Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00540
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00540
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text










DIARIO DE 0SESIONES

DEL
CONGRESO DE LA REPUBLICA DE CUBA

SEXTO PERIODO CONGRESIOiNAL
SEGO-UDA LEGISLATTRA.
VOL. XX HABANA, 9 DE DICIEMBRE DE 1913 NUIM. 16


C&mara de Representantes


Sesin Solemne Extraordinaria celebrada el 7 de Diciembre de 1913,
en honor del Mayor General Antonio Maceo


Presidencia del Sr..Jos Antonio Gonzlez Lanuza
Secretarios: Sres. Gustavo Pino Quintana y Enrique Recio Agero

SUMARIO
A las 9 y 30 p. m. se abre, la sesin.-La Presidencia ceo y de los mrtires de la Independencia.-Al
concede la palabra al Representante por Cama- terminar su discurso el Sr. Recio se levanta la
gey Sr. Enrique Recio Agero.-Elogio de M- sesin.

SR. PRESIDENTE ('GONZLEZ LANUZA): Se abre la lacin con los maestros del pensar y del decir, que en
sesin. esta respetable Cmara toman asiento y en ella de-
(Son las 9 y 30 p. m.) jan oir su autorizada y elocuente y persuasiva pala-
Tiene la palabra el Sr. Enrique Recio. bra y la honran con sus prestigios, sino ponderadas
SR. RECIO Y AGERO: Seor Presidente y seores mis pobres facultades, lo sumo, con las de las ms
Representantes: modestas medianas,-por qu se eeha sobre mis dbi-
Midiendo mis fuerzas, me he preguntado yo-des- les hombros esta enorme carga, con que inicio en esta
pus de la sesin celebrada anteayer en esta Cmara, noche, en estos momentos, mi peregrinacin penosa,
en que fui amable, deferentemente, designado por su por una senda para m desconocida, mirando cons-
Presidente ilustre para consumir este turno nico tantemente atrs, al pasado luminoso y esplndido;
en esta fecha solemne, en este acto importantsimo, leyendo en la historia, tomando alientos en sus bri-
que lo inspira un noble sentimiento de gratitud pia- llantes pginas, en que escritos estn, con ureos ca-
dosa, alentado por el pueblo cubano la memoria racteres, los nombres venerados de nuestros- gran-
amada de los gloriosos mrtires de su independen- des predecesores, de nuestros sublimes desapareci-
cia-me he preguntado yo, si debo agradecer la hon- dos?..... Y, en esta excursin difcil, aunque hon-
rosa distincin debo, por el contrario, mostrarme rosa, vosotros, benvolos oyentes, distinguidos com-
huraio, quizs remiso, en mis manifestaciones de agra- paeros, habris de acompaarme, obligados por
decimiento. Por qu-conocindose la pobreza de mi vuestra exquisita y reconocida indulgencia?....
lxico y mi reducido lastre intelectual, no ya en re- Por ventura se pens en m y m se me design,








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMARA DE REPRESENTANTES

prescindiendo de todas esas cualidades, de las que, table amor Cuba, grandes beneficios-en aos an-
paladinamente declrome insolvente, y reconocin- teriores y con motivo de la conmemoracin de esta
dose tan solo mi entraable amor esta tierra bendi- fecha solemne y triste, en que fu, permtasenos la
ta y su independencia, su tradicin de sacrificios y frase, mantenedor gallardo; deca este ilustre liber-
de martirios inenarrables; concedindoseme un pues- tador en una invocacin hermosa al final d~e su sen-
to avanzado entre los que sienten hondo, con toda tido y patritico discurso: Quiera la Divina Pro-
la intensidad de los ms grandes amores ?..... videncia que la Paz se conserve inalterable en nues
i Ah! Es que no se trata, es que no se necesita, en es- tra patria, para que podamos, peridicamente, im-
tos casos, en este caso especial, en este momento y pulsados por el amor y el deber, renovar sobre el
para el desempeo de la funcin encomendada, de sepulcro del Titn, las siemprevivas de nuestra fer-
los maestros del decir y del pensar, y s pueden uti- vorosa gratitud!....." Y su invocacin lleg hasta.
lizarse los expertos en el sentir, y entre ellos se me la misma Providencia, lleg hasta el corazn mismo
cuenta?... En este caso, gracias, ilustre Presidente, de los hijos de este heroico suelo. Se han sucedido los
por vuestra honrosa distincin, os la agradezco sin- aos y en la patria libre, al influjo bienhechor de
ceramente!...que en estas cosas del sentir no mar- la Paz, en la propia fecha y en el pripio lugar, se
cho displicente y escptico la cola, avanzo, con in- han venido congregando los Representantes del pue-
trepidez y lleno de entusiasmo entre los que ocupan blo cubano, para "renovar las siemprevivas de su
las primeras filas, an en estos instantes en que el gratitud" sobre la tumba del ms grande de los
corazn palpita dolorido al recuerdo de las pasadas guerreros cubanos, del ms amado entre los funda-
desgracias, ya que ellas fueron el slido cimiento so- dores egregios de la nacionalidad cubana; se han ve-
bre el cual se levant el hermoso edificio de la patria nido congregando los Representantes para renovar,
cubana. (Aplausos). asimismo, esas siemprevivas, con prodigalidad y con
Mas, qu vale sentir hondo y concebir ideas gran- amor, al rcuerdo inmarcesible de tantos y tantos
des, ideas hermosas, si no las acompaa la expresin grandes de la historia patria, de tantos incontables
necesaria y oportuna para exteriorizarlas y darlas mrtires de la libertad, que, generosamente, sacri-
conocer ?..... si pierden, dolorosamente, calor ficaron sus vidas inapreciables, ofrecindolas ante el
'nuestros sentimientos, las hirvientes concepciones mgico altar de nuestra independencia. (Aplausos).
que borbotan en nuestra mente, 'al tibio contacto de Al evocar en esta noche el nombre del malogrado
nuestro verbo torpe, ante la desesperante impotencia patriota Mariano Corona, autor del hermoso frag-
de nuestra rida palabra?... Hoy ms que nunca mento que leyramos anteriormente, sanos permitido
y maana ms que hoy, se contempla la gloria de depositar sobre su sepulcro respetado, aquellas mismas
nuestros prceres y se extasa nuestra mente; se di- siemprevivas que l regara-en un arranque de ins-
rige vidamente la mirada la inmoralidad, rect,- piracin oratoria esplendente, y dominado, sacudido
dando su grandeza, y nos convencemos de nuestra ardientemente por su pasin fervorosa la amada de
pequeiez: pigmeos frente jigantes, frente c- toda su existencia,-pidiendo que fuesen renovadas
clopes! Aunque existe el asunto magnfico, falta el peridicamente por. los que haban de sucederle en
artista!..... Refrescar el recuerdo de Maceo, de la el andar de los aos; ya que l cay cumpliendo
constelacin esplendente de mrtires cubanos, magna siempre con su deber; cay como haba vivido, lu-
tarea es para el que hoy su cargo tiene tal misin. chando sin tregua por la felicidad de esta tierra, por
Avivar el fuego en nuestros crisoles, rendir el tribu- la perdurabilidad de la conquista sacrosanta reali-
to merecido, deshojar nuestras ms fragantes flores, zada por aquellos mrtires insignes, quienes l glo-
cmo pudiramos hacerlo?... cmo hablar de la rificara hace dos aos y quienes hoy, con verbo tor-
muerte sin que ttricamente se sientan abatidos nues- pe y rudo, tratamos -de glorificar tambin, ofrendn-
tros espritus ni humedecidas nuestras mejillas, sin doles toda nuestra admiracin, todo nuestro amor, y
que su hlito fro percibamos ..... Debiramos y no decimos todas nuestras lgrimas, porque ms ha-
quisiramos hablar de modo tal de la. muerte en es- brn de sentirse satisfechos, al contemplar, desde las
tos instantes, que al nombrarla, sintiramos palpita- alturas donde moran, dibujada en nuestros labios
ciones de vida, anhelos de vivir y de gozar y recrear- una s.-.nrisa plcida por el disfrute de la Repblica
nos en el disfrute de la maravillosa conquista; que sin- prspera y justiciera que ellos mismos soaron, co-
tiramos inflamarse nuestros corazones en divino pa- mo smbolo de la cordialidad y amor existentes en
triotismo, acariciando los recuerdos; que sintiramos la familia cubana por ellos redimida. (Aplausos).
revivir en nosotros los que murieron sembrando Y la Repblica agradecida ha sealado,-para
grmenes de vida y esperanza, y amor y dicha: eso honrar la memoria de sus ilustres muertos, que de-
es lo que debiramos decir, eso lo que repetir de- jaron estela brillante, reguero 'de luz que indicara
biramos, para responder la exigencia del momen- en todo tiempo la senda del honor y -del pariotismo,
to; pero no son ms grandes los elogiados ni son ms -ha sealado esta fecha triste, que devotamente re-.
intensos lo sentimientos de remembra.nza porque sea memoramos, en que se desplom ruidosamente el he-
grande sea elocuente el panegirista; sea ste cual roico soldado, el genial guerrero, el impetuoso mili-
fuere, no crece ni amengua la talla moral del hroe, tar cubano! Su cada vino -despertar esperanzas
que es una, inmutable, como la verdad. Hemos odo de xito entre los tenaces y constantes intransigen-
hablar de Cristo eminencias legtimas de la tribu- tes enemigos de la independencia cubana; esperanzas
na sagrada, y despus hemos escuchado discursos que llegaron producir entre ellos jbilo inmenso,
desprovistos de toda belleza pronunciados por inh- inusitado; que se exterioriz, con toda la insana exa-
biles oradores de la iglesia, y, sin embargo, siempre geracin de las pasiones polticas en aquellos excep-
hemos comprendido al mismo Cristo: todo grandeza, cionales momentos- sentidas, en todos los centros -de
tcdo amor, todo abnegacin y martirio por la hu- poblacin y muy particularmente en la capital d la
manidad. (Aplausos). antigua Metrpoli y en esta propia capital habanera.
Deca un querido compaero de armas, un presti- Se celebr, entre locas orgas y ridculas algaradas,
gioso Representante- desaparecido prematuramente no la victoria alcanzada en noble justa, que no hubo
cuando an la patria esperaba de l y de su inago- tal victoria, ni puede drsele esta denominacin al








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 3

efmero y mezquino triunfo obtenido en un hecho de la Diosa de sus ensueos, del ideal supremo, de la
de armas sin importacia, en una escaramuza vulgar; anhelada libertad..... iAlfombra maravillosa, del
no. ... Se brind en fiestas bquicas por la muerte color de la esperanza, que alentaran sus ,pechos al ex-
del intrpido caudillo!..... Se celebr la muerte halar el suspiro postrimero, piadoso, generosamente
del coloso cubano!..... Sella los labios impide el tendido sobre su propia sangre, para que as man-
uso del calificativo 'duro, la gran cordialidad con que charse no pudiera el albo augusto manto de la Diosa!
hoy por fortuna conviven nuestra joven Repblica y No es dable al orador, en e' corto tiempo de que
la vieja Monarqua espaola, para la que hoy slo dispone y que se ha impuesto-conocindose s mis-
alienta el pueblo cubano sentimientos de amor y de mo-resolverse realizar el arduo empeo de pre-
solaridad y respeto forjados al calor de nuestros afee- sentar vuestra comedida atencin, siquiera gran-
tos, los hijos -de la hidalga Nacin, que en nuestra des rasgos, la sabida historia-interesante 'y suges-
tierra generosa viven y en unin de los nativos lu- tiva-del Titn; ni hacer resaltar, lo menos, como
chan por el progreso y bienestar de la Repblica. Y destellos fosforescentes de entusistica recordacin,
a aquellas fiestas impas-es el dictado ms suave los hechos-ms salientes y gloriosos de los otros gran-
que emplearse puede,-acudieron y le dieron viva- des de la Patria, y honrar nuestros labios al nom-
Scidad y alegra algunos cubanos..... No; no eran brarlos humilde y religiosamente; ni tampoco pre-
cubanos; en esa poca no ,exista an el pueblo cuba- tender, intentar establecer un paralelo, dando, con-
no; solamente eran considerados como tales cubanos, cediendo mayor importancia, mayor notoriedad, ma-
los que sentan en su alma fervientes anhelos de in- yores mritos, los unos en relacin con los otros....
dependencia y de libertad; y, sin embargo, y despe- que en esto de los sacrificios realizados y de los inapre-
cho suyo, hoy son cubanos porque en Cuba nacieron ciables servicios prestados y del amor y admiracin
y porque nuestra Constitucin les reconoce ese de- que en los cubanos corazones despertaron, no pueden
recho ..... (Aplausos). establecerse graduaciones; no concibe nuestra razn
i Qu impresin tan contraria, tan tristemente do- distintas tallas; una sola: la mayor. Y la misma al-
lorosa, la producida por la desaparicin de aquel as- tura los contempla todos nuestra fantasa-cual
tro de la guerra, en los corazones patriotas..... Dioses-ocupando cada uno un puesto preferente en
i Qu enorme aplanamiento 'del espritu.....! i Qu nuestro Olimpo. (Aplausos).
tremenda -depresin moral... i Qu desconfianza tan As, nuestros himnos de alabanza; las ms tiernas
horrible en el porvenir de la Revolucin..... i Cun palpitaciones "de nuestros pechos; nuestras ilusiones
abatidos los que ayer, al centelleo de su machete vic- halageas en un futuro risueo y prdigo que col-
torioso, deslumbrados le seguan en sus irresistibles me las ansias acariciadas con infinita pasin y fer-
acometidas... i Qu silencio tan sombro el que se no- viente entusiasmo por los que sangrando y comba-
tara en los campamentos insurrectos!..... A obscu- tidos por sus propios hermanos y hasta negados en
ras...en las tinieblas...envueltos en las sombras que sus salvadoras predicaciones, recorrieron estoica-
proyectara el sudario del glorioso caudillo extendido mente, i hasta el martirio!, la va dolorosa de su apos-
sobre el pueblo cubano... Pero la reaccin no se hi- tolado magnfico; nuestras producciones, las creacio-
zo esperar, fu formidable. Pasados los primeros ins- nes todas de nuestra imaginacin tropical y soado-
tantes en que se confirmara la increble noticia, al ra; cuantas dichas y satisfacciones hayamos disfru-
estampido horrsono del can, al clamoreo srdido tado nos estn reservadas, como herencia inestima-
de las turbas frenticas, un rayo flgido, admira- ble, producto de heroicos sacrificios y tormentos crue-
ble, ilumin las conciencias; y la contestacin-ms les sufridos en las esplendorosas jornadas libertado-
que un grito de venganza, impropio de los pechos ras; cuanto somos y cuanto podemos significar, do-
generosos, 'aunque ello pareciera-fu un rugido es- nes son que, tributamos; todo, todo 'lo ofrendamos,
tentreo, que conmovi la tierra cubana, de victo- reverentemente-y es plido homenaje de nuestra
ria!..... libertad! Fu la santificacin, la purifica- gratitud-al imborrable recuerdo de los excelsos
cin suprema del juramento prestado de INDE- Padres de la Patria amada. (Aplausos).
PENDENCIA O MUERTE. As hasta muriendo, Aqu, en esta noche-con el recogimiento religioso
hasta faltando ya el mpetu vigoroso de su brazo in- del creyente,-concurrimos celebrar esta fnebre
contrastable, serva Maceo la noble causa de :Cuba, velada, segn costumbre loable establecida por este
hacindola triunfar. (Aplausos). Cuerpo colegislador; y nos sentimos todos ms uni-
Mas, no glorificamos en esta noche y en esta fecha dos, ms identificados los unos con los otros; palpi-
luctuosa solamente el nombre amado y la memoria tan nuestros corazones al mismo deseo, al propio sen-
venerada del egregio Antonio Maceo, que glorificar timiento blando y bondadoso; nos miramos con ms
debemos tambin-con justa y sentida devocin-los ntimo afecto y mayor misericordia que otras veces;
queridos nombres y la inmaculada memoria de los nos encontramos, amigable, cordialmente, en un cam-
abnegados todos que formaron bizarramente el in- po comn: el campo del sentimiento; al penetrar por
terminable martirologio cubano; as los de aquellos esa puerta, al ocupar nuestros sitios en este augusto
que por su acometividad y decisin, por su talento recinto, no hemos percibido-como en otras ocaso
y sus genialidades, por su significacin, por su im- nes-el veneno de la pasin poltica infiltrarse en
petuosidad y por sus picas hazaas, grabaron sus nuestro ser; hoy flota-acariciando suavemente, dul-
nombres de una manera indeleble y precisa en= nues- cemente, nuestros cerebros,-una idea noble, altruis-
tros corazones patriotas y en las eternas pginas del ta, generosa, y se inflaman nuestros pechos al calor
libro del pasado, como los de esos otros modestsimos del ms respetable y casto y desinteresado y regene-
sacrificados-ilos ms!-los annimos, que falta de rador patriotismo; nos contemplamos mutuamente
nombres propios para mencionarlos al rendirles nues- y-como en estos instantes la ms sana benevolencia
tro puro y santo tributo, los comprendemos en el nos inspira con la mayor sinceridad, sin hipcritas
concepto abstracto, sublime, -de Mrtires de la Inde- manifestaciones, 'con sencillez ingenua-nos conside-
pendencia; aquellos que no llegaron ceir sobre sus ramos, recprocamente, los mismos perfectos ciuda-
frentes de luchadores denodados, los laureles de la danos soiados y descritos en frase clebre y hermo-
gloria, porque los pusieron todos los pies divinos sa por el apstol-mrtir; nos envuelve todos una








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES

atmsfera de piedad que nos hace concebir las ms tablecida por las anteriores.....que no han vuelto.
lisonjeras, las ms halagadoras esperanzas. Ojal As, nuestros mrtires gloriosos han bajado sucesi-
que esta concurrencia peridica de todos los Repre- mamente la tumba, han desaparecido, perdindose
sentantes del pueblo cubano solemnizar este da de en la insondable ignorancia del no ser,-legndonos
duelo y consagrado la rememoracin de los Mrti- sus nombres y su fama,-despus de haber cumpli-
res d la Independencia, sea-como hoy y como ha do heroicamente su deber; despus de haber purifi-
sido en aos anteriores,-oasis prvido, donde se ate- cado con su preciosa sangre nuestro suelo fecundo,
nen las crudas rivalidades partidarias de nuestra iniciando, estableciendo la corriente lmpida, forman-
vida pblica; sea tnico vigorizante de nuestra fe en do el lecho suave por donde habrn de correr,-en el
lo porvenir y en nuestras propias fuerzas, fe salva- pleno goce de la patria libre y feliz,-esta generacin
dora que reviva la confianza en nuestros hombres y y las que la sucedan. Que la nuestra cumpla su de-
en nuestras instituciones! (Aplausos). ber-imitando el saludable ejemplo de los glorifica-
Pone la Sagrada Escritura en boca de un bblico dos en esta fecha,-es cuanto,-con el fervor acen-
personaje, las siguientes filosficas palabras: "Nos drado del creyente,-pedimos, imploramos de la Su-
morimos todos y vamos sin cesar la tumba, as co- prema Providencia! (Grandes aplausos).
mo aguas que se pierden y que no vuelven."- iY SR. PRESIDENDE (GONZ.LEZ LANUZA): Se suspende
que no vuelven!..... Efectivamente, no vuelven!; la sesin.
pero han purificado las arenas por donde incesante-
mente corrieron, no han interrumpido la coriente es- (Son las 10 y 15 p. m.)









Imprenta Rambla, Bouza y C.", Obispo 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs