Citation
Hebraica

Material Information

Title:
Hebraica
Place of Publication:
La Habana, Cuba
Publisher:
A.M. Matterin
Publication Date:
Frequency:
Monthly
regular
Language:
Spanish
Yiddish
Edition:
Numero 2
Physical Description:
1 online resource (11 issues) : illustrations, ; 31 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Jews -- Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Jews ( fast )
Judios ( qlsp )
Cuba ( fast )
Genre:
Periodicals. ( fast )
Revistas ( qlsp )
serial ( sobekcm )
periodical ( marcgt )

Notes

Language:
Spanish. Some issues have sections in Yiddish.
Dates or Sequential Designation:
Año 1, no. 1 (noviembre 1946) -Año 2, no. 11/13 (septiembre-noviembre 1947)
General Note:
"Revista mensual ilustrada de temas preferentemente hebreos".
General Note:
Some issues are combined.
General Note:
Description based on: An̋o 1, no.2 (diciembre 1946); title from cover.
General Note:
Latest issue consulted: An̋o 2, no. 11/13 (septiembre-noviembre 1947)

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
Biblioteca del Patronato de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
1066694063 ( OCLC )
36545168 ( ALEPH )

UFDC Membership

Aggregations:
Cuban Monographs
Cuban Judaica

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Revista Mensual Ilustrada de Temas preferentemente Hebreos. Afio I, No. 2 DICIEMBRE 1946 La Habana, Cuba Acogida a la Franquicia Postal e I nscriptB como Correspondencia d e Segunda Claoe en la Admini, traci6n de Correoa de La Habana Director Administrador: ABRAHAM MARCUS MATTERIN Director A rtistico: SIMON GLEZER Director 'fecnico: SIMON RIMSl
PAGE 2

_,,n "\l)i )t:''11~ TN "\tel 0"11':l ; JVO _,,,p cy, J1N vote, ,v,Jtt,11 ,,v:i N t$, T'N ',tol'n JION113'',i1p CVl ... v11,, VP"\Nto~ Jttto'O C"11 't't:l ,,ti "T 9V"lto':i J1N JN"\t(IOOl)"\ Jw,,,N cy, J'N "ll)p'W'1"\ "\j)i 9'1N tol111$ J'N 1'1N JT""lSW yr,o11,',"\Nti '11 ]1N 1$iN"\e ,,,, y',N t''to'))toOV'~O -lt''.!l ,, VT ~'N iv,, '1$0 ov,v, ro,ro,y'1 'T ,,, voNi y:i,,n y, l'n JtoH11y,i1p CVl"'P cv, totvip 1'T to',,11 ,0'1W J'1N 1'T "11 ','))to Pt$T )1N J"J1~ !Ol'))l$J "l'N 1'1 "l'O :1,,n TN ,l.Qt'.''l "l'N I011'1',J !c~it(O 1'1 to"~ i"P toW'l to'1'N T'N CJ' ?IOl'n to'O 1'T j',,etv j1N JV',to"\V~ 10npo'))"\N11 j1N y11,, ,,El,~ totcn "l'N -tutol'))O ,~ oy to'J Y"\Nn "lV"N J'H jto"\Nn !pv,,~ JW'lV!l'))WN11 v:iv, -l'P yp,,,pem lVltt'''o toW'l 1v, to"\Nn cy,a,c,, N c,,n N 9,,N ,v, ?!0'1"\11 ',p,10tv N ]1N 0 HEBRAI.CA -VJo,,N ,,, ,o pv, r,N Jl,,~,,e -0,1N i'l)i'l).lt(t:l J,,T ,W!Oll]O N J0ptc11 p,zo,,~:,,,1,:i J1N l Pt'iW'l)J !01$1i JVT O'l) :pT 11 i\1lt:lni N Jti1"'iVJ0,1iN Jt(!Olt( 1 ,,r pEl 1v11'l)J p,ioJVp r,N -j)it( ] N r,N ii) ONi mto',t(n J1N it toJj)O "\j)t!lj)l1it$1iiN ij)11W "\Vt:l -J11iiNEl N i~ElN 1,1$Cl,,N toW,J J1N "\j)JJ,) j)l'l)p1it!l j)iN1 t!l'O ."\j)IO"\l)J -j)!: j)Jij)::l?,T N t!lJJN',ij)1 "\V t!ll$1i )1N I t!llj)O ij)J~::i,p P'1JN11'1) vrovc -'!)11 V','l)roj):; N pj).l JC,,nj)J 1,T -j)J piNt!lW c,N T'N Oj) iVOU OJVO Jit(11j)J J',j)ti iV tot$1i v,vrov~ 01$, Ji)OUVJ1~ _,,ij)J,,:::J ,, ro,o IOWt!l,'lp'l)Jl,,N cv )'N toJ,,,j)Jl,,iN Cj) ]1N "\VJJ,) VP 1,N ,,, ,,o p,ilp"l'J)ON11 ]1N ;tt'~IO :Jt(IOVJ Jt(T N "\V !Ot(i'i c,N IO~N"\ION11 "\~J "\'J)O to~'N ::lt(i'i'~ ?toC'SJT zo,o Jtctol)J 1No N "\i) totcn toW'l ''))IOVO'J)e' Vto:;v, ,, IOlNn ,y, _,,11 ,"\Vtovew "\1)111$ PVJ'l).lpV11N ro',yJ J.:lttn ,,,, 1,,r 1'N 1vp to:,NJ 100',~oNi )1N ,,r 10l$n !WtolVO ,yov,~ 1V -,, J'))''"lW0'1N c,N 1~ to',t(11VJ "l't:l cito:i,,, pv,, to',VJ pv,, toco,,n )iV"\to ,,, lV P cv ON11 p,,J pv,, itoo,,,, ?',i1J Jto,o 1,,ew 1'T too,,,, to01$n 1i T,,"\S N '1NEl 01$11 "\V:::Jt( l!lCl$n ,, ? cv, "\N!l 10,tt~t5.!l to~,N j11VJVJpV11N i1l)11to0 VIQ:;y ', p,, -pV Jt(!O N IOlVpVJ "\,N "\Nti to0t(i1 -y, Jt(!O N Jti,,p ,,, "\NEl j-'JJ'toc,T ,,, to'O"li)i J1N Jtioypo,,N 1v11 )!NW j;"\t(O J"\VCV11 N 'l)WtiN )' 1 ',N -Cti"\Ni 1,NE:)1~ )1 IOW'J J,,!i.lW"\Nti ,,r to,,p.:iv JVO N J!O"\N11"\Vi 1to .j(OV11iNti 1 "\N 1''WtoJVO l VlVp j1N JVl"T "T "\V11 !OW'J c:,,,,, .:i ,,T Ct(i il$l 0,,11'.:l ;JO,,ii ,,T '11 -VJ"\V ::i,"\N c,to, e yw,,,N 1v.u,,r tvtotc.:i .c, to"l "\VlV' J1ti VJV01p -VJ JVONT1~ P',JVIOW JT,,iSW ,,T !OT,,11 CV ,,, 1'T plt(i1 )1N toOV"\1$ N "\V11t( ,,T Pl$i1 11,, to1J 0'1N io,o to,,J otcii ii)to' 1 ,JN11 N Jto'ii r,o,o c,rovoiN P'1JVtotu ,,T C'N toti1"\ JVO ,,, t::lW'J c,,,, :i tt j'IO'"lti "\V roc,,n ,~ jlO'"l, cv, $l J"\VilN JN "\t(J "\l)il$ '010 "\'J)i 34 il'P N pti 1 vrc,,N 1 to,o r,,N ',"\VS"lj)p J'i W'il)il,p "l'N 1,T IOt(ii N p'iJto?Nn p,,::iyJo,,N p"lNtotu -JV,',1ro !OlVi1 ,, 9,1N v,ml1V ) ,,,p w,,y,l,p ,,N 1:; ,,r ,~ ov p,, to01"\:::J ij)WVONO TN to11,1,JVJ oy ,,r io,N,, ,v,, VtoN"\,,ii"\Nti N 1'1W T'N ,wtil oN, ,l,p pti iVto10 N ,,,ti 0'1N 1,N 111$ii ?to',N 1toO'::l ?ti,11 ?jt(IOVJ JV"\E) N IO,,p,iVJ,,J IO,t:l ,T tot(i1 JI015 j'N .IOiVlllOJVl)J too,,,, ,.:i,,crv N ro',N it(, 1 5 V~JNJ l,,P 1ttl 1'N 11t(ii 'l)O~t:l N J,ir:, J1H .cv,cw cv, P'1~VJ "\VIO,,,, -Nt:l N "\t(l IOW'l !"\~'lVC '0 -VlVTtt,YJ"\V11'N nmv JN "ltll Vt:l ?to't:l"lVi 1!0Cl,,O Ct(11 i1l1Jin "\Vi 11$l )!ONlt(O V:lV?IO')) ,,,,~ N to't.:l P1'11N "l't:l )1ti "\l) T'N j1N V!Oi.:ln ?1~ N "\Vl,,O IO,O "\Vto ... )V01pVJP'"l1~ to!V'l "\VO SJ 9 ~~,, SJ SJ .... -'l)J T'N ov "\1)11 I IOW'l o,,,, 1'N IO.:lN"\toVJ0'1N tol$n 01$11 "\'))i Jl)11 ''1 toW'l o,,,, 1'N ,,aw ,,,vrotc, ,, J IQ,vrv ,v,tt 1w10Jv .:1 c'N ,,N 'ittr c:,,,,, ,,&-( ,J Ot(ii "\Vil$ j1lt(i1 J 11,? '"lj)"\t(l:31$ '1TN ,, r,N ,~ toru,J 1'1N )1N J'l)Jt(,?'t:l )1ti y,r,1,,N VW ? Nti VW Jl1iVto:,,,,,v, N )1N 9,,n N p,,J I JWIOJVO Jto"\~to,11"\Nti iVO'l)"\1$ J"\Nti c,,st$ )N co N "\WtiN "'11$.l T'N ,v,~ j,,N toJ'11 )1N I0"\1.:l,W"\Nti 01$11 ,,:, C'N to'O ,,r io,,e~ c,N to"\Nl -c,,N J1N 1pnnSI$ C'N 11 JVlVp ,~ cvi J;V11 ?t(OJ,,j;) 11t(i1 1'N pN', to"\V?pl)J:lNl J1N to:lN"\toVJ toW'J -YJ Ct(J J'N J'l)JlNJVJ )'11 7'N ',t(t:lNto't:l j1N ,to:lN"\IO"\Nti ?CIT,,"\SW JO,"\VJ"\j)::l,N l'VPlNiVJ Vl,,t:l )Vl,,T -"\Nti J!Oj),,11 lP'iVT,,ii N pti J"\1$11VJ -vp,,10 J,,T to,c totcn 01$11 'l)!l'1P '1TN C'l]1 J ti1"\VJ0'1~ 'l)O'tott' "\'l)l .''~i1 t("\t(S, "\l)lt(.':l1p )?'l)ll$''1'it("\IO 11$l .':lt(i1 1'N Ot(i I 10ll$0"\'l)i =1'T ,IOti'1FVJ toW'l V'iVtoV'1 P'?J 1,,P 9'1N P"?.':l ?1$t:lN 11$l lYP ':\'N )UC "\l'11?VT "\'))i Jl)IO IO:lN l)"\l'I0,,11 -"\Nil ?!0'))'1 C1'1 1'1 =1'N )'.':l ,j'1.':lp N pyJ 1'T 10,,nyJ pN "ll'El'1P .y,~103''1 Diciembre, r 9 46

PAGE 3

EN EL CINCUENTENARIO DE LA MUERTE DEL HEROE Maceo~ Antir racista EMILIO ROIG DE I N plena epoca colonial no era posible que un mes tizo de tan deslumbradores merecimientos como Antonio lVIaceo, se viera libre a falta de otras acusaciones mas fundamentales, de una que para blancos abrumados por los prejuicio s raciales o para co bardes envidiosos de la gloria y la posici6n de aquel tenian que parecer sentimientos, pensamientos y acti tud connaturales en un hombre de tez mulata: el ra cismo, Y, en efecto, much a s v ec es Maceo fue acusn.do de ra ci s ta. De su color echaron mano los espafioles para calificar -pretendiendo denigrar1a aside revoluciones racis tas nuestras guerras emancipadorns, principalmeite la de 1895 en la que ya Maoeo figur6 como el Lugarte niente General del Ejercito LibeTtador, aureolado por !ll prestigio guerrero que conquist6 en la Gueil"r a Grande Y su color tambien sirvi6 de pretexto en aquella yen e s ta contienda a mas de un j'efe revolucionario blanco, DR. EMILIO ROIG OE LEUCHSENRING DR. EMILiiO ROIG DE LEUCHSENR'ING, Historiador de la Ciudad de La Rabana, es periodista e internacionalista de s6lido prestigio. Es l'residente de la Sociedad Cubana de Estu dios Historicos e Internacionales y miembro de la Academia de la Historia. Es &utor de numerosas obras, entre ellas: His toria -de la Enmilinda Platt; "Historia de La Habana"; "Mar ti en Espana''; ''El Internacionalismo AntimperiaJista de la Obi'a Polltico-revolucionaria de Jose Marti" etc. ,;tc. ~EBRAICA LEUCHSENRING compafiero de Maceo, para volcar sobre su limpida fa. ma tratando inutilmente de mancharla, la acusacion de racista que en el fondo no era sino el pleno reconoci miento de que la envidia y la maledicencia no encon traban otras maculas en Maceo q_ue su mestizaj>e, en el vano intent o de op a car su gloria o cortar su triunfal ca rre1 a para el logro de bastardos ruines e interesados prop6 s itos Quienes se sabian zin mas m,eritos para dis putarle a Maceo posiciones militares, era natural que esgTimiesern el unico y pobrisimo titulo de que dispo nian : el de pertenecer aparentemente a la raza, Hamada rntre no sotros blanca, mas bien que por su efectivo ori gen, por peitulancia de unos y condescendencia de otros. Maceo, que como verermos en s eguida ostenta con o r. gullo su mE: stizaje, tal ve z porque p or ser mestizo se sentia mas cubano se apresur6 siempre a salirle al p a so a esas mernda ces acu s aciones, velando asi por e l resta blecimiento de la verdad, por su propio decoro de hom bre de color sin prejuicios, y singularmente par el bien de Cuba y de su c a usa emanoipadora, a la q_ue el esta ba integrammte consagrado E hizo mas Maoeo. No se conform6 con rechazar y desmentir las imputaciones de racista que s e le hicie ron, sino que tambien aprovech6 todas las 01>ortunida des par a limar asperezas y rozamientos entre hombres y mujeres de una y otra raz a soslayando en ocasiones la s olucion imposible entonces de tan delicado prnble i ma y oortando otras, radicalmente, cualquier disputa o choquf entre cub a nos libertadores, por motivos d e ra za Tan celoso se nos presenta Maceo de que no fuese manchado su honor de hombre libre d e prejuicios racia' es ni empafiada su dii:rnidarl de rcvolucionario cons ciente de la obra a realizar, que cuando en 1876 siendo jefe de la Segunda Divi s ion d el Primer Cuerpo, Ueigan hasta el los rumor;s de que intrigantes sin escrupulos propalaban que el sobreponia los hombres de color a los hombrr 1 s blanoos inmediatamente se dirigie desde su campa.mento de Barigua, al ciudad a no Pre s idente de la Republica en armas, en comunicaci6n de fecha de 16 de mayo, y con altivez ejemplar, rechaza adolorido e J in dignado es a s '' especies y conversaciones que -dice verd;aeramente coiI!ldenaba al d;esprecio porqJUe laiS creia procedentes del enemigo quien, oomo es notorio, esgrime y ha usado toda clase die armas para desunir no s y ver si asi puede vencernos; pero mas tarde, vien do que la cuestion clase, tomaba creces y se le daba for. ma, trat6 de es cudrifiar de donde procedia y convenci do al fin que no era del enemigo sino, doloroso es de cirlo, de individuos hermanos nuestros que, olvidandose de los prncipios repUJblicanos que observar debian se ocupan mas b:iien en servir miras politicas particula res' '. Maceo pide al ciudadano Presiden.te '' la forma ci6n del cor:respondiente juicio para que la verdad que de e,n su lugar y el castigo se aplique a los que a el sean acreedores' '. Y de una vez para todas, hace pubJica y solemne pro clamaci6n de su antirracismo, no sin dejar consta.ncia del orgullo que si!ente de peneneoer a. la. raza de color. Diciembre, 1946

PAGE 4

Dcjr mc s que el mismo M hceo nos hable ahora, con voz qu-:i l a. histori a ha recogido P ;a ra que ll~e hasta nos otros y nos sirva en e:stos d1 as republicanos de e:nse iianz a v de a d monici6n Como el exponente -decla rap r ei cisamente pertenece a la clas e, de color, sin que por dlo se c 1 o ns ide r e v al er menos q ue los otros h?mb:1'es, no d e, be ni pu c d e con s entir que lo que no es m qU1eI'le que s uc a da tome cuerpo y siga ext 0 ndiendose; po r qu:e 0. si lo E!x i o~ su dign i d a d su honor militar el puesto que ocup :: y los l a u r os qu,e t a n legitim a m e nte tiene adqui ridos Y protesta ene rg icamente con tod a s sus fu~rzas p ara qu e ni ahora, ni En n i ngim tiempo s e le cons1dere partid a rio de ese sistema ni menos se le tenga como aut orr de doctrina tan funesta, m a. xime cuando forma parte y no de s preciable de e :z t3: R~pu.blic a_ democrati c a que ha s 1 m tado como b a se ~rrncap a l 1 ~, hbe ~d y la fraternidad y que no conoce Jenrqi~ias : i 0Jala es tos admir ru ble s pronunci a mientos a nt1rrac1st a s hechos por 'f : l gr a n mu1 a to hace m~s de medio s i glo s~rvieran de 1ecc i 6n a tantos desp re c1 a bles y cobarde s P1ofas de nuestros dias, que encumbr a dos por a z a res 1 ~e l a sue rr te o por l a a udaci a politica ren ii :g a n d e su _on.gen neigro, creyendo qu i e : par a a p a recer mas a lto y mas gr a nde s~ bre el pedest a l de a rcilla en que vi v,en, e n pe !'l enne equi librio inest a ble n z cesit a n bl a, nquear s e t a l vez La escl a v l tud politic a y l a esc1a vi tud ~l a sis it a las un e Mac a o en un mismo a nhelo de e x termm a r una Y ot ra mediante l a revoluc-i6n El colono bl a n c o y el oo lonu neg r o eran victim.as d el despoti smo esp~o~, Y no juzgaba 6 1 menos d olorosa l a es cla vitu~ ~ome s t1ca de los cub a n o s ne g ro s que l a esclavitud poht1ca de lo si cu b a nos blancos y si d E i l a prim eT 3L se compadece con pre ierencia a la s 1 eig und a e s segun e x p 11 es a en s u l a rga carta a Maximo Gfun e z, de 6 d e febrero de 1880, re la,t a ndole los suc H ms d e H a iti porque -:-s on sus p _a la: b ra s' cr 1 e o a lo s ne g ros de mi p a tri a dignos ~e la~!l m -a. por s u cr a s a ign o r a .ncia p ern no porque la s1tu a c1on de ellos s e a peo rr que la nuestr a : eUos sufren con sus a mos por m, :: z quino s interes~s y nos oyros p a dec em?s con el enj a mbre di e manda r mes esp a noles que ~ s tan const a ntemente exigiendonos l a deshonr a' Y el s e c o n s id( 1 r a "mas indicado que cu a lquier otro p i w a lu ch a r por l a libertad de los negros '' por perten~cier yo a su mis m a ra za Y Il a ma al negro a las f1las del Ejercito de l a revolucion h a ciend:ole ver en SU procla ma de 5 d e se p b embre d e 1879 que '' el hombre negro r.s tan libr e como lo e s el bl a nco; l a m a l da d del opre sor o c, tiene sufriendo las crueld a des de vwe stros a,mos El J.atigo que aquel s a cudte sob r e vuestr ~ s espald a s ~o s utris p 1 orque e sta l: s enganado s; conqmstaron su 11be r tla,d p o rque los cub r i a l a b a nde Ta d e, Cu~a que es la de todo r los cub a nos; a grup a os pues ? a Jo de ell a Y obt e ndreis lib c rta d y de ri echo y hare1s luego c a usa com(m con los que hoy quieren r edimiros de l a d e gr d a nt situ a ci6n en que os encontrais ". Este ofrecimiento d e M aci eo a lo s homb r e s de su ra m no hB sido s a tisfecho a un p1en a mente por l a Repu blica que el pens6 surgiria sobre las ruin a s de l a colo nia, por que la Republica nacid a en 1902 como ~n a bor to d e l a s conv enienci a s politic a s y mercant1hst a, s de NcTte z meric a na, no fue l a Republic a qu e sofi.6 M a ceo Y por l a qu ei di6 s~ vida hace cua.rent a y d o s a fios porque en ella perdur a n -e ntre otros males colom a les, los p r e juicios d i e raza y aun se regiztr a el he~ho repugna~te y doloroso de unos hombres 9-u e se c?ns1dera11: JUpeno res a o,tros hombre s por la d1vers 1 a p1gmentac1on de la piel, y que validos de ellos, los rebajen, atropeJ.l~n y e x p lo ten. La sangr e 1 derr a mada en 1896 por Maceo en San Pe d ro no h a podido lavar todavia los prejuicios r.aciales d!e nuu; tro pueblo. Y si en la Constituci6n y en las le ye s qued a precis a mente establecida la ab s oluta digni d &d de todos los elementos que : componen la poblaci6n cv bia n a, e n la practica subsiste una inaceptable discri min a ci6n quie sufren los elementos de la ra.za negra, con a. bi e rt a violaci6n de las normas democraticas republi c anas, basic a s d.el Estado cubano; y en establecimien tcs socied a .des, cofogios empresas e instituciones de c a rac t er publico, son excluidos, con ha.bilidosas artima fi. a s y tr iquifiuela ~ o utilizados en numero irrisorio y cte sproporcion a do, lo s e:lementos perrteneciente,s a la r a za ne g r a. No menos inace-ptable que este racismo b l a nc c q ue hoy sufr.e nuestra sociedad, es el racismo n e gro que t a mb i en se rie:gistra y llega a veces al ex.tre m o de lev anta r la protest a y el encono contra aquellos q ue f:Il ma.s de una oc ar. i6n no s hemos dedicado al es tudio de estos probl e mas yendo hast a lo ma.S1 hondo de su s ra ice s coloni a l es, po r considerar algunos hombres de c ol o r, vict i m a s de inexplicable confusioni s mo, quie es ve j ami no s o p a ra l a r a z a negra que se escriba y estudie en nuest ros d ia s : a quel dolo roso pasado de inhumana es cla v itud como t a mbien torpemente opinan muchos b la nc os que h a bl a ndo de estas co s as se r enuevan los odi o s entr e l as 1 dQJs g ri andes razas que d e manera espe cial integr a n la naci6n cubana. No no aviva odios a dorm eci dos el estudio ser eno e imparcial de nuestro p a s a d o coloni a l, ni puede tampoco ser vejaminoso pa r a. l a r a z a n e gr a el que s e ,, haga hoy La historia de la es cl a v i tud y l a tr a t a. Muy po r el contrario, el vejamen rec ae sobre los bl a ncos espaii.ol e s y cubanos que L a man tuvie r on y de ell a s se aprov,e charon. Y no esta de mas r e corda r que fue un hlanco Marti, quien dijo ref ir iend:ose a l as culpas del e scl a vo que hasta "las c ulp ar del escl av o caen integra y exclus i iva,m:ente sobte el d uefio ". Y t a n r a cista inaceptable, para qui enes somos hombres libres de todo prejuicio y todo conven cion al ismo es e l bl a nco estupido que presume de su co1'or, s 1 e gur a m e nt e, porque no tiene otro merito o vir tud que al a rdear, como el negro, no menos estupido que tiene a vej a -m e n el s er negro y el que la raza. negra haya sido victima d e la e s cl a vitud de los blancos. No debe olvid a rse fin a lmente, que el problem a de la dis crimin ac i6n racial no es sino cons e cuenc i a del regimen S'Ocial y econ6mico imperante en Cuba y aquel no po dra s olucion a rse sin re s olver e,ste M a c e o supo tener en estos conflictos raciales, de que tn ocasiones fue tiestigo, '' aquel amor y perd6n mutuo de un a y otr a r a z a, y aqu e lla prudencia siempre digna y siempre generosa '' de que Marti reconoci6 e,n carta d e 20 d e jul i o d e 1882, que e staba animado ''su altivo y noble cor a z6n' Compren d iendo clari s imam e nte la im,portanci a, gra v-E da d y t r a s c endenoia del problema racial cubano se d i 6 cuent a que lo prim e ro e r a conquistar, por 1 esfuerzo c o m u n de bl a ncos y negros la Republica, paca ya en ell a est udi a r el problema en todios sus m,ultiples as pecto s, y re solverlo. Ya lo dijo al poner termino a c i er to incidr.nte ocurrido en el C a sino de Sa,ntiago de Cub a en l a noche del 14 de agosto de 1890, entre una s efrori tia bl a nca, y Quintin Bandera: lo primero es la inde p ende:ncia de Cuba; despues, ya veremos ". PENS a MI E ~T ~ S DE M A C~O La libert a d se conquist a con el filo del ma c hete, no se p1 1 die i,Puede h a ber ju s ticia donde no es igualmente distri,buida? Los imperios fundados por la tirania y sostenidos por la fuerza y el terror deben caer con el estrepito de los cata,cllsmos gbJ16gicos. Mientras haya en 9uba un agravio qU!e veingar y un a injusticia1 que de s h a cer la Revoluci6n no habra term~ado su obra.. No q'lliero la libertad si a ella Vo ll, unida la desb" -a.. Diriembre, 1946

PAGE 5

CONMEMOR.ACION DEL 27 DE NOVIEM.BRE Con el fervor de toclos los aiios fue conmemorada la luctuo sa f :c ha del cr imen d e los estudiant~s d.i Medicina en 1871, pc rp etra do por lo s Volu n t arios de l a C/olonia, en sus innobles ansias de ve;1ganza contra los legi t;i m,>s /esi o s d e Ind :: pendencia de lo s cubanos. En l a ri r1 d ad de Colon di e la provincia de M a tanza s, fue de velado e s t e hermoso grn po escult 6 rico d 0 l con o c ido e s cultor Bo a d a, que per p et1'.la l a memoria d e lo s m art ires NOTICIAS BREVES EXPOSIClON DE PINTURAS AL OLEO DE FREED WINNINGER Freed Winninger, joven y talentoso pintor y poeta ~~breo norteamericano ( es at t tor del libro de sonetos y canciones Ovn,t bairn Fruth" -Noche en el Fruth-) efccttla una Exposici6n de Pinturas al Oleo, realizadas en su a c tual visita a OUba. La prcstigiosa entidad Lyceum la presntara, en sus salones los dias 21 al 29 do Diciembre a las 6 de la trade INAUGUR ACION DEL CAMPEON.ATO DE .BASEsBALL DE LA LIGA IIBBREA DE DEPOF,TES EN EL GRAN STADIUM LA TROPICAL El domingo de iciembre fuli inaugur a do en el Gran Stadium Ccrviez a Tro pical, el Campeonato de Base-Ball de la Lig11, He~ brea de Deportes. Participan el mismo lo s teams del B' Na1 B 'Rith Hillel ajada Britani!: a en Cuba por los a~o p c llo s y persecuciones de que e s ta, s ien1o victima el pue-blo Ju dio de Pale s tina, por parte del impcri a lism.o ingles (Nota al)arectda en los pc ti 6dicos habane ros el 12 de Die ) === =--==-=--=-==--------===~===---=-==========~ EL DIA 10 COMENZO LA GRAN VENTA RELOJERIA Casa El mas practico y tlti :;_EXPRIMIDOR DE JUGOS R: l. A. Mfg. Co. N. Y. Directamente de la F a brica al Consumidor Llame al Fl-3141 y un A gen te nue s tro lo v i s it ::i ra. C)/1 ):ll$l'1 J:J"lt<1 C l'1 "1)11)/ 1 R. Z. A. JUICER DE LUXE pt<, ~~ ~Ei ,v,11 1 p !l ~!l tcr ,v,v~ K )1 K )'it!l 1 ~ t(J)~"1~t!l ,i mt< p K Fl-3441 J~!ll/ Si :, oi;, t!l !l l i .p111:1 :i 1 t< :J)/11 t!l ))/.1!:( JOYERIA Akerman AGUINALDO EN LA SASTRE RIA Galiano 554, esq. a Salud, Habana Trajes. Camlsas. Jackets. Corbatas. etc. TODO AL 60% DE SU VALOR "C asa Canfux'~ ARTICULOS PARA REGALOS SEDER A Y QUINCALLA Reina 469, ESQ A BELASC O AIN Fabrica de Ropa Hecha en General EGIDO 573 Telf. A5-3842 de KIVE SZLEZINGER Il EBRAICA Tel. M-5152 HABANA CUBA Bernaza 206 MIAMI 1 STYL GRAN fSPECIALIDAD EN PANTALONES Y T R A J E S -------MONTE No. 817 T elf. A-$958 Fabrica de Ropa Interior, Camisas y Pijamas UILLEGAS No. 428 Habaila Diciembre, 1946

PAGE 6

EL Hl:BREO, PUEBLO DEL LIBRO: al ZWEIG pt QUI estiln, resignados y eal l ad ~ :o~n:n~n~ llaman, no piden. En su estante estan, y esperan, sile:rJciosos. Una somnolencia parece envolverlos y, sin embargo, de cada uno de ellos mira un nombre como un ojo abierto. Al acariciarlos con la vista, con Un reloj hace oir su tic-tac, no se sabe d6nde. Pero no alcanza hasta este tiempo ya escapado a si mismo. Aqui las horas se miden con otro compas. Tenemos aqui libros que transcurrieron muchos siglos antes de que sus palabras nacieran en nuestros labios; tenemos las manos, no nos Haman suplicando, no se dan importancia. No piden. Estan esperand o que nos entregue .. mos a ellos; solamente entonces se ofrecen. Primera, tranquilidad al rededor de nosotros tranquilidad en nosotros, luego estamos dispuestos pa ra ,ellos; una noche, al regreso del ca mino fatigoso; un mediodia, cansa dos de los hombres; una mafi.ana nu olada que se abre entre sueiios visio nistas. D eseamos platicar con alguien y sin embargo estar solos. Deseamos sonar, pero con mfasica. Con el gusto epicureo anticipado de la dulce prue ba, nos acercamos a la biblioteca: cien ojos, cien nombres, clavan la vista en nuestra mirada escudriiiadora, silen ciosos y pacientes, como las esclavas de un serrallo en su duefi.o, esperan do con devoci6n la Hamada y felices de ser elegidos, de ser gozados. Y de hallar luego, como cuando el dedo pasa tanteando sobre las teclas del piano, el sonido exacto de la hielodia interior: flexible se sujeta a la mano este ser blanco, taciturno, este violin silencioso del que emanan todas las voces de Dios. Lo abrimos, leemos un rengl6n, un verso : pero no suena en consonancia con la hora. Desilu :;ionados, casi sin delicadeza, lo de vol vemos a ~u sitio. Hasta que en .-iontramos el presentido, e l propio, el justo en el mundo. Y de repente sen. timos como un abrazo, el aliento se une a otro aliento, como si tuviera mos al lado el cuerpo calido, desnu do, de una mujer. Y al acercar a la ampara este libro finalmente esco gido, se abrasa como por un fuego RABBI SEM TOB DE CARRION Poeta Hebreo-Espnfiol del Siglo XIV Proverbios Morales ELOGIO DEL LIBRO f N el mundo tan ca.bdal (grancl!e) non hay como el saber: mas que heredad val' ; nin thesoro nin aver. ( dinero) El sabe r es la gloria de Dios y donadio: (donativo) non se fallara en estoria. tal joya nin averio (hacienda) nin mejor compafila que el libro, nin tal; tomar gram:de porfia con el, mas que paz va.l' Cuanto mas va toma-ndo con el libro porfia, tanto ira ganando buen saber toda via. Los sabios que querria ver, l!hi los fallara en el, y toda, via con ellos fablara: los sabios IIJIUY loa.dos que ombre deseava,, fil6sofos honrados que ver los cobdiciava,, Lo que d'e aquellos sabioa el cobdicia avia, e de los sus labrios ofr sabiduria, alli lo fallara, en el Ubro signado, y respuesta avera dellos por su dictado. Fallara nueva cosa de buen saber onesto, y mucha sotil glosa que fizieron al testo. S'i quiero, eru leer sus letras y sus versos, mas se que non por ver sus carnes y sus huesos. La s u ciencia muy pura escrita la dexaron, sin Illllguna boltura corpora-1 la sumaron S111 mezcla therrenal de ningun elemento: saber celestial, claro de entenidiml ento. Por esto s6lo quier' todo hombre de cordura. a los sabios veer, non por 1w su figura. Por en.de tal amigo non hay commo el libro: para los sabios,, digo, que c0in los torpes non libro. aqui libros j6venes, nacidos solamente ayer, engendrados solamente a.yee por la perturbaci6n y el capricho de nifi.o imb erbe; pero hablan una l eugua magi-ca; tan to el uno como cl >tro elevan, meciendo y ondeandr), nuestro aliento. Y emocionando, con sue lan simultaneamente; seducieudo, apaciguau los sentidos abiertos. Y paulatinamente nos sumergimos, nos otros mismos, en ellos, siendo absor bidos por el reposo y la co ntempla ci6n, por el sereno vuelo de sus me lodias, por Ull mundo mas alla de nuestro mundo. Que horas mas puras pasamos ale jado s del tumulto terrenal i Li bros, compafi.eros fieles, silen
PAGE 7

Los Judlos v la Aarlculfura ( Cont i nuaci 6n d e la pag. 22) cos. Todo ello acelero el proceso de expulsion de la tierra de la clase agri cola juclia. A pesar de eso, ni siquier_a entonccs dcsaparecio del todo la agn cultura cntrc los judios. En Polo nia Lil uania y tambien en Espana y Po{tugal, continuaban a(m los ju dios dedicandos e en masa a faenas ru rales durante varios si l g o s Las Cruzadas y el feudalismo IDl ciaron la exp ulsion de lo s judios de la agricultura Los sucesos politicos ultcriores el descn volvimiento de los Estados y cl d esarr llo del comerc10, hizo que los judios quedaran cada vez mas separados de la labranza del sue lo y sc convirtieran e n un pueblo d e mercad eres. Est e aislamiento de la ao-ricultura alcanzo su grado casi ab s;luto en el Siglo XVII. A fin es del Siglo XVIJI proclujer?nse en la hi~ toria univ ersa l grand10sos acontec1mientos quc e j ercieron su influ encia notabl e sobre la marcha ulterior de la historia judia. Uno de estos grandes succsos fue la Revolucion Francesa, que proclam 6 los derechos del hom br e y lib erto tambien a los judios. El seoundo acontecimiento fue la repar ticion de Polonia, que di6 lugar a l a formaci6n d e una co l ect i vi dad isra c Jita vioorosa y conccntrada en Rusi a A s i sirgio en el imperio zarista en forma aguda el problema judio, con sistente en cncontrar nuevas form.as y campos de activi.dad para las m~sas judias que rebosaban, en aquella epo ca lo s pueblecillos. Fue e n aquel en ton ces cuando en las esferas iluminis tas judias, como asimismo e n las del oobierno nacio l a id ea clel retorno de 0 los judios al cultivo d e l a t1erra mediant e su traslacion a las estepas de la Ru si.a Meridional ( J erson y Tau rid e), donde fueron fundaclas l as co lonia s judia s. El paso de la s masas a una vida productiva contin6 en fo~ma inint err umpida durante todo cl S1glo XIX y se extcndio en todas las den sas poblacion es i srae lit as de la Eur~ pa Ori ental, adquiriendo en determ1nados mom entos el caracter de un ver dadero movimiento de masas. En el curso de todo ese siglo surgieron en el seno de la poblacion isra e lifa, int e lec tual es y filantropos que llevaron ca bo una int e nsa propaganda, tendiente a hacer volver a los judios a la agri cultura. Esa cuestion fue amplia mentc debatida en la prensa; los poc tas populares le consagraron poemas y cantos; los novelistas compusieron libros en que describieron en colores vivos y atractivos la vida en la aldea v en el campo. E l movimiento de retorno a la tie rra tomo un impulso tan vigoroso en tre las masas judias, que el gobierno zarista, que fue el primero en el~bo rar los proyectos y en dar los prnne ros recursos, alarmose ante e l caracter amplio de l movimiento y empezo a fr enar y sabotear la labor iniciada, h asta para l izar del todo la accion ofi c i a l. Pe r o no por eso ceso el movimien to, sino que tomo o tros _rumbos: en vez de basarse en el gobierno, sc apoyaba en recursos privados de los filantropos yen los fondos populares. Y en vcz de una transmigracion vino la emigracion con fines de coloniza c i 6 n y rcconstrucci6n de la vida pro pia, ya como clase social ( en la Ar gentina, Canada), ya como r esta ur~ cion na c ional en Palestina. El mov1miento perduro en distintas formas en paiscs lejano s y cercanos En Rusia, Lituania Polonia y Rumania se han formado' g rupos y colonias agricolas j uclia. Eu Estaclo s Uni dos y Cana da aparecieron los nucleos de gran j e ros : mas tarde fundaron colonias en Palestina los judios rumanos y u cran ianos; surgi6 e l movimi ento de los BIL U; algunos afios despues apa r ece e l Baron Hirs c h con su proyecto de co lonizaci6n en la Argentina y a cuyo efecto crea la J e wish Coloniza tion Association (JCA), encargada de ll evar aclelante la obra co lonizado ra judi a en la Argentina, Brasil y otros paises De spues de la int e rrup c ion causa cla por la prime1a g u erra mundial, el movirniento de retorno a la tierra re novose con mayor brio, tanto en Ru sia como en la restauracion cle Palcs tina y ent r e nosotros en la Argentina. En todos esos pa1ses han s ur g ido cle cenas d e colonias de lo s mas variaclos tipos y formas, con una poblacion agrar ia de centcnares de miles de al mas. 'l'al es son los rcsultaclos de] nota bl e esfuerzo he c ho por e l pueblo ju dfo para retornar a la tierra. Resu mienclo todo lo exp u esto, podemos afirmar, sin vacilaciones que es una histori ca verdad que lo s judios cons tituian un pueblo agrico l a tanto cuan do formaban un ,Estado ind epend i en te, como en la mayor parte d e l perio do que dura la dispersion. Y que c uando por c ir cunstancias ajenas a su voluntad, fueron alejados de l a ag-r icultura se sentian atraidos por e l c ultivo del suelo, y tan pronto co mo las co ndi c ion es politicas y soc i a l es l es permitieron, comenzaron a lu c har por esta blecerse nuevamente comb agricultores, haci endo para ello los mayor es sacrificios, y logrando re sultados de tal alcance, que provoca ron la admiraci on d e todo hombre ho n esto que no esta cegaclo, en s us es timaciones acerca dcl pueblo judio, por prejuicios antiscmitas o falsas in fo rm ::ic i ones. i Iii 0 Gil Articulos para Regalos 0 E JAIME Y AGLOM S E C O M O ONEN R E L OJ ~ S Y TOD A C LA SE D E PREN OAS C O N GA R A NT J A Be l ascoai n 26) T e l. U-4 3 2 1 13 Almacen de Pieles KRIGER y HNO. NOVEDADES Y A D O RNOS PIELES ES P ECIALES PARA LA LA F A B R ICACI O N DE CARTEAAS PARA SE N O RAS m TH : R f Y 3 5 4 T EL. A 9085 ........................ .. ............................ U ort esfa Ch a jm owic h v Szwartz A r t fculos de P un to e n Gene r a l MURAL l A 306 Tfl. A 9789 H 8 N D IAS, BELTRAN y C,A. A rticulos de Pun to y N oved a de s en Genera l B E RNAZA 201 HABANA si, a,,a,eeg~eee~e e CO M PR E SU S R EGALOS Y JUGUETES E N de JA I ME W IN IKOR EG I DO 556 FRE N TE A LUZ P erfu mes Cri s tal eria y Fan t asias La C a sa q u e m a s B ara to V A n de> d A-9534 4~o&f' pJi;iJ,H3;JlIJMli5i:J-HfAl3ll-i:i--l9 '-' V I LLfGRS n~ 433 HRBRnR CUBR T RAOC MAf.t( d 31 HEBRAICA

PAGE 8

Presencia del Espiritu Judio en la Feria del Libra ABRAHAM MARCUS MATTERIN (Est e art fr ul o, publi c ado por el au t or hace 3 ,no s en la LA PALABRA HEBREA tien e au n ho y, vi.gen ci a ) L A Habana, una yez mas es escen a, rio, con la 4 ~ Feria Muincipal del Libro, de la exhibici6n y v.enta (a precios rebajados especialmente) de libros, a las amplias mas a s citadinas, que el resto del afio lo s ven, en las lujosas vidrieras y anaqueles de las librell'ias, tenta.dores a sus ojos con s u atractiv a pre sentaci6n y a su intelecto con el cumulo de tesoros culturales, que sabe en ellos ence rrados; mas lejos, muy lejo s de sus escualidas bols_as y de sus inmensos deseos de saber de aprender, de superarse .. C'omo un ciudadano mas entre los miles que diaria me nte visitan la Feri a de1 Libro, enclavada en el P ia que Central, a la sombra inmortal de la 1 estatua del Apostol, que en un a. ocasi6n dijera que "casa sin Ii bros e s como playa sin sol' ', hemos visitado los pabe llones y qui:o scos de las librerias habaneras y de las se cretanas culturales de las embajadas estadunidense, inglesa, sovietica y las simpaticas carretillas de los li breros "de viejo y ... no, no hemos visto e!ll la F eria el quiosco de la Colonia Hebrea de Cuba que ya, en la lra. Feria Municipal del Libro present6 en bella ex hibicion, muestras de la todavi~ debil e i~cipiente pro ducci6n liteTaria y period.istica de los isrruelitas cuba nos para mo strar a propios y extrafios que el '' judio, el pueblo del libro", tambien ha puest~ su granito de arena en el ambiente cultural cubano ... Mas, para consuelo nu~stro, el espiritu hebreo no ha estado ausente de la Feria del Libro y, junto a; las o bras de los grand es americanos Marti Sarmiento Hostos Dar io Mont a lvo, y tantos 'otros, e'.stan, herm~ nad:os por la cercania de los est a ntes f1eriales y de sus Diciembr e 1 9 4 6 7 luminosos espiritus nuestros clasicos en lengua "yid d i sh en m a gn i fic a s t ra d ucciones al esp a fiol : Sholem Aleichem, con Est a mp a s d e l Ghetto ; Jose Opatos ...:h u con Raz a s '' ; Sh o lem Asch con Mot~ el La dr6n '' y '' El Judio de los Salm:os ; Selecciones de Is aa c L Perez Leon Ko brin y Sholem A si ch, en Cuen tos Judios Contempor a neos; An Ski, con '' El Dibbuk''; Abr a h a m Goldfad en, con Mirrah Efros" ; I. J. Singer, con L o s Herm a nos Ashken a zi De a uto ,r es isr a elit as en hebreo y ot r os idiomas, so br e tem a s judio s, encontr a mos a J 1 ai m Najman Bialik '' Poem a s Selectos ''; Aj a d Ha am Seleccion de sus Escritos '' ; M a x Brod '' El Fla lso M e sias '' ; Leon Pins ker, Autoem a ncipacion "; Mos es Hess, ~oma y Je rus a lem ''; Stefan Zweig '' El C a ndelabro Enterrado '' y muchos otros ; Theodo r Herzl : Paginas Escogidas ; Lion Feuchtm a nger El Judio Suss '', La Guerra de los Judios ; y, en proce si on inac a b a ble: Jacob Was serman, Emil Ludwig M a x Nordau Michael Gold, Karl M a rx Israel Zangwill Baruj Spinoza Yehud a Halevi, Franz Werfel, Ilya Eluienburg etc etc Pensadores Noveli s tas Poe t a s Ens a yistas, Drama tt~rgos, tod a la v a riedad riquisim a de nuestra milena ria cultura, hanse 1 o,frecido al avido lector cubano an. s1oso por conoce r mas s o bre las tradiciones la historia y l a s costumb,res del pueblo de Isra,el, con el que ya lleva_ mas de cuatro lustros de 1 pacifica y fraternal convivenc1a. Qu s est a Feri a del Libro que ya finaliza marque el final de una epoca de abandono del importante sector (Cor ti u a e 11 l a pag 30) HEBRAICA

PAGE 9

EN EL DIA Dtl MEDICO: Maimonides Medico CECIL ROTH -------Fragme o to d d la Obra del Dr. Cecil Roth: 'LA CONTRlBUCION JUDIA A LA ClVlLIZA< ION" PUBLIC DA POR LA EDITORIAL ISRAEL DE BUENOS .IRES. E 1 nombre mas importa,nte de la Edad Media en la vida judia fue el de Moises Maimonides Su impor tanciec abrumadora comp f1l6sofo / Y ood:i i fiicador .ha ocultando a medias el hecho de qu e era medico de pro fosi6u y de que sus hazafias en el campo de la medicina le h a brian asegurado en cualquier caso un alto puesto en los anales de la ciencia. El volumen de sus escritos sobre este tema fue consider a ble; gran parte de ellos fueron traducidos a otros idiomas y siguieron editan dose y reeditandose durante mucho tiempo despues de la invenci6n d e la imprent a n e su Tr a tado so bre v enenos y antidotos '' -obra que fue cit a d a en los siglos XIII y XIV por escritores como Henri de Mondeville y Gui de Chau liacafirma una autori dad moderna : El libro esta. escrito con un espiri tu tan cientifico e inde pendiente, con tal sentido practico, que al leer lo sien te uno con frecuencia la impr esion de que se trata de una obra modern a'' .1) .' Aun mas populares ueron los Aforismos de Maimonides, de cu.ya tra duccion al latin se publi caron no menos de cinco ediciones para u~o de los medicos europeos, entre 1489 y 1579 Esta obr a fue elogida por el gran Mer curialis como no infe r ior a la obra similar de Hip6crates. En un periodo tan posterior como fines de l si glo XVII es decir seis siMO I S ES glos despues de zu composicion origin a l em citada to davia. Los escritos de Maimonides sobre me.dicina son e n ciertos nspectos pasmosamente mode r nos po r su tono Los autor es modernos ponen de relieve e l sentido comun de esas obras su ra~ion a lismo, su tratamiento de la enfermedad a base de principios cientifico-s mas bien que d e co njeturas mist;cismo y superstici6n Aunque 1 :::i C c.~ c~') c i6 n a Zrn r e ~ l a q u e el 1 ~ pre ::;e nt a d emmstra que se adela.nt6 mucho a su e-poca aprob a ba el trataHEBRAIC A 8 miento por m dio de la fe en c asos de enfermedad pe ligros a basando s e en motivos psicologicos po r ,e l bie n de l a paz mental del pacienteCreia en el fuerte po ~ d e:-r de curaci6n de la pr o pi a natur a leza y en la impor t a nci a de un a d ieta adecu a d a De una manera ultra modern a puso de relieve l a superioridad de la preven ci6n s obre l a cur a sug ir i e ndo que el medico d '. eiberia r. er con s ult ad o regul a rm e nte con objeto de mantener a l enfermo en b u. en est a do fisico en v e z de esperar hasta que sobr eviniese l a enfermedadInsiste en la re ciproci da d entr e el e st z. do ment a l y el corporal, desta MAIMONIDES cando el corolario de que el medico deberia preocu p a rse por el primero no menos que por el ultimo Tambien en otros deta ll e s e s Maimonides sor prend e ntemente mod erno Defendia alg-0 que se pa rec ia a la ~ugenesi a, insis tiendo a l mismo tiempo en qu e, p a ra beneficio de los hijos, debi a e xistir un a ar mon ia psicologica comple ta entre m a rido y mujer dur a n t e la uni o n sexual. Recomendaba el e jercicio y el deporte, aunque solo d e una man.era moderada. Insi z t ia en l a importancia de la limpieza corporal decia que ha bia que ba fi a rse semanalmenteasi c omo e n los efectos bene ficiosos del aire de la luz del sol. La cas a, segun a consejaba, debia est a r bien ventilada y tener luz n a tural en a bundancia, pues '' el sol es ,e l me j or de sinfec t ante' En todo esto como admiten las autoridades moder nas Maimonides se muestra asombrosamente adefanta do con rel a ci6n a su epoca En muchos respectos fue el maz moderno en espiritu de todos I.os medicos me dievales El progreso d e la ciencia medica entre los s1glos XIII y XVII debi6 mu-0ho a sus ens efianzas, y los beneficios habrian sido todabia mayores s i se hu t' : ra n te n i ,_ 'o m.a~ CTI. c a en ~n, S US teorias ( 1) Enlle tin of t h e Histo r y of Me d i c ine ( Johns Ho pl L71 U n i v e r s i : y, Baltimore III (1 935 ) : i. Diciembr e, 19 4 fi

PAGE 10

EL AMOR E(N LA ALOEA (Continuaci6n de la pag. 13) :Wo te apures, mujer. (El Seil.or del Universo no ha de deja.r de su ma.no a su pueblo Israeli ... -Verdadoramente. Cuand o Dios quiere, nos envia. la fortu na.. Mira, hoy por eJem:Plo, he ganado quince rublos. Asi qu~, esperem.os se sirva enyiarnos un partido Dl&S ventajoso pa ra nuestra hija ... -1Grae1as Dios por la. buena. noticia que me dasl -repUc6 Moyshe-Itsye con piadoso acento-. Dio s ea muy bu,eno. Lo mismo fo digo siempre a. Leah. Pero esa condenada crtatur& ... He tendo que darle un pesco.:r.6n ... -l,Que le has pue,sto la mano encima, a mi Lea.h? 1Asi per mita Dios que se te seque la ma,uo! l,Te figuxaa que es algun chico de tu esc u,ela? -refunfutl.6 Mirka agresiva. -Pues que no s ::ta tan, descarada. Esta.ha, yo dici~dole a. Gue dalia.h que un quinto no era una. bue 111a. proporci6n pa.ra una hija. mia., cua.ndo tuvo la insolencia de corta.rm.e la pala.bra, d:iciendo: '' l, Y por que no ha de serlo? l,Quien quiere usted que se case conimigo? l,Algun hijo de Rothchild? l, Y su hijo de usted, h< ~ bria de re nu'llciar a todo por ser soldado?'' l,Has visto que desc:aro, lll!Ujer? 1En trometerse de ese modo en nues tro asunto! Mirka guard6 silencio ~n r11oto, cavilosa. Luego exclam6 de pronto : -Verd a derameinte L,que motivos tenemos para demostrar tal orgullo? Quinto es nuestro hijo y mi pa.dr e er a artesa.np -go rrero por mas sen.as--, y sin embargo no tenem-0s razon para abochoruarnos por eso. Acaso esta de Dios que se consume es.a boda. ... -Pero 11n heuern, un soldado. ~dijo Ma.yshe Itsye. -No te apures, hombre. Leah no es tanipoco ya una. mocita. A su !!dad ya era yo madre de tres hijos. Mv yshe-ltsye lanz6 un prof undo suspiro. -Bueno. Despues d,e todo. i quien sabe ... -l, Y que familia tiene 61? -1 \!es tiene madre Acompa.fiado de ella vin0 a verm e Y tambien tiene una vaca y un~ fragua de su pn,piedad, y her manos e n America.. -l,En America d4ce11? -Si, en America Al otro !ado del ch:iro Bajo t.isrra ... -,No tiene nada de pa rticula.r. De los Cllll!,tro extremos ciel mundo emigran ah0
PAGE 11

l. AMOlt fN LA ALDA Continuaci6n de la pag. 29 to, se casen con toda felicidad. iAnda, hijal 1:N' te de vcrgllenza! 1,,6le un erupujoncito ii, la much ac h a para que se levantara Y le van to se elia tambien. El p,retendiente hizo otro tanto: -iAh! -r~funfuii6 el anciano Avrom-Layzer, moviendo la cabeza en sefi.al de de sa probaci6n. -iB~no! iNHo se hable mas de ello! -exclam6 Moiyshe Itsye encogiendose de hombros. Pero Mirka conduj o a, s u hija hasta la puerta de l a c asa dicierudole .a l despedirla: -1No te de v ergi.ienza., chiqlllilla! jNo te de vergi.ienza! Leah estaba tan abochornada que ni s iquiera veia d6nde po nia el pie Moy sheItsye lleg6se a s u esposa. Pero oye, in s olent e, 1,te parece eso bien? 1,Son, por ven tura, un p a r de campesinos? lVIirka respondi6l e por lo bajo : No seas terco, hombre. Dej a me hacer a m,i i,No estas viendo que el muchacho esta l a mpaardo por la chic a y que de tra s de ella se le van los ojo s? Vamo ,s a conseguir q ue se case con ell a sin un centimo de dote. Y, a demas, ten p1 ,es ente que nue s tr ; Leah ha cumplido Y !!los veinti-cuatro afi.os. jCalliate! 1A si t e qu;,daras mudo! Luego fllle a sentarse junto a l a futura suegra Y, de spues d e g.arle f 1 a mili a rmente un golpecito en el hOIIllbro, pregu:nt6le: -1,0ua.l e s su gracia, asi Dios le de larga vida? M a ri ac ha -r epus o la mujer-. i, Y lll, de usted, asi Dios le de l a rga vidla? -Mirka. Si! esta de Dio s hemo s de emparentar. -iAsi lo qui e ra el Senor del Universo! Me gusta la cluoa. No se parece a esas mocitas escuchimizadas y floj as p a ra el trab a jo que tanto a bundan hory. Dios la libre del mal de ojo, pero es recia como un tronco. Mucho trab ',1, jO puede dar si... 1,Que iria a, hacer mi On-e con una m uj er melindrosa? Ya lo ha visto u s ted ;i, el. D-io s le libre del mal de oj o, pero pucde p a, rtir una hen a dura s in mas heroam.ienta que s u s cinco dedos ... -i, De ver as? i, Un a herradura de hierro? jCielos santos! 1,No oye s, Moyshe-Itsy,e? -Sli y no me asombra -respondi6 e marido--. No se ha e sp irit~o estudiando la S ag rada Ley, alabado se a Dios. 1Si hubier a si do a lumno de l a escuel a Talmudica, tendria la misma fuerz a que yo! -1Calla! -dijole Mirka l a nzi a ndo rayos por los ojos. Entr a ndo Gued a li a h se h ab ia echado en una copa un uoco d e agttardiente. -i A la s a .lud de u ste des! 1De salud le s irva! Mirk a ofreci6le entremeses y aguardiente a Mariacha. Lu ego 11usose a h ab l ar M a riacha de los dos hijos que tenia en Ameri ca V e inte aii.os hacia que emigraron abandonando la poblaci6n donde tvabaj;mban de hojalateros. Hoy, gracias a Dios estaban ricos y le enviaban de alla mucha plata. Si~mpre le -andaban insta ndo pa va que se fuera con ellos, pero Marlacha, l es contestaba que tenia ya muy duros los huesos para cruzar el charco. A decir verd!ad, sentia. a.nsias de verlos T enia n y a niii.os chiquitos, y ella temia morirse sin ver a lo s nietecillo s; pero acaso lo tuvie se dispuesto asi el Cie lo. Tambien Orre habia tenido intenciones de emig1 ,a r, a un antes d e entrar en quinta.s; pero tanto y tanto llor6 ella que el .1:Som ~ ocurrmicia > ech a r tierra sobire 111; ue ,S,tr o s bjuesos! -dijo Mirka. iYa nos la ecllaran encima dentro de ciento veinte a.nos! -:-1 Dios santo -dijo Gued!ahah desde el pico de la mesa-. Hay que ver lo que es esa America. El hijo de una. sobrina mia de Minesk emigr6 alla. Eil.'a un pobrete, sastre como yo, y ahora esta ~ico y tierue grandes a,Imacenes suyos .. -Si, en America, segiin dicen ~a,greg6 Mirka--, todos comen pan y carne d-iariamente ... ~jBah, bah! -exclam6 Moyshe-It&ye encogiendose de hom bros-. i Que sandieces decia las In11ljer1es 1,D6nde teneis los sesos? 1,C6mo podeis dar fe a tamaii.as fabulas Escuchadme un memento -afiadi6 con el cantarino iacento de las lecturas piadosa s: el que m1 sujeto como pan y carne todos ~os dias, solo prueba que no es ningii.n pobre. Y si no es nin.gun pobre, nada tlene de extraiio que coma. todos Ios dias pan Y oune. f-JEnRAICA I \ 1Necias! -Dices muy bien -dijo Mirka-. Despue9 de todo, siempre saben mas los hombres que las mujeres. D3 nuevo terci6 Guedaliah. -i Quien sabe las cosas ha bra al otro lado del charco? iPor que no habrian de 111acer alli los panecillos en los a.rboles? ... maestro Dque les da clase de palotes a mis chicos me dijo u111a v,ez que cuando aqui es de noche alla es de dia. En Am6rioa todo es al reves que aqni. Alli tm judio puede ser hasta guardia -1,Quien sabe? 1Cuentan tantos milagros de esas tierrasl -dijo Avrom-Layzer-. No hace mucho me refirieron tales cosas de un pais de esos ... iArge,ntina! ---salt6 Gued!!li!ah-. iDe eso ha.ce muchos aii.os. Ese era el proyecto del Baron de Hirsch ... -iY ya ve usted! jHoy ya nadie h ab la de ta.I cosa! -dijo A vrom-Layzer -. iAh! Cuando Dios quiere ayudiar a una na cion, pueden sus naturales comer dia.riamente ca.me y pan Y hasta mazapan Pero en nega,ndonos el Seiior su ayuda, \.Q do se v;nelven calamidades y >disgustos. A aquella saz6n volvie ron a la casa Leah y On-e despues de d1tr su paseo. So~eia el mozo muy satisfecho; ella habia sacudido su cortedad y no ocultaba tampoco su alegria. Erale muy simpatico el pretendienite, y comprendia que ella tambien le gu s t a ba al muchacho; y al dar aquella. vuelta por las afue ra~ de! pueblo, habf a encontrado con algunas amigas, teniendo oca si6n de notar las mirad ~s de envidia que le dirigian Aai que no c a bia e111 si de gozo. Al otro di a, por l a t ar de, firm6se el contrato de boda, 01por ta ndo May s he Itsye com;o dote de su hija, un a letra po r valor de ciento cincuent a rublos que, Dios media.nte, esperaba poder h a c e r efectirva el dia d,e s u casamiento Al di a siguiente de tom a rse los novios los dichos, al despe dirse el much a cho para v,olver a su casa, s,inti6 Leah que el coraz6n se le iba con el, y al quedarse los dos un momento so lo s la puerta de la cas a, ech6se ella un momeinto a llorar. Com,prendi6 el lo que pasaba por su alma y abraz6 a su prome tida con ta! brio, que por poco si la la.stima Y su beso, el primer beso que ella recibia de un joven de su edad, dej6la sin vo z s in aliento y ca si sin se ntido ... (De la novel !!, ''Una aldea de Lituania' ') VIAJE SIN RETORNO Continuaci6n de la p6.g. 28 me imprsionaron sus ojos, en los cuales se descubre el abismo de la vida; ojos cansados por el esfuerzo del miope, pero aun mas fatigados por el recuerdo de lo mucho que han percibido. El juicio definitivo del libro del Dr. Shoskes, '"VIA JE SIN R:ETORNO yo no quiero hacerlo; prefiero, como el mu mo autor, dejar que cada uno de los lecto res emita su propio veredicto, p,ero si deseo que esta cruda historia, hilvanada con recuerdos del narrador do cumentos oficiales e informes d e pa.rticulares, sirv~ para proclamar, una vez mas, que por encim.a de la sin ra~6n y d e la injusticia, del dolor y la sangre sigue brillando cegador y magnifico el sol del indomable es piritu humano Presencia del Espiritu Judio en la ... (Centinuaci 6 n de la pag. 7) de la cultura en la Colonia He 1 brea, y que los activis tas sociales tengan mas interes por la propagaci6n de la mfoma, entre la juventud hebl"eo cubana, es el anhe lo de este columnista y de 1 todos los que se preocupan por la superaci6n cultural dd conglomerado israelita de Cuba. Y ojala que 1 en la pr6xima F eria del Libro, a la som bra inmortal de la estatua del Apostol, ademas de los libros judios eiditados en ca.~tellano, en otras latitudes c : e America, esten, junto a ellos, los libros, editados en Cu.ha, tn ''Yiddish'' y en espa:iiol, de los escritores h~breos de la patria de Marti y Maceo ... 30 Diciembre, 1946

PAGE 12

iASI PAGARON SUS CRIMENES L 03 criminales Jefes N~zis, pagan en la hor ca, en Nuremberg, con sus Vida-s miserables -bien po ca cosa por cierto, ante la mlllgnitud de sus crimenes. sus tropeuas <1,e to < lo ge nero contra la huma.nidad en general y el pueblo ju dio en particular (seis nu llones de hebreos ascsinados siu. compasion) desp .:. as de haber sumido al mundo el! una n.orr101e org1 i:, de sang,re y terror t1nenarr2. bles ... DE LESA HUMANIDAD! En la composici6n gra,fica de arriba a abajo; izquicrda: .TULIUS STRJEICHER, antisemita, No. 1; JOAClHM VON RIBBENTROP, Mi1W1tro Nazi d, ; Rdacio,nes Exteriorcs; ALFRED JODL, li<'.er del criminal Es ta do Mayor Nazi; ARTHUR SEYSS-INQUART, traidor austriaco. Cen tro: ADOLF ROSENBERG, fi16sofo del nazismo; FRITZ SAUCKEL, victimario de millcnes de obreros esclavizados; WILHELM FR'tCK, sup : rvisor de los cam
PAGE 13

LIBROS Y AUTORES: V I ,[:\ J E S .I N R E rr O I~ N 0 1 DE I-IEJNRY SHOSKES (EDITORl,>.L CENTAURO S. A MEXICO, 1945) FRAGMENTO DEL PROLOGO por OCTAVIO REYES SPINDOLA L A difenncia entre aquel pasado aleman del afio catorce y l a obra de Hitler, 1 esta npresentada por una sola palabra: racismo, d o ctrina perversa puesta al servicio de los ideales negativos de todo un pl: E:iblo, doctrina m a ldita en cuyo nombre ha corrido la s o. ngre hasta formar torrentes. De lo que en nom !Jre de tan fatidica paiabra se ha hecho, de la conducta de los alemams de hoy, que deja palida y mortecina la figura g1is del Kaiser y sus s a telites, de una buena idea "VIAJE SIN RETORNO" el libro del Dr. Shoskes, limpi a reproduccion de la calamitosa re alidad. Los soldados germanos de hoy, inspirados directamente por Hitler mas fielfs qure nunca a la tradici6n agres or a d e Alemania, han roto l c s moldes de todos los der chos para 1: umergirse en cuerpo y alma en los macabr os ce remoniales de lo s mas va ri a dos sistemas d e muerte, drnigm dos el '' nuevo o r den con el '' kulto'' califi cativo de cientifico,:: La guadafia de la muerte mane jada con habil mano por el pueblo aleman ha r 1 epartido en las cuatro direcciones las palabr a s de rnuerte que en las crisis de moniacas barbotara el fracasa,.. do pintor austriaco, con reite raci6n couocida, con contuma cia manifiestamente obsesiva Yo he }eido fl libro del Dr. ,Shoskes en ingle z ; d E. este idio rna procede mi j nform a cion )'.', aseguro sin disimulos ni Sns1' blerias aue la narrac1on espe lu znante terrorifica, horrenda, demonfaca, reproduce en forma ane cdotica, objetiv a absoluta me : nte imp a rcial, sucesos tan teales, tan cierto, por desgra cia, como la propia existencia de Hitler, cabeza de esta san grienta pes::i.dilla que la Huma nidad viv,e. El Dr. Shoskes no ataca, ni enjuicia, ni mueve su pluma estimulada por la pasion contr a ria ; sencillamente, narra, refiere acontecimientos desde NOVED AD EN EL FRENTE, de Eric Maria Remarque. Percibiendo tanta iniquidad, sin querer uno, la men1:e sc Hrna de preguntas y mas preguntas que se pueden resumir en una sola: 6 Por que estos "supe rhombres" rrnz s han intentado acabar con los israelitas 1 del mun d:c ? Yo no lo comprendo puesto que el pueblo hebreo, com e los demas publo semitas, como todos los nucleos que ha.titan en la tierra, tiene grandes virtudes y de te-::tos, que la suma d e amb os determina al individuo y a la colectvidad. Pero como el instante, del mundo es pa ra los verdaderamente liberales constructivo, tenga mos presrnte. que ese gran numero de torturados y muertos pe rtene ce a un pueblo que ha contribuido a,} desarrollo de las ciencias y de las arte s: en una propor ci6n muy notable. La ciencia, la litera,tura, la filoso fia l a musica, el comercio y la indnstria, ofrecen en el pasado y en el presente ci--ntos de nombres que en to das las 1e ngu as se pronuncian con y,eneracion y respeto. Muchas vesanias juntas han volcado su c6lera una y otra. ve.z sobre unos hombre::, que vivian como todos los d::mas; luchando y sufri,endo. i, Que se proponia, pues Hit ler? 6 Su cruzada asesina era contra la cultura? i, Han existi do otros m6viles secretos? Yo creo sinceramente que la unica raz6n formal ha sido la locura, un proceso paranoico del dicta dor aleman. Pero la paranoia es enfermedad inductora y por cons ecuencia, la locura del pue blo germano se produjo, tan violenta, colerica y sanguinaria, como la de l propio jefe No obs tante admitir todas estas cir cunstancias, a pesar de ,ello, re sulta un poco incom:prerui,ib~e que todo el pueblo aleman ha ya vibrado bajo identioos m6viles de crueldad y venganza concentrados contra la Huma nidad entera y como parte de ella, en especial, contra el pue blo hebreo. Posiblemente el es piritu sanguinario de los rudos y primiti"1os g ermanos se ha conservado en una Alemania la,s alturas z erranas Y serenas que unicamente habia subs,ti1 l historiador objetivo. AdmiEN EL GHETTO tuido los tr aj es de pieles y las tiendeo mucho, se puede decir (Dibujo de Gropper) toscas armas por las finisimas fulicammte que el Dr. Shoskes, en vez de juzgar a los manufacturas de una poderosa industria moderna. El a1emanes, dl ja que el lector, con abs o luta libertad, samismo maniqui a utomatico d,e la Prehistori3J, ahora que sus propias y pers 1 o nales conclusiones c on respecto vestido de pardo o negro y sediento de sangre es el a aquenos. soldad o de la Alemania hit1eTiana. Soy de opinion que este libro ha de interesar a, todo Y todos estos razonamientos los ha pro-vocado el Dr. el mundo y lo considero asi porque en l libro no se Shoskes, persona a qui,en he tratado -en diversas ocareflejan esos pequefios detalles propiot, .specificos de sionr.E: y del cual puedo decir que es eocponente de una la propaganda oficial o particular. VIAJE SIN REcultura superior y de una a ctividad incomensurable. TORNO es la concatenaci6n de hechos delictuosos r e-aTemp eramento de contrastes, unas veces s ereno, casi lizados con sEres hum a nos, inermes, transformados por frio, y otras arrebatado. MentaJidad agil cuando hala violrncia de la giganter,ca maquina militar nazi en bla de lo suyo, de los que tanto le interesa y ama, de prisioneros de diablos parados y negros del Ejercito sus lucha~ y afanes, de su raza. Universitario, pr o~ r 1 :r ~en : n y (~3 J e s c: rnrpcs especiaks de Pol'dP.. f "T ~ ~:; : cl'sta, pero sobre todo, -en mi opinion, un V I i\JE SI. l:l RE'GRE~:lO. :p or su d.ram:tismo y 1,errn o n ;,, r,r nist:i de altnra. Mas que su brillante oratoria juicio de u na hecatomb2 humana, m e. recuerda SIN \ < n t tt 11 I 1 .~ g. : O 1 HE D RA I CA 78 Diciembre, 1946

PAGE 14

Los Primeros Hebreos N o han faltado autores, entre los cronistas americanos de: los si glos iniciales de la colonizacion, que lb.an inisistido con mas entusiasmo e imaginaci6n que con verdaderos ar gumentos cientificos, en demostrar la teoria de que los amerindios eran descendientes de una de las tribus de Juda. La hipotesis, de ser cierta haria de los hebreos los pobladores primitivos del Nuevo Mundo y fun d adores de l as grandes civvilizacio nes mayas, nahuas, chibchas, que huas, etc l o -iual es altarilente im probable. Aun sin esa antiguedad, sin em bargo, los hebreos son tan antiguos en America como los cristianosVa leri o Marcu, el gran escritor sefardi ta, hasta llega a relacionar el descu brimiento d e America con la expul sion de los judios por los Reyes Ca t6licos, a fines del siglo XV Un po co audazmentee y llevado, sin duda, por el tema, Mar0u hace notar que al salir de Palos de Moguer las ca rabelas colombinas, de esa misma costa partia un convoy que llevaba a ,su bordo millares de judios espa fioles quienes llevahan consigo, sal vandolas de la rapifia y la injusticia de los cristianos, lo que si constituia su mayor riqueza: su laboriosidad, su espiritu industrioso, su ene1,gia y su c,ultura, cualidiades todas que pusieron a contribuci6n en las tie rras donde fueron a parar, en el Im perio Otomano, en los Paises Bajos y hasta en los Estados Pontificios, donde el jef e de la Iglesia Oat6lica pudo r'ecibir y amparar a quienes la intransigencia rdel catolicismo es pafiol expulsaba en nombre de esa misma religion Maren se Tefiere a l a coincidencia que arriba d ejamos anotada sobre la salida de Yas aos exped i cion es e indica que el mismo J e h ova hacia posible el descu brimiento del Nue vo Mundo como tierra de promisi6n para los pe rse g u idos, criterio que no esta muy de ac u erdo, por cierto, con el de los apostoles dcl sionismo. Seria d i ficil probar que entre l os c omp. de Co l on habia heb r eos; pe r' o se ria i gua l mente d i fic i l probar lo contr ario. Miss Gould h a l o,grado de mo stra r q u e h ab i a !homb r es que no eran de nacionalidad espafi. entre l os n avegantes q u e participiaron de la g ran emjpresa de l IDescubrimiento; no es i m pr o bab l e ,que h u biese h ab d o n egros e s p a fi oles, "ladinos ", es dec i r, "negros l ati1~0s ", entre ,ellos, y a que po r epoca en Er, p afia, so br e t od o e n And a lu cia, ab un d a ba n Diciembre, 1 9 4 6 Herminio Portell Vila Especia l para HEBRAICA los que despu2s aca llamariamos "ne gros curros'' y no habia una gran di ferenciaci6n racial, como se echa de ver en el teatro espafiol de los siglos de la gran literatura. Los conversos eran num e rosisimos en Espana no po cos de ellos hasta con altas digni dades en la Iglesia Cat6 l ica. Guan do se inici6 el proceso qu e hoy' di riamos hitlerismo y por el cual la In quisici6n trataba de d escubrir lo que se dio en llamar "limpieza de sangr ,e ( antepasados cristianos sin mezcla de judaismo o islamismo), D R. HERM I NIO PORTELL VILAJ hubo obisp o s e spafioles que aprove charon las sombras de la noche pa ra transferir de los cementerios he breos a los catolicos los restos de sus abuelos y garantizar'se contra las injustasy absurdas persecuciones. Con estos antececlentes, i, por que, dudar, pues, de que espaiioles hebreos, de los centenares de miles que durante muchos siglos s e :habian mezclado mas o menos l ibremente con los cristianos, hubies en venido con Co l on? Ni siquiera fa l tan bio 6 rafos del ll \sc u brimiento que a e l mismo le atribuyesen origen judio y que en apoyo de esa tesis han d a do numerosos argumentos. Luis de Santangel, e l Gran Te sorero de Aragon, cuyo d i nero, y no las joyas de Isahel la Catolica, re facciono l a ,2 mpresa de el Descubri mi-e n to era heb r ea; p-ero heb r' e o d e IO e n America aquellos que por sus extraordinarias riquezas y su,s excepcionales cuali dades no fueron por el momento su jetos a las terribles persecuciones de la epoca La mezcla estaba tan gP,ne r'alizada por entonces en Espar1a que aLgunos historiadores qm han investigado la genealogia de Fer nando, el Rey Cat6lico, perseguidor de los hebr e os, le atr ibuyen sangre judia. Completado el descubrimiento e iniciada la C'olonizaci6n, en esta figuran los judios, mas generalmeu te conversos, temerosos de que a elos tambien llegase la persecuci6n, o disgustados con los 1 horrores que sufrian sus antiguos correligionarios y pari e ntes, o esperanzados en en e ncontrar mas garantias y mejores oportunidades de vida en la,s nuevas tierras d e scubiertas. No faltar'on tam poco los ortodoxos, es decir, los infe. !ices desprovistos de todos los dere chos y que si eran robados impu~ rnente en los caminos de Espana y en alta mar, cuando trataban de emi grar y ha s ta eran abiertos en canal, s in q ue e l crimen fuese castigado, por los p e rs e g1,,_idores codiciosos que cr e ian que los judios se tragaban las piedras pr e ciosas y asi aspiraban a encontrarlas, no podian s e r' ampara dos en su libertad, Esclavos blancos hubo en America, y tambien escla v a s blancas, proccd e ntes de Esppa iia, que profesaban el hebraismo. No ha y duda posi ble d e que ha bia hebreos en la Espanola o Santo Domingo desde los primeros afios d e la Colonizacion y que de inme diato se d e dicaron a empresas indus tr'iales y com e rcialesEn 1506 se pro uj eron los primeros az(1Cares en la Espafipla, u tilizando cafias traidas por Colon y Pedro de Atienza, en tre otros. El primer fabricante fue el catalan Migu e l Ballester, segun unos, y un v e cino de apellido Agui lon o Aguila, s e gun otr os; pero alla por el afio 1515 habia un trapiche en la ciudad de Santo D o mingo que haicia zafras regulares, propiedad de Gonzalo de Velosa. Aihora bien, Fernando Ortiz ap:i:mta que, proba blemente, Ballester, Aguil6n y Ve DR. PORTELL V I LA Profe s or de Hi t o ri a d e Ame r i ca de l a F a cultad Filosofia y Letr as d e l a Univer si d a d N a cio n al y D irect or de l In s tituto Cultural CUbano N o r team er i c an o e s, a u t or en tre much a s o t r as obr as hi st ori cas y biogr a fi ca s ae c u ba no s y a me rica no s 1lustres de una Histori a d e Cub a en s u s Relacio n ees co los E sta d os U ni do s'' en c u atr o g r .i,rictf: S voltunenes, e.n ot a bl e p or la e r udic i6n de q u J h a c e ga l a el a utor y p e r l a brillantez d e l es tila HEBRAICA

PAGE 15

encontramos una aerie de organizaciones famiHares que estan en total contraposicion con las que hasta ahora han sido admitidas como unicas y valederas. l'cro es indudable que el hilo de esa evolucion va mar caudo el origen de una forma familiar de otra anterior e in1enor que fue necesaria, como paso previo, para el desarrollo oe la forma mas simple. La familla en su clesarrollo, ha ido s implificando sus elementos y rela ciones. ~e llega a decir por Engels que, el estudio de la his tona primitiva nos mamnesta condiciones en que la poligamia de los hombres y la polianclria de las mujeres van J1.rntas y en que, por cons igui ente, los hijos comunes se cons1dera que l es pertenecen en comun. A su vez esas mismas eond1ciones pasan por toda una serie de modifI cac10nes nasta que se resuelven en la monogamia. .li:sas ruodificacion es son de tal especie que el circulo que abarca la union conyugal comun y que era muy simple en su origen, se estrecna poco a poco hasta que por ul timo, ya no deja subsist1r sino la pareja a1slacla que hoy predomina. .ua conclusion a que llega Engels de acuerdo con : Mor gan y con otros muchos mvestigadores, es, que hubo un momento en e l cual en una tnbu imperaban las rela ciones hbr es entre sus miembros aun cuando esto se haya negado para ahorrar esa vergtienza a la huma mdad '' De esa promiscuidad prim1tiva se llego a la fanirilia c onsanguinea que es la pnmera etapa de una fa miJia organizada. '' Los grupos conyugales separanse aqu1 segun las generaciones: todos los abuelos y abue Jas, en los limites de la familia son maridos y mujeres entre si; lo mismo sucede con los hijos, es dec1r, lo s pa dres y l as madres ; los hijos de estas forman a su vez el tercer circu lo de conyuges comunes y sus hijos, es decir los biznietos de los pr imeros, e l cuarto. Ascen ct 1en tes y clescenclientes estan excluidos del matrimonio pero los de parentesco co lat er al, llamados h erm anos son poi tan to maridos y mujeres uuos de otros. La fami lla consanguinea ha desaparecido pero c i ertos grados de parentesco existentes en la Polmesia solo se expli can mecliante la ex.istencia de ese tipo de familia' ''I:sa jo el r e gimen del matrimonio por grupos o qu; zas antes, formaban~e ya parejas conyugales unidos pa ra un tiempo mas o menos largo el hombre tenia una mujer en jefe (no puede aun decirse que una mujer fa vonta) entre sus numerosas esposas, y era para ella e l csposo pri1rnipal de todos '' Y con esto y con la cre ciente prohib1eion de uniones entre individuos consan guineos, las uniones por grupos fueron sustituidos por la fam1lia s indiasmi ca. '' En esta eta pa un hombre vive con una mujer, pero de tal suerte, que la poliga ruia y la infidelidad ocasional siguen siendo un derecho para los hombr es, al paso que cas i siempre se exige la mas estr i cta fidelidad a las mujeres, mientras dure la Yida comun y su adulterio se castiga cruelmente. Pero e l vinculo conyugal se disuel ve con facilidad por uua y otra parte; y despues como antes, los hijos pertenecen a. la madre sola' Contemplando asi, e l desarrollo gradual de la famil ia primitiva se observa que continuamente se va estrechan clo e l circulo en el cual se establece la relacion para el matrimonio, es decir se va desde una ilimitada exten sion hacia la monogamia. Asi dice Engels: '' La fami lia sindiaasmica aparece en el limite que separa el sal vajismo de la barbarie, las mas de las veces en el estadio superior del primero y solo de vez en cuando en el es tadio inferior de la segunda Es la forma de familia caracteristica d e la barbarie, como el matrimonio por grupos lo es del salvajismo y la monogamia lo es de la ci vilizacion. Para que evolucione hasta llegar a la monogamia de finitiva han sido menester otras causas diversas. La familia sindiasmica habra quedado ya reducido a su ul tima uniclacl v s u molecula a dos atomos un hombr e y nna ui Lt.er. La selecci6n natural habi~ realizado s~1 obra con la exclusion cada vez mas completa de la co munidad de matrimonies; nada le quedaba que hacer en este sentido. Por tan to si no entraban en juego nue Yas fuerzas impulsivas de orden social, no hubiese haDiciembre, 1946 bido ninguna raz6n para que de ia familia sind1~smica naciera otra nueva familia. Pero entraron en juego esas fuerzas irnpulsivas' '. Llegado a este punto, Engels c:slucl ia, somcramente, el
PAGE 16

losa e1'an hcbreos y, en cfecto, la in clustria azucarera de Espafia y Por tugal, entonc-es la primera del mun do, tenia tecnicos y hacendados he br e os, ca i exclw::ivamente. En 1509 ,se habia decretado en &villa que los judios podian ir a America y traficar en ella por dos afios, siempI' e que pag.asen veinte mil ducados, disposicion que prue ba dos cosas: una que todavia que daban judios e n Espaib. y la otra c111c sn sitnaci611 p e rsoual clentro cl c l im per io espaiiol en Americ;i es taba l ,e galizach. Si dentro de la ley pod e mos encontra1 c to, f.'.t.cil es ima g-inar cuantc mas hubo fu~ra de ella, pol" el so borno, las rela ciones de famenos u11O de los compafie1'os de Cortes eu su primera expedici:611, guerr,ero valeroso que sobrevivio a todos los azures de la campafia, Her nando Alonso fue quemado por ju daizante afios clespues y habia sido vecino de Cuba. l\Ianasseh ben Israel, en el siglo XVII, se 1,efel'ia a los relatos que le habia hecho Antonio Mont ... i-ino, judio espaiiol quien habia residido en Americ durante muchos afios, acerca de las co lonia s hebr eas que se encontraban consolidadas en e l );uevo :.\!undo. No d e ja de ser cu riosa la similitud de nombres de este sefardita y el famodo Fray Anton cle :.\Ion tesinos, defensor de los indios r:mte alg{111 tiempo, sin dar oportu uiclad a los hebreos para qne se es tablecieran en ellas. Virginia man tenia la r-eligi6n ofieial inglesa, la anglicana, y en la Nueva Inglat-erra imperaba el fanatismo cle los purita nos, cuya intoler'anci-a se daba ]as manos con la de los cat61icos, La p,equeiia colonia de Rhode Island funclada por Roger Williams ver cladero deiensor de la libertad de conc icncia fue la pl'imera que admi1.i6 a los hebr eos, sin poner Teparos pol' SU f.e O SU histor'ii:1, y un lm e n nu mcro de sefarditas cruzaron el Atlan tico para establecerse en Providen ce ~' en Newport. El "Dictionary' of J .. merican Biog1apl1y" c.:onticne mas C O LON A NTE LOS RE:YES C4TOLICOS Y SU CORTE Colon pidiendo ayuda para los viaje s que conducirian al descubrimiento de America; empresa en la que tomaron parte principal l os Hebreos. rnilia y cle amistaL1,. la s necesiclades -2co n6micas y' liasta militar cs y na1 lcs de la s c o lonias, etc. El p1ivi Legio concedido en SeYilla por Fer nando cl Cat6lico fue confirma(;.o y lue go r evocado por Carlos V; pero a pesar de esas disposicion es admi nistrati vas y de otras clesiasticas, c o mo la bula '' altitudo divini consi lii ", Paulo III, la poblacion lhe brea de la Arnfrica Hispana siguio en au mento. En 1515 hubo un proceso de j udaismo en Santo Domingo, contra Pedro de Le6n, su es posa e Jiija, y esta familia, sometida a tormento, cl< e mmci6 a otros correligionarios suyos. iHebreos hubo en Cuba desde Jos primeros dias de la colonizaci6n y de aqui pasaron a Mexico: Por lo Diciembre; : 1:94.6 dominicanos contra la codicia de los cristianos. Henry Charles Lea, Jose Tori bio Medino, Ricardo Palma, Pablo Martinez del Rio, Julio Jim.encl-ez Rueda y otros muchos autores que se han acnpado de las siniestras ac tiviclades de la Inquisici6n en Ame rica, publican clatos interiesantisirnos de las persecnsiones de los judios amencanos Hebreos iportuguleses .fiueron a Brasil en los inicios de la coloni zacion y el n11mero de judios d,e ese vasto territorio aument6 cuando los holandesBs se apoderaron de la r gi6n septcntrional de Brasil y la co lonizaron En las colonia.s britanicas el pr'ejuicio r-eligioso se hizo sentir du ucl .' una refe1'encia a jndios de la epo ca col nial, cle apellido Lopez, r es i: dentes en Rhode Island. La decantada. ,e intresada liber tad religiosa de Maryland, estab l e cida ,e n e l Act of Toleration de 164:9, exc luia a los judios, ya que los cat6licos que dominaban en esa colonia no tuvieron mas remedio que tolerar a los prote, tantes; pero su tolerancia no pasaba de ios cristianos. William Penn y sus cuaqueros fueron mas ejos y la colonia de Pennsylvania admiti6 a los hebreos desde sus primeros afios. Como que la libertad religio.sa en los Estados Unidos data de fines dal siglo XVIII, no fue hasta ,entou ces sin embargo, que los hebreos se sintiel'on ~eguros para ir a estable_, cers,e en gr-an numero en ~&e-p.a,is., a-EB RA :r-c-A

PAGE 17

P AR.\ Federico Engcli:l, la r,aparici6n de la obr.~ _de Lewis I-I. Morgan en 187 I marca un paso clefm1tivo para el estuclio Je la historia primitiva clel horn bre. Con el estudio de la vida entre los indios ame ricanos lleg6 a conclusiones cientiic:.u, avalorada por ese modo de in vestigaci6n a todas luces beneficioso que fue la conviven(;ia con gruiJos primitivos. Y llego a confirmar que hubo estadios de relaciones familiares de tipo distinto y anterior a las conocidas cntonces, y afrn mas, que l as dcnominacion es de parentesco 119 corres pondian al misrno valor que actualmente tienen, dando origen al clescubrimiento de la "gens" de derecho rna terno Este descubrimiento de la gens de derecho materno -dice Engelscomo eta pa anterior a la ''gens'' de derecho pate:r;no de los apellidos civilizados, tiene para la historia primiti va la misma importancia quc la teoria de la evolucion de Darwin para la biologia, y que la teoria clel exceso de precio de Marx para la eco nomia politica. Las investigacion es posteriores a(m c uando han mo dificado muchos aspectos de la teoria de l\'Iorgan no hau l ogrado destruir sus puntos de vista esenciales sino quc mas bien los han con.firmado. Al estudiar la prehistoria de la humanidad, Morgan so de la l1umaniclacl (;Oin(;ide1i. c1e una 11m11era mas o me nos clirecta con las epocas en (1uc se exticnclen los medios cle alimcntarsc''. El examen de :\Iorgan de los trer, perioclos de civili zacion lleva al siguiente er,quenrn segu.11 Engels: SALV AJIS:\IO : Periodo en quc preclomina la apro piacion de procluctos naturales talcs como estan en la naturaleza, las produccioncs artificiales del hombre es tan destinadas, sobrc toclo, a facilitar esa aprobacion. BARBARIE: Periodo de la gauacleria y de la ag ri cultura y de aclquisici6n de metodos de ereaci6n mas activa de produetos naturales por rncdio de! trabajo humano. CIVILIZACIO:N: Periodo en quc el hombre apren dr a elaborar productos artificiales, valiendose de los productos de la naturaleza como primeras materias, por medio de la industria propiamente dicha y del arte. Morgan vivio gran parte de su vida entre los iroque scs, establecidos afrn actualmente en el Estaclo de ?\ew York y fue adoptado en una de sus tribu s ( la ,le leis senekas) y encontro vigcnte entre ellos un si-;tc111a clc parentesco en contradiccion con sus Yel'(,latlerus vincu lo s de familia Jmpernba alli esa especie de matrimonio, facilmcnte disoluble por ambas partes, Hamada por Morgan familia Origen de la Familia segun F ederico Engels POR MYRIAM FINKELM AN (Especial para adopta la division en salvajismo barbarie y civilizaci6n, subdividiendo cada una de las dos 1 ,rimcras en tres eta pas que son: inferior, media y su1Jerior segun los pro gresos que se realicen en la utili~acion de nuevos rnedios de producci6n. '' Todas las grttndes epocas del progreORA. MYRIAM FINKELMAN DR A. MYRIAM FINKELMAN, recien graduada con la s mas altas calificaciones, de Doctora en Filosofia y Letras de la Universidad Nacional, es la primera, he'breo-cubana que lo gra doctorarse en esas disciplinas. Poseedora de amplia cultura y g.ran inquietud intelectual, la Dra. Finkelman, no obstante su juventud es ya autora de numerosos e interesantes ensayos sobre los mas "\"ariadios temas, publicados en :pras~iosos dia rios y revistas de la Republica. H~BRAICA HEBRAIOA) '' sindiasmica''. La desccndencia de una pareja conyugal de esta es pecic de raza era, pnes patente recono c ida por toclo cl munclo; ninguna ducla podia quedar acerca de saber a qui en debian aplicarse los apelativos de pach-e, madl'e, hijo, hija, hennano, hermana. Pero el empleo de estos terminos de parentesco esta en absoluta contradiccion con cl uso y valor quc nosotros couocemos. "El iro ques no solo llama hijos e hijas a los suyos propios, sino que tambien a los de su hermano, y lo s hijos del segun do Haman padre tambien al primero. Por cl contra rio llama sobrinos a los hijos de sus hennanas, los cua le~ le Haman tio, Inversamentc, Ja iroqucsa, a la VP'/ que a sus propios hijo s llama hijos e hijas cle c lla a los de sus heimanas tambien, quienes le clan cl nombre de rnadre. Pero llama sobrinos y sobrinas a los h ijos de sus hermanos, bijos que la llaman tia. Los hijos de hcrmanos se Haman entre si hermanos y hel'manas y lo mismo hacen por su parte los hijos de hcrmanas' Todo esto expresa la idea que ellos se fonnan de la pl'oximidad o lejania del parcntesco, cle su igualclad o desigualdad, en fin, de su consanguineidad inmcdiata o no. Pern la observacion toma afrn mayor importan cia cuando se encuentra que cse sistema parenteral sc halla en vigor no s6lo cntrc los indios americanos, sino quc ademas existc sin cambio alguno o con insignificante variacion, en los aborigenes de la India, en las tribus clraviclianas del Dekany en las tribus goras clel Indostan. l\1ientras tanto se observau lugares donde las denomi nacion es de parentesco existentes no responden a las re laciones existentes, lo cual prueba un adelanto o des a rrollo en la organizacion familistica A este respccto dice Morgan : '' La familia es el cle mento activo, nunca permanece estacionaria, sino q 1 .rn pasa, de una forma inferiol' a una forma superior a rne ciida que la sociedad evoluciC!lla de llil grac1o m;is bajo a otro mas alto. En cambio, los sistemas de yiarcntes co son pasi vos, solo clcspues de largos intervalos regis tl'an los prugresos hechos por la farnilia eu cl cnrso de las edades y r..o :mfren radical moclificaciC.n -;ino cuando se ha modificado raclicialmente la familia' Y asi, de los sistemas de parentesco primitivos a los sistemas que privan hoy hay mm cl.iferencia nota ble que va descle e l hijo qnc tiene varios padres y madres hasta la forma actual. Y en su desarrollo y evoluci6n Diciembre, 'r94~

PAGE 18

A L di a si 1 guiente de la f.eria. todo era j1'.lbilo en casa de .Mirka. En primer lugar, M'irka, habia. ganado en la fe ria na.da menos que quince n1blos de plata. Y en se gundo lugar, lo que no dej a. ha de s e r tambien una sUJecrte, a Leah hab.fa.le salido un novio. Mientra s Leah estaba en la tiendia, ayudamio a s u madre en el exceso die trabajo q,oo les habia acaneado la feriia, con la afluencia de parroquianos, lmbo de reparar la joven en Gue da:liah, el cojo, que p a,saba por delante de su puerta en com.pa fiia de un joven; Guedaliah y su acom-p aifante detuvieronse para m:irnrla a, ella. A Leah di6le un brinlco el coraz6n y el salero que llevaba en la mano se le escurri6 de entre loSI dedos. Ouedaliah, el cojo, era un sastre de segunda mano que vivia principalmente de volver los trajes usados, dejandolos como nuevos y achicar, paira que puclieran s e rvirles a los hijos, las prendas de sus padres. Pero tambien entendia en otros asun tillos; era muy casamentero, y por eso sobresalt6se la mucha cha al observiar que la miraba, en union, de! joven. Luego si guieron su camino, pe!l'o a poco violviero,n. Y de pronto se le ocurri!6, a Leah pensar que tenian irutenci6n de entrar en la tienda. Pusose muy colorada y dijole a su madre con abo chorna,dos sollozos: --.jRY, mama,, es toy hecha un pingo! Mir ~a, que estaba atendiendo !!, 'lllll parroquiano, pregunto Intalhumorada: -l,Pero que ocurre? Mas al notar la presencia de Guedaliah con el joven, com. prendi6 ;i,l punto qu,e se tratab,ru de casorio. Despacho a prisa al parroquiano, dandole un paquetillo de tabaco barato de tie rra, limpiose las narices que tenia llenas de harina, y saludo a Guedaliah, poniendQ>le muy huena cara. -l,Que hay de nuevo, Reb Guedaliah? Y a,l mismo tiempo echo una ojeada al joven. Lue1ro afia-di6 en tono todavia mas afectu:oso: _,Leah, Dios se lo pague, me esta ayudando hoy. No es que yo lo diga; pero tiiene u,n,a mano de oro. En buena hora lo diga, no hay otra moza, tan lista como ella en todo el p1Ueblo. Yo crei;i, que solo era buena para guizar, lavar, coser la ropa y otras COSllS de ese j aez. P ero se, fla tambien mucha, mafia para H t B R A I C A 1.a / BJ anior en la aldea UN CUENTO OE LEON KOBRIN (Version Castellana de R. Cansinos A ssens) Ilustraciones p a ra HEBRAIOA> de Sirr.6n Glezer Io-.; negocios; no hay otra como ella ... -jTiene a quien salir! -dijo Gue daliah, mesandose la pun tiaguda barbilla y sonriendo de un modo que Mirka i.11terpre. t6 al punto en s e ntido favorable, por lo que exclam.6, radiante de alegria: -jBendito sea, Dios que me ha dado unos hijos de los que no tengo por que estar quejosa! Ya lo sabe uste,d Reb Gue da-liah .. L e ah perm.a necia cohibida en presencta del joven y la me jillas le echaban fuego. De buena gana se hubiera escondido en lo interioT de la tienda. pero un no se que la retenia alli. Des.e a ba posar la vista en el joven y no se'. atre via a mirarlo ni a hurtadillas. El joven, alto, esbelto y recio, de lozano y bonachon sem blante, con algo de barba negra y nariz regord,erta, que pa recia ma.naxle san.gre, vestia levita de anchos faldcm.e s, calza ba betas altas y llevaba sobre la negra pechera de la camisa una corbata 1 blanca. Miraba a Leah con el rabiUo del ojo, y saltaba a la vista. que la moza, le agr adaba. Por ultimo atreviose a hablar, y con cierta cortedad, dijo: -l, Ti-ene Ud. cigarrillos? ----1jYa lo creo que si! -repuso presurosa MirkaLeah, hija mia, dale un mazo de cigarillos a este caballero, Leah se I)'llso muy encarnada. l,Cigarrillos? Llegose a su madre y dijo1e al ordo: -No puedo, mama ... Me echan fuego los ojos Estey hecha un pingo... No quiero que me vea ... Y echando iai correr, quit6se de en medio. -Es una chiquilla. Se asusta, de los hombres Yo le des pacnare, c:aba.Jitero. l,Cu~os oigarrillos quiere usted? Dios le de la,rga, vida. -Deme diez ... 1Encendi6 el joven un ctgarrillo, sa,liose a La ca.He y dertuvose junto a la puerta de la tie:nida, mira ndo hacia el ferial. Guedalia.h habiase qued,ado a solas con Mirlr.a. -Ya comprendera rusted, Mirka., q'll/8! es un buen partido. -;De otro modo 110 lo hubiera usted traido, Reb Gueda.lia.h, Dicie~b!e~ !Q-:t-9

PAGE 19

SRTA. ANITA GOJER H a cmnplido los a1:helados 15 afios, la lJella Srta. Anita Gojer, hija querida de los es pesos Sara y Moises Gojer. Con tal motive ofrecieron un recibo bailable en su residen cia a las amigas y amigos de la simpatica Anita. Nu estra enhorabuena. iciembre, 1946SRTA. ROSITA SATANOWSKI Se engD:ana la CrCnica, Socinl d e 'HE BRAICA' ', para publica~ la '' foto'' do la hermosa y er.cantadora Sr ta Ro sita Satanowski, con n:otivo de su compromise con el co rrecto y apuesto joven Jose Yaglom, socio destacado del Club Juvenil "B'Nai B'Rith Hillel". Nuestras felicitacio, nes a la gentil pareja por tan fausto motive, --~-S RTA. MINDELE SALOMON Con una animada fiesta celebro su decimo quint1 anive r sar io la i1 ;, teligent~ y g,entll Stta Mindele Salomon, hija de Sara y Josue Salomon, Vicr.-Te s orc r o dee l a Asociaci(m de Fab 1 icantes d ~ Calzado d a la Habana. P'or tan g r a te motive les felicitamos. HE:i?RAICA

PAGE 20

-------~-------------------------------------e 1 LEON KOBRIN, que ocupa un lugar prominente entre los escritores hebreos que han adoptado el ''yiddish'' como lengua literaria, es natural de Vitebsk (Rusia Blan ca). Quince afios tendria, pr6xima.mente, CUll,lldo se dio a conocer con una serie de cuentos y novelas cortas escritas en ruso. En 1892 emigro a los Estados Unidos, y des de aquella epoca -hasta su mnrerte, a los 70 aiios, ocurrida hace unos meses--, e scri bi6 todas sus o bras en 'yididish' '. Su primer libro fue ''Yankel Boila y Otros Cuentos'' (1898), que obtuvo un, gran exito de criti c a a ambos lados del Oceano, mereciendo que Wiener el catedratic~ de la Universidad dee Hiarvard, lo Hamara el '' Gorki del '' yiddish' '. A e sa prime n ohra siguieron: "Dramas del Ghetto" "Una Colecci6n die Cuentos", y l as nove las "L o s Emigrantes ", "Madre e Hija", "Una Aldea de Lituania", "El Novio Profesional", "La Casa de Vecindad", "EJ. Encumbramiento de Orr", y muchas mas, en las que describe escenas y tipos de la vida judaic a en Norte America acr e ditandose de proft1.ndo observador y psic6logo. T ambien es autor Kobrin de un gran niimero de obras de' te atr o, entre las que me recen especial m e ncion,, "Minna", "EJ G hetto d:el Este ", 'Las Dos H:erm a na s ", y adaptacion a la escena de su "Yankel Boila" y de "Los Hij-os del Gheto" de Zangwill. El influjo de L e on Kobrin en la 1iteratura1 "yiddish" se ha manifiestado tambien mediante su labor de traductor excepcional Al el se le deben v;aJiosas versiones del 'Fa usto' d e Goethe de muchas o bra s: del espaiiol Echegaray y de las o bras comple tas de1 Anton Chejov. Tambien h a sido Kobrin quien ha popul a rizado entre los miles de lectores con que cuenta la literatura ''yiddish' ', el nombre y la obr. a del gran Gorki, con el que presenta no pocas afinidades. "El Amor en la Aldea" ha sido torn ad o de la nov e la de Kobrin "Una Ald ea, de Lituania' ', y en ella s resaltan s us condiciones de escritor realista, al par que/ tierno y sentimental. LEON KiOBRIN ------------------------------------- -------------.A>nlochecia y Mirka estaba, sentada en la tienda, al la d ,. o de su marido Moyshe-Itsye. .. Y que, <',fue a v,erte Reb Guedaliah? -

PAGE 21

El Dr. Mario Stone, afam a do medico hebreo-cubano, ha s ido nombr:.ido recientemente Prot' es or ersidad Na c ion a l. Le f e lic1tamos por su desi g n.aci6n, que lo honra, reconociendo sus meri tos profesionales, y tambien a la uo1oma .tieorea, que 1e cuent a cntre su jnv,entud mas capac1tada PRESIDENCIL DEL ACTO CONMEMORATIVO DE LA DECLARACION BALFOUR En el Cent ro I sraelita de Cub:i., se efectu6 un Acto C onm emorativo de la Decl a racion Balfour, por la cual Gr a n Bretafi a promeai6 tm ''Hogar N ac ion al'' a las hebreos en P a le s tina; exigiendose por los oradores su cumplim.i.
PAGE 22

P0R MICHAEL KINLIP INAUGURACION DE LA 'l'E::.\IPORADA 194:G-19-!7 DE LA ORQUESTA : F'II,ARMO~ICA DE LA HABA;-JA, BAJO LA DIRECCION DE ERICH KLEIBER El dia 20 de Octubre, en Coneierto Popular y el :21 Concierto de Gala, la Orqu esta Filarmonica de La Ila bana, bajo la batuta de su insigne director, Maestro Erich Kleiber, inaugurosc la ternporada de conciertos 1946-1947 Este primer concierto que fu6 dedicaclo a los tres gran clcs B ( Bach, Beethov en, Brahms), rcsulto uno de los mas maravillosos jamas escuchaclo en nuestra Capital. La gran labor realizada por cl genial Kleiber con la Orquesta Filarmonica en cstos frltimos afios en que ha estado bajo su experta direccion, constituye un Yercla dero milagro. Es un hecho quo no hay otro ::.\Iaestro capaz de ensefiar, ensayar y preparar de tal manera sa bia y consciente. Unicarnente los resentidos y los inca paces so atreven a poner en cluda las magnificas cuali dades que posee este Dir ector La Suite en Si JJJenor de Bach solo y flautas fotti, fue vertida en estilo muy fino. Ilubicra sido Yentajoso no exagerar demasiado los 7Jianos y pianissimos; tam bien seria preferible no achicar hu; cuerclas en Bach, rarticularm ente las violas y cellos. La Primem Sinfonfo de BccthoYen, en la quo so noia a{m la influen c ia de II a.wln y ::.\Iozai-t, )"a prcsagia al compositor maduro sobrc todo en cl ::.\Iinneto quo ~-a es mas bien lm Scherzo. Tambien cl segunclo tern a del Allegro del primer movimicnto cantado por los cellos, advierte ya al titan quo ma,; 1awlc ,;c1fa Bccihovcn. Kleiber logro una intcrprctaciiin altamcnte ficl de esta j oya musical. On mo n u mento de mclancolia lo es la C1tarla Sinfonia de Brahms En ella KJ.cibcr clio alas a la Orr:~uesta, H ev
PAGE 23

UENA HOM:ENAJE AL SR. CHARLES FE'l'ERMAN, DE LEG.ADO D E :L 'ORT' EiN PARIS A s u re g re s o d s: P a r is donde o r ,i s ti6 com,o delegado del ''Ort'' de C Lt -:ia al C'ongreso Mundi a l de ''Ort'', el Sr Charles Feterman, rindi6 u :a int e rc s an t e inform e al Ej ec ti v o del ''Or~'' rl '3 Cuba, y a la pt:ens 2., he brea. De izquierda a derecha, en la foto : Abra ham Marcus-Matterin, D ir c ctor d 3 '' HEBRAICA '; Max Kriger, Aron Yukon, Israel Gad.les, A bra.ham Z. W a in s tei.11 Charle s Il e term a n, y Gerson IDil1) e r. directiv e s d e l "Ort"; Jo se Br11m a n. Admi r. i r trador de "La Pala bra Hebrea". (S M. Kapla n Dire c tor de ''Vida Habanera' ', i, sisti6 mais tarde). Acr1u10A0Es DE LAS Soc1EDADES VARIO S ASPECTOS DEL ACTO HOM.ENAJE AL D ;::,, HENRY SHOSKES Y COMIBNZO DB LA CAMPANA DEL "Hll'AS DE AYUDA A LOS HEB R EOS DE EUROi' A, EN EL C. !SR.A.ELITA D es asp e cto s d e l p -L iblico; l a not a ble actriz h ebrco-ar ge nt ina P a ulini!. Singerman, que habl6 breves palabras en '' yi ddi s h''; el genial cellista hebreo Adolfo Odno p osoff, ac ompafiado al ptano por Bertha Huberman. i n t erp r eta m a gistral.mente ''Kol-Nidre' '; el Dr. Shos kes, Direc tor del 'Hias' en la America Latina, ha b l and o ; y un as pecto de la Presidencia, con los direc t i v os d e l a C a mp a na. Diciembre, 12_46 -23 HJEBRAICA

PAGE 24

JUAN W O LFGANG GRANAT ISAAC STERN En su Recital del 12 de Noviembre de 1946 a las 9-30 de la noche en el Teatro Auditorium, fue presentad o por la, Socieda d Pro Arte Musical Isaac Stern. isaac Stern, el jovrn y brillante violinista, naci6 en Kriminiesz trasladandose con sus padres a America a la edad de un ano. Americano por adopci6n, creci6 y se educ6 en la ciud a d de San Francisco, California, empezando sus estudios de musica a los seis afi.os con el piano como instrumento, y cambiando dos aiios despues para el violin. Desd e 1 el primer momento demostr6 ex traordinaria habilidad haciendo su debut en la ciudad de San Francisco a las onc e anos de edad. A los v,eintiseis anos Isaac Stern goza ya de una r:e put a ci6n s6lida y criticos como Olin Downes y Virgil Thompson lo declaran maestro entre los violinistas de esta generaci6n. Este joven y genial violinista hasta ahora desconoci do en nuestros medios musicales, pres ent6 como nii. meros principales de su programa, la Sonata en Re Me nor de Bramhs y la Sinfonia Espanola de Lalo. En la Sonata de Bramhs puso de relieve una musica lidad m a dura y r efinada poco comun en artistas de esa juventud La Sinfonia Espanola de Lalo, tantas veces escucha da aqui, la toc6 sin embargo con gran temperamento brioso, poniendo siempre su tecnica excelente al servi cio d e la obra. Este Recital fue una agradab1e so rpresa artistica para el auditorio, que se encontr6 frente a quien ya no es sclamente una prnmesa, sino una. bella realidacl en la gal e ria de los grandes ejecuta,,ntfs contemporaneos del violin, al lado de los eximios Heifetz, Menuhin, Elman, Milstein, etc. HEBRAIC A I5 RECITAL DE SONATAS PARA VIOLA Y PIANO DE JUAN W. GRANAT Y ALBERTO FALCON La Sociedad de Conciertos present6 en dias pasados, en el l:lal6n Maria Teresa de Pro Arte Musical al Viola Solista de la Orquesta Filarm6nica de La Habana, Juan Wolfgang Granat, en un recital de sonatas con el Maes tro Falcon a l piano. El programa fue muy variado e interc sante y exponente de varios estilos de la literatu ra musical. Prim erame nte escuchamos una Sonata del composi tor italian o del siglo XVIII, Benedectto Marcello. Granat interpret 6 esa bella Sonata con mucho sentido musical y buena tecnica, aunque hubieramos preferido el allegro un poco menos rapido. C ontinua el programa la Sonata XX Op. 49 del famo so compositor ruso-hebre o del siglo pasado, Anton Ru binzte i n. La obra, muy bien escrita para ambos ins trumentos, es muy romantica, aunque desde -el punto de vista estrict a mente musical, algo superficial. La obra mas inter esante del redtal, fue sin duda la presentaci6n de la Sonata Op. No. 4 del compositor aleman cantemp oraneo Paul Hindemith, una obra interesantisima de factura moderna. Siendo Hindemith nn Excelente ejfcutante de la viola,, la Sonata resulta muy bien trata da para dicho instrumento de cuerda., sacand.ole muy hermosos efectos. Ambos ejecutantes interpret ar on esta obra con mucho interes Siendo, a no dudarlo, la ejecuci6n me 1 jor lograda por el magnifico violi sta Granat quien la toc6 con gran carifio y entu siasmo. Al final izar este recital de las tres sonatas antes men cionadas, que lo fueron en primera audici6n en Cuba, tanto el Maestro Granat, como e l Maestro Falcon r:e cibieron nutridos aplausos de la selecta concurrencia. ISAAC STERN

PAGE 25

a la suhlevaci,6n de Bar Kojba, visit6 todas las comunidacles ismelitas en Europa, Asia y .Africa, y en toe.las los l ugares don de Yi vian los j uc1ios, 0stos labraban la tierra. En Ba bi.Ionia ( 8i1ia e frak), clonde limitar a los judios en la posesion Y cnltivo de la tie,rra, pero los mnsul rna 11cs que ocupa1 a Espaiia permi t i('ron a l os jnclios posecr .\' labrar tirtTas a tal punto, quc la Iglesia Ca tC>iiea quc afia11z6 su dorninio eu los contra ese est ado de cosas. Toclas las pruebas hist6ric:as aniba eitaclas elem nest ran <1 u c la agrieull ra fue nun clc las ocupacio11es pdnci paks cjcnidas por Jos jurlfos en el emso de la primcra. mi.tad de la Edacl ::.\Ieclia. Los grandes acontecimientos q ue caracterizan la epoca medieval, como la Cruzada y el desarrollo del feuc1alismo, ascstaron un golpe tre m e ndo a la agricultura judfa, arro jando a los israelitas de las tierras que culiiYaron e impulsandolos hacia otras actividades y ocupaciones ur banas, El desenvolvimiento del feu~lalis1110, que consislia en la acaparaci6n de las tierras en manos de los seiio res convirtiendo a la poblaci6n en sie;vos del suelo, origiu6 la expuls~6n gradual de los judios de la tierra Y su separaci6n de la agricultura y les oblig6 a entregarse a las ocupaciones iu consiste ntes de la ciudad, al comer cio y a la fuuci6n de intermediarios. Fue una consecuencia natural de los acontecimieutos los judios, diferenPhifre Kojin (d ~r e c ha en la foto) d, iput a da d3 la Region Antonoma Judi a de Biro-Bid, l" : US habitos jitn al Soviet Su pre mo de la Uni o n Sovi;tica, dirige un gmpo de jardineras, que son tes por su re igrnn Y I:>? 1 s 1 as c am p e onas de e s ta region. del resto de la poblaciou, no pochan sig-Jos .,rn y ~r IV y que se puso a convertirse en siervos,q~e trabaja~en t:0111 ba 1i r el en ltivo del suelo por los para los nobles; su regimen de _v1da jndfos, tarnpoco pudo hacer nada en distinto les obligaba a cierta mde cstc senticlo. Los judios esp'auoles peipendencia, y esto di6 lugar a su lenta c1urarnn e n sus ocupaciones agricolas transformaci6n en artesanos, en c~ hasta u expulsion. merciantes e intermediarios que habid 1tro jnc1io pcrdur6 s6 lic1am c nte J 1,htd l'l iglu :\,, la ocupa<'.ion p1iw:i ])Ul tlc los JnJios era la agricult,iru. La s kyPs cle anenc1amiento de tierr'1;, tan drtallada en cl Talmud de Ba bilonia, lo co mprueban acabadame11te. En los m eses de Tischri y Nis;.Lll se tlaba asueto a los estucliantes de las academias tal!n{1dicas a fin de qne regresaran a sus quehaceres ruralc,,. En Egipto, segun testimonio de Pi lon, Yivian un mill6n de judios, grn:1 partc cle los cualcs eran campesinf\S. En Sicilia hubo a fines del Siglo VI gran numero de colonos judios que cultivaban tierras perteneciente; a la i glesia; lo evidencia el hecho de q11e e l Papa Gregorio I les prometiera re ducir los impuestos si se convertian al cristianismo. El mismo pontific:e prohibi6 que los propietarios judios ocupasen en las faenas rurales a es cla vos cristianos. En Roma se en c u entran agricultores judios hasta e l Siglo X. Bajo el gobierno de Cario magno los judios se ocupaban, en gran cscala, en todos sus clominios del cul. tivo del suelo. En e l sur de Francia entre el siglo sexto y el decimo los ju '. dios poseiau y cultivaban tierras y vifiedos; hasta exportabau vino, en barcos, a otros paises. No esta de mas seiialar que en el sur de Francia, cerca de Narbona, habia una montafia: que llevaba el nombre de "Mons ,J1 daicus' ', y en las inmediaciones de Lyon existia una region que llevaba en la Edad Media el nombre de '' Te rra Hebrearum''. Renan atestigua que los judios de Francia tenfan has ta el Siglo XIII las mismas ocupacio n rs que los franceses. Espaiia es la que posee una abun clante historia de la agricultura ju dia. Los reyes visigodos trataron de HEBRAICA La circunstancia de que los obispos ta ban en las ciudacles. Por otra par Y hasta los rnismos Papas hayan dirite las 1 Cruzadas y las ma~ac1: es en oido cntre los Sie:los VI y IX advermasa cometidas contra los JUchos en 0 Hornlbns y mujeres hebreos, vuelven a su. antiguo esplendor de ''tierra. de leche y y miel'' la ticrra hoy aricla o pantanosa, poniendo a cont1ibuci6n sus b!"azos infatigables y las maquinarias mas modernas tencias a aquellos reyes y principes de los territorios actualmente alema nes y franceses, que permitian a los judios poseer tierras y tomar a cris tiauos para quc lcs ayudasen a la brarlas, eviclencia que en dicha epoca cultivaban los judios la tierra, y que la iglesia trataba de adoptar medidas 22 todos los lugares donde las mismas pasaron, arruinaron la vida judia en muchas comunidades de la Europa Occidental. A esto vinieronse afi.adir otros sucesos anormales y violentos co mo las guerras, las persecucione,;, las pestes y otros hechos catastr6fi( ';on ti lll1, e,1 I,! pag. 31) Diciembre, 194(,

PAGE 26

POET AS HEB REOS: ELIEZER ARONOWSKY MACE 0 (Versi6n del !dish, por David Haimovitz y Andres de Piedra-Bueno LIEZER ARONOWSKY abre una E senda en las letras cubanas. Clava un mastil: c~ mino del cielo. Y prende su bandcra. 1,Su bandera? ... Una estrella -stella polarissantifica la sangre. Aronowsky ha comprendido el Sim.bolo y lo ha encarcelado en su lira. Es el primer poeta idish en el horizonte de Cuba. La, isla -iman atlantico, brazo geo16 gicoatrajo la emigraci6n hebrea. Cru cific6 el norte, como la aguja de llllia brli. ju.la sonora: el mar. La car-avana de la post-guerra abri6 la tienda en esta tierra joven. El exodo israelita -inercia secu larfecunda todos los surcos de la huma nidad. Cuba! La proa biblica cort6 la ola antillana. Y crea, crea. Y trae s u mitsica de atavica novedad. Los poetas ... ELIEZa;:R t>RONOWSKY Aronow sky ha sido la Have de ese canto. Su prim.er libro : CANTOS DE CUBA. Lue go: LUZ TROPICAL El paisaje de la pa tri a reciente, y la campana de La Dema jagua. El, badajo de cristal. Arco-Iris Ahora, MACEO. Ha interpretado al he roe. El cent auro, y el indice. Hoy Maceo enarbolaria una bandera cubana: la roja. Hoy, que la. libertad se ha encogido -pa. Iida y dolo rosaen la. estrella, stella po laris. El poema original ha mer sc ido el elogio extranjero. Sobre la tr a ducci6n literal de ese poema -hecha cuiidadosamente por Da vid Haimovitz ''diletantti'' de la belle za--, yo he escrito el romance. La voz es cle Aronowsky. Y el merito. Laurel! Andres de PIEDRA-BUENO La Habana. 1932 I' ~ ciembre, I 946 I NACIMIENTO E aso1n6 a la puerta a z ul la noche de la esperanza y las 1nontes, silenG'iosos) 1in mensaje ciich,icheaban .. J})n si niisnia se perdia la naci6n esclaviza da, y en e l coliimpio del G'ielo i1os astrns se balan cea ban .. Sueiia Santiago en la c6smica caclena cle siis montanas, niienhas el niar con sus dedos de es puma roza las playas .. Du enne una casa en la noche -la casci cle la esperanz ar-; nnci niaclre mira al negro hori z onte cle mmallas, y un nino clesatara todas las manos esclavas .. El yugo hace enniiiclecer la apariencia cle las almas y Antonio crece y observa lei tristeza de la patria .. Hay un pan: e l snf1iniiento; y tiene hambr e de niaiianas .. El t-iempo estaba prenado cle ima arcliente maclrugada; pern aun la nor'lw ponia la cl etenci6n cle sii garra .. -'lnto1110 crece Ya es joven al r6jo blanco. Le llama -y hay iin secreto que se abre J co1no iin iman, la sabana .. El coraz6n se liberta coma una flo1 cle clistanG'ias .. E l ejercito opresor deslio111a e l nom bre cle Espana~ ,y cle su invasion salvaje en la isla atemo1izada quedan huellas cle ignominia y pistas de hierro .. Hablaban las vientos sabre las campos, y en cacla tiniebl ci hmnana la es pentnza clescorri6 la lu z de la maclrugacla ... Y un fulgor clariviclente r,,, <'J1r'('Nh6 sob re lns al mas .. El sol imcmt6 las cosas lwcia sii f uego; y en cad a r6 libertador florecieron pasos de D ias ... En el alba Salieron toclos las hombres con im machete o un hach a o clesarmaclos; y f ueron a la lucha. La batalla llovi6 en las pechos h,eroicos la sangrienta granizada .. II 1868 scendi6 al mil ochocientos sesenta y ocho, la patria, coma a iin peldano de dias en la misteriosa escal'(;i ; victimas j6venes eran l ofrecidas en el ara, y una emoci6n cle victoria e l sacri f icio cant ab a .. Una madre con cliez heroes quiere lavarse la mancha de la esclavitilcl Es vispera de la fiesta mas sagarda : lei libertad; y abandona el regazo cle la msa .. Diez heroes-el padre e hijos el bagaje preparaban; y de la tela del cielo la aurora se cleshilaba .. La madre se despicli6 de sus heroes. En la oasa iina estrella de diez puntas a mmciaba la manana .. Una puerta se ha cerraclo y iina vision de esperanza Cuba libre, el enemigo expi ilsaclo cle sus playas, y, en el fu ror cle la marcha, con el cenit en las caras a un paso de vencecloresse asoma par la ventana .. Los heroes montan y part en; y, en el fiiror de la marcha hiielen con epico olf ato la procligiosa alborada ... .Ii ntonio y Jose persigiien a las soldaclos de Espana, que jamas vieron enfrnnte enemigo de esa talla. g, De d6nde viene esa fuer za, a las negros, a las parias .. ? Antonio condiuce al triunfo. Se clesploma en una carga el viejo Maoeo. Diez anos cle sangre sob re la patria .. Litego, las hermanos ... Gira sabre el heroe la venganza y Jura borrar las h,:wllas clel yugo espaiiol. La masa del pueblo inunda las campos, Diciembre, 1946

PAGE 27

Los Judios la AS!ricultura Sinte 3 is de un ensayo de! notable esccritor hebreo-argentino JOSE MEND E L S ON D URANTE una larga epoca se ha anaigado en el mundo -y no solo en el mundo externo, sino incluso en nuestras propias filasla conviccion de que los judios forman un pueblo de mercaderes que se dedican i'.micamente al comercio y a la industria, y lle gando algunos en sus afirmaciones a la conclusion extremadamente ab'Jur da, de que los ju~lios nunca han si.do un pueblo de agr1cultores. En forma aparentemente cicntifica se ha pretendido d emostrar que 1 ,s judios forman un pueblo exclu~iva mente mercantil y que no han deJado de serlo en todos los tiempo s; que existe entre ellos desde siempre una repulsion por la agricultural Segun hombres de ciencia como Sombart, el pueblo judio seria un conglom~ rado de nomades quo no pu eden garse a la tierra; y por ser nomades por excelencia, se dedi~aban al, c~ mercio incluso en los tiempos b1bh cos. I-Ia habido tambien conomistas que, aplicando un met?do !'ig\ll'O~a mente marxista a la h1stona JUdia, sostenian que los judios han sentido a version, en todas las ep ocas, por las faenas rurales. Empero, es un hecho histori co que los judios, en el cmso d~ Sl~ larga existencia como pueblo, Jamas han cortado del todo cbn la agricultura; no solo en Palestina, sino que en todos los paises de su dispersion, inici~~a muchos siglos antes de la destrucc10n del S egundo T emp lo se dedicaban ~l cultivo d e las tierras, a la ganadena y a la avicultura. La labranza de_ la tierra ha sido siempre la ocupac10n hacia la cual se sentia atraida y que anhelaba la masa judia. Y si no ha poilido realizar este deseo _en todas partes y en todas las oc~s10nes, no fue por culpa de ella, smo de sus opresores y perseguidores que les ex tirparon por la fuerza de su arra1go, ahuycntandola de pais en pais. Que los judios han sido cl es cle sus dias iniciales un pueblo de labriegos lo clemuestra la Hiblia. Ya los pa triarcas, protagonistas de nuestra hi tori.a primitiva, simbolizan c01~ sus vidas la manel'a como los antiguos h e breos pasaron d e la vida nomade a la agl'icultura. .. Nuestras fiestas, en su s1glllficado P rimitivo han s ido fijadas para ce' 1 e bra1 distintas fases del ano agncola: la Pascua se festeja "desde qu e comenzara la ho z en las mieses", al comienzo de la cosecha de la cebada. P entecostes (Sc havuoth ) es la solem nidad de los primel'os frutos maduros (Bi kurim ) y de la primera cose~ha clel tl'ioo la fiesta de las Cabanas ( ~ucoth) 'ma rca cl ~er:11ino de~ ~fio agricola y de la vendmua. Por s1 esto fueia poco, las leyes de la Biblia cle muestran que la base de toda ~a. eco nomia nacional residia e n el regimen agricola : la ayuda :,;ocial, el sist_ema de impuestos, las ofrendas, e l. p~u:ne l'0 y segundo diezmo, las pl'nlllc1~s, etc., toclos estos pormenores relac~o nados con la vida cconom ica y social nos hablan de formas y sistemas ~olo conce bibl es en un pueblo exclus1va mente agricola. En l a epoca del Primer T emp~o J l id eal maxima de los hebreos consistia en 'vivi r seguros cadet iino debaJO de sit pei-rra y debajo de su higu ei"l'a". En aquel tiempo la palabra mer~a der el'a sino nimo de '' cananeo' ', t~r rnino injurioso para una raza extrana, acerca de l a cua l dos profetas, Oseas y zlacarias, dicen respectivamente i ; 'Es mercaclei qiie tiene en su ~~a1;f peso f etlso eimcidor de la:, opiesion y: ''No habra rnas cananeo algiino e,n let casct cle J ehova" Para que e l profeta empleara tales metaforas, er3: me nester que el pueblo fuese agncola y hostil al comercio. Al se l' destruido el Pnmer Templo y destcrrados los judios. en masa, el profcta Jeremias ac?Il:seJa a los que parten para la cautrv1dad, que tamU u breve r a to de r es c a n s o d e l a dura t a l.'e a en el '' kibutz Dici e mbre, 1946 2I bien alli se dediquen a la labor de la tiel'I'a He aqui sus palabras: "Edi ficad casc i y inoracl, y plantad huer tos y co ined clel fnito de eUos". Los judios que quedaron en Palestina, al scr con quistada es ta por Babilonia, tampoco interrumpieron sus activi dadcs agricolas y siguieron labrando la tierra. El desarrollo d e la agl'icultura en Pal estina alcanza su apogeo durante la dinastia hasmonca. En este peque110 pais vi vian, dicz y nueve siglos atras mas de cinco millones de a l mas. A:,;i lo afirma e l historiador romano E:,;trabon y lo mismo asegura 1mes tro prinrn r historiador J osefo Flavia. Ello era posiblc {micamentc porque lo:,; judios de cnlonccs logl'aron clcs anollal' l a agriculiura en forma tan intensiva, quo cultivaba~ las monta fias, hacian horticultura sobre terre nos rellenados y hasta sembraban en las azoteas y terrazaN, provocando la admiracion de los griegos y romanos, t1nienes, casualmente, eran poco afi c ion ados a la agricultura. El citado historiador Flavia, en su libl'o "Co ntra A pion", dice orgullo so: "Como poseemos un territorio fer til, nos cl edicamos genernlmente al ciil tiio de la tierrn" En otro pasaje del mismo libro dice: "No nos ocuprurnos del co11iercio, ni enviamos nuestros prodnctos ha cia e l mar, porque po see nios iin territorio fertil y nos es forza11ws en leibmrlo y citiclarlo". La cmigracion de los judios de Pa l est ina, en virt1td de la estrechez de ese pai inici os~ tiempo antes de la perdida d e la indep e ndencia y se oriento hacia los paises del :M:edite rraneo. En un principio la emigra cion sc realizaba lentamente, pcro c l alzamiento contra Roma arroj6 brus camente de Palestina cerca clc un m llon de juclios y apl'esur6 el proccso de la dispersion. Existen prucbas inobjetab l es de q u e tambien en los nuevos paises de s u r sidencia, los judios contin u a b a n oc pandose preferentemente d e l a ag ri eultura. O u ando Rabi Ak i va hi zo s u jira por tocla l a cl i asp i ra ju d ia par a pr eparar y r e unir fo nd os d est inado s HE BRAICA

PAGE 28

a la sub1evaci6n de Bar Kojba visit6 todas las comuniclades ismelitas en Europa ~ \. sia y Africa )' eu todos los lu garC's tlonde vivian los jndios, csl os J n bra ba 11 la tierra E11 l fabilonia ( 'iria c frak), cloncle limitar a lo s judios en la posesi6n y c nltivo de la tierra, pcro los musul11 w 11 cs quc ocuparon a Espaua permi t icrnu a l os judios poscer .r Jabrar tic'l'Jas a tal pnnto, quc la Iglesia Ca tC>l it:a, q uc afianz6 su clominio en los contra ese 1:>stado de cosas. Toda las prncbas hist6ricas ani.ba <:ita! la s dcmucstran c1uc la agrit:ullu ra fue una clc las ocnpacioues princi paks cjcrcitlas por los ju
PAGE 29

J UA N W O L F G A NG GRANAT I S AAC S T ERN En su Recita l del 12 de N o viembre d e 1946 a las 9 30 de la noc h e e n el Teatro A udit o rium, fue p r es e ntado por l a, Socie dad P r o Arte Music a l Isaac Stern. isaac Stern, el jovrn y brill a nte violinista, nacio en Kriminiesz tr a sladandose con sus padres a America a la edad de un afio. Americano por adopcion, crecio y se educ6 en la ciud a d de San Francisco, California, empezando sus estudios de musica a los seis anos con e l piano como instrumento, y cambiando dos anos despues para el violin. Desde 1 el primer momento demostr6 ex traordinaria habilid a d haciendo su debut en la ciudad de San Francisco a Ins onoe 1 a.nos de edad. A los veintiseis anos Isaac Stern goza ya de una r:e put a ci6n s6lida y criticos como Olin Downes y Virgil 'lhompson lo declaran maestro entre los violinistas de esta generacion. Este joven y genial violinista hasta ahora desconoci do en nuestros medios musicales, pres ento como mi meros principales de su programa, la Sonata en Re Me nor de Bramhs y la Sinfonia Espanola de Lalo. En la Sonata de Bramhs puso de relieve una musica lidad m a dura y r.efinada poco comun en artistas de esa juventudLa Sinfonia Espanola de Lalo, tantas veces escucha da aqui, la toc6 sin embargo con gran temperamento brioso poniendo siempre su tecnica excelente al servi cio de la o bra. Este Recital fue una agradable so rpresa artistica para el auditorio, que se encontr6 frente a quien ya no es solamente una promesa, sino una bella realidad en la gal e ria de los grandes ejecut:1,,ntes contemporaneos del violin, al lado de los eximios Heifetz, Menuhin, Elman, Milstein, etc. HEBRAIC A 15 RECITAL DE SONATAS PARA VIOLA Y PIANO DE JUAN W. GRANAT Y ALBERTO FALCON L a Sociedad de Conciertos presento en dias pasados, en el Salon Maria Teresa de Pro Arte Musical al Viola Solista de la Orquesta Filarmonica de La Habana, Juan Wolfgang Gran a t, en un recital de sonatas con el Maes tr o Falcon a l piano. El programa fue muy variado e int erEsa nte y e x ponente de varios estilos de la literatu ra musical. Prim era mente escuchamos una Sonata del composi to r i t alia no del siglo XVIII, Benedectto Marcello. Gr anat in te r preto esa bella Sonata con mucho sentido m usical y b u e n a tecnica aunque hubieramos preferido el allegro un poco menos rapido. Co ntinua el programa la Son a ta XX Op. 49 del famo s o co m po s ito r ruso-hebreo del siglo pasado, Anton Ru b instei n L a obr a muy bien escrita para ambos ins trumentos, e s muy romantica, aunque desde el punto de vis t a estrictamente musical, algo superficial. L a obr a m a s inter esante del recital, fue sin duda la pr e s e nta ci6n de la So n a ta Op. No. 4 del compositor aleman con t em poraneo Paul Hindemith una obra inter esantisima de factura moderna. Siendo Hindemith un Excelente ej f cutante de la viola,, la Sonata resulta muy bie n t r a t a da para dicho instrumento de cuerda, sacan:iole muy hermosos efectos. Ambos ejecutantes interpretar on esta obra con mucho interes Siendo, a no dudar l o, l a e jecucion me 1 jor lograda por el magnifico violista Gr a n a t quien la toco con gran cariiio y entu sias mo. Al fi n a lizar este recital de las tres sonatas antes men cionadas, que lo fueron en primera audicion en Cubai, tant o el Maestro Granat, como el Maestro Falcon r:e< c ib ie r on nutridos aplausos de la selecta concurrencia. ISAAC STERN

PAGE 30

desnuda, liambrienta, descalza. A veces a los fusiles solo 1esponden pedradas. di Qui en 1nt .ede espera r la gloria en la g en,te clesarniada? .Jlllltiplica e l eneniigo sns fu erzas En la batalla <'uva ha caido. La noche crespon6 todas las almas; p ero en lo hondo, en lo honclo, no se enterr6 la esperanza .. III EN ELEXILIO ay6 la noche. Los heroes se alejaron de la tierra; y el refugio de Jamaica insinuaba sus rib eras .. Se van, pero e l enemigo en 'ltn crucero los cerca, y con ojos de sarcasmo y burla los encadena .. 1 la soledad oceanica del Africa se los lleva; .lJ la vision de la Antilla, en las mentes se proyecta .. En tanto, ofra vez la patria, salt6, pero la horca ferrea cle los fusiles cort6 la rnspiraci6n sangrienta .. Antonio esta desterrado, y recorre Cen tro-Am erica con una nostalgia heroica: l c1, patria (vive en c adenas .. Una tristeza se cierne sobre el como una tiniebla; y a su padre y sus hermanos y sus soldados recuerda .. &Sera en vano el sacrificio rlel alba y de la inocencia .. ? di Se ha de cerrar siempre un puno negrn sobre las cabezas? No, porqiie es forzoso que l a libertacl amanezca; las voliwitades unidas consagraran la pelea .. Y f iu}. otra vez el coraje, !J f u,e otra vez la creencia, y sobre la patria triste f'ueron otrc1, vez las huellas cl e l tirano .. Todo es noohe, de enemigos les estreoha .. Saludo de los mach,etes, fusiles y bayonetas .. Se rlesborda un crater e p ico 1nient1as el oriente humea; es ya tempo cle romper las esposas y caclenas. r se alarga sobre la isla la llama de la epopeya .. IV Tl E 1 vIPO HEROICO m) l n huracan de caballos \ [ 1 y de jinetes corria; \ j6venes y viejos t ras de la voz patri6tica iban JI ay qiie libertar la patria del clespota que la pisa .. ; que la campana dJel rey no congregiie almas oautivas ... El mambi se hace con yagiias el escudo, y utiliza la tela del coco y hace con e lla, polainas Upicas. Los cocoteros le ofrecen sus cantaros de agiia limpia, y el romantico yarey la s cc1,bezas clignifica .. M aceo arrastra sus hiiestes cle oriente a occidente: el dia; y lo s ciibanos arrollan a las tropas enemigas ... Ya estan en Pinar del Rio. r el espanol hostilJiza en cacla 1inc6n, y expresa -como una serpiente silba la voli1,ntad de acabar con el general que aclmira .. Desde el J. Vl ariel a M ajana -que es el ciiello de la is l mia alambrada de fiiego ponen al paso del dia .. D e un ma1 hasta el otro mar e~ pabell6n de Castilla quiere tender sii mortaja sobre e l heroe que venia .. 8 1,1,enan abrirle una tumba en la occidental provincia. La noche, como una abuela a sus nietos, encogia l os bra zos para amparar iw1, bot e qiie rema aprisa .. pero hay sol .. En las con?iencias como en un surco, quedaron simientes de independencia .. Y ha florecido el laurel Es kl aceo. Esta en La H abana, y se desatan las iras espanolas: di que demiurgo de la libertad. La guerra ge1'mina sobre las olas clel exilio .. Una goleta los devuelve a Cuba. Antonio con sws h ernianos de ausencia rel onrnn de Coste Rica a la pah'ia que lo es pera .. Pma arribar a la costa la goletct laclronea; y, al desembarcar, un ceroo o que arcangel le encaminct .. ? Un ciierpo condecorado po1 u n calvario de heridas; y el l1eroe lucha ... No sabe de reposo ni f atiga. Sangre ... una bala ... Se nrnelen ci'e:.> ,IJ lierm en su cafda, !J 1111a liemorrngi'ci de glo1ia en la C"ara heroica brilla ... 1llue1e, pero en la 1nirada la vision futura oscila ... Se muelen cielos y tierra en la tragica sonrisa .. V LA YOZ DE MACEO e ha l-ib~1tado por fi:11 la patria del yugo vieJo_: rantan y bailan las gentes alf divino nacimiento .. 1\~ o se ha secado aun la sangre, 11 o se h,an podrido aun los muertos, pero es tan brillante el sol que se sugestiona el pueblo La semana de la noche !ta tenido wn cierre esplendido; y el piieblo e leva a potencia, infinita el sentimiento .. Pern, en realidad, la patria s6lo ha cambiado de dueno, po1'qu e los yankees voraces wn dogal de oro trajeron ... Los abuelos han dejado e11 l os surcos de los nietos semillas de rebeldia sobrn la noche del tiempo .. Ot1-a vez, por la isla entera d e anibula un pueblo famelico ... L j I a ent1-ada de La Habana, es1Jern Antonio klaceo (Jue lf e guen los dias her6icos de i h lu c ha del obrero; !J e l inclice del machete se11(1,la e l florecimiento ... En las tarcles amatistas vie nen los ninos pequenos a jugar jimto a la estatua, y una voz l es llama dentro, pe J O no entienden, no entien den ... !I piensan solo en el jiiego. JJJl lu fr oe f rena el caballo /J se prepara al saDto epic o; el ha de guiar la tragica m idtitud de hombres hambrientos JJcl'J'a bm-rer Zos verdugos .11 as[ lib ertar los siervos .. } y c11ando ya la ciiiclacl SC' 0111 ortaja en e l sil enci o, la voz del hfro e se alarga sob re un hori zon t e negro .. IJ ga 1 o pa por las calles y va a los ba rrios extremos, .lJ sufrn co1i ba niiseria del proletariado ... Pero e l mar qi1,e lo sabe todo .IJ que se guarcla el secreto, crnnque acaricia las costas rsJ J crn 1111 soplo de tiemvo J N11' a lii11cha1sC' l'n d cll'scrng re ma ravilloso del pueblo .. /1.Jl f nclice del machete clava en el norte Maceo.

PAGE 31

S IN duda alguna constituyen las enfermedades del cora l::on una de las causas mas importantes de mortalidad en todos los poises. Segun P. D. White, una de cad'a c;uatro personas mueren en los Estados Unidos de cardiopatia, alcanzando en algunos Estados, co mo Massachussetts, a ser de una por cada tres muertes Si bien en estadisticas de mortalidad de otros poises las condiciones sanitarias son en ellos peores que en los Estados Unidos, por lo que otras causas de muerte, mucho mas evitables (enfer medades infecciosas, etc.), constitu yen capitulos de mortalidad que su peran al de causas cardiacas Siendo, en general, las estadisti cas de incidencia de enfermedades bastante poco fided'ignas en la ma yoria de los paises, y los valores que dan distintos autores discrepan mucho entre si, puede decirse que las estadisticas entre el grupo so cial judio son o muy incompletos, o no existen Esto se debe a multi ples causas : 1. Porque en algunos poises con colonias judias (sobre todo en Asia ) no se efectuan censos o registros de poblacion 2. En otros, donde existen pobla ciones judias muy numerosas no se registra en los censos la religion o nacionalidad de los habitantes (co ma en los Estados Unidos, lnglaterra Francia, etc .) 3. En algunos si se registra la religion o nacionalidad, pero ese dato no se computa con los demas de sexo, causas de mortalidad' etc De los pocos datos que sabre cau sas de mortalidad entre judios te nemeos a mano, podemos extraer lo siguiente: En Varsovia, en el quin quenio de 1931-1936, de cada 100 ca sos de muerte entre jud'ios, corres pondia 23.9 a enfermedades del co razon (solo 16.9 entre no judios), siendo esta la causa que ocupaba el primer lugar en la estadistica (en tre los no judios fue la segunda cau sa de muerte, ocupando el primer lugar la tuberculosis) .Seguian, co mo causas de muerte entre jud'ios, las enfermedades pulmonares no tuberculosas (17 % ) cancer (11.5 % ) enfermedades mentales y nerviosas (no sifiliticas) (9 1 %) y tubercu losis (8.2 % ) De Nueva York, las cifras de muerte por enfermedades del cora zon, no oficiales, publicadas en el aiio 1925, fueron las siguientes: ju dios, 19 1; no judios, 18.1 (por cada 10,0G0 hal::;itantes). Como puecl'e verse por esos esca sos datos, de dos de las ciudades HEDRAICA mas densamente pobladas de ju dios, las enfermedades del corazon constituyen una d'e las causas mas importantes, si no la mas importan te, de muerte entre ese grupo social. Si bien, tiene gran interes el co nocer la frecuencia de mortalidad y morbilidad de causa cardiaca, ea aun mas interesante determinar la incidencia de los distintos tipos de enfermed'ades del corazon entre los judios en comparacion con los no judios. Sobre este tema, han publicado un trabajo los Dres I. Berkonsky y J Neuman, de Buenos Aires, Argen .tina. Nos ha llamado la atenci6n ese trabajo, no solo por ser uno de los pocos que sobre ese tema se ha publicado, sino tambien, porque co incide con la impresion personal que tenemos de la colonia judia en Me xico, respecto a la frecuencia de los distintos tipos de enfermedades del coraz6n. Los autores citados refieren que de los 2,830 pacientes con enferme dades cardiacas vistos en el Hospipar e l Dr BERNARDO FISH LEDER DEL INSTITUTO NACIONAL DE UARDIOLOGIA DE MEXICO (Especial plra 11 HEBR ~ICA") tal Judio "Ezrah", de Buenos Aires, el 97 5% eran judios. Por distintas raz ones eliminaron de la estadistica 438 casos y los restantes 2,392 en fermos cl'el coraz6n correspondian a: Enfermedades cardiacas funcio nales: 762 (31.88%). Enfermedades cardiacas organi cas: 1.630 (68.15%). En los comentarios que a sus ci fras hacen los autores, dicen los si guiente: "Los hechos mas salientes que se manifiestan de nuestra investiga ci6n de los cardi6patas judios en compara c i6n con las investigacio nes hechas en la poblaci6n general, tanto en nuestro pais coma en otros paises, son: 1. Entre los judios hay un mayor numero de cardiopatias funcio nales; 2. Un mayor numero de hiperten sos arteriales, menos cardiopa tias sifiliticas y menos cardiopa tias reumaticas. A lo cual agregan: "La mayor fre cuencia de cardiopatias funcionales es, quiz6:s, una consecuencia de la hipertensivid'ad de los judios." Elles dtan al Dr. I. Chavez (Di rector del Tnctituto 1'Tacional de Car ciiologia cle Mexico) rruirn llam6 la atenci6n mere el hecho de que lo:; indics mexicanos que realizan una vida primitiva, alejada del bullicio 20 DR. BERNARDO L. flSHLEDER urbano, padecen muy poco de en fermedades del coraz6n Otro ejem plo que dan, es el de los negros: "Se ha observado que mientras los negros del Africa casi nunca pa decen de hipertensi6n arterial, mien tras los negros de los Estados Uni dos esa afecci6n es dos y media veces mas frecuente que entre los blancos que conviven en el mismo med'io, en las mismas condiciones sociales y econ6micas. La historia de los negros en los Estados Uni dos es semejante a la historia de los judios Son las circunstancias las que, segun nuestra opinion, produ cen la mayor frecuencia de hiper tensi6n arterial en ambos." Los autores discuten tambien las causas del muy pequeiio numero de cardiopatias de origen sifilitico. La cifra es extraord'inariamente peque iia, solo un decimo de las cifras da dos por otros autores para la po blaci6n general. De todds los ca ses, s6lo diez eran de causa sifili tica (0.61 %), mientras queen la mis ma ciudad de Buenos Aires las ci fras que dan de enfermos d'el cora z6n por sifilis otros autores, es muy superior: Cosio encuentra 7 7%, Gonzalez 9.4 % y Castro Aubones, 6.8%. Ellos explican ese hecho del siguiente modo: "La causa del me nor numero de tales enfermos entre los judios se explicaria quizas por la vieja tradici6n de casarse muy j6venes, especialmente entre los ju dios de Rusia, Polonia, Rumania y Asia Menor, que son los que apor tan el mayor numero de pacientes al Hospital "Ezrah". Otros factor es son, quizas, la abstinencia sexual d'e la juventud judia antes del matrimo nio y la circuncisi6n de los recien nacidos .' D:c:embre, I<)-t-O

PAGE 32

GALER/A DE PINTORES HEBREOS: LAZAR LAZAR SEGALL, GRAN PINTOR DEL BRASIL POGROM 1EDRAICA SE G ESCFi IBE: B. E L BRASIL, que despue ri ca L a tin a, dondo la p m as alt a, expresi6n, c bu e nos pintores, al genial L p a.is de s de h a ce mas de ve un a rti s t a, realmen.te brasileii sac io,n el el hombre y la tie p i ntor y cl pintor encontr6 en 11 ifi c o e ininterrumpido desarr El el pro pio pintor quien l a gr o del color y de la luz' '. d e l B r a sil s ino del extra.njero c urio s o d e l a experiencfa art m a d a, f as e br a sileira' '. L a z a r Se g all e s un hebreo 1 E9 0 A lo s 16 a iio ,s abandon\; E s cue l a de Bell a s Artes de B mo vim:ieuto revolucionario qu to d as l as a rte s, s e d.-e j6 influir riz a b a n a qu e l agit a di s imo per mi a y s e va a lliesden, donde dividu a l en 19<10. En f e brero de 1913 des l a nd a e impul sa do por m e s pia' Br as il. Alli expone sus obra i n s p e r a d a men te en un pioner La gu e rr a de 1914 lo encu dond e p e rm a nece h as ta el f c ivil. Entr e 1919 y 1922, to d a<:i 6n de v a ri as s ociedade s eu ci6 n d e .a lgun as expo s iciones i. En 19 23 regres a al Brasil. P a ulo, se h a ce ciudad a no br a a lumn as, Jeny Klabin, pertene n a les :famili as h e breas d 1 el p a Go ethe y la mrayor colaborado Eu 19 3 7, representa al Bra
PAGE 33

LL SHAEFFER de Mexico es el pals de la A.me tura moderna h a alcanzado su enta entre un gran m1mero de zar Segall que viviendo en, ese te aiios, es considerado como Hubo una especie de compen a; el Brasil ha gan a do un gran 1 Brasil inspiracion par.a um. m a llo de su arte. ce: ''EJ Bra s il re'Velome el mi y realmente no solo los critico s consideran que el momento ma s stica de Segall, ha s ido s u Il a acido en Viln a Rusia, el aiio su pa tria par a ir a e s tudi a r a l a rlin Pero, impre s ionado por el estaba llevando s e a c a bo en prnr las nuevas ideas que c a racte odo. Sale enton c es de l: a Ac a de resenta SUI prim.era expo s icion in es de viaj a r por Fr a .nci. a y Ho tu de renovacion Se ga ll se v a a l en Sao P a ulo y s e tr a n s form. a del a.rte moderno d! e l Br as il. ntra ll\lev a mente e.!l Alem a nia del conflicto como pri s ionero pa.rte s obre s ali e nte en l a f 1 u n opeas de arte y en l a org a niza ternacionales. Fijando s u re s id e ncia en S a o ileiio y s e casa con un a. de s u s iente a una d e las m as tr a dicio s, traductora del 'F a usto '' de a del pintor. il en el Congreso Intern ac ion a l ne lugar en P a ri s Un aiio de s u y Colle celebr a en la c a. pit a i ~e sus 0 bras. El cuadro 'Prof1ecund a s e1ie de tem as jud a e Lucy y la s erie de e s cenas de Jordao, impresion a ron profuru, Segall pinto s u s lie=o s de ma s ode Emigrantes y 'Guerr a' '. no son obras de arte en el sennos obligan a pen sa r a vivir. ar al mundo, sino que siente s us ee los telegra;ma s de los diarios da. 'Cuando hago un cuadro tando siempre problemas nuevos, ndido anteriormente no me basta imentar y a aprender" lo un conocimiento mas amplio en el Museo NacionaJ de Bellas a.yo de 1943, una exposicion de una enorme coleccion de oleos, erables acuarelas aguas fuertes, ecir que la exposicion constituyo fascistas aprovecharon la oca campaiia contra Lazar Segall, s artistico y literarios del pa.is "' rte mas considerable de su obra y ge.neroso sentido humano, por su obra es actualmente 11.ma de od~rna y constituye un motivo NAUIO DE EMIGRANTES ( Detalle)

PAGE 34

ARTICULOS Df: STEf AN ZWf lG, f MILIO ROIG, PORTfll VILA, Y OTROS

PAGE 35

., CORTES I A 1 BENES Y CoMPANIA, S. A. FABRICANTES DE LA FAMOSA CAMISETAS MARCA: PERRO PEPE ANTONIO 508 TELEFONO X0-1267 GUANABACOA CUBA L, 11:11 ESPECIALIDAD EN TRABAJOS GRABADOS -EN BRONCE ~otograttas Comerciales 11 anos brindand de Fotografia Co o lo~ lllejores Traha tes p bl lllerc1al pa A Jos t 1 u icistas, Com ra nuncian. p~:;:; y otras entidad:tc1antes, lndusf l en ofrecede 1 soc1ales, nos b e ic1encias a su O d a me1or calidad a, 11am, d r en Hag Y an onos al tel f a una pruee ono M-2772 ro:g:;::~TIVll FUNDADA EN Jg 'f-, s. I INDUSTR!A NUM 1;6 A Tell. M-2772 ceptamos 6rd !!'--en-es-para loda la Isla Concordia 66 Tel. A-6673 Imp .A. RIMSKY, Ourazao 4 esq. a Luz. Telf. A-5-3022.

PAGE 36

: DIRECTORIO PROFESIONAL: BUFETE ~a 1 tce1no 1 ~o. )001ado 1 ffeott'lctL~e ExJefe del Nerociedo de lmpu .. toa aobre UtilidedH 'ml,tiac~o Jf it~-ncdct ~fii&a~ Dr. Fernandez Camus y Reyler Ex Director de la Caja Pcatal de Aborroa, ABOGAOOS AMISTAD 252, esq. a San Miguel TfU:f. A-2346 LA HABANA C u e s ti o n es Ci vil e s M erc antil es y eriminal es Admini s trtlciOn d e Bien es CARTA$ DE C I UD/IDANIA Y PASAPORTES ESPECIALIDADES : A BOGA DOS: OR. E. FERNANDEZ CAMUS DR. FELIX REYLER Asuntos Civiles, Mercantiles, Cuidadanias y Pasaportes Urgentes. l:DIFICIO "MOENCK Y QUINTANA" Re c l a maci o n 2 s so br e Impu e E.tos y C o ntribuci o n es del E sta d o, l a Prov i n c ia y el MuniC'lpi o Cu es ti o nes S oc ial es. Maroa s y Pat e n te s Re c ur sos Administ.ra tiv os y C o n te n c i oso Adminis t ra t i v o s R ec ur sos de CaRaci6n y de I nc '> n s ti t u O"REILLY No. 407. A Pf OS. 302-303. Tel. M-9133 cio nalidad H ere n c ia s. FRENTE AL EDIF LA METROPOLITANA LA HABANA ilr. lsaar C!tl7erunuy t 11.. Curazao 4 Tl-\lefono A5-3022 Habana ,I o~88.383CEJ 39~~eee eeeeeeeeeee .,.===iEi:i=IE!!ii!::5311i====IEii9~6:::E=!ES3E==;;e;;;s;ai=55

PAGE 37

AGENCIA DE TURISMO: uNIUERSAL I ll Volpe Tours Agency oREI LL Y No. 502 HABANA II .I A9455 II CUBA ll A-7970 Iii Con solo llamarnos por los Tel e fonos A-9465 y A-7970, atenderemos a su orden enviandoles sus correspondientes pasajes con la reservaci6n confirmada, a su domicilio, al mismo precio ofi c ial de las distintas empres 2 s de trans porte aereas, marit i mas y terre s tres Tramltacion de Pasaportes. Cartas ds Ciudadania. Matrimonies. etc. a can!o del Sr. MARIO BASSOL RICCI. Dto~p,~ j)i"i 1)1,~ j1~ jl'C.;) I i~,e~iy jl_'.tE) io,j)towvJ,~ nv,, ~,w i'l)1.~ toEl'J)~'VJ T'iii ,~ _,El~ ,, l0,i1, toDtc:: :iii1 ,, j1El i El, i N to v,v,1 \ ~itoup'l) i~ j l0El1_'.t~1,'J)T1)J \ 'ii~ \ j~'D 1 0i:tp ii)1~ ?~':t-1':) .......... --;; ..... \ \ AGENTES AUTORIZAOOS DE : PAN AMERICAN WORLD AlHWAYS ; CIA GUBANA DE AVIACION ; EXPRESO AEREO TNTERAMERICANO ; EASTERN AIR LINE;; ; NATIONAL AIR LINES ; T. W A .; AIR Ic'RANCE CHICAGO AND SOUTHf RN AIR LINfS INC. (LINEA AEREA DTRECTA A NEW ORLEANS Y CHICAGO EN 3 HORAS DE VUELO) Ii) I I EL TACON QUE NO RESBALA Distribuidores: m hLA MoDA"' ALMACfN Of PIELES rn oa GILFARB BROS TTE. REV 361 Tt':Lf. A-3044 0 l.ESTA USTED INTOXICADO? : To me .. KONUGAR .. : & ; ( Formul a del DR. JUAN B KOURI) O 0 Para Into x i c a c iones Estrefiimiento, Colitis 0 G Vesicula y Rifiones O : DIN AV ITAL: : SUPER-ALIMENTO : CIENTIFICO MODERNO 0 (No contiene Alcohol) e 0 Complejo de Vitamina B> con Extracto de Hi0 gado y 5 Glicerosfosfa tos para todas las edades. : De venta en Farmacias y Droguerias. : : SON PRODUCTOS DE: : Corporacion de Laboratorios KOURI, S. A. : NEPTUNO NO. 3, MANZANA DE GOMEZ : : H A B A N A :