Citation
Sintesis histórica de los hebreos de Cuba

Material Information

Title:
Sintesis histórica de los hebreos de Cuba
Creator:
Castiel, Dionisio ( author )
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
Patronato de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (24 pages) : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Jews -- History -- Cuba ( lcsh )
Jews ( fast )
Judíos ( qlsp )
Judíos -- Historia -- Cuba ( qlsp )
Cuba ( fast )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

Statement of Responsibility:
Dionisio Castiel.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
Biblioteca del Patronato de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
1066256381 ( OCLC )
36545199 ( ALEPH )

UFDC Membership

Aggregations:
Cuban Monographs
Cuban Judaica

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

DR. DIONISIO CASTIEL Editado por el Patronato de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba LA HABANA 1955

PAGE 3

DR. DIONISIO CASTIEL f/tnteJi Je ~,eeo d{l4/,eica itU de C:Cua ( Al festejar la fecha memorable de la inauguracin de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba) Editado por el Patronato de la Casi de l Comunidad Hebrea de Cuba LA HABANA 1955

PAGE 5

U ON mo t ivo de la prxima inaugur a cin e:l jue v e s da 27 de octubre del Edificio que ha co n s tr u i do el Pa t ronato de la Casa de la Comu n id ad He~ brea de Cuba ", hemos credo oportuno publicar el p re~ sente trabajo en el cual vamos a intentar u n bre ve re corrido sobre la evolucin hebrea en Cuba su p as ad o, su presente y las perspe.ctivas de su futuro -V

PAGE 6

1.-PERl'ODO OOLONIAL: DESDE EL DESCUBRIMIEN'TO HASTA FINES DE LA PASADA CENTURIA. A historia de los hebreos de Cuba, como grupo 1 social establecido en el pas, comienza en verdad ..., a fines del pasado siglo, y ms propiamente desde la guerra hispano-cubano-americana y la fundacin de la Repblica. Sin embargo, al estudiar la historia de Cuba, encontramos muy frecuentemente fos nombres de hebreos cuya vida o cuyas actividades fueron dignas de ser registradas en sus pginas La historia de Cuba. empieza. propiamente con su descubrimieto por Cris tbal Coln sobre cuyo origen se han emitido muchas opiniones entre las cuales, algunas muy fundamentadas, como l a del historiador espaol Don Salvador Mada r iaga, que afirma la procedencia hebrea del Gran Al mirante La Enciclopedia Judaica Castellana, que tene mos ante nuestra vista, anota con razn que junto con los primeros espaoles llegaron los primeros judos", cri terio ste que se corresponde con la situacin de los ju dos de Espaa, en la poca del Descubrimiento, pues precisamente unos meses antes de la partida de Coln en el ao 1492 los Reyes Catlicos dictaron la orden de expulsin de los hebreos espaoles. No es de extraar que se hubieran embarcado junto con Coln, en la glo r iosa aventura, algunos judos conversos, como Rodrigo de Triana y Luis de Torres, obligados por las persecuciones en boga a aceptar la fe cristiana. Ms tarde, cuando el hecho del descubrimiento tras cendi a Espaa y a toda Europa, debemos presumir que los hebreos espaoles, los que permanecieron en la Pennsula despus del decreto de expulsin, trataran de -VI

PAGE 7

escapar de los rigores y la vigilancia de los tribunales de la Inquisicin y vieran en .Amrica la nueva tierra tentadora de fabulosas riquezas y refugio para los que ambicionaban vivir e nlibertad, lejos del dominio opresor, del fanatismo poltico y religioso imperante entonces. Sin embargo, la Inquisicin espaola extendi sus tentculos hasta Amrica, y se sabe que desde el ao 1520 empe-z su obra en este continente. Por tal motivo, los hebreos que vivan en tierra firme, donde ya el podero espaol y portugus haba asentado su autoridad, tendieron a formar pequeas colonias en las islas antillanas, en ese archipilago profuso de pequeas islas que se extiende entre las dos Amricas. En estas islas, ms alejadas del dominio poltico y militar espaol, los hebreos de entonces, conversos, marranos o c_riptojudos, establecieron verdaderas factoras, que servan como centros comerciales para mantener relaciones con las colonias espaolas y puntos de apoyo de una red comercial de exportaciones que se extenda, segn datos recientes, hasta Londres, Amsterdam y Hamburgo. Entre esas factoras, la que adquiri mayor auge fu la de la isla de Curazao. Y en Cuba, las investigaciones realizadas por el Dr. Ramiro Guerra, ilustre historiador cubano, nos demuestran cmo la ciudad de Bayamo, durante las primeras etapas del coloniaje espaol, lleg a ser un centro comercial de mucha importancia, que mantena un trfico ilegal en extremo prspero, por lo cual no resulta riesgoso afirmar que en este primitivo comercio de la Isla, los hebreos, los de Cuba y de las pequeas islas antilla-nas, tomaron participacin importante. La Enciclopedia Judaica seala algunos datos interesantes en cuanto al rastro dejado por los hebreos durante la poca colonial. Se refiere a la industria azucarera en Cuba y 9 firma la directa participacin de los hebreos en -VII

PAGE 8

el cultivo de la caa y en el establecimiento de los prim tivos ingenios o trapiches. Apunta tambin la presencia hebrea a travs de los muchos autos de fe y los juicios celebrados por los tribunales de la Inquisicin espaola contra personas acusadas de judaizantes. Y, por ltimo, ref irese a casos concretos de hebreos que participaron en las luchas por la indepepdencia de Cuba, entre ellos August Bondi, que lleg a Cuba en una expedicin .revo,., lucionaria en el ao 1850, quien regres a los Estados Unidos al siguiente ao, habindose destacado en ese pas, al lado del gran Lincoln, en las luchas por la li beracin de los esclavos. Se refiere, asimismo, al hebreo Luis Shlessinger, que actu tambin en las luchas revo lucionarias de Cuba; al general Carlos Roloff, de origen j udo-polons cuya actuacin patritica ocupa un lugar de mucha preeminencia en la historia cubana; y por ltimo, la Enciclopedia se refiere al hebreo Schwartz ayudante del General Calixto Garca, y a Horado Ru bens, eminente abogado hebreo de New York, el cual form parte de la Junta Revolucionaria que se organiz en los Estados Unidos al iniciarse la Guerra de Inde pendencia 2.-LA INTERVENCION AMERICANA E INS T AURACION DE LA REPUBLICA. FUNDA CION DEL PRIMER CENTRO HEBREO DE CUBA : LA UNi),TED HEBREW CONGRE GATION". 1 OS primeros inmigrantes hebreos, que llegaron a Cub~ a fines del_ pasado siglo, fueron de proce dencia norteamericana. Una parte de los mismos fu eron hebreos combatientes del ejrcito norteamerica no que arribaron a Cuba e n ocasin de la guerra hispano ~ -VID

PAGE 9

cubano-americana, permaneciendo en el pasdespus de terminada la contienda. Al lograr Cuba la independenda. se intensificaron como consecuepcia las relaciones comerciales con los Estados Unidos, arribando entonces a Cuba algunos hebreos norteamericanos interesados en la industria tabacalera del pas, los cuales se radicaron en Cuba y formaron aqu el primer ncleo de familias he. breas. En el ao 1906 estos hebreos de origen norteamericano constituyeron la "United Hebrew Congrega. tion", que tena como fin principal el culto de la religin hebrea. Este centro se ha mantenido a travs de los aos, hasta la fecha, agrupando en su seno a un limitado nmero de miembros, cuyas labores no compartieron con ]os otros grupos de in~igrantes que ms tarde se establecieron en el pas. 3 -LA INMIGRACION DE LOS HEBREOS SEFARAD/TAS. pL siguiente grupo inmigratorio hebreo lo formaron ,. los sefaraditas. Empezaron a llegar las primeras .. familias despus del ao 1904. Desde el ao 1910 la afluencia de estos inmigrantes fu cada vez mayor, y cuando ya se encontraban establecidas varias decenas de familias en la ciudad de La Habana, fundaron en el ao 1914 la Sociedad "Chevet--Ahm". cuyos fines principales consist i eron en el culto de la religin hebrea y en las prcticas de la beneficencia y el socorro mutuo. Durante este perodo se produjo un hecho importante para los hebreos de Cuba: el Senado de la Repblica, en el ao 1919, adopt una resoluci9n por la que este Cuerpo expresaba su simpata a la Declaracin de Balfour, segn la cual. el Gobierno ingls se comprometa a fundar un Hogar Nacional hebreo en Palestina. -IX

PAGE 10

4.-LA INMIGRACION DE LOS HEBREOS PRO .. CEDENTES DE LA EUROPA ORIENTAL, DESPUES DE LA PRIMERA GRAN GUERRA. AYUDA NORTEAMERICANA. FUNDACION DEL CENTRO ISRAELITA DE CUBA. 111 A tercera ola inmigratoria, la ms importante, se 1 produjo a partir del ao 1921 y como consecuencia ,.. de las restricciones impuestas entonces en materia de inmigracin por el Gobierno de los Estados Unidos. La Primera Guerra Mundial trajo consigo, una vez ter minada la lucha, un desquiciamiento en la vida social y econmica en todos los pases que tomaron parte en 1a contienda. Consecuencia obligada de este fenmeno social, las emigraciones de grandes masas de poblacin se produjeron en mayor o menor e~cala en casi todos los pases que participaron en la guerra. En ese gran contingente de emigrantes europeos figuraban masas im portantes de hebreos, procedentes del centro y oriente de Europa, cuya inmensa mayora ambicionaba entrar en los Estados Unidos, al cual vean como al pas poderoso, inmensamente rico, capaz de satisfacer sus ansias de tra bajo y bienestar econmico. Los primeros inmigrantes he breos, en esta tercera etapa a que nos referimos, llega ron a Cuba como a un lugar de trnsito para, en defi nitiva, trasladarse a los Estados Unidos. Si bien al principio, hasta el ao 1924, les fu posible a estos in migrantes trasladarse a los Estados Unidos despus de un ao de estancia en el pas, es fo cierto que con pos terioridad a ese ao, se agudizaron las restricciones in migratorias en los Estados Unidos, y por tanto estos inmigrantes, y los que fueron llegando con posterioridad, se vieron en la necesidad de radicarse definitivamente en el pas. -X

PAGE 11

Desde el ao 1922 instituciones filantrpicas del hebrasmo norteamerilcano, c'omo el Joint, empezaron a prestar ayuda econmica a los inmigrantes recin llegados. Ms tarde, labor similar de socorro al inmigrante fu realizada por el Hias. En 1924, cuando ya resultaba evidente que los inmigrantes que llegaban a Cuba deban establecerse en el pas, la ayuda de estas instituciones fi ... lantrpicas norteamericanas se intensific an ms y ya con el propsito de fomentar el establecimiento de una comunidad entre los inmigrantes y de atender sus ms urgente s necesidades en cuanto a trabajo, higiene educacin etc. El da 1 de septiembre del ao 1925 s e fund el "Centro Israelita de Cuba ", cuya institucin una vez constituida tom bajo su responsabilidad con el r es,., paldo econmico del Hias y e l Joint ", las ms i mpo r,., tantes activid a des de ese nuevo g rupo comunal. Es d i,., fcil calcular a cunto ascend i la a y uda prestada po r las instituciones filantrpicas mencionadas a estos in m i,., grantes pero si tomamos como base los clculos e x pues t os por el Sr. B. Sapir en su obr a T h e Je w ish Commun i t y of Cuba" podemos estimar que esta ayuda sobrep as la suma de tresciento s mil dlares. La fundacin del ''Centro Israelita de Cuba" r es pondi a necesidades de un conten i do social amplio. No se trataba, solamente de ayudar al inmigrante que fal t o de recursos llegaba al pas ( propsito ste que deb i atenderse con la misma s olicitud de antes) s ino que se vea tambin la necesidad de fundar una casa para estos nuevos inmigrantes un v erdadero centro donde desarro llar actividades sociales superadoras, cultivar el estudio del idioma del pas, fomentar la beneficencia y recrearse lcitamente. El Centro Israelita fu la institucin matriz de la que fueron desprendindose con el transcurso de los aos, las dems sociedades azkenazitas que se funda -XI

PAGE 12

ron posteriormente, como la "Unin Sionista de Cuba". la "As ociacin Femenina Hebrea de Cuba", el "Comit Protect or de Tuberculosos y Enfermos Mentales", y otras. 5.RESULT ADOS DE LA INMIGRACION HE BREA EN CUBA. BALANCE DE SU OBRA : APORTE HEBREO EN LO ECONOMICO SOCIAL Y CULTURAL. p N los captulos precedentes hemos hecho una breve ,. resea de las distintas etapas de la inmigracin .._. hebrea en Cuba. Cumplida esta parte informativohistrica. n o s proponemos ahora analizar, aunque tam bin en forma breve, la obra realizada por esta inmigra c in su labor en beneficio de los in tereses cubanos, el proces o seguido en su adaptacin y desarrollo hasta al canzar lo que es h oy : una comunidad bien arraigada en e l pas si bien extranjera en su origen, muy vinc ulada a ctualmente, por factores diversos a la nacin cub&na. y con proyecciones bien defin idas en el camino de la s uperacin y progreso que ha empren dido por el bien pr opio y el de Cuba. Esta breve informaci n histrica, que hemos desarro ll ado en los captulos anteriores, nos lleva de un modo n atural a mantener esta opinin: que los hebreos e n Cuba constituyen una inmigracin beneficiosa para los s uperiores desianio s de la nacin cubana. Al trav s del c urso de su ev~uci n en el pa s, podemos ~omproba r que los hebreos son elementos laboriosos, perseverantes en s us esfuerzos, luchadores por naturaleza, y con una gran capacida d de adaptacin al ambiente cubano. En el breve bosqu ejo que hicimos, hemos visto que el grueso de la i nmig racin hebrea comenz a llegar al pas despus de -XII

PAGE 13

la terminacin de la Primera Guerra Mundial, desde eJ ao 1921 en adelante. Propiamente, esta segunda inmi~ gracin, masiva, importante por su nmero, originaria en su mayora del centro y oriente de Europa, ha servido de base y raz para la formacin de la actual comunidad hebrea La gran mayora de estos inmigrantes estaba formada por hombres jvenes, que frisaban apenas los 20 aos, que venan en el mayor desamparo econmico sin conocer el idioma del pas, colocados de repente bajo los efectos de un clima tropical, caluroso, al que no es~ taban acostumbrados. Estos factores adversos, sin em~ bargo, no entibiaron sus nimos. Haba en sus almas sustancia herica. Vinieron a Cuba, un punto en el enorme escenario americano, con la mente poblada de ilusiones, con nimo dispuesto a la lucha, con nobles am~ biciones de mejoramiento hasta lograr el triunfo. Atrs dejaban a la Europa dividida, maltrecha y humeante an por los efectos de la guerra, escenario estrecho y difcil para los que slo posean como armas sus brazos y su voluntad. Para estos inmigrantes la lu,cha al principio fu bastante dura y a ratos con ribetes trgicos. Durante los primeros meses trabajaron en los menestere~ ms modes~ tos, en las labores que exigan resistencia fsica: fueron al campo, y all, junto a los centrales azucareros se de~ dicaron a las duras faenas de la zafra, y en las ciudades disgregados por todas partes, trabajaban como peones en la pavimentacin de las calles y en construccin de ca~ sas, y hasta de cargadores en los puertos. Algunos no resistieron esta prueba. Poco a poco, la gran mayora, sin embargo fu adaptndose a otros quehaceres ms de acuerdo con sus disposiciones y sus ansias de mejora~ miento. No tardaron mucho en proyes:tar sus actividades, fundamentalmente, hacia el comercio y la industria. Su aporte a estas dos ramas de la economa nacional reviste -XIII

PAGE 14

singular importancia dentro del modesto y limitado cam po en que han desenvuelto sus actividades. Podemos afirmar, sin caer en la exageracin, que el incipiente desarrollo industrial de Cuba, en lo que res pecta a sectores ajenos a su industria bsica -la azuca,., rera, dbese en buena parte a la iniciativa y actividad de los hebreos. En el ao de 1928, el Gobierno de la Repblica dict algunas med i das de carcter arancelario co n el fin de estimular la creacin de pequeas indus,., trias en el pas. Los hebreos aprovecharon estas venta,., ja s y co n el calor y la perseverancia que les caracteriza se dieron a la tarea de fomentar pequeas industrias h asta ento nces tot almente ignoradas en el territorio na,., cional. Con el transcurso de los aos, empezaron a le,., vant arse en Cuba, fomentad as por hebreos, fbricas de la produccin s d iv ersa: tejidos zapatos, confecciones de to d as clases, teneras etc. Merece destacarse por su imp ortanc ia en la economa nacional, el aporte hebreo en la industria textilera del pas ( la de produccin del tejido y la d e confecciones de rop a ) y la industria del zapat o En lo que respecta a su desenvolvimiento en el orden social y cultural, la colectividad hebrea de Cuba, en los aos que lleva de establecida en el pas, ofrece una pers,., pectiva ascendente, una escala de progresivo mejoramien,., to. Como toda colect i vidad en formpcin, los primeros pasos de s u desenvolvimiento fueron lentos e indecisos con miras a satisfacer necesidades de urgente atencin. Con el transcurso de los aos el campo de sus activida des se fu ensanchando. En este sentido, la trayectoria seguida por la colectividad hebrea, eIJ. cuanto a su orga nizacin comunal, es la misma seguida en otros pases del continente americano, como, por ejemplo, en los Es tados Unidos. Al principio las energas de las colecti -XIV

PAGE 15

vidades en formacin se manifiestan en forma disgregada, en una afanosa tendencia de crear nuevos grupos o insti ... tuciones, sin nexo o relacin entre s. Ms adelante nace la voluntad encaminada hacia la unidad o centralizacin de actividades. La colectividad hebrea de Cuba movi sus energas en la creacin de grupos o sociedades diversas e independientes: ahora nace en ella la tendencia a uni ficar sus ramas en una organizacin amplia y poderosa. De ah la fundacin del Patronato actual de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba, cuyos esfuerzos se en caminan fundamentalmente al logro de una comunidad unida, fuerte, centralizada, capaz de levantar a un alto nivel la vida hebrea en Cuba. 6 -QUE ES EL "PATRONATO DE LA CASA DE LA COMUNIDAD HEBREA DE CUBA" SUS FINES P STE organismo fu constituido legalmente, de P acuerdo con las leyes de la Repblica, en el mes .._ de mayo del ao 1950. El propsito fundamental del mismo, al constituirse, est expresado en sus Esta tutos, en la siguiente forma: "El mantenimiento de un hogar adecuado a las ne cesidades de los hebreos de Cuba, sin distincin social ni econmica, ya sean esas necesidades nacionales, cultu rales, religiosas educacionales, deportivas, sociales o fi lantrpicas y siempre que estos hebreos tengan derecho a disfrutar de tales beneficios de acuerdo con lo que a ese efecto disponga el Patronato que rija la Fundacin o el Reglamento que aqul pueda dictar." De acuerdo con estos fines establecidos en sus vi gentes Estatutos, el Patronato se propone hacer de la Casa que ha construido, e] centro de la vida social. relL-XV

PAGE 16

giosa y cultural de la colectividad hebrea de Cuba. Los directivos del Patronato tienen especial inters en atraer al seno de la Casa a las juventudes hebreas, nacidas en su totalidad en Cuba. Para ese fin, se ha de equipar debidamente la Biblioteca, que ser circulante, con libros en espaol, hebreo, "yiddish" e ingls. Adems, pro yecta celebrar conferencias peridicas, que estarn a cargo de intelectuales cubanos y cubano~hebreos, as como in ~ vitados del extranjero. Adems, se darn funciones de cine, en las que se tratar de escoger pelculas edificantes e instructivas para nuestros jvenes. Dicho brevemente: aspiramos que la juventud encuentre en la Casa que se ha construido, ambiente adecuado para el mejor desenvolvimiento de sus facultades, en bien de Cuba y por el progreso espi ritual de nuestra colectividad. 7.-LA CASA DE LA COMUNIDAD HEBREA DE CUBA ES LA OBRA DEL PATRONATO. BRE~ VE DESCRIPCION DEL EDIFICIO. pL 17 de junio del ao 1951 fu colocada la primera ti' piedra del Edificio que, de modo oficial, habr .._ de inaugurarse el da 27 del presente mes de oc~ tubre Se trata de un acontecimiento que ser memorable para toda la colectividad hebrea de Cuba. La obra ha sido posible realizarla gracias a los esfuer zos y sacrificios de la Junta Directiva del Patronato, cuyo Ejecutivo lo integran, desde la fundacin del or~ ganismo, su Presidente. seor Herman Heisler, el seor Isaac Gurw'itz, Secretario Organizador y el seor Julio Carity, Tesorero, todos ellos abnegados dirigentes de la colectividad hebrea. Los miembros de la misma brin~ daron toda la cooperacin econmica necesaria para lle-XVI

PAGE 17

var adelante lo que al principio parecia un sueo irrea lizable. El edificio, sito en 13 e 1, en el Vedado, est com .... puesto de dos grandes bloques, la Sinagoga, con sus dependencias anexas, y la Casa social. Consta de: tres plantas y stano. En el stano, de 1764 metros cuadrados de suRerfi,.. cie, se ha situado el comedor con su bar anexo, as como sus cocinas y almacenes; y por la otra ala, un saln de estar, la biblioteca, una sala de conferencias, una sala de lectura, una sala de juego destinada a los jvenes, los cuartos de equipos mecnicos, vestbulos y otras de ... pendencias anexas. En la planta baja, de 1782 metros cuadrados, se hallan el vestbulo principal, el saln de actos (anexo a la Snagoga), el escenario con sus camerinos, la Sinagoga con sus vestbulos, la capilla, el cuarto de las novias, la oficina del rabino, terrazas y otros locales anexos. La segunda planta tiene una superficie de 853 metros cuadrados y alberga la sala de fiestas, el saln para jun ... tas de los directivos, el cuarto del equipo del aire acon ... dicionado, el gimnasio, el vestbulo del balcony de la si~ nagoga, dos oficinas de la Sinagoga, terrazas y otra,s dependencias. En la tercera planta se hallan una oficina, la caseta de proyecciones cinematogrficas, el balcony de la Sinagoga y el local de: equipos de aire acondicionado de la Si nagoga. La direccin tcnica de la obra fu encomendada al Arquitecto Aquiles Capablanca, ilustre profesor de la Universidad de La Habana. Tambin colabor en su ejecucin el Arquitecto Henry Griffin, discpulo del pro fesor Capablanca. -:XVIl

PAGE 18

La casa de la Comunidad Hebrea es un bello ex ponente de arquitectura de lneas modernas y, a no dudarlo, contribuye al ornato de la ciudad de La Habana. 8.-LA INAUGURACION DE NUESTRA CASA: UN GRAN ACONTECIMIENTO PARA TODA LA COLECTIVIDAD HEBREA DE CUBA. p L jueves, da 27 del mes de octubre, a las nueve de la noche, se proceder a la solemne inaugura .._. cin oficial de nuestra Casa, con la asistencia de las ms altas autoridades de l a nacin, intelectuales cu banos y extranjeros y representaciones de entidades so ciales, culturales y de otra ndole. El acto de la inauguracin marcar para nosotros una fecha histrica, porque a partir de ese da se inicia una nueva etapa en la vida colectiva de los hebreos de Cuba. Tenemos fe que. en esta nueva etapa, continuare mos en escala ascendente el camino que hemos empren dido, por el desarrollo de nuestras instituciones, por el prestigio de nuestra colectividad y por el bien de Cuba -XVIII

PAGE 19

DIRECTIVA DEL PATRONATO PRESIDENTE Hermu. Helsler DIRECTIVO DE HONOJl Ben Dldk lER VICE-PRESIDENTE Arn Yuken 2DO VICE-PRESIDENTE Monis ATerbuch 3ER. VICE-PRESIDENTB Simn Atrn SECRETARIO LETRADO Dr. Dlonlalo Caatlel SECRETARIO ORG Isaac Gurwlbl lER. VICE SECRETARIO ORG Jos Vitklnaa 2DO. VICE-SECRETARIO ORQ Herman Berezlmkl TESORERO Julio Carlty lER VICE TESORERO Samuel Gosofl 2DO. VICE TESOREBO Jos Zabellnsky ADMINISTRADOR Jos Ravlnsky V I CE-ADMINISTRADOR Isaac Yavlbl VOCALES Dr. Mario Stone Monis GimelstelD Dr Flix Reyler Harry Xuper Len Gllfarb N ahum Ro:zenzwalCJ Julio Llpshltz Lelb Hiller Ing. Salomn Helsler Emanuel Xrlfcher Elaa Gurln. Charles Bloch Najman SolowleJchyk

PAGE 21

Se termin de imprimir este folleto el martes 18 de octubre de 1955, como muestra de aprecio y estimacin a la culta clase periodstica de Cuba, en ocasin del Cocktail-Buffet ofrecido a la prensa por el Patronato de la Casa y Templo de la Comunidad Hebrea de Cuba. Se edit en los talleres de Reflejos Israelitas", Curazao 16, La Habana, bajo la direccin tcnica y artstica de Abraham Marcus Matterin