Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00498
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00498
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text










GDIA I


0SIONES
SroiDM r^k
K M BI~ \1


DEL
CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


QUINTO


PERIOD CONGRESSIONAL


TERCERA LEGISLATURE
VOL. XVII HABANA, 28 DE JULIO DE 1912 3 NUM. 34


Carmara


de Representantes


Trigesimacuarta sesi6n ordinaria.-26 de Julio de


1912


Presidencia de los Sres. Orestes Ferrara y Ambrosio Borges Figueredo
Secretaries: Sres. Atanasio Hernfindez Izaguirre y Antonio Pardo Subrez


SUMARIO


A las 3 y 25 se abre la sesi6n.--Mensaje del Ejecu-
tivo.-Proposiciones de Ley: se leen y pasan 5
informed de distintas Comisiones.-Continita el
debate de la Ley del Petr6leo: discurso del se-

SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se abre la sesi6n.
(Eran las tries y veinte y cinco).
Se va & dar lecture al acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas la lee).
Se aprueba el acta?
(Silencio).
Aprobada.
Se va a proceder & la lectura de un Mensaje Pre-
sidencial.
(El Secretario, Sr. Hernindez, da lecture 6 un
Mensaje Presidencial pidiendo un credito de diez
mil pesos para las obras del puerto).
SR. PRESIDENT (FERRARA): La Chmara se da por
enterada?
(Sitencio).
Enterada.
Se va a proceder a la lectura de la Proposici6n de
Ley suscrita por los Sres. Guevara y otros, referen-


fior Ferrara, frecuentes interrupciones de various
sefiores Representantes y replica del orador.-A
las seis menof diez se levanta la sesi6n que ha-
bia sido prorrogada.

te A que los doscientos mil pesos destinados en el
vigente presupuesto para el acueducto de Santiago
de Cuba, se invertird en poner en condiciones de
normal y econ6mico funcionamiento, los valles de
San Juan.
(El Secretario, Sr. Herndndez, lo lee).
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se toma en conside-
raci6n esta Proposici6n de Ley?
Los que est6n conformes se serviran ponerse de
pie.
(Aprobado).
Tomada en consideraci6n, entiende la Camara que
debe pasar A las Comisiones de Obras Pfiblicas y de
Hacienda y Presupuestos?
Los que est6n conformes se serviran ponerse de
pie.
(Aprobado).
Pasard 6 estas dos Comisiones.
Se va A proceder 6 la lectura de la Proposici6n de
Ley suscrita por los Sres. Coyula y otros, relative


L-----2L~I_ -- --- --sr








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.- CAMERA DE REPRESENTANTES


A conceder un cr6dito de cinco mil pesos que se des-
tinarh A aumentar los fondos para la reconstrucci6n
del Liceo Artistico y Literario de Regla.

(El Secretario, Sr. HIIrnadlcz, lo lee).

SR. PRESIDENT (FERRARA): Se toma en conside-
raci6n esta Proposici6n de Ley?
*Los que est6n conformes se serviran ponerse de
pie.
(Aprobado).
Tomada en consideraci6n, entiende la Camara que
deba pasar A las Comisiones de Hacienda y Presu-
puestos y Sanidad y Beneficencia?
Los que esten conformes se servirAn ponerse de
pie.
Pasara a estas Comisiones.
Se va A proceder A la lectura de la Proposici6n
de Ley suscrita poi- los Sres. Viondi y otros, refe-
rente A modificar los articulos del C6digo Civil que
rebajar la condici6n de la mujer soltera 6 casada.

(El Secretario, Sr. Herndndez, lo lee).
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : e toma en conside-
raci6n esta Proposici6n de Ley?
(Aprobado).
Tomada en consideraci6n entiende la Cimara que
deba pasar A la Comisi6n de Justicia y C6digos?
(Aprobado).
Se va A dar lecture a la Proposici6n de Ley sus-
crita por los Sres. Viondi y otros, referente A modi-
ficar el articulo 15 de la Ley del Poder Judicial.

(El Secretario, Sr. Gonzdlez Sarrain, le da lec-
tura).
SR. PRESIDENT (FERRARA) :Se toma en conside-
raci6n esta Proposici6n de Ley?
(Aprobado).
Tomada en consideraci6n entiende la Camara que
deba pasar A la Comisi6n de Justicia y C6digos?
fAprobado).
(Ocupa la Presidencia el Sr. Borges Figneredo).
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : Contiinua
en el uso de la palabra el Sr. Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: Sr. President y sefiores
Representantes: Aun cuando fueran graves las ma-
nifestaciones que hiciera A nombre del Sr. Eduardo
Dolz su colega en la prensa y compafiero en 'esta CA-
mara Sr. Armando Andre, no voy a ocuparme de
ellas, porque en realidad de verdad seria embarazo-
sa la situaci6n del compafiero, debiendo explicar
ante la CAmara 6 ante el pfblico las razones del
ongafio que 61 sufri6 y d6nde y por qu6 medios y
por qu6 personas pudo llegar hasta 61, alterando s
nodo de pensar y su manera de ver. estas cues'io-
nes, tanto mAs cuanto que 61 tuvo que preparar, co-
mo prepare, un Amplio informed A nombre de una de
las Comrisiones mAs importantes en este caseo: la de
Agriculture, Industria y Comercio. Y tambi6n voy
A dejar este asunto, porque conseguido mi objeto
en este caso: demostrar i la CAmara y hacer cono-
cer al pais que en estas cuestiones econ6micas que
al propio tiempo que favorecen intereses pfiblicos,
favorecen tambi6n interests privados.....
SR. GARRIG6 SALIDO: Y perjudican otros.
SR. FERRARA MARINO: Y perjudican otros, si se
quiere, estamos de acuerdo y procedemos de la mis-
ma manera, cada uno segfin su recto criterio, libe-
rales y Conservadores.....


SR. LORES LLORENS: Pido la palabra para una
cuesti6n previa.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : Tiene la pa-
labra el Sr. Lores.
SR. LORES LLORENS: He pedido la palabra, senior
President y sefiores Representantes, para saber lo
que est' defendiendo 6 combatiendo el Sr. Ferrara,
porque me encontraba, cuando el Sr. Ferrara empe-
z6 A hacer use de la palabra, fuera del Sal6n de
Sesiones.
SR. FERRARA MARINO: Estoy continuando mi dis-
curso sobre la Ley del petr6leo.
SR. LORES LLORENS: Yo quisiera que la Camara
acordara que se le diese lecture al informed del se-
fior Dolz sobre este asunto, que ahora estA combatien-
do el Dr. Ferrara, y digo Asto, porque hace dias
que el Dr. Ferrara dijo ante la Camara que tenia
empeiio en que el Sr. Dolz viniera aqui A defender
su dictamen, y como no me encontraba, por desgra-
cia, en la sesi6n en que se di6 lecture a ese dicta-
men, yo deseo que la Cimara acuerde darle lectura
nuevamente, para entonces darme cuenta exacta del
asunto que se dispute y sobre el que estA hablando
el Dr. Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: Me permit un moment
el Sr. Lores?
SR. LORES LLORENS: Con much gusto.
SR. FERRARA MARINO: En el curso de mi discurso
yo procurar6 satisfacer al Sr. Lores.
SR. LORES LLORENS: Me satisfaria mis conocer el
dietamen emitido por..el Sr. Dolz, no porque no ten-
ga gusto en oir al Dr. Ferrara, porque 61 sabe con
el placer que le oigo cada vez que habla, lo mismo
en esta CAmara que fuera de ella, sino porque tengo
entendido que el Dr. Dolz se ha arrepentido del
dictamen que emiti6 favorable A esa Ley que esta
combatiendo el Dr. Ferrara. Asi es que yo suplica
a la CAmara acuerde que se de lectura nuevamente
al dictamen emitido por el Dr. Dolz.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): Un mo-
mento. El Sr. Ferrara estaba refiri6ndose, precisa-
mente, en su discurso A la opinion emitida por un
miembro del Partido Conservador. Despu6s que 61
haya terminado ese period de su discurso, serA com-
placido el Sr. Lores.
SR. LORES LLORENS: Pero pudiera resultar que el
Sr. Ferrara terminara su discurso demasiado tarde,
cuando ya hubiera terminado la hora reglamenta-
ria.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): Continue
en el uso de ]a palabra el Sr. Ferrara.
Sn. FERRARA M1ARINO: Yo deeia, precisamente se-
iior Lores y sefiores Representantes: que nosotros
que nos habiamos confundido todos en la manera
do entender las cuestiones econ6micas en esta CA-
mara, que ya no pueden decirnos los sefiores con-
servadores que ellos habian siempre separado el in-
ter6s del pfiblico al interns privado....
SR. LORES LLORENS: Por eso tengo interns en que
so lea el dictamen del Sr. Dolz que es conservador.
SR. FERRARA MARINO: y que no nos podr6 decir
nadie en Io future que por el voto de ellos no se
hayan dado concesiones directs por la Camara sos-
teniendo el criterio contrario. Y decia que dejaba
aunque sin explicarla la cuesti6n del Sr. Dolz, y
que no pedia mayors explicaciones sobre el c6mo
ni cuAndo se le habia engafiado, y c6mo se habia
conseguido este objeto. Ahora en realidad de ver-
dad entire liberals y conservadores nos hemos con-
fundido en tantas cuestiones que no ya del orden








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 3


economic sino tambidn del orden politico, que la
exacta division de unos y otros no la encontramos
ya, al punto que hubo una que hasta nos habia se-
parado; mientras los liberals entendiamos que por
ejemplo habia que llegar en determinados momen-
tos cuando se violaban los derechos del pueblo a la
rebeldia, los conservadores habian sostenido siem-
pre que a esta rebeldia no se debia llegar ain cuan-
do hubiera razones bastantes, ain cuando hubiera
necesidad do ir a ella; y esta division neta que no-
sotros hasta ahora habiamos creido finica, estamos
hoy en dia ya para borrarla, y segfin las noticias
puiblicas los sefiores conservadores acoptaran, sino
en esencia, la idea, la doctrine de la rebeldia, por
lo menos en potencia por los hombres mismos que
sustentaban esa doctrine en el camipo de batalla,
y que nos confundimos todavia mas y que nos uni-
mos, y yo deseo que esta uni6n y esta confesi6n sea
para el bien pfiblico sin que nadie pueda decirle al
otro que no ha cumplido con su deber 6 que tuvo
puntos distintos de 1l.
Las culpas seran de todos, el bien que hemos he-
cho al pais, tambien serA debido a todos. Prima facia
en cuanto i. la cuestidn en si lo que mis me impulsa A
ser contrario A esta Ley, afin cuando no la hubiese
estudiado, es 1o siguiente: que mientras en todos los
Parlamentos del mundo el mayor af'in, el mayor
interns de todos los representantes es de escoger, de
buscar, desentrafiar medidas legislativas que impi-
dan ]a eonstituci6n de trusts 6 monopolies nosotros
hemos ido A buscar, y estamos luchando y puede ser
que lleguemos a aprobar la constituci6n do un mo-
nopolio legal, y veo que en todas las latitudes, que
en las distintas civilizaciones de la modern vida,
en China como en el Jap6n, en el Jap6n como en
Rusia, en Rusia como en los Estados Unidos, en los
Estados Unidos como en Sur Am6rica, en Sur Am-
rica como en Venezuela, en todas parties los que se
ocupan de asuntos pfiblicos estan estudiando la for-
ma y la manera de evitar los monopolies de hecho,
y sobre todo los do derechos. Y en cambio, excep-
ci6n finica nosotros, procurando que se constituya
un monopolio, el primer monopolio en Cuba, el fini-
co monopolio de Cuba. Como ve la Camara, yo par-
to del concept que se trata de un monopolio, si no
se tratara de un monopolio, toda mi argumentaci6n, se
podia decir por un contrario, toda mi argumenta-
ci6n caeria, y cuando present sobre esta base la
question en si, es porque tengo la convicci6n intima
(ue real y efectivamente se trata de un monopolio.
Yo no voy 6 decir, como decia el Sr. Garrig6, y lo
(lue diga lo voy a probar, no; yo no voy i decir
eso, pero sin duda voy a que en el inimo de todos
los sefiores Representantes surja esta condici6n; no
por la prueba que yo pueda dar, sino por el propio
examen critic que ella puede hacer de mis pala-
bras.
Se trata de un monopolio y de un monopolio de la
peor especie, se trata, exclusivamente, de un mo-
nopolio. En primer t6rmino, monopolio no es la to-
tal absorci6n de un product desde su producci6n
hasta su consume. No, hay monopolies de products
y monopolies de actividad, y este es un monopolio
del segundo orden que es el peoor, y por esto yo in-
terrumpia A mi distinguido amigo el Sr. Lanuza y
le decia: es un monopolio de consume. Ilubiera po-
dido deeir con palabras mAs faciles que no hubieran
llevado al Sr. Garrig6 al error a quo lo llov6, si hu-
biese dicho que es un monopolio de venta. Toda ac-
tividad que no pueda ser hecha por otro, sino que


debe ser patrimonio de una sola entidad 6 persona,
constitute un monopolio y yo le preguntaria a la
Camara toda, a los que son contrarios como i los
que son favorables, a los que pueden ser favorables
al Proyecto de Ley, aian admitiendo que se trata de
un monopolio, yo les preguntaria: g Qui6n podra
vender petr6leo crudo en Cuba despu6s de haber
pasado esta Ley? Si podra alguien comprarlo, los
ingenious para su consume, pero nadie mis, ninguna
entidad, ninguna compafiia, ningfin individuo po-
drA venderr petr6leo crudo.
SR. GARRIG6 SALIDO: Me permit cl Sr. Ferrara
una interrupcion ?
Su. FERRARA MARINO: Si, senior.
Sn. GARRGl6 SALIDO: CuAl es el mal en que un solo
individuo 6 una sola ':"n'l' ,i. venda un articulo.
Para poder llegar A la conclusion de que es un mo-
nopolio tiene usted que contestarme esa pregunta,
porque desde el moment en que yo puedo vender
carbon y lefia, yo tengo la tarifa de mi articulo so-
metido h la competencia de otro y se beneficia el
pais.
SR. FERRARA MARINO: Yo comprendo ahora todos
los errors cometidos por el Sr. Garrig6; es que el
Sr. Garrig6 entiende que el monopolio debe de ser
una cosa mala; el monopolio puede ser una cosa
buena, buena y monopolio, al propio tiempo, y lo
que yo si pruebo y que el Sr. Garrig6 no prob6 nun-
ca, es que so trata de un monopolio. Luego veremos
si es un bien 6 un mal, luego veremos si produciri
beneficio; yo, en el actual moment, estoy diciendo,
ante la Caimara, que en Cuba vamos A autorizar,
por primera vez, que una compafiia sola podri hacer
un determinado negocio de compraventa y que na-
die mas lo podra hacker.
SR. MESSONIER ALVAREZ: Y el carburo?
SR. FERRARA MARINO: No, senior Messonier, yo
desearia que el carburo no se encontrase en la si-
tuaci6n en que est .....
SR. SOTO CALDER6N: Y Ia Ley de Farmacia?
SR. LORES LLORENS: Son los conservadores los que
pueden hacer esas preguntas, pero no los liberals.
SR. FERRARA MARINO: Si el Sr. Messonier lo desea,
yo le entregar6 todos mis libros en donde 61 podra
ver la diferencia que hay entire la patent, los dere-
chos exclusivos de los inventories y los monopolies
de compraventa que son cosas completamente dis-
tintas. Antes de ocuparse de ciertas materials hay
que estudiarlas, hay que examinarlas y despu6s ha-
blar. Es una cuesti6n no nueva, yo la aprendi cuan-
do empece segundo afio de derecho y desde entonces
empec6 a ocuparme do este asunto tan facil. Enton-
ces hay que remitirlos A los que lo ban estudiado,
porque el Sr. Lores nunca admitiria que yo fuera h
curarle de una horida.
Sn. LORES LLORENS: Me opondria a ello terminan-
temente.
SR. FERRARA MARINO: Que sea un monopolio de
venta, que sea una sola entidad la que pueda com-
prar en los Estados Unidos y vender aqui y me pa-
rece que no hay duda ni discusi6n acerca de que se
trata de un monopolio; y entonces el argument
que hacia el Sr. Garrig6, dirigi6ndose a la Camara
y ai las altas localidades, cae, como cae en moments
de desolaci6n el brazo de aqu6l que lo levanta hacia
0e cielo, cae para convenir conmigo en que se trata
do un monopolio que puede ser bueno 6 malo, pero
co1e es un monopolio.
Yo tengo la costumbre de buscar en los libros
ciertas ideas, ciertos concepts, yo tengo la costum-








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


bre de ir A encontrar en las publicaciones que cons-
tituyen la ob;servaci6n de los siglos, las verdactes
que la ciencia ha adquirido, no en el campo abs-
tracto 6 ide6logo, sino en el campo prActico de la
vida....
SR. GARRIG6 SALIDo: Con todas sus rectificaciones?
SR. FERRARA MARINO: Aceptando en todas estas
rectificaciones lo que queda en pie, lo que es verdad
adquirida, es decir, sin discusi6n, porque la ciencia
se debate en corrientes contrarias, en lucha sana, al-
ta, noble de las ideas para llegar A la verdad ad-
quirida, relative siempre, pero en period largo de
civilizaci6n, durante cuyo period nosotros debemos
aceptarla como dogma de fe.
Yo tengo esta costumbre, y realmente me ha ape-
nado oir en esta Camara, repetidas veces, algunas
anatematizaciones contra estos pobres libros.....
SR. GARRIG6 SALIDO: No habra sido por cierto
a mi.
SR. FUENTE BORGES: Lo decian por la encuader-
naci6n. (Risas).
(Risas).
SR. FERRARA MARINO: Algo ha dicho sobre eso el
Sr. Garrig6.
SR. GARRIGd SALIDO: Apesar de la soberania de
esos libros, le aseguro que por debajo de las teorias
los hechos han estado en constant contradicei6n con
ella y le aseguro que no ha habido ningfin pueblo
que haya marchado de acuerdo con una doctrine,
absolutamente en ningfin orden.
SR. FERRARA MARINO: Pero si las doctrinas son el
resume de los hechos; la parte de hecho elevada A
criterio general.
SR. GARRIG6 SALIDO: Buscando su mejoramiento.
SR. FERRARA MARINO: No, S. S. confunde las teo-
rias cientificas con las aspiraciones socialists; las
teorias cientificas consignan los hechos que son la
expresi6n de la verdad, y las aspiraciones socialis-
tas son, por el contrario, los deseos, la suma de de-
seos que pueden tener escritores, 6 classes de escrito-
res hacia un mejoramiento. Pero yo hablo de las
teorias senncillamente, las teorias quieren decir la in-
terpretaci6n de los hechos debida A la experiencia.
S. S. me leva A hacer definiciones, cosa que yo
no quiero hacer.
Estos libros, que si nos son fitiles, los oi yo un
dia anatematizar por el Sr. FernAndez Guevara, re-
firi6ndose A los que citaba en su discurso el sefor
Ezequiel Garcia y en la il1tima sesi6n el Sr. Argos
se levant6 con la misma energia de aquel ilustre an-
tepasado, en el nombre por lo menos (Risas) por lo
menos para decirnos que estos libros no servian para
na'da.
SR. ARGOS DiAZ: No dije eso.
SR. FERRARA MARINO: Seria muy triste que en los
dias futures, cuando algfn historiador viniese A ocu-
parse de nosotros, hablando del Congreso actual di-
jera "de aquel Congreso que tanto odiaba los li-
bros"; 6 haci6ndose la historic de nuestro biblioteca
podria decir que nosotros legamos A los que nos su-
cedieron, la biblioteca que estAbamos organizando, co-
mo la leg6 Porthos al Vizconde de Bragelonne, comple-
tamente virgen, completamente pura, sin que nunca
hubiese posado sobre ella sus ojos pecadores. (Risas).
SR. ARGOS DiAZ: Sefior Ferrara, S. S. entendi6
mal, no decia que los libros no servian para nada,
todo lo contrario, que acaso algunos en esta CAmara
procuraban dar una aplicaci6n contraria A lo que
leian en los libros para sugestionar A la Cimara.
Si no visitara la biblioteca no hubiera podido dar


A la CAinara el dato de que S. S. hacia uso de ella
con frecueneia.
Sn. LoREs LLORENS: Esta convencido el Sr. Fe-
rrara. (Risas).
SR. FERRARA .\1I iv',): Pues en estos libros, yo en-
cuentro, que no de Apoca reciente, se ha dado divi-
siones al monopolio.
Senior, el ilustre economist ingl6s, decia: donde
quiera que haya una ventaja especial que produce
plus-valia hay monopolio.
SR. GARRIG6 SALIDO: Plus qu6 ?
Sn. FERRARA MARINO: Plus-valia, es un nombre
cientifico, t6cnico, que S. S. no puede desconocer.
Y por consiguiente, aplicada la teoria de Senior
al caso actual, nadie puede negar que lo que noso-
tros pretendemos hacer con una Compafiia, dindole
libertad para introducir el petr6leo, evitando nos pa-
gue una alta cantidad para realizar los mismos fines
A favor de la misma Compafiia, constitute A favor
do esa Compafiia una Plus-valia.
SB. GARRIG6 SALIDO: Por qu6?
SR. FERRARA MARINO: Plus-valia que ellos reciben
sobre su beneficio.
SR. GARRIGO SALIDO: Con relaci6n A qu6 otro pre-
cio.
Sn. FERRARA MARINO: Al de los derechos de Adua-
na que debe pagar toda otra Compaiiia que quisie-
ra realizar la obra de Compraventa del petroleo.
Si. GARRIGO SALIDO: Ent6nces, si llegaramos A te-
ner un inonopolio que no tuviera esa condici6n, no
seria monopolio?
SR. FERRARA MARINO: No, este es una clase de
monopolio y entra muy do lleno en lo que nosotros
queremos hacer.
SR. GARRIGO SALIDO: Estoy muy de acuerdo en
eso.
Sn. FERRARA 'MARINO: Stuart-Mill decia exacta-
mente lo mismo. Y un ilustre Profesor decia en su libro
"The Economist": Extender el concept del monopo-
lio a las cosas que una persona 6 porci6n -de personas
no pueden ser aroitros sino de una porci6n de la
oferta total de aquel product. Y mas exactamente
que esto el professor Cook en un libro muy conoci-
do, decia que el monopolio era mins que otra cosa el
derecho exclusive de vender.
He buscado las definiciones que vienen al caso,
las que mias chocan con el Proyecto de Ley al cual
nosotros pretendemos darle vida. He buscado prin-
cipalmente la opinion de los escritores que mis di-
rectamente tuviesen relaci6n con la cuesti6n que es-
tamos debatiendo.
SR. GARRIG6 SALIDO: Pido la palabra para una ob-
servacion,
SR. LORES LLORENS: No debia permitirlo la Presi-
dencia.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : Tiene la pa-
labra.
SR. GARRIG6 SALIDO: Yo aseguro que todos esos
autores que ha citado el Sr. Ferrara no conocian...
SR. FERRARA MARINO: Yo puedo decir, en distin-
go de la afirmaci6n del Sr. Garrig6, que he hecho no
un profundo, pero si un extenso studio de esta ex-
tenrsa materia.....
SR. GARRIG6 SALIDO: Pero no me convince, y por
una raz6n sencilla, porque todos los pueblos, aun los
de raza sajona, para ampliar su vida y su vitalidad
ban necesitado hacer concesiones: para llevar las
vias del ferrocarril A California el Estado america-
no tuvo que ceder muchas caballerias de tierra A
ambos lados de la via.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 5


SR. FERRARA \MARINO: Pero esas son concesiones;
y es que S. S. confunde de lo lindo hombres y cosas,
la tierra y el cielo, universe y mundo, todo, absoluta-
mente todo.
'SR. GARRIGO SALIDO: Es una suerte ser como su
sefioria que no confunde nada, absolutamente nada.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): (Agitando
la campanilla). 'Un mnomento, sefiores Repres'entan-
tes, que va h proceder a la lectura de varies articu-
los del Reglamento.

(El Secrctario, Sr. Pardo Sndrez, ce los ar-ticulos
115 y sign ietcs del Reglamento).

Hie ordenado la lectura de estos articulos del Re-
glamento, porque el que preside en estos mementos
ha sido llamado al orden por varies sefiores Repre-
sentantes porque no ha hecho observer el Reglamen-
lo con today la rectitud con que ha debido. Es cierto que
6sta Presideneia ha sido siempre complaciente con 'los
Representantes. Adverti hace un moment que para
dirigirse a ]a Presidencia habia que hacerlo poni6n-
dose de pie, y como yo no quiero que se haga con-
migo lo que yo no hago con los demAs, y lo que
tampoco estoy dispuesto 6 tolerar que se haga, es
por lo que llamo nuevamente la atenci6n de los so-
fiores Representantes para que cumplan estrieta-
mninte los preceptos reglamentarios leidos.
SR. GARRIG6 SALIDO: Me permit la palabra para
una excuse a la Presidencia?
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : Tiene la pa-
labra el Sr. Garrig6.
SR. GARRIGO SALIDO: Para presentar 6 la Presiden-
cia mis excusas mis cumplidas; conozco los precep-
tos reglamentarios, pero resultan que son tan simul-
taneas, ]a de pedir la palabra y el golpe de la idea,
que prefiero seguir 6sta, annque sacrifique la pri-
mera.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : El Sr. Ga-
rrig6 de imaginaci6n tiene bastante retentiva y no
perdoerA por tanto, ni un moment, porque se dirija
a la Presidencia y so ponga de pie. No d6 S. S. ma-
los cjemplos a(ui, como no acostumbra fa darlos en
ninguna part.
Continue el Sr. Ferrara.
Sn. FERRAR.A MARINO: Estas concesiones especiales
de compra y venta de products hicieron exclamar
a un Representante inngl6s en el Parlamento de
aquel citonces, si es que so iba a monopolizar el
Banco 6 que so iba A monopolizar, y 61 decia lo que
yo, sin conocer la frase del Representante ingl6s,
habia dicho A algunos amigos en privado: empeza-
remos con el petr6leo y llegariemos A la harina, por-
que product es uno y product es otro, porque si
es uitil monopolizar el petr6leo, much mis litil sera
monopolizar el pan; si el petr6leo produce beneficio
y si la libre competencia constitute un mal, vamos
antes que monopolizar el petr6leo A monopolizar un
articulo de tanta primera necesidad como es el pan
y 1a Reina Elizabeth no pudo continuar en el siste-
ma, el parlamento ingl6s se opuso en6rgicamente.
Entonces podia realizar este acto de concesi6n mo-
nopolistica en contra del pueblo alguien que no fue-
se la expresi6n de este pueblo, como era la Monar-
quia absolute en aquella 6poca, alguien que queria
favorecer d los cortesanos, pero que no tenia ante
sus ojos como un deber ineludible los intereses po-
pulares. Y entonces el Parlamento estaba en contra,
y hoy, cinco siglos despu6s, el parlamento, A titulo
de soberano, de representante del pueblo realize


aquellos actos deplorables que realizaba aqu1l mo-
narea.
Me dice el Sr. Soto-y yo me alegro que me haya
interrumpido porque asi me revela su opini6n-que
pretend realizar. Me alegro, senior Soto, estamos
conquistando diariamente el monopolio.
SR. SOTO CALDERON: No revela nada, solamente
pone las cosas en su lugar.
Sn. GARRIGO SALIDO: Una interrupci6n. Se que las
comparaciones son enojosas, sin embargo, ya que se,
invoca el pueblo, y el titulo de Representante de los
intereses del pueblo, quiero decir que lo fundamen-
tal en este caso y por lo cual estoy yo de acuerdo
con la Ley, es que ni direct ni indirectamente le va
A quitar un centavo ni parte de un centavo al pue-
blo cubano. En cambio, fui contrario, desde que *se
inici6, hasta su terminaci6n, de la Ley del Dragado,
porque aunque no lo parezca indirectamente le es-
tA quitando al pueblo parte de sus intereses.
SR. FERRARA MARINO: Y fu6 en aquel entonces.
tan enorme la protest que cuando la Reina Eliza-.
beth por medio del Speaker hizo conocer que iba a
derogar el privilegio oneroso, un Diputado manifes-
t6 con lAgrimas en los ojos, que si una sentencia de
-, i;.;.1;-,,l hubiese sido dietada A. su favor, 61 no hubie-
sc tenido mayor satisfacci6n de la que- experimen-
taba.
SR. GARRIG6 SALIDO: Muy sentimental.
SR. FERRARA MiARINO: Muy sentimental, muy no-
ble, muy alto, de lo cual nos vamos alejando nosotros
siempre, porque no sabemos ya luchar con frente le-
vantada, sino con vastas y bastardas insinuaciones.
SR. GAnRRGo6 SALIDO: Supongo que eso no seraf uno
alusi6n personal 6, mi.
SR. FERRARA MARINO: S. S. puede deducirlo..
SR. GARRIG6 SALIDO: No, yo necesito que el senior
Ferrara explique el alcance de sus palabras.
S;. PRERIDENTE (BORGES FIGUEREDO) :(Agitando
la campanilla). Sr. Ferrara, Sr. Garrig6. La Presi-
dencia desea que todos los seilores Representantes,
garden el respeto debido.
SR. GARnIG6 SALIDO: No es A mi a quien debe di-
rigirse S. S. en este caso.
SR. PRESIDENTE (BORGES FIGUEREDO) : Me he diri-
gido al Sr. Ferrara. Que no hay en ningin momen-
to insinuaci6n de ningfin g6nero que pueda inter-
pretarse lesiva al decoro de ningfin Representante.
La Presidencia cree y lo declare asi, que no ha ha-
bido por part del Sr. Ferrara intenci6n ninguna de
lesionar el decoro de ningfin Representante. Habla-
ba en sentido figurado, refiri6ndose 6 apreciaciones
generals, no respect a ninguno de los Represen-
tantes. De manera que el Sr. Garrig6, a juicio de la
Presidencia, no puede estimar mortificante en el
menor grado ninguna de las frases del Sr. Ferrara,
que seguramente no ha tenido tal intenci6n.
SR. GARRIGd SALIDO: Si, si 61 declara que no se ha
dirigido ;i mi.
Sn. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : La Presi-
dencia crec que el Sr. Ferrara no se ha dirigido A
su senoria.
SR. FERRARA MARINo: No puedo decir que me he
dirigido ni que no: todo depend de si el Sr. Garri-
g6 ha hecho alguna insinuaci6n A mi, yo me he di-
rigido A 61, si no, no.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : Tampoco
entiende la Presidencia que el Sr. Garrig6 se haya
dirigido a S. S.
SR. FERRARA MARINO: Si 61 lo declara......
SR. GA.RIG6 SALIDO: No, yo soy un hom'bre de ho-








6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


nor; no he echo ninguna alusi6n: nunca las hago
asi.
SR. FERRARA MARINO: Pues no. Pero queria saber
si se me habia hecho alguna alusi6n.
SR. PRESIDENT (GORGES FIGUEREDO): (Agitando
la campanilla). Terminado el incident.
La presidencia ruega otra vez a cada uno de los se-
fiores Representantes que cuando deseen hacer uso de
la palabra para interrupciones, se sirvan solicitarlo de
la Presidencia, y que cuando lo hagan observen siem-
pre todos los respetos debidos; y al que esta en e0
uso de la palabra, al Sr. Ferrara, que no se olvide
tampoco de las consideraciones que debe A todos los
sefiores Representantes.
SR. FERRARA MARINO: Yo debo declarar. a la Pre-
sidencia que no he hecho alusi6n al Sr. Garrig6.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): La Presi-
dencia lo ha entendido asi y por eso se adelantaba a
manifestar que creia que en el curso de un debate
pueden hacerse determinadas manifestaciones sin
que ellas resulten lesivas para los sefiores Represen-
tantes, porque aqui deben respetarse todos y cum-
plir fielhente los mandates que los han traido a este
recinto.
Continfia en el uso de la palabra el Dr. Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: Y en aquel entonces, otro
de los sefiores Representantes, tambi6n con noble-
za fuera de lugar, si es que asi se quiere, ma-
nifest6 que tenia que erigirse un monument a la
sagrada persona del monarca por haber limitado al-
gunos monopolies, por haber limitado A los que eran
mis contrarios A los intereses del procomfin.
Inglaterra no fu6 la primera en sentir el peso de
esas Compafias monopolistas. Franeia, Espafia, en
pequefias parties, sufrieron tambi6n estas compaMiias,
id6nticas, absolutamente id6nticas A las que nosotros
queremos constituir; es mAs, no tan perjudiciales,
algunas eran mas beneficiosas para el procomfin que
la que se pretend establecer; algunas de ellas pro-
duclan mayor resultado beneficioso que el que se
proponent los autores de esta Ley, algunas pagaban
al fisco, al Estado, determinada cantidad, algunas
daban un tanto por ciento de sus entradas y esta
Compafiia no da nada, ella confiada A nuestra inex-
periencia ni siquiera desea realizar en pleno siglo
XX lo que en el siglo XV realizaban y llevaban A
efecto similares comparias.
8R. G.RRIG6 SALIDO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : Tiene la pa-
labra el Sr. Garrig6.
SR. GARRIG6 SALIDO: Ya yo contaba con la expe-
riencia del Dr. Ferrara para que presentara una en-
mienda en ese sentido, ya que es tan radical la ley.
SR. FERRAR. MARINO: No, porque esto limita y yo
no quiero que se limited; porque esto va A producer
un dafio mayor y yo deseo que no se haga daiio al-
guno, y por eso no pienso presentar enmiendas.
Ahora, si pasara el Proyecto de Ley en su totalidad,
entonces yo presentaria todas las enmiendas que pu-
diera en el curso del debate.
Sn. LORES LLORENS: Y quien sabe, Sr. Ferrara, si
muchos sefiores Representantes le apoyarian. En es-
ta Cimara hay muchos Representantes que habre-
mos de apoyar la totalidad del Proyecto de Ley y
podremos entonces aceptar las enmiendas que ven-
gan de los Representantes contrarios A la, totalidad
del proyecto y quin sabe si apoyariamos alguna
enmienda presentada por S. S.; pero debo manifes-
tarle que su discurso no me ha convencido.


SR. 'Fi l:i:!. k MARINO: Sigame oyendo y no me lle-
ve los libros. (Risas).
SR. LORES LLORENS: El Dr. Lanuza me los pidi6
y por eso fu6 que los tome.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): Sr. Lores,
le recuerdo la advertencia que hace un moment
dirigi 6 todos los sefiores Representantes.
Sn. LoRES LLORENS: No sefial6 S. S. el articulo del
Reglamento.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): Es el que
se refiere que para hacer alguna interrupci6n hay
que pedir antes la palabra.
Contin(ie en el uso de la palabra el Sr. Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: Y hasta en Francia, yo de-
cia: un hombre de hacienda, muy conocido, Mr. Pro-
ssard, inici6 una compailia: la de Louisiana, siem-
pre combinaciones monopolistas en campo ajeno,
nunca en el suelo patrio. Con la Louisiana, y la com-
pafia de la Louisiana se constitute, y luego el fa-
moso Law, el economist de aquella 6poca, el famo-
so banquero, fundador de los bancos que tuvieron
su nombre, el famoso Law organize a su vez, apren-
damos, la Compafiia de las Indias en general, que
fu6 duefia del comercio de las Ambricas, del Africa
y del Asia. Pero este sistema se fue desacreditando
enormemente, los que quieran leer la IIistoria de las
classes obreras se encontraran que es una protest
active y fen6rgica en contra de estas Compafilas mo-
nopolizadoras. El que quiera leer la Historia de la
Hacienda Pfiblica se encontrara que todas las difi-
cultades del Estado en cuanto a los gastos piblicos
residian en estas Comparias. El que quiera leer la
Historia de la Economia Politica vera como estas
companies impidieron decirnos el desarrollo de la
eivilizaci6n y del comercio en los paises que ellas
monopolizaban, y el que quiera leer la Historia de
estas comlpaiias vera que con ellas no se lleg6 a nin-
grin buen resultado. El comercio de las Ani6ricas
mientras existi6 la Compafila de las Indias fu6 muy in-
ferior al comercio de una sola ciudad despubs que
6sta se abri6 i. la competencia universal.....
SR. FUENTE BORGEs: Cuenta el Sr. Ferrara con
el vapor que vino a ayudar al desenvolvimiento del
comercio de un modo tan eficaz?
SR. FERRARA MARINO: El vapor fue mis tarde.
SR. FUENTE' BORGES: El vapor fue un vehiculo
que ha hecho circular con mas rapidez las mercan-
cias, produciendo por tanto el progress de los pue-
blos.
SR. FERRARA MARIN.O: Pero quiere el Sr. Fuente con
estas palabras defender lo que nadie defendia en-
tonces, quiere defender en pleno siglo XX una or-
ganizaci6n un representante del pueblo cubano que
se levant para sostener tales cosas?
SR. FUENTE BORGES: Yo lo finico que he beebo es se-
fialar un hecho.
SR. FERRARA MARINO: Pero indiscutiblemente el
monopolio limita la compraventa mientras que la
libre competencia la aumenta, esto es aceptado por
los ninios que estudian estas cosas en las escuelas
primaries.
SR. FUENTE BORGES: Yo la aprendi en casa de
don Carlos que fu6 mi maestro.
SR. FERARRA MARINO: Poco a poeo, decia, se fu6
desacreditando, y en Iglaterra que ha precedido A
todas las otras naciones en el progress econdmico,
Inglaterra que se encuentra en tan alto grado de
producci6n industrial, que es hoy la primera naci6n
industrial del mundo, y que desde much tiempo
lo fue, ha sido la primer en establecer la libre com-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 7


petencia, y fue en el Parlamento y durante la Re-
volucion de 1688, una revoluci6n del pueblo que se
lanzaba en contra de los monopolies.
Sn. GARRIG6 SALIDO: Me permit una interrup-
ci6n ?
Sn. FERRARA MARINO: Con much gusto.
SR. GARRIG6 SALIDO: jEst~ seguro S. S. que fu4
Inglaterra la primera que implant el comercio li-
bre, la libre contrataci6n A los puertos?
SR. FERRARA MARINO: No, otra cosa es lo que yo
decia. Yo decia que Inglaterra fu6 la primera en
abolir estas compafiias monopolistas, desde el mo-
mento en que para poder conceder la venta exclusi-
va de un product, habia que dar una concesi6n.
Fu6 en celebre reuni6n en que todos los Represen-
tantes de la naci6n realizaban actos para la aboli-
ci6n de la compafiia monopolista. Y en Francia, mas
tarde, fu6 el afio 1789 cuando la revoluci6n tambi6n,
porque los intereses creados nuevos, no caen sino A
virtud de revoluciones y la prudencia aconseja no
hacer surgir estos interests creados para que no se
tenga luego necesidad de hacer uso de ciertos actos
especiales, de ciertos movimientos populares, como
6ste de 1688 y 1789 en Inglaterra y en Francia, res-
pectivamente. Y la noche del 4 de Agosto-el senior
Garrig6 es estudioso de historic y debe conocer-
la-. ....
SR. GARRIG6 SALIDO: No recuerdo fechas, no ten-
go esa vanidad.
SR. FERRARA M'i..Ol:: Yo la tengo, y no esta sola-
mente. (Risas).
La noche del 4 de Agosto fu6 considerada como
]a noche mis important de todo el period revolu-
cionario; los Representantes todos, en aquella no-
che memorable en que se trabajaba hasta altas ho-
ras, acudian a la tribune A ofrecer todo lo que ellos
tenian y que pudiera constituir un monopolio. Y
qui6nes acudian? Acudia acaso el pobre menestero-
so, el que no tenia ninguno de esos bienes? No;
acudian los mismos que tenian estos bienes. Era tan
grande la revoluci6n popular en contra de estas
compafiias concesionarias, que acudian los titulos
mas altos de Francia, y se sucedian en ]a tribune
parlamentaria poniendo A la disposici6'n del pueblo los
privilegios que sus families habian alcanzado, privi-
legios exactamente iguales, ni una palabra mis ni
menos que lo que se dice en este Proyecto de Ley.
Y un c6lebre escritor .de aquella 6poca, celebre y que-
rido, querido por la poesia de su vida y c6lebre por
el sacrificio de su existencia. El famoso, pobre y
desvcnturado Camilo Desmoulins, escribi6 aquella
noche misma, en un peri6dico que redactaba, llen6
estas palabras que escribio Camilo Desmoulins, en
6poca remota, cuando la civilizaci6n no habia bati-
do sus alas con tanta actividad, estas'palabras debe-
riamos nosotros llevarlas grabadas y cuando vote-
mos en contra de este Proyecto de Ley decir: este
es el dia que nosotros no hemos estableeido el peor
de los precedentes que se puede establecer en Cuba.
Yo desearia, sefiores Representantes, antes de con-
tinuar, que la Camara me autorizara a hablar un
cuarto de hora mIs despuEs de la hora reglamenta-
ria. Asi terminaria esta tarde mi discurso.
SR. FUENTE BORGES: Con much gusto, es una
lecci6n instructive la que S. S. nos da. (Risas).
SR. LORES LLORENS: Pido A la CAmara la pr6rro-
ga de la sesi6n hasta que termine el Sr. Ferrara.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): Lo acuer-
da la CAfnara?
(Acordado).


Continfie el Sr. Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: Y este fen6meno que yo he
puesto ante los ojos de los sefiores Representantes
llevAndolos a otros paises, este fen6meno lo tenemos
en Cuba. Lo deben recorder, saber y conocer todos
los que se han ocupado de la historic patria. Compa-
niias monopolizadoras las hubo; con la aboligi6n de
ellas respiraron los cubanos y cuando aquellas de-
saparecieron, cuando la libertad de comercio con
Fernando VII, se dict6, entonces la riqueza se elev6
A un grado much mayor.
Sn. FUENTE BORGES: Cuando vinieron los ingleses
en 1769, el comercio, el comercio se declar6 libre.
Sn. FREYRE DE ANDRADE: Una cosa es la libertad
del comercio y otra la abolici6n de los monopolies.
SR. FERRARA MARINO: Y cuando eso ocurri6 sefio-
res Representantes, la colonia se transform .de colo-
nia mezquina y de explotaci6n en una colonia m6s
elevada de la actividad commercial y de relative ri-
queza; pero es que acaso hay necesidad de ejemplos,
hay necesidad de razonamientos para demostrar que
el monopolio es contrario A todo desarrollo comer-
cial. Pero sefiores, si asi fuese, nosotros volveria-
mos atrfis en los razonamientos que en esta Camara
podanmos hacer sobre ellos, nosotros de esa manera
defenderiamos la political de Colbert. No tratemos
este asunto como lo trataron los que siempre han
sido considerados como equivocados en el seno de
.la civilizaci6n actual. Podemos decir que solo por-
que se establece la introdueci6n libre del petr6leo
en una Compafifa, que ella sola puede comprar y
vender, que ella puede poner los precious que quiera,
podemos decir que de esta manera aumentaremos el
comercio? Dementes debiamos estar nosotros si tal
cosa afirmairamos. Se ha dicho, se ha convenido....
SR. FERRARA MARINO: Entonces yo le propongo el
inicidio mental al Sr. Garrig6.
SR. GAnmIG6 SALIDO: Siempre se sustituyen bien
nla teorias con otras mias modernas que combaten las
anteriores.
SSR. FREYRE DE ANDRADE: Como aquella de que la
distancia mis corta entire dos puntos es la line rec-
ta, se sustituyen en la cicncia.
Sn. FERRARA MARINO: Y si el razonamiento no
basta, si el ejemplo hist6rico no vale, si las indica-
ciones del pasado no encuentran eco en vuestro Ani-
mo, no encuentran favorable acogida en vuestra
mente, si el desprecio nuestro cubre todo el progress
de la ciencia y todo el movimiento de la historic, si
la presunci6n nuestra lucha en contra de todas las
verdades, de la ciencia y de la historic, si esto es
asi, vamos mal.
Yo lo dije A los sefiores Representantes que pais
tiene monopolizado el petr6leo, qu6 pais tiene mo-
nopolizado el pan? Hay algfin pais que haya creado
esta legislaci6n. Yo no creo que vamos a tener en
esto el orgullo de la originalidad, porque la origina-
lidad podria ser desastrosa.
En el movimiento econ6mico debemos primero ver
lo que han hecho las naciones que han progresado
mIns, debemos seguir los pasos de las que se han en-
riquecido, debemos llevar al pais por el camino de
los otros pueblos que han progresado mAs y mejor.
Vamos a imitar en el buen sentido, A los otros pai-
ses que lo han hecho mejor que nosotros.
Eseribia, decia en el Parlamento italiano el profe-
sor Antonio Salandra, professor de Economia Poli-
tica.
SR. GAuRRG6 SALIDO: En el Parlamento italiano se
ha aprobado una Ley monopolizando un servicio pa-








8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES


ra ingreso del Estado. "La Discusi6n" del 26, Casa
nazionale di providenza. No se italiano.
Sa. FERRARA MARINO: Asi esta. El Sr. Garrig6 ha-
bla de algo que cae en sus manos, una noticia de pe-
ri6dico muy breve.
SR. GARRG6 SALIDO: De un peri6dico coro "La
Discusi6n', que tanto cr6dito merece. (Risas).:
SR. FERRARA MARINO: Si, si, si. Que tanto cr6dito
merece, yo no digo que no; pero de lo cual puedo
decir aqui que el discurso de que voy a tratar fu6
sobre esta cuesti6n, el discurso del professor Salan-
dra fue cuando se trat6 esta cuesti6n del seguro
que lo han puesto bajo el nombre de Caja de Pre-
visi6n Nacional, aqui estA y si S. S. lo desea, se lo
puedo presentar yo el discurso en defense de dicho
servicio pfiblico, pronunciado por el professor Fran-
cisco Saaverio, Ministro de Agricultura, Industria
y Comercio, del cual me honro en ser intimo ami-
go y con una relaci6n de grande y antiguo afecto,
professor tambien de Economia Politica y de Ha-
cienda.
Dice el Sr. Salandra-y le demostrar6 al Sr. Ga-
rrig6 que he leido lo uno y lo otro-dice el Sr. Sa-
landra: A mi me parece que estaba much mas en
armonia y seria mas de consuelo para mi la expe-
rieneia de los otros Estados, especialmente cuando
este Estado.... pero alli no se trataba de un mono-
polio, en esto puede tener la seguridad el Sr. Ga-
rrig6, que ningfin parlamento del mundo se atreve
A plantear este problema, la seguridad mis comple-
ta, porque es contrario a toda idea cientifica, por-
que es contrario a todo interns patri6tico. Alli se
trataba del seguro de los obreros, del seguro en ge-
neral y se sostenia la necesidad de que el Estado reali-
zara este servicio porque el seguro significaba en
aquel caso previsi6n, que era una funci6n de bene-
ficencia que el Estado tiene el deber de realizar, y
era el camino cientifico por el cual se llega A esa fi-
nalidad; y es contrario, opuesto A aquella idea
lo quell se qu.iere hacer aqui, porque alli se con-
sideraba que era una funci6n que el Es'tado de-
bia realizar en beneficio del procomfn; por con-
siguiente, el Estado esti Ilamado A ejercer una fun-
cion tutelar en el obrero, en ]a vejez del obrero, en
el obrero desvalido, A ejercer una funci6n tutelar en
]a mujer viuda, en el hu6rfano; y por lo tanto con-
sideraban al Estado de esta manrra como el bene-
factor supremo del obrero en la vejez, de la viuda
desvalida y de los hfierfanos indefensos, y no result
un monopolio sobre un articulo como en este caso.
SR. GARRIG6 SALIDO: iMe permit S.-S. una into-
rrupci6n ?
SR. FERRARA MARINO: Con mucho10 gusto.
Sa. GARRIG6 SALIDO: No es cierto que hoy los eco-
nomistas se ocupan de ver en qu6 forma puede el
Gobierno, bajo esa misma misi6n tutelar, ver como
control el expansionismo de los trusts en el mundo?
SR. FERRARA MARINO: Si, exactamente, eso hacen
los gobierntos, precisamente lo contrario de lo que
pretend S. S.
SR. GAnRRG6 SALIDo: Pero es que los gobiernos no
pueden evitar los monopolios.
SR. FERRARA MARINO: Exactamente. No pueden
evitar los monopolies, pero no deben favorecerlos,
como los gobiernos no pueden evitar la tisis porque
existe en nosotros el germen de ella, pero no por-
que los gobiernos no puedan evitarla no han de
combatirla, asi como tampoco la criminalidad no
puede evitarse, pero la combaten los gobiernos. Asi
tambien en cunnto a los monopolies afin cuando los


Gobiernos no puedan evitarlos en lo absolute, de-
ben combatirlos.
SR. GARRIG6 SALIDO: Ent6nces se va A negar el
derecho a la libre contrataci6n.
SR. FERRARA MARINO: S. S. no me comprende, 6
yo no me explico bien. Se trata de un servicio pii-
blico de previsi6n, que tiene por finalidad otra com-
pletamente distinta, porque el Estado, siendo el tu-
tor del pueblo, el Estado siendo el defensor del des-
valido, porque el Estado ejerce actualmente las fun-
ciones que antiguamente ejercia la iglesia, y el Es-
tado assume este servicio pfiblico, no para enrique-
cerse, sino que lo acepta para acudir en socorro del
desvalido, que es la mas alta funci6n de beneficen-
cia quie ejerce. Esto es y no lo otro.
SR. GARRIG6 SALIDO: Siempre que se trate de la
misma finalidad no se puede aceptar, en cualquier
caso?
SR. FERRARA MARINO: Si puede aceptarse, pero de-
beria desaparecer del mundo el criterio de que la
libre competencia es la reguladora de nuestra vida
econ6mica. El dia en que desaparezca ese criterio si
podri hacerse, pero ahora no; el dia en que sea
aceptado por todos, el dia en que sea defendido por
todos, aiun por los paises en Qonde por necesidad de
esa propia libre competencia se league a un mono-
polio de hecho, alli en donde los Gobiernos, el Esta-
do, defiendan al ciudadano en contra de la monopo-
lizacion.
Y estos mismos autores decian en sentido general
que el sistema .del monopoiio es un sistema barba-
rico y que un sistema barbarico porque no tiene su
origen en la antigiiedad civil, en la antigiiedad ro-
mana, en la antigiiedad griega, en la misma anti-
giiedad egipcia; lo tiene en la antigiiedad civil. Sa-
be el Sr. Garrig6 que despu6s de aquel resplandor
de civilizaci6n que fu6 la ,Grecia, que fu6 el Oriente y
despu6s Roma, todos caimos en un period de regre-
si6n, que fu6 el period de la invasion de los bUr-
baros, en el period en que la civilizaci6n fu6 eclip-
sada debido a la influencia de los pueblos que no se
encontraban a la altura do aquella y fu6 entonces
quo surgieron estos sistemas. Y cuando-la humani-
dad se despert6, y cuando nueva vida de civiliza-
ci6n vino cerrar el par6ntesis, ah, entonces vinie-
ron a caer estos sistemas do monopolio y de privi-
legio.
Sn. GARRnG6 SALIDO: Pero que se sustituyeron con
algo.
SR. FERRARA MARINO: Con la libre competencia.
SR. GARRwO6 SALIDO: Con el trust que ha surgido
al amparo de las leyes.
SR. FERRARA MARINO: Ya lo lie' dicho, el trust es
un monopolio de hecho, algo que se constitute fuera
de la bondad (oe ]a legislaci6n, fuera de la bondad
de los consumidores, es la delincuencia de la indus-
tria, y por eso no debe llevarse i ley, sino que de-
be ser cvitado por la ley.
Sigue diciendo: "y no es propio de los ticmpos
modernos..... (Continia leyendo).
Oigan los que conocen el Derecho Pfiblico en
qu6 maravillosa forma estA manifestado aqui el
concept. Qu6 manera mis maravillosa para poder
demostrar que aquellos monopolies eran atentados
al derecho de los ciudadanos de comerciar, para
d6rselo a uno solo y que esto era debido A la confu-
si6n de derechos de aquellos tiempos. En los tiem-
pos modernos yo he buscado un libro, el mejor, y un
libro que no voy A leer, que present para no leerlo
precisamente, ya que sin leerlo constitute un argu-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 9


mento. El gran libro "La Nocidn Juridica de la
Concesi6n".
Sa. GARRIGO [SALIDO: No lo conocia.
Sr. FERRARA MARINO: Pero es un libro notable y
no es una raz6n que su sefioria no lo conozca. Este
libro que se titula "Noci6n Juridica de la Conce-
si6n", lo traigo para que el Sr. Garrig6 vea que no
estaba en lo cierto cuando decia: no se trata de un
monopolio sino do una concesi6n, y yo le interrum-
pi diciendole que era la concesi6n de un monopolio,
y que por tanto yo tenia raz6n. En este libro en que
se habla del concept 6 Noci6n Juridica de la Con-
cesi6n, un tratado en el cual se incluyen todas las
distintas formas de este concept juridico de la
concesion, no aparece en 1o absolute en todas sus
paginas un monopolio de esta naturaleza, una con-
cesion de este genero en los tiempos modernos, es
un tratado notabilisimo, uno de los mejores, y ni
siquiera la present el autor en ninguna discu-
sion.
Sn. GARRIGO SALIDm : gEl Sr. Ferrara lo ha leido
todo ?
SR. FERRARA MARINO: El Sr. Garrig6 solo me co-
noce como parlamentarista, pero yo tengo mis horah
de descanso, mis moments de deleite y entonces yo
no desprecio los libros, dos cuido, 'los leo y los di-
giero. (Risas).
Yo he terminado la parte te6rica, diria, de mi
examen de esta cuesti6n. Creo que he demostrado,
convenciendo al propio Sr. Garrig6, que se trata de
un monopolio; es la mayor satisfacci6n que te teni-
do en mi vida breve parlamentaria.
SR. GARRIG6 SALIDO: S. S. no ha hecho mAs que
hablar de cosas viejas, de la vida modern econ6mi-
ca no nos ha dicho una palabra todavia.
SR. FERRARA M1ARINO: De la vida modern econ6-
mica?
Tened present que lo que vais A votar es un mo-
nopolio, lo que ciertamente crearA la Cfmara cuba-
na, serA un monopolio de derecho, mientras que los
monopios do hecho, en nosotros, y en otras parties,
son combatibles y los de derecho no, se crean en este
siglo; despu6s de haber hecho esto, voy A examiner
si efectivamente en el campo de la prActica, A lo
lque el Sr. Garrig6 le llama vida modern econ6mi-
ca, puede dar algfin resultado.
Yo he leido las tres ponencias, una, la mis. com-
pleta, como debia ser por tratarse de la Comisi6n de
Agriculture, Industria y Comercio, del Sr. Dolz, es
la mAs complete y al leerla yo he dicho que real-
mente el poder sugestivo de la persona que engafi6
al Sr. Dolz, debia ser poderoso.....
SR. LORES LLORENS: Sigue creyendo S. S. en las
sorpresas del Sr. Dolz?
SR. FERRARA MARINO: Yo tengo el deber de career
on todo lo que se dice.
Esta ponencia de la Comisi6n de Agricultura, In-
dustria y Comercio, dice que es favorable en un to-
do al Proyectr de Ley y que existiendo un dictamen
previo, himinoso y muy bien detallado, en la Comi-
sion de Aranceles, al considerar esta iniciativa legis-
lativa tengo que hacerles A ustedes algunas observa-
ciones, y debo hacer notar desde ahora un caso cu-
riosisimo. Yo no he leido nunca tantos elogios mu-
tuos como hay en estos tres dictamennes: luminoso,
inleligente, sublime, en fin, una series de palabras
co0mo en ese informed ......
SR. LORES LLORENS: Son favorables los tres dic-
tamenes ?
SR. FERRARA MARINO: Si, senior Lores.


Sa. LORES LLORENS: Me basta ya, A pesar del dis-
curso del Sr. Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: En el del Sr. Urquiaga no
constitute nada -xrh'.I.., nosotros conocemos los hi-
bitos de exagerada cortesia del Sr. Urquiaga, de
modo que cuando he leido los elogios que 1 dirigia
al Sr. Dolz, especialmente..... (Risas), porque era
el ponente de la Comisi6n de Agricultura, Indus-
tria y Comercio A quien mAs se dirigia, yo dije que
esto era product de sus actos, de su manera de ser,
de su habitual cortesia, y he pensado luego en la
sitnaci6n de ahimo en que debe encontrarse ahora
el Sr. Urquiaga, que al hacer su informe daba tan-
ta argumentaci6n; y la propia persona del senior
Dolz, ahora se ha venido en conocimiento de que
todo aquello fu6 product de un engafio, de una
sugesti6n, de algo que estaba fuera de la voluntad
efectiva del Sr. Dolz.
Y dice que debe considerarse como una verdad...
(ContinW a leyetdo).
Los tres informes se ocupan much del regadio,
la Propoposici6n de Ley se ocupa much del rega-
dio, y lo curioso del caso es que aqui todos estamos
de acuerdo sobre el regadio. No vayamos con esta
bandera del regadio, A llevar debajo la otra mercan-
cia. La cuesti6n del regadio la sentimos todos, es
una necesidad que todos queremos resolver. El rega-
dio en este caso me hace el efecto del himno de Ba-
yamo al comienzo de una funci6n de caballitos: se
quiere anunciar no un hecho patri6tico, sino los
eaballitos, la funci6n, y entonces el himno de Baya-
mo queda por debajo. Nosotros queremos que se es-
tablezca el regadio.....
SR. LORES LLORENS: Pero c6mo se obtiene sin bus-
car los medios?
Sn. FERRARA MARINO: Ya lo verA S. S. Ya verA
que yo quiero importar libre mis petr6leo que el
que se produce en las minas de los Estados Unidos
y en otras parties del mundo.
Se habla del interns carbonero y se llama carbo-
neros A los que estAn en contra de esta Ley del Pe-
tr6leo. Yo soy carbonero de la misma manera que
el Sr. Lanuza, queriendo que el petr6leo entire li-
bre de derechos.
Y se continfa diciendo (Lee). Esto es lo que de-
be interesar A mi amigo el Sr. Lores y por esto lo
voy A leer.
Yo me quiero quedar.en la primera part, en lo
que se refiere A que se otorga el monopolio porque
esta industrial necesita una organizaci6n. Pero yo
pregunto: y que industrial hay en el mundo que no
necesite una organizaci6n? Pero es, seiiores Repre-
sentantes, que estamos hablando como los pilluelos
que se encuentran en la calle, 6 estamos hablando
para un parlamento? Es que estamos haciendo dic-
timenes para personas que desconocen en absolute
estas cuestiones?
Yo repito mi pregunta: qu6 industrial no necesita
una organizaci6n? Pero, si todo depend de eso, el
concept del socio industrial en nuestro derecho mo-
derno y todo lo que constitute en las grandes orga-
nizaciones la distribuci6n de acciones que se llaman
de aguas, no responded A este concept de la orga-
nizaci6n. Hay alguna sola industrial que no necesite
ser organizada? El pan, la harina para hacerlo, ne-
cesita de molinos, necesita de transports. Y las mie-
les? No necesitan ser transportadas? No necesitan
tanques para contenerlas? Las miles al salir de
Cuba no siguen el mismo procedimiento que ha de
seguir el petr6leo importado? No tienen que ser








10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPIESENTANTES


transportadas en trenes-tanques? No tienen que
atravesar los mares? Y se le habra ocurrido a al-
guien establecer un monopolio sobre las miles?
La organizaci6n en todas parties, en todas las in-
dustrias es necesaria. En today industrial es necesa-
rio.
Si mafiana se presentara alguien en esta Cama-
ra de la misma manera que se ha presentado esta
Compafiia y dijera: yo voy t poner grades hornos
para pan, para hacer pan, yo quiero poner grande
molinos para la harina, para obtener la harina, yo
voy A poner grandes transports de mar y tierra pa-
ra importer la harina y distribuirla: yo voy a hacer
tales actos de organizaci6n, que abaraten el costo
del pan, d6nme el monopolio de este prodcuto. Lo
daremos nosotros? Procederemos de la misma ma-
nera, aeaso discutiriamos lo que estamos discutiendo
aqui y perderiamos el tiempo que estamos perdien-
do? No, yo.tengo la seguridad de que no, porque el
pan es algo que consumimos todos los dias, que co-
nocemos directamente; el petr6leo crudo no lo co-
nocemos tan directamente y por esto nos permiti-
mos hacer esto y perder el tiempo de esta manera.
El punto important, desde el punto de vista do
este informed, es que sin esta media el petr6leo no
podria venir a Cuba, sino monopolizado, punto de
vista este que sostuvo el Sr. Garrig6. Este mono-
polio de hecho viene A ser sustituido por el monopo-
lio de derecho, este monopolio de derecho viene A
sustituir al monopolio de hecho, si aqui se estable-
ciera. Yo no se si esto es verdad, creo que no lo es,
porque por noticias que yo tengo no existed solamen-
te el Standard Oil Co., sino otras companiias. Y por
otra raz6n much mis eficiente, much mas real,
que no se basa en la hip6tesis, quo cae bajo la evi-
dencia de todo el mundo. El Sr. Garrig6 nos revela-
ba, y en privado se dice, que detrAs de esta compa-
fiia que demostr6 muy dhbil el Sr. Lanuza, esta el
Standard Oil. Esto lo decia el Sr. Garrig6.
SR. GARRIG6 SALIDO: Lo afirmo ahora: no tengo
noticias exactas 'del hecho, pero creo que si. Esto no
lo dije en el discurso.
Sn. FERuRARA M:i':. Be: Debe haberlo dilcho, pues
asi lo recordamos various sefiores Representantes.
SR. FREYRE DE ANDRADE: Si no lo dijo lo insinu6.
SR. FERRARA MARINO: Pues muy bien, yo creo que
si y creo que si, porque si no lo creyera seria un
proceder ridiculisimo el nuestro prestando tanta
atenci6n A una Compafiia de $500, no le podriamos
dar una concesi6n de esta importancia, porque si no
serial tan ridicule que una compaflia de esta especie
pidiera un monopolio de tanta importancia, sin que
esta Compafiia representara el Standard Oil, que
no podriamos ni seguir tratando el asunto. Pero, si
el Standard Oil tuvicra el monopolio de echo, no
vendria a pedir el monopolio de derecho. Si el Stan-
dard Oil pudiera ser el finico abastecedor de Cuba,
diria: me importa muy poco tener el monopolio de
derecho, me basta exclusivamente con el monopolio
de hecho que ya tengo.
De manera que algo debe haber, alguna competen-
cia se debe presentar, alguna lucha econ6mica se
debe establecer cuando estos sefiores vienen A tocar
A las puertas del Parlamento cubano. Y si tiene el
monopolio efectivo y de hecho los mercados de con-
sumo, los trusts que son los monopolies de hecho, los
trusts que se ocupan de organizer la producci6n, de
asociar las distintas compafiias y hacerlas obedecer
S.una sola voluntad que es la que regular el precio.
Los trusts son estos, pero cuando se ven tambalear,


pero cuando se ven cayendo, cuando ven que su pro-
ducci6n va A faltar, ah! entonces van a otros mer-
cados de consume para abrirse paso,I como trata do
hacer la Standard Oil Company, que pretend venir
a Cuba, porque allA, el Gobierno de los Estados Uni-
dos, el Gobierno de aquella naci6n, le impide que so
en'riquezca y pretend organizarse en nuestro pais
contra la Ley. Esta Compafiia para conseguir su
objeto tiene que realizar distintas maniobras, tiene
que buscar 'distintos meodios de burlar la Ley y no-
sotros le vamos A dar una Ley clara y precisa que
garantice lo que ellos desean. 6 Qu6 dirin de estos
hombres en los Estados Unidos? I Que dirin de esto
los hombres que en los Estados Unidos nos comba-
ten? iQu6 diri ese Parlamento que de tal manera
combat los monopolies en su pais al ver que aqui
nosotros dictamos eyes para favorecerlos? Qu6 di-
ran alli? Dirin: que inconsciencia tan grande la de
esos Representantes del pueblo que hacen precisa-
mente lo contrario de lo que nosotros hacemos!
Y en la prActica, en la prActica los truts han sido
un fracaso para la naci6n americana. El Sr. Garri-
g6 habrA leido seguramente las obras publicadas du-
rante el period en que los trusts estuvieron en au-
ge, del period en que los abogados, los tratadistas
y los autores estimaban muy beneficiosa la acci6n de
los trusts; el Sr. Garrig6 habra leido las obras pu-
blicadas sobre los trusts de hace dicz ailos; pero la
mentalidad de los Estados Unidos ha avanzado,
avanza constantemente y el criterio de sus hombres
de ciencia ha cambiado radicalmente en lo que res-
pecta a la acci6n de los trusts; con vista de los nue-
vos resultados de dichos trusts, todos los escritores
han dicho que los trusts no proceden bien, no cons-
tituyen un bien, sino un mal. En los primeros mo-
mentos se vid la organizaci6n de la producci6n aba-
ratando la v.ida se entendi6 que la organizacidn de la
producei6n abarataba la vi'da. por Ia conjunci6n de las
fuerzas y entonces palreci6 que estos beneficios iban a
caer sobre el pais, pero cuando se vi6, con el transourso
del tiempo, que estos beneficios en lugar de caer so-
bre el pueblo iban a caer en los bolsillos de de los
accionistas, y que en lugar de abaratar la vida los
trusts la ban encarecido, la protest ha sido unini-
me y todos los escritores que se respetan son con-
trarios t estos trusts.
S8.. GARRICGO SALIDO: g Cufil es el remedio?
SR. FERRARA MARINO: CufAl es el remedio? Por
ahora declararnos en contra de los trusts, declarar-
nos contrarios a ellos y perseguirlos.
SR. GARRIG6 SALTDO: Entonces contra la libre cou-
trataci6n ?
SR. FERRARA MARINO: Pero qu6 cree S. S. ? S. S.
trata de un problema muy discutido y resuelto y
S. S. cree que me plantea una cuesti6n nueva. Tam-
bidn so han hecho otras modificaciones t las teorias
de Adam Smith; no es libre competencia, no, por-
que si la libre competencia no estf basada en la li-
bertad, se viola la libertad de contrataci6n. Esta es
una tooria modern, completamente contraria A la
que so sostenia hace un siglo.
Nosotros no podemos hacer lo contrario de lo que
otros hacen en bien del interns pfblico, y sobre to-
do nosotros no debemos ser llevados a engafio, por-
que esto es un engafio, esto ni siquiera beneficia al
regadio, esto es un engafio, esto es una estafa mo-
ral que se nos quiere hacer a nosotros. Por qu6 se
quiere este beneficio, cuil es la finica razon para ob-
toner este monopolio? g Cual es 'la raz6n para que
aqui por una sola entidad se .dicte el preeio de una








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 11


cosa i Cuail es la raz6n que existe para pedir que se
compare el petr6leo crudo por una sola compafiia que
sea la que dicte el precio de ese combustible? j CuAles
son las razones que existen? Dar al precio de costo, al
precio de costo a los que quieran usarlo para el re-
gadio.
Sefiores Representantes: Los que screen que vo-
tando esta Ley hacen un bien, y me dirijo a los Re-
presentantes de Pinar del Rio,especialmente, hacen
un bien a su provincia, a los que esto crean estAn
harto engafiados, muy engafiados. Aqui seta la es-
tafa moral..... la estafa moral.
SR. PEREZ: Y la estafa del carbon?
SR. FERRARA MARINO: Yo no tengo nada que ver
con el carbon, ni siquiera en mi cocina se cocina
con carbon.
SR. ARGos DIAZ: Serh una mas.
SR. FERRARA MARINO: Su sefioria lleva la inconscien-
cia hasta el punto de olvidarse de si mismo.
Se dice al precio de costo, qui6n puede decir,
qui6n puede contratar, yo les ruego a los sefiores
Representantes que me escuchen esta parte: qui6n
puede contratar ofreciendo al precio de costo un
product? Qui6n? Solamente el productor. Si yo
tengo minas de petr6leo, yo puedo ofrecer el petr6-
leo al precio de costo, si yo tengo products de cera,
yo puedo ofrecer el product a precio de costo, por-
que yo s6 entonces 1o que me ha costado la material
prima, la mano de obra, el desgaste del capital,
todo lo que constitute el precio del costo. Pero
qui6n es el que ofrece al Estado cubano el precio de
costo? Una compafiia que no es productora de pe-
tr6leo, que no puede ofrecer el precio de costo en
lo absolute.
SR. GARRIG6 SALIDO: SSe puede conocer oficial-
mente la cotizaci6n del petr6leo en las minas pro-
ductoras ?
SR. FERRARA MARINO: Su sefioria no sabe de eso.
SR. GARRIG6 SALIDO: Por eso pregunto.
SR. FERRARA MARINO: No es un mal no saber, yo
tampoco lo se muy bien. No hay mercado de precio
de costo, el precio de costo es una cosa y el precio
corriente es otra. El precio de costo es el valor de la
cosa intrinsecamente 'hablando, en cambio el precio
corriente es el que tiene en las cotizaciones de los
mercados. La cotizaci6n del petr6leo no se hace en
las minas. Pero en estas cotizaciones ya esth la uti-
lidad la cual varia segfin la competencia del merca-
do, y entonces si hay como su sefioria afirma y co-
mo dicen tambi6n los dictamenes, hay un monopolio
de hecho en 'los Estados Unidos que domina en toda
aquella parte y que puede venir a dominar tambi6n
aqui, entonces el precio de costo 6 el precio del mer-
cado, que no serh de mercado como he demostrado,
el precio del mercado serh el que dicte la voluntad
de esta compafiia, finica, omnimoda en cuestiones de
petr6leo, y entonces los que quieran regar la Vuelta
Abajo la regarfin con el precio de los propios co-
lonos, a merced, a voluntary de aquella compafiia que
tiene el monopolio de hecho, la cual lo tendrA de
derecho como una garantia para lo future. El dia
en que le llegue 6 faltar el monopolio de hecho, ella
provoca su monopolio por medio de la Ley que in-
conscientemente habra votado el Parlamento cubano.
SR. GARRIG6 SALIDO: No sera de todos modos mas
barato que cualquier otro combustible que est6 en
el mercado ?
SR. FERRARA MARINO: Puede ser mis barato, yo
no lo discuto, porque entonces el Standard Oil le-
convendr competir con, el carbon, pero no sera


tan barato, sera mis barato, yo no lo discuto, pero
no serh esa raz6n para que nosotros lo admitamos
libre de derechos en el suelo cubano.
SR. GARRIG6 SALIDO: Sera siempre al mismo pre-
cio del trust.
SR. FERRARA MARINO: Y tendremos siempre la
puerta abierta para el caso de que un dia persegui-
do en su propio pais venga a establecerse tambi6n
en el nuestro.
SR. GONZALEZ LANUZA: En la concesi6n se dice
por 39 afios, tiempo que seguramente no durarh en
los Estados Unidos.
SR. GARRIG6 SALIDO: No caeri, senior Gonzilez La-
nuza.
SR. GONZALEZ LANUZA: Yo tengo la seguridad de
que caerh mAs que de tener delante en estos momen-
tos al Sr. Garrig6.
SR. FERRARA MARINO: Va A caer bajo el peso de
la influencia. pfiblica, alli conscience y en6rgica. Y
es m6s, yo no se si el Sr. Garrig6 lo sabe, esto del
petr6leo esth ya resuelto, su organizaci6n no existed,
el trust del petr6leo se constituy6 de la siguiente
manera: habia varias compafiias y luego vinieron
otras nuevas compafiias y le vendieron a esta otra
acciones que ellas podian dar los dividends a los
accionistas, para darlo bajo una sola concesi6n. No
hay en esto la unidad de intereses, pero si 'la vulgta-
ridad de intereses; si el Congreso americario, si el
Attonery General, de los Estados Unidos, los puede
perseguir, los calificarh como de un fraude a la Ley,
que es una manera de engafiar a la Ley, ya habra
caido para siempre; si el Congreso de los Estados
Unidos en el dia de mafiana viendo que la Ley que
ha hecho ha sido burlada, dictar6 que no se podri
tener acci6n de esta manera para constituir un todo
comfin y habra caido tambi6n; y si en el dia de ma-
fiana se descubren otras minas las cuales no pueden
seguir el procedimiento a que se ha legado, en
aquel moment, aquello no podrh ser del trust del
petr6leo y entonces tendremos la competencia y que
tal vez podr6 llegar a que desaparezca el trust del
petr6leo. Demostrado, por consiguiente, que el rega-
dio no se beneficia con esto, que no hay precio de
costo .....
SR. FUENTE BORGES: El precio del mercado, senior
Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: Pero, sefiores, c6mo -va
ser possible esto? O yo estoy loco, 6 los sefiores Re-
presentantes que me interrumpen est6n locos. Es la
primera vez que se present un argument de esta
naturaleza en el mundo.
Constituir el trust .del petr6leo aqui. significa ma-
tar toda la nueva industrial que pudiera surgir y
ademAs tendremos aqui el petr6leo mas caro que en
ninguna otra parte, esa seria la otra consecuencia;
los paises que han tenido trust, que lo han protegi-
do, cuando los trusts han sido de hecho, han tenido
los products mas cars del universe.
Yo tenia recopilados unos datos de una discusi6n
que se promovi6 el 15 de Junio de 1903 en la Chma-
ra de los Lores in.leses, que voy A leer los sefiores
Reoresentantes: (Los lee).
De modo que debian paear unos fletes, debian pa-
gar el seguro maritime, debian dar los railes a 85
mientras que los vendian en el suelo patrio a 125;
esto pasa en casi todas las cosas de los Estados Uni-
dos, que los articulos de la exportaci6n son mas
baratos que los articulos de la importaci6n v esto
es debido a los trusts. El azficar aleman. en Alema-
nia cuesta much mas caro que en Inglaterra. Las








12 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRE'SO.-CAMARA-DE IEPRESENTANTES


places niqueladas para los acorazados, en Alemania
cuestan mAs del double de lo que cuestan en Inglate-
rra, y se trata de algo patri6tico: las corazas que
l1evar los buques atlemanes en defense de la patria,
cuestan mis cars que las corazas que llevan los bu-
ques ingleses, tambien para defender la patria, y
esas corazas son alemanas.
Con esto, oponi6ndome A este proyecto que creo
que es un atentado desde el punto de vista econ6-
mico, desde el punto de vista financiero y desde el
punto de vista juridico, yo no defiendo nada mAs
qu'e mis ideas. Yo no s.6 qui6n tiene interest carbone-
ro, pero creo que no se puede sospechar de nadie,
desde el moment que se levanta A decir que quiere
que el petrileo crudo entire libre de 'derecho, que na-
die pague derecho, que cualquier compafiia que se
quiera organizer lo pueda comprar.
Mal puede defender a los carboneros, si es que va-
mos de sospecha en sospecha, los que no quieren
que se monopolice el petr6leo, porque si es cierto
que existe un trust del carb6n y existed un trust del
petr6leo, muy fAcil leis sera al trust del carb6n y
al trust del petr6leo ponerse de acuerdo. Quizas por
esto los interests carboneros no han gritado, quizAs
por esto nada han publicado los peri6dicos, quizis
por esto nadie ha hablado en pfiblico ni en privado
del interns .de los carboneros.....
SR. FifEYRE DE ANDRADE: Ni han venido A la CA-
inara.
SR. FERRARA M~ARINO: QuizAs los carboneros estAn
esperando que pase la Ley para hacer entonces, en-
tre esas dos entidades, lo que hacen en los Esta-
dos Unidos: ponerse de acuerdo y puestos de acuer-
do hacer completamente ilusorio aun en lo que estA
en la mente de los que votarAn en favor de esta
Ley.
En los tries dictAmenes no hay ninguna idea nue-
va ....
SR. PORTO CASTILLO: Me permit el Sr. Ferrara
una pregunta?
SR. FERRARA MIARINO: Con much gusto.
SR. PORTO CASTILLO: Puede la CAmara legislar
suorimiendo y declarando libre la entrada del pe-
trdleo cuando ese petr6leo produce A la renta qui-
nientos mil pesos y sustituirlo por otro que rente
igual ?
SR. FERRARA MARINO: Yo voy A contestarle con
el mismo argument del ponente de la Comisi6n de
Aranceles 6 Impuostos, con el cual en esto, estoy de
acuerdo. Las otras ponencias no traen nada nuevo:
este es el argument Aquiles. El Sr. Urquiaga, po-
nente de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos,
se reserve solo una part especial....
SR. URQUIAGA ARRASTIA: Hago site modificacio-
nes.
SR. FERRARA MARINO: Yo no hablo ahora de las
modifi.caciones. yo he habla.do del toido; despu6s, al
tratar del articulado. si por desgracia Ilegamos A
61, me ocupar6 de todo eso; Yo combat en conjun-
to el monopolio, la idea del monopolio....... ...
dice que siendo ella intermediaria y compuesta to-
da de comerciantes se comprende su oposici6n.
SR. TTRQUIAGA ARRASTIA: Claro que es verdad.
SR. PFRRARA MARINO: Por Dios. senior Urquiaga.
SR. TTRnQIAGA ARRASTIA: Pues si tengo que inte-
rrumpir .i su S. S. v lo seguire interrumpiendo cada
vez que me haga alusion, yo no puedo pasar A los
ojos del pilblico como. ote estov sufriendo indirec-
tas continuamente sin decir nada.
Yo contestar6 todo eso, con tanta argumentaci6n,


con tanta amplitud como el senior Ferrara y tam-
bi6n me coneretar6 mis a la Ley. No puedo permi-
tir que me est6n hincando 6 hincando sin protester.
Tal parece que el senior Ferrara es un maestro de
escuela y estamos bajo su f6rula.
SR. FERRARA MARINO: Seilor Presidente, esto no
puede continuar asi.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): (Agitando
la campanilla): Terminado el incident. Continfie
el senior Ferrara.
SR. FERRARA MARINO: No es una raz6n el que por-
que sean intermediaries 6 comerciantes los de la CA-
mara de Comercio, no deban ser oidos, no es una
razon de orden general.
SR. URQUIAGA ARRASTiA: Nadie lo ha dicho, yo no
lo digo, traer6 el informed y lo leere. Y veremos la
fecha.
SR. FERRARA MARINO: Y sin embargo, no siendo
una raz6n de peso, lo es.
SR. URQUIAGA ARRASTIA: Lo seria.
SR. FERRARA MAnINO: De todas maneras, el sailor
Urquiaga leera su dictamen y lo verA.
SR. URQUIAGA ARRAsTiA: Yo no digo que so com-
bata el monopolio, que es la Ley de Agua.
SR. FERRARA MARINO: No es Ley de Aguas, es ley
que niega el agua, quo quita el agua.
SR. URQUIAGA ARRASTiA: Nadie sufre perjuicios
con ella, solo disfrutan beneficios; los derechos se-
ran siempre los mismos; por consiguiento, no es tal
monopolio ....
(Contintia hablando on voz baja y no so le oyc).
SR. FERRARA MARINOQ: Yo voy A dejar al Sr. Ur-
quiaga que termine.
SR. URQUIAGA ARRnSTIA: Yo he dejado A su sefio-
ria que able cuanto quiera.
SR. FnERRARAn MARINO: Pero yo no acostumbro A
interrumpir en esta forma.
SR. URQUInAA ARRAsTIA: Yo lo interrumpo como
interrumpe used A los demAs.
SR. FERRARA MARINO: Pero S. S. no interrumpe,
S. S. arma un imbroglio tal y hace las cosas de tal
manera que tal parece esto un pequefio Ayunta-
micnto y no un Congreso.
SR. URQUIAGA ARRASTIA: No me parece muy bien
que S. S. vaya A oficiar de maestro de ceremonies.
Yo interrumpo cuando me aluden, cuando veo que
me quieren nortificar, que me pinchan. (Risas).
SR. FERRARA 3ARINO: Lo cierto es que hay un
sinnimero de entidades econnmicas que han infor-
mado en el asunto.
SSR. ITRQUIAGA ARRASTiA: Interesadas todas.
SR. FERRARA MARINO: Todas interesadas en con-
tra del petr6leo, .todo lo que quiera el Sr. Urquia-
ga; pero hay un sinnfimero de Comisiones que han
informado en contra.
SR. URQUIAGA ARRASTIA: Lo ha informado a favor.
SR. FERRARA MARINO: NO.
SR. 'URQUIAGA ARRASTIA: Lea S. S. el dictamen
del Dr. Calleja. lealo.
SS. FERRARA. MARINO: No lo ha informado A favor.
Yo no lo he recibido. Por esto digo que esta ley se basa
en un juego, en un continue y complete juego. No
lo ha informado,'ha informado i favor de la exen-
ci6n de derechos del petr6leo, pero no A favor del
monopolio.
SR. URQUlAGA ARRASTIA : Solaniente puede venir
asi, porque nadie va a gastar dos 6 tres mil pesos
sin tener la seguridad do recuperarlos.
S(Varios selorcs Representantcs pronuncian pala-
bras que no se oyen). (Murmullos).


-








DIARIO DE SESIONE'S DEL 'CONGRESQ.-CAMARA DE REPRESENTANTES 13


SR. FERRARA MARINO: Sefior Presidente. Yo soy
favorable A todas las interrupciones y me place mu-
cho el contestarlas, pero cuando estas son incoheren-
tes y a media voz no puedo ser favorable, porque
interrumpen el hilo de mi discurso sin que yo pue-
da contestarlas.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): Si la Pre-
sidencia permit que le interrumpan es porque su
sefioria ha sido el primero en aceptarlas.
SR. FERRARAR MARINO: Pero no cuando las inte-
rrupeiones son vagas y sin ninguna finalidad.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO) : Continfie el
Dr. Ferrara en el uso de la palabra.
SR. FERRARA MARINO: Lo cierto es que hay Cor-
poraciones que han informado en contra de esta
Proposici6n de Ley, no hay ninguna que haya in-
formado A favor del monopolio, no hay ningin Re-
presentante que no haya declarado, no hay ningin
veguero que lo haya pedido, ninguno, except los
que componen la compafila, nadie ha venido aqui a
alentar A los sefiores Representantes para que-voten
el monopolio. Todo lo que se afirme en contrario es
completamente inexacto y es A estas Corporaciones
a las que nosotros queremos favorecer. Ya el senior
Lanuza decia que estas Corporaciones no desean
ser protegidas de esta manera y yo repito los famo-
sos versos que Virgilio pone en boca de Laocconte:
"Si, le tengo miedo A los griegos aun cuando me
quieren favorecer".
Es como si nosotros quisi6ramos con un Proyecto
de Ley favorecer los intereses econ6micos y que las
Corporaciones Econ6micas se levantaran para de-
cirle A la Camara: bien, les tememos A ustedes aun
cuando nos quieran hacer favors. Eso es lo que yo
quiero combatir, eso es lo que yo declare a la a CA-


mara, que interesAndonos por las cuestiones econ6-
micas vainos en contra de todos aquellos a los cua-
les pretendemos favorecer.
Yo voy a terminar, sefiores Representantes; yo he
tcnido nccesidad de decir tqdo lo que yo pensaba
sobre esta cuesti6n. Yo he usado una frase fuerte,
una sola, aunque se pudiera career que han sido va-
rias, una sola, solo una frase fuerte, que yo voy a
recoger antes de terminar. Yo he dicho que lo que
se pretendia era hacer una estafa moral, pero yo debo
declarar que yo no me he referido en lo absolute a
la Proposici6n de Ley ni A los individuos que la
han firmado; no podia referirme A ellos; yo no he
podido referirme ni me he referido al Sr. Garrig6
ni A ningin otro senior Representante. Yo, al afir-
mar que esto es una estafa moral al precio de cost,
he querido decir que la Compafiia que ofrece esto
no ofrece algo verdad, no ofrece algo sinceramente;
sino que la pone delante de los ojos A. la Camara al-
go con que engafiarla para obtener los fines, para
obtener el deseo que persigue sobre este punto. Yo
creo que este acto que nosotros realizamos diseu-
tiendo este punto, debe ser altamente tenido en
consideraci6n aGn por los que son favorables 6 este
Proyecto de Ley, porque yo creo que ellos desean
la luz, que ellos desean la verdad como lo dije al
principio sin que delante de mis ojos hubiera algu-
na sospecha de que ellos no quisieran hacer el bien
del pais, pero nosotros oponemos razones lo finico
que deseamos es que un sano y buen convencimiento
de una parte y de otra venga a ponerse al servicio
de nuestro pais.
Sn. URQUIAGA ARRnSTiA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (BORGES FIGUEREDO): Se levanta
la sesi6n.
(Eran las seis monos diez p. m.)


Imp. Ramnla, ionza y 0.,, Obispo 33 y 35, Habano.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs