Citation
La Biblia al desnudo

Material Information

Title:
La Biblia al desnudo
Creator:
Gálvez Otero, Julio ( author )
Place of Publication:
Matanzas
Publisher:
Impr. A. Estrada
Publication Date:
Language:
Spanish
Edition:
1. ed.
Physical Description:
161 pages : ; 24 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
BibleControversial literature ( lcsh )
Bible ( fast )
Biblia ( abne )
Religion -- Controversial literature ( lcsh )
Religion ( fast )
Religión ( bidex )
Genre:
Controversial literature. ( fast )
Obras polémicas ( qlsp )
serial ( sobekcm )

Notes

Statement of Responsibility:
Julio Gálvez Otero.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
Biblioteca del Patronato de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
1066740961 ( OCLC )
36545202 ( ALEPH )
Classification:
BS533 .G27 1922 ( lcc )

UFDC Membership

Aggregations:
Cuban Monographs
Cuban Judaica

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

/,

PAGE 5

. ,.

PAGE 6

\ _,

PAGE 7

========= =========== = Lf\ BfBLif\ f\L DESNUDO POR JULIO Gll VEZ OTERO PRIMERA EDICION IMPRENTA A. ESTRADA. INDEPENDENCIA 59. 1\1 .. ATANZAS

PAGE 9

J}td1-cato1t iaf _9l l otl l ,eltma notl l clef l J}1uf d "jto
PAGE 13

Ll\ BIBLJJ\ 1\L DESNUDO J. GALVEZ OTERO PRIMERA EDICION ADVERTENCIA Si tienes una f o unit creencia; si esa creencia o f te sirve para ajustar tu conducta a la prctica de la virtud dentro de una moral que produ2ca el bienestar de los dems y el tuyo propio; si el credo religioso que pro fesas te es suficiente para ser buen ciudadano,buen padre buen amigo, no abras este libro. Pero si buscas explicacin a tus dudas; si ests ne .::esitado de investigacin adecuada para formar juicio exacto de las cosas en materia de f; si deseas analizar, en fin, breme, leme y medtame.

PAGE 15

PROLOGO DE LA PRIMERA EDICION "As que no los temis ; porque nada hay encubier to que no ha y a de ser manifestado; y nada oculto que no ha y a de saberse'' Mateo Cap. X v. 26 "Porque cualquiera que pide, recibe; y el que bus ca, halla; y al que llama se le abrir" Mateo Cap. VII v. 8 "Porque todo aquel que:pide, recibe; y el que bus ca, halla; y al que toca es abiert,,' Lcas, Cap. Xl v. 10 Educadc en la niez dentro de las creeneias religiosas de la Religin Catlica Romana, bubo una poca en qua, quise comprobar mediante el estudio la v0racidad de los fundamentos en que las en :c-; eanzas que recibiera estaban basados. Fui hasta entonces creyente por tradicin, por costumbre, por s eguir la coniente de todo3 mis c ompaeros de colegio. Ms llega do a la pubertad y s intiendo mi alm~ vaca de toda f que se pudie ra realmente calificar de tal, pens en buscar la sancin de las ense~ anzas que se me haban dado, eon la sana intencin de robustecer mis dGbiles creencias religiosas eu el Catolj cismo Romano. t,A quin pedir o sa sancin t ":\fr pareci que habiendo un libro sagrado qu8 contena la base e E
PAGE 16

8 LA BIBLIA AL DESNUDO Record entonces que nada hay encubierto que no haya de ser manifestado ni nada oculto que no haya de saberse llegando tras lar gas meditaciones a la conclusin d e gue Jel estudio de la Biblia ha ba sacado solamente una cosa: acabar d
PAGE 17

LO QUE VAMOS A CONTRADECIR "Todos los libros, tanto del Antiguo como del Nuevo Testa1 .. 1ento SON OBRA DE DIOS MISMO .. .. '' Que si lguien no admite por sagrados y cannicos TODOS ESTOS LIB R OS COMPLETOS 1 CON TODO LO QUE CONTIENEN, tales como es c o stumbre nsa;los e n la Iglesia Catlica y tales como estr. en la antigua edi cin de la Vulgata la.tina que sea anatema" / ( Co1 ~ tenido esenc ial del decreto del Santo Conctlio de Trento ec um nico legtimam e nte reunido bajo la protec cin del Espritu Santo. 8 de abri l del ao de ~ :1cia d e 1546). "La Biblia entera como revelacin, es la manifesta cin de la inteligencia de Dios, a sus criatura3 rt.cerca de todos los asuntos que en la Biblia se tratan'' '' La Biblia es la palabra de Dios en igual sentido que si no hubiera hecho uso de ningn agente humano y hu biera hablado EL mismo" "La Biblia no ha podido dejar de set> sino inspirada verbalmente. Cada palabra, cada slaba cadn. letra es justamente lo que debe ser habiendo hablado Dios desde el cielo sin ninguna intervencin humana". '' Todas las manifestaciones cientficas de la Biblia son infaliblemente correctas, todas sus narraciones estn exenta .~ de error' '. "Dios es la ciencia soberana 1 es infalible no pl1ede en gaars e ni inducir a error a l o s hombres". (Afirmaciones de a lta s dignidades ec l esist i cn,.: ya ca tlicas romanas, ya protestantes. ) 1 l1aled manifestac ion es son l as que v a demosb ar la mi s ma Bib li a que son comp l etamente inexactas.

PAGE 19

LA OBRA ATRIBUIDA A MOISES De la misma manera que todos los libros del llamado Nuevo Tes tamento son los ms importantes los que se designan con el nombre C-e los CUATRO .EV Ai~GELIOS que se afirma haber si.do escritos por Mateo, Marcos, Lcas y Juan, los cinco primeros libros del lla mado Viejo Testamento (Gnesis, Exodo, Levtico, Nmero,.i y Deu teronomio) de los cuales se dice q ne fueron escritos por Moiss son los ms importantes de esa parte de la Biblia. Son dig6.rr ns lo as la piedra angular donde descansa toda la Ley Antigua, as c imo aque llos otros son la piedra angular d onde se asienta la ley moderna, mi rados desde el punto de v:ita que cada una de esas partes sostiene. Nos hemos propuesto estudiar las afirmaciones que se hacen con referencia a la confeccin de estos libros del Antiguo y };uevo ~resta mento por los autores que se les asignan. Y mostramos nuestras ob jeciones, porque no hemos podido hallar unu afirmacin cuncreta que no se halle desmm1tida por los hechos. Por eso declaramos que tenemo s dudas, muy justificadas por cier to, con respecto a que reahuente fuera Moiss quien escribi el Penta tuco. Los antiguos hebreos, segn afirma Renn cm su obra "Historia de las Lenguas Semticas" tampoco crean que rl autor dei P 1 ~ntatu co fuera Moiss. (Li.bro II, Cap l.) De primera intencin nos halb mos frente a otra dificultad, a sa ber. El Pentatuco fu escrito an lengua Hebrea. Y el Hebreo de la Biblia no exista en el tiempo de Moiss. El Hebreo no fu trado de Egipto cuando los Israelitas salieron de all, sino que se form Y creci en PDlest'ina. y; hasta hay autores de reconocida capacidad ~, t que afirman q11e el Hebreo tuvo su ongen en Cana.un, nnen rae aseguran otros que su aparicin como-lengua antecede en muy poco tiem po a los tiempos de David. Es me, notables crticos dicen que en tiempos de Moiss no haba en el Asia Occidental ninguna legua que hubiera sido traducida por caracteres escritos de manera que el pen samiento se pudiese conservar p ::ir a transmitirlo a la posteridad. Desde luego que existan entonces los geroglficos, pero no os presu

PAGE 20

12 LA BIBLIA AL DESNUDO nuble que un libr o tan extonso cerno o l Pentatuco fuera escrito en goroglfficos y mucho ms difcil an que fuese escr ito para un pue blo tan ignorante como e l de Isr~o l y ms todava que r.se pu e blo tu vjera inters en conservarlos c u ando no era capaz de darse c u en ta de la im portancia que e llo s podan tener en e l futuro. En la in mensa mayora de lo s casos observamos en e l Pentatuco que cuando se refiere a l\Ioiss l o hace en tercera persona. No pa rece demostrar esto que ese libro es una biografa de Mo is s y no una autobiogr~fa com( ) debiera suceder s i realmente hubiera sido es crito por l J Las biografas so n escritas por otra persona y entonces so u sa escr ibir en tercera IJ erso n t 1. Las autobiografas 8 escriben por e l propio individrn y en ton ce se u sa la primera persona repre se lltacla por e l pronombre person ~ 1l YO. El mismo libro pue:;, d margen a q u e nos asa lt e11estas eludas En e l Exodo, Cap XVI,, ,. 35 encontramos la siguiente afirma cin : "Man comieron (los Israelitas ) hasta que llegaron al trmi no de la tierra de Ca ,naa n". Este pasa j e est ev identemente escrito d espus que lo s I sraelitas en trar o n en tierra s d e Canaan y termina ron por consiguiente
PAGE 21

JU 1t% GALVEZ O T E R 0 _____ 1 3 __ En N eros, Cap XXXII, v. 41 hallamos esto : "Y Jair, hijo de Manasss fu y ocup muchas aldeas que llam Havoth--Jair, esto es, villas de Jair" L a e-, : plicacin de este pasaje (Jue parece csta :t trunco l a podemos enconira r en J ucces Cap. X, v 3 y 4 que dice: A este (Thola) sucedi J air, G a lladita que fu juez de Isr a el veinte y dos aos Y tena trelta hijos .. y tenfa treinta villas que se llamaron villas de Jair hasta hoy" Jair fu Juez de I s rael Jp 1210 a 1188 ::1,ntes de Jesucristo o sea de 241 a 263 aos despus de l a fecha en que s e afirma que fu escri to o l Pentat uco. b Cmo podemos es tar conformes no-sotros con acep tar ese pasaje c~W escrito por Moiss? En e l Cap XV de l Gnesis, v. 14 hallamos esto: 'As que oy Abraham que su hermano haba sido hecho prisionero ) a nn sus criados los criados de su casa trescientos diez y ocho y si g uilos hasta Dan". Este p:1.saje, ciertamente, no ha podido ser escrito si no ha sta despus de Da n hab er exi s tido. Vamos a ver en Jueces Cap ~ XVIII v. 26 a l 29 como se rola ta e l origen de es t e sitio : "Di cho esto (los hijos de Dan) prosiguieron su camino; y Michs vien do que podan ms que l, volvise a su ca sa Mas los seiscientos hombres se llevaron el sacerdote ) v todo lo que arriba dijimos y lle gando a Lais hallaron aque pueblo tranquilo y descuidado, y lepa saron a cuchillo e incendiaron la ciudad sin que nadie acudiese a soco1Terla por estar lejo3 de Sidn y no tener trato ni comercio con ninguna gente E.staba situada esta ciudad en la comarca de Rohob y reedifificndola habita1-on en el'a llamndola ciudad de Da.n del nombre de su padre ) que fu hijo de Israel, en lugar de que antes !e llamaba Lais" Todo esto aconteci despu s de l a muerto d e S am sn, y Samsn muri de acuerdo con la cronologa de la Biblia 1120 aos de .T es u cr i sto o sea 33 1 despu s de haber mu ? rto Moiss. Luego Moiss no pudo e l a ut or de ese prrafo. En e l Cap XX I del Gnesi s v. 3 1 hallamos esto : "Y estos fue ron los reyes que reinaron en la t i erra de Edo111. 1 antes que reinase rey sobre los hijos de Israel". Evidentemente que eso est escri to des pus que o l reino de I s rael se est c :blcci ) 7 a que e l escr itor est:1 fami liarizado comp l etamente c ~ 1n resp e cto a l os rey e s que reinaron so br e I srae l. Ahora bien e l primer re y de TRrar l fn> Snl y este rey em pez a reimir 356 aos despus d e 1 \foiss. i Si s te fu ol autor d e l P e ntat u co, cmo pE
PAGE 22

14 LA BIBLIA AL DESNUDO escritas antes de que Jud recibiera el cetro, cosa que no acontecj si no cuando David ascendi al trono. Pero como esto no ocurri sino 396 aos despus de muerto Moiss Moiss no pudo escr ibir ese n-afo tampoco. En el Cap. XXIII del ID:x:odo hall amos esto: "Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traers .a la casa de Jehov tu Dios". Esto no pudo se r escrito antes del ti e mpo d e Salomn, por que no haba tenido casa con anterioridad a la erecc in del tem plo en el ao 1004 antes de Je s uc risto o sea 447 aos despus de Moiss. Cuando Da vid le propuso fabricar le una casa l se lo prohi bi dicindole: "As dijo Jehov . C i ertamente no he habitado en casas desde el da que sa.qu a fos hijos de Israel de Egipto ha,sta hoy, ms anduve en tienda y en tabernculo". 2 de S am uel Cap. VII v. 5 y 6. Luego eso atnbuido a Moiss no pul.de haber sido es crito por l ya que se refiere a u na poca po s terior a l en 447 aos. En el Deuteronomio Cap. X\r II v. 8 y 9 hallamos esto: '' Cuanr.o alguna cosa te fuere oculta ~n juicio ..... vendrs a los sacerdotes Levitas y al Juez que fuere en aquellos das y preguntars y ensearte han la palabra de juicio" Vase el libro 2 de las Crni cas y se observar que estas Cortes Correccionales en que 10 Levi tas juzgaban (Cap XL"{ Y. 8 a 11 ) fueron establecidas por Josa phat. Pero Josaphat comenz su reina.do 914 aos antes de .. Tesu cristo o sea 537 aos despus de Moiss. Luego Moiss n o pud o tam ~ poco escribir eso. En el Deuteronomio, Cap XII 14 h a ll
PAGE 23

JULIO GAL VEZ OTERO 1 5 Una obra que relata la propia muerte del autor y hasta el nmero de das que. es llorado! Nos pa.rece por todas las razones que clrjamos expuestas que el Pentatuco, lo s cinco libros do mayor importan. cia del Viejo Testamento no han sido escritos por : Moiss a quien se atribuye su paternidad. Y debemo s hacer un:::i. advertencia, pan1, terminar. No hemos agotado 11i con mucho nuestra argunwnta cin a este respecto. Hemo s querido utilizar nada ms ciur Rque llos puntos acerca de los c uales no cabe discusi. Pndirarnos poner unos frente a otros hechos que en el Pentatuco se re l atan dos veceR con una diferencia tan notoria en lo s conceptos con respecto a l a parte esencia l que demuestran muy a l as c l aras que dichos re l atos no son de l mismo autor No hemos querido hacerlo en gracia a l a brevedad de este trabD,jo. Quizs lo hagamos ms adelante si es q u e e ll o f u era necesar io 1

PAGE 25

EL DILUVIO UNIVERSAL Uua de las naITac'iones ms curiosas y diramos ms infan~iles si no fuera monstruosa por e] nmCJro de contradicciones que tiene, contradicciones que forzosament, ~ han de dejar muy mal parado al Eterno es la que se refiere al llamado Diluvio Universal. Tan grande era la malicia de loR hombres croados por EL haca muy poco, que Jehov Dios se siente pesaroso de haberlos creado, se arrapiente. de lo hecho, pesle en su corazn, concibe el Diluvio y no halla gracia ante su presencia sino No, Varn justo y piadoso. To do lo dems fu exterminado para acabar con tanta maldad en el co razn del hombre. '' El ao 600 de la vida, de No y el dfa 17 del segundo mes se rom pieron todas las fuentes del gTan abismo de las aguas y se abrieron las cataratas del Cielo" --dice el Cap. VII v. 11. Y para exterminar de Robre I a faz de la Tierra cuantas criaturar;; haba hecho, nos dice el versfoulo 4del Cap. VII estuvo lloviendo durante cuarenta das y cuarenta noches. Los verscu los 19 y 2 del mismo Cap. nos siguen diciendo que las nguas crecieron prodigio lmmente sobre la Tierra y cubrier011 ]ns montaas ms altas qnc est(Jn h!ljo la extensin del Cielo ) que el Rgua se elev todava quince c0<.fos sobre ellas. No vamos a hacer mencin resp ectr. a si en el terreno cientfic> es irnprob:::ble o no que haya bll la a. trn{,~fera de la Tierra s uficiente cantidad de vapor acuoso para que en el trmino de cuarenta das Y cuarenta noches la lluvia pueda hacer subir e ] nivel de las aguas quin ce codos sobre las montam, ms altas. Vamos a hacer simplemente una pre,g1mta, a saber: iQ uin pue
PAGE 26

18 LA BIBLIA AL DESNUDO ante Jehov Dios por ser varn justo y piadoso le manda que cons truya un arca para que entre l ccn su familia y animales de cada es pecie, nicos t:ieres que deban sal varse Veamos en que forma le. manda construir el arca. "Dios dijo a No: Hars un arca de madera de ciprs; hars apo sentos en ella y la embetunars por dentro y por fuera convenien te ment e Y la hars de este modo: tendr 300 codos de largo, 50 de ancha y 30 de altura. Hars una ventana al arca de un codo de ele vacin; y pondrs a un lado la puerta del arca; y hars piso bajo segundo y tercero". Oap. VI vs. 14, 15 y 16. De manera que tomando por unidad de medida el codo real usa do por los caldeos, egipcios y hebreos que tjene 54 centmetros en vez del codo ordinario que so lamente tiene 45 tendremoR que las di mensiones del Arca de No fueron las siguientes: 162 metros de lar ga, 27 de ancha y diecisiete de altura. En el arca entraron No y su familia. Y en el versculo 19 y 20 del Cap. VI se nos cuenta que: "Dios dijo a No: hars entrar en el arca animales de toda especie dos de cada una, macho y hembra a fin de que vivan contigo De ca da especie de pjaros) de cada especie de animales de cadP. especie de los que se arrastran sobre la tierra; de toda especie entrarn dos contig o en el arca a fin cfo que puedan vivir". Quedamos, pues, de acuerdo en ese relato en que los animales deban entrar an e l arca do dos en dos. Pero he ah que un poco ms tar -:.. 1 e, en el Cap. VII del 1 al 3 Dios orde na a No otra cosa en J a siguiente form::t: '' De toda especie de animales puros tomars siete pa rejas, y de ca da especie de animales impuros tomars una pareja En cuanto a los jaros del Cielo, tomars tambin siete parejas a fin de conservar s u raza. sobre la Tierra". En qu quedamos, pues1 i Fu ele dos en dos que entraron los ani males en el arca o fu de siete en sietl"? Porque con la Biblia en la mano lo mismo se puede afirmar una cosa que otra. Vamos a tomar la versjn quo afirma que fu una pareja de ca d a especie la que entr en el arca. Tomemos despus por lo bRjo las clasificaciones de los natur:i.s tas que se pueden hallar en cualquier Enciclopedia de las que hay a mano en las Bibljot ecas pbEcas. Tendremos que los habi bn tes del arca eran:

PAGE 27

JULIO GAL VEZ OTERO CATORCE MIL QUINIENTOS SESENTA Y OCHO (14. 568) o sea : 19 No y su familia ...... ...... ...... ...... ...... ...... ..... .... .. ...... .. ... .... .. ...... .. . .... .. 8 Mamfferos (por lo baJc) ..... ... ..... .. ...... ...... .. .. ..... . .............. ...... ...... ...... 300 Pjaros (por lo baj o ) .......... .. .. .. ...... .... .. ...... ..... ...... ... ........ ................ 14 000 R e ptiles y batracios ...... ...... .... .. .. ... . .. ...... ...... ...... ...... ..... ......... 260 Hemos vii:to que e l arca tena solamente 162 metro s de larga 27 metros de ancho 17 metros de altura. 14.568 ;, Es concebib l e que pudieran c a ber catorce mil quinientos sesenta y ochoseres en un arca de esas dim e nsiones ? Hay qu e t e ner en cuenta que el arca no tena ms que una venta na de un codo de elevacin ( 54 c e nUmetros) y una pueda que Di.o s haba cerrado pcr fuera. La ventana t e na que es tar cerrada seg uramente para que e ] agua que caa no h inundara. No no abri esa ventana sino diez meses despus de e ntrar en el a rca. Todo ese tiempo estuv ieron seg n la Biblia, catorce mil qui nientos sesenta y ocho sores sin aire y sin luz. gase nos ahora si tod eso no es una monstruosidad! Pero sigamos En e l Cap. VII v. 2? se nos dice que todo cuanto exista sobre la T'iernt fu exterminado; todo meno s No y l o quo con l haba en el arca. La mi3ma Biblia se encarga de c1.e mostrarnos que esa afirmacin es falsa Vamo s a prnbarlo: Lase e l Captulo VIII del Gn r sis. Del versculo 7 al 12 se nos c u e ntn qu eNo para ver si' las a g '.1 ::i..s h ab an bajado enva primero al cuervo, qu e 0 11cuontra tierra s o bre que posarse y vuelvo a l arca. D esp uP s e11vfa la pa lom a, a qien l e acontece otro tm1to. Rsp e r a R i.o to da s ms y vue lve a enviar l a paloma y ]a paloma re gresa con una h o j a d e o li.vo en e l pi c o, por lo cua l en ti ende No que las ag ua R lrnb a n bajado. / ~ Ji wn b'i c 11, t R i todo habfa sido exterminado por e l Diluvio, de q u oli \"O pudo l a paloma tomar l 1, hoja~ He nh otra pregnnta que nadie puede contestar.

PAGE 28

20 LA BIBLIA AL DESNUDO CONSIDERACIONES FINALES Los caldeos tienen tambin su relato de un Diluvio. Ese r a, lato completo Ele conserva en los ladrillos cuneiformes que existen en el Musev britnico. Provienen de la Biblioteca del pulacio real de Nnive. El ejemplar se r monta a diez y siete siglos antes de Cristo. Consltens e las obras de Beroso y las de Jorge Smith y se ver que ambos rehtos concuerdan casi exactamente. En los dos es un hombre justo el nico que encuentra gracia cuando Dios quiere destrua la humanidad por su maldad. En el relato del Gnesis Dios ordena a No que construya un ar ca. En el relato caldeo Dios ordena a Hasis-Adra que construya un barco y le fija las dimensiones que debe tener. En los dos Dios ordena que se metan err el arca o en el barco animales de toda especie. En los dos se enva un pjaro por tres veces para ver si las aguas han bajado. En los dos desembarcan los habitantes del arca o del barco en un monte. En los dos, al salir del arca o del barco los habitantes ofrecen a Dios sacrificios .. Hasis-Adra fu el dcimo rey caldeo. No fu el dcimo patriarca Hasis-Ac:!. rn tena tres hijos. No tena tres hijos. Preguntamos ahora, t, si la relacin caldea del diluvio es anterior a Cristo en diecisiete siglos, no es presumible en vista de los gran des puntos de concordancia QUE EL RELATO DEf., GENESIS ES COPIA DEL RELATO CALDEO?

PAGE 29

LA CAIDA DEL HOMBRE O EL PECADO ORIGINAL Al tratar este asunto que tiene para nosotros vital importanci a creemos convenien t e copiar liter almen te lo que el Gnesis, libro atri budo a Moiss, dice desde el versculo 4 del Captulo II h asta el ver sculo 24 del Capt ulo ID que es donde se halla toda la historia de la cada del hombre y, pnr consiguiente del pecado original. Debemos hacer notar antes d e comenzar nuestra labor que en es ta narr ac in hay una diferencia esencial referente a la Creacin con respecto a la que se d desd e e l versculo 1 del Captulo 1 del nesis hasta el versculo 3 del Captulo II. En sta l r. Creacin se efec ta, toda e nt era en SEIS DIAS. En la otra, la Creacin, toda entera, se efecta en UN DIA. Copiemos, pues, desde e l versculo 4 del Captulo II: 4--"Tal fu el origen del cielo y de la tierra cuando fueron Lria dos, en aqul DIA en que el Seor Dios hizo el cielo y la tierra. 5-Y todas las plantas del campo, antes de que naciesen en la tie rra, y toda la yerba de la tierra, antes de que de ella brotase; porque el Seor Dios no haba an hecho llover sobre la tierra, r.i haba hombre que la cultivase. 6-Sala empero de la tierra un vapor que iba regando toda la superficie de la tierra. 7-Form pues el Seor Dios al hombre del lodo de la tierra, e ins pirle en el rostro un soplo de vida y qued hecho el hombre vivien te con alma. 8-Haba plantado el Seor Dios desde el principio un jardn de licioso: en que coloc al hombre que haba formado. 9-Y el Seor Dios haba hecho nacer de la tierra toda suerte de rboles hermosos a la vista, y de frutos agradables al paladar; y tambin el rbol de la vida en medio del paraso, y el rbol dei la cien cia del bien y del mal. 10-De este lugar de Delicias sala un ro para regar el paraso, que desde all se divida en cuatro brazos. 11-Uno se llama Phison: y es el que circula por todo el pas de Hevilath, en donde se halla el. oro

PAGE 30

22 LA BIBLIA AL DESNUDO 12-Y el oro de aquella tierra es finsimo: all se encuentra el Bde lio y la piedra cornelina. 13-El nombre del segundo ro es Gehon: este es el que rodea to da la tierra de Ethyopa. 14--El tercer ro tiene por nombre Tigris: t e v corriendo ha cia los Assyrios Y el cuarto ro es el Euphrates 15-Tom pues el Seor Dios al hombre, y psole en el Paraso de delicias pa.ra que le cultivase y guardase. l6-Dile 1 tambin este precepto diciendo: Come del fruto de to dos los rboles del paraso. 17-Mas del fruto del rbol de la ciencia del bien y del mal no co mas porque en cualquier da que comieres de l infaliblemente mo rirs. 18-Dijo asimismo el Seor Dios: No es bueno que el hombre est solo: hagmosle a yuda semejante a 19-Formado pues que hubo de la tierra el Seor Dios todos los animales terrestres y todas las a ves del cielo los trajo a Adam, pa ra que viese como los haba de llamar: y en efecto todos los nombres puestos por Adam a los animales vivientes esos son sus propios nombres. 1 20-Llam pues Adam por sus propios nombres a todos los animales. a todas las a.ves del Cielo y a todas las bestias de la tierra: mas no se hallaba para Adam ayuda a l semejante. 21-P o r tanto el Seor hizo caer sobre Adam un profundo sue o: y mie n tras estaba dormido, le quit una de las costillas y llen de carne aquel vaco 22-Y de la costilla aqulla que. haba sacado de Adam form el Seor Dios una mujer: la cual pu s o de~ante de Adam. 23-Y dije> Ada.m: Esto es hueso de mis huesos. y carne de mi car ne ; llamarse ha pu:es Hembra porque del hombre ha sido sacada. 24--Por cuya causa dejar el hombre a su padre y a su ma.dre, y e s t ~, r un i do a su mujer; y los dos vendrn a ser una sola carne 25-Y ambos a saber, Adam y su esposa estaban desnudos, y no sentan por ello rubor alguno Captulo m 1-Era empero la serpiente e1 n.nimal ms astuto de todos cuan tos animales haba hecho el Seor Dios sobre tierra. Y dijo a la mujer: Por qu motivo os ha mandado Dios que no comiseis de to dos los rbo l es del paraso? 2-A lo cual respondi la mujer: Del fruto de los rboles que hay en el paraso comemos. 3-Mas del fruto de aquel rbol, que est en medio del paraso,

PAGE 31

JULIO GALVEZ OTERO 23 mandnos Dios que no comisemos, ni le tocsemos, para que no mu ramos. 4--Dijo entonces la sero 5 ente a la mujer: ciertamente que no ris. 5-Saba empero Dios que 1 en cualquier tiempo que comireis de l se abrirn vuestros ojos: y seris como dioses, conocedores del bien y del mal. 6-Vi pues la mujer que el fruto de aquel rbol era bueno pa r a comer y bello a los ojos y de aspecto deleitable; y cogi del fr u to, y comile: di tambin de l a su marido el cual comi. 7-Luego se les abrieron a entrambos los ojos: y com o echase n de ver que estaban desnudos, cosieron unas hojas de higuera y se hicie ron unos delantales. 8-Y habiendo odo la voz del Seor Dios que se paseaba en el pa raso al aire despus de medio da escondise Adam con su mujer de la vista del Seor Dios en medio de los rboles del paraso 9-Entonces el Seor Dios llam a Adam y djole: e e sta s '! 10-El cual respondi: He od o tu voz en el paraso: y he temid o porque estoy desnudo y as me he escondido. 11-RepHdle: Pues quin te ha hecho advertir que ests des nudo sino el haber comido del fruto de que yo te haba vedado que comieses? 12-Res-pondt Adam: La mujer que t me diste por com paera, me ha dado del fl'.'Uto de aqul arbol y le he comido. 13-Y dijo el Seor Dios a la mujer: Por qu has hecho t esto? La cual respondi: La serpient i e me ha engaado y he c omido 14--Dijo entonces el Seor Dio s a la serrpiente: Por cuanto h icist e esto, maldita t~ eres entre todos los animales y bestias de la tierra: andars arrastrando sobre tu pecho y tierra comers todos los das de tu vida 15-Yo pondr enemistades entre t y la mujer, y entre tu raza y la descendencia suya: ella quebrantar tu cabeza y t andars acechan do a su calcaar. 16-Dijo asimismo a la mujer: Multiplicar tus trabaj'os en tus preeces: con dolor parirs los hijos, y estars bajo la potestad de tu marido y l te dominar 17-Y a Adam le dijo: Por cuanto has escuchado la voz de tu mu jer, y comido del rbol de que te mand no comieses, maldita sea la tierra por tu en.usa: con grandes fatigas sacars de ella el alimento en todo el discurso de tu vida. 18-Espinas y abrojos te producir y comers de las yerbas de la tierra. 19-Mediante el sudor de tu rostro comers el pan, hasta que vu.el.

PAGE 32

24 LA BIBLIA AL DESNUDO vas a la tierra de que fuiste.formado: puesto que polvo eres y a ser polvo tornars. 20-Y Adam puso a su mujer el nombre de Eva, atento a que haba de ser madre de todos los vivientes. 21-Hizo tambin el Seor Dios a Adam y a su mujer unas tnicas de pieles y los visti 22-Y dijo: Ved ah a Adam que se ha hecho como uno de noso tros, conocedor del bien y del mal: ahora pues no sea que alargue su mano y tome tambin del fruto del rbol, de conservar la vida y coma de l y vi va para siempre 23-Y echle el Seor Dios del paraso de deleites, pM'a que labra se la tierra de que fu formado. 24-Y desterrado Adam, coloc Dios delante del paraso de deli cias un Querubn con espada de fuego, el cual andaba alrededor para guardar el camino que conduca al rbol de la vida". Hagamos ahora relacin a la s enormidades que en todo lo trans crito halla el investigador cuando no l e es suficiente la luz de la f ..... ciega, sino que analiza y r azona ... Y \emnos a lHs conclu~ones que se puede llegDr. Primera Dice el versculo 5 del Cap. II que dejamos copiado ''porque el Seor Dos no haba hecho an llover sobr0 la tierra" (ee refiere AL DIA en que Dios cre los cielos y la tierra) Esa afirmacin para desmentir la que hace el mismo Gnesis en el versculo 2 del Cap. I cuando manifiesta que: '' La Tierra; empero, es taba informe y vaca y las tinieblas cubran la superficie del abismo: Y EL ESPIRITU DE DIOS SE MOVIA SOBRE LAS AGUAS" En lo que se refiere a la Creacin en un solo da o en seis no esta mos conformes con ninguna de las dos manifestaciones que antece den, pero en cuanto al aspecto cientfico de las mismas, seguramente que hallamos mejor la segunda.. Et Spiritus Dei ferebatur super aquas. . encierra en un bello sentido potico una verdad comprobada por la Ciencia, a saber: que el principio de vida tuvo su orig en en las aguas vivificado por de signios de Dios a los cuales no ha podido llegar la inteligencia hu mana. & Qu influencia tuvo el agua en aquellos orgenes de la Creacin "en que la tierra empero estaba informe y vaoa"? Oigamos lo que dicen Magin, Fredo], Whymper, Figuier, Maury, Sonrel, y otros mu cb.os cuyas opiniones recopjl Ar anda y San Juan de quien 110s vale mos pn.ra la R manifestaciones que s iguen.

PAGE 33

JULIO GALVEZ OTERO 25 Hoy es un hecho incontrovertible que la tierra f u en un principio una masa inmensa de vapores y de gases incandescentes, masa que formaba lo que los astrnomos llaman una nebulosa. Los grandes fi sofos, Desrartes, Leibnitz, Buffon y Laplace han admitido esta hi ptesis, a la cual dan lo s descubrimientos de la Geologa todos los ca racteres de un teorema fsico rigurosamente demostrado Descartes fu el primero que emiti la idea de la incandescencia ele nu e stro planeta, al que defini diuiendo que "la tierra es un sol con corteza". Leibnitz pens tambin que la tierra y los dems plan e tas eran, en su origen, cuerpos luminosos por s mismos qne, despu s de haber ardido mucho ~:mpo, se apagaron a l enfriarse y se volvie ron duros y oscuros. Esta es, en su concepto, la razn de que l a. super ficie slida del globo sei componga en gran parte de materias vitrifi cadas. { Despus de Leibnitz viene Buffon que procurando explicar la for macin de l as montaas, formacin que Elas de Beaumont ha ex plicado a su vez tan atinadamente en su teora de lo s levantamientos, expuso sucesivamente en su '' Teora de la Tierra'' y en su '' E pocas de la Naturaleza" dos conceptos dif erentes. Por el primero atribua la formacin de las montaaf a la accin de las aguas ; pero no tard en desecharlo y en emitir otro que s0 parece mucho sJ que E. de Beau mont haba de hacer prevalecer ms adelante. En esta nueva hipte sis, comparaba los efectos de la con so lidacin del" globo de la tierra en fusin'' con lo que sucede con una masa de metal o de cristal fun dido cuando empieza a enfriarse. Divida la historia de la naturale za o mejor dicho, de la creacin, en siete pocas: La primera es aqulla en q_ue 1 2. tierra y los planetas adqu iri er on su forma. La segunda, aqulla r.n que, habindose conso li dado l a materia, se form la roca interior del globo, as corno l as grandes masas vi trescibles, que estu en su superticie. La tercera Rqulla en que las nguas cubrieron nuestros continen tes. La cuarta, aqulla en que las aguas se retiraron, y e mpezaron las erupciones de los volcanes. La quinta, aqu ll a er, que los elefantes y los dems anima.les que hoy viven en el Medioda, habitaron l as regiones septentriona les. La sexta aqulla en que ocurri la separacin de los continentes. La sptima, aqulla en que el h e-ro bre comenz a sobreponerse a l::t naturaleza. Pero Buffon, hombre de genio, que adivin intuitivamente, por de cirlo as, grandes verdades, careca de los elementos que tan solo

PAGE 34

26 LA BIBLIA AL DESNUDO la observacin rigur o sa y el clcdo p o dan darle y sin los cuales el mejor sistema es un dele~nabl 2 t astillo d o naipes. Llega por fm Laplace, cuya c l e bre hjpt es i s se c c tn s idera con razn como una de las ideas ms lumino s as que la ciencia ha inspi rado a la mente humana, y segr .:. la cual e l s ol y todos los cuerpos que g-ravitau un lo que Descartes llama su torbellino, tienen un ori gen comun. En el estado en que suponemos aJ sol, dice Laplace, se parece a las nebulosas que el telescopio no s muestra compuestas de un cleo ms o menos brillante, rodeado de una nebulosidad que, con densndose en la superficie del ncleo lo transforma en estrella''. Esta nebulosa estaba animada de un movimiento de rotacin al rededor de su eje; al enfriarse y comprimirs e p o co a poco, aban don en los lnites sucesiYos de su atmsfera zonas de vn.por conden sadas que se fraccionaron. Los fragmentos de estos anillos ~ormaron nuevas nebulosas animadas de do s movimientos, uno de rotacin y otro de traslacin que, no siendo otra co s a que continuacin del movimiento anterior, debieron conservar necesariamente el sentido o direccin de la rotacin solar. Estas s egtL.-riclas nebu1osas se en friaron y redujeron a su vez, engendrando, del mismo modo que la primera, 8US satlites. La fluidez primitiva de los planetas es una consecuencia rigurosa de esta hiptesis, estando demostr a da por el achatamiento de los po los, ocasjonado por la fu e rza c e ntrfuga y por todos los hechos as tronrucos y geolgicos. Podemos pues tomar por pnnto ele parti da de nuestra historia del Ocano, el momento en que lo que deba ser el globo terrqueo, despus de un transcurso de millones de aos, consista an en una mezcla de v a pores ardientes que 1,e arremolina ban en el espacio. Y 8i se tiene en cuenta que cuando las sustancias existen en estado de gas ocupan un volumen mil ochocientas veces (1800) mayor que en el e s tado slido d e duciremos qu e esa masa gaseo s r-t debfo tener un volumen enorme. La tierra existe ya. Esta mas a, que parece una inmensa nube de fuego, contiene en s todos los elementos que servirn ms adelan te para formar el mundo, todos los materiales de la creacin terres tre La nebulosa se enfra poco a poco Las sustancias que la com ponen, obedeciendo a la vez a la a traccin central y a las leyes de sus propiedades fsicas y qumicas, se colocan formando capas concn tricas, se licuan o conservan el e s tado gaseoso, y se combinan entre s o subsisten aislad:rn, con arreglo a sus densidades espAcficas, a sus grados de cohesin, y a sus afinidades recprocas. Al cabo de al gn tiempo el planeta queda formado de dos partes distintas: en el centro, un ncleo lquido; alrededor de este ncleo una atmsfera

PAGE 35

JULIO GALVEZ OTERO 27 gaseosa qne ocupa todava una extensin relativamente inmensa. Mas a medida que e l calrieo se pi erde en el espacio, el ncleo aumen ta de volumen por efecto d e la conuensacin sucesiva de la s capas ga seosas puestas en contacto con l; la atmsfera disminuye y se redu ce proporcionalmente hasta que y ;,1 no contiene sino las materias sus ceptibles d8 continuar en estado g~.seoso a una temperatura bastante baja. La fuerza centrfuga engendrada por la rntacin del ncleo l~quid o produce el aplanamiento de l os polos, y en la regin media un reheuchimiento bnto ms peroeptible cuanto que los dos extre mos, perdjendo ms calrico a causa de s u irradiacin yrecibindolo en menor cantidad del so l son lo s primeros que aparecen cubiertos de una pelcula lida, ul a qne se extiende cada vez ms adqui riendo a l propio tiempo mayor esp eso r, hasta que por ltimo envual ve l a totalidad de la esfera. Este perodo es el que N L Flou rens llama perodo bruto, y en el que an no ha podido asomar la vida. Entremos ahora en el segundo perodo eri e l cua l despunta ya la vida. El prim e r acto de esta nueva f ase es la precipitacin de las aguas o l a formacin de los mar es Do s gases difundi dos por la naturale za con extrao rdinaria abundancia, e l oxgeno y el hidrgeno, se han combinado durante el perodo n <: buloso o incandescente y de su combjnacin en l a proporcin de un volumen de l primero por dos del seg undo ha resultado, otro gas: el vapor ele ag1rn Tan lue go como la temperatura de la atmsfera de qu e es te vapor formaba parte baj a menos de cien grados centgrado e l va por comenz a convertirse en agua y cay l a primera lluvia. Los primeros vapores que se d esprendieron de la atmsfera caye ron en esta.do lquido sobre la superficie del g lobo, algo ms enfria do como dejamos dicho, no tard a ron a tornar a su anterior estado de vapor n. causa d e l a m::iyor t empera tura qne, comparada con 1a de l as aguas de la lluvi a, tena 1a sup er ficie del ncleo terrestre, y estos vapores, ms li geros que el resto de la atmsfera, se elevaron hasta el lmite s up erior de sta; una vez all, se enfriaban irradiando hacia la s regiones heladas del espacio, condensndose de nuevo para caer otra vez en estado lquido, volvan a ascender en el de vapor y caan nuevamente despus de otra condensac in Todo s estos cam bios e11 el estado fsico d e l agua no podan tener efecto sin que la su perficie d e l g lobo p erdiese una c a ntidad considerable de calrico; este movimiento contfouo aceler mucho e l eufr i amien to y gradual mente fu a perderse e l calor en lo s espacios celestes. Extendindose poco a. poco es t G fenmeno a toda l a masa de vapo res que hn. ba en la atmsfera, comenzaron a cubrir la tierra gran r!.es cantidades de agu~ que eran cada vez rris considerables, y co

PAGE 36

28 LA BIBLIA AL DSNUDO mo la vaporizacin de todo lquido produ ce un notaole desprendi miento de ~lectricidad, result necesariamente de aqu lla una ex traordinaria masa de fluido elctrico, de suerte que al fragoroso es tampido de lc,s truenos y al respb1d.or de los relmpagos, sostuvieron su prolongada lucha los elementos. t Cunto tiempo dur tan empeado combate entre el agua y el fue go~ No lo sabemos: lo nico que podemos decir es que ll eg un momen to en que el agua qued triunfan te y en que, despus de invndfr bas tas extensiones, acab por cubrir enteramente la superficie de la tie ra. Pero, e] Diofl de la Biblia dese cn oce todas esas cosas. Lo hace todo en un da, o en seis segn que sean leidos unos u otros Captulos del Gnesis y de s pu s se simta a descansar ... has ta que venga la Ciencia a ponerle la cartil1a en la mano para que aprenda} no ensee absurdos y tonteras. SEGUNDA En el Cap. II v. 7 se dice:-"Form pues el Seor Dios al hombre del lodo de la tien-a e inspirle en el rostro un soplo de vida, y qued hecho el hombre viviente con ahna" y en el versculo 22: "Y de la cos tilla aquella que haba sacado de Adam, form el Seor Dios una mu jer: la cual puso delante de Adam ". Luego si Dios necesit para que Adam fuera hombre viviente con alma insuflar en su rostro soplo de vida y ni antes ni despus del ver sculo 22 nos dice que Dios hicier D.. lo mismo con la mujer de Adam, Dios puso alma en ste ... pero dej sin alma a l a mujer. Por otra parte el versculo 19 del Cap. III dice que Dios dijo a Adam:---"Polvo eres y en polvo te convertirs". Pero como el ver sculo 7 del Cap. II nos dice que Dios form al primer hombre del lo do de la tierra, la frase que ha debido usar se ha debido ser "lodo eres y en lodo te convertirs'' TERCERA Lo del jardn plantado por el S 0or Dios (versculo 8) y en que co loc al hombre que ht1 ba formado para que lo cultivase y guardase (v. 15) nos parece demasiado jardn para un solo hombre. Si nos fijamos en que eRe jardn tena por uno de sus lmites los ros Tigris y Eufrates (v. 14) y si te nomos en cuenta que las fuentes de estos rios distan entre s unas cincuenta leguas, llegamos a la con clusin de que Adam ~ara guard ~:i r y conservar un jardn de tal ex tensin tena o hubif ,: ca tenido mejer dicho que sudar la gota gorda co mo decimos vulgarmente para cumplir con el encargo del Seor Dios. Tampoco nos parece muy serio el oficio de jardinero que ose pasaje

PAGE 37

JULIO GALVEZ OTERO 29 asigna a l Seor Dios. Y jardinero de un jardn tan ex t enso Si casi no l e quedaba tiempo ms que para cuidar de l as matas! CUARTA El procedimiento emp leado por el Seor Dios para formar l a mujor nos parece tambin poco digno de Descender al papel de mngnetizador, que eso es y no otra cosa e l "pro fundo sueo que hizo caer" sobro Adam, un acto de magnetizac in, para convertirse ms tarde (v. 21) en el ms hbil de, los cirujanos sa cndole a Adam una costilla, llen ~ndo de carne aquel vaco, son cosns aceptab les a la luz de la f pero que a la luz da la razn son imposi ble de aceptar. Y todo esto ejecutado por quien dijo: "Hgase la luz. Y la luz fu hecha. (Cap. 1 v 3) QUINTA H aba en e l paraso dos rbo le s superiores en importancia a todos los dems, segn e l versculo 9. E 1 rbo l de l a vida, que estaba en me dio d e l paraso y e l rbol de la ciencia del bi en y del mal, que no se di ce dnde estaba lo ca lizado sino simplemente que se hallaba all en el paraso. Los versculos 16 y 17 dicen as:-Dile tambin este p t recepto: Come del fruto de todos los rbolGs del paraso : ms del fruto del b o l de h, ciencia del bien y del mal no comas : porque en cualquier da quo comieras de l infaliblemente morirs. Luego Dios no probi.he a Adam que coma del otro rbol, del bo l de la vida que est en medio del P ara so. Vemo ,s en el versculo 22 que despus de hecha aqu ll a adverten cia a Adam es que forma a la muj er de la costi lla que le arranc a ste. Ms tardo, en e l Cap. III v. 1 d es pus de forma.da la mujer de la cost ill a del hombre entra e n juego la serpiente que inquiere de la com paera do Adam si sabe lo s moti ves por los cuales Dios les ha man dado que no corn..o['r; m de todos lo s rboles del paraso. La mujer le responde que e l motivo es solo u no: morirn el da que coman d su fruto. La serpiente entonces afirma de m anera categrica que nomo rirn aunque coman de l fnlto prohibido pnr e. l Seor Dios. Cae en tonces l a mujer en ]a tentacin, come del fruto, le d tambin a co mer a su compaero y acto seg11ido conocen el bi en y e l mal y echan de ver que estn desn udos por l o cua l se hacen unos delantales con h ojas de higuera para cubrir su desnudez. D espus viene la maldi cin del Seor Dios contra l a tierra, contra la serpiente, contra Adam y contra la mujer.

PAGE 38

30 LA BIBLIA AL DESNUDO Analicemos todo esto en la siguiente foi-ma: 1-Dio s dice a Adam que el dfa, que coma del fruto dol rbol de la ciencia dol bien, infaliblemente morir. ( Cnp. II v. 17) La serpiente dice qEe no morir, aunque coma de ese fruto. (Cap. III \T. 4.) Adam comi d e la fruta y no muri sino se eRcondi de la vista d e l Seor entre ]os rboles rld pasaso (Cap. Ill vs. 6 y 8.) Lue~;o 1:;. _. serpiente saba ms qne el Seor Dios. 1,u eg o el S0or Dios mjnti a Adam cuando le elijo que el da que comiera del fruto del rbol do la cic-ncia del hien y del mal infalible monte morira. 2-La maldicin que Dios lanz a contra la mujer por haber f sta. co mido y hech \J comer a su compac1 del fruto del rbol de la ciencia del bien y d e l mal, es injusta. Esa maldicin est concebida en los siguientes trminos:-' 'Dijo asimismo a 1~ mujer: Multiplicar tus dolores en tus preeces: con dolor parirs tus hijos y estars bajo la potestad de tu marido y el te dominar". Esa maldicin es inju s ta porq uc cuando Dios prohibi que se co miera del fruto del rbol de la ciencia del bien y del mal, la mujer no haba. sido formad a an de la cost illa del hombre. En efecto: la prohibicin de comer de ese fruto est consignada en el versculo 17 del Cap. II y despus de ella vemos que on el versculo 22 es cuan do se nos habla de haber sido formada la mujer. No fu hecha la pro hibicin, pued ms que a Adam, nico ser viviente en aqul momen to con alma. Luego esa maldicin es injusta por cua nto la mujer no haba. sido creada cuando la advertencia s e hizo, ni consta en el libro mencio nado que le fuera hecha despus do formada ni consta tampoco que Adam se la comunicara. 3-Encontramos cm todo este relato unn confirmacin exncta de que para la Biblia hay muchos di o:-sr:-s. En e] Cap. III v. 5 dice la ser piente a la mujer: "Sabe empern Dios que en 1 cualquier tiempo que comireis de l (del fruto del r hol) se abrirn vuestros ojos y se ris como dioses". Y el rnismo 8 2 or Dio:-s es qui.en Pe enr8r,Q'D <1e con firmarnos semejante afirmacin cuando en el Yerscu1o 22 dice: "Ved ah a Adam que se ha hecho uno de nosotros. conocedor del bien y del mal". 4--La Omnipre sencii:t dc~l Seor Dios ... de 1n Biblia queda m.uy mal parada con lo que se afirma en 0 l finp. TU vs. 8 y 9. Despus de ha ber comido la primer pareja clel fruto rnenci011:1.clo oyP Acbm que el Seor se paseaba en el paraso al airo ( tomando el fresco) despus de medio da, esto ~s, cuando hac e mR ca lor y entonces se escondie

PAGE 39

JULIO GALVEZ OTERO 31 ron en medio de los rboles del p aras o para que el Seor no los vie ra. Y como para la Biblia l a omnipresencia de Dios es una filta 1 Adam y su compaera consiguen su obj eto resguardados por unos ~imples rbol es, al extremo que Dios tiene que preguntar: tDnde ests, Adam 1 barbaridB.d 5-En ] a maldicin c0ntra l a Sff t r i cnte (vs 14 y 15) nos parnce que hace quedar Moiss muy m a l parac1o al Seor Dios. En efecto. Dio s h abl a con l a serpiente, di cin d ole : -''andars arrastrando so bre tu pecho y tierra comers t o dos los das de tu vida". Por su puesto que e l anima lito se ri d e eso, pues bien sa ba que dada su constitucin fisiolgica no poda an dar d e otra manc1a que sobre su pecho Y en lo que sc~ refiiere a comer tierra todos los das de su vida bi en sabemos que eso fu un juego de Dios; pues la serpien te no se alimenta de tierra. 6-En la maldicin contra la m njer (v. 16) hay estas palabras: '' con dolor parirs tus hijos'' i Pero es que dada la constituc in de l a mnjer puede s uc ede r de otra man e ra cuando no se usa un proce dirrento ane sts i co determinad o ? Alumbramie:.:ito no pued e; efec tuarse de una manera natural, sin los dolores correspond ientes. Ahor a bi en l a maldi ci n de Dio s contra la mujer no se ha cumpli do e n todos sus aspectos, pues en la actualidad bay clni~as en las cu a les sometidas la s muj e res a ciertos procedimientos que la cien cia ha inventado, no tiene dolore s de ninguna especie en el acto del alumbramiento. 7-En la maldicin contra Ada m hay cosa s por dems interesan t es y gnm dem ente curiosas (17-18 y 19). Por cuanto has escuchado la voz de tu mujer ... maldita sea la tierra por tu causa" Esto se llama p agar ju s tos por pecadores. to Qu culpa tena la tierra de que Adam comiera de una fruta para atraerse la m a ldicin divina 1 "Espinas y ab r ojos te produc ir dice el Seor a Adam-cosa que result complefamente inciert a desde entonces hasta nuestros da s. Cll;].ro que quien siembra vientos r ec oge tempesta.des pero el rg ricultor qu e i:l i. C mbra trigo o centeno arroz o patatas, n0 :recoge como producto de b tierra "espinas y abrojos" sino patatas, arroz, centeno y trigo "Comers de las yrbas de la tierra" le sigue di.ciendo. Cosa que tampoco se c umpli. El hombr e no se alimenta de yeibas. "Mediante el sudor de tu frente comers el pan". Lo vis1 Pri ... rnero cmers de la s verbas de L l tierra y seg uidamente que come r p;n. No di go que -~ste Dios d e l a Bibf t es de Jo ms original! Por otra p::i.rte, mediante el sudor el e quin ib~ a c omer A~am ~l pan de ca da da ? Mediant e el sudor de su muJed 1, No hubiera s1

PAGE 40

32 LA BIBLIA AL DESNUDO do digno! ;. Comerlo sin suda.do 1 Hubiera sido eso la institucin de la vagancia perptua por e l S'eor Dios. 8-El versculo 21 tambjn es poco reverento : ''Hizo tambin el Seor Dios a Adam y su mujer unas tnicas de pieles y los visti". Dios convertido en sastre y vis tiendo a Adam y a su mujer, des pus de haber pecado! buena ocupacin! No hay necesidad de hacer mayor nmero de comentarios a es tos pasajes bblicos. Por nuestr a parte no podemos creer que esa sea l a palabra dir ecta de Dios revelada a l os hombres. Tantas con tradicciones, tantas impotencias, tantos oficios indignos del Supre mo Hacedor y tanta ignorancia, no se l e pueden ocurrir .... sino a l annimo escritor del Gnesis que demuestra no t-:aber donde tiene o mejor dicho donde tuvo sn mano derecha.

PAGE 41

" LOS EVANGELIOS De las dos partes en que la Biblia est diviilida, la ms pequea pero al mismc, tiempo que tiene mayor importn..ncia para la cristian dad es la llamada NUEVO TESTAMENTO. Se afirma qu e los mf, importantes libros del Nuevo Testamento son los que corresponden a los Cuatro Evangelios. Estos libros se dice haber sido escritos por Mateo, Marcos, Lcas y Juan en la primera centuria de nuestra Era .. El evangelio de Mateo se dice fu escrito del ao 37 al 50. El Evangelio de Marcos y el df cas se dice. fu escrito del ao 56 al 63. El Evangelio de Juan, se dice fu escrito del ao 78 al 97. Los cur.tro Evangelios son los ms autorizados ese ritos conocidos con relacin a los ::i.suntos de que tratan. Constituyen la mejor pruebn, histrica ya que los hechos en ellos narrados, lo son por tes tigos presen
PAGE 42

34 LA BIBLIA AL DESNUDO Todos estos libros, se asegura, fueron escritos DESPUES que Ma teo escribi el que,lleva su nombre. Cerca de la mitad de ellos, se aseg71ra, fueron escritos DES PUES que Marcos y Lcas escribieron los suyos. Si esto es ~ierto, seguramente que en los libros de los Apstoles Pablo, Pedro y Juan escritos DESPUE8 de los de Mateo Marcos y Lcas ha1laremo s alguna pruaba de que cuando ellos escribieron existan los Evangelios Sinpticos y alg71na referen c ia a la obra de los Evangelistas se har por los Apstoles. De las catorce Epstolas atribudas a Pabh a toias se les asigna una fecha posterior a la en que Mareoiescribi su l~vangelio y a una porcin de ellas und, fecha posterior tambin a 1n ei1 que Marcos y Lcas escribieron los suyos. Pues bien, en las catorce Epstolas de Pablo NO HAY UNA SO LA PALABRA que demuAstre que los Evangelios de Mateo, Mar cos, Lucas y Juan existan cuando Pablo escribi. Las dos Epstolas de Pedro se afirma que fueron escritas des pus que Mateo, Marcos y Lcas. Pero en esas Epstolas no se en cuentra una palabra tampoco que haga mencin de ellos. Los cuatro libro1::1 de Juan. primero, segundo, tercero y Revela cin se afirma haber sido escritos tambin de~pui:; que los de Mateo, Marcos y Lcas. Pero en estos, como en los anteriores NO HAY UNA SOLA PALABRA QUE HAGA MENCION DE LOS MISMOS Los tres grandes Apstoles de la Cristiandad, pues, no conocieron la labor de Mateo, Marcos, Lcas y Juan o la conceptuaron de muy escaso valor, cuando en sus escritos guardan absoluto silencio respec to a la obra de los Evangelistas testigos presenciales de todos los hechos que narran. lo No es todo esto muy curioso 1 Desp-qs de los Apst.ol&s eRcribieron Clemente de Roma, Ignacio y Policarpio. Clemente escribi casi al finalizar la primera centuria de nuestra Era. Hay dos Epstolas que se atrib~yen a pero es cu rioso que tampoco menciona eu ninguno de sus trabajos a los Evan g elistas. No hay prueba alguna de que conociera la existencia.de los Cuatro Evangelios. De Ignacio se afirma que sufri el martirologio hacia el ao ] 16. Hay quince Epstolas que llevan su nombre, pero muy pocas de ellas son tenidas por genuinas. Pero lo curioso es que ni en las que se ase gura ser genuinas ni en las que s 0 tienen por apcrifas, se menciona para nada la existencia de los Cn ~ tro Evangelio.s. Ignacio LOS IG NORA TAMBIEN. No hay ninguna evidencia de que conociera la labor de los Evangelistas y eso que oR hafmo1:1 ya e11 el ao 1.16 de nuestra Era.

PAGE 43

JULIO GALVEZ OTERO 35 Policarpio, Obis~? de Smirma, del cual se afirma que fu pompa ncro de muno a. ;anzada edad, hacia el 8;:o 167. Su Epsto la a los ] 1hpenses todavia se conserva; pero en sus trabajos no men ciona tampoco a los Evangelistas. No hay evidencia que los libros atribuidos a Mateo, Marcos Lcas y Juan estuvieran escritos en aquella poca. Y lo mismo pasa con los escritos en Hermas v de Bern.-:i_b. Tam bin como los dems, ignoran la existencia de los Cuatro Evange lios, de los cuales no hacen ninguna mencin en sus trabajos t No es todo esto muy curioso 1 Pues es an mucho ms curioso lo que sigue y que tomamos de di versos autores. De la Epstola atribuda a Bernab no se puede inducir ni an que haya. leido ninguna parte del llamado Nu0Yo Testam(~nto. De la llamada genuina Epstola de Clemente de Roma se puede in ferir que haba leido h Primera Epstola de Pablo a los Corintios. D e la s Epstolas de Ignacio se infiere que haba ledo la l~pstola de Pablo a los Efesios. De la Epstola de Policarpio a los Filipenses se infiere que pare c e tener conocimiento de la Epstola de Pablo a los Filipenses y co pia un pasaje que est en la primera Epstola a los Corintios y otro el e la Epstola a los Efesios. 1o No os curioso que estos Padres Apostlicos se refieran a escritos el e lo s Apstoles y no mencionen para nada los Cuatro EY:1-ngelios que fueron escritos con mucha anterioridad, segn se afirma 1 Clemente de Roma, Ignacio y Policarpio se refieren todos a las Epistolas de Pablo, demostrando con ello que realmente existan cuan do ellos escribieron y que estaban familiarizados con ellas. Pero nunca hac
PAGE 44

36 LA BIBLIA AL DESNUDO Mrtir. Vivi y e&cribi a mediados de la segunda centuria de nuestra Era. Son muy numerosos s us escritos, dedicados precisa mente a probar tanto a los Judos como a los Gentiles nada menos que la divinidad de Jesucristo y .el o ri ge n divino tambin del Cris tianismo. Si un escritor cristiano tratara l.e demostrnr hoy esas dos manifestacjonm, adnde ira a coger ma un ver sculo de Juan. Pero esto sucede en el ao 1 80 de nuestrn Era. De s pus de TGfilo viene Ireneo que escribi hacia el ao 190 de nuestra Era que es el primer esc ri tor que menciona en su totalidad l <:uri. tro Evangelios.

PAGE 45

JULIO GALVEZ OTERO 37 Por lo tanto, teniendo en cuenta que en los trabajos de los escri tores crisr.nos deopus del ao 180 se hacen miles de citas con re ferencia a los Cuat:i:o Evangelios mientrns que los trabajos de los escritores cristianos con anterioridad al ao 170 no contienen nin guna cita de los Cuatro Evangelios y que ni siquiera los mencionan nos parece que bien se puede afirmar que dichos libros fueron escri/ tos del 170 al 180 de nuestra Era y n en la fecha que se les ha asig nado. Se nos oculTe ahora una pregunta final: por qu los Cuatro Evangelior.. no dicen Evangelio da Mateo; Evangelio de Marcos: Evangelio de Lcas; Evangelio de Juan, sino que, por el contrario todos dicen EvangGlio segn Mateo, o segn Lcas o segn Juan? Ciertamento que no deb~ haber demasiada seguridad cuando de tal manera se les encabeza. Por otrn parte, qutese los E vangelios el encabezamiento a que hacemos referencia y no hay una sola palabra. en el texto de ningu no de ellos que demuestre la paternidad del autor que le ha sido asignado. Y decimos "del autor que se les ha asignado" porque San Criss to~ nos asegura en sus Homilas I que los autores no pusieron sus nombres a la cabeza de sus respectivos trabajos sino que tal cosa fu hecha por la Iglesia algn tiempo despus. Los cristianos Cieen que el Evangelio segn Mateo, fu escrito en liebreo. Mas he aqu que el Mateo del Evangelio escribi en grie go. Algunos autores para coordinar esta disparidad afirman que Mateo lo escribi primeramente en hebreo y que despus lo tradujo al griego. Pero hay una gran dificultad para aceptar tal aseveracin. Las citas que Mateo hace del Antiguo Testamento y son muchas: estn tomadas no de la versin hebrea sino de la versin griega. Esto prueba que fu escrito en griego yno en hebreo. Pasemos por alto esta cuestin para ocuparnos de otra m:is im portante, a s .o, ber. Que Muteo no fu quien escribi el Evangelio que lleva su nombre, o que fu un mal narrador de los sucesos que l vi. PRUEBA:-Evangelio segn Mateo, Captulo XXIII versculo 35 .-Para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desdela sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacaras, hijo de Barachas, al cual rnatsteis entre el tero plo y el altar. Las consecuencias a que conduce esa manifestadn son las siguien tes:

PAGE 46

38 LA BIBLIA AL DESNUD Primera :-Zacaras, hijo de B arachas, fu muerto en el templo hacia el 2 o 69 despus de Jesucristo. Por lo tanto Mateo pone en labios de J e s palabras referentes tt un hecho que ocurri cuarenta aos (40) despus de Jess haber muerto. Segunda:-Se afirma, segn hemos visto que Mat e -o e scribi s u Evangelio entre los aos 37 al DO. Y relata ese hecho ocun-ido cerca del ao 69 (1) Luego se refierei a un hecho que ocun-i de v e inte a treinta aos despus d e la fecha en qn 2 se dice haber si d o ebcrito su Evangelio Lue g o e se prrafo resulta una int e rpolacin o .Mateo no fu quien e scribi el Evangelio que lleva su nombre. Se quiere todava una prueba ms1 V ase en el mi s mo Evangelio d e Mateo, Captulo XVI versculo 18 y 19 lo que dice:-"T eres Pedro J sobre esta roca edificar mi igle s ia y las puertas del infierno no prevalece1 n contra ella. Y a t dar la llave del reino de los cielos: todo lo que ligares en la tierra se r ligado en los cielos: todo lo que desatares en la tierra ser desata do en los cielos'' Este pasaje est escrito, indud::..blemente, ul principio del estable cimiento de la jerarqua Oatlic tl Romana ccn el objeto de propen der al reconocimiento de la Iglesia de Roma (fundada por Pedro se g n la traJicin no por Jess) corno la Iglesia de Cristo. Con referencia al Evangelio s e gn Marcos, no se sabe con cer teza si fu escrito en Asia, en A frica o en Europa. Alg1rno s escritor e s nfirrn a n que fu es crito en Antioqua pero Cri s stomo afirma que se escribi e 11 Alejandra, mientras que Irene o dice que fu en Roma. Si fu escrito en Roma indudablemente que lo fu en latn; y si nos fijamos en que este Evangeli<' contiene muchas palabras latinas, casi podremo s estar con formes con la opinin de Irenilo. Una prueba de estas numerosas palabras latinas que en l abun dan la encontramos en el Captulo V versculo 9 ''Y le pregunt, mo te llamas? Y respondi diciendo, me llamo legin porque somos muchos''. La palabra Legin es eminentemente latina. Ahora bien, surge una nueva dificultad. En Galilea y el Pireo el pueblo no hablaba ni latn ni griego, sino b J breo o un dialecto de rste. Por consiguien te la palabra Legin resultaba perfectamente incomprensi~le para los disci'.pulos de Jess a s como para la inmensa mayora de los ha bitantes de dichas regiones. ( 1) Este hecho, segn Josefo ocurri poco tiempf> antes de la destruccin de Jerusalem

PAGE 47

J U LIO GALVEZ OTERO 39 Si fu e 8 s e; rito en latn pues, el Evangelio escrito en griego de uu es t rn M,u cos a s i corno el de M a teo, son libros apcrifos, o sim plem e nt e tr a duccioues que nadie puede garantizar en cuanto a su au t e nti c id a d y r:o rreccin s 2 r e fiere. Y lo mi s mo que ocurre con .Mateo y Marcos, puede afirmarse de Lca s Nad a se s abe, en concreto que pueda garantizar su autentici dad. En cuanto a l : H}vangelio d e Juan no nos d tampoco ninguna prue ba de autenti c idad. El Apstol Juan naci en Beth s aida y Juan dice que Bethsaida es taba e n Galil e a. Pero esto no es cierto. Bethsaida no era de Galilea sino del Pireo. De manera que Juan, por ignorar, ignora hasta a qu regin pertenece su propia ciudad natal. Juan afirma en el Cap. III v. 23 que Enon est cerca de Saim y en el Cap. IV v. 5 habla de una ciudad de Samaria cerca de Si char pasajes que solo pueden haber sido escritos por quien desconoz ca casi en absoluto la Geografa d e Palestina. Lo s Evangelios llamados Sinpticos, manifiestan que Jess cele br la Pascua con sus discfpulo s y que fu crucificado el da si guiente. Juan afirma que fu el da antes y que ,Jess no tom parte e n la comida de Pscuas. De ah se deriv la gran controversia del segundo siglo de nuestra Era. Lo s curioso del caso es qu 8 Ireneo afirma que Juan observa ba la fiesta de la Pascua. Vase CONTRA LOS HERESIARCAS ID 3. Pero no pudo Aniceton persuadir a Policarpio de que no la guardara porque l siempre la haba celebrado con Juan, el discpu lo del Seor". Luego si Juan atestigua un he c ho que en su Evangelio niega, es te Juan no puede ser el Juan del Evangelio que lleva su nombre.

PAGE 49

CRISHNA Y JESUCRISTO i Quin copi a quin T Cuando se profundiza en el estudio de las religiones de la anti gedad se hallan ideas y conceptos tan similares a los conceptos e ideas emitidos despus por los grandes reformadores qlie es fuer za fijarse en ellos y hacer las deducciones pertinentes. Ejemplo vivo de ello lo tenemos en CRISRNA Y CRIS'f. Crishna existi algunos miles de aos. antes de Jesucristo. Por consiguiente los hechos que se atribuyen a Crishna no pue den haber sido copiados de los que se atribuyen a Jesucristo. Por el contrario, es ms fcil aceptar que los hechos del segundo puedan ser copia de los uechos atribuidos al primero. Supongamos que Vctor Rugo dijo:-'' La reduccin del infinito a un solo ser y la dilatacin de ese ser al infinito, eso es amor" Y sigamos suponiendo que ese mismo pensamiento lo lanza hoy como suyo un escritor a quien llamaremos Gonzlez. iPodremos decir que Vctor Rugo copi a Gonzlez o no habremos de decir, por el contrario, que es Gonzlez quien ha copiado a Vctor HugoT Siguiendo pues la misma lgica en la argumentacin compar~mos a Crishna y a Jess. -1CRISRNA nace de la virgen D evaganuy, elegida por Dios para que en ella encarnara el Salvador. Jess, nace de la. mujer virgen Mara, virgen antes, en y despus del parto, elegida. por Dios para que en ella encarnara el Salvador (Vase Evangelio segn Mateo Captulo 1 versculos del 18 al 25). -2DEVAGANUY, madre de Crishna, es bendecida por un coro de ngeles a causa de haber sido elegida para que el Salvador encar nase en ella. MARIA, madre de Jess, es saludada por el ngel del Seor que le dice:-''Bendita eres entre todas las mujeres"-Vase Evange lio segn Lcas Cap. 1 versculos del 28 al 30. -3CRISHNA.-Su nacimiento es a~unciado por una estrella.

PAGE 50

42 LA BIBLIA AL DESNUDO JESUS.-Absolufa: t mente lo mi sm o. V a s e Eva nge lio se gn Ma teo Cap. 11 versculo 2. Esa es 1 a estrella q u e g ua a los Magos. -4CRISRNA.-A su nacimiento lo s cuatro puntos cardinales del glo bo se sintieron henchidos de gozo y alegra y los ngeles del cielo entonaron himnos de alabanza, JESUS.-Vase lo que dice Mateo en el Cap. II versculo 2. Es absolutamente lo mismo. Los ge les decan:"Gloria a Dios en las alturas 1 paz en la tiena a los hombres de buena voluntad". -5CRISHNA.-En el momento d e su nacimiento, la prisin en que se hallaba su madre se ilumin e s pl ndidamente y los contornos de sus padres parecan irradiar ray0 s de luz. JESUS.-Vase lo que dice el Evang e lio s egn Lcas en el Cap. II versculo 9; Es lo mismo con la nica diferencia de que los que ro deaban a Jess cogieron miedo al resplandor q"Q,e Dios les enviaba. -6-CRISHN~-'l. fu adorado y velado por los pastores. ,JESUS.-No nos dice lo mismo el Evangelio de Lcas en el Cap II versculos del 8 al 101 De aqu la llamada '' Adoracin de los Pas tores'' -7CRISHNA.-Le fueron conferidos dones divinos y se le hicieron valiosos presentes como tambin perfum es y madera de sndalo JESUS. -Lase el Cap. 11 del Evang e lio segn Mateo y se con vencer quien tal haga de que es la misma historia. Solo que en lu gar de sndalo le ofrecen a Jess incienso y mirra. -8CRISHNA.-Poco tiempo despus de su nacimiento el sagrado profeta Nard oye hn.blar de su fama, lo visita en Gokul, reconoce la estrella que lo anuncia y le rinde homenaje como de procedencia celestial. JESUS.-Lo mismo que dice el Evangelio segn Mateo en el Cap. II versculo 2 con la nica diferencia de que a Jess son los Ma gos quienes guiados por la estrella vienen a adorarle. -9. CRISB.NA.-Naci cuando sulpadre de crianza estaba ausente de su hogar habiendo ido a la ciudad a pagar su tributo al rey.

PAGE 51

JULIO GALVEZ OTERO JESlI8 1 naci cuando sn padre de crianza, Jos iba a pagar tri buto a Augusto cumpliendo la orc1Gn de empadronamiento que el sar haba ordenado, segn cuenta el Evangelio seon Lcas en el Cap. 11 desde el versculo 1 al 17. -10CRISTINA., no obstante haber nacido en la condicin ms hu milde y pobre era de descendencia real. JESUS, id. id. id. id. id. segn las genealogas que de l hacen los E-vangelios segn Mateo y Lcas, a lo s cuales remito al lector -110RISHN A. --Su padre es avisado por una vo1, del cielo para que huya con su hijo, por
PAGE 52

44 LA BIBLIA AL DESNUDO tos y perfumes y con ellos hace ciertos signos Crishna derramndole el resto en la cabeza. JESUS. -Segn el Evangelio segn Mateo, los 6 y 7 una mujer hace lo mismo con J css leproso. -16-;. sobre la. cabe~a de Cap. XXVI verscu en casa de Simn el CRISHNA, es atravesado por una flecha en sus ltimos mo mentos. JESUS fu atravesado con una lanza en sus ltimos momentos. -17CRISHNA.-Dice a Augada, despus de sentirse herido por la flecha que le causara le muerte: "V, por mi perdn;al cielo, la m0rada de los buenos'' JESUS.-La misma frase, en su sentido ntimo, nos cuenta el Evangelio segn Lcas en el Cap XXIII versculo 43 cuando J ss crucificado ya habla al buen ladrn prometindole que aqul da estara con l en el Paraso. -18CRISHNA, rf'sucit da entre los muertos. JESUS resucit de entre los muertos. -19CRISHN.A, ascendi al cielo en cuerpo y alma y su asce11 sin la presenciaron numerosos testigos. JESUS, ascendi al cielo en cuerpo y alma y su ascencin fu pre senciada por numerosos testigos -20-CRISHNA deba volver a. la tien-a en los ltimos das de sta. (El Juicio Final) apareciendo como un guerrero arma.do montado sobre caballo blanco. JESUS.-Con la sola diferencia de lo del caballo es lo mismo que se cuenta en la Primera Epstola a los Tesalonicenses en el Cap. IV versculos del 9 al 1.1 -21CRISHNA, ser el Supremo Juez de vivos y muertos en el ltimo da. JESUS.Lo mismo que se dice en la Epstola a los Romanos Cap. XIV versculo 10 y en el Evangelio seg{m Mateo Cap. XXIV versculo 31.

PAGE 53

JULIO GALVEZ OTERO 45 -22CRISHN A, es el creador de to das las cosas visibles e invisibles. El Universo fu hecho por l. .JESUS. Dice .Juan, Cap. VIII versculo 6:-Todas las cosas por ste fueron hechas; y sin l nada de lo que es hecho fu hecho". D i c e la Primera Epstola a los Corintios :-"Para nosotros, empe ro, hay un solo Dios, el Padre r del cual son todas las cosas y noso,tros por l". V ase tambi n la Epstola a los Efesios, Cap. III versculo 6 -23CRISHN A es el Alfa y la. Omega. En el A tharva se lee:. !I Pues El es el infinito pues es el poder, pues es la sabidura, pues es la belle za 1 pues est todo en todo". Y ms luego:-"El infinito y el espa cio solo pueden abarcar el espacio y el infinito; Dios solo puede abar car a Dios'' .JESUS.-Dice Juan en la Revelacin Cap. 1 versculo 8 "Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, dice el Seor, que es y que era, y que ha de venir, el Todopoderoso''. En el mismo libro y Cap. versculo II:-''Que deca: Yo soy el Alpha y la Omega el primero y el postrero". En el mismo libro, Cap. XXII versculo 13 :-"Yo soy el Alpha y la Omega el principio y el fin, el primero y el postrero". -24CRISHNA, mientras estuvo en la tierra combati el espritu del mal constantemente Se expuso a grandes peligros en su propagan da. Hizo numerosos milagros, resucitando muertos, sanando enfer mos, dando el habla a los mudos oido a los sordos, vista a los gos. Estuvo siempre al lado de los humildes y frente a los podero sos. Las muchedumbres lo saguan y lo adoraban como Dios. ,JESUS.-tNo es esto exactamente igual a lo que nos dice el Nue vo Testamento T -25-0RISHNA, tiene un discpulo muy amado, el predilecto, Arjuna. JE SUS, tiene un discpulo muy amado el predilecto Juan. -26CRISHNA se transfigura ante sus discpulos. Veamos como: "Un da que el tirano de Madura haba enviado una armada nume ; '"'sa contra Crishna y sus discpulos, estos, presos de terror ,quisie ron librarse por medio de la fuga del peligro que les amenaza,ba. ''La f de Arjuna, pareca vacilante Crishna que oraba a algu nos pasos de all, habiendo odo sus quejas, avanz entre ellos y les

PAGE 54

46 LA BIBLIA AL DESNUDO --------'--------------------dijo:'' Por qu este miedo insensato se apodera de vuestros rtus? Ignoris, pues, quin es el que est con vosotros?'' ''Y, entonces, abandonando la fol'ma. mortal, ~ 1 pareci ante sus ojos, con todo el esplendor de su divina majestad y la frente rodea da de tanta luz que Arjuna y sus compaeros no podan mirarla arrojndose de cara al suelo y rogando al Seor que les perdonase su indigna debilidad. '"Y habiendo Crishna recobrado su primera forma les dijo No tenis pues, f en m? Sabed que ya est con vosotros o aleja do, estar siempre con vosotros para protegeros''. "Y estos creyndole por lo que haban visto le prometieron no du dar en lo adelante de su poder y le llamaron Iezeus, es decir, salido de la esencia pura divjna,. (El Babaveda--Gib.) JESUS. -Tambin se transfigura ante sus disc:pnlos. Dice el Evangelio segm Mateo, Cap. X V II Yer s foulos 1 al 6:-''Y despus de seis das, Jess toma a Pedro y a Santiago y a Juan y a su herma no y los saca aparte a un monte alto Y se transfigura delante de ellos; y resplandeci su rostro como el sol y sus vestidos brillantes como la luz Y, he aqu, les aparecieron Moiss y Elas hablando con l Y respondiendo Pedro dijo a Jess: Seor bien es que nos quedemos aqu: si quieres hagamos aqu tres cabaas; para t una, y para Moiss otra, y para Elas otra. Estando an hablando l, he aquL una nube de luz les cubri, y h aqu una luz de la nube. que dijo: Este es mi hijo amado en el cual tomo contentamiento: a l oid "Y oyendo los discpulos, cayeron sobre sus rostros y temieron e,n gran manera". -27CRISHNA fu el ms humilde y paciente de lo s mortales segn sus bigrafos. Sus predicaciones eran rea lm ente nobles y sublimes. Casto y puro en toda la expresin de ambos conceptos y como una leccin ies d los discpulf:: y a limpiarlos con la toalla con que estaba ceido'' iN o es. pues, el llamado Lavatorio copia de lo que haca Crishna tres mil qujnientos aos aproximadamente antes ele Jesucristo7 -28CRISHNA, es la segunda persona de la Trinidad en forma hu mana. JESUS, es la segunda persona ele la Trinidad en forma humana.

PAGE 55

JULIO GALVEZ OTERO 47 -29CRISHNA, recomendaba que aquel que quisiera buscar a Dios por medio de l a oracin se retirase a un sitio solitario y all( abstra yndose de todo elevase su corazn y pensamiento solo a Dios .TESUS, recomendaba lo mismo. Dice el Evangelio segn Mateo, Cap V[ versculo 6:-"Mas t, cuando orares, entra en tu cmara, y cerrada tu puerta ora a tu Padre que est en lo escondido; y tupa dre que est en lo escondido t~ r 8co mpensar en pblico". -30. CRISHNA dijo:-''Cualquier cosa que hagis o que comis o que dis a los pobres, o que ofrezcis en sacrificio hacedlo a mi mayor gloria, Oh Arjuna". JESUS. -Lo mismo dice Pablo en la Primera Epstola a los Co rintios, CHp. X versculo 31:-''Si pues comis o si bebis, o ha cis otra cosa, hacedlo todo a gloria de Dios". -31CRISHNA dijo:-"Yo soy la causa de todo el Universo; por m na cen y mueren los mundos; por m estn todas las cosas en l sus perdidas como perlas en un collar" .JESUS.-Eso es lo mismo que dice .Juan en e l Cap. I versculo B : ''Todas las cosas poi ste f u eron hech as y sin l nada de lo que es hecho fu hecho'' -32CRISHNA dijo:-''Soy la luz del sol y de la luna y alejo la oscuri dad Soy la brillantez en la llama, lo radiante en tode, lo que irradia claridad,la luz de las luces''. .JESUS.-.Tuan nos dice lo mi smo con referencia a Jess en el Ca ptulo VIII versculo 12 :-"Y h ablies Jess otra vez diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andar en tinieblas, ms ten dr la luz de la vi.da". -33CRISHNA dice a su predilecto Arjuna:-''Muchos son los naci mientos Que he pasado, muchos me quedan todava Oh Arjuna Yo lo'-! conozco todos, pero t no los co noces '' ,IBSUS. Dice Juan en el Cap. VIII Yersculo 14:-''Respondi ,Jes s y les dijo: Aunque yo doy testimonio de m mismo;,mi testimo nio es verdadero; porque s de dnde he venido y donde voy, ms vo sotros no sabis de donde vengo ni donde voy. i En sntesis no es lo mismo1

PAGE 56

48 LA BIBLIA AL DESNUDO -34-CRISHN A dijo:-'' Para restablecer el sentimiento de justicia yo nazco de tiempo en tiempo" JESUS. -Veamos lo que dice Juan en e l Cap XVII ve r sc ulo 37: "Djole entonces Pilato: Luego rey eres t? Respondi Jess T di ces que yo soy rey Yo para esto he nacido : para esto he venido al mun dQ: para dar testimonio de la verdad. Todo aqul que es la de verdad oye mi voz'' Y e l mi::,1110 Juan dice en el Cap. III versculo 3:-''Respondi Je ss y le dijo: De cierto, de cierto te digo que el que no nacien, otra vez no puede ver el reino de Dios'' El concepto de reencarnacin d o l os espiritistas, no es el mismo en ambos? -35Nos parece despus del trabajo realizado que hemos aportado al gunas pruebas con referencia al t ema que tratamos. Uonste, sin em bargo que no hemos hecho uso sino de algm1as de las muchas paro dias que podramos utilizar si la e xtensin (k nuestra obra fuera ma yor-. Parcenos, por otra parte, que con las que dejamos apuntadas tendr material suficiente el lect or para hacer por su cuenta las con sideraciones que estime pertinent es Si se quiere Ahondar mis en es ta cuestin, le rec 8 mend:1mos las si guientes obrns de las cuales h e mo s tomado la mo.yor parte de Jos da tos que dej amos expuestos; Hind nismo, de Willi R, ms; Mitologa Aria, de Edward Dam s : Historia del Indo stn, por Maurice; Vishn Pu rana; Religiones Oriental es, por S amue l Johnson; Antiguas 'r8encias, de Inman; Progreso de ] a 0 : Religion es por Dupuys; Anacahpsis de Higgins; B ag avad Gita; Antigec.l .'.' d es Indias por Maurice; La Bi blia en la India, por J acolliot.

PAGE 57

CURIOSIDADES DE LA BIBLIA "Y dijo Dios: sea la luz; y la luz fu". -Gnesis, Cap. I v. :3 '' Y llam a la luz da y a las tinieblas noche y fu la tarde y lama ana un da" -Gnesis Cap. 1 verscu lo 5. '' Y hizo Dios lo-s dos luminares grandes: el luminar grande para que seorease en el da y el luminar pequeo para que seorease en la noche; y las estrellas' "Y fu la tarde y la maana el da cuarto -G nesis Cap 1 ver scu lo s 16 y 19. Es cuestin generalmente admitida que la causa s iempre debe pre ceder al efecto. Esto en todos los rdenes de l a ciencia y de la filoso fa. Ms para la Biblia, ~ uyos autores parece q u e quisieron hacer..: lo todo nl revs, o l EFECTO es antes que l a CAUSA Si nos fijamos detenidamente en l o anteriormente transcrito po dremos observar con facilidad que luz y tinieblas, maana y tal'de, da y noche EXISTEN ANTES DE HABER SIDO CREADO EL SOL. La luz fu creada tre-3 das antoe que e l so l para los autore s de l a Biblia. Esta nos ensea tambin que l a tierra es ms vieja que e l so l, mientras que l a ciencia nos demue s tra todo l o contrario En l a Creaci d a l Uriiverso bblico Dios emp l e seis das. De es tos c91Tesponden crno/rmra l a creacin del sol, la tierra, l a lun a En cambio para crear los rnnumerables mundos que se hallan fuera de nuestro sistema planetario E:~1PLEO SOLAMENTE UN DIA. De acnErdo con l a Biblia l a estre ll a ms antigua tendra a lo su mo seis mil aos En cambio b ciencia nos dice que hay estre ll as cu yo rayo lumnico para ll egar hasta l a tierra tarda DOS 1HL.LONES de aos La Biblia Pnsea la toorfa geocPntrica es decir l a que afirmaba que e l sol daba vueltas alrededor ele In Tierra. La cienc i a ensea l a teo ra heliocntrica, esto es l a de q u e e l so l penmui.ece fijo siendo la Tie rra. la que d vueltas eolr e su eje. Solamente as se exp li can l s sig u ientes pasajes: "Josu Cap X versculos 12 y 13-(Batalla contra los Amorreos) -Josu dijo en presencia del pueblo; Sol prate sobre Gaban y t

PAGE 58

50 LA BIBLIA AL DESNUDO Luna, no avances sobre el valle de Axalon El sol pues se detuvo y la luna qued inmdvil hasta que Israel se veng de sus enemigos". "Isaas, Cap XXXVIII versculo 8-Har que la sombra del sol que ha descendido diez grados en e l cuadrante de Achaz, vuelva diez gTados atrs Y el sol subi los diE-z grados que haba descendido". A este respecto dice un reputado a utor: "LA LUZ-La fsica moderna descansa en la teora del ter, teo ra fundada sobre una base inquebrantable a saber las matemticas. "El ter es un fluido imponderable que llena el Universo; sus on dulaciones son las nicas que pueden producir el fenmeno conQci do bajo el nombre de Luz. Pero para que haya luz son indispensables dos condiciones simultneas: '' Primero :-Es preciso que un ojo reciba las ondulaciones etreas. ''Segundo:-Es preciso que en Ja duracin de un segundo hieran la retina quinientos trillones de ondulaciones por lo menoc; y ocho.. cientos trillones a lo sumo "Si el'nmero de las ondulac10neis etreas est por debajo rle 500 trillones por segundo o pasa de 8 00 trillones en la misma unidad de tiempo, el ojo no percibe luz alguna y la obscuridad reina en torno suyo. "De ah resulta que la luz es fenmeno puramente fisiolgico De una parte, all donde el ter no tiene por lo menos 500 trillones de ondulaciones por segundo y de otra, all donde simultneamente no se encuentra un nervio ptico que reciba esos trillones de ondulacio nes, el fenmeno luminoso no puede producirse: es pu~s, el resultado de la vibracin de un nervio no especial en condiciones estrictamente definidas; en resumen: la luz no es una cosa real. que exista indepen dientemente del ter y del ojo, es pura y simplemente una sensa,.. cin .. "NO EXISTE PUES LA LUZ EN LA NATURALEZA; lo que en la Naturaleza existe son ondulaciones etreas nada ms. EL DIA Y LA NOCHE .-El sol es un cuerpo incandescente cuya temperatura est bastante elevada para imprimir al ter ondulacio nes que llegan, por lo menos, a 500 trillones por segundo. '' Aurora y crepsculo -Como la Tierra es redonda, se sigue que el Sol ilumina con sus rayos ]as capas superiores de la atmsfera mu cho antes de asomar en el horizonte; la luz reflejada por las capas superiores es el crepsculo de la maana a lo que denominamos al borada o aurora. "Cuando el sol se oculta, es decir cuando desciende por debajo del horizonte, sus rayos iluminan ta m bin durante un cierto espacio de tiempo las elevadas capas de la atmsfera; la luz reflejada por esas capas elevadas es lo que llamamos crepsculo de la tarde.

PAGE 59

JULIO GALVEZ OTERO 51 "EL DIA -El da lo constituye la presencia del Sol en el horizonte Oon frecuencia, en nuestros hmedos climas una cortina de nu bes o de brama intercepta la vista, del disco solar; pero del otro lado de esa pantalla el Sol se halla presente. '' LA NOCHE -La noche es la ausencia del Sol en nuestro hori zonte cuando los fonmeno,s de la refraccin y de la reflexin termi nan completamente. Adems ~ como la refraccin no hace ms que prolongar por decirlo as, al ojo humano la presencia del Sol en el horizonte e::;to no cambja en nada la definicin de la noche. En resumen la palabra luz significa que nuestros ojos reciben on dulaciones etreas producidas por el Sol incandescente. "Las palabras aurora y crepsculo significan que_ el Sol est ximo a aparecer en el horizonte o que acaba de desaparecer del mis mo. "De ah resulta que en todos estos fenmenos no hay seis cuerpos que existan rr ;:..]mente. sino uno solo, a saber el Sol que hace ondu lar el ter. "La lm: > el dh y la noche, no existen, pues, en la Naturaleza, no son ms que palabras con las cuales traducimos las sensaciones que experimenta en condiciones definidas nuestro cerebro mediante un nervio especial, la retina, segn que un cuerpo real, a saber, el Sol, es t presente o ausente de nuestro horizonte "Para la Biblia la luz o da es una co sa realmente existente y la noche tambin; uno y otra concretos. teniendo cada cual su indivi dualidad y pudiendo por lo tanto residir en dos lugares definidos y en moradas distintas "No solo el da es un ser real, sino que fu creado TRES DIAS AN'rES QUE EL SOL. En cuanto a la noche exista en el princi pio antes de toda creacin '' Aunque dice l a Biblia que el da es el nombre que Dio s di a la luz es evidente que al lado de la luz-da Dios cre tres das des pus otra luz, a saber, la luz-sol puesto que el texto dice fonnalmen te que el Sol es un cuerpo luminoso destinado a separar el da de la noche. '' Esta distincin que tergiversa de un modo tan extrao las nocio nes fsicas que ho y tenemos est fundada en la idea que tena la Biblia de la naturaleza del Sol, de una. parte y de otra sobre los dos crepscu l os de los cuales uno preceda a la salida del Sol y el otro persista despus de o c ulto ste astro. "En efecto; como la Tierra es redonda 1 los rayos del Sol, antes de salir el astro, iluminan primero l as capas ms elevadas de la at msfera: luego a med~da que el Sol se aproxima al horizonte, la !u..z desciende de capa en capa, hasta que al fin el Sol aparece; durante

PAGE 60

52 LA BIBLIA AL DESNUDO todo el espacio de este crepsculo de la maana los ojos humanos ven la luz del da antes de ver el sol. "Inversamente despu s que el Sol se oculta siempre en virtud de la redondez de la Tierra los ra yos abandonan sucesivamente de abajo a arriba las capas atmosfricas hasta que las ms elevadas se colocan fuera de la direccin de l os rayo.s solares; durante todo el espacio del crepsbulo de la tarde ) los ojos humanos ven la luz del da despus de haber visto al S ol ocultarse. '' Ahora bien, razonamiento debieron hacerse los hombres del siglo V antes de Jesucristo que no conocan la naturaleza de los cuerpos celestes ni la redondez de la Tierr a ni la naturaleza de la atmsfera ni las leyes fsicas de la reflexin y de la refraccin? "Debieron naturalmente decirse:-Puesto que el da luce antes que el Sol aparezca y luce tambin despus de que el Sol ha desapareci do es que la luz del da es independiente de la luz del Sol; es otra cosa; hay pues dos luces, a saber: la del da y la del Sol. "Desde el momento en que las apariencias eran los nicos guas de los antiguos semitas era imposible razonar de otro modo. "Otro fenmeno les confirm en su deduccin: cuando los Yapores acuosos () brumas de las elevadas regiones atrnosf ricas. ocultaron el Sol a sus ojos, el da no dej de lucir por eso Hoy sabemo-s que esta luz gris del da es debida a la difusin de los rayos solares rea lizada por los vapores pero los antiguos semitas no cono~teron ni laspropiedades pticas del vapor acuoso ni el fenmeno de la difu sin. ''Ellos decan:-La luz del Sol se extingue con la bruma, y, no obstante. el da sigue luciendo luego J a luz del da es distinta de la luz del Sol (Por este ejemplo se v cun fcilmente se explica ran los errores bblicos aceptando la Biblia como obra exclusiva mente humana; en cambio esos errores son inexplicables si la Biblia es obra de la Cienci8'., Soberana es decir : de Dios).

PAGE 61

COSMOGONIA Otra d1\ las curiosidad,.,.:; que so pueden encontrar en h: Biblia consiste en 1a CosmogmJ a que nos presenta. La Cosmogona del Girnsis es doble. Hay do-s versiones distiutas con refere-ncia a la Creacin. Una en seis das. Otra en uno. La Creacin en seis dfas est comprendida desde el Cap. I del nesis versculo 1 hasta
PAGE 62

54 LA BIBLIA AL DESNUD O producto de e ll a, seg n se d ice en e l Gnesis, Cap. I ve r sc ulo 12. En la seg nnd a s on crea d as i nd epen d ie nt eme n te de la ti e r r a s on cr e adas por JJio s, y pu es i us e n l a tie r ra d es pu E st o es Jo qu e se despr e nde d e es ta s m an i fes ta c i ones de l Gnes i s :Dios hizo el cielo y la tierra y todas las plantas del campo antes que naciesen en la tierra y toda la yerba df; la tierra a ntes que de 6 lla brotase". En l a prim e ra, l os gn rn des a ni ma l es ac u ticos aves y p ecn g, fu e ron hecho s e n u n a. e l n uinto."Cre pues Dios los grandes peces y todos los animales que viven y se mueven producido3 por las aguas segn sus especies y asimismo todo v ol til segn su g-nero' '. Gne s is C a p. I Y e r sc u] o 2 1. Lo s animal es t e rr estres fu e r on obra de c,tro t1a, e l se ~dc: "Hizo pues Dios las bestias silvestres de la tierra seg n sus especies, y l_os animales domsticos y todo reptil terrestre segn su espec i e'' G nesis Cap. 1 v e r s cul o 25 En la segun d a l as aves y a nim des terrestres fu ero n c r e ados al mismo ti e mp o : '' Formado pues que hubo dt la tierra Dios ti)dos los anima,Ies terrestres y todas las aves del cielo' 'n es i s, Cap. II versculo 19. En la primera la s a v es nace n del ag u a : "Dijo tambin Dios: pro duzcan las aves reptiles animados que vivan y ~ves que vuelen sobre la tierra debajo del firmamento d e l cielo" Gnesis, Ca p. I vrr 20. En la r-i egurJd a las av es nn ce n d e l a ti erra :-"Formado pues que hubo de la tierra Dios tod<>s los animales de la tierra y toda.s las aves del cielo''. .. G n eR i s Cap. U Ye r. 1 9 En la pr:im e ra las a v e~: fu e ron c r e a d a s an tes q u e e l horn bre: Las aves en e l qu j nto da. El hombr e en e l sex to En la segunda la s aves fuero n c r ea da s d es pu s del hombre: "For mado pues que hubo de ]a. tierra Dios todos los animales terrestres y todas las aves del cielo, las trajo a Adam para que viese c,mo las haba de llamar' '-G n e sjs Cap. II ve r. 19. En la primera el hombre es c read o des pu s qu e las b e stias y ani males. La primera creacin de Dio s e l sex t o da fueron la s bestias y animales dom s tico s Su ltima c r eac in e l hombre. (Vfa i s e Cap. I del Gnesi s ver. 24 al 31 En la segunda el hombr e, es cre ad o an t es qu e las betitias. Dios crea al hombre antes de plantar e l J ar dn d e l E df-m, mi e ntr~ s que las bestias no son cr e adas sino hast a d es pu s q u e e l Jardn e s planta do. (Vas e e l G nesi s Cap. II v e r. 7 y 19). E n la primera la mujer y el hombre son creados al mismo tiempo.

PAGE 63

J U LIO GA L VEZ OTERO ------55 Cre Dios r, u es al hombre a imagen suya: a imagen de Dios los cri: crilos varn y he m bra'' n e si s Cap. 1 ver. 27 En l a s e gunda su a u tor hace a parece r un largo periodo entre la cr eac n d e Ada m y l a de Eva V e a mos: Di os crea a l hombre. Pl a nt a e l J nrdn de l E d n y coloca all a .Adam. H ace d es p u s todos l os a n i mal es y l a s a ves trayndolas a presen cia d e .A da m para q u e l es po n g a n ombre. O b serva a estas a ltu rar; q u e .A dam es t s olo y que necesita una co mp aera Es en t onct1s q u e Di m, h ace caer sobre A d am un profundo s1,1.eo; l e quit a u na costi ll a ; ll ena de carne e l hu e c o v a co y de aqulla cos ti lla fo r ma a l a m u jer y Be l a po n e de l ante a aqu l. Cont i nu emos m1 l a b sq u eda de l a.s c u r io s idades que pueden en contr arse en l a Bi b li a y fi j monos en es t e as unto de la crnacjn del homb re q u e co nt iene h astan t e m ater i a digna de que fijemos en ella nue s tr a a ten c n '' Si el hombre fu hecho a semejanza de Dios, Dios debe ser cor poral como aqul y debe estar sujeto a las transformaciones inheren tes a todo organismo e n cuyo caso se explican perfectamente ias con tradicciones las impotencias y h as ta los crmenes que ms tarde se le imputan, como c onse c nencias precisas e inm~diatas de su natura leza corporal; pero no pod r ser nunca el Dios inmanente y eterno que subsiste de s y por el Dios q u e presidi la formacin de los mun dos y de los soles, com o p r esidir su descomposicin y la recomposi cin eterna de otros nuevo s hasta el infinito. No, un Dios corporal no puede ser el factor dci Un i ver s o del Universo! ni a.n de una simple brizna. de hierb~ V e rdad es que los Doctores de la iglesia explican este lapsus bbiico at ri b u yendo la semejanza, no a b, corpo ralizacin sino a la inte l igencia, pero esta explicacin es muy forza da primero 1 porque solo J a forma es lo que se puede semPjar y se gundo, porque hasta el ve r sculo 7 del Cap. 11, es decir, hasta 11 ver sculos despus del anterior, no nos habla Moiss de la espjritualictaa humana y an en este versculo lo hace en trminos tales, que lejos de auxiliar a los susodicho s Doctores los deja ms a descubierto: di ce:-''Form, pue.s Jehov Dios al hombre del polvo de la tierra, y alent en su nariz soplo de vida y fu el hombre un alma vi" 7 iente''. De lo que se infiere que en la formac i n est la semejanza, no en la espiritualizac i por que ella es un aliento divino y como tal, parte y no semejanza del hlito ci.e Dios" Otra curiosid a d e s la q ue s igue: Nos dice ~l versculo 27 del Cap. I refirindose a la creatin del hombre, que macho y hembra los cri Dios

PAGE 64

56 LA BIBLIA AL DESNUDO "El versculo 18 del Cap. II que no era buen{'I estuviera el hombre solo. "El versculo 22 del mismo Cap. que de la costilla que ,1 ehov Dios tom del hombre hizo una mujer y trjola al hombre. "Luego el macho y hEmbra los cri, del versculo 27 qmere decir que Adam posea los dos sexos, en cuyo caso sobra el plural del ar tculo y ~;Cm el verso siguiente que dice a la letra: "Y los bendijo Dios y djole~ Dios: Fructificad y multiplicad y henchid la tierra y sojuzgadla y seoread en los peces de la mar, y en las aves de los cie los y en t.oda3 las bestias que se mueven sobre la tierra'' o Adam no estaba slo ni tuvo, por consecuencia que sacarle una costilm J ~ho"T para darle compaera''. La prim e ra narraci6n contiene ocho creacio11es distintas a saber: 1.-La luz. 2 El firrnam e n to 3. La s up e rfici e t e n Js tre 4:.-L a vegetacin. 5. El Sol, la Luna y fo~ BstrclliuL 6 .-Los p e ces y las c1ve, 7 -Los q njmal es terr os tr es 8. -El hombre. La seg unda narracin c onti e n e : -hunente cmitro a sa}.if'r: 1. El hombr e 2. Lo s rboles y plantas. 3 Lo 3 ,;nalrs. 4.-La mujer. (Par a la c onfirmac1n de esti1 s manife s taciones vanse ]0; tulo s I y II d e l Gnesis ) En la prim e ra lo s cielos y la tierra son creados en seis dfas exac tos. En la se gunda no se h;-1ce, mencin a esos dfa s Al contr:)rio, dice el autor toxiualmente "el d!a en que el Seor Dios hizo el cielo y la tierra" G n e si s Cap. II versculo 4. En la pnmt ~ ra Dios d e sde su t!'ono en el cielo expresa por medio d e la palabr a el poder creador y surgen la luz, la tierra, la.s Rguas, el Sol la luna, las estrellas, los animales las aves y el hombre En la s e g unda, Dios oa,ja a la tierra, planta un jardp foxrna al hombre d e Ja arcilla, sopla en su nariz hace a la mujer de una cos tilla del hombre hace aves y animales como un puede hacer ob j e to s d e barro y los trae ante Adam para que les ponga nombre.

PAGE 65

JULIO GALVE Z O T ERO 57 En la primera se d al 110mbre y a la mujer l a hierba y los fr ut os de los rboles como nicb alimento para su subs i stencia : "Ved que os he dado t o d as l as h i e r b a, s que p r oducen simiente sobre la tierra y t o dos los r bo l es los cuales tienen en s mismos simientes de su es pe c ie par a que os sirv an d e a limento a vosotros --Gnes i s Ca p I ve15culo 29. En la s egurida se. le d por alimento so l o frutas. Hasta q u e l a pri~ mera pareja cae en el pecado y Dios pronuncia contra e Ti a s u mal dicin, no se 1\ d la yerba como alimento. Esto ocurre en e l Cap III versculo 18 del (hn e sis : '' Espinas y ab 1~ ojos te producir (la tierra) y com er s de las yer b as de la tierra De manera. p u es, q u e para el autor de esta nar : rncin el uso de las yerbas como 2 lim e n to es a consecuencia de la cada de l a primera pareja. En la primera e l hombre puede participar para s u a l ime n t o d e l a fruta de todos los rboles (Vase Gnesis Cap. 1 vers c ul o 29) En l a segunda no se le permite que participe de l fr u to d 0 to do s los rbo l es : "Mas del f n 1to del rbol de la ciencia del bien y del mal no comers .... '' Gnetl~is Cap I versc ul o 17 "Por qu motivo os ha mandado Dios que no comiseis de todos los rboles de] Paraso? 'Gnesis Cap. III versc ul o 1. En l a primera '' Dios h i zo el firmamento y separ las B gua,s que estaban deb ajo de l firm a. mento de aquellas que estaban sobre el fir mamento Gnesis Cap. I versc ul o 7 Cuando l a h um e d :i. d e r a necesaria '' las ventanas d el c i elo eran abiertas ~' y e l ag ua c aa d e s de el firmamento. Cuando ya haba cado basmte ag u a d d cielo "se cerr a ba n las ventan a s del cielo y se acababan las lluvias que del cielo caan" (Vase e l GnGs, Cap VIII versc ulo 2~ Al ll egar a este punto que conceptuamos de a l g u na im p ortancia, creemos oportuno para que n u estros l ectores se p u e d a n dar cu e nta exacta de los conocimientos de l a Bi bl ia sobre estas c u es ti< n es y del concepto cientfico de la misma, transcri b ir l o q u e a este r es p ec to di ce otro autor de mucha fama : "La produccin del n. vis i ble v a por de agua que se disuelve en las capas atmosfricas, y con ms razn las leyes que rigen la condensa cin de dicho vapor son absolutamente desconocidas para la. Biblia y sus autores '' Vean muy bien cae r la lluvia de lo alto pero como no vean elevarse de la supe rficie del ma r y de los ros el invisible vapor rle agua dedujeron que el dep s ito generador de la lluvia no estab.!9abajo sino arriba y lo mismo h i cieron con la meve y otro tanto con el gra nizo

PAGE 66

58 L A B i BLIA AL D ESNUD "De esta creencia errnea, dima n lgicamente la distjncin de las aguas en dos categoras opuestas, a saber: las aguas del Cielo y las aguas de la Tierra '' La categora de las aguas del C i elo comprenda todos los meteo ros acuosos, es decir, la llnvia la nieve el granizo las nubes. las nie blas el roco, la esarcha etc "La categora de agu a s terrestres comprenda el mar, lo s ros y las fuentes de la superfir.ie del suelo y ji, s agua s subterrneas. Las aguas del Cie i o estaban almacenadas en un irunensc sito que Dios haba practicado en el cristal del firmamento ; diver sos compartimientos encerraban unos la lluvia y otros el granizo y la nieve. "Gnesis I 6-Y dijo Dios: que el fi r mamento est en medio de las aguas y separe una s aguas de otras De es t e modo hizo Dios el firmamento y separ las aguas que estn debajo del firma.mento de las aguas que estn encima '' "Job, XXXVIII 22-Dios dijo Has e n t r ado en los dep&sitos de la nieve? has visto los graneros de l hielo ; -25-Quin ha. prepara do los canales por donde corren las lluvias ''Deuteronomio V ~T no hars dolo ni figura de cosa algu na que pertenezca a lo alto del Ciel o o a l a Tierra o a las aguas ms bajas de la Tierra'' "Desde el momento en que la lluvia, l a n j eve y el granizo, estn formados en toda la ete1 nidad y encerrados en los compartimientos de un depsito celeste el mecanismo de su cad a no puede ser de otro modo que como lo expone la Biblia "Para producir la n i ebla o la ll o vizna D i o s v erosimilmet te, pon dra una plancha llena de agujeros por donde el agua se escapara como por una :regadera 'Para producir las grandes lluvias abrira gTandes placas seme jantes a las puertas de nuestras esclusas o a las compuertas de nues tros estanques; esta seria. la lluv i a t o rrE:ncial. '' El mecanismo de la ca i.( la de fa nieve y del granizo seria idntico al de la lluvia Como en gTiego las puertas de las esclusas y las compuertas de los estanques se llaman "cataractai" y la Vulgata" se ha escrito principalmente sobre la B J blia griega de los Setenta la palabra grie ga "cataract:ti" se tradujo al latn por "cataracte" y en, espaol, 'catarata'' Hoy el sentido de cata,rata ha desviado el sentido primitivo y de signa la parte de una corriente de agua obstru{da por rocas, que se desploman en su bajo fo u do. '' En los textos bblicos que siguen la palabra catarata ha de to marse en su sentido primordial, en su verdadero sentido a saber: el

PAGE 67

JULI GALVZ OTER 59 de "puertas de una esclusa o c0tt1puertas de un estanque''. ''Gnesis VII, 11-Primipio del Diluvio)-Todas las fuentes del abismo.,aguas subterr ne as y las cataratas del cielo se abrieron VIII 2, (Fin del Diluvio) Las fuentes del abismo y las cataratas del Cielo se cer raron'' '' Deuteronomio XI 17--Entonces la clera del Seor se encendi contra vosotros y cerr los Cielos de tal suerte, que no hubo ms lluvia". Isaas, XXIV 18-Las cataratas de lo alto se abrieron v temblaron los fundamentos de la Tierra. ''Malachas III, 10-Mirad, dijo el Seor no os abra todas las ca,.. tani tas del Cielo' "2 o CrniGas, (Paralipmenos) VI, 26 Invocacin de Salomn al Se or: cuando se cerr el Cielo y no cay ms lluvj.a.-VII. 13 Re~ puesta del SeoT a Salomn; Cuando yo cierre los cielos para que no caiga ms lluvia". "En los milagTos el mismo me ca nismo sine para que caigan del Cielo ya los granos de tTigo o bien el azufre y el fuego. ''2o Reyes-(4o. de la Biblia catlica ) VII, 2-Milagros de Eli seo: cuando el Seor abra las cataratas diel Cielo para que caiga una lluvia de granos .... '' '' Gnesis, XIX 24--Entonces el Seor hizo descender del Cielo unas lluvias de fuego y azufre sobre Sodoma y Gomorra". '' Respecto al granizo el Libro de J osu contiene un rasgo muy interesante En la famosa batalla contra los amorreos, donde Josu logr detener al Sol y prolongar el da el Seor manest su be nevolenc ia con los hebreos por un hecho ms extraordinario toda va: tom parte en el combate y mat ms enemigos l solo que to dos los hebreos juntos. '' De qu arm~ se sirvi par:1 realizar esta hazaa? Pues cogi del depsito celeste los gianizos ms pesados y luego, desde lo alto del Cie l o como lo hara desde lo alto de la Torre Eiffel, abrum con sus proyectiles a los enemigos de su pueblo. J osu X, 11-Cuando los amorreos huan ante Israel y estaban en la pendiente de Bethoron el Seor hizo caer sobre ellos desde el Cielo grandes piedras de granito hasta Azeca y esas piedras de gra'"' nito mataron ms enemigos que la espada de los israelitas''. En algunas traducciones se ha puesto una granizada d.e piedras en vez dt piedras de granto; el sentido es comple tamente diferente> la palabra granito no est tomada en sentido propio, sino en sentido metafrico; no son ya granizo s los que lanza el Eterno sjno pie dras Desde el punto de vista antropomrfico, importa poco que sean

PAGE 68

60 LA BIBLIA AL DESNUDO piedras o granizos; pero no es lo mismo desde e punto de vista de los objetos almacenados 13n el Cielo. "Se v, divinamente para qu uso constante y general el granito est acumulaido en los depsitos del firmamento: no se v respecto a las piedras; en efecto. no se conocen dura nte el es to tempestades de piedras. "Resulta pues que la traduccin de granizada de piedras en lu gar de piedras de granito. es decir granizos duros y gruesos como piedras es una traduccin errnea. "La traduccin '\,,t;:rdadera piedras de granizo no deja lugar a du das en el siguiente texto de Job, donde se hace precisamente alusin a la batalla qne se libr contra los amorreos: "Jop, XXXVIII, 22-Di os dijo a Job: Has entrado en los depsi tos de la. nieve? Has visto los del granizo? 23-Esos depsitos los tengo reservados para los tiempos en que quieTo castigar a los ene migos, para el da del combate y la batalla" En la prim era se d al hombre dominio sob re toda la tiena. (Va se Gnesis Cap. I versculo 26). En la segunda e l dominio est circunscrito so lam ente al jardn del Ed n: (Vase Gnesj s, Cap. II versculo 15. ) Ambas Cosmogonas sun tfilgicas ms que cientficas. 1m prop sito real de la primera tal y como se conoce, no consiste tanto en ex plicar la creacin del un iverso como en inculcar la creencia en la di vina institucin del Sbado. Pertenece al Cdigo sacerdotal y uno de los principales fundamentos de ste es el sbadJ. La segunda no contiene reconocimiento alguno qe la irn,titucin del sbado. El props ito principal en esta narracin s i incluimos el Cap. III que es realmente su continuacin, consiste en esta. hlecer la doctrina d e lu cada del hombre. En la primer narracin Dios so muestra optimista. VE la s cosas que v haciendo y l as concepta BUENAS En la segunda Dios es pesimista. VE en s u s obras el bien y el mal; el bien disminuy endo, e l mal creciendo. Resumen:Para establecer la credibilidad en e l di.vino origen del Gnesis es-. necesario no solamente armonizar sus teoras con l a ciencia, sino re conciliar unas con otras sus propi :is manifestaciones. Y lo ltimo es tan difcil como lo prim~ro. Quizs por esto dijera San Agu stn en "De Gnesis contra Mani cheos'' que no pueden conservarse los primeroh Captulos de la Biblia.

PAGE 69

PARA CURIOSIDADES LA BIBLIA DIOS MAGNETIZADOR Y CIRUJANO "Y dijo Dios: no es bueno que el hombre est s<>lo. Hacerle he ayu da que est delante de l. Y hizo caer Jehov Dios sueo sobre el hombre y adormecise y tom una de sus costillas y cerr la carne en su lugar. Y de la costilla que tom del hombre hizo la muj'er"-G nesis, Cap. II vs. 18-21-22 De modo que primero lo adormeci; lo magnetiz D?spus le sac una costilla y cerr la herida: operacin de hbil ciruJano. Y de la costilla hizo la 1ransformacin en mujer. La creacin de la mujer, pues, le cost al Dios de la Biblia ms tra bajo que la c1eacin del so l, la luna y las estrellas y mucha ms que la de la luz. Para hacer esta bast que dijera: ''Hgase''. Por otra parte l a operacin d<' sacar una costilla, cerrar 1a heri da etc., no se puede hacer sino empleando lr.s manos. Y de aqu que tenemoR ese pRs::i .,je mosfrn
PAGE 70

62 LA BIBLIA AL DESNUDO nizo de lo alto no conociendo la l ey fsica mediante la cual esos fe nmenos tienen efecto supuso q ne e l depsito ~e hall aba en el cielo y por eso para dejar caer su contenido, es preciso abrir las venta nas UN DIOS CRUEL, UN HOMBRE CONFIADO Y UN HECHO IMPOSIBLE. ''Y extendi su mano (Moiss)sobre la mar y hizo Jehov que la mar se retirase por un gran viento oriental toda aquella noche y torn la mar en tierra seca y las aguas fueron divididas. Entonces los hijos de Israel entraron por en medio de la mar en seco y las aguas te nan como un muro a su diestra y su siniestra''-Exodo, Cap. XIV, VS. 2]-22. t Y todo ese imposible para qu 1 Pues paTa que cnchd~1men te viniera Faran detrs de los Isra e litas y Moiss o rdenara al mar que se juntara nuevamente pereci en do e11tonces lo s egipcios que los perseguan no quedandtJ ni uno so lo dice e l versculo 28 del mismo Captulo. He aqu a Moiss ocupando el puesto del amo : a Jehov el de cria do que ejecuta una orden dada a ms del de cmplice de un as0~inato colectivo h<''Cho con premeditacin y alevosa. QUE MAGNIFICO CAZADOR! "Y sali un viento dP Jehov y trajo cordoiices de la m~r y de jlas sobre el campo a un da de camino de unn. parte y ot.ro da de campo de la-otra en derredor del campo y casi dos codos sobre la haz de la tierra Entonces el pueblo se levant todo aqu el da y toda la noche y todo el da siguiente y cogironse cordo,nices; el que menos cogi diez montones'' ---N t meros Cap. XI, vs. 31-32. Buen cazador que 0,a7,a con un viento y lleva despufl h1s piezas al sitio que desea!! Ms la verdad que h acer de sce nder a Jb1w a ciertos oficioB nos parecera sacrlego sino tuvi se mos la ccrt9za de que todo eso son guasas
PAGE 71

JULIO GALVEZ OTERO 63 bonito entretenimiento para Dios el de convertir una vara en serpiente y una serpiente en vara!! Y cmo Ee conoce que al Dios de l a Biblia ]e sobra tiempo para ocuparse de ta les boberas! Veamo s o t r a narraciu en que la s serpientes juegan importante papel. Est e n Nmeros Cap. :XXI vs 6-8-9. "Y Jehov envi en el pueblo serpientes ardientes que mordan al .. pueb ~ o y muri mucho puablo de Israel. Y Jehov dijo a Moiss; haz te una serpiente ardiente y ponl a sobre la bandera: y ser qne cual quiera que fuese mordido y mirare a ella vivir. Y Moiss hizo una serpiente de metal y psola sobn la bandera y aconteci que cuan do una serpiente morda a alguno miraba a la serpiente de metal y viva". La vida y la muerte de los hombr es de Isra e l dependjondo de que miraseu o no mirasen la serpiente de me-tal puesta por Moiss so bre la bandera! Y eso por mandato de J ehov El veneno que la serpiente d eja en l a herida, neutralizado en sus efectos por mirar una serpiente de metal! Una es p ecie da amuleto como lo s que hoy dan los bn1jos y los a lo s incautos que a ellos se ace r can en )a actualidad! No decimo s nada con referencia a es a nueva especie de serpien tes; las serpientes ardientes. i Para qu? Todavfa en el E xodo, Cap. v'JI vs. 10-12 enc0ntramos otn:1. histo rin. muy curiosa tambin. "Y ech Aarn su vara delan t e de Faran y de sus siervos y tor nse culebra Entonces llam t:mibin sabios y encantadores e hi cieron tambin lo mismo los en c antadores de Egipto con i:tus en ca ntamientos Ech cada. uno su vara las cuales se volvieron cu lebras; ms la vara de Aarn trag las varas de ellos" ; Una van, (la de Aarn) tragando varasf Esto ~ que no se l e oc:irre sino a los escritores de la Biblia. 1 0 Qu clase de varas ser1in esas que tienen boca. y dems rganos para tragar? En verdad, en verdad os digo, oh caros lectores que se necesi ta una g r an f v unas gran des tragaderas para tragarse oso como palabra de Dios revelada a l os hombres! SANGRE. RANAS Y PIOJOS. ''Moiss y Aarn hicieron como Jehov lo mand y alzando la vara hiri (Aarn) las agu as del ro en presencia de Far~n y de sus siervos y todas las aguas que estaban en el ro se convirtieron C'Q. sangre'' -Exodo Oap. VIIv. 20. j 'Entonces Aarn ext en di suma.no sobre las aguas de Egipto Y salieron rana~ que cubrieron toda la tierra dt Egipto". -Exodo, Cap VIII, v. 6.

PAGE 72

64 LA BIBLIA AL DESNUDO Y Aarn extendi su mano con su vara e hiri el polvo de la tierra el cua l se torn en piojos as en los hombres como en las bes tias. Todo el polvo de la tierra se torn en piojos en toda la tierra ele Egipto" .-Exodo, Cap. VIII v 17. Qu podt:res tan extraord inariam ente extraordinarios j Si aqullos hombres tenan pod er como e l mismo Jehov! no te parece lect0r, demasiada sangre, demasiadas ranas y demasiados piojos 1 DETENTE OH SOL!! "Y dijo ( J osu) en pn sencia de los Israelita s: Sol. detente en Ga ban y t, Luna en el valle de Axaln. Y e1 So l se detuvo y la Lu na se par hasta tanto que la gente se veng de sus enem i gos. Y el Sol se par en medio del cielo y no se apresur a ponerse casi un da entero" --Josu, Cap. X vs ]2-13. j Cmo se ronoce que a l l ado de quien escribi esa mo11strr1.osidad no haba un Camilo FJmnmarin para aconsejarle que no escribie ra di sparates A este Dios de la Biblia le ha cen d esconoce r c rn e e& 1a tierra v no e l so l quien d vueltas <;obre su eje imaginario; le hacen ig;:::icrar q u e s i se quera tener lu z para vengarse de sus enemigos, .J osn debi mandar deten er en su movimiento de rotacin a l a tierra, n a l Sol ni a la Luna. Dios, por otra parte. asintiendo al mancbto de Josu para que l os I srae lit as sat isficienn un d eseo de venganza !! Qu interesante todo esto! t Verdad~ DIOS SOSTIENE UNA PEDREA DESDE EL CIELO ''Y como iban huyendo de los Israelita.s (los Amorreos eran los q_ue huan ) a, la descendida de Bethon Jehov ech sobre e1los des de el cielo grandes piedras hasta Azeca y muchos ms murieron de las piedras que los que los hijos de Israel haban muei-to a .. cuchi llo" .-Jo su, Cap. X v 1.1. iQ u l es parece eso de arrojar piedras J e ho\ desde e l d e psito en que seguramente las tie11e en el ciclo para matar ms A: norreos desde arriba q u e lo s q u P. mataban abajo lo s Israelitas 1 Y menos ma l que a l Dios de la Biblia no se l e ha vuelto a ocu rrir e l sosteuer una nu0.va pedrea con lo s pobres mortales '. QUIJADA DE ASNO PARA MIL HOMBRES!! Las tresciei1tas zorras inte!igentes ,Jueces Cap. XV vs. J5-16 :-"Y hallando (Sansn) uns quijada de asno fresca. extendi la mano y tom la e hiri con ella mH hom bres. Entonces Sansn dijo; con la quijada de un asno h e r mil horr.. bres'

PAGE 73

JULIO GALVEZ OTERO 65 Jueces, Cap. XV vs. 4-5-''Y fu Sansn y tom tresde:u.tas zo rras y tomando tizones y juntndolas por las colas puso entre cada dos colas un tizn y encendiendo los tizones echlas en los panes de lo s Filisteos y quem montones y mieses y vias y olivares'' No deja de tener mucha miga la siguiente conc lusin: Para herir a mil hombrns, l e bncta a Sansn la quijada de un asno. Y para casbgar a su suegro por haberle quita.do su mujer necesita trescientas zorras y un plan ingenioso y paciente cual e l del ama rre de la s zonas cola con cola: y 01 de que las zorras quemaran los montones de mieses, vi:6.a~ y olivares sin mori-r ellas. No hago comentario aJguno con respecto a lo de l a quijada. ANIMALES QUE HABLAN, QUIZAS MEJOR DE LO QUE mUCHOS ESCRIBEN. Gnesi s Cap. III, vs. 2-3-4-5-" Empero la serpiente era ms as tuta que todos los animales del campo que Dios haba hecho; la cual dijo a la mujer: Con que ha dichL Dios no comis de todo arbol del huerto? Y la mujer respondi a la serpiente: Del fruto de les les del huerto comemC1s ms del fruto del rbol que est ~n medio de l huerto dijo Dios: No comeris ni tocaris en l porque :ao mu ris. Entonces la serpiente dijo a. la mujer: No moriris. Ms sabe Dios que en el da que comireis de l sern abiertos vuestros ojos y seris como dioses sabiendo el bien y el mal'' No creemos, desde luego, que ninguna se rpi ente hay a hablado ni antes, ni ahora. Eso es una fbula. Ahora bien. Leyendo ese pasaje recordamos la frase de un ami go nuestro, andaluz de pura cep). ) que) re.firinclo-se a la serpiente esa deca:--'' La serpiente del Paraso saba ms que Dios. '' Y no dejaba do tener mucba razn e l amigo el e referencia. Yamos a verlo Dios advierte a l a primera pareja qve e l da que com iera del fru to del rbol que estaba en medi o del Paraso moriran. Pero la serpiente, cuando la mujer l e dice oso, replica d'e una ma nera ca tegrjica: No moriris Nuestros pretendido:: primeros padres comen al fin do la fruta. YNO MUEREN Luego la profe ca del Dios de l a Biblia no se cumpli. Luego la serpiente tm70 razn al hacer E.: U categ rica afirmacin a l a mujer. i Y pensar que e l a utor de ese pasaje hace apa~ecer a Dos venci do por un ::i.nima l PARA ENVIDIA DE LOS JOYEROS Segn la Biblia e l tron ~ de Dios, as como tambin el pavimento del cielo es todo de zafiros.

PAGE 74

66 LA BIBLIA AL DESNUDO "Moiss y Aarn, Nadab y Abhi y los Setenta ancianos de Israel subieron al Sina. Vieron al Dios de Israel y bajo sus pis como un pavimento de zafiros, que se pareca al cielo cuando est ;;ereno. '' Eixodo, Cap. XXIV, vs 9-10. '' (Visin de Ezequiel)-En el firmamento, que estaba sobre sus cabezas, vieron como un trono que pareca de zafiros, y vieron co mo un hombre sentado en lo alto de este trono". '' Tuve tambin una visin: apareci en el firmamento, que esta ba sobre la cabeza de los querubines como una piedra de zafiros; y vieron por encima de ellos como una especie de trono'' -E ze quiel, Cap. I y X vs. 26 y l. La verdad que se necesitan muchas toneladas de zafiros para em pedrar de ellos al pavimento del cielo! Si el autor de esos pasajes hubiera tenido otro concepto cientfi co de lo que el cielo es, no hubiera escrito, seguramente ese dispa rate. EL CIELO SOSTENIDO POR COLUMNAS Para la Biblia el Cielo es una cosa muy parecida a esas piezas de met~l que an se usan en algunas casas de gente pudiente q_ue se po nen cubriendo las fuentes para que las moscas no caigan encima de la comida. Esas piezas ti e nen una forma de media esfern y estn hechas de alambre. E:-;a misma idea pero llevadn, a extensin mayor es la que ese libro tene del Cielo con respecto a la :fierra Tan es as que Job dice:-''Las columnas del cielo vibran y tiem blan a la menor seal de su indignacin'' -Cap XXVI v. 11 Claro que el escritor teniendo la idea de que la tierra ern plana completamente tena que concebir algo que sostuviera por encima de ella esa especie de fanal que era para l el Cielo. Por eso tena que buscar los sustentculos. Y de ah que Job nos hable de las co lumnas que sostienen el cielo y que tiemblan a la menor senl de su [ indignacin. LOS DEPOSITOS DONDE ESTAN ALMACENADAS LAS AGUAS DEL CIELO. En pginas anteriores hemos dicho que la Biblia asegurab 1 1. el ha1 ber en el cielo depsitos donde Pstnban almacenadas las '' ag11a8 celes tes" que para la Biblia son distintas de las aguas terrestres. Va mos a copiar los textos: "Y dijo Dios: que el firmamento sea en medio de las a.guas y sepa re unas agua;:; de otras. Y Dios hizo as el firmamento, separando las aguas que estn debajo del firmamento de las que ef:itn encima del fjrmamento; y fu a,s''.-Gnesis, Cap. I v. 6-7. ''El Seor est sentado sobre un diluvio"-Salmo XXVIII yXXIX de los Hebreos.

PAGE 75

JULIO GALVEZ OTERO 67 '' El Seor ha pavimentado con aguas el alto lugar dond.e mora. '' Salmo CIII (CIV de lo s Hebreos.) "Dios dijo a Job : Has entrado en los depsitos de la nieve? Has visto los graneros del hielo?. J ob, Cap XXXVII, v. 22 Qu pobre idea cientfica tiene e l autor de esos pasajes con re ferencia a l hielo, y e l agua Cualquier est udiant r, sabe hoy q u e el agua, transformada se convierte en hielo, y que ste transforma do se convie1te en ag u a. Para e l sapiente autor de esos r4.rrafos transcriptos cada cosa tiene su granero aparte Descomce por completo las leyes fsicas que regulan l a cada del agua y de l a nie ve desde lo al to OTRA VEZ EL DIOS PERSONAL QUE SE SIENTA MIENTRAS ESTA EN SU F ALACIO DE LOS CIELOS. "No est Dios sentado en lo ms alto de los c:i.e'1os? Pero os decs a vosotros mismos: Cmo es que Dios puede conocer estando tan lejos? Cmo nos juzgar aJ travs de tal obscru'idad? Las nu'bes que le ocultan le impiden 1 ver cuanto pasa entre nosotros, no recorre ms que el recinto del cielo -Job, Cap. XXII, vs. 12-13-14. Lase detenidamente le, tran scripto y se ver que la id fm de un Dios personal est claram0nte r esea da. Dios se sienta. Dios no puede conocer estando t:m lejos porque si es una persona que se sienta sus ojos no l e alcanzan p ~ ra ve r ''ms que el recinto del cie lo'' como dice te xt ualmer ,te el p asaje de referencia. La idea de un Dios personal l a podemos eneontrar tarnbjn ex presada en e l siguiente pasaje: "Micheas aadi: Escuchad pues la palabra del Eterno: Yo he visto al Eterno sentado eu su trono y a todo el ejrcito del Cielo co locado cerca de l a derecha e izquierda".Crnicas, Pan:tlipme nos, Cap XVIII v. 10. iPara qu hacer ms comentarios1 LA BURRA DE BALAAM 1 Nmeros, Cap. XXVII vs. 21-27-28-29: 30:-Y BaJaum se le vant por la maana y cinch su asna y fu con los prnr.ipes de Mnab. Y el asna. viendo al ngel de Jehov echse debaj'() de Ba la am y Balaam se enoj e hiri al asna con el palo. Entonces Jehov abri 1a boca del asna fa cual dijo a Balaam: te he hecho que me has herido estas tres veces? Y Balaam respondi al asna: Porque has e scar necido de m. Ojal tuviera espada en mi mano que ahora te matara. Y el asna di.jo a Balaam: No soy yo tu asna? Sobre m has an dado d esd e que h~s s i do hasta este dit He acostumbraido hacerlo as contigo? Y J respondi n". Repetimos que no creemos e n anima l es que ha yan hablado o que

PAGE 76

68 LA BIBLIA AL DESNUDO hablen por inspiracin divina, aunque haya sido una sola vez Pero no hay que dudar que la l ecc in q ue el autor pone en boca, de la bu rra es elocuente. Qu lstima, por otra parte, que es ta burra tan inteligente no hubiera estado al lado d e Josu cuando mand detener al Sol en vez de dictar esa orden a la Tierra! Se hubiera evitado, qui7,s aq u l crimen de lesa A.stro11oma DOS OSAS AMAESTRADAS Y VENGADORAS II de lo s Reyes, Cap. lI v. 23-24.''Despus subi de all a Beth-el (Eliseo ) y subiendo por el camino salieron los mu.chachos de la ciudad burlando de l y dicindole: Calvo sube; calvo, sube Y l mirando atrs vilos y maldjolos en el nombre de Jehov. Y salieron dos osas del monte y despedazaron de ellos cuarenta y dos muchachos''. No hay que dudar qu<:' estas osas demuestran tanta inteligencia como la serpiente del Ptraso y la burra de Balaam. Eso de salir en defensa de Eliseo precisamente cuando ste fulminaba su ma ldi cin en nombre de J ebovR contra lo s muchachos es inequvoca prueba de ia grande inteligencia de que se ha1laban dotadas. BUEN l',IEDICO FUE ELISEO. II de los Reyes, Cap. IV vs. 32 a 35.''Y venido 1 Eliseo a la ca sa he aqu el nio estaba tendido muerto sobre su cama Y entran. do l, cerr la puerta sobre ambos y oro a Jehov. Y subi y echse sobre el nio poniendo su boca sobre la boca de l y sus manos sobre las manos de l. Y se tendi sobre l y la carne del mozo St: calen t. Y volvie ndo pasese por casa de una parte a otra y despus su bi y tendise sobre l y el mozo estornud siete veces y abri los .ojos' '. He aqu como antes de Jess hub o quin tambin resucit muer tos. Y por un procedimj en to muy ingenioso por cierto Bli seo se tiende sobre el mozo y la carne del mozo se, calienta, dice el texto. Y de ste calentamiento surge l a resurreccin. De lo de los siete estornudos no queremos hacer mencin. El me ro siete es cabalstico. 0 Para qu ms? EL CIELO DE LA BIBLIA ES SOLIDO Y 1 rRANSP ARENTE Gnesis Cap. I, v. 6-"Y dijo Dios: Que haya un .firmamento en medio de las aguas que separe las aguas unas de otras. Por eso Dios di al firmamento el nombre de Cielo. "Habis ayudado a Dios a extender los cielos que son slidos co mo un espe Jo de bronce. 1 -J ob Cap. XXXVII, v. 18. '' Por encima de la cf>. beza de los animal es se eleva un firmamen

PAGE 77

.JULIO GALVEZ OTREO 69 to hecho de cristal centelleante y terri ble de ver el cual estaba ex~ tendido sobre sus cabezas ''-Ez equiel, Ca p. 1, v. 22. Eise firmamento ll amado ciei o de que nos habla ~l Gnesis es el que abre sus ventanas, como h emos visto, para que las aguas de arriba caigan sobre la ti erra y la s piedras sobre los hombr es como en e l caso de l a d es truc cin de los Amorreos por Jehov cuando sostiene con 0 llos la pedrea de que hemos habl a.d o anteriormente. UNA BUENA RESEA DE CRONICA SOCIAL. El Palacio donde el Eterno habita segn l a Biblia, se encuentra re sea do minuciosam ente en mu c hos pas a jes que pasamos a copiar. Hay all m agnfico comedo r y son preciosas la s sillas. "Os digo que no beber ms de este jugo de la via (e-s quien ha bla, Jess en la llamada ltima cena) hasta el da en que beba con vosotros en el reino de mi Padre' '. Mateo, XXVI, v. 29. "En verdad os digo que no beber ms el jugo de la via (es Je ss quien habla) hasta el da en que lo beba de nuevo en el reino de Dio,g'' .-Marcos Cap. Xl.V v. 25. "Jess dijo a sus discpulos: Yo, pues, os preparo un reino como mi Padre me lo ha preparado a m. . parai que comis y bebis a mi mesa en mi reino y os sentis sobre tronos para juzgar a las do ce tribus de Israel'' .-L cas, Cap. XXII vs. 29-30. "Vi un trono levantado en el Cielo y a alguien sentado eJ1 l. Al rededor de ese mismo trono haba ot r os veinticuatro; y v a veinti cuatro ancianos que estaban sentados en ellos vestidos con trajes blancos, y con coronas de oro en sus cabezas'' Apoca lipsis IV vs. 2 y 4. Nada que le hacen concebir a Jess el Palacio de su Padre en la misma forma en que lo rJuede concebir, por ejemplo, el hijo de Rocke feller cuando quiere dar una comida e invita a sus amistades! UNA NUEVA EQUIVOCACION DEL ETERNO. Nos dice el Gnesis en el Cap. I vs. 14-15-16-17-18--19: "Dios dijo tambin; que haya lumbreras en el firmamento del Cielo a fin de separar el da de la noche y que sirvan de seales para mar car el tiempo y las estaciones y los das y los aos. Que esas lum breras luzcan en el firmamento del Cielo a fin de alumbrar la Tierra; y as fu. Dios hizo, pues, dos gra ndes lumbreras; una mayor para que presidiese el da y otra menor para que presidiese la noche e hi zo tambin las estrellas. Dios puso esos astros en el firmamento del Cielo para alumbrar la Tierra para presiclir el da y la noche y para separar la luz de las tinjeblas; y vi Dios que era bueno. Y fu la tarde y la maana el dfa cuarto". De manera que Dios crea, pues, el sol la luna y las estrellas para

PAGE 78

/ 70 LA BIBLIA AL DESNUDO marcar el tie m po y las estacio n es lo s das y los aos y efect i va.me n te quien ma r ca el tiempo lo s das y los o s en n u estra medi da convencional es l a T i erra. e n s u m ov i miento de rotacin y traia: l a cin Primera eq u ivocacin D e l a segunda eq u ivocac i n ya nos hemos acupado en otro C ap tu l o. Consiste en haber Creado e l So l que es q u ien nos alum b ra, tres das de s pu s de la luz OTRA AFIRMACION INEXACTA E l Cap. X d e J os u n os c u e nt a l a forma en q u e l det m r o l a m a r cha d e l So l as u nto d e l c u a l n o s h emos oc u pado tam bi n. y t er min a co n estas p a l a b ras : "Jams ni antes ni despus hubo un da seme. jante aqul da '. T a l afirmacin es comp l e t amente inexacta B as t a rec o rdar el s i g ui e n te t ex t o : Entonces el Seor hab l a Isaas y le dijo: v y dile a Ezequas: h aqu lo que el Seor el D i os de tu Padre David, di ce: he odo tu o r acin y visto tus lgrimas; aadir quince aos ms a tu vida. H aqu la s eii al que te dar el Seor para asegurarte que cumplir lo que qa dic.hC': Har que l a sombra del Sol, que ha deseen. dido diez grados en el cuadrante de Achaz, vuelva diez grados atrs Y el Sol subi los diez grados que haba descendido" -I s a fos, Cap XXXVI II VS. 4-5-7-8. H u e l gan l os co m entari.os PARA ENORMIDADES LA BIBLIA. R o ga mo s a l l ec tor que a l p as a r l a vis t a po r l os r e n g lone s que si g n en l o h aga con l a m s compl eta co m mise r ac i n h ac i a qui e n hac e conce b i r a D ios t an t on to q u e sea ca p a z d e d a:c lo que si gue a lo s h o mb res c o m o su inspiracin directa: '' Esta arma se volvi contra el t,jrcito del Cielo (las P.strellas) hizo caer al sue l o, una parte y la aplast con sus pies'' .-D a ni e l, Cap. VIII v. 10. Todas las estrellas del Cielo languidecieron; los Cielos se p l egaron y arrollaron como un Ubrn y los astros cayeron c:omo caen la~ hojas de la vid y de la higuera' '. -I saas, Cap XXXIV v. 4 Palabras de Jess a. su.:; discpulos: Inmediatamente despus de la afliccin de esos das el Sol se ob s cu r ecer, la Luna no dar su luz las estrellas caer n del Cielo y los ejrcitos de astros que pueblan el cielo ser n destnlidos'' .-M a t eo, Ca p. XX IV v. 29. '' Las estrell a s del Cielo caern sobre la Tierra como lns higos maduros caen del rbol agitado pior el huracn. "Apareci otro profgio en el Cielo: un gTan dragn rojo que te na siete cabezas y diez cuernos y sobre sus cabezas otras tantas da demas Arrastr con su cola la tercera parte ~e las estrellas del Oie

PAGE 79

JULIO GALVEZ OTERO 71 lo y las hizo caer sobre la Tierra". -Apocalipsis, Caps. VI y XII vs. 13, 3 y 4. Si eso fuera cierto. Si hubieran cado sobre la Tierra esos astro s del Cielo, lo dnde estar a mos nosotros 1 La Tierra se hubiera hecho aicos como consecuencia del choque. Basta saber que Urano es 74 veces mayor que la Tierra, Neptuno 85 veces mayor, Saturno, 685 veces mayor y Jpiter 1. 230 veces mayor. Si conjuntamente caen esos astros sobre el pequeo globo terrqueo no hubiera quedado de l sino un poco de polvo. Medtese por otra parte en la cita de Isaas. Eso de que los Cielos se plegaron y arrollaron 0omo un libro y los astros cayeron como caen las hojas de la vid es digno de meditarse por lo absurdo. Sin embargo, como el autor crea que los astros haban sido rucstos en el Cielo por Dios, simplemente, como un ornamento como si fueran lo que hoy llamamos focos elctricos al objeto de dar mejor apa riencia a la noche, tiene su parte de disculpa. Quizs haya pecado por ignorancia de la divina inspiracin que tal cosa le dict! LAS MUJERES QUE HABITABAN EL CIELO .PARECE QUE ERAN FEAS. Despus que los hombres se hubieron multiplicado sobre la Tie rra y hubieron engendrado hijas, los hijos de Dis, viendo que las hijas de los hombres eran bellas, escogieron por mujeres aquellas que les agradaron. En este tiempo haba gigantes en la Tierra; y despus que los hijos de Dios se casaron con las hijas de los hom bres, estas les dieron hijos que fueron hombres poderosos y afama dos en la antigedad" .-Gnesis Cap. ,71 vs. 1-2 )714. De modo, pues, que los hijos de Dios descienden desde el Cielo para casarse con las hijas de los hombres. Y deciden casarse con fas hijas de los hombres ''viendo que las hijas de los hombres eran bellas''. Luego, en bue~a lgica, hay qe suponer que las mujeres que ha ba en el Cielo en aqulla focha debieron ser bastante fea~ ya que no incitaban a que los hijos de Dios se casaran con ellas tenien do que venir a b-q.scarlas aqu abajo. PARA SUBIR AL CIELO ..... La distancia que separa entre s al Cielo y 1n Tierra no era muy grande segn entendan los hombres de la poca en 4ue la Biblia se escribi. Por e,llo es que despus de contarnos ese libro (?mo los hijos de Dios vinieron a c '.1sarse con las hijas de los hombres, nos v a contar ahora cmo los hombres quisieron subir al cielo, a cuyo efecto se propusieron edificar una gran torre para alcanzarlo: la Torre de Babel.

PAGE 80

72 LA BIBLIA AL DESND "Y despus los hombres se dijeron unos o otros: venid constru. yamos una ciudad y una torre cuya cima se eleve hasta el Cielo. Luego el Seor descendi para ver la ciudad y la torre que cons. truan los hijos de los hombres Ahora no son ms que un pueblo, dijo el Seor; tienen todos la misma lengua y habiendo comenza. do esta obra no abandonarn su intento hasta que no la hayan ter. minado completamente. Vamos,. descendamos entre ellos y confun. damos su lengua de tal modo que no se entiendan unos a otros. As es como el Seor les dispers de aquel lugar por todos los pases del mundo y cesaron de construir la ciudad. Por esta razn dicha ciudad se llam Babel. "-Gnesis, Cap. XI vs. 4-5-6-7. 8-9. De manera que era perfectamente posible que los hom hres lle garan por medio d1.:: su torre ha::,ta e l Cielo. Tanto es as que Dios pensaba, segn el texto que dejamos transcrito, que ''hab1endo co menzado esta obra no abandonarn su intento (los hombres) HAS TA QUE NO LA HAYAN TERMINADO COMPLETAMENTE". Y para que no la termirnm completamente y puedan entonces lle gar hasta el Cielo desciende entre ellos y confunde su lengua de tal modo que no se entiendr.n unos a otros. Luego Dios reconoc0 tamente que los hombref:! pueden alcanzar el Cielo construyendo una torre ms o menos eleYada. Dios de la Biblia. por supuesto!! El mismo Gnesis, en ol Cap. .XXVIII vs. 11-12-13---16-17 y 19 nos hace otro cuento por e l esti lo. Veamos: '' Habiendo llegado J acob a cierto lugar, resolvi pasa;i all la no che por haberse ya ocultado el Sol. Cogi una de las pieoras que all estaban y haciendo de ella un cabezal, se durmi Ent.cmc es vi en sueos una escala cuyo pi estaba apoyado en la Tierra y lo al to tocaba en el Cielo; y los ngeles del Seor suban y b~.jaban a lo largo de la escala. Vi tambin el Seor, apoyado en lo alto de la escala que le deca: Yo soy el Seor, el Dios de Abraham i tu pa. dre y el Dios de Isaac; te dar a t y a tu raza la tierra en donde duer, mes ...... Habindose dec,pertado de su sueo Jacob dijo estas palabras: El Seoif estaba verdaderamente en este sitio y no lo saba. Despus, lleno de espanto aadi: Cul es ste lugar terrible? Verdaderamente es la casa de Dios y la puerta del Cielo. Di a es te sitio el n o mbre de Bethel casa de Dio s". Con la esc:1b entre el Cielo y la Ti erra podan los ngeles bajar y subir. Las alas con qae se pinta a lo s ngeles del Seor no les servan para. n:ida. Movan los pi.s, sobre la esc~la, en ve'.'~ de las alas en el espacio, con lo cual hubieran ganado mucho tiempo alba jar o subir. Esto es secundario. Lo importante es que bien con una torre o ya con una escala se puede alcanzar el Cielo. & Tan pequea es, reb.tivamente, la distancia que lo separa de la Tierra'!

PAGE 81

.ttJLio GALVEZ OTER 73 VUELTA A LA MISMA PREGUNTA: EN QUE QUEDAMOS? L anse l os Cap tul os 111 y IV d e l a Epstola de San Pablo a los l atas y se ver q u e e n am bos se a firma de man e ra ca teg~ jca que l a Ley A ntjg u a es t e n opo s icin con la Ley Nueva. Leamos ahora l as opi n:o n es en contra: ''No pensis que he venido para invalidar la ley a los profetas : no he venido para jnvalidarlos, sino para cumplirlos. Porque de c i erto os d i go que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecer de la ley, sin que todas las cosas se an cumpli das" -Ma t e o, Ca p. V vs 17 y 18. "Dinos pues qu. te parece? Es lcito dar tributo a Csar o n? Mas Jess entendida su malicia, les dice: Por qu me tentis, pcritas? Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario Entonces les dice: Cuya es sta figur.a, y lo e est encj ma escrito? Ellos le dicen: De Csar; y les dice: Pagad, pues, a sar lo que es de Csar y a Dios lo que es de Dios"-Mateo, Cap. X X II vs 17 a l 21. Y como llegaron a Capernaum, vinieron a Pedro los que cohra ban las dos dracmas y dijeron: vuestro Maestro no paga las dos dracmas? y l dice: S. Y entrando l en casa, Jess le habl ante s, diciendo: Qu te parece : Simn 7 los reyes de la tierra, de quin co bran los tributos o el censo? De sus hijos o de los extraos'! Pedro le dice :De los extraos. Dcele entonces Jess: Luego francos son los hijos. Mas por que no los ofendamos, v a la mar, y echa el anzue lo y el primer pez que viniere tmale, y abierta su boca hallars un estatero dsele por m. y por t''. -Mateo, Cap XVII vs. 24-252 6 27. "Y viendo ellos (los Fariseos y los Herodianos), le dicen: Maes tro ya sabemos que eres hombre de verdad; y no te cuidas de na d i e; porque no miras a la apariencia de hombres, antes con verdad e n seas el camino de Dios. Es licito dar tributo a Csar o n? Da,.. remos o no daremos? Entonces l como entenda la hipocres.a de ellos, les dijo: Por qu me tentis? Traedme un denario. Y ellos se lo trajeron; y les dic:e: Cuya es esta imgen y esta inscripcin? Y ellos le dijeron: De Csar. Y respondiendo Jess, les diJo : Pagad lo que es de Csar a Csar y lo que es de Dios a Dios" .-Marcos Cap. XII v s. 14-15-16-17. "Y como se cumplieron los das de la purificacin de Mara con forme a la Ley de Moiss. le trajeron a Jerusalm para presentarle al Seor (como est escrito en la ley del Seor: Todo varn que abriere la matriz ser llamado santo al Seor;) y para dar la. ofren da, conforme a lo que esti, dicho en la ley del Seor, un par de tr~ tolas o dos palominos". --Lcas Cap. II vs. 22-23-24.

PAGE 82

74 LA BIBLIA AL DESNUDO "Y cuando vireis a Jerusalem cercada de ejrcitos, sabed enton ces que su destruccin ha llegado. Entonces los que estuvieren en Judea huyan a los montes; y los que estuvieren en medio de ella, yanse; y los que en otras regiones no entren en ella. Porque estos son das de venganza, para que se cumplan todas las cosas que estn escritas". -Lcas, Cap. XXI vs 20-21 22. fo Quin dice verdad, pues, Mat e o, Marco s, c as o San Pablo 1 Lo mismo se puede contestar afirmativam e nte en pro de unos que del otro J JESUS VINO PARA TRAER LA GUERRA JESUS VINO PARA TRAER LA PAZ "No pensis que he venido para meter paz en la tierra; no he veni do para meter paz sino espada. Porque he venido para pone r en disensin al hombre contra su padre, y a la hija contra ;;u madre, y a la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre sern los de su casa" .-Mateo, Cnp. X vs. 34-35-36. '' Fuego vine a meter en la tierra. Y qu quiero si ya est en cendido? Empero, de bautismo me es necesario ser bautizado, y mo me angustio hasta qu~ sea cumplido! Pensis que he venido a la tierra a dar p,az? No, os digo: ms disensin. Porque estarn de aqu a adelante cinco en una casa divididos, tres contra dos, y dos contra tres" .-Lcas, Cap. XII vs. 49-50-51-52. Quedamos, pues, en que Cristo segn sus propias palabras vino a traer la guerra, no la paz. Vamos a ver ahor:. como la misma Bi blia desmiente esa afirmacin contenida en lo que dejamos trans crito. "Porque l es nuestra paz, el que ambos pueblos ha hecho uno so lo, y ha derribado el muro de divisin que mediaba entre ellos" Epstola d San Pablo a los Efesios, Cap. II v. 14. ,Porque por un mismo Espritu somos todos bautizados en un mismo cuerpo, Judos o Griegos, siervos o libres; y a todos c,e nos ha )K hecho beber en un mismo Espritu" .-Epstola de San Pablo a los Corintios, Cap. XII vs 13. ''No 1 hay aqu Judo, ni Griego,; no hay siervo, ni lib:re; no hay macho ni hembra) porquci todos vosotros sois uno en Cristo Jess": Epstola a los Glatas Cnp. III v. 28. Tambin tengo otras ovejas que no son de este redil: aqullas tambin he de traer, y oirn mi voz; y habr un solo re bafio y un so lo pastor'' -San Juan Cap. X v. 16. :EJn los Hechos de los .Apstoles~ Cap. X vs. 34 al 37 se nos dice que Dios no hace acepcin de personas smo que es de su agrado cualquiera que le tema y obre justicia.

PAGE 83

JULIO GALVEZ OTERO 75 De manera pues, que c_qu tenemos a dos Evangelistas contra otro Evan ge lista y varios Apstoles &A quin hefuos de creer1 SE PUEDE MALDECIR E INJURIAR O NO SE PUED? "Ost eis que fu dicho a los antiguos: No matars; ms cualquie ra que matare esta r expuesto a juicio Yo, pues, os digo, que cualquiera que se enoja r e sin razn con su hermano, estar expues to a juicio; y cualquiera que dijeia a su hermano: Racca, eS;tar ex puesto al concilio y cua1quiera que a su hermano dijere: Insensato estar e xpuesto al fuego del infierno' '. -Mateo, Cap V vs 21-22. De lo transcri to se infi 9 re claramente que no se puede in,juriar ni ma l dec ir He aqu uno de lo s preceptos ms hermosos de Jess si no es tuviera contradicho por los he c hos realizados ms tarde por ,J e-s s mismo. Veamos : "Oh generacin de vboras! podis hablar bien siendo malos? Porque de la abundancia del corazn habla la boca" .-Ma t e o, Cap. XII v. 34. Y por la maana volviendo a la ciudad, tuvo hambre. Y vien do una higuera cerca del camino vino a ella, y no hall nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca ms nazca de t fn1to pa ra siempre. Y luego la higuera se sec.-Mat eo, Cap. XXI vs. 1 819. Por consiguiente, Jes.s nos en se a primero que no tan solo no se d e be matar sino que tampoco se debe injuriar o maldecir al jimo o su h ac ienda. Y despus e l mismo J t 'l ss no s demuestra en la prctica todo lo contr ario, ll amando "generacin de vboras" a los fariseos y maldi c i endo la hi g uera por ser estril. CUANTAS VECES CANTO EL GALLO? "Y Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se lleg a l una cri ada, diciendo,: Y t con Jess el Galileo estabas. Ma s l ne g delante de todos diciendo: No s lo que dices. Y saliendo a la puerta le vi otra, y dijo a los que estaban all: Tambin ste e sta ba con Jess Nazareno. Y neg otra vez con juramento, diciendo: No conozco a ese hombre. Y despus de un poco se allegaron los que por all estaban y dijeiron a Pedro: Verdaderamente tambin t eres uno de ellos; porque an tu habla te hace manifiesto. Entonces co menz a echarse maldiciones, y a jurar, diciendo: No conozco a ese hombre. Y el gallo cant luego. Y se acord Pedro de las palabras de Jess; que le dijo: Antes que cante el gallo me negars "tres veces". Y salindose fuera llor amargamente" .-Mateo, Cap. XXVI VS. 69-70-71-72-73-74---75.

PAGE 84

76 L BIBLIA AL DESNUDO ''Entonces Pedro le dijo; aunque todos sean escandalizados, ms no yo. Y le dice Jess: De cierto que t hoy, en esta misma. noche, antes que el gallo haya cantado '' dos veces'' me negars tres veces. '' Y el gallo cant la segunda vez; y Pedro se acord de las pala brasDl!ltWJ: que Jess le haba dicho: Antes que el gallo cante "dos veces'' me negars tres veces''-M a rcos Cap. XIV vs. 29-30 y 72. "Y l dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantar hoy, antes que t niegues tres veces que me conoces. "Y como una hora pasada, otro afirmaba diciendo: Verdadera mente ste estaba con l porque es Galileo. Y Pedro dijo: Hombre, no s lo que dices. Y luego, estando an l hablando el gallo cant. Entonces, vuelto el Seor., mir a Pedro; y Pedr0i se acord de la pa bras que Jess le haba dich.,.-.. Antes que el gallo de voz me negars tres veces''. -Lcas Cap. XXII vs. 34--59-60-61. Lo mismo dice Juan en el Cap. X 1 lIII vs. 17 a 27. De manera, pues, que cuando Pedro neg :1 Cristo el gallo cant. Segn Mateo: Tres veces. Segn Marcos: Dos veces. Segn Lcas: Una vez. Segn Jua:p.: Una vez. Cul de ellos dice verdad 1 & Quin de ellos tiene razn 1 No tene mos tiempo de averiguarlo. OTRA VEZ LO IMPOSIBLE Cuando la Biblia relata la tentacin de Jesucristo por el diablo, nos dice Mateo: '' Otra vez le pasa el diablo a un monte muy alto, y le muestra to dos los reinos del mundo, y su gloria. Y le dice: Todo esto te dar si po strado me adoras'' .-Mateo, Cap. IV vs. 10-11. Lo mismo dice Lcas en el C tt p. IV v. 5. Un monte desde dnde se descubre todo el mundo1 No 0s posi ble. Eso pasaje parece que est escrito por quien tena an la idea de que la tierra ei a una superficie plana. Ms habida cuenta de que la tierra es redonda, desde ningn mon te, por alto que sea pueden verse los reinos del mundo. Ni alcanza la vista para tanto ni hay posibilidad de que an al canzando ( cosa imposible) pueda vencerse la dificultad de la re dondez de la tierra y la colocacin en ella de los continentes. FUE JESUS EL UNICO HIJO DE MARIA'? Con los textos en la mano se puede probar que no. Pasemos a probarlo. "No es ste el hijo del carpintero? No se llama su madre Mara;

PAGE 85

JULIO GLVEZ OTERO 77 y sus he:nnanos, Santiago, y Jos y Simn y Judas? Y no estn to das sus he:nnanas con nosotros? De dnde, pues tiene ste todo es to ''? -Mateo Cap XIII vs 54-55 De manera que no tan solo tuvo hermanos, si que tambin tuvo her ... manas cuyos nombres no se mencionan pero a las cua l es se hace re ferencia. "Y sali de all (Jess) y vino a su tierra; y le siguieron sus dis cpulos. Y llegado el s bad o comenz a ensear en la sinagoga; y muchos oyndole estaban atnitos, diciendo: De dnde tiene ste estas cosas? Y qu sabidura e s sta que a l es dada, que tales ma ravillas son hechas por sn~ manos? No es ste el carpintero hijo de Mara, hermano de Santiago y de Jos y de Judas y de Simen? No estn tambin aqu con nosotros sus he:nnanas? Y se e~canda lizaron de l'' .-Marcos, Cap. VI vs. 1-2-3. He ah la confirmacin de lo dicho por J \fateo; la relacin de los hermanos de Jess es r,1:ac ta y en cuanto a las hermanas silencia los nombres. '' Entonces vinieron a l su madre y sus hermanos y no podan lle gar a l por causa de 1a multitli.d. Y le fu dado aviso diciendo: Tu madre y tu~ hermanos estn fu.era q1J.e quieren verte"-l,cas Cap. VlJl vs. 29 y 20. ~ueda tonfirmado 1~119 vez rnf1E lo que dr.Jcimos anteri0rm0nte con h diferencja de que este: Evarigel ista .1JO me::icionaba Jog 1 1 ombres de 1.>S hermanos de J e:-o~s. "'Despils de esto des~endi (Jess) de Capernaum, l y su ma dre y sus he:nnanos, y sur:: discpulos; y estuvieron all n : o '.'lluchos das'' .-Juan, Cap. II v 12. De paso anotaremos una nueva contradiccin entre Mateo y Mar cos, cuando se refieren a ]as manifestaciones hechas en las citas co piadas. Segn Mateo, Jess era, para los que estaban a su derredor "el hijo del carpintero". De aqu la pregunta que encontram0,s en el versculo 54: NO ES ESTE EL HIJO DEL CARPINTERO?" Pero segn Marco-s, Jess era, para los que estaban a su derredor "el carpintero hijo de Mara". De aqu la pregunta que encontra mos en el versculo 3 : "NO ES ESTE EL CARPINTERO, HIJO DE MARIA''" De manera que hasta en eso que parece insignificante, hay dis J)aridad entre los propi os testigo ;::i !1resenciales d e los hech0E realiza dos por Jess.

PAGE 86

78 LA BIBLIA AL DESNUDO CUANDO NArIO JESUS? En esta cuestin que debiera S8r tan importante para 10~ Evan [J;e lios y la Cristiandad, tampoco estn de acuerdo las Sagrudas Escrituras. Mateo, Cap. II v. I, dice que '' en das del rey Herodes'' Lcas, Cap. II v. 2, dice que "cnando Cyrenio era gobernado.r de Siria" Luego si Jess naci en das del rey Herodes como afirma Mateo, ,Jess naci por lo menos tres aos antes del comienzo dt~ la Era Cristiana. Luego si naci cuando Cyrenio era gobernador de Siria como afirma Lcas, ,Jess naci por lo menos seis aos despus del comien zo de la Era Cristiana. ~or tanto Jess, al morir, tena 30 aos, segn Mateo. Por tanto Jess, al morir tena 36 aos, segn Lcas. Y tantos cristianos que se imc1gjnan que muri a los 33 JESUS NACIO EN UNA CASA O EN UN PESEBRE? Dice Mateo, Cap. II v. 11 :'Y entrando en la casa. hallaron aJ nio con su madre Marfa, y postrndose, le adoraron y abriendo sus tesoros, le ofrecieron dones, oro, in nienso y mirra' Quedamos en que naci en una rnsa, f, verdad~ Pues no seor, no nar.i en una c:tr:::a sino en un p esebre. Vamos a verlo: Dice Lcas, Cap. II v. 16 :-''Y vinieron a prisa y hallaron a Ma. ra y a Jos, y al nio acostados en el pesebre''. Quin dice verdad~ DONDE LLEVARON SUS PADRES A JESUS? "Y levantndose l (Jos) tom al nio y a su madre de noche, y se fu a Egipto; y estuvo all hasta la muerte de Herodes'' .-Ma teo, Cap. II vs. 14-15. De manera que .T ess fu llevado a Egipto. Pasemos a comprobar que no fu a Egipto donde lo llevaron. '' Y como se cumplieron los das de la purificacin de Ma:ra con. forme a la ley de Moiss, le trajeron a Jerusalem para prei:;entarle al Seor. ~s como se cumplieron todas las cosas segn la ley del Seor se volvieron a Galile a a su ciudad de Natharet" .-Lca s Cap. II VS. 22 y 39. Mateo dice que fu llevado a Egipto y que estuvo all hasta la muerte de Herodes. Pero Lcas desmiente a. Mateo y dice que fu llevado a ,J erusa lem volviendo despus a i; atharet.

PAGE 87

JULIO GAL VEZ OTERO 79 COMO SE LLAMABAN LOS DOCE APOSTOLES? "Y los nombres de los doce Apstol es son estos: el primero Simn, que es llamado Pedro y Andrs su hermano; Santiago, hi j o de Zebe deo y Ju an su hermano; l!.,elipe, y Bartolom; Toms y Ma.teo el Pu blicano; S antiago, hijo de A l feo y Lebeo, que tena el sobrenombre de Tadeo; Sjmn de Cana:?. y Judas Iscariote que tambin le entre Mateo, C a p. X vs '.6 -34 "Y como fu da llam a sus di s cpulos: y escogi doce df! ellos los cuales tambin lam Apstoles; a S i mn al cual tambin llam Pedro y a Andrs. su herma no, Santiago y Juan, Felipe y Bartolom Ma teo y Toms y Santiago hijo de Alf eo, y Simn el que se llama Cela dor Judas he rmano de Santiago y Judas Iscariote que tambin fu el traidor'' .-Lcas, Cap. VI vs 13 14-15-16. Basta comprobar amba H relaciones para venir en conoc imjento de qne tampoco estn de acuerdo M a teo y Lcas con referencia a los nombres de l os Apstol e s. Y si e s to es en cuestin de tanta importan cia puede suponerse lo qu e ser: en todo l o dems. QUIEN ESTABA SENTADO EN EL BANCO DE LOS TRibUTOS? "Y pa sando de all, vi un hombre, que estaba sentado al ban co de los tributos el cual se llamaba Mateo y dcele: Sgueme. Mateo, Cap LX v. 9. Quedamos en que se llam;:1ba M : eo. Y despus de estas cosas, sa.Ii; y vi a u n publicano llamado Le v i, sentado al banco de los trib utos y le dijo: Sigueme.-Lcas, Cap. V v. 27. Quedamos en que no se ll amab :i Mateo sino Levi el hombre que es taba sentado en el banco de los tributos. QUE RECOMENDO JESUS A SUS APOSTOLES QUE LLEVA RAN CONSIGO? '' Y les mand qu e no lleva.sen nada para el camino, '' sino sola mente un bordn" ; ni alforja, ni pan, ni dinero en la bolsa".1\farcos, Cap VI 8 "Y les dijo: no tomis nada para el camin o "ni bordone.-3 1 ni al forjas ni pan, ni dinero ''ni tengis dos vestidos" .-Lc as, Cap. IX V 3 A Marcos se l e olvid lo de lo s ve s tidos En cambio dice que Je ss orden que llevar an solam ent e un bordn, en lo cual e~ des mentido por Lcas que dice Je s s o rden qu e no ll evaran m bor dones etc etc.

PAGE 88

80 LA BIBLIA AL DESNUDO FUE UN HOMBRE O FUERON DOS? "Y saliendo l de la nave, le sali al encuentro un hombre de los sepulcros con un espritu inmundo'' -1\'larcos Cap. V v 2. "Le vinieron al encuE>ntro dos endemoniados que sahan de los sepulcros''. -Mateo, Cap. VIII v. 28. PUANTOS CIEGOS E.NCONTRO JESUS EN SU CAMINO A JERUSALEM? Y aconteci, que acercndose l de Jeric "un ciego' estaba junto al camino mendi8a.ndo .... Entonces di voces, diciendo: Je ss, Hijo de David, ten misericordia de m'' .-Lcas Cap XVIII, vs. 35 y siguientes. "Y he aqu, DOS CIEGOS sentados junto al camino cc,mo oye ron que Jess pasaba.clamaron diciendo: Seor Hijo de David, ten misericordia de nosotros'' .-Mat e o, Cap XX v 30. A QUE HORA PUE JESUS CRUCIFICADO? "Y era la hora de tercia cuando lo crucificaron" .-Marcos, Cap. XV v. 25. "Y era la preparacin de la Pascua y como a la hora de sexta: en tonces dijo a los Judos: He aqu vuestro Rey! Ms ellos die.ron vo ces: Qutale qutale cntcifcale. Dceles Pilatos: A v11estro Rey tengo que crucificar? Respondieron los Sumos Sacerdotes: No tene mos Rey sino a Csar. Entonces pues se le entreg para que fuese crucificado. Y tomaron a Jess y le llevaron'' -Juan Cap. XIX V. 14-15-16. Uno a la hora de tercia. Otro a la hora sexta Y eso tratndose de la hora en que fu crucificado nada menos que ,Jesucristo! QUE LE DIERON A BEBER A JESUS? "Le dieron a beber "vinagre mezclado con hiel"; y gustando no quiso beber 11 .-Mateo, Oa p. XX'\TII v. 34. "Y le dieron a beber" vino mezclado con mirra"; ms l 110 lo to m" .-Marcos, Cap. XV v. 23. DENOSTABAN A JESUS LOS DOS MALHECHORES O UNO SOLO? '' El Cristo, Rey de Israel desciende ahora de la Cruz pa,ra que vea mos y creamos. Tambin' 'los que estaban crucific ado s con '' lo denostaban" .-Marco s, C1-tp. XV v. 32. Ambos malhechorN; lo denostaban, pues. "Y uno de los malhechores que estaban colgados le injmiaba, DI

PAGE 89

JULIO GALVEZ OTERO 81 CIENDO :-Si t e res el Cristo slv at e a t m j smo y a nosotr os. Y respondiendo el otro 1 le ri dic i e n d o : Ni a n t temes a Dios, es tan do en la misma cond enacin" --L c a s, Ca p. X X I Il vs. 3 9 y 40 Pero despu s de l eer er to vem os qu e, s o lam e n t e l o d e no s ta ha UNO d e l o s malhechores qu0 ron Je s s esta ban crn c ifi c ado s CUALES FUERON LAS PALABRAS ESCRITAS EN LA CRUZ? 1\I arco s Cap. XV v. 26 dic e q u e f u e ron ec..; t ns: EL REY D]J LOS .TFPTOS. Lcas Cap. XXIII v. 38 di c e q 11 e feron es t as : IDSTE JDS EL R EY DE LOS JUDIOS. Mateo, Cap XXVII v. 37 di ce q u e f u e ron es ta s : ESTlD ES JE SUS, EL REY DE LOS :JUDIOS. Ju an, Cap. XIX v. 19 dice qu e fueron ta s : JES U S N~I\ ZARENO, REY DE LOS ,JUDIOS. De modo, pus que tenemos: El Rey de los Judos. Este es e l Rey de lo s .Judos. Este es Jess, e l Rey do los Judo s J ess Nazareno, Rey de lo s Judos. Pero en resumidas cuentas, ~mo podr e mos a veriguar c u les fueron l as pa l abras que ostuvie1 ~ on es critas e n la cruz~ Difcil nos parece encontrar quien nos conteste PROHIBIA O NO LA LEY JUDAIC A MATAR A JESUS? "Dceles entonces Pilatos: Tomadle vosotros, y juzgadll~ segn vuestra ley. Y los judos le dije ron: A nosotros no nos es lcito ma tar a nadie'' -Ju an Cap. XVIII v. 31. Quedamos en que la l ey juda no l e s permita matarlo. '' Respondironle los judos: N os otros tenemos una ley, y segn nuestra ley debe morir porque se hizo el hijo de Dios" .-Juan Cap XIX v. 7. Quedamos en que l a l ey juda lo condenaba a muerte. Y es e l mismo Juan quien no s d l as dos ver s iones! & Cun do lo inspir Dios; cundo afirm o cundo neg 7 CUANTAS MUJERES VINIERON AL SEPULCRO EN LA MAANA DE LA RESURREC CION DE JESUCRI STO? '' Y el primer da de la semana Mara Magda ena vino de ma ana siendo an oscuro al sepulcro, y vi la piedra quit ada, del sepulcro'' .-Jmm Cap. XX v. l. D e modo que no fu ms que 1\fari.n MagdnJena segn Juan. '' En el fin del sbado as como iba amaneciendo el primr,r da de

PAGE 90

82 LA BIBLIA AL DESNUDO ~ -la semana, vino Mara Magdalena y la ot r a Mara, a ver el sepuI. ero" -Mn teo, Cap XXv'JII V .1. D e modo que fueron Mara Magdalena y la otr a Mara, segn Mateo. "Ms el primer da de la semana muy de maana vinieron al sepulcro .. .. .. Y eran Mara MB g f~i .lena. ) y Juana y Mara, madre de Santiago otras que e;st1.ban c1nellas'' .Lcas, Cap. XXIV vs .. y 10 De modo que para Lcas fuernn tres, ms las que las acompaa. han. Tampoco h abr quien pued.'l garanti z ar, en vista de lo transc rito cunta s fueron l as mujere::; que fueron al sepulcro en la ma ana que J es uc risto rescit A QUE HORA DE LA MAANA VISITARON LAS MUJE. RES EL SEPULCRO? ''Y muy de maana, el primer da de la semana vienen al sepul cro, ya salido el sol" -Ma rcos, Cap. XVI v. 2 '' Y el primer da de la semana, Mara Magdalena vino die maana, siendo an oscuro, al sepulcro y vi la piedra quitada del sepul cro'' .-Juan Cap. XX v. l. Ya salido el sol! Siendo an osclil'o Nada que en esto de la visita al sepulcro, como en la en que fu Jesucristo crucificado, nadie sabe la hora que es. A QUIEN VIERON LAS MUJERES EN EL SEPU:CRO? A "Un ngel"-s eg n Mateo Cap. XXVIII v. 2 A "Un mancebo"segn Marcos, Cap. XVI v. 5. A ''Dos hombres''-se g n cas., Cap. XXIV v. 4. A ''Dos ngeles''-se g n Juan Cap. XX v. 12. \ DONDE HIZO JE SUS SU PRIMERA AP ARICION A LOS DIS CIPULOS? "Entonces Jess les dice (a las mujeres): No temis, id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea; y all me ve. rn. . Ms los once discpulos se fueron a Galilea al monte don de Jess les haba o rdenado. Y como lo, vieron lo adoraron; ms al gunos dudaban'' -M a teo Cap. XXVIII vs. lo-16-17. Quedamos en que fu en Galilea. '' Y levantndose en la misma hora tornronse a J erusalem ; y ha llaron a los once congregados y a los que estaban con ellos que de can: Resucitado ha el Seor verdaderamente y ha aparecido a Simn .. .. .. Y entretanto que ellos hablaban estas cosas, Jess se pus o en medio de ellos y les dijo: Paz a vosotros".Lcas Cap, XXIV vs 33-34-36.

PAGE 91

JULIO GALVEZ OTREO 83 Y a no es en Galilea, sino en J erusalem donde hace su primera aparici9n a los discpulos. Las mismas contradicciones de si.empre! FALLA LA PROFECIA CON RESPECTO A BABILONIA. Y Babilonia hermosura de reinos y ornamento de la grandeza de los Chaldeos, ser como Sodoma y Gomarra a quienes trastorn Dios. Nunca ms se habitar, ni se morar de generacin en genera cin: ni hincar all tienda el rabe ni pastores tendrn all majada. Mas bestias fieras dormirn all; y sus casas se hincharn de huro nes: all habitarn hijas del buho, y all saltarn faunos. Y en sus pa lacios gritarn gatos, cervales, y dragones en sus casas de deleite: y cercano est para venir su tiempo y sus das no se alargarn". Isaaa, Cap. XIII vs. ll;} al 22. Esta profeca no fu cumplida. Babilonia sigui y sigue habita da; el rabe hinc y sigue hincando all su tienda,; los past01:es tuvie ron y siguen teniendo all su majada; ni duermen all bestias fieras, ni SUB casas estn hench.idas de hurones, ni existen faunos ni gritan en su palacios gatos cervales ni dragones en sus casas de deleite. El Profeta Isaas, pues, estuvo muy mal inspirado al hacer esta profeca. DIOS ESTA SATISFECHO DE SUS OBRAS. "Y vi Dios todas las cosas que haba hecho y eran muy buenas". Gnesis, Cap. I, v. 31. "Y dijo Samuel a Sal: el Seor me envi para ungirte Rey so bre su pueblo de Israel'' .-Li.brol d e los Reyes Cap. XV v. l de las Bibas Catlicas Rom_anas. (Para las Biblias Protestantes vase Sa muel en el mismo Cap. y v2rsculo) Queda demostrada la afirmativa de una manera clara. Mostremos ahora la negativa con los mismos textos bblicos. "Y viendo Dios que era mucha la malicia de los hombres ;obre la tierra ..... Arrepintindose de haber hecho al hombre en la tierra". Gnesis, Cap. VI vs. 5 y 6. "Y vino palabra del Seor a Samuel diciendo: Me pesa de haber hecho Rey a Sal' '~Libro 1 de !o s Reyes ( 1 ck Samuel en Biblia protestante) Cap. XV v. 11. Bueno es hacer notar que este arrepentimiento con respecto a S:il, lo experimenta el Seor 10 versculos despus de haberfo mandado 1.'.ngir como Rey de Israel. DIOS HABITA .. EN TEMPLOS ESCOGIDOS "Y el Seor se apareci de noche -a Salomn y le dijo: He odo tu oracin y me he escogido este lugar (el templo) para casa de sacri

PAGE 92

84 LA BIBLIA AL DESNUDO ficio ...... Porque he escogido y santificado este lugar para que all est mi nombre para siempre y estn fijos sobre l mis ojos y mi corazn en todo tiempo'' .-P aralipmenos (o Crnicas Cap. 7, vs. 12 y 16. Veamos ..1hora l a negacin de lo que el Seor dijo a Salomn. Ms Salomn le edific la casa. Pero el Altsimo no mora en he churas de manos oomo dice el Profeta El C iel o es mi trono y la tie rra el estrado de mis pis. Qu casa fabricaris dice el Seor? Cul es el lugar de mi reposo?-Hecho s Actos) de lo s Ap s toles, Cap. "VII vs. 47, 48 y 49. PROFECIA RESPECTO A TIRO INCUMPLIDA ''Porque as dijo el Seor Jehov: H aqu que yo traigo contra Tiro a Nabucodonosor, rey de Babilonia. . Con las uas de sus caballos hollar todas tus calles; a tu pueblo pasar a cuchillo y las estatuas de tu fortaleza descendern a tierra Y robarn tus rique zas, y saquearn tus mercaderas y destruirn tus muros; y tus ca sas preciosas destruirn; y tus piedTas y tu madera, y tu polvo pon drn en medio de la aguas''. -Ez equiel, Cap. XXVI vs. 7-11-12_En esta profeca estuvo muy mt1l inspi.rado Ezequiel. N abucodo nosor no destruy la dudad de Tiro; tampoco pas a cuchillo a su pueblo; ni siquiera la conquist nunca. Ciertamente que some ti toda la costa y sostuvo un sitio contra di.cha ciudad que dur trece aos, pero N abucodonosor nunca e. ntr en Tiro. Se equivoc el Pro feta, pues. DIOS HABITA EN LA LUZ Y NADIE LE HA VIS TO NI OIDO El que solo tiene inmortalidad habita una luz inaccesible: a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver''. -Epstola 1 a Timoteo Cap. VI v. lG. "A Dios nadie lo vi jams. El Hijo Unignito que est en el seno del Padre l mismo lo ha declarado'' -.Juan Cap. I, v. 18 "Y el Padre que me envi l di testimonio de m. y vosotros nun ca habis oido su voz ni habis visto su semejanza''.Juan Cap. VII V. 37. _"'Y otra vez dijo (el Seor): No podrs ver mi rostro porque no me ver hombre y vivir" .-Exodo, Cap. XXXIII, v. 20. Pasemos ahora a l eer la negacin de todas esas cosas. Entonces Salomn dijo: El SeoY prometi que ha bitara en oscu ridad" .-Libro 2 Paralipmeno s (o Crnicas) Cap. VI v. 1. '' Y se ocult en las tinieblas c ) mo en un pabelln suyo; a su con torno agua tenebrosa en las nubes del aire" .-Psalmo XVIII v. 11. "Nube y oscuridad alrededor do l" .-P sa lm c XCVfT, v. 2. "Y llam Jacob el nombr e de aquel lugar Phanuel diciendo: he visto a Dios cara a cara". -Gnesi s, Cap. XXXII, v. 30.

PAGE 93

JULIO GALVEZ OTERO 85 ~~------'' Y el Seo r hablaba a Moiss c ara a c ara como suele un hombre hablar a su amigo -G ne Fi is, Cap. XXXI II v. 1 1. "En el ao en que muri el Rey Ozias v al Seor sentado sobre un soli o" Is a s Cap. V I v l. ''Y subieron Moiss y Aa ron Nadab y Abu y setenta de .los an cianos de Israel. Y v i eron a l D i os de Israel y debajo de sus pies ... Exodo Cap. XX I V v 9 y l U. "Y de all en a del a nte no se le rv ant en Isra~l un profeta como Moiss a quien e l Seor c onocie r a cara a cara" D e ut ero nomio Cap. XXXIV, v 10 Yor consig ui e nte : Q u e D ios habita en l a lu z o q u e h abita en l a s tin'ieb l a.s Que na di e l o vi jams o q u e ha s ido vis t o Q u e n un ca se ha odo s n voz o q u e s e ha odo s u vo z Q u e na di e po d r ver s u rostro s in morir o q u e se pu e d El ve r s u ros t ro s i n m o ri r Todo eso se p u e d e afirmar o negar co n l a Bibli a e n l a mano se n q u e se u sen a capric h o un os versc ul os s il enc i a n d o o tr os Y es t a es l a p rete n d id a p al a b ra de Di os reve l ada a lo s hombr e s p ara q u e l es sirva d e g u PROFECIA CONTRA DAMASCO INCUMPLIDA '' Carga de Damasco H aqu que Damasco dej de ser ciudad, y ser montn de ruinas" -lsaa s, Ca p. XV II v l. Y e f ec ti va m e nt e D amasco s i g ui fl oreci e ndo no o b s t a nt e la m a. nif ~ staci n d e l profeta y 8S e n l a act u a li dad un a d e l as m s p s p ras ci u dades de l As i a occ id enta l! E n esto, tamb i n es tu v o muy m a l i ns pi ra d o e l Pr o fe t a PROFECIA DE AMOS QUE TAMBIEN FALLA. "Po r que as ha dicho Ams: Jer o boam morir a cuchillo; e lsral pasar de Stl. tierra en cautividad'' -Ams Ca p. VII v 11 Otra profeca. q u e n o se c u mp li n i con res p ecto a J e roboam ni a I srae l. Veamos l o q u e di ce e l 2 Lib ro de l os R eye s, e n el C ap. XIV, vs 2 7 a l 29 'Y Jehov no haba an terminado de raer el nombre de Israel debajo del cielo por tanto lo salv por mano de Jeroboam hijo de Joas y los demsde los hechos de Jeroboam y todas las cosas que hi zo y su valenta, y todas las guerras que hizo, y como restituy a Jud en Israel a Damasco y a Emath. No est escrito en el libro de las crnicas de los reyes de Israel'? Y durmi J eroboam con sus padres ls reyes de Israel y rein en su lugar Zacaras su hijo". El Prof e ta Am pu es, es tuvo es t a v e z t a n mal in s pirado c omo s u comp a e ro I saas e n l a ante rior

PAGE 94

86 LA BIBLIA AL DESNUDO DIOS SE CANSA Y DESCANSA. "Y acab Dios ei da sptimo su obra que haba hecho y repos". Gnesis Cap 2 v. 6. "T me ha.s abandonado, dice el Seor tJ te has vuelto a. atrs, pues yo extender mi mano sobre t, y te matar; cansado estoy de rogar'' .T er c mas, Cap. XV v. 6. Queda probado, pues, que Dios se cans de l a obra que hizo en s e is das y descans el sptimo. Y que se cans tambin de rogar, sin ser odo. Vamos a probar ahora que todo eso es imposible. "Por ventura no lo sabes o n lo oste? Dios es el Seor Eterno que cri los trminos de la tierra: no desfallecer, ni se fatigar y su sabidura e s impenetrable'' .-I s afas, Cap XL v. 28. Con lo cual se demuestra que Dios no se cansa y que, por tfto no pu e de descansar Ahora bien, t quin dice verdad, e l Gnesis, J e remfas o Isa fas 1 DIOS ES GENEROSO. "Y si alguno de vosotros tiene falta de sabidura demndela a Dios que la d a todos copiosamente y no zahiere y le ser concedi da" .-Epstola a Santiago Cap. 1 Y. 5. "Porque todo aqul que pide rtcibe y el que busca halla, y al que llama se le abrir''. -Lcas, XI v. 10 y Mateo, Cap. VII, v. 8. Queda probado que Dios es generoso. Ms pas e mo s a probar todo lo rontrario segn rezan los siguien tes versculos: '' Les ceg los ojos y les endureci el corazn: para que no vean de los ojos ni entiendan de corazn y se conviertan y les sane.--Evangelio segn Juan, Cap XII v. 40. "Porque ste haba sido el decreto del Seor: que se endurecie sen sus corazones y peleasen contra Israel y fueren a.ruinados y no mereciesen piedad alguna y pereciesen como el Seor lo haba orde nado a Moiss -J osu Cap XI v. 20. Con lo cual queda demostrado que l a generos idad del Dios de la Biblia se queda reducida a cero. TAMBIEN JEREMIAS .. ... .. MAL PROFETA He aqu u n a de las p : rof e cas de Jeremas: "Por tanto as dijo Jehov aJoacim: No tendr quien se asien te sobre el trono de David; y su cuerpo ser echado al calor de da, y al hielo de la noche'' Cap. XXXVI, v. 30. Esa profeca qued incumplida pus e l Cap. XXIV v. 6 del II libro de los Reyes, nos dice que J oacim muri al lado de sus padres y en su lugar rein su hijo.

PAGE 95

EL PECADO ORIGINAL Antecedentes de que se deriva su afirmaci!n por las Iglesias cristianas y algunas reflexiones que algunos de esos antece d~ntes sugieren a la razn serena e imparcial. La pretensin de esas Igle~ias consiste en que se gn los primeros Captulos de El Gnesis Dios cre a Adan y Eva nuestros primeros padres en estado de inocencia y 10s coloc en un lugar de deleites lla. mado Paraiso con prohibicin do comer de la fnlta del rbol de la ciencia deI bien y del mal; que Adn y Eva por sugestin del Dia blo en forma de serpiente desobedecieron esa prohibicin y que por ello fueron castigados en toda su posteridad. Veamos El Gnesis. Rasulta: Primero: que fueron creados dos Adn: uno el primero, andrgi no, bendecido por Dios, no colocado en el paraso y sin ninguna clase tle prohibicin: versculos del 26 al 31 del Cap. 1 y del 1 al 3 del Cap. 2 y el otro, el segundo, unisexual, del que fu formada Eva, no ben. decido por Dios y colocado en el referido paraso: versculo 7-1516-17-18-21-22 del Cap. 2. Segundo: que la prohibicin de referencia fu impuesta solamen te a Adn, antes de formar Dios a Eva sin que conste se hiciera ex tensiva a alla : Versculos 17 al 22 del Cap. 2. Terceto: que la serpiente, por su superior astucia, como dice el texto, o el diablo, por la mediacin de lla co:i;no afirman las citadas Iglesias, y Eva igualmente mintieron al preguntar la primera a aqul y contestar la segunda respectivamente: por qu Dios haba manda do a Adn y a ela qne no comieran de todo rbol del Paraso, y que Dios ''les'' mand que no comieran ni tocaran la fruta del rbol que estaba en medio del Paraso porque no murieran (V erscnlo del 1 al 3 Cap. 3) Y mintieron ambos porque la indicada prohibicin haba sido impuestD solamente a Adan antes de ser formada Eva (Ver. 15-16-17 Cap. 2) agravando la m ent ira de Eva la circunstancia de aseverar que la prohibicin recaa sobre el rbol que estaba en medio del Paraso, dado que este rbol, era no el de la ciencia del bien y del mal, sino el rbol de vida (Ver. 9 Cap. 2)

PAGE 96

88 LA BIBLIA AL DBSNUDO Cuarto: qu e no obstante la amenaza do muei'te lanzada contra Aclan, de morir e n el da que comiera de la frata, Adan comi y l ejos de morir vivi novecientos treinta aos (Ver. 17 Cap. 2 y Ver 5 Cap. 5). Quinto: e.pe Eva no fu arrojada del P araso, que .uicam e nte l o fu Adan, (Ver. 22 y 23 Cap. 3) Sexto: quo el mismo Ver. 22 que e acaba de citar demuestra que la expulsin de Ad n no se verific en concepto de ca st i g o por r azn de desobediencia s ino para evitar Dios que AJn pudiera hacerse inmort a l. H aqu el texto copiaL1o al pi de la letra: Y dijo el Se or Dios-H aqu Adn como se ha hecho uno de n o s s a bie n do e l bien y el mal. Ahora pues para que no alargue quiz su m ano y tome tambin del rbol de la vida y coma y vi v a para si e mpr e 1 Y ech l e del Paraso del deleite para q u e bbrase la tierrQ de la que fu toma do. Y pma alejar en absoluto cualquier duda en. este punto, dice e l Seor Dio s, agrega e l V or. 23 Ver. 24 ltimo d e l Cap_. Y ech f uera a Adn y delante del paraso pu s o qu e ru b in es .... ... Sptimo: que creados Adn y Eva en estado de inocencia, es inex plicable en buenos trminos de justicia y d e razn se les castigara por haber violado la prohibicin dictada a aqul puesto que en este estado carecan de l a "ciencia del bien y d e l mal" y por tanto "ig noraban si era bueno o malo desobedecer u obede ce r ; neces it aban ten e r abiertos les ojos, l cual ocurri precisa m en te despus que co m ieron'' de l a referida fruta.-(Ver. 7 Cap. 3). La T eo lo ga arguye que Adn y E\a '' conocan p r evi a mente el bien y el mal moral" pues Dios se los haba dado al crear l os y q u e el bi e n y e l mal de que :c:e trata es el "cono c imiento e x p eri mental del bienestar y del dolor fsicos C'.)mpa1 ados''. Y funda el primer ex tremo d e este aserto en el -texto del versculo 6 Cap 17 de El Ecle s s tico" que es como sig ue:-'' Cri en ellos la c ie n cia de l ritu, hinch sus corazones de sentido y les m o s t r los ma l es y los bi e nes''. Pero ap:irte de que la l etra del texto de El E c lesi stico" no a d mite l a iterpretacin que l ,~ otorg: : rn los tologos pues l ejos de ser ex plicacin es contradiccin d o la d e "El Gne s i s hay que convenir en que si por "ciencia espiritnal" d e be e ntenderse, segn e l seor Sc i o con su aprobacin d e l Papado e h c onocimi en t o de las cosas espiri tua!es" e l mal fsico "per se" pertenece a l orden espirit u a l l o q u e es a todas luces errneo. Por otra parte: si la Teologa combatiendo a los marcianistas, m niqueos, a los filsofo s del siglo c uarto y a los incrdulos del ~ig l o dieciocho que suscitaron la cuestin de la figura corporal de Di os que la de c laracin contenida en '' El G nesis de que e l hombre fu h ec ho "a i magen y s e meja.n z a'' de Dios, se r3fiere no a l a parte

PAGE 97

JULlO GALVEZ OTERO 98 corprea, sino a l a l ma del hombre y "alma" y "espritu" s on una mi s ma cosa en sentir de los telogo s, sguese en b U1 .ma g ic a q ue l a ciencia y e l conocimi e nto que "cri Dios en Adn y Eva" segn el Ec l esistico son l os mismos q ne pos e e Dio s y siendo es t e Omnis ciente, aq u ll os te:!lan que s erlo igualmente, y por lo mismo posea.r l a ciencia del bien sin necesidad d o e x periencia y as tambin el ~ onocimiento de na tnraleza fsi c ~ que l::t Teologa l es niega : de otro modo l a "palabra de Dios" en su "so:emnsimo Testamento" la Biblia,, se ha equivocado al resol n 'r segn "El Gnesis h acer al hombre a s u "imgen y semeja nza" y an en e l Ver. 1 del citado Cap. pues dice: '' Dios cri al h ombr e de la tierra y lo hizo segn su imgen" y que se eq ui voc del pr o pio modo a l declarar, d esp us que Adn comi l a fruta prohibida: i_:H aqu Adn como se ha hecho uno de nos sabiendo el bien y e l mal". (Ver. 22 Cap. 3) El Gnesis y finalmente qua Dio s a l proferir estas pa]abras se ol vid de que ya Adn era uno "de l" cuando lo cri a s u imagen y semeJanza, como lo haba olvidado c u ando l e impu so la prohibi cin Ms g ico pues, que pretender cohonestar los textos e n que he mos venido ocupndonos hubiera s ido re l acionar lo s de lo s Ver scnlos 27 Cap. 2 y 22 Ca p. 3 que
PAGE 98

90 LA BIBLiA AL DESNUDO Porque vosotros sois el templo del Dios vivo, como dice Dios ... Epstola de Pablo 2a. a los Corintios Ver. 16 Cap. 6) Y as el que desprecie esto, no desprecia a un hombre, smo a Dios que ha puesto tambin su Espritu Santo en nosotros. tola de Pablo a los Tesalonicen ses Ver. 8 Cap 4. ) Guarda el buen depsito por el Espritu Santo que mora en noso_ tros. (Epstola de Pablo 2a a Timoteo Ver. 14 Cap. 1) Resumiendo para concluir este punto: la interpretacin racio nal no reclama adicionar el texto. La interpretacin teolg1 ca lo hace necesario. Esta restringe el concepto de aqul, y la primera la respeta en absoluto sus trminos genricos. El texto que se in voca en apoyo de la restriccin tiene en sn contra el mismo que se trata de explicar y nueve textos ms, lo cual quiere decir sencilla mente que se trata o de una contradiccin o de un error, o de ina plicabilidad al caso del texto de 'El Eclesistico'' Octavo: que el castigo infligido a Adn se halla concebido en es tos trminos: '' Por cuanto oste la voz de tu mujer y comiste del rbol de que te haba mandado que no comieras, maldita ser la tie ITa en tu obra: con afanes comers de ella todos los das de tu vida Espinas y abrojos te producir y comers la yerba de la tieITa'' Con el sudor de tu rostro comers el pan hasta que vuelvas a la tierra de a que fuiste formado porque polvo eres y en polvo te convertirs". (Ver. 17-18-19 Cap. 3.) Noveno: que tal maldicin es personal, pero suponiendo gTatia ar guendo que alcance a toda la humanidad ha resultado ilusoria, porque (a)-La er:ra, en la obra del hombre, resulta una bendicin, sobre todo en Cuba, puesto que produce cuanto en ella siembra aqul. (b )-El hecho de comer con afanes depende no de la voluntad di vina sino del egosmo huma.no en la forma actual de la organizacin de la sociedad. Adems a los ricos no alcanzan lds afanes para co mer y seguramente no alcanzaran a los pobres an dentro de dicha organizacin si esos ricos llenaran e l deber de darles, por lo menos, una buena parte de sus tesoros cuya totalidad estn en el deber de entregarles segn les previene Jess para ser discpulos suyos, en cuyo caso ellos comeran tambin sin afanes pues eipontneamente seran socorridos por su Padre Celestial que sin necesidad de excita cin sustenta a las aves del cielo y viste los lirios del campo. Y si por afanes ha de interpretarse labrar la tierra, cumple recordar que Dios por razn de favor y buena obra coloc a Adn en el Paraso pa ra que lo labrase y guardase. (Ver 15 Cap. 2). ( c )-Que la tierra !ajos de producir espinas y abrojos mediante el cultivo del hombre ofrece a ste toda la variedad de flores, cerea les y frutos que por divetsos mtodos se procura l mismo. Y si la

PAGE 99

JDLlO GAtvEZ OTERO 91 referencia es a las espin&,s y abrojos que d de s la tierra natural mente, el hecho ocurra antes de la desobediencia, pues de otra manera no hubiera tenido razn el encargo a Adn de labrarla y guardarla, encargo de que trata el texto ltimamente citado, lo cual hace advertir que las espino s y lo s abrojos obra fueron no de la maldicin sino de la creacin. ( d)-Que el hombr e no come yerba y de comerla no sera como re sultado de la maldicin, puesto que en el da Sf!Xto de la propia crea cin, antes del pecado, Dios dijo: 'Ved que os he dado toda yerba ...... para que os sirva de alimento". ( e )Que la comida del pan con el sudor del rostro de no ser una repeticin del segundo extremo de la maldicin, que queda eYami nado, hay que hacer observar que no existan tahonas en aqulla poca y de todos modos, de existir la fabricacin del pan enton ces como ahora, habra hecho sudar el rostro y an el cuerpo, de la propia manera que acontPce con la obra de labrar la tien-a, con lo cual se dijo o quiso decirse lo que no haba necesidad de decir, es to es, que el ejercicio corporal o el calor en grado mayor del conve niente al organismo excita las glndulas sudorferas y p:r:ovoca la secrecin de las mismas. Dcimo :-Que el castigo discernido a la mujer, aparte su injus ticia porque la prohibicin no se extendi a ella, que de haberse ex tendido estara siempre excusado por su estado de inocencia, tam bin es de carcter personal, pero en la hiptesis de que alcance a su prole, ha resultado fallida. Vanse los trminos de la maldicin: "Multiplicar tus dolores y tus preeces: con dolor parirs tus hijos y estars bajo la potestad de su marido" dice el texto Ver. 16 Ca ptula 3) "Multiplicar tus dolores' '-Ni la imaginacin en sus vuelos, ni la historia en sus anales, ni la fantas$a teolgica permiten formar idea acerca de cuales pudieron ser los primitivos nicos dolores a que se hallaba sometido el sexo feme nin o y que se dan por existen tes y por el contrario lo mismo ante la una que ante las otras los do lores propios de dicho sexo aparece que fueron antes de comer la fruta, los mismoR que despus de comerla, es decir que no se han multiplicado. "Multiplicar tus preeces''-No todas las mujeres tienen aptitu
PAGE 100

92 tA BIBLlA At DESNUDO divina estar pendiente ele la satisfaccin de una necesidad humana del orden fisiolgico para realizar la operaci n aritmtica de que se trata y en tal concepto el respeto y la cons ider acin a Dios debie ra inducir al Cristianismo clerical a borrar de sus enseanzas la trasmisin a l_a po ste ridad femenina de Eva de semejante maldi cin, con tanto mayor moti vo cuanto que los trminos de e lla tienen carcter personalsimo como dijimo s a l principio. '' Con dolor parirs tus hijos'' En todo el reino animal el alum bramiento es doloroso y en su consecuencia es forzoso admitir que el castigo ha comprendido no solament e a la prole de Eva sino a to do el reino expresado lo cual con slo pensarlo irrita. Pero sabido es que,como la concepcin, est en poder de la mujer anular el dolor del parto. As tambin en este extremo la maldicin ha fracasado. '' Estars bajo la potestad de tu marido y l tend1~ dminio sobre t"-En tiempos ya lejanos, ms prximos, por tanto, a la poca en que se supone ocurri el suceso existi el Matriarcado y la mujer fu reina y Sra. de los pu a. blos como reina y Sra. del hogar. Si en pocas posteriores descendi la mujer de su pedestal no fu a consecuencia del mandato divino, sino del cambio sufrido en la s formas de gobierno y en las costumbres de lo s pueblos. Adems, iidnde est la mujer sujeta al yugo del marido? i Acaso l as restricciones que la ley civil impone a su capacidad contractual y el recogimiento a que se la sn;ieta en los pas es catlico-apostlico-romanos, limitacin y supedita cjn desconocidas en multitud de otr0-s naciones del globo, traducen l a injustsima dependencia de que habla El Gnesis y que ha dado lu gar a tantas expresiones da,spectivas por parte del clericalismo con tra nuestra campaa en este planeta, valle de lgrim,_as segn el mis mo1 Convengamos pues, en q ue l a ma ldicin en esta ltima parte, igual que en las ru.1teriores, no ha dado resultado Undcimo: Que la maldicin fulmiada contra la serpiente ha te nido el mismo xito que la proferida contra Ad y Evn. Dice as:"Y dijo el Seor Dios a la serpiente: por cuanto has hecho esto: mal dita eres entre todos los animales y bestias de la tierra: sobre tu pe cho andars y tierra comers todos los das de tu vida. Enemistades pondr entre t y la mujer y entre tu linaje y su linaje. Ella que brantar tu cabeza y tu pondrs acechanza a su calcaar'' .-(Ver. 14-15 Cap. 3.) Dcimo c1-~gundo:-Q ue en cuanto a esa maldic](n se advierte desde luego: (a)-Que 1iada hay en el texto que permita
PAGE 101

JULIO GAL VEZ OTERO 93 hace el clericalismo de que e l diahlo ''tom la figura de dicho rep t1!" evidenciando lo s trmin>~ de Jn maldicin seg-nn queda indicndo, ora por la mencin y la condenacin del linaje de la mnna, que el in ductor njco y ex c lucivo fu la serp i ente (c)-Que no ex iste ant ecedente alguno histrico contrario al he cho anota.do por la exp erienc ia de que la serpiente no presente ca racterstica alguna d ada su natural organizacin acreditativa de in feriorid[ld por haber s ido maldita "entre todos los animales y bestias de la tierra''. ( d)-Que tampoco hay antecedente alguno en los anales de la hu manidad que autorice a creer que la serpiente realizaba antes de la tentacin sus movimientos locomotivo s distintos de la manera en que s tricamente aparece lo s viene ejecutando, esto es, arrastrndose, o andando sobre su pecho como di ce e ] verscu lo, sin advertir que an dar implica dar pasos y dar pasos requiere por lo m~nos muletas en defecto de pis. (e)-Que esta conformidad ad ovo responde seguramente al hecho <1e que el reptil de que se trata fu nombrndo "serpiente" por Adn cuando ste hizo la designacin de que hablan lo s versculos 19 y 20 Cap. 2 precisamente porque ese reptil se arrastra o como dice el nesis anda sobre el pecho y es de creerse as tanto por la razn ltima mente expuesta cuanto porque segn reputados autores e l origen eti molgico de l a voz "serpiente" es e l vocablo sm;rito sarp que significa arrastrarse. (f)-Que h maldicin fracas por exceso o ultra ejecutione toda vez que concrcb.da a. los dfas del individuo tentador, resulta que su li naje se arrastra como seguramente se arrastraba ella antes de su ac tuacin. (g)-Que a juzgar por s u alimentacin desde los tiempos prehis tricos y la accin rlestructora de la tierra en la economa animal la serpiente jams se sustent con tierra. (h)-Que no consta en el G nes i s ni en otro libro de la Biblia hecho alg,rno que compruebe el extremo de la enemistad entre la ser piente y Eva. (i)-Que aparte la injustlcia de maldecir Dios al linaje de la ser piente y al de la mujer inocentes de un todo, la enemistad (para em plear la palabra del versculo, impropia, puesto que su concepto es equivalente al de aversin y supone por tanto repugnancia oposicin y vemos a diario que la serpiente ni famlica ni no famlica demues tra esta clase de afectos o desafectos a mujer alguna, salvo el CF.1 so de ab.q-qe por parte de sta) depencle no de imposicin previa en con cepto de castigo, sin o de la necesicfa rl de acechar la presa o repeler una agresin y no se cie slo al linaje de la mujer, sino que se extien

PAGE 102

94 LA BIBLIA AL DESNUDO de a todo linaje de carne que vea buena para comer, hermosa a sus ojos y agradable a la vista. (Ver. Cap. 3). (j)-Que la ndole del resto de la maldicin, a saber: ''ella que brantar tu cabeza y tu pondrs acechanzas a su calcaar'' es pura mente personal como lo hace comprender su simple lectura, pero en el supuesto de que no sea as sabido e s que ni la mujer quebranta la cabeza de la serpiente ni sta se alimenta en sus a,cechanzas al calca ar de la mujer. Por lo dems, de otorgar a esa el sentido figurado que pretende el cristianismo clerical hay que concedrselo tambin, pues no hay causa determinante de excepcin, a un Dios omnipotente que tarda seis das en crear el Univ e rso de la nada, que descansa, que forma al hombre da barro, que planta un jardn o paraso, que echa maldiciones, que se pasea al aire despus del medio da, que se arrep,!j.ente etc., etc., hasta llegar a convenir en que se trata solo de un .... mito comn a las religiones de que copi la suya el pueblo nmada y sanguinario que se dice '' escogido por Dios'' y cuya his toria de crueldades y crmenes se califica de .... Sagrada. En definitiva: si fu el diablo y no la serpiente la entidad insti gadora surge el dilema siguiente: o Dios fu injusto al castigar la serpiente y relev..ar de pena al diablo o no es verdad que mediara la intervencin de este personaje, de cuya naturaleza no dicen una so la palabra los libros sagrados y cya mediacin si fuera cierta ha ra pesar ,~obre la majestad divina el ridculo de haberse castigado a s mismo con la multiphcacin de partos, dad: que segn la doc trina clerical para cada uno de ellos Dios cra un alma, tener que encarnar en la humanidad y ser supliciado en la persona de su hijo para redimirla de un pecado de inocencia que despus de todo no ha cometido y de estar sirviendo continuamente al diablo ya que la ma yor parte de 18 s almas que se toma el trabajo de crear han de tener por paradero final el Infierno. Mutti enim sunt vocati, panci vero electi. Porque muehos son los llamados y pocos en verdad los esco gidos. (Ver. 16 Cap. 2--E vangelio segn Mateo). Y es el caso que an haciendo todas las concesiones imagina.bles, en punto al alcance de la pena impuesta, resulta que la trasmisin del pecado original, no pas de b po s teridad de No. En efecto: Dicen los versculo, 6 y 7 Cap. 6 que arrepentido! Dios de haber hecho al hombre en la tierra (y sin arrepentirse, agrega mos nosotros, de haber criado las aves y los reptiles, que salvo la serpiente, de entre estos ltimos, no jugaron papel alguno en la obra de la tentacin y del pecado) res u el ve raer la haz de la ti erra al hombre que cri "desde el hombre hasta los anima~es desde el reptil hasta las aves del cielo" ( quedaron eliminados los habitanteR todos del lquido elemento, desde el pez j a lea hasta la ballena) agregan el 3 y 9 d e l pr c pio Cap. ''Ms No hall gracia delante del Seor: fu

PAGE 103

JULIO GALVEZ OTERO 95 varn justo y perfecto en sus generaciones con Dios anduvo". Y aaden los versculos 1 y 9 del Cap. 9. "Y bendijo Dios a No y a sus hijos y djole-s: Creced y multiplicos y poblad la tierra. He aqu yo estab l ecer un pacto con vosotros y con vuestro linaje despus de vosotros' De manera que tenemos: (a)-Que No era varn justo y perfecto. (b ) -Q u e por esa razn hall gracia a lo s ojos de Dios y fu en unin de su familia excluido del diluvio. ( c )-Que un a vez cesa do ste y fuera ya con los suyos del Arca on que se s a lv de la innundacin Dios bendice, no solo su persona si no tambin l a de sus hijos. ( d)-Qu e Dio s tambin establece su pacto con uno y otros y el li naje d esp us de ellos. Ahor a bien con estos elementos de informacin, & cabe dudar de que e l pecado original qued extinguido en la familia de No? Si no es as, qu valor ti e nen: e l hecho de haber hallado No gTacia de l an te de Dio s la justicia y s obre todo l a perfeccin de aqul, la ben dicin divina y el pacto susodicho con ellos y su descendencia 1 Por si se duda del alcance de la bendicin a No y sus hijos ah est el Versculo 3 del Cap. 12 que con ti ene estas explcitas palabras: "Bendecir a los que te bendigan {se trata de Abraham) y maldeci r a los que maldigan y en t sern benditos todos los linajes de la tierra'' Ante tan terminante texto h ay que bajar la cabeza y reconocer la verdad que s ustentamos o negar a la bendicin de Dios la eficacia o sentido, no obstante que por se r de Dios es de naturaleza infinita en su pronunciamiento y sus efectos. No aparece as que tengan razn los que apoyados en el versculo 16 Cap. 3 de la Epstola de Pabl o a lo s Glatas cuyo tenor es el si guiente: "Las promesas fueron d i chas a Abraham y a su simiente". No dice y a las simientes como de muchos, sino como de uno. Y a tu si miente qu e es Cristo rechazan aquella interpretacin racional y gica Y no lo parece porque a part e ele que e l te xt o transcripfo de el G nesis no emplea l a p a l a bra simiente s in o el vocablo linaje y n0 e n singular sino e n plural, d e jando as ver, dicho sea de paso la li ge rez a con que fu escri to e l verscnlo de la s u so dicha Epstola atribuida a Pablo, resulta por tod o ex tremo v iolento y caprichoso :i.fi rmar qua l a ex pr esi n "En t sern benditos todos los linajes de ID tjerra" quiere decir "En t se r bendito Cristo". Y tanto s vio l ento y capr ich oso c u anto que en la propia Epsto b :i lo s Glatas, en lo s Versculos 22 23 y 24 se dice: "Porque escrito est que Abraham tuvo dos hijos: uno de la sierva y '>tro de la Hb:re

PAGE 104

96 LA BIBLIA AL DESNUDO Ms el de la sierva n a ci se n l a c a rne y el de la libre por b. prome sa Las cuales cos as f u e r o n dich as p o r alegora .. Un deta ll e ms En los versculo s 1 y 2 de l Cnp. 26 de l repetido li b r o E l Gnesis se lee : 'Y Abrah a.m tom otr a mujer llamada Cetu ra. La cu a l le pari a Za mram y a Je osan y a Madan y a Madian y a Jesboc y a Su" Y an os de creer q u e tuvo ms s u fes i n pues to que e l verscu l o 6 d e l propio Cap '.:ico: "Ms a los hijos de sus con cubinas les hiz o don a tivo s" De l o explwsto se deduce que el p cc ao q u e se imp u t a A d n y Eva no ha sido trasmitido preci sa1;.1e 1ito por l a :i.-nisma razn d e l prn pio pecado puesto quo merced a l, ~ 1 1s descondioutes somos di oses a teno r d e l os textos transcriptos en Pl n.partado sptimo de es t e Ca p tu lo porque de haberse transmifr1o se exting u i en N"o y s n fam ili a y s i no en Abraham. P o r l o d ems si no somos liosef\ si so l o somos hom b res, e n e l se ntido corr i e nt e d e l a pa l abra tengamos grandeza de nimo bas ta nte pa r a exim i r a l a Ma j; estad divina de un c :1rgo que ob li ga a u no d e lo s m s gra n des pensadores del pasado si g lo a exc l amar : "La crueld a d de u n D io s F i g iano que al devorar las almas d e los muertos puede supo n erse les cau sa to r mentos mientras dura el ban quete es pequea comparada con l a cn1eldad de un Dios que condena a los hombres a t o r turas eter nas ...... El descenso sobre los descendientes de Ad n a travs d e ce ntenares de generaciones de cas tigos terribles por u n a pequea t r ansgresin no cometida por ellos; la condenacin de todos los homb r es q ue no se han .proivec:hado de un pretendido mo ct o de obtener el p erdn ace r ca del cual la mayor parte de ellos no ha n odo h a bl a r s iqui. era y el hecho de efectuar la re conciliacin sacrific a ndo a un h i jo q ue era perfecta.mente inocente, para satisfacer la supues t a n ecesid a d de una vctima propiciatorria son procedimientos que atribudo s a un legislador humano inspiraran solo expresiones de aborrecimiento"

PAGE 105

SINGULARIDADES DEL CRISTIANISMO CLERICAL el Las innum eri les sectas del Cri s tianismo clerical y, por tanto, la sedicente Catolicismo Apostlico Romano, ignor:!n: del nacimiento 1 del principio y fin de la vida pel da, mes blica, y ao de Jesucristo ( del comienzo y del trmino de la pasin, de la muerte La tradicin que fija el nacimiento de Jesucristo, el 25 de diciembre no tiene fundamento histrico: fu oficialmente estable cida por el Papa Liberio el ao d e 354 no sin gran resistencia en tre los cristianos de Otjen te. Los de los tres primeros siglos han fluctuado en asignar al hecho di s tintos das de los meses da Enero, :1farzo, Abril y Mayo. La eleccin d e finitiva del 25 do Diciembre tuvo por objeto hacer competencia al Mitrianismo. Fecha despus de todo astronmica como la que se asigna a la dela muerte del propio Jess. Tambin dichas sectas ignoran: quin e s son los verdaderos au tores de los Evangelios llamados cannicos, o sean 1 segn Mateo, segn Marcos, segn Lcas y segn Juan conforme repetidamente afirm y prob el Obispo Fausto en sus controversias con San Agustn. Esos autores no eran di : sdpulos de Jess deca Paus:to, y saben esas sectas que ni Lcas ni Marcos lo ft1.eron, y que de ha ber escrito Mafoo y Juan lo que re s pectivamente se les atribuye, no hubieran hablado uno y otro en t e rcera persona al referirse a s mismos com .'.) resulta de los Ver s culos 3 Cap. X del Evangelio se gn Mateo y los 26 y 27 del Cap. XIX del Evangelio seg,n Juan. Igualmente dichas sectas ignoran : el da, mes y ao del nacimiento d l f a { d 1 r d 1 d } e os re er1 os e prmmp:o Y m e a v1 a, puMateo Marcos bhca y privada y L ontecedantes de familia Y ucas En cambio las mencionadas scts no ignoran: Que entre la multitud de Evan g eEos rechazarlos por la.s Iglesias, a nteriores a l os aludidos cannicos fi g uran el Protoevangelio, el

PAGE 106

98 LA BIBLIA AL DESNUDO Evangelio de la. Infancia y las Actas de Pila tos : y h aqu que en es tos tr es ltimos se hallan calcados y a veces aparecen copiados a la letra muchos versculos de los Captulos de aqullos. Tales son: Cap. del Protoevangelio 11 17 13 21 12 18 14 22 Captulos Evangelio de la Infancia 786-10 768~10~11 9-10-11-13 10-11-14Equjvalencia de los Evangelios cannicos 1
PAGE 107

JULIO GALVEZ OTERO 99 hombres la alegra y los frutos gloriosos de 1a inmortalidad" (Radya Cher-vol-pan 61 y 63). El n ge l di ce a Maria : No temas Mara porque has hallado gracia diefante de Dios. H a q u p arir s un hijo y llama.rs su nombre Jess Este ser grnde y ser llamado Hijo del Altsimo y le dar el Seor Dios el trono de :I>avid, su padre' -( Lcas, Cap. I-50 y 52. ) :1Acced i cndmera vez en el Este" .-(L ep man 21-124). "Dnde est el Rey de los Judos que ha nacido? Porque viinos su estrella en Oriente '(Mateo 11 -2 ). 5-Una hu es te de mensajeros anglico s desci ende a anunciar la fausta n u eva. "Un hroe glorioso e incomparable ha nacido: un Slvador les ha sido dado a todas las naciones de la tierra Un libertador ha trado paz y alegra a la tierra y al cielo' -( Lotu s, 102 ~ 104-Rg ya 89-97.) Compftrese Lcas II -9 6-Prncipes y fmbios br ahmines se presentan con regalos y ado ran al nio Budha (Rgya: 97-113) "Y entrando en la casa vieron ~J nio y le adoraron .. .. .... y le ofrecieron regalos, oro incienso y mirra" (Mateo II ~ :2) 7-El Brahmn Asita, a quien el espritu ha revelado el adveni miento de Budha desciende de su ermitai en Himalaya a ver el nio recin nacido y predice la venida del reino del cielo y la misin de Budha como Salvador e instructor del mundo" -(Sutta Napatha TII 2 11). "Y el Espritu Santo le haba revelado (al anciano Sime:n) que no morira sin ver antes al Cristo Se-or .. ... Entonces l, Sime-n, l o tom en sus brazos y bendijo a Dios Y dijo : '' Ahora Sefio:r, des pide a tu siervo en paz, porque han visto mis oJos tu salvadn' '. (; Lcas II -2 6 y 30. ) 8'El; A'IJ'inista Bramaa Su tra ; refiere q u e e l Rey de J\fagada 1li ins1Tucciu11os a uno de sus mi11istros para q u e hiciese una inves ti.gacin con e l fin de averig ua r si a l :1in h ab i tante de s u rein o podra flsiblPmente ll eg,ar 11 ser sufic iPnt emente poderoso p ?ra poner en peli g-ro 111 ~eg nridad de su trorio. E1 1 ronces se d a,s pacha:i1_ dos espas, Ul10 'd e ] os c u les se cerciora del nacimiento de Budha y aco11sda al rey que tome medidas para e l exterm inio d e s u tribu.

PAGE 108

100 LA BIBLIA AL DESNUDO vase Mafao II-1-11. 9-Los prncipes de la tribu Sakya inducen al rey a que presente su hijo en una asamblea pbli c a d e nobles y sacerdotes. Espri tus vienen a acompaar la procesin e n s u marcha; prof.atas inspi rados proclaman la gloria futura de Mois Una leyenda paralela en Lcas, suministra el motivo de la c e remonia con las palabras "co mo est en la ley del Seor''. Pero un a comparacin cuidadosa de Jos originales de la ley hebrea r e vela el hecho de que nunca existi semejante ordenanza pues el motivo d e la ficcin d e l narrador fu evidenteme.nte la necesidad de amold a r el incident e a las costumbres hebreas. 10-Un da los padres de Budha lo echan de menos y despus de buscarlo mucho tiempo lo encuentran e,n una asamblea de santos rishis que escuchan sus discursos y se maravillan de su entendi miento. (Buddhist Birth Stories 74) Vase Lis, II-45-4 7. ) 11-Budha, antes de entrar en su misin encuentra al brahmin Rudraka, gran predicador, que sin embargo se l e ofrece como disc pulo. Algunos de los seguidores de Rudraka se pasan a Budha, pe ro lo abandonan cuando descubren que no guarda los ayunos. ( Ggya 178-214.) Jess, a su vez, se encuentra con Juan Bautista que reconoce su superioridad. Dos de los discpulos de Juan -siguen a Jess que ex presa sus razones para rechazar la rigidez de Juan en la observancia de los ayunos (Juan, I-37). 12--Budha se retira a la soledad de Urnvilva y ayuna y hace ora cin en el desierto basta que el hambre le obliga a abandonar su a.is1amiento (Rgya 164---0ldemburg's Uhavagga 116). Vase Mateo IV-1 13-Despus de terminar su a:v,rno Budha se d un ba,o en el ro Nu1-anjana; >11 ~a ;jr del a.gm purificado, los
PAGE 109

JULIO GAL VEZ OTERO 101 15-Durante la transfiguracin en el monte, Moiss y Elas vi& nen a unirse a Cristo. Sakayanun tiene fooouentes comunicacionee con los dos Budhas que le precedieron. 16-La sombra de la higuera sagrada que cubre a Budha medita bundo, es la escena de la conversin y ordenacin de los primeros discpulos antes seguidores de Rudraka. Cristo escoge sus prime ro_. discpulos de entre los seguidores de Juan el Bautista, y en el Evangelio segn Juan (I-48) su observacin sobre una higuera aparece del todo extraa al contexto. En la contestacin de Nata nack la circunstancia de haber sido visto bajo una higuera se acep ta como prueba del carcter mesinico de Cristo. 17-Budha antes de nombrar un nmero mayor de apstoles, es coge cinco discpulos favoritos uno de los cuales es luego llamado el pilar de la f y otro, el amigo de pecho de Budha. Cristo antes de elegir sus doce apstoles escoge cinco discpulos principales entre ellos Pedro "la roca de la Iglesia" y Juan, el dis cpulo favorito. Entre los discpulos de Budha hay un Judas, Da, vadalta, qua trata de traicionar a su Maestro y encuentra un fin ver gonzoso. (Koppen l-94 Sefman 51. -Birth Stories, 113) 18-Las primeras palabras de Cristo son los macarismos (bien aventuranzas) del Sermn de la Montaa. Cuando Budha entra en el ejarcicio de su misin, principia as un discurso pblico: "Bienaventurado el que ha entendido la ley, el que v y el que se siente bien hallado en la. soleda,d''-(Rgya 359) 19-Budh:L se encuentra cerca de una fuente con una mujer de la casta despreciada de los Chandatas. (Burnoup Dyvea Avadana). Vase Juan, IV-1-20. 20-Budha anda sobre el Ganges; cura a los enfermos con solo tocarlos y el Mayama-Sutra refiere el milagro de los panes. La transfiguracin y el hablar en lenguas extranjeras son otros parale los. Budha descienda al infierno y predica al espritu de los conde nados. 21-A la muerte de Budha la tierra tiembla, las rocas se abren y aparecen espritus y fantasmas (Kopenn 1-114 Suidel 281). "Y h aqu tembl la tierra y se hundieron las rocas ...... y ~ucho~ cuerpos de santos que haban perecido resucita.ron"_..(Ma:teo, XXV 11-51-53). ANALOGIAS DOGMA.TIOAS. 1-La creencia en la necesidad de la redencin p,or un mediador sobran.atura!. 2-La exaltacin del -fundador a la categora de Dios. Budha es igual a Brahma; los demonios nada pueden -eontra l; lo! ngeles le sirven.

PAGE 110

102 LA BIBLIA AL D~SNUDO 3-Derrrito de las riquezas:-!CDifcil es para el hombre ST rico y mantenerse en el camino' 4-El mrito moral del celibato. Su prctica obligatoria e n los conventos budhist-as. 5Supresin de los viejos ritos : rdig iosos, sacrificios, etc. 6-La vanidad de los placere s terrestres. 7-El rebajamiento del trabaj0 yr de la industria, de las posesio nes y honores de este mundo: 8-La enseanza de la paciencia, la sumisin y el st:rvilismo, el despr'ecio de la cultura fsica, de las virtudes :iltivas y viriles. 9-El amor del en2migo 1 a sumisin a la injusticia y la tirana. JO-El rebaja.miento de los afecto s mundanos, el mrito de ahaii donar esposa e hijos. ANALOGIAS RITUALES Los monasterios, los conventos de monja s el papisrno, (al Lama tibetano se le adora como Vicario d e Dios e n la tierra) los concilios ecumnicos, las procesiones, el culto de las reliquias, el rosario, el incienso, las letanas, el agua bendita la corona de los eclesisticos, la prctica de, los sacerdofos de lkvnr la cabeza descubierta, ios ayu11s semanles y anuales, los exlk>rcismos, lns candelarias, la fies ta de la Inmaculada Concepcin, las misas por el descanso de las al ~ mas, los repiqu2 s de campanas, la confesin auricular de los peca dos. La retrica del ~uevo 'l\~tamento es siempre ''ilustrativa" ms bien que persuasiva: es la elocuencia qu a disting-ue, la comunicacin de ideas transmitivas de la introduccin de ideas originales. Y co rrio con razn observa Fenesbah, el extrao descuido d 2 l testador que se desenfandi de perpetuar su revelacin trasmitindola por escri to es una fuerte prueba pr,esuntiva de que l daba su Evangelio co mo doctrina ya escrita. Ninguno de los primeros Padres ( anta;:; de Ireneo) cita nunca un solo pasaj e del Nuevo Testamento en su for ma presente. El Comit del Concilio eclesistico que hizo da los cua tro evangelios el cnon de la f tuvo que escogerlos de entre cincuen ticuatro versiones contradictorias. Los escritores contemporneos nada dicen sobre 1os estupendos sucesos que Re dice haber acompa ndo a la aparicin del nuevo profeta. J osefo, que describe 21 reino. de Herodes en sus minucio~os pormenores jams menciona los mila gros de Bethlem, la aparic i"on ele una nueva estrella, el asesinato de los inocentes, los prodigios de la crucifixin. Por otra parte no hay duda que todas las doctrinas y tradiciones e.s enciales del budhismo fueron escritas antes de la ca(da del imperio persa y qu los sucesores de Alejandro el Grande presenciaron la in vasin del Asia occidental por una muchedumbr e, celosa de los mi

PAGE 111

JULIO GALVEZ OTERO 103 sioneros budhistas. Mucho antes de que la China y Siam hubieran cado bajo el dominio del ''Verbo'' se haban establecido colonias budhistas :ms ac del Indus. Ale;jandro Poli!iistor describe la.s prcticas ascticas de monjes budh i stas en Baitriana y habla de lo~ penitentes er e mitas y de las rdenes mendicantes, mientras que Aso ka '' el Constantino del Btidhismo'' hace ref ereneia en el edicto 13 de Girnas a mi s iones enviadas a los reyes yona (jnicos o griegos) Antioco, Tolomeo, Antgono, y Magas. Doscientos aos antes d e Cristo la ciudad de Alassada, cerca de las fuantes del Oxus, era centro de ln propaganda budhista occidental y es muy improbable que sus misioneros incansables no se hayan aprovechado de las oportunidades que les ofreca el trfico p,or tie rra entre la India y las costas del Mediterrneo. Entre los embaja dores que el iey Poros o Panrava envi a la corte de August1) haba nn budhista llamado Zarmanadiegas C]Ue fu luego a Atenas y a a arroj a las llamas de una pila f nneraria para demostrar su crencia tll la nulidad de ln existencia ternnal. En la constelacin de las ulfyadn.s se v an aglomeradas seis estre llas grandes y cincuenta pe, uefr-4s en nn espacio que puede cuhrirs.~ con la circunferencia aparente de la u a. Y estas estrallas forman un sistema correlativo o se agreg:rn en nuestro campo -visual y el ta mao casi uniforme de las ms grandes debe atribuirse a la ms ex traa coincidencia; y e l astrnomo Veben calcula que la probabilidad de la primera hiptesis excede a la d~ la segunda en cerca de veinti cinco millones de v aces. Con una certidumbre semejante, puede el estudiante de las escrituras indias rechazar la creencia en las analo gas casuales entre el Budhismo 7el Cristianismo. Finalmente las tantas veces citadas s actas cristianas no ignoran, que los Padres Apostlicos no hacen mencin de milagro alguno rea lizado por J es s y que ste por ms que se diga y repita., ni por su intelectualidad, ni su moral, alcanza e l nivel ms alto de la perso nalidad hum:_ma. El gran orador americano Ingersoll, que despus de haber sido cristiano militante) se emancip de sus viejos e-rro res escriba a este respecto: "Era Jess mejor, ms magnnimo, ms altruista que Budha? Era; ms sabio? Recibi la muerte con una calma mas perfecta que Scrates? Era ms paciente y caritativo que Epcteto? Era ms gran filsofo y pensador r.as profundo que Epicuro? ~Bajo qu as pecto fu superior aZotmtstro? Era ms dulce que Lao-Tse~i.Era ms universal que Confusio? Sus ideas sobre los derechos humanos y sus deberes eran superiores a las de Zenn? Expuso verdad.os ms grandes que las de Cicern? Su espritu era_ ms sutil que el de Spi' nosa? Era su cerebro igual a-1 de Kpler? ms excelso, ms sublime ante la muerte que el mrtir Bruno? Era en inteligencia, en

PAGE 112

104 LA BIBLIA AL DESNUb fuerza, en belleza,_ de expresin en amplitud de pensamiento, en co nocimiento del corazn humano igual a Shakespeare? De ningn modo. "Cristo jams dijo palabra alguna sobre la educacin. Jams hi zo mencin de la existencia de ningn ramo del saber sumano. No te na estimacin alguna por la pintur.s, por la escultura, por la m. sica, po:r ningn arte. Nunca habl de los deberes de una nacin pa ra eon otra o de los derecho~ de los hombres, nada sobre la libertad jntelectual, la libertad de la palabra . todos los lazos hnmnos f'ran despreciados, este mundo quedaba sacrificado para el :mundo futuro''. QUI POTEST CAPERE CAPIAT.

PAGE 113

LAS VIRTUDES CRISTIANAS E ,:; moneda corriente que circula por templos, calles y plazuelas atribuir a Jess los preceptos:-''Amaos los unos a los otros'' "Amad a los que os aborrecen" "Socorred al necesitado" etc. etc. otorgando .a astas exhortaciones {:) l ttulo de "Virtudes cristianas" Aparte de que tales virtudes que siente el corazn humano en su ms hondo seno en concepto de deberes eran reconocidas, recomenda das y practicadas por 108 paganos an tes de la venida real o supues ta del maniqueo de lo s Evangelios, maniqu, puesto que todos los actos que ejecutaba tenan por obj eio el cumplimiento de las Escri turas, pudase afirmar que dicha s virtudes fueron predicadas por los judos antes de serlo por Jess. PRUEBA (El orden de la s citas responde al de la colocacin de los libros de la Biblia). Exodo-Versculo 4 Cap. 23-Si encontraras buey o asno de tu ene migo1 vulvaselo a ll evar Idem versculo 5 Cap. 23-Si v i~res el asno del que te aborrece cado debajo de la caLga no pasar s de largo, sino que le ayudars a alzarlo. El Levtico, versculo 18 Cap. l!J-N o busques la venganza, ni ta acordars de la injuria de tus conciudadanos. Amars a tu ami go como a t mismo. Yo el Seor (El nombre de prjimo, amigo y l1ermano significan una misma co sa en la ley de Dios, dice por nota el Sr. Scio en la pgina 342 del t orno primero de su obra). Idem versculos 33 y 34----Cap .1.9-Si habitare un extranjero ,en v uestra tierra y morase entre vosotros, no le zaheriris. Ms est entre vosotros como e l natural d e h tierra y le amaris como avo bo tros mismos p0rque vosotros fujsteis tambin a,xtranjeros en la tie rra de Egipto. Yo el Seor vuestro Dios. Deuteronomio versculos 12-Cap 10 y 13-Cap. 11 Prescriben 8e:rvir v amar a Dios con todo el corazn y toda el alma. Jo su versl!.9u lo 5__,Cap. 22-Id id. id. id. Proverbios versculos 27-28-29-30-31 -Cap. 4--N o estor bes hacer bien a aqul qu e puedes; si puedes, hazlo t mismo tam bin. No digas a tu amigo: Vte y vuelve, maana te dar, pudien do dar desde luego .No maquines mal contra tu amigo puesto que

PAGE 114

106 LA BIBLIA AL DESNUDO l an t tiene confianza. No porfes sin razn contra aqul hombre que no te hizo mal ninguno. No envidies al hombre injusto, ni imites sus caminos. La caridad cubre todas las faltas (versculo 12-Cap 10) El que se apiada del pobre ser, ser bienav e nturado (Versculo 21 Cap. 14). Yerran los que obran mal: la misericordia y la verdad preparan bienes. (Versculo 22 Cap. 24). Versculo 22 Cap. 22-No hagas violencia al pobre porque es bre, ni quebrantes al nec,esitado en la puerta. El Eclesiasts-versculo 11 y 20-Cap. 10-El que de otro dice mal en secreto no es menos que una sierpe qua muerde sin ruido. No digas mal del rey en tu pensamiento, ni hables mal del rico en el se creto de tu aposento porque an las aves del cielo llevarn tu voz y el que tiene alas dar noticias de tu sentir. Y conoc que no haba mejor cosa que alegrarse y hacer bien en su vida. Versculo 12-Cap. 3. La Sabidura-La boca que miente, mata. al alma. Versculo 11 Cap. l. El Eclesistico~N o faltes en el consuelo a los que lloran y andan con los que lamentan-Versculo 33--Cap 7. No desprecies al hombre en su vejez -V er. 38-Cap. 7. No te huelgues de tu enemigd muerto. -'? er. 8 Cap. 8. No res~stas en cara al ultrajador. -Ver. 14-Cap. 8. Apart-: tus ojos de la mujer ataviada y no mires curioso la her mosura aj 2na -Ver. 8 Cap. 9. Con la mujer de otro no ests jams de asiento, ni te acuestes con dla de codo. -V. 12-Cap. 9. Y en el sentido sea a t el pensamiento de Dios y toda tu conver scin an los mandamientos del A1tfoimo. V. 23-Cap. 9. No acostumbres tu boca a la mana de jurar. -V. 9 Cap. 23. Y el nombrar a Dios no sea de continuo en tu boca, ni te metas con los nombres de los Santos porque no estars en e llo exento da fal ta-Y. 2 Cap. 28. Ac:urdate del temor de Dios y no te enojes contra tu prjimo. V. 8 Cap. 25. D prestado a tu prjimo en tiempo de necesidad. Y restityelo al prjimo a tiempo. V. 2 Cap. 29. Pierde el dinero por el hermano y por tu amigo y no lo escondas debajo de una piedra para que se pierda. -V. l3 Cap. 29. La salud del alma en santidad de justicia es mejor que rodo eJ oro y la plata. -V 15 Cap. 30. Quien ama el oro no ser justificado. -V. 5 Cap. 31. Acurdate que es mala cosa un ojo maligno. -V. 14 Cap. 31.

PAGE 115

JULIO GALVEZ OTERO 107 P orque la paz de Dios sobre l a superfic i e de la tierra. V. 8 Capitulo 38. Al que tiene e l temor de Dios mi.da le falta -V. 27 Cap 40. No mires a mujer de otro marido ni solicites['>. su criada -V. 27 Captu lo 41. Despus de todo e l mismo Jess reconoci l::t prioridad de ori gen V ase sj n : -" No pensis q ue he venido a abrogar la ley o los p 10i:' et.as: no he ve n ido a abrogarlos sino a darle cumplimiento". Evangelio Regn lV[ateo Ver. 17-Cap. 5. "Y se levant un doctor de la Ley y l e dijo por tentarle: "Maestro, qu har para poseer la vida e terna ? Y l le dijo: En la Ley qu hay escrito? cmo lee s ? El respondiendo ) dijo: Amars al Seor tu Dios de todo tu corazn y de toda tu alma y de todas tus fuerzas y de todo tu entendimiento y al prjimo como a t mismo. Y le dijo: Bien has respondido.Haz eso y vivirs" Evang'2 lio seg n L,cas Versculos 25-26-27-28 Ca. 10. Por lo dems cabe decir que no es o ro todo lo que tanto se hace re luc.ir puesto que ya hemos v i sto que se l ee en e l Evangelio seg n Mar cos V. J 2 Cap. 4-que J css hab l ab:1 a sus pecadore.s por :p.arbo l as '' Para que viendo vean y no vean y oyendo oigan y no entiendan, no sea que alguna vez se conviertan y les sean perdonados sus peca dos'' Y e n la Epstola d e San Pablo n lo s Romanos V. 20 Cap. 12 Re consigna: "Por ta.nto si tu enemigo tiene hambre,dale de comoc: sitie ne sed, dale de beber porque si esto no hicieres ., carbones encendidos amontonars sobre 1 tu cabeza'' A su ve z la recom en dacin de acomo dami e nto con e l contrario que aparece hecha no por razn de vir tud sjno d e conveniencia: en efecto: dice e l V. 25 Cap. 5 del Evan gelio seg 1\.f ateo: '' Acomdate luego con tu contrario mientras que ests en el camino no sea que tu contrario te entregue al Juez y el Juez te e ntr egue al mjnistro y seas echado en la crcel". Las virtude,s cristianas: Si tu p adre, escriba San J ernjmo, sr. echa a dormir atravesado en e l n mbra l d e tu casa, si tu madre descubre d e lant e de ti e l seno que t e amamant, hu e lla el cuerpo inanimado de tu padr e pisotea e l pecho de tu madr e y s in verter g rimas y los ojos sec os, vuela al Seor que t e ha llamado!! Un padre d e la Igl es ia, Tertuliano esperaba ver a todos los sofos en l age h e nna~d e l fueg-o del infierno. "Cun grande ser lla escena ) escribe. Cmo reir Cmo me regocijar! Cmo triunfa r cuando vea a: tantos reyes ilustres de quienes s e dice que subieron a los cielos, gimiendo con Jpiter ) su Dios, en las tinieblas ms pro, fundas del Infierno! Entonces los soldados que han perseguido el nombre de Cristo a.rdern en un fuego ms cruel que el que ellos encendieron para los Santos''.

PAGE 117

ENSEA NZAS Y EJEMPLOS DE JESUS ENSERANZAS Traed mi yugo sobre vosotrcs y aprended de m que manso goy v humilde de corazn, y hallar is reposo para vuestras almas. V. 29-Cap. 12 Evangelio Reg,_'in ~\1 ateo. Ms yo os digo qu.e quien se e no~are con su hermano obligad e ser a juicio, y quien dijere a su hermano "raca" obligado Eer a concilio. Y quien dijere "insensato" quedar obligado a la gehenna del fuego-V 22 Cap. 5--Evangelio segn Mateo. Un mandamiento nuevo os doy: (>ue os amis los unos a los otros as como yo os he amado. -V. 34 Cap. 13. Evangelio segn Juan. Hanra al padre y a la madre. V. 4 Cap. 15 Evangelio segn Mateo. Y as todo lo que quieras que lolli hombres hagan con vosotros bacedlo tambin vosotros con ellos V. 12 Cap. 7-Evangelio se gn Mateo. EJEMPLOS Jess increpa al >rjimo y em plea DIEZ veces la palabra hi pcrita. -V. 2 y 5 Cap. 6 y del 13 al 29 Cap. 23-Evangelio se gn Mateo. Dos veces emplea la e-xpresi6n raza. de vi'boras--V. 33 Cap. 23 y V. 34 Cap. 46-Evangelio se gn Mateo. Una vez la palabra "necios" V. 17 Cap. 23-.-Evangelio segn Mateo Una vez la frase "generacin depravada" V. 16 Cap 17-Ma teo. Una vez el vocablo "ser.pien tes" V. 33 Cap. 23-Mateo. Dos veces el de "lobos" V. 15 Cap. 7 y V. 16 Cap. 10 Mateo Una vez la frase "hijos de pe lTO" V. 26 Cap. 15-Mateo. Cuatro veees trat con despego a su madre y una a su padre pu tativo y hermanos, llamando dos veces mujer a aqulla. V. 48 Cap. 12-V. 49 Cap. 2. Fivangelio segn Lcas, y V. -i Cap. 2 V. 26 Cap. 19-Evange Ho s eg:n Jna~Tres veces caus dao en la pro ... piedad jena. -V. 32 Cap. 8V. 1 Cap. 12.-V. 19 Cap. 21Jilvangelio s egn Mateo.

PAGE 118

110 LA BIBLIA AL DESNUDO ENSEANZAS No hagas engr ~ o-V. 19 Cap. ) O-Evangelio segn Marcos. EJEMPLOS Hablaba p0r parbolad al pue blo para que no vieran ni enten theran con el fin de que no se con irtiesen y le fueran perdonados ,;s pecados. -V 12 Cap. 4lt~vangelio segn Marcos. -----------------~--Ms yo os digo que no T< a sistis : 7.l mal.-V. 39 Cap. 5 fivange lio seg;n Mateo. ------~----~-Tened paz entre vosotros. V. 49.. Cap. 9-Evangelio segn Marcos. Prom a ti devolve r afrenta por i:,fr e nta. -V. 38 Cap. 8 -Bvan p.e lio segn Marcos Del Evangelio segn Lcas. Declar que vino a traer fuego en la tierra V. 49 Cap. 12. Expuso el deseo de que la tie nra ardiera como vivo anh2,lo de s u e s pritu-49 Cap. 12. Dijo que no haba venido a traernos paz sm o divisi.{,n. -V. 51 Cap. 13. -~------------------Cun infame es el que desampara a su padre y es mal di to de Dios el que exasper a su madre. Iclesistico V. 18 Cap 3 No te aparte s de la. mujer san sa ta y buena. Eclesistico V. 21 Cap. 2. Nueve cosas tuve por gran eles ... El hombre que goza en sus hijos. Eclesistico V, 9 y 10 Cap. 25. No aqorrezcas a tu hermano en tu 9orazn._ :Levftico V. 17 Ca ptulo 19: .. Manifest que para podei' ser ::;u discpulo era preciso aborre cer a l padre, a la madre 7 a la mu jer e hijos y hermanos y herma ll f tS y an tambin la propia vi da. V. ~6 C:1p 14-Lca8'. ------------'-"--"'--'-----~ No .. hurtes.,. V. 19 Ca.pi 10 Marcos .. M$ a.l sptimo -da, sbado es ef def Seor: no hars obra alguna en l.V. 10 Cap. 20 Exodo. No pensis que he venido a abro gar la le.y olos p rof e tas. No he venid a abrogarlos sino a darles currplin:iie~to: v: 17 Cap. 5 :_ Evangelio segn M'ateo. Autoriz a disponer de lo ajeno y la violacin del pr~cepto del l i M 1o-V. del 1 al 7 Cap. 6 y V. <,l e l 30 .21 35 CQp. 19.

PAGE 119

JULIO GALVEZ OTREO 111 ENSEANZAS EJEMPLOS No mat:i rs.-V. 19. Cap. 10 .F~vangelio segn Matoo. Amad a vuestros enemigos: ha ced bien a los que os aborrecen y 1 ogad, por los que os persiguen y ealumnian. -V. 44 Cap. 5 Ma teo. Para que s eis hijos de vuestro Padre que est en lo s cielos el cual hace nacer su sol sobre bue nos y malos y llueve sobre jus tos y pecadores. -V. 45 Cap 5 ].1vangelio segn Mateo. Bienaventurados l'os mansos porque ellos poseern la ti arra V. 4 Cap. 5 Mateo. Si alguno te hiriere en la meji lla derecha pnle tambin la otra. Y. 39. Cap. 5. Mateo. Encarg l e ll evaran a su pre, ~ : encia para matarlos ante ellos a lo!'< enemigos que no quisieron rei nara sobre e llos. V. 27 Cap. 19 Lcas. Defini como prjimo al qu e nos hace beneficio o es misericor dioso y no a todos lo s se r es huma nos. -V. del 30 al 37 Cap. 10Lcas. Di de latigazos a los cambis tas del templo. V. 15 Cap. 2.T uan. No puso la mejilla contraria cuando le dieron una bofetada si no que protest. Por qu me hi a res, dijo si he hablado bien 1 V. 23 Cap. 18 -Juan.

PAGE 121

LA BIBLIA iiPALABRA DE DIOS!! D0 CTR INAS TEOLOGICAS DIOS ESTA SATISFECHO DE SU OBRA Y vi todas las cosas que habq hecho y eran muv buenas. nes-S Ver. 31. Cap. l. Y elijo Samu a l a Sal: el Seor me envi para ungirte Rey so bre su pueblo d e Israel. Libro 1 Reyes V. 1 Qap. XV. DIOS NO ESTA SATISFECHO DE SU OBRA Y viendo Dios que era mucha l a ~alicia de los hombres sobre la tierra .... Arrepintise da haber hecho al hombre en la tiena. G nesis V. 5-6 Cap. 6. Y vino palabra del Seor a Samuel dicindo: Me pesa de haber hacho rey a Sal. Librn 1 Reyes V. 11 Cap. XV. DIOS HABITA EN TEMPLOS ESCOGIDOS Y el Seor se apareci de noche a Salomn y le dijo: He odo tu onwiu y me ho escogido este lugar ( el templo) para casa da sacri ficio. Porque he escogido y santificado este lugar para que all est mi nombre para siempre estn fijos sobre l mis ojos y mi co1:nzn en todo tiempo. Paralipmenos Libro 2 V. 12 y 16 Cap 7. ~ o DIOS HABITA EN TEMPLOS ESCOGIDOS. Ms Salomn l e edific la casa. Pero el Altsimo no mora en l churas d1: manos como rl~ce el Profrta. El Cielo es mi trono y 1a L:cJTH el <'Hi rado de mis pi(s. Qu : caca fabricaris dice el Sei'ior'I cn;'.i] e s el lugar de mi rcpo.:io1 Hechos de los Apstoles, V. 47-48 y 49 Cap. 7. DIOS HABITA EN LA LUZ Y NADIE LE HA VISTO NI OIDO El que so lo tiene inmorrtal'idad habita. una luz inaccesible a quien ninguno de los hombres ha visto ni. puede ver. ]Jp. 1 a Ti moteo V. 16 Cap. 6. A Dio s nadi 2 lo vi : jams El Hijo Unignito que est en el seno del Pa dre, l mismo lo ha declarado. Evangelio segn Juan V. 18 Cap. l.

PAGE 122

114 LA BIBLIA AL DESNUDO Y el Padre que me envi El di testimonio de m, y vosotros nun ca habis odo su voz ni habis visto su semejanza. Evangelio se gn Juan V. 3 Cap. 5. Y otra vez elijo ( el Seor) No podrs ver mi stro porque no me Y e r hombre y vivir. Exodo V. 20 Cap. 33. DIOS HABITA EN OSCURIDAD Y HA SIDO VISTO Y OIDO Entonces Salomn dijo: El Seor prometi que habitara en os curidad. Libro 2 Paralipmanm, V ] Cap. 64 Y se ocult en las tinieblas como en un pabelln suyo: a su eontor no agua tenebrosa en las nubes del aire. Psalmo 17 V. 12. Nube y oscuridad alrededor d e l. Psalmo 96 V. 2. Y llam J acob el nombre de aqul lugar Phanual diciendo: he vif:>to a Dios cara a cara. Onesis V. 30 Cap. 32. Y el Seor hablaba a Moiss cara a cara como suele un hombn hablar a su amigo. Exodo V J 1 Cap. 33 En el ao en que muri el Rey Ozas, v al Seor sentado sobre im solio. Isa.fas V. 1 Cap. 6. Y subieron Moiss y Aarn,Nabad y Abu y setenta da los ancianos de Israel. Y vieron al Dios de Israel y debajo de sus pis ..... Exodo V 9 y 10 Cap. 24. Y de all en adelante no Re levant en Israel un profeta como Moi ss a qui an el Seor conodera cara a cara. Deuteronomio V.. 10 Ca ptulo 34. DIOS SE CANSA Y DESCANSA. Y acab Dios el da sptimo su obra que haba hecho y repos. Gnesis V 2 Cap. 2. T me has abandonado dice el Se11or, t te has vuelto atrs, pueR yo extendar mi mano sobre t, y te matar; cansado estoy de ro gar. J eremas V 6 Ca;p 15 DIOS NO SE CANSA. iPor ventura 110 lo sab1"S o no lo oste1 Dios es el Seor eterno que cri los trminos de la tierr::i.: no desfallecer ni se fatigar y su sabidura es impenetn1 ble. Isa as V 28 Cap. 4-0. DIOS ES OMNIPOTENTE En todo lugar los ojos del Seor estn mirando a lo s bueiws y a los malos. Proverbios V. 3 Cap. 15. Adnde me escapar de tu espritu ~ i Y adnde huir ele tu pr<:.> f.,cncia 1 Si subiere al cielo, t all estars; si descendiere al infierno, ests presente; si tornare mis alas al salir del alba y habita r en las extramiclacles de la mar an all me guiar tu mano y me a::;istir tu derecha. Psalmos 139 V 7-8 9 y JO.

PAGE 123

JULIO GAL VEZ OTERO 115 Porque los ojos de El sobre lo s caminos de los hombres y consi dera todos sus pasos. No hay tii,ieblas, ni hay sombra de muerte, de manera que se escon dan l'tll lo s qnc obran maldad .. Job V 21 22 Ct~ptulo 34. DIOS NO ES OMNIPO'l'ENTE Y descemli e l Seor para ver la ci ndad y la torre que edifica lnrn lo s hijos de Ad{rn. Gnesis V 5 Cap. 11. Y habiendo odo l a voz del Seor Dios qu,2 se paseaba en e l Pa raso al aire despus del medio dfa, escondise Adn y su mujer de la presencia del Seor Dios en medio d e l rbol del Pm a:so. Y llam e l Seor Di os et Adn y djole: en r1nde ests 7 Gnesis V S y 9 Cap. 3. Djole, pues, el Seor: el grito de Socloma y de Gomorra se ha acrecentado y su pecado se ha a g ravado con ~xceso. Descender y ver si el clamor que ha llegado hasta m lo han colmado con la obra o si no es as para saberlo Gnesis V 20 y 21 Cap. 18. DIOS CONOCE SIN PROBARLO EL CORAZON HUMANO. Y orando dijeron: t, Seor, que conoces los corazones de todos, mustranos de estos dos cual has eRcog-ido. H2.chos de los Apstoles V 24 Cap. l. T conociste mi sentarmr v mi levfmtarme. Ras entendido de le joR mis pensamientos; has i~vestigado mi se nda y todos mis cami nos) has prevfato an cuando no est la palabra en mi liang11a, Psal mo 139 V 2-3-4. Acaso Dios no demandar estas cosas T Porque EL conoce los secrdos del corazn. Psalmo 43 V 42. DIOS NO CONOCE SIN PROBARLO EL CORAZON HUMANO. No oirs las palabras de aquel profeta o soador porque os prue ba el Seor Dios nuestro para que sa haga patente sj le amis o con todo vuestro corazn y con todn vuestra alma. Deuteronomio V 3 Cap. 13. Y te acordars de todo el camino por donde te ha traido el SPor Dio s tuyo por cuarenta aos en el de s ierto para afligirte y probarte. y para que se conocieran las cosa s que en tu nimo se resolvan si a~aso g-uardabas o n sus mandami e ntos. Deuteronomjo V 2 Cap 8. Y djole: no extiendas f-u mano sob re el muchacho ni le hagas na da: ahora h e conoc do qne terne"' R Dios y q_"J.e has perdonado a tu hijo uni.gnito P ?r amor a m. lPnes is V 12 Cap. 22.

PAGE 124

116 LA BIBLIA AL DESNUDO DIOS ES TODOPODEROSO He aqu que yo soy el Seor Dios d e tod a carn e : pues hay cosa alguna difcil para m 1 Jeremas V 27 Cap. 32. Ymirndolos J es s les dijo: esto e s imposible para los hombres: ms p::tra Djos es posible_. Evangelio Regn Mateo, V 26 Cap. 19. DIOS NO ES TODOPODEROSO. Y el Seor fu con Jud y se apodur d e las montaas pairo no pu do ex terminar a los habitantes del valle porque tenan muchos ca rros armados de hoces. Jueces, V 19 Cap. l. DIOS ES INMUTABLE. Toda ddiva exmlente y todo don peirf ecto es de lo alto que des ciende, del Padre de los hombres en el cual no hay mudanza ni som bra de variacin. Epstola de Santia : go V 17 Cap. l. Porque yo soy el Seor y no mudo y vosotros, hijos de J acob no habis sido consumidos. Malachas, V 6 Cap. 3. Y o el Seor dije: Vendr y lo har no pasar ni perdonar ni me apla car, segn tus caminos y segn tus obras te juzgar, dice el Seor. Ezequiel V. 14 Cap 24. No es Dios como el hombre para que. mienta nj como e l hijo del hombre para que se mude. Nmeros V 19 Cap. 23. DIOS ES MUTABLE A;rrepintise (Dios) de haber hecho al hombre en la tierra. G~nesis V 6 Cap. 6. Y vino parbola del Seor a Samuel diciendo: Me pesa de haber hecho Rey a Sal. Libro 1 ReyeR V 11 Cap 14-. Y v i el Seor las obras de ellos como se apartaron de su mrJ ca mjno. Y tuvo Di0s miserict)rdia acerca del mal que haba hablado que les hara y no lo hizo J ons V 10 Cap 3. En aquellos das enf.eirm Ezechas de muert e Y vino a l 1 s aas profeta... y le dijo: Esto mee el Seor Dios: Dispn de tu casa porque mor:irs t y no vivirs El volvi e J rostro hacia la pa red e hizo oracin al Seor .... Y antes que I s aas hubiera pP sado Ja mi t ad de :. atrio hablle ~ l Seor diciendo: Vu e lve y d a Eze chas. He visto tu oracin ... y he aqu que te he saJ?,ado. . Y aiadir a tus das quince aiio8. L,ro 4 d 2 los Reyes V 1--2-4-:5 6-Cap. 20. DIOS ES JUSTO E IMPARCIAL Perfectas son las obras de Dios y todos sus caminos justicia: fiel

PAGE 125

JULIO GALVEZ OTERO 117 ------es Dios y sin ninguna iniquidad: justo y recto. Deuteronomio V 4 Cap. 32. Porque no hay excepcin de personas para con Dios. Epstola a los Romanos V. 11 Cap. 2. Y dijisteis: el camino del Seor no es justo. Oid, pues, casa de Israel: 1oacaso mi camino no es justo y no antes vuestros caminos son malos i Ezequiel V 25 Cap. 18. Porque el Seor Dios vuestro, l es Dios de los Dioses, y el Se or de los Seores, Dios grande, poda,roso y terrible que no acep ta personas ni dones. Ha~e justicia al hurfano y a la viuda, ama al extranjero y le d comida y vestido. Deuteronomio V 17 y 18 Ca ptulo 10. DIOS ES INJUSTO Y P AROIAL Y soy el Seor tu Dios, fuerte, celoso, que visita la. iniquidad de los padres sobre los hijos ha:::;ta la tercera y cuarta generacin de aquellos que me aborrecen. Exodo V 5 Cap. 20. Porque no habiendo an nacido ni hecho bien ni mal (para que segn la eleccin permaneciese el decreto de Dio s ) No por la,; obras sino por el que llama le fu dich,J a ella ( a Rebeca) Que el mayur servira al menor conforme a lo que est escrito. Am a J acob y aborrec a Esa. Epstola a los Romanos V 11-12-13 Cap. 9. Porque al que tiene se le dar y tendr ms, mas al que no tie"le an lo que tiene se le quitar. Ev segn Mateo V 12 Cap. 13. DIOS NO ES EL AUTOR DEL MAL. Perfectas son las obras de Dios y todos sus caminos justicia~ fiel es Dios y sin ninguna iniquidad, justo y recto. -Deuteronomio V 4 Captulo 32. Nadie diga cuando fuere tentado que es tentado por Dios, porque Dis no intenta los males y El no tienta a ninguno. Epstola de Santiago V 11 Cap. l. DIOS ES EL AUTOR DEL'MAL Pues ahora d al varn de J ud. . Esto dice el Seor. H aqu que ya estoy iorjando un mal contra vosotros. Jeremas V 11 Captulo 18. Que form la luz y cre las tinieblas, que hago la paz y cro el mal. Y o el Seor, que hago todas estas cosas. Isaas V. 7 Cap 45. & Sonar la trompeta en una ciudad y el pueblo no se estremece r Habr algn mal en la ciudad que el Seor no h aya hecho! Ams, V 6 Cap. 3. "'Por eso pues le d ( el Seor Dios) preceptos no buenos y juicios en que no vivirn. Ezequiel V. 25 Cap. 20.

PAGE 126

. 118 LA BIBLIA AL DESNUDO --~ -~ DIOS ES GENEROSO. Y si alguno de vosotros tiene falta de sabidura demndela ti Dios que la d a todos copiosamente y no zahiere y le ser concedida. Ep. de Santiago V 5 Cap. l. Porque todo aqul que pide recibe; y el que busca halla; y al que llama se le abrir. Ev. segn Lcas V 10 Cap. 11 y segn Matoo V 8 Captulo 7. DIOS NO ES GENEROSO. Les ceg los ojos y les endureci el corazn: para que no vean de los ojos ni entiendan de corazn y se conviertan y los sane. Ev. segn .Juan V 40 Cap. 12. Porque s1 e haba sido el decreto del Seor que se endureciesen sus corazones y peleasen contra Israel y fueren arruinadas y n mere ciesen piedad alg1ma y pereciesen como el Seor lo haba ordenado a Moiss. -J osu, V 20 Cap. 11. HALLAN A DIOS LOS QUE LO BUSCAN Y o amo a l os que me amap y lo s que de maana velaren a m rne ha llarn. -Proverbios, V 17 Cap. 8. Porque todo el que pide recibe; y el que busca halla .... Ev. segn Lc&s, 10 Cap. 11 y segn Mateo, V 8 Ca.p. 7. NO HALLAN A DIOS LOS QUE LO BUSCAN Entonces me llamarn y no oir rn ac1rugarn y no me haUarn. Proverbios, V 28 Cap. 1. Y c uando extendiseis vuestra s manos apartar mis ojos de voso tros y cuando multiplicareis vuestras oraciones no os oir. -Isaas, V. 15 Cap. l. Alzaron el grito y no haba quien los salvase: el Seor no los oy. Psalmo 17 V 42. DIOS ES PACIFICO Y el Dios de la paz sea con todos vosotros. Amn. Epfatola a ~! R o manos V 33 Cap 15. Porque Dios no es Dios de disensin, sio de paz, como yo tam bin enF:eo en todas las jglesias de los santos. Epstola la. a los Co r1ntios V 33 Cap. 14. DIOS ES BELICOSO El Seor, como varn guerrerro. Exodo, V 3 Cap. 15. Ms yo soy el Seor tu Dios .. el Seor de los ejrcitos mi nomhre. Isaas, V. 15 Cap. 51. Bendito el Seor Dios mo que adiestra mis manos a la pe lea y mis dedo s 3 la batalla. Psalmo 143 V 1.

PAGE 127

LA BIBLIA AL DESNUDO 119 DIOS ES BUENO, MISERICORDIOSO Y PIADOSO ... .. porque el Seor e s mise-ricordioso y piadoso. Epstola de Santiago V 11 Cap. 5 Dad gloria. al Seor porque es bueno porque para siempre s u rnise1iilcordia. Paralipmeno s V ~4 Cap. 16. Porque yo no quiero la muerte del que muer e, dice el Seor. Dz c quiel, V 32 Cap. 18 Suav e es el Seor para con todo s y sus misericordias sobre to das sus obras Psalmo 144 V 9. Que quiere que todos los hombres sean salvos. Epstola la. a Ti.moteo, V. 4 Cap. 2 .Dios es Caridad Epstola J a. de Juan V 16 Cap. 4. Dulce y recto es el Seor .... ?. s almo 24 Gap. 8. DIOS ES DURO DESPIADADO DESTRUCTOR Y FEROZ. Y los esparcir al hermano de s u hermano y tambin a los padres y a los hijos, dice el Seor, y no co : 1descender ni tendr lstima p a ra no destruirlos. .T eremas V 14 Cap. 13. Devorars todos los pueblos que el Seor Dios tuyo te ha de dar. No los perdonar tu ojo, ni servirs a sus dioses para que no sean en ruina de t. Deuteronomio V 17 Cap. 7. V pues ahora y hiere a .Amalea y destruye todo lo que tu,?iere: no le perdones, ni codicies cosa alguna de las suyas, ms pasa a cu chillo, desde el hombre hasta la mujer y al nio y aun al de pecho, las vacas y las ovejas, el camello y el jumen to. Libro lo. de los Re yes, V 3 Cap. 15 Porque el Seor Dios tuyo es fuego ~ onsumidor. Dios ce] ) SO Deuteronomio V 24 Cap. 4. Y cuando iban huyendo ..... el Seor envi desde el cielo ~ iandes piedras s obre ellos ...... y murieron muchos ms de las piedra del granizo que los que los hijos de Israel pasaron a cuchillo. Josu V 11 Cap. 10. E hiri a los hombres cie Bethsames por haber visto el arca del Seor, e hizo morir setenta hombres del pueblo y cincuenta mil del vulgo y llor el pueblo porque el Seor haba herido a la plebe con tan grande plaga. Libro lo. de los Reyes V 19 Cap. 6. / DIOS DECRETA Y APRUEBA LOS HOLOCAUSTOS, SACRIFI CIOS Y DIAS SAGRADOS Y SE COMPLACE CON SU OBSERVANCIA. Y ofrecers todo el carnero quemndolo sobre el altar: es una

PAGE 128

. 120 LA BIBLIA AL DESNUDO ofrenda al Seor, olor suavsimo d e la vctima al Se or. Exodo V 18 Cap. 29. Y ofrecer s cad a da un becerro por la expiacin del pecado. Exodo, V 36 C ap. 29. Lavados con agua los intestinos y los pies y lo s quemar el sa cerdote sobre rl altar en holocausto y olor suave al Seor. Levtico' V 9 Captulo l. Y e l da. duimo de este mes sptimo s er e l da solemnsimo de las expiaciones y se llamar san t o y afligiri s en l vuestras almas y ofreceris holocausto al Seor. Levtico Y 27 Cap. 23 DIOS RECHAZA LOS HOLOCAUSTOS SACRIFICIOS Y DIAS SAGRADOS Y MUESTRA REPUGNANCIA POR ELLOS t,Por v entura comer ca.mes de toros ? t, O beber sangre de ma c hos de cabro 7 Sacrifica a Dios sacrificio de alabanza y cumple al Alt~ s imo tus votO's. Psalmo V 1 3 y 14 Cn,p. 49. ;. Qu me sirve a m la muchedumbre de v uestros sacrificios"? dice e l Seor. Harto estoy. No quiero holocaustos de carneros nj sebo d e animal e s gruesos, ni sangre de be c erros y de corderos y de ma ci1c> ~ de cabro. Cuando veuai.s delante de m, iquin demand es tas cosas de vuestras manos para que vini eis a pasear en mis atrios 7 Is~tfa s V 11-12 1:3 Cap l. iPar a qu me trais incienso d e Sab y c a a de suaYe olor de tie rr a lejana 7 Vuestros holocausto s no son aceptos y vuestras vcti ma s no me agTadaron. J eemas V 20 Cap. 6. Porque no habl co-n vuestros padres ni les mand el da que los s aqu de tierra de Egipto de asunto de holocaustos y vctimas. Je r e mas V 22 Cap. 7: DIOS PROHIBE LOS SACRIFICIOS HUMANOS Cuando el Seor Dios tuyo hubiere exterminado delante de t las gentes a las que entrars para pot,cerlas, y cuando las poseyeres y habitares en su tierra, gurdate que no las imites despus que a tu entrada foere destruidas ni 1n pguntes por sus ceremonias dicien do: De la manera que estas gent e s adoraron a sus dioses, as tam bin adorar yo. No lo hars as con el Seor Dios tuyo. Porque todas las abominaciones que el Seor aborrece hicieron con sus dioses, ofrecindoles los hijos e hija s y quemndolas al fuego. Deute ronomio V 29-30-31 Cap. 12. DIOS ORDENA Y ACEPTA LOS SACRIFICIOS HUMANOS. Todo lo que es consagrado al Seor sea hombre, sea animal ,o cam po no se vender ni podr recortarse; todo lo que una vez fuere con

PAGE 129

. JLIO GAL VEZ OTREO 121 sagrado aJ .Ser ser teosa sa nt sima y toda consagracin que ofrece un hombre no se r eE" :tJa.ra, s ino que morir de muerte. tico V 28. 29 Cap 27. Djol e (Dios u Abraharn) Honra a tu hijo unignito a quien amas, I saac, y v a l a tierra de visin )7 all l e ofrecers en holocausto so br e uno de los montes que te mo s trar Gnesis V 2 Cap. 2. Hizo ( Jepht un voto a l Seor d.iciendo : S i '.) usieres en mi '3 ma. n0s lo s hijos de Anmn ol primero; sea e l que fuere I que saliese de las puertas de mi casa y viniere a encontrarme cuando vuelva en paz d e lo s hijo s de Anmn lo ofre ce r a 1 Seor en holocausto. Y pa s J ephte a l os hijo s de A11mo-l prrra pelear contra ellos y el Seor lo s puso en sus manos. Mfo, cuando J epht volva a su casa en Mapeha,su hijo nica porque no t e 1ta olros hijos, le sali al encuentro con pand ere tas y danzas. Y cuando la vi rasg sus vestiduras y dijo: Ay de m hija ma, t me has e ngaado y t e h~s engaado tambin a t misma por cuanto h e a bierto mi boca al tleor y ya no podr hacer otra cosa. Ella respondi: Padre mfo si has dado tu palabra al Seor, haz de m{ todo lo que le has prometido, puesto que te ha otorgado e l vengarte de tu s enemigos y vencerlos. Y dijo a su padre .... djame ir do s m eses a dar vueltas por los niontes y a llo ttar mi virginidad con mis compaeras. Y cumplidos los dos me ses se volvi a su padre el cual cumpli lo que haba ofrecidp. Los Jueces. 30 -3 1 -3234-35-36. 37-39 Cap. 11. DIOS TIENTA AL HOMBRE Despus que pasaron estas cosas prob Dios a Abraham. sis V 1 Cap. 22 Y se encendi de nuevo el furor del Seor contra Israel, y movi a David contra e llos para que dijese:" Anda y haz la numeracin de Israel y de Jud" Libro ~o-. Reyes V 1 Cap. 24. Me has se ducido, Seor, y he sido seducido: fuiste ms fuerte que yo Jeremas V 7 Cap. 20 Y aconteci que un da vjnieron los hijos de J;)ios y comparecie ron delante del Seor y vino tambin Satans entre ellos y se puso en su presencia. De modo que dijo el Seor a Satans: tde dnde vienes1 .... Y dijo el Ser a Satans por ventura has reparado en mi siervo Job 1 .. Ms t me has incitado contra l para, que le afli giese en vano. Y Satans respondi diciendo : Piel por piel y todo cuanto el hombre tiene dar por su alma. Y si no extiende tu mano y toca sus huesos y carne .... Di3o pues el Seor a Satap.s: li ah en tus manos est, ms guarda su vida con lo que saliendo Satans de la presencia del Seor hiri a Job con una lcera muy mala Job V 1 al 7 Cap. 2.

PAGE 130

. 122 LA BIBLIA AL DESNUDO DIOS NO TIENTA AL HOMBRE. 1 Nadie diga cuando fuere tentado que es tentado de Dios, porque Dios no intenta los males y l no tienta a ninguno. Epstola a San tiago V 11 Cap. l. DIOS MIENTE Y dije: Ay, ay, ay Seor Do s Con qu has engaado este pue blo y J erusalem
PAGE 131

JULIO GALVEZ OTERO 123 DIOS NO RAERA AL HOMBRE DE LA TIERRA POR LA MAL DAD DE ESTE. Y edific No un altar y tomando de todos los animales y aves lim pias ofreci holocaustos sobre el altar. Y oli el Seor olor de sua vidad y dijo: No volver jams a malJecir la tierra por causa de los hombres porque el sentido y el pensamiento del corazn humano son propensos al mal desde su juventud: no herir pues ms a toda ma viviente como he hecho. Gnesis V 20-21 Cap. 8. PRECEPTOS MORALES DIOS PROHIBE EL ENGAO Y EL DESPOJO No cometeris hurto. No mentiris ni alguno engaar a su jimo. Levtico V 11 Cap 19. Porque: No adulterars: no matars: no hurtars: no dirs falso testimonio: no odiars: y si hay algn otro mandamiento se com prende sumariamente en esta palabra: '' Amars a tu prjimo como a t mismo'' -Epstola a los Romanos V 9 Cap. 13. DIOS AUTORIZA EL ENGAO Y EL DESPOJO Y dar gracia a este pueblo en los ojos de los egipcios y cuando salireis no saldris vacos, sino que cada mujer pedir a su Yecina y a su huspeda alhajas de oro y de plata y ropas y las pondris so bre vuestros p.ijos e hijas y despojari s a Egipto. Exodo V 21-22 Captulo 3. E hicieron. y pidieron a los egipcios alhaj"as de plata y oro y muchsimos vestidos. Y el Seor. y despojaron a los egipcios Exodo V 35-36 Cap 12. DIOS ORDENA, APRUEBA Y SANCIONA LA MENTIRA Y dijo e l Seor a Samuel .. Y ven qu,e te enviar a Isa de Bethlem porque entre sus hij ; os me he prov~do de rey. Y dijo Sa,.. muel: 1,Cmo ir yo1 porque lo oir Sal y me matar. Y responru el Seor: Tomars en tu mrino un becerro de la vaca y dirs: '' A sacrificar al Seor he venido'' Libro 1 Reye8 V 1-2 Cap. 16. Envi pues, ,Josu hijo de Nun 1 secretamente., desde Setin, dos hombres espas y djoles: ', Id y reconoced bien la tierra y la ciudad de Jeric". Los cuales partieron y entraron en casa de una mujer ramera llamada Rahab y posaron all y fu.. dado aviso al Rey de Jeric .... Y el Rey de Jeric envi a decir a Rahab: "Saca afuer::s, esos hombres que han venido a t y han entrado en tu casa porque son espas y han venido a reconocer toda la tierra". Ms la mujer llevando a los hombres escondilos y dijo: "Confieso que vinierc,n

PAGE 132

124 LA BIBLIA AL DESNUDO a mi casa, ms yo no sabia de donde eran. '' Y cuando se cerraba la puerta sien do ya oscuro ellos tambin salieron en aqul punto y no s adonde marcharon: id luego en su seguimiento y los aJcanzaris Ms ella haba hecho subir a los hombres al sobrado de su casa y los haba cubierto con tasco de lino que haba all. --J osu, V 1-2 3-4-5-6-Cap. 2. Asmismo Rahab siendo una ramera i no fu justificada por obras, 1 ecibiendo los mensajeros y sacndolo s por otro camino f Epstola a Santiago V 25 Cap. Dijo tambin el Rey de Egipto a las parteras de los hebreos .... Dndoles esta orden: Cuando partereis a las hebreas y llegare el tiempo del parto, si fuese varn, ;rnatadie, si hembra, reservadla. Ms las parteras temieron a Dios y no hicieron conforme a la orden del Rey de Egipto sino que conservaban a los varones. Dios, pues, hiz bien a las parteras. Y por haber temido a Dios las parteras, edi ficles casas .-Exodo V 15 -16-17-20-21-Cap. l. Ms sali un espritu y se puso delante del Seor y dijo: Yo le en gaar. Y el Seor dijo a ste: En qu manera 1 Y l respondi: Saldr y ser un espritu mentiroso en la boca de todos sus profe tas. Y dijo el Seor: Les engaars y prevalecers: v y hazlo Libro 2 de los Reyes V 21-22 Captulo 22. Porque si la verdad de Dios por mi mentira creci a gloria suya: Por qu soy yo todav.a juzgado como pecadori-Eptstola a los Romanos V 7 Cap. 3. Ms sea as: yo no osi he gravado; pero como soy astuto os tom por doio. Epstola 2 a los Corintios V 16 Cap. 12. DIOS ABOMINA DE LA MENTIRA Y LA PROHIBE Y LA CASTIGA. No dirs contra tu prJimo falso testimonio. -Exodo V 16 Ca ptulo 20. El labio de verdad ser siempre constante: ms el testigo que es inconsiderado urde un lenguaje de mentira. Los labios mentiro sos son abominacin del Seor; ms los que obran fielmente le agradan. -Proverbios, 19-20 Captulo 12. Ms los cobardes e incrdulos y malditos y homicidas y fornica rios y hechiceros y a los idlatras y a todos los mentirosos la par te de ellos s~r en el lago que arde en fuego y en azufre: que es la segunda mue1.ie. -Apocalipsis V. 8 Cap. 21. No mintis los unos a los otr os despoj !indoos deL hombre viejo con sus hechos. -Epstola a les Colocenses V 9 Cap. 3. Seis cosac son las que aborrece el Seor y la sptima la detesta su alma. OjoS"' altivos, lengua mentirosa, manos que derraman san

PAGE 133

,JULIO GALVEZ OTERO 125 gre inocente, corazn que maquina designios pes1mos, pies Hgeros para correr al mal, testigo falso qt'.e Jrrofi: :f--e. mentiras y aqul que siembra dis 0ordias entre los hermanos. -Proverbios, V 16-17~ J 8-19-Cap. 6. EL HOMICIDIO ORDENADO Y -SANCIONADO. A los que dijo: Esto dice el Seor Dios de Israel: Ponga hom bre la Js p~ i da sobre su muslo: id y v olved de puerta a puerta por medio del campamento y cda uno mate a su hermano y ~ migo y cercano. -Exodo V 27 Cap. 32 .Jeh entonces hizo matar a todos lo s que haban quedado de la casa de Acha.b en Jezrahel y a todos sus magnates y a sus familia res y sa<:> erdote~ hasta que no quedasen reliquias de l. Y dijo el Seor a J eh: Por cuanto has hecho con celo lo que era recto y agra dable a mia ojos y has ejecutado todo lo que tena en mi corazn contra la cas::i de Achab, tus hijo s, hasta la cm rta generacin, se se ntaran sobr~ nl trono de Israel.-Libro 2 Reyes V JJ-30 Cap. 10. EL HOMICIDIO REPROBADO Y CASTIGADO No mat:u s. -Exo
PAGE 134

126 LA BIBLIA AL DESNUDO Y o nna grande voz d e l templo q u e d ec a;:-1 l os siete ng e les: Id y derramad las siete copas de la ir a d e Dio s s obre la ti e na Y o que dijo otro; desde el altar: Ciertam e nte So o :r Dios Todopoderoso verdad e ros y justos son tu s juici o s -Apo c nlipsi s V 1-7 C a p 16. LA IRA D:gSAPROBADA. No seas ligero en airart e porqu e la ira re po s a e n el seno del ne cio. -Eclesi s ts, V 10 Cap. 7. No quieras ser amigo del hombr e iracundo ni andes con el hombre furioso. -Proverbio s V 24 Cap 22 Porque h ir ::i. del varn no obr n l u ju s ti c ia d e Dios .-Epstola a Santiago V 20 Cap. l. LAS BUENAS OBRAS DEBEN SER VISTAS DE LOS HOMBRES A este modo ha de brillar vuestra luz d e lant e de los hombres para que vean vuestras buenas obras y d n glori;:i. a vuestro Padre que es t en los cielos.-Evangelio segn Mateo V 6 Cap. 5. LAS BUENAS OBRAS NO DEBEN SER VISTAS DE LOS HOlVJ.BRES. Mirad que no hagis vu e stra justicia delante de los hombres pa ra ser vistos de ellos: de otra manera no tendris galardn de v71es tro Padre que est en los cielos. -Evangelio segn Mateo V. 1 tulo 6. SE HA DE JUZGAR. Y si vosotros habis de juzgar e l mundo ino ser is aignos de juz gar cosas de poqusima monta1 No sabis que juzgaremos a los geles 1 ~ Pues cuanto ms las cos a s del s iglo ~ Ep. a Corintiost V 2-3 Cap. 6. ~O SE HA DE JUZGAR. No queris juzgar para que no s e is juzgados. Pues con c-1 jui cio con que juzgaris seris juzgad of" y c on la medi da que midi rei-s os volvern a medir. -Mateo V 1-2 Cap 7. JESUS PREDICO Y PRACTICO LA RESISTENCIA AL MAL Pues ahora quien tiene bolsa tm e l a y tambii1 alforja y el qn c no la tiene venda su tnica y compre e s pada. Ms e llos respondieron: Seor, h aqu dos espadas Y l l es c1ijo: Basta Lcas, V 36-38 Captulo 22. Y haciendo dos cuerdas como un azote, ]os e ch a todos del templo y las ovejas y los bueyes y arroj por ti.erra e l dinero de lo s oarn bis tas y derrib las mesas.-San Juan V J5 Cap. 2. Y en cuanto a aquellos mis enemi go s qn e no quisieran que yo rei

PAGE 135

JULIO GALVEZ OTERO 127 nara sobre ellos traedmelos ac y matadlos delante de m.--Lcas V 27-Cap. 19. JESUS PREDICO LA NO RESISTENCIA AL MAL Ms yo os digo que no resistis al mal, antes si alguno te hiere en la mejilla d erec ha pnle tambiifo la o tia. Y uno de los que estaba con Jess alargando la mano sac su espada e hiriendo a un siervo del Pontfice l e cort la oreja. Entonces le dijo Jess: Vuelve tu es pada a su lugar> porque todos los que tomaren espnda n espada morirn .-Mateo, 39-Cap 5 V 51 52 Cap. 26. 1 JESUS TEMIA A ,OS HOMICIDAS. Y despus de esto andaba Jes s por la Galilea porque no quera pasar a la Judea por cuanto los judos l e buscaban para matarle. .Juan, V 1 Cap. 7. JESUS ACONSEJA NO TEMER A LOS HOMICIDAS. A vosotros, pues, amigos, os digo: Que no os espantis de aque llos que matan el cuerpo y despus de esto no tiene ms que ha.cer.Lcas V 4 Cap. 2 APROBACION DE LA ORACION PUBLICA. Salomn, pues. se puso en pi delante del Seor a la vista de la congregacin de Israel y extend1 s us manos hacia el cielo y dijo: Se or Dios de Israel, no hay Dios semejante a t .... Sucedi pues que Salomn luego que acab de hacer al Seor toda esta oracin y ple garia se lev n nt delante del altar del Seor porque haba"incado las dos rodillas e n tierra teniendo extendidas las dos manos hacia el cie lo. Y le dijo el Seor: H odo tu oracin y itu plegaria que has he cho dflante de m he santificado esta casa que has edificado a fin de establecer en ~lla mi nombre para siempre y mis ojos y mi co razn estarn all todos los das. -3 de los Reyes, V 22 y siguientes hasta el 66 Cap. 8 y V B Cap. 9. DESAPROBACION DE LA ORACION PUBLICA. Y cuando oris no seris como los hipcritas que aman el orar en pi en las Sinagogas y en los cantones de las plazas para ser vistos de los hombres. En verdad os digo recibieren su galardn. Ms t, cuando orares entra en tu aposento y cerrada la puerta. ora a tu Pa r1re en secreto y tu Padre que v en lo secreto te recompensar.--Ma teo. V. 5-6 Cap. 6. LA CIRCUNCISION INSTITUIDA. Este ~s mi pacto ( dijo Jess) que guarderis entre mf y voRotroR

PAGE 136

128 LA BIBLIA AL DESNUDO y tu posteridD d despus de t; todo varn de entre vosotros, ser cir cuncidado -Gnesis, V 10 Cap 17. LA CIRCUNCISION REPROBADA. Mirad que os digo yo Pablo: qne si os circuncidreis, Cristo no os aprovechar nacla.-Ep. a los Glatas, V 2 Cap. 5. INSTITUCION DEL SABADO. Y bendijo (Dios) el dfa sptimo y santificlo porque en l repo s de toda su obra que cri Dios para hacer. -Gnesis, V 3 Ca.p. 2 .Acurdate de santificar el da d e s bado. -Exodo, V 8 Cap. 20. REPUDIACION DEL SABADO. Uno hace diferencia entre da y otro considera iguales todos los das: cada uno abunde en 8U sentido.-Ep. a los Romanos, V 5 Ca ptulo 14. Por lo tanto ninguno os juzgue por la comida o por la bebida o por respecto del da de fiesta o de sbados -Ep. Colocenses V 16 Captulo 2. No ofrezcis ms sacrif!cios en vano: el incienso es abominacin para m. Y sbado y otras fiestas de esto no tenen ms que hacer. ~ tras juntas. -Isafas, V 13 Cap. l. RAZON DE LA INSTITUCION DEL SABADO . porque en l repos (Dios) de toda su obra que cri .. .... . porque el sbado es del .:leor. -Exodo V 10 Cap. 20. Gnesis, V 3 Cap. 2. DISTINTA RAZON DE LA INSTITUCION DEL SABADO Acurdate que t tambin fuiste siervo en Egipto y que te sac de all el Seor Dios tuyo con mano fuerte y con brazo extendido. Por eso te he mandado que guardase~ el da de Sbado.-Deut.erono mio V 15 Cap. 5. PENA DE MUERTE POR LA ACTUACION DEL SABADO. Seis das haris obra: m2s el da sptimo sbado, es reposo con. sgrado al Seor: todo el que hiciere obra en ese da morir.-Exo do V 15 Cap. 31. Acaeci, pues, que estando en el desierto los hijo s de Israel y habien do hallado un hombre que recoga lea en da de sbado. Y dijo el Seor a Moiss: Muere de muerte ese hombre, todo el pueblo cbra Je de pi e dras fuera del campamento. Y habindolo sa c a.do fuera lo cubrieron con piedras y muri como el Seor lo haba mandado. Nmeros, V 32-35-36 -Cap. 15.

PAGE 137

JULIO GALVEZ OTERO 129 JUSTIFICACION DE LA ACTU ACION DEL SABADO. En aquel tiempo andaba Jesf, en da de sba do por unos sem brados ~ r s u s discpulos como tm ion,n hambre eornenzaron a cortar espigas y a comer Y los fa.riseM cuan do lo vieron le dijeron: Mira que tus discpulos hac en lo que no es lcito haeer en sbado. Pero l les dijo: t N o h::tbis ledo lo que hizo David cuando l tena ham bre y lo s que con l estaban ; t, ComoPn tr en J a cnsa de Dios y comi l os p:rne8 d o la p : ;:oposicin. que no l e era lcito comer, ni aque llos que ron l estaban, sino slo ar-os sace rdote s 1 .... As que lcito es hacer bien los sbados-Mateo. V 1-2 -3~ 12 Cap. 12 Por esta causa los judos perse guan a Jess porque haca estas co sas en sbado Juan V 16 Cap. 5. JESUS MANDA BAUTIZAR. Id pues, y ense::cl a todas las gentes b nu tizndolas en el nombre del Padre. ffol hijo y del Espritu Santo.-Mateo, V 19 Cap. 28. JESUS NO MANDA BAUTIZAR Para que ninguno diga que en mi. nombre habis sido bnutiza
PAGE 138

130 LA BIBLIA AL DESNUDO De todo lo que se venda en la plaza com ed. -E p Corintios V 25 Captulo 8. PROHIBICION DEL JURAMENTO. Pero yo os digo: que de ningn modo juris, ni por el cielo pol" qne es r: 1 trono de Dios. Ni por l a tierra porque es la peana de sus pi s. Ni por Jerusalem porque e s la ci udad del grande rey. Ni ju r es por tu cabeza porque no puedes hacer un cabello blanco o negro. -M:1 tco, V 34-35 Cap. 5. ACEPTACION DEL JURAMENTO Porque los hombres juran por el que es mayor que ellos y el ju ramento es la mayor seguridad para terminar sus contienda::!. Por lo cual queriendo Dios mostrar ms cumplidi~monte a los herederos de l a prom8sn la inmutabilidnd de su consejo interpuso juramento. Epstola a los Hebreos V 16-17 Cap. 6. ADULTERIO PROHIBIDO. No codiciars la casa de tu prjimo, ni desears su mujer. -Ex0do, V 17 Cap. 20. ~i alguno adulterare con la mujer de otro y cometiere adulterio con la mujer de su prjimo muer!'\. de muerte el adltero y la tera. -Levtico V 10 Cap. 20. ADULTERIO PERMITIDO Y me dij0 el Seor a m: V an y ama a una mujer casada de su amigo y adltera .... Y la tom p::ira m por quince escudos de plata y .... Oseas V 1-2 Cap. 3. ---PB:OHIBICION DE FORNICAR. Vase el sexto mandamiento de la llamada ley de Dios o sea el Versculo 14 del Captulo 20 del Exodo MANDAMIENTO DE FORNICAR : .. Y dijo el Seor a Oseas v y toma por mujer a una. p1.bli ca ramer a y haz tuyos los hijos d e sus .... Oseas V 2 Cap. l. MATRIMONIO O CONNUBIO CON HERMANA, PROHIBIDO. El que tomare a su hermana hija de su padre o de su madr e y vie ra las vergiienzas de lla y lla V\era las vergiienzas del hermano hicieron un crimen excecrable: sern muertos a la vista de su pue blo-Levtico, V ] 7 Cap. 20. Maldito el que ... con su hermana hija de su padre o de su madre Y dir todo el pueblo Amn. -Duteronomi o, V 22 Cap. 27 MATRIMONIO O CONNUBIO CON HERMANA SANCIONADO. Y Abraham dijo ... Fuera de que en verdad es (Sara) tambin her

PAGE 139

/ JULIO GALVEZ OTREO 131 mana ma hija de mi paclre ms no hija de mi madre y la tom por mujer.Gnesis, V 12 Cap. 20. Dijo a n ms Dios a Abraham. A Sa.rai tu mujer no llamars Sa.raj sino Sm ~ a. Y l a bendecir y de ella te dar un hijo a quien he de bend ec ir y sm; en nacjones y reyes de pueblos saldrn de l. nesis V 15-16-Cap 17. PROHIBICION DEL MATRIMONIO CON LA MUJER DE SU HERMANO. El que se casare con la mujer de s u hermano, hace una cosa ilcita; clscubri las vergenzas ele su h e rmano: sin hijos sern.-Levti Lv, V 21 Cap. 20. MANDAMIENTO DE MATRIMONIO CON LA MUJER DE SU HERMANO. Cuando habitaren juntos dos hermanos y el uno de llos muriera sin hij9s la mujer del d1fm1to no se casar con otro sino que la to mar el hermano del muerto y levantar descendencia a su herma110.-Deuteronomio, V 5 Cap. 25 HONRA A LA PARENTELA. Honra al padrey a la madre (,uien maldijere al padre o a la ma dre muera de muerte-Mateo V 4 Cap. 15. Cualquiera que aborrece a su b'errnano es homicida. Y sabis que ningn homicida tiene vida eterna que permanezca en s mismo. 11}pstola 1 de Juan V 15 Cap. 3. Vosotros maridos amad a vuestra s mujeres. . Porque nadie aborreci jams su carne, antes l::i mantiene y abriga -Ep. a los Ef e~ios, V 25 29 Cap. 5. ABORRECIMIENTO A LA PARENTELA Si alguno viene a m y no aborre ce a su padre y madre y mujer e hijos y hermano s y hermanas y an tambin su vida no puede ser ri discpulo.-Lcas, V 26 Cap. 14. AMOR AL ENEMIGO Y PROHIBICION DE MATARLE Ms yo os digo, amad a vuestros enemigos: haced bien a los que os aborrecen y rogad por los que os persiguen y crJumnien. Mateo V 44 Cap. 5. Ms si quieres entrar en la vida guarda los mandamientos. El le dijo, i cules? Y Jess le di.jo: No matars. Mateo, V 17 18 Cap 19. DESAMOR AL ENEMIGO Y AUTORIZACION PARA MATARLO. Y en cuanto a aqullos mis enemi gos que no quisieron que yo rei nase sobre llos traedmelos ac y matadlos delante de m. -Lcas Y. 27 Cap. 19. /

PAGE 140

132 LA BIBLIA AL DESNUDO CONDENACION DE LA BEBIDA. Lujuriosa cosa es el vino y la embriagu e z tumultuaria: cualquiera que se deleib en estas cosas no ser sabio. Los Proverbios V 1 Ca ptulo 20. No mires el vino cuando rojea, cuando r e splandeciere su color en el v idrio l ent r a blandamente ms al fn morder como culebra y de :: .ramar vene:: : v como basilisco. V er rr / tus ojos muj e r e s ajenas y ha blar tu corR.Zn cosas pm'Versa s -Prov e, bios, V 31-32-33-Cap tulo 23 _RECOMENDACION DE LA BEBIDA Dad c e rvez a a los que e s tn afligidos, y v i no a los que estn en ::i .margura de corazn. Beh::in y olvdense de su n e cesidad y no se P cuerden ms de su dolor -Prove:cbios V. 6 7 Cap. 31. Y comprars con aqul dinero lo que bien te pareciere, o de las va cas o de hs ovejas, vino tambin y sidra y todo lo que apetece tu al ma y ... ~Deuteronomio, V 26 Cap. 14. No b e bas ms agua sola, sino usa de mi poco de vino por causa de tu estmago y de tus frecuentes enfermedades -Epstola 1 a rimo teo V 23 Cap. 5. Y el vino que alegra el corazn del hombre. -Psalmo 103 V 15. El vino es la alegra de Dios y los hombres. -Cap 9 V. ] 3 HAY UN PECADO IMPERDONABLE Ms el que blaRfema contra el Espritu Santo nunca jams ten dr perdn sino que ser reo de eterno d e lito. -Ev. segn Marcos, Cap. 3 V. 29. NO HAY PECADO IMPERDONABLE Suos pues notorio, varones hermanos qu e por ste (Jess} se os anunciara r e misin de pecados y d e todo lo qu e no pudfsteis ser jus tificado s por la l ey de Mois. En st e es justificado todo aqul que er e. Hecho s o Actos de los Apstoles Cap. 13 V 38-39 DERECHOS DE LA MUJER NEGADOS. Dijo asmismo a la mujer:-Multiplicar tus dolores y tus pre eces: con dol9r parirs los hijos y estars bajo la pot~stad de tu marido y l tendr dominio sobr e t. Gnesis Cap. 3 V. 16. Pues yo no permito a la mujer que ens e e ni que tenga seoro sobre el marido que est en silencio.-Ep. 1 a Timoteo, Cap. 2 Ver ... sculo 12. Las mujeres callen en las iglesias porque no les es dado hablar sin o que estn sujetas como tambin lo dice la ley. -Ep. 1 a los Co rintios Cap. 14 V 34. Como Sara. obedeca a Abraham llamndole Seor de la cual sois

PAGE 141

JULIO GALVEZ OTERO 133 hijas haciendo bien y no teniendo ninguna perturbacin. -Ep. 1 de Pedro, Cap. 3 V. 6. DERECHOS DE LA MUJER AFIRMADOS Haba una profetisa llamad Db_!Pra, mujer de Lapidoph, la cual en aqul tiempo juzgaba el pu~blo. dijo Dl>ra a Barac: Lev~n tate porque ste es el da en que el 8aor ha pu.esto a Sisara en tus manos ..... Y el Seor llen de espanto a Sisara y a todos sus carros y a, todi su gente que fu pasada n. filo de espada a la vista de Barac ....... Jue ces Cap. 4 V. 4--14--25. Cesaro'n los fuertes en Israel y dejaron de ser; hasta que se le vant D~ora se levant una madre en Israel. Jueces, Cap. J V 7. Y ciertamente en aqullos das derramar de mi espritu sobre mis siervos y sobre mis siervas y profetizarn.. Actos de los toles Cap. 2 V.' 18. Y tena ste cuatro hijas vrgenes que profetizaban. -ActoR de los Apstoles Cap. 21 V. 9. HECHOS HISTORICOS, EL HOMBRE FUE CREADO DESPUES QUE LOS ANIMALES. E hizo Dios animales de la tierra segn sus especies y las bestias y todo reptil de la tierra en su gnero. Y vi Dios qae era bueno. Y dijo hagamos al hombre a nuestra imgen y semejanza y tenga dominio. Y cre Dios al Hombre. Gnesis Cap. 1 V. 25-26-27. EL HOMBRE F'Q'E CREADO ANTES QUE LOS ANIMALES. Luego, pues, qm, el Seor Dios hubo formado de la tierra todos los animales terrestres y todas las aves del cielo llevlas a Adn pa ra que viese como las haba de llamar. Gnesis, Cap. i V. 19. NOE POR MANDAMIENTO. DE DIOS INTRODUCE EN EL AR CA SIETE Y SIETE ANIMALES LIMPIOS)7 AVES MACHOS Y HEMBRAS. Y djole el Seor: Entra t y toda. tu casa en el a.rea .... De todos ws animales limpios toma siete y siete., macho y hembra, ms de los animales inmundos dos y dos,macho y hembra igualmente de las aves del cielo siete y siete, macho y hembra. fzo pues No~ todo lo que le haba mandadoel Seor. Gnesis. Cap. 7 V 1-2-3-5.

PAGE 142

134 LA BIBLIA AL DESNUDO NOE POR MANDAMIENTO DE DIOS INTRODUCE EN EL ARCA DOS Y DOS ANIMALES MACHO Y HEMBRA LIMPIOS E INMUNDOS Y DE LAS A VES Y DE TODO LO QUE SE MUEVE SOBRE LA TIERRA. Y entr No en el ~rea y sus hijos su mujer y las mujeres
PAGE 143

JULIO GALVEZ OTERO 135 y d testimonio que ste es el Hijo de Dios. Y mirando a Jess que pa saba dijo: H aqu el Cordero de Dios. -Evangelio segn Juan Cap. 1 V. 29-34-36. JUAN BAUTISTA NO RECONOCE A JESUS. Y como J u:1n, estando en la crcel oyere las obras de Cristo 0nvi dos de sus discpulos. Y le dijo: ,Eres t el que ha de venir o espe ramos a. otro o EL ~ADRE DE JOSE ESPOSO DE MARIA FUE JACOB Y J acob engendr a J osepth esposo de Mara, de la cual naci Je ss que es llamado el Cristo. Evangelio segn Mateo Cup 1 V 16. EL PADRE DE JOSE ESPOSO DE MARIA NO FUE JACOB SINO HELI. Y el mismo Jess comenzaba a ser como de treinta aos, hijo se gn se crefa de Joseph que lo fu de Heli que lo fu d~ Malkat. EL PADRE DE SALE FUE AZFAZAD Y Asfaxad vivi treinticinco aos y engendr a Sal .. Gnesis, Cap. 11 V. 12. EL PADRE DE SALE FUE CAIMAN Lcas Cap. 3 V. 35-36. EL NIO JESUS ]UE LLEVADO A EGIPTO. Levantndose Jos al nio y a su madre de noche y se retir a Egipto. Y permaneci all hasta la muerte de Herodes. Y habien do muerto Herodes .... Levantando Jos tom al ri.io y a '3U ma dre y se vino para tierra de Israel. -Evangelio segn Mateo Cap. 2 V. 14-15-21. EL NIO JESUS NO FUE LLEVADO A EGIPTO Y despus que fueron pasados los ocho das pa.ra circuncidar al nio .... Y despus que fueron cumplidos los das de la purificacin de Mara, segn la Ley de Moiss, lo llevaron a J erusalem para pre sentrselo al Seor. Y cuando lo hubieron todo cumplido. . se volvieron a Galilea a su ciudad de Nazareth.-Evangelio seg.n cas, Cap. 2 V. 21-22-39. JESUS PROHIBE A SUS DISCIPULOS EL USO DE BASTON Y CALZADO. No poseis oro, ni plata, ni dinero en vuestras alforjas. Ni alforjas para el camino ni dos tnicas, ni calzado, ni bastn.-Evangelio a'agn Mateo, Cap. 10 V. 9.

PAGE 144

136 LA BIBLIA AL DESNUDO JESUS MANDA A SUS DISClPULOS LLEVAR BASTON Y CALZADO. Y les mand que no lievaseu naJ.a para el camino, ni alforjas, ni pan, ni dinero en la bolsa, sino solamente un bordn. Ms que calza sen sandalias. -EYangelio segn MateoCap. 6 V 1-8-9. DOS ENDEMONIADOS SALEN AL ENCUENTRODE JESUS Y cuando J hubo pasado de la otra parte del lago a tierra de loo Gesaremos le vinieron al encuentro dos endemoniados que sa lan
PAGE 145

LA BIBLIA AL DESNUDO 137 JUDAS DEVOLVIO LAS TREINTA MONED.AS DE PLATA CON QUE VENDIO A A JESUS Entonces Jud a s que le haba entregado cuan
PAGE 146

LA BIBLIA AL DESNUDO 1 Mara Magdalena, y Maria madre de Santiago y Salom.) salido ya el sol.. Evangelio segn :Marco s, 09.p. 16 v. 1-2. FUE VISTO UN ANGEL QUE ESTABA SENTADO ...... Porque un ngel del Seor baj del cielo y llegando revol vi la piedra y se sent sobre ella ..... dijo a las mujeres: no tengis miedo vosotras.-Evange]io segn Mateo, Cap. 28 V. 2-4. FUERON VISTOS DOS ANGELES QUE ESTABAN DE PIE Y .... fueron muy de maana al sepulcro Y hallaron .la losa re vuelta del sepulcro Y entrando uo hallaron el cuerpo del Seor Je ss Y aconteci que estando consternadas por sto h aqu dos varo nes que se pararon junto a fllas con vestiduras resplandecientes. EvangeliQ segn Lcas, Cap. 24 V. 1-2-3-4. LAS MUJERES SALEN DEL SEPULCRO Y CUENTAN LO QUE VEN. Y salieron del sepulcro y fueron a contar todo esto a los once y a todos los dems. -Ev. segn Lcas, Cap. 24 V. 9. LAS MUJERES SALEN DEL SEPULCRO Y A NADIE CUENTAN LO QUE VEN. Y llas saliendo huyeron del sepulcro; porque las haba tomado te mor y espanto y a nadie
PAGE 147

JULIO GALVEZ OTERO 139 -------. JESU S ESTUVO SOLO DOS DIAS Y DOS NOCHES EN LA TUMBA. Era pues la hora de tercia cuando lo crucificaron Y cuando se hi zo ya tarde pues ~ra la Parasceve que es la vspera del sbado. Y. . di (Pilato) el cuerpo a Jos. Y Jos : .. lo puso en un sepulcro. . Ms habiendo resucitado por la maana. del dfa primero de la semana ....... ;Evangelio segn Marcos, Cap. 15 V 2542 44--45-46 Cap. 16 V. 9. -INMEDIATAMENTE DESPUES DE LA RESURRECOION, JE SUS MANDA A LOS DISCIPULOS IR A GALILEA. Entonces k~ dijo Jes s : No temis, id, dad las nuevas a mis her manos para que vayan a la Galilea, all me vern.. Evangelio segn Mateo, Cap. V 10. INMEDIATAMENTE DESPUES DE LA RESURREOCION, JE SUS MANDA A LOS DISCIPULOS QUEDAR EN JERUSALEM Y yo envo ~l prometido de mi Padre sobre vosotros t ms voso tros permaneced aqu en la ciudad : -Elvangelio segn Lcas Cap. 24 Versculo 49. LA PRIMERA AP ARICION DE JESUS A LOS APOSTOLES EN GALILEA Y los once discpuios se fueron a la Galilea al monte adonde Je ss los haba mandado. Y cuando lo vieron lo adoraron. -Evange.lio segn Mateo, Cap. 28 V. 16-17. LA PRIMERA APARICION DE JESUS A LOS APOSTOLES EN JERUSALEM. Y levantndose a la misma hora volvieren a Jerusalem y halla ron congregados a los once y a los que estaban con ellos. Y estando hablando de estas cosas se puso Jess en medio de ellos y leR di/ jo: Paz a vosotros. Yo soy. No tcmis.-Evangelio segn Lcas, Car p tulo 24 V. 33-36-37 JES.US ASCIENDE DEL MONTE OLIVAR Y cuando sto hubo dicho vindolo ellos, se fu elevando y le re cibi una nube que le fu :>cultando a sus ojos. Entonces se volvie ron al Jerusalcm desde el monte llamado del Olivar .... Hechos de los Apstoles, Cap. 1 V 9-12. JESUS ASCIENDE A BETANIA. Y los sac fuera hasta Betania y alzando sus manos les bendijo. Y aconteci que mientras los bendeca, se parti de ellos y era lleva do al cielo. -Ev. segn Lcas, Cap. 24 V. 50-51.

PAGE 148

140 tA BIBLIA AL DBSNUDO LOS ACOMPA~ANTES DE PABLO OYEN LA VOZ Y QUEDAN ATONITOS. Y yendo por el camino aconteci qu e estando ya cerca do Da masco repentinamente le rode un resplandor de luz del cielo. Y ca yendo en tierra oy Una v oz qu r deca : Sr,,j O Saulo, por qu me persigues f Y los hombres que le ac c mpaaban quedaron atnitos oyendo bien la voz y no viendo a ninguno. -Hechos de los Apsto les, Cap. 9 V 3-7. LOS ACOMPAANTES DE PABLO NO OYEN LA VOZ Y QUE DAN POSTRADOS EN TIERRA. Y los que estaban conmigo vieron en verdad la luz ms no oyeron la voz del que hablaba conmigo. Y habiendo cado todos nosotros en tierra o una voz que me deca en lengua hebrea: Saulo, Saulo, por qu me persigues? Dura cosa te es cocear contra el aguijn. Hechos de los Apstoles, Cap. 26 V 14 ABRAHAM PARTlO PARA CHANAAN Y llev consigo a S a1 ai, su mujer, y a Lot hijo de su herman y toda la hacienda que haban adquirido. y salieron ps.ra ir a tie rra de Chanaan. -Gnesis, Cap. 12 V. 5. ABRAHAM IGNORABA ADONDE IBA. Por f aqul que es llamad : Abraham obedeci para salir a la tie rra que haba de recibir por herencia y sali no sabiendo adonde iba. Hechos de los Apstoles, Cap. 11 Y. 8. ABRAHAM TIENE nos HIJOS. Porque escrito est: Que Abraham tuvo dos hijos, uno de la sier va, y otro de la libre.-EpiJtola a los Glatas, Cap. 14 V. 22. ABRAHAM SOLO TIENE UN HIJO. Abraham por f ofreci a Isaac cuando fu probado y ofreci a su hijo unignito el que haba recibido las promesas. -Epstola a los Hebreos, Cap. 11 V 17. --CETURA FUE ESPOSA DE ABRAHAM Y Abraham tom otra mujer llamada Cetura.-Gnesis, Cap 25 Versculo 1. CETURA FUE CONCUBINA DE ABRAHAM Y los hijos quE! engendr Abraham de Cetura su concubina, fue ron. Crnicas, Libro 1 Cap. 1 V. 32. DIOS PROMETE A ABRAHAM Y A SU POSTERIDAD LA TIE. RRA DE CANAAN. Y dijo el Seor a Abraham, despus que se separ6 de l: Alza tua

PAGE 149

JULIO GALVEZ OTERO 141 ojos y mira desde el lugar en que ests. toda la tierra ( C,man) que registras dse a t y a tu post e ridad para sio;mpre. -Gnesis Ca ptulo 13 V. 14-15. ABRAHAM Y SU POSTERIDAD JAMAS RECIBIERON LA TIE RRA PROMETIDA Y no le

  • PAGE 151

    .. LO QUE LA BIBLIA PATROCINA LA BIBLIA PATROCINA LA ESCLAVITUD Y dijo: Maldito sea Chanan siervo de siervo ser a sus herma nos. Dijo ms: Bendito Jehov el Dios de Sem y sale Cha nan siervo E n sanche Dios a P a pheth ya habite en las tiendas de Sem y sale Chanan siervo G nesis, Ca p. IX V 25-26-27 '' Si comprares siervo hebreo seis aos servir; ms al sptimo saldr horro de balde Si entr slo solo saldr: si era marido de mujer saldr l y su mujer con l. Si su amo le hubiere dada mu jer, y lla le hubiera parido, hijos o hijas la mujer y sus hijos sern de su amo. ms l ~aldr slo. y si el siervo dijere: Yo amo a mi seor, a mi mujer y a mis hijos, no saldr horro. En 'G onces su amo lo har llegar a los jueces y hacerlo ha llegar a la puerta, o al pos te; y su amo le horadar la oreja con una lezna y ser su siervo pa ra siempre" E x od o, C a p. XXI V 2-3 4-5-6. "Item tu siervo o tu sierva que tuvieres sern de las gentes, qu estn en vuestro derredor: de llos compraris siervos y siervas. Y tambin de los hijos de los forasteros que viven entre vosotros compraris : y de los que del linaje de ellos son nacidos en vuestra tierra que estn con vosotros los cuales tendris por posesin. Y poseerlos "' is por juro de heredad para vuestros hijos despus de vosotros p a ra tener posesin para siempre" -Levlti'co, Cap. XXV v 44-45 46 '' Siervos, obedeced a los que son vuestros seores segn la carne con temor y temblor en la integridad de vuestro corazn 1 como a. Cristo'' Ef es io s, C ap. VI V 5. "Todos los que estn debajo de yugo de servidumbre, tengan a. su s seores por dignos de toda honra, porque no sea blasfemado el nombre del Seor y su do1Jtrina" la. Epstol a de Timoteo tulo VI V l. "Exhorta a los s i ervos que sean sujetos a sus sefiores, qu e les agraden en todo no respondones'' Tito Cap. II V. 9. '' Vosotros siervos sed sujetos con todo temor a vuestros sefio res ; no solame n te a los buenos y humanos ms &tn tambin a los r 5 gurosos''-I P e dro Cap II V. 18. Qu e d a r 1 e mo s trad o c o n lo que d e jamo s transcrito que la Biblia, l a p a l a br a d e D i o s r e ve lada pa tr ocina la esclavitud con todos sus horror e s.

    PAGE 152

    144 LA BIBLIA AL DESNUDO Leed ese prrafo en que se castiga al esc la vo, que habiendo obte nido su libertad no quiere marcharse sin su esposa,, y sus hijos, a ser atravesada su oreja con una lezna y no oh.tener nunca ms su libertad por el "gran deiito" de ser buen padre y bue1; us poso y decid despus si no creis que e l DioR de la Biblia es de lo ms cruel e inhumano que se puede concebir. No cabe tampoco alegar que es solamente e l Antiguo Testamen to el que patrocina y tolera y consiente la esclavit ud, ya que deja mos copiadas cuatro citas del Nuevo Testamento en las que se afir ma que la esclavitud es doctri.na del Seor, segn las palabras de Ti.moteo. Desgraciado el pueblo donde los que mandan se basan en esos precept ~ bblicos! Y ciertamente que los pasajes transcritos nos dn la clave, el por qu donde dominan l()s que se han declarado rbitros de la terpretacin de la "palabra de Dios" es donde menor cantidad de libertad tiene el pueblo! LA BIBLIA PATROCINA EL CANIBALISMO. "Y comeris las carnes de vuestros hijos y de vuestras hijas". Levtico Cap XXVI v. 29. ''Y comers el fruto de tu vientre, la carne de tus hijos y de tus hijas, que Jehov tu Dios te di, en el cerco y en la angustia con que te angustiar tu enemigo". nar XXVIII, V 53. "Y djole el Rey, has? Y ella respondi: Esta mujer me di jo: Daca tu hijo y commosle. Al da siguiente yo le dije: Daca tu hijo y commosle. Ms elfa, escondi su hijo" -II de los ReyeR, Cap. VI, V 28 y 29. ''Y hacerles he comer la carne de sus hijos y la carne de sus hi jas; y cada uno comer la carne de su amigo en el cerco y en la angostura con que los estrecharn sus enemigos y los que buscan sus almas''. -,Jeremas, Ca.p XIX, V. 9. "Las manos de las mujeres piadosas cocieron a sus hijos: furon les comida en el quebrantamiento de la hija de mi pueblo" .La mentaciones, Cap. IV, V. 10 "Por tanto los padres comern a los hijos en medio de t, y los hijos comern a sus padres; y har en t juicios y aventair toda tu resta hacia todas partes''. Ezequiel Cap. V v. 10. Conste ahora para cerrar todo argumento en contra que esa "pe na de canibalismo,'' que esa monst-mo s idad impuesta por el Dios de la Biblia para con hs madres que tendran que comerse R s11s pro pios hijos, lo hace po r un sentimiento de venganzR. Como si di jramos: miel sobre ojuelaR Y que este sentimiento de canibalismo no se encuentra solamen

    PAGE 153

    LA BIBLIA AL DESNUDO 145 ------te en el llamado Antiguo Testamento, lo vemos en e l Nuevo tambin, donde nos dice Juan, Cap. VI v 53: "Jess le dijo entonces: De cjerto de cierto os digo: Si no co mis la carne del Hijo del Hombre, y bebis su sangre, no tenis vida en vosotros". Por otra parte, le no se comen diariamente a Dio s l os sacerdotes An e] Altad No es la hostia y e l vino ciertamente lu "carne y la san gre'' de Cristo, t Y no es esto la prctica ens(~a nza de caniba li smo dada por lo s representantes de eRe Dios de l::t Biblia a sus f e li gTeRes, d iari mente 1 LA BIBLIA PATROCINA LOS SACRIFICIOS HUMANOS. "Y el espritu de Jehov fu sobre Jephte y pas en Gala.ad, y en Manasses: y de all pas 6ll Maspha de Galaad; y de Maspha de Galaad pas a los hijos de Ammon. Y hizo v'ot-o J ephte a Jehov, diciendo: Si entregares a los Ammon~as en mis manos, cualquiera, que me saliere a recibir de las puertas de mi casa cuando volvier8 de los Ammont!tas en paz, str de Jehov y yo lo ofrecer en holo causto. Y pas Jephte a los hijos de Ammon para pelear contr3. ellos, y Jehov los entreg en su-:; manos Y hirilos de gran mazn 1 mucho desde Aroer hasta llegar a Mennith veinte ciudades: y has ta la vega de las vias: y as fueron domados los Ammonitas delan te de los hijos de Israel. Y volviendo Jephte a Maspha a su casa: h aqu que su hija le sale a recibir con edufes, y corros a la cual tena sola nica: no tena fuera de ella otro hijo ni otra hija. Y co mo l la vi rompi sus vestirlos diciendo: Ay hija ma, de veroad me has abatido, y t que eres
    PAGE 154

    146 LA BIBLIA AL DESNUDO no quede nada de l, en todo el trmino d~srael De'n~enos siete va rones de sus hijos, para qm, los crucifiquemos a Jehov en Gabaad de Sa ul, el escogido de Jehov. Y el rey dijo: Y o los dar. Y el rey perdon a Miphi-boset, hijo de Jonathan hijo de Saul por el jura mento de Jehov, que hubo entre llos, entre David y Jonathan. hi jo de Sa ul: Ms tom el rey dos hijos de Repha ) hija de Aia los cua les ella haba parido.,. a Sal es a saber a Miphi-baseth y cinco hijos de Micho!; hija de Saul, los cuales ella haba parido a Adriel hijo de Berzellai Molathitha. Y entreglos en manos de los Gabaonit.as, y llos crucificaron en el monte delante de Jehov ) y murieron juntos aquellos siete, los cuales fueron muertos en el tiempo de la f>iega en los primeros das,.. de las cebadas. Y tomando Resph1.:., hija de Aia un saco tendisele sobre un peasco desde principio de la segada hasta que llovi sobre ellos agua/del cielo: y no dej a n{guna ave del cielo sentarse sobre ellos de da. ni bestias de campo de noche. II ele Samnel, Cap. XXI v. 3-4 -5 -6-7-8-9-y 1 O. J Jn el primer caso, Jephte, con la ayuda de Dios, destruye veinte ciu dades a l as que hiere con gTan matanza. Luego Dios se hacB plice de l es asesinatos cometidos. Y las consecnencias de esa resonante victoria la viene a pagar la inocente hija de J ephe, que en nada se haba metido. Y muere en holocausto a Jehov por haber permitido ste, la matanza en veinte ciudade s, teniendo por ejecutor a s u: padre. Y acepta el holocausto sin protesta alguna. H ah al Dios de la Biblia patrocinando los s::icrificios humanos, para halagarle! J1Jn el segundo caso no es m1a sola la vctima que se le ofrece n Dios en holocausto: son siet.r. El holocausto se realiza a presencja de ,Jehov; y ste no protes ta tampoco; no tiene la m<, ligera palabra
    PAGE 155

    J U LIO GALVEZ OTERO 147 -------------------u a l os sacrificios h u manoR y que 08tos son agrudab l os a Dios pu es to que no tiene un::i, so l a palabra en lo q u e dejarnos cop i ad o q u e l os condene. Los brujos y l os uigo s, no~ pai-ece q u e tienen s u de f em a e n l as pginas de ese lib ro, q u e se di c e co n tene i l a pa l n br a d e D i o s re vo l ada a l os hombres LA BIBLIA PATROCINA LA GUERRA Y EL EXTERMINIO "Bendito Jehov mi roca qu e e n sea mis manos a la batalla y mis dedos a la guerra" -Psalmos, CXL I V, v. l. "Y hab l Jehov a Mo i s en l o s camp os de Moab al Jordn de Je1: b, L1i cicnc1o: H a bla a }m, hijo s de Is r ael y dil e s :Cuando hu l:-~ rn i s pas ado el J or dn a l a tie r ra d e Ch a na n ech ar i s a todos los moradores de l a tierra de de la,n te de vosotros y des t ruiris to dos sus altos y echaris l os morado r es de la tierra y habitaris en lla: porque yo os l a he dado para que la heredis" -Ca p XXXIII V 5 051-52-53. Y consupr s a todos los pueblos que Jehov tu Dios te d: no los p e rdona r t u o jo: no servirs a sus Dioses, que te ser trope zn"D e u teronomio, Cap v 11 v. J 6 "Solamente de las ciudades de estos pueblos que Jehov tu Dios te d pDr heredad ninguna persona dejars a vida: ms destruyen do los destru1 rs al Hettheo y al Amo r rrheo y al Chananeo, y aJ. Pherezeo y al Heveo y al Jebuseo, como Jehov tu Dios te ha man dado'' D e ut e ronomi o Cap. XX v. 1 6 y 17. '' Y pelearon contra Madian c o mo Jehov lo mand a Moiss -y mataron a todo varn. Mataron tambin entre los que mataron de llos a los re y es de M a dian 1 E vi 1 Re ce m Sur Hur y Rebe cinco re yes de Madian y a Balaa i m hijo de Be or mata r on a cuchillo Y lleva ron cautivas los hijos de Israel la s mujeres de los Madianitas y a sus chiquitos y todas sus bestias y todos sus ganados y robaron to da su hacienda Y todas sus ciudades por sus habitaciones y todos sus palacios quem a ron a fuego Y tomaron todo el despojo y todo la pre sa as de hombres C('mo de bestias" X X X I v. 7 8 9 10 y 11. "Levantos y pa rtid Y' pasad e l a rroyo de Arnon Mira 1 yo he da do en tu mano a Schon re y de Hesebon Amorrheo y a su tierra. Co mienza pose y revulvete con l en guerra Hoy comenza r a poner tu miedo y tu espanto sobr e los puebl e s que estn debajo de todo el cielo; los cuales oirn tu fama y temblarn y :ngustiarse han delan te de t. "Y Schon nos sali al encuentro para pe l ear, l y todo su pueblo en Jasa: Y Jehov nuestro Dios l e entreg del an t e de nosotros y heri mo s a l y a sus hijos y a todo su pueblo; y to ma mos entonces to das sus ciudades y destruimos todos las ciudades, ho mbres y mujeres y nios que no dejamos ninguno' '. D e ut ero n om i o, Ca p Il v 242 5~32-33-34.

    PAGE 156

    148 LA BIBLIA AL DESNUDO "Y Jehov nuestro Dios entreg en nuestras manos tambin a Og,,. rey de Basam y a todo su pueblo, al cual herimos hasta no quedar de l ninguno. Y tomamos entoncf; todas sus ciudades; no qued ciu dad que no les tomsemos, sesenta ciudades, toda la tierra de Ar g-ob del reino de Og en Basan: Todas estas ciudades fortalecidas con alto muro, con puertas y barras: sin otras muy muchas ciudades y muros: y destrurnoslas, como hicimos a Seon rey de Hesebon. destru yendo toda ciudad, hombres mujeres y nios" -Deuteronomio, Cap III v. 3-4--5-6. "Ms Jehov dijo a. Jo:rn: Mira, yo he entregado en tu mano a J erich y a su rey y con sus varones de guerra. Y destruyeron todo lo que haba en la ciudad, hombres y mujeres mozos y viejos. hasta los bueyes y ovejas y asnos, a filo de espa,da". ,J osu, Cap. VI, v. 2-21. "Entonces Jehov di,io Josu: Levanta 1a lanza que tienes en tu mano hacia Hai, porque yo la entregu en tu mano. Y J osu levant la lanza que tena en su mano, hacia la ciudad. 1 ''Y el nmero de los qu~ cayeron aquel da, hombres y mujeres, fu doce mil 1 todos eran de Hair. "Empero los Israelitas sa.quearon para s las bestias, y los des pojos de la ciudad, conforme a la palabra de Jehov, que l haba mandado a J osu. "Y Josu quem a Hair. y la torn en un montn perptuo asola,... da hasta hoy'' .-Josu, Cap. VII, v. 18-25-28. "Y pas de Lebna Josu y todo Israel con l a Lachis; y puso cam po contra ella, y combatila. "Y Jehov entreg Lachis en manos de Israel y tomfa el da siguiente, y metila a cuchillo con todo lo aue en ella haba vivo, co mo haba hecho en Lebna '' .-Josu, Cap. X v. 31-32. ''De Lachis pas Josu y todo Israel con l, a Eglon, y pusieron campo contra ella, y comb:::.tironla: y tomronla el mismo a.fa, y me tironla a cuchiJlo: y el mismo da mat todo lo que en lla haba vi vo como haba hecho en Lachis" .. Tosu, Cap X v. 34-35 Nos parece que con lo transcrto queda demasjado probndo <]ne la B i blia patrocina la guen1 ~e conquista, el exterminio y lu0i:~o san tiona hasta el nefasto principio hoy en desuso entre naciones viliza rlas de que los despojos pertenocen por entero al vencedor Si creyramos en la .i.nfluencht de la Biblia en las contiendas de los hombres, hallaramos en dla la c-11usa de la espantosa guerra mun rlial que eon todas sus at!'.ociclades hemos tenido que soporfar Medtanse con calma los prrafos que dejamos copiadoEl v se ve r qu abundante cosecha de crueldades s~ puede obtener ele ellos y las consecuencias moralr-8 que traera para la humanidad seguir el ejemplo del Dios de la Biblia.

    PAGE 157

    LA BIBLIA AL DESNUDO 149 EL DIOS DE LA BIBLIA PATROCINA EL ASESINATO Y EL HO MICIDIO. "Y l les dijo: As dijo Jehov, el Dios de Israel: Poned cada uno su espada sobre su muslo: pasad y volved de puerta a puerta por el campo. y matad cada uno a su hermano y a su amigo y a 2u parien te. Y los hijos de Lev lo hicieron conforme el dicho de Moiss y ca yeron del pueblo en aqul da como tres mil hombres" .-Exodo, Cap XXXII, v. 27-28. Dios ordenando el asef;ato de tr e s mil hombres! Dio s ordenando que l hermano mate al hermano! Dios ordenando que el amigo mate al amigo! '' As dijo Jehov de los ejrcitos ........ : Y destruiris en l (Amalee) todo lo que tuviere; y no haya piedad ele l Mata hom bres y mujeres, nios y c1amantes, vacas y ovejas, camellos y asnos" I de Samuel, Cap. XV v. 2 y 3. Dios ordenando que no haya piedad en la mafanza! Dios ordenando el asesinato da mujeres, jovencitos y hasta nios indefensos menores de dos aos 1 Y todo eso por un simple sentimiento de venganza! "Y dijo a los otros a mis odos: Pasad por la. ciudad (Jcrusalem> en pos de l y herid; no perdone vuestro ojo, ni tengis misericordia.. Viejos mozos y vrgenes. nios y mu,ieres matad, hasta que no quede ninguno .. .. ........ -Ezeqlel, Cap. IX, v. 5 y 6. Dios ordenando que no haya misericordia en la matanza! Ni siquiera un poco de mis aricordia, un poco nada mf:: de mise ricordi a pa.r:1 los nios, ni para los nncianos ni para las nmjeres ''Maldito el que hiciere engaosamente la obra de Jehov; y mal dito el que detuviere su espada de la sangre" .-Jeremfo s, Cap. XLVIII, v. 10 Dios maldiciendo al que no tuviera su espada tinta. en san ~e de hermanos! Di.os imponiendo la pena de "maldicin" a quien no cometiera asesinatoR y homicidios! "Entonces. h aqu un va.rn de los hi.ios de Israel vino y trajo una Madianita a sus hel"J'l.1a:ios a ojos de Moiss y de toda Ja. congre gacin de los hijos de Israel, llorando ellos a la puerta del taber n.cu!o el testimonio. Y vilo Phinees; hijo de E~eazar 1 hijo de Aaron sacerdote y levantse de en medio de la congregacin y tom una. lan za en su mano y vino tras l el varn de Israel a la tienda, y alance Jos a ainbos al varn de braie 1 l y a Ja muier por su vientre y ces la mortandad de los hijos de Israel. Y murieron de aq ulla mortandad veinte y cuatro mil. Entonces Jehov habl Moiss diciendo: Phi nees, hijo de Eleazar hijo de Aoron sacerdote ha hecho tornar mi

    PAGE 158

    150 LA BIBLIA AL DESNUDO furor de los hijos de Israel celando mi celo entre ellos, por lo cual yo no he consumido con mi celo a los hijos de Israel. Por tanto d: H aqu yo pongo mi p ac to de paz con l y tendr l, y su simiente despus de l el pacto del sacerdocio perptuo por cuanto tuvo celo por su Dios y expi los hijos de Israel'' .-N aros, Cap XXV, v. 6 af13 Dio s premiando e l asesinato con pr em ~itacin y a l evosa, nada menos que con e l PACr r o DE SACERDOCIO PERPETUO para be neficio del n sasino y de su descend enc ia! "Y dijo Saniuel: Traedme a Agag r ey de AmZlec Y Agag vino a l delicadamente Y dijo Agag: cjertamente se acerc la amargura de la muerte. Y Samuel dijo: Como tu espada hizo l as mujeres sin hijos; as tu padre ser sin hijo entre las mujeres. Entonces Samuel cort en piezas Agag DELANrI 1 E DE JEHOVA en Galgal" I de Sa muel, Cap XV v 32 y 33 D ehnte de Dios se co met e este horrible asesinato sin la ms leve protesta por s u parte! Y como quien ca ll a otorga! ......... "Entonces Joram volviendo la mano huy y dijo a Ochocas: Traicin, Ochocas Ms teh hinch la mano '1e su arco y hiri a Joram entre las espaldas y la saeta sali por su corazn y ca.y en su carro. "Y viendo esto Ochocas rey de Jud huy por el camino de la ca sa del huerto : y sig11ile J eh diciendo: Herid tambin a e;3te en el carro a la subida de Gur. junto a Jeblaham. Y l huy a Mageddo y muri all. "Y vino Jeh a Jezrae.l.. y como Jezabel lo oy, adorn sus ojos con alcohol, y atavi su c abeza v a.somse por una ventana. Y como Jeh entr por la puerta, ella dijo: Sucedi bien a Zambri que mat a su Seor? Y alzando l su rostro hacia la ventana dijo: Qnin es conmigo? n? Y miraron hai_,ga l dos o tres eun-ucos. Y l les dijo: Echadla abajo; y e ll{,. s la echaron y parte de su sangre fu sal picada en la pared y en los caballos y l la a tropell Y entr y co mi y bebi y dijo: Id ahor a a ver aqu lla maldita y sepultadla que al fin es hija de rey. Y cuando fueron para sepultarla, no hallaron na da de ella ms de la calavera los pis y las palmas de las manos". II de lo s Reyes, Cap. IX v. 2:1, 24, 27, 30, 35. "Y ten~chab en Samaria setenta hijos y escribi cartas ,Jeh y envilas a Samaria a los principa,les de J ezrael a los anci.anos y a los ayos de Achab, diciendo: .. "Y como las cartas llegRron a ellos tomaron a los hijo~ de rey y degollaon setenta varones y pusieron sus cabezas en canast.illos y environselas a J ezrael. "Y mat Jeh a todo s los que haban quedado de la ca3a de

    PAGE 159

    JULIO GALVEZ OTERO 151 Achab en J ezrael y a todos sus prncipes y a todos sus familiares y sus sacerdotes que no l e qued n i nguno "Y Jehov dijo a Jeh: Por cuanto has hecho bien haciendo lo que es re ct o delante de mi s ojos conforme a todo lo que estaba en mi corazn has hecho a la ca s a de Achab tus hijos se asentarn sobre el trono de Israel hasta 1-3, cuarta generacin'' U de l os R2yes, Cap X, v. 1-7 11-30. j J e hl 1 asesina, p u es, a la casa entera de Achab i Y Dios dice que a l asesinato cometido es recto a s u s ojos! Y que e l asesinato comctido por Jehu estab::1. "conforme a todo lo que Dios tena en su co ra zn''! Y Dios pr e mia e l asesinato de la casa entera d e Achab, dando e l p/i~i.legio a los desc e ndientes del asesino hasta la CUAR TA_ GE NER}\.QION d e asentarse en el trono de Israel! E g lon, rey de Moab, es asesinado por Aod. El h ec h o ocurro cuan do Egln se l evan ta de su si ll a al d e cir l e e l asesino: "Tengo pala bra de Dios para t'' Esto no tiene nada de particular, lo que s i lo tiene es que e l ase sino de, Eglon aparece despus que lo s hij os de I srae l c l aman ~1 .J eho"' v para que les depare e l hombr0 q u e ha d e asesinar al r ey de Moab-Jueces Cap III, v 15 al 23. Dios e li giendo e l asesino expresament e., despu s de oir el ruego
    PAGE 160

    152 LA BIBLIA AL DESNUDO para Jefe y Legislador de su pueblo elegido a un homicida Moiss fu asesino. (Exodo, Cap II v. 12) se gn nos cue nta la Biblia Sin duda la eleccin, posterior al prim er homicidio tuvo como causa '' la prctica' adquirida en comet er esos acto s. EL DIOS DE LA BIBLIA PATROCIN'A LA MENTIRA Y EL ENGUO Libro I de los Reyes, Cap. XXII versculos 20-21-22-23. "Y Jehov dijo: Quin inducir a Achab para que suba, y caiga en Romath de Gallad? Y uno deca de una manera y otro do otra. Y sali un espritu, y psose de : ante de Jehov. y dijo: Yo le indu cir. Y Jehov le dijo: De qu manera? Y l le dijo: Saldr y ser espritu de mentira en boca de todos sus profetas. Y l dijo: Inducir l e has. y an saldrs con elJo: sal. pues, y hazlo as. Y ahora, h aqu, Jehov ha puesto espritu de mentira en la bo ~ ca de todos estos profetas y Jehov. ha decretado mal sobre t". Ezequiel, Captulo 14, versculo 9 '' Y el profeta, cuando fuere engaado, y hablare palabra, yo Jehov enga el tal profeta'' Jeremas, Capitulo XX. versculo 7. "Me engaaste oh Jehov y engaado soy". Segunda Epstola del Apstol Pablo a los Tesalonicenses, tulo II, versculo 11. '' Por tanto, pues, enviar Dios en ellos eficacia de engao, para que crean a la mentira" Otro ejemplo. Dios ordena a Moiss engaar a Faran segn se puede ver en el Can. III, ve rsculo 18 de :bJxodo. Y se puede ver en el mjsmo libro. Captulo 1 del versculo 15 al 20 que Dios premia el engao de las parteras al rey de Egipto ''ha cindole casas a las parteras'' ~ haberle sabido engaar con tanta maestra. Se puede ver tambin el I de Samuel, Captulo XVI, versculo 2 que Dios le d instrucciones terminantes a Samuel para que pue da angaar fcilmente a Sal. LA PRIMERA VERDAD Y LA PRIMERA MENTIRA Atenindonos al texto bblico la primera verdad fu dicha por el Demonio y la primera m,mtira. por Dios. En efecto, en el Gnesis Captulo II, versculo 17 se lee que Dios dijo n. la primer pareja: ''ll.s dd rbol de cienciade bien y de mal no comers de 1 por que el da que comieres de l, morirs". Mas en el mismo Libro Ca p1'tm1o ID versculo 4 la serpiente afirma: "No moriris". Ate

    PAGE 161

    JULIO GALVE OTEltO 153 nindonos c. la "palabra de Dios" lo cierto fu lo segundo y lo in cierto lo primero. Luego y_ueda demostrado que la. primer mentira fu dich~ por Dios y la primer verdad por el Diablo en forma de serpiente. ABRAHAI'4 ENGAA A FARAON "Y aconteci, que cuando lieg para entrar en Egipto, dij o a Sa rai su m u jer: H aqu yo conozco que eres mujer hermosa de vista. Y ser, que cuando te vern los Egipcios, dirn: Su mujer es. Y ma tarme han y a t darn la vida Ahora, pues, d que eres mi lwrmana, para que yo haya bien por causa tuya y viva mi alma por amor de t. Y aconteci que como entr Abraham en Egipt, los Egipcfos vie ron que la mujer era hermosa en gran manera. Y vironla los prn. cipes de Faran y a abronla a Faran y fu llevada la mujer a casa de Faran. Y a Abraham hizo bien por causa de ella, y tuvo ovejas y vacas y asnos y siervos y criadas y asnas y camellos. Ms J eho v hiri a Faran y a su casa de grandes plagas por causa de Sa rai mujer de Abraham Entonces Faran llam a Abraham y le: es esto que has hecho conmigo? Por qu no me declaras te que era tu mujer? Por qu dijiste: Es mi hermana? Y yo la tom para m por mujer''?-Gnesis Captulo XII v. 11 al 19. ABRAHAN ENGAA A ABIMELECH. "Y deca Abraham de Sara su mujer: Mi hermana es. Y Abimelech, rey de Gerar, envi y tom a Sara''. -Gnesis Captulo XX versi' c ulo 2. SARA TRATA DE ENGAAR AL MISMO DIOS. Vase al Captulo XVIII del Gnesis, versculos del 12 al 15 para que se ea de qu modo pretendi engaar al mismo Dios. Lo cual no tiene nada de particular en vista de que ese mismo Dios patrocin anteriormente la mentira y de qm~ su mismo marido, Abrnham) la haba ensando a mentir. ISAAC TAMBIENPRACTICAEL ENGAO Y LA MENTIRA. Vase el Gnesis, Captulo XXVI, versculo 7 y se observar que tambin Isaac hac~ por hermana a Rebecca, su mujer, diciendo roen, tira. Por supuesto que en justa recompensa, Rebacca, despus, enga a tambin a su propio marido, Isaac, segn nos cuenta el mismo Gnesis, en el Captulo XXVII, versculos del 6 al 17. Y an el mismo Gnesis, en el mismo Captulo y desde el versculo 18 en adcl:mte ve mos que Jacob alcanza todos los beneficios de la primogenibira con parjuicio de su hermano Esa, precisamente por la prctica dl EN GA~O Y LA MENTIRA TAMBIEN LAS ESPOSAS DE JACOB. Lea y Rachel, esposas Je J acob, tambin practicaron la mentira

    PAGE 162

    154 LA BtBLIA AL DESNUDO y e 1 engao. Lea engaa a su marido seg Gnesis; Ca-ptu lo XXL"\., versculo 25. Rach9] engaa a su padre, segn el mi smo Li br o, Uaptu l o XXXI, ven,c ul o :14 y 35. Lo ms curioso es que los doc e hijos de Jacob son muy adictos a la prctica del mismo vicio segu Gnesis captulos XXXVII y XLII versculo 7 fuE>ron estos s in em bargo lo s f undadore s de la s doc e tribus de Isra 21 l, el pu e blo escogido de Dios!! OTRA ENORMI DA D DE LA BIBLIA. A este respecto del engno y l a mentira podemos afirmar q u e el mismo Je s s practic estos vicios r e pugnante,s si hemos de ace ptar lo que nos dic e el Evaugelista Marcos en e l Captulo IV, versc ulos 11 y 12. .. "Y les dijo (Jes s) A vosotros es dado saber el misterio del reino de Dios; ms a los que estn fuera, por parbo las se, l es hace todo; PA RA QUE VIENDO, VEAN Y NO VEAN; Y OYENDO, OIG AN Y NO ENTIENDAN; por que no se conviertan y les sean perdonados sus pecados' Nos parece que no ha y necesjd:id Je hacer ninguna c la se de 1 co m entarios despus de l clo l o que antecede; pues si es cierto 1o que se afirma con respecto a Jess en esta cita sacada de "la palabra de Dios revelada a los hombres" no rlebemo s exfr~mnos de que los contimiadores d ei sus doctrinas practiquen cnmo un a cosa natural el engao y l a mentira, armas poaeLO::::as qw : continuamente esgrime n para sosteuer el fanatismo en la co nci encia de la s m ultitu de::s i gnorante s. PABLO SIGUE EL MISMO CAMINO El Apsto l Pablo, no ta11 so lam e nte practir.a e l e ngao si que tambin alardea d el buen resu lt ado que le d ta l manera de pro oe -::1er Bien c l ar~mante se observa esto c u:indo leemor-; en l a l [ tola a los Corintios, lo qne sigue: "Ms sea as yo no. os he agravado: si no que, como soy a ~tuto, os he tomado con engao' '. -Y crscu l o J 6. -XH Y por si hubiora a l guna duda, con respecto a s us palabra8 lee mos en l a I Epstola a lo s Corintios, Y. 20 Cap. IX lo que sig u e : ''Me he hecho para los Judos como Judo por g-3.11ar a los Ju dos; para los que estn sujetos a la ley, como sujeto a la ley, porga nar a los que estn sujetos a. la ley". Y en el versculo 22 c1 ice : "Me he hecho para los flacos como flaco. por ganar a los flacos. Me he hecho todo para todos" Y para que se vea ha.sta que punto es reverenciada la men t ira di ce a, l mismo Apstol en 1 n Epstola a l os Romano s, Captulo III. Yersculo 7:

    PAGE 163

    JULIO GALVEZ OTREO 155 r Porque si la verdad de Dios con mi mentira creci a gloria suya por qu an soy yo ju z gado como pecador?" H aqu l a mentira, para mayor gloria de Dios elaivada a la cate gora de virt ud aunque la moral se muera de risa como decimos vul garmente. EL DIOS DE~A BIBLIA PATROCINA EL ROBO Y EL SAQUEO. Para que se comprenda mejor nue s tra afirma cin vamos a trans cribir entero e l Cap tulo XXXI d e los Nmeros que dice as: 'Item, Jehov habl a Moiss diciendo: Haz la venganza de Jos hi jos de Israei de los Madianitas despus sers recogido a tus pue blos. Entonces Moiss habl al pueblo diciendo: Armos algunos d vosotros para la guerra y sern contra Madin, y harn la ven ... ganza de Jehov en Madi.in. Mil de cada tribu de todas la tribus de los hijos de Israel enviaris a la guerra. As fueron dados de los mi llares de Is,rael mil por ca.da una tribu, doce mil a punto de guerra. Moiss los envi a la guerra: mil de cada tribu envi, y Phinees, hi jo de Eleazar sacerdote fu a la guerra con los santos implementos, con las trompetas del jbilo en su mano. Y pelearon contra Madin, como Jehov lo mand, a Moiss, y mataron a todo varn. Mat~ron tambin entre los que mataron de ellos a los reyes de Madin, Evi y Recem, y Sur y Hur y R1:1be cinco reyes de Madin: y a Balaam, hi jo de Beor, mataron a cuchillo. Y llevaron cautivas los hijos de Is rael las mujeres de los madianitas, y sus chiquitos y todas las bes tas y todo su ganado, y robaron toda su hacienda. Y todas sus ciu dades por sus habitaciones y todos sus palacios quemaron a fue go. Y tomaron todo el despojo y tod a la presa as de hombres como de bestias y t ra r onlo a Moiss y a Eleazar el sacerdote, y a la con gre gaci n de los hijos de Isrn.el; los cautivo s y la presa, y los despo jos, al camp o, en los llano~, de Moab, que estn juntos al Jordn de J erich. Y salieron Moiss y Eleazar el sacerdote / y todos los cipes de lacongregacin fuera del campo. Y Moiss se enoj contra lo s capitanes del ejrcito .los tribunos y centuriones que venan de la guerra-. Y djoles Moiss : Todas las mujeres habis reseTVado? H aqu, ellas fueiron a los hijs de ~rael por consejas de Balaam para dar prevaricacin contra Jehov en el negocio de Pehor, por lo. cual hubo mortandad en la congregacin de Jehov Matad, pues, aho ra a todos los varones en los nios: y a toda mujer que haya cono cido varni en ayuntamiento de varn matad. Y todas las nias en tre las mujeries que no hayan conocido ayuntamiento de varn, o s guardaris vivas. Y vosotros quedos fuera del campo siete das; y todos los que mataron pernona, y cualquier que tocare a muerto, ex piar heis al tercero y sptimo dfa.s, vosotros y vuestros cautivos Y todo vestido y toda alhajo de pieles. y toda obra de pelos de cabra,

    PAGE 164

    156 LA BIBLIA AL DESNUDO y todo vaso de~adera expiaris Y E l eazar el sacerdote dijo a. los hombres de guerra, que ve,1an d e l a guerra: Esta es la ordenanza de la Ley que Jehov mand a Moiss: Ciertamente el oro, y la plata, metal, hierro, estao, plomo, todo lo que entra en fuego harjs pasar por fuego y ser limpio; empero 01 1 la s aguas de l a expiac i n se lim piar: Ms todo lo que no entra e ;. fuego, haris pasar por agua De ms de esto lavaris vuestros ves tidos el sptimo da, y as seris lim pios: y e,ntraris despus en el campo. Item, Jehov habl a Moiss diciendo: Toma la cuenta de la p resa de la cautividad, as de los hom bres como de las bestias, t y Ele azar el Sacerdote, y las cabezas de los padres de la congregacin, y p artirs por medio de la presa. entre los que pelearon, los que salieron a la. guerra y toda la congrega cin. Y apartars _tJara Jehov el tributo de los hombres de guerra, que salieron a la guerra, de quinientos uno, as de los hombres como de los bueyes, de los asnos, y de las ovejas. De la mitad de ellos to maris a Eleazar el Sacerdote la ofrenda de Jehov. Y de la mitad de los hijos de Israel tomars uno de l os cincuenta, de los hombres, de los bueyes, de los asnos, y de las ovejas, de todo animal, y darla has a los levitas, que tienen la guarda del Tabernculo de Jehov. Y hizo Moiss y Eleazar el Sacerdote como Jehov mand a Jy.[oiss. Y fu la presa, el resto de la pres a que tomaron los hombres de gue rra, seiscientas y setenta y cinco mil ovejas y setenta y dos mil bue yes, y sesenta y un mil asnoa, y persona de hombres, y de mujeres que no haban conocido ayuntamiento de varn de todas personas, trein ta y dos mil. Y fu la mitad la parte de los que haban salido a la guerra, el nmero de las ovejas, trescientas y treinta y siete mil y qui nientas. Y fueron el tributo de Jehov de las ovejas, seiscientas y setenta y cinco. Y de los bueyes 1 treinta y seis mil: y el tributo de ellos para Jehov setenta y dos. Y de los asnos treinta mil y qui nientos: y el irbuto de allos para Jehov, setenta y uno. Y de las personas, diez y seis mil: y el tributo de eUas para Jehov, treinta y dos personas. Y di Moiss, el tributo de la ofrenda de Ji3hov a Eleazar el sacerdote, como Jehov lo mand a Moiss. Y de la mit2.d de los h i jos de 1 Israel que parti Moiss de los hombres que haban ido a la guerra, la mitad .de la congregacin fu, de las oveJa.s tres cientas y treinta y siete mil y quinientas: y de los bueyes, treinta y seis mil; y de los asnos, trenta mil y quinientos: y de las personas diez y seis mil: y de la mitad de los hijos de Israel Moiss tom uno de cincuenta, de los hombres y de las bestias y di!a a los levitas, que tenan la guarda del Tabernculo de Jehov, como Jehov lo haba mandado a Moiss. Y llegaron a Moiss los capitanes de los millares de la guerra, los tribunos y centuriones y dijeron a Moiss: tus sier vos han tomado la copia de los hombres de la guerra que estn en nuestro poder, y ninguno ha faltado de nosotros: por lo cual hemos

    PAGE 165

    JULIO GALVEZ OTERO 157 ofrecido a Jehov ofrenda cada uno de lo que ha hallado, vasos de oro, brazaletes, manillas, anillos, sarciLlos y cadenas para recc,nciliar nuestras almas delante de Jehov Y recibi Moiss a Eleazar el Sa cerdote el oro de ellos, todos vasos obrados. Y fu todo el oro de la ofrenda que ofrecieron a Jehov diez y seris mil y ~etecientos y cin cuenta siclos de los tribunos y centuriones. Porque los varones del ejrcito haban tomado despojos cada uno para sL Y recibi Moi ss a Elea.zar el Sacerdote el oro de los tribunos y centuriones, y tra jronlos a l Tabern culo del testimonio por memoria de los hijos de Israal por memoria de Jehov" ,Despus de estas terminantes manifestaciones, quin es capaz de Eostener que la Biblia no patroci na el robo y el saqueo 1 No se trub ahora de ningn subalte rno, es el mismo Jchov quin d instrucciones a Moiss y quin plauea ese pase a ouchiHo
    PAGE 166

    158 LA BIBLIA AL DESNUDO q u e e l botn de J erich UI ) para provecho d e Jehov y el de Hai f u e en proveeho del pueblo de Israel. Pero en todos los casos, segn l as pa l abras que hemos copiado, q ui e n p l anea e l robo el asesinato en masa y el saqueo es EL MISMO DIOS c u ya pa l abra es esa Biblia que s e nos quiern dar como e l s u m um de l a mora l idad. t, Co n q u de~echo, pues, los sosten e dores de la divinidad de l a bi b lia se escandalizan de que pu 3 b l o s que se llaman creyenks come t an sjs mismos actos qu ~ tienen s ~ nrin legal en e l Libro q u e p a r a e llo s sagrado por encerTar, la nica vHdad toda la verdad 1 M a d{tesE bie n en l as consecuencia :; que t e ndra para la humandad la a pli cac i n da ESAS SANAS UOCTHL\JAS mora l es q u e hern ) s de j u do consignadas! EL DIOS DE LA BIBLIA PATROCINA EL FRAUDE Y EL TIMO A un q u e pare z ca increble vamos a demostrar con l os mism o s p sajes d el ll amado Libro Sagrado que s a ncion a el fraude as como t am bi n e l u so de mtodos q u e nadie concepta c omo mora l es, p ara ob tener riq1..rnzas y podero mater. G nesis Capt ul o XXV, ver s culo s del 29 al 34:-" Y quiso Jacob un guisado y volviend o Esa de l ca m po c a ns a do dijo Esa a Jacob: Rugote que me des de comer de e so bermej o, que estoy c ansado. Por tanto fu llamado s u n o m br e E d o m Y J a c o h re sp o nd i : deme hoy en es t e da tu primo g e ni tu ra. Y d i jo Jac o b : J rame hoy en es t e da. Y l le jur y ve n d i su primogenitura. a J a c ob Entonces Jacob di a Es a de l pan y del gu i sado de l a s lentejas; y l comi y beb i y lev an tse y fuese :' D e lo que se desprend e, qu a teniendo J acob mucho inters e n a canzar los derecho s de la primogenitura para sus fines particula r es, ag u arda a que su hermano tenga hambre y entonces, va l indose d a r.sa circunstancia moral !! obtiene su aspiracin a m u y p oc o cos t o; a l simp l e costo de un plato de l a nt e jas. P ero ste patriarca, u no de l os grandemente amado-s de D ie~ ., ha c e al go ms. Obs ervemos como con l a ayuda, de l Supremo H aeed o r ,.. bli co se enriqncce me d iante e l fraude y el engao : G n esis, Capt ul o XXX, verscu l os 41-42-43 : 'Y era que todas las veces que se calentab a n las temp ran as Jacob pona l as varas de lante de las oyejas en las pilas, para que se calentasen delant e de las varas Y cuando venan las ovejas ta r das no las pona; as eran las tardas para Labn y las tempranas para Jacob. Y multiplic el va rn muy mucho y tuvo .mucha s ovejas y siervas y s i ervos y came llos y asnos' En e l Cap t ul o XXI, vorsc ul os 8 y 9 : ''Si l deca as : Los pin tados sern tu salario, entonces todas las ovejas paran pintados;

    PAGE 167

    JULIO GALVEZ OTERO 159 Y si deca as: Los cinchados sern tu salario. entonces todas las ovejas paran cinchados. Y quit Dios el gando de vuestro padre y dimelo a m' Ciertamente que algunos, para defender estos proc e dimientos di rn que todo eso suceda porqu e Jacob era "muy listo" Ms ..... apurados l os veo para demostrar que se aj ustan esos procedimien tos de Dios y su amado J acob al conoeipto de la moral! No debemos asombrarnos mucho de eso ya que tambin los Israe lit as cometen otra clase de fechoras por el esti l o por presc ripcin divina. Gnesi::;, Cap. III, versculos 21 y 22 : -' 'Y yo dar a este pueblo gracia en los ojos de los Egipcio s para que cuando Y os partiereis, NO SALGAIS V AOIOS. Y demandar cada mujer a su vecina y a su husp eda vasos de plata vasos de oro, y vestidos, los cuales pon dris sobre vuestros hijos y vuestras hijas; Y DESPOJAREIS A EGIPTO". Gnesis, Cap. XI, v. y 2:Jehov dijo a Moiss ... .... .. Habla ahora a tu pueblo que r.ada uno demande a su vecino y cada una a su vecina vasos d'e plata y oro. Gnesis, Cap. XII, v. 35 y 36: -"Y hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moiss, demandando a los Egipcios vasos dei)lata y oro y vestidos. Y J eho v di gracia al pueb l o delante de 101 Egipcios y prestronlos y ellos despojaron a los Egipcios.." Dios no quiere q ue los Israe litas SALGAN VACIOS de Egipto. Ordena a Moiss, entnces, que diga a su pueblo que pidan pres tados vasos de oro y de plata y vestidos. D gracias a los Israelitas ante lo .~ ojos de los Egipcios PARA QUE NO COMPRENDAN LA MALA INTENCION DE LA PETI CJON DE PRESTAMO y lo s IDgipcius "caen en la red" y son dns )Ojado s de sus bien es mediante la estratagema preparada POR DIOS. moral es to
    PAGE 168

    160 LA BIBLIA AL DESNUDO sus desmanes y sus inm urul idades dentro del comercio, en es2 libro llamado y tenido an por sagrado. Desgraciado del pueblo a n que la aplicacin de los principios de Sanidad se hallen en mano s de p2r sonas cuya religin descanse co mo base fundamental en las 2nseanzas de la Bibli a LAS BUENAS OBRAS D.EBENSER VISTAS DE LOS HOMBRES "A este modo hu de brmar vuestra luz delante, de los hombres pa .. ra que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que est en los cielos''. -Mateo, Cap. V, v. 6. Queda prob:ida la parte afirmativa, esto es, que las buenas obras deben ser vistas de los hombres. Sigamos l:yendo. ''Mirad que no hagis vuestra justicia delante de los hombres, pa ra ser vistos de ellos: de otra manera no tendris galardn d~ vues tro Padre que est en los cielos''. -Mateo, Cap. VI v. l. Con lo cual queda probada la parte negativa, esto as, que las bue nas obras no deben ser vir-;tas de los bombres. APROBACION DE LA ORACION PUBLICA '' Salomn, pues se puso en pi de]ante del Seor a la vista. de la congre~acin de Israel y extendi sus manos hacia el cielo y dijo: Seor Dios de Israel, no hay Dios semejante a, t. . . Sucedi pues que Salomn luego que acab de hacer ~J Seor toda esta ora cin y plegaria se Jevant delante del a'tar del Seor porqm~ haba hincado las dos rodillas en tierra teniendo extendidas las dos manos al cielo. Y le dijo e1 Seor: He odo tu oracin y tu plegaria Que has hecho delante de m:; he santificado esta casa que has edificado a fin de establecer en ella mi nombre para siempre y mis ojos y mi cora1 zn estarn a1l todos los das'' -Libro 1 de los Rey2s, desde el ver-sfouJo 22 del Cap VIII. Queda, pues probada ln aprobacin de la oracin pblica. Sigamos leyendo. "Y cuando oris no sertSis como ?.os hipcritas que aman el orar e n pi en las Sinagogas y en los cantones de las plazas para ser vistos de los hombres. En verdad os digo: recibieron ya su galardn. Ms t, cuando orares, entra en tu aposento y cerrada tu puerta ora a tu padre en secreto y tu Padre que v en lo secreto te recompensar en pblico" .-Mateo, Cap. V1 v.5. Con lo cual se demuestra la de s aprobacin de la orucin pblica. ,,

    PAGE 169

    ) l )JULIO GALVEZ OTERO 161 RESUMEN Nos propusimos contradecir las manifestaciones hechas por un Concilio y varias dignidades eclesisticas referentes a la l.'lcepta cin COMO OBRA DE DIOS MISMO de los Libros que la Biblia for man con todo lo que contienen. Nos propusimos contrn.d~cir que la Biblia fuera la manifestacin DIRECTA de la inteligencia de Dios a sus. criaturas en TODOS los asuntos de qu e la Biblia trata. Nos prop:isimos contradecir qne la l3iblia sea LA PALAB.RA DFi DIOS en eJ_ sentido de aceptarla COMO SI HUBIERA HABLADO EL MISMO sin intervencin de nin~n agente humano. Nos propu:::iimos contradecir qt:.e TODAS LAS. MANIFESTACIO NES CIENTIFICAS DE LA BIBLIA SON INF ALIBLETvLillNTE CORRECTAS, y que TO.fJ_\S SUS NARRACIONES ESTAN EXEN 'FAS DE ERROR. Y nos propusimos demostrar, en fin, que si "Dios es la ciencia so berana; es infalible; no pnede engaarse ni inducir a eITor a los hombres" ese Dios ...... no es el Dios de la Biblia.. Creemos, lector, que si has llegado hasfa aqu habrs podido comprobar con sobra de detalles y argumentaciones el fundmnento de nuestras dudas y la razn de nuestras objeciones. Nuestro plan ha sido bjen sencillo: con los mismos versculos de la Biblia hemos demostrado que lo mismo se pTiec.en afirmar que ne gar innumerables cuestiones. Hemos probado hasta la saciedad que ese Dios se contradfoe co mo cualquier mortal. Hemos prob~do su desconocimiento casi. absoluto en asuntos de caructer cien tfico. Hemos probado que no tan solo ese Di.os de la Biblia se engaa, sino que induce a error a los hombres. Por eso no podemos acertar ese libro como la obra. de Dios mlsmo. Por eso aceptamos la H;blia si.mph'mente como obra de hombres, fa lfles como todos nosotros, pecadores como todos nosotros, igno ra11tes ( en su poca) corno nosotros con respecto a muchas cm~stio nes que despus el tiempo ha venid:( : R dilucidar por completo
    PAGE 170

    NOTA FINAL He dicho en el prlogo q-qe era sta una obra esencialmenta. libre pensadora. Como tal tena que analizar e n e lla to
    PAGE 171

    ( \ ... / >

    PAGE 172

    ,I

    PAGE 173

    1

    PAGE 174

    " ,_ ~ ,t

    PAGE 175

    ' '/ .... --_, ,,