Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00059
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00059
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text












DIARIO SSIO[


DEL_

CONORESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURE.

VOL. I HABANA, 30 DE JUNIOR DE 1900. N? 59


C mara


de Representantes


Quincuagesima tercia sesi6n ordinaria. -Agosto


20 de 1902


SUMARIO

Se pasa lista.-Se abre Ia sesi6n.-Se lee y aprueba el acta de la sesi6n anterior.-El senior Masferrer soli-
cita presenter una enmienda al proyccto de Ley sobre empristito.-El seinor 1endieta pide antece-
dentes sobre penas impuestas por los Juzgados Correccionales.-Comunicacion del Secretario de
Gobernaci6n sobre el "Jay-Alay".-Se entra en la Orden del dia.-Mocion para que so celebren se-
siones diarias.-Moci6u solicitando se acuerde acceder I lo solicitado por el seiior Jose Miguel Tara-
fa sobre telifonos.-El senior Xiques pide se le permit continuar su discurso sobre ]a concesi6n (ii-
berga-Castafieda.-El Presidente dispone que continue la lecture de las inociones presentadas.-
Proposicion de Ley sobre "Organizacion de Servicios Sanitiarios".-Pasa i la Comisi6n de "Benefi-
ccncia y Sanidad".-Contimia en el uso de la palabra el sefor Xiques impugnando la concesion
Giberga-Castafieda.-El senior Castellanos consume un turn en contra de la nioci6n presentada per
el senior Xiqucs.-Se prorroga la sesi6n y se acuerda continuarla al dia siguisnte.


A las 3 horas y 10 ininutos p. m., ocupan la Presi-
dencia el senior Pelayo Garcia y las Secretarias los
seflores Alfredo Betancourt Manduley y Gonzalo
PErez.
Si. PRESIDENT (PELAYO GARCoi): Se v:i pasar
lista.
(El Sr. Secretario pasa lista.
Su. PRESIDENT (PELAYO GARoiA): Se abre la se-
si6n. Se procede A leer cJ acta de la sesi6n anterior.
(El Secretario senior Gonzalo Perez lee el acta). ,Algin
senor Representante tiene que hacer objeciones al acta
que so acaba de leer. (Silencio). ,Se aprueba el acta?
(Senales afirmativas). Qneda aprobada.
Su. MIasferrer: Pido la palabra.
SB. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): Tiene la pala-
bra el senior Masferrer.
Sit. Masferrer: Para presentar a la CAmara una en-
mienda al Proyecto de Ley del Senado sobre empr6s-
titos.
Sn. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): No se le puede
dar lecture ahora A su enmienda seflor Masferrer;
tiene que ser enviada A la Presidencia pata que sea
impresa y repartida.
Sn. Masferrer: Es de carActer urgente, senior Pre-
sidente, porque precisamente el proyecto de ley se


encuentra ya en las Secciones y Comisiones para dic-
taminar y resolver, de modo que si no le doy lectura
hoy, no podri tal vez tomarse en consideraci6n, por
tanto, yo suplico a la CAmara que me autorice para
dar lecture a esa enmienda porque en realidad la creo
de calidad preferente.
SR. PnESIDENTE (PELAYO GARCIA): Habria que sus-
pender un precepto reglamentario. Envie a la Mesa
el proyecto el senior Masferrer que no habri demora
alguna en la impresi6n y repartici6n.
SR. Masferrer: Senior Presidente, en otras ocasio-
nes se ha hecho lo mismo, precisamente, hace dos
dias. Pero puesto que no hay otro remedio, me con-
formo.
SR. Mendieta: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): Tiene la pala-
bra el senior Mendieta.
SR. Mendieta: Voy a ser sumamente breve. No tra-
to en estos mementos mis que de suplicar a la Cima-
ra acceda a mis prop6sitos y deseos, para que conjun-
tamente pidamos al Ejecutivo, cnAntos datos, 6rdenes
y disposiciones se relacionen con el Castillo de Atar6s
en lo que se refiere i las penas y condenas 6 senten-
cias de los Juzgados Correccionales.
SR. PRESIDENT (PELAYO GARciA): 4Acuerda la CA-









2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES.


mara pedir al Ejecutivo los datos que solicit el senior
Mendieta? (Acordado). Queda acordado.
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): El Secretario
procedera b la lecture de las comunicaciones recibidas.
SE. Secretario (BifTANcoclum): (Leyendo)

"REPIBLICA DE CUBA

Presidencia

Habana, 20 de agosto de 1902.

Sr. President de la CAmara de Representantes.

El Senor Secretario de Gobernaci6n me dice con
fecha de ayer lo que sigue:
"Tengo el honor de acusar k Vd. recibo de sa aten-
to escrito de fecha de ayer, y de manifestarle quo esta
Secretaria no ha elevado i esa Presidencia el informed
que solicit sobre el juego conocido por "Jai-Alai",
por no haber enviado ain el Gobernador Civil de esta
Provincia los datos que le corresponde facilitar, los
cuales le han sido reiterados".
Lo que transcribo a Vd. correspondiendo a su co-
municaci6n de 16 del mes corriente.
De Vd. atentamente, T. Eslrada Palma".

SR. PRESIDENT (PELAYO GARCiA): Queda enterada
la CAmara.
Sn. Secretario (BETANCOURT): (El Sr. Secretario dd
lectura 6 una comunicaci6n del Senado sobre construeci6n
de una carretera en el casino de Cienfnegos). Y no hay
mAs comunicaciones, senor Presidente.
Sn. PRESIDENT (PELAYO GARCiA): Se entra en la
Orden del dia.
Su. Portuondo: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): Se va a cumplir
un precepto reglamentario tocante i la Orden del dia.
Se vai dar lecture t una moci6n que acaba de pre-
sentarse.
Si. Secretario (BETANCOURT): (Da lecture di una
proposici6n para que ee celebren sesiones diaries de 9 4 11
p. m., firmada por los senores Villuendas, E. bFonanills,
Sobrado, Ortiz, Garmendia, Betancourt y Castellanos.
Lee otra proposici6n para (que se suspend el precepto regla-
mentario y pueda discutirse la proposicidn anterior de do-
bles sesiones).
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): En virtud delo
que dispone el art. 109 se pone sin debate A votaci6n
la proposici6n que acaba de leerse.
Sn. Rodriguez Acosta: Para una proposici6n previa.
SB. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): 4Para una pro-
posici6n i.l-i iI?
Su. Rodriguez Acosta: Previa es......
SR. PRESIDENT (PILAYO GARciA): Tiene la pala-
bra el sefor Rodriguez Acosta.
Sn. Rodriguez Acosta: Hace dos dias que tengo
presentada y firmada por various miembros de la Co-
misibn de Asuntos Municipales y Provinciales, una
moci6n en igual sentido, esto es, que se celebre sesi6n
diaria. sin determinar la hora se la he presentado al
senor Secretario......
Sn. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): Ya sabia yo que
no era una cuesti6n previa; ahora lo que se va' a votar
sin debate, es si se suspended el precepto reglamenta-
ri6 I.-,ra; que sin cumplir con Io que el Reglamento
dice de la repartici6n 6 impresi6n, se pueda discutir
boy la moci6n. Se pone A votaci6n, conform a lo que
dispone el articulo 109 del Reglamento. Los que estBn
4IQnfrIfWes .?-. I'.d1..i de pie ..,..


SS. Martinez Rojas: Pido la votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): El Secretario
tomarA la votaci6n nominal. (Se efecinta la totacin. El
resultado de la votaci6n es el signiente: 32 seiiores Repre-
sentantes que si y 16 que n6. Queda, pues, desechada la
mocion).
Votaron a favor los seflores Beta.ncourt, Blanco,
Castellanos, Cardenal, Cub, Cruz GonzAlez, Cdspedes,
Corona, Catai, (henard, Fontanills, GonzAlez Arocha,
Gutibrrez, Garmendia., Garcia Pola, Pelayo Garcia.,
Garcia Caflizares, Loinaz, Mendieta, Mendoza Guerra,
Nodarse, Martinez Ortiz, Poveda, Sobrado, Rodriguez
Acosta, Risquet, Sirv6n, la Torre, E. Villuendas, F.
Villuendas, Garcia Vieta, Xiqus.- Votaron en con-
tra los senores Albarrin (explicando su voto) Boza,
Cblreco, Duque de Estrada, Fonts, Fustb, LeOn Bello,
Maza, M:.ll.., ti, Martinez Rojas, Masferrer, Peraza,
Peroz Abreu, Gonzalo Prrez, Feria y Leyte Vidal.
SB. PRES'DENTE (PELAVO GARCIA): Tiene la pala-
bra el senor Albarran: paia explicar su voto.
Sn. Albarr6n: Quiero explicar mi voto, porque
siempre es penoso decir que no, t lo que solicit un
compailero. Va siendo un vicio de la CAmara el
suspender los preceptos reglamentarios en casi todas
las sesiones para dar preferencia A un asunto y como
esto constitute un vicio iniciado en esta CAmara, creo
que nosotros debemos tener interns en que esto desa-
parezca y por eso he votado que no.
Sn. PRFSIDENTE (PELAYO GARCiA): El senior Secre-
tario va A dar lecture A una petici6n suscrita por
various seilores Representantes.
Secretario (BrI'ANCOURT): (Leyendo).

"A LA CAMALA :
Los Representantes que suscriben, tienen el honor
de pedir A la CAmara, acuerde acceder A lo que so-
licita en razonada. exposici6n a la CAmara A nombre
de la Comrpania Nacional de TelBfonos el senior Jos6
Miguel Tarafa. Los que suscriben hacen suya la peti-
ci6n que en dicha exposici6n se hace por cuanto puede
considsrase la obra que se intent, una obra de utilidad
Nacional, que no lesiona absolutamente ningtn dere-
cho ni individual ni colectivo, y porque significa nue-
vos y respetables capitals empleados en el fomento
del pais y trabajo y horizonto para nuestra clase
obrera.
Sal6n de Sesiones, 11 de Agosto de 1902.-Pedro
Mendoza.-Enrique Villuendas.-Alvaro Cat.--J.
Lorenzo Castellanos.--Rafael Portuondo".

Sn. XIQU~s: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (PELAYO GARCiA): Tiene ia pala-
bra el senior Xiqubs.
SR. XIqui4s: Sres. Representantes: aunque no tengo
impaciencia algunI por reanudar, antes de que asi lo
acuerde la. CAmara, mi interrumpido discurso, me es
necesario hacer notar que la Mesa aplaza quizas mis
de lo debido el debate que sobre la concesi6n Giber-
ga-Castafieda he tenido el honor de iniciar una de las
tardes anteriores. En realidad, yo estoy afin en el
uso de la palabra; he accedido, por lo demas, A que
este asunto se posponga durante algunos moments y
que otros scan tratados antes que 41, por un acto de
deferencia hacia la Presidencia de la Cama.ra; pero es
just que afiada no es mi prop6sito ceder mi derecho
de modo indefinido. Asi, pues, ruego a la CAmara, me
permit, sin mas demora, reanudar mi interrumpido
discurso.
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCiA): La Presidencia
estai cumpliendo estrictamente lo que d&spone el ar-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMT NRA DE REPRESETNTAES. 3


ticulo 58 del Reglamento. El articulo 58 del Regla-
mento (lice: "Las comunicaciones recibidas y lasPro-
posiciones de Ley cuya lecture hubiese sido autoriza-
da, se leeran oportnnamente despu6s del acta. Inne-
diatamente se pasara A la Orden del dia, que no podrA
ser alterada sino por acuerdo express de la Cimara".
De modo que las mociones que se han leido lo
han sido en virtud de lo que dispose el articulo 58
del Reglamento, e inmediatamente vendra la discu-
si6n de la moci6n del senior Xiqnus.
Sn. Xirquts: No me parece que el senior Presidente
est6 en locierto.....
SR. PRESIDENT (PELAVO GARCIA): Apele el senior
Xiqu6s C la Camara de la resoluci6n de la Presidencia.
Su. XQuQis. No deseo apelar a la aCmara de la re-
soluci6n de la Presidencia, por que es mi 6.nimo, de
ahora en lo adelante, acatar siempre, aunque difiera de
su dict:men, las disposiciones de la Presidencia. Pa-
receme, sin embargo, que el senior Presidente ha incu-
rrido en un verdadero error de interpretaci6n y que
no es 6ste el caso previsto por el articulo 58 del Regla-
mento. No se trata, en efecto, de la presentaci6n y
lecture de una moci6n nueva, es decir, que no hubiese
sido presentada ya, sino de la reanudaci6n de on
debate entablado dos 6 trees dias hace. For lo demas,
el senior Presidente ha querido aludir t la 6rden del
dia y a'g, se ha hecho aqui en la sesi6n de esta tarde,
no comprendido en ]a referida orden del dia; por
ejemplo: la proposici6n que acaba de leerse pidiendo
]a suspension de ciertos preceptos reglamentarios.
Si. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): El Secretario
dara lectura al articulo 99 del Reglamento.
SR. Secretario (BETANcoIURT) (Lee): "Podran pre-
sentarse en el curso de un debate las proposiciones
incidentales que se relacionen con el asunto de que se
trate, y tengan por objeto suprimir, suspender 6 faci-
litar la resoluci6n de aqu61".
Sr. XIQUES (Continuando): Unas palabras mas. Yo
creo, sefiores Representantes. que 6sta es una question
de interpretaciOu. Nada vale, por otra part, invocar
ciertas y determinadas disposiciones reglamentarias
si en realidad la disposiei6n que so invoca no esta en
perlecta consonancia con el espiritu y ]a letra del
articulo leido.
Insisto en sostener que esta sesi6n debe ser consi-
derada como 1a continuaci6n de la anterior y por tan-
to que estoy en el uso de la palabra, y que cuantos
asuntos vengan a interponerse en el curso del debate
ya iniciado deben ser considerados como antirregla-
mentarios.
SR. PrESIDENTE (PELAYO GARCiA): Para evitar la
discusi6n que el senior Xiqu4s entabla con la Presi-
dencia, puesto que yo no tengo interns en ello, someto
a la consideraci6n de la CAmara lo resuelto por la
Presidencia.
,Su. XIQus: Es infitil, senior Presidente. Vuelvo a
decir que me es grato deferir A lo resuelto por la Pre-
sidencia.
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): Se vA 4 cumplir
lo que dispone el articulo 74 del Reglamento. El se-
fior Secretario dara lecture al referido articulo.
SE. Secretario (BIiTANcouIT) (Leyendo):

"ArIicULO 74.

Las proposiciones de Ley que se refieran 4 algfn
asunto de los encomendados a las Comisiones perma-
nentes, se pasaran 4 las que correspond, cuando asi
lo acuerde la Camara".
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): Los que est6n


conform con que se tome en consideraci6n que se
pongan de pie. (Acordado).
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCIA): Los que est6n
de acuerdo con que pase 4 la Comisi6n de Comunica-
ciones que se pongan de pie. (Acordado). Pasara A la
comisi6n de Comunicaciones.
Sa. LoINAZ: Yo no estoy de acuerdo con que haya
concesiones exclusivas en la Repdblica de Cuba y voy
A presenter una moci6n sobre este particular.
Sn. PRRESIDENTE: Presantela ousted y se pondrA 4
discusi6n.
S. Secretario BETANCOURT. (Leyendo.)

"A LA CAMAiA :

A los efectos de regularizar los servicios sanitarios
de la Repiublica, dando A estos la generalidad y uni-
dad necesaria, a fin de que armonizados con lo pre-
ceptuado en la Carta Fundamental do la Naci6n, resu-
te real y efectiva la responsabilidad que al Ejecutivo
corresponde en los asuntos references A la salud pfi-
blica, cuyas facultades, directives y ejecutivas, apare-
cen mermadas y restringidas en las diferentes 6rdenes
militares que por el Gobierno Interventor se dictaron,
al organizer los distintos ramos de tan important
servicio.
Los Representantes que suscriben someten A la con-
sideracion de la Cmaraa ]a siguiente

PnorosICI6N DL LEY.

CAPITULO 19

Del C.. :. Superior.

Articulo 19-- So crea un Consejo Superior de Salu-
bridad Piblica adscripto a la Secretaria de Goberna-
cion. Dicho Consejo estara constituido, por un Direc-
tor General de salubridad piblica, un Jefe Superior
de Sanidad Terrestre, un Jefe Superior de Sanidad
Maritima, un Oficial Ejecutivo A las 6rdenes directs
del Jeje de Sanidad '1. I r-I ':, el Jefe del Departa-
nento de Inmigraci6n, el Jefe del Despacho de la Se-
cretaria de Gobernaci6n, el Ingeniero del Estado, y el
Veterinario Jele del Lazareto contra el muermo. Con
excepci6n do los tres iltimos cargo, los demns debe-
ran recaer precisamente en m6dicos de reconocida
competencia y que esten ejerciendo ]a profesi6n, por
lo menos con diez aflos de anterioridad a la fecha de
su designaci6n.
Art. 29-El nombramiento y remocion del personal
del Consejo Superior corresponde al Ejecutivo, por si
6 a propuesta del Secretario de Gobernaci6n. Los suel-
dos, tanto para estos cono para el personal subalterno
dependiente del Consejo seran sefialados por el Ejecu-
tivo, hasta tanto que por la Ley general de presupuestos
del Estado se les consignen los que les correspondan.
Art. 39-El Consejo serA presidido, A falta del Se-
eretario de Gobernaci6n, por el Director General de
Salubridad Piblica, con el carActer de Presidente del
mismo y actuary de Secretario el Oficial Ejecutivo.
Art. 49-El Consejo celebrarA sesi6n por lo menos
una vez al mes, tambien cuando lo cite el Presidente
6 el Vice-Presidente, 6 lo acuerde el Consejo.
Art. 5--El Consejo nombrara todo el personal su-
balterno, a propuesta del Jefe de cada ramo, que se
consider necesario para que el servicio sanitario sea
lo mas perfect possible.
Art. 6--El Consejo procedera a adoptar todas las
medidas sanitarias que por su caracter general sean









4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPREBSENTANTES.


aplicables A todo el territorio de la naci6n. Estas me-
didas necesitaran la sanci6n del Gobierno para su
aplicaci6n con el carActer de Ley.
Art. 7-El Estado por medio de la Secretaria de
Gobernaci6n proporcionara local apropiado y todo el
material necesario para la debida implantaci6n de las
Oficinas que fueren necesarias al ordenado funciona-
miento del Consejo y de las dependencias que de 61 se
driven.
Art. 8a-El Consejo tendra la inspecci6n general de
los asuntos relacionados con la salad piblica. Hara
cumplir todas las disposiciones respect al abasteci-
miento de agua, a inmundicias, recogidas de basuras,
etcetera, en today la Republica; asi como las references
A la adulteraci6n de las materials alimenticias, liqui-
dos y bebidas, 6 importaci6n y cuidado 6 trato que se
le dG al ganado dedicado al consume.
EstudiarA cuidadosamente las causes productoras
de las enfermedades, y especialmente de las que re-
visten caracter epidemic, ya se las consider en el
hombre, los animals 6 las plants.
Investigar6 los nocivos efectos que respect A la sa-
lud pfblica determine las localidades, viviendas, cos-
tumbres y condiciones de sus habitantes; asi como los
alimentos, bebidas y medicines, publicando las inves-
tigaciones tiles que se obtengan, referentes a estos
asuntos y A otros de igual naturaleza.
Exigir6 el extricto cumplimiento de las leyes de ca-
racter sanitario, A los que ejerzan 6 pretendan ejercer,
profesiones como la medicine, cirujia, obstetricia,
farmacia, veterinaria 6 el magisterio; A los barberos,
carniceros, panaderos, prostitutes, y conductors de
cadAveres de cualquier clase que scan; asi como a to-
dos aquellos, que por su profesi6n f oficio puedan con-
vertirse en medios de propagaci6n de enfermedades
infesto-contagiosas.
Igualmente exigira el cumplimiento de las leyes que
regulen las industries nocivas 6 peligrosas.
Exigira cuantos datos 6 informes estime convenien-
tes 6 los Directores, Jefes 6 empleados de los Dispen-
sarios, Asilos, Hospitales, Enfermerias, Presidios,
Penitenciarias, Escuelas de caracter plblico 6 priva-
do, Mercados, Hoteles, Secci6n 1E-p.. i.il de Higiene;
y de todos los otros establecimientos asi como de los
duefos, administradores, arrendatarios 6 inquilinos
de lugares piblicos, de ferrocarriles, de vapores y de
toda clase de vehiculos.
Tendra poder para pedir A las autoridades corres-
pondientes, datos referente a las estadisticas demo-
gr(ficas de la Naci6n, relatives a nacimientos, defun-
ciones, matrimonios, enfermedades y epidemics; y
estara obligado A emitir los informes que le pidiera el
Jefe del Estado.
Tendra poder y autoridad .para former y poner en
vigor todas las disposiciones que tiendan A evitar y
combatir enfermedades contagiosas 6 epid6micas, bien
en los hombres 6 en los animals; aminorar las cos-
tumbres dafiinas 1 la salud pfiblica; destruir las cau-
sas que originen cualquier enferrmedad especial, asi co-
mo dictar y poner en vigor las disposiciones de cua-
rentena interior que crea necesarias.
Tendra el derecho de emplear personas competen-
tes para que presten sus servicios en todo a lo que se
refiere a studios 6 investigaciones para los que se re-
quieran conocimientos especiales; asi como para ser
plans y emitir informes en relaci6n con los mismos.
FundarA laboratories biol6gicos, quimicos y bacte-
reol6gicos, debidamente dotados de los aparatos 6 ins-
trumental necesarios asi como de personal id6neo para
practicar studios 6 inyecciones profilicticas y exami-
nar alimentos tantos s6lidos como liquids.


El Sanatorio para la tuberculosis estarb bajo la di-
recci6n y administraci6n del Consejo, lo inismo que
los Hospitales donde se asistan leprosos.
El Departamento de vacuna, estar6 tambien bajo su
administraci6n, lo mismo que el Lazareto establecido
para evitar la propagaci6n del muermo 6 igual el ser-
vicio de higiene especial de la prostituci6n, a fin de
evitar la propagaci6n de las enfermedades especificas
y morigerar las costumbres de las que la ejerzan.
Tendra la facultad de nombrar tantos Delegados
cuantos estime necesarios, para el mejor cumplimien-
to de las leyes sanitarias en el territorio de la Repfl-
blica 6 fuera de ella. Estos Delegados disfrutarAn una
remuneraci6n proporcional 6 la importancia de las
localidades A que se destinen. Todos los Delegados
depedientes del Consejo constituiran uin cuerpo ina-
movible, y por tanto no podrAn ser separados de sus
destinos A menos que a ello se opongan muy justas y
determinadas causes, que se ha.rin constar en el ex-
pediente personal que al efecto se instruya.

CAPITNLO 2?

De los Jefes

Artienlo 99 -El Jefe Superior de Sanidad Terrestre
por si 6 por medio del Oficial Ejecutivo cumplir6 y
harA cumplir las disposiciones adoptadas por el Con-
sejo, asi como las leyes vigentes sobre material sanita-
ria, a cuyo efecto ejercerA la inspecci6n general de los
diversos ramos del servicio.
Iguales funciones ejercera el Jefe de Sanidad Mari-
tima en todo lo que se relacione con el servicio ma-
ritimo.
Ambos Jefes, en sus respectivos departamentos ha-
ran cumplir todas las resoluciones, 6rdenes y disposi-
ciones del Consejo y serAn responsables de cualquier
negligencia f omisi6n en los trabajos encomendados
6 sus snbordinados. En caso de negative 6 cumplir
las ordenanzas del Consejo en cualquier lugar de la
Republica, los Jefes de Sanidad respectivos acudiran
al Jefe del Estado por conduct del Secretario de Go-
bernaci6n quien ordenar, al funcionario correspon-
diente que cuide del cumplimiento de dichas ordenan-
zas, en caso de infracci6n de alguna de ellas, el infrac-
tor sera penado, con una multa de diez a cien pesos 6
al arrest de diez a treinta dias, previa las diligencias
instruidas por el Juzgado correspondiente.
El product de estas multas, como cualquiera otra
cantidad que proceda de las infracciones 6 las dispo-
siciones del Consejo, ingresar6 en el Tesoro General
del Estado.
Estardn obligados a presenter al Consejo tantos
cuantos informes especiales se les pidan. Practicaran
6 harln que se practiquen inspecciones periodicas de
los trabajos realizados por los Consejos Locales de
Sanidad, asi como tambi6n de todos los trabajos de
los empleados del Consejo, de las limpiezas de cloacaw
y calls; paseos, plazas pfiblicas y parques; de la reco-
gida y disposici6n de las basuras, animals muertos,
limpieza nocturna de pozos negros, saneamiento de
casas, fMbricas, sierras, escuelas, prisiones, mercados,
carnicerias, mataderos, cuarteles, servicio de agua,
baflos de todas classes y lavaderos ptblicos, pozos, al-
gibes; agencies funerarias, asilos, carceles, cantinas,
caf6s, teatros y todas classes de establecimientos pu-
blicos.
Haran mensualmente por escrito al Consejo un in-
forme estadistico de sus respectivas dependencias asi
como tambi6n un informed annual.
Al solicitarse por alghn Consejo de Sanidad Local,










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES. 5


expresarin su opini6n reference A cualquier plan que
sea ventajoso para el servicio Municipal de aguas,
desagiies, cloacas, alcantarillado, crematorios. cemen-
terios, aparatos dedesinfecci6n 6 cualquier otra maqui-
na sanitaria, de cualquier clase, que pudiera.n ser so-
metidas t 61 por dicho Consejo Local. Proveert los
miedios necesarios para que el registry del Consejo sea
debidamente Ilevado, para la recopilaci6n de los datos
estadisticos y de todo otro trabajo de oficina en rela-
ci6n con los mismos.
Tendri' facultades para nombrar, trasladar, relevar
6 suspender cuadquier snbordinado del Consejo, dando
cuenta 6 iste para su aprobaci6n definitive.

CAPITULO 3V

De los Conaseos Locales

Articulo 10.--Los Ayuntamientos, nombraran sus
Consejos Locales de Sanidad. Estos Consejos estarain
constituidos por el Alcalde, no menos de dos, ni mAs
de cinco medicos de reconocida competencia que ten-
gan por lo meno cinco aios de ejercicio de la. profe-
si6n, por nn Ingeniero 6 Arquitecto y dos Concejales.
Estos nombramientos ser'in hechos por el Ayunta-
miento respective. De los Vocales m6dicos, uno serfi
el Jefe de Sanidad Local con el caracter de Vice-
Pi'esidente, presidiril las sesiones del Consejo t falta
de el Alcalde y el otro actuarai de t,)cretario. Estos
cargos se haran por elecci6n del mismo Consejo. Ani-
bos percibirin el sueldo que les sefiale el Aynnta-
miento. Los demis Vocales I excepci6n del Alcalde
percibirin por su asistencia a las sesiones, las dietas
que el propio Ayuntamiento les sefiale.
Art. 11.-Estos Consejos cnidairiin de que en sus
respectivos terminos, se cumplan todas las disposicio-
nes sa.nitarias que bayan sido adoptadas por el Conse-
jo Superior y sancionadas por el Gobierno, siemprc
que sean adaptables i1 so localidad.
Art. 12. -Emritirfin los informed, que en material sa-
nitaria relatives a su localidad les sean pedidos por
la, autoridad local, por mediaci6n de la coal se comu-
nicaran con el Consojo Superior 6 con el delegado que
lo represent.
Art. 13. Estos ('.ii-. i|. tendran bajo su jurisdic-
ci6n la part administrative de los asuntos sanitarios
del Ayuntamiento.
Art, 14.-El Consejo se reuniri por lo menos una
vez al mes, cuando lo convoque el Presidente 6 en su
defecto el Vice-Presidente, 6 1o acuerde el propio Con-
sejo.
Art. 15.-Ningui Vocal de cualquier Consejo, que
perciba sueldo por el mismo podrA disfrutar de la
dieta.
Art. 1 .-Los Consejos Locales, tendrtln a su cargo
la inspection y direcci6n general de la Sanidad Pfibli-
(a on todo el territorio de su Avuntamniento. Sus fun-
ciones y atribuciones denitro de an jurisdiccion seran
iguales i las del Consejo Superior, pero siempre esta-
ran sujetos a la inspecci6n de (ste.
Art. 17.- Los Jefes de Sanidad Local serAn los en-
cargados de hacer cumplir los acuerdos de sus respec-
tivos Consejos, v tendrfn dentro de su jurisdicci6n las
abribuciones y deberes que por esta ley se les sefialan
a los Jlees Superiores de Sanidad en el territorio de la
Repfiblica.
Art. 18.-Los Ayuntamientos consignarAn en sus
respectivos presupuestos las cantidades necesarias al
perfect funcionamiento de estos Consejos y a las aten-
ciones sanitarias que de ellos dependan.


Art. 19.-Quedan por la present Ley deroga.das
todas las leyes y disposiciones anteriores que se refie-
ran a servicios sanitarios, exceptuando aquellos regla-
mentos y 6rdenes que no contrariando en narda los
preceptos de esta Ley, sean adoptados por el Consejo
Superior.
AnTiCULO ADICIONAL

Todos los gastos que origine la implantaci6n y orga-
nizaci6n general de los servicios sanitarios en la Re-
pfiblica, seran pagados por el Tesoro Phblico y fijados
en los Presupuestos Generales de la Naci6n.
Camara de Representantes, Agosto 18 de 1902.
Dr. Jos6 A. Malberty.-Dr. Gustavo P6rez Abreu.-
Rafael Martnez Ortiz.-Am6rico Feria.--Pedro Cu6.
SR. PRESIDENT (PELAYO GAROiA): Los que esten
de acuerdo con que se tome en consideraci6n que se
pongan de pie. (Aprobado.)
Si>. Secretario (BP'TrAcor T): Pido que pase a la
Comisi6n de I Beneficencia y Sanidad,.
SR. PRESIEENTE (PELAYO GARciA): Los que est6n
de acuerdo, que tengan la bondad de ponerse de pie.
(Aprobado.) (Pasar d la Camiisi6n de Beneficencia y Sa-
nidad.)
SR. PRESIDENT (PELAYO GARCOA): Continfa ila dis-
cusion suspendida en la sesi6n anterior sobre la cues-
ti6n Giberga-Castaleda. Tiene la palabra el Sr. Xiques.
Sa. XIQUlES: Sres. Representantes: Comenzar6 por
desvvanecer ciertas aprecia.ciones que se me han atri-
buido equivocadamente. Todos vosotros recordareis
que en la session anterior tuvo lugar un incident bas-
tante vivo entire various sefiores Representantes y el
que tiene cl honor de dirigiros la palabra. Es cierto
que por indicaci6n de mi elocuente y querido amigo
el Sr. Juan Antonio Garmendia acordO la CAmanra que
diclo incident no aparezea on el DIARIO DE SESIONES;
no obsta.nte,. me es precise hacer consta.r de nuevo que
de ninguna mianera quise yo, como algunos afectan
career, decir nada que pudiera comprometer en lo mAs
minino la seriedad de la CA;mara. Al decir 6sto no me
mueve el deseo de obtener, por anticipado, vuestro
asentimiento hacia la euesti6n que se debate; pues
tengo ]a absolute convicci6n de lo innecesario de este
recurso, today vez que abrigo tambi6n el convencimien-
to de que pocos son los sefiores Representantes que no
est6n ya plenamente persuaididos de que ]a cuesti6u
Giberga-Castafieda es uno de esos negocios de muy
dudosa moralidad. Es fuerza que insist, no obstante,
en el esclarecimiento y demostraci6n de tan importan-
te material, i fin de que on el animo de todos vosotros
quede grabado, con caracteres idelebles, el mas com-
pleto conocimiento de las infracciones cometidas, con
motivo do esta. concesi6n, por el Gobierno de la Repfi-
blica.
Con el proposito de hacker mks fMcil mi area no he
vacilado en introducir en las costombres parlamenta-
rias una verdadera novedad: he querido traer y desde
luego he traido ai la sesi6n de hoy un pizarron, ese que
veis ali, (seiBalndole) a fin de iacer mAs claro mi
pensamiento por medio de demostraciontes grlficas. El
procedimiento, aunque nuevo, no deja de tener justi-
ticaci6n, toda vez que no difiere on el fondo en nada
de los que se suelen emplear en conferencias y discu-
siones. Asi, por ij-i.l'.. es frecuente usar, en apoyo
de lo que se dice, peri6dicos, revistasy libros. No ha-
ce 0muchas tardes, invitado por un a.migo, tuve el gus-
to deo concurriir una conferencia dada en la Escuela
Normal por el Sr. Enrique Jos( Varona quien hizo
uso, con brillante resultado, de un objeto nmy seme-
ja.nte al que yo lie decidido emplear con vosotros en
la sesi6n de esta tarde.









S DIARIO DE SESIONES DEL CONGREESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES.
I~"~~-~-"~"~-~~--"--------- n ---


He tra.zado sobre esa pizarra, como v6is, tres Haves,
marcada la primera con las letras P. E., mareada la
segunda con las letras P. I. y marcada, la tercera con
las letras P. R. Cada una de dichas Hlaves comprende
una faz 6 period de los tres que ha recorrido la con-
cesi6n Giberga-Castafieda. La have P. E. indica el
period que pudiera llamar espafiol; la P. 1. el perio-
do de la Intervenci6n, y P. R. el period de la Repfi-
blica, Deliberadamente pongo ante los ojos de los
sefiores Representantes esa especie de esquelma, porque
de lo expresado por mi en la session Altima, result en
extremo ficil demostrar que entro la lave primer y
tercera se establece uu vacio, una verdadera soluci6n
de continuidad, infranqueable, causada por ]a, deroga-
ci6n de las 6rdenes militares que el Sr. PWrez Casta-
iTeda, a fuerza de inteligencia y esnmero, logr6 reeabar
de la complacencia del general Leonardo Wood, du-
rante el Gobierno de intervenci6n americana. Asi,
pues, si hacemos desaparecer el contenido de la ave
P. I., que es ]a segunda, notareis un espacio material
completamente vacio entre ]as leaves P. E. y P. 1.
Eso, justamente, es lo que acontece en las series de di-
ligencias efectuadas por el Sr. Perez Castaieoda en el
largo y tortuoso cnrso de sus gestiones.
A pesar de que en la sesi6n anterior. si no estoy
equivocado, se demostr6 por xmi, por modo evidence,
lo que grAficamente queda ya expresado, voy a insis-
tir brevemente, en lo que entonces tave orasi6n de
decir, con objeto de refresca vuestra memorial.
Recordar6is quo en la sesi6n ultima dije que todo
lo que el Sr. Ovidio Giberga presentaba como titulo 6
derecho A la instalaciOn da una plant ele6trica en la
Habana, consistia en un simple informed de character
t6cnico facilitado por el Gobierno espailol. Procurare
demostrar, asimismo, que el Sr. D. Tiburcio P(rez
Castaneda, conocido hombre de negocios, ya en powder
del referido informed ticnico, habia logrado recabar
del Gobierno Interventor las ordenes militares 231 y
109, merced & las cuales adquiria elinforme del senior
Giberga todos los caracteres de una conccesin formal.
Pero es el caso qae no tard6 el Gobierno de \\ashing-
ton en compeler al Gobernador \Ii;I .i de1 la Isla a
que publicase en la Gaceta la orden military nime'ro
160 que derogaba las dos anteriores, y enantas dispo-
siciones pudieran favorecer al Sr. P.rez Castafieia,
basAndose para ello en la ley Foraker que, como es no-
torio, no permitia al Gobierno Interventor hacer cier-
tas y determinadas concesiones. TambiAn dije, por
filtimo, como el Sr. Castafieda, incansable en sus ges-
tiones, obtuvo despu6s, es decir, en los primoros dias
de la Repfblica, del Sr. Luciano Diaz, Secretario de
Obras Pbblicas, la satisfacci6n de toda.s sus :,-1.p;1 ;.-
nes. Porque no habr6is olvidado que el Sr. Diaz, coin-
pafiero y amigo del Sr. Perez Castaileda, cometiendo
todo g6nero de infracciones legales, no exigiendo al
Sr. Porez el cumplimiento de los mix's esenciales requi-
sitos, esto es, permitifndole que dejara incumplidas
las eyes Municipal y de Obras Pilblicas vigentes, ex-
tendi6 una triple concesi6n A favor del Sr. Pcrez Cas-
tafieda con el modesto nombre de apermiso,.
Por lo que dejo dicho, queda plenamente demostra-
do que lo que se ha Ilamado concesi6n Giberga-Casta-
fieda adolece de tan capitals defects que harce impo-
sible que la Camara de Representantes deje de formnular
contra ella, cuando menos, miu mis categ6rica desapro-
baci6n. Pero yo pido aun mAs: yo pidoque la Cimara
anule la referida concesi6n, por injusta, arbitraria e
inconstitucional.
De manera, seliores Representantes, que nos halla-
rnos en presencia de una gran infracci6n constitutional,


de una series de violaciones de las eyes por un decreto
presidential que tiene todos los caracteres de una ver-
dadera, enorminad. Las concesiones, con arreglo a
nuestra Constitucion, no las pueden otorgar, en Cuba,
inAs que los Cuerpos Colegisladores. En modo algu-
no el Poder Ejecutivo. Esto es claro, evident, indis-
cutible.
Me ha parecido oir, no sin cierto asombro, que el
Sr. Castellanos sostiene lo contrario. Ahora bien: 6 el
Sr. (astellanos confunde lo que es una concesion con
lo'que es una autorizaci6n, 6 el Sr. Castellanos sabe
que los unicos organismos que pneden hacer concesio-
nes son los Cuerpos Colegisladores.
Que en la concesi6n Giberga-Castaileda hay una
infracecin constitutional, es evidence. El Ejecutivo
carece de facultades en dicho sentido. El Presidente
do la Repfblica, podria conceder, a lo sumo, una au-
torizaci6n de carActer t6cnico; en modo alguno una
concesiOn como la que aparece en la ((Gaceta Oficial.n
De nimnera, que estamos en presencia de una ver-
dadera infracci6n de la Constituci6n. El senior Secre-
tario de Obras Phiblicas ha incurrido en un grandisi-
mo error y en una grandisima responsalilidad. Ha
pisoteado las Leyes y ha barrenado el C6digo Fun-
damental de la RepAblica.
Ahora bien, se dice: i,qni6n decide sobre la consti-
tucionalidad 6 inconstitucionalidad de las Leyes, las
(1,,,,, i 6 el Tribunal "'iq.i" Y so afiade; el
Tribunal Supremo que es el llamado t decidir, no
puede ann resolve sobre est), porque carece de Ley
de procedimientos. Es innegable. La transformaci6n
que acaba de efectuarse, es decir, el cambio de r6-
gimen ha sido tan repentino y ripido, que no nos ha
permitido abordar todavia la resoluci6n de problems
comno ste. Pero es innegable tambien que no por que
nos encontremos sin Ley de Procediinientos deban de
quedar impune las infracciones de la Constituci6n.
Por lo demnis, no tengo interest en que nos detengamos
a considerar la cuesti6n desde este punto de vista.
Consideremosla, sencillamiente, lesde el punto de vis-
ta que corrresponede la Cimara de Representantes:
el de la violaci6n de las Leyes vigentes, Miini-ip-il y
de Obras Publicas. ..v. se han violado por el Gobler-
no, con motive de la concesi6n Giberga-Castafieda,
dichas dos Leyes? i,no debemos nosotros ser vigilan-
tes asiduos y celosos de todo lo que se relaciona con
el cumplimiento de las Leyes y con la ordenada mar-
cha de la Repfiblica? Nosotros estamos en el deber
inexcusable de advertir al l.,, ni ivo, con la oportuni-
dad del caso, de las desviaciones legales en que in-
curra, para que so corrija sin tardanza. Porque A
todos interest, 6 debe interesar, que asi el Ejecutivo
como las CAmaras, se muestren a la altura de sus de-
beres.
Se ha querido por los defensores del senior Castafie-
da quitar import ncia a este asunto diciendo que el
Gobierno no ha conferido al referido senior una ver-
dadera concesi6n sino simplemente un opermison. No
hay tal. Ya dije anteriormente que bajo este nombre,
bajo el vocablo permiso, se oculta una triple conce-
si6n, es decir, el mis irritante privilegio. Se autoriza
al senior Castafieda, mediante la resoluci6n dictada en
la (Gaceta) del 18, para que 61 pueda vender fuerza
motriz, disponer del subsuelo de la ciudad de la Ha-
bana y dar luz el6ctrica. El senior Secretario de Obras
Pflbicas habria podido extender la referida licencia
siempre que el sefino Castafieda hubiese dado cnmpli-
miento de antemano t las Leyes M1I\I!.;1 1 y de
Obras Pfblicas, yan mencionadas. Y yo pregunto: de-
mostrado como queda que bajo el'nombre de opermiso,










DTTARTO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES. 7


se ha, dado al senior Castafneda, por uno de los Secre-
tarios del Despacho, una triple concesi6n. ,no esti lan
C6mara en el deber de dirigirse a]l Ejecutivo y decir-
]e lo siguiente: 6 derogas Ia disposici6n que aparece
en la RGacetan del 18 de Julio-y esto ]o pedimos,
porque nosotros renunciamos A ejercitar nuestro de-
recho, que es el de 1levar al Secretario de Obras Pfi-
blicas 6 la barra y apusarle ante el Senado-, 6 tfi
coneulcas A sabiendas ]as Leyes, violas la Constitu-
ci6n y te presents ante el pals, desembozadamente,
como el emparador de los mas grades y vergonzosos
abuses?
Nosotros renunciamos desde Inego A la acusa.ci6n
del Secretario de Obras P6blicas; pero creemos que el
Ejecutivo esta en la obligaci6n de subsanar los erro-
res, que el mencionado Secretario ha cometido dando
por no publicado un document que carece completa-
mente de validez.
No debe ningfin senior Representante mirar con
desd6n, sino, por el contrario, con grandisimo interns
todo lo que acabo de decir. Este es un asunto de ex-
traordinaria trascendencia., porque su resoluci6n afec-
ta.r de un modo muy director al buen nonbre v al
decoro del Gobierno. TrAtase, en suma, de una cues-
ti6n, por decirlo asf, national, que no puede ni debe
ser resuelta con espiritu de partido. Ninguna cues-
ti6n mAs propicia que 6sta pa.ra enseliar al pueblo
cubano la march que la, dignidad aconseja A aquellas
sociedades que aspiran a ennoblecer sen sentimientos
y i-i..,- i sus costumbres. Hemos vivido hasta ayer,
cono quien dice, en el seno de una, sociedad envile-
cida, casi birbara, en la cual se lleg6 A una tan gran
bajeza moral, que era usual y corriente el empleo de
vocablos como 6stos: chocolate, chanchullo y otros por
el estilo. No habr6is olvidado tampoco, porque
esto es de nuestros dia4, que no fu6 escuela
de buenas costumbres la domi'aci6n Interventora.
Todo el mundo ha presenciado, durante dicha Tnter-
venci6n. c6mo. de qu suerte se dilapidaba, el dinero
de ]a Repiblica. El otro dia deciame un amigo, en el
memento Pe que juntos nos dirigiamos hacia el Ve-
dado: "',V6 usted esa.s casas que se construyen allA
abajo y esos otros edificios, tan lujosos, que se estAn
levantando junto al mar? Pues esas construcciones
opulentas son de un empleado que ha estado dura.nte
el period de ]a Intervenci6n colocado en Obras Pfl-
blicas y que durante ]a guerra, emigrado, vagaba,
completamente nobre, por los arenales de una de las
ciudades de la Florida. Hoy es rico; hoy tiene easas
como esas, de admirable aspect, A pesar de disfrutar
de un sneldo relativamente modesto."
No vivimos, por tanto, en una Rep6blica barata,
segfn se nos habia prometido, sino en el seno de una
burocracia derrochadora. No exagero. Esto es cosa
que se ve, que Pe palpa, que se acerca a nosotros para
ofrecernos el espeet6culo trite v bochornoso de nups-
tra propia y general degradaci6n. Diriase que los
cubanos, en la hora del triunfo, echamos en olvido
la ardua v patri6tioa area de emanciparnos moral-
mente. Porque este regimen que se inicia, supone
una era de grandes responsabilidades; y en esta Ca-
mara no debehaber, en realidad, ni republicans ni
nacionales; s61o debe haber cubanos, de alma grande,
capaces de todo linaje de sacrificios y pertenecientes 6i
esa magnifica conjunci6n de voluntades que se llam6
Partido Revolucionario Cubano, que tuvo por funda-
dor y Jefe al martir de Dos Rios, al inmortal Jos6
Marti. Es menester, en suma, que nosotros. Ia gentle
nueva, imitemos el ,-iinl.. de tan esolarecido com-
patriota, conduci6ndonos como 61 se condujo siempre.
El, vivo, habria protestado valerosamente contra es-


tos abusos de nuestra Administraci6n. El, represen-
tante, habria dicho, sin dnda, con la elocuencia pro-
pia, suya. inimitable, 6stas 6 parecidas ideas: (Tama-
fias ilegalidades podran hallar ben6vola acogiida v
complaciente apoyo en las esferas del Gobierno. alli
en las Seeretarias; pero ja.m:s podran sr sancionadas
por la Camara de Representantes, corporaci6n elegida
por el pueblo para elevar la conciencia cubana hasta
las cumbres incontaminadas de la justicia, y para,
desde alli, enarbolar, como embleina glorioso de rege-
neraci6n national, la bandera de ]a. moralidad admi-
nistrativa.. (Aplansos prolongados.)
No se trata, no, co0mo equivocadamentese ha-dicho,
con manifiesta injusticia, de que nos opongamos A que
en este pais, en el cual comi6nzase ahora 6 vivir
la vida de la libertad, se organicen otras industries.
Vengan en huen hora cuintas plants electrical quie-
ran venir, porque, con la competencia ga.narl el pueblo
obrero, el pueblo trabajador, que es nuestro culto,
que es nuestra devoci6n. Nosotros deseamos que
vengan cuantas plants el6ctricas sean posibles 6 ima-
ginables; nosotros qneremos que vengan a Cuba nu-
merosas Empresas; pero que se establezean en condi-
ciones legales, A fit de que la competencia sea legal y
honrada. Lo que no queremos es que se screen privi-
legios y monopolies. a la sombra de las nuevas insti-
tuciones en favor de determinadas entidades.
Mo vacilo en calificar de monstruosa la concesi6n
que se le ha otorgado a.l sefior P&rez Castafieda, y para
justificar el referido (, ili1. l.ri. vov A demostra.r, a
grande's rasgos, lo que dicha concesi6n significa desde
uno de sus aspects solamente. Desde su aspect
m6s sencillo.
Vd. tiene, seflor Casta.ieda, el subsuclo de la H-a-
hana-se le ha dicho.-Vd. puede construir zanjas en
las calls; Vd. pnede construir, en las esquinas, los
registros correspondent tes y puede Vd. construir to-
das esas cosas sin que Vd. so vea obligado a sacar a
pilblica subasta sus obras. Lo que equivale A decir:
todos los que quieran venir a trabajar a la ciudad de
la IHabana pueden hacerlo; pero como tributaries
obligados del sefor P6rez Castafeda. El pais esti
necesitado de obras; aqui encontrarin trabajo, mu-
cho trabajo los obreros de In Isla; pero bajo el yugo
insoportable del afortunado impresario. Cuando
los registros est6n terminados, 6stos ocuparin las
esquinas de las calls de la Ilabana casi totalmente y
de nada servirA, por tanto, que otro ciudadano cual-
quiera obtenga el derecho de abrir, por su cuenta,
otras zanjas, porque a.l llegar A l]aesquina pr6xima,
tropezari, inraliblemente, con uno de dichos registros.
Ahora bien,como estos son del senior Ca.stafieda, ol
nuevo contratista se vera en la ineludible necesi-
dad de pagarle poi su registro la suma que aquel exija,.
Claro esta, que el seflor Castafieda, que no es touto,
demandara sumas enormes, A fin de hacer prActica-
mente impossible todo g6nero de competencia. )ecid-
me, senores Representantes, si esto no es realmente
monstruoso.
Podria insistir, ofreciendo A vuestra ilustrada y
ben6vola consideraci6n otros aspects del problema.
Pero no es menester.
No serA di,.-il ique ha de serlo! si estamos en un
pais en el cual la imaginaci6n es fecunda, en done la
palabra brota, como brota de nuestros inontes el
torrente, que algfin elocuente orador se levante a de-
ciros que todo lo afirmado por mi es pura teoria, que
todo lo que os he dicho debe ser tenido como obra
deleznable de mi pobre intelecto. Pero. seniors Re-
presentantes, cuando ese seductor, cuando ese de la pa-
labra bella alce aqui su voz, cerrad los oidos, porque










S r)TARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES.

es muy possible que, bajo la magia de su verbo, pueda misma estima que yo le tengo A 61, estimindonos en
haceros career, en la horn supreme de las definitivas suma y por lo menos igualmente, siendo como somos
resoluciones, que es mero castillo de naipes, lo que, 6 nacidos en el mismo pueblo y relacionados en la familiar
mi juicio, es enorme 6 indestructible conjunto de he- desde los abuelos aca, siendo, por todo cuanto nos
chos. conocemos, evidence que ninguno delos dos somos ca-
Yoy 6, concluir, porque contra mi prop6sito me he paces de defender intereses mezquinos. Yo tengo
extendido mas de lo convenient. Pero permitidme formado ese concept del senor Xiques que es un
que, antes, os dirija un ruego. Al acercarse el ins- hombre vehementemente patriota y lha de amar A su
tante de la votaci6n, reconcentraos en lo mis hondo patria libre y a la administraci6n honrada, y, honrado
de vuestra conciencia, y pidiendole inspiraciones t la y pulcro al Gobierno que tiene su pals, en ansia de
virtud y al honor, resolved en justicia. Porque como lavar las manchas del pasado, en ansia de curar las
yo decia hace unos moments, no se trata, no, de un graves heridas inferidas por una dominaci6n de cua-
asunto.baladi, insignificant, que pueda ser resuelto trocientos aios. Yo supongo que 61 piensa asi de mi,
con ligereza, sino de un asunto en el cual va envuelto como pienso de 61, de manera que se sobreentienda
quizns el porvenir moral de la Repfibiica. (Grandes que cuando hablamos en esta Camara, lo bacemos
y prolongados aplausos.) siempre en nombre de los altos intereses, de los inte-
Si. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senor Caste- reses generals cuya defense habra de hacer la Patria
llanos, libre, grande, ordenada, stable y feliz.
SR. CASTELLANOS: Selior Presidente y seilores Re- En la cuesti6n planteada no concurren esos requi-
presentantes: llabia pedido la palabra para una cues- sits; no se trata de hacer una Ley para el bien de
ti6n incidental; pero ahora renuncio i ella para el la Naci6n, trAtase tan solo de favorecer determinado
incident y la pido al senior Presidente para que me interns y esa no es nuestra misi6n.
permit consumer un turno en contra de la mocion Nosotros no podemos intervenir ni influir en el re-
presentada por el senior Xiques. sultado de ese expediente, integrate de una conce-
Sim. PRESIDENTE: Tiene la palabra para consumer si6n singular; es un asunto puramente administrative,
un turno en contra de la moci(o presentada por el hoy en el curso de tramitaci6n usual en las Oficinas
sefi6r i'il.. doe la Administraci6n General. Siendo esto asi, tra-
Si. CASTELLANOS: Sr. President, seilores Represen- tAndose de uu expediente que correspond 6 la Admi-
tantes: Voy a contestar a mi distinguido, particular y nistraci6n tramitar y resolver, .. .u.. nosotros vamos
querido <( .i i ..-ci ~ elSr. Xiques, aunque en realidad no A hacer una Ley para este solo asunto? una Ley que
era del todo necesario hacerlo, porque ya a estas alturas no ha de tener el character de generalidad de que deben
el senior Xiques estA plenamente convencido, de qule star revestidas las Leyes.
su moci6n serA derrotada; sabiendo 61 perfectamente, No se trata tampoco de una cuesti6n transcendental,
la imposibilidad material en que se encuentra su ni grave, ni de una cuesti6n que afecte los interests
moci6n de prosperar en esta CAmara, ha aprovechado nacionales, ni 6 la honradez de la Ca mara, ni al de-
sin embargo el debate, para con su habilidad de po- coro de los sefiores Representantes, ni comprometedo-
lemista avezado a las luchas parlamentarias, tomar al ra tampoco del porvenir de la Repfblica.
vuelo la ocasi6n que so le ofrece de combatir un .go- Aqui tengo A mi mano, dos folletos sobre la misma
bierno que ha venido a ser gobierno contra su volun- coesti6n y cada uno trata el asunto. de distinta inane-
tad, sin su concurso personal, contra su opinion. Si- ra. Tengo tambien aqui en la mano la Ley General
gniendo por esa send nos ha dicho el Ir.-i,;.. que de Obras PPblicas definidora de cuAles son las obras
tiene formado (el estado de cosas que existen, tenemos de character general, cuales las obras de caricter pro-
y sobrellevamos, pero no se ha ocupado (de su moci6n; vincial, cuiles las obras de character municipal, cuales
no nos ha explicado porque puede conocer esta ( '1., son las obras que realizara la Provincia, cuales las
ra de un asunto que esta cnrsindose bajo la compe- encomendadas al Mii'i ii..-, cuales al Estado.
tencia de un tribunal ordinario de i -t;. .. que fun- Y yo aseguro al senior Xiques, que, 6 no se leer, lo
ciona con las facultades que la Ley ]e concede, con cual pudiera resultar cierto, pero en fin, la gente por
constitutional independencia y c6mo esta CAmara ahi dice que yo no leo del todo mal, y hay que career
puede resolve una cuesti6n de character meramente a la gente, porque muchas veces el rumor pfblico es
administrative 6 contencioso administrative. el que promueve tempestades en la Camara, 6 result
Yo esperaba que el senor Xiques nos demostrara, del texto de la ley que la concesi6n discutida no cons-
dandonos una lecci6n t6enica de derecho, la conpetn- tituye obra pfblica general, municipal ni provincial.
cia del Poder'Legislativo, utilizando esa pizarra que Esa Ley de Obras Pfblicns. al delinir cuales son
habia traido aqul, de modo claro que todos ontendi5- obras municipals, do character general quo afectan Ala
ramos, aun los menos preparados, los cerebros mas totalidad de los Municipios, no define como tales las
elementales la exactitud 6 la eficacia de su doctrine. Plants E(lctricas, ni las Empresasque tienen por obje-
Pero nada de eso nos ha sido explicado. Asi conti- to producer un alumbrado eldetrico, ni desarrollar una
nfo yo teniendo las mismas dudas que tenia cuando Compailia prodnctora de gas; son 6stas, :!'.i'i. -. pu-
me trajeron a firmar, y yo, sintiundolo much, no ramento privadas que no representan mas que un inte-
pude hacerlo, aquella moci6n. r6s privado y no a.ectan uras que a un grupo de ciu-
Continuo con los mismos criterios y acaso los mis- dadanos, aquellos que consamen el alumbrado y por
mos prejuicios que tenia antes. Culpable de ello nutuo convenio les facility la Empresa. Y cuando el
es el seflor Xiques, mi paisano. iUn hombre tan vehe- senior Xiques decia con argumentaci6n robusta y her-
mente como yo, en determinados moments de la vida! mosa; "esto nos interest a todos", pens6 en el hogar
Prejuicios y criterios fundados en algo licito, porque de los ssesenta y tires Representantes, y pens5 que easi
yo no supongo que 61 piense de mi, como yo no pien- todos nosotros consnmimos gas de nna Empresa que
so de 61, que inspiren, su actitud ni la mia el deseo hace mnas de cincuenta afios ejerce un monopolio y un
6 el proposito de apoyar agios, interests bastardos, privilegio en la Isla de Cuba; y pensaba que todos
ni much menos, cosas mal hechas por la adnministra- nosotros al vivir en la ciudad de lta Hlabana, tenemos
ci6n. Supongo que 61 me tiene A mi en el altisimo con- que rendir tribute nuna Compafita que goza de un
cepto en que yo le tengo; que 61 me tiene a mi en la privilegio, que nos dedica folletos y que trata de pro-










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES 9


barnos que ella represent interests que el pais debe
respetar, y que necesita de la CAmara eyes que le
aseguren ese privilegio de que viene gozando hace
tantos afios. ;,Es ese monopolio, el que merece re-
pulsi6n al sefor Xiques? Y tengo aqui otro folleto
en el cual otra parte, A quien no conozco sino de vista,
por ser persona que se exhibe much, A quien conoce-
rA el senior Xiques, pretend demostrarnos lo mismo
que su antagonist en el otro folleto impreso. Es de-
cir que la cuesti6n es una lucha entire el interns de dos
entidades que se screen perjudicadas la una por la
otra: una cuesti6n de interns puramente privado, agi-
tada por el capital de los accionistas de ambas Eim-
presas. Por eso no estA comprendida en ningfin pre-
cepto de la Ley de Obras Publicas, por ser como
es puramente particular. Cierto que hay en el fondo
de esos como de todos los interests particulars, algo
merecedor del mAs profundo respeto, algo que real-
mente toca a la Constituci6n y llama A aquellas
promesas de reivindicaci6n ofrecidas al pueblo cuba-
no por la revoluci6n.
Si nosotros le ponemos por medio de eyes (porque
de otro modo no podriamos hacerlo) cortapisas 6 dili-
cultades, 6 impedimentos a otras Empresas, imposi-
bilitando prActicaments sn funcionamiento ese mono-
polio que tanto asusta al senor Xiques sera perpetuado
A trav6s de los siglos, y : trav6s de los siglos tolera-
remos la iniquidad y el inonopolio explotativo de ]a.
indicada Empresa, protegida de tal modo que haga
impossible la competencia de otra.
Tambi6n se present el problema bajo otro as-
pecto; en la ciudad de la 11abana, los que viven
con determinada notoriedad son conocidos perfec-
tamente, y es ademAs sabido como viven lo
que tienen y como lo han adquirido cada una de
esas personas. Entre esas que algo tienen hay min-
chas A cubierto de toda sospecha. Asi no es precise
que explique cuanto dice el sefnor Xiques con la ha-
bilidad que le caracteriza, al asegurar t la Cama-
ra que 61 sabe los fines y propositos que se persi-
guen; soy total 6 integrantemente ageno A esos de-
talles. Le aseguro al senior Xiques, que en abso-
Into nada me preocupa que el curso de este asunto
se entorpezca 6 siga adelante, porque ese sufior
el cual cree err6nearmente el senior Xiques defendido
por mi y persona de mi amistad, ni es mi amigo ni
me inspire otra cosa que incipiente antipatia. Guia-
me solo el prop6sito de restablecer ie imperio de la
verdad y contribuir como pueda A deshacer los anti-
guos privilegios. Y lo cierto es que en la ciudad una
Empresa, defendida por el senior Xiques, abusa de un
monopolio irritante sin que se haya encontrado medio
adecuado de evitarlo, porque e. un mouopolio reves-
tido de cierta formula legal y, despu6s de los esfuerzos
de mi amigo, hasta moral.
La nueva concesi6n, la que viene A combatir A la
vieja empresa es legal; tuvo sus origins la con-
cesi6n en la tramitaci6n que en aquella 6poca,
se realize por el Ingeniero sefor Ovidio Giberga, y
fueron empleados perfectamente todos los requisitos
exigidos A las obras de esa naturaleza, es decir A las
obras de character puramente particular. Solamente
negando lo evidence se puede considerar illegal la con-
cesi6n discutida. La cual lejos de merecer la impug-
nacion tonante formula da por el sefnor Xiques debe
calificarse de cosa legitimamente otorgada, puesto
que como ya he dicho anteriormente se Ilenaron to-
das las exigencias que reclama la vigente legislaci6n.
No se trata en este caso, como equivocadamente se
ba dicho y sostenido de una obra de carActer pfiblico,


la concedida es una obra de character general; se trata
sefiores Representantes, de una cuesti6n limitada al
interest de dos asociaciones particulars, de una cues-
ti6n n que dos Empresas alarmadamente ven en pe-
ligro sus mutuos interests. Una que tiene en uso
hace muclhosos aios n privilegio con monopolio, ejer-
ciendolo de modo t.an perjudicial y vejaminoso pal a el
interns social que ese Gobierno Interventor qne hizo
cosas muy malas, en lo cual estoy de complete acuer-
do con el srfior Xiques, pero reconociendo al mismo
tiempo que hizo otras buenas, se vi6 obligado A sefia-
lar a esa Empresa el tipo por el que habia de regirse
para, vender su product a fin de que no siguiera ex-
plotando del modo desatentado que lo hacia al vecin-
dario de la ciudad.
SR PRESIDENTE: TTn imomento senior Castellanos.
IIabiendo espirado la hora reglamentaria, propongo
a la Crina.ra que prorrogue la sesi6n hasta quu ter-
mine el Sr. Castellanos. Los que esten de acuerdo qiue
se pongan de pii.
(Acordado).
Sn. Castellanos: 1,Tasta que hora sefor Presidente?
SR. PRESIDENTE: flasta que termine, 6 hasta que
el senior Castellanos se sienta fatigado.
Sn. Castellanos: Ie esperado desde las dos de la
tarde y son las cinco. Deseo concluir. Y suplico a
la CAmara me permit terminal cuando me sienta
fatigado.
SR. PRESIDENTE: Es que hay dos turnos mas pedi-
dos. Continue el senor Castellanos.
Sn. Castellanos: Yo no quiero hablar much mis
de este asunto; pero si quiero dejar sentado de un
modo concluyente que aqiu no se trata de una obra
pfillica de interns general. Que las obras p6blicas
municipales, segino el articulo sexto son: la construc-
ci6n y conservaci6n de los caminos vecinales incluidos
en el plan de los que deban costearse con fondos mn-
nicipales.
2--Las obras de abasteeimiento de aguas de las
poblaciones.
3 -La. desecacion de la.s lagunas y terrenos insa-
lubres que no siondo de los comprendidos en el pArra-
fo quinto del articulo 3? ni en el pArrafo 3V del articu-
lo 5? interesen f uno 6 mas pueblos.
49- Los pnentes de interest meramente local.
59-La construcci6n v conservaci6n de los edificios
necesarios para la el servicio de la Administraci6n
Municipal.
6?-Las obras do viabilidad y ornato de las calls,
plazas y paseos de las poblaciones.
Esas son las obras pfiblicas municipals que recono-
ce como tales esta Ley de Obras pifblicas, finica pauta
y autoridad en la material. Basandose en esta Ley,
no hay en la concesi6n obra pfiblica municipal. Ocu-
rri6sele a una entidad la instalaci6u de una Planta
El6ctrica, la que hoy ha obtenido una Compafiia que
se llama (nCuba.na,, por halagarnos pero que en ella
tal vez no habra empleado un solo cubano. Pero en
la autorizaci6n adquirida por la Companfia, se expre-
sa que no son obras pftblicas municipales, ni consta
siquiera la declaraci6n de que sean de utilidad gene-
ral, sino que son Empresas de autores particulars,
regenteadas por particulars, desarrollando capitales
propios, los coules acuden A la Autoridad solamente
para obtener autorizaci6n, permiso legal con el fin de
ocupar y aprovechar cosas de aprovechamiento co-
mun, bienes que pertenecen al Estado, A la Provincia
6 al Municipio, como yo espero demostraros mas ade-
lante.
Es decir, que en esta contienda, no se compromete










10 DIARTO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES.


la Repiblica, ni la Naci6n, ni se compromete A la
< ''i 11 do Representantes, que no liene interns ni
ingerenciab de ningunaclase en el capital ni en la Erm-
presa., mi i *. dicho, en las Empresas porque la cues-
ti6n ]a suscitan en realidad dos Empresas meramente
particulars, en que la urna viene A hacerle com-
petencia, 't aquella otra, la que ya, estaba, establecida.
Yo estoy con el senor Xiqnes conform en esto, en
one esa competencia que se anuncia, que esas rebajas
'ofrecidas ])or la nueva, compalnia no habran de bene-
ficiar en nada a] vecindario, ni al consumidor, mias
i,por eso hemos de ;,,i|..-d1i 1 el desa.rrollo de sus ini-
ciativas y la inversion (d stus capitals?
A un hombre inteligente, se le ocurre al ver al ex-
plotaci6n de una Empresa, solicitor autorizacion para
establecer otra Empresa quizAs con el mismo intent,
pero prometiendo tentadores beneficios y la solicit
no del Ayuntamo de de1 la Repitlica, sino del Capi-
tmin General y del Ayuntamiento de Espaiia., del
Ayuntamiento espafiol, del Ayuntamiento de 1a Cinu-
dad de la II.abana, bajo el regimen de aquel (obierno
que estaba entonees en el ejeroicio de la soberania,
del Gobierno constituido y organizado para regir la
Colonia con leyes especiales, promulgadas expresa-
mente para. este pais, gobierno establecido con una
administration bastante bien organiza.da, oqe tenia
previsto todos los casos que pudieran ocurrir, ha.sta
los mis insignificantes y una. larga pr:cttica y abnn-
dosa jurisprudencia de aquella administlraciu; y con
arreglo 1 las eyes que entonces region para la Colo-
nia, el senior Ovidio (iberga obtuvo del Capitan (Ge-
neral que era entonce, conmo Delegado del Ministro
de Ultramar, Representante del Poder I.I ..-. ivo Es-
pafiol, la, autorizaci6n t6enica que le eera menester.
No temo en 1o mnas iminimo, molester la atenci6n
de los sefiores Representantes, por que ellos estan en
el deber do enterarse detalladament e de todo y son
ademi's reconocidaimentle benevolos. En conside'raeion
A esas dos razones voy i, leerles ese Dereto que esfit
aqui en el expedient, decreto nimy coniocido, cuyo
articulo primiero dice asi:
((Art. 1i -Las compafiias 6 particulars que preten-
dan establecer conductor. eldecticos, maiqinas 6
aparatos generadores de electricidad con destino al
alumnbrado el6ctrico, transported de fuerza 6 a ca0l-
quiera otra industrial que exija corrientes de gran
diferenicia de potential, deberan solicitar del Gober-
nador General, por conduct del Gobernador Civil de
Ja provincial la. competent a.ntoriza.ciSn.,
Y decia mi distinguido amigo el Sr. Xiiques: la
autoriza.ci6n tecnicai simple y sencilla, para ver si eso
que se pretense hacer se a.justa a no s6 que comun1
teecnicisno, porque el colniin teenicismo o estaba0 le-
gislado culado esa1 ley se promulg6, ni podia legislar-
se en 1890 de un modo complete, l6poca en que en Es-
paiia se diet la Ley.
Esta ley citada, tiene un Reglamento complementa-
rio y cse reglamento de una mainera senl(illiSimia va a
convencer a mi distinguido amigo el senor Xiques (de
que pa.ra el Capitan General, con arregio i la legisla.-
cion vigento en esa feclha, las palabras antorizaci16 y
concesi6n era.n luna misma, cosa, no habia( diferencia
de ninguna especie entire las dos. Lo iismo era. auto-
rizar que conceder. La una iba invivita en la otra y
no podia atutorizarse ni concederse sin6 por la volun-
tad del Ca.pitan General resume del Poder Ejecutivo
de Espafia en Cuba.
El aIrticulo segundo de ese Reglamento que fIn6
aprobado por una Real Orden hoy vigente entire no-
sotros dice:
((Art. 2?-Dichas instancias, con sus antecedentes,


pasaran a la Administraci6n general de Comunica-
ciones, que incoa.r: el oportuno expediente, pidiendo
cuantos datos de ampliaci6n creyera necesarios y pre-
vio su informed y el de la. Junta Consultiva de Obras
Pfiblicas, se elevarin al Gobierno General que aproba-
ra 6 negart la concesi6n.
Todas las modificaciones que despu4s se proponga
introducir el concesionario, servn sometidas i igual
procedilmiento.))
Es decir que el Capit:in GenerMl sin inas tramites
ni requisitos -.. ;... que la consult de la, Adminis-
traci6n General de Com uniicaciones y sin otra poste-
rior que la consult, de la Junta ad hoe de Obras Pft-
blicas arbitrariamente si asi le gusta al senior Xiques,
esgrimiendo ante la, ley aquel sable de Capitain Gene-
ral que quizAs a.lgunas veces l j' 1. r. los sentimien-
tos patrioticos del seie or '[...--, como 1 ,i1.: los de
todos los que ama1)an la. independencia de Cuba, con
ese sable de Capitan General de ]a Isla, de Cuba, 6
coan si fa0eultld di tcrecional, rue 0on0 la que otorg6 esa
autorizaci6n que como ya he dicho antes tenia el mis-
mo caricter que si Ifuera una verdadera formal y de-
linitiva concesi6on por virtud de la cual se autorizalba
al0 senior C. i., para establecer una Planta El5ctrica
en la Ciudad de la. Halbana. con *.1I I .i de dotarla de
luz elc:trica, para el alumbraldo de la ciudad y sus
moradores. Dicha conceesin f1'u otorgadai por 99 ailos,
A semlejanza del plazo sefialado a las concesiones fe-
rrocarrileras.
Como se vN por lo que acab)o de leer, esta plena-
mento justificado y corroborado que el senior Presi-
dente resume como el Capitan Genleral del Poder Eje-
cntivo estalba su ieientemente capacitado y facultado
para otorgar dicha concesi6n, lo cual probado y ave-
riguado destruye p1or complete today a series de injns-
tilicadas, acusaciones de que oha sido objeto por part
de mi (querido compafieio y particular amiigo el selor
Xiques, el venerable y austero patriot que en enestos mo-
menltos ocupa la Primera Magistratura de la naciente
Repuiblica Cubana, que ha. procedido en perfect uso de
sus facu ltades i. 'i .. .
Si esto no I'uera0 bastante, el articulo 25 de ese
inismeo Regla.mento dice lo siguiente:
((Art. 25.-Si durante las obras de instalaci6n sur-
a':ellen diferencias nitre el concesionario y el Jefe da
Comunicaciones referentes a a.quellas, ('ste expondrk
a la Admini)straci6n general cuanto ocurra, para que
resuelva en ca(da cas o loque correspond. )
Al amparo del espiritu de esa ley, qne no puede
ser mas ammplio ni mas explicito; de esa ley todavia
entire nosotros vigonlte, fu6 otorgada la concesion. No
es posil)le sostener mientras este en vigor, que sea
otro powder que el ''1 -, I;' .. i quien correspondan las
facultades e eella otorgadlas al Capita;n General. Con
esas amplisimas liacultades (1n esa ley otorgadas al
Poder Central, ha resuelto el Secretario de'Obras Ph-
blicas, porque es de su exclusive competencin Ia re-
solucion. Respond sin embargo que no lo ha hecho
siguiendo su critic eio personal, sino guiandose por
el criteria del Consejo de Secretarios y el desco del
r'-.-;.,i-ii segun carta publicada, por un Secretario
dimitente, q(ue asi lo Iiizo constar. Ellos todos lo hiic-
ron; el Poder Central, no ). Manuel Luciano Diaz,
Secretario de Obras i',i.. i a quien aqui se ha ataca-
do exclusivamente, eximiendo de ese ataque a otros
Seeretarios, realizando una injusticia que siento por-
que el ... '..,i Xiques es nu verdadero democrat; rea-
lizando, repito, iuna par1cial excepci6n.
Sa. XIQUES: (interrumpiendo). Yo ataqu6 A todo el
Gobierno.









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMIARA DE REPRESENTANTES. 11


SR. CASTELLANOS: Pues bien, ese Poder Ejecutivo,
no el Secretario de Obras Puiblicas, ese Poder Central,
creyendo, y creyendo honradamente, de buena fM, con
today la honorabilidad que hay que reconocer a todas
las personas que forman el Consejo de Secretarios, ese
Poder Central, creyendo que estaba autorizado por la
Ley, haciendo use de las amplisimas facultades que
6sta le daba, estimaron que acertadamente podian
resolver el asunto sin consultar el Poder Legislativo,
y asi lo han hecho, haci6ndolo bien.
Podria decir el Sr. Xiqu6s, y entonces yo estaria
conform con 61: "Esa Ley es mala, esa Ley es peli-
grosa, esa Ley vigoriza el Poder Central gravemente
con perjuicio del equilibrio democrAtico. Esa Ley
quita atribuciones a los Municipios." 4Y por qu6 el
senior Xiqups no propone, cumpliendo uno de tantos
deberes que tiene como Representante, que sea dero-
gada esa Ley, sustituy6ndola con otra mejor, mas
sabia, mnts harmonica, propia y adecuada al regimen
republican nuestro?
El sefior Xiques pedia un remedio para el mal, pe-
ro no pedia que se derogase la Ley causante del da-
flo, ni que se sustituyese por otra descentralizadora
de acuerdo con nuestros principios democraticos y
con nuestra actual organizaci6n political. Si lo hiciera
asi, tendria much gusto en contribuir ponerle re-
medio al mal, pero despuBs de declarar plenamente
convencido de ello que no se incurri6 en responsa-
bilidad por el Poder Ejecutivo ni se ha faltado a los
preceptos de esa Ley ni se ha violado la Constitu-
ci6n........
SR. XIQUEs: ,C6mo, duda Vd. todavia de que se ha
violado la Constituci6n?
Su. PKESIDENTE: El sefior Xiques no puede inte-
rrumpir al seflor Castellanos, porque el Reglamento
no se lo permit. El senior Xiques puede responder
en su rectificaci6n.
SB. CASTELLANOS: Es decir y asi debemos declarar-
lo, que el Poder Ejecutivo, el Poder Central, la Ad-
ministraci6n Central de la Repfblica de Cuba, inau-
gurada el 20 de Mayo, el Presidente de la Repfblica
y su Consejo de Secretarios no han cometido ninguna
infracci6n Constitucional.
Todo este gran debate se fund y lo original este
sencillo caso. Otorgada la concesi6n, permitiendo la
instalaci6n, el Poder Central ha tenido t bien
modificarla en ese detalle d(e un modo beneficioso pa-
ra el pfblico, dici4ndole al concesionario: Te reco-
nozco ese derecho y te concede la autorizaci6n en lo
esencial en los t6rminos convenidos, pero te obligo a
que pongas bajo tierra tus hilos, cables y alarnbres,
porque la experiencia y la opinion piblica me dicen
que asi estan mi s resguardadas las vidas de los ciuda-
danos. Haci6ndote estamodificaci6n de detalle en cum-
plimiento del articulo 8 del Reglamento, que me
dice:
"Art. 8--Cuando las condiciones especiales de la
localidad no pormita, ya por la altura de los edificios,
la estrechez 6 d6snivel de sus calls, carninos 6 here-
dades, la realizaci6n exacta de las disposiciones del
Decreto para el tendido de conductores, se resolvera
sobre el terreno, de comfin acuerdo entire el concesio-
nario y el Jefe de Comunicaciones de la Provincia 6
el designado por el'Administrador General a reserve
de la aprobaci6n de la Comisi6n Inspectora y Recep-
tora de las obras.))
SR. XIQUiis: (interrumpiendo). ,Y el articulo cuarto
del Decrato de 1890?
SR. CASTELLANOS: (Continuando). Yo tendrE mu-
chisimo gusto en le6rselo al senor Xiques si lo ha
olvidado.


Siendo el Poder Central el finico competent para
dar autorizaci6n bastante para instalar las plants, es
16gico que solamente el Poder Central tiene compe-
tencia para hacer modificaciones en ellas.
Voy a citar un ejemplo que va a convencer al senior
Xiques: La Ley de Ferrocarriles exige como condi-
ci6n esencialisima de un proyecto, quea 61 seacompafne
el trazado de la via f6rrea, que se determine line a
line por donde va a pasar la via en proyecto. Pues
bien, en la ciudad de la Ilabana, cuando existia el
hist6rico teatro de Villanueva fu6 otorgada la conce-
si6n Trigo; las lines pasaban demasiado pr6ximas al
teatro de Villanueva, la empresa de aquel teatro se
present A la autoridad concesionaria quejandose, y
esa autoridad, interpretando un articulo de la Ley
de Ferrocarriles, entendi6 que una pequefia modifica-
ci6n no necesitaria la autoridad del Ministro, y por
si misma aprob6 aquella modificaci6n que se hizo en
el primitive trazado del Ferrocarril Urbano, sin que
a nadie se le ocurriera protestar de esa modifi-
caci6n.
Sn. Torre y Huerta: (Interruimpiendo). Pero eso no
[.,1 in.li'.d.. a nam die.
Sr. Castellanos: Yo recoger6 esta otra alusi6n del
senior La Torre que dijo que no perjudicaba 'a nadie.
Aquella perjudicaba lo mismo que perjudica 6sta, al
interns privado de determinada persona, perjudicaba
a la empresa propietaria del Teatro de Villanueva,
perjudicaba i un inter6s particular, sucediendo lo
que sucede en estos casos entire dos intereses particu-
lares, el mas poderoso venci6 al otro.
Sn. Torre y Huerta: (Interrumpiendo). Porque eran
los terrenos de las antiguas murallas que estaban des-
poblados.
Su. CASTL'rLANOS: Yo no s6 si estaban despoblados.
S6 que los principios inspiradores de aquella legis-
laci6n son los mismos inspiradores de la actual y ellos
no se han modificado a trav6s de los tiempos. Quizas
por eso son principios generals que han servido para
la estabilidad de las leyes. Los mismos principios
vienen A resolver los mismos casos, y a darle vida es-
pansiva y duradera A las iniciatiyas, algo asi como
los principios sanos de las ciencias, en las cuales debe
descansar toda legislaci6n sabia y honrada.
Pues bien: si fu6 pedida con causa, fui otorgada
una modificaci6n que yo estimo de grande y verdade-
ra importancia, en la concesi6n hecha al senior Casta-
fieda, esta es la que se refiere a que los alambres con-
ductores de la electricidad en lugar de ser instalados
al aire sobre postes como los de la compania de los
tranvias el6ctricos, vayan por debajo de la tierra;
modificaci6u que encuentro muy loable y digna de to-
do encomio, pues sabidas son de todos los sefiores
Representantes las desgracias que ya han ocasionado
la ruptura de los alambres que actualmente cruzan el
espacio, y lo peligroso de toda instalaci6n realizada
por ese m6todo en las grandes ciudades.
Se ha manifestado repetidas veces por nuestro apre-
ciable y querirido amigo el sefor Xiques que es bene-
ficioso y necesario para el prestigio national y el
prestigio de la Caimara., que nosotros anulemos la
concesi6n otorgada al senior C.,-l.fr,,1.c, concesi6n le-
gitimamente otorgada, puesto que se llenaron al pe-
dirla y darla todos los trAmites y requisitos exigidos
por la legislaci6n vigente. De consiguiente si a alguien
puede perjudicar esta concesi6n no es seguramente al
prestigio y al decoro national, ni A los muy altos y
bien conquistados de esta Camara, sino a algfn par-
ticular en sus intereses privados.
Ahora bien, por qu6 se llama a la modificaci6n per-
juicio, no he podido averiguarlo. He leido la Gaceta









12 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES.


del dia diez y ocho y he vuelto A leorla, la he leido
hasta tres veces, en obsequio al senior Xiques, tribu-
tkndole esa atenci6n cuidadosa y especial que 61 que-
ria que yo le mereciera cuando 61 hblablaa y que yo
le lie consagrado m6as atenta y mi.s vehemente de lo
que 61 podia imaginarse, de tal modo, que por cuar-
ta vez voy A leerla ante la, CGmara para ampliar mi
consideraci6n hacia el senior Xiques y buscar, con la
mayor solicitud, la inleligencia, que nos Ileve A des-
vanecer el: -ii. ;.. A in de no traer al debate de la
Camara en este caso mi criteria personal, ya que
en esta cuesti6n no me mueve otro inter6s que el de
evitarle al Congreso un maia paso, en estos molnentos(
en que avanza tan derechamente por el camino de la
Ley y de la Justicia, creo convenieite leer la Gaceta
done se public la disposici6n del Ejecutivo objeto
de la filipica del senior Xiques y que es en sintesis un
permiso para el regimen interior, sin trascender mas
alli de los empleados subalternos subordinados al Se-
cretario de Obras P(blicas. El citado permiso persi-
gue que no se le creen obst[iculos al conccsionario,
que se le permit abrir las calls y realizar en la via
urba.na sus trabajos.
Algo asi equivalent i decirle 6 la policia, los ins-
pectores y los agents de la autoridad,, hemos dado
permiso a esta entidad para que abra zanjas, y tienda
alambres porque el perniso en este caso no tiene
mas trascendencia ni mAis alcance. Permiso casi inm-
prescindible para evitar controversies y dudas dada
la posibilidad de que se encuentre otro en posesi6n de
una concesi6n anailoga. p ,rque todos los dias se con-
ceden concesiones y privilegios par a a misma cosa y
se concede concesiones y privilegios especiales a
cualquiera que se le antoja acudir ante la autoridad
constituida y solicitarlos formalmente de ella con
arreglo a las Leyes vigentes.
Voy a recoger la alusi6n del Sr. La Torre: 61 ha
dicho aqui que por qu6 no se saca a subasta esa obra
6 ese servicio; que por qud no se ponen en condiciones
de que puedan concurrir a su licitaci6n otros y que
de la reunion y el concurso result la competencia y
el beneficio en Altimo t6rmino para el pais; y porque
esto no se hizo se habla de priviiegio y de monopolio.
Si. Torre y Huerta: iSi no es privilegio ni monopo-
lio, porqu6 no se saca a subasta? ,Si no se quiere fa-
vorecer a6 determinado individuo, poqu6 se impide
que otro venga a hacer competencia?.........
Sn. PRESIDENTE: (Agitando la campanilla). Llamo al
orden al Sr. La Torre. Al Sr. La Torre le esta, impe-
dido hacer interrupciones, y si continfia me ver6
obligado halcer uso del Reglamento, que parece no
conocer el senior La Torre.
i Torre y Huerta: Ya lo creo que lo conozco.
Si. Castellanos: A mi no me mortifica que me in-
terrumpa, porque me ilustra el seflor La Torre pro-
porcionAndome la man era de desvanecer cada una de
sus dudas, desde al punto de vista meramente legal.
He dicho y vuelvo A decir que no tengo interns
particular en este asunto de ninguna manera, ni di-
recta ni indirectamente, que no me preocupa sino la
ley y la manera de respetarla, cumplirla y luego de
hacerla. Por eso hablo para tratar este asunto bajo el
punto de vista legal de la observancia de las leyes;
todo lo demnis es el interns privado. Y se dice que el
permiso tiene un sabor de exclusivismo porque solo el
concesionario podri en lo sucesivo instalar alambres
y cables en el subsuelo de la via urbana, ipero puede
deducirse do la concesi6n, a no ser por un razona-
miento tan arbitrario como los demas usados aqui?
Cuando otro tenga una concesi6n anlioga, tendra el
de ahora que tolerar que pongan sus hilos por los ca-


fnos que baga, tendra que tolerar que vayan por arri-
ba 6 por debajo de los suyos iPor que no?
;Ah! se me dice que este aspect del asunto encierra
un secret; que nada dice la Gaceta. ;Ah! pero es que
nosotros vamios A pensar en los secrets que no publi-
ca la Gaceta para impugnar y derogar lo que la Gaceta
dice? Y eso es lo que no quiero, que una Cimara de
Representantes, que una Cimara de legisladores se
haga solidaria de cosas que no se pueden dccir, que
no est6n dichas, ni publicadas sino que pueden ser
fantisticas.
SR. YIQUES: (Interrimpiendo). Yo le ruego al senior
Castellanos que no se limited A leer una part del pa-
rrafo, sino todo el parrafo.
Si. Castellanos: (Continuando). Yo le leo today la
Gaceta al seflor Xiques, si 61 lo quiere. Y voy A leerla
toda.. (Comienza d leerla y cuando Ilega la palabra corpo-
raciones el senior Xiques le inrterrumpe diciendo: 6 cnmpa-
iAlas).
En nuestro derecho vigente, Corporaci6n 6 Com-
paflia es la misma cosa. De modo que lo que quiere
decir el decreto, es cualquier persona natural 6 juri-
dica. Y aqui se d6 el caso de que el Municipio se cree
lastimado por el decreto y la concesi6n y es una Cor-
poraci6n, y no una compaiiia, A no ser que el senior
Xiques crea, que el Ayuntamiento es una compania.
SR. XIQUES: A veces.
Sn. Castellanos: Lo creo (Risas). A veces lo son y
hasta colectivas y en comandita......
Sn. GARMENDIA: Se han dado algunos casos en la
Historia, senior Castellanos.
Su. Castellanos: Lo creo porque s ssefioria lo dice,
que es bastante fuerte en historic.
Se dice tamlbien aqui que la responsabilidad de la
supuesta infracci6n constitutional correspond sola-
mente al seflor Secretario de Obras Idblicas, senor
Manuel Luciano Diaz, y esto es inexacto, porque en
el supuesto hipot6tico de que la concesi6n 6 el permi-
so de que se trata constituyera una infracciboi consti-
tucional la responsabilidad recaeria sobre todo el Po-
der Ejecutivo, es decir, sobre el Presidente de la Re-
publica y los miembros del C...- i. de Secretarios,
porque todos cllos juntos fueron los que tom'iron el
acuerdo y concedieron el permiso publicado en la
Guceta.
Ila dicho mi estimado amigo 61 sefor Xiques, con
esa elocuencia abrumadora por 61 poseida, que la
concesi6n constitute un privilegio para usufructuar el
subsuelo en favor de los senfores Ovidio Giberga y Ti-
burcio Phrez Castafieda. porque si en el futuro se pre-
senta una nueva C'..I;i., que quiera establecer otra
plant el6ctrica, no podrA extender sus alambres por
debajo de la tierra. Esa sola causa constitute para 61
un privilegio. Pues el privilegio no estA concedido
asi. Lo deduce el seflor Xiques de la estrech z de las
calls de la ciudad de Il bana. Hab
iQue constitute en este caso yen esas circunstancias
un privilegio? La estrechez de las calls. Ese es pri-
vilegio de la ciudad. Seria nn privilegio que no
estaria en el concept de la L(py, sino en la estrechez
de las calls de Ia Habana. iY qui6n dice que no cale
otro calio ni puede hacerse otra. instalaci6 n en la ciu-
dad de la Habana? iQui6n es quien asegura que la
otra concesi6n no puede realizarse en la Habana?
Pues el sefior Xiques y el seller La Torre que me lo
dice sotto voice para que no lo olvide. Ellos son dos na-
da rms. Lo creo porque ellos lo di en; es el testimo-
nio de dos personas muy respetables, aunque no tc-
nicas en este caso.........
Sn. Torre y Huerta: A mi me lo dijo el senior Font,
que esta enterado de la concesi6n.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA DE REPRESENTANTES. 13


Sn. FONT: .iQu1 dice el sailor La Torre?
Sii. Torre y Huerta: Que sn seiloria me lo ha dicho,
y estA enterado de ello.
Sn. FONT: No es exacto, no le he dicho :i usted
nada.
Si. Castellanos: Pero voy A conceder que esto sea
cierto, asegurado como esta por el testimonio de dos
compafteros, dandole fuerza A pesar de tratarse de un
asunto t6cnico en el cual creo que no tienen grades
conocimientos personales.
Las calls tienen una anchura, y no pueden ser en-
sanchadas fAcilmente, porque seria precise destruir, 6
echar abajo los edificios, y hacer una ciudad nueva.
,Pero la profundidad de la tierra esta sometida A esa
anchura de las calls? ,No puede ser por debajo, por
mais abajo? Todos sabemos que en L6ndres hay un
tfnel por .1.1.,i. del TAmesis. ,No circular la corres-
pondencia de Francia por debajo del estrecho de Ca-
lais? ,No puede hacerse por debajo de las calls eso
que no puede hacerse por el inconvenient de la an-
chura de las mismas?
No es possible que ley alguna en su casuismo exija
que se haga una Ley para la ciudad de la Habana, y
otra para la ciudad de Cardenas y otra para la ciudad
de Matanzas, y no hablo de Puerto Principe porque
sabe muy bien el senlor Xiques que alli son las calls
muy estrechas; pero en Cienfuegos por ejeniplo, que
son las calls mas anchas, ya no existiria ese privile-
gio, y podria, ademis como en todas parties, hacerse
encima 6 por debajo, en el subsuelo.
Asi que todo se reduciria A la conclusion de que
6ste es un case puramente accidental; de que la legis-


laci6n no va A prever este caso y sobre todo de que
esto no constitute un atentado contra las leyes, por-
que eso no es lo que la mnoci6n pide, ni cabe dentro
de los limits de esa noci6n. (Seflores Representan-
tes, si la Camara me lo concede, continuar6 mafana
por sentirme fatigado).
Sn. Borges: Pido la palabra para una proposici6n
incidental.
SE. P.RESIDENTE: Tiene la palabra el senior Borges.
SR. Borges: No desconoce la Camara el interns del
asunto que se esta debatiendo, por la importancia
relative que en si tiene; pero tampoco desconoce la
necesidad que tenemos de resolver otros asuntos muy
importantes, asi que no creo que sea la Camara ......
SR. PRESIDENTE: ([Interruipiendo). Le he concedido
la palabra para hacer una proposici6n.
Si. Borges: Estaba contestando a una interrup-
ci6n. Pero vuelvo A la material; puesto que hay un
turno que consumer, y el senior Castellanos tiene que
terminal el que estA consumiendo, yo propongo que
se consider prorrogada esta sesi6n para el dia de
mariana. Asi me autoriza A proponerlo el apartado 5
del articulo 105 del Reglamento. Por tanto, sefiores
Representantes, yo someto A la consideraci6n de la
CAmara este particular.
Sn. PRESIDENTE: Los que est6n conformes con la
proposici6n del sefior Borges, que tengan la b ndad
do ponerse de pi6.
(Acordado).
SR. PRESIDENTE: Se levanta la sesi6n hasta mafiana
a las dos. (Eran las seis menos cuarto).


MPRENTA DE RAMBLA Y BOUZA,-OB18PO 3B.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs