El Mundo
ALL ISSUES CITATION THUMBNAILS ZOOMABLE PAGE IMAGE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/CA03599022/00069
 Material Information
Title: El Mundo
Uniform Title: El Mundo
Physical Description: Newspaper
Language: Spanish
Creator: El Mundo
Publisher: El Mundo
Place of Publication: San Juan, Puerto Rico
Publication Date: March 6, 1938
 Record Information
Source Institution: Digital Library of the Caribbean
Holding Location: Universidad de Puerto Rico
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 53005066
System ID: CA03599022:00069

Full Text
�'
EL
MV-
EDICI�N

*^*^5
NDO
DOMINICAL
SUSCRIPCI�N DIARIA, SABATINA
Y DOMINICAL
I A�o
� Trt:
Dentro Be
Par� Tratado trsn-
P. R. Postal Jaro
10.BO 14X0 17.00
5.50 TJC 0.00
� 00 400 4.78
A�O XX.
SAN JUAN, PUERTO RICO.
I San Juan. Puerto Rico. By order of th. Presidente A. 8. Burby tha Act of October 6. 1017 on rile at tne Post Office �t
PubUshed and dlstrlbutad under parmit Mo. MI authortaad leson. PostBBaater General Enterad aa aecond claaa matter
Ftbruary 31. 1010 at tha ?oat �frica at San Juan. Puarto Rico (United BUtaa of America) under tha Aet of Uareb S 1870
DOMINGO * DE MARZO DE 1938.
NUMERO 7076.
Magnates de la industria azu-
carera cubana se re�nen
Y discuten las ventajas cpie obtendr�an
de la independencia de Puerto Rico
En su edici�n del 8 de febrero �l-
timo el peri�dico "Patria", de la
Habana, publica el ��gu�ente estudio
sobra loa beneficios que le reporta-
rla a la Industria azucarera cubana
la Independencia de Puerto Rico:
"Aunque se guarda absoluta re-
serva, "Patria" ha podido ente-
rarse que en un famoso bufete de
ia Habana, se han venido celebran-
do varias reuniones de gran im-
portancia para el negocio azuca-
rero de Cuba- A dichas reuniones
)-an asistido, indistintamente, va-
rloa hacendados y colonos de gran
solvencia y otras personalidades
relacionadas con la producci�n azu-
carera cubana.
Parece que en el estudio que to-
dos han hecho de las dificultades
con que tropieza el negocio azuca-
rero, han llegado a la conclusi�n
de que la independencia de Puer-
to Rico, le reportarla indiscutibles
beneficios a la econom�a cubana.
Y aunque no se han hecho pro-
nunciamiento de ninguna �ndole,
ri tomado todav�a acuerdos so-
bra la materia, es casi seguro que
todos "vean con gran simpat�a la
liberaci�n portorrique�a".
Al llegar a "Patria" la noticia
inmediatamente hemos hecho ges-
tiones para caber cu�les son los
beneficios que le reportarla a Cuba
la Independencia de Borinquen.
Y no sin grandes trabajos, pudi-
mos obtener algunos informes.
"Puerto Rico, por ser colonia ame-
ricana, no paga derechos arancela-
rios por la introducci�n de su az�-
car en tos Estados Unidos. Esto le
da una ventaja o un privilegio a
lea azucareros portorrique�os. El
Mtableclmiento de la Rep�blica en
al pa�s hermano, traerla aparejado
jue el az�car portorrique�o estu-
case en igual situaci�n que el de
Tuba. Esto es, pagarla la tarifa ge-
neral de un centavo 875 cent�si-
mas, o obtendr�a- un preferenclal
le 0.90. Por otra parte, mientras
Suba ha venido restringiendo su
producci�n azucarera. Puerto Rico
la ha Ido aumentando, como se ve
en ti cuadro siguiente:
A�o Cuba Pto. Rico
192S 5.189.346 590 .237
1926 4.932,095 538.354
1927 4 508.600 561.726
1928 4,041,856 670.832
1929 5,156.278 523,893
1930 4.670.973 773,310
1931 3,120.796 699.715
1932 2,602.864 866.100
1933 1.995,079 744.919
1934 2.274,303 904.074
1935 2.537.385 697.090
1936 2.506,550 826617
�C�mo Puerto Rico aumenta su
producci�n, mientras Cuba la res-
tringe? Eso lo puede hacer, razo-
na nuestro Informante, porque no
s�lo goza de ventajas aduaneras,
por ser colonia americana, sino
porque no tienen las Empresas que
abonar los salarlos m�nimos ni
cumplir las leyes sociales que, por
ejemplo, existen en Cuba. En
Puerto Rico los azucareros hacen lo
que mejor lea place. Recientemen-
te, el distinguido miembro de la
Foreing P�lice Assoclatlon, Mister
K. James, afirmaba que un tra-
bajador azucarero ganaba dos pe-
sos treinta y tres centavos a la
semana. Es decir, ganaban treinta
y nueve centavos al d�a. El estable-
cimiento de la Rep�blica en Puerto
Rico, traerla aparejado el estable-
cimiento de leyes de Jornal m�nimo,
de maternidad, da ocho horas etc..
que colocar�an en situaci�n pareja
a Cuba y Puerto Rico.
En cuanto a las cuotas de los
Estados Unidos, Puerto Rico goza
de un privilegio Injustificado. Cu-
ba, que produce dos millones qui-
nientas mil toneladas, s�lo puede
Introducir en Estados Unidos la mi-
tad de esa producci�n. Y Puerto
Rico, que en 1936, por ejemplo, pro-
dujo 836 mil toneladas, tuvo una
(Contin�a en la pag. 3 col 3.)
Estados Unidos teme que
ima explosi�n de
En el Canal de Panam� preceda a la de-
claraci�n de una guerra
EL AUMENTO A LOS
MAESTROS RURALES
El Sr. Vincenty lo consi-
dera como una gran obra
En una entrevista que celebra-
mos con el doctor N�stor Vincenty,
Comisionado Interino de Instruc-
ci�n, nos inform� que entre aque-
llas recomendaciones que han he-
cho a la Legislatura en beneficio
de dicho departamento ia que con
mucho empino han recomendada,
es el aumento del � sueldo a los
mau�ros rurales.
Nuestro prop�sito en recomen-
dar aumento de sueldo a los maes-
tros rurales�nos dijo el se�or Vin-
centy�es nivelar los sueldos de
dicha clase, con los maestros ur-
banos, y tambi�n con la Idea le
que no exista la impresi�n de In-
ferioridad entre ello;. Con el au-
mento de los sueldos de los maes-
tros rurales a ochenta y cinco d�-
lares cada uno, tenemos la ven-
taja de que estamos en condicio-
nes de conseguir mentores de ha-
bilidad y experiencia para nuestros
campesinos, y al mismo tiempo se
resuelven los problemas econ�mi-
cos de la vida rural del maestro."
El comisionado Vincenty cree que
seria una gran obra da la Legisla-
tura y del Gobernador si llevan a
feliz, t�rmino esta proposici�n, 'a
cual beneficiarla a dos mil tres-
cientos maestros ru -les. Dicho
funcionario describe la actual si-
tuaci�n de tales maestros como un
"discrimen" en comparaci�n con
las dem�s clases, ya que los pri-
meros, en su trabajo, se debaten en
circunstancias m�s desfavorable.-,
tanto econ�micas como pedag�gi-
cas.
Carta episcopal del Obispo
de la Di�cesis de San Juan
Exhorta a amar la Eucarist�a para que
la caridad traiga la fraternidad
Aumentan la vigi-
lancia
Por Lyle C. WILSON
Corresponsal de Prensa Unida
WASHINGTON, D. C, marzo 5.
(PU) � El presidente Roosevelt
y su principal consejero naval se
encuentran hoy muy distante el
uno del otro en cuanto a los c�l-
culos sobre cu�nta protecci�n po-
dr� proporcionarle a Estados Uni-
dos la nueva "Marina para la de-
fensa".
Este hecho, junto a la peculiar
disposici�n da la Flota norteame-
ricana desde el 1932, puede hasta
cierto punto explicar la Insisten-
cia con que se ha repetido que Es-
tados Unidos y la Gran Breta�a
han llagado a un convenio naval
por el cual guiarse en caso de
emergencias.
El almirante William D. Leahy, je-
fe de operaciones navales de Es-
lados Unidos testific� ante el Co-
mit� de Asuntos Navales de la C�-
mara que para la completa y ade-
cuada protecci�n de ambas cos-
tas norteamericanas la naci�n ne-
cesitarla una Marina de por lo me-
nos dos veces la capacidad de la
que se tiene en mente bajo el nue-
vo programa a desarrollarse a un
costo de 1800.000.000. El gasto de
esta cifra aumentar� la fuerza de
la Marina en un veinte por cien-
to.
"No podemos asumir que nues-
tra defensa habr� de contraerse a
una costa y a un oc�ano y que la
otra costa y el otro oc�ano habr�n
de estar seguros sin lugar a nu-
das. Por lo tanto, una defensa
adecuada implica la slmult�n a
defensa de todos los puntos de "Es-
tados Unidos". El representante
Cari Vinson. presidente del Comi-
t� de Asuntos Navales de la CV-
mar� ha Incorporado al proyecto
naval una declaraci�n de pol�tica
da acuerdo con estos conceptos del
Presidente. Es decir, que Estados
Unidos debe mantener una Marina
"para proteger la costa de ambos
oc�anos al mismo tiempo y para
proteger el Canal de Panam�,
Hawail y las posesiones Insula-
res".
Lo antedicho constituye una de-
claraci�n formal de la pol�tica de
Estados Unidos, la cual, seg�n In-
dica el r�cord, el almirante Leahy
�Digiere usted mal?
�Le Huele el Est�muqo?
�Sufre de estre�imiento?
Dr. Franceschi Caballero,
Tetuin 60.
no cree que la Marina es suficien-
te grande para mantener. Adem�s,
f�sicamente, la Marina no est� en
disposici�n para proteger ambas
costas al mismo tiempo. Desde el
22 de marzo de 1932 la Flota de
Estados Unidos ha estado estacio-
nada en el Pac�fico. Con anterio-
ridad a esa fecha los barcos de la
fuerza de exploraci�n- hablan esta-
do estacionados en el Atl�ntico y
la fuerza de combate en las aguas
del Pacifico. La Flota se combi-
n� en el Pacifico desde la Inva-
si�n Japonesa en Manchuria.
En una prueba realizada del 24
al 25 de abril de 1934 toda la Flo-
ta se traslad� a trav�s del Canal
de Panam� como una unidad en
s�lo cuarenta y siete horas. Al ca-
pit�n Robert Evans le tom� dos
semanas darle la vuelta al Cabo
en el acorazado "Oregon" en los
d�as de la Guerra Hispanoameri-
cana. Pero existe una substancial
opini�n naval trar la creencia de
que el Canal de Panam� tal vez
no est� abierto cuando Estadas
Unidos entre de nuevo a la gue-
rra.
El almirante William H. Stan-
ley, Jefe de las operaciones nava-
lea retirado, manifest� antes de
retirarse que el primer conoci-
miento que Estadoa Unidos ten-
dr�a en el futuro de una reacci�n
hostil no serla probablemente una
declaraci�n de guerra M�s posi-
ble, dijo, seria un despacho del
Canal de Panam� diciendo que un
barco de carga ha estallado en las
esclusa de Gat�n, bloqueando qui-
z�s el Canal pendiente a .grandes
reparaciones. En ese caso s�lo
una costa tendr�a flota y protec-
ci�n y la otra quedarla vulnerable.
Sostienen algunas personas, por
lo tanto, que pueden surgir cir-
cunstancias en las cuales la Flota
brit�nica, patrullarla, custodiarla
y pelearla en el Atl�ntico mien-
tras la Flota de Estados Unidos
har�a lo mismo en el Pacifico. Su-
gieren estas personas, directamen-
te o d�ndolo a entender, que a es-
te fin existe un convenio de algu-
na clase entre Londres y Washing-
ton. Y apoyan este alegato asu-
miendo que la Flota de la Gran
Breta�a est� tan ocupada por mo-
tivos de la expansi�n pol�tica de
Italia y de Alemania, que en caso
de una emergencia los dos oc�a-
nos quedar�an asignados casi au-
tom�ticamente a lo dos grandes
pueblos de habla inglesa: al Paci-
fico para lo norteamericanos y al
Atl�ntico para loa inglesen. La
teor�a es que la Gran Breta�a no
podr�a enviar su Flota a las aguas'
NEWPORT, Rhode Island. mar-
zo 5. (PU)�Los marinos est�n pa-
trullando la base naval de torpe-
dos en Newport, despu�s del anun-
cio de que el cable de comunica-
ci�n con tierra firme fu� cortado
'tierra de eo*�e* metales
el d�a 8 del mas pasado.
Los marinos armados escoltan a
los visitantes cerca de la estaci�n.
Una regla militar ha prohibido la
entrada de paseantes a Goat Is-
land, una franja de media milis
sobre la cual est� la estaci�n.
Al principio se crey� que el ca-
ble habla sido averiado por el des-
tr�yer "Somers"; pero los oficia-
les navales han informado que el
pesado cable, que contiene cien
alambres de cobre forrados con plo-
mo, fu� cortado cerca de la playa
de Newport.
Contin�a mejorando
Pershing
TUCSON. Arlzona, marzo 5. (P.
U.)�La condici�n del general
PershlngTia mejorado hasta el ex-
tremo de que los doctores han de-
cidido excusar a una de las dos en-
fermeras.
El general se siente alegre. To-
ma bien los alimentos y sumen'*
su fuerza.
El bo'.etln del doctor Rolan Di-
vison dice: "Pershing pas� el d�a
confortablemente. Est� toman.io
bien los alimentos. Su fuerza ha
aumentado. Hasta ahora habla te-
nido dos enfermeras a su lado cons-
tantemente; pero con la mejor�a de
los dos �ltimos d�as, yo creo que
con una ser� suficiente".
El Obispo de la Di�cesis de Ssn
Juan, Monse�or Eduino Vicente
Byrne, ha dirigido la siguiente
Carta Episcopal
al P r o-Virarlo
General, al cle-
ro, a las comuni-
dades religiosas y
a los fieles en ge-
neral :
"Venerables Her-
manos y amados
Hijos:�
El mundo se
halla hoy d�a di-
vidido en dos
grandes frentes:
de una parte, la
Iglesia, que honra
y reza a Dios,
(dando un sentido
Monse�or Byr*e,obren,,ur�1 * U
vida, al mismo
tiempo que defiende con tes�n los
principios de autoridad, propiedad
y familia, sin dejar de proveer, so-
licita y amorosa, con multiformes
obras sociales a las Inevitables mi-
serias de la vida terrenal; y del
lado opuesto, el movimiento que
niega a Dios y se basa en una con-
cepci�n del todo materialista de la
vida y resueltamente hostil a cual-
quiera religi�n, y que proclaman-
do una falsa igualdad y un desen-
frenado libertinaje y una lrra;o-
nable Independencia, destruye las
bases mismas del consorcio huma-
no, mientras falazmente promete
un para�so de felicidad en esta
tierra.
LA IGLESIA Y EL ESP�RITU
ANTICRISTIANO
Se combate hoy una implacable
guerra contra la Iglesia en todo
el mundo, no s�lo mediante la pro-
paganda oral y escrita, sino a�n
con persecuciones tan duras y tan
cruentas, que sobrepasan en ho-
rror y crueldad a lar de los pri-
meros siglos cristianos.
"Asi ahora muchos se han he-
cho anticristos", dec�a ya San
Juan en su Primera Carta f"St
nunc nntickriiti multi faetl tunt"
l Joan. 11, 18J; pero jam�s hubo
tanto� y . un xmibugj�ee i santo > en
nuestros d�as, tanto que parecen
cumplirse a perfecci�n las pala-
bras de San Pablo: "Ya va obran-
do o form�ndose el misterio de In-
iquidad" Cltytterium iam opera-
tur iniquitatit" � // Theu., 11, >.
En verdad, nos parece sentir ya
la proximidad de tal misterio, al
presenciar las atrocidades y los sa-
crilegios, que ensangrientan a Es
pana y Alemania y han ensan-
grentado el suelo de Rusia y de
M�jico. Y no es posible explicar-
nos semejantes excesos, sino pen-
sando en una sat�nica embriaguez
que de s�bito haya perturbado los
�nimos.
Sabemos todos con firmeza que
"el Se�or Jes�s matar� con el so-
lo aliento de su boca" al Antlcrls-
to ("Ule Iniquus, quem Domln-3
Iesus interflciet splrltu oris suk" �
Thess., II, 8); pero mientras des-
punta el d�a de aquella lucha su-
prema, nuestro deber es aplicar-
nos con solicitud a la expansi�n y
defensa del Reino de Cristo en la
tierra.
LA RESTAURACI�N DE TODAS
LAS COSAS EN CRISTO
El mundo moderno se ha mate-
rializado en modo tal que pr�cti-
camente se^ niega la naturaleza es-
piritual del hombre y se persiguen
desenfrenadamente y se anhelan
sin sosiego s�lo aquellos bienes que
pertenecen a la parte material del
hombre, que es precisamente la
parte Inferior y la que lo Iguala
a los animales irracionales. De
aqui que al materialismo que em-
papa la vida moderna sea esen-
cialmente un movimiento antina-
tural y deprimente de la dignidad
humana.
Ese materialismo, que es el res-
ponsable de los males actuales de
la humanidad, es el causante de la
dura condici�n econ�mica que ago-
bia al mundo; y es ese materialis-
mo el que fomenta y pretende jus-
tificar el derecho del m�s fuerte
en todos los �rdenes de la vida, y
de consiguiente perjudica grave-
mente al m�s d�bil, ea decir, al
pobre y al obrero, que constituyen
la mayor�a, con lo que enciende el
ansia del desquite, que engendra a
su ves los odio� y las luches �e
clase.
A situaci�n tan lamentable, crea-
Tratan d� impedir choques
entre americanos y nipones
PARADA AEREA EN
SAN JUAN MAtf ANA
Participar�n numerosos
aviones de la Marina
A las ocho de la ma�ana del lu-
nes 7 de marzo, se celebrar� sobre
San Juan una parada a�rea, en
la cual tomar�n parte todos los
aviones de la escuadrilla n�mero
1, actualmente acampada en Isla
Grande, adem�s de diez aeropla-
nos adicionales pertenecientes al
servicio de patrullaje de la Mari-
na americana. Despu�s de volar so-
bre San Juan, esta parada conti-
nuar� hasta Culebra, donde pasa-
r� en revista ante el almirante
Johnson, quien se encuentra a bor-
do riel buque insignia New York.
Desde Culebra, la flotilla seguir�
entonces hacia St. Thomas y St
Croix, Islas V�rgenes. En St. Croix
los diez aviones de la Marina con-
tinuar�n v�ate hasta su base en
Coco Solo, Zona riel Canal, v�a
Port of Spain y Trinidad. La es-
cuadrilla n�mero 1 regresar� a
San Juan.
A las doce del mismo d�a. la es-
cuadrilla n�mero 1 liar� una ex-
hibici�n a�rea, consistente en de-
mostraciones de t�cticas a�reas,
formaciones a�reas y demostraci�n
de bombardeo. El mejor sitio de
San Juan para presenciar las ma-
niobras ser� al norte del Capitolio,
ya que las mismas se llevar�n a
efecto sobre las aguas Justamente
al norte de este lugar.
Incursi�n a�rea contra
Barcelona
Con tal motivo se han -entablado nego-
ciaciones en la ciudad de Shanghai
SHANGHAI, marzo 5. (PU).-
Fuentes bien Informadas indican
que los Ingleses se unieron a los
marinos estadunidenses en las ne-
gociaciones con los japoneses,
para entrar a los sectores de de-
Incldentes que surgen de las tenta-
tivas de las patrullas Japonesas
papara entrar a los sectores de de-
fensa de Estados Unidos � Inglate-
rra. Oficiales navales amer�tanos
dijeron que loa marlnoa no protes-
taron del �ltimo incidente, cuando
un cami�n japon�s entr� al sector
de defensa norteamericano, sino
que comenzaron las negociaciones
para arreglar toda la cuesti�n re-
lacionada con el sector de defensa.
La violaci�n japonesa de ayer
(�ntler) ha sido la quinta desde
la ocupaci�n de Shanghai por los
Japoneses. La Marina rehus� dar
detalles sobre la clase de acuerdo
a que se lleg�. La Polic�a munici-
pal dijo que los japoneses nece�l'.a-
ban mayor latitud para su patru-
lla en Shanghai y que loa america-
nos acordaron modificar su acti-
tud.
Mientras tanto, oficialas de la
Cruz Roja han dicho que atete mi-
llones de refugiados en las �reas
de Wuhu, Hangchow, Nankln y
Shanghai est�n afrontando la
muerte por hambre, a menoa que
venga pronto ayuda del territorio
exterior. La Cruz Roja recibi� In-
esperadamente una peque�a re-
mesa de Estados Unidos. En los
Estados Unidos se ha Iniciado una
campa�a para allegar fondoa que
se espera asciendan a por lo me-
nos un mill�n de d�lares. Los o�-
c�ales han dicho que solamente
han recibido $40,000.
Los refugiados siguen Invadien-
do los hospitales de las misiones,
y se teme que solamente haya
fondos para atenderlos durante
un mes.
(Contin�a en la pag. 3 col 3.)
El Ledo. Luis Mu�oz Mora-
les contesta objeciones
Sobre el Territorio Incorporado en una
carta al se�or John McAdams
Varios cultivos resultar�n
grandemente restringidos
Al ponerse en pr�ctica el nuevo progra-
ma agr�cola de la Administraci�n
del Pacifico debido a las condicio-
nes prevalecientes en Europa al
mismo tiempo que Estados Unl-
doa no podr�a mantener la Flota
en el Atl�ntico debido a las condi-
ciones en el lejano Oriente.
Pero contra la existencia de.
acuerdo alguno sobre los inmedia-
tos o futuros movimientos de la
Flota de Estados Unidos han sur-
tido repetida y categ�ricas nega-
tivas de parte del Secretarlo Cor-
dell Hull.
Los hechos conocidos son los si-
guientes: Al presente Estadoa Uni-
dos est� celebrando consultas con
la Gran Breta�a y con Francia
sobre el abandono de las limita-
ciones navales de modo que se
pueda afrontar la situaci�n crea-
da por el Jap�n. El Gobierno ja-
pon�s se neg� a limitar sus nue-
vos cruceros a 8.000 toneladas y a
ocho pulgadas los cartones de los
mismos, como tambi�n se ha nega-
do a limitar us nuevos acorazados
a 35,000 toneladas con ca�ones de
catorce pulgadas.
Anthony Ed�n, hata hace poco
Secretarlo del Exterior Ingl�s, ani-
m� el fuego de la controversia con
una declaraci�n en la C�mara de
loa Comunes diciendo que Eatados
Unidos y la Gran Breta�a estaban
consultando diariamente con res-
pecto a la pol�tica extranjera.
El almirante Leahy suscit� una
ola de dudas ruando rehus� res-
(Contin�a en la p�gina 16, Col. 1)
A S HIN GT O N,
marzo 4. (PU) �
La producci�n es-
tadunidense de
trigo, ma�z, taba-
co y algod�n se-
r� grandemente
restringida duran-
te el ano mer-
cantil corriente,
si el proyecto
agr�cola de la
A d m I n I s-
traci�n, que en-
vuelve la suma
de $440,000,000 y
que fu� aprobado
hace poco por el
Congreso, triunfa
en su principal
prop�sito.
El proyecto va
dirigido a reducir la producci�n de
los mencionados productos b�sicos,
asi como del arroz, a cantidades
que los agricultores puedan ven-
der en el mercado a un precio que
les d� el costo de su producccl�n,
m�s una ganancia razonable. El
mecanismo del pro, mm oblig�
una tardanza .en su operaci�n, en
lo que respecta al arroz, hasta
1939.
Los patrocinadores de la medida
esperan que la misma permita a
loa agricultores obtener igual pro-
porci�n relativa de los Ingresos na-
cionales que la que recibieron en-
tre 1909 y 1914. La nueva legisla-
ci�n es detallada y complicada en
extremo, pero est� basada en po-
der conferido al Secretario de
Patolog�a
Digestiva
Dr. JAIME VILA
ESPECIALISTA
Est�mago - Vias Biliares �
Intestinos � Recto.
Parada 22. Santurce. TeL 19B0.
Rayos X � Fisioterapia �
Metabolismo.
Agricultura para calcular la. can-
tidad de cada producto b�sico que
ser� consumida en los Estados Uni-
dos, la cantidad que habr� de em-
barcarse a pa�ses extranjero* y la
cantidad necesaria para suplir a
los consumidores entre los a�os de
mercado.
Los gastos Iniciales del Gobier-
no bajo el plan se extraer�n del
fondo de $440,000,000 que original-
mente' se asign� al programa de
Conservaci�n de Suelos. Sin em-
bargo, el presidente Rooosevelt ha
Informado al Congreso que los
gastos adicionales tienen que cu-
brirse con fondos de nuevas fuen-
tes de rentas.
Los pagos de beneficio ser�n dis-
tribuidos entre los agricultores a
base de la cantidad de terreno
apartado por cada agricultor de la
producci�n de los productos b�si-
(Contin�a p�gina 16 columna 7)
BARCELONA, marzo S. (Prensa
Unida.)�Cinco minutos "despu�s de
medianoche comenz� una incursi�n
A�rea de hw rebeldes contra esta
ciudad.
da y sostenida por el materialismo
antihumano, la doctrina de Cristo
ofrece el remedio de la caridad,
que es amor fraternal de todos los
hombres � grandes y peque�os,
ricos y pobres � bajo la univer-
sal paternidad de Dios: fraterni-
dad que trae consigo la Justicia
verdadera, que es. no s�lo sincero
reconocimiento de derechos, sino
cordial aceptaci�n de deberes. Ya
que es �ae otro de los males del
materialismo moderno; hablar con
�nfasis de derechos y olvidar des-
preocupadamente los deberes, que-
riendo todos poseer y mandar;
aunue ese poder y ese mando opri-
man al pr�jimo y tal tiran�a mine
las bases mismas del humano con-
sorcio.
Es inaplazable, pues, "restaurar
todas las cosas en Cristo" ("/ns-
taurare omnia in Chrito" � Kph.
/, 101. Y el Papa P�o XI. recogien-
do ese clamor que fuera lema del
pontificado de su santo antecesor
P�o X, asi ke expresa en su Car-
ta Enc�clica sobre el Comunismo
Ateo, publicada el 19 de marzo de
19.T7: "Como en todos los periodos
m�s borrascosos de la historia de
la Iglesia, asi hoy todav�a el reme-
dio fundamental est� en una sin-
cera renovaci�n de la vida priva-
da y p�blica seg�n los principios
del Evangelio en todos aquellos
que se glorian de pertenecer al re-
dil de Cristo, para que sean verda-
deramente la sal de la tierra que
preserva la sociedad ' humana de
una corrupci�n total".
Para conseguir tal renovaci�n y
la consiguiente restauraci�n cris-
tiana de los individuos y de la so-
ciedad, hay que modelar laa mentes
(Contin�a en la p�gina 15, col. 6>
Iji siguiente carta ha sido diri-
gida por el licenciado don Luiz
Mu�oz Morales al se�or John Me
Adama, de Nueva York, en torno
al problema pol�tico de Puerto Ri-
co.
Mi estimado amigo:
Su muy atenta carta fechada en
New York el 26 de enero �ltimo
me ha causado grat�sima Impre-
si�n al ver que usted tambi�n de-
dica su atenci�n a estudiar sere-
na y cinetiflcamente el problema
da la constituci�n y organizaci�n
pol�tica de Puerto Rico, cuyo es-
tudio en esa forma parece bastan-
te descuidado por* muchos de los
que pretenden actuar como direc-
tores de la opini�n p�blica.
Me complacen mucho las obser-
vaciones que usted apunta a loa
estudios que yo he publicado so-
bre este particular y especialmen-
te al �ltimo sobre la incorpora'
ci�n.
Como indicaci�n preliminar ha-
ce usted referencia al argumen'o
sobre la ciudadan�a, contenido en
mi folleto "El Status Pol�tico de
Puerto Rico", y tiene usted mucha
raz�n al sostener que en ese pun-
to debe regir la ley Espart�la que
consideraba entonces a todo� lo�
portorrique�o� como subditos espa-
�oles y no el criterio da los comi-
sionados americanos, que en el
tratado de Par�s establecieron in-
debidamente una distinci�n, sin
base legal, por virtud de la cual
separaron en un grupo a los na-
tivo*, naturales del territorio ce-
dido, y en otro grupo a los espa-
�oles naturales de ia pen�nsula:
en cuanto a los primeros se reser-
v� al Congreso la definici�n de su
status; en cuanto a los segundos
se les concedi� el derecho de op-
ci�n, y a �stos se refiri� el Acta
Foraker para considerarlos como
ciudadanos de Puerto Rico; y �s-
tos fueron loa declarados luego
ciudadanos americanos por virtud
del Bill Jones (p�gs. 28 a 40 de inl
folleto). Claro est� que �sto podr�
parecer y acaso sea, una sutileza
de argumentaci�n; pero me pare-
ce que su estricta l�gica argumen-
tativa es sostenlble, aunque segu-
ramente no fu� ese el prop�sito
final de los legisladores america-
nos, y tampoco es esa la realidad
existente de facto. De hecho y de
derecho hoy no �xiste discusi�n
respecto a la ciudadan�a de los
portorrique�os, pero creo que en
un estudio t�cnico no debia pasar
inadvertida la paradoja resultan-
te de aquella distinci�n, que seg�n
usted sabe fu� a su vez originada
por el telegrama del presidente
Me. Klnley recordatorio del caso
de Alaska.
En el caso referente a la incof
poraci�n, es Indudable, y no pre-
tendo ocultar, que pueden existir
y existen distintos criterios, seg�n
se- sostenga la (endemia que pu- '
di�ramos llamar anexionista o la
que denomlnariamoa independen-
i uta o separatista, en nuestra In-
tegraci�n pol�tica con los Estados
Unidos.
Ya se trata aqu� de un problema
pol�tico y no de uno estrictamen-
te jur�dico, y hay que tomar en
consideraci�n otros distintos fac-
tores.
Las observaciones de usted pare-
cen Inspiradas en un criterio fran-
camente anexionista; y bajo ese
punto de vista, no puedo menos
que aceptarlas como muy correc-
tas, porque una vez que Puerto
Rico sea incorporado como terri-
torio, ya la soluci�n no puede ser
otra que la declaraci�n posterior
de Estado; y a ese efecto, es per-
tinente la jurisprudencia que us-
ted rita en el caso de Downes v.
Bidwell.
Pero a�n asi tengo que diferir
en algo de su criterio en cuanto
a que, en nuestro caso, sea indis-
pensable, siquiera necesaria, la in-
corporaci�n como - territorio para
llegar a la Sstadidad; y para �s-
to sostengo como base te�rica lo
indicado en el articulo a que nos
venimos refiriendo. Por otra par-
te, si se considera el territorio co-
mo una preparaci�n en pr�cticas
de gobierno para llegar a ser Es-
tado; si realmente el proceso evo-
lutivo en los Estados Unidos indi-
ca una especie de curso progresi-
vo, empezando por el Territorio no i
organizado (incorporado o no), si-
(Contin�a en la p�gina 6, Col. 1)
ESTA LLEGANDO...
Se�ora,. Se�orita, sentimos profundamente que LEONA no sea
para ustedes. Esta vez vencemos los hombres.
Visite LA FERIA
GRANDES ESPECT�CULOS
Un CHEVROLET de Regalo
15�



a



EL MUNDO, SAN JUAN, t. R. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
�\
EFECTOS DE UN HURAC�N
Hm poco* d�a* azot� al pueblo de Rod�ete, en el Eete do de Tejes, un fuerte hurac�n que mato a varios habi-
tante* � hiri� a muchos otros. La fotograf�a demuestra el estado ruinoso en que qued� Rodease despu�s del
restiro que recibi�.
Levine no logra contacto con
los secuestradores
*
Tienejislos los 830,000 exigidos por el
rescate de su hijo
JOVEN PIANISTA MA-
TA A SU MADRE
NUEVA ROCHELA. N. Y., mar-
zo 5. (PUL�Los Intermediarios de
Murray Levine est�n buscando es-
tablecer contacto con los secues-
tradores del ni�o Peter, de doce
anos, hijo de Levine. Ya est� listo
el rescate de $30,000; pero seg�n
revel� Levine. fracas� la tentati-
va de hacer la entrega. Los Inter-
mediarios no han podido hacer
contacto con los secuestradores.
Por primera vez desde que Petcr
te desapareci� hace nueva d�as
mientras se dirig�a a la escuela, el
padre confirm� los informes de que
habla recibido varias notas de los
secuestradores. Este es su state-
ment": "La �ltima nota que recib�
demandada 530.000. El dinero est�
listo. Se trat� de hacer la entrega
seg�n las "Indicaciones de la nota,
pero no se pudo. El Intermediario
est� a�n dispuesto a actuar, y yo
tambi�n lo estoy. Tengo la seguri-
dad de que tambi�n cualquiera
otra persona confiable selecciona-
da por los secuestradores de mi hi-
jo estarla dispuesta a actuar."
La Polic�a revel� que Levine fu�
llamado por tel�fono el 24 de fe-
brero para comunicarle el se-
cuestro de su hijo. Siguiendo las
Instrucciones recibidas por tel�fo-
no. Levine encontr� "una especie
de nota" en la vecindad de una
casa desierta a pocas manzanas de
su casa. Luego recibi� otras no-
tas m�s.
En conformidad con la petici�n
de Levine. los fot�grafos han con-
sentido en alejarse de la casa. Le-
vine les ha prometido darles las
noticias de los acontecimientos Im-
portantes.
SCHENECTADY, N. Y.
S79.5 metros.
?M ktlocycles.
Loa programas da la WGT ser�n
tambi�n trasmitidos diariamente por
la Estaci�n WSXAF 31.48 metros de
�:M f. M. i II do H. )l (hora de
Nueva York), por la Estaci�n
WXtAD. a 19.40 metros diariamen-
te �acepto los s�bados de 1:00 P. M.
a 8:00 P. M. (hora de Nueva York)
Las Estaciones de onda corta de
WGY son dedicadas a fomentar el
desarrollo del radio, pudlendo aus
programas ser combinados o supri-
midos en cualquier momento.
DOMINGO, MARZO 6.
W2XAD
A. M.
11:00 Noticias mundiales.
11:05 Programa musical.
11:15 Servicios religiosos.
13:00 Orquesta sinf�nica.
P. M.
12:30 T�picos de actualidad � des-
do Chicago.
1:00 Al y Lee Reiser. d�o de pla-
no.
1:15 Honry Busse y su orquesta-
desdo Chicago.
1:30 Coro del Instituto de Tuske-
gee�desde Tuikogee, Ala.
2:00 Irma Glen. organista y artis-
tas varios�desde Chicago.
2:15 Cuarteto vocal�desde Chica-
go.
2:30 Drama.
3:00 Noticiario radiof�nico.
3:30 Programa musical con Fran-
c�s Adair, soprano.
W2XAD y W2XAF
P. M.
4:00 Recital de �rgano por el doc-
tor Elmer Tidmarsh.
5:00 Mari�n Talley, soprano, y or-
questa.
5:30 Programa de "MIckey Mouse"
�desde Hollywood.
6:00 T�picos cat�licos.
6:30 Drama�desde Chicago.
7:00 Programa variado con los c�-
micos Jack Benny, Mary Llvlng-
ston y Andy Devine: Kenny Ba-
ker, tenor, y orquesta Phll Harrls�
desde Hollywood.
7:30 Entrevistas Interesantes �
desde Chicago.
8:00 Programa variado con el te-
nor John C�rter, Charlie McCarthy
(ventr�locuo Edgar Bergen); los ar-
tistas de cine Dorothy Lamour y
Don Ameche; c�micos, y orquesta
�desde Hollywood.
\V2XAF
P. M
9:00 Programa musical con Rachel
Carlay, cantante; Pierre Le Kreun,
tenor; trio vocal, y orquesta.
9:30 Programa musical con el te-
nor Frank Munn; la soprano Jean
Dicksinson; el coro Amsterdam;
d�o de plano; B. Hirsch, violinista,
y orquesta.
10:00 Orquesta s i n f � nica y coro
mixto de 60 voces.
10:30 "Futuras estrellas del cine"�
desdo Hollyood.
11:00 Marlowe y Lyon, d�o de pia-
no�desde Chicago.
11:15 Louis P�nico y su orquesta
do halle�desde Chicago.
11:30 Ultimas noticias.
11:35 Henry Busse y su orquesta
de baile�desde Chicago.
12 00 Buenas noches.
Ministro americano en
Caracas
WASHINGTON, marzo 4. (Pren-
sa Unida)�Se informa autorizada-
mente que el Gobierno de Estados
Unidos ha solicitado del Gobierno
de Venezuela su aceptaci�n para
que Antonio C. Gonz�lez suceda a
Meredith Nlcholson como Ministro
de Estados Unidos en Caracas. Nlc-
holson est� figurando como posible
Ministro en Nicaragua. Gonz�lez
es actualmente Ministro de Esta-
dos Unidos en Ecuador y le susti-
tuir� en Quito el actual Ministro
en Managua. Boaz Long.
El juicio de Mosc�
MOSC�, marzo 5. (PU)� El Jui-
cio se reanud� a las 11:15 de la ma-
�ana.
�Chrystian Rakovsky, t,uien du-
rante muchos a�os fu� el princi-
pal diplom�tico de Rusia, declar�
que Inglaterra lo acept� como Em-
bajador ruso en Londres solamen-
te despu�s de enterarse de que �l
estaba asociado con Le�n Trotsky.
Asegur� que Trotsky era una agen-
te de Inglaterra. Dijo que habl�
con Trotsky en Mosc� despu�s de
haber sido nombrado Embajador en
Inglaterra, y que Trotsky convino
en que "trabaj�ramos con el se-
vlclo secreto brit�nico". Agreg� que
�l confes� despu�s de haber esta-
do ocho meses en prisi�n y cuando
se enter� por primera vez leyendo
los peri�dicos de que Jap�n estaba
en guerra con China.
TbticicLicUla
GUERRA
�/ote rWo
<�� .�.
HU
WNEL
The Mnk ol
the Ameritas"
1590 Kc
Porque �sta lo rega�� y
le golpe� en la cara
CHICAGO, marzo 5. (Prensa Uni-
da).�El talentoso planista Theo-
dore Danlelson, de 16 a�os de edad,
hizo entre sollozos a la Polic�a ol
relato de c�mo mat� a pu�aladas a
su madre paralitica, con un cuchi-
llo de carnicero, cuando ella lo re-
ga�� por haber faltado a la escue-
la.
Cuando fu� interrogado por pri-
mera vez. el Joven neg� haber ma-
tado a su madre. Sin embargo, el
Juez Samuel Keller llam� a un la-
do al chico y le dijo dulcemente:
"DInos la verdad, por respeto a la
memoria de tu madre." Los labios
de Tneodore temblaban mientras
confesaba* su delito. Dijo que su
madre lo habla rega�ado por haber
estado ausente dos semanas de la
escuela, y que ella lleg� a enco-
lerizarse de tal modo que lo gol-
pe� en una mejilla. El chico ech�
mano del cuchillo y la cort� por
la garganta. Luego not� que el
cuerpo de su madre estaba todav�a
caliente, por lo que volvi� a apu-
�alearla, dej�ndole el cuchillo en-
terrado en el cuerpo.
Despu�s de cometido su horren-
do matrleidio, se registr� en un ho-
tel barato pero un empleado lo re-
conoci� y llam� a la Polic�a.
4�----------------
Magnates de la industria...
(Continuaci�n de la Ira. p�gina)
PROGRAMAS PARA HOY
Domingo marzo 6, 1938.
8:00�Religious Hour
8:15�Voz del Comercio
9:15�Melod�as Matinales
9:30�Voz Antillana
10:30�Campa�a Comercial
11:00�Radio Souveniers
11:30�Martin�
12:00�Commercial Broadcastlng
1:15�Juan Coto
1*5� Industrias Nativas
3:15�Hora Deportiva
6:15�La Correspondencia �
7:45� Untidol
8:00�Sal do Plcot-Aflclonadoa
9:00�Kresto
9:30�Last Minute News Flashes
10:00�Memorles From Hawai!
10:15�Sign Off. Buenas Noches.
Esto programa est� sujeto a al-
teraciones.
cuota de casi la totalidad de su
producci�n, pues se le fiaron 801.
297 toneladas. El establecimiento
de la Rep�blica en Puerto Rico,
traerla para Cuba una situaci�n
mejor. Norteam�rica no podr�a
darle a Puerto Rico es� cuota ele-
vadisima.
Adem�s, no hay que perder de
vista que mientras Cuba ha vUto
restrlnguida su producci�n en es-
tos �ltimos a�os, Filipinas, Hawall
y los Estados Unidos han aumen-
tado la suya. Filipinas, que produ-
c�a en 1930 un mill�n, 547 mil to-
neladas, en 1934 ya produc�a 2 mi-
llones, 826 toneladas. Hawall, que
produc�a en 1930, 827 mil tonela-
das, en 1936 ha producido 973 mil
toneladas. Los Estados Unidos, por
su parte, de 1929 a 1935. han au-
mentado tu producci�n de ca�a y
remolacha en m�a de doscientas
mil toneladas. Esta situaci�n a la
larga llevar� el az�car cubano a
una situaci�n de crisis formidable.
Es necesario por tanto, que los
azucareros cubanos se movilicen y
agoten cuantos medios tengan a
su alcance para detener esa crisis.
Nosotros sinceramente creemos qu*
ello se podr�a lograr, si a Puerto
Rico se le otorga la Independencia
cosa que adem�s es justa como jus-
ta fu� la independencia cubana. Una
solicitud nuestra a Roosevelt, en
nombro del pueblo entero de
Cuba, creemos que podr�a lo-
grar el reconocimiento del dere-
cho que tienen los portorrique�os
a su libertad. SI no se nos hace ca-
so, nadie podr� presumir a que li-
mites puede llegar la acci�n de
hombres y de empresas que ven
rodos sus Intereses en v�speras de
quiebra y destrucci�n." *
Hasta aqu� nuestro informante,
que brinda a PATRIA la oportuni-
dad de hacerse alguna pregunta:
�Se limitar�n los azucaieros cuba-
nos a una simple petici�n al Pre-
sidente de los Estados Unidos? �Hay
ya contactos entre Albizu Campos,
Indiscutible Presidente do Puerto
Rico y los azucareros cubanos?
Esperamos. Parece que esto ano
do 1938 ha de estar cuajado de
grandes sucesos para Puerto Rico
y Cuba".
?�>
Tratan de impedir...
(Continuaci�n de la Ira. p�gina)
En campa�a militar, doce co-
lumnas a�reas japonesas conti-
n�an su avance desde puntos es-
trat�gicos, a lo largo del rio
Amarillo, al sur de la provincia
de Shansl. La �ltima plaza fuer-
te do los chinos �Shansl-Wensl�
se informa que cay� en poder de
los japoneses. Los Japoneses �le-
gan que los chinos en retirada de-
jaron abandonados 30,000 muertos
en Shansl, al sur de Linfen, y otros
30,000 heridos. Los chinos Informan
que los japoneses sufrieron 15.000
bajas en la lucha on Shansl.
Buvharin y Yagoda conside-
rados los cabecillas
De la contrarrevoluci�n que hab�a de
"eliminar" a Stalin
MOSC�, marzo 5. (P. U.>�Los
dos hombres "mis odiados do a
Uni�n Sovi�tica" esperaban hoy *u
turno para declarar en el juicio 1e
los veinti�n l�deres bolcheviques
acusados de asesinato y alta trai-
ci�n'. Ellos son Ntkolai Ivanovitch
Bukharln y Henry Yagoda.
Los otros testigos ya han diana
los detalles de un melodram�tico
complot para negociar porciones
del pa�s con naciones extranjeras
a cambio de ayuda para minar a
estructura econ�mica, industrial y
financiera del Soviet, asesinar a los
l�deres y restablecer el capitalis-
mo. Do acuerdo con las declaracio-
nes, Bukharln ora ol Jefe supremo
del complot Seg�n la acusaci�n,
Yagoda lo segu�a en Importancia y
se alega quo conspiraba para apo-
derarse del Gobierno y asisinar los
l�deres del r�gimen.
Faltan todav�a por declarar cin-
co de los hombres Implicados di-
rectamente en las acusaciones: fl
profesor Dlmitrl Pletnev, principal
especialista del pais en las enfer-
medades del cor.-.z�n; el prof. Lev
G. Levine, superintendente del Hps-
pltal del Kremlin; el doctor I. N.
Kazakov; Peter Kryuckev, secreta-
rlo de M�ximo Gorky; V. A. Ma-
xlmov, secretarlo de V. V, Kui'ol-
shev y jefe de la Comisi�n de Pla-
nes del Estado.
Hoy ocup� la silla de. les testi-
gos Chrlstien Rakovsky, al entrar
el juicio en su quinto d�a.,
A las 3:00 P. M. te declar� un
recesa.
Se proyecta reorganizar el
Gobierno de Inglaterra
�_____________
Es probable que Hore-Belisha asuma
el Ministerio de Aviaci�n
LONDRES, marzo 5. (PU) Fuen-
tes corrientemente dignas de cr�-
dito dicen que es inminente una
reorganizaci�n en el Gabinete in-
gl�s y que Leslle Hore-Belisha se-
r� transferido d e I Ministerio de
Guerra al Ministerio de Aviaci�n.
Al mismo tiempo habr� otros cam-
bios.
Se dice en el caso de Hore-Be-
lisha que �l en diez meses ha pues-
to el Ej�rcito on v�as de eficientes
condiciones b�licas y que ahora
ser� pasado a hacer lo mismo con
la Aviaci�n. El cambio que se es-
pera est� considerado s�lo segun-
do en importancia a la renuncia de
Ed�n.
Hay quejas de que la Aviaci�n
est� atrasada en los armamentos.
So asume que el vizconde Swinton,
actual Ministro de Aviaci�n, pa-
sar� a otro Ministerio.
Hore-Belisha, de cuarenta a�os,
es uno do los muchos jud�os que
han alcanzado grandes alturas en
la Gran Breta�a. Es uno de los
hombres m�s j�venes en honrarse
con un puesto en el Gabinete. Era
Ministro de T r a nsportes cuando
fu� transferido al Ministerio d�la
Guerra en mayo. Desde entonces
casi todos los altos puestos del
Ej�rcito han cambiado de jefes.
La mecanizaci�n y la especializa-
ci�n de las tropa* hon sido inten-
slfiddas. Hore-Belisha coloc� hom-
bres comparativamente J�venes en
los altos puestos.
Saqueadores est�n haciendo
su agosto en California
A pesar de que la Polic�a tiene �rdenes
de tirar a matarlos
LOS ANGELES, California, mar-
zo 5. (P U) De una docena de co-
munidades al sur de California in-
forman actos de saqueo, como con-
secuencia de la destructiva inun-
daci�n de estos d�as. Se calcula
que han muerto 126 personas, quo
otras cien est�n desaparecidas y
quo Jos da�os a la propiedad lle-
gan a 125,000,000. Las brigadas de
auxillo: siguen buscando cad�veres
entre los.escombros, a medida que
van bajando las aguas. La gente
se aterroriz� anoche (antenoche)
cuando un -trueno se -oy� en la
montano, de San Bernardlno y la
lluvia empez� a caer de nuevo. Mil
personas que hablan regresado a
sus hogares, huyeron otra vez ha-
cia el "audltorium" municipal,
donde estuvieron refugiadas dos
d�as con sus noches.
Una de las �reas m�s desoladas
es la de San Bernardlno, donde se
ahogaron 30 personas y muchas
no han aparecido. All� tambi�n
han estado en actividad cientos de
saqueadores.
Los guardias nacionales patru-
llan el �rea de Anaheim, inunda
da por les aguas del rio Santa
Ana, pues'los saqueadores derriba-
ron las puertea de las tiendas de
licores y. "se depacharon ellos
mismos". Piratas de "barcas do ro-
mos", J�venes en su mayor�a, van
y vienen de un lado para otro, sa-
queando las casas del �rea do San-
ta M�nlca. La Polic�a tiene �rde-
nes de diaparar a matarlos, pero
hasta ahora no se ha informado
ninguna muerte, aunque cinco
sospechosos han sido arrestados.
Los ciudadanos han formado gru-
pos de vigilancia contra los sa-
queadores.
En Los Angeles ha comenzado la
obra de rehabilitaci�n. La corrien-
te el�ctrica se ha restablecido. Las
compa�iase ferroviarias proyectan
despachar trenes de Los Angeles
a San Francisco. Se oree que se
tomar� un a�o en eliminar las
huellas de la inundaci�n. Veintl
cinco puentes tendr�n que ser re-
construidos.
Realiza un magn�fico
vuelo
MIAMI. marzo 5. (P. U.)� Ric-
hard Archbold, cient�fico y here-
dero petrolero, acuatiz� su avi�n
de $250,000 frente al puerto de St.
Thomas, Islas V�rgenes, a las 8:15
>. M� terminando un vuelo sin es-
cala de 1.200 millas desde Miami.
Seg�n Inform� la Pan American,
Archbold cubri� la distancia en
siete horas, 45 minutos.
Este vuelo es uno de la serie
que el cient�fico est� llevando a
cabo antes del que har� a Nueva
Guinea pr�ximamente.
Para darle vista a su hijo
. NORTH WALES, Pensilvania,
marzo 4. (Prensa Unida).� La-se-
�ora Irene Lavcrty, de 30 a�os de
edad, famosa en esta peque�a co-
munidad por la belleza d� sus ojos
azules, ha revelado que ha acepta-
do sacrificarse uno de ellos para
salvar la vista de su hljlto, por lo
que ha hecho arreglos con el co-
nocido especialista neoyorquino,
doctor Ram�n Castroviejo, para que
transplante la c�rnea de uno de sus
lindos ojos al ojo derecho de su
hijo Rogar, do dos afios do edad.
La operaci�n so llevar� a �feeto
all� para ol 38 do mano, on si Cen-
tro M�dico Presbiteriano do Nueva
York. El niftito perdi� la vista do
su ojo derecho despu�s do haber
sufrido un ataque do sarampi�n.
Elecciones en Cuba
HABANA, marro 5. (P- U.)�Loo
cubanos eligen hoy (ayer) 81 re-
presentantes pnr* la C�mara Ba-
ja del Congreso. La Polic�a y los
soldados est�n listos para sofocar
cualquier desorden que ocurra en
el pa�s, pero el coronal Batista
pi ometl� que � la elecci�n ser� la
'm�s honrado" do la historia do
Cuba. Hay 450 candidatos para loo
SI esca�os, �mitad del n�mero to-
ttl de la C�mara.. . .
Los miembros �je los partidos do
l(s anteriores presidentes G�mez.
MenocaJ y- Gran San Mart�n so
abstienen de participar en la elec-
ci�n, bas�ndose on que la misma
no ofrece garant�as suficientes.
La inundaci�n de Cali-
fornia
FRESNO, California, marzo 5.
(PU) Laa aguas de la Inundaci�n
entraron a la ciudad, constituyen-
do un nuevo obst�culo para la
b�squeda del avi�n transcontinen-
tal do la Western Airways, perdi-
do desde el martes con nueve per-
sonas a bordo.
Esta ma�ana la Polic�a transmi-
ti� por la radio una advertencia
de quo las aguas quo inundaban
el vallo de San Joaqu�n, al nor-
oeste de la ciudad, amenazan en-
trar al distrito comercial do Fres-
no El aeropuerto no corro peli-
gro inmediato, pero las condicio-
nas del tiempo Indican que habr�
poca o ninguna adicidad a�rea.
Troco avi�nos participaban ayer
(antier) en la b�squeda del avi�n
perdido, incluyendo tres bombar*
deadores del Ej�rcito y tros do la
Marina. Se proyecta despachar
hoy (ayer) cinco aviones en for-
maci�n circular para que vuelen
sobre las montanas. Otros 35 es-
t�n listos on el aeropuerto.
�-svo�
Bombardeo en Barce-
lona
BARCELONA, mano 5. (PU)�
Hubo cinco toques do alarma con-
tra incursiones a�reas desdo las
siete de la noche do ayer, incluyen-
do una do las 4:50 y otra a las
9:15 do la ma�ana. Quince perso-
nas resultaron muertas y cincuen-
ta heridas cuando aviones rebeldes
arrojaron una docena de bombas
sobre la parte noreste do Barcelo-
na a las 4:50 de la ma�ana
� � �
BIARRITZ, Francia, marzo 5. (P.
U.)� Inf�rmase que los aviones re-
beldes que realizaron una incursi�n
a�rea contra Barcelona atacaron
y bombardearon Intensamente la
fabrica de municiones situada en
los suburbios c'e aquella ciudad, du-
rante el �ltimo ataque que fu� .to-
talmente fuera de los limites do lo
ciudad. Aparentemente loa. avi�nos
proced�an de Zaragoza y no do
Mallorca como se dijo primeramen-
te.
CERRADA LA UNIVER-
SUDAD DE VIENA
Despu�s de registrarse
serios choques
Por ROBERT H. BEST
VIENA, marzo 5. (P. U.)�Las
autoridades cerraron la Universi-
dad de Viena luego de serlos cho-
ques entre los estudiantes nazistas
y los cat�licos del Frente de la
Patria. Los estudiantes desafiarou
a la Polic�a, continuando sus de-
mostraciones. El desorden empez�
cuando los-estudiantes cat�licos re-
corrieron loa pasillos de la Univer-
sidad, gritando "Viva Austria" y
cantando canciones antl-nazlstas.
Entonces los nazistas comenzaron
a hacer lo mismo, gritando "Viva
Hitler" y c: ntando sus propias can-
ciones. Surgieron los encuentros.
El Frente de la Patria despach�
sus hombres en ayuda de los cat�-
licos y se arm� la pelea desordena-
da, quo se extendi� de los edifi-
cios de la Universidad a las calles.
La Polic�a logr� someter a los es-
tudiantes, pero afuera continuaban
los encuentres. Los grupos comba-
tientes fueron separados, pero a
ambos lados del cord�n policiaco
segu�an los estudiantes cantandq
sus canciones y gritando contra los
nazistas. �
� � �
LINZ, marzo 5. (PU).�Los naris
est�n haciendo preparativos abier-
tamente para una gigantesca de-
mostraci�n cuando el Dr. Arthur
von Seyss-Inquart, nombrado re-
cientemente Ministro del Interior
del Gabinete austr�aco a Instancias
de Hitler, hable sobre el nuevo
programa del Gobierno.
Se admite que los l�deres nazis
tienen intenciones do hacerle com-
prender a los funcionarlos quo ol
nazismo cuenta con suficientes par-
tidarios para justificar la demanda
do representaci�n en los gobiernos
estatales y municipales.
So tienen planes para un recibi-
miento p�blico en la estaci�n del
ferrocarril a la llegada do Seyss-
Inquart. Entonces la demostraci�n
pasar� ante el principal edificio del
Gobierne donde el Ministro del In-
terior conferenciar� con los funcio-
narlos. Luego los nazis acompa�a-
r�n a 500 de sus l�deres que han
sido invitados a escuchar la pala-
bra de Seyss-Inquart en el Sal�n
de Conciertos. El discurso ser� pa-
sado a las multitudes en el exte-
rior por medio de alto parlantes.
Tambi�n ser� reproducido despu�s
en todo el pa�s mediante r�cords
de gram�fono.
La ciudad est� en calma. Los
nazis no han desplegado a�n sus
banderas en los edificios. Aunque
la situaci�n es normal, tl�nese en-
tendido que hay refuerzos de tro-
pas, de gendarmes y de polic�as
para hacerle frente a cualquier
desorden.
Don Alfredo Plz�, Jr.
Ha estado visitando nuestras ofi-
cinas el se�or Alfredo Plz� Jr., Ge-
rente General de Ventas de la Ca-
nad� Dry International, Inc., dt
Nueva York, quien ha estado en la
isla durante tres semanas supervi-
sando la fabricaci�n y envase de
GInger Ale y Agua Carbonatada
en Puerto Rico. Esta labor se efec-
t�a en la planta Crown Beverages.
Inc., de Santurce, la cual fu� se-
leccionada por la firma Canad�
Dry International para ese fin. Los
dos productos mencionados se fa-
brican de acuerdo con la f�rmula
original de los productores ameri-
canos.
Seg�n el se�or Piz�. su compa-
��a desea tener representantes-fa-
bricantes en todas partes del mun-
do, y en la actualidad hay plantas
ya establecidas al efecto en Chile,
i Per�, Panam�, Venezuela, "Cuba.
M�jico, y ahora Puerto Rico.
Refiri�ndose a su estad�a, da tres
semanas en la Isla, manifest�" se�or Piz� que las mismas han' si-
do sumamente agradables y que
considera el clima de esto pais�des-
pu�s de haber visitado muchos pa�-
ses tropicales�como el m�s Ideal,
agregando que "no hay raz�n �ora
que esta isla no sea para�so' de los
turistas americanos; tengo enten-
dido que ya se ha iniciado �on -�xi-
to la publicidad tur�stica y-dentro
de algunos a�os Puerto Rico tora
la meca del turismo en laa Amari-
ces por su belleza y condiciones
naturales, que la hacen una ver-
dadera isla del encanto."
El se�or Plz� se dirige ahora a
Santo Domingo, hacia donde parti-
r� en avi�n hoy domingo.
Kennedy visit� a Cham-
berlain
�??�
Hambre otra vez en
China
SHANGHAI, marzo 5. (P. U.) �
Los miembros del Comit� norte-
americano que est� recopilando in-
formaci�n para la Cruz Roja Ame-
ricana dijeron que por lo menos
150,000 mujeres chinas est�n su-
friendo hambre debido a lo Inade-
cuado de las remesas de la Cruz
Roja procedente de Estados Uni-
dos.
Calcula el Comit� qus 7,000,000
de habitantes en la parte baja del
valle del Yangtze morir�n eventual-
mente de hambre si no llega ayu-
da. Dijo un portavoz:
"El problema de auxilio para los
refugiados de la guerra ha llegado
a la m�s grave crisis. Necesitamos
un mill�n de d�lares para satisfa-
cer las solicitudes actuales."
*��
Enmascarados en Viena
VIENA, marzo 4. (Prensa Unida).
�Un grupo de terroristas armados
y enmascarados, que la Polic�a su-
pone son j�venes nazis, invadi� un
local de la organizaci�n guberna-
mental del Frente Patri�tico, dis-
par� contra dos muchachos y se
dl� a la fuga.
Los muchachos del Frente Patri�-
tico estaban practicando gimnasio
cuando una docena de individuos
enmascarados irrumpieron en el sa-
l�n gritando: "�Manos arriba!" No
se llevaron nada.
Temen las autoridades que el In-
cidente pueda conducir a serlas con-
secuencias desatando quiz�s ol hon-
do desasosiego nazi que se ha fil-
trado en Viena procedente de los
lugares de dificultades como Graz
y Linz. Este os el primer caso de
disparos durante ol tenso periodo
que prevalece en toda Austria des-
de hace tres semanas.
Precisamente mientras ocurr�a
este desorden, el canciller Schusch-
nlgg admit�a en discurso ante 5,000
mujeres miembros del Frente Pa-
tri�tico que "quiz�s nos esperan ho-
ras graves."
Soldados y �rabes pelea-
ron en Palestina
JERUSALEM, marzo 5. (PU)�
Cuarenta y cinco �rabes y un sol-
dado brit�nico resultaron muertos
ayer cuando un regimiento brit�ni-
co libr� una batalla con quinientos
�rabes en la vecindad do Ummel-
fahem, una aldea arabo situada
corea de Jenin en el norte do Pa-
lestina, seg�n las escasas noticias
quo so han filtrado a trav�s dei
del cord�n militar brit�nico que tie-
ne rodeada-y aislada a Jenin des-
de hace quince d�as.
^�-----------------
Mercado de Cambio
LONDRES, marzo 5. (Prensa Uni-
da).�La visita de Joseph P. Ken-
nedy, nuevo embajador de Estados
Unidos en Londres, al premier
Chamberlain en el 10 de la calle
Downlng (residencia oficial del Pre-
mier) a las 3:30 P. M. ha sido su
visita m�s importante desde su lle-
gada a esta ciudad, y los miembros
de la embajada americana la han
descrito como' "puramente de cor-
tes�a".
Sin embargo, el hecho de que
Kennedy pas� m�s de media hora
con el Premier ha suscitado la
creencia de que �l debe haber ha-
blado algo m�s de las frases acos-
tumbradas de corlesia.
En la embajada dicen que �l no
ha pressntado a�n sus credencia-
les y que no emprender� negocia-
ciones hasta adquirir el status ofi-
cial.
o�o> �
Lluvias torrenciales en
Chile
ANTOFAGASTA. Chile, mar:o 5.
(P. U.)� Las comunicacione ferro-
viarias con Bolivla han quedado
interrumpidas durante el d�a de
ayer, debido a una lluvia casi sin
precedente que cay� toda la noche.
alinorte de aqu�.
Tambi�n llovi� msdia hora en
Antofagasta, que con frecuenta
pasa diez a�os sin que caiga una
gota de agua. No hubo bajas per-
sonales.
1,240 KC.
PROGRAMA PARA HOT
Domingo, 6 da marzo de 1938
8:30�M�sica Religiosa.
9:00�Educaci�n Obrera.
9:30�M�sica Brasile�a.
fl:45-Trio "Los Cauchas'1 ~'j&u\
Juan Lumber Yard).
10:00-M�sica Criolla (Ligardi Bo-
rras).
10:30�M�sica Popular (Verdejo)
11:00�"Los Dos Osos" (Ram�n
Pl�).
11:30-M�sica Popular (R. Vela
11:45�M�sica Criolla (Notado).
12:00�M�sica Popular (Zenlth)
12:15� M�sica de> Sal�n.
12:30�M�sica Pcrtorrlquefla.-
(Alma Borinqnefla)
12:45-Charlas Femeninas.
(Gladys de Castro)
1:00�Orquesta Carmelo Dias So- *
ler,
ler. (West Indles Adv. Co.)
7:30�Hermanes Abraham (Du-
pont).
7:15�Valses Vieneses.
8:00�Transmisi�n de la �pera
"FEDORA". de Giordanro.
10:00� Hora Oficial y Buenas No-
ches.
(Sujetos a cambio sin previo avilo)
?�>
El control de Schips-
Howard
NUEVA YORK, marzo 5. (Pren-
sa Unida).�La oficina central de
los peri�dicos Scrlpps-Howard anun-
ciaron que luego de la muerta de
Bert S. Scrlpps, el control de la em-
presa, radicar� en tres s�ndicos, a
sabor: Roy H. Howard, presidente
del Comit� Ejecutivo de todas las
corporaciones Scrlpps-Howard: Wll-
llant W. Hawklns, presidente de
la Junta Directiva, y George B.
Parker, director-Jefe.
�??�
Jackson confirmado
WASHINGTON, D. C, marzo 5.
(Prensa Unida).�El Senado confir-
m� el nombramiento de Robert H.
Jackson para subsecretario de Jus-
ticia.
n
CEDRO
OLOROSO PARA CLOSETS
PH1LIPP1NE MAHOGANY
^YPRES REI> WOOD
JOAQU�N CA�iroS
RADIO
(LA SA.MAKfl ANA)
Le arregla su radio poi
solamente $2.
Miguel Nieves, Mee Graduado
Tel. 2258 S. J.
Luna esquina San Jos�.
Alambre P�as
Rollo grande $3.50 rollo
" peque�o $1.75 "
JOAQU�N CAMPOS
NUEVA YORK, marzo 5. (PU)�
En la Bolsa de esta ciudad so re-
gistraron hoy s�bado las siguien-
tes cotizaciones sobre cambios ex-
tranjeros:
Esterlina Inglesa 5.0137, franco
franc�s 3.2575, lira italiana 5.2650,
franco belga 16.953, franco suizo
23.205, marco alem�n 40.44, marco
registrado 26.85, di�ar yugoeslavo
23�, flor�n holandas 55.915.
La peseta espa�ola no fu� coti-
zada.
BA�OS DE COAMO
(COAMO SPR1NGS HOTEL)
El sitio Ideal para *u* vacaciones. Agua* caliente*, natural**, sul-
furosas, temperatura 45 grado*, recomendadas para ol reuma, rtfio-
. neo y enfermedadee del est�mago.
Precio* razonables por semana* y mece*. Cocina osoetoato.
Pintura SIN OLOR Valdura
Precios especiales sobra el muelle.
JIM�NEZ b ALONSO - Box 954 Son Juan. Tel. 1428 Son turco.
ENC ER A D O S
Al AHHliK Mr rt'A-% \ UAfXIr ERO
i UtTON D� ihiivi: PINTURAS
RoMt�te praeio*:
< IV. MAR�TIMA DE V. MORENO & Co.S
Mal�-ron - San Juan Mi nm


EL MUNDO, SAN JUAN, f. R. - DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
-
LAS SALAS DE DESCANSO DE LAS ESCUELAS PUBLICAS
Por ANGELA NEGRON MU�OZ
Cabe el m�rito de la fundaci�n
de lai Sala� de Descamo en Ui
escuelas de Puerto Rico al doctor
Rodr�guez Pastor, a Rolarlo Bell-
ber y a la Asociaci�n de Padres y
Maestros de la Escuela Jos� Juli�n
Acosta de San Juan, destac�ndose
�n el movimiento Rosa de Toledo,
mujer de vida noble que ha estado
prestando sen-icios al pa�s en te-
da labor de bienestar social. Rosa-
rio Bellber fund� en la citada es-
cuela la primera Sala de Descanso
para los ni�os pobres cuya condi-
ci�n f�sica precaria hacia temer
por su vida. El doctor Rodr�guez
Pastor, generoso m�dico siempre
al servicio de sus semejantes m�s
necesitados, en una serie de con-
versaciones con la se�orita Bellber
y la directiva de la Asociaci�n de
Padres y Maestros, hizo historia
de '.ai Salas de Descanso que en
Estados Unidos funcionan con �xl-
to notable para su poblaci�n infan-
til. Y la Asociaci�n de Padres y
Maestros, con la ayuda del De-
partamento de Sanidad scituvo,
desde su fundaci�n en el ano esco-
lar 1029-1930. huta 1931 en que la
Comisi�n para Evitar la Tubercu-
losis en los Ni�os se hizo cargo de
ella, la primera Sala de Descanso
an las escuelas de Puerto Rlro.
Quien escribe este report�le si-
gui� esta obra desde su comienzo,
�1 19 de febrero de 1930. Antes, Ro-
garlo Bellber, que cabe con Justeza.
*n el honoroso cuadro de perfiles
eivico-sociales de la isla, por su la-
bor de fuertes contornos a favor
Bel mejoramiento de la salud de
sjuestro pueblo, habla solicitado mi j
ayuda y la de otras perdonas al
comenzar sus trabajos. Era elli, ]
por aquel tiempo, Maestra Visit in-
te de la Escuela Jos� Juli�n Acos-
ta. Este cargo habla sirio creado '
Briginalmente en Puerto Rico a ini-,
�iativa de Rosa de Toledo por ia !
Asociaci�n de Padres a que veni-
nos refiri�ndonos. En el nuevo j
ilMTna escolar consid�rase factor I
important�simo para la rcnlizaci�n
�de una laher verdaderamente cons- !
tructiva a la Maestra Visitante,
flue acerca el hogar a la escufa.
compenetr�ndoles de sus proble- �
jnns mutuos y ayud�ndoles a resol-
verlos. Por su espl�ndido y abne-,
ga'lo trabajo, hablase dado a co-[
jio-er i. Maestra Visitante de la
Escuela Acosta, organizadora oor
aquel tiempo y directora del Club
Be la Cruz Roja Juvenil y de la �
Bolonia de Verano de Aibonito. miz �
del Preventorio Escolar, que ser�
Vbjeto de uno de nuestros pr�ximos �
art�culos. Con la cooperaci�n <1e
pna minor�a exigua de ciudadanoi,
Jas dos mujeres citadas, en uni�n
�el doctor G�mez Brioso que era
�1 Director Escolar de la ciudad
af� San Juan, pusieron la primera |
�ledra en la edificaci�n de una de �
is columnas que habr�n de soste- |
�er a las sociedades futuras, al i
servir hoy de arnv0 V amuelo a :
la ni�ez m�s desventurada.
EL GOBIERNO CONTINUA LA
CERA:
En la ley 82 del a�o 1931. que
�reo la - Comisi�n para Evitar la,
Tuberculosis en los Ni�os de Edad i
Escolar, '.e�nse. entre otros, los si-
mientes apartados: (a) Creaci�n y
ostenimiento de salas de descanso,:
3) Crear y mantener campamentos
Cra ni�os pretuberculosos de las
cuelas p�blicas de Puerto Rico. .
osa de Toledo es la Secretaria
este organismo presidido por el
Comisionado de Instrucci�n. R�sa-
lo Bellber ocupa el cargo de Maes-
ra Visitante General y con ella he
�litado algunas Salas de Descan-
de la Isla.
feOS ESCUELAS QUE SE LLEVAN
(AS PALMAS:
tAibonito, Arecibo, Barranquitas,
yam�n, Caguas, Cata�o, Dorado,
neos, Lares, Luquillo, Mnyag�ez,
Maguabo, Ponce, San Juan. San
Berm�n, San Lorenzo. San Sebas-
ti�n, Santuroa y Toa Baja, tienen,
totalidad, veinticuatro Salas de
escanso. Aunque el esfuerzo de la
amisi�n para Evitar la Tubercu-
lis en los Ni�os de Edad Escolar
lya sido m�ximo, como lo fu�
estos paaados a�os, el n�mero
Salas es m�nimo en la actuali-
{Aid. Incuestionablemente, en un
�ais como el nuestro, excesivamen-
Se poblado, donde los ni�os pobres
sjarecen de alimentaci�n adecuada,
Sempre, y muchas vecei de todo
Uimento, Pal* �-u� arroja, en mor-
talidad por tuberculosis, una de
las cifras m�s altas del mundo civi-
lizado, las Salas de Descanso en
la* escuelas, creadas para atender
$ los ni�os insolventes que est�n en
aontacto con pacientes tuberculo-
gos o en peligro de contraer la en-
fermedad por su astado da penuria.
Bajea, son de necesidad suma. 7
Muda des como Ponce, por ejemplo,
jonde el viajero interesado en el
ejoramiento de las condiciones
vida de la ni�ez s�lo encuentra
ia Sala de Descanso, han de reac-
Bnar de la indiferencia en que
icen a este respecto, si quieren
tar a tono con la hora social que
�Kimos.'Esta Sala de Ponce es una
0a las m�s pobres de la isla. Tal
K-eoe que la ciudad de brillante
toria c�vica no ha tendido la ml-
kada hacia el panorama tr�gico de
sotas criaturas pretuberculosas que
Qa desayunan, llegan a laa aulas
Aor el semblante angustiado por el
tambre y a la salida, a las doce,
encuentran en su casa, por �nico
t�nico, las l�grimas de una madre
tambi�n hambrienta, tuberculosa, y
tantas veces moribunda.
En contraste con tanta indiferen-
tla y dolor, h�llase en esa �nica
Bala de Descanso, la actividad y
amor de 1* se�ora Principal que,
Bon su esfuerzo y abnegaci�n ha lo
yantado el humilde refugio para
sus alumnos m�s desventurados.
Es mujer joven y bella, herida en
al mismo coraz�n, por la ausencia,
an la guerra espa�ola, del hombre
amado. Con estos desgarramientos
a* suturan siempre heridas age-
Serrall�s ser� uno de sus campeo-
nes en la Legislatura. Porque a la
Comisi�n hace falta m�s dinero pa-
ra aumentar el n�mero de Salas,
que principalmente ella sostiene.
�o todas.no la mayor�a sino una
peque�a minor�a de principales ex-
celentes se dan a esta generosa la-
bor con el entusiasmo que se dan
Jesusa Merino, de la Escuela Fede-
rico Asenjo, de San Juan, y Am-
i paro Mart�nez de Mil�n, de la Es-
I cuela John Marshal, de Bayam�n.
De ah� que. para poder la Comi-
si�n realizar todo el trabajo, sin
la cooperaci�n de principales y co- j
munidades. en la b�squeda d� pan ,
y consuelo para los ni�os m�s tris-,
tes y m�s desamparados de las es-
cuelas necesite mucho m�s di�e- '
ro cada a�o. �Ah, si la generalidad
de principales de las escuelas p�-
blicas, con una mejor compren-
si�n de este empe�o se dieran, a �l
con todo su esp�ritu...! Eitas co-
sas se hacen siempre con el esplri-,
tu. Al preguntarle un d�a a Mi-
guel Such. uno de los hombres que
en la actualidad han hecho m�s
y mejores cosas por la comunidad,
si habla comenzado sus proyectos I
con dinero, me contest�, sin vacila-
ci�n: "no. yo he hecho todo eso
con el pecho".
EN LA ESCUELA MARSHALL DE
BAYAMON:
La ma�ana est� fr�a. Una lloviz-
na menuda va cayendo en las es-
paldas de los chicos que encontra-
mos en el trayecto de la entrada
del pueblo a la escuela en que nos
esperan. Son ni�os que no hallaron
cabida en las aulas. Se acercan al
coche �vidos de ganar unos cen-
tavos por cuidarle. Algunos tosen
y todos, por su apariencia f�sica,
una extremada debilidad en hue-
sos y m�sculos. Fortnldables candi-
datos para aumentar las pr�ximas
estad�sticas de mortalidad por tu-
bereulois. Bato no tione reme-
dio� comentamos� ; caria dia ve-
mos en las calles m�s criaturas
abandonadas!
Adentro� protegidos por unas
cuantas almas generosas descan-
san, en la escuela John Marshal!.
mientras llega la hora de clase, los I
que tuvieron la fortuna de llegar
primero a matricularse. Hay que,
suponerlo, porque no cabe pensar, i
en una democracia, que haya pr�-;
vileglos en estos casos. La impre-
si�n que recibo, desde el primer
momento, es buena, aumentando a
medida que ahondo en el trabajo |
que realizase en esta Sala de Des-
canso. El recinto est� alegre, como
en dia de fiesta. Y asi es siempre
�me dicen los ni�os�. Engalana-
do con arte; con aire y con luz. y
comodidades para los peque�os.
Estos ya se han repuesto, aumen-
tado en peso y hemoglobina. Sin em-
bargo, encuentro p�lidos y delga-
dos a muchos. �Juzg�ese como es-
tar�an sin esta Sala de Descanso!
"�S�lo llevan dos meses aqu�
apunta la encargada de la Sala�
en junio saldr�n tan robustos co-
mo los del a�o pasado�" Los miro a
todos en conjunto. El cuadro darla
idea, a cualquier extranjero, de un
gran progreso pedag�gico y de una ci-
vilizaci�n general de que podemos
lentirnoi orgullosos. La atenci�n y
cuidado a la ni�ez es hoy uno de
��C�mo surgi� esta Sala de miento de una buena Sala de Des-
Descanso, de tan admirable fun- canso,
clonamiento?, �pregunto a la se- �La condici�n precaria en que se
flora principal: desenvuelven la mayor parta de las
�A fines del curso escolar pasa- familias de nuestra poblaci�n es-
do �contesta� despu�s de estudiar I colar de John Marshall es lamenta-
�Reun� el cuerpo de maestros
que tan entusiastamente ha coope-
rado siempre bajo mi direcci�n, pa-
ra toda obra de beneficio escolar,
y les expuse el plan que me propo-
n�a seguir para organizar y soste-
ner una Sala de Descanso que pu-
diera atender debidamente buen
n�mero de alumnos. MI plan fu�
acogido con entusiasmo e inmedia-
tamente se organiz� -una comisi�n
que habla de acompa�arme en so-
licitud del establecimiento de la
Sala de Descanso ante la se�ora
Rosa de Toledo, inteligente y ac-
tiva Secretaria Ejecutiva de la Co-
misi�n para Evitar la Tuberculo-
Arrlba: Fotograf�a tomada ea la
Escuela Asenjo, mientras ae regis-
traba el peto y la estatura de doa
ni�os de la Sala de Descanso. Aba-
Jo: Durante la hora del reposo, en
la Sala de Descanso de la Escuela
Asenjo. Derecha: Ni�o� de la Sala
de Descanso en Bayam�n, saliendo
le� ba�o.
los problemas importantes del
mundo civilizado.
A las nueve y cuarenticinco co-
mienza el reparto de leche. Buena
leche en vasos de regular tama�o.
�Muchos de ellos�me dice Rosa-
rio Bellber� se desayunan aho-
ra..�
durante dos a�os, los problemas.
que afectan a la escuela bajo mi
inmediata direcci�n, llegu� a la
conclusi�n de que nuestro proble-1
ma escolar fundamental para el |
curso venidero era el problema de
salud y. entre otras actividades,
pens� en la obtenci�n y sostenl-
ble. y los alumnos no pod�an rendir
buen trabajo. Sus cuerpecitos mal
nutridos, escu�lidos, necesitaban
que se tomara una pronta inter-
venci�n para ayudarles en la ardua
lucha contra enfermedades que les
acechaban de cerca y probable-
mente har�an presa en ellos.
sis en los Ni�os de Edad Escolar.
Nuestra comisi�n compon�ase de
las siguientes personas: Licencia-
do Jos� C. Jusina, Presidente de la
Asociaci�n de Padres y Maestros,
doctor S�nchez, a cargo de la Uni-
dad de Salud P�blica: Mary G. de
Cordero, profesora de espa�ol e in-
gl�s, y la que habla. Nuestra en-
trevista tuvo un �xito brillante,
pues obtuvimos el ofrecimiento de
CONFIDENCIAS Y LENITIVOS
�1 caso de la mujer que tieue eu su hogar todo lo dig-
no y corre tras lo trivial.-No es s�lo ego�smo lo que se-
para a los hijos de madres de matrimonios inestables
----------- � Por CATHERINE NORRIS -----------------------------

Me Impresion� la noticia de que
Pernee no tuviera otra Sala de Des-
aeaso. Y m�s tarde, hablando con
�al senador Serrall�t, hombre qu�
realiza una hermosa labor de socia-
lismo genuino en sus dominios, pu-
de ver su inter�s por el fomento de
la obra, y no dudo d� que, en 'a
pr�xima campa�a de la Comisi�n
Evitar la Tuberculosis en los
is de Edad Escolar, el se�or
El Estado v las luchas sociales
LA DISCIPLINA JUR�DICA
Por W1LLIAM H. MONTALYO
"Mi hijo de mi tercer marido se qued� a mi lado y durante doce aflos tuve que trabajar noche y dia
para mantenerlo."
'Tengo 22 aflos y he estado casa-
da 6 de ellos. Mi matrimonio fu�
secreto, aunque mia padres se opu-
sieron s�lo debido a mi poca edad.
Ahora adoran a Johnnl, que tiene
4 a�os m�s que yo". De esta mane-
ra, Bobbie, comienza su carta en
la que deja entrever m�s de lo que
ella quisiera haberme dicho.
"J�hnni trabaja con su padre en
propiedaddes. Gana bastante dine-
ro y me ha regalado una hermosa
casa, donde llevo una placentera
existencia en compa��a de mi hijo
Jackie de 5 aflos. La ama de Jackie
et una empleada que estuvo 15 aflos
en la casa de mi madre y cuida
a mi hijo como si fuera suyo".
"Johnnie es entusiasta por el
Cine, al cual asiste en mi compa��a
cada vez que el tiempo le permite,
pero le disgustan las fiestas, bailes
y muchos amigos. Dice que lo can-
san para el trabajo del dia siguien-
te. Sin embargo, a mi me encantan
mis amigos y el baile como tam-
bi�n las peque�as fiestas nocturnas.
En consecuencia conforme a loe de-
seos de mi marido, s�lo una vea
per semana vamos a alguna reu-
ni�n".
"Peso es el caso que he conocido
a varias personas muy atrayentes
y que no tienen que pensar en ho-
ras de oficina. Algunaa son artistas,
otros escritores y periodistas que
tienen sus peque�as casas donde se
pasan horas muy agradables y los'
cuales me han distinguido con su
amistad. En varias ocasiones he-
mos cocinado juntos en las diferen-
tes casa, los hombres escriben
o hacen dibujos, mientras las es-
posas de ellos y yo nos preocupa-
moa de hacer ensaladas y caf�.
Todo eito ei sumamente interes-
ante y estimulante para mi. Nunca
habla conocido eita clase de perso-
nas anteriormente. La conversa-
ci�n ea siempre Interesante y entre-
tenida; casi siempre se hace m�-
sica, se leen libros o uno de los
concurrentes da a conocer algo que
ha escrito. Tambi�n me han pedido
varias veces que pose para "estu-
dios" que deben presentar".
"Mi marido no aprueba que yo
sslga y me Junte con este grupa
Los conoce poco y no simpatiza con
ellos. Piensa que son todos unos
holgazanes que viven de las rentas
de su mujeres y me desafta a que
le cite un �xito financiero de cual-
quiera de ellos. Johnnie no toma
en cuenta que es muy raro el caso
de que artistas o escritores sean
reconocidos a las edades que ellos
tienen".
"La semana pasada uno de los
periodistas me Invit� a ir con �l a
un "match" de boxeo. Johnnie es-
taba disgustad�simo, porque aunque
a �l le gustan las peleas, nunca me
habla ofrecido llevarme a una. No
hicimos una escena, pero sin em-
bargo fui".
"Desde ese dia, ha existido una
invisible muralla de incomprensi�n
dif�cil de explicar. Nos hablamos,
pero todav�a est� furioso, sin em-
bargo yo creo que no he hecho
nada malo. �Por qu� una mujer ca-
sada no puede tener amigos hom-
bres? �Nada he hecho que pueda
ser considerado deslealtad para
Johnnie". "Entre mi madre y mi
empleada, mi hijo est� perfecta-
mente bien cuidado. A mi me gusta
la m�sica y el ambiente de arte, li-
teratura y cultura que exlate en
ese grupo. Todos simpatizan con-
migo y yo con ellos. Pero, �por
qu� estoy casada con �l debo de-
Jar estas amistades?. �Qu� le pue-
do decir para que �l vea mi lado
y comprenda la situaci�n?..."
Bobbie me dice mucho en su car-
ta, sin que ella lo sepa...
Me dice que era una muchacha
No es menester la perspicacia
para advertir en estos dias la pre-
sencia de graves y amenazantes
peligros a la paz social. Basta si-
quiera mirar en torno nuestro pa-
ra ver ya rojizo el horizonte, el ce-
laje siniestro de lo que a cada mo-
mento se aproxima y que fatal-
mente nos arrollar� si los esp�ritus
juiciosos no se aprestan a evitarlo.
La voracidad capitalista, de un la-
do, y el disconformismo proletario,
del otro, van cargando la atm�s-
fera con irrefrenables odios. D�-
ganlo sino la pasada huelga por-
tuaria, la reyerta de Cabo Rojo y
los recientes disturbios en loi cam-
pos azucareros, am�n de otros s�n-
tomas no menos alarmantes. Son
todos, conviene advertirlo, presa-
gios clar�simos de futuras y rui-
nosas contiendas entre la plutocra-
cia y la indigencia, entre el Capi-
tal y el Trabajo.
Se dir� que gustamos del pesi-
mismo, o que nos entregamos a
pueriles y caprichosas alucinacio-
nes. No. Detestamos lo uno y lo
otro. Pero el peligro es Inminente,
sus chispazos se hallan a la vista
de todos para ser puestos en duda,
y con tanta frecuencia se suceden,
que han adquirido apariencias de
revoluci�n artera.
�Por qu�. al la gravedade es esa,
no aseguramos la paz con la dis-
ciplina de todas y cada una de las
energ�as productoras? �Acaso no
poseemos la suficiente firmeza de
animo, la necesarle entereza para
lograr ese fin? Todoa sentimos la
necesidad de una pugna, cuya pa-
cificaci�n nos parece cada d�a m�a
remota. Hay, sin embargo,, un 1er
glslador, el se�or Bol�var Pagan,
que ha revelado no ha mucho y en
estas mismas columnas su Intenci�n
de conjurar la crisis con la supre-
si�n legal de los conflictos.' Quiere
�l �lo copiamos textualmente de
sus declaraciones� "evitar lo� con-
flictos Innecesarios, para el bien-
estar de los trabajadores y para
la paz de toda la comunidad." Tre-
menda tarea la suya. Figura tam-
bi�n en sus prop�sitos el C�digo del
Trabajo, harto Indispensable en un
pa�s como el nuestro, abrumado
por las luchas y, lo que es parad�-
bellisima y todav�a lo es. Que
cuando se cas� era una �ifla a�n
que no habla madurado en la vida
y que todav�a no lo hace. Su ma-
trimonio y el nacimiento de un' hi-
jo no la han desarrollado. Bobbie
es una de esas misteriosas y lin-
das mujeres-ni�as pretenciosas que
pasan la vida desechando toda tas
responsabilidades y seriedades para
gratificar un ego�smo nacido de la
belleza y popularidad y unos eter-
nos 16 a�os...
Johnnie en cambio ea serio y nun-
ca debiera haber elegido a Bobbie
por esposa. Laa cosas de m�rito
verdadero nunca la satisfar�n. En
un a�o o dos m�s se divorciar� y
se casar� con alg�n ocioso con el
cual encontrar� que la vida ea un
(Contin�a an la p�gina t, Col. 2)
jico, retrasado en el orden de , la
codificaci�n social. Pero lo supre-
mo, 16 relevante �debemos reco-
nocerlo� es ese Ideal, esa paz que
todos, ricos y pobres, anhelamos.
Mas, he aqui que se oponen a su
logro grandes dificultades. La
tranquilidad colectiva no es al cabo
sino una consecuencia del bienes-
tar general; es, para ser claros, el
de la prosperidad com�n. Y como
ese bienestar proviene a su vez de
la armon�a econ�mica, con la cual
las clases satisfacen cabal y orde-
nadamente sus necesidades, resulta,
entonces, que para conseguirla es
menester antes la justa participa-
ci�n proporcional e individual en la
riqueza. Resumiendo el principio:
la tranquilidad es Imposible sin el
reajuste, o, por lo menos, sin una
sana y razonable socializaci�n de
los bienes colectivos, nacionales.
Ahora bien, �qui�n va a conseguir-
lo? �De qu� medios nos valdr�amos
para Imponer ese orden si a�n nos
gobierna el libera/tomo� �El acuer-
do obrero-patronal? Eso es quim�-
rico, Imposible. Consecuentemente,
tenemos que convenir en que el Es-
tado seria a la postre la Instituci�n
capaz de Imponer la disciplina, li-
mitar, enmarcar y dirigir la econo-
m�a. �Con qu�? Con la disciplina
'Jtirfdica. Asi no seria el Estado t*-
di/c-mte, contemplativo, que que-
r�an Bentham y McCulloe-ea el li-
gio XIX, sino el Estado positivo,
director regulador del enervo so-
cial.
Bol�var Pagan, para que sus
Ideas sean factibles, tendr� que
aceptarlo. Es decir: tendr� que
aceptar el-principio de la econom�a
dirigida, la cual si va al. encuentro
de las matas obreras, tambi�n. no
es menos' eierto que lal reprime
y ordena. �
� Al cabo esa serla la empresa m�s
conveniente, a un socialista, porque
el socialismo ni cae en el extre-
mismo comunista ni acepta et
egolmo burgu�s. Ea" una doctrina
de centro, de equilibrio," pero ja-
m�s de izquierda o de- derecha;
busca la cordialidad y la justicia
sin violencia, de modo que unos y
otros, capitalistas y obreros, se
acerquen mutuamente a un limite
razonable y propicio para la com-
prenai�n y el bienestar comunes.
Esa paz que �l proyecta resulta
escabrosa, pero noble en su esencia.
Y nadie podr� negarle el m�rito
de haber sido el primero en Iniciar
en nuestro pa�s la marcha hacia
un nuevo orlen social, tan necesa-
rio cada dia. Ser�, a fin de cuen-
tas, lo que habr� de sacarnos del
abismo.
Solamente franc�s
LOS ANGELES� (P U).�En la
Maison Francaise, residencia de se-
�oritas en el campus de la Univer-
sidad de. California, las �nicas vein-
te estudiantes que habitan la casa
solamente hablan el idioma fran-
c�s.
ayuda Inmediata con veinte catres
militares y una romana nueva. Tan
pronto como obtuvimos este primer
triunfo, convoc�se para la celebra-
ci�n de una asamblea de padres y
maestros el dia 8 de noviembre de
1933, e n la que el se�or Huyke. el
doctor S�nchez, Rosa de Toledo y
Rosario Bellber, elocuentemente ex-
pusieron el problema. El resultado
fu� muy satisfactorio.
Solicit� de cada una de las maes-
tras de la escuela informaci�n com-
pleta de todos los ni�os que tuvie-
ran necesidad de Ingresar en la Sa-
la de Descanso. Hubo nuevas reu-
niones de maestros para dar los
toques finales al asunto; nombrar
los padrinos y madrinas y un comi-
t� de salud. Todo esto culmin� en
una hermosa velada en el Teatro
Variedades celebrada en la noehe
del 15 de diciembre del mismo a�o.
El se�or Francisco Cerdelra, des-
cribi� en un magnifico articulo
que fu� publicado en el diarlo
EL MUNDO el �xito clamoroio de
nuestra velada, con �uyo producto
pudimos fortalecer nuestro empe-
�o. Luego vimos r�pidamente cris-
talizarse nuestras aspiraciones
cuando fui donde la se�orita
Haydee Suliveres, inteligente, ac-
tiviclma y competente directora del
Distrito, que con alma de maestra
me ofreci� toda su coperacl�n, la
cual recibimos ciento por ciento.
De su oficina enviaron a investi-
gar les casos y se nos proporcion�
leche, galletas, y otras cosas para
los ni�os y personal competente pa-
ra atenderlos. Y en el d�a 1 de fe-
brero de 1934 pudimos abrir con
orgullo nuestra Sala de Descanso.
La seflora Mart�nez de Mil�n me
habla ahora de la coperaci�n del
Comit� de Salud compuesto por
once personas de la localidad entre
los que recuerdo al juez Samalea
Iglesias, uno de los pocos hombres
que en Puerto Rico se ocup� siem-
pre de la nlflez desvalida. Veinti-
ocho padrinos prestan ayuda va-
llosa a la Sala de Descanso. En
ella se atienden, en estos momen-
tos. 21 casos de niflltos Infelices que
carecen de todo cuidado en ius
casas.
�Hemos notado, en poco tiem-
po� contin�a la seflora principal-
asombroso progreso en la salud y
los trabajos escolares de estos ni-
�os. Antes de terminar deseo hacer
constar mi m�s hondo agradeci-
miento por la ayuda valiosa y des-
interesada que tan bondadosamente
me han prestado: al grupo de ma-
estros de John Marshall, al de ma-
drinas y padrinos de la Sala entre
los que se destacaron ostensible-
mente, el honorable juez Samalea
Iglesias, las autoridades municipa-
les, is se�ora Carmen de Mu�oz,
las se�oritas Hayd�e Sulvieres y
Agustina V�lez y la seflora Pagan.
Ellos, y todos los que material y
moralmerite han contribuido a esta
obra meritoria recibir�n la recom-
pensa merecida.�
EN LA ESCUELA FEDERICO
ASENJO DE SAN JUAN:
La historia de la Sala de Des-
canso de esta escuela, reaf�rmame
en la creencia de que las principa-
les son el alma de las Salas de Des-
canso. Rosario Bellber me entera:
�aqu� no habla Sala y los nlflos
carec�an de este servicio que usted
ha visto lo que representa para
la salud de nuestra poblaci�n es-
colar. Al llegar |a se�orita Merino,
que tenia en Cata�o una Sala de
Descanso, gracias, principalmente,
a sus gestiones personales, comen-
z� a trabajar sin repoo por �sta
que usted ve hoy y que. con raz�n
ha llamado, la mejor Sala de Des-
canso de la Isla.
Dos pabellones adjudicados para
la Sala de Descanso por el esfuerzo
de la mujer toda actividad y ener-
g�a que se llama Jesusa Merino,
dest�came, a la entrada de la ver-
Ja que aisla la escuela, por lo pin-
toresco y original que se ofrecen a
la vista del que llega. En uno de
los pabellones est� instalada la
Sala, donde descansan, en doa sa-
lones, separados por una oficina
los nlflos y las �iflas que lo necesi-
tan. El otro pabell�n dedicase a
comedor . Amboa sitios son los
m�s ventilados y apropiados para
su objeto que he visitado en la isla.
Ea digno de observar la forma
cient�fica en que descansan en las
Salas de Descanso los nlflos que a
ellas asisten, el cuidado de su per-
sona, los modales al levantarse, al
comer, al sentarse a las mesa.
En la hora de la comida de las
doce, en la Escuela Asenjo. hay
una nota de suprema emoci�n:
cuando todos los nlflos est�n ser-
vidos, la encargada de la Sala, que
atiende a este menester, cr/i las
empleadas adicionales, va ^Scla el
centro del comedor. Todos los
nlflos se ponen de pie, junto s su
sitio, y uno, sep�rase del suyo y co-
l�case tambi�n en el centro. En-
tonces, el ni�o a quien cite dia co-
reiponde el privilegio, comienza
con lentitud a decir la siguiente
oraci�n: "Damos gradas a Dloi por.
lai bondades que reciblmoi de iu
bondad infinita, y suplicamos con
humildad que la gracia del EtnlritU
Santo nos b?ndl~- -'-. v v, �men."
. T v x't'.t ;as del niflo que los
comensales repiten, en voz alta,
van cayendo en mi esp�ritu y lle-
n�ndolo de fervor religioso hasta
que termino con ello, que la gracia
del Esp�ritu Santo nos bendiga
siempre am�n El alma se acer-
ca m�s a Dios en la ansiedad, en
el dolor, cuando la pupila interna
se pierde en una lejan�a Inaccesi-
ble y somos como n�ufragos que
no bracean ya para ganar la rive-
ra aiul del horizonte.
El programa de la Sala de Des-
canso de la escuela Asenjo es se-
mejante a los dem�s programas de
otras escuelas. Comienza a las sie-
te y media de la ma�ana y termina
a las tres y media de la tarde. Des-
de la inspecci�n de los alumnos a
la primera hora, hasta la �ltima
merienda, la atenci�n que tienen
los ni�os es esmerada. A las ocho,
hasta las nueve y cuarentlocho des-
cansan, a las diez toman la prime-
ra merienda, a las once termina el
descanso de los de doble matricula,
a las once y media, se sirve la pri-
mera comida, a las doce, limpieza
de manos y dientes y hasta la una
deicanio general y preparaci�n pa-
ra en�rar a claie. A lai tres to-
man la �ltima merienda que. en
muchas Salas se sirve eon liberali-
dad, porque tienen en cuenta qut
es la �ltima comida de los pobres
ni�os que en sus casas no tienen
nada,
EL OBJETO PRIMORDIAL DE
JESUSA MERINO EN SU MISI�N
PEDAG�GICA:
�MI objeto primordial �me dice
esta gran Principal que no desma-
ya en su obra� es un trabajo m�s
eficiente por medio de una me-
jor salud, y parece que se va con-
siguiendo porque en el semestre se
promovieron ochenta y un alumnos
de los grados 4-5-6-7 al grado supe-
rior. Observo que en esta escuela
se realiza labor social de quilates.
La Influencia del profesorado se
ha dejado sentir no s�lo en los ni-
�os sino en los hogares y en el
barrio entero. Padre� y profesores
re�nense con frecuencia en visitas
de los primeros a la escuela.
��Su programa de actividades
para este aflo? �pregunto a la se-
�orita Merino.
�Un programa de salud, en el
cual coopere la Sociedad para Evi-
tar la Tuberculosis en loi Ni�os
de Edad Escolar y la Direcci�n Es-
colar a trav�s del Negociado de
Higiene Escolar.�
Febrero de 1938.
Cada tableta envuelta
herm�ticamente en
ENVASE MODERNO .
GtllopL
ane
C�MODO � HIGI�NICO
QFI/lSPIRINfl
�I producto de confianza
contra DOLORES y MALESTARES


n. mundo, SAN JUAN, P. K. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.'


Freddie Bartholomew ha tenido que pagar cara su gloria
El ni�o actor est� amenazado por una competencia que ha
surgido de su propio dinero. -
Los desvelos de su "t�a
Cissie' \ -Sus hermanas
Hilda y Eileen
ren ser estrellas
tambi�n.
quie-
__
Freddie Bar-
tholomew y W. C.
Fieida en una escena de
"David Copperfield", la pel�-
cula que lo consagr� ante Ion ojo*
del mundo.
HOLLYWOOD.�El peque�o
Freddie Bartholomew �que est�
cansado ya de pagar, pagar y pagar
el precio de su fama de actor ni-
�o� est� a punto de tener tambi�n
que pagar el surgimiento de dos
encantadoras estrellitas rivales que,
posiblemente, le roben toda su glo-
ria.
Todos recuerdan los aconteci-
mientos de hace tres a�os, cuando
un ni�o desconocido, de diez a�os,
se gan� el aplauso del mundo con
su brillante actuaci�n en "David
Copperfield''. Los padres dei ni�o
�Cecil Llewelin y Lilian Mae
Bartholomew� entablaron a rail
de esta actuaci�n una larga batalla
legal, que al fin y al cabo dio al
traste con sus intenciones de arre-
batar la custodia de Freddie de su
t�a Myllicent "Cissie" Bartholo-
mew.
Lo que nadie recuerda �o lo
que posiblemente nadie oy� fue-
ron las palabras del padre de Fred-
die, pronunciadas al otro d�a de
terminado el juicio, las cuales in-
dican que la batalla est� lejos de
terminar.
"Las hermanitas de Freddie"
�dijo el belicoso padre� "est�n
casi listas para ir a Hollywood". Y
luego a�adi� con sonrisa de triun-
fador: "La educaci�n de ellas ha
sido completa y cuidadosa, y est�n
llenas de entusiasmo por el cine.
�Adem�s, ellas son mucho mejor
parecidas que Freddie I" El se�or
Bartholomew subray� tus �ltimas
palabras con un aire de malicia.
^�ae***

Freddie Bar-
tholomew, el bri~
liante actor ni�o
que ha pagado a un
alto or�elo por su glo-
ria de celuloide.
Copperfield. Su personalidad sim-
p�tica y atractiva y su ingl�s cl�si-
co y fluente lo pusieron aquel d�a
en camino de la �loria.
Pero entonces comenzaron a
aparecer las dificultades. Las leyes
de Inglaterra prohiben la emigra-
ci�n de ni�os menores de 14 a�os
que vayan a dedicarse a labores tea-
trales, y ello por poco estanca el
avance de Freddie hacia el estrella-
to, si no hubiera sido por que su
t�a Cissie batall� como una cruzada
y venci� el inconveniente. Luego,
tratos con agentes teatrales, confe-
rencias con expertos en publicidad,
regateos con los "lobos" del nego-
cio, y todo ese ajetreo que se en-
cuentra en el dintel de Hollywood.
Esto suced�a en 1933 y 1934, y en-
tonces los padres de Freddie no tfe
ocupaban de lo que le suced�a en
Am�rica a su vastago.
Cuando "David Copperfield''
caus� sensaci�n a trav�s de todo el
mundo "pap� y mam� Bartholo-
mew" despertaron de su indiferen-
cia. Dimples y Eilleen se sintieron
orgullosas al ver que David no era
otro que su hermanito Freddie,
mientras sus padres se sentaron a
sacar cuentas a base del salario fa-
buloso que ya empezaban a darle a
Freddie las lenguas del pueblo. Co-
mo cuesti�n de nechos el ni�o es-
taba entonces ganando de 175 a 500
escoger esa carrera y seguirla por sen-1 d�lares semanales, bajo un contrato de siete a�os. Casi to-
das distintas a las que ha tenido que re- dos sus ingresos iban al banco, porque la t�a Cissie s�lo per-
correr el sufrido de Freddie. Una de las cibia c�en d�lares por sus funciones dobles de apoderada y
razones de este silencio es que los se�o- � tutora del chico.
res Bartholomew han sido informados | Despu�s de su actuaci�n en "Anna Karenlna" el sueldo
por sus abogados de la complicada ma- de Freddie ascendi� a $1,000 a la semana. Fu� entonces, en
octubre de 1935, que su t�a solicit� de las cortes de Estados
Unidos que la declararan la tutora legal del ni�o, y cuando
"pap� y mam� Bartholomew" se dispusieron a ir a Holly-
wood a dar una larga y enconada batalla legal.
En un arreglo privado que se efectu� el primero de Ju-
nio de 1936 se convino en dar a los padres de Freddie el diez
por ciento de su sueldo, que entonces ya montaba a $1,100
semanales. Cinco por ciento del sueldo se entregar�a a cada
una de las hermanas, y la t�a Cissie seguir�a como el guar-
di�n del ni�o.
Despu�s de este arreglo los padres de Freddie volvieron
a Inglaterra, no sin antes declarar solemnemente que el �ni-
de luego, es desde cu�ndo los se�ores co prop�sito de su viaje a Hollywood fu� "ver al nene". En
padres de Freddie han estado pensando Inglaterra se compraron una nueva casa y se permitieron lu- .
en esto de hacer a sus hijas estrellas del Jos v comodidades con los $218 que recib�an todas las sema-
cine, amenazando la carrera de su pro- nas desde Hollywood. Las dos hermanas d* Freddie se fue-
p�o hijo en Hollywood. Lo que se da ron a estudiar a Par�s en esa �poca.
por hecho es que en el a�o 1927 �cuan-1 Mientras tanto. Freddie caminaba a velocidad hacia la
do Freddie era un problema m�s entre insolvencia. Adem�s de la suma que deb�a pagar a sus pa-
los muchos que constitu�an el proble- dres, tenia que pagar una contribuci�n sobre ingresos de
rn�tico vivir de sus padres� estos sue- $1,000 mensuales, y $440 a cada uno de los diversos agentes
nos con la gloria, el boato y las luces que rodean a cada artista en la meca del Cinema. Mientras
de los "studios", no daban se�as de la t�a Cissie pagaba de su propio sueldo los gastos de los
existir' i abuelos de Freddie, �ste tenia que pagar hasta los emolumen-
Fu� en esta �poca que Freddie fu� tos de los abogados que incoaban los numerosos litigios de
llevado a vivir a Warnmister. Wiltshire, sus padres, los cuales estaban a punto de llevarlo a la miseria,
por su t�a Cissie, lo Cual fu� recibido _
con j�bilo por los padres y por el mismo Como una Pr�testa a esta circunstancia Freddie se de-
Freddie. La casa de los padres del ni�o clar� en huelga el mes de julio pasado, cortando de tal ma-
era un sitio poco simp�tico, donde el �era sus ingresos que sus padres tuvieron que empezar a vi-
deja legal que rige en Estados Unidos,
la cual puede dar al traste con todas sus
aspiraciones. Otra de las razones que se
aducen para este silencio es que los pa-
dres est�n estudiando la dosis de ro-
mance que hay en el coraz�n de cada
una de sus simp�ticas hijitas, ya que
est�n temerosos de que les pase a ellas
lo que a otras muchachas europeas que
han ido a Hollywood: que se han ena-
morado y han olvidado sus aspiraciones
de fama. �
Lo que no se sabe con certeza, des
Hilda "Dimples" Bartholomew y Eileen Bartholomew,
que amenazan con empa�ar la fama de su hermano
Freddie. (La foto e$ de varios a�os atr�s.)
tual y clases de cortesan�a en Par�s.' madre, bajita y regordeta. Ya el ni�o estaba cansado de o�r
a su padre narrar en la siesta todos los d�as que hab�a pelea-
queteaba a diario entre la grama verde y Cissie, alegando que esta hab�a escrito un arreglo con ellos en
fresca: y donde, en las noches, la luna el cual se compromet�a a devolver al ni�o seis meses despu�s
nimbada las copas de los �rboles con el � de su llegada a Hollywood,
marfil de sus rayos. Adem�s en casa de
la t�a Cissie, Freddie no ten�a que so-1 Pero esta vez el fracaso de los se�ores Bartholomew fu�
portar las travesuras de sus pendencie-, despampanante. El juez de la corte que entendi� en el caso
ras hermanitas; ni el ce�o arrugado de declar� a la T�a Cissie la �nica tutora de Freddie, agregando
su padre; n. la tristeza perenne de su que �e prominciarniento era defin�tivo v permanente. Para
De izquierda a derecha: �a se�ora Lilian Bartholomew y el se�or Cecil Bartho- del prodigioso ni�o, que asi se habr�.
lomew, padres de Freddie; y la se�orita Myllicent Bartholomew, la adorada labrado con sus propios ahorros una
"t�a Cissie" de Freddie. competencia en el cine, que puede em-
El punto de qui�n es mejor parecido �si Freddie o sus
hermanitas� fu� motivo de inmediatas discusiones de parte
de las personas que hab�an tenido la oportunidad de ver re-
tratos de las dos hermanitas, y las cuales admit�an que �stas � to, ya que ellas est�n absorbidas por el mismo sue�o de fa-
eran extraordinariamente bellas. | ma cinematogr�fica que se alberga en todos los corazoncitos
Eilleen, que cuenta 16 a�os, tiene la misma cara picara femeninos modernos. Pero no se muestra el p�blico tan be-
y redonda de su hermano, sonrisa amplia y pelo en bucles
cortos. Hilda, de catorce a�os, es casi igual a su hermana, ex-
ceptuando sus dos graciosos y decidores hoyuelos, de los
cuales ha surgido su apodo cari�oso de "Dimples".
Las ni�as han tenido todas las facilidades educativas que
puede proporcionar el dinero, incluyendo educaci�n conven-
idos productores de pel�culas han ex-
presado su opini�n de que las ni�as
filmar�n bien, aunque se han abste-
nido de afirmar si lo har�n mejor que I madre> que se quejab�'a d7ar7o"de%u"mau"�strella. porque su
Freddie, es el punto en controversia, suegro opinaba que ella no era la esposa que su hijo debi�
Sin embargo, hay algo m�s inte- escoger.
resante en esta mei�e. La educaci�n r�..j i ,, .,..-��� ,
, , � ,. �esde que lo llev� a vivir con ella la t�a Cissie se ocupo
de las ninas, y aun sus alimentos y de Freddie. Le ense�� con devoci�n sus lecciones, desarro-
ropas, han sido pagadas con el dinero liando su imaginaci�n y ense��ndole los elementos de una
que obtuvo Freddis cuando lleg� al expresi�n culta y perfecta. Tan efectivo fu� este adiestra-
estrellato cinematogr�fico. Y si ellas � miento, que pronto el ni�o comenz� a ser solicitado para pie-
van a Hollywood ser� con el dinero M8.de �["<>�� 7 recitaci�n en las veladas del pueblo, por las
cuales obten�a alg�n dinero frecuentemente.
Para esta �poca la t�a Cissie firm� un contrato con los
padres del ni�o por el cual se compromet�a a entregar a �stos
los primeros $2,500 que pudiera ganar �ste en un solo a�o, y
una tercera parte del resto de las ganancias. Una tercera par-
te de lo que sobrara despu�s de todas estas erogaciones ha-
br�a de entregarse a los abuelos de Freddie, en premio a los
mimos y cuidos que le prodigaron en su periodo de educa-
ci�n, y el sobrante engrosar�a un fondo para fomentar su
bienestar.
Los ingresos del ni�o eran tan limitados que nunca exis-
ti� una posibilidad de beneficios extraordinarios para los pa-
dres, hasta que la tia Cissie, con ojo de lince, descubri� un
peque�o anuncio en un vocero de Londres, en el cual se so-
licitaba un actor ni�o de talento y prestancia de porte. Cis-
sie no perdi� tiempo y se fu� a Londres con su sobrino. All�
fu� donde Freddie logr�, contra numerosa y escogida com-
petencia, que se le escogiera como el protagonista dt David
pa�ar definitivamente su bien ganada gloria.
La opini�n del p�blico es que a Eilleen y Dimples no hay
que culparlas de la anunciada competencia con su hermani-
nev�lo con los padres, a los cuales tilda de ego�stas y compa-
ra con el due�o de la gallina de los huevos de oro, sacrifica-
da en aras de un desmedido af�n de beneficio.
Los planes de los se�ores Bartholomew para encumorar
a sus hijas en el arte del celuloide se han mantenido en ab-
soluto silencio, a pesar de que es definitivo el prop�sito de
completar la felicidad de Freddie la compa��a peliculera le
do en la Guerra Mundial, que hab�a sido alcanzado por un aument� el sueldo a $50,000 anuales, lo que aument� tambi�n
casco de metralla y que hab�a peleado bajo las insignias de las entradas de todos: agentes, apoderada, y "pap� y mam�
Canad�. Y se sent�a triste ante el consabido lamento de la Bartholomew'.
En la vista que los funcionarios ejecutivos del studio
celebraron para que Freddie argumentara su petici�n de au-
mento de salario, �ste dijo en tono dram�tico: "Mis padres
son para m� desconocidos. Mi tia Cissie no. Ella es mi tia, y
tambi�n es mi t�o, mi abuela, mi hermana y mi hermano, y
hasta mi novia. Y no s�lo es todo esto sino que lo seguir�'
siendo siempre. Yo deseo fervientemente que mis hermani-
tas est�n bien provistas y que se eduquen con esmero"; pero
en cuanto a mi padre, creo que �l est� capacitado para cui-
darse de s� mismo".
Hollywood se hacia lenguas de toaos eat�s acontecimien-
tos cuando el se�or Bartholomew hizo su dram�tico anun-
cio: "mis hijas entrar�n en el cinema". Simult�neamente al
anuncio, Hollywood aument� el salario de Freddie a noven-
ta y ocho mil d�lares anuales, lo que trajo por consecuencia
nuevas reclamaciones y nuevos arreglos.
En el nuevo arreglo la t�a Cissie recibir� MUU ai raes;
los padres de Freddie diez por ciento del sueldo; y cada una
de las hermanes el cinco por ciento.
El resto es para el pobre Freddie. Y ael resto el ni�o es-
trella seguir� pagando y pagando. Eventualmente, el chico
que todo el mundo ha aplaudido, tendr� que pagar un cinco
por ciento de su sueldo para crear dos encantadoras rivales
que, con su propio dinero, �amenazan con arrebatarle su muy
sufrida gloria!


n. mundo, SAN JUAN, P. R. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.'
I
Freddie Bartholomew ha tenido que pagar cara su glori
El ni�o actor est� amenazado por una competencia que ha
surgido de su propio dinero.-
Los desvelos de su "t�a
Cissie".-Sus hermanas
Hilda y Ei leen quie-
ren ser estrellas
tambi�n.
***"
.��'""?�*
Freddie Bar-
tholomew y W. C.
Fielda en una escena de
"David Copperfield", la pel�-
cula que lo consagr� ante Ion ojo%
del mundo.
HOLLYWOOD.�El peque�o
Freddie Bartholomew �que est�
cansado ya de pagar, pagar y pagar
el precio de su fama de actor ni-
�o� est� a punto de tener tambi�n
que pagar el surgimiento de dos
encantadoras estrellitas rivales que,
posiblemente, le roben toda su glo-
ria.
Todos recuerdan los aconteci-
mientos de hace tres a�os, cuando
un ni�o desconocido, de diez a�os,
se gan� el aplauso del mundo con
su brillante actuaci�n en "David
Copperfield''. Los padres del ni�o
�Cecil Llewelin y Lilian Mae
Bartholomew� entablaron a ra�*
de esta actuaci�n una larga batalla
legal, que al fin y al cabo dio al
traste con sus intenciones de arre-
batar la custodia de Freddie de su
t�a Myllicent "Cissie" Bartholo-
mew.
Lo que nadie recuerda �o lo
que posiblemente nadie oy� fue-
ron las palabras del padre de Fred-
die, pronunciadas al otro dia de
terminado el juicio, las cuales in-
dican que la batalla est� lejos de
terminar.
"Las hermanitas de Freddie"
�dijo el belicoso padre� "est�n
casi listas para ir a Hollywood". Y
luego a�adi� con sonrisa de triun-
fador: "La educaci�n de ellas ha
sido completa y cuidadosa, y est�n
llenas de entusiasmo por el cine.
�Adem�s, ellas son mucho mejor
parecidas que Freddie!" El se�or
Bartholomew subray� tus �ltima*
palabras con un aire de malicia.
Copperfield. Su personalidad sim-
p�tica y atractiva y su ingl�s cl�si-
co y fluente lo pusieron aquel d�a,
en camino de la gloria.
Pero entonces comenzaron *
aparecer las dificultades. Las leyes
de Inglaterra prohiben la emigra-
ci�n de ni�os menores de 14 a�os
que vayan a dedicarse a labores tea-
trales, y ello por poco estanca el
avance de Freddie hacia el estrella-
to, si no hubiera sido por que au
t�a Cissie batall� como una cruzada
y venci� el inconveniente. Luego,
tratos con agentes teatrales, confe-
rencias con expertos en publicidad,
regateos con los "lobos" del nego-
cio, y todo ese ajetreo que se en-
cuentra en el dintel de Hollywood.
Esto suced�a en 1933 y 1934, y en-
tonces los padres de Freddie no s*e
ocupaban de lo que le suced�a en
Am�rica a su vastago.
Cuando "David Copperfield'*
caus� sensaci�n a trav�s de todo el
mundo "pap� y mam� Bartholo-
mew" despertaron de su indiferen-
cia. Dimples y Eilleen se sintieron
orgullosas al ver que David no ere.
otro que su hermanito Freddie,
mientras sus padres se sentaron a
sacar cuentas a base del salario fa-
buloso que ya empezaban a darle a
Freddie las lenguas del pueblo. Co-
mo cuesti�n de nechos el ni�o es-
taba entonces ganando de 175 a 500
escoger esa carrera y seguirla por sen-' d�lares semanales, bajo un contrato de siete a�os. Casi to-
das distintas a las que ha tenido que re- dos sus ingresos iban al banco, porque la t�a Cissie s�lo per-
correr el sufrido de Freddie. Una de las cib�a cien d�lares por sus funciones dobles de apoderada y
razones de este silencio es que los se�o- � tutora del chico.
Despu�s de su actuaci�n en "Anna Karen�na" el sueldo
de Freddie ascendi� a $1,000 a la semana. Fu� entonces, en
deja legal que rige en Estados Unidos, octubre de 1935, que su t�a solicit� de las cortes de Estados
Freddie Bar-
tholomeu; el bri-
llante actor ni�o
que ha pagado a un
alto orecio por au glo-
ria de celuloide.
res Bartholomew han sido informados
por sus abogados de la complicada ma-
la cual puede dar al traste con todas sus
aspiraciones. Otra de las razones que se
aducen para este silencio es que los pa-
dres est�n estudiando la dosis de ro-
mance que hay en el coraz�n de cada
una de sus simp�ticas hijitas, ya que
est�n temerosos de que les pase a ellas
lo que a otras muchachas europeas que
han ido a Hollywood: que se han ena-
morado y han olvidado sus aspiraciones
de fama. �
Lo que no se sabe con certeza, des-
de luego, es desde cu�ndo los se�ores
Unidos que la declararan la tutora legal del ni�o, y cuando
"pap� y mam� Bartholomew" se dispusieron a ir a Holly-
wood a dar una larga y enconada batalla legal.
En un arreglo privado que se efectu� el primero de Ju-
nio de 1936 se convino en dar a los padrea de Freddie el diez
por ciento de su sueldo, que entonces ya montaba a $1,100
semanales. Cinco por ciento del sueldo se entregar�a a cada
una de las hermanas, y la t�a Cissie seguir�a como el guar-
di�n del ni�o.
Hilda "Dimples" Bartholomew y Eileen Bartholomew,
que amenazan con empa�ar la fama de su hermano
Freddie. (La foto es de varios a�os atr�s.)
Despu�s de este arreglo los padres de Freddie volvieron
a Inglaterra, no sin antes declarar solemnemente que el �ni-
co prop�sito de su viaje a Hollywood fu� "ver al nene". En
padres de Freddie han estado pensando Inglaterra se compraron una nueva casa y se permitieron lu-
en esto de hacer a sus hijas estrellas del Jos Y comodidades con los $218 que recib�an todas las sema-
cine, amenazando la carrera de su pro- nas desde Hollywood. Las dos hermanas de Freddie se fue-
pi� hijo en Hollywood. Lo que se da ron a estudiar a Par�s en esa �poca.
por hecho es que en do Freddie era un problema m�s entre insolvencia. Adem�s de la suma que deb�a pagar a sus pa-
los muchos que constitu�an el proble- dres, tenia que pagar una contribuci�n sobre ingresos de
m�tico vivir de sus padres� estos sue- $i,ooo mensuales, y $440 a cada uno de los diversos agentes
nos con la gloria, el boato y las luces que rodean a cada artista en la meca del Cinema. Mientras
de los "studios", no daban se�as de la tia Cissie pagaba de su propio sueldo los gastos de los
e^stir. i abuelos de Freddie, �ste ten�a que pagar hasta los emolumen-
Fu� en esta �poca que Freddie fu� tos de los abogados que incoaban los numerosos litigios de
llevado a vivir a Warnmister, Wiltshire, sus padres, los cuales estaban a punto de llevarlo a la miseria,
por su tia Cissie, lo Cual fu� recibido , _
con j�bilo por los padres y por el mismo i Como una Prote8t* * esta circunstancia Freddie se de-
Freddie. La casa de los padres del ni�o clar� en huelga el mes de julio pasado, cortando dt tal nu-
era un sitio poco simp�tico, donde el �era sus ingresos que sus padres tuvieron que empezar a vi-
aire estaba viciado por el humo que dia vir de lo que ellos ganaban. Como resultado de la huelga de
y noche sal�a de las fabricas cercanas, i r..jj. . ,. . , �-_�� ,
La casa de su tia y de sus abuelos, sin ! Fredd,e 8U8 padres M,1Mon otr� v" hacit Hollywood, esta
embargo, era un vergel donde el sol ju-: vez precipitadamente, para entablar un juicio contra la t�a
queteaba a diario entre la grama verde y ' Cissie, alegando que esta hab�a escrito un arreglo con ellos en
fresca: y donde, en las noches, la luna el cual se compromet�a a devolver al ni�o seis meses despu�s
nimbada las copas de los �rboles con el
marfil de sus rayos. Adem�s en casa de
la tia Cissie, Freddie no ten�a que so-
de su llegada a Hollywood.
Pero esta vez el fracaso de los se�ores Bartholomew fu�
portar las travesuras de sus pendencie- I despampanante. El juez de la corte que entendi� en el caso
ras hermanitas; ni el ce�o arrugado de declar� a la T�a Cissie la �nica tutora de Freddie, agregando
agregande
tente. Pan
Los productores d* pel�culas han ex- ! a su padre narrar en la siesta todos los dias que hab�a pelea- completar la felicidad de Freddie la compa��a p�licultra le
tual y clases de cortesan�a en Par�s.' madre, bajita y regordet!" Y^el" ni�o^aba* �SSZ � & I *" T Pr��ncia�ent� era *J**�itivo y permanente. Para
presado su opini�n de que las ni�as � do en la Guerra Mundial, que hab�a sido alcanzado por un ! aument� el sueldo a $50,000 anuales, lo que aument� tambi�n
filmar�n" bien, aunque se han abste-! ?*".de �tralla J que hab�a peleado bajo las insignias de las entradas de todos: agentes, apoderada, y "pap� y mam�
... �Canad�. Y se sent�a triste ante el consabido lamento de la ' Bartholomew"
mdo de afirmar si lo har�n mejor que . madre, que se quejaba a diario de su mala estrella, porque su
De izquierda a derecha: la se�ora Lilian
lomew, padrea de Freddie; y la ee�orita Myllicent
"t�a Cissie" de Freddie.
El punto de qui�n ea mejor parecido �si Freddie o sus
hermanitas� fu� motivo de inmediatas discusiones de parte
de las personas que hab�an tenido la oportunidad de ver re-
tratos de las dos hermanitas, y las cuales admit�an que �stas
er*n extraordinariamente bellas.
estrellato cinematogr�fico. Y si ellas
�id'�' i van a Hollywood ter� con el dinero
Bartholomew y el se�or Cecil Bartho- del prodigioso ni�o, que asi se habr�.
Lolomew, la adorada i1Drado con sus propios ahorros una
competencia en el cine, que puede em-
pa�ar definitivamente su bien ganada gloria.
La opini�n del p�blico es que a Eilleen y Dimples no hay
que culparlas de la anunciada competencia con su hermani-
to, ya que ellas est�n absorbida� por el mismo sue�o de fa-
ma cinematogr�fica que se alberga en todos los corazoncitos
Freddie, es el punto en controversia, suegro opinaba que ella no era la esposa que su hijo debi�
Sin embargo, hay algo m�s inte- escoger,
re�ante en esta mei�e. La educaci�n � Desde ,o ^ g _ con ^ fc {.& ^^ ge ocup.
de las nmas. y aun sus alimentos y ( de Freddie. Le ense�� con devoci�n sus lecciones, desarro-
ropas, han sido pagadas con el dinero j liando su imaginaci�n y ense��ndole los elementos de una
que obtuvo Freddis cuando lleg� al expresi�n culta y perfecta. Tan efectivo fu� este adiestra-
miento, que pronto el ni�o comenz� a ser solicitado para pie'
Eilleen, que cuenta 16 a�os, tiene la misma cara picara femeninos modernos. Pero no se muestra el p�blico tan be-
y redonda de su hermano, sonrisa amplia y pelo en bucles
cortos. Hilda, de catorce a�os, es casi igual a su hermana, ex-
ceptuando sus dos graciosos y decidores hoyuelos, de los
cuales ha surgido su apodo cari�oso de "Dimples".
Las ni�as han tenido todas las facilidades educativas que
nev�lo con los padres, a los cuales tilda de ego�stas y compa
ra con el due�o de la gallina de los huevos de oro, sacrifica-
da en aras de un desmedido af�n de beneficio.
Los planes de los se�ores Bartholomew para encumorar
a sus hijas en el arte del celuloide se han mantenido en ab-
puede proporcionar el dinero, incluyendo educaci�n conven- � soluto silencio, a pesar de que es definitivo el prop�sito de
zas de oratoria y recitaci�n en las veladas del pueblo, por las
cuales obten�a alg�n dinero frecuentemente.
Para esta �poca la t�a Cissie firm� un contrato con los
padres del ni�o por el cual se compromet�a a entregar a �stos
los primeros $2,500 que pudiera ganar �ste en un solo a�o, y
una tercera parte del resto de las ganancias. Una tercera par-
te de lo que sobrara despu�s de todas estas erogaciones ha-
br�a de entregarse a los abuelos de Freddie, en premio a los
mimos y cuidos que le prodigaron en su per�odo de educa-
ci�n, y el sobrante engrosar�a un fondo para fomentar su
bienestar.
Los ingresos del ni�o eran tan limitados que nunca exis-
ti� una posibilidad de beneficios extraordinarios para los pa-
dres, hasta que la t�a Cissie, con ojo de lince, descubri� un
peque�o anuncio en un vocero de Londres, en el cual se so-
licitaba un actor ni�o de talento y prestancia de porte'. Cis-
sie no perdi� tiempo y se fu� a Londres con su sobrino. All�
fu� donde Freddie logr�, contra numerosa y escogida com-
petencia, que se le escogiera como el protagonista de David
En la vista que los funcionarios ejecutivos del studio
celebraron para que Freddie argumentara su petici�n de au-
mento de salario, �ste dijo en tono dram�tico: "Mis padres
son para Yn� desconocidos. Mi tia Cissie no. Ella es mi t�a, y
tambi�n es mi t�o, mi abuela, mi hermana y m� hermano, y
hasta mi novia. Y no s�lo es todo esto sino que lo seguir�'
siendo siempre. Yo deseo fervientemente que mis hermani-
tas est�n bien provistas y que se eduquen con esmecef; pero
en cuanto a mi padre, creo que �l est� capacitado para cui-
darse de s� mismo".
Hollywood se hacia lenguas ae toaos estos acontecimien-
tos cuando el se�or Bartholomew hizo su dram�tico anun-
cio: "mis hijas entrar�n en el cinema". Simult�neamente al
anuncio, Hollywood aument� el salario de Freddie a noven-
ta y ocho mil d�lares anuales, lo que trajo por consecuencia
nuevas reclamaciones y nuevos arreglos.
En el nuevo arreglo la t�a Cissie recibir� *8UU ai mes;
los padres de Freddie diez por ciento del sueldo; y cada una
de las hermanes el cinco por ciento.
El resto es para el pobre Freddie. Y del resto el ni�o es-
trella seguir� pagando y pagando. Eventualmente, el chico
que todo el mundo ha aplaudido, tendr� que pagar un cinco
por ciento de su sueldo para crear dos encantadoras rivales
que, con su propio dinero, �amenazan con arrebatarle su muy
sufrida gloria!


EL MUNDO, SAN JUAN, P. ft. - DOMINGO 6 DI MARZO DI 1938.
EPISODIOS POLICIACOS CELEBRES
Versi�n de A. Arroyo Rus
C�mo fu� Dreyfus arrebatado a la Isla del Diablo
Este es el segundo de una
serie de articulo* sobre los
misterios resueltos por el
fallecido David N. Carvalho,
el experto sobre cuestiones
do caligraf�a m�s famoso
del mundo. Mr. Carvalho le
explic� a su hija Clara de
los m�todos y procedimien-
tos de que se vali� para lle-
gar a conclusiones que dc-
f nnxnaron la culpabilidad
o la inocencia de muchos
acusados de horrendos cr�-
menes.
Fu� cerca de las Pascuas de
1896, cuando mi padre, David N.
Carvalho. se interes� en el caso
Dreyfus. Estaba en un restauran-
te de Nueva York, aguardando a
que le fuera servido el almuerzo,
cuando mi padre cogi� un peri�-
dico franc�s que alguien habla de-
jado abandonado sobre una silla,
a su lado.
De repente todos los que esta-
ban con �\ fueron sorprendidos
por una exclamaci�n que les Indi-
c� que hab�a descubierto en aquel
peri�dico algo importante. Luego
abri� el arrugado diario sobre la
mesa, lleno de excitaci�n y co-
menz� a estirar sus p�ginas como
si se hubiera tratado de un docu-
mento de gran valor.
Aquel peri�dico, realmente, era
algo de gran valor para un infe-
liz que se penaba en la terrible
l.-!a del Diablo, la prisi�n- m�s es-
pantosa del mundo. Yo tengo la
licencia de que si mi padre no hu-
biera intervenido en el caso, co-
mo resultado de haber encontrado
ar.uella ma�ana el mencionado
peri�dico franc�s, el capit�n Drey-
fus hubiera pasado muchos otros
dias en la colonia penal a que
habla sido condenado por su pre-
tendida traici�n a Francia.
El peri�dico que mi padre habla
cogido y trataba con tanto esme-
ro, era "Le Matin", el importan-
te diario parisino. En aquel ano
de 1896, el caso Dreyfus era ya
para mucho gente un episodio li-
quidado. �No habla sido el trai-
dor convicto de su horrendo de-
lito? �No se le habla degradado?
�No se le habla enviado a la le-
nemente velada por la emoci�n.
Pero mientras lo aguarda, deseo
que me escriba una carta que le
voy a dictar.
El capit�n Dreyfus, graduado
de la Escuela Polit�cnica y del
Colegio Militar de Fontainebleau,
hombre de grandes conocimientos
t�cnicos en todas las armas, ya
se tratara de infanter�a, caballe-
r�a o artiller�a, se sent� en la
mesa y se prepar� a escribir.
La Cera Mercolizada
Embellece el Cutis
Econ�micamente
Hoy toda mujor �abe que es impor-
tante �1 que hermosea su cut�a. T
ahora r�ela mujer � en su rasa
r>u"lf dar a su cutis un cuidado per-
y *
ronzada. Usando Cera Mercolisada
fecto y econ�mico ron la Cera
�icr-
er-
uat�"d no ncrrslta ninguna otracrcma
para embellecer su rostro. La Cera
Sler> olizada es el m�todo m�s simple
para conservar su piel fina, lozana
v belfa. Cu�dese el cutis con Cera
Merco! liada y aunque los arios pasen
usted nunca dejar� �le verse joven y
Insana. Descubra la belleza oculta de
su cutis con Cera Mercolisada. En
todas las farmacias y boticas.
UHt 1. >/�%* �sssa�1s�K. si'.li)./<��/> j/�*- V*V*>
- � ��>** *w eow. fm ��**�* �9u�C tjf�vMaAwi'.
- I. ^/.tLt.Mm iMiV.iMiytuM^djrM
� *. / * �*w w<� K�. K v^A. jCj>*.�4'+,m
�� 1 *V fio 4 MmmJ�t ����tw>'M*)u*�
Pan el th* iacMnik o� d� sscret docunent �
which cowH�nsd Dreyrus.
rsrte del facs�mil del documente secreto que ronden� a Dreyfus.
-**�?�
NO AGOTE SU
ENERG�A TOSIENDO
fiu salud requiere que la tos sea con-
trarrestada, antes de que este extenu-
ado o -.ontraiga uns enfermedad seria.
A Is primera scftaJ de toa o de irri-
taci�n en 'a garganta, tome PERTUS-
SIN Este agradable remedio ayuda a
limpiai las v�as respiratorias, alivia
la del Diablo, como a un crimi-
nal vulgar?. . . Para el mundo,
Dreyfus venia a ser como un
hombre muerto; pero en aquella
edici�n de "Le Matin" que mi pa-
dre tenia en aquellos momentos
en sus manos, se presentaba por
primera vez el fascimil del aut�-
grafo que habla servido para lo-
grar la convicci�n del desgraciado
capit�n, del pretendido desalma-
do que habla vendido los secre-
tos de su patria a Alemania, su
peor enemigo.
En cuanto termin� de almor-
zar retorn� a su oficina y le dic-
t� a su secretaria una carta para
la se�ora Dreyfus, quien se ha-
bla convertido en el objeto de la
conmiseraci�n y la simpat�a del
mundo entero, fuera de Francia.
Una ma�ana de octubre de
1894, el capit�n Alfredo Dreyfus,
del Estado Mayor del Ej�rcito
franc�s, quien servia temporal-
mente en un regimiento estacio-
nado en Par�s, se separ� de su
mujer y sus hijos para presentar-
se en la Oficina de Guerra.
Al llegar a ella, habla sido re-
cibido por el coronel Plcquart del
Servicio de Inteligencia, quien lo
condujo inmediatamente a la ofi-
cina del Jefe del Estado Mayor
donde fu� recibido por el coman-
dante Patsy di Clam.
�El general va a venir, � le
dijo du Clam en una voz extra-
Du lam se sent� tambi�n donde
pod�a observar los movimientos
de la pluma, en la mano de Drey-
fus y comenz� a dictarle. De
pronto du Clam se levant� de un
salto, puso con rudeza su mano
en el hombro de Dreyfus y casi le
grit�:
�En el nombre de la ley queda
usted arrestado. Se le acusa del
peor de ios delitos, del crimen de
alta traici�n.
El pueblo franc�s, adolorido
por la p�rdida de las provincias
de Alsacla y Lorena y temiendo
a cada instante nuevas Invasiones
del enemigo que fueran causa de
nuevas desmembraciones del te-
rritorio franc�s, habia estado le-
yendo, durante varios dias, vagas
y conturbadoras referencias acer-
ca de las actividades de un des-
conocido traidor, que habla esta-
do vendiendo secretos militares a
Alemania.
El agregado militar a la emba-
jada alemana de su pais en Pa-
r�s, era el comandante von Sen-
wartzkoppen. Todo el mundo com-
prend�a que aquel hombre estaba
en Francia para algo m�s que pa-
sear su uniforme de gala por los
salones donde se efectuaban las
recepciones oficiales. Y el princl-
Confidencias y lenitivos
(Continuaci�n de la p�gina S)
"atelier" y sin renta, no es cosa
tan agradable como se la Imagina
ahora. Finalmente se disgustar�
con todos y hasta con ella mis-
ma.
Despu�s,acaso en un futuro no
lejano, me escribir� una carta co-
mo la que M. G. F. me env�a por
el mismo correo. Carta de una mu-
jer desilusionada que ayer fu� tan
bella y ego�sta como Bobbie.
"Me cas� a los 17, la'm�s feliz de
las novias que haya entregado su
cuerpo y alma a un gran amante.
Sid me adoraba y me puso en un
pedestal que acaso fu� el principio
de todas las contrariedades. Pelea-
mos desde antes de terminarse la
luna de miel y al cabo de los a�os
nos hablamos divorciado".
"MI hija de 9 meses la dej� con
la madre de Sid. quien la adoraba
y prometi� cuidarla. MI segundo
matrimonio fu� m�s �eli*. Pero
las v�as reapratonas. alivia , poco de haber nacido mi hijo, mi
la trataci�n v ealms la toa Recetado � marldo se enferm� de tuberculosis
Por CLARA CARVALHO
litar, eran, de por si. una amena-
za de guerra. Un juicio p�blico
hubiera originado consecuencias
tan temibles como las que esta-
llaron en 1914 en forma de la gue-
rra m�s terrible y cruel que ha
presenciado la humanidad. De
modo que la evidencia, las prue-
bas, fueron presentadas solamen-
te a un grupo de jefe* del Ej�rci-
to, quienes estaban persuadidos,
antes de que se Iniciara la vista
de la causa, de la culpabilidad del
acusado. Detr�s de unas puertas
bien cerradas, aquellos militares
preparaban su veredicto que su-
pon�a la degradaci�n de un Ino-
cente y su terrible exilio para to-
da la vida.
En la ma�ana del 5 de enero
de 1895, las tropas se colocaron
en formaci�n en el cuadr�ngulo
de la Escuela Militar, donde se
hizo que Dreyfus pasara ante
ellas, y donde los soldados le di-
rigieron palabras soeces. Y el vere-
dicto del Consejo de Guerra le fu�
le�do en alta vos.
�Dreyfus: � habl� el general
Devas.� Es usted indigno de lle-
var armas. En el nombre del pue-
blo de *"rancia lo degradamos.
Entonces un oficial se aproxi-
m� al Infeliz capit�n, le quit� el
sable, y lo rompi� contra la rodi-
lla. Despu�s le arranc� los boto-
nes del uniforme y las dem�s In-
signias de su rango.
Creo que Dreyfus se habia pasa-
do unos dos a�os en la Isla del
Diablo cuando el inter� de mi pa-
dre fu� despertado por la lectu-
ra de aquel peri�dico franc�s.]
siendo ello motivo de que le es-
cribiera aquella carta a la se�ora
del capit�n. Er. ella le dec�a que
se cre�a en condiciones de auxi-
liarla a demostrar la Inocencia de
su marido.
Un dia. varios meses despu�s de
haber echado al correo la carta
dirigida a la se�ora Dreyfus, dos
hombres se presentaron a visitar
a mi padre. Tra�an fotograf�as del
c�lebre "borderau". de ejemplares
de la escritura de otro hombre, y
varios aut�grafos del capit�n
Dreyfus. Habla entre ellos cartas
que le habia escrito a su esposa
cuando era su novia, cartas de
amor. Y habia tambi�n otras que
le habla escrito m�s recientemen-
te, desde su solitaria celda de Pa-
r�s primero, y luego desde la te-
rrible Isla del Diablo. La �poca
de la Bienfalsance. Y desde ese
momento el astuto y honesto co-
ronel Picqueart habla iniciado
Indagaciones sobre el car�cter y
personalidad del comandante Es-
terhazzy, procurando tambi�n ob-
tener ejemplares de su escritura.
En enero de 1898, el comandan-
te Esterhazy fu� sometido a un
medios ilegales. Y el gobierno
franc�s se prepar� para la revi-
si�n del c�lebre caso. Al lado de
los bur�cratas de Francia, habla
expertos franceses en caligraf�a.
Incluyendo a Bertlllon, el que ha-
bla estudiado originalmente el
"bordereau". Del lado de Dreyfus
estaba David N. Ca.valho.
Consejo de Guerra, acusado de al-' Fu� en una noche tormentosa
ta traici�n. Se le hacia responsa- del mes de julio de 1899, ruando
ble de haber escrito el "borde- j un hombre delgado, extenuado, de
�1 capit�n Dreyfus en la �poca en que fu� acusado de alta traici�n.
reau", el documento que se habia
cre�do realizado por Dreyfus. Pe-
ro el juicio no pas� de ser una
farsa miserable, siendo el coman-
dante absuelto por �rdenes supe-
riores. Aquello habla sido hecho
por la sencilla raz�n de que si
Esterhazy era culpable, Dreyfus
tenia que ser Inocente. Mateo
Dreyfus, acaudalado hermano de
Alfredo, habia acusado abierta-
mente al comandante.
Las declaraciones hechas por
mi padre estaban entonces en
Francia y le fueron mostradas,
entre otros, a Emilio Zola. Des-
pu�s de aqueta extra�a absolu-
ci�n de Esterhazy, Zola habia
causado una sensaci�n en Francia
con su viril al par que Imparclal
";Yo acuso;", documento en que
revisaba el caso Dreyfus, que
La escena de la degradaci�n
Dreyfus.
La-
c�n m�* frecuencia que ning�n otro
remedio de su clase.
De venta en todas las farmacia*.
PERTU55IN
Supremo
para la Tos
�Est� nervioso? �Fatigado?
Lo que Ud. necesita
es tomar NER-VITA
'�
HOMBRES
DE ALTA POSICI�N
vsan ligas
y la mayor�a usa
PAR�S
Ne hoy contacto de metal con I* piel
Son supremas por su confort,
seguridad y econom�a. Sostienen
los calcetines impecablemente
ce�idos. Confeccionadas a la
perfecci�n, c -.ater�ale* de alta
calidad, se surten en gran varie-
dad de anchos y en colores atrac-
tivos.. Insista siempre en la* le-
gitimas Ligas Paria.
A. STIIN e\ COMPANTT
Chic�is�M*W York, USA.
f-jbricontsi �*� loa fomoioi O'nfursssi
y tiros**! "frf-Swing"
y hubo que enviarlo a un Sanatorio
en Nuevo M�jico. Yo permanec� en
Filadelfia porque no quise ir con
mi hijo al mismo sitio donde esta-
ba mi marido, temerosa de que se
contagiara",
"Fu� en ese entonces que encon-
tr� al hombre suave �> trato, cu-
ya falsedad debiera haber conoci-
do, pero s�lo tenia 24 a�os. Me per-
suadi� para que me divorciara
cuatro a�os despu�s me abandona-
ba por otra mujer".
"Poco despu�s, mi dinero se ter-
minaba y la madre de mi primer
marido que habla quedado a cargo
de Sylvia, dejaba de existir. Sylvla
fu� a vivir con su padre y se cas�
a�os dsptt�s en San Antonio, Tejas.
MI hijo, peque�o todav�a qued� a
mi lado y durante doce a�os tuve
que trabajar noche y d�a para man-
tenerlo".
"En esta �poca, me cas� por la
cuarta ves con un hombre de honor
y posici�n y de mucho m�s edad
que yo. S�lo tuvimos 4 a�os de fe-
licidad hasta su muerte. Su heren-
cia me ha dejado en buenas condi-
ciones para el resto de mi vida".
"Mientras tanto mi hijo ha creci-
do y ha visitado a su padre varias
vece* haci�ndose cada vez m�s
amigo de �l. Sylvla casada y con
dos hijos propios, no tiene tiem-
po ni adem�s afecto suficiente pa-
ra venirme a hacer compa��a".
"Yo comprendo la vida y reconoz-
co que como entre los p�jaros, es
raro cuando en una familia existe
"la vuelta al nido", pero si no ha-
go Un esfuerzo por recordarle* que
tienen una madre a quien deben
algo m�s que la vida, mi* �ltimo*
a�o* �eran solitarios y tristes".
"�No existe alguna forma de hacer
comprender a lo* J�vene* que no
debieran Mr ego�stas con los seres
que les dieron la vida?'
Desgraciadamente no existe res-
puesta. Lo �nico que puedo decir
es que a trav�s de mis muchos a�os
de o�r confidencias de otras muje-
res, una �profunda verdad ha hecho
eco en mi mente: Sus posibilidades
de encontrar la felicidad en un di-
vorcio y en otro matrimonio pueden
ser buenas ai es que no hay hijo*
envueltos. Pero si se tienen hijos, en
7 de cada 10 casos, usted marcha
de una contrariedad a otra m�s
profunda y en muchas do las clr-
custancias sufrir� hasta el punto
del suicidio. Lo mejor es resolver
la situaci�n dentro de la* circuns-
tancias existentes si es que es real-
mente poelble hacerlo.
pal de sus deberes era. sin duda, en que
el obtener toda la posible lnfor- , llegaron
maci�n militar por el procedi-
miento de sobornar a los encar-
gados de mantenerla secreta.
Diariamente, el contenido de su
cesto era llevado a la oficina del
Servicio de Inteligencia de Fran-
cia, por un sirviente de la emba-
jada alemana. Y un dia los peda-
sos de uno de los papeles que ha-
blan sido rotos antes de ser arro-
jados al cesto, fueron unidos de
nuevo y provocaron una conmo-
ci�n.
Aquel papel marc� el comienzo
del c�lebre caso Dreyfus, con el
que se escribi� todo un capitulo
de la historia de Francia. Era
una carta o memor�ndum que, a
ojos vistos, habia sido enviado al
agregado militar de la embajada
alemana por una de sus espias. Y
en �l se daba aut�ntica Informa-
ci�n militar.
Habia sido el primero de abril
de 1894, cuando el documento trai-
dor, recientemente escrito, habia
sido transportado en pedazos al
ministerio de la Guerra.Y era al-
gunos meses despu�s, el 13 de oc-
tubre de ese mismo a�o, cuando
M. Bertlllon. el gran experto en
huellas dactilares,, informaba a
los jefes del Ej�rcito que lo ha-
blan consultado, sus sospechas
acerca del culpable. Dos dias m�s
tarde ocurr�a el arresto de Drey-
fus.
El Juicio del capit�n Dreyfus
fu� un "affair" secreto, porque la
misma naturaleza de los cargos
todos estos documentos
a poder de mi padre, fu�
en el mes de abril de 1897.
A fines del verano de ese mis-
mo a�o, mi padre regres� un dia
a casa luciendo tan contento y
valiente como si hubiera matado
en un duelo a un drag�n. Aquel
dia habia salido para Francia
cierta evidencia en favor de
Dreyfus que �. estimaba preciosa.
Y todas esas pruebas, suministra-
das por mi padre, hablan sido en-
viadas a las autoridades milita-
res francesas previa diligencia ds
declaraci�n de prop�sito, efectua-
da ante un notario.
Fu� mucho despu�s cuando yo
me enter� de que mi padre, con
motivo del caso Dreyfus, habia
sostenido ua duelo, a trav�s del
oc�ano con M. Bertlllon.
Un nuevo jefe del Servicio de
Inteligencia de Francia, se habia
encontrado unos macea antes en
posesi�n de una tarjeta que lleva-
ba escrito algo muy significativo.
Era una tarjeta de una clase que
se usaba para la trasmisi�n de
mensajes por medio de tubos neu-
m�ticos, y que gozaba de las pre-
ferencias de amantes y hombres
de negocios que deseaban que sus
mensajes llegaran m�s r�pida-
mente que por los medio* ordina-
rios del correo. El espia que se
la habia tra�do al coronel Plc-
quart, le Inform� que habia si-
do interceptada poco despu�s de
abandonar la embajada alemana.
La tarjeta estaba dirigida al co-
mandante Esterhazy, del ej�rcito
que ae hadan contra el joven mi-��ranc�a, cuyas senas aran 37 Ru*
bia enviado al presidente de
Francia. Fu� por es* �poca cuan-
do el nombre de Carvalho comen-
z� a ser frecuentemente mencio-
nado en la Prensa francesa, con
referencia al caso Dreyfus.
Sp persigui� a Zola y se le so-
meti� a Juicio. Y se le declar�
culpable, aunque salv� las conse-
cuencias del fallo mediante una
apelaci�n. De nuevo se vl� su
proceso en juicio y otra vea fu�
condenado, con lo que se le obli-
g� a salir de Francia. Pero los
"antl-Deryfistas" estaban perdien-
do terreno, y la verdad comen-
zaba a brillar en la conciencia de
cada cual.
Inmediatamente despu�s de la
condena de Zola, la se�ora Drey-
fus se dirigi� a los tribunales
franceses pidi�ndole la revisi�n
del proceso de su marido. Aducia
en su petici�n que la condena de
su marido se habia realizado por
pelo prematuramente blanco, fu�
desembarcado en Francia, y, ro-
deado de soldados de Infanter�a
que ten�an bayonetas caladas, lle-
vado hacia un tren especial que
lo deb�a conducir a Rennes, lugar
de la prisi�n militar. Era Drey-
fus y lo estaba esperando su es-
posa, de la que habla estado se-
parado cuatro a�os, tiempo en
que el capit�n se habia converti-
do en un anciano. Y poco despu�s
se le celebraba el segundo conse-
jo de guerra.
M. Bertlllon era el testigo prin-
cipal del acusador, y fu� �l quien
se lanz� inmediatamente a la ta-
rea de convencer a unos jueces
que estaban seguros ahora de la
inocencia de Dreyfus, pero que
hablan sido instruidos para que
salvaran al ej�rcito franc�s de la
verg�enza del fracaso, de la Ig-
nominia de la Injusticia cometida
y mantenida contra viento y ma-
rea. Ante tal estado de �nimo,
los razonamientos de los infor-
mes de mi padre no pudieron evi-
tar veredicto de culpabilidad, aunque
dos de los jueces declararon ino-
cente al capit�n Dreyfus. Los
otros cinco, en cambio, se obsti-
naron en declarar traidor a un
Inocente. El fallo de la mayor�a
hablaba, sin embargo de "circuns-
tancias atenuantes" por lo que la
nueva sentencia era solo de diez
a�os de prisi�n. Y unos cuantos
meses despu�s fu� Dreyfus perdo-
nado "en principio", por el con-
sejo de ministros.
Despu�s ocurri� la confesi�n de
falsificaci�n del coronel Henry,
con su subsiguiente suicidio, y a
continuaci�n la confesi�n de Es-
tcrahzy y su huida a Inglaterra,
donde muri�. En 1906 el Tribunal
Supremo de Francia declar� que
no habia la m�s m�nima sombra
de culpabilidad que empa�ara la
reputaci�n de Dreyfus. Y una se-
mana despu�s el oficial, ahora de
pelo blanco, vestido con el unifor-
me de capit�n del ej�rcito de
Francia, march� hacia el cua-
dr�ngulo de la Escuela Militar
donde habla sido degradado diez
a�os antes. Las tropas marcha-
ron de nuevo ante el capit�n
Dreyfus, pero esta vez para hon-
rarlo y asistir a su condecoraci�n
como caballero de la Legi�n de
Honor. Los altos Jefes del ej�rci-
to de Francia, quienes lo besaron
en las mejillas y se retl.aron ha-
cia atr�s en respetuoso saludo, lo
llamaron "comandante Dreyfus".
Mucho tiempo despu�s de esa
ceremonia, yo que lela los peri�-
dicos de la ma�ana mientras es-
peraba mi desayuno, semada
frente a mi padre, le pidl que me
contara sus experiencias en el ca-
so Dreyfus que se resucitaba en
el diario. Y cuando termin� de
d�rmelas, todav�a no se habla he-
cho la luz en mi cerebro.
�Pero dlme, � le dije. ��Por
qu� estabas t� tan cierto de que
Dreyfus no habia escrito la car-
ta traidora? �Como pod�as t�. un
americano, persuadir a nadie con-
tra los clamores de Bertlllon?
�Desde que vi en los peri�di-
cos, � me contest� � la repro-
ducci�n del "bordereau" y la co-
pla del aut�grafo aut�ntico de
Dreyfus, estuve cierto de que �l
no habla escrito el primero. Tal
vez al comienzo me lo dijo el ins-
tinto, pero al final mi convenci-
miento era hijo de la certidum-
bre.
�Suponte que vieras a un co-
jo caminando por la calle. Te das
cuentas de que cojea debido a su
dificultad para caminar, debido a
que es de la �nica manera en que
puede hacerlo. Y supon, despu�s,
que vieras detr�s de �l a un mu-
chacho �gil, que tratara de imi-
tar la forma de caminar del otro,
exagerando su defecto. En segui-
da te darlas cuenta de que el co-
jo aut�ntico no podr�a, aunque
quisiera, caminar a la manera
del cojo artificial. Pues asi me
ocurri� a mi en el caso Dreyfus.
Una caracter�stica de la escri-
tura del capit�n Dreyfus consis-
t�a en que la letra inicial de ca-
da palabra comenzaba en la ba-
se de la linea, mientras que la
siguiente la levantaba sobre la
linea. La tercera y la cuarta le-
tras las leventaba tambi�n gene-
ralmente, mientras que a la
cuarta o quinta volv�a a la li-
nea, que asi formaba una especie
de circulo.
�Mis largos a�os de experien-
cia me han indicado que cuando
un hombre trata de disfrazar su
escritura, procura ocultar las ca-
racter�sticas m�s dominantes de
ella. Nunca trata de acentuarlas.
En cambio cuando trata de falsi-
ficar los escritos de otro, procure
acentuar las caracter�sticas espe-
ciales de ese otro, para llamar la
atenci�n. Y eso fu�, exactamente,
lo que hizo el comandante Ester-
hazy. No me preguntes por qu�
trat� de crear sospechas sobre
Dreyfus. Acaso por la simple ra-
z�n de que habi�ndole enviado
m�s de ciento cincuenta comuni-
caciones al agregado militar de
la embajada alemana. viv�a
siempre bajo el terror del descu-
brimiento y subsigluente pri-
si�n. Acaso quiso solamente arro-
jar sobre otro la sospecha, para
ver si asi se salvaba �l.
MI padre prest� sus servicios en
el caso Dreyfus sin costo alguno
para la familia del capit�n Infor-
tunado. El estaba siempre dis-
puesto a cobrar honorarios, cuan-
do ayudaba al estado a condenar
culpables. Pero trat�ndose de sal-
var a un inocente que habla sido
injustamente condenado, le gusta-
ba trabajar gratis y con fervor,
a la manera de los cruzados.
� ��
El titulo del pr�ximo articulo:
"El Misterio del Testamento".
�BUENASJNOJICIAS!
Para gozar de salud
perdurable.
Buenae noticiaa para quien** ae-
seen comenzar el dia con eaa *en-
saci�n de bienestar y de alegr�a
que acompa�a el funcionamiento
normal de loa intestinos. Un renom-
brado m�dico ingl�s ha descubierto
un medio sencillo de remediar �I
m�s com�n de loa malea y auxiliar
a todos aquellos que necesitan
ayuda con frecuencia. Algunos re-
quieren es� ayuda diariamente, y
por lo tanto necesitan un laxante
eficaz, agradable e inofensivo; un
lazante suave y que no irrita; on
laxante que obre solamente sobro
el intestino grueso sin afectar la
digesti�n.
El medio m�a sencillo ae asegu-
rar la buena salud consista en
ayudar a funcionar debidamente
el intestino.
Las Pildoras de Urandreth com-
binan aeis valiosos ingrediente�
vegetales, y su acci�n ea tan per-
fecta que ha merecido la aproba-
ci�n del mundo entero. Hoy rosan
de una gran demanda en rala da
70 pa�ses.
Los m�s afamadoa eapecialistaa
declaran que el estre�imiento, que
envenena el organismo, er la can-
ea de la mayor�a de las enferme-
dades. Las Pildoras da Brandreth
protegen contra ese envenena-
miento del sistema y renuevan la
vitalidad y la alegr�a-
Pru�belas una semana. Ubserve
lo suave y lo seguro de su acci�n.
Son el jaxante ideal para toda la
familia. La* venden toda* laa bus-
�as farmacias.
��CANAS!!
Desaparecen con ZHYNGARO
No mancha.
Se usa con las manos.
Fabricante- F. TORRES.
Box 137 � Juana Dias, P. R.
4
tQufsr� eWter aastcMes safsfa*sd*�1aa>
LO QUE USTED NECESITA
ES TOMAR NER-VITA
^^ Cuando los
INSECTOS
�estuvo empermot
Lo que Ud. necesitas
c. tomar NER-VITA
I PDflTICI Nuevo yValioso Fo,leto
| U fin IIO- de Recetas Culinaria*
"LA COCINA CRIOLLA"
Receta* Criolla* favoritaa . . . mejorada*
y probada* por ezpertoe de cocina ROYAL.
Cada receta ea de uso pr�ctico en au propia
cocina.
Asegure la bondad de estos platos deliciosos
usando ROYAL, el polvo de hornear a base de
Cr�mor T�rtaro. Con Royal Ud. no se expone
a fracasos en el horneo ni a la p�rdida de in-
grediente* costoso*, i Compre
una lata de Royal hoy mismo!
Nombra -
DlrsccIAn �
Rscort* asta anuncio, Inserta su aombra y dirsccido r �av�ala ai
�AN AMERICAN STANDARD BRANDS, INC..
Depto Bl � P O. Box 136. San Juan. Puerto Rico.
*� NO TIENE APETITO t
Lo que Ud. necesita
�tomar NER-UITA
TELEVISI�N � CINI SONORO
y damas industrias afines, siguiendo al
M�todo ftoeenkranx, afamado por lot resul-
tados pr�cticos e inmediatas ganancias mone-
tarias qut obtiene para el alumno.
ISTUOIILO IN SU CASA durante sus toas
libres, y en corto tiempo estar� capacitado
para aprovechar las grandes oportunidades que
la Am�rica Hispana ofrece al T�cnico en cual-
quiera da lai ramas da asta ciencia: en la Radio-
mecanice, Sistemas da Amplificaci�n, Radiodi-
fusi�n, Onda Corta, Radio en la Aviaci�n, ote.
F�cil do Aprender � F�cil do Pagar
S�lo necesita saber leer y escribir al espa�ol.
Recibe�GRATIS�todo el equipo necesario para
las pr�cticas. I PIPA EL LIMO HOY MISMO!
�asee
� SR. J. A. ROSINKRANZ. Presidente
� tavleae sa Libre Itostreeo �SATIS eea
� date* pero tasar diaera ea �ADI�.
: �*�------------------'---------------'-
M WrssslsV..�-----------------..............-------...............-
NATIONAL SCHOOLS
�fOefO >�*jtR �lf}o)#f,0# �fJsTOOR
Us *�*����. Cal*.. I.U.A. �
Depto. N�m 70-AM. i
� *s - s* � B) � � m - m stS


EL MUNDO, SAN JUAN, P. R. - DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
11
UN CUENTO QUE VIAJA.
ICLIA EN EL REMANSO
Por ARTONIO CRUZ Y NIEVES
Esta cuento lo di a la es-
lampa en septiembre 2� del
1936, en "Puerto Rico �lue-
trado", que adquiri� lo� pri-
meros derechos sobre -iu-ha
composici�n. Despu�s, ha da-
do la vuelta al mundo his-
panoamericano, donde lo han
reproducido importantes r>>vis-
tas literarias, especialmente
�'Amenidades" de M�jico, y
-Zig-Zag"; de Chile, que le im-
partieron el honor de la vi-
niera p�gina a colores con
profusas ilustraciones en am-
bas revistas.
Despu�s de su regreso md�
reciente, me complazco en re-
producirlo, para aquellas per-
sonas que no lo han le�do y
para las Que, habi�ndolo l�v-
elo, desean recordarlo.
EL AUTOR.
Al sur de U bah�a y al otro la-
do de Catarte, corre al Caito dt
San Fernando por entre los man-
dares y por entre las casitas del
litoral del poblado y del Barrio
Amelia, de Guaynabo. De dia. vis-
to desde un avi�n, es una jofaina
de plata enmarcada de verde, que
M puede mirar hasta el fondo si
no refleja la ceniza de los cielos
de lluvia. Y en la noche clara es
un paisaje enloquecedor y aluci-
nante lleno de fulgores que bri-
llan sobre las ondas del ca�o y
sobre las hojas del mangle donde
hay crujidos, silbidos y quejas da
las ramas que se mueven, el fan-
go borbota y las aves que se asus-
tan. De noche y de dia su olor es
insoportable y sus mosquitos, mor-
t�feros.
Esto no obstante, todas las tar-
des remaba en mi bote por entre
los canales del ca�o y me Iba a
pescar y a so�ar a un islote apar-
tado, pantanoso y cubierto de ve-
getaci�n, oculto entre las masas
mayores del manglar. La espesura
lo sombreaba agradablemente. Ha-
bla jueyes y habla garzas. Las ra-
mas frutecian en nidos y los nidos
frutec�an en huevos. Huevos pin-
torescos, de todos los tama�os y
pintados de todos los colares.
En un rinc�n endurecido del sue-
lo del islote, que el sol le habla
ganado al ca�o, me tend�a a so-
�ar cansado de esperar in�tilmen-
te que la pesca picara. Soy dema-
siado impaciente para hacer un
buen pescador. Improvisaba versos
en vos alta, cantaba espantando
las garzas y me dorm�a con fre-
cuencia entre las charlas del agua
que corr�a y de la brisa que vola-
ha. Me picaban los mosquitos y me
ahogaba el mal olor de los man-
gles, pero acababa por habit�e r-
me. No era mayor molestia que
soportar la maledicencia de los
moscones de la ciudad y los ga.es
Intoxicantes de sus autom�viles.
Una tarde, � era domingo �, al
llegar a mi Islote de El Remanso
como lo habla bautizado, encontr�
atada al sitio donde acostumbra-
ba dejar el bote, una lanchita de
motor, fina y esbelta como una
flecha, brillante y reci�n pintada.
No pude resistir un sentimiento de
molestia y celos. El Remanso era
mi�, yo lo habla descubierto y bau-
tizado tomando posesi�n de �l en
nombre de mi ego�sta predilecci�n
por la soledad. Ahora venia un In-
truso.
At� mi bote como pude y me
dispuse a explorar. Al llegar a la
parcela de terreno endurecido don-
de sol�a holgar, un chapoteo en el
agua me llam� la atenci�n. �Hum!
Ah� estaba el Indeseable visitante.
Y al entreabrir el ramaje del man-
glar atlsbando, la visi�n mis her-
mosa hiri� mis ojos y emocion� mi
coraz�n. En las aguas del ca�o
nadaba una nereida. Joven y gr�-
cil, desnuda y blanca, una mujer
de sinuosas curvaturas se zambu-
lla, surg�a, respiraba hondo, se
sacud�a las gotas del rostro y el
cabello de la frente y volv�a a
zambullirse pulcra y r�tila como
un rayo de sol. Debi� verme al ini-
ciar una de las zambullidas por-
que Inmediatamente sac� la cabe-
cita rubia y se volvi� hacia el si-
tio donde yo me encontraba.
�Say! What are you doing the-
rcT me pregunt�.
No supe que contestar, tan alte-
rado estaba. Acaso pens� que no
la habla comprendido porque a�a-
di� en castellano � un castellano
dulce y defectuoso de americanlta
que no ha vivido o no ha convivi-
do mucho tiempo entre nosotros.
�Qu�tese de ahi. Quiero salir.
Usted vu�lvase de espaldas.
Obedec� tr�mulo y medroso. Po-
d�an mis las viejas supersticiones
morales que la curiosidad est�tica
provocada por el cuerpo armonio-
so de la andr�gina "girl".
�AJ� right � la escuch� a mis
espaldas.
Y me volv�
Con una falda de lanilla blan-
ca abotonada a uno de los lados,
una blusa color de seda rosa, des-
nudas las p�lidas piernas y revuel-
to el cabello de oro. la "glrl" me
miraba. Habla en sus labios abul-
tados y rojos esa sonrisa entre
conmisera!iva y picaresca con que
las mujeres sonr�en a los hombres
respetuosos en situaciones como
aquella....
Bajo el Gobierno de Franco...
(Continuaci�n de la p�gina 10)
deuda nacionalista no ha aumen-
tado un c�ntimo. No se ha hecho
emisi�n alguna de t�tulos oficia-
les.
En tiempo de guerra la naturale-
za humana se muestra a menudo
en su afecto mis ruin; y a menu-
do, tambi�n, en el mis noble. Los
sacrificios que hacen los espa�oles
por su patria son tales que, en
tiempo de paz, s�lo podr�an ocurrir
en un pa�s ut�pico. El ofrecimiento
voluntario para las tareas civiles,
como para el servicio militar, es
casi uninime. El general Franco no
acepta una sola peseta e'n calidad
d� jefe del Estado, recibiendo sim-
plemente su paga de General de
divisi�n. Los miembros del Gabi-
nete no reciben sueldo alguno, e
innumerables civiles y oficiales sir-
ven s�lo por amor a su patria. La
gente pudiente ofrece su �bolo
Todo el mundo trabaja.
SUELDOS Y JORNALES
Espa�a esti realmente pasando
por una revoluci�n. Mientras que
los suelos descienden o dejan de
existir, los jornales suben. ,En Sa-
lamanca, por ejemplo, que es t�-
pica de lo que ocurre en todo el
territorio nacionalista, los obreros
tienen un jornal m�nimo de siete
pesetas y media, ademas de media
peseta diaria por cada ni�o que
sostienen. El jornal de menos de
un d�lar por d�a no satisfar�a en
Estados Unidos ni a un pe�n de
campo; pero en Espa�a represen-
ta un aumento sensible comparado
con jornales anteriores de cinco
pesetas, y menos a�n. El pa�s em-
pieza s�lo ahora a salir del medio-
evallsmo econ�mico, y una encues-
ta cuidadosa me ha convencido de
nu�>, a los precios actuales, una fa-
mlia de cuatro o cinco personas
puede procurarse, con 45 peaetas
semanales, alojamiento, lumbre y
una amplia provisi�n de buenos ali-
mentos.
Es Interesante observador que
en la Espa�a nacionalista los pri-
riOMfOi de guerra, empleados en
obras �tiles, devenjan jornales. Sus
horas de trabajo est�n limitadas
a seis (de 10 a 16); jomada que ni
aun un laborista militante podr�a
tildar de excesiva. He visto a nu-
merosos prisioneros ocupados en
reparar carreteras, derrumbar ca-
ser�os antihigi�nicos, plantar �rbo-
les y reconstruir edificios en rui-
nas. Generalmente trabajan en
cuadrillas, bajo la vigilancia de
guardias armados; pero aqu� y
all� he visto prisioneros de "buena
conducta" ocupados en peque�os
trabajos, sin vigilancia. Uno de los
parques de Sevilla esti cuidado por
prisioneros, cada uno con un jarro
y plato de lata al costado, listo�
para la hora del rancho.
He hecho un peque�o estudio del
problema del trigo. Por primera
vez en diez a�os, los agricultores de
la Espa�a blanca tienen garantiza-
da la venta de su cosecha. El Go-
bierno la compra Integramente. En
1937 el valor de la cosecha ascen-
di� a unos mil millones de peaetas.
El precio medio por quintal fui de
43 pesetas. En la actualidad los
precios corrientes han subido a
48:33. lo que representa para el
agricultor un beneficio comparati-
vo de cerca del 15 por 100.
BENEFICIOS AGR�COLAS
En la Espa�a nacionalista el In-
cremento de los precios Implica un
beneficio tal para los agricultores
de unos 122 millones de pesetas. La
misma transacci�n deja al Gobier-
no un beneficio liquido de unos 50
millones de pesetas- Los bancos,
manejados por intereses particula-
res, hacen adelantos al Gobier-
no a cuenta de un pr�stamo ga-
rantizado, al 5 por 100, y obtienen,
a su vez, un buen beneficio. No obs-
tante todas ettas manipulaciones,
que producen ganancias a todos los
interesados, la cifra mis importan-
te de todas �el precio del pan-
no cambia. Se puede comprar un
kilo de pan en cualquier parte de la
Espa�a nacionalista por una suma
equivalente a seis centesimos y me-
dio de d�lar, y el precio no fluct�a.
(N. de la R.: en Nueva York la li-
bra (450 gramos) de pan cuesta 11
ceta).
El Gobierno fiscaliza todo el co-
mercio, prestando una atenci�n a
los detalles que resulta sin duda
Irritante a los ojos del comercian-
te; pero en ninguna parte he escu-
chado quejas de la justicia funda-
mental del m�todo empleado.
Derechos reservados a EL MUN-
DO por North American Mewspapsr
Allianre.
�7 beg your pardo*..., I'm...,
� empeo� a explicarle.
�No es nada, � me cort�.
Yo reaccion� anta su cara de
satisfacci�n. De nuevo me pose�an
mis celos por El Remanso.
�Despu�s de todo, � la dije,
este Islote es m�o y usted ha In-
vadido una posesi�n mia.
Ella se ech� a re�r burlona-
mente.,
�No me di$a?...
�Si, se�orita. Yo lo descubr�, lo
explor�, tom� posesi�n y lo bauti-
ce. Es mi�, y lo quiero para mi
solo.
Fui un poco grosero, lo confie-
so Pero ella fu� mas comprensi-
va. Hizo un gesto amistoso y se
acerc� a mi.
�Fu� sin quererlo, de veras. Pa-
saba en mi lancha, vi este Islote,
sent� el deseo de ba�arme y lo hi-
ce.
��Se ba�a usted siempre des-
nuda?
( �No. Pero me gusta. Y aqu� no
cre� que viniera nadie. Me gusta-
ba mucho por eso. Ahora
�Ahora no puede ser, �verdad?
Lo siento.
Nos sentamos en mi rlnconcito
de so�ar. Me brind� un cigarrillo
y fumamos.
�Vamos a hacer una cosa, �
j la propuse conciliador.� Pongi-
| monos de acuerdo -obre los d�as
�en que le toque venir a cada uno
: y, asi, el d�a que usted venga dls-
| frutar� de todo El Remanso pa-
ra ba�arse desnuda y yo, el dia
que me corresponda, para gozar
de mi soledad.
Le gust� el nombre del Islote,
cuyo significado le expliqu�, y le
gust� la proposici�n.
Cuando regresamos me invit� a
su lancha y atamos mi bote a re-
molque. Parec�a un ser masculino
atado a la cola de un ser femeni-
no. No me gust� el simil
� � �
Era viernes y era el dia que co-
rrespond�a a Iclia. Iclia era su
nombre. Ella no sabia lo que sig-
nificaba ni yo tampoco, pero lo
identificamos con el del asteroide
Iclea que pasa por la c�mara fo-
to-telesc�pica, traza una raya de
luz y se va... Yo lo pronunciaba
"Alclia", pero ella me dijo que lo
pronunciara Iclia, os i� Spanish.
El d�a anterior habla estado yo
en El Remanso, donde encontr� su
pa�uelo atando un juerecito, co-
mo llamaba en su graciosa media-
lengua a los jueyes peque�os, al
tronco de un arbusto de mangle.
El jueyecito lo habla destrozado
sin poder soltarse. �Era una se-
�a? Fu� una distracci�n? Pens�
que ella hubiera pensado en mi o
que hubiera querido intrigar al
poeta, al Uitle dreamer. Me moles-
t� la Idea de que quisiera tomar-
me el pelo. �Qu� se cre�a esa chi-
ca? Y volv� a verla en mi Imagi-
naci�n: fresca, bella, desenvuelta
y hasta un poco atrevida y un mu-
cho confiada en si misma.
Sin darme cuenta me recre�
largo rato con su recuerdo.- No
habla duda: si su intenci�n habla
sido tomarme el pelo, lograba su
prop�sito. Hubiera querido verla.
Necesitaba verla. Eran las cuatro.
En aquel momento estarla termi-
nando su ba�o. Tenia que verla.
Desamarr� el bote y rem�, r--
m� con fuerzas, nervioso; era co-
mo si mi facultad da respirar de-
pendiera de ver a aquella chica
atrevida y fresca, slmpitlca y bo-
nita.
No se ba�aba cuando me
acercaba a El Remanso. Acaso lo
habla abandonado ya. Una sensi-
ble laxitud me afloj� los brazos
y el bote lleg� casi con su propio
impulso, al Islote. All� estaba la
lancha. No se habla Ido. Baj� te-
meroso de que estuviera visti�n-
dose en aquellos momentos y ser-
prenderla en actitud Inconvenien-
te. �Qu� pensarla ella? Pero no.
Estaba vestida, envuelta en una
capa violeta, de crep� floreado y
tendida en mi propio rinc�n de so-
�ar. Me vio y sonri�.
��Iclia!
-.Helio.'
Me salud� como si me esperara, i
�/ knew you would come___
Me tend� a su lado. Una fiebre
Invencible me pose�a; miedo a m�a
�ntimos sentmientos, al ridiculo, a
pecar de poco caballeroso. Ella en
cambio sonre�a satisfecha, como si
se hubiera cumplido sencillamen-
te algo que deesaba y que tenia
que ocurrir.
La tom� una mano, la mir� a
asese un poco de Maravilla de Humphr -v�,
que suaviza, refresca y entona el cutis�y s Is
ves mejora peque�os cortes, e
irritaciones.
Es tambi�n excelente patay
heridas, contusiones, quema-
durss, dnlotei y neuralgia.
los ojos, pronunci� su nombre y
la bes�. Nos besamos. Tal vez ja-
mas haya besado con igual emo-
ci�n.
Decidimos encontrarnos todas
las tardes y todas lss tardes nos
encontramos desde entonces. Ella
me recog�a en su lancha en un si-
tio determinado y all� nos �bamos,
a toda velocidad el motor, al pe-
que�o para�so que lleg� a ser pa-
ra nosotros El Remanso.
Compramos una coclnlta de gas,
cazuelas, platos, cucharas y todo lo
necesario para prep�ranos salchi-
chas calientes para emparedados,
filetes de anchoa, mejillones en
aceite, fabadas asturianas y otras
delicadezas qur constitu�an me-
riendas de principes.
Era el verano de las noches ago-
biantes y tambi�n sol�amos encon-
trarnos en El Remanso las noches
de luna llena. La luna se licuaba
en las aguas y sobra las siluetas
del mangle; campanilleaba la bri-
sa entre las hojas secas y las aves
nocturnas parlaban agorarlas en
la oscuridad. Un sortilegio' de ro-
m�nticas sugerencias nos envolv�a
y nos am�bamos. Ella sabia re�r
mucho y yo aabia mirarla. Can-
taba canciones anta�onas de su
pa�s y escuchaba con deleite los
r�tmicos boleros antillanos llenos
de sensual sentimentalismo. Pare-
c�a sentirse feliz y yo hada todo
lo posible por halagarla.
Habl�bamos poco. A penas sa-
b�amos nada de nuestras respecti-
vas vidas, A Iclia no parec�a Inte-
resarle la m�a y yo no me atre-
v�a a profundizar en la suya por
miedo a perder el encanto de la
aventura....
�De la aventura? � �Pero era
aventura aquello que en pocos d�as
habla llenado mi alma y copado
mi pensamiento? No. Para mi ya
no era aventura. Acaso lo fuera
para ella reidora y frivola, des-
envuelta y fugitiva. Y en eso con-
sist�a mi mayor preocupaci�n. Te-
m�a realmente que se apercibiera
de cuan en serio tomaba yo nues-
tras relaciones y que esto lo acha-
ra a perder todo por su posible
miedo a las complicaciones.....
�Era soltera? Era casada? �Esta-
ba de viaje o tenia residencia fi-
ja? �D�nde viv�a. No le pregunt�
nunca. No tenia valor para arran-
car nuestras relaciones del plano
novelesco en que se desenvolv�an
para situarlas en la realidad. Era
m�a y eso me bastaba. El Reman-
so, la luna, las aguas lustrosas del
ca�o, ella y yo... �Para qu� mis?
�No era eso todo?
� � �
Lo era. Pero una tarde ya no lo
fu�.
La noche anterior nos despedi-
mos como de costumbre, pero a la
otra tarde no volvi�. Ni a la otra
noche. NI por muchas noches y
muchos d�as. Dej� de venir como
habla llegado: s�bitamente. Como
una sombra que aparece de mo-
mento, se detiene y se desvanece.
Ya El Remanso no me pareci�
lo mismo. Me agobiaba el lagri-
mear sonoro de las aguas y la
queja perenne del manglar. Dej�
da Ir al Islote y dediqu� mis d�as
y mis noches a la b�squeda deses-
perada de Iclia por todos los sitios
de San Juan y Santurce, donde aa-
bia que so re�nen los de su colo-
nia.
Fu� una peregrinaci�n constan-
te detris de un fantasma que ha-
bla visto un momento, lo tuve en
mis brazos y se desvaneci�___ Y
el fracaso de los d�as de Infruc-
tuosa b�squeda se resolv�a en la '
embriagues alcoh�lica por las no-
ches. Beb�a mucho. Y sufr�a mis.
Llegu� a creer que se habla em-
barcado abandonando el pala y mi
pasi�n. Pero, �por qu� no so des-'
pidi�?, �por qu� ras�n, ti huble- j
r� alelo tan sencillo... aunque tan
doloroso? No lo comprend�a.
Convencido ya de que te habla
marchado me di a ahogar su re-
cuerdo de la mejor manera posi-
ble. Frecuentaba los sitios de ma-
yor alegr�a y de mejores cocteles.
Y una noche. � era en un sitio
donde se re�ne lo mas selecto de
la colonia americana, jard�n en
penumbras, m�sica de la orquesta
y del mar,- - la encontr�. Estaba
en un rinc�n de sombra y luz,
bajo laa ramas de plata de una
palmera artificial. A su lado un
caballero norte�o, joven y apues-
to rublo y amanerado sorb�a en un
vaso largo un licor de color Inde-
finible. Iclia estaba p�lida y ai-
lcnciosa. Se aburr�an ambos.
��HUMPHREY5(
T�ngala siempre en casa ? No acepte substitutos.
No supe lo que hice. Habla ca-
bido mucho y mis nervios estaban
exhaustos de la lucha sostenida
por contener la borrachera y loa
recuerdos. S�lo si que la vi pali-
decer a�n mia, .espantados sus
grandes ojos azulea, cuando me
acerqu� tambaleante a su mesa y
exclam�:
�/Cito, darling!
El hombre que la acompa�aba
se levanto, pronunci� una frase
dura y levant� el brazo. Sent� que
otros brazos me agarraban por la
espalda y ella grit�. El pu�o del
hombre me ros� levemente la bar-
billa. Creo que pudo mis mi bo-
rrachera que su Impacto. Cuan-
do despert� estaba en casa. Me ha-
bla llevado el ch�fer.
� . .
Por muchos d�as volvi� a ser
El Remanso refugi� de mi decep-
ci�n y de mi soledad. Ya no pen-
saba en Iclia. Su actitud de es-
panto aquella noche me dio la cla-
ve de sua sentimientos. Entre nos-
otrosa todo habla terminado, para
ella, Mi presencia habla sido la
de un muerto sepultado honda-
mente en el olvido y que ya no
esperaba ver mas. Nuestra pasi�n
fu� un mero pasatiempo de vera-
no que yo no supe o no quise com-
prender.
Una tarde dorm�. Las aguas se
arrullaban, II Remanso esntaba
al viento. De pronto tuva un sue-
�o. Entre la semi-reslldad del
duermevela percib� el Jadeo de un
motor que llegaba y casaba. En-
trevi una sombra que se acercaba
a mi lado y sent� que una mano
me acarici� la frente.
�D�arest...
La palabra habla sonado con
claridad de cosa real, el aliento ha-
bla rozado mi mejilla. Despert�
Era ella.
Tendida a mi lado, con una dul-
zura en sus ojos y en su sonrisa
de ia qUe nun a la hubiese cre�do ca.
paz, Iclia me miraba. Una s�bita
ola de infinita alegr�a me electri-
z�.
��Querida! �Querida m�a!
�Qu� importaba toda lo pasado
si ella estaba de nuevo a mi lado?
Fu* un transporte de felicidad
Inenarrable trasmitida a las almas
.v a los labios. Pasado el momento
emocional me reproch� y me ex-
plic�.
��Por qu� hiciste aquello? �Por
qu� no permitiste que todo queda-
ra como habla terminado? Tonto,
tonto. Has echado a perder mi mis
dulce recuerdo.
-�Y �l?
Hubo un momento de silencio.
�Es mi prometido. No habla
querido dec�rtelo por no estropear
nuestra bella aventura.
�le que para mi ni habla sido
una aventura ni habla terminado,
Iclia. Habla llegado a amarte de-
masiado para comprender que
fuera de eaa manera... �Le quie-
res mucho'
Me bes� en la boca.
�No. NI creo que me quiera �l.
Pero son asuntos de familia y de
negocloa que los hombres de tu
raza no pueden comprender que
se antepongan al amor. Una na
se casa con quien quiere, sino con
quien puede y, en esta ocasi�n, con
quien debo. Es socio de mi padre,
emparentado con una de las fami-
lias de mis antigua prosapia en
mi pa�s. Debo casarme con �l.
Comprend� aunque ella pensara
lo contrario. Comprend� la fuerza
del prejuicio de razas, de la con-
veniencia del negocio y de la po-
sici�n social. Lo comprend� y sen-
t� l�stima. Mas por ella que por
mi. Yo, al fin y al cabo, dispon�a
de mi libertad para rehacer y en-
cauzar mi vida hacia cualquier
destino. Ella no. Ella era escla-
va de su propio destino, condena-
da a Las cadenas del recuerdo y a
la sumisi�n al prejuicio, a la con-
veniencia, a la posici�n social.
�Ma�ana me marcho, me dijo
�El vino a buscarme, quiso co-
nocer el paia y se ha quedado
unos d�as. Pero ma�ana nos mar-
chamos.
��Y ta casas?
�No hablemos de eso.
��Te caaes?
Volvi� a besarme, con un beso
que trascend�a a perd�n.
�Si. A la semana de estar de
regreso. Esti ya convenido y arre-
glado.
La vos ronca y desagradable
de una gana grit� en el fondo
del manglar. Me abrac� a ella. Es-
taba enloquecido de angustia, en
un v�rtigo* do pesadumbre. Al d-v
pedirnos, en la mejilla de Iclia
rutilaba una ligrima de aguas
azules. Yo no s� si era de ella, o
si era m�a....
� � �
Cuando el buque zarpaba por el
lado de mi bota. Asomados a la
barandilla iban ella y �l con las
miradas perdidas en la lejan�a, en
un atroz y prematuro aburrimien-
to. Agit� mi pa�uelo varias veces,
pero no me vio.
El barco se alejaba, se alejaba.
De pronto me pareci� percibir que
ella lanzaba un beso disimulado
hacia la parte donde deb�a que-
dar El Remanso. Creo que solloc�.
La emoci�n me hizo perder el con-
trol de los remos que me arreba-
taron las olas, y el bote sigui� al
garete... como mi vida.
- FIN -
�1B�sP,*^aOns .i .
>DA
Suprime
. M*""" el malestar y re>
I A*'** �abiece la normalidad del
estoma� porque neutraliza la acides.
'HTH
DIRECTORIO MEDICO
DR. M. PUJADAS D�AZ
Medicina general - Rayos X
Diatermia - Laboratorio Cl�-
nico. - Especialista Nl�oa y
Enfermedades Tropicales.
Consultas: 2 P M a 7 P. M
Parada 43 Vi � Tel. 1737 Sant
Ave. San Jorge trente Iglesia.
Dr. J. E. COLON
Eapeclallsta enfermedadee de
loa tiflones y V�as Urinarias.
Alien �0 altos�TeL 1634 S. J.
DR. M. SOTO RIVERA
GINECOLOG�A
CIRUG�A - RAYOS X
Especialista Enfermedades
propios de la mujer y sus
V�as Urinarias.
Consultas d~ � a 7 P. M.
Edificio Plaza
lado Gonz�lez Padin � TeL 736
Dr.AlfredaL.Hou
Enfermedades de la Piel.
Ponce de Le�n 196 - Pda. 21
Tel�fono Santurce 631
Dr. Jenaro Su�rez
� Especialista tn
PARTOS Y ENFERMEDADES
DE LA MUJER
AVE. DR ASHFORD. STOP 46
(Frente al Hospital
Presbiteriano)
TeL 2660 Santurce.
Dr. V FEMiUS ISERN
Especialmente
Enfermedades del Coraz�n y
del Sistema Circulatorio.
Estudios
Electrocardiograf�as.
Ave. de Diego N�m. 4
Tel�fono 106Z Santurce. P. 1L
Dr. R. Bernab�
M�dico - Cirujano
Se dedica exclusivo'mente �
su especialidad.
OPERACIONES Y ENFER-
MEDADES IN LOS OJOS-
PRESCRIPCI�N DE
CRISTALES.
Salvador Brau 61 - Tel. 705
San Juan.
EL REMEDIO D�HaAiudtl
as el que sigua usando la madre cuando nota an su hijita
al primar s�ntoma da catarro; p�as ya taba qua desda haca
casi medio siglo MENTHOLATUM e j indispensable an el hogar
pora catarros, salpullido, quemaduras, arupclonas cut�neas,
y muchos da osos peque�os malas qua padacan los ni�o�.
� Las madras precavidas tienen MENTHOLATUM a la
mano pues as tambi�n axcelante para aplicarlo a los
ni�os cuando so quoman, ie cortan, rasgu�an o hieran,
pora picaduras da insectos y muchos otros peque�os
percances diarios.
* Inulto iiiniprt en el genuino, lechee* lubtfitutoi
MENTHOLATUM
BUENAS NOTICIAS DURANTE MARZO PARA LOS COMPRADORES DE
RADIOS GENERAL ELECTRIC
Podr�a usted ganarse este
RADIO
GRATIS
**M
'S.
�No pierda Hampo! Vea hoy al agente
da la Generol Electric m�s coreano y
p�dala detalles dal gran concurto "Co-
mandante". Inf�rmese sobra c�mo p�a*
da uited ganarse un precioso radio
tropical, da anca tubos, completamen-
te gratis.
�Act�a ahora! Esta oferta es tar� �a
'igor durante margo y abril.
*^mmi^;>:n^
..-�,*
'-�'�* .*a
w*
�nr
Recomendamos al comprador inteli-
gente el maravilloso radio General
Electric "COMANDANTE" modelo
FE-112. Este presenta pr�cticamente
todos los adelantos de valor para re-
cepci�n superior en onda corta, a un
precio sorprendentemente bajo. Vea
este nuevo modelo en exhibici�n en el
establecimiento de nuestro agente
m�s cercano.
RADIO "COMANDANTE" MODELO FE-112
GENERAL f� ELECTRIC
AGUADILLA .. ..Francisco Garc�a
ARECIBO.....INolla *> Morell
CAGUAS......Manuel Seoon.
COMERIO......A. Romera Cobrara
FAJARDO......Poscosio Garc�a
GUAYAMA.....Sucs. de P.edra
PONCE........Francisco Fortaza & Co.
RIO PIEDRAS .. .. G. Vkaata Maura
UTUADO......Kolb & Compony
VEGA BAJA .... Rafael L�poz
YAUCO.......Fidal Mart�nez


EL MUNDO, SAN JUAN, f. R. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
1�
Mi opini�n sobre las carreras de esta
tarde en el hip�dromo "Mira Palmeras"
---------------------------Por CLOCKER -------------------------
Un magnifico programa nos pre-
senta para uta tarde ti hip�dro-
mo Mira Palmeras, compuesto dt
-��re�antea eventos.
Pr.mera Carrera 1250 Metros
4. PUERTO NEGRO 102
5. REGIONAL 102
�. AZ�CAR 108
7. MARQUESITA 95
Az�car es la favorita l�gica �*n
�l �vento Inicial. La yagua reapa-
rece a concurso despu�s da doi ma-
ses, pero ha' recibido compltta pre-
paraci�n para luchar con �xito.
Sus tr�queos son buenos y luce bue-
nas formas.
Lleva como �nico contrincante
de fuerza al potro Regional, el cual
ha demostrado notable mejor�a, y
ha recibido esmerada preparaci�n
para ofrecer una buena demostra-
ci�n.
Aunque ' Az�car aparentemente
�� la superior y ha recibido comple-
ta preparaci�n, tenemos que reco-
nocer que viene de un descanso,
y adem�s lleva de contrincante al
potro Regional, que ha progresado
notablemente, clasific�ndose como
un caballo veloz y fuerte. Por to-
dos los motivos recomiendo la se-
. - on d� ambos ejemplares, d�n-
dole la preferencia, desda luego a
Az�car.
Segunda Carrera 1300 Metros
L JOHN BARRYMOR1 96
2. TATO � - ' 102
3. KESWICK 99
4. DORA MERCE 102
\ M1CABIL , 102
6 PALO VIEJO 98
7. DORADO 95
g. VILLA 102
9. WALTZ KING 102
10. CICL�N 102
Vuelven a luchar esta tarde los
caballos del reclamo barato y la
rarrera se presenta bastante com-
plicada para acertar el ganador.
En mi selecci�n recomiendo a Villa,
Dorado y John Barrymore.
Villa viene siendo preparada pa-
ra aprovechar esta oportunidad
desde haca algunas semanas y el
jueves traque� bien tn Quintana.
En su �ltima carrera demostr� me-
jor�a, terminando fuerte tn segun-
do puesta-, en un grupo similar a
�ste. Dorado gan� su �ltima ca-
rrera a mil quinientos metros. El
csballo se mantiene en buenas for-
mas, y ha recibido la debida pre-
paraci�n. Es un caballo veloz y
fuerte en este grupo. John Barry-
more asil� muy retrasado el miar-
coles y avanz� notablemente, pa-
reciendo como que hubiera luchado
con �xita atrancando en buena po-
sici�n. El caballo carne� da esta-
blo y ha demostrado que se man-
tiene aliviado y dispuesto.
Siempre he clasificado a estas
carreras de reclamos baratos dif�-
ciles para predecir al ganador, pues
los contendientes son caballos in-
segura*. -Gomo favorita indico .a
Villa, W. cual ha mejorado lo su-
ficiente, seg�n mi opini�n, para
que sa ie brinda la primara oportu-
nidad en este lote. Dorado y John
Barrymore por sus actuacones se
clasifican da contrincantes peli-
grosos. He hacho esta clulftcaci�n
a p�i�r de que reconozco que com-
pitan ottps � caballos con opci�n al
triunfo. *
pe�n crloUo algue clasific�ndose
con las mayores probabilidades.
Claro asta qua las �ltimas amena-
zas da Patea Wrack han impresio-
nado favorablemente en cuanto a
su condici�n y tenemos que brindar-
le una oportunidad, y esperar qua
la ofrezca una buena carrera a
Cofres!. No obstante, tengo con-
fianza en que volver� a imponerse
al campe�n criollo. \
Quinta Carrera
1. TERESITA A.
5. LOQU1TO
6. SOLABAYA
7. YIYO
8. CANDEUTA
1-1/4 Milla
10�
102
102
99
98
En la carrera de eliminaci�n pa-
ra los caballos importados reco-
miendo como mi �nico candidato a
Ylyo. Este caballo ha corrido regu-
larmente en los �ltimos meses, ter-
minando en el dinero en su grupo,
figurando siempre. El domingo pa-
sado corri� a mil quinientos me-
tros y durante la semana ha reci-
bido fcs ejercicios de costumbre. El
Jueves realiz� un traqueo a galopa
largo, demostrando notable diapo-
sici�n y not�ndose bien aliviado da
patas. Por todos los motivos espe-
ro que Yiyo se elimine como ejem-
piar de carrera de los hip�dromos
de la Isla.
Para el segundo puesto se desta-
ca Solabaya, seg�n mi opini�n, ba-
s�ndome en que ea el que m�s
fuerte de patas sa encuentra entre
los dem�s contendientes.
Sexta Carrera
1. CARTA NEGRA
6. MAHOMA
7. EL SORDO
a COLEGIAL
9. JULIO CESAR
1-3/18 Milla
102
102
102
102
102
Tercera' Carrera
5. BARRIO OBRERO
4. n-ORlDO
3. LA BAILADORA
6. VENEZUELA
7. CENICIENTA
8. CELOSA
10. ALMIRANTE
1280 Metros
102
96
95
99
108
106
102
En esta reclamo de 8708 para ca-
ballos del pa�s recomiendo a Ca'.o-
sa, Barrio Obrero y Almirante.
Celosa sa ha anotado dos victo-
rias en au nueva temporada y se
mantiene en buenas formas, y de-
bidamente preparada. Durante la
aemana ha sido traqueada regu-
larmente, demostrando �ojtura y
disposici�n en los trasiegos. Ba-
rrio Obrero gan� su �ltigaa carre-
ra con bulen r�cord, cubriendo loa
1400 metros en 1.34. La yegua a
pesar de todo ha demostrado mejo-
r�a y se mantiene aliviada da pa-
tas. Almirante ha demostrado flo-
jedad en sus �ltimas carreras, pe-
ro el caballo se encuentt* aliviado
de patas * lleva la ventaja de que
es el mis veloz del Iota.
Considero que los tras ejempla-
res ya se�alados dominan el even-
to y que de acuerdo con sus pa-
sadas actuaciones son lndeacarta-
bles en toda selecci�n. Al clasifi-
carlos indico como la favorita a
Celosa, su m�s fuerte contrincante
a Barrio Obrero, y contendiente
con oportunidad a Almirante.
En este evento de larga distan-
cia controlan Colegial y Julio C�-
sar, qua son los candidatos mis
fuertes.
Colegia! se anot� un triunfo muy
luchado en su �ltima carrera fren-
te a Black Wltch. El caballo ha se-
guido en buenas condiciones y ha
recibido completa preparaci�n pa-
ra al largo recorrido. Julio C�sar
realiz� una carrera fuerte en 'a
"Copa Washington", pues arranc�
mal y fu� forzado, llegando en ter-
cer puesto. El caballo aparente-
mente se mantiene en buenas con-
diciones, pues se nota dispuesto en
los tr�queos, y ha recibido la de-
bida preparaci�n.
Clasifico a Colegial y Julio C�-
sar con casi las mismas cualidades,
pues ambos ejemplares poseen cua-
lidades para vencerse mutuamente.
Como favorito recomiendo a Cole-
gial, que se encuentra m�s des-
cansado que su contrincante, ya
que est� empezando su nueva tem-
porada, mientras que Julio C�sar
ha realizado una fuerte campa�a.
S�tima Carrera 1250 Metros
1. CECILIA B. 95
2. CELT PRINCE 102
3. LA GAVIOTA 102
5. ISABEL 11 102
8. CAPULLITO 98
Celt Prince se clasifica como el
l�gico favorito ea la carrera del
cierra del buen programa da hoy.
En su �ltima isrrera tuvo qua
realizar su mejor esfuerzo para
vencer a Cecilia B., pero desda en-
tonces el caballo ha progresado no-
tablemente, seg�n lo ha demostra-
do en los ejercicios matinales. El
jueves cubri� los mil doscientos me-
tros en 1.21 f�cilmente, sobre una
pista que no estaba ligera.
Lleva como contrincantes fuer-
tes a Cecilia B., qua as una yegua
fuerte y sa mantiene en buenas
condicionas; y La Gaviota, qua ha
luchado aceptable mente en sus
primeras carreras, d e m o strando
ser veloz.
Indiscutiblemente el caballo Celt
Prince ea el m�s probable ganador
da este evento a pesar de que tiene
contrincantes fuertes en Cecilia B.
por su resistencia y La Gaviota
por su velocidad.
Cuarta Carrera 1300 Metros
1. PETEE. WRACK 2. COFRESI 3. QUIQUE J. 4. CULEBRA �. REAL TESORO 7. GROVICH 102 , 109H 102 102 99 98
Los tr�queos de
ayer s�bado
SIXTO HUBIESE GANADO POR
K. O. EN ESTADOS UNIDOS
As� se lo confes� el propio arbitro Me A voy al gran
deportista don Valent�n Aguirre
NUEVA YORK, marzo 4. (SEM).
�"El sitio m�s f�cil del mundo pa-
ra hacer amistades", es la descrip-
ci�n que haca de la isla da Puer-
to Rico el caballero espa�ol don
Valent�n Aguirre, Industrial esta-
blecido en Nueva York desda hace
muchos anos. El se�or Aguirre, In-
timo amigo y admirador del cam-
pe�n Sixto Escobar, hizo el viaje
a la Isla con el prop�sito primor-
dial da "no perderse la escena da
la reconquista del titulo por Six-
to", dando previamente por descon-
tada esa victoria del muchacho de
Barceloneta. Don Valent�n nunca
ha dejado de presenciar aqu� una
pelea de Escobar.
�Vengo�nos dice el se�or Agui-
rre�encantado de aquella isla y de
su pueblo, y convencido, una vez
m�s, de que Sixto Escobar ea el
mejor campe�n mundial que ha te-
nido la divisi�n peso gallo. Puerto
Rico, a peaar de loa muchos justos
elogios que del pa�s siempre se me
hicieron, result� para mi poco me-
nos que una revelaci�n. San Juan
es una ciudad encantadora. Los
portorrique�os son hospitalarios.
Joviales, comunicativoa. No me cos-
t� trabajo, pues, ni mucho menos,
hacerme de numerosas amistades,
entre las que cuento a periodistas,
funcionarlos del Gobierno Insular.
comerciantes y ciudadanos en ge-
neral.
El se�or Aguirre extendi� sus
elogios de Puerto Rico para los
diarios hispanos de Nueva York, y
asegur� que, en el futuro, sus va-
caciones no ser�n problema en
cuanto a c�mo decir d�nde pasar-
las, pues "lo que soy yo. no dejo
de paaarlas en Puerto Rico".
Haciendo detallados comentarios
sobre la pelea Escobar-Jeffra, Agui-
rre loe sintetiza en una sola sen-
tencia:
�SI esa pelea se hubiera celebra-
do en Estados Unidos, habr�a aido
suspendida en el d�cimo asalto, pa-
ra evitar al perdedor un castigo In-
necesario.
Asegura adem�s que el referee
McAvoy le dijo qua en Nueva York
�l no hubiera permitido la conti-
nuaci�n del combate despu�s del
round mencionado. Y termina con
la convicci�n de que Sixto en rea-
lidad gan� por nocaut, pues "la
primera vez que cay� Jaffra a la lo-
na, le empezaron a contar 'nueve
A LOS ATLETAS SAN-
GERMESOS
Se les rindi� un homena-
je a su regreso
En la tarde del martes 1* del mes
en curso, comenzando a las 3:30
y en el Hotel "Oasis", celebr� el
Club de Futuras DueAas de Casas
de San Germ�n, dirigido por la se-
�orita Carmen L Marchany y con
la cooperaci�n de la Srta. Mar�a
M. Capestany, consejera insular da
esta Club, quien se ancuantra tra-
bajando en esta ciudad, y da laa
profesoras de ciencias dom�sticas.
se�orita Consuelo^ Rivera y la se-
�ora Mar�a E. Ramos do Aviles, un
baile homenaje en honor do nues-
tros atletas, Luis Sambolln, Arque-
lio Torres, Ra�l Gonzalos y Fran-
cisco Gelpi, quienes regresaron en
I la delegaci�n de Panam�.
Estos fueron invitados de honor,
y al hacer su entrada al hotel, fue
ron delirantemente aplaudidos por
todos.
Solicitamos de nuestros mucha-
chos algunas impresiones, dict�ndo-
nos las siguientes:
"Saludamos a todoa nuestros
consecuentes amigos, quienes an-
tes de partir nos desearon toda
clase de suerte.
"Nos sentimos contentos y ale-
gres de estar de nuevo entre uste-
des y esperamos con lo poco apren-
dido, fomentar m�s ampliamente el
deporte del aro y el bal�n en San
Germ�n."
Serian las 6:30 P. M. cuando
termin� este sencillo homenaje que
expresa el aprecio de nuestro estu-
diantado hacia nuestros atletas.
TITO
---------- ^� -
Cabo Rojo deportivo
Por fin la Escuela Superior de
Cabo Rojo tendr� su propia can-1
cha. Aunque el referido plantel ha-
bla construido anteriormente dos
sitios d� recreo, no ha aldo sino
hasta el presente que tras ardua
labor, encabezada por el profesor
Juan A. Nazario y un grupo de es-
tudiantes, se ha realizado el sue-
no de los deportistas Augusto Al-
vares y V�ctor L. Qui�ones: pro-
veer a la "Hlgh" de una buena can-
cha de baloncesto. La labor reali-
zada por Mr. Nazario y aus mucha-
chos ha sido elogiada por el pue-
blo en general y loa trabajos rea-
lizados hasta la fecha van muy ade-
lantados. Debido a loa escasos re-
cursos con que contamos, se Inicia-
r� una campana para colectar fon-
dos. Esta campana, que dar� prin-
cipio muy en breve, eatar� presi-
dida por un comit� compuesto por
deportistas de la localidad. Espera-
mos que tan noble gesto deportivo
A PREFERIDO, que sali� cojo
de su �ltima carrera, le han pro-
curado alivio y esta semana lo han
traqueado con regularidad, some-
ti�ndolo a ejercicios suaves,
tea
SECOND STORY. el cual recibi�
un buen tratamiento de t�picos en
las extremidades durante el des-
canso de que disfrut�, ;a est� efec-
tuando ejercicios de nuevo, galo-
pando corto al lado del pony.
t ���
COMERIO. que en sus �ltimas
carreras luchando a largas distan-
cias se ha aflojado en los tramos
finales, est� siendo preparado para
competir a distancias cortas, por
lo cual sus ejercicios de los �ltimos
d�as hsn sido moderados.
���
YUYIN'ya est� efectuando ejer-
cicios suaves al lado del pony en
su nuevo entrenamiento. Recibi�
un buen tratamiento de t�pico en
las extremidades, y la cura le ha
aprovechado notablemente.
���
CEIBA, la hija da HUdur y Vasa.
que se cay� en su �ltima carrera
cuando venia realizando una bue-
na demostraci�n frente a Mas/
West, Guayama y Cecilia B� ya
est� efectuando galopes largos en
su nuevo entrenamiento, not�ndo-
se dispuesta.
� ��
KA ROLA (Banana) ya est� afee.
tuando traquees de nuevo. Despu�s
de realizar dos carreras ea la Isla
fu� sometida a un tratamiento en
las extremidades, y la yagua de-
muestra que se encuentra aliviada
y contenta.
���
CONTAi TO fi�tV_vendido para
St. Thomas, donde ser� dedicado a
semental. Es un caballo argentino
qua fu� importado a Estados Uni-
dos, de donde vino a Puerto Rico.
���
LUCERO, que recibi� un trata-
miento de t�pico en las extremida-
des cuando lo atend�an en Las Ca-
sas, ya empez� de nuevo a prepa-
rarse, realizando galopes cortos al
lado del pony. Se nota aliviado y
contento.
� ��
P. CASTRO JR., Jockey aprendiz,
quien ya ha realizado buenas de-
mostraciones, pilotando varita ga-
nadoras este a�o, se encuentra me-
jor do los golpes que recibi� cuan-
do sufri� una calda del caballo
Wallie. pero todav�a algue recluido
en la cl�nica. Seg�n Informes, el
muchacho sufri� la fractura de
una clavicula.
LAS HUESTES NEGRAS
DEL PUGILISMO
Por JOHN LARD.NER
segundos" despu�s de transcurridos I Bander�n con que don Valent�n Aguirre obsequi� a don Jacinto Escobar, adaloa cJbenaMoaf1 " "" d' **"
,i i\n n va jl r\ i AananaAn asi n^iiAha fa^N efe itt late f\
cuatro...
padre del campe�n, en prueba de amistad.
IS^^a FIB considera invitar al
Los hermanos completos y viejos
rivales Cofrtsi y Patee Wrack vuel-
ven a enfrentarse hoy a una dis-
tancia intermedia. La �ltima vez
que lucharon venci� Cofreal decisi-
vamente, aunque pa*a la mayor�a
de los expertos no lo hizo eon la
misma facilidad de otra� veces.
Ambos ejemplares han recibido
la debida preparaci�n y, aunque
Petee Wrack hizo un traqueo me-
jor de los qua habla realizado pa-
ra sus �ltimas carreras, al cam-
Mina de diamantes
CAMINO. California-� (P U).�
La vieja mina de Cherokea. cono-
cida hace tiempo como "la mina
de diamantes de California" porque
dichas piedras se encontraban all�
con frecuencia, ht vuelto a su an-
tigua actividad. Bert Carpanta*,
qui�n trabaja actualmente dicha
mina, encontr� dos diamante de dos
quilates cada uno, con un valor de
doscientoa d�lares.
LAS CASAS, pista buena:
Galopes: Julio C�sar, Cayeyana.
Ylyo, Colegial, Preferido, Grume-
te, Aga Ray, San Juan, Grovich.
Gallant Lady.
Galopes con pony: Cuca G., Car-
ta Negra, Tere, Nacional Jr., Dlno-
rah, La Bailadora, Dandy, Don
Barrag�n, Second Story.
Escapes:
Marco Antonio�1,200 metros en
1.18-3|5.
J�dex�800 metros en 1.01.
Condeslta�200 metros en .14-35.
Cronista�1,000 metros en 1.06-2,5
f�cil.
QUINTANA, pista buena:
Galopes: Carm�n, Ceiba. Casca-
bel, Clarivel, Venezuela, Condado,
Dr. Ju. Lucero, Mirasol, No Diga
M�s, Celt Prince, Petee Wrack.
Regional, Lajas, Lleja, Manto Klng,
Canciller, Capit�n, Uttle Nap II,
Bleu Nuit, Dormil�n, Candita, Ce-
losa, Cara Mar�a, Ninfa, Poropi,
Popeye, Higuamota, Batacl�n, Can-
dente, Duque.
Galopes con pony: Hope Loring,
Waltz King, Cecilia B., Linda, Joan
Crawford. C�ales, Rloja, Villa, Ca-
nillera, Almirante. San Jos� Flor
de Borinquen, Colito Myrna Loy,
Cofres!, Lydia.
Escapea:
Comentarlo�1300 metros en 1.23
f�cil.
Burlesco�800 metros sobre las
bridas.
Lucia�1300 metros en 1.22-3,5 f�-
cil.
Mae Watt�1200 metros en 1.28-
2,5 f�cil.
Mokatam 11�800 metros en M
f�clL
Black Wltch-1 milla en ZOO so-
frenada.
Caperuclta�1200 metros sobre las
bridas.
En los pr�ximos torneos
de baloncesto
(Nota oficial de la FIB)
Antes de embarcar rumbo a
Panam� como miembro da la de-
legaci�n ol�mpica portorrique�a,
el profesor Eugenio Guerra, Ase-
sor T�cnico de la Federaci�n In-
sular de Baloncesto, rindi� el me-
mor�ndum que le habla sido soli-
citado para los distintivos de
arbitros.
Recomendaba el profesor Gue-
rra que los arbitros ae uniforma-
ran para los partidos importan-
tes de la FIB y todos los do la Li-
ga Portorrique�a, con uniformes
especiales que pudieran llamarse
de gala. Como color b�sico del
uniformes, el profesor Guerra re-
comendaba el amarillo, que juz-
gaba era dif�cil de confundirse
con alg�n otro color. La Federa-
ci�n orden� Inmediatamente la
confecci�n de loa uniformes de
gala, que son "Polo Shirts" ama-
rillos. En la manga izquierda tie-
nen un escudo rojo con las letras
FIB y una estrella en amarillo,
y en el bolsillo al lado Izquierdo
del pecho tienen un n�mero espe-
cial.
Loa pantalones ser�n blancos y
las� zapatillas negras.
Los .cronometristas y anotado-
res en loa juegos, de importancia
de la FIB, tendr�n un distintivo
en el brazo tambi�n en rojo con
letras amarillea y loa represen-
tantes oficiales tendr�n unos en
azul con letras blancas.
Los uniformes corrientes de
los arbitros ser�n blancos ente-
ros y sin distintivos de ninguna
�ndole.
equipo ol�mpico de Panam�
A jugar una serie de partidos de balon-
cesto en Puerto Rico
conjunto paname�o venci� al bori-
cua en las pasadas Olimpiadas Cen-
troamericanas por solamente ocho
lentos y fu� moralmente el gana-
dor de las justas.
La temporada consistir�a de do-
ce partidos y el conjunto paname-
?�
Barlund gan� por K. O.
t�cnico
NUEVA YORK, marzo 5 (PU)�
Antes de que subiera al cuadril�te-
ro para enfrentarse a Gunnard
Barlund, se dec�a de Buddy Bs.-r
que llegarla a ser campe�n mun-
dial del peso m�ximo. Al minuto y
38 segundos del s�ptimo asalto,
Buddy fu� sacado del cuadril�tero,
victima de un nocaut t�cnico, y
Barlund aclamado como probable
campe�n.
Buddy hizo creer que podr�a cum-
plir las predicciones cuando conec-
t� un fuerte golpe a la nariz ie
Barlund y le abri� una herida so-
bre el ojo izquierdo. Pero el arbi-
tro par� la pelea en el s�ptimo
asalto despu�s q. Barlund aterriz�
20 golpes directos a la cara da Bud-
dy, sin que �ste devolviera uno s�-
lo de los golpes. Es la primera vez
en 64 peleas que a Baer le ocu-
rre esto.
Una multitud de 8,565 personas
abuchearon a Buddy mientras sa-
lla del cuadril�tero, grit�ndole:
"Es un holgaz�n como el hermano
Max".
� � �
NUEVA YORK, marzo 5 (PU)-
En uno de los preliminares da la
peles Iser-Barlund, Peta Scaizo,
da 138 libras, de Nueva York, ven-
ci� por puntos a Crist�bal Jarami-
lio, da 123, da Puerto Rico, en pe-
lea a seis asaltos.
Los Instructores atl�tlcos de Ca-
bo Rojo. Rosalina Torres y Wiily
Comas han estado muy atareados
con sus excelentes programas de-
portivos. Tanto la se�orita Torres
como el Joven Comas est�n llevan-
do a cabo el resurgimiento del de-
porte en esta localidad, con tan
buen acierto que esperamos que en
un futuro no muy lejano Cabo Ro-
jo podr� ofrecer un conjunto de
buenos prospectos para hacer brl-
llar a su pueblo en el deporte in-
sular.
El viernes 25 de febrero un con-
junto de la pintoresca poblaci�n de
Rinc�n celebr� un desafio de volley
ball con un escogido de la Eacue-
la Superior de esta poblaci�n. No
obstante la marcada superioridad
de los muchachos de Rinc�n, h�bil-
mente dirigidos por su entrenador,
que es un correcto "sportman" y
la falta de pr�ctica del equipo ro-
leno, nuestro equipo result� ser un
hueso duro para los de Rinc�n ha-
biendo �stos ganado 3 juegos por
2 los de Cabo Rojo. Se distinguie-
ron por Rinc�n todos los jugadores,
especialmente Guay, que result�
ser un jugador de primera catego-
r�a, y por los nuestros Elmo Ortiz.
Pr�ximamente nuestro equipo
visitar� Rinc�n en juego de revan-
cha. Felicitamos a los muchachos
de Rinc�n por su alto "sportman-
ship" demostrado durante todo el
desafio.
� � �
El furor del patinaje ha invad�-
Los siguientes ejemplares. los do el pueblo de Cofres!. Diarlamen-
cuales f i guraban inscritos en el I te en las aceras y en la plaza de
programa que presenta para hoy recreo Innumerables fan�ticos se
el hip�dromo Mira Palmeras, fue- j entregan a las delicias de este nue-
dos todos los jugadores de tennis | r0n retirados ayer s�bado dentro � vo deporte. Circulan Informes de
de Puerto Rico que deseen compe- de la hora reglamentaria: I que pronto se Iniciar�n carreras
tlr en el pr�ximo Campeonato Grumete, Joan Crawford, Tole- J de patines semanalmente en la pla-
Anual de la YMCA por el trofeo �ana, Arroyano, Petrin, Rizo C, z� de recreo, con premios para los
�ngel Ramos, para una reuni�n j V|va Asturias, Ethel Marbe. Ca- vencedores. Las competenciaa se-
que habr� de celebrarse en los sa- nillera. Suzanne. Nevado, M o nta-1r�n Por edades, ya que el deporte
hez, Contacto, Maco, Blue Lizard,'lai �barca a todas.
(Nota oficial de la FIB)
El Consejo Ejecutivo de la Fede-
raci�n Insular de Baloncesto viene
considerando actualmente la idea
de invitar al conjunto ol�mpico de
Panam�, a venir a Puerto Rico a
jugar una serie de partidos con | no "���^ nuestro "hu�sped "durante
los conjuntos boricuas afiliados a � un mes
la Liga Portorrique�a y con otros i E, consejo considera actualmen-
conjuntos del pa�s. Simult�neamen-1 � la posibilidad de la temporada
te se Invitarla al equipo del Col�- � y desearla saber si la idea tiene
glo Mu�oz Rivera de la Rep�blica I ambiente en la afici�n. Por ello
Dominicana, afiliado de honor a la | se agradecer� el env�o de opinlo-
Federaci�n Insular de Baloncesto, ' nes ya 8ea a la prensa diarla o di-
para participar en la temporada. ' rectamente a la FIB. apartado 102,
Como recordar� el lector, el � Areclbo, P. R.
Campeonato anual
de tennis
Trofeo Ramos
Doble Eliminaci�n
Por la presente quedan convoca-
Caballos retirados en
"Mira Palmeras"
La vida pintoresca de Jack Johnson.
Un cap�tulo interesante de la
historia del boxeo
(Tercer articulo de la serie)
Resulta dif�cil creer en estos d�as
que Jack Johnson, el negro estiba-
dor de los muelles de Galveston
(Texas) que lleg� a ser campe�n
mundial de boxeo de todos los pe-
sos, fu� en su d�a el hombre m�s
odiado de los Estados Unidos, sin
exceptuar al ministro William Jen-
nlngs Bryan. al estafador Ponzl ni
al asesino Le�n Czolgosz. el anar-
quista que dl� muerte al presiden-
te MacKinley.
La causa de la antipat�a que des-
pertaba Johnson era que, sabiendo
que boxeaba mejor que la mayor�a
de los pugilistas blancos de su tiem-
po, hacia gala de inmodestia ante
el p�blico, que detestaba sus des-
plantes. Johnson se divert�a en el
"ring", burl�ndose de sus adversa-
rlos y ri�ndose de la concurrencia,
a la que se complac�a en ense�ar
sus dientes de oro. Era en verdad
un buen tipo, amante de la diver-
si�n y nada taca�o, pero que no po-
d�a resistir la tentaci�n de "hacer-
se ver".
Buena parte de su fanfarroner�a
desapareci�, empero, al ser objeto
de una sentencia correccional por
trata de blancas, poco despu�s de
haber puesto fuera de combate al
�dolo de los aficlonadoa nort�ame-
tn libertad bajo cauci�n, te escap�
del pa�s y anduvo vagando al azar
por la Am�rica del Sur y por Euro-
pa, gastando el dinero que habla
ganado anteriormente.
Estaba Johnson trabajando en
San Francisco do California cuan-
do resolvi� dedicarse al pugilismo.
Jeffries era campe�n entonces y ha-
bla manifestado su Intenci�n de
retirarse del deporte sin haber sido
derrotado; Johnson, en aquel en-
tonces considerado como profesio-
nal de segunda categor�a, no tenia
aun la menor noci�n de enfrentar-
se con Jeffries.
CRECE SU FAMA
Empero. Johnson tuvo oportuni-
dad de medirse poco a poco con lo
mejor que habla entonces en el pu-
gilismo norteamericano (Sam Mac-
Vey, Joe Jeannette, Dan Murphy y
otros), a quienes venci�. Su fama,
naturalmente, se fu� extendiendo.
El negro era realmente un buen
profesional, r�pido, astuto, maestro
de la defensa y bastante buen "pa-
gador" con ambas manos.
Iones de dicha Asociaci�n, el pr�xi
mo Jueves d�a 10 de marzo, de 1937,
a las 8:00 P. M.
En dicha reuni�n se abrir�n ofi-
cialmente las Inscripciones para el
campeonato y se tomar�n acuerdos
adopt�ndose reglas y condiciones
de juego para hacerse asi un cam-
peonato m�s Interesante.
Es el prop�sito de la YMCA co-
menzar dicho campeonato el dia 21
de los corrientes y entre las cosas
que se desean determinar es la fe-
cha en que habr� de verificarse
los juegos.
Una vez m�s desea la YMCA re-
cordar que todos los tennlstas de
Puerto Rico est�n invitados a es-
ta reuni�n.
YMCA
Por M. A. RODR�GUEZ
Manhattan II, Fugitiva, El Galle-
go. Nenito, Myrna Loy.
Se anunciaron los siguientes
cabios de jockeys y peso:
John Barrymore ser� corrido
por A. Fort con 102 libras: Sola-
baya por G. Escobar, y Yiyo por
A. Fort con 102 libras.
��t> � ��
Aunque el deporte de los pu�os
ha decaldo enormemente en la lo-
calidad, vemos alguna animaci�n
entre los buenos pinos con que con-
tamos. El p�gil del peso mosca,
Tony Graniela. conocido por su dis-
cutida victoria sobre el ol�mpico
William Palou. ha empezado su en-
trenamiento para luchar pronto en
los cuadril�teros de la Isla. Tony,
Brown derrot� a Sang-
chili
PAR�S, marzo 5. (P. U.)�Al
Brown, de 117 12 libras, venci�
por puntos a Baltasar Sangchlll,
de Espa�a, de 117 libras, en pelea
a 15 asaltos, reconquistando el re-
conocimiento de la Uni�n Interna-
cional de Boxeo como campe�n del
peso gallo. Debido a que era una
pelea de rencor entre los dos
contendientes no hubo el acostum-
brado apret�n de manos. Sangchl-
ll le habla arrebatado el titulo a
Brown hace dos. ��os. Desde en-
tonces pas� gastando su cuenta de
banco de 4,000,000 de francos en
visitas a lugares nocturnos y Ju-
gando.
En sus preparativos para esta
pelea, gan� cinco encuentros, cua-
tro dt ellos por nocaut. Aunque
gan� nueve de los asaltos, mu-
chos concurrentes a la pelea lo
abuchearon, pidiendo que se decla-
rara empate la pelea.
RetO aceptado COnd�cio- seg�n nos dice, espera v�rselas al-
nalmente
Seg�n nos comunica el se�or An-
tonio Diaz Torres, de Yabucoa, la
direcci�n de la novena "Yabucoa
Star Light" est� dispuesta a acep-
tar el reto del 'San Juan Glants'
para la celebraci�n de cinco Jue-
gos, pero con las siguientes condi-
ciones: que los juegos sean arbi-
trados por umpires oficiales; que
los tras primeros desaf�os sean ju-
gados en la Liga del Escambr�n,
comprometi�ndose el 'San Juan
Glants' a pagar loa gastos de via-
je y almuerzo del team yabucoeno;
que los dos restantes deber�n Ju-
garse en el campo atl�tico de Ya-
bucoa, y que el lint up de ambas
novenas no sea alttrado en nin-
g�n momento.
a�
Grit� a tiempo
CLEVELAND.�(P U).� Un gri-
to dado a tiempo salv� la suma
de mil d�lares a una entidad de la
localidad. Alice Webber, linda me-
can�grafa de 20 a�os, se encontra-
ba trabajando en los momentos tn
que un bandido penetr� en el edifi-
cio armado dt una pistola. Alice
sigui� su impulso natural, emitien-
do un alarido tal de miedo, que el
hombre huy� antes de poder apo-
derarse de nada.
g�n dia con el Campe�n Centroame-
ricano y del Caribe del peso mot-
ea, Jos� A. Torres. EFECE.
DE REGRESO DE CENTRO
AMERICA
Estoy a las �rdenes dt mis
compa�eros M�dicos y Ciru-
janos y da m�a clientes
J. M. Amadeo, D. Ph. C.
Especialista tn Masajea y
Gimnasia Sueca M�dica y
Ortop�dica.
Trece a�os de experiencia
profesional,
Hottl Cap�tol, parada 12,
Tel. 1620, San turco.
Deapu�s de haberse retirado del
"ring" el campe�n, Jeffries, sa tfte-
tu� una pelea en Los Angeles, en
1906. entre Tommy Burns y Mar-
vln Hart para decidir a qui�n co-
rresponder�a suceder a Jeffries.
Burns venci� a Hart y se march� a
Australia, adonde Johnson fu� a
buscarle. En un encuentro efectua-
do tn la ciudad dt Sydney, en 1908,
Johnson puso fuera de combate a
Burns en catorce asaltos y regre-
s� a los Estados Unidos lleno dt
gloria... y de champada.
Su regreso fu� la se�al para el
comienzo de una campana encami-
nada a encontrar la "esperanza de
la raza blanca", que derrotara al
negro fanfarr�n. El hecho dt qut
(Contin�a en la p�gina 15 col. 7)
PRONTO
�lbum Ol�mpico
Lunlruajnnricano 1938
Records, dibujos y fotograf�as
de los juegos tn Panam�.
50c. � Agente a 40c.
Dir�jase: TONY VILLAMIL,
Independencia N�m. 11,
Santurce.
1 > SO* CSBTAUKO i ru-
so. Dt lASOt DllfCIUSO.
Dtsnuoo o< �erro Meo
�r�oiADo roa
LOS (ATABMSS
mas txruTOt
ts rnwrou roe
au abona, tu eu.
�iza r su Satos.
tus ous su PALAtaa bscida.
ratono una �uno � t�
Si son bjsal paju cocamas, solo
O SN NNiBSAIlt
�EX�JALO!
KLEIV1 , .
Inauguraci�n de Carreras de Perros
11 DE MARZO DE 1938
A LAS 8:30 P. M.
Can�dromo 'las Monjas"
EN HATO REY
10 Carreras�Pool�Banca�10 Carreras
M�SICA DEPORTE ENTRETENIMIENTO
GRAN APERTURA
11 DE MARZO �NOCHE DE GALA




EL MUNDO, SAN JUAN, f. I. � DOMINGO � DE MARZO DE 1931
15
Anuncios Clasificados
COMPRA VENTA
MISCEL�NEAS
SELLOS DOMINICANOS Uliloi,
limpio*, perfectos, desde 50 cen-
tavos en adelante; aelloi sxtranje-
:o* 100 diferentes 30 centavos. Se
garantiza satisfacci�n. Antonio Ca-
mino, Ciudad Trujillo, R. D. **-C
BEAVER BOARD: El cart�n Ideal
;>ara divisiones y cielos rasos. F�il
'locar- Duraci�n �terna. Evita
imedad. Aisla el calor. De ven-
ia por Los Muchachos. Suca, da A.
Mayol A Co., San Juan, P. R.
HNA-M
i
BLOQUES DE CRISTAL para
ronstruir ventanales a prueba de
aira acondicionado, sirven tambi�n
para tragaluces, para ventanales
ornam�ntale* que dan lu� a las
escaleras. Tenemos en existencia.
Ferreter�a Merino, San Juan.
3-28-M
BUEYES J�VENES de trabajo, se
venden. De quince a dieciocho arro-
bas, a bu�n precio. No deseamos
corredores. Finca Quebrada Pal-
mas. Naguabo. Km. 65.4. HNA-B
HERRAMIENTAS EL�CTRICAS
marca "Black A Decker", taladros,
.pulidoras, lijadoras, esmeriladoras;
m�quinas "Driver" para talleres de
carpinter�a, tornos, sierras de cln-
ta, circulares y topis. Pida cat�lo-
gos a la Ferreter�a Merino. San
Juan. P. R.__________3-28-M
JEREZANOS, POLLOS de pelea y
huevos de incubar de la mejor ca-
lidad. Salvador Rocafort. Huma-
'rao. 4-3-R
SE VENDEN, al barrer, alrededor
de 200 pipas de vino, vacias, de 50
jalones, nuevas. Para Informes:
Frigor�fico Ram�rez, San Juan. Te-
l�fono 820. f*J
VENDO CANARIOS buenos canto-
res y pares criadores a precios de
situaci�n. Estoy realizando crian-
za. Informar�n: Sra. Martines, Va-
lencia 3, alto*, tel�fono 2902 rojo.
Santurce. 3-13-M
COMPRA VENTA
MISCEL�NEAS
LOSETAS para cuartea de bafto,
cer�mica en colores, azulejos en
colores, quarry tiles para escale-
ra*, atulejo* de reflejos metal eos
para fachadas. El mejor surtido to
encontrar�n en la Ferreter�a Me-
rino, San Juan, P. R. 3-28-M
POSTES ANGULARES esquineros
y term�nale* de hierro para verjas
y cercado*. F�ciles d- poner, dura-
deroa y econ�micos. Pida Informes
y precio* a "Los Muchachos", Sucs.
de A. Mayol * Co., San Juan. P-M
-noOA'-Allmeneoe wara pollito*
gallinas poneUora*, aeneto*, ;anadc
y perros. Reciblmoe embarquM a�
rr.anales. Hacemoe ajusta para en
traga* aa la isla. A R ZENO, Alien
U J-5-3S-Z
BARAT�SIMO vendemos lote de
Enciclopedias Brit�nica y otros li-
bro*. Vea.os. Llover�s N�m. 3. ter-
cer piso, parada 21, tel�fono 2794
verde. Santurce. 3-21-P
BODAS, BAUTIZOS y restas En-
cargue su bizcocho para su boda
o fiesta a La Bombonera, Atiua-
rium o Fuente Padln. Estableci-
mientos Puig Abraham A Co.
HNA-P
ACCIONES BANCO POPULAR: SI
Interesa vender algunas llame a
Cario� J. Torre*, tel�fono 220, San
Juan. 3-12-T
A L ROOT Company. Efecto* de
Apicultura. Tengo existencias. C.
M. Preston. Box 1566. Tetu�n No.
L San Juan. p. R. HNA-P
VISITA ANUAL
Los mon�rquicos austr�acos
siguen oponi�ndose a Hitler
La actitud del Archiduque Otto en caso
de una agresi�n alemana
La (�flora Gloria Vanderbllt, madre
de U tan pleiteada �ifla del mlamo
POR ENFERMEDAD de su due�o
ip vende muy barato uno de los
mejores negocio* de cafet�n y pro-
visiones en U calle Monserrate es-
quina Obrero, parada 16V 3-a-L,
REFRIGERARON "C ARRIE R
BRUNSWICK" para Colmados, Le-
cher�a*. Restaurantes, Fuentes �le
Soda. Mercado de Carne, Bars, etc.
No solamente lo m�* moderno en
refrigeraci�n sino lo m�s econ�m�-
nuestro* precios i
co. Solicite
,-ompromiso. Mart�nez * M�rquez.
Tetu�n 6'�, San Juan.
HNA-M
SE VENDE a precio de ganga. Ne-
vera el�ctrica, l�mparas y varios
art�culos de -casa. V�alos en Ma-
ch�n N�m. U. parada 25, Santurce.
SE VENDEN mil toneladas de se-
milla de cana. Variedades: 400 T.
Fajardo, 1017, 600 T. Mayagiiez
28 Para entrega Inmediata. Para
m�s Informes dir�jase a Box 217.
Isabela, Puerto Rlccy, 3-6-S
NORGE Refrlgerators. Stoves, Co-
elers, Washers. Ironera. If lt'a a
Norge, lt'a almost everlasting. Fac-
tory prlces. Whlte or eolored por-
celaln to match your kitchen.
Show room: Taft 10, Tal. 1096 San-
turca. Arturo Guerra, Agent
HNA-G
VENDO POTENTE MOLINO para
hacer harina ma�z. Siete caballo*
.fuerza, piedra francesa, capacidad
40 a 80 qu�ntale* diarios. Precio
$250. Honorio Claudio, Cerra 61.
Santurce. 3-8-C
OFFICERS CLUB deaea comprar,
una m�quina registrador� peque�a nonlh',e' desembarca en Southamp-
de segundo uso. Barata. Veas* con I UM en 0CMl6n d� �u vU,to *nual �
R. Torres. Ballaj� o San Sebas-
ti�n St. N�m. 15V� San Juan. 3*T
V�NDESE NEGOCIO de pintura
en excelente localidad. Santurce,
incluyendo exclusividad marca muy
conocida. Existencias nueva�. Ren-
ta local muy m�dica. Requi�rense
$.1,000.00. Informas apartado 1317,
San Juan. 3-8 A
EMPRESAS-MUDANZAS
LA MAYAGUEZANA lo mudar�
sin deteriorar sus mueble*. M�dese
con Kiko. Francisco Bull Nazario,
Tel. 1256 verde, Fern�ndez Juncos
168. Parada 20, Santurce. HNA-B
LA BOLSA ha resuelto su proble-
ma: mudar� sus mueble* por pre-
cio al alcance de su bolsillo. Res-
ponsabilidad y seriedad. Tel�fonos
221 y 261 verde. Carretera 82. Pa-
rada 16. . P-S
HACEMOS MUDANZAS desde un
d�lar en adelante para cualquier li-
tio. Ll�menos y le atenderemos a
satisfacci�n. Personal competente,
seriedad y esmero. Tel�fono 2120
azul. P�r�z 7. Santurce. P-G
MUDANZAS: Quien lo muda es ten
Importante como d�nde se muda.
Mudamos, embalamos, embarcamos
y almacenamos muebles. C. W.
S�egmund, Condado 27, tel�fono 497
Santurce. ' Vf HNA-S
SE VENDE: Restaurant El Ga-
llito situado en la Plaza del Mer-
cado. Santurce. Poca existencia. Se
garantizan los diarlos. 3-7-G
�POLLITOS BEBES�todas las ra-
za* americanas � Importada* v�a
a�rea � especiales para crianza-
machos y hembras � Garantizamos
entregas en la Isla. A. R ZENO.
Alien 16, 3-5-3S-Z
THOROUGH-BRED blood tested
5*by chicks. Leadlng breeds. Ship-
�ed air express. Sexed pullet�. En-
selmann Poultry Farm, Avon Paric.
florida, U. S. A. 3-20-E
;
GENERATING PLANT for sale:
pleecel engine 60 HP. 2 eyele solld
injection wlth compressor and pres-
sure tank; 1 generator 50 KW, 220
volt, 60 eyele A.C., 1 panel wi'.h
�reostat* switches, etc., 1 G.E. volt-
age regulator. For Information
wrlte Atlantic Ore Co., Juana D�az.
P. R. 4-1-A
Especialidad Medicinal
ATLAS CATTLE DIP: Poderoso ex-
termlnador de garrapatas en el ga-
nado y otros animales. Constante-
mente en existencia.- West India
Machlnery � Supply Co, (rente al
Muelle n�i.iero S San Juan Puerto
Rica -P-w
Inglaterra.
Esta noche por radio
KILTIK D Una preparaci�n arse-
nlcal para el completo exterminio
�i lai garrapatas. Garantizado de
producir un efecto eficaz y r�pido.
Pida Informes a Los Muchachos.
Suei. de A Mayol A Co., San Juan.
Pnuerto Rico. P-M
COMPRA VENTA
MOSAICOS
MOSAICOS MERINO: los mosaicos
m�* cuadrados, m�s resistentes, de
dibujo* m�s originales; los pisos de
mosaicos resultan m�s econ�micos
que los de maderu, no se apolillan.
no se pudren; use Mosaicos ME-
RINO para sus pisos. HNA-M
MOTORES EL�CTRICOS marca
"Century". Los tenemos siempre en
existencia. Trtfaaicos, y raonofasl-
eos desde 1/6 hasta 15 HP. No* **�
. peeializamos en motores para neve-
' ras y m�quinas industriales. Com-
pre su motor "Century" en la Fe-
rreter�a Merino, Alien 64, San
Juan, P. R. 3-28-M
HERRAJES para construcciones,
cristales en colores y blancos, pin-
turea de alta calidad, cart�n para
techar, Presswood para divisiones
y cielos rasos, y todo material de
construcci�n se consigue en la Fe-
rreter�a Merino, San Juan y Cs.
guas. 3-28-M
VENDO NEVERA General Electric
de 10 pies c�bicos; garrafa Alaska
de cinco galones. Todo como nue-
vo por $150 Fuente Imperial, tel�-
fono 491 Santurce. 3-3-P
GRANJA PRIMAVERA: Incuba-
me* diariamente huevos seleccio-
nados New Hampshlr*. Whlte Leg-
hom, Plymouth Rock. Pollitos, po-
llonas para crianza. Broilers to-
rtor tama�o*. Huevo* para incubar
garantizado* y frescos para consu-
m�. Empalme Carretera Santurce-
Carolina con Rio Piedras-Carolina.
Direcci�n poetal Fuente Soda Den-
t�n, Calle Loixa, Santurce. HNA-R
PATINES BALL BEARING de to-
dos lo* precio*. Recibimos un sur-
tido completa Se env�an por co-
rreo. Ferreter�a Merino, Alien 64.
S*n Juan. 3-28-M
PANTALONES: Magnifico surtido
tn drilea de hilo y algod�n.-La me-
�, , -^lor .xabrieeclo*;-- EapeetatMad en
-�Maquetas p*rg camareros. "La
Perpetua", Salvador Brau 95. San
Juan. S4T-R
LIBROS. Por ausentara* vendo
biblioteca. M�* de 1.500 vol�menes.
Ejemplares raroa. entre ello* Biblia
1 edici�n 1564. Buenas encuaderna-
clon ja. Informe*:: Farmacia Wle-
�yit*b- Bayam�n, J-5-.W
JIM�NEZ DEL VALLE CO. bajos
Teatro Marti, Stop 17, Apartado
3352 Santurce. Cuando vaya a fa-
bricar o reparar su casa ex�jale a
su contratista nuestra* losetas, -i
desea calidad, elegancia y dura-
ci�n en su* pisos. 200,000 losas se-
cas en 80 dibujos distinto*. HNA-J
MOSAICOS MERINO: elfuen te-
nleado la preferencia del p�blico
por su alta calidad por su res *-
tencia por sus dise�os orlglnallsl-
mos; cambie sus pisos de madera
apelillada por lo* mocerno* Mo�al-
eos MERINO______________KNA-M
EXPOSICI�N F�LATE-
LICA EN SUIZA
Se har� una emisi�n es-
pecial de sellos
L* secretarla de la Expo�ici�n
Nacional Filat�lica de Aarau (Sui-
za) noa remite con fine� de publi-
cidad la nota siguiente:
"Durante lo* d�a* del 17 al 25
de aeptlembre de 1938 se celebrar�
en Aarau, Suiza, una exposici�n fi-
lat�lica nacional auspiciada por las
organlxaclonea filat�licas de Suiza.
La misma tendr� lugar en el sa-
l�n de espect�culo* p�blico* de
Aarau.
"La �ltima exposici�n filat�lica
nacional celebrada en Suiza�la
"Naba"�tuvo lugar en Zurich y
result� un grandioso acontecimien-
to-
"La admlnUtraci�n federal de
correo* ha consentido emitir, en
ocasi�n de esta celebraci�n, un
bloc (hoja) especial de sellos, en
n�mero limitado. El Comit� de Or-
ganizaci�n de la Exposici�n toma
desde ahora �rdenes para estas ho-
jas.
"Dur**ite la exposici�n habr�
tambi�n un matasellos (cancela-
ci�n) especUl y servicio a�reo ue-
pecial para al exterior.
"Lea Interesado* pueden dirigir-
se an solicitud de m�* Informaci�n
ai Comit� de Organizaci�n de la
Programas que transmitir�n en
la noche de hoy domingo las prin-
cipales estaciones de Europa y
Am�rica:
Radioemisoras de la NBC (Cir-
cuito Rojo, hora del Este)
7:00�Jack Benny, Mary Livings-
tone, Kenny Baker, Andy Devine,
y la Orquesta de Phll Harrls.
7:30�Vecinos Interesantes, con
Jeery Belcher.
8:00�Don Ameche; Edgar Ber-
gen y Charlie McCarthy; Dorothy
Lamour. Adophe Menjou y Verree
Teasdale.
9:00�El Tiovivo de Manhattan.
9:30� �lbum de M�sica America-
na, con Frank Munn. tenor.
10:00�Programa de Estrellas Mu-
sicales.
10:30�Dramatlzari�n.
11:00� Marlowe y Lyon. d�o de
plano.
11:15�Orquesta de Louis P�nico.
11:30�Noticias.
11:35�Orquesta de Johnny Hamp.
12:00�Eddy Rogers y su Orques-
ta.
12:30� Dramatizacl�n.
Radioemisoras de la NBC (Cir-
cuito" Azul, hora del Este)
7:80�Madelelne Carrol!, Feg Mur-
ray, y Orquesta de Ozzie Nelson.
8:00�Serle Detectivesca.
8:30�Concierto desde California,
con Erne*t GUI y su Orquesta.
8:00�Dramatizacl�n, con Tyrone
Power.
9:30�Walter Wlnchell.
9:45�Irene Rich.
10:00�Paul Martin y su Orquesta.
10:30�M�sica variada.
11:00�Otra dramatlzaci�n con Ty-
rone Power.
11:30�Orquesta Busse.
12:00�Roger Pryor y Orquesta del
Hotel St. Franeis.
12:30�Orquesta de Woody Her-
m�n.
Radioemisora WLW (700 Kc�428
m. hora del Este)
7:00�Jack Benny.
7:30�Peri�dico del Domingo.
7:45�Jlmmle James y su Orques-
ta.
8:00�Don Ameche y otro.
9:00�Dramatizacl�n con Tyrone
Power.
9:30�Walter Wlnchell.
9:45�M�sica Variada.
10:00�Serle de Misterio.
10:30�Domingo en el Campo.
11:00�Paul Sulllvan, comentaris-
ta.
11:15�Orquesta Contl.
11:30�Orquesta de Ozzle Nelson.
12:00�Revista del D�a.,
12:15�Orquesta de George Olsen.
12:30�Orquesta de Kay Keiser.
1:00�Orquesta de Johnny John-
son.
Hermanas de Vore.
Estaci�n Radio-Colonia!, Par�s.
(Hora del Meridiano Greenwlch)
L. O. 25 m. 24 � 11.885 Ks.
16.15 Informaciones en Franc� y
cotizaciones.
16.40 Informaciones en �rabe.
17. Concierto. Retrasmlsl�n.
18:50 Caf�s-Conciertos. Circos por
el Sr. Legrand-Chabrler.
19. Difusi�n del Radlo-Journal
de Francia.
19.30 Informaciones en Franc�s y
cotizaciones.
20.10 Informaciones en Ingl�s.
20.20 Informaciones en Italiano.
20.30 Retrasmlsl�n.
22.30 Cr�nica deportiva por el Sr.
Peeters.
22.35 Cotizaciones.
22.45 Informaciones en Portugu�s.
23. Fin da la Emisi�n.
L. O. 25 m. 80 � 11.720 Kc.
23.15 Concierto. Retrasmlsl�n de
Radio-Parl*.
0.15 Informaciones en Franc�s,
cotizaciones y cr�nica exportiva.
0.40 Informaciones en Espa�ol.
0.50 Informaciones en Portugu�s.
1. Discos.
1.15 Fin de la Emisi�n.
3. Discos.
1.15 Fin de la Emisi�n.
3. Discos.
4.30 Informaciones en Ingle*.
4.45 Discos:
(a) "Jan en la Lluvia" (Packay).
(b) "Two gun dan", orq. Wood; (a)
"Llanura mi llanura" (Paluchko),
(b) "El turbillon blanco" (Alexan-
droff), conjunto del Ej�rcito Rojo;
"Los trea valses" (Strauss) (a) D�o
da los do* Brunner, (b) Corno en
otro tiempo, canto: Rene Dory-
Guilbert; (a) "Canci�n tierna"
(b) "La* horaa posadas" (Foucher-
Bousquet), canto: Andr� Pasdoc;
(a) "Sangre Morena" (Suelto), (b)
"Betty" (Allouche), ore,. Suelto: (a)
Por PIERRE VITOUX
(Corresponsal diplom�tico de "Le
Petit Parisi�n")
PAR�S, febrero.�El bar�n Fri*.
drich von 'Viesner, Jefe de los le-
gitlmlstas autrlaeos, es un hom-
bre Infatigable, que no cesa de
viajar por las capitales europeas.
Diplom�tico de la antigua monar-
qu�a austroh�ngara, el bar�n une
a las m�s grande afabilidad una
perfecta desenvoltura mundana te-
�ida de cierta preciosidad. Pero
s�lo un obsevador superficial a*
equivocarle creyendo tener enfren-
te suyo a uno de estos amable*
diplom�ticos del antiguo r�gimen,
dotado* de todas las cualidades
menos la firmeza de car�cter.
Porque el bar�n de Wiesner es
tambi�n un hombre en�rgico, co-
no lo comprueba al esfuerzo que
cumple con valar.
Hombre de confianza del empe-
rador Cario*, el Jege legltimlita
asisti� al derrumbe del imperio.
La noche de la proclamaci�n de
la rep�blica en Vlena, el 11 de
noviembre de 1919, se encontraba
en un peque�o aposento mal Ilu-
minado. All�, rodeado de algunos
realista* ardientes, el bar�n Jur�
consagrar su vida, su fortuna y
sus esfuerzos a la restauraci�n Je
la monarqu�a, de la que habla si-
do hasta la v�spera fiel servidor.
Sin dinero, sin apoyo oficial, su-
po agrupar a los legltlmistas *us-
tlacos y devolverles su confian-
za en el porvenir. En el curso de
sus' frecuentes viajes a Steenock-
erzeel, triste mansi�n belga, don-
de la emperatriz Zita llevaba en
digno recogimiento el duelo por
su esposo, el bar�n de Wiesner
tenia al pretendiente Ot�n al co-
rriente de la evoluci�n del estado
de esp�ritu de Austria, Alemania,
Franela, Italia e Inglaterra. Al
mismo tiempo, se efectuaba en
todos estos pa�ses una activa pro-
paganda a favor de la idea m>
n�rquica en Austria. Esta propi-
ganda no afect� en ning�n mo-
mento una forma insidiosa o
agresiva. Fu� siempre la propa-
ganda franca de un hombre des-
Interesado, que utilizaba sus re-
lacione* en el mundo de 1* diplo-
macia, de las artes y de la pol�-
tica para propagar sus Ideas y
paner de relieve su valor.
CRECE EL MOVIMIENTO
Durante a�os los legimistas no
fueron m�* que un pu�ado. Pero
el nazismo triunfante vino a dar
alas al movimiento. A los que,
desde el fin de la guerra, no han
cesado de creer en la necesidad
de una restauraci�n, vinieron a
unirse todos aquellos que la con-
sideran como la �ltima carta a Ju-
garse contra el pangermanismo
hitlerUta cada d�a m�s amenaza-
dor.
El se�or de Wlsener me recibi�
recientemente en el tranquilo ho-
tel parisiense donde el mismo pre-
tendiente Ot�n tiene por constum-
bre alojarse. El bar�n parec�a de
buen humor: �Me conmueve �di-
jo� la compresi�n con que se me
escucha en Francia. En toda* nv.s
conversaciones con vuestro* pol�-
ticos no encuentro otra cosa que
simpat�a por el movimiento legi-
timlsta. cosa que no exist�a hace
dos a�os.
Cierto es que Francia no se Ha
destacado nunca, en conjunto,
por su hospitalidad hacia el hers-
dero de los Habsburgos. La empe-
ratriz Zita es un princesa de Bor-
b�n-Parma, de origen franc�s.
Muchos franceses se dejan sedu-
cir f�cilmente por la perspectiva
de una restauraci�n, que acecen-
tuaria en Viene la Influencia de
su pais.
Interrogu� ante todo al seftor
Wiesner sobre las opiniones ex-
tranjera*. En Inglaterra �me ase-
rr� existe la misma evoluci�n
favorable que en Francia. Ello
no tiene nada de sorprendente.
Lo que si lo es �continu� dicien-
do� es el cambio verificado en la
opini�n checoeslovaca. Hitler ha
realizado este milagro. Bien en-
tendido, nosotro� no Iremos jamas
abiertamente a pedir al �****�
de Praga que se declare oficial-
mente a favor de nuestras Ideas;
nos ese suficiente esperar que no
manifestar�, llegado el momento
critico, ninguna hostilidad siste-
m�tica contra los legltimlstas.
simpat�a checoeslovaca.
�Hay s�ntoma* muy slgnl�lc-i-
llvos �agreg�. Recientemente
el "Narodnl Polltika", diarlo po-
Mcjores facilidades
Exposici�n Nacional Filat�lica,
lAarejHSuiae't,;. ._.....�---..-- "QuIereJJd, bailar" (Weltham-Mau-
ry). (b) "Zlzl-Loulou" (Waltham-
Maury), canto: Gilberte Legrand:
5) "Llamad, del Ski�. W "V*
peque�o chalet en la nieve (Ml-
key), orq. Gtrdoni.
5.45 Informaciones en Alem�n.
6. Fin de la Emisi�n.
Estaciones DJA. DJN, DJQ. Ber-
l�n. (Hora de Berl�n)
22.50 Apertura DJA (alem�n y
castellano)
Canci�n popular alemana.
22:55 Saludo* a nuestros oyentes
23.00 "�Yo ful quien la vio pri-
mero!" Buscando flores de prima-
vera. Canciones Infantiles.
23-30 M�sica de Instrumentos de
viento.
23.45 NoUclas mundialery alema-
nas (al.)
24. 00 Pensamientos dominicales
0.15 Nuestro concierto d* domln-
115 Noticia* mundiales y alema-
na* (cast.)
1.30 Del film alem�n.
2.15 Eco del deporte
2.30 M�sica de la �poca del ro-
manticismo. Walter Nlemann toca
composiciones propias.
3.00 Ultimas notieias (en ale-
m�n).
3.15 Afinaciones. Concierto va-
riado. Direcci�n y �ojo da vlolm:
Eugen Sonntag.
4.30 Ultima* noticia* (en caste-
llano)
4.45 Saludos a nuestros oyente*.
Fin DJA (Alejn. y ea*W �
pular de Praga, ha publicado un
largo articulo sobre el emperador
Carloa; el tono del articulo deno-
taba notable modernacl�n y viva
simpat�a. Pocos d�as despu�s, el
ministro de Checoeslovaquia en
Viena present� sus cartas creden-
ciales al presidente Mlkla*. En
un discurso muy comentado, ha-
bl� el enviado checoeslovaco de
la comunidad de intereses de los
dos pueblos y de todos lo* Uso*
"que ha tejido entre ello* una
convivencia �acular bajo el m�a-
me certo". �No hubi�ramos nun-
ca cre�do posible asas palabras I
En Yugoealavla, por el contra-
rio �prosigui� nusetro Interpela-
do� If oposici�n a los Habsbur-
gos sigue siendo feroz. Y est� tan-
to m�s desprovista da ra�da cuan-
to que el legitimisme - austr�aco
no ha sido Jam�s revisionista: to-
lo concebimos la restauraci�n den-
tro del marco territorial do �a
Peque�a Austria, tal coma la de-
j� el tratada de San Germ�n.
En noviembre de 1936 ful reci-
bido en Roma por el se�or Muno-
llno, que no me ocult� la simpa-
t�a que 1* Inspiraba nuestra*
ideas y la p�rosna de nuestro pre-
tendiente. Las necesidades del eje
Berlln-Rama �agreg� el bar�n�
han venido desafortunadamente,
algunos meses m�* tarde, a modi-
ficar la actitud Italiana." En un
articulo escrito por Virginio Gay-
da en el "Giorna.e d'Italla" en fe-
brero de 1937 dec�a �ste que Ita-
lia se habla hecho hostil a la
restauraci�n. Empero, la pol�tica
Italiana es conocida por su duc-
tilidad �observ� el entrevistado,
sonriendo�; en pol�tica las acti-
tudes no son muchas inmutable*.
UN MILL�N EN AUSTRIA
En Austria misma los legltimis-
ta* suman m�s de un mill�n; su
n�mero no cesa de crecer bajo la
mirada benevolente del gobierno,
con anterioridad a la conferencia
Hltler-Schuschnlgg. El canciller
Schuachnlgg �dijo el seftor de
Wiesner�, patri�te ardiente, cris-
tiano sincero y militante, es un
mon�rquico convencido. El furor
con que los nazistas atacan al
movimiento traiciona la' inquietud
que sienten ante su pujanza cre-
ciente.
Las provocaciones � sigui� dicien-
do� no cesan desde el mea d* di-
ciembre. Cada d�a los hitleristjs
han tratado de reducir nuestra
importancia y de desacreditarnos.
El 11 de enero, para responderles,
hice organizar simult�neamente,
en todo el territorio federal, cin-
cuenta manifestaciones. Las na-
zistas habian declarado que las
dispersar�an f�cilmente; fueron
ellos, en cambio, lo* que resulta-
ron expu.sados por nuestro* parti-
darios. En toda* partes sus tenta-
tiva* fracasaron miserablemente.
En fin, muy recientemente, esta-
ll� el asunto Tavs. Recordar�is el
ruido que motiv�: nuestra polic�a
descubri� los centros de la agita-
ci�n hltlerisla en Austria, y i*
apoder� de un plan encaminado
�1 "sabotage" de nuestras reunio-
nes.Este plan Inclu�a la agrupa-
ci�n de los nazista* en la fronte-
ra b�vara.
A favor de los disturbios que
deb�an desencadenar el 11 Je
enero �continu�, los nazistas
contaban con demostrar asi que
los legitimista* no eran m�s que
una �nfima minor�a. Ten�an el
prop�sito de dar p�bulo a una vio-
lenta agitaci�n hasta el 30 de ene-
ro, fecha en que pensaban poder
obtener del presidente Mllka* U
dimisi�n del canciller culpable de
indulgencia hacia nosotros.
Pregunt� al seftor de Wiesner
en qu� capas �oc�ale* reclutaba
m�* partidario*. �Nuestros cam-
pesinos del Tlrol son caal todos
mon�rquicos. Durante mucho
tiempo fu� casi exclusivamente en
la campana donde reclu�amos
nuestros afiliados. Hoy en dia el
emperador cuenta con una aim-
patia creciente en lo* medio* obre-
ros. Nuestra* �ltima* reuniones
de propaganda en Vlena han si-
do frecuentadas casi exclusivamen-
te por ex-socialistas, que ven en
el emperador al mejor defensor
de sus libertades contra la opre-
si�n hitlerlsta.
ACTITUD DEL CLERO
El cuanto al clero �prosigui�
parece casi enteramente eonver-
tido al Ideal legitimista. El clero
regular da muestras, por otra
parte, de un celo superior al del
clero seglar.
Aunque el seftor de Wiesner no
me Jo haya dicho, creo no revelar
ning�n secreto al decir que las
opiniones de los obispos austr�acos
est�n dividida*. Unos, como Moa-
se�or Wsltz. obispo de Salzburgo
y primado de Germanla, son acti-
vo* propagandista* de la Idea mo-
n�rquica, mientra* que otros, co-
mo Monse�or Innitzer, cardenal-
arzobispo de Viena, no esconden
au* reservas.
La presi�n hitleriata se hace
sentir cada d�a m�*. E! bar�n von
Wiesner no me ocult� sus temo-
res, confirmado* por los �ltimos
acontecimiento* de Berhtesgaden.
Al preguntarle, ante* de termlnir
nuestra larga conversaci�n, *l la*
peraectiva* del porvenir autori-
zaban abrigar esperanza*, me dio
eata respuesta, da una importan-
cia excepcional:
�Mientras que el regreso a
Vlena de Su Mejaatad el empera-
dor Ot�n pueda dar a Alemania
y a otro* vecinos un pretexto pa-
ra desencadenar un conflicto, nos
abstendremos de obrar. Porque no
queramos ser causa directa de
una cst�strofs europea. Pero si
bajo otro pretexto el Reten inva-
diera a Austria, no cabe duda al-
guna que el amparador Irla da
inmediato a ponera* a la cebes*
de la resistencia nacional.
Derecho* reservado* a "XI Mun-
do" aor North American N*w�pa-
: .par Ailiane*. . .
Las huestes negras...
(Continuaci�n de la p�gina 13)
Durante la reciente vista celebrada
utt el Comit� de Asunto. Navales
del Sanada, al contraalmirante O.
Dubo.fi (en la foto) urgi� "mejores
facilidad**" para la Marina de Esta-
da* Unido*, refiriendo.* a la cona-
Uaadda est perepeetlv* de 41 bu-
qnee da guerra y tX auxiliare*.
Carta episcopal del...
(Continuaci�n de la Ira. p�gina)
y forjar la* voluntadea e Informar
nuestras vidas en las ense�anzas
y en los ideales y en ejemplos de
Cristo.
No basta la aparatosa exterio-
ridad de una fe vana que no se tra-
duce en obras, como tampoco va-
len obras carentes �e esp�ritu so-
brenatural' se requiere urgente-
mente unlforlmad entre condacta
y conciencia. Eso cabalmente e* lo
que desea el actual Sumo Ponti-
fica al declarar en su citada En-
c�clica: "Aun en pa�ses cat�licos
son demasiados los que son ca-
t�licos casi de s�lo nombre; dema-
siado los que, si bien siguen m�s
o menos fielmente las pr�cticas
m�s esenciales de le religi�n que
*e glorian de profesar, no se preo-
cupan de conocerla mejor, ni de
adquirir una convicci�n m�s Inti-
ma y profunda, y mono� aun de
hacer que el barnfct exterior corres-
ponda al interno esplendor de una
conciencia recta y pura, que sien-
te y cumple todos sus deberes ba-
jo la mirada de Dios. Sabemos
cu�nto aborrece el Divino Salva-
dor esta vana y falaz exteriori-
dad, El que quer�a que todos adora-
sen al Padre "en esp�ritu y ver-
dad". Quien no vive verdadera y
sinceramente seg�n la fe que pro-
fesa, no podr� sostenerse mucho
tiempo hoy que tan fuerte sopla
el viento de la lucha y de la per-
secuci�n, sino que se ahogar� mi-
serablemente en este nuevo dilu-
vio que amenaza al mundo; y asi,
mientras se labra s� propia rui-
na, expondr� tambi�n al ludibrio
el nombre cristiano".
Es necesario, pues, Implantar a
Cristo vivo cada vez m�* profun-
damente en nuestras alma*, para
encender en nosotro* ese conscien-
te ardor de fe viva y de caridad
que nos hace invencibles frente
a la muerte y hasta a tormentos
m�s terribles que la muerte.
Os predicamos, venerables Her-
manos y amados Hijos, un Cristo
renovador de la vid� individual v
social. "Renovad, pues, vuestras
r.lmas" ("Renovamini autrm apiri-
fu mauti* ueetrae" � Eph., IV,
tS), y "revestios de nuestro Seftor
Jesucristo" r/nduimini Domtnum
Imiiih Ohriatum" � Rom., XIII,
H>, porque "fuera de El no hay
que buvrj- salvaci�n en ning�n
etro" ("Non c*t in alio aliquo ta-
lui" � Acto. IV, Itl.
En las afliciones de la vida pre-
sente se fragua o un renacimien-
to de la civilizaci�n cristiana o la
cat�strofe de toda cultura. Empe-
ro, la victoria final ser� de Cristo,
que no* anima diciendo: "Tened
confianza: yo he vencido al mun-
do" ("Oonfiditt: �go vici mundum"
� loan. XVI, 33).
LA INFLUENIA CRISTIANA EN
LA SOCIEDAD
Uno de loa postulados del paga-
nismo � que es tambi�n otra de
las modalidades del materialismo
moderno � podr�a condensarse en
aquellas palabras del historiador
romano: "El g�nero humano est�
constituido por una minor�a: el
resto es la masa de siervos"
f'Pauei� vivit pemii humanum" �
Tacitu�).
En el Cristianismo, por el con-
trario, "no hay distinci�n ni de
siervo, ni de libre, porque todo*
vosotros sois una sola cosa en Je-
sucristo" ("Non �*t aervu� �eque
l�ber-----omnee enim vo* unum ee-
ti� in Ckrteto leen" � Oo!., ///,
til; y fueron de Cristo aquellas
palabras de predilecci�n y conmi-
seraci�n hacia los sufridos: "El
esp�ritu del Seftor repos� sobre
mi: por lo cual me ha enviado a
evangelizar a los pobres"; "Me da
compasi�n esta muchedumbre"
CSpirt�uit Domini auper me: prop-
ter quod... evangelizare pauperi-
bu� mieit me" � Le. IV, IB; *Mi-
*ereo~ euper turbam" � Jlfc. VIII,
t).
Los pobre*, los Indigentes, los hu-
mildes, esto es, la masa del pue-
blo, son lo,s predilectos de Cris-
to y con ellos est� siempre y en
todo momento el genunino Cristia-
nismo.
..ASISTENCIA SOCIAL OR-
GANIZADA
Para hacer a los menesterosos
participes de los beneficios que la
influencia del Cristianismo en la
sociedad debe depararla*, hay que
hacer algo m�* que predicar: hay
que organiazr la asistencia social,
da acuerdo con las sapient�simas
normas expreaadas en las famosas
Carta Enc�clica* de Le�n XIII -
Id '-Rerum Norvarum" � y de P�o
XI � la "Quadragetimo AnnaP�,
que viena a ser la Carta Magna
del Trabajador Cristiano y aplican
maravllloaamente la vieja doctri-
na cat�lica a lo* malee econ�ml-
co-soclale* de nuestros d�as.
La organizaci�n nace de la
fuera un negro quien ocupara el
primer puesto en el boxeo nacio-
nal despert� profundas antipat�as
en el pais. Las "esperanza* blan-
ca*" empezaron a afluir de todas
partes, y aunque la mayor�a de es-
to* boxeadores resultaron aer po-
bres diablos aln m�rito alguno, a
todo* ellos se les aclam� (hasta ser
derrotados) como si fueran lo* sal-
vadores de la raza cauc�sica. Sus
"managers" engordaron, y tambi�n
engord� Johnson, tanto en sentido
figurado como literalmente.
Stgnley Ketchel, el pugilista po-
laco, estaba entonce* en el pin�cu-
lo de la fama en los Estados Uni-
dos. Por m�s que era de la catego-
r�a de peso mediano, Ketchel pod�a
golpear con tal fuerte que derriba-
ba a "pesado*". Le contrataron en
1909 para hacer una exhibici�n con
Johnson, da car�cter amistoso, na-
turalmente, dada la diferencia de
pesos.
UN CASI "KNOCK-OUT"
No obstante tratarse de una sim-
ple exhibici�n, Ketchel empez� a
acariciar la Idea, a medida que pa-
saban le* "rounria". de lanzar uno
de sus pu�etazo* "especules" a la
quijada de Johnson y ver qu� su-
ced�a. Cuando menoe lo esperaba el
negro, el polaco le asest� uno de
sus temibles directo*.
Ese pu�etazo podr�a haber sido
hist�rico. Johnson estaba en ese
momento haciendo el payaso, como
de costumbre, y el golpe le lanz�
de eapaldas a la lona. Si el pu�e-
tazo hubiera "aterrizado" un par
de cent�metros m�* abajo, el cam-
pe�n mundial de todos los pesos
hub era, tal vez, sido destronado por
un "peso mediano", que pesaba cer-
ca de 25 kilos menoa que �l.
Pero Johnson se levant� Inmedia-
tamente y, col�rico, atest� a su ri-
val un golpe en la boca que le lan-
z� a trav�s del "ring", y el arbitro
no permiti� que la "exhibici�n"
continuara.
�Encontr� dos de lo* dientes de
mlster Ketchel en mi guante. �di-
Jo luego Johnson�; no deb�a ha-
berse pueato a hacer travesuras.
En 1910 el c�lebre empresario
Tex Rlckard, con un ojo en la bol-
sa y otro^en las "esperanzas blan-
cas", sac� a Jeffrle* de su retiro y
le hizo firmar contrato para medir-
se con Johnson en la ciudad de Re-
no (estado de Nevad*). Jeffr�es ya
no era, ni con mucho, lo que ha-
bla sido, y el negro le derrot� f�-
cilmente en el 13* asalto. Poco des-
pu�s vino el proceso por trata de
blancas, y Johnson se dio a la tu-
ga.
BOHEMIA EN PAR�S
Como la mayor�a de lo* boxeado-
re* negro* de su �poca, Johnson
sent�a una atracci�n Irresistible
por Paria, adonde se traslad�, de-
dic�ndose a la bohemia nocturna y
peleando de vez en cuando para
proveerse nuevamente de fondoe.
Se habla todav�a de un encuentro
que sostuvo en 1* Ciudad Luz con
un tal Frank Moran (que est� aho-
ra trabajando en el cine, en Cali-
fornia). Johnson sospechaba que
habla "gato encerrado" y se neg�
al principio a participar en el en-
cuentro; pero, a estar a las versio-
nes que circulan todav�a, el empre-
sario �un tal Charlie MacCarthy,
norteamericano que viv�a en Pa-
rla� le oblig� a subir al cuadril�-
tero americaniz�ndose disimulada-
mente con una pistola. Johnson de-
rrot� a Moran, pero ni uno ni otro
cobraron jam�s un franco: Mac-
Carthy se qued� con todo.
Ocurri� eso en 1914, poco ante*
de estallar la Gran Guerra. Un
a�o m�* tarde el empresario nor-
teamericano Jack Curley (que aho-
ra se dedica a los espect�culos de
lucha libre) y sus socios ofrecie-
ron a Johnson darle todo el. dine-
ro que se cobrara por concepto de
venta de billetes si consent�a en
pelear con un vaquero de dimensio-
nes colosales llamado Jess Wll-
lard.
Se dice que quer�a patrocinar el
combate el extinto Pancho Villa,
famoso guerrillero cuya celebridad
ha traspasado las fronteras da su
M�jico nativo. Pero surgieron cier-
tas dificultades, y el encuentro hu-
bo de aer efectuado en La Habana.
Johnson perdi�. Las fotografiar
tomadas en esa ocasi�n revelan ar
excampe�n negro de espaldas en la
lona, con sus rodillas recogidas y
protegi�ndose los ojo* del sol con
las manos... En su autobiograf�a,
escrita a�os despu�s, Johnson afir-
ma que consinti� en perder la pe-
lea por 60,000 d�lares, que fueron
entregados a su mujer, que pre-
senciaba el encuentro. Esta expli-
caci�n no parece de ning�n modo
Indigna de cr�dito, por m�* que en
el miimo libro Johnson habla �*
un zeppelln alem�n "que le peral-
gui� a �l personalmente por las ca-
lles de Londres, durante una Incur-
si�n."
Despu�s de perder su jitulo,
Johnson regres� a los Estados Uni-
dos y cumpli� la sentencia que se
le habla Impuesto. El resto de su
vida lo ha pasado en busca de uno*
d�lares. En Par�s adquiri� un bar-
niz bohemio muy superficial, apren-
diendo excentricidades tales como
pintarse las u�as con laca, beber
cerveza con una pajilla, usar mo-
n�culo y cubrirse con una boina .
vasca.
Hace poco se exhib�a en una ba-
rraca de la calle 42, en Nueva York,
donde los clientes pagaban cinco
das y cosas por el estilo.
uni�n. El grito de Carlos Marx
"Trabajadores de todo el mundo,
uni�n!" debemos purificarlo y per-
feccionarlo, exclamando: "i Unios
en Criito'.".
El grito marxiste Invita a la
uni�n, para desatar el odio y la
lucha de clases; el grito cristiano
ese clamor de uni�n, para reclamar
con fortaleza y con Justicia � los
propios derechos, mediante la con-
cordia cristiana, por la cual, Iden-
tificados los corazones en Ideales y
aspiraciones entre los opulentos y
lo miserables, los de abajo partici-
pen del bienestar de los de arriba,
a la constituci�n y conservaci�n
del cual han contribuido y contri-
buyen aquellos.
A esa uni�n es a la que se re-
fiere P�o XI, cuando dice: "Nos
pensamos tambi�n en las organi-
zaciones de c�ate: de obreros, de
ingenieros, de midi�os, de patro-
nos, de hombre* de estudio y otra*
semejantes: hombres y mujeres
que viven en las misma* condicio-
nes culturales y los que la natu-
raleza misma re�ne en agrupacio-
nea. Precisamente estos grupos y
trascendentes.. .Hay muy pocos
que piensan que la Eucarist�a es
adem�s el Sacramento de la uni�n
de todos los hombres entre si y al
mismo tiempo en Dios.. Todas las
divergencias humanas cesan, cuan-
do los hombres se nutren de la
misma carne de Cristo... Enton-
ces todos son uno en Cristo.,, y
un s�lo esp�ritu, el suyo, circula
por nuestro organismo espiritual,
lo anima y vivifica... Ahora bien,
como Crito cs Indivisible, los indi-
viduos y los pueblos eucaristlcos
tampoco se dividir�n... La huma-
nidad pasa por un periodo agudo
de transici�n----- y la transforma-
ci�n corresponder� al amor o al
odio que la impulse. En consecuen-
cia hemos llegado al fin de la ho-
ra hist�rica en que es necesario
optar para la humanidad por uno
de los dos t�rminos extremos del
dilema: ;o comuni�n o comunl*-
mo!... �De qui�n depende que sin
p�rdida de tiempo el Amor co-
mience a actuar con eficacia? De
nosotros, ;nada m�s que de nos-
otros!" (Mona. Miguel de Andrea).
Os exhortamos, pues, de todas
. veras, venerables Hermanos y
E2S2!�e?2L!SPZ^ amado. Hijos, a amar la Eucarls-
t�a y a hacerla centro de vuestra
ntroduclr en la sociedad el orden
(cristiano) y a difundir asi el re-
conocimiento de la realeza de Cris-
to en los diversos -ampos de la
cultura y del trabajo" (Enctcl. eit.).
LA CARIDAD Y LA JUSTIC�A-
NOS hemos estado refiriendo
hasta ahora a los deberes de jus-
ticia. Con el obrero a quien se pa-
ga un salarlo justo, se est� ejer-
ciendo la Justicia, no la caridad.
A tal prop�sito declara Pi� XI:
"Ni el obrero tiene necesidad de
recibir como limosna lo que '>
pretender nadie eximirse con peque-
pretender ndie eximirse con peque-
�as d�divas de misericordia de los
grandes deberes Impuestos por la
Justicia. La Caridad y la Justicia
imponen deberes, con frecuencia
acerca del mismo objeto, pero ba-
jo diversos aspectos; y los obreros,
por raz�n de su propia dignidad,
son justamente muy sensibles a es-
tos deberes de los dem� que dicen
relaci�n a ellos" (Encicl. eit.)
La Caridad es ante todo amor
de Dios que trasciende a nuestros
semejantes. Y esa caridad debe
ser la caracter�stica del cristano,
seg�n los designios de Cristo. "Un
nuevo mandamiento oa doy: Que
oa am�is unos a otros... Por eso
conocer�n todos que sois mis dis-
c�pulos, si os ten�is amor unos a
otros" (Mandatum nouum do ve-
bts, ut dilioatit inrirem... In hoc
rognonr.ent om�M quia diecipuli
mr.i eeti�, ni dilectionem kubuerirts
od mvicem" - loan. XIII, H-33).
LA EUCARIST�A, PUENTE DE
LA CARIDAD
La caridad e* uni�n hada la
unidad, y el m�s delicada y estre-
cho vinculo de uni�n y de unidad
entre Cristo y los hombres, y �s-
tos entre si es por divina disposi-
ci�n la Sagrada Eucarist�a.
En el Congreso Eucaristico In-
ternacional de Buenos Aires hubo
una vea autorizada que exclam�
con acierto: "Es una idea univer-
sal en los no cat�licos y por dea-
gracia muy generalizada en los
mismos cat�licos que la Eucaris-
t�a es un Sacramento que une a
cada fiel con Jesucristo, sin asig-
nar a la comuni�n proyecciones
vida para que la caridad traiga la
verdadera fraternidad cristiana
que nos d� la llave maestra para
la soluci�n justa y feliz de todos
nuestros problemas.
LA CRUZADA CRISTIANA
En los tiempos de las cruzadas a
trav�s de toda Europa se ola una
sola voz, que Incitaba al combate
contra el enemigo de la Cristian-,
dad: "�Dios lo quiere!", mientras
que de los pechos cristianos salla
hacia lo alto una s�plica que im-
petraba la divina fortaleza para
las aguerridas legiones de la Cruz.
El grito de "�Dios lo quiere!" re-
suena una vez m�s desde la Coli-
na Vaticana, invitando a todo el
mundo a la lucha por la civiliza-
ci�n contra los modernos enemi-
gos de la genuina cultura huma-
na.
El Rosario de la Sant�sima Vir-
gen y las s�plicas del Papa San
Pi� V consiguieron ese auxilio pa-
ra las armas cristianas en L�pen-
lo; y hoy d�a P�o XI clama por
la protecci�n de Mar�a Sant�sima
y nos suplica que "en las ciudades
y en los pueblos, en las aldeas y
en los campos, confundidos los �ni-
mos y las voluntades, se procuro
con insistencia obtener de la po-
tente Madre de Dios que los ene-
migos de la civilizaci�n cristiana
y humana sean exterminados en
modo tal que pora los hombres
afligidos y preocupados brillo por
fin la verdadera paz" (Encicl. �o-
bre el Rotario, 29 de sept. de 1937).
La paz de Cristo que "el mun-
do no puede dar" (Collecta pro
pace) s�lo podr� proporcion�rnos-
la el Reino de Cristo, de cuyo
pronto advenimiento sobre todos y
cada uno de vosotros sea feliz au-
gurio la bendici�n que paternal-
mente os Impartimos �n el nom-
bre del Padre y del Hijo y del Es-
p�ritu Santo. Am�n.
De Nuestra Palacio Episcopal da
San Juan de Puerto Rico, a 2 da
marzo del Ano del Seftor 1938.
Mi�rcoles de Ceniza.
Edulno Vicente BYRNE.
Obispo de S. Juan de P. R,
Pbro. Rafael GROVAS,
Secretario-Canciller.

_^



48 PAGINAS 5 CENTAVOS
ELA#NDO
DIARIO DE
LA MA�ANA

EL MUNDO, SAN JUAN, P. R. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
EN EL MAR
(De un cuaderno de notas de viaje)
Ya ha desaparecido la tierra. Ya
it ha hundido en el horizonte la
alta montana. Ya nUmot aoloa en
la Inmensidad del mar. El horizonte
marino es un circulo de una regu-
laridad perfecta; nuestra nave ocu-
pa exactamente el centro de ese
Inmenso circulo. Mientras no vea-
mos un cabo de tierra estaremos
sujetos a esa doble precisi�n mate-
m�tica. Si a esa doble precisi�n
matem�tica sumamos la impreci-
si�n del mar ya habremos dicho
lo que es en esencia navegar.
Navegar es Ir a la aventura por
caminos no trillados, por caminos
siempre nuevos. Exactamente por
el camino que ahora llevamos no
ha pasado nunca nadie, ni nadie
pasar� en la eternidad. La br�jula
que gula este buque se&ala un pun-
to en la carta geogr�fica, pero no
traza un camino en el mar. Va-
mos a la ventura, ni m�s ni menos
que como vamos por la vida. A
nuestros pies, en el oc�ano, por
debajo de este le�o que se balan-
cea continuamente, hay un abismo
r�e quince mil, veinte mil pies. De
Igual modo a nuestro paso por la
vida tenemos siempre delante de
nosotros, a nuestros pies, �pose-
y�ndonos, trag�ndonos,� nuestro
destino. �Qui�n podr� predestinar
nunca cu�ndo y d�nde y c�mo ha
de morir? �A qui�n le ser� dado
predecir si ser� feliz o infeliz, si
morir� rico o pobre, si resultar�
en definitiva triunfante o vencido?
Porque la voluntad, el prop�sito,
pueden, pero �y las circunstancias,
la cadena de las circunstancias, los
hados, los que hacen, en suma, el
destino? Vivir es navegar; la vida
nos presenta siempre un horizonte
desconocido. Sabemos que en esta
direcci�n est� la fortuna, en aque-
lla otra el amor, en la dem�s all�
el poder, c�mo sabemos que hada
este lado del horizonte est� �frica,
m�s all�, hacia el norte, Espa�a,
m�s all�, Inglaterra, �pero qui�n
puede afirmar que siguiendo esa
ruta fijamente llegaremos a lo que
anhelamos? �No vemos c�mo el
capit�n del barco, cuando advier-
te por el c�lculo de las millas na-
vegadas que nos aproximamos a
tierra, sube a lo m�s alto del puen-
te, observa el horizonte, y cuando
ve la linea imprecisa de la tierra
se arma de unos poderosos ante-
ojos y escudrina la costa hasta ha-
llar el punto hacia el cual el bar-
co debe entonces enfilar la proa
para anclar? Se puede predecir el
destino de una piedra, de un ado-
qu�n, pero no el del hombre dota-
do de Inteligencia, de sensibilidad, de
coraz�n. Loa padres, los tutores, la
sociedad pretender�n que este
hombre siga esta senda, pero vie-
ne luego el ceflrillo de las aficio-
nes, la ventolera de los afectos, el
hurac�n de los Ideales, y all� va
ls nave hacia su destino.
Vivir es navegar; vivir es estar
a merced de los hados como na-
vegar estar a merced de las olas
y los vientos. Es por eso que la
vida y el mar son Interesantes;
por esa sensaci�n de peligro, de
inseguridad, de Imprecisi�n, de
aventura.
Algunos compa�ero! de viaje se
aburren en el mar. Est�n continua-
mente protestando de tanto mar y
Unto cielo. Y para matar el tiem-
po, seg�n dicen ellos, (esta frase
que usamos a cada paso es muy
curiosa; pretendemos matar el
tiempo cuando es el tiempo quien
nos mata) se refugian en la sala
de fumar donde juegan todo el dia
a las cartas. Y es que a estos ami-
gos les falta Imaginaci�n. Es ver-
dad que el espect�culo es siempre
el mismo, pero, �cuan soberana-
mente grande! �Qu� ancho camoo
para la contemplaci�n y la refle-
xi�n!
Pensamos en c�mo nuestra tierra
con sus altas monta�as se ha hun-
dido tras la curvatura del mundo;
�n c�mo nosotros vamos, en lucha
con las olas, arrastr�ndonos por
la superficie liquida de esta gran
bola de tierra y agua. Pensamos en
la vastedad de este oc�ano que
ahora �quedando atr�s Sur Am�-
rica� llega por el sur hasta el po-
lo y por el norte hasta las tierras
heladas de la Groenlandia. Este
horizonte, que si es siempre Igual
es otro cada cent�metro que reco-
rre el barco, nos Intriga. El hori-
zonte es la limtlacl�n que a nues-
tra visi�n impone la redondez de
la tierra. Y ya estamos ante una
maravilla: �la tierra es redonda!
Nunca como en el mar es esta ver-
dad cient�fica �tan vieja como el
nombre de Gallleo� m�s evidente
y m�s obsesionante. Porque en el
mar la redondez de la tierra se le
mete a uno por lo ojos; porque aqui
esta redondez se ofrece claramen-
te al observador: hemos visto hun-
dirse lentamente la alta monta�a;
vemos de los barcos que pasan des-
aparecer primero sus quillas, luego
los altos palos; al llegar a una la-
la o un continente vemos primero
el pico m�s alto, luego la cordille-
ra, y m�s tarde, una hora, dos ho-
ras despu�s, es que la playa se en-
trega a los ojos ansiosos del ob-
servador. Ahora transponiendo con
los ojos de la imaginaci�n este ho-
rizonte que tenemos delante y la
serie infinita de horizontes que hay
tras �ste, contemplemos nue�tro
globo en toda la extensi�n de su
di�metro: lo veremos entonces flo-
tar en el vacio Inmenso. Otra ma-
ravilla: la tierra �globo gigantes-
co� flota en el vacio infinito. Ma-
ravilla de maravillas. En el mar.
cuando contemplemos el horizonte,
experimentamos esta sensaci�n del
vacio en que giramos. Unos miles
de millas hacia el eate y otros mi-
les de millas hada el oeste hacen
el di�metro de la tierra; es la de-
limitaci�n del planeta; de all�, ha-
cia afuera, el abismo de los abis-
mos, la calda de las caldas, la calda
que no es calda ya que no hay en
ese abismo inmensurable arriba ni
abajo. Se siente el v�rtigo.
Las puestas de sol son maravillo-
sas. El astro rey al hundirse en el
horizonte azul se pone casi siempre
enoendldo, sanguinolento. El po-
niente se torna multlcoloro. Son
las seis. Habiendo transcurrido ya
siete dias de navegaci�n juzgamos
que en Puerto Rico en este instante
ser�n solamente las cuatro de la
tarde y que el sol que aqu� pinta
un crep�sculo, all� lucir� majo y
ardiente bien alto en el cielo de la
isla preciosa.
Pero nosotros tambi�n afloramos
la tierra. El mar es un vasto hi-
p�dromo donde el c�rcel de la ima-
ginaci�n puede sin vallas saltar
hasta el abismo, pero no es en la
tierra donde el coraz�n tiene sus
raices. Casi todos estos marineros
del barco sienten todav�a la a�o-
ranza dt la tierra, No perdemos
ocasi�n de hablar con ellos para
recoger sus experiencias. Y algu-
nos a quienes el silencio del mar
no lea ha amarrado completamen-
te la lengua se expansionan con
quien les oye con simpat�a. Y pa-
decen, sufren los rigores de esta
soledad, de este aislamiento del
oc�ano en sus continuas jornadas
desde el Mediterr�neo hasta el
Padfico y viceversa.
�"No se puede gozar de la tierra
ni de la familia'' �nos decia uno
el otro d�a con acento entristecido.
�"SI, si, �pens�bamos nosotros�
la tierra, tan firme, tan buena, es
el amor, es la paz, es la armon�a,
es el coraz�n".
Caravana bab�lica de jud�os
hacia el desierto de Gobi
Los vaticinios de Fred Marsh en su obra "El camino de las
edades" y la idea de crear una patria jud�a en Madagascar
Por LUIS SORUCO
Luis VILLARONGA
Estados Unidos teme...
(Continuaci�n de la p�gina 1.)
pender p�blicamente ante el Co-
mit� de Asuntos Navales de la
C�mara las preguntas que se re-
fer�an a posibles compromisos na-
vales con naciones extranjeras.
Tampoco quiso revelar la natura-
lesa de la misi�n secreta que lle-
v� a Londres al capit�n Robert
Jngersoll. jefe de los Planes le
Guerra de la Marina. Pero dentro
de cuarenta y ocho horas despu�s
al Departamento de Estado publi-
c� una nota demandando informa-
ci�n sobre las construcciones na-
vales de los Japoneses y Leahy
volvi� al Comit� y neg� la exis-
tencia de compromisos de clase
alguna. La nota fu� publicada el
4 de febrero. Notas similares fue-
ron enviadas simult�neamente al
Jap�n por la Gran Breta�a y
Francia, firmantes con Estados
Unidos de un tratado que limita
el tama�o de los acorazados y los
cruceros, aunque no Umita su n�-
mero.
La naturaleza de las "consultas
diarias" entre Londres y Washing-
ton fu� expuesta recientemente en
el Parlamento ingl�s por Lord
Plymouth quien manifest� que los
ingleses hablan estado en constan-
te Intercambio de informaci�n con
los Estados Unidos.
"La acci�n he Ido tomada inde-
pendientemente", dijo, "pero como
resultado de estas consultas, di-
cha acci�n ha sido casi invaria-
blemente siguiendo lineas para-
lelas".
En concreto, Lord Plymouth ex-
plico que los Gobiernos de Fran-
cia, la Gran Breta�a y Estados
Unidos hablan convenido en res-
paldar el Consejo Municipal de
Shanghai en su resistencia � la In-
tervenci�n Japonesa. Adem�s de
�ato, se dedujo de) sus declarado-
nes que Londres y Washington es-
taban consultando teniendo en
mente una acci�n "paralela", pa-
ro Independiente y no conjunta
ni concertada, para mantener los
derechos en Asia.
Tales declaraciones y la publi-
caci�n de las comunicaciones "pa-
ralelas" demandando lnofrmacl�n
sobre los planes de construccio-
nes navales de los japoneses po-
d�an ser f�cilmente aceptadas �
o quiz�s lo fueron en general �
como suficiente explicaci�n de
que Estados Unidos y la Gran
Breta�a no est�n preparando un
acuerdo naval en sus conferen-
cias secretas, pero que se est�n
manteniendo Informadas una a la
otra sobre c�mo cada una afron-
tar� problemas similares en el
Pacifico.
No obstante, hay, personas in-
fluyentes que no han quedado
convencidas. El senador Hlram W.
Johnson formul� tres preguntas a
las cuales el Secretarlo de Estado
Cordell Hull contest� con stacca-
to de: "no, no, no".
1� �Existe, o se tiene en men-
te, una alianza, de acuerdo o con-
venio con la Gran Breta�a?
2� �Existe alg�n convenio �i
acuerdo para el uso de la Marina
de Estados Unidos en conjunci�n
con la Marina de otra naci�n?
3� �Existe alg�n convenio o
acuerdo para que la Marina de
Estados Unidos vigile o sea trans-
ferida a algunas aguas en parti-
cular?
Oradores y escritores de res-
ponsabilidad han continuado in-
formando la existencia de un
acuerdo naval. El representante
Hamtlton Flan lea dijo a sus co-
legas que "probablemente" exist�a
tal acuerdo. El catedr�tico Gllbert
Murray, presidente do ls "Uni�n
de la Uga de Naciones" afirm�
en Londres que los Gobiernos da
la Gran Breta�a y Estados Uni-
dos hablan canjeado "comunica-
ci�n confidencial" sobre una
Sesenta mil japoneses, con el
fango y la nieve hasta la rodilla,
avanzan por el rio Amarillo en su
ofensiva por conquistar las plani-
cies del norte de China. La ruta
del Imperio que no ha sido hollada
desde los tiempos de Kubla Khan,
conduce a Kaifung, la legendaria
dudad a donde llegara una de las
perdidas tribus de Israel, y en cu-
yas Sinagogas, construidas hace
cuatro mil anos, se alojan las mi-
siones religiosas del occidente.
La conquista japonesa amenaza
cerrar el paso a esa posible y for-
zada emigraci�n judia vaticinada
por Fred T. Marsh en su libro "El
Camino de las Edades".
En la visi�n literaria de Marsh,
se divisan las apretadaa columnas
de jud�os con rumbo al �ltimo exi-
lio, el desierto de Gobi. A trav�s
de las planicies de Hungr�a, Ruma-
nia, Rusia y Slberla, la intermi-
nable caravana formada por ancla-
nos, mujeres, ni�os, seres d� todas
las aldeas, acompa�ados por el res-
to de sus ganados, con sus herra-
mientas, autom�viles y carretas,
emprende su �lt�imo viaje hacia la
aridez no, codiciada del desierto
asi�tico.
Hombres de todas las naciona-
lidades marchan en el �xodo para
cumplir el inexorable destino im-
puesto por la "ley de sangre"; ale-
manes. Ingleses, norteamericanos,
franceses, levantinos, polacos, ru-
manos, yugoeslavos italianos arro-
jados del mundo de los gentiles
viajan sin entenderse, hablando
idiomas distintos, en una confusi�n
que recuerda la �poca b�blica de
la Torre de Babel en la vieja Ba-
bilonia. Son todos los Jud�os del
mundo reunidos en un mismo dra-
ma. Banqueros de la City y del
Wall Street, capitanes de la indus-
tria de Nueva York, Liverpool y
Hamburgo, vendedores de pieles y
prestamistas de todos los sitios de
la tierra, actores de Hollywood y
pol�ticos liberales, Jugadores de la
Bolsa, sabios de los Institutos, re-
volucionarlos marxistes, van mez-
clados y confundidos. Y como una
asociaci�n de personas estos gru-
pos tratan de apoderarse del man-
do, de dirigir la columna; peque�os
problemas de nacionalidades, situa-
ciones econ�micas, educacionales,
se plantean en la querella: loa mis
opulentos tratan de dominar "la
deambulante sociedad" pero hay
revolucionarios comunistas dis-
puestos "a aniquilar la burgues�a
en inter�s del pueblo". La fant�sti-
ca aglomeraci�n de emigrados es
en resumen, un microcosmos del
mundo moderno.
La disputa �rabe-Judia en Jeru-
sal�n pone sello de veracidad a la
profec�a de Marsh, pues, como van
las cosas, no seria extra�o "que
el Getho perdiera hasta su propia
cuna" y regresara a la tolda n�-
mada. Los encontrados intereses
Internacionales en el Mediterr�neo
demuestran que es una utopia "la
creaci�n de una nacionalidad Judia
con patria en Palestina". Este con-
tratiempo ha hecho pensar en otra
f�rmula que ser�a la colonizaci�n
judia de la Isla francesa de Mada-
gascar.
En el verano �ltimo una dele-
gaci�n de Jud�os polacos presidida
por Salom�n Dyck y Le�n Alter vi-
sit� la Isla en compa��a del ma-
yor Llpecki, representante oficial
del Gobierno de Polonia. A su re-
greso en Par�s conferenciaron con
Blum sobre "la posibilidad de me-
jorar las carreteras, ferrocarriles
y hervidos sanitarios de Madagas-
81 este proyecto se realizara, los
devotos del Torah" se ir�an a esa
zona t�rrida con el "esp�ritu de
Abel" que perdieran en 2,000 a�os
de continuas emigraciones forza-
das..."
Y volver�an a hacer resurgir en
un pedazo de tierra africana esa
caracter�stica Inalterable del esp�-
ritu israelita, ense�ada por los pro-
fetas, de respeto profundo por la
santidad del hogar, y que ha. sido
la base inexpugnable donde los Ju-
d�os han construido su perdurabi-
lidad a trav�s de los siglos.
Cualidad romana, ellos la adqui-
rieron en la �poca de oro de sus
reyes, y practicaron "la religi�n
del hogar" que seg�n Cicer�n con-
virti� a Roma "en gloriosa ama
del mundo"...
Puede ser que los jud�os logren
elaborarse una vida nadonal pro-
pia como en ios tiempos del Rey
Salom�n "cuando manten�an rela-
ciones diplom�ticas y eran un ce-
lado soberano. Hasta hace poco en
que su Palestina fu� su "aspiraci�n
sin desilusi�n", los jud�os confia-
ron en esa posibilidad y se entre-
garon a la tarea de construir hasta
buques mercantes que pasearan
"la bandera Judia" por loe mares
del mundo. Deseaban recuperar asi
la perdida tradici�n de "hombres
de mar" que en tiempos de Tiro y
Sld�n habla hecho famosos a los
jud�os, y fundaron la Escuela Ju-
dia de Cartograf�a Marina, la mis-
ma que existi� en la Edad Media
en Mallorca, c�lebre por haber si-
do all� donde realizaron los pri-
meros c�lculos de navegaci�n los
jud�os Abraham Zacuto y Abraham
Veclnho. Pero los �rabes, rivales
en la disputa territorial de los
"santos lugares", no han trepidado
en rechazar con bombas cuando
llegan a sus puertos el "Tel Aviv",
na, la que fuera "la muy Imperial
y cat�lica villa de los Hapsburgos",
se aprestan para recibir una bati-
da del "nazlficado" Gobierno de
Austria.
No se hablan apagado a�n en
los principales Chetos del mundo
1.�Un barco de la marina mercante que loa Ju-
d�os estaban organizando en Palestina. 3�Di-
bujo en el libro de Fred Marsh donde el artista
Imagina la caravana Judia misando los p�ra-
mos de China hacia su �ltimo refugio.
el "llar Zicn" y el "Har Ilarcar-
mel", los tres peque�os barcos que
simbolizan este "nuevo despertar
del dormido esp�ritu marino del
pueblo hebreo".
En su prop�sito de conseguir
una conciliaci�n plena con los
"gentiles" que no tienen prejuicios
de raza, ha surgido un movimien-
to judio en Paris, destinado a ob-
tener a una reconsideraci�n de 1�
opini�n hebrea sobre el fallo que
conden� a Jes�s a morir crucifi-
cado en el calvario. Cristo ya no
ser� considerado un her�ssjo en
olordoxla de los Rabinos y ocupar�
un sitio divino en la Sinagoga.
Entretanto, 178,000 Jud�os en Vle-
el vocer�o de j�bio por la caida de
Goga cuando de nuevo se vislum-
bra el fantasma del C�digo de Nu-
remberg diciendo y haciendo cum-
plir su "ley de sangre" en Austria;
los primeros en salir ser�n segu-
ramente, los 20,000 jud�os que lle-
garon de Rumania y Polonia.
�Venciste Israel!, fu� el grito de
Goga en Bukarest despu�s de re-
nunciar. �Vencido Israel!, es el can-
to lit�rgico de los nazistas alema-
nes que a estas horas se escucha
en las calles de Vlena.
Y, vencedor, o vencido, Israel
seguir� cumpliendo la dura con-
dena de sufrir y perdurar en el
camino de los siglos.
Personajes mundiales
Cordell Hull, Secretario de Estado
GALER�A FEMENINA
(A Madama J. Katel.)
Desde los albores de nuestra lite-
ratura espa�ola �tan vital, tan ple-
na de sentido humano a�n en los
escritores m�s exaltados de Idea-
lismo y de esencias m�sticas� apa-
rece la mujer en papeles airosos
que desempe�a con grada y digni-
dad Cada �poca la ha visualizado
con lentes diversas, mir�ndola por
todos los aspectos, pero cada �poca
ha recalcado uno u otro de �stos,
d�ndonos asi un tipo de mujer di-
ferente desde el Medioevo hasta
nuestros dias.
En un raudo hojear de nuestros
cl�sicos ��siempre tan modernos!�
resaltan momentos de supremo In-
ter�s para la lectora que guste de
situarse en ambientes m�ltiples y
dejarse arrastrar por las emociones
de lss mujeres de la literatura eter-
namente m�s encantadoras y m�s
vivas que las de carne y hueso que
no dejan en su breve o largo pasar
por la vida nada que las Inmorta-
lice fuera del recuerdo en el hijo
o en el amigo. Vivas y hermosas
de toda hermosura estar�n siempre
las damas aquellas del Quijote que
Inundaban de belleza y amores las
venus que frecuentaba el fiel ama-
dor del Imposible.
Por AMELIA AGOSTINI
esta fresca noche oto�al� dormi-
da la casa �velando s�lo yo en ama-
ble di�logo con viejas amigas.
PRIMER INSTANTE. Medioevo.
G�ticas Iglesias, ambiente de cruza-
dos, de pecadores, de un fervoroso
aspirar a ls gloria eterna junto al
Se�or de los deloa En olores de
beatitud, es Santa Marta la mujer
y la santa rebosadora de los vasos
de la inspiraci�n medieval en cuen-
tos y poes�as que narran su misi�n
en la tierra y en los cielos. Canta-
dor de sus virtudes, entre otros, des-
taca un primitivo poeta, el Gonza-
lo de Berceo tan mentado que no
se cans� de trovar a Nuestra Se-
�ora, la lntercesora entre el pecador
y el Padre Eterno. �Con qu� ter-
nura reitera nuestro devoto Juglar
los ep�tetos generalmente usados en
la Edad Media "Verde pradera", a
donde vamos a disfrutar de los de-
leites espirituales, "madre del bien
criado", la Gloriosa, fuente, puerto,
paloma madre plena de grada to-
do es Santa Mar�a. �V con qu� can-
dor el ingenuo poeta la compara
con frutos y �rboles �vid. uva al-
mendra granada oliva cedro, palma.
Otras veces es "nuestra atalaya",
"la torre de saivedat", "el pozo fon-
do", "el templo de castidat". En su
devota letan�a la Gloriosa, "estre-
Rcvivo inefables momentos �en lia de los mares
"Es clamada, e eslo de los cielos reyna.
Tlemplo de Jesu Cristo, estrella matutina,
Sennora natural, piadosa vezina.
De cuerpos e de almas salud e medicina."
En su pureza, reza Mar�a por los caerse los cielos". Sus cualidades
pecadores- noche y d�a maternal- morales, siendo su misi�n el ho-
mente, con la misma ternura con gar, han de ser la bondad, la ho-
que cubre con la manta al cl�rigo nestldad, Ir piedad, la dulzura la
HULL.
Cordell Hull.
con-
allanza anglo-estsdunldense
ira la agresi�n japonesa.
Y ya Hull no pudo aguantar
m�s y estall� en protesta contra
los "charladores sin Informaci�n"
cujas observaciones sensacionales
hablan suscitado la nerviosidad
del mundo. Murray replic� tran-
quilamente que �l habla obtenido
su informaci�n de un peri�dico in-
gl�s que no identific�.
WASHINGTON�(E. P.).�Este
anciano de 65 a�os, suave,' elegante,
de maneras casi acariciadoras, tie-
ne tenacidades de perro dogo y
t�cticas orientales que le permiten
esperar y esperar, no importa cuan-
to, para la realizaci�n de un obje-
tivo. No hay quien no crea tener la
influencia definitiva sobre �l y se
le acusa de horro de malicia y d�
car�cter. A nosotros se nos ocurre
que le sobra car�cter para conte-
nerse y aguardar, y malicia para
hacer creer a los dem�s lo que en
un momento dado �l quiere que
crean.
Roosevelt quer�a hacerlo Minis-
tro del Interior, pero aterriz�, no
se sabe porqu�, en la Secretaria de
Estado. Los dos grupos que en esa
repartici�n se disputan la hegemo-
n�a, el de los diplom�ticos de ca-
rrera, y el de los pol�ticos, han lu-
chado desde entonces para tener
en sus redes al Secretario; �l juega
entre ellos inclin�ndose unas veces
a uno, otras a otro, con el resulta-
do de que �l es quien manda en
Jefe, por encima de la' buocrar�a y
de los Improvisados. Su �nica ame-
naza fu� el profesor Moley, Jefe del
Braln Trust, todopoderoso a la
inauguraci�n de Roosevelt, a quien
no s�lo en el pa�s, sino que en el
exterior se empezaba a considerar
como el verdadero Secretario de
Estado detr�s del mascar�n de
Cordell Hull. Hull esper� y lo "li-
quid�" en el momento oportuno ti-
r�ndolo al caj�n ya bien repleto
de los favoritos olvidados de Roose-
velt
Hull es un hombre ante todo
respetable. Acaso esa sea la raz�n
porque las criticas a la pol�tica In-
ternacional de Roosevelt no han
tomado el car�cter agresivo que
otras. En el reciente episodio en
que el comit� del Senado que estu-
diaba la ley armamentista quiso
saber exactamente cuales eran los
compromisos con Inglaterra que
mor�an a la administraci�n a este
plan; Cordell Hull dijo tres veces
secamente no, y no hubo manera
de Insistir contra su palabra ea la
supuesta alianza secreta. El sena-
dor Johtuun para ponerlo de una
manera que no ofendiera al respe-
table Secretarlo, dijo despu�s que,
s su juicio, tsnto �l como el Secre-
tarlo de Estado hablan sido enga-
�ados. �Por qui�n? La respuesta es,
naturalmente, por la Casa Blan-
ca, porque sigue creciendo en el
pa�s la Impresi�n de que Roosevelt
tiene alguna clase de compromiso
personal con Londres.
Cordell Hull tiene horror a los
detalles y es lento para tomar re-
soluciones; es idealista y realista a
la vez, cree en la necesidad Impe-
riosa de acabar con los nacionalis-
tas econ�micos y restablecer los
intercambios; por cierto que no es
el �nico que cree en esto, pero es
acaso el �nico hombre de Estado
en nuestra �poca que lo ha hecho
carne y sangre de su pol�tica exte-
rior. Se hizo dar por el Congreso
facultades para rebajar tarifas' en
la negociaci�n de' tratados bilate-
rales, y ha firmado una docena do-
minando la resistencia de los in-
dustriales americanos a reducirla-
rifas a la competencia extranjera.
Cordell y Wallace son los dos �ni-
cos hombres en el mediocre Gabi-
nete de Roosevelt que predican la
necesidad de aumentar las importa-
clones a fin de abrir mercados a
los productos americanos en el ex-
terior.
Hull es sinceramente americanis-
ta; vigila desde la Secretarla de
Estado para que nada se haga que
pueda entorpecer su paciente labor
de cambiar el sentimiento p�blico
de Hispano Am�rica de hostilidad a
confianza y amistad. Pasar� a la
historia como el hombre que hizo
en Montevideo y Buenos Aires las
declaraciones definitivas que com-
prometieron a los Estados Unidos a
no intervenir jam�s en los asuntos
internos de las rep�blicas latino-
americanas. "No es en dem�rito de
Hull recordar sin embargo, qu� �l
no era partidario de llegar a ese
extremo; le parada que cuando el
pa�s ese en completa anarqu�a al-
guna cooperaci�n debe esperar de
los buenos vecinos para restable-
cer el orden en un caoa
pecador. En su coraz�n caben el ig-
norante, el ladr�n, el borracho, la
abadesa encinta todos los esclavos
de la carne, si est�n arrepentidos
o no han perdido la fe. Y. en su
ingenuidad, el poeta nos deleita con
las disputas que se traen la Vir-
gen y el Demonio; �con qu� grace-
jo espanta aqu�lla al Don Diablo,
agitando su falda como si se tra-
tara de una de las aves del corral!
Humanizaci�n: vertiente por la que
pasados unos siglos bajar� G�mez
Manrique al presentarnos a San Jo-
s� como un marido de carne y
hueso:
"Yo la veo bien pre�ada
Non s� de quien nin de cuanto.
Dizen que del Esp�ritu Santo,
Mas yo desto non s� nada"
El Medioevo: encarnaci�n de la
mujer en la Se�ora de los Cielos,
pura, candida incansable en su ta-
rea de conducir almas a la gloria
y de llevar perdones a la tierra
SEGUNDO INSTANTE Renad-
miento; nuevas tierras, nuevas fon-
tanas de inspiraci�n; el hombre,
centro del universo. Exaltaci�n del
amor terrenal. Humanizaci�n de la
mujer. Foco radiante: Melibea La
hermosura de esta moza garrida de
pecho alto, de labios grosezuelos y
colorados, de manos cubiertas de
dulce carne, es electrizante. Calix-
to, tras su halc�n, no so�� que en
la huerta de Melibea se iba a que-
dar prendado de sus ojazoa ver-
de*. Por todo el libro corre este
amor impetuoso, avasallador, que
hace blasfemar al rendido amante.
Melibea es su Dios y verla a ella
"mayor galard�n" es que la ron-
templad�n de los santos del cielo.
Nos interesan, m�s. sin embargo,
las reacciones de la virgen criada
en el recato de su casa solariega
En ella el amor no nace como en
Calixto; es un proceso m�s lento
en que la vieja alcahueta le va des-
pertando ls ira la curiosidad, el
�nteres, la piedad para romper lue-
go con violencia la pasi�n. No es
la �nica tercera Celestina Aquella
huerta de brisas susurrantes, de
fontesicas murmuradoras, de trinsr
de p�jaros, de aromas que vienen
de los �rboles y del aire y de las
frescas yerbas para confundirse con
los que emanan los cuerpos j�ve-
nes, aquella huerta es factor esen-
cial en el despertar de los sentidos
de Melibea Loco amor que las rai-
ces medleovales del novelador cas-
tigan con la muerte de uno y el sui-
cidio de la otra Pecado, ya Cobar-
d�a, miedo a la soledad sin Calixto.
Melibea no es santa es humana y
la vida sin Calixto es el vacio. Si
en aquella deliciosa escena del Jar-
d�n, en que Melibea canta
continencia verbal. Si a�adimos a
esto que la mujer ha de amar el
retiro y no la calle y que no ha
de estar ociosa nunca tendremos
el cuadro completo. �Ah. pero nos
olvidamos de una serle de prohib�-
dones que ata�en al adorno y ata-
vio de la mujer y que interesa a
las frecuentadoras de los salones de
belleza! Ni que decir tiene que Fray
Luis condena los afeites y galas con
todos los argumento posibles suyos
y ajenos: nada de rizos; nada de
afeites; el embarnizar las mejillas
con albayalde y las cejas con ho-
ll�n, sudo es, y adem�s esas "flori-
das pinturas del rostro son se�al
y preg�n de ramera". Nada de ho-
radar lss orejas n! de afilar las
cejas. Todo esto ofende a Dios,
quien no hs de reconocer a las
pintadas. Y por si no bastase con
el temor a Dios y al ser sucias. Fray
Luis, gran psic�logo!, acude a otro
m�s contundente; "ls fea mientras
m�s ataviada m�s fea" que va de-
recho al punto flaco de la mujer:
la presunci�n. Y como no Insistir
en que "el gasto de las mujeres es
todo en el aire; el gasto muy gran-
de, y aquello en que se gasta ni
vale ni luce en volantes, y en guan-
tes, y pebetes y cazoletas, y azaba-
ches y vidrios y musara�as y en
otras costUas de la tienda que ni
se pueden ver sin asco ni menear
sin hedor. Y muchas veces no ga*ta
tanto un letrado en sus libros co-
mo alguna dama en enrubiar ios
cabellos."
Esta perfecta casads es el tipo
eterno, ya que si en las galas y afei-
tes se ha ensanchado la manga has-
ta con gusto benepl�cito del hom-
bre, en las cualidades morales no
se ha alterado el molde. Hoy se
exige a�n m�s de la mujer: el cul-
tivo de la inteligencia para vivir
en la sociedad de gentes cultas y
para sost�n propio y a veces de la
familia Por lo que si la perfecta
casada de Frsy Luis era "rara co-
mo piedra preciosa", hoy lo ser�
doblemente porque tiene m�s obs-
t�culos que vencer y no puede ha-
cer la vida de retiro que aconseja
el poeta
CUARTO INSTANTE. Damas de
la comedia del Siglo de Oro.
Ambiente de capa y espada Caba- ,
lleros puntillosos, damas tapadas;
galanteos a la reja Templos y fe-
rias y corridas, cuando no callejue-
las y paseos, escenarios son de dis-
cretos mirares, de di�logos r�pidos
y amorosos, de suspiros y quedos.
Padres y hermanos, guardadores del
honor de la solters; el marido, de
su mujer, y ejecutor del castigo en
caso de ultraje.
Junto a la pl�yade de damas ena-
moradas, virtuosas, llenas de dis-
creci�n y buen sentido, en cuya vi-
da no hay tropiezos gravea est�n
las traviesas, las Inquietas, las que
no paran mientes en disfrazarse de
paje o de caballero para lograr in-
teresar a aqu�l a quien aman. In- '
geniosas, enredadoras, gozan de la
libertad y de la novedad y acaban
por conseguir lo que anhelan. Es- '
tas no son las enga�adas, pues el
peligro lo corren las otras, o las sol-
teras que se quedan en casa o las
casadas que no hallan en �sta lo
que so�aron.
Comentaba una Joven norteameri-
cana que las mujeres del teatro cl�-
sico le parec�an "quite dumb or
quite willlng". No, porque si en al-
gunos casos la mujer confiaba de-
masiado en la palabra de matrimo-
nio que le daba el caballero, en
otros era victima de la violencia y
en infinitos, defend�a su honor con
valent�a y firmeza. Recordad a la
Casilda del Perib��ez. para quien
la capa de grana del Comendador
valia mucho menos que la humil-
de de su marido, y el tes�n con que
se defiende de su se�or Pero esta
noche quiete y callada las hero�nas
del honor est�n en el fondo. Se han
acercado a las candilejas las lindas
y traviesas mujeres de Tirso y Lope,
vosotras la� que os arregl�is de mil
modos para enredar y para fingir.
Bobas o marisabidillas, �c�mo se os '
prende el amor y con qu� salera
caz�is al qu� quer�is! �Ma�osas pa>
ra quedaros con el gal�n, plantan,
do suavemente al padre menos mo-
zo y menos gal�n! �Qu� ten�is que
envidiar a la "flapper" o a la vam-
pira moderna, si les sobrepas�is en
finura, en gracia, en amor?
QUINTO INSTANTE. Romanti-
cismo. Muy atr�s quedan las ale-
gres hero�nas de la comedia de ca-
pa y espada, su vitalidad, aquel es-
plendor de Ingenio, de gracia de
suave discretear... Mucho m�s
atr�s la belleza renacentista de Me-
libea... El Ideal de belleza rom�n-
tico no es la mujer rozagante, pie- '
na de carne, ardor y vida Nuestra
rom�ntica es p�lida, ojerosa l�n-
guida sentimental, temerosa, pron-
ta a las l�grimas y a los desvane-
cimientos. Le falta la voluntad en
el querer, no sabe luchar, con al-
guna que otra excepci�n. Por pusi-
vas. por miedosas, el hombre ��fe-
liz ant�tesis!� se tiene que valer
del rapto. Y entran aqui los claus-
tros a media luz, los briosos corce-
les, las citas en las tumbas, la no-
che Iluminada por hogueras, los ha-
chones fsnt�sticos, y los odios, lss
vengsnzas y los amores exaltados.
Los h�roes an�nimos �valientes, ,
desgraciados, avasalladores en esa '
voluntad de conseguir lo amado�
se ven defraudados La muerte aca-
ba con ellos. Con ellas, la muerte
o la locura De puro amor muere
Isabel la aragonesa. Leonor, la �ni-
ca mujer de fibra del Romanticis-
mo, se envenena por amor; ni se
doblega ante el conde poderoso ni
ante el hermano tirano. Se rinde
ante lo imposible. Las dem�s, fon-
dos p�lidos para que destaque el
amante luchador, el mozo valeroso
que se pone en contra del padre,
del hermano, de la sociedad y has
ta de Dios, en la lucha impotente
contra su sino.
Nueva York.
{
i
i
��
\
Varios cultivos resultar�n...
(Continuaci�n de la p�gina 1.)
eos especificados en ' el programa
"Papagayos, ruyse�ores
que cant�is al alvorada,
llevad nueva a mis amores
c�mo espero aqu� asentada.
La media noche es pasada
e no viene.
Sabedme si ay otra amada
que lo detiene",
se nos muestra tan dulcemente In-
feliz, �qu� no ha de ser si la muer-
te es Implacable? Melibea es pasi�n,
por suicida eternamente condenada
a las llamas. Porque Santa Maria
salva a las arrepentidas y Melibea
no se arrepentir� jam�s de haber
amado y -de haber acabado con la
vida al morirsele el coraz�n.
TERCER INSTANTE La Perfecta
Casada.
Fray Luis de Le�n, el contempla-
tivo de la noche serena y las arme-
nias celestiales, en su breve y un
poco mon�tono tratado, con la tyu-
da de m�ltiples citas b�blicas, glo-
sa proverbios y vers�culos que ata-
�en a la virtud de la mujer y a
su misi�n con el marido, loa hijos,
los criados y la hacienda. De �na
primera lectura sale una con la Im-
presi�n de que la econom�a es el
factor m�s importante en esta pe�-
lecci�n. Obsesiona aquel p�rrafo en
que nos dta a un poeta autor del
dicho que el buey y la mujer so:i
los fundamentos de la casa� 'el
buey para que are y la mujer pa-
ra que guarde". E insiste en lo ut
hacendosa y no costosa ni gastado-
ra; que hile, que acreceinte la ha-
cienda, que d� ejemplo a los criados
madrugando. Con esta idea baraja
otros consejos: cue cuide a toa hi-
jos, a los que debe criar; y al ma-
rido, guardar la fe que quebrarla
"es perder las estrellas au luz y
para dedicarlo a cosechas para
conservaci�n de suelo. Los agricul-
tores que rehusen subscribir cual-
quier parte del nuevo programa
no recibir�n pagos de beneficio.
En caso de que finalmente se apli-
quen cuotas de mercado, dichos
agricultores estar�n sujetos a cas-
tigos.
La nueva ley no promete precios
de "paridad". Tal como fu� presen-
tado originalmente, el proyecto de
ia Administraci�n dispon�a que el
Gobierno pagarla la diferencia en-
tre el precio recibido por el agri-
cultor y la cantidad que hubiera
recibido comparable con el poder
adquisitivo prevaleciente durante
los sAos de 1909 al 1911 Sin em-
bargo, la falta de ingresos hizo
que los patrocinadores del proyec-
to prometieran hacer solamente
pagos a ese fin cuando hubiera
disponibles fondos adicionales.
Cada agricultor seguir� el si-
guiente procedimiento al determi-
nar, la cantidad de terreno que
puede usar para cosechar los pro-
ductos b�sicos mencionados en el
programa:
Despu�s que el Secretario de
Agricultura ha calculado el total
de cada producto b�sico que so
necesitar�, decidir� cu�ntos acres
ser�n necesarios en todo el pa�s
para el cultivo de dicho total. En-
tonces dividir� el total de acres
entre los Estados, a base de ' la
producci�n pasada Subsiguiente-
mente, la cantidad de acres se des-
compondr� en asignaciones a las
fincas individuales.
Adem�s de los pagos por con-
servaci�n de suelo, la medida dis-
pone que el Gobierno haga pr�sta-
mos a los agricultores sobre sus
cosechas, si desean conservarlas
para lograr mejores precios. El Go-
bierno asegurar� tambi�n la pro-
ducci�n de trigo contra la ruina
por las fuerzas naturales, como el
tif�n.
La ley tiende a proteger al con-
sumidor contra la amenaza de es-
casez en las cosechas. En los ca-
so* de trigo, el maiz y el algod�n,
la cantidad de los productos alma-
cenados como garant�as colatera-
les en pr�stamos del Gobierno es-
t� descrita como el "granero siem-
pre normal", del cual el Secreta-
rio de Agricultura puede sacar can*
tldades cuando haya escasez. Tam-
bi�n se ordena al Secretarla a se-
parar una cantidad liberal como
provisi�n para "pasarla" de uno a
otro a�o de mercado.
Los suspiclsdores del programa
afirman que el mismo no tendr�
una tendencia a "helar" la produc-
ci�n de cosechas agr�colas. Se su-
pone que la producci�n ser� flexi-
ble para hacer frente a las deman-
das reducidas o aumentadas de los
consumidores. La ley crea tam-
bi�n cuatro laboratorios para en*
contrar nuevos usos para lo pro-
ductos agr�colas, a fin de aumen-
tar el consumo.
Cada a�o, antes que los agricul-
tores comiencen a llevar ai mer-
cado sus cosechas, el Secretario de
Agricultura estimar� el probable
suministro de la naci�n. Si cree
que �ste ha de ser m�s grande
que lo necesario para las necesida-
des normales del pa�s y las ex-
portaciones, proclamar� entonces
una cuota nacional de mercado.
Todos los agricultores tendr�n
que acatar estas cuota* a menos
que m�s de una tercera parte de
loa agricultores que cultiven una
cosecha voten contra su operaci�n.
Castigos severos hay dispuestos
contra el agricultor que no cum-
pla una cuota obligatoria. El de
un agricultor de trigo, por ejem-
plo, es de 15 centavos por cada
fanega vendida en exceso do su
cuota.

y
1
11


14
EL MUNDO, SAN JUAN, P. R. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
ANUNCIOS CLASIFICADOS
ALQUILER DE CASAS
SE ALQUILA: Cu� de concreto,
Mil habitaciones, Avenida Lafa-
yatte, esquina a calla da Cervantes,
frente a 1� Plaza dal Condado.
Inf. Manuel Font, Tel. Santurce
1661.________________________3-11-F
SE ALQUILA cata da dos planta*,
cuatro habitaci�n?� en loa altot y
dem�a comodidades, bajos propio
para cualquier negocio, con una
cuerda dt terreno limo. Informa-
ra: Emiliano M�ndez, tel�fono
1018-2. Rio Piedra�. Km. 2.9. Carre-
tera Trujlllo Alto. 3-13-M
ADMINISTRACI�N DE Finca� Ur-
banaa en San Juan, Puerta de Tie-
rra y Santurce. Jescanse de la pre-
ocupaci�n del Inquilinato-y conser-
vaci�n de �us propiedades. Lucas
Gim�nez acepta representaciones.
Luna esquina Cruz 23. tel�fono 2175.
3-6-G
EDUCANDO A PAPA
�LE FASTIDIA el trato con sus
lnqullinos? �Son demasiado exigen.
tea? �No pagan puntualmente? En-
ti�ndase con M�ndez & Co., Depo-
sito 8 (Marina). Departamento es-
pecial da Administraciones de ca-
sas. 3-18-M
SE ALQUILA: En Alien 88 piso re-
cientemente reconstruido. Espl�n-
dida ventilaci�n y luz. Dos entra-
das independientes. Galer�a con vis-
ta aste hacia azoteas. Tel�fono 406
San Juan. 3-7-D
FORT RENT: Pr�vate resldenca,
Hato Rey, qulet location, recently
bullt, completely furnished, elec-
trlcally equipped, hot water, mos-
quito proof, three bed rooms, living
and dlnlng room, game room base-
ment wlth Pool and Ping-Pon ta-
bles. Ready to ilvc. Phone 93 Hato
Rey, after 12 noon. 3-6-S
ALQUILER
CASAS
ALQUILASE PISO moderno, co-
modidades, hermosa vista, ventila-
da, luz, amplias habitaciones, ta-
rraza espaciosa, sitio c�ntrico San
Juan. Informaren Brau 85, tel�fo-
no 830. 3-7-S
V. M. D�AZ, Administrador de fin-
cas urbanas, Ca��is 28, Santurce.
Se alquila: Apartamiento fresco,
ventilado, San Justo 38. bajos, es-
quina Boulevard $4000. Fianza �ni-
camente. 3-11-D
FOR RENT: Beautiful concrete
furnished house on Pacific Place
No. 12. near beach. Cool. Cross
ven tila t Ion all rooms. Inquire:
Phone 1967 San Juan, except Sun-
days. 3-10-H
ALQUILASE MIRADOR: Calla
Candelaria N�m. 10, detr�s Cl�ni-
ca Mlmiya, sitio c�ntrico, dos dor-
mitorios, sala, comedor, cuarto ba-
�o, cocina, terraza. Entrada inde-
pendiente. $20 mensuales. Nueva
construcci�n. 3-7-C
SE ALQUILA un bonito piso tres
habitaciones todas comodidades, al-
tos American Grocery, Carretera
Nueva, parada 15 H, Informaren en
el mismo. 3-7-M
ALQUILASE planta alta Jefferson
10. Cinco dormitorios con closets.
Un paso Teatro San Jos�, guaguas,
escuela y mercado Jefferson. In-
formar� tel�fono 1795 Santurce,
P. R. 3-n.H
ALQUILER
APARTAMIENTOS
SE ALQUILA: Apartamiento mo-
derno, dos dormitorios, sala, come-
dor, ba�o, cocina. Stop 22, Europa
14-A, entre lal dos carretera�. 530.
Tel. 2717 verde, Santurce. 3-�S
FOR RENT: Four room modern
apartment, near beach, unfur-
nlshed. Taft 28, telephone 1003,
Santurce. 4-4-C
SE ALQUILAN: Apartamientos mo-
dernos en ti edificio "San Fernan-
do , Avenida Fern�ndez Juncos es-
quina calle Hern�ndez, parada 14,
Mlramar, $60.00 mensuales. Tienen
sala, comedor, cuatro dormitorios,
doble servicio sanitario, habitaci�n
criados. Garaje extra. Informes
Hern�ndez, tel�fono 1197, Santur-
ce. 3-12-H
ALQUILER
LOCALES
SE ALQUILA: Amplio almac�n en
O'Donnel 6. Para Informas llame
al tel�fono 808. Sai< Juan. HNA-R
SE ALQUILA local con aparadores,
y vidrieras sitio c�ntrico, frente �1
Marti, por $100.00. calle San Justo.
N�m. 37. Informar�n: L�pez 5c. y
10c. HNA-L
SE ALQUILAN, dos pisos en edi-
ficio acabado de construir sin ha-
ber sido habitados, con cuatro ha-
bitaciones y dem�s comodidades.
Tanca 21, frente al mar. Informa-
r�n Tel�fono 1519, San Juan.
3-6-R
ALQUILASE PLANTA alta casa
San Sebasti�n N�m. 53. Iglesia,
Escuela y Cl�nica San Ildefonso al
lado. Informar�n Cristo 22�4. San
Juan. 3.n.H
ALQx,I^ASE: Cm"' c�Ue Hlp�dro-
mo N�m. 7. parada 20. amplia,
ventilada, cinco habitaciones, sala
comedor, etc.. doble servicio sani-
tario, garaje. $50.00. Informar�:
Tel. Santurce. 3125 verde. 3-11-A
EN SAN JUAN se alquila piso
fresco y limpio dando a dos calles,
vista al mar. Para informes en la
mama. Sol 110. �ltimo piso. 3-9-R
SE ALQUILA cas. con sala, co-
medor, dos habitaciones, cocina,
servicio sanitario, cuarto servicio,
garaje, $27.00. Casi frente Univer-
sidad. Parada 384 detr�s de Ca-
nino. 3.9.R
SE ALQUILA: Casa moderna, fres-
ca, c�moda, en Loiza 32. Sala, co-
medor, tres dormitorios, .cuarto de
�,rvj��' �raje. Informes: Tel�fo-
no 2081, Santurce. 3-g.Q
PARADA 24, entre las dos carrete-
ras, Bol�var N�m. 2, bajos cuatro
dormitorios $42. Bol�var 6, altos
dos dormitorios $22. Informar�
G�lgel. Tel�fonos 1063 y 2929 San-
*"**�� 3-9-G
ENT�RESE del funcionamiento del
Departamento d� Administraciones
de Casas da M�ndez St Co� Dep�si-
to 8, (Marina). En manos de esta
Organizaci�n su casa estar� bien
conservada y la rendir� m�s.
__________________ 3-18-M
FOR RENT penthouse, three bed-
rooms, two baths, hot water, blg
terrece, cool all year around, ele-
vator aervlce, new bulldlng, Vlc-
tory Carden ApartmenU, Stop 15,
rent $70 monthly, apply janitor on
premiaes c telephone 3156 San-
turce. Mr. Slfre, 3-16-H
MIRADOR con servicio, entrada in-
dependiente, se alquila para hom-
bre solo. Tambi�n garaje. Jos� V�c-
tor Flgueroa 26, parada 17 por
Avenida Fern�ndei Juncos. Tel�-
fono 1172 negro. 3-7-T
ALQUILASE CHALET concreto!
Am�rlco Salas 6, renta $45.00, cua-
tro dormitorios, sala, comedor, ga-
raje, cuarto y ba�o servicio inde-
pendiente. Informar�n en la mis-
ma, tel�fono 1086 Santurce. 3-7-F
SE ALQUILA chalet tres habitacio-
nes, sala, comedor y dem�s como-
dldades. Informar�n al lado, Er-
nesto Cerra N�m. 7*4, bajoa. 3-16-R
ALQUHASE: Casita Independien-
te para dos personas. Sala, come-
dor, dos habitaciones, cocina, ba-
rio. Instalaciones nevera, tel�fono,
radio, gas. Inf�rmese Bol�var 11,
parada 24, tel�fono 2293 rojo. San-
turce. 3-7-W
SE ALQUILA ca�a cinco dormito-
rios, garaje y cuarto da servicio.
Se desean buenas referencias. In-
formar�n en la misma. Valencia
N�m. 2, Stop 17, Santurce, P. R.
3-8-P
SE ALQUILA: Por cuarenta d�-
lares mensuales bajos de Luna 61,
San Juan, con cinco dormitorios
y otras comodidades. Informar�:
Teodoro Agullar. Tel�fono 2190.
3-8-A
SE ALQUILA casa a mano dere-
cha e\m�iico ialas Norte. 3 dorm�-
torloa. garaje y cuarto de servicio
aparte. S.W00. Para informe� 503
San Juan HNA-L
FOR RENT: House In Punta Las
Mar�as, near the seashore, com-
fortable, good sanltary conditions,
etc.. S. E. Van Derdys. Telephone
2116 rojo. Santurce. 3-10-V
ALQUILER
APARTAMIENTOS
�ESTA F.*LTO DE DINERO? No
moleste al amigo ni utilice al pres%
tamlsta. Podemo� anticiparle lal
rentas de sus casas. M�ndez & Co..
Dep�sito 8, (Marina). 3-18-M
SE ALQUILA un apartamiento, ca-
lle South Taft No. 28. Informar�n:
Tel�fono 497 Santurce, HNA-S
ALQUILASE apartamiento moder-
no, lo m�s fresco da Santurce, Pon-
ce da Le�n No. 221, Parada 23. Tres
dormitorios, doble servido sanita-
rio, etc. Tel�fono 1977 San Juan.
HNA-Q
SE ALQUILAN: Apartamientos mo-
dernos en el edificio "San Fernan-
do" con frente a la calle Hern�n-
dez, parada 14, Mlramar. $45 men-
suales. Tienen sala, comedor, tres
dormitorios, doble servicio sanita-
rio, habitaci�n criados. Informes
Hern�ndez, tel�fono 1197, Santur-
ce. 3-12-H
SE ALQUILAN dos apartamientos
c�modos en el "Apartamientos San
Jos�" en Rafael Cordero N�m 30;
sala, comedor, cocina, cuatro dor-
mitorios, dos ba�os. Tiene adem�s
cocina de ga.�. agua, calentador,
modern�simo ascensor autom�tico.
Dir�jase al due�o Sr. Antonio T�-
deschl Sant'Agata. Tel�fono 328,
Santurce. 3-12-T
$18.00 APARTAMIENTO ideal pa-
ra matrimonio. Un dormitorio, co-
medor, sala, cocina y cuarto de
ba�o con ducha. Calle del Parque
24. Santurce. Tel�fono 2934. 3-9-B
�SU CASA est� desalquilada? Acu-
da a M�ndez � Co., Dep�sito 8.
(Marina). Nuestro Departamento
especial da Administraciones de ca-
sas, tiene experiencia reconocida
en la matarla. Nuestra norma:
"Mejores Alquileres y Mejores In-
quillnos". 3-18-M
FOR RENT: Furnished apartments
at Olimpo No. 3, ona or two rooms.
all screaned wlth automatlc ele-
vator, running hot water and all
modern convenlences. Phone 388,
Santurce. Special Price. HNA-L
APARTAMIENTOS acabados de
construir con todo el comfort Ca-
lle Diez de Andino N�m 1, cuatro
dormitorios, dos cuartos da. ba�os,
Instalaci�n agua caliente, garaje.
Calle Lotea N�m. 186, tel�fono 2885
Santurce. 3-10-M
FOR RENT: Completely furnished
in mahogany furnlture, apartment
at La Rlviera, one Block off Ne-
reidas Avenue, near the sea. Par-
lor, dinlng room, two bed rooms
wlth bath, two porches, maids
room wlth bath. Kitchen, garage,
and store room. All sereenned.
awnlngs, hot water and janitor
servlce. Apply phone 5 Santurce.
Mrs. Brown. HNA-B
APARTMENT PACIFIC PLACE 6.
Restrlcted nelghborhood, hot and
cold running water, three bedrooms,
closets, parlor, dlnlng-room, kit-
chen, garage, servant's quarters.
Mod�rate rent. Telephone 2000 San-
turce. 3-10-P
ALQUILO APARTAMIENTO mo-
derno. Rio Piedras, Calle No. 1,
frente Parque Convalecencia. Cin-
co dormitorios, cuarto servicio in-
dependiente con servicio sanitario.
Garaje, lavaderos. Informar�n 87
rojo, Santurce. 3-7-B
HAVE VACANCY at the Villa de
C�ceres Apartments, Stop 50, Con-
dado and the Play: Inmedlate pos-
sesslon. Phone 539 Santurce, Lee H.
Vending. 3-15-V
FOR RENT: "Borlnquen Park
Apartments", on Nereidas Avenue,
near the sea, parlor, dlnlng room,
three bed rooms, two bath rooms,
kitchen, pantry, servant's room
wlth bath, hot water, janitor ser-
vlce, garage and elevator. Apply
Phone 612 San Juan, or 433 San-
turce. 319-F
ALQUILER
UBITACI0NE5
HABITACIONES C�MODAS. ve�T
Uladas y limpias. Viva en la YMCA.
sitio c�ntrico y recreativo. Para
uno o dos personas. Tel�fono 796
San Juan. p.y
!L�LQUILAv,habit"cl�n com� Precio razonable. �nico hu�sped
�Z2�m! iab,ller� �olo. Familia
respetable. Ponce de Le�n 189 (ba-
�0**- Stop 21, Santurce. Informar�
La Moda". 3.4.(3
SE ALQUILA: Planta alta en San
Juan. Capacidad 496 metros cua-
drados. Informes Gregorio V�zquez,
tel�fono 302 San Juan. HNA-V
SE ALQUILA: Local propio para
oficina o comercio 500 pies cua-
drados en Luna 60, por $40.00 men-
suales, Inf-rmar�n en 5 y 10 de
Umplerre. H.N.A.-U
LOCAL TIENLA: Se alquila, dos
plantas, 2,500 pies cuadrados, fren-
te Plaza Baldorioty, entre Kleins
y Gonz�lez Padin. Informes sexto
piso, Edificio Plaza. Box 1474 San
Juan. HNA-R
MISCEL�NEAS
OFICINA de Ingenier�a y Cons-
trucci�n. Sol 81. Coplas azules, cal-
cos, dise�os, presupuestos, etc. Pe-
rltage y tasaciones para reclama-
clones de seguros, contribuciones,
etc. Trabajos de ingenier�a en ge-
neral. 3-17-E
SE ALQUILA en Humacao una
panader�a equipada y a precio m�-
dico. Informar�n A. D. de L�pez,
Roosevelt 3H Mlramar, Santurce.
Tel�fono 563 verde. 3-U-L
OPORTUNIDAD: Ofrecemos 6.000
pies espacio en el segundo piso
"Edificio Ochoa", propio para ofi-
cinas, Industria o almac�n. Servi-
cio ascensor carga. Informar� Ad-
ministraci�n, Tel. 1273, San Juan.
3-26-G
�ESTA SEGURO que las repara-
ciones de sus casas quedan bien
hechas y a au Justo precio? M�ndez
& Co., Departamento especial de
Administraciones atiende concien-
zudamente estos detalles. 3-18-M
SE ALQUILA un local para ofici-
na. Informar�: Fosas, tel�fono 1531
San Juan o Alien 12H segundo pi-
so. 3-8-F
ALMAC�N. Frente al Muelle N�m.
3, bajos y dos pisos, conjunto o se-
parado, total 9.000 pies cuadrados,
�alquilase. H. V. Grosch Company.
San Juan, Puerto Rico. 4-18-G
SANTURCE. BUENOS AIRES 15.
alquilamos habitaciones decente�
persona sola, matrimonio sin hijos
reconocida moralidad. Posea casa
alquilada varios meses qu�dale pro-
pia. No pierda su turno. 3-8-B
SE ALQUILA: Una habitaci�n fres-
ca, uz directa, muebles nuevos, con
o sin comidas, edificio con aseen,
sor. Informar�n: Luna 30. Aparta-
miento 9, (frente Catedral) San
Juan. 3^.p
SE ALQUILAN: Habitaciones sitio
c�ntrico propias para caballeros,
matrimonio o j�venea oficinistas
Ambiente familia respetable. Pon-
ce de Le�n 234, parada 22 1|2, San-
turce. 3^.v
HABITACIONES FRESCAS y cla-
ras en casa de familia respetable,
sitio c�ntrico con o sin comidas,
Alien N�m. 80, tel�fonb 1082 ver-
de, San Juan. 3-12-J
SE ALQUILA una habitaci�n con
entrada Independiente. Para perso-
na que trabaje fuera. Frente Plaza
Col�n. Informar�n Salvador Brau
84, (Apt. 5). 3-8-M
SE ALQUILA: Habitaci�n clara y
ventilada casa matrimonio solo Sol
147, bajos esquina O'Danell. Pre-
ferible caballero. Se exigen y se
dan referenclaa. 3-10-O
FAMILIA CORTA desea dos habi-
taciones en casa respetable. Pre-
ferible Santurce. Dir�jase esta mis-
ma semana a tel�fono San Juan.
2177 negro. 3-7-B
APARTAMIENTO CRUZ 27, nueve
habitaciones, recibidor, sala, come-
dor, cocina gas y do carb�n, dos
cuartos sanitarios, sesenta dolares.
Tel�fono 290 San Juan de U A. M.
a 1:00 P. M� llave portarla. Admi-
nistrador Miguel Portall. 3-7-P
FOR RENT: Furnished apartment,
electrlc refrigerator, residentlal sec-
Uon, cool. Fiol Apartments. Next
to Union Club, Stop 10, Mlramar.
From $30 up. Telephone 1086 San-
turce. 3-8-F
APARTAMIENTO en la Carretera
Nueva esquina Calle A. Parada 21.
Tres de:-")'torios. Precio $45. In-
formes: Tei. 130** rojo, Santurce.
3-7-B
SE ALQUILA una habitaci�n fren-
te a calle para caballero en casa
matrimonio respetable, $10.00. Tam-
bi�n un garaje, $400. Villamil 35,
parada 18V>, Santurce. � 3-10-W
ALQUILANSE DOS habitaciones
amuebladas para j�venes solteros
o matrimonio sin hijos, con vista a
bah�a propias para verano. Cristo
N�m. 2. tercer piso, Apartamientos
Bella Vista. 3-9-H
ALQUILANSE habitaciones frescas
con comidas excelentes, esmerada
limpieza, ambiente familia respeta-
ble. Sitio el m�s c�ntrico de San
Juan, Alien 4\ piso segundo, tel�-
fono 583. 3-9-R
HABITACIONES AMPLIAS y ven-
filadas. Una con entrada indepen-
diente y balc�n calle. Propias para
matrimonios. Con o sin comidas.
Cruz 27, �ltimo piso. Tel�fono 841
negro. 3-7-P
COLOCACIONES
OFERTAS
SE SOLICITAN hombres y muje-
res de quince a�os en adelante que
deseen trabajar. Pida informes a
The Anor's Speclalty Novelty. Box
811. Ponce, P. R.____________3-10-A
SE NECESITAN cuatro dependien-
tes para apertura nuevo estableci-
miento. Dos expertos en calzado y
dos en mercanc�a. No moleste sin
tener conocimiento. Solicite Box
61. Fajardo.__________________3-9-S
WANTED REGISTERED NURSES.
General duty and posslbly super-
vlsing. Apply by personal inter-
view only. Ryder Memorial Hos-
pital, Humacao. 3-11-R
SE NECESITA: Una mujer de me-
diana edad y de buena mora.�dad,
que sepa cocinar para dormir en la
casa. Apartamiento 4, VictoryGnr-
den. Stop 15. 3-15-H
COMFRA-VENTA
AUTOM�VILES
EXAMENES CHAUFFEUR, conduc-
tor, y conductor trucks. Manual
edici�n 1938. Presuntas y respues-
tas. Suplemento especial, ley con
ultimas enmiendas. Piezas mec�-
nicas, se�ales polic�a y muchas Ilus-
traciones m�s, consultas y procedi-
mientos m�centeos, lubricaci�n, ad-
vertencias, otros detalles Importan-
tes. Aprobado por examinadores.
Precio especial. Veinticinco centa-
vos giro postal. Chauffeur Mechante
Press, Box 553, R�o Piedras. P-B
ATENCI�N: Vendo carro Pontlac
Sedan casi nuevo en perfectas con-
diciones a un precio de ganga. To-
mo cualquier otro carro en cuenta.
Calle Cruz N�m. 27. 3-8-Z
INTERESAMOS comprar truck de
dos toneladas con plataforma an-
cha y varanda alta, que est� en
buen estado. Informar�n: Box 288,
San Juan. 3-8-G
SE VENDEN: Dos guag�ltas Ford,
siete pasajeros, modelos 1936-1937
en magnificas condiciones, precio
razonable, Informar� Indalecio Ri-
vera, Concordia esquina Luna, al-
tos. Box 364, Ponce, P. R- 3-11-R
TRUCKS USADOS > autom�vil*',
usados, v�alos en el Garaje de E.
Sol� & Co., S. en C, parada 10,
Carretera Nueva, Miramar, frente
Aeropuerto. T�ls. 3140-1-2. Santur-
& HNA-S
SE VENDE GRAHAM DE-LUXE
1934. Tel�fono 1109 San Juan. �
3-8-P
VENDO AUTOM�VIL De Soto, 6
cilindros, del 1932, convertible, dos
pasajeros. Capota, pintura y go-
mas nuevas. Precio $225. Tel�fono
2652 verde. Santurce, Calle Estado
N�m. 2, Stop 12. 3-9-G
COMPRA VENTA
CASAS
CASA se compra entre paradas
veinticuatro y quince, cerca ruta
guaguas, buen vecindario, aire-
dor mil quinientos d�lares, pag�n-
dose mil cash. Resto seg�n conve-
nio. Dir�jase Villamil 1, parada diez
y ocho y media. Santurce. Sin co-
rredores. 3^-T
VENDO CHALET madera dos
plantas, amplio balc�n concreto,
cinco dormitorios, pantry, dos
cuartos ba�os, cuarto servicio, ga-
raje. Sitio residencial, cerca escue-
las, cines, iglesia y guagua. Infor-
mar�n tel�fono 759 azul, Santur-
ce. 3-10-C
MAGNIFICA RESIDENCIA en Rio
Piedras, Urbanizaci�n Santa Rita,
calle Madrid, N�m. 4, reci�n cons-
truida con los requisitos modernos,
cuatro dormitorios, cuarto para el
servicio, garaje y dem�s depen-
dencias. Se deja en hipoteca de
$2000 a $2500. Informar�n en la
misma, al frente Dr. Plftelro y te-
l�fono 1093 ranturce. 3-16-L
FINCAS
COMPRA VENTA
SE VENDEN: Dos "Pick-Ups"
(guag�ltas) marca Ford. 4 cilin-
dros. V�alas en la Planta de la
Luz, Laguna del Condado, Parada
16H, Santurce. 3-7-P
COMPRA VENTA
CASAS
SE VENDEN varias casas moder-
nas, de concreto, en Santurce, de
contado y tambi�n a plazos conve-
nientes. Informar�: Insular Mer-
cantile Co., Tetu�n 23, altos. 3-7-1
SE VENDE hermosa residencia,
Condado, Avenida Magdalena N�m.
9. Buen precio. Informar� E. V�lez
Posada, tel�fono 1739. San Juan.
Tanca 8. 3-14-V
COMPANY of International proml-
nence ls in need of a person over
25 years of age having at least a
High Schcol education. Applicant
muat' possess fine personallty and
sufficlent ambltlon to make a per-
manent place wlth company. Un-
less earnest and serious-mlnded and
w�llng to follow Instructlons please
do not answer thls advertlsement.
Frankell, Avenida Ponce de Le�n,
parada 32. Hato Rey.________3-7-F
NECESITAMOS: Joven o se�orita
activo, trabajador, ambicioso, para
hacerse cargo agencia en San
Juan. Deber� estar bien relaciona-
do. Sueldo y comisi�n. Tambi�n
anunciador radio. Solicite personal-
mente, Brau 65 (La Fe). 3-6-S
WANTED: Young man, 21 to 24
years o�d, height 5 feet 6 Inehes.
Welght 135 pounds or over. Mech-
anlcally Inclined, good knowledge
of EngUsh, High School Education
or more. Neat appearence .ind
agreaslve. Wrlte: P. O. Box 1198,
San Juan. P. R. 3-6-C
NECESITO DOS J�venes para ven-
dar art�culos da srte. Se paga 25%
de comisi�n y parta de gastos pa-
gos. Deber� tener preparaci�n re-
gular y ser correcta Solicite per-
sonalmente. Ram�n Vega, Molina
69. Ponce. 3-9-V
FUNERARIAS
EL BLOQUEO: Modernamente
equipada; �ngel Fern�ndez. Pre-
cios bajos. Servicio r�pido d�a y
noohe. Carretera Nueva, Parada
23. Tef�fono 140 Santurce; Puerta
de Tierra, San Agust�n. Parada 5.
Tel�fono 59a HNA-F
SE VENDE muy barata la casa
No. 73 de la calle Cerra. Es de dos
plantas y renta $47.50 mensuales.
Llame a Rodr�guez, al 2222, San
Juan.___________________ HNA-F
SE VENDE en $1.500.00 un ran-
ch�n de cinco apartamientos con
solar de 400 metros cuadrados si-
tuado en la calle Villar�n. que
renta $40.00 mensuales acabado de
arreglar y pintar. Informar� Eloy
Garc�a Cruz, tel�fono 635 verde.
Santurce. 3-11-H
SE VENDE: Casa en Areclbo.
Ariosto Cruz St. N�m. 13. rentando
$46 mensuales. Pronto $1.800 y res-
to en hipoteca. Home Owner's Loan
Corp. Buena Inversi�n. Escriba a
Juan Cloquell St�rer. Dos Herma-
nos 11. Santurce. 3-13-V
SE VENDE: En Rio Piedras, casa
dos plantas cerca Universidad. Ba-
jos tienda y vivienda, altos propia
pupilos, nreclo cash o nipo'eca.
Box 465, Rio Piedras. 3-31-G
VENDEMOS A PRECIOS razona-
bles las siguientes FINCAS:
RIO PIEDRAS: 100 cuerdas, B*
CAIMITO.
BAYAMON 124 cuerdas. B'
NUEVO
RIO GRANDE: 100 cuerdas B�
MAMEYES?
CAGUAS, 20 cuerdas. B� BEA-
TRIZ.
CAGUAS: 50 cuerdas B* RIO
CARAS.
CAGUAS: 37 cuerdas. B� SAN
SALVADOR.
CAGUAS: 13 cuerdas. B* BO-
RINQUEN.
C�ALES: 122 cuerdas, B� POZAS.
CAYEY: 86 cuerdas. B� CERCA-
DILLO.
GURABO: 60 cuerdas. B� RIN-
CON.
COMERIO: 22 cuerdas, B� DO-
�A ELENA.
Puede adquirirlas pagando par-
te de contado y parte a plazos. In-
sular Mercan tile Co., Tetu�n 23.
altos, San Jujn. 3-9-1
COMPRA VENTA
, DE MUEBLES
RARIOS ZENITH: El radio m�s be-
lio � imitado dt Am�rica. Olga y
vea un "Zenith" en so agencia m�s
cercana. Se solicitan distribuidores
para comprar directo de f�brica.
Hijos de Ricardo Vela, Bayam�n.
Agentes Generales para Puerto
Rico. HNA-H
PARA ENTREGA Inmediata ofre-
cemos cuatro o cinco escritorios
usados, en color roble o caoba, y
sillas giratorias, por precios m�di-
cos. Blanco & Compa��a, Salvador
Brau.71,.en la Esquina de las Plu-
mas, San Juan. Puero Rico. 3-5-3
BUENA OPORTUNIDAD. Vendo
juego de comed't fino, decorado
al �leo. Nevera el�ctrica usada, al-
fombra. Tel�fono 1096 Santurce.
Taft 10. HNA-S
LA BOLSA. Mueblarla de R L. 'Sol-
devilla. Vendemoa muebles nuevos
y reconstruidos. Tomamos los suyos
como abono. Reparamos, almace-
namos y mudamos muebles. Ponce
de Le�n 82. Teis. 221 y 261 verde.
Santurce. P-S
SE VENDE: Nevera el�ctrica Kel-
vinator con pocos dias de uso. V�a-
la en Oficina 27. The National Co,
tel�fono 1236, Edificio Bouret de
8:30 a 5:30. ,3-14-D
POR TENER que embarcar se ven-
den los mueblas dt un apartamien-
to, todos o separados. Tambi�n he-
rramientas para barberos. Acuda
pronto. Informar�n en Salvador
Brau 78, segundo piso. J. Diaz, San
Ju*n- 3-5-D
VENDO NEVERA General Elec-
tricen perfectas condiciones. Cues-
ta $284, la doy por la mitad de pre-
cio. Tambi�n un radio y otros mue-
bles. Tel�fono 153 verde, Santurce.
3-7-0
SACRIFICE: For qulck sale. Ge-
neral Electric Refrigerator, all fur-
nUh�ngj, studio apartment. Ulah
Haynes. Apt. 2, 1 Brau, comer Re-
cinto Oeste, faclng Fortaleza C�r-
dena. Cali tvtnlngs. 3-8-H
VENDO juego sala perfecto estado
$70.00, comedor de $250 en $125
nutvo con l�mpara muy hermosa,
cuarto cost� $200 en $75, nuevo.
Varios antiguos, l�mpara cristal
tres brazos antiguo $50, consolas,
butacas, sill�n medall�n. Informa-
r�n Tetu�n 41, altos. 3-8-B
FINCA: Vendo finca de 131 cuer-
das llanas, propias para cana, fru-
tos menores y pasto. Precio $3,000.
Debe $1,200 Banco Federal. Atra-
vesada por carretera en construc-
ci�n. Informar� Getulio Echean-
dla, San Seastl�n. P. R. 3-10-R
VENDO FINCA 3-1/2. cuerdas sem-
rada frutoa menores, cinco minu-
tos Rio Piedras, casa concreto, luz
el�ctrica, garaje, corral gallinas.
Carretera Rio Piedras-Carolina,
Km. 7, Hm. 2. Informes en la mis-
ma. 3-10-T
VENTA DE FLORES
� -^aa�n�aoa�f�^�s�
LLAME AL TELEFONO 969 San-
turce. se�or� Isabel Vda. da Andi-
no si necesita ramo�, cruces, coro-
nas o cualquier otro trabajo que
desee en flores naturales. Cintas
con Inscripciones art�sticas. Calle
Hoare No. 16, Parada 14 HNA-A
VENDO DOS NEVERAS General
Electric tn perfecto funcionamien-
to, once y seis pies c�bicos, precio
cash $160 y $60. Torres, Brau 53.
Tel�fono 745, San Juan. 3-9-T
SE VENDE por embarcarme una
radiola y juego de cuarto. Todo
en buenas condiciones. Ganga. In-
f�rmese Ponce de Le�n 71, Parada
6H. Puerta de Tierra. 3-9-R
EFECTOS DE OFICINA
PARA VENDER o comprar o re-
parar su maqulnilla de escribir
Underwood, o de otras marcas, vi-
site Blanco y Compa��a, frente a
la plazuela dt San Francisco, cali*
Salvador Brau N�m. 7L HNA-B
CAJAS DE CAUDALES fabricadas
por THE MOSLER SAFE CO. Te- �
nemos existencia de cajas a prueba
de fuego nuevas y reconstruidas en
f�brica. Abrimos y reparamos ca-
jas de caudales de cualquier mar-
ca. Cambiamos combinaciones.
C. J. LAVERGNE
Representante Exclusivo. Edificio
Tobacco Paiace, Tel. 729, Box 259,
San Juan, Puerto Rico.
HNA-L
CAJAS DE CAUDALES a prueba
de fuego, tamafios de hogar y ofici-
na, a precios reducid�simos y mag-
nifica calidad. Tenemos en existen-
cia. Abrimos cajas de caudales y
cambiamos la combinaci�n sin mu-
tilar el mueble. Casa Elmendorf.
Tetu�n 9. Tel�fono 156, San Juan.
HNA-E
VENDEMOS m�quinas de escribir
"reconstruidas" y "usadas" de todas
marcas. Albert E. Lee * Son, Inc..
La Marina, San Juan, tel�fono 505
San Juan. HNA-L
REPARACIONES: Si su m�quina
de escribir es Remington, m�ndela
a nuestro taller. Usamos piezas
genulnas y servicio r�pido. Tam-
bi�n en m�quinas de sumar V�ctor.
PADIN. 3-9-G
MAQUINAS JSADAS de escribir
y de sumar, de varias mareas; las
vendemos en buen estado, por muy
poco dinero; en el tercer piso de
PADIN. 3-9-G
SE ALQUILAN m�quinas de escri-
bir. Albert E. Lee * Son, Inc. La
Marina, San Juan. Tel�fono 505
San Juan. HNA-L
COMPRA VENTA
MISCEL�NEAS
SIETE NOVILLAS y tres vacas,
dos reci�n paridas, varias pr�xi-
mas, de buen cruce, se venden.
Informar�n en el Restaurant El
Para�so. Celis Aguilera St., Apar-
tado 96, Manat�. 3-9-C
HIPOTECAS
PABLO GINORIO, tel�fono 524
azul, Santurce. Hipotecas a largos
plazos, amortizando capital e inte-
r�s. Servicio persona!. HNA-G
OFREZCO $604)00.00 hipotecas fin-
ca rustica o urbana San Juan, San-
turce o Rio Piedras, entendi�ndo-
me directamente con el interesado.
S. E. B� Box 936, San Juan, P. R.
3-26-L
SOLARES
COMPRA VENTA
ESPLENDIDOS SOLARES, con al-
cantarillado, agua y gas. Urbaniza-
ci�n Bouret, parada 264. Sitio alto,
seco y muy fresco. Lo mejor de San-
turce. Informar�n Joyer�a Bouret.
HNA-B
SE VENDE SOLAR de 900 metros
en la calle McLeary, esquina Ger-
trudis. Precio razonable. Infirma-
r�n al frente. , 3-15-B
VENTA DE FLORES naturales:
en toda clase de trabajos. Se Im-
primen cintas para coronas. Llame
al tel�fono 825. parada 14. Calle
Hern�ndez N�m. 6 Encarnaci�n
Hern�ndez. HNA-h
FLORES NATURALES: Exprese
sus alegr�as y sus penas con flores.
Art�sticos trabajos. Minina del Va-
lle. Tel�fonos 840 y 2658 Santurce
Parada 12. Ponce de Le�n 27.
HNA-D
DESEO COMPRAR o hipotecar
buen edificio en el centro comer-
cial de San Juan entendi�ndome
directamente con el interesado. Se-
�ora Blanes, Hotel Condado. 3-7-B
SE VENDE casa nueva concreto,
doble servido sanitario, tres dor-
mitorios, terraza grande, garaje,
cuarto servicio, cerca Ocean Park,
guaguas, ba�os de mar. Elena 2,
Santurce. 3-9-G
V�NDESE CASA con todas las co-
modidades, sitio m�s c�ntrico Mi-
ramar. Informar�n Calle Nueva 31.
Stop 14. tel�fono 1221, Santurce.
Puerto Rico. 3-14-C
COMPRO AL CONTADO casa de
concreto en Miramar. Dir�jase al
Tel�fono 249 azul. Santurce. 3-9-G
LORENZA DE MORENO: Si ne-
cesita alg�n trabajo en flores na-
turales, ord�nelo al tel�fono 66 y
quedar� satisfecho. Garant�a y pun-
tualidad. Hato Rey. Parada 31.
HNA-M
SU MEJOR OPORTUNIDAD: Se
venden varios solares de 300 s 365
metros cuadrados con 14 metros de
frente en la prolongaci�n de la
Calle Gertrudis hacia Calle Loiza.
Precio $800. Tel�fono 382 Santur-
ce. 3-13-Z
PLANTA GENERADORA se ven-
de: Motor Dlessel 60 HP., compre-
sor y tanque; 1 Generador 50 KW.
220 volt 60 ciclos A.C.; 1 panel con
swltches reostato, etc.. y 1 G. E.
regulador de voltage. Informes At-
lantic Ora Co., Juana Diaz, P. R.
4-1-A
SE VENDE: Una fuente de soda '
casi nueva, 12 pies de largo, con
compresor nuevo y asientos. Tam-
bi�n mesas con sillas, espejos, ma-
quinas de soda nuevas y varias vis-
Jas, horno grande, l�mpara, vidrie-
ra, etc. Aprov�chese. Luna 50, ba-
jos, San Juan. 3-7-G
CUARTOS DE BASO en colorea
con revestido de losetas tambi�n
en colores y pisos de cer�mica los
tiene en exhibici�n la Ferreter�a
Merino de San Juan, �nica casa
que est� completamente equipada
en aparatos sanitarios. Vis�tenos
para que tome ideas al instalar el
suyo. 3-28-M
BUEYES Y CARROS: Vendo sei*
yuntas J�venes y buenas a $6.00
arroba y cuatro carros medio uso
de cap� blanco. Precio $80.00 cada
uno tom�ndolos todos. Informar�
Getulio Echeandla, San Sebasti�n.
P. R. 3-l�-R
TOSTADORA y molino de caf�:
Ofrecemos una tostadora de caf�,
de 30 libras, casi nueva, y un moli-
no completamente nuevo. Dir�jase
a J. R. Nieves 4 Cia. Arroyo.
3-5-N
1
COMPRO: Hasta trescientas pi�l-
enos zinc acanalado usado, se:s.
ocho y* diez pies, debe estar buenas
condiciones. J. M. Serrano, Apar-
tado 337, San Juan. 3-11-A
>OR. QU� NO
'�NO� SU
MAQUINA D�
escR.ie.iR-
POR. M�DJO OC
UN ANUNCIO
CLASIFICADO?
Basta una llamada
Y nuestro Departamento de Perfumer�a le sorvir�
A ESTOS PRECIOS BAJOS
Leche magnesio "PHILLIPS" 4 onzas . /.....
H � 15 "
14. �������
"SQUIBB" 4 " .......
12 " .......'
t
Emulsi�n de "SCOTT'S" 6-l|4 " .......
14-14 " .......
Sol de "ENO" 1-13 onzas...........
II H H 4 "
� * m O "
O �������������
Sol do "PICOT' peque�a...............
mediana �� �� �� ��
grande .� �� �� �� �� �� ��
�i
II H
M 1
19c
39c
15c
29c
39c
75c
19c
45c
75c
15c
20c
40c
ORDENE PERSONALMENTE 0 POR TELEFONO
SUCS. DE A. MAYOL & CO. - Son Juan, P. R.
o
1
t
X5^
25
PALABRAS
PARA ANUNCIOS LOCALES EXCLUSIVAMENTE
6 d�as consecutivos � $1.50 y 3/ la palabra adicional
15 * " � $2.75 y 6/ la palabra adiciona]
30 " " � $5.00 y 12/ la palabra adicional
1 ' ��' ' ' ' � ' i ."i. i asaaa i n ' i
IMPORTE
CON LA
ORDEN
� ^
*


El MUNDO, SAN JUAN, P. R. - DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
X

Una bella muchacha de piernas mutiladas conquista la fama
Muchas da laa personas que Uc-
ean en estos d�as de febrero hasta
la sala de espera de la Compa��a
da Tel�fonos en la ciudad de Nue-
va York probablemente observar�n
la muchacha que recibe mir�ndole
con inter�s, algunas veces con sor�
presa y siempre con alguna perple-
jidad. Y cuando finalmente pasan
donde el funcionario que han veni-
do a ver es m�s que probable que
se olviden por un momento del
asunto a que han venido.
"�Qu� muchacha exquisita!", di-
cen. Agregan: "Bonita; pero hay al-
go m�s all� de la belleza de su
cara. Tiene la clase de cualidad es-
posibilidades de triunfo que no se
la hubieran presentado a alia ai no
hubiera sido por al accidente. Lla-
man la atenci�n a la manera en que
se ha Intensificado su belleza cajo
el peso de la aflicci�n- Dicen tam-
bi�n que su vida siempre ha sido
Jessie Simpson hizo de su desgracia
un nuevo af�n de lucha, sobre-
poni�ndose al dolor y a la
pena de haber perdido
sus dos piernas
muy femenina", dijo. "Demuestra
car�cter y encanto. Debe ser fasci-
nadora."
Cuando el fot�grafo le explic� el
Impedimento dt Jessie, Crandell se
sinti� impaciente a�n por pintarla.
Fu� enorme su entuslsamo cuando
ella pudo finalmente asistir al es-
tudio. ;Qu� pose!, exclamaba �l des-
pu�s de haber pasado doce horas
pint�ndola.
Una organizaci�n que se interes�
en ella le ofreci� enviarla acompa-
�ada de su mam� a cualquier ciu-
dad que ella seleccionara. Ella se-
leccion� a Chicago y all� fu� en
avi�n a repartir juguetes entre loa
ni�os lisiados del Hospital Shr�ner,
disfrutando asi horas felic�simas.
"Existe un lazo de simpat�a entra
los lisiados que a cualquiera otra
persona le ser� muy dif�cil com-
prender", dice ella. "Al salir del
hospital sent� l�grimas en los ojos
y llor� m�s por ellos que lo qua
habla llorado por mi misma."
Despu�s de Chicago se detuvo en
Detroit donde tambi�n se le hizo
una gran recepci�n y se presenta-
ron diversiones en su honor. Luego
pas� a B�falo y a Albany, la cap�-
D
D
La se�orita Simpson uaando ana
pierna* artificiales al emprender au
reciente recorrido en aeroplano.
plritual que los viejos maestros gus-
taban pintar. �Y sus manos! Algu-
nos hablan hasta de la "poes�a del
movimiento" cuando aluden a sus
manos.
Entonces el funcionarlo se�ala
que ostras muchas personas han no-
tado el encanto de la joven y la be-
lleza de sus manos. "Howard Chand-
ler Christy es una de esas perso-
nas", (dlce el funcionarlo. Christy
dijo que ella estaba "llena da la
gracia de sus dedos". Y otros artis-
tas que han ganado fama con sus
retratos de mujeres bonitas est�n
de acuerdo...
"Artua Wllliam Brown y Dean
Cornwell. Y Bradahaw Crandell,
quien dijo qua eUa era al tipo do
muchacha que �l habla estado bus-
cando desde hacia mucho tiempo,
hizo su retrato. Tambi�n hay qua
mencionar a Hal' Phyfe, el afamado
fot�grafo que la llam� "bonita sin
un defecto" y le fotografi� las ma-
noa para anuncios de relojes que
han sido un �xito."
Orgullosamente el funcionario en
cuesti�n ensena la edici�n de una,
revista dt enero qua muestra en
la portada la efigie de la recibi-
dora de su sala de espera, con la
�nica diferenciare que para la -e-
vista ha sido levemente Idealizada.
"�Esto, dice el funcionario, es lo
que los artistas piensan de ella!"
/Pero..." empieza a decir el vi-
sitante, perplejo, quien considera
que una sala de recibo es un sitio
bien extra�o para una belleza tan
singular.
"Usted no la vio tratando de po-
nerse de pie", explica el funciona-
rio. "Pero no le .coja pena. Ella mis-
ma no lo permitirla. Esa adorable
muchacha perdi� ambas piernas en
un accidente hace pocos meses"
";Ah!, exclama el visitante. Y de-
ja escapar un largo suspiro de pie-
dad.
� � �
Y algunos piensan que este es al
fin dt la rara historia dt Jessie
Simpson. Pero hay quienes insisten
�n �� �ontaario. Estos MAaian laa
extraordinaria y predicen que se-
guir� si�ndolo.
Jessie contaba diecis�is a�os cuan-
do la gente fuera de la familia y
del circulo inmediato de las amis-
tades comenzaron a oir hablar de
tila.
Tres generaciones atr�s sus bis-
abuelos escoceses e ingleses llega-
ron a Am�rica y construyeron un
hogar en Hackensack. Estado de
Nueva Jersey, sobre la c�spide de
una colina llena de sol, desde la
cual se divisa la linea de los ras-
cacielos de la parte baja de la ciu-
dad dt Nueva. York con el puerto
por fondo. Fu� en ese hogar donde
Jessie se cri� en compa��a de sus
hermanos menores: George, que
ahora tiene 13 a�os: Jean. 9: y
Donald. 8. Su padre, un Ingeniero
dt construcciones, se sent�a lo mis-
mo qut la madre, adem�s de orgu-
lloso un poco temeroso al hacerse
evidente que Jessie Iba a ser una
belleza.
"La belleza conspicua es a veces
un gravamen", pensaban. Pero siem-
pre a�ad�an: "Jessie es una ni�a
sensata. Todo le saldr� bien."
Por �o tanto no objetaron cuan-
do Jessie particip� en un certamen
local dt belleza. Esbelta, morena,
vivas, de rostro ovalado con ojos
negros dt mirar profundo, exquisita
tes y sonrisa inolvidable, Jessie sa-
lid triunfante en el certamen sin
esfuerzo alguno y a partir de esa
fecha fu� "Mlss Hackensack" en
muchos concursos de belleza, siendo
siempre.admirada por su genUleza
y buen humor.
Su primer empleo fu� al otro la-
do del rio Hudson en la sala de re-
cibo dt laa oficinas dt la New York
Teltphont Company. Muy satisfe-
cha dt au empleo, mostr� siempre
gran responsabilidad tn �l, ya que
asi se realizaba su preciada ambi-
ci�n dt ayudar a la familia. El'a
habla preparado ya grandes planes
' sobre el futuro de sus hermanltos y
sent�a que Iba acerc�ndose al d�a
en que esos planes empezaran a cris-
talizarse.
�- � �
Por las ma�anas Jessie iba a to-
mar el tren en ti autom�vil de la
familia, guiado por la mam�, que
la llevaba hasta la estaci�n a la
cual llegaban casi siempre a �ltimo
momento, ya que las Inesperadas
aglomeraciones tn el tr�fico y las
luces rojas parec�an conjurarse pa-
ra hacerlas llegar tarde. Una de
esas ma�anas, fu� en abril del ano
{pasado, cuando no bien habla icr-
| minado el chirrido de los frenos del
carro deteni�ndose paralelo a la v�a,
;el conductor gritaba: "�Todos al
tren!"
Jessie salt� del asiento y corri�
a trav�s da la plataforma dt la es-
� taci�n. '�Lo coger�", se dijo. Pero ti
La bella Jessie --..
Simpson fotgra�ia'J^ en
el hospital donde li'z� aua
planea para una nueva vida
despu�s del terrible accidente,
tren estaba ya ganando velocidad
al ella agarrarse de la barandilla
del vag�n. Un momento m�s y ella
hubiera subido al escal�n.
Pero el desastre la acechaba esa
ma�ana. Jessie resbal� y se sinti�
lanzada hacia delante yendo a caer
bajo las grandes ruedas de hierro
que empezaban a atronar el espa-
cio. Y el cuerpo de Jessie qued� re-
torcido sobre los rieles. Los gritos
de terror hendieron el aire de aque-
lla ma�ana de primavera semejan-
tes a latigazos. La multitud corri�
apresurada. Son� una sirena.
En el Hospital de Hackensack laj
transfusiones de sangre le salvaron
la vida a la joven. Pero qued� con-
denada a no poder volver a andar
como antes. Una de las piernas fu�
cercenada' sobre la rodilla; la otra
un poco m�s abajo. En su lugar
tendr�a que usar extremidades de I
madera y muletas, atrayendo sobre
si ojos llenos de curiosidad, de pe-
na o dt dolor.
Ya no volver�an los jueces en los
concursos de belleza a admirarla y
a darle su aprobaci�n. Pero no im-
portaba; otras cosas eran las que
verdaderamente importaban. Impor-
taba el tennis, la nataci�n, el gol-
fo en las soleadas colinas y las ca-
balgatas. Importaba tambi�n el bai-
le, especialmente el baile con el jo-
ven que viv�a un poco m�s arriba
en la misma calle.
�Qu� le quedaba en la vida?
La primera semana llena de su-
frimientos en el hospital no trajo
respuesta a esa Interrogaci�n. La
vida que le habla sido bella ahora
le era odiosa.
a e a
Pero la segunda semana le entre-
garon a Jessie la correspondencia
que habla para ella. Todos los d�as
I hablan llegado docenas de cartas
procedentes de todas las ciudades,
pueblos y caser�os donde se leen
peri�dicos. Ven�an del Canad�, de
i Honolul�, de Cuba y de M�jico. Ha-
blan cruzado el oc�ano desde Ingla-
terra, Irlanda, Francia y Suecia. Le'
hablen dado la vuelta al globo vi- �
niendo de Rusia, de China y de
Siam.
Las cartas tra�an aliento y alegr�a.
Ellas hablaban de otros que hablan'
sufrido lo que ella estaba ahora
Hal Phyfe, el famoso artista de la c�mara, fotografiando laa manos de Jessie.
sufriendo, y de los medios a que
habian recurrido para sobreponer-
se a todas las dificultades. Algu-
nos corresponsales le hablaban del
valor de ella y le declan que ella
les habla Infundido valor a ellos.
Una carta de Stamford, Connectl-
cut, la preven�a contra el desarro-
llo m�rbido de la hipersenslbilldad.
"No deje que las gentes dt bondad
equivocada soslayen el t�pico de las
piernas. Suscite usted misma el te-
ma, le dec�a el corresponsal. Afron-
te el asunto abiertamente y usted
se sobrepondr� a �l. Yo s� que es
asi porque yo lo he hecho."
Estas cartas constituyeron calu-
rosos y corteses apretones de mano.
�Qu� le quedaba en la vida?
"Pues le quedaba todo", se dijo a
si misma Jessie. Quedaban �rboles
y flores y libros y p�jaros. Queda
un mundo de gente muy buena.
Quedan mis manos. Queda la opor-
tunidad de "crecer".
Fu� asi que Jessie Simpson, a la
edad de 18 a�os, empez� sin poder
dar un paso "a admirar y a-con-
templar el mundo que es tan am-
plio" desde la cama que la retenia
tan prisionera como si hubiera es-
tado en cadenas.
'Ante todo, principi� a notar la
belleza dt las floras que mt tra�a la
gente", ha dicho luego Jtssit. "Pa-
rec�a que las flores crec�an m�s ado-
rables que anteriormente. V enton-
ces me di cuenta que yo nunca laa i tificiales fu� un d�a de gran rego-
habla verdaderamente visto hasta cijo. A pesar de que el proceso de
ese momento. Es que existe una j volver a aprender a andar tenia
gran diferencia en la manera tn que ser naturalmente lento, ella
que se miren las cosas." I aprendi� con rapidez a Ir de un la-
"Despu�s que ya mejorada volv�, do para otro sin otra ayuda que la
a casa fu� que comenc� realmente de un bast�n.
a familiarizarme con Pal, el perro! Y entonces ocurir� lo que Jessie
pastor, y Pete, el canario. Siempre I llama el mayor acontecimiento de
lies habla tenido cari�o; pero aho- toda su vida hasta la fecha: Hal
i ra, sent� como que desarrollaban Phyfe, vino a verla. Todo el mun-
caracterlstlcas maravillosas. Y no do conoce los retratos que hace Hal
tard� mucho antes de que empezara � Phyfe; todo le mundo los ha visto
a notar nuevas maravillas en todas
las personas. Me parec�a que po-
d�a comprender la gente mejor y
a sentir mayor simpat�a por todos."
Entre estas personas que Jessie
encontr� tan admirables hubo algu
en los fotograbados y en las revis-
tas que adornan los puestos de pe-
ri�dicos en Estados Unidos.
� � �
Este fot�grafo ley� en los peri�-
dicos sobre Jessie y fu� hasta Hac-
nas que Insistieron en pagarle la I kensack a verla. El observ� sus
I cuenta del hospital. Un peri�dico i manos pensando en el pedido que
local patrocin� una colecta la cual �le habla encargado una gran com-|
I tuvo tanta aceptaci�n que Jeasie no paftla manufacturera de relojes pa-1
| tendr� dificultades financieras por t ra que buscara unas manos adec�a-
ahora. das para la exhibici�n fotogr�fica
Pero todav�a habla algunos d�as de los relojes de mu�eca. Tambi�n'
, tristes �los de la curaci�n� y pa- �l observ� el rostro de la joven y;
ra que �stos no fuesen a multipll- not� algo que se habla desarrolla- i
I carse obscureciendo la paz de su do en �l desde el accidente. "Per-1
resignaci�n, Jessie decidi� dedicar- � cepci�n". llam� �l ese algo. Tam-1
los al "crecimiento" que habla p�a-' bien lo llam� "belleza espiritual",
neado. Pidi� libros y en poco tiem- � Entonces procedi� a fotografiar i
po se enfrasc� en un curso meto- sus manos para los anuncios de los �
dico de historia, de biograf�as, dt relojes y su rostro para su estudio. �
Shakespeare. Desarroll� tal equ�li- Poco despu�s Bradshaw Crandell
br�o espiritual que el d�a tn qut � vio la fotograf�a y dijo qut nece-
us� por primera vez las piernas ar-1 sitaba a Jessie como modelo. "Es
tal de Nueva York, donde el gober-
nador Lehman estrech� su mano y
le dijo que la consideraba una ni-
�a muy valerosa.
^� � �
Con los fondos acumulados posan-
' do para fot�grafos y pintores, Jessie
ya ha realizado uno de sus sue�os;
i edecor� el hogar ancestral en la
colina de Hackensack.
"Y eso es s�lo el principio", ha
dicho. "Har� grandes cosas por mi
familia... y por mi misma. Claro
est�, ella tiene Intenciones da ca-
sarse y de ser feliz. Quiz�s se casa
con el joven que viv�a m�s aribe en
la misma calle. (El dia del acci-
dente ella usaba el alfiler de la
fraternidad del joven y lo usa to-
dav�a.) Sin embargo, ella no quie-
re hablar de este punto.
M�s tarde, cuando est� m�s fuer-
te para caminar de un sitio para
otro, ella posar� para varios artis-
tas que asi lo han solicitado Ade-
m�s de proporcionarle los medios
de ayudar a sus hermanos, �qui�n
sabe, dice Jesr.ie, hasta d�nde podr�
llevarla este trabajo!
Entretanto ella sigue en su anti-
guo puesto en la sala de recibo do
la Compa��a del Tel�fono donde
muchos de los visitantes que la ob-
servan con Inter�s y hasta con
asombro, luego oyen su historia dt
labios del funcionario qua la llama
"la muchacha m�s valerosa"
01
ID


� >
.....Mi
1.................�....................................................�.............�����....................I
l.....................................�


10
EL MUNDO, SAN JUAN, P. R. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
LAS REGLAS DE MIRAMAR
Por C. MART�NEZ ACOSTA
� ra-
par* al desenvolvimiento del nue-
vo profruna de le Uni�n de Puerto
Blco, aprobado en noviembre 22 de
1913, la Junta Central adopt�, a ra�z
de esta fecha, unaa reglas que, con
ligeras modificaciones de adapta-
ci�n para el organismo supremo de
la colectivlaad, fueron aprobadas
por la asamblea general ordinaria
celebrada al 5 de setiembre de 1914,
quedando redactadas asi:
TR�MERO.� Ratificar todos los
principios que se consignan en el
programa de la Uni�n aprobado en
San Juan el 22 de noviembre de
1913.
SEGUNDO.� Protestar de que los
poderes legislativo y ejecutivo de la
Rep�blica Norteamericana, olvidan-
do las declaraciones de sus plata-
formas y violando las doctrinas de-
mocr�ticas en que se funda su pro-
pia existencia impidan la constitu-
ci�n inmediata de Puerto Rico en
nacionalidad lndependente.
�TERCERO.� Drlgir. DE UNA
MANERA EXCLUSIVA, la actividad
da la Uni�n, de sus l�deres, de su
Prensa y de sus masas, a la deman-
da da una forma de gobierno fran-
camente auton�mica, consagrando
todas las fuerzas de la colectividad
a obtener ese r�gimen, hasta que
quede por ley establecido,
"CUARTA___Afirmar que el traba-
Jo de la Uni�n debe dividirse en
tres periodos: 1.�Acci�n en pro de
la plena autonom�a insular. C�Des-
envolvimiento de la autonom�a hasta
que a* demuestre, a Juicio de la ma-
yor�a de los portorrique�o�, la ca-
pacidad que el pueblo de la Isla
posee para gobernarse por ai mismo.
3.�Reclamaci�n definitiva de la in-
dependencia de Puerto Rico.
"El primer periodo ha empezado
ya: el segundo ha de empezar cuan-
do al Congreso apruebe una cons-
tituci�n auton�mica: el principio del
tercero ser� fijado por la asamblea
ordinaria a Ib que corresponda cum-
plir ese deber y recibir ese honor.
"QUINTO.�Las dos resoluciones
que preceden no excluyen la nece-
sidad ni la obligaci�n, para la Pren-
sa y los l�deres unionistas, de defen-
der el pensamiento de la indepen-
dencia, en el caso de que alguien,
en la Isla o en Estados Unidos, lo
ataque o pretenda desvirtuarlo Al
hacer esa defensa no se emitir� nin-
guna manifestaci�n ni se realizar�
ning�n acto qu* resulta en pugna
con. la politice del partido, tal y co-
mo ae define en laa cl�usulas ter-
cera y cuarta de la presente reso-
luci�n.
"Las reglas anteriores ser�n obli-
gatorias para todas laa personali-
dades y entidades que constituyen
la Uni�n de Puerto Blco, mientras
otra asamblea general no las dero-
gue o modifique."
A Instancia de De Diego, la asam-
blea hizo la siguiente declaraci�n;
"Que, al aprobarse la resoluci�n
votada a la �ltima hora de la se-
si�n de esta tarde, no hubo el pro-:
p�sito de eliminar ni desvirtuar en
modo alguno, el Ideal de la inde-
pendencia de Puerto Rico, sino por
el contrario ratificarlo y establecer i
el plan necesario y oportuno para
su posible realizaci�n.
Pero antes de esta Asamblea de
1914, en marzo 9, es decir, tres me-
ses y medio despu�s de la Asamblea
de 1918, reuni�se la Junta Central
en pleno, y conocedora de que la
ciudadan�a americana habla de ser
una medida inevitable al legislarse
por el Congreso de los Estados Uni-
dos en sentido de liberalizar al Go-;
blerno de Puerto Rico dando a los i
nativos mayor intervenci�n en los
asuntos locales, aprob� una moci�n
declarando:
"1.�Que si bien la Junta es con-
tr'aria a cualquier medida que tien- \
da a debilitar la subsistencia de la'
ciudadan�a portorrique�a en el fu-
turo, considera que, dentro de las
actuales circunstancias pol�ticas, la
f�rmula de ciudadan�a americana1
individual, tal cmo ha sido expues-
ta en el bil� n�mero 4604 del Sena-
do de los Estados Unidos, es acep-1
table porque tal forma de naturali-
zaci�n, que deja en libertad de pro-
ceder a los portorrique�os, no es
incompatible con el programa de la
Uni�n.
"2.�Que la ciudadan�a colectiva
dispuesta en el blll n�mero 1318.. de
la C�mara de Representantes de los
Estados Unidos, es absolutamente'
Incompatible con el programa de la
Uni�n de Puerto Blco proclamado
en convenci�n representativa de la
mayor�a del pa�s."
Lo cierto es que, de acuerdo con '
las reglas incorporadas al progra-
ma por la Asamblea de 1914, mien-
tras no se estableciera en la Isla
un gobierno auton�mico, �ste se des-
envolviera y la capacidad de los
portorrique�os para gobernarse fue-
se demostrada, no pod�a efectuarse
ninguna acci�n lndependentista por '
persona alguna o entidad de las
constitutivas de la Uni�n de Puerto
Rico, como no fuera para defender i
el ideal en el caso de que alguien 1
en la Isla o en los Estados Unidos �
lo atacase o pretendiera desvirtuar-
lo; pero a�n en este caso, tal de-
fensa no podr�a hacerse emitiendo
manifestaciones ni realizando actos �
que resultaren en pugna con la po-'
litlca del partido, que no era otra'
que dedicar todas sus fuerzas, DE
UNA MANERA EXCLUSIVA, a la
demanda do un gobierno FRANCA-
MENTE auton�mico.
M�s claro: de Diego y sus corre-
ligionarios en el ideal de la inde-
pendencia no pod�an, sin desobede-
cer un mandato de la suprema au-
toridad del partido, propagar en
forma alguna el Ideal de la sobera-
n�a de Puerto Rico como una re-
p�blica por completo Independ�en-
la o bajo la protecci�n de los Es-
tados Unidos. Esto es indudable.
Tambi�n es indudable que De Die-
go, al instar a la Asamblea de 1914
a que declarase que el aprobar la
resoluci�n contentiva de las reglas
preinsertas, no tuvo el prop�sito de
eliminar ni desvirtuar el ideal de
la Independencia, declar� �l a su
vez, a juzgar por lo que dice la de
claraci�n, que las mismas eran nece-
sarias y oportunas para la poaible
realizaci�n de la Independencia de
Puerto Blco.
En s�ntesis: el programa pol�tico
de la Uni�n de Puerto Rico no era,
como parec�a no obstante su rati-
ficaci�n en la Asamblea de 1914, y
si las reglas que lo atarazaban, pos-
pon�an y anulaban, el documento
regidor de la colectividad en lo re-
ferente al status constitucional de
Puerto Rico, hasta que a juicio de
los portorrique�os la Isla alcan-
zara el grado de capacidad suficien-
te para gobernarse; juicio que s�lo
deb�a ser pronunciado por ellos, de-
mocr�ticamente, en una forma de-
mostrativa de la verdadera mayo-
r�a, y la forma no pod�a ser otra
que un plebiscito.
En cuanto al acuerdo de la Jun-
ta Central en pleno respecto de la
ciudadan�a americana, no cabe du-
da que muy pronto empez� la Uni�n
de Puerto Blco a tocar los obst�cu-
los que a si misma se habla pues-
to en el camino a recorrer, al abo-
gar por la subsistencia y el desarro-
llo de la ciudadan�a de Puerto Rico
en el programa que fu� aprobado por
la Asamblea de 1913.
El acuerdo de marzo 9 s�lo vino
a ser una de las muchas obligadas
maromas que tuvo que hacer la
Uni�n de Puerto -Rico ante el fra-
caso de sus puntos de vista por su
explicable debilidad de car�cter con
el autor de aquel estado de cosas,
en el cual ella se vio en la disyun-
tiva de desautorizar a De Diego, o
seguirlo en cierto modo; estado de
cosas que resolvi� luego de o�r al
efecto la opini�n del gobernador
Yager, en desacuerdo �sto consigo
mismo, si tenemos en cuenta que
a su llegada a Puerto Rico, en su
discurso Inaugural, pronunciado po-
cos meses antes, habla declarado
de una manera enf�tica que la ban-
dera de los Estados Unidos jam�s
se arriarla en Puerto Rico...
Por otra parte,' individual con
apariencia de naturalizaci�n, o co-
lectiva como lo dispon�a el proyec-
to de ley de la C�mara de Repre-
sentantes de los Estados Unidos, la
ciudadan�a americana era incompa-
tible con el programa de la Uni�n
de Puerto Rico, porque en cualquie-
ra de las dos formas en que ella
fuese decretada, no era mas que una
sola ciudadan�a, y loa portorrique-
Cayetano Coll y Tost�, uno de loa
s�lidos valores intelectuales de
Puerto Blco, figura de extraordina-
rio relieve en nuestra historia pol�-
tica que firm� con Luis Mo�os Ri-
vera y Antonio B. Barcel�, en la
Asamblea de Mlramar, la moci�n
del primero que triunf� sobre la
presentada por De Diego en una vo-
taci�n de 106 votos contra 36.
�os, de grado o por fuerza, ten�an
que aceptarla, so pena de quedar
en su propio pais residiendo como
extranjeros.
En octubre 24 de 1915 celebr�se,
con car�cter de extraordinaria,
otra asamblea de la misma colecti-
vidad: la Asambla de Mlramar, pro-
vocada por De Diego siendo, desde
la ordinaria del a�o anterior, Prj�
sidente de la Uni�n y de la C�mara
de Delegados, rompi�ndose con �i
en aquella ocasi�n, por circunstan-
cias especiales, la costumbre inva-
riable de aqu�lla de no elegir pa-
ra ambas presidencias a una sola
persona. La Uni�n, en las eleccio-
nes efectuadas en el mes de no-
viembre anterior habla perdido tres
de los siete distritos electorales en
que estaba dividida la Isla y que
desde las de 1906 habla venido ga-
nando en una serle da copos...
De esta derrota en los tres dis-
tritos, muchos unionistas que antes
las creyeron exageradas, dedujeron
la exactitud del vaticinio que en-
tra�aban las palabras de don Jos�
G. Torres en la asamblea de noviem-
bre de 1913 al manifestar que una
mesa de tres patas s�lo pod�a man-
tenerse parada en dos por un mi-
lagro de equilibrio, refiri�ndose al!
programa de la Uni�n, del cual iia-1
biase eliminado la soluci�n Estado
incorporado.
En la Asamblea de Mlramar D=
Diego present� esta proposici�n, flr-
mada por �l y por los se�ores Juan '
Blanchi. Arturo Gigante y Herm�-
genes P. Vargas:
"PRIMERO.� Ratificar todos los
principios que se consignan en el,
programa de la Uni�n, aprobado en j
San Juan el 22 de noviembre de
1913.
"SEGUNDO.� Protestar de que
los poderes legislativo y ejecutivo
de la Rep�blica Norteamericana,
violando las doctrinas democr�ticas
en que se funda su propia existen-
cia, impidan la constituci�n inme-
diata de Puerto Rico en nacionali-
dad independiente.
�TERCERO.� En cumplimiento
del principio consignado, bajo el ti-
tulo Status Constitucional, en dicho
programa, y en ratificaci�n de las
resoluciones aprobadas un�nime-
mente por la Junta Central en ple-
no, en la sesi�n de 9 de marzo de
1914, la asamblea declara, con el
m�s alto respeto al pueblo de los
Estados Unidos y al honor de su
ciudadan�a, que la Uni�n se encuen-
tra plenamente satisfecha con que
los portorrique�os gocen su propia
�nica ciudadan�a y debe combatir-
se en�rgicamente, por todos los me-
dios legales, la concesi�n de la ciu-
dadan�a americana a los portorri-
que�os en cualquier forma que no
revista el car�cter de una naturali-
zaci�n voluntar�a, sin privilegios en
Puerto Rico entre ciudadanos de
Puerto Rico y ciudadanos de los Es-
tados Unidos.
"CUARTO.� Asimismo, en ratifi-
caci�n de los indicados acuerdos de
�la Junta Central en pleno, la Uni�n
de Puerto Blco se opone rotunda-
mente a que, en cualquier cambio
de r�gimen pol�tico, el veto suspen-
sivo condicional, que otorga al Go-
bernador la Secci�n 31 de la Ley
Org�nica de Puerto Rico, sea susti-
tuido por el veto absoluto del Go-
bernador contra las leyes de la Le-
gislatura portorrique�a.
"QUINTO.� En el desenvolvi-
miento del programa de 1913, rati-
ficado en el acuerdo primero de la
Asamblea de 1914, la Uni�n de Puer-
to Rico, en representaci�n de la ma-
yor�a del pueblo portorrique�o, so-
licita del pueblo y del Gobierno de
los Estados Unidos la constituci�n
de nuestro pais en nacionalidad so-
berana e Independiente. Esta decla-
raci�n y esta solicitud no se inspi-
ran en ning�n sentimiento de hos-
tilidad contra el pueblo norteame-
ricano, sino por el contrario en una
consecuencia indeclinable de la Doc-
trina de Monroe, en el derecho de
nuestro pais a la propia soberan�a,
en los Intereses arm�nicos de Puer-
to Rico y los Estados Unidos y en
un grandioso esp�ritu de confrater-
nidad panamericana.
"SEXTO.� No obstante, y "rea-
firmando ese ideal con profunda
energ�a", la Uni�n declara que, si
en las actuales circunstancias el Go-
bierno de los Estados Unidos no re-
conoce a lor portorrique�os su na-
tural derecho a la Independencia
como uno de los pueblos libres de
Am�rica, debe reclamarse una for-
ma de gobierno especial, auton�mi-
co, que determine un avance �obre
el absurdo r�gimen vigente, sin que
en ning�n caso tal forma de gobier-
no altere las condiciones de la ciu-
dadan�a de Puerto Rico, o destru-
ya o dificulte la realizaci�n de nues-
tra obra nacional; y, dentro de ese
sistema transitorio y evolutivo ha-
cia la futura constituci�n de nues-
tra nacionalidad, la Unl�h prestar�
su leal y sincero apoyo al Gobierno
norteamericano en Puerto Rico, pa-
ra el triunfo de una pol�tica demo-
cr�tica y justa, la consecuci�n del
m�s fecundo bienestar econ�mico y
el Impulso de la grandeza moral que
ostentan a la misma altura el pue-
blo de los Estados Unidos y el pue-
blo de Puerto Rico.
"S�TIMO.� En el desarrollo de
la presente Ley Org�nica, o de
'cualquiera otra que la sustituya, y
en tanto el pais no adquiera el ejer-
cicio de su plena soberan�a Inde-
pendiente, este Ideal deber� ser de-
clarado y sostenido en todas las cir-
cunstancias propicias, sin vlolen-
[ c�as de palabras o conceptos, en una
serena fervorosa exposici�n de sen-
timientos y principios, que atraiga
hacia el derecho de nuestro pa�s el
amor y la Justicia del pueblo nor-
teamericano.'*
A virtud de la proposici�n de Mu-
�oz, que tenia con la suya las fir-
mas de los se�ores Cayetano Coll
y Tost� y Antonio R. Barcel�, que-
daba en pie, "sin modificaci�n al
guna, el programa de la Uni�n que
aprob� la Asamblea de 1913, y que-
daba tambi�n en pie, "en�rgicamen-
te afirmadas y ratificadas", las re-
glas de conducta que aprob� la
Asamblea de 1914.
Cuando se votaron las dos propo-
siciones, la primera obtuvo 36 vo-
tos y la segunda 106. Declarada
triunfante la de Mu�oz, rodearon
a �ste en el escenario varios ami-
gos suyos, y luego de haber sido
llamado por ellos De Diego y de
conferenciar algunos instantes los
dos l�deres, Mu�oz propuso la si-
guiente enmienda como cl�usula
adicional Inserta entre la regla
quinta y el p�rrafo final:
"Resuelve, adem�s, la asamblea
que cualquier unionista, si no ejer-
ce ning�n cargo directivo, ni posee
ninguna representaci�n legislativa,
es a saber: si no pertenece a la
C�mara de Delegados, al Consejo
Ejecutivo, a la Junta Central o a
las Juntas Le ales puede, sin que
se entienda que lesiona los intere-
ses ni viola los mandatos del par-
tido, realizar actos de propaganda
en el pa�s o fuera del pa�s, en pro
de la independencia de Puerto Ri-
co"...
En este momenot Barcel�, que se
encontraba sentado en una de las
butacas centrales a la derecha del
escenario, se puso de pie r�pida-
mente y grit� con voz estent�rea:
��No me apaguen el sol!... �Si
yo no puedo ser un defensor de la
independencia de mi pais por el he-
cho de ser miembro del Consejo
Ejecutivo o de la Junta Central, yo
renuncio ambos cargos y me reti-
ro!...
Un aplauso estruendoso del sector
dlegulsta ahog� la voz de Barcel�.
Fueron aquellos, instantes de ver-
dadera consternaci�n. La exclama-
ci�n de Barcel� fu� tan Inesperada
, para todos, que los miembros de la
asamblea, emocionados, se miraban
at�nitos, demostrando una inmensa
nerviosidad. Mu�oz, mientras esto
suced�a dej� de mantener frente �
su rostro el papel en que estaba
contenida la enmienda. Y, rehecho
el silencio, luego de pasear fr�amen-
te la mirada por el sal�n, continu�
leyendo:
"La limitaci�n relativa a los
miembros de la C�mara y del Con-
sejo Ejecutivo, no ser� aplicable a
las personas que actualmente ejer-
cen esos cargos, durante el t�rmino
para el cual fueron elegidas o nom-
bradas."
Y entonces el aplauso estruendo-
so fu� para Mu�oz; un aplauso que
dur� como dos minutos, puestos de
pie todos los miembros de la asam-
blea. Y la enmienda qued� aproba-
da por unanimidad.
Ahi quedan, en este articulo ano-
tadas, la tercera y la cuarta enmien-
das de que fu� objeto el programa
primigenio de la Uni�n de Puerto
Rico: la de incorporar al mismo en
1914, para convertirlo en un progra-
ma exclusivamente autonomista, las
reglas de conducta que aprob� la
Junta Cenratl en 1913 a raiz de la
celebraci�n de la asamblea de este
�ltimo a�o, y la de enmendar di-
chas reglas, en la forma que dejo
expresada en la Asamblea de Mira-
mar.
A las mencionadas reglas se los
llama desde entonces Beglas de Ml-
ramar, con la excepci�n de unas po-
cas personas que despectivamente
las denominaron Beglas del Can-
dada
En resumen; del programa do la
Asamblea de 1913, quedaba una ca-
ricatura en lo que a la independen-
cia se refer�a pues s�lo permanec�a
en pie, realmente, la cuarta de las
reglas de conducta, que ordenaba
una acci�n en�rgica en pro de la
plena autonom�a Insular, hasta que
�sta se obtuviera, y el desenvolvi-
miento de tal r�gimen hasta que
se demostrara la capacidad, po-
se�da ya pero no demostrada, del
pueblo de la Isla para gobernarse
por si mismo. Luego vendr�a el mo-
mento en que todos los unionistas
podr�an realizar actos de propagan-
da en pro de la independencia "sin
que se entendiera que lesionaban
loa Intereses del partido y violaban
sus mandatos."
En la Asamblea de Mlramar Do
Diego fu� vencido, pero no rendido.
Las reglas eran para �l letra muer-
ta, Interpret�ndolas a su antojo. En
los debates de dicha asamblea decla-
r� que las habla aceptado en 1913
y en 1914 porque le pareci� que en
el fondo habla para �l abierta en
ellas una salida hacia el campo de
una franca propaganda lndependen-
tista, y trajo a cuento una an�cdota
de Parrasio. c�lebre pintor griego,
quien pint� tan perfectamente una
cortina disput�ndole un premio a
Zeuxls, que �ste al verla fu� enga-
�ado crey�ndola real, por lo que in-
tent� levantarla para descubrir tras
de ella el cuadro con que su con-
trincante disputarlale el premio...
Cuando �l, De Diego, quiso salir por
la puerta, se golpe� la frente, por-
que estaba cerrada, siendo s�lo una
magnifica pintura.
Comentando conmigo algunos dias
despu�s esta an�cdota, Mu�oz me
dijo:
�De Diego es tambi�n un exce-
lente pintor. Asi como Zeuxis pin-
t� unos racimos de uvas tan natu-
rales que los p�jaros trataban de
picarlas, �l ha pintado la Indepen-
dencia tan admirablemente, que hay
quienes la est�n esperando dentro
de un par de meses, traida por la
intervenci�n de los pueblos de ha-
bla espa�ola en Am�rica. O De Die-
go tiene mala vista, o yo soy muy
mal pintor, porque lo que yo pint�
o quise pintar, fu� una puerta ce-
rrada, y De Diego la vio abierta. Lo
lamento por �l y por mi, porque en
realidad yo no tuve la intenci�n de
que se golpeara la frente.
Bajo el Gobierno de Franco
reina completa normalidad
As� informa en una cr�nica de viaje el
director del "Atlantic Montkly"
(N. de la R �: al director de
la conocida revista Uteraral
norteamericana "Atlantic Mon-
thly" refiere aqu� sus impre-
siones de la Espa�a nacionalis-
ta, recogidas en un viaje de va-
rias semanas que ha termina-
do en estos d�as. El autor Infor-
ma que se le concedi� toda
clase de facilidades y se le dio
entera libertad de acci�n du-
rante su permanencia en Es-
pa�a).
LONDRES, febrero de 1938 �
Aunque hay un mill�n de comba-
tientes en el fronte, la guerra ci-
vil no altera en nada laa activida-
des pacificas de la poblaci�n de la
Espa�a nacionalista.
Acabo de dar t�rmino a un viaje
do tres mil kil�metros por Espa-
�a. He visitado Algoclras, M�laga,
Antequera, Sevilla, Badajoz, M�rl-
da. Avila, Salamanca, Zaragoza. Ha
dormido dentro do los limites de
Madrid, a menos de seis kil�metros
da la Puerta del Sol. Y en todas
partes he presenciado el espect�cu-
lo do un pueblo tranquilo y antro-
gado a sus labores en la ciudad y
en el campo.
Hay grupos de toldados en las
carreteras, y de vos en cuando de-
tiene el autom�vil un piquete. Pero
tanto la ciudad como el campo vi-
ven en una normalidad absoluta.
Loa precios no suben, las provisio-
nes son abundantes, y, lo que es de
maravillar, no se han establecido
Impuestos da guerra Es cierto que
so paga una peque�a contribuci�n
sobre cotas dt lujo, como ser unos
c�ntimos sobre el precio d� una
copa de Jerez o de un billete do ci-
ne; pero estos fondos se destinan
para la ayuda a los no combatien-
tes.
Los espa�oles ton la gente que
mejor come en Europa. La gente
pudiente como tut cuatro platos
a la hora del almuerzo y sus cinco
a la da la cena, sin mencionar en-
tremeses y deliciosa fruta. En loa
hoteles de primera ciato sirven una
de esasa comidas por el equivalen-
te de un d�lar. En Nueva York se
come muy mal por un d�lar: un
vaso do Jugo de tomate, un plato
do carne con dos legumbres coci-
das, un trozo de pastel de frutas y
una tasa de caf� con leche comple-
tan la lista en los restoranes de
mediana categor�a).
RANCHO DE NAVIDAD
Tuve ocasi�n de preguntar a un
soldado nacionalista en qu� consis-
ti� el rancho el d�a de Navidad,
en las trincheras de primera linea,
a cincuenta metros de los rojos.
�Sopa de legumbres; luego un
garn plato de arroz con carne, se-
guido por otro de huevos con coli-
flor y patatas, ensalada, queso, vi-
no, caf� y un trago de co�ac.
Men� que por cierto nada deja
que desear La comida es abundan-
te en todas r artes de la Espa�a na-
cionalista que he visitado. Lo �nico
que he podido descubrir que se ven-
de con cuidado, aunque no est� ra-
cionando, es el pape] para cigarri-
llos, que se hace, seg�n parece, con
MOSAICOS PORTORRIQUE�OS
JOS� IGNACIO QUINTON
Por EUGENIO ASTOL
V
materiales provenientes de la zona
arrocera.
La econom�a que se hace en los
alimentos se debe a un movimiento
patri�tico que destina lo ahorrado
al "auxilio" de los no combatientes.
Los d�as lunes se suprime, en las
casas particulares y en los hoteles,
el postre, y los viernes se sirve un
solo plato: pescado. El dinero que
se ahorra con ello se Invierte en
obras de beneficencia.
La verdad del caso es que Es-
pa�a, aunque se sorprendan los
norteamericanos, se basta a si mis-
ma. En cuanto se refiere a recursos
materiales, la Espa�a nacionalista,
por lo menos, podr�a hacer frente
a la guerra indefinidamente.
La abundancia de alimentos no es
obra del azar; requiere arduo tra-1
bajo, y �ste se cumple bien. En la
provincia de Toledo, por ejemplo,
la tierra, como tambi�n el n�mero
de aldeas, se halla dividido en for-
ma pareja entre los dos bandos
contrarios. Empero, la mitad na-
cionalista la cosecha reciente ha
sido casi Igual a lo que fu� el a�o
pasado la cosecha de toda la pro-
vincia entera.
�Qu� decir del problema finan-
ciero? Por poco que tea la paga de
las tropas, la guerra causa siempre
enormes gastos. Ho visitado al doc-
tor Sangroniz, Jefe del Gabinete di-
plom�tico, y al Secretario General
del Gobierno nacionalista, don Ni-
col�s Franco, hermano del gene-
ral�simo. Tanto uno como otro me
han dicho en forma rotunda que no
habla necesidad de crear nuevas
tasas impositivas, dado que se sol-
ventan los gastos de la guerra �ni-
camente con el producto de la ex-
portaci�n.
EL COMERCIO EXPORTADOR
Todos loa exportadores tienen
que solicitar a laa autoridades el
permiso necesario para comerciar
con el extranjero. Un� vez gestio-
nado el negocio, se lo somete a la
consideraci�n del Gobierno, para
su aprobaci�n. El exportador reci-
be entonces el importe correspon-
diente, en pesetas, a un tipo de
cambio fijo. El comprador extran-
jero paga ya en mercanc�as, ya
en su propia moneda, y el Gobier-
no nacionalista se beneficia con la
diferencia de cambio.
Consid�rese por ejemplo el del
aceite de oliva, articulo del que
Espa�a ha estado proveyendo al
mundo en un 45 por ciento de to-
tal. En a�os recientes la cosecha
ha sido de seis a siete millones de
tonelada!. En la Espa�a del gene-
ral Franco la cosecha del a�o pa-
sado ascendi� a una cantidad que
oscila entre los tres millones y me-
dio y los cuatro millones de tone-
ladas. En Espa�a te cotiza el acei-
te a unas 1.700 pesetas la tonelada.
Actualmente, en Londres, la mis-
ma tonelada se vende por el equi-
valente de 2.500 pesetas.
El importe de la venta te paga
al Gobierno espa�ol en libras es-
terlinas y el Gobierno, actuando de
intermediario, paga al productor na-
cional sus 1,700 pesetas y se re-
Entre los artistas nacidos en
nuestro pais, una de las figuras
descollantes es la de Jos� Ignacio
Quint�n. Su vida ofrece escaso re-
lieve fuera de la labor que en su
arte realiz�, realmente extraordi-
naria, dentro de las limitadas con-
diciones de nuestro medio insular.
Vlvia consagrado a su obra. No sa-
ll� nunca de Puerto Rico y s�lo en
contadas ocasiones se ausentaba i!e
la poblaci�n en que viv�a. Int�rpre-
te, se distingui� como pianista;
compositor, su numen se ejercit�
en diversas obras de m�sica, asi
profana como religiosa; profesor,
sabia transmitir sus conocimientos
y logr� formar muy buenos disc�-
pulos. Hizo de su arte un verda-
dero sacerdocio, orientando su vo-
caci�n, que era grande, hacia las
normas dejadas por los m�s nobles
modelos. En tal sentido, puede
afirmarse que Quint�n fu� un edu-
cador por la belleza, pues tendi�
siempre de modo invariable, inter-
pretando a los grandes maestros y
en su propia producci�n, a elevar
el nivel intelectual de nuestros p�-
blicos como apreciadores de lo be-
llo en el concepto art�stico, ensan-
chando los horizontes de su com-
prensi�n musical.
Naci� Quint�n en Caguas en fe-
brero del a�o 1881, pero i i fami-
lia te traslad� a Coamo contando
�l tolamente dos a�os de edad. AH�
vivi� y all� falleci�, el mes de di-
ciembre de 1925. Como declamos,
sali� poco; las m�s veces hacia
Ponce o a los pueblos lim�trofes y
algunas a San Juan; de modo que
apenas conoci� nuestra Isla. Pro-
yectaba un viaje de estudio a Nue-
va York y la muerte te Interpuso
en tu camino, impidi�ndole realizar
una Inspiraci�n que acariciaba ha-
cia tiempo. Fu� un fallecimiento
prematuro, que al herir al hombre
sumergi� en la sombra todo: fa-
cultades, esperanzas, Juventud.
Desde ni�o comenz� Quint�n sus
estudios musicales con su padre,
de nacionalidad francesa, don Juan
Quint�n, compositor y organista,
coa grandes conocimientos de ins-
trumentaci�n y teor�a musical. El
ni�o a veces descuidaba sus estu-
dios para irse en alegres juegos
con otros de su edad, cuando el pa-
dre estaba ausente, pero siempre se
hizo sentir la autoridad paterna
ayudada por las notables aptitudes
del peque�o alumno, quien hi.-.o
grandes progresos superiores a vt
edad. Despu�s recibi� Quint�n pro-
vechosas ense�anzas de don Er-
nesto del Castillo, notable planis-
ta y compositor espa�ol, da Cata-
lu�a quien vivi� mucho tiempo en
Coamo.
A la edad de nueve a�os toc�
serva la diferencia de 800 pesetas.
En la actualidad la peseta no ha
perdido, en la Espa�a blanca, nada
de su valor adquisitivo.
Laa finanzas oficiales ya no son
lo que eran antea, en todo el mun-
do desde que el doctor Hjalmar
Schacht ense�� a los prestidigita-
dores de la econom�a sus trucos
monetarios. En qu� terminar�n, a
la larga, estos trucos, es harina de
otro costal. Pero tea como fuere,
el hecho ea que las finanzas de la
Espa�a nacionalista est�n en con'
diciones altamente saludables. La
(Contin�a en la p�gina 11 col. 1)
Quint�n en un concierto dado en
Los Ba�os de Coamo. Entre los
asistentes se hallaban altas perso-
nalidades del Gobierno y del Ej�r-
cito, que visitaban la Isla, y fu�
muy aplaudido por sus precoces fa-
cultades.
A los once a�os acompa�� al pla-
no al insigne violinista cubano
Brindis de Salas, en un concierto
dado por el artista en dicha pobla-
ci�n, y �ste lo abraz� con emoci�n
en el escenarlo, dici�ndole: "�Bra-
vo, muchacho, t� ser�s una gloria
de la m�sica!"
Desde esos primeros triunfos,
Quint�n, con plena confianza en si
mismo y verdaderamente enamora-
do de su arte, consagr� sus anhelos
al estudio y cultivo de la m�sica
en sus varias formas, incluso diri-
giendo bandas escolares y munici-
pales y dando lecciones de piano,
violin y otros instrumentos. Uno
de sus disc�pulos predilectos, don
Carlos R. Gadea, residente hoy en
San Juan, nos ha contado que era
curioso verle instruyendo a un
alumno sobre el modo de acercar
el labio a un instrumento de vien-
to para producir la nota deseado,
y lo m�s digno de nota es que sin
fallar, el maestro acertaba siempre.
Con sus disc�pulos era Quint�n
severo y recto, sin que esto exclu-
yese la bondad y la persuasi�n.
Sabia ajustar sus ense�anzas, cien-
t�ficamente a las posibilidades de
cada cual, despertando y avivando
en ellos el gusto por la buena m�-
sica. Alguna que otra vez se apart�
de esa linea de conducta, por aten-
der a requerimientos de origen fa-
miliar, descendiendo de sus eleva-
das disciplinas para atenderlos. Un
d�a la madre de un alumno le pi-
di� que aleccionase a su hijo en el
estudio de un danz�n, "El sombre-
ro de Gaspar", muy de moda en-
tonces, del popular m�sico ponce-
�o Eustaquio P�jala. Podr� supo-
nerse que semejante solicitud sa-
carla de sus casillas al profesor,
pero no ocurri� asi. Quint�n sabia
a qu� atenerse musicalmente res-
pecto a su disc�pulo y comprendien-
do que nunca pasarla en tal senti-
do- de piezas por el estilo de "El
sombrero de Gaspar", accedi� con
gusto a la petici�n, pues daba al In-
teresado algo de lo que sabr�a y
podrla hacer, en la linea de sus ap-
titudes. El rasgo desmuestra en
Quint�n un sentido humor�stico al
par que humano. Esto pas� a fines
del a�o 1918 y a mediados del si-
guiente, nos dice tambi�n Gadea
que hall�ndose de paso en Coamo,
en compa��a de tu querido maes-
tro, habi�ndole preguntado qu�
progresos habla obtenido el estu-
diante de marras con "El sombre-
ro de Gaspar", Quint�n le respon-
di� con su sonrisa bonachona:
�Ahi vamos; pero todav�a le que-
da de medio ganchete.
En sus obras, sin caer en la imi-
taci�n ni encerrarse en estrechos
dogmatismos. Quint�n fu� siempre
correcto y puro, bien pudiera de-
cirse que fu� un Innovador, aman-
te de los modernos en el arte, a
los que estudiaba con deleita Ya
en 1917, cuando apenas se conoc�an
en Puerto Rico, ya tocaba �l" piezas
de Debussy, Ravel, Schoemberg y
otros compositores, de los cuales
adquiri� amplia Informaci�n por
numerosas revistas musicales que
le�a en ingl�s, idioma que apren-
di� pacientemente por si s�lo, con
el �nico objeto de poderse benefi-
ciar intelectualmente de tales lec-
turas. Aun en sus primeras dan-
zas, que escribi� siendo todav�a un
adolescente, tales como Confia, MI
estrella, Amor Imposible, y otras;
danzas bell�simas, que muestran, en
su g�nero, el estilo personal e in-
confundible del autor, se advierte
ese af�n de innovar que experi-
ment� en toda su carrera. Fu�
Quint�n un compositor fecundo,
aunque se conoce muy poco de su
producci�n; mucha parte de ella
se ha perdido, pero afortunadamen-
te se conserva lo m�s Importante.
Entre sus composiciones del pe-
Jos� Ignacio Quint�n.
rfodo de madurez, figuran: un
Cuarteto para Instrumentos de
cuerda, laureado con el primer pre-
mio en el certamen de la Liga Pro-
gresista de Ponce (1913); Variad u-
nes, sobre un tema de Hummcl,
tambi�n premiada en dicho certa-
men; una Obertura, que no obtu-
vo galard�n en dicho torneo art�s-
tico, habiendo el Jurado declarado
desierto el premio por ser la �ni-
ca que se present�; una Marcha
triunfal, galardonada con el pri-
mer premio en el certamen auspi-
ciado por el Casino Puertorrique-
�o de Manat�, para honrar la memo
ria del guitarrista manatiefto Joso-
fino Pares. Escribi� adem�s varias
misas, siendo la m�s notable una
Misa de R�quiem en postumo ho-
menaje al compositor portorrique-
�o �ngel Misl�n, quien tambi�n
le dio lecciones. Entre su m�si-
ca religiosa hay tambi�n muchos
c�nticos, meditaciones, plegarias,
salves, y novenas, que se apartan
de lo vulgar en esta clase de tra-
bajos, mostrando la fuente de Ins-
piraci�n m�stica que alentaba en �l.
Entre sus piezas para piano se
encuentran: Canci�n sin palabras,
Nocturno, Una p�tina de mi vida
(poema musical), Vals brillante,
una Marcha y una serie de danzas
Ce concierto, verdaderamente n>
tablee. Adem�s, otra composici�n.
Balada y acherao, (quiz�s la �lti-
ma que produjo), la cual se con-
serva en borradores que nunca
fueron pasados en limpia
Pocos a�os antes de morir su pa-
dre le sustituy� como organista de
la Iglesia parroquial de Coamo. En
las misas de nueve, que sol�an ser
cantadas o simplemente armoniza-
das, hacia derroches de Improvisa-
ci�n en un arm�nlum viejo, dando
alas con admirable espontaneidad a
ritmos unas veces intensamente
dram�ticos, y otras, simples y sua-
ves como ecos de m�sica pastoril,
que emocionaban profundamente a
cuantos le escuchaban.
Como planista sobresal�a Quin-
t�n tanto por su t�cnica depura-
da como por sus dotes interpreta-
tivas; habil�simo con la mano Iz-
quierda y en el uso del pedal. Lec-
tor, transportaba a primera vista
cualquier pieza para plano, por
complicada que fuese su estructura
sin la vacilaci�n m�s leve. Tam-
bi�n tocaba la guitarra con maes-
tr�a, pero s�lo en momentos de
ocio y por puro pasatiempo.
En cuanto a las danzas que com-
puso, muchas de ellas, de un glto
festivo y alegre, fueron motivadas
por asuntos de la vida real, los que
caracterizaba donosamente en el
acompa�amiento de bombardino.
Pero hay que considerarle aqui des-
de un punto de vista mucho m�s
alto. La obra de Quint�n, en lo que
se refiere a la danza puertorrique-
�a, fu� de verdadera innovad�n.
Personas Intimamente familiariza-
das con su m�sica y con verdadera
autoridad para emitir juicios, nos
dicen que en sus manos nuestra
danza alcanz� relieves insospecha-
dos antes de �l, dejando abiertos
nuevos cauces para el desarrollo
de este g�nero de composici�n, que
es uno de nuestros m�s castizos
atributos regionales. En Quint�n
prevaleci� una honda Inquietud pa-
ra hacer de la danza puertorrique-
�a una pieza de concierto, y no
omiti� esfuerzo ninguno para lle-
var a la realidad tan noble pro-
p�sito. Asi como el minu�, la pa-
vana, la gavota, la tarantela, la
mazurka, las czardas y otros bai-
lables de la m�sica popular sirvie-
ron de base para edificar sobre
ellos todo ese acervo magnifico
que forma mucha parte en la pro-
ducci�n de los grandes maestros
cl�sicos y rom�nticos, tambi�n
nuestra danza, dec�a Quint�n po-
dr�a servir, de base para la crea-
ci�n de obras notables con que en-
riquecer el acervo musical de
nuestra tierra, elev�ndolo a un
plano de universalidad, junto a las
grandes obras de artes aplaudidas
por el mundo.
La mayor parte de las obras de
Quint�n en este g�nero permane-
ce In�dita y, lo que es m�s sensi-
ble, completamente Ignorada, sin
que hasta ahora se haya realiza-
do el menor esfuerzo a fin de dar-
le la debida publicidad, para hon-
ra del inspirado compositor y del
pais que le vio nacer.
Personalmente fu� Quint�n un
hombre sencillo, modesto y afable;
cuando era necesario, generoso y
servicial hasta el sacrificio; no vi-
vi� tan s�lo para su arte, sino
tambi�n para el medio en que vi-
v�a.
En el cementerio de Coamo, un
hermoso mausoleo guarda tus res-
toa. Su nombre da tambi�n presti-
gio a la calle principal de la no-
ble y antigua VUla de San Blas
de Illescas.
Reducida la natalidad en los
Estados Unidos
En los �ltimos diez a�os ha bajado vein-
ticinco por ciento
(Por Brydon TAVES)
NUEVA YORK, N. Y., marzo (P
U)�De acuerdo con los estad�sticos
de la "Metropolitan Life Insurance
Company" (compa��a de seguros)
la baja de casi un veinticinco por
ciento en la natalidad durante los
�ltimos diez a�os en Estados Un�-
dos se debe principalmente a la li-
mitaci�n voluntarla del tama�o de
las familias.
Puescto que la disminuci�n en
n�mero de nacimientos fu� notable
en el caso de las madres m�s en-
tradas en a�os, y como es aen 'a
mayor edad que las madres �n las
grandes familias tienen sus �ltimos
hijos, parece que el principal fac-
tor en la disminuci�n es el deseo a
limitar el tama�o de las familias,
seg�n se desprende del estudio ve-
rificado por la Maitropolltan en
toda la naci�n. Tambi�n contribu-
ye a ello el aumento en el porcen-
taje de los matrimonios sin hijos.
En el periodo de diez a�os entre,
el 1920-24 y el 1930-34 la proporci�n
general de la reproducci�n de ,a
raza blanca en los Estados Unidos
baj� 24.2 por ciento. A base de es-
tos c�lculos un grupo hipot�tico de
100,000 madres "promedio" tuvie-
ron 280,485 hijos en el periodo 1920-
24, mientras que en el periodo del
1930 al 1934 s�lo tuvieron 212,740,
o sea una diferencia de 67,745. Des-
de entonces la proporci�n de los
nacimientos ha bajado gradualmen-
te, excepto en el a�o 1934 cuando
se registr� un leve aumento.
Las cifras para los primeros nua-
ve meses del 1937 Indican que a
proporci�n de la natalidad duran-
te el a�o pasado cambi� muy poco
en comparaci�n con la del a�o 1936,
permaneciendo en ambos a�os en
aproximadamente 16.5 por cada 1,-
000. En este mismo periodo el exce-
so de los nacimientos sobre las
muertes mostr� un leve aumento
de 4.8 por ciento por cada 1,000 en
el 1936 a 5.0 por cada 1,000 en ol
1937. Estos c�lculos cubren 92 por
ciento de la poblaci�n del pais y
c�lculos similares en el pasado
coincidieron seg�n se pudo compro-
bar despu�s casi exactamente con
las cifras oficiales.
Aunque en su estudio la compa-
��a de seguros no Intent� determi-
nar los motivos psicol�gicos y eco-
n�micos tras la tendencia hacia fa-
milias m�s peque�as, otros exper-
tos en censos han dicho que la ba-
ja s�lo parece estar m�jy remota-
mente relacionada con las condi-
ciones econ�micas generales, pues-
to que la proporci�n de nacimien-
tos baj� con pocas fluctuaciones a
trav�s de los anos de la Gran Gue-
rra y a trav�s de los subsecuentes
auges Industriales y los retrocesos
econ�micos incluyendo la �ltima
depresi�n. Se�alan estos expertos
que en realidad, en el 1929 duran-
te la �poca de prosperidad los na-
cimientos bajaron .9 por mil, una
de las bajas m�s grandes registra-
das en un a�o; y, en el 1934, une
de los a�os poeres de la depresi�n,
hubo un aumento de .6 por mil con-
tra la tendencia normal. Esto pa-
rece indicar, dicen los experlos,
que no tiene mucho fundamen'o
la teor�a seg�n la cual la gente
tiende a evitar los hijos en los
tiempos dif�ciles de desempleo y.
que vlce-versa est� m�s Inclinad i
a tener grandes familias cuando so
dispone de los recursos financieros
necesarios para mantener bien '.a
familia.
Un alejamiento similar fuera do
lo esperado se ve en la gradual dis-
minuci�n de la mortalidad, que ha
bajado 1.7 por cada mil a partir
del 1920. Aunque el reciente pro-
greso en la ciencia m�dica y la ins-
talaci�n de artefactos de seguri-
dad para reducir los riesgos en !a
industria y en el hogar, han tendi-
do a aminorar la mortalidad, era
de esperarse que esta influencia
favorable se viera contrapesada por
la tirantez de la vida moderna, la
m�s r�pida aceleraci�n de la vida
diaria y las preocupaciones finan-
cieras o de otra naturaleza, lodo
lo cual se supone contribuir a acor-
tar la vida de la poblaci�n en ge-
neral. Es de notarse, sin embargo,
que en el a�o de prosperidad de
1928, la mortalidad aument� .6 por
mil, contra la tendencia normal.
En el 1937 la mortalidad se mantu-
vo vtrtualmente Inalterada en com-
paraci�n con del a�o anterior que
fu� 11.5 por mil.
En el periodo de diez a�os con-
siderado en el estudio de la com-
pa��a de seguros fu� notable la re-
laci�n entre la natalidad en dismi-
nuci�n y los grupos por edad de las
madres. Por ejemplo: en el caso de
madres entre las edades de 15 y 19
a�os la reproducci�n baj� 7.4 por
ciento; en el grupo de 20 a 24 a�os,
la baja fu� de 18 por ciento; en el
de 25 a 29 a�os, 25.1 por ciento; y
en, el de 30 a 34 a�os, 29.6 por
ciento. En cada uno de los grupos
que siguen contin�a acentu�ndose
la baja de la reproducci�n, hasta
llegar a una baja de 50 por ciento
en el grupo entre las edades de 30
y 54 a�os, en el cual ocurrieron
muy pocos nacimientos.
El hecho de que la baja en lea
naclmlentoa ha sido m�s r�pida
que la baja en la mortalidad ha .i-
do tambi�n parcialmente rasp�n-
sable de una reducci�n en el eu-
ment� corriente anual de la pobla-
ci�n, que ha bajado a un prome-
dio de como 900,000, comparado con
el promedio de como 1,700,000 anui-
les en la d�cada del 1920 al 1930.
Otro de los factores en disminuir
el aumento de la poblaci�n fu�' al
cambio en las condiciones de la in-
migraci�n. En el per�odo de 1920 a
1930, entraron al pa�s anualmente
un promedio de 300,000 Inmigran-
tes; en la actualidad el exceso de
las salidas sobre laa llegadas -a
aproximadamente 50,000 al a�o, ha-
bi�ndose convertido la inmigraci�n
en una cantidad negativa.


e
EL MUNDO, SAN JUAN, f. R. - DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
ELA@NDO
\ VERDAD Y JUSTICIA
Edltoi-Mi PUERTO RICO ILUSTRADO INC
Director: Jos� Con Vidal Administrador: �ngel Ramea
Oficinas: EDIFICIO PUERTO RICO ILUSTRADO
Apartado da Corraos M8
BtrfJaM la correspondencia Informativa � literaria a la direcd�e,
para anuncios, comunicados, ate, dirijas� al Administrador.
PRECIO DE SUSCRIPCI�N
INCLUYENDO SABATINO Y
DOMINICAL:
En Puerto Rico:
Z522S3EP � � � W>
SEMESTRE � � � � 5.50
AltO � � � _ .----------lo^O
Estados Unidos y paisas dea-
tro del Tratada Postal:
TRIMESTRE � �
SEMESTRE � �
AltO-------� � � �
--------TJ0
Para el Extranjero:
AKO-------� � � �-------H7J�
SEMESTRE � � � � � � 9.00
TRIMESTRE--------------------- 4.7�
ANTE LA LEGISLATURA
�L MEMORIAL DE LA LIGA DE
PADRES Y MAESTROS
La Liga Insular de Asociaciones de Padres y Maestros
de Puerto Rico ha elevado un memorial a la Asamblea Legis-
lativa, recomendando la adopci�n de varias medidas que jua-
ga necesarias para el. progresivo desarrollo de la instrucci�n
p�blica y el mejoramiento del cuerpo estudiantil.
Entre otros asuntos, se refiere la Liga al problema de
�os comedores escolares. Alega que, de acuerdo con una ley
aprobada el a�o pasado, los arbitrios procedentes de las ca-
rreras especiales de caballos (no de laa do los domingos y
dias festivos) que se celebran en los hip�dromos se destinan
ahora totalmente al sostenimiento de las estaciones de leche
del Departamento de Sanidad, privando asi a los comedores
escolares de la ayuda que ven�an recibiendo en a�os ante-
riores por este concepto. Es cierto que por la citada ley se
mermaron algo sus ingresos. No obstante, �stos fueron com-
pensados con creces por los arbitrios procedentes del "Subs-
cription Fund", siendo por consiguiente mayores ahora los
ingresos que reciben procedentes de las carreras de caballos.
Creemos, sin embargo, que a los comedores escolares debe
dotarse de mayores ingresos para que puedan desarrollar su
programa a cabalidad. Miles de ni�os pobres reciben diaria-
mente sus beneficios. A nuestro juicio el remedio no esta
precisamente en privar a las estaciones de leche de una par-
te de lo que ahora perciben por concepto de las carreras es-
peciales de caballos de los hip�dromos, que buena falta les
hace para llevar adelante la provechosa obra social que les
est� encomendada, sino en lograr otras fuentes de ingresos.
Tenemos informee de que, con motivo del establecimiento
de un can�dromo en Puerto Rico, se han presentado ante la
Asamblea Legislativa algunos proyectos de ley imponiendo
ciertos arbitrios sobre las carreras de perros. Bien podr�a
gestionarse que estos arbitrios se destinaran integramente al
sostenimiento de los comedores escolares y a este fin podr�a
dedicar sus esfuerzos la Liga de Padres y Maestros.
En lo que respecta a libros y material did�ctico, aboga
la Liga Insular de Asociaciones de Padres y Maestros por
que se aumente la correspondiente partida del presupuesto de
� instrucci�n, de suerte que pueda proveerse gratuitamente de
todo a los alumnos de laa escuelas elementales. Las asigna-
ciones actuales resultan insuficientes planteando un verda-
dero problema la escasea de libros y material drdactico. Las
consecuencias de este estado de cosaa siempre se reflejan ad-
� versamente en los alumnos pobres, cuyos padres carecen de
recursos para proporcionarles el material escolar que la es-
cuela no puede darles. Animada del mejor deseo de que se fa-
ciliten medios educativos al estudiante pobre, tambi�n recaba
que se ponga en vigor la ley que ordena suplir de libros ajos
alumnos de las escuelas superiores que demuestren habilidad
y aprovechamiento en sus estudios y no dispongan de recur-
aos para ello. De igual suerte recomienda que se exima del
pago de matricula a los estudiantes pobres que hayan obteni-
do buenos promedios y deseen continuar estudios avanzados
en la Universidad de Puerto Rico. Nosotros creemos que de-
ben aumentarse todas estas partidas, pero en lo que respecta
a que se provea gratuitamente de todo a todos los alumnos de
las escuelas elementades lo consideramos exajerado. Creemos
que s�lo debe proveerse en forma adecuada a los alumnos ver-
daderamente pobres.
El problema de los maestros no escapa a la comprensi�n
de la Liga. Considera que es justo y equitativo que se haga
un aumento proporcional en los reducidos haberes que perci-
ben los maestros. Para evitar las irregularidades con que se
efect�a el pago de sus sueldos en la actualidad, recomienda
que se apruebe legislaci�n al efecto de que el Tesorero de
Puerto Rico retenga de las liquidaciones correspondientes a
cada municipio, de fondos escolares, las cantidades necesa-
rias para cubrir los sueldos de los maestros municipales y
haga los pagos directamente. Es de dominio p�blico la tar-
danza con que algunas municipalidades satisfacen los habe-
res del profesorado. La medida propuesta nos parece aconse-
jable para asegurar la puntualidad en el pago a estos servi-
dores por excelencia de la comunidad.
Compartimos el inter�s de la Liga en que la escuela en-
�sefie moral y buenas costumbres a los alumnos, pero no cree-
mos que �sta sea una funci�n exclusiva de las aulas, ni que
para orientar cursillos de educaci�n moral y c�vica sea preci-
so crear un Negociado del Hogar, adscrito al Departamento
de Instrucci�n, como se propone en el memorial que comen-
tamos. El tiempo que pasa el ni�o en la escuela es muy limi-
tado. Bajo el influjo directo del hogar invierte la mayor par-
te del d�a. La instrucci�n moral y c�vica no se logra como
cualquiera otra asignatura acad�mica del curr�culo. Requiere
m�todo especial, vigilancia continua y oportunidades que no
est�n al alcance del maestro. No pretendemos que la eacuela
rehuya sus responsabilidades, pero si nos interesa que el ho-
gar asuma las suyas. El establecimiento de un curso de moral
aocial podr�a ser de alguna ayuda, pero no bastar�a, por si so-
lo, para la formaci�n moral, c�vica y espiritual del alumno.
La intervenci�n del hogar es absolutamente necesaria, y no
a titulo de marginal complemento, sino de fundamental
orientador del aleccionamiento moral de los educandos.
La Liga Insular de Asociaciones de Padres y Maestros
est� integrada actualmente por 968 asociaciones locales orga-
nizadas en las distintas escuelas p�blicaa que funcionan en
la Isla. �Por qu� no.se utiliaan estas organizaciones para lle-
var a la comprensi�n de los padres de familia la responsabi-
lidad que tienen para con la escuela y sus propios hijos? A
nuestro juicio, estas asociaciones deben desarrollar una vida
intensa, en estrecho contacto con la escuela. Deben ser orga-
nismos vivos, no meras juntas deliberantes que se re�nen
tres o cuatro veces al a�o a trav�s de sus directivas para re-
solver cuestiones de administraci�n o de otra �ndole secun-
daria, sino verdaderas asambleas de padres, de todos loe pa-
dres con ni�os en el plantel, que se congregan una o dos ve-
ces al mes a discutir con los maestros los problemas de la es-
cuela, el progreso de los alumnos, la cooperaci�n econ�mica
que de ellos se espera y, sobre todo, la participaci�n activa
que deben tomar en el proceso de la educaci�n integral de
sus hijos. Si esto se hiciera, y a ello deben propender las cao-
- caciones de padres, el problema de la instrucci�n moral y c�-
vica de los educandos podr�a afrontarse con gran �xito.
HAY QUE DESCUBRIR EN LOS HO-
GARES EL AMOR FRATERNAL
La se�ora Roosevelt se�ala el medio que estima pertinente
para lograr los objetivos de la paz en la- tierra
Notas de un testigo
Historia de un aniversario
------------------Por GREGORIO MARAT�N �
* H
�STE MUNDO TRAS-
TORNADO
Por ELEANOR ROOSEVELT
Capitulo IV
CONFIANZA ENTRE NACIONES
En el capitulo anterior, yo dlscu-
� el control gubernamental de la
manufactura de armas. Pero uto
no et luflclente.
El paao Inmediato ser� la reduc-
ci�n mutua, muy gradualmente se-
g�n creo, de la cantidad de arma-
mentos en todo el mundo. Esto es
un pato dif�cil, porque requiere no
solamente un convenio de parte de
todas las naciones sino que tam-
bi�n suficiente confianza en cada
otra para creer que, habiendo em-
peftado la palabra, te ajustar�n al
esp�ritu del convenio tanto como a
la letra del mismo, y que no trata-
ran de ocultar de los probables Ins-
pectores lo que hayan hecho ante-
riormente.
Por ejemplo, no destruir�n un
buque de guerra y agregar�n me-
dia docena de aeroplanos, dicien-
do a las otras naciones envueltas
en el convenio que han cumplido la
reducci�n prometida, pero olvidan-
do mencionar laa adiciones a cual-
quiera otra rama de su servicio
militar.
Esta falta de Integridad, o quiz�s
deber�amos llamar esto m�s cortes-
mente el deseo de ser un poco m�s
h�bil que el vecino, es lo que pro-
mueve una constante actitud de
sospecha entre las naciones. Esto
existir� hasta que hayamos reali-
zado un cambio en la naturaleza
humana y et por eso que al pre-
sente me parece necesario contar
con la inspecci�n y la polic�a tanto
como con un convenio.
Se har� la objeci�n de que en las
naciones que no son democracias
un gobierno podr�a construir un
gran arsenal secreto; pero en esos
pa�ses eso podr�a hacerse hoy pues
muchos de ellos controlan con ma-
no fuerte la Prensa y toda la Infor-
maci�n que sale al exterior.
Fuera de las democracias, la pro-
piedad por el Gobierno es un pe-
ligro mucho m�s serio por ese mo-
tivo. Si todas las naciones estuvie-
ran obligadas a Informar su fuerza
militar a alg�n organismo central
y a este organismo se le permitiera
inspeccionar y constatar la verdad
de sus informes, entonces todos los
Gobiernos podr�an considerarse se-
guros contra ese peligro oculto que
ahora ea parte del incentivo para
un constante aumento en la ma-
quinarla de defensa de toda naci�n.
Aqu� noa confrontamos otra vez
a la necesidad de alguna maquina-
rla para laborar por la paz. Ya he
dicho que dudo si a la Liga de Na-
ciones se le podri hacer que sirva
los prop�sitos por los cuales se fun-
d� originalmente. Esto no signifi-
ca que yo no crea que podr�amos
llegar a la uni�n, tutu podr�amos
comenzar por estabiever gratMS re-
gionales en rt frrenles pn^le.-. de!
del mundo que luego se amalgama-
r�an en un tolo cuerpo. Me paree�
casi una necesidad que lengamos
un organismo central como me-
dio para resolver nuestras dificul-
tades, con una fuerza de polic�a In-
ternacional que ponga en vigor sus
decisiones.
La acci�n econ�mica conjunta de
parte de un grupo de naciones ser�
sin duda muy efectiva, pero tomar�
t'empo educar al pueblo hasta el
punto en que est� dispuesto a sa-
crificar, a�n temporalmente, las ga-
nancias materiales en beneficio de
la paz, por lo que dudo ai podremos
contar con la roperacl�n total en
la realizaci�n de un boicoteo eco-
n�mico. Para que �ste sea un arma
verdadera contra cualquier naci�n
que desee llevar a. cabo una gue-
rra, tiene que ser practicado muy
bien por un gran n�mero de nacio-
nes.
Otra cosa peque�a y que tal vez
parecer� sin Importancia, deberla
hacerte Inmediatamente. Deberla
tenerte por entendido que en tlem-
poe de guerra todo el mundo se
convertirla en parte del aervlclo
militar y que a nadie se le permitirla
obtener provecho en salarios au-
mentados o en Inter�s aumentado
sobreau capital Invertido, esto tende-
r�a a crear un inter�s un poco m�s
universal por la paz. y una disposi-
ci�n m�s activa en los esfuerzos por
Impedir la guerra, no Importa que
al Individuo se vaya al frente de
guerra o se quede en casa.
Por supuesto, cuando hablamos
del "frente" en conexi�n con gue-
rra* futuras, damos por tentado que
laa guerras futuras ser�n muy pa-
recidas a las del pasado, por cuan-
to que mucha gente cree que las
guerras futuras no tendr�n frentes.
Lo que olmos hablar de los conflic-
tos en China y Espa�a, hace pare-
cer esto muy probable. Los gases
y loa ataques de aeroplanos no ir�n
dirigidos solamente contra laa
fuerzas armadas o centros milita-
res; tambi�n aeran usados para
romper la moral de la naci�n ad-
versarla. Esto Implicar� el bom-
bardeo de cludadea Indefensas, de
pueblo* y de aldea* no fortificados,
y la matanza de mujeres y nlftos.
En verdad, esto significar� la par-
ticipaci�n de poblaciones enterat
en la guerra.
MOLDEANDO LA OPINI�N
PUBLICA
Otra cosa hay que considerar al
luchar por la pat �a saber, la
creaci�n de la opini�n p�blica. Las
guerra* han sido frecuentemente
declaradas en el pasado con el res-
paldo de las naciones envueltas
porque la opini�n p�blica habla si-
do Influida por la Prensa y a trav�s
de otros medios, bien por los mis-
mos gobiernos o por cierto� inte-
rese* poderoso* que deseaban la
guerra. �Podr�a hacerse eso otra
ves en nuestro propio pa�s o hacer-
noa sopechar de la palabra escrita
y el mensaje inspirado? Creo que
como un pueblo buscamos los mo-
tivos m�s cuidadosamente que en
el pasado, pero si los "lssues" pue-
den obscurec�rsenos es una da las
podr�amos pbtener esos hechos
a�n en nuestra libre democracia.
�Qui�n controla la diseminaci�n de
noticias? �Est� la Prensa total-
La se�ora Roosevelt ea una gran entusiasta de la equitaci�n. Aqu�
la vemos en una de aua cabalgatas diarlas.
mente, sin compromiso alguno, dedi-
cada a presentar las noticias lo
m�s imparclalmente posible? �Es
posible para grupos que tienen in-
tereses especiales hacer presi�n so-
bre la Prensa y sobre nuestros
propios medios para difundir infor-
maci�n, tales como la radio y el
cosas que nadie puede contestar
hasta que llcgup la prueba.
Estoy Inclinada a creer que si
una cuesti�n tan seria como la de
ir a la guerra fuese presentada
a nuestra naci�n, demandar�amos
hechos no barnizados por la Inter-
pretaci�n. Otra cuesti�n es si a�n
TAL D�A COMO HOY
Tal d�a como hoy, marzo 8. ocu-
rrieron los siguientes hechos hist�-
ricos:
Marzo 6.�En 1619 naci�n en Pa-
r�s Cyrano de Bergerac. A�n s*
conserva en relativo buen estado
la casa en que naci� el h�roe de
la gran obra de Rostand, situada
en el n�mero 36 de la Ru� Dus-
soubs, en el viejo Par�s. Cyrana
era hijo de A bol de Cyrano y de
Esperance Bcllanger. Su nombre
completo era Savlnlen Cyrano de
Bergerac. Su reputaci�n de libre
pensador le hizo ser perseguido en
m�ltiples ocasiones. Muri� en Pa-
r�s en 1665.
Marzo 6. -En 1836 ocurri� en el
Estado de Tejas el hecho hist�rico
que m�s tarde se conoci� como
la Masacre de �lamo.
Marzo 6.�En 1909 muri� en Ma-
nat�, Puerto Rico, su pueblo natal,
el Ilustre portorrique�o Preslden-
'e de la Corte Suprema de Justi-
cia. (ion Jos� Severo Qui�ones.
Marzo 6.�En 1474 naci� en
Chlusi. Miguel �ngel Buonarot'.i,
pintor, escultor y arquitecto.
SOBRE EL ORIGEN DEL
CUERPO DE BOMBEROS
Se caracteriz� Augusto por su
�f�n en mejorar los servicios p�-
blicos en Roma y cre� un cuerpo
llamado de "vigiles". Dichos "vigi-
les" estaban encargados de haber
rondas nocturnas por Roma y sus
alrededores a fin de extinguir los
incendios ru� pudieran producirse.
Llevaban un casco y en �ste tiene
origen el que se usa actualmente.
Como los incendios eran muchos,
se aument� el n�mero de "vlgl-
les" a 2000 y se dividieron en siete
cohortes, cada una de las cuales
tenia a su cargo uno de los siete
barrios de la ciudad. Primeramen-
te eran todos esclavos, pero luego
entraron a formar parte de esos
cuerpos muchos hombres libres. Es-
taban perfectamente disciplinados
y constitu�an un interesante espec-
t�culo para la poblaci�n verlos des-
filar por las calles de Roma o ac-
tuar durante los incendios, pues
daban pruebas de un gran valor.
A imitaci�n de Roma, todas las
ciudades del Imperio tuvieron sus
"vigiles" y m�s tarde en Francia
lienzo, y hasta qu� proporci�n?
Esto es un estudio muy Intere-
sante en todo pa�s donde el pueblo
est� realmente Interesado en la
paz y la buena voluntad. SI estas
fuerzas de informaci�n no son li-
bres en verdad, �deber�a o no el
pueblo insitir en que esta fuera
una de nuestras primeras refor-
mas? Sin ella, no podr�amos con-
tar con una base s�lida para nues-
tras opiniones.
Estas son cosas que podemos rea-
lizar inmediatamente, pero algunos
de mis amigos consideran que un
punto trasciende sobre los dem�s
y que compendia el camino hacia
la paz.
No podemos establecer verdade-
ra confianza entre laa naciones
hasta que reconozcamos la fuerza
del amor sobre todas las dem�s
fuerzas. No podemos echar a un la
do nuestro� recelo* y, por lo tanto,
no podemos crear confianza. Per-
fectamente claro y perfectamente
cierto, la cosa es que estamoa vol-
viendo otra ves a nuestra dificultad
fundamental �la educaci�n del aer
humano Individualmente, y esto
requiere tiempo.
No podemos sentarnos alrededor
de una mesa y discutir nuestras
dificultades hasta que eatemoa en
condici�n de decirles con franque-
za. Debemos considerar que los que
escuchan desean conocer la ver-
dad y hacer lo que sea mejor pa-
ra todos. Debemos llegar a un pun-
to en que podamos reconocer los
derechos y las necesidades de los
dem�s, al Igual que los nuestros.
Yo tengo un grupo de amigos re-
ligiosos que creen que las solu-
ciones a todos estos problemas es-
t�n en un gran renacimiento reli-
gioso. Podr�n estar en lo correcto,
pero los grandes renacimiento* re-
ligiosos que no son sencillamente
cortos levantamientos emocionales
que llevan al pueblo a la* altura*
para luego dejarlo caer m�a bajo
que donde estaba, elgnifican un
cambio fundamental en la natura-
leza humana. Ele cambio podr�
operarse en algunos a trav�s dt la
religi�n, pero a todos no vendr�
por el mismo conducto, pues he
conocido mucha gente, muy buena
gente, que no tiene religi�n for-
mal. Asi, el cambio lo sufrir�n al-
gunos, tai vez, mediante un nuevo
c�digo de �tica o un sentido de
responsabilidad hacia sus herma-
nos, o por el descubrimiento de que,
crean o no en una vida futura, hay
ahora mayores goces y recompen-
sas en este mundo que las que se
imaginaron en el pasado.
Yo tratarla de hacer que la gen-
le descubra en sus hogares el signi-
ficado del amor fraternal. Los
otros d�as me escribi� una amiga
dlcl�ndome que se preguntaba lo
que suceder�a si ocasionalmente ae
levantara un miembro del Congre-
so y mencionara en la C�mara la
existencia del amor fraternal. Es-
to parece fant�stico, pero el asun-
to tendr�, estoy seguro de ello, que
ser discutido en todo el mundo du-
rante muchos a�os antes que se
convierta en regla aceptada. Nos-
otros tendremos que desear la paz.
desearla lo suficiente para pagar
por ella, para pagarla en nuestra
propia conducta y con medios ma-
teriales. Tenemos que desearla lo
suficiente para vencer nuestro le-
targo y salir y encontrar en otros
pa�ses qui�nes la desean tanto co-
mo nosotros.
Alg�n d�a tendremos que empe-
lar, pues donde no hay comienzo
no hay fin. y si queremos ver la
conservaci�n de nuestra civiliza-
ci�n, si creemos que hay algo digno
de perduraci�n en lo que hasta
ahora hemos construido, entonces
nuestro pueblo tiene que volverse
al amor fraternal, no como una
doctrina pero si como medio de
vida. Si esto llega a ser nuestra
forma de vida aceptada, esta vida
ser� tsn digna de vivirse que mira-
remos al futuro con un deseo de
perpetuar un mundo pacifico para
nuestro hijos. Con este deseo ven-
dr� la verificaci�n de que solamen-
te si los dem�s sienten como nos-
otros, podremos lograr los objetivo*
de la paz en la tierra, y buena vo-
luntad para los hombres.
FIN
(Derecho, registrados en 1938 por
Eleanor Roosevelt. Distribuci�n de
United Feature Syndicate, Inc.)
Vuelos de amistad
ZARAGOZA, mano 5. (Prensa
Unida).�Los nacionalistas se han
entregado a una serle de "vuelo* de
amistad", sobre Catalu�a y Levan-
te, dejando caer miles da volantes
descritos como "Cartas de Espa�a
a la tierra qua est� bajo el terror
asi�tico del r�gimen sovi�tico", en
loa cuales se describen la* victo-
rias nacionalistas.
se instituyeron lo* guardas noctur-
nas, que ten�an la obligaci�n de ex-
tinguir los Incendios.
LA MAS COMPLETA
de las PORT�TILES
TRES MODELOS A
PLAZOS DESDE
10*
DIARIOS
ALBERT E. LEE & SON, INC.
TELEFONO W&l,
NUEVA 4, LA MARINA. SAN JUAN
ROYAL PORTABLE
wfHa TOUCH CONTIOi*
m j , .��. .1 Jta s ri* enero, no* reunlamoa un grupo de mu)e-
Todos los afloe. el d�a 5 a�.en"�v . siempre Important�simos, y
na y de hombre.-_ y *J"+Jgffl � R^lro de Madrid. .1�, a
en la Dledra y en. el recuerdo de todo�.
-Ex�-afta catadura de los que all� se reun�an! No eran, ciertamen-
te, ��f�cr�tas encopetados; t.mpocoo gente daeldiduntnu plebeya.
Eran todos personas que respiraban santa median�a, bondad radical, in-
munidad �JlTltcha odiosa de clases: anticuado, casi todo, con esa anti-
g�ed.d reciente que todav�a no ha dejado de Mr un poco ridicula porque
no ha alcanzado a�n el prestigio de la suficiente MjMU.
Terminado el acto, los concurrentes se dispersaban, despidi�ndose
con un ritual "haata el arto que viene". Cada cual Ignoraba el nombre
y la representaci�n social de la mayor�a de los otroe. Y, en efecto, hasta
el otro 5 de enero, no te lo. volv�a a ver m�s. Tal vez, si un d�a. al en-
trar en una covachuela humilde en un Juzgado de barrio velamos escri-
biendo pliegos de papel timbrado a uno de nuestros amigos de la peri�-
dica ceremonia. O bien hall�bamos a otro despacnando laa tela* recias
de B�jar en una tiendeclta de lo* sop�rtale* de la P�a� Mayor. Quiza
al pasar �rents a la ventana abierta de una escuela olamos a una de
aquellas mujeres inelegantes y �rlses explicando la geograf�a o la hl.ton t
hisp�nicas a los ni�os. Pero la mayor parte parec�a que se ausentaba
de la humana comunidad e Incluso del planeta, hasta el c�nclave fuga�
del a�o venidero.
Todaa eata. criaturas, unidas sin apenas conocerse, por un paren
te*co e�trechl*tmo, formaban cumo un ialote humano que resist�a Imper-
turbable el continuo cambiar de la sociedad e�paflc!a. Fueron, sin duda.
Iguales a loa dem�s hombres y mujeres treinta, cuarenta, clncuen�..
a�os antes, cuando Madrid se alumbraba con gas y los tranv�as con mu-
],s �ran una novedad sorprendente. Laa generaciones se fueron suce-
diendo, Inexorablemente distintas. La mayor�a de los supervivientes de
entonces hablan cambiado tambi�n, de tal �uerte que caai no se recono-
cer�an a si ml*mo* li, por milagro, ae encontrasen frente a frente con
su perge�o y su alma remotas. Madrid era ya otra ciudad edificada so-
bre lo� reatos de la vieja Corte de los Milagros; su humanidad era una
humanidad renacida. Y. en el cantro de la r�pida corriente, este grupo
de hombrea y de mujeres segu�an como entonces, iguales a si mismos,
sin cambios en la indumentaria apena* �lo lndi�pen�able para pasar
lnadvertldoa�; y, con el mi�mo esp�ritu rancio y bonach�n de dudada
nos de una gran villa, mitad castellana y mitad manchega, pintoresca
y i.legre, un poco desolada, que recordaba aun el victorioso ataque de
los milicianos por el arco del siete de Julio, contra la reacci�n.
II
El anciano rememorado en la estatua era. lo hab�is adivinado. Cal-
dos su genio habla creado docenas y docenas de libros. Estos libros ha-
blan alcanzado laa cimas de la popularidad. No habla hogar donde se
hablase el espa�ol, a uno y a otro lado del Oc�ano, en el que no se vieran
en la librer�a, lujosa o humilde, los vol�menes amarillos y rojos de los
Episodios Nacionales o laa cubiertas grises de las Novelas Contempo-
r�nea�. Los cr�ticos hablan ensalzado a unos y a otras como obras maes-
tras. Luego, los escritores J�venes las hablan discutido. Ciertos de eUo*
emplearon para hacerse famosos el f�cil recurso de escupir su irreve-
rencia aobre la formidable pir�mide de aquellas p�ginas en la que esta
presa toda la vida de una �poca, personificada en un pueblo pero lien*
de ecos universales.
Maa lo que hace Imperecedera una obra literaria no es su ret�rica.
sino la calidad humana de su creaci�n. Y los que han discutido a Cal-
dos, no han encontrado brecha por donde penetrar en el valor magnifi-
co de *u humanidad. La* obra* cimera* d� la literatura universal, lo
son por sus seres arquetipos, s�ntesis de hombres y mujeres de carne y
hueso que gracias a la creaci�n literaria cobran cierna vida en la me-
moria de las gentes y un lugar en el recuerdo y en la experiencia de
todos, Igual al de las gentes que vivieron > a veces con realidad m�s
eficaz todav�a.
En este repertorio de creaciones con categor�a de humanidad au-
t�ntica, nay muchos ejemplares debidos al genio de Caldos: Do�a Per-
fecta o la virtud insoportable; Torqucmada o la mezquindad eficaz,
Fortunata y Jacinta, polos Inmortales del agridulce femenino; el amigo
Afanso o la bondad varonil; Albrit o la casta; Afonsalud o la inocencia
liberal. Todo* ello* y otros muchos m�s, tienen ni rango inmodificab'.e
d* loa moldes humanos detinltivos. Y en torno suyo, se agita muchedum-
bre de seres epis�dicos que pasan como sombrea por el vasto escenario
de la vida; qu< quiz� se limitan a hacer en silencio un gesto ante, de
desaparecer; o que forman un simple n�mero del toro que rodea.� lo;
grandes protagonistas. Y todos, construido* 1 o� riguroso material hu-
mano y animados de Inconfundible soplo vital.
III
La capacidad creadora de Caldos tuvo, adem�s, una expresi�n sor-
prenuente en la influencia que alcanz�, no s�lo .;oure el alma contem-
por�nea sino sobre su realidad morfol�gica y f�sica. Puede asegurarse
que en el vasto mundo de la creaci�n galdoslana son excepcionales loa
personajes de pura inventiva. La inmensa mayor�a est�n amasado* con
elemento* de incuestionable realidad. El gran novelista no estudiaba
el ambiente directo de sus obras, que fu� la clase media espa�ola y sobre
todo la de Madrid; sino que viv�a ese ambiente con plenitud absoluta ,
con meticulosa fruici�n, buscando hasta en la vulgaridad el sentido
eterno: qu� ia vulgaridad lo tiene tambi�n. Sus hombres y mujeres no
eran, puea, estos o los otros contempor�neos suyos, sino entes con vida
original pero tan aut�ntica que todos loa reconoc�an como si hubieran
existido. Y todav�a m�a: el contempor�neo de Gald�s en el Madrid de
la burgues�a modesta, acab� contagi�ndose de los personajes galdosia-
noa y adquiriendo un aire de inconfundible parentesco con sus cnaturai.
no s�lo, como declamo*, en j1 lenguaje y en el esp�ritu sino hasta m
el perge�o.
Aun lo* que diacuten la ubra literaria de Gald�s no pueden negsr
�sta su influencia recreadora sobre la humanidad viva de su �poca. Un
gran espa�ol, nada entusiasta de nuestro novelista, me dijo un d�a re-
flrl�ndoee a cierta penona que le habla vlaltado por primera vez: "pa-
racla un personaje d* Gald�s". Claro que *i. Era -yo le conoc�a bien�
un personaje de Gald�s. Un hombre de negocios, vulgar, que duranip
toda su juventud no habla tenido apenas otra lectura que la obra gal-
doslana y de que podr�a repetirla de memoria. Conoc�a este hombre al
Madrid, ya desaparecido, que pint� el maestro y que �l, habitante tie
una provincia no vio nunca, con detalle* de una, realidad superior a la
de au propia ciudad natal. Y, desde luego, sin saberlo, sin quererlo, por
puro contagio, hablaba, discut�a, y se vest�a �desdo el sombrero hasta
los guantes, negroe de hilo, desde las botas de el�stico hasta el cuello
y la corbata� como cualquiera de loa comerciantes honrados y candi-
damente idealistas que vemos pasar por las p�ginas de las Novela�
Contempor�nea�.
Lo maravilloso es que esa humanidad galdoaiana viva, perdur� du-
rante loa largo* a�os d* la decadencia de au creador; y aun despu�s da
su muerte persist�s, inatacable a la dlaolucl�n corrosiva de la vida mo-
derna. Le* bastaba a estos supervlvlentea reunlrae unos minutos �el �>
de enero�bajo la sombra del maestro, para conservar la pura sangre:
y lo que es a�n m�a milagroso: para transmitirla a sus hijos. Porque
los hijos de estos restos del gran pueblo que creara Gald�s, eran, desde
ni�os, como sus padre*; como los nlftos que pululan por lo* libro* de �l,
descritos con ei amor y la seriedad de quien muri� de viejo sin haber,
del todo, dejado de ser ni�o.
IV
Estas eran laa gentes extra�as que se reun�an todos los ano* en
lomo d� la eatatua de Gald�a. A loa que �bamos a ver a Gald�s y a su
mundo, con tanta ternuia. no* parec�a que cumpl�ame* un rito, no s�lo
d* amistad y de respeto al muerto, sino de amor a Espa�a. Porque de
�l aprendimos mucho de ese amor; y a �l debemos parte de ese impulso
renovador de Espa�a, que ahora describe una trayectoria r�pida casi
una pirueta, infinitamente fecunda, en el vacio del porvenir.
V
No sabemos, entre todo lo que ha barrido el vendaval revoluciona-
~�S*. I,r� 1�*r,rld0 P*" eiempre y lo que de nuevo retornar�. Pero
es dl�cil que sj islote de la humanidad galdoaiana, ya d�bU, casi �
Plrltu puro, en lo. �ltimos a�o., pueda realatlr a la tremenda prueba.
Mientras �e nuble el espa�ol en el mundo, algunos, muchos hombres
recordar�n con respeto este aniversario. Pero aquel rito, de pat�tica
simplicidad, con su p�blico extra�o y au candor invisible, no lo vol-
veremos a ver.
Por eso le dedico hoy esta* lineas de doloroso amor.
Par�s, febrero, i938.
__________(Quada prohibida la reproducci�n parcial o total)
Se estrellaron en el mis-
mo sitio
DIJON. Francia, mano 4. (Pren-
sa Unida.)� En t�rminos de dos
horas y pr�cticamente en el mis-
mo sitio cerca de Dljon, se estre-
llaron dos aviones hoy.
El primero, un avi�n militar, per-
di� la velocidad cayendo contra la
chimenea de una factor�a. El pi-
loto qued� vivo, pero muy herido.
El segundo avi�n, perteneciente
a y tripulado por doa hoteleros de
Beaune. cay� envuelto en llamas
poco m�* de una hora despu�s,
Inglaterra aumenta los
gastos navales
LONDRES, mano 4. (Prensa
Unida).�Loa estimados de gastos
para la marina de guerra durante
el a�o 1938 alcanzan un total ne-
to de 93.707,000 libras esterlinas, lo
cual representa un aumento de
15,�42,000 libra* esterlinas sobre el
total del a�o 1937.
pr�cticamente en el mismo sitio.
Los dos hombres quedaron carbo-
nizado*.


EL MUNDO, SAN JUAN, f R. - DOMINGO 6 DE MARZO DE 1938.
�1 Ledo. Luis Mu�oz Morales...
(Continuaci�n d* la p�gina 1)
guiendo por �1 organizada (incor-
porado o no) para llegar finalmen-
te al Eiiado; �sto no puede apli-
carte a Puerto Rico; puet tn pri-
mer lugar, hay que reconocer que
al verificarte el cambio de sobe-
ran�a, ya Puerto Rico tenia una
organizaci�n, en tut inttituclonea
turldlcat y pol�ticas, muy auperior
a la de muchoa Eatadoa de la
uni�n, y hay motivo para soste-
ner que la conatituei�n auton�mi-
�a que entonces regia era auperior
rior gl Bill Foraker, y a�n en al�
(unoa extremos al Bill Jones Te-
' llamos entonces Instituciones ju-
r�dicas romo el Reguero OMl, y
)1 Reg�tro de la Propiedad des-
. onocidas todav�a hoy en muchos
Estado* norteamericano!: nueatra
egislaci�n civil, contentada en el
C�digo Civil, era y et mucho m�t
. .met�dica y cient�fica que la de la
mayor parte de lot Ettadot donde
lo hay legislaci�n codificada, y
��n rige el arcaico sistema de �os
Estatutot y compUcacioue�: nuea-
tra organizaci�n municipal nada
tenia que envidiar a las de muchos
Ettadot. Y ahora despu�s del cam-
bio de toberanla nuestra pr�ctica
de gobierno, y la actuaci�n de
nuestros organismos legislativo y
judicial, en manoa de portorrique-
�os ha demottrado tanta pericia
y suficiencia como la de cualquier
Estado: y si bien el Jefe Ejecutiva
es norteamericano, todot los orga-
nismos auxiliares de ese Departa-
mento ton portorrique�os, que no
�an desmentido tu inteligencia y
i eficaz cooperaci�n al buen gobier-
no de la Isla.
Teniendo eso en cuenta no po-
demoa 'admitir que Puerto Rico
necesita la escuela preparatoria
del Territorio incorporado, cuando
por otra parte lleva anos de pr�c-
tica de gobierno americano, en tu
condici�n de Territorio no incor-
porado.
Cuando decimos que Puerto Ri-
co retroceder�a ahora ai te decla-
- rara tu Incorporaci�n, funda ios
ete aterto, en primer lugar: en
que perderla lat ventajas de que
ahora disfruta, precitamente por-
que el Congreso de loe Ettadot
Unidos no est� ligado a lat res-
tricciones constitucionales para
concedernos talea ventajas; en se-
gundo lugar, que perder�amos loa
Ingresos de aduanas y otrot que
ahora disfrutamos y que tiendo
Territorio incorporado tendr�an
que Ir al Tesoro Federal. Sobre es-
tos particulares Insistimos en que
et. todav�a de perfecta aplicaci�n
el informe rendido por la Comi-
si�n del Consejo Ejecutivo de
Puerto Rico en el a�o 1903 y que
figura en el Vol. I de lat opinio-
nes del Attorney General, folio
176 a 180.
Conalderando la cuesti�n bajo
otro punto de vista, no cabe des-
conocer que existe en Puerto Ri-
co una corriente opini�n m�t o
menos fuerte, pero atendible siem-
pre que et flacamente opueata a
la Incorporaci�n y a la estadldad;
y que tal tendencia no ea desco-
nocida ni absolutamente desaten-
dida por la opini�n p�blica de los
Ettadot Unidos; teniendo en cuen-
ta asimismo las condiciones espe-
ciales en que Puerto Rico te en-
cuentra en cuanto a la no conti-
g�idad de territorio y en cuanto a
la diferencia de tradicional, am-
biente, idioma, etc.
Bajo eee punto de vista cabe
considerar tambi�n el Incovenlen-
te de la incorporaci�n para llegar
a otra .soluci�n que no tea. la de
estadldad o al denominado ettado
Cl�sico que lot anexionistas sostie-
nen como determinaci�n final.
Sostiene utted la teor�a que ai a
cuanto a loa Territorio� incorpora-
do�. De ete modo y en virtud de
la libertad que ahora tiene el
Congreso de loa Ettadoa Unidos
podr� Puerto Rico continuar en au
condici�n de no incorporado, aun-
iue llegue a elegir au gobernador.
del miamo modo que lo ea actual-
mente, ain contribuir a lat car-
gas del Tesoro Federal y tin In-
gresar all� lat rentat de tut adua-
nal: estas y otras ion excepcio-
nes que el Congreo no podr�a au-
torizar para un incorporado.
Tampoco seria eso un mal pre-
cedente ni un obst�culo para la
consecuci�n de la Eitadidad, por-
que ai admitlmoi que un territo-
rio no incorporado, pueda llegar a
aer un Befado Federal, sin pasar
previamente por la incorporaci�n
como territorio, hemos de admitir
en consecuencia que esat excepcio-
nes o privilegios del Territorio no
incorporado no pueden ser obst�-
culo para su Ingreso como Sitado:
claro ett� que al Ingresar como
tal Sitado tendr�a que perder
aquellos privilegios o excepciones
que estuvieran en conflicto con loa
preceptos de uniformidad que la
constituci�n federal Impone; por-
que entonces vendr�a a ser uno
de loi organismos integrantei i in-
corporado! de modo permanente a
la Federaci�n y et evidente que
entre tale� excepciones Incompati-
bles no est� comprendida la elec-
ci�n de gobernador, pues precisa-
mente esa facultad et una de lai
ca� acteristicas de la Sitadidad.
Entiendo que el caso de Pto. Ri-
ce, por lat yr indicadas circuns-
tancial que en �l concurren, no
puede ajustarse a lot llamados
precedente! cl�sicos en la Integra-
ci�n pol�tica de la federaci�n nor-
teamericana, y eso fu� segura-
mente lo que inspir� al Congreio
y a lot estadistas norteamerica-
nos a no declarar desde luego la
incorporaci�n, que era la regla es-
tablecida en otrai adquisiciones
de Territorios; porque et de supo-
nerse que ya entonces consideraron
la posibilidad de que Pto. Rico tu-
viera otra organizaci�n que no fue-
ra la de un Sitado incorporado
estrictamente ajustado a los pre-
cepto! conttitucionale� y a lot pre-
cedente! hist�ricos y no puede
aducir�a en contrario el cato de
Hawail. porque aquell � organizaci�n
social era completamente diatlnta:
all�, en el momento de la anexi�n
predominaba el elemento nor-
teamericano que habla fomentado
la revoluci�n de 1893 contra la
reina Llllokaulani e Intplr� la
convenci�n constitucional convo-
cada en Honolul� en 8 de mayo
de 1894 en virtud d� la cual
aprob� la Conttltuci�n que fu�
promulgada el 4 de julio del mis-
no arto organizando el Gobierno
Republicano, cuyo primer presi-
dente fu� Sanford B. Dole: y ei de
notarie que en aquella Constitu-
ci�n exlate una cl�usula que lite-
ralmente dice aal:
RAREZAS^CINE
Por el Capit�n Rosco* Fswcett
LU�
06ST&
KSTOM
toyctfciTAS
Directorio religioso
TABERN�CULO DE LOS
FENSORES DE LA FE
CRISTIANA
DE-
OICK
R�BU
CS SCfrUMtO A JOHfcatMN
vjs\SrAuu.ea Cmtrc vos
MCJOt�ES N*^A$Ofe�S D?
VAOUNVIOOO
i�-'
Mw>
�� AO%
GobUaKBR,nu�vjo actor
XAAuVRO T\�HC �N CA��V
U.O LLANTO �VVACUt, A
6uvtN VAeO:N*6�eVbO ACONTAR.
te predominaba en no muy exten-
so margen el elemento nativo en-
tre lot que figuraban muchot asi�-
ticos pero por tu calidad, influen-
cia y riqueza, predominaba el ele-
mento norteamericano que contri-
bu�a aproximadamente en un 40%
de la contribuci�n territorial, y
en tal forma, puede decirse que
el elemento nativo tuvo escasa o
ninguna Influencia en el acto de
Puerto Rico se le concediera el
derecho de elegir un propio gober-
nador te establecerla una excep-
ci�n que nunca ae ha concedido a
ning�n otro territorio, y constitui-
rla ello un mal precedente y un
obst�culo para la consecuci�n de
la Eitadidad.
Examinando en iui varioa ex-
tremos esa tesis, podemos aceptar
que trat�ndose de un territorio in-
corporado, constituirla una excep-
ci�n la elecci�n de su propio go-
bernador; que esta facultad no la
ha disfrutado ni la disfruta nin-
g�n Territorio incorporado. Pero
el hecho de ser Puerto Rico un te*
rritorio no incorporado constituye
por al mismo una excepci�n ya ad-
mitida que, al parecer, y de he-
cho, no eat� en conflicto con nin-
g�n precepto de la Constituci�n
��Federal; y cuando a este Territo-
rio no incorporado, se le conceda
elegir su propio gobernador no se
infringir�a ninguna regla ni se
establecer�a ninguna excepci�n en
"The Presiden!, wlth the
approval of the Gablnet, is
hereby expressly authorized
and empowered lo make a
treaty of polltical or commer-
clal uni�n between Hawail
and the United States of
America subject to ratifica-
tlon of the Senate".
En su consecuencia de esa cl�u-
sula se hizo la cesi�n del territo-
rio a los Estados Unldoi que fu�
aceptada seg�n contta en la Re-
soluci�n Conjunta del Congreso
de los Estados Unidos sobre
anexi�n de las Islas del Hawail,
aprobada en 7 de julio de 1888;
que en la parte necesaria dice asi:
se I )� cesi�n y anexi�n del territorio
a los Estados Unidos.
Por el contrario en Puerto Ri-
co encontraron loa E. U. un terri-
torio contiguo, densamente po-
blado, con una perfecta organiza-
ci�n social y pol�tica, bajo un r�-
gimen de gobierno auton�mico
que acababa de otorgarnos el Go-
bierno de Espa�a; con un pueblo
de cultura y civilizaci�n, superior
a la de muchos Estados norteame-
ricanos; con tradiciones, raza,
Idioma y costumbre distintas; y
sin existir aqu� ning�n n�cleo de
poblaci�n ni de elementos norte-
americanos que hubieran Influido
o prosperado el ambiente para el
contacto de los nuevos ocupantes,
que hasta entonces nos Ignoraban
por completo. Tales diferencias
subsisten sin borrarse en los 40
anos de soberan�a norteamericana;
y frente a esas diferencias tene-
mos la tendencia cada ves m�s
acentuada de los E. U. a su nacio-
nalizaci�n o unflcaci�n pol�tica y
social, porque es indudable que esa
"Whereaa the Government
of the Republlc of Hawail
having, in due form, ilgnified
itt consent, In the manner
provided by Itt conttitutlon,
to cede absolutely and wlth-
out reserve to the United
States of America all rlghts
of soverelgnity of whatso-
ever kind In and over the
Hawalin Islandi......
Resolved by the Senate and
House of Representativos of
the United Statea of Ame-
rica In Congress aasembled.
That aald cesslon Is accep-
ted ratlfied, and confirmed,
and that the said Hawailn
Iilanda and thelr dependen-
ciei be, and they are hereby,
annexed as a part of the te-
rrytory of the United Sta-
tes ............
Cierto ea que all� num�rlcamen-
dlferenciai le encuentra Puerto
Puerto Rico para la soluci�n de
su status final ante el siguiente
dilema: o se decide por la incor-
poraci�n, (si fuera admitido) co-
moEi\tado de la uni�n federal en
igualdad de condiciones que los
dem�s (on equal footing� resig-
n�ndose a una completa absorci�n
en todos los �rdenes desaparecien-
do las caracter�sticas distintivas;
o se decide por la separaci�n to-
tal en la independencia (si la ob-
tuviera o se la concediera) para
conservar esas caracter�sticas dis-
tintivas do su personalidad, sin
perjuicio de las relaciones 1e
amistad y comercio que habr�an
de subsistir en todo caso.
Sabido es que ambas soluciones
extremas tienen aua propulsores y
sus oponentes con serlos argumen-'
tos en uno y otro sentido. Pero
no podremos l�gicamente pensar
en una soluci�n Intermedia que
tambi�n puede tener car�cter fi-
nal por virtud de la cual ronser- �
va Puerto Rico su actual ciudada-
n�a y dem�s nexos con el Eitado I
Federal norteamericano, y al mis-
mo mantenga y preserve las ca-
racter�sticas de su propia perso-
nalidad..... �No ha estudiado us-
ted, y no cree que debe estudiarse
U posibilidad de un Citado o in-
corporado, que no estuviera eubor-
dinado, sino coordinado en la In-
tegraci�n federal con un amplio
margen de autonom�a an�loga al
pecto a los Territorio� incorpora-
do�, ni tampoco requerir�an nin-
guna enmienda de la Constituci�n
federal, como no la han requerido
las que al presente disfrutamos.
Mi deseo es corresponder a las
observaciones por usted formula-
das me ha llevado � dar a esta
carta una extensi�n mayor de la
que yo hubie�a deseado para no
molestar demasiado su atenci�n
con ideas que ya usted conoce so-
bradamente; y confio en que bon-
dadosamente sabr� perdonarme.
De usted con el mayor aprecio,
Luis MUftOZ MORALES.
Calle Wllllam Jones Ksquint
Padre Col�n
Rio Piedras. P. R.
Domingo, marzo 6:
De 9:30 a 11:00 A.M. � Escuela
b�blica a cargo do don Julio H.
Torres, Superintendente de Escue-
la B�blica.
De 3:00 a 5:00 P.M. � Escuela
b�blicas en los distintos barrios de
la ciudad.
De 1:00 a 9:30 P.M. � Servicio
de Evangelizaron dirigido por don
Rafael A. Col�n. Predicar� don Ja-
cinto Arroyo.
De 9:30 a 10:00 P.M. � Servicio
de Comuni�n dirigido por el Dr.
J. F. Rodr�guez. Superintendente
de los defensores.
Lunes marzo 7:
De 8:00 a 9:30 P.M. � Servicio
de testimonios y predicaci�n de la
Palabra por don Julio H. Torres.
Martes, marzo 8:
De 8:00 a 9:30 P.M. - Progra-
ma especial dirigido por los estu-
diantes del Tabern�culo. Hablar�
el Sr. Jos� G Santana.
Mi�rcoles, marzo 9:
De 8:00 a 9:30 P.M. � Servicio
de Consagraci�n y Santidad Divi-
na a cargo de la Sita. Celedonia
Armstrong.
Jueves marzo 10.
De 8:00 a 9:30 P.M. � Servicio
de Evangellzacl�n dirigido por don
Rafael A. Col�n.
Viernes, marzo 11:
De 8:00 a 8:30 A.M. � Se tras-
mitir� por la Estaci�n WNEL el
programa especial de Evangeliza-
clon dirigido por el Dr. 3. F. Ro-
dr�guez, acompa�ado del Coro In-
visible y don Antonio Olivas al
piano.
De 8:00 a 9:30 P.M. � El grupo
de Pepito Hern�ndez y Arcadio
Soto presentar� su programa de
cantos especiales y predicaci�n de
la Palabra.
S�bado, marzo 12:
De 8:00 a 9:30 P.M. � Estudio
Bibllco, "Pedro" o "El Cambio por
la Gracia", por don Rafael A. Co-
l�n.
Nota: Todos los d�as de 7:00
ESPECT�CULOS
SAN JUAN
RIALTO: "El Bailar�n Enamora-
do" (A Darasel in Distreas) con
Fred Astalre, George Burns y Gra-
cia Alien.
MARTI: "El Submarino Tr�gico"
(Submarlne D-D con Pat O'Brlen,
George Brent y Wayne Morris.
LUNA: "Hollywood se Divierte"
(Stand In) con Lesile Howard, Joan
Blondell y Humphrey Bogan.
TRES BANDERAS: "Melod�a de
Broadway de 1938" (Broodway Me-
lody of 1938) con Robert Taylor y
Eleanor Powell.
EUREKA: (Puerta de Tierra> "A la
Orilla de Un Palmar" con Marina
Tamayo y Vicente Orona.
MARTI: (Puerta de Tierra) "Die-
go Corrientes" con Pedro Terol y
Goylta Herrero.
SANTURCE, RIO PIEDRAS,
CATAftO. CAGUAS
FOX: (Mlramar) "No Me Quie-
ras Tanto" (Love and Hisses) con
Simone Sim�n, Ben Bernia y Wal-
ter Winchel!.
LIBERTY: (Parada 15) "All Ba-
ba" (AU Baba Goes to Town) con
Eddie Cantor.
Su DfiSJINO
(Derechoa reservados para
EL MUNDO)
PISCIS
Marzo 6.
Caii nempre, lot ni�o� que na-
cen en cite dia� ion dado� a ier lo-
cadores e idealista�, a poco que tie-
ne� uto d� raz�n. Deber da lo� pa-
dres ei hacerla ver el lado pr�cti-
co de la vida en cuanto tienen edad
para ello.
Por regla general, lai mujeres
que han venido al mundo en eite
dia han tido dotada� por la natu-
raleza de belleza e inteligencia. Lo
minien caii tiempre rciulta una
influencia decitiva en eu* vidas.
Debe procurar por todo� lo� me-
dios no pecar �nunca de vanidosa
y no demoetrar deipego hacia sus
amittadei. El muy probable que
tenga usted grande� facultades da
bailarina, ya se trate da una que
quiera teguir la ruta del profesio-
naliimo o no. Tambi�n ei muy po-
8:00 P.M. se reunir� el Circulo de i sible que tenga uited aptitudet pa-
Interceci�n y Pl�ticas en el Cre-
p�sculo bajo la direcci�n de la
Srta. Celedonia Armstrong.
Invitamos a todos a venir a ale-
grarse en la casa de nuestro Dios.
Rafael A. COLON,
Corresponsal.
ra el canto, el teatro en general,
y la literatura.
El hombre que ha nacido en es-
ta fecha encuentra, acaso, su ma-
yor peligro, en �u afici�n a los ne-
gocios especulativos. 8i le ei po-
sible, rehuya siempre el encomen-
dar a otras personas el manejo de
sus intereses.
tendencia como
integra-
disfruti
Sstadoi incor-
clon pol�tica se est� acentuando
cada d�a en los Estados federales
modernos y m�s a�n en loa Esta-
dos Unidos norteamericanos, que
cuentan ya con la uniformidad do
raza y de Idioma y la contig�idad
de territorio.
En esas condiciones y con tales
poradoi, y con ciertas especialida-
des que pudieran ampliar nuestra
campo de acci�n en materia eco-
n�mica?. ...
Talea especialidades no consti-
tuir�an una excepci�n incompati-
ble con los Sitado* incorporado!
como no la constituyen hoy res-
TEATRO DELICIAS
Parado 23 � Corretero Nuevo
Exhibir� HOY DOMINGO
Un drama realista da insuperable accida y grandes
esc en os tr�ficas:
6 6
LA ISLA ALCATRAZ"
EVERY CEU HQLDS A rWIC �IMY...F0R KEEPS!
EVERY MINUTE H0LDS A NiW TMWU...F0R Y0UI
La Obra Que Todos Esperaban...!
"CAMARADA"
��- � � .i,,.
Pronto MARTI Pronto
SAMUEL GOLDWYM
prist�is
�Furia rabiosa...
desatada por la Naturalcga como venganza por la cruel-
dad de los hombres!
"HURAC�N"
Una pel�cula que sacude el alma con latigazos da emo-
ciones arrolladuras.
�GRANDIOSO PREESTRENO!
PARAMOUNT
LUNES 7 - MARTES 8 - MI�RCOLES 9
1
ENCANTOl (Pda. 15. Carr. Nueva-
"El Carrusel de 1938" (Merry fin
Round) con Mlscha Auer, Alies
Brady y Louise Fazenda.
MARTI: (Parada 16 1|2) "El Sheik
v la Doncella" (The Shelk Step�
Out) con Ram�n Novarro y Lols
Lene.
PARAMOUNT: (Parada 19) "Vic-
toria, Mujer y Reina" (Victoria the
Great) con Anne Neagle y Anmn
Walbrook.
PUERTO RICO: (Parada 21) Ma-
dres Culpables" (Guilty Parenm
con Jean Lacy y Robert Frazer.
POPULAR: (Parada 21) "Modas v
Bellezas de 1938" (Vogues of 19.18.
con Warner Baxter y Joan Ben-
nett.
DELICIAS: (Pda. 23, Carr. Nueva)
"La Isla Alcatraz".
CAP�TOL: (Parada 24) "45 Pa-
dres" (45 Fathers) con Jane Wi-
thers y Thomas Beck.
IMPERIAL: (Bo. Obrero) "Fsntas-
mas Bohemios" (Topper) con Cary
Grant y Constance Bennett.
MARTI: (San Mateo) "Hogueras en
la Noche" con Carmen Rodrigue.
SAN JOS�: (Calle Loiza) "Matri-
monio y Se�or�o" (The Bride Wore
Red) con Joan Crawford, Franchot
Tone y Robert Young.
SAVOY: (Calle Lolza) "La Carga
de los 800" con Erroll Flynn y Oli-
via de Havllland.
MARTI: (Barrio Obrero) "Capri-
chos del Coraz�n" con Betle Da-
vis, Olivia de Havilland y Leslie
Howard.
ESTRELLA: (Hato Rey) "Amapo-
la del Camino" con Tito Guizar v
Margarita Mora.
VICTORIA: (Rio Piedras) "Calle-
J�n sin Salida" (Dead End) con Syl-
vla Sldney y Joel McCrea.
MARTI: (Rio Piedras) "Nueva
York Turbulento" (Manhattan Mer-
ry Go-Round) con Ann Dvorak. Len
Carrillo y Phll Regan.
REX: (Catafto) "Cien Hombres t
una Muchacha" (A Hundred Men
and a Glrl) con Deanna Durbin,
Adolphe Menjou y Leopold Stc-
kowskl.
ALC�ZAR: (Cagues) "Cien Hom-
bres y una Muchacha" (A Hundred
Men and a Girl) con Deanna Dur-
bin, Adolphe Menjou y Leopold
Stokowski.
J <
;Los 4 jinetes
de la risa!
Cuatro c�micos qua la har�n
gozar con sui estupendas
aventuras en
"EL
CARRUSEL
DE 1938"
Exquisita opereta da extra-
ordinario atractivo.
t* �moti
Another hot-froj.-the-ho.dli.os story fres. W.r.er Iros.!
fV C05MOPOUTAN �ODUCTION . A *� r*oJla�fJ
Adamas ea eihibird la comedia mwsegal ea das partes
"SUENO DE EMPRESARIO'
=
Tha NaV Universal gestante
A TER STM FON FWUC
HE* - MVIMMES
�rl. G.0ESYLVA
CHUL�S I. ROG�IS
� wiStTmmtm
t Estreno en el
ENCANTO
HOY . HOY
i *
���4


EL MUNDO, SAN JUAN, r R. � DOMINGO 6 DE MARZO DE 1931.

Los seis a�os de Stresemann
y los cinco de Hitler
Donde parece que el Canciller pacifista tambi�n pensaba
en el Drang Nach Otsen que ha iniciado el Fuehrer
(Dt nuestro corresponsal)
En lo� momento* en que Hitler
inaugura tu sexto �no de dictadu-
ra naziflcando el Austria, ha visto
la luz p�blica el segundo volumen
de loe "documentos, diario y pape-
lea" de Gustav Stresemann. Stres-
emann fu� tambi�n durante seis
�nos, desde 1923 en que asumid el
pretenden que su "coup" de Aus-
tria obedece a razone� simplemen-
te estrat�gicas o econ�micas. Hit-
ler se ha proclamado siempre el
Mes�as del pangermanismo; lo
acaba de repetir en su discurso del
30 de febrero en el Reichstag; lo
habla escrito en la desolada celda
de su prisi�n en la fortaleza de
Landsbergh am Mech en 1924, me-
pwj
1.�La Canciller�a de Vlena donde el Dr. Schnschnlgg gobernaba hasta
que se rindi� el lt de febrero en Berehteegaden al ultim�tum alm�n.
2.�El Dr. Seys* ea el candidato a Fuhrer de Austria. (RADIO POTO
ACM� EDIT�RS PRESS, transmitid* por radio de Landre* a Nueva Entente, que tantas desgracias ha
York y por avi�n a este diarlo.)
n�as y de comercio, y marchamos
hacia "la pol�tica de tierras" del
porvenir". No preve�a entonces el
futuro Fuehrer la blandura de sus
enemigos; por eso escrib�a: "Debe
entenderse claramente que las 'ie-
rras perdidas nunca se recupera-
ren por rogativas solemnes al Dios
Todopoderoso, ni por piadosas es-
peranzas en la Liga de Naciones;
s�lo se ganar�n por la tuerta de
las armas".
Releyendo este b�blico pequeAo
volumen uno no puede menos que
admirar la claridad brutal de las
Ideas y programas a la ves que la
persistencia con que Hitler los
mantiene y los est� llevando a la
pr�ctica. El mismo d�a en que ha-
bl� en el Reichstag renunciaba en
Londres Anthony Ed�n para ascen-
der a un pedestal de popularidad
que lo har� el eje de la pol�tica
Interna inglesa, pero dejando al
Gabinete en libertad para adelan-
tar en la realizaci�n de otro de
los puntos cardinales de "Main
Kampf", la reconciliaci�n entre
Alemania y la Gran Breta�a, que
"autom�ticamente destruirla la
Ministerio de Relaciones Exterio-
res dt la Rep�blica hasta 1929 en
que muri� la figura dominante e
inspiradora del Reich. Los seis
anos de Stresemann y los cinco de
Hitler ofrecen ancho campo de me-
ditaci�n para los que busquen pun-
tos de comparaci�n entre la Ale-
mania de la Rep�blica del Welmer
y la Alemania del Tercer Reich.
Lo que asombra, casi casi tanto
como el total antagonismo de estos
dos hombres y de sus eras en el
Reich, es el hecho de que ambos
triunfaron en la realizaci�n de sus
objetivos opuestos tanto en la po-
l�tica interna como en la pol�tica
exterior. Streeemann era partida-
rio del r�gimen representativo y
parlamentarlo, que mantuvo, de-
fendi� y practic�; cre�a en la paz
j,or la cooperaci�n de las naciones
y dl� forma a esta idea en el Pac-
to de Locarno de 1925; tenia fe en
la Liga de Naciones y presidi� la
delegaci�n con que el Reich se In-
corpor� a ella en diciembre de
1936; calific� de "locura" la autar-
qu�a econ�mica y predic� la tole-
rancia religiosa y racial hasta
abundar en palabras de elogio pa-
ra sus "compatriotas jud�os". Hit-
ler aplast� el Parlamento apenas
se hizo nombrar Canciller por Hln-
rlerfburg- estableci� el r�gimen del
Fuehrer para reemplazar al re-
presentativo a la manera democr�-
tica, quebr� con sus propias y de-
liberadas manos los pactos de Ver-
salles y, de Locarno, retir� al
Reich r�e la Liga y ha hecho m�s
que buena su palabra en "Mein
Kampf" de persecuci�n a los se-
mitas y de esessa tolerancia de las
religiones que no tomen el paso de
la doctrina totalitaria con un Es-
tado absolutamente supremo.
Muchos son los historiadores
contempor�neos que aseguran, sin
embargo, que Stresemann no fu�
tan pacifista ni sincero en tus
avances conciliadores como se le
ha querido se�alar. Hay quien ase-
cura que Stresemann en realidad
"se someti�" astutamente a una
pol�tica de paz que permitiera a
Alemania rehacerse para preparar
la revancha.
En este mismo volumen reci�n
publicado hay una carta que Stres-
emann dirige a Her von Maltzann.
embajador alem�n en Washington,
en que se lee: "Nuestra pol�tica
respecto de la propuesta de segu-
ridad (Locarno) fu� indudablemen-
te correcta; asegur� a la Ren�n i a
contra una pol�tica francesa de
persecuci�n, dividi� a la Entende y
abri� nuestras perspectivas para ei
Este..."
El ultrapaclflsta Stresemann te-
nia pues en su mente la misma
pol�tica del Kaiser "Drang nach
Osten" (la arremetida hacia el Es-
te) que Hitler est� llevando a la
pr�ctica; el 15 de febrero traz�
en verdad una muralla del B�l-
tico al Mediterr�neo que supera de
tal manera a las naciones al oes-
te del Rhln del centro y Oriente
de Europa como para hacer impo-
sible todo auxilio a los pa�ses que
se vean amenazados por el drang.
�eregemonla de la Europa m�s all�
del Rhin, la ambici�n Irreallzada
ii!c Bismarck y del Kaiser Guillermo
II est� surgiendo d eesas manos
de Hitler donde el c�lebre qulro-
jn�ntico Joseph Ranald ley� un
destino fatal que todav�a Insiste
habr� de cumplirse.
Stresemann prepar� tambi�n el
Anschluss; Mussollni lo fustr� en-
tonces; lo volvi� a frustrar en 1934,
cuando el "putsch" nazi, a�n a ries-
go de precipitar una guerra en
toda la Europa; ahora ha consen-
tido en una nazificacln tan funda-
mental que hace Innecesario el
Anschluss, mediante alg�n gran
precio.
Cuando uno recuerda en Ansch-
luss en 1931 crece a nuestra vista
el cuadro del fant�stico desplaza-
miento de Influencias internaciona-
les que se ha operado en siete
a�os, negociado por Cutlus y el
canciller Han Schober por parte
d* Austria: bast� que Briand lo
vedara para que se derrumbara en
�1 olvido. Ahora Francia apenas
ai osa avanzar Instrucciones a su
Embajada en Berl�n para c.ue "se
Informe del gobierno de Hitler".
No entienden a Hitler loa que
ses despu�s de su fracasado putsch
de Munich. "El Austria alemana se
lee en "Mein Kampf, tiene que
volver a la Gran Patria Alemana,
y no por razones econ�micas. No,
no; esto tiene que realizarse a�n
cuando desde el punto de vista
econ�mico la uni�n fuera sin Im-
portancia o positivamente da�osa.
La sangre com�n debe estar en un
solo Reich". Este abierto desafio al
Tratado de Versalles se ha reali-
zado ahora, cuando el pacto era
ya un remolino de troeltos de papel
dispersados por el viento de la his-
toria, pero estuvo siempre presente
y primordial en la mente del Fueh-
rer.
En la primera p�gina del mismo
libro habla escrito: "Quiso el des-
tino que Braunau sobre el Inn fue-
ra mi cuna; esa peque�a ciudad es-
t� en la frontera entre los dos Es-
tados alemanes, la reuni�n de los
cuales nosotros, los j�venes, mira-
mos como una tarea digna de ser
realizada por todos los medios en
nuestro poder". "Hemos contenido
� escribi� all� mismo�la corrien-
te germ�nica hacia el sur y el oes-
te y volvemos nuestros ojos al
Oriente. Hemos terminado con la
pol�tica de la anteguerra de colo-
causado a AlemWnla, y aislarla a
Francia, el enemigo mortal de
nuestra naci�n". La nueva Alianza
Anglo-Alemana-Italiana agregaba
Hitler en 1934, "tomarla las rien-
das y Francia cesarla de manejar-
las". '
El mes de febrero pasado hay
que anotarlo -entre los decisivos de
la historia contempor�nea; nadie
ha de predecir el resultado final,
sobre todo frente a la tremenda
Inc�gnita d�la Rusia Sovi�tica, pe-
ro en este mes Hitler puso su se-
llo sobre la Europa Central y la
Cuenca del Danubio, y ech� a an-
dar "nach osten" conforme al des-
tino que �l mismo escribi�. La
historia dir� acaso que este mes
result� m�s fatal para el Austria
que el del desastre de Sadowa de
1866, donde sus ej�rcitos imperiales
fueron aniquilados por los de Pru-
sla. Dice la leyenda que un empe-
rador Habsburgo descubri� hace
cinco siglos un or�culo de gran-
deza en las cinco vocales: A E I O
U significar�an Austria Est Impe-
rare Orbi Universo (Austria debe-
r� imperar sobre todo el Univer-
so). Hitler no tiene sino que re-
emplazar el primer vocablo por esa
"AustroAlemania" cuya cuna �l ha
situado en la suya propia de la al-
dea de Braunau sobre el Inn.
El canal a trav�s de Nicara-
gua costar�a $722,000,000
Su construcci�n se tomar�a diez a�os,
seg�n los estudios hechos
Por OttO HANSSEN
WASHINGTON�(P U).�La ten-
si�n pol�tica mundial y las recien-
tes demandas de Estados Unidos
para obtener medidas de defensas
m�s adecuadas han dado mayor
fuerza a la consideraci�n de un
nuevo canal Interoce�nico en la ru-
ta de Nicaragua. Muchos oficia-
les del Ej�rcito y la Marina creen
que el Canal ea una Importante
y a�n necesaria adici�n a las de-
fensas nacionales. Otros creen que
la defensa de dos canales podr�a
debilitar las fuerzas navales en una
emergencia.
Hay tambi�n un irupx> en el
Congreso que labora por tu'conv
truccl�n como medida de obra p�-
blica. El representante Edward V.
Isac de California recientemente
discuti� con el Presidente un pro-
yecto presentado por �l en el Con-
greso para comenzar la construc-
ci�n del canal, e Inform� que
Roosevelt acog�a la Idea con sim-
pat�a. La raz�n principal en los co-
mentarios editoriales y pol�ticos,
se sit�a, sin embargo, en la Impor-
tancia estrat�gica del Canal en
tiempo de guerra.
El teniente coronel Dan I. Sul-
t�n, �del cuerpo de Ingenieros del
Ej�rcito quien hizo un amplio es-
tudio del propuesto canal en la ru-
ta de Brltq a Greytown hace a�os,
� dijo en uno entrevista para Pren-
sa Unida que tal proyecto seria
I de gran ventaja para los Estados
Unidos desde el punto de vista mi-
litar.
Manifest� que su estimado origi-
nal de $722,000,000 todav�a pod�a
considerarte correcto, y que no ha-
blan ocurrido cambios en el tiem-
po transcurrido que pudieran afec-
tar los planos trazados.
�Estrat�gicamente �dijo� es
mejor tener dos canales en lugar
de uno. La probabilidad de un ata-
que por sorpresa seria menor ti
tuvi�ramos canales en Panam� y
en Nicaragua.
El teniente coronel Sult�n cree
una profundidad de 40 pies en to-
dos sitios. El Canal de Panam� tie-
ne solamente 110 pies de ancho. Pe-
ro ahora que se habla de grandes
barcos de guerra un nuevo canal
tendr�a que ser construido necesa-
riamente adecuado para ellas.
Se apunta, por ejemplo, que los
portaviones Lexlngton y Saratoga
�los barcos m�s grandes de la
Marina americana� tienen 105 pies
de ancho, dejando un espacio en-
tre ambos lados de solamente cin-
co pies. El coronel Sult�n dijo que
en variadas ocasiones estos barcos
hablan derribado loa postes de lu-
ces de se�ales a lo largo del canal
y sus bancos, debido a la estrechez
del pasaje.
El canal tendr�a los juegos de
tres compuertas gemelas para le-
vantar los barcos a nivel. En una
distancia de 4.4 millas desde el
puerto de Brito hasta las compuer-
tas de Miramar, los barcos via-
jar�an a nivel del mar. Luego se-
rian levantados en las compuertas
situ�ndolos sobre este nivel desde
la entrada del Lago Nicaragua, a
trav�s del lago y hacia abajo en el
r�o San Juan canalizado, hasta un
punto un poco m�s arriba de Con-
chuda.
Este nivel se mantendr�a a trav�s
de las colinas de Conchuda, los va-
lles de Machado, Danta y San
Francisco hasta la Divisi�n Este, y
dos millas a la derecha de las com-
puertas del este. Aqu� los barcos
serian otra vez descendidos al nivel
del mar continuando hasta el puer-
to de Greytown, una distancia de
quince millas.
En toda la ruta se efectuar�an
intensas mejoras. En el puerto de
Brlto tendr�an que removerse alre-
dedor de 73.000 yardas c�bicas de
roca, y 30.000,000 de yardas c�bi-
cas de arena y fango. Habr�a de
Instalarse una planta de aceite y
combustible, talleres de reparacio-
nes, un muelle, y otras mejores por
el estilo, a un costo total de -diez
millones de d�lares. Las mejora*
que el canal de" Nicaragua se"to-��n Greytown serian similares, a un
Un trozo de poes�a o de dra-, -
ma en el Chateau de la Maye
Seg�n los modistos parisienses seis de las diez mujeres me-
jor vestidas del mundo son americanas
marla diez a�os para construir,
adem�s de dos a cinco a�os adicio-
nales para terminar arreglos con
los Gobiernos de Nicaragua y Cos-
ta Rica. El canal utilitaria una
secci�n del rio San Juan que forma
parte de la frontera natural entre
las dos rep�blicas.
El canal se extender�a por 1.738
millas desde Greytown en el Atl�n-
tico hasta Brito, en el Pac�fico.
Seria de 125 pies de ancho, y con
LA REVUELTA DE LOS PADRES
CONTRA LA DE LOS HIJOS
Una obra de Sinclair Lewis que la cr�tica considera como un
mal libro sobre un gran tema de nuestro tiempo
NUEVA YORK, febrero (Editora, no, quien Jui el �ltimo en hacer Sara v
Press)-El viejo Fulvius reuni� al! respetar los derechos paternos.
Jack Lindsay dice: "que ese d�a
se�al� el fin de la justicia sin con-
sideraci�n a las personas, base de
la grandeza romana" y que des-
consejo de familia despu�s de cum-
plir con este requisito legal, o�da
la ben�vola opini�n de sus parien-
tes, conden� a su �nico hijo a la
El novelista Sinclair I.ewi� y el "traller" de dos piso* en que aat� gi-
rando por Estados Unidos-
pena de muerte. El espantado mo-
cet�n vanamente Implor� Indulgen-
cia a su padre, quien orden� en el
acto a sus esclavos lo sacaran al
patio y lo estrangularan. Mientras
se cumpl�a la terrible orden, el
"Pater" tom� un vaso de vino y
se dijo a si mismo: "Era un Infa-
me, s�lo vivi� esperando que yo
muriera para heredarme... era un
traidor y se junt� a lat huestes de
Catlllna para cooperar con la re-
voluci�n a fin de destruir la /'pa-
tria potestad" y Roma. "�Acaso
el fundador de nuestra Rep�blica
no conden� a muerte a sus do* hi-
jos por un delito menor?"
Cementando el gesto de coraz�n
de acero del viejo patricio roma-
Ron Sancho
PREFERIDO POR EL BUEN
CATADOR
89o. proof.
pues del .63 vino la relajaci�n de
las costumbres la subversi�n de los
conceptos legales y familiares, la
revoluci�n de los hijos contra los
padres que Iba a perdurar y a ter-
minar con el imperio.
En su reci�n editado libro de 301
p�ginas y 80,000 palabras, "The
Prodigal Parents" el novelista nor-
teamericano Sinclair Lewis escri-
be sobre uno de los m�s apasio-
nantes temas de nuestra �poca,
cual es el conflicto entre padrea
e hijos.que es una de las caracte-
r�sticas, sobre todo en los Estados
Unidos, de los llamados tiempos
modernos.
Fred Cor�plow de 35" a�os, agen-
te de autom�vilet Triumph, vive
confortablemente en Sachem Falls,
una aldea vecinal a Nueva York;
su mujer se llama Hatel, su hija
Ayuda presidencial
CLEVELAND (P U) .�Diez ' d�as
despu�s de la elecci�n del presiden-
te Roosevelt, Regina Wtll, linda
mecan�grafa, le escribi� a la se�o-
ra Roosevelt diel�ndole que necesi-
taba trabajo. Pocos d�as despu�s la
se�orita Well recib�a una comunica-
ci�n notific�ndole que habla coa-
seguido colocaci�n.
hijo Howard: los dos
muchachos consideran "al viejo"
como el t�pico padre norteameri-
cano, buen vendedor demasiado
ocupado para las entretenciones y
siempre muy bondadoso con sus
hijos. Howard es un buen mozo,
atiborrado de planes para ti futu-
ro pero todos respaldados por el
benevolente padre. Sara es una
muchacha so�adora, despierta a
las. Inquietudes de la vida que pa-
ra ella comienza; ambos miran a
su progenitor como algo arcaico
en sus actitudes e Ideas, sobre to-
do cuando trata de temas que se
refieren a una nueva visi�n de la
sociedad. Sara y Hi ward, que
siempre han recibido la generosa
ayuda de Mr. Cor�plow, procuran
obtener el apoyo paterno para ayu-
dar a una revista extremista que
desea fundar el joven agitador co-
munista Eugenio Sila, pero el "ar-
caico" no comulga con ruedas de
carreta, deshace los planes y la
Polic�a hace huir de la sociedad al
joven l�der stalinlano: la nina ol-
vida entonces al proletariado y se
emplea como decoradora de Inte-
riores y el ni�o se casa con Anna-
bella.
El viejo que sue�a con el "ca-
mino de oro de Samarkand" o el
descanso, Intenta retirarse de sus
actividades comerciales lo que trae
una grave disputa en el hogar. Sa-
ra y Howard protestan Indignados
pues, sobre todo ella, "no ve mo-
do de Independizarte en su tra-
bajo y de abrirte una gran posi-
ci�n en el mundo sin la ayuda de
pap� Cor�plow; y lo hace visitar
a un doctor especialista en enfer-
medades nerviosas. A pesar de to-
das estas astucias y ego�stas ar-
gumentos filiales, resuelve en de-
finitiva embarcarte con su mujer
a Europa.
En su ausencia la hija se casa
con el due�o del almac�n, y su
nuera que le ha dado un nieto es-
t� a puntoshrdlu cmfwyp m mmb
t� con �l en Paria Howard te ha
desbaratado con la bebida. El
alarmado "pappy" regresa y se ha-
ce acompa�ar por el "errante al-
holizado" hijo al Canad�; baje loe
bosques y llevando una vida cam-
pestre de ejercicio y de pr�dica,
el padre consigue su milagrosa re-
habilitaci�n; inesperadamente ma-
m� Hatel" llega a ese sitio de me-
ditaci�n anunciando que Annabel
se ha quedado en Par�s para es-
tudiar mientras Howard se forma-
liza.
Hace tres a�os que Sinclair Le-
wis public� "lt Can't Happen
Here"; un grupo de escritores de
izquierda le dieron una comidi. en
peque�o restaurant de Manhattan;
se pronunciaron numerosos discur-
sos y Granvillc Hieles, director de
"New Matees" dijo solemnemente:
"Cuando le� "Trabajo dt Arta" mt
qued� asombrado y me pregunt�
ti el rojo Lewis estaba con nos-
otros". Sin duda que de nuevo
Granvllle Hleka debe estar asom-
brado porque en "Loa Padres Pro-
digios" el novelista Intenta la rae-
costo de $14,500,000.
Se costrulrie a lo largo del ca-
nal una linea sencilla de ferroca-
rril, a un costo de nueve y medio
millones de d�lares. Las Instalacio-
nes de fuerza el�ctrica y ayuda pa-
ra navegantes, costar�an once mi-
llones. Otros gastos necesarios se-
rian los de intensa preparaci�n de
defensa nacional, gastos m�dicos,
Gobierno civil, y trabajo adminis-
trativo. Se calcula tambi�n que el
costo de mantenimiento del canal
ascenderla anualmente a una suma
cercana a diez millones ochocien-
tos mil d�lares.
Discutiendo la Importancia del
canal como medida defensiva, el co-
ronel Sult�n explic� que la exis-
tencia de dos canales har�a casi
imposible para el enemigo tener
movimiento de barcos entre los dos
oc�anos. Un canal puede inutilizar-
se mediante el hundimiento de un
barco en una de las compuertas,
agrega, pero esto tendr�a a los Es-
tados Unidos en una actitud doble-
mente alerta para evitar que ocu-
rra. Tambi�n se�al� que el movi-
miento de barcos de la naci�n se
har�a m�s de prisa en los comien-
zos de la guerra, por lo menos.
Desde el punto de vista comer-
cial, el canal de Nicaragua pro-
veerla una ruta m�s corta para
cerca de dos terceras partes de los
barcos que ahora utilizan el canal
de Panam�.
Las dies damas m�s elegante� del mundo proclamado� en el pasado mea de febrero por loe modistos de Pa-
. r�a y encabezadas otra vea por la Duquesa de Wlndsor.
de gran silueta imagina que cual- gusta del "azul Walli"; prefiere el
NUEVA YORK. (E. P.)�"Nacis-
te heredero de un trono pero qui-
siste ser dem�crata. Luego abdi-
caste tu trono pero a�n no se te
permite llegar a ser un dem�crata y
la gente comprensiva mira con sin-
cera preocupaci�n tus esfuerzos pa-
ra lograr este fin". Asi, d�ndole la
forma de una carta personal al
Duque de Wlndsor, acaba de expre-
sarse Upton Sinclair en una revis-
ta americana que le hab�a pedido
que delineara un programa de vi-
da para el ilustre exilado. Recuer-
da Upton Sinclair que en una con-
versaci�n reciente oy� a un gran
escritor ingl�s decir de los Wlnd-
sor "la historia los olvidar�". "Pue-
de que si, sgrega Upton Sinclair,
pero �los olvidar� la poes�a? �Los
olvidar� el drama?" A esto parece
contestar Lady Astor. que acaba
de pasar por los Estados Unidos
hablando de lo maravillosamente
populares que son el Rey Jorge y
su Reina Isabel y proclamando el
episodio W'indsor 'no un romance
sino una tragedia".
Los sentimentales dar�an algunos
quiera ir�a bien vestida por los me-
jores costureros del mundo y tie-
ne sospechas de que su silueta tel-
ne algo que ver con la labor de
los modistos; porque no le �jus-
ta la manera demasiado severa co-
mo se peina y que endurece su tia-
ra.
Ahora los modistos de Par�s la
han proclamado por un segundo
a�o consecutivo "la mujer mejor
vestida del mundo", Walli no era
particularmente elegante antes de
encontrase con Eduardo entonces
Principe de Gales: fu� �l quien la
indujo a perfeccionarse y hasta
'gui� sus compras y toilettes. Si-
gue haci�ndolo por complacerlo y
porque es parte del "tremendo es-
fuerzo" a que estar� por siempre
sujeta de compensar con su com-
pa��a y halagos lo que Eduardo
p;rdi� por.ella, el trono, su debor,
| su pa�s y sobre todo, su familia,
| porque la familia Real de Gran
i Breta�a era un modelo de ual�n
: y d� afecto hasta que Walli pis� en
�ella.
a�os de su vida por saber lo que ! Por ahora ��� Mices: pero �n
tificacl�n de su "Bahbltt" y se In-
clina por la actitud burguesa y
tradicional.
Lewis que mide 1 metro y 85
y que ahora tiene 52 a�os, ha pro-
testado siempre de que �l no et
satirista, sino un simple narrador
de historias o relatos alrededor de
cierta gente que por una raz�n
u otra le interesa describirla, y pa-
rece que ahora su "Revuelta de los
padres contra la revuelta de los
hijos" �subtitulo de la novela-
es un Intento fracasado sobre un
hermoso tema. Harry Hansen la
clasifica como una oportunidad
perdida"; Malcolm Cowley dice que
es un follet�n digno de aparecer
con �xito entre los novelones sema-
nales que publica "The Saturday
Evening Post"; Charlet Poore afir-
ma que et una majadera repeti-
ci�n de "Main Street".
"The Prodigal Parents" carece
del uto Imaginativo de una exac-
ta documentaci�n alrededor de lot
pertonajea y de esa calidad foto-
gr�fica para revelar las intimida-
des y que ha sido la suprema con-
dici�n de los grandes int�rpretes
de la "Comedia Humana" desde
Baltac hasta Lewis. Porque sin du-
da que el premio Nobel de 1930
ricano(,oncmfwyp m m m m mm
fu� otorgado a este novelista nor-
teamericano "porque era el que
mejor habla descrito la dram�ti-
ca peque�a vida del businessman".
El problema planteado en los
"Padres Pr�digos" queda en pie,
y seguramente dar� base a otras
rea antiosos de hurgar los gran-
muchas novelas de otros escrito-
dea temas de nuestra �poca, y Le-
wis tendr� ti m�rito, a lo menos,
de haber Iniciado la serie.
El esposo de Doroty Thompson,
la m�s prestigiosa comunitta de
los Estados Unidos, mientras la
critica lo bombardea "sin suavidad"
est� viajando por el pa�s en el lu-
joso "traller" que le dise�ara el
arquitecto Dudlty Lee. Es un pa-
lacio rodante de dos pisos en el
cual Lewis ha Instalado su mira-
dor de Pr�spero para examinar de
cerca la vida norteamericana des-
de el Pacifico hasta el Atl�ntico,
desde la frontera de M�jico hasta
la del Canad�. Seguramente dt su
"randonn�" ti autor dt "Ana
Vlckers" traer� nuevas obser acio-
nes sobre el estado moral y so-
cial dtl pa�s qut es tu "hobby"
dt ahora, y no seria raro qut si-
guiera tn la defensa dt la perdi-
da "pater potestas", no la del vie-
jo FIuvlus que para eso nuestra
era es cristiana, tino simplemente
de la que disfrutaron lat genera-
r�a ido a esconderse por cuatro me-
ses en el Chateau de la Maye, a
un paso del Palacio de Versalles
donde residieron los reyes de Fran-
cia hasta que Luis XVI lo abando-
n� para iniciar su vlacrucis haca
la guillotina. Dos mansiones pa-
recen subrayar entretanto con som-
bras de olvido el ceniciento mv
trimonio. Fort Belvedere, la resi-
dencia favorita de Eduardo VIII y
albfrgue de sus amores yace en
deterioro; los muebles y �tiles de
casa removidos por el Duque y re-
ci�n trasladados al Castillo de la
Maye han completado el triste
abandono. Y en el N�m 212 de la
calle Biddle en Baltimore (EE.UU.)
se observa un eartel�n que dice
"se vende" donde antes lucia un
letrero en oue se lela "Museo Wal-
li Warficld". Los empresarios com-
praron esa casa, donde Walli pas�
su infancia entre pensionistas de
su madre, la llenaron de artefac-
tos, retratos y figuras de cera y
cobraron primero un d�lar, luego
cincuenta centavos y mas tarde
veinticinco por la entrada. Cuando
el negocio decala visiblemente In-
ventaron la supersticiosa leyenda
de que las muchachas que se me-
tieran en la ba�era usada un tiem-
po por Wajll ver�an coronadas sus
ambiciones de amor. Pero ni asi
lograron mantener el Inter�s p�bli-
co y en los d�as mismos en que la
Duquesa arrendaba el Castillo de
la Maye de tu opulenta amiga
americana Mme. Du Puy. propie-
taria de "Le Petlt Parisi�n", el mu-
seo de Baltimore se cerraba por
falta de clientes.
Una revista pidi� hace poco a
dos damas conspicuas que expre-
saran en 10 razones por qu� a la
una le gustaba y a la otra le dis-
gustaba la Duquesa Wlndsor. Una
erudita blbliotecarla. Flora Ferrar
resume asi sus opiniones favora-'
bles: le gusta porque ama since-
ramente a Eduardo y asi su di-
vorcio fu� lo correcto en las cir-
cunstancias; porque tiene car�c-
ter y es la mujer t�pica america-
na; porque es comprensiva, refina-
da e inteligente; porque las prue-
bas a que fu� sometida demuestran
que no* es ego�sta; porque es gra-
ciosa y tan diplom�tica que no res-
bal� una vez en condiciones en que
otras habr�an dado muchos tras-
pi�s; porque ella y Eduardo hicie-
ron frente a la tltuacl�n en vez
de ocultar su amor; porque es una
mujer excepcional ya que de otra
manera no la habr�a elegido por
esposa un hombre que pod�a ca-
sarse con la mujer que qultlera en
todo el mundo; porque es, sobre
todo, una dama de buen coraz�n.
Miss Llsbeth Gehl, una artis'a pien-
sa lo contrario y no le gusta la
Duquesa: porque no deberla haber
permitido qut Eduardo sacrificara
todo por ella pudlendo haberlo evi-
tado; porque impidi� que Eduardo
cumpliera su deber primario cue
era con su pa�s; porque cree que
tres maridos todos vivos son dema-
siado para una mujer: porque le-
jos de ser t�picamente americana
es t�picamente cosmopolita; porque
no hay mujer que valga lo que
Eduardo fu� forzado a sacrificar
por ella; porque es frivola y lt
mare� con la proximidad al trono,
lo que, por Ib dem�s, es justo que
deslumhrara a cualquiera; porque
la cree fr�a y porque si bien se
la proclama muy bien vettida y
la mente alerta de Walli muerde
la inquietud del porvenir. �Ser�n
suficientes su belleza cuarentona,
su encanto que no desfallece, su
atenci�n solicita para encausar a
su marido por la ruta que a�n no
encuentra, que lo aleje de la frivo-
lidad q-.ie cansa y lo acerque a una
labor seria, conforme a su "pasi�n
por servir a sus semejantes", sin
peligro de dislates como el de la
anunciada visita a ios Estados Un<-
dos tras la inspecci�n del obreris-
mo de" Hitler.
La Duquesa de Windsor ya no
gusta
negro de d�a y el blanco de noch*\
La Duquesa de Kent ha de ten-
tirse muy mal de segunda de Wal-
li en la lista de lot modistos; la
Prensa brit�nica se ve llena de
la Duquesa Marina en un af�n de
destacarla como la mujer m�s ele-
gante del mundo, contra la repe-
tida negativa de los modistos de
Par�s. Tambi�n prefiere el negro
y blanco y una extrema sencillez,
aunque aventaja a Walli en la r-
queza y brillo de lot accesorios
La Begum Aga Khan que fu� sex-
ta el a�o pasado ahora es tercera,
lo que ha de tener algo que var
con el presupuesto que ha dedi-
cado a Par�s. Se distingue por la
elegancia v riqueza de sus pieles.
asi como los trajes de "sport" son
lo especialidad de Mrs. Regllsnd
Fellows que ocupa ti cuarto lu-
gar. La Baronesa Eugene de
Rothschlld es tambi�n americana
(nacida en Spottiswood) Lady
Louis Mountabatten es prima del
Duque y del Rey de Inglaterra: ha
llamado la atenci�n por su tenden-
cia a acortar sus vestidos. La Ba-
ronesa Leo d'Erlanger et otra ame-
ricana (nacida Edythe Baker) y
conspicua porque jam�s usa Joyas.
Americanas son tambi�n Millicent
Rogers. de los millones de la S�an- �
dard OH. divorciada de Arturo Pe-
ralta Ramos, argentino, y casada
con un americano Balcolm, y Bar-
bara Hutton, de los millones Woo!-
worih de los almacenes dt a cinco
y diez, divorciada y viuda del Prin-
cipe Mdivani y ahora Condesa Vor.
-unuoj cq anb MO))uaAa^{-KtfMJtntM
ciado a su nacionalidad en los Es-
tados Unidos.
CONFIDENCIAS
LE CONTABA A ISABEL
QUE TRISTE ESTABA A
CAUSA DE MI CUTIS...
CUANDO ELLA ME EX-
PLICO QUE PALMOLIVE
DEVUELVE AL
CUTIS SU
JUVENIL
ENCANTO
NOTE AL USARLO QUE
VALMOLWE DEJABA
MI PIEL MAS SUAVE
Y HOY TODO MI CUTIS
IRRADIA JUVENTUD Y
BELLEZA.
TRATAMIENTO DE BELLEZA
'"pODAS las ma�anas al levantarte, y
�*� por la noche antes de acostarte, fr�tete
la cara, el cuello y lot brazos con la etpuma
del Palmolive. para que penetre en lot
poros y lot limpie completamente.
El Palmolive es el resultado de la meada
aecreta de loa aceites de oliva y palma,
conocidos deade la antig�edad por sus
propiedades embellecedoras.
Use el Palmolive tambi�n en su ba�o
diaria Note c�mo deja todo tu cuerpo
m�s terso, lindo, juvenil. Compre Palmolive
hoy mismo.
Tama�o Popular
Bien Grande
k
ci�nos pasadas, los verdaderos
constructores de la grandeta dt
loa Estados Unidos.
opNXN
ov^-
Si
EXTRA GHANDI 7i
Uf.
i
LL JAB�N Di: LAS QUINTUPLAS


IL MUNDO, SAN JUAN, P. I. � DOMINGO � DE MAfcZO DE 1931.
El avi�n desplaza al trineo con
gran ventaja en Alaska
La introducci�n del aeroplano en la zona norte�a ha re-
portado grandes beneficio! y ha reducido
considerablemente las distancia!
Las personas desaparecidas
en Estados Unidos
Pasan de tres mil diariamente-El 36
por ciento nunca aparece
El avi�n "Electra" que hac* al servicio de Juneau a Falrbanka (Alaaka), en al aer�dromo de �ato �ltimo
punto. El aparata est� provisto 4a esqu�es ea lugar 4a rueda*, pata facilitar ai despegue asare le eaper-
flcle halada. Carea da al na trinco, tirada par pama ooqulmalo*. sapera laa aacoa da correspondencia.A
la laquierda aa va a Je* Craaaoai, ai an�a conocido 4a laa piloto, da Alaska, con una pasajera, (Foto NANA)
I
vicrno. El ventisquero da Menden-, �obre la costa, donda antlguamen
Por Allca ROGERS HACER
rAIRBANKS (Al ai ka), febrero
de 1838.�En 1938 el viaje de Fair-
banki * Nome, en al invierno, re-
quer�a 30 dlat y coataba 500 dola-
ras. (Falrbanka est� situada a los
64.50 grados de latitud N. y 147.43
da longitud W; Nome, a loi 84.43 N
y 165.25 W). Tal ves aa completa�
ba el viaja; y tal vez no se lo com-
pletaba. El medio da comunicaci�n
era el trineo, tirado por perroa.
- En el invierno de 1838 el mismo
viaje se haca en cuatro horas y
media a un costa da 78 dolares. La�
llegada ei segura. 8a haca al tra-
yecto con toda comodidad, en la
cabina da un avi�n con calefac-
ci�n. La temperatura exterior pue-
de aer de 40 a 50 grados cent�gra-
dos bajo cero, pero dentro da la
cabina el term�metro marca 24 so-
bra cero y lo �nico que Indica la
existencia del invierno oe al hielo
que se forma en los cristales de las
ventanillas y que el viajero sepa-
ra con un Instrumento que se le
provee al efecto, para que admire
el pal�ale �rtico que se extiende a
aus pies, mientras el aparato vuela
a 180 kil�metros por hora.
El elemento m�s pintoresco del
viaja aa a menudo el humano que
lleva el avi�n: alg�n buscador de
oro, veterano de la "fiebre del oro"
.que congestion� al Klondlka . en
1898; o alg�n hombre de ciencia
hall est� m�s cerca, pero es un
vecino m�s pacifico, y es posible
que all� se construya una basa para
hidroaviones cuando se establezca
la linea Seattle-Jeaneau.
Dijimos que el "Electra" tiene
ruedas, y esto, que en otros casos
seria una redundancia, hay qua
hacerlo notar, porque hay vecea en
que ei necesario evitar las ruedas
y colocar esqu�as en su lugar, cons-
truidos especialmente para el des-
pegue y el aterrizaje �rtico.
El despegue se efect�a con tanta
facilidad como ai se hiciera en los
aer�dromos asfaltados de Newark
o de Cleveland, y comienza asi uno
de los vuelos m�s fant�sticos qua
se puedan hacer. El magnifico pa-
norama del mar y las montanas se
extiende hasta el horizonte, oon
un sol helado que ilumina al ex-
quisito azul cristalino do loa cam-
pos da hielo. Paiamoi Haines, don-
da hay una guarnici�n militar, y
Sk�gwsy. atravesando al enorme
paso da Chtlkoot, para dlrlglrnoe a
White Horae (Caballo Blanco), en
el territorio del Yuk�n, que ara un
Importante punto intermedio en el
camino a Daweon, ea 1898.
CAMINO A rAIRBANKS
Se cambia entonces el rumbo ha-
cia el NW, camino a Fairbanka.
En media hora llegamos al rio T*
te loe ballenero� ven�an a buscar
agua. All� pasamos la noche. A las
aeis de la ma�ana al mec�nico cu-
bre el motor oon una especie de
tienda de campana, en cuyo inte-
rior enciende un calentador para
dar ai motor la temperatura debi-
da. A las nueva sa vierte de nuevo
en al motor el aceite, calentado, aa
habla sacado por la �ocha para
evitar la congelaci�n. Los pasajeros
saltan sobre loa esqu�es para dea-
pegarlos del hielo. Hecho esto el
spsrato asciende de nuevo; une
Por JOHN C 1RUNJES
NUEVA YORK N. T� (FU) -
Cada d�a aa Informa la desapari-
ci�n de m�s de 3,000 personas en
Estados Unidas, de acuerdo con
las estad�sticas recopiladas par la
Sklp Tracen Company, una agen-
cia privada de detectives qua aa
especializa en la localizaci�n da
personas perdidas.
Durante el ano pasado (1937) se
inform� la cifra total da 1,107,815
personas desaparecidas o perdidas.
De este n�mero, 417.567 fueran re-
portadas a laa agendas p�blicas,
como el Negociada de Personas
Desaparecidas � � las Departa�
mentas �a la Polic�a, y 880248 a
las af�nelas privadas.
Revelan las estad�sticas que el
n�mero de hombres desaparecidos
ea casi dable ai de mujeres. Cerno
70J.�61 da laa desaparecidos en el
1837 fueran hombres y 403,354 mu-
jares.
A laa mujeres lea ea m�s dif�cil
desaparecerse debido a varias ra*
tonea, dicen las Sklp Tracen. En
primer lugar, todav�a hay muchts
mujeres que no est�n preparadas
para ganarse la vida por si mis-
mas. Segundo, est�n acostumbra-
das a la protecci�n social del ho-
gar y la familia y se lea hace bas-
tante dif�cil' vivir sin esa proteo
clon. Tercero, no cuentan con di-
nero con tanta frecuencia como
los hombres para desaparecerse y
empezar a vivir ea otro sitio.
Entra las causas de las desapa-
rlcjones. informa la referida agen-
cia, eat�n las deudas en primer lu-
gar. Como 580,128 personas des-
aparecieron en el 1937 �nica y ex-
clusivamente para evadir el pa-
go da cuentas. El mayor n�mero
de personas desaparecen por en-
contrarse envueltas en dificultades
financieras y no tener con qu�
afrontar loa deudores o porque aa
hora m�s tarde estamos en Nome.
Hemos sido testigos de un milagro.
Derechos reservados a EL MUN-
DO por North American Newspaper
Ajilaste*!
hayan estado dedicando a activi-
dades fraudulentas y teman que la
ley �at� a punta da sorprenderlas.
La segunda causa en Importan-
cia en la desaparici�n de personas
son las condiciones desgraciadas en
al hogar. Muchos hambrea creen
qua la �nica soluci�n en tal caso
aa la desaparici�n. Eato sa ve en
las estad�sticas de la agencias laa
que muestran qua m�s da aSMSf
hombres casados desaparecieron
durante el 183T.
El tercer grupo mayor do las
personas desaparecidas 10 forman
hijos de laa que Informan la *.es-
aparici�n. Este grupo ha crecido
considerablemente en laa �ltimos
cinco a seis aftas, debido particu-
larmente a qua loa J�venes no han
logrado conseguir emplee para
sostenerse a al mismos y ayudar
a sus padres ya entrando en la ve-
jez y han decidido tomar laa da
Villadiego para probar eu suerte
en otro sitio. Generalmente aatas
j�venea se desaparecen can la In-
tenci�n de escribir a regresar pe-
ro cuando fracasan en sus gestio-
nes el orgullo las impida hacerlo.
Las otras clasificaciones de hi-
jas desaparecidas, o familiar i,
amigos, madres, herederos, testi-
gos, tenedores de p�lizas, ta�edo-
ra! da accionas, y otras clasifica-
ciones, aunque peque�as Indivi-
dualmente, forman Juntas un alto
porcentaje de las desapariciones.
En muchos de estos casos la dea-
aparici�n ha sido Involuntaria m�s
bien que a prop�sito. En otras ta-
tabras, hay casos frecuentes en
que las personas sa encuentran se-
paradas por el tiempo y la distan-
cia, perdi�ndose el rastro unos a
otros.
Del n�mero total de personas
desaparecidas el ano pasada, aa en-
contraron cuarenta y doa por den-
t� mediante los esfuerzos do la
Polic�a y de las agendas da detec-
tives privados y un veinte por
ciento de ellas regreaaron por su
propia cuenta. Treinta y seis por
ciento, o sea 398.813 personas, no
han sido localizadas.
El fascismo est� adquiriendo
gran auge en el Canad�
Hepburn triunf� en Ontario mediante una agitaci�n con-
tra "el comunismo obrerista americano y las
complacencias de Roosevelt"
ruso que observa con curiosidad es- "�"�� f �uuimoa sus ond� aciones,
t. Alaska que los Estsdos Unidos Todav�a no se han instalado en
descuidan: o alg�n vendedor viaja- Alaaka estaciones radiogonlom�trU
ro, o slg�n penado que lleva a 1�!"�- *� m<*� �}"� � hay que per-
c�rcel un alguacil. Todo el mundo �>er de vista el terreno. A todo el
vuela en Alaska. Loa esqulmsles
del interior sa asustar�an si vieran
pasar una locomotora, pero para
ellos el aeroplano es un espect�culo
vulgar.
En el eetlo muchoe turistas visi-
tan a Alaska; pero es en el in-
vierno cuando se ve el pa�s tal cual
es y cuando se puede admirar la
forma ingeniosa en que los aviado-
res vsneen los obst�culos del �rti-
co. El contrasta es marcado para
quien, como la que suscribe, ha ha-
cho el viaje por avi�n desde Wash-
ington, saliendo de noche en un
magnifico aeroplano-dormitorio, que
llega por la ma�ana siguiente a
Loa Angeles. De all� otro lujoso
avi�n lo lleva a uno hasta Seattle.
en el �stado de Oreg�n, donde, si
los huelguistas tlsnen la amabili-
dad de dignarse permitir que los
vapores salgan, toma uno un va-
pore lto como el "Baronf", que lo
deja eh Junoau (Alaska). Quiz�s
antas de que pase otro invierno se
pueda hacer este trayecto tambi�n
en avi�n, de modo que se pueda Ir
de Washington a Los Angeles y de
all� a Juneau en 30 horas.
y UN PAISAJE �RTICO
Pero do todos modos, ya se vaya
por. mar, ya por aire, se empieza a
"sentir" al �rtico en cuanto sa
pasa Vanoouver (Columbia Brit�-
nica, Canad�). El mar adquiere en-
tonces un tono gris�ceo y el agua
toma un aspecto de fr�o intenso
que hace tiritar; las Islas del cami-
no comienzan a te�irse de blanco
y las cataratas, congeladas, pare-
cen suspendidas en* el aire o col-
gadas de los costados de las mon-
tanas, que se sumergen, cortadas a
pico, en el mar. Las gaviotas,, cuan-
do el viento sopla fuerte, vienen a
bordo a guarecerse.
A tres d�as de distancia, yendo
en vapor, o a aeis horas, yendo por
aira, queda la capital de Alaska.
puerto da actividad febril con una
mina de oro en el frente y laa
montarlas m�a hermosas del mun-
do detr�s.
Aqu� os espera el "Electra",
avi�n con ruedas, en el aeropuer-
to, situado a doce kil�metros de la
ciudad. La sltusd�n del aer�dromo
os Importante: est� abrigada con-
tra loa terribles vientos que soplan
del ventisquero do Taku on al in-
rededor se extiende la blanca in-
mensidad de los vallas helados, sin
otra interrupci�n que un grupito
de casas amontonadas que indican
que hay all� seres humanos.
El hombre y sus inventos to-
dav�a no son muy r�pidos
La mosca cephenemya ha derrotado a la f�sica marcando
una velocidad de mil doscientos pies por segundo contra
mil ochenta y nueve del sonido
Durante los dias de la Invenci-
ble Armada, Inglaterra pas� varios
a�os do constante zozobra. La ame-
naza venia del Sur y en aquellos
tiempos, la velocidad da los bu-
ques era tan modesta qua el pe-
ligro de la Invasi�n espa�ola ne-
cesitaba un curso de varios meses,
y hasta quiz� de anos para cum-
plirse. Dloe Mllten qua au car�c-
ter nervioso y dislocado procada da
la influencia que tuvieron aquellos
�...',� j.i _a-(4� .J.�t.��i� d�as sobre su madre. Pero hoy el
Foco antes del r�pido crep�sculo ����.�,� ,.� ,. �.,��,,,�,, t,. �,*.
�Est� enfermo?
� NO CUENTA CON SUFI-
CIENTES BECtmsosr
En al
CONSrjl.TOBIO ANEXO
del Dr. r*roneeechi Caballero
ser� usted atenido par
especialistas.
Tras Dataros.
Tobacco Palaee - Tat�an 8a
San Joan.
�rtico, el avi�n desciende en la du-
dad que se llama "el coraz�n do
oro" de Alaska, y hemos cumplido
la primera parte de nuestro itine-
rario: estamos en Fairbanka.
Falrbanka as la capital a�rea de
Alaska, sigui�ndole en orden de im-
portancia, en este respecto, Juneau
y Anchorage. Sin embargo la �ni-
ca ayuda p�blica que existe para
facilitar la aviaci�n en Fairbanka
as un solitario faro, deficientemen-
te colocado en un punto que escon-
de a menudo la niebla.
En todo el territorio de Alaska
no hay m�s que 31 estaciones In-
al�mbricas particulares, de las
cuslea 13 pertenecen a las Aerov�as
de Alaaka y se utilizan �nicamente
para completar el deficiente servi-
cio radiometeorol�gico oficial. La
menor de las Instalaciones desti-
nadas a facilitar el tr�nsito a�reo
en loe Estado* Unidoa seria consi-
derada un lujo on Alaska en estos
momentos: y con todo eso en los
�ltimos diez anos ol movimiento
a�reo de Alaska acusa un total de
m�s de 80.000 pasajeros y de m�s
de 10 millones de libras (4,500,000
kilqs) de carga transportada.
En Fairbanka continuamos nues-
tro viaje hada Nome. Dejamos an
el aer�dromo al lujoso "Electra'*
multlmotor, con sus dos pilotos y
su cabina moderna, y noa embar-
camos en un "Pilgrlm" monomotor
provisto de esqu�es en lugar de
ruedas ron un solo piloto encarga-
do de! vuelo, de la navegaci�n y de
la "radio".
En Mulato, localidad situada a
laa orlUas del Yuk�n, el avi�n des-
cienda para reabastecerse de combus-
tible, desliz�ndose sobro los esqu�es
hasta llegar al punto en que ss han
acumulado los tambores de gaso-
lina.
UN AER�DROMO �RTICO
La estaci�n de "radio" levanta su
d�bil antena por encima del cemen-
terio esquimal, con sus cad�ver**
pintados que yacen en ata�des con
cubierta do cristal. Deaendemoi dal
avi�n, y a loa pocos minutes al ros-
tro empieza a endurecerse y loa
dedos a dolar del trio. El piloto
est� encaramado ea laa alas del
avi�n, sosteniendo la manguera da
la gasolina mientras ol mec�nico
bombea, aterido.
Levantamos de nuevo el vuelo,
por sobra las Interminables colinas
blancas que semejan dunas en el
desierto. A voces las esconde la nie-
bla, paro a mo�udo aparoean an
toda au desnudez, cubierta con d
ata�e manto blanco, �dada loe ra-
yos solaras, muy d�biles, forman
sombras azuladas.
Al fin de las colinas sa extiende
ol mar de Behring, helado tambi�n.
La niebla aa ha hecho m�a eapesa
y el avi�n desciende, por preeeu-
ri�B, ea un punta llamado Golrvan,
concepto de la velocidad ha cre-
cido en una forma tal, que la zo-
zobra que muerde Inglaterra ha
tomado caracteres de verdadera
psicosis, pues los ingleses saben
que son menester unas cuantas ho-
ras (quiz� unos treinta minutoa),
para que el programa de Fdipe
II lo realice una potencia situada
en el Este de Europa.
Las famosas fragatas de veinte
ca�ones por banda y a�n los m�s
r�pidos bergantines ussdos para el
abordaje" no avanzaban en forma
de escuadra m�s de doce a quince
millas por hora. De laa costas da
Espa�a a laa de Inglaterra, la flo-
ta espa�ola necesitaba con vientos
favorables cuatro d�as para "tenar
tiro" los puertos brit�nico*. El
23 de octubre de 1834, el teniente
Angello, de la aviaci�n italiana, hi-
zo con au aeroplano un promedio
de 4404 millas por hora. Si Feli-
pe II hubiera dispuesto de estos
elementos, Inglaterra hubiera pa-
recido victima da los ca�ones ea-
panoles a las tres horaa de haber
salido de El Escorial la orden de
m�vil lzad�n.
El hombre como elemento movi-
ble es casi "un paralitico". La lo-
comoci�n humana no puede exten-
der su radio do acci�n m�a do don
millas a la redonda. XI hombre
primitivo no pudo derramar con
rapidez sus culturas por la defi-
ciencia de su peder en la locomo-
ci�n. Mientras abund� la easa y
la paaca en las reglones lim�tro-
fes a las cuevas en donde habita-
ba, pudo sostener su vida; m�s
Urde la escasas de alimento* le
hizo pensar en una manera de
"viajar" en pos del sustento den-
tro de un �rea m�s extensa. Us�
el caballo para este objeto y las
ocho milla* por hora que ee d pro-
medio del eamlnar humano, aa con-
virtieron en quince millas por ho-
ra, sobre el lomo de loe prehist�-
ricos jumentos.
Lo* "rivales" del m�sculo han
sido si vspor y la m�quina de ga-
solina. Pero estudios r�denles en
la fisiolog�a animal, han demostra-
do que a�n laa m�a potante� lo-
comotoras o aparato* de combus-
ti�n interna, pueden ser "batidos"
por la velocidad natural de ciar-
toa animales. La c�lula del "m�scu-
lo sigue triunfando". Hace pocos
d�as qua en un tren que arranca-
ra de la dudad de Nueva Jersey,
dl� a conocer al p�blico au velo-
cidad al pato salvaje. El encarga-
do del vag�n de equipajes not�
que uno� cuanto* patea que fre-
cuentemente habitan en lee Ugoe
vedaos al KM� Hudsoa, volaban pa-
ralelos al tren cuando dato reda-
ba a una velocidad de cincuenta
millas por hora. En un trayecto
de unaa alai millas, loe animales
no s�lo segu�an el avance de la
m�quina, sino que ea sus vuelos
Por el Dr. Julio C�NTALA
Gr�fico de algunas do laa velocida-
des eowaddae que muestra Is fan-
t�stica ubicaci�n do la asnees
Cepheaesnya.
hscian curvas alrededor de loe va-
gones, lo cual supone un aumento
de velocidad seg�n la vulgar ley
que reza: "todo porro camina doa
veces ls distancia da su ame".
Entre loe p�jaros la mec�nica de
la velocidad es un problema emp�-
rico que reci�n se empieza a co-
nocer. El naturalista americano
Harold Wood, ha estudiado en laa
extensas praderas dsl "We�t" y
Norte de les Estados Unidoa. la ve-
locidad de dertoe animales. Va-
liendo�* de un autom�vil m�s un
cron�metro y un espid�metro,
Wood ha analizado las diversas es-
pecies vol�tiles de aquellos lugares
y ha encontrado avee con veloci-
dades que oscilan de dles millas
por hora hasta m�s de cuarenta.
El promedio de la veloddad de loe
p�jaros ds Isa prsderas la ha se-
�alado a treinta millas por hora.
Entra ls� aves carn�voras la ve-
loddad adquiere records respeta-
bles. El coronel Melnertzhagen, de
la aviaci�n Inglesa, ha observado
durante el curso de sus navegado�
nes diferentes especies de p�jaro*
que han podido seguir a au aero-
plano aun a velocidades de dent�
diez millas. Cita el caso de una
bandada de aguiluchos �cuya es-
pacia no ha podido definir� que
al llegar son su aeroplano sobra
la Meeopetamia, le siguieron du-
rsnts slg�n tiempo s una velod-
dad de m�s de den milla* por ho-
ra. XI naturallata ingle� Stusrt
Baker ha utilizado en la India el
aeroplano para estudiar estos fe-
n�menos, y asegura que existen
p�jaros que deben pertenecer a la
familia del buitre (puesto que di-
ce Baker que ss alimentan con car
no podrida) q u e le siguieron SU
vuelo con un* velocidad que alcan-
z� doscientas millas por hora.
Entre los mam�fero* ls veloddsd
tambi�n adquiere n�meros dignos
de m�quina. El zorro, ssg�n Wood,
alcanza cuarenta y ocho millas a
la hora. El conejo tiene un pro-
medio de veinte y cinco millas y SI
parro ne pasa de las veinte y tres
milla*. La gallina, que ea el ave
cuya velocidad s�lo ha sido obsar-
vada por las codneras y que nos
paree� tan r�pida, s�lo alcanza
a veinte y cinco millas por hora.
Gacelas y ant�lopes tienen el r�-
cord de aceleradones respetables.
Su estudio hs sido muy relativo.
Boy Champea Andrews, d l�der
de la Expedici�n que el Museo de
Historia Natural de Nueva York
envi� al Asia en 1938 en pos del
"origen del hombre", dice que cier-
to dls qus conduc�s su sutom�vil
sobre las estepas del desierto de
Gobl, pudo seguir durante alg�n
tiempo a una gacela, y que mien-
tras su autom�vil alcanz� una ve-
locidad de m�s de sesenta millas,
el animal pas� con facilidad ls ve-
locidad de ls m�quina.
En el agua poco se ha estudia-
do la r�pidos ds sus habitantes. El
salm�n, que es el m�s conocido,
viaja a once millas por hora, la
ballena aproximadamente a la mis-
ma velocidad, y... Gertrudea Eder-
le, la famosa nadadora que atra-
ves� el Canal de la Mancha, cu-
bri� las treinta millas en catorce
horas y treinta y cuatro segundo*,
le cus� supone un promedio de ya-
co m�s de dos mlllss a la hora.
La luz y si sonido ten�an hasta
fecha reciente el campeonato da
la velocidad. Este �ltimo la ha
perdido, y su derrota se debe ti
descubrimiento del vuele . de una
mosca cuyas alas la hacen viajar
a una veloddad fant�stica de ocho-
cientas mlllss por hora. Xa dn du-
da el campe�n de la velocidad den-
tro de la escala zool�gica. So lla-
ma "cephenemya". Su aspecto es
el. de une sbojs, y su tamafio no
excede a media pulgada. Xa al
Museo de la Universidad da Roeh-
ester exist�an hasta junio del ano
pasado dos ejemplares de tan ex-
tra�o animal. Es una espede de
par�sito indirecto del ciervo, pues-
to que cuando galopa este animal
sobre los riscos de Isa montanas,
la atrevida "cephenemya" lanza
aus huevos como balas de ametra-
lladoras dentro de las narices y de
las oreja� del Inofensivo cuadr�pe-
do. Esta mosca eampedna de loa
aires ha derrotado a la vdoddad
del sonido con los siguiente� nu-
mero*: sonido alcanza 1.088 p�as
por segundo; "cephenemya" 1.300
pies... Sus ala� trabajan con una
vibrad�n tal qua, seg�n el doctor
Post, entomologista de la Univer-
sidad de Rochester, ne hay mate-
rial capas de evitar la dssintagrs-
don, d se intentara on el labo-
ratorio repetir estas vibraciones de
la mosca. Vivs en laa grande� al-
turas y s�lo necedta un quinto de
segundo para variar la rata da
marcha, es decir, que el "tim�n"
natural que posee, (cambiea en la
orientaci�n de sus alas) correspon-
de a esa velocidad loca da ocho-
cientas millas por hora.
S�lo los fen�menos fideos qus
ss desarrollan en la Naturaleza
pueden superar ls veloddad de ea-
to min�sculo animal. La las cami-
na 188,000 millas por segundo ss-
g�n esleul� Roenter en el sfto 1478.
Luego Mlchesison, Premio Nobel y
profesor de F�sica de la Universi-
dad de Chicago, aquilat� r�dente-
mente eeta velocidad y la calcul�
en lafJOO mlllss, quedando asta
medida come �nica medida de ve-
locidad constante. Ad surgid la
nueva unidad para calcular ol mo-
vimiento de lea cuerpos e�lestls-
les: d has do tus.
Con un peco do Imaginaci�n po-
demos suponer a una mosca "ce-
phenemya" zarpando de Nueva
Tork a la una de la tarde, pasa
verla llegar a Bueaos Aires si
NUEVA YOR. (Editor� Press).�
El viernes 18 da febrero el "New
York Post", diario vespertino de
Nueva York y reconocido en el
pa�s como el peri�dico de editoria-
les m�s bien meditados y liberales,
publicaba uno de ellos titulado
"Fascismo en Canad�",
"Ea con profunda sopresa" da-
da el "New York Post", "que los
Estados Unidos vuelven sus ojos
hada el norte para ver m�a cer-
ceno a au frontera al peligro de
fascismo. Es en esta direcci�n que
el azote de las democracias est�
haciendo m�s estragos que en nin-
guna otra direcci�n de las Am�ri-
�jas*.
Hasta hace poco, exist�an tanto
en Canad� como en Estado� Uni-
doa, l�deres y gobernantes que res-
taban Importancia al movimiento,
se�alaban la campana nacionalis-
ta que Honor� Mercier inici� al
principio de eato siglo, movimiento
que muri� en sus comienzos. Bou-
rassa, otro neclonsllsta, sigui� el
mismo camino que Mercier. y era
este otro apoyo de los tranquiliza-
dores para calmar las anseldades
respecto de diversas partes del vas-
to Dominio canadiense".
Hoy en d�a, dn embargo, no oes-
tan los sjemptos de eso* do* pre-
cursores del totallsmo y corporati-
v�simo gubernamental para tran-
quilizar los �nimos. El movimien-
to, profundamente arraigado, tie-
ne no menos de cinco organizacio-
nes, que si es cierto son netamen-
te canadienses, "son fertilizadas"
como dice David Martin, escritor
del Canad�, "por abono� extran-
jeros".
En la provincia de Quebec (2.-
814,358 habitantes) es donde estas
cinco orgsnlzaclones libran sus ba-
tallas y en donde se encuentra el
terreno m�s f�rtil para fomentar.
no solo el gobierno totalitario, si-
no la separaci�n absoluta de In-
glaterra y la formaci�n de una
dictadura estilo Mussollnl o Hltler.
Xn la rale de todoa estos movi-
mientos existe una raz�n econ�mi-
ca y racial f�cil de comprender
si se mira el cuadro comparativo
del ano 1831 (�ltimo ano de es-
tad�stica publicada) de las dos
principales provincias Ontario y
Quebec.
Ontario es cssi por entero an-
glo-saj�n. mientras Quebec es fran-
co-canadiense, cuya lengua oficial
ea el franc�s. Ontario con un poco
m�a da tres millones ds habitantes,
exporta y produce 326.023.998 d�-
lares al ano, mientras Quebec con
tasi similar poblaci�n y mayor ex-
tensi�n de terreno s�lo produce
155,125,737 d�lares.
La historia de las condiciones so-
ciales puede seguirse mejor con n�-
meros ds estad�stica que con lar-
gas explicsclones. Ontario tiene
18,883 trsetores, 129,716 autom�vi-
les y 8,618 radios.
Si la situaci�n econ�mica de las
masas franco-canadienses es one-
rosa en tiempos normales, duran-
te la crisis reciente alcanz� limites
extremos. Estos rigores, hicieron
que el franco-canadiense mirara a
SU alrededor y buscara al respon-
sable. Le primero que encontr� fu�
que la riqueza de la provincia esta-
ba sn manes de extranjeros.
Y no solamente las riquezas es-
taban en manos de extranjeros, si-
no tambi�n los puestos de ingenie-
ros, gerentes, t�cnicos y lss pro-
fesiones. El analfabetismo en Que-
Lee es mayero en un 80 por ciento
que el del resto del pa�s. En Onta-
rio existen 488 bibliotecas p�blicas
en Quebec solo 25.
"No parece" dice Duncan Alk-
man en una exposici�n de condicio-
na� en Quebec, "sino que les fuer-
tas directivas hubieran deliberada-
mente tratado de mantener en la
Ignorancia a los hsbltantes".
Con la formaci�n de L'Actlon La-
b�rale Natlonale en 1934, el mov�-,
miento nacionalista tom� cuerpo.
Poco despu�s se un�a al partido con-
servador del actual premier Dupl es-
sis y en laa aleccione� del ano 1936
LUnion Natlonale ganaba 76 pue�
tos de les 80 de ls Legislatura pro-
vincial.
En Ontario, laa fuerzas electora-
les acaban de llevar al poder a
Mltehell F. Hepburn de quien se
dice "e sel Huey Long del Cana-
d�" y "el brit�nico que ha injuria-
de m�s libremente si presidente
Roosevelt, acus�ndolo de alianzas
politices oon John L. Lewis, el l�-
der del movimiento obrero norte-
americano".
Con gastos mussolinianos, Hep-
burn ha subyugado a las masa* y
ha iniciado una guerra sin cuar-
tel a toda doctrina pol�tica Impor-
tada. ,
Hepburn principi� a ser conoci-
do solo el ano pasado a ra�z de a
huelga sentada ordenada por la
CIO (Comit� de Organizaci�n In-
Arcand. flamea la "suastlca y st
dice es financiada por Hrtler. Es-
ta dispone de pequeftas bandas de
Cnsquea d'Acler (Cascos ile Acero i.
Existen adem�s tres otras organi-
zsciones pero ea la do Adri�n Ai-
cand, cuyo comandante de (un-
zas activas es Joseph M�urice
Scott, la que tiene m�s fuerza.
l.-Joseph Matirice Scott. veterano canadiense de la Guerra Mundial J
ahora Comandante dd grupo de Monti^l dd Partido Nacional Socls-
ll.ta Crletiano que es la entidad fascista dominante de la�, cinco, nu*
existen en ls Provincia de Quebec. 8-E1 Parlamento de otawa dond-
los representantes de las Provincias de Quebec y Ontario proyectan ja
una fuerte sombra fasclstlzante. S�Una demostraci�n en el ruarte! del
fasclo de Montreal. 4.�Hephurn, el Gobernador de Ontario clejrido en
una campafia antl-comunl*U contra el C. I. O. de Lewis.
tiempo precise de la hora da la
cena; aproximadamente a las sie-
te P. M.
�Qu� son los records deportivos
al lado de esos fen�menos que
muestren la luz, la mosca y el so-
nido...? Velocidades muy relati-
vas. En agosto pasado el atleta
Stanley Wooderson alcanz� a cu-
brir la milla en 4:06.6 .Angello en
au aeroplano ha conseguido en su
�ltima haza�a 440.6 millas a la ho-
ra, aproximadamente 7.3 millas por
minuto. Sobre el autom�vil alcan-
z� el pasado noviembre en Utah,
311.42 millas por hora, el capit�n
Jorge Eyston. Slr Ma�com Camp-
bells lleg� con su canoa "bluebird"
a romper la velocidad acu�tica con
129.5 millas. En las pistas h�picas
�Xquipotse" consigui� ls milis en
Chicago en 1.34.4. Los pstlneg so-
bro d hielo llegaron con Clss
Thuaborg en Lago Pl�cido (Nueva
York) a 3:38.2; en el mar el haw-
aliano Kahanamoku ha nadado 90
metros con un promedio de 7 ki-
l�metros y 900 metro� por hora...
NI el leopardo con sus 40 mlllss
por hora, ni el ciervo, ni loa aero-
planos modernos pueden comparar-
se con esa mosca qus hs "batido"
s la F�sica.
No obstante el concepto da la
veloddsd tiene ejemplos hoy tan
poHsi eses sn la guerra que Ingla-
terra pasa por momento* semejan-
tea a loa que vivi� durante Felipe
II. En media hora una nube de
aeroplanos puede oscurecer el po
os sol que alumbra a Londres.
dustrlsl, dirigida por Lewis, el l�-
der norteamericano) en la planta
de la General Motors. En esa oca-
si�n, Hepburn, puso toda su ener-
g�a para combatir a los "agitado-
res Internacionales" como llamaba
a loa organizadores de la CIO y
puso en duda la sinceridad del mo-
vimiento obrero norteamericano.
Seg�n el recientemente elegido
Premier de Ontario, �l ha salvado
a Canad� "de una Invasi�n de agi-
tadores extranjeros, de una anar-
qu�a estilo nortesmericana y de
una rebeli�n de 15,000 comunistas
Inspirados no s�lo por el camarade
Stalln *lno tambi�n por el presi-
dente Roosevelt..."
Pero a pessr de que la mayor�a
de los canadienses toman medio en
broma los histerismos de "Mitrh"
como es llamado por sus �ntimos,
el triunfo de Hepburn y de sus 82
diputados no dejan de Influir en
las decisiones de los 245 miembros
que forman el cuerpo legislativo
federal de la C�mara de los Co-
munes en Ottawa.
La ley de clausura, recientemen-
te aprobada en Quebec, permite a
los polic�as canadienses registrar y
clausurar cualquier casa, impren-
ta, oficina o edificio donde se sos-
peche se est� haciendo propagan-
da comunista. La ley no define cla-
ramente la palabra comunismo, si-
no m�s bien dice "cualquiera Idea
que sea contraria a los Ideales e
Intereses de la naci�n",
Con esta arma una persona que
posea la historia de la revoluci�n
de Trotsky, puede ser considerado
"enemigo de la naci�n" y au casa
un oficina clausurada por el t�r-
mino de un a�o, con la consiguien-
te p�rdida no s�lo del arrendatario
sino tsmbl�n del arrendador.
Coonan, ministro sin csrtera del
Canad�, dice: "el t�rmino comu-
nista fu� deliberadamente omitido,
no definido en la promulgaci�n de
la ley, porque hay much�simas per-
sonas que son comunistas y no lo
saben".
Diversas otras medidas estilo
fssclsts, hsn hecho declsrar al co-
nocido periodista neoyorquino E.
8. McLeod, en la reviita liberal
"The Nation" que el discurso de
John W. Dafoe al abrir au ciclo
de conferencias en la Universidad
de Columbia, si fuera pronunciado
hoy d�a estarla notablemente fue-
ra de tono. Dijo en esa ocasi�n el
se�or Dafoe: "Tengo el placer de
decir en nombre de Canad�, que
no hay' pa�s en el mundo donde
exista una m�s complete acepta-
ci�n de los principios democr�ticos
o donde est�n m�s ejemplarmente
llevados a cabo".
Las organizaciones fascistas exis-
tentes hoy en dls en Quebec son:
"Jeunesse Patriota" organizada so-
bra las bases de su homonlms
francesa. "Part� Natlonale Social
Chr�tlen", encabezada por Adri�n
Arcand es director de L'Illustra-
tlon, peri�dico de Montreal que re-
presenta al gobierno del premier
Duplessls. La Jeunesse Patriota
tiene como diario a La Province, de
Paul Gouln.
�ltimamente, la Uni�n de Liber-
tades C�vicas, tuvo un incidente
con el Alcalde de Montreal, den -
do a la violencia contra libertad de
expresi�n existente en Quebec I
Cardenal Villenueve, acudi� al au-
xilio del dirigente municipal con
estas palabras: "�Libertad de ex-
presi�n? �Yo la apruebo, pero que
sea entre gente decente, no entre
Imb�ciles y bandoleros... �Deja-
r�a Ud- que un enfermo contagioso
envenenara el aire que respira?...
Por eso, yo apruebo la resistencia
que se ha hecho contra toda pro-
paganda socialista, comunista u
otra "ista" que tenga origen ex-
tranjero".
El 90 por celnto de la poblaci�n
franco-canadiense es cat�lica y si-
gue fielmente las �rdenes de sus
prelados. "Es por esta alianza de
la Iglesia con el fascismo cana-
diense, dice Hugh McCreery. que
este movimiento es m�s peligroso
que los conatos que han asomado
en algunos pa�ses latinoamerica-
nos".
HOY DOMINGO
da 12:45 o 1:00 P. M.
por lo estaci�n WKAQ
tn el programa oficiado por
la distinguida especialista en
belleza �
0jr
la Srta. Panchita Pansardi
hablar� sobra las impresio-
nas da su viaja por Londres.
CUP�N
REINADO INFANTIL
ACADEMIA CAT�LICA
Vade un voto a favor de___________

V�lido solamente para las siguiente* candldataat
tirio Dacaatt, Nelly Campo*, Mar�a Josefina Laclan�,
B�sete Ronda y Adela Rodrigues Cadlerno.

| r*
*


University of Florida Home Page
© 2004 - 2011 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated May 24, 2011 - Version 3.0.0 - mvs