Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00101
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00101
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text














Lw SI..tt AoNE

DEL

CONORESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA


SEGUNDA LEGISLATURA-. 1902.


VOL. II. HABANA, NOVIEMBRE 16 DE 1902. NUM. 7.


C mara


de Representantes.


Sexta sesion ordinaria.-Noviembre 14 y 15 de 1902.

SUMARIO


Se pasa lista.-Se abre la sesi6n.-Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior.-Comunicaci6n del
Senado reinitiendo un Proyecto de Lev sobre inconstitucionalidad de ias leyes.-Se acuerda pase A la
Comisi6n de C6digos.--3oei6n do loi Representantes, seflores Leyte Vidal, Peraza, la Torre, Catd,
Villueldnas (F.1 y Mendoza Guerra pidiendo la renovacidi die la Mesa de la Cmtuara.-Se levanta la se-
sidn.-Se pasa lista.-Continda la sesion.-En votaci6n nominal es aprobad a l mocidn.-Se levant la
session.


SAlas dos horas y cuarenta y cineo minutes ocupa
la Presidencia el senior Pelayo Garcia y las Secretarias
los seflores Alfredo Betancourt y Manduley y Antonio
Gonzalo Perez.
SR. PRESIDENTE: Se va a pasar lista. (El Secretario
pasa listl) Se abre la sesi6n y se procede A leer el
acta de la anterior. (El Secretario, senor Gonzalo Perez,
lee el acta.) ,Los sefores Representantes tienen alguna.
modificaci6n que pedir al acta que se acaba de leer?
(Nadie pide la polabra.) ,Se aprueba el acta? (Es apro-
bada). Queda aprobada.
SR. MASFERBER: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Mas-
ferrer.
SB. MHASERaRER: Senor Presidente: En vista de no
haberse recibido todavia, en esta Cimara, el expedien-
te que se interest del Ejecutivo, y que existe en la Se-
cretaria de Gobernaci6n, relative a la cercenaci6n del
t6rmino municipal de Holguin, para poder acordar la
derogaci6n del bando military que cometi6 tan injusta
y arbitraria media, yo suplico al senior Presidente
que vuelva a recordarlo de nuevo.
SR. PRESIDENT: Asi se har4.
SR. MASFERRER: Al mismo tiempo voy A permitir-
me dirigir una pregunta, si es que la Presidencia me
autoriza para ello.
SR. PKEIIDENTE: Puede hacerla.
Su. MASFERRER: Yo desearia que la Presidencia me
dijera cules son, las causa's, las razones, los motives
qie ha tenido el Ejecutivo para enviar los presupues-


tos generals de la naci6n finicamente A la alta CA-
mara.
SR. PRESlDENTE: La Presidencia no puede saber los
motives; lo fnico que puede hacer la Presidencia es
explicar un articulo de la Constituci6n, y es que pue-
de enviarlo A las dos CAmaras; pero los motives no
los s.
SR. MASFERRER: Por eso queria saber los motives
porque me sospecho que los motives son que no se
quiere que los presupuestos generals de la naci6n
sean aprobados por esta CAmara en esta legislature.
Conozco el articulo a que se refiere e1 senior Presi-
dente.
SR. FONTS: Segfn tengo entendido, los presupues-
tos se remiten al Senado, y se han mandado imprimir
con el objeto de que se remitan a esta Camara cuando
est6n impresos y para que resulted mas econ6micos,
se han mandado imprimir 6 la vez muchos ejempla-
res, para repartirlos entire los sefiores Representantes
y Senadores y puedan sor discutidos, porque hay que
discutirlos, simultAneamente, en ambas Camaras.
SR. MASFEBRER: Pido la palabra para contestar al
seflor Fonts.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor Mas-
ferrer.
SR. MASFERRER: YO sigo creyendo, a pesar de la
contestaci6n del senior Fonts, que debia haberse en-
viado 4 la Camara de Representantes; primoro, porqde
es la representaci6n popular, y segundo, por ser prAc-
tica establecida en todos los paises; pero de todas ma-


OEM


__ s__
_ _








58 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA


neras le doy las gracias al seflor Fonts por su buena
informaci6n en tan delicado a-unto.
Sj. BETANCOURT: El inciso quinto del articulo se-
senta y ocho de la Constituci6n dice: (Lee). ,Presen-
tar al Congreso, en cualquiera de sus CAmaras, anti s
del quince Noviembre, el proyecto de los presupuestos
anuales.) Conforme, pues, con la Constituci6n. el
President, si b en es prActica en todos los parlamen-
tos que se dirija a la CAmara baja dicho document;
pero si la Presidencia ha entendido asi el precepts no
veo por qu6 mrotivo haya de discutirse aqui primero,
ya que el primer Magistrado de la Repfiblica le ha da-
do una interpretaci6n, A mi juicio saludable, al inciso
quinto del articulo sesenta y ocho.
SR. MASFIRREtE: Yo quiero, desde luego, que en el
acta de la sesi6n del dia, se hagan constar las manifes-
taciones que a este respect he formulado y de que la
CAmara por no haberle sido remitido A tiempo los
presupuestos generales de la naci6n, no va A poder-
los aprobar en esta legislature, ni probablemente en
la venide a, porque lo que se pretend es pasar el ailo
sin presupuestos.
SR. VILLUENDAS (F.): Pido la palabra para propo-
ner que con arreglo al inciso segundo del articulo
ciento cinco del Reglamento se suspend el debate
que se esta realizando y que se ponga inmediatamente
A discusi6n la moci6n que tuvimos el honor de pre-
sentar A la CAmara algunos Representantes acerca de
la interpretaci6n que debia darse A uno de los articu-
los del Reglamento sobre la renovaci6n de la Mesa en
cada legislature.
SR. PRESIDENTE: A poyan los sefiores Representan-
tes la proposici6n del sefor Villuendas?
SR. MASFERRER: Con much gusto.
SK. PERAZA: Y yo tambien.
SR. PRESIDENTE: Se pone A votaci6n. Los que est6n
conformes con que el debate que figure en la orden
del dia .. ..
SR. VILLUENDAs (E.): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE: NO hay cuesti6n de orden.
Sn. VILLUENDAS (E.): Es que yo entiendo que no
puede suspenderse porque no hay debate..
SR. PRFSIDENTE: Ya lo creo que lo hay, pues fig-fre-
se S. S. que esti el Sr. Xiques en el uso de Ia palabra
defendiendo el voto particular A la Ley de Secretarias.
SR. VILLUENDAS (E.): iAh! entonces yo la apoyo.
SR. PRESIDENTE: Los que esteri conformes con la
proposici6n del sefor Florencio Villuendas que se
pongan de pi6. (Es aprobada.) Queda acordada. Aho-
ra haga usted la segunda parte de su proposicibn.
SR. VILLUInDAS (F.): Mi proposici6n tiene dos
extremes: uno es el que acaba de acordar la CAmara,
y otro que se traiga al debate la moci6n que tuvimos
el honor de firmar various compafieros, y que se refie-
re A la interpretaci6n que debe darse al Reglamento
sobre cesaci6n de la Mesa Presidencial al terminal
cada legislature.
SR. PRESIDENTE: AAcuerda la CAmara leer la
moci6n que se refiere A este particular conform A
los articulos noventa y dos y noventa y tres del Re-
glamento?
Voy A explicar A lo- sefiores Representantes acerca
de por qu6 ha dispuesto asi la Presidencia que confor-
me al articulo noventa y dos del Reglamento esa mo-
ci6n fue leida y mandada A repartir. Dice asi el
articulo noventa y dos: (Lo lee.) De modo quo lo
que hay que hacer en esta sesi6n es, primero: darle
lecture, y luego conform al articulo noventa y tres
la CAmara en sus facultades esta que estime sea de
tal entidad que deba pasar a informe de las Comisio-


nes observAndose los, trAmites prescriptos para las
proposiciones de Ley, pero si no e-tima que debe ir A
'Comisiones acuerde la discusi6n de la misma.
De modo que ha propuesto la Presidencia la vota-
ci6n para cumplir el Reglamento, Vamos por orden.
Primeramente, se le da lectura boy, A pesar de que
no esta en la orden del dia?
Los que esten conformes que se pongan de pi6.
(Es aprobudo.) Rueda acordado.
Desde luego este acuerdo de la Camara no impide
que se lean las comunicaciones recibidas.
SR. BETANCOURT, Secretario: (Lee.)

C'omisi6n de Asuntos Militaress: Presidente, senior
Agustin Cebreco; Vice-Presidente, seflor Francisco
Peraza; Secretario, senior Ricardo Fust6; Vice-Secre-
tario, sefior Santigo Garcia Cafiizares.,

X(Comisi6n de (Relaciones Exterioress: Presidente, se-
for Antonio Gonzalo P6rez; Vice-Presidente, senior
Mario Garcia Kohly; Secretario, seofor Ambrosio Bor-
ges; Vice-Secretario, senior Luis A. Columbi6.,

((Comisisn de tObras Publicas): Presidente, Luis A.
Columbib; Vice-Presidente, senior Carlos Fonts y
Sterling; Secretario, senior Antonio Masferrer; Vice-
Secretario, sefior Fernando Escobar.)

(Comisi6n 'de vAsuntos Municipales y Provinciales,:
President, sefor Florencio Villuendas; Vice-Presi-
dente, senior Agustin Cruz; Secretario, senior Francis-
co Duque Estrada; Vice-Secretario, senior Alejandro
Neyra.,

SComisi6n de (Examen de Cuentas Nacionales y Califlca-
ci6n 6 Inspecci6n de Ia Deuda PAiblica.: Presidente, Ge-
neral Enrique Loynaz del Castillo; Vice-Presidente,
General Bernab6 Boza; Secretario, senior Antonio
Masferrer; Vice-Secretario, doctor Santiago Garcia
Cafiizares).

XComisi6n de ((Presupuestos del Es!adou: Presidente,
senior Francisco Chenard; Vice-Presidente, senior Pe-
dro Cu6; Secretario, senior Francisco Duque Estrada-
Vice-Secretario, senior Jos6 Rodriguez Acosta.)

(Comisi6n de (Codigosv: Presidente, senior Josb Lo-
renzo Castellanos; Vice-Presidente, senior Teodoro
Cardenal; Secretario, senior Carlos Manuel de Cespe-
des; Vice-Secretario, senior Juan A. Garmendia.a

( Comisi6n de vAranceles e Impuestosa: Presidente, se.
for Carlos Manuel de C6spedes; 'Vice-Presidente, se-
fior Rafael Martinez Ortiz; Secretario, senior Antonio
Poveda; Vice-Secretario, senior Fernando Escobars,

,Comisi6n de Oomunicacioness: Presidente, senior Pe-
dro Mendoza; Vice-Presidente, senior Garcia Pola;
Secretario, senor Alvaro Cata; Vice-Secretario, senior
Fernando Mendez Capote.)

aComisi6n de (Instrucci6n Piblican: Presidente, senior
Carlos de la Torre; Vice-Presidente, senior Pedro Cue;
Secretario, Guillermo GonzAlez Arocha; Vice-Secreta-
sefior Mariano Corona.)

Faltan la Comisi6n de Correcci6n de Estilo, y la de
Actas 6 Incompatibilidades. Hay una comunicaci6n
de la Comisi6n de C6digos. Antes de 6sto senior Pre-
sidente, yo le suplico hacer una manifestaci6n con
respect A la Comisi6n de Estilo.









DIARIO DE SESIOXES DEL CONGRESO.-CAMARA 59


La Camara no puede funcionar sin la Comisi6n de
Estilo. Es la que depura y corrige el estilo de las
leyes. 4C6mo se va a funcionar, con la que esta en
la actualidad funcionando, 6 se elige otra?
SR. VILIUSNDAS (F.): Precisamente iba a recorder
a los sefiores Representantes que en la sesi6n extraor-
dinaria que se celebr6 para suprimir las Secciones, en
los filtimos moments de ella, yo iba A hacer una pro-
posici6n que me invit6 a formular el senor Presidente
de la Camara diciSndome, que la Comisi6n estaba ya
de hecho nombrada y que la Comisi6n de Gobierno
Interior era la llamada A hacer las correcciones con
arreglo al Reglamento.
St. PaRESIiENTr: Pero el caso que indica el senior
Betancourt es quo continfie la Comisi6n de Estilo que
existe mientras la Comisi6n de Gobierno no disponga
6sto. 4Acuerda la Camara que continfie la actual Co-
misi6n interim no se nombre la otra? (Es aprobado.)
Qu+ da acordado.
Sa. BETANCOURT, Secrelario: (Lee.)

(Hlabana, Noviembre 13 de 1902.

Sefor Presidente de la Camara de Representantes,

Senor:

A los efectos y en cumplimiento de lo que precep-
tfia el Articulo 18 de la Ley,de Relaciones entire la
C66mara de Representantes y el Senado, tengo el honor
de adjuntarle el Proyecto de Ley sobre iFconstitucio-
nalidad de las Leyes, que fu4 aprobado por esta Ca-
mara en la sesi6n que celebr6 el 20 de Octubre pr6xi-
mo paiado, tltima de la pasada Legislatura..-De us-
ted con la mas alta consideraci6n, Luis Est6vez y
Romero, Presideute.-Jos6 Antonio Frias, Secretario.-
Manuel R. Silva, Secretario.

Consta de veinte y siete articulos y pido que pase A
la Comisi6n de C6digos.
SR. PRESIDENTKI: ANcuerda la Camara que pase a la
Comisi6n de C6digos el Proyecto de Ley del Senado?
(Es aprobado.) Queda acordado.
Su. BETANCOURT, Secretario: (Lee.)

((A LA CAMARA:

Considerando que el.Articulo 157 del Reglamento
de la Camara dice asi: ,En caso de duda sobre la in-
terpretaci6n que deba darse A un Articulo del Regla-
mento, la Camara podrA tomar el acuerdo que estime
procedente.-Considerando que el Articulo primero
del Capitulo segundo express que presidira la sesi6n
el President en ejercicio de la Legislatura anterior.
-Considerando: que el Articulo 23 previene que las
Comisiones, aun las permanentes, se renovaran en ca-
da period legislative -Los Representantes que sus-
criben estiman que la Mesa de la Camara debe ser
renovada al comienzo de cada Legi-latura y proponent
que de acuerdo con el Articulo 157. asi se acuerde,
procedi6ndose a sefialar dia y hora para la sesi6n ex-
traordinaria que previene el Reglamenton.-Leyte Vi-
dal.-Peraza.-La Torre.-Cat. -Florencio Villuen-
das.-P. Mendoza Guerra.)

Sa. PRESIDENTE: 4Acuerda Ia Camara que se discu-
ta esta moci6n?
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
a SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Villuen-
das.
0


SR. VII.LUENDAS (E.): Yo entiendo que esa es una
moci6n que hace una variaci6n en el Reglamento; por
consiguiente, no puede ser tratada en una sesi6n ordi-
naria, sino en una sesi6n extraordinaria. Ningfin ar-
ticulo del Reglamento dice lo que pretend esa moci6n;
sus autores, sin embargo, tienen libre su derecho, en
la forma oportuna para recabarlo del acuerdo de la
mayoria de la Camara; pero tiene que ser forzosamen-
te tratado en una sesi6n extraordinaria, so pena de
que sean violados los articulos del Reglamento que
nos rige.
SR. VILLUENDAS (F.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTT: Tiene la palabra el senior Villuen-
das.
SR. VILLUENDAS (F.): Para hacer present & la Ca-
mara la siguiente manifestaci6n: Los autores de la
moci6n no entendimos que sea variaci6n del Regla-
mento, y por consiguiente que no se trata de la revi-
si6n de un acuerdo, como seria de rigor cuando se
tratase de mociones y preceptos consignados en el Re-
glamento. Aqui solo se trata de la interpretaci6n de
un articulo del Reglamento, que no tiene un sentido
ni otro. De manera que los Representantes que he-
mos tenido el honor de presenter la moci6n estamos
en el derecho de presentar una interpretaci6n A ese
articulo; del manera sea que no se trata de variaci6n
de articulos; sino de una simple interpretaci6n de un
articulo del Reglamento. Por consiguiente yo propon-
go a los sefiores Representantes qie 61los scan los que
decidan la cuesti6n, pero yo entiendo que no se trata
sino de una simple interpretaci6n de un articulo del
Reglamento.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senor Maza y
Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Yo desearia que se diese lec-
tura, antes, a la Camara, de un acta de una de las se-'
siones en que se discutia el Reglamento, donde debe
constar una enmienda presentada al mismo en el
sentido expresado por esa moci6n, enmienda que no
fu4 rechazada, sino que sus mismos autores, compren-
diendo qle no era racional, la retiraron.
Si. PRESIDENTr: La Presidencia ruega al sefor Ma-
za, y Artola, que esa es una cuesti6n incidental, que se
puede proponer en el debate, conforme al articulo cien-
to cinco del Reglamento; y como no se ha planteado el
debate, en el moment oportuno puede formular su
voto.
Se va 6 dar lectura al articulo ciento cinco del Re-
glamento.
SR. VILLUENDAS (E.): Sefor Presidente, insist en
mi proposici6n.
SR. PRESIDENTE: Aunque la Presidencia tiene for-
mada opinion sobre este asunto, ya ha dicho A sus
amigos que no lo resolveria ella, porque la moci6n,
precisamenteva encaminada a la Presidencia. Por
consiguiente en este caso lo someto A la consideraci6n
de la Camara.
&Entienda la Camara que se trata de un caso de re-
visi6n del Reglamento, como decia el senior Villuen-
das 6 no?
SR. VILLUENDAS (F.): Pido la palabra para una
aclaraci6n: La moci6n no va encaminada a la Presi-
dencia sino a la totalidad.
SR. MAZA Y ARTOLA: Precisamente para resolver
esta cuesti6n, es que entiendo necesario se dB lectura
al acta a queme referi antes; porque de su contenido
hemos de saber cual fu6 el espiritu que en este punto
inform el Reglameltto y asi podremoso llegar & con-









60 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


cluir si se trata de una verdadera revision 6 simple-
mente de una interpretaci6n.
SR. PRESIDENTE: Segfin entiende la Presidencia, el
moment oportuno para hacer la proposici6n el senor
Maza y Artola, sera cuando el debate est6 planteado.
No hay debate, y es el caso, que Ia Presidencia con-
forme con un articulo reglamentario, consult y some-
te a la resoluci6n de la Camara sin discusi6n.
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la votaci6n nominal.
SR. SARRAIN: Pido la palabra para una aclaraci6n
de carActer personal.
SR. PRESIDENTE: Tiene ]a. palabra el sefnor Sarrain
para una aclaraci6n.
SR. SARRAiN: En los moments que formulaba su
petici6n el senior Villuendas, no he tenido el honor de
oirlo; asi espero de su bondad que es un rasgo carac-
teristico en 61, me lo repita.
SR. VILLUENDAS (E.): Yo dije, sefnor Sarrain, que
ningfin articulo del Reglamento que nos rige, dice ni
direct ni indirectamente, que deba hacerse la reno-
vaci6n de la Mesa que dirije esta CAmara. No hay
ninghn articulo que autorice 6sto.
De manera que tengo que hacer esta proposici6n.
porque entiendo que lo que se pide es una revision, y
si su sefioria desea agregar un articulo m6s en el Re-
glamento, eso no puede ser tratado sino en sesi6n ex-
traordinaria como dice el propio Reglamento; de lo
contrario seria una violaci6n de nuestra ley interior.
Propongo, pues, que la CAmara acuerde si debe tratar-
se en una sesi6n ordinaria 6 extraorlinaria.
SR. PRESIDINTE: La Presidencia se funda en el in-
ciso tercero del articulo treinta y cuatro.
SR. VILLUENDAS (E.): Pido, sefor Presidente, que
ordene A uno de los Secretarios, que d6 lectura al ar-
ticulointegro. (El Secretario, senor Betancourt, lee el
articulo treinta y cuatro.)
SR. MAZA Y ARTOLA: Senor Presidente, creo que la
Presidencia...
SR. PRESIDENTE: La PrePidencia dijo que tenia for-
mulada la opinion de que se trataba de un caso de
revision del Regla.mento; pero como entiende quo la
moci6n iba dirigida. la renovaci6n de la Presidencia,
por eso no lo resolvi6, y queria someter A fi CAmara.
Yo creo que el senior Maza y Artola perteneciendo al
mismo partido, no debe oponerse ". que la Presidencia
lleve adelante ese rasgo de delicadeza. (Aplausos.)
Si. MAZA Y AlTroLA: No me opongo A eso, muy le-
jos de ello; me figure que la Presidencia habia someti-
do 6 la CAmara esta cuesti6n sin discusi6n y A eso era.
A lo que yo me oponia, porque crela que debia deli-
berarse sobre este asunto antes de votarlo.
SR. PRESIDENFE: La Presidencia no tiene inconve-
niente en que se discuta esto: no hay nada que se
oponga.
SR. MAZA Y AR1TOLA: Pues ese era mi deseo.
SR. PRESIDENTE: Pongo A discusi6n la moei6n para.
despu6s someterla A votaci6n.
Otra cosa: quiero rogar que como en lIs casos en que
la Presidencia toma parte en la discusi6n, la Vice-Pre-
sidencia primera 6 segunda la sustituye, me permit
rogar al Vice-Presidente primer ocupe la Presidehcia,
y que yo ocupe un asiento entire los Representantes 6.
lo cual tengo derecho, para poder votar; pero no para
continuar aqui presidiendo mientras se debate este
asunto. (Aplausos.)
Sa. FONIrS: Por las mismas razones que el sefor Pre-
sidente ha expuesto yo renuncio A ocupar la Presiden-
cia, indicando para que la ocupe at senior C6spedes.
(Aplausos. El selor Cespedes ocupa la Presidencia.)
SR. GARMENDIA: Como aliados que somos, sefiores
Representantes, los de la Coalicin Radical, de un gru-


po de esta Camara, me interest contestar A esos aplau-
sos, que por dos veces han resonado en este sal6n.
El Sr. C6spedes sube A ese puesto porque represent
en estos mementos la voluntad de los mrs, y adem6s
es un acto perfect de justicia political. (Aplausos.)
SR? XIQUEs: Bravo, muy bien.
SR. VILLUENDAS (E.): Para contestar esas manifes-
taciones del Sr. Garmiendia. El Sr. C6spedes sube A
ese puesto, apart de su inmenso prestigio personal,
porque es el segundo Vice-Presidenme de ]a Camara
elegido por la minoria de 6sta CAmara el dia en que
se eligi6 la Mesa. Por eso sube ahora el Sr. C6spedes
aunque yo aplaudiria que los de su partido que son la
mayoria de ahora, lo elevaran A la Presidencia.
(Aplausos. )
Para una cuesti6n de orden: Sr. President, estaba
puesta A votaci6n si se trataba en una sesi6n ordinaria
6 extraordinaria. ( Varios sehores Representantes: No 4
discusi6n.) Bueno me equivoqu6, A discusi6n.
SR. PRESIDENTE: La anterior presidencia lo habia
puesto 6 distusi6n; por lo tanto, si se trataba de un
caso de revision de reglamento 6 simplemente de un
caso de interpretaci6n 6 iba A conceder la palabra al
que tuviera a bien solicitarla; por consiguiente, se
concede la palabra.
Sn. MARTiNEZ ORTIZ: Pido la palabra.
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra en contra.
SR. PRESIL ENTE: Tiene la palabra, el senior Martinez
Ortiz.
SR. MARTiNEZ ORTIZ: Para demostrar que se trata
de una revision del Reglamento y que por lo tanto se
debe cumplir lo que el Reglamento sefiala.
SR. PRESIDENTE: Para ese mismo objeto creo ha pe-
dido la palabra el Sr. Villuendas.
SR. VILLUENDAS (E.): Pero son los dos turnos
en pr6.
SR. CARDENAL: Para hacer una sfplica, que de ser
atendida, acaso nos economic un debate, si es q'ue los
autores de la moci6n, A quienes no he de recorder el
articulo setenta y cuatro del Reglamento, acceden .
mi ruego de que se sirvan exponer los fundamentos
en que se apoya la proposici6n presentada en este ac-
to, y la que parece tener grande urgencia, cuando ha
motivado que la Camara acordase suspender la discu-
si6rl de un asunto tan important como el de ]a Ley
de Secretarias. Asi podriamos conocer bien la cues-
ti6n de que va & tratarse, y proceder con absolute
conciencia en lo que correspond resolver.
SR. CASTELLANOS: Pido la palabra: La -propia leo-
tura del articulo setenta y cuatro del Reglamento de-
mostrarA al Sr. Cardinal, que no es adaptable A este
caso, porque no estamos en la primer lecture de la
moci6n, sino que ya se ha tornado en consideraci6n, y
se estD discutiendo una cuesti6n incidental. (Miuy
bien, muy bien.)
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Enrique
Villuendas.
Sa. VILLUENDAS (E.): Senor Presidente y sefiores
Representantes: no oculto 4 la CAmara que no me
siento tan confiado como otras veces en la benevolen-
cia que siempre ha animado A mis compaieros respec-
to 6 mi, porque en otras ocasiones que he tenido el
honor de levantar mi voz en cumplimiento de los de-
beres de mi cargo, he pensado siempre que mis pala-
bras iban encaminadas a defender un principio que
yo creia bueno 6 combatir una idea que yo encontra-
ba mala. Y cuando los hombres de cultural discuten
ideas 6 combaten principios no tienen en cuenta para
nada la personalidad del amigo 6 del adversario que
ha defendido tal 6 cual t6sis, 6 han combatido la nues.
tra propia, sino que entonces se siente uno mas eleva-
a 0








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMAARA 61


do y se discute en esas esferas en que fraternizan to-
d s los hombres y hacen possible las fecundas conquis-
sas del derecho y del progress.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra, Sr. President.
SR. PRsSIDENTE: Con qu6 objeto ha pedido su se-
fioria la palabra?
SR. MAZA Y AiroLa: Para hacer una proposici6n
incidental.
SR. PRKSIDENTE: Sirvase hacerla.
SR. MAZA Y ARTOLA: Sr. President, la proposici6n..
SR. PRESIDEINTE: ,De qu6 g6nero es la proposici6n?
SR. MAZA Y ARTOLA: La proposici6n incidental que
present es de la clase a que se refiere el rnlmero no-
veno delarticulo ciento cinco. Lectura de documents.
SR. PRESIDEETE: Seiiale su seiloria los documents
que desea se les d& lectura.
SR. MAZA Y ARTOI.A: El acta referente al dia en
que se discuti6 el articulo veinte del Reglarento, y
las enmiendas que se presentaron al mismo; asi como
el 6xito 6 fracaso de esas enmiendas. Todo lo que se
refiera 6 ese particular.
St. BETANCOURI, Secretario: iQu6 articulo es?
SR. MAZA Y ARTOLA: Es el articulo veinte del pro-
yecto de Reglamento.
SR. PRESIDENTE: El Secretario le dara lectura.
SR. MAZ Y ARTOLA: Es el que ocupa hoy el nilme-
ro trece.
SR. VILLUENDAS (E.): Sr. President: Como esto
ha de tardar, seguramente, porque tienen que man-
darse a buscar los documents referentes A este asun-
to, yo me permito suplicar i la Camara que acordai a
un receso por el tiempo maximo porque no estoy pre-
parado para este debate, y desearia coordinar los pun-
tos que me ban de servir de norma para el discurso,
conquc, por primer vez, en la CAmara he de ocupar
la atenci6n de mis compafieros.
SR. PRESIDENTE: NO h,1y necesidad de conceder el
receso, supuesto queaqui esti el libro de actas donde
constant los documents A que se refiere el Sr. Maza y
Artola.
SR. BETANCOURT, Secretario: (Revisando el Libro de
Actas.) Corresponde el acuerdo A la sesi6n nImero
veinte y uno celebrada en la Habana el dia cinco de
Junio. El articulo diez y nueve fu6 derogado; el ar-
ticulo veinte, mediante una aclaraci6n del senor Mar-
tinez Ortiz, fuE aprobado; y retirada la enmienda que
presentaron los s-fiores Corona, Columbi6, Sarrain,
Castellanos y Portuondo. La enmienda retirada la
tiene en su poder el Sr. Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Me permit la Presidencia le
d6 lecture A ella?
Si. PRESIDENTE: Mandela S. S. y se le dara lecture
aqui por el Secretario. ( Un ugier recoje la enmienda.)
SR. BETANCOURT, Secretario: Enmienda al articulo
veinte. (Lee.) La suscriben los sefiores Columbi6,
Corona, Sarrain, Portuondo y Castellanos y fue reti-
rada esa enmienda.
SR. SARRAIN: 4Porqu6?
Sr. MAZA Y ARTOLA: Sr. residentt, quiero aclarar
mi proposici6n incidental.
SR. PRESIDENT: Aclarela.
SR. MAZA Y ARTOLA: Como varias veces se ha pre-
guntado porqu6 fu6 retirada la enmienda, yo desearia
que se leyeran las cuartillas de los taquigrafo- en que
consta lo que pas6 en aquella sesi6n, con respect A
esa enmienda, porque hubo debate, y despues del de-
bate fu6 retirada, con explicaci6n, la enmienda.
SR. SARRAiN: Pido la palabra para aclarar el parti-
cular.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Sarrain.
SR. SARRAiN: Yo soy uno de los firmantes de aque-


lla enmienda, y yo puedo asegurar al senior Maza y
Artola que fni el que la retire. 4No lo recuerda el
seinor Maza y Artola? /
SR. GARMENDIA: Con que lo afirme el seflor Sarrain
basta.
SR. SARHAiN: I'ues yo le aseguro al senior Maza y
Artola que yo fui quien la retire, sin expresar los mo-
tivos. Quiere saber el senior 1Maza y Artola porqu6 la
retire? La segunda en realidad no constituia enmien-
da al articulo. (Muy bien, muy bien.)
SR. MAZA Y ARTOLA: Sefor Presidente: Yo insist
en mi preposici6n, porque yo recuerdo quehubo deba-
te, hubo una explicaci6n de la enmienda, y al reti-
rarse la enmienda, creo recorder que se explic6 por-
qu6 se retiraba, parqu6 se desisti6 de esa segunda
parte que coitenia la enmienda, que se consideraba
injustificada.
SR. PRESIDENTE: La Mesa ha mandado a Ilamar al
Jefe de los Taquigrafos, y ent6nces se les dard lectura,
si se han puesto en limpio ya las cuartillas.
SR. MAZA Y ARTOLA: Sefior Presidente: pido que
se suspenda la sesi6n por breves moments, hasta que
traigan esas cuartillas.
SR. PRESIDENTE: La Presidencia ha resuelto no con-
ceder ese receso, porque las cuartillas se van A traer
inmediatamente.
SR. XIQUES: Muy bien, muy bien.
SR. BETArNCOUR'r: Se ha pedido el DIARIO DE SESIO-
NES, que es el document official. Ahora los sefiores
taquigrafos proporci,.nan qui las cuartillas revisadas
por sus autores, pero yo pido que se traiga el DIARIO
DE SESIONES.
'Si. PRESIDENTE: No habiendose publicado el DIA-
RIO DE SESIONES que corresponde a esa sesi6n, la Pre-
sidencia somete h la CAmara, si acepta este documen-
to (Las cuartillas de los taquigrafos) como official, pues
no existe otro alguno.
SR. BwcrANCOURT: Ya que el-eseor Sarrain es uno
de los autores de la enmienda, que diga si estA con-
forme con esas cuartillas, a falta de un document
official. (El Sr. Sarrain examine las cuartillas.)
SR. PRESIDENTE: Sefior Maza y A rtola: ,Para la dis-
cusi6n que se ha iniciado estima indispensable el do-
cumenfo que ha solicitado S. S?
Sn. MAZ \ Y ARTPLA: Yo lo estimo indispensable.
Sa. PRESIDENTE: 4Es tan indispensable que sin ese
document no puede seguir el Sr. Villuendas en el
nso de la palabra?
Sit. MAZA Y ARTOLA: Yo creo que n6, porque ten-
dria que basar en ese document su defense.
Sui. PRKSIDENTE: S. S. lo estima tan decisive.
SR. MAZA Y ARTOLA: Indudablemente.
SR. PRESIDENTE: Entonces lo esptraremos. Sefiores
Representantes: tenemos el documeuto que se habia
solicitado. Va 6, darle lecture el Sr. Secretario.
SR. BETANCOURT: Suplico a los sefiores Represen-
tantes me permitan leerlo deteni6ndome, porque toda-
via no esta corregida por los oradores. Esti i dispo-
sici6n de Its sefiores Representantes. (Lo lee.)
SR. SARRAiN: Me interesaba saber por mts que yo
creo que se ha explicado ya, si hubo discusi6n despu6s
de esa enmienda.
SR. VILLUENDAS (E.): No podia haberla despu6s
de haber sido retirada la enmienda.
SR. SARRAiN: Ah!
Sa VILIENDAS (E.): Decia yo, senor Presidente y
sefiores Representantes, que no entraba en este debate
tan confiado como he entrado otras veces en la bene-
volencia de mis compafieros, porque decia yo, que
otras veces cuando me he levantado on cumplimiento
de los deberes de mi cargo, lo hacia para defender un
*








62 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-OAMARA
-- i


principio propio 6 para combatir una idea adv. rsaria
que estimaba equivocada; y agregaba yo, que cuando
tal se hace, no se preochpa el que habla....
SR. XIQUES: No es idea adversaria Sr. Villuendas,
es idea adverse.
Si VILLUENDAS (E.): Suplico al sefior Xiques, que
me lo escriba pa a que no se me vuelva a olvidar (Ri-
sas) adelantAndole que no tiene raz6n su sefioria y
estoy dispuesto, mafiana que no hay sesi6n, A hablar
con su sefioria de gramitica.
SR. PRESIDENTH: (Agitando la campanilla.) No se per-
miten diAlogos.
SR. VILLUENDAS (E.): Es una lecci6n.
SR. XIQUES: Se recipe.
SR. VILLUENDAS (E.): Decia yo, senior Presidente
y sefiores Representantes, cuando me interrumpio, pro-
porcionkndome con ello un placer el seflor Xiques, por
que soy de los que profesan la teoria de que se deben
oir siempre las interrupciones y contestar 4 ellas por-
que de lo contrario se pecaria de descortes .........
SR. XIQUES: (Interrunpirndo.) Es que adversario
senior Villuendas es sustantivo.
Sn. PKSIDENTE: Seilores Villuendas y Xiques, el
articulo ciento treinta y uno del Reglamento es termi-
nante. Sirvase leerlo el sefor Secretario. (El Secret(,-
rio, Sr. Betancourt, lo lee.)
Si. VILLUENDAS (E.): Decia yo, cuando me volvi6
A interrumpir proporcionAndome con ello el segundo
placer de la tarde, el senior Xiques, porque yo profeso
en esta material, al contrario de su sefioria, la t6sis de
que deben recojerse y contestarse todas las interrup-
clones so pena de ser tildado de descortes, decia yo,
que cuando el que habla defiende un principio como
bueno y combat una idea adversaria, hasta mailana,
con algunos amigos 6 compafieros que no profesan la
propia.
SR. XIQUES: Adversario es adjetivo y se aplica s6lo
6 personas.
SR. VILLUErNDAS (E.): Antes era sustautivo.
Si. XIQUES: Es que es sustantivado.
SR. VILLUENDAS (E.): Sefior Presidente y sefiores
Representantes, ya esta vez no vuelvo 6 contestar al
senior Xiques, pero el tiene la culpa, por la plancha
que ha hecho.
SR. GARMENDIA: Lenguaje parlamentario. Los ta-
quigrafos lo copian.
SR. VILLUONDAS (E.): Que decia el senior Garmen-
dia? No lo he oido.
SR. GARMr ND A: Que es lenguaje parlamentario. Los
taquigrafos lo copian.
Sn. VILLUENDAS (F.): Es el mio. Yo digo todo para
que se sepa y se reparta. Yo ruego a todo aquel que
me escuche-aforttihadamete tengo buena voz-le su-
plico, que me lo diga para hablar mas alto. Decia yo
cuando recojia la filtima interrupci6n en material
gramatical del sefior Xiques, porque en cualquier otra
material estoy dispuesto a seguirlas recogiendo, siguien-
do esas ideas decia yo, que cuando un orador defiende
principios propios 6 combat ideas ajenas entonces se
siente uno con relative confianza, porque no se ve la
personalidad que esta e frente del que habla, porque
se va a debatir 6 resolver la cuesti6n con calma, en
una esfera en la que segin decia ]a otra vez fraterni-
zan los hombres y se hace posible,-estoy repitiendo
palabras anteriores-las conquistas fecundas de la jus-
ticia y de la ciencia.
Pero esta tarde el debateque se planted aqui, no es
un debate que tenga por objeto hacer triunfar ni un
principio ni una idea, se trata pura y simplemente de
una cuesti6n de puro personalismo. Y naturalmente
esas cuestiones, son siempre muy enojosas, aunque yo


en estas circunstancias, como en todas las de mi vida,
me decide a afrontarla de lleno.
El articulo primero del Reglamentr que nos rige y
que voy a leer, dice: (Lo lee.) De modo que este es an
articulo perfectamente claro, habla del caso en que la
Camara s6 haya renovado, en cuyo caso si el Presiden-
to que lo ha side anteriormente, no ha sido renovalo,
no ha caido en el precepto, por virtud de la cual se es-
pecificaquienes son renovados. Es, pues, una disposi-
ci6n aplicable al caso en que renovandose una legisla-
tura hubiera habido renovaci6n de Representantes, en
que hay que reunirse viejos Representantes con Repre-
sentantes nuevos, en cuyo caso ya se ordena el proce-
dimiento para la Presidem ia.
Este articulo puede dar lugar A dudas? Yo creo sen-
cillamente que no, y yo me atreveria `A afirmar, quo
como yo, lo screen todos los que me e cuchan. Pero es
mas, es que en el Reglamento no hay :i por analogia
un articulo que haga possible. la creencia de que en ca-
da legislature es necesario renovar la Mesa, porque el
articulo veinte y uno del Reglamento, bablando de las
Comisiones, especifica que serAin do tires classes: perma-
nentes, de las Secciones y especiales; la primera, la
permanent, serA elegida directamento por la CAmara
y so renovara en cada period legislative; la segunda,
la de lai Secciones se designarA eligiendo cada una de
su seno un Representante para ese objeto y la tercera
por ]a CAmara cuando lo determine circunstancios ex-
cepcionales. Se refiere, pues, de una manera clara y
concrete ai las Comisiones, pero no haila ab-olutamen-
te para nada de la Mesa.
Pero si pudiera caber alguna duda con el espiritu del
Reglamento, que no da lugar `4 ella, porque es bien
claro y concrete, el senior Maza ha proporcionado esta
tarde 6 los seiiores Representantes la ocasi6n de recor-
dar un pasaje de la discusi6n del Reglamento en quo
6ste fu6 claramente definido; una enmienda que solci-
taba que en cada period legislative se renovara la
Mesa; un Representante, el senior Martinez Rojas, pre-
gunt6: <(que cosa es una legislature? y al enterarse que
una legislature es el period de tiempo compr. ndido
dentro de loi cuarenta dias que sefiala la Constituci6n,
dije: pues entouces yo voto en contra, porque entien-
do que no se debe renovar en cada legislature a los
miembros de la Mesa 6 igual hizo el seflor Columbid
que tambi6n retire su firm, 4pero por q ue se retira una
firm de una cosa que se ha presentadc a la considera-
ci6n de los demas? Porque se estima que esa firm no
responded A la intenci6n, que la hizo poner. Retirada
]a eunmienda, y sobre ella no pudo recaer acuerdo.
Me alegraria que me dijeran- si estoy equivocado so-
bre 6sto: realmente si no fu6 el espiritu de los sefiores
Rojas y Columbi6, 6llos se servirin decirmelo, en cual
era el espiritu en aquella sesi6n en que se debatio ese
articulo, causa del debate de hoy. Pero hay mas, el
Reglamento dispone una series (de procedimientos para
la elecci6n de la Mesa de la CAmara; y despu6s de re-
solver el caso que planted la mayoria, dice el articulo
d6cimo octavo: (Lee.)
Y luego determine todos los procedimientos para la
march de la CAmara, dandola por constituida con la
Mesa en la forma que ella dispone. 4Cuando es el mo-
mento finico en que esta Camara no estal legaimente
constituida? En el memento en que determinados nfl-
meros de Representantes por precepto de la Ley que
rije sobre la material, se vanA sus casair y vienen otros
y ese caso es el caso del atlticulo primero. ,Y ha suce-
dido este caso? ,No estain aqui los mismos Representan-
tes que se sentaron aqui el dia que so eliji6 la Mesa de-
finitiva? Como no han venido otros Representantes
nuevos, esa Mesa es la que hace que la Camara est6 le-








S DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 63
r~~ i. i i ,


galmente constituida. Y si n6, yo digo: nos reunimos el
dia tres de Noviembre, iporqu6 el senior Presidente, los
sefires Vice-Presidentes y los sefiores Secretarios, no
manifestaron que con arreglo al Reglamento, no eran
la Mesa de la CAmara. Y entonces hubiera habido un
moment en que la CAmara no hubiera estado legal-
mente constituida sino en una sitiuaci6n provisional.
4C6mo no previ6 el Reglamento eso; el fnico moment
en que debe procederse a la renovaci6n de la Mesa, en
el caso del articulo primero?
De modo, que 6sto no da lugar a duda. Pero, i,por-
qu6 vienen las dudas? gporqu6 siendo tan claro y ter-
minante el espiritu, y tan clara y tan concrete le letra
del Reglamento, surgeon dudas? Sefiores, yo estoy en
un sitio, donde creo que debe decirse la verdad; donde
los hombres tienen un cargo, tienen responsabilidades
y deben decir las cosas tales y cuales son.
La situaci6n tal como se present, es que esa Mesa
fu6 constituida por una mayoria, que por circunstan-
cias especiales pertenecia al Partido Republicano, y
fu6 la mayoria que llev6 esa Mesa a su sitial. No la
tiene ya,-al hablar de la mayoria me refiero al nfme-
ro de votos por que sostengo y es una verdad que el
Partido Republicano tiene mayoria en esta CAmara so-
bre cualquier otro partido que aqui coinparte la labor
legislative: por que si hoy hubiera una votaci6n ,on
queel Partido Republicano tuviera minoria serial por-
que el Partido Nacional que tiene un miembro menos
que el Partido Republicano, se ha aliado con los sefio-
res de la Coalici6n Radical, que antes eran unos miem-
bros del Partido Nacional, siquiera de un color espe-
cial (tmasoistas)) y otros pertenecientes en aquella 6po-
ca al Partido Republicano.
SR. LOYNAZ DBL CASTILLO: No masoistas, por qu6
nunca lo fui.
SR. VILLUENDAS (E.): Digo y vuelvo 4 repetir aho-
ra que la Coalici6n esta compuesta por hombres per-
tenecientes al Partido Republicano unos, y otros al
National, s;quiera en este hubiera alguien como el se-
flor Xiques que estuviera un tanto, porque lo confes6
elmismo, distanciado con los estradistas por ser ma-
soista neto.
Pero es que por eso me extraflan las protests del
selor Garmendia A los aplausos con que saludaron el
acto expontAneo y generoso de los sefiores Pelayo Gar-
cia y Carlos Fonts, porque por el voto del sefor Gar-
mendia que en aquella 6poca era republican se sent
en ese sitial.........
SR. G RAs DA: Sigo si4ndolo, senior Villuendas.
No lo piense el sefor Villuendas. Porquetodos mis
actos estAn de acuerdo y unidos como la cera al molde,
al program y al verbo del Partido Republicano. Yo
no estoy con los falsos directors del Partido, yo estoy
con los principios y no con los hombres. (Aplausos y
bravos.)
Sn. VILLUENDAS (E.): Yo no me he puesto A pensar,
creo eso aunque no sea verdad. Lo que estaba pensando
era como el senior Garmendia, puede combatir al Parti-
do Republican siendo 61 republican; porque aqui no
hay ninguna cuesti6n de doctrine ni de program del
Partido Republicano, sino una mera cuesti6n de perso-
nas. Si la que debe sentarse en este sitio sea una perso-
nalidad perteneciente al Partido Republicano, y como
el senior Garmendia aplaudia con los nacionales, el
senior Garmendia no era republican.
Si esta Camara fuera parlamentaria y no represen-
tativa.........
SR. GARMENDiA: Senor Presidente: Si yo fuera Mi-
Snistro y estuviera sentado en el cbanco azub) yo con-
testaria al senior Villuendas. Quiere una confesi6n de

*


f6: podria darsela dentro del-seno del Partido Republi-
cano y contestaria a sus alusiones sin reparo de nin-
guna clase llamando 6 cada cosa por su nombre con la
realidad de la exactitud de la verdad.
SR. PRESIDENTE: Yo recuerdo a S. S. que debe ce-
fiirse 6 lo que se esta discutiendo que en sesi6n' ordi-
naria 6 si debe discutirse (nica y exclusivamente en
sesi6n extraordinaria.
- SR. VILLUENDAS (E.): Yo suplico 6 la Presidencia
que me permit cierta amplitud porque todos los ora-
dores cuando hablan 6 los que hablan porque yo no
soy orador, hacen alusiones personales porque tienen
necesidad de critical 6 de aplaudir determinadas acti-
tudes.
Por qu6 yo no he de aplaudir, ni de cesurar al se-
for Garmendia por su conduct privada, pero guar-
dAndole todos los respects necesito critical su actitud
political qIue consider desastrosa.
En realidad, Sr. President y sefiores Representan-
tes, aqui no se trata de una cuesti6n d, principios sino
de una cuesti6n de personas.........
SR XIQUES: No seflor, de principios.
SR. VILLUENDAS (E.): Es una cuesti6n circuns-
tancial ........
SR. XIQUEs: Es la opinion de la mayoria que domi-
na en esta CAmara hoy, y que debe ser reconocida.....
SR. VILLUENDAS (E.) ANh! No es cuesti6n de princi-
pios, es cuesti6n de poder. Y yo digo que cuando esa
Mesa fu6 elegida, lo fu6 porel voto de la mayoria de
los que aqui se sientan, entire los cuales se encontrabael
Sr. Garmendia 6 quien yo no quiero aludir m6s, a6 quien
yo podria decir en contestaci6n A su afirmaci6n de f6
present, que anoche ha habido dos reuniones en esta
capital, una republican y otra national, en la re-
publicana no lo vi, y supongo que estaria en la otra,
en la national. (Varias voces: en el bando national:
Eso es incierto.) Entonces retire mi acusaci6n.
SR GARMENDIA: Se excuse cumplidamente ante el
Sr. Pelayo Garcia, que era ante quien correspondia la
justificaci6n, y tengo en mi casa el sobre firmado por
el Sr. Pelayo Garcia. Continfie por esa send tan
acertada el Sr. Villuendas, que para darle cumpli-
miento A mi palabra, y no darle ocasi6n a que me alu-
da de nuivo, me retire de la CAmara. (Se retire.)
SR. VILLUENDAS (E.): iQu6 poco parlamentario y
politico ha resultado el Sr. Garmendia! Yo precisa-
mente cuando se me ataca, es cuando me quedo. Pe-
ro yo no quiero atacar al Sr. Garmenedia. Quiero
hacer constar que el Partido Republicano llev6 A esos
puestos a los hombres de la mayoria de la CAmara y
sostengo tambi6n que en la actualidad es el Partido
Republican el que tiene la mayoria en esta Camara,
antes dije que por uno, pero despu6s.de las manifesta-
ciones del Sr. Garmendia, creo que por various mn6s.
La uni6n, la alianza, la coa.lici6n del partido adver-
sario con la Coalici6n Radical, hace abrigar al partido
contrario la convicci6n de que 61 tiene en estos momen-
tos la mayoria y en lugar de dar una batalla como no-
sotros la hnui6ramos aceptado, franca, leal y abierta,
diciendo: Sef ores, no dirigen A los mAs los que son
los menos, sino que dirigen A los menos los que son los
nius, hoy somos aqui la mayoria, y vamos "6 dirijirlos
A ustedes. Y para eso sobran medios: un voto de cen-
sura, el anuncia rlo tan solo, porque el Partido Repu-
blicano que no pretend tener mayoria. (Aplauso.i.),
que no pretend luchar contra la realidad, que sabe que
hoy est` aqui en minoria, hubiera visto bajar tranqui-
lo y satisfecho A los que habia sentado en esa Mesa, a
individuos que hubieran procedido, que van 6 proce-
der desde sus asientos de Representantes con la misma
cortesia, con la misma altura, con el mismo conoci-
*

*


.1

'I








64 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-COMARA
^^ i ^ -- ------ ------------------- -- ,


miento de su deber con que han procedido hasta aho-
ra. (Aplausos prolongados.)
^ Si. LE6N BEL.O: ('Aplaudiendo.) Muy bien.
' Sn. VILLUENDAS (E.): Mluchas gracias Sr. Le6n Be-
llo, el aplauso de su seloria me satisface mAs que el de
todos inis compafieros. (El Sr. Xiques se dirije d ha-
blar con el Sr. Le6nA Bello.) iEI Sr. Xiques evita que
el Sr. Le6n Be;lo diga que estA muy bien?
Si. XIQUES: Lo que estaria muy bien es que lo hi-
cieran y no que lo dijeran. (Aplausos en el bando na-
eional. )
Sn. VILi,URKNDAS (E.): Conteste el Sr. Le6n Bello.
Sn. LE6N B.LLO: Yo tengo que confesar que siem-
pre he encontrado A los sefiores republicans, en la
Presidencia y fuera de la Presidencia, en la actitud
correct que el Sr. Villuendas dice. (Aplausos inte-
rrumpen al Sr. Leon Bello.) Soy national, pero lo cor-
t6s no quita lo valiente. ( Grandes aplausos.)
Sn. VILLUENDAS (E.): Sr. President y sefiores Re-
presentantes:-Decia yo, cuando el Sr. Xiques injusta-
mente increpaba al Sr. Le6u Bello, que altivo iba por
los fueros de su actitud honrada y viril.
Decia yo, que el partido contrario, que tenia uina
forma leal, franca y descubierta para provocar lo que
nosotros hubi6ramos sido los primeros en reconocer,
porque lo reconocemos desde ahora, aunque sostenga-
mos que el Anico que aqui tiene solidez es nuestro
partido y que el contrario es una uni6n pasajera y
temporal, decia yo, que en lugar de escoger ese cami-
no, han ercogido otro que no es tan descubierto, que
no es tan claro, y que es mis peligroso para ellos, por-
que para la consecusi6n de un fin para el cual tenia
medios hAbiles, legales y francos, sobre todo patri6ti-
cos, han escogido un medio tortuoso diciendo que tie-
nen dudas respect a la interpretaci6n de un articulo
que esta muy claro y pretenden lograr una cosa, en
virtud de un articulo que no esta en el Reglamento.
Yo que aplaudi a los nacional-s el dia que, aunque
con peligro de los interests generals del pais, se fue-
ron del tal6n, haciendo la obstrucci6n al Partido Re-
publicano, merecieron en aquella 6poca y en aquel
entonces mAs, mi simpatia, porque ain discutiendo
interests de la patria toda, adoptaban su actitud fran-
ca, y decian: somos miinoria, el General Cebreco y el
Sr. Le6n Bello estAn en march y nosotros no daremos
la batalla hasta no tener todas nuestras fuerzas, y se
marcharon del sal6n: aquello era peligroso, pero aque-
ilo era franco, y tenia el ro-peto de la mayoria, pero
esta vez, y que recuerdo me asalta, aquella batalla,
fu6 por las actas de Matanzas en que los repiblicanos
defendieron a los Diputados republicans de aquella
region, cuyas acts se combatian.
SR. GAn n NDiA: (Internrmpiendo.) Las actas se de-
fendieron solas, quedaron abandonadas.
Sui. VILLUENDAS (E.): Las actas las defendi6 el se-
for Fonts, y las defend yo.
SR. GARMENIIA: Pido la palabra para una alusi6n
personal.
SR. VILLUENDAS (E.): El Sr. Garmendia se da por
aludido porque yo hablo de las actas de Matanzas.
Sa. GARMENDiA: Si quiere el Sr. Villuendas, no me
dar6 por aludido.
Sn. VILLUIPNDAS (E.): No es una alusi6n.
Sn. GAMINIAIA: Entonces renunci6 la palabra, se-
foir Presidente, en este easo.
Sn. VILLUENDAS (E.): Decia yo, Sr. President y se-
fiores Representantes, que en aquella ocasi6n y pres-
cindiendo del recuerdo que me asalt6, soy el primero
en reconocer que el Partido Nacional adopt una acti-
tud franca, una actitud descubierta, pero que esta vez,
*


ha escogido un medio que puede ser muy peligroso. no
ahora en que 1llos tienen la mayoria y que van A tener
de oposici6n a una minoria quo ha probado muchas
veces, y esta vez por mi voz va A ser una declaraci6n;
va A tener en la oposici6nt una minoria que jarns pa-
ra defender una cuesti6n de detalle 6 de procedimien-
to, empleari la obstrucci6n en ningana de sus forms.
AcatarA A la mayoria en aquellos qu, ella decide; siem-
pre vendrA aqui valido de u derecho, A exponerlos,
para rendirse siempre A la voluntad de la mayoria;
sera una minoria s6ria, respetuosa y por consiguiente,
respectable. (Aplausos.)
Si. BORGES: 4El Partido Republicano?
Sn. VILLUENDAS (E.): Si, el Partido Republicano
cuando sea minoria.
Sn. BORGES: El Partido Republicano ha empleado
el obstruccionismo en el Consejo Municipal de la Ha-
bana.
Si. VILLUEnDAS (E.): iAhi El Consejo Municipal
de la Habana; vale mis no hablar del Consejo Muni-
cipal!
SR. BoRGEs: Hablo de la 6p ca en que yo tenia el
honor de pertenecer A 1l.
SR. VILLUENDAS (E.): Perdone el Sr. Borges. El
no tiene derecho A hablar do ello porque una vez dijo
al Sr. Mario Garcia Kohly, que no tocara campanas
(que no fueran de este monasterio.
Si. PI RSIDENTE: (Agitando la campanilla ) Sefiores,
es necesario ceilirse al debate.'
Sn VI.LUENDAS (E.): Decia yo, Sr. President, ci-
ii6nidome al debate, y S. S. 'puede llaiarme al orden,
cada vez que io cream oportuno, porque tan solo con el
eco de la voz de S. S., me bastarA, por la simpa-
tia personal, y el respoto que le profeso. De-
cia yo, ciilndome al orden de este debate, que el
Partido Nacional, contra su costumbre, no habia em-
pleado las vias mins abiertas, ni las m;is vistas, sino
que habia escogido un camino tortuoso, y para los que
estau en ciertos sitios, un poco escondido; decia yo, que
esto es muy peligroso, porque llo. son hoy la mayo-
ria; pero no hay nada peor que dar A los grandes, ar-
nas grades, y armas pequefias A lo pequeflos.
Y por eso, velando yo no solo por la pureza y apli-
caci6n del Reglamento, sino velando esta vez, que cosa
mas singular, por la tradici6n del Partido Nacional
les digo: retire ustodes esa moci6n que no es esa el
arma que ustedes han esgrimido, hasta ahora; presen-
ten, ustedes, una moci6n que diga: For cuanto la Mesa
que se sienta en este sitial, fu6 traila por una mayoria:
Por cmanto esa rmayoria no existed: Por tlanto lo mis-
mo en un parliament I que en una colectividad cual-
quiera, deben regir los destinos de e'la, los que tienen
el nuimero, los que tienen la mayorii y nosotros la te-
nemos ahora; nosotros consideramos que debemos co-
locar la cuesti6n de confianza porque no queremos
exponer constantemente A la Mesa A` censuras y hasta
A escort sias, (Aplausos.)
Nosotro- hubi6ramos reconocido eso que es una ver-
dad, y no haber dese ndido A un terre,o tan pobre y
pequeno como es la interpretaci6n de un articulo del
Reglamente para viola rlo.
Los malos ejemplos fecundizan, se propongan, en-
jendran, y eso que hac hoy el Partido Nacional, nos
autoriza para hacerlo maifana A nos ,tros y en Abril,
porque un national haya ido A Oriente, porque otro ha-
ya sido llamado para un asunto urgent al Camagiiey 6
porque otro se le haya retrasado el coche -n que
venga laI sesi6n vamos A ganar por sorpresa la Mesa
y entonces en la CAmara Legislativa. en la CAmara de
Representawtes, en la elegida por el pueblo, por el vo-
to inmediato del pueblo, donde si deben ser algunas









D 0IARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 65
L . ... .. . .. ..'


veces inllepitoI-,aI las discusiones, deben ser sienipre
-serias y desinteresadas; vamos A descender A cuestiones
j.,-r-.1ul.1-. despreocupundonos por complete de los
-otros asuntos que a nuestra resoluc 6n se nos enco-
m.iendan.
Los republicans, pues, presentando las cosas en el
ssentido que yo antes declare, hubieran bajado la ca-
.beza porque:s imos bastantes seinsatos para ver la rea-
lidad de las.cosas. Si el sol alumbra ipor qnu tengo
yo que negarlo, cuando todos los demAs estAn viendo
(lque alumbra? i,Por qu6 siendo la minoria, ibamos A
-empeinarnos en regir los destinos de esta Camara, ex-
poniendo A'que degenerara en' actos de descortesia. A
-compafieros'caballerosos el trato lasta ahora correct
*con que se les ha tratado? 4Por que de dos casinos,
uno franco, varonil, enirgico, siquiera sea p.rque
*cuenta con una mayoria transitoria en virtud de en-
,contrarse a su lado la Coalici6n Radical, escog4 el
rartido Nacional esa fornia y empieza por faltar al Re-
gla.mento, que es una Ley para nosotros, que nosotros
.nismos nos hemos dado?
4,Para qu6 esperarnos en una encrucijada, cuando
liabiendo presented la batalla franca abierta, ni.si-
,quiera se hubiera aceptado la Jucha? ,Y por qu6 vio-
lar las leyes que uno mismo ha contribuido a darse,
y que violar, siempre eso que sipone un pacto y que
on realidad lo es; es siempre muy peligroso para lo
future, para unos y para otros? Yo le pido A los na-
cionales Jue por el honor de ellos, por su tradici6n,
-como un tributo A la verdad, A la franqueza, A la leal-
tad; retiren esa moci6n y presented la otra que yo les
lie dicho y antes de diez minutes los seilores Pelayo
Garcia, Carlos Fonts y Sterlin y Alfredo Betancourt
Manduley, habran dejado de ser Presidente, Vicepre-
.sidente y Secretario de la .C(inara y seran tres Repre-
-sentantes mAs, distinguidos y amados. (Aplausos.) iPe-
ro, como conseguir el fin propuesto..........?
SR. CASTELLAXOS: En buena forma. -
SR VILLUENDAS (E.): Buena forma dice el Sr. Gas-
tellanos?; muy malas, muy tortuosas, muy temerosas,
y yo para decir la verlad, no tengo mAs que decirla.
SR. CASTELLANOS: La cortesia.
SR. VILlVENDAS (E.): Pero es que eso no es corte-
-sia, eso es miedo A decir la verdad.
SR. PERAZA: Los que formularon esa moci6n no tie-
'nen miedo A nada ni a nadie.
SS. BORGES: iMiedo A quien y porqu6?
'SK. VILLUENDAS (E.): Realmente no lo s6, y por
Sn. SARRAIN: Tengo el Iniedo y lo voy A explicar
,despu6s.
Sn. VILLUEND Is (E.): Pues yo tengo miedo en
,que el objeto perseguido se consiga en esa forma, es
*decir con la violaci6n de preceptos legales, porque hoy
:son ustedes la mayoria, y nmaiana no sabremos qui6n
.sera, y sobre todo, porque aunque no tuvi-ramos pre-
:sente el porvenir, es una cuesti6n injusta 6 legal,
porque es una violaci6n manifiesta del Reglamento y
nada que se desee obtener por medios malos, se debe
pensar siquiera, mucho mAs cuando en este caso se
puede obtener por medios buenos.
Sr. President, yo suplico A la benevolencia de su
:sefioria que me conceda un pequefio receso, porque me
:siento fatigado realmente. Me adelanto A decir que no
es una obstrucci6n, porque pienso terminal esta tarde.
SR. PRESIDENTE: ,Sin que los seilores Representantes
s-algan del Sal(n? -.
SR. VILLUENDAS (E.): Eso me es indiferente.
SK. GARciA KonHLY: Yo deseo saber porqu6 vamos
no sotros A estar aqui y con qu6 objeto.
SR. PRESIDENTE: Porque es muy dificil reunir des-
*


pu6s A la Cimara. Se concede mu receso. (Se efectiL
el receso. Trascurrido el receso se reanuid la sesi6n.)

Sa. PRESIDENTE: Continila la sesi6n.
SR. VILLUENDAS (F.): Pido la palabra para una
sfplica.
SR.' PESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Villuendas.
SR. VILLUENDAS (F.): lie pedido la palabra para
dirigir una suplica A la Presidencia y A la Cainara:
que se prorrogue la sesi6n hasta dejar terminada la
cuesti6n que se debate.
Sa. PICRSIDENTE: Se somete A la consideraci&n de la
CAmiara la proposici6n del Sr. Villuendas.
SR. Fo TS: Me opongo terminantemente 6Aesa pro-
posici6n.
SR. VIII.UENDAS (F.): Propong) que sea una hora
nada mas, Sr. President.
SR. PRESIDENTS: Los que est6n conformes con la
proposici6n. del Sr. Florencio Villuendas, que tengan
la bondad de ponerse de pid. (Es aprobado.) Se pro-
rroga la sesi6n. El Sr. Villuendas sigue en el use de
la palabra.
SR. VILI.UXNDAS (E.): Sr. President: Antes de
continuar en el uso de la palabra que me concede su
sefioria, me interest saber si la sesi&n ha sido prorr6-
gada.
SR. PRESIDENTE: La sesiu6 se ha prorrogado.por
una hora, hasta las seis.
SR. VILLUENnAS (E.): Sr. President y sefiores Re-
presentantes: En los moments en que fatigado soli-
citaba del Sr. Presidenteque me concediera un peque-
fio receso para descansar, decia yo: elPartido Nacio!
nal, tiene hoy en la CAmara una mayoria, desde luego
que esa no es la mayoria del pals, ganada en los co-
micios, esa es una mayoria accidental que ha surgidq
por una circunstancia meramente parlamentaria, no
es aquella mayoria que decide de la voluntad de los
pueblos y por la voluntad de los pueblos, en-
jendrados, pero siquiera sea circunstancial, tran-
sitoria, 6 permanent, hoy tienen la mayoria los
nacionales, y yo les decia, y le vuelvo A repetir aho-
ra, que estAn en presencia de dos caminos parta Ilegar
A conseguir la mayoria de la Mesa: por la confesi6n
franca paladina y alta, de declarar que son los mAs, y
de que, por que son los mas,.deben dirigir esta CAma-
ra y provocar una cuesti6n de confianza, que el Parti-
do Republican seria el primero en reconocer, y que
desde ahora reconoce, y otro camino, que ha escogido
que no es un camino claro, ni un camino recto, ni un
camino alto. Y me decia el Sr. Castellanos interrum-
pi6ndome: Es cuesti6n de cortesia, de delicadeza. Al,
perdone su sefioria, quienes son lo% finicos jueces que
pueden decir si es cortesia y de delicadeza, son aque-
llos que reciben la cortesia y delicadeza. El Partido
Republican dice, que no lo estima asi, que no agra-
dece es cortesia ni esa deli adeza, y que estima que
es una violaci6n fragrant del Reglanento que rige A
esta CAmanta para Ilegar al cual, habia un camino mas
recto y franco. Mafiana en la discusi6n de una Ley,
la mayorla puede dar por no escrito el Reglamento, y
se puede levantar un Representante y decir: Conside-
rando que el articulo tal, dice tal cosa, y el ar-
ticulo cual, dice tal otra, digo, que el articulo no
debe decir tal cosa sino tal otra. Y como tiene
mayoria triunfa su criterio, y esa mayoria hace
votar una Ley que pueda ser perjudicial A los intere-
ses del pais, y lo mismo que puede suceder en la dis-
cusi6n de una Ley, que debe ser siempre serena y
tranquil y meditada, puede suceder tambi6a con la
Constituci6n y asi como ahora se viola el Reglamento,
y mailana se violarA una Ley, puede la mayoria inter-









66 DIARIQ DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


pretar en lo future la Constituci6n A su antojo, di-
ciendo: esto quiere decir tal cosa y hacer la revisi6n
con la mayoria. ,Y eso es possible? Voy A citar un he-
cho hist6rico, sefiores: cuando se juzga el caricter del
President que hoy rige los destinos de la gran nacion
americana, de aqu1l carActer fogoso de una 6poca de
su vida que le hizo amar los mis bellos ideales'de la
humanidad,'y que por amor A la libertad vino a Cuba
6 pelear por la independencia de los cubanos, y que
al frente de los (rough riders, plant en la loma de San
Juan la bandera de la emancipaci6n americana, se v6
que por una circustancia hist6rica, se encontr6 al fren-
te de los destines de la naci6n mis grande, mis libre
y ins respectable del mundo, el Presidente Roosevelt,
en todos los actos de su vida procede con una cautela,
con una mesura que lo hacen mirar ya, al trav6s de
los tiempos y en las paginas de la historic como un
gobernante serio y capaz, uno de los primeros de su
6poca y uno de los mas eximios en la historic del con-
tinente americano. Y para explicar eso se dice que la
responsabilidad del poderi ha hecho que aqu6l character
vehemente sea refrenado, que aquella fogosidad sea
contenida, que aqu6l ardor haya sido tenido como por
]a mano para emplearlo en la conservaci6n de la paz
y para favorecer la prosperidad de la naci6n que hoy
rije sus.destinos, no solamente en el pais que gobier-
na dedicando todas sus energies A combatir las insti-
tuciones que 61 cree perjudiciales A los intereses de
sus contemporAneos, como son los trust, sin6 para al-
zar su voz franca, decidida y varonil por la indepen-
dencia, la felicidad y la riqueza de Cuba. Y se dice,
ah! la responsabilidad del ppder echa sobre los hom-
bres inteligentes, aunque sean fogosos y vehementes,
la serenidad y la reflexi6n.
Dadle deberes A un hombre y si es inteligente y
honrado, emplearA sus cualidades de hombre inquie-
to, vivo y nervioso, no para el mal, ni el desorden;
sine para el orden y para el bien.
" Y yo, tomando el ejemplo de simil, digo: ha termi
nado en esta CAmara la situaci6n de minoria de los
nacionales y empieza para 611s la situaci6n nueva de
majoria; van a tener la responsabilidad del poder, la
responsabilidad de todos los asuntos del pals*va 6 pe-
sar sobre 61los, la responsabilidad de los destines del
pais en sue distintas manifestaciones va A defender
de 611os y en estos moments yo quiero que no vean
en mi al adversario que les habla sino al compaflero y
al compatriota que les dice: desde este moment sois
la mayoria en esta CAmara, empieza para v4 sotros la
responsabilidad del poder, daos cuenta de vuestra mi-
si6n y miraos en el ejemplo de ese hombre valiente y
honrado que rije los destines de la gran naci6n ame-
ricana, daos cuenta de la responsabilidad que sobre
ustedes pesa y decidios por el bien y por la rectitud,
que nosotros seremos log prineros en daros nuestro
apoyo, mientras emple6is vuestia actividad y vuestro
templanza en cumplir los deberes de vuestro cargo y
en propender a lograr lo que debe ser la aspiraci6n de
republicans, nacionales y radicales: la prosperidad v
la paz de Cuba. (hMuy bien. Aplausos prolongados. )
SR. PREsIDErNTH: Tene la palabra el seflor Florencio
Villuendas.
SR. VILLUENDAS (F.): Sefior Presidente, seflores
Representantes: A la verdad, en situaci6n poco afor-
tnnada me levanto para terciar en el debate que aqui
se ha promovido esta tarde, y asi es, porque, en pri-
mer t6rmino, la hora es ya avanzada; laatenci6n, tan-
to de los seilores Representantes como del pfiblico en
general, esta fatigada, de seguir las disquisiciones, los
arguments y las razones de los Representantes elo
cuentisimos que han tornado part ef este debate, y


adenims, porque la indole de hI cuesti6n no deja de ser-
hasta cierto punt enojosa; enojosa, porque se le ha.
dado los caracteres de tal con haceria descender de
una cuesti6n de principios, que asi entiende que lo es
el Partido Nacional, A una cuesti6n de personas que
ha querido hacerla. a mi juicio muy desacertadamen-
te, el Partido Republicano.
A juicio nuestro, juicio de uno de los par-
tidos politicos que aqui tienen su representaci6n, en
el Reglamento de la CAmara no esta de una manera.
absolute explicado c6mo debe renovarse la Mesa Pre-
sidencial de la Camara, porque si bien dispone que se
renueve cuando la renovaci6n parcial de la CAmara,
en cambio, no hay ninguln articulo en este Reglamen-
to, no hay ningfin precepto, que diga que la Mesa de-
be quedar durante un period de dos ailos, hasta la
renovaci6n de la CAmara,.
Y dice el segundo p6rrafo del articulo primero, que-
es uno de los que puede ser traido para examiner y es-
tudiar es'e debate: (Lo lee.)
Hay que convenir en que, tomand(o al pi de la le--
tra lo que dice el precepto reglamentario, la condici6n
que se impone es que se renueve el Presidente y se
renueve la Mesa en cada legislature, porque si no di-
ria el Reglamento: el Presidente anterior de ]a CAma-
ra 6 el Presidente de la Camara durante el periodol
legislative anterior.
SR. MARTINEZ ORTIZ. (Interritmpiendo): 4Si hubiera.
renunciado 6 hubiese dos 6 mAs?
SR. VILLUENDAS (F.): Entouces lo sustituye lo que
reglamentariamente hubiera de sustituirle. No es esa
la cuesti6n que aqui se debate de cuando debe ser re-
novada la CAmara.
Y el Partido Nacional, del que tiene el que habla la.
representaci6n, ha estimado que 6ste es el moment
oportuno, el moment de comenzar una nueva legisla-
tura para traer' A la CAmara un debate important:
dilucidar de Una manera clara y terminante c6mo de-
be"ser interpretado este articulo del Reglamento y
consignar que A su juicio debe ser interpretado de la
manera mAs liberal, esto es, que en cada legislature,
se renueve la Mesa Presidencial, porque ademas de lo
que yo acabo de exponer que si se aceptase que el Re-
glamento implicitamente no dispone que se renueve la
Mesa Presidencial en cada legislature, habria de con-
venir que nuestro Reglamento cae de leno en una
contradicci6n y que tiene una falta de 16gica innega-
ble, porque dice el Reglamento que las comisiones per-
manentes terminal y se renuevan en cada legislature;
y yo hago esta pregunta, ahora, sefiores Representan-
tes: 4Por qu6 raz6n han de renovarse las Comisiones
y no se renueva la Mesa Presidencial de la CAmara?
Sn. MAP.TiNEZ ORTIZ: (Interrumpiendo.) En todas las
naciones se hace lo mismo.
SR. VILLUENDAS (F.)i Ya yo tender: el gust6 de oir
al seiior Martinez Ortiz, que seguramerite ha de hablar-
despues, y con su ficil palabra nos ha de exponer al-
gnos arguments; pero no por eso dejo yo de tener la
espera.nza de combatirlos con absolute 6xito, porque
creo que esta vista la raz6n de part de los que enten-
demos que debe interpretarse el Reglamento en la for-
ma que nosotros deseamos que se interpreted.
Supongamos, seilores, que el estado de la opinion es
tal durante un periodo de dos ailos; si no ha cambiado
ese estado de opinion en la CAmara de una legislature
A otra, por qu6 se renuevan las Comisiones permanen-
tes y no se renueva la Mesa Presidencial; si la opinion
se estima que no va A, cambiar en dos alios, entonces
si seria l6gico que continuase la Mesa Presidencial en
ese tiempo y que continnasen las Comisiones perma-
rientes, y si se consider que la opinion puede variar-










DIARTQ DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA 67


en el criterio de la Camara, y si'se puede considerar
mas oportuno 6 mAs Atil para los trabajos parlamen-
tarios 6 que responded a la ma3 oria de la opinion aqui
dominant en ese moment en la Camara nuevos Re-
presentantes para la determinaci6n ide nuevas Comi
siones permanentes,, en ese caso es 16gico suponer que
tambi6n puede haber cambiado la opinion respect de
la que tenia la mayoria en el moment de la elecci6n
de la Mesa Presidencial. Y esto 'es en realidad lo
que ocurre, sefiores Representantes, que la opinion
puede variar, puede variar de una a otra legislature y
ese es el caso en que nos encontramos. La opinion
que antes habia triunfado, y en virtud de la cual la
mayoria habia obtenido la Mesa Pr.esidencial, hoy se
encuentra en minoria y los que estamos en minoria
viceversa.
Estamos hasta ahora en mayoria. Y bien; si esto
es un hecho, si esto es lo que ha ocurrido 4no es per-
fectamente 16gico, que aprovechandose los moments
oportunos al comenzar una nueva legislature se lan-
ce, no digo yo A la Mesa, sino hasta A los Represen-
tantes, pues que la opinion ha cambiado? Y esto es
un hech6 innegable; puede cambiar la opinion de una
a otra legislatuia. Lo rational y just es que el
Reglamento disponga que al comienzo de cada una se
plautee la cuesti6n de confianza, como se dice vulgar-
mente, de la Mesa.
Decia un distinguido Representante que arguy6 en
contra de nuestra moci6n anteriormente, decia: que
cada vez que la opinion cambia, cuando los que esta-
ban en minoria llegan A ser mayoria, es 16gico que se
plantee la cuesti6n de un modo franco y paladino, y
mientras eso suceda, la Mesa, que ya no represent la
opinion de la mayoria, dejari sus puestos, los dejarai
a aquellos que sean mayoria.
Si esto sucede, cuando ocurra el fen6meno, debe in-
Smediatamente presenter la tal cuesti6n de confianza,
porque de lo contrario ese Presidente se encontraria
sin autoridad y debe cederle el puesto ia aquel que ten-
ga la mayoria de la Camara de Representantes.
De manera, que si esto habia de suceder de un mo-
do violent, estando preceptuado sucederia de nrr
modo reglamentario, para que siempre sea la Mesa la
que represent la opinion de la mayoria.
Se dice que en este caso lo que nosotros pretende-
mos es una violaci6n del Reglamento y demuestra
poco respeto a nuestras costumbres parlamentarias.
No hay tal cosa; lo que nosotros proponemos hoy su-
cederA siempre igual con todos los partidos que aqui
tengan su representaci6n y planteAran la cuesti6n
de confianza en cada legislature: si los nacionales
tienen mayoria serin todos nacionales, y lo mismo
sucedera con la representaci6n que venga aqui de
otro partido, de otra tendencia que represent la opi-
ni6n del pais. De manera sea que no hay tal atroci-
dad, no estin equivocadas nuestras intenciones; por el
contrario, los hechos son los que justifican la necesi-
dad de la revision del articulo del Reglamento que
trata de esta cuesti6n.
SR. VILLUENDAS (E.): En ese caso seria adicionar
un articulo.
SR. VILLUENDAS (F.): Adicion, perfectamente, pero
dice un articulo del Reglamento que cuando un pre-
cepto reglamentario no preceptie de una manera ter-
miliante las cuestiones que tienen lugar en la. CAmara,
la Camara decidirA, y sus resoluciones se afiadirin al
Reglamrento para que sirva de precedent, para que se
,vaya constituyendo cuerpo de doctrine del mismo Re-
glamento. Este es el caso; no hay ningfln articulo re-
glamentario que condone lo que nosotros pretendemos
que se haga; por el contrario, nosotros estamos en el


perfect derecho de interpretarlo como mis convenga
a nuestros intereses. Se han aducido razones de tal
pe-o, que hasta por boca de los contrarios que me han
precedido en el uso de la palabra en contra de nuestra
moci6n, declaraba que realmente habia cambiado la
opinion, y habiendo cambiado la opinion de la Cima-
ra, era just que tuviera la fuerza la mayoria.
Por esta raz6n es por la que pedimos con perfect
derecho se aclare en el Reglamento, que al comienzo
de cada legislature se proceda A la elecci6n de la,
Mesa .......
SR. Cut: ,Y si a la mitad de esa legislature pierde
la mayoria c6mo se arregla?
SR. VILI.UENDAS (F.): Es de career que el estado de
la opinion perdure durante cuarenta dias hAbiles, que
es el t6rmino que con arreglo a la Constituci6n tene-
mos la obligaci6n de estar reunidos y quizas perdure
por dos 6 tres meses; pero si sncede lo que S. S. pre-
sinta como caso podria plantearse la cuesfi6n de con-
fianza 6 de autoridad, en la forma de un voto de cen-
sura.
El Partido Nacional present ,la cuesti6n en esta
forma porque precisamente esta es la forma franca y
varonil y ademAs de la mas habil en political delica-
da; no era precise para los que tenemos hoy mayoria
presentar un voto de censura injustificado contra los
distinguidisimos Representantes que ocupan la silla
presidential y los otros puestos de la Mesa, no, no era
precise que para obtener esos puestos, porque hoy es
la mayoria de esta Camara la que comulga con nues-
tras doctrinas, presentar un voto de censura A laMe-
sa, cosa i que yo me hubiera opuesto resueltamente;
pero como consideramos que al comienzo de cada le-
gislatura se debe plantear la cuesti6n de confianza 6
de autoridad, hemos emprendido este camino, que es
el mas franco, para que se resuelva que al principio de
cada legislature deba renovarse la Mesa, por la peti-
ci6n no de un grupo de Representantes, sino por un
precepto reglamentario.
SR. Cut: 4,Entonces lo que ustedes piden es una re-
visi6n del Reglemento?
Sa. VIIUENDIAS (F.): Es la aclaraci6n de un ar-
ticulo, no es un articulo nuevo, y ]a decision de la
Camara sentarA jurisprudencia.
SK. CVu: Las adiciones son en sesi6n extraordinaria.
SR. VILLUENDAS (F.): NO es una adici6n, senior
Cu6, es una aclaraci6n al Reglamento.
Y para terminal por estas razones que antes expu-
se, cuya 16gica no es possible desconocer en modo al-
guno por esfuerzos que se hagan de elocuencia y por
sofismas que aqui se presented; por eta raz6n que no
podri ser obscurecida por nada ni por nadie, es por lo
que hemos presentado la moci6n y pedimos A la CA-
mara qnede establecido para lo sucesivo que la Mesa
Presidential debe ser renovada al comienzo de cada
legislature para que de ese modo respond a las exi-
gencias de la .mayoria que aqui se siente. He dicho.
(Aplausos. )
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Martinez
Ortiz.
SR. MARTINEZ ORTIZ: Ile cedido la palabra al senior
Cardenal que va A hacer uso deCella con la venia de la
Presidencia.
SR. CARDENAL: Sr. President y seilores Represen-
tantes: no era mi prop6sito consumer un turno en esta
tarde, y much menos cuando el distinguido y elo-
cuente compafiero Sr. Martinez Ortiz, habia solicitado
primeramente la palabra., al efecto de hacerlo en contra
de la moci6n que se ha leido respect a una interpreta-
ci6n del articulo primero, capitulo segundo delRegla-
mento. Seguramente la defense de la oposici6n perde-









68 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CA.MARA


ra mucho hecha por mi; pero en cumplimiento de un
-deber politico, por discipline. de partido, y obrando A
la vez.de complete acuerdo con los dictados de mi con-
-ciencia, dedidome A ocupar vuestra atenci6n, y supli-
,co a" la CAmara me otorgue la gracia de su mnAsgene-
,rosa benevolencia.
En la moci6n que discutimos enti6ndese que proce-
,deinterpretar en determinado sentido el citado ar-
ticulo r-.g;iliit:lrii-. Acfidese 'para lograr ese prop6-
-sito A todo g6nero de disquisiciones; pero se salta p',i
encirna del texto claro y preci-o del articulo,'y se ol-
vida que no es possible penetrar su verdadero espiritu
alejAnd se caprichosamente de las lines en que se
-encierra, al desfigurar la redacci6ri de 6stas, mediante
-elinconexo-y forzado enlace de otros preceptos muyr
-distant(s-del que nos'ocupa, y queregulan situaciones
bien distintas, agenas en lo absolute A las.condiciones
y-circunstancias que en este moment atravesamos,
udados los diversos aspects ed qiuese desenvuelven las
funciones normales de la CAmara.
Algo se ha divagado acerca de los concepts de lo
permanent y de lo definitive, al aplicarlos, ya A la CA-
mara en general, ya A sus diferentes organismos, y se
ha incurrido en gravisimos errors que me import des-
va.necer. La constituci6n definitive de la CAmara, se
determine con la elecci6n de los miembros de su Mesa
la que sell la personalidad del cuerpo legislative, y
-s6lo cesara aquella en la 4poca en que se renovare al-
guna series de los Representantes conforme-al articulo
cuarenta y ocho de la Constituci6n. Las Comisiones
permanentes reciben este nombre por el reconocimien-
to a la --tr.iiliial1 de la misibn A cada una de ellas en-
odmendada;, seghin sus respectivasdenominaciones, de
Presupuestos, deAranceles, de('-.li.'.-, &.; loque quei-
re decir que son organismos integrantes de la propia
Cainara, que subsisten con ella; pero la formaci6n de
las .mismas es lo que finicamente se ha establecido va-
riar en cuanto A sus miembros, los que se renuevan
en cada legislature. Lo expuesto result evidence en
.los articulos prime'o, diez y ocho y veinte y tres del
Reglamento.
Yo puedo asegurar en este caso, hacienfo una in-
terpretaci6n aut6ntica, como .miembro que he sido de
la Comisi6n encargada,de ]a redacci6n del Reglamen-
to, que el criterio en que se inspir6 fuW el de crear una
Mesa con el carActer de definitive; y alirigo la coil-
fianza de que estarAn conformes en la exactitud de mi
aseveraci6n los distinguidos compafieros que colabora-
ron en el referido trabajo, incluso el Sr. Poveda, quien
cooper con su brillante- inteligencia y su fecunda ini-
ciativa A que sehiciese el Reglamento. El capitulo se-
gundo de Iste, hace transparentela idea de que la Mesa
de la CAmara permanezca inalterable todo el period
que dure el Congreso: dos afios. Es indudable que esa
fu6 la mente de dicha Comisi6n, porque su obra era de
adaptaci6n, juiciosa y meditada, yno habia de introdti-
-cir innovaciones, que si no absurdas, son'injustificadas
y contrarias A lo que la experien-ia ha admitido como
bueno para el regimen de las CAOmaras mejor goberna-
das del mundo. La Comisi6n tuvo A la vita numero-
sos -Reglamentos, entree 6stos, los de los Congresos es-
pailol, frances 6 italiAno, que sirvieron muy princi-
palmente como hermosas fuentes de copiosa informa-
ci6n, y asi se expuso A la C4amara, la cual acord6 se-
guir nuestras recomendaciones. pues acept6 lo sustan-
.cial del proyecto de Reglamento, aprobAndolo luego
en su totalidad, y at que se hicieron enmiendas, pero
de meros detalles, que no afectaron al plan general de
la obra. (Muy bien.)
Al constituirse A principios del siglo veinte, la naci6n


cubana, los elemcntos components de su gobierno y
administraci6n no deben cerrar los. ojos A las sAbias
enseflanzas de otros estadis adeleanadisimos y l6gico
era que nuestra primer Camara de Rep-esentantes,
apartAndose de un pueril orgullo lde candida origina-
lidad, no iniciase el ioviciado de su organizacion, ha-
ciendo reglas raras y an6mail I-, 1.--|ct.J, dI. 1i-le se
observan con positive 6xito n ,'tr:i Ic'.'illnima, iota-
bles por su altisima culture' y aventajada reputaci6n.
En ellas no se renueva la Mesa" en .( ad. legislature,.
pues eso seria perder un tiemipo precioso en actos in-
ternos de political personal, de iudole menuda, que
muy poco 6 nada interesan .al pais, especialmente en
el nuestro, necesitadisimo de-Leyes que desenvuelvan
los principios fundamentals de la Constituci6n ..
(Aplausos.) "
Aqui tengo, sefiores Representantes, el Reglamento
espaflol, y en 1l existed, entire otros preceptos, el ar-
ticulo setenta y cuatro que dice: (Lo lee. )
Sabido es que las Comisiones son permanentes y
especiales. Las primeras son esenciales A la naturale-
za del Cuerpo Legislativo, y sus fu9ciones-inherentes
a :1as de cste; y las segundas surjen de' manera
occasional, y para desempelar la' misibn que se les en-
comiende: las primeras, como inslbtuci6n, son com-
paileras inseparable de la CAmara.; las segundas apa-
recen y desapareceh de su seno con arreglo A las cir-
cunstancias que las motivan. En ambas classes de Co-
misiones, sus miembros puedenrenovarse.
SR. CASTELLANOS: (Interrvmpiendco.) Eso slucede en
las Comisiones de la CAmara tambien, Sr. Cardenal.
Sn. CARDwNiL: Perfectaiente, celebrb en el alma
que el ilustrado (',,,ijri-iii? Sr. Castellanos, se haya
servido confirmar la verdad de mis' palabras. Eso su-
cede en las Comisiones de la. Crimara, pero no en -la
Mesa de 6sta.
No cabe establecer paridad en lo concerniente A las
,Comisiones, por que ellas son corn las ramas en que
la (C.'in t,:i se fracciona para el estudio y la informa-
ci6n, que facilitan la brevedad en el despacho de los
asuntos. Las Comisiones y las Secciones se constitu-
)yen con suma rapidez, dado el pequenio nfimero de los
miembros de cada una, y la simplicidad de su orga-
nizaci6n.
En otras CAmaras se elijen mensnalmente las Comi-
siones, y afn se renuevan en periods b'mensuales,
como sucede en el Senado espaflol.
El Reglamento espafiol, en su articulo treinta y sie-
te, dice asi: (Lo lee.)
Permitome retar al eminente compafiero Sr. Caste-
llanos A que nos cite un hecho conreto, demostrativo
de que la Mesa del Parlamento Espailol, elegida defi-
nitivamente en el acto de constituirse, se haya reno-
vado por el accident de transformarse la mayoria en
ulterior legislature, sin prdvia disoluci6n de las Cor-
tes y convocatoria de otras nuevas. La alusi6n
del Sr. Castellanos respect A lo que ocurre en el Par-
lamento Espafiol, no satisface la cuesti6n legal ni po-
litica.
Sn. GARKIENDIA: Si, potque 6sta no es una Camara
espafiola. (Risas.)
Sa. CARDENAL: Muy bien. No es una CAmara es-
pailola: pero el Congresos espailol, en el que hay mu-
cho que aprender 6 imitar, y cuyo Reglamento moldea
el nuestro en esta material, tiene establecido quo la
Mesa es definitive, no para una legislature, ypor con-
siguiente, la base legal de la, CAmara cubana, :es que,
su Mesa sea para dos ailos, es decir, en tanto no s%
haga la renovaci6n de una de las series de Represen-
tantes.
*0








" DIARIO DE SESSIONS DEL CONGRESO.-CAkMARA s6


SR. GARMEND'A: 4Pero ya la Mesa es de la mayoria
en el parlamento espailol?
Sn. CARIOINAL: Lo mismo es een 1 que' en otros.
Aunque por evoluciones interiores la mayoria se re-
forme, la Mesa permanece la misma, segfn he tenido
el honor de 6xponer anteriormente.
Sa. FONTS: Hay dos cuestiones, una es de confianza
y la otra de revision.
SR. CARDENAL: Eso es, lo ha dicho el senior Fonts;
hay dos cuestiones que tratar .... (Varios senores Re-
presentantes pronuncian d la vez frases que no se es-
cuchan.) Seflor Presidente, si los seiiores Repre-
sentantes desean interrumpir, tendr6 much gusto
'en contestar a las objeciones que ordenadamente se
me hagan, porque proporcionan oportunidad para de-
sarrollar y esclarecer los concepts; pero agradecer6
que no se precipiten ni aglomereu las cuestiones, pues
me seria impossible atenderlas conjuntamente, y se
embrollaria el debate de un modo lamentable.
SR. PRESIDENTE: Puede estar seguro S. S. que la
Presidencia impedirA que se hagan interrupciones.
SR. CARDENAL: Yo dir6, sefiores Representantes,
recogiendo las atinadas frases del senior Fonts, que en
nuestros organismos no cabe nunca la cuesti6n de
confianza porque cambie la mayoria de la Camara,
pues seria someterse A las ffuctuaciones de 6sta, y su-
peditar lo que es contingent, relative y quizAs tran-
sitorio, A lo que es superior y vital en la unidad de la
instituci6n. La Mesa de la CAmara emana del reflexi-
vo y decidido concurso de una 6 varias agrupaciones
political, que significant la conjunci6n de la voluntad
predominante en el acto solemne de realizar la cons-
tituci6n definitive del Cuerpo Legislador. La serie-
dad de 6ste, y el respeto que a si mismo se debe, no
consienten que se conviertan en efimero juguete, lo
que encarna la firmeza de la resoluci6n adoptada para
el tiempo en que haya de regir. Que la Camara pen-
s6 siempre en harmonia con mis manifestaciones, es
indudable, pues abierta la segunda legislature el pri-
mer lunes de Noviembre, entonces, que pudo ser la
ocasi6n propicia, no se dijo nada de la Mesa; y' des-
pu6s de encausados los trabajos ordinarios, y de trans-
curridos algunos dias, se nos present la singular'
moci6n que de manera extemporanea embargo ahora
nuestra atenci6n.
La Mesa de una CAmara no se asienta en la move-
diza arena en que por instant se agitan las pasiones
political; pues si asi sucediese, la consecuencia 16gica
seria, que no )a en cada legislature, sino siempre que
ocurra cualquier cambio de actitud entire los sefiores
Representantes, y formen nfmero que alcancen algu-
na mayoria, por heterog6nea y escasa que fuere, esto
bastai-a para provocar la renovaci6n inmediata de la
Mesa, porque no satisfaga A los coaligados del momen-
to en que se verifique una conjunci6n de fuerzas, an-
tes extrafias y quizAs antag6nicas. N6, esto no es
admisible, porque tales procedimientos debilitarian la
solidaridad de la CAmara, y trastornariau la march
serena y reposada de sus trabajos.
Lo que es cong6nito A la constituci6n de la CAmara,
ha de manifestarse inalterable; que asi como el Re-
presentante continue si6ndolo A pesar de que pueda
llegar a encontrarse en desacuerdo con los electores
que le confirieran el cargo, y no cesan los poderes otor-
gados mientras no expire el period legal de su dura-
ci6n; de id6ntica manera, la Mesa de la CAmara per-
dura desde la constituci6n definitive del Cuerpo Le-
gislador hasta la renovaci6n de este.
En cuanto A la llamada cuesti6n de confianza que
se ofrece en Espafia, y en otras naciones, es muy dis-


tinta-i la que se ha sugerido pudiera aqui ocurrir.
Esa cuesti6n se present por la desavenencia entire
la mayoria de las Cortes y el Ministerio responsible,
y afin por otras causes que implican el divorcio de
6ste con la opinion pdblica. Entonces la cuesti6n de
confianza se planted por el Gabinete ante el Jefe del
Estado, no ante el Parlamento. La dimisi6n del Mi-
nisterio determine su nueva formaci6n, 6 que se di-
suelvan las CAmaras y se convoquen elecciones para
otras, con lo que se persigue *l triunfo del partido
que ocupa el Gobierno; pero nunca sucede, como
aqui se pretend, que en el seno de la Camara se sus-
cite la cuestl6n de confianza, y quoe sta origin la re-
novaci6n de la Mesa.
La cuesti6n neta que se deriva de la moci6n que
impugno, es la revision del Reglamento. Un distin-
guido compafiero me manifestaba hace pocos instan-
tes, que habia leido con religiosa escrupulosidad el
Reglamento, y que no encontr6 precepto alguno en
cuya virtud se dedujera que se trata de la revision
y no de la interpretaci6n.
Recogiendo el argument, contestard al estudioso
compafiero, que el capitulo segundo del Reglamento
se titula: ,Constituci6n de la Camara,. En todo este
Capitulo no se habla mAs que del asunto que design
el encabezamiento, y ha de comprenderse que no es
igual constituir la Camara cuando se abre el periodo
en que comienza la vida de un Congreso, que la reu-
ni6n de la Camara en cada una de las cuatro legisla-
turas que dura aqu61. Ni los seilores firmantes de la
moci6n que se discute, ni ninguno de los sefiores Re-
presentantes, podrAn tampoco encontrar articulo algu-
no, dentro de ese capitulo, ni fuera de 61, que indi-
que de la manera mas remote siquiera, la possible
comprensi6n de que al reuni se la Camara, en sus res-
pectivas legislatures, se haga la elecci6n de nueva
Mesa.
Hago notar que nosotros somos los menos autoriza-
dos para desconocer lo que es la contextura de una
ley, no pudiendo ocultirsenos que tanto se peca por
la vaguedad como por el casuismo, y que la claridad
no esta en descender a la miouciosa proligidad de los
detalles, sino en la 16gica ordenaci6n y harmonia de
la obra que diafanizan el peisamiento del legisla-
dor.
El articulo primero del Reglamento dice: (Lee.)

(A las dos de la tarde del primer- lunes d- Abril,
siguiente a la fecha en que se hubiere renovado algu-
na series de la CAmara, con sujeci6n al articulo 48 de
la Constituci6n y a la Ley especial de la material, se
reunirAn en el Sal6n de Sesiones, por derecho propio,
los Representantes electos de la serie renovada con
los de la otra series ,

En otros pa rafos del propio articulo se establece
que presidirA la sesi6n el Presidente en ejercicio de
la legislature, anterior, y actuarAn de Secretarios los
que lo hubiesen sido en dicha legislature, y que con
ellos, 6 sus sustitutos legales, quedarA constituida
proviionalmente la CAmara. Los articulos trece y si-
guientes del Reglamento estatuyen el procedimiento
para elegir la Mesa definitive, y el articulo diez y ocho
declare que con la toma de posesi6n de los'elegidos para
ella, la CAmara quedarA entonces constituida defini-
vamente.
De prosperar la moci6n que tengo el honor de com-
batir, no se interpretara nada,, lo que se harA es mo-
dificar el Reglamento con acuerdos que le son contra-
rios: se establecerA que la CAmara no quede definiti-
vamente constituida al comienzo de cada bienio; y








70 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA


que la nombrada y conceptuada constituci6n definitive,
se convierta en temporal de cada legislature. Si esto
no es modificar el Reglamento, serA precise convenir
en que las palabras carecen de valor real, y que 6stas
consienten que tambi6n sean interpretadas tan libre-
mente como queramos.
Interpretar es explicar 6 declarar el sentido de
alguna cosa, y esto deb' hacerse en el moment
precise en que se trate de lo que pueda original la
duda, que entonces es viable resolverla; pero mal se
concibe el provocar la cuesti6n despu6s de pasada la
oportunidad, porque se pone de relieve, la comisi6n
de una falta inexcusable, como sucede en este caso
en que aparecemos infringiendo el Reglamento desde
el principio de la present legislature. Es decir, que
hasta hoy la Camara ha funcionado en la inteligencia
de que podia hacerlo, porque creia que estaba bien
constituida, y ahora result que no lo esta, y que las
deliberaciones se han celebiado y que las leyes se han
hecho sin llenarse aquella previa formalidad, de cuyo
error nos damos cuenta casual ahora.
Suplico al sefior Presidente me permit algunos
minutes de descanso, pues estoy algo esfermo.
SR. PRESIDKNTE: La Presidencia concede cinco mi-
nutos de descanso. (Se efectiia el receso. Truscurrido
el receso se reanuda la sesi6n.)

SR. PRESIDENTE: Contin6fa a sesi6n.
Sa. VILLUENDAS (F.): Pido la palabra para una
petici6n que voy A hacer.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Floren-
cio Villuendas.
SR. VILLUENDAS (F.): Para suplicar A la Mesa y -a
la CAmara que acordara prolongar la sesi6n hasta que
termine el senior Cardenal, y como no es possible, por-
que no quedan mAs que diez minutes, qae se' prorro-
gue para mafiana.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Hay muchos asuntos
pendientes para perder el tiempo.
SR. CARDENAL: Pido perd6n A los sefiores Repre-
sentantes por la molestia que les he causado, y le doy
las mas expresivas gracias por los instantes de des-
canso que se me han concedido. Me siento indis-
puesto, lo que me impide hablar seguidamente; pero
por fortune para todos me resta poco que decir, y siin-
tetizar6 cuanto me sea possible.
Considerada la moci6n presentada en sus generals
puntos de vista, se observe que no encaja la finalidad
qne persigue dentro de las disposiciones del Regla-
mento, porque en 6llas no se Ilena ningfn vacio, ni se
aclaran los que existen, ni se suple la omisi6n de con-
cepto alguno. Esa moci6n conduce artificiosamente
A establecer un 'recepto investido con el matiz de la
mAs pura novedad, merced A la iniciativa de los que
screen que hoy no estA constituida todavia la CAmara.
A este paso, cuando el Congreso se reuna en sesio-
nes extraordinarias, conform autoriza el articulo cin-
cuenta y site de la Constituci6n, tambi6n se podrA
pensar en la conveniencia de elegir nueva Mesa para
aquellas, puesto que la CAmara habrai de constituirse
entonces en legislature extraordinaria, segfn los ca-
sos expresados en el articulo segundo de la Ley de re-
laciones entire los Cuerpos Colegisladores.
Ti6ndese por lo pronto A asumirnos las atribuciones
que el articulo cuarenta y tres del Reglamento confie-
re 6 la Comisi6n de Gobierno, y al discutir la moci6n
infringimos el precepto que ordena que con las do su
clase se sigan los tramites sefialados para una Propo-
sici6n de Ley.
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Esto no es un debate, se-
fior Cardenal...


SR. CARDENAL: gQuD es entonces, sefor Loynaz del
Castillo?
SR. LOYNAZ DEL CASTILLO: Esto es todo, menos de-
bate, esto es perder el tiempo; en una palabra, esto es
uua p6rdida de seiscientos pesos para el tesoro de la
Repiblica y algo mAs de sentido coming.
SK. IRESIDENTE: (Agitando la campanilla.) Ruego al
senior Loynaz del Castillo no interrumpa al orador.
Sa CARDENAL: NO es mia la culpa de que suceda lo
que dice el seflor Loynaz del Castillo: decline la res-
ponsabilidad sobre quienes corresponda.
Voy A terminar.
El mal de todo esto no estriba principalmente en la
renovaci6n de la Mesa en sucesivas legislatures, no,
obstante sus inconvenientes de mAs engorrosos engra-
najes para la CAmara; lo grave aqui, consist en el
fatal precedent que se sienta de revisar el Reglamen-
to, haci6ndolo al soslayo de sus propios preceptos,
mediante el c6modo recurso de lo que se ha llamado
interpretaci6n.
En las constantes alternatives que entire nosotros
tiene la mayoria, que es en verdad hija del dia,
segun concurran A la sesi6n mAs 6 menos seflores Repre-
sentantes de uno f otro bando, sucedera que el Regla-
mento, los Proyectos de Ley y las resoluciones que se
adopted, estarAn expuestas A ser modificadas por un
simple tecurso de interpretaci6n Mabilmente presen-
tado. Con esta doctrine destruimos las s61idas garan-
tias de estabilidad en que deben de cimentarse las
decisions de la CAmara.
Yo suplico A los sefiores Representantes, y muy en
particular A los dignos companeros que figuran en las
filas del Partido Nacional, que son los que patrocinan
esa moci6n, que mediten atentamente las graves con-
secuencias que habrAn de derivarse del inusitado pro-
cedimiento que se trata de entronizar, y sobreponi6n-
donos A pequefas cuestiones de banderia, 6 inspirAn-
donos todos en la supreme aspkraci6n del bien general,
y en el amor que sentimos por el prestigio de la CAma-
ra, votemos porque se mantenga intangible el Regla-
mento, que es la salvaguardia de los derechos de todos
y de cada uno de los sefiores Representantes. (Aplau-
sos en el bando republicano)
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra para recti-
ficar.
Sa. S KRRAiN: Pido la palabra para consumer un tur-
no en contra del senior Villuendas, me habia expresado
mal, en pr6 de la moci6n.
SR. PRESIDENTE: Estando para terminar la hora re-
glamentaria la CAmara resolver6 si se levanta la sesi6n
ahora, dejandose para mafiana los tres turnos que
faltan.
Sn. SARRAIN: Como todavia no ha terminado la
hora reglamentaria, sino que faltan cuatro minutes,
yo me prometo consumer el turno en los cuatro minu-
tos que faltan.
Sn. XIQUES: Muy bien. (Grandes aplausos.)
SR. PRESIDENTE: Tiene la p1alabra el senior Sarrain.
Si. SARRAiN: Pues dos palabras nada mas: aunque
la cuesti6n reglamentaria y de fondo; aqui ha quedado
completamente debatida ya, pero para rechazar, n6,
rechazar n6, para no aceptar consejos que fungiendo
de d6mine nos dirigia, A nosotros los nacionales, el se-
flor Enrique Villuendas.
hl nos decia: ustedes han hecho mal; ustedes han
seguido una senda tortuosa; ustedes han debido hacer
otra cosa completamente distinta. Presentar la cues-
ti6n de confianza. 4Qui6n? iNosotros? 4La cuesti6n
de confianza contra la Mesa?
Yo no conozco much los Reglamentos de los par-,
lamentos espafioles y de otros paises; pero creo que en








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMAiA 1


todas parties esas cue-tiones de confianza las presentan
aquellos que lan de necesitarla.... (Los aplausos ahogan
la voz del orador.) ,
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra para una alu-
si6n personal;
SK; BOZA: Para una cuesti6n de o den.,
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senor Boza.
SR, BOZA: Va A expirar la hora reglamentaria, seflor
President.
SR. SARRAiN: Todavia no ha expirado la hora regla-
mentaria, falta un minute.
De manera que nosotro- nos hemos encontrado en
esta situaci6n. Hay un hecho y es que la mayoria es
contraria A la Mesa que existia.
SR. VILLUENDAS (E.): Yo probar6 que n6.
SR. SARRAIN: Eso es cuesti6n de'nfmero, no de ra-
zonamientos; se ve por medio de los votos.
SR. VILLUENDAS (E.): Ya probar6 A su sefioria
que n6.
SK. SARRAIN: 1Ah! entonces, todo star completa-
mente dilucidado. Si se rechaza la proposici6n, es
que nosotros no tenemos la mayoria.
SR. VILLUENDAS (E.): Yo se lo probar6 su sefio-
ria, porque acabo de saber una cosa que ignoraba.
SR. SARRAIN: Yo sefor Villuendas, y con esto he de
terminar, a pesar de las interrupciones que me ha he-
cho su sefioria, para impedir que consumiera el turno
reglamentario, yo no queria que la Mesa explicara su
conduct, yo lo fnico que decia era que todos nosotros
hubi6ramos cometido una verdadera incorrecci6n si
como nos exigia el senior Villuendas hubi6ramos pre-
sentado la cuesti6n de confianza: eso si hubiera sido
una verdadera incorrecci6n por parte de los naciona-
les. (El senior Presidente agita la campanilla.) Falta
medio minute, sefiior Presidente.'
Yo voy A sealaar un ejemplo; no, no voy a seiia-
larlo....
SR VILLUENDAS (E.): (Interrunpiendo.) Pres6ntelo
mariana.
Sa. SARRAIN: No lo present mafiana. He termina-
do el turno en pr6 de la proposici6n. (Aplausos pro
longados. )
SR. PRESIDENTE: Se levanta la sesi6n. (Hora: las
seis,p. m.)

A las dos horas y treinta y cinco minutes ocupa la
Presidencia el senior Carlos Manuel de CUspedes y las
Secr etarias los sefiores Alfredo Betaucourt y Manduley
y Antonio Gonzalo Perez.
SR. PRKSIDENTE: Continfia la sesi6n y tiene la pala-
Sbra el senior Enrique Villuendas para rectificar.
SR. VILLUcNDAS (E.): jHay quorum senior Presi-
dente?
SR.-BETANCOURT: Hay cuarenta y dos seflores Re-
presentantes.
SR. VILLUENDAS (E.): Pues entonces renuncio a la
palabra.
SK. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senor Fonts.
SR. FoNTS: Senores Representantes: Al terminar la
sesi6n de ayer el senior Sarrain aludi6 A los Represen-
tantes del Partido Republicano que tenemos el honor
de former parte de la Mesa, dando a entender de una.
manera muy clara y muy intencionada, desde luego
muy elocuente, como suyas las palabras que merecieron
los aplausos de sus correligionarios, que la cuesti6n de
delicadeza 6 de confianza debi6 haberse iniciado en
otra part y no en el Partido Nacional.
No se necesita ser muy avezado en estos debates
parlamentarios para comprender que estas frases iban
dirigidas A los que formabArnos la Mesa, pertecientes
al Partido Republicano, y no se necesita tener un in-


genio muy agudo, para entender tambi6n que en esas
frases muy ir6nicas iba envuelto un cargo A la deli-
cadeza y correcci6n political del Sr. Pelayo Garcia, del
Sr. Betancourt y yo.
A nosotros nos interest desde el punto de vista,
no solo personal, sino desde el punto de vista po-
litico, dejar sentados los antecedentes del caso, y que
no solamente la CAmara juzgue sobre ellos porque no-
sotros no tenemos gran f6 en el juicio sereno de los
que se sientan en esos puestos porque se ha demostra-
do en el curso de este debate algfin apasionamiento,
sino que el pais juzgue sobre estos antecedentes y for-
me su opinion.
La conduct de los hombres politicos y de los par-
tidos no se aquilata y depura aqui solamente, sino en
todas las esferas sociales y political de la Repfblica.
Sea ei fallo de nuestros compafieros de la CAmara fa-
vorable 6 adverse, nosotros tenemos gran fe en el fa-
tlo del pais, porque nosotros tenemos una conflanza en
la fM, patriotism, sensatez y cordnra del pais y que
la justicia tarde 6 temprano se harA.
No voy a entrar en la discusi6n de la moci6n pre-
sentada, porque nos habiamos propuesto, tanto el se-
fior Garcia como el sefior Betancourt y yo, por una
elemental consideraci6n de delicadeza., no tomar part
en este debate que nos afectaba personalmente. Voy a
referirme, pues, a nuestra actitud, a nuestra conduct
personal. Pero antes debo dejar sentado que nuestra
opinion es contraria a la moci6n presentada. Desde
luego que nosotros nunca entendimos, ni entondemos
ahora, que seria muy dificil convencernos de lo con-
trario, de que haya algun articulo del Reglamento que
prevenga la renovaci6n de la Mesa en cada una de las
legislatures; como no veo ninghn precepto concrete,
y esto lo confiesan los autores de la moci6n desde el
moment en que ban venido aqui 4 pedir de una ma-
nera forzada, es verdad, pero en fin a pedir, que se
interpreted cierto articulo del R,.glamento en favor de
esa doctrine. Los individuos del Partido Republicano
que se sientan alli (Senalando la Mlesa Presidencial)
nunca pudier n career que fuera su deber resignar sus
cargos antes de que terminara el period legislative.
Y esa opini6j la compartian con nosotros los dignos
Representantes que se sientan en los bancos del fren-
te, toda vez que para nombrar las Comisiones fu6 que
comenz6 A funcionar la CAmara, sin que a ningfin Re-
presentante se le ocurriera hacer objeci6n a la conti-
ruaci6n de la Mesa, y cuanto que al nombramiento de
las Comisiones, que necesariamente habian de prece-
der al nombramiento de la Mesa, porque hay Comisio-
nes, como la Comisi6n de Gobierno, que la preside el
President de la Mesa.
De suerte que es cosa indudable, y yo siempre en
todos los debates presupongo la buena fe del adversa.-
rio, es cosa indudable, y no espero que alguien lo pue-
da negar en esta Camara, que al con-tituirse. 6 mejor.
dicho, al reanudar -us sesiones la CAunara el dia tres
de Noviembre, nadie entendia que fuera necesario ha-
cer nueva elecci6n para la Mesa. Desde este punto
de vista legal 6 reglamentario, no estibarmos en el de-
ber de presenter nuestra dimisi6n; pero el senior Sa-
rrain se referia A otro.orden de ideas, a otro orden de
consideraciones; el seflor Sarrain daba a entender,
como creo interpreter las ideas, desde el moment en
que nosotros vimos 6 pudimos apreciar que existia
una mayoria adverse a los individuo- del Partido Re-
publicano que ocupaba la Mesa, debiamos haber pre-
sentado nuestra dimisi6n.
SR. SARRAiN: No he dicho eso, seflor Fonts, ni lo
he indicado siquiera; contestaba A los cargos que me
hacia el senior Villuendas.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--CAMARA


SR. FONTS: El senior Sarrain dijo, si la memorial no
me es infiel, que la cuesti6n de confiauza correspondia
al Partido .........
SR. SARRAIN: (Interruzwpiendo.) Se nos exigia a no-
sotros, senior Fonts.
SR. FON'T: Pues bien, yo tengo que explicar al se-
fior Sarrain, y esto es lo que me propongo al recojer
las alusiones de S. S. Nosotros nos encontrAbamos, co-
mo dijo ayer el senior Villuendas, en mayoria en esta
Camara, nosotros entendemos que estamos aun en
mayoria; esta afirmaci6n puede parecer algo aventura-
da; pero yo tengo aqui la list de los -eiiores Repre-
sentantes y en el DIA IO DS SESIONES consta de una.
manera clara, terminate y concrete, lo dicho por el
senior Xiques, que si de algo peca, es de hablar muy
claro; el senior Xiques ha declaraddo repetidamente en
esta CAmara que el Grupo Radical constituia un gru-
po parlamentario, aparte que cualquiera que fuera la
filiaci6n personal de los que componian ese grupo, era.
un grupo separado; y con la list en la mano puedo
demostiar que los Representantes del Partido Repu-'
blicano son veinte y siete; que los Representantes ge-
nuinamente Nacionales, que no estiu afiliados 6 ese
grupo Radical, son veinte y cinco y y y seis Radicales
y tre, independientes, que son los seilores Sirv6n, Mas-
ferrer y Feria. De suerte, que el Partido Nacional....
(Prolongados murmullos interrumpen al orador; el Presi-
dente agita repetidas veces la campanilla. )
SR. VIILUENDAS (E.): El senior Nfilez le debe el
voto A los republicans de las Villas, si no, no se
sentaria aqui.
Sa. NUfiEZ: Eso es also.
SR. PRESIDENTE: (Agdtando la c ,mpanilla.) Suplico A
los sefiores Representantes que procuren conservar el
orden y no interrumpan al orador.
SR. FON's: Seiiores Representantes: No es extraino
que nosotros teigamos una aritm6tica especial, cuando
los seiiores nacionales tienen una IIE10M1KNEUTICA legal
tambi6n especial para ellos.
SR. LA TonRE: La HErRMENEU ICA estit del lado de
allA: Es del senior Risquet. (Risus. El Presidente agita
la campanilla.)
SR. FONTS: La Mesa, pues, considerando las cosas
planteadas en esta forma, entendiendo que no era ne-
cesario renovar, con arreglo al Reglamento, como an-
tes dije, en cada uno de los periods legislativos,- no
se veia forzada A planter la cuesti6n de confianza
mientras los elements de la CUmiara, tanto los que
ban votado en favor de los que ocupan esos puestos,
como los que lo han hecho en contra, que testimonia-
rAn en todos sus actos al seflor Presidente y 5 los de-
mhs miembrgs de la Mesa del Partido Republicano,
confianza, respeto y consideraci6n; y yo debo decir
con today franqueza en este acto, que el senor Pelayo
Garcia constantemente recibi6 pruebas de considera-
ci6n y de respoto de partdedo los sefiores que forman
el Partido Nacional. (Aplausos.)
Sn. PoitTUONDO: Personalmente.
SK. FONTS: Perfectamente, como Presidente, seflor
Portuondo.
No habia surgido, pues, ninguno de aqucllos inci-
dentes parlamentarios, ni se habia cambiado la ponde-
raci6n de las fuerzas de la Cnmara, de modo tal, que
pudiera entender la Presidencia. ni sus compafieros del
Partido Republicano, que habia llegado un momnto
en que su dignidad personal le obligaba a presenlor la
renuncia de sus cargos de cinfianza en la Camara.
Ese moment lleg6 cuando se present la mocion que
estamos discutiendo aqui, en que nosotros entendimos
que en esa moci6n iba envuelto el deseo de sustituir a
los miembros del Partido Repiblicano en sus respecti-


vos puestos, y que el Partido Nacional se entendia
fuerte, que tenia mayoria y que estaba descontento de
la ma.nera. como el senior Pelayo Garcia dirigia los de-
bates de esta Camara.
SR. PORTUONDO: (Interrumpiendo.) No. eso no.
SR. FONrs': 'Nosotros lo entendimos asi, y enten-
di6ndolo asi nosotros, en e-e moment el seflor Pelayo
Garcia, el senior Alfredo Betancourt y el que tiene el
honor. de dirigiros la palabra, resolvieron presenter la
renuncia de sus cargos y provocar la cuesti6n de con-
fianza; pero como los tres nos debemos a los leberes
de discipline que nos ligan a los partidos politicos de
una manera muy estrecba, como nosotros nos honra-
mos con pertenecer al Partido Republicano, entende-
mos, tambi6n, que a esoA puestos no se nos habia lle-
vado por nuestros m6ritos personales, que esto hubiera
sido muy pequefio, un rasgo de soberbia muy mezqui-
no, sino que sabiamos que habiamos sido llevado por
la voluntad de nuestro partido y por los votos de
nuestro partido, sometimes esta opinion y este deseo
vehementisimo nuestro, a los Representantes y Sena-
dores de nuestio Partido, porque el acuerdo que se
t.imara habia de servir de line de conduct para lo
future, tanto en el Senado como en la CAmara. Se
discutieron rimpliamente los puntos sometidos a la
consideraci6n de la Cdmara y nuestros correligiona-
rios entendieron que en la form en que la cuesti6n se
habia planteado, nosotros no podiamos provocar la
cuesti6n de confianza, porque esa forma envolvia la
violaci6n de un precepto reglamentario que nosotros
no podiamos consentir y que estAbamos en el deber de
permanecer en nuestros puestos; y que la mayoria 6
minoria, c mo quiera llamarsele al grupo republicano-
mantuviera enhiesta la bandera de lo que nosotros en,
tendemos la legalidad y que sostuvieramos la verdade-
ra y justa interpretaci6n del Reglamento; que si la
cuesti6n se resolvia en un sentido favorable A la ver-
dadera interpretaci6n del Reglamento, nosotros, en-
tonces, provocariamos la cuesti6n de confianza. Esta
fu la line de conduct que nos traz6 nuestro partido
y nosotros acatamos, annque con disgusto personal,
esta resoluci6n.
No creo, sefiores Representantes, tener que emplear
grades esfuerzos para que ]a Camara comprenda que
desde el primer moment que se present la moci6n,
la situaci6n nuestra en la Mesa era sumamente peno-
sa, algo mis era, muy dolorosa
Pero sefiores Representantes, 4esa fuerza del Parti-
do Nacional, esa mayoria del Partido Nacional c6mo
se hIa formado? iC6mo ha surgido aqui? ,C6mo era
possible que tuviera un carActer permanent y defini-
tivo? 4C6mo nos vamos A dirigir al pais para decirle
que habiamos perdido la mavoria en la CAmara en
virtud de nuestrc s errors politicos, 6 porque habia
cambiado la orientaci6n de la Ciina.ra?
Hubidramos engafiado con esto al pais cubano; la
constituci6n actual de esa mayoria, es innecesario de-
cirlo, y conste que yo no califico ni hago cargos, por-
que me propongo encerrarme en los limits de la ma-
yor moderacimn en todos los actos de mi vida pfiblica;
pero debo decir ante la Caimara que en los moments
en que se citaba a los Representantes para elecci6n de
las Comisiones, el cienor Garmendia me llam6, no en
el terreno particular, que yo no seria capaz de revelar
lo que en el terreno particular se me confia, sino que
me llam6 a mi.suponin dome alguna-representaci6n en
mi grupo politico, para decirme que el grupo radical,
que tenia cierta actitud independiente para el nom-
bramiento de las Comisiones, estaba dispuesto a votar
con el partido que le ofreciera mas ventaja.
Entonces yo reuni al grupo republican y le di








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAM0ARA 73


cuenta de las manifestaciones del grupo radical, y el
grupo republican entendi6 que la discipline exige
que no se pacte con las disidencias. que no se Ilegue A
esa clase de componendas, que preferible es que se
pierdan las Mesas, i que se destruyan los partidos y
los organismos. Y entonces contest el grupo radi-
cal, por conduct del senior Garmendia, que como re-
publicano que era, manifestaci6n que ayer repitib 'n
la sesi6n, que A 61 y A sus coimpaieros que evan corre-
ligionarios nuestros, se les invitaba A venir con noso-
tros A la formaci6n de esa candidatura. Entonces yo
no s6 lo que pas6, mentiria si lo afirmase, pero el gru-
po vot6 con los nacionales; eso fu6 lo que vimos, y el
grupo obtuvo algunas presidencies en las (omisiones
y ciertos puestos para distinguidos miembros do ese
grupo, 6 inmediatamente despu6s el Partido Nacional
se crey6 due(io de la mayoria y provoc6 este debate.
Esta es la verdad de los hechos que he expuesto, y
por consiguiente, sefiores Representantes, como no se
trata ni de una elecci6n general, ni del resultado de
un debate parlamentario, ni de divisions nacidas
aqui, por ideas ni por principios, por esta raz6n esta
mayoria es efimera, y no podrA tener vida constituida
en esa forma. Por lo tanto, no podria provocar una
cuesti6n de confianza ni determinar la renuncia de la
Mesa, porque la Mosa de la CAmara, ni en nuestro
Reglamento ni en ningfin Reglamento de otros parla-
mentos dentro del sistema representative, puede estar
como una veleta siguiendo la direcci6n de los vientos
en cada moment, y yo a buen seguro que nunca exi-
gir6 de los nacionales, que probablemente han de ve-
nir A sentarse alli (Senalando la Mesa.) dentro de breves
moments, mailana 6 (vasado mailana, que cada vez
que aqui haya una alianza parlamentaria presented la
cuesti6n de confianza a la Cimara. Es cuanto tenia
que manifestar a mis compafieros para justificar la
conduct del senior Pelayo Garcia, Betancourt y el
que tiene la honra de dirigiros la palabra en estos
moments; pero yo, haciendo buenas las palabras del
sefor Villuendas, que en ese moment habl6 por propia
inspiraci6n, demostrando la gran solidaridad que hay
entire todos los elements de ese Partido, recogiendo
esas palabras, las hago nuestras y aseguro a la Cama-
ra que inmediatamente que esa moci6n se retire 6 se
resuelva, en una f otra forma, nosotros provocaremos
la cuesti6n de confianza, porque creemos llegado el
moment de presentarla. (Aplausos.)
Sit PRESIDNNTE: jTenia pedida la palabra el senior
Sarrain, para una alusi6n personal?
SR. SARRAi : El Sr. Villuendas la habia pedido an-
tes para lo mismo.
Si. VILLUENDAS (E.): Renuncio a ella.
SR. SARRAfN: Yo tambi6n renuncio 6 ella.
SR. PRESrDENTE: Se va A leer la moci6n, esa no es
la que se va a votar. Se va A votar si esa moci6n es
una revision del Reglamento, 6 no lo es. (El Secreta-
rio dd lectura d la moei6n.) Se va A proceder A la vota-
ci6n nominal por haberlo solicitado asi un Sr. Repre-
sentante; los que digan que si, entenderAn que la mo-
ci6n que se ha leido entralia una revision del Re-
glamento; y los que digan que n6, sostendran lo
contrario. (Se efeetia la votaci6n. Seiiores que vo-
taron en el primer sentido: Albarrin, Betancourt,
Blanc3, Cardenal, Cu6, Cruz' Gonzilez, Fonts,
Fontanill, Fust6, Goinzlez Arocha, Guti6rrez, Pe-
layo Garcia, Maza y Artola, Malberty, Mendieta,
Martinez Ortiz, Prrez Abreu, Rodriguez Acosta. Ris-
quet, Torrado y Villuendas (E.) SeFiores que votaron
en el segundo sentido: Borges, Boza, CUspedes, Colum-
,bi6, Corona. Cata, Chenard, Duque Estrada, Guerra,
Garcia Osuna, Gonzalez Sarrain, Govin, Garmnendia,


Le6n Bcllo, hendoza Guerra, Masferrer, Nodarse,'
Nfifez, Peraza, Gonzalo P6rez, Portuondo, Poveda,
Sobrado, la Torre, Villuendas (F.), Xiques, Feria y
Levte Vidal Entra en el salon el senior Garcia Pola. )
SR. XIqus: Sr. President, hay un Representante
de la Coalici6n Radical. que no ha votado y desea ha-
cerlo.
Si. PRESIDENT: CuAl is?
Sn. XIQUEs: El Sr. Garcia Pola.
SR. PRESIDENT: Piede votar.
SR. GARCIA POLA: Voto que n6.
SR. GONZALO PAREZ, Secretario. Han votado que si,
veintiun sefiores Representantes; y han votado que n6,
veintinueve.
Si. PRESIDENTE: Queda aprobado que la moci6n de
los sefiores Leyte Vidal, Peraza. Cat5, Florencio Vi-
iluendas y Mendoza Guerra, no entrafia una revisi6n
del Reglamento, y si una cuesti6n de interpretaci6n del
mismo, por consiguiente se va a poner A discusi6n.
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La habia pedido antes el senior
Pelayo Garcia.
Sa PE.AYO GARCIA. Sr. Presidentey sefiores Repre-
sentantes: ya lo dijo el Sr. Villuendas, lo repiti6 el
Sr. Fonts: renuncio irrevocablemente mi cargo de
President de esta CAmara.
Sn. FONTS: Renuncio tambi6n mi cargo de Vice
President de la misma.
SR. BETANCOURT: Para unirme A lo manifestado por
el Sr. Pelayo Garcia, renuncio tambi6n mi cargo de
Secretario de esta Camara,
Sir. XIQUES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Xiques.
Si. XIQuiCs: Voy a pronunciar muy pocas palabras
en nombre de la Coalici6n Radical. Nosotros hemos
contribuido con r,uestros votos, a lo que entendimos
ser triunfo de la justicia; pero tambi6n hemos de de-
clarar, de una manera muy alta, que A nosotros nos
duele que las exigencias de la political hayan hecho
descender del alto sitial de la Presidencia, del alto si-
tial de la Vice Pre-idencia y del sitial de la Secretaria
A tres companeros de esta Camara que siempre se con-
dujeron con absolute correcci6n y cordura. (Aplausos
prolongadoe.)
Sn. SARRAIN: Pido la palabra.
SR. PRKEIDENTE: La habia pedido antes el Sr. Gon-
zalo Perez.
SR. SARRAiN: Yo creo que el Sr. Gonzalo P6rez de-
be ced6rmela.
SK. GONZALO PfiEZ: Se Ia cedo gustoso a mi queri-
do compaiiero el Sr. Sarrain.
SR. SARRAiN: SeTores Representantes. Voy A pro-
nunciar muy breves palabras, para hacer mias las ma-
nifestaciones del Sr. Xiques, y he dicho mias, porque
0 o he querido expresar esto que necesitaba decir: aqui
no hay un solo Representante que tenga afecto perso-
nal mayor que el mio, hacia el Sr. que hasta estos mo-
mentos, ha presidido esta Corporaci6n. Pero despn6s
de hablar a nombre mio, yo hablo tambi4n en nombre
del Partido Nacional, repitiendo una por una todas
las palabras que A nombre de la Coalici6n Radical ha
pronunciado nuestro compafiero el senior Xiques
y extendi6ndolas 4 todos los miembros de la Mesa.
(Aplausos.)
Si. C-SPEDES: Como segundo Vice Presidente de
esta Mesa, y perteneciente al Partido Nacional, tam-
bi4n renuncio el cargo para dejar a la Cimara en ple-
na libertad. (Aplausos.)
St. GONZALO PEKEZ: Para esto mismo habia pedido
yo la palabra, antes que la pidiera el Sr. GonzAlez Sa-








74 1DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA


rrain. Los Secretarios de la Mesa, tambi6n renuncian
sus cargos. (Aplausos.)
SR. FERIA: Pido ]a palabra.
SR. PRESID)NrE: Tiene la palabra el Sr. Feria.
SR. FEIUIA: Como quiera que hasido aludido el grun-
po independiente, auntque sea tan pequeno, efectiva-
mente, nosotros formamos lo que se llama en Oriente,
la Liga Patri6tica Independiente, y nosotros no tene-
mos acuerdo tornado sobre nuestra line de conduct;
pero como creemos hoy, como el Sr. Xiques y como el
Sr. Sarrain, que era una cuesti6n de principios lo que
ha pasado respect A la Mesa, yo me adhiero A las ma-
nlifestaciones hechas por los nacionales y por los ra-
dicales, tanto en mi nombre como en el del Sr. Maswfe-
rrer. (Aplausos.)
Sn. PEiEZ AaREU: .,Qui6n preside la sesi6n? Ha
sido aceptada la renuncia del Presidente. ,Qui6n pre-
side la sesi6n? 4Quidn es el Presidente?
Sa. VIL[,uRNDAS (F.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Florencio
Villuendas.
SR. VILLUENDAS (F.): Sefiores Representantes, uin
senior Representante acaba de manifestar, que por el he-
cho de haber renunciado la Mesa que presidia nuestras
deliberaciones, se creaba una situaci6n exceptional.
Yo entiendo que n6, que hasta el moment en que sea
elegida la nueva Mesa, la que estaba antes, es la que
debe continuar presidiendo porque asi lo dispone el
Reglamento y ademAs porque es constitutional.
SR. Cut: Pido la palabra.
SK. PRESIDENTE: Tiene la palabr.i el Sr. Cue.
SR. Cut: Sefiores Representantantes: Si es cierto que
el Sr. COspedes ha presentado su renuncia, y que sus
palabras han sido recibidas con aplausos, tambi6n lo es
que de ninguna nmanera siguifica eso que haya sido
aceptada tal renuncia, y que el sefiorC- spedes es el
President de hecho de esta Cmanra. Yo propongo por
tanto, que se acepte la renuncia del- Sr. Cespedes y
que inmediatamente ocupe la Presidencia el Represen-
tante de mayor edad.
SR. PjEnz ABREU: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el sefor P6rez
Abreu.
SR. P REZ ABREE: Seflores Representantes: Real-
mente han sido aceptadas las renuncias a los tres Pre-
sidentes; no s6 si el Reglamento dice algo del procedi-
miento que debemos seguir en esta sitnaci6n que po-
demos lamar ca6tica; pero si el Reglamento no dice
nada, yo entiendo que debe ocupar la Presidencia el
Re'presentante de mayor edad, para que esta Camara
pueda continuar la sesi6n de una manera legal, y pro-
cedor a la elecci6n de la Mesa definitive:
SR. SARRAiN; Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Sarrain.
SR. SARRAN: Aqui no estamos en situaci6n ca6tica
ni much m6nos. El Reglamento no puede decir nada
sobre esta situaci6n, porque es la primer vez que se
present, y el hecho de haber sido recibidas con aplau-
sos las renuncias presentadas, no significa ni quiere
decir en modo alguno, que han sido aceptadas, sino
que han sido aplaudidas por lo que ellas significant,
pues los aplausos en los parlamentos, .no significant
aceptaci6n; las renuncias todavia no han sido acepta-
das, y el Presidente renunciante si lo tuviera 6 bien,
pudiera ocupar aqu61 sitial. Si el Vice-Presidente ocu-
pa en estos moments ese puesto, es porque estd cum-
pliendo los deberes de su cargo, porque la Camara
todavia no le ha aceptado su renuncia. (Aplausos..)
SR. PRESIDENTEV: Se pone a discusi6n la moci6n de
los sefiores Leyte Vidal, la Torre, Peraza y Cati, con-
cedi6ndose los turns reglamentarios. Si nadie pide la


palabra, se pone A votaci6n. Si no se pide votaci6n no-
minal se hard ordinaria.
SR VILLUTNDAS (E.): Yo pido ]a votaci6n nominal
SR. PRESIDENTE: Se provide a la votaci6n nominal.
SR. CARDE)rAL: Sr. President: yo deseo hacer una
pregunta, porque realmente no he podido darme cuen-
ta de lo que ocurre en medio de la confusion y el ba-
rullo que aqui se ha producido. En estos instantes,
han presentado la renuncia de sus cargos los distingui-
dos miembros que forman la Mesa de la Camara, y el
senior Pelayo Garcia ha expresado que la decision es
de carActer irrevocable, lo que han ratificado los Re-
presentantes de los partidos politicos que aqui existen.
iEs que la Camrara con sus aplausos ha significado la
aceptaci6n de la renuncia de un mod,' definitive. ( Va-
rios seflores Representantes del Partido Naciondl: N6, n6.)
SR. XIQUES: Se va a votar.
SR. PRESIDENTE: Si esta Presidencia hubiera enten-
dido que la Camara habia aceptado la renuncia de la
Mesa, habria ilamado al Representante de mAs edad
para que ocupara su puesto y asimismo 6 los de me-
nor edad para que fungieran de Secretarios, pero conmo
que nuiendo que la COmara al no aceptar esa renuncia
se ve en el deber, en la obligaci6n de continuar aqui
en este puesto para que no quede un instant i ac6fala
la Cimara de Representantes.
SR.- PEAEZ ABREU: 4Para cunndo se deja la acepta-
ci6n 6 n6 de la renuncia de la Mesa?
SR. PRKSIDENTE: Pespu6s que se apruebe la moci6n
que se ha puesto A discusi6n.
SR. POVEDA: Yo me permit rogar A la CAmara que
ruegue al sefor Playo Garcia ocupe la Presidencia.
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Villuendas.
Sn. VILLUENDNs (E.): Sefores Representantes, en
realidad la renuncia de la Mesa es una cuesti6n pre-
via. Lo demnas es querer engailarnos. Ahora, como
el Partido Republicano quiere que no haya ni la sos-
pecha de que tratamos de dilatar la elecci6n de la Me-
sa declara que le es indiferente que se vote 6 no la
moci6n antes, y luego se elija la Mesa; pero'por la
pureza del Reglamento nos inporta hacer constar que
es una cuesti6n previa.
SR. PRESIDENTE: La Mesa tiene necesidad de some-
ter A la Cimara el criteria del Sr. Villuendas, si es 6
n6 una cuesti6n previa In elecci6n de la Mesa, es decir
si ha de ser sustituida la Mesa actual por la de edad.
6tK. CARDENAL: Pido la palabra para nna cuesti6n
de 6rden.
Sa. PRESIDENTE: Tiene 1, palabra el Sr. Cardenal.
SR. CARDENAL: Sin que yo pretend variar el sen-
tidb de las manifestaciones del Sr. Villuendas, que
hago mias, llamo la atenci6n sobre el articulo trece
del Reglamento, que determine que en sesi6n extraor-
dinaria y que no podrA celebrarse sin las dos terceras
parties del nfimero total de Representantes, se proce-
der:1 A la elecci6n de la Mesa definitive.
De mode que no es possible sustituirlo en este acto.
SR. XIQuis: Quien pretend eso, quin ha pedido
semejante cosa?
Sa. CARDENAL: El seflor Presidente parecia haber-
lo indicado.
SR. XIQUES: Nadie pide eso.
Sa. PlESiDiEN': e va 6 proceder a la votaci6n no-
minal de la moci6n. Los seiiores Representantes que
esten conformes dirAn que si y los que no est6n confor-
mes con 11la dirAn que n6. (Se efectua la votaci6n. Se-
flore, que votaron en pr6: Borges, Boza, Castellanos,
C6spedes, Columbia, Corona, Cata, Chenard, Duqu.e
Estrada, Guerra, Garcia Osuna, Gonz'lez Sarrain,
Govin, Garmendia, Garcia Pola, Le6n Bello, Mendoza








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-OCAMARA 75


Guerra, Masferrer, Nodarse, Nfiiiez, Peraza, Gonzalo
Perez, Portuondo, Poveda, Sobrado, la Torre, Villnen-
das (F.), Xiques, Feria. y Leyte Vidal. Sel2ores que
votaron en contra: Albarrnu, Betancourt, Blanco, Car-
denal, Cub, Cruz GonzMlez, Escobar, Fonts, Fonta-
nills. Fust6, Gonzalez Arocha, GutiBrrez, Pelayo Gar-
cia, Maza y Artola, Malberty, Mendieta, Martinez
Ortiz, Perez Abreu, Rodriguez Acosta, Risquet, Vi-
lluendas (E.) y Torrado.) Seinores Representantes:
no se oye absolutamente nada, se recomienda el silen-
cio, porque es impossible Ilevar el escrutinio. iAlgfin
sefior Representante ha dejado de votar? (Silencio.)
SR. GONZALO PEREZ: Han votado que si, treinta se-
fiores Representantes; han votado que n6, veinte.
SR. PRESIDRNTE: Acordada la moci6n. El Sr. Se-
cretario darA lecture al articulo trece. (El Secretario
le dd lecture ) Oportunamente se convocarA 6 sesi6n
extraordinaria y habiendo terminado el.........
SR. BETANCOURT: Para una cuesti6n de 6rden. LTie-
ne la Mesa facultades para continuar desempeflando
sus funciones? ( Varios segores Representantes: Si, si. )
Dej4monos de boberias, la Mesa ya no existed; pensar
lo demis es sofisma.
SR. LA TORRE: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. la Torre.
SR. LA T'IRRE: Sefiores Representantes, en virtud
de lo acordado aqui, y segi'n el Reglamento que nos
rige debe ocupar la Presidencia, la misma Mesa, hasta
que se elija la nueva, porqiie segin el Reglamento, la
que rige es la Mesa de la legislature anterior; que se
lea el articulo dos del Reglamento.
Sa. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Villuendas.


SR. VILLUENDAS (E.): Aqui hay una cuesti6n per-
s)nal de delicadeza, que esti por encima de todo el
Reglamento, y es. ]a de que los sefiores Pela.yo Garcia,
Fotns y Betancourt, no se volveran A sentar mAs en
ese sitial, porque asi lo han decidido, irrevocablemen-
te y ni el Reglamento, ni nadie puede evitar ese acto
liberrimo de ellos.
Pvro no he pedido la palabra, solamente para hacer
esta declaraci6n, sino para pedir alsefior Presidente,
que siga la 6rden del dia, y concede la palabra al se-
fior Xiques, quc la habia pedido, sobre la Secretaria
de la Guerra, y pido que se prorrogue la se'i6n hasta
las cinco de la tarde, y que hable el senor Xiques.
SR. PRESIDRNTE: La sesi6n se prorrog6 solamente
para este asunto, pero ahora la Cimara, puede dispo-
ner lo que guste.
Sn. VILLUENDAS (E.): Yo pido que se prorrogue la
sesi6n.
SR. PELAYO GARCIA: Pido la palabra, para una
cuestibn de orden.
SR. PRSIDEN'TE: Tiene la palabra el Sr. Pelayo
Garcia.
SK. PRLAYO GARCIA: Es impossible hacer lo quepro-
pone el Sr. Villuendas, ha sido suspendido el debate
de aquella cuesti6n que setrataba, por consiguiente,
solo en una nueva sesi6n ordinaria puede continuar
discutiendo ese acunto.
SR. VILLUENDAS (E.): Seflor Presidente, insist en
mi proposici6n, y pido quc se prorrogue esta sesi6n
hasta las cinco de la tarde, para que able el senior
Xiques sobre la Secretaria de la Guerra.
SR. PRESIDENTE: No es possible hacer lo que pide el
senior Villuendas; se citarA oportunamente para la
pr6xima sesi6n. So levanta la sesi6n. (Hora las trees
y treinta minutes p. m.)


RtAMBA Y BCLIZA -0ISPC 35-H/1t-.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs