Citation
Poliantea Cubana IV

Material Information

Title:
Poliantea Cubana IV
Series Title:
Biblioteca Cuba
Creator:
Zambrana y Vázquez, Antonio, 1846-1922 ( author )
Tejera y García, Diego Vicente, 1885-1945 ( author )
Argilagos, Francisco R., 1838-1908 ( author )
Borrero Echeverría, Esteban, 1849-1906 ( author )
Place of Publication:
Habana
Publisher:
Imprenta "La Prueba" Obrapia 99
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (1 volume (various pages)) : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
History -- Cuba -- Insurrection, 1868-1878 ( lcsh )
Historia -- Cuba -- Guerra de los Diez Años, 1868-1878 ( qlsp )
Genre:
Ink stamps ( rbprov )
non-fiction ( marcgt )
Ink stamps ( rbprov )

Notes

General Note:
Ink stamp of Liberia "Marti" Habana.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
036230367 ( ALEPH )
1040268042 ( OCLC )
Classification:
F1783 .Z34 1916 ( lcc )

Full Text












it0'VX
Q-, -P % 4
w
t tr
POL"I O- TE It,
't,
'p Y, tt,
1, Jt t, I A t
...,de,,, on b v Ai
f r c as! Dls,cur
JV
Zamran F,
41
"t t
't n
En s e A anz a s, ,?P,: 0, ,e a S,
. . . . . . .
Gonf 'ere nc. jc
1 0 er
0 :D 'i n
7 o w owl
4
j
Oas
e' ,tla:!
ul 8,
: F ,
R "PIS
0 S,
-OW OM "Weir G* t
t t
. V
C
'A _0:
t t
r ,
po, tM
E 0
e r r
-::'T, A
T
Ott, %
wi,
NOF
u
Wj
tt it !tt 4
Rv Z" q q
4t 4,




4 r ,
I




BIBLIOTECA CUBA
Antonio Zambrana
VI
VOCES DE COMBATE
Marzo 15 de 1916.
Pe,ZAY.A.
HABANA
Imprenta "La Prueba"l Obrapla 90
1916.







AL LECTOR
t Quien que sepa de la guerra grande, de la revoluci'n matrix, de aqueIla primer lucha que por espacio de, diez anos sostuvieron los cubanos en aras de la libertad, ignore el nombre gloriosa del compahero de Ignado Aaramonte: de Antonio Zambrana?' Quien que no sea un ambicioso, si*n mas n orte q ue la riqueza, o un peA
dante, sin mas preocupacion que la, corbata y la pechera y los zapatos, desconoce la labor intellectual del i*n-. signe hombre que, por la magia del verbo, supo en occasions sensibilizar, las Eume'nides de la tirania y reanimar y f ortalecer a los Sisifos y alos Ta'ntalos del patriotism en su martirio horrendo? Podran algunos no saber quien es. Pero c-aantos viven para algo ma's que para comer y dormir, y tienen erigidos en sus'hogares altars a la patria, y encendidas luces a. los santos del ideal, saben bien, concern bien, a ese viejo que, ahora, parece como que camina sobre escombros y cenizas resplandecientes...




Fue en la primer Repu"blica, en la de Ce'spedes, en la rep'blica que march" desde su nacimiento como carruaje tirade por corceles de diferente genio, que dio-' a concern Zambrana., el poder de su oratorio, hecha de VIentos huracanados, susurros de brisas, irisamientos de ondas, chasquidos de alas. Los valleys y las cumbres los mosques y los Ilan' S, que rodean a Gua'imaro, quizas si todavl'a repiten de eco en eco, sus palabras de aqueHos dias sublimes. La naturaleza suele ser menos olvidadiza que los hombres!
En la, imposibilidad, la'Biblioteca Cuba, de publicar los discursos pronunciados entonces,-en horas en que estaba constanternente en peligro de dar la vida por la redencio'n de
su pals, recoge los que pronunClara en peregrinaclon por Chile, en compallia del general Manuel Quesada, y tambie'n dos de los que bajo ]a bandera del Partido Autonomista, dijo en plena colonial desesperada-' Leyendo unos y otros, se ven rostros iiiacerados, y brazos exteiididos. .
-Viejo tribune: haces bien ahora, en uar ar silencia: ya la tribune no -es ara de ideales, sino pedestal de apetitos insatisf echos!
N. C.




Conference pronunciada el 10' de Octubre de 1874, en P1 Teatro de la Victoria, Valparaiso, Reptiblica.
de Chile.
Senores:
Hoy es un dia solemn para los cubanos. Hace seis an'os, en un dia como este, en una hora como esta, el lustre martin Carlos Manuel de Cespedes levantaba con mano llena de bri 0, con animo indomable, con altiva resolucio"n, el pavoroso estandarte de la revnelta en -an rinco"n de la rica, de la floreciente, de la dvilizada isla de Cuba, y para que este grupo de cubanos que se encuentra aqui reunido tenga el derecho de s97lemnizar en tierra extranjera el TO de octubre de 1868 como el comienzo de una ePoca de aloria, de querida y eternal recordacion, es necesario que se explique ante el pueblo que-nos acoje hospitalario la historic de nuestra desventura y de nuestro heroismo, que yo os prometo que, cuando ha Ya Presentado' ante vuestra -vista el cuadro dantesco que ofrece cla su
4
lucha contra una, brania salvage y




una obstina cio'*n insensate el mas desventurado de todlos los pueblos, no habra uno so'*lo de vuestros. corazones, que no towe parte con la misma indignacion y con el mismo orgullo que el nuestro en esta fiesta de familia en que, evocando los manes de tan'tos heroes generosos, muertos por la causa de la justicia, vamos a jurar nosotros, nuevo p4cto de ira infatigable y perenne contra los inicuos mantenedores de la esclavitud de los negros y de la servidumbre de la America.
Sen'ores: Es un character esencial. de los tempos moderns el culto, aunque solo sea apparent, de la legitimidad, el respect, aunque solo sea afectado, de los principios. Los mismos I que los conculcan a cada paso, ios tiranos, los conquistadores, pretenden ocuparse, solo del triunfo o de la venganza de los* princicipios cuando se entregan a la corriente de sus ambIciones o de sn codicia. Por eso los espanholes, han clamado, tanto, han clamado tan incesantemente que era su.yo el derecho, que- era la suya'la causa de la justicia. Aceptando la doctrine que ellos proclaman, cada, nuevo pedazo de la tierra que se descubre poblado por incultas razas, pertenece en eterno feudo a la primer nation que con nombre de civilizada plante en el su bandera, y ya, por grande que sea, por mas que nobles y poderosos pueblos lo habiten; habra de convertirse para siempre en tierra de in6




famia en que se nace con el dogal al. cello y con la noche de la servidumbre en el alma, como si no fuera la libertad el sello divine que marca con celeste luz en todos los lugares del mundo y en todas las epocas de la histor'a los altos hechos del es-P ritu. human. Los espai'aoles pretended conservar lo que Haman su, terriforio, el territorio iay! mas sagrado para los espanoles que el derecho impres-' criptible de los pueblos, y si p'ara'. conservar ese territorio hay que someter a un pueblo enter al torment de la gleba, si hay que suprimir de la vida social una raza enter, nublando para ella el sol de la justicia, si hay que inventor crimenes nuevos, mas odiosos que todos los que encierra 01, pasado, Espana no puede vacilar, no puede retroceder en ese camino, torque para ella conservar su territorio es conservar su honra. Pero, senores; jes que acudiendo a la tradici'n es que recorriendolos diversos periods de su historic se descubre algo, se encuentra siempre algo que pueda Ilamarse el territorio de Espan'a? Colonizada por todas las tribes adventurers que vivieron en la antigiiedad, -dividida como botin comun entre los barbarous, peleando por los cartagineses. contra los, romanos, por los romans contra los cartagineses, conquistada por los araves, Ilamandose, cuando empezaron a ser -vencidos los moriscos, primer la monarquiLa de Asturias, despue's, la monarquia de Leon, mas tarde la mo7




narqu # a de Castilla, partida en pedazos entre los hijos de Fernando el I, como si fuera la propiedad de una familiar, poseyendo o no poseyendo la Navarra, poseyendo o 'no' poseyendo la Cataluna, ganando coil Felipe II la nacio n portuguesa, perdiendo coil Felipe 11 los estado8 flaln'encos, ex, tendiendo un di'a s''u' poder sobre media Europa y sobre toda' la America para t!n.er aespue"s, ehelavado en su. propio suelo, Como una perenne protesta contra la integridad territorial, el pabello'n de los ingleses, .1' cudI es el territorio que, se llama national On. Espa-'a? Si perdiendo el tietritorio se pierce la honra I a d6nde esta' la
"I A
honra de la nation espanoia If
Y no contents con invocar la -proteccion sagrada de un principio, -no' contents con ainpar arse de su divina fuerza, poco satisfechos,, sin duda, del fantasia que ellos apellidan s' derecho, suporen obrar en nombre del sentimiento rads elevado, de nno de los sentiments mas elevados por lo menos que han ennoblecido en todos los tempos el espiritu human. Es cosa que produce, seflores, la'stima y horror, vet como se califica de patriotismo la codicia torpe, el insensato orgullo, la insatiable ambition que marearon con eterno stigma la conquista de America, y'que esta'n ca.racterizando ahora la defense de su possession por los espan-oles. El patriotismo es uno de los sentiments que tiene mas altos timbres en la historia; el ha production los. mas heroicos




hechQs, los mas nobles sacrificios, las a imas empremas atrev*das y m4gn n sas. Espaua lo ha se-utido mas de una vez ingeute splendoroso con aplausos y 4dmiracioi-i del muudo. E I inspirabal a, Pel;i cuando se arrojaba, de las mont 'as pastures, como se arroja de las oscuras nubes la encendida centella para herir de muerto la, dominaci'n extranjerla,-el inX
flamaba al Cid Quando arrastro a la cola de su triton de guerra la corona de los reyes moriscos vencidos en desigual pelea,-e'l arrojo de la Peninsula al agareno,-e'l se ostento formidable cuando, al sonido del parche y del clarm",, desde Galicia la feroz Cantabria a la region feliz que bafia el Betis con onda de crystal, sintio'se como eleetrico movim'iento y Espan'a revolviendo sobre sus centelleantes scenes su melena do leon detuvo con su lanza de hierro a las aguilas francesas que habian atravesado en su vue16 triunfante mas ancho espacio que las del im"perio romano. Pero el patriotism quiere la. grandeza moral de la patria; no qi iere, no, su infamia; no la mancha'de crimenes, no la sepulta en el abismo de la iniquidad. Ese patriotism salvaje, innoble en, sus proposition, brutal en sus obras, que converted en bandido al sol.dado; ese patriotism en nombre del cual las legiones de Ce'sar atormentaron a los galos, exterminaron a los nervous, vendieron coino esclavos a los adudticos, es un sentimiento' estrecho indi(yno do la
9




eivilizaci'n modern, es la mas torpe de todas las- aberraciones, seria la disculpa Ae los mas. negros atentados que recuerda la memorial de los hombres: patriotism semejante separa la raza en nombre de cuya gloria pretense obrar de la gran Comunion humana, y hace de la tierra en que se levant el antro de una Quimera feroz,. contra la cual deben:desenvainar su espada todos los pueblos.
No, senores, no puede consistir el derecho en mantener para siempre a un pueblo sujeto por la cadenza del Coloniaje; no puede, consistir el patriotismo en ahogar en sangre'el clamor- de u'n pueblo desheredado. La personalidad para el individuo,-Ia patria para el pueblo,-constituyen la parte mas. esencial de la vida. La estrechez de la existence colonial no esta',. de a'cuerdo con las conditions de un pueblo adult, que senate al serlo la fiebre de la iniciativa en su alma. No vamos a hacer aqul' el proceso de la domination espanola; pero aun cuando no hubie'semos sido losl cubanos objeto todos los dias denua explotac'ion, nueva, ann cuando no se hubieran. resucitado en mengua nuestra las lanominias a que los antiguos pueblos guerreros -sometian a los 'encidos; aun cuando no hubie'ramos tenido por obligation 61 fanatisMo,, una prensa con la lengua manchada de mentiras, el pensamiento cenido por la censure, el comercio en'ido por la aduana, ser conducidos siempre por otros, vivir en irredi10




mible tutela, llamarse americanos y no ser americanos, llamarse espa'oles y no ser espai'doles, career de historia, vegetar, es destiny a que no puede resignarse por largo tempo un pueblo. Sin voto en los comicios, sin intervenci'n alguna en su propio, gobierno, sin otra funci'n political, que pagar, silenclosa, enorme y humillante impuesto, Cuba fue entregada sin de-, f ensa al sable de los capitanes generales. Inu" tilmente se empe'aron los cubanos en obtener por la palabra y por la pluma lo que han tenido al fin que decidirse* a rescatar por la espada. Se querla la union con Espana sobre la base de una legislaci'n justa y generous. Se pidio' de una manera core's y reverentle lo que en todas parties se ha buscado entre el humo y el fragor de las batallas. Se prometio" un olvido amo roso para la njusticia, si 'esta se reparaba al, cabo, de algnna mantra. Se demostro' con numerous y con incontestable razones que la mayor parte de las reformas estaban en el inter's bien entendido de la Metropoli. Fue' en vano. Era setiembre de 1868. Isabel de Borbon se refugiaba en Francia. En Cadiz se escribia por segunda vez, despues de 46 ai'dos un program de libertad; -Pero la ley de hierro a que vivian sometidos los. cubanos no sufr*o por eso alteracio'n alguna; el telegra.fo se apresuro a anunciarlos: nada para ul-, tramar, digeron los libertadores d6 la Peninsula;. ann los que-menos i,(aban de Espana experimentation un




stupor profound.. Aquella aurora de la nueva era segu'a siendo para nosotros la noche. Se habia, agotado el sufrimiento. Dudabamos en la H a*bana que senda habi'a de seguirse entre las que senalaba la indignation, cuando, se oyo" en la calma sepulchral de la tiran'a el grito valeroso de los patriots de Oriente. La voz sublime de independence, como el acen'to de
-an formidable clarion, llamaba al com.bate a los. desesperados hijos de Cuba. Se repetia enter, sin vasilacion y sin temor, la celebre proclaim de la revolucio"n francesa; "libertad, igualdad, fraternidad, justicia o la muerte
En effect: el 10 de octubre de 1868, doscientos cubanos mal armados, ocupando los. unos la mas alta posicio'n social, arrancados los otros a la infamia del trabajo servile, papitaneados por -an hombre que habia vivid cincuenta anos, bajo el yugo, sin que pudiese acostumbrarse a Ilevarlo; con una bandera en la mano que hablia sid.o ya santificada por la sangre de los eadalsos, se dirigieron a un pueblo peqne'o, el mas insignficante acaso de todo el departamento Oriental de la isla, pero lustre p aralos que amaban la libertad, porque era all' donde fue quemado por. los conquistadores el indomable flatuey, indigent de corazo"n de bronce, que no quiso convertirse al morir a la religion cristiana, para no ir aj cielo, torque le dijeron que en el cielo habi 0 a espanoles. Alzose, pues,,
12




en Yara el grito de resistencia contra los de'spotas, y a aquel inacoitumbraodo acento, el pa'lido y timid adolescente abandon" sus libros sobre Ia'' mesa de studio, el labrador dejo' el arado en el surco, el opulent se, smtio avergonzado del ocio, de la ignominia, el esclavo no quiso resignarse a vivir por mas tempo entre hierros, y todos volaron, y algunos dias despues aquellos doscientos hombres eran dos mil, eran seis mil, eran diez mil; aquella tropa desarmada se habia convertido en un ejercito, y Carlos Manuel de Ce'spedes se apoderaba de la ciudad de Bayamo, destrozando a sablazos a la parte de la guarnicion que resistio, y perdonando a la que se declare vencida, y al mismo tiempo atacaban Vicente Garcia y Rubalcaba a las Tunas, Luis Figueredo a Cauto el Embareadero, Donato Marmol a Jiguani, Francisco Maceo a Guisa, Esteban Estrada al Dati'l. otros a Santa Rita, y Francisco 'Aguilera y Maximo G0"mez derrotaban a las columns, que venian a impedir esta magninca transformation de las ciudades esclavas en ciudades independientes, y todo el department Oriental se irguio como un solo hombre, y en el espacio de una semana ya la bandera espanola no flotaba sino rodeada de can'ones, en algun rincon solitario a donde no se habia acercado la rebellion; movim lento i'mponente y magnffico, que avanzando con clerta majestuosa lentitud, hiz& qu 01 Cama9jiey,8,e alzara. en armas,
1.3




1 4 de i-ioviembre, que el 7 de f ebrero de 1869 se lianzaran al campo los Tatriotas del department de las Vi"Ilas, y que no estuviera mediado ese afio sin que el. espectro de la revoluCion se acer'case a I& Habana, amenazando desempedrar con su clava las calls de aquellas, cludades, vestidas de hierro, en que con ronco alarido se, refugiaba espantado el arrogante
-poder espanol.
Pero la guerra no puede hacerse ,sin armas, la guerra no puede h4cerse ISM polvora; no bastan la deses:peracion v el valor parao'btener la victode los combats. Una con spiravi'n tramada Tor la inexperiencia, a
11
.1a vista de la mas suspicaz de las tiralias, y conducida y precipitada por ]a angustia de insoportable tormento moral, no podi'a haber proporcionado los medics de contrarrestar
-en una hora la enorme fuerza acumnlada a nuestra costa para mante.nernes e l n la coy-unda. Los cubanos, abandonados a sus propios recursos, hubieran sicto fakilmente exterminados; pero no se les abandon. Un hombre que no, podia poner. s ino sn espada y su'gloria al servicio de la patria en cadenzas: un hombreen cuyo elogio es bastante decir que Iapeleado durante veinte a -nos de su vida y que al 1 4 quien vive del centine-la. ha, contestado siempre "libertad"',; el general Quesada, luchando con esos, inmensos obstaculos que los redentores de los pueblos encuentran siempre eu su camino, pudo consegu .1 ir, por un 14




prodigio de empeno y de constancia,. grmas y polvora con que fortalecer 1i rebellion. En fragil barco., arenas nfic'iente a contender el precious cargamento; con una tropa de niflos., que salieron de las aulas para. corner, aquella pa*vorosa aventura; por entre tormentosos mares perse *dopor los er'uceros espan'oles, amparado so"lo por su audacia, condujo, el' general Quesada desde la isla de Providencia- la primer expedici'n de- armas y pertrechos que recibieron los. patriots. Permitidme recorder que yo iba tambien alli, y que siendo S*, duda el menos animoso de todos, hu- biera muerto con satisfy action y con., orgullo en aquella hora por mi bella y desventurada patria. Aun conservo.vivo, palpitante, por decirlo asi, en la faiatasia el cuadro de aquella, situacion exceptional: aun me parece ver la Iona de la nave hinchada, por el rugiente noto; aun me parece contemplar'a mis tiernos companiess, a'lidos de resolution y de coraje, aguardando la hora de la batalla, las, negras alas- del hurachn extendidas. sobre nuestra frente, y e1 general Quesada de pie junto al timon cOU la bandera de Cuba en la mano, co_locado alli como la estatua del valor o, como el nu'men del patriotism, yde la victoria. Y llegamos, al finY enlo'brega noche, al vivo relampaguearde la torment, guiados, como por-, una estrella, por la Ilamaldel vivaqueenc endida en la playa cubana. AM' elacontramos nuestros soldados, allf
15




,encon tramos nuestro pueblo, conf undidas las razas, conf-andidos los sexos, confundidas las edades, rivalizando la ancianidad con la juventud en bri'o y la mu'j'* er con el hombre en fortaleza. Oh! es necesario sentirlo para comprenderlo: no hay goce que pueda compararse a esta dicha de vol-ver a la patria, cuando se sale de ella con la tristeza de sentirse desarma'do y se retorna a aquel hogar heroic con armas para conseguir-la gloria y para'defender la familiar y para ganar la libertad. El general Quesada repartio' cuidado'o entre los que jegaron. primer aquellos fusiles y aquella 'PO"Ivora, salvados, casi por milagro, del espionage marl'timo de los espa noles y 'cle la cholera del oce'ano, y annque arenass acababan de repartirse, notic ; osos de su Ilegada, vinieron los ene-Migos, a arrebatarnos nuestro tesoro; los rechazamos ento'nces f akilmente, que -no era possible desarmar as' a los que acababan de combatir con el des-tino y con la naturaleza. La insurreccion armada ya, so hizo gigante, y aunque yo fuera capaz de reteneros .aqui con MiTalabra todo el largo espacio do esta noche, no tendri'a nunca tiempobastante para narraros sus
-hazan'as. Estableclose en ese momen.to el gobierno republican. Redacto',se la constitution political. Reunio'se la -camara leopislativa. Ocupo' Ce'spe,des la presidencia de la republican y ','Quesada el mando de nuestro ejercl-to. Y con otras expediciones que Ja-vier Cisneros, Rafael de Quesada y
16




-N,,lelchor Agiiero condujeron despue's en mas felices circunsta I nclas, aumentada nuestra fuerza, comenzo' verdaderamente el duelo tremendo quo, hace seis anos estremece al mundo, porque no hay en el mundo quien se haya resuelto a prestar su apoyo a la causa de la justicia.
i Cuanto combat pudiera yo ref oriros de aquella 'poca de continuo batallar! No hay una sola piedra del suelo sacratisimo de Cuba qu-e no este' ilustrada por el recuerdo de alcrul-la trloriosa contienda; no hay un solo soldado de los que pelean alli que, no tencra derecho a la inmortalidad de la f ama. L Quereis que os hable del ataque? Recorded la Llanada en que, batiendose por vez primer alaullos ovens expedicionarios recent Ilegados a Cuba, vacilaban los nuestros en arrojarse sobre las trincheras espanolas, cuando el general Quesada, irguiendose sobre el caballo y metiendose bien adentro en las filas eneinigas, decidio la action y se a-podero' de todo el campamento espa n-ol. I Quereis que 'os hable de la def ensa ? Recordad a las iAllinas, donde el general Jordan, 'extranjero tan noble y tan valiente como Laf ayette, resistio" el. ataque de dos mil. espa'oles, que dejaron 300 muertos en el. campo. i Y cuanto hecho ignorado, cua'nto oscuro heroism, cuanta desconocida grandeza 1. Julio Sanguily, lustre inva-'lido, que parece por su blonde cabellera y por su semblance juvenile un paje de la edad media,'' y que recuerda 17.




por los portentous de, su valor las hazaflas de los. libros de caballeria; que no puede andar torque tiene los, pies atravesados por la bala enemiga. pero que, jinete ideal, combat al frente de su escuadron, sin que haya aprendido todavia c m6 retrocede el valor ante los golpes. de la adverse, fortune; Julio Sangnily es hecho prisionero en iin Phstante en qne se encontraba solo, por una de esas imprudencias a qne lo arrastra su ge-' nial intre-Pidez. Lo sabe el general Agramonte cuando, solo tenia a su lado 35 dragons, Corre.sin embargo, tras de la column espanhola; la alcanza; "digale usted a sus soldados,"' dice, al divisarla al j ef e de su pequena tropa, ignorance aun del desgraciado suceso digale usted a sns Soldados que el general Sanguily esta' en poder de esos espanoles; que es nlecesario rescatarlo o morir"; suena el clarion a degiiello, los sables relumbran, el- choque se verifica, y Julio Sanguily, con una mano de menos pero combatiendo siempre esforzado con el brazo que le resta, esta batallando todavia en las filas cubanas por la gloria y la independence de la patria. La po"lvora se ha consumido, las armas se han roto; cuando a1gunas legions espa'olas han desaparecido, nuevas legions sediments de oro y de matanza snrean impacientes, el pie'-, lago. Quesada y otros muchos tienen que abandoner a Cuba en busca de elements para pelear. La vergdenza. de la derrota y de la f uga tiene que




aceptarse, y en esos tempos, los mas oscur6s de nuestra historic, combat Vicente Garcia en las Tunas durante siete dias con, el general espanol Ampudia, y no logran las fuerzas enemigas arrancarle de su pesto, disparando con hierro cuando el plomo se ha consunfidol aunque las balas de hierro destrozan el arma que las en.1
via y matan a veces al soldado que las diricre y f abricando la po"Ivora al inismo tempo que batalla, para no tener que abandoner por falta de po'lvora el rinco"n del mosque en que tiene al aire desplegada su bandera '.
Pero si los recursos de guerra han disminuido, si los insurrectos no pueden ocupar las ciudades, torque las ciudades nos se toman y se defienden sin can'ones, si han tenido que destruir las que poseian, si no cuentan con cincuenta mil soldados, torque no cuentan con cincuenta mil fusiles, ellos f orman en el seno de las selves de Cuba una, militia invincible, que tiene por aliado, a la naturaleza, porque hasta las piedras de su suelo, y los arboles de sus mosques claman en Cuba contra la domination espanola. Si los cubanos tuvieran un solo buque de guerra que conduj*ese municiones a las playas de Cuba, si tuvieran un corsario que persiguiese la marina mercante de los espanoles, si tuvieran la artilleria que se necesita para aceptar el combat en todos. los terrenos Y arrojar de las ciudades a los que en' ella se refugian, si cada, un hombre qne quiere pelear tuviera




un fusit, on
y cada fusil la proviso' de pertrecho Que le es indispensable la question de Cuba estaria de seguro, resuelta.- El pais enter se pronunciaria en masa contra'esa domination que detest; los cubanos hambrientos, de c6mbate, que tienen que vivir hoy a la sombra del pabello'n de sus inicuos. dom'inadores, o permanence en el fondo de los mosques para que los asesinen sin defense, formarian de prisa nuevos batallones, no m'enos entusiastas que los que se han batido hasta ahora por la independence; una corriente ele'etriea de patriotismo 'haria palpitar de un extreme a otro aquel pueblo de valientes, que aun encadenado y sin armas no ace.Lnunca a disimular su indignaci'n. "No podemos encontrar esplas, decia hace p'oco el general espa.nol Jovellar, no podemos encontrar espias, por caro que los pagnemos, y mientras estamosen la ignorancia d-e lo que ellos Meditan, los insurrectos concern todos nuestros movimientos". AM es que no hay un cubano por cobarde o por miserable que sea que no piofese en su corazon ferviente culto a la bandera cLe la estrella' solitaria. Espanba, que ha dominado tan extensas regions, que se enorgullece cuando recuerda que se ha' m'anchado las manos con la sangre de todos los pueblos debiles, qtie f u6 se'ora de Italia y de Flandes y, de Portugal y de la America, en todas parties ha tenido siervos, en todas parties ha coquistado riquezas; pero
20




en ninguna tuvo hijos, en ninguna, tuvo amigos, en ninguna tuvo partidarios. Si Cuba poseyese elements para combatir, el combat no seria largo. Ayax pedia luz para terrotar a los doses; los cubanos no piden la protection de ningu"n pueblo, no piden aliados, no piden eje'reitos, no piden nada de lo que tenian derecho a espe.rar; quieren solo que el combat' exist, y para que el combat exist necesitan un poco de po'lvora, Lno* habra quie'n le de un poco de p'lvora a un pueblo que esta dispuesto a morir por la libertad?
Si no lo encontrase, si la America latina cuyo magnanimo corazon se ha estremecido siempre con nuestros dolores, contemplate con eternal indiferencia, en el terreno de la action aquel prolongado suplicio, si olvidan ,estos pueblos que cuando la libertad bajo" de los Andes con las alas del aguila, quiso tambien tender su, vuelo sobre la desventurada Cuba, si en esta tie-rra de bravos el valor ha desaparecido, si cuando en esta hospitalaria tierra pedimos una limosna para la salud de la patria no hemos de encontrar quien admire y reverencie nuestro dolor, los cubanos- que en el suelo de la patria trabajan y combaten por ella, que la han lavado con su sangre de toda sn pasada ignominia, que por la perseverance con que han suf rido por la. causa de la justicia no son ya los amos descorazonados del negro, los miserable esclavos de los espanoles, continuaraii 21




hacienda de una gran porci'n de la, isla una selva habitada por la tempestad, region hlostil, feroz e indomable, en donde nunca dominaran los espaRoles, y como Espanha, no tiene hombres ni dinero para hacer la guerra, como, Espana no.puede mantenerse indefinidamente en una position indecisa, como Espana solo torque Cuba es rica pelea y Cuba dejara de ser rica, si la guerra en la misma forma que hoy tiene se prolonaare, como cada dlia seremos nosotros mas fuertes y mas debiles nnestros contraries, Cuba alcanzara a]. cabo, a despecho de los adversos liados, de la cobarde frialdad de los extra'os, de la criminal indiferencia do los propios, el rango que merece entre las naciones
la tierra y su nombre, menospreciado en..el presented, sera repetido con entusiasnio y con respect por as generaciones del porvenir.
L Cuall es hoy I a situation de nuestro ej'reito? Iniponelite, invincible, asi en las afrrias cuestas de Oriei-ite como en. los anclios Ilanos del' Camaguey, con la p Ivora que conquista 'a machotazos, ovanza ya sobre las feraces recrimies de Occidente, que explotan aun los espal' loles. Ningu"n dique,
barrera pueden opener, estos a] impetuoso torrent revolucionarlo. Espai-in, carc,(_,c en Cuba de ver(laderos solda,(Jos. No hay un solo regimiento qtie ptie(Ia resister, dos allos siquiera, aquella liostilidad de Ia Naturaleza que se uiie alli a la hostlilidad del patriots. Los voluntaries
22




de Vizcaya y. de Catalun'a que con tanta alegria paseaban sus boinas por las calls do la Habana, antes e comenzar la campana, ja do'nde esta'n ahora? !Que' cuentas rendiran a las mad-les los que, halaga'ndolo con twito funesto enganho, hicieron que abandonase el mancebo s-u arado o s-tt tailor para que fuera a morir sobre los canipos de Cuba? Ninguna provincial do Espw, la dejo de.. pagar el oiiiinoso tribute, y ahora tiene el Z-general Concha que armar a los neffl'os torque earece de soldados con que combatir a la rebellion. Los mer,eaderes de la Habana, los' negros esclavos, alg-'in aventm-cro rapaz que sobre todavia de los quo abandonaron el. presidio para ir a defender coii el general Acosta la bandera espanola, Lson esos, por ventura, los soldados capaces do oponerse al. paso de imestras ani-mosas e infatigables huestes? La misnia prensa espanola publiea todos los dias nuestros triunfos:' al travel's do sus jactanciosas prote.stas so descubre la conciencia de su derrota. La domination espanola se I debilita, la domination espanola se acaba, la domination espan'ola
-muere. I ocos o muchos, con po'lvora o sin ella, con el auxilio del mundo o ante la indiferencia del mundo, C01.1 el apoyo de la America o a pesar do la impossible actitud de la America, nosotros seremos siempre, senores, un pueblo que se debate contra la tirani 0 a y que para quedar victorloso esth resuelto a todo lo que el valor y'
23"




la constancia puedan exigir de los hombres. Si dudais de nuestra victoria, evocad la sombra de vuestros padres 7 id a leer on la, piedra, de sus sepulcros co mo se Ilega por el camino (I el heroism a los altars de la 11bertad.
I Que' significant senores, la revolucio'n cubana? Significa el derecho. que tienen los'pneblos a vivir para si y a gobernarse por sl' mismos, significa que una raza humana, aunqne teiiga el rostro teffido de tinlieblas, tiene el espiritu baflado por la luz immortal de sii celeste origin. L Qu' %ignifica la, dominacio'n espan.ola? Significa, que los espanoles. han heredado de los mariners de Cristo"bal Colon t'itulos para tener atada la America, MI"*ero Prometeo, a pilor' ignominious de perpetuo torment y do perpetual explotaci'n,. Y para. sostoner su causa, L co"mo pelean los cuT)anos? Pelean desnudos, pelean descalzos, pelean hambrientos, destruyen. sus hogares, abandonan su familiar, viven -,fuera de'su tierra, surcan el. mar en f r agil tabla, mueren entre las olas, muerep. en los cadalsos, muerep en los camps de batalla y cuando son victoriosos perdonan inuchas ve.ces a sus eneinigos. Para softener su causa jeomo pelean los espall'loles?' Roban, talan, abusgau de la fuerza, maltratan a los d obiles, asesinan a los desarmados. Los que son mas feroces iao salen a los campos, pero guardian con sombria impaciencia la, victim que les entregan sus compa24 ,




Re ara levAn*tar con alegre cla-mor el patibulo y mantener'con san-gre nueya la embriaguez delirante,." cuyos excess no podr'a' repetir la-hig-toria horrizada. Basta uia solo rasgo*entre mil para presentarnos, como de relieve, frente a frente, ante la Mirada de la posteridad. Cuando, se,establecio' en Cuba el gobierno republicano, log patriots de las Tunas. solemnizaron este triunfo de las ideag.' con-una victoria de las arwas, apoderandose de una pequen'a fuerza espanola, despue's de renhido combat, quedio" por'resultado quedar en. nuestro. poder 134 pr isioneros de la clase (le tropa, el commandant jefe de la co-lumna y 5 officials mas, 115 rifles y-' un. canon. Salio en auxilio. de la derrotada una nueva column; pero la, rechazaron los nuestros, hacienda prodigios de valor. Habian cometido ya, los espanoles en todo el department Oriental violencias incalificables, y-numerosas; no estaban nuestros cam-pamenfos acondicionados para server de cancel a tantos cautious; tenerlos, a nuestro lado, hacerlos practices de nuestros casinos, conocedores denuestra estrategia, era inferimos un. perjuicio notorio; ellos no podr an, amalgamarse con nosotros ni llevar la vida de campaha a que tiene queresignarse el eje'reito cubano; devuel-tos, a sus filas, serian de nuevo, los. verdugos de nuestras families, los. sostenedores de las infamias -de un gobierno tan inicuo como sanguinario. Llego en aquellos moments a,
25




n nestro, poder una proclaim del general Valmaseda en que- elevaba a sis_-Aema y conf esaba sin disimulo los ex, cesos que desde sn llegada a Oriente.
-se estaban perpetrandp por sus tropas: "todo hombre de quince an"Os en adelante que. se encuentre fuera
-,-de su hacienda, conlo'no, credited un Motivo justificado para haberlo hecho, sera,pasado por Jas armas; todo easerio donde no camped un lienzo blanco en forma de bandera, reduc*do a cenizas las mujeres v los ni'OS, que se encuentren fuera de sus viviendas coiriducidos de grado o por fuerza a Bayamo o a Jiguani". Esta declaracion, muy inferior a los, hechos, pero, suficientemente salvage para indicar la naturaleza de la guerra que hacian los espanoles, f ue comunicada a la Camara y al gobierno en el mismo dia en que los prisoners de las Tunas aguardaban la resolution de su destino. El perdo'n se habia ya acordado en secret. La noticia de la escandalosa conduct observada por el general Valmaseda y sus terminates deelaraciolles, lio alteraron el propo sito de perdonar. El jefe, los officials y los soldados que se capturaron en
io -Blai
-tco y sus cereal as obtuvie'
ron la vida y la libertad sin condicionc.s: uo era possible acompanar con una cruenta hecatombe el fausto y glorioso establecimiento de las instituciones republicans.
Se'ores: voy a concluir. La revolucio"n de Cuba es una lucha a muerte.-, no es un combat de f 0rmula es 28




-40mbate nt ub
un C definitive. E re C' a .'y
* *7
E* pan'a no hay, sefi ores., Aransaccion, possible. Cuando en Espana se establecio" la rep'* blica, cuando Castelar su.1i bio al poder, el deseo de una concilia- 10 'IF
cion gano en el extranjero muchos, animos. Se ve'a en el tribune espa-nol el. simbolo de una revolution ma&-N amplia,'ma*'s complete, mas gloriosa que la revolucio^'n del 89: el esclavo.iba a ser emanci-pado, la autonomia de la colonial reconocida, sustituido,; el amor a !a traditional discordia. Roto para siempre el trono see-ular en que se habian sentado Isabel II yFernando VK-ahuyentadas al po-,. deroso exorcism-o del orador-presidente las negras preocupaciones que como una b.a-ndada de aves nocturnas. enturbiatu.,a el radiant cielo de Espana, Iquien tenlia el derecho de terrumpir, con exigencies exajera-das e inoportuiias, la calma solemn, con que debla verificarse este magni-fico renovamiento? -iVano delirio.l. Mientras en la ferd z Andalucia se en- tregan a los horrors del comun*smo,aspiran a la realizacio'n de absurdos. suenos y rompen el suelo national en mil pedazos para calmer un febrile' anhelo de independence, los hijos de.la ind6mita Cantabria fabrican, consus huesos un trono e4i que puedahl sentarse los representatives, los here-deros de sus tiranos, y riegan con sul. sangre el Arbol del despotism que parecia que, iba a ser arrancado de, cuajo en aquella tierra infeliz. Y son, estos hom'bres, son los seides'de este17




partido infando, son lo's apostles y los, paladins de estas ideas los que han dominado siempre a Cuba, los que han presidio S'U destiny, los que 9 mobernaran en eIIA en tanto que Espana la guarded, cualq-uiera que sea la suerte de la Metro"poli. Para ellos Ia. autoridad del poder central no existe, los capitanes generals, dietadores omnipotentes cuando parti-' cipan de su credo son miseros y maltratados lacayos cuando se ponen en ,contradicelo'n con sus ideas. Salmeron el filo"sofo, Pi Margall, el aus'tero republican, Castelar, el ga'rrulo negrofilo, todos se vieron' en Ia nece, sidad de obedecer a sus- inicuas inspiraciones, de hacer Ia corte a sus desatinadas doctrines, y mientras en Navarra y las Vascongadas estaban combatiendo el absolutism, mientras enviaban eje'reitos a las provincial del Norte, dejaban que en su nombre se crucificasen en Cuba las mismas idea's que ellos estaban con tanto entusiasmo defendiendo, como si los principios no fueran absolutes, una sola la.eivilizacion, una sola Ia justlicia, como si estuviera destinado elsuelo do America a ser el Altimo refugio del pasado, su gente como el esclavo antiguo, espectador entristecido de una iimica aleanzada libertad.
Pero ese no es el destiny de Ia Ame.rica, esa no puede ser sn significaelo'n histories. Para demostrarlo es precise que no consienta en que ha.ya por mas tempo un monument y ,un arsenal del antiguo mundo enela28




vado en las regions del nuevo. 1 OJA-, I& Ilene pronto, la America el deber augusto que las circunstancias imperiosas le imponen!-y quierael, Angel tutelar de Chile armarlo con una, de esas resoluciones que hacen que un pueblo se presented en el panteo'n de la historic coronado de resplandoreg eternos, para que esta fecha: "el diez de octubre" se escriba junto a la del "diez y ocho de septiembre" en los angles de la libertad, y para que se enlace la gloria que eircunda el nombre de Yara a la pura gloria de Maipu" y de Chacabuco.
29




Igrindis pronunciado, en un almuerzo celebrado en honor de la seftora Ristori, ,el dia 23 de agosto de 1874, en
Valparaiso, RepAblica de Chile.
El se'or Mackenna ha dicho bien, senores. La tierra donde naci fue' por el espacio de cuatro larguisimos siglos oscuro calabozo en que no penetra la luz del cielo, lo"brega selva, como aquella que nos pinta el poeta italiano, habitada por la hambrienta codicia y por la insensate ambition. La domination espan'ola profanaba el sentimiento religioso, que es el primer alimento del alma, ahogando las conciencias, bajo el peso del fanatismo obligatorio; imponia con la'espada, en el foro, en la tribune, en la plaza pu blica, doctrines horrendas, que son la mutilacio'n de los mas nobles sentiments del alma; arrojaba sobre todas nuestras institutions la influence sombria de la abominable institucio"n de la esclavitud, torque era ella la que encorvaba la frente del negro y le rompia la piel y le apa-




gaba la luz divine del pensamiento corrompila desde su origin el culto, sacrosanct del progress, torque un pueblo que ve que la imprenta y el, tele'grafo son los instruments de la firania, malice el tele'grafo y la imprenta, y al.maldecir la imprenta y el tele'grafo, malice el progress, y al maldecir el progress, malice su destino, y al maldecir su destiny, maldice a Dios! Pero Ileg' un dia en que uno de nosotros, que tenia, Como I vuestros heroes, en sus venas, sangre de le 6n, dio" comienzo, al e'pico combat que ha dorado ya seis aflos, que durante seis anos ha empapado nuestra tierra de Ia'grimas, ha blanqueado las Ilanuras, con nuestros huesos, ha, limpiado con nuestra sangre aquel suelo donde tanto habla corridor la del *feliz africana, ha roto la piedra secular en que se apoyaba la casa de nuestros mayors, para amontonar ruinas hostiles en el. camino de la, enemiga tropa, ha, destruido nuestros hogares, derramando por el. aire, sus cenizas, que eran como las- cenizas de nuestro corazo'n, ha hecho vagar, esparcidos, por _,extranjera tierra, los hijos de la desolada familiar cubana, ha entregado a pavorogo incendio nuestra, antigua riqueza; pero que hara penetrar en breve plazo a nuestras. heroics lei. giones, alta la frente, el polvoroso, estandarte en la mano, en el augusto cap I*tolio de la libertad o las escondera a todas en la sombra y el re-poso del mismo sepulcro, que s ORO extinguido su generous aliento podrft




perpetuarse en rinco'n alguno de la America la doniinacion espanola.
Se ha dicho tantas veces, senores, que la cuestio"n de Cuba es una cuestion americana, que debe tenerse por enojoso, o, cuando menos, por excusado el repetirlo, sin embargo, a cada Paso se hace precise. insistir en ello, torque, aunque se Ila repetido con tanta frecuencia, parece que no se comprende bien. No obstante, repa-' rad, *senores, que la gnerra de Cuba es el Altimo combat que se verifica en America entre el pasado y el porvenir, entre todo lo que significant la monarqui 0 a y todo, lo que simboliza la repAblica. La republican es una inmensa reparacio"n: donde se habla escrito: los reyes, ella describe: los*pueblos.: en vez de la aureola Para Carlos V, la aureola para Boli 0 var, en vez del suicidio para Bruto, el cadalso, Para Maximiliano, en vez de Bernardote coronado, lturbide 'aido; donde
10
se hab ia escrito: los privileges, ella describe: los derechos; en ve I z de un pueblo sajo'n que enciende' la hoguera Para que no haya sino protestantes en Inglaterra, un pueblo sajo'n que deja dividirse en dos pedazos su propia alma Para que no haya sino hombreR libres en America: donde se habia escrito:, iniquidad, la repfiblica describe: Dios, y la Ame'rica, senores, es la republican. La America teniendo bajo su plant la corona rota de un monarch, en sus manos la cadenza rota de una raza parece haber recibido de Reno la viva luz del gran siglo en
32




que vivimos: la. do '' Maci"6n espafiolA es una mancha de lodo en su manto bordado de estrellas.
IY podria Chile mostrarse indiferente al. acatamiento de una ley de la democracy, al ciimplimiento- de una obra americana? Colombia y el Peru' nos han dado ya su fraternal abrazo: aqui venimos a solicitor el vuestro. Sin humillaci'n lo conf'esamos, con noble orgullo lo decimos .- Cuba 'va*ilante os tiende por nuestras manos su carcaj vacio... Vehimos a pediros
A
una limosna por el amor de la Atnerica, por el amor de la libertad, por el amor del Progreso, por el amor de la humanidad, por el amor de la justicia, que es, senores, el am, or de Dios.!




Discurso, pronunciado el 30 de agosto de
1874,, en el Teatro Municipal de Val-'
paraiso., Chile, con motive de una
fiesta celebrada en favor de
la libertad de Cuba.
Estamos, senores, en presencia de uno de eso& espectakulos. que son en lo moral lo que la vista del-cielo, egtrellado es en lo fisico, pues la idea de justicia, y el sentimiento de libertad forman para el espiritu human, aureola mas alta, mas bella y ma's resplandeciente que la diadema imperial de constelaciones con que corona sus maravillas la nat-uraleza.
Cuando yo lo C'ontemplaba hace un moment, como desde afuera; cu'ando, vela aqui a la musa del arte moderno, que parecia la figure de Italia, vest1da aun con su manto, de esclava, herida, cubierta de sangre, pero, levantada ya, sobre el pedestal de la, gloria; cuando bajo la palabra pujante de un lustre orador, de un ilugtre poeta, se estremecia, convulse de emocio"n., el agitado concurs; cuando las hijas de Chile, mareadas como por una estrella sobre la frente por los esplendores de la belleza, sentian pal34




pitar tambie'n su pecho, de to'*rtola por ese hermoso delirio que so"lo las pala. bras de patria y libertad aciertan a inspirar en el mundo cuando la. ola del enthusiasm se desbordaba magnifica de vuestros corazones, me parecio', se'ores', por una fusion sublime, ver animarse, con la espada en la mano, el condor coronado de vuestro, escudo, y cre' contemplAr sobre nosotros, aqui, en este recinto que santifican los estandartes de la justicia, el angel de la America, que es el angel de la libertad, con las alas desplegadas, conmovido por una indignacio'n omnipotent, fuerza bastante a destruir todos los obstakulos de su camino y a entrelazar sus armas con el laurel inmarchitable de la victoria, aun. cuando hubiese de pasearse en su march tribunal por todo el ancho espacio de la tierra. 'Vosotros no comprendereis acaso, senores, emociones tan poderosas. Es cierto que tennis con respect a la esclavitud espanola una tradition som-bria. La esclavitud espal'aola ha sido en todas parties la misma. En todas parties ha sido, igualmente amarga, igualmente ignominious, igualmente despiadada. Vuestros padres fueron como nosotros explotados, vilipendiados, atormentados. ISabeis lo que era en ese tempo esta patria de queestais tan orgullosos, esta patria que. vuestros. hijos, si son dignos de sus antepasados, elevaran a tan grande altura? Era una species de feudo, de que vosotros erais los vasallos, una




.especie,,de gleba en que vosotros erais los siervos. Ahi, donde habeis levantado un capitolio para que el 'pensamiento y la palabra sean libres,'Isabeis lo que habia T pues habi 0 a una cartel para que fueran esclavos la palabra y et pensamiento. Pero no hay en ningnna-fecha de la historic, no se encuentra en nigun oscuro tempo de la historic, ignominia qu6, pueda compararse a nuestra ignomi-, nia, desventura que puedai compararsea nuestra desventura. Vosotros no'' I abeis sido esclavos en la segun'd'amitad del siglo XIX, a la faz de la civilizacion engrandecida por los portentos de nuestrae'poca. Vosotros no habeis sido esclavos en el medio deun continent soberano, que haci 0 a sonar en nuestro derredor el hibmo de, libertad, cuando en nuestra mi 0 sera tierra no sonata otra cosa que, el hon-do lamenter del negro slervo Y el'chasquido del Ia'tigo que le ensangrentaba la -espalda, y le nublaba, con eternal sombra Ia conciencia. Vosotros na conoc 'is es crime horrible que nos habla sido impuesto por la co_'* _Y dicia, inagotable'de' los dominadore's'' y que nos atraia, a nuestro pesar, el desprecio del mundo, el horror de' !a humanidad, los formidable, a'natema' de la historic.
Aquellas, hambrientas maves, para las cuales pedia, uno de gus poetas'.61 furor de los vientos; aquellas naves'' que enviaban los espan'oles a'nuestra'g playas para cargarlas de oro, venian colmadas, Ilenas hasta el borde, -con 36




una mercancia siniestra,, mercancia. hech a como de tinieblas, pero, de tinieblas que, tenian un alma para sentir la amargura y el horror de su adverse destino: eran ho bres que, sin adquirir una patria nueya, se velan arrancados a, la patria; sin adquirir una fami I a nueya, se vei'an arrancados a la familiar; sin poder former I nuevos hogares, ni tener. otros, penates, se Yeian arraneados.al sus hogares y a los doses, de sus mayores. Vivian bajo el peso de una fatiga incessant y enorme, trabajando, todas las horas que se dedican al trabajo y. muchas de las horas que se, dedican al suefio, para enriquecer 1. a sus senores; rodeados de esplas,, mdeados de verdugos, rodeados por los agents. del fisco que vigilaban con delicia la fabricacio"n de aquella riqueza, inflame para apoderarse de la ma-. yor parte de ella.
No hace mucho tiempo.que se comentaba con esca'ndalo en el parla-, mento espanhol, un aviso de venta copiado de un perio'*d*co de Ja Habana: se V'enden, dos yeguas de two, do s yeguas del Canada' y dos negras, ma-,, dre e hMa., las yeguas juntas o se, parades, las negras. la madre y la hi-, ja ', separadas o juntas. Vosotros,,me direis que al, que no tiene patria, A-1 que no tiene familiar, al que no tiene, repose, al, que nada tiene, le queda siempre su dios, segfin la expression de*l,:'poeta; pero 1 ay,.,!' que, para el que no tiene n* reposo,- ni familiar, ni patria, no existent, leyes morales en el
37




llnivel4so, y no habiendo leyes morales en el universe no hay en el u niverso, virtue ni crime, y no hablen,do virtue ni crime, no hay justicia, Y no habiendo justicia no hay Dios.
Ah! senores: cuando yo veia pasar
-por delante de mi un negro esclavo de sesenta anos, qtie durante sesenta anos habl'a sido esclavo, que durante sesenta a'os habl& vivid con la frenke baj a y el corazon opreso ; sin atreverse a mirar al cielo, torque para mirar al cielo se necesita tener es.,peranza; sin poder creer que todos los hombres'so'n herman os sin poder creer que Dios es el padre ,de todos los hombres; esposo que no habia conocido las dichas del amor Aegitimo, los voces de la- paternidad consagrados por el matrimonio; pa,dre cuya familiar habi'a sido disperse Tor las tempestades del infortuni paria desventurado contact era,
una afrenta, cuyo dolor era un delito, que, feciblia el pan del.cuerpo amargo Y el pan -del alma envenenado, al ver dibujadas en las venerables lines de su rostro las iniquidades de mi patria, al leer en ellas, el
de su condenacion, imploralba, en vez de temerlo, para la frente de Cuba el rayo de fuego que camera un di'a sobre la frente impure de Sodoma, pues pref eri'a para ella esa corona de llamas a la corona de oriental belleza que forman sus matizados sardines, sus perfumados campos, en, los cuales se escucha i ay! mas el sonido del Ia'tigo y las cadenas que el apa3&




cible: rumor de los Arboles y las ag'as-Y pesto que, nosotros peleamos pa- ra-borrar con nuestra sangre en. Ia frente triste del negro el stigma ignominioso de Ia. servidumbre pesto que -peleamos para romper con el pa-. sado'," hacienda possible el advenimiento del porvenir; pesto quie pele'amos para sustituir lais banderas don-. de lucen franjas de oro y salvage
.0 10
leon en simbolo de insatiable codicia y de.tremendas iras, no so"lo todos los.. americanos, sino todos los hombres, debeD f ormar animosos a nuestro Iado, torque, deben former animosos a, nuestro lado, pues nuestra generous campaiia es el combat perio'dico, el, combat supremq, el combat deflniti'o entre Ia idea y Ia preocupacio"n, entre el derecho y el pri*4 legio, entre el principio y el hecho, entre Ia luz que viene y Ia sombra que se va; es el dia combatiendo en el espacio inmens'o, armada con sus. garras de leon y sostenido por Us' alas de archangel, contra Ia nocheiarmada con sus garras de chacal y, sos-, tenida. por sus alas de murci6la o.
La Europa, se flores, ha podi vercon indiferencia las cadenas e Irlanda, el inicuo descuartiza I to de Ia Polonia, los dolores de =a, Ia. larga desventura de Italia; p o, o Ia America.no tiene significacio" en Ia. historic, o debe convertirse e el odio. tonante de Ia libertad contr Ia fira-, nia, rom-piendo -con su ga de hal-con-los cetros bajo, cuyo I perio an.7
dan a su -vista quebrantad s y entris--




-tecidos los pueblos. Cuba, sefiores; ha, sido mas maltratada que Irlanda, pues TrIanda tenia al menos el derecho de levanter su voz cargada de*'lamentos, cargada de reconvenciones, cargada de amenazas en el seno mis'Mo de los parliaments ingleses, mien-tras que en Cuba los tribunes s'lo -vodian levanter un grito de libertad
-sobre las enlutadas grades del cadal.so; Cuba ha sido mas duramente vigilada que Polonia, torque en Polonia se castigaba a un pueblo justo,
-legitimo-, santamente rebelde, pero rebelde, al fin, mieintras que en Cuba, no pudiendo castigarse la accion, se vigilaba, se atormentaba el pensamiento; mas infeliz que Grecia, que Yio a una nation, la mas alejada de .su suelo, hacer votos por su independencia, y a un poeta, el mas alejado de su raza, ir a morir sobre sus campos de batalla, mientra's que Cuba,' .agonizante, desangrada, entre pueblws, de su raza y de su sangre, parece como que importune con su gemido a los que pueden ya vivir en el Seno de la calma, torque fienen una gran patria libre, cuando nosotros
-iio tei eiuos una piedra en que reclinar la cabeza; ma's sierra, mas desvCntumda, de mas cruento -m.artiT io que Italia, que fue un tempo, es
-clerto, poseida por todas las naciones del mundo, pero que ha visto a todas' las legiores del mundo combatir para su libertad, mientras que en Cuba no ha habido mas que una legion heroica y desesperada, cu,yo combat
40




contra Ia tirania contempla Ia Ame"rica como contem-Plaban los romans en el circo el combat de los gladi'adores; legion que peleara hasta el fin, hasta Ia muerte o hasta Ia redencio'll, pues yo, que sdy acaso el menos, resuelto do sus soldados, aun cuando hubiese de caer sin exito sobre Ia arena como Harmodio y como Espartaco,' trabajare* y combative' hasta m* ultimo aliento por Ia causa de mi desamparada, patria, que es, a pesar de Ia indiferencia de Ia America, Ia causa de Ia America; a pesar del silencio del mundo, Ia. causa de Ia civilizaci 0 11.
Si, nuestra, causa es una causa americana, y yo, puedo dirigiros a vosotros las n dsmas palabras que dirijo a mis hermanos de Ia emigracion. Yo puedo deciros: alla', en el desventurado suelo de Cuba, a1guien muere todos los dias en el cadalso o en Ia batalla; todos los dias hay una madre que Ilora, algu'*n padre que, colmado de tristeza, el corazon, golpea Ia tierra para labrar Ia sepulture, de su hijo; alli tienen hambre, tienen frio, tienen suefio, esta'n desnudos bajo el ardiente rayo del sol y bajo el helado viento de Ia noche, y aquellos guerreros del desierto, aquellos heroes, aquellos martires, aquellos hombres que viven fuera de Ia luz y del dulce ambience de Ia civilizationn, por vosotros mueren, para vosotros y vuestros hijos combaten; ly podriais I indif erentes, ingrates, desamorados, podriais, digo, sin agudo remordimiento, aban41




donarlos? Primero que tal sucedm., primer que, por vuestra culpable indiferencia, volviese-a pesar sobre la frente de Cuba la desventura y el bald'la de servidnmbre, Ojala' que entre las olas del Oceano des'aparezea
-para siempre aquella desolada tierra, y quede al menos, donde ella estuvo, el refleio espliendido que deja un astro' cuando atraviesa con-su ca'rro de Iuz las.-insondables regions del espacio.




Discurso pronunciado en Valparaiso, Chile, el dia 7 de septiembre de, 1874, en fiesta celebrada en favor de Cuba.
Nosotros aceptamos con j Abilo el homenaje solemn de vuestra adhesion, no para nuestros*escasos merecimientos que pesto que au"n vivi'mos y no es libre nuestro pais, nada hemos hecho que merezea, seflores, vuestro enthusiasm. Lo aceptamos para aquel pueblo de valientes, que pesto en el caso de elegir entre el dolor y la verguienza', entre la servidumbre y la muerte, eligio la muerte y antes quiso abrevar con torrents, de su sangre los campos queridos de la patria, que verlos profanados pacientemente por la plant maldita del opresor. De nuestros soldados, tundra. que decir con admiration y eon respeto la historic: pelearon desnudos, pelearon descalzos, pelearon casi desarmados, conquistaron, con fatiga la victoria, aseendieron por el camino, del heroism al capitolio de la libertad. Vosotros mostrais, con la adom.. cion por la liberta'd de.que da'is aqui olocuente testimony, que sois dignos
49




hIjos de aqnella raza" de heroes que rompio en cien pedazos con su espada la cadenza que, 'enclavada en los Andes, ahogaba entre hierros el condor,, que necesita el ilimitado espacio azul para batir sus poderosas alas. Bien se ve que si vosotros linbile'rais nacido, en tierra de esclavos, hubie'*-. rais sabido redimiros con vuestro aliento.
2AILidamos, seftores, si os parece, la inmensidad de lossacrificios con que han comprado, los c-abanos la suspirada independence por qne pelean-" y, tendreis, que convenir conmigo en que si el blen ha sido precioso, ha sido, tambie'n caramente adquirido ..; aunque I diao mal, que nunca es cara la libertad, nunca es cara la redencio'n de nn, pueblo siervo, nunca 'e ha comprado caro, el derecho de levantarse. desde el abismo de la abyeecion I y de la miseria a vivir la vida de las naciones soberanas e independents, sin ver nnestra riqueza siendo el pas -to de extranj era, codicia, s 'in yugo, que no, opri *a la conciencia, sincadenas que nos embaracen las, manos; la, palabra brofando altiva de, nuestros labios, ce'ida la frente por el: divine relampago del pensamiento.Llamandose expedicionarios de: la civilizacio"n, entraron a saco en la mayor parte de la America los rapantes. adventurers que Espana envio, a, ella para su descubrimiento y su- con-, quista; su political fue' en todo el nuevo, mundo la mismd, la political que tuvieron los pueblos barbarous cuando, 44




conio lihmbrientas jauri 0 as del fondo de sus selves, se arrojaron sobre el imperio Romano, despedaz4ndo entre sus garras la civilizacion. Aquellos% conquistadores en- esa epoca siniestra asesinaron y robaron, a los emperadores de Mexico, a lo inca's de la tierra ael Sol, a los caciques de Cuba; pero para mengua de la humana naturaleza y para ete'rno asombro de Aa posteridad, tenia reservada la historic mas nefandwerimenes y mas incomprehensible barbaric; el pun'al con que cometieron entonces el innoble homicidio de una raza, lo esgrimieron mas tarde contra sus hijos; asi como pusieron torpe mano en los tesoi-os de los infelices conquisA
tadores, la pusieron tambien en nuestros tesoros, hasta que nos dijimos* si hemos de vi.vir en la afrenta y en la desdicha, busquemos mejor la muerte gloriosa de la batalla; si ha de corner sobre nuestro suelo la sangre del desventurado africana, corra primer a raudales la sangre maldita de los que olvidan asi la ley moral, escrita con rasgos tan resplandecieintes en ]a conciencia humana, como esos mundos rutilantes qne giran en aeordado son y con armonioso movimiento en el eter del infinite espacio.
Para former en las filas de aquellas desesperadas legions, q-ue iban de ese modo a conquistar una victoria casf impossible, no bastaba aceptar de antemano los sufrimientos y las privaclones que inipone slempre la dura ley de la o-uerra; el hambre, el fri'o
45




la desnudezY el cansancio no eran. lag mayors amenazas de aquel peligro, permanent e inmenso: no bastaba ser anciano y renunciaral repose, ser joven y. renunciar a la esperanza, te-ner familiar y abandoner la familiar, tener riqueza y sacrificar la riqueza, amary olvidar el amor, poster, en fin, todo lo que dora y 6mbellece In vida- y desafiar 'intrepidamente In muerte; era precise mas: era precise ser soldado y no tener. po'lvora y por falta do po'lvora aceptar a veces, la vergilenza* do la fuga enfrente'de un aborrecido y depreciable enemigo, y estai- aislado, mas crue -Por las olas del mar, por la indiferencia'del mundo, y coi-ytbatir por una causa que es la causa de toda la America, en presencia, de la America inmovil. Y, sin embargo, shores, la revolucio'n de Cuba es el .ovimiento mas noble y. ma'sinipetuoso a que se hayan entregado nnuea los pueblos. L Y sabeis quien pelea all19. Pelean los, blanco, pelean los propletarios, pelean los aristocratas, pelean los ri cos. 1,T sabeis por que pelean? Pelean por los negros, pelcayi por los pores, pelean por log, plebeyos, pelean por los que en A banquet do ]a vida -no reciben su racio'n de paii iii tampoco, su. racion do (Jereeho. El que era un magnate quiere ser un ciudadaiio.; el que te-nia 3,000 esclavos que le obedeciesen quiere tener 3,000 hermanos que, lo, bendigan. El I Atigo de I os necrreros se ha escondido debajo del polvo euA
sangrei-itado de cien corribates. Quien
46




lo ha pesto alli ? Lo ha pesto all'i la misma: mano que tenia el inflame derecho de empu'arlo. Lp s pr*v*legiados han roto la c.adena del privi-,
0 10
legio. Aquellos en cuyo favor existing. las preocupaciones han hecho que* preocupaciones desaparezean, y es especta'culo que nunea se present antes en la historic ver aquellas turbans
-en que se confunden todas las, adades, todas las conditions, todos los mfiltiples aspects de la vida, peleando para que asi como no hay mas que un solo Dios que vive eterno en el infinito, no haya mas que una sola idea, ley de justicia y de libertad, para todos los hombres, miembros amorosos & la familiar universal, que vaga' hoy llorosa, disperse y vacilante sobre la tierra.
I Y eo"mo pelean ? Pelean con la angustia del naufragio, -COMO combate contra las olas del mar el abandona-do nauta; pelean sin fuerzas, pelean sin repose y a veces sin esperanza, con escopetas de eaza* cuando no tienen fusiles, eon- pedazos de hierro, cuando no tienen escopetas de caza:. traban todas las luchas, desde la lucha a cafionazos hasta la lucha a pedradas; estan en estrechisimo espaclo; tienen 80 buques de guerra en sus costas, 100,000 hombres enemigos. sobre su territorio; no comen todos los. dias, no se abrigan en ningun&. es-N tacion; carecen de albergue; las maAres no tienen de la maternidad otra goce ni otro derecho que el goce y et Aerecho de bendecir al'sus hijos que ,
47:




se van morir por Ia patria; e n el, rustic hogar formado entre las selvas, no hay calma, torque a cada mo-. mento puede penetrar en 61 Ia cobarde patrulla que huye I os combats pa-. ra ir husmeando entre los, mosques en. busca de desamparadas v I ctimas : no son un pueblo, torque en aquella,' lucha enearnizada'ni ellos ni sus contrarios pueden poster tranquilamente una "sola pulgada de tierra: no son Un torque carecen de las
armas que, un ejercito necesita; son unpunado de miserable; pero aquel grupo de r-ebeldes mas gloriosa ante el fallo de Ia historic qne las inven-:"' cibles lecriones de Cesar y de Bonaparte, son de Ia misma estirpe y tie-non el mismo m1nisterio que aquellas. flanges que, conducidas or Ia eSpgda de San Martin y de Bolivar, hicieron resonar. de -tierra en. tierra en el eontiente mas vasto del mundo4patria y libertad". Y podrian quedar para siempre en misery abafidono? Ah! vosotras,. que tod-o lo someteis, *Con el magic hecliizo del amor al bland imperio deIa hermosura; vosotras, cuyo corazon es como una urna de oro, en donde caben y viven todos los sentiments nobles y todos los sentiments gene-' rosos, no os ahuyenteis, por Dios, de nuestras reunions, que alla' en 14s, selves de nii desff raciada patria hay padres y esposas que han visto pere-. cer sobre el cadalso o en el co'mba. te, o asesinado friamente, al elegi-.
do de su alma -, esposas y padres que,
48




han visto arrancado de sus brazos al tierno e innocent peq elo,,qulpable s'lo. acaso de haber spnreido inconsciente ante, Ia. rabia. de, 4 sus i # cuos ver.dugos. Y vosotros, los :fuertes, vosotros I-os herederos de., Ia. que 11-amo" Till poeta espa Rio! na, Woma.da gente, de Arauco, venid a ;ayudar virilmente a, un, p ieblo. malaventurado, que se debate an IMOSO Contra,. los! que intein tall amortaj arl o Con gadura, y : comprenda ; el mundo, que en America no puede!haber escJavos torque Ia Java enceudida de s-us;. volcanes fundiria-.su cadena--si.fuesen tan. menguad-os susihijos--que sevavl niesen a Ilevarla, y torque estos. pmblos altivos tie-nen.guardada Ia: espada.con que sexedimieron, A fin de es,:. grimirla cada vez qne.Juere precise, para: defender el honor -y para defender, Ia dicha, y para,, defender Ja.-. Iibertad de todo el continenteamerifno.
49




Dwfurso, pronunciado el d1a 6 de' _SePtieM4
*bre, de 1874, en el meeting celebrado en-'Quillota, RepAblica: de Chile.
Pores,: cuando el freneral.,Quesa, da levanto,,,por vez primer. en sU cainpamento. cubano el estandarte tricolor.,de. la libertad;,.emando arenas, aca baban..de formarse nuestrasfuerzas, Presento' entm nosotros.un ne.;. gro-esclavo que Ilevaba sobre la encorvada espalda la buella infamante del. lafigo,',el -peso de las cadenzas sobre jos fatligados brazos. Este,.,esclaVO)_ "iba.. fugitive, Jba buscando la hos-pitalidad, denuestro on presu!".
miendo, a. pesar de su l'norancia, que la -eRpada de aquel soldado cuya pro-, tecci'n: solicitaba debia converter .en girones y tender,, sobre el. polvo de las batallas la baudera bajo -euyos plie-1. gues, se aniquilo al indio, se, hizo es0 iP
clavo al negro y se transform el suelo aincricatio en altar de la supers-' ticl("M y de, la barbaric. Nosotros, senores, cow.o aquel negro siervo que se a(,ogio f ugitivo a nuestro amparo, veninios tambien en esta hora solemne a, bnscar la sombra'protectora del pabe.-H(Ia que hicieron Inniortal vuestrcjs abnelos, trayendo eii la'frente la -w,moca degradante del esk"Aavo, seauros de encontrar aqul los Instruinentos re(lentores para borrar esa marea, con sangre espallola, de la 50




enrojecida, Jrente''- de udesfrosi'Iermanos.
Y para- hacerlo', senores,, nos- sobra ali'ento; para hacerlo'nos''sobra resolucio'm Ya habeis oi'do: at gen* eraI'Quue_' sada. Estamos dispu' stos- -a comb&fir hasta el-filtimo, t-ka'nce,''a derran ar hasta la U'Itima' gota de' sangrle. Con esa tenacidad.sublim'e-es.como se galvan los puebl'os,''es como se '. tedimen de afrentoso cautive'rio, las-. nac iones. Cuando, la navel audaz-rompe- con s-u q Ma las alborotadag olas'y sienteu rRgir, entre sua velas el -noto lestremecedor, el pilot valiente no palidece.' al. lado del timon ni piensa retkoceder al abandonado, puerto, sliao que, siguiendo con serena vista la"' acerada punta de la bru'jula, combat i*mpa,;.. vido el peligro,.,sujetaAas olas, do mina los vientos y- triunf a al cabo del furor de los huracanes. V61ved los ojos a nuestra-historia. Los espan'o-' les levantaron' en la HAbana- m. eadalso -Para. atormentar en'e'l a ]a *Uventud generous q-ue-porque era no-' ble y torque era valienfte deblia tener arrebatado -'amor a: la libertak- y la juventud genero'a, lejos- de 'entir' en su pecho el hielo del espanto, corrio' a mezelarse con el tostado ea'mpesino, y con el robust africana para defender a la conturbada patria, 'Y la joven desposada se despidio" con ju"bilo del ama'nte guerrero, y la madre anciana puso sobreIa frente de su hijo esa. bendicion supreme que se pone sobre, la frente d e los que van a morir, diciendole.- hjjo mio, primer




la muerte del combate Para t' y la
4*' Af
muerte.de Ta'desesperacion Para mi, que la venguenza para mis cabellos' blan'cos!'I_-.el..yu.go de siervo,'sobret___U pecho varonil. Los espanoles asesinaYon,-eu :.el Pamagiie' un heroe 'que cra- ..ParA4os-..suyos M Dios de lwha tall as:', por el .-vAJ'or indomable de -su espiritu, Po-r IIa, ntinca vencida' digni-da(I Aesncarcq'cter lo a4esinaron, pensamto que c011'el se extingniera el, vi*'ril alient-O.Ael pueblo cam'aguiey'anq, y cu,ando Tejiacio Agram-onte cal'a herido sobre N arena- del abierto Palmquel- juraban los camagueyanos animosos quenia-r- sobre su. tumba; Como holocau-sto debido a su. meworia, la T'lfi-mil, bandera I que simbolizase en AmeViea Ja inflame, la- criminall' la aborrecida: dominacion espanola. Los espafioles, 'cowlticidos por traicionero ginw, cerearon solitario, al e'mulo inmortal t de. Bolivar, al lustre Carlos Ma-n-uel de Oe'spedes, v, cnando creyeron que MUrieSQ eon el N. gloriosa reV01116641 qllt\-' Inicio', I anzo la Pat n* a a Ios e.iiatxo- vlieutos el grito hero ico y formidable de venganza, y JOS cubaiios todos p1rometiron solemnemen, tcl ove nin -tno de sus verdugos po* d ia Tjv ir txauquiilo junto. al sepulcro ell que reposaban ]as cenizas del-he'roe.
Para qiie este juramento n..0 quede incurnplido VeIMMOS, senoress entre vosotros, -entre vosotros que sois- nues_' tros hermanos,' entre vosotros que te, nels ta mbi'n el deber de rescatar aquella tumba, 'hollada aun por las plants de los espaiioles. Y eoino este




debe7- no puede".; e.r ,tdesatendd6 ,' 0mo F ar a qu e tiese',*Aega. iid do a precise, que no' tuvi6rdm um s6la go-ta de sangre american# th-, as:-venas,estamos seguros de, que -euando retor',4 nemos a la playa en ,que, a-ci htes nos guardian, nuestros' sbldadbfA' -v;Dl veremos a Ala,'no --s6lo:-em A 10,_ en ef pecho y, la ver guema; --en I-a' frente como al abandonar1ajsbAo0co'* othielt ro de la vengan zaen'1iq-.manOi : Pe.m tidnos, Seuores, que.4bri-guemio's- vii e'S te punto: profunda y% einguladmi elon fianza. Cuando .-nosotro-'*hems* v1sto flotar al. aire sobre nuestrag', cabezas la bandera de Chile hemoi3 eroido- que, flotaba Ya sobre nuestr6l CaVitofio la bandera de .1a victoria ,; *cuAiido; I nosotros hemos _V'isto de'-, cerod, --desnuda en su mano, 41a cuehilla .,triuiifadora de Chile, hemos' teniao: -fa:,. -sOp*ri* dad decortar con 1a nuesbrd---MA1 cad' as
a, nues ia:;'.
que oprimen tra:'!.patr*,
4
do nosotros nos- hemog Vist6 -estriechit, dos'en afectuosa. 'efugio'n-:iontire";IOS brazos de Chile' ese"fraternal en ese compasivo;- en ese genero o abrdzo hemos credo sentiv,01 abrdzo.-,-r eden-' tor de la Iibertad.,:.CAMp1-AnSe,, 81" log' de8tinos de1a Ame'ricq;:-y asi com'O un dia,- bajo la espad-a'ek. t en d i d a d6 Bolivar, -acudieron-conturb'ados-- 'su's* pueblos -para, salir de la ti in'ebrosa noehe .del la-'tirana, aolidaii -hoy, rego' ijados y altivos, bajo, la' handeral triunfante de la libertad, y presence el mundo, la consagraci'n de la gran familiar americana, soberana e independiente.
fig




Y'ahora, L que' pataDras podre" yo dirigiros que -scan dignas de, vuestra g.enerosida(f sI.*n- limits y de., nuestro re'eonocimiento sin par? i Oh vosotras, dul.ces v bells. hermanas de la. caridad que. as' os- inclinais compasivas sobre el lecho en que agonize el' .0 de.8graciado, si, pero, el mas hero'ico 'de los pueblos: 1 que Dios derrame sus bmidiciones sohre vuestras cabezas! Voso-trassois. como''a'ngeles que Ilevando en la mano, resplandecieute,. el a'liz de- la esperanza, vert'is su bAlsamo, sobre nuestras desdichas, y si nos estA destinada la m-aerte, hac'is heriaosa y apeticible. la muerte. En cuanto, a vosotros, cuando yo os contemplo pendientes de mis palabras, radiates de nobilipsimo. entusiasmo, m I e parece que entre la sombra que nos. rodea hay una mano robusta que se buscando nuestras cadenas
para qu I brarlas en nombre de la America ind-ignada, de la humanidad conmovida. i- Quillotanos el mundo puedo rnanecer en silencio, -Am6pe. r ; la
rica.,puede permanence. indifferent; Chile puede re.troceder en su camino: no import vosotros cumplis vueatro, deber,,y, cien generaciones de honibres.libres,.que a.caso habri 0 an sido sin vosotr's, cien generaciones de miserable eselavos, conservara'n en Ia posteridad con orgullo, y con respeto., y con gratit'd,, incomparable, el. lustre de vuestro. nombre, el recuerdo de vue.stra magnanim.idad yde vuestra grandeza,
34




,Discurso pronuueiado en el Circulo Auto.,nomista de .1a Habana la, noche del 12 de septiembre de: 1887i
Senior Pre'idente; Se'ores
Ca bew.e A honor de contin*Rar en .este moment, la seriede conferencias brillantemente inaugurada quP de acuelrdo con los. or genes de su In nda.0on. y en cumplimiento de sm, estatutos ofrece a sus. socios, nuestro .Circulo Autonomista, discursos sencillos y- reposados sin el calor, y sin e.1 tono, de los verdaderamente politicos, y de diluelcuya principal mi a es la dar Oguna cuestio'n de doctrIDa, uti11'simos, por lo mismo, aunque no sea, Como, por ejemplo, en mi c'aso por las ideas. que contengan sino pQr las que sugieran y en perfect& consonancia, por otra parte, con un, slistema de political, cual proclamamos en, el pariido liberal, que no. pida. n* Su inspiraci'n', ni, sus soluciones, ni Sus procedimientos siirio. al criteria de la A
razon serena e ilustrada,-politica, Ae studio, de observation, de debate; political, en fin, que no tenga mas que estos mo"Viles y estas supremas, direcciones; la ciencia y I'a conciencia.
Dos. razo'es principles tuve en cuenta para la elecci'on de mi tema: la ci vilizaci'n poliffica, -como sabeis. .Buscaba en primer te"'rmino, algo como lo que Raman los franceses un




pen.dant a mi disearso anterior sobre el, Nihilismo -Buso;, pense' ademas, dejar contestado con mi conflerencia un cargo, un poeo antiguo, pero cuya refutacio'n iio ha perdido su oportunid.ad si se recuerdan, sobm todo, las nuevas functions. con que la confian-1za- de Au6stro partido acaba de investihne. Hube' de decir, sen*,oresvoy a explicar el cargo,-en un disicmrso primer, en un articulo de perio'dico: mas arde v refirie'udome, por cierto,-- -a dos diversas questions, que el estado de la' eivilizacion political, en Espan'a estaba, lejos de'ser satisfac.' torlo. Afirmacion de Uh hecho, tan evideibLte hizo estallar las, protests de costumbre; se' me hablo' de los cuAdros de Murillo, de los talents musicales, de tslava y de Ia Alham-' br : a de'Granada, sin eehar en olvido,'po'r 'Upuesto, ni ell descubrimiento'de Ame';rica ni el Quijote de CervAtAes'Saavo dra, ni el Museo de Ma0
d-i-Id7 ni btros-argumeiato- & la mlsihalindote' y 'tan oportunos como los afiteriore's, y :sin dejar de afladir, i como no anaairlo! que la Isla de CU,ba, era 4, unica region de Espana quo st6ba '' por civilizar todav a. Sobre esto'Uhimo punto no tenao naAa qqe (le6r, ya que los cubanos-no hacemos' ni'.'Podemos hacer nuestra, civilizaoion, ni siquiera nuestr6 aseo o nuestra liigieiie, ni la moral ni* la' lulateriaI7 y- que aun estamos sujetos' periodicamente a la irrupcion ine-ritable. de elements. que las contradieen. (Risas v aplausos). No voy taln'-' 56




poeo- a traer el recuerdo de que la Alfambra es obra de los moros ni de que la Ametica, fue descubierta por el gegio de un italiano; esa seria una respu sta baladi; torque lo cier'to del caso ( que yo no he'puesto ein disputa J i las disposiciones literarias, ni las inusicales, ni 41"quiera las ar-, quitect6nicas de los espan'oles; me re, fer' sol4mente, a la poli'tica,-que es asunto aiferente; y tengo' por verdad tan elemental que no he de detenerme en demostrarla, que asi Como un plieblo puede Ilegar a la cu" Spide del desarrollo industrial, mercantil y mechanic sin que la Este'tica 'e sienta en e'l muy gloriosa, Cabe perfectamente que las artes y las letras prospered sin que las ciencias y las conditions geniales que producen la ammonia social y que la presiden y dirigen respondan, ni siquiera de un modo mediocre, a los ideales a que especialmente les toca aspirar.
Las relaciones, de los'ciudadanos entre si Como miembros de una sociedad national y la relacio"n de esos ciudadanos, Como tales, con el poder Ilamado a dirigirlos, son las que estudia y corresponded preparer a la politica, -v las unicas que pueden acusar su retroceso o su adelanto. La Venus de Milo y el Apolo, del Belveder son sin duda dos obras admi rabies do, cumentos indiscutibles de una cultura cultural muy avanzada; pero no dan testimony sobre la forma en que se gobernaban los pueblos que los




produjeron la jurisprudence. sma, dencia que tant o se roza can aquellas a que -me Contraigo y 4ue tanto las influye o sufre su influencia solo en determinados punts. ofrece datos pa ra que sea juguete de la situation a que los otros han Ilegado.
Es.-cierto que el desenvolvimiento de lacul.tura general humara exige rondiciones qne para todo ge"nero de cnltura son las mismas; y cierto tambien que el desarrollo especial de la poutica contribute como factor muy iraportante al exito de tod 'as las demas. Pero en lo, que supongo, que quedamos convencidos es en que no marchan todos los progresos,,-por la' misma via, ni se deben.a las mismas, causes, a-unque haya a1gunas, que a todos correspondent.
La primer ley del crecimiento histo'rico, es la ley de sociabilidad en virtue de la cual se constitute por la suma de las inteligencias, -de, las actividades espirituales el acervo, comu"11 del -Progreso,-en virtue de la cual cada intelligence, cada espi'ritu irradia como un astro. La humanidad piensa por ella, con el cerebro de So"crates y con el de Newton, se extaA
sia con todos los en-sue'os de los grades artists y se edifica con la, vida exemplar de los varones, ilustres. Por ella pertenecen a la herencia comun de los hombres asi la virtue de un Washington como el genio de un Cesar, asi' los escombros del Parthenon como el lienzo en que palpi38




ta a U^'Irl la inspiration de Rafael y la-* 1-nelodia, que Antes de sonar en el mundo- sono en el misterio del pensamie-Ao de un Beetowen, un Rossini o un T,allestrina.
E4a grande Y f ecunda ley se favorec \,o se entraba a media que las communications entre los hombres son mas o menos 'ciles y 'a media que la exp nsion individual de las inteligencias se encuentra mas o menos garantida. De aqui, entre el mundo antiguo y el modern, diferencia, radicalisima en cuanto a la aptitude para el progress y en cuanto a su ace.Ieracio"n. Los antiguos vivieron reconcentrados y arenas por otro medio que por el funesto de la guerra pudo verificarse entre ellos el viaje del pensamiento. El sentimiento del egoismo se extendi'a hasta comprender la nocion, de la Patria; pero, no iba mas alla,, El extranjer6 era el enemigo; las dos palabras fueron por mucho tempo equivalents dentro de la civilizacio'n roman. La ambicio'*n de la misma Roma, primer, mas tarde la irrupcio"n de los barbarous, pueblos venidos del- Asia, que con analog origen y anAloga idiosincrasia se extendieron por toda la Europa, la influencia unifieadora del Cristianismo, por ultimo, establecieron, como un hecho y como. un principio religioso, la. so'ciedad universal humana, cuyo concepto y cara'cter han venido a fijar la filosofl'a de nuestro tempo. Es, por otra parte, en nuestra epoca, cuando el inmenso -desarrollo de las ciencias,'




la industrial Y' el comercio han hecho possible entre los hombres y entre' fos pueblos las communications frecuentes y rapidisimas que son indispensables para que la ley de sociabilidad se, cumpla -por enter; debese, finalmente, a los adelantos, de nuestra edad el que comience a encarnarse en la practice el principio, ya, universalmente reconocido, que garantiza la independence del pensamiento ind'_' visual y la libertad do la propaganda.
La observaci'n historic recono, ce en las razas y aun en los pueblos, aptitudes geniales que les -son especifleas. El genio, religioso de los, semL tas, y particularmente de los judios,. la jurisprude-neia de los romanss. 01 genio artistIco, de los griegos antiguos y de' los italianos modernos,-Y, de, in la crinna mantra mas deter* ada, tica y el sentimiento, esteftico, de lbs franceses, la originalidad y pro"1111d'dad del pensamiento aleman, soit hechos que un juicio, impartial de la' Historic no puede menos de reco'nocer; pero hemos dicho-un julelo, imparcial y la imparcialidad es una '' condicio'n modern de la intelligence, humana.
Cuando se produjo, la inmensa r e*volucion social del Gristianismo, el estado, de la eivilizacio'n no era el adecuado para que el nuevo, orden. do ideas credo, por e'I tuviera la or-, ganizacion que le correspondiia; y diose la paradoja historical de que un sistema de pensar que se habi'a extendido y afirmado por la propagan60




da se volviese contra ella; y de que los principios, por el proclamados que debian producer la libertad y la aldad, de los hombres creasen una sociedad artificial anti-igualitaria y esclava.
Se habia conseguido la ventaj a transcendental de una civilizacio'n comun; pero esta conq iista se esterir lim en muchas parties; torque el caudal del progress no puede career sinopor los aportes de -la intelligence 1*bre y por el resort de la libre propaganda. Para los que todavia se obstiInan en desconocer la competencia de' la discussion, cuando se trata de aquilatar las ideas, la, unica respuesta oportuna es sefialarles los frutos que n os ha producido.-Sin la discusio"n lel cristianismo no se hubiem.' afirmado en e'l mundo; y sin la-.,mayor amplit*d que'aleanzo' mas I tarde,. Newton no hubiera podido dar a la eienc'iamodern a los fundamentos en que descansa; ni el Evangelio' politico de nuestra edad hubiera llegado, a proclamarse. El pensamiento. com-. primido por la servidumbre es precLsamonte el origin de la anarquia espantosa, de los delirious revoluciona--. rios' y de las exageraciones teoricas, y practices que han sido el. lote de', las sociedades latinas.
La propaganda libre es el instru-_-I mento necesario de la sociabilidad hWnana, y el camino, para que las,,,. inteligiencias individuals constituyan, en toda la integridid y,,valor de sus. recursos la civilization national, asi.




(,OMO el genio de todos los pueblos, la eivilizaci'n humana. Imperf ecta y em,'barazada como se encuentra aun en nuestro tempo 611a ha credo ese esbo-zo que ya nos es dado contemplar de una religion, una political, una ciencia y un arte que, recogiendo con imparcial discernimiento en la obra peculiar de eada edad, de cada raza y .,--de cada pueblo los elements que son acceptable, comienzan a construir monuments que abriguen y consuelen a todos los hombres. Las ideas .son Mas expansivas qne la polvora y la ineficacia de los procedimientos 'hasta aqui con tanto'lujo y sagaci,t-dad empleados Para estorbar su natural desenvolvimiento seria, por otra parte,,razon bastante Para no persistir en la tarea.
Al juzgar, plies, la obra del pasa4-tlo, nos encontramos 'con esta primera afirmacion: que la libre co'munieacio'n y juego desembarazado Ae las inteligencias individuals es eI factor
-mas importante',del Progreso; torque solo por ellos se logra que la idea de un hombre pueda ser la idea y la eonquista do un pueblo v la idea o el product genial de un pueblo el be-neficio y la bendicio"n do todo el ge''nero human. Por ellos poseemos eslas nociones fundamentals religio-.sas, debidas al pueblo hebreo;. que lo divine se realize en lo human, por la
-moral y la justicia, y que la humani,dad no puede Ilegar a sus filled, SiTIO considering dose como un familiar; por Olos las mathematics., la filosofia y el 62




arte griego., as como jur'i.spriud6ncia roman se nos han conservado las nocione' debidas al genio poliftico de lo's anglo-sajones penetran, venciendo las ineptitudes genuinas que los caracterizan, en los pueblos latiho's, y su ausencia, su interrupcion o su atrofia, explican todas las cata'strofes de la Historia.
Pero I y lo que se llama la venenosa libertad del error?-EI error no es peligroso,-contesta la Historia,-sino -cuando la verdad deja do ser 1L bre: una doctrine, por absurd que se la consider, es mas potent, y Mas.simpatica, al cabo, qu'e la fuerza bruta, y una Ialacia, por seductora que, parezea, 'no resisted por largo tempo ,. el debate de la discussion.
La otra ley, del crecimiento histo,rico, que en unos casos contrarian yen lo's demas favorece la que acaba-mos de enunciar, es la ley de herencias con arreglo a la cual el presente-, es hijo del pasado y padre del porve-' nir. Esta ley se realize en los organismos y se realize en las I*deas.-,A .
Las aptitudes organicas se. traSMI ten., aunque en muchos casos atenuadas, modificando en la raza, en, el pueblo y en el individuo la eivilizacion que por el estado de la epoca le corresponded; y la suma de civilizacio'n alcanzada, se trasmite a'su vezreaccionando'sobre las aptitudes or-, ganicas.-Existe, pues, una doble corriente de influencess que pueden ser,-contradictorias y cuyas leyes son aun misteriosas en cuanto a las propor----63




irciones en.,. que se cumplen. Este es el. easo de decir con Augusto Comte, que los hechos socials no pueden formularse por medio de occasions matematicas, torque los elements que los forman son tan heterogeneous, complicados e instables, que es rarfSimo que pueda fij arse su funci6n. NO' tase en muchas f amilias la -intermitencia de 'un fenlmeno hereditario, sin que se haya podido descubrir la ley a que obedece. Obse'rvase tainbien la reaparicion despues de interrump *do el accident y bien puede ase"urarse que esta parte de la fisiolo91a se encuentra au"n rodeada de ti-' iiiieblas. En cuanto a lo que puede flamarse economi'a o la idiosincrasia fisiolo'gica de un pueblo, contribute a oscurecer la cuestio'n la mezela de las razas y de las nacionalidades diferentes, a' tal punto realizadas hoy, (tvte una. etnograf ia rigurosa de los
_pueblos que pertenecen a la civiliza.,# -9 dificulcion actual ofrecerla mucha
-tades. Lo u'nico que le es dado a la erotica de"la historic es tener en cuenta los elements preponderantes y las conditions principles, que son su coiisecuencia.
Las ideas, como lo hemos hidieAdo va tambien se, trasmiten -v con ellas debe trasmitirse la modification organica que las costumbres engendra,,das por esas ideas han debido ocasionar en el pueblo que las prof esa. Po r medio de la tradicio"n oral y escrita Y ,por la education que en general re Icibe de la generation que la precede 64




el hombre de cada epoca encuentra... a su disposicio'n el capital acumuladoly de los silos. La historic es el ejecutor testamentario de esta herencia co-losal que no necesita la aceptacio'n del heredero; pero de que. 'no seriaventajoso sin embargo, entrar en posesion sin uso discrete y cuidadoso del beneficio de inventarlio. De aqui el admirable consejo de Descartes quefue' el punto de partida de la filosofia modern: cada hombre debe construir por s ' mismo sus ideas exam*_nando imparcialmente, hasta donde.. le sea possible, los materials acumu-.. lados, que encuentra a su disposi'cio'n.. Tambie'n el error y la aptitude para el error pasan de padres a hijos en e1curso sucesi 0 de las generaciones. Y decimos, examinando imparcial--mente hasta d6nde le sea possible, i)or-,,que el que quiere construir sus propias ideas se encuentra, bajo el doble influjo de las conditions intelectuales que son en e'l la obra de la herencia y de las primers nociones que recibio, que imprimen fuerte sJ16 en'.. la malleable. organization cerebral del ino. Un profound observador de I&,, fisiologia y de la historic hace notar en uno de los interesantes estud*08.1.1. trazados por su pluma como Carlyle,,. el famous escritor escoce's que a consecuencia de la lecture de Gibbon emprendi6 una serie de trabajos intelectuales que lo Ilevaron a apartarse detoda religion -positiva, deja ver sin embargo, en sus escritos posteriors, a ese abandon las tendencies misticas y la
65




genial M'tolerancia de un hombre :qe fue' ni'eto e hijo de Calvinistas y eduCado bajq el, influjo de, ese credo es...pecial, cristiano. Los elements greco4
latinos y las tendencies arabigas---s6 ..que el ojo menos, ejercitado en las exploraciones critico-arfibigas flsiolol,gicas descubre en los, puebloslatinos ,de la Ame'rica-son buena muestra de I a corriente hereditaria a que nos he mos, referido; mientras que en los Estados, Unidos del Norte puede contemplarse como modifica el influjo de ,,,esa corriente la eficacia de una educacion practice y bien hecha, pues formada aquella, sociedad political asi ,,,como Por aluvi'n haese constituted una gran colectividad homogenea distinguida por aptitudes, de que care, _.Cfan esencialmente muchos, Ae los elementos heterogeneous que vinieron a ,,Agruparse en torno del nucleo constL t-ni'do por la poblacio'h anglo-sajona del Pais.
La tereera ley del desenvolvimiento histo"rico es la, ley de asimilacion, virtue de la cual, y a consecuencia de la sociabilidad y la propagan:da, vanse lentamente sustituyendo los. earacteres privativos de los individuals
_"y de los pueblos por characters comunes humans. Maravilla fiores',
hasta que punto se ha realizado esta ley cuando se tienen por un moment en oonsideracion la diversidad y contraste de los tipos particulars qne se encuentran ya oomo fundidos en un tipo general de costumbres. e iAdeas; y si bien la obra no se ha Ile66




vado a cabo sin errors lamentable,
A
y vergonzosos excess, mirage con profundo gozo la casi complete unifica cion de miras e' ideals de dos conti-, nentes y se acompanan con simpati 0 a-t co rdial las actuales empress de la' Europa que tienden a obtener analo--gos resultados en el, resto delmundo.
Las tres leyes que hemos procurado, fijar se resuelven, por su movimientq_, natural y combinado, en -la ley del progress; pero las contradictions queengendran produced una lucha, sorda en unos caso.s, brillante y fraga-rosa.en otros. A media que la c*v*lizacion crece, junto a la asimilacion deciertos characters Y de ciertas ideas.. fundamentals, surge con mayor fuerza, por el vigor de la iniciativ'a, y por la independencia del pensamiento individual una verdadera batalla en cada.esfera de la actividad' intellectual ,
Desde que amaneci' este siglo el' grado de la civilizaci'n alcanzada bi, zo possible que esa lucha fecunda se.verificase tambien en el estadi'o de.la' political en que por largo tempo habl'an imperado dogmas imponentes.l. contraries a la naturaleza de las relaciones que se, proponian definir. Restablecio'se, por el esfuerzo de los, filo"sofos del siglo XVIII, la verdadem notion de la sociedad national, alterada tan gravemente en dano de los.pueblos por varies causes importantes; pero al influjo sobre todo, de la.,.,. supersticio'n religious. La civilizaci6n political no pudo continual su mar--87




cha, interrumpida por la's sombras de la Edad Media, sino cuando esta notion de la sociedad national quedo' restablecida; cuando se supo, cuaAdo se comprenctio Dien, cuando fueron nociones vulgares: que los azares del nacimiento no establecen 'entre los. hombres, o no deben establecerlas, diferencias ese*nei*ales para el disfrute del derecho, que es la armoni'a soeial;y que esta ammonia no puede existir por enter sino donde todos. los ciu,.dadanos aptos, para ello intervienen en el comun gobierno; que el poder,, que la autoridad p' lica, que es la fuerza directriz de la sociedad nacional, se establece para la comun felicidad, es el resultado del com-fin con:sentimiento y debe ser laf expression'
ser como elexponente de la opi nion mas, generalizada;'que, por WAlmo, toda opinion individual, libremente expresada, deb6 de
Ias garanti'as necesarlas p4ra que pueda convertirse, si lo merece, en la opinion del mayor number y siempre que Ilega a conseguir tal triunfo es A criterio del gobierno. Para alcanzar y garantizar tan altos fines la autonomi'a del individuo, del municipio, de la provincial han de ser compatibles,-y lo son facilmente por los casinos que tiene trazados la experience cientifica,- con el ejereicio de la autoridad a que ca-da uno de estos organisms. debe estar sujeto.-Dado un gobierno rational la libertad no so"lo es conciliable con el orden, sino, que es el orden verdadero.
00




Estas verdades y otras que de ellats se desprenden, vienen de mucho tiempo atra* s mas o menos completes y mas. o menos claramente defin'das', siendo reconocidas en la prActica, y en virtue de un genio, especifico de la raza que no puede con imparcialidad desconocerse vienen digo, apareciendo en la conduct. de los ptieblos anglo-sajones; la revolucio'n francesa las rego, por el mundo, muchos pueblos las escribieron en sus c'digos; pero la libertad y el derecho Para ser efacaces no basta que esten en los pueblos como institucione*s escritas; es preciso que sean sus modos de vivir. Creer, dice un escritor muy ingenioso, que los males politicos de un pueblo se remedian con solo una, constitution escrita es como pensar que el hambriento puede aliviarse de su necesidad con. la lecture' de un manual de ew,111a. (Ris-as). De aqui, sin duda, la frase, vulgarisima en su forma, si se quienn.,, pero, profunda en sn sentido, de, jitiestro Don Jose' de la Luz: libertad que no habla ingle's no es libertad.
1Y por que'? Sefiores-Enri(me Heine lo ha dicho: la libe."tad para el latino es como uno de e,.,os aaioiel ; sin respetabilidad, que surgeon con. vehemencia pero por poco tiewpo, que se olvidan despues o cuyo fuego es intermitente y desigual; la libertad es Para el singles COMO la mujer propia por quien no se hacen locuras, pero por cuyo decor, por cuyo noiubre estamos dispuestos a verter T.,.uestra saingre en caso necesario.
A111' donde los derechos, de la colo-




nia son compatibles con la. autoridad de la nation, los de la provincial, con' los del Estado, los del Municipio con la, de la provincial; alli donde nnnca hay que sacrificar los del ind*viduo-. donde e'ste, sabe que su casa segfin 18, expression mglesa, es su castillo,- que su correspondence no puede ser leida por Ja policia; que no ha de pagar, sino el impuesto que de uD modo ma* a o menos director h4 votado, que su CoInciel-Icia y su pensamiento son inviolables; que no se le castigara ni sera siquiera eneareelado sino por la decision de la justicia recta y popularmente administrada; alli donde la reunion y la association para fines 1eltos son libres y es licito-todo lo que, no infiera agravio, indiscutible a ]a moral y al orden public; alli donde la prensa y la tribune I son, los, -org nos sin traba'de ese poder inspectivo y moderator que todo pueblo deb e r eservarse; alli donde por_ el cuerpo ue los funcionar*os.pfiblicos'eircula la responsabilidad restrict, completa y ef ectiva-sin la que ese cuerpo, se corrompe, alli donde el funcionario, es, como tal, insignificant y la funCio'n es venerada, donde tal ley es la verdadera autoridad y el ca-pricho del gobernante es impotence, donde-la justicia o el poder pu"blico jamas se velnden sin que sufra eastigo quien lo hace por alto que se encuentre; donde el prestigious de la autoridad depended ex. clusivamente de su noble empleo y no, de los fueros. de quien la disfruta; don-M de el derecho del debil vale mas que el. prestigious del fuerte; alli, seflores, aun 70




tuando pueden sefialarse desviaciones excepcionales, abusos en lo human inevitable, aunque no hayan muses, aunque no se, escriban grades libros, .P .
aunque no existan portentosas maquinas de arquitectura, alli, senores, es donde puede decirse que existed el progreso a que es de rigor que reservemos el nombre de civilizaci6n political. (Grandes aclamaciones y prolongados aplausos).
Esta' cerrado el circulo de' ideas que forman la conference, de la noche; siento que no haya espacio ahora, iSino a trueque de alargar demasiado m1i discurso,-y que mi pro"ximo viaje me I mpida, en otro discurso distinct, completar estas ideas,' detenie'ndome en un examen prolijo, que seria al cabo, por todo extreme interestede' el de las conditions y circu nstancias que estorbaii y contradicenen toda nuestra raza, asi en la Peninsula como en Cuba y asi en Cuba, como' en las republicas americanas de nuestra sangre, los requisites esenciales del progreso pol'tico,-el cual exige, en mi senior, una I calma y. una serenidad a que no se presta fakilmente, nuestro iemperamentlij.
Sin profunda y bien sentida tolerancia, mutua,,siempre que de ideas, y.no'de interests malsanos, se trate, el'desenvolvimiento dela lucha, y por lo misrao, del progress, politico se converted en bata'lla desordenada e infructuosa; sin el imperio de raciocinio sobre la -pasion I y 'de la experien71




cla sobre el raciocinio, la political cientifica, Ilamada a gobernar el mundo, retard, por tempo indefinido, su influenda bienhechora. Marchar con paso lento, pero seguro, obstinarse en Io verdadero, procurer el movimiento unamme de los que se interes-an por una solution, sacrificando los detalles a] conjunto, los interest's del moment a las ideas y las passions persoiiales
A
al objeto comun, ; empenarse por la disciplina de la, march, que 'Vale, a veces, mas que la march misma, hacer de (.,ada, acto important de nuestra vida public y privada un instrumenJ.
to de servicio politico: he aqui l's comswjos de mayor transcendencia que la contemplacio"n de otros pueblos mas felices Suglere a nuestro espi 0 ritu. Esas virtues tan himildes que se Raman la paclencia v la perseverance son acaso, las conditions mas importantes de la political.
i Qui6n no ha de echar de menos en toda nuestra raza las virtues y las artes de la political, elevada que ha conseguido tan nobles y tan hermosoa triunf os para la Vida de otros pueblos 1 i Quien no echara de menos en los consejos de la political. metropolitan, la voz de aquel partido liberal M gl(s, sincere, integro, nunca perj*uro,. nunca traitor a su. bandera que supo Hevar a la barra del Parlamento al fundador del gigantesco imperio de la India; que cuando los colons -norteamericanos peleaban contra los single., ses exclamaba, por la voz del mas venerable de sus patricios: hacen bien;
72




los aplaudo; proceden como ingleses al resistirse contra una exaccion que es legal. (Aplausos). Que.cuando se cantaban te deums por las victorias en esas guerras conseguidas protestaba con indignaci'n: los temples de Inglaterra se han profanado, para siempre! i Quien no echara de m"enos a un Gladstone que en la cumbre de la gloria, casi al termino de una larga vida coronada por el exito, compromete s-u nombre y su popularidad y sacrifica su poder por la'libertad 'ltrajada, por el derecho desconocido de la misera Irlanda.-Sen'ores, ya que no tenemos los p-rohombres de Inglaterra, procuremos, al menos imitar sus Virtudes.
Las evoluciones de la vicla social inglesa nos ensenhan, sobre todo, estas verdades importantes: no desconfiar del triunfo de las ideas, siempre que lo m.erezean, y que su libre manifestacion este garantizada y' -no aeudir a las soluciones de la fuerza, sino cuando obsta'culos -que sean por sunaturaleza insalvables imposibiliten- el progress de la dismisiln. Los ingleses han reall"zado Prii,(Aicamente la sublime frase que brilla en el testamento del ma's grande de los americanos: Lego mi espada, la que me ha servido en la guerra de la independencia a mi sobrino Georges Washivgton, encargandole que no'la desenvaine sino cuando la salud de la patria absolutamcv.te lo demanded y que en ese caso no la vuelva* a envai.1173




var Vno cuando la Patria, por salvada,**nO la Inecesite.
Pero noto, seniors, que una parte de estos consejos pareceran extra-nos, inop6rtunos, cuando por I mi se recomiendan, ya que. no f alta quien me tac'he' de intemperate e. impaciente. Se dice que perjudico con mis franquezas v mis arrebatos la march se. I ra v reposada de. nuestro partido liberal. Y' esto se funda, sobre todo, en, que aseguro que la'guerra de separae ia n so," hizo aqu I- con justicia ycon mobvo y-en-que advierto queno es itvnprobable que -renazeasi no se la
le o la ense'
Oyelid nanza que, precjsamen e (.on tanto empeno aunque coii tan incomplete habilidad, acabo esta, tj_oo,Iie de enaltecer y de* explicar. Eii citanto a, la franqueza siemprehe pelilsado que el. cargo era, seflores, iT fundado torque mientras los hom-. bres dO qiiienns depended nuestra suerte no. se hallen sufleicittemente educados para oir en calma y para, no S 'lo Stifrir S*
ino aceptar, afirmaciones cuya exact itud. es ini-iegable y que se fundan as' en C! T)roeeso Indiscutible do la T-41storia conio en las leyes
I
mas saffradas de la naturaleza-mien-. tr-us esa 110 Ilegue,-nada
apj'OkTeehai aln, por Cierto, ni losAisimulos cobardes, ni las serenidades, para mi, to confieso, impossible, de una, ideal eircunspeecion. (Grandes aplausos). Cuando los pueblos con razon se esty-emecen y con justicia se indignant, tan sllo el noble acento de la indignation puede ser el que se 74




su-ponga como suyo. Por mi, parte, lo digo u-na vez mas', con esa franqueza que es mi pecado caracteristico: la perspective de ningun regi.en, por brilliant, de ning-'un, estado politico, por amplio, de ninguna'situaci'n, por prosper, para esta tierra, medecidiran a e-,-itrar en ella si en ese regimen o en esa situacio11 no caben conmigo mi respect, confesado en altas y. claras voces a la santa memoriade nuestros he*'roes, (Grandes aplausos) de los verdad'eros fundadores de nuestro renacimiento politico, fvivas y aplausos) mi* veneracion Y mi nual piedad. hacia la f osa que guard sus cenizas, altar alzado,' bajo la cupula de nuestro cielo, a la Patria a la Ley, al derecho human, a la honra y a la salvacio'll comun (los aplausos interrumpeu al orador) altar alzado a la Libertad y a la Justicia (prolongados aplausos y grades aelamaclo-' nes).
En toda conciliacibn hay punts respectivos que fijar; en toda' transaceio"n hay algo siempre que dejar a salvo. Por lo demas, sin ahon(lar acerca (le la different position y los diverssos procedimientos de las dos..huestes que ensangrentaron nuestros campos, no tciigo inconvenience en "("Cptar que 'a que tuve porad',,,,ersa Hore hoy sus nlmertos y sojejurlice su recuerdo. Cuaii.Io lo haco,. estoy muy lejos, se-ores, de sentirme berido. Llore cada cnal sus dolores y 'cante cada cual sus heroismos lo que me iinporta' consigiiar es que los mios
75




sou los (Iolores, y los heroismos de to do mi piteblo. (Repetidos aplausos).''
Ahora, se.nores,_3Ta que voy a partir en breve y que, os ditijo por Altlma vez! la palabra, permitidme que, sin artificios de oratorio, os dirija' algutias frames de despedida. No neeesito- insistir en las declaraciones qae tali-itas veces y una, en forma soleum'.s*ma, tengo adelantaclas; pero voy a reasumirlas todas. Trabajare en mis functions, como diputado por la,. paz inconmovible, pop el orden definitivo, pop la armomia de la gran fatil rl
ilia espafiola, por los ideals de nuestro 'partido q ue en esas palabras
0 10,
se encierran; alli, como aqui, ahora, como antes, entiree, Como ulla religi(")li el anhelo, sin reserve I de que esos crrandes ideals se cumplan; en su servicio, como mi. unico pensainleitto de hoy, sin vacilaclon, sin plalt oculto, sin segunda idea, dedicandoles todo i-al tempo v toda mi alma, abrigo, sedores, la resoluci'n de vivir verdaderamente para Cuba; pero, debo'decirlo, no puedo menos d.e de(.ilrlo si la's-w Irte nos fuere contrarial, sl esos ideales se hiciesen imposibles, si ello fuere indispensable,, sl 0o Imbiere otro camino para su di-' clia v para Isu honra, abrigo, tambleIll seflores, el propo"sito irrevocable do 11101-- ir por Cuba.
(Grandes aplausos. El orador es aclamado con eutuslasmo).
FT 6




Discurso pronunciado en el Teatro do Irij oa, en la noche del 27 de agosto de 1888.
Se'oras y senores:
Con emocio"n extraordinary ocupo, esta tribune torque el moment en que os hablo tiene para mi espiritu verdad.era solemnidad, una solelunidad que sin exageraci'n alguna pu4iera calificar de religious.
A poco de haberme, afiliado e'n' el Partido Autonomista tuve,. en effect, occasion de comprender que, sin hacer una vis ita a la Metropoli, sin estudiar en ella de una manem direeta y personal el curso que a travel's de las ideas y de los interests que forman la trama de la political espalfiola, prosegulan los asuntos antillanos, no era possible que tuviese una idea cabal de todos los elements de nuestro problema, no era possible que formase un juicio exact acerca del e'*xito probable o resueltamente negative de uno de lo.s proposition mas importante8 del Partido a q*ue pertenecemos.
Recibi con profunda. gratitude y coil in=enso j Abilo la sefialada merced que me hicisteis enviandome como representative de nuestro pueblo 77




a la capital de Espafia; merced que me proporcionaba, de paso, la oportunidad, pov mi tan apetecida, de realizer, sirviendoos, el studio a que acabo, de referirme, y contraje desde entonces el honrado compromise de deciros, cuando volviera a encontrarme entre vosotros, de deciros entera, cualquiera que ella fuese, la 'impresio'n' de wi viaje. Considered si ha de revestir gravedad ante mis ojos el moment en que lo cumplo, el mo-, mento en que voy a deciros, a la luz de I los nuevos datos que hoy tengo, lo que pienso, de vuestras esperanzas, lo que Pienso acerea de los obstakulog" que en su camino se levantan,, y cuAl es mi sincere e intiluo-convencimiento sobre la mantra de vencerlos. Considerac! si he de pronu'neiar con emocio'n este discurso que, mas que discurso, es un acto, y uno, de actos
mas impoTtantes do mi humildisima Vida political. ATiadese algo que no deja de-hacer un tanto dificil la emde la explicaed'
presa on. Asi en la
prensa, como en la tribune political de todos los "'ueblos pero sobre todo en la it
I prensa y en ]a tribune pol' ica de lo' pueblos impressionable como, el nu'egtro, las palabras de oposici'n y de censure conquistan so"lo fa'ciles aplausos. Un ataque apasionado, una agria invective, una imprudencia generosa, por indiscreta o prejudicial que sea, tienen alto valor; un arranque de ira, un noble excess de la indignae'i"O"n se reciben mejor que un sensato consejo o una sentencia re-




flexiva; y cuando el pueblo de, que se trata es un pueblo que ha sido victim con frecuencia dela parcialL d,,-, d y de la injusticia, cuando, es un pi-teblo qun., ha sido tragic. teatro de una iniquidad incessant yle endaria, el osc-L7ro evangelio, del-. pesimismo es el finico que tiene enthusiasts adeptos, aunque su sintesis y su resume conduzean solo a una este'ril inaccion, aunque sea- el evangelio de la, protest y de la queja, sin avisar n* proponer re medio alguno para, los males que lament. Es cierto que el inconvenience de qne hablo puede parecer puer*1, para los que desden'au o aparentan desdenhar el rumor del aplauso, para los que desdefian o aparentan tener en poco el goce de la popularidad; pero lo declare sin rubor confieso que ese no es mi ca- so. La popularidad pol'tica, el aplauso de.. las sinceras muchedumbres, que cuaiv_,,do se congregan as' en torno de
-ana tribune como estaj parec'en -constituir nn solo ser dotado de misteriosa grandeza y que tiene por U,':tiico aliento el alma de la patria.; el derecho de ver aceptada la propia palabra como la voz de sus emociones, como el oregano de sus ideas; el regocij'o de senior coronado al proplo nombre por el murmullo lisonjero delpfiblico cariho; la gloria,- en fin; de sentirse considered por el comun de nuestros compatriots, y sobre todo, por 1 -108, asd6biles, como un amigo valiente y generous, en cuyo pensamiento, en cuya palabra, en cuyo brazo se con79




f 1"a asi para el amparo, y la protejecion como para el desagravio, y si fuere itecesario aun para la venganza ..... (Freweticos aplausos, siendo 1"itterritntpi'do el orador).
iAh, se5ores! ese, ensuefio, desde
*1 de mi adolescencia
"poca febri
balago slempre Mi esperanza; jama's
A
e-111vidle' los lauros del poeta, jamas paso ante mi ambicio'n la corona de mirtos que se obtiene en los brillantes torneos de ]a galanterlia v la van1dad; pero ser popular en Cuba, ser, no admirado, eso no era possible, pero s e rt-tuy querido del pueblo cubano, esa ha sido uri ansia a que.. siempre consagre ml actividad y mientusiasmo, ese ha sido un anhelo para cuyo logro me parecieron siempre pequeno preclo toda la sangre de mis venas, todas las energies de mi modest inteligencia, enaniorado ardoroso como lie sido sienipre, asi de las hermosuras y las grandezas de mi tierra y de mi clima, e6mo de las excelsas. . (Aplausos protongados y bravos, qite cortan' la palabra al orador).
S 1 sefiores este amor de que os, hablaba ha Henado siempre mi corazon y se ha agrandado en largos. anhos de necesario destierro. En esos largos anos en que, como ya os he dicho alguna vez, vagaba por extranjeras tierras sin Ilevar otro realce ni otro consuelo que tibio rayo en mi oscura fantasia del sol que dora la phlida y pemsativa frente de mi Cuba. (Aplauso& frene"ticos).
Digo esto, precisamente, torque el,
80




discurso que me propongo pronunciar esta noche ha de ser tan sencillo y severe como frio, torque no vengo a esta tribune, dispuesto a arrebolar mi discurso con los mentirosop tinted de un fanthstico optimism, pero tampoco a engrandecerlo, con t6trica belleza, por medio de la passion y del sarcasmo. Es otro, mi deber: ni treno, de profeta sobre las ruins de Jerusalem, ni la' aleluya y el hosanna de la resurreccio'n.
I Creo que el pueblo cubano tiene en
sus manos la realizacio"n de su destino, pero. ni la tarea es baladi ni ha de alcanzarse sin el ejercicio de rarl'simas virtues. Deciros cual es, en mi concept, la situation que atravesamos, cual la conduct que las circunstancias nos iniponen, cuales los insustituibles requisites de un exit 0, que, por otra parte, tengo por-,seguro, he aqui la tarea que me propongo Ilenar con aquella sinceridad y aqueIla entereza que correspondent a hombres que, los unos. por sus grandes merecimientos, los otros por el, influjo de las circunstancias, estamos siendo los directors de la political cubana, y que tenemos, por lo mismo cura de almas, que tenemos responsabilidad inmensa, tanto mas grand, cuanto que es en mucha parte voluntaria, as' por todos los actos de nuestra vida como por todas I las p'alabras de nuestros discurs'os..
Y no voy, por s upuesto, a trazar un cuadro complete y detallado de la political espahola; ni ello cabe en
81




el espacio de un discurso, ni este que pronuncio ha de ser muy largo, impacientes como estareis, deoir la grand. palabra de los oradores que van a, o I cupar despue's de mi esta tribune. Hare' implemented una. generalizacion que mepermita exponer el esta-do del litigio que siguen nuestras as-.. piraciones ante el criteria national,. el estado de nuestro pleito; y co-mo consecuencia de esto, los datos y las razones que fundame*ntan mis, grandes- esperanzas.
Dos obsta'culos de cuenta embarazaban alla' en la Metropoli la marcha de las aspiraciones cubanas. El primer de esos obsta'culos era lo quese Ilamaba la indif erencia, y, era, en realidad, la falta de studios, comun en los estadistas, metropolitanos, acerca Ae los as-untos colonials. No coRUM en ef ecto, libro a1guno que haya aparecido en la Peninsula, de vecdad, ia impo--Aancia, ni siquiera, extractando o traduciendo las obras cla'sicas de los ilustres colonists, extranjeros, y me parece cosa averiguada que esos mismos colonists, duran-. te un larcro tiernpo, no han sido alli 0 generalmente conocidos.
Aho-ra bien, seiJores; las soluciones de los autonomistas cubanos no son en realidad soluciones de partido, .aunque asi se Ramen; son estrictamente soluciones cientificas. Eso se sabe o se ignore; he ahi toda la cuesti'n. En este como en otros muchos ap'tulos de la doctrine democra'tica, hanse ido poniendo de lado un cierto 82




Rumero de afirmaciones por la experiencia del ge*nero human, conse' i das, para ser consideradas por los, hombres de cierta culture como conquistas communes de" la epoca; y la mejor prueba de ello es que estas afirmaciones com'ienzan a escribirlas todos los partidos monarquicos en sus programs, y solo la ciega ignorancia o el defirante apasionamiento, pueden negarlas o desconocerlas.
Ahora, bien, seftores'; ha sido siempre dogma de la democracy sincere, y consecuente y esta cerea de ser ca'non de la ciencia political universal, el que consagra la autonomia asi de los Ayuntamientos como de las Provinclas. Aquel con arreglo al cual los asuntos municipals deben estar a cargo de las Corporacione* formadas por el sufragio popular que al frente de los Municipios se hallanestablecidas; los asuntos que a toda la provincia, pero, s"lo, a la Provincia conciernen, han de entregarse a cuerpos n'logos a los que en toda Espana Ise encuentran ya constituidos; y los poderes que en el Centro y representando a toda la Nacion se ejereen, deben ocuparse solo de los interests, de los asuntos que tengan un' carakter direct e indisputablemente nacional. Y si se admit este principio, Lcomo puede eludirse la consecuencia que voy a deducir I I Existe, o no, un grupo de provincial, formando un todo homogeneo, esencialmente distinct, por razones muy importantes, de los demas -que constituent la,
83




Nacio n; que formAn lo que en soclologia no puede menos de Ilam'a-rse un organism, que se gobiernan y se han gobernado siempre apart de las ,otras? Las islas de Cuba y Puerto Rico ison entes de razo"n, entidades creadas por la fantasia, expressions implemented geograficas, 0 son cuer'-. pos vivos? Son cuerpos vivos. Todas las razones que militant en pro de la autonomia del Municipio y de la Provincia, que todos los democrats, e,% decir, todas las escuelas cientificas de la political, proclaman en Europa, todas esas razones militant y se acrecientan en pro de la alutonomi'a de estas Antillas. Bastaria la dista'ncia
. 1 0 f1p
Para justincarla. I Cua'I es el. hecho, real ? El hecho real es que Cuba y Puerto Rico son cuerpos, vivos, cuyo centre nervioso se encue-jatra a mil seiscientas leguas de distancia; considerad si habra inconveniences Para un cuerpo vivo que se encuentre sometido a tan extraordinary situacio'n. Aplausos prolonged" imos).
He tonido ocas*on de. comprender que estas verdades scientific se han abierto.un gran camino e n los horizontes intelectnales de la Metropoli he tenido occasion de conferenciar con hombres de competencia que se- ocupan con imparcialidad y con inter's de nuestros importance problems. colonials yno puedo abrigar ninguna duda de que estamos muy cerca de la epoca f eliz en que sea no solamente una convieci 'n sincere y gene al en la Metro"poli la solution que
84




sirve de base a nuestras aspiraciones, sino de que esas. ideas que aqui' predicamos. y se han predicado en mediodo tantas dificultades, sean la moda general de la Peninsula. Entonces Regard la epoca qne ha Ilegadoya con respect a la abolici'n de la esclavitud. Yo he estado en Madrid, cerca de la preparaci'n de un banquete 'en que las firms I mas extraordinarias aparecian al pie de una invitacio'n para obsequiar a un gran, politico espal'aol en nombre y recuerdo de la abolicio"n de la esclavitud. Firmaban esa invitation los, hombres, qu6 siempre se opusieron a la redencion del esclavo; Ilegara un dia en que no habremos, sido nosotros, los partidarios, los amigos y defensores-, de la Autonomi'a Colonial.
Pero he hablado de dos obstakulosque se levantaban al frente de nuestras a'piraciones, cubanas alla en la Hetro'poli. El segnndo de ellos es una grande y siempre alarmada deseonflanza con respect a los verdaderlos e intimos proposition de este Partido Liberal, que vale tanto como, decir de este pueblo enbano. Desde q-ue lasColonias del Continente rompieron' con su revolneio"n famous el vifficulo, quo las ligaba a la Metropoli com A ng ha caracterizado ese recelo las rela-. ciones del Estado espanol con las Antillas ; y a tal punto y de tal mantra las ha inspirado y dirigido, que trajo, como inevitable -secuela, con sus injusticias y suspicacias, la guerra, por la independencia cubana que du--.
85




rante, tantos anos ha arruinado y en.sangrentado nuestro suelo. La leecion7 sin embargo, ha sido casi por enter perdida. Es clerto que' la paz Ael Zanjo"n ha mejorado nuestro re'ypnen, pkc.,ro todavia est&n niuy leJos lois metropolitan de darse cuen-ta, exacta del significado, que, en buena cri quella inmen'tica historic,
lucha corresponded.
Y no hace muchos meses que, uno de los primers politicos espa'Oles, que es, al mismo tempo una de, las iinteligencias mas distinguidas del mundo contemporaneo, apellidaba en el seno del Congreso espalhol a la pugna con que Espanha sostuvo en esta, AnAilla su dominion, la ma's justa de las g,,,crras contra los ma's ingrates de
h*jos. El eminent estadista, el. elocuehtisimo, tribune que pronuncio esas palabras es hombre* familiarizado hasta el prodigio con. la historla intima de las libertades moderii is; las ha servido con incessant devocion _y con el empleo desinteresado y eficaz de facultades, no so"lo extiuordinarias, sino que inerecen Ilamarse milagrosas. Yo lo admire, coino es de, rigor, lo estimo en alto grado y, honrado por su ainistad, la Pago con sincere afeeto. Conste, de paso, para que no pueda de(4irse que I o hiero torque me vea f orzado a contradecirlo. Sabeis por supuesto, que estoy hablando del senior Castelar.
El derecho, la justicia con que
Espan~a defendio en estas islas su dominion eso esta' fuera de cuestio"n.
86




Espana al proceder as', obraba den-.tro de las leyes de la naturalezal hu-mana. Estaba, pues, en la loaica de la, historic. Pase tambie'n lo' de h**OS7, aunque siempre me ha parteido inadmisible que a los descendientes do los.. conquistadores los Ilamen hijos los descendientes de los herm'anos de los. conquistadores, que se quedaron en la Peninsula.' (Risas y aplausos). Somos. primes, nada mas. (Nuevas risas y estrepitosos aplausos). ,
I Pero, repito, pase lo de hijos. Loque me ha parecido curioso, lo queno ha podido menos de parecermepicante, sobre todo, en los labios demi lustre y respetado amigo, es aque, Ilo de la ingratitude de los cubanos-;, porque, en primer termino, el Sr. Castelar, hablando de otras guerras, del mismo linaje, ba dicho 4ue los pueblos tienen que ser ingrates con,, los pueblos para ser agradecidos con Dios; torque el Sr. Castelar ha' colmado de elogios a los norte-americanos sin haber nunca dicho que hayan. sido ingrates con los ingleses. i Y cuidado que habia a1guna dif orencia entre la situation de los. america-nos y la nuestra, cuando ellos y nos-, otros peleamos por huestra indepen-dencia! ... (Aplausos que interrum-.. pen el discurso). Porque el Sr. Castelar ha explicado cien veces que eI desconocimiento del derecho, que la violacio'n de las leyes naturals, el ultraje a las libertades necesarias,, traen por ley celeste (este es su lenguaje) y como resultado inevitable87




esas tremendas explosions. Porque el
por u in
Sr. Castelar Utimo, ha p" tado
la guerra de Cuba, hacienda por ella elocuentes, cargos a la monarquia con energia y # belleza que es impossible negarle y' que'seri-a impossible superar.
"Sometisteis a Cuba-decia
ces mi flustre amigo-sometisteis a Cuba a] despotism military. Nuestros re-yes, que erari aqui constitucionales, eran alli absolutes; nuestros minis-tros, que eran aqui responsible, eran alli a"bitrarios. Teniais, a su prensa bajo la censnra v a su opini On con inordaza; disponi'ais de sus derechos sin oirlos y de sus tributes sin consultarlos. Los dominios'de1a libertad aeababan en las islas 'Canarias, y ettando comenzaba el nuevo, mundo espal-Iol empezaba el dominion del despotismo, que ningfin pueblo puede so-.Portar sin gangrenarse. iCrimen que. castiga la co"Iera celeste y que se pa,()-a con una eternal inf amia en el eteriio inferno, de la historical .
No hubo, por to tanto, ni 'sombra de ingratitud hubo lo que en el len-, guaj e del. Sr. Castelar, si yo me, viera a usarlo, se podrl"a Ilamar el horror de la gangrene; liablia simplemente el cumplimiento de una de las leyes naturals que gobiernan la Historia. Un pueblo cualquiera colocado en eircunstancias seinejantes, aeude a las armas y al combatir, se decide* por la solucio"n mas radical, que es la, definitive.
Si la deseo-nfianza metropolitatia
solo en recelar, que cuan88




do los cubanos volvieran a encontrarse desesperados de que por las vias 1e'gales se pusiera, remedio a sus" males, que cuando los cubanos se encontraran convencidos, con razon, de que enlazados con la Metro"poli no podian alcanzar la dignidad y ju'ficia, ge.-ha'brian de. lanzar a la's armas v buscar su salvacio'n en otros, senders; Isl* en eso consistiera solo, no seria yo,.. po r clerto, Cluien protestara de esa closconflanza. (Vivos aplausps). Lo digo con enter' claridad, tendria por mengua pronunciar una sola palabra;
0 la desvirtuase. Pero si la desconanza-metropolitana consisted, co-0- Y"0,4, sospecho, y como a1gunas ligeras imprudencias pueden original, en creer que el separatism es la forma esenI a 0cial, la forma unica de 1's sentimiento's cubanos; que hadie puede sentirse cubano, patriots cubano, sin ser separatista, sin ser partidario de IA A 10
guerra, que el separatism esta aqui armada, intransigence y feroz, en el fondo de todas las almas, y que, niu-, guna political espan'ola, por elevad&.. que sea, puede desalojarlo de sus reductos; que todas las reforms denuestro regimen; que todas. las ventajas de nuestras instituciones, que todas las garanti'as, que se 'nos reconozcan, que todos I os beneficios, que se nos impartan siren solo para reforzar el separatism; francamente, con, la mism'a claridad que 'antes, con ide'ntica franqueza: se present -a mi es-, piritu esa desconfianza como contra-,-89




victoriaa de todos los elements de la
-realidad, de todas las afirmaciones, Ae todas las ense'anzas A Ae la experiencia. (Aplausos).
'Pero, senores, esta-desconflanza, esa A t*ima que acabo de describir, por absurda que parezea, existed, y es el obsthculo principal contra el que se .estrellan nuestras justas aspiraciones. Y yo no cumplir'a el mks I i mportante de -nuestros deberes, no' Ilenaria la mission -mas interested de la tarea que para esta noche me hepropuesto, Si no osinvitara, con el mayor e'nearecimiento, a no f ortalecer, por falta'de discrecio"n o de templanza, el man-tenimiento de ese error, que harto se ocu-pan de cultivar nuestros ad- ersa-rios para que vayamos, a proporcionarles el apoyo ineoncebibIe de una colaboracio'n verdaderamente insensa-. ta. (Aplausos).
Permitidme, pues, que desde l' alto de esta tribune, bablando en vuestro nombrel, en nombre del Partido Autonomista, en* nombre, aslf lo entiendo, de la *irimensa mayor 0 a del pifeblo Ou-, bano, prbteste contra semejanto aseveracio'n que se atraviesa en nuestro camino -y sin la cual seguir'a triunfante y coronada la march de nuesfra -incansable propaganda.
No, no es la que bacemos una pol A
itica encendida por el odio, guer'ra'. hipo"crita en el forido contra todo element de la nacionalidad* v aun de la raza; no. No es la pol-ifica que 'hacemos tan s'lo una political de pa0u




sion y de fantaseo; es una political serena, de conviecion tan profunda. como severamente cientifica. Quere-m I s la conquista del derecho, no por la violencia, que todo lo tuerce, lo, manch'a y lo ensangrienta, sino por medio de la palabra, de la virtue y' de la-inteligencia que todo lo iluminan y levantan. 0
Tales son nuestros ideals a la luz-. del dia, sin velo, sin disfraz, sin nin-guna suerte de artificioso disimul-o.
Queremos que el pueblo cubanot eatre por esas vias, como senor de si mismo, en la existencia political, u"n*c&. compatible con su honra, con su. dicha y con su civilization. Pensamos., que con una political colonial que sea en lo que aquella tuvo de equivocada, una reparacio"n de la antigua; con una political colonial que en nada procure *hacer superior al espai'aol eu-, ropeo con respect al espanol ameri-cano; con una political colonial alumbrada, en fin, por la civilizacio'n con-temporanea, es con lo que Espana, puede asegurar su dominion en las. Antillas, y reconquistar en America el prestigious que Je corresponded, para: que no sea nuestra raza la Anica queencuentren desamorada y* disperse& las empress del siglo venidero, que. asi en la paz como en la guerra las.. presentimos tan grandiosas, qu I e no bastara ser un pueblo, ni el pueblo mas valiente, que no bastara ser una nacionalidad, ni la nacionalidad mas, brilliant y poderosa, Que para ser un.91




factor social considerable en el siglo
ha de. necesitarse de seguro ser toda una raza.
iAh, senores! 1,Y qu' ideal puede compararse con este? Por los combaincruentos de la palabra, por la batalla de la tribune, por el perenne vivaquear de la prensa, por el, libro, por el folleto-, por la urn'a, por la iluminacion de los espiritus, por el en.noblecimiento comun, sin que ningun inter's legitimo se menoscabe, sin que ninguna, dignidad se amen iie, sin ningu"n derecho se maltrate; por uriicos instruments y los unions. medics que son, al cabo dignos del todo, de la gran civilization en que Vivimos; en la concordia de los inte reses y voluntades, en el concerto de 'las ideas, en la perfecta compatibilidad de las aspiraciones; trabajar to,-dos con esf-uerzo perseverance para que se levant por los sufragios' del mundo 'culto, la antigua y famous
--sentencia seglin I'a cual formamos las genes de nuestra sangre la unica co-1lectividad humana notoriamente incapaz de gobernarse por si misma; y autonoinas las Antillas, sin perder' ninguna de las ventajas de un co.-'mercio incessant con la civilizaci'n europea, sin perder el apoyo de una gran nac on, para alejar peligros evidentes que de otra mantra las rodean, contribuir al especta'culo admirable de que, bajo los colors de la libertad, comulgando en los altars de la justicia, laborando en infatigable progre9S




so, aparezea, con olvido para, todo mutuo agravio, con remedio para toda antigua. injusticia, apa, rezea, al cabo, la raza a que pertenecemos, grande y digna, firme y unida, en ambos mundos. (Entusiastas aplausos y vivas).
Si, senores, he aqui la siffitesis de ,cuanto tenia que deciros, el studio, que he hecho en la Metro'poli del estado de nuestros asuntos, el studio que he hecho en ella de la, situation de los. espiritus, me convencen a un*a de que si perseveramos con esfuerzo proporcionado a lo grande de la conquista, con cohesion de empenos, con rigurosa discipline, el pueblo cu- bano conseguira en no largo plazo la realizacio"n cabal de sus anhelos.
La political scientific avanza todos los dias; nuestras soluciones se -ajustan a ella estrictamente; hombres de la mayor seriedad y de la mayor competencia, con e'spiritu perfectamente dispuesto, tienen la vista fijaen estos asuntos. Tenemos adversaries, que no tienen doctrine que opener a la nuestra, torque la asimilacio'n es, solo un nombre, ya que las piedras angulares de ese edificio no se han pesto todavia sobre el terreno; ya que esta' ahora prorrogado para las calendar griegas el establecimiento de la 'division de mandos,'sin la cualno se concise la, organizaci'n de un regimen asimilativo.
Pero se'ores, el Partido Liberal tieiae,, en mi concept, en esta, Anti-




Ila, dos prop 'sitos, que no deben confundirse: el uno, el apparent, el que esta' en la superficie: procurer la realizacion de nuestras aspiraciones politicas; 'Iel otro, el mas, important, el que mas urge, el primordial: organizar esta sociedad, educarla para la vida political, hacer de veras al pneblo enbano, que un pueblo no es un conjunto de elements' dispersosi y desacordes, sino un verdadero orgaRismo, que elpueblo cubano no existed todavia. Tened en cuenta que ni para, la paz ni para la guerra tampoco, ni siquiera para el goce de sus derechos,-, si se conquistan, se prepare un gr-upo human, sino con largas areas, con
-no interrumpida discipline. No consintais que en estos momentss. de nuestra historic so, rompa la opinion cubana en conatos inconexos, en movimientos disperses, mas febriles que sanos; continued, por lo 'contrario, presen'tando al mundo el especta'culo admirable que ha ofrecido hasta aqul' la sociedad cubana, para pasmo y terror de sus contrary os, p or la umdad de sus pasos, por la uuanu**dad de sus movimientos, bajo la direction 'de los mas ilustres intelligence y experimentados de sus hijos. (AplauSOS).
Guardad, por otra parte, en' el com., bate diario, la serenidad y circuns. 11 1
peccion que son prenda cierta de la fe y la pujanza del que pelea y anuncio anticipado del exito de su batalla. Tened en cuenta, os lo ruego, que
94