Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/00013
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID00013
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text














DIARIO DESESIONES

DEL

CONiRESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURA.-1902.


VOL. 1.


HABANA, OCTUBRE 24 DE 1902.


Camnara


de Representantes.


Octava sesi6n ordinaria.-Mayo 30 de 1902.

SUMARIO

Se pasa lista.-Lectura y aprobaci6o del acta de la sesi6n anterior.-Telegramna del Consejo Provincial de
i[Vatanzas.-Coimunicaci6n del Alcaldde Ie sla de Pinos, saludando a la Cdmara.--Moci6n de los Repre-
sentantes, sefiores Villuendas (F.) y D)uque Estrada, pidiendo el aplazamiento de la discusi6n de las
mocioones y PrIo'\ r-t de Ley que se presented, except los que vengan con carActer urgent del Eje-
cutivo 6 del Senado, hasta (ite no estd aprobado el Reglameiito.-Es rechazada.-Proposicin de asig-
nar una pension vitalicia A los que han desenmpfilado el cargo de General en Jefe del Ejercito Liber-
tador de Ciba.--Queda sobre la mesa diclia prop)osicion.-M'ocion de los Representantes, sefiores
Leyte Vidal, Villuendas (F.), Poveda y Dtique EIstrada, interesando ciertos datos de inscripcion de
propiedades risticas, i la Secretaria de Estado y Justicia.-Es aprobada.-Moocion de los Represen-
tantes, sefiores Loynaz, Xiques y Borges, pidiendo el acuerdo de dirigirse al I,.*uii "1pi afi n de que
sea derogada una resolici6n del Gobernador Civil de la Habana.--Es retirada dichla moci6n,-Se le-
vanta la session.


A las tres horas y cincuenta minutes p. m. ocupa la.
Presidencia el senior Pela.yo Garcia y las Secretarias
los sefiores Alfredo Betancourt y Manduley y Antonio
Gonzalo PWrez.
SR. PRESIDENTE: Se vai a pasar list. (El Secretario
pasa lista) Se abre la sesi6n y se vi A proceder A leer
el acta de la anterior. (El Secretario senor Gonzalo P&-
rez lee el acta. )
SB. BozA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: ,Es para hacer alguna impugna-
ci6n al acta?
Sn. BOZA: No seflor.
SR. PRESIDENTE: Se aprueba el acta? (Es aproba-
da.) Queda aprobada. Tiene la palabra el sefior
Boza.
SR. BozA: Sefores Representantes: Yo no voy, co-
mo dijo aqui el otro dia un amigo querido mio, fogoso
y agresivo; yo no voy A lucir el taco, voy solamente A
hacer una slplica A mis dignos y respetables compa-
fieros, que no tengo duda alguna que serA bien acogida
por ellos, porque si que en el Animo y en la mente de
todos esti lo que voy a proponer. Yo propongo, sefio-
res Representantes, que no vengamos aqui & perder
lastimosamente el tiempo en disgresiones vagas, inne-
cesarias y fuera de este lugar, ni A oir pronunciar, ni
a pronunciar, discursos largos que siempre resultan


la.tosos, y muchos menos, si a la posture y al fin nada
nos dicen, nada resuelven, y nada enseilan. Yo pro-
pongo A los sefiores Representantes que hagan uso de
la palabra, que siempre han de ser los que tengan mas
talent 6 ilustraci6n y el don inapreciable de ella; que
cuando hablen que no se remonten l]a luna para re-
solver cosas que han de resolverse y discutirse aqui en
la tierra.
Y en concrete: que trabajemos mas, y que hable-
mos menos. Es todo lo que tenia que decir.
SR. MARTiNEZ OaTIz: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Martinez
Ortiz.
Sn. MARTINEZ ORTIZ: Sefiores Representantes: para
calmar s61o la natural impaciencia de la CAmara res-
pecto al Reglamento. Puedo manifestar a todos los
scnfores que el Reglamento estA terminado, y que ha
pasado i la imprenta, y antes del lunes podra ser re-
mitida, una copia, A cada uno de los sefiores Repre-
sentantes y podra pasarse, si la ('I Iii.i lo estima
oportuno, inmediatamente A su discusi6n.
Sn. NfiNEz: Pido la palabra para solicitar un voto
de gracias de la COmara par a la comisin de Regla-
mento. ( Varios sefores Representantes: No hay por qua.)
Sn. PRESIDENTE: Se procede A dar lecture A las co-
municaciones.


NUM. 13.


_-r-- ---










118 DIARIO DE SESTONES DEL CONGRESO.-CAMARA.


SR. BETANCOURT, Secretario: Haiy un telegrama del
Consejo Provincial de Matanzas, que dice asi: (Lee.)

'"CAMARA DE RKEPRESiNTANTI.S. -- HAANA.
Consejo Provincial de Matanzas, coino acto previo
de su primer sesi6n, acord6 dirigir la 4 i, (1I.. res-
petuoso saludo.-Habana, Mayo 29 de 1902.-Presi-
dencia. '

Una comunicaci6n del Alcalde de Isla de Pinos, que
dice asi: (Lee.)

"SR. PRESIDENT DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES.
Sefnor: El Ayuntamiento que me honro en presidir,
y 6ste de por si y en representaci6n del pueblo pine-
ro, acord6, en sesi6n extraordinaria celebrada en esta
fecha, felicitar a los primeros y dignos diputados de
la Repiblica Cubana. De usted con la mis alta con-
sideraci6n.-El Alcalde Municipal p. s., felipe Blanco."

No hay mas comunicaciones. Hay una moci6n sus-
crita por los sefiores Florencio Villuendas, Duque
Estrada y Martinez Rojas. (Lee.)

"Los Representantes que suscriben piden a la Ca-
mara el siguiente acuerdo:
1 No se discutirAn mis mociones ni Proyectos de
Ley hasta tanto no se apruebe el Reglamento que esta
ya terminado y s6lo pendiente de su impresi6n y re-
parto.
29 S61o se exceptuaran los Proyectos 6 mociones
que vengan con character urgente del Ejecutivo 6 del
Senado.
Camara baja, M11-i.. 30 de 1902.-Florencio Villuen-
das.-Francisco Duque Estrada.-Para autorizar su lec-
tura, Pedro fMartinez Rojas."

SR. PRESIDENTE: Se pone l discusi6n la moci6n a que
se acaba de dar lecture.
SR. Nfl.rz: Esto creo que esti en desacuerdo con
la moci6n que se aprob6 ayer.
SR. PRESIDENTE: ,Pa.ra qu6 ha pedido la palabra?
Se ha puesto A discusi6n. Hay dos turns en pr6 y
dos en contra.
SR. NfiNEz: En contra. No hace muchos dias que
se acord6 que la Presidencia tenia la facultad de de-
clarar urgentes las proposiciones que se presented, y
en mi concept, esa proposici6n huelga en esta CAmara,
A no ser que se revise el acuerdo anterior.
SR. VILLUENDAS (F.): La proposici6n que he tenido
el honor de presentar A la Camara, no huelga ni es
inoportuna; cuando en dias anteriores se tom6 el acuer-
do de que se calificaran las mociones por la Presiden-
cia, para que aquellas que 61 creyera de urgencia, se
discutieran y las otras quedasen en studio, si fuera
possible, para despu6s de la, aprobaci6n del Reglamento,
no se sabia como se sabe ahora, que el Reglamento
estaba terminado. Esta.r el lunes y podrA discutirse.
Creo, por tanto, perfectamente oportuna y pertinente
la moci6n que he tenido el honor de presentar. Que
no se discuta lo que con caricter urgente consider la
Presidencia, sino lo que el Ejecutivo nos envie 6 el
Senado, siendo esto una moci6n 6 un Proyecto de Ley.
He dicho.
SR. SIRviN: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor Sirv6n.
SR. SInviVN: Seflores Representantes: La proposi-
ci6n que se ha presentado, implica una censura A la
conduct observada por la Presidencia, toda vez que
por un acuerdo anterior de esta Camara, se le habia


facultado para juzgar 6 calificar la urgencia de las
mociones, como lo ha efectuado hasta ahora con mny
buen juicio, y A satisfacci6n de la mayoria; y, ademids,
creo que, hasta cierto 1.,rt... seria revisar un acuerdo
de este Cuerpo, no habiendo, A mi juicio, motive que
lo justifique, y menos por el procedimiento que se pro-
pone. No hay necesidad, pues, de aceptar la propo-
sici6n presentada por el sefior Villuendas y otros,
pues para tratar de los asuntos que vengan del Ejecu-
tivo 6 del Senado, no necesitamos aprobar esa moci6n,
pues en el acuerdo anterior de esta CAmara, tambi6n
esta expresado en los asuntos preferentes para, su dis-
cusi6n, y en cambio nos quedariamos atados para tra-
tar de cualquier otro asunto que juzgue urgente un
Representante y que merezca discutirse en estos dias.
SR. VILLUENDAS (F.): Para volver A hablar en pr6
de la moci6n. El seflor Sirv6n no ha hecho mAs que
repetir lo que antes habia dicho el sefior Nfinez, y yo;
antes, cuando habl6 en favor de mi proposici6n, ex-
pliqu6 perfectamente a la Camara que ese acuerdo a
que se han referido dichos sefores, se halbia torado
antes de que se supiera el tiempo que habia de tardar
cl Reglamento. Entonces se autoriz6 al Presidente,
A petici6n de a.lgunos Representantes, para que califi-
cara la urgencia 6 no de las mociones, y decidiese las
que se habian de discutir despues.
Lo que se pidi6, fu6 la revisi6n del voto de confian-
za de la Presidencia, no remover el acuerdo de la cali-
ficaci6n de las mociones; lo que se trat6 en la sesi6n
extraordinaria del otro dia no tiene que ver nada con
las razones de fondo de este asunto.
La proposici6n 6sta no se opone, ni tiene contra-
dicci6n ninguna con lo acordado anteriormente por la
Camara; yo insist en que hoy que se sabe que el Regla-
mento esta al terminarse, no se trate de mas asuntos
sino de aqu6llos que vengan del Ejecutivo 6 del Se-
nado.
Sn. PRESIDENTE: Consumidos los turns reglamen-
tarios, se pone a votaci6n ordinaria. Los Sres. Repre-
sentantes que est6n conformes que se pongan de pi6.
(Es rechazada.) Queda rechazada.
SR. BETANCOURT, Secretario: (Lee.)

"Los Representantes que suscriben tienen el honor
"de proponer a la CAmara el siguiente Proyecto de
"Ley:
"Articulo fnico: Se concede una pension vitalicia
de seis mil pesos oro americano, pagaderos por men-
sualidades : todos los que hayan desempefiado el car-
go de General en Jefe del Ej6rcito Libertador de Cu-
ba.-Boza, Nunez, Poveda, Enrique Villuendas, Corona."

SR. PRESIDENTE: Se pone a discusi6n la moci6n que
se acaba de leer.
Sn. GARCIA CARIZARES: Antes de discutir: para su-
plicar a la Mesa y k mis companeros, que se deje ese
Proyecto de Ley sobre la mesa para que pueda ser es-
tudiado, porque quiz"s la mayoria de la Camara no
sabe cunntos han sido los Generales en Jefe del Ej6r-
cito Libertador. Aunque no fuera mAs que por eso,
apart de otras consideraciones, yo suplico que esa
moci6n quede sobre la mesa.
SB. PRESIDENTE: Conforme A lo que dispone el ar-
ticulo 115 del Reglamento, sin discusi6n, sepone a vo-
taci6n lo propuesto por el Sr. Garcia Caflizares. Los
seilores Representantes que est6n de acuerdo en que
quede sobre la mesa que se pongan de pid. (Es apro-
bada.) Queda sobre la mesa.
Si. BETANCOURT, Secretario: Hay otra proposici6n









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA. 119


que la Presidencia ha declarado de caricter urgente
que dice asi: (Lee.)
"A LA CAMARA.
Los representantes que suseriben ruegan a la Clma-
ra se sirva acordar: que se pida Ai la Secretaria de Jus-
ticia y Estado, remita, pidiendolo al Registro de la
Propiedad correspondiente, una relaci6n detallada de
todas las propiedades rfisticas quc se hubiesen inscrip-
to en el Registro, A partir de Septiembre de 1898 A la
fecha, y en virtud de expediento posesiones iniciadas
por vecinos 6 propietarios de terrenos comprendidos
dentro del territorio contiguo a la bahia de Nipe; en-
tendi6ndose que la relaci6n se refiere a fincas enclava-
das en el limited mencionado.
CAmara de Representantes, Habana, Mayo i30 de
1902.-Francisco Leyte Vidal, Florencio Villuendus, Adn-
tonio Poveda Ferrer, Francisco DAuque Estrada."
SR. PRESIDENTE: Se pone a discusi6n esa moci6n.
Algfin Sr. Representante quiere hacer uso de la pa-
labra consumiendo los turns reglamentarios?
Sa. MASFERRER: Yo habia pedido esos datos desde
el primer dia; los datos que yo pedia son generals, de
modo que entire esos estin comprendidos los que se so-
licitan por esta moci6n que son particulars.
Sn. FONTS: Pido la palabra para una sfplica.
SR. PRESIDMNTE: Tiene la palabra el Sr. Fonts.
Sn. FONTS: Solamente para hacer una petici6n, pa-
ra acer una sfiplica a los autores de la inoci6n: que
expliquen el objeto de ella antes de votarla porque
realnmente no la he entenddio, no entiendo su finalidad,
su objeto, por lo tanto rogaria que nos explicara el ob-
jeto de esa moci6n porque recargar de trabajo ( las
oficinas piblicas no me parece prudent, en cambio
creo que todos los Sres. Representantes tienen el dere-
cho de pedir todos los datos que se refieran a los obje-
tos de las deliberaciones de la CAmara, y para former
juicio de los asuntos importantes relacionados con el
regimen general del pais.
SR. VILLUENDAS (F.): Pido la palabra.
SR. PRESIDE'NTE: Tiene la palabra el seflor Villuen-
das.
Sn. VILLUENDAS (F.): He pedido la palabra para
complacer al senor Fonts, aunque no creo que sea ne-
cesario cada vez que algfn seflor Representante pida.
el acuerdo de que se soliciten datos de tal 6 cual Secre-
taria, se vean en la precise necesidad de explicar para
que lo desean. Ya se sabe que cuando se pide es con
algfin objeto y que mas adelante se verA, pero los auto-
res de la petici6n no tenemos inconvenient en decir
al senior Fonts, que es con objeto de poner en claro
ciertas dudas que tenemos acerea de las concesiones
que se hayan hecho, bien 6 mal, de los terrenos que
circundan la bahia de Nipe.
SR. FONTS: Pido la palabra para rectificar.
SR. PRESIDEN':E: Tiene la palabra el Sr. Fonts.
St. FONTS: Sefior Presidente, sefiores Representan-
tes: Me doy por satisfecho de la explicaci6n (lue acaba
de hacer el seflor Villuendas. Porque en realidad, yo
entiendo que todos los seflores Representantes tienen
el derecho de pedir datos a las oficinas pil)licas, cuan-
do estos datos so refieran a asuntos de cartacter pfbli-
co; me parece que despu6s de las explicaciones del se-
fior Villuendas estamos convencidos de que se reliere
a cuesti6n de alta importancia, que debemos acceder a-
que se pidan esos datos.
SR. PRESIDENTE: 4iAlgin senior Representante quie-
re hacer uso de la palabra para consumer algfin turno
en pr6 6 en contra? (Nadie pide la palabra..) Se pone
a votacion esa moci6n: los que esten conformes con ella


que tengan la bondad de ponerse de pi6. (Es oproba-
da.) Queda aprobada.
SR. BETANCOURT, Secretario: (Lee.)

"A la (' ii;I,,. de Representantes.
Los Representantes que suscriben, ruegan A la Ca-
mara que fijando su ilustrada atenci6n sobre una orden
del Gobierno Civil, de 29 del present, que viola un
precepto constitutional, y prohibe la publicaci6n de
un peri6dico, se dirija al Ejecutivo, a fin de que sea
derogada dicha resoluci6n.
Habana, Mayo 30 de 1902.-E. Loynaz del Catillo,
Juan R. Xiques, Ambrosio Borges."

SR. XIQUEs: Pido la palabra para apoyar la mioci6n.
SR. VILLUENDAS (E.): Yo pido que el Secretario
vuelva a leerla. (El Sr. Secretario vuelve d leer la mociin
ye tracrita. )
Sn. Nflunz: Pido la palabra.
SR. PLESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. NAlfiez.
SR. Ni~EZ: No conociendo esta CAmara la orden A
que se refiere la proposici6n, y no conociendo tampoco
la legislaci6n vigente sobre la material, pido que quedo
sobre la mesa.
SR. PRESIDENTE: Conforme con lo que dispone el
Reglamento se pone a votaci6n la proposici6n del se-
nor Nfiuiez, sin discusi6n.
Sn. GARMENDiA: Pido la palabra para dirigir un
ruego A la C('mara. Propongo A la Camara que en el
caso de que entienda que deba quedar sobre la mesa,
por tratarse de los fueros de la prensa, y mais que de
los fueros de la prensa, de la libertad del pensamiento,
ese asunto sea resuelto mailana.
SR. LOYNAz: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene ]a palabra el Sr. Loynaz.
SR. LOYNAZ: Para hacer un ruego. Conforme con el
Sr. Garmendia, yo pido que, porque se trata de un
precepto constitutional tan important como la liber-
tad del pensamiento, no haya aplazamientos, sino que
ahora mismo so discuta esa moci6n.
Si. PRESID)ENTE: La moci6n del Sr. NGfiez es sin
discusi6n, segfin el Reglamento. Terminantemente
prescribe que sin discusibn se ponga a votaci6n. Los
sefiores que estBn de acuerdo con la proposici6n del
Sr. Nfifoz, de que quede sobre la mesa, que tengan la
bondad de ponerse de pi6. (Es desechada.)
Queda desechada la proposici6n del Sr. Nfifiez.
SR. RISQUET: Pido la. palabra para consumer un tur-
no en pr6.
SR. GARMENDIA: Pido la palabra para recorder la
s(plica que dirigi i la Camara.
Si. PRESIDENTE: Pero si se ha resuelto discutirla
hoy, senior Garrmendia. Se pone A discusi6n la moci6n
del Sr. Xiques. Tiene la palabra el Sr. Xiques.
Sm. XIquEs: Yo tenia, sefiores Representantes, el
prop6sito de no volver A ocupar vuestra atenci6n en
tmucho tiempo. S6 que os molest a.yer tardo no po-
co. ( Varias voices de la derecha: No, no.)
Me prometia daros, A cambio de vuestra benevolen-
cia de ayer, mi silencio de muchos dias. Al hablar de
nuevo, me propongo seguir el consejo de nuestro ami-
go el senior Boza. El desea que, copiando cl estilo
del anglo-saj6n, nuestras manifestaciones sean lo
mnis concisas possible, y yo voy a tratar de complacer-
le. l)icho 6sto, entremos en material. Me ha sor-
prendido extraordinariamente observer ciertos indi-
cios que, realmente, dicen poco en favor del espiritu
expansive, del espiritu liberal de esta Corporaci6n.
lie notado, con tristeza, que hay qui6n r.. i1 m. 1. obs-
ticulos en la CAmara, intent aplazar este asunto de
la libertad de la prcnsa, que no admite aplazamiento.









120 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAkiMARA.


4,Hay alguna cosa-pregunto yo-que afecte mas a las
conveniencias de un pueblo que lo que se roza con el
ejercicio de los derechos individuals, y de dichos de-
rechos individuals el mis sagrado, el mas inviolable,
el mas important bajo todos aspects, la libertad del
pensamiento, la libertad de la prensa? El derecho de
escribir solo encuentra limitaciones en los paises atra-
sados 6 incultos. Concepto expresado elocuentemen-
te por uno de los pensadores m"s notables del siglo
XIX, por Victor Hugo, al afirmar que "el diAmetro
de la civilizaci6n es el diAmetro de la prensa libre."
Asi, pues, opino que la Camara debe apresurarse A
tratar este asunto, consagr Andole la debida prefe-
rencia.
Se trata,, sefiores Representantes, de una resoluci6n
del sefor Gobernador Civil que coarta la libre emisi6n
del pensamiento por medio de la imprenta. El senior
Gobernador dice lo siguiente: (Lee.)
"Sr. Ricardo Arnaut6.
SEROR:
El Sr. Gobernador, por decreto de esta fecha, se ha
servido disponer que se abstenga Vd. de publicar el
peri6dico El Reconcentrado, pues, de lo contrario, se le
exijirAn las responsabilidades de Ley, fundado en que
dicho peri6dico lo suprimi6 la Orden Civil N? 14, de
10 de Agosto de 1899, que fu6 declarada de fuerza
obligatoria por el Gobernador Militar de esta Isla en
5 de Junio de 1900, agregando que no se permitiria k
usted la publicaci6n de ningfin peri6dico, en virtud de
haber pretendido publicar uno titulado: La Debacle.
Lo que de su orden comunico A Vd. para su conoci-
miento, como resultado de su instancia de fecha de
ayer participando la publicaci6n del citado peri6dico.
De Vd. atentamente,
Josu C. VIVANCO,
Secretario del Gobierno Civil."
No es menester invocar en defense de mi punto de
vista otro arguinento que lo dispuesto en la propia
Constituci6n del Estado. El articulo 25 dice: (Lee.)
"Articulo 25.-Toda persona podrA libremente, y
sin -ij'.'. i:.1' 6 censura previa, emitir su pensamiento,
de palabra 6 por escrito, por medio de la imprenta 6
por cualquier otro procedimiento; sin perjuicio de las
responsabilidades que impongan las leyes, cuando por
alguno de aquellos medios se atente contra la honra de
las personas, el orden social 6 la tranquilidad pfiblica."
Basta que la Replblica haya consagrado la libertad
del pensamiento y de la prensa de un modo tan ine-
quivoco, para que las autoridades sean las primeras
en dar ejemplo de acatamiento y respeto A lo prescrip-
to en nuestro C6digo fundamental. iA qu6 alegar
mas disposiciones legales que este articulo 25 de nues-
tra Constituci6n?
SR. FONTS: (Interrumpiendo.) Pido la palabra en
contra.
SR XIQUES: Pero hay m"s todavia: hay una disposi-
ci6n transitoria, que es A la que sin duda piensa refe-
rirse el senior Fonts.
SR. FONTS: (Interrumpiendo.) No sefior.
Sit. XTQUES: 'Todas las ]eyes, decretos y reglamen-
tos que estuvieren en vigor al promulgarse esta Cons-
tituci6n, continuaran observAndose en cuanto no se
opongan & ella, y mientras no fueren legalmente dero-
gadas," dice la s6ptima de las disposiciones transito-
rias. Es asi que la disposici6n que pudiera invocar la
autoridad gubernativa para poder conducirse, como se
conduce, no tiene aplicaci6n en este caso; luego la fal-


ta cometida por el Gobernador Civil es evidence. Des-
puBs de todo, es precise convenir en una cosa, que no
admite discusi6n, que estA fuera de toda duda, a saber:
que la referida resoluci6n gubernativa conculca los
los fundamentos en que descansan el derecho y la jus-
ticia. iPues qu6!, ,nosotros hemos bregado por consti-
tuir una Repfiblica libre y democratic, para deshon-
rarla en su mismo nacimiento? No con vanas teorias,
sino con hechos, debemos probar al mundo nuestra
devoci6n A las libertades pfiblicas.
Me parece que estA inculcado en nosotros el colo-
niaje de tal modo, que me parece ver...... (El seaor
President agita la eampanilla.)
Nada mis tendria que afiadir; pero cuando oigo que
alguien, en uso de su derecho, pide la palabra en con-
tra, para impugnar una cosa que no debia encontrar
mas que lenguas entusiastas que le dijeran al pais en-
tero: ahi tienes una Camara de Representantes que
trata de amparar los derechos individuals, que, sin
distinci6n de bandos, tribute homenaje sagrado a la
libertad de la prensa y A la libertad del pensamiento
human, surge en el iinimo mas apocado el deseo im-
perioso, invincible de continuar argumentando. Pero
voy A terminar, no sin antes hacer una disgresi6n que
consider oportuna.
Tratando, seflores, de buscar, asi en el fondo de es-
ta resoluci6n contra lo prensa dictada por el Goberna-
dor Civil de la Habana, como en el de otras muchas,
que no es menester mencionar, lo que pudi6ramos
llamar la psicologia del asunto, encuentro que hay en
nosotros, en el agregado social cubano, como una ten-
dencia irresistible a colocarnos fuera de la realidad de
las cosas. Fen6meno que se cumple hasta en los de-
talles mas pequefios de nuestra vida colectiva. Asi,
por ejemplo, yo he leido, no sin sorpresa ciertamente,
varias mociones presentadas A la consideraci6n ilus-
trada de esta <(ii .I.. esencialmente democritica, al
pi6 de las cuales se destaca este titulo pomposo: ( cio de la <'.i.mi!i (Risas.)
Me dice mi amigo el senior Portuondo, que eso no
vale la pena. Muy pronto quedarA demostrada la
importancia de 6ste al parecer insignificant detalle,
asi como el de lainar Excelencia a cierto personaje
muy alto, a quien bastaria con apellidar Ciudadano.
Sn. FONTS: Eso on las comunicaciones que vienen
del exterior.
SR. XIQUES: Y en las comunicaciones del pais, se-
for Fonts.
SR. PRESIDENTE: Recuerde el senior Xiques que esta
defendiendo la moci6n.
SR. XIQUEs: Voy a referirme 6 la moci6n justa-
mente.
De modo, seilores, que tenemos lo siguiente: "Pala-
cio de la ('i i, 1i cuando podiamos poner ''Sal6n de
la CAmara de Representantes." Y no pocos vasallos
que no se conforman con decirle a cierto personaje
mny encunbrado, al cual respeto mucho; seniorr Fu-
lano" sino que empleando el lenguaje usado en tiem-
pos de los Capitanes Generales le dicen Excelencia.
Ahora va a ver el Sr. Portuondo el alcance de mi
disgresion. Refiere un historiagrafo que una sola ex-
presi6n, no usada hasta aquella fecha, convirti6 & una
series de repiblicas de la antigiiedad, de repfblicas
sencillas y modestas, en repfiblicas enpingorotadas; y
que, aquel t6rmino, usado en aquella 6poca tan intem-
pestivamente, no s61o afect6 A lo superficial de las
costumbres, sino que.afect6 & las costumbres mismas,
de tal manera, que los Jefes de Estado y demAs auto-
ridades se volvieron arrogantes, y no se condujeron,
cuando tenian que resolver los asuntos de la justicia,
con aquella imparcialidad y sangre fria con que sabian










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMMARA. 121


conducirse antes de ser llanmados reyes y excelentisi-
rnos sefiores. Y voy A relatar la anicdota tal como
la refiere el autor de las Vidas Paralelas.
Antigono, uno de los Generales de Alejandro, que
hasta. entonces no se llainaba Rey, sino simplemente
Antigono, le dijo ai su hijo Demetrio: "mira, march
y trata de combatir y quebrantar el poder de Tolo-
meo," (que ta'mpoco se llama rey ain.) ,Que hizo
Demetrio? Pnes fu6, y combati6 a Tolomeo, y lo que-
brant6, y 1o venci6, y una. vez vencido, laam6 al mits
adulador de sus cortesanos que se ilamaba Aristode-
mo de Mileto y le dijo: "anda, y di A mi padre que
hemos vencido." i.Sabeis lo que hizo entonces Aris-
todeno de Mileto? Pues parti6 a donde Antigono,
y con paso muy mesurado, se lleg6 a 61, y le dijo:
iRey Antigono!-esta es la primera vez que se pro-
nuncia en el mundo la palabra Rey-hemos vencido
en combat naval A Tolomeo." Y desde entonces, no
solamente se llanm Rey Antigono, sino que Demetrio
y Tolomeo y todos se llamaron Rieyes, y todos se tor-
naron soberbios y empingorotados y empez6 6 padecer
la justicia. Esto mismo le pasa aqui A nuestras auto-
ridades, siquiera se Ilamen Gobernadores. Se sienten
tan empingorotados y tan grades que se screen
con el derecho de ir contra la prensa y de arreme-
ter-violentos 6 iracundos-como dcspotas antiguos,
contra los derechos individuals, que son ilegis-
lables. Por eso es por lo que se publican esos ikases
I ,,. no son propios de nuestros tiempos, ni son pro-
pios del regimen republican, sino que son propios de
los tiempos del Rey Antigono, del Rey Tolomeo y del
Rey Demettio. (Aplausos.)
Pido, pues, a la COAmara reconozca, de a.cuerdo con-
migo, primero: la infracci6n legal cometida por el Go-
bernador Civil y la necesida.d por consecuencia de res-
ta.blecer el imperio de la Constituci6n en su articulo 25.
Segundo: que habiendo una disposici6n transitoria, la.
s6ptilma, que determine que todas las resoluciones ten-
dentes A alterar el espiritu y la letra de la Constitu-
cion, deben tenerse por no promulgadas, se tenga por
nulo el decreto cue impugno; y, por iltimo, pido liber-
tad para la, prensa, inas que por nada, por ese espiritu
expansive, liberal y democrAtico que nosotros debemos
imprimir a todos nuestros actos, en este pais, que esta
afectaldo a'6n de tantos vicios tradicionales. Yo, sefio-
res, en virtud de estos ra.zonamientos, quisiera que
vosotros, como un solo homnbre, os levantarais A votar
mi moci6n, y que el mismo Sr. Fonts, que piensa com-
batirla, desistiese de hacerlo. a fin de que el pais viese
(que aqui estamos todos dispuestos, tan pronto como
se deslicen las autoridades, A reprimirlas severanmente,
en defense de los fueros de la raz6n, del derecho y de
la, justicia. (Aplausos. )
S(. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Fonts.
Si. FONTS: Sres. Representantes: no me es possible
acceder al ruego carifioso del Sr. Xiques. Yo no
entiendo que la (' c1, i est6 en el caso de acudir in-
mediata.mente que se viole alguin precepto constitucio-
nal por alguna autoridad del orden gubernativo, para
exigir que inmediatamente se restablezca este orden,
y para exigir tambi6n, por lo tanto, que se castigue la,
infraccion.
Sefiores, este debate vai ser una continuaci6n del
de ayer. Por haber retirado su moci6n el Sr. Xiques
me vi priva.do del uso de la pala.bra, porque realmente
hubiera parecido un vano deseo de ha-blar. que yo no
tengo, y conl much mis motive no poseyendo las
dotes brillantes de orador del Sr. Xiques, que yo apro-
vechar a laoportunidad de hablar, cuando las circuns-
tancias de lhaber retirado el Sr. Xiques su moci6n me
exhnian de ese deber. El Sr. Xiques galantemente


se ofreci6 A mantener su moci6n si yo queria, hacer
uso de la palabra. Yo por las consideraciones antes
expuestas renunci( el hacerlo; pero entiendo que este
debate es una continuaci6n de aquel, porque realmnen-
te con la nmoci6n presentada por el senior Xiques
ayer, se trataba de darle A la (',ii.., n. unas atri-
buciones que no tiene: se trataba de faltar a los
preceptos constitucionales, y de viciar en su fun-
damento todo el r6gimen representative en que se
basa nuestra Constituci6n. Y por eso yo que iba
a combatirla, aprovecho hoy la oportunidad de
intervenir en este debate, porque la misma ten-
dencia y finalidad que informaba aquella moci6n, ins-
pira la que se discute, y much de lo que a.yer iba a
decir voy A decirlo hoy. Pero antes he de hacer una
disgresi6n que estimo necesaria: el senior Xiques trata
de presentarnos b los que nos senta.mos en este lado,
como unos reaccionarios empedernidos, como hombres
partidarios de la tirania casi como unos monirquicos
y ultramontanos, como los sostenedores aqui de la tra-
dici6n espaniola, en lo que tiene de mas retr6gada.
Sefiores: en primer lugar, todos los que nos sentamos
aqui, somos cubanos, somos liberals, somos republi-
canos y dem6cratas. Absolutamente todos los pro-
gramas de todos los partidos cubanos organizados, y
las tendencies de todos los partidos, salvo ligeros ma-
tices, que son tan t6nues que seria dificil apreciarlos,
todos comulgan sustancialmnente en las mismas ideas.
De manera, sefnor Xiques, que a.qui no hay quien
sienta la nostalgia de ]a dominaci6n espailola, ni del
regimen military; aqui hay cubanos, republicans y de-
m6cratas, que estan dispuestos a defender la Constitu-
ci6n
S. LOYNAZ: (InterrumopieIno.) ,Con hechos?
Sr. FoNTS: Si, con hechos, voy t probarlo: seflores,
para qcue la Constituei6n no sea letra muerta, es preci-
so que la. Constitui6n se cumpla, que se eumpla con
hechos, como pedia el senior Loynaz del Castillo, y que
la primera entidad y el primer organismo del Estado
dispuesto A cumplirla, sea esta Caimara. Por dignidad
de ]a propia Camara, por respeto A esa Constituci6n y
al pais, y ademas senoores, para que no se diga una
cosa que seria absolutamente bochornosa para noso-
tros, y empleo este calificativo porque lo creo oportuno
y ademfs porque creo que jamLIts To mereceremos, de-
bemos evitar que en algfin caso se pueda decir que
nosotros ignoramos, que desconocemos no solamente
la. Constituci6n, sino sus bases, sus fundamentos, los
fundamentos y bases doctrinales en que la Constitu-
ci6n se ha cimentado.
Per a.ntes de entrar de Ileno en ]a cuesti6n de fon-
do que entrafia la proposici6n del senior Xiques y que
ha defendido tan brilla.ntemente desde su punto de
vista., same permitido hacer ciertas francas manifes-
taciones que han de esclarecer nuestra actitud. Yo
puedo asegurar en este punto, que ha.blo en nombre
de todos los partidos y en nombre de todos los que se
sientan a mi lado, y pudiera legar sin vanidad hasta
decir que hablo en nombre de toda la Cramara. Yo soy
partidario acerrimo de la libertad de la prensa, yo en-
tiendo que f, la prensa, no se le puede poner mais res-
tricciones que las establecidas por la misma Constitu-
ci6n; de manera que soy partidario de que se publique
el peri6dico a que se refiere el senior Xiques con abso-
luta libertad y de que se cumpla el articulo 25 de la
Constituci6n, y de que ninguna autoridad se permit
oponerse a que la Constituci6n se cumpla y que el li-
bre pensa'miento se manifieste en todos los ambitos de
esta Cimaara. (Aplausos en la izqnierda.)
Desde luego el aplauso ben6volo de la Camara ha
demostrado que era el prop6sito, ]a intenci6n de la










122 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA.


('.,inlra el apoyarlo, pero de eso i que la Cimara se
extralimite-en sus atribuciones y ejercite funciones de
gobierno, hay una diferencia capital. Dentro de la
misma Constituci6n que sus sefiorias conocen mejor
que yo, sus sefiorias saben que si el Gobernador Civil
de la provincia,-y cuidado que no quiero adelantar
juicios,-se ha extralimitado a dictar esa nota, el se-
for Xiques sabe perfectamente que el Presidente de la
Repfiblica 6 los Consejeros Provinciales pueden acu-
sar al Gobernador de la Provincia ante el Senado y 6s-
te constituido en Tribunal de Justicia puede juzgar de
esa infracci6n constitutional, en la forma y modo que
esa misma Constituci6n determine.
Ya ve el senior Xiques que las infracciones de la
Constituci6n, vengan (1el Jele del Estado, de los Se-
cretaries de Despacho 6 de los (Gobernadores de la
provincia, tienen su castigo y el procedimiento, para
llegar A ese castigo, esta regulado en las leyes, dentro
de la Constitnci6n misma. No creo, por tanto, sefio-
res, inoportuno entrar ahora en el debate politico fun-
damental.
Yo no me creo con derecho para dar leeciones A es-
ta CAmara, ni tengo autoridad, ni conocimientos sn-
ficientes para ello y carozoo de clocuencia para hacer-
me oir sin fatiga: pero voy 1 aportar sencillamente al
debate el contingent modestisimo de mi esfuerzo para
que en lo adelante la CAimara ~, i.. --i.i. sobre las me-
didas que tome y para que la Constitucion sea com-
prendida y respetada. Ayer nos decia el seinor Xi-
ques: se habla del regimen representative, del regimen
parlamentario y nuestra Constituci6n es eclectic, nues-
tra Constituci6n es hibrida, de tal la calificaba el se-
flor Xiques, a ese respect. Yo voy t decir una cosa:
nuestra Constituci6n efectivamente es olctica en al-
gunas materials, por ejemplo, en el regimen provin-
cial, porque el regimen provincial establecido por
nuestra Constituci6n, ha side una transacci6n fecunda
y patri6tica, que yo soy el primero en aplandir, una
transacci6n fecunda entire las tendencies federalistas
y las tendencies unionistas. Si esa transacci6n, si
ese eclecticismo de nuestra Constituci6n en la practi-
ca de la vida political de nuestro pais va it resultar un
4xito 6 un fracaso, nosotros no podemos predecirlo; los
acontecimientos finicamente lo diritn. Pero respec-
to al regimen parlamentario 6 representative ha-
go la afirmaci6n rotunda y categ6rica de que en to-
das y cada una de las parties de nuestra Constituci6n,
se implant un regimen esencialmente representative.
En esto nuestra Constituci6n no es eclectica, mantiene
en todo su vigor los principios del (Gobierno Repre-
sentativo; la observaci6n que habia hecho ayer el so-
fior Xiques, de que habia contradicci6n en estos prin-
cipios por el hecho dee Iue los Secretarios del D)spacho
refrendan los Decretos del Ejecutivo, no existed en rea-
lidad porque lo mismo pasa en todos los pa.ises donde
existe el regimen Representativo puro, que promulga
nnestra Constituci6n, en que las Cimaras solo pueden
legislar, en que el Presidente nombra sus Secretaxrios
sin consultar a la Cimara, en que el Ejecutivo tieno
la iniciativa absolute en todas las funciones de (o-
bierno, y cumple las leyes. AdemaIs la distinci6n 'fun-
damental se basa en la division de los podcres que
anunci6 con palabras de Profeta, coino sol uei1n ldel pro-
blema constiliuional de los pueblos nmdornos el ilus-
tre Montesquieu,- en las postrimerias del Siglo X V I I
y que sirvi6 de programna en Inglalterr'a a un parti(do
pqderoso, que se trasmitiO i las colonies inglehas y quie
encaj6 luego en la Constitucion Americana.
Ese principio de la. division de los poderes (qui alli
en la Gran Repfiblica Americana, ha produeido reosul-
tados tan fecundos ha sido observado rigurosa.mente


en nuestra Constituci6n: el powder judicial solamente
se entiende en funciones judiciales, las funciones gu-
bernativas son exclusivamente del Gobierno, por eso
el debate politico que el senior Xiques quiso iniciar a
prop6sito de la discusi6n del mensaje del Ejecutivo, no
era procedente, porque nosotros no podemos fijarle al
Ejecutivo, al Gobierno, orientaci6n alguna political, y
por lo tanto, seria inftil que los principios que el Go-
bierno preconizaba, las ideas que el Gobierno mantenia
en ese mensaje fueron objeto de una discusi6n de la
CAmara. Ese mensaje no tenia otro objeto verdadero
que manifestar al pais sus necesidades mAs perentorias
en opinion del Ejecutivo, y aquellas eyes de caracter
urgent que indicara A la C(mara por eso, tambikn, no
podia aqui abrirse un debate politico, amplio, sobre
declaraciones de principios, como entendia el senior
Xiques, en el cual, cada uno de los grupos de la Ci-
mara, fijara su actitud, sus ideas, sus principios y
program porque este debate era contrario a la Cons-
tituci6n today vez que la Camara no tieno mnis 'uncio-
nes que las delegislar.
Ese debate era absolutamente innitil, y nosotros no
debemos hacer nada que sea absolutamcnte infitil, y
eso que la CAmara oye con much gusto los discursos
del Sr. Xiques, aunque, hasta cierto punto no sean
muy oportunos. Mafiana con motivo de un debate so-
bre una moci6n, sobre un proyecto 6 tal vez sobre los
presupuestos en los cuales se vacian 6 desarrollan ideas
politics y econ6nicas, puede incidentalmente, "i pro-
p6sito de ese proyecto te6rico, abrirse un amplio deba-
te politico; pero un debate acad6mico, propio de un
Ateneo, como el Sr. Xiques queria provocar aqui en la
COmara es absolutamente initil.
Ahora coneretindome A la proposici6n del dia, y A
la luz de estos principios que acabo de exponer breve-
mente, lo que pretenden los autores de la moci6n, es,
que la CAmara ejerza funciones de Gobierno, que la
Cimara signifique al Ejecutivo, el desagrado con que
ha visto esa resoluci6n del Gobernador Civil, y por
consiguiente que esa resoluci6n se revoque 6 ii..,iili-
que; pues de otra manera, para hacer algo que no tu-
viera consecuencias, para tomar un acuerdo infecundo
y que no tuviera consecuencia ninguna en la prActica,
creo que la ( i,, I ,. no habia de dirigir una comunica-
ci6n al Ejecutivo.
A mi me parecia tal procedimiento, en cierto modo,
depresivo para la dignidad de la Camara, que no debe
tomar acnerdo de ningtn g6nero, que no se pueda y
debaR cumplir, por lo tanto, .'. In' objeto tendria esa mo-
ci6n dirigida al Ejecutivo para que hiciera cunmplir la
Ley y obligara, al Gobernador Civil a cumplir la Cons-
tituci6n?
Esta, repito, no es finci6n de la Caimara, por este
motivo pues, Sr. Xiques, abundando en las mismas
ideas de S. S., deseando que la prensa sea libre, con la
mils absoluta y complete libertad, protestando de cnal-
quier acto de las autoridades por el que traten do co-
hibir el i-. 4-,' ;. de los derechos individuals, me veo
on el penoso caso de combatir esa moci6n desde el pun-
to de vista puranmente constitutional y oponerme t quoe
la CAmara tome el acuerdo quo se propone.
Sit. XiqtUs: IPido la palabra pamra 1~. Ii .. .
Sit. PIiSim)C'rE: Tiene la pa.labra el senor Xiques.
Sit. Xicques: Sefiores Representantes. Dado el ses-
go que el senior Fonts ha comunicado a este debate,
me voo I'orzado i salirme de la cuestion, y yo tengo
la stegumridad de que el senior Presidente no me va A
llamar al orden. P. .1.';-. por qu6? Porque no seria
just que despues de las several y bien dichas pala-
bras del senior Fonts, quedase yo bajo el peso de sus
actusa(ionlls.









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA. 123


SR. FONTS: (Interrumpiendo.) No bien dichas, senior
Xiques.
SR. XIQUES: El senior Fonts dice siempre bien; es
decir, con sin igual maestria y elocuencia.
Antes de entrar en la cuesti6n debatida esta tarde,
voy a rectificar brevemente, como pasando por sobre
ascuas, algo que el senior Fonts ha dicho referente a la
sesi6n de ayer. Por algo, senior Fonts, somos noso-
tros revisionistas, no s61o en lo que al ap6ndice se refie-
re, sino que somos revisionistas de la Constituci6n mis-
ma; porque si yo tuviera elocuencia entonaria ahora
un himno magnifico, triunfal, en favor de la Conven-
ci6n Constituyente; aplaudiria calurosamente el es-
fuerzo desplegado, la buena intenci6n, las grandes
muestras de talent, verdaderamente brillantes, que
dieron alli algunos Convencionales, por no decir to-
dos los Convencionales; pero no admite duda ninguna
que la obra Constitucional deja much que desear,
que es harto defectuosa. No entro A desentrafar las
razones que sus autores pudieron tener para redactar-
la en la forma que esti redactada. Lo que afirmo es
que, desde el primer moment, hemos empezado A to-
car sus inconvenientes en la practice. Voy a demos-
trarlo.
De intent voy A dejar A un lado, por ahora, lo de
que nuestra Constituci6n es realmente una Constitu-
ci6n sui , '. ;.
El debate de esta tarde pone de relieve los inconve-
nientes lel regimen representative, sin que yo trate
de dar lecciones a mi amigo particular el sefior Fonts,
porque, a la verdad, eso de las lecciones que al senior
Fonts se refiere, no es mAs que cuesti6n de eufe-
mismo.
Yo, que soy franco, leal, sincere, todo coraz6n, olvi-
do a veces mi humildad y pequefiez y me figure que
todos vosotros estAis a mi nivel, y me permit enton-
ces daros algunos consejos; pero su seforia nos da
la misma lecci6n diciendonos que no es maestro.
Sn. FONTS: ( Interrumpiendo.) Es cuesti6n de cortesia,
senior Xiques.
SR. XIQUES: Pero volvamos al objeto de mis refle-
xiones: el inconvenient es este, senior Fonts: supon-
gamos que nosotros en lugar de tener un regimen
representative, tuvi6ramos un regimen parlamentario.
En un regimen parlamentario estaria aqui el sefor
Secretario de Gobernaci6n, 6 inmediatamente se le
pedirian datos respect de esa orden, de ese 4kase del
Gobernador Civil, y no tendriamos que esperar ese
largo expedienteo, ese ir y venir de documents, y esas
dilaciones infinitas que caracterizan vuestro r6gimen-
es decir-el representative presidential puro.
SR. FONTS: (Interrumpiendo.) Yo no loquiero; es la
Constituci6n.
SR. XIQUES: Sostiene et sefnor Fonts que discutido
el mensaje, como yo propongo, seria mancharnos con
un vicio de parlamentarismo, toda vez que tendriamos
con dicho motivo grandes y minuciosos debates en que
se vendrian 6 lucir, en esta Camara, dotes oratorias
solamente, sin resultado practice alguno. Y yo le digo
al senior Fonts que, a pesar de su tesis, tropezariamos
con otro inconvenient del regimen representative;
porque cada vez que surgiese aqui un proyeoto de ley
tendriamos-A desearlo asi-grandes debates politicos;
y si quiere el senior Fonts que los tengamos, los ten-
dremos; pero entonces no hariamos nunca nada, en la
esfera legislative, ni bueno ni malo; porque en el estu-
dio de cada proyecto de ley suscitarianse amplias dis-
cusiones.
Sup6ngase la CAmara por un moment que se plan-
tea, por ejemplo, el debate sobre los presupuestos ge-
nerales del Estado. Pues yo inmediatamente que se


planteara el debate de los presupuestos generals del
Estado, si no estuviese animado del deseo de contri-
buir a la realizaci6n de nuestra obra legislative, sus-
citaria, a pesar de tratarse de una Arida cuesti6n de
nfimeros, un grandisimo, interminable debate. Pero
no tema la Camara que yo incurra en semejante desa-
tino. Pues sepan sus sefiorias que si no hubiera tenido
lugar este enojoso asunto de las resoluciones del Go-
bierno Civil, no habria molestado a la Camara, en
much tiempo, con mis modestas palabras. Pero la
ventaja de los grandes debates estaria en esto: que se
plantearian en este recinto, una vez en cada legislatu-
ra, en provecho de las ideas y hasta de las propias
leyes. ,Sab6is por qu6, con provecho de las propias le-
yes? Porque eso daria lugar 6b que supi6semos, por
anticipado, en qu6 coincidiamos y en que no, lo
cual facilitaria extraordinariamente la obra legislati-
va, toda vez que nos permitiria abordarla con un cri-
terio central, de carActer colectivo, por decirlo asi.
Se esta tratando en la sesi6n de hoy, precisamente,
de un asunto que se relaciona con los llamados dere-
chos individuals. ,Sabe el sefor Fonts en qu6 con-
siste la diferencia de criterio entire los elements radi-
cales y conservadores en este punto? Pues yo se lo
voy A decir.
En que los elements conservadores entienden que
debe reducirse el campo de acci6n de los derechos in-
dividuales; que deben regulars, y que ademas, deben
regulars con espiritu asaz moderado, casi coercitivo;
y los radicales entendemos que los derechos indivi-
duales son inmanentes 6 ilegislables; y que en caso de
legislar sobre ellos hay que regularlos con un espiritu
expansive y liberal. Vea el selnor Fonts hasta donde
nos llevarian los grandes debates que yo propongo:
vea de qu6 manera sabriamos nosotros ahora, si el se-
flor Garcia Cailizares, por ejemplo, que es tan radical,
y tan avanzado, que quiere una forma de gobierno
federal para la Repfblica, A pesar de ser correligiona-
rio del sefor Fonts, estaria dispuesto a coincidir con
su S. S. 6 conmigo. Y yo, que conozco el modo de
pensar del senior Garcia Caflizares, digo que, en esta
material, difiere sustancialmente del sefior Fonts.
Como difieren entire si otros muchos sefiores Represen-
tantes que militan juntos.
Hay en la Caimara, segin entiendo, sesenta y tres
diputados.
SR. PORTUONDO: ([nterrumpiendo.) Sesenta y dos.
SR. XIQUEs: Bueno: sesenta y dos. Yo tenia enten-
dido que 6ramos sesenta y tres; pero es que muri6
uno, ano es cierto?
Pues bien, sefiores, me temo que al entrar de lleno
en nuestras graves tareas legislativas-cuya importan-
cia todos confesamos-va A haber aqui, no sesenta y
dos criterios, sino el double, esto es, ciento veinte y
cuatro modos de pensar diferentes. (Risas.)
SR. PRESEDENTE: Le recuerdo, senior Xiques, que
pidi6 la palabra para rectiflcar.
SR. XIQuKs: iAh! se me habia olvidado, senior Pre-
sidente.
SR. PRESIDENTE: Por eso se lo recuerdo.
SR. XIQUES: Pues rectifico y digo lo siguiente: que
los firmantes de la moci6n no tienen interns ninguno
en ejercer funciones gubernativas, como se ha asegu-
rado en este recinto, sino que se proponian llamar la
atenci6n de la Camara de Representantes sobre la in-
fracci6n legal cometida por el Sr. Gobernador Civil de
la Habana A fin de que el pais sepa que hay, en el seno
de esta Corporaci6n, Diputados que no olvidan el cum-
plimiento de su deber, ya que, desgraciadamente, son
impotentes, por su escaso nfmero, para remediar tan-
tos y tan grandes abuses. He dicho.









124 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA.


SR. RISQUET: Sres. Representantes: Habia pedido la
palabra en pr6 de la moci6n que se dispute, y casi ca-
si, no tengo ya necesidad de consumer el turn pedido;
porque el elocuente orador don Juan Ra.mos Xiques,
ha consumido de una manera brillante, consumiendo
naturalmente, todos los turns, en mi concept, habi-
dos y por haber, y yo creo, ademnis, que con la elo-
cuencia de los que han hablado de este asunto enojoso,
por cierto, como 61 mismo lo calificaba, nos ha con-
vencido a todos de tal manera, que si alguno de noso-
tros hubiera pedido la palabra en pr6, renunciaria A
ella, siquiera no fuese mAs que en honor al m6rito que
todos nosotros le hemos reconocido al que con su pa-
labra brillantisima ha sido una especie de luz inefable
que ha bafiado con sus resplandores, todas nuestras
conciencias. Creo, pues, sefiores Representantes, que
es un derecho inalterable este que hoy se dispute. Creo,
firmemente, que es verdad que hay verdadero derecho,
que hay verdadera raz6n en la presentaci6n de la mo-
ci6n del Sr. Xiques. Enticndo que aunque es verdad,
que el Consejo Provincial, por un articulo de la Cons-
tituci6n, debe ser el que acuse al Gobernador Civil
cuando 6ste infrinja la Constituci6n, 6 cualquiera de
los preceptos constitucionales, no es menos cierto, se-
flores, que tenemos hoy raz6n, al tratar este asunto,
partiendo de la supuesta realidad, de que siendo conmo
es esta C.' I.'.. uno de los dos Cuerpos del Poder Le-
gislativo, puede votar cualquier lcy, la cual tienda A
derogar otra que est6 vigente, aunque esta ley no se
adapte en realidad a la moci6n. Mi opinion, sefiores
Representantes, es: que nosotros podemos votar una
ley con la cual quede derogado este decreto del Go-
bernador Civil por el cual abrimos nosotros ancha via
A la Prensa, que es el cuarto poder del Estado. La
Prensa que es luz previsora y universal, la Pren-
sa, que es al fin y al cabo, el porta-estandarte de la
civilizaci6n, con lo que nosotros no hariamos mas que
cumplir con un precepto sacratisimo, un precepto cons-
titucional, con el articulo 25 de nuestra Constituci6n.
Yo no voy a extenderme mAs en ninguna otra consi-
deraci6n, porque antes han dicho aqui elocuentemente
todo lo que a bien yo hubiera tenido que decir en pr6
de la moci6n del Sr. Xiques; por lo que me limito sim-
ple y exclusivamente, 6 suplicar al Sr. Secretario que
tenga la bondad de leer una moci6n que hemos pre-
sentado various diputados de la extrema derecha.
SR. NREVz: Pido la palabra.
S. PRESIDENTE: Tiene ]a palabra el senior Nfiiez.
SR: Nfi~EZ: Desde la sesi6n de ayer viene el senior
Xiques representando aqui e1 volcein Mont Pelee, que
todo lo ha destruido: empez6 dirigi6ndose al partido
republican, y quiso pulverizarlo; luego se volvi6 Ai su
partido, y tambi6n lo pulveriz6; se dirigio luego al
Secretario de Gobernaci6n, respectable autoridad,
tambi6n ]a atac6 y trat6 de desprestigiarla; le toc6
tambi6n su chispa al Presidente de la Repfblica;
hoy viene con nuevos brios, cuando ya creiamos que
nada habia de atacar, y viene A destruir la Constitu-
ci6n de la Repfiblica. ,Es que para el sefor Xiques
nada es respectable en esta ( '.... ir-i,, ni en el pais siquie-
ra? Nos amenaz6 con la guerra, ayer, como si los que
vivimos en esta tierra, y estamos en esta C(inmara, nos
espantasemos con la guerra. (Risas.)
El senior Xiques nos dijo que, dado el sistema de
nuestro Gobierno, podiamos ir muy bien a la revolu-
ci6n; el sefor Xiques sabe muy bien que aqui las fra-
ses de relumbr6n no nos espantan; y, tratando el asun-
to en concrete, yo estoy de acuerdo con lo dicho por el
senior Fonts, que ha, tratado magistralmente la cues-
ti6n. Ademas el articulo 83 de la Constituci6n, en su
iltimo pArrafo dice: que "cuando haya divergencia de


opinions sobre la constitucionalidad de un articulo,
el Tribunal Supremo es el lanmado a dirimir esta cues-
ti6n"; por tanto, los quejosos del Gobernador Civil tie-
nen el camino muy abierto, para ir en apelaci6n al
Tribunal Supremo, quien dirA si se ha interpretado
bien el articulo. Y como es 6ste un asunto enojoso,
yo no puedo continuar tratAndolo.
SR. XIQUES: Pido la palabra para rectificar.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra para rectificar el
seflor Xiques.
SR. FONTS: Yo habia pedido la palabra para recti-
ficar, senior Presidente.
SK. PRESIDE'NTE: No lo habia notado la Presidencia.
SR. XIQUEs: Tengo que hacer una rectificaci6n al
sefior Nbfiez; A una manifestaci6n que ha hecho, gra-
tuita y gravisima, que afecta 6i mi filiaei6n political, y
queafecta quizas a mi decoro Ip .... 1. El sefor
Nfiez ha dicho que yo he venido a esta representa-
ci6n con el prop6sito de producer la perturbaci6n en
esta Camara; y yo le digs al senior Nfiiez que sus
apreciaciones son del todo en todo equivocadas 6
injustas. Por lo demgs, si yo perturbo las sesiones
de la Camara, no es 61 el que estaI lamado d llamarme
al orden, ( Varias voices: Muy bien, muy bien.) sino la
Presidencia. Ademas, el senior Nifiez ha dicho otra
cosa que es gravisima, A saber: que yo ayer hice la
apologia de la fuerza, poco mAs 6 inenos, no me he
podido aprender de memoria sus magnificas palabras
(Risas.) No es asi; se equivoca el senior XN';i.. Yo
he dicho justalnente lo contrario; lo que he dicho es
que soy liberal y radical; que deseo que llegue el dia
en que los radicales est6n en el Gobierno, que quiero
un radicalismo reflexivo, sesudo y sensato. Nada mas
he dicho. No he podido decir ni hacer aqui apologies
en favor de la guerra entire cubanos. Lo finico que
he dicho, apelo A vuestro recuerdo, es que tenemos
necesidad de tener una political respetuosa, concilia-
dora, de apaciguamiento, A la sombra de la cual
medren todas las aspiraciones legitimas; que si un
partido va al powder, sea respetuoso con el de la oposi-
ci6n; y yo daba el grito de alert, y decia: se asegura
que el Ejecutivo ha puesto en manos del Ministerio de
la Gobernaci6n, la Guardia Rural, y agregaba: si el Mi-
nisterio de la Gobernaci6n, que es el que tiene que di-
rigir las elecciones, tiene en sus manos la Guardia
Rural, yo me temo grades conflicts, porque puede
ese Secretario de la Gobernaci6n amafiar las eleccio-
nes y proscribir un partido mas 6 menos poderoso, y
cuando un partido se ve proscripto, cuando no hay
sinceridad electoral, entonces, pueden surgir, impla-
cables, las protests de la violencia y de la fuerza.
Pero eso no quiere decir que yo sea partidario de la
guerra: lo que quiero decir es que soy partidario del
mas absolute respeto a las leyes, como garantia del
orden.
Y me import, much hacer constar estas ma.nifesta-
ci(nes como rectificaci6n a las apreciaciones gravisimas
y gratuitas del Sr. Nfificz.
SR. FoNTs: Pido la palabra.
Sn. PRIESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Fonts.
SB. FONTS: Sres. Representantes: El Sr. Xiques, y
perd6neme su S. S. que me dirija A 61 porque constan-
teniente me ha estado aludiendo, aunque realmente i
mi no me agrada hacer indicaciones de carActer perso-
nal, pero coino el Sr. Xiques ha estado atacAndome y
dirigi6ndome cargos gratuitos, es natural que yo recha-
ce alguno de ellos: el Sr. Xiques emplea un sistema
muy c6mrodo de argumentar suponiendo en labios del
adversario, 6 en su pensamiento, 6 en su intenci6n al-
go, y despu6s, con su elocuencia tribunicia y arrebata-
dora, en pArrafos que parecen cafionazos disparados










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA. 125


contra su victim combat esas hip6tesis. Este proce-
dimiento es muy c6modo, pero realmente el que se
sienta victim de 61 tiene el derecho de protestar. El
Sr. Xiques sostenia, 6 daba A entender A la Camara,
que los que nos sentAbamos aqui, y especialmente yo,
nos sentiriamos muy contents con que los derechos
individuals, que garantizan la Constituci6n se res-
tringieran. No, Sr. Xiques, eso absolutamente no es
cierto.
SR. XIQUEs: (Interrumpiendo.) Ent6nces somos co-
rreligionarios.
SR. FONTS: No le he dado ningfn motivo A su seilo-
ria para que pueda hacerme semejante imputaci6n;
mas le puedo decir al Sr. Xiques, yo desafio al Sr. Xi-
ques a~ que me cite una s61a Constituci6n, entire las mAs
radicals y las mis liberals, en que la libertad de ]a
prensa se encuentre garantizada de un modo mans cx-
plicito y mas terminante que en el articulo 25 de nues-
tra Constituci6n. Conteste el Sr. Xiques.
SR. XIQUES: Ninguna, si es verdad.
Si. FONTS: Por lo tanto, al pedir yo aqui en nombre
de mi partido y en el mio humildemente que el articu-
lo 25 se cumpla, no soy un reaccionario, soy tan radi-
cal como el senior Xiques.
SR. XIQUHiS: (Interrmnpiendo.) Me alegro inucho.
SR. FONTS: Ahora bien, sefiores, voy ai ocuparme
de una cuesti6n puramente personal. Dijo el seflor
Xiques que yo trataba el asunto con hip6critas eufe-
mismos.
SR. XIQUES: (Interrumpiendo.) Yo no dije hip6crita.
Si. FONTS: Sr. Xiques, en primer lugar, y esto no
es necesario que yo se lo diga A su sefioria, yo preten-
do que las discusiones en esta Camara se mantengan
en un pi6 de absolute cortesia y por eso es que cuan-
do he de hacer algunas :.irimi. ;.ii. -. a la Camara, tra-
to de atenuarlas para que ninguno entienda. que doy
lecciones A mis compafieros que saben tanto 6 mais que
yo, s61o que el senior Xiques ha querido ver en esto
hipocresias cuando yo creo que son reglas elementales
de urbanidad; ademas, senior Xiques, yo puedo decir
6 su seiloria, y aqui voy a ser inmodesto, que por ha-
berme asomado a las ventanas de las ciencias sin po-
seerlas, sencillamente por haber vislumbrado los vas-
tos horizontes de la ciencia, s6 sin que sea preten-
sion, seflor Xiques, que nadie puede dar lecciones en
las ciencias morales y political, como no sea un hom-
bre profundamente versado en ellas, asi es que siem-
pre que hago alguna o1!i i; ,.'.'n, en ese orden de
ideas, la hago realmente con much timidez y con
much modestia. Es cuanto tenia que decir al senor
X iques.
SR. GARCIA CARIZARES: Pido la palabra para una
alusi6n personal.
SR. PRFSIDENTE: Para una alusi6n personal tiene
la palabra el senior Garcia Cafiizares.
SR. GARCIA CATIZARES: Aunque hay un articulo en
el Reglamento que prohibe dirigirse a un Represen-
tante 6 6 un grupo de ellos. Yo no haria uso de la
palabra si no me dirigiera A contestar una alusi6n al
senior Xiques. Yo no critic A nadie que haga en la
C~mara profesi6n de fe: libreme Dios de ello, sefiores
Representantes. Pero yo estimo, que el Garcia Caili-
zares aludido por el Sr. Xiques, no debe serlo. Mi
historic antes de la Revoluci6n, mi historic de solda-
do on la Revoluci6n y mi historic de la 6poca de la
Intervenci6n, creo que es conocida por el Sr. Xiques y
por algunos de ]a Camara, pero aunque fuera total-
mente desconocida, porque mi nombre es muy pequeflo
y muy modesto, no seria yo quien se la 1d l;. i. al sefior
XI.'i, Me basta que el Sr. Xiques, y que mis com-
pafieros sepan que sin hacer profesi6n de fe de ningu-


na clase he venido aqui, lo digo y lo repito, a cumplir
con lo que yo creo que debe cumplir un cubano honra-
do. Cuando llegue el moment, el Sr. Xiques me ver
levantar para colocarme al lado que yo creo que deben
star los cubanos honrados y dignos. Que baste al
senior Xiques esta declaraci6n.
Sit. BOBGES: Sr. President: 4se va A dar por termi-
nado este debate? Se han consumido los dos turns
en pr6 de la moci6n?
SR. PRESIDENTE: Precisamente iba a hablar sobre
eso.
SR. BORGES: Hacia la pregunta porque entendia que
el Sr. Risquet habia empezado diciendo que no iba a
consumer un turn en pro6.
SR. PRESIDENTE: El Sr. Risquet pidio la palabra
para consumer el turn reglamentario en pr6 y asi lo
hizo.
SR. LOYNAZ: Los que suscribimos esta moci6n, nos
sentimos satisfechos con las declaraciones que ha he-
cho a nombre de su partido el Sr. Fonts.
El se ha mostrado dispuesto a defender la moci6n
cuando la ocasi6n llegue y va a llegar inny pronto
y se hace necesario explicar por qu6 lo digo.
El Sr. Fonts ha prometido A nombre de su partido,
y de los republicans, que va 6 defender el precepto
constitutional que nosotros entendemos conculcado, y
nosotros, tom6ndole la palabra, aguardamos esa oca-
si6n, que ha de venir muy pronto, y retiramos por
hoy la moci6n. (Aplausos.)
Su. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Villuendas.
SR. VILLUENDAS (E.): Senfor Presidente: me im-
porta much esto. El senior Loynaz del Castillo, ha
dicho que le son suficientes las declaraciones que el
senior Fonts ha hecho a nombre de su partido, y A mi
me interest decir esto: que si lo que se proponian los
autores de la moci6n no era lo que ]a moci6n decia, es
decir, velar por un precepto constitutional que ellos
entendian infringido por una disposici6n gubernativa,
sino lo que querian era obtener una deelaratoria de
este grupo, holgaba completamente; porque el partido
Republican, unido en today Cuba, compact, por vir-
tud de una Convenci6n, que no fu6 el parto de los
montes como pretendi6 el senor Xiques, sino que fu6
una obra luminosa entire todas las provincial incluso
la Habana; el partido Republicano tiene un program
perfectamente claro y definido que dice: que ese Par-
tido es eminentemente liberal, que es eminentemente
conquistador para el porvenir de lo que sea progress
en las Ciencias political, y en todos los 6rdenes de la
vida de una Naci6n. Que ese partido ademas tiene
entire sus miembros al que habla en estos moments
que fu6 miembro de la Convenci6n Constituyente, que
no ha querido entrar en el debate que ayer suscit6 el
senior Xiques porque entiende que el regimen repre-
sentativo que quizAs no campee en today la Constitu-
ci6n, en lo que respect A la vida de la C&mara es
absolutamente puro, hace est6riles debates que tengan
la linalidad que el senior Xiques se propuso. No es
oportuno, pero si convenient, hacer esta aclaraci6n:
el senior Xiques no tiene necesidad de acudir a ningfun
debate cuando de libertad y radicalismo se trate, le
debe bastar con leer el articulo 37 de la Constituci6n
que trata de las Leyes que regulan el ejercicio de los
derechos. (Lee.)

"Articulo 37.-Las leyes que regulen el ejercicio
de los derechos que esta Constitucion garantiza, serAn
nulas si los disminuyesen, restringen 6 adulteran."

Precepto 6ste que no figure en ninguna Constituci6n










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-CAMARA.


del mundo y que hace a la Constituci6n cubana sea la
mAs liberal de todas.
SR BORGES: Pido la palabra para una alusi6n per-
sonal.
SR. PRESID)ENTE: Tiene la palabra el senior Borges.
SR. BORGES: lie pedido la palabra para una alusi6n
personal por encontrarme comprendido entire los fir-
mantes de la moci6n A que se ha, dado lectura y que
tan brillantemente fu6 combatida por el sefor Fonts.
Porque el senior Villuendas al hablar del prop6sito
que pudieran haber tenido los firmantes de esa moci6n
decia, deduci4ndolo naturalmente de las palabras del
senior Loynaz, que si el prop6sito nuestro no habia si-
do el de evitar que se violara el precepto constitucio-
nal, sido obtener declaraciones de principios por parte
del grupo politico A que 61 pertenece, holgaba esa mo-
ci6n.
Por lo que A mi toca, como uno de los firmantes de la
moci6n, deseo hacer constar que mi prop6sito s61o es
evitar la violaci6n de un precepto constitutional, y
consagrar aqui, por una resoluci6n de la CAmara en
este dia., A lo que tenemos derecho, seghn mi entender,
por lo que express el inciso primero del articulo 59 de
la Constituci6n, lo que es un principio fundamental
de todos los pueblos libres y progresistas: la libertad
del pensamiento escrito.
Ese era mi Anico prop6sito al suscribir la moci6n
que se discute. No s6 si ha Ilegado la hora de hacer
declaraciones de principios, como lo desea mi compa-
fiero y correligionario el senior Xiques, y si tiene 6 no
raz6n para decir que no estamos definidos, que no sa-
bemos cuAles son las ideas de cada uno, qui6nes son
los conservadores y qui6nes los liberals; qui4nes
los amigos del derecho ajeno y qui6nes los que traten
de restringirlo. Ya he dicho, y con ello termino,
cual ha sido mi fnico deseo al firmar la moci6n objeto
de este debate.
SR. VILLUENDAS (E.): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Villuen-
das.


SR. VILLUENDAS (E.): Yo no atribui A los firmantes
de la moci6n una idea determinada, sino que quise va-
lerme de ese medio para contestar en cierto modo A lo
que desde ayer viene diciendo el sefior Xiques. Por
que sin querer entra.r en un debate amplio, queria ha-
cer ciertas declaraciones A nombre de mi partido. Pri-
mero, sefor Xiques, y esto es muy important, el
grupo de republicans que se sienta aqui, estA perfec-
tamente definido y compact, el finico grupo que aqui
no lo estA es el grupo que se sienta enfrente. Pero el
senior Xiques hablando de la orden del senior Gober-
nador decia "vosotros", yel senior Gobernador es nacio-
nal. Yel sefior Xiquesdeea "vosotros los federalistas",
y alli se sientan los Representantes de Oriente que son
federalistas. De manera que al senior Xiques le pasa
que tiene el fuego en casa y no lo v6, y sin embargo,
vB el fuego del vecino. Es cuanto tenia que decir.
Sn. PRESIDENTE: Retirada la moci6n y no habiendo
otro asunto de que tratar.....
SR. GARMENDIA: Un moment, senior Presidente,
pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Gar-
mendia.
SR. GARMENDIA: Ocurre con esta moci6n lo que
ocurri6 ayer con otra que qued6 fuera de discusi6n;
por lo que yo rogaria A la CAmara que prorrogara la
sesi6n por unos diez minutes, por tratarse de un
asunto de vital interns. Como se refiere A una cues-
ti6n de carActer constitutional, voy A sentar cuestio-
nes de principios; voy A demostrar que hablamos mu-
cho y no hacemos nada; y voy a probar que, hablan-
do poco, debemos hacer much. Lo que hay pendiente
es bochornoso, pues no se concibe que haya ciudada-
nos cuyos derechos esten confiscados, A pesar de tener
nueve dias de existencia la Repiblica de Cuba.
Sn. PRESIDENTE: Sr. Garmendia, es inftil prolon-
gar la sesi6n, porque la Presidencia ha declarado la
moci6n presentada por su seforia, no urgente. Se le-
vanta la sesi6n.
(IHora: las 5 menos cinco p. m.)


IMPRENTA DE RAMBLA Y BOUZAt,-OB18PO 3.


_ _


126




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs