, y es dores explicarnos si es verdad no, que son, cier-
tanto ms de agradecier por parte ide nosotros los t'-s y 'admisibles las manifiestaciones hechas en el
asbertistas, la acecin de ellos cuanto que realmen- Senwdo, por el seor Ricardo Diolz.
te, y repitiendo la frase del seor Diaz Pardo, SR. FERNNDEZ (WIFREDO) : Pido la palabra.
realmente aquella buena obra ha promovido en el SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : Tiene la palabra
campo del Partido Conservador y por parte de cier- el seor Wifredo Fernndez.
tos elementos acusaciones imputaciones que no son 'Su. FERNXNDEZ (WIFREDO) : Ped la palabra, no para
merecidas, por cuanto la libre y generosa actitud hablar en 'nombre de los iconservadores. En nombre
de los elementos conservadores que en esta Cmara die los conservadores quien con ms autoridad, ms
se sientan, responde siempre, por un lado, los ttulos y ms prestigios puede hablar en la Cma-








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

ra, 'es el Dr. Gonzlez Lanuza, y l acaba 'de mani- fin de su discurso l mismo se lencarg de empafar-
festarme que hablar, si criee que los conservadores la, paes despus de flagelarlo todo, despus de en-
estan en el caso de hacer las declaraciones que les sombrecerlo toldo, el doctor Dolz volvi las espaldas
pidie el distinguido representante liberal. Voy nica su pueblo hizo una reverencia profunida, demasiado
y exclusivamtente, contestar dos preguntas del se- profunda, ante un solo hombre. Un hombrie muy glo-
or Campos Marquetti. Una, la primera, la que se rioso, muy inmaculado, pero que l mismo estas ho-
refiere la 'actitud 'de un periodista que tiene puesto ras debe estairse preguntado con tristeza, si es verdad
distinguido lentre nosotros. Como periodista no pue- que: toda su virtud y todas sus grandlezas patriti-
do contestar ms que idie una sola manera. Como cas no tienen ms pedestal que las miserias y la ide-
aimante de la libertad de la palabra y de la pren- generacin de su propio pueblo y de las institucio-
sa-, unsa de las formas de la libertad del pensamien- nes de,su pas (Muy bien).
to que en esta Cmara sostenemos y practicamos-, Aqu se ha deslizado por el seor Campos Mar-
contestar franca y le'almente diciendo que mi en- quetti una frase: caudillo del moderantismo, refi-
tender la Cmara no tiene jurisdiccin ide ninguna rindose al doctor Dolz. Mido toda la gravsima in-
Clase para residenciar aqu un escritor, cuando !en tencin 'de ,esa alusin (en labios d!e mi $querido com-
uso de su derecho emite sus opiniones sobre iasun- paero. Con esa frase intenta denunciar -el seor
tos de inters pblico. Campos Marquetti que en el comentadsimo discur-
Riefirindome al discurso 'del doctor Dolz, declaro so hay rescoldos 'de viejos resentimitentos nacidos del
que la 'actitud de esta Cmara, la actitud de los con- Partido Moderado.
servadores, la actitud de la opinin, pblica y la ac- Su. CAIPos MARQUETTI: No; he querido significar
titud del Partido demuestran de modo. cumplido que el ,doctor Dolz era un amnistiado, por lo menos,
que nosotros no solo no aceptanios, no solo no hace- por nuestra indiferencia.
m.os nuestras las palabras del .doctor Dolz, sino que SR. FERNNDEZ (WIFREDO) : Esa frase, caudillo del
las rechazamos enrgicamente, len la forma ms vi- moderantismo, ,es uno de los defectos que encontr
gorosa que puedan rechazarse. Con nuestros actos. yo, precisamente, en el discurso del doctor Doilz. Por-
Pueden por lo tanto lor oradores del liberalis- que l se anticip decir que su voto contra 'la am-
mo callar toldas sus censuras, si entendan que nista no obedeca, pasiones nacidas en aquella po-
los conservadores ide 'alguna manera aceptamos ca. Hombres de la autoridad, id'el prestigio del Dr.
la solidaridad de las frases que contra el Con- Do!z, no necesitan hacer esas explicaciones ante su
greso y 'contra lia Ley de Amnista ha formulado pueblo. En esta Cmara, cuyas-intenciones son tan
el 'doctor Dolz. No 'creo que sean injuriosas como he poco respetadas y cuyos actos se calumnian, no ha
odo repetir en los pasillos de la Cmara. No creo pasado por el pensamiento de .ningn Representan-
quie ofiendan nadie. Si fuera 'as, yo sera el primer te, atribuir a esos mviles pequeos la 'conducta del
ofendido, porque mis argumentos se dirigen. Pero ilustre Senador. Porque nosotros sabemos que 'el doc-
lo que s sostengo es que la palabra elocuentsima tor Dolz es un hombre ntegro, y seguramente no hu-
,del doctor Dolz no se ha detenido en 'aquel lmite biera sido frente la desgracia cuando l iba oir
prudientie, corts y idiscreto en que 'las altas inteli- al voz de esos sentimientos pasados. Hubiera sido
gencias como l pueden juzgar todos los actos, sin cuanido la Conjuncin, cuando las huestes conjun-
recurrir determinadas exageraciones del lenguaje. cionistas fueron' solicitar su nombre para una can-
Cuando el -doctor Dolz al principio de su diser- didiitura en que As'bert figuraba. Entonces, si lo hu-
tacin invocaba una escena del "Gran Galeoto" len biera sentido, el doctor Dolz hubiera dicho: Aunque
que: se ponan la vistai varias versiones y se pre- se me honre con una investidura de legislador, no
guntaba .cul era la mis infamante, cul mianchaba puedo ir 'esa conjuncin porque no voy poner mi
ms para preferirla, desde luego, yo pens que iba palabra, mi pensiamiento y mi prestigio, en una con-
salir de labios del Dr. Dolz, una magnfica con- juncin donde figura el caudillo mas saliente de la
denacin de ese sistema de denigracin' nacional, vi- Revolucin de Agosto, porque tengo en el fondo ide
cio de nuestra psicologa, tantas vieces censurado en mi conciencia incompatibilidades absolutas con l.
esta Cmara, de manchar, de empequeecer, de he- Cuando no hizo eso en aquella ocasin, era p rir todo lo nuestro. Todo lo cubano. Poco tiempo no lo senta, y, por lo tanto, su propia honorabilidad
acarici la ilusin. Cubano al fin, el poderoso en- reconocida con justicia por toda la Repblica, le exi-
tendimiento 'del doctor Dolz no pudo sustraerse ma die hacer tales declaareiones.
los vicios sociales de su pueblo y de su poca y iace- Por lo dems, no era necesario que se levantara
to seguido, empez esgrimir contra el Congreso, el seor Campos Marquietti decirnos si hace-
aquel mismo sistema que l le pareca la ltima ex- mos nuestra una verdadera diatriba contra el
presin de la nmaldad humania, ante la posibilidad de Partido Conservador. Cules son las acusaciones idel
que se esigrimiera contra su persona. discurso del doctor Dolz? En primer trmino acus
De todas al hiptesis, de todos los sentimientos al Congreso de tirano. Acusar un Congreso de tira-
complejos, de todas las razones que han podido mo- no porque dicta una Ley de olvido, me parece, en los
ver el nimo y la Tazn de los legisladores dei una labios de un ilustre maestro de Derecho Poltico, una
y otra Cmara, separndose de aquella literatura herega tan grande, como si se acusara una m'ayora
delicada, elevadsima, noble, con que el doctor La- parlamentaria de tirana, porque inmpone la beneficen-
nuza defendi aqu el veto presidencial, el Dr. Dolz cia, porque impone la enseanza obligatoria.
eligi las hiptesis que ms nos empequeeca, 'las SR. ARGOS DAz: Yo creo que ies menos tirano -el
m's nos perjudicaban. Y volvinidose contra la pren- Congreso que dieta una Ley 'de amnista que el que
sa, contra el Partido, contra la Cmara, contra sus no quiso reunirse para evitar una intervencin amie-
compaeros del Senado, lescribi uni pgina ide ci- ricana.
vismo, de civismo injusto y equivocado, pero civismo SR. FERNNDEZ (WIFREDO) : No estabain muy lejos
al fin. Pgina cuya belleza moral mereca perpetuar- mi argumento de la interrupcin que ime ha hecho
se, cuya belleza sera inmortal, si no fuera porque al mi distinguido compaero el seor Argos.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES '5

No ejerce actos de tirana el que impone la entre las rejas de una crcel? No rije 'por la Am-
sociedad un bien y el que le impone la concordia nista, que es la piedad de la Nacin? Pues si por
que es uno dle los grandes bienes de toda agrupacin eso 'no rige el Cdigo, confiese el doctor Dolz que
civilizaida. Nadie tiene en sus manos la demostra- no rige hace mucho tiempo para los delincuentes
cin matemtica, la suma de las voluntades necesa- peligross que diario indulta el Poder Ejecutivo.
rias para decir que la conciencia cubana rechaza la Y culpe al pueblo y no al Congreso de la amnis-
Ley de Amnista. De dnde saca el doctor Dolz ta,! Nosotros la votamos no porque Asbert fuera
esa afirmacin? Yo ni siquiera afirmo que tengamos grande, ni pequeo, poderoso ni humilde. La vota-
nosotros la demostracin matemitica 'de que la con- mos para cumplir los deseos d;el pueblo. Es iculpa-
ciencia cubana acepta la Ley .de Amnista. Cmo ble el Congreso de que el pueblo no se preocupe 'de
se manifiesta la conciencia cubana? Por medio de la suerte de esos delincuentes annimos, y de que en
la prensa? Pues ah estn tres peridicos respeta- cambio la prisin de Asbert viniera siendo un moti-
bles y populares en contra de la amnista. Pero hay vo de intensa. inquietud nacional? El extremio de
tambin una legin de peridicos ,de gran circula- las 'acusaciones que poda llegarse, era acusar al
cin que aplauden y miran con verdadera benevo- pueblo de poco demcrata; de poco amor los humil-
lencia la Ley 'de Amnista Cmo se manifiesta la des, ilas clases populares!
conciencia cubana? Por ,iedio de las representa- En qu consisten los peligros de la amnista?
ciones populares? Pues Palacio fu una comisin En la libertad de Asbert?-No: todos los adversa-
de ntimos y de familiares entristecidos, presidida rios nuestros, sin excluir al doctor Dolz, han dicho
por el Vicepresidiente de la, Repblica luchar con- que el Ejecutivo ,estaba dispuesto A concederla. En
tra la Ley dec Amnista. Pero Palacio fueron ico- la rehabilitacin? Tampoco, porque tambin la
misiones de Ayuntamientos, de corporaciones, de po- aceptaba .el Dr. Dolz,. con el indulto. Entonces, si
ltico', de clases econmicas, de damas de todas las que rega el Cdigo! Entonces s, que el Presidente,
poblaciones idel interior de la Repblica defender no tiranizaba el sentimiento pblico! De modo que
la Ley ide Amnista. una misma cosa es aceptable, es buena, si la hace la
De qu otra manera se manifiesta la conciencia conciencia 'de un solo hombre; pero es malia, disol-
nacional? En el Congreso? Pues el Congreso la vente, inicua, si la hace la conciencia de muchos, que
ha votado reiteradamente. es 'el Congreso! Y en nombre de estas ficciones, se
Con qu ttulos, 'dice el doctor Dolz, ,que 'no re- llega hasta negar nuestra propia capacidad para el
presentamos la conciencia cubana? Con el de le- gobierno propio.
gislador? Pues l es producto de nuestro mismo su- Cul es la otra .de las acusaciones tremendas que
fragio. Si el sufragio que nosotros nos mand contiene ;el discurso del 'doctor Dolz? Aludi al
estas Cmaras est degenerado tambin 1o est el su- Congreso? A mi ,entender, no. Aludi al Partido
yo. Si su mandato es legtimo tambin lo es -el nues Conservador? No puede el sefor Campos Mvarquetti
tro, y en este caso, la conciencia cubana la represen 'darse por ofendido de 'ello. Nos acusa de haber roto
tamos nosotros porque somos la mayora, la compenetracin, que debe existir entre el Eje-
Mientras aqu todo no sea una hipcrita ficcin cutivo y el Partido Conservador, entre el -Gobierno
constitucional, la conciencia cubana est .en, sus y sus Representantes en esta Cmara Por qu?
legislaidores, y aqu en las dos Cmaras hubo siete Porque primero, de acuerdo con nuestras conviecio-
legisladores que votaron en ,contra y ochenta fa- mes votamos la Ley de Aimnista y despus volvi-
vor de al Ley de Amnista. Ahora pregunto yo: mos votar la Ley de Amnista. Esa es toda nues-
Cul 'de las dos tiranas es la-ms positiva, la de tra falta. Entre el Gobierno y los Representantes
siete legisladores, todos muy dignos, que obedecien- Conservadores puede y idebe haber la compenetracin
do razones respetables votan ien un sentido, que hay entre Gobiernos que sienten y legisladores
la .de ochenta? La die ochenta que amparndose en que sienten, entre gobernantes 'que tienen con-
la Ley de las mayoras, nicos cimientos de las de- ciencia y legisladores que tienen conciencia, entre
moeracias, le imponen su voluntad siete, la de gobernasntes quie oyen' los 'mandatos de su, espritu y
siete que se vuelven frente al Congrieso, y dicen aira- entre los legisladores .que tambin oyen los mandatos
damente, violentamente, como lo ha dicho el doctor del suyo.
Dolz: toda la honradez, toda la verdad, todo el pa- No puede haber esa compenetracin que el doc-
triotismo est en este pedazo de papel que se llama tor Dolz reclama en ,el Senado, como dijo, em-
"Veto Presidencial". Fuera de esto no hay ms pleando sus propias palabras, la que hay en-
que anarqua, claudicaciones, descrditos y desr- tre los soldados y su Jefe. Realmente hubiera sido
denes para la sociedad' cubana. Esa es la tirana? preciso que en vez de hombres y de legisladores
Pues bendita tirana 'a de una mayora. Biendita ti- furamos autmatas para que los Representantes
ranii la del sentimiento y la del bien; y ojal que Conservadores vinieran un da aqu, la Cma-
de nuestra tierra no desaparezca nunca esa tirana ra y nos dijeran: voten ustedes la Amnista porque
que consiste 'en restaar heridas, y ahogar el ren- el Ejecutivo la desea, y la votramos. Y vinieran
cor, en cegar abismos, en llevar el consuelo un otro da -despus que el Sr. Presidente de la Repbli-
hogar donde se llora una desventura, y llevar la ca firm un pliego y nos dijeran: voten ustedes con-
veneracin y el recuerdo otro hogar donde se 11o- ira la Amnista porque esa Amnista es un atenta-
ra tambin una memoria venerada. do al orden social, y lo hiciramos. esa es la com-
Pretendiendo lanzar contra el Congreso las pa- penetracin que se deseat? esa es- lia que clama el
siones populares se ha 'dicho 'desde la Alta Cmara Ejecutivo? La del que obedece frente 'al que man-
que el Cdigo Penal derosos! Qu efectismo ms injusto! No rigio pa- que sea lo que voy Idecir, tengo que decirlo.
ra Asbert, cuando lo llev idesde las alturas de su Eso no puede obtenerse de nosotros, no puede ob-
gobierno hasta las oscuridades de una celda? No tenerse de ningn Representante que cuando se
riji para Asbert, cuaindo lo retuvo ao y medio Isienta aqu tiene que consultar por ,encima de todos







6 DIARIO DE SESIONES DEL OONCRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

!,s *dictados de su corazn. As que si por eso no1 uno de aquellos hombres que jams cito, sino con elo-
resultirnos amigos del Presidente, tendremos que in- gios, me ensalzaba la actuacin maravillosa del
clinar la cabeza y aceptar el cargo. Pero enton- General Asbert conduciendo las multitudes li-
ees 'el que lo lanza, si eso fuera verdad, si ese ar- berales lo inverosmil, lo absurdo, votar por
guinento fuera cierto, tendra que aceptar la respon- el General Freyre de Andrade. Y dando crdito
sabilidad de decir al pas que la, situacin del Ge- una leyenda incierta me describa Asbert,
neral Menocal es la siguiente: Poideroso, fuerte, con las puertas ide su Crculo, .en mangas de camisa y
una historia inmaculada los dos aos de ser el idolo con un revlver 44 la cintura, dicindome: ya te-
de las multitudes 'cubanas, no tiene en el Congreso de nomos un Jefe: ya el Partido Conservador tiene entre
la Repbilica ms que siete iamigos.. Y que Asbert, sus Jiefes un hombre de ,ac.cin! Estos caudillos son
preso, (triste, encarcelado, envuelto en la somibra ide los que se necesitan en las democracias! Cuando iel
acontecimientos que sern definidos en la histo- Partido Conservador realizaba esa poltica senta yo
ria de su vidla poltica, Asbert tiene ochenta amigos las mismas tristezas en el espritu que surgieron ides-
en el. Congreso Cubano. Y de esa premisa no puede pus en el espritu diel Dr. Dolz ail combatir la Ley
deducirse ms que esta consecuencia que yo recha- de Amnista. Con una diferencia esencial: que yo
zo; si eso fuera verdad, el poder de la Repblica senta tristeza ante 'la premisa, no ante la consecuen-
constitucionalmente, estara ,en la Plaza de Armas. cia lgica. Yo me rebel ante e'l dolo die honores ex-
Moralmbnte el primer poder moral de la Repbli- traordinarios y otros se indignan ante un cado.
ca estuvo hasta ayer en el rincn de una celda de Para ,aibrumarnos con todos los testimonios, para
la Crcel de la Habana. Apelo la buena f de los condenar nuestra obra en nombre de todas -las 'cosas
Representantes Asbertistas, para que idigan si esa es sagradas de Cuba, se invoca Mart. Ninguna me-
la consecuencia que deducen d la actitud de los Re- moria menois que la ide Mart puede invocarse para
presentantes Conservadores. combatir una obra de piedad. Mart era grande.
SR. BARRERAS: iNo! Mart era iexcelso. Mart era como aiquellas grandes
SR. ROIG: No! almas de la Revolucin francesa 'cuyos discursos con-
SR. FERNNDEZ (WIFREDO) : Aqu hay amigos del tra el veto de Luis XiVI tambin nos ha recordado
General Menocal aqu est el que no ha dejado caer un peridico. Como aquel Vergniaud, sntesis del he-
jaims sobre su nombre una censura sin que se levan- rosmo de todos, que 'iba camino del cadalso, seguido
tara 'inmediatamente defenderlo con todas sus ener- de una: legin gloriosa 'dia poetas y de publicistas y
gas y con su palabra siempre elocuente y vibrante y de oradores, y les deca: No 'les digamos nuestros
con sus sentimientos generosos. Aqu est Miguel compatriotas que esto es un crimen. i Dejmosle a:l
Coyula, que hablle, aqu estn compaeros de la Re- pueblo la ilusin de que est trabajando por la li-
volucin 'del Gieneral Mienocal; aqu estn hombres bertad de Francia! Aquellos intelectuales reciban
de energa tremenda que 'cuando se anunci que la muerte del pueblo y le idevolvan la esperanza!
en este hemiciclo iba ser calificado en forma incom- Nuestros intelectuales reciben 'los honores, las inves-
patiblo con su historia, dijeron que eso sucedera unos tiduras, la gloria de su pueblo, pronto consagrar
cuantos minutos despus que ellos hubieran arrostra- cualquier destello de grandeza cubana, y idevuelven
do to'dos los peligros por defenderlo, incluso el el ultraje, la desilusin y el pesimismo! Mart en el
de la muerte. Aqu estn: que 'digan si hoy se destierro, en la pobreza, en m'edio del letargo de las
sienten menos amigos del General Mieinocal, despus doctrinas revolucionarias, sin prensa, sin libertades
de haber rechazado el veto. Recurro los mismos li- pblicas, bajaiba al alma .de su pas y deica: IAqu
berales, para que digan, para que repitan, mejor hay un ideal! Detrs de esto adivino la Revolu-
dicho, si ellos aquella tarde, dieron su voto para cin! Algn 'da Cuba. ser un paraso! Nuestros in-
lastimar al Ejecutivo, lo dieron tranquilos y se telectuales con una repblica, con gobierno propio,
renos con la alegra de ver como funcionaban en con instituciones, en una poca en que los cubanos
perfecta armona los 'tres podeires constitucionales son en el extranjero Ministros y no desterrados; 'en
de Cuba. un perodo en -que Cuba ha multiplicado su ensie-
Hay hechos que no son aislados, que obedecen fanza, sus vas de comunicacin, su progreso, bajan
un proceso, y ese hecho sobre el cual se ha levantado al pueblo y idicen 'como el Dr. Dolz: lEsto es un
fulminante la oratoria, del Dr. Dolz, 'es un hecho cu- pantano! Y un poco ms acadmicamente: iVivimos
ya responsabilidad alcanza. muchos. Muchos de los en el establo de Augas! Mart eira uno ide 'esos hom-
que ms gravemente nos censuran son colaboradores bres raros que la providencia pone, de poca ien po-
en el suceso desgraciadsimo del Prado. Aiquel fu ea, en los pueblos para que sea el punto de relacin
el moimento culminante de una poltica de violerci'a: entre lo ideal y lo real, entre lo divinoi y lo hunmia'-
fu el ltimo iepisodio ,de un movimiento polti- no. Mbrt era de los -hombres que saben coger un
co revolucionario en que las inteligencias ms ide al en la cumbre y meterlo en el alma de las mul-
grandes del pas, en que los directores supremos del titudes y cuando vena las multitudes vena con
Partido Conservador, llegaron proclamar alas vir- ideas, con ilusiones, con esperanzas. Nuestros gran-
tudes educadoras del revlver. Recordemos que de des intelectuales, no bajan ide la cumbre de las per-
ese mismo Crculo del General Asbert salieron verda- feeciones ideales cuando llegan la multitud,
deras descargas die! revlvers contra el Jefe de la iPo- vienen con estigmas, vienen con insultos, vienen 'con
lica liberal de la Ilabana en el perodo de las .lec- supremos gestos de desdn.
ciones. Recordemos 'que las puertas de ese Crculo No es oportuno invocar esas memorias. Mas si lo
lleg, bajo una lluvia ,de balas, una dei 'las figuras vi- hiciera, yo invocara otras. Recordara aquel espec-
vientes de la casi moribunda idealidad cubana, el tculo, ieste si que es triste y doloroso! en que todos
gran Manuel Sanguily, siendo Secretario de 'Gober- casi todos los intelectuales 'del Pa.rtido Conserva-
nacin. Y todo eso se hizo con el silencio y con la dor-estoy mirando una 'excepcin-se reunan con
tolerancia de los Jefes del Partido Conservador. Asbert y cuanido Asb;ert deca: iviolencia!, contesta-
Concludas las elecciones del primero ide noviembre, ban humiliedmente: violencia; cuando deca revl-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAiMARA DE REPRESENTANTES 7

ver!, decan humildemente revlver; y cuando deca: nitiva, ser el porvenir, ser la historia la que dir
i revolucin!, decan humildemente: revolucin. Por- cmo cumpli ms con su deber: si puesto en dif-
que entonces,, revolucin, revlver y violencia eran cil alternativa, en lugar de decir, castigo, obedeci
el poder y cran el triunfo Reconstruira aquellos ar- impulsos de su corazn generoso, y dijo, perdono. Lo
cos d'e honor 'que se levantaban Asbert, volvera mismo le recomiendo mis compaeros: procure-
ponerlos en su sitio y pedira toldos estos que nos mos, por todos los miedios, que esto no sea motivo de
injurian ien nombre del Partido Conservador, que agitacin en ninguna de las colectividades cubanas.
volvieran sus tribunas repetir los elogios que Practiquemos lo que deca aquel gran poeta .ingls;
hicieron de la honradez inmaculada de Asbert. Y en' la vida hay miserias y hay grandezas, hay fe-
despus cd'e eso, ira un cementerio oriental, la- licidades y hay desventuras, hay crmenes y hay vir-
mara cariosamente 'la sombra 'del primer Presi- tudes. Hay de todo, pero quiero quei m!e pongan en
dente cubano, lo pondra frente ese espectculo el camino de la vida, por donde los hombres pasan".
y le dira: ilos ves! Ah -estn, ah los tienes acla- En ese camino de la vida encontraron algunos que
mando la revolucin! Mira para qu te dij'eron que hoy reconocen com'o nico smbolo ide la virtud cu-
no transigieras, mira para lo que te dijeron que bana 'al General Memnocal, y entonces lo crean un
fueras inflexible, que mantuvieras los principios, alzado ms. (Aplausos). Puede ser que la rectifica-
que no te rindieras ciertas exigencias ;de la reali- cin venga tambin para nosotros. Desgraciado pas
dad ,cubana. Mira para 'qu te decan lo mismo que aquel que no tiene ms porvenir y ms esperanzas
le 'dicen al General Menoeal: que en Cuba no haba que las virtudes 'exclusivas de uno solo de sus ciu-
ciudadanos, que no haba otra mano cubana en don- dadanos. Puede ser que la justicia venga tambin
de depositar la herencia de la primera magistratura. para el Congreso y el Partido Conservador; pong-
Que aqu todo estaba 'absolutamente destruido, que monos en el camino de la vida y entoncies pidamos
haban desaparecido toedas las garantias polticas, que, para bien de Cuba, muchos de los que hoy nos
que. era preferible la inteligencia entre hermanos, injurian, muchos ;de los que hoy consideran nuestra.
el Gobierno exitranjero. Mira cmo te dijeron todo actitud nefanda, no vuelvan decirle al General
eso, para muy pocos aos despus decirle las mu- Asbert: t eres el salvador en t se hallan las l-
chedumbres cubanas y decirle los conservadores timas esperanzas idel pas. (Grandes aplausos).
que sobre tu memoria deban glorificar y aclaim'ar SR. DAZ PARDO (R): :Pido la palabra para una
todos los sacrilegios triunfantes de la Revolucin ;de proposicin incidental.
Agosto. SR. PRESIDENTE (G. BENARD): Tienie la palabra
Voy terminar. He querido explicar lo que el Sr. su seora.
Campos Marquetti solicitaba. Creo 'que no hay mo- SR. DAz PARDO (R) : Como en el idiscurso ieloc'en--
tivos para plantlear ningn debate en esta Cmara, tsimo del ilustre Representante seor Wifredo Fer-
ni exigir explicaciones de lo 'dicho por el Dr. Dolz. nndez, que acabamos de escuchar, se defiende, por
Critico sus conceptos, pero defiendo, desde luego, la manera admirable, rel buen nombre del Congreso,
libertad absoluta que ha tenido pa.ra emitirlos. Res- propongo que la Cmara acuerde *imprimir dicho 'dis-
pondo de su intie!ncin noble. curso.
Yo no invocar como l la Revolucin. Es ms, tan- SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : 'Adems de ser
to como lo es de cualquier cubano, la patria y la Re- impreso en el DIARIO DE SESIONES.
pblica que la, Revolucin fund. La Revolucin SR. DAZ PARDO (R): S, seor,-que se imprima
es nicamente, exclusivamente, de los que .con- en folleto aparte.
tribuyeron ella con sus sacrificios. Como to- SR. PRESIDENTE (G. BENARD): Se pone vota-
das las conmociones polticas, la Revolucin tra- cin lo propuesto por -el seor Diaz Pardo.
z una profunida lnea moral en esta sociedad,
y de un lado puso unos con sus glorias, y (Los sefores Representantes unnimemente lo
otros con sus responsabilidades histricas. Yo no acuerdan as.)
he protestado nunca, porque m se me haya puesto
definitivamente del lado de las adversidades. Del la- Aprobado.
do de muchas almas cubanas, que aman y 'sirven su SR. CAMPOS MARQUETTI: Para proponer seores
patria,, sin que muchos crean en la profunda since- Representantes, la prrroga de la sesin hasta que
ridad de su patriotismo. Pero me oyen revoluciona- se termine este asunto.
rios prestigiosos, como el Coronel Carlos Mendieta- SR. PRESIDENTE (G. BENARD) : Se pone votacin
ejemplo 'de todas las grandezas y de todos los ro- lo propuesto por el seor Campos MIarquetti.
manticismos revolucionarios-, 'como el General Del- (Aprobado).
gado, como otros revolucionarios de alta gerarqua, Tiene la palabria el seor Coyula.
y' .ellos pureden decir iquines faltan ms al espri- SR. CO;YU;A: iSeor Presidiette y seores Repre-
tu de la Revolucin, si.los legislaldores -que quieren sentantes: Mi querido amigo 'el seor Wifredo Fer-
una Repblica de clemencia, una Repblica de per- nndez, en el curso de la oracin elocuentsima que
dn, los que' quieren una Repblica cruel. acaba de pronunciar, me ha hecho el honor de' mnen-
Pasiones respetables, pero extraviadas y nobles de cionanme con elogio inmerecido, al referirse al afec-
algunos peridicos; tambin clculos mal intenciona- to que, personalmente, me une al seor Presidente
dos quizs de otros polticos, han querido convertir de la Repblica, y la decisin-que por mi parte
una cosa que slo era de' sentimiento, en una grave ha si'do siempre el cumplimiento de un deber--con
crisis, en una,profunda crisis del Partido Conserva- que he defendido todos los 'actos por 61 realizados, en
dor, descargando una tempestad de hostilidades so- la vida pblica. Yo crea que, sobre la amnista, no
bre el General Snchez Agramo;nte, nuestro ilustre se iba decir una palabra ms; estim 'que, en la
Jefe. No hay .nada capaz de llegar la altura de una Cmara, se haban pronunciado las ltimas palabras
conciencia inmaculada, tranquila y serena. Confe este respecto en la sesin en que el asunto fu de-
en la rectitud de su propia intencin, 'que en d'efi- batido, sesin en mi concepto que honra mucho al







8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

Parlamento cubano, porque hasta la voz que se al- esta Cmara yotro grpo del Senado no siguieran en
zd aqu para de(ender los conceptos expresados en .1 'las deliberaciones del Congreso cubano sintiendo
Veto Presidencial, la voz que se alz para oponerse diariamenite ila punzada de la tristeza, sintiendo dia-
la Ley de Amnista, que habra de tener minutos riamente en el alma algo as como una gota, amar-
ms tarde la aprobacin de la mayora ide 'la Cma- ga. Vot pues, la Amnista, seores Representantes,
ra, !o hizo en 'trminos no solo elevados y respetuo- :entre' otras razones, porque si ha habido opinin p-
oss, sino de cario. La voz de1 doctor Jos Antonio blica -que se haya manifestado, en Cuba con motivo
Gonzlez Lanuza; gloria legtima del Congreso, y de .este problema, 'dich.a opinin ha sido favorable
qiums ue del Congreso, de nuestra tierra, se ,alz la Ley de Amnista. Nosotros, Representantes de
cqu, aquella tarde, para imanifestarse inconforme la provincia de la IIabana no hemos votado por ca-
con lo que la mayora estiniaba que era lo bueno; pricho, ni, hemos idesoido los que nos han dado su
y en sus palabras todas, manteniendo puntos de vis- representacin. Los Representantes conservadores por
tas doctrinales, oponiendo razonamientos que l crea la provincia de la Iabana 'hen os sido asediados, ah,
atendibles, 'no haba, ni siquiera entre lneas, una en el saln de conferencias, por casi todos los lalcaldes
frase que fuese amarga; mucho menos una frase ique de los distintos trmincs municipales d'e la regin,
pudiera lastimar los que de este lado del Congre- sin distingos polticos; alcaldes de una y de otra
so del otro, estaban en desacuerdo con sus pun- rama poltica; presildidos por el 'doctor Casuso, pres-
tos de vista. Yo crea que un problema, que de tal tigiosai personalidad que representa al Patrido, Con-
manera v 'lo profundo de la, conciencia cubana, servador en el trmino de Bataban; y los cuales
sera tratado por todos en las mismas condiciones; venan pedirnos que votsemos favor de la Am-
opinab,: que no haban de hacerse, con motivo de es- nista del General Asbert. Y .dcl propio modo, ve-
te. problema de la amnista, de este problema que nan alcaldes de otras regiones, y llegaban ilos acuer-
a mi se me ocurre que es el 'ms grave que se nos ha dos ;de los Centros de Veteranos; y 'llovan los tele-
presentado en nuestra vida republicana, discursos gramas; y 'nos caa encima en fin seores Repre.sen-
de cierta ndole; respetables siempre por lo, elocuen- tanties, aquel cmulo de fuerzas de opinin que nos
tes y por la autoridad de quienes los pronuncien, abrumaba. Si hubo otra corriente de opinin, no se
pero que, de cierto moldo, pueden herir la sensibili- manifest 'con la fuerza conque se manifest la ya
dad del Congreso, por una parte y la sensibilidad de expresada. Porque si se -excepta al Dr. Enrique
un grupo de la. poltica cubana por la otra. Y ya que Jos Varona, personallidad prestigiosa en nuestra tic-
este asunto se ha tratado, ya que el Sr.. Campos Mar- rra, y que es en nuestro Partido una figura de gran-
quetti, ha planteado esta cuestin, y que el seor des mritos, y con l unas cuantas personas ms, to-
Wifredo Fernndez ha iexpuesto sus puntos de vista das dignsimas,-entre las que figuraban los amante
con la gailanura en l habitual, m, siquiera aludi- padres de la vctima de aquel acontecimiento-muy
do de manera ,cariosa por' l, permtaseme decir al- pocos acuedieron ante el Jefe del Estado panai pedirle
gunas palabras que sirvan de explicacin mi con- que vetara la anmista; y slo unos 'cuantos peridi-
ducta, ya quie no tengo autoridaid para decirlas co- cos fueron partidarios del veto. La inmensa mayora
mo expresin de la conducita de mis compaeros. de los elementos que representan, la opinin en Cu-
Y 'o no vot la amnista primiera'mente pasada en ba, otros que representan en la prensa una fuer-
esta Cmara; no vot itampoco esa amnista .cuando za efectiva indiscutible, se manifestaron, francamente
vino modificada por el Senado; he venido interve- favorables la Ley de Amnista. De manera que si
nir en este asunto idirectamente despus del Veto ha habido corrien'te de opinin, la corriente' ha sido
Presidencial; y precisamente por esa circunstanicia, favorable ,al voto que ha dado, en esta Cmara, la
porque cuando mi voto vino emitirse haba ya un mayora inmensa de los seores Representantes.
Meansaje 'con 'las consideraciones respetables del Je- Dada mi relacin personal con el Jefe del Estaido
fe del Estado, y ste es quien es, mi situacin era y el puesto que in~merecidamente ocupoi ide Secreta-
aun mas difcil. Cuando yo emit mi voto 'en esta rio General del Partido Conservado'r yo me pregun-
Cmara, y ,aun antes, cuando iba preparando mi ni- to: pero alguien ha podido levantarse para incul-
mo para decidirme e n un sentido en otro, confieso, par al Partido Conservador como entidad poltica?
con la sinceridad que me es propia, fuer ide con- A!:guienn ha pc;dido levantarse en nombre de los con-
gresis'ta que tiene conciencia de sus deberes, y servadores para atribuirle culpa los dems conser-
fuer de 'cubano que hace ,esfuerzos por acertar 'en to- vadores? Pero es que quien tal ha, hecho no ha po-
dos los casos en que se trate 'de servir su pas, dido pedir que, se reuniera el Ejecutivo del Partido
que pas por los momientos ms 'difciles de mi vi- en que milita, y, 'all, exponer sus puntos de vis-
,da en aquella situacin. Me detiermin al fin por el ta para que, trazndose una lnea de conducta., se-
voto favorable la Ley; me determin por el voto fialndlose un cauce, viniramos por un acuerdo, pa-
que aseguraba abiertamente 'la Ley de Atmnista; ra vo'tar en uno en otro sentido? Pues si eso no se
porque entenda que as como el Tribunal Supremo, hizo; si el. problema se dej como cuestin libre, si
representacin la ms alta 'del Poder Judicial, ha- caqda uno .estaba en -el iderecho y el deber de 'consul-
ba cumplido desde el punto 'de vista de sus dignos tar su co*neencia inadie puede levantarse idirigir
magistrados, con lo *que creyeron su deber, y que el censuras al Partido Conservador! Y dir ms: idi-
Jefe de Estado haba cumpalido tambin, desde su r qae eso es impoltico indiscreto!
punto de vista, con el suyo, la Cmara no le Por las razones expuestas he dado mi voto favo-
corresponda apreciar aquel problema 'desde el pun- rable la amnista;; y, creo, que con tello le hemos
to de vista! jurdico, sino, que nosotros debamos es- prestado un buen servicio a Cuba. Acaso se: pueda
tudiar el problema desde el p.unto de vista social aplicar aqu aquel vulgar adagio de que no hay mal
pol'tico, *en el ms alto sentido del concepto. Y por que por bien no venga! A la agitacin tremenda,
esa circunstancia ,estudi !el problema en ese terre- al accidente desgraciadsimo, al proceso ruildoso ha
no; parecindome que como mejor 'serva mi pas sucedido el espectculo !que Cuba hai dado con el li-
era votando para que un grupo de compaeros de bre y pausado, y al propio tiempo armnico idesen







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 9

volvimiento de sus Poderes. Resultan acusados el cional, no ha habido ms que el cumplimiento del
Goberinadoir. de la. ms importante provincia, un deber en cada uno y que, aparte esta cuestin, se-
miembro del Senado y un miembro de la Cmara, quimos la lucha nacional de la poltica teniendo los
y los Tribunales de Justicia actan, contina el liberales, en frente, asumiendo lat oposicin con la
procedimiento criminal, se llega al juicio amplio, energa con que siemipre lo han hecho y en nosotros
con gran defensa, al mismo tiempo que de francas la deiisin, siempre inquebrantable de ayudar al
acusaciones; y aquel Tribunal que representa la ms Jefe 'del Estado en cuantos esfuerzos realicei para la
altai expresin del Poder Judicial, impone una con- sailvacin de la Repblica y lpara mayor gloria de
dena, que cree ajustada derecho; es decir, aplica nuestra tierra- .
la Ley 'escrita. El Congreso, despus, atendiendo SR. LANUZA: Pido la palabra.
circunstancias que no son de orden' jurdico, pasa ;SR. PRESIDENTE (G. BENARD): Tiene el derecho
una Ley de Amnista.; esa Ley de Amnista, modifi- ha'cer uso de -la palabra prirmeramente el seor
cada por unal rama del Congreso es, al fin, aceptada Campos i\farquetti por haberla solicitado con rante-
pcir la otra; v.a el asunto al Poder Ejecutivo y ste rio'ridad.
,tambin dentro de sus facultades, le pone el veto; SR. CAMrPOS MARQUETTI: No hubiera, seor Pre-
viene las Cmaras un Mensaje en el que el Pre- sidente y seores Representantes, .en mianera algu-
sidente expone sus razones; y entonces el Congreso, na aprovechado eista ocasin .en que la Presidencia
no estudiiando lel punto jurdicamente, teniendo pala- se digna concederme la palabra solicitada para ha-
brais de respeto y admiracin para el Presidente de cer uso de ella antes del Dr. Lanuza, si no fuese
la Repblica, ratifica su primer criterio y ratifica la que ocurre estal circunstancia que me prohibe seguir
Ley con las dos terceras partes Ide sus miembros. m is dceseos: e hecho de haber usado ya .la palabra
Vemos, seores comon se ha dado en Cuba, y en una dos magnficos oradores del Partido Conservaidor y
situacin anorm:al, el espectculo hermoso de los tres el deber en que estoy de dar una explicacin del mo-
Poderes del Estado funcionando independientemen- tivo porqu me he dirigido los seores Conserva-
te, rindindose un mtuo respeto sus *atribuciones dores, preguntndoles si se hacan, de algn modo,
privativas, no chocando uno contra otro, y fun- solidiairios die las manifestaciones 'del Dr. Dolz.
cionando harmnicamente, para bien de la Repbli- No he querido recoger, una por una, las importan-
ca, evidenciando as la eficacia de sus institucionoes. tsimas explicaciones dadas por mi distinguido com-
Si eso, seores Representantes, no es un triunfo paero Wifredo Fernndez; pero he anotado raque-
del rgimen, yo quiero que me digan cundo es que llas qule me parecan ms pertinentes al objeto -de
los poderes 'del Estado se desenvuelven en harmo- facilitar, de ese modo, mi contestacin. Comenz el
na! ilustre conservador, diciendo que -de todos los actos
Se ha hablado de imponer a las leyes cierto sen- de los periodistas l se guardalba siempre, porque
tido restrictivo; se ha hablado de que los que vo- loa respetaba en el derecho legtimo de manifestar
taron esa Ley, maana podran votar una Ley de lo que quisieran. Yo quiero hacer platente este sen-
despojo en la propiedad, una Ley terrible de di- tim'iento mo: amigo leal y sincero de la libertad,
solucin' eocial. Creo, seores, que ha sido injusto de todas las libertades, no he querido nunca coartar
este cargo, que ha sido ligera la larpreciacin. la de nadie. Hice la preguai, no idirigindome al
Podemos pedir la sociedad que nos observa y periodista, sino al legislador, no 'mirando para el ique
juzga, que aguarde un poco p'ara dictar el fallo de- escribe, sino para el que tiene el derecho de mitai-
finitivo. Creemos firmemente que el mejor servicio festarse aqu, y lo abandona voluntariamente para
que se 'le puede prestar Cuba en instantes tan expresarse fuera de este recinto. No miraba, sino
difciiles como los pre.,ente,.. es el servicio de poner para 'el compaero que ha calificado de iniquidaid un
una 'nota de perdn, de piadoso olvido, sobre un acto de esta Cmara, que aprovecha la ocasin 'de su
suceso ,amargusimo que iba estar un ao y otro ausencia para hacer atmsfera en el sentido 'de sus
sangrando entre nosotros. Si por eso se nos critica; si opiniones. Por eso me cuid mucho al referirme
por eso se nos censura, respetamos el ajeno juicio. ese particular seor Wifredo Fernndez, de hacer
Pero nadie tiene derecho pensar que hemos vuel- constar 'que lamentaba su ausencia, y hago constar
to ,la espalda al Presidente de la Repblica. mi lamento sencillamente, porque pens que miaa-
En los debates sucesivos, cuando vengan aqu las na, habiendo prescindido del deber de estar aqu y
cuestiones de verdadero alcance poltico, cuando la oponerse aquello 'que entienda malo y de luchar en
diferencia partidaria se manifieste, cuando los que defensa de lo que entiendo bueno para el pas, cri-
estn, de aquel lado no pi'ensen del mismo modo que ticar anuestra labor con voz acerba, con pluma real-
.os que estamos de este, el pueblo cubano ver si mente amarga hiriente. Ya v pues 1el seor Wifre-
]os elementos que figuran en el Partido Conserva- do Fernndez como lena el derecho ide dirigirme,
dor se conducen no en perfecta concordancia con no al periodista que puede haieer lo que le plazca
el hombre que rige el Ejecutivo Nacional. Nos ve- en su 'diario, sino al legislador que prescinde de sus
rn, unidos :al primer Magistrado de la Nacin. ms elementales deberes. Por lo dems deca el se-
Voy termi.nar declarando para responder las or Wifredo Fernndez que m pareca dolerme
ma.nifestaciones del seor Wifredo Fernndez que las manifestaciones del seor Dolz, y efectivamente,
no estoy ide acuerdo con las indicaciones de mi Tes- no me han causado ningn dolor. Por el contrario,
petado y querido amigo el Sr. Dolz en el Senado y leyendo cuanto dijo veces me ha causado asombro,
que no nos sentimos de ninguna manera desligados del me ha producido risai, me ha obligado estable-
primer Jefe 'de la Nacin, sino perfectamente unidos cer comparaciones que yo no hubierai querido esta-
Sel. Con 0l estamos en perfecta armona'. En el bleeer. Y declaro que por ninguna ide esas cosas y
asunto grave, en el asunto ms d;elcado ique se ha de ninguna de llisi va salir bien la figura del seor
presentado, los poderes nacionales han discrepado; Dolz. Pero sobre todo, lo que me ha obligado plan-
el Presidente de la Repblica y la mayora del Con- tear aqu 'esta tarde este debate, es un hecho que
greso; pero que en sto que era un problema na- importa mucho que dilucidemos de una vez, y que







10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

recojo contra mis deseos, porquie siempre que al- de aquella situaci6n,-todos los rebeldes Ide Agost--
guiien se ha referido ello me he apresurado propusiros que continuara rigiendo los asuntos p-
mantenerme en silencio, y dejar otro la tarea de blicos presidiendo la Repblica, el propio seor
rebatirlo. Toms Estrada Palma, propusimos que desde la Pre-
Deca el seor Dolz 'y as le copia un peridico sidencia convocase unas elecciones que deban ve-
muy bien estimado por la opinin pblica, por la rificarse legalmente, y obtenida la mayora del su-
veracidad ;conque escribe siempre, deca el seor fragio por el Partido Moderado por el Partido
Dolz, que es parnal un ttulo de honor y de gloria Liberal acataramos el faillo y nos someteramos a
su carcter de jefe poltico del Partido Moderado. la voluntad popular. Y este Jefe ique se siente or-
Lo recordaba con ocasin de criticar actos, en el gulloso de su Jefutura, este patriota seor Dolz, se
momento en que nos presentaba como enemigo del neg rotundamente a aceptar semejante proposicin
progreso y hasta de la historia cubana. Seores, es y prefiri que lai patria fuese parar manos del
bueno que no se repita ms, que no se diga por na- extranjero.
die ms que se tiene como ttulo de honor y gloria el Y quien tal hace es quien se acaba de levantar
haber sido Jefe del Partido Moderado; no es posible ol- para arrojar al Congreso una serie ide imiprecaciones
vidar lo que ocurri cuando el Sr. Jefe diriga la cosa innecesarias injustias. Y cuando ? Cuando hace
pblica que nos llevo la revolucin. La gestin de eso? Despus que nosotros hemos voteldo la Amnis-
aquel Jefe que hoy se celebra acab entre charcos de ta; esa Ley de Amnista que ni surgi de la tierra
sangre y arrancando lgrimas. Se acab -con la sangre ni vino del cielo; Ley que fu entre nosotros traba-
de los que no teniendo la direccin de la cosa pbli- ja'd'a, que sali del hogar al aestadio de la Prensa, al
ca, entenlieron que 'era el momento -crtico de de- pblico, todas partes, se discuti ms de una vez;
fender la situacin moderada mientras 1l Jefe, se habl de ello en todas partes. Qu hizo en tanto
el seor Dolz, se quedaba traniquillamiente en su ca- el Dr. Doilz con su opinin' 'contraria? Qu gestin
sa, y con la sangrs no menos generosa ni menos cu- practic dentro del Partido Conservador? i Cmo!
bana -de los 'que nos fuimos ial monte por no tolerar que, acaso no hay entre vosotros una hase democr-
ms la dictadural infamante. tica que indica cuian'do y de qu m'anera se ideben
Pero recordemos, qu es lo, que ocurri entoines? reunir las asambleas de ese Partido? Provoc al Dr.
El seor Dolz, que habla en nombre ide la libertad, Dolz la reunin de alguna de 'lai asiambleas del Par-
en nombre de los derechos que pretende ver concul- tiido Conservador, para ratificar, para discutir, para
cados, de las esperanzas truncadas, de un Congreso hablar ante ellas de su opinin contraria la, Ley de
defraudador, que mira una Repblica distinta la Amnitsa? La discuti alguna vez, cara cara y
que l soi era, y se ha proclamado como idiferente frente frente la luz del sol? Y se levanta comba-
la que so Mart, que responda esta pregunta tirla inicamente cuando tena la seguridad plena
qu pas cuando l diriga la cosa pblica? qu *de que una mayora robusta la apoyaba en el Se-
hizo 'entonces favor ide su p~,atria? Barren los nado, como la haba 'apoyado antes en la Cmara!
principios de la democracia, se burl de las faspira- Por eso, no me pueden doler las manifestaciones' y
ciones legtimas del pueblo, se olvid del noble an- las cosas del sieofr Dolz, por eso, yo no he querido
helo de aquellos hroes cuyo nombre invoca y que contestarle ms que dos tres cosas. Recuerdese que
se sacrificaron por la libertad, por la independencia -dirigindolse 'ms que nada al Presidente del Piarti-
y por el bien ide la Patriai. El seor Dolz idebe, .con- do Conservador. Presidencia que aspira, Idirijin-
secuente y lgicanlente, mirar siempre hacia abajo dose ms que nadia la Presidencia del Senado,
con la esperanza -de que continuemos rehabilitn- Presidencia que aspir, se volva plara el pueblo
dole los mismos que acudimos la revolucin de y preguintaba: Para eso se os llev la guerra?"
Agosto, cuando por su actuacin, 'ninguna conquista Y m:irando para la Presidencia deca: "Para eso
liberal qued ien pi; cuando mistific el sufragio fuisteis pelear?" "gParai eso se saicrificaron los
universal, persigui y aprehendi en donde pudo que murieron ?" No, se 'le podra haber contestado;
los laigentes Liberales, aconsej. el mal, y fu, en no: nosotros fuimos pelear para hacer una Patria
una palabra, el lazarillo que condujo la ruina y generosa y buena ique olvidando todo lo pasado pu-
la perdicin al situacin que lo encumbr bajo la diese acojer en su seno, del mismo modo, cariosla-
Presidencii. del, seor Estrada Palma. Cuando l, mente, los buenos y los 'malos; fuimos para fun-
cuando ise acercaban los qule con l estuvieron, en de- dar una Repblica que' aceptase con afecto, 'con sin-
mianda de una avenencia entre los cubanos, presi- ceridad, abriendo de la misma manera las puertas
diendo la Comi.si6n llevanido la voz el General Me- todos sus hijos hiciera fructfera la vida comn;
nocal, en cuya figura en estos momentos parece que fuimos para fundar un Estado 'en que igualados los
nicamente cifra sus esperanzas el seor Dolz, espe- enemigos del ideal y sus fundadores rigieran los des-
ranzas ide un miejor porvenir y 'de soadas grande- tinos pblicos los ms capacitados, los miejor prepa-
zas -para Cuba,- cuando se le 'acercan con ese prop- rafdos, los elegiodos, del sufragio. Y el Dr. Dolz tie-
sito, qu hizo el orgulloso y timbrado Jefe? Pues, ne la mejor prueba: l bien caipacitado, bien prep:ia-
Menoc.al su esperanza, lo calific de un alzado raido, 'catedrtico 'en los instantes mlismos en que to-
ms; y conmo si fuese poco, juzg la conducta de los dos los cubanos se sacrificaban en aquellas revolucio-
que nos habamos ido por su culpa al monte, en for- .es cuyo nombre invocaba en defensa de sus teoras,
ma despectiva injuriosa, que nunca quisimos co- se encontr rigiendo los destinos de la Repblica
briairle. Nosotros, los 'que nos lanzamos 'al monte pa- que no quiso, que no so, sin que protestasen los
ra recabar como hombres lo que ya por el camino que peleamos por constituirla y formawr en su seno
del idereecho pacfico no podamos obtener. Y cuando cuerpos colegisladores prestigiosos como este, que
lleg el instante en .que vimos abatido al Poder Mo- ms que los extraos, estn obligados respetar sus
derado, aquel Poder que inspiraba y diriga el seor componentes.
Dolz y de cuya Jefatura se siente 'tian satisfecho y Pero ya han dlicho muchas cosas el seor Wifredo
orgulloso, recordad lo que pas. Todos los enemigos Fernndez y el seor Coyula.. Los dos han trata)do








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 11

desde lo alto este asunto. Yo he querido, inclinido- ticular, de otro modo yo me atrevera reprender
lo un .poco, tratarlo desde latbajo. mi amigo al seor Wifredo Fernndez, como re-
'Pero comio ya he .explicado el mvil que me im- prendera al seor Coyula, porque ninguno de los
pulsara, ime resta slo, para terminar, -dos palabras. dos ha tenido una razn cabal, perfecta marchando
Deca el seor''Wifredo Fernndez, cul era el contra el seor Dolz. Yo he tenido .razn, porque
propsito que durante algn tiempo ianim y pre- vea un mniolderiado, culpable de todas 'las culpas,
sidi los Conservadores. El programa no poda ser alzarse frente una situacin que trajo la Revo-
ms espantoso. No podan los liberales atacar al lucin -de Agosto, que cre, que es padre legtimo
Ejecutivo, sin ser ,inmediatamente agredidos, en es- del Partido Conserviidor, que se constituy al ca-
te mismo recinto tal vez. ,No era ese? lor de aquella revolucin, asombrando, casi mal-
Pues bien; ya tiene el seor Doiz una respuesta diciendo, espantado de lo que era, de lo que haba
contundente: una prueba dde cmo hemos sido siem- sido 'el Partido Moderado. De la revolucin ide
pre. Los liberales no procedemos de los lenemigos de Agosto se cre el Partido Liberal tal como est:
la Repblica; no formamos .entre los que desacredi- rodeado y lleno de elementos sanos y buenos, ca-
tan sus instituciones, entre los que promueven la paces de mantener siempre, contra todos los p'di-
propaganda de miaintene'r fuetria de este pas, la gros, lo que puedal ser sea beneficioso para la
creencia de que estamos inciap.acitado.s para el go- Repblica. Pero 'el seor Wifredo Fernndez y ,el
bierno propio; de que somos indignos de las liberta- seor Coyulat, al recoger de los labios Idel seor
des conquistadas. Los liberales formamos en las fi- Dolz, manifestaciones contra el Partido Conserva-
las en donde se ven los ms honorables del Par- dor, se equivocaron. El seor Dolz no habl del
tido Conservandor, de aquellos que ms sineeranmernt Partido Conservador. No? Cuando ,citaba al Parti-
aman la Repblica. do Conservador, espuantado de su propia obra laite-
Por eso, cuando el Ejecutivo Conservador elevaba rrado por sus propias palabras, se ocupaba de re-
el presupuesto con' que gobernaron los liberales, des- p!,ltir inmediatamente: hablo de 'la entidad partido,
de 34 millones, ms de 40 millones de pesos, como 'lo que es lo mismo, no hablo de nadie. Cuan'do
cubanos, 'discutimos primero, y procedimos despus dijo: el Partido Conesrvador es culpable, adl ser in-
aceptar la ,elevacin de 'ese presupuesto, que en de- terrumpildo por uno de sus compaeros, repiti:
finitiva cremos, como creemos, que el Jefe idel Es- seores, no me hago entender, yo no hablo del Par-
talo era un hombre honrado y que solamente lo tido Conservador, sus elementos todos son buenos,
peda como necesario para gobernar con acierto, son honrdos y 'magnficos, yo no hablo die los con-
Cuando se nos dijo:-Se deben diez millon'-, de servadores, yo hablo de la entidaid partido. Es de-
pesos-,emipeznimos por creerlo y arrostrando la ira- cir, de nadi'e! Slo se sinti firme cuando recorda-
popuqaridad de nuestras filas.. vinimos aqu y vota- ha que era moiderado, slo se sinti firme cuando,
mos los diez millones solicitados. obediente su historia, se expresaba en' trminos
SR. DAz PARDo (R) : Que se han vuelto idiez mi- que no parecan propios ,de un elemento tan culto
llones y cuarto, como -es l, contra alquel hombre ya 'en 'libertad,
Su. CAMro: MI'RQUETTI: Cuando se nos dijo:-Es que si tiene alg,n delito, es el de haber ayudado
neeelsa'rio que os habilitis con nuevo idinero, para que sin rehabililtiarse el gran culpable idel mode-
hacer frente las grandes necesidades del p.as-, rantismo, tuviese un puesto ,en el Senado en esta
vo'tlamos la Ley de los bonos y la acuacin de la Repblica liberal y democrtica. (Grandes aplau-
moneda. Eso bien nos heminos dividido en nuestro ci- sos).
teriio, en la verdadera inteligencia y cohesin que Su. PRESIDENTE (G. BENARD): Tiene la palabra
debiramos mantener los liberales, que separarnos de el seor Gonzlez Lanuza.
ct:uxiliar la gestin gubernativa. Porque ya lo habis SR. GONZLEZ LANUZA: Sr. Presidente y Srei. Re-
visto: votndoles toido, layudando siempre eficaznmen- presentantes: Yo no esperaba tener el honor de ha-
te y con alteza ,de miras al Partido Gobernante, Mar hoy en la Cmara; en realidad, pens la otra
cumplimos co n nuestro deber, aparte de 'que no co- tarde no volver hablar 'de !este asunto mns en 'to-
conocamos que el programa era la agresin en el da mi vida; y hablo no por dar gusto 'al seor Ge-
caso de i stacar ,ail Ejecutivo. MAi'entras, vosotros po- neroso Campos sino debido las palabres idel seor
dis 'estar tranquilos y seguid guardando en vuestro Wifredo Fernndez; y no porque no me complaz-
bolsillo vuestro programa de guapeza: los liberales ca en dar gusto al seor Generoso Campos, pues
no atacaremos injustamente alguna vez vuestro esta. tarde no ha mostrado l niingin -deseo de que
Gobi'erno, ni ninguna vez (al seor Presidente de la yo hablara.
Repblica. Ya que haba estado iaqu, ya que era una de las
Ahor a mismo hemos querido averiguar qu cla-' pocas personas que haba m'man'tenido la tesis Ique
se ide manejos ha habido con una cantidaid respe- mantuvo poco idespus el seor Dolz en el Senado,
table ,al seior Secretario de Hacienda y lo hemos ya que el seor Wifredo Fernndez quera que yo
hecho rodeando la preguntai de todos los respetos, hablara, no por las razones que l inddic, voy 'a
mlirando para l con todas las consideraciones. Sa- towmar parte en este !debate, curioso aunque no til,
biendo que anda mal, todava preguntamos; sa- curioso .como otros tantos debates ide la Cmiara.
biendo que no maneja bien, la consideramos respe- ,En qu hemios empleado el da Ide hoy en esta
tuosaim'ente y nos idirigimos l inclinndonos un Cmara En discutir lo que fuera de aqu se ha
poco... (Risas). dicho, en' general, del veto; en diseutir un discur-
Si el Gobierno, itodo l, si .el Ejecutivo, perso- so -que 'no se ha pronunciado en este recinto, en
nalmente, comnetiese delito contra las leyes, cometie- aludir ,lo que se ha poidido decir en las columnas
se delitos contra la Repblica, entonces nos encon- de un peridico por un periodista, que es lia' vez
trara siempre de pie acusando al uno al otro, Representante, y en idesechar la Orden ,del Da.
sin acordarnos en absoluto del programa sangrien- Eso es bueno? Es malo? Es 'conveniente in-
to. Yo no s decir unia pal'abra ms sobre este par- conveniente para el pas?







12 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

.SR. CAMPos MARQUETTI: Yo icreo que conve- presentantivo, en 'la sangre llevamos el rgimen
nilente. parlamentario.
SR. GONZLEZ LANUZA: Yo creo .que no. Pero hoy ha pasado una, cosa mucho, ms curio-
SR. CAMPOS 1MARQUETTI: Perdoneme S. S. que 'le sa todava: un miembro del Senado ha lanzado
interrumpa, pero yo estimo que es ms conveniente enrgicas censuras 'contra el Congreso porque una
mantener por encima de esa Orden del Da desde frmula un acto de cortesa ,del doctor Dolz le
luego el respeto y 'la consideracin ique debe tener llev decir que era unoa entidad abstracta la que
esti: parte idel Congreso, y el Congreso en general l acataba; porque en el fondo el seor Dolz no
para toldo el mundo y principalmente para uno Jde puede creer que se puedan lanzar acusaciones abs-
sus miembros. tractas cuando, se. est colocando en un' terreno
SE. GONZiLEz LANUZA: Deca, que sabiendo los perfectamente firme. Por eso deca yo que eso. era
asuntoa que se iban tratar, como se iban tratar y unla habilidad poltica Ique haba tenido' el seor
votar, es como sol-amente se puede decir que hemos em- Dolz para explicar su tenis, tesis que, en lo funda-
pleado bien el tiempo, que lo hemos perdido in- fment;al, haba yo sostenido aqu antecedentemente
ti'l'mente. En realidad lo ms perjudicial de todos es- freute a los Representantes, cuando el problema
te debate, no 'es que el tiempo se vaya en ello, sino fue tratado y resuelto en esta Cmara, en una de
algo que el seor Generoso Campos no quera ha- las sesiones ltimamente 'celebradas; y entre la te-
cer, es,.o, l que es el primero que, 'en todo tiempo sis sostenida por el seor Dolz, en el Senado, y la
se ha levantado -aqu para oponerse cualquier que yo tuve -el honor ide sostener lante vosotros, ha
'forma que tendiese coartar la libertad, hoy ha habido solamente muy pequeas diferencias.
ido 'contra sus viejos y nobles principios; pues SR. CAMPos MARQUETTI: La idiferencia consiste
este debate coiarta la libertaid realmente. en el pulmn ancho".
SR. GONZLEZ LANUZA: No me 'parece esa una frase
El seor Generoso Campos, juzgar por las pa- m.uy parlamentaria.
labras que ha pronunciado en et segundo discurso SR. CAMIPOS MARQUETTI: Sin embargo ha sido di-
que ha 'dicho, no tena en realidad las intenciones cha por un ilustre .atedrtico.
que yo pens que labrigaba curando habl por vez
primiera; porque cuando habl ppor vez primera; So. GoNZALEZ LANUZA: Deca que si se atadaba al
mi me pareci que el seor Campos se portaba ha- Congreso y al Partido Conservador, en el Senado, por
bilsimo poltico, aunque no generoso; porque apro- uno de nao senadores el Partido Conservadore tene en
vechaba una oportunidad adecuada, desde luego, en el nado pu mero bastante de Senadores que muy
que un, Senador idel Piartido Consiervador atacaba e dera, en nombre del Congreso, asi como
al mismo, para plantear la cuestin en un 'terreno en nombre del Partido ConservadoAr, contestar las
en que, necesariamente, tena que ahondarse la 'dis- acuiciones 'que, en laquella Alta Cmara, se hu-
crepancia; y para 'canvertirla en 'contienda que l bieren lanzado contra el Congreso y contra el Par-
penspaba que podra llegar un lmite irreductible; tido Conservador; pero si se ha entendido que ha
y por eso mii me pareci hbil su 'actitud, porque sido necesario ,que realmente se trajera esta icues-
se trataba idel Partido Conservador cuya inmense ti'n aqu la Cmara, para. rehabilitar al Congre-
mayora haba votado en contra' de la medida que el so, que fu atacado violentamente en el Senado, y
seor Dolz sostena, que los sefores Senadores que all estaban, cuando
e dicho ue ral o se deri a al ataquee sc lanz, no quisieron no supieron de-
e dicho que algo realnente malo se derivaba fender...
de todas estas cosas. Algunas veces yo he dicho que SR. CAMPOS MARQUETTI: Porque no tuvieron tiem-
nosotros a pes-a.r de tener un rgimen constitucio-
nal,, -de carcter presidencial, llevbamos en la pS. GONZLEZ LANUZA: Cmo! No tuvieron tiem-
S~. eGOlZLEz ri aNUZa : i C'inio iNo yqevieron tiem-
rangre el rgimen parlaimenta.rio; y que, entre noso- po ? Qu les impeda el que se levantaran refutar
tros, se ha desenvuelto una prctica que realmente no es los ecargos que contra el Congreso y el Partido Con-
reglamtentaria; pero que se ha venido tolerando y que servaidor se lanzaban por el seor Dolz? El caso
yo 'desde luego la he tolerado desde la Presidencia d. ue actualmente tratamos tiene algna semejanza,
qu~e actu.almenit.e tratamos tieane alguna semejanza,
esta Cmara. Se pide algunas veces que la Cma- y lo debe recordar el seor Campos Marquetti,
ra acuerde solicitar datos del Ejecutivo 'y, con mo- con el que, en poceas pasadas, se plante ante la
tivo de esa solicitud de idatos, se hacen discursos Cmara y en el que, por virtud de una serie de
en que se ataca uno dos Secretarios y muchas cuestiones que di lugar una suspensin un
veces hasta se ataca todos los Secretarios que receso, como ahora se dice, de nuestras sesiones, con
componen el Gabinete. Y es natural, ni los 'de es- motivo de algo que un peridico haba dicho, uno,
te lado, cuando' estn en mayora, y la solicitud ide que era entonces Representante, afirm y nosotros
datos procede del bando opuesto, ni los de aquel toqds lo aordaemos as, que no ideban resolverse
laido, cuan-do resulta toldo lo contrario, se hallan n 1a C:iroara las cuestiones que se suscitan en el
siempre perfectamente preparados para poder refu- peridico; y que las cosas ique se decan en un. pe-
tar las acusaiciones que contra los Secretarios del ridico, aunque fueran 'dichas por un seor Re-
Desp'acho se lanzan. presenitantie, debieran discutirse en el peridico. Lo
Cuando nosotros habamos acordado votar la ide- que en cl Senaido se .dice por alguno que es Sena-
rogacin de aquella Ley, que dejaba' 'en suspenso dor, debe realmente discutirse en el Senado, por
la -otra Ley que garantizaba la estabilidad de los los que. forman parte del mismo; y si los que for-
empleados, recuerdo que los seores liberales se man parte del Congreso o sea de estai Cmara sos-
opusieron que 'tal acuerdo se aidoptarra; y no se tienen una opinin contraria la expuesta por el
Spudo votar en aquella sesin- y, sin embargo, tres Senador en el Senado, y no pueden ir al Sena'do
cuatro sesiones ms tarde, fu aprobado. Esto sostenerla, tienen el ms grande de todos los parla-
vieene demostrar lo que yo acabo de manifestar mentos, que es aquel que se lee por un mayor n-
que, aunque tenemos un rgimen constitucional re- mero de personas el peridico, piara contestar.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 13

Es pues aqu, donde este debate ha debido plan- lAhora, no slo es el temperamento diferente, el
tearse? Plantearlo aqu, y plantearlo en estas con- que nos ha llevado a hablar con distintas palabras,
riciones, siempre supone una coaccin moral.. aun sosteniendo la misma tesis, al seor Dolz y
'SR. CArPos MARQUETTI: De ninguna manera. in, sino la situacin, que el seor Campos Marquetti
SR. 'GoNzLEZ LANUZA: Vamos ver realmente si no quiere ver-;yo saba que aqu no llegbamos
hay alguien que se atreva sostener lo contrario. Los 1 lai decena, que se' nos poda contar con una, mano
que se sientan en minora, por al exigidad de sus sola, los que. bamos votar como yo vot. All, al
fuerzas mismas, deben ser ms respetados que los seor Dolz, le bastaba conquistar uno, uno solo,
otros. Siempre se ha dicho que ms proteccin de- para sacar su tesis adelante. Era igual la situa-
ben merecer los dbiles que los fuertes. He aqu ique cin? Era absolutamente distinta! Si icon la ener-
la lesin se verific en tales condiciones ,de minora, ga de la argumentacin; si con cierto grado de
se trataba en fin de un!ar minora tan pequea, co- violencia y ap.asionamiento, se poda 'lograr el triun-
mo yo tambin estaba en iguales condiciones en es- fo; si enunciando n'otivos graves que se oponan
ta Cmara, que lo nms que pudo hacerse era aplas- la aprobacin de da aa.mnista, futuros males posi-
tarlo con Ja fuerza del voto; y si, todava quera Mles, lograba l arrancar su compromiso personal
hacerse algo ms, debi plantearse este debate all, su inclinacin piadosa, uno solo! l ganaba.
en el Senado, que fu donde l habl. Porque en Y aqu, 'hubiera yo tenido que cargar con tantos,
la Cmara ni l hizo manifestacin alguna, ni ella con un nmero realmente tan grande, que no
iba tener grandes defensores; y, sobre todo, aqu poda tener aquella esperanza...
no .est l presente para 'contestar; y esa es una SR. DAz PARDo (R): S. S. obtuvo varios votos.
manifiesta inferioridad de ndole personal que ha Sn. GONZLEZ LANUZ : Cuatro votos!
debido respetarse. Pero es preciso admitir que .S. DAz PARDO (R): Con nueve votos, no hubie-
cuando en poltica se va discutir' una cuestin. ra pasado la Ley.
que agita ciertos temperamentos, todo lo que sea Sa. 'GONZLEZ LANUZA: Nueve, no es lo mismo
ofensivo para lias personas que toman parte en el que no.
debate. pueda decirse; ponque el ataque poltico Es el mismo caso, seor Daz Plrdo,, del Gober-
duro. mientra's no sea oprobioso, mientras no lleve nador de Camragey de Ique hablaba S. S. (Risas).
un estigma contra las personas. mientras no vaya SR. CA rPOs MARQUETTI: Hago el honor, S. S.,
penetrar en el sagrado de las conciencias, en to- Ide declarar que nunca hubiera S. 'S. usado la. ar-
das partes es permitido. Pero hay adems otra co- gumentacin del seor Dolz.
sa la cual quiero nreferirme tambin. Cada cual 'S. GoNzLEZ LANUZA: Quizs por razn de tempe-
emplea los argumentos que cree apropiados la te- ramento; quizs por razn de estilo; quizs por la ma-
sis que sustenta y ide que est convencido; cada nera de hablar habitual; acaso por razn de lugar, hay
cual los desenvuelve en la forma que le parece ocasiones en que se pueden decir las cosas en que se
ms apropiadar; pero nadie tiene derecho, si no se envuelven las censuras ms agrias,--4aunque aqu
propone violentar las 'conciencias, de decirle ca- realmente muy poco se emplea ese mtodo-con la
da hombre que interviene en un debate: usted res- sonrisa en los labios. En cambio, yo tengo costum-
ponde palabra por palabra; usted, se hace solida- bre de frecuentar los mitines polticos, he visto co-
rio hasta 'del punto y coma. No, eso no es posible,. mo, desde al tribuna, aparecen "calientes", icomo ila
Eso no debe ser. Eso no es liberal. Por eso una vez palabra 'que dicen, 'los oradores, los cuales veces
que el seor Oampos Marquetti me dijo en pblico dicen cosas que no tienen nada ;de caliente ni de
que me tena por liberal, yo acept... ofensivo; sino qeu todo consiste en -que lo dicen
SR. CAMPOS \lARQUETTI: Ahora he modificado alto. muy alto. Eso es una cuestin de temperamen-
mi opinin, to; cuestin de 'estilo; cuestin de vocabulario, y,
SR. GONZLEZ LANUZA: De prudente es mudar de acaso, de acuerdo con el lugar donde se desenvuelve
criterio. Sienmpre he procurado respetar las opiniones la oracin.
ajenas; siempre he querido distinguir los 'diversos Ese extremo, que el seor Campos Marquetti ha
temperamentos, que hacen los hombres combatir pedido a los conservadores, yo no 'debo tratarlo,
por una, misma causa con armas distintas. He de porque los conservadores que han votado por la am-
agradecer, desde luego, los que me precedieron nista estn en perfecto desacuerdo conmigo, y la
en el uso de la palabra, los elogios que me han di- respuesta dada aquel Senador, ya la' conoce segu-
rigido, a m y lo que dije 'a otra tarde. ramente S. S.
En el fondo, yo sustentaba la misma tesis soste- En cuanto la ltima parte de lo .dicho por el
nida por el seor Dolz en !el Senado. La Amnista seor Campos Marquetti, yo no tengo nada que
es una medida, de piedad y, nosotros, no somos una ver con ella. En lo absoluto.
oficina de beneficencia, sino un Congreso. Cuando todos esos sucesos se desenvuelven, yo no
Los que votaron, como vot yo, estimaban, y si- estaba aun en andanzas polticas,- Eran los tiem-
gue estimando, que la medida que se tomabla, que pos ms apacibles de mi 'existencia! ni estaba si-
la amnista, no era conveniente los altos intereses quiera en esta tierra. Yo me encontraba en tel Brasil.
del pas; los que votaron favor de ella, esti- Y voy a contar una cosa -al seor Campos Mar-
miando, !que s era conveniente. Cuan'do la Constitu- quetti, ya que hoy se ha tocado tan fuertemente '
cin, lo repito, declar los requisitos que se ne- la puerta del Palacio en que habita la Historia.
cesitaban para halcer una Ley de Amnista y atri- En una sesin del Congreso de Ro Janeiro, con
buy al Congreso la facultad de dictarla, tuvo en motivo de haberse sealado la Habana como el lugar
cuenta, sin duda alguna, que el Congreso no po- en que iba residir una Oficina, inter-amnericania, de
dra tomar nunca una medida miraindo intereses marcas y patentes, un ilustre y idistinguido argenti-
personales, sino en vista ,del bienestar del pas. P'or no, hombre que haba contribuido la legislacin de
eso, las razones de ndole personal no se pueden su pas cop:iosa y benvolamente, un hombre ;que ha-
alegair cuando de una Ley de Amnista se trata. ba sido Senador y que alcanz un alto cargo en el







14 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

Gobierno de su patria hombre que haba fundado la 'levanitarme .ante esta Cmara sin otro ttulo que
Universidad libre de la Plata y era su rector, el se- el de la sinceridad para. emitir opinin respecto
or Joaqun Gonzlez; djoine ique Cuba no se pare- esta grave problema planteado por nuestro distin-
ca la tierra convulsiva hispano-americana, y guido amigo el seor Campos Marquetti, y la cual
las cuarenta y oceio horas de ,eso, lleg un clable respondi, inmediatamente, el seor Wifredo Fer-
anunciando "aquel movimiento" que fu, en todo nndez, con toda la galanura de su lenguaje, con to-
y por todo, perjudicial al pas; y idel que deben da la cultura extraordinaria que posee, El nos ha
arrepentirse los que lo llevaron cabo... siorprendido con uno de sus ms elocuentes, ide sus
SR. CAxMPOS MARQUETTI: Los que los llevamos razonados, de sus ms sintticos y de sus ms anal-
cabo, seor Lanuza, tenemos el deber de declarar, y ticos discursos!
decliaramos, que nos llevaron l, que nos oblig Pero despus cuando yo -he odo tambin el dis-
ello la dictadura del seor Dolz; sus malas ense- curso de nuestro !distinguido compaero ,el seor
fanzas y sus errores. Campos Marquetti y pior ltimo cuando he odo los
SR. ARGOS: Los nico sque pueden provocar con- discursos de los seores Coyula y Gonzlez Lanuza,
vulsiones en Cuba, son los Gobiernos; y si algn me hla parecido pertinente, repito, que sin otros t-
da vuelve habe!rlas, ser el culpable el Gobierno, tulos que el de nmis pocos esfuerzos, y el ide mi ab-
que no sepa cumplir con la -misin que tiene en.- soluta sinceridad, velando tambin por mis fueros
comendalda. comio legislador, como cubano, y comro elemento -de
Sa. COYULA: Cuando el Sr. Campos Mlarquetti ha- 'a Revolucin, aludido por el seor Wifreido Fernn-
blaba del doctor Dolz, como Jefe moderado !de aque- dez, yo me pusiese 'de pie para emitir mis juicios so-
lla poca, le iba idecir que no toicara ese asunto; bre esta a'lta y trascendental cuestin que se debate.
porque est!amos entrando en un problema muy 'de- Y yo he odo cion mucho recogimiento, con, mlayor
licado, y, nie parece, que no debe tocarse; porque, respeto y con la mayor ,devocin las frases pronun-
en otro terreno, pudiramos entrar en digresiones ciades por el ilustre doctor Gonzlez Lanuza. Las
que seran acaso no convenientes para el pas; y he odo, pero llas no me han impresionado,-porque
celebramos hoy sesin por razones que creemos muy entiendo que nosotros hemos hecho muy bien :en
tiles para la Repblica. tratar en esta sesin, de algo que no significa'una
Sa. CAMPOS MARQUETTI: Yo he sido itraido indi- alusin personal piara un idistinguido miembro ide la
rectamente sto. Cmara Legislativa que se llama Senad'o, sino po'r-
ISR. GONzLEZ LANUZA: (Continuando) Pero como que se trata de algo ,ms que de lo que pudiera
en aquel tiempo no tena yo nada que ver con la pol- decir perso;nalmente un Senador de la Repblica. Se
tica, y como he sido atacadb varias veces como si yo hu- trata ide algo que se refiere ail lambiente de la patria,
hiera sido miembro de ese partido, he querido indi- que se refiere la Repblica, y que es una acusa-
car todo esto. Del Partido Moderado no tengo nada cin que se ha hecho contra uno de los poderes diel
que decir! Ahora,, levanto acta ide un espectculo Estado. Nosotros tenemos el deber de recoger esas
que !entristece, que se ha' dado aqu; yo cre que, al acusaciones ,enrgicas que se nos han hecho por el
cabo de 'todo aquel tiempo, despus que aquel par- doctor Dolz; nosotros tenamios que tratarlas en -la
tido se disolvi y que tuvimos otro, porque era ne- tarde 'de hoy, 'ante esta Cmara, para darle una ex-
cesario que en el equilibrio ide 'la poltica hubiera plicacin al Pas, para. decirle al Pas que nosoitros
uno con bandera distinta y co'n programa diferen- hemos procedido bien, adm'iroblemente bien, en el
te al del Partido Moderado, porque siendo tan di- acto que realizanmos, reconsiderando la Ley ide Am-
versas las situaciones, no podan ser iguales los pro- nista, y que el nico quizs que se ha divorciado"
gramas; no obstante todo esto, se ha hablado del n- de la opinin pblica, en este caso, ha sido el doe-
mero ide votantes, para remover sucesos pasados y tor Dolz, que: formula las ms graves acusaciones
veo que hasta que no se muera el ltimo Ique en contra el Congreso Cubano. Respetando la sinceri-
aquella conitienda ide Agosto tomaron parte, seguir dad 'de opinin idel doctor Dolz, debe producir hon-
esa amargura envenenando nuestra conciencia! da tristeza el leer su idiscurso; ,acaso, como dijera
El Dr. Dolz, lo que hizo, fu decir que deba ha- sabiamnente el doctor Lanuza la ndole y el tempera-
ber tomado parte en el ~debate, paria que no se di- mento del 'doctor Dolz la causa de sus fuertes dic-
jera que era el Jefe de los moderados quien se lan- terios; es el que lee el discurso del Dr. Dolz y sus
zaba contra e'l Jefe cde lla Revolucin de Agosto; pe- graves acusaciones, ha de pensar ique todo se ha per-
ro visto que no eran esas su intencin y sus senti- dido en el ambiente de la Patria, qule el nico hom-
mientos, no hay por Iqu reproducir, aqu, aquel ca- bre que todava 'mantiene toida la dignidad y todo
ptulo que la historia, juzgar; ya que para juzgiarlo el honor de las instituciones de la Repblica es el
no estamos capacitados, ni siquiera los 'que como yo propio doctor Dolz; y que todo lo dems meriece la
no hemos intervenido ni en pro ni en contra. Yo ca'ificacin de absurdo, reunindose en l la mayor
deplorar siempre que siga esta cuestin Itratndose pureza moral, l'a mayor pureza colectiva. Y es por
y' que se provoquen debates sobre sucesos pasados, eso por lo que esta sesin significa un 'acto de jus-
que no tienen niada que ver con los acontecimientos tieia ante 'el pas, para que viea que hemos procedido
actuales, ni con lo Ique aqu se hain debatido. Era como 'debimnos haber procedido en 'beneficio ide sus
lo que tena que decir. intereses, en beneficio de su dignidad, en benefi-
SR. MENDIETA: Pido la palabra. cio de su idecoro colectivo. Porque adems seores
Sn. PRESIDENTE (G. BENARD) : Tiene la palabra yo todava recuerdo el discurso idel doctor Dolz, que
el seor Mendieta. aceibo de leer hace pocos momentos. El doctor Dolz
Sn. MENDIETA: Seor Presidente y seores Repre- tal parece que cree ique l es el nico que ha pro-
sentantes: En. honor la verdad no puede ser ms 'cedido bien y de acuerdo con el Jefe del Estado;
difcil y si se quiere angustioso, este momento pa- y lo haee aparecer ante el Pas como uno de los
ra m, en que siendo uno de los menos favorecidos enemigos de la Amnista. Yo creo que el doctor Dolz
por la inteligencia y por la cultura me veo forzado muy celoso diel afecto que profesa al Jefe del Esta-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 15

do, se ha sentido, y perdnenme mis companeros que reconocida en el desaparecido (General Riva, si
yo repita una frase vulgar pero perfectamente gr- pesar idit aquel testamento acusatorio, si pesar de
fica y de suyo conocida que se ha sentido iel doctor todo eso, despus de recibir, oirlo bien, una contu-
Dolz en este caso ms realista que el Rey y mns sin de la ndole de la que produce el disparo de
papista que el Papa porque estimo seores que si un arma de fuego en la regin malar, era posible
el Priesidente de ila Repblica no ha contribudo quis existiera en l toda la coordinacin del siste-
de una manera directa los beneficios de la Ley, le m a nervioso necesaria, para darnos la impresin
ha prestado su complicidad moral. Yo no puedo ol- exacta de lo que ocurriera en esos momentos.
vidar que una noche en que, incidentalmente, me Yo vea seores, algo m's, todava, yo vea cier-
encontr en el Palacio de Durafiona, en donde re- ta emocin, cierta impresionabilidad; haba algo
sida transitoriamente el Jefe del Estado, en momen- en el ambiente; haba as como cierta preparacin
tos en que se trataba! de someter la aprobacin del de aquel suceso luctuoso; cierta preparacin moral;
Congreso el Proyecto de UIy de Defensa E'conmi- acaso cierta induccin moral; porque tal pareca
ca, el Jefe del Estado hizo all una declaracin con- que el General Asbert, aquel hombre que se ha-
fidencial de que l no era lenemligo de la Ley de ba mancomunado con el Partido Conservador, aquel
Amrnistia; y yo afirmo, seores, que no son ciertas cubano que haba abandona las filas de sus propios
las manifestaciones pronunciadas por el Dr. Dolz; correligionarios y de sus amigos, aquel hombre ha-
y en cuanto lo que l dijo del Partido Conserva- ca hasta hace pocos momentos pertenecientes al
dor y del Jefe del Estado, tengo la certeza, invo- Partido Liberal uno de sus Jefes ms caracteriza-
cando las propias frases, las propias manifestacio- dos, aquel que como lo describa grficamente Wi-
nes .del seor Wifredo Fernndez, que hubiese 'fredo Fernndez, en .mangas de camisa mostraba el
bastiado una sola palabra, un solo gesto, una sola ms hermoso y formidable :de los revlviers, ,aquel
recomendacin de su ms filel amigo en el seno, del que m.ereca la alabanza y el aplauso, y el elogio
Congreso, para que esa Ley no hubiese sido recon- de 'las palabras ms elocuentes y castizas, aquel po-
siderada, porque seguram'ente que los otros no le da ser el que disparaba contra Armando de la Ri-
hubiesen impartido su aprobacin. va, lera. el mismo ique se haba paseado triunfante
Seores, 4 Acaso v la Repblica conmoverse, por toda la Repblica, con el concurso de su .en-
v peligrar porque nosotros hayamos votado, una tusiasmo y vea lo que significaba aquel orden po-
Ley de Amnista? Merecemos, acaso, la acusacin ltico, coadyuvando al triunfo de la candidatura del
genrica de ique son tan anchos y desahogados nues- General Menocal que de otra manera, oidlo bien,
tros pulmones qulid seamos capaces, algn da, por seguramentie que' no hubiera triunfado. Ah! seno-
haber votado esa, Ley, de variar toda la legisla- res, ese juicio crtido mo, haba de ser sereno-
cin actual para darle nueva denominacin los perdonadme la inmodestia-deba serlo; porque yo
actos que se deriven de nuestra funcin legislati- no era amigo del General Asbert; porque yo lo
va? Es, acaso, como deca el slefior Wifredo Fer- combat; porque yo no tena ningun titulo para
nndez, que 'el seor 'Dolz monopoliza la conciencia crearlo mis que un amigo muy relativo; por eso
pblicia? Ah! Yo no s lo que significa para el yo, respondiendo los estados de mi conciencia,
Dr. D'olz la conciencia pblica; pero yo ,afirmo que un da .escrib aquella carta .que nadie mre dictara, y
si l hubiera tenido en cuenta las manifestaciones que nadie me l'a aconsejara. Era ella el resultado
que aqu se han hecho en favor de esa' amnista, de una sucesiva crtica, .de la observacin que yo hi-
seguramente que la hubiese votado; porque yo en- ce sobre l como poltico y 'como cubano..
tiendo que la inmensa mayora de los elementos Y se present la ocasin en el Congreso 'de emi-
que integran esta sociedad, estaban conformes con- tir mi voto; y lo he emitido; y lo hubiera emitido
que el Congreso votase la Ley de Amnista. una y mil veces sin alardes, sin romanticismos, sin
Por mi parte encuentro muchas razones para jus- lirismos de ningn gniero; porque yo que como cu-
tificar mi conducta, como cubano, como legislador, baio lanmento la desaparicin de un General de la
como ciuidadano y como individuo; porque yo, sin Revolucin, 'de uno ,de los hijos ide esta tierra que
que niada me moviese aquel acto, sino tan solo ms brillaron en el orden de los prestigios y ide los
como producto de mi conciencia individual, raiz merecimientos pblicos, he lamentaido tambin que
de haber sido condenado por el ms alto Tribunal la madre de Asbert, desventurada, aislada y lloro-
de la Repiblica el General Asbert, escrib una car- sa, tuviese que plermanecer oyendo los anatemas
ta, modesta por su forma y por su texto, pero ab- que se le dirigieron su hijo, casi las acusaciones
solutaen~~ite sincera, manteniendo la tesis de que que se le formularon; y me una ella aunque no
era posible que se hubiese podido realizar un error fuera, mis que para llorar su desventura; y he
ju;dicial, en nuestra Repblica, pesar de toda la seaitido con ella los mismos generosos impulsos,
competencia de nuestro ms alto Tribunal de Jus- aunque solo fuera para abrirle las puertas de la
ticia. Porquie, seores, yo fu un interesado en crcel su hijo.
aquel proceso; yo lo segu paso paso; yo oa Y adems, este es un problema 'de orden nacio-
ras opiniones, igualmente apasion2das, 'de unos y de nal; 'la sociedad cubana empezaba jagitarse; la so-
los otros; y, al miswo tiempo, que personas de ;a ciedad cubana emplezaba enconarse; yo todava
mayor honorabilidad, de la mayor estructura mo- recuerdo haber ledo, no hace nmucho, hojas revolu-
ral sostenan que el Glieieral Asbert haba sido el cionarias amenazantes, si se ponan obstculos 'la
autor principal de aquel homicidio, otras igualmen- libertad de Asbert... (Expectacin en la, Cmara).
te honorables, igualmente escrupulosas en ese senti- Nosotros hemios hecho bien desde el punto 'de vis-.
do, sostenan una tesis complietamente contraria. Yo ta poltico; hemos hecho bien desde el punto ide
asist esas dudas ly esas incertidumbres; y, otras vista nacional; hemos hecho' bien desde el punto de
veces, desde otro punto de vista, desde el punto de vista norial, porque hemos devuelto la sociedad
vista mdico legal, me preguntaba, oirlo bien si uno de sus hombres ms honrados, uno de sus horn-
era posible que pesar de toda esa honorabilidad bres ms admirados; uno de esos ciudadanos, '








16 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

quienes, el adversario, pesar de. la crtica cruel seguramente que hubiese cumplido con su ideber
en uso, no pudo perseguirle nunca; no pudo cen- de caballero.
surarlo jaams, y tuvo, en 'cambio que reconocer sus Conio nosotros somos un pas que est en un pe-
grandes virtudes y sus grandes merecimientos. rodo ceonstituyentle; como todava, se duda de que
Por eso yo no me *preocupo como cubano, del !ae- nosotros seamos capaces para !el gobierno propio;
to que nosotros hemos realizado aqu. ccono todava se pone en tela de juicio que no sea-
Y en fin' sin tener el propsito de mortificar en mos, colectivamlente un pueblo enfermo; como to-
nign senftimi'ento al Dr. Dolz, es lstima grande dava se duda del triunfo de la Revolucin; como
que l no hubiese recordado el cumplimiento de todava no se nos cree en condiciones bastante pa-
sus deberes cvicos en aquel mnomento ide grandes ra lanzarnos ila libertad; para hacer que nuestro
dificultades nacionales; en !aquiel momento en !que pueblo sea unio de los pueblos ms progresistas de
el suelo de Cuba se ensangrentarna por una guerra la tierra, se hace necesario que todos nos pongamos
fraticida; quizs 'por la mala direccin polti- de pie para decir aqu no se ha hecho nada peligro-
ca que l, por su parte, le imprimiera aquel so; el pas 'sigue su curso; 'esto podr ser una vil-
desgraciaido gobierno, de Estraida Palma. Ah! Cuan- vul.a de escape para hacerle un bien la paz mo-
tos s-rvicios le hubiese prestado el Dr. Dolz la rail, como tan admirablemente lo expresara el se-
causa de al Patria, si en aquellos 'momentos, l hu- or Wifredo Fernndez; nosotros hemos hecho
biese s2guido otra lnea de conducta y hubiese re- una labor cubana; hemos hecho uno labor de amor
comendado la harmona entre todos los elemen- para defender las instituciones; hemos respetado to-
tos que integran el Congreso, cuando ,el poder in- dos los poderes 'que consagra la Constitucin; hte-
terventor americano tuvo que venir nosotros pa- mos seguido siendo leales amigos de la Repblica, fie-
ra resolver nuestras dificultades nacionales para que les guardadores del orden, idel ,amor las institu-
illos pudieran volver de nuevo su patria, sin te- ciones. Ah! se nos censura porq'ue hemos votado
ner 'que intervenir en nuestros destinos, entonces, esas leyes de amnistas. No se puede dudar de
el Dr. Dolz, no predic, el amor de los cubanos, la la sinceridad del pueblo cubano; porque aqu se-
consolidacin ide la familia cubana ni tampoco in- iores, los unios y los otros, Idivididos por las piosi-
tent, un slo momento, que el Jefe del Estado ciones de la poltica, siempre cuando la patria, se
fuese sustituido, por otro Jefe de Estado Cubano, ha puesto un momento en peligro, cuando hemos
cualquiera que fuese. Estas razones, seores, me podido temer, cuando nos hemos 'acordado ide que
han movido ponermie de pie en la tarde de hoy. el General Menocal era el Jefe del Estado, de
Mi discurso ser deshilachado, no tiene ms virtud todos los cubanos- y ide la Repblica, y que nece-
que la ms grande sinceridaid. Yo nme conformo y sita el concurso ide todos los elementos que repre-
me satisfago .con -que quede en el DIARIO DE SESIO- presentan la verdadera sob'erana nacional, como
NES, si 'es que algn da itengo hijos y puedan lo. somos nosotros, hemos acalilado patriotas nuestras
leerlo lean estas palabras; tengo 'la seguridad de pasiones y nuestros rencores, hemos procedido como
(pe aprobarn la lnea ide conducta que hoy en este quizs pocos pu'eblos ide la tierra puedan proceder
caso y en todos los actos de mi vida pblica he se- en casos semejantes pesiar de ser como Ideca el
guido siempre y se convencern ide que he proce- Dr. Dolz, pequeos por nuestra extensin, peque-
dido en todo tiempo de manera generosa y piadosa os por nuestros orden numrico die habitantes, pe-
como proceder debe un ciudadano que tiene con- :o ciertamente grandes por- nuestro patriotisnio y
ciencia del cumplimiento de sus deberes cvicos y nuestras virtudes en beneficio ide lia patria (Gran-
patritieos. Y esto, seor Lanuza, repito, no signi- des aplausos).
fica una -censura personal al Dr. Dolz. Aqu nadie SR. PRESIDENTE (G. BENARD): Terminado el in-
le dirige censuras personale's al Dr. Dolz. Si cual- cidente se lievanta la sesin.
quiera de nosotros se hubiese sentido herido, in-
dividualmente, por las expresiones del Dr. Dolz, (Son las 6 y 25 p. m.)









Imp. Rambla, Bouza y 0., Obispo 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs