Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00215
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00215
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text












DIARIO DE( SESIONES

DEL

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


SEXTA LEGISLATURE

VOL. VI HABANA, 4 DE DICIEMBRE DE 1904 NUM. 18


Carmara de


Representantes


Septima sesi6n extraordinaria.-3 de Diciembre de 1904
(Continuaci6n de la del dia 1.0 de Diciembre)


Presidencia del Sr. Santiago Garcia Canizares

Secretarios: Sres. Jose C. Vivanco y Jose Rodriguez Acosta


SUMARIO


Con asistencia de 50 sefiores Representantes se abre
la sesi6n, continuaci6n de la anterior.-El senior
Mendoza Guerra concluye su oraci6n.-El senior
Oscar Fonts hace uso de la palabra en pro del
dictamen de la mayoria.-Por mayoria de votos
se acuerda prorrogar la sesi6n hasta terminal la
votaci6n del dictamen. Puesto a votaci6n el dicta-
men, favorable a la capacidad del senior Horts-

A las tres horas y treinta y cinco minutes p. m., se
abre la sesi6n, ocupando la Presidencia el senior San-
tiago Garcia Cafiizares y las Secretarias los sefiores
Jose Rodriguez Acosta y Jos6 Clemente Vivanco,
hallandose presents los sefiores Representantes que
A. continuaci6n se expresan:
Albarr6n; Alfredo Betancourt; Blanco; Borges;
Boza; Castellanos; Cardenal; CuB; Cruz Gonzalez;
Serra; Manduley; Chenard; Duque Estrada; Esco-
bar; Carlos Fonts; Diaz; Fust6; Gonzalez Arocha;
Garcia Osuna; Guti6rrez; GonzAlez Sarrain; Govin;
Oscar Fonts; Fernandez de Castro; Maza y Artola;
Carrilo; Malberty; M6ndez Capote; Mendoza Gue-
rra; Martinez Rojas; Masferrer; Nodarse; Neyra;
Nufiez; Martinez Ortiz; Zubizarreta; Campos Mar-
quetti; Leyte-Vidal; Poveda; Sobrado; Sirv6n; La


man, fu6 aprobado por 28 votos y 21 en contra
y dos papeletas eh blanco, siendo proclamado por
la Presidencia el senior Enrique Hortsman y Va-
rona, Representante por la provincia del Cama-
giiey.-Estando explicando el senior Masferrer su
voto, el senior Presidente suspended la sesi6n por
falta de qu6rum.


Torre; F. Villuendas; Angel Betancourt;
rez; Portuondo; Guti6rrez de Celis.
Total: 50.


Gonzalo P&-


SR. PRESIDENT (GARCIA CA1RIZARES) : Se abre la
session.
Continda el senior Mendoza Guerra en el uso de la
palabra.
SR. MENDOZA GURRA: Sefiores Representantes: La
iltima tarde que tuve el gusto, como ahora, de diri-
giros la palabra, referia algunas declaraciones pre-
visoras hechas por un ilustre compatriota nuestro, y
relataba tambien algunos acontecimientos hist6ricos
de Mexico, durante el period de la Intervenci6n
francesa, que culmin6 en el Cerro de las Campanas
con la muerte de Maximiliano; y advertia que debia-
mos siempre estar may atentos A las lecciones de la








2 DTARTO DE SESTONES DEL CONGRESO-- CAMERA DE REPRESENTANTES


experiencia, para no depositar los cargos de confianza,
la representaci6n de los altos intereses nacionales,
en manos de los que no hayan evidenciado en todo
memento, y muy especialmente en los dias de prueba,
q11,- -st.,m decididos A realizar los m6s grandes s.... ii-
.i-:l p.r sostener la nacionalidad, tan refiidamente
dlii.iii;.;, que al fin hubo de constituirse, gracias al
plil i i.iiin.. de este noble pueblo de Cuba y A la p6r-
iill i; :.! -le los mejores, de los mAs excelsos de sus
hijos.
Pero que no se entienda, que no se repita, como al-
guien ha expresado, que hago estas incursiones his-
t6ricas, que son para mi pertinentes de debate, aunque
A otros se les antojen extrafias A 61, para hacer inter-
minables estas deliberaciones. Me importa que conste
que yo infiero que los que tan equivocadamente juz-
gan mis intenciones, cuando traigo esos asuntos de
M6xico y otros paises 6 colaci6n, olvidan que en la
tierra de Moctezuma, en la patria de Juarez, de Hi-
dalgo y de Morales, a pesar de los anhelos de los par-
tidarios de la reconquista, de los bien hallados con el
regimen hispano, de las ambiciones de los extranje-
ros, arraig6 la independencia en los hoy Estados fe-
derales de una grande y pr6spera Repfiblica, porque
alli no ha muerto, como aqui parece agonizar, si se
juzga por determinadas manifestaciones, el espiritu
revolucionario. Por eso, lejos de perderse alli las
conquistas de la revoluci6n, se conservan en toda su
pureza, encarnando en el medio imperante, en la for-
ma y en el desenvolvimiento de sus instituciones.
Estableced la comparaci6n, sefiores Representantes,
y ver6is que no exagero en mis afirmaciones. En Me-
xico, el sucesor en la Presidencia del General Manuel
Gonzalez, Porfirio Diaz, es otro General del Ej6rcito,
que 6 los 22 afios, si no recuerdo mal, era ya General
de Division, grado obtenido con no mayores proezas
realizadas por su patria, que las que abrillantando
los anales de nuestra jornada revolucionaria, realize
tambi6n, casi un nifio, el General Enrique Loynaz
del Castillo, A quien, ahora, en la paz, triunfante su
causa en los comicios como ayer en los campos de ba-
talla, se le dispute el puesto que de derecho le co-
rresponde, por quien no reune A estos antecedentes, la
capacidad legal para aspirar A 6l. DespuEs de 6sto,
decide, si donde tal cosa puede acontecer, cabe afir-
mar que va feneciendo el espiritu revolucionario ?
Y yo digo esto con dolor, y si mis frases sentidas,
pudieran lastimar A los que no piensen como yo, t6n-
galas por no expresadas la Camara; pero proceda en
este caso, de manera que no sea precise que el pais
las haga suyas, que la opinion general afirme que la
raz6n estaba de mi parte, y que era necesario ha-
blar asi.
Decia algo el senior Betancourt Manduley, con la
elocuencia proverbial en orador tan distinguido, que
se relacionaba con actos anteriores a la proclamaci6n
del senior Hortsmann por la Junta Provincial de
Camagiiey.
Es, pues, imprescindible, ya que aqui se ha hablado
de eso, y parece que alguien desconoce lo que ya saben
hasta los que no se preocupan de los asuntos electora-
les tan interesantes para todos, que yo afirme con la
autoridad de mi representaci6n, toda vez que fui tes-
tigo de lo ocurrido durante el period electoral en
Camagiiey, que el senior Hortsmann y Varona, no ob-
tuvo los votos de mayoria que le atribuy6, mediante
ilegalidades innfimeras, la Junta Provincial.
No tema la Camara que la fatigue demasiado: ser6
breve, muy concise en la relaci6n de aquellos inconce-
liibl:,h y liu:-intalIlics atentiit 1los al sufragio.


Seria adecuado, como replica A determinados razo-
namientos aducidos por el sefor Betancourt, que yo
revelara ante vosotros, los motives que sirvieron de
estimulo A mis adversaries politicos de C(',a.-,iil:.,. a
los sefiores moderados, para hacer la presentaci6n ofi-
cial de la candidatura en que figuraba el i1'mlI.r: (I,-1
senior Hortsmann, indicado por circunstari:.-ii irigi-
nalisimas, por los que alli constituyeron y constitu-
yen la minoria, para el cargo de Representante. Per..
esto si que seria perder infitilmente el tiempo, ha-
blando de cosas que la mayor parte de los que me
honran con su atenci6n, han podido conocer por las
manifestaciones de la prensa, unos, y por lo dicho
en la tribune, mas de una vez, los otros.
Este debate no hubiera sido necesario efectuarlo,
si no hubiera existido el hecho de la fraudulent pro-
clamaci6n del senior Hortsmann; porque en Cama-
giiey, por lo que se relaciona con el cuerpo electoral,
se llevaron A t6rmino las elecciones,-lo digo con en-
vanecimiento, no de liberal, sino con envanecimiento
de cubano,-como yo quisiera que fueran siempre las
contiendas electorales en Cuba. Alli se luch6 para ob-
tener en los comicios el sufragio verdad, franca, no-
ble, imparcialmente, sin violencias, sin coacciones del
elector. La prueba de estas afirmaciones categ6ricas,
la tienen ahi en sus pupitres los sefiores Representan-
tes, la tiene la Camara: aqui no ha llegado una sola
protest precedent al acto de la proclamaci6n de los
candidates que fueron derrotados en las urnas; todas,
absolutamente todas, denuncian ilegalidades cometi-
das con posterioridad al escrutinio encomendado por
la Ley Electoral, en su capitulo XIII, A las Juntas
electorales. Es que quien positivamente mixtific6 la
elecci6n, fu6 la Junta Provincial: ella eligi6, per se,
al senior Hortman, no obstante figurar entire los de-
rrotados, asi en los documents que tenia A la vista
para su examen, para hacer el c6mputo de votos, se-
gin el resultado de los antecedentes remitidos por las
Juntas electorales, como en las listas de los candida
tos por quienes se vot6, fijadas al pfiblico en el ex-
terior de los Colegios, y remitidas, como previene el
articulo 76 de la Ley Electoral, A la Junta Provin-
cia y A los Alcades Municipales. No es extrafio que
A tanto se atrevieran los miembros moderados de aque-
lla Junta, que, A su vez, se habia constituido en ma-
nifiesta contradicei6n con los mas terminantes pre-
ceptos de la Ley Electoral. Ver6is c6mo se constituy6,
sefiores Representantes, y de qu6 mode obtuvieron la
mayoria que ambicionaban los moderados, para usur-
parle al pueblo sus derechos, el instrument princi-
pal de su soberania: el voto.
El dia 24 de Enero, reunidos en el Sal6n de Sesio-
nes del Ayuntamiento de Nuevitas, los Vocales que
eligieron las Juntas de Inscripci6n, seg6n se dispone
en el articulo 34 de la Ley Electoral, procedieron 6
elegir el Delegado que habia de former part de la
Asamblea encargada de hacer la elecci6n de los miem-
bros de la Junta Provincial.
Entonces tuvimos por vez primera los liberals, una
prueba palmaria de las intenciones de los que, inti-
tul]ndose moderados, nos revelaron en aquel acto que
estaban resueltos a no detenerse ante ningfin obsticu-
lo, aunque la augusta majestad de la Ley se interpu-
siera en su camino, para coronar, A costa de todo, la
misi6n defraudadora que se habian propuesto eje-
cutar.
Alli, en Nuevitas, concluida ya la elecci6n, dispu-
tada, si, pero que en todos sus detalles revelaba la
existencia de un cuerpo electoral digno de una na-
ci6n extraordinariamente olvidadiza, los mandatarios








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


de una parte del pueblo, se revolvieron airados por
primera vez contra los fueros del derecho, rasgando
con sus procedimientos las pAginas de la Ley Elec-
toral y aun de la misma Constituci6n, como demostra-
re mas adelante.
Y ahora viene A mi mente, A prop6sito de este re-
cuerdo, ]o que entonces me dijo un estimable correli-
gionario, el Comandante Gustavo Caballero, y lo que
hube de responderle con motivo de sus palabras. Me
significaba 61, que los moderados creian contar con
la impunidad para sacar triunfantes sus candidates
vencidos, porque habian depositado su confianza, no
se en virtud de que secret inspiraci6n 6 de qu6 pac-
to, en los Representantes del Gobierno y la Adminis-
traci6n. Yo recordaba entonces A mi amigo, un epi-
sodio que lei en una obra de Tolstoy, ese anciano ve-
nerable, de cabellos blancos como la nieve de las es-
tepas, pero de un coraz6n ardiente, tan fervoroso,
que parece latir A los impulses del calor vivificante
de las regions tropicales. Por cierto que ese libro,
"La Guerra y La Paz", fu6 el finico que lleg6 k mis
manos durante mi modest vida de soldado, proce-
dente del campo enemigo, parte del botin de guerra
de las Tunas, circunstancias 6stas que lo hicieron
apreciar doblemente. Refiri6ndose Tolstoy A los su-
cesos acaecidos en Rusia desde 1807 A 1812, antes de
haberse dispuesto Napole6n A vadear el Niemen, dice
que el Emperador Alejandro envi6 h Balachof A en-
trevistarse con el general francis. En la primer en-
trevista, como siempre, estuvo altivo, energico, pero
sumamente cortes; en la segunda, efe.tuada por mo-
tivo de haber invitado Napole6n A Balachof A una
comida, ya el Emperador de los franceses se sentia
otro hombre, se revelaba muy distintamente; era co-
rho el invasor que ya habia puesto el pie en el estribo,
resuelto A montar y decir a sus tropos: ;En acant
march! En aquella memorable comida, que yo sien-
to no tener las condiciones de Tolstoy para relatar-
la, Napole6n pregunt6:-- CuAntas Iglesias posee
Moscou?-Y al responderle Balachof que habia mAs
de doscientas. replic6:-Es notable que gran nimero
de Iglesias denota una civilizaci6n no adelantada. Ba-
lachof argument asi:-Perdone Vuestra Majestad,
en Espafia la cifra de las Iglesias es incalculable. La
respuesta produjo gran impresi6n, pues recordaba
la reciente derrota de los franceses en territorio es-
pafiol. Napole6n, molesto, bruscamente interpel6 al
Embajador:-- CuAl es el camino mns corto para ir A
Moscou ?-Asi asmo por todas parties se va A Roma,-
expres6 Balachof-por todas parties se puede ir A
Moscou... si no estin los rusos en el camino!
Y al hacer yo esas citas, afiadia A mi correligiona-
rio: si los moderados entienden que todos los medios
son buenos para llegar A la Chmara, es porque no su-
ponen que pueden encontrarse en su jornada de ile-
galidades, el patriotism de los Representantes, mas
atentos al cumplimiento de las leyes, que A los inte-
reses transitorios de sus parcialidades political. Con-
cluida esta digresi6n, que ruego se me disimule, vuel-
vo A probaros que la Junta Provincial se constituy6
ilegalmente.
Los Delegados del Municipio de Nuevitas, efectua-
ron la elecci6n para designer el Delegado A la Junta
Provincial, y habiendo resultado empatada dicha vo-
taci6n, sin repetirla, como demandaban los liberals
y ordena la ley, el Presidente, que lo era por su avan-
zada edad, dijo, y lo realize asi, que iba A hacer uso
del voto de calidad. i El voto de calidad en una Re-
pfil.li.:'! iQu6 sarcasmo, sefiores Representantes! El
voto de calidad I que es, qu6 significa en un pais regi-


do por una Constituci6n democrktica, que dice en uno
de sus articulos que la Repfblica no reconoce fueros
ni privilegios de ninguna especie? AdemAs, se trata-
ba de una elecci6n por sufragio de primer grado, y
ya el Congreso habia sentado jurisprudencia aplica-
ble al caso A que me refiero, pues en el Capitulo V,
articulo 20, inciso III de la Ley Electoral, se dice,
que en caso de empate en una elecci6n, decidirA la
suerte. El Delegado elegido asi, por el voto de un
anciano, es el que concurriendo la Junta Provincial
y tomando parte en sus deliberaciones, da la mayoria,
illegal a todas luces, A los sefiores moderados.
Y tengase en cuenta que los liberals protestaron
ante los Tribunales, de semejante proceder, y que el
Alcalde Municipal se neg6 a entregar los documents
al President de la Junta Provincial, fundAndose en
que no se habia constituido con arreglo a los terminos
de la Ley.
El Alcalde tuvo que acudir al banquillo de los acu-
sados; se le process por el delito de coacci6n electoral.
Los Tribunales sobreseyeron el procedimiento, razo-
nando en el auto, que tiene todo el caracter de un ve-
redicto absolutorio, que el Alcalde habia procedido
bien, no entregando aquellos documents, porque la
Junta Provincial no habia podido demostrar que su
constituci6n estaba ajustada A los preceptos legales.
A pesar de lo expuesto, sigue funcionando la Junta,
como si nada hubiera ocurrido de normal, y lo que
es mas grave todavia, hace una falsa proclamaci6n,
denunciada hasta por el Ejecutivo Provincial, por
el Gobernador; es decir, una ilegalidad engendra otra,
y se da el lamentable caso, de que lo que fue nulo en
su origen, no lo fuera en sus efectos, sino que antes
bien, ahora intentan el senior Hortsmann y sus ami-
gos, que se reconozca la validez de esas ilegalidades
en provecho propio.
Para legar al resultado de la proclamaci6n ambi-
cionada, la mayoria de la Junta, desentendidndose
de todas las protests, s6lo hizo el escrutinio de vein-
te y dos Colegios, de los sesenta y cinco cuyas actas
habian llegado A su poder. Necesit6 hacer una selec-
ci6n, dejando de computer los votos de las dos terce-
ras parties de los Colegios, para poder proclamar al
pretense Representante cuya acta estoy impugnando.
Y no se olvide que no era potestativo de la Junta, la
anulaci6n de las dos terceras parties de los votos, por-
que el articulo 38 de la Ley Electoral, s61o le confiere
]a facultad de computer los votos resultantes de las ac-
tas de escrutinio de los Colegios Electorales.
Las consideraciones precedentes, bastan para de-
mostrar que el senior Hortsmann, no fu6 elegido por
el pueblo, sino por la Junta Provincial.
Y como no deseo alargar por mAs tiempo estos de-
bates, hard, con el prop6sito de terminar brevemente,
pues la material se presta para estar perorando du-
rante muchos dias, algunas inferencias de carActer
politico, ya que estamos en una Cdmara political, in-
sistiendo de pasada, en que no se han tenido en cuen-
ta en el caso del,sefior Hortsmann, los preceptos con-
tenidos en los articulos 21 y 23 del C6digo Civil, la
Ley de Extranjeria, ni el Real Decreto de 11 de Ma-
yo, que cit6 en anteriores periods de mi discurso.
En este pais cunde de tal modo el radicalismo, que
hasta los politicos moderados, que no quieren ser ra-
dicales, lo son A su manera; han llegado en su radi-
calismo sui generis, a reformar la Constituci6n, no
dejAndole ni la raiz al articulo 54 de la misma.
, Yo veo todos estos signos de descomposici6n, con
inmensa y profundisima tristeza.
En estos dias, parece que hay en el seno de las








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.- CAMERA DE REPRESENTANTEIS

agrupaciones politics, un movimiento de concentra- tan absurda jurisprudencia, aprobando esta tarde el
ei6n de elements afines. Acabo de leer un document L acta del senior Hortsmann, aspirar como cualquier
publicado ayer en la prensa, una carta suscrita por otro cubano, el dia que se realize la creaci6n de la
various connotados sefiores que hacian political auto- Secretaria de la Guerra, esa hermosa y noble aspira-
nomista en los moments en que batallabamos por la ci6n de mi distinguido amigo el General Portuondo,
independencia de Cuba. Anhelo como el que mis la A que el Presidente ]o nombrara para ese cargo im-
ambici6n, la organizaci6n de las dos grandes fuerzas portantisimo, pero no mAs que el de Representante
political que luchan frente A frente por la libertad, de la Repiiblica.
por el bienestar y el progress de la patria; una, den- (Varios seiores Representantes: muy bien).
tro de los principios mantenidos por la escuela libe- El senior Betancourt Manduley nos hablaba much
ral. Pero observe que decididaminte seguiremos en del patriotism del senior Hortsmann, de sus condi-
el estado de atomizaci6n A que aludia no hace much cones personales, y del prestigio de alguno de sus
el senior Enrique Jos6 Varona; que no es possible la familiares, indiscutiblemente para mi como para cuan-
cristalizaci6n de ideales puramente conservadores, tos se conocen. No quiero acompafiar al sefLor Betan-
dentro de los moldes que presentan en la carta que court por esa send; pero si debo, sefiores Represen-
acabo de mencionar, los ex-autonomistas, A los sefiores tantes, hacer alto en esto que decia el elocuentisimo
moderados: son demasiado reaccionarios los prop6- orador: "El pais estA desplobado, tenemos muy poca
sitos de los nuevos adeptos del moderantismo! Entre densidad de poblaci6n, y es precise dictar leyes para
otras cosas que pudieron tender aplicaci6n antafio, pe- favorecer la inmigraci6n." Conforme con la tesis, yo
ro no hoy, echando mano de un concept en desuso, tambi6n quiero que Cuba aumente su poblaci6n; pero
se afirma en el repetido document, que 6 las monar- cuando la velera nave 6 el navio de vapor lleguen A
quias les hace falta la libertad y a las repfiblicas el estas hospitalarias playas cubanas, Iah, sefiores Re-
orden. La libertad y el orden se complementan: no presentantes, yo no quiero que traigan cargamentob
son t6rminos antit6ticos; y. es raro que tal declara- de parasitos de la political; y si fatalmente han de
ci6n-aludo A la citada filtimamente-se haya hecho venir, que antes de admitirse A libre plAtica, sean
con olvido, imperdonable, de que en la monarquia in- sometidos A las reglas de aclimataci6n, que son las
glesa estA bjen garantizada la libertad y de que en la leyes que nos rigen, ya que pudieran necesitar conna-
repfiblica Norte-Americana se dan ejemplos continua- turalizarse con el ambiente republican que aqui se
dos de c6mo un pueblo puede regirse republican, or- respira, y que no es el mismo ambiente de la Monar-
denada y leberalmente. Con semejantes ideas, con las quia espafiola! (Aplausos).
tendencias manifestadas en la celeb6rrima carta de Esos aplausos, por habrelos iniciado mis adversa-
los ne6fitos moderados, lejos de ir A la consolidaci6n rios politicos, yo los agradezco doblemente.
del partido Conservador, se va A la mas complete Voy A concluir, sefiores de la CAmara, pero antes
desintegraci6n de los elements valiosos que pudie- de hacerlo, os contar6 algo que me hizo much impre-
raiu .onstituirlo. Ese. es mi criterio, modestisimo, se- si6n la otra tarde: Habia ido yo a una oficina pfiblica
fior,- Representantes; pero sustentado con la mas A gestionar determinado asunto. Mientras se despa-
flrlu. convicci6n, hasta tal punto, que si se me argu- chaba mi solicitud, lleg6 nn anciano de aspect respe-
yelra que no tengo autoridad bastante para exponerlo table, de mostachos blanquecinos, alto y recio todavia
Itnte al de los que aqui se denominan intelectuales, como un roble; pude enterarme de aquel caballero na-
yo en el acto responderia haciendo propia una frase ci6 en Cuba, donde tiene hijos y un hogar digno de
del inmortal Alfredo de Musset: "iMi vaso es pe- ser descrito por la pluma de Ram6n Meza, el admira-
quefio, pero bebo en mi vaso!" ble continuador de Cirilo Villaverde.
Y volviendo al acta del senior Hortsman, voy A ci- Confieso que aquel caballero, de quien entonces me
tar otro ejemplo, acaso mejor que el que present daba referencias un conocido suyo, me caus6 grata
antes A la ilustrada consideraci6n de la CAmara, con impresi6n desde el primer moment.
el fin de patentizar con un caso prActico que forma Figuraos cuAl no seria mi decepci6n, ante esto que
empleada por el senior Hortsman, para recuperar la os voy A referir: al indicarle un empleado, que no
condici6n de cubano, no es correct. podia accederse A determinada pretension, por opo-
Conoci un Comandante del Ej6rcito espaiol, como nerse A ello ]a Ley, hubo de exclamar, inconvenien-
el senior Hortsmann, nacido en Cuba 6 hijo de padres temehte: Bendito sea Dios, lo que nos ha traido la
cubanos; ese military, cuyo nombre silencio, al pro- Repfiblica!
mulgarse la Constituci6n, como el senior Hortsmann Antes de que yo tuviera tiempo de intervenir, co-
tambi6n, se encontraba en Barcelona, convaleciente mo debia hacerlo, por mi double condici6n de revolu-
de una enfermedad adquirida en la campafia de Cuba. cionario y de Representante, el empleado le respondi6:
Supongamos que al indicado caballero, que nos Si, estas formalidades las trajo la Repfiblica; pero
combati6 encarnizadamente, se le hubiera ocurrido se llev6 los politicos A la espafiola y A los Capitanes
aeudir, como el senior Hortsmann lo hizo, ante un Generales. (Aplausos).
Juez Municipal, declarando su intenci6n de renun- Si asi pudo renegar de la Repfiblica aquel ancia-
ciar la nacionalidad espafiola y el prop6sito de adqui- no, que vivi6 siempre en Cuba, y hasta tuvo familia-
rir la cubana. Hecho esto,-y nada mAs efectuq el res suyos que la defendieron con las armas en la ma-
sefior Hortsman-- podia tambi6n, vali6ndose de los no, qu6 much que yo hable aqui de reglas de aclima-
procedimientos ejercitados por nuestros adversaries taci6n, de trAmites legales, antes de llegar al ejerci-
politicos, ser proclamado por una Junta Provincial, cio de determinados derechos politicos, los que habi-
y venir despu6s A la Camara, A disputarle su acta, taron fuera de Cuba y estuvieron al servicio direeto
por ejemplo, al General Enrique Loynaz del Castillo? de la Monarquia?
Si tal interpretaci6n pudiera hacerse de la segunda Respetemos las leyes, seamos justos, sviiorei Re-
de las disposiciones transitorias de la Constitucion, presentantes, si queremos tener una patria digna de
es indudable que aquel military, andando el tiempo, sus pr6ceres; que como ha dicho un ilustre escritos
sin ajustarse A los plazos establecidos en la legisla- de nuestros dias, es bueno ensefior A los hombres A pa-
p46n vigente, podria asimismo, si aqui se estableciera triotas; pero esto no se ensefia con suplicios, con a.t








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 5


tas, con insultos, con engafios, con injusticias; re-
sultan patriots todos los hombres que precisamente
han sabido hacerse una patria; una patria y un hogar
no es un calabozo, un hogar grande, tan grande como
las virtudes privadas y pfblicas de sus hijos, de sus
fundadores, Antiguamente, ha dicho Bulnes, el es-
critor citado antes, cuando la miseria atormentaba
pueblos sin ciencia, cuando sufrian injusticias de los
suyos, emigraban por naciones, por continents, por
hemisferios, hasta encontrar una tierra que les pare-
ciese bendita, y un sol generoso para todas las frial-
dades: hoy ya no puede haber de esas emigraciones;
los pueblos son fijos, y cuando sufren, lo que emigra
son sus sentimientos, su abnegaci6n, su paciencia y
sus virtudes, y s6lo queda en sus conciencias la c6-
lera para exterminarse, 6 la necesidad, exasperada y
desesperada, de atacar la Ley inviolable de las colec-
tividades vencidas: la conservaci6n. (Aplausos).
i Que no sufra el pueblo de Cuba la injusticia de la
proclamaci6n del senior Hortsmann! i Ah, sefiores Re-
presentantes, acatemos la voluntad popular, no haga-
mos trizas el Derecho, que, como ha dicho Zambrana,
el Derecho tambi6n tiene sus iras, y las iras del De-
recho son un element de justicia!
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (GARCiA CARIZARES) : Tiene la pa-
labra en pro del dictamen el senior Fonts y Sterling,
(Oscar).
SR. OSCAR FONTS: Sefior Presidente y sefiores Re-
presentantes: Como miembro de la Comisi6n de Actas
6 incapacidades, y muy especialmente como ponente
que emiti el dictamen en el caso del senior Hortsman,
me creo obligado A tomar parte en este debate.
Nos intcresa, sefiores Representantes, consignar aqui
una vez nmis, aunquc ya lo ha consignado brillante-
mente, por nmestra parte el senior Betancourt; y el
senior Sarrain por parte de la minoria, que A este de-
bate hemos venido apoyados en el derecho estricto;
que no traemos aqui prejuicios de partido de ningu-
na clase, y que si el senior Hortsman, a nuestro en-
tender, no hubiera sido un ciudadano cubano, no
ocuparia el puesto que debe ocupar.
Creo, seilores, que era mi deber en este caso, con-
testar tan solo al senior Mendoza Guerra; pero el se-
fior Sarrain me aludi6 en su discurso, y me invit6 a
contestar nuevamente sus arguments, que ya reba-
ti6 el senior Betaneourt, y yo no excuse esa invitaci6n
del senior Sarrain.
Cuando comenz6 este debate, sefiores Representan-
tes, debo confesarlo en honor de nuestro distinguido
compailero, el senior Sarrain, no me explicaba c6mo
habia 61 de desenvolver la teoria que habia sustentado,
y much menos que habia de desenvolverla con tanta
brillantez, porque entiendo que si alguna cosa es cla-
ra y evidence en el terreno de la Ley, es que el senior
Hortsman fu6 desde el dia 7 de Enero de 1904, ciu-
dadano de la Repfiblica de Cuba.
Yo no podr6 ofreceros como el senior Sarrain, su
galanura y elocuencia, pero si os ofrezco mis firmes
convicciones para argumentar y el prop6sito de ser
muy breve, que hoy, realmente, es una gracia que os
otorgo.
Dijo el senior Sarrain, y dijo bien, que esta cuesti6n
tiene dos aspects; y por mAs que nosotros quisi6ra-
mos ocultarlo, no seria possible, como no es possible
ocultar el sol con un dedo. Tiene dos aspects la cues-
ti6n: un aspect que 61 defini6 muy bien, de moral
political, y otro el estrictamente legal. No eludimos la
cuesti6n en ninguno de sus t6rminos; aceptamos que
debe tratarse en esos dos terrenos; y vamos A tener


en honor de manifestar A la Camara en qu6 consiste
la diferencia de nuestro criterio, con el de la minoria
reconociendo previamente que la misma sinceridad
que tenemos nosotros, tennis vosotros al sostener vues-
tra opinion.
Establecimos unos hechos, la mayoria de la Comi-
si6n, que fueron aceptados por todos sus miembros.
La minoria no neg6 esos hechos de los cuales deduji-
mos que el senior Hortsman era ciudadano espafiol
antes del 7 de Enero de 1904. Nosotros sentamos que
el senior Hortsman era ciudadano espafiol antes de la
Constituei6n de nuestra Repfiblica, porque 61 habia
aceptado la ciudadania espafiola antes de esa fecha, y
ese hecho fu6 la base de nuestro dictamen. Pero el
senior Sarrain, sugestionado sin quererlo, y la mino-
ria entera victim de esa sujesti6n, sin saberlo, y se-
guramente con muy buena fe, mixtific6 los hechos, y
de qu6 manera, sefiores Representantes; y teniendo
una base, un fundamento de apoyo, la palanca vigo-
rosa del talent del senior Sarrain, pudo conmover
esta cuesti6n y presentarla como dudosa ante vuestra
consideraci6n.
Asi es, lo afirmo, y voy A demostrarlo.
Este hecho sustentado por la minoria, que parece
exactamente igual al nuestro, es esencialmente dis-
tinto: dice el hecho segundo: (lee)-Al promulgarse
la Constituci6n de la Repfiblica de Cuba, que le otor-
"gaba A Hortsman como native la condici6n de cuba-
"no, decidi6 segfin sus propias palabras... no acep-
"tar la condici6n de cubano y seguir siendo como
"hasta entonces sfibdito de la Monarquia espafiola."
Esto es lo que me result cierto, sefiores Represen-
tantes. El senior Hortsman, despu6s que se promulg6
la Constituci6n de la Repfblica de Cuba, no decidi6
otra cosa que aceptar la ciudadania de Cuba despues
de 6 6 7 meses de constituida la Repiblica.
SR. NODARSE: Como dos afios.
SR. OSCAR FONTS: DOS afios, menos 6 6 7 meses,
sefiores Representantes. L Quedan ustedes satisfechos?
Es una equivocaci6n mia, que no altera la cuesti6n.
El senior Hortsman no hizo nada mas...
SR. GONZALEZ SARRAIN: Estamos de acuerdo en
eso.
SR. OSCAR FONTS: Pues si estamos de acuerdo en
eso, vamos A ver las consecuencias que deducimos.
De manera que Hortsman y Varona antes del 20 de
Mayo de 1902 renunci6. ;, A qu6 renunci6 ?
Sn. GONZALEZ SARRAIN: Quiere que yo le contest?
SR. OSCAR FONTS: Prefiero contestarme yo mismo.
Pero antes de hacerlo, cumpliendo una regla ele-
mental de sana critical, es necesario que juzguemos los
hechos con el criterio que hubi6ramos aplicado en la
fecha en que ocurrieron. Es precise que hoy que tene-
mos nuestra RepTiblica y disfrutamos del alto honor
de llamarnos ciudadanos cubanos, no olvidemos que
los hechos ocurrieron cuando 6ramos un pueblo des-
graciado 6 intervenidos militarmente por un pueblo
eitranjero. Cuando el pueblo de Cuba estaba empe-
fiado por i1ltima vez en la guerra con Espafia y cuan-
do la victoria no se decidia para una ni otra parte,
intervino un pueblo fuerte que por su derecho, por el
derecho de la raz6n, de la justicia 6 de la fuerza, sea
cual fuere, pero sin preguntarle A los cubanos su opi-
ni6n, se lanz6 en la contienda, y rApida y gloriosa-
mente termin6 la guerra y ajust6 el tratado de Pa-
ris. Este tratado se otorg6 entire los dos beligerantes,
los Estados Unidos y Espaia, y en aquel entonces no
se defini6, y aqui invito A los sefiores Representantes
A que me digan lo contrario, no se defini6 la condi-
ci6n del cubano native. No se dice mAs sino que, res-







6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.- CAMERA DE REPRESENTANTES


pecto a los territories cedidos, tendrAn sus habitantes
la ciudadania que resuelva el Congreso de los Esta-
dos Unidos y en cuanto A los renunciados nada se
establece de un modo terminante. De manera, sefiores
Representantes, que en esa 6poca no existia ni la Re-
pfiblica cubana, ni la ciudadania cubana, ni en esa
6poca nadie podia decir cu6l era su ciudadania, ni
nadie tenia el derecho de lainarse eiudadano cubano,
y nadie podia, sentirse orgulloso de una ciudadania
que no existia. No existia en puridad mas que una
esperanza y una promesa que no se promulg6 antes
del 20 de Mayo de 1902. Y ahora yo pregunto: I es que
nosotros hubimos siempre de confiar en que se cum-
plieran las grandes promesas del pueblo americano?
SR. BOZA: Si.
SR. OSCAR FONTS: Es muy noble el coraz6n del
senior Boza, y siempre tendrA fe en todas las grandes
cosas; pero no todos piensan asi, no todos tenian fe en
la generosidad de la gran Naci6n americana, y mu-
chas esperanzas se perdieron desde aquel dia en que
los americanos negaron la entrada en Santiago de
Cuba... a las fuerzas de nuestro ejereito libertador.
Yo recuerdo, sefiores Representantes, a los que estu-
vieron en la guerra y k los que no estuvieron, los mo-
mentos de amarguras de los corazones cubanos, yo os
recuerdo que aqui donde amabamos A los soldados
americanos, porque ellos nobles y generosos habian
derramado su sangre junta con la de los soldados de
nuestra patria, sin embargo, dudabamos de ellos y
del cumpliendo de aquella promesa y del pueblo y el
Gobierno americano. Nos parecian muy nobles y le-
vantados los actos de los Estados Unidos, pero duda-
bamos que fuera possible el cumplimiento de la pala-
bra empefiada porque 6ramos un pueblo descreido y
desgraciado, y si esa duda existia en los corazones de
los cubanos, si esa duda la teniamos aqui, sefiores Re-
presentantes, qu6 pasaba en Espafia, que ocurria en
Madrid? Alli era articulo de fe para todo el mundo
que los Estados Unidos no era un pueblo noble y ge-
neroso que con la bandera de la libertad venia a res-
catar un pueblo sojuzgano contra su voluntad, en Es-
pafia nadie dudaba que el pueblo americano habia
emprendido una guerra de conquista y que aquel pue-
blo que habia puesto su bandera en Cuba, jams la
bajaria. Esb estaba en la conciencia de los espafioles,
porque pensaban... veian 6 deseaban que asi suce-
diese.
SR. NODARSE: Eso es lo que ellos deseaban.
SR. OSCAR FONTS: Los que vivian alli, los que es-
taban en ese medio social, no podian sustraerse a ese
medio social, sefiores, y tenian que considerar que la
situaci6n que se habia creado A los cubanos en esa
oportunidad no era seguramente de las mks brillantes
en cuanto al logro de sus ideales de independencia.
En esa situaci6n es donde yo les pido a los Repre-
sentantes que se coloque para juzgar esta cuesti6n.
Vamos alli al afio 98, veamos la situaci6n en la Vi-
lla y corte de Madrid, y daos cuenta que al senior
Hortsman cuando se le pidi6 que escogiera entire la
ciudadania espafiola que tenia y un derecho a una
ciudadania que no existia (y en la cual podran tener
much fe algunos sefiores, pero que no era esa fe obli-
gatoria, por cierto), y cuando Hortsman acept6 la
espafiola, no renunci6 a la cubana, y esta es la dife-
rencia esencial del caso. (.11l,, bien, muy bien).
Si despues de constituida la Republica, es decir,
despu6s de nacido ese derecho de que aqui se habla,
si despubs del 20 de Mayo en que se promulg6 la Cons-
tituci6n y tuvimos el derecho de llamarnos ciudada.-
nos de la Reptiblica de Cuba, el senior Hortsman hu-


biera renunciado la ciudadania cubana, entonces si...
SR. GONZILEZ SARRAIN (interrumpiendo): Eso es
lo que yo sostuve en mi discurso, y...
Sa. OSCAR FONTS: Eso es lo que no result cierto,
porque con las fechas a la vista habrh de reconocer
su sefioria que antes del 20 de Mayo... por lo menos
algunos dias antes era Hortsman ciudadano espafiol.
Sa. GONZALEZ SARRAiN: El senior Fonts no recuer-
da mi discurso.
SR. OSCAR FONTS: De manera, senior Sarrain, que
me abonard su sefioria esos dias en beneficio de la
verdad.
SR. NODARSE: La causa no se presta.
SR. OSCAR FONTS: Les suplicaria A los sefiores de
la minoria que no me interrumpan, porque no tengo
la suficiente costumbre parlamentaria para continuar
asi mi discurso.
Sa. NODARSE: Ya lo dije, la causa no se presta.
SR. PRESIDENT (GARCIA "CANIZARES) : Sefiores Re-
presentantes: Yo suplico que se atienda al ruego del
senior Fonts, que no es nada mas que un deber regla-
mentario.
SR. CAMPOS MARQUETTI: Me permit el senior
Fonts una pregunta?
SR. OSCAR FONTS: Puede hacerla su sefioria.
SR. CAMPOS MARQUETTI: Decia el senior Fonts que
los cubanos no 6ramos cubanos, a lo menos en la con-
sideraci6n de los Estados Unidos, ni aun despu6s del
Tratado de Paris; y yo, para ir robusteciendo mi opi-
ni6n, ruego al senior Fonts me permit que le inte-
rrumpa con una pregunta,, cuya contestaci6n ansio,
y espero de la Presidencia que me autorice para ha-
cerla.
SEn que concept nos tenian los americanos en los
aflos de 1896, 97, 98 y 99 ? Yo creo que como cubanos,
y nada mas que como cubanos. Recuerde el senior
Fonts, que en la Ley de Inmigraci6n durante los afios
referidos, en que fuimos excluidos los procedentes
de esta isla, del pago de los derechos fijados 6 los
inmigrantes, se nos llamaba cubanos. Y si la inter-
venci6n nos tuvo como a gente sin patria, con qu6
denominaci6n votamos en las eleceiones que prece-
dieron a la proclamaci6n de nuestra Constituci6n?
SR. OSCAR FONTS: Yo tengo much gusto en con-
testar A mi distinguido compafiero, que nosotros, los
que no am6bamos A Espafia, y no deseabamos llamar-
nos espafioles, nos Ilamibamos cubanos, pero en dere-
cho pfiblico no existia...
SR. GoviN: Lo declare el Congreso Americano.
SR. OSCAR FONTS: Lo que declare el Congreso
American6 fu6, que existia el pueblo de Cuba que
luchaba por su independencia, pero que no existia una
Naci6n, ni un Estado cubano. No neguemos la luz
del dia; en aquella fecha no era possible que existieran
ciudadanos cubanos.
SR. NODARSE: Lo dclar6 la Joing Resolution.
SR. OSCAR FONTS: La Joing Resolution no decla-
r6 que eramos ciudadanos cubanos, sino que teniamos
derecho a serlo. No lo fuimos sino desde el 20 de Ma-
yo en adelante.
SR. PRESIDENT (GARCIA CAbRIZARES) : La Mesa no
puede aceptar tan continuada interupci6n, much me-
nos despu6s del acto de cortesia del senior Oscar Fonts.
SR. OSCAR FONTS: Muchas gracias senior Presi-
dente. Despues de la advertencia que yo hice...
De modo, sefiores Representantes, que en cuanto a
la cuesti6n de moral political con que se ha hecho car-
gos contra el senior Hortsman, no result tan evidence
como se suponia. Yo recuerdo, y conmigo todos los
sefiores Representantes que forman la Cdmara, que








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- -CAMARA DE REPRESENTANTES 7


Imhi una 6poca en que se consideraba como honroso
lira i.l -.iitiiiiento cubano el renunciar la ciudada-
ii;i I-,p-ifl.i I, para talo:piir otra ciudadania eualquie-
,1, 'lr.'li,.t..1i..i asi del yugo colonial.
S(Vairios seiaores Representantes: Ciertamente).
SR. OSCAR FONTS: Perfectamente: asimismo en
*I.. period del 98, al 20 de Mayo de 1902, en el cual
'no existia aqui mAs que un pueblo intervenido por los
ani-rkiI.:,,, he oido decir A muchos que no renuncia-
Im;n i' la I indadania extranjera que poseian hasta no
tener la seguridad de obtener la cubana.
:'S'B. ALFREDO BETANCOURT: Asi fu6.
Sn. OscAR FoNTs: Pero este asunto que terminara
ioy, y yo advierto que es mi mayor deseo...
SR. ALFREDO BETANCOURT: Pido la palabra para
ima pipoposici6n incidental.
SR.. PRESIDENT (GARCIA CAIZARES) : Tiene la pa-
in bra el senior Betancourt.
SR. ALFREDO BETANCOURT: Para proponer que se
proir:ogiu esta sesi6n hasta que se termine de discu-
tii y v-itnr este asunto.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES): Es una pro-
posi.-i.~n i:iid.-ntal, y tiene que ser apoyada por dos
Ssficr,.s ,.tprweseiitantes.
SR. iM.~IFERHLR: Pido la palabra.
SR. SOBRADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Sefores
Masferrer y Sobrado, la proposici6n que ha hecho el
'iolor Betaneourt, tiene que someterse A la aprobaci6n
de la CAmara sin discusi6n.
SR. SOBRADO: El senior Sarrain ha manifestado
que tiene que rectificar, y el senior Mendoza Guerra
tambi6n acaba de decir que tiene necesidad de recti-
ficar, y lo harA extensamente, sin contar las explica-
..i,,ns de votos.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES): Se pone A
v.itia i.:n In p rop,:sici6n del senior Betancourt.
SR. M.I.FERRERI: Pido votaci6n nominal.
(El Secretario toma la votaci6n y se acuerda la pro-
rroga).
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Han votado
*I1i. si 33 sefiores Representantes y 18 que no. Queda
;i:.,,-il;lh la pr6rroga de esta sesi6n, hasta votar el
I'r,..iyi-to. y tiene la palabra para explicar su voto el
I-ii.r Masferrer.
SR. MASPERRER: Seiior Presidente y sefiores Re-
lr,-s.-t;r, t ,.-: he votado que no, porque entiendo que
.I1 .'-:.rilr la CAmara se constituya en sesi6n perma-
nente para tratar un asunto de suyo tan antipatico y
i]li.lsiv". se hace verdaderamente un abuse incalifi-

SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Mendoza Guerra para explicar su voto.
SR. BETANCOURT: El senior Masferrer siempre no
hace mAs que insultarnos.
SR. .G. PlREZ: Eso no es insulto.
Su. MASFERRER: El insulto lo hacen ustedes obli-
gAndonos a estar aqui para tratar ese asunto, como he
li'-lio antes.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Terminado
el incident. Sefior Masferrer, llamado al orden por
.l sefior Betancourt, me veo obligado A decir a S. S.
que la CAmara no abusa, sino que hace uso de su de-
recho.
SSR. MASFERRER: Yo hago uso del mio.
SSn. MENDOZA GUERRA: Sefiores Representantes:
`La verdad es que yo casi no tendria necesidad de decir
por qub6 he votado negativamente, si la CAmara no
hna perdidili la inieroria, sobre todo despu6s de anun-
ciar el sofior Sobrado que yo deseaba rectificar.


Porque es cierto que los sefiores Representantes no
ignoran que yo he realizado un gran sacrificio eon ve-
nir A este debate en la sesi6n precedent, porqi', me
encontraba enfermo; pero he venido porque, respon-
diendo A una pregunta del senior Alfredo Betancourt,
prometi lo que otro acaso no pudiera cumplir: venir
aqui, aunque me trajeran en andas; y si no hubiera
venido por mis pies, hubiese venido en andas, porqtie
yo soy hombre de palabra. Pero en manera ;aliina e i1-
tiendo que esta CAmara tenga el derecho de cohibir
A un Representante, que encontrAndose enfermo, se
le obligue A hacer una segunda rectificaci6n, que sabe
Dios A qu6 hora vendria A hacerse, y cuando yo, por
el estado de mi salud, no tengo resistencia para ha-
cerlo.
Me interest consten estas declaraciones; por eso 'ex
plico mi voto, para que conste en el Diario de Sesiones
y poder recorder eternamente la crueldad de los se-
flores moderados.
Sn. ALFREDO BETANCOURT: Pido la palabra para
una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (GARCIA CA&IZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Betancourt.
SR. ALFREDO BETANCOURT: Para que no vaya A ser
que la explicaci6n de votes traiga incidents desagra-
dables para unos y para otros. Yo he pedido la pr6-
rroga, porque crei que eran deseos de unos y de ottos.
Crei que habiamos llegado A un acuerdo, que no ha-
bia discrepancia. Me extrafia por counsigifleti, que
ahora haya algo de particular y c(iuItradi(.tirio al de-
seo general de todos.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : (agitando la
companilla) Terminado el incident.
Continfia en el uso de la palabra el senior Fonus.
-SR. OSCAR FONTS: Decia, pues, sefiores Relprc-
sentantes, que el senior Enrique Hortsman y Varoiia,
visto su caso desde el verdadero punto de vista en
que es necesario colocarse para decidir esta cuesti6n,
habia renunciado el dereeho especialmente para lla-
marse algfin dia ciudadano cubano, si la Repfiblica
de Cuba llegaba A constituirse, pero no habia renun-
ciado A la ciudadania cubana, porque esa nacionali-
dad existia tan s6lo en el coraz6n de los que en el
campo de batalla defendieron la libertad de esta pa-
tria, los cuales podian decir que ellos se estimaban
y entendian ciudadanos cubanos.
El senior Hortsman eligi6 el Statu Quo de su si-
tuaci6n. Pero no se diga que el senior Hortsman y
Varona, renunci6 A la ciudadania cubana que no exis-
tia. Esto en cuanto A la moral political. Y si la moral
political que decia el senior Sarrain, se refiere A que
el senior Hortsman y Varona lleg6 A Cuba en el mo-
mento en que se estaba haciendo una elecci6n para
Representantes, yo os dire que el senior Hortsman,
A quien se ofreci6 el alto honor de representar A su
pais en esta Camara, como no se sentia incapacitado
para ceptarlo, lo acept6 en use de su perfect dere-
cho, y al entrar A examiner el m6vil de su conciencia,
si algunos estiman que 61 lo hizo por propia conve-
niencia, nosotros podemos estimar que e1 lo hizo por-
que toc6 a su coraz6n el sentimiento de la patria...
SR. BozA: Si, por patriotism.
Sn. OscAR FONTS: En el terreno de la ,...n'li>:il,:i:
toda clase de investigaciones estAn toleradas 6 prohi-
bidas todas. En cuanto A la cuesti6n legal, vamos a
examinarla. La Constituci6n establece que son cuba-
nos que son nacidos dentro y fuera del territorio
de Cuba, este es un principio a1isol:utin entet acepta-
do por todos los paises, pero di:hio.asi en esta f)ormi
escueta, viene' signifiinr algo mis, que el cubano, si







S DIARIO DE SESIONES DEL OONGRES O.-OCAMARA DE REPRESENTANTE'S


es native, es ciudadano cubano en todos los casos. De
ahi la disposici6n transitoria que es absolutamente
indispensable en que establecieron los sefiores Con-
vencionales, que el cubano que en el moment de
promulgarse la Constituci6n, es decir en el moment
de nacer el derecho y la Repfiblica, tuviera una ciu-
dadania extranjera, no permaneciera dudoso para no-
sotros y eligiese de un modo definitive entire una y
otra ciudadania. Pero para esto no se establece perio-
do ninguno de opci6n, esto padria realizarse todos
los dias despu6s del 20 de Mayo; lo que no podia rea-
lizarse era antes del 20 de Mayo, porque no existia
antes de sa fecha, la ciudadania cubana. El cubano
native que antes del 20 de Mayo tuviera ciudadania
extranjera, A virtud de la disposici6n transitoria, ve-
nia obligado, tan s6lo, para disfrutar de los derechos
de cubano, A manifestar clara y terminantemente
que renunciaba su ciudadania anterior; y tan es esta
la interpretaci6n legal que puede darse a la disposi-
ci6n transitoria y al caso del articulo quinto de la
Constituci6n que aqui en la Repfiblica tenemos ciu-
dadanos que dijeron en sus actas de nacionalidad es-
tas palabras: ''que habiendo nacido en Cuba y te-
niendo al promulgarse la Constituci6n la ciudadania
extranjera, renunciaban la nacionalidad que disfru-
taban para recuperar la de cubano, haciendo uso del
derecho que les concedia el articulo quinto de la Cons-
tituci6n y la segunda de las disposiciones transito-
rias del C6digo fundamental."
Y esto lo dijeron don TomAs Estrada Palma, don
Fernando Figueredo y Socarrhs, don Emilio Nifiiez
y otros.:..
SR. G. PREZ: Ninguno empleado del Gobierno
Americano. -
8a. OSCAR FONTS: Eso es lo que a nadie se le ha-
bia ocurido preguntar hasta que Hortsman fu6 electo
Ret(lit-eUll ul.u, pero yo no lo decia a estos efectos:
esos sefiores no pudieron hacer la renuncia de sus
r.iu.lidfniNii antes del 20 de Mayo.
De manera que hay un hecho cierto, el ciudadano
extranjero en el dia de la promulgaci6n de la Cons-
tituci6n, y despu6s y hoy y mafiana tendrAn el dere-
cho de comparecer ante un Juzgado A renunciar su
ciudadania y A recibir desde esos moments la de
cubano native.
Ahora bien, dice la minoria en su dictamen: no es
este el caso del senior Hortsman, porque existe el
articulo s6ptimo de la Constituci6n, que dice que se
pierde la ciudadania cubana.
SR. GONzALEZ SARRAIN: La condici6n de cubano.
SR. OSCAR FONTS: La condici6n de cubano, por
admitir honorees 6 empleos de otra naci6n sin permiso
del Senado. De manera que no se negar6 el hecho,
porque'claro que no se puede negar, que el ciudada-
no extranjero tiene su entrada en nuestra Repfiblica
por la disposici6n segunda transitoria, cuando es na-
tivo; pero se ha hecho una excepei6n respect de
Hortsman, y una excepci6n que tan s6lo depend
de un anacronismo hist6rico, una excepci6n que de-
pende de la fecha en que se habla, una excepci6n que
han fundado los Representantes de ]a minoria con
perfeeta buena fe, pero sugestionados por la pasi6n
political. (Murmullos).
No hay m6s remedio, porque yo creo en la buena
fe de los adversaries, y necesito buscar una explica-
ci6n de sus actos.
El senior Hortsman, antes del 20 de Mayo era ciu-
dadano espafiol, en eso convinimos en estar confor-
mes los sefiores de la minoria y la mayoria; y si era
ciudadano espafiol, con qu6 derecho vamos a pregun-


tarle si recibi6 de su pais, honors, empleos 6 consi-
deraciones? (Aplausos).
Es indispensable reconocer quo el articulo s6ptimo
de la Constituci6n no esta escrito para preguntarle
A un ciudadano de otro pais, si cuando lo era reci-
bi6 honorees 6 empleos del mismo.
No, sefiores, se ha escrito para el cubano que ha-
biendo logrado ser ciudadano cubano, que habiendo
logrado ser ciudadano cubano recibiera sin permiso
del Senado, empleos i honors de otra naci6n despu6s
del 20 de Mayo de 1902.
Por eso dije que en el hecho segundo del dictamen
de la minoria h que me referia en el comienzo, se in-
troducia una confusion que ha sido el punto de apo-
yo necesario para erigir toda la argumentaci6n con-
tra la capacidad del sefior Hortsman, y que como
dijo mi distinguido amigo el senior Betancourt, re-
cuerda el castillo de naipes que el viento facilmente
despedaza.
Nosotros sentamos el principio de que el senior
Hortsman era ciudadano espafiol antes del 20 de
Mayo y sin sentar el principio de que 61 tiene aqui
que darnos cuenta de sus actos como tal ciudadano
espafiol, no es possible sostener nada de lo que nos
dijo la representaci6n de le minoria. Si volvemos las
cosas A su ser y estado nos encontraremos conque
el senior Hortsman antes de comenzar, antes de que
naciera nuestra Repfiblica era un ciudadano extran-
jero. Como lo eran otros muchos, con la finica dife-
rencia de que cuando se trata de nuestra antigua
metr6poli, siempre hay diferencias de criterio, que
establece la pasi6n, pero eso no empece cuando so
habla en el terreno del derecho.
En ese concept vuelvo a sostener aqui sintetizan-
do, porque comprendo que es muy tarde, y de con-
tinuar molestaria la atenci6n de la Camara, lo mismo
que dijimos en nuestro dictamen: para perder una
cosa es precise poseerla; para que se hubiera realiza-
do lo que dice el articulo s6ptimo de la Constituei6n,
es precise que el senior Hortsman hubiera sido cuba-
no con posesi6n de la nacionalidad cubana y si en-
tonces admitia cargo alguno en pais extranjero per-
dia la nacionalidad cubana, y no podia venir aqui sin
obtener su rehabilitaci6n; pero si cuando se promul-
g6 nuestra Constituci6n, cuando el ruido de los ca-
fiones anunci6 al mundo que habia nacido una nueva
nacionalidad, el senior Hortsman no era cubano, lo
finico que tenia era el derecho de volver a la patria
cuando lo creyera oportuno, porque ese derecho se
lo habiamos reconocido en la Constituci6n.
Sefiores Representantes: Yo tengo la pretensi6n
de que en este caso he dvulto, ya qu no todos los ar-
gumentos al senior Sarrain, por lo menos, la cues-
ti6n A su estado de pureza y de verdad que es indis-
pensable para resolverlo en ese concept no voy a mo-
lestar mAs la atenci6n de la Camara.
Ahora bien, antes de terminar, yo quiero desvane-
cer un cargo que se le hace al senior Hortsman y que
estA aqui latente en todos, que se dice 6 no se dice
6 no se dice, pero que es soente, y que con brillan-
tes recursos oratorios se ha aprovechado contra el
senior Horsman, porque al fin y al cabo es legitimo
derecho que el orador tiene de sumar las simpatias
de su lado y restarlas del otro.
El senior Hortsman, sefiores, es un cubano que no
se ha envilecido jams, es un cubano que, a lo sumo,
pudi6ramos considerar como indiferente hasta el dia
en que quiso ser ciudadano de su patria native, en
cambio otros que no fueron indiferentes, sino que
se opusieron A la Constituci6n de la Repfiblica con








DIARIO DE SESIONES DEL 'CONGRE SO.--CAMARA DE REPRESENTANTEiS 9

todas sus fuerzas y hasta con las armas, nosotros no limits de las palabras pronunciadas por el senior En-
les hemos negado su ciudadania, porque informa un rique Hortsman y Varona, si el senior Enrique Horts-
principio de gran generosidad a todos los actos de la man y Varona realize esos actos, express esas pala-
Revoluci6n, y porque si el Ej6rcito revolucionario bras, nosotros no hemos hecho mixtificaci6n alguna,
fu6 grande en la guerra, mas grande fu6 en la paz, sefiores, y tan es asi, que hoy se levanta el senior Os-
cuando declare que deseaba la Repfiblica igual para car Fonts, y desmiente lo que ha dicho el propio se-
todos. Vamos A juzgar un caso en que no se trata flor Hortsman. Ya no hay la franqueza del postulan-
de un puesto de Representante, se trata de darle A te, ya no habla el lenguaje sincere del senior Horts-
un eiudadano su derecho 6 de negArselo; es indispen- man; 61 trata de levantar un fantasma, una mascara
sable que os d6is cuenta de que aqui se sentaria un que aqui no se conocia: si el senior Hortsman hizo
funesto y mezquino precedent al lado de la gene- aquello, que es lo mismo que se describia, no era por
rosidad de todos los principios que ha sustentado la sus cAlculos, sino porque tenia un exagerado temor
Revoluci6n, y que estAis vosotros lamados a coloca- partri6tieo de que los Estados Unidos se quedaran en
ros del lado del derecho y no de la pasi6n, para cum- Cuba. (Aplausos).
plir con los principios que hab6is sustentado los "Pero lo que es ahora, el hombre que ama A otros
unos con las armas primero, y todos con la pluma y paises como al suyo, es un individuo tan perjudicial
lapalabra despu6s. a ]a sociedad como el que amara. otras mujeres tan-
Os requiero, sefiores, para que en estos moments, to como A la suya". (Aplausos).
en lo que sea possible, arranquemos de nuestros cere- Y yo tengo que rectificar otra cuesti6n de hechos.
bros cualquier clase de sugesti6n, tanto los unos como No es exacto, senior Fonts, que la minoria haya nega-
los otros, y que depositemos nuestros votos con arre- do fi oscurecido la verdad. Eso no es cierto. S. S. es-
glo a nuestras conciencias, en un pueblo en que todos t6 completamente equivocado, no por mala fe, em-
los ciudadanos deben serlo y todos son iguales ante pleando sus propias palabras, sino por la sugesti6n,
la Ley. (Grandes aplausos). por las necesidades de su partido, de su agrupaci6n
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene la pa- political.
labra para alusiones personales el senior Sarrain. Yo he afirmado a nombre de esa minoria lo que su
SR. GONZALEZ SARRAIN: Seiores Representantes: sefioria acaba de sostener, porque yo he planteado la
yo necesito contestar a las alusiones del senior Oscar cuesti6n de derecho, aunque esto sea una inmodestia,
Fonts, por la forma, por la manera que 1 lo ha he- como yo acostumbro A plantearla: aceptando los he-
cho. Trat6 de hacer aparecer el voto particular de la chos tales como ellos son y deduciendo de ellos las
minoria, y las palabras que yo pronunciara sosteni6n- consideraciones juridicas que el senior Fonts no ha
dolo, como refiidas con la verdad de los hechos; y yo sabido deducir.
voy A demostrar que sin estar refiido con esa verdad, Yo sostengo, como sostiene la mayoria de ]a Co-
aunque impulsado en este caso por ]a imperiosa ne- misi6n de Aetas 6 Incompatibilidades, que el senior
cesidad de la injusticia que defiende, es el senior Os- Hortsman y Varona desde antes de la promulgaci6n
car Fonts y los que sostienen las palabras que acaba de la Constituci6n fu6 espafiol, absolutamente espa-
de pronunciar. fiol, porque quiso ser espafiol; porque, usando de una
Yo tengo que repetir que he tratado de alejar de frase muy vulgar, le di6 la gana de ser espafiol.
mi anterior discurso y de mi posterior rectificaci6n, j Quiere mas conformidad el senior Oscar Fonts ? Y lo
todo, todo lo que no fuera exclusivamente juridico, fu6 hasta el 20 de Mayo de 1902; y desde este mo-
absolutamente constitutional; y tal parece que esto mento ha querido el senior Oscar Fonts tratar de
debo haberlo hecho yo muy mal; tal parece que algo destruir, de oscurecer los hechos por mi sostenidos
flota en la atm6sfera, y que se aparta de lo juridico, y las consideraciones juridicas de esos hechos dedu-
de lo puramente constitutional; que cada vez que al- cidas. Por eso yo tengo que rectificar.
guno de ustedes se levanta para sostener algo que Y me voy a limitar A la cuesti6n de hecho, porque
no debe ser mAs que puramente constitutional, se es- yo, s6 que un precepto reglamentario, me impide en-
fiuerzan en dirigir lanzadas contra un enemigo fan- trar en consideraciones de derecho. Yo he dicho lo
t6stico. siguiente, senior Fonts, y esto, err6neo 6 no, juridico
Yo someto A la consideraci6n de todos vosotros es. 6 anti-juridico, legal 6 anti-legal, ni el senior Oscar
te caso especialisimo; pero ya que de esto se ha ha- Fonts ni el senior Betancourt no han querido, por
blado, ya que se ha dicho hace pocos moments en de- lo menos no han podido destruir en la esfera del de-
terminada forma, ya que se ha manifestado que los recho. Yo he hecho este razonamiento de hecho: el se-
hechos, en el voto particular, se han mixtificado, yo fior Enrique Hortsman y Varona, el 20 de Mayo de
tengo necesidad de rectificar algo en esa cuesti6n mo- 1902, en el moment en que la Constituci6n se pro-
ral que se ha tratado, y toda vez que se dice que no- mulg6, adquiri6 el derecho, le naci6 el derecho, ese
sotros en el voto particular formulado por la mino- mismo que trata de ejercitar, el reconocido en el in-
ria de la Comisi6n de Actas 6 Incompatibilidades he- ciso primero del articulo quinto de la Constituci6n.
mos hecho apreciaciones acerca de la conduct politi- Si no hubiera nacido en ese instant, i ah!, enton-
ca del senior Enrique Hortsman y Varona. No, abso- ces el senior Enrique Hortsman y Varona no podria
lutamente; nosotros en ese voto particular no hemos reclamar en los presents moments: y eso hemos sos-
hecho otra cosa que repetir las palabras del senior tenido como hecho. Y se me hace una indicaci6u que
Enrique Hortsman y Varona, persiguiendo sus con- me obliga A terminar el discurso.
veniencias personales, fijAndose en el porvenir que El 20 de Mayo de 1902; ni 13 dias, ni 20 dias des-
se le presentaba en Espafia, decidi6 voluntariamente pu6s, ni un mes, ni cuando se estableci6 la represen-
no ser cubano y seguir siendo espafiol. Estas son las taci6n de Cuba en el extranjero, y especialmente en
mismas palabras que se usan en el voto particular; Espafia, habia ya temor de que los Estados Unidos
estas son las mismas palabras expresamente dichas, se quedaran en Cuba. (Aplausos).
francamente manifestadas por el senior Enrique Pero, separdndonos de este incident, yo he sus-
Hortsman y Varona. (Aplausos). tentado que en ese moment naci6 el derecho del se-
Si esto es cierto, si esto estA dentro de los estrechos fior Hortsman. Ese derecho tenia sus modificaciones








10 DIARIO DE SESTONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


y las limitaciones establecidas por el articulo s6ptimo
en su inciso tercero, que es la base fundamental, la
cimentaci6n de nuestro edificio republican.
Esto es ]o que yo he sostenido, esto es la verdad,
esto es lo que todavia yo no he visto combatir por
ninguno de ustedes; porque A mis arguments, A mis
consideraciones de orden legal, no se responded por
ustedes, yo no s6 si en obsequio de la brevedad, con
ningiln argument, sino simplemente con afirmacio-
nes absolutas, que serAn muy autorizadas; pero que
para mi no lo son, mientras no scan apoyadas por
razonamientos de derecho, por consideraciones le-
gales.
Esta es la verdad de los hechos, pero se me ban
atribuido otros y se ha incurido en verdaderos erro-
res. El senior Oscar Fonts, que ha demostrado ser un
hombre muy elocuente, de talent y muy.especial-
mente de grandes condiciones para los triunfos de la
political, no ha leido el articulo s6ptimo, tal cual como
61 es, porque decia: Segfin el articelo s6ptimo de la
Constituci6n, los cubanos pierden la ciudadania por
estos y por los otros motives. No, senior Fonts, eso
no dice la Constituci6n; la Constituci6n dice cosa
muy distinta, aunque el senior Betancourt crea lo con-
trario; dice: se pierde la ciudadania cubana, no la
condici6n de cubano; se adquiere, como lo dice el ar-
ticulo cuarto, la condici6n de cubano, se adquiere por
nacimiento 6 por naturalizaci6n; como lo dice el ar-
ticulo 8, la condici6n de cubano podrA recobrarse
con arreglo 6 lo que prescriben las leyes. Porque, y
esto es lo que no se me ha refutado por ustedes, yo
decia el otro dia, sostenia la otra tarde, que la con-
dici6n de cubano no depend del hecho del nacimien-
to 6 la paternidad, sino del cuerpo legal del articulo
de la Constituci6n que reconoce ese hecho como fun-
damento de derechos, obligaciones y deberes. Y hoy,
aunque ya con mejor pretension que la anunciada,
se decia por el senior Oscar Fonts y Sterling: ha ha-
bido muchos en la Repfiblica que siendo ciudadanos
extranjeros, en el moment de promulgarse la Cons-
tituci6n han llegado A este pais y han escrito estas
palabras, que, bajando ]a voz y muy d6bilmente,
leia el senior Oscar Fonts. Y se me ocurria A mi pre-
guntar: j Por qun el senior Oscar Fonts no leia inte-
gra la inscripci6n, por que no la lee toda, para co-
nocimiento de ]a CAmara, para que nos compenetre-
mos bien, perfectamente de todo lo que se hizo, de
todo lo que se dijo, y especialmente, senior Fonts, de
cuAl fu6 el moment en que se dijeron y en qu6 se
escribieron esas cosas? Porque en cuanto A los tres
nombres A que 61 se referia, y especialmente en cuan-
to se relaciona al senior Emilio N-fiez, yo puedo
asegurarle al senior Fonts y A toda laCAmara, que
esa inscripci6n fu6 realizada con anterioridad al 20
de Mayo de 1902.
SR. PEREZ: Lo mismo Estrada Palma y Fernando
Figueredo.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Ruego A los
sefiores Representantes que no interrumpan al ora-
dor.
Sn. GONz.ALEZ SARRAIN: Pero es que despu6s de
todo, es cosa que importa poco, como yo lo he soste-
nido, con una afirmaci6n, sefiores, contra la que se
levanta algo aqui que yo no esperaba del senior Os
car Fonts, porque aunque fuera con posterioridad
yo que prevela ese argument que habia sido anun
ciado per part de 61, supe decir lo siguiente: c6mr
se va A traer esto aqui? Para traerse con determine
dos visos de 6xito, es necesario traer algo mas, Ir
comprobacidn de que esos hombres hicieron lo que el


senior Hartsman, no desde el punto de vista moral,
sino desde el punto de vista juridico-constitucional.
Es necesario, es indispensable evidenciar que ellos,
despu6s de la promulgaci6n de la Constituci6n desem-
pefiaron oficios, comisiones, recibieron honors de un
Gobierno extranjero. &Y qu6 se contest esto, se-
fiores? Ah, nadie ha preguntado esto! Es lo inico
que se le ha ocurrido A mi contrincante.
No se ha preguntado. No era necesario preguntar,
senior Fonts, porque no es este tan inmensamente
grande, no es esta nacionalidad tan infinita en sus
limits, ni sus hombres tan numerosos que no sepa-
mos d6nde nos encontrAbamos todos. ~No sabe el se-
fior Fonts, como sabe toda la CAmara, que los hom-
bres A que se refiere no han desempefiado puesto nin-
guno en el extranjero despu6s de la promulgaci6n de
la Constituci6n?
Pero es que oficialmente no se puede tener siquiera
esa duda, I porque c6mo va A dudar de eso el senior
Fonts, cuando sabemos que el 20 de Mayo de 1902
uno de ellos era Gobernador Civil de la provincia de
la Habana, otro empleado piblico, y otro el propio
President de la Repuiblica cubana? Nadie puede du-
darlo. He aqui la diferencia entire los unos y los
otros.
Y no quiero cansar mis vuestra atenci6n. iAh!, pe-
ro si yo quisiera hacer uso de ciertos recursos efectis-
tas, si ese hubiera sido el prop6sito mio desde el prin-
cipio d, este debate, me lo hubieran proporcionado
las propias palabras que al final de su discurso ha
pronunciado el senior Oscar Fonts, defendiendo la ca-
pacidad del senior Hortsman. Yo las tengo aqui co-
piadas: 61 nos decia A nombre del senior Hortsman y
Varona que 61 fue espafiol, que quiso ser espafiol,
que sigui6 siendo espafiol despu6s de la Constituci6n,
hasta que lleg6 el instant en que se inflam6 su alma
y am6 y quiso A la Patria de su nacimiento, es decir,
hasta el mes de Diciembre de 1903, es deeir, sefiores,
hasta el memento, hasta el instant en que 61, en uso
de un perfeetisimo derecho que yo no he querido dis-
cutirle, que yo no he querido analizar, observa, A la
vez que el perfect restablecimiento de su salud per-
dida aqui en las playas cubanas, la ocasi6n propicia
Dara abandonar por complete el antiguo amor, A mi
juicio, y yo en esto le hago honor puro y desinteresa-
do, que A otras tierras concibiera, por el amor tam-
bien puro y desinteresado de la patria que le vi6
nacer y que promovi6 en aquellos instantes su deci-
si6n no per momentAnea, por inesperada, menos fer-
vorosa, de un acta de Representante, que no por ser
fraudulenta deja de tener los mismos efectos 6 igua-
les consecuencias, no ya en el orden juridico, sino en
el material y econ6mico. (Aplausos prolongados).
SR. OSCAR FONTS: Pido ]a palabra para rectificar
breves concepts.
SR. PRESIDENTE (GARCIA C' :i'..i.i..) : Tiene la pa-
labra el senior Fonts.
SR. OSCAR FONTs: Comprendo que la hora es muy
wvanzada, pero me interest dejar perfectamente acla-
-ado un hecho, y por eso pedi la palabra, para rec-
tificar.
Cuando lei esta lista de personas que habian echo
-enuncia de su ciudadania extranjera, me reduje A
-lombrar tres 6 cuatro personas por connotadas 6 im-
nortantes dentro de la Repiublica, pero aqui estA la
lista, y que no es mAs que una parte insignificant del
Tiumero de ciudadanos que ha entregado en nuestra
1'aci6n por medio de la segunda disposici6n transito-
-ia y del articulo quinto de la Constituci6n, los cua-
les algunos de ellos, han hecho manifestaciones el dia









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES I1


23 de Mayo de 1904, y otros en el afio de 1903, y en
ellos, sefiores, esta un gran nimero de los que han
renunciado A la ciudadania espaiiola, y algunos cuyos
nombres no puedo mencionar aqui, pertenecieron al
ej6rcito espafiol.
De modo, sefiores Representantes, que yo al citar
las listas no lo hice amafiadamente en beneficio de la
causa que defendia, sino que omiti leerla simplemen-
te en beneficio de la brevedad, porque la list es muy
larga.
Otro hecho; para terminar hago constar que des-
pu6s de lo que acaba de expresar el senior Sarrain,
que es cierto el hecho de que el sefor Hortsman antes
del 20 de Mayo fu6 cuando admiti6 la ciudadania es-
pafiola, que despues del 20 de Mayo en que naci6 la
Repfiblica cubana, el senior Hortsman no ha realizado
mas acts politicos, que la renuncia de la ciudadania
extranjera.
'SR. LA TORRE: Sigui6 siendo empleado, firm las
n6minas. (Risas).
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): Habi6ndose
consumido los turnos reglamentarios se pone A vota-
ci6n el dietamen.
SR. BOzA: Pido la palabra para dirigir un ruego
a la CAmara.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Boza.
SR. BOZA: Sefiores Representantes! Ustedes saben
que yo pertenezco A la Comisi6n de Actas 6 Incompa.
tibilidades, que yo soy firmante del Voto particular
que junto con el dictamen de la minoria de dicha
Comisi6n se ha discutido y se va a votar. En tal con-
cepto, yo ruego A mis queridos compafieros que aun-
que la votaci6n sea seoreta, y s6 que mi ruego sera
atendido, porque ellos saben en el sentido en que he
de votar,-yo creo que ninguno ha de career que voy a
votar en sentido afirmativo,-yo ruego A mis compa-
nieros que me permitan razonar mi voto despu6s de la
votaci6n. Poritiue entiendo que la votaci6n debe ser
seereta.
SR. ALFREDO BETANCOURT: Voy a contestar A mi
distitiigido compafiero el senior Boza, diciendo que de-
bemos aeeptar que razone su voto, pero haciendo cons-
tar que eso no constitute un precedent en esta Ca-
mara, porque bien sabe 61 que la votaci6n por pape-
leta fuW pedida por sus distinguidos compafieros y
nosotros accedimos a ello rompiendo con los precep-
tos reglamnentarion, entendi6ndose, repito, sin que esto
constituya un precedent.
SR. BOZA: Por eso lo he pedido, senior Betancourt,
porque de otra manera no lo hubiera hecho, sino que
hubiera ejercitado un derecho que tenia.
SR. PRESIDENT (GARCfA CARIIZARES): EstAn con-
formes los sefiores Representantes en acceder & la so-
licited del isefiir Boza?
(Acordado).
SR. BOZA: Muchas gracias, senior Presidente.
SB. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): Seiiores Re-
presentantes en virtud de un acuerdo de la Camara,
la votaci6n ha de ser por papeletas; entendi6ndose
que la papeleta en que se encuentre la palabra "si"
comprendtr;i un voto a favor del dictamen de la Co-
misi6n de C6digos, y la papeleta en que se sefale la
palabra "no", sera un voto en contra del dictamen,
esto es, A favor del voto particular.
El senior Campos Marquetti habia pedido la pala.
bra para una aclaraci6n. Tiene la palabra el senior
Campos Marquetti.
SR. CAMPOS MAUQUETTI: Sefior Presidente y sefo-
res Representantes: No me propongo molestar sino


por muy breves moments, vuestra atenci6n. He pe-
dido la palabra para aclarar un concept emitido por
el senior Betancourt, y que pudiera ser estimado co-
mo un cargo A los que hemos protestado de la procla-
maci6n del senior Enrique Hortsman y Varona como
Representante de Cuba en esta CAmara. A mi me
interest hacer constant, primero, que yo he protestado
'de la proclamaci6n del senior Enrique Hortsman, por-
que tengo la convicci6n, la tenia antes, y ahora oyen-
do A unos y a otros, los arguments expuestos han ve-
nido A robustecerla grandemente, de que no era cu-
bano ni en el moment en que fu6 a las urnas electo-
rales. Y me interest hacer constar igualmente, que no
es exacta la afirmaci6n del senior Betancourt sobre
que habiamos tolerado la proclamaci6n de las otras
.actas sucias, sin protester, y que ahora lo hacemos
contra el acta de su defendido el senior Hortsman.
Y lo repito: esa afirmaci6n no es exacta.
Cuando aqui se proclam5 al senior FernAndez de
Castro, amigo distinguido mio, yo dije: que para un
destine cualquiera de la Repfiblica, yo estaba dispues-
to a apoyar al distinguido General; pero que para
ocupar un asiento en esta CAmara, no; porque no ha-
bia -venido con acta limpia; del senior Serra, que es
mi verdadero amigo, amigo carifioso desde haee tiem-
po, dije exactamente lo mismo en los moments de su
proclamaci6n, porque no pudo mi amistafl I';l'ti:iilar
impedirme que viera que no es el senior 'rr.-ii un Re-
presentante legal; que no ha venido aqui con el mismo
derecho que los otros sefiores Representantes; y eso
ha podido oirlo perfectamente el doctor Betancourt
Manduley.
Igual declaraci6n hice cuando se proclam6 al senior
Florencio Villuendas. Y hoy-quiero decirlo muy al-
to-me. siento orgulloso de haber protestado del acta
del senior Hortsman, porque veo que despues de las
manifestaciones brillantisimas del senior GonzAlez Sa-
rrain, no queda una sola conciencia aqui que no est6
como escrito con caracteres indelebles, que no tiene
derecho el senior Hortsman A sentarse para legislar
como Representante legal de un pueblo que lo vi6 es-
pafiol, como 61 es, y que no le ha elegido. (Aplausos).
SR. POVEDA: Pido la palabra para hacer una pre-
gunta.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Poveda.
SR. POVEDA: Yo deseaba saber, que la CAmara
,me contestara 6 el senior Presidente, si la autorizaci6n
concedida al senior Boza para que explique su voto, no
'puede ejercitarse con el mismo derecho por los demAs
senores Representantes que quieran hacerlo.
SR. PRESIDENT (GARCIA CAIRZARES): No puedo
contestar la pregunta del senior Poveda, si los sefiores
Representantes no se callan.
Sefior Poveda: el senior Boza hizo una sfiplica pi-
diendo la explicaci6n de su voto y eso fu6 lo que la
Presidencia someti6 A la consideraci6n de la CAmara,
porque A pesar de que el senior Betancourt hizo otras
manifestaciones, la Presidencia no someti6 otra cosa
que la siplica del senior Boza, que fu6 lo que acord6
la Camara, consignando que sin precedent.
.S. SOBRADO: La CAmara, al acordarlo asi, tan
expresamente, que beneficia tan s6lo al si-5or Boza,
he creado un privilegio a favor de un senior Rf-pre-
sentante...
SR. BOZA: Renuncio A este privilegio, senior Pre-
sidente. (Aplausos).
SR. MASFERRER: Para una cuesti6n de orden, pido
la palabra.








12 DIARIO DE SESIONE'S DEL CONGRESO.- CAMERA DE 'REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): Cite el ar-
ticulo.
SR. MA SPERRER: El articulo 145, que ruego se lea.
(El senor Secretario lee el articulo ciento cuarenta
y cinco).
SR. MASFERRER: Sefior Presidente y sefiores Re-
presentantes. Este articulo, que envuelve dos parties,
me autoriza, desde luego, para que yo pueda emitir
6 razonar mi voto y me obliga A permanecer en el sa-
16n para emitirlo.
Por consiguiente, yo pido que asi como me veo (l1li-
gado A emitirlo, se me conceda poder razonarlo, por-
que yo voy A votar asi: NO. (Risas).
SR. PRESIDENT (GARCIA CAIIZARES) : Se va A pro-'
ceder A la votaci6n; cuando esta se verifique serA el,
moment oportuno de explicar los votos.
(Se verifica la votacin).
SR. MASFERRER: Sefior Presidente, pido razonar
mi voto en su oportunidad.
SR. SIRViN: Pido la palabra para: una pregunta
A la Mesa. .
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES): Estando en
votaci6n, dice el Reglamento que no se puede usar de
la plabra.
SR. SIRVEN: Es con respect A la votaci6n: deseo
saber el nfimero de Representantes que han emitido
suvoto.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZAIES): El Seereta-
rio informara.
SR. SIRVEN: Deseo saber cuAntos son los que han
votado.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA) : Sr. Presi-'
dente, Ilamando A lista se podria evitar-una nueva
votaci6n, con solo que los sefiores Representantes di-,
jeran al ser llamados si habian 6 no votado.
Si., PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): Las indioa-,
ciones del senior Sirv6n parece que! envuelven una
duda respect A la manera en que la Prliden.-i;i ha-
bia permitido se hiciera la votaci6n.
SR. .SIVEN: No senior.
SR. PRESIDENT (GARCfA CA.IZ I: I) : Yo he indi-
cado al senior Seeretario que pase lista preguntando
los que han votado 6 no.
SR. GONZALO PAREZ: Es que en las votaciones ,..
cretas. se acostumbra siempre llevar lista de los vo-
tantes para confrontar el nimero de papeletas con
los individuos que han tomado parte en la votaci6n.
No'es que dudemos de la Presidencia.
(El Secretario, senior Rodriguez Acosta, pasa lista).
SR. CASTELLANOS: Yo he votado, pero quierQ que,
conste en el acta que esa rectificaci6n se ha hecho des-.
pu6s de efectuada lo votaci6n.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANTIZARES) : Sefiores Re-
presentantes: De la lista que ha pasado el senior Se-
cretario, Rodriguez Acosta, resultan cincuenta y uno,
iguales A la lista que tiene la Presidencia. 51 han vo-
tado.
SSa. SIRmvN: No es la misma list que cuando em-
pez6 la sesi6n, pues el senior Columbi6 no estaba pre-
sente en la sesi6n.
,SR. RODRiGUEZ ACOSTA: Pero no vot6.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES): Para con-
testar en una votaci6n no es precise hacer referenicia
al principio de la sesi6n.
SVa, comenzar el escrutinio. .
SR. GONZALO PiREz: Es la prActica seguida, que
alhiora se cuente el niimero de papeletas, para ver'si
hay en realidad las cincuenta y una, que.es el nfimero
de votantes.
Sa. PRESIDENT (GABCIA CANIZARES): Seiores Re-:


presentantes: Con pena ha de eonfesar la Presiden-
:cia que este acto no se ha realizado con toda la se-
riedad con que debi6 de haberse.realizado, tratandose
de Representantes de la CAmara cubana.;. con pena lo
*consigna la Presidencia, y declara al mismo liek11p.
que nos demos euenta del acto que estamos realizando.
y la Presidencia,. por tanto, declara nula la votaci6n,
y se procederi A votacijn iiiiva. suiplii.i.l A losse-
fiores Representlates que .acudan uno A uno,. por elt
orden que se les vaya liamando A la Mesa paraide-
I"..itor..sus votos en la urna. :(Grandes (pli,,., ).
SR. GONZALo PWREZ: Sefior Presideute:-yo deseo
qque en esta nneva votaei6n;.ypara impedir lo que ha
manifestado la Presidencia, y que no es la.plirimiIra
vez que sucede en esta CAmara, que se haga una lista,
por duplicado por los dos Secretarios, de las .personas!
que vayan: depositando su voto, A fin de impedir equi-
vocaciones, que es lo finico que ha podido suceder en
esta Cimara. Asi evitaremos espectAculos como el que
hace un moment se acaba de dar. (Aplausos).
SRa. CAMPOS MARQUETTI: Pido la palabra..
SR; PRESIDENT (GARCIA.CARIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Campos Marquetti.
Sa. CAMPO MARQUETTI': Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: para apoyar priii."rtaii:-iil. las.
manifestaciones de la Presidencia, y A la vez,.pedirle
que haga cumplir el Reglamento en to .lai sus parties;
que cada Representante vote .onforme dispone el ar-
ticulo 141, es decir,"desde su asiento, .:yque la Pre-'
sidencia apele A la seriedad de cada uno de los Re-
presentantes, para que 'nadie, vote sino de aeuerdo
con su derecho.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) :: La CAmara
hacienda la Presidencia una indicaci6n, resolvi6. que
vengan los Representantes-,A votar.
SR. CAMPOS MARQUETTI: He dicho que me opongo
Seso; y ahora pido que se haga constar: 'porque yo: no
puedo autoriiar con mi voto. sino aquello que el Re-
glamento ordene, hallAndome siermpre dispuesto A pe-
dir A la CAmara que como cuesti6n de orden, lo cum-
pla y respete.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Como ilaPre-
sidencia hizo, una sfiplica A la CAmara, no insisted, y
no insisted en ello, porque el sscriri Campos Marquetti)
me ha obligado A que diga lo siguiente que creoque
el caso que ha sueedido no suceder ,mas en la CAh
mara y finicamente por temor de' que ,pudiera volver;
A suceder:es por lo que he pedido que vengan los se-"
fores Representantes A la la MIn,, I'..ira Iu. los Secre-
tarios,u,.no y otro los.-ean.
Sn. GoviN': Pido quo la urna se quede: ewnla mesa,
SR. CAMPOS MARQUETTI: Pref-!.iiii -lltl. ill lpir;l'i-0>
en la creencia que ahora manifiesta el -.oi.i Pr-'-il-n-
te, he.querido y me he op(ti-,(i ., qiuh I.., R.ni.-..-.nliaii-
tes tuvidsemos que ir A la masa, contra lo dispuesto en
el Reglamento.
SR. PRESIDENT (GARCIA. (' \1Z.\iI:.) : Hay dos
proposiciones: una:del senior Govin y otra del senior
Campos Marquetti. Insiste el senior Govin en su pro-i
posici6n?
SR. GoviN:. La retire. :
SR.. PRESIDENTE (GARCiA' CAIZARES): Aouerda la
CAmara de -conformidad con o1 que ha solieitado 'el;
senior Campos Marquetti?. .
Sa. GONZALO P9REZ: :Que se- cumpla el Regla-
monto.
Sa. MASFERRER: Pido la palabra antes de la:vota-
ci6n, para desvanecer una duda. Yo desearia saber'
cuantos sefioreshabia al empezar-la sesi6n,, porque
aparecen votando 55 y en la lista no eran ruas que 51;'








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 13

probablemente algunos despues que votaron se mar- Queda, por consiguiente, aprobado el dictamen de
charon. la Comisi6n de Cidigos que propone 6 la CAmara que
SR. PRESIDENTE (GARCIA CARIZARES) : Se le va A se sirva declarar al sefior Enrique Hortsman y Varo-
decir. na electo Representante por la provincia de Cama-
SR. GONZALO PAREZ: Para qu6 se le va A decir, si giiey.
se va A hacer nueva votaci6n? Queda, por lo tanto, proclamado Representante por
SR. PRESIDENTE (GARCIA CAIIZARES) : Lo pide el el Camagiiey el sefior Enrique Hortsman y Varona.
senior Masferrer, y hay que complacerle. Habia 50 al Habia pedido la palabra para explicar su voto el
comenzar la sesi6n. sefor Masferrer. Tiene la palabra.
(Se verifica la votaci6n). SR. MASFERRER: Sefior Presidente y sefiores Re-
SR. PRESIDENTE (GARCIA CARIZARES): Ha termi- presentantes: Cuando hace breves moments recogia
nado la votaci6n. Han votado 51 sefiores Represen- yo una frase....
tantes. El senior Secretario se servira hacer el conteo SR. PRESIDENTE (GARCIA CANIZARES) : Un momen-
de las papeletas. to, senior Masferrer, creo que no hay qu6rum. Un ujier
(Se efectia el conteo). se servir6 llamar a los sefiores Representantes que
SR. PRESIDENTE (GARCIA CANIZARES): Falta por est6n en el sal6n pr6ximo.
votar algin senior Representante?
Silencio r R). (Sale un ujier en busca de los sefores Represen-
(Silencio). ,
Se va A proceder al escrutinio. tantes, pero no vuelven al salon).
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Sefiores Re- SR. PRESIDENT (GARCIA CAIIZARES): Se levant
presentantes: Han votado que si 28 sefiores Repre- la sesi6n.
sentantes, que no, 21, y dos papeletas en blanco. (Eran las site menos quince minutes p. m.)


Imp. y Pap. do Zambla y Bonza, Obispo utms. SS y 35.-BabAnL.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs