Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00132
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00132
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text











DIARIO EVSESSI NES

DEL
CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA

SEGUNDA LEGISLATURE

VOL. 11 HABANA, 5 DE FEBRERO DE 1903 NUM. .38


Ca mara


de Representantes


Trigesimasexta sesi6n ordinara.-3


de Febrero


de 1903


(CONTINUACION DE LA ANTERIOR)


Presidencia del Sefior Rafael Portuondo Tamayo

Secretaries: Sres. Antonio Gonzalo Perez y Jose Rodriguez Acosta


SUMARIO


Continia la sesi6n.-Discusi6n de las Bases de


la Ley Municipal.-Se levanta la sesi6n.


A a tres p. m., ocupan la Presidencia el senior Por-
tuondo y las Secretarias los seilores Gonzalo PNrez y
Rodriguez Acosta, hallindose presents los sefiores
I~epresentantes que se expresan a contipuaci6n:
Albarrin.
Betancdurt.
Blanco.
Borges.
Castellanos.
Cardenal.
Cu6.
Cruz GonzAlez.
C6spedes.
Cebreco.
Chenard.
Duque Estrada.
Fonts.
Fuste.
Gonzalez Aroeha.


Garcia Osuna.
Gutierrez.
Pelayo Garcia.
Garcia Cafiizares.
Le6n Bello.
M\aza.
M6ndez Capote.
Mendieta.
M. Guerra.
M. Rojas.
MasTferrer.
Neyra.
Nfi'ez.
Martinez Ortiz.
Peraza.
Poveda.
Risquet.
Sirv6n.
Garcia Vieta.
Garcia Kohly.


I








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES


Leyte Vidal.

Entraron despu6s los seiiores:


Columbi6.
Guerra.
Govin.
Loynaz.
Malberty.
Sobrado.
La Torre.
Villuendas
Xiques.


(Florencio).


Total: 48.


SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Continfa la sesi6n.
Tiene la palabra el senior Martinez Ortiz para consu-
niir el turn en pro de la enniienda.
SR. MARTfNEZ ORTIZ:. Senior Presidente y sefiores
Representantes: Decia ayer, cuando, por haber llega-
do la hora reglamentaria, tuve que suspender el hilo
de nisaranifestaciones A esta Oamara, que eran tres
los arguments presentados para establecer la dura-
ai6n die cuatro aieos para el cargo de Alcalde. El pri-
mere, consistia en afirmar era neoesario .ese tiempo
para que durante 61 pudieran los alcaldes desarrollar
todas las inieiativas de que pudieran ser capaces.
Este argumiento queda desvirtuado, per. nuestra
Constituci6n, porqu segun ella, las iniciativas deben
partir de las Corporaciones municipals y no de los
alcaldes. Estos repriesentan s6lo el Poder ejecutivo
dentro de la municipalidad.
*El segundo era que nmuhos paists adelantados, co-
mo por ejemplo Alemania, tienden 6 alargar de modo
considerable lel period de los funcionarios que de-
sempefian puestos anlogos a nuestros alcaldes. Es-
te tambi6n queda desvirtuado, segfin mi -entender,
per la raz6n importantisima de que .esos funcionarios
en Allemiania, son personas competentisimas en mate-
ria de administraci6n municipal; que han hecho de
esa material una carrera. Esos si pueden ser emplea-
dos en las municipalidades per un lapso de tiempo
considerable; pero nosotros, por desgracia, no nos en-
cortramos en las mnismas condiciones, mejor dicho,
nos encontramos en condiciones diametralmente
opuestas, porque tienemos muy pocas personas com-
petentes 6 idoneas que pudieran ir A desempefiar A6
desempefiar a concilencia esos cargos municipales.
Hecordadndo la frase de un escritor emninente, es-
pecialista y professor ten una Universidad de los Esta-
dos Unlidos, dice que es necesario tener en cuenta que
un hombre incompetent al frente de una municipa-
lidad, puede ser much mis perjudicial y peligroso
que un corrompido.
En este punto, sefiores, habia quedado ayer al ter-
rninar la hora reglamentaria. Un concept, fu6 ex-
puesto ien la tarde anterior por el senior Garcia Pola.
Deecia este compafiero que los alcaldes tendrian en
ese period de tiempo de cuatro afios, el suficiente
para ilustrarse; de manera sefiores que el Alcalde
cubano segin esa donosa teoria debe ir A aprender 6a
la Municipailidad, debe tener en esta, A juicio del se-
fior Pola, una escuela de nuleva indole, donde no so-
lamnente, sera pagado y pagado espl6ndidamente, si-
no que al nMismo tiempo todos los contribuyentes, ab-
solutamente todos, tendrin que tolerarle su ignoran-
cia y tal vez hasta su inconescuencia en period de


tiempo tan extremadamente largo como es, el de cua-
tro ailos. Creo que eso no es serio; que esa argu-
mentaci6n chance en absolute de fundamento.
El tercer argumnento, y voy a ser muy breve en la
exposici6n de todas estas ideas, porque acabo de re-
oibir un iecado de un distinguido compafero para ir
al Senado y seguir discutiendo la cuesti6n importan-
tisima del Empr6stito, de cuya ComWisi6n mixta for-
ma parte, es, sefiores, que no es convenient mover
con demasiada frecuencia al cuerpo electoral, qu!e
esa remoci6n es peligrosa, que que perturba y ale-
ja al capital, y que dafia 6 los negocios. Este argu-
nrento ya es muy viejo sefiores; todos lo conocemos;
este arfumiento no puede aducirse por nadie que se
f1ame radical, ni siquiera que se lame republican a
secas, 6 que se lalme republican conservador. Es un
argument, gastado por todas las tiranias y fuente de
t6dos los abuses de los que siempre han pretendido y
pretenden dirigir a los pueblos por medio del en-
gaiio con el finico fi nde mantenerse en el Poder, con
el finico fin de Inantenerse en 61 largos periods de
timlpo. Por eso alegan quie son perjudiciales las elec-
eiones con cortos intervals, procurando atraerse
per tales sugestiones f los hombres de negocios, a los
elerrientos conservadores, ,i los ricos, siempre asusta-
dizos, y es verdad, muchas coparticipes tamb'i6n en
los abuses del Poder, y todas las concupiscencias de
los que hacen granjeria de los intereses pfiblicos.
Las consultas frecuentes al cuerpo electoral, no pro-
duoen convulsiones, precisamente sucede en la pric-
tica todo lo contrario, mientras mis frecuentes scan
esas consultas, sobre todo en los paises regidos por
sistemas verdaderamente democraticos, mhs dificiles
son las convulsiones, porque esos periods cortos que
se sefialan vienen a ser garantia de buena adminis-
traci6n y contribuyen al perfect desenvolvimiento
de la vida social.
Die mode, sefiores, que ese argument carece en ab-
solute de fundamlento s6lido, de base segura. Noso-
tros no debemos, de ninguna manera, aceptar para
nuestros Alcaldes una vida elective tan extraordina-
riamentle prolongada come la propuesta. Si la Comi-
si6n mantiene ese criteria y si la Cimara se ernpefia
en aceptarlo, yo, sefiores, que tengo un concept al-
tisimo de la inteligeneia colectiva de esta Asamblea,
creeria en leste case, con absolute firmeza, que come-
tia un gravisimo error politico.
No debemos por ningin motive entnegar los intere-
sos municipales a nuestros Alcaldes, que son en su
mayoria ignorantes, que son las mAs de las veces in-
conipetentes, .y que seguranmente per las razones que
he aducido, serian en esos puestos pfblicos much
mis peligrosos que los mrs empedernidos caciques
de los tiempos coloniales.
Esto, sefiores, en lo que respect a la elecci6n de
Alcaildes; en lo quie respect a la duraci6n de los
conslejos Municipales 6 sean de los Ayuntam'ientos,
estoy tanibi6n del todo conform con la .enmienda
presentada por n6i distinguido amigo politico y per-
sonal el'doctor Cu6. Las jmismas razones que oes ex-
ponen para cleer es ihconveniente, gravisimo el dar
un period demasiado largo & la vida de nuestros al-
caldes electivos, pudieran aducire tambi6n cuando
se hace referlencia alas municipalidades. No es po-
sible adnitir come bueno el argument que se quiere
presentar; lo inconveniiente que es consultar con fre-
cuencia la opinion piblica. Este es cuando menos







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 3


un error que hay que hacer ver, pero ver con sus
verdaderos colors, a la opinion pfiblica. Lejos de ser
beneficioso el mantener en suspense la action popu-
lar por un lapso de tiempo largo, result perjudidial
para lo fisnes nobles que se persigueri, con esa prac-
tica. Precisamente, sefioer,s el inconvenient mis
grande que yo iencuentro & nuestra Constituci6n, es
que no ha imritado en la renovaci6n del Poder Ejecu-
tivo de una manera absolute como en otros muchos
puntos lo ha hecho, a la Constituci6n de los Estados
Unidos. Los comentaristas de ese C6digo notabilisi-
mo, desde Tocqueville, que fu6 el primero que es-
crihi6 sobre el, hasta Laboulaye y los incontables
que en la epoca contemporinea se han ocupado del
niismo, todos estAn contetses en afirmar que las mo-
dificaciones rVipidas de la CAmaa rde Representantes
y la relativamiente lenta del Senado en los Estados
Unidos, constituyen la formula mis perfect del r6-
gimen representative.
'Cuando Franklin, que fu6 uno de sus autores, cri-
ticaba esa Constituci6n decia, que se le parecia un
carro tirado per dos yuntas de bueyes hacia adelante
y por una yunta hacia atris; no estaba conform con
las dos Camaras. A pesar de su grandisimo talent,
en estle caso se equivoc6 el gran patriota, gran fil6sofo
v sabio porque la experiencia ha venido a demostrar
que estuvieron perfectamente acertados los legislado-
res. Una Camara de Representantes que se renuava
cada dos afios, es, en todo moment, la expresi6n field
die la opinion popular, y un Senado que se renueva
parcialm.ente cada dos aiios, viene A regular, hasta
cierto punto los avances que pudieran ser demasiados
violentos de la opinion pfiblica; pero viene tambi6n
a tenerlos nmty ten cuenta y 6 preparar las evolucio-
nes constantes del orden social. Ese, sefiores es el
verdadero ideal del regimen representative.
Por eso si len nuestro pais alguna vez llegara a
perturbarse hondanrente el orden pfiblico, se pertur-
baria, sefiores, por ponerse en pugna la opinion ph-
blica con nuiestras COmaras, las cuales no se renue-
van con la suficiente rapidez para ser, en todo tiem-
po, el exponente field de la opinion de la mayoria del
pals.
No debemos incurrir en el error de llevar esas ten-
dencias A nuestras Corporaciones populares, A nues-
tros Municipios, y no ebdemos llevarlas, sefiores, por-
qule est6 en nuestras manos hacerlo y porque estando
en nuestras manos, no debemos incurrir en 61, y pre-
cisamente en las Corporaciones que. mis directamen-
te nepresentan la opinion pfblica, porque son algo
como los circulos primaries de la organizaci6n politi-
ca national.
No debemos, de ninguna manera, aceptar que se
renueven 'los municipios por parte cada ods aiios pa-
ra venir 6 ser renovados totalmente A los cuatro; de-
bo insistir en lo propuesto por mi distinguido com-
paflero el doctor Cu6, y desearia que, con reflexi6n
serena, adoptara en filtimo t6rmino la Camara una
resoluei6n en concordancia con lo que desde un pun-
to de vista ampliamente liberal edben ser los Cuer-
pos Representativos de un pais.
No, esos arguments que se aducen no tienen fun-
damento alguno; no tienen solidez de ninguna clase
el decir que un Ayuntamiento debe ser continuador
de las ideas del otro; lo que debe ser siempre today
mrunicipalidad es expresi6n, como organismo repre-
sentativo, de la opinion de la mayoria; torque de lo


contrario, sefiores, siempre estar6n en pugna esos or-
ganismos representatives con las tendencies y deseos
los reperstentados.
He dicho. (Grandes Aplausos).
.SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Gonzalo P6rez.
SR. GONZALO PIREZ: Al levantarme A sostener la
enmienda presentada por varies sefiores Represen-
tantes pidiendo que los ayuntamientos y los alcaldes
manicipales se elijan por cuatro afios, no me pro-
pongo seguir paso a paso a mi distinguido amigo y
compailero el senior Martinez Ortiz, en su peregrina-
cion A trav6s de la historic de las municipalidades, ni
tampoco mie propongo averiguar que clase de ideas
represent 61 aqui en estos moments, porque entien-
do que todo Representante queen se desvia del asunto
que se discute, y va 6 buscar en la Historia argumen-
tos que no son del caso, para atacar sin fundamento
alguno, el proyecto de :ley que se discute, demuestra
que es pobre, su argumentaci6n, que no es s6lido el
terreno que pisa, y que A falta de hondas conviccio-
nes en la material que se debate, apela a la Historia,
que es el eterno comodin de algunos oradores.
Ayer el senior MIrtinez Ortiz, que result en teo-
ria el nmiembro mas liberal y radical de esta Camara,
aunque sus credos en su vida pfiblica no estan de
acuerdo con sus opinions, puies siempre, ha sido un
nisi6n de Asuntos Municipales y Provineiales, A la
que no pertenezco. Su ataque me pareci6 injusto,
porqrue ea Comisi6n de Asuntos Municipales, com-
puesta de miembros promrinentes de los dos partidos
tienen representaci6n aqui, ha hecho cuanto ha sido
possible, se ha tornado verdadero interns, ha consul-
tado todas las fuentes, ha oido y consultado A sus
compafieros y ha expuesto en su dictamen la expre-
si.6n de sus ideas, con muchas de las cuales estoy
perfectamente de acuerdo. Para discutir 6 comba-
tir la enmienda presentada, no hay que hacer una
larga historic referente A asuntos Municipales. An-
tes de entrar de lleno en el asunto que se debate debo
manifestar que quiero para mi pais una Ley Muni-
cipal descentralizadora, con la cual los ayuntamien-
tos gocen de verdadera autonomia, pero sin perder
la conexi6n que deben tener con los organisms su-
periores, sin que puedan escapar A la fiscalizaci6n de
los poderes supreme'; en una palabra, Ayuntamien-
tos que puedan hacer much bien al pueblo, pero
que no puedan lescapar A la alta inspeccien que el
Ejecutivo de la Repfiblica debe ejercer, para unifor-
mar el procedimiento y corregir extralimitaciones.
Por eso pido que ols ayuntamientos se elijan por
cuatro aiois, y que por cuatro afios tambi6n scan ele-
gidos los Alcaldes. No voy A traer aqui teorias nue-
vas, carezco de autoridad para ello, y ademks me bas-
ta con referirme A lo que se ha hecho y hace en los
passes mas civilizados del mundo; y en esos paises no
se elijen los Ayuntamientos por dos afios, sino por un
period de tiempo mayor y lo mismo los Alcaldes; se-
g6n paso A demostrar, pues siempre que hablo en es-
ta CAmara me interest exponer los fundamentos en
que descansan mis aserciones.
He hecho u enstudio de las filtimas obras publica-
das sobre material municipal en los Estados Unidos,
Gran Bretafia y en algunas naciones ,de la Europa
Continental, y en esas obras, sobre todo en las de








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE RE'PRESENTANTES


Albert. Shows, publicadas en 1882, se ve que los Con-
sejos de Inglaterra se leligen todos por tres aiios, re-
novindose por tercerag parties cada afio; y todos sa-
bemos que los municipios ingleses, como los de Ale-
mania y Francia, son models de una buena adminis-
traci6n municipal.
En Inglaterra los municipios esthn formados por
concejales que se eligen directamente por el pueblo
eada dos afios, y por corregidores, que eligen los mis-
mos municipios, en la proporci6n de una tercera par-
tedel nfinero de consejeros. El Alcalde Municipal
se eligie por el Ayuntamiento por un afio, pues alli la
administraci6n esta a cargo del Conejso, el Alcalde
no adirinistra, ni puede nombrar siquiera a los em-
pleados; no es mAs que un pulesto de honor con la
representaci6n del municipio en determinados mo-
mlentos Hay casos, sefiores Representantes, en que
las alcaldes municipals al cesar en sus cargos, si-
guen formando parte del Ayuntamiento come conce-
jales 6 Regidores, porque, como no han sido electos
miAs que por un afio, dentro de los mismos consejeros,
al terminar su period, siguen siendo Concejales
Y esta es la regla general len todos los municipios
de Inglaterra, responded a un prop6sito eminentemen-
t liberal, mnuy democr6tico, en el buen sentido de la
palabra, porque todos ustedes saben que Inglaterra,
no obstiante ser un imperio politicamente, por su
oonstituci6n interior mis parece una Repfiblica de-
mocr6tica; alli se practice la verdadera democracia,
no esa democracia que consiste en mera palabreria
que oimos en als cales y en las plazas, sino aquella
que teniendo por base el respeto a la Ley consagra
dafiila veraddera libertad. No la democracia que tien-
de A halagar las pasiones, con grave dafro para los in-
tereses del pueblo.
Sn. BRTANCOURT: Muy bien, muy bien.
SR. GONZALO PiREZ: (Ccntinuando). La renova-
ci6n parcial anualmente ; Ileva nuleva savia A la vida
del Miuniiipio, porque, como decia el escritor A que
antes mie referia la renovaci6n parcial produce la
continuidad en el manejo de los asuntos municipales,
y ayuda a la construeci6n de obras importantes en el
municipio. Este es un principio consagrado en In-
glaterra, y en todos los praises de Europa y Am6rica.
La renovaoi6n parcial es una verdadera necesidad
en todo organismo de esta clase y noturaleza. En
Francia, que de pooo tiempo A eta psarte, ha hecho
grandes progress en material municipal, transfor-
miando completamente ciudades como Marsella, Li6n
y el Havre, que eran focc, de epidemias el siglo pa-
sado, y que hoy se citan como models de administra-
ci6n municipal juntamente con el populoso Paris.
Y hay que advertir que en ese Paris no se sigue el
sistema ide administraci6n que indicaba el senior Mar-
tinez Ortiz, alli imperan las ideas socialists arrai-
gadas profundamente en el coraz6n de aquel pueblo,
hasta iel extrem;o de excluir casi por complto del Go,
bierno A los partidos reaccionarios.
*En Francia, desde el afio 1831, ha habido nua vei'-
dadera fluctuaci6n, en cuanto al t6rmino de duraci6n
de las elecciones de los consejos municipals y de los
alcaldes, pero jams, desde esa fecha, se han Ilegado
A realizar elecciones por dos aiios. Segfin la Ley de
1831, los consejos municipales se elegian por seis
afios, y se renovaban de por mitad cada tres afios;
por la Ley de 1855, se redujo A cinco aflos la vida le-
I


gal de esos organismos. La Ley del 67 la elev6 6
site aflos, y la del 70 los redujo, otra vez, 6 cinco.
En 1875, e acsord6 que durasen tres ahos, y por filti-
mo, el C6digo de 1884, que esta en vigor, dispone
que los ayuntamientos duren cuatro afios y lo mismo
los alcaldes municipales.
iTanto en la libre Inglaterra comno en la democrh-
tica Francia, la miayoria de los ciudadanos esth pe-
netrado de que la vi'da del municipio es algo m6s ad-
ministrativa que political; que a 61 debe irse con cier-
ta preparaci6n, y sin grandes teorias; pues las me-

jores ideas son las de una administraci6n honrada, el
prop6sito de hacer bien al pueblo, mejorando las con-
diciones del mismo con el concurso de todos los ciu-
dadanos.
Los municipios franceses se eligen por cuatro
arios, y los Alcaldes tamhbin por cuatro alios. No hay
mis excepei6n que respeeto 6 Paris y Li6n, donde los
alcaldes no los nombra el municipio, hace las veces de
alcalde un Prefecto que debe su nombramiento al
Gobierno Central.
En B6lgica, que sigue en parte las teorias las doc-
trinas de Francia, se leligen los consejeros por diez
afios, y se renuevan parcialmente cada tres. Los Al-
caldes los nobra el Rey por seis aids de entire los
miembros diel Consejo. Vemos, pues que en B6lgica,
pais esencialmente demlocritico, A pesar de ser una
monarquia, donde las cases obieras tienen tal pre-
ponderancia quie dominant en casi todos los munici-
pios, estos se eligen per seis ailos, renov6ndowe par-
cialmente asegurando con esto el buen gobierno y la
buena administraci6n, con hombres entendidos en la
materia; haciondo que en cada renovacion vayan
honibres ideptificados con las ideas del pueblo. De
esta manera se harmoniza una buena administraci6n
del municipio, y las ideas predominantes.
En Holanda pasa lo mismo, se eligen los coneejales
por seis afins, y se renuevan por tereeras parties cada
dos. El Alcalde 6 burgo-maestre lo nombra el Rey por
seis arios dentro del municipio. Vemos tambi6n que
en IHolanda se sigue .el mismo procedimiento; la eele-
ci6n por seis .aios y la renovaci6n cada tres afios. Yo
llamio la atenei6n de la Cdamara respect al hecho de.
que en los paises que sefialan un t6rmino de cuatro 6
que sefialan un t6rmino de seis, siempre existed la re-
no vaci6n partial; 6 ninguno se le ha ocurrido que esa
renovaci6n se haga total en un memento dado, por-
que con ello sufriria la administraci6n municipal,
pues podria caer en manos de gente inexperta y sin
prActiea en el gobierno del pueblo.
En Espafia todos asbemos que se eligen los muni-
cipios por cuatro anis, y que se renuevan cada dos
afios. Etn Italia, que ha realizado grandes progre-
sos en material municipal se eligen lo sconsejos mu-
nicipales por cinco afilos, y cada afio se renueva una
quinta parte. El Alcalde se elige por tres afis, ex-
eepci6n hecha de aquellos ayuntamientos que no lle-
gan A diez mil habitantes Desde quinientos habi-
tantles en adelante son nombrados por el Rey los al-
calde,s hasta que alcanzan 10.000.
En Aelmania, que es model de administraci6n
municipal, no porque, come decia el sefor Martinez
Ortiz, los alcaldes manicipales formen parte de una
carrera administrative, Alemania, formada de peque-
fias nacione,s tiene distintas erglas para los consejos
municipales, pero todos los municipios se eligen por
cuatro ailos. El consejo de Berlin, ciudad modelo,







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 5


por su administraci6n los concejales se eligen por
seis afios, una tercera parte se renueva cada tres
ailos. Pai 'emsinentemente prActico, A los consejeros
que demuestran espleciales eondiciones para el pues-
to los reelige indefinidamente; habiendose dado el
caso en un municipio de que durante tres generacio-
nes desempefiaran esos puestos individuals de una
miisnMa familiar que demrostraron suma capacidad y
suma comnpetencia en la direcci6n y administraci6n
de ols bienes del pueblo.
Tenemos, pues, que en todas las naciones civiliza-
das son elegidos los ayuntanmientos por un espacio de
tiempo no menor de cuatro aiios, renovAndose par-
cialmente cada tres, dos y un afio, segfin los casos.
La conveniencia de la renovaci6n parcial deo los
ayuntaminentos ha sido reconocida per todos los au-
tores, corno el medio mins adecuado para vigorizar A
eses organisms, A tal extreeno que un escritor'ha di-
clo, que alli done veais un municipio pobre, un mnu-
nicipio sin vida, segurailente que el period de su
duraci6n serA evidentemente corto y su renovaci6n
total. La corta duraci6n de los ayuntamientos aleja
de los mi'smos sa las personas de reconocida competen-
cia y de arraigo; en eambio una rational duraci6n y
su renovaci6n parcial, asegura una buena adminis-
traci6n, yel espiritu democrAtico que debe inspirar
A esas instituciones.
En los Estados Unidos no hay un solo Estado en-
tre ols distintos que forman la gran naci6n america-
na, donde los ayuntamientos no se elijan por mas de
dos afios En casi todo, el period de vida de los
niismos es de cuatro aios, y esa es la duraci6n de los
Alcaldes municipales. Loc grandes ayuntamientos,
como el de Nueva York, San Francisco, Boston, San
Luis, Chicago, y muchisimos otros tienen sus cartas
municipaels 6 sea su legislaci6n especial, la cual se
forma por una comisi6n especial, la discute y aprue-
ba e layuntamiento, que la somete A la .aarobaci6n
definitive de la. Asamblea legislative del Estado, y
solamente cuando es aprobada y ratificada por el pu'e-
blo es cuando llega A ser ley. Los municipios ameri-
canos no pueden tomiarse como models respect A su
administraci6n, pues osn muchas las quejas que con-
tra ellos formula los contribuyentes, dando lugar a
que ,las Legislaturas de los Estados adbpten eyes en-
canminadas a riegularizar la administraci6n munici-
pal.
Ei nosotros queremnos para Cuba, que ahora empie-
za su vida national municipios respetables, munici-
pios que esten bien administrados, A donde puedan
ir personas retpetables, de eass que no van A ocupar
sus puestos por un aio, para eistar A merced de los
agents electorales, tenemos que elegir ayuntamien-
tos por cuatro alios en lugar de dos; de lo contrario
esos municipios no podran realizar n'ada grande, na-
da fructifero, nada convenient, ni nada provechoso,
para la municipalidad.
La experiencia nos ha 'demostrado esta verdad. Los
ayuntamientos elegidos por un afio durante la inter-
vienci6n ,americana no han dado resultado, mAs que
por incapacidad de los eoncejales, por el corto pe-
riodo de duraci6n de sus cargos, lo cual les impedia
intentar reforms provechosas, obras de alguna du-
raci6n. iSu tiempo tenian que consagrarlo A adegurar
su reelecci6n contentando A los agents electorales. Y
que no se diga, que los honibres que cumplen bien tie-


Snen asegurada la re'elecci6n, pues yo me atreveria A
asegurar, que los que cumplen mal tienen mis garan-
tida la reelecci6n.
Y hay una razon para ello, los hombres que desem-
pefian A conciencia su deber en los municipios, lok
hombres que exponen su prestigio y perjudican sus
intereses, so naquellos que no halagan las pasiones,
que no colocan empleados si no tienen condiciones
para ello, ni busean A todo trance la reelecci6n, en
cambio aquellos que se preocupan poco de los intere-
ses de su pais, del porvenir de su patria, del crudito
de su raza, esos hombres, se dedican A halagar pasio-
nes malsanas para asegurar la reelecci6n. A esos
hombres conviene que las elecciones sean por una
afio, y no por un period mayor.
Nosotros debemos elegir por cuatro afios los aclal-
des, porque la .prctica nos ha demostrado que la re-
novaci6n frecuente es perjudicial a la buena admi-
nistraci6n del pais. Esto no pugna con la democra-
cia, porque la democracia no consist, como decia
un distinguido conmpaiiero en oonsultar todos los dias
al cuerpo electoral. La democracia erige que esos
ayuntamientcs represented las ideas y opinions, de
los ciudadanos y -eso se consigue con las renovaciones
parciales cuando se trata de los ayuntamientos, y que
estos dediquen su tiempo y sus energies al bien de
sus administrados
HIay ademAs otras razones 'poderosas Todos los
puebos j6venes al legislar deben buscar lo que la ex-
periencia de otros pueblos aconseja como bueno, pues
la experiencia es el crisol que depara todos los siste-
mas y .aquilata todas las ideas
SQuien seria bastante osado, y perd6neseme la fra-
se, para tratar de implantar en nuestros ayuntamien-
tos teorias nocivas, ideas que no han dado buenos re-
sultados en otros pueblos, ideas trastornadoras?
Yo creo, seiiores, que lo prudent es seguir los con-
sejos ,de la ,experiencia, imitar en este particular A
las naciones mAs cultas, estudiar el resultado prac-
tico de sus instituciones, ytratar de implantarlas en
nuestro pals en cuanto sea possible, aspirando A que
nuestors municipics sean lo que son oen Inglaterra,
Francia y Alemania
No se trata aqui de fundar algo transitorio, sino
de una obra permanent; porque para mi es tan
grande y tan imnportante la transcendencia de la Ley
Alnicipal, quie como dijo un publicista eminente,
Alberto Show, los hombres ,que no se ocupan dd las
leyes municipals, los que no ponen su pensamiento
y su atenci6n en los asuntos del municipio, esos hom-
bies son reos de grave delito contra su patria; esos
hombres demuetsran que les es indiferente la suerte
de su pais. Los municipios reflejan el estado de un
pais, su progress, su cultural y su eapacidad para la
vida national; ellos son, 6 deben ser escuelas de buen
gobierno para los ciudadanos que aspiren A desempe-
fiar cargos y funciones pifblicas en la naci6n. Ingla-
terra, pais prActico que debemos estudiar con inte-
res, ncs da ejcmpplck elocuentes en este particular.
La nlayoria de sus hombres piblioo shan hecho sus
primeras armas en ols Miunicipios.
Eli gran estadista Chaniberlam, fu6 seis afios al-
calde del pueblo de Maschester; y s6lo cuando se dis-
tingui6 de manera notable, fu6 electo Diputado al
Parlamtnto de su Naci6n. Las cuestiones municipales
son las que hoy agitan la opinion de los grande







6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


hombres; nombrad municipios honrados, y series, no
teinais, el porvenir que ellos sabrAn siempre resistir
el embate de las pasionea y de las luchas political.
(Muy bien, mnuy bien).
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) :Iabiendo renuncia-
do los seiiores Cardenal y Neyra los turns que te-
nian pedidos, se pone A votaci6n nominal la en-
mienda.
Sn. SinvfN: Pido que se ponga A votaci6n la en-
inienda en dos parties.
S8. BETANOCURT: Como firmante de la enmienda
aunque 'en ella se dice que alcaldes y concejales se-
rAn electos por dos afios, la Comisi6n no tiene incon-
veniente en que se vote por parte: primero elalcaldle
y luego los ooncejales.
SR. GONZALO PEREZS Pido que se vote como estA n
la enmienda: primero el alcalde y luego los conseje-
ros. Son de mis eategoria los alcaldes.
ISR. RISQUET: Habia presentado una enmienda a
ese respect, y Su Sefioria dijo que se pondria A vo-
taci6n despu6s.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pondra A discu-
si6n en su oportunidad.
SR. FONTS STERLING: Destearia saber si el proyeeto
que apoya la Comisi6n dice que se elijan por dos
anos los alcaldes y conceja'les.
ISR. GARCIA CARIZARES: No dice nada de eso.
SR. NEYRA: Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra
el senior Neyra.
'SR. NEYRA: Selfores Representantes: El proyecto
de bases de la Ley Municipal que la Comisi6n de
Asuntos Muinicipales y Provinciadles ha tenido el ho-
nor de presentar, no dice nada respect al tiempo
que han de durar en sus cargos el Alcalde y los Con-
sejeros; porque entendia qu'e eso no implica una base
fundamental de la Ley Municipal.
,Entendia tambin6 la Comisi6n, que debian esos
partietia.res discutirse en el articulado de la Ley, y
al presentar el senior Gonzalo P6rez una enmienda en
la que se pedia y se seiialaba que los alcaldes y los
consejeros fueran elegidos cada cuatro afios y se re-
novasen por mitad cada dos, no hieimos ninguna ob-
jeci6n; porque eso lestaba dentro del criterio que la
Comiisi6n sustentaba. Por esa raz6n se acept6 ese
orden de ideas.
N,...I.,.., no podemos entrar ahora A exponer la
mulltitud de razones que tenemos en favor de estas
ideas; porque ya se han expuesto y no deesamos repe-
tirlas. aL Comisi6n ha renunciado al turn que ha-
bia pedido -en contra de la enmienda que ha presen-
tado mi distinguido amigo 'el senior Cu6. De manera
que s6o Idebo contestar ahora A 'la pregunta del se-
fior Fonts, y debo decir que la Comisi6n no creia ne-
cesario tear este particular; pero que si aceptaba
la enmienda del senior Gonzalo P6rez, ya que se le
pcdia su opinion.
SR. PRESDENTE (PORTUONDO) : Se va a proceder A
la votacion nominal.
Los que digan que si estarAn de acuerdo con que
se elijan los Alcaldes cada dos afos.
SR. RISQUET: Sefior Presidente: Pido una aclara-
ci6n 'es'e despecto. Queda desfigurada la forma de
la votaci6n, porque la enmienda esa no se refiere A


la forma que Su Sefioria sefiala 6 indica. Fijese bien;
puede ser que yo este equivocado.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : La enmienda pre-
sentada comprende dos extermos: que los concejalea
y el alcalde sean elegidos por dos afios; pero hay un
Representante que ha pedido la division en dos
partes 6 sea la designaciOn del alcalde primero, y
deqpues la de los concejales.
iSe ha dividido asi y se va A votar en dos parties.
SR. RISQUET: Entonces es otra cosa distinta.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) i Votaci6n nominal.

(Se efectia la votaci6n).
(Setlores que votaron en pro: Albarrdn, Betan-
tancourt, Blanco, Cardenal, Cu6, Fonts, FustW, Gon-
zdlez Arocha, Gutierrez, Pelayo Garcia, Garcia Ca-
,;:,ls, ,Loynaz del Castillo, Maza, Malberty, Min-
dez Capote, Mendoza Guerra, Masferrer, Neyra, Por-
tuondo, Poveda, Sdbrado, Rodriguez Acosta, Risquet,
Sirven y Xiques..
Seflores que votaron en contra: Borges, Catsella-
nos, Cruz Gonzdlez, C6spedes, Columbid,. Cebreco,
Chenard, Dujuie de Estrada, Garcia Osuna, Govin,
MJendieta, Peraza, Gonzalo Perez, La Torre y Leyte
Vidal)

El resultado de la votaci6n es el siguiente: veinte
y cinco sefiores Representantes que si y quinee que
no. Queda aprobada la primera parte. Se va a pro-
ceder A la votaci6n de la segunda parte relative A
que los concejales serAn nombrados por dos anfos.
,SR. BETANCOURT: Pido la palabra para nna acla-
raeion.
'SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Pu'ede hacerla Su
Senoria.
SR. BETANCOURT: Pido A l-a Cmara me permit
retirar la enmienda y proponer que los cargos scan
por cuatro afios, siendo renovables cada dos afios.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se acepta la propo-
sici6n del senior Bletancourt?

!(Es aprobada).
'Queda aprobado.

Sr. Risquet, ha retirado Su Seiioria su enmienda?
'SR. RISQUETS No, senior, no al he retirado.
;SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se va a proceder a
dar eletura .A la enmienda persentada por el senior
Risquet.
SR. LA TORRE: Si es lo mismo que la base.
'SR. RISQUET: No es lo mismo que la base, senior
La Torre.
:SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se va A dar lectu-
ra A la enmienda del senior Risquet.

(El Secretario, senor Rodriguez Acotsas lee).

SR. BETANCOURT: Entonces ha triunfado el senior
Risquet en toda la line.
SR. RISQUET: He triunfado, perfectamente, pero
sc ha segnido un proedimiento que ha hecho nula
'la discusi6n de mi enmienda. Se ha envuelto de tal
manera la enmienda que no s6 que es lo que ha triun-
fado.
,SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : (Agilando la cam.
panilla). La Presidencia siente llamar al orden a Su








DilR IO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


Seioria; pero aqui no se puede haer use de la pala-
bra sin que antes se al conceda la Presidencia. Se po-
nej 4 discusiOn la clnmienda del seflor Risquet.
'Nadie pide la palabra).
No habiendo pedido la palabra ning6n senior Re-
presentante se pone a votacion ordinaria.
Los que esten conformes que se pongan de pie.
SR. GONZALO PNIREZ: Yo pido la palabra.
'SR. PRESIDENTE (PoRTUONoO): Tiene la palabra
el senior Gonzalo P6rez.
SR. GONZALO PfitEZ: No puede haber enmienda,
evando.estA conforme eon la base. Se debe poner A
votaci6n la base.
iSR. PRESIDENT (PoRTUONDO) : (DirigiCidose al
senior Secretario). Sirvase dar lectura A la base pni-
niera.
Sa. GONZALO PEREZ: A la base primer debe agre-
garse ahora: po rdos afios y dice asi
"Base 1.a--La Ley adaptarA el Gobierno y Admi-
nistraci6n de los 3Municipios A los preceptos consti-
tucionales, creando un Consejo Municipal deliberati-
vo, con facultades para acordar todo lo que el inte-
res municipal abarca y un Alcalde que ejerza las
funciones ejeeutivas".
,SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pone A discu-
si6n la base.
No habiendo pedido la palabra ningdn esfior Re-
presentante, so pone A votaci6n, en la forma ordina-
ria.
kLos que est6n confornies se pondran de pie.

(Es aprobada).

'Se va A dar lecture A la base segunda

SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA): (Leyendo):

"Base 2.a-La Ley deslindara las facultades del
EJecutivo y el Legislative Municipales, colocindolos
en analogas condiciones A las del regimen provincial,
y aaquellas en que estA enl Ejecutivo y el Legislati-
vo cntrales".
,SR. Cui: Sefior Presidente, ,no hay ninguna en-
riienda A esa base?
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : No so ha presenta-
do ninguna enmienda.
SR. CuE: Pido la palabra en contra de la base.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Se pone A discu-
si6n la base. Tiene la palabra el senior Cu6 en contra.
SR. CuE: Sefior Presidente y sefiores Represen-
tantes: Decia la otra tarde, al impugnar la totalidad
de la base primera, qLie no podia aeeptar la idea de
que los .organanismos municipales fueran de earicter
legislative; y en aquella ocasi6n 'el senior Perez me
contest, de que las ideas que yo habia expuesto, no
cabian perfectamente dentro de lo que se diseutia,
y que esperase 4 que llegase la discusi6n de la base
segunda, que de una maniera tan explicita y clara
manifiesta que las corporaciones municipales tienen
u nearActer legislative. Pero A mi en aquellos mo-
mentos me interesaba hacer constar, de que no po-
dia estar conform en manera alguna, ni podia acep-
tar ninguno de los principios que manifieste carfcter
legislative A las corporaciones municipals. Asi es
que solawlente me propuse hacer una aclaracion, para
justificar la conduct que he de observer. Hoy se dis-


cute la base segunda que claramnknte explica que el
gobierno de los municipios radical exclusivamente cn
los alealdes, quie vienen A ser come el Ejecutivo. Y
yo pregunto, .-.,r,.:.s Representantes, jnosotros pode-
mos considerar los organismos municipals como los
organisms provinciales, con un character legislative,
por el mero hecho de que las cuestiones que se plan-
tean han de ser pr6viamente diseutidas per aqulleas
corporacicnes antes de ponerse en practice, en fun-
ci6n? IRe ninguna mnnera, no es lo mismo, no puedoe
considerarse en manera alguna dentro 'del derecho
adnginistrativo, ni dentro del derecho politico, que
sea una corporaci6n legislative, administrative y eje-
eutiva.
iTodas las esferas en que se mueve la libre volun-
tad de un pueblo conocidisimo es que son, 6 ejecuti-
vai 6 legislativas 6 juideiales, y si se me pieguntara
dentro de qu6 esfera cabe el organismo municipal co-
mo el organismo provincial, yo diria categ6ricamen-
te, sin ninguna preocupaci6n ni ningfin temor de
equivocarme, que tanto la una como la otra, caben
perfectaniente dentro de la esfera ejecutiva.
SY por qu6 raz6n, en qu6 circunstancias me apoyo
pana afirmar que estAn dentro, tanto la una como la
otra, es ,deci,r que pertenecen al element ejecutivo
y no al legislative.? Pus mi apoyo sefiores Represen-
tantes en dos circunstancias muy importantes que
convene tenerlas muy en cuerta, porque estan preeci-
samente dentro ,de la Constituci6n die nuestra Re-
puiblica, que es un docunento al cuial nosotrbs debe-
mos de prestar una ciega obediencia. No es possible,
no seria possible en modo alguno concebir que una
CAmara legislative, en que eada uno de sus miemo-
bros, .en que todos est ln revestidos de dos circunstan-
eias, de dos condiciones indispensables, la una la in-
violabiliidad del miembro para que pueda decir en to-
dos los moments su opinion y su pensamiento, la
otra, la irresponsabilidad por los actos que realize en
el ejercicio de sus funciones, pues esas, dos cualida-
des .era necesario que las reunieran los individuos
que constituyen una Camara legislative, y le son otor-
gadas por la Constituci6n.
Por otra part, en la Constituci6n, que tengo 'en la
mano, no se dice que dos Consejeros Provinciales, ni
los Concejales del ayuntamiento, son inviolables ni
irresponsables por los actos que realicen dentro de
la Corporaci6n, asi es que nosotros no podemos inves-
tir A los Consejos Provinciales, ni A los Ayuntamien-
tos de un character legislative.
(En nuestra Constituci6n se establece de una mane-
ra clara y que no deja lugar A dudas, qui6nes son los
funcionarios responsables; es responsible el Presi-
dente-y el Vice-presidente de la Repfiblica, en fun-
ciones, como son responsables lo Secretarios del Des-
pacho, y todas y cada una de las autoridades 6 dele-
gados de las autoridades; y en cambio, los miembros
del Consejo Provincial, cono los miembros de los
ayuntamietnos, con arreglo A nuestra Constituei6n,
son responsabels por los actos que realizan en el des-
empeio de sus funciones.
Si nosotros investimos A los Consejos Provineiales
y A los Municipios con el carActer de legislativos,
acontecera una cosa ,por denis rara y peregrina; de
que ejerzan. funciones legislativas al mismo tiempo
que son responsables por los actos que realicen, y co-
mo esta responsabilidad estA en la Constituci6n no







. 8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE RIEPRESENTANTES


pueden ser on mode alguno elemientos del powder le-
gi~lativo los indivi'duos que formen parte de una
corporaoi6n municipal. Creo que esto no constitute
una forma especial, esto no es una forma nueva, pues
se encuentra, come yo decia, en otras parties, en cual-
quier libro de derecho politico. Los-ele-mentos pueden
ser de tres maneras: administrative 6 ejecutivo, quo
es el encargado de hacer cumplir las leyes, delibera-
tive el que confecciona las leyes, previa delibcraci6n,
*sobre todos los asuntos que so le sometan A su consli-
draci6n 6 solamente consultivos, es decir, el que no
esta mars que para. ilustrar en determinado momen-
to, cuan'do se le pida consejo, por el poder Ejecuti-
vo, sobne alguna cuesti6n que tenga que resolver 6
ailgin actor que tenga que realizar, de mantra que
piartiendo de esa doctrine, de ese principio consigna-
do en todos .ols tratados.de derecho politico, los ayun-
tarientos son 6nica y exclusivamente corporaciones
deliberativas.
En virtud de todos estos razonamientos por mi
expuestos, y en virtud de lo que consignan de una
njanera express los articulos 70, 78, 79, 98 y 109
de nuestra Constituci6n, que establece quienes son
los .responsables ruego a la Comisi6n de Asuntos
Municipales y Provinciales que enmiende la base se-
gunda en el sentido de que no patricipen las corpo-
raciones municipales de caricter legislative, y de
que en vista de los grandes perjuicios, de los mismos
perjuicios quie les hace, de los perjuicios ya sea A los
mrnicilios como a los Consejos Provinciales, no se
desvirtfie, no venga A enmascarar en manera alguna
el carActer ejecutivo que tiene esa corporaci6n A fin
de que nunca se pueda poner en manos de un hom-
bre solo, ll1mesele alcalde 6 de otra manera, los inte-
reses morales y materials de la ciudad, los intereseses
de una colectividad muy respectable, que pudiera ser
en cualquier moment el blanco de las burlas de un
osado 6 de un corrompido.
La base segunda dice que la ley que en su dia re-
dactarA la Comisi6n, ha de deslindar las facultades
del ejoecutivo y del l1egislativo municipales
No veo que raz6n de orden cientifico ha podido se-
guir la Comisi6n de Asuntos Municipales y Provin-
ciales al tomiar este criterio que no desenvuelve, que
no lleva al pie de la letra al redactar la Ly Provin-
ciall. De.mo'do que al decir la Comisi6n de Asuntos
Municipales y Provinciales que coloca A eass perso,-
nas del Poder Municipal, en condiciones analogas A
lasw que se establecia en el regimen provincial, consi-
dero que se incurred en un grave erdror per -parte de
los individuos quie forman la Comisi6n de Asuntos
Municipales y Provinciales, porque tal criterio no
ha sido llevado por esta Camara A la Ley Provincial,
sino que ha sido precisamnente en lo que ha estribado
la renovaci6n casi total, del pr6yecto enviado al Se-
nado y defendido en la otra CAmara.
En vista de esa circunstancia, porque no puede ni
cientificamente considerarse la CorporaciOn Munici-
pal como el Cuerpo Legislative, ni per otra part por-
que este precedent y esta idea sustetnada por la
Comisi6n no lo ha side come s dice aqui en la base
segunda sustentado cuando se discuti6 la Ley Pro-
vincial, yo le ruego A la Comisi6n de Asuntos Muni-
cipales y Provinciales que retire esas palabras de
"Legislative Muinicipal" y de "Ejeefitivo Munici-
pal" que insert en la base segunda.


SR. PRESS DENTE (PoRTUONDO) : Algfn senior Re-
presentante quiere hacer uso de la palabra en plo
de ]a base?
SR. NEYRA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra
el senior Neyra.
SR. NEYRA: Sefiores Representantes: Al tomar la
palabra en pro de la segunda base presentada por la
*Comisi6n de Asuntcs Milhi.-pW y Provineiales,
creo que compete A mi deber antes que recoger para
combatir algunas manifestaciones que aqui se han
becho, manifestaciones que directamente tenian que
herir la Comisi6n en su des'eo, ya probado,,de pre-
sentar una Ley basada en un criteria liberal y demo-
criticio.
Mb refiero, no a las manifestaciones que acaba de
exponer tan brillantemente mi distinguido amigo el
senior Cub, sino A nanifestaciones anteriormente ex-
puestas por el senior Aiartine Ortiz, yalgfin otro se-
fior Representante acerca del dictamen de la Comi-
si6n de Asuntos Municipales y Provincviales.
ParecerA 6 primer vis ta que esto no .entra de lie-
no en el debate ysin embargo, yo creo tener oportu-
nidad de probarlo en su debido tiempo. Decia el se-
fior Martinez Ortiz que la Comision de Asuntos Mu-
nicipales y Provinciales habia emitido su informed
vaciindolo en moldes estrechos del antiguo coloniaje,
y firmcnr4ente declare que el senior Martinez Ortiz no
tiene absolutamente raz6n en el particular. El se-
for Martinez Ortiz 6 no ha leido.las bases que la Co-
misi6n de Asuntos Municipales present A al conside-
raci6n de la Chmara, 6 desvirtia por complete .el sen-
tido de. ellas y desnaturaliza la discusi6n para llevar-
la i un terreno distant del punto que se dispute.
No era possible bajo ning6n concept, que la Comi-
si6n de Asuntos Municipales y Provinciales se ins-
pirara ien esos moldes ni tuviera delante la Ley espa-
fiola quo hoy rige, del afio 1877 que esta vigente y
lo estara mienntras no la deroguemos para sustituirla
por esta que estamos estudiando 6 -por :otra que
aprueben los Cuerpoi Colegisladores; porque el cri-
terio sentado por la Comisi6n 'en la totalidad de esas
bases es completamente A los principios en que estA
basada la Ley espaifola.
Deca e!l senior Mhirtinez Ortiz que bien podiamos
maber vuelto la vista hacia atras para recorder la
prosperidad de los municipios espafioles en aquella
6poca en que disfrutaban de sus Cartas Municipales.
Parece que el compailero quiere .resucitar aquellas
Cartas Pueblas. Yeo creo que aquellas Cartas lleva-
ron los Municipios al fracaso por las luchas entire el
Poder Central y el influjo de las ciudades.
Las cartas que aquellos plebeyos de. la Edad Media
iban A recoger entire los despoj;os del botin de los
conquistadores cuando FerTnin GonzAlez y Sancho
Cuarto recorrian los pueblos de Castiilla para some-
terlos a la voluntad absolute del Rey, s6lo sirvieron
para fomlentar luchas y discordias por los abuses que
esos docurientos amparaban. Fernando 3. y Alfon-
so "El Sabio" abolieron las confederaciones Mun-i-
cipales. En Castilla ol aysuntamientos sostuvieron
sus privilegios y con la guerra de las comunidades
en 1520 dieron sus fltimas y heroicas sacudidas en
Villalar.
Desde entonces se perdieron una a una todas las
libertades municipales, hasta que la Casa de Austria,






DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAAMARA DE REPREISENTANTES


corrompida y viciosa, leg6 A la de Borb6n una series
de ayuntamientos completamente dominados y avasa-
yados. Iasta aquella constituci6n de 1812 que se es-
cribi centree el estampido de als bombs francesas, no
empezaron a reponerse los municipios espafioles. En
dooe articulos reconoce.aquella Constituci6n algunos
de ols derechos del nrunicipio y en esos doce artieulos
descasaban todas laa leyes municipales que se pro-
inulgaron. En .ellos estai calcada la Ley de 1877, que
es la que hoy rige centre nosotros.
Lt Ley de 1877 no es mala, muy bien, nmy bien,
aunque sea espafiola; pero la Comisi6n no podia, ba-
jo ningfin concept fundar sius juicios ni basarse en
esa Loy; porque ella no reconoce todos los derechos
del Mnnieipio modern y, sobre todo, porque ella no
encaja en la Constituei6n Cubana.
Tennemos necesidad de una Ley nueva que se adap-
te a los derechos del derecho municipal y que satis-
faga los deeoss de nuestra liberal y democratic Cons-
tituci6n. S C6mo es possible que el senior Martinez Or-
tiz tan erudito y ,estudioso siempre pueda encontrar
uoldes de viejo coloniaje en nuestras bases? Fijemos
la atenci6n en lo poco que se ha discutido de esas ba-
ses. Nuetsro inteligente compafiero, el senior Cu6 ha
suscitado un debate y ha atacado con calor al base, s6-
lo por una palabra que ella tiene, que desde luego
confieso que es de gran traseendencia y que por lo
mismo no ,estamos dispuestos i retirar y sostendre-
mos porque ,es el eje de todos nuestros pensamientos
en esta nmateria. Es la palabra legislar escrita al ha-
blar de las facultades de lo que nosotros lam'amos
CAniara 6 Congreso Municipal. Yo quiero que ime
diga el senior Martinez Ortiz si esa palabra tan com-
batida aqui, se acerea ni siquiera ligeramente A la
L)ey de 1877, ni a ninguna de las promulgadas por
los espafioles ni en la Peninsula ni en sus colonies.
Al contrario, esa sola palabra, ella sola, basta para
abrir un abism:o de diferencias entire nuestras bases
y to'das las eyes municipales espaiiolas.
5Ya estamos de nuevo en lo mas espinoso de la dis-
cusi6n, en 'lo que mis controversial ha de original, en
lo que tanto nos distancia en material municipal A
unos y A otros. Ya ,estamos metidos de nuevo en lo
que nosotros queremos que sean facultades lesgisla-
tivas de los ayuntramientos.
Decia -el senior Cu qcue los ayuntamitentos no tie-
nen facultades legislativas, que no son C;maras le-
gislativas; nosotros, sefiores Representantes, cree-
mos que si tienen .esas facultades y sostenemo en to-
do su vigor la base; y la sostenemos porque creemos
qu los unnicipios dentro de sus facultades, dentro de
los asuntos que le compete tienen perfect derecho
para legisalr en esos asuntos. Estas son las verda-
deras Leyes Municipales, las que dicta la Cam'ara
Municipal y claro estA que ellas no deben lesionar las
Leyes, los tratados, ni la Constituci6n. Pueden legis-
lar los municipios.
,SR. BETANCOURT: Pido la palabra ,en contra de la
base.
.Sn. VILLITENDAS (FLORENCIO) : 'ido el segundo
turno en pi'o
,Sn. GARCIA KOHLY: Seoiir Iresidente: Anuncio
una enmienda.
Sn. GARCIA CARIZARES: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.


SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Garcia Cailizares.
SR. GARCIA CAIZARES: Mb1 parece haberle oido de-
eir al senior Garcia Kohly que iba A presenter una en-
mienda, y si es A la base primera que se esta dis-
cutiendo, yo debo deeir 6 la Alesa, que esa enmienda
no puede ser aeeptada...
S8. GARCIA KOILYS (Inlcrrupiendo). Eso le co-
rresponde A la Mesa y no al senior Garcia Cafiizares.
SR. GARCIA CANIZARES: Las cuestiones de orden le
A nadie al que habla en estos niomentos, porque al ir
A presentar una.enmienda le ha sido l1amada la aten-
ci6n sobre el articulo 86 del Reglamento que dice que
las enmliendas se deben presentar antes de abrirse la
discusi6n so'bre el asunto. Por consiguiente la en-
miend'a no puede presentarse.
SR. GARciA KOIIL: Espero la resoluci6n de la
Aresa.
ISR. BETANCOURT: Pido la palabra para una acla-
raci6n.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Higala Su Se-
fioria.
SR. BETANCOURT: No s6 lo que ha de resolver el
senior Presidente: .Si nos atenemos al texto 6 A la le-
tra. Segfin el espiritu expansive que nosotros he-
mos observad'o en todas las diseusiones, puedon pre-
sentarse enmiendas. La letra nos 1o impide; pero Ja
prActica nos autoriza A presentar enmiendas A otras
enmiendas, lo cual puede decir que se han podido
presenter durante el curso de este debate. En este
sentido creo que podemos tener tolerancia, y como
no somes maestros oen ninguna material, sino que nos
vamocs A ilustrar en el curso del debate yo entiendo
one se puede aceptar la presentaci6n de esa enmien-
da; y que tenia pedida la palabrar en contra, en rea-
lidad lo he hecho porque no puedo acogerme al pre-
eento reglamentario, y desde luego, tengo necesidad
de combatir la base en su totalidad, aunque estoy
conformne con ellas, con la sola excepci6n de dares
facultades legislativas A las municipalidades.
SR. RODRIGUEZ ACOSTA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PCRTUONDO): La tiene Su Se-
floria.
SR. RODRIGUEZ ACOSTA: Para una aclaraci6n. En
la sesi6n de ayer, ante sde emnezarse la discusi6n de
las bases presentadas por la Comisi6n recuerdo pier-
fectamente que al d'ar cuenta de los informes hechos
ante esa Comisi6n por el senior Carrera Justiz, el se-
for Presidente de la misma contestaba A nna pregun-
ta que bacia el senior Gonzalo P6rez en el sentido de
onie si despu6s de los informes que de habia sumi-
nistrado el senior Oarrera Justiz mantenia ,las bases;
manifestanod que la Comisi6n las mantenia, sin per-
juicio de que sus miembros establecieran las enmien-
das oue creyeran c'onvenientes, 6 que la misma
Comisi6n aceptara las que otros sefiores Represen-
tantes le presentaron. De modo sea que bajo este as-
pecto, ya que el Reslamento no se ha aplicado nun-
ca rimarosamente, si en este ease no se aplicara en
sentido expansive, resultaria inoportuno por haber
enipezado 6 usar de la 1,.-,1.1'. n un mienmbro de la
Comisi6n en pro de esa enmienda.
IDesde el mbinmento ten que la Comisi6n ha hecho
esas manifestaciones, desde el instant en que esa
Comisi6n, con vista de los inform:es, so dispone no so-
lam.nte A discutir enmiendas, sino a enmendar su






10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


misma obra, y tratandose ademfs, de una cuesti6n
de tanta trascendencia para el pais por su importan-
cia, no de'be aplicarse ese reglamento desde punto de
vista tan rigorista como el del senior Cailizares, sino
que debe darse al debate la mayor amplitud, porque
to'dos nos proponemos realizar una -obra, la mis com-
pleta para el funcionamiento de ese organismo fun-
damiental de la Republica. (Aplausos).
'SR. GARCiA CARIZARES: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
ISR. GONZALO PijREZ: Pido la palabra para dar lec-
tura al articulo 78 del Reglamento. que autoriza la
presentaci6n de las enmiendas. Esa es una base, 6
un proyecto de ley do bases. Yo creo que caben to-
das las cnmniendas.
'SR. GARCIA CARIZARES: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden y al mismo tiempo para recoger
vaiars alusiones.
;SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra
el senior Garcia Caiiizares.
SR. GARCiA CAgIZARES: .Seflores Representantes:
No s6 si sentir alegrarme de lo que acaba de suceder.
Lo siento porque veo que 'estamos quri6ndonos ence-
rrar dentro de un circulo muy estrecho, y me alegro
porque esto mne da una vez mis la raz6n.
Cuando defend aieno sesiones anteriores que no
bian aprobarse ciertos articulos del Reglamento de
la manera tan r6pida con que se hizo, uno de los ar-
ticulos era el 78 origen de esta especie de debate.
Sefiores Representantes,: El senior Gonzalo P6rez
hace que nos fijemos en el atirculo 78 en donde dice:
"Articulo 78.-Todo proyecto de ley se anunciarA
pr6viamente en la Orden del Dia y se sometert a dis-
cusi6n y votaci6n por bases y articulos separada-
mente.
A cada base 6 articulo del rproyeeto, se le podrin
formular enmriendas, las cuales tendrAn par asu dis-
cusi6n y votaacidn, las preferencias y trimites pres-
critos en este Reglamento".
Nadie, ni yo es capaz de decir que ose articulo no
sea cierto y qu'e no haya pleno derecho a presentar
las enmiendas que nos parezean c'onveni'entes a la ba-
se que se dispute; pero hay otro articulo, el 88, qu'e
dice la .manera c6mo las enmiendas deben presentar-
se y dice asi:
"Articulo 88.-Las enmiendas deberan presentar-
se A la lMfesa suscrita por uno 6 m6s Representantes,
y, si fuese possible, se imprimirfn y repartirin copies
de las mismas entire aquellos; antes de abrirse A dis-
cusi6n el asunto A que se refieran. Al darse cuenta
nuevariente de la moci6n para el debate, se leerin
todas las enmiendas pressentad'as, y si alguna fuese
propuesta durante la discusi6n de otra, se leera cuan-
do tsta termine.
Trantindose de un proyecto de ley, se admitirin
las ienmiendas siempre que se presented antes de la
discusi6n del articulo 6 bases a que se contraiga".
Es por consiguiente reglamentario que no se pue-
den presentar despu6s que la discusi6n comience.
,No tiene tampoco raz6n de ser lo que dice el senior
Betancourt. Aqui no se trata de presentar enmien-
das A otra enmienda presentada ya; aqui se trata de
presentar enmiendas a una base que ha sido objeto
de discusi6n.
Yo pido, por tanto que ya que este Reglamento se
ha aprobado sin permitirle al que esta haciendo uso


de la palabra que so discutiera ampiamente, que se
cumpla.
'SR. CARDENAL: Pido la palabra.
.SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el iscior Cardenal.
,SR. CARDENAL: Entiendo, senior Presidente y sefio-
res Representantes, qeu todos aqui nos encontramos
dentro de la raz6n: el senior Garcia Cafiizares por la
sujeci6n extricta al precepto reglamentario que nos
imnpone la obediencia a la ley del procedimiento en
nuestra O6mara; pero al mismo tiempo entiendo que
dentiro de esa misma raz6n que asiste al senior Cafiiza-
res, ajustAnd'ose tambi6n 6 esa ley de procedimien-
tos, llegar6 al fin que todos nos proponemos, que de
una nmanera elocuentisima proponia nuestro distin-
guido comnpafiero el senior Rodriguez Acosta: que la
CiAmara acuerde no obseryar extrictamente los pre-
ceptos reglamentarios. Yo creo que esta propia CA-

mara debe facilitar el cam.ino para llegar A una so-
luci6n satisfactoria. Realmente, si se esti discutiendo
Ia base segunda presentada por la Comisi6n de Asun-
tos Municipale ys Provinciales, y existen turns en
pro y en contra, la resoluci6n que se d6 A este asunto
ha de ser en sentido afirmativo 6 negative, pero re-
cahzando esa base, se destruirA es'a sola, y de ninguna
manera a las demas, pero ni una soluci6n ni otra pa-
reoe convenir al tratar de asunto tan important co-
mo el de la Ley Municipfal, sino adoptar aquellas en-
miendas que vayan a mejorar la obra de la Comi-
si6n de Asuntos Municipales y Provinciales.
iEntiendo que la enmnilenda que present el senior
Garcia Kohly, lo mismo que la que va a presenter -e'
senior Alfredo eBtancourt, vendrAn A facilitar el tra-
bajo; entiendo que el Reglamento facility los medios
para satisfacer todos los deseos y nos deja la puerta
franca al efeto. Dice asi: Lee various articulos del Re-
glamnento). Fin este esntido solicito de la Mesa que
concede el tiempo necesario para formular la peti-
ci6n de suspensi6n-del precepto reglamentario para
este solo caso.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra
tl senior Plorencio Villuendas.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO): Sefiores Represen-
tantes: Realmente veo que so esta discutiendo aqui
Ia Lase y no se explica que se presented enmiendas
respect de la redacci6n de 6lla, porque al redactar-
soe an articulado de esta indole no es para que su
redacci6n sea definitive, porque ya se sabe que estas
bases ban de ser luego revisadas en su forma. De mo-
do sea que la discusi6n tiene que basarse sobre lo
sustancial de ]a base. Si la CAmara acuerda recha-
zar esa base, entonces cualquier sailor Representante
tiene derecho ai proponer aquella otra que tenga por
conveniente, y la Comisi6n entonces declaarar si
acepta 'esa base en vista de lo que ella propuso y re-
chaz6 la C6mara, y ,entonces podr6 continuar la dis-
cusi6n sin que sea precise aceptar la eniienda que
se propone. De muanera que este ,es oel otro camino
que yo indico A la Camara; que la Camara decide
al terminal esta discusi6n, si se acepta esta base tal
como la present la Comisi6n.
;SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra
el senior Garca Kohly.
SR. GARcIA KOHLY: Efectivamente tiene much
raz6n el senior Villuendas. Opino como 61 que en la







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESS O.- CAMERA DE REPRESENTANTES 11


discusi6n de bases, que son siempre de principios no
deben aceptarse las enmiendas como decia el senior
Florencio Villuendas, pero esto es cuando se modifi-
ca solamente la forma eld dictamen, pero no cuando
las enmiendas son al espiritu, al fondo, A la sustan-
cia de la base, como la. que he tenido el honor de pre-
slentar.
el senior Cardenal.
,Sn. CARDENAL : Despu&s de las manifestaciones del
senior Garcia Kohly, no tengo ineonveniente en acep-
tar, para que se discuta, In enmienda de diclho senior;
pues ci una enmienda que afecta al espiritu, a la
sustancia de las bases.
Sn. PRESIDENT (PORTUONDO) : Segin la practice
establecida las mbeiones e precstannwvv?-
establecida, las mociones ,se presentan h la Mesa, y
entonces, so pone en ]a Orden del Dia'de la pr6xima
scsi6n, esta ha sido persentada en estos moments.
gAlcuerda la Chamra suspender los preceptos regla-
mentarios para que se d6 lecture A dicha moei6n, y se
discuta en el dia de hoy, y que esto acuerdo sirva co-
mbo line de conduct para 1o sueesivo?
Sn. G (uCIA CARIARIES: No puedo. permitir senior
President, que se siga como line de conduct para
lo sucesivo lo que propane el sefio rPresidente, por-
que lo prohibe el Reglamento. Podemos aceptarlo
conmo uin acto de cortesia al senior K'ohly, 6 a algin
otro senior Representante, pero nunca come line de
conduct.
SR. PRESIDENT (PORT;ONDO) : Se acuerda que se
d6 lectu'ra y que s'e discuta?
Los que estin conformes que se pongan de pie.

(Es aprobado)
Queda acordado.

1(El seiior Garcia Kohly lec la enmienda).

SR. NEYRA: Sefior Presidente, despuis de esa lar-
ga interrupcic n g pecdo continuar en el uso de la
palabra?
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : El senior Neyra
puede continuar en el uro de la palabra.
,S. NEYRA: Sefiores Ropresentantes: Bien decia
yo que estAbancos en lo nmis espinoso del asunto. La
pequefia tempestad que mis pobres palabras origina-
rcn bien claro lo indican. La facultad legislative en
asuntos de la competeneia finica y exclusive de los
Ayuntamientos alanra a algunos compafieros y vo-
ees de protest so levantan y oradores de fuste se
aprestan para ataear la euestidn como si se presin-
tiera una desorganizaci6n 6 desequiilibrio de la vida
municipal entire nosotros. Nada de eso pasara ni ha-
br6 fracases, ni. leyes disparatadas. Ya lo vercis;
las libertades se aprenden A manejar en el terreno
de la IprActica y los rerrores solo eastigan a los mismos
interesados, y en eses castigos viene una ensefianza
ftil y provochosa. Antes de volver a tocar el punto
permitidme hacer algfin reccuerdo de lo que he ex-
puesto antes para que no se olvide que hay tam:bidn
algo muy urgent que aelarar y que no debe echarse
en olvido preocupados con la question de las facul-
tades legislativas de los ayuntarnientos. Yo habia
expuesto algunos dates histlricos, y conste que no lo
hice por hacer alarde de cnmocimientos, sino porque
el senior Martinez Ortiz al haeer historic envolvia al-


gunas manifestaciones dolorosas para la Comisi6n y
que era necesario combatir.
Pues bien, con esos datos histuricos expuse el pe-
ligro de las Cartas Municipales y como ya entire no-
sotros han resonado algunas veces palabras favora-
bles A la Cartas, entiendo que ese es punto que debie-
ra aelararse. Confio en que se pondrA tamnbi6n A
discusi6n. Ya vereis como un partidario de las fa-
cultades legislativas es enemigo de los Cartas y dar6
mis razones y expondr6 los peligros de esta y los be-
neficios de aquellas. Pero volvamos a nuestra cues-
ti6n palpitante, a la facultad de legislar.
,Me extrafia much que el senior Cue se haya senti-
do alarmado por la palabra "Legislativo Munici-
pal". oLe alarm lo de Legislar? Lo primero que
surge en esta cuesti6n es examiner detenidamente el
sentido de esa palabra. No neeesito traer aqui aho-
ra el Diccionario de la Lengua Castellana, ni el Dic-
cicnario de Roque Barcia; me parece que puedo 're-
cordar fielmente la definici6n de la palabra y voy A
pcner A prueba mi memorial, recitandola.
"Legislar, es la facultad de hacer leyes".--Asi di-
cen los dos Diccionarios; pero so necesita ahora para
completar el sentido, que nosotros oexpliquemos lo
que es una ley y apelando A esos mismos diccionarios,
yo encuentro que "Ley, es la regla, el precepto dado
por quien tiene potestad para hacerlo, estableeiendo
lo que debe hacerse 6 no dentro de la comunidad 6
corporaci6n". Y yo me pregunto ahora y prcgunto
A mis compaiieros de la CAmara: j Quien es el que
tiene facultades dentro de la circunscripci6n munici-
pal para dar reglas y para dictar lo que dentro del
municipio deba hacerse y no deba hacerse? El Conse-
jo Municipal. (Mly bien, muy bies)
IIay cuestiones en la vida municipal que compe-
ten s61o al derecho municipal. Me alegro de haber
citado esta palabra, porque el derecho municipal es
un dereeho modern. No existed ya s61o el derecho
constitutional, el derecho politico, el derecho civil, el
derecho penal, el derecho administrative, no, la vida
modern ha traido otra forma modernisima del dere-
cho; el Derecho Municipal y el saber human se ha
enriquecido con una pAgina brillante, que es la Cien-
cia Mrunicipal. IIoy hay citedras de esta eiencia en
mnItitud de Universidades. Ifay grandes cerebros
dedicados a su studio. La ciencia municipal en lo
poco que hemos estudiado y aprendido es la que ha
inspirado todas nuestras bases. No nos ha guiado
nigunf criteria politico, ni.espiritu de partido y
prueba de ello es, y apelo a la caballerosidad de los
dignisimos companieros de la Comisi6n de Asuntos
Mfunicipales y Provinciales y a los Representantes
de la Coalici6n Radical, a quienes hemos tenido el
gusto de ver a menudo e nnuestras reuniones, que
nunca la politicala nos arrastr6 en nuestras discusio-
nes; sine nada mis que el deseo do hacer una ley
adaptada al derecho municipal; al hacer las bases
que hemos presentado A la consideraci6n de la C6-
mara queriamo.s el prestigio de nuestro pueblo, por-
que sabiamos y se habia dicho que se descaba saber
lo que Cuba haria en nateria municipal.
SR. SonnBno: Es verdad.
Sn. NEYRA: (Coatioanido). .Pues bien, sefiores,
consutlad .todo lo escrito hoy sobre municipios y ve-
reis oesa facultad legislative. Pero es que en la cien-
cia modern la ciudad es lo que era la ciudad anti-






12 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


gua? No, la ciudad modern es el centro de poblaci6n
A donde van todas las actividades, todas las indus-
trias. Los campos se despueblan y las ciudades se lle-
nan; esto sucede en las grande ciudades, en los Es-
tados Unidos, en Inglaterra, en Alemania. Esto su-
cede en algunas ciudades de Austria, esto sueede en
B6lgica. Esto tiene que suceder en Cuba y la ciudad
tendra que obedeoer 6 las exigencias de la ciencia
municipal y su Camara tendr6 que legislar.
'SR. BETANCOURT: Veremos al ayuntamiento de
Lajas legislando.
,SR. NEYRA: No, senior Betancourt. En primer lu-
gar ya no admitimos la division rural; al contrario
nosotros probaremos que no debe haber mis divi-
si6n que la urbana. Permitame el senior eBtancourt
concluir esta idea sobre la ciuadd; porque me parece
que alguien ha dudado. Luego tendr6 el gusto de
oontestarle.
SQu6 no se pueblan las ciuaddes cubanas? b En-
tonces qu6 es lo que pasa en Cuba? No aunmenta
nuestro censo de poblaci6n? L No se modifican por me-
dio de las .corporaciones y el poder central las leyes
de sanidad para defender las estadisticas demogr6-
ficas? Y'o puedo asegurarle A los sefiores Represen-
tantes que en mi ciudad natal el cens-o de poblaci6n
ha aumentado por las condiciones de mejoras de sa-
nidad. Sostengo que la Ley de Inmigraci6n, traeri
much gente abriendo fuentes de trabajos y de pros-
peridad. Con una Ley de inmigraei6n razonable y
cintifica, por families, tiene que aumentar el censo de
nuestras poblaciones que todos afluyen i las ciudades
conmo aspiraci6n m6s grande de vida. Las ciudades
se aunientan, los campos se despueblan. Esta verdad
hace pensar much en el cambio que en el mundo es-
tin dando las cuestiones Municipales.
Decia el senior eBtancourt, que haba de ver muy
pronto legislar al Ayuntamiento de Lajas?....
ISR. BETANCOURT: No, nunca lo ver6.
'SR. XIQUES: Y por qu6 no? Tal vez lo hagan me-
jor que nosotros. I
'SR. NEYRA: Por qu6 no? Si ese ayuntamiento tie-
.ne recursos suficientes, si tienen aptitudes 6 idonei-
dad las personas que en 61 viven para hacer frente
A la vida municipal. Si tiene condiciones econ6micas
para un buen presupu.esto. Por qu6 no ha de tener
ayuntamiento? I Por qu6 no se le ha de dar si tiene
condiciones para ello? I Quien sabe lo que en el por-
venir ser6 ese T6rmino ? lI senior Betancourt recono-
ce todas nuestras bases y sabe que ayh una que esta-
blece ciertas condiciones para former ayuntamiento.
No se exije .en esa base determinado territorio ni ndl-
mero de habitantes; :o que se pide es: aptitud, ido-
neidad y condiciones econ6micas para powder cubrir
lo que todos sabemos que ha de ser un presupuesto
municipal.
8. BETANCOURT: Y para administrar?
:SR. NEYRA: Y para administrar t.,l.Ii,;i gEs que
se teme al despilfarro 6 a los fraudes que pueda traer
consigo una libertad administrative? Que peligros
puede haber en una am;plia descentralizaci6n admi-
nistrativa? La Ley Municipal dando vida libre y
conmpleta a los municipios no podr6 de ningfn modo
impedir ciertas y deterntinadas intervencioens del
Poder Central, del Poder Judicial, del Poder Legisla-
tivo y hasta de la acci6n individual muj active y
muy beneficiosa muchas veces Se admiten esas in-


tervenciones hay en todos los paises regidos constitu-
cionalmente y estos son preceptos que hemos leido
en el derecho administrative. Voy a ver si puedo ex-
plicarme m,ejor y desenvolver esto que acabo de ex-
poner y cuenta que no presumo de muy expert en
estos asuntos. Toda administraci6n tiene tres fun-
cio que equivalent a tres deberes: la primer es ve-
lar por la eficacia -del Gobierno, es decir, hacer eficaz
todo lo que tienda 6 una buena recaudaci6n, inver-
si6n y distribuci6n de fondos. La segunda respetar
los derechos privados del ciudadano; y la tercera
tender al interns social. A la eficacia del gobi'erno
hay que opener una intervenci6n administrative y
esta puede efectuarse con una fiscalizaci6n de los
empleados superiores sobre los inferiores. Esto es lo
que Godnow llama auto-intervenci6n administrative;
el derecho que tiene el superior de fiscalizar los actos
del subalterno cuando los ve perjudiciales y erroneous.
Nuestro proyecto de bases no impide, al contrario
exije, ciertas fiscalizaciones del Poder Central sobre
los municipios y 6stos deberin rendir sus cuentas a
la administraci6n central que tiene tambien su papel
marcado en la confecci6n de-los presupuestos muni-
cipales.
iEl segundo de los deberes de la administraci6n es
el de respetar el derecho privado. Qui-n es el en-
cargado de que no se violent los derechos privados?
SA quin hay que acudir en esos casos? Al poder judi-
cial, a los tribunales ;de justicia. Una intervenci6n
judicial sobre los actos de la administraci6n cuando
ella viola derechos individuals es l6gico que exista
y cualquier ciudadano puede acudir 6 esos tribunales.
IDespu6 vsiene el inters social, el interns de la
gran familiar cubana. Esa familiar cubana tiene su
representaci6n en este cuerpo, como la tiene en la
provincia y la tiene en el consejo municipal. Los
Representantes y 'Senadores tienen el derecho de
proponr leyes que tiendan A destruir defects de la
admiinstraci6n. Esta es la intervenci6n legislative.
Por eso el senior Loynaz que se distingue tanto por
su tenacidad en investigar los actos de la Adminis-
tracion que, a su juicio, son malos nos ha pedido &
veces, leyes para evitar esos defects. Esa interven-
ci6n legislative tambi6n existir6 en el municipio y
ante su camara municipal podrAn pedirse leyes que
eviten la mala administraci6n. De manera que toda
administraci6n municipal tendria esas intervencio-
nes. Ning6n pais regido libremente deja de admitir
esas intervenciones en bien del Estado, en bien del
gobierno de la ciudad y en bien de la misma admi-
nistraci6n. Nada de esto aminora la descentraliza-
ci6n administrative. Hay un limited para el derecho
individual, tambi6n debe haberlo para el derecho ad-
ministrativo. La esfera del individuo y la de la co-
lectividad tienen una demarcaci6n; tambi6n tiene
que tenerla la administraci6n. Ningin pais por libe-
ral y democritica que sea deja de poner esas trabas
a la administraci6n; y la raz6n es bien sencilla.
Siempre tiene que existir lucha entire la administra-
ci6n y el individuo. La administraci6n represent al
Estado, -la Provincia 6 al Municipio, tiene detr6s las
fuerzas del Gobierno y todos los recursos que este le
da; tiene, como es natural, dada su misi6n, ansiedad
por ensacha erl campo de los beneficios sociales. La
administraci6n ayuda al hombre en su lucha para ha-
cer frente a las necesidades de la vida, le da algo, y








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 13

f cambio de ese algo, algo exije. Le da medios de co- s6lida en el fondo, de mi distinguido compafiero el
municaci6n, estadisticas, registros, puentes, caminos, senior Neyra.
mereados, alumbrado, sanidad y en una palabra hace Yo si, sefiores Representantes, soy tanto como el
lo que no, puede hacer la iniciativa particular. Ahora qiue mis, ardiente partidario de la descentralizaci6n
bien, si la administarcidn p.or exceso de celo 6 por municipal. Reconozco en cuanto ella vale y debe ser
maldad de 1o que debe exigirledcDgse reconocida, toda la importancia en el desenvolvi-
maldad defrauda, malversa 6 exige al ciudadano mis imento de la vida national, porque los organisms
de lo que debe exigirel, hay que defender al ciudada- mn nicipales, creo, con un escritor ilustre, la escuela
no y defender f la sociedad. de la libertad y de la cordura, y que es precisamente
De aqui las intervenciones de que he hablado. Ia buena organizaci6ri de la administraci6n munici-
Para los males administradores estan los tribuna- pal, la que viene a ser el espejo de la buena adminis-
les. Para los empr6stitos municipales esta el refe- traei6n del pals.
rendum y los que voten un empr6stito ruinoso 6 mal- De modo que entiendo que es asunto que debe me-
vado, bien merecen el castigo de la ruina. Para una reer la preference y delicada atenci6n de los Cuer-
administraci6n erronea esta la intervenci6n legisla- pos Colegisladores.
tiva; por eso queriamos que los ayuntamienos tu- r q s
Creo que se les' deben reeonocer sus facultades y
vieran la facultad legislative dentro de lo que legal-e
n que no se le deben usurpar sus derechos. pero creo
mente le compete. Nosotros nos hemos inspirado ,t
sim tambien que para que esos organismos se hallen en
siempre en todo aquello que oleve la descentraliza-
condicions de que su desarrollo no sea a expenses de
ci6n al municipio; por eso queremos que puedan le- *
i6n al municipio; p eso quremos que puedan l- tros organisms, debemos limitarnos A consagrarles
gislar dentro de todos aquellos asuntos que estan en- la Co n ls f ,
aquellas faeultades que la Contituci6n les seriala, sin
cargados A su resoluci6n: invadir un campo que desnaturalizaria su carfcter.
En cuanto A las Cartas Municipales, tal vez el se- nar ampo q ea uca.rate
fior Betancourt en su oportunidad present alguna Yo que necesito a veces del dicgionario, y apelo
enmienda y ya las discutiremos. con frcuncia A 41, encuentro lo siguiente legislar,
SR. BETANCOURT: Tngalo seguro. Lque es el t6rmino que aqui se discute, dar, hacer 6 es-
SR. NEYRA: Para terminar, seniores Representan- tablecer las leyes.
tes, 4la Comisi6n ha creido iumplir con su deber al de- Esa es la facultad que el senior Neyra, mi distin-
cir lo que ha dicho y al poner la palabra como la ha guido compafiero de la Comisi6n, reconocia a los Con-
puesto. No puede aceptar en manera alguna que se sejos Municipales.
modifique 6 cambie algo en ese sentido. (Aplausos). Y tomo la Constituci6n en la mano, y con ella con-
SR. PRESIDENTE (PORTUONDO) : Se ha presentado f test al senior Neyra, y veo el articulo 59 de la Cons-
la Mesa una moci6n pidiendo ]a suspension del ar- tituci6n que dice .cuales son los atribuciones propias
ticulo 88 del Reglamento. La Presidencia la pone del Congreso, que se refiere f la iniciativa 6 forma-
A votaci6n, advirtiendo que para ser aprobada se ne- ci6a de las -leyes, sanci6n y promulgaci6n, y que dice:
cesitan las dos terceras parts de los votos presents. (Lo lee).
Se pone f votaci6n ordinaria. Yo creo one necesitard tambi6n acudir al dic.iona-


.(Es aprobado).
Queda acordado.
'Se va A dar lectura t la enmienda presentada.
(El senior Secretario la lee).
Se pone A discusi6n la enmienda.

SR. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Pido la palabra pa-
ra hacer una pregunta. Para que antes de que el se-
fior Garcia Kohly comenzara la defense de su en-
mienda nos explicara el alcance de ella, Que signifi-
can las facultades estatutorias de los Consejos Mu-
nicipales, y lo que 61 entiende por facultades estatu-
torias. Con esa brillantez que caracteriza el lengua-
je del senior Garcia Kohly quisi6ramos oirle sobre
ese particular los que ignoramos la ciencia del de-
recho.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Eso sera objeto de
la defense que de su enmienda haga el senior Garcia
Kohly. I
SR. GARCIA KOHLY: Dos palabras, sefiores Repre-
sentantes, porque me prometo ser tan breve, no so-
lamente en la explicaci6n solicitada por el senior Vi-
Iluendas, sino en la defense que no voy a intentar
hacerle, porque entiendo que la justificaci6n en este
caso es innecesaria, que me prometo terminar A la
hora reglamentaria.
Voy ante todo A contestar de un modo muy conci-
so A la argumentaci6n, mis brillante en la form que


rio para exponer el alcance del t6rmino propio, es
decir, exclusive, privativo, suyo.
Y de paso contest una indicaci6n que hacia el se-
fior Neyra, una pregunta, mejor dicho, que era esta:
j qui6n legisla, respect A administraci6n municipal?
El Congress, senior Neyra, y el Congreso, por virtud
de precepto expreso, terminante, explicit, de la
Constituci6n que dice lo siguiente: son atribuciones
propias del Congreso. (Lo lee).
De modo que la administraci6n municipal no es el
Consejo Municipal, esa facultad'corresponde al Con-
greo de la Naci6n. Pero si no fuera perfectamente
elaro lo que son atribueione psropias y exculsivas del
Cor.greso la legislaci6n a que se refiere la part de la
Corstituci6n relative a esa facultad de los A'unta-
mientos, y encontramos que el mantenimiento de este
espiritu es el que prevalece en todas parties. Y dice
la Constituci6n despu6s al tratar del regimen Muni-
,cipEl: (Lee). De modo, que la facultad del Ayunta-
miento, es una facultad relative, es una facultad de
acci6n ejecutiva, de una deliberaci6n no legislative,
que es a lCongreso en este easo A quien correspond.
ICutl es la diferencia que hay en realidad entire la
"Ley" y el estatuto? Como sabemos, la ley por su
propio caricter tiene cierta universalidad, tiene un
concept general, es la regla de caracter general que
se da, no para casos determinados, sino que abarca
todEs las cosas; y el "estatuto" viene A ser en cier-








14 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


to modo, lo que pudi6ramos llamar la Ley de segundo
grado. Esta .es la diferencia t6enica en reaildad, en
cieto' rmodo mis ficticia que real, pero desde luego
aceptada por la ciencia y la prAetica que estableee
la diferencia. e por filtimo, omo confirmaci6n de este
aserto, voy a leer el articulo 108 de la Constituci6n
que dice asi: (Lee). Y yo pregunto: LLa facultad de
legislar puede ser facultad limitada en casos que no
exist un principio juridico universalmente recono-
cido? De innguna manera, pues de lo contrario seria
incurrir en una contradicei6n del principio del dere-
cho sancionado por la moral, aceptado por.todos, ab-
solutamente por todos los paises del mundo. Estas


son las razones que he tenido para defender la en-
mienda.
Sn. BLANCO: Seiior Presidente: Con motive de un
informed que la ComisiOn de Presupuestos mand6 h
la Ai. tengo necesidad de llamar la atenci6n de un
error fundamental, probablemente por error del em-
pleado de la Secretaria, y yo suplico a la Mesa que
se made ai imprimir, subsanando ese error, h fin de
que cada Representante tenga .una copia legal.
.S. PRESIDENT (PORTUONDO) : Asi se harA. Pero
habiendo terminado la hora reglamentaria se levanta
la sesi6n.
(Hora: las cico p. m).


Imp. y Pap. de Rambla y Bouza, Obispo nims. 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs