Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00247
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00247
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text












DIARIO SES ONES

DEL P
CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


CUARTO


PERIOD CONGRESSIONAL


PRIMERA LEGISLATURE

VOL. X HABANA, FEBRERO 5 DE 1909 NUM. 6


C~mara de


Representantes.


Quinta


sesi6n


ordinaria.-3


de Febrero


de 1909.


Presidencia del Sr. Orestes Ferrara y Marino.

Secretaries: Sres. Juan Fuentes B6rges y Manuel Giraudy Vivar.


SUMARIO.


Modificaciones al acta pedidas por el Sr. Masferrer.
-Comunicaciones procedentes del Senado.-Co-
municaci6n del Gobernador Provincial de la Ha-
bana, transmitiendo acuerdo del Ayuntamiento de
Aguacate, sobre una estatua en Sagua la Grande,
al Dr. Joaquin Albarran.-Pasa a la Comisi6n de
C6digqs, la proposici6n de ley de los Sres. Ferrara
y otros, sobre amnistia.-Continfia la discusi6n del
dictamen de la Comisi6n de Actas en la parte re-
ferente al Sr. Espinosa.-Discurso del Represen-

A las 2 y 15 minutes p. m., ocupan la Presidencia, el
senior Ferrara y Marino, y las Secretarias los sefiores
Fuentes Borges y Giraudy Vivar, hallfndose pre-
sentes los sefiores Representantes que a continuaci6n
se expresan:
Adam Galarreta.
Albarr6n Dominguez.
Arango y Mantilla.
Arias Guerra.
Armenteros y Cardenas.
Arteaga y Quesada.
Audivert y PNrez.
Bee Dupeir6n.


tante Sr. Miguel Sufrez Guti6rrez.-Presenta el
Sr. Viondi una proposici6n incidental sobre pase
del asunto objeto del debate 6 las Comisiones de
Actas y C6digos. Es aprobada por la CAmara, en
votaci6n nominal.-El Sr. Borges solicita de la
.Mesa, la impresi6n y reparto de proyectos de ley
relatives a cuestiones obreras.-La Presidencia in-
dica A los Sres. Representantes que pueden reunir-
se para constituir las diversas Comisiones perma-
nentes.


Boza y Boza.
Bruz6n y Garcia.
Cabada y del Haya.
Calleja y Capote.
Cancio Bello y Arango.
Castellanos.
Castillo y Marqu6s.
Cebreco.
Collazo y Tejada.
Cuesta Rend6n.
Don Ayll6n.
Espino y Castell6n.
Espinosa y Hernfndez.
Fernandez Criado.


-- --- --









2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES.


FernAndez Guevara.
Garcia Ferid.
Garcia Cafiizares.
Garrig6 y Salido.
Gnnova de Zayas.
Gonzalez Clavel.
GonzAlez Lanuza.
GonzAlez Novo.
GonzAlez T6llez.
Gracia.
Guas y Pagueras.
Ledo y Garcia.
Lores Llorens.
Llorens Ubieta.
Madrigal.
Manduley Tapia.
Masferrer y Grave de Peralta.
Mendieta Monteffi.
Messonier y Alvarez.
Mole6n Guerra.
Morej6n y Montafio.
Naya y Serrano.
Pagliery y Norma.
Palencia.
Pardo SuArez.
Pifi6 Arrue.
Ponvert de L'Isle.
Rivero y Gindara.
San Miguel y Segala.
Sanchez Figueras.
Serra Montalvo.
Spotorno Uribi.
Suarez Guti6rrez.
Vera Verdura.
Vilardell y Tapis.
Viondi y Vera.

Llegaron despu6s:


Alsina Espinosa.
Borges y Figueredo.
CartafiA y Borrell.
Castillo y Pereda.
Cortina y Garcia.
Cullar del Rio.
Dolz y Arango.
Garcia Ensefiat (Ezequiel).
Garcia Kohly.
Martinez Ortiz y L6pez.
Pereda y GAlvez.
P6rez Vald4s.
Pifieyro y Crespo.
Risquet de Dios.
Vald4s Carrero.
Varona Suarez.
TOTAL: 78.


SR. PRESIDENT (FERRARA) : Se abre la sesi6n.

(El Oficial senior Giro da lecture al acta de la se-
si6n anterior).

SR. PRESIDENTE (FERRARA) : b Se aprueba el acta?
SR. MASFERRER: Sr. President, pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRARA): Sobre el acta, senior
Masferrer ?
SR. MASFERRER: Si, senior.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Tiene la palabra el se-
flor Masferrer.


--


- __ --- _~


SR. 31.~A-FERRER: Sr. President y Sres. Representan-
tes: Si no he oido mal, lo que puede ser possible, dadas
las malas condiciones acfsticas de este local, en el acta
a que se acaba de dar lecture, se expresa el concept
de que yo present id esta Cimara una proposici6n de
ley pidiendo se aumentara la dotaci6n de los Sres. Re-
presentantes; esto es un absurdo: mi proposici6n se
refiere 6 la necesidad de tener que modificar el presu-
puesto fijo de los Sres. Representantes, que no es lo
mismo, porque el presupuesto fijo de los Sres. Repre-
sentantes es precisamente para 63 Representantes y
ahora somos 83. De modo que, aun cuando la proposi-
ci6n a que me refiero no fue tomada en consideraci6n,
no habri mis remedio que tomarla, 6' presenter otra,
porque de lo contrario los Sres. Representantes no tie-
nen consignaci6n alguna en el presupuesto fijo para el
nuimero total de ellos. Yo entiendo, pues, que mi pro-
posici6n se reduce a que se modifique el presupuesto
fijo y ademhs se asigne la dotaci6n que deban tener los.
sa3ores Representantes, de acuordo con el Decreto del
Gobernador Provisional, promulgado antes de mar-
charse. Los sefiores Representantes no tienen asigna-
da dotaci6n alguna. Asi es que on ese concept yo
ruego al senior Presidente de csta Cimara que tenga
la bondad de hacer constar en el acta de hoy, para ha-
cerlo valer en el dia de mafiana, que mi proposici6fi no
es pidiendo aumento de dotaci6n, sino pidiendo que se
asigne la dotaci6n, para que los seiores Representan-
tes puedan cobrar, porque de otra manera no podremos
hacerlo mas que unos y otros no; y entonces debo
decir, que sere el primero en renunciar toda dotaci6n
si los demas compafieros hacen lo misno, ai fin de que
tengamos un Congreso de patriots y barato.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : El acta se puede modi-
ficar en el sentido que dice el senior Representante, pe-
ro siempre haciendo notar lo que consta de la propia
proposici6n de ley que se present: que la dotaci6n
que actualmente disfruta de $3,600, pasard i ser de
$4,800.
SR. MASFERRER: Si, sefior, porque hay que modificar
el presupuesto fijo. Eso no quiere decir que yo no
acepte la dotaci6n de $300 que tenian antes los sefores
Representantes, sino que debemos asignarnos un suel-
do, segun dice el Decreto del Gobierno Provisional.
De suerte que yo suplico al senior Presidente ordene
sea enmendada el acta en el sentido que pido, esto es,
que lo que, yo pedia en mi proposici6n fu6 que se modi-
ficara el presupuesto fijo y la asignaci6n de la dota-
ci6n, pues he visto que se quiere tomar el rhbano por
las hojas.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Ld Cimara, acuerda
tomar en consideraci6n la modificaci6n al acta en el
sentido que pide el senior Masferrer? Los que est6n
conformes que so pongan de pie.

(La mayor0a de los stores Representantes se pone
de pie.)

Acordado.

Lectura de conunicaciones. El Secretario, senior
Juan Fuentes, se serviri dar lecture a las comunica-
ciones recibidas.
SSR. SECRETARIO (FUENTES BORGES): (Leyendo):

"Habana, Febrero 2 de 1909.-Sefior Presidente de
la Camara de Representantes.- Sefior: En cumpli-
miento de lo dispuesto en el articulo 12 de la Ley de
Relaciones entire la Cimara de Representantes y el Se-










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES. 3


nado, tengo el honor de adjuntar A used copia de la
proposici6n de ley sobre derogaci6n de determinados
preceptos del decreto 7 del Gobernador Provisional,
que fuE presentada con fecha de ayer en este Cuerpo.
-De usted atentamente, (f) M. Moria Delgado, Pre-
sidente.-(f)Jos6 B. Alem6n, Secretario.-(f)Dr. An-
tonio Gonzalo Perez, Secretario.

AL SENADO.

Por cuanto el Decreto del Honorable Gobernador
Provisional de dos de Enero del corriente afio contie-
ne, en sn articulo 4.0, nfumeros 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9 dis-
posiciones propias de los Reglamentos del Senado y de
la CAmara de Representantes.
F Por cuanto. conform al articulo 56 de la Constitu-
ei6n. cada CAmara formara su Reglamento, con inde-
pendencia del otro Cuerpo Colegislador.
El Sonadpr que suscribe, propone: que se deroguen
las disposiciones contenidas on los nimeros 3, 4, 5, 6,
7, 8, y 9 del articulo 4. del decreto del Honorable Go-
bernador Provisional de dos de Enero de 1909.
Palacio del Senado y Enero 28 de 1909.-Dr. Anto-
nio Gonzalo Prcez.-A. Nodarse.-A. G. Osuna.

"Habana, Febrero 2 de 1909.-Sr. President de la
Camara de Representantes.-Sefior: En cumplimiento
de lo dispuesto en el articulo 12 de la Ley de Relacio-
Snes entire la Cfmara de Representantes y el Senado,
tengo el honor de adjuntar A usted copia de. la proposi-
ci6n de ley relative A modificaciones de la Ley Muni-
cipal vigente que ha sido presentada A este Cuerpo con
fecha de ayer.
Muy atentamente de used, (f) IM. Moriua Delgado,
Presidente.-Antonio Gonzalo Prez, Secretario.-Jo-
se B. Alemdn, Secretario.

AL SENADO.

Por cuanto la disposici6n del articulo 104 de la Ley
OrgAnica de los Municipios, en cuanto al nombramien-
to de empleados se refiere, ha sido interpretada de dis-
tinta manera por algunos Alcaldes y Ayuntamientos,
y esa diversidad de criterio perjudica el ordenado fun-
cionamiento de las oficinas municipals.
Por cuanto, conform al articulo 105, inciso 4.0 de
la Constituei6n, corresponde A los Ayuntamientos
"nombrar y remover los empleados municipals, con-
forme A lo que estableeen las leyes"; y segfn el ar-
ticulo 110, inciso 3, "corresponde A los Alcaldes nom-
brar y remover los empleados de su despacho, confor-
me A lo que establecen las leyes".
Por cuanto de la.simple lectura de ambos articulos
se desprende elaramente que el precepto del 103 es de
carActer general y el del 110 una excepci6n de la regla
que en aqu6l se establece.
El Senador que suscribe propone que se adicione el
articulo 104 de ]a Ley OrgAnica de los Municipios con
este parrafo:
"Se entenderA por empleados del despacho del Al- e
calde, su Secretario particular y los auxiliaries que
acuerde el Ayuntamiento".
Palaeio del Senado. Enero 29 de 1909.-Antonio s
Gonzalo P&rez.-Cristobal de la Guardia.-A. G. Osu-
na.-Alberto Nodarse.

Sn. PRESIDENT (FERRARA) : La Camara se da por u
enterada. I
Sn. GAC in CAI-ZAREs: Pido la palabra.


SR. PRESIDENT (FERRARA): Tiene la palabra el
senior Garcia Cafiizares.
Sn. GARciA CAnIZARES: He pedido la palabra'para
suplicar A la Presidencia se sirva disponer se saquen
copies de ese docnmerito, lo mismo que de cnalquiera
otro que venga del Senado, y se repartan a los sefio-
res Representantes.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : i La Cimara lo acner-
da asi?

(Signos afirmativos).

Acordado.

Se imprimira y repartirA.
SR. SECRETARIO (FUENTES BORGES) : (Leyendo):

Seeei6n Segunda.-Asuntos Generales.

Habana, Enero 15 de 1909.

Al President de la Camara de Representantes.

Senior: El Alcalde Municipal de Aguacate, en 24
de Diciembre filtimo, dirigi6 a este Gobierno la si-
guiento comunicaci6n:
"Tengo el honor de remitir A usted copia certifica-
da del acuerdo adoptado por el Ayuntamiento de este
Trmino, en sesi6n celebrada el dia diez de los co-
rrientes, relative A que la CAmara coadyuve A la rea-
lizaci6n de una estatua en la villa de Sagua la Gran-
de al Dr. Joaquin AlbarrAn."
Lo que tengo el honor de trasladar A usted con re-
misi6n del document que se menciona en el escrito
inserto, A los efectos que se estimen procedentes.
De used atentamcnte.-Ernesto Asbert, Goberna-
dor de la Provincia.

"FMlix G6mez Groulier, Seeretario de la Administra-
ci6n [Municipal de Aguacate (Provincia de la Ha-
bana).
Certifico: que en sesi6n celebrada por el Ayunta-
miento de este T6rmino, el dia diez de los corrientes,
se adopt el siguiente acuerdo:
Di6se lecture A moci6n del Ayuntamiento de Sa-
gna la Grande, rogando que los Ayuntamientos de la
Reptiblica. interpongan su influencia en la Cfmara
para que esta coadynve A la adquisici6n de una esta-
tua en honor del eximio Dr. Joaquin Albarran, que
habriA de levantarse en acuella Villa, y la Corpora-
ci6n acord6 uniinimemente acceder af lo solicitado.

Y para remitir al Sr. President de la Cfmara de
Representantes expido la present en Aguacate, A
veinticnatro de Diciembre de mil novecientos ocho.-
FPlix CGmez Groulier".

SB. PRESIDENT (FERRARA): La Camara se dA por
nterada y pasara A studio de la Comisi6n respective.

(Se da lecture a n telegram, en el cual el senior
1uis M. Toledo, recluido en la cdrcel de Santa Clara,
aluda a la nueva Cdmara de Representantes).

Se va A proceder A la lectura de la moci6n suscrita
>or los sefiores Ferrara y otros, sobre concesi6n de
ma amnistia, con motivo de la restauraci6n de la
epfiblica.
SR. SECRETARIO (FUENTES BORGES) : (Leyendo):









4 .'DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES.


A LA CAMARA.

Los Representantes que suscriben, oido el Mensaj(
Presidencial y apreciando las razones en el mismo
contenidas, tienen el honor de proponer a la Camare
el siguiente
PROYECTO DE LEY:

Articulo 1

Se concede amnistia:
1?-A los condenados, 6 que por raz6n del hecho
punible cometido debieran serlo, A pena que no exce-
da de un aiio y un dia de presidio 6 prisi6n correc-
cional y a los que les falte el expresado 6 menor
tiempo, para el Qumplimiento de sus condenas.
2-De los delitos que hubieren sido cometidos por
imprudencia.
39--De los realizados en defense en la que no hu-
bicsen concurrido todos los requisitos necesarios para
la exenci6n dc responsabilidad.
4?-De los realizados por medio de la prensa.
59-De todas las penas y multas impuestas por in-
fracciones de leyes 6 reglamentos'.
69-De los delitos contra el orden pfiblico.
79--De los cometidos por miembros de los Ej6rcitos
Libertador y Constitncional, a excepci6n de los de
sangre, cuya penalidad exceda A doce afios y un dia
de reclusi6n.
8-De los comprendidos en titulo VII libro 2" del
C6digo Penal, con excepci6n de los definidos en los ca-
pitulos X y XI, castigados- con pena de prisi6n co-
rreccional, 6 superior A 6sta.
99-De los de falsedad en documents, sin la concu-
rrencia del delito de estafa.
109-De los perpetrados antes del afio 1898.
119-A todos los condenados se eI rebajIala cuarta
parte.del tiempo que como pena se les hubiere im-
puesto, except fi los condenados A pena capital que,
con anterioridad a esta Ley, hubieren sido indultados.
129-A los condenados A muerte ste I conmuta esta
pena. por la inmediata; y gozarfn de este beneficio,
aquellos A quienes por raz6n del delito cometido, de-
ba imponerseles la pena capital.

Articulo 2

A los efeetos de la aplicaci6n de esta Ley, en los ca-
sos en que no bubiere recaido condena, los Tribunales
sobresceran libremente los procedimientos. atenifndo-
se, en la apreciaci6n de la penalidad, al auto de pro-
cesamiento, caso de no haberse formulado la califica-
ci6n fiscal y fi sta en cualquier otro caso.

Articulo 3

Los beneficios que otorga el Articulo 19 de esta Ley
s6lo se refieren i los delitos perpetrados con anterio-
ridad al dia 28 de Enero de este afio.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
1 de Febrero de 1909.-Orestes Ferrara.-Juan F.
Fitentes.-Severo Moledn.-Emilio Arteaga.-Dr. Jo-
se A. Garcia.--Erique Collazo.-Roque E. Garrigo.
SR. PRESIDENT (FERRARA): ,La Camara toma en
consideraci6n esta proposici6n de ley?
Los que esten conformes, se serviran ponerse de pie.

(La mayoria se pone en pie).
Acordado.


SR. PRESIDENT (FERRARA) : 1 Acuerda la Cimara
que pase A la Comisi6n de C6digos 6 a otra Comision
e cualquiera ?
SR. MENDIETA: Pido que pase i la Comisi6n de
t C6digos.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Los que esten de acuer-
do se servirAn ponerse de pie.

(La mayoria se pone en pie).

Acordado.

SContinfla la discusidn del dictamen de la Comisi6n
de Aetas. Tiene la palabra el Sr. Suarez.
SR. SuARnz GUTIERREZ: SeSores Representantes: He
dudado largo tiempo antes de decidirme At conslunir
un turno en contra del dictamen de la Comisi6n de
Aetas, en cuanto se refiere a la del senior iiguel Es-
pinosa y Hernandez, porque ese dictamen ha sido
aceptado unanimemente por distinguidos compafieros
elegidos en esta Camara entire todos los Partidos po-
Ifticos.que la integran; pero impulsado por las cir-
eunstancias excecionales en que voluntariamente se
ha colocado el Sr. Miguel Espinosa y HernAndez,
creando una sitnaci6n do derecho que no puede satis-
facer Ia dignidad ni el sentimiento national cubano,
no vacilo en solicitar con todas mis energies, sostenido
por el convencimiento mis profundo, que se declare
que el senior Miguel Espinosa y Hernandez, no tiene
eapacidad para cjereer en Cuba, por ahora, el cargo *
de legislator.
T6came ocupar vuestra ben6vola atenciOn. Sefiores
Representantes, en cambio de esa benevolencia que
tanto necesito, prometo ser muy breve, brevisimo, tan
breve, que no tocare la cuesti6n en su aspect moral,
v s6Io me limitnr fa estudiarla desde el punto de vis-
ta legal y doctrinal, aceodiendo asi `a indicaciones he-
chas por el propio Sr. Espinosa, en el discurso que
aqui pronunciara.
1fl decia. motivess lecales aparte, es Io eierto que
me hice cindadano espafiol porque aquellos eran dias
de incertidunmbre, de confusion, de desconfianza".
Yo prescindir6 de calificar como se merece el hecho
de que un cubano se acogiera al pabell6n espafiol en
los moments en que triurifaba la Revoluei6n Reden-
tora; yo no quiero hacer consideraciones, tampoco.
respect a lo que para mi significa que un cubano
onisiera hacerse espafol al mismo tiempo en que en
el horizonte politico aparecia perfectamente delinea-
da Ia personalidad cubana. desde el moment en que
se habia firmado el Tratado de Paris, faltando sola-
mente que la Convenci6n Constituyente, ya convoca-
da, se reuniera para determinar la form de gobierno
que adoptaria la Naci6n Cubana; pero no puedo me-
nos de hacer constar aqui que la opinion pfiblica, que
la conciencia popular mira siempre con desd6n, mira
siempre con sospecha y con cuidado, A todos aquellos
oue se opusieron directs 6 indirectamente it nuestra
Revolnci6n, y por el contrario, mira siempre con cari-
fo, agasaja, quicre y aplaude f todos aquellos que
prestaron su concurso a la Revoluci6n cubana.
Por eso aqui en esta Camara y en los moments en
que un Representante eleoido por el voto popular de
la Provincia de Pinar del Rio, con voz elocuente y
patri6tica, pide qne se discuta la eapacidad del se-
fior Espinosa para ocupar el cargo de Representante,
A otro Representante. que de no haber nacido en Italia,
hubiera querido recibir bajo este cielo azul las prime-
ras impresiones de la vida, que vino a Cuba en dias,
para el senior Espinosa de incertidumbre y de descon-










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES. 5


fianza, para 61 de fe y de entusiasmo, y al desmbarcar
ofrece su brazo poderoso A la Revoluci6n, riega con su
sangre generosa los hermosos campos de nuestra Pa-
tria y ayuda A nuestros heroes y a nuestros mhrtircs
a colocar sobre lo mas alto del capitolio cubano la
bandera de nuestros ensueilos, mientras diseutimos
el acta del soilor Espinosa, todos los Representantes,
lo mismo los orientales que los de Occidente, los libe-
rales y los conservadores, teniendo en cuenta 6nica-
mente su historic revolucionaria, lo colocamos en el
sitial mas alto que podemos ofrecerle.

(Grandes aplausos).

El Sr. Mole6n, Representante por Pinar del Rio. se
present aqui 4 hablar con gran sinceridad: 61 decia
que no tonia motives do rencor ni de discordia per-
sonal, ni nada que inclinara su animo contra el senior
Espinosa, y yo, sefiores Representantes, con la misma
sinceridad, tengo que hacer una declaraci6n contra-
ria a la Camara; tengo que decirle que yo tengo
preocupaciones y prejuicios contra el sofior Espinosa,
y que esas preocupaciones y esos prejuicios surgieron
desde el dia en que vi que su nombre no figuraba
entire los candidates a Representantes por la Provin-
cia de la Habana,; donde era perfeetamente conocido,
donde se habia hecho popular por su ilustraci6n y por
su pluma, y que le habian postulado Representante
por la Provincia de Santa Clara. Yo, que sabia que
en las Villas no se conocia al Sr. Espinosa, pregunt6
y busqu6 los motives por qu6 se habia postulado por
aquella Provincia, y al ver, sefiores Representantes,
que esa es la Provincia donde existe mayor nfmero
de electores nacidos en Canarias, colonial digna por sus
merecimientos, por su amor al trabajo y por la pros-
peridad que prestan siempre al sitio donde desen-
vuelven sus aptitudes para el trabajo, entendi y com-
prendi que se postulaba al senior Espinosa por esa
Provincia para arrastrar a ese nficleo de electores
sencillos.
Esto es tan cierto, sefiores Representantes, que un
hacendado de las Villas, nacido en Canarias, amigo
intimo mio y admirador del doctor Alfredo Zayas y
del General Jos6 Miguel G6mez, que en 1905 prest6
su actividad y sus grandes intereses para defender la
candidatura liberal en las filtimas elecciones, no apo-
y6 la candidatura de sus simpatias, y al preguntarle
la causa de ese cambio de opinion, me dijo que s6lo
defendia la candidatura del Partido Conservador,
para sacar triunfante a un compatriota suyo.
Pero dejando esa cuesti6n moral, que yo no debo
tratar, estudi6mosla bajo su aspect legal. Se ha
acogido el Sr. Espinosa a la segunda de las Disposicio-
nes Transitorias de nuestra Constituci6n, el afo 1906,
y yo entiendo y tratar6 de probar que esa disposici6n
transitoria s61o se debi6 utilizar al afio siguiente de
promulgada nuestra Constituci6n. La palabra transi-
toria tiene su etimologia en el latin transitorius que
significa pasajero, temporal, fugaz, lo que pasa pron-
to, lo que sucede de prisa. Vienen las Disposiciones
Transitorias 4 resolver cuestiones de moment, cues-
tiones accidentales, no cuestiones de fondo, no cues-
tiones principles que deben resolverse en el cuerpo
general de esas leyes. Recientemente tenemos publi-
cado en la Gaceta un Decreto del Gobernador Provi-
sional, nombrando la Comisi6n de Protestas, y pone
una disposici6n transitoria, y esa disposici6n transito-
ria, seiiores Representantcs, inicamente se refiere al
nombramiento de personal. Yo, que he estudiado la


Constituci6n cubana y las actas de la Convenci6n
Constituyente, afirmo: que esa segunda de las dispo-
siciones transitorias so hizo para que cubanos como el
venerable anciano don Tomas Estrada Palma, patrio-
tas como Julio Sanguily y, en una palabra, para que
aquellos que accidentalmente, como el senior Santiago
Cancio Bello nacieron fuera de aqui, pero que vivie-
ron queriendo siempre a Cuba, teniendo como titulo
de gloria y de honor el ser cubanos, se acogieran sin
demora a su ciudadania.

Es cierto que no tenemos en la Ley ningin precepto
que determine en cuinto tiempo podemos nosotros ha-
cer uso de esa disposici6n transitoria; pero no es me-
nos cierto tambi6n, que la analogia es una de las for-
mas que tienen las leyes para ser interpretadas.
El articulo 6 de la Constituci6n, en su parrafo pri-
mero, se refiere h los extranjeros que prestaron su con-
curso a la guerra de independencia, y le concede, sola-
mente, seis meses para poder hacerse cubano. El
propio articulo, en su parrafo segundo, a los extran-
jeros establecidos en Cuba antes del primero de Ene-
ro de 1899 que aqui han creado una familiar y un ho-
gar, solamente se les concede seis meses. El C6digo
Civil, en su articulo 24, en relaci6n con el 19, dispone
lo siguiente:

"El nacido en pais extranjero, de padre 6 madre
espafioles, que haya pedido la nacionalidad de Espa-
iia, por haberla perdido sus padres, podra recupe-
rarla, declarando que quiere ser espaiiol dentro del
ailo siguiente A su mayoria de edad"

Un Decreto hecho ad-hoc para esta cuesti6n en Es-
paiia, Real Decreto de la nacionalidad espafiola de 11
de Mayo de 1901, en sus articulos primero, segundo
y quinto, determine lo siguiente:

"REAL DECRETO DE 11 DE MAYO DE 1901.

NACIONALIDAD ESPANOLA.

Articulo primero.-Los naturales de los territories
codidos 6 renunciados por Espafia en virtud del Tra-
tado de Paz con los Estados Unidos, de 10 de Diciem-
bre de 1898, que en la fecha del change de ratificacio-
nes de dicho Tratado habitaban aquellos territories,
han perdido la nacionalidad espaiiola, y podrAn re-
cobrarla con arreglo a lo dispuesto en el articulo 21
del C6digo Civil para los espafioles que pierden esta
calidad por adquirir naturaleza en pais extranjero.
Articulo segundo.-Los naturales de los territories
cedidos 6 renunciados que en la citada fecha del canje
de ratificaciones del Tratado de 10 de Diciembre
de 1898 habitaban fuera de su pais de origen y que
al publicarse el present decreto se hallasen inscrip-
tos en los registros de las legaciones 6 consulados de
Espaila en el extranjero, 6 desempefiasen cargo pfi-
blico en la administraci6n espafiola 6 estuviesen do-
miciliados en los actuales dominios de Espafia, se en-
tenderh que han conservado la nacionalidad espanola a
no ser que en el t6rmino de un afio, a contar desde
esta fecha, hagan declaraci6n expresa en contrario
ante las autoridades competentes.
Articulo quinto.-La nacionalidad espafiola, con-
servada 6 recobrada en virtud de las prescripciones
de este decreto, no podra ser alegada con relaci6n 4
los Gobiernos y autoridades de los territories cedidos
6 renunciados, en los cuales los interesados tuvieren
su origen 6 residencia, sino en el caso de ser consen-










6 DIARIO DE SESIONES-DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES.


tida por dichos Gobiernos 6 estipulada en tratado
international".

El tratado celebrado entire Espafia y la Repuiblica
del Salvador el 2 de Marzo del afio de 1885, cangea-
do y ratificado el 23 de Julio de 1887, y publicado en
la Gaceta de Enero 18 de 1888, que expresa auten-
ticamente la forma como resuelve Espafia los casos
anAlogos al del senior Espinosa, es tan important que
integramente voy A leerlo A la CAmara:

"TRATADO CON LA REPUBLICA DEL SALVADOR, DE 2 DE
MARZO DE 1885, CANGEADAS LAS RATIFICACIONES EN
23 DE JULIO DE 1887.

Articulo I.-Los hijos de padre 6 madre salvado-
refia, nacidos en Espafia, 6 de padre 6 madre espa-
iiol, nacidos en la Repfiblica del Salvador, adquirirAn
]a nacionalidad salvadorefia 6 espafiola, respectiva-
mnnte, si la adoptasen de una manera expresa, por
volnntad de su padre durante la minoria de edad, 6
por la suya propia luego que hubiesen llegado a la
mayor edad 6 que hayan sido emancipados.
Esta adopci6n deberh notificarse por los referidos
hijos A la Autoridad respective del pais cuya nacio-
nalidad se adquiere, dentro do un afio, contado desde
el dia de la emancipaci6n 6 de Ilegar A la mayor edad,
y en caso de no hacerlo asi, se entenderA de derecho
que conservan la nacionalidad de su padre.
Articulo II.-Respecto de los hijos de salvadoreiios
nacidos en Espafia 6 de espafioles nacidos en el Sal-
vador, mayores de edad, que hasta la feeha no hayan
adquirido la nacionalidad del pais donde han nacido,
conservarin tambi6n la de su padre, salvo que adop-
ten expresamente la del pais de su nacimiento dentro
de un afio, que se contarA desde la fecha de la publi-
caci6n de las ratificaciones del present tratado en la
niisma Naci6n.
Articulo III.-La inscripei6n de los hijos salvado-
refios en los registros de la nacionalidad salvadorelia
que haya en Espaiia, y la inscripci6n de los hijos de
espaiioles en el registro de la nacionalidad espafiola
que se establezca en el Salvador, solamente podri ve-
rificarse por los funcionarios respectivos, teniendo A6
la vista un certificado aut6ntico do que tales hijos no
han adoptado, ni por su propia voluntad, ni por la
de sus padres, la nacionalidad del pais donde han
nacido.
Articulo IV.-E1 present tratado, adicional al de
paz y amistad, que hay entire el Salvador y Espafia,
firmado sub condition de parte del Representante de
Espafia, tendril un carActer perpetuo y se someterA 6
las solemnidades de ratificaci6n y eange para que sur-
ta los efectos consiguientes".

Es decir, sefiores Representantes, que nuestro C6-
digo fundamental, el C6digo Civil, la propia naci6n
en donde naciera el senior Espinosa y todos los ante-
cedentes que yo he traidQ aqui, vienen a demostrar
que solamente durante un afio pudo el senior Espino-
sa hacer cambio en su nacionalidad. Pero yo voy a
suponer que el senior Espinosa pudiera, por el tiem-
po, hacer uso de esa Segunda de las Transitorias.
Yo entiendo que gramaticalmente no le correspondia
hacker uso de ella, porque la Segunda de las Transi-
torias se refiere A los nacidos en Cuba; A los hijos de
los naturales de Cuba. Esto cae dentro del pArrafo
primero del Articulo 5 de la Constituei6n, y al re-
ferirse A ellos dice: "Los nacidos dentro 6 fuera del


tcrritorio de la Repiblica, de padres cubanos", es
decir que la disposici6n segunda Transitoria y el pa-
rrafo primero del Articulo 5 de nuestra Constituci6n,
siempre dice: "padres", en plural, "naturales de
Cuba", en plural; y esto es precisamente respetando
el jus sanguinis, que es lo que supone, que quiere de-
cir, cuando el padre y la madre son de la misma na-
cionalidad; entonces se puede perfectamente adqui-
rir esa nacionalidad; pero cuando los padres son de
distinta nacionalidad, i ah! Stes. Representantes, en-
tonces es un problema juridico muy distinto, y al
que nosotros debemos de prestarle toda nuestra aten-
ci6n para resolverlo.
Es evidentisima para mi, que para acogerse a esa
disposici6n de nuestra Constituci6n es la ley de la
sangre que se impone; cuando no esta en contradici6n
con la misma Ley, es cuando el padre y la madre son
cubanos, en la presunci6n de que el nacido ha de
querer ser de la misma Naci6n de sus progenitores,
sosteniendo la unidad do la vida y los afectos de la
familiar. Nada mAs 16gico y natural que presumir
que el hijo quiere gozar de la nacionalidad de sus pa-
dres que, al procrearlo, tuvieron esa intenci6n. Pero
cuando el padre ostenta una nacionalidad y otra dis-
tinta la madre, no es tan fAcil de resolver el problema,
al extreme de que el famoso comenta'rista Sr. Manresa,
en su comentario del articulo 17, afirma que la madre
en vida del padre determine la nacionalidad del hijo.
Y esta no es una suposici6n mia, sefiores Represen-
tantes; el propio C6digo Civil habla del hijo de pa-
dre espafiol y madre extranjera; de padre extranjero
y madre espafiola, en sus Articulos 17 y 19. Y la
propia Ley del Registro Civil determine tambi6n, en
su Articulo 105, la nacionalidad de los individuos que
son hijos de cubanas y de extranjeros, hijos de ex-
tranjeras y de cubanos. Pero afin suponiendo todo
eso, el studio detenido, consciente, laborioso, del Ar-
ticulo IX del Tratado de Paris, studio que yo he
hecho y como no he querido confiar A mi pobre pala-
bra, lo he escrito y voy a tener el honor de leerlo
tambi6n a los sefiores Representantes:

"Articulo IX.-Los sfibditos espafioles, naturales
de la Peninsula, residents en el territorio cuya sobe-
rania Espafia renuncia 6 cede por el present Tra-
tado, podran permanecer en dicho territorio 6 mar-
charse de 41, conservando en uno fi otro caso, todos
sus derechos de propiedad, con inclusion del derecho
de vender 6 disponer de tal propiedad 6 de sus pro-
ductos; y ademas tendr6n el derecho de ejercer su in-
dustria, comercio 6 profesi6n, sujet6ndose A este res-
pecto, A las leyes que sean aplicables A los demAs ex-
tranjeros. En el caso de que permanezcan en el to-
rritorio, podrAn conservar su nacionalidad espafiola,
haciendo ante una oficina de registro, dentro de un
afio despu6s del cambio de ratificaciones de este Tra-
tado, una declaraci6n de su prop6sito de conservar
dicha nacionalidad: a falta de esta declaraci6n, se
considerarA que han renunciado dicha nacionalidad y
adoptado la del territorio en el cual pueden residir.
Los derechos civiles y la condici6n political de los
habitantes naturales de los territories aqui cedidos
a los Estados Unidos, se determinarhn por el Con-
greso".
Y yo, con respect A este articulo del Tratado de
Paris, razono de esta manera:
Las Islas Canarias se consideran comprendidas en
la palabra "Peninsula", que se interpret "Espafia",
y por ello muchos canarios, y entire ellos el senior Es-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES. 7


pinosa, se inscribieron, al amparo de esa disposici6n,
como ciudadanos espaiioles.
Al acogerse al articulo noveno del Tratado de Paris,
como "sfbdito espafiol natural de Espafia," al ins-
cribirse como ciudadano espafiol optando por su na-
cionalidad native, renunci6 de nmanera terminante,
indiscutible, fuera de toda duda, al derecho que pu-
diera asistirle como hijo de padre cubano, A ser cu-
bano de nacimiento, no alcanzandole, por tanto, los
beneficios del articulo 5 (inciso 1) de la Constitu-
ci6n, y de la 2a de las disposiciones transitorias de la
misma.
En aquella solemn opci6n, al rechazar la ciudada-
nia cuibana para acogerse A la espafiola, "como naci-
do en Espafia," perdi6 definitivamente, caso de tener-
]a, su condici6n de cubano de nacimiento, quedandole
s6lo el recurso de aspirar A ser cubano naturalizado,
como 61 mismo lo reconoce, al presentarse con ese ob-
jeto en ]a Oficina del Registro Civil, afios despu6s de
constituida la Repfiblica.
No podia, tampoco, "recobrar" la nacionalidad
cubana, con arreglo al articulo 8 de la Constituci6n,
poraue no se recobra 16 que no se ha tenido, pues, el
Sr. Espinosa. nunca fu6 cubano hasta 1906; porque
al crearse esta ciudadania no la acept6 desde el pri-
mer moment por el acto voluntario de inscribirse
como espafiol, al amparo del Tratado de Paris. Tan
es asi. que el senior Espinosa hubiera podido adquirir
la ciudadania cubana "por naturalizaci6n", al am-
paro del inciso 20 del articulo 6 de la Constituci6n,
"como establecido en Cuba antes del 1 de Enero
de 1899, que conserve su nacionalidad espaiiola".
Es un principio de Derecho Internacional Privado
conocido por todos los Representantes. que la nacio-
nalidad debe defender exclusivamente de la voluntad
del ciudadano; que es la voluntad manifestaci6n
primera y m6s important para acogerse A una Na-
ci6n, y solamente tiene jsa limitaci6n cuando uno
tiene contraidas ciertas obligaciones con el Estado
done naciera. Fuera de ahi, no cabe duda ninguna
de que cualquier ciudadano puede aceptar. por su
volubtad, cualquier ciudadania, y lo dice el autor
Fiore de una manera elocuente:
"'El Status civitatis-dice Fiore-es uno de los de-
rechos personalisimos del hombre. el cual le corres-
ponde contra todo Estado. debiendo considerarse co-
mo axioma en este punto que today persona pueda per-
tenecer al Cuerpo Politico que quiera. y. por tanto,
ningfin soberano puede imponer al hombre la cinda-
dania contra su voluntad expresa 6 presunta, ni im-
pedir A los que la hayan adquirido renunciar y ele-
gir otra".
"El derecho de expatriarse y de naturalizarse en
el extraniero debe considerarse-afiade-como uno de
los derechos internacionales del hombre".
Laurent dice A prop6sito de este extreme:
"La libertad individual, proclamada por la decla-
raci6n de los derechos del hombre, tiene por conse-
cuencia evidence no star ligado el hombre perpetua-
mente A su patria."
"No debe romper con ligereza-expresa-los lazos
oue la naturaleza ha formalizado, pero no debe estar
encadenado A un regimen y A unas leyes que reprue-
ben su conciencia."
El articulo quinto del R. D. de 11 de Mayo de 1901,
obliga al sefior Espinosa A pedir el consentimiento del
Gobierno espaiol para optar por la ciudadania cu-
bara.
Y no se me diga, sefiores Representantes, que una


vez perdida la ciudadania cubana por el senior Espi-
nosa, puede 6ste recobrarla conform A lo dispuesto
en el articulo octavo del C6digo Civil, porque yo en-
tiendo y lo repito, que solamente puede recobrarse
aquello que se ha perdido, y el senior Espinosa nunca
ha estado en posesi6n de la ciudadania cubana, por-
que en aquel period de un afio, en ese period en que
pudo decidirse por esa ciudadania, no lo hizo, sino que
lo aprovech6 para renunciar la ciudadania cubana,
acogiendose A los beneficios de la ciudadania espa-
niola.
El senior Espinosa se inscribi6 en el Juzgado del
Este con el nombre de Miguel Espinosa HernAndez,
y en el Juzgado del Oeste con el nombre de Miguel
Isidoro de los Dolores Espinosa y HernAndez. Yo no
voy A entrar en consideraciones respect A esta ano-
inalia, con respect A esta afirmaci6n de dos persona-
lidades juridicas, de dos electores cubanos, de dos ciu-
dadanos cubanos que tienen distinto derecho, lo que
puede dejarse A la consideraci6n de los sefiores Re-
presentantes. Pero yo entiendo que esa segunda ins-
cripci6n del senior Espinosa, es completamente nula,
que no tiene fuerza ni valor alguno en nuestro dere-
cho. La Ley del Registro Civil Moderno, que fu6
modificada por el C6digo Civil de 1884, determine la
forma en que se deben subsanar los errors del Re-
gistro Civil. Dice el articulo 18 de la Ley del Regis-
tro Civil:
"Firmada una inscripci6n, no se podra hacer en
ella rectificaci6n, adici6n ni alteraci6n de ninguna
clase, sino en virtud de ejecutoria del Tribunal com-
petente, con audiencia del Ministerio pfiblico y de las
personas' quienes interest. Esta ejecutoria se ins-
cribira en el Registro donde se hubiere cometido la
equivocaci6n, expresfndose en el nuevo asiento el Tri-
bunal que la haya dictado, su fecha, juicio en que ha-
ya recaido, resoluci6n que contenga y dia de su pre-
sentaci6n al.encargado del Registro para su inscrip-
.ci6n; al margen de esta y de la inscripci6n rectificada
se pondrA una suscinta nota de mutua referencia."
Y el articulo 32 del Reglamento, dice:
"Articulo 32.-Para inscribir en el Registro la eje-
cutoria en que conste la rectificaci6n, adici6n 6 en-
inienda A que se refiere el articulo noveno de la Ley,
se expresart en el nuevo asiento el Tribunal que ha-
ya dictado aqu6lla, su fecha, juicio en que haya recai-
do, resoluci6n que contenga y dia de su presentaci6n
al encargado del Registro, para que la inscriba.
Los demis errors materials que se adviertan des-
pu6s de firmada la inscripci6n, y consistan en la equi-
vocaci6n de sus nombres, apellido, palabra 6 frase no
esenciales, podrAn subsanarse acreditAndose el error
ante el mismo Juez Municipal, encargado del Registro
Civil en que. se hubiese hecho la inscripei6n, quien
exigira la prueba que segfn los casos se estime opor-
tuno, y dictara el correspondiente auto declarando en
oau consist el error, cuyo auto se copiara al margen
del asiento de inscripci6n, firmando esta anotaci6n el
Juez, el Secretario y la persona que promueva el ex-
pediente, y si fuere possible, la persona que hizo la
primer declaraciin fi otra A su ruego, si no pudiere
firmar. Por la instrucci6n del expediente para hacer
la expresada declaraci6n, no se devengarAn derechos,
y se usarA papel del sello de oficio, que deberAn su-
ministrar los interesados."
Legislaci6n que estA conforme con la Ley anterior
do 17 de Junio de 1870 y la Real Orden de 17 de Ene-
ro de 1872, que dispone:
"1 Que lo dispuesto en el articulo 18 de la Ley del
Registro Civil, se refiere A las rectificaciones, adicio-









8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES.


nes 6 alteraciones que de alguna manera afecten A la
esencia de la inscripci6n, 6 al estado civil 6 condicio-
nes de la persona inscrita.
2 Que los dem6s errors materials que se advier-
tan despus, de firmada la inscripci6n, y consistan en
la equivocacin de un nombre, apellido, fecha, pala-
bra 6 frase, puedan subsanarse acreditAndose el error
ante el mismo Juez Municipal encargado del Registro
Civil en que se hubiese hecho la inscripci6n, quien
exigir6i la prueba que, segfn los casos, estime oportu-
na, y dictarA el correspondiente auto declarando en
qu6 consist el error; cuyo auto se copiar6 al margen
del asiento de inscripci6n, firmando esta anotaci6n el
Juez, el Secretario, la persona que promueva el expe-
diente, y si fuese possible, la persona que hizo la pri-
mera declaraci6n ft otra A su ruego, si no pudiese fir-
mar."
Nunca la ley ha autorizado al senior Espinosa A ol-
vidarse por complete de la primera inscripci6n y ha-
cer ]a segunda, sin referencia A la primer; yo creo
que ahi encontramos perfectamente lesionados nues-
tros derechos.
Yo pudiera hacer algunas otras observaciones, pero
hay aqui un Representante ilustre, que creo forma
part de la Comisi6n de Aetas, que nos puede dar a
conocer su opinion; y yo ruego que ilustre a esta
C6mara con su grandisima autoridad, al senior Viondi,
on la seguridad de que ha de consumer un turno, en
el que ha de Lacer valer su opinion que influir6 cier-
tamente con todo el peso de su autoridad y conoci-
mientos, en el Animo de esta Camara, por lo que voy
A terminar, sefiores Representantes.
Es bueno que los Representantes tengan cieneia,
conocimientos 6 ilustraci6n, pero creo que es absolu-
tamente indispensable que siempre tengamos patrio-
tismo, para que en un memento precise, podamos sa-
crificar toda otra conveniencia de nuestra parte, para
que no se repita aqui escena tan poco edificante en que
por falta de patriotism de algunos sefiores Represen-
tantes, se pierda de nuevo la Repfiblica. (Aplausos).
SR. VIONDI: Pido la palabra para contestar la alu-
si6n del senior SuArez, y para hacer algunas manifes-
taciones reglamentarias.
SR. GONZ1ALEZ LANUZA: Si pide la palabra en con-
tra, yo la pido en favor del dictamen de la Comisi6n
de Actas.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Sr. Viondi: El senior
Lanuza tiene la precedencia.
SR. VIONDI: Voy A hacer una proposici6n inciden-
tal, de car6cter pr6vio, prescindiendo absolutamente,
por el moment, de la honrosa alusi6n que me ha di-
rigido el sefor Representante que ha usado de la pa-
labra anteriormente. Es para una cuesti6n inciden-
tal, de caracter previo, la que expondr6, si asi lo auto-
riza la Presidencia.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Puede, entonces, usar
de la palabra S. S.
SR. VIoNDI: Me reserve hacer uso de ]a palabra,
porque la Camara no puede desechar la proposici6n
incidental que yo propongo y que parece que se im-
pone ya, en esta cuesti6n tan espinosa. (Risas y mur-
mullos).
El articulo 97 del Reglamento de la Camara, auto-
riza la proposici6n, que puede presentarse en el curso
de un debate, pues se relaciona con el asunto de que
tratamos.
El articulo 97 dice:
"Podr6n presentarse en el curso de un debate las
proposiciones incidentales que se relacionen con el


asunto de que se trate, y tengan por objeto suprimir,
suspender 6 facilitar la resoluci6n de aqu6l.
No podra interrumpirse la discusi6n y votaci6n de
ning6n asunto, por medio de alguna proposici6n que
no sea de las expresamente determinadas en este ca-
pitulo."
Entre estas proposiciones incidentales, esta com-
prendida taxativamente en el articulo 98 del Regla-
mento, esta que present ahora de que pase a la Co-
misi6n; la cual podr6 presentarse verbalmente, y con
arreglo al articulo 98, por un solo Representante, co-
mo estatuye el articulo 107; y se aeordarA, sin discu-
si6n previa. Y yo, sefiores Representantes, entiendo
que desde el moment en que aqui ha surgido, porque
aoui ha surgido una cuesti6n nueva, que no tuvo en
cuenta la Comisi6n de Actas anterior, pues ante
ella se presentaron actas completamente limpias,-
porque 6 la Comisi6n no se le presentaron los docu-
mentos de que se ha hecho referencia filtimamente
aqui,-la cuesti6n ahora planteada merece que se
pida por algfn Representante, como yo lo pido
ahora, que pase este asunto, antes de entrar en la
discusi6n de la cuesti6n de fondo, a la Comisi6n de
Actas, para que emita dietamen respect 6 esa incapa-
cidad que se indica. Pero eomo la cuesti6n propuesta
nor el senior Su6rez ha sido una cuesti6n fundamental
de derecho, por eso yo creo que el asunto debe pasar,
no s61o A la Comisi6n de Actas, sino tambien 6 la Co-
misi6n de Justicia y C6digos, para que ella estudie la
cuesti6n de derecho, honda y profunda, planteada por
el senior Espinosa.
Resumo, pues, mi petici6n: cuesti6n reglamentaria,
proposici6n incidental, que pase 6 una Comisi6n este
asunto, y que se vote sin discusi6n este extreme; y pi-
do que pase no s6lo 6 la Comision de Aetas, sino tam-
bien a la Comisi6n de Justicia y C6digos.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Se pone 6 votaci6n la
proposition del senior Viondi.
SR. MOLE6N GUERRA: Pidd votaci6n nominal.
SR. CANCIO BELLO: Pido la palabra para una cues-
ti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRARA): Estamos en votaci6n
y, por tanto, ya-no pueden plantearse cuestiones de
orden.
Se somete A votaci6n nominal la proposici6n del
Sr. Viondi.

(Se e/ectia la votacidn).

(El Secretario, Sr. Fn. i. Borges, la torna).

SR. PRESTDENTE (FERRARA) : Falta algin senior
Representante por votar?
SR. CARTANiA: Yo no he votado, Sr. President.
SR. PRESIDENT (FERRARA): En qu6 sentido vota
el Sr. Cartafi6.
Sa. CARTANf: Que si.

(Votaron d favor los ... a;,.* Alsina y Espinosa, Ar-
teaga y Quesada, Bec y Dupeirdn, Borges y F;,li, -, -
do. Calleja y Capote, Cartaii Borrell, Castellanos,
Castillo y Pereda, Castillo y Marquis, Collazo y Teja-
da, Cortina, Cu7llar del Rio, Cuesta y Rend6n, Espino
Castellon, Garcia Enseciat, Garcia Feria, Garcia Ca-
,';:,i,, Garcia Kohly, Garrig6 y Salido, Genova de
7.r,wr. Gonzalez (ir,,1:, Guas y Pagueras, Lores Llo-
rens, Manduley, Masferrer, Martinez Ortiz y L6pez,
Mendieta Montef(i, Messonier y Alvarez, Moledn
Guerra, Naya y Serrano, Pagliery Norma, Palencia,
Pereda y Gdlvez, Pirez Vald6s, Pineiro y Crespo,









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS. CAMERA DE REPRESENTANTES. 9


Pifi6 Arrue, Ponvert D'Lisle, Sdnchez Figueras, Sud-
rez Guti6rrez, Valdes Carrero, Varona Sudrez, Vilar-
dell Tapis, Viondi y Vera, y Fuentes Borges.-Vota-
ron en contra los seiores Adam Galarreta, Albarrdn,
Arango y Mantilla, Arias Guerra, Armenteros y Cdr-
denas, Audivert, Bruz6n y Garcia, Cabada y Del Ha-
ya, Cancio Bello, Cebreco, Dolz y Arango, Don y Ay-
ll6n, Fernindez Boada, Ferndndez Criado, Ferndn-
dez Guevara, Gonzdlez Lanuza, Gonzdlez Novo, Gon-
zdlez Tellez, Ledo y Garcia, Llorens Ubieta, Madrigal,
Morej6n y Montaio, Pardo Sudrez, Risquet de Dios,
Rivero y Gdndara, San .11igirl y Segald, Serra Mon-
talvo, Spotorno, Vera Verdura, Ferrara, y Giraudy).

SR. PRESIDENT (FERRARA) : Han votado que si,
cuarenta y cuatro sefiores Representantes, y que no,
treinta y uno; por lo tanto, la proposici6n incidental
del senior Viondi ha sido aprobada. Phsara, por consi-
guiente, el dictamen, con todos los documents, pri-
mero, a la Comisi6n de Actas, y luego A la de C6digos.
Ha terminado la Orden del Dia.
SR. GARCIA CANIZARES: Pido la palabra.
SR. BORGES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Tiene la palabra el se-
fior Garcia Cafiizares, por haberla solicitado primero
de esta Presidencia.
SR. GARcIA CANIZARES: He votado que si, sefiores
Representantes, porque entiendo que si se proclama
indebidamente al senior Espinosa, como algunos pen-
samos, podria sentarse un precedent funesto en la
CAmara; porque entiendo que debe meditarse much
el asunto, que deben estudiarlo bien aquellos que crea-
mos mas capacitados para hacerlo, para que la Cama-
ra resuelva con alteza de miras, sin temores, sin reser-
vas, y sin ofuscaciones pasionales.
SR. BORGES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (FERRARA): Tiene la palabra el
Sr. Borges.


SR. BORGES: He pedido la palabra, senior Presiden-
te, para preguntar si han sido citadas todas las co-
misiones permanentes.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Todas han sido cita-
das; se ha comunicado A cada senior Representante,
la Comisi6n para la cual fu6 elegido; y conforme al
articulo 28 de nuestro Reglamento, ellas deben reu-
nirse por derecho propio, except la de Gobierno y
Estilo.
SR. BORGES: Perfectamente; pero yo entiendo que
como se ha hecho en otros casos, deben ser citados los
miembros de las comisiones para su reunion.
SR. PRESIDENT (FERRARA) : Yo creo que podria-
mos aprovechar esta tarde, ya que los sefiores Repre-
sentantes estan aqui, con objeto de que se reunan las
Comisiones 6 algunas de ellas, las que sean posibles.
Hay algun senior Representante que quiera hacer
alguna manifestaci6n.
SR. BORGES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (FERRARA): Tiene la palabra el
Sr. Borges.
SR. BORGES: He pedido la palabra para rogar, al
propio tiempo, al senior Presidente, ordene la impre-
si6n y repartici6n de dos proposiciones de ley que se
han presentado hoy A la Mesa; una sobre el trabajo
de las mujeres y los niiios, y otra sobre los accidents
sufridos por los trabajadores 6 indemniiaciones co-
rrespondientes.
SR. PRESIDENTE (FERRARA) : Tan pronto lleguen a
la Mesa, seran impresas y repartidas.
SR. BORGES: Ya han sido presentadas.
SR. PRESIDENTE (FERRARA): Perfectamente, aqui
estan, seran impresas y repartidas.
Agotada la Orden del Dia, se levanta la sesi6n.

(Eran las tres y media).


Imprenta y Papeleria de Rambla y Bouza, Obispo n6ms. 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs