Citation
El país de la riqueza

Material Information

Title:
El país de la riqueza
Creator:
Martí, Carlos
Place of Publication:
Madrid
Publisher:
Renacimiento
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (263 pages) : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Travel ( fast )
Viaje ( qlsp )
Description and travel -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
Descripciones y viajes -- Cuba ( qlsp )
Genre:
non-fiction ( marcgt )

Notes

Statement of Responsibility:
Carlos Martí ; prólogo de A. Hernández Catá ; epílogo de J.M. Salaverría.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
826451418 ( OCLC )
036230366 ( ALEPH )
Classification:
F1765 .M38 1918 ( lcc )

Full Text
11 :' "I ", "'"t T 'T
11 RA,
All
Io
V4 A 41,
ILI
Y'l A
V'W "I
A '41
-417, A" 4
W 4 11 1w
A
Ph. rt rlos
El Pals de la Riqueza
fill 14
Wl
OiL




UNIVERSITY OF FLORIDA LIB R ARIES
aTTS VOLUE H S BEEN
V j 0




EL PAIS DE LA RIQ(J'EZA
!WIN




14
Tl
IAS BEEN
7Jt k .
0'.




CARLOSMAT
EIL PAlS DE
LA RIQUEZA
PROLOGG DE
A. H-ERNANDEZ CATA
EPLOGO DE)
J. M. SALAVERRJPA
RENA C IMENTO
SNMARCOS 42




ES PROPIEDAD,
Imp de Ramona Vellasco Viada de P. Nrez Libertad, 31.




AL PODER EJECUTIVO AL PODER LEGISLATIVE Y AL PODER JUDICIAL,
AL CUERPO DIPLOMATIC Y AL CUERPO CONSULAR A LOS CONSEJOS PROVINCIALS Y A LOS AYUNTAMIENTOS D E LA REPUBLICAN DE CUBA
IQ
DEDICA ESTE LIBRO
EL AUTOR
IN"




pm-




r
PROL-Qk .Jkj
Recuerda este libro, en su. contextura y propo"sitos, a aquello' tan eficaces de M. Jules Huret acerca de diversos passes; mas les Reva, sin duda, dos 'Ventajas, una de accident y otra de esencia: la sQbriedad y el amor con que esta concebido y escrito. El Sr. Carlos Marti, espanol de origin,, vive en Cuba desde hace mas de veinte afios y se acogi6 a su pabellon en cuanto tuvo e'ste existence internacional reconocida. Hombre activl'simo, de notable;,!3 conditions intellectuals, no tardo en sumar su. accion individual a I a collective 4niciada al alborear la Repu"blica, y primer en la Secretarla de Instrucci6n pu"blica, ahora corno comisionado especial para el studio de la inmigraci6n, y-,siempre en el periodismo, es ejemplo de de ciudadani'a
bien cumplidos y, en cierto modo, element vivo de uni6n entre los antiguos elements espan-oles y los nacionales.
A ser exponent de esta obra, disperse en articu-




8 PROLOGO
los y eu gestiones que luego"de render su fruto cubre el. olvido. injustamente, viene esta obra de vulgarizacion, dirigida con preference a quienes en los vaivenes de la vida buscan tierra propicia a la, reimplantaci6n de -un hogar desarrdigado por las adversidades. Cuba pasa por e te libro cual por u einemat6grafo que f1jase con vividos movimientos y colors, en la blanca pantalla de la ignorancia, paisajes, an6cdotas y estadisticas. Nad a hay aquide referencia; cada uno de los sitios que se described de las fa S gri
ena ao colas Y ]as particularidades etno grdficas enumeradas, son conocidas y casi vividas
to a las cifras fienen la, san'-por A aut, r; en cuano
40'n official y muebas de ellas, acaso- las mas hiperb6licas en apariencia, han sido-ya sobrepujadaslen los Altimos meses. Es, pues, este libro rapid, veraz -y desnudo de esos oropeles mal Hamados Hterarios, guia perfecta pa.ra, quienes deseen, concern en- resamen el desenvolvimiento commercial, indus,trial y agrfcola del pal's paradisiaco,, donde -du rante todas las ePocas del auo hay flores Para el. ornate y frutos, para la nutric16n, col tal fecun didad. que bien pudiera tener a modo de divisa, en su escudo, estas, dos palabras milagrosas: Abunldancia Y Belleza..
Gran parte de estas paginas estAn consagradas por su autor a loar la obra de la energia espa'ola en Cuba independent. Ello. es justo y puede, decirse a modo de corolario, qu6allidonde el extrarijero, en general, y muy- especialmente el hispano,




PR6LOGO 9
Se mostr6 mds sinceramente respetuoso de nuestras, leyes, fu6 ,-,,u obra mds fecunda. Ufiido al cubano por vinculos de raza y de idioma superiors. a pasadas v ya borradas bastardies, ha. podido 61 es afiol. colaborar con 614,, y adquirir merced a 61 un sentido de solidaridad.-que aun echa de menos en ssu patria, de origin: las sociedades culturales y bene icas sosLenidas por loslespa'oles en Cuba pueden figurar' entre las.6ptimas cosechas del mutualismo. La education, las atenciones m'dicas, la calidad de los recreos, la perfecta igualdad de. derechos y quotas hacen de ellas algo que ha de ser limitad.o en todos los passes y que podra dificil'niente superarse. Obras alentadas por un pritismo, espiritu de democracy y filantropia, deben a Cuba casi tanto como al esftierzo y a la cohesion desus Jundadores y sostenedore'"i, pues no habri"a.n podido medrar si no iecibiesen del pal"s'donde rAican Ira savia ideal precise a todas las grades realizacioDes POL' materials que a primer vista parezean.
No abundant en la bibliografia espailola libros det character compendioso de 'ste con que el senior Marti la enriquece; ojala 'se publiq'uen pronto sendos andlogos acerca de los p iiises de habla castellana. Al par que darlan la idea sucinta y la nocion. positivista a los, necesitados de. ella, impulSaria a ampliar las investigaciones. complementarias, base del perfecto conocimiento, sin, el cual toda otra labor, aun cuando tenga el apoyo oflcial y la fdcil ret6rica delperiodismo sera" este"ril. De la




10 PRbLOGO
pujanza intellectual, de las virtues del caracter-, del ansia political de aportar su esf.Lierzo a las nobles conquistas socialss. del elevado nivel hasta donde han sido Ilevadas por los centers docents
F
]as professions teenicas, y de tantas otras forms
F
del alma cubana en 'u acci6n, hallard los interesados libros especiales: Pero e'ste en siis palginas sinteticas Ilevard a quienes no conowan a Cuba, una impresio n anticipada de fragancia, de justicia, de simpatia, de vida a la vez active y placentera en la cual el trabajo y los goces se equilibran maravillosamente.
Grande ha de ser la diffusion' de esta obra y grades tambie'n sus resultados, en relation con el 'movi iento emigratorio entre Espafia y Cuba. De la sagacidad de observaci6n, de la nerviosidad del
r
estilol de la distribuci'n, en mi senLir habilisima de los, materials, puede estar -orgulloso. el'senor Carlos Marti', pero mas aun. debe estarlo de la at-mosfera cordial que envuelve el libro todo en algo acendrado-carifto, gratitud,,noble auhelo de comparLir el bien que va por entre ]as Eneas im press y forma a mane'ra de otro l1bro, abstract.
Para ballad la raiz de tal acierLo acaso sea Util 0 la, regi6L
senalar que el Sr. Marti' naci en CataluT prodigy Para nosotros en activas generosidades de la cual nos Ilego Cubli y Colomer, fundador de la Revista Bimestre viva aun; Pint6, iniciador del-Liceo; Pi y Margall, ]a mas pura conciencia, en muchos silos de PoLitica hispana, ciudadano de honor




PROLOGO
de todas las fibektades,'y tantos otros que comprendieron la justic.ia de nuestra causa. y le dieron su voz y hasta su vida., Y SA esto no pareciese bas' tante jusLificac16ii al prodigio feliz de, un espafiol, que sin dejar de serlo, en lo 'fundamental senate al unisono de su nueva I patria, quien describe este pro"logo, se atreveria-la senal'ar con razonada supersticio'n la coincideDcia de Ilev'ar el autor de EL PAI'S DE LA RIQUEZA., el mismo'' apellido de, aquel hombre Maximo a la vez profeta. y cruciff do- Mes "as de, la independencia cuba I a-Jost MARTI'- cuyo recuerdo ha de aletear tutelarmente en toda obra que pretend describir a Cuba.
A..HE.RNANDEZ CATAS




go
t 21S.




LA REGION DEL TABACO
Hacia el Oeste.
El extranjero que va a Cuba a recrearse con sus, bellezas puede dirigirse con los ojos cerrados a (-ualquiera de las taquillas de la.Estaci6n Terminal, en la Habana, y al preguntarle el expendedor de boletines: (qPara do'nde?...)), contester: ((Para ,cualquier parte)), que adonde quiera que so dirija puede tener la seguridad de que ha de ver colmados sus anhelos y satisfechas sus ambiciones. Interesante linea ferroviaria es la popularmente, conocida por la ll'nea del Oeste, o sea la de la Habana a Pinar del Rio y Guane, la sultana de Occidente. Es interested toda la vida a lo larao de la via f6rrea; lugare's bellows y risuefios, la entrada de un .puente, el centre y la salida del puente, perspectivas paisajes', paraderos, pueblos, industries, los doscientos kilo'metros de via, en, fin, atravesando tierras y pueblos que presentan diversos aspects, different color, distintas caracterl"sticas'y se dedican a variadas producciones agrfcolas.
Las parallels del Oeste se inician en el coraz6n




14 CARLOS MAR'T
de la provincial de ]a Haba -a y tienen su. Ormino por hoy en la. pintQresca poblaci6n de. Guane, junto al r1io Cuyaguateje.
En los primers ocho' kil6metros se costa el hist6rico y antiguo, fuerte. de Atares, se atraviesa el pintoresco Jesu"s del Monte y sehace el prime alto en. los Pinos, punto delicioso de. veraneo, donde la Empresa ha levantado un paradero coqueton; Pinos A-rroyo Naranjo y Calabazar son tierras inmensamente productive, vigorizadas por el Almendares, que ha sido cantado por inspirados
-poetas. Sobre el Almendares, y en la parte que se le denomina rlo'Calabazar r
es donde se cruza el prime puente de hierro, prolongado, elegant y solid
Pinos, Arroyo Naranjo Calabazar, Santiago de las VegasyRine6n, sonalgo asli como parte integrate de la Habana; constituent la. real expansion de ]a capital, y a dichos lugares afluye mayor cantidad de tourists ansiosos de.vegetacion tropical, amantes de las bellezas naturals, y son lugares prefer dos por la facilidad de la vida y comodidaddel recorrido, por ]a magnitica communication ferrocarvilera y por existir buenas carreteras. Las industrias estan escogiendo -estos saludables lugares.
El guajiro clabano.
Junto a las bellezas naturals esta la labor agrinla el trabajo del campesino. No hay arenas pedazo de tierra que no est6 cultivado. jBien tr'abaja




EL PAfS DE LA RIQUEZA 15
el. guaj-iro cubano! Sobresalen los frutos menores y puede decirse que dicha comarca es una de las que mayor cantidad de frutos menores aporta al insatiable mercado habanero.
Rinco"n esta cruzado por otras Itneas ferro.viarias; la que- pone en coMunicacion a la Habana con Batabano, et centro'esponjero; con Guanajay, la antio-ua zona azucarera y cafetalera, y con GiAines, ja zona de los cultivos, menores, etc. Al cor!-er del ferrocarril, se divisa entre las lomas un punto blanco, v el viajero, se descubre con respect; es el mausoleo del esforzado, y heroic, caudillo. cubano Antonio Maceo y de su ayudante Francisco Gomez.
El ferrocarril cruza gozoso, y content, torque avanza- sobre una zona de trabajo, de paz, de pro greso7 de florecimiento y de constaute, y cTeciente p.osperidad, deteniendose en los paradei-o"i a ger los frutos del trabajo y la laboriosidad del guajiro, y de la riqueza y fertilidad de la tiei-ra cubaDa. Y atraviesa la Salud, donde principal a se-r roja ]a tierra y donde, el trabajo, es el principal cultivo.; y atraviesael Gabriel, donde se cultivar cafia, tabaco, platauos y frutos menores. A lo largo de los carrots, como una testing e igualmente silenCioso, va y viene el conductor, ya que arenas se le oye que bajito, muy bajito, va anunciando: aGWra Guira G u-ira... Es hombre core's y rimable. En la Guira el tren se detiene mayor cantidad de tempo que en otros paraderos. Bajan lo.5




16 CARLOS MARTf
aSajeros a tomar caf6 No se sabe'que tiene de
simpatica la, G**ira, pero lo cierto es que todo pa sajero descended del carro con satisfacci6n a poner los pies en el trozo de, la tierra, g u** irena, tierra laboriosa, culta y pr6spera, que no pudieron empahar determinados accidents de ]a cr"nica supers ticiosa; al contrario, pesto que la, hicieron simpar
tica la activ'a y principal parte que el pueblo tomo en el esclarecimiento del repuguante delito. Es poell. blaci6n la G-ira dedicada por complete al trabajo,
centre de, una important zona agri"cola: tabaco, pla'tanos y naranja, industrial, del almid6n' frutos
menores etc.
Actualmente se ha emprendido una, cruzada contra el curanderismo. La Asociacion de la Prensa de n- a. G ira tiene irnCuba, ha iniciado la, campa. U
portante' comercio. Se levantan en su pob' acion
PF
valiosas sociedades de recreo. Bellisim,,-ts mil',,Jeres son gala de la, sociedad gilirefia... Los pasajeros suben precipitadamente al tre.n, y -no hay que detenerse en considerations. Atravesamos una, es ple'ndida Hanura. Los cheese cloth o el ((tapadero)), Como- se le. llama generalmente, de las plantaciones de tabaco, buen tabaco, anuncian a Alquizar. 'Ha tomato verdadera importance el cultivo del tabaco en Alquizar gracias a los esfuerzos constantes y a la, intelligence y acometividad de sus hijos. Alquizar vive la Vida del progress tabacalero y, ofrece a la vista de los qLie pasan inusitado, movimientoeialoscampos.,El tren avanzasobre




'EL PAIS DELA RIQUEZA 17
I ierra roj a..,. Ut polvo colorado, del 'suelo y el polviIto negro, de la ma" quina, nos co4vi-erten a nosotros en una mancha de color indeciso. Afor'tuhadamente, el carro es comodo y ampli.O.
Un,. miembro del Gobierno.,
En el mismo tren ha tomato pasaj e en la HabaDa, un Miembro del gobierno del, president Alenocal. Se dirige a su. finca. Siem'Dre satisface ten.er porcompanero. a un viai ero de altura. Estas ,excursi ones de caralcter 'particular, junto co.n. los demas mortals, en tren o en tranvia o a pie, las' debieran hac r frequentemente los que goblernan. Los ministers del gobierno Menocal son, Como SU president, democrats. Es el unico modo de que. recojan de -Waa. mantra direct las .quejas y las opinions de''los que,, formamos la gran masa de, los goberhados. La conversation se, anima, y un, pasajero que le g"ana en claridad y sinceridad al .ocaste-Ilano leab) del Mariano. de Larra, tiene frames magni leas, y. entre modismo y nodismo, entre crio'llismo y criollismo, dice verdades-v m6s. verdades y da opinions v mds op'iniones,'en un orden general do asuntos. ((Aqul' se vive de la explotacio"n del. io-norante-dice-y a-y' que-vivirde la Rxplotacion do la tierra, y mientras- esto no se .11aga, no habra paisr. Hablan de los colons, de arrobas de caTa,, de-, la evoluci6ff agricola, de las




18 CARLOS MARTI'
grades ompresas azucareras, de Ja education del pals, de, politica... El ((opinante)) tiene una mirada fija y persuasive y sostiene su op-inion con aplomo. El secretary do-, despacho le oye con inter's.
La energia espaulola.
&Stamos en Alquizar, en la zona del tabaco del partido. Es Alquizar una poblacio'n trazada con acierto. Situada en una esplendida 11anura, las necesidades, cada dia mayors, de su popularidad, la obligan a expansionarse, y en cuanto se forma un nuevo trazado, o sea -un ((reparto)), surge como, por arte de magia un. barrio nuevo, coquet6n y bien urbanizado.
Un comerciante espafiol, asLuriano, que bien mereceria el titulo de hijo adoptive de Alquizar
la colonial espanola do Cuba tiene escritas hermosisimaspaginas-porsuentusiasmoporelauge d-e la poblacion y por ser paladin esforzado del progre-So alquizarefio,- de palabra calida y persuasive,
unico ter F s sumarle si m pa L'a s a Alquitiene por in
zar e interesar e u su adelanto a cantos Jes habla. Buen espahol, todos sus esfuerzos los inciina del Jado de la mas absolute confraternidad. Vino a Cuba en busca de trabajo y ha. hecho fortune con su perseverance, enercria y ahorro., Son legion. .




EL PAIS. DE LA RIQUEZA 19
Datos estadisticos.
La hermosa calle' que da frente a la carretera do, Guani m ar, el pueblo'. la ha bautizado espontaneamente con, el sim patio nombre de Avenida do' Hevia, eia tribute' a los boneficios'p'U'blicos que se I e deben A colonel, Auretio Hevia', secretario de despacho,'en el pri'er period del gobierno del general Meno al. Todas'las Wlo.s estdn construidas a cordel; son'rectas, e'tAn bien la'rrcgladas, Y tienen ty s t
comodas ac'eras. Afquizar u ermino cuentan con mas de 12. 000. habitantes. El tabaco es la prin01
cipal riqueza determine. La finca Zorrilla. de don Luis Marx (q. eop*, d.),,qu'e esta arrendada a don Jose" Marfa -Guerra ,'rinde en un a-no 4'millones,'de 5. 0 0 0 m a' -excematas de tabaco,' tul es de capa de
lente catidad;ja'finca posee 85 'casas de tabaco, cinco para vivi'-ndas; cinco donkis, para agua. Es un verdadero jardin. Estal cruzada por aalpliascalles, la, carrete*ra,, y tiene frohdo sas arboled'aS. F,,n esta finca. hay empleados ma"s del. 600 hombres y mujeres-,' y es el principal element de v1d.a de Alquizar; sig U c la flnca Pulido,, de, do-a", Josefa Herrera, de la que es arrendatai-lo D. Angel Palacios, y posee, 2 millones de matas; 32.000 cujes de capa de clase, superior, 40 para curar tabaco, y 62 casas Para vivienda. Tambien cuenta por cen tenares' sus empleados. Ademas tenemos otras vegas de importance: el ingenio Fortuna, que estar




20 CARLOS MARV
moliendo bien y da buen rendimiento; fAbricas de almidon de yuca, con, maquinaria modern, etc-.
Buenos amigos nos invitan a una taza de caf6, cosechado en la comarea.
Cafe", el Mejor amigo
del hombre de los campos;
cafe', que es Io primer
que brindan los cubanos.
Y, reconocido a infinitas atenciones y bondades, nosIdespedimos de nuestros excelentes amigos con urt iHasta luecro!
Paraiso.de palms.
E -tren avanza sobre tierra roja. Palmas realeindican al tren el camino, y palms resales tambleI le escoltan y le saludan con sus alrosos penachos. Solo en un pequeno trayeeto hacen con)o que se van, pero vuelven. Apenas si nos detenemos e n a-ame y en Cafias. Se divisan a lo le os las mesetas de GuanaJay. Todo el resto del territorio es Ilano, como la palma de la mano. Cafias es ya una
oblaci n important. Avanzamos por entre, vegas de tabaco, cultivadas esmeradamente. AIguno qtie otro platanal o boniatal las ameniza. A lo lejos se de-stacan cuadros de, un verde claro; son canaverales. Hacemos alto eu Artemisa, la poblaci6n jardin, la ciudad po"rtico de Pinar del Rio, eagalanada con sehoriales palms resales.




EL PAIS DE LA RJTQUEZA 21
Artemisa se dispose I a-ser una, poblaci6n de mayor potencialidad. Se stain construyendo, las estaciones del 1-wevo tranvia, electric del Oeste. Entonces e6tard Artemisa, en permanent comunicacion con la Habana, Como lo, esta actualmente. Guanajay., Y de Artemisa partira eA tren para Pinar del Rio, con locomotoras- potentes, con coches nuevos que, t endrdn. iluminacio'n electric, y-U no como los do afiora que estanescasamente alumbrados...,,
AtraveNam6s Artemisa'- que ni 'aun en. la guerra,. en'los dias'en que era campamento military perd.io su characteristic poblacion-jardin-, y una fajA que se extended en linea recta a derecha, e izquierda del viajero, faja. blanca y polv6rienta, nos recuerda qLie es la carretera'mimadd de. lol-3 auto m o'vilis tas y do los quo crustan de las bellezas de los campos de Cuba.
Llegamos a Punta Brava, entre -platanares y plantaciones do tabaco'. La tierra no es tan roja. Llefamos a las Alangas el paradcro es un moial'simo chalet qtie se esconde entre, el follaje' y las flores de un bien cuidado jardin. Avanzamos. Nos acercamw a la cordillei-a de los Oro-anos la abruPta cadena de montahas, que son testigos perpetuos de las virLiAdes quo atesoran pueblos laboriosos, y eQTorzados. Los mosques do palmers se nos alejan. i Candelaria! Candelaria nos bace evocar el antiguo emporio cafetalero en Occidente; hoy surte de pos-, turas a, los vegueros de Vuelta Abajo y.Semivuelta-




22 CARLOS MARTI'
Es, Candelaria una poblacio"n con Vida propia, comercial y agricolamente bablando. Dejamos a Candelaria y ve -os la primer palma barrigona.... No,!o acercamos a un veguero, rico, que su'bi6 enCaudelaria, y le precruntamos:
Los semilleros de tabaco.
Aunque ya no es tempo de semilleros de tabaco, Lnos dar'a usted, a1gunos datos de esta riqueza de Candelarla, que es la base do la produt,,,ci6n de ]a provincial?
-Con mucho gusto. --Los terrenos de Candela-, ria, junto a las Sierras, son inmejorables. La preparaci6n de un buerA sem illero exige una gran cantidad de trabajo y el veguero quo desee -obtener buenas -posturas en sus propias tierras d'be, disponerse a dedicarle al semillero toda sa atencio'n y energlas desde que haya salido de la cosecha anterior. Despu6s de bien preparado el terreno, es necesario abonarlo bien cop, bastante cantidad de abono do establo que este lo mas podrido [)osible, pues que las parties no podridas son las que contribi-iyen a la produccio"n y desarrollo do hODgOS.
El lagar quo se escoge para regar el semillero esta protegido por alrboles contra los vientos.
Los semilleros de monte o ((Lumbas)), ofrecen ventajas y se debe a que estos terrenos continent gran cantidad de humus v abundancia, de ramas,




EL PAIS DE LA RIQUEZA 20
hojas y otras sustanclas vegetables descompuestas, conditions stas'q ie -favorecen notablemente, ]a PrMiDaci6n y desarrollo de la semilla y de la pe-. quefia- plant. Justo es, pues, que los gobiernos ayuden. a Candelarlia agricolameute y fomentandole camin'os,
Nos acereamos, a las,
sierras.
Las, parallelss del ferrocarr*l del Oeste y ]as cordilleras del Gua'niguanico quieren un rse. La
-arrogante, la ierdinegra sierra que desde el. Marl a Guane eslabom valle tras valle, y los matiza con alturas soberbias, espeziuras oricrinales, rios anchurosos y lindos salts de aguas, con alturas y abismos, cuchillas y loma8., cuevas' y caverns, desfiladeros y abras y rnontana's y llanos; la ver.dinegra sierra, repetimos-, parece como que quiere que la vean desde muy cerea al paso del tren del Oeste, y en el trozo'de Candelaria'a San, Cr*8tobal se acerea, se acerca y se 6nse-a.
((San C rist6bal)) -.anuncia el conductor-. Ya la tierra no es roja, pero fertilizada por el'rio anchuroso y de bastante, caudal Rio Hondo' es, una mag,n ica flerra para cultivos,. para cana, para. potieros. Rio Hondo es historic. En las cabezadas se desar-rollo, y en los dias de las luchas por la independencia de Cuba, una e6cena de efusiva consideracion military entre los generals Herna"ndez de,




24 CARLOS MARTf
Velasco y Rfus' Rivera, espahol el primer y cubano el segundo. Hoy es una zona de trabajo desde ]as cabezadas a la costa del Sur.
La riclueza del cafer.
Nos encontramos en una de, las vertientes de la cordillera. Al'Norte se encuentran los famosos sal-' tos de manantiales,. San Cristobal fue tambien un centroptoductor de caf6. Le dio fama y dinero. El nombre del Cuzco aun esta uriido al del caf6 cuando se quiere elogiar la calidad del aromatic y sabroso caf6.
((hecho) ya el tren agua en el caudaloso ri"O y continuamos el viaie, hacia el Oesta. Ef terreno
y
varia de caracteristica en determinados lugares. Las palmeras barrigonas y las, de yarey son cada vez en may6r number. La sierra so aleja. Los 'os, suceden a los 'os. Taco-Taco Bactinagua, Los Palacios... La Empresa del Oeste ha construido magnifficos 'puentes sobre cada uno de, ellos. Nos atejamos de las sierras. Aun Lenemos enfrente las sierrasde Rangel y de la GWra. Un venerable efe del ejercito cubano, que esta' seutado junta nosotros, narra proezas, de. la guerra,, de las que, fueron eseenario las moutahas que. tenemos enfrente,
Faerza es descansar. Dejamos el tren en Los Palacios para seguir el viajeal otro di, ct para Pinar del Rio.




EL PLAIS DE LA RIQUEZA 25
La coseeba dla. tabaco de Semivuelta es abundante todos los anos.
Nos llevan a las afueras,, donde nos tienen dis-, puesto un lechon asado, y
por mesa 6uatro yaguas,
por bo'vedael famal.e
y por asientos troncos
de pinos secular's.
Justo-es'reparar las gastadas fulerzas.
Banos medicinalec.
Paso Real de San Diego. El poblado se- present, en forrra de anfiteatro; es donde se, toman.los autoniovilps. para diri'girse a la estaci6n thermal de San Diego, a donde no en balde se va'a-buscar la
t
salud, doUde se puede gozar de panoramas bellisiMos, se ensancha el. alma, respire bien' el pulMon, el corazo'*n senate y la mente Ora. San Diego debiera constiLuir el Saratoga deCuba, y en lu-. crar de que fuesemos a dar fama a eslaciones termales del extranjero, debi6ramos de darle valor a las de Cuba' y hacer quedel extranjero vinieran a esta beuigna -y atravente Antilla No les pesarla. Permaned veinticuatro horas, en San Diego. No era en epoca de bafios. Visit" los tre's mana fitiales sulr
furoso",5: uno caliente, otro tibio' y el tercero frio, los tres a corta disLaucia y al pie del hermoso, tan-




26 CARLOS TvIARTf
to como pe'ligroso, ri"o de San Dieo o. No me fue' possible recorder aquellos alreded-orezi, que me entusiasmarou con s'lo ver a1gunos detalles. Hoy estan muy bien administrators los baios y tienen buen hotel. El active y meriti"simc) cubauo Vicente Soler se ha consagrado a esta obra altrutnta, de levantar los bafios y compiten con los mejores..
Desde Paso Real a la Herradura, tiene ya otra characteristic el terreno:' la palma barvigoiia cubre, materialmente el campo. La sierra es ya un ponto negro que alla, a lo lejos, parece confundirse- eon las nubes... En La, Herradura una Compaiiia americana ba emprendido el cultivo del tabaco en grande'escala y naranjasy toronjas, ha construldo casas magni Icas, ha cuidado los cultivo ,) y se asegura que la ridden esplendidamente. Seguimos acercandonos al Sur. Hacemos alto en Consolaci6n del Sur. Se div.Isa la poblacio"n-a lo lejos: un, gr.upo apifiado de lindisimas casas, presidiendo el crrupo un esbelto campanario. Consolation del Sur tiene marge para ser una importantisima y valiosa poblacion; bien trazada, a la modern, calls anchurosas, plazas delegates, culture suma en sui habitantes altarriente laboriosos consolarehas muy bells. Consolation del Sur es gala de Occidente. El tren no espera y ni aun permit evocar recuerdos de mis visits a la'simpatica localidad consolaren-a. So' anima el paisaje. Un bellisimo chaletestacio'n anuncia u n grail paradero; es Puerta de Golpe, un nuevo, pueblo, orgullo, de la tierra del




EL PAfS DE LA RIQUEZA 27
tabaco-pue sto, que al tabaco debe, su preponderancia-. Puerta'de'Golpe tiene a su alrededor espl6ndidas'veg'asde tabaco; tiene cosecheros inteligenLes que han dedicado, todos sus afanes-. a'conseguir do la tierr'A" una excellent hoja, siendo:despues las cosechas disputadas por I-os compradores de- las mas importantes Ca.sas. Lo podemos decir ahora que estamo's en plena tier"ra de tabaco: hasta ahora atravesabamos'terre'n'o donde se produce tabaco, sli, pero de escasovalor y fama.En fierra d e tabaco.
Puerta de Golpe. es ya tierra de. tabaco, de excelente tabaco, y todos los, que en 61 habitat so dedlican exclusivamente alas faenas, "propias del cultivo y co- echa de la. productive hoja'. Puerta de Golpe. surgi6 y le han hecho, bella$ yexcelentes construcciones. ((i-Pasaj eros al I trenh) Contind a el paisaje siendo, alegre, atractivoyiente*;Jos campos cultivad-os todos "salpicados.de magnificas casas de tabaco y do c asas''viviendas.- Lejo's', lejisimos, Se vislumbran las sierras de Yinales. VIffiales, riquisimo, feraz y pinto resc' Vinales. El automo'vil ha hecho accessible estas bellezas naturals do Cuba, originals, esple ndida E1 dia que est6 cruzado de carreteras Occidente y el dia en que ferrocarriles hagan accessible y visitables la hermosa Sierra do los Organos, Luis Lazo, Sumidero, PeTaa




28 CARLOS MARTI
Blanca, Vifiales) y 'Saltos de Manantiales, etc., seapreciard cudntolvale Cuba. Eltrensedetieney salgo de m ensimismamiento. Estamos en Ovas el penultimo para.dero de Ia Iiinea, otro pueblo que debe su riqueza y su crecimiento a lo esplendido de su tabaco y a lo, valioso de sus cosechas.
La Empresa del Oeste.
Es casi medio dia cuando el tren rinde su viajea Pinar del 111io. Emplea Ia ma'fiana en su utillsima y, progresista mission do unir a Ia Habana y Pinar del Rio, y estrecharlos diariamente en sus relaciones. La Empresa del Oeste metrece bien de Ia Republica. Esta Empresa ha tenido siempre deferencias exquisitas por Vuelta Abajo. La liuea esta en m3gnificas condicio-nes. El material rodahte es excellent. Son bastante c6modos los carrots. Los paraderos son verdaderos chalets, principalmente Jos de Artemisa, Puerta de Golpe, San. Luis y Sau. Juan y Martinez...
En Pinar del Rio.
El movimiento. de Ia estacion patentiza Ia importancia de Ia ciudad: el gran. nu" mero do maquinas y de carrots que se ven en el patio acusa Ia. importancia do Ia e-Aaci6n; pero no asi el ediflcio7 que es un caseron feo y que bien mereco, ser sus-




EL PAfS DE LA RIQUEZA 29
titulido por una casa de construction modern. Pinar del Rio, la bella ciudad que se adormece
r
entre palmares la reina del Occidente, la espiendida capital de la region de los pinaxes, de la region de ]a universalmente'.renombrada hoja del
-Labaco, la espl6ndida capital que languidat-nente recostada a las gorillas del Cuanama, ve Como se enriqqecen- a costa de sus. vallosas tierras: la Cenicienta de. 14 Isla-como ful' el primer en Ila.-marla en un 'articulo quo le (jediqu.'. en edicio'nofrenda, a Pinar del Rio',-(en Cuba Hustrada, 190.1), la'Celfticienta de las sels hermanas, crioHas, toda' opulentas, -'Lodas arrogantes., todas hermosas,''Pero mas agasajadas unas que:otras, pero que, ya ahora es tamb.ien. arrocrante,., Y- modern crraci as a los ed ificios, a las, donaciones y al embeIlecimiento que le debe, a su lilustre, hijo el senador D. Alfredo Porta. Tengo quo terminal precise mente cuando mi pluma se muestra mds- suelLa, en donde estimo que es que. da comienzo la provincia de Vueha Abajo, la verdadera tierra del tabaco, el verdadero Occidente, el gie 'yo he recorrido a ,caballo, de Norte a Sur, de Pinar'del Rio al cabo de San Antonio, en ]as tierras en que he dete.nido mas de una vez el caballo, enamorado de, I os, hallazgos naLurales, de los detalles de Natura, donde he tomato notas de su producei6n,' donde nie he encantado, me he embelesado cop laspreciosidades Con que se, encuentra el viajero... 'iAh, hermosas tierras baEada por el San Juan, por el Cuyagua-




30 CARLOS MARTI
jete y por el Mantua, yo guard para vosotras el affect profound la admiracio" n enthusiast el. amor puro y shicero del que sabe amar a la Naturaleza: sois joyas de Occidente!
Bells fierras de Oecidente.
1 Oh, bells tierras occidentales de Cuba, dondo he gozado de ]a ineffable hora del caer de la, tarde, 'donde he rezado al sol poniente la oraci'n del gran artist Santia-o Rusifiol en la esplendoro--a hora de su denconso!... Oremos: ((iAdi6s, astro del dia, rueda de aurora, estrella encendida, que bajas solemnemente a los abismos sin fondo, como custlodia majestuosa!
))Antes de descender a lo', espaci os infinitos caldea con tus., resplandores las altas cimas que te contemplan, y envla tus besos de oro a Ia frento de las sierras, que la tierra necesita el encendido amor do tus labios para adormirse a la sombra que dejas al ocultarte.
.))Despid.ete de los enfermos que te necesitan, de los que temen la oscuridad, de. aquellos a quienes falta un abrigo cuando tu" no estAs, de los que viven de ti y contigo respiran; despite de ellos, astro gloriosa de la vida, y... tarda en marcharte, detente un ratio a ras de la tierra, baja, poco a poquito, alla' entre tinieblas, que en el moment indeciso en que te' hundes, el moment de. celistia




EL PAIS DE LA RIQUEZA 31
que destrenzas, el moment de tu espl"ndida ago C. nia es el mornento mas. hermoso que los ojos del
hombre gozan.
Es el mornento ma's, hermoso y ma" s Reno de
aTioramiento; es el instance en que se abrazan las, notas mue rtas del. di"a v las. jaacientes de la noche; on Crue os ponsamientos, ma's intimos osan vibrar baftados por la media luz; en que ]a tristeza, con manto color do pu rpura, pa$a rozando con sus alas las frent ei heladas que, I a sienten; y en que dicta a -nt da Ple
oracion', la fh's se I garia.
))Es la hora misterios'a qtie cuenta otro. dra que
inuere; Ja hora, d ulcisima en que, el colraz6n. pideotros corazones para. unirse y latir uno Men cerca,
r
del otro; en que las parejas de pajaros se, am-rucan, bajo la misma hoja, en quo Jos brazos se tienden para abrazar; on quo los labios buscan la, vida on la fuente embriagadora de otros 1'abios que les esperan; en quo- los ojos buscan la.,mirada para leer, en ella promesas, consagradas ante ]a sailta a(yonia.
de un. sol que se pone.
))Hazla durar todo lo que puedas, astro del cielo
la hora solemn y hermosa; hazla durar para los.
que rezan, para los que aman y te afioran; d eten tu. r-ueda de oro sobre los lomos de las montahas y desptie's... )T a que otras tierras t espordn para nutrirse do Ia alegria que das, sigiie tu curso majestuoso, baja al abismoque allf, al fondo del U"Itimo termino, entre enjambre de moj--adas mariposas, un vuelo de nubeo- te espera para encend-erse en tu




. ... ......
32 CARLOS MA TI
I 1z, para pintarse, de carmin sus alas extendidas;
-a colorarse de carm" stirse del fuego de
ai in y ve
tus'U'ltimas miradas.
Cami na poco a poquito, y una vez pesto al. otro lado de la tierra, aun te recordard la celistia violeta, los reflejos y la aureola que has dejado; aun te recordara el. color que se torna niebla extendiendose por los valleys; el hunio de los hogares enfilandose derecho aire arriba, para verte un ratio
r
mas;.aun te recordarAn las nubes largas y enlutadas, que tornan en procesi'n silenciosa de tu sun
-Iuuoso entierro, que caminan cielo. alla y pasan como una cinta negra delante' de la blanca luna que se alza rodeada de estrellas.
V Ellas se atreven a despuntar por Oriente cuand.o tu clerras los Ojos; el drabe te Ilora en lo alto del la las mis melanc6licas
alminar; la campana te env" a
quejas, y te canton todos los pajaros sus canturi'As mas hermosas.
iAdi6S, astro gloriosa del- di'ajueda de aurora, estrella-encendida, que bajas soleimnemente a los abismos sin fondo como custodial maje8tuosa!
Comb elctrabe y.la c4mpana, como la nube y los papiros.., dqanos rezarte el adi' ira tu.
os que nos insp
caida; dejanos remover ia ceniza que dejas en nuestro corazon con tu esplendida' agonia; dejanos eerrar los parpados del pasado mientras duermes detras de las montahas y deianos desperate para.cuando tones a besarnos.')),




EL PAfS DE- LA RIQUEZA 33
Digna oracion de'"artista'al Poniente, oracion que balbucea todo, labio, que senate todo coraz6n f-le artist en la hora de la puesta de. sol, de' este. ,
-sol cubano en su descenso. Arrobadora es una puesta delsol'contem.plada desde. tierras de Occidente. Hermosa yrica provincial pinarena, tras de tu's. sierras descie'nde ortrulloso el'sol. de tu pals, nimr. bado de ]as ..,grandeza:s de Oriente. del Centro y de Occidente
Mudadque menace.
'Posee Tinar del Pao magnifficos. hotels. No hay que, escoger. El Ricardo, d Gustavo y el. Globo pueden rival i*zar orgullosamente con los mejores de, ]a Habana. Nos hospedamos, en el Globo, que ts un hermoso edificio gala de la-,c*udad'y del amor, a, la misma d el senator de. la Republica D. Alfredo Po-rta, ..que, le ha dado a Pinardel. Rio su. personalidad suvida su actividad',y su.al m-a y todo cuanto es y represents. Es el verdadero, benefactor de Pinar del Rio. La polsteridad le enaltecera.
Generalmente las cosechas de tabaco son magnificas. El llan6, de Vuelta Abajo-o sea la zona ma-vor de tabaco, y- de tabaco m'ejor-es espl6ndida. En Mantua y la costa Norte es tambi6u abundance. Abora bien,'del de primer orden' solo s6 cosecha en. el nombrado Ilano. Pinar det Rl'oy San J uan Y Guane y San Luis y Vifiales y todas ]as localida-des, sin darSe cuenta, se han 'reconstitul"do;, sin
3




34 CARLOS MARTI
sentirlo, se han levantado de la postracion, y a su esfuerzo imponderable deben su. yerguimiento. Fuerte provincial es ersta. Si no se producer trastornos at[Dosf6ricos y se les proporcionan medics Para que cuanta hoja sea cosecha.da tenga siempre mercado a la vuelta de dos o tres anos estara tal. vez mas rica de lo que antes ha estado esta regi6n, rica por el. trabajo y por la laboriosidad de sus moradores.
Esta es una region so"lida y honrada, commercial y agricolamente hablando. Aqu.1' se trabaja para, cumpli'r y Para pagar. Es una rareza el. que se.sepa de una quiebra Para burlap a nadie.
He hecho cuatro excursions a los vallos de Luis Lazo y San Carlos, y aun perduran en mi mente las emociones de belleza y de admiraci'n.
Hacia los pinares.
De Pinar del Rio a los pinares se descubren a. cada Paso maonifficas vistas y bellows panoramas., Vamos por una bien cuidada carretera, bien cui dada basta Jesus.Maria, torque despu6s, mas que carretera es un despenadero en determinados tra-. mos. De todos modos, la carretera es una cinta. blanca que juguetea con el. color parduzco de ]a, Lierra y rompe la monotonia del Yerde do los, pinares.
< y es vi V neulo de amor de las comareawo,




EL PAIS DE -LA RIQUIEZA 35
y justo es conservarla bien', amorosamente y lealmente.
De Tsabel Marla a'Cabeia's es encantador el camino. Nos" estamos aproximando a la sierra. La. cordillera esta cortada en valleys, en obras, en desfiladeros. Me muestran -en. la lejania a Pefia Blanca, de 400 metros'Ae altura. Pan de Azukar, gigantesco; las sierras do Vifiales, originals ellchillas; las ramificadones o cayos de la sierra e
-infinita extension de, lomas. Se habla de ]as minas de' ebbre de Matahambre, que'representan un fil6n de- trabajo-y do Tiqueza; so habla, do Jas canters do mdrm ol de Vin'ales; se habla de-la-riqueza quo existed en ]as entrafiasde la cordillera de la riqueza quo representaban y qu -, iay! no. representan ya las veo,-as donde-Sze cosecha'el mejor tabaco, del mundo, pero qie. el mundo, parece no quiere tabaco...
Ya se acerean, ya pasan
los atestados carrots
que lentamente avanzan
tirades por hilera numerous
de mulos bien edidados,
de unos mulos pacientes,
sedientus.- resignados,
que al pasar la abrasada carretera
sus perezosos pasos acompasane
De Cabezas a Sumidero el paisaje es sonriente, afectuoso, grato, ameno. Nos encontramo.!) ya en el pro'spero pueblo del Sumidero, que en un tempo




36 CARLOS MARTf
fue venero de riqueza, Interroaamos a un veguero:
Aqui se da magnifIco el tabaco quese cosecha. La tierra es a(yradecida; es una bendici6n de Dios. Tambien, se siembran papas, frijoles -cebollas, arroz, malanga, -name, yuca, etc. Ahora bien: el alto precio de los arrendamientos de los terrenos no es para que dediquemos la tierra a cul tivos menores; estos nos daran para la -mesa, para dar de comer a los muchachos, pero no para pagar la renta del terrenito. En la Habana no saben do estas cosas, y cree.n Mcilmente resolverlo todo diciendo: ((iSiembren viandas!)) En primer Urmino, hay duefio do tierra que no quiere que sembremos viandas, y en segundo termino, qiie todo ha subido, todo ha empeorado; pero los duenos de tierras no han rebajado los arriendos v aun quieren que les paguemos en onzas de oro... cuando ya no existent onzas... Ellos resident en Europa v. acosan a sus apoderados, torque no sabeu de. las penurias de Vuelta Abajo.
Me doy cuenta de que, a media que se internal uno por la provincial, va entrando mas en la entrafia 6e sus Problemas.
Catalin con catorce,
4ijos.
Lleuamos a la maominca tincaPica-Pica a la casa del laborious y leg litimamente estimado A gusting Catala natural de Malzrat, quien nos present a




EL PAfS DE LA. RIQUEZA 37
su boudadosa esposa, a su8 14 hijos, y a a1gunos 'de- los nile'tecitos, que estaban en el batey de la finca jugando., Catafa es tan fuerte tan redo y tan en6rgico, ,coqio cualquiera, de los jo venes.
-Estaba aflncado.,'e'n la, otra, gorilla del rioCuyaguat je-nos explica,-,'Eu una, de. las crecientes arras6 'el, rio, ioda mi propieda&, los animals, las eosechas,-'la -casal,'Ias ropas y pqde dar gracias a, Dios de'que no' pereciese ninguno de la familiar.
se deshincho' el rl'o'yle p* el malhumor, los cambi6 todos a este lugar. La finca, Pica-Pica me ha proporcionado muchas ale'grias;'pero, tambi6n, me ha dado,angustias...
En el sumidero.
Nos fui m os costeando la sierra y por entre ma'Iezas y m aizales-pasames a, Ia primer cuevajunto al Ipgar donde el r1o n
I perform la- monta a y la atraviesapormedi6-un'tuneI natural, que, mas que tunnell es uqta. Salimos a pn -valle,, al valle Potrerito, completamehte encerrado entre ]as- erguidas 8ierras, y nos encontramos con un c.afetal abandon nado. Lo"dema"s esta convertido 6n, un potrei-o. El Guya;gqateje se. desliza' e'scondiendose en-la sierra, hasta q ie perform de 'uevo la, montan"'a, se internal por un nue'vo tunel y va a salir al Resolladero y a 'f re tilizar el pintoresco valle de 'San Carlos y Las Virgenes*




38 CARLOS MARTf
Muchos americanos y extranjeros vienen to dos los anos-replica Catala-a ver e,-)tas maraviHas.
Retrocedemos hacia Pica-Pica. Nos escurrimos por las, dos cuevas, cuyos grades penascos amenazan caernos encima. Las filtraciones de agua son multiples y las aguas petrificadas forman infinitos arabescos, dibujos y grabados. Salirro s al. valle acompanados de una m-Usica ensordecedora producida por el chirrido de Jos barriers, los caos, cernicalos, chipojos, y lagartijas, y volvemos a la, hospitalaria casa del veguero Catala.
En la casita criolla.
El arroz los platanos, la yuca, los polls, las gallinas, el Jech6n, todo cuanto es tral"do a la mesa es de la finca.
-Asl' debieran tenerlo todos, los estancieros.
-Alo-unos poseen de todo tambien, pero es que no a todos les dejau-replica Catala.
Cerrambs la comida con unos superiors taba Cos co6echados en la propia vega y hechos en ]a casi.
r
4Qu6 les parecen a ustedes?-dice'Catala.
Sabrosos.
-Pues este ano no he vendido el tabaco todaVia y ni pensarla venderI6 si no fuese por el temor que le tengo a las torments, y que el, rayo, me in-




EL PAIS DE LA RIQUEZA 39
,cendie las casas de tabaco. El tabaco de ((Pica-Pica)) ha sido siempre estimado.
Efectivamente las -acasas de tabaco)i estalin abarrotadas de la acreditada"hoja. Este es el..-pa's de la riqueza.
Nos ietiramos a descansar y disfrutamos de Una, placentera noche v de im ambience sobremanera tonificante.
Al dia sigaiente: muy-temprano retornamos*a Pinar del Rio. Las sierras parecen gicrantes fantasmas. Proseguhhos, Hacemos un alto en los pinares y aspiramos el saludable, olor de la resina y columbi-a in o i lej os, muy lejos, como una caravana. Van hacia las minas de cobre, las nuevas riquezas'de Vuelta, Abajo,- en Matahambre,
Camino de Guane.
Y arenas -asomaba el'rubicundo Febo-duefio sefior de Oriente en las primers horas de la manana, y d uefio y se-or de. Occidente en ]as postreras hor as de la tarde-cuando, tomamos et camino carretero-de Guane.
Atravesamos nuestro querido, San Juan y MartiRez, junto' al famous Hoyo de. Monterrey. Las Delicias y El Corojal desperezandose del repose de' la noche y disponi6ndose para la diaria labor. La nieb1a qu' lo envolvia hacia engender que le costaba el desperezarse. El veguerio es un tesoro.




40 CARLOS MARTf
Hemos pasado siempre entre vegas como la de El-Corojal, de Rafael, Baster,-mi cunado- cup. tabaco ha tomato Proporciones gigantescas,, siendo hermos'simo y superiorl'simo y legitimame.nte famoso. Hemos pasado el puente del Galafre., Ascendemos. Se divi6a. el mar del Sur, el embareaderode Bail6n y los, rests del vapor Santo Domingo, victim de1bloqueo de 18 9 8
Pocas variedad6s ofrece el terreno y ansiamos saludar a nuestro amigo el mar y ver el transatlan'tico destrul"do por la raz6n de, la fuerza...
Vemos, los palos del Santo Domingo. La distancia,
de d nos separa noo- lo hace ver como d6bil barquichuelo que est6 en faenas propias del mar. iSi habta nos parece verle con una vela desplegada! lQu.6 coincidence este, buque fu'e -a vararse frente, a Bailen, lugar de la costa del nombre de esta gloria hi,,,pana, como si se acogiese a ella!
-Nos encontramos en elarroyo que separa San Ju'"an y Martinez del termino de Guane-dice uria VOZ.'
La tierra sigue siendo igual, muy parecida a ]a de, la estepa, mono'tonamente Ilana, de un gris feo, y triste. Parece esperar la Naturaleia, mano bienhechora que la revive.
Estamos en el SAbalo. Es e splendid'. Cafia y tabaco. Atravesamos la ftca de El Valle y muchas, leguas.
Realmente la finca es hermosa y, sobre todo, extensa. Llevabamos dos horas atravesandola aun




EL PAIS DE LA RIQUEZA 41,
-nos encontrabamlos en plena finca. i CuAn bello el paisaie! Las Esmeraldds.se denomina el lugar. La Naturaleza revive, Aoma fuerza, se engrand ece. Nos acercamos a las fhmosas sierras de Guane. Y ascendemos ascendemos La altura, es inmen.sa inacabable. Los'caballo-s se fatigan. Est'amos ya en lacumbre. Doml*namos el mar.del Norte y el del Sur, las., sierras, v los valley de Guane, la llanura, de Galafre Guill6n las lomas.
En I'las sierras de
Guane.
La sierra de' Guane se abre para dar paso al viajero, simulando, unas inmensas faces de un verd e oscuro,,entre las cu ales pasa el caminante: valleys, rios, hoyos, lomas, cerros, callejones, completamente cubiertos de follaje, de todo'se atraviesa y si6mpre la sierra dominando; -la 'inexpugnable sierra, erguida y-Irespetable.
Siaue el cam'no, serpenteando. Ascendemos unas pequenas lomas, y al asomarnos a la cumbre, nos regalan con la vista ma's hermosa, y el panorama mAs bello.
Guane es el pueblo ma's p intoresco, del interior de Cuba. Para escuela de artists, de las poblaciones de la Costa escogeria Baracoa, y de las del interior, Guane. HermoSa es su posici6n en la margin derecha del rio Cuyaguateje y', surgiendo de una de las gorillas del r1o, se eleva, se eleva,, casi hasta




42. CARLOS MARTf
tocar el cielo con la aguj a de su esbelto campana-rio. A Edinundo de Amicis le sorprendio" la blancura, la nitidez de -C'diz, que se destaca en el azul de su ci.elo. Asi en Guane..
Pero la blancura de Guane contrast mas con el verdel claro de sus valleys, con el verde oscuro de la sierra y con el gris del suelo... Pintoresco entre los pintorescos. Hace la ilusi6n de un grupo de gaviotas saciando la sed en el caudaloso-rio.
Entre las sierras de
Luis Lazo.
Ascendiendo, ascendiendo siempre, du'rai tres horas, y descender lo ascendido en una hora... Procedfamos del progresista y encantador San Juan y Martinez. No s6 a punto ffijo hasta que altura se alcanzo; solo- se que me pareci6 que ((iba a coger el cielo con las manos)). Ignore la elevaci6n. de lRatones (nombre de la inmensa montana o de la loma de Diego); pero es tan extraordinary la altura, que desde ella no solo se dominant los esp.le"ndidos valleys de Luis, Lazo y Sau Carlos, todas ]as sierras hasta punta de Sierra y toda la cordillora de lomas que, de ondulaci6n en ondulacio"n', descienden hasta el llano, sino tambli6n la inmensa
01
Mda desde el rio Sa"balo al Guama y una inmensa faia del M- ar del Sur. iEs magnfficol Descendemos en una hora lo que ha costado tres horas de ascende'r, viniendo de San Juan y Martlnez. iSi sera'




E10 PAIS DE LA RIQUEZA 46
recta, montana que se descended! Baja el mulo sin- levanter casi las' patas, como en pleno derriscadero, y 1 d6rriscadero es todo el camino! Ya estamos en el VAalle. .,Entramos' en los valley mas pint6rescos, mas altamente originals, mds 'soberbiosy bellows a Ia vez que tiene la naci6n. Estas costasAle'las sierra's son encantadoras para el que se deleita, con Ja Naturalleza. Xs soberbiamente pintoresco.
El pri 'er valle se extend eA entre la'cordillera de montanas Y" la sierra. Todo 61 esta dedicado al cultivo del tabaco. Dejamos ell)rimer'valle a la es-palda., y penetramos por una calle que forman las sierras al valle de'San Carlos.,Este si quees origi nal. Es un redoudel. Llano como la palma de la mano, los circundan erguidas'InAoutan"as. Parece
alfombra extendida'Aal pie de estos colosos, abruptos y erguidos gigantes montanosos. 1Por donde se _sal 1 -nos preguntamos-No- se ve sal i4da alguna. Las erguidas sierras forman un circulo, eirculo---altisimo, Ompletamente, Heno de arbustos y de unas palmitas pequen'as, proplas para sal6n de un tono, verdinegro. Y -encerrado dentro det, circulo estA el valle, formando, un sal6n. Se ve completamente sembrado de tabaco hoja elegantisima.' Esta salpicado el. valle de blancas casasviviendas.y de ru"sticos- bohlos'. Divide el valle ela dos' el aneburoso rio Cuyaguateje, que viene de Pinar
I
del Rio, perform las sierras y.se submerge en el sumidero, volviendo a la luz en el Resolladero, y




44 CARLOS MARV
avanza en encantador tajo, hacia el valle, como, carcajada de mujer feliz.
Y despuL de, atravesar el Cuyaguateje, o sea el
F
t6rmino de San Juan y Martinez, por su portion Inds bella, va a buscar el te"rmino, de Guane, saliendo, del valle de San Carlos por la Estrechura, estrecho que Io forman dos sierras tan exa-rerada rneute strechas y tan inmensamente altas, que el caminante, at elevar la vista, le parece que los dos picos de la sierra estan confundidos en un beso. Por la estrechura sale el Cuyaguateje; para 61 10' metros y para el caminante 4... Por esto, ademas de la Estrechura le Haman Mal Paso. El Cuyaguateje sale a los Acostas y corre bull iciosamente bordeando la sierra, dejando que los bellows pena chos de e'stj se miren en las cristalinasaouas del Cauto Vueltabajero. Tambi6n el caminante, bor demand la slerral Ilega al nacimiento de ella y admira las mil y una variaciones que present las delicio6as ramifleaciones que ofrece; desfila ante I r SiMOS;
cuevas precio..;as; pasa por entre, cayos bel 1 le amenizan los chirridos do las bandadasAe co torras y es e,scoltado por bandanas de paloajas de torcaces y de sinsontes.... i Bendita Cuba!
La region vueltabajera
en general.
La provincial de Pinar del Rio mide unos 13.500 kilo"me tros cuadra dos con unapoblacionde2-57.781 habitantes Se encuentran muchas caverns for-




EL PAfS DE, LA RIQUEZA 45
madas por rfos subterraneos, especialmente en la 'cordillera de' los Organos; en ellas los murci6la-gos, que abundant extraordi nari amen te, depositan grades cantidades. -.de-, 'guano. En Pinar Oel Rio exi.sten las m ejores v6gas tabaqueras de Cuba; la hoja de, Vuelta Abajo tiene fama uniYersal por su calidad y aroma. Lo que Ilaman ((babanos)) son cigarros vueltabaj'eros.
creaci6n de centrals Y un mayor impulse a ]a crfa del-ganado' vacuno y de' cerda (riqueza esta ultima de bastante' i*mp ortan'cia en la provincial) han levant-ado" las condicio.nes agricolas de Pinar 'del. Rio. Se produce tambi6n cera, miel de I a bej as, i-n,3'dera** Ae construcci6nj caM, aves'de corral, etc. La zona mineral de. la provincial. se extended siempre mas y aumentan semanalm6nte. las'denunclas de las m*nas de cobrel, de hierro, de asfalto,,,etc. Los t.erminos I de Viu'ales, Pinar del R110 y Mantua son de'- los wds ricos. Existen',tambi6n yacimientos de, pizarra, de m:drmoles y demateriale.*,) Ae consI nales.
trucci6n. Abutdan ]as agLias yban'os medical Y, se encuentran asimismo arenas siliceas inmejorables, para latabricacift de vidrio y' botellas, carbonatos, caolin, etc.
Eu la costa se pecan esponjas, de, grAn tamano. Los rios Guama, Hondo* de la Herradura Cai ouanabo o de San Diego, Cuyaguat *e, de Mantua, de Ios Palacios, etc., banan los terrenos de esta pro-vincia.
La salubridad public es muy buena, tanto que




46 CARLOS MARTI
Ja mortandad no, super el de 12 'or 1.000. La Aemperatura, maxima es de 36' C. Pinar del Rio es sede de Obispado; tiene un Instituto de secrunda enserianza un hospital civil y hotels realmente buenos como el HoteZ Globo y la vida no es cara.,
Regresamos a la Habana.




',..%,EGUNDA PARTE







'UNA CACERIA DE COCODRILOS
Narraciones extraordi
narlas
La invitacift habia partido del cul.to yl-expansivo I)A-rrcco de Jaguey Grande, Rvdo. P. Martin Vila-rrubla. En su viaje a la Habana me dijo:Ven ga a la playa Buenaventura a pasar unos t1fas. Disfrutara' de. aire. puro, y vivificante, atm Osfera. limpia, horizontes amplisimos, mar azul, de un azul intense, hermoso... Adelmas puede. presentairsele la oportuiAdad de. ir a uha'cace'ria de. ,cocodrilos con los Sres. Yebra.
iCazar cocodrilos! Este fue el-principal incentivo. iLa caza del cocodrilo! Penetrar en la selva tropical, concern pintorescas lagu-nas., hacer excursiones a los cayos... ''Invito yo a mi vez a mi pad, el y experiment la misma curiosidad. Nos decidimos. Tomamos el tren en la estacio'n Terminal, desde la Habana a Jaguey Grande, y desde Ja-guey Grande hasta la hacienda BuenavenWra,
4




50 CARLOS, MARTI
hacia los mares del Sur, el tren desrila casi s;empre entre dos inmensas, dos formidable hileras de caha de azu'car. Cafia a uno y otro lado de Ia. via f6rrea, de los Ferrocarriles Unidos,,y cafid a uno, y otro lado de Ia via f6rrea del Australia, ihasta en la Ci6naga de Zapata! iA la Cienaga de Zapata Ia han tomato ya una parte para cafta I Solo en Ia f6rtil vega de Gilines es matizado el paisaje, por h4ertas, sardines, canales y riachuelos. Gtiines se -expansiona, se sale de GUines, y de nuevo, puebloS feudatarios de los increnios, casi extrangulados en su vida urbana po'r los cafiaverales...
Uni "a de Reyes tienen aprisiona da Ia poblacion y su antigua estacion amplia, quitaindole belleza; en Bolondron arenas si dejan que'esta be114 y floreciente localidad se expansion; GWra ha florecido a pesar de los cahaVerales... Transbordo en Navajas. Mas cafia. Llegamos a Jaguey Grande. Nos acoge efusivamente el ilustrado P., Vilarrubla. Jaguey Grande es una poblacio'n encantadora. Limpia, bien cuidada, mejor emplazada, modern, La, iglesia es hermosa. La hospitalidad de los ja
delicadisiaia. El ingenio Auztralia, que
de los hermanos Ferndndez Valdes, de Barcelona, es sehorial. Hacemos noche on Jaguey. La temperature es deliciosa. iCuan placenteramente si3 duerme! Temprano, muy temprano, continuamos el viaje hacia Ia famous Cie'naga de Zapata. La, atravesamos en el ferrocarril del ingenio Australia. Estamos reconocidos a las delicadezas'del ad-




EL PAfS DE LA RIQUEZA
ministrador y a las de su hermano politico. Lleof-amos a San Isidro.' YA, no se ve el ingenio. Penetramos, en la Cie"naga'.
Lienergia espanola.
Atravesamos 1,a Cienaga de Zapata en un ferroP c,,irril que SIe debe al Central Australia, y que
ii0y cuida con igual amor el actual administrator del ingenioy idn affable. ingeniero, argentino., A la action de un. hombre extraordinary, de, un intr ,Dido es aT101 de, la madera de los antiguos, y Dobles adventurers, que se ppopuso quela civilization se extendiese a la peninsula de, Zapata y la metarf
o m 'osis fuese aumlije lent;i, efectiva, se'debe que
.1 a peninsula sea uia centre de production y de tra-e-naga esa meredei
bai o. La U ido tatribie"a la cousideraci'n debida, y ]a Ci6nagga y la peninsula de ... Zapata son un punto de mira para el porvenir, no
tenie'ndose rue hacer et viaja Amaritimo, de BataI P,
Dano a los Cayos, como se had
'a antes, y estos
hombres que, ofrecen la- peninsula de Zapataa'la 17
% : I
Produccio'n y al Trabajo son Maximino Yebra, natural de Orense su obriuo Luciano Yebra namrat tambien de Orense, D. Segundo Lopo, natal de Pontevedra y D. Modesto Carrera, natural de' Asturias. iCon que union, con que idolatria habla slempre de su tio NlaxilDlao el joven leall'sinio
y Noble Luciano Yebra!




52 CARLOS MARTI
Aouarela tropical.
Atravesamos ]a Cienna, sor rendemos a las culebras tendidas a lo largo entre los bej ucos; vemos a los cocodrilos que el calor hace salir de sus cue V(".'D estan las aui-as cal"do el pico y desplumada el ala c,-asi junto a un cocodrilo, sin. duda muerto y
-i un eazador; las bandadas do
abandoned por alg'
azabachados judlos'nos anuncian las proximidades del monte divisamos lugares originals que son cayos de tierra. firme. El cayo )Tenocal, el de los
-os est"n cu-biertosde bosquescon madras preci osas; -las aves acuaticas, de plumaj es multicolored amenizan el paisaje... Dejamos la Ci6naga.
En la ensenada de Cochinos.
Salimos al monte firme atravesanios la peninsu la de Zapata, y estamos ya en pleDa e Dsenada de te a una magn"Fica bah"a Cochinos, o sea frenu i inmensa, abrigada, de calado, una de las mejores bahl'as de la costa Sur, entre Bataban6 y Cienfaegos, quizas de esplendo-roso porvenir... La vista es esplendida. Nos encontramos en ]a hacienda Buenaventura, que ocupa la mayor 'parte de la bahla de Co.chinos. Tenemos a la es'palda a la Cienaga de Zapata, que una vez desecada dara un resultado. de 15.300 caballerias de tierra f6rtil, que podi-rdin ser dedicadas a la production. "Alli sl' caben inge-,




EL PAIS DE LA RIQUEZA 53
njOS! Ta peninsula de Zapata tienepor s" sola unas
7. 0 00 caballenlas, La hacienda Buenaventura por su situation ei la primer, de la peninsula, abarca,
L
cai toda la iuacabable baha junto con las ha ciendas El Maliz y San Laizaro, y tienen, mas de 5.000 caballerias, En cOUjUDtO cerca de 40. 000 caballer-l'as de Liei-ra. Una"'nue.va, provincia. Nos reciben Jos Sres. Yebra y nos hevan a nuestro hospedaie. Somos acogidos con hospitalidad y afecto. La cisa-vivienda da frente' a ]a bahla, a !a anchuro'sa bah'a."- Al fondo, est' et monte, la hacienda...
El primer dia.
Luciaiio Yebra desempen-a, para con, sus huespectes, los deberes de amo de, casa, con gentileza, naturalidad y esplendidez, y se ingenia para procurar distraccio"n-el P. Vilarrubla desea, Ilevar-, nos a recorder toda la bacienda-. Salimos. EnUre las aroma-:,) del monte sobresale el olor' a cedro No."3 llama ]a atencion el P. Vilarrabla hacia las bandanas de cotorras que costean el monte, OAcia las craviotm que cruzan la bahla; nos lleva en busca de un cementerio indio... No fal.ta el gallo lanzando 'Su clarinada national. Contest otro gallo como un eco... La selva se va hadendo impenetrable y tememos perdernos. Cedros caobas, cagthranes, sabicu y m ijacrua, esplendidos. Un ((Ojo de agua)) cristaliuo nos brinda bebida fresca.




54, C]kRLOS A1ARTf
-rar de hacer carb'n... El Penetramos 'en un lut 0
carbon vegetal se obtiene, formando monotones de lefia que luego Ise cubren con.tierra hh-neda. EL carbonero deja una craler"a horizontal que comunica con una chimenea central por donde debe .--,aJir el humo. Una vez la gale! a Rena de material combustible de Magniffica mc dera de Rana so le aplica el fuego que es mantenido con cuidado pr que la llana va-;a carbonizaW dose, y cuando ya no sale. humo estl hecho el carbon. En Ila hacienda
liace carboa en 20 lugares distintos. Para ab is tecer ]a Habaija liacen carbon los Yebra y Lojo y 6Vamosa, a-j ra. Retrocedemos a la casa.
pe6ca,,_ 94-dice el P. Vilarri-ibla, -Vamo6,-Y ep una lancha de' gasoline nos dirigimos a la bahl'a,
iftena pesca!
La recorremos.en varies direccione8,, y s6lo con el Currican el anzuelo y la carnada Renamos 'Ila gasoline de picu"as, chernas-y biajaibas. Nos Naj i-3 mos en una caleta de I'a bah'a. Mi padre descubre tin banco de o-tras, ostras grades, succulents, de rico sAbor, quizis, ii on.
a -iejor que el osti,
Banco de ostras.
Son ma's crrandes -y ma's sabrosas que, la: de Marennes-dice mi padre-. ZNo 'as comen




EL PAIS DE LA RIQUEZA 55
No --zablamos qtie existian-dice el presb ftero Vilarrubla
Es en gran can tidwd el molusco que existed Por estos acantilados.
Los pacientes y laborio
sos gallegos.
(,-'Auando los acantiladoscesan, comienza la playa de finisima arena, y por ]a playa de arena una wolava prolougada que penetfa el mar como un cuarto do legua;, retornamos a Ia casa con nuestro Cargainento, de pescado y de ostras. Et cocinero se a deUnt& hasta I a gorilla y recipe nuestra pesca. Nos dirigimos a la tienda. A111" se encuentran various hombres de, veinticinco y treinta'y, cinco',afios. Son fuertes, musculosos,-, altos. Atezados'por el aire de a pla ya y del monte. Las espaldas y el cello re.quemados por el sol. Son trabajadores deja finca
-BuenaveDLura'. Esta hacienda' ti6ne em-pleados a 500 hombres.' Hijos de Galicia en su mayor"a. Fuerte el cuello, nervudo el brazo y viva la mirada. Parecen de bronco. Trabajan en los montes, en la bahia, en los mosques, en los.rios, en las sierras... Lefiadores, carboneros, saline'ros, cazadores, aserradores, mechanics, peones. Lo m.l*smo gulan una lancha de gasoline que se internal en el monte a derribar arbole.s de la finca, a hacer car-bon o aserrar madras. Son los sufridos.gailegos a quienes 1--t Am6rica es deudora de UDa gran parte de su engrandeci mien to.




56 CARLOS MARV
Las sierras de mad-era es an en el coraz n del monte. flay varies. Y junto a las sierras, a los luoares de bacer carbon, a los potreros y los. almacenes stain siempre aparejados los caballoi p ira loi dueno:S de la finca, Luciano, Alaximino, Segundo, Modesto y para sus encargados. Siempre se esta a pun.to de cazar, de salir a caballo, d e n,avegar, de ir al monte, de hacer trabaJo, rudo y de ascender por los canales en sus barcazai conducidas por vigorosos bateleros.
IA la mesa!
El cocinero e, mallorqu ih. Baj i to, grueso. Cons center de sus responsabilidades. Tiene car-a blanc,-,t dada por Luciano y nos regalia con un magnifico arroz con pescado a la mallorquina. Despues palo mas toreaces, despu6s pe!)cado en salsa, despues cochino de monte, rociados los manjares con vino, gallego...
La mesa ha estado abundantisima. Sierra el caf6 criollo's mo. Finalmente a la casa de vivienda de los Yebra a conversar a oir en el fon grafo a Caruso y a la Barrientos, que en aquella ensenada, en noche de luna Ilena y en et silencio mas
Y
absolute parecen mas puras y cristalinas las fer matas los gorjeos y los calderones. Acabamos con todas las acrujas del fonografo.
Hay unos moments de calma en el ambience




EL PAfS DE LA RIQUEZA 57
que los mosquitos y los jejenes aprovechan para bace, de. las suvas. A tirar los mosquiteros y a dormir.
El segundo dia.
Amanece. El cielo pa'lido Por el frio de, la noche, tiene matches. Brilla. el lucero del amanecer. Al fondo de la casa, adquieren forma y relieve los montes y las veredas misteriosas... Me dirijo a la amPlia gal e1ria que da a la bahla frente at sol aciente. Espectalculo he"rmoso. La playa de finisima arena se ofrece a las olas para sus.encajes de sutil espu'ma. Las estreltas van desapareciendo. Los cocoteros avian sus penachos. El m1ar luce, coutio un lago, el azul se va a,, centua-ndo. Un punLo rojo que. se. va, eusanchando sehala el Este. El canto (,igudo y sostenido da los grills y los chirridos de los chipojos son ensordecedores. Los'zapotes, los Coc'-11IeS y ILi s- en redad e-.ra;:- que cifien la, casa, se alegrall y saludau al sol que apunta sobre, el mar.
-A cazar cocodrilos-dice Luciano Yebra, apareciendose en la galeria acompanado de un macrni Ico pert-o dane's.
-A cazar ecocodrilos.-En pocos moments la comitiva e6ta formada, me pongo las polainas, me encasqueto un so aibrero do monte. Los eazadores esLaLnos dispuestos y los perros regocijados de vernos a todos en movimiento.
El pa'rroco P. Vilarrubla se despite de nosotro;:,)




58 CARLOS MARV
para regresar a su parroquia de. J,-i uey Grande, que atiendecon suma atencion, profesando -verdadero amor a su feligresia y siendo correspondido.
Nos despedimos del P. Vilarrubla y salimos de la casa y nos dirigimos hacia una de Ias barcazas o amplia canoa que va por uno de los canales, quo. a traV6s de la hacienda Buenaventura ha construi'do Luciano Yebra. Los batelero6 nos interDan por el Caoal Maximino, que va a dar a la Cienaga. Pasa!V, mos frente a various aseri-aderos de i--Daderas Preciosas. La-s aguas de Jo's canales son tambi'n de la
Cir
enacra. Remontamos hacia la laguna. Detrals de una espesura, y en lo ma's alto de un Arbol, se oye uu rumor. Son varies juLias, les disparan y las cobran. En lo alto de otro Arbol. se divisa un tocoloro. Le apuntan y cae sobre la bareaza.
La eaceria d e coco
drills.
Aspiramos con gozo el embalsamado ambience., os-bateleros remau en silencio.. Dejamos la canoa
Y- nos internamos por la espesura, y delante de nosotros va uno de los hombres de la finca abriendo camino con un machete a fin de que nuestra arcavana avance... A pie caMiDamos como una
leir
,ua. Salimos a una laguna y nos detenemos to dos. En nu'estuo rostro se retreat la curiosidad el &)ombro. A a1guna distancia como a tiro de esco peta del si'Ltio en que nos encontramos, se ofrece un




q
EL PAfS DE LA RTQUEZA 59
espectalculo tentador: arios cocodrilos estan amoOormdo-s- en el aren--4,1. Vamos los tiradores el" uno tras el otro. Yebra, Lopo, mi padre, Manuel, MenIdez yo... En la arena'se ven numerosos rastros de cocodrilos. No muy lejos e,.),tau saltando gallaretas
gallinuelas de mil colors. Algo ma's lej os, con el pic o clavado en la cabdota de un gran cocodrilo muerLo, se ve un aurero. Mas.alla various cocod.rilos se arrastran saliendo de la laomna. Aquel espectaculo tan ex Lrafio como salvage, es.el momento mas a proposition para desperLar el 'entusiasn-to del cazador. Yebva no puede contenders; empuEa Su rifle, avanza unos pasos y dispara.'.. Resueria un fuelte rucrido da un .%alto el cocodrilO y, chorreando sangre, penetra en la laguna yendo, a salir al otro lado de la gorilla acronizante...'Al oir cA disparo, todos los cocodrilos se ponen en movi-, miento en direcci6n a ja cenagosa laguna; es preciso, pues, acercarnos mas...
-iFuegol'
iFuego!
A un disparo sigue otro. Hay.cocodr'ilo que corre como un perro a guarecerse en la laguna. Las jicoteas aso -man la cabeza...'Al Poco rato queda la
r
arena libre- de cocodrilos. La mahana esta muy avanzada. El azu'L del cielo va tomaiido tonos de azul de Prusia. Cruza una banda do, patos de la Florida.
-Vamonos de la laguna a'otra parte-nos dice Manolo.




60 CARLOS 14ARTI
i Qu6 esplendida hacienda e,-ta de Buenaventura! -exclamo.
En la laguna del Tesoro.
Nos retiramos hacia el monte a estacionarnos. Todos conteniplamos la vegoetaci6n tropical coi sumtr:t culliosidad. Retrocedemos hacia otro ((estero)), que esta tambien canalizado artificialmente por medio de un,,As zanjas. Estos canales conducen
los lugares, donde se hace carbon. Salimos a otra laguna: la del Tesoro. 'A' qui son. mas abundantes los cocodrilo:s. 1-jas jicoteas asoman y se sumergen. Los vuelos de patos, garzas y palomas encantan. El cazador no sabe d6nde apuntar los cafiones de s u escopeta. Palomas, p,- ,rdices, rastros de venados... Nos rop, rtimos. Unos nos dirigimos a eazar cocodrlos, que es una caza mAs' sosegada, y a los quo les gusta cazar at vuelo, lo mismo le disparan a un guauaba-, que a una paloma o a un tocoloro o a una cotorra.
Las pizzas cobradas suman una gran cantidad. Mi padre recoge un gallito de la laguna para dise carlo. Luciauo me ofrece varies pieces de cocodri10, y una es para el cort "s y culto joven adminis trader del Diario, Sr. Nicolas Rivero. 'Se recogen garzas, villas y flamencos. Me promote ordenar al disecaci6n de uno de los cocodrilos mat-do- por M1608
Es llegada la hora del almuerzo. Es decir, son




V4 V7
EL PAIS DE LA RIQUEZA 611
las tres de la tarde y no hemos almorzado todavia. Se hace a la sombra de una ceiba, que esta junto 2, la laguna. La ceiba forma parte integrate del hogar campesino. Pero ahora alll constitute todo nuestro, hocrar. La conversa'cio'n se generalize.
-Maximino Yebra. mi tio-dice Luciano-, ha sido el verdadero descubridor ycolonizador de estas tierras que quizas con el tiempo constituiran una nueva provincial para, Cuba. Muchos peligros, ma's que los que yo he librado corri6 m i t1o Maximino. Vino e"I a los diecisiete ahos. Su vida es el libro de los tro"picos abierto a la intrepidez y a la laboriosi-ad. Nias de una vez ha estado expuesto a ser victim de los cocodrilos o a la acometida de un puerco salvage o de un perro jibaro. Nada ma's habia unas casas, casas alacustres)), jun'to a la Genaga, cuando 61 vino hace algunos ahos, Aquella o-ente comia cocodrilos vivia de, la caza y de la pesca. El cocodrilo era el rey y sen'or... En'estos montes ha visto usted broncos inmensos y maderas riquisimas; pues bien, estos montes y estas lagunas y los cayos del mar dau de, todo. Mad6ra, carbon, sal, aves, pescado, crianza-s, etc.' Mi tio Maximino Yebra-prosigue-M, nuevo Robinson que presidio muchos ahos en estos lugares; des-u e, le sucedi yo, iqu6 ahos tan angustiosos para el primero-y para m1i despu6s! ... Mas de cuatro ahos permanecli aquf sin salir y no ver a familiar alguna... Todo lo damos por bien empleado; han venido desputs otro.13- y han seguido nuestras hue-




62 CARLOS MARTI
Has, y hoyya lo ve... Talleres de aserrar madera por doquiera, Dues en estos mosques hay toda clase de ma deras sabicu",' caoba, majagua y cedro. Nosoti-os embarcaurios munha- 9.000 c,-iballet "as de buena rnadera te-nemos y de todas las dimensions notable. M's de 5 0 0 Peque nos pidan. Esto es inag. a
ses est in en los potrero.s, rebaT-1os de ovejas, etc.; y esta sera" con el tempo uu emporio de riqtil za
r
agricola...iluchariquezadetodoordeii.Eslauiejor hacienda de la peninsula, lo decimos'con orgull'o.
Acabarnos de almorzar. Tomamos despue"s los caballos. Cuatro, horas andando. iCua"nta belleza de monte! Llecy-amos a los aserraderos ai ovidos a aior donde nos estaban espe, rando. En el camillo nos f1jamos en el abono mineral ca1c,'reo. Otra ri queza. Este morgo mineral calcareo, que se, acumu la en los lug?,re8 sirvo. pai-a fertilizer ]as Verras de ul-'-ivo. No necesita Cuba que extra las tierras le envien abonos..Asi es.
Ha llegado Ja hora del crep'sculo. Solicit desI- -ididos. Luciano noperl OT
canso. Nosczentimos rei _ia
medio para atende-rnos.y darnos placer v alegria, iQu6 arroz con pollo! Paloma' asadas, venado, eof
chino de monte... Un festin.
El uffllmo dial,
Nos tienen preparado, una excursi "n maritime hada los cayos. Sahmos a las cuat.ro de la madrucrada. La'1 una lumina la bahl"a. THermosa noche de




EL PAIS DE LA RIQUEZA 63
juna. De-_,de laresid-enoia de los sefiores Yebra y Loi-o junto a lia playa, hasta la boca de la bah'a de Cochinos hay u'nas.115 roillas, y desde .'a casa vivienda no se ve la boca es natural tambieii que desde la bocadel puerto no vea el liA. Fornia, pues, el puerto 'horizonte., En la bahia-h' ,'y cinco goletai de, los Skes. Yebra, Lopo y Carrier ,, carcando carbon veaetal, magniCico, de flaiia, el que vimos hacer -Nr que es de madera privilegliad"--) para el carbon. Unas cargan broncos de, cedro, caob:i y demas madras precliosas, y otras son viveros de pescado. Seguimos n avegahd o puer-,to afuera. DoUimos Punta Palmillas. Las relu.ciente"D e6camas de los pecesque sultan junto a la jancha de gasoline amenizan las trez- horas, de na IT egacion. Ya ha salido el sol C'Ua'do entramos en los cavos. Los hay de todas las forms de todos 163, matches, exoroados de una pasmosa diversidad uiot vos ornamentales. Y en aquella, aglomeracio"n de cayos que pasan, que Yan, que, se alejan, Iiay una gama de colors, matices y tonos que la fantasia y los pinceles pueden s6lo concebir y coJardinillos do hadas.
El sol hace reverbei-ar las quiets aguas Y' un marco de lLiz se abre frente a nosotr '-]s, y Renando' ese m---treo arriba el azill intense y otro azul mds suave abajo, por ser bajo, muy bajo el fondo. Los




64 -CARLOS MART!
cayos son jardinillos, no de la reina sino de hadas. Huelen bien las ao-uas. Embalsaman el ambiente. Refrescamos el rostro con agua del mar tomada con ]a mano. Es pura entre las puras. Ve mos un bote ablandonado junto, a un cayo. A toda la caravana nos hace el effect de la antigua piragua de los indios., Aquel bote precisamente estaba esperandonos... Es el que sustituye a la gasoline Para conti-nuar la excursion. Saltamos al bote es tan bajo el terreno, que se, necesita que dos hombres empajen el bote, pues no se puede remar, y con una barra colocada dobajo del bote es emptijada nuestra embareaci6n por los dos bateleros. Penetramos por un, canalito. Saltamos a tierra. Nos reciben con gentileza y nos dan un frugal, pero sabroso almuerzo. Espl6ndida obra la de las salinas y esplendidos tanque.., cristalizadores. La sat se'saca del, mar hacienda evaporar el agua en oranges depositor de poca profundidad y esta sat cubana tiene 4 grades de densidad, es pura, es finisima -ar,
es gustosa, es salada sin amarg
y cuando vaya al mercado ha de cotizarse, mas alto que ninguna otra. Pero no ha sido este el Qbj e to de nuestro viaje. Nuestro viaje es la caza del flamenco y de la garza y del guanaba., Este literal es tranquil como un lago. La's olas vienen a' morir mansamente a los cayos, guarnecidos de vecreta clon -entre los cuales el cai-,ey, la tortuga y Ja esponja han de vivir a sus anchas. De.1-de tierra el panorama es bellisimo, encantlador, magico... Un




EL PAIS DE LA RIQUEZA '65
grupo de trabajadores t.ambien de la hacienda nos reciben. Nos internamos hacia el monte hasta encontrar una J'aguna. Los cazadores hacen su agosto y cobra Varias pizzas, flamencos, guanabAs,'palomas sevillas bellows pajaros,,.,grullas, patos. Otra vez rastros de cocodrilos. q 0
Frente a los cocodrilos.
'Estamos, pues, de nuevo frenteaJos cocodrilos. Yebra coge su rifle, yo prepare, 'm1i escopeta. Todos nos diseminamos. Suenan varlos diS.Daros y vamos a Jos cocodrilos, dejando rastros de. sangre, como van a morir a la Cienaga, revolvie',ndose Cori vertiginosidad extraordinary.
Es una caza poco-movida-exclamo a pesar de que sa asegura que el, cocodrilo es un maInifero anfibio, de numerosos dientes puntiagudos, que persigue sin piedad al hombre.' En el agua 6era osado y' no vacilard' en atacara Jos marniferos de gran talla, pero en tierra no hay duda de que 'es timido y huye.
Se conoce que usted no ha tenido que luchar con ellos-dice Yebra.
-Nos retiramos. A lo lej os quedan ma's cocodrilos, sobre lol- bancos de arena, soleandose.
-Digame algo de los cocodrilos-me dice Lu-ciano-, ya que, he matador tantos.
-En el lenguaje jeroglifico egipe4o-replicohabia una species de cocodri.to que era el s"mbolo




66 CARLOS MARTf
de la tirania del Gobierno y se le considerable Como el emblem de las tinieblas, y otra esp'ecie que la estimaban Como simbolo de riqueza y de; poder"o. Estas dos species se iC -iaban en el Nilo: una, la de niayor tamalTao, era el simbolo del Mal, suponiendolo feroz, y ei-a el que, segu'n la tradiGi6n al ver a un ombre derramaba la"grima tes de, devorarlo; ]a otra, la de menor tamano, era el s"mbolo del Bieia y se le domesticaba y se le adoriiaba con oro, y piedras preciosas y hasta se le emballsamaba despu's de la muerte..
-le no-que ni
--Puedo asegurai -me dice 'Lucia
de, una nide otra species. son I os que yo he m(,.,,tado, aurique bien podriamos ver si domesticabamos al,, odrilito-exclam' souriendose i
es que algiano de nosotros dispose de tempo para. ello, y ofrece'rselo a Sarah Bernard...
En Ia ensenada.
Para regresar a la playa de, Buenaventura hacemos la misma nave-racion, enlre los cayos. De nuevo ve nos a gran numero de erizos, estiellas de mar, madr6poras y' corals en el fondo de las aguas. A lo lejos se divisan unos pescadores de esponjas. Retornamos por punfa de Padre. A lo, lejos divisamos el faro de Cayo Piedra. Estamos de nuevo en la bahl'a de la ensenada de'Cochinos., Desembarcanlos y nos reunimos con otros amigos. Laeomida que n'os esperamo puede ser malos siicu-




4 A
EL PAIS DE LA RIQUEZA 67
enta. Bien por el mallo rquin. Al fl Dal se briDd,-1, por los Yebra, los Lopo y los Carrera. Los trabaiadores nos salludaa con afecto y nos miran ya como camaradas.
-Esta babia de Cochinos'_ digocon. la co pa en alto- esta poblacion en germen iniciada por los Yebra con su casa el almac6n. y la, gander' esta HaT.nada en un porvenir no* muy lejano a adquirir grcm importance agr1cola e. indListrial, merced a ]a socruridad de su puerto, a lo hlagniflco de su posicion, a la riqueza su pesca, a-lo superior de sus montes, a lo valioso do sus inaderas'y'a su situation en la Rend lblic-a. Brindemos, pues --termino-, por los presents y los &Asentcs quo a este (Iesar.rollo contribuyen. Todos brindan.
Al salir del comedor, la noche, tambi6n de luna, luce hermosi'sirpa, rival;,zando. consLelcacioiies de estrellas en dar la mayor belleza y splendor. Mlar v cielo se ofre'en infinitamente.
-Todas las ciencias-exclama el presbRero sefioi Vilarrubla-contribuyen a efevar el corazoll
V
del Creador de todas las cosas, Pero ninguna muestra la o'nnipotencia de Dios tanto como la AstroT10mial ni bace ver tan palmariamente su infiriitr-t
Y
pequenez ante la obira maravillosa de Ja Greacioir.
La velada se prO1ODga.
La sede de la holgazaneria.
Estrechamos la rnano de D. Maximifio Yebra',, 0-,e Luciaao, de Segundo Lopo, de-,Modesto Carrem




CARLOS MARTI
Manuel -rresamos. Dejae i y nos despedimos. Re(
mos ]a casa-residencia en las que esta actualmente batiendo Himeneo sus alas, i1a felicidad sea con, i recent casados!, es so'lo se ven piecuyas pared
les de cocodrilos a lo largo de las misnias y majalti de ma'sde dos w. e-'-'r-o's-disecados, y,,-etrocedemos hacia la Habana; dejamos el mar, los canales y los lagos que matizan y avaloran la hacienda Buenaventura; dejamos los cayos y los manglares con los flame-ricos y las garzas, dejarnos los magnfelcos rnontes, los bellows p"Ijaros, las hojas y los frutos, las resins y las maderas las cortezas y la lefia,. las esencias y el carbon que encieiran estos mosques de ]a hacienda de lo's Yebra, los Lopo y los Carrera; dejapatos, las o-arzas, los flamenmos ]as palomas, loll) b
Cos, las grullas, los venados, los puercos de monte y las jutias; dejamos atnis los jubos, los majaes;, las laguna coT
dejamos atras, en fini a ]as jicoteas,
cocodrilos.y los caimans; dejaai6s lo que, creiar
inos que -seria p(-ira nosotros sede de la holgazaneria y ha sido un centre de gran actividad... lbamos en busca del trono de la pereza y nos encontramo:s chasqueados, puesLo que nos tuvieron en jaque desde el dia de la lleoada hasta en los pre6isos momentos de partir.
El cayo Menocal.
Partimos, pues, de ]a ensenada despi-diendonos de todos y augurandole. a la Peninsula de Zapata Idias de, en .rrandecimiento rural, de gloriricaci6n




EL PAIS DE LA RIQUEZA 69
del trabajo, y en el tren del Australia cruzamo-5 otra vez Santa Teresa y-Los Pavos. De n.uevo Los encontramos en plena Ci6naga. A to lejos se divisa el. cayo Memocal. Allf permaneci6 toda una noc, he dolorosa durante la guerra grande, en la decade del 68 refugiado D. Aniceto Menocal de venerable memorial, con toda su familiar perseguida por una column military espanola. Ahora al cayo le, Haman merecidamente cayo, Menocal. El actual President de l(a Repu"blica do Cuba,_Alario S. Menocal, tenia entonces muy pocos a-nos de edad. El tren avanza y -atraviesa San Isidro y Los AlcraYrobos y ya estamos de nuevo en provincial de Mataozas.
Nos desmontamos frente al Australia y so'mos Ilevados a la residence del caballeroso administrador Sr. Mario Pdez, y nos acompafian a los, jardines, que son un trasunto de, los de Granada. El hall de la casa. es digno de, un munificente palacio. El P. Vilarrubla nos Ileva a ]a alcoba, donde naciera el cubano lustre honorable general Mario G. Menocal, quien al corner de los a-nos habia de verse investido con la primer magistratpra de la republican. de Cuba, y esta hist6irica habitation la conservan intacta los due'fios del Australia en tributo aldigno, y pundonoroso, jefe del Estado. Despues somos llevados a la huerta: coles gizantes. lechugas, alcachofas, cards, cebollas, pimiento tomatoes, iqu6 huerta!




FP
e j,
70 CARLOS 1VIARTf
Jaguey grande,
os despedimos y seguinios a Jaguey. El presbitero Vilarrubla goza de. todos los afectos y de todos los prestigious yde la m.'s unanime estimacio"U.
Al p aso es saludado por todas las families con carinosas demostracionei de affect. Es Lambien ver
dad que posee todas las cualidades de un buen sacerdote. En otra oportunidad pondremos en orden nuestras nQtas y le dedicaremos un tribute. Baste decir que se la ve riente, pletorica de vida y de bienestar. Es progresista. Posee medula agrl'cola v rnedula commercial. Saludo a los jagueyenses en la persona de.su cutto y afectuoso parroco. Mi padre y yo estrechamos- efusivamente las man'os que ca.rinosamente nos extienden y tomamos el tren que
ha de conducirnos a la Habana.
Regreso.
Destilai-i por delante de, nosotros Crimea, Torriente y Pedroso. Ha Ilovido; las hojas de los la tamaless y callaverales lucen esmaltadas. El goter10 tiene vibraciones luminosas. Et terreno es f6rtil y el, paisaje es bello. En Niavajas tomamos el tren ascendente. Eden Park GWra Bolondro'n donde saludamos al culto alcalde Sr. Tore, Albistur yal ilustrado parroco P. Faus. Union, Palos, Jobo y San Nicolas, y una iDfinidad de cahaverales que brisa hace pa s ondulaciolpitar en infinite




EL PAIS DE LA RIQUEZA 71
nes. Los iDgenios son tributes al trabajo nacioI, a I. Gtiines. Nos trasladamos al tranvia el6etrico. Vemos una vieja ceibci tres veces centenarian. Es la hora del crepu" sculo, y I& campana, de la iglesia de un pueblo de, la linea, suena la. salutaci6n ang6lica, tranquila y projoiagadamente... Inclinamo6 la cabeza.
Estamoo de nuevo en la Habana. Eu ocho horas escasamente hemos hecho ell viaje, desde la, peninsula de Zapata a la Habana, desde los inexplorados territories de la, Cienaga a esta colmena laborious de la Habana. Es de noche cuando Ileo-amos a la ."Terminal. La vision de colors multiples de los t, anvias se renueva. Autom6viles,' luz, animaci6n, vida. Es la, Habana que pasa.







741
TERCERA PAR"rE




I F




A LAS -REGIONES-DEL AZUCAR
Hacia el Este.
Do nuevo en la Habana, v en la estacio"n Terrainal, toinamos el ti'en, noct-arno de. la linea central. El tren inicia, pausada y cereinoniosamente, ,.qu march de Occidentea Oriente. Se c6mplace en que los pasajeros den su adios de' despedida a la Habaua y en qne puedan coutemplar las'bellezas luminicas de Regla, Casa Blanca y de los elevados, cuyos centenares de'luces se reflejan en la bahla.
El tren avanza sobre un seaAcirculo que forman los rifles desde Luyan6 hasta Regla, ,%on una marcha moderada, v a las ventanillas de log coaches nos asomamos casi todos los viaieros a encantarnos con el effect nocturne. La celeridad es, mayor. El tren Nra adquiriendo energlas. Patece como. que se da cuenta de que la jornada, es fuerte, de. que la distancia que tiene que salvar es-limportante y que le dan poco tempo Para salvarla;,parece conio que se da cuenta de su responsabilidad, y
en march rauda surea la via...




CARLOS AIARTi
Los pasaleros abandonan las ventanillas'y se disponeh a tomar posiciones y a adopter attitudes de emigrants. En el pullman alguDos rezagados, seguimos contemplando losfestones y los arabes cos magicos que los arboles y los arbustos proyeetan on la oscuridad, gracias a la luminosidad de
-na. T do estd en calma.
una esplendorosa luna Ile 0 Todo esta, en repose. Et paisaje parece todo igual. Tiene tinted fantasticos en determinados lugares ytintes sombrios en otros.
ZEI billeted?
Es el conductor que nos saca de nuestra ontemplacion. Seguidamente, el, camarero se present a preparer las camas.
La provincial deXatanzas.
Llegamos a la hermosa estaci6n de Matanzas. Hacemos alto. Con6ultamos nuestras notas. La provincial cuenta con 270.513 habitantes, sobre un area de 8 444 kilometros cuadrados; la provincial de Matanzas es bella entre las bells. y tiene bien sentada sti fama de culture.
'Matanzas cuenta coii un Instituto de segunda ensenanza, una Escuela azucarera y Obispado. La Bibli o Leca pu" bli ca de Matanzas es r ica y una de las mas frecuentadas. Ea salukidad pu"blica es buena; desde hac-e afios no se reoisLran brotes epidemics.
-15 y 16 por I.,000.
La mortalidad fluct "a entre Puedo, afirmar que exigte -un soberbio Hospital ci-




EL PAIS DE LA RIQUEZA 77
vil, una quinta m'uy moqer'na,,, que pertenece al Casino Esp.afiol, ]a que visited en compania del flustre espal101 D. Jose"' Marl'a''Perez, y a1gunas clinics parliculares.
La temperature, maxima no pasa, de, 3 5* y la rnl'nima nunca ha sido inferior alos 6' G. en, estos ultimos iete afios. Casi todos los, terrenos de la Provincia de Mata'zals son calca'reos, del period terciario y cuaternario, Hay, a1guno's yacimieutos de asfalto, de cobre"y'aIgums salinas; algunos maUantiales de aguas sulf-urOsaS v buenos bafios en
r
Marti y en Glrd-enas. Son muy f6rdles terrenos y. sus valleys. exuberantes. Es ce"Iebre el'' hermoso valle de Yumtirl. La, cafm de azu,-,ar es, magni-fica, la superior y principal "riqueza deJa region;- ja indtistria ganadera las piantas textiles y' las aves de corral son imporuantes fuentes de riqueza.
En la Provincia se dedican tambien a explotar los -montes para producer ca-rb6'n vegetal.,
Hay gran -va-ie-dad de aves terrestres y acua.ticai;; muchos saurios.. Junto a Mata'nzas existent las Ctievas de Bellamar, fa.mosas por sus hermosas estalactitas calcareas. Las -Industrias, pi-incipales de Matanzas, despu6s de la del azu"car, son. la fdbrica de jarcia, -ana fundicion Y otras, muchas. Los jornale-s son altos; de 2,25 pei6s:dJarios el journal de los peones y de 3 a 5 pesos los detna',s,




78 CARLOS MARTf
En march.
Me dirijo a acostarme, pues el tren so:: ba pesto de nuevo en mai-13ha.
Cuando abro los ojos ya hemos camblado de Com mnia ferroviaria de la amiable Empresa de los Ferrocarriles Unidos hemos pasado, en una iioche, a la no meno3amable de la Cuba C.' Sin nolestar al pasajero, sin que se le Ilani e, si a que se le pidan los billets ni se le perturbed. el descanso se hace el cambio de empleados al llegar a Santa Clara en la breve y natural [)arada corr, -'s
f)ondiente.
-zDo"nde estamo,-3?-Ie pregunto al carnarero.
-En Placetasdel Sur.
----iCaramba! Tan en calma como parecfa atioche que en este tren se tomaba, el vi,aje, y en menos ell
de diez hora3' h4 atravesado una parte de la proVincia de la Habana, toda la esl)16,ndida tierra ma tancera y una principal parte de la regi "a villa a.iCo" bebe las lecruas este f.ren!
en mo se
-Va a su hora senor--nos informa elcamarero.
JTag n. Todos
Una magniffica claridad inunda el 0 lo-s pasajero3), dejando ]a cama, van a bacer su aseo
y su arregio en el magnifico cuarto-lavabo.
Et camarero, solicito, sirve el cafe a cada uno de lo vitiijeros, y de nueyo a las ventanillas, dedi-, cados, a la admiration de un pais je siemp -e beHo
y slempre nuevo...




EL PAIS DE LA RIQUEZA 79,
Baciendas, fincas, prados, 'conucos, can-averales, vegas, montes, desmontes, pueblos tendidos a lo, largo de la 11nea, consistentes en dos lines de casas, como si fuerau una doble hilera de- oolondrinas arrollAndose.
Lavrovincia de Santa
Clara..
Estamos atravesando la provincial de'Santa Claraque tended unos 21,441 kil6metros cuadrados. tn mi -cartera costa que cerca de Placetas' se ha, encontrado oro, y en distintos lu.gares. de la provincia hav tambie"n cobre, hierrlo. manganese, saHaas asfalto y nafta; que hay'varios, maDantiales, sulfuroso's yferruginosos: del Bija, de Amaro y otros; que se explotan muchas classes de madras, y hay una gran production agrfco'la: crue los cultivos principles son la ca-la de'lazukar, el tabaco, el caf6 y los frutos menorez); que la, industrial pecuar;.a y la apiculture son tain-bien importance; que ea Caibarieny en la costa de Sagua se pecan esponjas muy finas, y que en ]a provincla hay grandes oportunidades en la agriculture y en las inAtistrias.
La temperature mds elevada de Santa Clara, en, los U'Itimos diez an'os, ha s'do, de 3 4' C.; en Cienfuegos ha flegado hasta los 105 2' C.; en Caibarien hasta 3 5' C.
La mortandad es baja, y desde el I I por 1.000




80 CARLOSMARV
en, la cabecera de la provincial, Ilega hasta 16,19 en Cifuentes, 16,78 en Cienfuegos, 17 en Palmira y 18 39 en Trinidad (maxima). La poblaci'n total de ]a provincial de Santa Clara es de 569,416 ha bitantes siendo, por tanto, ]a' ma's poblada despu6s de la de la Habana.
En Santa Clara bay un-Instituto de segunda ensenanza y un buen Observatorio Meteorologico, y Cienfuegos es Sede de Obispado. Bajo en ZazaLa cauci6n del bien en
los ingenious.
El sol cae a plomo... El sol, un sol pleno, de verano anticipado quema el paisaj e. La sequoia se prolono-a Y el sol es un castigo para los sentidos pero nolo es para ]as faenas del ingenio, pue.-Ao que no cesa de, mole'r cafia, de fabrica'r azu"car. Los hombres desafian al sol ind6mito, y eu su holo causto le florecen las perlas del sudor que va chorreando la piel atezada, sudot que el sol con sus rayos colored de oro y fortalece en salud. Me sien-, to a la sombra de uu laurel. De unas entrecruza-a mi vista -cuelga una das ci'as braves qqe est "n mata, colocada a la sombra de los bambues p ira que jueguen los ninos de la residence del admi-nistrador. De Zaza del Medio he venido a TuinucU.
En el ingenio Tuinuc' se trabaja, se trabaja Tnucho, pero mi impresi6n es de que se vive una vida feliz. Los rigors del sol son, dulcifica-




jV
EL PAN DE LA RIQUEZA
dos por los jar(lines*y los lugares sombreado;s; los rigors de la. vida lo s,-on por el cuidado paternal Ole los d uefios- de la finca, y los rigorei del trabajo son tambie"n dulcificados Por la confraternidad que se respire. Entre las sombras delparque, me dirijo at Circulo o Liceo de 'Tuinucu"'.. Et pa*aro hace resonar su canto en el aire sofocante, cautaindole at calor. Son las tres de la iarde,'Et ambience ale-targado del medio dia. va cediendo a la brisi. Respiremos.
Penetro on el Liceo. Me encuentro ante una nutrida reunion de senoras y sefioritas. Auditorio inespera.do, Zno es cierto? No las ha detenido la, laxitud de la hora, ni contenido el, calor' exasperante, nio'han dado importanciia-al sopor de plomo flel medio dia.
Estas senoras y senoritas, tan nobles como gense, reunen dominicalmente para acordar la mantra de acudir en socorro de las calamidades que sobrevengan a la comarca, organizer actos de caridad y tratar de la, celebraci6n de fiestas sociales; Para deleitanne con la, lecture, de bellezas literarias species de concertaciones-, Para celebrar concursos, y no de ojos ni de bocas seductoras, sino de sardines y de hue'rtas y sefialar los preTi-iios Para los concursantes... He olvidado el calor, lo confieso, be olvidado que el sol corrode la tierra coivo un acido y he experimental otra, clase de bochoriio al ver como un gran Lumero de damas y damitas no se han arredrado en hora, tan fuerte
6




82 CARLOS MART f
y se han reunido Para haeer b ien, cuando yo me sentia ;encido y buscaba donde descansar a toda comodidad...
Es president la senora Isidora Rionda, de preclara estirpe asturiana, y a quien Haman todos, viejos Yjovenes, la marinaina), por las bondades que atesora y por los j6venes que ha apadrinado y estan cursando studios. Procuro la oportunidad de departir con la president senora Isidora Rionda. Me acerco a ella una vez terminada la junta, y le present mis respects. Tiene aspecio de gran dama y exteriorize ]a hidaIguia hispana en todos sus, gestos, en sus frase3 y en su. mirada. 'Es tan iaoble su. arrogancia, tan delicadas sus maneras y exhale tan poderoso perfume de distinction y de bonded, ue. trae desde el primer instance. Suma lealmente, las ma's efectivas simpatias. Su. palabra, bienhechora es un rasgo de esperanza. Es modest y desafectada. Digna, sin ser altiva; posee una dulzura de 6aralcter tan exquisite, y -una tern-ura 'y sensibilidad tan delicadas que. inspire los mayores, afectos y los respects ma's profundos.
Cuando despues de una leve inclinaci6n me des.pido de la seTaora' Isidora Rionda a1guien se acerca y. me dice: -Es una santa, sus, costumbres dentrodel ho ar de los Rionda este hogar que es ejemPlo de virtue y de laboriosidad, 'son patriarcales. Tuinucil est' enlazado a la historic exemplar de, ]a familiar. Rionda. En los cinco ingenious de azucar de los Rionda y en los de la Cuban Cane se. trata muy




EL PAIS DE LA RIQUEZA 83
bien a los trabajadores, natives y a los espaRoles. .Se les cuida, se les ati.ende, 'se les mima. La lit ratura estimulante do Samuel -Smiles tiene en esta familiar. una copiosa fuente. La fama de la caridad de doha Isidora Rega -a todas, parties. Aqui en Tuinucu paso su juventad',,y en Tuinucu" esta" idendo, flegar su atardecer circ'nd tdo de amor y de bienel.-Aar. En toda esta"comarea se la, conoce por la marinaina) y es que esta -noble. espaTola, esta bondadosa asturiana, ha sido y es, para los desue las tenebro,-Yraciados la blanca aurora q rasga sildades de una noche de necesidad y de desesperaci6n
Pbr el cielo de la tarde desfilanlralpidas, algunas nubes blancas, muy blancas, que cuando cru-zan sobre un rayo del sol. ponlenfe t6man los co]ores mas bellows y euccantadores. 'La, mirada se va hacia los ca-averales que forman horizoi.ate. Menos mal si dan origin al bienestar a ]a riqueza y A amor al projimo. La brisa es, deliciosa. La hora es, ineffable los montf.s de las lejanfas estan adquiriendo tonos tan profundos, Como intensos e invitan a la meditaci6n. Hasta el batey I lega el eco de Let canci'n de las, cafias,' ( ,que al columpiarse, P,
6imen-al pie de las monta'nas))-esa cancion de bien, de filanttopfa y de caridad que u-le a los, corazones cubanos, y espanoles.




84 CARLOS MARTI'
Hacia CamagfLey.
Tomo de nuevo el tren. El rlo Zaza amcniza el paisaje. Todos los viajeros se asoman a la venta nilla para ver el enorme tajo del rio, y admiral sus encantadoras y f6rtiles riberas.
E.1 tren avanza. Ya hemos pasado J atiboni co. Ya estamos en la region camagueyana. Camina mos entre inmensas fajas de cafiaverale' que haceii horizoute.
El tren avanza f 6 rreo y pujante
y el sol de mediodia cae sobre los campos en olas e d fuego. El bochorno castiga a todos los viajeros. La calma es absolute. Es la hora 'm's posada del viaj e
y en el advance rudo Vv violent casas y arboles pasan volando.
Llegamos a la, animada estacion de Camaguey a las doce del dia. Bien se necesitA de un descanso para los e'ntumecidos miembros y de una r6para dora comida para el debilitado cuerpo. El tempo es escaso y arenas si se consider suCiciente para picar en la diversidad de plates hacer un comeii tario sobre ]a guerra europea. Una muestra ie buen sentido y hasta de buena educaci6n es que nadie se senate estrate"gico, todQs piden notlicias
-ri el c6modo tren,
mas noticias. El pasaje elot a




EL PAIS DE LA RIQUEZA 85
que es un testimony, de lo, bien que la Cuba U cuida de sus lines y'' d'e s u" 'material y del consort. del pullman. La iDSPeMw es, coustante.
La provincial de Camagulley.
En Camagtley hacemos, alto paracomer. Camaguey es la provincial menbs, poblada,'l 5 4. 5 6 7 habitantes sobre una, superficiel de, 26,098 kil6metos ouadrados v es rica por sus' minerales, habiendo yAcimien'tos, de, hierro, magn6tico, haciala Sierra de Cubitas, de cobre,, de hemanita,,salinas, oro,
Un' amigo mio que me espera, en el, ,paradero, me dice que la riqueza, principall de la provincial de Camaguiiey consisted en los abundantes paStos de sus terrenos feTtilisimoS que alimentan a mas de 9 9 5. 0 0 0 cabezas de ganado y unas 95.000 de ganado caballar, mular y asnal. La industrial pecuaria es siisceptibleAe ser ampliada y mejorada, habiendo au"n extensas regions no cultivadas y otras en donde las razas del ganado, por falta de una selection intelligent, no produced lo que puffleran producer. Se fabrican buenos que-sos y mantequillas, y iiiuc'hos no's son ofrecidos en la estacion,
La industrial forestal puede fornentarse bastan-, te, pues durante el viaje se. atraviesan mosques grades.
La provincial produce azuear en extraordinary




86 CARLOS MARTI
cantidad, tabaco, cera y miel de abejas; tortugas, careers y esponjas en las costas, y aguas minerales Y Medicinales en los montes, etc. Su'puerto es
-uevitas. Son muy importance tambie"a Moron, Jatibonico y, sobre todo, Ciego de Avila, la zona de los mayors y mejor cuidados ingenious. La Cuba2 Cane tiene magnificos ingenious.
Ademas del Instituto de segunda Ensenanza hay un buen Colecrio de los PP. Escolapios en la capital Y magni icas escuelas pu" blicas sostenidas por el Estado. Es Sede de Obispado..
Las conditions de, salubridad de la pi-ovincia' son inmejorables. La mortalida'd por 1.000 habitantes Os de I I a 12 'en la actualidad habiendo Ilegado en afios anteriores a un maximum de 19 25 por 1 '000. La temperatun maxima es de 3 60 C. aproximadamente. La vida en Camaguiley
mas bharata que en muchos 'otros punts de la 'bli'a y los journals son buenos; contina fomentandose la. creation ucar
de ingenious de az
no adelanta'ndo nias debido a ]a escasez de brazos. H.ay muchos mosques. Camagiley ofrece verdade ras oportunidades para hacerse ric6.
Hacia Oriente
Me dirijo de nuevo al sleeping y avanzamos por entre los talleres de la Cuba C.0, y sale al campo de 11UeV0
fla bestial loca que ya rugiente,
dominadora y omnipotente>,




EL PAIS DE LA RIQUEZA 87
por entre lianuras, potreros y sabanazos; ya cerca el Jobabo, Linea fronteriza provincial, se nos cambia el pai saje.
lCocos de agua!
Antes, en Marti", hemo efectuado la *eparacion (Je los viajeros; unos a Bayamo y a Santiago, y otros a Holguin y a Antilla.
iCocos de agual iCocos de agua!
Se adelanta un hoMbrefornido ancho de espaldas y de cabeza, gAllarda. Esta blanco en catias v tambien es blanco su pobladisimo bigoted, que hace, resaltar mas lo tei-so de su piel.- Parece un hombre joven y vigorous que. ha-va encanecido tempranamente. Y es que, por el contrario, es un hombre anciano, bien conservado. Usa un sombrero de yarey, de gran tamaho y ostenta, un machete en el cinto Su continent es airoso frahcjo y noble.
Buen hombre, un co6o-nos dice.
Habla, y al hablar, asoma su acento cafalin
Reside uste(I aqui?
Tengo una finquita aqul' cerea, pero este ano la seca nos ha causado Diucho da*no.
-Y su familiar?
Toda est6 en casa, en la finquita. LQuiere usted pasarse un di'a con nosotros? jVe usted aquella guardarraya?... Pues por allif se. entra.
Tomamos los cocos cuya agua es un ballsamo para las castigadas gargantas y para el cuerpo, y seguimos nuestra ruta.




88 CARLOS MARTf
Pinceladas...
Entramos en Bartle'. No hay tantos canadiense.i como en otra 6poca; pasamos junto a la olvidada, Victoria de las Tunas; atravesamos, por entre las dos hileras de casas de Mir; las grades plantacio nes de yuca de la Rioja matizan el pai.saje; los, maizales y los platanares de Maceo rompen la monotonia del monte.: el Pason, San Pedro y el ramat de Holguin, cuyos empleados son superiormente, ambles.
El ramal de Holguin es delicioso, interested eucantador.
Los yareyes..,
Hemos atravesado un campo de yareyes. Es ori son paras ices?,
ginal. iSon abanicos, oles o son cal
En una legua de extension se abren los yareyos, coquetonam'ente para encanto del viajero. Dejamos, los yareyes. Los drboles, de un verde. nUevecito, se abren como parasols de esmeralda clavados en t I rra es
*erra. La tie ndulosa. Se ven frondosos yLi
cales, maizales opulentos arboles copudos y rumo rosos... El malz rinde dos cosechas al ano.
Mira el Cerro de la Cruz m"ralo-me dice jubilosainente. rhi amantisima esposa, companera, adorable, que nacio en Holguin. Y Ia. sobria Holmitad j ard' se
guin, mitad ciudad )7 M7 xt'ende. al
pie de un cerro, jovial, risuena y satisfecha de sii. situaci6n, halagada. por su delicioso cJima...




EL PAfS DE LA RIQUEZA
Descendemos del tren tomamos un coche de:, entre los innumerable que se encuentran junto a la estacion, y entramospor la recta calle de Maceo, que es noble con el viajero, pues' no es tortuosa sino que de un extrerno a otro SC' domiua hasta donde terminal: la ciudad de Holguin es la de tra-* zado mAs modern "de Cuba. Tiene, un brilliant. porvenir,
El descanso, ha sido, reparAdor. N* el estr6pito de los carros, ni, 'oches., ni la trepidaci6n de los tranvias, hi.-el vocco'de los periodico's,- me han inte-"! rrumpido el suen'o. Me levant y me dispongo a, trabai ar*
La sinfonia del agua.
El espacio se nubl-a y el cielo toma, un color plomizo. Es la Iluvia que viene. i Qu& ale'gr*'a! S61o se oyen exclamaciones de JU"bilo.- El agua que es vida, el agua que es salud, -el agua que es riqueza, viene... Todos la esperan. El monte,-el campo, la ciudad... La tierra absorbed el. agua con delete, con anhelo. El aguacero es formidable, pero aurn le parece poco al suelo y no'quiere perder ni una gota. Y cae la Iluvia a chorros, y I junto con el acrua cae algun gra-nizo que no hac6 dau-o. El trueno no, espanta, la claridad del relimpago no es siniestra... iHaciia tantos meses que, no Ilovia! Ahora apagarain su sed las plants, los dirboles los cultiVOS) el ganado, la ciudad sedienta... Nada tan her-




190 CARLOS MARV
moso como la cadencia, de la Iluvia, despue's de. seis meses de sequoia; nada tan encantador como la sinfonlia del agua que cae... Son millares de seres que la oyen como salvador ritmo...
El trueno se retire entro los cerros, seguido de nubes negras; las, calls se escurren deslizando el acrua que. les queda calle abajo; los aleros de las c-tsas gotten; las plants -,Qe sacuden y la tierra exhala el perfume de tierra mojada cuando dejo mi .,casa de la calle de Mac6o.
-Antes nos daban 100 platanos por 15 centavos, y ahora, con motive de la seca, han subido a 1 20 pesos el 100 de platanos. Bajardn nuevamente de paz que podri'a prede precio? Ser"a el mejor iri;:3 sent6rsenos, pero tun ha llovido poco. En ]a zona de Hohruin se estan construyendo mu'chos ingenios. Se deja a Holo n en la hora en que el, sol descended solemnemente a los abismos sin fondo como custodial, majestuosa por detras de los erguidos Cerros de la Cruz y del Fraile...
Hacia, Santiago de Cuba.
Al hacer un alto frente a Livingston paradero de ferrocarril que sigue al de Cacocum-los. "Itimos desmayos de la luz nos acompaTaan. .. Las nubes se han desvanecido... Las estrellas comienzan a posesionarse de sus puestos ycielo y tierra pare ,cen un desierto de oscuridad, un vado sin limi




EL PAIS DE LA RIQUEZA 91
tes. No se ve nada. Es inuhil que nos asomemos a la ventanilla del tren,
Bajolasfrondosas.yaguag
estan a sus anchas 1,04,1grilloslos chiipojos y los cocu[Yos...
Carnival en'agosto.
Hemos llegado, a Santiago de Cuba. Un sinuu'mero, de co.mparsas c'arnavalesca s y mascaradas desfilan pqr delante de iaosotros..
-LNo. estamos, en agosto?
i Si" II hoy- es el U'lti.m o, de carnaval, el buIlicioso, dia de San' Joaquin.
Y des' Ian piutorescas tumbas francesa' y ex6ti-cos mamarrachos que un alcalde muy patriota- y muy amante de, Oriente, Emilio. Bacardi ex senador, hombre do superior entendimiento, y do patriotismo superior, quiso proscribir de las costumbres'. Santiago do Cuba esta' parece como
que festeja el alza de los azucares que en los U" Itimos tempos ha enriquecido a multitude de firms comerciales de Santiao-O.
El calor.
Unas horas de bochorno, nos castioan, pero ya de las nubes vie.ne el agua,-que refresca los campos, que refresca la ciudad y quo, mitiga, los rigores del verano. La fluvia, con sus hilos de plata,




92 CARLOS'MARTf
hace presenter un bienestar ineffable, y de las vecinas montanas viene un aroma de frescor y de Naturaleza. He ido a Vista Alegre con un consecuente amigo, Jaime Sans, tan espontaneo como jovial y caballeresco. La hierba estd mojada, sobre las hojas de los arbustos tiemblan las gotasde agua rezagadas; las copas de los, arboles se!"Veu abrillantar; la tierra hal bebido con ansia de sediento el ao-ua bienhechora; los bambdes se inclinan como rindiendo un'. homenaje a la lluvia; los,
-os de opulento follaje se agitan con ju"bilo, sacudi6ndose eu virgiliauo juguete o lanzandosego.tas de una hoja a otro hoja; las monta-as lucen espl6ndidas, ambles, limplas, renovadas, y todo es content, torque la lluvia ha apagado los ardo res de una sequoia que habla acabado con todo.,
Y en medio de la satisfaction que Natura experimenta, torque cuenta ya con suficiente agua para reparar sus energlias, los babitantes de la ciudad de Santiacro de Cuba se ven servidos de agua por medio de un cuenta gotas.
El imperid de la canla de
azAcar.
Es una hora sumamente grata la del ascenso, del tren- o sea la de su'salida con rumbo a Sari Luis p or entre las. montafias que' embellecen Cuabitas, Boniato, San Vicente, Dos Bocas y Cristo.




EL PAfS D E LA RIQUEZA 93
Unas nieblas sutillsimas como manto de virgen, ir vaporosas como un, sueno, nos dejan al descubierto magnificas montanas, espl6ndidos paisajes, altars de palms, valleys en miniature y hondo"M nadas ambles, alfombra'das de entrelazados ramajes. -La niebla se retire a medid*a que ascendemos v nos muestra lo qua es,'.el color, lo que es Ia beHem... No hay viajoro que-,. no abra desmesuradamente los ojos, como queriendo que perdure en su
ViSi rn
retina ]a 0 esl)lendente de, Ia aftirable flora tropical, y''recibe 66mo un. baIsamo vibrant, Como
UCIO PU rSiMo,
cons ri Ia admirable Vista que Natura
ofrece desde Lrono de montafias.-S,
Ya' en Aloron, se extended ante nosotros una .placentera llanura. Es para Ia. Vista Un descanso. Cambiamos de tren en San Luis. Partimos a los breves minutes.
El monte esta transformindose en ca'averales. El verde alegre y vanidoso de la cah'a se extiende
-dia por dia, como persiguieudo el verde. oscuro ir modesto de los montes. Pasamos por, encima d.,el Guaninicun, que trae.un fuerte.caudal de agua
I
enturbiada. Ha Rovido en Ia sierra. El panorama es esple'ndido; a Ia derecha Ia gran Pi6dra, cumbre dominate de Ia 11noa de montafias del Caney y Ramo'n de Ia's Yaguas; a Ia izquierda las sierras de Mayarli Arrilba, que Ia diafauidad de-una luz solar intense hace ver las alturas do lasmontafias como si fuesen LPestoneadas de pinos, y en los montes suaveme-nte ondialados Por doude el tren nos Ileva




94 CARLOS MARV
se ve Ia manigua matizada por multitude de palms que han sido heridas por el rayo, totalmente limpias de pencas y con so"loel cogollo a mantra de aguja o de alabarda, signo, demdominio o de honor.
Entramos en terrenos de Guaninicun y Ia naturaleza' se ofrece ma's interested. El terreno forma jibosidades, se enmontana, y las selves van mostrando su imperio tupido, e impenetrable. Las hondonadas son mds, profundas, Ia- manigua m I sa tupida y el monte es mas firme. be vez en'cuando. algu n caserio, y de, tarde en tarde, algu n rancho algu"n conuco de maiz, algun corral de gallinas, que indican Ia presencia, del hombre agriculture La mayor'a de los residents en est'as compares son negros; sus ranchos stain bien cuidados, los, platanales y los, maizales proclaman que son hom bres de trabajo, que son hombres de'los montes, que con su sudor y con su esfuerzo obtienen de Ia. tierra el'sustento para los suyos. Y all' viven felices e ignorados, luchando, a brazo partido. con Ia exuberancia, con ntas, de los
Ia invasion de las pla
arbustos., de los arboles, de las malezas y de' Ia hierba.
Al sall'r de Jurisdicci6n, Ia montafia se ve adelantar hacia el tren. jra a interceptarle el paso?. Ya Belona esta' al pie de las sierras y en me dio de una gran exuberancia forestal se destacan. coquetones chalets. Extensions, de mangos, de gualsimas, de mamoncillos; extensions de montes virgenes, verdaderos tesoros (Ile maderas precio-




EL PAN D E LA RIQUEZA
sas... Continuamos el viaje entre monte firme. El monte puede mars que el hombre. Los conucos, los platanales, los yucales, !as hortalizas, no pu den estar muchos d-Las limpio': el monte extended su. imperio y hasta las casas las acosa y las envuelve. Al salir de Manantial pasamos por enciira de un puente de acero, que esta a muchos metros de altura sobre el ni'vel del rio, y hacia el fondo, se adivina
una poza cristalina
do verde bambu" cubierta,
Ya estamos proximos al esplendido Hano der Guantdnamo. Vacas, potros, cerdos y gallinas, perros... nos indican que vamos entrando, en comarcas mas pobladas. Cuneiras, Tiguabos e.
A ]a izquierda se yergue. Monte Roux, y Monte Libano, con sus treinta leguas de vlrgenes donde ((la mano del hombre n'unca ha pesto, el pie)), como dirla Ged6'n.
El inmenso anfiteatro del Hano de Guantanamoce esta disponiendo a una formidable zafra. Los, precious del azu"car han alentado a''todos, a.colonos Y hacendados. Dicen que la tierra esta cansada y que hay que ir al monte a desmontar; pero la tierra del 11ano e-ta in-teresada en demostrar una vez
0'
mas que le es fiel y leal al hombre que trabaja y que sabe darle su esfuerzo a camblio de su. feracidad. milagrosa.




CARLOS MARTf
Donde nace el color.
.Estoy frente a la gran cuna de la aurora, donde nace el color, donde nace la purl'sima luz solar... Pero ha amanecido nublado. Mis deseoSI de disfrutar una vez m6s del Color de la Belleza, frente a frente a Oriente, al Este fi-anco,' se; ven defrau41ados..
-Al tren, pues me digo-. No bay mal que Por bieu no venga. Asi el sol no 'nos castigara en ,el camino. Es ventajoso viajar en un dia nublado,
-que el bochorno es menor.
No lo pienso ma's. He terminado mi labor y, ni,
-corto ni perezoso, me dirijo a la estacion del ferroF
carril... No hago como el poeta que decia:
Cuando dejo mi faena,
mi hamaca cuelgo, bien mio,
del techo de mi bohl'o...
sino que cuando termino una faena en seguida me diSPODgo. a'comenzar otra. Es uno de los rasgos distintivos de mi cardc-ter. Me viene a saludar el jefe del department de BotaFnica de la estacion
r
o-ronomica de Santiago de las Vegas y me informal que ha realizado una excursion por los montl3s de San Andres, Yateras, la Juba y otros. Y han encontrado en las Cuevas, Monte Verde y otros lugares, a 857 pies sobre el Divel del mar, unos nogales espl6ndidos, cuyo- fr uto es jgual, a la nuez ,europea.




EL PAfS DE LA RIQUEZAI 91
El Arbol' del nogal que, aqul se. encuentra es casi
-negro y superior, Y 11a hoja y la corteza son- iguales a las de. Ia generalidad de los nogales. Ta-tribien i ba on busca, el notab I e botanic, de un olivo que ha arraigado en la flinca. Jagtiey. Un olivo que ha dado aceitunas es cosa extraordinary y bien 'Inerece la pena que se, le dedique la atencion, plies ,esto prueba que en la flora de esta reL-ri6u hayplautas peculiares do otros pal'ses.
Entonces nos extendimos a hablar de los melocotones y do Ias uvas y de las fresas qlae se coseChan en no muy grande cantidad eii Santiago de,
Jas Vegas.
Cultivese elpropto jardin.
;,No serl"a mejor acultivar el I)ropio "*a'rdin)) 0 sea procurer acrecenta.L A
la riqueza frutera national ,fonientando el cultivo, selecCio"11 Ymojora de los
r
Mallaos d- el 'mamey, de los nisperos,' de, la pifia, de1 plaltano, de la naranja, etc.? Ya el. mango no 's el aliaiento del pobre, como dr en Otro tempo i-)ues el adquir'r un rnango de Santiago de Cuba 0 una pffia Nanc,-A del Caney ea la Habana cuesta rnas que Io que cuesta Lina pera de Cali.rornia.
Guanta'namo nada en oro.,Los campos de cafia son un venero dr- r ,queza.
Los cosecheros de cafe" estan piepai-ando sus c.impos y van a iniciar sus w--,nas ell la prox) nia co0 S( Ch-a; y no ob- Iant- drp'n cafeta' ha pasado a cahaveral.




98 CARLOS MARTI
La sultana de Oriente'
Guantanamo es una poblacion de construccion Y de, espiritu a la modern, Son sus habitantes.
-nativos y naturalizadosguantaname'ros-amantes de su villa y mu6stranse enthusiasts por el enibeJeci miento y por la mayor pi-eponderanciamor,'11 P,
Y materialde Guantanamo. Sitaenten el orgullo-y pueden- sentirlo justamente -de ser guantanameros; experimeRtan el orgullo de su terrufio, que
-va todlas las cualida a Lf
tiene des caracler'sticas de una.
chidad a, ]a modern.
Guantanamo -se ensaneba en todas direcciones. Las casas antiguas son renovadas. Los solares dejan de serlo, para ostentar elecr(r,,ntes cons rucciones. En apartadas calls S,-e ban construido c6mo dos cha.lets. En las c'ntricas se instalan estableci-mientos exprofeso construidos, establecirnientos a, la modern, con salons como no Jos tJene ninguna casa del comercio de Santia(yo anchurosos C6modos, 6legantes, presentando Una complete expo-sicion de arLiculos. SC.% estarn construyendo costosos e d ificios de m a's de un piso con, luj o y confort.
Estd esplendidamente situada la ciu'dad del Guaso., La border el anchuroso y hermoso rio. Y hacia los cuatro punts cardinals se extended un espl6ndido Val le, Una soberbia planicie, que se inicia junto a las montanas y se desliza hacia el mar...
En las montafias, la riqueza -cafetalera y los mosques de, madras pr.-Tiosas; en el. flano, la ri-