Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00186
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00186
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text













DIARIO DE rSESIONES

DEL

CONiRESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA

TERCERA LEGISLATURA-I903

VOL. III HABANA, JUNIOR 24 DE 1903 NUMJ. 29.


Carnaria


de Representantes.


Vigesima quinta session ordinaria.-Junio 22 y 23 de 1903.

SUMARIO


Se pasa lista.-Se abre la sesi6n.-Lectnra y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior.-Comunicaci6n
del Presidente de la Reptiblica.-Moci6n de los Representantes, seflores Gonzalo Pdrez, Garcia Pola,
Neyra y Nodarse relative a la terminacidn de la present legislatura.-Proyecto de Ley, devnelto
por la Comisi6n de Correcci6n de Estilo, sobre compra de dos mil ynntas de bueyes.-Es apro-
bado.-Proyecto de Ley, devuelto por la Comisidn de Correcci6n de Estilo, sobre derechos arancela-
rios del cloruro de sodio.-Es aprolado.-Proyecto de Ley, devuelto por la Comisi6n de Correcci6n de
Estilo sobre construcci6n de un acueducto en Santiago de Cuba y en Puerto Principe.-Es aprobado.-
Proyecto de Ley, devuelto por la Comisi6n de Correcci6n de Estilo, sobre ordenanzas de Aduanas.-
Es aprobado.-Proyecto de Ley, devuelto por la Comisi6n de Correccidn de Estilo, sobre la creaci6n de
una Escuela de Agricnltura en el Institnto de Santa Clara.-Es aprobado.-Proposicii nde Ley pidiendo
ia construccidn de nn aciueducto en Jarnco.-Se neuerda pase a la Comisi6n de Presnpuestos.-Proposi-
cidn de Ley sobre derogaoci6n del articulo noventa y ocho de la Orden 368.-Se acerda paso A la Comi-
sion de Instrucci6n Pdblica.-Proposici6n de Ley pidiendo un cridito para reparaci6n de armas.-Se
acnerda pase A la Comisi6n de Presnpuestos.-Proposicion de Ley pidiendo nn credito para ensayar el
cultivo de la cafia por el procedimiento del doctor Zayas.-Se acuerda pase a las Comisiones de Presn-
pnestos y Agricultura.-Proposici6n de Ley pidiendo la creacidn de una Escuela de Agricultnra y seis
Estaciones de Experimentaci6n.-Se acnerda phase A las Comisiones de Presupuestos y Agricultura.-
Proposici6n de Ley pidtiendo uin peasir 6 pn ara la viada del General Crombet.-Se acuerda pase a la
Comision de Presupuestos.-Proposicidn de Ley sobre concesion de cr6ditos para constrncci6n de
acueductos.-Se levant la sesi6n.-Se pasa lista.-Continda la sesi6n.-Envotaci6n nominal se acnerda
la suspension de los preceptos reglanentarios para discntir la proposici6n sobre los crdditos para la
construcci6n de acneductos.-Enmienda del Representante, seflor Loynaz del Castillo.-Es aprobada
la primrera part de la enmienda.-Es aprobada la segunnda parte.-Dictamen de la Comisi6n de Exa-
men de Cuentas relative a los haberes de los individuos muertos en camnpaia.--Es aprol)ado.-Dicta-
men de la Comisi6n dte Obras Pdblicas sobre escudos extranjeros.-Voto particular del Representan-
te, senior Cardenal sobre la concesi6n Gelats-Castafteda.-Voto particular del Representante, seflor
Castellanos sobre la concesi6n Gelats-Castafleda.-Voto particular del Representante, sofior Pclayo
Garcia sobre la concesi6n Gelats-Castaileda.-Informe de los Representantes, sefores Garmendia y
Sarrain sobre la concesi6n Gelats-Castafleda.-Se levanta la sesi6n.


A las dos y cincuenta minutes p. m. ocupa la Presi-
dencia el Sr. Rafael Portuondo y Tamayo y las Secre-
tarias los sefiores Antonio Gonzalo P6rez y Jose Ro-
driguez Acosta.
SR. PRESIDKNTE: Se abre la sesi6n. Seva 6 pasarlis-
ta. (El Secretariopasa lista.) Se va i darlectura al acta
de la anterior. (El Secretario, Sr. Rodriguez Acosta, lee el
acta.) ,Algfin senior Representante desea hacer obser-
vaciones al acts que se acaba de leer? (Nadie pide la
palabra.) 4Se aprueba el acta? (Es aprobada.) Queda
aprobada. Se va & dar lecture 6 las comunicaciones re-
cibidas.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)


REPUBLICAN A DE CUBA
Presidencia
Habana, 18 de Junio de 1903.
Sr. President de la Cimara de Representantes.
Adjuntatengo el honor de remitir A Yd, ]a copia
autorizada de una certificaci6n que me ha sido envia-
da por el Sr. President de la Comisi6n de Ferrocarri-
les, respect & la resolucibn dictada por la misma de-
volvi6ndole A la XCuba Railway Company) la cantidad









420 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMABRA


de ciento sesenta mil pesos, que ingres6 en concept
de Derechos Reales: correspondiendo asi a la solicitud
de Vd. sobre el particular.-De Vd. atentamente,-
T. Estrada Palmia..

SR. MIASFERRER: Ruego que so le de lectura 4 los
datos, seflor Presidente, para conocimiento de la CA-
mara.
SR. PRESIDENTE: Se va a dar lecturaa las Comuni-
caciones de la Comisi6n de Ferrocarriles.
Sn. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

((Comisi6n de Ferrocarriles de la Isla de Cuba.-
Lcdo. Alejo SAnchez Acosta, Secretario de la Comisi6n
de F. C. de la Isla de Cuba..-CERTIFICO: que en el to-
mo segundo de actas de la Comisi6n de F. C. en la se-
si6n nfimero 58 celebrada el dia doce de Febrero del
corriente afo, y A los folios 347 a 353, existe elacuer-
do que 4 la letra dice:- ((Se ley6 un escrito del Sr. M.
de J. Manduley, Representante de ((The Cuba Railroad
C? fecha 24 de Enero l6timo, presentada en el dia de
ayer, en cuyo.escrito interest de la Comisi6n so sirva
revisar su acuerdo de 13 de Enero, declarando en so
lugar que la escritura de 18 de Septiembre de 1902,
que acompafia, esta exenta del pago de Derechos Rea-
les, con arreglo al Articulo VII, Capitulo VIII, de la
Orden 34 de 7 de Febrero de 1902.-Resultando que
con fecha 13 de Enero del afio corriente, la Comisi6n
acord6 que estaba conform con los fundamentos con-
tenidos en la resoluci6n de la Secretaria de Hacienda
de 29 de Octubre del mismo afio, en cuya resoluci6n
se declaraba que no estaba exenta del pago de Dere-
chos Reales la Escritura de 18 de Septiembre por la
que (The Cuba CO)) traspas6 a(The Cuba, Railroad CO,)
una faja de terreno que esta construyendo un F, C. y
la part correspondiento al ramal de Sancti-Spiritus.-
Considerando que no conforme con la resoluci6n adop-
tada, (The Cuba Railroad C? establece el recurso de
revision que le concede el Articulo XXV de la Sec-
ci6n 13 de la Orden nfmero 61 y al impugnar.el acuer-
do cuya revisi6n solicita., lo hace formulando conside-
raciones de distintas 6rdenes, que la mayoria de la Co-
misi6n estima que son de tenerse en cuenta toda vez
que del detenido studio que ha hecho de las mismas
y de las prescripciones del Articulo VIT,Capitulo VIII
de la Orden 34, Serie de 1902, entiende' que debe mo-
dificar el criterio que sustent6 en ios fundamentos en
que descansa su acuerdo de 13 de Enero pr6ximo pa-
sado por lo que es de acceder lo solicitado por ((The
Cuba Railroad CO, respect t que se revise el referido
acuerdo.-La Comisi6n, por mayoria de votos. (El
Vocal Sr. Garcia Montes consigna el suyo en los t6r-
minos que mas adelante se expresan) acord6 revisar
su acuerdo de 13 de Enero pr6ximo pasado, y en su
consecuencia resolver, como en efecto resuelve, que la
escritura de 18 de Septiembre de que se hace m6rito,
por la cual ((The Cuba Cn traspas6 A aThe Cuban Rail-
road C?)) las partenencias del F. C. que esta constru-
yendo y el ramal de Sancti-Spiritus, estA exenta del
pago de Derechos Reales, conform a lo dispuesto en
el Articulo VII, Capitulo VIII de la Orden nfmero 34
de F. C., Serie do 1902, de cuya resoluci6n se dar4
traslado al Sr. Secretario de Hacienda, para que pro-
ceda 4 devolver A ((The Cuba Railroad 0 los 160,000
pesos moneda de los Estados Unidos que tiene deposi-
tados en la Tesoreria de la Administraci6n de Rentas
6 Impuestos de la Zona Fiscal de la Habana, por con-
secuencia de la liquidaci6n efectuada. El voto parti-
cular del'Sr. Garcia Montes (Vocal) contrario al de la
mayoria, lo fund en las siguientes consideraciones:-
Primera: Que no existe error de hecho al consignar en


la resoluci6n de la Secretaria de Hacienda de 29 de
Octubre de 1902, aceptada por la Comisi6n de F. C,
en su acuerdo de 13 (!e Enero fltimo, que la escritura
de 18 de Septiembre de 1902, tuvo por objeto la ad-
quisici6n de una Empresa Ferrocarrilera integra co-
mo unidad, po que positivamente la venta alli con-
signada es la de un F. C. con todos sus accesorios, y
no de.los elements necesarios para construiirlo, sin
que la circunstancia de no estar totalmente constitui-
do, le quite su naturaleza propia de F. C. en cuyo con-
cepto'fu6 enagenado y atendiendo 4 lo cual, se dict6
la declaratoria de adeudar derechos.-Segunda: Que
en el referido fundamento de hecho de la resoluci6n
mencionada en la anterior consideraci6n, no se dice
sa de F. C'. como err6neamente se supone en el escri-
to de revisi6n,.sino que lo adquirido por la Empresa
(The Cuba Railroad C?, fu6 un F. C. integro lo cual
no quiere decir definitivamente terminado, sino con
los elements necesarios que integran una obra de esta
naturaleza: gin que por otra part la circunstancia de
continuar existiendo la Empresa vendedora para la.ex
plotaci6n de otros ramales de F. C. se oponga A la cer-
teza del hecho de que lo vendido por ella fu6 un F. C.
puesto que una Empresa puede vender dos 6 mas ra-
males de F. C. y quedarse con otros, y no por eso de-
jaria de ser cierto que habia vendido uno 6 mas inte-
gros, de igual naturaleza.-Tercero: Que refiriendose
la liquidaci6n de los Derechos Reales al valor de lo
realmente vendido pn la escritura de 18 de Septiem-
bre de 1902, es procedente al cobro de los derechos li-
quidados, aun cuando la Empresa compradora tenga
que gastar millones de pesos para el mejoramiento del
F. C. adquirido, ya que aquel cobro no se refiere o es-
tos gastos posteriores sino al valor de la propiedad
vendida, tal como existia en el moment de la enage-
naci6n.-Cuarta: Que en la resoluci6n impugnada no
se hacen distingos al invocarse el principio de derechos
de que atodo privilegi.o debe restringirse, sino que se
aplica extrictaiiiente uil caso en cuesti6n,sin que porotra
part pueda dudarse que la. exenci6n de Derechos Rea-
les consignada en el articulo VII, Capitulo VIII de la
Orden nfimero 34 de 1902, constitute un verdadero
privilegio.-Quinta: Que la emisi6n y transferencia de
acciones y bonos de todas classes, es el modo de repre-
sentar el valor de las adquisiciones de sus obras, y en
ese concept, y no en el que se express en el escrito
de revision, estan comprendidos en la exenci6n de pa-
go de Derechos Reajes.-Sexta: Que la obra de Fo-
mento la realize la Empresa vendedora al iniciar y
construir el F. C. vendido, adn cuando se encuentre
sin ultimar, mientras que la empresa compradora, con
ese solo acto, no realize obra a'lguna de fomento sino .
de mero lucro; pudiendo disfrntar de la franquicia
concedida por la Ley de F. C. respect A las mismas
adquisiciones a mejoras como las vieue disfrutando
respect a la entrada del material rodante para la cons-
trncci6n de las nuevas lineas.- S6ptima; Que tratin-
dose de la aplicaci6n de una Ley, no es licito 4 la Co-
misi6n de F. C. tener en cuenta el efecto que dicha
aplicaci6n pueda producer en los capitalists empre-
sarios, sino limitarse al exacto cumplimiento de lo
dispuesto, debiendo buscarse el remedio al error, si lo
hubiere, en el Tribunal Supremo de Justicia, median-
te el recurso de apelaci6n establecido en la Orden nfi-
mero 34 de 1902, y no en una revisi6n improcedente,
por serlo los pretendidos errors de hecho y. de dere-
cho, de la resoluci6n impugnada.-Por todo lo expues-
to opino que-debe declararse sin lugar el recurso de
revision, y confirmarse el acuerdo de la Comisi6n de-
F. C. de 13 de Enero del corriente aflo.-Y para re-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA "


mitir al Honorable Presidente de la Repfiblica que lo
interest, expido la present de orden del sefnor Presi-
dente, con su firm, y sello de la Comisi6n, en la Ha-
bana A 30 de Mayo de uil novecientos tres.-Manuel
L. Diaz, Presidente de la Comisi6n de Ferro-carriles.
--Lcdo. Alejo SAnchez, Secretario de la Comisi6n de
Ferro-carriles.--Hay un sello en seco sobre papel rojo.
-Habana. 18 de Junio de 1903.-Jorge Alfredo Belt,
Secretario de la Presidencia.,

SR. MASFERRER: Pido la palabra.
SK. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Mas-
ferrer.
Sn. MASFERRR:: lie pedido la palabra, seflor Presi-
dente, para suplicar a la Presidencia se sirva tener la
bondad de mandar a imprimir y repartir el informed A
que se acaba de dar lecture, y al mismo tiempo, para
rogar A la Ca~mara se sirva acordar sea reiterada al se-
flor Presidente de la Repfblica la petici6n que por es-
ta Camara se hizo acerca do quin habia sustituido A
uno de los miembros de ia Comisi6n de Ferrocarriles
que sustituy6 al seflor Secretario' de Agricultura, In-
dustria y Comercio.
SK. GONZALO PE't Z: Ya esta aqui, sefor Masferrer.
Sn. MA.SFKRRER: ZConsta en ese informed?
Sn. PRKSIDENTE: Hay otra comunicaci6n de la cual
se dara cuenta enseguida.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario:.(Lee.)

REPUBLICANA DE CUBA.

Presidencia.

Habana, 17 de Junio de 1903.

Sr. President de la CAmara de Representantes.-
Sefior:-Tengo el honor de enviar A usted, en copia
autorizada, la certificaci6n que me ha sido remitida
por el senior Pre-idente do la Conmisi6n de Ferrocarri-
les r.especto a la resoluci6n de la mnisma relevando al
Ferrocarril del Oeste de la obligacion de construir el
ramal de Paso Real A San Diego de los Bailos, que-
dando asi atendida la solicitud de ousted, fecha 23 del
mes pr6ximo pasado.-De usted atentamente.-T. ES-
TRADA PALMA."

SR. MTASFERRER: Pido que so d6 lecture tambi6n A la
certificaci6n.
Sn. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"Comisi6n de Ferrocarriles.-Lcdo. Alejo SAnchez
Acosta, Secretario de la Comisi6n de Ferrocarriles de
la Isla de Cuba.-Certifico: que en el libro segundo
de actas de esta Comisi6n y al folio cuatrocientos
ochenta y dos, existed el acuerdo diez y nueve, torado
en la sesi6n nfimero setenta, celebrada el dia doce de
Mayo del corriente aiio, que A la letra dice: Se di6
cuenta con la solicited presented en diez de Febrero
filtimo por el senior J. W. Todd, Presidente de "The
Western Railway of Havana", pidiendo a la Comisi6n
acuerde relevar a esa Compailia de la obligaci6n en
que pudiera cfeer esti de construir el ramal de San
Diego de los Bainos, y en su lugar se obligue A dicha
Compailia A construir la prolongaci6n de sus lines
de San Luis a San Juan y Martinez y ofreciendo con-
tribuir al costo de la construction de una carretera de
Paso Real A San Diego.-Resultando: que por sus
acuerdos de 15 de Mayo y 24 de Junio de 1902, la Co-
misi6n resolvi6 que "The Western Railway of Havana
Limited" esta obligada por las condiciones de su con-
cesi6n A construir el ramal de San Diego, y que res-


pecto A la fijaci6n del plazo para la construcci6n, de-
bia esperarse la resoluci6n del recurso contencioso-
administrativo establecido por la Compafiia.-Re-
sultando: que la Compafia del Ferrocarril del Oes-
te, fund su petici6n en el desarrollo del termino
de San Diego no ha correspondido las previsiones
halagiiefias que seguramente hicieron los inidiadores
del Ferrocarril y que la suma de trescientos cincuenta
mil pesos que costaria cofistruir ese ramal, represen-
taria un sacrificio enorme y la explotaci6n ocasionaria
una p4rdida constant por la pequefiez del trAfico, tra-
tAndose de una comarca montafiosa, Arida y casi des-
tituida de poblaci6n, sin que nada justifique la inver-
si6n de un capital improductivo, cuando otras comar-
cas en pleno fomento y desarrollo, necesitan que las
paralelas les penetre para el bien general, facilitando
y alentando los signos de actividad y riqueza que ya
se notan marcadamente en ellas, y proponiendo como
medio suficiente y mAs provechoso para San Diego, la
construcei6n de una carretera, y aceptando en cambio
la obligaci6n de extender su prolongaci6n comenzada
desde San Luis A San Juan y Martinez, y contribu-
yendo al costo de construcci6n de la carretera con cier-
ta cantidad.-Resultando: que en 31 de Enero fltimo,
se reunieron los vecinos, propietarios, comerciantes e
industrials de San Diego, con el fin de nombrar una
Comisi6n que en representaci6n del pueblo, gestionara
ante el Gobierno y el Ferrocarril del Oeste, la manera
de que cuanto antes se construya una carretera que
enlace el pueblo con Paso Real y el Ferrocarril te, quedando nombrados los sefiores A. LlodrA, J. Del-
gado y O. Clauss, y que en la misma fecha esta Comi-
si6n elev6 al Presidente de la Repfiblica una solicitud
intere-ando los siguientes extremes: 1? Que por el
Gobierno se construya una carretera de San Diego A
Paso Real.-2 Que estando dispuesta la Companfia
del Oeste A contribuir de una manera important A la
construcci6n de ]a carrretera, se llegase A un acuerdo
con el fin de empezar los trabajos inmediatamente.-
3? Qe se proceda al sobreseimiento del pleito conten-
cioso-administrativo que sostiene la Compania del Fe-
rrocarril sobre la obligaci6n de construir el ramal de
San Diego, tan pronto quede terminada la carretera y
abierta al pfiblico.- Resultando de la investigaci6n
practicada por la Inspecci6n general del Ferrocarril A
consecuencia de la solicited del Presidente de "The
Western Railway of Havana" y dela instancia al Pre-
sidente de la Reptblica, que la Comisi6n gestoa, nom-
brada por los vecinos de San Diego, se dirigi6 e 9 del
present al Ayuntamiento de Consolaci6n del Scr del
cual depend el pueblo y bahia de S. Diego pidiendo
su apoyo para los fines que se propone respect A la
construcci6n de la carretera y que en 11 delpresente se
reuni6 dicha Corporaci6n, acordando por unanimidad,
tomar en consideraci6n las razones aducidas en la ins-
tancia, por estimar que, desde luego,resultarA mAs prAc-
tica la construcci6n de ]a carretera,toda vez que el Fe-
rrocarril habria de obtener muy escasa producci6n y en
tiempo no lejano se abandonarA y pasarA A ser una
carga en manos del Estado, y en tal concept, la Cor-
poraci6n prestaba sn apoyo a la Junta de vecinos de
San Diego para llevar a cabo la obra que pretente reali-
zar.-Resultando: que el 6 del present, el sefor P.
Becerra Alfonso, titnulndose "Director de los Hacen-
dacos, Agricultores, Comerciantes y Propietarios de
los Tcrminos Municipales de San Diego de los Banios
y Paso Real de San Diego", acudi6 en instancia al Ho-
norable Pesidente de la Repfiblica, 6 fin de que se di-
rija comunicaci6n 6 decreto al Administrador del
Ferrocarril del Oeste con el fin de que comience la
construcci6n del ramal del Ferrocarril de San Diego,








422 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-dCAMARA


6 declarar a los efectos del articulo 36 y siguientes de
la Ley de Ferrocarril la caducidad de la explotaci6n
de la line del -Ferrocarril del Oeste, y que se le co-
munique oficialmente la resoluci6n de la Presidencia,
6 fin de ejercitar los derechos que establece la legisla-
ci6n vigente, ante la CAmara de Representantes, fun-
dando su instancia en las resoluciones de la Comisi6n
de Ferroearriles de 15 de Mayo y 24 de Junio de 1902.
-Resultando: de los datos suministrados por ]a Secre-
taria del Ayuntamiento de Consolaci6n del Sur, que
hasta 1868 el nfmero de bafiistas que concurrian
anualmente A San Diego, no pasaba de 750, incluyen-
do la tropa y los pobres enviados por los Municipios
de la Isla, y que en ese afio sufri6 desperfectos de con-
sideraci6n el establecimiento de los bafios; que no se
repararon hasta 1890; y que en 1895 un desbordamien-
to del rio, destruy6 dicho establecimiento en su tota-
lidad sin que se haya reconstruido; habilitandose sola-
mente dos piscinas con obras provisionales, y que la
poblaci6n y el nfimero de' fincas explotadas en el t6r-
mino, en el ailo de 1895 era de 8,007 habitantes, 602
vegas, 14 potreros y 8 haciendas de crianza; mientras
que en 1899 s6lo habia 2,419 habitantes, sin que des-
de entonces se note aumento notable, ni exceda de
3,000 habitantes en la actualided, y que el nfmero
de fincas con que cuenta es s6lo de 242.-Resultando:
que el Gobierno, con fecha 26 de Febrero iltimo, ha
fijado al concesionario de los Bafios de San Diego un
largo plazo de cinco afios para la ejecuci6n de las obras
del establecimiento destru'do en 1895.-Cansiderando:
que por los antecedentes del caso, resultan confirma-
dos los fundamentos de la solicitud presentada por el
President del Ferrocarril del Oeste, a saber: que no
estaria justificada la construccibn del ramal del Ferro-
y satisfaria A los habitantes de San Diego.--Conside-
rando: que A la Comisi6n de Ferrocarriles correspond
la Direcci6n de los Ferrocarriles en sus relaciones con
el Estado y con el pfiblico y el conocimiento y resolu-
ci6n de todas las cuestiones que surge sobre las obli-
gaciones establecidas por las concesiones de las Compa-
fia del F.C. existentes antes de promulgarse la ley vi-
gente, con respect al Estado y al pfblico, Articulo I,
pArrafo (m) del Articulo XIII,Cap. II, Orden 34, Se-
rie de 1902.- Considerando: que la proposici6n de The
Western Railway of Habana Limited, es convenient
y beneficiosa para el pueblo de Cuba, y satisface los,
deseos y las necesidades de los principles vecinos de
San Diego de los Bafios. La Comisi6n por mayoria de
votos (el Vocal sefor Garcia Montes consigna el suyo
en contra, en la forma que mAs adelante se expresara)
Sacord6 acceder A lo que se interest por el Presidente
de "The Western Railway of Havana", relevando A
dicha Compaiiia de la obligaci6n de construir el ramal
de su linea A San Diego de los Baiios, cuya concesi6n
hace la Comisi6n, bajo las condiciones siguiente:
19---Qae el representante de "The Westerl Railway
of Havana", se separe del recurso contencioso-admi-
nistrativo que tiene establecido sobre el particular ob-
jeto del present acuerdo.-2 Que se obliga "The
Western Railway of Havana", A terminar las obras va
comenzadas de la prolongaci6n de Pinar del Rio A San
Luis y A continuarlas todas sin interrupci6n hasta
San Juan y Martinez, terminandolas todas en el plazo
de dos afios. "The Western Railway of Havana"
se obliga A contribuir con la cantidad de treinta mil
pesos, moneda americana, par a la construcci6n de una
carretera entire el pueblo de San Diego y algfn lugar
sobre la line del Ferrocarril asi como' facilitar un
puente en el lugar que este fuere necesario sobre dicha
carretera. El voto particular del seflor Garcia Montes,


contrario al de la mayoria lo funda en las siguientes
consideraciones: 10-Las razones consignadas en los
acuerdos adoptados por la misma Comisi6n en las se-
siones de 15 de Mayo y 24 Junio de 1902.-29 Estar
pendiente de un recurso contencioso-administrativo,
e.tablecido por la Empresa del Ferrocarril del Oeste,
las decisiones de la Administraci6n en el sentido de
estar obligada a la construcci6n del ramal A San Die-
go, lo cual impide hoy A la Comisi6n modifcar los t6r-
.minos de la concesi6n primitive, y-3? Porque el
acuerdo de la mayoria do la Comisi6n en cuanto libra
A la Empresa de la obligaci6n de construir el ramal
de San Diego, aceptando en su lugar una. cantidad pa-
ra la construcci6n de una calzada 6 camino, represen-
ta un gravamen para el Estado, que A juicio del que
vota, no debe aceptar la Comisi6n. Y para remitir al
Honorable Presidente de la Repfiblica que lo interest,
expido la present, de orden del senior Presidente con
su firma y sell de la Comisi6n, en la Habana, a 11
de Junio de 1903.'--Manuel L.' Diaz, Presidente de la
Comisi6n de Fert'ocarriles.--L. Alejo SAnchez, Secr:etario
de la Comisi6n de Ferrocarriles.-Hay un sell en seco
sobre papel rojo.-Habana, 17 de Junio de 1903.-
Jorge Alfredo Belt, Secretario de la Presidencia."

SR. MASPERRRR: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
Sn. MASFERuER: Para pedir que se imprima y repar-
ta entire los seilores Representantes.
SR. PRESIDENT: Asi so hard.
SR. GONZA.o PKEZi, Secretario: (Lee.)

(aHabana, 16 de Junio de 1903.
Sr. President de la CAmara de Representantes.

El'Sr. President de la Comisi6n de Ferrocarviles me
ha dirigido, con fecha 13 del actual, la siguiente comu-
nicaci6n:
((Honorable Presidente de la Repfiblica.-Seiior:
Consecuente con lo que se sirve interesar en su atenta
comunicaci6n de fecha de Mayo pr6ximo pasado,
tengo el honor de remitir A esa Presidencia un ejem-
plar de la Ley vigente de Ferrocarriles, que contiene
la Orden 117, relative A las Tarifas ferrocarrileras;
otro volume de las concesiones ferrocarrileras hasta
fines del afno 1898 y certificados de las que posterior-
mente han sido concedidas por esta Comisi6n; no re-
mitiendo los datos referentes A concesiones, por no
existir ninguna de esta indole).
Lo que tengo el honor de trascribirle A Vd., remi-
tiendole al propio tiempo, los documents y anteceden-
tes A que dicha comunicaci6n hace referencia.
Ru6gole A Vd. se sirva acusarme el oportuno recibo.
De Vd. atentamente,
T. ESTRADA PALM A.)

SR. MASFERRER: Pido que esa comunicaci6n, con los
datos que en 6lla se indican, pasen a la Comisi6n de
Obras Pfiblicas' que es donde deben estar, y donde in-
teresan.
Fueron antecedentes solicitados por la Comisi6n es-
pecial con ese objeto.
SR. PRESIDENTE: Se remitirAn, como datos, A esa
Comisi6n. Continfa la lecture de las comunicaciones.
SR. GONZALO Pjncz, Secretario: (Lee.)
((Habana. 17 de Junio de 1903.
Sr. President de la Camara de Representantes.
En atenci6n al escrito de V. fecha tres del actual,
solicitando, por acuerdo de la CAmara se le informed








1DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA 423


respect al nombre de la persona que haya sustituido
al Secretario de Agricultura, Industria y Comercio en
la Comisi6n Central de Ferrocarriles, debo manifestar-
le que por Decreto de 29 de Agosto iltimo, publicado
en la Gaceta Oficial el 2 de Septiembre siguiente, fu6
nombrado el Sr. Baldomero Pichardo, Subsecretario de
dicho Departamento, para sustituir interinamente al
Sr. Terry en el cargo de Vocal de la referida Comisi6n,
de acuerdo con ]o dispuesto en el phrrafo 20 del capi-
tulo 2 de la Orden numero 34, series de 1902, del ex-
tinguido Gobierno Militar de Cuba.
De Vd. atentamente,

TOMAS ESTRADA PALMA.))

SR. MASFERRER: Pido que quede en Secretaria A dis-
posici6n de los Representantes A quienes interese'con-
sultar.
SR. PRB.SIDENTE: Queda enterada la Camara.
SR. RODRIGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

(MOCI6N:

El Congress acuerda suspender sus sesiones el dia
cuatro del pr6ximo mes de Julio, dando por terminada
la present legislature.
Sal6n de Sesiones, Junio 22 de 1903.-Antonio Gon-
zalo P6rez.-Joaquin Garcia Pola.-Alejandro Ney-
ra.-A. Nodarse.))

SR. PRESIDENTE: Se imprimirk y repartirA entire los
sefiores Representantes.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

((Habana, 20 de Junio de 1903.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Sefnor:
No habiendo celebrado sesi6n esta Comisi6n en los
dias 6, 13 y 20 del actual por no haber concurrido nfl-
mero suficiente de seilores miembros de la misma, no
ha sido possible dar cuenta de la proposicion de los se-
flores Malberti y otros sobre que se prohiba la entrada
de individuos de las Comunidades religiosas en el te-
rritorio de la Repfblica, que se sirvi6 enviar a dic-
tamen el dia 6 del corriente.
De Vd. atentamente, J. Lorenzo Castellanos.,

((A LA CAMARA:

A fin de que la Naci6n conozca de un modo official y
por consiguiente, exacto, la ascendencia y proporci6n
en que han sido invertidos sus fondos en Obras Pfbli-
cas de carActer municipal 6 general, atendiendo A la
clasificaci6n que de las mismas hacen las leyes vigen-
tes, asi durante el period de la Intervenci6n military
de los Estados Unidos del Norte Am6rica como en el
plazo transcurrido desde el establecimiento de la Re-
pfiblica hasta el dia, el Representante que suscribe
unega a la Camara acuerde solicitar del Poder Ejecu-
tivo los siguientes datos:
1--Relaci6n circunstanciada de las Obras Pfiblicas
realizadas en cada una de las provincias de la Isla
durante el period de la Intervenci6n, con detormina-
ci6n de las que, segfn las leyes fueran municipals 6
generals y expresi6n de lo que por cada una de ellas
ha satisfecho el Tesoro de Cuba, dentro del period
expresado 6 con posterioridad si no hubiese sido paga-
do todo su imported antes de la inauguraci6n de la Re-
pfiblica.


29-Relaci6n, igualmente circunstanciada de las
obras pfiblicas ya realizadas, 6 acordada su realizaci6n
en cada una de las seis provincias de la Repfiblica,
desde el dia 20 de Mayo de 1902 hasta este dia, espe-
cificando las que segun las leyes, tengan el caracter
de municipales 6 nacionales y consignando lo pagado y
pendiente de pago por cada una de ellas.
Sal6n de Sesiones de la Camara, Junio 20 de 1903.
-Alfredo Betancourt.

SR. BETANCOURT: Ruego al sefior Presidente, pre-
gunte A la Camara, si se acueida solicitar esos datos.
SR. PRESIDENTE,: 4Acuerda la Camara solicitar los
dates pedidos por el senor Betancourt? Votaci6n or-
dinaria. (Es aprobado.) Queda acordado. Lectura
de Proposiciones de Ley, devueltas por la Comisi6n de
Correcci6n de Estilo.
SR. GARciA CARIZARES: Pido la palabra, para hacer
una sfplica A la Presidencia.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Garcia
Cafnizares.
SR. GARciA CARIZARES: Hace much tiempo, no se
si fuW a fines de la legislature pasada 6 A principios de
esta, pedi que se interesaran ciertos documents ie la
Secretaria de Agricultura, Industria y Comercio. Esos
documents vinieron, y la Presidencia acord6, que se
les facilitasen copias a los seilores Representantes y
como no he recibido ninguna pido que antes de que se
termine la actual legislature so me envien.
SR. PRESIDENTE: Se vera lo que ha pasado en Secre-
taria con esas copias y se le enviara una al sefor Gar-
cia Cafnizares, accediendo A su ruego.
SR. RODRioGEz ACOSTA, Secretario: (Lee.)

<(COMISION DE CORRECOl6N DE ESTILO

Presidencia

Habana, Junio 1 de 1903.

Sr. President de la Cdmara de Representantes.

Senor:

Esta Camara, en sesi6n celebrada el dia 18 del mes
y aiio actuales, aprob6 la siguiente:

LEY:

Articulo I.--En el pr6ximo Presupuesto general del
Estado se consignara un crbdito de ciento cincuenta
mail pesos, oro americano, que se destinara 6 la com-
pra, por el Poder Ejecutivo, de un nfmero aproximado
A dos mil yuntas de bueyes para ser repartidas eutr6
los agricultores cubanos mis necesitados de auxilio.
Art. II.-A cada una de las seis provincias de la
Repfblica. se le asignara un numero igual de yuntas
de bueyes, A fin de que, A su vez, las distribuyan, por
parties iguales, entire sus respectivos ayuntamientos.
Art. III.-El reparto de las yuntas de bueyes, en
cada TUrmino Municipal, se hark por el respective
Ayuntamiento, mediante sorteo anunciado con diez
dias de anticipaci6n, y efectuado en sesi6n pfiblica ex-
traordinaria, convocada al efecto.
El sorteo se hara entire los vecinos mas necesitados
que las hayan solicitado, y que justifiquen previamen-
te que son agricultores cubanos y que carecen de re-
cursos.
Art. IV.-Los agricultores que resulten favoreci-
dos, otorgarAn, al entregArsele la yunta 6 yuntas que
les hayan correspondido, un pagar6 A favor del Estado








424 DIARIO DE SESIONES DEL CON'GRESO.-CAIARA '


por el precio que les haya fijado el Poder Ejecutivo, y
en el que se obliguen 6 saldarlo en el plazo de dos
afios y medio, en la siguiente proporci6n: en el primer
aflo, la cuarta part, yen cada uno de los tres semes-
tres suce.ivos, la tercera part del resto del pagare.
Hasta no star satisfecho el imported total del paga-
rB, no adquirirAn los interesados la propiedad de los
bueyes, pudiendo abonar el mismo, en cualquier tiem-
po, dentro del plazo sefialado.-De usted atentamente,
Alfredo Betancourt, lresidente.,

SR. PRESIDENTE: dAcuerda la Camara aprobar defi-
nitivamente el Proyecto de Ley en la forma que ha
sido redactado por la Comisi6n de Correcci6n de Estilo?
Votaci6n ordinaria. Los seiiores que este6n conformes
se servirin ponerse de pi6. (Es aprobado.) Queda
aprobado.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"COMISI6N DE CORRECCI6N DE ESTILO

Presidencia

Seflor Presidente de la Camara de Representantes.
Senfor:
La CAmara, en sesi6n celebrada el dia 19 del mes y
afio actuales, aprob6 esta
LEY.

Articulo 1--Desde la publicaci6n de esta Ley en la
Gaceta Oficial de la Repbilica, se fijan en un peso veinte
centavos, moneda americana, los derechos arancela-
rios de aduanas A los cien kilos del cloruro de sodio,
(sal comfn) sea cual fuere su procedencia.
Asimismo se fijan en un peso cuarenta centavos, mo-
neda americana, los derechos por igual concept sobre
los cien kilos de la sal molida 6 manufacturada, en
cualquier forma.
Art. 29-Los products 4 que se refiere 1a pi'esente
Ley, que hubiesen sido embarcados para los puertos
de esta Repfblica, con consignaci6n especial, antes
de la publicacibn expresada, tributaran por el arancel
anterior, siempre que el importador justifique en la
Aduana correspondiente el embarque en la condici6n
indicada.-De usted muy atentamente.-Alfredo Be-
tancourt, Presidente."

SR. PRESIDENTE: 4Acuerda la Camara aprobar defi-
nitivamente el Proyecto de Ley en la forma que ha
sido redactado por la Comisi6n de Estilo? Votaci6n
ordinaria. Los seflores que est6n conformes tendran
la bondad de ponerse de pi6. (Es aprobado.) Queda
aprobado.
SR. RODRiGUEz ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"ConISI6N DE CORRECcI6N DE ESTILO

Presiden,,ia
Habana, Junio 20 de 1903.
Sefior Presidente de la Camara de Representantes.
Sefior:
Esta Camara, en sesi6n celebrada el dia 19 del mes
y afio actuales, aprob6 esta
LEY.
Articulo 1.-Se declare de urgent necesidad la cons-
trucci6n de un acueducto en la ciudad de Santiago de


Cuba, y de otro en la do Puerto Principe, para proveer
de agua potable 4 ambas poblaciones.
Art. 2.-El Poder Ejecutivo procedera inmediata-
mente.a hacer los studios y redactar los presupuestos
de las dos obras de referencia, que comenzarAn A eje-
cutarse tan pronto como sea possible.
Art. 3.-Simultneamnente con el studio y redac-
ci6o del presupuesto para la construcci6n del acueduc-
to en Puerto Principe, se har el studio y formularA
el presupuesto para instalar un servicio econ6mico de
cloacas en la expresada ciudad, procedi6ndose a cons-
truir dicha obra dentro del't6rmino de un aiio.-De
usted atentamente.--Alfredo Betancourt, Pesidente."

Sn. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PIESIDENTE: Tiene la palabra el seflor Loynaz
del Castillo.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Para. suplicar A los seFio-
res que forman la Comisi6n de Correcci6n de Estilo,se
sirvan dar ben6vola acogida a esta ligera enmienda
que voy a presenter: Que se supriman las palabras
de "empezarA tan pronto como sea possible" today vez
que en uno de los articulos se sefiala el t6rmino de un
aflo, para comenzar la construcci6n de esos acueduc-
tos y cloacas.
SR. BETANCOURT: Nosotros lo pusimos asi creyendo
que aclaraba mis el concept; pero en vista de la con-
tradicci6n que sefiala el senior Loynaz del Castillo, la
Comisi6n de Correcci6n de Estilo tiene much gusto
en aceptar la indicaci6n.
SR. LA TonRE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor la Torre.
SR. LA TORRE: Lo acordado aqui, el proyecto que
se habia presentado, y que se habia repartido, decia,
que se procederia 1 llevar a cabo dichas obras tan
pronto como el Congreso votara el crdito necesario
para ello. Y de una manera rApida, festinada, se sus-
tituv6 esa frase, por la de, "tan pronto como sea posi-
ble" y ahora se pide que se suprima esa frase de "tan
pronto como sea possible" y se fija el t6rmino de un
afio, y que se hagan los studios de esas obras. Yo lla-
mo la atenci6n hacia el hecho de que eso no es lo
aprobado por la Cimara, y ademAs que quizas no sera
possible realizar lo que se pide en tan poco tiempo. Y
yo creo que nosotros debemos acostumbrarnos a votar
leyes que se puedan realizar y no tomar acuerdos para
despu6s echar en cara al Ejecutivo que no hace las
obras que vot6 el Congreso. Yo desearia por todos los
medios posibles, hacer que nosotros meditAramos mas
nuestros acuerdos y que oy6ramos las palabras juicio-
sas como la del senior Fonts, por ejemplo, que pedia
que primero examinemos los presupuestos, los estudie-
mos y luego votemos los cr6ditos necesarios para esas
obras. Pero ahora queremos votar el mandato de que
se hagan las obras, sin estar hechos los studios, y sin
estar votados los cr6ditos y por lo tanto no sera posi-
ble proceder a la obra cuyo costo puede elevarse A un
mill6n de pesos. Yo puedo asegurar que esas tres
obras que se han votado aqui, 6 sean la del acueducto
de Santiago de Cuba, el acueducto y las cloacas de
Puerto Principe, no valen doscientos mil pesos sino
dos millones de pesos lo menos; quizas las cloacas s6lo
los valgan porque la mayor dificultad consist en dar
salida las aguas, asi es que fijar un t6rmino para que
dentr9 de 61 pueda el Ejecutivo llevar 6 cabo esas
obras es...... (Alurmullos.)
Bueno, pues entonces yo renunciar6 & Ia palabra,
para que no se crea que es obstrucci6n, lo que simple-
mente era una advertencia para evitar que el Senado
nos eche abajo un Proyecto de Ley que sea absoluta-
mente irrealizable, porque la Camara debe tener con-








D. IARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMAlRA 425.
l~ll -


ciencia de los'Proyectos de Ley que vote, a fin de que
el Ejecutivo pueda cumplir las leyes que nosotros acor-
demos y no obliguemos al Ejecutivo a realizar lo que
sabemos que no puede realizarse.
Sn. BETANCOURT: Yo apelo ai la memorial del senior
Rodriguez Acosta que fue el autor de la eninienda, y
el que pidi6 se sustituyera la frase 'dentro de un aflo"
por: "tan pronto sea possible "
SR. GARnCA CARIZARES: Se ha acordado el acta don-
de estA la alteraci6n; por 1o tanto no cabe discusi6n
alguna, esta aprobado ya.
SR. PRESIDENTE: La CAmara acord6 sustituir la fra-
se "dentro de un aiio" por la de "tan pronto corio sea
possible Respecto A la segunda indicaci6n que hacia
el senior Loynaz del Castillo debe entenderse "dichas
obras" en lugar de "dicha obra," porque realmente
fuW lo que se acord6. ZAprueba ]a CAmara definitiva-
mente el Proyecto de Ley remitido por la Coniisi6n de
Estilo? (Es aprobado.) Queda aprobado.
SK. RouRiGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"CoAIsI6N DE CORRECCI6N DE ESTIlLO

Presidencia

Habana, Junio 20 de 1903.

Sefior Presidente de la CAmara de Representantes.
Sefior:
Esta CAmara, en sesi6n celebrada el dia 19 del mes
y aflo actuales, aprob6 esta

LEY.

Articulo 19-Del pArrafo 29 del Art. 166 de las vi-
gentes Ordenanzas de Aduanas se suprimen las pala-
bras "y solamente en lo que se refiere 'al trasporte de
las mercancias, los buques de los Estados Unidos."
quedando, por consiguiente, redactado ese parrafo,
asi: "El comercio de cabotaje finicamentepodran efec-
tuarlo los buques cubanos."
Art. 2-Se suprime el pArrafo (a) del Art. 177 de
las mencionadas Ordenanzas, que dice: "Los buques
de los Estados Unidos pueden ejercer el comercio de
cabotaje en la Isla de Cuba."
Art. 39-La present Ley comenzara a regir desde
el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repii-
blica.-De usted muy atentamente.-Alfredo Betan-
court, Presidente."
SR. PRESIIENTE: iAcuerda la CAmara aprobar defi-
nitivamente el Proyecto de Ley devuelto par la Comi-
si6n de Correcci6n de Estilo? (Es aprobado.) Queda
aprobado.
SR. RODRIGIEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"CoOMISI6N DE CORRECCI6N DE ESTILO

Presidencia

Sefor Presidente de la Camara de Representantes.

Sefor:

Esta CAmara, en sesi6n celebrada el dia 19 del mes
y ailo actuales, aprob6 esta

LEY.

Articulo 19-Desde el pr6ximo curso acad4mico de
1903 A 1904 se establecerA en el Instituto Provincial


de 21-.Enseilanza de Santa Clara, la Escuela de Agri-
mensu a, en la forma que determine la Orden nfmero
388 de 24 de Septiembre del ailo de 1900.
Art. 2-Por el Poder Ejecutivo se procedera, con
arreglo A las disposiciones vigentes, el nombramiento
de los profesores para las CAtedras A. y B., especiales
de la Escuela de Agrimensura.
Art. 39-Para el sostenimiento de la Escuela A que
se refiere la present Ley, se concede un credito annual
de tres mil doscientos cuarenta pesos, moneda ameri-
cana -De usted muy atentamente.-Alfredo Betan-
court, Presidente."

Si. PRESIDENTE: 4Acuerda la CAmara aprobar en
definitive ese Proyecto de Ley, en los t6rminos (n que
ha sido redactado por la Comisi6n de Correcci6n de
Estilo? Votaci6n ordinaria. Los que est6n confor-
mes que tengan ]a bondad de ponerse de pie. (Es apro-
bado.) Queda aprobado. Lectura de proposiciones
presentadas A la Mesa.
SR. RODRIGUEZ ACOSTA, Secretario: (Lee.)

"A LA CAMARA.

Los REpresentantes que suscriben tienen el honor
ce proponer A la Camara la siguiente Proposici6n de
Ley:

Considerando: lo urgent que es para la higiene y
pa a el abastecimiento de agua de*la ciudad de Jaruco
la construcci6n de un acueducto, piden la aprobaci6n
de la siguiente Ley.
Articulo inico: Se autoriza al Ejecutivo para que in-
vierta ocho mil pesos para la Construcci6n de un acue-
ducto en la ciudad de Jaruco cuyas obras deberAn em-
pezarse A la mayor brevedad posible.-Sal6n de la CA-
mara, Junio 19 de 1903.-J. M. Govin.- Bernab6
Boza.-Borges.-Malberty.-Peraza. -Osuna. -Leyte
Vidal."

SR. PRESIDENTE: i,Acuerda la Camara tomar en con-
sideraci6n la proposici6n de Ley y que pase A informed
de la Comisi6n de Presupuestos? Votaci6n ordinaria.
Los que est6n conforme que se pongan de pi6. (Es
aprobado.) Queda acordado.
SB. GARCiA CARIZARKS: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: ,Ao este objeto?
SR. GARCiA CARIZARES: Si seflor.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
Sit. GARciA CANIZARES: Yo deseo que la Presidencia
me permit presenter una enmienda a ese Proy.ecto de
Ley; y la present ahora porque suplico A la Mesa d6
curso a ella, al mismo tiempo que al Proyecto de Ley.
Sn. PRESIDENTE: Asi se hara. Se pasara A la Co-
misiou.
SK. GONZALO PERuz, Secretario: (Lee.)

A LA CAMARA:

Los Representantes que suscriben proponent a la
Camara lo siguiente: Considerando: que las denomi-
nadas Escuelas de Verano, establecidas en esta Isla
por la Orden nfmero 29 de 1902, publicada en la Ga-
ceta de 4 de Febrero de ese afio, no dan ningfn resul-
tado prActico y ocasionan inmensos perjuicios, gastos
y molestias inmensas & los maestros, sin beneficio ni
utilidad para la ensefianza pfblica, obligAndoles'
asistir por lo menos A una sesi6n complete de cuatro
semanas de las referidas Escuelas, para poder percibir
su sueldo durante las vacaciones de Julio y Agosto,
se acuerda el siguiente:








426 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


Articulo (inico.-Queda derogado el articulo 98 de la
Orden nfmero 368, serie de 1902.-Sal6n de Sesiones,
Junio 19 de 1903.-Ambrosio Borges.-J. M. Govin.
J. Lorenzo Castellanos.--Juan R. Xiques.-A. No-
darse.-Faustino Guerra.-Juan Antonio Garmen-
dia. )

SR. BORGES: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Borges.
SR. BoKGa s: Es para despus 'que se haya torado
en consideraci6n por la CAmara.
SR. PRESIDENTE: 4Acuerda la Camara tomar en con-
sideraci6n la Proposici6n de Ley que se acaba de leer?
(Es apr obado.) Queda acordado.
Tiene la palabra el Sr. Borges.
SR. BORGES: Era para presentar una proposici6n
incidental con motive de la proposici6n en que pedi-
mos que se derogue un articulo de una Order military.
Para que pueda surtir sus efectos lo mas pronto posi-
ble, porque en la actualidad los maestros estAn en la
obligaci6n'de asistir a las escuelas de verano, debe
hacerse lo mas pronto possible antes que termine la
actual legislature. Por eso voy a presentar A la Ca-
mara la proposici6n incidental que es la siguiente:
<(Que se suspendan los preceptos reglamentarios para
que pueda someterse a discusi6n inmediatamente.,
AdemAs, hay una enmienda adicional que firman va-
rios sefores Representantes, que se refiere a la Orden
trescientos sesenta y ocho y que se relaciona con el
mismo asunto.
SR. GARCiA CARIZARES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Garcia Ca-
flizares.
SR. GARCiA CAxRIZARES: La enmienda que yo habia
presentado a la Camara, era un Proyecto de Ley que
habiamos acordado varies sefiores Representantes y
que se refiere al mismo asunto a que se ha referido el
Sr. Borges. Porque no debe solamente pedirse la de-
rogaci6n del articulo noventa y ocho, sino que deben
suprimirse los articulos noventa y siete, noventa y
ocho, noventa y nueve y cien de la Orden trescientos
ochenta y seis y la Orden nfmero noventa y nueve,
s6rie de mil novecientos dos, que regular la manera de
funcionar de las Escuelas de Verano.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR.- PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Gonzalo
P6rez.
SR. GONZALO PIREZ: Para hacer un ruego al senior
Borges y A la Camara. Yo entiendo, que lo que se
propone, que lo que se pide en esa Proposici6n de Ley
es muy important; es la supresi6n de algo que forma
parte esencial del plAn de ensenanza vigente, y, a mi
juicid, se necesita un studio detenido y meditado, y
que pase a una Comisi6n, para que informed si result
prActico 6 n6, si resultan convenientes 6 n6, las escue-
las de verano. Por ese motive, yo ruego al Sr. Borges
que no insist en su pretension de suspension de los
preceptos reglamentarios para discutir y aprobar sin
studio detenido, sin conocimientos, sin antecedehtes,
esa Proposici6n de Ley. ( Ocupa la Presidencia el senior
Teodoro Cardenal.)
SR. LA TORBE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. la Torre.
SR. LA TOREE:'Yo he oido que aqui se ha pedido la
supresi6n de los articulos noventa y uno, noventa y
dos, noventa y siete, noventa y ocho etc., y yo que
conozco la Ley de instrucci6n pfblica como no la cono-
cen muchos de los seiiores Representantes, no s6 lo que
dicen esos articulos cuya derogaci6n se pide; por lo
que entiendo que no es possible que nosotros acordemos
ese Proyecto de Ley, sin someterlo antes A un pr6vio


studio y un detenido examen de la Comisi6n corr'es-
pondiente.
Sn. BORGES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Borges.
Sn. BORGES: Yo he presentado una proposici6n inci-
dental, y desde luego, conform el Reglamento debe
someterse a votaci6n sin discusi6n esa proposici6n
incidental; pero hay una sfplica del Sr. Gonzalo P6rez
y con la venia de la Presidencia voy A contestar a sus
manifestaciones. Los. articulos cuya derogaci6n se
pide aqui por algunos seniores Representantes, pudie-
ran ser leidos en este mismo moment. Yo tengo
aqui un ejemplar de la Ley.
SR. GARCiA CARIZARES: Y el Sr. Garcia Caflizares
los tiene marcados.
SR. BORGEs: Lo que aqui se pide es que las escuelas
de verano sean suprimidas, porque todos sabemos el
resultado que dan.
Todo el sistema de instrucci6n pfublica actual es
bien conocido.
Tal vez si algfn senior Representante se hubiese
fijado en los exAmenes que se ban verificado, hubiera
pedido-la suspension de esos examenes, porque ya
todos sabemos lo que significant y lo que son.
SR. LA TORRE: Sr. President: Si se va A discutir
este asunto, yo pido un turno en contra de lo dicho
por el Sr. Borges.
SR. RODRIGUEZ ACOSTA: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. RODRiGUEZ ACOSTA: Con arreglo al Reglamento,
las proposiciones incidentales se ponen a votaci6n sin
discusi6n. Yo desearia que se sometiera a discusi6n
la proposici6n incidental.
SR. PRESIDENTE: No es possible en realidad, poner f
votaci6n la proposici6n incidental, toda vez que no se
ha entablado debate de discusi6n sobre este asunto.
SR. BORGES: Sr. President: Yo voy, porque no lo
piden los Representantes que conmigo han firmado la
proposici6n, a 'retirarla incidentalmente, pero debo
recorder A la Camara que hay precedentes, y que no
es esta vez la primer que se solicit tampoco. Mis
de una vez para un asunto que esta en la orden del
dia para con 61 dar cuenta, se ha pedido la suspen-
si6n de los preceptos reglamentarios. Pero en atefi-
ci6n a las declaraciones de los seniores Gonzalo P6rez
y la Torre, convenimos los que hemos presentado la
proposici6n, en retirarla, suplicando A la CAmara, 6 &
la Comisi6n de Instrucci6n Pfblica, que informed a la
mayor brevedad. El viernes, si es possible.
SR. PRESIDENTE: 4Acuerda la Camara pase A la Co-
misi6n de Instrucci6n Pfiblica y que informed el viernes?
SR. BORGES:, Tal vez seria mas convenient que
informase el mi6rcoles, toda vez que el viernes se de-
dica solamente f la Comisi6n de Peticiones.
SR. PRESIDENTE: La Presidencia reiterarAk la Comi-
si6n de Instrucci6n Pfiblica el ruego del Sr. Borges.
Sn. BORGES: Yo espero que el Sr. la Torre, Presi-
dente de esa Comisi6n acceder5 a mi sfplica.
SR. LA TORKE: Tendr6 much gusto.
SR. PRESIDENTE: uSe acuerda asi por la Cfmara?
(Es aprobado.) Queda acordado.
Sn. RODuRGUEz ACOSTA, Secretario: (Lee.)
((A LA CAMARA:
Junio 19 de 1903.
Atentamente proponemos la siguiente
LEY.
19-Se concede un crmdito de seis mil pesos para
continuar la composici6n de las armas existentes en








DIARIO DE SESIO1ES DEL CONGRESO.-CAMARA


el Arsenal de esta Ciudad.-E. Loynaz del Castillo.-
Juan Ram6n Xiques.-BernabW Boza.-Santiago Gar-
cia Caflizares.-Francisco Peraza.-J. Leyte Vidal.-
J. J. Maza y Artola.,
SR. PRESIDKNTE: 6Acuerda la CAmara que pase a
informed de la.Comisi6n de Presupuestos despu6s de
tomarla en consideraci6n? (Es aprobado.) Queda
acdrdado.
Sn. RoDniouez ACOSTA, Secretario: (Lee.)

(4A LA CAMARA:

Los Representantes que suscriben, teniendo en
cuenta el juicio favorable emitido por personas peritas
sobre el nuevo sistema de cultivo pa a la cafia, puesto
en prActica por el Dr. Francisco Zayas; la competen-
cia reconocida de este distinguido experimentador
y su gran honorabilidad; las grades ventajas que
report~ria al pais el tender conocimiento precise de
los resultados positivamente prActicos de esa forma
de cultivo de la plant, que constitute la base mAs
important de su riqueza y las dificultades que trade
una experimentaci6n en grande escala para acometerla
una sola persona con sus particulars recursos; pre-
sentan A la c nsideraci6n de la CAmara el siguiente
Proyecto de Ley:
Articulo 19 -Se concede al Ejecutivo autorizaci6n
para disponer de un cr6dito de $25,00o para ensayar
en gran escala el nuevo m6todo de cultivo de la ca.ia
iniciado por el Dr. Francisco Zayas.
Art. 2?-Se ofrecerA al Dr. Francisco Zayas la di-
recci6n de los ensayos, quien dispondrA mensualmente
de las cantidades que estime necesarias dentro del
cr6dito concedido.
Art. 3-El Ejecutivo nombrarA una Comis:6n de
hac ndados y de ingenieros agr6nomos que seguirAn
los experiments sin otra misi6n que la obse vaci6n,
studio y dictamen del nuevo metodo y sus ventajas
desde el punto de vista econ6mico.
Art. 49-El Ejecutivo harA publicar cada mes el
estado de las experiencias, pero 6stas no serAn inte-
rrumpidas hasts que los campos de experimentaci6n
hayan rendido su cosecha. Estos campos no serAn de
los llamados en el pais "t rrenos de tumba."
Art. 59-Al terminarse los experiments, la Comi-
si6n darA su informed por'mayoria. Los vocales que
disientan tendrAn, el deber de consignar voto parti-
cular.
Art. 6?-El'Ejecutivo harA publicar todos los infor-
mes y los facilitarA gratuitamente A cuantas personas
los soliciten.
Sal6n de la Camara, Junio de 1903.-Rafael Marti-.
nez Ortiz.-Pedro Cu6.-C. Fonts.-G. Garcia Vieta.
-Antonio Torrado.-Guillermo GonzAlez Arocha.-
P. AlbarrAn.)

Sa. GONZALO PnREZ: Que pase A las Comisiones de
Presupuestos y Agricultura, Indus!ria y Comercio.
SR. PRESIDENTE: 4Acuerda la CAmara que pase A las
dos Comisiones que indica el Sr. Gonzalo Prez? (Es
aprobado.) Queda acordado.
SR. GON'ZALO PAREZ, -Secretario: (Lee.)

(A. LA CAMARA:

Considerando: que la mejor protecci6n que el Estado
puede y debe, dispensar A la agriculture consisteen
la construcci6n de un buen plan de carreteras y cami-
nos, y en abrir por medio de la ensefianza te6rica y
esperimental, nuevos y amplios horizontes A nuestros
agricultores; y eat modo alguno, en medidas aisladas,


ni en mal Ilamados auxilios de dinero A determinados
individuos, que, bien mirados, no son mAs que verda-
deras sangrias al Tesoro Pfiblico, sin beneficio apre-
ciable para la Naci6n.
Considerando: que con arreglo A reciente Ley se vie-
nen con4truyendo puentes, carreteras y caminos en
today la Isla; debiendo, por lo tanto, limitarse, por
ahora, el Estado A la creaci6n de una Escuela Nacio-
nal de Agricultura, y de Estaciones de experimenta-
ci6n agricola, en cada Provincia.
Se acuerdala siguiente Ley:
Art. I.-Se crea una Escuela Nacional de Agricul-
tura; y seis Estaciones de experimentaci6n agricola,
una en cada Provincia.
Art. II.-A los fines indicados en el Articulo que
pre, ede, se concede al Ejecutivo un cr6dito hasta
$500.000, dando cuenta al Congreso de su inversi6n,
en todo 6 en parte.
Art. III.-El Estado consignarA en sus presupuces-
tos anuales, cantidal suficiente para el sostenimiento
de la Escuela de Agricultura, cuya direcci6n y admi-

nistraci6n se reserve.
Art. IV.-Las Estaciones de experimentaci6n agri-
cola correrAn A cargo de los respectivos Consejos Pro-
vinciales, los cuales consignarAn en sus Presupuestos
cantidad para su sostenimiento.
Art. V.-Quedan derogadas cuantas leyes, 6rdenes
y disposiciones se refieran al particular, y se opongan,
en todo 6 en part, al extricto cumplimiento de lo que
en esta Ley se dispone.
Sal6n de Sesiones de la CAmara, Junio 17 de 1903.-
Antonio Gonzalo PBrez.-Alejandro Neyra.-F. Che-
uard.-Francisco Duque Estrada -J. M. Govin

SR. RODRiGUEz ACOSTA: Sr. President: Pido que
pase ese Proyecto A la Comisi6n de Presupuestos, y
tambi6n A la de Agricultura, Industria y Comercio.
SR. PRESIDENTE: LAcuerda la CAmara que pase A las
dos Comisiones solicitadas por el Sr. Rodriguez Acos-
ta? (Es aprobado.) Queda acordado.
SR,; iA TORRE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. la Torre.
SR. LA TORRE: Yo queria hacer una observaci6n:
La Comisi6n de Agricultura, Industria y Comercio,
se encuentra con tres 6 cuatro Proyectos de Ley en el
mismo sentido que 6ste que se acaba de presentar; cla-
ro estA que lo que procede es reunirlos y dar dictamen
eu conjunto. Pero casi todos esos Proyectos de Ley
estAn presentados en una forma que no es possible A la
Comisi6n de Agricultura, Industria y Comercio poder-
los informar favorablemente porque no es possible que
se acepte como Proyecto de Ley la creaci6n de una Es-
cuela Nacional de Agricultura y seis Estaciones de ex-
perimentaci6n agricola, sin decir en.que forma deben
establecerse. La Camara esta para algo mAs que para
decir que se creen estaciones agron6micas.......
SR. GARCiA CARIZARES: Pido la palabra para una
cuesti6u de orden.
SR. PRESIDENTE: El Sr. Garcia Caliizares tiene la
palabra para una cuesti6n de orden.
SR. GAKCIA CARIZARES: Sr. President y sefiores
Representantes: La CAmara ha acordado que ese Pro-
yecto de Ley pase A la Comisi6n de Agricultura para
que dictamine. El Sr. la Torre es precisamente miem-
bro de esa Comisi6n, y yo creo que lo que esta dicien-
do ahora debe decirlo en forma en el dictamen.
SH. LA TORKE: Yo he querido explicar A algunos
sefiores que tienen presentados proyectos.
SK. PRESIDENTE: Se da por terminado el incident.
Continfia la lectura de proposiciones.
Su. GONZALO PEREZ, Secretario: (Lee.)


--


427 -








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


((A LA CAMARA:

Los Representantes que suscriben teniendo en con-
sideraci6n que la salud quebrantada por la enfermedad
que diezma A nuestra poblaci6n la tuberculosis p'ulmo-
nar, de la senora viuda del nunca bien sentido Gene-
ral Cromhet, obliga a 6sta, para obtener, si no una
curaci6n la mejoria probable, el trasladarse a un clima
de altura.
Considerando: que el estado de penuria en que en-
cuentra. la respectable enferma no le permit seguir las
instrucciones medicas convenientes & su salud.
Considerando: que de los fondos que para dedicar A
la atenci6n de invAlidos por la guerra quedan afin su-
ficientes para dedicar una m6dica suma A esta atenci6n
meritisima.
Suplican A la CAmara adopted la siguiente resoluci6n:
Articulo 4nico.-Se autoriza al Ejecutivo para que de
los fonidos que ti-ne destinados a invalidos, disponga
de la cantidad de seiscientos pesos para la atenci6n de
traslado y sostenimiento 4 la Sierra de Trinidad, A fa-
vor de la Sra. Vinda del General Crombet, por men-
sualidades adelantadas de cincuenta pesos cada una.
Habana, y Junio 19 de 1903.-Dr. Jos6 A. Malber-
ty.-J. J. Maza y Artola.-A. Cebreco.-Florencio
Villuendas.--Antonio Poveda Ferrer.,

Sa. GARCfA CARIZARES: Sr. President: Pido la pa-
Slabra. Yo siento tener que levantarme A decir que
esta proposici6n no puede ser tenida en cuenta por la
S CAmara y no puede serlo, porque dice: se autoriza al
Ejecutivo para que del fondo de los invAlidos &. y esa
'persona no es invilido de la Guerra.
El Ejecutivo tiene una cantidad deteiminada para
socorrer a los invalidos de la Guerra de Independencia
y nosotros vamos a ordenarle, en virtud de una Ley,
que de esa cantidad, para algo especial y particular, se
quite una part y se destine 4 otro objeto distinto del
particular y especial para que se acord6.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: El Sr. Garcia Caflizares
est4 en un pequeno error: la Ley dice para las viudas
tambi6n.
SSR. GARCiA CARIZARES: Si es asi como dice el seflor
Loynaz del Castillo en nada tengo que oponerme.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Desearia presentar una
enmienda adicional.
SR. PRESIDENTE: En su oportunidad, Sr. Loynaz del
Castillo. Se ha pedido que pase la Comisi6n de Pre-
supuestos. 4Lo acuerda la Cimara? (Es aprobado.)
Queda acordado.
SR. RODRiGUEZ ACOSrA, Secretario: (Lee.)
((A LA CAMARA:

Los Representantes que suscriben proponent el si-
guiente Proyecto de Ley:
Art. 19-Se concede un cr6dito de $600.000 en la
forma siguiente: $200.000 para el acueducto (le San-
tiago de Cuba, $200.000 para el de Puerto Principe y
$200.000 para el de Santa Clara.
Art. 2?-Las cantidades indicadas se co,,ceden en
calidad de anticipo A los Ayuntamientos r-ptl)etiv.-A
que reintegrarAn al Estado tan pronto lo permitan sus
presupuestos.-Antonio Gonzalo P6rez.-Pelayo Gar-
cia.-Ricardo Fust6.-Agustin Cruz.-Carlos Mendie
ta, Rafael Martinez Ortiz.-G. Garcia Vieta.,

SR. BETANCOURT: ,No cr6e el Sr. Gonzalo P6rez, uno
de los firmantes, que esa moci6n, a excepci6n del de
Santa Clara, ha de perjudicar a los de Santiago de Cu-
ba y Puerto Principe?


SR. POVEDA: Yo deseo que se d6 lectura de nuevo.
( El Secretario. Sr. Rodriguez Acosta, lee la moci6n ya tras-
crita.)
Si. GONZALO PAREZ: Lo que ha acordado la CAma-
ra, con el character de urgent, es la construcci6n de
los acueductos de Santiago de Cuba y Puerto Principe,
pero no ha acordado los cr6ditos necesarios; y como
no se concibe la realizaci6n de ninguna obra, sin auti-
rizar al Ejecutivo para -mrplear los recurso? necesarios
para llevarla A efecto, he aqui el por qu6 de mi Propo-
sici6n de Ley.
SR. LOYN.Z DEL CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PRKSIoENrK: La tiene S. S.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Para proponer A la Ca-
mara que por razones id6nticas i las expuestas por el
Sr. Gonzalo P6rez, que concurren respect A la cons-
trucci6nde la cloaca en Puerto Principe, se acuerde
el cr6dito necesario para llevar A cabo esas obras en el
Camagiiey, Santiago de Cuba y Santa Clara y pido a la
Camara acuerde suspender el precepto reglamentario,
para proceder a su discusi6n inmediata.
SR. PRESIDENTE: Sefiores Representantes: Se ha so-
licitado que esta Proposici6n de Ley vaya A la Comi-
si6n de Presupuestos, recomendAndole la brevedad en
su despacho.
SR. VILI.UNDAS (F.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTR: Tiene la palabra el Sr. Villuendas.
SK. VILLUENDAS (F.): Yo pediria a la Camara la
supresi6n del precepto reglamentario para que esta
moci6n fuese discutida inmediatamente. La raz6n de
esta solicitud que formulo es la de que be trata de una
Ley que despu6s de todo esta perfectamente conocida
de la Camara porque es un asunto que se ha debatido
en la fltima sesi6n que aqui celebramos. Por consi-
guiente esto, despu6s de todo, no es otra cosa sino re-
petir, de nuevo, una deliberaci6n sobre un asunto cono-
cido, y las circunstancias que no se ocultan a ninguno
de que muy pronto va A recesar la Camara y en ese
lapso de tiempo no se va A hacer absolutamente nada.
Yo insistiria en esperar de la CAmara que acordase
la suspension de los preceptos reglamentarios y es-
te asunto se discutiera inmediatamente y se aprobara
de una vez.
Sa. PRESIDENTE: Aparte del precepto reglamenta-
rio ruego al Sr. Villuendas que se fije en este particu-
lar. En el articulo noventa y nueve se dice: (Lo
lee.) En estos moments, no hace much se le ha ne-
gado por la propia CAmara al Sr. Borges la suspension
de los preceptos reglamentarios respect de una Pro-
posici6n de Ley que 61 present fundAndola en ese
mismo articulo. Me parece que seria proceder con
una inconsecuencia muy cercana suspendiendo el pre-
cepto reglamentario en este caso y no haberlo suspen-
dido en el caso del Sr. Borges.
SR. VILLUEND.\s (F.): Yo acatar6; desde luego, la
resoluci6n de la Presidencia y de la CAmara; pero s6a-
me permitido decir que la Proposici6n de Ley respect
de conceder un cr6dito de doscientos mil pesos para el
acueducto de Santiago de Cuba es un asunto en el cual
la CAmara ha deliberado, lo mismo que el cr4dito de
doscientos mil pesos para Puerto Principe tambi6n es
perfectamente conocido de la. OAmara, y respect de
la cantidad destinada para el acueducto de Santa Cla-
ra en la iltima sesi6n el Sr. Gonzalo P6rez la present
como una enmienda y la COmara tuvo conocimiento
de ella.
De manera sea, que si bien es cierto que de todas
las proposiciones exige el Reglamento que se saquen
copies y se repartan 6 los sefiores Representantes; ese
precepto tiene por finalidad, por m6vil, evitar queveu-
gan aquf los sefiores Representantes y se pongan a deli-


428










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 429


berar una cuesti6n por sorpresa, sino que sea al contra-
rio, perfectamente conocida por todos; y como 6sto no
ocurre con este Proyecto de Ley, no sucede con esta
proposici6n el temor que encierra el Reglamento pre-
viniendo que sea con veinte y cuatro horas de antici-
paci6n repartido el proyecto; de manera sea que se
conoce lo mismo que si se hubieran repartido las copias
y por esa circunstancia yo insistiria en mi proposici6n,
puesto que no hay analogia en la proposici6n mia y la
del seflor Borges, por que son completamente distin-
tas. Me explico que en la proposici6n hecha pwr mi
distinguido amigo se exija tal requisite reglamentario,
porque de dicha proposici6n no se ha sacado copia ni
se ha repartido, pero la mia no necesita de eso porque
ha sido bien estudiada y conocida de todos, puesto
que hasta se ha deliberado ya sobre ella. Era todo
lo que tenia que decir.
SK. GARCiA CARIZARES: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
Sa. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Garcia
Cafiizares.
Si. GARciA CARIZARES: Si la proposici6n que ha
hecho el senior Villuendas se hubiera podido presenter
reglamentariamente, yo hubiera pedido la palabra
tambi6n para oponerme 6 ella, porque entiendo qne es
un cr6dito de mas de medio mill6n de pesos lo que
vamos a votar y no quiero que se vote, tratAndose de
una cantidad como esa sin studios, sin que antes
pase i, la Comisi6n t6cnica que se ocupa de eso, a la
Comisi6n que debe de saber los creditos que se puvden
conceder por esta CAmara, en una palabra, a la Comi-
si6n de Presupuestos; pero yo digo que no lo creo acep-
table, porque ademAs de que se trata de un asunto de
much importancia, hay que tener en cuenta que hay
un articulo en nuestro Reglamento, el noventa y siete
que dice, clara y terminantemente, que ninguna pro-
posici6n incidental puede presentarse como la que ha
hecho aqui el sefior Villuendas, sin que haya cometn-
zado ya el debate. Reglamentariamente yo pido 6 la
Mesa que se de cumplimiento al articulo que dice que
no pueden-presentarse esas proposiciones sino en de-
terminados casos.
SR. PRESIDENTE: 4El senior Borges habia pedido la
palabra?
SR. BORGES: Si, sefor Presidente.
SR. PRESIDENTE: Puede hacer uso de ella.
SR. BORGES: Yo interpreto de manera distinta el
articulo a que ha hecho referencia el senior Garcia
Cafiizares; y si antes acept6 retirando la proposici6n
incidental que habia presentado para que se discutiera
inmediatamente la moci6n que habia presentado sus-
crita por various compafieros mas, y que no pasara A
la Comisi6n correspondiente, lo hice atendiendo 6. la
sfiplica, por motives de cortesia y ademAs por las ra-
zones expuestas por los sefiores la Torre y Gonzalo
Perez respect 6 la importancia de aquella proposici6n
de Ley, que no debia ser aprobada sin un pr6vio estu-
dio, sino que pasara 6 la Comisi6n correspondiente;
pero en este caso yo no veo ningfn articulo del
Reglamento, no obstante lo dicho por el senior
Garcia Caflizares; que determine de una manera ex-
presa que no pueden presentarse las proposiciones in-
cidentales de suspension de los preceptos reglamentarios
si antes no se hall iniciado el debate.........
SR. GARCiA CARIZARES: Lo dice el articulo noventa
y siete, bien clara y terminantemente.
Sr. BORGEs: Yo le suplico al senior Garcia Canlizares
que tenga la bondad de darle lecture.
SR. GARCIA CANIZARES: El senior Borges no lo en-
contrarA, porque seguramente en el Reglamento que 61
tiene tendrA el nfimero noventa y seis 6 noventa y nueve


por un error de imprenta. (Lee el articulo noventa y
deis.) De manera que segfin express de una manera
clara este articulo, al que acabo de dar lecture, las
proposiciones incidentales no podran presentarse sino
en el curso de un debate.
SR. BORGES: Yo no veo que tenga relaci6n con la
proposici6n incidental por nosotros presentada, por
que ahi dice que en el curso de un debate podrAn pre-
sentarse proposiciones incidentales, pues dice asi:
(Lee los articulos noventa y site y noventa y ocho.)
SR. GARciA CARIZARES: En cuanto cuadra A la
proposici6n incidental que se ha hecho.
Sr. BORGES: Pero si se acepta esa interpretaci6n del
Reglamento, no habri necesidad de pedir la suspen-
si6n de los precoptos reglamentarios, porque cuando
se hace necesaria esa suspension es precisamente
cuando, como en este caso, se desea que una proposi-
ci6n de Ley sea aceptada cuanto antes para que em-
piece A surtir sus efectos. Si yo accedi la sfiplica
de los seiioresla Torre y Gonzalo Perez fu6 atendien-
do A las acertadas observaciones de que debia pasar A
informed de la Comisi6n de In-trucci6n Piblica. Pero
yo entiendo que debe darse esa interpretaci6n que
dice el senior Garcia Cailizares a ese articulo del Re-
glamento.
SR. GARCiA CARIZARUS Pido la palabra para rectifi-
car.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor Garcia
Caflizares.
SE. GARCIA CARIZARKS: Yo no he hecho mas que en
uso de un derecho que me concede el Reglamento, pe-
dir que se cumpla un precepto reglamentario. La
CAmara, mas de una vez, lo ha entendido de la misma
manera que lo entiendo yo en estos moments, y de esta
manera debe seguirse entendiendo y si me permit la
Presidencia dire que es de muy fdcil la inteligencia
por que si esta suposici6n del precepto reglamenta-
rio pudiera existir asi, sin ponerse a discusi6n el asun-
to, se ganaria por sorpresa, siempre que hubiera una
pequeia mayoria.
Es muy serio 6sto y may claro lo que dispone el
Reglamento.
SR. GONZALO PAREZ: Es Ta ga.rantia de la Ley.
SR. GARCiA CARIZARES: Tiene raz6n S. S. es, la ga-
rantia.
SR. VILLUENDAS (F.): Pido lapalabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. VIILUENDAS (F.): Para manifestar que no es
applicable el criterio del senior Garcia Cafiizares A este
caso, y persisto en los arguments expuestos por el se-
flor Borges: no se puede discutir ningfin asunto en ese
caso, por que si los preceptos reglamentarios son los de
pase etc., es claro que no podrA nunca presentarse ese
caso y ha de esperarse que'se someta A discusi6n. De
manera que insist en que el criterio del senior Garcia
Caflizares es no aplicable en este caso; aunque acatar
desde luego la resoluci6n de la Presidencia y la CA-
mara.
SR. PRESIDENTE: La Presidencia asegura al sefior
Villuendas que la Comisi6n informar6 en un plazo
corto. Probablemente el viernes.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT.: Tiene la palabra su sefioria.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO:-Pido un moment para
hacer por escrito la solicitud de suspension de precep-
tos reglamentarios, porque en realidad son tan escasos
los dias que faltan para cerrarse esta legislature a, que si
no discutimos y resolvemos hoy los cr6ditos que han
de asignarse a las obras ya aprobadas, es muy proba-
ble que el acuerdo de la CAmara no de resultado prac-
tico alguno.










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


SR. RODRiGUEZ AcosrA: Pido la palabra.
SR. PRYSIDENTR: La tieneS. S.
Sn. RoDRiGUtz ACOSTA: Yo creo quo el interns que
se demuestra para discutir la proposici6n del senor
Gonzalo Perez, tiene como fundamento "el estimarse
que el L'oder Ejecutivo no puede dar cumplimiento al
acuerdo de la Camara para realizar las obras de San-
tiago de Cuba y Puerto Principe, y yo entiendo, de
acuerdo con el articulo segundo del Proyecto de Ley,
que la CAmara ha votado y ratificado despu6s de pre-
sentado por la Comisi6n de Estilo, que el Poder Eje-
cutivo puede perfectamente realizar esas obras por
que dice que comenzaran tan pronto como sea possible.
(Lo lee.) ZY c6mo va A empezar tan pronto como sea
possible, si no se entiende que esta autorizado para dis-
poner de fondos a ese efecto?
SR. GONZALO PEKEZ: En eso esta la contradicci6n.
SR. RODRIGUEz ACOSTA: Yo insist en que por vir-
tud de este articulo se encuentr'a autorizado el Ejecu-
tivo para comenzar las obras cualquiera que sea el
costo de ellas.
SR. GONZALO PnREz: Ha de serle especialmente con-
cedido para poder disponer de dinero. (Ocupa la Pre-
sidencia el senor Garmendia. )
SR. RODRiGUEZ Ac STA, Secretario: (Lee.)

A LA CAMERA:

Atentamente proponemos:

La suspension de preceptos reglamentarios para la
.discusi6n de la proposici6n de creditos de los acueduc-
tos acordados.-E. Loynaz del Castillo.-Carlos de la
Torre.--Mendoza Guerra.--Bernab6 Boza.- Juan R.
Xiques.)

Sit. PRESIDENTF: Sefiores Representantes: el articu-
lo ciento dos del Reglamento' determine lo siguiente:
(Lo lee) Estos dos requisitos estin cuniplidos. Con
estos requisitos se pondra sin debate at votaci6n. Por
consiguiente se pone A votaci6n.
SK G\RCiA CANIZA.RES: Pido la votaci6n nominal,
para tener el derecho de -azonar mi voto en contra.
Sn. PRESIDENTE: Votaci6n nominal. (Se efectra
la votaci6n. Seflores que votaron en'pr6: Betancourt, Bo-
za, C6spedes, Fonts, Fust6, Garcia Osuna, Govin,
Garmendia, Le6n Bello, Maza y Artola, M6ndez Ca-
pote, Mendoza Guerra, Neyra, Peraza, Poveda, Sobra-
do, Risquet, la Torre, Villuendas (E.), Villuends
(F.), Xiques y Rodriguez Acosta. Senores que votaron
en contra: Cardenal, Chenard, Duque Estrada Cruz
Goozl ez, G :nzalez Arocha, Garcia Caaiizares y Gon-
zalez P6rez.) No hay mas que treinta votantes a p p-
sar de los diversos ruego's que se han dirigido A los
seflores Representantes para que asistan al sal6n. No
habiendo quorum se levanta la sesi6n. .(Hora las cinco
menos veinte minutes p. mn.)

A las tres horas, menos quince minutes, ocupa la
Presidencia el senor Rafael Portuondo y Tamayo, y
la.s Secretarias, interinamente, los seniores Santiago
Garcia Cafiizares y Jos6 L. Castellanos.
SR. PRESIDENTE: Se va p asar lista. (El Secretario
pasa lista.) Se abre la sesi6n y se va A proceder A la
votaci6n de la moci6n presentada por los sefiores Loy-
naz del Castillo y otros, relative a la suspension de
los preceptos reglamentarios para discutir la proposi-
ci6n presentada por los sefiores Pelayo Garcia y otros,
referente a la consignaci6n de un credito de seiscien-
tos mil pesos para la construcci6n de los acueductos
de Santiago de Cuba, Puerto Principe y Santa Clara.


Los seilores Representantes que digan que si, estAn
conformes con la suspension de los preceptos regla-
mentarios. Los que digan que n6, se oponen a ello.
Sn. DUQUE ESTRADA: LEso no se vot6 ayer?
Sit. PRESIDENTI: Se suspendi6 la sesi6n por falta de
quoruw cuando.estabamos en la votaci6n. (Se efectAa la
votaci6n. Senores que votaron en pr6: Albarran, Betan-
court, Boza, Castellanos. Cu6, Cruz GonzAlez, Colum-
bid, Cebreco, Chenard, Fonts, Fust6, Gonzalez Aro-
(cha, Garcia Osuna, Guti6rrez, Sarrain, Garcia Pola,
Pelayo Garcia, Le6n Bello, Loynaz del Castillo, M6n-
dez Capote, Mendoza Guerra, Martinez Rojas. Neyra,
Nfilez, Peraza, Leyte Vidal, Poveda, Torrado y G ,r-
cia Vieta. Senores que votaron en contra: Duque Es-
trada, Garcia Caflizares, Masferrer y Sobrado.)'
El resultado de la votaci6n ei el siguiente: veinte y
nueve sefiores Representantes que si y cuatro que n6.
Queda, pues, acordada la suspension de los preceptos
reglamentarios para discutir la proposici6n de los se-
flores Pelayo Garcia, Gonzalo PBrez y otros. El Se-
cretario se servirA dar lecture al Proyecto. ( El Secre-
tario, selor Garcia CaYizares, lee el Proyecto de Ley sobre
crMditos para los acueductos de Puerto Principe, Santiago
de Cuba y Santa Clara ya trascrito.) Se ha presentado
una enmienda A cada uno de los articulos de la L*'y por
el senor Loynaz del Castillo. Se le va a dar lectura 4
la enmienda.
SR. GARCiA CArIZARES, Secretario: (Lee.)

~(Para el studio y la construcci6n de los acueductos
de las ciudades de Camagiiey, Santiago de Cuba y Vi-
lla Clara, y studio y construcci6n de la cloaca en la
cindad de Camagiiey, se destina la cantidad de seis-
cientos mil pesos, que queda autorizado 4 invertir el
Poder Ejecutivo, en proporci6n A las necesidades
respectivamente de dichas obras.-2? Los municipios
t los euales seran entregadas dichas obras de utilidad
pfiblica no quedarfn por ellas sujetas a deudas al Es-
tado.-Loynaz del Castillo.)

Sa. SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senor Loynaz
del Castillo.
SR. LCYNAZ DRL CASTILI-O: Sefores Representantes:
Es diferencia de detalle la que existe entire la proposi-
ci6n formulada por los sefiores Gonzalo P6rez y otros
y la que acaba de leerse. En ambas hemos fijado en
conjunto cantidad igual y sefialado objetivo id6ntico:
trescientos mil pesos para la construcci6n de los. acue-
ductos de Puerto Principe, Santiago de Cuba y Santa
Clara; pero hay una raz6n que ha hecho necesaria esa
pequefia diferencia entire la proposici6n y la enmienda
que yo he presentado, y es que como no existe un es-
tudio t6cnico sobre el particular, lo mfs acertado es
conceder al Ejecutivo los seiscientos mil pesos para
que los invierta de la manera que crea mas necesaria
en la construcci6n de esos acueductos y cloacas. Pues
de suceder, y es lo probable, que no cuesten unifor-
memente doscientos mil pesos cada una de esas obras:
motive suficiente para que no deban concederse dos-
cientos mil pesos para cada obra especialmente, sino
autorizar al Gobierno A invertir proporcionalmente A
los gastos que se ocasionen, el credito votado. En esta
raz6n me apoyo, y desearia que la CAmara, si lo esti-
ma asi y quiere sinceramente la realizaci6n de esta-
obras de utilidad national, concede su aprobaci6n A
la enmienda por mi presentada.
SR. GAliciA CARIZARES: Pido la palabra:
SK. PRESIDRNTE: Tiene la palabra el senior Garcia
Cafiizares.










I)IAiRTO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 431


Sa. GARciA CA'IrZAES: Para suplicar que se discu-
tan por part los dos articulos de que consta la en-
mienda. del seilor Loynaz del Castillo; porque aun
cuando la priniera es tal como el seflor Loynaz del
Castillo ha dicho, la segunda estA en manifiesta opo-
sici6n con el proyecto que motive la enmienda pre-
sentada; y pudiera suceder que algunos sefiores Re-
presentantes esten dispuestos A votar la primer parte
de la enmieutla y h no votar la segunda.
SR. PRESIDENTE: Tiene razSn el seflor Garcia Cai.i-
zares; se pone A votaci6n la primer part de la en-
mienda. El senior Secretario se servir4 dar lecture de
nuevo a la pr:mera part de la enmienda. (El senor
Garcia CaLiizares la lee.) Se pone A votaci6n en la for-
ma ordinaria. Los que est6n conform sepondrin de
pie.
SR. ALIBARAN: Para una sftplica Alos autores de la
enmienda.
SR. PRESIIENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. AIARRAN: Desearia preguntar al senior Loynaz
del Castillo si quiere agregar una sola palabra a su
enmienda, con la que yo simpatizo, porque se trata de
obras higienicas para el pais. Se refiere A los studios
y trabajos. Yo pido que diga: ((que comiencen los es-
tudios y trabajos simultneamente.>
Si. LOYNAZ DEL CASTILLO: No senior.
SR. ALBARRAN: i,No? Entonces la retire.
SR. PRESIDENTE: Se pone a votaci6n ordinaria. (Es
aprobada.) Queda aprobada. (El Secretario, senior Gar-
cw Caiatzares, lee la segunda parte)
Sn. LOYNAZ D:AL CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PRESIDE.TE: Tiene la palabra S. S.
Si. LOYNAZ DEL CASTILLO: La segunda part, sefio-
res Repre-entantes, previene que los Municipios no
han de verse envueltos en deuda con motivo del cost
de esas obras de utilidad pfiblica: esto es, que los
Ayuntamientos de Puerto Principe y Santiago no que-
darAn obligados A denda alguna por causa de las obras
que van a realizarse, porque, seiiores Representantes,
el Ayuntamiento cimagiieyano, como cualquiera de la
Isla, se encuentra sin recursos. En Puerto Principe
nunca podrian pagarse nuns cuantos centenares de
miles de pesos que han de costar esas obras. Y para
terminar, sefiores, el Malec6n, con ser obra realizada
en favor de la rica ciudad de la Habana, se estA cons-
truyendo por cuenta dIl Estado; pues por la misma
raz6n deben hacerse por cuenta del Estado estas obras
de utilidad pfblica en Santa Clara, en Santiago de
Cuba, en Puerto Principe.
SR. GARCiA CARIZARES: Pido la palabra para una
pregunta.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
Sn. GARciA CA-IZAntKs: La pregunta 6s: vista la en-
mienda presentada a la Camara, los sefiores Repre-
sentantes que firman la proposici6n de Ley, no piden
la palabra para oponerse a la enmienda presentada'
Esa es la pregunta que yo formulo. (Nadie pide la pa.
labra.)
SR. PRESIDENTE: No piden la palabra, dado qu(
puesta A discusi6n nadie la ha solicitado.
Sn. GARciA CAtIZARKs: Entonces, el doctor Santia.
go Garcia Cafizares pide la palabra en contra de a1
enmienda.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. GARUiA CArIZARES: La enmienda dice, seioore,
Representantes (La lee) y la proposici6n de Ley dic(
(Lz lee.) Y yo entiendo, A pesar de la aclaraci6n he
cha por el senior Loynaz del Castillo, que debe subsis
tir el articulo segundo de la proposici6n de Ley, aun
que piensen lo contrario, por lo visto, los que no har


querido defenderlo. Y voy A razonar el por qu6 de
mi crecncia:
Los Municipios es verdad que en la actualidad se
encuentran gravemente comprometidos, porque ape-
nas tienen con que tender a las necesidades que pu-
dieramos liamar primeras de ellas. Pero debemos fijar-
nos, seflores Represeitantes, en que las obras proyec-
tadas son acueductos y cloacas; y yo entiendo que el
Ayuntamiento que no tiene acueductos ni cloacas, al
construirlos, al establecer esos sistemas nuevos, debe
imponer un pequefio impuesto, no como contribuci6n,
sino una especie de cuota 4 aquellos individuos 4
quienes se les va A llevar el agna y a favorecer con las
cloacas. Con esas cuotas con que el propietario con-
tribuye, puede muy bien el Estado reembolsarse de
las cantidades que emplee para el servicio de agua y
cloacas.
Por eso entiendo yo que la enmienda del senior Loy-'
naz del Castillo debe ser rechazada. No porque cream
que va 4 echarse una carga nueva A los Ayuntamien-
tos, sino porque eso con que va a contribuir el indivi-
duo por el servicio de agua y sistema de cloacas, en
Ingar de ingresar en las cajas municipals, es muy
natural y just que ingrese en las cajas del Estado,
today vez que el Municipio no es el que va 6 dar el ser-
vicio, sino el Estado, en virtud del Proyecto de Ley
que so present. Yo estimo que esto es just y nece-
sario, no solo porque eso debe hacerlo el Ayuntamien-
to de Santa Clara, Puerto P, incipe y Santiago de Cuba,
sino porque A su vez otros ayuntamientos que no tie-
nen acueductos ni servicios de cloacas, pueden querer
que se haga con ellos lo que nosotros tratamos de ha-
cer para esas tres Provincias, Si yo me figurase que
solamente esas trees poblaciones tenia.n necesidad de
esos servicios, tal vez no me levantaria a hablar en
contra de la enmienda del sefnor Loynaz; pero como
hay muchos otros, yo he tenido el temor de que se le-
vanten a pedir eso mismo. Por lo tanto, pido que
sea rechazada la enmienda del senior Loynaz del Cas-
tillo.
Sn. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido la palabra.
Si. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Loynaz
del Castillo.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Con el gusto de siempre
he escuchado al seflor Garcia Caiizares, pero en estos
moments el distinguido representante villaclarefo no
ha tenido la fortune de otras veces para exponer sus
arguments: iNo! No puede el Sr. Garcia Cafiizares
convenceros de que en realidad esos ayuntamientos,
con especialidad el del Camagiiey esten en situaci6n de
abordar empress semejantes. 1Si carecen de recursos!
;Si cargarles con tal deuda seria irrisorio! Ademis,
los propietarios de esas localidades, desde el moment
Sen que est6 establecido el acueducto y el servicio de
Scloacas se verAn obligados a hacer tales gastos; de ins-
Stalaciones sanitarias que imposibilitara 4 los ayunta-
mientos el imponer contribuciones nuevas. Cada veci-
- no se ver4 obligado, cuando est6 terminada la cloaca,
A poner A su costa acometimiento a ella, cada casa se
Svera obligada h instalar inodoro, tubos y desagiies:
mejoras todas, en favor de la salud plblica; se verAn
- obligados los propietarios de casas a la costosa expe-
Sriencia de las instalaciones sanitarias, como se han
visto los de la Habana. 4SerA entonces possible que se
les impongan nuevas contribuciones? 4Qu4 se les cas-
3 tigue con una deuda que muchas generaciones no po-
e drian pagar, que seria una constant pesadilla sobre
- el credito municipal?
Ademas, existed ese precedent; en la Habana se han
- realizado importantisimas obras de mejoras locales,
i municipals y no se han cargado en cuenta al Munici-











432 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CiAMARA


pio. Desde este mismo sitio, me he levantado mas de
una vez para pedir que continuara, el Estado a fuerza
de centenares de miles de pesos las obras del Malec6n
de la Habana......
SR. GAKCIA CARIZARES: (Interrumpiendo). Y el se-
for Garcia Ca.fiizares se levant6 vntonces para pregun-
tar cukl era la raz6n de que siendo aquellas obras mu-
nicipales, las habia de pagar el Estado; y se me con-
test6 que se hacia a.si para subvenir A las necesidades
de muchos iufelices.
SR. LOYNAZ DII, CASTILLO: Muchos infelices que no
tenian pan que comer. iTambien hay infelices en Ca-
magiiey, en Santiago, en Santa Clara! Pues bien, no
cobr6is con una deuda injusta el servicio que hac6is 6
esos pueblos, y en especial A esa ciudad de Puerto
Principe, hasta ahora empobrecida y aislada de las
demAs provincias hermanas, condenada A una soledad
perp6tua; pero, done el porvenir solo aguarda estas
iniciativas generosas, porque ya el Farrocarril Central
ha llevado sus paralelas como f6rreo la.zo de uni6n por
toda la Repfiblica, y ya en Camagiiey se estA insta-
lando un Hotel que ha de ser de los mejores de Am6-
rica, y a esa hermosa provincia acudiran en breve
numerosos visitantes de paises extra.ios, heraldos de
una prosperidad no lejana si, merced A estas obras, y
a las que el Municipio, libre de deudas, pueda realizar,
encuentran todas las comodidades y la higiene que
tienen derecho a esperar de un pueblo civilizado.
SR. PRESIDnNT'E: Se pone A votaci6n la segunda par-
te de la enmienda.
Sn. VILLUENDAS (F): Yo suplico A la Mesa se sirva
dar lectura a la enmienda de nuevo porque acabo de
legar y no me he enterado.
(El Secretario senior Garcia Catfizares, lee la enmienda
ya trascrita).
SR. LEYTE VIDAL: Pido la votaci6n nominal.
SR. PRESIDENTF: Los que digan que si estaran con-
formes con la enmienda, los que digan que n6 la re-
chazan. (Se efecti a la votaci6n. Sefores que votaron en
pr6: Albarran, Betancourt, Boza, Castellanos, Cu6,
Cruz Gonzalez, Columbia, Cebreco, Chenard, Duque
Estrada, Fonts, Garcia Osuna, Sarrain, Garmendia,
Garcia Pola, Pelayo Garcia, Le6n Bello, Loynaz del
.Castillo, Mendieta, Mendoza Guerra, Martinez Rojas,
Masferrer, Neyra, Peraza, Poveda, Sobrado, Torrado,
Villuendas (F), Garcia Vieta y Portuondo. S ores
que votaron en contra: Cardenal, Fust6, GonzAlez Aro-
cha, Gutierrez, Garcia Cafiizares, Maza y Artola,
Malberty, M6ndez Capote, Nfifiez y Leyte Vidal.)
4Algfn senior Representante ha dejado de votar?
Sir. LA TORRn: He dejado de votar, porque no esta-
ba enterado de lo que se estaba votando. Enterado
ahora, voto que si.
SR. PRESIDENTE: El resultado de la votaci6n es el
siguiente: treinta y un sefiores Representantes que si,
y diez que n6. Queda aprobada la enmienda del senior
Loynaz del Castillo.
SR. NEYRA: Tengo que explicar mi voto:
SR. ALBARRAN: Quiero explicar mi voto.
SR. GARciA CARIZARKsn: Conste que el senior Alba-
rrAn no habia pedido explicar su voto.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el sefior Neyra
para explicar su voto.
SR. NEYRA: Tengo la fire convicci6n de que para
hacer estas obras pfblicas de carActer municipal, no
se necesita gravar en nada A los Ayuntamientos. Es-
tas son obras pfblicas, (la de acueductos), que estan
sujetas A unareglamentaci6n, que han de producer una
cantidad, que bien administrada, ha de resarcir al Es-


tado perfectamente de los gastos que ocasionen, y no
solamente resarcir sino dar un superAbit.
Las cloacas tambien tienen acometimientos que en
todas parties se pagan, y que bien administradas no
han de producer deficit, sino buenos ingresos para los
municipios y con esos ingresos se puede pagar la obra.
Tengo la convicci6n de que Alguien cree que yo no lie
entendido bien la cuesti6n y que me figure que no se
ha pedido que el Estado se resarza de esos gastos con
los products de las obras. Pero como en el proyecto
nada se dice yo tengo el derecho de pensar que no se
pretend que el Estado regale la obra, ceda la admi-
nistraci6n y ceda los products. E-to me pareceria
enorme; porque. los Ayuntamientos con la garantia del
Estado 6 de sus propiedades pueden hacer esas obras.
mil compailias hay que las harian. Los emprestitos
municipals de la nueva ley abren bien las puertas a
las obras municipales.
Su. PKESIDENnE: Tiene la palabra para explicar su
voto el senior AlbarrAn.
Su. ALBARRAN: He votado que si, porque entiendo
que son obras de interns national, porque entiendo
que son obras de higiene pftblica, y he votado que si,
tambi6n, porque consider que en realidad, las obias
deben quedar A beneficio de la ciudad en que se reali-
zan, como una dAdiva, no del Estado A aquella ciu-
dad, sino de la naci6n;y creo que esas obras no deben
ser administradas por el Estado sino por los munici-
pios, que deben cobrar muy poco en beneficio del pue-
blo, solamente para cubrir los gastos de la administra-
ci6n y no mirar en ellas una fuente de tributaci6n.
SR. PRESIDENTE: Discusi6n de dictamenes.
Sn. GAROIA CARIZARES, Secretario: (Lee.)

((La Comisi6n de la Deuda y Examen de cuentas ha
acordado recomendar A la CAmara la aprobaci6n del
Proyecto de Ley que le fu6 sometido A su conside-
racion.
Articulo znico.-La Comisi6n Revisora admitirA las
planillas de los muertos en campaifa que se presented
A la misma hasta cinco dias antes determinar sus tra-
bajos.-Junio, 18 de 1905.-El Pre.idente, Bernab6
Boza.--El Secretario, Masferrern.

SR. PRESIDENTE: Se va A dar lecture al Proyecto de
Ley A que se refiere ese dictamen. (El selor Garcia
Cafizares lee el P, oyecto de Ley). Se sobreentiende que
son las planillas las que han de presentarse. Se pone
A discusi6n el dictamen que es igual al proyecto. (Na-
die pide la palabra). Se pone A votaci6n en la forma
ordinaria. (Es aprubado). Queda aprobado.
SR. FoNTs: Seiior Presidente, yo me permit rogar
A la Comisi6n de Estilo que varie la redacci6n del dic-
tamen.
SR. PRFSIDENTE: Asi se hara.
SR. BozA: Ya yo lo habia suplicado senior Fonts.
SR. GAnciA CAIIZARFs, Secretario: (Lee.)

(Sr. President de la Comision de Obras Pfblicas.
El Ponente de ]a Proposici6n de Ley suscrita por
los seflores Loynaz, Xiques, Mendoza Guerra y otros
opina que la Comisi6n de Obras PAblicas debe aceptar
la susodicha proposici6n, remiti6ndola A la CAmara
para que sea discutida y aprobada desapareciendo la
anomalia que result A primer vista, al observer que
en casi todas las poblaciones cubanas muchos centros
oficiales ostentan escudos extranjeros donde debiern
star el titulo de nuestra patria. Asi misino opina el
que suscribe que los letreros existentes en las oficinas
pfblicas deben estar escritos en el idioma castellano y










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 433


no en idioma extranjero como sucede al present en
muchos centros.-Camara de Representantes, Mayo
9 de 1903.-Jos6 M. Ndifiez.

(iA LA CAMARA:

La Comisi6n de Obras Phblicas acepta como dicta-
men ]a anterior ponencia.- Vto. Bno. El Presidente,
A. Nodarse.-El Secretario, A. Masferrern.

SR. PRESIDKNTE: Se pone 6 discusi6n el dictamen.
(Nadie pide la palabra.) No habiendo pedido la pala-
bra ningun senior Representante, se pone A votaci6n
en la foima ordinaria. Los sefiores Representantes
que est6n conformes que tengan Ia bondad de ponerse
de pi6. (Es aprobado.) Queda aprobado.
SK. GARCIA CARIZARES, Secretario: (Lee.)

,Teodoro Cardenal, miembro de la Comisi6n de C6-
digos, formula voto particular en el asunto denomina-
do uGelats CastailedaD, y propone el siguiente acuerdo:
La Camara resuelve rechazar las proposiciones y
peticiones presentadas, por ser improcedentes en su
fondo y forma h los fines colegislativos de este Cuerpo
Colegislador.-Edificio de la CAmara, Marzo 1903.--
Teodoro Cardenalh.

((A LA CiMARA:

El Representante que suscribe formula el siguiente
voto particular:

Articulo 1-Queda derogado el R. D. de 14 de
Marzo de 1890 sobre instalaci6n y explotaci6n del
alumbrado 6 industries el6ctricas.
Art. 2-Queda derogado el Reglamento Especial
de 19 de Septiembre de 1890 para la ejecuci6n del R.
Decreto citado en el parrafo anterior y la R. O. de
once de Abril, aprobando el citado Reglamento.
Art. 8-Todas las concesiones ya otorgadas sobre
alumbrado 6 industrlas el6ctricas pasarAn 6 ser de la
competencia de 1(s Ayuntamientos.
Art. 49-Las solicitudes para otras concesiones que
en lo sucesivo se hagan sobre alumbrado 6 industrial
el6ctricas, se presentaran, tramitarin y sustanciarAn
ante los ayuntamientos respectivos; tramitando la
petici6n por los procedimientos sefialados para las
obras piblicas municipales en las eyes vigentes.
Art. 5-Los Ayuntamientos no podrAn, sin embar-
go,.hacer ccncesi6n del uso 6 usufructo de bienes del
dominion pfiblico para la explotaci6n de las empress
del alumbrado 6 industries electricas, ni autorizar ni
sustituir servidumbre ni expropiaci6n sino mediante
una ley national que expresamente los autorice para
ello.
Art. 6-Cuando el alumbrado 6 industries el6ctri-
cas deba extenderse dentro de dos 6 mAs t6rminos
municipals colindantes, conocer& del asunto el Con-
sejo Provincial con intervenci6n de los Ayuntamien-
tos interesados.
Art. 7-Cuando se trate de empreeas cuyo objeto
se extienda 4 los limits de una Provincia entera 6 de
dos 6 mis provincias, conocert del asunto el Poder
Ejecutivo, subordinandose la tramitaci6n a las reglas
establecidas en los parrafos antecedentes.
Art. 8--Cuando se trate de una empresa cuyo ob-
jeto se extienda de un modo general A todo el territo-
rio de la Naci6n, conocera de la tramitaci6n del
asunto el Poder Ejecutivo y la concesi6n seri hecha
por medio de una Ley Especial del Congreso.
Art. 9---Todas las cuestiones relacionadas con las


concesiones de alumbrado 6 industries el6ctricas que
no est6n resueltas de un modo definitive 6 que est6n
pendientes de algfn recurso, pasarAn 4 los Ayunta-
mientos, al Consejo Provincial 6 al Poder Ejecutivor
segfln se trate de una concesi6n municipal, provincial
6 national, para su revisi6n y concesi6n definitive,
con arreglo A esta Ley.-Habana, Marzo 19 de 1903.
-J. Lorenzo Castellanos,.

"A LA CAMARA:

((El que suscribe, disintiendo de la opinion de sus
compaileros de la ,Comisi6n de C6digos,, al dictami-
nar sobre la proposici6n de los seflores Xiques, Gar-
mendia y otros, sobre derogaci6n de un decreto del
Ejecutivo que aparece en la Gaceta de la Repdblica de
18 de Julio de 1902, formula el siguiente voto:
Que la CAmara no debe aprobar la referida propo-
sici6n, porque no es de la competencia del Poder Le-
gislative conocer del expediente alguno para resolver
sobre hechos del mismo, aplicando disposiciones lega-
les, ni tampoco derogar disposiciones del Ejecutivo.-
Mayo 13 de 1903.-Pelayo Garcia).

."A LA COMISION DE CODIGOS

Los que suscriben informan acerca de lo referente
a las concesiones otorgadas para instalaciones el6ctri-
cas en esta ciudad, a los seilores Tiburcio Perez Casta-
fieda y Narciso Gelat, como Presidente este fltimo de
Ia "Compaflia de Electricidad de Cuba", lo que sigue:
Viene este asunto ante la Camara & virtud 19: de
las mociones presentadas en 15 de Agosto de 1902
por los Representantes sefiores Juan Ram6n Xiques,
Manuel Sobrado, Juan Antonio Garmendia, Carlos
de la Torre y Santiago Garcia Canlizares, y en 25 del
mismo mes por los sefiores Juan Antonio Garmendia,
Manuel Sobrado, Juan R. Xiques, Juan Felipe Ris-
quet y Rafael Martinez Ortiz; 2?: de la exposicibn
elevada en 19 de Agosto de 1902 al seflor Eudaldo
Romagosa, Vice-Presidente de la "Compaiiia Hispano
Americana de Gas y Electricidad"; y 3?: de la recla-
maci6n presentada en Septiembre filtimo A la CAmara
por el Ayuntamiento de la Habana.
En las mociones de los seiores Representantes, se
pide en la primer "la derogaci6n de la disposici6n
que aparece en la Gaceta del dia 18 de Julio de 1902"
6 sea la concesi6n otorgada al senior PBrez Castaiieda,
por haberse encontrado en el expediente "positivas
infracciones legales"; en la segunda moci6n se solici-
ta que i reserve de derogar en su dia el Decreto nlme-
ro 101", por el cual se concede al senior Narciso Gelat
autorizaci6n para establecer en esta ciudad una plant
E16ctrica y "'de anular a la concesi6n a qne el mismo
Decreto se contrae, la Comisi6n de C6digos, acumu-
lando esa moci6n & la relative & Ia autorizaci6n Cas-
tafieda, inform sobre ambas concesiones", acerca de
su inconstitucionalidad 6 ilegalidad y de lo demAs
que estime oportuno. En la exposici6n del senior
Romagosa, se suplica a la CGmara la anulaci6n de Ias
concesi6n P4rez Castaileda, por estimarla illegal exi-
gi6ndose a los infractores de la Ley, si lo cree proce-
dente, la responsabilidad debida, en la reclamaci6n
del Ayuntamiento, finalmente, se suplica a la Camara.
de Representantes 19: "que toca y corresponde al
Ayuntamiento de Ia Habana, en el asunto de la plan-
ta el6ctrica del selnor Gelats, acordar y resolver en
todos aquellos particulares que son inherentes a las
concesiones de Obras Municipales, como sustancial-
mente es Ia que nos'ocupa. Y 29: que la resoluci6n
que adopted esa Camara, cualquiera que 6sta sea, se









434 DIARIO DE VESIONES DEL COWGRESO.-CAMARA


communique al Ayuntarmiento de ]a Habana, como
consecuencia del present escrito.
Lo primero que importa A la ponencia es dejar sen-
tado con toda claridad la competencia de la CAmara,
para entender en estas peticiones, solicitudes y recla-
maciones. Se alegan en ellas infracciones de la Ley
y de la Constituci6n; se insinfan responsabilidades
que pueden derivarse en esas infracciones, y que una
vez establecidas es a la Camara a la que corres-
ponderia exigirlas, segrn los articulos 78 y 79 de
la Constituci6n; relacionadas con el inciso 2? del
articulo 47 de la misma; se sefiala por el Ayuntamien-
to de la Habana una usurpaci6n de las atribuciones
propias de los Municipios realizada por el Ejecutivo;
y se planted, por tanto, una grave cuesti6n de legali-
dad y de atribuciones en un "asunto de interns p6-
blico", sobre la cual la Camara, segin elinciso 19 del
articulo 59 del C6digo fundamental:-tiene atribuci6n
para resolver, no solo porque ninguna disposici6n da
otro organismo constitutional facultad para hacerlo,
sino porque taxativamente Ia Constituci6n atribuye al
Congress, y por tanto, 1 lai Camara, en la parte que
le concierne, el derecho de dictar las disposiciones que
regulen y organicen cuanto se relacione con la admi-
nistraci6n general, la provincial y la municipal y todas las
demds leyes y resoluciones que estimate convenientes sobre
utalesquiera otros asuntos de interNs ptblico. Para esta-
blecer su competencia la Camara, pues, solo tiene que
examiner si las infracciones sefialadas son ciertas;
puesto que si lo fueren, A ella compete dictar las re-
soluciones que estime procedentes, a fin de resguar-
dar el interns pfblico y exigir, si fuera preciso, la
responsabilidad correspondiente a los autores del
atentado contra la Ley 6 ]a Constituci6n.
Para lograr el objeto perseguido, es precise estu-
idiar con separaci6n las infracciones que existen en
,cada una de las concesiones 6 autorizaciones cuyo es-
tudio ha venido a esta CAimara. Designaremos la
primer con el nombre de "Giberga-Castafieda" y la
segunda con la concesi6n "Gelat".

'GIBERGA-CASTANEDA"

El aiio 1894, D. Ovidio Giberga solicit del Gobier-
no General auiorizaci6n para establecer en esta ciudad
una Planta Elctrica para alumbrado, ajustandose A
lo que preceptfia sobre la material el R. D. de 14 de
Marzo de 1890 y su Reglamento concordante de 19 de
Junio del propio adio.
En ese expediente promovido por el seflor Giberga,
so omitieron algunos de los requisitos seialados por
la Ley, como por ejemplo: la consult a la Adminis-
traci6n General de Comunicaciones, prescrita en el
citado articulo 3? del R. D. citado. Pero no obstan-
te eso, el Gobernador General, en 30 de Octubre de
1894, concedi6 al sefor Giberga la autorizaci6n soli-
citada, svjetdndose en un todo 6 las disposiciones vigentes
en la material.
Por tanto, el senior Giberga tenia la autorizaci6n
t6cnica exigida por la Ley, para instalar una Planta
E1ectrica, pero no podia prescindir de los demis re-
quisitos necesarios antes de que funcionase esa Plan-
ta; sefialados uno de esos requisites en la Ley de
Obras PAblicas y otros en la Ley Municipal.
El Sr. Giberga no quiso 6 no pudo hacer uso de la
autorizaci6n que habia obtenido del Gobernador Gene-
ral, y traspas6 sus derechos al Sr. Tiburcio P4rez Cas-
taieda, quien se apart6 de los trkmites fijados en las
leyes, para obtener la concesi6n definitive.
Acudi6 en primer t4rmino al Ayuntamiento, el que
fij6 unas bases, t las que debia someterse la concesi6n,


y cuando, segfn lo legal y 16gico, el Ayuntamiento
debia seguir los trAmites hasta hacer la concesibn defi-
nitiva, el Sr. Castafleda obtuvo del Gobernador Mili-
tar la orden nfun. 109 de la series de 1902, publicada
en la Gaceta de la Habana de 18 de Abril de 1902.
En dicha orden se empieza insertando la del Gobier-
no Military nfim. 231 de la series de 1901, que el Sr. Cas-
tafieda supone ser fuente y origen de sus derechos,
cuando dicha orden era solo una declaraci6n que hacia
el Gobierno Militar en nombre de los Estados Uniidos,
manifestando que el Sr. Castaiieda expresaba haber
adquirido los derechos de la autorizaci6n que obtuvo
el Sr. Giberga en 1894, y que el Gobierno'de los Esta-
dos Unidos nada tenia que oponer A e-a calegad,., conce
si6n, siempre que se hubiese obtenido de acuerdo con
lo dispuesto en las leyes; y no quiriendo el Goberna-
dor Militar declarar la legalidad de esa alegada conce-
si6n, deja que tal punto lo resuelvan los Tribunales de
Justicia, reconociendo expresamente la vigencia de los
derechos que correspondent al Municipio Ccon s,'ecibn 6
las leyes vigentes.)
De modo que la orden 231 de la series de 1901 no di6
ni quit nada al Sr. Castaiieda; se limitb6 exponer
que el Sr. Giberga habia cedido & aqu61 los derechos
que se le concedieron en 30 de Octubre de 1894.
Y para ser consecuente con su criterio, hasta enton-
ces acertado, debi6 el Gobernador Militar dejar al
Ayuntamiento hacer la concesi6n, para lo cual le da
competencia el art. 69 de la Ley Municipal. Pero no
se hizo asi; el mismo Gobernador Militar dict6 la Or-
den nfm. 109 de la propia series de 1902, hacienda ya
una verdadera concesi6n. De esta Orden y de las in-
fracciones que en ella se cometieron no habremos de
ocuparnos, porque el propio Gobernador Militar la
derog6 totalmente en la segunda part de la Orden
nfimero 160 de la propia series de 1902 publicada en la
Gaceta de 17 de Mayo de dicho aflo.
Tan evidentes eran las infracciones legales conteni-
das en dicha orden 109 que llamaron la atenci6n del
Gobierno de Washington, qui6n orden6 A su represen-
tante que revocase escuetamente la citada orden; y asi
se hizo en ]a ya citada segunda parte de la nfim. 160
series de 1902.
Esta several enseilanza debio servir de norma, para
no volver a cercenar las facultades del Municipio, a
quien el articulo 69 de la Ley Municipal concede com-
petencia exclusive para decidir en todo lo relative al
alumbrado de la ciudad, no obstante la cortapisa que,
en lo ticnico de las instalaciones el6ctricas, cre6 el
R. D. de 14 de Marzo de 1890.
Y nos encontramos frente al Decreto de la Secreta-
taria de Obras Pfblicas, fecha 16 de Julio de 1902,
publicado en la Gaceta de 18 de los mismos mes y afio,
en que so hace al senior Tiburcio Pbrez Castaileda la
concesi6n para establecer una Planta E14ctrica en
esta ciudad, derivada de los derechos adquiridos por
el senior Castafieda, en virtud de la cesi6n que le hizo
D. Ovidio Giberga y Gall de los nacidos del Decreto
del Gobernador General de Cuba, fecha 30 de Octu-
bre de 1894.
El senior Secretario de Obras Pflblicas, en el Decre-
to citado quiso resucitar en algo lo que habia hecho
el Ayuntamiento, 6 insert las bases que Este habia
fijado hacia ya largo tiempo el senior Castaileda, olvi-
dando el senior Secretario de Obras Phblicas que todo
lo actuado sobre esta material con anterioridad al 17
de Mayo de 1902 en que se dict6 la orden nim. 160
de la series de 1902, habia quedado anulado por 'esta
orden.
Y el Secretario de Obras Pdblicas no solo asumi6
facultades que eran privativas del Ayuntamiento a










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CMARA 435


tenor del articulo 69 de la'Ley Municipal, y del 105
de la Constituci6n, que ya entoiices regia, sino que
hizo una concesi6n enteramente nueva, variando,
afiadiendo y quitando cuanto le vino en mientes.
Se olvid6 de lo que en 1894 habia pedido el senior
Giberga, y para lo cual se le habia autorizado. no
.vi6 los pianos y la memorial presentados por aqu61, 6
hizo Una concesi6n nueva, tan nueva que no la cono-
ceria ni el mismo senior Giberga; cotejando lo pedido
,por 6ste y lo dado A Castafeda por el Secretario de
Obras Pfblicas, se encuentra d primer vista y sin
.ahondar en.el examen de las condiciones, que la pri-
mera autorizaci6n fue para una instalaci6n area y la
segunda para una subterrAnea: ,la primer fue solo
para alumbrado y la segunda para alumbrado y fuer-
za motriz.
De modo quesin sefialar otras infracciones de me-
nos bulto, nos encontramos en primer t6rmino con
una constitutional, la del .articulo 105, quitando el
Secretario de Obras Pfblicas al Ayuntamiento la
competencia que 6ste tiene para decidir en lo relative
al alumbrado de la ciudad, y otra infracci6n del ar-
ticulo 69 de la Ley Municipal, que fija la misma
competencia.
iY lleg6 al colmo el Secretario de Obras Piblicas al
disponer del subsuelo de la Habana, concediendo al
seflor Castafieda-sin haberlo pedido ni 61 ni antes el
senior Giberga-el monopolio de ese subsuelo, con
manifiesta infracci6n del articulo 350 del C6digo
Civil!
De intent deja el Ponente para el final seiialar las
,infracciones que se comet-'n en el decreto del senior
Secretario de Obras Piblicas del R. D. de 14 de
Marzo de 1890. Basta con apuntar que el articulo 4?
de ese R. D. preceptfa que today modificaci6n que se
pretend realizar en las instalaciones ya concedidas,
necesita nueva autorizaci6n sujetAndose A los mismos
requisitos de carActer procesal, que seiala ese Real
Decreto. Nada de eso se hizo por el Secretario de
Obras Pfblicas, quien resucitando pretensos derechos
adquiridos por el senior Castafieda, concedi6 A 6ste
cuanto quiso el Secretario,.que fun much mAs de lo
pedido por el senior Castafieda, sin amoldarse A pre-
cepto alguno, sin guia y sin norma.
Entiende el Ponente que hastan los defects enu-
merados para comprender que en decreto del Fefior
Secretario de Obras Pfblicas, fecha 16 de Julio de
1902, se han cometido abiertamente infracciones in-
constitucionales 6 ilegales.

CONCESION GELATS.

Al hacerse A la "Compania de Electricidad de Cu-
Cuba" presidida por el senior Narciso Gelat, la con-
cesi6n para establecer una plant el6ctrica en esta
ciudad, se pretendi6 enmendar los yerros contenidos en
el Decreto de la Secretaria. de Obras Phblicas, inserto
en la Gaceta de 18 de Julio de 1902, y no siendo ya el
Secretario de Obras Phblicas sino el mismo Presidente
de la Repfblica quien hacia la concesi6n. Pero se
olvid6 tambi6n que ni el articulo 105 de la Constitu-
ci6n, ni el 69 de la Ley Municipal atribuyen al Pre-
sidente de la Repfblica la facultad de subrogarse en
los derechos que son privativos del Ayuntamiento,
debiendo siempre quedar 6stos A salvo.
En el Decreto numero 101, publicado en la Gaceta
de 21 de Agosto de 1902, el Presidente de la Repfbli-
ca hace la concesi6n A la "Compafnia de Electricidad
de Cuba", en tan extrafia forma, con tan confusos
t6rminos, que parece A primera vista que esa concesi6n
es la misma Giberga Castafieda, puesto que se expresa


que los derechos de 6stos se traspasaron A la nueva
Compania, pero conclude el propio decreto declarandd
que los derechos de la "Companiia de Electricidad de
Cuba". solo nacen de la concesi6n que se hace en el
referido Decreto u? 101, aunque toma nota de la noti-
ficaci6n que se le hace de que lo concedido A los sefio-
res Giberga y Castafieda ha sido traspasado A la
nueva compifia.
La Ponencia no puede analizar uno por uno los in-
numerables defects de carActer t6cnico y administra-
tivo que se contienen en ese Decreto; ya estan sefia-
lados con proligidad en la petici6n que en Septiembre
iltimo hizo A la CAmara el Ayuntamiento de la Ha-
bana, defendiendo su competencia y pidiendo la
reinstalaci6n de sus derechos vulnerado!.
Debe sefialarse, no obstante, un punto en que estA
patente la infracci6n del R. D. de 14 de Marzo de
1890. En el Decreto nfmero 101 se concede autori-
zaci6n A la "Compafia de Electricidad de Cuba" para
usar el fluid que pueda proporcionarle la "Havana
Electric Railwy Co", mientras la .Compaflia de Elec-
tricidad de Cuba" construya su Planta. Tal dispo-
sici6n contradice abiertamentc los preceptos del R. D.
de 14 de Marzo de 1890, por cuanto en el articulo.49
de 6ste se dice que today variaci6n de las concesiones
hechas, ha de someterse A los mismos trAmites que
una concesi6n nueva, y no teniendo la "Havana
Electric Railway Co." autorizaci6n para vender flui-
do, es decir, ampliar 6 alterar servicio, necesitaria
obtener 6sta antes de poder suministrarlo A la "Com-
pania de Electricidad de Cuba".
Para demostrar que dl mismo Gobierno ha rectifica-
do su criteria en lo que se refiere A autorizaciones y
concesiones para hacker instalaciones el6ctricas, el po-
nente llama la atenci6n de la CAmara sobre el Decreto
nfmero 14 de 1902 publicado en la "Gaceta" de 13 de
Febrero del corriente afio, en el cual se sienta la bue-
na doctrine, la fnica viable A tenor de la legislaci6n
vigent., de que el Ejecutivo sefiala las condiciones t6c-
nicas A que debe ajustarse una instalaci6n el6ctrica,
respetando las facultades de los Municipios para con-
ceder los permisos que A dichas Corporaciones corres-
ponde otorgar. El mencionado Decreto nfimero 14 de
la Secretaria de Gobernaci6n; dice que: por la present A los mencionados sefiores Eduardo J.
Chibas y Ricardo S. Porro para que, una vez que ha-.
yan obtenido del'Ayuntamiento interesado el permiso
que A dicha corporation compete otorgar,hagan la ins-
talaci6n de referencia, sujetandose A las siguientes
condiciones tBcnicas, y sefiala ese Decreto las condi-
ciones t6cnicas, sin mezclarse en las de otra clase, cu-
ya fijaci6n es de la exclusive competencia de los mu-
nicipios. Esa es la inica doctrine, legal, 16gica y ra-
cional, en tanto no varie la legalidad vigente. Se ve,
pues, que el mismo Gobierno ha rectificado en esta fil-
tima autorizaci6n los errors que cometi6 en los decre-
tos anteriores.
Todas las infracciones 6 ilegalidades seiialadas, -son
motivo bastante para declarar la nulidad del Decreto
de la Secretaria de Obras Publicas, fecha 16 de Julio
de 1902, y del Decreto nfmero 101, publicado en la
Gaceta de 21 de Agosto del mismo afno.
Y Ia "Compailia de Electricidad de Cuba" ha re-
nunciado implicitamente A los derechos que para 611a
pudieron nacer de talPs Decretos, porque ni siquiera
ha afianzado la concesi6n en los t6rminos que se le
exigi6 al ha-erse.
La ponencia en su prop6sito de estudiar este asun-
to en todos sus aspects, ley6 la moci6n presentada al
senior Presidente de la Repfblica por la Compafia del
gas y electricidad de esta ciudad, en que se demuestra









436 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA


que la ':Compania de Electricidad de Cuba" no pres-
t6 la fianza en el tiempo y cuantia sefialados al hacer-
sele la concesi6n.
La Ponencia para no tener que razonar sobre este
asunto, acompafia una copia del escrito mencionado.
La fianza se prest6 fuera del t6rmino improrrogable
que habia para ello, y se acumularon, ilegalmente, dos
fianzas para llegar a la cuantia exigida; ambas cosas
se demuestran en el escrito referido, y ellas dan por
resultado la caducidad de la citada concesi6n.
Esta Ponencia tiene, pues, el honor de informal:
19-Que en material de instalaciones electrical la
competencia del Estado se limit a ((la autorizaci6n
t6cnica que precisamente deben obtener los solicitan-
tes sometidos al efecto al examen de los organismos
determinado en el R. D. de 14 de Marzo de 1890, los
pianos y memories explicativa de las obras proyec-
tadas.
29-Que la concesi6n para instalaciones relaciona-
das con el alumbrado de las poblaciones, es de la ex-
clusiva competencia de los Ayuntamientos, segfn el
articulo 69 de la Ley Municipal.
3-Que en las conce.iones otorgadas al Sr. P6rez
Castafieda, como cesionario de los derechos del senior
Ovidio Giberga, y al Sr. Narciso Gelats como Presi-
dente de la "Compafia de Electricidad de.Cuba", se
han infringido los preceptos del R. D. de 14 de Marzo
de 1890, del Reglamento para la ejecuci6n de dicho
Real Decreto, de las Leyes Municipal y de Obras Pd-
blicas y de la Constituci6n, desconociendose las atri-
buciones del Ayuntamiento yusurpindolas la Secre-
taria de Obras Piblicas.
49-Que al Congreso corresponde, segfn el articulo
59 de la Constituci6n, dictar una resoluci6n anulando
eras concesiones ilegales, por ser de interns pfiblico,
evitar que un organismo invada las atribuciones de
otros.
59-Que esa resoluci6n anulando las concesiones PB-
rez Castafieda y Gelats, no afecta los derechos que so-
bre la autorizaci6n t6cnica que se le di6 en Octubre de
1894 al Sr. Ovidio Giberga y que 6ste trasmiti6 al se-
for P6rez Castafieda, derechos que su poseedor puede
hacer valer y completar observando los preceptos con-
tenidos en las disposiciones legales vigentes que ampa-
ran las facultades del Ayuntamiento.
6?-Que los derechos que las parties puedan ejerci-
tar ante los Tribunales de Justicia no coartan, ni me-
nos impiden las facultades que tiene el Congreso para
tomar resoluciones acerca de cuestiones propias de su
competencia.--Juan Antonio Garmendia. -Felipe
GonzAiez SarrainD.

Sn. PRESIDENTE: La Presidencia, con arreglo A lo que
Sdispone el Reglamento, pone a discusi6n elvoto parti-
cular que mas se aparta 6 sea el del senior Cardenal.
Sa. CARDENAL: UJn m emnto, seflor Presidente: en
la form' son diferentes, pero en el fondo coinciden y
concuerdan los dos votos particulares, yo adhiero el
mio al del senior Garcia Cafiizares, con el objeto de te-
ner el gusto de oirlo.
Sn. PRkSIDENTE: En el fondo, sustancialmente, son,
iguales; pero en la forma parecia m"s energico, por-
que rechaz6 today discusi6n, el del senior Cardenal,
mientras que en el del senior Pelayo Garcia se decline
la jurisdicci6n de la CAmara.
LA Igfn'sefior Representante quiere hacer uso de la
palabra en contra de los votos particulares de los se-
flores Cardenal y Pelayo Garcia?
Sn. GARMENDiA: Pido la palabra en contra.
SR. PBESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Garmendia.


SR. GARMENDiA: Sefor Presidente y seflores Repre
sentantes, por necesidad reglamentaria, me veo en ]a
precision de usar de la palabra en estos moments. Yo
esperaba hacerlo en apoyo del dictamen que suscribe
conmigo el senior Sarrain; pro como quiera que si se
pu-iera a votaci6n ahora el voto particular de los se-
flores Pelayo Garcia y Cardenal, y fuera aceptado,que-
daria rechazado de piano el parecer de los seflores Sa-
rrain y otros compafliros, result que me veo en la
necesidad de hacer uso de la)palabra, no solamente pa-
ra combatir la opini6n de los sefiores Pelayo Garcia y
Cardenal, sino al propio tiempo para defender la pro-
cedencia indiscutible del voto que hemos suscrito.
Hace proximamente un afio, que se trajo a esta CA-
mara la cuesti6n conocida con el nombre de Giberga,
Gelats y fltimamente de Castafieda. En aquella epoca
al cambiar impresiones con various compafieros y corre-
ligionarios, alguno, 6 algunos pensaron que debia
traerse A la barra a los infractores de los preceptos.
Yo, pensando entonces que nuestra RepAblica ape-
nas llevaba cien dias de vida, temeroso del escandalo
que babria de proporcionar entire propios y extrafios,
pensando siempre que por los medios que nosotros co-
nocemos con el nombre de recursos civiles podiamos
restablecer la normalidad constitutional, sin apelar A
esas vias dificiles y extraordinarias, me opuse a ir por
el camino que indicaban aquellos correligionarios.
DespuBs he tenido ocasi6n de saber, por muy buenas
fuentes, que el Presidente de la Repfiblica, no ha hecho
cuesti6n de gabinete la promulgaci6n de ese Decreto;
qne espera A que la Camara d6 si opinion, porque 61
entiende que realizaba un acto conform con la Cons-
tituci6n, sin por eso dejar de entender que cuando el
Senado y la CAmara le hubieran demostrado lo con-
trario, tendria que rectificar su opinion.
La cuesti6n que aqui se debate comenz6, como se di-
ce en el dictamen 4 que acaba de dar lectura el senor
Secretario con la llamada autorizaci6n Giberga.
En la llamada concesi6n Giberga, hay que rectificar
el primer nombre, porque es un error y de ese error
han venido de uno en otro todos los que se han veuido
cometiendo hasta el veintidos de Agosto del afio 61-
timo.
No es tal concesi6n Giberga, sefiores, y a pesar de
ser enojoso, voy en 6ste y en todos los demks casos a
darle lectura a los documents que A esa material se
refieren, para que se yea que no hay interpretaci6n
err6nea por mi parte; puesto que yo no hago mas que
relatar los hechos extrictamente ajustados a la verdad.
Decia el afio mil ochocientos noventa y cuatro el se-
for Giberga al Gobierno espafiol que deseaba instalar
una plant el4ctrica en esta ciudad y que'venia A soli-
citar la concesi6n oportuna.
El Gobierno espafiol que tenia perfect conciencia
de la material, porque precisamente durante el impe-
rio de la colonia fu6 cuando se promulg6 en Cuba el
Real Decreto de catorce de Marzo de mil ochocientos
noventa, despu6s de haber oido el dictamen del senior
Martinez Zapata, miembro de la Junta de Obras PG-
blicas en el expediente relative a la autorizaci6n, hizo
que rectificara la palabra lanzada por el sefor Giberga
con el nombre de concesi6n y accedi6 A esa autoriza-
ci6n tecnica, pero de ninguna manera A la concesi6n.
jTenia el Gobierno Espafiol, ni tiene el Gobierno cu-
bano facultades para conceder instalaciones el6ctricas
dentro de la ciudad? De ninguna manera, sefiores.
En ese dictamen a que se ha dado lectura se ve que
el mismo Gobierno Cubano lo ha reconocido asi en el
caso de los sefores Chibas y Porro. Se reconoce que
las concesiones son dadas solamente por los ayunta-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA 437


mientos porque son materials municipales con arreglo
al articulo quinto de la Ley Municipal.
Se autoriza por un Juzgado 6 cualquier funcionario
pfiblico 6 que entire en un domicilio en determinadas
circinstancias; pero no se concede la entrada mas que
por el duenio de la casa.
Autorizaci6n que es la antesala de la concesi6n; que
es un derecho que forma part del otro; un derecho
rudimentario de la misma concesi6n.
El Decreto de catorce de Marzo de mil ochocientos
noventa promulgose en Espafia y se hizo extensive a6
Cuba copikndolo de un Decreto analogo publicado en
Francia. Eran muchas las vias el6etricas que se ha-
bian establecido, no solamente para alumbrado sino
tambi6n para tracci6n; esas comunicaciones el6ctricas,
inqtaladas sin las necesarias condiciones que la ciencia
determinaba, traian inconvenientes y peligros hasta
para la seguridad pfblica.
En Francia se public un Decreto analogo exigiendo
condiciones determinadas en la autorizaci6n, porque
la naci6n disponia de elements t4cnicos de que no
disponian muchos municipios.
Espafia, segftn he dicho, lo copi6 y lo aplic6 a Cuba;
era como si dij6ramos la consignaci6n del derecho su-
premo que tienen todas las naciones en todas aquellas
materials de gravedad y en que se afecta 6 se puede per-
judicar A la vida de los ciudadanos; pero ni en Francia
ni en Cuba pudo suponer que el Estado tuviera su cen-
tralizaci6n hasta el extreme de hacer 61, concesiones
por el Ayuntamiento de la Habana y por todos y cada
uno de los ayuntamientos de la Isla.
Al Ayuntamiento de la Habana y a todos y cada uno
de los ayuntamientos de la Isla corresponde el derecho
de hacer concesiones; el Estado se reserve el dierecho
de autorizaci6n 6 sea el derecho de la supreme inspec-
ci6n segfin el Decreto de catorce de Marzo de mil
ochocientos noventa y otros reales decretos y regla-
mentos. Ese Real Decreto de catorce de Marzo de
mil ochocientos noventa se refiere en todos los articu-
los excepci6n hecha de los diez primeros A las cuestio-
nes t6cnicas sobre electricidad yisobre todos los demAs
particulares que se relacionan con la cuesti6n t6cnica;
los diez primeros articulos hablan solamente de la par-
te administrative en concept general.
En la autorizaci6n Giberga, segfin acabo de leer, se
concede esa autorizaci6n con arreglo al Real Decreto,
no obstante, much tiempo despu6s don Waldo Fuen-
tes, en las postrimerias del afio mil o -hocientos noven-
ta y ocho, cuando ya Espafia estaba evacuando sus
tropas de la Isla, cuando habia cesado por complete ]a
soberania de la misma, obtuvo el citado Fuentes otra
autorizaci6n t6cnica para que, por los recursos legales,
obtuviera una concesi6n para el sistema de alumbrado
y tranvias en Cuba.
El senior Castafieda cuya ecuanimidad estA fuera de
duda, vi6 dos filones en esas dos autorizaciones; en la
autorizaci6n Giberga y en la autorizaci6n Fuentes.
Vi6 mas viable la autorizaci6n Giberga y acudi6 6 ella.
Se present al Gobierno Militar Interventor, IlamAn-
dose cesionario de la concesi6n, y aqui faltaba A la
verdad porque no podia ser eesionario de una concesi6n
que no concedi6 el Gobierno Espafol al senior Giberga.
El Gobierno Militar, procediendo cauta y correctamen-
t, 'envi6 esa autorizaci6n al Ayuntamiento de la Haba-
na para que informara respect A la certeza y legalidad
de la misma, y el Ayuntamiento de la Habana, lo pas6
A informed del abogado Sindico el sefior O'Farrill. El
sefor O'Farrill dictamin6 en el sentido de que esa
concesi6n no podia serle, digo mal, me refiero a la


autorizaci6n Fuentes dictamin6 el sefor O'Farrill en
el sentido de que era nula, valdia que no podia terle
concedida en lo absolute, y llam6 la atenci6n de que
habia sido hecha por Espafla cuando ya habia cesado
su soberania en esta Isla; no se desanim6 por eso el se-
flor Castailela y entonces volvi6 la carga por decirlo
asf, y se llam6 concesionario de la conces'6n Giberga.
Igual procedimiento adopt el Gobernador Militar: le
pas6 al Ayuntamiento de la Habana para que dicta-
minara, una solicitud del senior Giberga en la que est6
representado por distinguido compafiero que se sienta
entire nosotros y que es el senior Carlos Fonts.
La resoluci6n fu6 favorable respect A que esa auto-
rizaci6n pasase como era natural al Sindico del Ayun-
tamiento, seflor Zayas, hoy Senador de nuestra Repfi-
blica. El senior Zayas inform, entire otros particulars,
que era de imprescindible necesidad proceder a la
subasta en caso de que se aceptase lo propuesto por el
senor Fonts, A nombre del seflor Castaiieda; pero el
senior Castafieda v4i6 que no era ese el camino que le
convenia, porque entonces habia de tener contrincan-
tes, rivals, y acudi6 por tres 6 cuatro veces al Gobierno
Military solicitando de por si la concesi6n del alumbra-
do el6ctrico de esta ciudad. Tenia ya por tanto pedidas
tres companies el6ctricas para el alumbrado de esta
ciudad que apenas si cuenta trescientas mil almas. Y
estas tres concesiones traen 6 la mente el recuerdo de
las tres hijas de Elena, que las tres eran tres, y nin-
guna era buena.
El Gobierno Militar no era possible que pudiera man-
tenerse siempre A salvo de las asechanzas del senior
Castarleda, y al fin 6ste, consigui6 del Gobierno Mili-
tar la promulgaci6n de la Orden doscientos treinta y
uno, que dice asi: (Lee.)

X(Cuartel General, Departamento de Cuba.

Habana, 29 de Octubre de 1901.

El Gobernador Militar de Cuba ha tenido 6 bien dic-
tar la publicaci6n de la siguiente Orden. Habiendo
presentado el senor don Tiburcio P6rez Castafieda y
Triana, A la aprobaci6n del Gobierno Militar, la que
alega ser una concesi6n que por compra obtuvo del
senior Ovidio Giberga y Gali, otorgada por el Goberna-
dor General de la Isla en 30 de Octubre de 1894, el
Gobernador Militar significa que los Estados Unidos en
nada se oponen a la que se alega ser una concesi6n por
part de Espafia, ni 6 los t6rminos y condiciones que
contiene, a saber:))

Esta Orden doscientos treinta y uno despu6s de co-
nocido su contenido result ser completamente neutra.
El Gobierno Americano ni ratific6, ni rectific6, ni am-
pli6, en ningfin sentido, la concesi6n que se decia ale-
gada por el senior Castaieda que se hiciera al senior
Giberga, y que como antes demostr6, no era concesi6n,
sino una autorizaci6n t6cnica.
Mas tarde, el mismo senior Castafieda obtuvo del
Gobierno Militar la promulgaci6n de la Orden 109,
parece ser que la 231 no habia dado el resultado finan-
ciero apetecido, porque como los sefiores Representan-
tes pueden ver, una Ley tan anodina, no podia dar
ningfin resultado legal, ni financier, como lo di6 la
promulgaci6n de la 109, que esa si era grave, que esa
si que tenia cardcter legal, a cuyo reclamo los accio-
nistas que no habian acudido a la promulgaci6n de la
231, acudieron al publicarse la 109 que dice asi:







438 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CA IMARA


((Orden nfm. 109.

Habana, 18 Abril de 1902.

El Gobernador Militar de Cuba ha tenido bien
disponer la publicaci6n del siguiente permiso para co-
nocimiento y guia de todos aquellos A quienes con-
cierne. Incluye aqui la Orden 231, y sigue: El Gober-
nador Militar autoriza por la present al senior Tibur-
S cio Castafieda y Triana para que proceda A los trabajos
necesarios de construcci6n autorizados por la mencio-
nada concesi6n que se alega, bajo las condiciones si-
guientes:))

Mentira parece que se hiciera una concesi6n vista
tan s6lo lo que se alega porla part interesada sin que
se txigiera demostraci6n alguna, sin embargo, asi, se
hizo. La Orden se promulg6, tuvo vigor legal y los
accionistas acudieron al rcclamo de la empresa. Pero
algunas empresas, algunos elementos del-pais, acudie-
-ron a! Gobierno de Washington en demand de justi-
cia; y el Gobierno de Washington que tenia aqui un
Delegado, algo A modo de Virey, vi6 que era tan es-
candaloso, an6malo y estupendo el caso, que inmedia-
tamente dispuso la revocaci6n de esa Orden nfmero
109. Y el General Wood, que tenia ese empeino, no se
si por debilidad 6 por error, decline en el Ayunta-
miento la responsabilidad de esa orden 109, diciendo
que ]a habia dictado A instancias del mismo. Pero no
obstante, el Gobierno de Washington dispuso la revo-
caci6n de esa Orden, fuera de 61 6 del Ayuntamiento,
fundandose en lo que disponia la Ley Foraker, deque
no se podian hacer, durante la, intervenci6n america-
na, ninguna clase de concesiones en Ia Isla de Cuba.
Ante ese precepto terminante de la Superioridad
para el General Wood, 6 sea el Gobierno de Wash-
ington, el General Wood se vi6 obligado A publicar la
Orden 160, en que, d&spu6s de tratar de la modifica-
ci6n de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y de otros
asuntos completamente ajenos A la Concesi6n Casta-
fieda, dijo en el pArrafo 39 de esa Orden: ,Que ha-
bi4ndose otorgado, etc,. (Lee). Tenemos pues, la Or-
den 231, Orden 109 y Orden 160 que se refieren a lo
que era una derivaci6n de la autorizaci6n hecha en
tiempo del Gobierno espafnol, 1894, A Ovidio Giberga.
La, Cmara recordarA el'informe brillantisimo hecho
por el sefor Xiques, en el que se demostr6 que en vir-
tud de las tres 6rdenes fltimas, las cuales derogan la
109, quedaba la concesi6n,en su ser y estado legal que
tenia en el 1894, es decir, que no tenian mis derecho,
que el de haber sido aprobados al seflor Ovidio Giber-
ga los pianos y studios t6cnicos, para que en su dia,
mediante los requisitos que se sefialaban en la Ley de
14 de Agosto de 1890, pudiera el senior Castaiieda, 6
aquel que en la subasta resultara mejor postor, tuvie-
S ra que aceptarlos.
En realidad de verdad, no habia nada mas que los
pianos y studios t6cnicos, no habia relaci6n ninguna
conoel Ayuntamiento de la Habana.
Parece mentira que se obtuviese despu6s lo que no
se obtuvo en el period interventor, en que domin6 el
sable, porque todos sabemos que Cuba, en el period
dela intervenci6n, estuvo regida como si se tratara
de una poblaci6n en estado de sitio; y que la justicia
se hubiera impuesto y el Gobierno de Washington.
hubiera obligado a su representante en Cuba a volver
sobre sus pasos y a derogar la escandalosa Orden nfi-
mero 109 dejando las cosas en el ser y estado en que
estaban.
; DDespuBs de star en plena vida constitutional, en
pleno period en el cual region todas las leyes que se


derivan de la Constituci6n, nosotros hemos tenido que
por error, conste que digo error de buena fe, el Go-
bierno ha olvidado completamente la historic de esta
autorizaci6n y ha creido que el Ayuntamiento habia
dado esa concesi6n.
Pero he aqui que la Orden A que se refiere ]a Orden
que yo present en su oportunidad, no es lo finico re-
lativo a la concesi6n que se llam6 Gelats, porque Gelats
vino a ser cesionario de Castafieda, cesionario de una
cosa que no la hubo nunca, y en esa Orden se dice lo
siguiente: ((Habiendo solicitado ...... (Lee.)
De seguro que la Camara no habrA entendido nin-
guno de estos tres parrafos, como tampoco yo los he
entendido apesarde haberlos leido muchas veces. Aqui
se mixtifican concepts, aqui se lanzan errors, aqui
se habla de la concesi6n Ovidio Giberga, cuando 6ste
no tenia mas que una autorizaci6n t4cnica, aqui se en-
lazan y confunden la compailia Gelats, que no hemos
visto todavia, con la Habana E1ectrica; se autoriza A
la compania de tranvias para que trasmita su fluido A
]a nueva compafia, cuando en el Real Decreto se dice
que para hacer 6sto se necesita un expediente nuevo
como si fuera una nueva concesi6n.
En el expediente no hay una sola instancia de la
companfia de tranvias en la que venga A solicitar au-
torizaci6n para vender fluido el6ctrico; esa solicitud la
hace el senior Gelats.
Hecha la relaci6n de lo sucedido, entremos en la
cuesti6n legal: ,es material municipal 6 es material del
Estado el alumbrado 6 la tracci6n el6ctrica de las
ciudades?
El articulo 69 lo determine perfectamente. Dice
asi......
SR. GARCIA CARIZAKES: (rnterrumpiendo.) Senfor
President: Para una cuesti6n de orden, aprovechan-
do el descanso del senior Garmendia: deseo que por la
Mesa se me diga si hay q',,rZin.
Sn. PRESIDENTE: Existe quorum, sefor Garcia Caffi-
zares.
Puede continuar el sefor Garmendia.
SR. GARMENDIA: Decia, sefiores Representantes, que
segfin el articulo 69 de la Ley Municipal, es de la
competencia de los Ayuntamientos. (Lo lee.)
Asi, pues, siendo un servicio municipal, solamente.
el Ayuntamiento tenia competencia para hacer la con-
cesi6n, porque despu6s de todo, el acto que se realize
es un contrato de alumbrado entire un particular 6 una
compaflia y el Ayuntamiento; no es mAs que un actor
de arrendamientos de servicios, y para.eso se necesita
la concurrencia de las dos parties.
No se concibe que el Ayuntamiento adquiera dere-
chos si no ha tenido la concurrencia direct y persona-
lisima del mismo, ya por medio del Consistorio, ya
por medio de su representante, el Alcalde.
4SerA, pues, el contrato de alumbrado un contrato
naciofal? De ninguna manera, porque si lo fuera,
surtiria susefectos en today la naci6n cubana, y no
sure sus efectos mis que en la Habana.
Siendo, pues, un contrato municipal, solamente el
Ayuntamiento ha tenido personalidad para celebrarlo
6 rechazarlo, y no ha podido ni debe tener ingerencia
de ninguna clase el Presidente,. en una cuesti6n ex-
clusivamente municipal.
. Porque todos los organisms de la Repfblica, con-
forme A la Constituci6n, son perfectamente aut6no-
'mos. Existen el Estado, laProvincia y el Municipio:
el Estado esta representado por las dos CAmaras y el
Poder Ejecutivo: la Provincia por una Cimara, el Con-
sejo Provincial y el Gobernador, y el Ayuntamiento
por una Camara que se llama el Consistorio y por su
Alcalde.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


Todos los actos que se refieran A cualquiera de estos
tres organismos tienen que ir representados 6 llevar
el sello de la aprobaci6n de esos mismos organismos.
Y aqui entro respect de lo que se refiere al voto
particular, acerca de que nosotros no tenemos perso-
nalidad para rechazar lo que ha heebo el Presidente,
ni para declarar la anulaci6n de la concesi6n.
Con arreglo al articulo 59 de nuestra Constitu-
ci6n.......
Me dice el sefor la Torre que esa es la cuesti6n im-
portante, la capital del asunto, porque respect a todo
lo demis la CAmara esta de acuerdo.
Sn. LA TORRE: No toda la CAmara, yo.
SR. GARMIENDiA: Yo creo que la Camara estarA de
acuerdo, porque la discusi6n no es mas que la .conse-
cuencia necesaria y natural de la exposici6n de he-
chos, y la exposici6n de hechos se ajusta a la verdad
y se funda en los documents A los. cuales yo he dado
lecture. Los juicios de ]a CAmara tienen que estar
perfectamente de acuerdo con lo que dice el seflor la
Torre y con lo que y.) he sostenido; en lo que hay va-
riante es en la material que se refiere al Voto particu-
lar; en si esta Camara tiene 6 no facultades para de-
clarar la nulidad de esa concesi6n.
El articulo 59 de nuestra Constituci6n, dice lo si-
guiente: ((Son atribuciones propias del Congreso, pri-
mero former los C6digos y las leyes de carActer gene-
ral. (Sigue leyendo.)
Muchos creen que esta CAmara, a la par que el Se-
nado, no tiene mis que facultades legislativas y algu-
nas otras facultades que taxativamente le concede la
Constituci6n; y yo le preguntaria a esos seniores: ,Con-
ceder amnistia es una facultad legislative? No, abso-
lutamente no. Se llaman facultades legislativas las
que se refieren A las leyes que se hacen para el presen-
to y para el porvenir; y precisamente la amnistia no
se hace mis que para el present y para el pasado.
AdemAs, dice el articulo 59: ( aprobar los tratados de paz que el Presidente de la Re-
pfiblica haya negociado., Eso no es una ley, es una
facultad.
No se content el legislator con enumerarlo taxati-
vamente hasta llegar al articulo trece, refiri6ndose A
las facultades propias del Congreso, sino que quiso ser
mks explicit y puso la oraci6n siguiente: que la Ca-
mara 6 el Congreso tuvieran facultades para tomar
todas las resoluciones. No le sefiala mis que una
cortapisa; que esas resoluciones fueran de interns ge-
neral; y aqui me interest rectificar un concept.
Cuando se trat6 de esta cuesti6n Giberga-Castaile-
da, el aflo pasado, decia un compailero nuestro que
nosotros no debiamos intervenir en las cuestiones pri-
.vadas, que qu6 nos importaban las reclamaciones de
esa Empresa del gas; y A mi me importa much decia-
rar que yo no represent aqui los intereses ni de una
empresa privada, ni la Compalia de gas; yo no ven-
go aqui mas que 6 sostener la rectificaci6n de una ile-
galidad, A mi me basta y me sobra con que esa ilega-
lidad exista para que yo, como Representante, pida la
rectificaci6n de esa ilegalidad.
Nuestra Constituci6n se distingue de otras Consti-
tuciones, como la de Espafia, por ejemplo. 4A que no
encuentran los sefiores Representantes facultades se-
mejantes en la Constituci6n espafiola?; porque alli el
Congress es en verdad un Cuerpo Colegislador; alli el
que gobierna es el Rey con la consult y el asesora-
miento del Congreso 6 con las dos Camaras. Aqui no
ocurre eso, aqui los que gobernamos somos nosotros,
nosotros perfectamente a virtud del articulo 59; el
President de la Repfiblica no es mas que el Presiden-
te del Poder Ejecutivo, el Presidente no gobierna, tie-


ne facultades muy determinadas, y si no, veamos lo
que dice el articulo 68.
Dice este articulo: cnvocar a sesiones extraordinarias al Congreso, sus-
pender las sesiones del Congreso, presentar al Congre-
so, al principio de cada legislature el Mensaje Presi-
dencial, presentar al Congreso el proyecto de presu-
puestos, facilitar al Congreso los informes que 6stos
solicitaren, dirigir las negociaciones diplomAticas,
nombrar y remover libremente A los Secretarios del
Despacho, nombrar con la aprobaci6n del Senado al
President y Magistrados del Tribunal Supremo de
Justicia y 5 los Representantes diplomdticos, con
otros derechos y otras facultades.,
Pero hay que tener en cuenta, sefiores Representan-
tes, que los que gobernamos somos nosotros, conform
al articulo 59 de nuestra Constituci6n por las faculta-
des y atribuciones que nos concede, pues aunque por
nuestra ConstituciSn el Poder Ejecutivo es el Poder
moderador, en realidad, los que gobernamos somos
nosotros, porque si es muy cierto que el Poder Ejecu-
tivo tiene 61 la facultad de poner el veto, nosotros
sabemos perfectamento, que una vez acordado por el
Senado y el Congreso una Ley y puesto el veto por el
President vuelve 6sta A las CAmaras, y si 6stas la
ratifican por sus tres cuartas parties, ent6nces tiene
fuerzas obligatoria; de manera, que si nosotros no
olvidamos que somos los que gobernamos en Cuba por
medio de la CAmara y el Senado, que nosotros somos
el gobierno, convendremos en que tenemos el deber y
la obligaci6n de tender a los intereses generals, y
porque esa disposici6n atenta y viola el Real Decreto
de 1898, de 14 de Marzo, el Reglamento del mismo,
la Ley Municipal y todas las leyes relatives A las mis-
mas; no debemos nosotros tener intervenci6n en decla-
rar su improcedencia. 4Vamos nosotros A tolerar que
el Poder Ejecutivo, acompaiiado de sus Secretarios,
falte 6 la Constituci6n y se olvide de los preceptos de
la Ley, y haga, en una palabra y tome las resoluciones
que tuviera por convenient aunque no est6n dentro
de sus atribuciones? 4Vamos nosotros a esperar A
que termine el Presidente su period presidential,
para entonces hacer a modo de una f6 de erratas de su
Gobierno? Pero como precisamente es un Gobierno
Constitucional, no es possible hacer como con los libros
mal editados y que se valen de una f6 de erratas en
que subsanan todos los errors del mismo. Es nuestro
derecho, es mas, es nuestro deber lograr que todos los
elements que constituyen al Gobierno se apresuren 4
subsanar los errors cometidos por el Presidente y no
esperar a que haya terminado su period presidential
para entonces hacer la fM de erratas. Ent6nces pudie-
ra suceder lo que en 1643 en Inglaterra, en 1793 en
Francia, en 1830 en Francia, en 1363" en Espafia y
en 1903.en Servia. (Grandes aplausos.) Nosotros no
debemos consentir eso, sefiores Representantes, es
nuestro derecho, es mas todavia, realmente es nues-
tro deber velar porque no se infrinjan los preceptos
constitucionales y cuando se infrinjan levantar nues-
tra voz para obtener la revocaci6n de esa infraccci6n
constitutional. (Aplausos.)
Sefiores Representantes, el proyecto que nosotros
aprpbamos aqui de la Empresa de Tel6f nos, en realidad
de verdad, y la concesi6n Giberga, en rigor de derecho,
en nada absolutamente difieren; sin embargo, la Com-
pauia concesionaria de Tel6fonos vino a nosotros y nos
pidi6 la promulgaci6n de una Ley especial por la que
pudiera ella explotar esa Compafia; pero el Senado
ha ido mas alla; el Senado ha entendido que nosotros
debemos respetar el Real decreto de 14 de Marzo de
1890 y que no se le puede hacker la concesi6n mientras








440 DIARIO DE SESIONES DEL iCONGRESO.-CAMA RA


esa compania de Tel6fonos no llene ciertos requisitos.
Y lo que nosotros estamos en ]a necesidad y en la
obligaci6n de cumplir mientras no se derogue el Real
decreto de 14 de Marzo de 1890, lo que nosotros no
podemos hacer porque esta dentro de nuestras facul-
tades, Zva A poderlo hacer, sefiores Representantes,
el President del Poder Ejecutivo? De ninguna ma-
nera.
Cuando un Alcalde de un Ayuntamiento se arroga
ciertas facultades que no le pertenecen, el Ayunta-
miento se reune y deroga el acuerdo del Alcalde; id6n-
tico resultado y procedimientos ha de hacerse en la
provincia cuando un Gobernador se atribuye faculta-
des que no tiene y celebra contratos para carreteras
por ejemplo, que no debe sino hacerlos el Consejo
Provincial, el Consejo Provincial se reune y anula esos
acuerdos; pues bien, si el Presidente de la Repfiblica
ha celebrado un contrato con una Companiia, y ese
contrato es perfectamente ilegitimo, nosotros tenemos
facultades para pedir la derogaci6n de 61.
Los sefiores que mantienen el voto particular de la
falta de personalidad de esta Camara para derogar esa
Ley, se fundan en que las leyes no conceden derecho;
que para eso est6 la Ley sobre inconstitucionalidad de
las leyes, y yo entiendo que al decir tal cosa confun-
den lastimosamente los derechos de un particular con
los intereses generals. Cuando un particular 6 una
corporaci6n ve, por una Ley que se dicte, conculcados
sus derechos, acude al Tribunal Supremo; pero cuan-
do se trata de intereses generals que afectan a las le-
yes, entonces nosotros, de motu propio, tenemos la
facultad y debemos tener la obligaci6n de pedir la ree-
tificaci6n de esos errors, de esas infracciones consti-
tucionales.
Pudiera suceder el caso, y yo me dirijo A los autores
de ese voto particular, que la Empresa de gas no hu-
biera establecido recurso de ninguna clase, ni tampoco
el Ayuntamiento, que no hubiera la acci6n de part
determinada que manda la Ley que hemos votado so-
bre inconstitucionalidad de las eyes; entonces, sefo-
res Representantes, como no habria ninguna part
interesada, prevaleceria el error, y hM ahi otro de los
arguments en que yo me fundo para demostrar que
la Camara debe pedir la rectificaci6n de los errors
que se cometan.
Nuestra facultad para hacer tal cosa esta en analo-
gia con lo dispuesto en el articulo 59, y con los ar-
ticulos 50, 78 y 79.
Segan el articulo 50 de nuestraConstituci6n, co-
rresponde A la CAmara de Representantes acusar ante
el Senado al Presidente de la Reptiblica y & los Secre-
tarios del Despacho en los casos determinados en los
p6rrafos primero y segundo del articulo 47, y cuando
las dos terceras parties del nfimero total de Represen-
tantes, acordare en sesi6n secret la acusaci6n.
De manera, sefores Representantes, que para poder
acusar, y espero yo que nunca ocurra ese doloroso
caso, al Presidente y 6 los Secretarios, se necesita
primero: tener conocimiento del asunto; tratar el caso
A que antes me referia por las vias civiles para obte-
ner la rectificaci6n del error, y si ni aun asi se consi-
gue, entonces acudir al doloroso extreme de la acusa-
ci6n k que se refiere el articulo 50.
Dice el articulo 78 de la Constituci6n: ( rios serin personalmente responsables de los actos que
refrenden, y, ademis, solidariamente de los que, jun-
tos, acuerden 6 autoricen.
Esta responsabilidad no excluye la personal direct
del Presidente de la RepfibIica.
Tenemos, pues, que no ess6la la facultad expresa que
le d6 6 la Camara el articulo 59. Y no cabe duda que


es do interns general, cuando se hace caso omiso del
Decreto de 1890, de la Ley Municipal, del Reglamen-
to que puso en vigor ese decreto, y de todas las leyes
an6logas & la material.
En la rectificaci6n me reserve contestar al Sr. Pe-
layo Garcia los arguments que 61 pueda mantener
en apoyo de la tesis de que esta CAmara no tiene per-
sonalidad para conocer en este asunto.
Para terminar, sefiores Representantes, A vosotros
los conservadores, que os tennis por gubernamentales,
al solicitar que vot6is nuestro dictamen, no os invita-
mos A realizar un acto de hostilidad al Gobierno, sino
un acto de reparacion y de justicia; al solicitar vues-
tro voto favorable, no queremos sino que enmend6is
el error en que se encuentra, en este caso, nuestro Go-
bierno, A que le abrAis los ojos a la luz de la verdad y
de la raz6n; que volviAs los ojos 6 la realidad, en la
cual, 6 todos vosotros, sin distinci6n de partidos, que-
remos veros siempre por amor A Cuba, por respeto 6
la Constituci6n.
Pensad, sefiores Representantes, conservadores y
gubernamentales, que no hace muchos dias que os
pusisteis tal vez en frente de ese Poder, en frente del
deseo del Presidente de la Repfiblica, y ese acto her-
moso de civismo y alta political y de absolute justicia,
ha valido, para vosotros, el aplauso unknime de nues-
tros conciudadanos y para nuestros gobernantes la
reconciliaci6n del pueblo, finico modo de que haya
otra paz que no sea la paz de Varsovia. Votad, pues,
nuestro dictamen, y si asi no lo hac6is recorded bien,
sefiores Representantes, que habr6is enterrado en esas
fosas que se abren en nuestras calls la raz6n y la jus-
ticia. (Aplausos prolongados.)
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Pelayo
Garcia para rectificar.
SR. PELAYO GARCiA: Sr. President y sefiores Re-
presentantes: Sin temor ninguno A que alcance a los
que voten en favor de mi voto particular, el anathema
del Sr. Garmendia, yo solicito de ustedes la votaci6n
en favor del mismo, porque es el mantenimiento de
nuestra Constituci6n; y si yo asi no lo estimase, no lo
hubiera formulado, no vendria en estos moments a
entretener ]a atenci6n de la CAmara, sosteni6ndolo y
defendi6ndolo. Si los sefores Representantes estuvie-
ron atentos 6 todas las palabras pronunciadas por
nuestro distinguido compafiero el Sr. Garmendia, ten-
go la seguridad de que se habrAn dado exacta cuenta
de que 61 ha reconocido la exactitud de la opini6n sus-
tentada en el voto particular por mi formulado: por-
que comenz6 diciendo que sabia que en nuestra Cons-
tituci6n, cuando un Secretario de Despacho, 6 el Pre-
sidente de la RepFblica, infringia la Constituci6n, se
daba el:recurso de la acusaci6n formulada por la Ca-
mara de Representantes ante el Senado, que es el Tri-
bunal competent; pero que habia otros recursos civi-
les y esos recursos se encerraban en las proposiciones
de ley que han sido objeto de los votos particulares
emitidos por los miembros de la Comisi6n de C6digos:
y no es possible que eso se pueda decir en la CAmara
de Representantes, porque si nuestra Constituci6n nos
manda acusar, cuando esos hechos ocurran, al Presi-
dente, 6 a sus Secretarios, no podemos ir por otro ca-
mino, no hay mas remedio que acudir a la sesi6n
secret, para acordar la acusaci6n y no buscar otros
procedimientos que no autoriza la Constitucibn.
Y yo he sostenido en mi voto particular, y quiero
volver a leer lo siguiente: ((que la CAmara no debe
aprobar. ( Lee el voto particular.)
Como habr6n podido ver los sefiores Representantes,
con la lectura del voto que sostiene el Sr. Garmendia
y por las palabras que ha pronunciado en este acto, el








DTARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 441


voto parece una sentencia de un Tribunal Contencio-
so-administrativo y sus palabras un informe hecho
ante un Tribunal en defense de una de las parties.
Nosotros somos legisladores, nosotros resolvemos en
abstracci6n, no tenemos que examiner expediente al-
guno para ver y co:ocer si ha habido infracciones le-
gales, esa es la misi6n de los Tribunales de Justicia,
eso corresponde al Poder Judicial.
Y prueba que eso corresponde al Poder Judicial es
que para venir A sostener aqui que ese asunto estaba
dentro de las facultades de esta Camara, conforine el
numero primero del articulo cincuenta y nueve de la
Constituci6n, ha dicho el Sr. Garmendia, y yo he re-
cogido sus palabras y constaran seguramente en las
notas taquigrificas, que era una resoluci6n sobre asun-
to de interns piblico y que si en ese expediente se co-
metieron infracciones legales no era possible que la
Camara ante una infracci6n legal dejara de levantar
su voz y acudir en remedio de la infracci6n.
Todos los juicios civiles y criminals nacen de una
S supuesta infracci6n de la Ley y sin embargo no se vie-
ne a la Camara A pedir el restablecimiento de la Ley,
a conseguir que la Camara intervenga en el conoci-
miento de la infracci6n, porque asi lo pida una de las
parties interesadas en el restablecimiento del imperio
de la Ley.
Dice la Constituci6n, al habiar de la facultad del
Congress. en sn articulo cincuenta y nueve, numero
primero: former los C6digos y las Leyes.
Y se quiere sostener, en virtud de esas palabras que
ha usado la Constituci6n, ( soluciones que estimate convenient sobre cualesquie-
ra otros asuntos de interns pfiblico,n que tenemos fa-
cultades para resolver sobre este asunto.
Es evidence que no podian cometer los constitucio-
nales ese error, que no podian los que foimaron ese
Cuerpo legal, estimar que nosotros podriamos hacer
otra cosa que dictar reglas y normas de conduct en
abstrapto y nunca aplicar leyes A hechos ya acaecidos.
Pero si alguna duda hubiera acerca del pensamiento
de los que hicieron la Constituci6n, se desvanecera en
absolute al tener a la vista el Diario de Sesiones de Ia
Convenci6n Constituyente.
Alli la Base, tal como fu6 aprobada por la Comisi6in,
aparece en la sesi6n nocturna del ocho de Febrero de
mil novecientos uno, dice asi: formerr los C6digos,
y las demas leyes que estime convenientes acerca de
cualquier otra material do interns pfiblico de la Naci6n.
Asi se aprob6, segin consta a foja trescientos noventa
y seis del DIArIo DE S~KSIONmS, esa Base, porque una
enmienda que fu6 presentadad sobre legislaci6n provin-
cial por el General Betancourt, fuW lesechada y se
aprob6 integra la Base.
Por consiguiente, al pasar la Base A la Comisi6n de
Correcci6n de Estilo y agregar esta: ((y resolucionesa,
se ha demostrado que lo hizo para que si en algfln ca-
so puediera haber una resoluci6n de character general,
no por virtud de lo estricto de la palabra, le faltara a
la Camara competencia; pero nunca para atribuir A la
Camara de Representantes 6 al Congreso en general
una facultad privativa, exclusive de la Administraci6n
de Justicia, como es la que aqui se ha solicitado con
la moci6n de los seilores Representantes, que ha ido a
informed de la Comisi6n de C6digos.
Y decia, explicando su opinion el sefior Garmendia,
que cuanto el Ejecutivo hiciera en desacuerdo con la
Camara, cuantos errors dometiese, asi como bs Con-
sejos y los Municipios inmediatamente revocan los
acuerdos de sus Ejecutivos asi nosotros, es decir el
Congress, respect del Ejecutivo hicieramos lo mismo.
Es un error de bulto, verdaderamente, porque las


funciones nuestras son legislativas; y en cambio los
Ayuntamientos ylos Consejos Provinciales-y debe
recordarlo muy bien el senior Garmendia, porque asi
.nosotros lo hemos estampado n el articulado de la
Ley Provincial y en las bases de la Municipal -tiene
funciones administrativas y legislativas.
Por consiguiente, en lo que sea legislative, provin-
cial 6 municipal, cuando el Ejecutivo infrinja la ley,
no le quedara mas remedio que ilevarlo 6 donde co-
rresponda, ante el Gobernador 6 el Presidente, que
pueden suspenderlos, 6 A los Tribunales, y en lo ad-
ministrativo si puede revocar lo que haya hecho mal
el Alcalde 6 el Gobernador, respect del Municipio,
6 el Consejo, porque 6stos tienen funciones adminis-
trativas.
Citaba tambi6n en apoyo de su opinion el ejemplo
de la amnistia; y aunque la amnistia es una ley y yo
en todos los textos que he leido en mi vida he visto
que la amnistia se concede por leyes, si accediese &
convenir con el sefor Garmendia, que es una resolu-
ci6n, es en favor del criterio sostenido por mi, en mi
voto particular, porque ent6nces, esa palabra resolu-
ci6u, que 61 quiere referirlas a casos no 'explicables,
se referia sin duda, al caso de la amnistia cuya con-
cesi6n nos est4 atribuida por el nfimero diez del ar-
ticulo cincuenta, y nueve de la Constituci6n.
Pero indudablemente la amnistia es una ley que
necesita de la sanci6n del Ejecutivo y es obligatoria,
en toda la Repfiblica, merced a esa disposici6n del
nfimero diez del articulo cincuenta y nueve de la Cons-
tituci6n que exije y reclama la sanci6in del Presidente
de la Repfiblica.
Estas son las razones, en realidad exclusivamente
legales, y que en terreno desapasionado de discusi6n
he tenido para formula mi voto particular; y al recla-
mar los votos de los seilores Representantes en favor
de 61, lo pido solamente porque se trata de una cues-
ti6n extrictamente just.
Es eso lo que yo pido 6 la C'mara: que resuelva en
justicia. (Aplausos.)
Sn. SARRAiN: Pido ia palabra en contra.
SR. GARMENDIA: Pido la palabra para rectificar.
Sr. PRESIDENTE: Ha pedido la palabra en contra el
seflor Sarrain.
&Acuerda la Camara ampliar el debate para que
pueda consumer un turno en contra el sefor Sarrain?
(Es aprobado.) Queda acordado.
Sn. GARMENDIA: Pido la palabra para rectificar,
porque deseo terminal todo lo relative 5 mi, para que
la Camara dedique toda-su atenci6n por complete al
magnifico discurso que. habr de oir de labios del sefor
Sarrain.
SR. P.ESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Garmendia.
Si. GArAIENDiA: Sefiores Representantes, por algo
dije yo, que algunos seilores Representantes entendian
que la Camara, como el Senado no eran mas que unos
cuerpos colegisladores.
Y esa es precisamente la line divisoria que nos
apart en la resoluci6n de esteasunto.
Pero yo no lo decia a humo de pajas, como asegura
el senior Pelayo Garcia, apoyado por la respetabilidad
de su palabra, yo lo decia con un texto andlogo, con
un texto id6ntico, si se me permit la palabra.
Yo invitaba a los seilores Representantes que no
pensaran como yo, a que me sefialaran en esa Consti-
tuci6n donde hay una facultad igual a la que el ar-
ticulo cincuenta y nueve nos sefiala; y el senor Pelayo
Garcia me ha venido a dar la raz6n cuando leia la
Base de Ia Convenci6n. En la Base de la Convenci6n
no estaba la de tomar resoluciones; t mi poco me im-
porta que la Base fuera esa. Lo que nos rige A noso-








442i DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


tros no son las Bases, lo que nos rige es la Constitu-
ci6n y la Coustituci6n dice lo que la Base no decia:
tomar resoluciones, velar por los intereses pfiblicos: y
esta es una cuesti6n de inter6s pbblico, luego esta es
una cuesti6n que nosotros podemos resolver.
De manera que en realidad el senior Pelayo Garcia
ha venido a corroborrar lo que yo decia: los Conven-
cionales pensaron hacer una Constituci6n igual ~ laa
Constituci6n espaniola; pero en el moment de votar el
articulo cincuenta y nueve la hicieron distinta, lo
cual no solamente es 16gico, sino absolutamente nece-
sario en una repfiblica democrAtica done no puede
suponerse de ninguna manera los gobiernos uni-
personales, y much menos cuando no estin pre-
sentes los Secretarios, como los espafioles que van
an la Camara a responder de sus actos: en una
S repiblica donde el Presidente nombra libremente
a sus Secretarios de Despacho sin mrs que el requi-
sito de cortesia de dar cuenta al Senado de qui6-
nes son los seis, site if ocho personas de las cua-
les 61 ha creido convenient rodearse para sobrellevar
la carga del Estado.
Yo no habl6 aqui, seiores Representantes, de expe-
dientes ni dije que,nosotros veniamos a resolve expe-
dientes; de manera que el seflor Pelayo Garcia not6
mal, y yo me refiero a las cuartillas taquigrAficas i las
cuales 61 se refiere. Yo he dicho que para mi no existia
petici6bi de la compafia de gas, que para mi no exis-
tia solicitud de cbmpafiia alguna, sino, simple y lla-
namente, la resoluci6n del Poder Ejecutivo que a mi
juicio, y al juicio de algunos de mis compalieros era no
solamente anticonstitucional, sino atentoria a todas
las leyes que regian y servian de norma en'la material.
Dice el seilor Pelayo Garcia, que nosotros no gober-
namos y yo digo que si; que gobernamos legislando,
y el Presidente de la Repfiblica .gobierna ejecutando;
los poderes del Estado son tres, los poderos quie go-
biernan son dos: el Presidente y nosotros; por eso de-
cia yo que nosotros gobernamos legislando y el Go-
bierno ejecuta lo que nosotros legislamos.
Yo antes lei las facultades que determine la Cons-
tituci6n al Ejecutivo y yo no lei una sola anmloga A las
nuestras, y por eso sostenia que si fuera a Ilevarse al
crisol del andlisis qui6n era mAs gobernante de la Re-
pfiblica cubana, resultaria que nosotros gobernabamos
mAs que el Presidente, porque el Presidente su misi6n
se reduce A realizar lo que nosotros le mandamnos A
realizar.
Cree el seflor Pelayo Garcia que la amnistia es una
ley? En el buen sentido de la palabra n6. Le indi-
quB y ahora se lo voy A repetir:-la Ley es para el por-
venir, para que surta en el porvenir su efecto; por
eso )a la ley tiene un requisite: la .promnlgacion; por
eso el C6digo Civil lo sefiala; las I-yes para que sean
leyes tienen que dArseles un tiempo determinado, y yo
le pregunto al senior Pelayo Garcia;: qu6 tiempo le ha
dado el Ejecutivo a la Ley de amnistia para que em-
piece A surtir sus efectos? Ninguno. Desde el mo-
mento en que se promulg6 en la ((Gaceta,) empez6 a
surtir sus efectos y para que surtan los efectos es pre-
ciso que pase el t6rmino que el C6digo Civil le seilala.
Lo que hay es una cosa, senior Presidente y se-
fiores Representantes: que la amnistia para que ten-
ga validez necesita de ciertos requisitos, necesita de
estar investida con el traje y con los requisitos de la
Ley, pero en realidad de verdad no es una Ley, y
tanto es a-i que precisamente nosotros la hemos
presentado, se ha discutido y la ha aprobado. (Gran-
desaiplwusos.)
SR. PELAYO GARCIA: Pido la palabra para rectificar.
SB. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.


Sn. PELAyo GARCIA: Me import rectificar al senior
Garmendia la cuesti6n siguiente: que he afirmado que
la, amnistia es una Ley; pero si no lo fuera, seria una
de esa's resoluciones que podemos dictar nosotros por
facultad expresa de la ConstituciOn.
Y que es tan notoria nuestra incompetencia para
conocer del asunto que se debate, que del mismo esta
conociendo el Tribunal Supremo a virtud de un recur-
so presentado por la Empresa del gas, y precisamente
la vista de ese recurso ha sido publicada por la prensa
de esta ciudad. Eu 61 se pide al Supremo que declare
inconstitucional la concesi6u; y yo tengo aqui, entire
mis papeles, un acuerdo que adopt6 la Comisi6n de
I '.'nlig.-, por unanimidall, que viene como anillo al de-
do o este asunto, y el Sr. Garmendia debe recorder
qui6n fu6 su redactor: ,ni la Comisi6n de C6digos, ni
la Comisi6n de Gobierno, ui la Camara de Represen-
tantes tiene competencia para resolver las cues-
tiones judiciales, las que han de ser resueltas solo por
los Tribunales de Justicia.). Es muy possible que el
Sr. Garmendia recuerde qui6n fu6 el redactor del
acuerdo de la Comisi6n de C6digos, que viene perfec-
tamente de conformidad con la opinion sustentada por
mi en ese voto particular...
SK. GARMnNDIA: Pido la palabra para una alusibn.
SR. PILAYO GARCIA: Me import tambi6n rectificar
esto: que la afirmaci6n- de que se ha examinado un
expediente y se han eicontrado infracciones legales,
y que por ello se pide la resoluci6n de la Camara,
ha sido hecha por los autores de las mociones y
voto particular que defiende el Sr. Garmendia, quien
en su propio dis urso acaba de decir que ha habido
infracciones legales; y eso mismo demuestra que existed
una legislaci6n que at Ejecutivo toca cumplir y a 611a
atenerse para las concesiones. Y esto es tan evidence,
que nuestro distinguido compailero el Sr. Castellanos
en su voto particular, pide que se deroguen tres Rea-
les Decretos y una Real Orden, para que dichas con-
cesiones se hagan on lo sucesivo por los Ayunta-
mientos.
Y es tan impertinent el argument de que compete
a la Camaxra conocer de este -asunto, porque es de in-
ter6s pfiblico y ha habido infracciones legales, que si
el Congress votase una Ly determinando todas las
condiciones y requisitos que habian de exigirse por el
Ejecutivo para hacer concesiones de esta naturaleza;
y conforme A ella se hiciese una concesi6u que A al-
guien perjudicase, y se le antojase sostener que por el
Ejecutivo se babia infringido la Ley, tendriamos de
nuevo-con el criterio del Sr. Garmendia,-que cono-
cer sobre las mismas, y resolver, convirti6ndonos asi
en un Tribunal de Justicia y desvirtuando con ello
nuestras funciones legislativas que nos atribuye exclu-
sivamente la Constituci6n.
SR. GARMENDIA: El sofior Pelayo Garcia ha dado
lecture A un dictamen emitido en el seno de la Comi-
siBn de C6digos; pero, probablemente, el sefior Pelayo
Garcia, por no herir mi modestia, no ha dicho que yo
he sido el author de 61, por mais que asi lo han compren-
dido los seiiores Representantes; pero el sefior Pelayo
Garcia, debia haber sido mAs explicit, aun cuando
despu6s de todo eso no es inms que una consult. A
uno de los empleados do esta Camara, se le habia em-
bargado el sueldo, yo no s6 porque causa, acudi6 a la
Camara en queja, pas6 en consult el asunto A la Co-
misi6n de C6digos y 6sta me hizo el honor de admitir
mi ponencia, que fu6 aprobada por unanimidad, en la
que se decia, que nosotros, en el seno de la CAmara,
no podiamos dirigirnos a los Tribunales de Justicia, pi-
diendo la modificaci6n de leyes que hubieran sido in-
fringidas, en cuyo caso entendimos nosotros que no








DIARIO-DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


podiamos inniscuirnos en un poder tan aut6nomo co-
mo lo es el judicial. Pero el caso no es el mismo.
Nosotros encontramos aqui un error de carScter gene-
ral, y tratamos de corregirlo.
Sn. PRES[DENTE: El senor Sarrain tiene la palabra
para consumer un turn en contra.
SR. GARMENIFA: Pido la palabra para una cuesti6n
de orden.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
St. GARMENDIA: Creo que la seAi6n es prorrogable, y
pido que se prorrogue por el tiempo necesario para que
liable el sefnor Sarrain.
SR. PRESIDENTE: 4Acuerda la Camnara prorrogar la
sesi6n? Votaci6n ordinaria. (Es desechada.) Queda
desechada.
Sn. CARDENAL: Qu6 ha sido desechado? j,La amplia-
ci6n del debate, 6 la pr6rroga de la sesi6n?
Si. PRESIDENTv: La pr6rroga de la sesi6n.
SR. GARMENDIA: Pido la palabra para una cuesti6n
de drden.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. GARMENDIA: Quedan cinco minutes tan solo pa-
ra terminal la hora reglamentaria. y no se explica
que el seflor Sarrain vaya 6 comenzar su discurso, y
dejarlo trunco, y como la CAma.ra no ha acordado pro-
rrogarla, yo pido que se suspend.
SR. PRESIDENTE: CoOmo quiera que algunos sefiores
Representantes han entendido que se habia puesto A
discusi6n la ampliaci6n del debate, la Presidencia po-
ne A votaci6n otra vez si se prorroga 6 n6 la se:i6n.
Sn. Nfitz: 1Haista cuando senior Presidente?
Sa. PRESIDENTE: Hasta las cinco y media. Vota-
ci6a ordinaria. (Es aprobado.) Queda acordado. Tiene
la palabra el senior Sarrain.
* SE. SAnn iN: No hasta las cinco y media, sefio-
res Kepr',sentantes, sino much antes, quizas solo
cinco minutes mis de la hora reglamentaria; pero en-
tiendo que 6sta es una cuesti6n muy important, qui-
za la de mayor importancia que se ha traido A la deli-
beraci6n de la Camara.
El problema que se present aqui, Is 6ste, prescin-
diendo de todos los hechos que sirven de antecedentes
a esta cuesti6n G4lats Castaileda, 4la -Camara tione
competencia, tiene personalidad bastante, empleando
las palabras que aqui se han usado esta tarde, para
acordar la derogaci6n de un decreto que se entiende
equivocado? Este es el problema. Yo declare que
tuve muchisimas dudas, y que es mas, hasta en algu-
na reuni6n particular hube de manifesta.r mi opinion
favorable al modo de pensar del voto particular que en
estos moments sostiene el senior Pelayo Garcia; pero
hubo aqui dos hombres muy inteligentes, pertenecien-
tes 4 aquel grupo. (Senalando la izquierda) que emplea-
ron ante mi arguments tan contundentes, que me
convencieron realmente de]a competencia de la CMma-
ra para resolver el asunto sometido hoy a nuestra de-
liberaci6n.
Esos sefiores fueron los compententisimos Repre-
sentantes seflores Martinez Ortiz y Villuendas que son
los principles firmautes de la moci6n originaria de
este debate.
Sostengo la competencia de la Camara; y debo ad-
vertir para que.no nos confundamos, para que todos
obremos con claridad debida, que se ha presentado
una moci6n de la. que ya tenemos conocimiento, que
se ha pedido en 611a el informed de una Comisi6n, que
esa Comisi6n ha informado diciendo que hay determi-
nadas ilegalidades, que hay decretos contrarios a la
Constituci6n. La CAmara ahora puede tomar sti de-
terminaci6n, en el sentido que lo tenga por convenien-
te. Pero entiendo que 6sto debe hacerse de una ma-


nera razonada, tratarse seriamente, porque A mi
juicio es de gran importancia. Tuve una converFaci6n
el otro dia con un Representante, y no por pierto de
mi grupo, el que se lamentaba de que todos estAbamos
padeciendo aqui de una enferrnedad que podemos lla-
mar "debilidad constitutional." Y yo me lamentaba
como 61, aun siendo de grupos completamente distin-
tos, de que por efecto, tal vez de exajerada benevolen-
cia, por ser el principio" de nuestro funcionamiento
constitutional, tolerAbarmos hechos, decretos y reso-
luciones, que pugnan de una manera clara con los
preceptos de la Constituci6n y de las leyes vigen-
tes. Y 61 y yo convinimos en la necesidad im-
periosa de que prescindiendo absolutamente de grupos
politicos, debiamos los Representantes unirnos, for-
mar un solo cuerpo, cuando de esas infracciones se
trate, para evitar que una vez por un Secretario y otra
vez por tal 6 cual miembro del Ejecutivo, se barren
la Constituci6n, como viene sucediendo, con el asenti-
niento de todos nosotros, y lo que es mas grave aun,
con la complicidad de nuestro silencio.
No son mis palabras un alarde de oposici6n, sino
que nosotros debemos fijarnos en que nuestra obra es
la mis important de la nacionalidad; y. sta es una
rectificaci6n a las afirmaciones del senor Pelayo Gar-
cia, porque debemos tener en cuenta que venimos
aqui no solamente A dictar leyes, sino A hacer como
en todas parties, desde que las doctrinas de Montesquieu
infiltraron a la vida constitutional, A las naciones ci-
vilizadas, A ser el contrapeso, por decirlo asi, el fiscali-
zador del Ejrcutivo, en lo que afecta A nuestras pro-
pias leyes impidiendo siempre que por error 6 debili-
dad las leyes sufran el menor menoscabo por part de
los otros poderes.
Me preocupa muy poco que se trate de Gelats 6 Cas-
taileda, y me lastima que este asunto que puede ser
pequefio, por la lucha que hay empefiada entire dos
empresas, pueda ser grave, y de gran trascendencia
para la Reppiblica. De manera aue voy a prescindir
de la cuesti6n Gelats Castafieda, y A elevarme algo
mis A la esfera de los principios, y de las ideas......
SR. PELAYO GARCIA: (Interrumpiendo.) Yo creo que
todos los que nos hemos ocupado de este asunto, nos
hemos elevado al terreno de los principios y las ideas.
Su. SARRAIN: Desde luego que si senior Pelayo Gar-
cia y me admiral la interrupci6n; porque no hay ningun
motivo para suponer lo contrario.
SR. PEIAYO GARCiA: No, porque dice S. S. que iba
a elevarse y creo que los que han hablado antes tam-
bien se han elevado.
SR. SARRAIN: Seiior Pelayo Garcia: ciertas suscepti-
bilidades realmente no se comprenden. Yo puedo
afirmar esto:.si S S. se elev6 yo tengo el derecho tam-
bi6n de elevarme. Repito que no comprendo ciertas
susceptibilidades, senior Pelayo Garcia. El punto ju-
ridico es este: aqui se dice que nosotros no tenemos
mis que un procedimiento cuando el Ejecutivo, que es
el President de la Repiblica, cuando los Secretarios
del Despacho realizan determinada infracci6n. No
hay mas que un medio, decia el senior Pelayo Garcia:
ir directamente A la acusaci6n.
A mi juicio esa interpretaci6n es equivocada. Se
puede realizar la infracci6n de dos maneras, de dos
modos, completamente distintos; uno, con la condici6n
del dolo; otro, sin acci6n delictuosa, sin voluntad de
delinquir, sin acci6n criminosa; en el primer caso,
procede la acusaci6n; en el segundo, no hay motivo pa-
Ia formularla.
Sn. PELAYO GARCiA: NO lo distingue la Constituci6n.
Sn. SARRAIN: Yo me figure que el Sr. Pelayo Garcia


1


- -L -- --


443








TITAETO T)DE SESTONEhA DEL CONGIRESO.-CAM1AR&


va a distinguirlos despu6s que yo lea el articulo 79
de la Constituci6n.
Art. 79 (Lee.) Pirrafo sgundo. articulo 47. (Lee.)
SR. PELAYO GARCiA: 4D6nde esta el delito de infrac-
ci6n constitutional? Lea el nfimero 1? del articulo 47.
SR. SARRAis: Vamos a no leer por ahora sine lo que
debe ser leido, dice el articulo: (juzgar constituido en
tribunal de justicis A los Secretaries del Despacho,
cnando fuesen acusados por ]a Camara. de Represen-
tantes, de delitos contra la seguridad del Estado, con-
tra el libre funcionamiento de los Poderes Legislativo
6 Judicial, de infracci6n de los preceptos constitucio-
nales...... y aqui no repite la frase, porque seria un
error grammatical, (delitos de infracci6n de los precep-
tos constitucionales.n
Entiendo, pues, que dada la redacci6n del articulo,
y sin perjuicio de analizar mAs tarde su espiritu, es
necesario el delito de infracci6n constitutional.
De manera que la diferencia que entire el mode de
pensar del senior Pelayo Garcia y mia es esta:
El Sr. Pelayo Garcia cree que en ninguna form, en
ningfn caso se puede dirigir una acci6n de critical
contra los Secretaries del Despacho por medio. del
acuerdo de esta Camara, si no se constitute 6sta en
acusadora pfiblica y el Senado en Tribunal de Justicia.
SR. PELAYO GARciA: La critical puede ejercerla siem-
pre S. S.
SR. SARR xi: Al referirme a la critical en estos mo-
mentos he afladido estas palabras: por medio del acuer-
do de la Camara. Si he empleado la palabra critical,
ha sido por defecto de construcci6n, pero he aiadido
para corregir el defecto, la critical por nmedio de acuer-
do de la Camara.
Es decir, que el senior Pelayo Garcia entiende que
nosotros no podemos tomar acuerdo de ninguna clause,
que no tenemos competencia para ello, sino por medio
de la acusaci6n direct ante el Senado. Eso es lo que
dice el senior Pelayo Garcia; y yo sostengo segifn el
articulo 47 que solamente esa acusaci6n puede prospe-
rar por raz6n de delito, mediante una proposici6n,
mediante una voluntad criminosa. Pero voy A dejar
este particular para exponer la situaci6n peculiar
que se crea con el modo de opinar de los seflores, Pe-
layo Garcia y Cardenal.
SR. CARDENAL: Pido la palabra.
SR. SAKRAiN: Nosotros dictamos hoy una ley; des-
pu6s de dictada esa ley, cl Ejecutivo, en virtud de fa-
cultades que le quieren ser concedidas, promulga al dia
siguiente un decreto; y ese decreto, en el fondo 6 en
la forma, como ustedes quiera'i, por accident 6 por
esencia, echa por tierra el precepto legal, por las CA-
maras cubanas dictado; y yo pregunto 4qu6 se hace
con eso?
Yo me atreveria a suplicar A los sefiores Pelayo Gar-
cia y Cardenal, que en estos moments no atienden a
lo que yo estoy diciendo ..........
SR. CARDENAL: Si senior, con muchisimo gusto.
SR. SARRAIN: Que me contesten & estas palabras.
que me la contesten ahora, que me ]a contesten con-
consumiendo otro turno: nosotros dictamos una ley;
al dia siguiente el Ejecutivo public un decreto echan-
do por tierra esa ley, en 6sta 6 en la otra forma, y tra-
tandose de un precepto de character general, respect
Sdel cual no hay parties contendientes, no existen parties
legitimas que pue lan concurrir en virtud de derechos
especialmente lesionados, y por consecuencia de la ley
que nosotros hemos votado sobre constitucionalidad de
las leyes, al Tribunal Supremo de Justicia; y ocurre
hacer esta pregunta: 4Ese decreto del Ejecutivo, que
vulnera nuestras facultades legislativas, ese decreto
del Ejecutivo que echa al dia siguiente por tierra una


ley por nosotros ditada el dia anterior, subsiste, por
que nosotros no tenemos competencia para derogarla,
subsiste porque nosotros no tenemos facultades para
echarla por tierra?
iAh! si 6sto es cierto, si 6sto es exacto, huelgan las
Camaras legislativas de la Naci6n, porque el Presiden-
te de la Repitblica con un p'umazo, puede echar por
tierra todo lo que nosotros hagamos. (Aplausos.)
Si. PELAYO GARCiA: No subsisten, porque 61 no tie-
ne facultades para ello, y cuando eso haga, es el caso
de acusaci6n y de que el Senado lo disponga conforme
al articulo 47, la pena de destituci6n, sin perjuicio de
lo que le pueda imponer el Tribunal Supremo de Jus-
ticia He contestado ahora al senior Sarrain, puesto
que el Presidente ha tenido la bondad de permitirlo,
para no tener que consumer un turno.
SR SAnaAiN: ,De manera que el senior Pelayo Gar-
cia entiende que en ese caso procede la acusaci6n, en-
tiende el senior Pelayo Garcia que sin esa acusaci6n
nosotros no podriamos hacer nada? Eo ]o entiende el
senior Pelayo Garcia. *Cosa particular. Cosa realmente
extraila, que vulnera los principios juridicos, que el
senior Pelayo Garcia invocaba hace poco contestando
al sefor Garmendia.
De manera que nosotros, en ese caso, tenemos facul-
tades bastantes para s guir una acci6n personal, indi-
vidual contra el que ha cometido el delito, contra el
que ha realizado la infracci6n, y sin embargo, algo
que es anterior A eso, algo que destruye el mismo he-
clio delictuoso, algo que es impPrsonal, la reparaci6n
del dailo, eso, no podemos hacerlo!
Perdone el senior Pelayo Garcia, si la infracci6n
constitutional existe, esa podemos nosotros echarla
por tierra, destruvendo los efectos A que ha dado lu-
gar, y si existed algfin delito, si existed alguna acci6n
crimino-a, entouces entraremos A juzgar la personali-
dad del Ejecutivo, entonces podremos dirigir nuestra
acusacion.
SR. PELAYO GARCIA: (Interrompiendo.) Lo que ha-
ga el Ejecutivo en esa forma nadie esta obligado a
cumplirlo. No es ley, no tione valor legal.
SR. SRRAniN: Pero vamos a ver la situaci6n en el
terreno practice ....
Sn. PKLAYO GARCIA: (Interrumpiendo.) Y recuerde
el sefnor Sarrain la ley que votamos de inconstitucio-
nalidad.
SR. SARRAiN.: Yo me alegro much de esta afirma-
ci6n del senior Pelayo Garcia.
De manera que el Ejecutivo dicta sus decretos y el
seilor Pelayo Garcia dice: 4pero es que ese decreto no
subsist? 4Por qu6? iEsas cosas son asi? Si se trata de
ura ley que. por ejemplo, ordeneo los ciudadanos, y
perd6neme el senior Pelayo Garcia el ejemplo, porque
no se ocurre otro, que los cindadanos digan "si" y el
Ejecutivo al dia siguiente public un decreto ordenan-
do que los cindadanos deben decir "no" 6 que deben
decir "Isi y n6", entonces el seflor Pelayo Garcia dice:
4Pero es que ese deereto no subsiste, ninguno lo cum-
plirA, nadie le tiene que prestar obediencia? [Ah! se-
ilor Pelayo Garcia, de aqui.aquellos conflicts sociales
y politicos A que se referia el -seior Garmendia. Mien-
tras eso suceda, mientras no haya, un declaraci6n de
esta Cimara en que asi se haga, el Ejecutivo tendrA
lo que tienen todos los Ejecutivo<: las fuerzas y las
bayonetas para hacer decir a los ciudadados "no", a
pesar de que los Cuerpos legislativos........ (Aplausos.)
SR. PELAYO GARciA: (Interrumpiendo.) Eso lo po-
drian hacer cuatro 6 seis que quieran presumir de va-
lientes.
SR. SARRAIN: 4Qu6 eso lo podemos hacer cuatro 6








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 445


seis de nosotros que queramos presumir de valientes?
SR. PELAYO GARCIA: Yo no presumo.
SR. SARRAiN: Ni yo tampoco. (Risas.) Pero real-
mente no comprendo lo que quiere decir el senior Pe-
layo Garcia. No lo entiendo.
Este diAlogo que se ha iniciado entire el senior Pela-
yo Garcia y yo, que he buscado expresamente para
tratar de encontrar los casos prActicos, que pueden
presentarse, demuestra esto: que de deducci6n en de-
ducci6n, llegamos, como se dice en cierta obrita c6mica,
al descubrimiento de la verdad, llegamos a un instan-
te, A un moment en que el senior Pelayo Garcia pre-
v6e el instant que uu Ejecutivo por medio de la fuer-
za le diga A la CAmara legislative "no", y el fnico
recurso que encuentra el senior Pelayo Garcia por me-
dio de una metAfora que yo no comprendi en el pri-
mer instant, pero de la que ahora me hago cargo, es
que tambi6n los ciudanos valientes en.ese caso pueden
decir: si.
Sa. PELAYO G RCA: Yo no he querido decir eso.
SR. SARRAIN: ,No ha querido decir eso? Perd6neme
el senior Pelayo Garcia: yo no le habia comprendido
en. aquel moment y ahora es la inica interpretaci6n
que encuentro A sus palabras; el derecho de insurrec-
ci6n.
SR. PBLAYO GARCiA: YO no le volver6 A interrum-
pir mas.
SR. SARRAiN: Por mi me puede interrumpir.
Pero lo cierto es que eso crea una situaci6n juridica
y no quiero insistir mas, porque era el Anico punto
que me interesaba tratar y ya se ha analizado suficien-
temente por la CAmara. Si nosotros decimos h*oy que
el senior Pelayo Garcia tiene raz6n, que la CAmara de
Representantes no tiene competencia para tratar este
caso, ni para resolverlo; que la CAmara no tiene fa-
cultades para decir al Ejecutivo: "ese decreto 101 que
tf has dictado, es un decreto inconstitucional, y yo
en virtud de las facultades legislativas que me conce-
de la Constituci6n lo revoco y lo anulo. IAh! entonces
vamos A decirle otra cosa al Ejecutivo: desde hoy en
adelante, por nuestras divisions, por nuestros peque-
fios intereses politicos, porque estamos divididos en
una mayoria y en una minoria, porque estamos lu-
chando por nuestros triunfos respectivos, desde hoy
podris dictar todos los decretos que tengas por con-
veniente, desde hoy podras anular la obra de las Ci-
maras legislativas, dictando decretos en que la inten-
ci6n legislative se tuerce, porque mientras, y 6sta es
la manera de pensar del senior Pelayo Garcia, no se
evidence que tf encierras determinados prop6sitos
verdaderamente criminals, mientras no se evidence
que tf realizes un delito, a la CAmara no quedarA otro
recurso que protestar contra esas resoluciones tuyas
por medio de esos cinco 6 seis valientes a que se refe-
ria el senior Pelayo Garcia. (Grandes aplausos.)
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Muy bien.
SR. CARDENAL: Pido la palabra para hacer una acla-
raci6n.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Cardenal.
SR. CARDENAL: Sefiores Representantes: Hemos te-
nido el gusto de escuchar el brillantisimo discurso del
distinguido 6 ilustrado Representante senor Gonzalez
Sarrain, y en la parte en que disertaba elocuentemen-
te sobre el sentido en que deben explicarse los articu-
los setenta y nueve y cuarenta y siete de la constitu-
ci6n -el filtimo en sus incisos primero y segundo,-
parecia sustentar el criteria de que la Cimara puede
adoptar acuerdos de censura a los actos del Poder Eje-
cutivo, sin necesidad de llegar A las resoluciones mAs
graves que autorizan los citados articulos, y las que


ha indicado el Sr. Pelayo Gaicia. En ese hermoso
discurso del Sr. GonzAlez Sarrain, yo no he visto que
se haya precisado de una manera concrete y determi-
nada en qu6 consiste el medio legal en virtud del que
la Cimara de Representantes puede formula su cen-,
sura al Poder Ejecutivo, sin que, como consecuencia
natural y l6gica, se ejerciten tambi6n los derechos con-
cedidos en los referidos preceptos constitucionales.
Me parece que haciendo abstracci6n de ciertos con-
ceptos algo abstractos, seria dificil perseguir fines de
6rden exclusivamente civil en la derogaci6n de un de-
creto del Poder Ejecutivo, 6 de uno de sus Secretarios,
sin que a la vez no estemos compelidos a sefalar cual-
quiera infracci6n constitutional, porque seria menester
que se hiciese una escala general en que la culpabili-
dad tuviese sus respectivas gradaciones acerca de esta
material, para que fuera dable esquivar, sin hacer la
vista gorda, los deberes que la ley impone a la CA-
mara.
La cuesti6n es la siguiente: el Ejecutivo 6 uno de
sus Secretarios ha procedido dentro 6 fuera de sus
atribuciones. Si lo primero, tenemos que respetar sus
actos; y si lo segundo, es indudable que al extralimi-
tarse de aqu6llas, han infringido sus deberes constitu-
cionales. Si la Camara adquiere el conocimiento de
esto fltimo, ,puede quedarse callada? Entiendo que
no, pues demostrada la falta, se tender& que acusar
irremisiblemente ante el Senado, y en manera alguna
contentarse con un simple acuerdo de censura. Creo
que no hay t6rminos hAbiles para que el problema se
r.esuelva en otra forma.
SR. SARRAiN: Pido la palabra.
SR. PR!SIDENTE: Tiene la palabra S. S.
SR. SARRAIN: He pedido la palabra para unaaclara-
ci6n, con motivo de las hechas por el Sr. Cardenal.
El Sr. Cardenal. A quien agradezco las palabras qne
para mi ha tenido, obligado por la galanteria del mo-
mento, que no se explican por otra causa, ha manifes-
tado, dando A la Camara una muestra de su gran ha-
bilidad, que he sostenido el procedimiento de simple
critical contra una resoluci6n del Poder Ejecutivo. Ya
expliqu6, sefiores Representantes, porque emplee esa
palabra cuando con motivo de ella fui interrumpido'
por el Sr. Pelayo Garcia, haciendo constar que yo no
soy tan plat6nico que planteara aqui una discusi6n y
pidiera una resoluci6n de simple critical para un asun-
to resuelto por el Poder Ejecutivo. El procedimiento
que yo indicaba, que trat6, es que nosotros, tenemos
el derecho, de revocar, anular, derogar, todas las 6r-
denes, todos los decretos del Poder Ejecutivo, cuando
lo tengamos por convenient, realizando con ello una
funci6n legislative, como revocamos, cono derogamos,
como anulamos todas las leyes que estimemos proce-
dente revocar, anular, destruir y derogar.
De manera, que, es mi opinion, tenemos faculta-
des para revocar ese decreto, y entiendo que no se' ha
cometido delito, no hacemos uso del derecho que sefia-
la el inciso segundo del articulo cuarenta y siete de la
Constituci6n; no acusamos, pero borramos la infrac-
.ci6n constitutional.
SR. PRESIDENTE: Se pone a votaci6n en la forma or-
dinaria el voto particular.
SR. BETANCOURT: Tenemos antes que ver si hay
quorum.
Sn. PRESIDENTE: Veinte y nueve, sefiores Represen-
tantes: no hay quorfm; se levanta la sesi6n. (Hora:
las cinco y treinta minutes, p. m.)


WPIENTA DE RAMBLA Y BOUZA,-QOIISPQ




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs