Title: eme eme : Estudios Dominicanos
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/PUCMMA0011/00071
 Material Information
Title: eme eme : Estudios Dominicanos
Physical Description: Book
Publisher: Universidad Católica Madre y Maestra
Publication Date: Enero-Febrero 1984
 Record Information
Bibliographic ID: PUCMMA0011
Volume ID: VID00071
Source Institution: Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra - Recinto Santo Tomás de Aquino
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Downloads

This item has the following downloads:

Binder2 ( PDF )


Full Text
CONTENIDO
?
/Estudio comparativo del rendimiento en mate-
ar mtica en la Repblica Dominicana, por Eduardo
Luna y Sarah Gonzlez
/ La calidad de la educacin en la Repblica Domini-
v cana. Problemas y soluciones, por Ricardo Lora
/ El reto de la investigacin cientfica en Repbli-
ca Dominicana, por Dinpoles Soto Bello
/ Anlisis de la deforestacin y la foresta en la
V Repblica Dominicana, por Elizabeth Ovalle de
Morel y Alberto Rodrguez Liriano.
I Algunos datos importantes sobre la historia de
Santiago, por Vanessa Vega de Bonnelly.
Volumen XII Nm. 70 Enero/Febrero, 1984
ISSN 0379 8542


*4*
i
: i
ti


Volumen Xll# Nm. 70* Enero/Febrero 1984
Santiago de los Caballeros, Repblica Dominicana.

CONTENIDO
Estudio comparativo del rendimiento en mate-
mtica en la Repblica Dominicana, por Eduardo
Luna y Sarah Gonzlez......................
La calidad de la educacin en la Repblica Domini-
cana. Problemas y soluciones, por Ricardo Lora.. .
El reto de la investigacin cientfica en Repbli-
ca Dominicana, por Dinpoles Soto Bello........
Anlisis de la deforestacin y la foresta en la
Repblica Dominicana, por Elizabeth Ovalle de
Morel y Alberto Rodrguez Liriano.............
4
Algunos datos importantes sobre la historia de
Santiago, por Vanessa Vega de Bonnelly.........


UNIVERSIDAD CATLICA MADRE Y MAESTRA
Monseor Agripino Nez Collado, Rector
4
EME EME
Estudios Dominicanos
Editada por el Departamento de Publicaciones
DirectorFundador:
Hctor Inchustegui CabraI
Editor:
Flix Fernndez
Consejo:
Radhams Mejfa Carlos Dobal
Valentina Peguero Rafael Yunn Apolinar Nez
Miguel Adriano Tejada Frank Moya Pons
Periodicidad: Blmetral
Fecha de Inicio: Juniojulio de 1972
ISSN: 03798542
Composicin: Matilde de Martnez
y Martn de Los Santos de Len C.
Diagramacin: Chame Romn
Impresin: Amigo del Hogar
J
Suscripcin:
Departamento de Publicaciones
Universidad Catlica Madre y Maestra
Santiago d los Caballeros, Repblica Dominicana
Precio para el pas: rd$12.00
Precio para el extranjero: US$12.00
Canje:
BibliotecaCanje
Santiago de los Caballeros, Repblica Dominicana


ESTUDIO COMPARATIVO DEL RENDIMIENTO EN MATE-
MTICA EN LA REPUB LICA DOMINICANA.
Por Eduardo Luna y Sarah Gonzlez
RESUMEN
f
*
En este trabajo se comparan algunos resultados bsicos obtenidos a
travs de un estudio en gran escala de rendimiento matemtico a
nivel de octavo grado en la Repblica Dominicana1, con aquellos re-
portados por otros veinte pases que realizaron un estudio semejante.
En el estudio se hizo, en primer lugar, un anlisis del curriculum pro-
puesto en matemtica para dicho nivel, basado en los programas ofi-
cales vigentes en los libros de texto aprobados. Luego se recolecta-
ron datos en 116 escuelas, con 160 profesores-aulas, y 5342 estudian-
tes. Los profesores de matemtica suministraron informaciones so-
bre su preparacin acadmica, sobre sus mtodos de enseanza y so-
bre la oportunidad que haban tenido los estudiantes para aprender

algunos temas de matemtica. Se administraron cuestionarios a los
estudiantes al principio y al final del ano escolar. El diseo del estu-
dio y gran parte de los instrumentos utilizados fueron adaptaciones
de los utilizados en el Segundo Estudio Internacional de Matemtica
(SEIM) llevado a cabo en los ltimos aos por la Asociacin Interna-
cional para la Evaluacin de Rendimientos Acadmicos (AIERA). El
hallazgo fundamental del estudio dominicano es que los rendimientos
son sumamente bajos en todas las reas contempladas en el curricu-
lum de matemtica (p <0.37)y esto es as en casi todos los sectores
del sistema escolar dominicano.Solamente un pequeo nmero de
1. "LA ENSEANZA Y EL APRENDIZAJE DE LA MATEMTICA EN LA REPBLICA
DOMINICANA" (EAMRD). Este proyecto de Investigacin fue financiado por el Inter-
national Development and Research Centro (IDRC) (contratos 3 P 810193, 3 P 82
0240) y por el Centro de Investigaciones de la Universidad Catlica Madre y Maestra
(UCMM). Las opiniones contenidas en este trabajo no reflejan necesariamente las opi-
niones y la poltica del IDRC o la UCMM.
*
3


escuelas privadas los rendimientos se acercan a los observados en los
pases desarrollados de acuerdo con los datos generados por el SEIM.
1 Breve Descripcin del EAMRD
1.1 Los Estudios de Matemtica de la Asociacin Internacional para
la Evaluacin de Rendimiento Acadmicos (AIERA).
4
En 1963, la AIERA realiz una encuesta acerca del rendimiento en
matemtica en las escuelas de doce pases. Ese estudio en el que par-
ticiparon unos 130,000 estudiantes de diferentes idiomas fue el pri-
mero de ese tipo de estudios en educacin a nivel internacional. El
objetivo de dicho estudio fue examinar las diferencias existentes en-
tre varios sistemas educativos y cmo esas diferencias se relacionan
con el rendimiento, intereses y actitudes de los estudiantes (Husn,
1967).

Cuando se inici el Primer Estudio Internacional de Matemtica
(PEIM) de la AIERA, el movimiento de reforma curricular estaba en
sus inicios. En el Segundo Estudio Internacional de Matemtica, en
contraste con PEIM en el cual se escogi la matemtica por conve-
niencia, el eje de toda investigacin es precisamente la matemtica.
De Acuerdo con Travers (1978), el SEIM fue concebido no slo co-
mo una encuesta de rendimiento en matemtica en diferentes pases,
sino ms bien como una investigacin que pretenda hallar respuestas
a varias interrogantes tales como: Cul es el grado de xito alcanza-
, do por los cambios curriculares en la preparacin de estudiantes para
estudios post-secundarios en matemtica?, es el entrenamiento en
matemtica que reciben los estudiantes suficiente para desenvolverse
de manera efectiva en la sociedad de hoy?, qu cambios han tenido
lugar en los patrones y filosofa de la escuela? Y en todas esas reas
de investigacin, qu relaciones hay entre los rendimientos y las
actitudes de los estudiantes de hoy con los de los estudiantes de hace
.^15 aos? (1);: \ .'5;-^. V -V
1.2 Marco de Referencia del SEIM
El SEIM se ha concebido bsicamente como una investigacin
comparativa del currculo de matemtica. En dicho estudio se pre-
tende analizar tres aspectos del curriculum, relacionado con tres nive-
les desde los cuales ste puede enforearse: a nivel del sistema educa-


tivo, a nivel de las escuelas y aulas, y a nivel de los estudiantes. As
nos referiremos al "curriculum propuesto", "curriculum ejecutado"
y "curriculum logrado", que corresponden respectivamente a los tres
niveles de enfoque indicados.
El marco de referencia del SEIM (2), adoptado tambin en el EAMRD,
se muestra a continuacin:
COMPONENTE
1. ANLISIS
CURRICULAR
2. PROCESOS DE
CLASES
3. RESULTADOS
O LOGROS DE
LOS ESTUDIANTES
CURRICULUM
PROPUESTO
CURRICULUM
EJECUTADO
+ -
CURRICULUM
LOGRADO
I
NIVEL DE ENFOQUE
SISTEMA
EDUCATIVO
ESCUELA Y
AULAS
ESTUDIANTES
m
El "curriculum propuesto" est especificado por el sistema educa-
tivo de un pas en los programas de curso, en los libros de texto o en
cualquier otro documento oficial que exprese qu tipo de matemti-
ca se enfatiza y cmo sta debe ensearse a los estudiantes. El "curri-
culum ejecutado" se refiere al curriculum que realmente ensean los
profesores en las aulas e incluye los objetivos que seleccion el profe-
sor para los alumnos de su curso, los contenidos que se ensearon a
esos alumnos, las actividades que se realizaron y los mtodos emplea-
dos durante el ao escolar. El "curriculum logrado" se refiere al ren-
dimiento y aprovechamiento de los estudiantes y al conjunto de acti-
tudes que tiene el alumno con respecto a la matemtica. El SEIM es-
t investigando las tres dimensiones consideradas del curriculum de
matemtica, pero el EAMRD pretende ampliar dicho anlisis de ma-
nera que el sistema educativo no se estudie por s solo ni aislado de la
sociedad en que se encuentra. Por esta razn, el EAMRD incluye ms
informaciones sobre el nivel socioeconmico de los estudiantes y su
relacin con el aprendizaje.


1.3 Metodologa del Estudio
1.3.1 Cuestionarios Cognoscitivos
En el EAMRD se administraron cuestionarios cognoscitivos al prin-
cipio (pre-test) y al final (post-test) del ao escolar a una muestra a-
leatoria de estudiantes de la poblacin A (Todos los estudiantes ins-
critos en el octavo grado (Plan Tradicional) o en el segundo ao (Plan
de la Reforma) que asisten a clases en la tanda matutina o vespertina
en la Repblica Dominicana). La seleccin final de los items cognoci-
tivos se hizo a partir de una coleccin que inclua la seleccin final de

items del SEIM (199 items). Estos items cubran los aspectos ms im-
portantes del curriculum de matemtica para la poblacin estudiada,
siendo los mismos clasificados por rea (aritmtica, lgebra, geome-
tra, estadstica descriptiva, mediciones) y por la categora conductual
(computacin, comprensin, aplicacin, anlisis) (Winzweig y Wilson,
1977) que cada uno de ellos evaluaba. Los intems de la coleccin ini-
cial fueron probados tres veces, terminando con una seleccin final
de 180 items, la cual inclua 166 de la coleccin internacional (Luna
y otros, 1982). Estos items se distribuyeron en cinco cuestionarios:
Ncleo (40 items) y las Formas Rotadas A, B, C, D, cada una con 35
items. Cada estudiante contest, tanto al principio como al final del
ao escolar, el cuestionario Ncleo y una de las Formas Rotadas, sien-
do estas ltimas asignadas de manera aleatoria a los estudiantes de ca-
da aula.
1.3.2 Cuestionario General de Ambientacin del Estudiante
Tambin se administr a los estudiantes un cuestionario para ob-
tener informaciones acerca de la ocupacin de sus padres, su nivel
de nutricin, sus posibles ocupaciones y algunos aspectos de sus carac-
tersticas ambientales. La versin final de este cuestionario se obtuvo
despus de tres pruebas con versiones preliminares del mismo.
*
1.3.3 Cuestionarios para los Profesores
A los profesores de matemtica de las aulas evaluadas se les admi-
nistraron tres tipos de cuestionarios:


1. Cuestionario General del Profesor. Este cuestionario proporciona
informaciones generales del profesor incluyendo su preparacin aca-
dmica, su carga docente, los materiales de enseanza que utiliza en
sus clases y algunas opiniones de la matemtica como proceso.
2. Cuestionario sobre Procedimientos de Clases. Estos cuestionarios
contienen muchas informaciones sobre los procedimientos y mtodos
que utilizan los profesores cuando ensean fracciones, razones, pro-
porciones, porcientos, geometra y mediciones.
3. Cuestionario sobre Oportunidad de Aprendizaje. A travs de estos
cuestionarios se recaba informacin de los profesores sobre la opor-
tunidad que han tenido sus estudiantes durante este ao escolar o en
aos anteriores para aprender la matemtica necesaria para contestar
los items contenidos en los cuestionarios cognoscitivos administrados
a los estudiantes.
1.4 Muestreo {
El profesor Richard Wolf del Ontario Institute for Studies in Edu-
cation, de Toronto, Canad, hizo las siguientes observaciones sobre el
diseo muestral que deberan utilizar los pases participantes en el
SEIM:
The sample design must be arranged to faciltate within-country..
analysis. This may be more important than provisin of national
sumamaries or international comparisons... National Centers need
to be directed, encouraged and assisted in determining substanti-
vely revelan t major stratification for their studies. Certainly in all
countries there are important regions, types of communities or
teachers for which nationally important educational policy ques-
tions need to be answered. (3)
*
Basndonos en estas recomendaciones y en las experiencias acumu-
ladas en las pruebas piloto del EAMRD realizadas en nuestro pas des-
de 1979, las escuelas en la zona urbana que atienden a la poblacin
estudiada se clasificaron de acuerdo a criterios pedaggicos y a crite-
_
7


rios demogrficos. La clasificacin pedaggica fue la siguiente:
Tipo P:
Tipo T:
Tipo R:

Tipo F:
Tipo O:
Escuelas primarias 6 intermedias oficiales;
Liceos tradicionales oficiales;
Liceos oficiales del Plan de la Reforma;
Escuelas privadas y semi-oficiales con facultad para
conducir sus propias pruebas de aprovechamiento;
Escuelas privadas y semi-oficiales sin facultad para
conducir sus propias pruebas de aprovechamiento.
La clasificacin demogrfica de las escuelas urbanas fue la siguiente:
Categora 1: Escuelas en ciudades con ms de un milln de habi-
tantes;
fe
Categora 2: Escuelas en ciudades con una poblacin entre 100,000
y 1,000,000 habitantes;
Categora 3: Escuelas en ciudades con una poblacin entre 49,000
y 100,000 habitantes;
Categora 4: Escuelas en ciudades con una poblacin entre 15,000
y 49,000 habitantes;

Categora 5: Escuelas en reas urbanas con menos de 15,000 habi-
tantes.
En la zona rural se consider un solo tipo de escuela (Ru) y las
provincias donde se encontraban esas escuelas se clasificaron en tres
grupos de acuerdo a criterios poltico-demogrficos. La tabla I, que
aparece a continuacin, muestra cada uno de los estratos considera-
dos y eji cada uno de ellos se indica la poblacin estimada y el nme-
ro de escuelas en el ao escolar 1982-1983.
8


Tabla 1 : Tabla Maestra

Cat. 1 Cat. 2 Cat. 3 Cat. 4 Cat. 5 Totales
P 2684 1079 422 1685 5856 11726
35 11 5 9 70 130
z u T 2964 508 2751 2424 4958 13605
0 R 1 14 3 8 11 42 78
N B
A. A. R 2380 385 1829 2428 1147. 8169
-N 7 1 4 7 5 24
A
F 1417 694 339 279 51 2780
22 8 8 6 1 45 \
0 2140 1426 1160 747 499 5972
88 56 34 22 19 219
Totales 11585 4092 6501 7563 12511 42252
166 79 59 55. 137 496
ZONA Ru 18194
RURAL 563
Para cada fila o columna de la tabla anterior se escogi un nmero
de estudiantes lo suficientemente grande (800 ms en la zona urba-
na, 1,200 ms en la zona rural). De esta manera se podran hacer
comparaciones entre las filas o entre las columnas. (Wolfe y otros,
1982).
* ^
-

1.5 Recoleccin y Procesamiento de Datos
*
Desde el inicio del EAMRD se consider sumamente importante el
diseo de una estrategia apropiada que permitiera una comunicacin
adecuada con las escuelas de la muestra y recolectar las informacio-
9


-

nes requeridas en cada una de ellas. La estrategia utilizada incluy
cuatro visitas personales a cada una de las escuelas. Indiscutiblemen-
te, este procedimiento aumenta los costos de un proyecto como el
nuestro, pero en pases como la Repblica Dominicana existen algu-
nas limitaciones para lograr una comunicacin segura y confiable a
travs de otros medios que no sean las visitas personales.
Un equipo de estudiantes universitarios de trmino, debidamente
entrenados y bajo la supervisin del equipo de investigadores, tuvo a
su cargo la administracin de los cuestionarios. La estrategia utiliza-
da para la aplicacin de los cuestionarios result ser tan eficiente que
se recolectaron las informaciones deseadas del total de la poblacin
muestral.
Los profesores y estudiantes no contestaron los cuestionarios en
hojas de respuestas. Ellos escribieron sus respuestas en los folletos
que contenan los cuestionarios. Se escogi este procedimiento para
minimizar los efectos del tipo de cuestionario utilizado (items de se-
leccin mltiple) con el cual no estn familiarizados la mayora de los
estudiantes y profesores en la Repblica Dominicana.
*
2 Resultados Bsicos
2.1 Rendimiento en el post-test, por tipo de escuela, en las reas con-
sideradas.
\
w *
A continuacin se presentan los porcentajes de respuestas correc-
tas (rendimiento: p) en el post-test en cada rea evaluada por tipo de
escuela (P, T, R, F, O, Ru), a nivel nacional (Nac) e internacional (Int).
Los rendimientos que se presentan se calcularon utilizando solamente
aquellos items comunes (91) al SEIM y al EAMRD. El rendimiento
internacional es el promedio de los rendimientos reportados por vein-
te pases que participaron en el SEIM y no incluye los resultados de
la Repblica Dominicana. (Ver grficos 1 y 2).
*
10


Tabla 2 : Rendimientos en el Post-test en Cada Tipo de Escuela y a
Nivel Internacional.
Tipos de Escuelas
Temas P T R F 0 Ru Nac Int.
Nm. Naturales 30 36 38 57 41 37 1 37 66
-Frac. Comunes 22 21 20 35 26 21 22 51
Frac. Decimales 18 18 20 33 22 17 19 48
Nivel
Razones, Prop.
y Porcientos
20
21
21
34
22
18
21
50
Otros Temas
de Arit.2
23
21
24
39
25
21
23
49
Aritmtica 3
23
23
24
39
27
23
24
53
Algebra
21
20
24
28
21
20
21
47
Geometra
25
24
27
40
26
23
25
53
Mediciones
20
21
21
32
22
20
21
54
Estadstica
Descriptiva
19
22
24
38
27
18
22
54
Los rendimientos de la Repblica Dominicana (Nac) en el post-test
son sumamente bajos en todas las reas evaluadas tanto en las escue-
las pblicas (P, T, R, Ru) como en las escuelas privadas del tipo O.
Solamente en las escuelas privadas del tipo F se observan rendimien-
tos aceptables en nmeros naturales (aritmtica elemental).
ii


*
09

Obsrvese que en todas las reas el rendimiento de las escuelas F es
mayor que el observado en los dems tipos de escuelas. De hecho el
rendimiento promedio de las escuelas F al inicio del ao escolar (pre-
test) es mayor que el rendimiento al final del ao escolar (post-test)
en los dems tipos de escuelas en todas las reas evaluadas. Sin em-
bargo, en todos los casos el rendimiento de las escuelas F es menor
que el rendimiento promedio internacional (Int). (Ver los grficos 1
y 2).
|
2.2 Comparacin de los Rendimientos por Pases
*
Los grficos 3 a 7 nos muestran en orden decreciente los rendi-
mientos en las reas evaluadas de los diversos pases (barras blancas)
que participaron en el SEIM, el rendimiento en Repblica Dominica-
na (barra negra) y ios rendimientos en las escuelas privadas F (barra
rayada). Los rendimientos de los pases sub desarrollad os que toma-
ron parte en el SEIM se identifica en los grficos con las letras A, B, C
que corresponden respectivamente a los que llamaremos "pas subde-
sarrollado A", "pas sub desarrollado B" y "pas subdesarrollado C".
Los grficos citados en el prrafo anterior nos indican que los ren-
dimientos de Repblica Dominicana en todas las reas evaluadas son
menores que los de todos los pases que participaron en el SEIM. Peor
an, el rendimiento promedio de las escuelas F en cada una de las -
reas evaluadas es menor que el rendimiento nacional de la mayora de
los pases que participaron en el SEIM siendo inferior aun a los pro-
medios nacionales de algunos pases sub desarrollados.
s
2.3 Comparacin de los Rendimientos de los Pases por Categora
Conductual
En anlisis anteriores de los datos del EAMRD se ha determinado
que, al agrupar las preguntas de un rea por categora conductual, los
rendimientos en las preguntas de computacin son mayores que los
observados en las preguntas de comprensin, aplicacin y anlisis. A
continuacin compararemos los resultados dominicanos en aritmtica
con los dems pases que participaron en el SEIM agrupando las pe-
guntas por categora conductual.
12


Tabla 3 : Rendimientos en las Preguntas de Aritmtica Agrupadas
por Categora Conductual por Tipo de Escuela y a Nivel
Internacional.

Tipos de Escuelas Nivel
Categora
Conductual P T R F 0 Ru Nac. Int.
Computacin 25 27 28 47 35 27 29 57
Comprensin 20 19 18 32 19 18 19 45
Aplicacin 21 22: 24 33 22 20 22 53
Anlisis 22 1 22 22 27 21 20 21 1 47
Los datos en la tabla anteiror nos muestran que los rendimientos
de la Repblica Dominicana son sumamente bajos en las categoras
conductuales sealadas. Solamente en las escuelas F se observa un
rendimiento aceptable en las preguntas de computacin. Si ordena-
mos de mayor a menor los rendimientos en las diferentes categoras
conductuales, tanto a nivel nacionalcomo a nivel internacional, ten-
dramos: computacin, aplicacin, anlisis, comprensin.
En los grficos 810 se comparan los rendimientos por pases en
las preguntas de aritmtica agrupadas por categora conductual. So-
lamente se consideran en los grficos tres categoras conductuales:
computacin, comprensin, aplicacin-anlisis. En dichos grficos
las letras A, B, C, N y F tienen los mismos significados que en los gr-
ficos anteriores. En cada grfico se presentan los rendimientos por
pases en dos categoras conductuales para que el lector pueda hacer
comparaciones. El orden de los pases es el mismo en cada uno de
estos grficos. ,
Se observa en estos grficos que el rendimiento de Repblica Do-
minicana (N) es menor que el rendimiento de todos los pases que
participaron en el SEIM en cada una de las categoras conductuales
13


en las que hemos agrupado las preguntas de aritmtica. Dichos grfi-
cos tambin nos indican que las escuelas F slo superan a dos pases
en las preguntas de computacin (el pas sub desarrollad o C entre ellos),
al pas C en las preguntas de comprensin y a ningn pas en las pre-
guntas de aplicacin-anlisis.
2.4 Distribucin de los Rendimientos por Preguntas en los Pases Sub-
desarrollados.
Los "boxplots" (Velleman y Hoaglin, 1981) de los grficos 11-15
corresponden a la distribucin de los rendimientos por pregunta, en
las cinco reas de la matemtica evaluadas, en los pases subdesarro-
llados que participaron en el SEIM (1=A, 2=C, 3=B),en la Repblica
Dominicana (4=N) y en las escuelas privadas con facultad (5=F).
Los grficos 11 15 indican que la mediana de los rendimientos na-
cionales en los items de aritmtica, lgebra, geometra y mediciones
son menores respectivamente que la mediana de los rendimientos
en dichos items de los pases subdesarrollados A, B y C; en los items
de estadsticas sucede lo mismo con respecto a los pases A y C. La
mediana de los rendimientos de las escuelas F slo es mayor que la
mediana de los rendimientos nacionales de uno de los pases subdesa-
rrollados en los items de aritmtica, lgebra, geometra y estadstica.
Obsrvese que la mayora de los items resultaron difciles (p<40 o/o)
para los estudiantes en Repblica Dominicana, lo cual contrasta con
los porcentajes correspondientes a los pases subdesarrollados A, B, C
que fueron, respectivamente, 46 o/o, 38 o/o y 59 o/o. Ms preocu-
pante an es el hecho de que 59 o/o de las preguntas de aritmtica
resultaran difciles para los estudiantes en las escuelas privadas con
facultad (tipo F). Sin embargo, de acuerdo con el "curriculum
propuesto" ms del 90 o/o de las preguntas de aritmtica comunes
con el SIMS eran adecuadas, es decir que en la escuela intermedia se
deba haber enseado la matemtica necesaria para contestarlas
correctamente. Los "boxplots" en el grfico 16 corresponden a la
distribucin de los porcentajes de profesores, por tipo de escuela, que
consideraron adecuadas las preguntas de aritmtica utilizadas. En
dicho grfico :1=P,2=T,3=R,4=F,5=0,6=Ru y 7=Nac. Obsrvese que,
de acuerdo al grfico, ms del 70 o/o de los profesores en todos los
14


tispos de escuelas consideraron que el 75 o/o de las preguntas de arit-
mtica eran adecuadas. Por lo tanto, la mayora de los 37 items de
aritmtica comunes al SEIM y al EAMRD eran adecuados para los es-
tudiantes del octavo grado o del segundo ao de la Reforma.
2.5 Comparacin de los Rendimientos en las Escuelas de la Muestra.
I
Los grficos 1721 contienen los "boxplots" correspondientes a
la distribucin de los rendimientos en aritmtica, lgebra, geometra,
estadstica y mediciones de todas las escuelas en la muestra. Dichos ren-
dimientos fueron computados utilizando todos los items empleados
en el EAMRD (180). En los "boxplots" mencionados, los nmeros
. 1 a 7 tienen el mismo significado que en 2.4. Estos grficos nos ilus-
to _
tran que slo en las escuelas del tipo F existen colegios cuyos rendi-
mientos son relativamente buenos (p>50 o/o). Obsrvese en dichos
grficos que los rendimientos de los liceos tradicionales y de la re-
forma son uniformemente bajos en todas las reas evaluadas; de he-
cho, ninguna de las escuelas encuestadas de los tipos T y R tiene un
rendimiento en cada una de las reas evaluadas mayor que la media-
na de los rendimientos de las escuelas F en dichas reas. En cambio,
existen escuelas de los tipos P, O, Ru cuyo rendimiento es mayor
o igual que la mediana de los rendimientos de las escuelas F en algu-
as o en todas las reas evaluadas. Es importante observar que exis-
ten escuelas privadas de los tipos F y O cuyos rendimientos son tan
bajos como los observados en la mayora de las escuelas pblicas en-
cuestadas. En consecuencia, en Repblica Dominicana las expresio-
nes "escuela privada" y "alto rendimiento acadmico" no son lgica-
mente equivalentes.
3 Conclusiones
1
to m
Los datos presentados en este trabajo demuestran fehacientemente
que el producto educativo del sistema escolar dominicano es suma-
mente deficiente en lo que respecta al aprendizaje de la matemtica.
Los niveles de rendimiento en matemtica al trmino de ochos aos
de escolaridad son sumamente bajos y contrastan notablemente con
los rendimientos de los pases desarrollados y subdesarrollados que
15


participaron en el SEIM. Slo en algunas escuelas privadas con facul-
tad se observan rendimientos comparables al rendimiento promedio
de los pases que participaron en el SEIM. Sin embargo, cabe desta-
car que estas escuelas slo atienden alrededor del 5 o/o de los estu-
diantes inscritos en octavo grado y que los mismos provienen de los
sectores ms favorecidos econmicamente en la sociedad dominica-
na. De manera que menos del 5 o/o de la poblacin escolar inscrita
en el octavo grado en la Repblica Dominicana posee un nivel de co-
nocimientos en matemtica comparable con el nivel promedio de los
veinte pases que participaron en el SEIM.
Muchas son las causas que han provocado esta preocupante crisis
de calidad acadmica en las escuelas dominicanas. Pero, sean cuales
fueren dichas causas, deben buscarse inmediatamente soluciones rea-
listas a la situacin descrita, ya que la misma nos permite afirmar que
el producto educativo de nuestras escuelas secundarias es y ser su-
mamente deficiente. En consecuencia, es difcil, por no decir impo-
sible, planificar o soar con el desarrollo cientfico y tecnolgico de
la nacin dominicana.
NOTAS
1. Travers, P. 30 (Ver Referencia (19))
I
2. International Association for the Evaluation of Educational Achievement, p.
17 (Ver Referencia (4))
3. Wolfe, p. 57 (Ver Referencia (23))
REFERENCIAS
i
*
1. Crosswhite, F.f Dossey, J Swaff ord, J.f McKnignt, C.f Cooney, T SECOND
INTERNATIONAL MATHEMATICS STUDY: SUMARY REPORT FOR THE
UNITED STATES, Stipes PublishingCompany, Champaign, Illinois, January 1985.
i
2.Chang, L.C.f Ruzicka, J.f SECOND INTERNATIONAL MATHEMATICS STU-
DY: TEM LEVEL ACHIEVEMENT DATA E1GHTH AND TWELFTH GRA-
DES, Stipes Publishing Company, Champaign, lllionois, May 1985.
16



3. Husn. T. INTERNATIONAL STUDY OF ACHIEVEMENT IN MATHEMA-
TICS (Stockholm: Almqvist and Wiksell, 1967).
m
4. International Association for the Evaluation of Educational Achievemnt,
. "BULLETIN 4, SECOND STUDY OF MATHEMATICS" (Urbana, Illinois:
IEA, December 1979). ,
-
5. Luna, E., Gonzlez, S., Yunn, R. "SELECCIN DE TEMS COGNOSCITI-
VOS UTILrZADOS EN EL ESTUDIO LA ENSEANZA Y EL APRENDIZA-
JE DE LA MATEMTICA EN LA REPBLICA DOMINICANA" (Santiago,
R.D.: Centro de Investigaciones UCMM, Diciembre 1982).
6. Luna, E.f Gonzlez,S., Yunn, R., "EL APRENDIZAJE DE LAS FRACCIO-
NES COMUNES EN LA ESCUELA INTERMEDIA Y EN LOS DOS PRIMEROS
AOS DE LA REFORMA DE LA EDUCACIN SECUNDARIA EN LA RE-
PUBLICA DOMINICANA" (Santiago, R. D.: Centro de Investigaciones UCMM,
Agosto (1984.
7. Luna, E Gonzlez, S., Yunn, R., "EL APRENDIZAJE DE LAS FRACCIO-
NES DECIMALES EN LA ESCUELA INTERMEDIA Y EN LOS DOS PRIME-
ROS AOS DE LA REFORMA DE LA EDUCACIN SECUNDARIA EN LA
REPBLICA DOMINICANA" (Santiago, R.D.: Centrode Investigaciones UCMM, *
Agosto 1984).
8. Luna, E., Gonzlez, S., Yunn, R., "EL APRENDIZAJE DE LA MATEM-
TICA EN EL OCTAVO GRADO (PLAN TRADICIONAL) Y EN EL SEGUNDO
AO (PLAN DE LA REFORMA EN LA REPBLICA DOMINICANA" (Santia-
go, R. D.: Centro de Investigaciones UCMM, 1984).
-
9. Luna, E., Gonzlez, S., "EL APRENDIZAJE DE LAS RAZONES, PROPOR-
CIONES Y PORCIENTOS EN LA ESCUELA INTERMEDIA Y EN LOS DOS
PRIMEROS AOS DE LA REFORMA DE LA EDUCACIN SECUNDARIA
EN LA REPBLICA DOMINICANA", (Mimeo, Centro de Investigaciones UCMM,
Santiago, R.D., Diciembre 1984).
10. Luna, E.,Gonzlez, S., "EL APRENDIZAJE DE ESTADSTICA EN LA ES-
CUELA INTERMEDIA Y EN LOS DOS PRIMEROS AOS DE LA REFORMA
DE LA EDUCACIN SECUNDARIA EN LA REPBLICA DOMINICANA",
(Mimeo, Centro de Investigaciones UCMM, Santiago, R.D., Diciembre 1984).
11. Luna, E., Gonzlez, S., "APRENDIZAJE DE OTROS TEMAS DE ARIT-
MTICA EN LA ESCUELA INTERMEDIA Y EN LOS DOS PRIMEROS AOS
DE LA REFORMA DE LA EDUCACIN SECUNDARIA EN LA REPBLICA
DOMINICANA", (Mimeo, Centro de Investigaciones UCMM, Santiago, R.D.,
Agosto 1984).
12. Luna, E., Gonzlez, S., "EL APRENDIZAJE DE ALGEBRA EN LA ES-
CUELA SECUNDARIA EN LA REPBLICA DOMINICANA", (Mimeo,Centro
de Investigaciones UCMM, Santiago, R.D., Diciembre 1984).
13. Luna, E., Yunn, R., Gonzlez, S., "REPORTE RESUMEN DEL ESTUDIO
LA ENSEANZA Y EL APRENDIZAJE DE LA MATEMTICA EN LA RE
17
t


PUBLICA DOMINICANA", (Mimeo, Centro de Investigaciones UCMM, Santia-
go, R.D., Enero 1985).
14. Luna, E Gonzlez, S., "EL SUBDESARJROLLO COMO CAUSA DE BAJO
RENDIMIENTO EN MATEMTICA: EL APRENDIZAJE DE LA MATEM-
TICA EN LA REPBLICA DOMINICANA". Trabajo presentado en la VI Con-
ferencia Interamericana de Educacin Matemtica, Guadalajara, Mxico, Noviem-
bre 1985.
15. Me. Lean, Raphael, D., Wahlstrom, M., The Second International Study of
Mathematics: An Overview of the Ontario Grade 8 Study, ORBIT, 67, October
1983.
16 Robitaille, David F., "INTENTION, IMPLEMENTATION, REALIZATION:
THE IMPACT OF CURRICULUM REFORM". Paper presented at the Interna-
tional Conference on Comparative Studies of Mathematics Curricula. Bielefeld,
West Germany, January, 1980.
17. Robitaille, D., 0'Shea,T\, Dirks, M., THE TEACHING AND LEARNING OF
MATHEMATICS IN BRITISH COLUMBIA, Ministry of Education, Province of
British Columbia, Canad, April 1982.
18. Theisen, G., Achola, P., Boakri, F., The Underachievement of Crossnatio-
nal Studies of Achievement, COMPARATIVE EDUCATION REVIEW, 27,1, Fe-
bruary 1983.

19. Travers, Ken, "THE SECOND INTERNATIONAL MATHEMATICS STU-
DY: PURPOSES AND DESIGN". Paper presented at the IEA meeting, Tokyo,
Japan, January 1978.
20. Velleman, P., Hoaglin, D. APPLICATIONS, BASICS, AND COMPUTING
OF EXPLORATORY DATA ANALYSIS, Duxbury Press, Boston, Massachu-
setts, 1981.
*
21. Weinzweig, A. I., Wilson, J. W., "SECOND IEA MATHEMATICS STUDY:
SUGGESTED TABLES OF SPECIFICATIONS FOR THE IEA MATHEMATICS
TEST", Working paper I (Wellington: IEA, January 1977).
22. Wolfe, R., Luna, E., Yunn R., Gonzlez,S"INFORME SOBRE EL MUS
TREO UTILIZADO EN EL ESTUDIO LA ENSEANZA Y EL APRENDIZAJE
DE LA MATEMTICA EN LA REPBLICA DOMINICANA" (Santiago, R.D.:
Centro de Investigaciones UCMM, Diciembre 1982).
23. Wolfe, Richard, "Sampling" in BULLETIN 4, Second International Study of
Mathematics (urbana, Illinois: IEA, December 1979).
24. Wolfe, Richard, "MATERIALS FOR THE STUDY OF THE COGNITIVE
* % -
18


I
RESPONSE IN THE LONGITUDINAL, POPULATION A DATA FROM THE
IEA SECOND INTERNATIONAL MATHEMATICS STUDY" (Toronto, Onta-
rio: The Ontario Istitute for Studies in Education, September 1983).
25. Yunn, R., Luna, E., Gonzlez S., "DESCRIPCIN DE UN PLAN PARA LA
APLICACIN PERSONALIZADA DE CUESTIONARIOS EN LOS ESTUDIOS
LONGITUDINALES SOBRE RENDIMIENTO EDUCATIVO" (Santiago, R.D.:
Centro de Investigaciones UCMM, Agosto 1984).
26. Yunn R., Luna, E., Gonzlez, S., "SOCIOLOGA DEL RENDIMIENTO
EN MATEMTICA: APUNTES SOBRE LA METODOLOGA EMPLEADA Y
HALLAZGOS PRINCIPALES" (Santiago, R. D.: Centro de Investigaciones
UCMM, 1984).

I

19




r
ANEXO A
\
\
21




GRFICO 1
o
RENDIMIENTO
RENDIMIENTO
50 +
40 4-
(%)
50 +
RENDIMIENTO
(%)
0 Nac R F Int
Ru T P Nac 0 R F Int
Tipos de
Escuelas
Tipos de
Escuelas
Tipos de
Escuelas


to
GRFICO 2
RENDIMIENTO
50
(3!)
40 +
304
20 4-
o-H
o
50
(%)
40
30
20
10
0
Ru P T Nac R 0 F Int
p
RENDIMIENTO
EN
MEDICIONES
4
4
50 +
40 +
(%)
30 +
20 +
10 +
0 +
RENDIMIENTO
MATEMTICA
OCTAVO GRADO
R Nac O F Int
P
R Nac O F Int
Tipos de
Escuelas
Tipos de
Escuelas
Tipos de
Escuelas


70
GRFICO 3
RENDIMIENTO PROMEDIO EN ARITMTICA POR
PASES
60
50
Porcentaje
Promedio de
Respuestas
Correctas
40
30
20 -
10-.
O
4-
PASES
A B


os
GRAF
70
60
50
Porcentaje 40
Promedio de
Respuestas
Correctas 30
20
10
RENDIMIENTO
o
4
PROMEDIO EN ALGEBRA POR
PASES
4
PASES
A
B


GRFICO 5
80
70 *j
60
RENDIMIENTO PROMEDIO EN GEOMETRA POR
PASES
Porcentaje
Promedio de
Respuestas
Correctas
50
40
30
20
10
o
+
A
fJ4
C F
B
PASES


00
GRFICO 6
70
60-
50-
; Porcentaje
Promedio de
Respuestas
Correctas
40
30-
20-
10-
RENDIMIENTO PROMEDIO EN ESTADSTICA
DESCRIPTIVA POR PASES
PASES
f +
A B


80
70
60
Porcentaje
Promedio de
Respuestas
Correctas
50-.
40
30
20
10--
0
GRFICO 7
RENDIMIENTO PROMEDIO EN MEDICIONES POR
PASES
A
PASES
*


6 RAF1
I
RENDIMIENTO DE LOS PASES EN ARIT
COMPUTACIN
(%)
o
111111111
t
i i i i i i i
tm
Paises
;co 8
m
METICA POR CATEGORA CONDUCTUAL
COMPRENSIN
(X)
Paises


fc.
GRFICO 9
RENDIMIENTO DE LOS PASES EN ARITMTICA POR CATEGORA CONDUCTUAL
'A
COMPUTACIN
i i i i i i i i
t
i I 1 1 1 1
mi
(X)
APL.-ANALISIS
i i i i i i i i i
t
I I I I I I
t
Paises
Paises


GRFICO 10
RENDIMIENTO DE LOS PASES EN ARITMTICA POR CATEGORA CONDUCTUAL
COMPRENSIN
APL.-ANALISIS
70


1
GRFICO 11
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
EN LOS TEMS DE ARITMTICA EN CADA
PAS SBDESARROLLADO QUE PARTICIPO
EN EL SEIM
1
2
3
I
I
I
I
I
I
p
4---1
I
**

1= Pas Subdesarrollado "Aw
2= Pas Subdesarrollado MBH
3= Pas Subdesarrollado "C"
4 R. D.
5* Escuela Tipo "F"
33
NOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).


GRFICO 12
1 --------1 + 1
2 I + I
3----1
4 1+ I
15
+ -
f
5 -----1 + I
I-
30 6 0
+---------+ -------+ ~
1= Pas Subdesarrollado "A"
2= Pas Subdesarrollado HBM
3= Pas Subdesarrollado "C"
4= R. D.
5= Escuela Tipo "F"
NOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).
* r
34

DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
EN LOS TEMS DE LGEBRA EN CADA
PAS SUBDESARROLLADO QUE PARTICIPO
EN EL SEIM


GRFICO 13
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
EN LOS TEMS DE GEOMETRA EN CADA
PAS SUBDESARROLLADO QUE PARTICIPO
EN EL SEIM
3 ------1 + i
4-----1+ i------- **
5 ------1 + i
15 3 0 **5 60 75
+---------+---------+---------+ *------- + -
1= Pas Subdesarrollado "A"
2= Pas Subdesarrollado "BM
3= Pas Subdesarrollado WCM
4= R. D.
4= Escuela Tipo HFM
35
NOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).


1
3
GRFICO m
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS .
EN LOS TEMS DE ESTADSTICA EN CADA
PAS SUBDESARROLLADO QUE PARTICIPO
EN EL SEIM
I +
----1
I---
I----
I
15
30
*. 5
- + -
6 0
7 5
- + -
1= Pas Subdesarrollado "A"
2= Pas Subdesarrollado "B"
3= Pas Subdesarrollado "CH
4= R. D.
5= Escuela Tipo "FM
NOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20) .
36


6RAFICO 15
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
EN LOS TEMS DE MEDICIONES EN CADA
PAS SUBDESARROLLADO QUE PARTICIPO
EN EL SEIM
1------------1
I
2 ---------1 + i
p
3 -----1 + I
4 -I + I---- O
5 I + I---- *
2 0 kO 6 0 8^0
1= Pas Subdesarrollado "A"
2= Pas Subdesarrollado "B"
3= Pas Subdesarrollado "CH
4= R. D.
5= Escuela Tipo "F"
37
t
NOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).


6RAFICO 16
DISTRIBUCIN DE LA OPININ DE LOS PROFESORES
SOBRE LA ADECUACIN DE LAS PREGUNTAS
DE ARITMTICA POR TIPO DE ESCUELA (%)
1
I
2
I
3
4 O
6
I-
3 0
4 5
6 0
+ -
7 5
+ -
9 0
1=
2=
3=
4 =
5=
6 =
7=
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
HR
MpH
"RuM
MNac"
MOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).


GRFICO 17
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
DE LAS ESCUELAS EN ARITMTICA
POR TIPO DE ESCUELA
- I
+ I
I +1-
3
I + I-
---1 + I
O
+ I----
O
NOTA:
2 0 30 0 50
01
* 1= Escuelas
2= Escuelas irpif -* v
3= Escuelas -
4= Escuelas M p ii 1
5= Escuelas .O.. *
6= Escuelas "RU"
7= "Nac" 1
Para la interpretac ;in de est 1 :os grficos puede
consultar el Anexo B o la re rerencia (20).
39


1
2
GRFICO 18
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
DE LAS ESCUELAS EN ALGEBRA
POR TIPO DE ESCUELA
1 +
I
---1
3
+
I----
4
6
----1
* *----1 + I---
I--
2 0
30
-+
4 0
O
50
O o
60
1=
2=
3=
4 =
6=
7=
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Wfpll
"R"
"O"
WRUH
"Nac"
NOTA: Para la interpretacin de stos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).
K.
\
40
-


GRFICO 19
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
DE LAS ESCUELAS EN GEOMETRA
POR TIPO DE ESCUELA
1
---1 +
2 * I +1 *
3
*----+
I-
4
I +
)
---1
I----
I
+ I
I +
O
2 0
+ -
30
*4 0
50
6 0
1= Escuelas HPH
2= Escuelas MTH
3 Escuelas "R"
4= Escuelas MFM
5= Escuelas "O"
6= Escuelas HRuM
7= "Nac"
Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).


t
1
GRFICO 20
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
DE LAS ESCUELAS EN ESTADSTICA
POR TIPO DE ESCUELA
-I + I
3
5
6
---1 + I----
I
I----
7
I
2 0
30
uo
-+-
50
1=
2=
3=
4=
5=
6=
7=
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
Escuelas
npn
"R"
wptr
"O"
"Ru"
"Nac"
NOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).
42


GRFICO 21
DISTRIBUCIN DE LOS RENDIMIENTOS
DE LAS ESCUELAS EN MEDICIONES
POR TIPO DE ESCUELA
1-------1 + I---
2 ----1 +I--
3 ---+ I
I
5 ----1 + I----
6------1 + jj---- **
7------1 +
O
2 1-28 35 h2 H9
+---------+----------+---------+---------+
1= Escuelas "P"
2= Escuelas "T"
3= Escuelas "R"
4= Escuelas "F"
5= Escuelas "O"
6= Escuelas "Ru"
7= "Nac"
*
NOTA: Para la interpretacin de estos grficos puede
consultar el Anexo B o la referencia (20).




ANEXO B
45




\
INTERPRETACIN DE UN BOXPLOT
*
Q
i
Q3
M
Valor mnimo entre
Qi 1.SH y Q}
Valor a-tpico entre
Ql 3H y Qj 1.5H
Valor atpico mayor
que Q3 + 3H
Valor atpico entre
Q3 ? 1.5H y Q3 ? 3H
Valor mximo entre Q3 y Q3 + 1.5H
Valor atpico menor que
Qi 3H
* Primer curtil
Q3 Tercer cuartil
H" Q3 Qi (distancia
M Mediana
intercuartil)
NOTA:
Para ms detalles sobre los boxplots puede consultarse la
referencia (20) p. 65-92.
47




LA CALIDAD DE LA EDUCACIN EN LA REPBLICA
DOMINICANA
t

Problemas y Soluciones
Por Ricardo Lora
INTRODUCCIN
Es un honor para m, participar en un evento en el que se anali-
za la Perspectiva Mundial de la Excelencia en la Educacin, en sus
problemas, esfuerzos y alternativas, en un momento en que se est
cuestionando la calidad de la educacin en el plano internacional y a
todos los niveles.

De este anlisis, estamos seguros, surgirn lincamientos que nos
ayudarn en la bsqueda de alternativas de soluciones para los pro-
blemas de la calidad de la Educacin Superior en nuestros respectivos
pases. Por considerarlo de ms utilidad para los fines de esta confe-
rencia, limitaremos nuestra participacin a tratar el tema de la Cali-
dad de la Educacin Superior en la Repblica Dominicana.
I. BREVE DESCRIPCIN DE LA REPBLICA DOMINICANA.
1
t
*
La Repblica Dominicana es un pas cuyos 6 millones de habi-
tantes ocupan unos 50 mil kms2 que constituyen las dos terceras par-
tes de la isla de Santo Domingo (Hispaniola), la cual comparte con
Hait.
* .- m
y
Las caractersticas sociales, econmicas y educativas ms sobre-
salientes son:
1. Un crecimiento poblacional explosivo que hace que el nme-
ro de sus habitantes se duplique cada 20 aos. Eso ha llevado la po-
blacin de 3.0 millones de habitantes en 1960 a un total de unos 6.1
millones de habitantes para el ao de 1984. La poblacin es bastan-
49


te joven: aproximadamente la mitad de la poblacin tiene menos de
24 aos.
0
2. Una migracin masiva de la poblacin campesina del pas ha-
cia las ciudades, principalmente hacia la capital, que para 1920 ubica-
ba slo 20 o/o en la zona urbana y que para 1981 llev esa cantidad a
un 51.7 o/o.
3. Un pas eminentemente agrcola y sin existencia de hidrocar-
buros explotables comercialmente. Esto, unido a una balanza comer-
cial deficitaria, ha puesto gran presin en su balanza de pagos y obli-.
gado al pas a embarcarse en un endeudamiento externo que gira alre-
dedor de los 3 mil doscientos millones de dlares y que cada da se
hace ms difcil de pagar debido a la disminucin de los precios de
sus productos de exportacin y al aumento de los productos que im-
porta. Actualmente el pas est negociando un acuerdo Stand By
con el Fondo Monetario Internacional.
I
4. Un sistema educativo conformado por varios niveles. La Se-
cretara de Estado de Educacin, Bellas Artes y Cultos (SEEBAC) es
quien dirige, coordina y controla la educacin formal de acuerdo a la
Ley Orgnica de Educacin No. 2909, del 27 de junio de 1951, y sus
modificaciones.

La educacin universitaria y superior, que se rige por leyes espe-
ciales, est fuera del control de la Secretara de Estado de Educacin
Bellas Artes y Cultos (SEEBAC).
a. En la educacin formal encontramos las siguientes ramas.
Educacin Maternal: para nios de hasta 6 aos.
Educacin Primaria: para los nios de 7-14 aos; y la
Educacin Intermedia o Secundaria: para jvenes de 15 a 19
aos,
>
Educacin Universitaria.
Adems, forman parte de las ramas a carg de la Secretara de
Estado de Educacin Bellas Artes y Cultos (SEEBAC), la educacin
de adultos, la educacin especial, la formacin de maestros primarios
y la educacin vocacional, tcnica y artstica.

50


Por mandato constitucional, la educacin primaria es obligato-
ria. Es importante sealar que, de la demanda potencial, el sistema
educativo atendi el 6 o/o de la poblacin en edad preescolar, el
90 o/o de la primaria y aproximadamente el 64 o/o de la media en los
aos 1981 a 1983.
De la poblacin atendida, la educacin privada cubri el 11 por
ciento de la educacin primaria y el 14 por ciento en promedio de la
educacin media en los aos 1981 a 1983.
# 4
Se estima que el 21.3 o/o de la poblacin de ms de 15 aos es
analfabeta, lo que nos da para 1983 la impresionante cifra de
666,100 analfabetos adultos.1
b. La educacin superior y universitaria.
La educacin superior ha- experimentado un gran crecimiento a
partir de la dcada del 60. Hasta el ao 1962 slo exista la Universi-
dad Autnoma de Santo Domingo, que es la Universidad del Estado.
Esta Universidad fue fundada en 1538 y es reconocida como la pri-
mra universidad de Amrica.
En el ao de 1962, surge la primera universidad de origen priva-
do en el pas, la Universidad Catlica Madre y Maestra (UCMM). Es-
ta : universidad es fruto del esfuerzo de la Conferencia del Espicopado
Dominicano, organismo conformado por los obispos catlicos de la
Repblica Dominicana. La Universidad Catlica Madre y Maestra es-
t avalada por una ley especial, la ley 6150 de 1962.
Se estima en 4,000 estudiantes la poblacin universitaria del
pas en el ao de 1962, los cuales fueron atendidos por dos universi-
dades. En el ao 1965 haba ya 4 universidades y 6,500 estudiantes.
Estas cifras llegaron a 14 universidades y 78,000 estudiantes en el
ao 1978. En la actualidad, en el ao 1985, se estima que hay 32
instituciones de educacin superior, 20 de las cuales han sido recono-
cidas por el Estado, y las otras estn pendientes de reconocimiento.
La poblacin de estas instituciones oscila alrededor de los 130,000
estudiantes. Las instituciones privadas atienden aproximadamente
la mitad de esta demanda.
s
Tomando en cuenta el rpido crecimiento de las instituciones de
educacin universitaria y el de la demanda por este tipo de educa-
cin, el Gobierno cre en 1983 el Consejo Nacional de Educacin Su-
perior (CONES), mediante el decreto 1255 de julio de 1983. Este or-
ganismo tiene como funcin controlar, coordinar y regir el nacimien-


to y las operaciones de las instituciones de educacin superior. Antes
de la creacin del CONES, la educacin superior era regida por las le-
yes 273 de 1966 y 236 de 1967. Mediante estas leyes, el poder Eje-
cutivo posee las prerrogativas de regir y fiscalizar la educacin supe-
rior. Es necesario sealar que la Universidad Autnoma de Santo Do-
mingo y la Universidad Catlica Madre y Maestra estn exentas de es-
tos controles, pues se rigen por leyes especiales: la 5770 y la 6150,
respectivamente.
Las otras instituciones de educacin superior reconocidas, lo
han sido mediante decretos del Poder Ejecutivo. La educacin supe-
rior es autnoma. El Estado tiene la obligacin de financiar la Uni-
versidad Atunoma de Santo Domingo, pero tambin puede ofrecer
algn tipo de subvencin a las universidades privadas. Actualmente
algunas de ellas reciben subvenciones dentro del presupuesto de la
Nacin.2
La casi totalidad de las universidades slo ofrecen hasta el nivel
de licenciatura o grado equivalente y la mayora de ellas tienen los
niveles tcnicos. Sin embargo, slo dos o tres universidades ofrecen
el nivel de maestra o grado equivalente en algunas reas.
II. CALIDAD DE LA EDUCACIN SUPERIOR.
1
El rpido crecimiento de la demanda de educacin superior ex-
perimentado en estos ltimos 22 aos ha provocado, en trminos ge-
nerales, una disminucin en la calidad de la enseanza ofrecida. Esto
se debe principalmente a que las condiciones y recursos necesarios
para atender eficazmente la poblacin estudiantil creciente no han
aumentado al mismo ritmo que la demanda. La carencia de recursos
fsicos, de equipos y laboratorios y, sobre todo, de profesores califi-
cados, en la mayora de las instituciones privadas y en la universidad
estatal, ha dado como resultado una educacin superior con muchas
deficiencias y anomalas; saturacin en algunas reas profesionales,
por falta de planeacin a nivel central, y disminucin, por parte de
algunas universidades, de los requisitos de entrada y de permanencia
exigidos. Esta situacin lleg a niveles extremos y el 12 de mayo de
1984, el Presidente de la Repblica clausur, mediante decreto, dos
universidades acusadas de expedir ttulos falsos.
I
En estas condiciones el rendimiento de las instituciones de edu-
cacin superior no puede ser homogneno. Por ejemplo, mientras el
nivel de promocin de la Universidad Estatal anda alrededor del 13
por ciento, algunas instituciones de origen privado como la Universi-
52


dad Catlica Madre y Maestra y la Universidad Nacional Pedro Henr-
quez Urea, trabajan con uft nivel de aproximadamente 40 por cien-
to.
* \
Para los fines de este trabajo, entendemos por educacin supe-
rior de calidad la que est orientada a la formacin integral del alum-
no, proporcionndole la preparacin necesaria para enfrentarse no s-
lo a los problemas del medio social donde se desenvuelve, sino que le
capacita para su continua auto-educacin acorde a la demanda de los
conocimientos crecientes y a la vez con conciencia de compromiso en
la produccin de los cambios positivos que ese medio requiera.
/
Con este concepto de calidad veamos ahora los factores que la
afectan.
i
A. PROBLEMAS QUE AFECTAN LA EDUCACIN SUPE-
"RIOR.
Hay factores internos y externos que afectan la calidad de la
educacin superior dominicana.
Los factores que causan problemas en la calidad de la educacin
superior son los mismos que, segn Coombs, dan origen a los proble-
mas educativos del mundo: el flujo de alumnos, la aguda penuria de
recursos, el crecimiento de los costos, la inadaptacin de los produc-
tos, la inercia y la ineficacia.3
A.l Factores Externos al Nivel y Sus Causas


1. Bajo Nivel Acadmico de los Egresados de los Niveles
Preuniversitarios.
La preparacin con que llegan a las universidades los egresados
de la escuela secundaria es insuficiente e inadecuada para aceptar el
reto de los estudios universitarios. Esto provoca una alta desercin
de estudiantes en los primeros aos de estudios y ha obligado a algu-
nas instituciones a instaurar un ao de nivelacin de conocimientos
con la consecuente desviacin de recursos.
- Esta situacin se presenta, entre otras, por las siguientes condi-
ciones:

. Financiamiento insuficiente.
53


_
b. Aumento continuo de la poblacin en edad escolar para to-
dos los niveles y tipos.
c. Carencia de aulas, equipos de laboratorios y de recursos di-
dcticos.
*
d. Existencia de un ambiente fsico inadecuado. (Por ejemplo, en
1983, el 33 por ciento de las escuelas primarias necesitaba al-
gn tipo de reparacin).
-
e. La politizacin de algunos sectores dentro de la comunidad
educativa, a nivel de secundaria principalmente, afectando la
labor docente-discente.
m
^^^^^ 4
En un estudio sobre el rendimiento en la enseanza y aprendiza-
je de la Matemtica de los estudiantes de octavo curso de primaria,
que realiza el Centro de Investigaciones de la UCMM con ayuda del
International Research Center del Canad, se ha encontrado, entre
otras cosas; que:
a. Hay grandes diferencias entre el programa propuesto para ese
nivel por la Secretara de Educacin, el que ensea el profe-
sor y el que capta el alumno.
b. El rendimiento de los estudiantes en el rea de Aritmtica es
de 26.7 por ciento a. nivel nacional, de 33.2 por ciento para
escuelas urbanas privadas, de 25.9 por ciento para las urba-
nas pblicas y 25.0 por ciento para las escuelas rurales. Ade-
ms, el rendimiento en los colegios privados es de 32.2 por
ciento. En las escuelas pblicas a nivel nacional de 25. 6 por
ciento.
-
El promedio de rendimiento encontrado en un estudio realizado
en 20 pases fue de 51. 0 por ciento.
Los resultados de este estudio patrocinado por la UCMM se han
presentado en varios eventos internacionales.
-
2. La Orientacin de la Educacin Secundara hacia
la Universidad.
La gran mayora de los egresados de la educacin secundara
busca como nica alternativa la entrada a la universidad para poder
incorporarse luego al mercado de trabajo. Esto crea una presin en


las instituciones de educacin superior y muchas de ellas tienen la po-
ltica de admisin libre, afectando as la calidad de su labor acadmi-
ca.
Aparte de los atractivos propios del ttulo universitario^ la for-
ma en que est estructurado el currculo de la educacin secundaria
slo deja abierto a sus egresados el camino a la universidad.
"Aproximadamente un 85 o/o de los egresados de la educacin
secundaria tradicional acudan al nivel de educacin post-secun-
daria",4 de acuerdo a los datos del diagnstico del sector educativo
efectuado en marzo de 1984.
3. No Existe una Poltica Educativa Nacional res-
pecto a la Educacin Superior.
Esta falta de un lincamiento general que norme las actividades
de educacin superior en cuanto a la preparacin de recursos huma-
nos, ha provocado que la mayora de las instituciones se decidan a
prepararlos, tomando en cuenta la relacin costo-beneficio de cada
carrera o, en el mejor de los casos, tratando de cubrir las necesidades
supuestas del pas, sin haber hecho, en muchos casos, estudios que las
detecten.
Estas acciones estn dando como resultado una baja calidad de
los egresados pues a muchas instituciones en realidad lo que les preo-
cupa es el beneficio de su actividad y no la preparacin adecuada de
sus graduados.
Por esta misma carencia de un lineamiento general, se estn du-
plicando esfuerzos, malgastando recursos, saturando el mercado en
algunas reas, frustrando profesionales y no satisfaciendo todas las
necesidades de recursos humanos que tiene y tendr el pas en los
prximos aos.
En una encuesta realizada en 13 instituciones de educacin su-
perior en 1984, se encontr que 11 de ellas ofrecan programas de
Administracin d Empresas y de Contabilidad, mientras que slo
una ofreca Adminsitracin de Hospitales, otra Administracin Pbli-
ca y otra Formacin Clnica. Adems, slo una ofreca Educacin y
Extensin Agrcola".5
1
Algunos estamentos de la sociedad dominicana no parecen reco-
nocer la importancia de la calidad acadmica en la educacin superior
55


para el desarrollo econmico y social del pas, a travs de un aumen-
to de la productividad en todos sus niveles, y se contentan con la ob-
tencin del diploma tradicional para despus "jugrselas" en el mer-
cado de trabajo.
La tica que subyace a estas acciones la dejamos a la considera-
cin de ustedes.
4. Subvaloracin de las Carreras Tcnicas a las Carreras
Tradicionales y Liberales.
Los estudiantes dominicanos, por lo general, no desean seguir
una carrera tcnica vocacional a nivel medio, sino una carrera que les
conduzca al ttulo tradicional de licenciado, ingeniero o mdico.

Muchos sectores de la sociedad dominicana consideran de modo
peyorativo las carreras tcnicas, manifestado a travs del status social
de los tcnicos versus los licenciados o ttulos equivalentes, y por la
menor remuneracin que se ofrece a los tcnicos en el mercado de
trabajo. Segn el doctor Jorge Max Fernndez, "los contenidos cul-
turales del medio en que vivimos tienden a subestimar la contribu-
cin del trabajo fsico. Se sobrevalora lo intelectual. Se tiene dema-
siado aprecio por las profesiones tradicionales y se les concibe como
las nicas merecedoras de reconocimiento yAprestigio".6
5. Presin que Genera la Creciente Demanda por
Educacin Superior.
La demanda de educacin superior en la Repblica Dominicana
ha crecido grandemente en los ltimos aos y se puede prever que lo
seguir haciendo en el futuro. De 3,000 estudiantes en 1962 se pas
a ms de 130,000 en 1984.
"Si contina la demanda por estudios universitarios en las ca-
rreras tradicionales que se ofrezcan en el pas, -afirma monseor Agri-
pino Nez Collado- para 1992 podramos encontrarnos con una de-
manda de 400,000 estudiantes universitarios, cifra que no ser posi-
ble atender y que adems es muy cuestionable que se deban destinar
recursos para estudiantes universitarios en reas que estarn satura-
das. A manera de ejemplo, Colombia, con 28 millones de habitantes,
en estos momentos tiene menos de 400,000 estudiantes universita-
rios. No parece que el pas va a estar en condiciones para 1992 de
asimilar los graduados universitarios que producirn las universidades,
con el incremento de escolaridad y el desarrollo de una conciencia ca-
56


I
1. La proliferacin de universidades sin los requisitos mnimos
de laboratorios, facilidades fsicas, bibliotecas, etc., para desa-
rrollar una eficiente labor docente.

2. Los centros educativos han tenido que improvisar profesores
ya que en el pas no hay suficiente personal capacitado para
realizar una buena labor docente.
3. Muchas universidades slo piden el certificado de bachiller
como requisito de admisin, es decir, tienen una poltica
abierta de admisiones.
Estos factores hacen que los egresados de estos centros de estu-
dios no tengan la preparacin suficiente para enfrentarse a un merca-
do de trabajo que cada da se hae ms exigente, ya que ltimamente
la mayora de las empresas del pas se han ido modernizando en su
tecnologa.
% **** 4
Por estas y otras razones, los egresados de este tipo de organiza-
ciones de educacin superior estn obsoletos, aun antes de incorpo-
rarse al mercado de trabajo.
r
El Padre Theodore Hesburgh deca a este respecto: "A menos
que la calidad de la educacin superior estadounidense se mantenga
en un nivel alto y se mejore constantemente una tarea muy costosa-
millones de personas ms tendrn acceso a lo que no vale la pena te-
ner si su valor se degrada y su promesa queda sin cumplimiento".8
Las principales causas de este gran crecimiento de la demanda
de educacin superior son:
57
da vez ms creciente de la necesidad de realizar estudios universita-
rios. Estamos hablando de unos 60,000 graduados universitarios en
10 aos, lo que significa que habra que crear 6,000 empleados a ni-
vel profesional por ao. Si hemos de juzgar por la historia reciente,
parece punto menos que imposible que el pas est en capacidad de
hacerlo".7

Esta gran demanda por la educacin superior ha afectado negati-
vamente la calidad acadmica debido a:


a. La Cantidad Creciente de Egresados de la Educacin Se-
cundaria.
En el perodo escolar 1967-68 haba 38,011 estudiantes en el
nivel de secundaria y para 1983-84 haba ya 242,174 alumnos. Ade-
ms de esta demanda creciente de educacin secundaria est el hecho
de que el plan de estudios de secundaria prepara a los graduandos, b-
sicamente, para continuar estudios universitarios, como sealamos
anteriormente.
La situacin se hace ms grave, ya que otros pases estn expor-
tando hacia la Repblica Dominicana estudiantes que no pueden ser
atendidos por sus sistemas postsecundarios. Tenemos estudiantes de
Puerto Rico, Estados Unidos, Venezuela, de algunos pases de Cen-
tro-Amrica y hasta d e Asia.
b. El Deseo de Movilidad Social.
La mayora de los estudiantes que buscan seguir una carrera uni-
versitaria son de escasos recursos, lo gue presenta un problema de
gran trascendencia.9 Las clases menos favorecidas econmicamente
buscan en los estudios universitarios una forma de escalar en el aspec-
to econmico dentro de la sociedad y producto de ello es que, en los
ltimos aos, en el pas ha surgido una clase media fuerte que ha lo-
grado su posicin, en gran medida, gracias a los estudios universita-
rios realizados.

Esta realidad parece ser comn en Amrica Latina.

Veamos lo que el seor Juan Carlos Tedesco expres en un do-
cumento preparado con el ttulo "Universidad y Desarrollo", refirin-
dose a la educacin superior en Amrica Latina:
m
"En este sentido, uno de los fenmenos ms relevantes tiene
que ver con el hecho de que una porcin muy significativa de las
instituciones de enseanza superior est ofreciendo un tipo de
enseanza cualitativamente poco significativa. En la medida en
que los intensos procesos de movilidad social registrados en la
regin disimulaban este hecho y el carcter simblico de las cre-
denciales educativas era suficiente para tener acceso a los pues-
tos no manuales que se expandan, el problema de la calidad no
apareca en el primer plano de las preocupaciones. Pero, como
ya se aprecia claramente, la movilidad social est llegando al l-
mite de sus posibilidades en el marco de los estilos de desarrollo


vigentes y la crisis econmica general permite prever para los
prximos aos una creciente dureza en la pugna por la distribu-
cin de los ingresos. En este marco, si el acceso a la enseanza
superior no brinda garanta de acceso a los puestos de cpula y
tampoco brinda aprendizaje socialmente significativo, la pers-
pectiva asume, rasgos crticos y conflictos muy notorios"10
-
c. Poblacin Creciente en Bsqueda de Educacin Permanente.
Existe un grupo creciente de personas de todas las edades y es-
tratos sociales que se acercan a las instituciones de educacin supe-
rior en busca de conocimientos mayores y mejores. Estas personas
llegan a las universidades tratando de ampliar su cultura o su rea de
especializacin. Aun las organizaciones polticas se estn acercando
a las universidades para mejorar los conocimientos de sus afiliados.
* *
s9 yf^ *^
A .2 Factores Internos al Nivel y sus Causas.
r
Al igual que en la parte externa, existe una serie de factores in-
ternos al nivel de educacin superior que afectan su calidad. Veamos
algunos de ellos y sus causas:
i
1. Grado de Preparacin de los Profesores Universitarios.
*
La mayora de las instituciones de educacin superior dominica-
nas carece de los recursos humanos calificados para realizar con efi-
ciencia el complejo proceso de enseanza-aprendizaje de manera tal
que el alumno obtenga el mximo beneficio de ese proceso. La ma-
yora de estos profesores, adems, no son de dedicacin exclusiva y,
por lo tanto, dedican muy poco tiempo a los estudiantes y a la prepa-
racin de sus clases, ya que sus actividades principales estn fuera de
la labor universitaria. Son muy pocos los profesionales de la educa-
cin, es decir, personas preparadas en el campo especfico del saber y
con destrezas y metodologa suficientes para el proceso enseanza-
aprendizaje y los" hombres de ciencia que dedican su vida a la educa-
cin universitaria.
La relativa carencia de recursos financieros de las universidades
frente a los sectores productivos las coloca en desventaje al momen-
to de contratar al personal profesional capacitado. Por eso, resulta
que el pago a los profesores es mucho menor que el que se hace al
profesional dedicado a otras actividades en muchas de las reas, lo
59


I
60

que dificulta la captacin de personal calificado por parte de las uni-
versidades.
Por otra parte, no existen suficientes incentivos, en la mayora
de las instituciones de educacin superior, para atraer personal slida-
mente preparado en su rea profesional, para que se dediquen a labo-
res docentes y de investigacin.
*
Los bajos salarios que se pagan al docente universitario y los po-
cos incentivos que ofrecen los centros de educacin superior han con-
vertido la profesin docente universitaria en una actividad marginal
para una gran parte de profesionales. La sociedad de consumo pro-
voca en parte este tipo de situacin.
0
2. Curriculum Universitario Inadecuado.

Otro factor que afecta la calidad de la educacin superior es la
poca pertinencia que tiene el curriculum de las diferentes carreras,
pues carece, en algunos casos, de los contenidos necesarios para que
los egresados puedan enfrentar con eficiencia los requerimientos de ,
los empleadores, es decir, del mercado de trabajo. .
No existe, en la gran mayora de las universidades, coordinacin
con el mercado empleador al momento de disear los curricula de sus
respectivas carreras. Esto se debe a dos razones bsicas: la falta de
planeacin de las actividades de los departamentos acadmicos y la
inexistencia de investigaciones para determinar las necesidades del
sector de vinculacin en el medio social en que se desenvolvern los
egresados, de manera tal que estos puedan satisfacer las expectativas
del mercado de trabajo y, a la vez, ser factores dinamizantes del me-
dio social.
3. Escasas Investigaciones en Cantidad y Calidad.
En la gran mayora de las instituciones de educacin superior no
se realizan investigaciones y esto afecta negativamente la calidad aca-
dmica de esas universidades, pues dejan de cumplir una de las fun-
ciones bsicas de toda institucin acadmica, y se pierde as la bs-
queda del saber que enriquece tanto la labor docente.
Las causas principales de la carencia de labor investigativa en las
universidades son la falta de recursos financieros, fsicos, de laborato-
rios y humanos, pero, sobre todo, la inexistencia de polticas a largo
%


plazo sobre investigacin que motiven el personal a especializarse pa-
ra realizar investigaciones.
% *
4. La falta de Recursos Financieros.
Para nosotros es un suprafactor, pues permea a todos los dems.

III. LO QUE ESTN HACIENDO LA SOCIEDAD, LA UNIVERSI-
DAD Y EL GOBIERNO PARA LOGRAR LA CALIDAD ACA-
DMICA EN LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIN SUPE-
RIOR.
i
Dada la cantidad de factores que estn afectando negativamente
la calidad acadmica de las instituciones de educacin superior, era
imperioso que la sociedad, a travs de las organizaciones que la for-
man, adoptase algunas medidas para corregir la situacin que estaba
viviendo la educacin post-secundaria en el pas.
En 1975, cuando ya haba en el pas 10 universidades reconoci-
das oficialmente, el Rector de la Universidad Catlica Madre y Maes-
tra, monseor Agripino Nez Collado, propuso la creacin de una
Asociacin de Rectores Universitarios con la finalidad de "asesorar al
Gobierno en la determinacin de normas, criterios y polticas para el
establecimiento y reconocimiento de instituciones de estudios a nivel
superior". La Asociacin Dominicana de Rectores Universitarios se
cre en octubre de 1980 y tiene como miembros a los rectores de las
principales universidades privadas de nuestro pas: Universidad Cat-
lica Madre y Maestra, Universidad Nacional Pedro Henrquez Urea,
Universidad Central del Este, Instituto Tecnolgico de Santo Domin-
go, Instituto de Estudios Superiores y Universidad Nordestana.
La actuacin de esta asociacin fue decisiva para que en 1983 el
gobierno dominicano creara el Consejo Nacional de Educacin Supe-
rior (CONES), organismo encargado de establecer los requerimientos
que debe llenar una institucin educativa a nivel superior para obte-
ner el reconocimiento oficial. Sin embargo, no se estableci una ins-
titucin acreditadora formal.

t
Muchas industrias, al tener que competir en eficiencia en el mer-
cado internacional, estn presionando indirectamente a las universi-
dades a mejorar su calidad, ya que seleccionan a sus empleados de
universidades que, de acuerdo con ellas, preparan a los egresados con
la suficiente capacidad para realizar una labor empresarial eficiente.
t
61



Esto provoca la necesidad de superacin de las dems organizaciones
de educacin superior como nica manera de subsistir.
Se nota cierta presin de los mismos estudiantes y sus padres pa-
ra que se mejore la calidad de la oferta de los centros de educacin
superior, no slo por lo competitivo del mercado de trabajo, sino pa-
ra proteger la inversin que hacen en la educacin universitaria.
Ante la gran demanda por educacin superior y la deficiencia
que traen los estudiantes de secundaria, algunas universidades han
creado un ao previo a los estudios profesionales con la finalidad de
llevar el conocimiento de los estudiantes egresados de secundaria a un
nivel que les permita seguir con xito los estudios universitarios. Es-
to, sin embargo, ditrae los escasos recursos de los centros de educa-
cin superior, que han adoptado esta medida. Slo 3 universidades
de las 32 existentes tienen este primer ao de preparacin para la
educacin universitaria y de correccin de hbitos que permita la
efectividad en la instruccin superior.
El gobierno est, adems, tratando de introducir algunos cam-
bios en la orientacin de los programas de estudios y en la ley que re-
gula todo este sistema de educacin preuniversitaria. Para tal fin cir-
cul en todo el territorio nacional un proyecto de Ley Orgnica de
Educacin con el propsito de que se le hicieran sugerencias a todos
los niveles.

A pesar de estos esfuerzos y de la buena voluntad de muchas
instituciones y personas, persisten factores que mantienen bajo el ni-
vel acadmico en todos los niveles educativos.
TV. LO QUE PODRA HACERSE PARA ELEVAR EL NIVEL
ACADMICO DE LA EDUCACIN DOMINICANA EN GENE-
*
Es nuestra conviccin de que la calidad de la educacin domini-
cana podra mejorarse significativamente, si se adoptasen, entre otras,
las siguientes medidas:
*
1. Incrementar los diagnsticos cientficos que permitan identi-
ficar las causas de los problemas d^ la educacin preuniversitaria. Es
cierto que hay escasez de recursos en todos los aspectos, pero no es
menos cierto que los pocos recursos existentes se estn utilizando
ineficientemente.
i


2. Orientar el currculo de secundaria hacia carreras terminales
tcnico-vocacionales. Sabemos que no todos los estudiantes tienen
capacidad o habilidad para realizar estudios universitarios y, adems,
el sistema no puede atender a todos.
i
3. Elevar razonablemente el salario y los incentivos de los pro-
fesores del nivel preuniversitario y universitario.
4. Realizar ms y mejores inversiones en la preparacin de los
profesores, en el mejoramiento de los centros docentes, tanto en la
planta fsica como en los laboratorios, biblioteca y material de ense-
anza, y programarlas de acuerdo a las necesidades a corto, mediano
y largo plazo.
-
5. Planificar los denominados "Programas o Centro de Excelen-
cia" mediante la previa identificacin de las instituciones de educa-
cin superior que pueden preparar, con la mayor calidad, los recursos
humanos que necesite el pas en un rea especfica y otorgarle los re-
cursos financieros adecuados. De esta manera, el Gobierno propicia-
r los centros de excelencia con los estndares de calidad acadmica
que requieren los egresados y que son necesarios para mantenerse en
el mercado de educacin superior.
Esto no debe constituirse en la forma de fnanciamiento de la
educacin superior por razones especficas de la realidad dominicana.
Las universidades pueden hacer mucho para elevar la calidad
acadmica. Por ejemplo:
i

a. Mejorar sus ingresos. Las universidades,en su mayora, no tie-
nen programas de captacin de recursos, ni de inversiones re-
productivas.
-
b. Mejorar el salario, los beneficios marginales y entrenamiento
en el aspecto docente y de investigacin de su personal aca-
dmico. De esta manera se podran atraer y retener los profe-
sionales ms capacitados para la labor universitaria.
y
c. Requerir exmenes de admisin para seleccionar slo a aque-
llos estudiantes que tienen capacidad para realizar con xito
los estudios universitarios, evitando as frustraciones persona-
les y prdida de recursos.
d. Establecer criterios para aplicar la baja estudiantil. Slo una
63


o dos universidades en el pas dan de baja a los estudiantes
por escaso rendimiento acadmico.
V
e. Proporcionar condiciones para que el personal profesoral y
los estudiantes realicen investigaciones, sobre todo de tipo
aplicado, pero sin descuidar la investigacin en ciencias bsi-
cas.

f. Crear un ambiente institucional adecuado donde pueda flore-
cer y desarrollarse la labor de docencia, investigacin y servi-
cio.
g. Crear un departamento que d seguimiento a los egresados,
investigue puntos fuertes y dbiles en su preparacin y retro-
alimente a los departamentos acadmicos, para que utilicen
estas informaciones y las que obtengan de los empleadores al
revisar los planes de estudios.
h. Planear, organizar y ejecutar un currculo que tome en cuenta
todas las dimensiones en que se desenvuelve el hombre: la di-
mensin social, tcnica, humana y trascendente.
Si estas y otras medidas se aplicasen, estamos seguros de que se
producira una mejora notable en la calidad acadmica de nuestro
sistema educativo para bien del pas.
V. EL MODELO DE LA UNIVERSIDAD CATLICA MADRE Y
MAESTRA (UCMM).
Como ilustracin de lo que puede hacer una universidad para
iniciar y mantener una excelente calidad acadmica deseamos presen-
tar, a manera de ejemplo, algunos de los logros que en este sentido
viene realizando la UCMM.

Desde su fundacin en 1962, esta Universidad se preocup por
establecer y mantener una buena calidad acadmica. Como ejemplo
de las medidas adoptadas con tal fin tenemos:
_ f
a. En el rea Estudiantil.
1. Seleccin de los estudiantes por medio de pruebas de apti-
tud, para hacer posible que la institucin est abierta a la capacidad,
requisito necesario para el logro de la excelencia acadmica.
/
64


2. Establecimiento de un Programa de Crdito Eductivo, de
su propio presupuesto, para todos aquellos estudiantes con capacidad
intelectual pero carentes de recursos econmicos. Alrededor del 40
por ciento de los estudiantes se benefician de este programa, en el
que la Universidad ha invertido ms de RD$14 millones. La mitad de
los graduados ha participado de este programa.
3. Ofrecimiento de un ao comn de estudios generales para
todos los estudiantes que seguirn un programa de licenciatura o
equivalente. Este ao tiene por finalidad preparar al estudiante para
los estudios universitarios, ya que los estudios preuniversitarios son
deficientes.
4. Establecimiento de un Centro de Orientacin, para hacer
ms eficiente la labor de los estudiantes en su paso por la Universi-
dad.
5. Obligacin para los estudiantes de asistir, por lo menos, a
un 80 por ciento de las clases impartidas en cada asignatura.
6. Establecimiento de un sistema de ndice acadmico para
determinar la permanencia o la separacin de un estudiante en la Uni-
versidad y, sobre todo, para evaluar su rendimiento y productividad.
b. En el rea Profesoral
1. Contratacin de profesores de tiempo completo, en su gran
mayora, especializados en el rea de docencia. Alrededor de un 60
por ciento de los profesores son de tiempo completo.
+

2. Creacin del Programa de Superacin de Profesores, para
preparar a los profesores para la labor acadmica. La UCMM tiene la
conviccin de que para lograr la excelencia acadmica es necesario te-
ner profesores excelentes. El cuerpo de profesores est formado en
universidades de casi todos los pases ms importantes. Adems, el
Programa de Superacin de Profesores se ocupa de mantener actuali-
zado al profesor en su rea profesional y profesoral con cursos dise-
ados especialmente para ellos.
3. Evaluacin anual de los profesores y del personal adminis-
trativo. En la evaluacin de los profesores intervienen los estudian-
tes, los colegas, el director del departamento y el decano.
65
* 0
-

0 *


El resultado de la evaluacin sirve para reforzar puntos dbiles .
que puedan tener los profesores y tambin para renovar el contrato
en caso necesario.
*
4. Creacin de un sistema de Carrera Docente que asegura al
profesor: -J : -

a. Retribucin adecuada al rendimiento y preparacin.
0
0
b. Facilidad, cuando lo permita el presupuesto de la Insti-
tucin, para asisitir a seminarios y cursillos y para visitar
otras instituciones acadmicas.

c. Plan mdico, seguro de salud y de vida.
d. Plan de pensin y jubilacin.
e. Instruccin gratuita para el cnyuge y los hijos del pro-
fesor que sean admitidos en la Universidad.
- *
5. Creacin de ur Centro de Investigaciones en 1978, .que se
encarga de promover y preparar entre el personal profesoral un clima
adecuado y el apoyo necesario para la realizacin de investigaciones.
Ala fecha se han realizado 42 investigaciones, 25 estn en ejecucin y
24 en trmites de aprobacin.
c. En el Aspecto Administrativo.
1. Evaluacin cada 5 aos de toda la Universidad para revisar
programas, objetivos, planes, etc.
2. Establecimiento del sistema de prematrcula para mejorar
el uso de los recursos de la Institucin y, adems, para disciplinar al
estudiante en la planificacin personal de la utilizacin de su tiempo.
3. Implantacin de un sistema financiero-contable apropiado
para las universidades.
4. Organizacin de un sistema computarizado para el manejo
de la informacin de los estudiantes, desde su solicitud de ingreso a
la Universidad hasta la terminacin de su carrera.
0
5. Creacin de la Unidad de Auditora Acadmica para el
control, en su ejecucin, de las disposiciones estatutarias, reglamenta-
66


ras y de procedimientos, que permite detectar y corregir a tiempo las
acciones incorrectas y, adems, ayuda al mejoramiento de esas mis-
mas disposiciones a travs de una retroalimentacin continua.
r
6. Cuidadosa planeacin, organizacin y ejecucin de sus
ofertas acadmicas para que stas llenen necesidades de la sociedad
dominicana.11

7. Ofrecimiento de servicios a la comunidad,, principalmente,

a travs de los estudiantes como una manera de ayudar a llenar cier-
tas necesidades de la misma y de familiarizar a los estudiantes con la
realidad del medio social donde desarrollarn sus actividades profe-
sionales cuando emerjan de la Universidad.
* i
8. Utilizacin racional y adecuada de la ayuda y colaboracin
institucional e internacional. Por ejemplo, para el rea de turismo,
con la Universidad de Cornell, E. U., y la Secretara de Estado de Tu-
rismo de la Repblica Dominicana; para el rea de la salud, con la
Oficina Panamericana de la Salud, la Organizacin Mundial de la Sa-
lud, el Hospital Mont Sinai, de New York, y con la Secretara de Sa-
lud Dominicana; y para el rea de Administracin Pblica y Privada,
con la Universidad de Carolina del Sur, E. U., y el Secretariado Tcni-
co de la Presidencia de la Repblica Dominicana.
9. Realizacin en sus facilidades fsicas, deportivas, recreati-
vas, teatro y anfiteatro, de actividades copurriculares en los aspectos
culturales, artsticos y deportivos, que enriquecen el espritu, fortale-
cen el cuerpo y estrechan la amistad de todos los miembros que for-
man la familia universitaria.
10. Establecimiento de un departamento de Egresados y Pasan-
tes para dar seguimiento a la labor de los egresados y poder nutrir as
los planes de estudios.
CONCLUSIN
Si establecemos y destacamos la importancia de la buena educa-
cin, no slo desde el punto de vista humano y terico, sino desde el
punto de vista de la productividad, podremos lograr que los mejores
hombres y mujeres dediquen sus talentos al servicio de la educacin
para hacer de sta el verdadero motor de la sociedad y la creadora de
la calidad de vida adecuada para todos los seres humanos.
i
67


ANEXO I
UNIVERSIDAD CATLICA MADRE Y MAESTRA
Oficina de Planeamiento
DISTRIBUCIN DEL INGRESO MENSUAL DE LOS PADRES
DE LOS ESTUDIANTES ADMITIDOS INSCRITOS
AO ACADMICO 78-79 y 84-85
INGRESO MENSUAL
MENOS DE 100
101-300
SUB-TOTAL
301-600
MAYOR DE 601
TOTAL GENERAL
No.
224
349
190
635
AO ACADMICO
78-79
20.0
35.0
55.0
15.0
30.0
100.0
84-85
No.
310
594
904
397
258
1,559
20.0
38.0
58.0
25.0
17.0
100.0
Fuente de Informacin:
a)Oficina de Planeamiento

w % Y 0 ^^^^
b) Oficina de Admisiones

Fecha: 28 de febrero de 1985
68


ANEXO II
4
EDUCACIN
AO ACADMICO
78-79
NUMERO
o/o
84-85
NUMERO
o/o
ANALFABETO
SUB-TOTAL
PRIMARIO
SECUNDARIO
SUB-TOTAL
125
20.0
125
20.0
224
35.0
96
15.0
320
50.0
310
310
594
397
991
20.0
20.0
38.0
25.0
63.0
UNIVERSITARIOS
SUB-TOTAL
46
46
7.0
7.0
137
137
9.0
9.0
SEV DATOS
SUB-TOTAL
144
144
23.0
23.0
121
121
8.0
8.0
TOTAL GENERAL
635
100.0
1,559
100.0
Fuente de Informacin:
-
a) Oficina de Planeamiento
9-
b) Oficina de Admisiones.
i
Fecha: 28 de febrero de 1985
69
UNIVERSIDAD CATLICA MADRE Y MAESTRA
Oficina de Planeamiento

DISTRIBUCIN DEL NIVEL DE EDUCACIN DE LOS PADRES
DE LOS ESTUDIANTES ADMITIDOS INSCRITOS
AO ACADMICO 1978-79 y 1984-85


ANEXO III
NIVEL DE
OCUPACIN
OBRERO
MAESTRO
AGRICULTOR
COMERCIANTE
SUB TOTAL
EMPLEADO DE
OFICINA
TEC. NO
PROFESIONAL
INDUSTRIAL
PROFESIONAL
AO ACADMICO
7 8- 79
NUMERO
84 -85
NUMERO
100
16.0
114
18.0
46.0
12.0
163
208
587
134
11.0
10.0
13.0
38.0
SUB TOTAL
190
30.0
368
24.0
OTRAS
SUB- TOTAL
23.0
332
23.0
332
21.0
21.0
SIN DATOS
SUB- TOTAL
272
272
TOTAL GENERAL
100.0
1,559
17.0
17.0
100.0
Fete de Informacin:
1
A) Oficina de Planteamiento
B) Oficina de Admisiones
Fecha:
28 de Febrero de 1985
70
UNIVERSIDAD CATLICA MADRE Y MAESTRA
Oficina de Planeamiento N
DISTRIBUCIN DEL NIVEL OCUPACIN DE LOS PADRES
DE LOS ESTUDIANTES ADMITIDOS INSCRITOS
AO ACADMICO 1978 79 y 84 85


NOTAS
1. Departamento de Estadsticas de la Secretar Ta de Estado de Educacin
Bellas Artes y Cultos de la Repblica Dominicana, 1984.
2. La Universidad del Estado, Universidad Autnoma de Santo Domingo,
recibi en 1984 RD$24,250,000 y varias instituciones privadas de edu-
cacin superior recibieron en conjunto RD$7,550,166. Presupuesto de
Ingresos y Ley de Gastos Pblicos del Gobierno Central. Secretariado
Tcnico de la Presidencia. Oficina Nacional de Presupuesto, 1984, pgi-
na 206-61.
3. Citado porrEdgar Faure et al en: APRENDER A SER. Alianza Univer-
sidad UNESCO, 4ta. edicin, 1975, pgina 73.

i
4. DIAGNOSTICO DEL SECTOR EDUCATIVO. (Sumario). Secretarte
de Estado de Educacin Bellas Artes y Cultos. Oficina Tcnica de Pla-
nificacin. Repblica Dominicana. Marzo de 1984, pgina 1-37.
5. DIAGNOSTICO DEL SECTOR EDUCATIVO. EDUCACIN SUPE-
RIOR. Secretara de Estado de Educacin Beilas Artes y Cultos. Ofici-
na Tcnica de Planificacin. Repblica Dominicana. Marzo de 1984.
Cuadro 9-3, pgina 9-12.
6. Fernandez, Jorge Max. EDUCACIN SUPERIOR Y POBLACIN:
UNA REFLEXIN. Repblica Dominicana, 1983, (Mimeo), pgina 11.

7 Nez Collado, monseor Agripino. LA EDUCACIN DOMINICANA
EN LOS PRXIMOS DIEZ AOS. CONTRIBUCIN A SU ESTUDIO.
Coleccin Documentos, UCMM, 1983, pgina 5 y 6.
8. FACETAS, Vol. 13, 1980, Nm. 1, pgina 38.
9. Al no poseer datos socioeconmicos de los estudiantes que asisten a la
educacin superior del pas, queremos, a manera de ilustracin, ofrecer
algunos con respecto a los estudiantes admitidos a la UCMM. "El nivel
de ingreso de los padres de los estudiantes admitidos era como sigue:
55 por ciento de los padres ganaba menos de RD$300 en el perodo
acadmico 78-79 y 70 por ciento menos de RD$600. Para este perodo
84-85, el 58 por ciento ganaba menos de RD$300 y el 83 por ciento ga-
naba menos de RD$600.
t
*
Nuestra Universidad est considerada como de lite econmica. La pa-
ridad es de US$1.00 RD$3.35. De aqu podemos deducir el perfil
econmico de los estudiantes de las otras universidades, sobre todo, de
la Universidad Estatal.

Adems, el 55 por ciento de los padres tena una educacin a nivel pri-
mario o era analfabeto, en el periodo 78-79 y la misma preparacin te-
na el 58 por ciento de los padres de los estudiantes admitidos a la
UCMM en el perodo 84-85.
71


Favor de referirse a los anexos: lf II y III, donde se encuentra el nivel de
ingreso mensual, de educacin y de ocupacin, respectivamente, de los
padres de los estudiantes admitidos a la UCMM en los aos 78-79 y 84-
85. ^
10.
11.
EDUCACIN SUPERIOR; Boletn del Centro Regional para la Educa-
cin Superior en Amrica Latina y el Caribe. Septiembre-diciembre,
1982, Nm. 10, pgina 6.
Como ilustracin veamos lo que hizo la UCMM para crear la carrera de
Medicina: Se detect la necesidad a principios de 1973 y se inici la
carrera en agosto de 1975. En ese intervalo se hizo lo siguiente: se
nombr una comisin, integrada por un grupo de prestigiosos mdicos
dominicanos en agosto de 1973, para que realizara un estudio de facti-
bilidad; se recibi o se visit, a manera de consulta y asesora, las uni-
versidades de Lille, en Francia; varias de E. U., en un arreglo del Institu-
to Internacional de Educacin; la Universidad de Puerto Rico, Recinto
Mdico de Ro Piedras; la Universidad de Guadalajara; la Universidad de
Costa Rica; varias universidades en Centroamrica y Mxico; la Oficina
Sanitaria Panamericana y la Organizacin Mundial de la Salud. Adems,
se celebraron varios talleres de trabajo antes de tomar la decisin final.
72


EL RETO DE LA INVESTIGACIN CIENTFICA EN REPBLICA
DOMINICANA.*
Por Dinpoles Soto Bello
i
La exposicin de "posters" y de sumarios de artculos cientfi-
cos relativos a la labor investigadora de la Facultad de Ciencias y Hu-
manidades desde la fundacin de la UCMM, que seguir a estas pala-,
bras, vendr a ser un muestrario artstico-intelectual a la familia uni-
versitaria de los frutos de la investigacin cientfica cosechados hasta
ahora y tendr la caracterstica de un Encuentro de Tercer Tipo con
aquella, si me permiten esta terminologa, "ovniciana".
La investigacin cientfica tiene ya en la UCMM su pequea his-
toria despus de haber comenzado sin ninguna canalizacin institu-
cional. l principio, la inquietud intelectual de algunos profesores
los llev ms all de la docencia y realizaron los primeros proyectos
de investigacin que vean la luz en la UCMM por ellos mismos, sin
descargas acadmicas, aprovechando el poco tiempo que dejaban las
actividades docentes.
La institucionalizacin de la investigacin se estableci en el ao
1975 con la creacin del Centro de Investigaciones (C. I.), el cual se
hizo realmente fuerte en organizacin y empuje a partir de 1978 bajo
la direccin del Prof. Rafael Emilio Yunn, quien dej las riendas del
Centro, cuatro aos despus, en las manos del Ing. Nelsn Gil, su dig-
no sucesor.
Consultando la lista de Proyectos Procesados por ese Centro,
contamos veinte proyectos terminados en el lapso 1978-1983, y de
ellos doce corresponden a la Facultad de Ciencias y Humanidades.
Del cmputo se ha excluido aquellos proyectos preponderan teme nte
docentes (libros de texto y consulta, instructivos de laboratorio, etc.)
cuyo patrocinio, a mi juicio, corresponde ms bien a otras unidades
acadmicas.
(*) Trabajo presentado en el Segundo Panel sobre Actualizacin Docente, cele-
brado en la UCMM el 26 de junio de 1984.
73


Veinte proyectos en cinco aos para una Universidad de la ju-
ventud y poblacin de la nuestra (5,663 estudiantes y 536 profeso-
res) y en un pas de poco desarrollo, me parece un muy buen rendi-
miento. Debemos, sin embargo, tener en cuenta que an estamos en
la infancia de la investigacin; el camino es largo, apenas comenza-
mos a recorrerlo. En este perodo inicial, la poltica del Centro de
Investigaciones ha sido, y la creo acertadsima, la de situarse a nive-
les de requisitos moderadamente exigentes en el patrocinio de pro-
yectos. Eso est bien por ahora, pues de esa manera un mayor nme-
ro de profesores tiene la oportunidad de hacer sus primeras armas en
la investigacin, ejercitndose poco a poco en esa difcil aunque apa-
sionante tarea. Naturalmente, con una poltica semejante no puede
pretenderse que todos los resultados obtenidos sean de primera cali-
dad. Si se dan, enhorabuena! (y se han dado en realidad, y siguen
dndose, como lo atestiguan artculos cientficos publicados en revis-
tas internacionales en las reas de Fsica, Matemtica, Qumica y Bo-
tnica), pero debemos estar conscientes de la funcin que han de
cumplir los otros resultados: entrenar, incentivar, abonar el terreno
para la creacin de las sucesivas etapas de crecimiento de la lnea evo-
lutiva futura de la investigacin universitaria. .
El vector de la actividad profesoral en la UCMM, como me per-
mito recordar, tiene tres componentes estatutariamente legitimadas:
docencia, investigacin y extensin a la comunidad, constituyendo
un conjunto de valores acadmicos jerarquizados por la fuerza de las
circunstancias. La docencia ocupa el primer lugar desde la fundacin
de la Universidad y existe una natural propensin a pensar que es su
funcin bsica, autosuficiente. Eso es un error y sobre este error se
han establecido y operan actualmente en el pas centros de ensean-
za superior que rigurosamente hablando no merecen llamarse univer-
sidades. Lo que se hace en ellos es manejar nicamente conocimien-
tos acabados, almacenados en bibliotecas y trasmitidos al alumnado
con mtodos pedaggicos que pueden ser incluso modernos y eficien-
tes. La funcin docente desarrollada de esa manera est, en general,
desprovista (exceptuando casos aislados, fuera de la norma) de curio-
sidad intelectual creadora. Esta curiosidad puede moverse en planos
paralelos de alturas diferentes, segn el fin que se persiga. Denomina-
remos a estos planos C, B, A, en orden de altura creciente (ellos estn
por encima del "plano cero", donde no existe la curiosidad).
En el C la curiosidad intelectual creadora trabaja con la parte
conocida de una parcela del conocimiento no compltame ente ex-
plorada en todos sus detalles, pero cuyos principios estn bien esta-
blecidos (ejemplo: la Electrosttica Clsica). En este plano el profe-
74


4
En el B la curiosidad es ms exigente. Sigue operando en una
parcela determinada pero su finalidad consiste ahora en conquistar
porciones de conocimiento en la zona virgen parcelaria (ejemplo: en
la Electrosttica Clsica abordar el clculo de, digamos, capacidades
an desconocidas de algunos condensadores especiales como es el ca-
so del condensador toroidal elptico excntrico).
En el A su misin es la ms alta, pues aqu la curiosidad dirige
su actividad a la creacin de nuevos principios que darn lugar a la
fundacin de nuevas parcelas del conocimiento (ejemplo: el de la
Relatividad Restringida, generalizacin de la Mecnica Clsica, hecha
sobre la base de dos nuevos principios fsicos concernientes a los sis-
temas de referencia que se mueven a velocidades constantes unos res-
pecto a otros: tanto la forma de las leyes fsicas como la velocidad
de la luz son invariantes al pasar de uno de estos sistemas a otro cual-
quiera de ellos).
Las actividades desarrolladas en los tres planos precedentemente
mencionados retroalimentan la funcin docente hacindola que se
desenvuelva en una atmsfera creadora.
La consecuencia inevitable de una docencia carente de esta at-
msfera es la rutina, la enseanza y el aprendizaje mecnicos, la inac-
tividad del espritu de conquista, de acuciosidad, de efervescencia in-
telectual.
-
La civilizacin moderna ha sido posible (con su componente
cientfico fundamental) por la permanencia de ese espritu a lo largo
de la historia. Se mantuvo presente aun en pocas consideradas
"oscuras". Pinsese en la Academia de Platn, en el Museum de Ale-
jandra, en la Casa de la Sabidura (Bagdad, un poco ms all del ao
750), en la Academia del Cimento (florencia, 1657-1667). Pinsese,
incluso, en las universidades y monasterios medievales (recordemos a
Rogerio Bacon, entre otros). Claro, despus de Galileo, ese espritu
recibi un fuerte impulso hacia adelante, guiado por la metodologa
creada por este extraordinario genio italiano.
75
sor canaliza su curiosidad elaborando interesantes combinaciones de
porciones parcelarias, haciendo originales comparaciones (sea con la
realidad, sea con otras parcelas), coloreando sus anlisis con imge-
nes pintorescas, profundizando y extendiendo el conocimiento per-
sonal con la frecuentacin a la literatura de su rea.


Con el tiempo, la historia fue enseando que ese espritu, cana-
lizado a travs de la investigacin cientfica, era, cada vez con mayor
fuerza, un medio eficaz de penetracin y dominio de la Naturaleza,
posibilitando la resolucin de problemas prcticos (Arqufmedes com-
bate la flota romana de Marcelo con espejos cncavos, Leonardo de
Vinci construye puentes y fortificaciones, Jacobi inventa el motor
elctrico (1835), Enrico Ferni pone en marcha el reactor nuclear).
La ciencia adquiri de este modo importancia econmica (Revo-
lucin Industrial) y militar (Guerras Mundiales), y no es de extraar
entonces que muchos pases empezaron a prestarle creciente aten-
cin.
Las primeras organizaciones con apoyo estatal creadas para pro-
mover la investigacin cientfica fueron el Consejo Nacional de Inves-
tigacin de E.E. U.U. y el Departamento de Investigacin Cientfica e
Industrial de Inglaterra, ambas en 1916. Les siguieron otras similares
en Italia (1923), Francia (1941), India (1942), Espaa (1939), Brasil
(1951), R. A. U. (1956).

Se hizo evidente que la investigacin cientfica era una pieza
principalsima del desarrollo econmico independiente y se asign
entre 2 o/o 3 o/o del Presupuesto Nacional para financiarla. En
1966, E.E. U.U. destinaba 17,350 millones de dlares a la investiga-
cin; por cada mil dlares invertidos por E.E. U.U. en la investiga-
cin, Francia inverta 73, Japn 51, Italia 17, Noruega 2.4, Espaa
1.5, Austria 1.3, Irlanda 0.6 y Grecia 0.5. Se estableci adems que
una inversin industrial de un 3 o/o en la investigacin daba lugar a
un 14 o/o de incremento en ventas1.
La investigacin multiplic sus frentes: se cultivaba no slo en
la universidad sino en la industria, en las fuerzas armadas, en institu-
tos gubernamentales o privados.
Y se financiaban no slo proyectos para la elaboracin de nue-
vos productos industriales, nuevas armas de guerra, novedosos colec-
tores de energa solar, drogas ms eficaces, etc., que corresponden
todos ellos a investigaciones aplicadas o tecnolgicas, sino que no se
descuid la llamada investigacin fundamental, va de produccin de
conocimientos nuevos y que se hace sin tener una meta de aplicacin
determinada.
En general, los pases avanzados distribuyen la partida presu-

76
l


puestaria de investigacin en un 30 o/o para la fundamental y en un
70 o/o para las aplicadas2.
_
Esta clasificacin bisectorial de la investigacin utilizada hasta
ahora, aunque vlida, resulta un poco "gruesa" pues en realidad sus
partes componentes pueden fragmentarse cada una en otras dos.
As pues, actualmente se consideran los siguientes cuatro tipos3, 4:
a) Fundamental libre (el cientfico tiene libertad de elegir y
conducir su investigacin)
-
b) Fundamental dirigida (se hace en un campo prefijado como
metalurgia, macromolculas, etc.)
c) Aplicada (aplicaciones prcticas del conocimiento cientfico)
d) Tecnolgica (fabricacin de artefactos, herramientas y siste-
mas con miras eminentemente econmicas).

Ms arriba hemos visto que la investigacin ya no est confinada
slo en el recinto universitario, pero ste sigue siendo un lugar de pri-
mera importancia en la creacin cientfica de un pas. "Sera menes-
ter-dice Manuel Lora-Tamayo -que calara hasta la mdula de la con-
ciencia nacional la idea de que no hay ni puede haber grandeza firme
que no se asiente en un pujante desarrollo de la vida universitaria. Si
Alemania consigui una tcnica que ha brillado medio siglo en Euro-
pa y ha dado luces a la tcnica actual del Nuevo Mundo, es porque
cuid su ejrcito de cientficos encuadrados en una organizacin
ejemplar de sus universidades. Si Rusia se ha revelado como potencia
industrial de alcance todava incalculable (Lora-Tamayo escriba esto
en 1949) es porque dentro de su propio rgimen cuid pronto de
realzar los valores de su universidad"1.
-
En 1950, un ao despus de pronunciadas estas palabras, el n-
mero de investigadores soviticos era mayor que el de norteamerica-
nos,2 hecho que seala un avance cientfico significativo 33 aos
despus de la Revolucin de octubre de 1917 y que adquiere especta-
cularidad con el lanzamiento del primer satlite artificial, el Sputnik,
en 1957, tomndole la URSS la delantera a los E.E. U U. en la carre-
ra espacial. .
La universidad es, sobre todo, la ciudadela de la investigacin
77


bsica libre, sin que esto le impida incursionar en las otras vertientes
investigativas.
En la universidad moderna, pues, la investigacin, la produccin
de ciencia es uno de sus componentes estructurales bsicos. Es su al-
ma, en opinin de J. Ortega y Gasset.5 Y esa ciencia enriquece la do-
cencia, fortalece sus plexos vitales, intensifica el sentido de la gnesis
del conocimiento. Adems se establecen entre ellas relaciones rec-
procas fecundas. Esta es la razn de la necesidad de que el profesor
universitario reparta su tiempo entre ambas. El fsico brasileo Jos
Leite Lpez penetra un poco ms en el asunto cuando escribe que
"no se conciben profesores que no realicen investigaciones. Es impo-
sible ensear bien sin tener la experiencia de cmo se adquieren bue-
nos conocimientos",6 Pero me temo que su idea sobre la "buena en-
seanza" es en extremo exigente. Quin no recuerda el nombre de
algn profesor congnitamente dotado de las artes de ensear y sin
ninguna experiencia de investigacin?
A la luz de lo anteriomente expuesto se justifican plenamente
los esfuerzos que desarrollan las universidades dominicanas en la pro-
mocin y patrocinio de la investigacin cientfica. Esos esfuerzos,
sumados a los de otras instituciones, privadas y estatales, habrn de
motorizar el desarrollo del pas. Aqu llegamos a un punto delicado.
Que tipo de desarrollo? Econmico? Cultural? Integral? Ade-
ms, dependiente?, independiente? Hay que hacer la eleccin del
modelo de desarrollo. Nosotros preferimos el modelo de desarrollo
integral independiente. Integral significa, citando a Mario Bunge,7
"a la vez bilgico, econmico, cultural y poltico". Independiente
significa soberana e independencia en las decisiones sobre las polti-
cas de desarrollo nacional y autosuficiencia tecnolgico-industrial.
La implementacin dehese modelo no parece ser, sin embargo,
una empresa fcil, no slo por los conflictos que en opinin de Leite
Lpez generalmente acarrea todo proceso de cambio "con los intere-
ses y privilegios de las lites dominantes tradicionales", sino por el
acoso neocolonialista de naciones superpotentes que no vern con
buenos ojos que seamos dueos absolutos de nuestro destino.

El parmetro de la independencia es el que justifica a plenitud la
investigacin bsica, pues sta es a la larga la que har posible la vi-
gencia real de aqul. El ejemplo de Japn es para meditar. En un
despacho de prensa aparecido el 24 de junio de 1984 en el Listn Dia-
rio firmado por Antonio Kamiya se lee lo siguiente: "Hasta este mo-
*
78"


ment la avanzada tecnologa usada en estos cohetes ha sido nortea-
mericana, pero Japn espera independizarse pronto de la tecnologa
espacial de Estados Unidos. Actualmente la mayora de nuestros
cohetes se producen con licencia de Estados Unidos. Pero el H-2 ser
diferente, pues ser construido con tecnologa absolutamente propia,
afirm Tanaka". En el proceso de realizacin de ese cohete conver-
gen de seguro varios de los diferentes tipos de investigacin, pero es
imposible que ese proceso se lleve a buen trmino sin los conocimien-
tos de apoyo suministrados por la investigacin fundamental.
Este es un ejemplo muy claro de tecnologa propia, aunque de
una especie muy avanzada.
*
m
La crisis econmica que nos abruma en estos das nos ha puesto
de frente la dramtica necesidad de hacer y crear cosas por nuestra
propia cuenta con el fin de substituir importaciones. Se han hecho
esfuerzos y se proponen ideas en ese sentido. En el pas producimos
ya nosotros mismos la tecnologa arrocera que necesitamos y dispo- #
nemos en Pontn, La Vega, de un Centro Nacional de Tecnologa
Apropiada.7 Se han hecho estudios sobre la posibilidad de obtener,
en gran escala, sogas (del tallo de la mata de pltano, UASD), papel
(de desechos agroindustriales: paja de arroz, bagazo de caa, cascaras
de coco, etc.,8 hierro y titanio ( de arenas de playa de Ban y Monte-
cristi.9 Segn se ha visto en la prensa en los ltimos meses, estamos
en capacidad de preparar aqu un buen nmero de medicamentos
esenciales; a lo que se aade la investigacin de las propiedades medi-
cinales de las plantas dominicanas que realiza el Centro de Biologa
Marina de la UASD.10
*
Esos son los datos que tenemos a mano y es muy probable que
no sean los nicos existentes. Proyectos importantes pueden conce-
birse en acuacultura, pesca y agropecuaria. Debemos explorar todas
las posibilidades. Incluso la de los efectos electrodomsticos. No
seramos capaces de producirlos comercialmente si nos lo propusira-
mos?
La explotacin de los recursos naturales (empresa en la cual de-
bemos tener la valenta de participar con iniciativas independientes;
recordemos la historia de la bauxita, el oro y eLferronquel) requiere
en general volmenes de tecnologa propia y transferida en una cierta
proporcin y la norma PERMANENTE ha de consistir en aumentar,
siempre que se tenga la oportunidad, la componente tecnolgica pro-
pia; eso en todos los casos, presentes o futuros. Determinado un or-
den de prioridades en la ejecucin de proyectos de desarrollo, se me


ocurre que podemos aplicar a la secuencia de su realizacin el mto-
do guerrero de Napolen Bonaparte de romper la lnea enemiga con-
centrando la mayor fuerza del ataque e un punto. La estrategia, se-
gn esto, consiste en focalizar la mayor intensidad de los esfuerzos y
recursos (financieros, institucionales, polticos comunitarios, etc.)
en el proyecto de turno.
m
La necesidad nos empuja a enfrentarnos con las dificultades y
en el empeo de vencerlas surgen siempre ideas novedosas y origina-
les.
Ahora rrie viene a la memoria, a propsito de estas ideas, lo que
hizo una universidad latina no slo con el fin de crear tecnologa
propia sino tambin con el de ayudarse a s misma econmicamente.
Se trata de la Universidad de Cuyo, en Mendoza, Argentina. Cre
una unidad denominada "Construcciones Universitarias" y en ella se
ofrecen asesoras industriales, se fabrican marcapasos, sismgrafos y
aparatos electrnicos.11 Podramos seguir ese ejemplo aqu?
Naturalmente que la presin conturbadora de los problemas
prcticos hace pensar a muchsima gente que slo deben patrocinarse
proyectos de investigacin prctica, pero de prrafos anteriores se
desprende la cortedad de semejante pensamiento. Aqu es oportuno .
contar la andocta aleccionadora protagonizada por un profesor del
Liceo de Brest, en la Bretaa francesa de finales del siglo pasado.
Rauln, que as era su apellido, haca investigaciones con un hongo
parecido al penicilium glaucum con la esperanza, supongo yo, de
descubrir otra sustancia microbicida de la familia de la penicilina.
Como Rauln consumiera mucho gas en la estufa del Uceo, el funcio-
nario responsable de las finanzas del plantel se opuso a que el profe-
sor se ocupara en actividades "sin ningn inters", segn sus pala-
bras.12
No hay que descuidar la investigacin bsica, aun en nuestro
medio, tan desfavorable a ella.
^ ^
Es tan grande su importancia que Marcelino Menndez y Pelayo
atribuy la decadencia cientfica de Espaa a su descuido. Ecuch-
mosle: "Mientras las aplicaciones vivieron de la tradicin cientfica
recibida en la Edad Media, todo march prsperamente;pero cuando
otros pueblos avanzaron en el camino de la investigacin desinteresa-
da y nosotros nos obstinamos en reducir la astronoma a la nutica,
las matemticas a la artillera y la fortificacin, y dejamos de seguir la

80


cadena de los descubrimientos tericos sin los cuales la prctica tiene
que permanecer estacionaria, la decadencia vino rpida e irremisible,
matando de un golpe la teora y la prctica".


Tendr razn don Marcelino? Meditemos sus palabras.
Referencias
i
-
1. Lora-Tamayo, Manuel; UN CLIMA PARA LA CIENCIA, Editorial Gredos,
S. A., Madrid, Espaa, 1968.
2. Leite Lpez, Jos LA CIENCIA Y EL DILEMA DE AMERICA LATINA:
DEPENDENCIA O LIBERACIN, Siglo Veintiuno. Editores, Mxico,
1978.
-
3. Ibid, p. 181.
4. Auger, Pierre, TENDENCES ACTUELLES DE LA RECHERCHE SCIEN-
TIFIQUE, pp. 17-18, UNESCO, 1961. NS 63/D. 26. b/F.

5. Ortega y Gasset, J., EL LIBRO DE LAS MISIONES, p. 120, Coleccin
Austral No. 101, Espasa-Galpe, Madrid, Espaa, 1959.
6. Bunge, Mario; CIENCIA BSICA, CIENCIA APLICADA, TCNICA Y
PRODUCCIN, ponencia presentada en el Primer Seminario Nacional so-
bre Polrtica de Desarrollo Cientfico y Tecnolgico, Quito, Ecuador, 26-30
de mayo de 1980. Lei'da y comentada por el autor de la UCMM el 23 de
mayo de 1984
i
7. Listn Diario, diciembre 5,1984. Resea periodstica sobre el Segundo Se-
minario Agroindustrial Vegano.

8. Revista AHORA! No. 1044, p. 14, noviembre 28, 1983. Artculo de Fre-
ddy Sandoval.

9. Revista AHORA! No. 1046, p. 6, diciembre 12, 1983. Artculo de Fre-
ddy Sandoval. *
10. Listn Diario, diciembre 6, 1984.

11. OEA: Segunda Conferencia Interamericana sobre la enseanza de la Fsica,
p. 15, Caracas, Venezuela, 1-5 SEptiembre, 1975.
12. Kourganoff, V.; LA INVESTIGACIN CIENTFICA, EUDEBA, Buenos
Aires, Argentina, 1963.




ANLISIS DE LA DEFORESTACIN Y LA FORESTA EN LA
REPBLICA DOMINICANA.
Por FJizabe th Ovalle de Morel y Alberto Rodrguez Liriano.
INTRODUCCIN
, m
En los ltimos aos el inters de los dominicanos por los
llamados "Problemas ambientales" ha aumentado significativamen-
te. Casi a diario encontramos en nuestros peridicos artculos refe-
rentes a deforestacin, contaminacin, erosin, posibles efectos
ecolgicos de una determinada obra, etc.
Estos problemas no son nuevos para el pas. Ya en 1844 el
Presidente Gregorio Billini emita una ley prohibiendo los desmon-
tes en las cabeceras de los nos.
En los ltimos aos, el crecimiento poblacional, la creciente
industrializacin, el surgimiento de una clase media de consumo, el
uso indiscriminado de nuestros recursos, entre otras cosas, han agra-
vado la situacin a extremos donde la calidad de vida de la presente
y futuras generaciones est seriamente amenazada.
El objetivo de este trabajo es analizar el desarrollo de los
problemas ambientales, y sus incidencias en otros aspectos, tales
como salud y economa. Llamar la atencin sobre las consecuencias
que una continuacin de las actuales tendencias acarrearan, y plan-
tear una serie de recomendaciones tendentes a la solucin de los
problemas existentes o a evitar problemas potenciales.

Medio Ambiente: Se define como el conjunto de factores
fsicos/biolgicos y culturales que rodean un organismo. Es eviden-
te la relacin organismo-medio ambiente: .La supervivencia de cual-
quier especie depende de su medio; as que cualquier dao infring-
83


do al medio ambiente repercutir en perjuicios para esa especie u
organismo.
4% W
Los llamados problemas ambientales suelen agruparse en dos
grandes grupos: problemas de contaminacin, los cuales son carac-
tersticos de pases industrializados, y problemas'en el manejo de
recursos naturales, caractersticos de pases en vas de desarrollo.
-
As mismo podremos aadir un tercer grupo y es la llamada
"contaminacin por la pobreza", tpica de los pases en vas de
desarrollo, donde la falta de agua potable y de sistemas de alcantari-
llados, provoca una alta incidencia de enfermedades (denominadas .
"enfermedades ambientales").
En nuestro pas poseemos los tres tipos de problemas:

m
1. Graves problemas en el manejo de nuestros recursos natura-
les. Entre ellos deforestacin, erosin, extincin de especies,
etc.
2. Una creciente y no regulada industrializacin, aumenta cada
da los niveles de contaminacin.
3. La fa'ta de servicios de agua potable, alcantarillas, crea una
alta incidencia de problemas debidos a la llamada "contami-
nacin de la pobreza".
\
1
Por razones de tiempo, limitaremos este trabajo a lo que son,
a nuestro juicio, los ms graves problemas que afectan al pas,
aunque no los nicos.
El ms grave de todos nuestros problemas es sin duda, la
deforestacin, ya que sta afecta nuestro principal recurso desde el
punto de vista de soportador de vida: la tierra.

DEFOREST ACIN

1. Enfoque histrico del manejo de los recursos forestales en
R. D. Evolucin de la estructura organizativa y administrativa del
servicio forestal en el pas.
M
*
La evolucin de la estructura administrativa del servicio

84


forestal en R. D., partiendo del principio del siglo, puede ser dividi-
da en tres etapas: .
Primera etapa : Explotacin y comercializacin de los
productos forestales en forma desorgani-
zada.
Segunda etapa : Creacin de una estructura administrativa
con miras de regular los aprovechamientos
forestales.
Tercera etapa : Legislacin y estado actual de los bosques.
\
1
La primera etapa: Comprende el perodo entre 1900-1930
cuando el pas contaba con una capacidad instalada de 20 aserrade-
ros que procesaban madera para exportacin por valor de
US$250 000 anuales. La mayor parte de los aprovechamientos y
operaciones madereras ocurran en los valles bajos del Noroeste y
Sureste, cubiertos entonces por bosques de madera preciosa (caoba,
espinillo, guayacn, bera, baitoa, cedro, sabina, etc.).

Mu.
El pino dominicano era poco utilizado a pesar de su gran
abundancia en las altas montaas. En su lugar se utilizaba pino im-
portado desde el Sur de los Estados Unidos, para la construccin de
casas y edificios.
En el 1916, se construy el primer sistema de comunicacin
por carretera lo cual permiti el acceso a los montes altos de nues-
tras cordilleras y el eventual aumento de las explotaciones forestales
en todo el pas. Para esa poca haba un estimado de 3.4 millones
de hectreas de la superficie nacional cubiertas de bosques (60 o/o).
La poblacin era de aproximadamente 800 000 habitantes, lo que
resultaba en una distribucin territorial de 16 personas por kilme-
tro cuadrado, siendo sta una densidad baja si se la compara con la
abundancia de recursos que existan.
t
La construccin del sistema de caminos facilit la explota-
cin del potencial maderable que representaban estos bosques.
Estas selvas vrgenes que antes sirvieron de laboratorio de estudio a
destacados naturalistas como Eckman, Cifferi, Chardn, Durland,
Schiffino, Canela, Lithgo y otros, fueron transformadas en zonas
semidesrticas en algunos casos por el corte indiscriminado de rbo-
les, que acompa la instalacin de varios aserraderos, en los sitios
ms agrestes de nuestros bosques.
La carencia de criterios tecnolgicos en los cortes de rboles,
trajo como consecuencia el deterioro gradual y el desequilibrio eco-
85


lgico de las reas explotadas, primero, porque no se prevea la re-
poblacin natural o artificial de los sitios talados. Es decir, se
explotaba sin reinvertir parte de los beneficios que se extraan del
bosque.- Segundo, porque estimul la prctica de agricultura nma-
da en los sitios en que se haba cortado con lo que se contribua a
evitar la regeneracin natural que, de seguro, ocurrira en una
segunda sucesin ecolgica.
Estos dos factores conjugados llevaron al deterioro y empo-
brecimiento gradual de los suelos por la erosin que causan las
lluvias en superficies desprovistas de cubierta vegetativa, la sedimer.
tacin y el agotamiento de los acuferos superficiales. Los ros dis-
minuyeron sus caudales en virtud de la prdida de la capacidad de
retencin y absorcin del agua lluvia de estos suelos desnudos.
En 1934 se cre el Servicio Forestal de Caza y Pesca, el cual
en su inicio estuvo integrado por 12 guardabosques adscritos al Ser-
vicio de Riego. Estos tenan como funcin observar el cumplimien-
to de la Ley 641 sobre conservacin de montes y aguas. Con la apli-
cacin de esta ley, se pretenda, en trminos generales, salvaguardar
los recursos naturales renovables y evitar el deterioro. Sus efectos
no fueron alentadores, el bosque sigui explotado en forma
desordenada y los ros, disminuyendo sus caudales hasta llegar a un
estado alarmante para los aos sesenta.
En 1936 fue designado como jefe del Servicio Forestal de
Caza y Pesca el Agrnomo Toms Erickson y el nmero de guarda-
bosques fue aumentado a 22.
-
En mayo de 1937, se introdujo una nueva estructura en la
SEA, en virtud de la cual se crearon los distritos agrcolas, adems
de las oficinas regionales de agricultura, y en cada una se design un
jefe de servicios para asuntos forestales.

En 1939 se nombraron agrnomos al frente de cada distrito y
se sumaron 18 nuevos guardabosques a los 22 ya existentes, con lo
que se elev el nmero a 40.


2. La Situacin Forestal
ta
\
Mr
A pesar de existir la Ley 641 sobre conservacin de montes y
aguas y todo lo relativo a las actividades de aprovechamientos y ma-
nejo forestal, los bosques siguieron bajo los efectos de un gran dte-
86


rioro hasta alcanzar condiciones desastrosas en los aos sesenta.
Para esta poca los bosques nacionales cubran una superficie de
aproximadamente 500 mil hectreas lo que representa un 11 o/o del
total de la superficie nacional y la poblacin haba aumentado a 3.5
millones. Estas cifras nos dicen que en un perodo de tres dcadas
fue desvastado ms del 75 o/o del total de la foresta nacional.
Esta superficie, sin embargo, es suficiente para satisfacer la demanda
interna de madera, si se maneja adecuadamente y se establece un
programa de reforestacin. La forestacin puede significar el dete-
rioro del potencial de nuestra economa si se toma en cuenta que el
pas se sostiene de la produccin agrcola y sta a su vez de los nos
que nacen en las montaas, por lo que stas se deben mantener
cubiertas de bosques para que produzcan caudales permanentes.
\
En 1967 se prohibieron los cortes de pino y de otros arboles
maderables y se clausuraron los aserraderos con el fin de evitar que
siguiera ocurriendo el deterioro ecolgico. No obstante, los daos
no cesaron debido a la alta presin demogrfica que existe en las
zonas boscosas, sobre todo en las estribaciones de la Cordillera Cen-
tral, que es la faja altitudinal ms importante en trminos de preser-
vacin del equilibrio ecolgico, tanto por su extensin geogrfica
como tambin por ser el lugar de nacimiento de nuestros ros princi-
pales.
Los incendios forestales provocados tuvieron mayor inciden-
cia en la paralizacin de los aserraderos como una respuesta del
hombre serrano a una medida que para l signific la prdida del
sustento familiar. En consecuencia, los incendios les proporciona-
ban terrenos limpios donde l poda cosechar algunos cultivos de
ciclo corto para subsistir en condiciones que estn por debajo de los
niveles estndares adecuados.
Los conucos as establecidos, se abandonaban (botados)
despus de unas dos o tres cosechas porque estos suelos, en su
mayora muy accidentados, se empobrecan con mayor celeridad
por efecto de los fenmenos erosivos provocados por las lluvias y
por las prdidas del material orgnico causado por los fuegos.
Como se ve, la degradacin del bosque es una condicin biunvoca
de una mala calidad de la vida de los habitantes de las regiones mon-
taosas donde tienen incidencia factores externos e internos que
son determinantes del grado de bienestar de la comunidad. La prc-
tica de agricultura itinerante se va convirtiendo cada vez ms en
sedentaria ya que la escasez de terrenos accesibles aumenta confor-
me va aumentando la poblacin.
87


Otro factor de gran incidencia, causante de la degradacin de
los ecosistemas forestales, lo constituye en la actualidad el trfico
legal de madera y otros productos de la foresta, actividad que, mu-
chas veces, se realiza ante la mirada impotente de los vigilantes
forestales ya que, detrs de estas operaciones, se mueven intereses
que trascienden sus poderes.
El sobrepastoreo de ganado tambin ha contribuido al
deterioro de los bosques nacionales, compactando la capa superior
del suelo yevitando as la libre germinacin natural de las semillas
de pino.

El ltimo inventario forestal realizado en el pas (FAO 1973)
seala que en el pas existan unos 12 000 000 rrr de madera. Al
ao se pierden unos 700 000 m3 debido a fuegos y a conucos.
4 *
^4}
La FAO pronostica que a ese ritmo de destruccin bastarn
17 aos para consumir las reservas madereras dominicanas.
En general, los factores principales causantes de la deforesta-
cin pueden atribuirse a:

1. Explotacin indiscriminada, es decir, carente de tcnicas, de
manejos y de prescripciones silviculturales.
2. La agricultura de subsistencia en suelos que, por tener una
topografa accidentada, son de vocacin forestal.
3. Falta de una poltica de inversin en las reas boscosas ten-
dente a reforestar, en gran escala, las reas que fueron explo-
tadas.
4. Incendios forestales mal intencionados.
5. Trfico ilegal de madera.
6. Sobrepastoreo.
7. Alta presin demogrfica y falta de empleos.


Los efectos adversos de la deforestacin se manifiestan en el
suelo por:
a) Prdidas considerables de los nutrientes por volatizacin.
b) Prdidas por arrastres superficiales.
c) Reduccin de la disponibilidad de nutrientes debido a
fijacin.
d) Alteracin del pH.
e) Alteracin de la estructura del suelo; y
f) Disminucin de la capacidad de retencin de agua, lo que
i
88


resulta en un desbalance hi'drico de doble sentido: dficit
en los perodos de lluvias y sedimentacin de los embalses
disminuyendo su vida til y su capacidad de produccin
energtica.
*
En resumen, la deforestacin y los incendios forestales contri-
buyen a:
1
2
3
4
La destruccin progresiva de los ecosistemas naturales.
El desbalance de los ecosistemas.
La disminucin de la productividad como resultado de la
erosin y prdida de nutrientes.
Prdida de la capacidad de autorregulacin de los sistemas
biolgicos.
DESORDENES AMBIENTALES CAUSADOS POR LA
DEFOREST ACIN*
I
D EF O R ESTACIN
DISMINUCIN DE
LA SOMBRA
PERDIDA DE LA CUBIERTA
& DETRITUS VEGETALES
AUMENTO POTENCIAL
EROSIVO
t
EROSIN
INUNDACIONES
AUMENTO DE LA
TEMPERATURA
DISMINUCIN DE
LLUVIAS
AUMENTO DE LA
INSOLACIN
DEGRADACIN
DEL SUELO
DISMINUCIN DE LA
EVAPOTRANSPI RACIN
DISMINUCIN DE LA
RETENCIN DEL AGUA
EN EL SUELO
t
SEQUAS
MENOR CRECIMIENTO
I
REGENERACIN
RETARDADA
4>
ICRAF. Soil Research in Agroforestry
89


3. Medidas Correctivas
Cules medidas correctivas han sido tomadas con miras a
resolver el problema de la deforestacin y de la industria forestal en
el pas? La respuesta es deprimente, por cuanto las acciones enca-
minadas en tal sentido han sido tmidas.
A. En el medio institucional se puede decir que;
El personal tcnico con que cuenta la Direccin General
Forestal es el siguiente: Un (1) ingeniero forestal, un (1) dasnomo
y diecisis (16) peritos forestales.
Los dos primeros, con gran espritu de trabajo, tienen una
carga que sobrepasa sus capacidades fsicas. Tienen su sede en la
oficina principal en Santo Domingo. Los peritos estn distribuidos
en el pas como encargados de los distritos y subdistritos forestales.

El cuerpo tcnico de DGF es reducido a pesar de que el pas,
aparte de ser agrcola, tambin es forestal. Esto indica que la es-
tructura administrativa de la DGF no ha sido desarrollada acorde

con la demanda tecnolgica que se requiere para hacer producir los
bosques madera suficiente en forma sostenida, para suplir la de-
manda interna de la industria maderera y de industria qumica deri-
vada de productos forestales.
Por otra parte, se percibe una proliferacin de programas que
inciden directamente en el sector, los cuales se planifican y ejecutan
por varias instituciones sin coordinacin. Esto crea dificultades
operativas, duplicidad de aplicacin de los recursos humanos y
financieros.
B. En el orden de la capacitacin debe sealarse que:
En 1968 se inici en Jarabacoa, con asistencia de la FAO, la
Escuela Forestal Dernis Stammer Smith. AlIT se prepararon 27 peri-
tos, muchos de los cules hoy se encuentran trabajando en otras
profesiones ajenas a las actividades forestales. Este programa fue
descontinuado, pero ha sido reiniciado recientemente. Se espera
que el primer grupo de peritos terminar sus programis de estudios
en diciembre de 1981.
90


El Instituto Superior de Agricultura inici en 1977 una nueva
concentracin en Manejo de Recursos Forestales dentro de su pro-
grama ya existente de Ingeniera Agronmica. A la fecha han egre-
sado de este programa cuatro profesionales, los cuales se encuentran
trabajando en dependencias estatales. Este programa espera aumen-
tar sus promociones acorde vayan satisfacindose las necesidades de
personal docente y facilidades de laboratorio.
C. En cuanto a acciones correctivas en los bosques:

A nivel de campo. En 1968 la Direccin General Forestal
inici un programa de reforestacin en las cuencas altas del ro
Yaque del Norte empezando por el Paso de la Cotorra en la Cinega
de Manabao, el cual se extendi a la Loma de Alto de Bandera. Se
utiliz pino Caribea y Occidentales. Este ltimo dio mejores resul-
tados, ya que el Caribea no responde bien en sitios de suelos pobres.
El total del rea plantada en esta regin no alcanza las 2 000
hectreas. Otras reas que han sido objeto de pequeos programas
de reforestacin en esta misma vertiente son: Loma de Sal, Cons-
tanza, y las reas de influencia de la Presa de Taveras,. donde los
trabajos han sido dirigidos al establecimiento de obras mecnicas
para la conservacin de suelos. Por ltimo, cabe mencionar tambin
los trabajos de reforestacin realizados en Sabana Clara, Restaura-
cin, donde han sido plantadas aproximadamente unas 500 hect-
reas.
El ao pasado la DGF inici un ensayo de reforestacin con
Eucalipto en Villa Altagracia con fines de producir biomasa para
lea y carbn. Tambin se planifica la siembra de 200 hectreas
de Sabina en Constanza (especie en peligro de desarparecer).
Estos pequeos programas muestran con claridad que las
medidas hasta ahora ejecutadas no pasan de ser acciones aisladas
que no satisfacen las actuales necesidades de inversin en el sector
forestal.
4. Recomendaciones
. Dado el alto grado de deforestacin en que hoy se encuentran
extensas reas de las regiones boscosas se hace necesario iniciar pro-
91


gramas tendentes a la repoblacin forestal con miras a recuperar los
ecosistemas que han sido degradados en sus componentes suelo y
vegetacin. En la ejecucin de estos programas se deber dar priori-
dad a la plantacin con especies nativas porque stas renen mayor
seguridad de adaptacin a las condiciones ecolgicas existentes.
Estos programas podran incluir:
A. Identificacin de las reas prioritarias para la ejecucin de
los programas de reforestacin. Por ejemplo, entendemos que las
cuencas donde se contemple la construccin de presas, aunque sean
stos proyectos que estn en fase de planeamiento, hoy deberan es-
tar siendo reforestadas, como sera el caso de las cuencas y micro-
cuencas del ro Mao.
B. Los programas de reforestacin que se emprendan sern
exitosos en la medida en que los mismos estn acompaados por
programas complementarios que aseguren la generacin de ingresos
a corto, mediano y largo plazo para las comunidades afectadas. Pa-
ra lograr esto se sugiere la aplicacin del concepto de "bosques co-
munitarios", es decir, aprovechar en forma ordenada y racional
algunos de los bosques secundarios que existen y distribuir los bene-
ficios entre los habitantes al tiempo que stos son comprometidos
con los trabajos de repoblacin (viveros, mantenimiento y siembra).
*
C. Establecimiento de sistemas agroforestales y agrosilva-
pastorales (cultivo de ciclo corto con plantaciones de rboles made-
rables y ganadera) para asegurar la generacin de ingresos a corto
plazo as como tambin la produccin de alimentos bajo estricta
supervisin tcnica. '

D. Desarrollo de la industria qumico-forestal in situ como
un incentivo para la reforestacin. (Por ejemplo, la destilacin y
obtencin de oleorresinas y aceites esenciales (pino y oza) ha sido
una actividad tradicional como fuente generadora de ingresos. En la
actualidad esto no se realiza por existir disposiciones legales que o
prohiben).
t

E. Puesta en prctica de una campaa educativa a nivel
nacional tendente a concientizar al campesino de la sierra sobre ia
importancia que para ellos y para el pas tendran estos programas,
ya que en la mayora de los casos los campesinos se muestran
renuentes a participar en planes y programas transportados desde
92


ciudades. (En este sentido, el Plan Sierra ha dado los primeros
pasos).
F. Motivacin de las autoridades para la ampliacin e insta-
lacin de un cuerpo tcnico-administrativo capaz de emprender
acciones especficas tendentes al mejoramiento de las reas degrada-
das mediante la ejecucin de programas de conservacin de suelo y
reforestacin.
G. Actualizacin del inventario forestal realizado por la FAO
en 1972. Esto implicara la derogacin de la disposicin guberna-
mental que actualmente prohibe el corte de rboles maderables en
regiones boscosas. Con esto se lograra la creacin de empleo en el
campo y adems servira de incentivo a la participacin de los
campesinos del bosque en actividades de reforestacin.
H. Los bosques secos del pas constituyen tambin otro
rengln de importancia forestal en la Repblica Dominicana, por lo
que no quiero pasar sin mencionarlo. El pas cuenta con aproxima-
damente 5 905 Krri2 de este tipo de bosques (recursos energticos
de bosques secos en la Repblica Dominicana) que sirve de abasto
de energa domstica a ms de 70 o/o de la poblacin, as como
tambin a las panaderas y lavanderas por lo que hay que conside-
rar que este rengln debe ser manejado tcnicamente.
I. Establecimiento de reas o centros de produccin de
carbn y lea con mtodos mejorados, tendentes a disminuir las
prdidas causadas por los mtodos tradicionales.

* _
J. Estudiar formas que aseguren el aumento en la produc-
cin de estos ecosistemas, ya sea por seleccin de especies existentes
o por introduccin y estudio de adaptacin de nuevas variedades.

BIBLIOGRAFA
Erickson, Tomas. El Servicio Forestal en la Repblica Dominicana. Caribbean
Forester Vol 3 No. 1. 1939.
_ V
FAO. Inventario Forestal de la Repblica Dominicana. Santo Domingo.
1973.

93


Scarft, J. G. Forestry and Forest Legislation in the Dominican Republic.
Caribbean Forester Vol 3 No. 1. 1939.
Rodrguez L., Alberto. Explotacin del pino (Pinus occidentalis) en la Rep-
blica Dominicana. Instituto Superior de Agricultura. Centro de Investiga-
ciones Econmicas y Alimenticias. Santiago, Repblica Dominicana.
1979. "
Soil Research in Agroforestry. ICRAF. Nairobi, Kenya. 1979.
s
V
94



ALGUNOS DATOS IMPORTANTES SOBRE LA HISTORIA DE
SANTIAGO*


|
Por Vanessa Vega de Bonnelly
Como todos sabemos,, la historia completa de la Ciudad de San-
tiago dara para escribir varios tomos, por eso nosotros hemos dado a
esta exposicin el ttulo de "Algunos datos importantes de h Histo-
ria de Santiago".
*
La tesis ms aceptada es la de que en el ao de 1495 el almiran-
te Don Cristbal Coln y Fontanarosa fund a orillas del Ro Yaque
del Norte o Ro del Oro, como el mismo le llam, el fuerte de Santiago
m
Alrededor le fuerte se levantaron chozas y otras edificaciones
para vivienda que constituyeron una aldea que fue aumentado paula-
tinamente su nmero de pobladores con la llegada de vecinos de la
Isabela, primera ciudad del Nuevo Mundo. Un tiempo despus la ciu-
dad de Santfgo fue trasladada al paraje de Jacagua. Durante el go-
bierno de Nicols de Ovando -1502 a 1509- adquiri vital importancia
y se conoci como "Villa de Santiago" otorgndole para este tiempo
la Corona de Espaa un blasn, mediante real orden, que dice as:
"a la Villa de Santiagp un escudo colorado con cinco veneras blancas,
rodeado por una orla blanca y en ella siete veneras coloreadas".

El nombre de nuestra ciudad es el del Apstol Santiago, cuya fa-
ma y cuyo culto en Espaa todos conocemos. La tradicin cuenta
que las veneras se tienen como smbolo del culto espaol de Santia-
go, pues los peregrinos cosan o pegaban conchas de moluscos bival-
bos en sus esclavinas, cuando regresaban de la peregrinacin a la ciu-
dad espaola de Santiago de Compostela donde, segn la tradicin,
est la tumba de Santiago Apstol, hijo de Zabedeo.
El terremoto que ocurri el dos de diciembre de 1562 destruy
a Santiago y dio lugar a que la ciudad fuera trasladada de nuevo a las
orillas del Ro Yaque y se comenzara a oficializar el nombre de San-
tiago de los Caballeros. Algunos historiadores dicen que este nombre
* Charla leda a los guas de los juegos deportivos que se realizarn en 1986.
95


se oficializ durante el reinado de Felipe II porque en tiempos ante-
riores a este rey, que gobern desde 1556 hasta 1598, los documen-
tos que aparecen mencionan a la ciudad como Santiago a secas sin el
aditamento de los Caballeros. Otros historiadores afirman, sin em-
bargo, que el nombre de Santiago de los Caballeros se usaba ya desde
los tiempos de Ovando porque en el asentamiento de Jacagua se ha-
ban establecido en la Villa los ltimos hidalgos que moraron en la ya
agonizante ciudad de la Isabela. Aunque en Amrica fueron funda-
das por los espaoles varias ciudades que llevaron el nombre de San-
tiago, nuestra ciudad es el primer Santiago de Amrica, o sea, el pri-
mer centro urbano de Amrica que consagr el nombre del Apstol
Santiago en las tierras del Nuevo Mundo;
Sobre la fundacin de la ciudad de Santiago, sobre su condicin
de primer Santiago de Amrica, sobre s Escudo de Armas y sobre
los detalle de la vida del Santiago de Jacagua, existen diversas opinio-
nes de distintos historiadores. Recomendamos a cualquier interesado
sobre estos puntos, consultar entre otros, los libros y documentos
que aparecen del nmero 1 al 11 en la bibliografa de este trabajo y
tambin anunciamos que pronto saldr a la luz la obra "Santiago en
los albores del siglo XVI", del Dr. Carlos Dobal, que toca estos temas.


9k **' fe
El primer Santiago de Amrica, nuestro Santiago, es el munici-
pio cabecera de la provincia de Santiago, una de las provincias ms
viejas de la Repblica, puesto que fue establecida como tal por la pri-
mera Constitucin Dominicana del 6 de noviembre de 1844. Es la
provincia ms importante del Cibao. La posicin geogrfica del casco
de la ciudad de Santiago de los Caballeros es de 19 grados, 28 minu-
tos y 20 segundo latitud norte y 70 grados 41' 15" longitud oeste.
Las caractersticas de su localizacin en este sitio nos muestran que
se trata de un lugar intermedio entre el clima hmedo del Valle de La
_ a
Vega Real y el clima seco de la lnea noroeste. Un sitio abundante en
aguas e intermedio entre las altas montaas de la Cordillera Septen-
trional y de la Cordillera Central y los llanos del Valle del Yaque. El
Ro Yaque atraviesa a Santiago de los Caballeros y es en la provincia
de Santiago donde realiza la curva que lo lleva a desembocar en Man-
zanillo. Estas condiciones tienen que haber tenido que ver con la
ubicacin de Santiago desde su primer asiento o fundo.
La ciudad de Santiago de los Caballeros es la segunda ciudad de
la Repblica Dominicana y en el censo de 1981 aparece con una po-
blacin de 382,244 personas. La provincia de Santiago aparece en
ese mismo censo con una poblacin de 550,372 personas.

96


Nuestra ciudad estuvo poblada desde el principio, y lo est to-
dava, .por gente de espritu emprendedor y combativo. Santiago
afront, sin desaparecer, y siempre en ritmo ascendente de progreso,
las contingencias a las que la enfrent el destino. Varios traslados,
varios terremotos que afectaron grandemente, como el de 1562 ya
mencionado, el de 1673, 9 de mayo, y el de 1842, 7 de mayo. Sufri
las invasiones francesas dirigidas, una por el comandante francs
D'Oregn, quien envi al pirata Delisle a tomar la ciudad en 1674 y
hubo que pagar, para recuperarla, un rescate bastante alto en dinero,
y otra, catorce aos despus, cuando la ciudad fue atacada por las
tropas francesas de Monsieur Decussy. Un grupo de santiagueros al
mando de Antonio Minier persigui a Decussy y lo venci en la bata-
lla de Sabana Real de la Limonada,
La ciudad de Santiago sufri varias incursiones de los ejrcitos
de Hait, algunas de ellas muy sangrientas, pero el espritu de super-
vivencia del primer Santiago de Amrica no desminuy y de cada
una de estas amargas peripecias sala con nuevos bros.
Santiago de los Caballeros form parte importante del movi-
miento separatista, lo que se refuerza si leemos fraccin de un artcu-
lo escrito por el historiador Doctor Alejandro Llenas, publicado en el
peridico El Orden, del 28 de marzo de 1875, coleccin Archivo His-
trico d Santiago, el cual dice as:
"MOVIMIENTO INDEPENDENTISTA DE SANTIAGO"
"En el Cibao, como en las dems regiones de la antigua espaola
anexada a Hait, fermentaban ideas separatistas y sentimientos de in-
dependencia. En cada poblacin haba centros revolucionarios cuya
existencia se manifestaba bajo cualquier pretexto de agitacin consti-
tucional. En Santiago el Club Ssparatista se compona de Romn
Franco Bid, Luis Franco Bid, Domingo D. Pichardo, J. D. Valverde
y hermanos, Manuel Romn y sus hermanos, Pedro Tapia y Ezequiel
Guerrero. Casi todos los hombres de los Hatos los Meja, J. R. Cspe-
des, Manuel Jimnez, estaban en convivencia con ellos".

"Desde mediados de febrero de 1844, ya se aguardaba en San-
tiago la noticia del movimiento de Santo Domingo, y nadie se sor-
prendi al recibir esa noticia a principios de marzo".
a
"El 4 de marzo, a prima noche, se hallaban reunidos varios de
los independentistas en casa de Romn Franco Bid cuando lleg a
ste una comunicacin del Sr. Pedro Mena, delegado de la Junta Cen-
tral Gubernativa, anuncindole su llegada a la Vega, el pronuncia-
97



miento de esa poblacin e invitndole a una entrevista para preparar
el pronunciamiento de Santiago".
m
El pronunciamiento de que habla este artculo tuvo lugar el 6 de
marzo de 1844, fecha en la que, por vez primera, tremol, orgullosa,
sobre nuestra Santiago de los Caballeros la ensea cruzada de los Tri-
nitarios.
n mes despus del grito libertador del baluarte del Conde, en
la ciudad de Santiago se libr una batalla decisiva que consolid la.
primera etapa de la gesta independentista dominicana. Fue esta la
clebre batalla del 30 de marzo de 1844, en la que los dominicanos,
' comandados por el general Jos Mara Imbert, derrotaron a las tropas
haitianas del general Pierrot y demostraron que la Repblica Domi-
nicana, recin nacida, era capaz de sobrevivir. En esta ocasin, que
salv la existencia de la nacin dominicana como Estado indepen-
diente y soberano, se distinguieron muchos santiaguenses ilustres, en- ,
tre ellos el coronel ngel Reyes, que hizo prodigios a la cabeza del ba-
talln La Flor, compuesto por juventud de Santiago, y el capitn Fer-
nando Valerio, que dirigi una accin a machete que se conoce como
La Carga de los Andulleros. Para hacer justicia a los hombres ms so-
bresalientes de esta batalla, que acompaaron al general Imbert cuan-
do se encumbr en las alas de la gloria, es bueno que leamos un art-
culo del peridico El Constitucional, ao 1, nmero 161, del 1 de
abril de 1901, coleccin Archivo Histrico de Santiago, que dice as .
y citamos:
w ^ -
m s
"ACLARACIN JUSTA"
"Con motivo de la fiesta patritica celebrada en esta ciudad en
memoria de la pica jornada del 30 de marzo, ha visto la luz pblica
una hoja suelta en la cual no figuran la mayora de los jefes y perso-
nas connotadas que tomaron parte en esa clebre contienda, dndose
al olvido a muchos de los que en ese da memorable contribuyeron
poderosamente al xito de la Batalla".

"He aqu la nota de algunos de los pro-hombres que lucharon en
primera lnea en esa gloriosa fecha:
Generales Jos Mara Imbert, Jos Gmez, Francisco A. Salce-
do, Romn Franco Bid, Juan Luis Franco Bid, Juan Francisco Sn-
chez y Jos Mara Lpez. Coronel ngel Reyes; Comandante Loren-
zo Mieses; Capitn Fernando Valerio; Sebastin Valverde; Exequiel
Guerrero; Furey Fondeur; Pelletier; Archille Michel; Monsieur Si-
98 -


University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs