Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00203
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00203
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text











DIARIO DE SESIONES

DEI,

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA

SE3X-TA LEGOISILATLR tA

VOL. I1 HABANA, 20 DE NOVIEMBRE DE 1904 NUM. 6


C mara


de Representantes


Quinta Sesi6n ordinaria.-18 Noviembre de 1904


Presidencia del Sr. Santiago Garcia Caiizares

Secretarios: Sres. Jose Rodriguez Acosta

y Jos6 Clemente Vivanco


SUMARIO


Con asistencia de 53 sefiores Representantes se abre
la sesi6n, dkndose lectura al acta de la anterior,
que es aprobada con una rectificaci6n pedida por
el Sr. Generoso Campos Marquetti.-El Sr. Men-
dieta suplica 6 la CAmara se interest del Ejecutivo
la remisi6n del expediente que en su visit de ins-
pecci6n fu6 instruido contra el Guarda Almac6n
de efectos de la Secretaria de Instrucci6n Piblica.
-Se acuerda rogar al Ejecutivo, remita una rela-
ci6n detallada por Provincias y Terminos Munici-
pales, referente a los bienes incautados por con-
tribuciones y no reclamos.-La Presidencia dispo-
ne que se de lectura a las comunicaciones recibi-
das.-Se acuerda tomar en consideraci6n y pasar-
la a la Comisi6n de Aranceles 6 Impuestos, una
proposici6n de Ley suscrita por el Sr. Zubizarreta
y otros, modificando el Reglamento dictado por el
Poder Ejecutivo en 11 de Septiembre de 1903, mo-

A las tres y veinticinco minutes p. m., ocupa la
Presidencia el senior Santiago Garcia Cafiizares y las
Secretarias los sefiores Jos6 Clmemente Vivanco y
Jose Rodriguez Acosta, hallAndose presents los sefio-
res Representantes que a continuaci6n se expresan:
AlbarrAn.
Betancourt, Alfredo.


dificado en 25 de Enero de 1904.-Se toma en con-
sideraci6n y pasa a la Comisi6n de Asuntos Mili-
tares, una proposici6n de Ley para que todos los
certificados del Ej6rcito Libertador pendientes de
distribuci6n el dia de la publicaci6n de esta Ley,
sean devueltos por las Comisiones que los posean,
k la Secretaria de Hacienda.-Pasa 6 la Comisi6n
de Presupuestos una Proposici6n de Ley autori-
,zando un cr6dito de $20,000 para la construcci6n
y reparaci6n de las lines telegrificas de la Repfi-
blica.-Se discuten los dictkmenes.-Se presentan
varias enmiendas.-El Sr. Enrique Villuendas pi-
de se celebre sesi6n al siguiente dia, con objeto de
continuar la Orden del Dia.-La Presidencia ad-
vierte que para entonces tienen que reunirse las
Comisiones; en vista de ello, el Sr. Villuendas re-
tira su petici6n.


Blanco.
Borges.
Boza.
Castellanos:
Cardenal.
Cu6.
Cruz GonzAlez.








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


Columbi6.
Serra.
Manduley.
Chenard.
Pu'aue Estrada.
Escobar.
Fonts, Carlos.
J)iaz.
Fust6.
.Guerra.
CGon7'lez A rocha.
Cpr-ia Osuna.
Gutiirrez.
GonzAlez Sarrain.
Govin.
Fonts, Oscar.
FernAndez de Castro.
Maza y Artola.
Carrillo.
'Malberti.
Mendez Capote.
Mendieta.
Mendoza Guerra%
Martinez Rojas.
Masferrer.
Nodarse.
Neyra.
Martinez Ortiz.
Zubizarreta.
Campos Marquetti.
Leyte Vidal.
Poveda.
Sobrado.
Risquet.
Sirven.
Villuendas, E.
Villuendas, F.
Betancourt, Angel.
Gonzalo P6rez.
Portuondo.
Gutierrez de C6lis.


Total: 53.


SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Se va A pasar
lista.
(El Secretario pasa lista).
El senior Secretario darA lectura al acta de la se-
si6n anterior.
(El Secretario, senior Vivanco le da lectura).
&Algfin senior Representante tiene que hacer obje-
ciones al acta oue se acaba de leer?
SR. CAMPOS MAROUTETTI: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GARCIA CATIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Campos Marquetti.
Sa. CAMPOS MAROTETTI: En el acta se dice que yo
fui invitado por la Presidencia A renunciar a una de
las tres Comisiones para que se me design. Me inte-
resa hacer constar que no fu6 asi, que fui yo quien
dijo que para estar dentro del articulo 26 del Regla-
mento, queria saber cufles eran las tres Comisiones
y renunciar a una de ellas. Tan pronto como qued6
aclarado ese punto, voluntaria y expontaneamente me
levant y pedi la palabra para renunciar A una de
ellas.
SR. PPESIDENTE (GARCIA CANIZARES): 1La Camara
estA conforme en que se apruebe el acta con la acla-
raci6n del sefior Campos Marquetti?
(Seniales afirmativas).
- Acordado.


iNo hay otra observaci6n que hacer?
(Silencio).
I Se aprueba el acta?
(Aprobada).
Queda aprobada.
SR. MENDIETA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Mendieta.
SR. MENDIETA: Para presentarle una petici6n A la
CAmara y rogarle que acceda A ella; consiste en pedir
al Ejecutivo e4 expediente que instruy6 el inspector
de la Secretaria de Hacienda cuando gir6 una visit
al Departamento de Instruccein Piiblica, y que se re-
mitan A la Camara, no solo el expediente, sino cuantos
informes, antecedentes y detalles se relacionen con el
mismo, como tambien ei Informe de la Intervenci6n
General del Estado.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : ~,Acuerda la
CAmara acceder A la petici6n que ha hecho el senior
Mendieta ?
(Acordado).
Queda acordado.
Su. GOVIN: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Govin.
SR. GOVIN: Para pedir A la Camara interest de la
Secretaria de Hacienda que remita una relaci6n de
las fincas ineautadas por el Estado.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANTZARES) : ,Acuerda la
CAmara acceder A la petici6n del senior Govin?
(Acordado).
Oueda acordado.
El senior Secretario dara lectura A las comunicacio-
nes recibidas.
SR. SECRETARIO (RODRfGUEZ ACOSTA) : (Leyendo):

"Habana, Noviembre 14 de 1904.

Sr. President de la CAmara de Representantes.

Sefior:

Teno el honor de comunicar A Vd. que el Senado,
en sesi6n del dia 11 del corriente, acord6 no aprobar
el proyecto de Ley votado por acuella CAmara en 11
de Agosto de 1902, autorizando al Ejecutivo para que
conceda un er6dito de $500 oro americano al senior
Temistocles Molina Derteno, como anticipo a los ha-
beres one tiene devengados en su calidad de Coronel
del Ejercito Libertador.
Muy atentamente de Vd.-E1 Presidente, Domingo
Mendez Cavote.-Jos4 Antonio Frias, Secretario.-
M. Morea Delgado, Secretario."

SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : ~La Camara
se se da por enterada?
(Silencio).
Enterada.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEz ACOsTA): (Leyendo):

"Habana, 18 de Noviembre de 1904.

Sr. President de la Camara de Representantes.

Sefior:

Tengo el honor de comunicar A Vd.. nue ha queda-
do constituiada la Comisi6n de Asuntos Milirt;irs.
en la forma siguiente:
President, Sr. Jos6 FernAndez de Castro; Vice-








DIARIO DE SESIONE'S DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 3


president, Sr. Francisco Leyte Vidal; Secretario,
Sr. Justo Carrillo; Vicesecretario, Sr. Generoso Cam-
pos Marquetti; Vocales: Sres. Carlos Mendieta, Ri-
cardo Fust6, Joaquin Garcia Pola.
Muy atentamente de Vd.-Jose Ferndndez de Cas-
tro, Presidente."

SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): ; La Camara
se da por enterada?
(Silencio).
Enterada.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEn ACOSTA) : (Leyendo):
"A LA CAMARA.
Los Representantes que suscriben, proponen a la
Cimara se sirva aprobar la siguiente

PROPOsicI6N DE LEY.

Articulo I.-El Reglamento dictado por el Poder
Ejecutivo en once de Septiembre de mil novecientos
tres, para la recaudaci6n de los impuestos creados por
la Ley de veinte y site de Febrero del mismo afio,
modificada por la de veinte y cinco de Enero de mil
novecientos cuatro, queda tambien modificado del mo-
do siguiente, en cuanto a los articulos que a continua-
ci6n se expresan:
Articulo 34.-Los comerciantes al por menor no po-
dran vender bebidas de las sujetas al impuesto, trase-
gindolas 6 extray4ndolas directamente de los envases
mayores, sino en garrafones, galones, litros, botellas
6 envases inferiores A esas unidades. Por consiguien-
te, trasegarin el contenido de los envases mayores,
pipas, medias pipas, cuarterolas, etc., a garrafones,
galones, litros, botellas 6 envases inferiores, tan pron-
to como pongan 4 la venta esos articulos, detallindo-
los, como queda dicho anteriormente, en garrafones,
galones, litros, y envases inferiores a estos.
Articulo 58.-Es obligatorio para todos los que se
dediquen A la elaboraci6n dedichos articulos, presen-
tar al Administrador de la Zona Fiscal respective,
dentro de los diez dias siguientes al en que comience
sus negocios, declaraci6n por duplicado, en la que
conste la clase de fabricaci6n a que se dediquen, pue-
blo, calle y nfimero en que tengan situados sus esta-
blecimientos, fabricas, etc. Igualmente esti obligado
A presentar dicha declaraci6n todo el que se dedique
privadamente a elaborar articulos de los gravados.
Articulo 59.-E1 Administrador de la Zona Fiscal
expedirA gritis A los que presented dichas declaracio-
nes, un certificado que ocredite el haber sido inscripto
en el Registro correspondiente. Dicho certificado de-
ber6 ser entregado al solicitante por el Administrador
de la Zona Fiscal al dia siguiente al en que lo solicite,
y sera fijado por aquel en lugar visible de la fibrica,
taller 6 casa donde se elaboren articulos de los gra-
vados.
Articulo 62.-Los fabricantes, asi como todo el que
elabore articulos de los gravados en cualquier forma
por la Ley, estan obligados a llevar un libro segfin el
modelo acordado por la Secretaria de Hacienda para
anotar diariamente el nfmero de los articulos que fa-
briquen, classes, nimero de los envases y valor de los
sellos adquiridos para los mismos. Del resume tri-
mestral de dicho libro, se remitiri una copia dentro
de los quince primeros dias del trimestre siguiente a
la Administraci6n de Rentas de la respective Zona
Fiscal. Igualmente estin obligados A llevar dicho li-
bro, los que fabriquen alcoholes 6 aguardientes, de
biendo presentar tambi6n a la Administraci6n de la


Zona Fiscal, en el mismo t6rmino, el resume times
trial de las operaciones, expresando, ademhs, las ven-
tas que realize, determinando la persona 6 sociedad
a quien lo hacen.
Articulo 66.-A los efectos expresados en el articu-
lo anterior, podrin penetrar dichos funcionarios en
todos los establecimientos de comercio y fabricas, pa-
ra hacer las comprobaciones necesarias, examiner los
envases y bultos que conduzcan carros, cabalgaduras
6 cualquier otra clase de vehiculos, y los que lleven
consigo los vendedores ambulantes 6 consumidores,
eteftera. En las visits a las fibricas, examinarin el
libro que dispone el articulo sesenta y dos, cuidando
de que se lleve al dia y correctamente.
Articulo 67.-Descubierta por los agents especia-
les cualquiera infracci6n de la Ley 6 del present Re-
glamento, levantarin el acta correspondiente a que
se refiere la denuncia.
Los infractores, si no son comerciantes con domi-
cilio conocido, seran detenidos hasta que presten la
fianza oportuna, para comparecer ante el Juez corres-
pondiente, baciendo la acusaci6n el agent especial.
El procedimiento se ajustarA A lo dispuesto en la Or-
den nrimero 203 de veinte y cinco de Mayo de mil no-
vecientos y de sus concordantes posteriores. Al propio
tiemno darn los agents cuenta a las Zonas Fiscales
y A ]a Secretaria de Hacienda, de las investigaciones
que practiquen y denuncias que formulen. El ins-
pector esta oblidado a sostener la acusacidn ante el
Juez correspondiente. Igualmente esti obligado el
inspector a dar cuenta a las administraciones de las
Zonas Fiscales y a la Secretaria de Hacienda, de las
sentencias que en cada easo dicte el Juez correspon-
diente. Para el cumplimiento de sus deberes, solici-
tarn los Inspectores 6 Agentes Especiales, el auxilio
de ]a Policia, Guardia Rural y demis agents de la
Autoridad, en el caso que lo crean necesario.
Cuando por la naturaleza de la denuncia, los Jue-
ces Correccionales no tengan competencia para cono-
cer de ella. procederAn conform a lo dispuesto en el
articulo XXV de la Orden 213 de 1900. Cuando la
multa exceda de cincuenta pesos, los Jueces Munici-
pales se inhibirAn a favor del respective Juez Correc-
cional 6 de Instrucci6n.
Articulo 80.-Los Alcoholes 6 Aguardientes que se
encuentren. a la venta en almacenes, tiendas de vive-
res, caf6s. cantinas, dep6sitos, etc., estaran afectos al
pago del Tmpuesto. como licores fuertes, si no se en-
cuentran desnaturalizados por un gramo de alcanfor
puro por cada un mil gramos de alcohol. Las Drogue-
rias y Farmacias y otros establecimientos industria-
les matriculados que necesiten el alcohol para sus pre-
parados, podran tener el que sea necesario para ese
.objeto, pero no podrAn venderlo al pfblico, sin que
se le agregue la cantidad de alcanfor en la proporci6n
antes expresada.
Articulo 81.-Toda persona que dejare salir de su
fabrica 6 establecimiento, 6 A quien se le encontrare
articulos sj.ietos al impuesto, sin llevar adheridos en
la farma y cuantia expresada en este Reglamento el
sello correspondiente, incurrirh en las multas si-
guientes:
De 2.50 4 25.00 pesos.
1.o--Por cada litro 6 hotella de bebidas alcoh6licas,
nacionales 6 extranjeras, licores fuertes, vinos natu-
rales, cervezas, cidras, y cualquiera otra clase de los
licores gravados por la Ley; con excepci6n de los
comprendidos en el articulo siguiente.
2.-Por cada envase que contenga cincuenta 6 mas
tabacos.








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


3".-Por cada saco de azfcar de mis de 7 arrobas.
Articulo 82.-La multa sera de $1.25 A $12.50.
1 --Por cada sif6n f otro envase de un litro de
capacidad, de cidra 6 agua mineral 6 de refresco.
2.-Por cada paquete de picadura.
3.--Por cada paquete de un juego de naipes.
4.0-Por cada cajita de cincuenta f6sforos.
5.--Por cada paquete t otro envase de diez y seis
eigarrillos.
6.-Por cada saco de azficar que contenga menos
d'e siete arrobas.
7.--Por cada medio litro 6 botella, 6 unidad infe-
rior, de licores fuertes, vinos naturales, cidras, cerve-
zas y cualquiera otra clase de caldos de los gravados
por esta Ley.
Articulo 83.-Cuando los articulos indicados ante-
riormente se encuentren en envases de mayor capaci-
dad que la expresada en los dos articulos anteriores,
la multa se impondr6 6 raz6n de veinte y cinco pesos
6 cineuenta, por cada envase, y no por raz6n de la
unidad contributiva.
Articulo 84.-Tambien incurrirAn en las multas an-
teriores, en la proporei6n indicada:
S(a) Todo el que dejare de utilizar el sello al em-
pezar a hacer uso del articulo gravado, 6 despu6s de
agotado el contenido no lo destruyere por complete.
(b) Los que usaren sellos de menor valor y clase
distinta a la que corresponde para satisfacer los im-
puestos.
Articulo 85.-Incurrir6 en la multa de veinte y
cinco a cincuenta pesos por la primera vez, de cien a
doscientos por la segunda vez, y de quinientos por
cada una de las demAs, todo el que negare la entrada
en su almac6n, fAbrica 6 establecimiento a los inspec-
tores de los Impuestos, 6 al que se opusiere a que
estos reconozean los articulos que se expenden, suje-
tos a dichos impuestos.
Articulo 86.-Todo el que dejare de cumplir los
deberes que expresan los articulos 58, 59 y 62, incu-
rrira por primera vez en la multa de veinte y cinco a
Cien pesos, y en las restantes de ciento uno A doscien-
tos cincuenta, que seran exigidas administrativamen-
te y por la via de apremio por las Zonas Fiscales co-
rrespondientes.
Articulo 87.-La comprobaci6n y castigo de las in-
fracciones de la Ley sobre el enpr6stito y de este Re-
glamento, correspondent como Delegados de la Se-
cretaria de Hacienda, a los Jueces de Instrucci6n, Co-
rreccionales y Municipales por el orden de referencia
que determinan las siguientes reglas.
1.-Los Jueces Correccionales, cuando la infrac-
ci6n se cometa en la localidad donde existan esa clase
de Jueces.
2.-Los Jueces de Instrucci6n donde los haya,
cuando la infracci6n se cometa en la localidad donde
no existen Jueces Correccionales.
3.-Los Jueces Municipales donde no existan Co-
rreccionales ni de Instrucci6n, y la infracci6n se cas-
tigue con multa que no exceda de cincuenta pesos.
4.o--Cuando las infracciones se castiguen con mul-
tas mayores de cincuenta pesos y no hubiesen Jueces
Correccionales, ni de Instrucci6n, en la localidad don-
de la infracci6n se hubiere cometido, conocerk del ca-
so el Juez Correecional del Partido Judicial 6 que
corresponda la localidad, y en defecto de Jueces Co-
rreccionales, el de Instrucci6n.
5.o-La penalidad que se imponga por infracci6n
del Reglamento de los Impuestos, no exeederA en ca-
da caso, cualquiera que sea el nfimero de las infrac-


clones cometidas, de la multa de quinientos pesos y
la responsabilidad personal subsidiaria, en defecto de
pago, tampoco excederA de un mes de arrest.

Disposiciones Adicionales.

Articulo I.-Queda derogado el Decreto nf6mero
trescientos cuarenta y uno de dos de noviembre de
mil novecientos cuatro, publicado en la Gaceta Oficial
de diez del mismo mes.
Articulo II.-Igualmente queda derogado el ar-
ticulo octavo de la Ley de veinte y site de Febrero
de mil novecientos tres.
Articulo III.-E1 Ejecutivo no podr6 modificar el
Reglamento dictado en once de Septiembre-de mil
novecientos tres, con las modificaciones hechas por
esta Ley, debiendo solo limitarse a sefialar al Con-
greso las deficiencies que en su aplicaci6n observe.
Articulo IV.-Esta Ley empezar 6a regir A los diez
dias de su inserci6n en la Gaceta Oficial.
Sal6n de Sesiones, Noviembre 16 de.1904.-Octavio
Zubizarrela.-Joaquin G. Pola.-J. C. Vivanco.-A.
G. Osuna.-J. M. Govin.-A. Nodarse.-Antonio Gon-
zalo Prez."

SB. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): L La C6mara
acuerda tomar en consideraci6n la proposici6n de Ley
que se acaba de leer, y que pase a la Comisi6n de
Aranceles E Impuestos ?
(Acordado).
Queda acordado.
Sn. SECRETARIO (RODRfGUEZ ACOSTA): (Leyendo):

"A LA CAMARA.

El corto tiempo de que disponen las Comisiones
nombradas por la Secretaria de Hacienda para el re-
parto en provincias de los certificados de haberes del
Ej6rcito Libertador, pendientes de distribuci6n, asi
como la larga tramitaci6n de los expedientes de de-
claratoria de herederos que muchos interesados nece-
sitan promover para que, conforme 6 lo que prescri-
ben las Leyes, se les haga entrega de los mismos, difi-
cultan el prop6sito que abrig6 el Gobierno al desig-
nar las expresadas Comisiones y que, sin duda, fu6 el
de que dicho reparto se verificase con toda rapidez y
facilidad para los propios interesados.
A fin de obviar esas dificultades, armonizando los
intereses del Estado con los de los particulares a quie-
nes afecte dicha distribuci6n, los Representantes que
suscriben tienen el honor de someter a la considera-
ei6n de la CAmara, la siguiente

PROPOSICI6N DE LEY.

Articulo I.-Todos los certificados de haberes del
E i.: r Libertador, pendientes de distribuci6n el dia
de la publicaci6n de esta Ley en la Gaceta Oficial de
la Repiblica, seran devueltos por las Comisiones que
los poseen A la Secretaria de Hacienda, cesando di-
chas Comisiones en el encargo que por orden del Eje-
cutivo se les confi6.
Articulo IT.-Inmediatamente la Secretaria expre-
sada procedera a situar para su reparto, los talonarios
de esos certificados en las Zonas Fiscales que se se-
fialan, del siguiente modo: los del primer Cuerpo del
Ej6rcito Libertador en la de Santiago de Cuba; los
del segundo en Holguin; los del tercero, en Cama-
giiey; los del cuarto, en Santa Clara; los del quinto,
en la Habana, y los del sexto, en la de Pinar del Rio.









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS .- CAMERA DE REPRESENTANTES 5


Articulo III.-Los individuos del quinto Cuerpo,
6 sus herederos, residents en la provincia de Matan-
zas, cuyos talonarios de certificados se sit6fan por la
present Ley en la Zona Fiscal de la Habana, podran
reclamar los suyos respectivos por conduct del Ad-
ministrador de la Zona Fiscal de la ciudad de Ma-
tanzas, quien los pedirA, a aquella, y una ver recibi-
dos, los entregar6 pr6via la identificaci6n del caso.
Articulo IV.-El Ejecutivo dispondrh de la canti-
dad que estime necesaria para el exacto cumplimien-
to de esta Ley.
Camara de Representantes, Noviembre 16 de 1904.
-Carlos Mendieta.-BernabE Boza.-Agustin Cruz.
-A. Nodarse.-E. Villuendas.-Justo Carrillo.-M.
Guti6rrez Quir6s."

SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Acuerda la
CAmara tomar en consideraci6n la proposici6n de Ley
que se acaba de leer y que pase A la Comisi6n de
Asuntos Militares ?
(Aprobado).
Queda aprobado.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA) : (Leyendo):

"A LA CAMARA.

Los Representantes que suscriben, proponen el si-
guiente
PROYECTO DE LEY.

Articulo I.-Se autoriza al Ejecutivo para que dis-
ponga de la cantidad de veinte mil pesos que han de
invertirse en la construcci6n y reparaci6n de lines
telegrAficas en las seis provincias de la Repfiblica,
obras que se encontraban afectando a cr6ditos ex-
traordinarios y que fueron reintegrados A la Hacien-
da sin haber terminado aquellas;
Articulo II.-La liquidaci6n de este cr6dito se ha-
rh al concluir este afio econ6mico, si las obras compro-
metidas y proyectadas se hubieran concluido, de no
ser asi, se liquidarAn las que est6n terminadas y los
sobrantes del cr6dito continuarin invirti6ndose en las
obras pendientes, hasta su total agotamiento.
Articulo III.-A este cr6dito se cargarAn asimismo
todos los gastos de dietas, arrastres, peonajes y mate-
riales, sin que 6stos afecten 6 los que simultaneamen-
te puedan hacerse con el crdito ordinario del Presu-
puesto, cuyas dietas serAn satisfechas con cargo al
capitulo de reparaci6n y construcci6n de las que se
ejecuten por el presupuesto ordinario.
Articulo IV.-Esta Ley empezarh A surtir sus efec-
tos, tan pronto se publique en la Gaceta.
Camara de Representantes, 16 de Noviembre de
1904.-Eduardo Diaz.-Francisco Duque Estrada.-
intonio Masferrer.-Carlos Mendieta.-Alejandro
Neyra.-Alfredo Betancourt.-J. J. Maza y Artola."

SR. PRESIDENT (GARCIA CAnIZARES) : Acuerda la
C6mara tomar en consideraci6n esta proposici6n y
que pase h informed de la Comisi6n de Aranceles 6
Impuestos ?
(Aprobado).
Queda aprobado.
Se va a proceder A la discusi6n de los dictkmenes.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA): (Leyendo):

"A LA CAMARA.
El Representante que suscribe, designado ponente
para informar respect A la proposici6n de Ley sobre


modificaeiones del capitulo 22 de la Ley Electoral vi-
gente, presentada por los sefiores Enrique Villuendas,
Agustin Cruz Gonzalez, Oscar Fonts, Manuel Guti6-
rrez Quir6s y Santiago Garcia Cafiizares, despu6s de
su detenido studio, se permit recomendar A la Comi-
si6n de C6digos su aceptaci6n en sustancia, si bien
entiende que puede ser simplificada, limitAndose la
modificaci6n A la adici6n de un articulo.
Abonan dicha aceptaci6n razones muy atendibles.
La falsificaci6n de document electoral acusa en lI
generalidad de los casos un grado de perversidad y
malicia en el agent muy inferior al de las mutaciones
comunes de la verdad en otra clase de documents pi-
blicos ii oficiales, por lo que el tratamiento penal que
merecen ha de corresponder en naturaleza 6 intensi-
dad a dicho grado de punibilidad. Asi lo han com-
prendido los legisladores de casi todas las naciones
modernas cuando han fijado penas correccionales pa-
ra el castigo de esa clase de falsedades en las Leyes
electorales respectivas, mientras para las demas han
fijado penas aflictivas.
Fu6 un grave error que origin una imprevisi6n y
lijereza del Congreso, hasta cierto punto excusable
por la festiriaci6n con que se elabor6 la Ley Electoral
vigente, remitir al C6digo Penal la definici6n y cas-
tigo de casi todos los delitos electorales, entire los cua-
les quedaron comprendidos los de falsedad. Sufrieron
las consecuencias de ese error se encuentran en nues-
tras cArceles, tratados como los mAs temibles crimina-
les, multitud de personas acusadas de falsedades elec-
torales. Debemos, por tanto, apresurarnos, sin p6rdido
de tiempo, A subsanar nuestro error, restableciendo
el imperio de la justicia.
Pero la proposici6n de Ley de los sefiores Villuen-
das y otros, no distingue entire la comisi6n de la fal-
sedad por un funcionario pfiblico y la que realize un
particular, A los cfectos de los correspondientes cas-
tigos, siendo evidence que es mas grave la perturba-
ci6n social que aquella entrafia, atendido 6 que con
la mutaci6n de la verdad concurren en ese caso la
violaci6n de la fe pfiblica y el abuso de la confianza
depositada .por el Estado en el funcionario.
Encarezco, pues, de la Comisi6n de C6digos, que
haga suyo y proponga A la CAmara el siguiente

PROYECTO DE LEY.

Articulo finico.-La Ley Electoral vigente se adi-
eiona con el siguiente
Articulo 123.-Los funcionarios pfblicos que come-
tieren en document electoral algunas de las falseda-
des A que se contrae el articulo 310 del C6digo Penal,
ser6n castigados con ]a pena de prisi6n corrececional
en su grado minimo. Y los particulares que cometie-
ren las mismas falsedades, con la de arrest mayor en
su grado mAximo.
Habana, Octubre 18 de 1904.-J. J. Maza y Artola.

La Comisi6n de C6digos hace suya la anterior Po-
nencia, present6ndola como su dictamen.
Habana, Octubre 19 de 1904.-E1 Secretario p. s.,
Enrique Villuendas.-Vto. Bno., El Presidente, T.
Cardenal."

SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Sefores Re-
presentantes: hay una enmienda del senior Castella-
nos 6 la proposici6n que ha sido elevada A la catego-
ria de proyecto de Ley, y una enmienda del sefor
Carlos Fonst presentada A la enmienda del senior Cas-
tellanos.









6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


Se les'va A dar lecture para ponerlas a discusi6n.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEz ACOSTA) : (Leyendo):
"ENMIENDA.
La Ley Electoral vigente, se adicionara con el si-
guiente articulo:
"Articulo 123.-Los miembros de las Juntas Elec-
torales que cometieren algunas de las falsedades defi-
nidas en el articulo 310 del C6digo Penal, seran casti-
gados con la pena de arrest mayor.
(b) Los miembros de las Juntas Provinciales que
cometieren algunas de las falsedades anteriormente
expresadas, serin castigados con la pena de presidio
correctional en sus grades medio y mAximo.
(c) Los particulars que cometieren las mismas
falsedades, seran castigados con la pena de arrest
mayor en su grado maximo.
(d) Los particulars 6 funcionarios que hubieren
cometido 6 cometieren el delito de perjurio en acta 6
document electoral, 6 con motives de las elecciones,
seran castigados con la pena de arrest mayor en su
grado minimo."
SR. MASFERRER: Sefior Presidente: yo ruego a S. S.
que me autorice para dirigir una pregunta A los se-
fiores miembros de la Comisi6n de C6digos.
SR. PRESIDENT (GARCIA CAIIZARES): Tiene la pa-
labra el senior Masferrer.
SR. MASFERRER: Yo desearia que los sefiores que
componen la Comisi6n de C6digos, 6 alguno de ellos,
tuviera la bondad de decirme si con esa enmienda
queda completamente modificada la Ley Electoral.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene la pa-
labra uno de los miembros de la Comisi6n, que desee
contestar al senior Masferrer.
SR. MAZA Y ARTOLA: Para contestar al senior Mas-
ferrer. Con esa modificaci6n no queda mAs que adi-
cionado a la Ley Electoral el articulo A que se ha re-
ferido la ponencia. Nada mas.
SR. MASFERRER: NO me satisfacen las explicaciones
de m distinguido compafiero y amigo el senior Maza
y Artola; tal vez ser4 porque yo no he sabido expli-
carme lo suficientemente claro. Pero me conformo y
quedo enterado. Votar6 en contra.
SR. SECRETARIO (RODRfGUEZ ACOSTA): (Leyendo):
"Enmienda A la enmienda del senior Castellanos:
Que el inciso (a) diga asi: Los funcionarios pi-
blicos A quienes se refiere el articulo 120 de la Ley
Electoral, que cometieren alguna de las falsedades
definidas en el articulo 110 del C6digo Penal, seran
castigados con la pena de arrest mayor.
Suprimir el inciso (b), y el (c) que pase A ser (b),
y el (d) que pase A. (c).-Carlos Fonts."
Sn. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Comprendien-
do la enmienda various extremes, y en virtud tambi6n
de preceptos reglamentarios, propongo A la CAmara
que se discuta por parties.
,Lo acepta la CAmara?
(Selales afirmativas).
Queda aceptado.
Se abre discusi6n sobre el primer extreme de la
enmienda presentada A la enmienda del senior Cas-
tellanos.
SR. CASTELLANOS: Pido la palabra en contra de la
enmienda presentada A mi enmienda.
SR. PRESIDENT (GARCfA CANIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Castellanos.


SR. CATELLANOS: Sefiores Representantes: parece
A .primera vista que no hay diferencia alguna entire
la enmienda presentada por mi como enmienda al
inciso (a) del articulo 123 de la Ley Electoral vigen-
te y la enmienda presentada por otro de mis queridos
compaiieros, y es, sin embargo, de gran importancia
la diferencia que hay entire esta y la otra enmienda.
Indiscutiblemente, el criterio nuestro es mas res-
tringido que el criterio de la otra enmienda, que es
mas amplio; pero yo no encuentro ninguna raz6n que
abone la amplitud de nuestro criterio.
Realmente, esta no es una Ley que va A reglamen-
tar ni A regular el sistema 6 manera de proceder con-
tra los funcionarios piblicos. Si hubiere que poner
algfn nombre 6 calificativo a esta Ley, con una sola
palabra nos bastaria, porque esto, en verdad, no tien-
de a ser mas que una Ley de perd6n, una Ley casi
disimulada de amnistia.
Porque, indiscutiblemente, esta en la mente de to-
dos nosotros, y esta en la mente de todo el pueblo cu-
bano, que la Ley Electoral que ha regido en estas il-
timas elecciones, fu6 impremeditadamente promulga-
da; que dicha Ley no fu6 hecha con meditaci6n dete-
nida de la Chmara, sino que fu6 aprobada por nece-
sidades del moment, porque era necesario tener una
Ley que rigiera para las elecciones, y para realizarlo,
debiamos aceptar precisamente el proyeeto que por
escrito nos venia del Senado, que habia pasado alli
rApidamente, y que venia aqui en t6rminos tales que
habia que aceptarla forzosamente; y en aquel proyec-
to habia, no obstante, dos grandes lijerezas, dos gran-
des olvidos.
Uno de ellos, era que calificando pr6viamente de
funcionarios pfiblicos a todos los que intervenian en
la funci6n electoral, tales como miembros de Juntas
Electorales y miembros de Juntas Provinciales, en
cuya calificaci6n estaba acertada, los hacia responsa-
bles del delito de falsedad electoral que se hubiese
cometido, como si hubiera sido un delito de falsedad
en document pfiblico.
Y, realmente, todo esto estaba bien: los miembros
de las Juntas Electorales, debian ser considerados
como funcionarios pufblicos, porque pfiblicas son las
funciones que ejercen, y las falsedades en estos docu-
mentos tenian que ser consideradas como falsedades
en documents piblicos, porque son pfiblicos todos los
documents electorales, porque reunen todos los re-
quisitos con que se definen en nuestra legislaci6n los
que son considerados como documentos pfiblicos, por-
que se hacen con la intervenci6n de funcionarios pi-
blicos en el ejercicio de sus funciones.
Pero dado el dafio que esa falsedad hubiera podido
causar, dado el grado de malicia que se puede supo-
ner en sus autores, no era possible que, dentro de un
regimen equitativo 6 ilustrado, se hubiera de penar
con arreglo A las penas que sefiala el C6digo Penal,
actualmente vigente, para las otras falsedades quo
puedan cometer y realizan los funcionarios pfiblicos,
abusando en el ejercicio de sus funciones.
Ahora bien: en esta excepci6n, que en la.mente de
todos estd, respect a los miembros de las Juntas Elec-
torales y Provinciales, de todos aquellos que intervie-
nen por una raz6n direct en las luchas political que
en los comicios se decide y se resuelven, no deben
estar comprendidos los otros funcionarios.
Siguiendo nosotros esa corriente, y siguiendo ese
criterio y en ese fundamento, queremos que esta Ley
de perd6n alcance finica y exclusivamente k los fun-
cionarios pfiblicos meramente electorales, que se rela-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 7

cionan con el sufragio, en el que intervienen de una entender que nosotros sustraemos A esos funcionarios
manera indirecta, A los que son llevados por la vo- pfblicos que no ejercen funciones puramente electo-
luntad de los partidos, y en los que es necesario supo- rales, de las penalidades impuestas por el C6digo.
ner un interns politico y ese apasionamiento sin el Nosotros, mejor dicho, el que ha tenido la honra de
cual parece que las luchas electoralts no tienen ali- presentar la enmienda a la enmienda del senior Cas-
ciente; pero los demas funcionarios, no, porque en tellanos, nos openemos A que la clase de funcionarios
sus funciones no hay esas circunstancias atenuantes electorales a que se refiere el articulo 120 de la Ley
de su responsabilidad: el notario que por servir inte- Electoral, constituyen una clase aparte, cuando ejer-
reses politicos ha cometido una falsedad por qu6 le zan sus cargos electivos en las Juntas Provinciales.
ha de comprender esta Ley? Esta es la finica distinci6n que hay entire su enmien-
El no es un combatiente en las luchas political, 61 da y la que yo he presentado a la suya. Y nosotros no
no es un hombre excitado por las exigencias de su vemos la raz6n de esa diferencia, porque el senor
partido, ni por la necesidad de llevarlo a la victoria. Castellanos convendrh conmigo en que precisamente
No concurren en 61 las circunstancias que concurren la regla generalmente observada en el C6digo Penal,
en esos que son parte integrante de las elecciones. tratindose de funcionarios pfiblicos, es que no se dis-
El Registrador de la Propiedad que certifica que tingan por raz6n de su categoria. Tratandose de fun-
es contribuyente, sin serlo, un elector, el notario que cionarios, no se dice que el Alcalde que delinque ten-
declara falsas identificaciones, los funeionarios de otro ga distinta pena que el Gobernador, ni que el escri-
orden que han librado otras certificaciones falsas, I por biente que falte tenga menos pena que el Jefe del
qu6 han de ser amparados por esa Ley en virtud de Despacho, ni que la del Juez sea inferior A la del
la exenci6n political, que es lo que nos lleva 6 atenuar Presidente de la Audiencia, por el mismo delito, sino
las faltas de los miembros de las Juntas Electorales que la Ley supone la misma dignidad y responsabili-
6 de los particulars dad en todos los funcionarios pfiblicos y les aplica
Por eso yo, dentro del espiritu que nos ha inspira- igual pena, y por eso nosotros, aplicando este criterio,
do para redactar el inciso tercero del capitulo 23 de al caso, y sin querer hacer una distinci6n por la cual
la Ley Electoral, no comprendia mis que 6 los miem- creemos que la opinion pfiblica no esta preparada, no
bros de las Juntas Electorales Municipales. pues que aceptamos esa distinci6n y consideramos A todos los
respect de las Provinciales, no hemos podido llegar funcionarios electorales con una sola categoria y le
A un acuerdo;"pero en modo alguno podemos aceptar aplicamos a todos igual penalidad. Yo bien se que el
que los dem6s funcionarios sean comprendidos en esa senior Castellanos objetarh que las funciones de la
Ley, al extreme de ponerles como mAximun la pena Junta Provincial son mas altas; que las responsabili-
de arrest mayor en frente de esa escala de cadenas dades, por lo tanto, deben de estar A la altura de esas
que establece el C6digo para esos delitos. funciones. Pero insistir6 en mi argument anterior, y
Por esas razones, porque no hay nada que justifi- es que nunca se ha admitido esta distinci6n, y con re-
que la enmienda que se ha hecho A mi enmienda, yo laci6n al aspect prActico de la cuesti6n, si se afirma
ruego A la C~mara que piense esto y que los autores que son mas graves los males causados por la infrac-
de la enmienda acepten la mia, en la forma en que ci6n cometida, por el mas alto organismo electoral, yo
esti redactada. le contestaria que esos organismos provinciales ejer-
Sn. PRESIDENTE (GARCfA CARIZARES) : Tiene la pa- cen un trabajo puramente mechnico, que es el del
labra en pr6 el senior Fonts. escrutinio, y en cambio, los fraudes que pueden come-
SR. FONTS: Sefiores Representantes: estamos per- terse en las Juntas Electorales, decide de una mane-
fectamente de acuerdo el sefor Castellanos y yo y el ra decisive en el resultado de la elecci6n. Consultando
grupo a que me honro en pertenecer, respect a mu- los efectos, habria, por tanto, que imponerle mayor
chas de las afirmaciones de su elocuente discurso. penalidad los funcionarios de las Juntas Locales.
Nosotros entendemos, como entiende el senior Cas- Yo, sencillamente, recomiendo este aspect filos6fico
ty pr6ctico de la cuestien con arreglo, a nuestras leyes,
tellanos, que la Ley Electoral, en material de penali- y pri tico de la cuesti6n con arreglo, a nuestras ley,
dades, refiri4ndolas al C6digo Penal, se hizo de una y ya que estoy de pie y dirigiendo la palabra A nues-
dades, refirindolas al Cdigomara, oy abusar de su atenin para haer
manera impremeditada, y que, por lo tanto, la con- a decaracion en nombre de mi partido: y es que
ciencia pfiblica se rebela contra una Ley que es in- una declaraci6n en nombre de mi partido: yes que
* nosotros entendemos, como entiende el senor Caste-
justa y desproporcionada con relaci6n 6 los delitos anos, que esta Ly Electoral ha de ser modificada
que trata de perseguir, por su excesivo rigor fundamentalmente, que esta Ley Electoral ha de ser modifi solo en
fundamentalmente, que esta Ley es mala, no solo en
En todos los paises, en las legislaciones electorales sus detalles, sino tambi6n en su esencia, y que la ma-
se aplican penalidades distintas 6 las penalidades de yor part de los delitos ejecutados y de los fraudes
derecho comfn, a los delitos e infracciones en material cometidos, han sido provocados precisamente por la
electoral, porque, como decia el senior Castellanos, el falta de previsi6n de esa Ley, por la falta de garan-
elemento pasional entra por much en ellos, y no es tias que brinda, y que A media que nosotros vaya-
posible despojar A los hombres de esos sentimientos mos depurando esta legislaci6n electoral, que la ha-
exaltados que se engendran en las luchas de la poli- gamos mejor, que impidamos los fraudes, entonees no
tica y del falso y general concept que la mayor parte tendremos la pena de ver ciudadanos perseguidos por
de nuestros politicos tienen de los compromises de delitos que despu6s de terminado el period electoral
partido y de las exigencias de su discipline. y aplacadas las pasiones, nos inspire profunda lis-
Pero, desde luego, nosotros estamos tambien con- tima. (Muy bien).
formes con el senior Castellanos respect A que los SR. CASTELLANOS: Pido Ia palabra, para una breve
funcionarios piblicos que ejercen funciones perma- rectificaci6n.
nentes, digimoslo asi, aquellas funciones en los orga- SR. PRESIDENTE (GARCfA CARIZARES) : Tiene la pa-
nismos del Estado que no tienen relaci6n alguna con labra el senior Castellanos.
los delitos electorales, sufran las penalidades impues- SR. CASTELLANOS: Sefiores Representantes: en ver-
tas por el C6digo Penal, y en mi enmienda no vera el dad, me alegro de haber consumido en contra de esta
senior Castellanos una sola frase que le pueda hacer cuesti6n, tan solo por haber ofrecido 6 la Ckmara la








8 DIARIO DE SESIINES DEL CONGRESO.--CAMARA- DE REPRESENTANTES


,I,:-;ii.'n de oir la palabra siempre elocuente, del senior
Carlos Font. Declaro, con la sinceridad que me ca-
racteriza, que yo habia oido leer mal la enmienda,
que yo oi leer funcionarios pfiblicos en vez de electo-
rales; y vuelvo A insistir en que, 6 pesar de la rectifi-
.i.-i.'.n que yo hago, en honor del senior Carlos Fonts
y de su enmienda, declarando que yo habia entendido
fiil:iii; ri;..s p)fblicos en vez de electorales, sin embar-
go,, le hago este reparo: las palabras "funcionarios
electorales," en una Ley que va 6 eximir de penali-
dad, que tiene por objeto principal eximir de una pe-
na impuesta 6 hacer que un delito no llegue a cierto
grado de penalidad, se va A prestar a la Administra-
ci6n de Justicia, para no condenar a aquel que ha
caido bajo el peso de una acusaci6n.
Yo creo que las palabras "funcionarios electora-
les" son lo suficientemente grhficas, claras, precisas,
para que alcance de esta Ley los beneficios A quienes
estdn llemados A alcanzarlos, porque la Ley Electoral
no habla de funcionarios electorales, el C6digo Penal
no define qui6nes son los funcionarios electorales;
puede entenderse, por ejemplo, como funcionarios
electorales A los mensajeros que han llevado cierta
correspondencia al correo, a los alcaldes de barrio, a
los Alcaldes Municipales, cuando han tenido 6 su
cargo los documents relatives 6 la elecci6n, por eso
yo entiendo que no es clara la definici6n, que bajo el
epigrafe de funcionarios electorales, no se puede en-
tender lo que nosotros queremos que se entienda; y
he sospechado, al oir el discurso elocuentisimo y sabio
de mi elocuente amigo, que 61 ha anticipado la discu-
si6n, pues yo me habia concretado finicamente a dis-
cutir este inciso, sin ocuparme de otro inciso de la
enmienda, que debe ser objeto de discusi6n posterior.
Yo entiendo que en este inciso se comprendianl todos
los funcionarios pfblicos que por razones de su oficio
hubieran intervenido de una manera indirecta en las
elecciones, y yo queria, precisamente, que el inciso no
se refiriera fnicamente A los funcionarios electorales,
a los miembros de la Junta Electoral y 6 los miembros
de la Junta Provincial. No hay otros funcionarios
electorales, pero si hay funcionarios que de una ma-
nera indirecta han intervenido en la elecci6n y han
tenido una inmiscuidad bien directa en determinados
delitos.
Y en cuanto A esa declaraci6n solemn que hacia
el senior Fonts, tambi6n el grupo al que yo pertenezco
desea hacer manifestaciones parecidas A las del senior
Fonts. Nosotros declaramos, tambi6n, que no es nues-
tro prop6sito ir 6 unas nuevas elecciones con la legis-
laci6n vigente, que es nuestro prop6sito solicitar el
concurso del Poder Legislativo para hacer una Ley
Electoral que evite en lo possible la prosecuci6n de
las causes criminals, que lleve a mayor suma de ilus-
traci6n y de garantia a los electores; pero en lo que
no estamos conformes con el senior Fonts, es en que
todo sea originado por deficiencia de las Leyes, por
la mala redacci6n de la Ley; nosotros creemos que el
mal radica eh otra part; que el mal radica en otras
instituciones: en el sistema del Gobierno. Eso es
para nosotros un punto fundamental, en el cual tene-
mos que estar separados del senior Fonts. Nosotros no
creemos que las causes del fraude electoral tengan su
piedra de toque en la Ley Electoral. Ese es el punto
que nos separa del senior Fonts.
Hecha esta aclaraci6n, yo aceptaria la enmienda,
siempre que el senior Fonts, en beneficio de su propia
obra, puntualizara 6 aclarara un poco mas a qu6 fun-


cionario se refiere, sin perjuicio de discutir luego.
(.lI,, bien; muy bien).
SR. FONTS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Fonts.
Sn. FONTS: Me basta que el senior Castellanos, que
es persona tan perspicaz, no haya entendido bien el
concept, para que yo crea que realmente el concept
es obscure.
Yo creo que, realmente, no es muy clara esa en-
mienda A la enmienda del senior Castellanos, que fu6
redactada rApidamente y que adolece de ese defecto
de precipitaei6n. Las personas 6 quienes se refiere la
enmienda a6la enmienda del senior Castellanos, son las
que el articulo 120 de la Ley define en los siguientes
t6rminos: (lo lee).
De suerte, que si al senior Castellanos le parece
bien, podemos adoptar las mismas palabras de la Ley
y redactarla asi: "Los funcionarios 6 quienes se re-
fiera el articulo 120."
SR. CASTELLANOS: Perfectamente.
SR. FONTS: Acepto, por tanto, la indicaci6n del se-
fior Castellanos, y suplico al senior Secretario que re-
dacte la enmienda A la enmienda del senior Castella-
nos, en ese sentido.
SR. CASTELLANOS: Una aclaraci6n. Sin que esto sig-
nifique que yo desista de levar adelante mi oposici6n
6 la enmienda.
SR. SECRETARIO (E. VILLUENDAS): La enmienda
quedar6 redactada asi: "Los funcionarios A que se
refiere el articulo 120 de la Ley, que cometan algu-
na falsedad en document electoral, etc., etc."
SR.PRESIDENTE(GARCIA CARIZARES): b Est6 confor-
me el senior Castellanos?
SR. CASTELLANOS: Yo acepto la modificaci6n en
cuanto A ]a claridad, sin que esto signifique ue deje
de oponerme 6 la enmienda, porque ella destruye el
inciso B de la enmienda por mi presentada.
SR. PRESIDENT (GARCIA CA(IZARES) : El Sr. Man-
duley habia pedido la palabra en contra de la primera
part de la enmienda del senior Fonts, y el senior Vi-
Iluendas en pr6.
Sa. MANDULEY: Yo desisto, senior Presidente, fu
un error mio; yo deseo hacer uso de la palabra en
contra del dictamen.
Sa. E. VILLUENDAS: Desisto de hacer uso de la pa-
labra.
Sa. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Consumidos
los turnos en pr6 y en contra, finicos que, segfin el
articulo 127 de nuestro Reglamento, deben de consu-
mirse, se pone 6 votaci6n ]a primera parte de la en-
mienda.
Los sefiores que est6n conformes con la enmienda...
Sa. MASFERRER: Pido votaci6n nominal.
Sa. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): Se pone A
votaci6n nominal, por haberla pedido el senior Mas-
ferrer.
Los sefiores que est6n conformes con la enmienda
del senior Fonts, dirAn que si, y no los que la rechacen.
SR. SIRVJN: Qu6 es lo que se va a votar
SR. E. VILLUENDAS: La primera parte de la enmien-
da del senior Fonts.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Se va a votar
la primera parte de la enmienda del senior Fonts, pre-
sentada 6 la enmienda del senior Castellanos.
(Se verifica la voiacidn. Votaron a favor los se4ores
Albarrdn, Belancourt, Manduley, Blanco, Cardenal,
Cud, Cruz Gonzdlez, Serra, Duque Estrada, Escobar,
Carlos Fonts, Diaz, Gonzdlez Arocha, Gutigrrez, Oscar








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES .p


Fonts, Ferndndez de Castro, Garcia Caiizares, Maza
y Artola, Carrillo, Mendez Capote, Mendieta, Marti-
nez Rojas, Neyra, Martinez Ortiz, Poveda, E. Villuen-
das, F. Villuendas, Angel Betancourt, Rodriguez
Acosta, Portuondo y Gutierrez Celis.
Votaron en contra, los se4ores Borges, Boza, Cas-
tellanos, Manduley, Chenard, Garcia Osuna, Gonzd-
lez Sarrain, Govin, Mendoza Guerra y Nodarse).

SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES): Falta por
votar algfin senior Representante ?
Sn. GovIN: Yo no he votado.
SR. PRESIDENT (GARCfA CANIZARES) : 4 En qu6 sen-
tido vota el senior Govin?
Sn. GovIN: Voto que si. No, rectifico; yo no estaba
aqui cuando se empez6 la votaci6n, y ahora me he
enterado por el senior Zubizarreta, de lo que se tra-
taba, y voto que no. Pido rectificar mi voto.
SR. PRESIDENT (GARcfA CARIZARES) : ,El Sr. Go
vin desea rectificar su voto? Perfectamente.
El senior Govin vota que no.
Han votado que si 30 sefiores Representantes, y 18
que no.
Queda, pues, aprobada la primer parte de la en-
mienda presentada por el senior Carlos Fonts.
Se pone A discusi6n la segunda part.
SR. MASFERRER: Habia pedido explicar mi voto.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene razin
el senior Masferrer; puede explicar su voto.
SR. MASFERRER: He votado que no, sefiores Repre-
sentantes, del mismo modo que estoy dispuesto a vo-
tar en contra todas las enmiendas que aisladamente
se presented 6 esa Ley Electoral.
Yo entiendo que no una enmienda, sino una modifi-
caci6n total, es la que necesita esa Ley Electoral; y
aprovecho la oportunidad para recorder A mis que-
ridos compaferos, que fui el inico que tuve la gloria
de votar en contra de una Ley que en mala hora fu6
aprobada por esta C6mara.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Se pone a
discusi6n la segunda part de la enmienda presentada
por el senior Carlos Fonts a la enmienda del senior Cas-
tellanos, esto es, la que pide la supresi6n del inciso D
y que el C pase a ocupar el puesto del B.
Tiene la palabra en contra de esta enmienda el
senior Castellanos.
Sn. CASTELLANOS: Yo me opongo completamente a
una petici6n concrete que tambi6n contiene la en-
mienda del senior Fonts: 61 pide concretamente A la
CAmara que deseche el inciso B de mi enmienda, que
no lo acepto, que no lo apruebe, que no lo vote.
A esa parte de la enmienda del senior Fonts, es A
la que me opongo.
El ha anticipado el argument suyo, 61 ha anticipa-
do a la Camara porque pide esto; 61 lo ha dicho:
nuestro sistema penal, el sistema en virtud del cual
corregimos, tiene una teoria filos6fica en virtud de la
cual todos los funcionarios delinquen de la misma
manera, y todos deben incurrir en igual penalidad:
lo mismo el alguacil del Juzgado Municipal, que el
Juez de Instrucei6n, lo mismo el Presidente del Tri-
bunal Supremo, que el portero del mismo Tribunal
Supremo; todos est6n equiparados; no hay mAs que
considerar que el delito de falsedad es uno y que el
funcionario que delinque es uno tambi6n; que todos
estan en la misma escala social, que todos incurren
en la misma pena, en la misma responsabilidad.
Esa es su teoria,, pero 61 afiadia: hay que estable-
cer una diferencia esencial; 61 decia: esos son fun-


cionarios con funci6n permanent, y estos otros son
funcionarios con funciones transitorias, funciones que
van k desempefiar en virtud de un cargo poilitico,'de
un interns politico, que les guia 6 aceptar ese cargo;
es decir, funcionarios que esthn guiados ya de-un ins-
tinto pasional que los lleva 6 delinquir, que son-fun.
cionarios politicos, funcionarios pfiblicos piliti:.is, que
desempefian funciones mixtas de funcionarios piibli7
cos, pero eminentemente political, creadas por el po-
der politico, por el ideal politico, para di,.-mlciar
funciones political en interns de partidos pnlili.-,s.
Por eso pedia 61 que las penas se reba.ianial paiir' ,-so
funcionarios, es decir, que incurria en una notoria
contradicci6n: por un lado, decia, todos son fui.ii.i-
narios iguales para el C6digo; conformes; pero 1os
funcionarios permanentes, aquellos que d:.,-liiil.tiian
verdaderamente funciones mechnicas, los que deben
proceder fria, pausadamente, en el ejercicio de,una
funci6n reglamentaria, deben ser castigados de unna
manera distinta A los funcionarios pasionales, 6 :los
que obran, A los que proceden en virtud de determi-
nados m6viles.
Pues bien, el principal argument de mi distingui-
do contricante, ha desaparecido; 61 conviene conmigQ
en que son hombres que estan comprendidos en una
penalidad especial, en una Ley que A ellos solo com,
prende; pero al mismo tiempo quiere que no se vaya
A establecer un m6todo privativo, que no se vaya &
aplicarles la misma raz6n filos6fica.
Luego, yo tengo raz6n: estos funcionarios deben-ser
tratados por una misma raz6n filos6fica: su grado de
responsabilidad no debe ser considerado al amparo y
a la luz de las mismas disposiciones que habran de
aplicarse 6 los funcionarios permanentes, sino que es-
tos tienen que ser considerados bajo el punto de vista
de una filosofia que todavia no se ha escrito, de una
filosofia political, segfin la cual, el fin justifica los
medios.
Yo los consider precisamente bajo un punto de
vista filos6fico, no de filosofia political, sino de filosofi4
penal. Todos los legisladores y todos los c6digos civi-
lizados, aseguran que la escala penal est6 en relaci6n
direct con el dafio que el delito ha causado; que ellos,
cuando han impuesto penas aflictivas a6 un delincuen-
te, es porque entienden que el grado de dafio, de des-
gracia que va A hacer en el orden social, reclama una
pena que est6 en relaci6n, al nivel de ese grado de de-
lito; y cuando establecen una pena pequefia, es por-
que el delito causa pequefio dafio, y por eso establecen
las diferencias que hay entire las penalidades de ca-
rActer gradual, hasta llegar A la pena de muerte.. El
C6digo establece una filosofia que todos los paises, que
todos los pueblos siguen. A media que el dafio es ma-
yor, a media que el grado de malicia es mAs aden-
tuado, la pena es mayor. Esta Ley lo mismo la utili-
zan los pueblos primitives que los civilizados de'hoy.
Y yo le digo 6 la CAmara: bpor qu6 esta raz6n, -IuiI ha
inspirado a todos los C6digos y sistemas penales, no
la traemos A esa penalidad especial de estos delincuen-
tes especiales tambi6n, que van A realizar estos delitos;
por qu6 no les aplicamos una legislaci6n tambi6n es-
pecial? Cuando vamos A establecer la escala en el or-
den de la perversidad y la malicia que revelan los au-
tores del delito, en el orden de los dafios que p]uilit.
causar con sus delitos, 4 son id6nticos los que puede
realizar la Junta Electoral a los de la Junta Provin-
cial No; nadie contestar6 de otro modo esta pregun-
ta. Son distintos los dafios que puede causar una
Junta Provincial 6 los que cause una Junta Electo-
ral. Esta filtima est circunscripta 6 los trescie toq









10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRES0.-CAMARA DE REPRESENTANTES


y pico de electores del Colegio, no puede pasar d
ahi, porque hasta el nfimero de electores esta limited
por la Ley...
SR. MAZA Y ARTOLA: (interrumpiendo): Que pue
den decidir una elecci6n.
SR. CASTELLANOS: Si, conform, pero la decide
cuando no saben todavia si decide, cuando tienci
cierto grado de ignorancia, cuando no estan penetra
dos del acto que realizan. Los otros ya delinquen coi
pleno conocimiento de que roban un dereeho, que e!
de una persona, para darselo A otra distinta. El un(
delinque A ciegas, ignore que trascendencia 6 qu(
importancia va A tener el acto que realize; el otrc
delinque A sabiendas, con un fin determinado; el un(
delinque de una manera active, el otro de una ma
nera pasiva. Los miembros de una Junta Electoral
pueden llevar A cabo una cosa que puede calificarse
como de un hecho realizado al azar; los otros delin.
quen A sabiendas del dafio que van 6 causar, teniendc
el pleno convencimiento de que realizan un delito.
Ellos tienen derecho A intervenir eni todos los actos
de la Junta Electoral, de fiscalizar, de examiner, de
contar los votos escrupulosamente, de revisar, en una
palabra, uno A uno los de un t6rmino, porque ahi estA
sobre todo la material prima; los electores, que son los
que en cualquier moment pueden reparar el dafio
que hubiera causado la Junta.
Las Juntas tienen esa responsabilidad, que son los
Jefes los que dirigen la obra; esos realizan un dafio
mAs grave, delinquen de una manera mas maliniosa,
mis perversa, estAn, de considuiente, dentro de la, es-
cala filos6fica comfn A todas las legislaciones penales,
deben tener un pena mayor, porque su grado de mali-
cia es mayor, porque la trascendencia del delito es mas
grande; quiere decir, oue nuestras penas estan ajus-
tadas A lo one es comfin A todas las legislaciones vi-
gentes en el mundo.
Las Juntas Electorales, como decia el senior Maza,
tambi4n pueden decidir la elecei6n, poroue puede de-
cidir un solo voto el resultado de una elecci6n; puede
quitarle 6 darle la victoria A un candidate; pero cuan-
do esas decisions realizadas por nna Junta Electoral
sean conocidas, el dafio inmediatamente reparable, A
tiempo, de manera y modo y en circunstancias que
no pueden tener la trascendencia definitive que ha-
bria de tener el otro dafio. Alli puede ser denunciada
A tiempo; y la protest tiene que ser precisamente re-
suelta por esa Junta Provincial aue tiene en sus ma-
nos el medio de evitar ese dafio, el mis grande y tras-
cendental que pudiera realizar la Junta Electoral.
Pero la Junta Provincial i ah! no, ya esa delinque de
manera mas distinta: cuando conoce el resultado -final,
total, de una elecci6n, cuando tiene los antecedentes
todos de una elecci6n, cuando sabe qui6nes son los
candidates vencidos y los candidates victoriosos; y
entonces ella puede, por medio del delito, guitar la
victoria A ouien el sufragio se la ha dado, y dArsela A
aquel A quin el sufragio se la ha negado; y puede
hacerlo de una manera irremediable, definitive, que
no tiene subsanaci6n en la esfera del derecho ni en la
esfera de los hechos, segfin el criteria de ustedes, por-
que ustedes han sentado como norma de conduct que
pueden ser proclamados Representantes, hayan obte-
nido 6 no el sufragio del pueblo, hayan sido 6 no elec-
tos, aquellos que se presentan ante la CAmara.con
una credencial expedida por una Junta Provincial,
mientras que otros, tal vez porque no se proveyeron
de esa eredencial, y siendo verdaderos candidates, us-
tedes sostienen que no son tales, que no pueden ser


e c andidatos aquellos A1 quienes el pueblo les ha dado
o sus votes, aquellos que 1.;i ,iil fnidt,:.iri.l,,s por el
sufragio. Y este.es un mal que :ii., 1, .Tiiiita, que
Sno tiene reparaci6n de ninguna especie dentro de la
esfera del derecho; porque tambikn ustedes sostienen,
Scomo teoria, que aunque el delito fuera investigado
Spor los tribunales ordinarios y proclamado y aproba-
do por los tribunales ordinarios y condenado el can-
Sdidato por una sentencia ejecutoria, ustedes sostienen
Sque A pesar de todo eso, la Cdmara es soberana, que
Sen nada se afecta la proclamaci6n hecha por la CA-
Smara. Por consiguiente, ya ven ustedes hasta quB gra-
do inconmensurable y superlative es irreparable el
dafio realizado por una Junta Provincial.
- Cuando realizan alguna falsificaci6n en la docu-
Smentaci6n, cuando realizan algunos delitos definidos
Sport el articulo 310 del C6digo, en la documentaci6n,
Sen actas, con ello realizan un mal irreparable, un mal
que viola un articulo de nuestra Constituci6n, que es
nuestra Ley Fundamental; un mal que afecta al or-
ganismo, que es la base, *que es el principio de nuestra
sociedad political, en el que se dice que toda soberania
emana de la voluntad del pueblo cubano; un delito
one va A hacer trizas ese principio constitutional. base
de nuestras instituciones v de nuestra sociedad. Y
va A tener la misma penalidad en ]a esfera del Dere-
cho Penal one las falsedades que pudieran cometerse
nor los miembros de una Junta Electoral, que ponpan
cmino votos mns A una persona, 6 que colonuen 100 6
150 napeletas de mifs en la urna, oue es lo mAs que
pueden baeer dentro de su esfera de acci6n? Esto es
iln'ioo. es incomnrensible. poner la misma responsabi-
lidad penal A los miembros de una simple Jnnta
Flectoral, que A los miembros de una Junta Pro-
vincial.
Pero hay mis. Las Juntas Electorales se constitu-
yen por personas del territorio, por personas que es-
tan sometidas A la Ley de territorialidad; las otras
pueden ser elegidas libremente. En las Juntas Elec-
torales. los miembros de ellas tienen que ser veeinos
del barrio, y por lo tanto., no es possible exigirles ma-
yor suma de ilustraci6n ni grades conocimientos,
porque hay que elegirlos precisamente de los electores
que habitan dentro del circuit estrecho del barrio,
pues este es un mandate imperioso de la Ley.
Nosotros no podemos ignorar ni declarar en la CA-
mara de Representantes, porque nosotros no venimos
aqui A engafiarnos mutuamente, ni A engafiar al pue-
blo cubano, que en cierta manera es analfabeta una
gran part de nuestra poblaci6n, que un 25 6 un 30
por ciento de nuestra poblaci6n no tiene ilustraci6n
bastante ni conocimientos suficientes para poder co-
nocer y comprender el mecanismo de la Ley, el desen-
volvimiento de la misma; porque un 25 6 30 por cien-
to no sabe leer ni escribir, y todos ellos, sin embargo,
tienen el derecho del sufragio universal, y hasta pue-
den determinar y resolver 6 decidir el resultado de
una eleccidn; y sin embargo no se adopt, no se esta-
blece ninguna especie de eximente de responsabilidad
penal por delitos que cometan, cuando por lo menos
debe haber una presunci6n justificada y legitima de
la irresponsabilidad de esos miembros, que apenas
tienen ilustraci6n, ni poseen los conocimientos bas-
tantes ni necesarios para poder redactar un acta, de
tal manera, que si se nombraran escribientes para que
desempefiaran 6 realizaran esos trabajos, se verian
muy perplejos. Esta es una verdad que esta en nues-
tras conciencias y en nuestros corazones; esos hom-
bres son hasta cierto punto irresponsables de eual-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 11


quier delito que pudieran cometer en el ejercicio de
esas funciones, debido A su poca ilustraci6n, A la falta
de conocimientos sobre el mecanismo de las leyes y A
su desenvolvimiento. Esta es una raz6n fundamental,
la mAs fundamental que nos debiera llevar A ser be-
n6volos, A perdonarlos, porque son irresponsables de
ese delito, porque en su mayoria'son modestos obre
ros, 6 estudiantes, hombres que empiezan a ejercitarse
en la practice de la vida del sufragio, la vida de la
libertad, la vida de la independencia, y no es possible
exigirles tamafia responsabilidad, semejante A la de
un notario, que es un funcionario de carceter judicial
que recibe una retribuci6n del Estado, una retribu-
ci6n peri6dica, que ha sido elevado A desempefiar ese
cargo por su voluntad y por sus conocimientos; A esos
si puede exigirseles responsabilidad, porque si come-
ten una infracci6n de la Ley, lo hacen por negligen-
cia, por abandon, por maldad, y no es possible soste-
nerlos en la misma escala que al humilde obrero, que
carece por complete de los conocimientos necesarios
para poderse dar perfect y complete cuenta de la
responsailidad ben que pudiera incurrir; ese obrero,
que va A dar los primeros pasos en la senda de la li-
bertad, y que esta totalmente dedicado al cultivo de
la agriculture y al desenvolvimiento de nuestra rique-
za en sus mfiltiples manifestaciones. Las Juntas Pro-
vinciales no estan en ese easo. Los directors de los in.
tereses politicos de cada partido, pueden, al elegir los
miembros de una Junta Provincial, escojer entire to-
da la provincia, puesto que no tienen que circunscri-
birse al pequefio territorio del barrio, sino al de toda
la provincia, tienen el derecho de buscar A los hom-
bres mAs aptos y que reunan mayor suma de ilustra
ci6n para llevarlos A desempefiar esas funciones, pue-
den ser elegidos entire los mejores y mAs ilustrados, y
mAs hAbiles y mAs competentes.
Los partidos estan obligados, y tienen el derecho,
de elegir A hombres conscientes, A hombres que conoz.
can el C6digo, que deben conocer todas las leyes, el
mecanismo todo de la funci6n electoral, que si delin-
quen, ya no delinquen por error 6 por ignorancia, 6
falta de conocimientos legales para saber cuando la
verdad legal esta escrita y cuando ha sido falseada
de manera que constituya un delito.
Ya esos que delinquen, delinquen con conciencia
del delito que van A realizar, ya son perversos de alma
y realizan el delito deliberadamente, con criterio deli-
berado; son hombres que vienen con criterio pesado
A realizar un delito que han meditado y que tienen
concibncia de que con 61 van A realizar un dafio, que
ya de antemano conocen que van A violar los funda-
mentos de la Ley, que van A romper con la Constitu-
ci6n y que van A arrebar un derecho A quien lo ha
adquirido legitimamente y se lo van A dar A otro que
lo usurpa, apoyado por una mayoria, pero de una
manera illegal.
Pues bien; dentro de un sistema rational y equita-
tivo, tratandose de hombres que van A pesar la res-
ponsabilidad de sus actos, tratandose de hombres que
van A aplicar, por consiguiente, las reglas que deben
regular las relaciones de los ciudadanos entire si, den-
tro de esos limits se puede juzgar del mismo modo A
los miembros de una Junta Electoral que A los miem-
bros de una Junta Provincial.
modo en estos moments; pero si consultAis,vuestra
conciencias de legisladores, si consultais los conoci-
No; nosotros no podemos pensar en este caso con
vosotros. Vosotros podr6is sostener la doctrine con-
traria, porque un caso conocido os hace pensar de ese


mientos, la ilustraci6n q.ue radica y tiene verdadero
desenvolvimiento en la cultural de los eminentes 6
ilustrados jurisconsultos que forman parte importan-
te, como corona hermosa que lo enaltece, de vuestro
partido, si consultais A esos hombres que han estudia-
do, A esos que tienen por raz6n de su cargo que saber
cuales son las relaciones racionales y filos6ficas entire
el delito y la pena, habrAn de oir que el autor de
esta enmienda ha interpretado la raz6n filos6fica que
inspira el fondo de todos los C6digos penales, que es
14 Ley cientifica que los inspira aun hasta en los pue-
blos mis bajos; pero circunstancias... yo no quiero
hablar de eso, porque en una cuesti6n que para noso-
tros es de altos principios como esta, en una cuesti6n
como esta, no podemos bajar A lo pequeiio, sino colo-
carnos en el terreno de los principios, de los altos
principios de la equidad y la filosofia. Nosotros, ha-
blando en nombre del derecho, hablando en nombre
de los sistemas penales de todo el mundo, hablando
en nombre de la ciencia, de esas leyes constantes y
universales que han regido A todos los ciudadanos, sin
establecer privilegios en favor de determinadas per-
sonas con perjuicio de otras; nosotros sostemos esto
que es un principio, que esta escrito en la mente de
todas las legislaciones, y por eso es que lo defende-
mos, nunca por una raz6n parcial y pequefia.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (GARCfA CANIZARES) : Tiene la pa-
labra en pr6 el senior Carlos Fonts.
Sn. FONTS ( CARLOS ) : Sefiores Representantes:
cuando el senior Castellanos, al principio del discurso
con aue defendi6 la primera part de su enmienda,
nos decia que aqui esta Ley era una Ley de piedad,
nue esta es una Ley que obedecia A sentimientos al-
truistas, toda vez aoe reconociamos que la Ley Elec-
toral, remitiendo al C6digo Penal el castigo de los de-
litos electorales, era demasiado dura, y era despropor-
cionada, nosotros entendiamos. ademas, que no era
possible agravar en manera alguna la situaci6n de
cada una de las personas que estuvieran bajo la ac-
ci6n de la justicia, por esa clase de delitos, y establece
entire ellos una diferencia, porque si era una Ley de
piedad, de reparaci6n, en el terreno altruista, y que
corresnonde A los sentimientos de todos los miembros
de la CAmara que hayan meditado sobre este particu-
lar, es evidence que no se podia, porque no estA esta-
blecida en legislaci6n alguna una circunstancia agra-
vante, nueva, que es la de mayor ilustraci6n en el reo,
porque desou6s de todo eso, es lo que ha dicho el
senior Castellanos.
Y eso es lo que en la fecundia maravillosa de su pa-
labra, ha defendido el senior Castellanos, una circuns-
tancia agravante la de la ilustraci6n de las personas
perseguidas por esta clase de delitos, 6 sea la existen-
cia de una nueva agravaci6n de delito, que no existe
en el C6dipo, ni existe tampoco como delito distinto
en la Ley Electoral.
Si hemos de dictar una Ley que se inspire en sen-
timientos de consideraci6n y de piedad de la Camara,
no me parece que esa Ley Ilenaria los fines de concor-
dia, los fines que estA llamada A llenar, los fines de
reparaci6n; si esa Ley establece una excepci6n me-
diante la cual van A ser perjudicados en las posiciones
que respectivamente ocupaban esos verdaderos 6 pre-
suntos delincuentes en virtud de la modificaci6n que
establece el senior Castellanos en su enmienda.
Porque, efeetivamente, sefiores, yo decia que esta
clase de delitos tenian que ser considerados en un
plan distinto, en un terreno completamente separado








12 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


de los delitos comunes ejecutados por funcionarios
pfblicos a que se refiere el C6digo Penal, porque claro
es't6 que los delitos electorales, teniendo naturaleza
especial, y provocados por estimulos pasionales de un
g6nero especial, desde luego tenian que ser conside-
rados como cosas diferentes, pero de esto A la conse-
euencia que saca habilidosamente el senior Castellanos
de que ya que han de ser considerados bajo distintos
criterios, filos6ficos y morales, hay much distancia.
Los delitos electorales son unos y los delitos comu-
nes como los de falsedad y perjurio, por ejemplo, soQ
btros; pero ya dentro del campo de los delitos elec-
torales, yo no admito que un hombre porque sea mas
ilustrado que otro, tenga mayor responsabilidad,
cuando el origen de su responsabilidad es el mismo
y ejerce funciones del mismo gBnero y encaminadas A
la misma finalidad. Porque no hay dentro de nuestro
C6digo argument alguno como circunstancia agra-
vante, la mayor ilustraci6n de un procesado.
Por eso decia yo que el senior Castellanos colocaba
A esos individuos en situaci6n exceptional, en aras de
una doctrine suya completamente nueva, desconocida
entire nosotros.
Pero el senior Castellanos decia: los delitos come-
tidos por las Juntas Provinciales, pueden ser de ma-
yor trascendencia, y hasta iba mis alli: 61 decia: son
siempre de mayor trascendencia, porque pueden deci-
dir del resultado de una elecci6n, y porque contra
las transgresiones de las Juntas Provinciales, caben
ningi6n g6nero de recursos, y para demostrarlo, inci-
dentalmente atribuia 6 este grupo parlamentario, la
paterindad de una teoria, que no es una teoria de este
grupo, sino un texto legal: porque el senior Castella-
nos decia: segfin la teoria del Partido Moderado, el
Representante, para que sea proclamado, necesita
precisamente presentarse con su acta, y solamente
puede ser tenidos como Representantes, los que pre-
senten sus actas. Esta no es una teoria del Partido
Moderado, este es el texto integro de la Ley, que el
senior Castellanos conoce.
S. CASTELLANOS: He visto nacer el nifio alli, en la
casa.
Sa. FONTS (CARLOS) : El texto expreso, que no creo
necesario leerlo a la C6mara, porque cada uno de los
sefiores Representantes conoce toda esa Ley, con mo-
tivo de la cual, y sobre el articulo 104, se han librado
muchas batallas.
De suerte, que en este caso, todos los que tomhsteis
parte en la votaci6n de la Ley pusisteis en ella vues-
tras manos.
Sa. SARRAIN: Yo no puse las manos en la forma que
cree el senior Fonts.
SB. FoNTs (COALOS) : (Continuando): Si es que
aquello puede ser considerado culpa, que, desde luego,
seria necesario discutirlo tambi6n. Pero yo no admit
tampoco que sea exacta la afirmaci6n del senior Caste-
llanos, por much que nos haya deslumbrado la ma-
nera brillante con que 61 siempre present sus argu-
mentos de que los delitos cometidos por las Juntas
Provinciales, siempre sean mis funestos, m6s difiles
de borrar, de mAs trascendencia y m6s perniciosos que
los cometidos por las Juntas Electorales; pues el se-
fior Castellanos sabe tan bien como yo, que A veces
triunfa un candidate por cien, por doscientos 6 por
trescientos votos.
SR. CASTELLANOS: (Interrumpiendo): Y hasta por
uno.
SR. FONTS (CARLOS) : Y esos votos puede alterarlos
una Junta Electoral. Y si los papeles est6n bien arre-


glados y los miembros de esas Juntas en vez de ser
los hombres analfabetos 6 ignorantes que el senior Cas-
tellanos nos present aqui, son agents electorales lis-
tos, muy duchos en esta material, es probable que las
actas y documents vayan de tal modo A la Junta
Provincial, que esa tenga que aceptarlos como buenos.
De manera, que sobre el efecto de los delitos habria
much que decir, porque del mismo modo pueden co-
meterse fraudes perniciosos por una que por otra
Junta.
SR. E. VILLUENDAS: i Me permit el senior Presiden-
te, para una proposici6n incidental
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES) : Tiene 'la pa-
labra el senior Villuendas, para una proposici6n in-
cidental.
SR. E. VILLENDAS: Va A terminar la hora reglamen-
taria, y yo propongo que la CAmara acuerde prorro-
gar la sesi6n hasta terminar esta material, primera de
la Orden del Dia.
SR. PRESIDENT (GARCIA CAxIZARE:) Est6 la Ca-
mara de conformidad con lo propuesto por el senior
Enrique Villuendas ?
(Aprobado).
Queda aprobado.
Sa. FoNTs (CARLOS) : Sefior Presidente, voy A ter-
minar; en una palabra, sefiores Representantes; cuan-
do la Ley Electoral se modifique, cuando surjan aqui
debates, que necesariamente se han de producer con
motive del proyceto de Ley Electoral, entonces las
doctrinas expuestas aqui por el senior Castellanos se-
r6n seguramente aceptadas por muchos de los Repre-
sentantes, y sus teorias acaso puedan triunfar y cua-
jar en la Ley Electoral que se vote; pero dentro de
esta, dentro de la actual Ley Electoral, trat6ndose
inicamente de modificar la penalidad, de no hacerla
tan rigurosa, porque se consider, desde luego, injus-
ta y desproporcionada, nosotros no podremos admitir
que mediante ese criterio, que no es filos6fico ni moral,
se establezca una excepci6n que no tiene precedent
alguno ni en la legislaci6n electoral nuestra, ni en
ninguna otra legislaci6n electoral, que es una fecunda
invenci6n del senior Castellanos, que yo soy el primero
en aplaudir, que A mi me interest especialmente, pero
que establece una desigualdad injusta en las condi-
clones en que hoy se encuentran los funcionarios pi-
blicos electorales 6 los que tengan tal car6cter, con
arreglo al articulo 120, en atenci6n al organismo en
que han ejercido sus cargos, y que, por lo tanto, no
es de admitirse, porque carece de fundamento alguno.
(Aplausos).
SR. CASTELLANOS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene la pa-
labra el senior Castellanos.
Sn. CASTELLANOS: Yo uno mis aplausos 6 los que al
Partido Moderado ha arrancado el elocuente discurso
de mi amigo el senior Fonts, y lo uno, porque el senior
Fonts, con esa manera elocuente, sabia y suave que
tiene de discutir, realmente posee el privilegio, que
debe ser agradable para esta C6mara, de enaltecer los
asuntos, levantarlos 6 incitarlo 6 uno A discutir en
el campo siempre arido de los principios y de la
ciencia.
Y no me importa, por eso mismo, ya en ese terreno
abstract de los principios y de la ciencia, hacer una
rectificaci6n 6 mi amigo. Es que 61 me atribuye A mi
la afirmaci6n concrete de que el grado de ilustraci6n
de la persona, influye en su responsabilidad penal; y
asi, en el terreno de los principios, aunque no lo pa-
rece, es asi. Pero dentro de nuestro sistema de legis-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 13


laci6n vigente, -eso no result asi. Yo conozco y se
perfectamente que el Sr. Fonts, no pondrA en duda
que yo ]o s6 desde hace muchos afios, que hay un
precepto riguroso que dice que "la ignorancia de las
]eyes no exime de su cumplimiento."
Eso es verdad, pero en material penal no secede eso,
porque en material penal, el grado de conocimientos
que se tenga de una cosa, determine la mayor 6 menor
categoria, la clase del delito y la responsabilidad en
que se incurre; por eso el C6digo Penal tiene esas ex-
cepciones, por eso dice que es una circunstancia ate-
nuante de la responsabilidad el estado de embriaguez
no habitual, porque supone el cerebro perturbado,
porque supone un moment en que el hombre no tie-
ne el conocimiento necesario para discernir el bien
del mal; como tambi6n establece el grado de ilustra-
ci6n, como tambien dice que el menor de diez y ocho
afios no delinque, sino que cuando delinque, delinque
en virtud de una circunstancia atenuante; es decir,
que el C6digo establece como un principio, que la
mayor ilustraci6n 6 el mayor grado do ignorancia
pueden, en determinados casos, ser atenuante 6 agra-
yante de responsabilidad penal.
Pero yo no habia querido llegarle A decir al senior
Fonts, que el procedimiento civil en la contrataci6n
civil, pais tan ilustrado, madre eterna del derecho,
como es Italia, ha llegado a determinar esa distinci6n
en determinados casos, como el del divorcio, que se
acuerda 6 no se acuerda, segfin el grado de ilustraci6n
de las personas que lo solicitan. De modo, que la ilus-
traci6n se tiene como un factor important para de-
terminar el grado de responsabilidad. Asi es que aun-
que yo hubiera dicho eso, no hubiera dicho una enor-
midad, una heregia en el orden penal, hubiera dicho
una cosa que, aunque esta todavia en g6rmen, se va
desenvolviendo en ese sentido, en que el mayor grado
de ilustraci6n va determinando siempre el mayor gra-
do de responsabilidad. Y nosotros tenemos una Ley
que habla de eso; una Ley sajona: la Ley del perju-
rio. Esta establece que no compete el delito de perju-
rio el que miente ignorando. Tiene que ser, dice la
Ley del Perjurio, A sabiendas, que de este modo se fal-
ta la verdad con conciencia, con conocimiento, con
ilustraci6n de lo que se trata.
Es decir que tenemos una Ley positive que reco-
noce y va desenvolviendo ese g6rmen, en virtud del
cual el mayor grado de ilustraci6n puede determinar
el mayor grado de responsabilidad.
Y yo le recordaria a mi distinguido amigo el senior
Fonts, la causa de Franzine, en la corte de Francia,
contra el senior Pardo, en la que el Presidente reco-
mendaba al Jurado, y ]e decia que debia ser inexora-
ble en la pena; y una de las razones mAs fundamenta-
les que tenia para exigir al Jurado que pidiera la
filtima pena para el acusado, era el grado de ilustra-
ci6n, de cultural, el vasto conocimiento que 61 tenia,
que revelaba un grado de perversidad suficiente para
ahogar esos principios de cultural que le llebaba por
otro sendero.
Yo no quise decir que los miembros de la Junta
Provincial fuesen mas ilustrados que los miembros de
la Junta Local. No fu6 esa mi intenci6n. Yo supongo
que los miembros de la Junta Provincial pueden ser
tan ignorantes como los miembros de la Junta Local;
yo le explicaba al senior Fonts las circunstancias que
le eximirian de antecedentes de responsabilidad.
En todos los C6digos del mundo, cuando la necesi-
dad impone las cosas, entonces el que delinque por
necesidad, no delinque; y yo decia: en el territorio


pequefio de un barrio, en que no todos sus habitantes
poseen ilustraci6n, y es necesario elegir a los miem-
bros de la Junta Electoral dentro de esos habitantes,
no es possible esperar de ellos que tengan ilustraci6n
snficiente. Hay una necesidad territorial, una necesi-
dad que la Ley establece, y por raz6n de la necesidad,
debe eximirseles de la responsabilidad penal; no su-
cediendo asi en las Juntas Provinciales, que no se en-
euentran en el mismo caso, porque para los puestos
de las Juntas Provinciales, pueden los partidarios po-
liticos buscar los hombres mas ilustrados, mas compe-
tentes dentro de todo el territorio de la provincia. A
esos. por su misma ilustraci6n y competencia, puede
exiuirseles, y debe exigirseles, la responsabilidad pe-
nal. porque en ellos no concurre la raz6n de necesi-
dad oue yo apuntaba respect A las Juntas Electora-
les. sino qne es una raz6n de conveniencia.
En los primeros moments hay que obedecer 6 una
ley imperiosa de la necesidad, de la Ley que establece
one los miembros de las Juntas Electorales serAn ve-
cinos del barrio en que se constitute dicha Junta,
mientras que en las Juntas Provinciales no sucede asi,
porque dentro de toda la provincia tienen los partidos
politicos el derecho y el deber de escoger aquellos hom-
bres que reunan las condiciones de capacidad y apti-
tudes para desempefiar tan delicados y dificiles pues-
tos. Ahora, en cuanto a la afirmaci6n que nos hacia
el senior Fonts, de que todos habiamos puesto nuestras
manos en esta Ley Electoral, tiene que surgir de la
conciencia de todos nosotros una protest de irrespon-
sabilidad por nuestra parte. Realmente, es un caso
oue pudiera ser explicado dentro del C6digo como un
delito; realmente, desde el punto de vista legal, noso-
tros somos responsables, porque todos la hemos vota-
do; pero no asi desde el punto de vista de la realidad
de los hechos, porque nadie ignora las circunstancias
en que se discuti6 y vot6 esa Ley Electoral.
El Senado nos remiti6 el proyecto de Ley Electo-
ral en los liltimos dias de ]a legislature, y se nos pre-
sent6 el siguiente dilema: 6 no lo aprobamos y enton-
ces no hay Ley Electoral, y, por consiguiente, no ha-
bra elecciones para la renovaci6n del Cuerpo Legisla-
tivo, 6 lo aprobamos inmediatamente, con todos sus
defects y deficiencies. Y ante estos dos males, habia
que optar por el menor, y todos votamos la Ley Elec-
toral: lo cual fu6 una raz6n de necesidad que nos
eximi6 de responsabilidad, la misma raz6n de necesi-
dad ue debe eximir de responsabilidad a los miem-
bros de las Juntas Electorales, cuando delinquent por
razones en que no concurre su voluntad. (Aplausos.
Varios Representantes: Muy bien).
Yo habia redactado un proyecto de Ley Electoral
6, por lo menos, habia contribuido a su redaccion...
SR. FONTS (CARLOS) : Ese si que era bueno.
SR. CASTELLANO: Que era muy bueno, no porque
yo tenga la paternidad, sino porque en 61 se estable-
cia lue las penas debian ser impuestas segin la ca-
pacidad y carActer de cada Junta.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : El Sr. Man-
duley habia pedido ]a palabra, pero conforme al ar-
ticulo 127 del Reglamento, para la discusi6n de las.
enmiendas no pueden concederse mas que dos turnos,
uno en pr6 y otro en contra.
SNo era sobre la discusi6n de la enmienda para
lo que queria hacer uso de la palabra el senior Man-
duley ?
SR. MANDULEY: Era sobre el dictamen de la Comi-
si6n, pero como he visto, senior Presidente, que votan-
do ese inciso queda como Ley este dictamen, y como








14 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.-CAMARA DE REPRESENTANTES
. . . . . . .


yo necesito hacer algunas manifestaciones, pues asi
lo exige la conciencia popular de mi pais, hare uso
de la palabra en la discusi6n de la enmienda.
SR. PRE, DENTE (GARCIA CARIZARES) : Sefores Re-
presentantes: el senior Manduley necesita la amplia-
ci6n del debate, pero conforme al Reglamento, nece-
sita ser apoyado por dos sefiores Representantes para
ponerlo A votaciAn sin discusi6n.
SR. SmTRVN: Yo lo apoyo.
SR. JLEYTE VIDAL: Yo tambi6n lo apoyo.
Sn. PRESIDENT (GARCfA CAKIZARES) : Se pone A
votaci6n la amplinai6n del debate. para que pueda
hacer uso de la palabra el senior Rafael Manduley.
(Aprobado).
Oueda acordado.
Tiene la palabra el senior Manduley.
Sn. MANvDULEY: Seior Presidente v sefiores Repre-
sentantes: yo tenia el proD6sito decidido de no bacer
use de la nalabra en esta Cnimara, mientras no se
diiera por los Tribunales la riltima palabra resnecto
A los actos reali7ados por las Juntas Provinciales de
Escrutinio en Santiapo de Cuba. analizAndose aqui,
ademins. las elecciones del Camagiiey.
Me veo oblirldo boy A entrar en el debate, porque
nowo+ros. los orientales. tenemos ,n,,i.ri, en aue se
proclamen Penresentantes A Juan (T. G6mez. Fidel
P;..r, rv Vihnr+n 7Zav.na Ra n. en luaar de los pro-
clamados por la Junta Criminal de Santiago de Cuba.
Y como veo ese debate muv lejos, quiero consignar
acui mi protest contra el orovecto que viene A decla-
rar lna vez nPAs la imnunidad de acuellos acts de-
lictuosos. Yo debia haeer esta manifestaci6n. aue rea-
lieo roaba, empeando per decir al senior Fonts. Car-
los. oue la conciencia ponular no reelama la reform
de la parte penal de la Ley Electoral, sine la necesi-
dad nue sentis de library de las penas impuestas A
v. es1-ros agents electorales, por los Tribunales de
Justicia.
La coneiencia popular, lo que reelama es oue los
oriminales cue atentan contra la estabilidad de esta
joven naci6n. salida de la sangre y del llanto de va-
rias generaciones, sean castirados, para que sioniera
w;,:iioi;i nor el soborno de los apetitos burocraticos.
no hava individuos cue se presten A todo. y hasta fal-
sifinuen documents que son expresi6n de la sobera-
nia popular.
Yo tenia el pror6sito de no intervenir en esta dis-
cusi6n. done se ha hecho derroche de elocuencia; pe-
ro en el que falta alao que cuando menos nueda coho-
nestarse, y que se roce con la filosofia del Derecho
Penal.
Yo no tenro la necesaria comnetencia para inter-
venir ventajosamente en este debate, pero me bastan
el C6digo y la escala de penalidades, para con ellos
demostrar A esta Cimara que esta Lev no Ilena ni
cumple los principios de nuestra legislaci6n.
Pero come yo estoy convencido y conmivo todos los
Representantes del grupo Independiente, de que esta
Ley no obedece A un sentimiento altruista, sine A una
gran injusticia, para que las fracciones que dominant
en esta CAmara sivan dominando, haremos sentir
nuestra nuestra protest, poraue esto cue se hace hoy
aqui, es la continuaci6n del atentado del 13 de Junio,
atentado que se repitirA mariana, con lo que no habrA
nunca garantias, muy narticularmente en las provin-
cias de las Villas y la Habana, cuyas minorias no ten-
drAn su natural y verdadera representaci6n.
SR. MARTINEZ ORTIZ: Nosotros se la daremos.
SR. MANDULEY: Los partidos que monopolizan el


mando en esas dos provincias, tendran con esa Ley
de perd6n, de impunidad, mejor dicho, una facilidad
asombrosa, tantas cuantas veces quieran, para repro-
ducir los sucesos que aqui se vienen verificando, 6
sean las absorciones de Ia opinion por medio de los
cons.
Nunca faltarAn seis 6 site individnos cue se pres-
ten A recibir un salario mientras se realizan los es-
crutinios, con la esperanza de un puesto en Ia Admi-
nistraci6n pTiblica, de cuatro 6 seis mil pesos, A cam-
bio de servicios inmorales en las Juntas de Escrutinio,
comprometi6ndose A proolamar A los derrotados. fal-
seando la verdad electoral y en perjuicio de los ele-
gidos por el pueblo.
La provincia oriental, nor justicia y necesidad,
nuiere y esnera cue esta Camara, volviendo por los
fieros de la Lev, interpreted la Ley Electoral. modifi-
canldola de tal modo, que llegue a reflejar la voluntad
popular.
En esta T)ev, nue se votarf aoui sin respeto ningu-
no A lo establecido en el derecho nenal, cue se vota
bonv pra noder satisfacer las ambiciones de los par-
tidos dominaantes, ya cue esta mitoria independiente
no tiene esneran7as d ne one anlla provinoia llerne
4' ver en el seno de la CAmnara a los verdaderos Re-
nresentantes. Coe ha elesido en uni6n dl onne tiene
la bonra de diriviros la palabra. Es sensible oir invo-
car nui lna rectifinacijn de criteria nue no es la ex-
nresiAn sincera de la verdad, y hablar de necesidad
imperiosa de reformer una Ley penal. pretendiendo
hacerlo en un sentido que pugna con la moral.
Cuando y d6nde se ha demostrado nue la Ley
penal nue acni se reform tiene eonmovida A la Re-
niblion ? To oue alarmarA A la Repblica es la con-
inreaiAn de los partidos, para que el proyecto sea Ley
en el Congreso.
La Lev pasara, pues claramente se ve que es un
nlan politico one no podremos destruir los de la mi-
noria independiente con el solo esfuerzo de nuestro
voto.
Si en el Senado, repiti6ndose lo del quorum Dolz,
nor satisfacer los compromises politicos del Partido
Moderado. Waste la hace tamhbi6n pasar, quiera Dios
nue el Presidente de la Repfiblica encuentre un juris-
consulto ilnstre que lo ilumine, y le demuestre que es
inconstitucional. y oue debe ponerle su veto, come lo
hiro cuando la Ley Corona. salvando entonces al Po-
der Le'islativo de desaciertos inmensos en que habia
incurrido.
SR. FONTS: ?.Por qu6 es inconstitucional la Ley,
senior Manduley?
SR. MANDTIEY: i Ouiera el cielo que lo sea! Yo no
lo veo: ojalA fuera asi; uues ya una vez el Presidente
(le la R.enfiblica salv6 del descr6dito al Conureso, y
acaso abora hiciera ieual; y hechas estas manifesta-
clones, dentro de la line de conducta cue me he tra-
zado, y que son el eco de la onini6n de la provincial
oriental, y Tpor anu no decirlo? de todos aquellos
que no estAn conformes con esta situaci6n. renuncio
por comoleto A continuar, y solo digo: moderados, sed
moderados; liberals. sed liberals; independientes,
sed independientes; Representantes todos, tened res-
peto A la ReoDiblica. He dicho. (Aplausos. Mm ?'Ui .).
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES): Terminada
la discusi6n, se pone A votaci6n la segunda part de
la enmienda presentada por el senior Fonts A la en-
mienda del senior Castellanos, que pide la supresi6n
del incise noveno.
Sn. MASFERRER: Pido la votaci6n nominal.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 15


(Se verifica la votaci6n).
(Votaron 6 favor los seilores Albarrdn, Betancourt,
B. I[rin,, 7,1, r. Blanco, Cardenal, Cue, Cruz Gonzdlez,
Columbi6, Serra, Duque Estrada, C. Fonts, Diaz,
Gonzdlez Arocha, Gutidrrez, O. Fonts, Ferndndez de
Castro, Garcia C,'i;:.,', '. Mendez Capote, Martinez
Rojas, Neyra, Martinez Ortiz, Poveda, E. Villuendas,
F. Villiuendas, Angel Betancourt, Rodriguez Acosta,
Portuondo y Gutierrez de Cglis.
Votaron en contra los seiores Borges, Boza, Caste-
llanos, Manduley, Chenard, Garcia Osuna, Gonzdlez
Sarrain, Govin, Mendoza Guerra, Masferrer, Nodarse,
Vivanco, Sobrado, Sirv6n y Gonzalo P6rez)...


sometidos A la acci6n de los Tribunales de Justicia,
por delitos electorales, no habran de agradecer en su
calidad de "cubanos redimidos," de cat6licos.fervien-
tes, la minoraci6n 6 extinci6n de responsabilidad que
tan expontAnea y pr6digamente se les otorga, porque
con la persecuci6n de la justicia que sufren, han ad-
quirido el titulo de "bienaventurados" y con 61 el
supremo e inefable placer de todo buen cristiano, de
"gozar del reino de los cielos." Y como no se trata
de un dogma religioso, esos individuos estAn hoy
suficientemente amparados por el articulo 26 de la
Constituci6n, que reconoce la absolute libertad de
creencias y de cultos religiosos.
SR. MASFERRER: Pido la palabra.


SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Han votado SB. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene la pa
que si, veinte y ocho sefiores Representantes; quince labra el senior Masferrer.
que no. Sn. MASFERRER: Para dirigir un ruego al seio
Queda aprobada la segunda parte de la enmienda Sobrado, y es que toda vez que ha razonado su vote
del senior Fonts. lo hava consignar en el acta de la sesi6n de hoy, col
Aprobada esta segunda parte, se somete A votaci6n arreglo al Reglamento.
lo que resta de la enmienda presentada por el senor SR. PRESIDENTE (GARCIA CARIZARES) : Siendo w
Castellanos; inciso C 6 incise D de esa enmienda. voto razonado, tiene ese derecho el sefor Sobrado.
SR. CASTELLANOS: Creo que la habia acpetado la Sefiores Representantes: se va A poner A discusi6:
Comisi6n. los incisos (c) y (d) de la enmienda del senior CastE
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES): Pero no la llanos.
CAmara. No habi6ndose pedido la palabra en contra, se pc
SR. MASFERRER: Habia pedido explicar mi voto. ne A votaci6n.
SR. PRESIDENT (GARCIA CANIZARES) : Tiene la pa- (Aprobado).
labra el senior Masferrer para explicar su voto. Queda aprobado.
SR. MASFERRER: He votado que no, sefiores Repre- SR. MASFERRER: Pido que se haga confsignar mi vo
sentantes, porque del mismo mode que no puse ma- to en contra.
nos en la obra de la Ley Electoral, porque casi me S. PRESIDENTE (GARCIA CAIZARES) : Queda, po
cohibi6 la CAmara, en la 6poca que se discuti;. ese ho- consiguiente, el dictamen de la Comisi6n, modificade
en Ia forma siguiente:
nor, no quiero tampoco poner manos en una Ley que
la creo atentatoria a los altos principios de justicia. (l S Ac ,
Sn. SOBRADO: Con arreglo al articulo 145, que me (El Secretaro, snor Acosta, lo lee).
autoriza A explicar mi voto, y haciendo uso de ese
derecho, voy a permitirme dar lecture A cuatro ren- ,Hay dos enmiendas adicionales que van A poners
glones. discussion por el orden que fueron presentadas.
He votado en contra de la modificaci6n de la Ley (El ecretario, sor Acosta, las lee).
Electoral, oue acaba de discutirse, porque no me pa- (El Secreta seor Acos, s lee).
rece procedente que, despu6s de la tragi-comedia po-
litica one presenci6 v lament el pais el 28 de Fe- Se abre discusian sore la enmienda adicional pre
brero iltimo, y one di6 oripen 6 la danza macabra de sentada.
la anterior Lewrislatura. dencenere el arte electoral, al (Silencio).
cabo de la temporada. hasta el punto de quedar con- No habendo ed nadie a paabra en contra, s
vertido en una simple y nada graciosa pantomima pone a votacion.
del sufragio. ,, ",
Ademas. no pnedo star conforme con one se aprie- Queda acordado.
ten Ins clavijas del C&diio Penal A los funcionarios r rrr ,
nriblicos. per el solo hecho de serlo. v se le afloien (os seores asferrer y obrado, solicit que
los demas ciudadanos une no se nutran del nresuncs- e cons s o e cotr
to. nues en material de delifos electorales. los funcio- Va A darse lectura A la segun'da enmienda adicio-
narios pDiiblos, nor su cualidad psicol6gica de sucic- nal presentada por el sefor Sarrain.
bos, 6 suveridos, delinouen, mis que por raz6n de sus SR. SECRETARIO (RODRGUEEz ACOSTA) : (Leyendo):
simnatias nersonalisimnas por lo one Kronotkine lla-
ma la- "Conouista del nan." oue obliga A la defense "Enmiendia adicional.
continue y desesnerada de la tahona.
0 aou, en puntos A delitos electorales. no ha nasa- La minoraci6n de las penas decretadas en esta Ley,
do nada, 6 habn pasado cosas muv graves. En el pri- no altera ni modifica la competencia de los Juzgados
mer case, no hIay ara ou. realizar modificaciones y Tribunales para la persecuci6n y castigo de los de-
prematuras en la Ley del Fraude Pihlico que nos litos de falsedad A que se refiere.-Gonzdlez Sarrain."
rige: si lo se-undo, aqui debe morir Sanson con to-
dos los filisteos. gn. PRESIDENTE (GARCfA CANIZAREs): Se pone A
A mi juicio. lo que se pretend con esas modifica- discusi6n.
clones, no es otra cosa que cortarle el nelo A Sanson, SK. E. VILLUENDAS: Esa enmienda es mantenien-
y yo confieso, francamente, senores Representantes, do la competencia de los Juzgados y de la Audieneia
que no me siento a fungir de Barbero, come Dalila. para conocer de esos delitos?
Por otra part, los individuos que se encuentran SR. SARRAIN: Si, senior.


a

a

n








r
0


e


-








-16 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


SR. E. VILLUENDAS: Perfectamente; estoy de acuer-
do con ella.
Si:. PRESIDENtE (GARCfA CARIZARES): No habien-
dose pedido la palabra en contra de la enmienda, se
p":"- ia votaci6n.

'(Aprobado).
Quieda aprobada.

Ha sido aprobada con los votos en contra de los
s.r..-s 'ui'lii.'ia, Masferrer y Sirven.
Sn. MANDULEY: Deseo que se haga constar que voto
en contra de cualquiera cosa que se trate respect al
acta.
SR. E. VILLUENDAS: Sefior Presidente: para pro-
poner A la CAmara que acuerde celebrar sesi6n mafia-


na, como pr6rroga de 6sta, para terminar la Orden
del Dia.
SR. PRESIDENT (GARCIA CARIZARES): Sefiores Re-
presentantes deseo hacer constar que esthn citadas
para mariana las Comisiones; que precisamente ayer
he firmado el pase A esas Comisiones, y no ha podido
dictaminarse ninguno de los trabajos pendientes; sin
embargo, la Chmara resolverk sobre la petici6n del
senior Villuendas.
SR. MASFERRER: Pido la votaci6n nominal.
SR. E. VILLUENDAS: Sefior Presidente: me ha he-
cho tan atinadas observaciones el senior PWrez, que
yo retire mi proposici6n.
SR. PRESIDENT (GARCiA CARIZARES) : Retirada la
proposici6n, se levanta la sesi6n.
(Eran las cinco y veinte).


Imp, y Pap. de Rambla y Bouza, Obispo nfms. 33 5.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs