Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00190
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00190
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text













SESI OL


DEL

CONOiRESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA


TERCERA LEGISLATURA.-I903

VOL. III HABANA, JULIO 8 DE 1903 NUM. 33.


Camara de Representantes.


Vigesima novena sesi6n ordinaria.-Julio 6 y 7 de 1903.

SUMARIO


Se pasa lista.-Se abre la sesi6n.-Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior.-Comlnnicaci6n del
Senado, acompaflando un Mensaje del'Presidente de la Repdiblica relative la Exposicidn de San Louis.
-Proposici6n de Ley sobre crddito d la seflora viuda del General Gonzalez.-Seacuerda pase A la Comi-
sion de Presupnestos.-Proposici6n de Ley relative a la celebracion del segundo Congreso Medico.-
-Se acnerda pase d la Comisi6n de Cddigos.-Proposici6n de Ley relative A la organizaci6n de la Es-
cuela de Veterinaria.-Se acuerda pase A la Comisi6n de Instrncci6n Pliblica.-Proyecto de Ley, de-
vuelto por la Comisi6n de Correccion de Estilo, sobre un crddito para la seaora mad(re del General
Josd Maria Rodriguez.-Es aprobado.-Proyecto de Ley, devuelto por la Comisi6ii de Correcci6n de
Estilo, relative A la construcci6n de un acneducto en Nuevitas.-Es aprobado.-Se levanta la sesion.-
Mensaje del Presidente de la Repdblica relative d las lists del Ejdrcito Libertador.-Continda la dis-
cusi6n del Proyecto de Ley Electoral.-Se levanta la sesi6n.


A las tres horas y diez minutes p. m. ocupa la Pre-
sidencia el senior Rafael Portuondo y Tamayo y la Se-
cretaria el seflor Jos6 Rodriguez Acosta.
Sn. PRESIDENTE: Se va 4 pasar lista. (El Secreta-
rio pasa lista.) Se abre la sesi6n y se procede A dar
lectura al acta de la sesi6n anterior. (El Secretario, se-
for Rodriguez Acosta, lee el acta de la sesi6n anterior.) 1Al-
gfin senior Representante quiere hacer observaciones
acerca del acta que acaba de leerse? (Nadie pide la
palabra.) lSe aprueba el acta? (Es aprobada.) Que-
da aprobada.
SR. GARMENDIA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: LCon qu6 objeto?
SR. GARMENDiA: De acuerdo con lo que dispone el
nfimero segundo del articulo cincuenta y tres del Re-
glamento; para solicitar de la Presidencia y de la CA-
mara que declare la sesi6n secret.
SR. PRESIDENTE: Eso iba a proponer la Presidencia
tan pronto como se leyeran las comunicaciones.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)
"SEN DO
Habana, Julio 1? de 1903.
Sefior Presidente de la CAmara de Representantes.
Seior:
A los efectos del Articulo 12 de la Ley de Relaciones,


entire la Camara de Representantes y el Senado, tengo
el honor de participar A V. que en sesi6n del dia 29
del pasado, se di6 cuenta con un mensaje del Ejecuti-
vo, referente a la representaci6n de Cuba, en la Expo-
sici6n de San Louis; de cuyo mensaje, asi como de la
moci6n presentada al Senado, con tal motive, le acom-
pailo copia fiel.
Muy atentamente de V.-Luis Estivez y Romero,
Presidente.-Jos6 A. Frias,'Secretario. -Tomas A. Re-
cio, Secretario.
AL CONGRESS
Con referencia al mensaje que dirigi A las CAmaras
indicando la utilidad de que por las mismas, se votase
un credito con el fin de tender A los gastos que exige
la representaci6n de Cuba en la Exposici6n universal
que ha de celebrarse en San Louis, Missouri, E. U. de
Ambrica, tengo el honor de acompafiar copia de ]a co-
municaci6n enviada al Ministro de nuestra Repfiblica
en Washington, por el Sr. Allen V. Cockrell, repre-
sentante en aquella capital de ese certamen interna-
cional.
Habana, Palacio de la Presidencia a 27 de Junio
de 1903.-Firmado.-T. Estrada Palma, Presidente.
Josb M. Garcia Montes, Secretario interino de Es-
tado y Justicia,
Certifico: que en el Departamento de Estado de la


.1 ti-








524 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


Secretai a 6 mi cargo, obra la siguiente comunicaci6n
que el Sr. Representante, en Washington, de la Expo-
sici6n Universal de San Louis ha dirigido al Sr. Minis-
tro de Cuba en aquella ciudad con fecha 5 del actual,
que copiada A la letra dice:
"Legaci6n de Cuba.--Washington.--D. C.-Junio
5 de 1903.-Sr. Gonzalo de Quesada, etc etc., etc.-
Legaci6n de Cuba.--Washington.-Querido Sr. Mi-
nistro: Tengo el honor de informarle por escrito, que
he recibido instrucciones de la Directiva de la Expo-
sici6n Universal, rogAndome que conference con us-
ted sobre la participaci6n de su Gobierno. Con este
prop6sito pedi A Vd. una entrevista esta maflana. Es-
toy seguro, Sr. Ministro, que Vd., 'el General G6mez
y el Sr. Fonts Sterling (la Honorable Comisi6n que
estuvo en ]a ceremonia de ]a dedicaci6n) que estuvie-
ron en San Louis comprenden la conveniencia de que
su gobierno proceda A la mayor brevedad A dedicar un
cr6dito al fin de concurrir a la Exposici6n seguro'de
que Cuba tomara parte, el Director de los trabajos de
la Exposici6n tiene reservado un escogido sitio para
un Pabell6n Nacional y el Director de Exhibiciones,
lugar en el Palacio de las mismas para las de su pais,
A pesar de que los pedidos de espacios exceden ya de
lo previsto. Se puede decir que todos los gobiernos
del mundo han aceptado la invitaci6n de 6ste al con-
currir, y en la mayoria de los casos han nombrado co-
misiones para representarlbs. A estas comisiones se
les ha designado el espacio para sus exhibiciones; pero
estAn pidiendo con insistencia mAs de lo que se les
puede conceder. Tres comisiones recien nombradas
estAn ahora en camino, procedentes de paises extran-
jeros y-llegaran A San Louis en los primeros dias de
este verano. Vd. puede por lo tanto, fAcilmente, com-
prender por qu6 los directors de la Exposici6n se ve-
rAn obligados A proceder con brevedad y A fijar una
fecha en que termine el plazo de ingreso. Desde to-
dos los puntos de vista yo estimo de la mayor impor-
tancia, que su Gobierno resuelva. pronto y asegure A
Vd. que cualquiera gesti6n que pueda Vd. compatible-
mente hacer para obtener, sera muy agradecido.. En
las seguridades de mi mAs alta estimaci6n soy, estima-
do Senior, de Vd. muy respetuosamente.-Allen V.
Cockrell, Representante en Washington de la Exposi-
ci6n Universal."
Y de orden del Sr. President y para remitir al
Congress expido la present que firm y sello en la
Habana el dia veinte y site de Junio de mil novecien-
tos tres.-Firmado, Jss6 M. Garcia Montes.-Hay un
sello morado y una tinta azul.
EH copia field de su original A que me remito para re-
partir A los Sres. Senadores, cumpliendo acuerdo del
dia 29 del pasado.-Habana. Julio 19 de 1903.-El
Seeretario, Jos6 A. Frias y Prez."

"AL SENADO.

Los Senadores que suscriben tieneu el honor de pre-
sentar A la aprobaci6n del Senado el siguiente Proyec-
to de Ley:

ARTiCULO UNICO

Se autoriza al Ejecutivo para disponer del Tesoro
Pfiblico hasta la suma de ochenta mil pesos ($80,000)
con destino A los gastos que ocasione la Representa-
ci6n de la Repfblica en la exposici6n Universal que
ha de tener lugar en San Luis, Estados Unidos de
America, en mil novecientos cuatro.--'alacio del Se-
nado, Junio 29 de 1903.-Firmado, Carlos I. PArraga.
-GonzAlez BeltrAn.-Morfia Delgado,"


Sa. PRESIDENTE: La Camara se dA por enterada.
SR. MASFERRER: NO he oido bien, creo que es una
petici6n (ie credito.....
SR. GONZALO PaREz: Es una comunicaci6n respect
A un Mensaje del Presidente que se manda A la CAma-
ra A los efectos de la Ley de Relaciones.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"A LA CAMERA.

Vista la solicitud de la Sra. Francisca Perez, viuda
del General GonzAlez, tomada en consideraci6n por la
CAmara, en sesi6n del 3 de Julio de 1903, en la cual
solicita recursos,, por encontrarse en la mayor miseria;
los Representantes que suscriben proponen so adopted
la siguiente
LEY.

Articulo finico.-Se concede un cr4dito de mil qui-
nientos pesos, oro americano, para que como donaci6n
se entregue A la Sra. Francisca P4rez viuda del Gene-
ral GonzAlez.
Sal6n de Sesiones, Julio 3 de 1903.-Antonio Gon-
zalo P6rez.-Felipe G. Sarrain.-Alvaro CatA.-Faus-
tino Guerra.-Joaquin G. Pola.-A. G. Osuna.-F.
Chenard."

SR. PRESIDENTE: jAcuerda la CAmara tomarla en
consideraci6n y que pase A la Comisi6n de Presupues-
tos? (Es aprobado.) Queda acordado.
SR. RoDRiaUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"A LA CAMERA.

Considerando que es de verdadera utilidad pftblica
la celebraci6n de los Congresos Medicos y da renom-
bre y prestigio al pais donde se realizan.
Considerando que los fundamentos de la instancia
presentada por el Comit6 Ejecutivo del Congreso M&-
dico, que ha informado la Comisi6n de Peticiones,
puede ser tomada en consideraci6n, son, A nuestro jui-
cio, bastantes para que so voto el cr6dito solicitado.
Los Representantes que suscriben tienen el honor
de presentar A la CAmara la siguiente

PRoPosIol6N DE LEY

Artieulo I.

El Congress acuerda un cr6dito de seis mil pesos a
fin de llevar A cabo los trabajos para la celebraci6n del
Segundo Congreso M6dico en Cuba.

Articulo II.

El Ejecutivo dispondrA lo necesario para el mas
pronto cumplimiento de esta Ley.
CAmara de Representantes, Julio 3 de 1903.-Doc-
tor Santiago Garcia Cafiizares.--Carlos de la Torre.-
Pelayo Garcia.-F. Cheuard.-Luis A. Columbi6.-P.
AlbarrAn."

SR. PRESIDENTE: 4Acuerda la CAmara tomarlo en
consideraci6n y que pase A la Comisi6n de C6digos?
(Es aprobado.) Queda acordado.
Sa. RODRIGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"A LA CAMARA.

Los que suscriben tienen el honor de someter A la
Cimara el siguiente Proyeoto de Ley que. por Ilenar









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 525


un gran vacio en la Historia de la Ensefianza en Cuba
hace innecesaria toda recomendaci6n.

PROYECTO DE ORGANIZACI6N DE LA ESCUELA
DE VETE.INARIA.
Articulo 19 -Para el siguiente curso acad6mico se
establecer, en la Universidad de la Habana la Escue-
la de Medicina Veterinaria, anexa a la Facultad de
Medicine y Farmacia.
Art. 29-Para el ingreso en ella se observarAn las
disposiciones establecidas en la Orden nfmero 266 res-
pecto de las otras enseflanzas universitarias.
Art. 39- Los alumnos que hubieren cursado los es-
tudios que mbs adelante se mencionan, podrAn optar
al titulo de Doctor en Medicina Veterinaria.
Art. 4--Las materials que seran objeto de esta Pro-
fesi6n serAn las siguientes:
Zoologia General,
Biologia,
Histologia normal 6 Histoquimia,
Anatomia comparada y Embriologia,
Zoografia de Vertebrados,
Anatomia descriptive y sistemAtica y disecci6n de
los animals dom6sticos,
Fisiologia- especial de los animals.
Terap6utica veterinaria,
Patologia general veterinarian con bacteriologia y
para-itologia y anatomia patol6gica,
Patologia m6dica veterinaria,
Patologia quirfirgica veterinaria,
Anatomia topografica de las species fitiles y Ciru-
gia veterinaria,
Zootecnia,
Policia sanitaria 6 higiene social, legislaci6n y Deon-
tologia,
Clinica veterinaria con anAlisis quimico-bacteriol6-
gicos aplicados a la Clinica-Albeiteria-Obstetricia 6
inspeeci6n de carnes.
M edicina legal y Toxicologia.
Art. 59-Los studios de Zoologia, Biologia, Ana-
tomia comparada y Zoografia de vertebrads se haran
en la Escuela de Ciencias; los de Policia Sanitaria 6
Higiene social y la medicine legal y toxicologia en la
Escuela de Medicina; y los de Sootecnia en la Escuela
de Agronomia.
Art. 69-Constituirin estas materials, propias de ]a
Escuela de Veterinaria, los siguientes grupos al frente
de cada uno de los cuales habrA un professor titular
con el haber annual de $3,000:

GRUPo A.

Anatomia descriptive y sistematica y Disecci6n.
Fisiologia especial de los animals.
Anatomia topografica y Cirnjia.

GRUPO B.

Patologia general, Anatomia patol6gica, etc.
Patologia m6dica.
Patologia quirfirgica.


GRtUio C.


Terapeutica veterinaria.
Clinica veterinaria etc.

Art. 79-El Poder Ejecutivo dictara las disposicio-
nes hecesarias A la provision de esas C:tedras me-
diante oposici6n.


Art. 89-Se concede un cr6dito de $3.000 en mane-
da de los Estados Unidos para la instalaci6n de esta
Escuela.
Art. 99-El Rector de la Universidad de la Habana,
previa deliberaci6n y acuerdo de los Claustros de
Ciencias, Medicina y Veterinaria, fijar el orden y
distribuci6n de las materials comprendidas en el pre-
sente plan de studios.
Sal6n de Sesiones, 3 de Julio de 1903.
Pedro Cu6.-Dr. Santiago Garcia Caflizares.-Al-'
fredo Betancourt.--Francisco Duque Estrada.-P. Al-
barran.-F. M6ndez Capote.-Carlos Fonts".

Sn. PRESIDVNIE: ,Acuerda la CAmara tomarla en
consideraci6n y que pase A la Comisi6n de Instrucci6n
Pfiblica? (Es aprobado.) Qneda acordado.
SR. RODiOGUEz ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"CouMII6N DE CORRECOI6N )E EsTILO.

Presidencia.

Habana, Julio 4 de 1903.

Sr. President de la CAmara de Representantes.

Sefior:

Esta Camara, en sesi6n celebrada el dia 3 del mes y
afio actuales, aprob6 esta

LEY

Articulo fiiico.-Se concede al Poder Ejecutivo un
credito de mil quinientos pesos moneda americana,
para hacer un donativo 4 la sefiora madre del difunto
General Jos6 Maria Rodriguez.
De used muy atentamente, Alfredo Betancourt,
Presidente.'

SR. PRESIDENTE: GAcuerda la CAmara aprobar, defi-
nitivamente, el Proyecto de Ley en los t6rminos en
que ha sido redactado por la Comisi6n de Correcci6n
de Estilo? Votaci6n ordinaria. Los que esten confor-
mes, que tengan la bondad de ponerse de pi6. (Es apro-
bado.) Queda aprobado.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA, Seeretario: (Lee.)

"CoMIS16N DE CORRECcI6N DE EsTILO.

Presidencia.

Sr. President de la Camara de Representantes.

Sefior:

Esta CAmara, en sesi6n celebrada el dia 3 del mes
y afio actuales, aprob6 esta

LEY

Articulo I. -Con el fin de abastecer de agua pota-
ble A la ciudad de Nuevitas, en la provincia de Puerto
Principe, el Poder Ejecutivo dispondrA que por la Se-
cretaria de Obras Pfiblicas se proceda al studio de un
proyecto de acueducto, con su presupuesto correspon-
diente, teniendo en cuenta no s6lo la poblaci6n actual
de la expresada ciudad,sino tambi6n el posibleaumen-
to de la misma.
Articulo II.-Los gastos queocasione el menciona-
do studio serin satifechos por el Tesoro Nacional,







526 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


Articulo III.-El Poder Ejecutivo, asi que est6 ter-
minado dicho trabajo, dari cuenta al Congreso para
la resoluci6n que proceda.
De usted atentamente, Alfredo Betancourt, Presi-
dente."

SR. PRESIDENTE: LAcuerda la CAmara aprobar defi-
nitivamente el Proyecto de Ley en los t6rminos en
que ha sido redactado por la Comisi6n de Correcci6n
de Estilo? Los que est6n conformes, que tengan la
bondad de ponerse de pi6. (Es aprobado.) Queda apro-
bado. La CAmara se va a constituir en sesi6n secret
en virtud de lo que se dispone en el parrafo segundo
del articulo cuarenta y tres del Reglamento.
SR. VILLUENDAS (F.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTK: 4Con qu6 objeto?
SR. VILLUENDAS (F.): Para hacer una pregunta.
Sn. PRESIIDNTE: Tiene la palabra S. S.
Sit. VILLIUENDAS (F.): Mi pregunta consist en que
si despu6s de celebrarse la sesi6n secret, se ocuparA
la Camara de la Ley Electoral.
SR. PRESIDENTE: Si senior; estA precisamente en ]a
orden del dia. Se levanta la sesi6n. (Hora: las tres y
veinte ninutos p. m.)


A las tres horas y cinco minutes, ocupa la Presiden-
cia el senior Rafael Portuondo y Tamayo y la Secreta-
ria el senior Antonio Gonzalo P6rez.
SR. PRESIDENTE: Se va A pasar list. (El Secretario
pasa lista.) Se abre la sesi6n y so va A dar lecture A un
mesaje del Ejecutivo de carActer urgentisimo.
SR. GONZALO PAREZ, Secretario: (Lee.)

"AL CONGRESS.

Por la Ley de 18 de Marzo del corriente afo, se dis-
puso que la Comisi6n Central Revisora de los Listas y
Liquidadora de los haberes del Ej6rcito Libertador
procediese 6 former igualmente la lista de los funcio-
narios civiles de la 6poca revolucionaria, con derecho
& sueldo por tener consideraciones militares.
La Comisi6n di6 principio 6 los trabajos en este sen-
tido, tratando de aprovechar, de conformidad con lo
indicado en dicha Ley, los datos existentes en los Ar-
chivos de las Secretarias del Inter ior y de Hacienda
del Gobierno de la Revoluci6n y Dependencias de las
mismas. Pero estos datos resultan en extreme defi-
cientes, porque en la mayoria de los casos no contri-
buyen en nada A comprobar el tiempo de servicic, la
fecha de ingreso 6 aquella en que se di6 de baja el fun-
cionario, ni la causa que lo motiv6, no constando mu-
chas veces el cargo desempefiado y faltando tambi6n
los antecedentes relatives a vairios distritos.
No es dable suplir las deficiencies que se mencionan
por medio de planillas distribuidas entire los interesa-
dos, porque las Subcomisiones que tenian a su cargo
ese cometido, cesaron desde el quince de Abril y,
ademis, por la falta absolute de tiempo para esa ope-
raci6n, supuesto que el 26 de Julio terminal el plazo
fijado por la Ley de 26 de Marzo.
Por otra part, ]a mencionada Ley de 18 de Marzo
se concrete A prescribir que se formen las listas de los
empleados civiles, sin referirse de ningfin modo A los
trabajos de liquidaci6n.
Resulta de todo lo expnesto, que los antecedentes
que existen en los archives del Gobierno Provisional
Revolucisnario no bastan para que la Comisi6n nom-
brada former las listas, siquiera sea aproximadamente,
de los funcionarios y empleados civiles durante el pe-
riodo de la guerra, ni much menos para verificar la


liquidaci6n de los haberes de los mismos, liquidaci6n
que tampoco autoriza la Ley antes citada.
Por tanto, el Ejecutivo ha credo necesario ponerlo
en conocimiento del Congreso, 6 fin de que acuerde
sobre el particular lo que estime convenient.
Palacio de la Presidencia, Habana, Julio 6 de 1903.

T. ESTRADA PALMA."

SR. BETANCOURT: Sr. President: ApoyAndome en lo
que preceptfa el articulo ciento diez del Reglamento,
y despues de leido lo indicado en el Mensaje, yo pido,
con el objeto de presentar un Proyecto de Ley, que el
sefior Presidente ponga a mi disposici6n ese documen-
to. (Ocupa la Presidencia el sector Cardenal.)
SR. PRESIDENTE: Queda en la Secretaria A la dispi-
sici6n de los sefiores Representantes. Continfa la dis-
cusi6n del Proyecto de Ley Electoral.
SK. BETANCOUtRT: Si el senior Presidente va a poner
a discusi6n, como ha anunciado, el Proyecto de Ley
Electoral, continuaremos discutiendo los articulos
treinta y seis y treinta y site que quedaron pendien-
tes, y los que voy a presenter estas enmiendas que
son relatives A la Junta Central.
SK. SARRAIN: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la *palabra el senior Sarrain.
SR. SARRAIN: Yo acabo de presentar A la Mesa una
moci6n que constitute un articulo adicional 6 transi-
torio a la Ley. Como la filtima parte de la discusi6n
de la Ley Electoral vers6 precisamente sobre articulos
adicionales, yo someto a la consideraci6n de la Mesa y
de la Camara el que nosotros continuemos discutiendo
los articulos adicionales 6 transitorios siguiendo el
m6todo que aqui se observe por un acuerdo de la Ca-
mara, para luego pasar a la discusi6n de los articulos
que quedaron pendientes.
SR. BETANCOURT: Pido la palabra para dirigir un
ruego al senior Sarrain.
SR. PRKSIDENTE: Puede hacerlo.
SR. BBTANCOUIr: Para rogar a mi querido amigo el
senior Sarrain, que aunque me parece muy oportuna su
indicaci6n, es una cuesti6n material. La Comisi6n de
Correcci6n de Estilo es la encargada de ultimar esos
particulares, tan pronto como queden aprobados todos
los Proyectos de Ley, y esta interrumpida en los ar-
ticulos treinta' y seis y treinta y siete, porque no se
sabe c6mo quedarin. He aqui por qu6 le ruego al se-
flor Sarrain que se discuta eso antes y luego pasemos
i los articulos adicionales y disposiciones transitorias.
SR. SARRAIN: El senior Betancourt ha creido que
era oportuna mi indicaci6n, y yo me permit, por se-
guir el mismonm6todo que se ha seguido aqui, y pues-
to que este es un acuerdo de la Camara, yo me permi-
to, repito, insistir en que se entire en ]a discusi6n de
los articulos adicionales para que se pase despues a la
discusi6n de los articulos treinta y seis y treinta y
site.
Sn. BETANCOURT: Es aqul ya costumbre, y todos
los Representantes lo recordarAn, que cuando hay un
asunto que se cree ocasionar discusi6n, 6 que 6sta ha
de ser larga, dejarla para despues de aprobar otro
articulo de ese mismo asunto que no haya de original
debate. Esto que yo present, creo va & ser aprobado
sin discusi6n, porque lo he hecho con la anuencia de
various amigos mientras que los otros, los articulos
adicionales, van a ser de larga pol6mica.
SR. SARRAiN: Yo le voy A hacerun ruego al sefior
Betancourt. QuizAs no sea corta la discusi6n de esa
enmienda que present el senior Betancourt; su impor-
tancia tal vez depend de la extension de la del otro
particular. No queria alegar esto, porque el sefior









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


Betancourt me dirigia un ruego, y yo le dirijo A 61
otro en este sentido; pero aqui hay un acuerdo, y es,
que no se discutan esos articulos mientras no se ter-
minen todos los demas, de tal manera, que la fltima
sesi6n se discutieron y aprobaron algunos articulos
adicionales, antes de entrar en los treinta y seis y
treinta y siete. Por eso pido que en cumplimiento
del acuerdo discutamos los articulos adicionales.
SK. PRESIDENTE: Seiiores Representantes: Real-
mente la Presidencia no recuerda cuAl fue el estado
de la discusi6n en la fltima sesi6n; si bien entiende
que deben discutirse primero los articulos treinta y
seis y treinta y siete, antes de pasar A la discusi6n de
los adicionales. La enmienda que se present, es
relative. A las disposicioies transitorias, yo no tengo
inconvenient en que se discuta primero lo mismo la
una que la otra; pero me parece que es mas natural
que se discutan primero los articulos que estSn dentro
del articulado del Proyecto.
El senior Sarrain puede hacer las observaciones
que quiera.
Sa. SARRAIN: Las observaciones las he hecho ya, y
por lo tanto insist en la solicitud.
SR. PRESIDENTE: La Presidencia entiende que pro-
cede discutirse los articulos treinta y seis y treinta y
siete, puesto que estin en el cuerpo del articulado, y
que qued6 en suspense por ruego del sefor Florencio
Villuendas al saber que el senor Betancourt tenia
uua enmienda de importancia que iba A presentar y
que deseaba que se imprimiera y repartiera.
SH. SARRAIN: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SK. SARRAIN: Cuando el senior Betancourt me diri-
gia el ruego, A mi me doli6 no poder acceder A 61, y
alegu6 que habia un acuerdo de la CAmara, que se
tom6 no estando yo present; pero que creo dice que
no se entrara A discutir esos articulos hasta tanto
que no se termine la discusi6n de todo el Proyecto, y
tan es asi, que se presentaron varies articulos adi-
cionales, transitorios, y fueron discutidos y apro-
bados sin entrar en la discusi6n de los articulos trein-
ta y seis y treinta y site, y en virtud de eso mismo
yo present un articulo adicional y propongo A la CA-
mara se discuta inmediatamente.
La Presidencia entiende lo contrario, y yo deseo
saber la opini6n de la CAmara respect A este par-
ticular.
SR. PRESIDENTR: La Presidencia lo habia resuelto
asi porque entendia que eso era cuesti6n de la CAma-
ra. El senior Betancourt puede hacer las observacio-
nes que tenga por convenient.
Sit. BETANCOURT: Vamos a ver si Ilegamos A un
acuerdo. Yo creo que si la Presidencia pone A dis-
cusi6n mi enmienda, se aprobarA sin debate, por eso
suplico que sea asi.
SR. SARRAIN: Yo le aseguro que no siendo en esa
forma va A dar lugar A debate, porque yo voy A con-
sumir un tur nc en contr a.
SR. PRESIDENTE: ,El sefor Betancourt insisted en su
proposici6n?
-SR. BETANCOURT: Resuelva la Presidencia.
SR. PRESIDENTE: La Presidencia habia resuelto que
se procediera A discutir el articulo treinta y seis y por
consiguiente la enmienda del sefor Betancourt.
SR. SARRAIN: YO no s6 cuAl es la forma reglamen-
taria de esto, pero yo no estoy conform con la Pre-
sidencia. Creo que esto se llama apelar, de la resolu-
ci6n de la Presidencia A la CAmara. Yo lo siento,
pero quiero saber la opinion de la CAmara.
Sa. PRESIDENTE: Seflores Representantes: El senior
Sarrain ha propuesto apelaci6n A la Camara de la


resoluci6n de la Presidencia, respect,) al punto con-
crcto de si debe discutirse primeramente la enmienda
del sefor Betancourt al articulo treinta y seis de la
Ley Electoral, 6 si se procede A diseutir la enmien-
da del senior Sarrain. La Presidencia somete a la
resoluci6n de la CAmara la apelaci6n del senior
Sarrain. Los seilores que digan que si entende-
ran que estAn de acuerdo con la resoluci6n de la
Presidencia; los que digan que n6 opinarAn en sentido
contrario. En el primer caso se discutira la enmien-
da del sefor Betancourt, y en el segundo la del senior
Sarrain. Votaci6n nominal. (Se efectia la votaci6n.
Sefores que votaron en. pr6: Boza, C6spedes, Cata, Che-
nard, Guerra, Garcia Osuna, Sarrain, Govin. Garcia
Pola, Masferrer, Nodarse, Nifiez, Peraza, Leyte Vi-
dal, Sobrado, la Torre, Xiques y Gonzalo P6rez.
Sefores que votaron en contra: AlbarrAn, Betancourt,
Cardenal, Cu6, Duque Estrada, Fonts, Fust6, Guti6-
rrez, Pelayo Garcia, M6ndez Capote, Mendieta, Mar-
tinez Rojas, Martinez Ortiz, Risquet, Torrado, Vi-
Iluendas (E.), y Garcia Vieta.)
El resultado de la votaci6n es el siguiente: diez y
ocho Representantes que n6, y (liez y site que si.
Queda, pues, resuelto, que la enmienda del senior
Sarrain debe discutirse primero que la enmienda del
senor Betancourt. Dese lectura A ]a enmienda.
SR. GONZALO PIRKZ, Secretario: (Lee.)

"Disposici6n transitoria.--En las primeras eleccio-
nes, que se verifiquen despu6s de estar en vigor la
present Ley, cada elector podir votar por el nuimero
total de los candidates que deban elegirse, siempre
que este nfmero no exceda de dos".

SR. PRESIDENTE: Se pone A discusi6n la enmienda.
SR. VIL.UENDAS (E.): Senor Presidente y sefiores
Representantes: porque deseo que este asunto tenga
pronta resoluci6n no quiero pedir lo que tendrla dere-
cho A pedir, es decir, planter como cuesti6n previa,
el que no se discutiera esta enmienda 6 disposici6n
adicional, porque ella significa una verdadera revision
del acuerdo que esta CAmara tom6 en dias pasados;
pero prefiero que la cosa quede resuelta esta misma
tarde, y que al menos se sepa lo que sobre este punto
opinamos los miembros del partido que se sientan en
este lado de la Camara.
Esta disiosici6n transitoria, es anticonstitucional;
porque la Constituci6n de la Repfblica que tengo en
lo mano, dice: (Lee.) "Articulo 39.-Las leyes esta-
blecerAn reglas y procedimientos que aseguren la
intervenci6n de las minorias en la formaci6n del censo
de electores y demAs operaciones electorales y su re-
presentaci6n en la CAmara de Representantes, en los
Consejos Provinciales y en los Ayuntamientos."
De modo que la Constituci6n ordena en su articulo
treinta y nueve A los que tengan facultades para ello
se haga lo que sea, necesario para que las minorias
est6n garantizadas en la CAmara de Representantes, y
en 611a tengan su representaci6n. Todo lo que sea,
por tanto, ordenar en alguna forma que no te.gan
representaci6n las minorias es p(rfectamente anti-
constitucional; y yo digo que si la CAmara hiciera eso,
A mAs de barrenar la (onstituci6n, haria possible lo
siguiente: el articulo treinta y siete de la propia
Constituci6n dice: "Las leyes que regulen el ejercicio
de los derechos que esta Constituci6n garantiza, serAn
nulas si los disminuyen, restringen 6 adulteren".
De modo que el dia que un individuo se presentara
por la minoria en determinado territorio de la Repu-
blica podria acudir al Tribunal Supremo y decirle:
La CAmara de Representantes ha votado una ley por









528 DIARIO DE RESTONE; DEL CONGRESO.--CAM.ARA


virtud de la cual en este afio estas elecciones no tie-
nen representaci6n las minorias, y como el articulo
treinta y nueve les da A las minorias el derecho de
tener participaci6n, y como al mismo tiempo el articu-
lo treinta y site deroga ipso fact toda ley que res-
trinja un derecho, yo te pido, A ti, Tribunal Supremo,
que declares la inconstitucionalidad de esa ley, porque
restrinje un derecho que yo tengo reconocido antes
de ejercitarlopor la propia Constituci6n. AdemAs,
,por qu6 en estas elecciones no tienen representaci6n
las minorias y la han de tener en las posteriores? Eso
lia de tener algfn fundamento esencial que desco co-
nocer.
Si se me prueba. que hay una raz6n de derecho
fundamental para que las minorias tengan una vez
representaci6n y no la tengan otras, yo me quedar6
convencido, silenciar6; pero como so no se me ha
de probar, porque sobre todo no se me puede probar
que la Constituci6n debe quedar incumplida, pido &
los autores de esa moci6n que por ]a Constituci6n
retiren esa enmienda y en caso que ellos persistan en
mantenerla pido A los R-pr, sentantes que voten en
contra de ella y la rechacen.
SR. PRISIDENTE: EEl Sr. Xiques habia pedido la
palabra para consumer un turn en pr6 de la en-
mienda?
SR. XIQUES: Ahora no, senior Presidente, despu6s.
SR. PRESIDENTE: Es una enmienda la que se esti
discutiendo, y si el Sr Xiques no consume su turno
en estos m imentos, luego no se le podra conceder usar
de la palabra, A menos que la Caimara acuerde ampliar
el debate.
SR. Govir: 4Se ampliara?
SR. XIQUrS: Ent6nces pido la palabra.
Sn. PRESIDEN:TE: La tiene S. S.
SR. XIQUES: Me conviene, sefiores Representantes,
antes de entrar en material, hacer una salvedad. Ten-
go entendido que el dia que este asunto important
fu6 considerado por la CAmara, se trat6 de sacar la
cuesti6n de su verdadero terreno y se hizo poco mAs 6
m6nos el signiente razonamiento: 6sta no es una cues-
ti6n national, no es una cuesti6n que afecte a la Re-
pilblica today, sino que es una cuesti6n que afecta sola-
mente f una determinada comarca de la Isla. Pero se
ha dicho mas: se ha dicho por algunos, quitAndole
importancia A este debate, que se trata de un asunto
personal, y Alguien ha agregado, en voz alta, que no
es asunto de los Representantes camagiieyanos en gene-
ral, sino que es cuesti6n, que es asunto exclusive de
determinados candidates. En otros t6rminos, en pocas
palabras, se nos ha hecho la ofensa de career que se de-
fiende el eneasilado del senior Loynaz del Castillo, y mi
propio encasillado; y A los que hacen este argumen-
to, que nos lastima. tengo yo que rogarles eleven un
poco mis este debate, que no lo empequefiezcan, por-
que en realidad, seflores, nosotros, los Represen-
tantes por el Ca.magiiey, no podemos admitir la.
discusi6n en este terreno. No se trata de defender
tal 6 cual encasillado- para determinado Represen-
tante, como se ha dicho aqui, porque ninguno de
nosotros puede sostener, con fundamento, que el
Comit6 provincial de nuestro partido, est6 reuelto a
encasillar nuevamente a los que hoy tenemos el honor
de compartir con vosotros estas labores. Podra darse
el caso, lo que no tendria nada de particular, que el
Comit6 provincial, enca.rgado de hacer las designacio-
nes oficiales, tuviera por convenient no designarnos
de nuevo. Asi, pues, yo no creo deba plantearse la
cuesti6n que se discute en el terreno en que vosotros
Sla colocis.
IIecha esta salvedad. me propongo, en pocas pala-


bras, demostrar a la CAmara el error en que incurren
los que afirman que iguales derechos tiene ]a minoria
que la mayoria. Por lo demai, la cuesti6n no es cues-
ti6n constitutional, ni cucsti6n legal, como aqui se ha
dicho; es algo que tiene mais fuerza afin: es una cues-
ti6n material, fisica. En efecto, es impossible hacer la
distribuci6n numerica que se pretend, s6lo con el in-
tento de reconocer el derecho de una minoria que en
realidad no existe. Yo qfuisiera que ]a Crimara me
prestara atenci6n unos instances. El derecho que aqui
se estti conculcando 6 que se pretend conculcar, es el
de !a mayoria. La cuestiOn colocada A su verdadera
luz, es muy distinta fi la interpretaci6n estrecha, real-
mente absurd que vosotros quer6is hacer de la Cons-
tituci6n del Estado, intentando con'agrar.un derecho
imaginario completamente ilusorio.....
SR. VILLUEN'IAS (E.): Vayan al copo.
SR. XIQUES: Nosotros no debemos ir al copo. Yo no
creo que haya partido alguno que se respete, yo no
creo que haya partido alguno que aspire a consolidar
la paz material de la Repfublica, la cual puede ser gra-
vemente alterada, si en Cuba se desconoce el derecho
de sufragio, que aconseje lo que acaba de aconsejar el
Sr. Enrique Villuendas. Por lo demAs esas cosas, co-
mo decia el ilustre constituyente doctor Tamayo, "6
no se hacen 6 se hacen sin decirlas." Es decir, no ie
aconsejan.
Si. BETANCOURT: Pido que se amplie el debate para
consumer un turno en contra.
Si. S.AR\iN: Y yo la pido en pr6.
SH. PRESIDENTE: Cuatldo termine de hablar el sefior
Xiques se sometera 6 la Camara si acuerda 6 no la
ampliaci6n del debate solicitudo por el seflor Betan-
court.
Sn. XIQUES: Yo quisiera que los seilores Represen-
tante fijaran su atenci6n en el argument que A mi jui-
cio debe pesar mns en nuestro espiritu para la resolu-
ci6n definitive de este particular. El verdadero factor,
ese que hay que tener en cuenta para poder resolver el
asunto de que se trata con acierto, no es mis que este:
la poblaci6n El censo electoral, sefiores Represen-
tantes, se basa en la poblaci6n mayor 6 menor que tie-
ne un distrito electoral. Por consecuencia, ,qu6 tiene
que ver la Constituci6n, que tienen que ver los Iarti-
(los, que relaci6n puede tener la Ley con la cantidad
mayor 6 menor de. electores que arroje el censo electo-
ral como resultado del censo de poblaci6n? Si Puerto
Principe no tiene m:is quc ochenta y ocho mil habi-
tantes y no da nmfs que cuatro Representantes; cuando
Ia elecci6n haya de set total, Ia minoria start repre-
sentada por uno, y la mayoria por tres. Pero mion-
tras la poblaci6n no se modifique de tal suerte, que
puela enseflarse ali lan minoria, el derecho que voso-
tros invoc6is con tanto ardor, es completamento
ilusorio.
Yo sostengo, por otra parte, el mismo criteria que
sostuvieron 6 este respect los Constituyentes. Ellos.
que hicieron la Ley Electoral Provisional y la Consti-
tuci6n, al encontrarse en frente de este caso, se dije-
ron: cuando haya elecci6n parcial.........
SR. VILLUENDAS (E.): (Interrumpiendo.) Parcial, se-
fior Xiques, n6, cuando haya renovaci6n.
SK. XIQUES: Para el caso, elecci6n parcial 6 reno-
vacion de la Camara, es lo mismo.
SR. VILLUT DAS (E.): No, no es lo mismo.
SR. XIQurs: Para los efectos de lo que estoy soste-
niendo, es lo mismo decir elecci6n parcial, que reno-
vaci6n de la mitad de Ia Camara de Representaites.
Decia que este caso esth ya resuelto por los consti-
tuyentes, segin se demuestra por el articulo cincuenta
y siete de la Ley Ele -toral Provisional, que dice asi;









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMXARA 529


< Consejeros Provinciales, cuando haya que elegirse me-
nos de t es, cada elector podra votar por el nimero de
los que se elijan Si se fuere A elegir tres. ningfin
elector podra votar por mins de dos.,
Ahora bien, en el terrcno de los ndmeros, en el te-
rreno de los hechos, tres tienen uno de Ininoria; pero
,cual es la minoria de dos? Pues la minoria de dos
es cero. I'orque si la minoria de tres es uno,-y esto
es incontrovertible-la minoria de dos, no puede ser
tambi6n uno. A menos de sostener el absudo arit-
m6tico de que problems radicalmente distintintos
puedan conducir 6 id6ntico resultado.
Por filtimo, si ustedes, en aquellos casos en que ha-
ya de verificarse una elecci6n de dos, hacen que la ma-
yoria elija uno y tambi6n la minoria uno. habriAn
cometido el acto mAs monstruoso de arbitrariedad que
pueda imaginarse, porque hab An conculcado el dere-
cho de la mayoria, que es el indiscutido. En efecto,
no me podra negar nadie que, desde Becerra Cavalcan-
ti acA, el dei-echo de las minorias, aceptado en algunos
lugares, no lo ha sido en otros; pero lo que no admite
discusin, lo que es evident, es el derecho de la ma-
yoria.
Por lo demas, ec6mo es possible que nosotros, que
nos preciamos de querer establecer la justicia en las
relaciones de unos Partidos con otros, y entire los Par-
tidos y el Estado, permitamos que se establezca la irri-
tante desigualdad, de darle igual derecho A los menos
que A los mAs? Ni nosotros, ni la Constituci6n de
Cuba, ni la Constituci6n de ninghn pueblo d,. la tierra
pueden peiir que se lleve 6sto al terreno de la prActi-
ca, porque es seicillamente injusto: ademas, el espiritu
de la Constituci6n cubana tiene que ser contrario A
semejante enormidad, porque ni fisica, ni metafisica-
mente es possible que las minorias se igualen,nunca A
las mayorias.
Voy A concluir,, seilores Representantes, leyendo
dos cartas que he recibido del Camagiiey, cartas que
estAn A disposici6n de los seflores Representantes que
traen la fecha de los dias en que aqui se debatia este
asunto, y que, por consiguiente, no podrA el mAs sus
picaz suponer que hayan podido venir como sug',ridas
por los Repres.ntantes camagiieyanos.
Una de dichas cartas es del Presidente, por -ustitiu-
ci6n, del Comit6 Provincial del Partido Nacional, el
senior Nicolas Guill6n, y otra del distinguido abogado
seflor licenciado Luis Vilardell, CatedrAtico del Insti-
tute de segunda enseianza, y que milita en la extrema
derecha del Partido Nacional, por no haber en Puerto
Principe otro Partido.
SR. BETANCOURT: (luterrumpiendo.) ,Por qu6 enton-
ces ese miedo, seilor Xiques?
SK. XIQUEs: Empequeilece el debate con indicacio-
nes como las que acaba de hacer el senior Betancourt;
yo os ruego que discutamos este asunto en la esfera de
los principios.
Si. FONTS: Ya veremos si no hay mas partido
que ese.
Sa. MENDOZA GUERRA: Que no lo hay, ya lo hemos
visto en todas las elecciones pasadas.
Sa. XIQEis: Voy A leer las cartas A que me estaba
refiriendo. Dice el seinor Guill6n: ((Por la Prensa
de esa capital me he onterado de la mala acci6n que le
han hecho A ustedes en particular, y A los nacionalis-
tas camagiieyanos en general, los conservadores de la
CAmara, en el asunto del articulo sesenta de la Ley
Electoral. Yo me he ocupado por mi cuenta en cen-
surar ese mal proceder y ademAs he reproducido un
articulo A ese respect de La ReptAblica Cubana.
Con ese procedimiento, si llegase A prosperar la en-


mienda Garcia Cafiizares, se autoriza al copo y A 61
recurrriamos en ese caso, para no permitir que nos bur-
len. Despu6s de todo, lo finico que habrian logrado
los conservadores habria sido evidenciar su mala fe
political, A la usanza espailola; pero nada mas, porque
en muchos anos, por lo menos, aqui triunfarA el Par-
tido Nacional en los comicios contra sus adversaries,
cualesquiera que sea su denominaci6n y sus arti-
mafias.n
SR. FONTS: Protesto de las palabras del seflor Xi-
ques, senior Pr sidente.
SR. PRESIDENTi: (Agitando la campanilla.) La Presi-
dencia suplica al seflor Xiques que se abstenga de pro-
nunciar palabras ofensivas.
Su. XIQUES: NO las he pronunciado. No he hecho
mAs que leer una carta.
SR MBENNOZA GUEKRA: 4A qui6n se ha ofendido, se-
for Presidente?
SK. FoNTs: Ya estamos muy cansados de esas faltas
de respeto.
SR. MENDOZ GURaR : Que se trate este asunto en
sesi6u secret A ver quien ha faltado al respeto.
SR. PRESLDENTE: Se va A dar lectura alarticulo cien-
to veinte y uno del Reglamento. (El Secretario lo lee. )
La Presidencia habia indicado al Secretario que se sir-
viera leer el articulo, no porque el senior Xiques tuvie-
ra intenci6n de offender A la CAmara, sino porque en el
calor de la peroraci6n no se estaba dand cuenta de
que estaba leyendo una carta, cuyas palabras podia
molestar la susceptibilidad de los sefiores Represe n-
tantes del otro bando. El seflor Xiques continfa en
el uso de la palabra. Queda terminado el incident.
Si. XIQUES: Hace much tiempo, seflores Represen-
tantes, que-me he propuesto de una manera delibera-
da no decir nada que pueda mndlestar, ni much menos
herir la susceptibilidad y delicadeza de mis compafie-
ros, siquiera militen en el otro bando. Realmente no
habia parade mientes en que en el texto de la carta
que estaba leyendo hubiese algo que os molestara; pe-
ro yo os confieso sinceramente que no tenia la inten-
ci6n de molestar A ninguno de los Representantes; que
la leia por el dato important que aportaba al debate;
por las quejas y las protests que vienel de la region
camagiieyana expresando el profundo disgusto que
alli ha causado vuestro acuerdo; y porqu- alli, en una
palabra, se consider, que la distribuci6n que se hace
en el articulo sesenta de la Ley Electoral, es una dis-
tribuci6n injusta. Pero ya que os molestan estas car-
tas, no las continuarn leyendo.
Nosotros, pedimos A los sefiores Representatites,
que se rreconsidere este acuerdo, si es possible; y sino
podeis reconsiderarlo, que se vote la enmienda del se-
ilor GonzAlez Sarrain, para que la justicia, A nuestro
juicio conculcada dias atris, resplandezca en today su
integridad, y pueda mantenerse aqui, en Cuba, entire
un nia y aquellas relaciones que deben existir, para bieu
de la Patria.
SK. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra.
SR. PRISIDNNTE: La tiene S. S.
Sn. VILLUIeNDAS (E.): Las palabras que acaba de
pronunciar el senior Xiques, me prueban que 41 no esta-
ba en la sesi6n en que yo combat el articulo de la Ley
que consagraba lo que ahora se pretend consagrar en
la disposici6n transitoria, porque si hubiera -estado,
hubiera, visto que yo me mantuve en el terreno de los
principios, aunque lamentando quoe 'amagiiey fuera
por una raz6n accidental sacrificada A algo que es esen-
cial y fundamental: la Constituci6n.
Que si alguien no se mantuvo en aquel terreno y
descendi6 A un punto personal no fu6 seguramente el









530 DIARIO DE SESIONES DEL CONGREO -GOiMARA


que habla en estos moments, que se mantiene siem-
pre en la esfera serena de los principios, cuando aqui
se debate principios.
Decia aquella tarde, y desco que el sefior Xiques
me escuche, que yo fui en la Convenci6n Constituyente
en uni6n de otros various sefiores Delegados, enemigo
de la representaci6n de las minorias, y si eso se consa-
gr6 fu6 despu6s de un discurso, sin6. elocuente al me-
nos ardiente, de un hombre ilustre de Cuba, amigo y
cerreligionario hoy del seflor Xiques.
Si el senior Xiques no ha tenido oportunidad para
saborear el esfuerzo de inteligencia y generosidad de-
mostrado por el senior G6mez, made 6 la Biblioteca,
por el Diario de Sesiones de la Convenci6n Constitu-
yente y lo conocerA.
Y agregaba yo que recordaba sus esfuerzos para con-
seguir la represent i6n de las minorias, no solo en la
Camara. en los Consejos y en los Ayuntamientos, sin6
en el Senado, aunque en este alto cuerpo no lo consi-
guiera.
De modo que yo no soy sospechoso en esta material,
yo soy un enemigo de las minorias, pero tambi6n soy.
un obediente defensor y un acatador, si la palabra es
possible, de la Constituci6n.
La Constituci6n consagra el derecho de las minorias;
y aunque fui derrotado en el seno de la Convenci6n
Constituyente; al pretender lo contrario he aceptado
la legalidad actual, he aceptado esa Constituci6n, y k
nadie le doy derecho, para defenderla con mas tes6n
que yo hoy Y si la Constituci6n tiene la representa-
ci6n de las minorias lo esencial es mantener ese prin-
cipio. Lo contrario seria violarla, teniendo present
un caso pasajero y accidental en frente de lo fubda-
mental y permanent, porque lo permanent es esta
Constituci6n que consagra, por el esfuerzo de un tri-
bune ilustre y de otros hombres dem6cratas, la repre-
sentaci6n de las minorias. Este pals se h;. constitui-
do sabiendo que los menos, van A tener igual voz que
los mas, y nosotros no podemos prescindir de eso,
porque el censo haya hecho que el Camagiiey no est6
en condiciones de traer una mayoria en frente de su
minoria y tan es asi que la Constituci6n no habla de
Representantes por provincias sino que la Constituci6n
habla de Representantes por cada veinte y cinco mil
hab.tantes. Y yo digo, &quiere convencerse el senior
Xiques de que nosotros no hacemos, de esto, una cues-
ti6n de partido? iQuiere convencerse el sefior Xiques
do que nosotros lo que defendemos aqui es la inviola-
bilidad de la Constituci6n?
Yo propongo al senior Xiques que juntos encontre-
mos una enmienda por virtud de .la cual esa fracci6n
que sobra de Camagiiey, con otra de Oriente 6 de las
Villas, se sumen formando un nfumero de veinte y
cine mil, porque eso no lo prohibe la Constituci6n,
porque la Co)stituci6n no habla de elecciones por pro-
vincias, sino de elecciones por cada veinte y cinco mil
habitantes; y nosotros no debemos oir los lamentos,
en e te sentido, de una determinada provincia, sino lo
que nosotros debemos procurar es que cada veinte y
cinco mil habitantes tengan asegurada su representa-
ci6n en el seno de la Camara national.
Pero vea el senior Xiques si yo tengo raz6n, que lo
mejor que se ha dicho en contra de esa disposici6n
adicional lo ha dicho el propio senior Xiques y yo se lo
voy a ampliar con este ejemplo.
El senior Xiques dice: en Camagiiey no hay minoria,
pero si la hay es absurdo que esa minoria sea igual en
nfimero a la mayoria. Vamos a6 aceptar el criterio
del seflor Xiques, aceptando el criterio del seiiorXi-
ques estas elecciones vienen dos Representantes por la
mayoria, pero en las elecciones venideras es igual el


easo. No existed la minoria, y si existe toda tiene que
venir en igual nfimero que la mayoria, de manera que
mientras el censo no se modifique para Camagiiey la
minoria no tendra representaci6n en el seno de la CA-
mara national.
SR. XIQUES: No la hay.
SK. VII.LUENDAS (E.): IAh, no la hay! Como yo
creo todo lo que me dicen, porque hasta ese punto soy
cAndido, creo lo que me dice el seflor Xiques, pero
nosotros no podemos discutir si hay minoria en Cama-
giiey 6 no la hay; nosotros lo que debemos tener pre-
sente es el articulo de la Constituci6n que dice que las
minorias deben tener siempre representa.i6n en el seno
de la Camara de Representantes y no dice que en unas
elecciones la tendran y tn otras no la tendran, sino
que al contrario ese articulo esta intimamente ligado
por el articulo que yo le lei antes al sefor Xiques que
es el treinta y siete de la Constituci6i, que dice:
(Lo lee.)
AdemAs sabe el Representante por Camagiiey que
este es un moment que va A pasar y que aumentark
la poblaci6n en el orden natural de l.,s cosas; pero
mientras subsista debemos defender lo finico que tenr-
mos que defender: ]a Constituci6n. Y si el sefor
Xiques me exije que yo dirija una mirada al Cama-
giiey, entonces no es tan grande ni tan elevada la dis-
cusi6n, como hace un moment pedia 61 mismo, porque
no la diiige sobre toda la Repfiblica sino sobre. deter-
minado territorio; la question es de principios y de
obligaci6n: hay que acatar la Constituci6n y acatin-
dola todos, sin discutirla jams, es como finicamente
habrA lo que pide el senior Xiques y yo tanto como 61
deseo: inteligencia y armonia sincere. ( Varios sehores
Representantes: Muy bien. mny bien.)
SR. PRESIDRNTK: Se ha pedido la ampliaci6n del de-
bate. LAcuerda la CAmara ampliar el debate?
SR. LEYTE VIDAL: Pido votaci6n nominal.
SR. BETANCOURT: Pido la palabra para dirigir un
ruego.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Betan-
court.
SR. BETANCOIRT: No me parece just, sefiores Re-
presentantes, que un ruego ferviente que dirijo a mis
compafieros se desoiga y se rompa ]a cortesia que siem-
pre ha existido en esta CAmara, cada vez que un senior
Representante, ha solicitado algo muy respetuosamen-
te, como yo lo he hecho en estos moments; porque
entiendo que no se ha discutido suficientemente este
particular. Sufplico a mis queridos compaierosacuer-
den la ampliaci6n del debate, porque el asunto tiene
bastante importancia, y 6 mi juicio los elocuentes ora-
dores que han hecho uso de la palabra., han ido
limitando sus arguments en obsequio de la brevedad;
y yo desearia exponer aqui algunas consideraciones
que creo oportunas y necesarias. Yo vuelvo a rogar
6 mis compafieros que tengan la bondad de acordar la
anpliaci6n de este debate.
SR. MENDOZA GUERRA: Pido la palabra
SB. PRESI DENTE: Tiene la palabra el Sr. Mendoza
Guerra.
SR. MENDOZA GUERRA: El Sr. Betancourt ha habla-
do aqui en nombre de la costnmbre establecida en esta
C6mara, y aunque yo no tengo ningfin interns en que
se amplie 6 no el debate, debo recordarle al Sr. Betan-
court que no hace much, cuando yo me levant 6 ro-
gar a los seiiores Representantes, que aplazasen la
discusi6n de determinado asunto, hasta que estuvieran
presents los sefiores Xiques y Martinez Ortiz, el pri-
mero autor de una proposici6n que nosotros queriamos
que no quedara indefensa, y el segundo que formaba
part de la Comisi6n que se nombr6 para redactar el









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 531


Proyecto de Ley Electoral, la CAmara no se ajust6 A
la costumbre de que hacia menci6n el Sr. Betancourt.
Es cuanto tenia que manifestar.
Si. BETAN(OURT: Pido la palabra para rectificar.
SR. PRESIDENTE: Tiene ]a palabra el Sr. Betancourt.
S". BETANCOURT: Es muy distinto este caso delque
menciona el Sr. Mendoza Guerra. Aquello era una
suspension del debate y yo pido solamente la amplia-
ci6n del mismo. Es una cosa muy diferente de la que
pidi6 el Sr. Mendoza Guerra; y ademAs en aquella
ocasi6n surgi6 un incident deplorable que todos cono-
cemos, y en este caso se ha mantenido el debate sere-
no y elevado, por lo que reitero respetuosamente mi
sfiplica a mis distinguidos compafieros.
Si. GONZALO PREZ: Pido la palabra.
Su. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Gonzalo
PWrez,
Si. GONzAt o PEREZ: Como antecedente debo mani-
festar 6 ]a CAmara que no seria 6sta la primera vez que
se denegase la solicitud de ampliaci6n del debate, por-
que precisamente el que habla en una discusi6n y 4
in-tancia del Sr. Villuendas lo pidi6 y la Camara acor-
d6 que no se ampliara el debate en un asunto que es-
timAbamos de importancia suma.
Sn. VILI.UENDAS (E.): Pido ]a palabra para una
alusi6n.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Villuendas.
Sn. VILLUENDAS (E.): Le voy A decir al Sr. Gonza-
lo P6rez, por qu6, porque yo fui el primero que sufri
eso, sin que me lastimara en lo absolute.
SR. PRESIDENTE: Se va A someter a la decision de la
Camara la proposici6n del Sr. Betancourt: ampliar el
debate.
Si. LEYTE VIDAL: La pido nominal.
SR. PRESIDENTs: Los que digan que si, estan confor-
mes con que se amplie el debate, los que n6 se oponen.
(Se efectaa la votaci6n. Seflores que votaron en pr6: AlbarrAn,
Betancourt, Cardenal, Cu6, Cruz GonzAlez, Duque Es-
trada, Fonts, Fust6, Gnti6rrez, Pelayo Garcia, M4ndez
Capote, Mendieta, Martinez Rojas, Masferrer,Martinez
Oitiz, Risquet, Torrado, la Torre, Villuendas (E.), y
Garcia Vieta. Senores que votaron en contra: Borges,
Boza, C4spedes, CatA, Chenard, Guerra, Garcia O-una,
Sarrain, Govin, Garmendia, Mendoza Guerra, Nodar-
se, Nfifiez, Peraza. Leyte Vidal, Sobrado, Xiques y
Gonzalo P4rez.)
St. BETANCOURT: Sr. President: Anuncio la nuli-
dad de a. votaci6n.
SR: PRESIDVNTE: El resultado de la votaci6n es el
siguiente: veinte que si y diez y ocho que n6. Queda
acordada la ampliaci6n.
SR. BETANCOUR ': Para una cuesti6n de orden.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
Sn. BrTANCOURT: En realidad, yo me he equivoca-
do al pedir la ampliaci6n del debate. Es un articulo
adicional el que se discute, y tienen que consumirse
dos turns en pr6 y dos en contra. No hemos oido
mas que uno en contra del Sr. Enrique Villuendas y
otro en pr6 del Sr. Xiques; por tanto, tengo derecho A
consumer turn en contra, sin solicitar ampliaci6n del
debate.
Si. PRESIDENTE: La Presidencia contest al Sr. Be-
tancourt que 6lla entendia que era una emienda la que
se habia presentado; pero si es articulo el que se ha
discutido, el Sr. Betancourt puede consumer un turno
sin necesidad de ampliaci6n de debate. Tiene la pa-
labra el Sr. Betancourt.
SR. BETANCOURT: Sefores Representantes: No sera,
promesa vana la que yo haga, porque os tengo acos-
tumbrados a much afecto y gran respeto, el que yo
diga que no me voy & entrener en el terreno mis 6 me-


nos personal en este asunto, que voy A colocarme en el
piano elevado de los principios, de conformidad con lo
que pedia mi amigo el Sr. Xiques.
No podemos pedir mayor elevaci6n, cualquiera que
sea nuestro criterio aqui, que el de la Constituci6n
pues 611a es la que consagra el derecho que nosotros
defendemos. Si la Constituci6n esta en eso deficient
6 desacertada; si no interpret bien el sentimiento 6
la idea del pueblo cnbano, no es esta la oportunidad
de hacer una critical t nuestra carta fundamental, pa-
ra inspirar nuestros actos en la vida pfiblica, y pedir
el cumplimiento de la Ley.
Nioestra Constituci6n tiene un texto que no admit
interpretaci6n dudosa de ninguna clase. De suerte,
que no podemos, de ninguna manera, aplicarla con la
pequefiez de los de abajo, ni con la tirania de los de
arriba.
En realidad, lo que se ha hecho ha sido ir de modo
muy hAbil a ]a revision de un acuerdo tomado en se-
si6n celebrada en dias pasados con el recurso de gran
nfmero de nuestros adversaries, en votaci6n, que di6
este resultado: treinta y dos A favor, y tres finicamen-
te en contra, de los treinta y cinco Representantes que
nos encontribamos en el salu6, 6 sea casi por unani-
midad de la Camara. 'En esos moments fu6 aproba-
da la enmienda del Sr. Garcia Cafizares, hecho que
nadie podra near, porque para ello apelo, no A mi
d6bil memorial, sino al libro de actas. Es decir, que
todos nuestros distinguidos adversaries, hombres ave-
zados a las luchas political, muy practices en todos
estos asuntos electorales, no vieron ningfin peligro, no
encontraron nada que pudiese dificultar la obra a que
ibamos A dar cima en esa tarde; y si bien es cierto que
aqui no se hallaban various prohombres del Partido Na-
cional, como son los seiiores Sarrain y Castellanos, los
habia en nifmeio suficiente, en calidad y cantidad,
para defender los derechos que creyeran lesionados de
su program y de sus mandates, derechos 6stos que
estan por encima de toda benevolencia, para contribuir
d6bilmente con sus votos a una resoluci6n de esa in-
dole, aprobando la enmienda del Sr. Garcia Cafiizares.
Luego, ]o que parece, y sin que parezca, ,por qu6
no decirlo? es que creyendo los Representantes radi-
cales del Camagiley que eso lastimaba sus derechos,
llamaron A sus correligionarios los nacionales, para que
recapacitaran respect a lo que habian hecho: me re-
fieroA los dignos Representantes nacionalistas que esa
tarde se encontraban presents. Pero la revision de
un acuerdo......
SR. SARKAiN: No pedimos ]a revision de ningfin
acuerdo.
SK. BI.TANCOURT: Ya lo s6. No pod6is ni inten-
tarla, porque seria necesaria la concurrencia de cua-
renta y dos votos,-6 sean los de las dos terceras parties
de los Representantes que componen la CAmara, y
aqui no hay ningfn Partido que cuente con ese nfme-
ro de votos para pedir la revision de un acuerdo; por
eso de un modo un tanto subrepticio se ha hecho, res-
paldandose en el articulo seeenta, tal como qued6 re-
dactado, para conseguirlo.
Y nosotros, amigos de los dignisimos Representan-
tes del Camagiiey, no podem(,s darles gusto en eso de
que alli todo el campo es oregano para los nacionales,
como decia el Sr. Xiques con arrogancia, ni consentir
que se restringa el derecho de una region hermana, y
quizas el de un candidate republican con cuyo voto
contariamos aqui, y que vendria a nutrir nuestrasfi-
las, en las pr6ximas legislatures.
4Acaso no es cierto que el Partido Nacional cuenta
con una mayoria absolute en el Cainagiiey? Porque
si asi fuera, no se comprenderia ese temor para no vo-









532 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA

tar uno y uno, pues al censo se le puede dar forma necesario para levar A las urnas un. candidate y obte-
elAstica, y en el Partido Nacional hay muchos hombres ner el 6xito por determinado numero de votos.
pricticos, tActicos y duchos, en ardides electorales que Ah! la ley, senior Xiques y seniores Representantes,
saben hacer salir triunfantes sus candidates cuando no puede tender en manera alguna al exclusive inte-
tienen masas compactas y disciplinadas. r6s de tal 6 cual distrito electoral; la ley fija bases
Pero no es oro todo lo que reluce; alli hay elements amplias y la electoral misma, en su articulo cincuenta
que estan distanciados de las huestas nacionalistas; y siete, cuyo primer parrafo ha omitido en la lectura
hay la base de una fuerteminoria; y de aquella region, el seflor Xiques, dice asi: (Lo lee.)
heroic por sus hechos, y admirable por su modera- Es decir, que cuando el Partido Nac:onal pregona
ci6n y su cordura, habra de venir en no lejano plazo todos los dias en sus mitins de propaganda, en la pren-
el mayor contigente, con que se nutriran las filas con- sa, en la tribunal, en la Camara. en todas parties, con
servadoras. las voces mis elocuentes, que aspira' a una minoria y
Que en el Camagiiey la opinion toda no es liberal se quizAs mas, en donde tenemos nosotros mis fuerzas,
v6 y refleja diariamente en la conduct que siguen los en las Villas, y harin lo mismo en Matanzas, re lucto
voceros en el Congreso, de esa region. Cuatro son los en el que estamos unilos y compacts; y nosotros no
Senadores por el Principe como cuatro lo son por la nos irritamos, no gritamos, aplazando A nuestros ad-
Habana, porque iguales son en todas las provincias; versarios para el dia de la batalla, aunque de atema-
veinte y cuatro para toda la Repiblica; el mismo ni- no auguramos que sufrir6is lunmrtr enda derrota; vo-
mero elige el Camagiiey. que tiene noventa mil habi- sotros los radicales, los que presumis de mas dem6-
tantes, que ]a Habana que alcanza cerca de cuatrocien- cratas, los mas exaltados en las ideas, en las palabras
tos mil. Los Representantes son cuatro, porque el Y el pensamiento. Los sefiores Xiques y Mendoza
fltimo censo arroj6 ochenta y ocho mil y pico de habi- Guerra, hombres revolucionarios, se asombran de que
tantes en el Camagiiey, y se elige un R-presentante en su propia region haya electores que no so manten-
por cada veinte y cinco mil, 6 fracci6n de doce mil gan retraidos y vengan a la Camara a representar 4 la
quinientos. region camagiieyana. (Aplausos prolongados.)
Anunci6 que ibt. tratar la cuesti6n en el terreno Yo me atreveria A citar la filtima disposici6n vigen-
de los principios y no en el de los personalismos, y te en la Isla de Cuba, la del regimen autonomista. No
voy A citar textos legales para ello, pues no quiero se podia yo aprovecharla de ninguna manera, porque
crea que nosotros tratamos de privar de sus puestos en estaba en esos mementos a la disposici6n de la Junta
la CAmara 4 dos Representantes, quo son por igual Revolucionaria, en NuevaYork, preparAndome para
tan patriots, tan inteligentes 6 ilustrados, como los venir en una .xpedici6n; y digo esto sin que parezca
sefiores Loynaz del Castillo y Xiques. persigo un efectismo politico, pues en tiempos tales,
ser separatist no era lo mas expuesto mientras no se
Pero la demostraci6n de que no es oro todo lo que llegaba A los campamentos revolucionarios.
reluce, y de que no estan en nmayoria los nacionales en El articulo veinte y dos de esa ley autonomista,
el Camagiiey, la evidencia la actitud de los elegidos prevenia que en todos los cases en que se eligieran
en la actualidad por esa region. Mientras los sefiores cuatro 6 m6nos se re-taba uno, para la minoria; es
Augusto Betancourt y el venerable Cisneros, toman decir, que los espafioles la consagraban en sus leyes y
un rumbo en el Senado, van per otros los sefiores Sil- en sus costumbres, cuando 41los temian, naturalmente,
va y Recio; y en la Camara, en tanto que el Sr. Xi- que nosotros nos apoderramnos de los puestos pfblicos.
ques, Mendoza Guerra y Loynaz del Castillo son como 4Nosotros, hombres venidos h esta Camara por vir-
las avanzadas del Partido Liberal, titulAndose radica- tud de la Revoluci6n redentora podemos autorizar que
les, nuestro respectable amigo y compafiero el Sr. T)u- aqui, un grupo m4s 6 m6nos consistent, mAs 6 menos
que Estrada, observa una aptitud espectante y discre- pequeflo, tenga por convenient no respetarlas aspira-
tisima, sumando uas veces su voto a los conservadores clones electorales de los que pretenden mandar su mi-
y otras & los liberals, lo que compruba desea mante- noria? iQu6 culpa tiene nadie de que exist el caso
ner su independencia parlamentaria concrete, el caso circunstancial de que una Provincia
Se ha invocado el articulo treinta y nueve de la que no cuente en e-tos moments (me refiero al Ca-
Constituci6n repetidas veces, y en realidad parece que magiiey) sino a una cualquiera, A una ideal, al ir sus
de este texto se derivan todos los otros, los comple- habitantes A las elecciones para depositar sus votos
mentarios. Por ejemplo, el articulo cincuenta y site en harmonica con sus opinions, y presenter k los candi-
de la Ley Electoral cuyo segundo tlrrafo ha tenido datos, no tengan fuerza bastante pa.ra hacer triunfar
cuidado de leer el Sr. Xiques, omitiendo el primero, su candidatura y result derrotada? Yo entiendo, se-
en que se da la forma para garantizar el derecho de las fiores Representantes, que los que se encuentren en
minorias. este caso, en tal situaci6n, no dehen sino confiar en
Dice el articulo treinta y nueve de la Constitu- que sus esperanzas se conviertan mafiana en hermosa
ci6n: (Lo lee.) realidad. (Varios serlores Represenlantes: May bien.)
Otro articulo express que se elijiri un Representan- Si existe ese derecho reconocido hasta en nuestra
te por cada veinte y cinco mil habitantes; n6tese bien Camara, pues tenemos un Reglamento hecho por hom-
que no sediceenla Constituci6n (por provincias,,ni (por bres sensatos, ilustrados y ,lem6cratas, que no se pre-
distritosn. Esa. es una form que pueden acordar entire valecieron de que nuestro Partido era el que dominaba
si, segdn sus conveniencias, las distintas circunscrip- en la Mesa, ni de que estuvo en mayoria durante seis
ciones electorales, de tal suerte, que consagrando su meses, y que ha venido despu6s a la oposici6n, guar-
autonomia perfect, velando por sus intereses, podrian dando todo el respeto, la cortesia y el afecto que son
juntarse las Villas y Pinar del Rio, para former una propios entire excelentes compafieros. Y en una de
sola unidad electoral. las votaciones mas importantes que se realizan en esta
La ley, que tiende siempre a lo esencial, que fija y Ciamara, de la que surge la Comisi6n encargada de
marca reglas generals, no puede detenerse en lo que revi-ar los altos documents oficiales, de examiner las
es pasajero 6 accidental, como es la conveniencia que actas por las cuales nosotros tenemos acceso 4 este
tenga 6ste"6 aquel distrito electoral, porque el nfmero sal6n, tambien se conuagra el derecho de las mino-
de sus habitantes en el censo, no le den el c6mputo rias, segfn voy 4 demostraros. El Reglamento en su







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CMARA 533


articulo tercero, dice asi: ( o lee.) Es decir, de los
dos individuos, cada Representante vota uno, respe-
tando la minoria; y si son tres, solo se vota por dos, y
asi la minoria alcanza un puesto. Y el articulo vein-
te y cinco que trata de la Comisi6n de Correcci6n de
Estilo, dice que se compondra de un Secretario, de-
signado por la Mesa, y de dos Representantes, no pu-
diendo cada elector escribir mis de un nombre en la
respective papeleta. (Varios senores Representantes: Muy
bien!)
Esa es una practice plausible;de otra suerte un par-
tido politico, en determinado moment, que tuviera
por ejemplo treinta y dos miembros, frente a otro que
no contara mas que quince, irian al copo, sin respetar
el derecho de las minorias. No debemos olvidar que
realmente en el pais no se han definido de una ma-
nera clara y concrete las opinions, no se ha trazado
bien la line divisoria que separa i unos grupos de los
otros; que no hay mas diferencia que la relative a pro-
cedimientos: t6do lo demas esti como exhumado, des-
vanecido, borroso. (Aplausos.)
Nosotros no podemos evitar hechos pasajeros, cir-
cunstanciales, de indiscutibie efectividad como el de
las elecciones del Camagiiey, que nombiard en Diciem-
bre 5 dos Representantes y donde se pretend que el
elector vote por los dos. Mucha raz6n tenia el senior
Villuendas al decir que la Ley debe ser una garantia
para todos y no estar sometida Ai caprichosas inter-
pretaciones; y ahora no parece que se habla en nombre
de un principio, sino en favor de un correligionario;
no en pr6 de uns idea, y si de tn amigo. Lo segundo
seria censurable; lo otro mnereceria siempre el aplauso
de todas las personas sensatas.
Aqui se trata de sacar a flote, por lo visto, intereses
de partido, no ya por los sefiores Loynaz y Xiques,
que quizas acordarian sortearse ]a tinica del CEsar, y
dejarin que cada cual siguiera su rumbo, viniendo a
esta CAmara por distintos caminos. Procedamos con
alteza de mira Nosotros ayer mismo hemos dado
una prueba de afecto A nuestro compailero el generall
Loynaz, votando en su favor sin vacilaciones, porque
entendiamos que ese voto decidia ]a incapacidad de un
hombre pfblico, siquiera fuera momentAneamente, ya
que los Tribunales de Justicia habrian despu"s, indu-
dablemente, de declarar su inculpabilidad; y nnestro
voto ha sido unAnime en contra del procesamiento que
se pedia para 61, meritisimo adversario. (Aplausos.)
No puede, pues, creerse, que haya aqui cuesti6n de
personalismos. Nosotros aspiramos a que aqui se
consagre el respeto a la Ley, y queremos, modestos le-
gisladores de un pais que debe marchar siempre por la
senda de la Libertad, que no se conculquen los dere-
chos de nadie, A fin de merecer el respeto del pais y
en prueba de amor a la independencia de la patria,
que nos obliga A ejercer y practical la justic:a en todos
los moments de nuestra vida parlamentaria. (Aplau-
sos.)
SR. SARRAIN: Pido le palabra.
SR. PtESIDElTE: La tiene su sefioria.
Sn. SAREAiN: Brevisiimos moments. Precisamente
las fltimas palabras elocuentisimas, como todas las
suyas, del sefor Betancourt, fueron los que inspiraron
a la Comisi6n designada por esta Camara para la re-
dacci6n de una Ley Electoral, 6 redactar el articulo
sesenta que en su totalidad no fu4 aprobado por esta.
Camara. Encontr6se un hecho, respect del cual no
puede dudarse, oncontrose el prccepto constitutional
que consigna, contra el modo de pensar del seinor Vi-
Illuendas, que en 6sto coincide con el nfo hulmidisimo,
el derecho de la minoria. Y se encontr6 tambi6n la
circunstancia especial de que en la renovacibn parcial


de la Cimara, que es lo mismo que elecci6n parcial de
Representantes, aunque otra cosa diga el senior Vi-
lluendas, habia un distrito, el de Puerto Principe, que
habia de elegir dos Representantes, y ent6uces uno
de los mas ilustres Representantes de esta Camara,
uno de sus hombres mhs conspiscuos, uno de los indi-
viduos mis conocedores de todos estos procedimientos
electorales, un element valiosisimo del partido Re-
publicano, fu6 quien di6 soluci6n a ese problema difi-
cil que se presentaba A la Comisi6n. El hombre ese,
fu6 el sefor Rafael Martinez Ortiz, que propuso a to-
dos los miembros la redacci6n del articulo sesenta, en
el cual, senior Betancourt, se respeta el derecho de las
minorias.
Las palabras elocuentisimas que yo he sido uno de
los que le he aplaudido, y no por deber de cortesia,
sino por impulso del coraz6n, del senior Betancourt,
son tan elocuentes como inapropiadas, para el caso
present, porque en virtud de qu6 fundamento, de qu6
principio el seoor Betancourt se ha atrevido A decir
que nosotros por medio de esa enmienda no respeta-
mos el derecho A las minorias? Nosotros lo que ha-
cemos es respetar la minoria y la mayoria, y dar solu-
ci6n al conflict de hecho que se present a la Comi-
si6n. De tal manera, que nosotros redactamos el
articulo sesenta en la misma forma, y no de acuerdo
con el que en estos moments usa de la palabra; pero
pa a que la mayoria siempre exist, nos pusimos de
acuerdo para que en la pr6xima elecci6n el elector
pueda votar por dos, sin perjuicio de que en las si-
guientes pueda votar por uno, y de este modo el con-
flicto cesaba, porque en un period determinado de
tiemnpo la minoria tendria representaci6n verdad. Vo-
sotros decis algo que es verdaderamente contradictorio.
La Constituci6n exije el respeto a la minoria, y cual
es esa minoria? Yo lo voy 6 decir en breves palabras.
En la pr6xima elecci6n se eligen dos Representantes:
uno, por una mayoria, ficticia, segin vosotros, y otro
por una minoria. Y result, que en un period de
tres 6 cuatro afos, en la Provincia, no digo yo del
Camagiiey, en la Provincia quese encuentre en esas
condiciones, no existen mayorias ni minorias, y eso es
un absurd. La Constituci6n no ha dicho eso, la
Constituci6n no puede consignar absurdos; tan es asi,
que lo tuvieron en cuenta los Constituyentes y lo re-
produjeron en la Ley Electoral, tal como estaba pre-
ceptuado en la Ley auton6mica, que despu6s de todo
no era otra cosa mns que la copia de Ley electoral es-
paniola Consignaron el precepto general y lo modi-
ficaron para las elecciones parciales. iEn qu6 sentido
lo modificaron? En el sentido que ya express el seflor
Xiques, y por motives precisamente de la elecci6n de
Puerto Principe. 4Y qu6 consignaron los Convencio-
nales? Consignaron el articulo cincuenta y site de
la Ley Electoral que cuando se trate de dos Represen-
tantes, ent6nces cada elector votara por los dos. LY
quien decia eso? Quien expresaba que se votaba en
esos casos por la totalidad de los candidates. Aque-
Ilos que habian redactado los articulos constituciona-
les; los mejores int6rpretes que pueden presentarse de
la Constituci6n; sus autores. Pero conste, que nosotros
queremos que se respeten las minorias. Nosotros no
decimos lo contrario, pero los conflicts que se presen-
ten los resolvemos de este modo: en esta primera elec-
ci6n en el Camagiiey se votarh p::r dos candidates; en
lo sucesivo se observarA lo dispuesto por el articulo
sesenta de la Ley Electoral. De esta manera se res-
petara la Constituci6n, porque siempre habrA mayoria
6 minoria. Vosotros sois los que atacAis la Constitu-
ci6n, porque quer6is una minoria igual en nfimero 4
la mayoria, y eso es un absurdo.









534 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


SR. BETANCOURT: Pido la palabra para rectificar.
SR. PRESIDENTE: El senor Betancort tiene la palabra
para rectificar.
SR. BT'ANCOURT: Brevemente, sefiores Represen-
tantes. En Cuba, esa elecci6n parcial de que trata el
articulo cincuenta y siete (en su pArrafo segundo) de
la Ley Electoral, la que fuW hecha por los mismos au-
tores de la Convenci6n Constituyente,no puede en ma-
nera alguna referirse A lo que dice mi distinguido ami-
go el senior Sarrain. Ese no es el punto objeto de contro-
versia, sino la renovaci6n parcial de los Cuerpos Cole-
gisladores. La Ley que nos rige no:ha previsto los casos
para cuando se trate de la ausencia de algun Represen-
tante que ha renunciado 6 fallecido antes de la elecci6n
general, como pasa en Espaia con los Diputados y en
various paises de la Am6rica Latina. Cada vez que
ocurran vacantes en la CAmara, en que estamos por
periods de dos aflos, porque no puede ser como los
Senadores que son por cuatro y por ocho alios, debe-
remos proceder A elecci6n parcial; pero como no se
trata de un grupo de cuatro 6 seis, sino de la mitad
de aquellos que les toc6 en suerte estar solamente por
dos afios, como nos sucede al senor Sarrain, A los se-
flores Xiques y Loynaz y al que tiene el honor de di-
rigiros la palabra; y, como tenemos que ir A esas elec-
clones A disputarnos la designaci6n, no es de ninguna
manera impossible que la mayoria sea de unos, ni la
minoria de otros. Este es el concept: probar luego
que se han respetado las diversas ideas, las distintas
aspiraciones que se manifiesten en determinadas co-
marcas. Yo tengo la seguridad, porque conozco al
senior Sarrain y admire today la nobleza que atesora
su alma, de que es un hombre entusiasta de su Parti-
do, al que sirve hasta con fanatismo; pero tambi6n lo
creo incapaz de contribuir, por ninguna consideraci6n
de banderia, A perjudicar los legitimos intereses de
una parte del pueblo cubano. (Aplausos.)
SR. SARnAiN: No respect A la iltima, porque hon-
radamente, como el senior Betancourt me conoce, yo
no s6, en ese caso, lo que pensaria.
Pero yo puedo asegurar lo siguiente: que nosotros
no combatimos las minorias en el concept en que la
entiende el senor Betancourt, porque hoy que estamos
dAndolas de profetas, me atrevo, con el mismo valor
que el senior Betancourt, A asegurar que dentro de
brevisimos moments, entendiendo por moments fe-
chas mas 6 menos pr6ximas, vamos a disputar en las
Villas, no las minorias, sino las mayorias absolutas.
(Aplausos y risas.)
SR. VILI.UFNDAS (E.): SerA dentro de seis aflos.
Sn. SAnRAiN: QuizAs dentro de seis afios, en el mis-
mo period en que puedo asegurar que ustedes no con-
tarAn con la mayoria aqui, en la Habana.
SR. PIESIDENTE: Se pone A votaci6n el articulo adi-
cional A que se ha dado lecture. Votaci6n nominal.
Los sefiores Representantes que digan que si, estaran
conformes con la ennienda, los que digan que n6 la
rechazan. (Se efectia la votaci6n. Senores que votaron
en pr6: Borges, Boza, CUspedes, CatA, Chenard, Gue-
rra, Garcia Osuna, Sarrain, Govin, Garmendia, Gar-
cia Pola, Mendoza Guerra, Masferrer, Nodarse, NG-
fiez, Peraza, Leyte Vidal, Sobrado, la Torre, Xiques,
Gonzalo P6rez y Portuondo. Seiores que votaron en con-
tra: AlbarrAn, Betancourt, Blanco, Cardenal, Cu6,
Cruz GonzAlez, Duque Estrada, Fonts, Fust6, Guti6-
rrez, Pelayo Garcia, Mbndez Capote, Mendieta, Mar-
tinez Rojas, Martinez Ortiz, Risquet, Torrado, Vi-
Iluendas (E.) y Garcia Vieta.)
El resultado de la votaci6n es el siguiente: veinte y
tres que si y diez y nueve que n6. Queda, pues, apro-
bada. (Aplausos prolongados.)


Continfia la discusi6n respect al articulo treinta y
seis de la Ley Electoral que se refiere A la Junta Cen-
tral. Se han presentado dos enmiendas A las cuales
se van A dar lectura, una del senor Betancourt y la
otra del senior Enrique Villuendas.
Sa. GONZALO PIRRZ, Secretario: (Lee.)

(A LA CAMARA:

El Representante que suscribe propone la siguiente
enmienda al Art. 36 de la Ley Electoral:

El Art. 36 quedarA redactado asi: La Junta Central
Electoral se compondrA de un representante por cada
una de las Juntas Provinciales, elegido inmediata y
libremente de constituidas 4stas.
A los cinco dias de elegidos y a las 12 de la mariana
del quinto dia, se reuniran dichos representantes en el
local de la CAmara de Representantes de la Habana,
nombrando, despu6s de examiner y aprobar las corres-
pondientes actas, al Presidente de la Junta Central,
que habra.de reunir las condiciones de elegibilidad
necesarias para ser Senador (Art. 46 de la Constitu-
ci6n), sin que pueda recaer la designaci6n en ningin
Senador 6 Representante en ejercicio, ni en candidate
para ninguno de los cargo que a ]a saz6n hayan de
elegirse.
La elecci6n del Presidente serA por mayoria de vo-
tos y secret, decidiendo la suerte en caso de empate.
Enseguida procedera la Junta, que residira en la
Habana mientras dure las funciones de su cargo, a
nombrar de su seno el Secretario de la misma, obte-
niendo el puesto el que alcance mayoria de votos.
Cada miembro de la Junta Central devengara cinco
pesos diaries de dieta. Tambi6n se le satisfarAn por
una sola vez los gastos de ida y vuelta al lugar de su
residencia habitual.
En todas las elecciones, except en las Municipales
y en las parciales de Consejeros Provinciales, se elegi-
ra en la forma expresada la Junta Central Electoral.
Habana, Julio 7 de 1903.-Alfredo Betancourt.

SR. VILLUENDAS (E.): Senor Presidente: Retiro mi
enmienda por ser exactamente igual a la que se acaba
de leer.
Sa. BETANCOURT: Pido la palabra para una cuesti6n
previa.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. BETANCOURT: Para suplicar A la CAmara acuer-
de prorrogar la sesi6n hasta que se discuta y se vote
mi enmienda y quede asi aprobada la Ley Electoral.
SR. PRESIDENTE: Se somete A la deliberaci6n de la
CAmara la proposici6n del senor Betancourt. 4Acuer-
da la CAmara que se prorrogue la sesi6n hasta termi-
nar este asunto? (Es aprobado.) Queda acordado.
Se pone A discusi6n la enmienda A que se ha dado
lecture.
SR. SARKAIN: Seflor Presidente: Yo desearia que si
no hay inconvenient se diera lectura al articulo co-
rrespondiente. (El Secretario, senior Gonzalo P&rez, da
lectura al ariticulo treinta y seis del Proyecto de Ley.)
SR. BETANCOURT: GMe permit la Presidencia ex-
plicarla?
SR. PRESIDENTE: Puede hacerlo S. S.
Si. BETANC,URT: Faltaba algo, lo que se relaciona
con la forma de elegirse, de organizarse la Central;
c6mo se constitute, modo de nombrar al Presidente y
Secretarios, y otros particulares; detalles omitidos al
hacer rapidamente, la Gomisi6n Electoral, el Proyecto
de Ley.
Ya sabemos que esas Juntas se forman de los Dele-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMIARA


gados Provinciales que se eligen para former la Junta
Central, enviando un representante por cada provin-
cial.
Por ejemplo, en la Junta de la Habana se nombrarA
6 Juan FernAndez, que se reunir6 con los cinco com-
pafieros que forman la Central de la Repfblica, y Pe-
dro Garci.a, que es el suplente respective, puede reem-
plazarlo en sus funciones.
Esos seis representantes se reunen, y eligen al Pre-
sidente y Secretario. Por eso hemos querido que el
President ofrezca determinadas garantias, 6 sean
treinta y cinco ailos, saber leer y escribir, ser cubano
por nacimiento y estar en pleno goce de sus de'cchos
civiles y politicos, condiciones requeridas para ser Se-
nador, segfin el articulo cuarenta y seis de la Consti-
tuci6n. Esa Junta Central nombra libremente su Pre-
sidente, y en caso de empate, decidiri la, suerte.
SR. SARRAIN: Pido la palabra.
SR. BETANCOURT: Sefor Presidente: con la venia de
S. S. voy a dar lectura A la enmienda, con las modifi-
caciones introducidas, y que han sido aceptadas:

((El Representante que suscribe propone la siguiente
enmienda al Art. 36 de la Ley Electoral. El Art. 36
quedarA redactado asi: aLa Junta Central Electoral
se compondr& de un representante por cada una de las
Juntas Provinciales, elegido inmediata y libremente
de constituidas 6stas. A los cinco dias de elegidos, y
6 las doce de la mariana del dia quinto, se reunirAn
dichos representantes en el local de ]a C6mara de
Representantes de la Habana, nombrando, despu6s
de examiner y aprobar las correspondientes actas,
al President de la Junta Central, que habra de reu-
nir las condiciones de elegibilidad necesarias para ser
Senador (Art. 46 de la Constituci6n), sin que pueda
recaer la designaci6n en ningftn Senador 6 Represen-
tante en ejercicio ni en candidate para ninguno de los
cargos que 6 la saz6n hayan de elegirse. La elecci6n
del Presidente sern por mayoria de votos y secret,
decidiendo la suerte en caso de empate; enseguida pro-
ceder6 la Junta, que residiru en la Habana mientras
duren las funciones de su cargo, 4 nombrar de su seno
el Secretario de la misma, obteniendo el puesto el que
alcance mayoria de votos.
Cada miembro de la Junta Central devengar6i cinco
pesos diaries de dieta; tambi4n se les satisrarAn, por
una sola vez, los gastos de ida y vuelta al lugar de su
residencia habitual.
En todas las elecciones, except en las Municipales
y en las parciales de Consejeros Provinciales, se elegi-
rA en la forma expresada la Junta Central Electoral.))

Lo que quiere decir que puede ser de fuera 6 dentro
de la Provincial el Delegado. Y se ha suprimido lo
de un individuo de su seno. Se ha alterado lo de reu-
nirse en el Consejo Provincial, convini6ndose que sea
en la C6mara de Representantes, y 6sto me parece
muy bien, porque pueden ser suprimidos aquellos or-
ganismos y encontrarse la Central sin lugar para reu-
nirse. Ahora bien, entiendo que la Comisi6n de Es-
tilo se encargar, de decir que sera en el Sal6n de
Conferencias de la CAmara.
Si. LA TORRE: Para una observaci6n.


SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. LA TORRE: Me parece que ahi se dice que no de-
be ser candidates A Representantes y Senadores, y yo
creo que en esos mementos no se sabe qui6nes son los
candidates para Senadores, porque no son electos nAs
que los compromisarios senatoriales.
Si. BETANcOURT: Pero ya los partidos lo saben. Lo
ponemos asi para que no haya parcialidad.
Sit. PRESIDENTE: SB abre discusi6n. (Nadie pide la
palabra.) Se pone a votaci6n. (Es aprobada.) Queda
aprobada.
SR. VILLUTENDAS (E.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: La tiene S. S
SR. VILLUENDAS (E.): lRecuerdan los sefiores Re-
presentantes qu6 dia esta fijado para las elecciones?
SR. NODARSE: Si, el treintay uno de Diciembre.
Sa. VILLUENDAS (E.): 4Y las .Municipales?
SR. BETANCOURT: No se fija en la Electoral, sino en
la Municipal.
SR. PRESIDENTE: Falta discutir y aprobar el articu-
lo treinta y siete.
SR. BETANCOURT: Debe quedar redactado igual, qui-
tando el filtimo parrafo, que dice: "en caso de empate,
decidira el Presidento de la Junta"; pero como son
site, no habri empate; lo demds no debe discutirse.
SR. MARTINEZ OKTIz: No estoy conform con lo que
solicita el senior Betancourt, porque si bien es verdad
que pueden, habiendo siete, reunirse seis y sera impo-
sible llegar 6 un acuerdo. De manera que en ese caso
yo dar6 mi voto en pr6.
SR. BETANCOURT: Yo decia: "el Presidente de la
Junta". El p6rrafo dice asi: (Lee.) Yo no tengo na-
da que oponerle, pero si al fltimo que vamos A discu-
tir y consigna que "A los diez dias de abierta, etc.
No s6 si la Comisi6n ha querido expresar que puede
continuar la Junta hasta diez dias despu6s 6 si ha de
dar cuenta con tiempo antes a la CAmara. Me parece
que debia decir: "Antes de diez dias de abierta la le-
gislatura en la que hayan de tomar parte los candida-
tes electos, etc." Si no es asi, sino diez dias despu6s
de qu- se constituya la Camara, el primer lunes de
Abril, tendremos confusiones y tropiezos. Mejor seria
fijarle un plazo A la Central para que no pueda prolon-
gar sus funciones.
SR. MARTiNEZ ORTIZ: Realmente la Comisi6n enten-
di6 que la Junta Electoral no podia recesar, sino des-
pues que estuvieran aprobadas las actas, porque si
bien es cierto que tienen que remitir los documents
concernientes a6 la elecci6n, tambi6n lo que es que pue-
den consultar 6 la misma Comisi6n de actas de las res-
pectivas CMmaras sobre cualquier protest 6 algo que
se relacione con la elecci6n. De manera que su misi6n
viene a determinar cuando no haya nada absoluta-
mente que hacer respect la elecci6n.
Sa. BETANCOURT: NO me ha convencido mi estima-
do amigo el sefior Martinez Ortiz. La Junta Central
es consultiva y sus resoluciones no tienen ulterior re-
curso. Diez dias antes de abrirse la legislature, debe
estar, en posesi6n del Presidente de la CAmara, todos
los documents electorales.
SR. PRESIDENTE: 4Lo aprueba asi la C6mara? (Es
aprobado.) Queda aprobado. Se levanta la sesi6n. (Ho-
ra: las cinco y cinco minutes p. m.)


RAMLA V OUIA,-OBIPO -MA*LA.


_ I


535




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs