Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00123
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00123
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text











IA RIO DnE SESIO NES


DEL

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA

SEGUNDA LEGISLATURE

VOL. II HABANA, 21 DE ENERO DE 1U03 NUM. 29


I Camara de


Representantes


Vigesimaseptima sesi6n ordinaria--19 de Enero de 1903


Presidencia del Sr. Rafael Portuondo Tamayo

Secretaries: Sres. Antonio Gonzalo Perez y Jose Rodriguez Acosta


SUMARIO


Se abre la sesi6n.-Es leida y aprobada el acta de la
anterior.-Son elegidos los miembros de la Comi-
si6n Mixta para resolver las modificaciones al
Proyecto de Ley Arancelario Consular.-Se aprue-
ba el Proyecto de Ley del Senado, relative A un
cr6dito de veinte mil pesos para pagar los trabajos
de la Comisi6n Central Revisora.-Se acuerda dis-
cutir en la pr6xima sesi6n la proposici6n de Ley
fijando el plazo en que terminarbn su cometido las
Sub-comisiones y Comisi6n Central Revisora, para
las listas del Ej6rcito Libertador.-Se acepta va-
riar la Orden del Dia, con objeto de discutir el
Proyecto de Ley sobre Amnistia, tan pronto se le
de lectura 6 las comunicaciones.-Proposici6n de


Ley referente a la promulgaci6n de los C6digos
Penal, Civil y Mercantil.-Proposici6n de Ley re-
ferente al nombramiento de la Comisi6n Califica-
dora a que se refiere la primera disposici6n tran-
sitoria de la Constituci6n.-Proposici6n de Ley
sobre un credito de ciento veinte mil pesos, que se
invertiri en las obras del Malec6n.-Dictamen de
la Comisi6n de C6digos A la Proposici6n de Ley
firmada por various sefiores Representantes, sobre
amnistia & los delitos cometidos con ocasi6n de la
huelga ocurrida en la Habana, en el pasado mes
de Noviembre.-La Ckmara se constitute en se-
si6n secret.


A las 2 y 35 miuutos p. m., ocupan la Presidencia
el senior Rafael Portuondo Tamayo y las Secretarias
los sefiores Gonzalo P&rez y Rodriguez Acosta, dan-
dose lecture al acta de la anterior, que es aprobada,
y hallAndose presents los sehores Representantes
que A continuaei6n se expresan:
Albarran.
Betaneourt.
Blanco.


Borges.
Boza.
Cardenal.
Cruz GonzAlez.
Cespedes.
Cebreco.
Cati.
Chenard.
Duque de Estrada.
,Escobar y Tova.


--- D









2 DIARIO DE SE:SIONES DEL CONGRESO.- CAMARA..DE RIEPRESENTANTES


Fonts y Sterling.
Fontanills.
FustW.
Guerra.
GonzAlez Arocha.
SGarcia Osuna.
Gutierrez.
Govin.
Garmendia.
Garcia Pola.
Pelayo Garcia.
Le6n Bello.
Loynaz del Castillo.
M ~alberty.
M6ndez Capote.
MTendoza Guerra.
Martinez Rojas.
Masferrer.
Nifiiez.
Martinez Ortiz.
Peraza.
Poveda.
Risquet.
Sobrado.
Sirvdn.
La Torre.
Villuendas (Enrique).
Villuendas, (Florencio).
Garcia Vieta.
Xiques.
Feria.
Garcia Kohly.
Leyte Vidal.
Total: 49.

SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se declara abierta
la sesi6n. El Secretario se servirA leer el acta de la
anterior.

(El Secretario, seoor Rodriguez Acosta, la lee).

SLos sefiores Representantes tienen algiina obje-
ci6n que hacer al acta leida?
(Silencio).
ISe aprueba ?
(Signos afirmativos).
Aprobada.

'SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se procede a dar
lectura a las comunicaciones recibidas.
Sn. MENDOZA GUERRA: Sefior Presidente:, Deseo
hacer uso de la palabra antes de entrar en la Or-
den del Dia, si usted me lo permit.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : ~Para hacer algu-
na sfiplica?
SR. MENDOZA GUERRA: Si senior, para hacer uria
sfplica.
Sefior Presidente y sefiores Representantes: por
no star a6n ultimada la Ley Consular, el tesoro de
la Repfiblica, esta perdiendo de 20 A 22 mil pesos
mensuales de ingreso, mientras por otra parte, en el
capitulo de egresos estAn dedicAndose mensualmente
de diez A doce mil.
Rogaria 6 los sefiores de la Comisi6n Mixta tuvie-
ran la bondad de informarme en qu tramite, se en-
cuentra esta proposici6n de Ley Consular, puesto
que realmente el tesoro de la Repiblica esta necesita-


do de esos ingresos. Es cuanto tenia que solicitar.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): El seiicr Secreta-
rio se servirA informarnos.
SR. RODRIGUEZ ACOSTA (SECRETARIO) : Hay ila
coniuiicaci6n del Senado A la que ya se le di6 lee-
tura, participando que por su parte ha hecho los
nombramientos de los miermbros de aquel Cuerpo
que han .de former la Comisi6n Mixta. Y hay un
acuerdo de la CAmara precisamente pendiente de re-
soluci6n, el nombramiento de los que hemos de ele-
gir.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE): CuAndo se cita A
esa Comisi6n?
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se va elegir aho-
ra, y A los efectos reglamentarios se concede un re-
.eso para 'que los seiiores Representantes prepare
1 aelecci6n. (Se efectia el receso. Transcurrido iste
se reanuda la session .
Se reanuda la aesi6n y va A procederse a votar.
!(Se efectia la votaci6n).
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOmI'A) (Leyenido):
El resultado es el siguiente: El senior CUspedes, 19
votos; los sefiores Martinez Ortiz, Guti4rrez Quir6s
y GonzAlez Arocha, 18; el senior M. nI1.za Guerra,
10; el senior Gonzalo P6rez, 9; el senior Martinez Ro-
jas, 8; senior Duque de Estrada, 6; senior Poveda, 5;
adenms cuatro papeletas en blanco.
Sn. PiEESIDENTE (PORTUONDO) : Quedan, pues, pro-
clamados los sefiodrs Cespedes, lMartinez Ortiz, Gon-
zilez Arocha, GutiBrrez Quir6s y Mendoza Guerra.
Continfla la lectura de las comunicaciones reci-
bidas..
Sa. SECRETARIO (RoDRIGUEZ ACOSTA) (Leyendo):

SENADO

Habana, Enero 15 de 1903

Sr. President de la CAmara de Representantes.

Senior:
El ':*iIIlai, en sesi6n del dia de ayer, acord6 apro-
bar un proyeeto de Ley referente A la concesi6n al
Ejecutivo de un credito de Z20.000, para tender A
los gastos quie se originen con motivo de la amplia-
ci6n del plazo 'en queu la Comisi6n Revisora de las
listas del Ej.:-r'.:it, deber6 terminrar sus trabajos.
Tengo el honor de trasladar h usted dicho proyec-
to, a los efectos del Articulo diez y ocho 'de la Ley
de Relaciones entire la C6mara de Representantes y
el Senado.
,Muy atentamente de usted.-El Presidente, Do-
nmingo Mcndez Capote.-Jos6 Antonio F',;i,, Secre-
tario.-Tomds A. Recio, Secretario.

PROYECTO DE LEY

Articulo inico--A los efectos de la Ley votada
por el Congreso, ampliando el t6rmino en que la Co-
misi6n Revisora de las listas del Ejercito deberA dar
por terminados sus trabajos, se autoriza al Ejecutivo
para continuar pagando los sueldos de los miembros
de la Comisi6n y Su--.iiiii.i : y para disponer de
un cridito de veinte mil pesos, para gastos de per-
sonal subalterno, viajes y personal de Ofiditia, que se
originen con motivo de la ampliaci6n de dicho t6r-
mino.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA. DE RE'PRESENTANTES 3


Sal6n de Sesiones, IIabana, Enero 14 de 1903.-
El President, Domingo Mdndez Capotc.-Josd A.
Frias, Secretario.-Tombs A. Recio, Secretario.

SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Villuendas.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : I Tiene la amabilidad
de decirme el senior Presidente si ese proyecto de
Ley es de la Camara?
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Es del Senado.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE): Me interesaba sa-
berlo para hacer present que es igual A un proyec-
to de Ley presentado en ]a CAmara hace tiempo, y
que es muy lisonjero para los que firmamos aquella
moci6n, por que no tenemos que saber cua1 es la
opinion del Senado sobre el asunto, puesto que nos
viene ya hecho.
Pero me interesaba saber si se ha cumplido el pre-
cepto de la Ley de Relaciones, por el cual la iMesa de
la CAmara ha debido comunicar al Senado la propo-
sici6n de Ley presentada en este Cuerpo. Es lo finico
que queria hacer constar.
SR. FONTS STERLING: Pido la palabra
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
Su Sefioria.
SR. FONTS STERLIN: Como quiera que el documen-
to que se acaba de leer es un proyecto de Ley al que
la Camara no se opone, entinedo que podia ponerse
inmediatamente a discusi6n y votaci6n. Creo que no
habrA objeciones de nadie, puesto que estAn cumpli-
dos todos los trAmites reglamentarios, y lo propongo
asi A la Camara por si se digna aceptarlo.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : iAcuerda la CAma-
ra poner A discusi6n inmediatamente ese proyecto
de Ley? Los que est6n conformes que se pongan de
pie. (Es aprobado). Queda acordado.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Villuendas.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO): Tiene la amabili-
dad Su Sefioria de disponer que se d6 lectura otra
vez a ese proyeeto?
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Con much gusto.
SR. VILLUENDAS (FLORENCIO) : Es para ver si hay
alguna diferencia esencial entire lo que envia el Se-
nado, aprobado, y lo que se propuso aqui en esta
CAmara.

(El Secretario lee la comnunicaci4n).

SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Se pone A discu-
si6n el proyeeto que acaba de leerse.
SR. BETANCOURT: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Betancourt.
SR. BETANCOURT: Sefiores Representantes: Creo
que no hay, substanciamente, diferencia alguna en-
tre uno y otro proyecto de Ley. El asunto urge, y
lo que precede, para que pueda moverse la Comi-
si6n sin ningin obstAculo, es resolver inmediatamen-
to ese particular; y como quiera que result muy be-
nefeioso ese proyecto, tal y como ha venido modifi-
cedo por el Senado, pido a la Camara que acuerde
aprobarlo, para que asi puedan cobrar sus haberes
de este mes los empledos de esa oficina.


SR. ALBARRANS Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Albarrin.
SR. ALBARRnN: La he pedido, s6o1 para hacer pre-
sente que los firmantes de la proposici6n presenta-
da A la consideraci6n de este Cuerpo Colegislador, y
que es anAloga la lque ha venido del Senado, apro-
bada ya como proyecto, no tienen ninguin inconve-
niente en-aceptarlo, con el objeto de solucionar esto
lo mis pronto possible.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Villuendas.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Sc pone a dis-
cusi6n. (Nadie pide la palabra). Se pone a votaci6n.
(Es aprobado).
Queda aprobado.
SR. VILLTUENDAS (ENRIQUE): Sefior President:
Por algo que tiene relaci6n con lo que se va a apro.
bar, pido, para que llegue A conocimiento de todos
los seiiores Representantes, que se lea la moci6n que
no hace muchos dias tuve el honor de presentar a
la Camara.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se le va A dar lec-
tura.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA) (Leyendo):

A LA CJiMARA

Por cuanto en las dos leys promulgadas para el
funcionamiento de la Comisi6n Central Revisora de
las listas del Ejercito y Subcomisiones accesorias, no
se ha determinado el plazo en que deben haber rea-
lizado su trabajo.
Por tanto:
El Representante que suscribe tiene el honor de
proponer la siguiente

LEY

Articulo 1.--Las Subcomisiones revisoras de las
listas del Ej6rcito terminarin su cometido el dia
31 de oMarzo de 1903.
Articulo 2.-La Comisi6n Central revisora y li-
quidadora terminarh su cometido el dia 30 de Abril
de 1903.
Articulo 3.o-El Ejecutivo dispondrA lo conve-
niente para el cumplimiento de la present Ley.
Sal6n de Sesiones, 19 de Enero de 1903.-Enrique
V~illlendas.-Pealyo Garcia.-Florencio Villuendas.
Ricardo Fustd.-Guerra.

SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : AMe permit el senior
President explicar lo que esa moci6n signifina?
'SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : IItgalo S. S.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE): Sefiores Represen-
tantes: Se han promulgado dos leyes que actualmen-
te rigen, para el funcionamiento de las Comisiones y
Subcomisiones revisoras de as listas. En ]a primer"
se fijaba como limited el plazo de cineo meses para
que esas Comisiones pudieran terminar sus trabajos;
y una Ley posterior fij6 como limited para las inscrip-
ciones el dia 15 de Marzo, pero en ninguna de ellas
se dice cuando van A terminar en sus funciones esas
Comisiones. Por eso esperor lo que nosotros enten-
demos que debe fijarse como filtimo plazo para la








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE RIEPRESENTANTES


inscripci6n el 15 de Marzo; y hasta el dia 30 del
mismo mes, 6 primoro del pr6ximo Abril, para .que
puedan terminar su trabajo las Comisiones, las que
pondrin en manes del Ejecutivo todos los trabajos
que hayan realizado durante todo ese timepo.
Este es, sefiores Representantes, un vacio que es
necesario llenar y es en sintesis lo que se proponian
los autores de esa moci6n.
iSR. BETANCOURT: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Betancourt.
SR. BETANCOURT: Para pedir se consider la pro-
posici6n de Ley, que entiendo es urgente y de nece-
sidad; y para que despues se cumplan todos los re-
quisitos del articulo 70 del Reglamento; es decir,
que se vea si debe 6 no ir al studio de una Comisi6n.
El Representante que tiene el honor de dirigirse a
la CAmara, sabe qute esto *es lo reglamentario, que de-
bia acordarse que se llenaran los trhmites coriespon-
dientes. Pero esta proposici6n guard profunda ana-
logia con la otra; y habi6ndose aprobado sin discu-
si6n aquella, es l6gico tambien hacer lo mismo con
la que ncs ocupa.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : La Presidencia,
aunque abunda en las mismas consideraciones que el
senior eBtancourt, entiende que es una moci6n de
alguna importancia, que se desprende no s610 de su
lecture, sino por las explicacoines del senior Villuen-
das. Y dado su acance, es prudent no se discuta
hasta la sesi6n pr6xima, A fin de que los sefiores Re-
presentantes, tenga tiempo de recibir las copias y
estudiarlo.
SR.. BETANCOURT: Tiene muchisima raz6n el senior
President. Me han convencido sus razones.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Pongo A la consi-
deraci6n de la C6mara, la proposici6n presentada
por el senior Villuendas.
'SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Quisiera escuchar la
promesa del senior Presidente de que este asunto seri
puesto por ]a Mesa -en la pr6xima Orden del Dia.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se pondrh. Conti-
nua la lecture de las comimicaciones.
!SR. R. ACOSTA: Hay que dar cuenta con tres supli-
catorios solicitando autorizaci6n para procesar a tres
sefiores Representantes por distintos supuestos de-
litos.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Conforme a lo
acordado por la Camara se dara lectura y se discu-
tir lo relative a este particular en sesi6n secret.
(El Secretairo lee una comunicaci6n de la Comi-
sion de Gobierno interior). &Acuerda la Camara
aprobar ese dictameen ? Los que esten coiformes se
pondrAn de pie.
SR. 1nASFERRERR: Pido votaci6n nominal.
SR. BETANCOURT: Sirvase concederme la palabra,
senior Presiednte.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra
el senior Betancourt.
SR. BETANCOURT: El digno Presidente de la Ca-
mara, que a la vez ]o es de la Comisi6n de Gobierno,
ha entendido por un rasgo de delicadeza que debia
someter a la consideraci6n de esta lo que no es un
dictamnen sino un informed respetuoso del que no de-
be quedar mAs que enterada.
Porque mn senior Representante en uso de sus fa-
cultades ha pedido dates sobre las habitaciones con-


tiguas A la CiAmara y la Comisi6n s61o dice que eso
corresponde al Gobierno. Ante la S..-i. I l, .. de la-
cienda puede continuar ejierciendo ese senior Repre-
sentante los derechos que tenga.
SR. MASFERRER: Habi6ndome convencido las razo-
nes 'expuestas por el senior Betancourt, retire mi
proposition.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Acuerda la Ca-
mara darse por (nterada de la comunicaci6n reci-
bida?
(Signos afirmativos).
Acordado.
SR. LOYNAZ DEI CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Loynaz del Castillo.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Para fijar la atenci6n
de la Camara que de cualquier modo que se resolvie-
so el asunto, seria bueno hacer constar, como un pre-
cedente, que el lrgar donde estAn los veterans, es
una part del edi cio de la Camara de Representan-
tes porque estA unido con uno de sus departamentos.
No solamente le pertenece esa secei6n norte de lla,
sino le pertenece ademas una cochera que afea la ca-
lle por la part de al derecha, cochera ocupada por
los caballos de un empleado del Gobierno, circuns-
tancia que motiv6 mi extraiieza cuando ]a Secretaria
de Hacienda quiso echar a los veterans porque de-
cia que infeccionaban el lugar y sin embargo no se
fij6 en la infeecicn resultante de esa cochera, como
si mAs le preocupara la iexistencia de los veterans
que la de los caballos de ese empleado.
De modo que si se echan h los veterans debe
echarse el coche y los ca ballos de un empleado del
Gobierno, que tambi6n ocupa ese lugar indebida-
m.ente.
SR. GARMENDIA: Pido la.palabrar.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Garmendia.
SR. GARMENDI(: No es una oposici6n, es simple-
mente una duda porque la creo de peso. Entiendo
que la Comisi6n de Gobierno es como otra cualquie-
ra de las muchas en que se divide esta Camara.
La Comisi6n de Gobierno no puede tener relaci6n
direct en sus informs con otra Corporaei6n, ncee-
sita siempre, absolutamente siempre, darle cuenta a
la Camara de sus dictmmenes para que 6sta los aprue-
be 6 los rechace. Por consiguiente, estoy de acuerdo
con la Presidencia; yo entiendo que debe votarse si
la Camara hace suyo ese dictamen.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Sc pone a dis-
cusiCn el dictamen de la Comisi6n de Gobierno.
ISR. RODRfGUEZ ACOSTA: Entiendo que es un par-
ticular resuelto por la Cfmara. Ella ha acordado
darse por enterada del informed de la Comisi6n de
Gobierno. La proposici6n del senior Garmendia, en-
vuelve la revision de ese acuerdo que hace breves
moments se ha votado.
SR. GARMENDIA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra
el senior Garmendia.
SR. GARMENDIA: No se si hemos oido mal, pero me
parece que no, sobre todo yo que estaba pendionto
para hacer uso de la palabra. La pidi6 el scfior Mas-
ferrer, el senior Betancourt y el senior Loynaz, y p..r
orden y cortesia, esperaba yo que acabara este flti-
mo para pedirla inmediatamente







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 5

Creo que ha sido victim de una ilusi6n el senior Hay mas: o son modestos empleados del Gobierno
Secretario. No se ha votado nada, absolutamente na- de la Repilblica solamente los que incurren ken este
da, porque la CAmara no ha hecho lo que debi hacer abuso; sino que tambi6n existen altos empleados del
para subsanar un crasisimo error cometido. No hay Gobierno de la Rep6blica como son Gobernadores de
relaciones senior Secretario, porque se necesita el Provincia, que ocupan con su familiar edificios de la
cumplimiento del Reglamento. Cuando la C6mara propiedad del Estado. Debo decir aqui que el senior
vota alg6n asunto, y algin senior Representante L6pez Recio, una vez que se enter que la Ley pro-
plantea la cuesti6n, y la C6mara ve que ese Repre- hibia habitar a families particulares edificios pfibli-
sentante tiene raz6n, tiene que volver sobre sus pass cos, buse6 una casa para la suya 6 inmediatamente
sin que signifiquue revision la rectificaci6n del error se trslad6 A ella, y digo su nombre, porque soy de
cometido. aquellos A quienes gusta hablar siempre con fran-
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido la palabra. queza. Tambi6n he visto al pasar por la capital de
SR. PRESIDENTE (PORTUONDO) : Tiene la palabra Santa Clara, que el edificio del Gobierno Civil esta-
el senior Loynaz del Castillo. ba ocupado por la familiar del Gobernador.
S. LYNAZ DEL CASTILLO: Oit na acaraci6n Sn. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Pido la palabra para
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Omiti una aclaraci6n
una cuesti6n de orden.
cuando me referia 6 la cochera ocupada por el co- una cu bENTE (PORTUONDO
che y caballos de unempleado del Gobiero. Pero .SR. PRESIbENTE (PORTUONDO) : Si .es para que ter-
che y caballos de unnempleado del Gobierno. Pero
mine el incident, senior Villu-endas, la Presidencia
es que se me advierte Que A pesar de haber notifica- .
do la Comisi6n de Gobierno de la C6mara a dicho lo d6 por terminado.
do la de de I, -SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Sin embargo, senior
empleado que desalojara esta part del edificio, to- S ILENDAS (ENR ) Sin embargo, sor
daa no ha logrado su obeto; es deir que pr la Presidente, quisiera pronunciar algunas palabras
davia no ha logrado su objeto; es decir, que por la para conveer al seor Loyaz del Castillo de ue
familiar de un empleado, continue ocupada una parte para convener al senior Loynaz del Cast llo de que
el distinguido cubano a que se ha referido es uno
del edificio de la C6mara de Representantes. Y llamo l distinguid o cubano 6d que sl a refe o a Revo
sobre esto la atenci6n, porque es muy extraiio qile "de los ms preclaros de la Repfiblica y de Ia Revo-
mientras e Estad o est pagando p r edifi- luci6n, .y que quizas no se ieunan cuatro jefes tan
mientras el Estado cubano esta pagando por edifi- eritisimos, de la guerra del 95, como 61.
cios alquileres crecidos, como sucede actualmente L Z DL C: No tantos
con el que ocupa el Gobierno civil de ]a Provincia, S DEL CSTILLO: No t ,' e i-
que le cuesta A la Repuiblica de tres mil a cuatro milor uendas.
de a Aduana y otros m.s, exis- R. VILLUENDAS (ENRIQUIE): Sefior Loynaz, el Go-
pesos al afio, y por e d bierno Civil de Santa Clara tiene dos pisos: en los
ten edifieios del Gobierno sirviendo de morada a fa-
ilas de los emleados. Reaiente eso es nmral. bajos estan instaladas las Oficinas, y en los altos vive
milias de los empleados. Realmente eso es inmoral. e s s
el senior Gobernador con su familiar.
Y creo cnie constituvendo una inmoralidad no d'ebe el selior rnador CO s familia.
Y creo one constituyendo una inmoralidad no debe SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: ESo no debe ser ni estA
ser recibido con indeferencia por la Cmara, sino bien.
que 6sta debe sin racilaciones hacer valer sus dere- SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : eY por que no de'be
chos.
cos. ser, ni esta bien
SR. BETANCOURT: Enculentro muy bien lo dicho El paga su casa, y el duefio de ella puede alquilar-
por el seijor Loynaz; pero no veo la manera de hacer Ia A quien quiera. Ese no es un edificio del Gobier-
valer los derechos de la CAmara. Aqui se plantearia. no, sino una casa particular; pero A pesar de todo
una cuesti6n legal, porque tendriamos aue mirar esto, qe es nmuy nimio, debe la Presidencia poner
como se procede al deshaueio de ese individuo que A discusi6n ese dictamen, para que aqui se trate el
ocuna una parte de este edificio. Imagin6monos que asunto detenidamente, y pueda yo tambi6n hacer
la Camara, oue ve con disgusto lue sus salones est6n cierto g6nero de declaraciones, que reglamentaria-
ocunados nor otra persona, ouiere bheerlo desalojar, mente no estAn permitidas hasta que no ponga A
,cu6l es el procedimiento? La Comisi6n de Gobier- discusi6n.
no nuede emplear fuerza de nineuna clause: ;no seria SR. BORGES: Yo iba A hablar para una cuesti6n de
mejor tomar el acuerdo de nue sea la Secretaria de orden.
Hacienda. como part del Poder del Poder Ejecuti- SR. GARMENDIA: La CAmara no ha tornado afn en
vo, Que tiene los medios ,de acci6n? consideraei6n ese dictamen.
Al recabar nuestro derecho se sentaria una cues- SR. PRESIDENTE (PORTUONDO)': Sefiores Represen-
ti6n leal de desahbcio, y nosotros no somos la au- tantes, la Presidencia entiende que debe tomarse en
toridad llamnada A dictar el desalojo. No es nues, de consideraci6n ese dictamen, como se hace con los
nuestra com'etencia. el resolver esta cuesti6n. dem6s, y tambi6n entiende, de acuerdo con la proDo-
SR. LOYNAZ DEL CASTrLIO: Pido la nalabra recti- sici6n del senior Betancourt que debia ponerse 6 dis-
fiear. No creo naturales las razones exmipntas nor iel ei-i6n, y que sobre el tal dictamen debe rcaer iel
senior BPtancourt. Me parece aue si el Gobierno de voto de la mayoria de la Camara, para que este voto
la Rep~blica recibe nna comunieaci6n de la Presi- le d6 fuerza a la Comisi6n de Gobierno, y Ie marque
dencia d ela Camara de Renresentantes Didiendo que una line de conduct; por tanto, se pone A discusi6n
la fnmilia de alOnnos emnleados one la ocunan, la el dictamen de la Comision de Gobierno y se conce-
desloien, debe tender esta demand sin vacilacio- de la palabra al senior Garmendia.
nes. No puedo ereer en manera alsuna one el Go- SR. GARMENDIA: No he pedido la palabra, senior
hierno vava A desatender ina comunicaei6n de esa Presidente, aunoue agradezco que me la conceda, y
indole diricida por el Preqidente de la Camara, por- tan es asi, que el que habla vA 6 votar de acuerdo
one entonces si one no habrian palabras con oue ca- con el dictamen de la Comision, pero sin creer'que
lificar al Ejecutivo, Que tantas cosas insilitas hace debe esta entenderse directamente...
y tan inepto es, pero nunca seguramente hasta ese SR. PRESIDENTE (PORTUONDO) : Tiene la palabra
extreme. el senor Villuendas.







6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTE'S


SR. GARMENDIA: Con la venia del senior Villuen-
das: Sefior Presidente ha pedido alguien la palabra
en contra?
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Yo, estoy consumien-
do el turno.
SR. GARMENDIA: Perfectamente.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE): Ese informed como
otros muchos, ha reconocido por base un error, en
que hemos incurrido casi todos, y que esta vez ha
sido cometido tambi6n por la Comisi6n de Gobier-
no; el terror es iste: 4 cu6l es el edificio de la Ca-
mara de Representantes?
Yo sostengo que el sitio donde estan los veterans,
asi como el que ocupa la familiar a que se ha aludi-
do, no piertenece 6 la CAmara de Representantes, y
para convencernos, he mandado a busear la Gaceta
del Gobierno Interventor, que design los edificios
de los Cuerpos Colegisladores, y sefiala, para el Se-
nado, el palacio del Segundo Cabo del Gobierno Mi-
litar espafiol de la Isla de Cuba y para la C6mara de
Representantes el que ocupaba el Comandante Gene-
ral de Marina, y 6ste no ocup6 mns que el que nos-
otros venimos ocupando hasta aqui y el sal6n conti-
guo que tienen los taquigrafos, porque donde estC
el caf era donde 'estaban antes las Oficinas de Co-
rreos, y algunas otras que no pertenecian a la Co-
mandancia de Marina. De modo, que el edificio que
se seial6 para la C6mara de Representantes, no es
mks que la parte que ocupamos. No es pues, de
nuestra competencia resolver ese informle, el que de-
bemos contestar que ese sal6n no nos pertenece.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): En realidad, lo
quie hace Su Sefioria, es aclarar el distamen de la
Comisi6n. Acepta la Chmara la enmienda 6 adici6n
propuesta por el senior Villuendas? Los que est6n
conformes se oondrAn de pie. (Es aprobado).
Queda acordado.
[SR. MASFERRER: Pido la palabra;
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Tiene la palabra'
el senior Masferrer.
SR. 1DASFERRER:' Ruego, senior Presidente, que se
sirva tener la bondad de reiterar 6 al Mesa que d6
una nelaci6n de los bienes y propiedades del Estado,
que acord6 esta C6mara pedir al Ejecutivo en la
primera sesi6n que celebr6 despu6s de instalada la
Reniblica.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : La Presidencia lo
tendr6 en cuienta. Se va a dar lectura a una moci6n
de los sefiores Garmendia y otros solicitando la alte-
raci6n ,de la Orden del Dia.
SR. VILLTENDAS (ENRIQUE) : Antes de entrar en
la Orden del Dia, ouisiera hacer una manifestaci6n.
'SR. PPFSTDENTE (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Villuendas.
SR. VTLLUENDAS (ENRIQUE) Sefior President y
sefiores Representantes, dosde a Legislatura pasada,
est6n en las Comisiones Mixtas, una de ellas para la
Ley Diplomitica, y otra por la de Araneeles Consu-
lares,-y a pesar de qui se han citado ocho veces, nun-
ca han ido los miembros de la C6mara, con la finica
excepci6n ereo, del senior Cardenal. Yo no quiero
censurar a los compafieros dignisimos mios que for-
man esta Comisi6n.
SR. GARMENDIA: TUn servidor suyo es una de ellos.
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Ese servidor mio es
tno de ellos !-(Risas).-Pues 6a ese servidor mio, que
yo lo soy tambi6n de 61 y de todos los compafieros le


suplico que atendiera 6 una nueva citaci6n que ruego
al senior Presidente haga para un dia pr6ximo. Los
sefiores Senadores verin con agrado esa citaci6n de
la Presidencia, porque tengo entendido que en la se-
si6n de hoy van a presentar la renuncia del nombra-
miento para esas Conrisiones, en vista de que la re-
presentaci6n de la C6mara no comparece nunca.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : La Presidencia ci-
t'ar6 de nuevo a los sefiores de la Comisi6n.
'S& MIENDOZA GUERRA: No ahbia oido la tiltima
parte de la proposici6n que hacia el senior Villuen-
das, que si mal no recuerdo, era un ruego para que
los sefiores de la Conmision concurrieran nmii,anj a
determinado lugar.
Si 61 tuviera. la bondad...
SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : NO -es a la Comisi6n
nombrada hoy, sino a la de Aranceles Consulares,
que iest6 nombrada desde hace m6s de mes y miedio.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Queda terminado
el incident.
SR. SECRETARIO (RODRIGUEZ ACOSTA) (Leyendo):

Los que suseriben piden 6 la Camara que altered
la Orden del Dia, acordando que se discuta, en pri-
mer t6rmino el dictamen de la Comisi6n de C6digos
a la proposici6n de Ley sobre Ampistia con motivo
de la huelga ocurrida en el mes de Noviembre ill-
timo.
.Chmara de Representantes, Enero 12 de 1903.-
Juan Antonio Garmendia.-Juan R. Xiques.-E.
Li,,, :.--A. Borges.-M. Sobrado .-Pedro Mendo-
za Guerra.

'SR. PRESIDENT (PORTUONDO): j Acuerda la CA-
mara la alteraci6n de la Orden -del Dia solicitada en
la mocin que acaba de leerse?
SR. BETANCOURT: No tengo inconvenient, por mi
parte, en que se altere y se discuta eso antes. Pero
la importancia del segundo parrafo de las proposi-
ciones que dice: (la lee) es sumamente grande, esto
es importantisimo.
SR. GARMENDfA: A nombre de los autores de la
moei6n, estoy de acuerdo con la proposiei6n del senior
Betancourt, pero una vez resuelto eso, que se entire
en la cuesti6n de la amnistia.
'SR.. BETANCOURT: Es importantisima las disposi-
ciones transitorias, y voy 6 demostrarlo...
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: (Interrumpiendo) No
hay necesidad senior Betaneourt, de que lo demues-
tre, porque los sefiores firmantes de la moci6n, estin
de acuerdo con la aclaracii6n que S. S. acaba de
hacer.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : El senior Betan-
court tiene raz6n: hay que proceder pr6viamente a
la letuca de las proposiciones.
La alteracion de la Orden del Dia solicitada por
el senior Garmendia, se refiere 6 la discusi6n de unio
de los dicthmnenes. De modo que cuando league ese
moment se pondra6 diseusi6n. Continfia dindose
lectura a las proposiciones en la Orden del Dia.
SR. BETANCOURT: Adelanto 6 la C6mara ]a seguri-
dad de que la lectura de las proposiciones de ley pa-
saran 6 las Comisiones iespectivas sin disiusi6n. Se-
ri cosa de dos minutes.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PoRTUONDO): Tiene la palabra
el senior Loynaz del Castillo.







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES 7


SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Antes de entrar on la
Orden del Dia iba A hacer una pregunta A la Comi-
si6n A la cual pas6 una proposici6n nuestra solicitan-
do un cr6dito de ciento cincuenta mil pesos para la
compra de dos mil yuntas de bueyes para repartirse-
las A los campesinos cubanos. No ha habido mas no-
ticias de ello; yo quisiera se me dijera algo sobre es-
te asunto.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Hay alg6n senior
Representante que pertenece A la Comisi6n encarga-
da de emitir dictamen sobre esta proposici6n?
SR. FERIA: Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Tiene la palabra
el senior Feria.
SR. FERIA: Debo manifestar A la Caama que como
Secretario de la Comisi6n de Agricultura, Industria
y Comercio, puedo informar puedo informar que la
Comisi6n ha visto con muchisimo agrado esa pro-
posici6n y esta dispuesta A informar favorablemente
A lo que en ella pide el senior Loynaz del Castillo.
:SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Muchisimas gracias.
SR. PRESIDENTTE (PORTUONDO) : El senior Seereta-
rio se servira dar lectura A las proposiciones de ley.

(El Secretario, senior Rodriguez Acosta, lee una
firmlada por los seiores J. L. Castellanos, F. M. Go-
vin, Pedro Mendoza Guerra, Carlos Manuel de Ces-
pedes, Florencio Villuendas, A. Nodarse y Juan An-
tonio Garmendia, estableciendo bases para la pro-
mulgaci6n dce los C6digos Civil, Mercantil, Penal, de
Procedimientos Civiles y de Procedimientos Pena-
les).

SR. VILLENDAS (ENRIQUE) : Pio qdue pase A la Co-
misi6n.de C6digos.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): ~ Acuerda la CA-
mara toma.r pr6viamente en consideraci6n esta pro-
posicion de ley?

(Signo safinrmaivos).
Acordado.
SAcuerda, asimismo, que pase A la Comisi6n de
C6digos?
'(Signo safirmativos).
Acordado.
SR. RODRIGUEZ ACOSTA (SECRETARIO (Leyendo):

Al LA CAMARA

El Representante que suscribe tiene el honor de
someter Ala aprobaci6n de la misma la siguiente

LEY

Articulo 1.-El Congreso procederA inmediata-
mente A nombrar la Comisi6n calificadora A que se
refiere la primera isposici6n Transitoria de la Cons-
tituci6n, en la fornma y por los procedimientos esta-
blecidos en la Ley de Relaciones de ambas CAmaras
nara el nonibramiento de las Comisiones Mixtas .
Articulo 2.-El Ejecutivo remitirA A dicha Co-
misi6n las liquidaciones efectuiadas y las que se va-
yan efectuando por la Comisi6n Central Revisora de
las listas del Ej6rcito.
Articulo 3.o-Aprobada una liquidaci6n por la
Comisi6n del Congreso, el Ejecutivo extender cada
miembro del Ejercito Libertador cuyo haber se ha-


ya liquidado, un document solemne y justificativo
de su acrecencia firmado por el Presidente de la Re-
pfiblica y refrendado por el Seeretario de Hacienda.
Articulo 4.-A; la Comisi6n Calificadora se pre-
sentarAn por los otros acreedores A que se contrae la
referida Transitoria Constitucional los documents
probatorios de su dereeho.
Sal6n de la CAmara, 12 de Enero de 1903.-Enri-
que Villuendas.-G. PYrez Abreu.-Carlos Mevdie-
ta.-Atlvaro Catd.-BernabW Bcza.

SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Acuerda la CA-
mara tomar en consideraci6n el proyecto leido?

(Signo safirmnativos).
Acordado.

SR. VILLUENDAS (ENRIQUE) : Que pase A la Comi-
si6n de Asuntos Miitares.
SR. GARMENDIA: Por tratarse de una cuesti6n de
grave importancia, propondria que pasara A la de
C6digos, porque ahi se tratan cuestiones de derecho
muy importantes
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : ~Lo acuerda la CA-
mara?
(Asprobado).
Queda aprobado.

,SR. RODRIGUEZ ACOSTA (SECRETARIO) : (Leyendo):

A LA CAMARA

Respetuosamente proponemos:
Se conceda autorizaci6n al Poder Ejecutivo para
invertir un credito de ciento veinte mil pesos en
cantidades de veinte mil pesos mensuales en las
obras del literal maritime de ]a Habana, conocidas
con el nombre de El Mialec6n.
Habana, 14 de Enero de 1903.-Loynaz del Casti-
Ilo.-Enrique Villcnendas.-Jos6 Antonio Blanco.-
Pedro Mendoza Guerra.-R. M. Portuondo.-Pelayo
Garcia.

SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido que pase A las Co-
misiones de Obras Pfblicas y Presupuestos.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): Acuerda la CA-
mara que pase A dichas Comisiones? Los que esten
conformes se servirAn ponerse de pie.

(Es aprobado).

Aprobado.

SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : La tiene S. S.
SR. LOYNAZDEL CASTILLO: Para dirigir un ruego A
los sefiores que forman la Comisi6n que ha de infor-
mar sobre esa proposici6n, y es que emitan su dic-
tanmen lo mis pronto possible, por que dentro de
una semana 6 dos quedarAn infinidad de cubanos sin
trabajo A causa de interrumpirse los trabajos del Ma-
lee6n por falta de ese credito.
SR. PRESIDENT (PORTUONDO): La Comisi6n lo
tendr6 en cuenta. Se procede A la discusi6n de los
dictm.enes. En virtud de la alteraci6n de la Orden
del Dia, va A discutirse el de la Comisi6n de C6digos
al proyecto de Ley de Arnonistia.







8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMARA DE RE'PREISENTANTES


SaR. RODRiGUEZ ACOSTA (SECRETARIO): (Leyendo):

A LA CAMARA DE REPRESENTANTES

La Comisi6n de C6digos, aunque deplorindolo sin-
ceramente se cree obligada A dictaminar en contra
de la proposici6n de Ley presentada por los sefiores
Xiques, Govin, Boza, Garcia Cafiizares, Cruz Gon-
zhlez y Mendieta, sobre amnistia para los delitos co-
metidos en determinadas condiciones, que caracteri-
zan una, poca de la historic de un pueblo y la huel-
ga, que con esa media tendria relaci6n en este caso,
fu6 un hecho aislado en el conjunto de la vida na-
cional cubana, ocurricn- solamente en una ciudad de
la Repfiblica, siquiera esta fuese la Capital.
Con la amnistia se persigue siempre fines politi-
cos y principalmente el de evitar los inconvenientes
que pudieran derivarse de las investigaciones de.los
delitos cometidos durante el period A que esa con-
cesi6n so refiere y en-el caso de que se ocupa la Co-
misi6n, ninguna raz6n de car6cter politico-enten-
dido este t6rmino efi su mis alto sentido de genero-
sidad-aconseja que dejen de investigarse los delitos
cometidos durante 6 con ocasi6n de la huelga y tan
s6lo consideraciones humanitarias inclinarian el ani-
mo a temperamentos de indulgencia, que son precisa-
mente los que caracterizan el indulto y no la am-
nistia.
Pero hay otro aspect de la cuesti6n del cual no
puede desentenderse la Comisi6n al estudiarla. Es-
indiscutible que la huelga lleg6 A revestir caracte-
res de gravedad en los mementos en que, desnatura-
lizAndose sus tendencies y desvifndose algunos de
sus promovedores de la linea de conduct que al prin-
cipiar esos sucesos parecian haberse trazado, ejercie-
ron actos de coacci6n y de violencia que hicieron ne-
cesario el empleo de niedidas coercitivas por parte
de las autoridades encargadas de velar por el orden
pfiblico.
Los sucesos que en otras circunstancias no hubie-
ran constituido una seria amenaza a las institucio-
nes y A la estabilidad y al cr6dito de la Repfiblica,
en los actuales mementos, por causes multiples de
todos conocidas y que no podrAn ignorar los causan-
tes de esa perturbaci6n, produjeron honda y justifi-
cada alarm en todo el pais y entire los elements que
desde el extranjero .siguen con inter6s-A veces, no
ben6volo,-las vicisitudes de' nuestra naciente vida
national.
La energia desplegada para reprimir aquellos
des6rdenes por una part y por la otra la cordura
y el patriotism de la mayoria de los elements obre-
ros, y la noble actitud de los Veteranos, conjuraron
el conflict r6pidamente, pero no es por ello menos
cierto que los hechos han tenido una dolorosa reso-
nancia.
Se ha iniciado por los funcionarios del Poder Ju-
dicial un process para eselarecer esos hechos y de-
purar responsabilidades, y cuando el pais espera el
resultado de sus investigaciones para saber a que ate-
nerse sobre el origen y character de aquel conflict no
parece aceptado ni previsor que el Poder Legislati-
vo se interponga para detener la acci6n de la justi-
cia y queden para siempre en las tinieblas las ver-
daderas causes de los disturbios y debilitada la fuer-
za moral y el prestigio de los gobernantes que m6s
que en los procedimientos de represi6n y de fuerza


debe cimentarse en el respeto y aplicaci6n extricta
y several de las leyes.
IIabana, Diciembre 19 de 1902.-Mario Garcia
Kohly.-iPelayo Garcia.-Juan J. de la Maza y Ar-
tola.-T. Cardenal.-Carlos Fonts .1N, ,1,,,i.

SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : Se vA 6 dar lecture
al voto paTticular del senior Garmendia y otros, que
es el que mas se separa del dictamen de la Comisi6n.

SR. RODRIGUEZ ACOSTA (SECRETARIO) : (Leyendo):

SR. FONTS STERLING: Pido la palabra en vontra.
'Sa. PRESIDENTE (PoRTUONDo): Tiene la palabra
en contra el senior Fonts Sterling.
SR. FONTS STEERLING: NO se si es una ilusion que
me hago en estos moments, pero de todos modos qui-
siera permanecer en ella durante todo el debate de
esta cuesti6n. Pareciame que cuando se preesnt6
esa proposici6n de Ley h la Cimara, los espiritus es-
taban demasiado exaltados para que pudi6ramos dis-
cutirla con la suficiente calma. Por circunstancias
que de todos son conocidas,' la mayor parte de los
debates de esta Chamara, 6 afectan una forma preci-
pitada, 6 una forma pasional, y cuando se trata de
problems importantes para el pais, cuando se trata
de establecer precedents legislativos, es convenien-
te que la controversial se sostenga en una atm6sfera
tranquil y serena
Han pasado algunos dias despues de aquel suce-
so, ya las pasiones se ban calmado y creo que afortu-
nadamente podemos discutir con relative serenidad
este problema de la amnistia, y digo con rlativa se-
renidad, por que ya se sabe que entire nosotros todas
6 oasi todas las cuestiones afectan nuestra.sensibi-
lidad, y no es possible que hombres latinos y de nues-
tra raza, discurran desapasionadamente sobre nin-
gin asunto,
Al combatir el voto particular que se ha puesto a
discusi6n, que por su caricter absolutamente radical
es el que se aparta del dictamen de la Comisi6n de
C6d'igos, de paso he de combatir tambi6n el voto par-
ticular presentado por el senior Cespedes y otros
compafieros nuestros, que es como una especie de
transacecin, y uoe tiende a limitar la amnistia. Y al
mismo tiempo he de defender el dictamen de la Co-
misi6n.
El dictamen de la Comisi6n sefiores Representan-
tes, consider dos aspects completamente distintos
de la cuesti6n; el primero era un aspect de derecho
politico, de doctrine, y el otro era un aspect prac-
tico de Gobierno, eminentemente politico y de ao-
tualidad. Yo no voy cansar la CAmara much tiem-
no, pero estoy en el deber de tratar ambos asnectos.
Resnecto al primero, todos los casos de amnistia aue
registra la historia obedecen siempre A la necesidad
de dar t4rmino A una guerra, revoluci6n 6 contien-
da civil one haya afectado a toda una naci6n. Tno
de los primeros ejemplos de amnistia que la historia
nos present, ocurri6 en Grecia, cuando la revolucidn
contra los tiranos, y en Grecia se recuerda perfecta-
mente que el restablecimiento de la normalidad, el
trivnfo de la democracia, trajo eonsiao la necesidad
de la amnistia. Otras amnistias notables registra la
historic, como la amnistia: otoreada de Carlos II, en
Inglaterra, y ]a dmnistia de Napole6n despu6s de la
vuelta de Elba. Tenemos en Espaflo la amnistia del








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMARA DE RE'PRESENTANTES 9


70, y en Cuba al terminar la primer guerra de inde-
pendencia hubo una amnistia, y al terminar, de una
manera gloriosa para las armas cubanas, la segunda
de nueStras guerras de independencia, hubo una amn-
nistia general y que obedeci6 al cambie de situcai6n
political y radical en el pais, a un cambio de regi-
men, a un can bio de Gobierno Lo mismo ha ocurri-
do al cesar la intervenci6n americana. Por eso la
mayoria de la Comisi6n de C6digos, se fij6 en esta
cuesti6n6 de la huelga, en los caracteres particula-
res de la misina, en que solo habia sido un motin, en
la ciudad de la Habana, que si bien pudo reviestir
considerable importancia y traer el dscrdito de las
instituciones, es el case, que se limit a la Capital de
la Repfblica, que no tuvo absolutamente ninguna re-
sonancia en el resto de la Naci6n. Aparecia evident,
por lo tanto, que la amnistia que se decretara res-
pecto a ese asunto, no obedecia a la necesidad del
restablecimiento del estado normal en el pais, ni obe-
decia al prop6sito de encausar la vida national hacia
nuevos derroteres. Seria realmente peligroso que
nosotros sentAramos aqui la doctrine de que siempre
que se produjera una violaci6n de la Ley que revis-
tiera caracter de desorden pdblico en cualquier part
del territorio de la Repfiblica, se viera obligado el
Congress a tomar medidas de eardcter general, tan
extensas y comprensivas como una amnistia, y dar
como no ocurridos los hechos, 6 suprimirlos de la his-
toria, borrarlos come si estuvicran escritos en una
pizarrar, mantener que no han existido esos hechos,
en cuanto puedan traer aparejadas responsabilida-
des, porque saben los sefiores Representantes que
los efectos de la amnistia A diferencia de los efectos
del perd6n, tienden a suponer que no han existido,
que no ha habido infracci6n alguna, que no debe in-
vestigarse nada
Pues bien, sentado ese precedent, resultaria que
la fuerza y el carActer de esa media perderia toda
su eficacia y prestigio, y que el Congreso, fi merced
y al servicio de las agrupaciones political que ob-
tuvieran Ja mayoria, cada vez que ocurriera algfin
pequefio desorden en la RepTiblica, se verian obliga-
do para ser consecuente con esta jurisprudencia, f
dictar una ley de amnistia, que no poria, desde el
punto doctrinal, justificarse, ni desde el punto de
vista de los procedimientos de buen gobierno, admi-
tirse sin peligro
No, no puede sentarse esta jurisprudencia en la
Repfblica. porque i la faz del mundo civilizado, a la
faz de tcrdos los pueblos que comulgan en las sanas
doctrinas y las practicas, seria ealificada de contra-
ria a los principios de la ciencia y A los precedentes
de la historic ; y porque despu6s de todo, en nuestro
pais e.a nwtdida no obedece a ninguna necesidad del
moment, ni f ninguna previsi6n para el future, co-
nto pienso demostrarlo brevemente.
El senior C6spedes y sus amigos proponen una am-
nistia parcial. conditional, limitada. Yo tampoco veo
la conveniencia de que se adopted, y no veo la utili-
dad de esa media, porque entonce.', seiiores Repre-
sentantes, serai necesario contituir la Cimara en una
especie de Jurado y seria precise que aqui nosotros
fu6ramos examinando cada uno de los casos relacio-
nados con la huelga en que entiende la Administra-
ci6n de Justicia, para determinar aquello .que ha-
bria de comprender la medida general y lo que de-
l)ia excluirse.


Y yo por mi parte debo decir que no me siento
con autoridad para hacerlo ni como hombre de parti-
do me siento, sefiores, con fuerzas morales para ve-
nir aqui A juzgar sobre la conduct de determinada
persona que estf sometida al juicio de los Tribunales
de Justicia y excitar mis las pasiones con la dene-
gatoria de la amnnistia, para unos y en concesi6n a
otros
Quiero decir que si ncsotros juzgando estos hechos
excluimcs A tal 6 cual .persona ,'a qu6 titulo haria-
mos? jen que antecedentes tendriamos que fundar-
nor para eso? a que pruebas habiamos de some-
terlo?
Por lo tanto, la nodificaci6n que proponent el sc-
tior CUspedes y sus amigos traeria tales inconvenien-
tes en la practice que, desde luego, dcbe ser dese-
chada. La cuesti6n hay que plantearla francamente:
6 se concede 6 se niega la armistia.
Desde luego, sefiores, yo creo infitil decirlo aqui,
6 insistir sobre ello, la me nera de ser nuestra, la
manera de sentir, general en nuestra raza, y de la
cual nos -enorgullecemos, nos inclina siempre la bene-
volencia, el perd6n, la indulgencia. Si para alguna
cosa es necesario ejercitar las energies de la volun-
t'ad 6 imponernos A veces el sacrificio de nuestros pro-
pics sentimientos y de nuestras propias inclinacio-
nes, eg para aplicar la severidad de la Ley y su ri-
gor saludable, nosotros todos-y aqui no hago exclu-
si6n de ningfin grupo ni persona-nos sentimos in-
clinados a votar en favor de una media de clemen-
cia y olvido.
De suerte que si fuera a consultar los sentimientos
de eada uno de las personas que se sientan' en esta
CfArara, despojkndonos de nuestro caracter de legis-
ladores y hombres pfiblicos, estoy seguro que ni uno
solo votaria en contra de la amnistia.
Pero esto, sefiores, no es una cuesti6n de sentimien-
tos, esto es una cuesti6n mas grave, esta es una cues-
ti6n mis important y tenemos que examinarla desde
un punto de vista mns impersonal.
El perd6n y el indulto todos sabeis que se diferen-
cian de la amnistia precisamente en que el indulto
puede obedecer A sentimientos de magnanimidad 6
indulgencia, y el perd6n 6 el indulto caben en cual-
quier moment y con relaci6n A cualquier delito. En
61 pue'den tender satisfacei6n los sentimientos del Go-
bernante, y aplicarse con la ventaja de ser una me-
dida razonada y consciente, que se basa en los ante-
cedentes del caso y de la persona, y en que se apre-
cia su conveniencia 6 su utilidad dadas las -circuns-
tancias del moment y el estado de la opinion pfi-
blica.
Lo que yo decia antes que no pudiera ni debiera
haoer esta Camara, idesde luego, afirnio que no sola-
mente puede hacerlo el gobernante, no solamente
puede hacerlo el Ejecutivo, sino, que yo le aconseja-
ria que lo hiciera, si mi consejo tuviese alg6n valor.
Pero c6mo le aconsejaria que lo hiciera? ahora no
hablo en nombre de mi partido, hablo guiado por las
inspiracines de mi propia opinion: yo Ie aconsejaria
que lo hiciera conscientemente.
,No quiero entrar en los detalles de esos procedi-
mientos, judiciales, pero si digo que eierta clase de
actos que se cometieron con motive de la huelga, no
pueden ser material de indulto, ni en ningfin caso se
puede aconsejar al Ejecutivo que coneeda -el indulto.
Por ejemplo, las heridas que sufri6 un agent de







10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE REPRESENTANTES


la autoridad, que se dice obedecieron A un aeto de
venganza personal. El indulto en este caso, si es
verdad lo que la opinion pfblica dice, no conven-
dria. Pero todos aquellos actos realizados por hom-
bres normalmente buenos bajo el influjo personal de
determinadas ideas politics 6 sociaels, aunque -re-
sulten infracciones do la Ley, no hay ningfin incon-
veniente en que sean objeto de indulto, lejos de esto,
existirian ventajas en que se comprendieran en una
media de perd6n que restituyeran A sus hogares la-
boriosos ciudadanos.
Yo decia tambien que so oponian A la amnistia
consideraciones de carActer politico. En efecto, se-
fiores, constantemente estanos hablando aqui de la
Ley Platt. No hay un solo cubano que tenga senti-
mientos de tal que no rechace desde el fondo de su
alma lo que unos entienden que ha sido imposici6n de
la fuerza, y otros pueden entender que ha sido im-
posici6n de determinadas circunstancias hist6ricas y
geogrAficas. Pero como quiera que sea, todos absd-
lutamente todos participamos de los mismos senti-
mientos acerca de la Ley Platt. Nosotros no quisiera-
mos verla escrita como un ap6ndice de nuestra Cons-
tituci6n y nos repugnaria que en algfin caso se juz-
gara necesario aplicar. el articulo 3. en las relaciones
de nuestro pueblo con una naci6n extrafia.
Pues yo digo que la fe que tengo en que ese ar-
ticulo, mientras rija jams sera aplicado a nuestra
Repfiblica ni jamAs pasaremos por el trance humi-
lante y doloroso de que se invoque en nuestras re-
laciones con la gran Repfiblica americana. Consiste
precisaimente en la cordura y en la sensatez, en el
espiritu de justicia y en el respeto qoe profesa al de-
recho el pueblo cubano y su amor al orden que debe
ser su mIs alto timbre de orgullo, por que es el ex-
ponente de su cultural y la mIs s6lida garantia de
su independeficia.
Los motines de Noviembre constituyeron una ver-
dadera perturbaci6n del orden pfiblico, que como to-
do lo que tienda a mermar el prestigious y la fuerza
moral del Gobierno, no solo puso en peligro sus in-
tereses sino que puso en peligro niiestras institucio-
nes. No cabe near que la huelga revisti6 cierto as-
pecto grave porque las Autoridades no disponian de
la fuerza material suficiente para dominar la muche-
dumnre de los obreros levantados en huelga que al
principio abogaban .;in-;,.iril it.- por las que esti-
maban sus reivindicaciones pero que luego .-l.'1 t.1i-
ron una aetitud airada. Un moment de incertidum-
bre, de verdadero temor. Yo recuerdo perfectamen-
te .que miembros de todos los partidos politicos fue-
ron A ofrecer sus servicios ysu apoyo al Gobierno, y
recuerdo tambien, que la Coalici6n radical, la mis-
ma que ha apoyado con mis calor esa sproposici6n
de ley, por medio de uno de sus dignos Representan-
tes, y siento que el senior Xiques no ocupe en este
instant su asiento en la Camara, porque confirmaria
mis palabras, se present al Ejecutivo para ofrecerle
su adhesion. bY porqu6 le ofrecia. su apoyo? I Se lo
ofrecia en aquellos moments al Gobierno como un
aeto de mera cortesia? No, sefiores, lo hacian porque
aqulellos patriots cubanos consideraron desnaturali-
zada la huelga per los actos de yiolencia A que se
entregaron las Ii;i-a p;.oulir,. y porque entendian
que en ;I.I-11.., momeptos dificiles y tal vez criti-
cos, era necesario que se viera lo niism. en Cuba que


en el extranjero, que todos los elements de esta
sociedad estaban al lado del Ejecutivo y de las Au-
toridades.
El senior Xiques manifest que la huelga habia si-
do desnaturalizada, que habia degenardo ein una per-
turbaci(n del orden pfiblico, y, sefiores, si realmen-
tc habia sido desnaturalizada la huelga es evidence
que en ello no influyeron los amigos sino los enem.i-
gos del pais. Y ya que esos elements manifestaron
sus aviesas intenciones, lo que a todos interest es que
esos heehos queden completamente esclarecidos, y
que al culpable se le catigue aplicadole todo el rigor
de la ley, que si existen responsabilidades, de cual-
quie'r orden que 6stas scan, se depuren, y que des-
puts de dictarse la septencia, A los que sean dignos
de ello, se les conceda el indulto.
De otra suerte, no tendremos nunca una sociedad
regularmente constituida, ni se respetaran las leyes,
y el respeto al principio de autoridad que se nece-
sita para mantener no solo las instituciones interio-
res del pais, sino nuestra personalidad political como
Nacion.
Yo no quiero desviar este debate de su curso natu-
ral, no quiero excitar las pasiones, porque antes dije
que deseaba, y lo que deseaba ardientemente, que
este debate siguiera un curso tranquilo y sosegado,
y por lo tanto, no voy a decir, ni indicar siquiera, so-
bre quienes recae la responsabilidad de los hechos,
y hablar de esta responsabilidad, no me refiero a la
political 6 gubernativa, me refiero a la responsabili-
dad personal, a aquella qu.e se deriva de los delitos
y faltas que puedan depurarse en una causa cri-
minal.
Pero se ha afirmado en estos dias, y .este es un pun-
to importantisimo de la cuesti6n, que a Administra-
ci6n de Justicia, el poder judicial, no esta perfecta-
mente organizado, y que como no estaba organizado
en la forma mAs convenient y definitive, era indis-
pensable, que los errors que pudieran cometerse por
alguno de sus funcionarios 6 por los Tribunales, fue-
se corregido por un acto del Congreso cubano.
Yo, sefiores, estimo que precisamente esta es una
de las fases delicadas de la cuesti6n, porque aun
cuando es verdad que la administraci6n de justicia
aun no esta organizada de una manera perfect,
tambi6n lo es que su funcionamiento corresponde en
Cuba a los dictados mas altos del honor y de la con-
ciencia, al punto, de que no habr quien cite con
fundamento, caso alguno .de cohecho 6 prevaricaci6n;
y si tambien es cierto que la lecture de algunos au-
tos y sentencias produce una impresi6n penosa por-
que no se ajustan esas resoluciones a los chnones de
la ciencia, mas bien obdece esto A inexperiencia de
algunos jueces que a malicia, dieho sea en honor de
la verdad, y es de esperarse que a media que ad-
quieran mayor practice, iran enmendando esos
SR. LEYTE VIDAL: Inexperiencia en los Magistra-
dos de Audiencia con tantos aios de servicio?
*SR. Fo&Ts STERLING: Pues es un Tribunal respe-
tabilisim.o senior Leyte Vidal, A pesar de o1 que diga
Su Selioria.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO :Yo pudiera citar al se-
flor Fonts Sterling mchos casos. Quisiera participar
de esa misma* fe por la administraci6n de justicia
cubana.
SR. FONTS 'STERLING: No citen casos aislados: yo









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.- CAMERA DE RBPREBSENTANTES 11


anuncio al senior Loynaz y a nuestro amigo el senior
Leyte Vidal, que el dia que se organize el poder ju-
dicial en forma, no tendremos mejores funcionarios
de los que tenemos-en la actualidad, porque en reali-
dad, esos jueces son abogados que han salido de nues-
tra Universidad y de nuestro foro, y son los finicos
que tienen alguna practice en 1 aadministraci6n de
justicia; en conjunto, son las personas mas aptas de
que podemos disponer, de suerte, que no s6 d donde
iremos A buscarlos si esos no sirven, no tenemos mis,
no los podemos eneontrar mejores, porque ellos co-
rresponden al nivel intellectual y moral de nuestra
sociedad en sus classes superiores. Porque esos Jue-
ces ostentan buen deseo y probidad, merecen la con-
fianza y la fe de todos nosotros, i ojalh nunca los ten-
gamos peores!
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Me permit una inte-
rrupci6n? Cuando exist la independencia del poder
judicial, tal vez entonces, tengamos la esperanza de
mejorar nuestra administraci6n de justicia, porque
realmente es mala.
SR. FONTS STERLING: Desde luego es una aspira-
ci6n muy noble y un ideal muy levantado el del se-
fior Loynaz, a cuyo logro todos debemos aunar nues-
tros esfuerzos, pero yo tengo la confianza, senior Loy-
naz, de que en ese process, y en todos los que ocu-
rran de esa indole, por .lo mismo que la opinion pfi-
blica est6 pendiente con vivo interns del fallo, puede
tener el senior Loynaz la seguridad de que no se co-
meter.A ninguna injusticia, que desde luego seria es-
candalosa. Pero como quiera que sea sefores, el ra-
zonamiento mio es de car6cter general: yo digo que
no se puede aceptar como argument en favor de la
amnistia esos supuestos vicios de de la Administra-
ei6n de justicia, en primer lugar, porque no los re-
conozco,-por lo menos en la proporci6n en que se
denuncian;-y en segundo lugar, porque si tenemos
esos malos tribunales, no podemos sustituirlos; y to-
dos los poderes del Estado, todos sus organismos, tie-
nen que funcnionar tal como existen hoy en la Repfi-
blica, tienen que acatarse unos A otros y convivir so-
bre la base de la confianza y el recelo combatjdos por
las pasiones, desprcstigiados por los que han de
darles credito, no pueden existir, ni realizar los fi-
nes del Estado. Cabe suponer que, del mismo modo
que nosotros pensaramos y dij6ramos mal de la ad-
ministraci6n de justicia, pueden algunos pensar mal
del Congreso, que es el otro poder del Estado, y
afirmar que, nosotros legislamos de una manera err6-
nea 6 influidos por pasiones political y entonces na-
die se creeria obligado a respetar y cumplir las
leyes.
Ncsotros hemos cometido errors, yo me confieso
en parte culpable de ellos, pero no admito la detrina
disolvente de que por ello los otros organisms del
Estado est6n autorizados para eludir los efectos de
nuestra potestad legislative. La vida funcional del
Estado ha de ser arm6nica. En buen hora que trate-
mos de llevar A todas las esferas de esa vida pfibli-
ca los principios de moralidad y de progress quo to-


dos profesamos, pero no seria el procedimiento m6s
adecuado ni el m6s eficaz el que se propone A la Ca-
mara consistent en arrebatar ese process d la ju-
risdiccion de los Tribunales por una consideraci6n
de desconfianza que no puede mantenerse sin detri-
mento de todo lo que integra el credito de nuestra
Repfiblica en el interior y en el extranjero.
No solamente en este caso sino en todos aquellos
en que intervengan los tribunales sostengo que de-
bemos abstenernos de interveni'r direct 6 indirecta-
mente para que sea una verdad en el terreno de los
hchos esa independencia del poder Judicial, a la que
todos parece que rinden un culto te6rico.
Yo creo muy convenient para los altos intereses
morales del pais y ain para los intereses de los par-
tidos politicos que tanto se han apasionado en esta
cuesti6u que se discutan y depuren los heohos y se
yea si existen responsabilidades. Porqueu si es cierto
-como ya por alguien se dice-que no ha pasado na-
da, que no se ha cometido ningfin delito, que nadie
ha incitado al pueblo a la violencia con fines sinies-
tros arrastrando a los obreros a cometer actos opues-
tos A sus intenciones y poco consecuentes con su con-
ducta anterior; qu6 mayor satisfacci6n para todos!
i qu6 mayor triunfo parar aquelos contra quienes se
han dirigido cargos severos y que estin bajo el peso
de un procesouetaoin shdrlu crw vpyfbgqkj xfififlz
de censuras injustificadas!
SR. LEYTE VIDAL: Ya casi est6n justificadas.
SR. FONTS STERLING: En ese juicio los acusados
tendrAn todas las garantias que nuestro procedimien-
to oral y piblico brinda, los debates serhn reprodu-
cidos por la prensa, los testigos declararAn ante el
pueblo a la luz del dia, y los abogados de los procesa-
dos velaran celosamente por el respeto de las for-
mas pirocesales; la verdad resplandecerd y los he-
chos aparecesan tal como han ocurrido. Antes de
que el Tribunal dicte la sentencia la conciencia ha-
brA juzgado ya, habrA dictado uno de sus fallos ina-
pelables.
Estas son en concrete las razones de car6cter poli-
tico y de character practice que inclinaron a la Comi-
si6n de C6digos a oponerse A la amnistia. Esto no
significa, ni puede significar en manera alguna; por
que es un asunto distinto, que todos los que nos hon-
ramos con former part de esa Comisi6n no enten-
damos como ya dije antes, que los actos de clemencia
por part de los gobernantes, cuando son reflexivos,
cuando correspondent A las solicitaciones de la opi-
ni6n en deteTminados periods hist6ricos, son prove-
chosos y convenientes y tienden a calmar las pasio-
nes y borran las huellas ardientes de las contiendas
entire ciudadanos de un mismo pals.
(Ayplausos).
SR. PRESIDENT (PORTUONDO) : La CAmara se cons-
tituye en sesi6n secret. Los ujieres har6n despejar
la tribune pfiblica.

(Eran las cinco y cincuenta minutes p. m.)


Imp. Rambla y Souza, Pi y Margal 33 y 85.-n1abanL




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs