Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00144
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00144
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text












DIARIO DE


DEL

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


SEGUNDA


LEGISLATURE


VOL. II HABANA, 21 DE FEBIRERO DE 1903 NUM. 50


Ca mara


de Representantes


Cuadragesimaoctava sesi6n ordinaria.- 19 de Febrero de 1903
CONTINUATIONN DE LA ANTERIOR)


Presidencia del Sr. Rafael Portuondo Tamayo

Secretarios: Sres. Antonio Gonzalo Perez y Jose Rodriguez Acosta


SUMARIO


Continia la sesi6n del dia anterior.-Son aprobados i
los articulos tercero, cuarto y quinto del Proyecto
de Ley referente a los dias festivos.-Proyecto de
Ley del Senado aumentando la Plana Mayor de la


A las tres horas y diez.minutos p. m., ocupan la
Presidencia el Sr. Rafael Portuondo y Tamayo y las
Secretarias los sefiores Gonzalo Pircz y Rodriguez
Acosta, hallAndose presents los sefiores Representan-
tes que A continuaci6n so expresan.
Albarrin.
Betancourt.
Borges.
Cebreco.
Columbi6.
Cath.
Chenard.
Duque de Estrada.
Escobar y Jova.
Fonts Sterling.
Fontanills.
Fust6.
Gonzhlez Arocha.
Garcia Osuna.


Guardia Rural.-Voto Particular del Represen-
tante Sr. Loynaz del Castillo.-Es desechado el
Voto Particular.-Discusi6n del Proyecto.-En-
miendas.-Se levanta la sesi6n.


Gutierrez Quir6s.
Garmendia.
Garcia Santiago.
Garcia Cafiizares.
Le6n Bello.
Loynaz del Castilit
Mindez Capote.
M;endieta.
Masferrer.
Mendoza Guerra.
Martinez Rojas.
Nodarse.
Neyra.
Nfiiez.
Martinez Ortiz.
Peraza.
PWrez Abren.
'Sobrado.
Risquet.
Sirv6n.


a *


-- i -- -- --i


-- --








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA DE REPRESENTANTES


Villuendas (E.)
Villuendas (F.)
Feria.
Leyte Vidal.
Cruz GonzAlcz.
Guerra Puentes.
Maza y Artola.
Mlalberty.
La Torre.
Xiques.


Total: 47.


SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se abre la sesi6n.
Continia la discusi6n del dictameni do la Comisi6n
de C6d.igos, al proyecto de Ley sefialando dias festi-
vos y de duelo national.
El Sr. Secretario va A dar lecture al articulo ter-
cero.

(El Sr. Secretario lo lee).

Se abre discusi6n sobre este articulo.
(Nadic pide la palabra).

No habiendo pedido la palabra ningiin Sr. Repre-
sentynte, se pone A votaci6n en la forma ordinaria.
Los sefiores que est&n conformes se servirin ponerse
de pie.

(Son aprobados, sin discussion, los articulos tercero,
cuarto y quinto del diclamen de la Comisidn de C6-
digos).

Ha queedado aprohado el proyecto de Ley.
SR. M'ENDIETA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. M.-nli,.l,r.
SR. MENDIETA: Suplico A la Camara que se altere
la Orden del Dia para discutir las nueve plazas de la
Guardia Rural.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : El Sr. Mendieta pro-
pone la alteinaci6n de la Orden del Dia, para proceder
a discutir el dictamen de la Comisi6n de Asuntos Mi-
litares al proyecto -de Ley .del Senado, aumentando
various Jefes A& a Flana Mayor de la Guardia Rural.
Se va A poner A votaci6n la proposici6n del senior
Mendieta.
SR. LOINAZ DEL CASTILLO: Pido votaei6n nominal.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Habiendo solicitado
el Sr. Loynaz que sea votaci6n nominal, se va a pro-
ceder A la misma.

(Se efectua la votaci6n. Sres. que votaron en pro:
Albarrdn, Betancourt, Cardenal, Columrbi, Cebreco,
Duque de Estrada, Escobar, Fonts, Fontanills, Fuste,
Gonzdlez Arocha, Gutidrrez, Pelayo Garcia, Garcia
Canizares, Le6n Bello, M~6ndez Capote, Mendieta, Mar-
tinez Rojas, Masferrer, Neyra, Martiner Ortiz, PNrez
Abren, Portuondo, Rodriguez Acosta, Risquet, Sirvgn,
E. Villuendas, P. Villuendas y Feria.,
Sres. que votaron en contra: Borges, Chenard, Gar-
cia Osuna, Garn ,lia7;, Loynaz del Castillo, Mendoza
Guerra, Nodarse, Nfiez, Peraza, Gonzalo Perez, So-
brado y Leyte Vidal).

* SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : El resultado de la
votaci6n es el siguiente: veinte y nueve sefiores Re-
presentantes que si y doce que no.
El Sr. Secretario se servira dar lectura A la Comu-


nicaci6n del 'Senado, al dictamen de la Comisi6n de
Asuntos Militares y al voto particular del Sr. Loynaz
del Castillo.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA): (Leyendo):

"Habana, Diciembre 20 de 1902.

Sr. President de la CAmara de Representantes.

Sefior:

El Sena'do, en sesi6n del -dia .de hoy, ha aprobado
el siguiente proyecto de Ley:
Articulo inico.-La Plana Mayor de cada Regi-
miento serA aumentada con un Teniente Coronel, co-
mo Inspector del mismo, y con dos Comandantes para
el mando de la fuerza.
Tengo el honor de dar traslado A Vd. en copia 'exac-
ta, A los efectos de lo que determine el articulo 18 de
la Ley de Relaciones entire la CAmara de Representan-
tes y el Sen'ado.
Tengo el honor de dar traslado A Vd. en copia exac-
ta, A los efectos de lo que determine el articulo 18 de
la Ley de Relaciones entire la Camara de Reprcsentan-
tes y el Senado.
Muy atentamente de Vd.-Luis Estevez y Romero,
Presidente.-Jos6 Antonio Frias, Secrctario.-Manuel
R. Silva, Secretario."

"A LA CAMERA.

La Comisi6n de Asuntos Militares, encargada de
dictaminar aeerca del proyecto de Ley aprobado por
el Sen'ado, para aumentar una plaza de Teniente- Co-
ronel y .dos Comandantes A la Plana Mayor de cada
Regimiento del Cuerpo 'de la Guardia Rural, tiene el
honor de informal ,la COmara lo siguiente:
La Comisi6n ha examinado con detenim,iento la pro-
posici6n de Ley -de que se trata, asi como la, Ley de
Organizaci6n de la Guardia Rural, aprobada por el
Congress, con la cual aquella so relaciona intimamen-
te; puesto que viene A ampiliar el personal que por
esta se crea. DespuBs de este exAmen, ha obtenido el
convencimiento .de que tal ampliaci6n es, A mas- de
ftil, neoesairia para asegurar la eficacia -del servicio
que el Cuerpo esta llamado A realizar.
La Ley de Organizaci6n de la Guardia. Rural qued.6
incomplete, porque la poca facilidad de trasladarse de
un lugar A otro con prontitud, lo extenso del territorio
que tienen.que vigilar las fuerzas y su distribuci6n en
pequefios nmcleos (puestos 6 destaca'mentos), impose
la necesidad de vigorizar m'is la Plana Mayor de cada
Regimiento con Jefes que, obrando con cierta indepen-
dencia dentro de la Comandancia 6 Distrito A su car-
go,-que se compondrA de dos 6 mAs compalfias 6 'es-
cuadrones,-pueda resolver con rapidez de acci'6n
cualqui-era dificultad qlue se presentare.
PrActicamente esta demostrado que una inspecci6n
constant sobre las fuerzas mantiene la discipline y
asegura la efectividad del servicio y esta inspecci6n
no puede ilevarla A cabo -el solo Teniente Coronel que
existe, porque tiene A su cargo mando director de fuer-
zas. De aqui surge la necesidad d.e un Teniente Coro-
nel que haga las veces de Inspector del Regimiento y
4lu'e en el caso que la presencia del Coronel fuese
precisa en lugar destinado, pueda hacerse cargo de
una provincia, de manera que estas queden siempre
con un Teniente Coroneil que las represent.
Por otra parte, A ms de la, misi6n que A las Co-
mandancias 6 Distritos se encomiendan, en los casos


. *








DIARIO DE 'SESTONES DEL CONGRESO.-'CAMARA DE REPRESENTANTES


en que las fuerzas tengan que operar en nicleos ma-
yores de una Compafiia 6 Escuadr6n, deben ser man-
dados por un Jefe de mayor graduaci6n 'de Capitan,
y la Ley de Organizaci6n mencionada solo fija un Co-
mandante para cada Regimiento, cuyas funciones son
puramente administrativas; la organizaci6n de fuer-
zas armadas exige que todas las parties del organismo
se desenvu~avan arm6nicamente dentro del encadena-
miento natural del mismo. De aqui la necesidad de
los Comandantes con mando de fuerzas.
Por tanto, considerando que la 'proposici6n.de Ley
de que se trata viene a llenar un vacio que se nota en
la Ley OrgAnica de la Guarldia Rural, 'la Comisi6n de
Asuntos Militares recomienda A la Camara su acep-
taci6n.
Sa'6n de Sesiones, Febroro de 1903.-El Ponente,
Carlos Mendicta.
La Comisi6n de Asuntos Militares acepta por ma-
ycria de votos la anterior poncheia y !a consigna como
dictamen de la misma.
Sal6n de Sesiones, IHabana, Febrero 10 de 1903.-
El Seeretario, Ricardo Fuste.-Vto. Bno., El Presi-
dente, A. Cebrcco."

VoTo PARTICULAR.

Que sea deseehado todo proyecto de Ley creando
modificaciones en la Ley de 'la Guardia Rural, hasta
que se hayan pasado, por lo menos, dos meses de su
complete organizaci6n.-E. Loynaz del Castillo."

SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : 'Se pone A discusi6n
el voto particular.
SR. MENDIETA: Pido a palabra en contra.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: La pido en ,pr6.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) :_Tiene la palabra el
Sr. Loyna'z del Castillo.

SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: 'Seiiores Representantes:
antes de decidirme A consumer un turno contra el au-
mento de las plazas de la Guardia Rural, desearia que
el senior Ponente, quo tan ardorosamente se muestra,
tan entusiasta por .la creaci6n de esas plazas, tuviese
la bondad de explicar A la CAm.ara, siquiera sea bre-
vcmente, alguna de las razones mis poderosas, porque.
tengo la esp'eranza de que su palabra brillante y los
argurmentos que exponga, acaso me eviten consumer
on turn, ilevando el convencimiento A mi Animo.
SR. MENDIETA MONTEFU: \Pido la palabra.
*SR. PRESIDENT (CARDENAL): Tiene la palabra S. S.
!SR. MENDIETA Y MONTEFO: He pedido la palabra
para contestar al Sr. Loynaz y manifestarle algo, co-
mo Ponente de la Comisi6n de Asuntos Militares.
Yo creo que todo estA perfectamente y de modo bri-
llante dem.ostrado y razonado dentro del dictamen, pe-
ro ademas de todo eso, yo, como Ponente de la Comi-
si6n, me reserve el derecho de defender mi Ponencia,
cuando haya alguno que la ataque.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Loynaz para defender el voto particular.
SR. GARCIA CATIZARES: 1 Sin haber pedido ninguno
la palabra en contra, senior Presidente?
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Es un voto particular.
SR.- PRESIDENT (PORTUONDO) : El Sr. Loynaz no
puede mas que aclarar su voto particular, hacer indi-
caciones acerca de l1, segfin el Reg'amento.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Realmente es' de lamen-
tar la interpretaci6n hostile y casi intransigent, raya-
na en absolutismo, que se le da al Reglamento, para


poner silencio A un Representante que quisiera demos-
trar lo falso de los arguments empleados en el dicta-
men de la Comisi6n que ha de causar la Repiblica
el perjuicio de crear unos cuantos destinos ms, com-
pletamente innecesarios. .Rea'mente es lamentable la
intransigeneia de los sefiores de la mayoria .... .
SR. FONTANILLS: Habia pedido la palabra.
SR. LOYNAZ DEL ICASTILLO: I La quiere el 'Sr. Fonta-
nills antes que yo continfie, porque estoy dispuesto A
ced6rsela
'SR. FOI'NTANILLS: La quiero para alusiones, senior
President, cuando concluya el 'Sr. Loynaz.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : El Sr. Loynaz no le"
ha nombrado; no ha echo alusiones personales de
ninguna especie.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Ni tengo para qu4 nom-
brar ni aludir al Sr. Fontanills. (Risas).
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Continfie el senior
Loynaz.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: A pesar de ese espiritu
de intransigencia de la mayoria, A pesar de las cir-
cunstancias dificiles en que voy A hablar, porque ya
s6 que la votaci6n esta hecha, por'que ya s6 que se ha
venido aqui con pactos formulados antes de escu-
char arguments, al extreme, sefiores Representan-
tes, de que aiqui estin presents algunos de vosotros
que no quieren, por cierto, que yo diga sus nombres,
(iA que no me autorizan' A evidenciarlos!) A quienes
me he acercado procurando convercerlos de las razo-
nes que me abonaban, y han tenido ellos "la pena"
de decirme que "ya estaban comprometidos," y cuan-
do les dhe preguntado si esos compromises eran tan
graves que A pesar de la fuerza de cualquier clase de
razonamientos, no podian romper esos compromises,
me contestaron: "por grandes que sean esos argumen-
tos, por irrefutables que sean sus razones, ya tenemos
el compromise de votar eso."
Antes de seguir adelante, yo quiero pedir A la CA-
mara la mayor benevolencia, para que mi voz league
A los sitios mAs lejanos de este sal6n; necesito que al-
gfin exAmen se preste A las razones que mas 6 menos
diAfanas voy A presentaros, porque no debemos noso-
tros venir A las sesiones de la CAmara, comprometidos
A aplastar la raz6n con el nimero brutal. Parece eso
mis propio de degenerados representatives de repi-
blicas apuntaladas, que de los representantes de una
democ'racia vigorosa y nueva, es decir, de augustos
elaboradores de la Ley, yue obligados deben sentirse
A no cometer A sabiendas, el error que luego ha de pa-
decer la Repib!ica. Por mi part, 'he seguido con an-
sioso interns, los razonamientos de ese dictamen, y'hu-
biera querido oir los del Sr. Mendieta; mejor dicho,
mi deseo fuera que la CAmara los oyese. porque yo los
conocia ya en la Comisi6n de Asuntos Militares.
He buseado con interns alguna lejana raz6n que
siquiera cdhonestase este nuevo 6 injustificado aumen-
to de' nuestra crecida burocracia, ique pesa ya dema-
siado sobre la exagiie producci6n del pais, y que va
resultando por sus metodos, por su desarrollo y por
sus pretextos, el solo ideal evidence de una political sin
escripulo, de aquella, political que a nuestras ansieda-
des, A nuestras esperanzas de una administraci6n mo-
ral just y econ6mica, habiase aparecido desde la
cumbre moral del 'Central Valley, como el sol naciente
de una vida nueva, cuyo espiritu mismo fuese A invo-
carse en las olvidadas tumbas de los viejos puritanos.
(Aplausos).
Y en ese dictamen, sefiores Representantes, el pais
solo ha de encontrarle una decepci6n mAs, no una sola


a *








4 DIARIO DE 'SESIONES DEL CONGIESO.- CAMARA DE REPRE'SENTANTES

raz6n de peso. En el seno de la Comisi6n Militar, el i' todo trance. Parecen nada veinte mil pesos y serian
senior i'endieta y sus compafieros mis decididos en sin embargo suificientes para resolver en el terreno de
este aumento injustificable de nuestra burocracia, de- los intereses algo grande, que ha apasionado A esta
cianme: "Sefior Loynaz: mire que esas plazas van h Camara: la creaei6n de la Secretaria de Guerra y
ser ocupadas por sus compafieros de armas, por po- Marina. Porque la creaei6n de esa 'Secretaria, indis-
bres insurrectos que estan sin destinos, y que no po- pensable A una Naci6n, no costaria al pais tanto como
demos ni usted ni nosotros abandonar." este aumento burocratico innecesario. Y precisamente
ISefiores: nunca como ahora mi pobre espiritu, que el argument vuestro contra la Secretaria de Guerra,
aspira, con fidelidad de creyente, con tenacidades de era su costo, y esa Secretaria no costaria mAs de vein-
fanAtico, A ver realizado en esta tierra en toda su ex- te mil setecientos pesos, porque las secciones 6 direc-
tensi6n el progress moral, habiase visto tan contraria- ciones en que divida sus trabajos, tales como Artille-
do en esta eterna lucha de las solicitudes materials ria, Guardia Rural, etc., tienen ya sus Jefes, que se-
y los altos empefios del alma. Porque esta es en sinte- rian sus directors de esas seeciones. No habria que
sis la lucha: siempre lo c6modo, lo tentador, de un pagar otro sueldo que seis mil pesos al 'Secretario y
lado; es decir, la Ihabilidad political, y del otro este los de los ingenieros, un Jefe y un official del despacho
eterno calvario: ila conciencia! y escribientes, no habrian de consumer los veinte mil
Lo c6modo aqui, es que yo cierre los ojos; que A las setecientos pesos, segGfn el cAlculo que de paso hago.
bandadas de jefes sumidos en la miseria que me aco- Estos veinte mil pesos servirian para muchas cosas
san A todas horas, que van A mi casa,que me escriben, mas tiles que para colocaci6n a individuos necesita-
que llegan de pueblos lejanos, todos diciendome que dos, como habeis dicho vosotros en conversaciones
no me oponga al paso de esta Ley, porque para ellos particulares, dieiendo quc cran cstos puestos para
son esas plazas, (y conste que son mis de doscientas Jefes del ljrcito que estin sumidos en la miscria.
las personas que me han visitado y escrito), yo les Y voy i dem.ostrar la inexactitud de ese argument,
contest: "sereis complacidos, mis compafieros, que probando que.se crean las plazas para individuos que
yo nunca me he de bponer A nada que sea beneficioso no las necesitan, porque estan muy bien empleados.
al Ejercito Libertador, que, sobre todas las considera- Y para que se vea que se ha echo uso, A sabiendas,
clones estin mis abnegados compafieros de combat, de un argument ique no es de la mejor ley, voy A de-
cuya thistoria es mi historic, ouya alma es mi alma, y cir esto muiy alto: esos puestos no son para insurrec-
cuyos intereses tambinn han de ser los mios." tos necesitados: son para insurrectos que estAn en
Y maiiana, cuando esta novisima reform fuera muy buenas colocaciones ahora, pero 'que es precise
una Ley, mi nombre correria de fila en fila, como el que mafiana sirvan de agents y propagandistas poli-
de un benefactor, y para estos adversaries ique tengo ticos a los que les regalan los puestos. Esta es la ver-
delante serian los enemigos. Porque es precise que se dad, clara y sencilla.' Y como se trata de verdad tan
sepa que para las nueve canongias que van a regular, grave, dire los nombres propios.
tienen estos sefiores otorgadas novecientas promesas. Es precise que diga los nombres propios, porque lo
Realmente esto es tentador; esto seria la habilidad po- van A confirmar los hechos. Porque yo emplazo A los
litica ...... .sefiores conservadores para que si no sucede lo que
Y, sin embargo, profiero el otro camino, el de la ver- mis palabras anuncian, me digais que he usado un
dad: ila verdad, que se debe enter A la patria! Toda argument de mala ley, como el que yo os acuso de
esa mala vo'untad-no series vosotros-ser6 yo quien haber empleado.
las procure, todas esas ilusiones sere yo ,quien las de- Los nombres son estos: el senior CArlos Rojas, Ge-
rrumbe. Que siempre antepondr6 A las colocasiones de neral del EjBrcito.
mis compafieros de armas, el inters de la Repfiblica. SR. MIENDIETA: Prestigiosisimo.
IY en medio de tanto enojo sabeis, seimores de la ma- SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Si; prestigiosisimo; pe-
yorfa, sefiores conservadores, sab6is qu6 estarA A mi ro no venimos aqui A discutir .cualidades, venimos
lado? Qu6 poderoso estimulo, qu6 aliento grande, qu6 aqui A decir, simplemente, A ,qu6 insurrectos desampa-
majestad deslumbrante eneontrar6 A mi lado? iAh, rados se trata de socorrer con destins. .
vuestras concincias!. ..... Lo que tratais es de buscar elements politicos. El
Y ahora he de penetrar en las entrafias de tal Ley, senior Carlos Rojas, Alcalde de CArdenas, es el indica-
como si fuera con bisturi de cirujano, que es, al fin, do para el puesto de primer Jefe del Regimiento de
acero muy distinto al pufial de un enemigo. las Villas y Matanzas. Esto lo anuncio desde ahora.
Expondr6, ordenAndoles, mis arguments. Se dice La raz6n me la dareis con los hechos: el sofior General
en esa Ley que el aumento consiste en tres Tenientes Machado, el indicado para segundo Jefe del mismo
Coroneles, que han de costar cada uno dos mil sete- Regimiento, es Alcalde de Santa Clara. Asi puedo ci-
cientos pesos, y seis Comandantes, 'que han de pagarse tar una infinidad. El senior Leopoldo Calvo, que es
cada uno a dos mil cien pesos. IEs asi? INo hay mis empleado del Gobierno Civil, se anuncia para un
plazas que 6stas? puesto de Comandante; el senior FernAndez M6ndez,
SR. \IENDIETA: Son catorce mil cien pesos, senior otro empleado tambien, se anuncia para un puesto de
Loynaz. Comandante 6 Teniente Coronel; y el Coronel JuliAn
Sa. LOYNAZ DEL CASTILLO: Son tres Tenientes Co- Gallo, segundo Alcaide de la Circel, tambin "se anun-
roneles A dos mil setecientos pesos, que important ocho cia para otro puesto important. Acaso esos indivi-
mil cien pesos, si yo se algo de aritmetica. Y seis Co- duos no estan colocados? gPor que, pues, se invocan
mandantes a dos mil cien pesos, resultan doce mil las necesidades de los Jefes del. Ejercito Libertador?
seiscientos, si tampoco miente la aritmetica. Y la su- Y hay una cosa mAs grave, el haber permitido que
ma de estos products, porque esto es cuesti6n de en los puestos en los cuales se necesitan hombres ex-
swma, result veinte mil setecientos pesos. Se van A cepcionales, que no se dobleguen A influencias politi-
tirar mas de veinte mil pesos. El espiritu de la dila- cas, sean ofrecidos. hombres ique se rifen esos pues-
pidaci6n va invadiendo todas las resoluciones de esta tos. Yo tengo aqui, en mi pupitre, un numero del pe-
Cimara. Nos hemos pronunciado por el despilfarro riidico La Discusi6n, de hace meses, en que se decia


* *









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS 0.- CAMERA DE REPRESENTANTES 5


esto: que habiendo indecision para cubrir los cargos de
primero y segundo jefes de las Villas y Matanzas :;e
rifaron los puestos y la suerte toc6 al General Carlos
Rojas, para el cargo de Primer Jefe. y al General Ma-
ehado para el de Segundo Jefe. Bien habeis leido to-
dos vosotros el periddico La Discusido, y ninguno de
vc~otros, ni los mismos Sres. Mach-do y Rojas, han le-
gado esto. Ese peri6dico no ha tenido reparo en de-
cirlo al pais, para recomendar esos homnbres que asi
se rifan los cargos pdblicos. Y ese procedimiento es
impropio de pueblos libres, porique los hombres que
mis valen no se rifan, silo que aguardan i que por
sus m6ritos se les den los puestos pfiblicos.
Yo inmh;, i. deseado que el'seilor Mendieta, 6 cual-
quiera de los interesados en esta reform notisima de
la Guardia Rural pase adelante, hubiera hablado an-
tes que yo, para-demostrarle esto: que no tiene cono-
cimiento alguno de lo que es ]a Guardia Rural. La
invitaci6n mnia era, precisamente, para demostrarles
-con euatro interrupciones oportunas. que no conocen
en absolute lo que 'han venido A defender. Y esto lo
digo poique en ese dictamen y tambien en la Comisi6n
de Asuntos Militares, el 'Sr. Mendieta hab'6, ademis
de estas cosas, de soeorrer A los insurrectos necesita-
dos, y ya sabeis quidnes eran los socorridos; habl6 de
razones teenicas militares que aconsejaban el aumento
de estas plazas. Esto es muy curioso, seiiores Repre-
sentantes. No iace muchos dias, cuando la Ley que
ahcra, por razones tcenicas, consideran deficiente, se
trajo y se impuso A esta CAmara, so invocaron para
no admitir modificaci6n alguna, las razones t6cnicas
militares. Y sus autores empecinados no quisieron oir
nada de reforms, porque dijeron "el crisol de la ex-
periencia demostrara todas las ventajas. de esta Ley.".
Ahora no quieren esperar siquiera que ,este en vigor,
para deeir que es deficiente, que hay que eorregirla
con esta reform.
Es claro, los Representantes a'qui reunidos, no co-
nocen, en su mayoria, nada de razones tienicas milita-
res. Razcnes tecnicas militares invocaron para decir
que era buena la Ley de la Guardia Rural. Razones
t6enicas militares invocan ahora para decir que fu6
mala esa misma Ley, que es muy deficient, que hay
que corregirla pronto. i Esa es la !6gica de los sefiores
conservadores !
Veamos cuales eran esas razones militares teenicas
para decir que la Ley era buena, digo, para sostener
que es mala, que este es el criterio con que se nos pre-
sentan ahora los conservadores.
Dicen que en todo regimiento debe haber un Coro-
nel y dos Tenientes Coroneles, y A esto le llaman razon
tecnica military, y per si aqui no lo saben la mayoria
de los Representantes, es bueno que conozcan este he-
cho. Ningfin ej6rcito del mundo tiene en sus regimien-
tos un Coronel y dos Tenientes Coroneles, aunque en
la Comisi6n 'Mliitar citaronme el prusiano, sin duda
porque yo no entiendo el alemAn. (Risas).
Y yo, que he estado haciendo un hondo studio de
este asunto, puedo aseguraros, con textos A la vista,
que el ej6rcito americano, lque es un ej6rcito modelo,
de organization ejemplar y ha sabido dar la victoria
a sus aguilas, ese ejercito en el cual se recogen todas
las aspiraciones y progress, todas las reforms novi-
sims de los paises de mis cultural, el ej6rcito ameri-
cano no tiene para su regimiento, A mAs del Coronel
y Jefes subalternos, un solo Teniente Coronel.
0 es quo estos sefiores pretenden conocer mejor el
tecnicismo military, que los grandes organizadores de


la milicia americana, que mandan millones de hom-
bres?
El ej6rcito espafiol, que 'ueno es que se sepa estA
muy bien organizado, no tiene en sus regimicntos
mas ique un Teniente Coronel. Y ]a raz6n de esto no
puede ser en nuestr,) easo ms evidence, seilores Re-
presentantes. :Si para un regimiento que cubre dos
provincias, se crean dos Tenientes Coroneles, confian-
dole una provincia A cada Teniente Corcnel, de modo
:que sean como dos inspectors, porque ademas esas
provincias estAn repartidas en su mando por Coman-
dantes, si crean esos dos Tenientes Coroneles, para
que est(n inspeccionando, iba A decir paseando, iqlue
va A 'hacer entcnces el Coronel? IAcaso es para ins-
pec~ionar A los dos Tenientes Coroneles?
i Acaso merecen tan poca conflanza los dos Tenien-
'tpe Coroneles que necesitarAn que el Estado pague
otro sueldo creeido para que 'haya .quienes los vigile?
Yo quisiera que estos verdaderos arguments se
contestaran, no con el nfimero de la votaci6n, ni con
el silencio, con'que muchas veces se responded a'qui A
los mejores arguments.
Yo hubiera deseado que hablase antes a'guno de los
que screen convenient el aumento que va A hacerse en
la Guardia Rural, para preguntarle sencillamente:
1.qu6 es la Guardia Rural?. C6mo esta organizada?
Todavia es tiempo para que respond alguien, el que
pueda responder. tlSabe el senior Mendieta cuintos
j3fes y cuntcs oficiales existen en la Guardia Rural?
COdmo estA organizada, cuAntas.jefaturas hay en ella ?
(Silencio).
Si el senior Mendieta no responded, es porque no sabe
responder. I CuAntos Jefes y Oficiales hay, senior Men-
dieta ?
No se diga que se calla por no interrumnpirme. Y
autorizo para que se me interrumpa, y s6lo es cuesti6n
de prcnunciar un nfimero, senior Mendieta. Cuantos
Jefes hay?
Pues yo voy A contestar esa pregunta, que ni el
spfior Mendieta, ni uinguno de los miembros de la
Comision ha querido contestar. En la Guardia Rural
tan solo existen, hasta hoy, y conste que ha -venido
prestando muy buenos servicios en el canpo, 67 Jefes
y Oficiales y 1.605 hombres.
En la nueva Guardia Rural, isabe el senior Mendie-
ta cuAntos guardias y cuAntos Jefes y Oficiales habrA?
IA qu6 no sabe?
Pues bien, sefiores Representantes: para tres mil
hombres, habrA eiento cineuenta y dos Jefes y Oficia-
les, sin contar las plazas que ahora se pretend crear.
i Diganjne si esto no es una crecida buroeracia military!
El servicio de Cuartel-maestrazgo, que comprende el
pago de los haberes, conservaci6n de propiedades y
distribucein de racionamientos, lo vienen realizando
perfectamente cinco individuos, que tienen grado de
Comandantes; Asab6is ahora cuAntos hombres van A
11evar a cabo ese servicio de euartel-m.aestrazgo? Un
Teniente Coronel, tres Comandantes y treinta y dos
Subtenientes, es decir, treinta y seis individuos, para
un servicio oue puede haeerse con cinco perfectamente.
i.Y esto va A costar A la Repfblica euarenta y cinco
mil pesos! Deseo que asi conste en acta, que A sabien-
das de esto, el servicio de cartel maestre so venia rea-
lizando perfeetamente con cinco individuos, y de que
ahora ya existen treinta y seis designados para es
mismo servicio, todavia, A pesar de eso, no habeis lle-
gado al limited del despilfarro, y quereis afin, creando
nuevos y grande destinos, dilapidar una porei6n de
miles de pesos, no vuestros, de la Republica.


a 0








6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPREISENTANTES


Y yo pregunto A los sefiores Representantes, y pre-
gunto ante mi patria: I Acaso los ique han traido esta
pretension gravisima, obedecen A fines, que no sean
fines politicos? Acaso estin equivocados sinceramen-
te? Yo sostengo que no, que en todo este c6mulo de
disparates, no hay una sola equivocaci6n sincere, y
voy A demostrarlo: se quiso aparentar la mayor eco-
nomia cuando llegaron A asustar las cifras que iba
arrojando el presupuesto de la Guardia Rural, y se
pens6 ocultarlo, rebajando la raci6n de los guardian.
De treinta centavos que yo proponia para comida de
los guardias, se rebaj6 A veinte y cinco, comida para
todo un dia, de un hombre que tiene que montar A
eabalo y recorrer grandes distancias, jugandose, de
paso, la vida por la seguridad piiblica.
Eso es llegar hasta la impiedad, y esto lo deberA la
Guardia Rural, que en gran parte procede del Ej6r-
cito Libertador, A estos hombres que dicen inspirarse
solo en favor de los nobles libertadores.
Si, se inspiran en favor de los que se prestan A se-
cundar su political conservadora, de ninguna manera
en favor de los que solo prestan servicios al pais, que
en este caso son los guardian, que van por los campos
expuestos A perder absolutamente la vida por la causa
del orden. Y como al guardia se le rebaj6 A veinte y
cinco centavos la raci6n, al caballo, por no ser menos,
se le rebaj6 tambi6n, y se fijaron cineo pesos mensua-
les para su mariutenci6n, cuando bien se sabia que un
caballo con esa cantidad, es condenado A la tisis, A
menos que ciertos enjuagues, 6 transferencias. de cr6-
dito, iiju fi,.:lhl- .,, se realicen.
i;Sabe el senior Mendieta (debe saberlo porque ha
sido ponente) qu6 eantidad diaria come un caballo,
de heno y de maiz?
Un caballo tiene que comer diez y seis libras de he-
no y seis libras de maiz diaries, ademfs, en la Habana,
se les da un real de maloja; pero podemos omitir la
maloja, porque en el campo pueden comer algunas ve-
ces yerba; pero fijaos en esto: diez y seis libras de he-
no, A uno y medio centavos libra, vienen A costar vein-
te y cuatro centavos, y las seis libras de maiz, diez
centavos, calculando el maiz A un peso 'y setenta cen-
tavos -el quintal, ,que es lo que le cuesta al Gobierno.
compriAndolo en grandes cantidades; porque yo he ido
. las oficinas A saber lo 1que cuesta el heno y el maiz.
Esos treinta y cuatro y un quinto de centavos, suman
mAs de diez pesos al mes; tc6mo va ai haber para la
manutenci6n de un caballo con einco pesos mensuales?
Sabe el senior Mendieta, sabe alguno de vosotros
cuanto se gasta en alquileres y alumbrado, ain sin
contar todavia el aumento de la Rural? IEl senior
Mendieta no lo sabe? ino lo sabe nadie? gEs'que el
sefioir Mendieta no sabe tampoco cuAntos puestos 6
cuarteles hay, por los cuAles se pagan" alquileres? Es
evidence que el senior Mendieta no sabe nada -de la
Guardia Rural.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): (Agitando la cam-
panilla): Ruego al senior Loinaz que en su diseurso
no emplee esa forma exainindora, ni aluda directa-
mente A nadie.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Sr. President: el senior
Mendieta no debe molestarse porque yo le haga las
preguntas que son necesarias en el debate parlamen-
tario, que son recursos de defense de una opinion.
En uso de un perfect derecho utilizar6 este recurso
parlamentario, para demostrar que mis adversaries,
los ,ue estAn invocando razones del servicio, y razones
tecnicas, nio saben nada de organizacion de la Guardia
Rural. Yo hago estas preguntas con la mayor mesura


y consideraci6n. I Que culpa tengo yo de que el senior
Mendieta no sepa nada de la Guardia Rural? IQub
culpa tengo de la ignorancia que de este important
asunto revelan los mismos sefiores que han informado
en favor de ese aumento de la burocracia, que es,, des-
pues de todo, lo que persiguen A todo trance?
Pero yo voy contestar la pregunta a que voso-
tros no sabeis responder.
Eh la Guardia Rural existen ciento quince puestos,
cuyos alquileres se pagan A particulares. Doy el n6-
mero exacto: 115 puestos.
Existen, ademAs, veintiiin puestos cuyos edificios
pertenecen al Estado, doce son del Municipio y diez
y seis cedidos por particulares. Hacen un total de cien-
to sesenta y cuatro puestos.
SEsos ciento quince edificios aliquilados sabeis lo
que cuestan A la Repdblica? Cuestan diez y nueve mil
setecientos noventa y cuatro pesos. Y por el alumbra-
do de esos mismos puestos de la Guardia Rural, vienen
pagAndose cinco mil ciento veinte y siete pesos. De
modo, que hacen un total de cerca de veinte y cinco
mil pesos. Los gastos necesarios para sostener el alum-
brado y los alquileres de los puestos que hoy tienen,
son de veinte y cinco mil pesos, y adhora, que se ven
A aumentar casi en double ni'mero los puestos, porque
se duplica la Guardia Rural, la consignaci6n de vein-
te y cinco mil pesos, se rebaja, porque si, A diez y
ooho mil. I Con ,qu6 se van A pagar los alquileres de
los cuarteles existentes?
IA qu6 obedece esa rebaja arbitraria 6 inconsulta?
hPor quA, euando va A aumentarse la Guardia Ru-
ral, gastAndose ya, imperiosamente, en alquilercs y
alumbrado, veinte y cinco mil pesos, ahora se dice que
con el aumento de los puestos va A costar diez y ocho
mil?
Ya la CAmmara ha visto i qu6 quedan reducidas esas
necesidades del servicio invocadas, y las razones tEc-
nicas militares en que fueron y inspirarse los sefiores
autores de este desdichado aumento de nuestra ya
abrumadora burocracia, que, si entodas parties es per-
judicial, lo es wmas que en ninguna en la milicia, que
ha de estar por el bien de la patria, apartada de todas
las luehas y confusiones political de los pueblos.
Y despu6s de estos arguments, seiiores Represen-
tantes, I que mAs habria de deciros?
Nada, sino mi sincere deseo de que la CAmara no
crea de que en esta oposici6n tan razonada, me guia
ning6n interns pasional, ni 'hostilidad injusta; que yo
tengo para los autores y para los favoreeidos por esa
Ley, y en especial para el senior Mendieta, A quien he
estado mortificando con mis preguntas, la mAs alta
de las consideraciones.
Si en Ia Comisi6n Mixta mie hubiera opuesto, no
hubiera habido reorganizaci6n de la Guardia Rural.
Lo sabe bien la Camara. Y desde el moment que de
mi oposici6n dependia que hubiera 6 no Guardia Ru-
ral organizada en Cuba, retire mi oposici6n. La Coali-
ci6n Radical sabrA siempre callar cuando el silencio
sea patri6tico. No hablo tamnpoco, sefiores Represen-
tantes, por mera oposici.6n A esa political conservadora
en que el pais pudo tener por un moment esperanzas,
porque en medio de mi mis ardorosas luehas political,
por no s6 qu6 afinidades misteriosas de la patria, sien-
to como si una voz de lo alto me gritase: "Mira como
hablas de tu hermano." E. que he hablado en nombre
de la conciencia national, que tiene tambien sus pudo-
res; de la conciencia national, que debe impedir que
los Representantes del primer Congreso de la Repfi-
blica, diga la Iistoria que en los moments en que el


. 0







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 7


pais esperaba de sus resoluciones un cimulo de bie-
nandanzas para el pueblo, una series de medidas levan-
tadoras de la postrada riqueza, s6lo se ocuparon de
buscar prebendas A sus amigos politicos, 6 instrumen-
tos para las elecciones. Que no diga la historic, que los
hombres del primer Congreso de la Repfiblica, en los
moments decisivos de la suerte de la patria, en la hora
de conquistar el porvenir, dieron la espalda A las vir-
tudes pfiblicas para emprender, atolondrados, el ca-
mino donde se perdieroh las antiguas repfiblicas Grie-
ga y Bizancio; el camino que empieza en la tolerancia
y acaba en la corrupci6n desenfrenada. No lo permi-
tAis, por esta Repfblica nueva, que surge sobre el es-
pacio iluminado del mundo con derecho a exigiros un
porvenir glorioso, con derecho A perpetuar sobre esta
tierra que hace cuatro siglos deslumbr6 al descubridor
por su hermosura, que hace cinco afios toc6 con su
heroismo las cumbres inmortales; que ahora mismo,
si vosotros quer6is, asombrard por sus virtudes a la
humanidad. (Prolozgados aplausos).

SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Mendieta.
SR. MJENDIETA: Sres. Representantes: sin duda al-
guna error grande comcti6 la Comisi6n de Asuntos
Militares al confiarme el honor de hacer el dictamen
sob.re este asunto qu'e se (debate y que tan elocuente-
mente acaba de impugnar el Sr. Loynaz del Caslillo.
Por eso, sefiores, me siento indeciso y preocupado, Ipor-
que no s6 si podr6 expresar perfectamente las opinio-
nes fundadas que tengo para combatir la argumenta-
ci6n del :Sr. Loynaz, product, A mi juicio, de una
buena fe por s_..parte, pero producto tambi6n de una
equivocaci6n absolute y casi sistematica.
Mi misi6n, seiores Representantes, es perfectamen-
te concereta, perfeet-amente definida en el asunto obje-
to del &debate. Yo no soy el autor del proyecto de Ley
del Senado, no soy ni aun siquiera ol que lo ha inspi-
rado, y por tal motive, nadie podrh suponer me mueva
el deseo de sostener una opinion puramente personal
y el aspirar A hacerla triunfar en las deliberaciones
de 'esta CAmara; yo no soy mAs que el ponente de la
Comisi6n de Asuntos Militares, que entiende, como
ha entendildo la mayoria de sus compafieros, es con-
veniente la creaci6n de esos nuevos puestos, y a mi,
sefiores, .como ponente de esa Comisi6n de Asuntos
Militares, me consta hacer constar -con toda sinceri-
dad, con today lealtad, que al emitir los concepts mis
6 menos razonados que vosotros habeis de oir, no me
guia otra intenci6n ni me ha alimentado otra idea,
que la de Ja justicia y de la conveniencia pfiblicas.
Siento, si, que el Sr. Loynaz del Castillo, haya traido
al debate iconversaciones particulares, que a mi no me
afectan personalmente, que en realidad no me impor-
ta que se hagan pfblieas.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Los Representantes, en
asuntos de la patria, no tienen conversaciones confi-
denciales; tienen el deber de decirlo todo ante el
pais.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pone a votaci6n
el voto particular del Sr. Loynaz del Castillo.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido que la votaci6n sea
nominal.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Votaci6n nominal.
(Se efectia la votaci6n. Sefores que votaron en
contra: Albarrdn, Betancourt, Cardenal, Cruz Gonzd-
lez, Columbie, Cebreco, Duque de Estrada, Escobar,
Fonts, Fontanills, Fuste, Guerra, Gonzdlez Arocha,
Gutierrez, Pelayo Garcia, Garcia Cafiizares, Le6n Be-


Ilo, Maza, Malberty, M3idez Capote, Mendieta, Mar-
tiuez Rojas, Masferrer,, Neyra, Martinez Ortiz, P6rez
Abrcu, Rodriguez Acosta, Risquet, Sirvdn, E. Villuen-
da. y Feria.
Sefiores que votaron en prd: Borges, Chenard, Gar-
cia Osuna, Garmendia, Loynaz del Castillo, Mendoza
Guerra, Nodarse, Pcraza, Gonzalo Pdrez, Portuondo,
Sobrado, La Torre F. Villuendas, Xiques y Leyte
Vidal).

SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : El resultado 'de la
votaci6n es el siguiente: treinta y un senior Represen-
tante qpe no y quince que si. Queda desechado el voto
.particular y tiene la palabra para explicar su voto,
el senior Garmendia. -
SR. GARMENDIA: He votado que si, porque reunida
la Coalici6n Radical, oy6 los brillantes razonamientos
del Sr. Loynaz del Castillo, que la Camara acaba de
oir aho'ra. Por consiguiente, el voto uninime de esa
Coalici6n Radical obedece a exigencias de la reAexi6n
y f imposiciones de la conciencia, sefiores Represen-
tantes. (Aplausos).
SR. PRESIDENT (POTRTONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Garcia Cafiizares.
SR. GAIciA CARIZARES: Sres. Representantes: he vo-
tado que no, y he pedido explicar mi voto, porque
despu6s de las repetidas alusiones qu'e ha hecho e.l
senior Loynaz del Castillo al Partido Conservador, me
interesaba hacer constar que votaba en contra de su
enmienda, no porque iperteneciera al Partido Conser-
vador, sino porque recordaba, y la Camara debe re-
cordar tambi6n, que antes que viniera este proyecto
del Senado, habia defendido aqui la creaci6n de los
Tenientes Coroneles en pi'e de Regimiento, y la crea-
ci6n de las plazas de Comandantes. Y aunque enton-
ces no se acept6 por la Ctmara, me place recorder
ahora que lo que entonces defend, se ha aceptado co-
mo una cosa buena; y al dar mi voto en contra de la
enmienda, no hago otra cosa mAis que defender lo que
entonces crei digno de defense.
SR. BORGES: Un triunfo mas del Sr. Garcia Cafii-
zares.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pone *a discusi6n
el dictamen de la Comisi6n.
Han sido presentadas tres enmiendas.
SR. GONZALO PiREZ: Son adicionales.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pone h discusi6n
el dictamen de la Comisi6n.

(Nadie pide la palabra).

No habi6ndose pedido la palabra, se pone A vota-
. ei6n en la forma ordinaria.
Los que est6n conformes se servirAn ponerse de pie.

(Es aprobado).

SR. BORGES: Por cuAntos votos result aprobado
el dictamen?
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Por mayoria de vo-
tos.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ AcoSTA): (Leyendo):

"A LA CAMARA.

Los que suscriben, proponen:
ue se adicione al Proyecto de Ley del Senaldo, au-
mentando con tres Jefes la Plana Alayor de cada Re-
gimiento de la Guardia Rural, lo siguiente:


0 .







8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


Se aumentan tres medicos mas en el personal facul-
tativo de la Guardia Rural, para que preston sus ser-
vicios en cada provincial. El sueldo de estos tries m6-
dicos sera igual al ya -consignado para las tres plazas
existentes 6 ya aprobadas."

SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pone a discusi6n
la enmienda.
Tiene la palabra en contra el senior Gonzalo Percz.
SR. GONZALO PEREZ: He pedido a palabra on con-
tra, nmis que para oponerme a la enmienda, para ha-
cer algunas consideraciones a la Cfmara.
La Camara acaba do aprobar un proyecto de Ley
remitido -por el Senado, de una manera integra. Si
no se adiciona este proyecto dde Ley, puede remitirse,
desde luego, A lia Presidencia para que le imparta su
sanci6n, y es una Ley. Pero hay otra raz6n mas, to-
davia; si nosotros adicionamos esta Ley, tendremos
que nombrar una Comisi6n Mixta, y con ello perdere-
mos un tiempo precioso. Y hay otra raz6n mis pode-
rosa todavia: que este proyecto de Ley ha side redac-
tado y aprobado en -el Sena-do, donde estin las perso-
nas mns entendidas sobre la material, los autores de la
Ley primitive, y yo me pregunto si estos Generales
del Senado que redactaron la Ley que se acaba de
apro'bar -en la Ckmara, no tuvieron en cuenta ese
aunmento que aqui se pide, es porque lo creyeron in-
necesario. Porque nosotros vamos A aumentar algo que
no esta en cl proye'cto de Ley, solamente para aumnen-
tar ell nfimero de oempleados.
Yo creo que esth es una raz6n que aceptara la CA-
mara, y de este modo habremos hecho una Ley esta
tarde.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra e!
Sr. Enrique Villu'endas.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : En realidad, mas que
para defender la enmnienda, para satisfacer al seleor
Gonzalo PIrcz. Si nosotros adicionamos esta Ley con
estas tries plazas, va al Senado, pero si el Senado lo
aprueba en ell acto, no es necesario entonees la Comi-
si6n Mixfa.
Y yo aseguro al Sr. Gonzalo .Prez, que esa enmien-
da va scr aceptada, por lo siguiente: toda obra que
es el concurso de mue'has inteligencias y dde muchas
voluntades, no sale nunca perfect, come acabamos
de ver en la Ley sobre ]a Guardia Rural, porque se ha
visto despu6s que ilos regim'ientos se dividen por pro-
vincias, y f cada medico le correspondian dos provin-
ciias; y va A resultar materialmente impossible que ese
m6dico pueda tender a las dos provincias. Lo. que so
quiere, es que cada provincial tenga su medico, para
evitar 'las dificultades con que'se habria de tropezar
tenien'do uno solo por cada dos provincial.
Ese .es el motive que ha inspirado a los autores y
compafieros que-suscribieron la enmienda, que a mi
me parece que es sensato, y ruego al Sr. Gonzalo P&-
rez no lo combat, porque el Senado se ha inspirado
en esas mismas razones.
SR. GONZALO PWREZ: Para rectificar.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Gonzalo P6rez.
SR. GONZALO PAREZ: No tengo interns, como antes
decia, en combatir la enmienda; eil inico interns que
tengo, es que ya la CAimara ha aprobado el proyeeto
de Ley, y parece natural que si nosotros lo hemos
aprobado tambien integramnente, tal y comeo ha venido
del Senado, no tratemos *de adicionarle enmiendas.
Porque me explico que nosotros tratemos de adicionar


una Ley de.la CAmara, pero no una que viene del Se-
nado. Es mils, me asalta la duda de que con arreglo al
icglamnento y d la Constituci6n, nosotros no podemos
adicionar una Ley que hemos aprobado. Mcjor seria
que los sefiores firmantes de esa adici6n, presented
otro proyeeto de Ley creando esas plazas.
Dejen esa enmienda para una oportunida'd m,ejor,
pero no ahora, porque ya la Camara ha aprobado in-
tegramente ol proyecto de Ley del Senado.
SR. VILLUENDAS (ENRIQIfE) :'Para decirle al senior
Gonzalo P6rez, que yo no soy firmante do esa en-
inienda.
SR. GONZALO PEREZ: Me refiero a los quo la han
firmado.
Sn. GARCIA CARIZARES: Pido la palabra para una
cuestidn de orden.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Caiiizares.
Sn. GARCIA CARIZARES: El articulo 19 de la Ley. de
Relaciones centre ambos Cuerpos, no autoriza para ha-
cerlo. Dice:
"Si uno de los -dos Cuerpos Colegisladores modifi-
care 6 desaprobare, pareialmente, un Proyecto de Ley
6 de Resolu'ci6n, aprobado ya en el otro Cuerpo, Cole-
gislador, se -comunicard lo acordado al Cuerpo de
donde procediere *el Proyeeto. Si este ultimo Cuerpo
aceptase la enmienda 6 modificaci6n, tendrA eil pro-
yecto. fuerza legal; formAndose, en caso contrario, una
Comisi6n comipuesta de cinco Senadores y de igual
nimrero de Representantes para que conferencien so-
bre el modo de conciliar las distintas opinions. El
dictamen de esta Comisi6n se discutira, sin alteracion
laguna, por el 'Senado y la Chmara de Representantes
T si fuese admitido por ambos Cuerpos, quedarA apro-
oado cl proyecto de Ley 6 de resoluci6n. Si no hubiere
aeuerdo en la 'Comisi6n Mixta, se entenderi desechado
ol proyecto."
De consiguiente, el articulo no autoriza phra modi-
ficar ni desaprobar particularmente.
SR. GONZALO PfREZ: Entiendo que el compafiero
senior Garcia Cafiizares ha padecido una equivocaci6n;
y voy A deomostrarlc que nosotros no hemos modificado
en lo mi minimo .el proyecto de Ley. En el proyecto
-del Senado no se habla de medicos, y aqui so quiere
adicionarlos a esa Ley..... .
SR. BETANCOURT: Para una cuesti6n previa regla-
mentaria.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Betaneourt.
SR. BETANCOURT: Nosotros tenOemos el mismo dere-
.cho que tuvo el Senado de modificar oesa Ley. No te-
nemos la culpa d uequ por las mufltiples ocupaciones
de la Mesa, haya coinetido el error de poner h diseu-
si6n el dietamen, sin antes habor puesto fA discusi6n
la 'enmienda.
SR. PRESIDENT *(PORTUONDO): La Mesa lamcnta lo
que acaba de decir el Sr. Betaneourt.
Se trata, A juicio de la Mesa, do una enmienda que
nada tiene que ver con el dietamen.
SR. BETANCOURT: La. enmienda fu6 presentada a
tiempo y aceptada por la Comisi6n cuando vino el
proyecto. La Presidencia, que es persona altamente
competent, convendri conmigo en que tengo raz6n.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : La Presidencia ha
visto esa enmienda. El ;,! ti.-li,.. 19 de la Ley de Rela-
ciones la autoriza y, segfin nuestro Reglamento, se
clasifica como adicional.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Gonzalo P6rez.


* 0








DIAlIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CA.MARA DE REPRESENTANTES 9


SR. GONZALO PIREZ: No tengo interns, comno antes
decia, en combatirla. Retiro mi oposici6n 6 la enmien-
da y har6 constar on el voto particular mi opinion.
Entiendo que la Cimara no puede hacer esto.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : No habiendo pedido
la palabra ningfin senior Representante, se pone a vo-
taci6n la enmienda a que se ha dado eetura.

Votaci6n ordinaria..

Los que est6n conformes que se pongan de pie.

(Es aprobada).
Queda aprobada.

El Sr. Gonzalo Prrez tione la parlabra para una
aclaraci6n.
Sn. GONZALO PEREZ: He votado que no, porque en-
tiendo que aprobado el proyeeto de Ley remitido por
el Senado y no modificando en lo mas minimo la en-
mienida presentada ia ese mismo proyeeto de Ley, esti-
mo que la Camara, segfin el Reglamento que nos rige,
no podia adicionar, porque esto seria objeto de una
nueva proposition de Ley.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pone a discusi6n
la Enmienda del Sr. Betancourt.
Sirvase el Sr. Secretario dar leetura 6 la onmienda.

SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA) : (Leyendo):

"A LA CiAMARA.

El Representante que suseribe, propone la siguien-
te enmienda i la Ley relative a organizaci6n de ila
Guardia Rural. votada por el Senado en sesi6n del
20 de Diciembre de 1902:
Articulo segundo.-La plaza de Auditor de la Guar-
dia Rural, sera desempeiada por un abogado que ten-
ga en el referido organismo empleo, categoria y suel-
do de Comandante, en vez de ser un Capitan, como se
propone en dicha Ley.''
SR. MASFERRER: Pido la palabra para hacer una
pregunta.
SR. PRESIDENT (PoRTUONDO): Tiene la palabra el
Sr. Masferrer.
SR. MA~SFERRER: Era, simplemente, para hacer una
manifestaci6n, y es que esa enmienda habia.. ...
SR. VILLUENDAS (FLoRENCIO) : (Interrumpiendo):
Yo ruego a la Presideneia quo se sirva ordenar.la lec-
tura de la segunda enmienda.
'SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Asi iba a hacerlo.
Sirvase el Sr. Secretario dar lectuira A la enmienda
del Sr. Masferrer.
SR. MS\SFERRnE: Las dos enmiendas aeeptan la exis-
tencia de un Auditor.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA) : (Leyendo):

"A LA CLMARA.

El Representante que suseribe propone la siguiente
enmienda 6, la presentada al dictamen do la Comisi6n
de Asuntos Militares, reference a que el Auditor ten-
ga el grado de Comandanto:
Cada regimiento tcndrn un Auditor,- con el grado
de Capitan.'

SR. GONZALO PIREZ: La enmienda i la enmienda
pide que cada regimiento tenga un Auditor.


SR. M\END,ETA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PoRTUONDO) : Con qu6 objeto?
SR. MENDIETA: A nombrelde la Coimisi6n de Asun-
tos Militares, para manifestar quo ella acepta 'la en-
mienda del Sr. Betancourt, en que pide que ol Audi- .
tor tenga grado de- Comandante.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Segfin la enmienda
del Sr. Betancourt, la Comisi6n acepta que la Guar'dia
Rural tenga una plaza de Auditor, con el grado de
Cormandante, y la enmienda del Sr. Masferrer pide
que cada regimiento tenga un Auditor con el grado
de Capitin.
Se pone 'a discusi6n la enmienda del Sr. Masferrer.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Pido la palabra pa-
ra hacer una pregunta.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra el
Sr. Floreneio Villuendas.
Sn. VILLUENDAS (FLORENCIO) : La pregunta es esta:
deseo saber si ya existed una legislaci6n para juzgar
los delitos militares que justifiquen la existencia de
]a Auditoria de Guerra; y sieuando un individuo de
la Guardia Rural-y en esto invoco el oriterio de los
sefiores L'etrados de la Camara-comete un delito co-
muin 6 de cualquier elas', io juzgan'tribunales dife-
rentes a los ordinaries. Si es asi, entiendo que esti jus-
tificada la existencia de la Auditoria de la Guerra.-
- SR. BETANDOURT: Pido la palabra para contestar al
Sr. Villuendas.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra iel
Sr. Betancourt.
SR. BETANCOURT: Todos los organismos militares,
como sabe .el Sr. Villuendas, tienen sus fueros de gue-
rra, pero si asi no fiiese, siempre resultaria que ese
Auditor desempncfaria funciones de asesor, y corno es
natural, tiene que conocer los C6digos, para powder
ilustrar i 'los Jefes y 6 aquellos Tribunales que dentro
de la organizaci6n military tengan jnrisdicei6n para
conocer de asuntos exclusivamente militarcs. He aqui
para qu6 se necesita un abogado: para ilustrar en esas
materials a los .efes y Oficiales.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO) : En cse caso,,yo creo.
que lo que se propone -es la agregaci6n de un consejero
en Ilugar de un Auditor.
SR. BETANCOURT: Esta en la Ley, Sr. Villuendas.
Lo finico que se hace, .es ascenderlo de Capitkn A Co-
mandante; esta creada ya esa plaza.
Sn. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Quedo satisfecho con
esa explicaci6n.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Estas aclaraciones,
van pareciendo, no verdaderas aclaraciones, sino dis-
ousiones; por tanto, la Presidencia pone A discusi6n
la enmienda del Sr. Masferrer.
Iabia pedido la palabra en contra el Sr. Mendieta.
Tiene la palabra S. S.
SR. 'MENDIETA: Renuncio 'oso honor, senior Presi-
dente.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): El Sr. Masferrer
queria hacer algunas aelaraciones.
Tiene la .palabra S. S.
SR. MIASFERRER: Sr. President y Sres. Representan-
tes: verdaderamente no es una enmionda la enmien-
da del Sr. Betancourt la presentada por ml, sino sim-
plemente una adici6n A la de 61. No se necesita ser
abogado para abordar esta cuesti6n, que cae de lleno
dentro del sentido comfin, mis bien que dentro 1la es-
fera ,del derecho. o
Ninguno de nosotros ignore que de las primeras di-
ligeneias de un process so desprende, por 'deoirlo asi,
el principal rayo de luz, que ilumina al Tribunal pa-


.








10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


ra dictar su fall, y yo pregunto: L el Auditor que est6
en ]a Habana, puede constituirse en la provincial de
Santiago de Cuba en -ol tiempo necesario para ins-
truir un procedimiento criminal .de un delito alli co-
m'etido? Creo que no, y A mi me causa horror la idea
de que como en tiempo .fel coloniaje, sean iniciados
estos process por cabos y sargentos, que por muy
instruidos que sean, no tienen los conocimientos nece-
sarios del C6digo Militar, para no cometer errors y
atropellos incalificables.
Yo s6 tambien, .i.:r....:, Representantes, que aqui,
entire nosdtros, existe mis de uno que profesan mis
ideas, y sobre este ,particular creo-que el Sr. Betan-
court, mi querido amigo y compafiero, podria aclarar
mejor que yo, con su acostumbrada elocueneia, los
conceptos que en la fogosidad de mi temperament
haya podido dejar de tratar. Por tanto, sefiores Repre-
sentantes, insist en que si se quiere hacer una reor-
ganizaci6n verdad en el Cuerpo de la Guardia Rural,
se acepte la creaci6n de esas tres plazas de Auditor,
una para cada provincial.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : So pone 41 votaci6n
la enmienda del Sr. Masfcrrer.


Los que esten conformes que se pongan ,de pie.
SR. MASFERRER: Pido votaci6n nominal.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO): Pido la palabra pa-
ra una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra el
Sr. Floreneio Villuendas.
Sn. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Para proponer A la
CAimara se prorrogue la sesi6n por breves moments,
con el fin de terminar este as-anto.
SR. PRESIDENT (PoRTUONDO) : La Camara no pue-
de acordar eso, porque aun no es la hora reglamenta-
ria.
Su. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Deseo- proponer A
la Ckmara que so celebren sesiones doubles, para termi-
nar la Ley Municipal.
SR. GARCIA CARIZARES: Eso no proeede ahora, se
esta en votaci6n.
SR. BORGES: Sr. President: anuncio una enmienda.
'SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : IHabiendo termina-
do ]a hora reglamentaria, se levanta la sesi6n.

(Hora, las cinco p. m.)


Imp. Rambla y Bouza, Pi y Margall 3S y 35.-Habana.


*0




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs