Citation
Historia de la isla de Cuba

Material Information

Title:
Historia de la isla de Cuba
Creator:
Pezuela, Jacobo de la, 1811-1882
Place of Publication:
Madrid
Nueva-York
Publisher:
C. Bailly-Baillière
Baillière hermanos
Publication Date:
Language:
Spanish
Edition:
v.1
Physical Description:
1 online resource (4 volumes) : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
History -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
HISTORIA -- CUBA ( renib )
Genre:
History. ( fast )
Historia ( qlsp )

Notes

Statement of Responsibility:
por D. Jacobo de la Pezuela.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
692138985 ( OCLC )
036286783 ( ALEPH )
Classification:
F1776 .P52 ( lcc )
972.91 P522h ( ddc )

Full Text
oil OVA ............... ..............
VMS
7111
N
'114 zj NET




A-,
r W.J 0i
(.?)
* ~i* J) *
-oft.
* * *4
4L *
CF VF
f) F*
*406




hoc 70 Awl A.9
70 NO
AA Aor A4 AO Awf Af A"( 49













ll , -11 it'7717x _, '111'_P* I ,A ,;i, ", -, --,- ,, -, 1, -y'i ,, ,-,T ,
. 1 W_ 111: Zi ,7,4, ,
- ,,i "f 77 ,,75P-:' n& I wi!, 11
I 'iii ,- i i; Iil_ l ,, -,,,,I n I :tit' ri"J,
I- Z, 'm ", ,- C',,, ,4, ti, ,, ,, li,
1 ,klfil 'i2i;x: 'P l ,
11 $ I&I RN; ,!tt- ?roi ,,,iiv ,?7 4t" 'i -it -, q'ir 'IJM'' _,* ,.t*,, _N , ,
, I V .-, -',I RA k -- i ittlr",,i 4. ri
il ___ ,, V
C I.-i-4, -4, 4-,- "I :'i ,N,'
'i iii if.,; '
I r_ , ,; .,,VT A _;ii -,- ,", 4 '* ','4 -, 7 "' I
f7,-,t --,,j--- qiz -g- ,I'w- -,- ,', ,,, .- t- I
- I I
, t,_t4 I
I zi FH L 1
l -, I l i'i;
11 W 71'1 iv *"' -1
-x, ,_ 17- __I 1 IPAII 1
t ;L ,,Iv ,i 1
11,
" W
v 18 ,; ,
tt '' t ,- A ', I rl, I I
6 I ll "", "'%4 '
;,.,,&, ,- I I t3_ tl_4
' I I ,;4-im : , q i, 4 1
- A S
V "'4- ,iv '1 --iii ,i4 ,
,,, -74", - Y_, v ,,V
I --kx, % E ii I
. 11 -11ii ;i, ii
_', ,,, i l_ I 1 "IVI 1
, "All$ Ne ,
't'i,4 t,' 11 i_ ,
, it l I 11
,-'
, _ 11 -.,
-,ot l' I il -, I 11 11
, Iil I 1 1
,-41 I _M ;i, ,:, t,,, i=i ', "ik, ii- ", i"-, :L;,Al_,WI 71
I'll, ""', OTWIZ Ivl
* ,I 4 -, +7ir I
,- I --- -_L, ",-.-. "I .
I ir ft lri ... '!- -il ,- ,i
,1-7 : - -, ""?,i
-- -- 'I -,'; ,,,,, -, 7 t I i N rt ji Z: V ; ;', T ,, ,
, 1 ) ,,' ,Ft Z.- 11 1 ,:,, n i: t"
, '14 lkr l 4', t, ,% --li
:1 11
I'll 1 I
i "I .. I -; it ',f,% tj, ,i 7 r 11-1 I I i 1 .'i4 '- ,,,
J ,' I k", 1. 1, L
1, fi ,ip i ,j ,j, 1 1 1-1,
, k",
4 I Z v IJ I, ,- "I
"", -ii,-h,,, I I 1 iqi tk4i t- ,
I',' I " ,. , , 1 1,
t" _" Lli- I "' ,
4 4
, ,
ii 4 't I All I A t Zlllll, I I f ,, ii., 4, -- I t 4,
ii 0 ,
? ,,, 4; 7 pli i 'l ,, ,,,
li M, +, 4e "" -t ,i I -1 1-11, "I
.. ,; iiii, i ...
'.i I i+, L ,',, tl,- ,, i 'I, 111 1 ; , I ", J_ i- I i *', I +t _11, i, "i ,, ii,,
I i I
17_ Ill I I ... I I -,IZ it- - I ,;*, -,,. -, '
, 1, :-- I *',, ,
_ i' "', , ,' ,,,,,, _' , 17_k l jjjj 4" t _4',- : 'ji: t
,, , li, I I j I it it ,,U ,-;, I 11 -,
_ ft I"," i i N f-t i- , -, , " ;t
-- '; 11;11 ."i -- -1-il -1 ,,
lll I l I 1. 'i
ll il ill, A "I 'i -, ,iii ,, ,f__ I Iit I 'A ,1 I I 2, 'I, I
z 11 _1 I ,
", I ', i *; li --x , ,r i ,, ,
,: it ,f i,"" *4, I ,
11 I 'r ,, n iiiii7,i Ilte 7,1- , ,!, ,if I'M4 I- ,
, ik 1 11'144 tl'i 't ,
i ', -i "tit" ,V -,j0,-;,,;,- t", )"
*' =, ,-; ,,,i i ;wt ,,,, -iti"_l 7 _'i, , i" -, i 1, -"i
I- I i I 11 _3 z I. Tl , -, 'i
l tIt'." - 1- h iii ;,-'.'i4'-l- I -1 V '* -' ,;, -, 4, 4 it- I I ,ii ,i
I. I ill IV" Tl)l Ill l li 'I'll" 'Ill _,_ , I , _,,_ ii ;i a t' it, -,,-- 717 ,[ j, s I -j l,, I , I % _' , I 1, 7 1, ,
I I I Tl)% I 11 "I 1, ? T- -1 I ,, I "I i-I
I
I I ., '-, ,, ,,, > - ,i ,,, tiiE ,, -, ')i. ,,, 1- -, il 'A l I "
i til 1 ti ,,, W_ I *i K il I;, 1,114 ___ l i
,_ I ;., i %, , I ;1, li, I , I ,, ",ii, , i -:4 T -,, ",, t I '-,' lll,,,, ',-, -, i '4', it li ,.'- 'j" ,", i I ; r ,il If i,- ,, it , 7 i, --,, , , ,. I
, 1, ,: I it 1, it, il , i , ii 4 11 4 lli
-1 1%, _l, I- '1_1__- I i i '_" -- r- -;- -7, ;--,-,T, ',i
11 I "' lli'1'4 t , x ,
,ii it, it ,',f, t'll ?* - -1 tim" , ", ,
t t ivll 0 T 7, ,' If IN 1 t i 'i 4 -,,,-,,ii i' -l", 11
, ,,, ,_ ,, ,':,,,, -, i" ,, _- ,; isv- ,, i- t, ,,, '-4 ,a ', Jr4 -,'_ ; .' !' it','-T 4 : ,kii ,,, 0, ,
-,, ,,,, ti v ,,*'.,';, "lip, i -,41,..- ", 1 -4ii' --, , -it
e rr,
R I I I , ,,- 1 -, "t ,-, Ii
, i4t'i,' ,. io,, ;Iii ,

it ,, L, , I" ,,i _i_, ', ti,-- '' it -U z ; ,:y -, ilt 11,i: -J 1, i +" ,,fi'lli-,i' ,- j_ I i"", ,t* I 7,
, I ,' k,-,,TL.,4'_ -,.p, -,.i;
., ,,4 I I ,, ,- ," % w-, ii, -, i i I- P'l -,, -, I I I',- 4 I iit 4 I ,
V,* ,
, I 11-1- it I '. ,,, - tt ;, i '- ', ', _T,
- _l 'T": ''I 1, il I I,, ittii,, i i ,, 1, -- , I 4,i tt-, ,-ii""A' :F it ,'-, 40 ,:,,,,, r 1, I',, -il k """t+ -t ,k l
I~
"' -_ - W il" 1' I i 11 I c I A,' .Tf"J;
," 1-1 I 7" i,
il ,_ -, I ,
M '1 "I 11 T '-',? "Y ';; ,- i, -', ,_4 'I-K ., *;"t :_ -i J ',
, , % i, -", i, ,
t .i ", I k" ii "'L ,,: ,_S, 1 i, i
I ', 4,i ', ,. ,i I li't I 11
""I" I i 4 ,,, r '. ,
; ::, , "i
'i. I I I tr I , I ,, -1 l ; ii- ,i m
i , ,, ,f" oil ", 1 ,,, ,, ; " ,' ', I ill-li,-i ".
1, , _e l "I'll I,, ,, t, 1 7-- ,'4, ",
li ,' ,, v -,, *A,,,', j $ *,J Uit I tof
, , 'I- '' 'i ,:W jy-i
:::: t_ I 1-11, I--,' 1,41 ', , t,- i,,ii , -, ,'-,' 1 ,"L if -,""'t ,l I ,- .i,. ill l V, I -, I
1', , ; i V91 I 'k,
i '. it'-, , ,-Tl f- - ", -, ,,"- ,, 1',, i, tti 11 1-1 .", I f- -I- ,k -, ,
,* I ': i t. : W , , -- ,',-, ,,:i 1" 11' i., ", -- -P
tii', Ll '+,"ii, L, 1- I , il _; I I 1, ll *1 ,, 4. N ,'T, ,ti, i -_,, _f ,' 771 k' V--, 11
,.-,ii iii", ri, ,,, i, i -;,: t, , "'" t 4 ,Iiq lt il 1 1 "I
ii ', -1 , I I 'Pt "it .1 I I I" I j 4 "I J- -,,' %, 1-1 lv X li-,'"',- 11
-1 -.4 4 -, -11 1, -, !:i D, I l 11 'i t ,%,t-,, - -,;, I ,,,,,, f 'T ", ,_,, Z ,,,O, J, ii, ir
I I i-I 11 -, tl ,;
"i I I 4 -I il I I t r "v it, ii "',i 3. ,- ,,,, I" I ", "I
, ,I ,_4 '4.
1. I 1 1,,l -, -, -, _$i 11i ilil.y I ,i ,
- ,- ,14, ,, 'I, -, - N_, Z'-'f 4 ;.* -, 44, ,, i", 1-1
I ,, , 1 1 dt-- I 4 x -, -, -, it
, 'i _? I ', ', 'i;' ; l-'*-,,t*k.i !"ll
1, ,,, I " j ., , L ',i, ", ,, L i*,- , , , -I -, , l "I'll ., ;, ;, ,l iT
-i- .,:, ,,, T ,_ , 11"if,
11 li*, ,, "_ 1-i I -V 4
, ,i i", ,,' 4 f ,- 'i
,,, ,-_, ',-t' it,,,-,i_-i , , 'i I I I l_ I I i-t *__ ', Z gp e;'T -, -,- ')
11 ,t7--*, I ,:'' I I- I I ,r"I ,, ,' ,,:,,-iC , ,i Z', 41 ,
-,,", ',', 'i ," ,,, lip
' ;L,,, it t ,, -,,
I "I
-1, I I ,,',A ,i -t 4" ;t ,,i,,:", 1 ,ii, t 4i
- 4, ,,, 'ti- : , Tii & i -- & "I A 11". ,4 iii t, I -1
'i" 'I, I I 'N T-' ,- ""', iz 1 i -,!"4 :- , : 1, -1,4 4,i ,- I
ii ,_ or- __ y ,*4 ,;
1 It, ,_ I 't, __ i if, I t,:iA,_, 11, 1 I ,- ,
_:,, I "t , +i, ii ,.' "', -,, --, ,,,, t'i _? , *"i ir,! 7 4 I I I _i,. ,_ I", i. "i ,-,r f , ,
, _k-fitt, ,,,, W, ,-,,,,_- "T!, ;, ,,l OR
I ,/ 11 I -- i t, i ,_1 ,' , 't, T I , iT t ,,, ,; ,ii, , iT, 11 I I
-,t, I - I I 7
, I -, ,:, I ". T fil 11 I I I I .,l , t ,,, ill" -1 I it
, it I I "' , -- iii'ttiii, , ,
, I it, t I ii- wll_ I. ', -, ,- -, + I- -,iiv .A, l -%t : 1, -, ,
i, I I - Nv_-It" -7 ,, i- ,I ,t 1,- I j, 't ; ,, ii le
" I I I , -1 -, ''I 1 ,
- I I I -1 ,i i, i I 11 ", L
'_1 tt ,, ll, z ', "
'i Ti, ,- "' , , , , , 10 10 '_ 'I 't -1 I I
, I , I ",_% , il,,- -1 I l I ,
-+ f, ,,, ,, -l -1 I I .t_ I 1 I I i'i 'il I.,it'll tl ill, _-iut, , ', m I 1, 4 I IL I 11 ;
- , ", I iiL: _'_'i -t j'T "iiii-,,, ,i I ,
I : -, , , 111- I I t 'j IL' I 11 I-, i,' ., I 1 ,-: "', wi-",A', ti -', ; ,i A i_ i,,,i,-,, I i 'A, +i, k I "I
-- ,, ,t l , ,40* ;-', ,
ii ,,,, - I "
'l ""'t ,_, ii!, ,, I /1 11
il ,- ir" 1 : : l,' I 1. ,i ,:,; " 4 , "I -- "
- i 't 7 _, ii t,' it, , 'T" "I",
:,,- '- - I "I -11 I -:1 ,, ,ii'? it", -_ ilf" I e ,, 0, ,1_ f','-, i, ,
W A* 1 __ o ,_ _, L' 1, I'll
'j i, , "' "T I s, ,, r -_-l ", I I ,,, 1 '* "i , , , , 11 4 "
- I - I 11 i I i ,- I I I i 4 -,--, - vl, ,-,,, i ,3 1, I tV i _- "I t ,'- "I I -,, , I
,-. ':', t V, , ,qi , it _t "i '. t , i W - -,, ,
,- I I "V ,;, , , j I I I 11 , ,iN" ,." i:,,,%;t' % ,; t,' .... .. 4x- - ,, *-,- r
" --, i- I i I ,il 1 4 i" '' li , i "i , ,, T , i ,, ,
? i 'o I 1,
, I -, I I ] 'i ,; I I I ii
- i I i,' i ,,Ux -qt,' ", , Ne .", _'i- 'x ?1 1 I 'i,
, I -1 I A __ I L I -1 - 'i Z'i 'i -, it ; -0 ,
L I :ml l *i, 7, t "t, ","', , _1
t I , I , ii _'- ,,;it; 4 ,- f' ,, I ;l -, I I ,,,, ,
I I I
, I l J ,% ,, I. -,*,, ,v4 ,10 ,, ,,,,, ,,, I , I ,C 4
_ L -11 L I I I , il; w , ., ti:,< 'JV I' -_ _, ,- i" 1, '** i, t, I t i l l
- I I '_ - I ,'- --- -,
- : ', -1 i" I -4 , ,,, - ti i, : t, it i I., I' , ,l
1, : I- ,,,I ,- i4 5- I'llil "I' 'f , l ii i 'iti i +4 -',' 'ti- i' il -iri
I I ,:, _, : 1, I I "', I i I ii_ I -, ,. I I -, i "'i ,,-, I rl , I it I"- I , 14 "' 1,
t -ii-, if ", , -, I v I -- -. ", - -;, I I ,,, I -, I --,iN it
I- I I , t 1, t'if- 0 1 1,i- -, I ll "-_%, _% ,'-" I
I ', r
"i I il I 11 I I I "t" ,te 4 i,
11 I I I-
-V i+- 1, :, I" li ,'F 4,t
11 11 11 1, IT", -- ,-; ',4 , 'A -, I
" Iii 1 ,, .....
II'I
- I I
1' ,
rii t I- r'77' 1 I ; i I : LL
"I I ... t' I ;t-, i. _' i I I !, ,' ,
I , i _:_,",
i ,, , -, "i I irli L'- 1 ,Ai I- 1 __ I 'W ", 1 I -, ',]- ,-, 11, 'i t.F i ill ,,, -,, i" t I 41 :il l _, I 11 ,, 4
I "I i ', _7 Z., -, ,it I~ ,-It 1 4"
" I I I I I I I , ,,- I ,-,-, 11 I t r, f, itF, ,,- "I "I I" ,, I "', ,-,
I'-,' ,, : 11! I I i, *' I I ,"ir, I '% I ,vli tl ,
t, I N & I I "i I -'iV "il ',
- -,,; -iq 3 -,;" 1'
, ,, ,, ,,, itll_, ,,i,
T
, "I I I J 111_ I
I "Iiii I ,' ,
,, I w t', i. I I t I 1-11, I
!!!! -ti t I
"' - I ;,, 1 '17 I i "' "
cl I -,- --, ', ,, -tit :t I I -- I -nt O i, ,,, "I., 11, -,,,, 'i
_ I I I I _T, ,
I- ii I& r & I "it t I- I 11 I"
Tj ', ,, ', t, ff i, , V ,, ,: ,,, ill i
- 'I, ir
, 11 i- I ,T ,,_ 1, 1- '-vl ,- I I 11 "I, v, I, -Nft'i W lti,, i ,- ,, iA I- _, ,., ,,,,, l ,- ', *, -,,, ,
', ,i lii, Voow .i*1 ,iit Z, I t I I
,,,, ,-, ", I I it it
Y t X Tj,, I l I ,' 11 J I j, _ .. ,* ,,,
1:! 17-7 ,_ _l -, i'lo.i I,
V, I ... I I li* 'I, 7i +, ,_ t _4 11 , 1'1-4, 1 7 (' W "I"' x ,! v I I I ,
'4 -11 I I 'I- _- 4 't,' ,, 1
, tl 7W -, -_ I I I I ii ,,,If
ii, I I I _: i-ii- "til'; I ,:- I I li I I ,
, ; i-, ,i ;,_ ij '-T'i,
ii, ,, ', ,k ,4! ,,,, Iii- I 1' 'i 1, I --iil ll '-* ,
, "ti, ", i t 2 i, ',, '' I t, T ,, ,
.", -it i I , tl it 11 I ,,' _, I -Ki' , "I
i ii, ii, 1, ;111 -, , --.,- 7, 4'
" ,,, , I ,i -, T" , ,, .I ,;x i> ,: 7 I
,:., I 'i Ili I L '4 .,-"t ",t":, ,,,,.,;,,,, ,:Y, ', -, t ,,, ,
I ,,, 11 _. , ; '!I'ii -'.11i, % *- ,-i ". I , "-4 _*
1 1_ t-I I
" ,,-r7tu "l, t ,,-, ,%,"Z, ". -,,,, I 1 l l : 4i, "' i i'-- -, I 4 .- ""i ,,,
'I,- I : -, ,F ir I l t l* 7t," 1$
. ,A" 4- ',- -, -,T, 2 ii -,- ,
itit I t -, 1 4 i,', t', i, t " t; 1 t : ""t, ,, ", !' 11,
, I f i, ., ,,, -_ ,,, it(- ,, ,t ,_ I I't ,zt , -, ",
, ", I I I 11 ;, ,, '1 I t f" ,1, 4 "" kl -. *4 I 1 5 1 I r, -, r ii i --- -, "
ii, -11 t "; I - !, t;" ", ,, 4 "itt", 1, ,; -_ ,-- I ; ,-,,,ili, 1, ,_ I I : i-t,' j ,; tt,,!K
" iii , :; ,. ,_
- I '' "
" , ,irtt .,, , '' 11 ", "I i I 11
, 1, -i -1 ', , 1, ti._K 7_ ''It'- I i' ii 4i ,q, , -1 11 ,; -1 -i I 11
t, I I- I,,,- I 1. I I I , 7'1 I , ,'-' ;i", ,: ",-, '. &- ,' ,i "I- e"', t I I- ,,, I'-i, I "I*," -- irv- ? ,, -t ,5,'- 37.4' A i ...... iiit,-", J -,, It" ,- 4 0 lf "k - t% ,liv lk
", ,i i, i. -7 1 t I I "If "'t I ,*A
1' 4, ,;- , t v I I ,zi,
-, 11 I "', l I I I ,if, I "I
I if, 't'l i , -- -. _, il, 'If 41- i I
' I "', -k j "'t, 'i -1 'I vt T ,,, , ,_ o ,4_ -i) -, r, _t, -,f ,,, t, it '_ ,-, -, ', 'Aiii i" "
- 1 -, _-- 4,y, ,r'i,7 if, il :j: I '- iti -,., 't,"P .,"'o'i t l , ,i ,i;, i ,., T i XTli__ A- -- if _t, n ,,,, -V -, ,., 77,*4-71 t", I e _,,ii, v -,Z,
,,, i,- .1 i.,: -- iii I ti,", ,, "'zi.i - -, ji, ,-, x f_ T, ', I "I t,
,,, ,*7, ,,, t, i : j ,,,, i ,T ,r, iff", "'-'
I!- I ,- ,,,, ,,, 'r, ,'V,' -, I , 1 -, ,-,%
" 1 -,, -- ,i -i ttll,_,,,T 11 ,I- ,
',, -, -rl- 1,, ,--_ , , ""' 1, v ",; ,,, -' ,_ -iii 'i "
I --;V -, z ., t _l t ,,,
,- "; 'i W _, ,1 I, o'zi _N ,
, it i -, -,- ,,_ .'_,, ,, X *11 im vtll 'I, tl]', t, j g -tu ,., ,: ,
,, o ', 1, t", I - , , 4'r _', "_, ,, .-"t I- t ....
I o 7g,- , t' -_l I """,
, , , ,o_ iit ,_ -, ii, _3k r P'. iia ",
i, -)l ,,,, I,, -. 1, j :L, t , i-, ,41 , , ,?" t
I ;-t"- 'V -,. I 7, -, 'i I -" ,
i ,,_ 1, : T' , "", -",iitt: 'i , ", 44',, r 'i- '-"4_,- i : 1 O 4 ii ii -I ii- ,. r, 4 ; ,'t il -i' "i :z "I It. I 'L" 11 1' -' ,,,,4-.- ,.,4 Z ', i .-i, -i i4 '47 ,,i it"', it ,,:V *, ,- , ,_ -,, 'it -_ t -, ,
', I I -it I -, 11;;, ,
I -- I I I- "'ti ", t% I t;7 il -4 ,, -,,:,i , , I
I ii,
- 11 'I "': ,_ z 1'-Ir I, ", ,,, 7iiii t, I i i, 1,
,- ,,,V,' ,, , ",".
-- -, -_ "' I I I I I i,
i: j, 1,4'i r '- ,, 't ,,' ,;t- , '-ii, ilt:, 'i I ,-, "i ., ;, it'T 1'1___ lif ,-S;,,, -,- _,,; 1 1 +i" it- ti, ,Z 4 ,j ,, W .V11111 I't A i I-, 4 T k I
, t "M -ll *N, ',--- tln "i "' , t t t 'Wt ,i
, I 11 1,%tlitil ii ,'- "k. ", i 7;- ,:W, i "_ ,"t I'll 'i -, ,, I I ill -- ,Il 1 .4
- I 1- "', -f,- ,- V, 1 , jT"i i, t tf, f w,_?, , t I ...... f, , ,
- '" -11 11 , "i '' "' , ;. it , t "I .
,-, -, I- I -4 "-- -,t I; 4 '7 T I I --11-1 I'll ,
"I 1. _11 I t", ,T, 1 i, t
- ,,, i _i, - -,K.""* ,'-i-i -- ,, ii _i: , z, 4 ,
.. ), ii'ii,_ -, "It ,5 li- -" , 11 "i it -;ii i 4 tv - - - P;-, 4L,
,7 i Ii 4 ,ji -,;i, ,," % ,"i ',
"" 1',ii _', T rl.7 1, _, _, ,,T i,
, tl_-: t Ilt._, 1, pi ; 4 li 7 1
'T % , , I i 1 4 -, -11 11 I llli
: t i, i , 1 ii I t, ,-*, "I ,, ,
'I", I I t I ,,,
, : i, I-,
11 I I I I
I ,,, ": ,,,, 1, ii 't,
-- k
11 I _* wi 'IQ4 'i I
_i,, %'! r t -,% : # 4 I ,_ F .It, t ', .- ,, 11
.4 t g,-t ;v , , , , ,i 1 _17,
- i ',, I.,
it ,* ,_ -- ,ii , -,J ?% T I i I t .
I t Lil i ,,,,, ,-, '' j,,4 ,-,4 -A-, , 'i,'t ,
-"7t, ),), I T I 1, 1, = ", I 1', ";,4rT tit, , rl tl
-ttz ', -'i ,,, - I li ,,, 4 iz, i I 1" "';-, ,- , , -,, _, "Itll r, t ,i I I ll ; IT,
r ,", I iii-,
I '' -- l'i - i -, t '' , "T" -, t, ,, ,,, I
_ .4 ,,, t "itii, ', .1 ,*, I "I 'A l 1- 11 1, I f"i Z( 11_71,1 i iii
"I , _1 14"',-i, *,,' ,,,, v -, "I I i ,--,'_,1 1,1 li i I 1,
. i ,
di 11 _0 ,, 4 1 kiioii'-,'iit _':' ,' ', 4 4 It"-lI _'l It "t oi. I !4 I I
, ,,* ,, ,I' I- ,,
'. T i, ," _II, -l-'t, i1l; 'l- ,* t, 'i 'i* i l, I ", "': 7- ji t ', , .
, "' '7' 1 I ,
lil I ', "" 'i _. 11, ,.,




IIII A tI j,44 IIIIIII!y--I Tx 5 sto IIHM ia II~~I AlITI~IIt II~I IIIITTWm, nIAoni.yiITII~n I&Yuo ~m IIIII~to oi im"o ,1m IIITtt r toTITIttIIosOII""o III~"smIIIIII~~III~ttIS ~itii, IIts xIt~iIr t~l ~tITTtT In astINnMo tA I~AITm;"
IIIIII vIAItII~o IttI5 A &'7IIII~IIIIIIII~oIIIIitIIIT1tIIltIolI~IIIIItIII~tIA & IoIi I3 F ~K ItITp




HISTORIC
I)E'LA ISLA IDE CUBA..'







HIST01ftIA,
D E LA
ISL I)E Ct BA
POR
D* JACOBO DE LA,,,tEZUELA
00
ACADEWIC0 DE LA HISTOMA.
TONO TRIMERO,
MADRID
CARLOS BAILLY-BAILLIERE
LIBRERO DE CAMARA DE SS. MM.t DE LA UNIVERSIDAD CENTRALf
DEL CONGRESO DE LOS SENORES DIPUTADDS Y DE LA, ACADEMIA DE JURISPRUDENCE Y LEGISLATION
Plaza del Principe Alfonso, num. 00
PARIS. L6NDR-PS NUEVA-YORK*







AL EXCELENTNIM0 SENOR
Do JUIN DE IA PEZUELk Y CEBILLOS
MARQUES DE LA PEZUELA CONDE DE CHESTE, GRANDE DE ESPANA v
CAPITAL GENERAL DE LOS EJERCITOS, NACIONALES.. DE LA ACADEMIA ESPA
GRAN CRUZ DE LA 6RDEN MILITARY DE SAN FERNANDO, SENADOR DEL REINO;, ETC.p ETC,
DEDICA ESTA HISTORIC,
RN TE'STIMONIO DN SU ALTA USTIMACION E INVARUBLE CARTWO
E AUTOR.







INFORMED,
LEIDO SOBRE ESTA OBRA A LA
REAL ACADEMIA DE LA HISTORIC POR. UNA COMMISSION DE ST-T $ENO
Y TRASLADAD.O POR AQUELLA CORPORATION AL XINISTERIO DE ULTRAMAR.
Al tomar possession el, Sr. D. Jacobo dela, Pezuela. de su plaza de Ncad6mico de nu'mero, ley6 en este mismo sitio un interesante y. razonado discurso, encaminado d demostrar que era impossible, escribir deUDa, vez I'a Historia general de la, Amdrica Espanola, si antes de realizer este trabajo gigan-tesco, no se procuraba escribir con esmero las cr6nicas parciales de nuestras different colonies en aquellas vistas riegiones. Copsecuente con esta idea el Sr. Pezuela, profound conocedor de todo lo relative a nuestra's kntillas ha Ilenado despues de largos anflos de studio 6 investigations el vacifo que todos notaban con respect d una de ellas, lep, otro tempo postergada y ahora o jeto de extrana codicia por su floreciente estado.
No es el trabajo del Sr. Pezuela en suBISTORIA DR LA ISLA DE CUBA uno de esos que sullen hacerse extractando dos 6 tres 1*bros agents, para hacer uno que parezea nuevo, ni tampoco una, de esas Rroducciones que aborta de cumido en cuando el es! fpiritu inereantil de sujetos atrevidos, que, importuilando- A.




INVORM9*
toria'aJot. Bien al, contrario en el caso presented, I& revision de
nas vis copies de documents y extracts de,
archives ape itados,
expedients, las excursions d los parades mismos, que fueron teatro de los acontecimientos, y las adquisiciones posLeriores de documents y noticias en Espafiay en el extraDj*ero, hubieron de poner al Sr. Pezuela en uno de esos, graves apuros en que se ve el coleccionista cuando le abruma ya, la mole de sus propias adquisiciones. Pieciso era metodizar 10 -compi-, lado el, Si. Pezue'la acometi6 entonces la publication de sus caudalosas noticias en forma de Diccionario, que const6 de' cuatro tomos en vez-, de los cinco que en un principio habia calculado,
Mas no bastaba. lo hecho : triste cosa fuera haber acopiado los materialss y no hacer el, edificio : el Sr. Pezuela ha logrado tambien dar cima A esta segunda empress y la gloria que en ello reported vendrd d refluir en esta Academia que, si honra y no poco d sus hi*ios. tambien se honra con los- trabajos de ellos.
De temer era que el autor, abrumado por la mole'de, tantos datos, hiciera un trabajo pesado, -que marchara conlanguidez y fatigara al, lector con prolijas y vula-ares narraciones. Afoitunadamente para su reputacion-, el autor de laRISTORIA JDE CUBA ha sabido marcher con desembarazo, sin tropezar en semejante escollo. Tiene esa HISTORlAdos perfodos: e I de postracion y abafimiento, y el de prosperidad y desarrollo. Des cribese aquel en los dos primers tomos del manuscrito que comprenden la historic. del descubrimiento de'la Isla,,su poblaciony vicissitudes hasta, la ocupacion de la Habana por los in.gleses cieh'afios hA, los escasos recursos de su pobre existence por espacio de tres silos, los excesPs de a1gunos gobernantes, los errors de otros, las virtues y patriatismo de algunosl,,Ia propagation de la esclavitud los frauds de los contrabandistas amparados d veces por los. pueblos y, las autoridades, las incursions. de los b4caneros., los estragos de los filibusters y pirates, y el desarrollo de la industrial, el comercio y las artes,




INVOR10.
nes de costumbres que interesan, cuadros de sruteso's importantes Y characters bien delineados, y que llqman la ater-icion por sus rasgos caracteristicos', de altivez, valor, caridad, ener0 10
gfa, segun sus eikunstanclas, respectivas. Terminal esta epoca calamitous,, que abraza un period de tres silos, con la, interesante- narration de la toma de la Habana, por los ingleses. Basta alli la narrac'ion ha, sido ceflida a' la series cronol6gica de los Gobernadores de- la Isla, torque, durante ese tempo, los hombres se sobreponen A los success; pero al Ilegar al m'omento de los grades acontecim"ie'ntos, en que los hombres son', eclipsados por los- success, el autor se ve precisado A destinar tres capitulos al sitio y toma de la Habana y A sus consec*uencias traseen den tales. Describe allf con vigor la torpe, aunque vallerosa defense del castillo del, Morro, una de las p6ginas mas in teresantes de nuestra. historic colonial. -Qu6 aficionado d numismAtica no conoce la hermosay grande medalla de la toma de aquel castillo y los busts de sus dos malogrados defensoI res Yelasco y Gon*zalez, que decoran su anverso? Y con todo
el Sr. Pezuela, con la several imparcialidad del critics, A quien no ci-egan ni el amor pAtrio, ni la passion political, ni el interns mezquino, pone de relieve la mala direction de, algunos de aquellos valientes el desalien-to de otros los inexcusable desaciertos de las autorida'des de la Habana, la impericia de unos, la imprevisio'n y egoismo de various, y hace ver que allf, como en Trafalgar, como en, o'tras mil occasions, se Pele6 con valor y con honra, pero sin destreza ni fortune', y que-la impericia ,a hog6 los esfuerzos mas generosos,
Devuelta la Isla de Cuba d los espaboles al terminal la guerra,, la escena cambia de aspect, principiando ]a 6poca de prosperidad, cuya description se desarrolla en los tomos III V IV, siguiendo, el mismo m6todo que en los dos precedents. La, pe'rdida de Santo Domingo, la incorporation de la Luisiana, la restauracion de las fortificaciones de la Habana la' expulsion de los Jesuitas, ]a intelligent administration de Bucareli, el o rigen'de los, studios pfiblicos, la creation de Ila Sociedad de Amigos del Pais Y, otras iWJW6011es importance ocupan los




10 INFORM9.1
Reune ]a obra'cuantos requisites puede apetecer el Gobjerno. do S. M. para considerarla digna de su protece'On. Utilidad del asunto, importance de su objeto, m6rito literario, buen plan y acertado desarrollo, buen estilo, lenguaje esmerado, criteria, imparcialidad, dignidad y mesura.
Madrid 21 de mayo de 1867--XURELIANo F. GuERRA Y'OfIBE.
-VICENTS DE LARENTE. MANUEL OLIVER HURTADO.




PROLOGOO,
Hace aids, de un siglo que se inte'nt6 escrwir la his4w toria de la isla de, Cuba,, cuando aun estaba lejos de conocerse su importance. Por los anos de 4 760., et regidor D. Jose' Martin de Arrate I resumi6 -en un manuscript del cincuenta opffulos a.1gunas references de los p6bres archives de la Habana, antes quedesapareciesen en la invasion inglesa que sufri6 aquella ciudad cuando aquel auto-r trazaba sus postreras Ifneas. Pero s U' Dave del
Nuevo Mundo, que'asl' flamo' A su libro, aunqoe de estilo claro y f6cil, se reducia 6 la, narration de a1gunas fundaqm clones de aquella capi tal con erro'neas,,fistas cronol6gicas de sus gobernadores, de sus obispos principles
funcionarios, 4
De Jo que escribieron sobre Cuba vas 'a Arrate aparecen en las pAginas" D. JoA Martin de Arrate, D. Ignacio 13 y 14 del primer tomo de esa obra; de Urrutia. y el baron de Humboldt dan las de Humboldt, desde la pa,gina. 119 sufficient cuenta. los artliculos biogra'fl- hasta ta 426 del mercer torno y las recos de los mismos autores inserts en feren tes'a. Urrutia, en la. 63 3 del cuarto el Diccionario geogralfico, estadistico j I U'Itimo de aquella obra, cuya. consult
- .0 I .. V as .. -




low,
PR6LOGO#
Treinta anos des'pues en 4 794 otro habanero, el abogado D. Ignacio de Urrutia y,,Montoya, i*mpri*mi6 en la Habana una parte de otra cr6nica, que titu16 Compendio del teatro hist6rico, juridico, politico y military de la Isla de Cuba. No la aceptarian con -gran inter's los que la .0 0 ita la segunda parte
conocieron, cluando desayarecio ined de ese libro. En' cuanto a? mif dire que lo que pude exanlinar de la primer 'no me hizo echar de menos la desaparicion de la segunda.
aU.,se'public', en la Habana, por D. Antonio Jos' Valde's, otro fibro IlamadolKstoria de la Isla de Cuba, y en especial de la Habana,
No corresponded al autor de la presented el juicio, sobre, esas tres publicacion'es. Oigamos el que formaron,- en 4 834, los mismos indivi'duos de la Comision de, Historia de la Sociedad d-e Amigos del Tals de la Habana compatricios de aquellos tres autdres,
((Deseando I (dice la Comision) seguir como texto alguno de los manuscripts que le dejaron el'celoy labo)DI riosidad de dis Ihguidos bi*j*os suyos que en otro tempo
habian acometido esta empress, los analiza lodosN; 114male principalmente' Ila atencion el de D. Martin de Arrate ; lo j uzga A. la luz de Ias I ideas que ba adquio rido y aunque elegant en su -lenguaje exact en
2 Haterialet -relativos 4 la Historia sociedad de Amigos del Pais, correspon-




PR6LOGOf 13
sus noticias, preci*so en sus descripciones, y desapasioj)'nado cuando-trata de averi*gua'r cualquter hecho im. portante", lo lim-itado de su plan, pues'solo abraza 6 la ciudad de la Habara. lo hace deficient Para el objeto propuesto. En vano ocurre 6 Urrutia y Yald4s para que ]a I*lumi*nen otro plan diverse se obser.va en ellos : difusas disertacionesac.erea de punts insign*ffm canes, y oscuridad en' lo massustancial; y si' es verdad que en algunos lugares sus noticias.son del mayor precio estdn mezeladas de tal suerte, que dejan perplejo y confunden al que las anali*e. x
Esta Comision de Historia, cread a e n 4 794, y casi al mismo tempo que la. Sociedad que-- la ebgendr6 en un p iodo de ma's 4e setenta anos no doer" ha public as
que el manuscrito de Arrate y a1gunos documento3 sobre success aislados, fundaciones y noticias estadisticas en epocas moderns. Estos han sido todos sus trabajos, aunque, desde que naci6, los archives pu'bli'cos se
6' sus investigations los particulars franqueasen copies de cantos documents importantes poseyesen 6 in-div'duos residents, en ]a Metr6poli se brindasen 6 registrar los de Sevilla', Madrid y Simancas Y, en fin, aunque el Sr. D. Fernando VII mandasefranqueartodos los'de la Peninsula Por delicada y Ardua, que la tarea fuese, sobraban Para Ile-varla A feliz termino la aptitude, saber Y'luces naturals




14 PROLOGO.
do In i Aduos, de aquella Comision. Solo les falt6
inter's, amor 6 la material y tempo acaso para consagr6rse A su exclusive objeto s*endo, los mAs, 0%-1 de los mas notables 6 quienes absorbing con preferen-cia todo el su yo los cu*dados y negociog propios.
Despues de los trabajos de Arrate,-Urrutia y Valde.S" public' un Ensayo politico sobre Cuba el ce'lebre baron de Humboldt, lieno, d*ce la Comision, de Historia,
de noticias muy curiosas, que la hacen concern el mundo civilizado;, Pero la inexactitude de aigpostAlm.culos Y' las ideas err6nea's que debe desetivolver-cualquiera que no, conozca un pa"s cuv cuadr.o intent, v presenter, eclipsaban los brillantes destellos.,q'ue por otra parte aparecian..... Completamente discord con este juicio, opi*no con el Sr. La Sagra. que la obrade Humboldt era ir apreciabili 0 sima -Pero solamente Para reveler las Oondiciones fisicas agricolas y comerciales de aquella. Isk, segun el fin Xclusivo de un autor que no quiso ocuparse de su. historian,
'En 4 834 1 el Director del Jardin botAnico de la Harm bana, D. Ram-on de La Sagra, public' una. History eco-ndmko-politica y estadtstica de la Isla de Cuba. En 'Vez de darle-un titulo.que tantas obligacion'es iii3ponia, pudo
X
este autor mas propi*amente apollidarla Historia del'co-' mercto, rentals agriculture de la Isla de Cuba; torque




PROLOGO. 15,
habi6ndolo, escrito y publicado durante su residence en aquella capital, no pudo consular mas archives que los de la Intendencia', A undantes desde su creation, en .1765 p ero escasos y desordenados en todo lo reference a ]as epocas anteriores'. Aquel trabajo del Sr. La Sagra, reproducido, en otro, nuevo, que dio' 6 luz en Paris en 4812, contiene datos fidedignos y c6lculos cur*osos, pero todos con relac'ion A lag,6pocas moderns. La''historia de los ramos econ6micos de un pueblo en, sus
'Itimos periods no puede sustituir A la. e todo su pacado. Por lo tanto, ni la primer publication de aquel la'borioso autor, ni su Historia natural suntuosamente impress, sacaron. de su oscuridad. 6 la historic verdadera de Cuba,
Contain aba esta en el mas profound olvido, cuanuo lleg6 por primer vez 6 aquella Isla en 4 8V el au tor de la presented, y advirtio, un vacio que hasta por decor de ]a literature national debia lienarse, Hasta la mas mezquina de las colonies extranjeras tenia ya su cr6nica continua, cuando la mas opulent dta, lag posesiones espanolas no contaba una siquiera. Empresa era, por cierto, la reparation de tal' olvido Men- merecedora de que un- escritor intelligent y laborious. le consagrase toclos sus esfuerzos y sus 6cios. Estaba lejos de sentirme con fuerzas para acometerla, ctiando, por ctirioso entretenimiento y usando de la.facilidad que se me pro-




PR6LOGOO,
Escastsimas eran, por desgracia,' las noticias que nos legaron con, reference 4, esa Isla, desde los, primers hasta I os filtimos que han escrito sobre Am6rica. A I fines del siglo, pasado habia dicho Raynal que c Cuba va'lia
ella sola tanto como un reino; )) Pero desconocida y po. bre mientras fuitnos duenos del continente americano.sate'lite eclipsado por estrellas tan br'llantes como M6j.ico
el Perih tenia'que apagarse el resplandor de esos dos astrog'pa'ra'que reconoci&61n6s que Ia finica possession que nos quedaba, valdria tanto ella -sola como todas las dewds perdidas,
Del descubrimieato y ocupacion de- Cuba porlos Es pa'oles consignaron noticias suficientes los authorss de Ia Conquista deMjjico y otras posesiones. Pero, desde esa 6poca basta que empeO A ser important, arenas Ia mencionan ni los, nacionales, ni los extranjeros mAs que en aisladas y courts refer.encias. No existl'endo, pues, nada publicado para tejer Ia narration continua, habia que recurrir 6 lo ine'dito A los, archives. -Pero d6nd.6 estaban? Los antiguos de Ia isla, los indispensable para War, -coordinar sucr6nica de un modo autorizadO y obtener el parvis componere manna. habian desaparecido, o efitre sus tem. pestuosas, vicissitudes 6 con Ia. toma de su capital por los ingleses en 4 762 y los moderns' no. empezaban I sino desde, que en 4 766, el Gobernador Bucareli, hombre- met6d'ico,, estableci6 una secretary




PR6LOGO 17
66, 6 lo, menos. en su mitad primera,,de. una escasez de datos que oblige' A su autor A ser muy s6brio. Pero su titulo mismo Io decia no erauna historic, sino.un enm sayo.-un plan dado para estimular A que otros la escrim biese.n;- y en cinco lustrous transcurridos desde aqtiella publication'. no se ba lanzado, nadie 6 ung'tarea tan hon-, rosa, por lo mismo que era -ton Ard ua tan original y necesaria. Ciertamente, en ese largo -inte'rvalo, se ban publicado sobre Cuba muchas obras, y entre ellas,,dos muy importantes como el Informe fiscal, de D. Vicente Vazquez Queipo, y la Reine des Antilles, por Hespel d'Harponville .- pero sin tratar apenas de su. historic.
Dificil era que desde. que, apareci6 el. Ensayo, se atrem viera. nadie d echar sobre sus hombros la tarea de amm pliarlo y enmendar sus muchos de'fectos. Con elements' ya preparados, poi- Omuchos, concefitenares de texts mas 6 menos veraces A la. vista, 6 Prescott, A Mignet, 6 Toreno y A otros escritores de nuestros dias les basta'ro n,' su talent y su filosofia para esos, grades cuadros que eternizar*An sus nombres en -Ios, angles Iliterarios. Per(j- el que primer sell lanzase, A escribir la historic original de Cuba no tenia otras bases ni otras pruebas qu e las que se descubriese por st mismol fue'rza de perseverance y de investigaciones penosisimas.
Persuadido de que nadie podria, fabricar con mas interest ese eanicio que el. que tenia trazado ya mplan,




PR6LOGO*'
meros, meses de 4 847, anhelando --'corregir Ios errors del incompletoyredueido Ensayo,
No podia alzarse una easa e in
-a un desierto s* buscar
Y reunir los materials. Impossible, era former una -cro'nica exacta y concienzuda sin que Ia proce'diesen investiga'ciones muy dilatadas y studios muy minucipsose En esta parte la, fortune me favoreci6 de un modo manila fiesta. En abril de aquel ano,* estando on Londres, supe
que un judio Ia City, due'o-de un almalcen de'antiguallas- y papeles vlejos, poseia tambien muchos en lengua espanola. Aunque -sin esperanzas de que se refiriesen A mi -objeto preferido Ia curiosidad me condujo A su morada-, v me sorprendi6 agradable-mente el encontrar y adquirir, con un ligero desembolso, un legajo de documentos roidos de pofilla y'sustraidos sin duda A los pobres archives de Ia Habana en 4. 762 por lacuriosidad de algunos de los invasores. Despues de, recover, en el. Museo BritAnico Y en otras bibliotecas de aquella capital y de Paris-, muchos otros datos utill'sitno's pude en Espana reconocer los"'ricos manuscripts de Ia. Biblioteca National. y Ae Ia Academia de' Ia Historia' de Madrid merced, A Ia amabilidad de mi amigo Y condiscip 'lo D. Gregorio Romero Larran'aga Y de mis sabios.companeros D. Cayetano Rosell, y D.,Tomds Mun'oz Romero, cuYa reciente muerte se deplore.
Una vez'extractado 6 cow'ado en ta-n'preciosos deP6-




PR6LOGO#'
las'de Traggia Mata, Linares y otras muy curiogas, guiado por noticias verbales del Sr. D. Pascual Ga4w. yangos, pudeconseguir que se me adtorizase tambien, para sacar copies y. apuntes entre la antigua document. tacion reference -a Cuba que estaba depositada en el Milaw nisterio de Gracia' y Justicia. Recorri allitoda la enorme causa. original que se form6 en 4764, por la rendition de ]a Rabana y ]as relacibnes officials de la invasion de los iffgleses en Guantanamoj en 4 742, y de otros muchos episodic's importantes y desconocidos,
Pero en Sevilla, en el antiguo palacio, de la Lonja, entre la majestad sileticiosa. de sus galerias, W donde encbntr6 continuando su sue-no de tres silos A la histo"M ria de Cuba y 6 la de otros passes que fueron espan'oless Aparecia alli nada menos que toda ]a correspondence official de sus gobernadlores y obispos desde 4 526 hasta 4 76,o toda. la vida pasada de Ia. grande Antilla cu Wa" dosamente- ordenada, por dias por meses y por anos, ton los 'Indices A Ia vista forme' una larga nota de los
0 a 11
documents mas necesarios, y los hice copier o extractar todos completando asip con ellos Ia preci6sa y vas'ta coleccion. historic, de Cuba que ha servido para tejer Ia, narration de su historica, desde que Ia descubr*6 Colon entre Ia oscuridad de una creation desconocida hasta que en 4 843 Ia dejamos ya en Ia adolescencia de su ciIv itizacion y realizando el antiguo pron6stico de Raynal,




PR6LOGOO
Como son cuatro muy distintos los perfodos, de su vida su, cr6ni*ca extract fiel compulsado de tantos, documents, tiene que dividirse en cuairo tomos.
El primer tratarA desde el descubrimiento de la, isla por Colon en 4492, y su., colonization primitive hasta. que A fines' del sigla, xvi s-e constituy6 en su. capital su gobier*no superior,,
Et segundo referred todas las angustias, que acompage Baron 6 su, organization hasta, 4 764 -,, perfodo que, con a1gunos dias serenos.,y. aun gloriosos, puede designers como el de su. miseria,
Iniciara' el tercero la, relation de su. mayor desastre, la conquista de su, capital por los ingleses; Y terminara en. 4 84,6 cuando en tempos ma.s, felices, iba' -a' cubrir la, isla sus nec"esidades con sus propios recursos.
Su epoca mas reciente, ta, de-su opulencia,,que. data de aquel an'o y Ilega hasta. el presented serA objeto del cuarto y Aitimo tow,O.
Como desde que, ]a Ista se, empez6, 6 colonizer tuvo SU. agci.on directive. que centralizarse en sus gobernadores, al mando de cada uno de ellos corresponded en la historia, do esa Provincia lugar mismo que dcada reinado en la historic de toda monarqu fa Y de tan sencilla. an'alogia. dimana. qu e,, para. mayor c1laridad de exposicion,
'tulo 6 cad gobernador,,
se dedique sul capi a
Prefiriendo invariablemente lo cierto A lo supuesto,




PR6LOGOO
inos actoresA que se refiere, aunque en mds de unlugar se modifique, con el que se habla y describe en'nuestro tempo.
Los asertos que motive dudas serdn justificados u.no uno por su. nota; y pot el- n'mero de citas que los acompanan, calculard el lector el de las cr6nicasy documents, consultados para sujetar la, narration A la verdad primordial e' imprescindible condition de toda
historic
No me satisfizo el studio anall'tico de mi copiosa coleccion manuscrita. Examine' tambien todas las obras, buenas 0' malas, que direct e' incidentalmente han, tratado sobre Cuba. Como la abeja, para fabricar su panal, extra el jugo de las, flores, que encuentra; asf tuve yo que recover en todas parties cuanto podia servirme pai a completer mi labor con "was acierto
5 Debo aqui dar un testimony de mi copies y extracts necesarios, asi on gratitude "a los Exemos. Sres. Duque de los archives de Cuba como en los prinBaile'n, D. Francisco Javier Castahos, cip4les de EspaTaa. D. Gero'nimo, Valdes, Condes de Alcoy Ya con datos, ya con advertencias,,, y de Villanueva, ya difuntos, 'a D. Ven- me favorecieron asimismo, los brigadietura Gonzalez Romero y D. Vicente resD. Pedro Este'ban y D. Miguel PaVazquez Queipo. El primer de aquellos niagua, el sabio, D. Pascual Gayan(vos, personages, ligado 'a mi buen padre con D. Domingo Delmonte, D. Jose' Maria una amistad de medio siglo, me facility de la Torre, el general D. Juan Tello, a1gunos originals de su hermano ute- D. Juan do Xindelan e
y el Sr. marque's
rino el general las Casas, uno de los do Someruelos,; y autique muchos de mag sehalados gobernadores que bubo ellos ya no existan 'a todos debo este en Cuba; y 'a la protection y favor de recuerdo. los dem5s debi la facilidad de sacar las







INTRODUCTION.
Por los Nortes boreales de la zona. t6rrida, dilatAndose con forma irregular y capricbosa o'upa la Isla de Cuba un vasto-espacio enire los grades 78 y 45"'del meridian longitudinal de C6diz. Es su anchura tan desproporcionada 6 su extension del E. at 0., qu'e en ]a mayor distlancia del Norte 6 Sur apenAs pasa. de cuarenta leguas, contando en a1gunos punts menos de catorce. Recono'cese at examiner con atencion ]a esfera que, cuando los progresos de la intelligence estrechen ma's y mAs las relaciones y distancias entre los passes mas remotes, ninguno, hay de geografia mas favorable -para comunicarse y commercial. con todos los pueblos de la tierra. Ban-ada Cuba por el golfo que separa en d6s grades mitades el bemisferi-o americano, la avecinan por el Norte la Florida y el arcbipie'lago de Providencia'; por su. Oriente,, la grande isla de Haiti, 6 de Santo Domingo, 6 la antigua Espanola ; al Sur, la de Jamaica, y mas abajo el cont*nente meridional del Nuevo Mundo. Luego que se cumpla alli el mismo decreto de civilization y de adelanto




NTROWCCION.
A los grades 6c4anos', entonces.serdn* los'productos de Cuba tan com'unes en el Asiay, la Australia,, como lo son ya en Europa y en America. ., Su, periferia que por el'Oriente se pronuncia en ele vadas sierras y es por su extreme occidental' tan baja que arenas se divisa la costa s'bre
0 -el mar, contiene m'as
de cuAtrQ mil leguas cuadradas feracifsimas, ademAs de otras doscientas superficiales que reunen todas stisislas adyacentes.
Los carnpos, de Cuba se fecundan con ciento veinte y siete rios, sin muchas corrientes tributaries, y algunas navegables, en mAs o menos extension." Con su vegetation ponderosa y sus robustos elements para. asegurar la opulencia. de su agriculture cuenta -tamblen Cuba mAs de cuarenta puertos tan espaciosos como-resguardado5 para diseminarla por todas las naciones.
I
A su. descubrimiento estaba abandoned la riqueza. de SO suelo por la ignorancia y ]a ind'lencia de la casta indigent. Dividida en. tribes ais.1adas que procedian del continent era mas f6cil. mas' pron to y mas acornodado 6 su pereza sustentarse con la caza y con la A pesca, que con el cultivo. Reducianse sus labored a1gunas si*'embras superticiaies, bechas, sin nocionesde labranza y sin mas instruments que toscas estacas, Con su aislamiento y su indolencia. se cbmprende que en, un terri-tori-o tan lertil
tan vasto no viviesen, cuando los, e'span'oles vinieron'
octiparlo, mas que doscientos mil indfaenas, Este fue el- nu,'mero ekonoesl calculado' por -el'famoso Padre Barqw,.' tolome' de las Casas, uno de los primers exvloradores de fa,'Grande Antilla.




MRODUCCION.
que, ditnanasen las causess de esa despoblacion Ae las misma.r--, conaiciones, fisicas, de su atmo'sfera y su suelo.
Con su verdura e/terna y sus menores, diferencias, de temperature no se advierten tanto, los, cambios de estacion en la de Cuba ppro'estAtan sometida, como, las, dem6s parties del globo, 6 leyes in-variables; y son inhe" renters 6 la suya un Sol 6roiente y una hurneaaa que si Vivifican sus, campos poderosamente, tambien debil*tan los, cuerpos, y produced enfermedades, mas, comunes que, en las reg4ones, mas septentrionaleso
Los cambios, de temperature len la, isla -proceden mAs de la mudanza de los, vientos que de la diferencia de las estacio'nes. Por ejemplo, cuando, sopla vientoSur, se sufre casi igual. calor en enero que en agosto I poIr mas que le mitiguen las, brisas del E., reinantes, en to ma's del ano y cuyo influjo.es mas, benignoy -grato cuando, se encuentra el sot A was altura.
Nanto como ]as, brisas, contribute, la regularida'd de las Iluvias A suavizar el ardor del clima. La constancia de las'unas asegura la abundancia de ]as otras, amontondadolas sobre Ia atmo'sfera Ora que descarguen su electricildad por las campifinas. Cuando los, vientos del Sur o del Oeste casi siempre pas'ajeros y variable's se oponen A la action casi constant de las brisas ; enton.0 ces., por, to regular de mayo A octubre se pronuncian tempestades tan violentas, que. descargan torrents en lugar de fluvias. La humedad que sullen MaDtener en los campos, y' viviendas es -di'recta causa de fiebres esta* cionarias, intermitentes, y otros, males de ana'logo diag n6stico. Esa huffiedad I en combination con su atm6s finrn olavarla nrnp*n;fn an In Tola ]a




2"" 6 INTRObtfCCONO
vida. Alt6ra, se all't mas pronto que enEuropalas cares alimenticias y, las'frutas; el pan se enmohece los vinos
0 4,
ordinaries se, agrian se oxi'dan los metals, y hasta plerden su virtue reproductora los grants y simientes cuando la precaution no los preserve. Luego menester es que se resident tambien de la influeIncia. de una atm6sm fera siempre humeda ardie'te el. cuerpo human, y mAs 6 menos, segunlaconstitucion, los bAbitos y estado de cada individuo,
En lugar dt cuatro dos son solam'ente las estaciones que se determ'inan en Cuba y su. archipiiago, al menos son ]as finicas que tengan carActermarcado y different la de la seca, y la de las aguasS
La prime.,ra, que suele empezar despues de las Iluvias equinocciales de octubre, apenag cuenta cuatro meses, en los cuales la frecuencia, de los vientos'Nortest A veces muy viol e'ntos refresca. la atmo'sfera. y reanima algo los cue I pos. Pero esos Nortes, chocando ta'bien con los del Este, tampoco rompen sin chubascos ni fluvias pasajeras. Esta. es la. ePoca del ano sen'alada para las areas rurales y para la preparation de las cosechas que se siem'bran poroctubre y noviembre, y se tecogen por warzo 6 por abril.
La segunda estacion la de las aguas, se pronuncia por estos mismos meses. En a1gunos inte'rvalos de su largo\curso queda el cielo radiant v despejado. Enton4w ces, es cuando la temperature, tropical desplega sus rigores, sucedlendo A la *n*UDdacion de los -campos'y lo's pue blos la influence. de un sol abrasador j pero menos homi"6 la verdad ea Cuba..aue en otras regions de su




INTRODUCCIONO 27
violencia d'e dos sacudimientos fisicos tan cruelest como los temblors de tierra y los huracanes,' Aquellos, por causes que los naturalists mas inteligentes y estudiosos no ban determined aun -con clarlidad, solo extienden sus, estragos hacia el-Este-, especialm'nte desde las mingenes delCauto hasta la extremidad oriental. Los huracanes, tan terrible, como os temblors, soplaii a1gunas boras 'Con implacable furia por toda la parte occidental de la Isla.. Pero'la Providencia, equilibrando en Cuba los bienes conAlos males con la misma sabiduria. que en los demAs praise's del globo, refrena alli clemente esas dos plagas, y solo las desencadena en cada siglo, en imprevistos instances y por contadas boras.
Esos son los principles distintivos, fisicos, de Cuba."' Sobre sus grades groups orogrdficos, sobre su variada
-y rica. geologic sobre su flora y los.. multiples individuos en sus tres reins naturales, ya diserta detenidamente la ciencia, en various libros, y la facultative explicacion de. tan curiosas roaterias, no compete al nuestro.
Tal era la Isla, que descubierta, por el Gran Colon en 4 192, no recibio en sus playas 6 la civilizacion europea sino veinte a-nos despues. Diego Yelazquez con un punado de espan'oles y casi sin pelear, an'adi6 -su possession 6 Jos dominion de sus Reyes. Solo,, el suplicio de'un cacique forastero que excitaba A la. resist6ncia- A lastribus pacificas de Cuba, turbo' la tranqpilidad de su conquista en epoca tan" dura, que no siempre les permitia A los, hombres ser elementss. A' una fAcil ocupacion sucedieron los beneficios de la, paz y en menos de siete anos se improvisaron siete pueblos, siendo no los primemw ,PfC r_;Tlf% IfQ Q.I" V*qfvf% fln VVILA T*Y let U4ftT%9%vf%




1 -TRODUCCION,
corria,,-parejas con los descubrimientos, Descubri6se A Mej*ico por dos expedictones armadas y tripuladas en, los- puertos de, Cuba y de- la p'psma matrix salieron 'despues otras mayors a' colonizer y conquistar tan.. vasto imperio. Asi es como'A te de Velazquez, ocurrida
trece anos despues de la, conquista, aquellos siete pueblos, fundados con-elementos y premises de prosperidad, por espacio de un siglo apena'Jueron mas que siete aldeas empobrecidas-, primer por la emigration a Nueva Espana, y luego por la d'saparicion de la c6sta. india. Los. indigenas s6brios, in.dolentes, sin afanes y sin necesidades, preferian ]a voluntaria muerte del suicidio al concursode accion,- 6 las fatigas moderadas que todo cuerpo social pide 6 sus miethbros.
4
Lo mismo suced'ia en todas las, demds Antillas, y aun ed algunos p'ntos del conticente, cuando efcelo e'xagerador de Bartolome de Jas Casas -obtuvo que 'para,
A*
reemplazar, en ]as faen'as tnas fatigosas A los indios se llevaran al Nuevo Mundo negros africanos. Hacienda objeto exclusive de su filantro'pia 6 una-,sola casta de la especie bumana, redimi6 4 unos con la esclavitud deotros, solo torque con un, color mas oscuro y- una, cons" titucion mas vigorous fe pai-ecieron mas aptos paraso- m porter la servidumbre los ho'mbres.,negros q'e los amarillos. La moral fue..sacrificada e*ntonces 6 la. ffsica,, Tero no, bastaba, que -cada african.o -trabajase tanto como cuatro indige'na-3. Aun en esa proportion el number de negrosque se traiati 6 Cuba no alcanzaba A reempla". zar A los indios que buian o se morian, La Isla, lejos de prosperar, se empobrecia y seguian 1'ncultas sus




INTRODUCCIONO
jas, el mQior de todos, despues de gobernar dos veces con desinteres, y con, acierto, enajen6 sus' propiedades como p6d'o, y pas6 A mejorar de suerte ,en el Peru' por
de los pleitos,, divisions, denuncias y rencillas que encendian en Cuba los regidores, los empleados y los veci*nos mas notables. A su ejemplo --se' marcharon muchos, abandobando por granjerfas on el nuevo
continent una penosa y escasa saca de oro, que pagaba. al Rey ]a quinta parte del que se recogia ia de caballo'sque no siempre, por falta de embareaciones, se txportaban.
Resolvi6se en 4538 ]a conquista de Florida, contra. tada'por Hernando de Soto; y e'ste A delantado, para asegurar el exito de aquella jornada, abus6 de. su" -au.-M toridad sobre la Isla extinguiendo su solo" articulo de traffic. Apodero'se para su expedition de todos los cabaIlos tiles, y con ellos desaparecio' durante a1gunos a-nos ]a raza caballar del pal's. A esa tausa tan, 'incidental y secundaria se junfaron muchas para que siguiese Cuba, durante muchos lustrous, oscurecida, pobre y agitada,
Gobern6rofifla cuatro, abogados sucesivamente aunqup no de iguales condiciones pero todos con igual desautorizacion todos entre desaciertos y rivalidades con ayuntamientos y los empleados administrations,
Nunca hubo" nation mas d6minada por e'l sacerdocio monacal y el secul air que Espana en el siglo xvi. Aun que fuese entouces, Cuba- una de sus posesiones menos importance y mas ignoradas sufrio como'-todas las demAs, las consecuencias de aquel dominion, exagerado, A la 'intolerancia, 6 ]a avaricia, A la imperiosidad de




50 INTRODUCTION
,nes monacales y piadosos donations que los que permitia, la eseasez.,de, brazos y recursos de su. naciente 4ricultura. Asi, la poblacion' lugar defomentaise, "de-creci6 con instituciones, incompatibles con Ja i-ndustria manual y la propagacion- de las families,
Aunque engolfado CArlos T en el p*e'lago de los asuntos europeos tambien ocuparon su ate'ncion los i'nmensos Estados que adquiri6 en America. Tenia. ya b9sque, jado pa a ellos el plan gubernativo que debia regirlos., una Junta de juriscobsultos y te6logos que formul6 el sistema----de legislation que habia de observers en las colonies. Influida por'las representaciones de Las Casas natural era que las nuevas leyes extinguiesen'el abuso de los repartimientos 'y declararan A los, indigents emancipados Ae toda servidumbre. Ya quedaban pocos en Cuba cuando empezaron A I reg*r las leyes, que promuIg6.,aqueI Soberano, para su imperio, ultramarino, pero los colons que aun los poseian unieron sus clamored Vlos de todos los demAs de America; Y si abier amente no se opusieron A aquella reform como en. el Peru y en otras parties se debi6 A que su debilidad no les permiti6' mas resistencia que la' de las suplicas. Perb con la emancipation de los. indios', aun',que di'tada, segun Las Casas, cpor una ley que prohibit hacer el mall, aunque de 61 results el bieno), s6 abandon de; una vez- el labored de los pocos y escasos filones, de oro que aun babia. por Trinidad, Jagua y Santiago. Ceso' la t"Inica industry ia de los, pob la-dores, Y'quedaron reducidos 6 vivir de sus ganados v trAficos 'ezquinoso




INTRODUCTION 51
rapidez, menos Bayamo, conser"v6do en su s4r Por al" gun trAfico de. cueros y de reses con Jamaica y, Tierra Firme. La escala. que hacian en aquel puerto los buques 6 la ida y al xegreso' de Nueva Espafia dejaba. utilidad-, 6 sus vecinos con la venta de- v'veres y el hospew daje d'e los forasteros- y con las comunicaci ones mas frecuentes ya alll' que en ningun otro punto entre los dos hemisferios. Acababa de espirar la. primer mitad del siglo xvi, y ya el abogado gobernador Gonzalo Angulo le re -bonocia por cabeza natural de la Isla, y procuraba fijar alli su residence. La misma preference. que la autbridad la dieron tambien., e otre Jo's dem6s pueblos, los feroces corsarios de aquel tempop. Despues de haber'la incendiado pn 4538, volvieron en 4555 d'saquearla por segunda vez, sin que los contuviese una insufficient fortification levaniAa por Soto para su defense.
Hasta que los enemigos no empezaron 6. darle alguna importance, no empez6 la Corona _6 sospechar que la tuviese. Despues de.Angulo, un gobernador military reemplaz6 6 un gobernador letrado, y con 61 vino de Me'.jico una primer guarnicion estipendiada, pero insigni-. ficante y miserable, como el n6mero de los indivi'duos y el valor de los interests que habia de custodial.
Aunque varies naciones europeas por medio del corso y la piraterfa, se esforzaban en- participar de unas ri-' quezas',que sus descubrimientos y el valor de sus tijos habia adjudicado 6 Espana sola, el brigandaje extranjero, res'pet6, sin embargo, sus colonies cuando orgafm nizo' Felipe. 11 e'la Armada de la guard de I-a carrera de las Indias,)) y sobre todo mientras la aea'udi116-un




INTRODUCCION#/
dez tres castillosya alzados en la. Habana, aigunas defensas nuevas en, SantiE(go y sus guarniciones yl au' mentadas, no *mpidieron quejuese *Cuba objeto perenne y preferido de ata ques y saqueos de los corsarios. Pero aun con tan ddra, cortapisa, colocada en la derrota de un cQntinente .6 otro, y con un tetritorio tan fecundo,, su comercio tom6 algun incremento con el c6ntrabando- su legislation sus usos, su g.,obierno so fueroin aunque Jenta. y defectuosamentei organizando. Los corsarios' mismos, cuando no podian robar, traficabam secret 6 impunemente con losw habitantes y daban 6 los frutos de ]a tierra. una salida que les vedaban las restricciones mercantiles, inventadas --por la ignorancia de la 4poca en la gestion'de la riqueza pu'blica. Se in'trodujeron negros o por contracts 6 por contraband ; se labraron ingenious, se obtuvo' un azu'car igual al mejor Ae otros passes; se sembro y se recqgio un tabaco mejor que el de ninguno; y Oe a'-no en, ano se fueron.descubriendo sen'ales infallible de la opulencia. future de una. tierra. tan escasa en products necesarios como abundante en Ilos superfluos.
Un siglo despues de descubierto el Nuevo Mun&,' el aumento,,,repentino. del oro y de la plata que se sac6 de sus entrants caus6 una revolution. en I el comercio, y en el espflritu de todas las machines. 'Para la curiosidad y las illusions que los descubrimientos inspiraron no habia possible freno. No ya. los espanoles solos'. todo's Vol~ vieron sus. ntiradas h6cia. el continental, occidental. Le suponian como un Eden 'cubier o de tesoros de- fan~ t6sticos afiimales, de* plants singulares, q l ue 'curaban




INTRODUCCIONO 55
lodos naturalmente se lanzaron A par'icipar de tantos beneficios; torque ni 0 material poder Ae Espana, ni la autoridad. de los Pontiffices, que le con6rio' el dominion exclusive de ]as I regions descubiertas, podian sofocar unas aspiraciones tan naturals en Jos demAs pueblos,.,
Luego que con !a muerte de Felipe 11.y la. destruc. cion de su famous. armada en las costas, de Ing*Iaterra, empezo con el. siglo xvii decaer el-poder espa-ol, ol c6bo del pillaje *nund6 de corsarios toda la zonal maritima que corre desde las pr.,*meras Antillas -hasta el golfo Mejicano. La E'uropa enter represented por pirates, corri6 A tomar su partre en los. frutos de ese mundo nuevo que sus propias haza.fias y la sanction pontincal babian declarado propiedad exclus*va de los espan'61es. Y surgiendo Cu-ba en el centre de ese eirculo menester era que en sus costas, visitadas A la ida y A la vuelta por Jos navegantes, encontr aran Jos agresores coseebas de raping mas seguras que en los demAs rumbos,,
Con ppeas, desatendidas y pores poblaciones, con muchos puertos c6modos y-,solitarios, y en una p9sicion tan centric entre cubtas miseries se meM la cuna
esa grande Antilla, destinada. por ]a naturaleza 6 ser tan -opulenta! j CuAntas desolaciones'y amarguras la agitaron 1. Unas veces, Jos armaments de la Holanda amenazabah destruir su capital pillAndolo todo en su vecina costa -' la bloqueaban, tenian A sus vecinos meses enters en alarma, sin descanso y sin pan, y muchas veces hasta sin las gotas de vino necesarias'para celebrar 'el santo sacrifice de la misa. Otras, el fran c e's entraba a saco en la indefensa Santiago, incendidndola, profa-




54 INTRODUCTION.
Puerto-Principe, desbarataba en el campo A sus bisonos pobladores y los ponia A restate. La i8la de Piuos, las bah'as deNpe, de Matanzas,, de Jagua, de Manzanillo y.de Guantanamo, nidos perennes-depiratas, perten'ema cieron, cerea de cien anos s b* los espanomw
ma ien que
-Jes, a] brigandaje,'al contraband extranje'ro. Y cuando mas pujantesestos, mas d6biles estuvie-ron los-sucesores de Felipe 11. Sordos A los gr*tos de los gobernadores deCuba,, impotentes para remedial sus-necesidades, 6 distraidos con sus gu'erras en Europa desde 4 635 se babia mandado amurallar la Habana, y'se ide6ban'planes para la obra. sin discurrirse arbitrio para ej e*cutarlae En- 4 667, despues de una pirAtica- invasion en SanctiSpiritus de -cruele s asesinatos y depredaciones en los punts litorales, y al conternplar la turba de. families desnudas trmulas y desamparadas que se., agolparon 6 refugiarse en la ciudad, su. gobernador D. Francisco DAVila Orejon ballo en el patriotism de s.us',,ffloradores los medics que. no babia. podido facilitar el 'gobierno. A. su. voz, todos'se convirLieron en operarios; I y tra zando el mismo los;reductos y* los'para'.petos, bastaron a1gunas. semanas para abrigar al puertocon un recinto de fortificaciones. provisionals 6-imperfectas, pero suflcientes para rechazar un golpe de mano, una. sorpresa, Tempo era. Lo ingleses babian, conquistador ya A Jainaica' y otras islas, estab lecie'n dose tambien' e'n el conItinente septentrionAl. Los franceses erad duenos de la initad de la Espanola. Las fortificacione' i'pi-ovisadas por Dd'vila, merced A sus eneraicos clamored fueron
lanfamcinto vafnrm4ndnQn onn mnunr ctil;iU7 x7 O'An fq rrta




INTAODUCCIM 55
Otra obra, casi tan important 'Como I& de ]as fortificaciones, se emprendi6 tambien con pocos medics, A p rincipios del siglo xvii la del Astillero'de la Habana. Felipe V, mejor aconsejado que stis ties predecessors,. despues de reformer y de aumentar ]a guarnicion de Cuba, destiny operarios, y cantidades Para varies cons"W trucciones navales con tat exito,, que antes de term** nar su gloriosa reinado en medio -de, una larga guerra, y con frecuentes peligros de invasion, se fabricaron allif cinco, nav*'os cuatro, fragatas de'guerra y mAs de veinte buques corsari*os'y mercantes.
Todavia la.Isla -Progreso' muy lentamente, es cierto; torque los errors de su administration commercial lejos de dares la salida que exigian, d-e*aban que sus products se perdiesen' en su mismo suelo. Pero.eran sus, tabacos, sus azu-'cares, y las ventajas de su situaclon apreciadas,,,tan reconocidasi, que antes de
media el sig'lo xviii, Ya codiciaba 'u adquisicion la' prirner potencia mariftima de Europa En 471 un armamento, singles muy considerable intent apoderarse de toda su parte oriental, siendo rechazado, por-el rigor del clima Y el valor de sus habitantes; y luego catorce anos de Paz y a1gunas- reforms acertadas en su I*egislacion y- en su 9'obierno,- vinieron A dar A Cluba a1guna v ida
Contaba ya su poblacion noventa mil blancos, veinte mil i-dividuos-1ibres, de color y cuarenta mil esclavos, cuando estaI16 un nue-vo rompimiento con la Gran Bretafia resolvio esta potencia -apoderarse de ]a mayor
%0
y mas important de ]as islas del .,contin6hte- americano & V 0 N




6 INTRODUCTION.
junio de 4 762, sobre Ia Habana Ia. expedition mas formidable,-Ique haya lanzado Ia Europa sobre el Nuevo Mutid'o desde que se descubri6 hasta nuestros dias. Despues de dos meses de una gloriosa. lueba-, sostenida por menos de seis mil hombres contra mas de veinte y ocho mil, entre los horrors de una e pidemia nueva y homicida, sucumbi6 Ia Habana cuando' no contaba ya'mas que novecientos defensores. -Pero con su capital no sucumbi6 Ia Isla. No permitieron el patrioLismo y Ia lealtad de sus habitantes que los ingleses dominasen alli"mas tierra que Ia que hollaban con sus plants.
Devuelta Ia conquista 6 Espana :en 1763, cuando, Oespues de perderla habia acabado, de comprender lo que valia,,'et rey C6rlos III destin.6 sumas'cuantio'sas, h6biles ingenier'os,, nunierosos brazos Para alzar esas soberbias fortalezas, que convirtieron 6 Ia Habana en Ia primer plaza de'America enviando tambien las troops r)eceqarias Para defenderlas. Y, dispense A Ia Isla beneficios aun mayores libertdndola de Ia opresion de una compania monopolist que absorbia ella sola todos sus products. El ce'lebre decreto de 4 778, extendiendo, Ia libertad commercial A Jos P'rl*ncipales puertos, de Ia Peninsula rompi6 las. trabas que inAs babian ent'orpecid o, el desarrollo del tr6fico con Cuba. En dos lustros v entrO una nueva lucha con Inglaterra de menos- de medio, milion de pesos que en 4 7.72 rendian todas las rentals al Erari o, flegaban en 4 78 6 uno, y medio : resultado, inesperado y exclusive, de una reform sAbia., conseguida en una epoca de' alatmas y de bloqueos antes quIe su D6blacion v aaricultura Dudieran fomentarse.'




57
JenteA con'tribuyeron casi tanto como la, nueva march del gobierno A empujar 6 -Cuba., por sends de, progress. El Bail'o Bucareli organizando la defense military aflanzo' su seguridad y aument6 s-us products, per'iguiendo vivamente el contraband. El marques de ]a Torre empez6 a' moralizer el pal's, form.6 colonias'nuevas encontr6 recursos -para muchas obras necesarias y para libertarla, segun su mis'w.a expression, c de la miseria de sus antiatiedades D. Lu'is de Las Casas logr6 pro'longar siete au'os mas en Cuba aquella'. era tan floreciente de Cdrlos III que con ]a muerte de- I este Principe babia y I a -terminado, para Espana, cuando 61 vino a' gobernar esa Isla, y colocarla con su inteligencia su humanidad y sus creaciones en la misma altura de civilization que su Metro'poli,
Luego comenz6 A rayar Ja aurora de su prosperidad, pero entre una atm6sfera negra y tormentors y mil anuncios de que se destruyese desde su mismo naci-, miento. Sobrevinieron't'res guerras sucesivas con dos grades potencias mariftimas; y adem6s de la lucha de las armas sobrevino con ellas otra mas temible aun mas duradera, la de las ideas.,
Harto de censurar y senior fue con el ti'empo, que, 0'
cuando se reunion a promoter. en Cuba su riqueza material mayors elements, Do recibiesen formal, Di de terminadas leyes, ni la especial organization que necesitalban desde entonces.
Desde 4 794 se permit Aos espa'oles traer a' su I s Antillas brazos de Africa, cuando va w no podian traerlo
V'ase la Memori del gobierno del ]a Capitania. general, y copiado en nues-




WTRODt!GCION*
14 extranjeros- A- las uyas, e' intr6duktan en Cuba. y Puerto-Rico mas hombres que mujeres, prefiriendo ]a pronlitud a c on
la estabilidad d.e, sus proorresos. Cuan&
tanta introduction & ilesclavos' se venia 4 arraigar en Cuba un pueblo dominado'tan numerous comolsu dominador y tan different en sus tendencia-s'como en el co'lor de su semblance, no se dict.aban los deters de los esclavos para 'con sus due'os", ni los de estos pra, con aquellos. Como si, sin exception de casos hubiese de ser inalterable con muchos la suavidad do'inical que hasta entonces se habia aplicado A poc0s. Porqne fuera. haAa alli poco numerous v bien tratada, sin leyes n i, reglamentos especiates se creyo' que. tampoco-'serian indispensables culando tomase in cremento. 1 Imprevislo-n de futiestas consecuencias! Aun no se presumia en Es pana que los mismos que la propagaron en Ame'rica, exaaerando en sus .ntilfas su ndmero y su yugo, habian de anatemaLizar sin trecytia en breves anos 6 tina esclavitud de -condidiones menos duras qqe la de. Haiti y Jamaica, y mas compatibles por lo tanto, con la hu-.manidad'que invodan'los abolicionista&,,' Aun, no se-adi. vinaba que los que antes atropellaron alit' mAs sus san-. tos fueros, se'habian' de declarer susmantenedores mas, intransigentes'S Pero ya se comprendia ]a necesidad de consolidar. con form' as duraderas y benignas la n'-ueNa Tuerza social que se iba A difundirpor Cuba; y si el'no decretar en asunto de tal montafdrma grave cargo con tra, el gobierno de aquel. tempo, en culpa mayor aun incurrieron-con no'propon"er ni aun estudiar tampopo nada los gobernadores y corporations de I -a Grande Antilla,




NtROUfCCIO'N. 39
en, gendr6 en Am6rica', Se explica el fen6meno politico de haber prosperado la -Isla mAs -desde que se aglomer6 en su seno el element que podia destruirla, y de que se preservara del contagion de la emancipation violent en las v ecinas Antillas, para solo emplearse en fecundar 6 la. mayor de todas las de su archipie'lago.
Pero no de legislad'o'res, stno obra. sola de la. Providencia fue' que. preparaSe Cuba su suntuo0 porvenir no solo con la quietude y disciptina de una esclavitud mal organizada sino cambian.do en causes inmediatas de su prosperidad los, acontecimientos mas propios, para entorpecerla.. El I astro protector de* Cuba hizo mas que, li.brarla de peligros se los camW todos en causa's que determination cop el tiernpo sus progress,
Las posesiones, anglo-americanas del c'ntinente, al zadas contra su Metr6poli desde 4 774 independents, desde 4783, con' el nombre' de Estados--Unidos' de-la America del Norte,'y desde entonces mismo, desagra-decidas a' los auxil.ios de Espafia,'cor.r'espondieron a unos favors, mas generosos que prudentes en la. potencia, que mas colonies poseia, revolucionando sus establecimientos, de la Luisiana y forz6ndola asi-despues A ceder esa. provinci-a para que despues fuese vendida. La. Luisiana deJ6 a' ]a verdad de ser de Espana; prose repair esa perdida ventajosamente, trasladAndose multitude de agriculto'res espan'oles y franceges A fecundar Cuba con
0
su industrial su laboriosidad y sus caudales.
La revolution de, Francia, que comepz6 desde .4 789 6 preparer la de la Europa entlera, emancipo' la esclavitud en sus colonies, y lasi dej6 A su Metr6poli sin ellas. Duefios los negros de San-to Domingo, v converti'dos




1xb1ODvCC1Of4nico con los authors de la destr(iccion de aquel rico mereado.'Entonces, sus colons y sus industrials contribuyeron', 6 reproducir en Cuba Jos, frutos que alli se habian perdido N
El atentado, que se cometi6 en Bayona en 4 808 con los Reyes de Espana, y la traidora. *invasion de la Peninsula por los franceses, sorprendiendo en plena paz sus plazas fronterizas, facilitar'n la rebelion-de las posesiones del continent hispano-americano. Al d' jar de. se'r espanoles despues de quince a'os de, lucha parricida, la guerra y la anarquia lo devoraron todo en unos passes antes Iranquilos.y opule'ntos. Graft ndmerode' capitalists los abandonaron; y la mayor parte-de una emigration tan U'tifl y creadora. llev6 6 Cuba sus caudales y sus esperanzas, atraida menos aun por la paz y la riqueza de su. suelo, que por la libertad de,, su comercio abierto a' todas las banderas desde 4 84 8 1 Como lo habia sido desde 4 778 para los nacionalesd
Encontramos, pues, que los desastres mismos que ameDazaron durante cuarenta an'os de guerras, 0' con' los ingleses, 6 con los franceses, 0' con los indepen-.0 dientes de la America espanola, se fueron trocando uno tras otro, e n causes inmediatas"de prosperided para la Grande Antill'a. Solo con una series tan iftesperada. como positive de consecu'encias tan proipicias se comprende como una Isla., cuyas rentals pAblicas no pasaron en 4782,, de million y medio de pesos, 110garan en 4844
al guarismo sorprendente de 4 0.4 12,531 pesos habiend6 asi podido desde alcrunos a-o's antes empezar A retribuir 6 su benefica Metro'poli con algunos.-in-tereses A- I- oil




i Nt'll, ODUCCIONO' 41
Cer a' Cuba, Jan maravilloso y feliz fue' A resultado de a1gunas dispos.iciones, entendidasy combinadas con a1gunas circunstancias 'favorablesl iCua'nto mayor aun no habria sido, si no las bubiesen precedido tres, silos de errors, guerras y tropiezos, administrativos! Pero esos errors bijos, de un s.istema que mas 6 menos habia extraviado A la adminisLracion de todas las potendias europeas, nunca fueron exclusivos- ni, peculiares de ]a sola Espan-a, que, ademAs de repararlos en 4 8 18 abriendo sus puertos A todas las naciones prod igo' A Cuba mercedes y favors que de ninguna otra Metr6poli recibio' jamds, ninguna, otra provincial ultra-. marina.
Lib re siempre del indispensable y cruel tribute que los pueblos de Europa' y aun de America. se p6gan A si niismos, las troops peninsulares. la ban guarnecido, en todo tempo para que todos los brazos de sus naturales se aplicasen A ]a agriculture, al comerclo y A la indus-AO tria. Nosolo s'uininisva Espa~a las troops permanehtes de la Grande Antilla, sino que con remesag de mozos Y artesanos que serial muy fitiles en su propio suelo' re.& nueva y foment de contfnuo la poblacion trabajadora de Cuba, sin cesar diezmada por un clima para Ja raza blanca poco favorable,
to's berederos de sus primers pobladores, meros. utilitarios de tierras informal y arbitrariamente mercedadas por los antiguos, ayuntamientos ni habia
quien emprendiese su roturacion, luego que con el au'mento de la colonizacion empezaron A to-mar valor, se vieron declarados propietarios de vistas haciendas por




INTRODUCCIOI .
an.ales del todos los pueblos, dificilmente se hallarA otto ejemplo de munificencia semejante,
EMe beneficio, aunque recibido por contadas families, 6 indivi -*duos, recay' sobre otros-muchos-que se babian acumulado en Cuba sobre ]a propiedad territorial.-Desde los primers tempos de la'colonizacion- bispano-americana se habia comprendido que', donde sobraban'campos f6rtiles y faltaban brazos q.ue los cultivasen para que fo.mentaran los poblad'ores loscultivos, babia que
'do las cargas que cuando, se des'ubri6 el nuevo continent gravitaban sobre la-propledad. terride Europa donde ya la poblacion se, proporcio." naba A la superficie, que la mantenia. Y entre infinitos errors administrations de tres silos de dominio en Am6rica,,cometidos lo naismo por Inglaterra y Francia. que por EspaD'a, la verdad. de- una teoria econl6mica, tan clara triunf6 de la. oscuri aaa que, ocultaba 6 mucbas' otras. Observ6se en Cuba ese principio, hasta bace poco tempo sin alter'aci'on para -qup-..' creciese alli mejor, sin', trabas ni Mas direct car*ga que un diezm.ol,-moderado, el element primordial, Ia base de la riqueza de los palses, quo es 14 agriculture; y con su constante."aplicacion se fu e gradualmente 'consiguiendo el desarrollo de'sus grades products y de us rentals, Ese "principn, con la evidencia de sus, hechos, ha de disipar todos Ios ue*nos e illusions de los que se afanen por contr deci.,rlo; torque los" errors ya no se perpet uan en nuestro s*glo.




OiSTORIA
.k])E LA. ISLA DE CUBA!
CANTULO PRIMEROO
Descubrimiento, de la isla.. Fusiones de Colon'. -.- Sus exploiaciones litorales. Los indigents de Cuba. -Espiritu hospitalario de los de Macaca. Reconoce Colon ]a costa meridian al hasta mas alla' de Bataban6. Penalidades de su navegficion. Retrocede. Creencias de los indigenas.' Bogeo de las costas de la isla por Sebastian do Ocampo. El puerto de Carenas Naufragio de Alwiso de Ojeda en Cuba.
La primer de las regi*ones europeas y ]a mas ayanzada'entre los' mares, le toc6 6 Espana realizer la idea mas atrevida que jam6s, concibiese mente humana, Con la forma del globo ferrestre, el genov's Crist6bal Colon habia en embrionadivinadola existence de un continents -aun ignorado. Pero desatendido en v rias k 0 0 0 1
ccrtes Y',tenido por demeDte en otr'as', sus in, piraciones solo fueron creidas en tin, pueblo siempre emprendedor y adventurer siempre fficil de fascinar con. lo maravi 110so. Esas inspiraciones, no eran suenos, aquel mundo existia, y los espan'oles, destiDados por ]a Providencia A conquistarlo ', le ayudaron ta M'bien A descorrer el velo, inmen so con que el Oceano en su mayor anebura ocultaba al antiguo un mundo nuevo.
Cuando' at Ilega'' r en su primer V*iaje .4 sus linderos




44
Isabela, como' la apellido el-gran nave ante, le infor-o
__9
maron que al S. 0. encontraria- una tierra vastisiffla',
poblada y opulent.
No podian contentarse los descubridoreg con el ballaim
-go de alounas pores islas. Ansiaban llegar a' regions, llenas de.loro Y de. diamantes. Por otra parle losgestos de aque'llos islefios m6s que, su lenguaje inconiprensible renovaron en su imagination tedas las risue' y bri
11antes 'Ideas del veneciano Marco Polo, y del singles Mandeville 2 viajeros que un siglo antes babian penetrado en passes, aun mucbo mas remotes bAcia. Oriente quelos-que someW Alejandro el Grande-, y escribi*eron maravillosas relaciones. Una tierra. que designaban lo Luca'yos con el nombre de Cuba, t'vola Colon por-aquel portentoso'Cipango 0' Japon que habia pintado Polo como
Marco Polo nacio en Venecia. en Juan de Mandeville, c6lebre via106, Y muri6 en la. misma ciudad en jero ingl6s, que naci' Nicia. 1300 y 1323. Con un hermatio suy muri6 en Lieja en 17 denoviembre de
Andres, emprendio' su primer. 6xpe- 1372, era de familiar distinguida'y acodicion 6 Oriente, e n la cual atraves6, la. modada. Se dedico' ft la thedicina, 'a las Persia y ]a Tartaria. En otrosegundo niatemfiticas, y sobreJodo a viajar por Vlaje que hizo con una commission del Dux donde no hubiese ido nadie. En 1327 de Yenecia para. el gran Khan do las atraveso' la Francia, y el Mediterra'neo, pto, se puso all' 0 servicio
Indias orientals, que asi se Ilamaba en- lleg6 A Egi I
tones en Europa al. Emperador de la. -del 'sultan Meleck, con cuyo favor se China, ]I-egd a'.Pekin despues de muchas traslado con' otros cuatro 6ompaheros 'a aventuras; siondo el primer eurlopeo, las Indias orientals, llegando hasta. la. que formase una relation do las mara- corte del Khan de Cathay, 0' sea Pekin, villas y singularidades do aquella gran donde permanecio' muebos aros,'Al reciudad. Aunque i.o bubiese entonces gresar a Inglaterfa. en 1361 escribio' imp!enta qpe reprodujera Ios libros que una. relation de sus viajes que enchant 0 escribio' Marco Polo sobre sus viajes,, primer 'a los que la. leyeron manuscript, circularon en copies, lo bastante para y luego al public cuando hubo imprenque le sirviesen de guia al ingl's Man- ta, con los casos y cosas sorprendentes




DE LA 19LA DR CU13A 45
un eden de rarezas y tesor 6s; y si no fuera Cipaugo, sus convieciones sobre la esfera terrestre permitian conjeturar, que fuese aque,11a Cuba a1gun inme'so, territorio de los limits orientals del Asia,,- de los'estados del gran Khan de las Indias, en cuya description tampoco habian escaseado Mandeville, y Polo los tinted mas caprichosos y fantAsticos.
Colon con'sus tres inmortales carabelas, la Santa Marta la Xnta y la Nina, sati' de Saomleto en la nocbe del 24 at 25 de octubre de 4 192 en bu.sca de passes que le representaba su imagination colmados de prodi4w ,gios. Naveg.,ando 'con rumbo al S. 0. E. y no con gran bonaInza, descubriendo islotes,/ bajos y arenales, al ano cbecer del sdbado 27 de octubre hdcia los grades 22 de latitude _y 74 de longitude, diviso' una region cuyos li'mites se perdian en el Oce'ano y tan alta que sus cumbres le par6cieron-perderse entre las nubes. Era la que despues se lIam6- Cuba. No- querie'ndola abordaf de noche est'vose 6 la capa hasta el amanecer del 28 en que ech6 el ancla en la embocadura de un rio, A que dio' el nombre de -San Salvador y Ileva hoy el de MAximo,
Frondosos mosques de palms y variados -'Arboles da4w ban sombra a' su corriente cristalina. La creacion pare cla haber agotado sus esfuerzos en adornar el exple'ndido paisaje que por alli se extendiahasta el horizonte. Re" animdronse de repented ojos y c6razones oun entristecidos por la desconsoladora soledad, y exploration de mares. ignorados.- Era aquel un veigel accidentado en unas parties, l1ano en otra* fl6rido y opulento.de vegetation en todas. Les ofrecia la naturaleza en auuel t)ue.rto sus




46 HISTORIC
das un'' clima. suavisimo, extra fias y 'cantatioras aves, desconocidas plants, palma.8 majestuosas, A esa. costa peregrinay,"perteneciente, segun. el. descubridor, 6 su 'la Juana en If nor
6pta'stica Cipango, Ilamo 0 e' Pr'ncipe
D. Juan, primogenito de los Reyes Cato'.1jeos y -heredero entonces de sus dos c' oronas
Al acerearse las carabelas se babian alejado con pre cipitacion dos canoes de i*ndios# No aparecieron alli cerca sino dos desiertas chozas de enramada. y canas con a1gun os arpones & hueso, redes y rustics avios de pesca.
Solazdron'se all' lodo aquel dia los espau'oles, y calculando-la.- bo'ndad de toda aquella sierra. por la de aquel sitio, escribi6 el mistuo, Colon en s'u diario* eque era la mas fermosa, que jamas vieran ojos buman'os.]) Pareci'le' que donde, con elsolo aspect, del paisaje Ise recreaban l'os "sentidos, podrian ta m I bien. colmarse t*os los Aeseos;,y no dud6 que tan bella. region encerrase en sus entrafias oro especerlas en sus vergeles y perias en las eorrientes de, sus rios.
Llen'o"de aliento I isiones navego el 29 hacia.'el Poniciffite muy cerca de la costa entre bancos y entre, isletas. Reconocio' las bocas de dos pequenos rios doblo el M, la Punta de Yana, que Ilam6 Cabo'de Palmas, yfonde'6 en la, embocadura'del Caonao' Grande, qup -nombr6 rio de 'Mares. Los indios Luc.ayos quo le acompanaban le si$nificaron con su .'M'mica, y sus gestos que no lejos de esa emboca'dura encontraria. oltro rio po'co distance de Cubanacan tierra abundance en oro. Las




DE LA ISLA DE CU'BA. 47
dos U'lt*mas sflaba's de esta palabra, que en el dia'lecto indigent s"ignificaba, medio oen medio, podian interpretarse como,.significando que las minas del preci*oso metal ti 0 de Cuba.
se encon -arian en I interior de las, tierras AdemAs la. termination de can, por su enganosa conso-W nancia confirm 6 Colon, en su balaguden'a idea de que por momentos'se'iba aproximand'o A los estados del gran uier, los descubridores su naveKhan de ]as Indias. Sicy on gacion con todo, empen'o. Pero aunque se sucediese'n los 'eabos a' los cabos ]a costa perdia mucho- en aspect, sin 'prese-otarse ni el anunciado rio ni siquiera u I n median surgidero. El viento- se volvia' contrario; "el cielo' setargaba v retrocedieron A anclar en el. rio Ma" res 0 Caonao, dejando reconocido con el nombre de Sardines del Bey ese archipelago de islotes que se extiende A lo- largo de la costa del Norte, donde re'conoc*o' ,Ios Cayos que hoy se Haman Romano, Coco y Guayobo.'
Aun seguian'desierto el, valle y abandonadas las caba-as. Destac6 Colon por el rio adentro un bote lle-M vando de inter de
prete 6 uno, de los Lucayos encargado,
explicar A los i*slenos las I miras pacificas de -los espano'Jes, as' c6mo su-intencion de agasajarlos. Desem-pen6 el indio'su mensaje de wanera que por I a tarde regresaba el bote entre veinte. canoes cargadas de indigents que train algodon, raises alimenticias y frutas de forma y sabor desconocidos. Pero Colon proh'I*bi6 A los suvos (rue traficasen con ellos como nofRese por oro, creyendo s orzarlos A que cambiasen metal deseado por las cuentas, por cascabeles y por baratijas todas para ellosnuevas y admirable, Supe'rflua fue' esa precaution; por-




48 H'STOIRIA
De igual aspect y rata que los de las'Lucayas, era n como ell- s de pelo ldcio, dspero y negro. Venian del todo en cueros conplumas de diversas aves atadas al- rededor de la cabeza, -y pintados todos por el c'uerpo de, colors various. L as.. mujeres, sin embargo, se cubrian desde la cintura 6 la rodifla unas con un grosero teiido de algodon otraR con bojas de plAtano sujetas por el talle. Eran los cubanog de ojos grades y negros ancba nariz frente aplastada y moderada. altura, airosos, Agiles y muy parecidos en la fisonomi'a A los, indigenasque se encontraron en Canarias, ,aunque al parecer de condicion mas pacinca y-sencilla.
Engreido por sus mismas'ilusiones e' interpretAnd-olo todo A favor de ellas, dedui' Colon de las conft sas explicaciones que sobre Cuba te daban sds Lucayos, que estaba A pocas jornadas de un gran rio yAe la c6rte de-un gran Principe. Ese rio, segun -ei, seriaA Cathay, y el mismo KhanAe las Indias ese Principe'; y le confirmaban en esa misma fantasia sus consults sobre un capl,-ichoso ma-pa que del Oriente deAsia habia. forjado Toscanelli I. Ansiando're solver de una vez sus c"njeturas y sus, dudas, commission a' Rodrigo de Jerez, Y A Luis Torres, udio convertido' e" intefigente en lenguas orientals, para que guiados por un Cubano y un Lu'cayo fuesen 6 saludar cn su nombre al que reinase en la. comarca, y anunciarle que hab'a venido por mandado' de los mo.narcas espanoles 6 ofrecerle -su amistad y- protoccion
A Paulo del POZzo Toscanelli astr6- region no disease del continent europeo nomo Florentino. quenaci' en 1397 y mas que unos 'ciento veinte grades de m-uri6 en H82, -comun!W & AlfonsoV longitude. Su pensa.miento lo bosquejo




DIE LA ISLA DE CUBA. 49
Partieron los comisionados Ilevando buen surtido de cuehtas, campanillas-y abalorios con muestras de especies y de varies drocras para indaoar,' ensendndoselas 6 los.indigenas, si se pro-ducian en la comarca,
Mientras cumplian con el mensaie, utilize' la gente el tempo en el repair de, las naves y en el -,reconoctmiento de las inmediaciones del rio. Una vegetation robustisima. Y lozana reverdecia las ribera-s del, rio Mares cuando la de Europa se marchita y muere. Mas en vano buscaron all' los espan'oles las preciosas species del Indostan -, no vieron nuez moscad a ni'canelos I ni rui-, barbos.-Ensen'o' Colon' 6 los indigents .u.estras de estos generous procure inquirir si en el pais se conocian y zgque le decian los indios que las encontrarian por el S. 0 Algunos ademAs, al ver las perlas- y prendas de oro que les en sefiaron pronunciaron las palabras de bohio y babeque., indicando que ha'cia Oriente: encontrarian una region cuyos naturals las poseian.
Al engender lumbre para preparer su rancbo, repararon los mariners que destila-ba de la len-a una olorosa y abundance almAciga y creyeron descubrir con ese ballazgo bn principio de riqueza, torque en aquella campin'a no escaseaban Arboles iguales 6 Jos que se la dieron.
Solo seis dias tardaron Jerez y Torres en regresar, sin babor hallado mas' que indios desnudos en vez de principles, asiaticos. Habian andado unas dos jorn'adas regulars, deteniendose en. un pueblo d'e cin-cuenta casas que contonian al parecer un miller de ellos. Eran espaciosas, y construidas 'ingeniosamente con canas, raA I




50 HISTORIC
citron -su venida, salieron. drecibirles con tanta a'dmiracion c6mo alegr'a,,, conducie'ndoles 6 una. de las mejores babitaciones eja donde se les invite 6. sentarse en una especie de'sillas cuyo tosco labrador figuraba. cuadrupedos extraftos. Ofrecieroft 6 sus buespedes frutas y legumbres desconocidas, pero de buen-gusto; y acabado elAbanquete uno de los int'rpre e tes bab16 en
alta voz A los'demds y les ponder, sin duda'., el poder, y la'grandeza de los blancos. cuando todos, -hombres-y mujeres, se prosternaron de repqnte ante Jerez y Torres bosAndoles los pies v las, manos y reconocie'ndoles atentamente la cara y los vestidos,
Las armas de los indios eran mazas de, maderadura, lisa. 6 labrada que 11amaban macanas ;" flechas rematadas por agudas., espinas, dardos 0' venablos de un palo recto, con a1gun hd eso aguzado y sujeto a' los extrenaos. No se dejaba. ver entre ellas oro ni cobre, ni hierro, ni ra stro de metal a1guno; 'todos los indigents I de 10"' interior erap semejantes 6 fos de las Lucayas y los que se habian visto. Las iierras rec'orridas abundaban en arbolado,' tenien'do a1gunas labranzas en que s e cultivaban tub erculos-y raicesnada. desabridas que'ge coming asadas, -maiz excellent, y judas de un color morado oscuro., Abundaba el algodon en todas forms en sienibras,, en rama, hilado y aun en toscas telas. Habian examinado campos sembrados de una raiz blanca y farin6cea, apellidada n ame, que sumini'traba 6 los indios su manjar mas ord.inario y una species de pan en tortes que Ilamaban cazabi. La8- camas 'de los ind f genas eran unas redes de algodon clolgadaspor sus extremes,, c'jue




DE LA' ISLA- DE CUBA.
y unas ratas grades muy sabrosas que designaban con la voz de hutis y se Haman hoy hutl'as.
Entre los animals descubiertos 'por los comisionados do Colon, era el wiaso comun un cuadru'pedo domestic, Ilan ado por los indigents guamq'umage partfeipe de los characters del perro, y de la zorra, pero, mas parecido al primer, fuera de que ni "aullabA ni ladraba. Hab # anse fi 0 ado los dos exploradores en que los indios Ilevaban en la.1boda unos r6llitos de una yerba oscura y seca que nombraban tabac, encendie'ndola por un*extremo y chum pdndola pQr otro.'
No quedaron satisfechos los deseos de Colon y de sus companeros con las noticias de Jerez y Torres. Lo que ..buscaban eran perlas, brillantes y tesoros. El vago nuncio' beebo por los naturals do que podrian encontrarlos hAcia Oriente hasto' para que so decidiese el fa-wo moso descubridor 6 mudar de rumbo y pensamiento, Salio' de Mares el 4 2 de noviembre por la costa abaj'' al'S. E. reconociendola- de cerca dob16 un promontorio ique llam6 de Cuba; y 6 las veinte y tantas leguas habiaya divisado un canal ancbo que penetraba entre
elevadas, cuando le apartaron de la costa recios vientos, oblig6ndole A -, andar unas sesenta mills al N. E. Volvi6, con todo 6 tomar 'su primer direction; atraves6 entre multitude de islets, y el 4 8 de noviembre penetro por otro canal en una. vasta bahla. Lo apacible del sitio y su abundancia en mariscos do mIuchas especies le detuvieron cinco dias en aquella ensenada, 6 la cual dio' el hombre de Santa Catalina, designando con el de Puerto del Principe el fondeadero en. que eeb' el




52 HISTORIC
0
ese primer desc'brimiento no llevan hoy los nombres, con que los desiSno en su diario, y aun 61 mismo los confundi6 en mas de un pasaje de su texto, Washington Irving, el historiador'de sus v-iajes, rectifico' con acerta tadas deducciones, los, movimient6s de aquella primer. exploration de ]a i'sla. Pero no constituent importance bist6rica bastante para'que fatiguemos aqu.1' al lector con repetirlasi
Cual la de un nino entire juguetes n6evos, fluctuaba. la imagination de olon entre resoluciones y pensamientos, costdndole escoger uno entre tantos. Una reflexion muy natura-1 modern sin embargo su impaciencia y le fijo en su linea de conduct. No alcanzAndole la gente para. ensenorearse A la vez de tant -as tierras se determine 6 buscar por el Oriente las supuestas ri*quezas de Bohio 6 Babeque, designadaspor los gestos de los, indios. Antes de separarse de la ensenada de Santa Catalina se revisti' de sus, insignias despleoo' la bandera que osqw tentaba las Iniciales de Fernando 6 Isabel, entrelazadas como sus coronas, y tom6 solemne possession. de la tierra descubierta en nombre de s'us Reyes. Una tosca cruz de dos maderos tjada en una altura al
puerto bast6 alli para server de Idoble emblema de la future conversion de los indigents 6 la f6 cristiana y del dominion que desde aquel instance tomaban ya sobre, el pal's los principles, de Espafia,
Forzado A retroceder A la mism-a bah I a por el mal, tiewpo pero des'ando terminal el reconocimiento de la co sia oriental de CuVa navegaba 61 alborear del 23 con ese rumbo. cuando advirti6 aue-habia desawre'cido -




f)P U ISLA D E CIJBA. 55
Ion se habia propuesto, aprovecharse de la. ligereza de su nave para precederle en'otro' mayor descubrimiento, y lue'o en las albricias y premios, en Espana. Lievaba consigo, algunos Lucayos y seis Cubanos, que voluntariamente se' habian unido en Mares A los espa'oles; y deduciendo, de sus indicaciones Sobre 'Bohio y Babeque 1ideas mas claras que ]as que suponia en el Almirante cedi6 6 la seduction de aproveebarse de sus imaorinarios, tesoros primer que su jefe. No pudiendo alcanzarle Colon, disimul6le luego'-esa culpa generosamente y sigui 6 reconociendo la costa cubana*
Dobl6 otra, vez el cabo de Cuba y anclo' a' la embocadura de un rio cuyaarenoso fondo contenia aigunos granos y piedrecitas de oro. Prosigui*o' bojeando algunos dias y hallo' en todas las costas paisaies pintorescos, agu0s, cristalinas y p6tables, mucbosy muy c6modos, puertos. Aunque desiertos, todos encontr6 en ellos canoes abandonadas, cabanas sin babitantes, y entre otros, efectosl una torta de cera amarilla que reserve para presentArsela
sus sober-anos.
El 5 de diciernbre' al descubrir el te'rmino oriental de Cuba, supuso que tambien fuese el del Asia, y le design en su diario, con el nombre de Alfa y Omega, intentando significar con esta aplicacion de las letras primer y Altima del alfabeto griego, que era aquel A un mismo, tempo el principio y el fin de una gran parte del mundo. En lugar de dollar ento"nces este cabo y de seguir reconociendo la costa meridional, mudo' de rumbo y continue -bacia Oriente en demand de Pinzon y de las regions de Babeque y Bobio. No tard6 en des"& enhrir In iqlq dp. Uniti anp. qnp.IIidA dpqclp Inp.on In. P-ma..




M'
saludaron con la exclamation de Bohio, y el gran Aegw& cubridor s e ena*eno' de gozo suponi4ndose ya. en la. costa de la. anhelada region de los-tes6ros,,
Habia ya climentada-el poder espaftol. en esa. ti*e'rra y presented d los monareas de Castilla los testimonies y trofeos de su descubrimiento ; dejaba reconoc'idas otras muchas islas, 'cuan"doColon en su segundo viaj*e visit'0 de nuevo las costas de Cuba 6 uItimos de abril de 4 4940
I erseverando en sus antiguas illusions, so'ando con las gorillas del, Cathay y-,con las fantdsiicas regions del visionario Marco Polo, despues de reconocer el 6 de aquel. mes el cabo que luego se Ilamo' do Maisi y que 61 nombraba, Alfa y Omega, se acerco' d1a, costa meridioNavegando como treinta. leguas 6 Occidente, anc16 en una bah'a vastisima. que apellido Puerto Grande, y so llama hoy de, Guantanamo. Estaban desiertos sus con'tornos; pero a1gunos boh'os, a1gunas hoguorlas y abandonados manjares indicaban que, los habitantes, interrumpidos por su. aparicion al. prepare a1gun banquete, habian huido asombrados at divisar las carabelas espanolas.
Lueg o que los navegantes se refaccionaron con los viveres, hallados, a] pasear por las inmediaciones descubrieron desde una eminencia. muchos groups de indios q'ue les miraban m uy*atentamente. LIam6seles y se'ocultaron, con "rapidez entre unas arenass menos, uno, que mas dominado por la curiosidad que por el miedo so mantu vo, quiet. El indio Diego, uno de los int'rpretes Lucayos, se'adelant6 solo A hablar con el indigent que tranquilizado despues de un': c6rto, diAlogo, acudi6 6 se-




1% LA 1SLA DF CUBA.
ni.estdndoles 6 un mismo tempo su curiosidad su sorpresa y su, respect, Inform6 Diego A Colon que el cacique. de aquel pal's les habia enviado a acopiar caza y. pesca para sus banqjjetes. No se dieron- ellos por sen,tidos de que les hubiesen usurpadollos forecasters. sus acopi6ls y recibieron con regocijo y embeleso las sonali. jas y las cuentas que les hizo distribuir el Almirante Un cascabel les parecia -un tesoro inestimable y con un dia de caza y pesca reponian los comestibles consumidos.
SAO' Colon de Guantanamo el i .' de mayo., Naveg6 h6pia'Oecidonte muy' cerea de una costa elevada monta fiosa, y frecuentemente abierta por dese'mbocaduras de Tiachuelos. Como por ese litoral',babian. cundido n'uevas de la liberalidad & losespan-oles en Guantanamo,, acur
than canoes de naturals a cada paso A ofrecerles frutas y pescados, y a' recibir en cambio algu nas cuentas de v idrio y, hasta pedazos de vasijas rotas que Ilenaban de satisfaccion A los indwenas.,
La primer ensenada por donde la-s carabelas embocaron fue' la que. hoy se llama de Santia go de Cuba, cercada por un lado de, alturas arboladas por otro de amenas florestas., con cbozas y labranzas. Pasaron alli los navegantes una nocbe'entre' indi6s complacientes que responding 6 su invariable pregunta sobre el oro, que hAc*a el Sur so, encontraria una isla, grande y opulent donde podrian recover mucho, CreY6 Colon que ast' como babia.descubierto por ]as in'dicaciones, de Bohio A ]a isla Espanola, seria la de Babeque la designada, por los de, Santiago; y el 3 de mayo dirig*6 su rumbo al Sur y se aparto, de Cuba descubriendo ell-mis, mo-dia A la i8da




50 HISTOMA
era para 'el Almirante cada descubrimiento suyo un degengano, No hallando allf tampoeb Jas riquezas anunciadas, regreso 6 e'plorar las ostas de, Cuba y reconbeer s A era una isla 6 una portion de un nuevo continent.
- E 4 8 de mayo, diviso un elevado, promontorio, que Ham' Cabo de, la Cruz y que aun conserve el mismo nombre. De8pues do darle vuelta desembare6 cerea de un pueblo grande de indios en un. territorio que Ilalmib maban de Mama. Por 61 habia cundido ya la*,,fama de cie/rtas embarcaciones singulares y, de, Unos hombres maravillosospor su presencia, sus tries y hasta, sus bondades. Acocrieron pu'es 6 los espanoles sus admirados moradores- con la hospitalidad mas, expres'i'va., Pregunto' Coloii d various, si er"a Cuba isla o tierra firme,
le respondieron que era isla, pero de, gr6nd'eza'Aal que nadie conocia, suslimites.
El 4 9 si gu io" Colm na vegando, hdcia Occidente., Reconoci6 el golfo que desde et Cabo de la Cruz ciMen las sierras del literal figurando un semicirculo hAc*a el N. E y sufrio' tan recia torment, que, 6 no haber sido,, breve p usier'A trAgico fin 6 sus empress entre, la muchedumbre d'e cayos y arrecifes que infesta mar Ae aqueIla 'costa. Aument6banse mAs y mds esos baj*ios segun i ba avanzando hasta que se avistaron multitude de isleas' bajas y arenosas las verdes -y arboladas las otras. Eran tantas que, no pudiendo el Almirante designar a cada' un-a con distinct nombre.' las IlaffA A'todas colectivamente en su diario Jardines de la Bel*na. Teme roso ae seguir bogando ebtre ese labei-into, quiso, abandonarlds a' u'der6cha; -pero.record' que Mandevi Y




DE LA ISLA DE c(f9A. 57
quienestorbos vulgares arredrasen, o1vid6 el nuncio de que Cuba era isla y persisti6 en seguir reconociendo el imaoinario continents
Penosisima f6e por cierto su derrotA por aquel enjambre de bajios..Sus naves, aunque de poca cala, encalla,ron muchas v'eces en bancos arenosos y no pocas tuvo que r.ecurrir A los brazosde -su gente para ponerlas A flote, luc'hando al mismo tempo c'ontra recias mudanzas atmosfgricas. Pero el esplendido paisaje que a1gunas de aquellas, islas ofrecian, sus flores, su verdura los extranos p6jaros que discurrian por aquel. aire, todo le persuadia 6 Colon que estaba ya cerca', del Asia, y que se iban 6 trocar en deletes sus trabajos,
El 2 de mayo desembarc6 en la U'nica de estas islas que manifestase a1gunas r'sticas chozas 6 su vista.' La encontr6 desierta como todas las demds; pero -recogio' provisions y pescados, Joros y otras''aves y animals, grandisimas tortugas y una species de cigtiefias de color de escarlata, ajaro grande que luego se conocio' con el nombre de'flamenco,
Undia se divisaron a1gunas canoes de indios'pesca4ft dores que se acerc.aron'sin temor A las carabelas y surwo tieron de pescado A la's tripulaciones. Sus informed manifestaron A Colon que mas adelan'te encontraria otras islas y. que la costa de Cuba continuaba sin limits hAcia el Occidente.
ApartAndose Colon del archipieflago, navego' cuarenta mills bAcia el N. y el 3 de junio echo' el.,ancla A la embocadu"ra de un riachuelo pro'ximo, A un crecido pueblo de indiosque con fiospitalaria mansedumbre




HISTORY
gusto que hoy 'se flaman ga'llinas de Guinea y que siemma pre abundaron mucho en la isla.
Aquel territorio se 11amaba Ornafai, y sus' naturals, aun mas ieynorantes que los de Macaca no sabin -que fuese Cuba una isla ni porcion integral de un hemisferip. En sus informed A Colon se remitieron a los. que tenian de los indios de otros'territorios de la costa que liamaban Mangon. Este nombre le record que, segun Marco Polo, !a mas rica provincial del imperio del Khan era Hanguz, y -volvio A despertar sus illusions. Siguio' bAcia el Poniente; re"conoci6 un literal de unas treinta y cinco legua' limpio de bajos de verde y apacible aspect y c on a1gunos groups de viv'lendas. Navegaban las carabelas tan cerca de la. costa, que los habitantes se precipitaban A las playas A saludar con demostraciones de admiration a' objets y hombres para ellos prodigiosos.
-Atrlavesaron 'los navegantes, en, dos dias el golfo de Jagua o' de Cienfuegos, segun su nombre actual. Aparecieron otros bancos,, otro-s islotes embaraz6ronse las naves entre rocas y cayos y en I unmar de poco fondo, te'niendo que acogerse 6 cada paso- a' un surgidero. Pero no por eso desist'i6 -Colon de seguir reconociendo ese nuevo arcbipie'lago. Rendidas sus, tripulaciones de fatiga,, acogi6se. A una punta baia de Cuba, que lIam6 del Serafin donde remata u na gran lengua de tierr:a de la costa que se extended de E. A 0. E., dibujando una bahia tan ancha. que no se distinguen sus riberas de un borde A otro. Continue hacia el N. 0. Ei el Almirante y Ilego' 6 fonder en una rada descu'b'ertA,,- 'que es la que se lIam6 despues Baltabano' y cuyo literal cubrian ento'nc es




ft LA ISLA DO-i CtfBAO
que al ir A cazar, se habia internado en un vecino bosquel, acudi6,6 poner 6 sus co.mpaneros en alarm, anunciando que acab:)ba de distioguir entre los, Arboles hombres vestidos con roppjes blanco. Ordeno" al moment, el Alrnirante que penetrara por el mosque ugna partida bien armada 6 uirir esos hombres y si MAS
inq quienes, eran
alld de unas alturas montuosas que, se distinguian ex'istia algun pueblo grande. Despues de mucbas horas de fatigosa incursion entre espesuras paDtanosas nada. descubri6 esta part-Ida mas que una naturaleza inculta. y losca los, objets, que el. asustadiz'o caZador babia
por bombres no eran', mas que pajaros grand6s blanquizco's 6 encarnados, cigaefias 0' flamencos.
Continu6se navegando hacia Occidente hasta anclar junto 6 una costa cu yos babitantes parecian pescado res, y cuyO dialect no comprendieron los interpreted, Uniendose- esa. circunstancia A ]as indicaciones y a' los gestos de los indios de aquel punto, se alucin6 aun mds-el Almirante. Discurrio' que entre los montes que aparecian en lontananza hAcia. el, 0. habia. un monarch. d e muchas provincial, cuy,os- s'bditos vestian ropajes blanco, Y. sigui6 su imaginacion interpretando en favor de sus dorado ertores los equivocos gestos de aquello' indigents.
Colon se NO clonsigo A 'uno, y sigui6, la, derrota con ]a proa Mcia las montahas ; 'pero. otra. vez tropez6 con obstAculos iguales 6 los qtie tanto dificultaron su paso, entre los Jardines de la Reina. El fondo disminuia cada vez m6s, y las naves 6 media que, s'e acereaban A la. -costa tocaban en mwltitud de bancos entre peliWI% erf lelh C% W% C% I r% y 9% d% ^ W% ^ I" X% V% Pr 9% r% d% r% t a I IV% a,% w 7 1 Aft P%




60 htM MIA
tades. AcercAronselas carabelas A la, -tierra. inaccesible, pantanosa, anegadiza de la, antigua, provincial cubana de Gua'n*guanl'co, en donde con gran pena. a1gunos, marineros destacados en botes pudieron pro verse de agua dulce 'que encontraron en medio de un palmer, en un punto de ]a-costa de. mas r,,61ido suelo que los otros.
En los dias que emple' Colon e'n reconocer aquellas costas solitarias, le asalto' el arrogant pensamiOntQ de regresar A" Europa por el Asia y por el.Africa. no impropto por cierto de una imagination tan valerosa, ,y con tantas, y tan quimericas lectures mantenida. Pero aun ignoraba. la. extension del globo, cuya forma esf6rica ,habia adivinado la situation de sus, various bem'sferios y' las enormes distanci*a"s que los separan unos, de otros.
Estreildronse' sus illusions -n realida-desimplacables. Sus bajeles, se hall'aban averiados con' navegacion tan larga, y recia, las jArcias casi infitiles, y las subsistencias tan 'escasas, que los, cansados mariners arenas, recibian mas alimento que un poco de vino' y fragments escasos ,de galleVa. El mas, ruin pez era regalo'inestimabl'e para hombres cuyo hambriento afan no se distraia, como el de Colon con cAlculos, nauticos, ni con es'peranzas. Murmuraban, se, quejaban, Atribuyendo las, privaciones, que sufrian A la caprichosa. tenacidad de su caudillo. El hambre y el, descontento de sus tripulantes le obligaron e'ntonces 6 mudar de rumbo no permitie'ndole la suerte continual a1gunas singladuras mAs de una derrota que habria revelado al gran descubridor la verdadera geo-. grafia del extebso litota-I que liabiaexploradoe
'Aquellos invencible*S embarazos, Ip decidieron A to-




DE LA ISLA DR CUBA
6mulos refutar Ila opinion' de que fuese Cuba un nuevo continent, orden6 'a' su escribano Hernan Perez de Luna que extendiese un testimony tomado, 4 &uantos indiv 'duos iban en las carabelas de que eran las, del Asia oriental aquellas costas cuyos terminus no babian encontrado
A ]as pocas horas descubri6 una isla grande v montuo8a que 11am6 Colon la, del Evangelista, y se llama hoy la de Pinos en donde renovo su. aguada y lefia pero no sus vi'veres,
Secuir el diario de Colon'a su, regreso por elmismo derrotero, seria reproducir lo que queda'referido. Rendidos..de fatiga, abrasados constantemente por el ardiebte Sol del tropics, el. insigne navegante y sus, marines, se vieron al retornar 6 la Espanola proximos confrecuencia, A sucumbir at, bambre, a' la sed y 6 los trabajos,
En ese regreso, la hospitalaria costa de Ornafai volvio' 4 mitigar sus escaseces. El 7 de julio, anclaron en aquel parade y acogidos por los indj'genas con la benevolencia que 6 la ida,. pudieron recobrar aquellos. bombres, su. vigor de hierro entre espaciosos boh'os y frondosas arboledas, con las- aves, frutas y/ pescados que les, regalaron 6 porfia,
Dese6 Colon celebrar el, precepts del domingo mandando prevenir un altar y decir, misa en el parajemismo en qup alli se conservaba la cruz que, hacia co locar en todos, lois lugares. Despues de celebrado el religioso sacrifice ante ]as tripulaciones y multitude de indios, uno muy anciano y respetado de los demds se. ,acerco,' A dir*gir al Almirante con solemnidad estas Pa.-




HISTORIC
Itegad6 A n-uestra region con un poder irresisfible, eseucha de mis, labios to que nue'tros abuelos d**e'do v,.ron nuestros padres, ,y estos d nosotros. Cuando,
las, almas de toldos se separan de sas. cuerpos, las de los que se portaron mat son encerradas en un io abiswo sih astros. niverdura; las del los, que'hicieron
bien A sus semejantes, se reunen en, una mansion de luces y delidas, Luego, si tambien- eres mortal#como nosotros usa de tu poder para hacer bien y serAs rei compensado. )) Este discurso I cuafido, se to explicaron sus interpreted, prob' 4, Colton' que conservaban los indigents de Cuba creencias de. pureza y sencillez anAlogas A las del Cristianismo. Eran resplandores v emanados, de su naturaleza primitive exenta aun,)) como dice Lamartine, (c de los, vicious de una eiviliza-M
cion envejecida* 1)) Respondi6 el Almirante at cubano. celebrando, que se conocieran en su pal's, doctrines tan preciosas; que los- reyes de Espah-a le babian enviado, no A sojuzgarles, sino A protegerle's contra sus, cruelest enemigos los caribes, indios de otras islas, y ensefiar"M les la verdadera. religion, y que le recOnociesen desde entonces por su protector, y por su aliado. Talmente alegr6 at anciano esta respuesta que se hubiera embarcado en las carabelas, para irse con los, castellanos, si la su'plicas de su esposa y de sus, bijos no' se hubieran
-este proyecto. El 'ntus* 0
opuesto A e iasmo y admiraci 'n de
aquellos indiosigualaron A su pena at ver alejarse A Colon de aquellas playas con rumbo bAcia ]a Jamaica y, otras'islas.
En su terce'r viaje a' ]as Indias nunca toc6 Colon en




DE LA ISLA DE CUBA, 65
cuando se dirigia b6cia Honduras, reconoci6 de mueyo, los Jardines de la Reina., volvie'ndolos A sefialar, por fines de mayo de 4 503, cuando, regresaba del golfo de Darien A la Isla Espanola 6 de Santo Domingo, en el mayor apuro de todos los sufridos en sus descubrimientos. Habia. te'nido que abandoner una. carabela inservible y de'struida Por la podredumbre.; en las dos que le restaban., tambien carcomidas y baciendo agua los marineros que babian sobrevividoA las penalidades de aqueIla expedition sucumbian paulatinamente al hambre y A sus males. Tambien se refugi6 esta vez entre los buenos- indios de Macaca, que prodigaron,6 su bambrienta gente su- caban-as sus peces y sus Al cabo de'algunos dias continue Colon su, derrota A la Espanola; pero uba terftpestad le oblige 6 arribar 6 Jamaica en 23 de j uni'o y desde entonces no volvi6 ya vivo 5 A la'mayor y mas fecunda de las islas que incorpor6 su genio al mundo conocido,
A Principios de 4 508 reconvino, el rey al Adela'tado Nicol& de Obando, gobernador de la Espanola, Porque suponiendose aun que fue8e Cuba la reg ion mas important de las Indias occidentales, no bab 1. ia sido ni
11 Sus cenizas fueron trasladadas de Colon de Rodrigo de Bastida's y de la cathedral de Santo. Domingo 'a la. do Juan de'la Cosa, W comisionado por la Habana 'a principios de 1796, des. el gobernador de la Isla Espabola. para pues que a consecuencia de ]a paz de reconocer todos los senos y rincones de Basilea, se cedio' 'a Francia toda la parte lade Cuba. Alguna species anfiloga in espahola de aquella isla. dica tambien Antonio & Herrera I en
Esta reconvencion debio recaer so- su Dicada i y libro'l cap. xviii; pero bre anteriores 0'rdenes desatendidas; no ha quedado ninguna relation del boporque en la pag. 89 del primer toino jeo de Morales, que debio' ser incomde la Biblioteca maritime del Sr. Na- pieto, cuando dos a-os despues fue' envarrete, v en el ardeulo relative al Di- canada la exploration de todas !as cos-




HISTORIC.
Fiquiera por los, espanoles. Orden6le que preparase una expedition destinada A bqJ ar todas, sus costas, Para indagar de mia vez si era isla,6 continent. Dispuso "Obando entonces, que sin demora se ejebutara aqu6 mandate por un marine de intelligence, el capital Sebastian de Ocampo, que babia acompanado 6 Cololn en su so ido con e'l la igundo viaje y reconoc ayor -parte de
]as costas meridionales de Cuba. Ocampo, asi que-alist6 y aba'teci6 dos carabelas emprendio' su larga y penosa expedition. Dando principio al bojeo por las costas" del N. toco' en los mismos punts ya marcados por Co]on; y navegando con constancia. muy cerca de tierra, Ilego' a endear en el puerto mas, extenso c6modo y seguro que se encontrase basta entonces en, ]as' nuevas regiones descubiertas. Reconociendo Ocampo con prolijidad los surgideros interiors de su vasta bahia, junto .6 un'riaebuelo que desembocaba en su", mas internal parte., descubri6 un manantial de petr'leo 6 betun que podia sustituir A la brea muy ventajosamente par-a las reparaciones de las naves. AnimAronle este ballazgo y la hermosura del paisaje A carenar alli las suyas, y, apeIlid'le'por esto en su diario Puerto de Carenas. Junto 6 selves de cedros -eculareas pronto habia alli de alzarse en la ribera la future capital de la Isla, con- miseros, principios, paral ser famous por su opule'ncia y esplendor andando el tempoo,
Siguio' Ocampo su,.derrota bAcia Oriente y despues de andar mas de sesenta leguasp descubrio' por fin los. terminos" de Cuba en una punta, que Ilaw' Cabo de San Anton y que conserve el mi ombre. Por ella do-




LA ISLA DE CUBA. 65
tre las islets y,,.bajl'oso y opremiadopor la necesidad de refrescar los viveres penetr6 por un canal en otro, puerto menos abrigado, pero mas vasto aun que el de CareDas, y que flamaban los indigents comarcanos Jagua, Aunque hubiesen corridor catorce an'os desde que -Colon I PUDtos del mismo
sus companies visitaron a gunos
liforal duraba aun en ]a memorial' de aquellos indios recuerdo de la, sobrenatural aparicio'n de aquellos hom-, bres gorp'rendentes.,Los de Ocampo fueron, pues acogidos en Jacrua con la' misma hospitalidad, las mismas muestras de curiosa admiration que lo compafieros del gran descubridor, pasando allf muebos dias en el descanso v la abuna"ancia. Advirtieron que ten'an los indios laguna artificiales, de barto y encan'adas A mantra de viveros- 0' deoo'sitos de pesea. Las playas abundaban en peces de un pie' de largoy de igual sabor que las Iizas de Galicia, y en la campifia. de Jagua, ademAs, eran communes las codornices como las de Europa,
Todo lo restante de la costa mer'dional habia sido reconocido por Colon. Desde Jagua enderez6 Ocampo su rumbo director, 6 la Espafiola, babiendo consumido t'erca de ocho meses en la primer. exploration exterior dek If IN
una isla tan extensa. Aunque su misterio geogranco, quedara descubierto, los, de Santo Domingo tardaron tres a fios en colonizarla
1 0 despues de Ocampo con.!El primer espanol a quien,
dujo su desdicha 6 Cuba fue' a.qu-el Alonso, de Ojeda, cuyo, nombre se social tantas veces A las proezas de la pac ificacion de la Espahaola y A la conquista del Darien, En 4 54 0 venia de ]a colonial que habia fundado en




66 HISTORIC'
tierrai firme 4, buscar auxilio en Santo Domingo con una catabela. fietada A Bernardo Talabera pl -primer corsario espanol que hubo en America. -AcostumVrado Ojeda A se r obedecido habia intentado gobernar ]a nave; pero se, le, sublevaron Talabera y sus rudos companeros,, quejuntos todos contra uno-solo, cargaron de cadenzas al valeroso capital, con'valeciente aun'. de heridas peligrosas. Sobrevino tin huracan-'que, recordando A los-amotinado.s. su destreza, n6utica, les oblige' A implorer auxitio del que tan indignamente maltrataban, Mas por salvarse 6 si mismo que por salvarlos A ellos, cuando iban todos a estrellarse en escollos escarpaldos y el buque se anegaba, consigui6 Ojeda con su's manide obras embarrancarlo e'n una playa a a1gunas
leguas al E. de la babl'a de Jagua .,Dos anos antes ya se ba visto -co'mo, los de Ocanipo fueron acogidos en la misma costa. Mas para, estos n6ufragos se trocayon en encono ,y enemistad los agasajos,, 6 p-orque viesen ahora 6 una gente tan, ruin corno la' de Talabera, o torque cundiese ya por Cuba la fama.de los males que sufrian los indigents en la E'sp afiola, traida hasta alla por protocyos de eSta isla. A*'l que los, indios los, vieron arrimarse d tierra suponiendo que vendrian. 6 cautivarlos, les acometi-ero'n 6 -pedradas y A fiecha'zos en vez de socorrerlos,
Ojeda pudo recbazarlos f6cilmente. Los ndufragos,, p6lidos, bambrientos, andrajosos y sin conservar mas prendas que las arnaas, procuraron evitar 6ncuentros
-caminar por las gorillas del mar' hacia Levante. Andadas va qnbrp. ei.n I Po i in P. enn nPope. v mnricpnq nnr l'nien




Olk LA' 'ISL'A DE CV13A. 67
fa tigo 6 la. rodilla, pe"ro esperando mejorar de suelo, 6 media que avanzaba-n se sumian mas n el cieno. De esta suerte, acoblardAndoles aun mds retroceder que proseguir, anduvieron treinta, dias, con treinta, niches aquellos desdichados' sutnidos basta el pecho, sin una piedra donde reclinarse, sin mas agua que la que recogian de I'a Iluvia, con sus gorras, sin mas alimento que a1gun marisco y la ruin provision de races y casab6 que 1.1evaban cargada en los morrales. Cuando con tan afanoso train Ilegaban 6 un maijglar, respiraban algun tanto enfre sus ramas,. Entonces aun los mds desalmados de aquellos bandoleros adoraban una imAgen de la Virgin que Ilevaba Ojeda, implorando -u celestial amparo en aquel- padecimiento. La cienega que ban tenia mas de treinta leguas castellanas en la costa meridional de la provincial, india de Camaguey.
Despues de aquel martirio, que arranc6 lentamente la vida A treinta castellanos Ilegaron Ojeda y los delw mds "A la, provincial de Cueiba mds semejantes, 6 caddlap veres que A hombres. Si en Jacrua su crudo y fiero asm pecto babia bastado para potter 6 los indios en alar'a. 6 los de Cueiba solo compassion les i*nspi*r6 el abatirniento de' 'aquellos infelices. Recibi4ronles hum'anamente-Ileom vAndole'g 6 sus bohios., y yendo tambien A amparar y traer acuestas 6 algunos otros rezagados en los cenagales.
Alli, despues de muchos dias de descanso y de cuidad o lograron recuperar a1gunas, fuerzas. Los ndufragos
0
se apre-s-uraron A cumplir 6ntonces un voto que habian becho eh su afl*cc*on : el de erigir en el primer pueblo que encontraran una ermita A la, imdgen'que babia sido




HISTORIC
ciosa engie d'On la possible solemnid-ady ceremonial. La necesidad prolong entoncespor primer vez la peirmanencia de los espa'oles en un, lugaY -de la isla; y es digno de advertise que los indigenas de Cuba recibie ran sus primers uociones sobre el cristianismo de los bandidos de peor g6nero y menos. habituado' A cumpfir con-su. religion que hubiesen basta ent6nces Ilegado at Nuevo Mundo,
Luego que se repararon de sus desastres los de Ojeda,
7
se fueron, encaminand, o por la -costa hAcia, el Cabo Cruz o provincia de Macaca cuyosnaturales, inaccessible at odio de'los profugos de Haiti contra los espanoles, los kogieron tambien bumanamente. Conjeturatido el capitan que no distaria mucho aquel cabo de isla J am'aica des'de el a fio antes comenzada 6 polar por castellanos, conislioO 6 un Pedro de Ordaz para que con una canoa bien tripulada de indios fuesel, dar cuenta de'su. paradero y desamparo.6 Juan de Esquivel, que gobernaba 4 la sazon aquella tiOrra. Obtuvo este mensaje el D ejor exito. Aunque desde ante's de pasar A Jamaica influypran en Esquivel. justas causes para odiar A Ojeda, sofoc6 sus resentimientos al'saber sus desventuras, y despach6 6 recogerle A 61 y sus companerlos un'a, carabela mandada por Pdnfiio de Narvaez, que lIeg6 6 Cabo Cruz -4 los pocos dias de laber salido Ordaz,
ApAndlie al capitulo primer.
EI descubrimiento det1tontinente americano,'al que precedio el de COa, fue' detalladamentO, tratado y aclarado por muchas y muy autorizadas piumas, como Io inerecia por su grandeza y sus conse-




DE ILA ISLA bt CVBA
hido que afiadir ni guitar at tr'atar de.hechos referidos en los prin-.' cipales authors nacionales y extranjeros, que escribieron sobre los primers viajes de Colon, y sobre todo en el Diario que de las navegaciones del insigne descubridor public en 'nuestros dias don Martin Fernandez de Navarrete. Nuestra relation extract religiosamente toda. la parte de ese Diario que concerned a' la isla.
En uln pr i ncipio nos pro pusimos seguir eD los prinieros capitulos el, mismo 0'rden' que en los demas especialmente en los que se refieren a' los tempos menos conocidos de la adininistracion de Espan-a en su antiguo impe'rio colonial. Pero si es necesidad indispensable para quien saque a' luz materials ignoradas, el justificar SU narration con pruebas claras, e'sa obligation no le sujeta e'n las parties de su obra que descansan en la autoridad de inuchas publicaciones cono'cidas.
En su Vida y viajes'de Colon, el docto y concienzudo historiador norte-americano, Washington Irving analizo' los hechos con gran juicio en medio de su tendencia a' revestir Ix prosa historical con galas poetics. At -' tratar del descubrimiento de Cuba intent enmendar un error fundado en la interpretation de various nombres de los Diarios do Colon publicados por Navarrete tomando at rio deSan Salvador por la bah'a de Nipe; at puerto y rio do Mares, por la de Nu evitas at Afar do Naestra'Seiiora por el puerto de Tan anio j y a os puertos del Princip6 y Santa Catalina, por el puerto de Moa. Pero, de las razonadas aclaraciones de Irving result que los rios Ilamados de San Salvador y de Mares por Colon eran Q1 Ala' ximo y el, Caonao, y que su.Ndr do Nuestra Seriora, era el que. bafia A la costa septentrional entre Cayo Romano y Clayo Cruz, esforzandose aquet publicist en demostrar que, los puertos del Principe y Santa Catalina indicados como uno solo en aquellos Diarios eran las dos distintas bahlas de Nuevitas y del Sabinal.
Pero aun reconOCieDdo esos errors, de nombres y la oscuridad de los Diarios de Colon en i-nucbos pasa*(.),s su texto todavia 'nos insPira inas confianza que el de Irving, que, atenie'ndose a' sus conjeturas, alter el moviiiiiento, atribuido a' Colon enlas costas septentrionales de Cuba y que costa en Jos escritos mismos del gran naveoante. Entre calculus dudoso's y bechos explicados incompletamente, optamos por estos U'ltimos, acomodando nuestros' asertos a' los de Mufioz y de los Diarios.




CAPITU LO SEGUNDO.'
Establecimiento de la Casa de Contratacion en Sevilla. Expediciod de los pobladores de Santo Domingo 'a la Isla de Cuba. Diego Velazquez. Su breve campaba contra-los indigenas.-Suplicio de Hatuey.-Fundacion de Baracoa., Las encoin ie n4as Primeras discordias. Primeros progress colon ia les.-Fundaciones de Bayamo, Trinidad, Sancti- -Spiritus, Puerto-Principe y laHabana.' Exploraciondela islaporNarvaez.-Graciascontedidasasus
poblado.r0moo
El desarrollo que despues del segundo v*a*e del Colon tomaron losdescubrimientos en America, la certidumbre de, sus ventajas futures y ]a necesidad de promoverlas, aconsejaron A los Reyes de Espanwa la'creacion de, una dependencia que situada en el puerto mas abo eado para la salida de las expediciones ultramarines,
-contratase los armaments '' los reglamentase fijara sus derrotas, recibiera registrar, y depositary los cargamentos Y- mereaderfas A la ida y al retorno. Tal fue' ef orfgen de la Casa de Contratacion que se instal6 en Sevilla, en virtue de Real Pragm-6tica de 20 de -enero de' 4 503 reuniendo A sus atribuciones econ6micas la facultad de concern y dirimir los pleitos' y reclamaci*ones que di*manaran de los viajes y trAficos con ]as nuevas tierras. Todos los buques que salieron -de aquel puerto y de los' CAdizy San Ucar para Cana'rias y Ja costa




1118T''ORIA DE'LA IISLA D'E CU BA.
vencion del nuevo tribunal compue-sto de un adminis'trador, un tesorero y un contador con los respee-tivQs empleados dependientes. Ese fue' el. primer resort que emple6 el trono I p ara la administracion.Ae las- nuevas posesiones y el canal forzoso de sus relaciones comerciales con la madre pAtria. En- el c*rso deesta historic' en masde una, occasion indicaremos las, ventajas y defects de una. creaCiOD tan Atil en las epocas primers de la colonization :hispano-americana como prejudicial en otras posterioreso
Al impulse que di6 aquel tribunal A los descubrimientos y conquistas se debio' la ocupacion de Cuba. Haria cinco anos, que el immortal Colon Wtaba ya del mundo, y dos que, el her'edero de su n9mbre y' su's honores, su blio D. Diego, gobernaba en la Espanola, cuand'o en 4 Bi 4 se resolvi6 la conquista de una ista quo aq uel Almirante'habia. te'nido por termino oriental del conti nente. El temor de q'e la separara el Rey de su juris, 'diccion encargando esa empress 6 otro, los repetidos recuerdos de la Contratakion le decidiero'n 6 co'nfiArsela af capital Dieiyo Velazquez, natural de Cuellar en Castilla la Vieja.. Al anunciarse en Santo Domingo la jornada y la. eleccion Ide ese caudillo inscribi6ronse A componerla muchos, paisanos y deudos de Velaz quez que, navegante guerrero y labrador, no solo habia concurrido A los primeros''-descubrimientos y ba. 40 tallado con fortune, contra los Haitianp,5,, sino fundado' cinco villas en aquOla tierra, lasde Yaquimo, Maguana I I Azu'a Xaragua v Salvatierra de la Sdbana adquiriendo grades repartimi-entos, y gana'dos. En la'de Salvatierra, lamas'vvecina 6 Cuba, fdo donde aIz6 bandet-a para su




ftI9TORfA
voluntaries entreellos dos jo"vetie8, desconocidos aun, un sacerdote y un solda'do, pero. destinados, luego,' el uno A I conmover A muchas genes I con sus doctrines enthusiasts, y'A asombrar al mundo el'otro con su. for. tuna -y con su audacia. Este se Ilamaba Hernan Cortes, y aquel Barto.1o me' Las Cas'as,
Cuando todo estuvo, prevent&, para la expedition
-abelas, Iev' el ancla A fine's de compuesta de cuatro cat 0
noviembre, atravesando en pocas horas la. distanciaque separa las dos islas y arribando A. un puerto pro'ximo A lapunta de Maisi.
Por su mala estrella diricyia entonces 6 los indios de esa tierra cierto cacique haitiano Hatuey, de nombre,
-ue con uchos otros se, hab*a fugado I.de aquella isla por evitar el trabajo- d9 las encomienda-s y la'sujecion que les imponian los nuevo& pobladores, previniendo contra ellos el espfritu de los. Cubanos : t anto que, habiendo naufragado cerca de Cabo Cruz un bergantin que venia. de tierra. firme con o'ro y con- restate's, habian sido asaeteados y muertos todos los tripula otes por Ios natu.rales; y que esta fue una de las causes que mas influyeron para que va no se retardaSe mAs ]a ocupacion de Cuba,
Al saber Hatuey que los expedicionaorios babian desembarcado reunion una indiada numerous que bajo su guia les acometio con sus armas orditiarias, las flechas y las-piedras. Fueron 'sin embargo, los indios fAcitmente vencidos y ahuyentados por los e'spa'oles. Velazquez, por espacio de dos me!s es, los persiguio con tal vigor que cogio prisionero al mismo Hatuey en lierras de Bayamo. con muchos de sus partidarios. Para wfocar la sublevaot




ID19 LA ISLA D El' CUBA.
al cacique 4 morir entre las flama& como vasallo rebelde 6 s-s senores. Cuentan Herrera y otros eser'itores, que, en, sus u imos moments esforzAndose un religioso en revelarle las veraades cristianas y las eternas ventures del paraiso, le pregunt6 Hatuey, si en ese lugar, encontraria espanoles; que el sacerdote le respondio' all' veria a' los que hubiesen sido-virtuosos; y que entonces, le replic6 aquel desgraciad o, que ni al paraiso-deseaba ir por no enconfraflos. Ese'suplicio, aplicado en Espana A los herejes por mAs que A la humanidad de Ve'laz,quez repugnase se lo prescribing su propia situac*on
'0. &
como conquistador, 1a necesidad Ae abreviar la pactficacion de la isla y la de castigar los asesinatos poco antes perpetrados en Cabo Cruz A insfigacion del aquel cacique.
Con su trAgica muerte termin6 la resistencia de los indios. Los -caciques del pais fueron unos tras' otros sometie'ndose A Velazquez, rindiendole homenaje con dAdivas y protests de amistad y as f se ensefiorearon trescientos hombres, solos de una isla de mas de, trescientas leguas de longitude De cuant*as co'nquistas eme" prendieron los espanoles, en America ninguna igua 16 en fa c i lidad y prontitud, A la de' Cuba aunque no del todo.exenta de san&re y de tropiezos,
O'babia Velazquez recor'ido, mas queuna
Aun n' r cor-ta
extension del territorio oriental ; y para fundar 61 pril mer pueblo, ningun lugar le parecio' mas ventajoso por su nAavor proximidad a' la Espahola, que el de u'Da corta poblacion de i*ndj'genas que estos flamaban.Baracoa cerca del rio Macaganigua en un puerto de la costa, inmpdinfn .4 In hnhin dA. Pnimne, Pnrmn' nifi' P.h nnmw




14 H19TORIA
nombr6 Nuestra Senora de la Asuncion de Baracoa. En breves an'os, olo 6 haber sido fundada la primer, debio el ser erigida en ciudad con titulo y armas sin ser entonces ni'aun hoy mas que una aldea, que ni*' enlos tempos mas pr6speros deJa isla sali6 de la estrechez ae sus'dimensiones primitives.
Fund6se, sin embargo, con perspective de foment por la emulation de los, primers colons en former alll' sus domicilios y sus piedios, y el. afan de Velazquez en distribuirles tierras y encomiendas de indios, anticipAndose asf A usar, de facultades, que.aun no le estaban, concedidas.,Ao :era mas que un delegado *del Almirante, del gobernador de las, nuevas posesiones.Cristobal Colon, tan admirable cosm6grafo y descubridor como desacertado:gobern'ante habia irreftexivamente impuesto scbre los indf enas de la Esplanola'durisimos, tributes personals en oro, en algodon y otros, artf-culos. Los habia ademAs repartido como esclavos, y aun.embarcado muchos para venderlos en Sevilla,: expeso queja Reina Cat6lica do'a Isabel 'desaprob6 mandando -.que los restituyesen A s'u tierra. Estas, violencias, fueron mas- 0' menos imitadas por su hermano D. BartoI -ante las ausencias en
lom6 y los que gobernaron. all' dui Espan'*a del fficlito Almirante., Pelro aq6ella gran princess aFprohibir- por cedula de U de Julio de 4 07 que se vendieran indios f-n la peninsula, no impidi6 que se vendieran en su pal"s; porque''al seguir Colon autorizado para repartir' terrenos A los pobladores, les sigu*o' distribuyendo ta mWen indios, para cultivarlos. Este fue' el origin de una serv*dumbre obligatoria y muy se" ejante




DE LA ISLA DIt CUBA.
Podiente Para introducir ]a civilization yel catolicismo If
entr6 los indios. LIego esa esclavitudsimulada 6 convertirse en verdadera'cuando murio Isabel, y ddsaparecio' con ella el pod& mas protector de los indigents, Consinti6 el gobierno, que los colons los empleasen en
1 0 If
]as Jabores de las minas y en toda faena, y I granjeria, ,con tal 'que- les remuneraran con algun estipendio y atendiesen 6 sus necesidade'; y bajo' esas conditions, muy rara vez cumplidas con concien-cial los sucesores de Colon distribuyeron entre 'Jos pobladores nfimeros mayors o menores de indios Para la.explotacion de sus terrenos. A estas adjudicacibnes tan impol'tica's como mal ideadas se las des*gn6 con 'el nombre- de encol"M ,miendas.
Desde que empez6 6 polar e'n Baracoa introdujo Ve'lazquez en Cuba, sin mas authorization aun que I'a q'ue recibio' del Almirante, el sistema observado en 'la Espanola. En Ids princ.ipios poco mortificaron las encomiendas 6 los indios, que eran'mucbos, cuando eran las tierras cultivadas pocas. Pero la parcialidad manifiesta del gobernador con sus deudos y sus protegidos -desde los primers repartos origin' muchas envidias y mur'mura cioiies. Un sevillamo, el capital Francisco de Morales, SU segundo enla jornada fue' el primer en dar la sen-al del descontento', y "Velazqu6Z tuvo que formarle causa y obligarle 6 regresar a' Santo Domingo,
.Aun.con estas dise'siones, eterDas compafieras de los primers pasos de los coequistadotes en el Nuevo Mundo, cundieron por Jamaica y.. ]a Espanola nuevas de lo que progresaban Ios de.'Cuba'. y acudieron muAnct A mainrar da fnrfrinn ion Iq nriaxya inncaQinn anf Pei




76 t419TORilk
de Velazquez, que con treinta com s y licencia, "del gobernador de Jamaica Juan de Esquivel, se present' 6'ay'darle en sus empress A principios de 4 5120
Cansado Fernando el Cat6lico con los litigios,,,.denun cias y debates que a' Castilla Ileg9ban sin cesar de Ame rica, establecio en ta Isla Espanola 6 de Santo Domingo un tribunal superior que, c6mpuesto de ministers y fiscafes, representara en Ultrarnar la autoridad del Soberano decidiera en todo lo judicial, contuviera en los I'mites de sus facultades 6 los -'o bern adores y le propusiera cuanto conv*niese A la. prosperidad de las nuevas 'posesiones. Se extendia 6 Cuba y 6 Itodo lo descubierto la jurisdiction civil y judicial de la Audiencia recent creada. Pero en los asuntos de gobierno no alcanzaban sus facultades. A castigar 6 los gobernadores, sino A denunciarlos 'ante el Rey cuando las medidas de' ayiso y de amonestacion Do fueran suficientes." Ten ia adem6s el poder de la Audiencia varies cortapisas, y' s* el valor de la. cosa litigada p6saba de seis mit pesos podia la parte condenada apelar de su fallo ante la Corte*
Fue tan lisonjera la acogida de Velazquez 6 Narvaez que le nombr6 su segundo ion el mando'de la gente armada en reemplazo de Morales. Niendo que los indibs de Mai'si y' de Sagua, abandon6ban sus provincial por- eximirse de tributes y de-faenas fuoAndose hacia lo interior, commission' a' Narvaez para que fu0se 6 trapquilizarlos por el territorio de Bayamo, A unas cuqrenta leg'as de distancia, con- cincuenta hombres.-, de con flanza y a' serena r aq uella gente con. a1gunos regales para Qbt,,ener asi que regresara. Riecibieron los in'dios al




1w
DE LA ISLA., DE CUBA* -77
que tenian. LO facilitaron los viveres que- neceslitaba para su, tropa; Pero, b6ciamedia nbche, confiados en que era corto- el numero de los de Narvaez intentaron sourende vlos, cuarido dormian''del todo.-desapercibid.os, "'Mas dispertando y montando A caballo su capital v al!,Yunos Pocos con espada en mano desbarat.ai,,on f6cilmente aquella chustym, matando e' biriendo como -cien itidigenas. Se dispersaron a] moment y desaparecieron para ir 6 refugiarselacia un territorio llamado Camapey, 4 unas sesenta leguas tierra adentrob
Asi que supo Velazquez la ocurrencia, corrie 4, Ba yamo con alguna gente ,-irmada para tranquilizer A los pocos que se habi'an quedado. En aquel pueblo de indios le Ilegaron nuevas de cierto'buque.aparecido por la costa b6cia, Jagua y sin tardanza dirigi6 A su co mandante un mens4jerocon un pliego en que decia que, equien quiera que fuese, se allege e 6, donde e'l
estaba. i Obedeci' gustoso A su misiva el mismo Sebastian de Ocampo, que aftos atr6s habia bojeado la isla y que, tornado, entonces del Darien a' la Espanola, babia fondeado 6 renovar su. aguada en aquel, Puerto. Con una escolta de -quince mariners se traslad6 A'cum4m plimentar A Velazquez en Bayamo, regresando a1gunos dias despues A su destiny.
Luego que con las persuasions, de Las Casaslsiempre credo y escucbado por los adioss, fueron restitu-' yendose A sus domicilios, re'gres6 tambien Velazquez a' continual sus obras y sus ffibricas de Bar acoa ; Pero antes reforz6 6 Narvaez con su sabrino Juan de Grijalva y cincuenta. castellanos, bien armados, y le dej de colnim




AM
HISTORIC
fuesen JuPtos A pacificar el Camaguey y 6 ocuparse do la exploracion de'las demds provinc'ias,
'Dirigi6se Narvaez por la de Cueiba, siendo en los lugares de su trAnsito Wen' recibido y, racionado por, los indio's, hasta que por imprudencia de algunos castella-' nos, antes & Ilegar al pueblo -de Caonao se trocaron sus buenas displosiciones en miedo y desafecto. Habiendo un dia los expediciodarios hecbo alto a gorillas de un arroyo donde habia excelentes, piedras de afilar, despues de' almorzar alli sacaron las espadas y e pusieron 6 afilar#w las, como si con intention se p'revinieran parcel uso cruel que habian de -bacer con ellas. Rodedbalos 6n".' templdndolos con admiration una tutba de indigents puestos en cuclillas segun su costumbre, y fijando toda su atencion en las armas de los forecasters, layun ademan sos echoso de Jos iftdios hubb de irrhar sin causa a'
p e
various espanoles, y' alarman& A sus companies acometieron 6 cuchilladas, A aquellos infelices. Sin los esfuerzos de Las Casasde Grijalva 'deNarvaezaunqueeldano ya hecho fuese irremediable, hubiera continued la ma Wnza y sus consecuencias-bubieran stdo aun, mas ]as-,,, timosas y trascendentales. Los indigents huyeron, unos en sus canoes hdcia los islotes, 6 Jardines de la Reina, otros 'por Ios bosques'y territories interiores.-espar..0 ciendo en todas direccion'es su resentimiento y sus terdW rores. Fue' n'ecega*rio t6do el prestigious que sobre ellos conservaba f.as Casas y recordarles Como habia expu6sto su vida en la Espan'ola, por salvar a muchos'. Tara. que, cedie6do A sus Mensajes regresaran poco a
V% f% f% f*% 0110 '1110#3VOO




DE LA ISLA DE- CUBA.
leguas de distancia, estaban en poder de los indilos un hombre. y dos rnujeres castellanas. Asi para averiguar su rocedencia y rescatarlos, como para seguir reconop %I
.ciendo- el pafs, despacho' -a] cacique que los, detenia el t-nensaje convenience, y so encarnin6 'a' la, costa septentri6nal, prefiriendo seguir su incursion bojedndola en canoes 6 caminar entre asperezas y,- sin sends. Navecyando de esa suerte h6cia Poniente,' Rego' 6 un puerto muy abundance en pesca y en maAtenimientos,''que Ilamaban "sus. naturales Carahate, nombre que espan'oliz6 Las Casas con el de Casabarta, porho-en recuerdo, de la abundancia que At' babia de comestibles. Conio unas dos semanas se detuvo la expedition, en aquel, puerto hasta que flegaron las dos mujeres cautivas del cacique de Habana. Habian naufragado con ocho homb.7-es en una nave castellana cerca del puerto de Yucayo,' A unas'cuarenta leguas a Poniente y al atravesar una bahl**a en una canoa de indios, estos dieron muerte,4 siete de los, ndufragos sin deiar vivo mas que a uno solo que qued6 con ellos. U bahia en que los indigents I cometieron aquel erfmen tan cobarde fue' Ilamada por los'de Narw vaez la de Matanzas,- y es la que aun conserve el, Mismo, nombre.
Continuaron estos adelante,'ya cam'inando por el lito-W ral y ya en canoes hasta Ilegar a la, proviucia Ide Habana con el sentim*ento de que A me&'da que ellos avanzaban los indios evacuasen sus lugares y. se refugiaran en los mosques, temerosos del ca-stigo de los asesinatos de -Matanzas y de una. repetition del degaello sangriento' de Cadhao Pero Jos pacifficos y repetidos




80 HISTORIA
suelto'castigar en todos el crime de uno, pocos. Los comarcanos, de Habana, con su, cacique Habayuane 6 ]a cabeza, amparados por aquel religioso, se presenta-, ron. en el campamento de los, ca'stellanos con trescientas: caroas de tortmoza fresca y viveres, y con repetidos' ofrec imientos de amista-d. Con ollos vino tambien el castellano q.u'e tenian cautivo.
Sus n6ficias, adquiridas en cuatro a'nos de-peregrinacion y cautiverio en las provincial occidentales de la isla, guiaron despues 4, sus compatriots en la's, incursions que necesito' su complete reconocimiento-.
No des'erdiciaba el fiempo en Baracoa Velazquez duw rante la larga expedition de su teniente 1. Terminaba los repartimientos', intr6ducia mue bles, ropas, instrumentos, semiltas y animals, de toda species que se le enfw viaban tanto de Sevilla como de, la Espanola; y sobrepqI6 a sus esperanzas la maravillosa fecundlidad de una comarea en que se reproducing con una abundan'cia desconocida en Europa el maiz, el arroz 'el Millo 2, las judias y-otros grants 'utill'simos, ""del mismo modo q'ue casi todas las species de bortaliza. '' Los ganados caballar y vacuno se multiplicaban con una celeridad sorprendente, y en cuanfo al -de'cerda bastard de'cir, sujetd ndonos-al testimony del mismo Velazquez que A fines de marzo
De esta expedition p6r' lo interior corno conocidas. Por serlo aun ma's su de la isla no aparece ninguna, relation biograffa- no la'reproducimos ni en esta
en el arebivo de Indias de Sevilla, ni obrani en nuestro Dim Geog.,, Estdd.,, e-n 14 Coleecion de Munoz. Nos hemos Hist. de Cuba. guiado por la vida del P. Casas- quo pu- 2 A. este grano se le sigue Ilamando bliO D. Manuel J. Quintana con la, de milloenlaislacomoseldeciaeneleasotros egDanOles ce'lebres. v sobre todo tellano que hablaban swprimeros po-




DR LA ISLA'DE M18A.
de 4 54 4 se contaban en los corraleg' 'criaderos del
6nico pueblo de espafioles que aun e'xistiese entonces e'n la isla mas de treintamil cabezas,
TaDio agradaron a Fernando. el Cat6lico la jornada y los progress de Velazquez, que desde fines de 1.51.412 le fue concediendo consecutivamente gracias y favores,,-, Despues de reconocerbe su titulo de lugar-teniente del Almirante en aquella islacon menoscabo de esta autoridady aun con disgusLo del. mismo agraciado que aspiraba A ser gobernador independent, le comunic6 varies' cedulas acompan'O'adas de instructions sobre la poliffica, y manejo que debian emplearse con los naturals. Le dilrigio' otras tambien en los primers meses ael an'o siguienso te confirmdndole la' factiltad de hacer repartimientos,
v puercos que se truxeron se an multi- Dpero.est6n nuestras genes siempre,
))Plicadohasta,,treinta mil, i demas ]a sobre avisso torque Aes tengan resv Ysla es m'ui proposition de toda nave- pecto i no ossen alzarse como en-essa z gacion. )) (Diego Velazquez 'a S. A., v 'a los prinzipios i en San Juan.... Gra1 .0 de abril de 15 14 V 6ase la Co- cias i vos, Almirante, por la* buena, leccion de Nluhoz' y el nu'm. 73 d:,.l v dili encia on inviar h N!elazquez i "a torno XIII De las memories de la So- v los que han ido-ar6 merze des. dedad Econ6udca de la #abana La primer comuhicaci an dell Rey A
En el tomo X C de la Coleccion Velazquez es de cinco dias antes, y go Mu-noz 'aparece una topia del primer limit 'a las palabras siguientes Gra-' despacho del Rey al Almirante con re- cias pqr vuestros servizios en lo de ferencia 'a ]a Isla Fernandina 6 de Cti- Cuba : ha' me parescido Dien todo, i en ba. Es do 25 do marzo de 1512, y dice v otra sere' mas largo. asi En el'mismo tomo de la Coleccion de
a Mucho placer ove con la's nolticias Muhoz estftn copia'das hasta ocho carv de Cuba por ver que los Indios con- tas mAs del Rey al Almkante y 'a Vevertidos I son mas 'razonables 6 incli- lazquez con reference 'a Cuba que to- nados 'a la fee que los dessa 6 San das son muy breves y solo continent v Juan (Santo Domingo y Puerto-Rico). ]as disposiciones generals quo indica* Bien fizo Velaquez en deeilles que moslen el texto.'Son de los, anhos 11512 y a solo iva 'a vis'itallos de mi partb e" da- 1513. Del a-no de 011 hay otras tantw jo Iles ft engender quo deben estar 'a nues- mas quo no continent ninguna particu"




R-2 HISTORIC
i'nherentes entonces 'a' los que gobe rnaban en lasIndias 'le aarac*6 con la merced de Alcaide de un fortaleza que se proponia fabricar en Baracoa con sobresueldo de veinte mit maravedises 1, Yi nombro' A propuesta suya por tesorero, de Cuba con el de ochenta mil y un repartimiento -de doscientos I indios 6 Cristo'bal de 'Cuellar. E 1 0' rden que prescribio' el Rey A Velazquez para la distribucion, de los repartimientos' fu6 que prefiriese 6 los criados de la real casa despues 6 los colons mas -antiguos, luego A tos empleados con nombramiento -real y
n,,'Itimo lugar a los vecinos que mas aptos juzgase para erisenar la k'a' los indips y acostumbrarlos at trabajo. A-nos adeiante el.mismo, Velazquez y much.9 mAs Gonzalo de Guzman, su suce'sor, abusaron de' esa prerogativa de distribuir ]as encomiendas hasta -dl pu'to de tener I uego el Rey *que moderarsela, A los gobernadores, de' la isla, mandando c que no podiessen 'tomar indios x pa ra sini dallos a sus padentes ni criados,,))
Con estas concessions grates a' Velazquez y a' sus favorecidos, vino otra que. I to we generatmen'te para todos otorgando por diez afios a' los poblaoores de Cuba Jos mismos.-privilegios, y franquicias que gozaban los de la Espan'ola. Eranlestas nada me'nos que el pAsaje franco de Espana A Cuba, sacando- viveres para un ano, de los almacenes reales exencion de contributions y.,de de 1'rechos de introduction, propiedad per _petua delas casas que fabricaran y de las tierras que les fueran seb-aladas,
Segun la Demostrac.ion.,hist6rica del tenia un 'valor intrinseco de algo mas verdadero valor de todas las, mone- que una pieza de dos cullrtos 05 cuartillo




D9 LA ISLA DE CUBA.
suministro gratuity de -s'emillas e instruments que necesitasen paralabrarlas e' instaflarse en ellAs. Estas, ventaJ'as adema's de declarer a' los primers pobladores due- )s de lo que en otro easo no seria mas que 'un usufructo, eran muy propias para. flamar mas gente y propagar la colonizaCiOD (leCU'ba, para cuyos trasPortes y tr6fico's lambien se elnviaroii I de Sevilla dos carabelas, que solicit' el gobernador,
Ufano andaba Velaz'quez con tantos beneficios cuahdo una catastrofe doffiestica cruet 6 ine'sperada, troclo' en dolor suju'bilo. Robust y de buen parecer, aunque de edad provecta, acababa do desposarse con una hija del nuevo tosorero Cueflar, cluando se la arrebato la muerte
los primero- dias de su him' neo, Dama de honor de la Alreiran'ta, Mai-i 0 a de Cuellar, que la acompan6 desde, Castilla 6 la Espanola, no habia -*do A Baracoa mas que'A desaparecer entre las floros de su t6lamo nupcial y de su primavera
Procuro' ell gobernador d*straer su. pena con el movimiento y la tarea, salie'ndose de Baracoa el 4 de octubre de 1513 A cabAlgar con alguna escolta por las proving' Cias inmediatas de Bany y Barajagua, y visitor ]as indiadas y los punts que mas propios parecie-sen para las nue vas fundaci6nes de pueblos que tenia en proyeeto, Recorri*o con este fin ]as c'omar'eas de Guaymaya y de 3fayve basta que en la de Bayamo y en las riberas de un rio caudaloso que flamaban Yara y hoy se llama Cauto determine ecbar Ics cimientos & una nueva villa. Alli convoco' A los castellanosaspirantes A solares




HISTORY IA
y reDartimientos, y se reunieron los *ndiosqpe'I habian de alzar las casas, empezando por improviser una iglesia d-e tabla. y paja cib* el nombre de San Salvador de'Bayarno como el naciente pueblo,
Manuel de, Rojas, como Velazquez, natural de Cuellar fue' uno de los fundadores mas aventaiados de ese pueblo asentado sobre sitio flano y feracisimo, y no lejos de, otro de los mas considerable de entre los de indfgenas, Rodrigo de Tamayo, Juan d'e Bergara, Garcia de Lugo, Francisco de Azua Lorenzo Diaz y otros muchos fuem ron con 61 los pobladores primers de'Bayamo.
Det'vose Velazquez. por San'Salvador y sus contornos hasta que el .4 8 de diciembre en el, puerto de Guacanayabo, que se 'llama hoy Manzanillo, se embarc6 con veinte castellanos en canoes y lleg6 en tres dias A los primers pueblo's de Guamubaya donde Ile agasajaron Io*s indios y caciques. Con ellos dirigi6 mensaJes para que los expedicionarios de Narvaez 'se dirigie en 6 en. contrarle en el puerto de Jaryua tierra abundance en peces y dves, donde se proponia pasar las Pascuas. Pero tocando el 23 en Ia. emboe'adura del Tayaba y cediendo A las'instancias de los caciques torci6d Yisitar un pueblo indigent, que estaba 6 una leorua adentro, de Ia costa donde pas6 unos dias wuy regalados En este lugar, donde ho' radical Ia ciudad de 'Trinidad seny se le pre' J,
taron ya en lenero de 4 St 4, Icumpliendo con slus -6rdenes, Narvaez, Las Casas, Grlialba y todos, los demAs exploradores de Ia ista.
El resultado de' las files investigacionesde Las. Casas en su larga, v detenida exDedicion-. 'fue' un cAlculo, iDru-




bE LA ISLA DE CUBA.
que la dividing los natul-ales en de provincial
nombradaS 7 Maisy-, Bany, Sagua, Whiabon, Barajagua, Bayamo, Mayv6, Guaynaya, Bayaquitirf, Macalca., Boyuca, Cueiba, Cayacyuayo Guaymaros, Camagiiey Ornafay, Cubanacan, Guamuhaya, Mangon, Jagua', Sabaneque, Hanabana, Habana, Marien Guaniganico, Gua nacabibes. Eran los pueblos un conjunto de' cabanas de' madera que flamaban canes, de hechura to-ca y de otras mayors de for m"a ya cuadrildtera,. ya eliptica, nombrad as bobios., segun quedoapuntado en el primer capitulo, Los muebles eran de grosera fAb'r'ica; los asientos mas communes un. AroDco de drbol. recortado las camas 6
hamacas redes de algodon, y los alimentos mas usuales races y peces. Se, habian encontrado con abundancia en todas las provincial las h utias los, perros mudos, los papacrayos y unas aves de las -que en sus di-tirios llam6 Colon' p'erdices mAs por parecerlo que torque lo fuesen las gallinas de guinea y ciertos lagartos grades, que decian iguanas, el manjar' mas preferido de los naturales,
Cubrian A la isla en muebas parties impelnetrables bosques de madras preciosas y propias para, todos usos. Con ellas const-ruian los indips las-canoas"ahuecando los broncos de lo's dr boles con piedras cortadizas, torque no conocian el hierro ni metal ninguno lo que con su inI Todos los texts antiguos y moder- mo Diego 'Velazquez, acorde con la nos que bemos consultado acerca. de la. d'el P. Las Casas que 1as-'reconoci6, denomination de -las provincias en que siendo 'a todas iuces la, mas original y, sus naturals di'vidian 'a Cuba, las de- aute'ntica nos ha. p arecido preferable 'a Signan con nombres different aunque la que emplean los escritores que ban parecidos, aumentando ademas 6 dis- tratado de la. epoca de la conquista 1, minim.ndn enda enal .; u n'mero. La oculDacion de la. isla.




HISTORIC
Idole- paeffica influia para. que todas aquellas' tribus y proxincias estuviesen siemp're en paz unas con otras.
No tenian los Cubanos creenclas fijas, temples ni edificios., Les serving de sacerdoties ciertos curanderos 0 cliarlatanes Ilarnados BeMques, que pasaban por adiviuos y por comunicarse con Jo's espiritu' infernales. Teni*aD,, sin -embargo, ideas mas 6-menos clara' de la existence de un Ser supremo y Arbitro de la creation y de un genio male'fico q e comportia ei imperio de la. I. naturaleza con, el genio del bion. Por 41timo," creian en la inmorLalidad del alma y en los futures premios- y castigo.s, como'lo vimos en la arena que dirigi6 a' Colon cierto indio anciano. Unos se figuraban A Dips en forma de, estrella, y le reconocian los, m as en los mismos fenomenos de la naturaleza. No sorprendio' poco, 6 Las Casas en sus indagadores col-O'quios con Aos indios que conservasen a1gunas tradiciones oscuras sobre los primers padres del geoero hu mano desviados por el espiritu maIigno de su partner estado de dicha. e" inocencia; de una inmensa inundation, -de la cual se preserve solamente una familiar y de un gran edificio que fabric elorgulto de lo's hombres y d 0
estruy6 la cAera del cielo.
I.ndicaban tener, varies nociones de jas que afima el cristianismo, ; pro no eran pori, eso sus, costumbreS Di puras ni innocents; y a. exception de cie ta mansedu[Pbre natural no eran sus instin.tos otr'os que los de la 'barba-Tie
8 La lujuria con las mugeres tenian tura inclinados, 6 otras por no perder
D,por 'entileza e' c6h los hombres eran ellas tempo en sus vicious e 11bidi,D aboinhiables sodoinitas...,.-dejaban 'a D ne.. (G. F. -de, oria iD las muzeres' Dor Deaue-as causes e' general 'v natural de las' Indias Ii-




LAI ISLA DJ CUBA.
Permanepiendo el gobernador en el mismo pueblo de indios mando reconocer ]as m6rgenes del inmediato y
caudaloso rio Arimao, en cuyas riberas sa descubrian' algunas vetas de orp. Este, ballazgo unido A otras ventajas de la localidad y A un esplendido paisaje, le determine' 6 poblarla. con otra colonia para emprender ]a expl6ta-im clon de sus filones. El mismo Las Casas,, los herwanos Alvarados, Porcallo, un tal Pedro de Renteria. y vanos castellanos fueron los f6ndadores de esta tercera. villa, flamada. como hoy de Trinidad, que fue' prosperando desde sus princ'.ipios.
Tambien dispuSo Velazquez, inducido por la fertilidad de la comarea y su abundancia. en pastors, que en- terre ,nos situados en lo interior de la issla 6 igual distancia. & Trinidad que de la costa s'eptentrional y cerca, de las margenes de un rio, se fundase otro pueblo mAs que se llam'O' villa de Sancti-Spiritus 9. Mas propio por su situacion para fomeDtarse con gaDa deria siempre hubo de ser Wferior al de Trinidad en movimieDtO y tr6ficoo Hern'an, Lopez, Diego Mendez, Jorge Velazquez y un Salazar fueron, entre otros, sus fundadores principles;
9 '4En la provincial do Yumaya (4Gua- no estah acostumbrados sino 'a p-escar humaya?)' casi en el me(lio de la isla, Lo mesmo so entienda para unos, Intierra buena, de mucha coza e' pes- dios al cabo de Cuba, los quales son udo 6 de toda mantra de comida salvages que en ninguna cossa tratan
x abundossa, V. A. mande que una villa con los de la Isla ni tienen cassas,
Sancti-, Sp 1ritus ) questando yo alla' sino estah en cuevas contain, sitio es quer.an bacer que lahagan..... All'i qt. ando salen 'a pescar; 115manse Guapuede'n Ilevarse los"Lucayos e' un m-01 nahacabeyes. Otros bay que se Haman )o nasterio de seis dominicos o' fraiicis- Cibuneyes, que los, Indios de la mis.vcos quo los cuiden i ensehen..... Lo ma isla fieien por sirvienies e' cassi mesmo podra bacer'se con los Indios son ansi todos los de' los Jardines.,* de los Jardines del Iftey 6 de la Reina, (Parrafo de una carta copiada en el toque son ni itchas islets de Indjos que mo LXV de la Coleccion ( ,e Alu-oz sin no sullen comer sino pescado solo. A nombre de autor.




HtsTORU I
,y el me"Jor atendido m el reparto de sus' tierras e' indios Fran.cisco Fernandez de C6rdob a que, resentido,, de Pedrarias Davila se babia venido del Darien con --Bernal Diaz del Castillo y muchos c6stellano-S.
Simult6neamente hizo' Telazque2, que alzaran otra villa tambien -4 lo interior de Camaguey, en el punto m -central, entre, las bocas d Pu'
as e erto Principe descu
biertas por Co- Ion en su primer viaje en la;costa del Norte, y el-de la"'meridional de la provincial de Guaimaros que habia roconocido, aquel-Almirante en su segundo bojeo de la isla. en mayo de 4 4-94. Por 'reeordar acaso el m'isnio nombre con que design Colon 6 aquellas bocas que hoy se Haman puerto de Nuevitas, se impuso, 6 esta otra- villa el de Santa Maria, de Puerto Prfficipe, asentada junto A la confluencia de. dos rios, en )un paisaje bermoso, y anAlo c Sa'cti,go por su topografia on el, de
Spiritus..' Un mancebo, empren'dedor y de'. los muy raros de buena cuna que en los primers' anos dek su descubrimiento fueron 64ndia's, Vasco Poreallo de Figueroa, pariente de los Duques de Feria, adquiri6 tierras en las tres, recientes villas y'promovi6, su crecimiento
Ya en la prima'Vera, dejandolo todo, disp"uesto para ]as f6bricasy encomiendas de esas fuladaciones, se encamin6 Velazquez r1a. costa del Sur hAcia. evante.
EncontrAndose, en' la bah'a de Santiago 11, mas alld de Cabo Cruz la. hallo muy abocada asi para comunicar
10 Wase su biografta pags. 262 y a cion. Con este acuerdo partimos ft la 2631,t'. IV, Dice. G ,6g... Estad., Hi'"t. v villa'de San Salvador 'para hacer la, do la Isla do Cuba, por el autor. fundicim..... El 28 de junio volvimos It a, Juntos en ell pqerto de Santiago z al pue"rto de 'Santiago..... v ( Carta d'e x lehallamos A prop6sito para pueblo i LO de agosto de 1515'dirigjda 'a S. A. x fitil 'a la naveancion-._ Coneordamos inor P1 tAnipntA v nfirinlp.q rAMP.,R dA la




bg LA f5LA bt, WB A.
con la la Espanola, donde a'un radicaba el centro gubernativo de las Ind.ias, como' para traficar con lashaves que cruzaban y tornaban de -aqu(,,.,Ila isla para la tierra firme 6 el Darie"n. Apareciah ademds en los con.& tornos'mas vestigios de minas y de grants de oro que en todas ]as otras parties recorridas. De-cidieronle tan favor bles conditions A f6rmar alli-otro pueblo ma's. Llam6 de Baracoa A Gonzalo de Guzman, Agustin Bermudez HerDan Corte's, Pedro de Barba, Pedro de Paz, Bernardino Velazquez, Andre's'de,. Duero, Amad'r de Lares y otros se trazaron los sol ares, se adjudicaron los terrenos, y en los meses de J u nio y Julio se fabric6 prontamente el ca serio con muchedumbre de indios yaun alorunos trabaja-M dores castellanos. Velazquez determine fijarse en este pueblo que llam6 Santiago de Cuba y 1e'vant6 en 61 sin demo"ra U'n edificio, destinado para fundir "'e't oro que allf se recogiese, y el que I& presentaran de otras partes. Esa fue' lacasa Ilamada de -fundicion que. hubo, en Santiago en sus primers epocas,
Como se encontraba I la tierra pacifica pr'spera y poblada, torque seguia -reciendo el number de castella nos que de otras parties ac'dian A probar la suerte en
0
Cuba,-- y convenia Ilevar I-a coloniz'acion a' otros lugares resolvi6 tambien Velazquez echar cimientos A otro, p ueblo A mas de cien leguas al poniente de Puerto Principe, y 6 dos de la 'costa meridional en la. provincial. Ila mada por Ilos indigents Habana. Fueron A fundarla Francisco Montej*o, anos despo e's adelantado de Yucatan Diego de Soto, Juan de, N6gera, Pedro' de Barba Juan Bono -de




HISTORIA DE LA ISLA DE- CUBA.
,Qulejo-yotros pobladores; pero no Manuel 'de Roja ocupado en'tonces en Bayarno DiUas Casas, corno erradamente ban apuntado vario& Fu6, aquel. el asiento primitive de la. Habana,'aunq"e por 1a humedad de aque llos campos llenos'de insects' destructores, faeron unos tras otros los colons trasladando s's domicilios 6 gorillas del risueno puerto' de' Carenas, atra-idos' por las ventajas de la localidad. y el. trAfico con alcruaas naves que en el se preseritaban y en 4 5 18 antes de descubierta
-NuevaEspau'a estaban ya. alli todoso
Maravillarian la. facilidad y la presteza con que en Cuba se, improvisaron I os primers pueblos, s' los mismos texts de l's pobladores no afirmaran-que las mejores casas-se Uricaban s6bre hormones con tabiques de tabla y tecbumbre de guano 6 bojas de pa''Ima; que Jos menos acomodados -aderezaban sus viviendas con cortezas del mism.o arbol, Ilamadas por los 'ndio'S' yqu?s; yque en. Baracoa y Santiago, tituladas at nacer'ciudades', no bubo mas casas de cat y canto, que ]a de Velazquez, siendo de tabla y "guano basta los temples.,
Nombro Velazquez- alcalde&,y ayuntatnientospara sus villas, corno Jos habia en Castilla y enla Espanola, y ademAs para la Habana, atend iendo 6 su larga distance a do su. residence, desde luego estableci*6 un teniente a" guerra. que gobernase en nombre s-uyo. Con-estas d-'*SPosiciones,- fabricados con tal. sericillez Ios caserios y distribuidas las tierras y los brazos para cultivarlas, los demAs proorresos eran obra del tempo y del inter's de cada, procomun. por su fomonto..




CAPiTULO TERGERO.
Primer ex. pedicion salida de ]a isla para el continent. -Francisco Fernandez
de Cordoba descubre 'a Yucatan. Es rechazado p,%r los naturals. Se refugia on el puerto de Carenas. Muere. Segunda expedition acaudillada por Juan de Grijalva. DescubrimieDto de U lu'a y la costa M ej icana. Regreso de Grijalva ft Santiago de Cuba. Velazquez destiny otro armaments mayor 'a conquistar 'a Mejico.- Confia su mando 'a Hernan Cort6s, y luego piensa qtiita'rselo. -Sale Corte's de Santiago con la flota sin darle tempo pa I ra destituirle.-Rerue'rzase Cort6s en Trinidad y organize en ]a Habana su, armamento. Su salida. Nombramiento de Adelantado en favor d e* Velazquez.
-Destina una expediciop considei-able 'a someter h Cort6s y conquistar 'a M& jico. Sale manfindola Ninfilo de Narvaez. Llega 'a Ulfia y 'a Zempoala donde es vencido 'por Corte's. Cuestiones entre este conquistador y aque!
adelantado. Inflitencia de las conquistas de Corte's. No'mbrase inkilmente otro gobernador en su lugar.-Decla'rale el Roy Capitan General do Nueva Espana. Arribo 'a ]a Habana del adelantado, de Panuco Francisco do Garay con su armaments -Corte's so apodera de' su territorio. Envia otro con Crist6bal de Olid 'a conquistar 'a Hihueras. A porta Olid 'a ]a Habana. Se con fabula con Velazquez contra Cortes. Es vencido en Hihueras, y decapitado. Muerte de Velazquez.
La' barrera del istmo qu e separa el Oce'ano del Paci ft fico habia sido saltada por Vasco Nunez de Balboa, el de mas genio y menos suerte de los conquistadores del Darien 0' Tierra Firme,, Desde 4 197, Sebastian Cabot,
recorri.endo ]as costas del Labrador, habia reconocido, esa peninsula del continent septentrional que el cre'sam dulo Juan Ponce de Leon flamoUlorida en 4 5 12, 4onde
Los descubrimientog 'de Colon ha-i Inq Pytranipraq- F1 -fqmnqn nnVoonnfa




anosdespues en vez del prodigious, manantial donde'
espe.raba rec6brar la juventud, hall6 el flechazo de que vino A morir.en la naciente villa de Ja Habana, Trds del mismo -golfo que divide at bemisferio americano en dos grades mitades, un grande imperio se escondia aun -at' ojo investigator del navegante; pero'ya iba 6 sonar la bora de sul descubrimliento y epi*ca conquista.
Como los demds pobladores daba Velazquez 'I'gual
cre'dito 6 las consejas de los indios que 6 los mas fundados cAlculos'-de los nave-gantes sobre la. existence de ese imperio. Para descubrirlo y extraer de esa region, indfgonas que ayudaran en el trabajo, A los de Cuba, ce-11 Iebr6 un aM*ento -6 fines de 4 54 6 con Francisco Fernan-, dez. de C6rdoba, que buyendo de Pedrarias DAvila y sus tiranias, como d1jimos., se liabia venido a' la isla con mAs de cien castellanos descontentos 6 ido.con ellos A vivir 6, Sancti-Spiritus.,Habia C6rdoba comprado de su wenta tres baieles; y cuando estuvieron tripulados y abastecidos por Velazquez, se di6 6 la'vela el 8. de febrero' de
do orf gen veneciano autorizado por. su sus'naturales, ygozoso con su descubrirey para de'scubrir el paso 'a las Indias miento, march h ESDafia,"donde consiorientales- por los mares de la America gui6 el titulo de Adelantado de Bimini y del Norte, babia reconocido desde julio authorization para conquistar la region de 1597 las costas de la ditatada region quo habia descubiefto. Enriquecido apdel nuevo continente, que se -IIam6 des- ter0iormente en las conquistas de Santo pues Florida. Juan Ponce de Loon" el Domingo y Puerto-Rico, sin que su' conquistador do la isla' de Boriquen 6 edad, mas que sexagenarian, le mer,Puerto-Rico, cuando engahado por las, mara ann los alientos, arm6 y tripul6 a supersticiopes y los cuentos de los in- sus expenses tres carabelas on San Ludios de Puerto- Rico buscaba en las is- car y Se-villa, y emprendi6 en 1521 su las dol archipiel*ago Lucayo la isla do jornada; pero hostilmente recibido en su Bimini, la deja fuente que rejuvenecia, segunda vista por los Floridanos,,he' tOM6 possession. do aquella tierra el dia rido y rechazado, tuvo que refugiarse
A ^ I 1 .1 1 A VIX4 n_ If -I ___ 'a - I *F1r IL - - -1 - 3 ---- I--