Citation
Empleos ascensos y recompensas en el Ejército

Material Information

Title:
Empleos ascensos y recompensas en el Ejército su esencia, su índole y su objeto
Creator:
Álvarez Chacón, Julio
Place of Publication:
Cuba
Publisher:
Sección Tipográfica de la Comandancia General de Cuba
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (128 pages) : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Armed Forces -- Colonial forces ( fast )
Armed Forces -- Salaries, etc ( fast )
Armed Forces -- Promotions ( fast )
Cuba ( fast )
Spain. -- Ejército -- Promotions. ( lcsh )
Spain. -- Ejército -- Pay, allowances, etc. ( lcsh )
Spain. -- Ejército -- Colonial forces -- Cuba. ( lcsh )
Genre:
non-fiction ( marcgt )

Notes

Statement of Responsibility:
por Julio Álvarez Chacon.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
036230350 ( ALEPH )
1040034185 ( OCLC )
Classification:
UB325.S8 A58 1883 ( lcc )

Full Text












EAIPL EOs
ASTENSOS Y RECOMPEISAS'
EN EL 17IJERGITO.
S TJ ESENCIA, SU INDOLE Y SU OBJETO.
POR
El Teniate Corofiel de Estado Mayor,
ULIO LVAPEZ .,w-. ,-IACON,
'Zoocdon Mpografica do la Comaulatoia do Cuba.




3 1262 07370 656 5
INI




L E C T 0 R
Ila Mllttdsado cillttUtct-a d1aesenle cj,&(Wt*6t. at, kacc /a a me M(te-ve cl alan dc ta A(Wt zdad n ta cjlw an= & &C o la /I ceine -a cdt zan Awcha
an sackfifl, Iac en cam& de la hon-o=
de olww J,(a V M/Vrnci a" 16afteu6= na de Mt* aM611Vady /Co'clo y a" a!7wMa,, q(I-C w6n6=
a c(ted dcdtco cillc 1wmW61c ha4ato.
EL AUT014.







1N,,TRODUCCION,,
La invenclon de la pllvo a, el balance y precision de las armas la tactical y el arto, de la guerra han igualado al hombre
el combat, anulando la primitive. suprematAa de la fuerz_ I corporal. Pasaron ya los tempos en que la robitstez del cuerpo y la fortaleza del brazo constituia-a un guerrero y hasta un heroe: ya el combat no es la lucha, de la fuerza bruta, ni, el espiritu. necesita que el cuerpo est6 en proportion con e"I para softener su aliento; el bombre hiere y. mata desde lejos sin
sin lucha, sin esfuerzo y' hasta sin distinguir a" su adversario; Aquiles, Roldan y el Cid son heDoes ya imposibles; el triunfo de Davic[ contra Goliat puede hoy repetirse 'a' eada, paso y un hombre endeble y d6bil y hasta un nino, pue de I atacar con ventaja al ba*rbaro mas gigantesco. Si pues, la faerza corporal no tiene ya influencia'decisiva, si las armas y medics de combat pueden mejorarse hasta igualarlos cm los del contrario y si el arte military obedece a** identicos principios en todas las naciones de Europa, s 'lo nos quedarain, Como hemos dicho en otro escrito, tres causes definitivamente influyentes eD la farza do los Eje"rcitos, el nu"mero, la organization y la instruccion. Ya en otra occasion hemos tratado de ]as clos primers I -besaria y vital en
afirmado tambien que la instruc'ion es tan noc, 0/ #1
los, Ej6reltos e" influye en su bonded en ta'nto urado, que 'a' i..)ualdad de las demas conditions, puede atribuir marea(la




superior a unos sobre otros. Ta-nto es as"
Mad i en nuestro con
cepto, que consideramos que en"determinados casos pue(ie hasta contrabalancear con su influence Ia superioridad numerica:-la, 'Victoria, favorece, masbien a" los Eje'rcitos peque'os y bien nlan- -, dados, quo a" los numerosos mal. diricridos; y Ia Historia 6frece repetidos ejemplos de cainpa'las decidiJas y de batallas ganadas poi Ei6rcitos inferiores en n-dmero al del contrario,' y este riestiltado debe atribuinse al superior saber, ciencia 01 conocimientos de sus Jefes, pues -au-n cuando deba, darse en 61 Ia debida inituencia al mayor valor 6 espfritu, a ]a mejor discipline e instruction del soldado; ciencia y arte es en deflnitiva, el haber sabido inspirar a una tropa conditions morales superiors a" las del enemio-o compensando asli Ia inferioridad del Inumero.
A) se-alar aqui Ia. importance de Ia instruction, no nos referimos precisamonte a' Ia del soldado, que es y debe ..ser muy limitada y puramente praictica y cuya suma de conocimientos esta ya d.3terminada, escrita, y ordenada oflcialmente en los diversos recrlamentos y ordenanzas, creemos si. q i e es convenience y necesario ampliarla en lo Util 6 indispensa,ble, ejercitandole con m*todoy constancla en los movimientos ta*cticos tiro eso-rima y gimnasia, como igualmente en las marchas, maniobrds, 'campamentos, fortificaciones sobre el campo y todo cuanto es anexo al servicio de campaRa, conviniendo que. adema's se le de*' Ia instruction elemental necesaria, que redunA "I
daran en su beneficio y en el general del pals, ensenandole a leer,
y contar, disminuyendo as' Ia desconsoladora cifra qte cual J)adron de ignorancia acusa Ia estadistica de las personas que en nuestro pal's careen de instruction en absolute. Pero, hay aparte de 6sta, otra in.struccion mas superior 6 important, mas elevada, y ma's inlityente en un Ej6rcito, que es Ia do los J(1As y Oflciales que ban de ejercer Ia action del man-do Y. conducirle al combat, y a" Osta es a" Ia que rj.os referimos en elpresento escrito on el cual in-iicaremos: el modo de promoverla y estimularla.




0 S
CONVENIENCE
DE LA
INSTRUCTION Y 14EDIO PRINCIPAL DE FOMENTARLA.
Desde el. m6mento en que un Oficial. inorem en ul eje,,rcito, se supone que esta' en vias de poder alcanzar los m a's altos employs de la militia y lleo ado cL ellos podr6' tener en 'sus manos, segun I el. mando, de que est,3 investido la vida de multitude de h 'mbres la suerte.de un po 1's-, el honor de- sus armas y basta la iridependencia de la Nacion. Puede tambien, si ejerce el mando en Jefe de un E "reito en campa' verse 11am'ado a' resolver- arduas y delicadas questions gu,beilanativas,, diplomat*cas y administrative; negociar armisticios; celebrar tratados; contrary alianzas y h'asta iniciar. paces, de cuyas primers negociaciones. 6 preliminaries, depended la coiisecucion'de mayors vr.).n-




2
tajas y el provecho de, 11ha campana venta* L
honra, I's y asta la
-intereses h salvation de la Patria
en el caso do una guerra desoraciada. Bajo este punto do vista consideres4e cuan important es la, mission de un Gene "al' 'necesario, el, yie para todos y cada
uno de los.mandos que des'en-yeRe, reuna, a sus buenas dotes naturals, los conocim..ientos- do muchos ramos 'y una s6lida y vasta instruc'c'ion.
Pero no es solamente el. General, el que debe poe descendiendo on la
seer tan necesarios conocimi, ntos, escal* gerdrqudca, vemos qU'e A Jefe y hasta el Ofi cial subalterno', pueden verse llamados a'.obrar aisla(lam' e'nte y a, resolver'por s'u propia iniciativa cuestio'nes Arduas, en m'ehos class de 1'ndole diverse y de importancia' mayor de lo que a' primera vista parecc; N!, que ( jerceri a veces transcendental influen*ia en el. resultado de una operation, de una'batalla y hasta de un. plan de campah"'.q. Vease p'ue 8, cuan indispensable scra que posea tambieh., la instruction. convenieifte, y cultilve. y'desarrolle con el studio las dotes que la naturaleza le haya dado y las,.nociones adquiridas al principio, do su carrera.
as y coDveDiencia de, la
Sentad la necesikla'4
ins fruccion. y su importancea, que tanto ha aci--ecido e1i la preseDte e'poca y que tan atendida. esta en alo-u'bemos advertir que no vamos
nos C36rcitosi de a entrar en este escrito en considerations y detalles sob ro tl modo y forma en que la, instruction debe darse




y, adquivirsle. Af uoho se ha escrito, allgo se ha, hecho y mas creemos puede hacerse todavia en tan. important
sotros varnos qqu' mente
-risunto; pero no' i unica a presenfii r u I n inedio de crear el esti'mulo y de fomenfar la emulation, despertando un noble deseo v una aryibicion 'hODrosa, I dando en fin facilidades -papa que el ofic*al apto, inteligeDte, estudioso 4'instruido que de" PILlebas de capfc-leidad ym6rito con muestras notorias de poder Ilegar a' ser UT1 Miembro Atil Pen la grart. farn'lia military y una esperanza de horira y gloria para, el Eje'reito, pue-da aspirar lecritimainente a' los empluos superiores, pues no es prudent hacer. desear al O'(1111io y al talent, las maquinaciones polifticas, las se(liciones militaries, rii los cambios eln -las ifistituciones plarlict aIc(InzCAr los aseensos. Esto ademas de peligroso I)ara la tranquilidad del Estado, es duro, sensible y denigrante pcra el merit, pues si bieri es ll'c.*to al hombre realizer sus a'spiraciones por medics putlos, cuando no lo Io(yra sino' a' costa de su conciencia esperimenta un pesar que intent, doininar en. vano; sus cualidad'es se anulan, ante el afw-i constant de excult)arse, su iniciativa secohibe por la carencia de la autoridad moral -riecesaria, et despecho de su propia culpa malea su cartieter y la digiiidad agena le parece jin. mudo reproche de sti falta: nunca el fin justifica los' medics c.uando estos son reprobados, y senala la Historia grades hombres que hubieran dado gustosos su glolrl*a, su poder y' hasta una parte, de su




4
vida, por borrar en ella el solo hecho 'que la empafta.
Vamos igualmente a' intentar el puner un coto, un valladar a' la ignorancia, a' ]a incapacidad y al indiferentismo procurando evitar que los nulw4, ineptos y morosos que ni a'n flenaD su deber cuniplidaA
inente, puedan un dia ser un baldon, una remora, y hasta un peligro, ejerciendo employs superiors a sus conditioners y comproinetiendo una situation; vamos tambien "-ft impedir que traspasen. el justo 11' mite que la conveniericia, general del Ejereito les impose, evitando asi el que Ilegtien a' ocupar puestos que esceden a' sus aptitudes y obligandoles a' li'mitar forzosamente sus aspiraciones a' conservar el empleo que disfrutain, si en e aspirando U'nica'I Henan sus deberes
mente al decoroso refiro 11 a sits
que la Patria se'ala,
servidores cuando su e dad ()' -sus achaques les impidan contimiar sirviendo activamente. La inconvenioncia, en el Ejereito de ciertos eklmentos es innegable: en la, paz con su io-norancia su 1 0 neptitud sus faltas atraen sobre todo el A desden a' que solo ellos son acreedores, poniendo, en tela, de jtiicio la, honra, la conveniencia, y basta la, utilidad de la institticion y en la' guerra, ejerciendo inandos por secundarios que parezcan comprPmeten su seguridad y el honor de sus armas. Con estos no debe ni puede trans**irse Pues annque pue da, haber lenidad para una falta y olvido p a*ra un error, debe haber justicia, estrieta y reprobacion, several para una serie'de faltas Y'Para un prop6sito de errors.




DO's moviks poderosos influyen eti el hombre, d.e un inodo eficaz y decisive; primer el deseo de elevarse, de mejorar su condition presented, de e'rearse un porvenir horiroso britlante ydesahog-ado, la, ainflicion en una palabra; y segundo el temor de estacionarse y de perder ]a position que ocupa, siquiera sea inodesta y limitada: estos dos u-10"viles pueden utilizarse y de ellos echaremos Tnano para nuestro proposito, al ocuparnos del sistema de ascensos mas conveniente ptira el EPrcito.
DEL INGRESO EN EL EJERCITO.
,, ecrtiii la Ley mistitutiva de 28 do A(Yosto de 1 S';- 81 el ingreso eii el Ejereito f endrd lugar precisainerite en la clase de soldado 0' en la do altuatios de las Acadeinias Militares. De desear es que esta base asentada ya (m leyes antoriores, sea un hecho real y constant en lo sucesivo y que el ingreso tenou sienip're luour por la puerta franca do la legalidad, sin repetirse numa la concession de employs de menor ed.rid pases de militias, movilizadcs de different eases Y colors, procedencias carlistas, cuerpos asimilados y otros portillos que tambien han -dado entratia en la. institution con facilidad escesiva y hasta en Agunos ca.Q,,os sin el obligado t,)aso por los employs it-iternic-




6
dios. Suj,)oiiiciido que asi suceda, Y una vez verificado el incrreso eii la fornia preVeDida, podemos observerr
b
que el de 1.11 clase de soldado es solamente transitorio, Ia paso que I el ,de la de alumnus es por regia. general definite' pesto que Ios primers son licenciados ii I Cabo de un cierto tienipo, salvo el caso de ascender a" Sargento primero y a Oficial, y los segundo-s son promovidos a' Oficiales ql teri-ninar sus studios. Existed pues una difel#eDCi*a eseDcial en ainbos casos, reSI)ecto al character del ingreso, como existed tambieD marcada diferencia respect al servicio, que para los prin-leros es solan-iente temporal y para Ics segundos es cons" I -io existed tambien iiiar ada s'
tante o )ePI)etuo, con c epcracion de clase y de 11liSiOD, pues el soldado-, la fi-sopa, const'i Y ulfleil(), la inasa inconsciente desfinada
I coi-ribate o sea la fuerza, y el Oficial foi-ma la mLnoria Ilamada, a' mand.ar y dirigir 6 sea la intelig'encia, por lo cual conservaremos la -distincion asi creada, tai-ito en lo que se refiere a' la, ger"-rqui,,i, como respecto a' la instruction. necesaria en ,imb,,is classes.
DEL INGRES-0 Y ASCENSO EN LA CLASE DE SOLDADO.
Siendo el servicio de esta clase temporal y transitori*o, su higr'so y licei-iciamiento se verifica perio'dicamente ei-i la forma establecida por ]a Ley de reeill.




ph,.izo del Eje"reito, DO siendo obli(yatorio para, -.,I tas-, censo a Oficial el paso por la clase de sol(lado. Est.,% tieDe Sill en-ibarlllro abierto el cal-nino para, el asceiiso pasal-ido por los enipleos hiferiores inmediatos hasta, el de Oficial. La reunion de los reemplazos i-a ingresadosen el Ej*(',rcit.o es lo que se Ilania la tropa, que comprende los soldados las de cabos y sapgentos pritneros y S( gUDdos.
NIM11(yuna, otra condiciOD que la, de aptitude fisic(a, Se exiffc Para Cl iDgreso a' los primers, ni tampoco otra necesitarl, pues dcbiCDdo ser un. number considerable el que anualmente ha de ingresar. on las. filas, ni scria. Atil ni sufficient al obje.to, el que el Estado escogiese los que mejores con(liciones reunen, 11* t lmpoco equitativo que. estos, fuescli precisunente los obligados alsor.N icio. Al'ites por el Coll trario, Si no sa estableciese el servicio obligatorio en abs-oluto, 1"(1 teiideuC..ia de ]a Lc.Y debiera, Q-er la de obligar a' 61 precisamente a' los que se encuentren en pores cmididones de instrucCiOD jTalos que carezean de profession, siendo este un inedio de foinentar aqu 611a, y de crear habitok de trabajo; sistema que sin ser uitativo,
mas eq poaria,
realflleDtC ser beneficioso al Pal's pop el colicepto, Qsrfresado; pero tales pudieran ser sus resub-tcidos que Ilegase el caso de no poderse contar con. stificiente u"'tn-tero de bombrespara, el reemplazo del E vcito' desde Je I
el moment en que se adn-liticra como causa, de exencion la instruction y cl oficio. Por eso sera' s4empre




8
mas coil Velliente. el bacer efectivo 1-)ara todo.13 el deb 1. d c I s c iwieio dando anualmente de alta. e ino,*res(I-Indo en las fjl,-Is del. Ajjereito todo el contim(yente alistable, y una vcz en ellas, adinitir la instruction, 10's studios acade"micos v sobre todo .1.1 Inejor altitude para adquirir los conocirnientos militaries necesarios al soldado) como razones o causes Para que. una vez adquiridos aquel.los se otorguen licencias ilimitadas a' fin de reducir la escesiN,-a cifra a' que el servicio obliceatorio eleNTa la fuerza aetiva al number prudential schalado en el presupuesto con arreolo a' la mayor e('10110111itt compatible con las e1xigencias del s ervicio de Paz.
Secrun lo indicado despues del irl (nrre'So erl las filas es, cuayido el soldado ha, de recibir la educacioili i'nilitar para ser considered como tal y estar en aptitud de podersele -emplear de un modo Atil cuando sea necesario. Considerando la question bajo el punto-de vista de la sola inision que Ie esta' encomenda-da, vemos que esta education 6 instruction es purainente litifllt riria, Practica y muy limitada, bastando que oil 0 "Ila se le, elcircif-e el tempo sufficient I)ara que la adquiera pop complete y terininado e"ste, vuelva a, sus hooares, con la aptitude necesaria para empu-ar las activo el dia en que la
armas y volver al servicio c I
Pa tria necesite del concurs, de su brazo. Bajo este aspect, el Eje"rcito d'ebe considerarse en el dia como la eseliela, Tnilitar del pa-is, donde todo bombre U'til




9
tt t d" e r c c t) i r I a in.struccion convenience, I)at,,a poder no hab'endo pov lo
ser considered como soldado I
tanto iriteres ni convenience alcruna, en retenerle eni las filas, desde el moment en que ha adquirido por COMI)leto los cono6mientos necesarios. En otro escrito
L
henios esplanade nuestro irno'do de pensar'sobre la
0
es-pecial constitution 6 Indole de los eje--rcitos modernos y su. verdadera mission y objeto en tempo de. paz, y por lo tanto no debemos I repetir aqii', aquellas Consideraciones, bastando a' nuestro, objeto presented el. tipuntar la convenience de implantar en nuestro pals, la ense-anzt), military shnultanea con la-educacion elemental cieritifica, creando en las escuelas, colegios y liceos, compan-ias y batallones de escolares en los cuales los nifios adoleseentes adquieran los rudimentos militaries, nociones de tactica y conocimiento de las arenas: nuestro carader se P?.-,esta adryiirablemente para, esto y la mission de los professors, estaria reducida dar foi-ma y guiar por camino util, el'instinto guerrero quo se revela en'los juegos de la ni-ez. Est,
despeTtai4a el. espfi-itu military en ]a juventud ofreciendo la ventaja incalculable de que al ser Ila-inada al servicio bab ria en eada contingent, un gran number de j6venes ya easi instruidos y cuyo transit Por las filas, solo habria de reducirse a una practice formal, de los c.onocimientos militaries adquiridos en sus, primers afios. De esta suerte, no seria' como hoy
Espafia, Gran potencia por su organization military,




pttra intic-hos, im arma de guerra- am-a cosa desconoc ida y Imsta pavorosa, ni la iii,,iyoria de los recluttis considerarifIn el Sep Ham, dos al servicio, coino una penft affictivtl, ni la iffStPUCCiOD Militar como una cieliia impose stis fuerms,
ible y supe. ior Il -,on todos los
terrors de lo desconocido.
Para' el ascenso a" las classes de bos y sargentos, ya, se requieren algunos conocim tents teu"ricos y es1 0 4
specials que N-fln en proor-resion ascenciente de un. cf, otro de estos etnpleos, pero lo corto del tempo, actual de ser'60, limitado por causes de conveniencia muy atendibles, influye desfitvorableuiente en la, bonded de has chises de tropa y en su esctlsez, que 11"I venido L Ciument(tr, la redencion C'L If I C t, t I i c o I I 111(2dida que la cuota se h.1 ido rebtAjando, pues, inedi.ante este derecho- solo in(rresfAn por lo genet-til en his fiLi'S his cla-'Ses 111Cls pobres Y por 10 t.-Into ]as in(ls, io'nor.-i1-ites, del pai, ;. Ttiti es uii hecho esta falt.1 de conditions en his chises, que ha sido necesario, dictar estmcbas reglas Para Colic(-,der Ila. contirimacion eri el servicio de 'os sargentos que la, solicitan; disposition cuya, conve-, uiencia iio diseutimos, pero que como friend a" limiter
Officials lastima interests cre
Su aseenso a ados e" *11-'
troduce en el "rcitrl una tendencia poco en ammonia., con las ii-iodelri-ia, -; teorias de Icrualdad de derechos vimencto de este modo a" implantar una restriction q.u(. perjudica a' una, clase, sea cuaNuiera la razon eii q.ue ,iquelltll Se fundti,* Nosotros crec."n-nos quo, esta falta de




Corifficion,_: yiedara completaTneii'le reifiediada el dia en qtie el serviclo obligatorio sea tvi liecho sin escepcion, ptiesto que introdticira' en las filas inejores cletyiefitos y boinbres de conditions e' instruction suficientes D,,(ira eseo* 'd i jer ontre "Ilos con facilidad classes qtie teniendo ya conocimientos bastante esterisos y h,ista studios superiors, s6lo necesitara-n rendere, y lo haran facilniente, ]a parte military itecesaria para su onces -istruccion mas
cometid'o, reuniendo ent' tina'ii
complete a" uiia education mas esmerada, ventaiiri- que laeffiiiva tanibien sobre la clase de officials, cuya emulacion y amor propio no podran menos de despertarse, ponierido asl' los medics de no aparecer bajo niiicrun .1-pecto, inferiores a sus inferiores.
Es cierto que por reo-la creneral los iridi NTidiios yie reiinan las condiciones expresadas, se apresuraran firil vez mas que los otros, adejar el servicio active tan luego como les sea possible, pesto que procediendo de families acoinodadas y basta opulentas 61 iltistres, desearan recobrar sit libertad para disfrut',ir de sti posicioii, rnanejar sus bienes 0 contintiar sus carrePkls, interruinpWas por su ingreso en las filas, pero d eina's de que este inconvenience puede remediarse, siendo inmediatamente reemplazados por otiaos de iguales conditions, que aportarahi los contingentes sucesivos, podra' haber a1gunos, que se inclinen por
-tificion A otras causes, a* seguir la carrera -de las armas, si en (",'Ila ven un porvenir abierto en el ascen-




12
iso a oficilil. 0' 4ii el sueldo. que entretanto disfrutan, sel aumenta respect al actual, convirtiendo asi la c1qsc de Sub-Oficiales, no solamente en un escalon para et in(yresso'delfinitivo en el. ej("Ircito, sino tambien on una polsicioll social segurq, hoiirosa y bien dotada. Mas si deiAro de la tendencia, a' la unidad de procedencias, do la quo mas adt.-Jante nes ocuparemos, entrase la idea de impedir eli absolute el aseenso a' Oficial a' I a clase do sargentos primers, sera' tiecesario para poder tener bUCTias ChIses do tropa, dar a' la do Sub-Oficiales
0
Otras velltijas, otra importance y otros derechos, su& los que actualmente tieneli, pudiendo asi*
periores a
o himente establecerse para. to sucesivo, que el empleo de sargento L' no de derticho a1guno al ascenso a Official, salvo el caso on quo tanto aquella clase como la de saro entos segundc)s cabos y soldados solicited y cotisigan, lletilliendo las conditions necesarias, illgresar en la A academia G-eneral Afilitar, para en ('41a ISC11YUh.. Sus studios y optar al empleo do Alfelrtlz eri
I(75
icruntes coticlicimies que los paisoms y como tales al inurms de la Academia, Y eii comperisacion so dm .m
itn -i v sueldos It
yores atribuciones consideracioi a/
chase de Sub-Ofielales, cort premios de cofistancia, PC4, -is etc, corivirtiendola en ulia especie do
t1ros, velitai,
ctarreva limiticida, que ofrezea al. quo la siora un presente y mi porveiii r taiito o' mas seguilao y veiitajoso quo el quo pi-eseiifiari a1gunas profesiones, artes, OfiCIOS V 1.1asta dessfinos del E'(.,.,tado. De esta suerte, so




'13
utilizara en provecho, del Ejereito, la natural tiecesi-dad y aspiration del hombre a' buscar la subsistencia y asegurar el porvenir y habra' muebos jovenes de buenas conditions, que eneoritraran en esta modest carrera y en un empleo ya por ellos CODocido y de facil desempefio, Una solution. mas segura que los eventuales products de artes y oficios poco lucrati-. VOS) de destines eventuales y de professions y carrerasl en las cuales la fortune solo favorece a' los m61nos, condenando a' los ma's a' ujia precaria existeiicia,
De todos modos, ya se continue el actual sistema de reemplazo del Ejereito, ya se Ileve a' la practice el servicio obligatorio sin escepcion, las classes do tropa deberan. recibir una instruction military todo lo estp.nsa y adecuada quo sea necesario, para el buen dese-nipei'lo de su iiiision. Su importance en el Eje*_rcito a' on auniento y es mayor de lo que a prinjera vista parece, su contact ininediato con el soldado, les da' sobre eI una influence que no puede me'nos de hacer senior sobre aquel sus buenas 6 malas coiidiciones, i, n fl u yendo, esencialmente en la discipline do la que sson la base y fund, mento; su esfera de action sobre el canipo do batalla, ha de ir en aumento a' inedida quo el combat modern, va'ampliando el (5rden abierto v t!n nuestro, concept estas circunstancias y ol desarrollo, que en su fuerza va' tomando la conipaRia, la quo amenaza, absorber al batallon, require la "reacion, do esta clase intermedia' entre el Oficial




14
0
v el s,.oldado, clase que sin ejercer la, action d'el mando de un niodo tan influyente, initial y decisive como el primer, participate do eI dentro de cierto lirnite, saliende un tanto de la inconsciencia, de la masa. Esta clase7 que hemos l1amado de, Sub.0ficiales ha, de componerse de individuals escogidos, que eston. dotados
-iando, posean una, instruceion reo-ude tacto para el n b
lar, cierta, inteEgencia, buen porte, actividad y sobre todo eDergi'a y anior al oficio, siendo para crearta, indispensable considerarla, dotarla y remunerarla, de un modo convenience. Ya se conserve a las classes de tro-,echo al aseeinso que. bo' disfrutan, sea por pa el dei y t
antio'U""edad en. tempo de paz 6 por recompense en el
guerra, ya se implanted el sistema arriba indicado, s u importance, require -que los employs do esta cla.se se confieran. con fino y equidad, y que su instruecion se fornente do un modo provechoso.
DEL INGRESO EN LA CLASE DE OFFICIAL.
Hemos indicado ya que ("Iste fiene lugar por la clase do cadetes 6 alumnus do alcruno de los Colecy-ios
Cuales a'I terminal Academ*as militaries desde la con aprovechamiento sus studios, in(yresan definitivain enTe PJI el eje"reito con el empleo de Alferez -en las




15
arenas geneiales y con el. do Te-nion to eri las ospeciales y -cuerpos IlaTnados facultativos. Se(run lo, antes expresado, ino-resan tambien eit las primers y en clase de Alf6reces, los saro-entos primeros a" quienes correspwide el. ascerso por antio--edad, on la proporcion mareada para eubrir las vacantes que current.
No vamos a' detallar por ahora, las condiciones necesarias para el. incrreso, pero sf baren-ios notar que
education cientihica, recibida en Ilas Academi*as, se consider como sufficient y es ya la que ha de server definitivamente de base para toda la carrera, pesto que 1)asada cierta edad y dadas sus, ocupaciones, el. hombre solo. puede dedicarse a' ampliar y mejorar sils conocimientos, siendo, muy diVeil. que se ded'que con fruto y asiduidad. aadquirir los rudiments do nuevas ciencias y studios. Los procyramas do los quc se efecAtien durante la permanencia en las Acaden-iias, son pues un tasunto do importaticia capital, pues sobre I ro
OJOS se basa. la instruction total y cietinitiva do la maVoillia de los Oficiales del Ejereito y es por Io tanto necesario que, est6n formulados de tal. maner,ri, que los ramos do studios que comprendan, sean completamente Atiles, provechosos. suficiente.s y de un,-t aplicaCiOn 'practical, introduciendo al. effect en (Aquellos, cuanto de nuevo sea convenience y eliminando todo Io que no siendo, applicable, s6lo conduce a' fatigar la imaginacion.y a' ]a perdida de un tempo, prec*0SO para el studio de Io verdaderamente dtil.




1-6
tT
118 de las cosas que deben teiiei,40e IYIUY ell eimita, es la edad desde la cual se ha de per 'itir el ingreso en las Acadernias militaries, torque bay notoS It & 0
ria inconvenience en adynifir a' los educandos demasiado j6venes, pues de bacerlo astadquiriran solamenuna education military exclusive, jr ninguna especialidad que no esta basada en. otrOS COT1OCiIUieDtOS generales,puede nunca eseeder de la uiediania. Los alumnus que ingresen en Itts academies demasiado Jovenes, tendran que caprender luego los conocimientos que antes debieran estudiar y que les son necesalikios para la -vida pAblica Y Social, en la cual s6lo podran adquirirlos, coji Una tardia esperiencia. Los jOvenes desde los 12 a' los 17 alfios debeii cursor ht iristruccion public general del pal's y la carrera irlitita.r no debe emprenders.e, antes de la edad en que se emprenden las demas carreras; de otro modo, los estudios se concretan. whites de tempo, tomando ent6nces en las academies los conocimientos inatemafticos, IT professionals un caraeter tan specialist, que puede conducir a resultados inuy lirnitados y al corto desarrollo. de las *nteligencias sofocando el genio, y el talento. No creemos por lo, tanto, convenient nin(runa, education especial antes -de los 16 afios. -v que no tenga por base el bachille-rato y los principios de varia.,.; Cliencias mixtas, pues reposando ya sobre estos estudios, la instruction definitive Podra ampliarse facili-fiente en lo relative a' la Parte military. De otro modo,




17
0S 'lo t.')odra n obtenei-s militaries de Oficio, Pero I-w oficiales de porvenir britlante y apto-i para, los altos inandos, que requieren )7a cotTio heynos diebo conociInientos intIs vastos crenerales.
DE LA UNIDAD DE PROCEDENCIA.
Al ocuparnos de la forma de incrres o en el Ejercito en la clase de Oficial, diremos a1gunas palabras so1,-)re la unidad do procedencia. Confe. saints que a' pesar de ]as, i-nuebas razonos que en su defense se han espuesto, no hetrios Ileol-ado a convencerDos de la bon-' (lad de la idea. Como teoria, creemos que, se bar. exa(Yeraao sus ventajas relativainente (11 la union al eomp ..ti-101.1snio que ha de introducir en la fainilia military, pues si bien aquet sera tin beebo respect a' las promociones que simultaneamente eursen sus esttjdios en la Acadeinia General, coTno estos tienen 'n termino, los OfichAles que de ella salgan seran tan estra"'-os a' los que ingresaron despues, como lo son boy entre sf los de ]as different armas e" institutes y aun entre los que curs,2.n simultAneamente, habra la natural separacion y falta de contact que existed siempre entre los de unos y otros anos, division tanto mayor cuanto mayor sea el number de alumnus de la Academia. Ademtts, debiendo pasar desde la Academia General




18
a contintiar sus studios en las do aplicacion los cispirantes (a las carreras espociales, pronto domimira en 6110S el esp..ritu del nuevo cuerpo en que ing-resan, y coyno no todos los quo lo deseen seran actinitidos en aquellas pues necesariamente habra' de haber prefeM!IICia. respect a' la aptitude pop la forzosa, limitacion del number, podra tal vez erearse cierto tinti-cronismo quo boy no existed y que sera Dacido del (lespecho de los aspiran'tes no' eleo-idos pues siempre tocla eleccion hq-stima el amor propio do los aspirants excluidos. El compa-erisnio y la union, existed hoy, y han existido sicinpre entre todos-los que listen el honroso uniform de la inilicia, como existent y existiran-a' pesar do todo, la uniODy el espfritu de ct-ierpo dentro de cada una de las armas e institutes. Nosotros' COMprendemos y aplaudimos, la un-idad de instruction en' los principios de cada. carrera y hasta *donde lo perinitan los studios especiales do cada una, y para esto, ba,;-ta con uP Colegio General 0' Acadeinia pa I r a Iti s ,Irrnas de IDfanteria, y Caballeria como ya existI6 en una epoca anterior y por cierto con brillantes resul' ta.dos, continuando en la forma, en que boy existent las Academics 0' Escuelas especiales, por razoiies de conve.,;iiencia quo resa Respect a' la pr(,-tctica, la aplictiedon del p"Aincipio de la unidad de procedencia, present un.-I. d*ficulta.d. quo impede el que. su. ejecucion sea un hecho real




19
)Ositivo, Nes el aseeltiso a Oficiti le'- de los, sti rger tos
0
pritneros que tiell en hoy I. de.reeho i7jecono.cido, de optar a' unalcierta parte de las vacates queocurrati en la clase do Alf6reces: coartar este dere'eho ,dquirido, y en ejereicio, no parece equitativo ni, arreglado
los principios de iff ualdad social; obli 'llos a ,ar a aque
a ingresar en. la Acadlemia, sobre sujetarlos a' u n cl (e1w y a unas trabas que'hoy no existent y privar a' los e.uerpos del servicio, precisame,.nte de lw;'ma's aptos, seria el.rearleS. U.'Dq. SitUacion violent, pesto que ni por su edad, ni por sus antecedents socials, Id pop Ciertas rancias preocupaciones, .podrian fraternizap pop completeo don los derfias aluinnos y se crearia asi dentro de' la misma Academia un. antagonism de or1"Crell y una separation. de clase aun rwrls per* d' Wes que los que hoy en. dia puedan ex*stiib,, SI pues Como henios dicho no parece, justo vedar el aseenso 'd ta n important clase y si 'tampoco es practice conNreniente el qLie O's.ta ingrese forzosaMente en la Neade"', mia Dara ob- tener el aseenso la u-nidad b.
A, I
Cia no puede t1ener effect de un inodo absolu to-, S61o vetnos 'un medio, y 6ste incoinpleto, para remedial < qjiel i neon venieln te y es el de considerar coino ya hei-nos dielto la clase de Sub-Oficiales c.orno una situacion 11finite y definitive, sin negar por eso el derecho al ino-reso en la Academia Generat a', toclo sargento', cabo 6 soldado que lo solicited yr re'una las con- i 0 iones
0
wee.sarlas, en etiyo caso la unidad -de rVocedoticia sel-




20
ria un heebo durante la epoca de Paz. En. uanto ]a de iyuerra no creemos praetico, convenience ni favo-rable al Estfinulo,- el privar a' los sargentos primers del ascenso a' Alfereces como recompense de campa-W
na, pues si'bien podra' objetarse'que estas recompensas introduci*ran tal vez en las filas, Oficiales cuya instruccion y conditions no est6n a' la altu'ra de las de los demas, podremos contester que tanto estos ascen SOS como los otros, que pueden otorgarse por m6rito de guerra a' Oficiades que por su falta' de suficiencia se encuentren postergados, encontraran el conveniente corrective en el sistema de ascensos que propondremos para la 6poca de paz, m.ediante el cual 6 los Oficiales que se encuentren en el caso indicado, mejoran su. instruction hasta igualarse con sus paneros 6 habran de renunciar forzosamente a' la- espera I nza de ulteriores adelantos, pero, creyendo necesario 6 inevitable el asce'nso, de los sargentos priinew
0 *ble en tie *
ros, sera Siempre impose mpo de guer'ra la
unidad'de procedencia en absolute.'
Ademas, 4sta, 6 sea la institution de la Academia General Militar, present inenores ventajas que el s istema anterior bajo el'punto de vista de la conve niencia para el servicio y. de la election de aptitudes. Con, ar'reglo al sistema seguido hasta aqui, se presenta.ban en los con- cUrsos de las carreras es-peciales, j dvenes que 6 por haber ya e m-pezado, carreras cientificamente n'logas, 6 por haberse de, sde muy, temprana eda(I de-*




,21
dicado a' los studios adecuados a' la en que. s e proponen ingresar, reun*ia*n con esceso los conocimieritos- ma 'alcrunos de estos jdvenes escedian a de la iiesarios. 6 y
edad. inarcada para ingresar en las armas generals, Tero por esta, misma razon y la de haber dedicadomavor tempo a] studio de materials cientifficas, estaban lo mismo, que los otros en mejores conditions respect a' instruction, que los Oficiales de Infanteria 0' Caballeria al salir de sus respectivas Academias, en
etiales los U'Ithnos empleaban una, gran parte del tempo, en aO.quirir conocitnientos puramente militares, conochnientos que los aspirants a' las carreras especiales podian luego adquirir en corto espacio, en el caso de ser admitidos en 611as. Ahora bien; el Estado que tiene el derecho y a'u, el deber de ser eo-oista, pDr conveniencia, del serv*cio, escogia en los concursos Jos mejores aspirants, sin preocuparse del resto de los que no eran admitidos y 4stos Men por pasar dc la,
-edad, bien por amor propio, por falta de aficion 0' par ofiras causes, no iban a' solicitor el ingreso en las armas generals. ZPues bien, que curiamos si* los aspirantes que siendo apr obados en los concursos y no incyoresaban por falta de plaza en las Academias espeeialos fuesen declarados Alf6reces de Ejereito, a' reserva de probar su suficiencia en la paxte mili.tarque. se cursaba, en las escuelas de Infanterfa y Cabal lerfa? Sep ramente que tal. disposicion. ni nos parecer f a equiNtiva ni justa, en relation a' los q'ue ingresando en




2
"Uns ten-win que cursor cierto numero- de allos 14, seria en modo alguno convenience por el ese-so de Officials que Ilevaria, a' aquellas armas.. Pues' esto es loque indirectamente sucedera, el diaen que toaos los aspirants a' cualquiera de las ear.eras military s, tengan queingresar precisamente en la Academia- General, Y terminados Jos studio's, so'lo pase a' las de aplicacion el nu"mero necesario para cubr-ir las plazas correspondientes, quedando los dema's como Alf6reces en el Fjdrcito.
No conocemos An los Reglamentos organicoslni los programs de, e'studios de la future Academia- y por lo tanto, serial errdTleas 6 po'r lo menos a ven tu r, ,tdas' cuantas con x sideraciones bici6semos con relation a e" 110s, 'pero sl' pode 'mos afirmar que cualesquiera que settn los primers, babr' forz nte de verificai a osame -se
uno de estos dos casos; 6 el numero & alumnus que salga de' ]a Acadeixiia cada an'O'o es'tara' calculado d.e manera qne sea siempre sufieiente para cubrii, cuanta8 plazas puedan. ser necesarias, tanto en los cuerpo's especiales como en las armas gen.rales en cuyo ctiso si los primers por cualquier eircunstancia no es( jei todo el nutyiero calcul'ado 6 si no bay bastante persolial que reuna las coridiciones que se exijan, podra quedar un sobrante escesivo, para la.s s'egunems; 6 si el number indicado se l*mita,' eTi prevision & estacs; Contingeneias, I ent6nces podrA no,-haber sufficient per'ona. i .6neo-.par-a todas 4 ioada al id na de ks atenciones-




3
de donde resultdra que, 6 los cuerpos especiales no podra'n cubrir todas su-s vacantes en sus Academias., 6 para hac'rlo habran de abrilr la mano en el ingreso, aceptaDdo un personal poco ia-prop6sito, lo cual hoy nurica se verifica, pues siendo los concursos muy numerosos y I)oeas las plazas, siempre hay posibilidad, de escojer a"lumnos sobresalientes. Pero aun en el s.upuesto de que haya. sufficient personal apto, 6 en el de que'se escoja a" toda cb sta el necesario, sera siempre con merma del nui-nero -calculado como precise, para las vacates de las' armas generals. Ungase para ello presented que al ingresar eada, prornocion en la Academia general, es muy dificil calcular tanto el number de vacante-s que habraen cada arma o cuerpo de'ntro de lo's tres 6 'uatro afics que tardarahaquOla en cu'r-sar sus studios, como es impossible y dudoso pofle deterininar que number de bajas por muerte, separation O'p6rdida de anos tendr s la promotion durante aquel period, y por 16 tanto, bien sea que no se fije limited en la admission, en la Academia 6 bien se' intent -fi*ar un numero prudential lo, mas aproximado possible, siempre podremos tropezar con uno de los, ineonveiiientes arriba, espuestos. Result, pues, que
jo el punto do, vista de la seguridad de poder, contar con. personal sufficient 6 id6neo, para todas Ja,114 vacates que baya necesidad de cubrir, la Academila no ofrec'e ventajas positives al servicio.
Sin embargo, todavia es mayor su.ircojivenien-




24
respect las cond*c'ones en que se
coloca. a los alumnos que en Ia Academia ingresen: 110y en dia basta'n tres ahos para terminar Ia carrera de las armas generals y cuatro papa los Cuerpos faCuItativos; 4 al"I'adimos como terinino medio un allo de preparation para las primeras y dos. para los seCrUndos tendrremos un total de cuatro y de seis afiGs respectivamente para, Ia earrepa. Veamos A hora lo que sucedera en Ia Academia General: supongamos que los studios Y su duracion, continuasen siendo los mismos. en Ia Academia que.los que. boy son en lass de Infanteria y Caballerl'a; en este caso, y aun cuando se verificase lo m ismo en las Es--cuelas especiales resultaria, que 'si bien -no babria papa las armas generals aumento d.e tempo ni d(.-% studios, en cainbio se alurgara en dosaiios Ia carrera en las armas especiales, en las que se empleara' ocho en esta forma: uno de preparacaion,, tres en Ia. Academia General y cuatro en Ia de aplicacion respective, cuyo aumento de dos afilos, proviene de que se excigen (,..uatro (uno de preparaei*on y-tres de Academia) para adquirir los conocimientos, que boy en dia se' adquieren fuera de eflia, en dos. Si Para evital'a esto se alargael tempo o se aumentan lo-s- estudios'en Ia Academia General, a' fin de poder asi disminuir uno v otros'en las de aplicacion, resultara' que para las carreras especiales no habra' entdnces, aumento de tempo, per *0 sl' lo habra' pa ra los aspirants a' las armas Lenerales que result Cal




25
ran asi perjudicados (in la duration del tieinpo y sobrecargados de studios. Algunos de estos inconveniences, podran evitarse Ilevando a' cabo la necesaria reform de los programs, mejorAndolos, pero creemos dificil. que esto pueda hacerse sin aumentar la duration de a1gunas de las carreras.
Los inconvenientes whites espresados, no son Sin
*'I -6 -ten'en absolute
embargo tan' grandees que imposilbil.1 la creation de 'a A(.,ademi*a sto que a ndo
pite un cua
por effect de su establecimieDtO se alargule Ia duraCion de los studios, y se aumcnten 6stos, el Estado que no lastima. asf ningun derecho adquirido, tiene, el de adopter las bases que crea mas conveniences para el
A
mejoramiento del Ejercito y hay que reCODoce.r que aun sin la creation, de la Academia Militar, Ja necesidad de reforinar los progrAmas era ya generalmente. reconocida y que segun beings dicho Id reform no podra' Ilevarse a cabo sin au-ento de studios y pro-, bablemente del tempo de su duration. Pei-io, donde nosotr(,s creemos ver el mayor 1*nconveniente de la Academia General', es en la radical modification que
-introduce respect el iDgreso Y organisino de los Cuerpos especiales. Estos, Ilenan en la actualidad eumplida.mente su misi.:I)n segun opinion gerleralmente proclamada y salvo aluunas niodificaciODes que en 'llos sea convenient introducir, creemos espuesta y delicada- toda innovation' que alterando su'.esencia pueda tal vez nialearlos. La prActica del servicio, ba




6
-de condici
demostrado la sufleiencia iones de l's Jefes
y Officials de los Cuerpos fablultativos 3r esta suficien-, cia, que redunda en bien del Fjje'reito, s6lo debemos atribuirla a' la. boiidad de la education military, que reciberi al pr'incipio de la carrera, 1 6 sea durante 'u Permanencia eii las Acadernias respectivas v al espi'ritu de cuerpo. Abora bien, el hombre obedece siempre en sus actos al niovil que le impulse y ninuuno obra, en el de un modo mas decisive que el propio interest, el cual, durante la permanencia en las Academias, estd cifrado en la satisfactory, te'rmiD'a'cion de la -eaiorera emprendida. Hoy en dia y atendida la forma del IDgreso, los Alumnos de aqu'llas, saben que si no aprovechan en sus studios y si* su conduct no se ajusta 6 las bases establecidas, serdn separados (le e" Has, quedando por lo tanto sin carrera. y fuera ya de condiciones de emprender otra, tanto por esceder en gener'al de la edad requerida, -COIIAO por la species de lml,don que la espuision les iniprime y estas ( ircuiistancias no .)ueclen m6nos de influir favorablemente en su aplicacion y comportamiento. Esta influence, be'110ficiosa, cesard Tor comple'to desde el moniento en que los alumnus sean todos, Oficiale's del -.Eje'rc*to por el becho de la termination de sus studios en la Academia General, puesto que tie.neii la segiiri*da*d de no perder en definifiva la carrera y es I ta seguridad bard Aecaer el. estimulo, faltando el- m 0" vil principal para e ""I y -no tendrdn por lo tanto ni la constanciani el




97
Interest ni el tenor, quo los a(Atiales alumnus, va riando por coinpleto y desventajosainente, la Indo'le y inodo de ser de las actuales Academias Especiales. Respect al espiritu de cuerpo que es otra de las causas quo contribuyen a' los buenos resultados obtenidos en los facultativos, tambien babria de resultar perjudicado, si corno parece natural se reserve a' sus Jefes y Officials el derecho de volver a' las armas Lenerales ,i as.. lo solicitan': derecho en nuestro concept in'T questionable, desde el. moniento en que, por la unidad de procedencia son tales Oficiales de Ej6rcito, por el hecho de su aprobacion. a su. salida de la Academia General y puede darse el caso de que su. conveniencia, les, *impulse a" volver a' sus filas y al pesto que Ies corrosponda con respect a' la, promocion de que formaron, parte, sea cualquiera el empleo que disfruten erv el cuerpo especial en que irigresaron, no pudiendo haber inconvenience y antes sf ventaja para, el, servi lio, en que posean una histruccion mas vasta, por el hee.bo de haber ingresado 3, permanecido. en otro ctierpo un. cierto tempoo,
Ifay otro gran inconvpriiente, y es que el deseo de turminar la carrera cuanto a'ntes, bara' que Ias fainilias que quieran dedicar sus hijos a' la, profession. mi*tal Se a.presuren a enviarlos i'** la A'aden *a desde el inomento en que cumplari la edad mfnima para su admission, 6 sea la de 13 aifio.s, lo cual sera' causa, de (jue- obligados los padres a' elogir la carrera, por los




2 8
hijos, no se eonozea la verdadera vocaciOD de. 6stos, ademas de no ser como ya hei-nos dicho conveniente niDgun studio esclusivo affites de los 16 a-nos, y en cambio otros muchos j6venes que por cualquier circunstancia no hubieran pensado eD einprender la carrera d e ]as armas affites de los 18 6 los, 20 afios -V piensen en 611a, er. esta edad, repugnaran ingresar en la Academia General para cursa.r conocimientos que va tieDen adquiridos y cuya repetition forzosa, les alarga el. tempo necesario para seguir una carrera fa cultativa inconvenience con que ho no se ti-opieza,, pesto que pueden hio-resar en las Academias especiales, en las que utilizan sin tener que repetirlos, estudios que ya tien-en hechos.
Por Altinio, diremos tambi.en que no todas ]as f 00 1 t
families podran 6 querran enviar sus hijos separan-, dose de ellos y con los gastos consiguientes, precisamente al. punto determined en que se estable.zea la Academia General, inconvenience que no se tocaba respect a' las actuales, Academias establecidas en d*versos punts; y si como es probable 'sta se organize ba*o la base del acuartelamieDtO, no todos los caracteres, ni todos los temperaments, se avienen con 1.1 dudosa moralidad de esta clase de Colegios, ma's dificiles de vigilar y disciplinary cuanto mas numerous, es, su efectivo. Repetiremos que no conociendo las bases de la creation de I la Academia, es muy probable que al. asentarlas queen sin funda-mento, algUDa %.




29
de imestras o jeciones,- pero ttatnbie'n es possible que a sernos conocidas aque"Ilas, encontraiainos nuevos argainento4ara combatir el planteamiento de una idea, de cuyas ventajas se ha hablado con notoria exageraciou.
DE LA. GERARQIJIA MILITARY.
La gerarquia military es el conjunto de las catef),orias eii que se divide la institution armada 6 sea la escala gradual de los different employs que establecen, deslindan y limitan las functions y deberes relatives y reciprocos, anexos Alos cargos que desempena eada, individuo en el Eje"reito.
La gerarquia 'ilitar., abstraction becha de las classes de tropa de que ya, nos hemos ocupado, puede ,considerarso dividida en tres groups.
1.0 Los Oficiales.-Subalternos y Capitanes.
Los Ofltiales superiors o'Jefes.
3.' Los* Oficiales Geri erales.-Brigad ieres y GeEl primer gt-upo 6 eategorta comprende los enipleos de Alfeiaez, Teniente y Capitan.'El primer de
A
0- tos C111pleos, es con el que se ingresa en el Ejereito de un Tytodo permanent en. las arenas generals, procediendo de las classes de Cadete 0' Sargento I.', pues (21-1 IOS -CLIerpos especittles el ing-reso tiene lugar en el




30
empleo de Teiiiente, procediendo eseltisivaiiiente de ]a clase de alumni de las Academias 6, Escuelas facultativas. Este ingreso.definitivc, 0' sea Ia. concession de este empleo que poco important en sus
functions, constitute el paso initial de Ia carrera, es de mucho interest bajo el punto de vista de ser el que introduce en las filas rDejor o' peor ferment, forinando por decirlo a-st' el planted de que han de salir los elements que con el tempo han de completer los cuadros asegurar Ia provision de todos los employs, Ilegando por los sucesivos ascensos a, los mas altos
de Ia e para este
puestos milic*a. Las condiciones qu
iDgreso han. de reunirse, deberan establecerse' con u n studio detenido, pesto que Ia I'nstruccion recibid'a hasta entdnces, es Ia que ya ha de server definitivainente de base para lo suces*vo, toda, vez que pasada Ia primer edad, el hombre s6lo, puede ampliar y mejorar sus conoc-iiiiientos, pero es difIcil y poco frecuente, y para Olo hay causes influyentes muy poderosas, que se dedique con asiduidad y resultados "C'I' adquirir los rudiments de nuevas ci*enoias. Los programas do studios, 'son pues Ia piedra fundamental sobre que se basa Ia instruction, de toda Ia oficialidad del Ejerci*to, y es nece'sario, como y*a hemos dicho que est6n, formulados de tal modo, que los conocimientos que se adquieran sean realmente Atiles, provechosos y applicable, introduc'*endo al effect en 61los cuanto de nuevo sea convenience y eliminando al propio




t.iemFo todo aque, Ilo queDOse considered de uDa prAefica y Pecesaria aplicacioi-i.
SeDtado esto y I entraDdo en otro g e-nero de consideraciones, vamos a esponer nuestra .opinion respecto a' la diSfiMiOll esene*al de los employs, do AW.rez y de TeDiente. Ei i vano hernos procurado hallarht diferencia de mission. que existed entreUDO y Otro: izuales deberes y. derechos, an aflogo servicio 6 id6ritica's consideration. y atribuciones fienen ambos; las dos eategorias son subalterns respect al Capitan y en nuestro concept, s6lo difieren en el nombre, en la i.. gnit y enel sueldo que disfrutan. La diferen.cia ma's.mareada que entre ellos puede hallarse,.Qsla do ser, porque asi esta establecido, el UnO inferior gQrargl*co del otro y la do considerarse el empleo do Teniente leorxio un paso int'As 6 como un escalon intermeaio'.e.n la carrera, para evitar el en 611a en el empleo de
Teniente, 6 el ascenso a]. do Capitan desde el de Atf6rez. Pero estas razones, acceptable bajo el punto de vista econ6mico no ofrecen DiDguna ot' aja at
'Estado, at servicio y inucho menos at individuo, no habiendo para su existencia, causa. razonada. Tanto es asi, que en 1-os cuerpos facultativos, donde tampoco podrian ejercer funciones especiales, no so considera iie'esario el empleo, do Alf6rez y el inLy,eso en. 611ostiene lugar en el do Teniente, ofreciendo, asi clerta ventaja 6 aliciente para,,estas carreras, to'da vez que por ser en. number relativamente. corto el de




32
subalterns, n, o hay quo toner en ctierita la razon econoyiiica, y, si bien es verdad que vemos cori fre. cuencia en los cuerpos de A-rtillerfa e" Increnieros Alfe',reces do Eje"reito acyreoados para el servicio debe esto atribtiirfe "nicamente a' la falta de personal propio. No htibiendo pues distinction esencial alguDa (mtre los employs deAlf6rez v de Teniente', puedep por Io tanto con ventaia refundirse ambos- en uno solo. Pero si la limitation. de la carrera en su principio, se consider, convenience y riecesaria, podra' eDt6IICeS modificarse ventajostamente su esencia, del modo si-, (ruiente'; se ingresara en 411a en el empleo de Alf6rez o en el do Teitiente, quo esto solo es question de j-.Ioii-lbre, para lo que vamos a esponer v se dara' al empleo interinedio, con el de Capitan inayores atribucioiiesi deberes, considerations 0' importance, dotandole cle un inodo, ma.s ai-riplio. Indudablemente, parece CODVeniente bajo various aspects el que exist este empleo intermedio, entre el cori quo se iDgrese e n* la carrera 37 el do Capitan, tal como, creemos que e;ste u fimo debe ser considered por la importancia que representa. El gran desarrollo 6 importance que en. la tactica i-rioderm-t I va' tomando la unidad compa'ia, 11'equiere quo el quo ha de mandala, tenga al par que inavores dotes, conocimientos e' iniciativa, mayor independencia maN.ores atribuciones y categoria y 1-wsta mayor consideration. y sueldo si es que el empleo do Capitan ba do volver a' Io que era anti-




33
cruainente 3) ba de'sostenerse digna y decorosamente, el. lustre de uno de Jos eyn.PIeosM4(IS iMportantes en el Ejercito,' siendo ta.mb*en indik'pensable, que los Capitanes sean phizas montaaas, especial men te, en campana, para. que puedan Ilenar,con eficacia la. mission que el. combat (in 6rden abierto les impose.
Seguii lo iridicado miteriormente, creemos conveniente que Peserv(,Indo al. Capital ]a inspection administrativa de su compafiia y las atribuciones que en su regimen interior le con-yeten, se le apa--,te de muchos detalles adiniiiistrativos de 6.11a y se le otorguen inayores atribticiones e" iniciativa, en su instruecion y mando. De aqui, la convenien6a de que habiendo iiii subalterno en cada, Secc*on, sobre todo en tempo de cru.*erra ik'mese Alf6rez 0' Teriiente haya adema's siempre en eacia. cornpania, un Ten*ente 6 Cac, a
i)itan de clase, seo-un la, denoininacion que para aquel otiao subalterno se adopted, cuyo Ofic*al se.-t uyja species de segundo del Capitati de P clase (') del Ca,pitan simplen-iente, y teniendo asi mayor eategoria, atribuciones y sueldo que el. subalterno toiiga tam.bien niayores car(ros, siendo el Hamado a' adinl*nistrar la, CompaRia, Ilevando el detail de 611a, todo bajo la inspection del Ca.pitan, descargando a', e'ste de una parte de su. actual coi-netido, yie no debe ser equiparado en su importance con la que debe tener en el mando de armas y en la, instruction de' sus soldados. De esta suerte., quedaria, plenan-iente justificada la ra-




34
zon de s(xr,- doTempleo intermedio, 6011 ventt ja notoria para la I acion, para el servicio y para, la importanci -a y lustre de los employs, cLiyas dtribuciones (itieda-rian asi' mas deslindadas y, defiri'das. La: clase de-Oficiales,'estaria ent6nces coMpue I tade lasz tres categorias siguientes: P Alf6reces 6 T'enientes, encarI(Ya'dos exclusivaniente del mando de arias de las fraccaones en que este dividida Ja cf.-tinpania. escuadon, (-xtc-. disfrutando el sueldo que boy disfrutan los Tenientes. 2'. Tenientes 6 Capitanes de 2'. clase, enearcrados de la administration, y detail de la unidad, siend' al propio tempo unos segundos del Capitan v disfrutando un, sut.ldlo intermedio entre el actual de lo. .; Tenientes y el de I los, Capitanes de Infanteria, 4.5 duros por ejemplo:, y 3'. Capitanes ()" Capitanes de ]a clase encarcrados del mando 6 inspection de las unites indicada y con sueldo med' dades en. la forma an io
entre el que actualmente disfrutan y el de los Comandantes. Organization con la que indudablemente se obtendria ina's 6rden y otras ventajas, sin precipitar el ascenso a' Ciapitan-, aun cuando resulte al(Yo'mas costosa por la8 diferencias que se senalan a' los suel(10s, pero bay que tener presented que la necesidad de aumentar los sueldos en general y'el de los Capitanes mas especialmente, es unanimemente reconocida, plues su d*otacion, no ba tenido ni* aun el aumento que las de' otros empleols, y que tanto en unos como en otros, los sueldos no son suficientes para las ne(..--esidades de




130
la vida en ]a mayor parte de las pob 111,Iciones, en que se Prest-t el set-vicio de gtitit-nicion. En general los ados a' nuestros Oficiales, sueldos qw-.1. boy est"n asicrn afectos adein descuentos no son decorosos
as -a vtI MOS
con relacilL)n a' la profession military, y basta C'onsiderar qtie el de los siibalteianos esta' a'* la alttiva Io el de los mas inflinot; ernpleados, en ctialqwera carrera del EI-tado y qtjo hasta hay employs inecahticos, corno gtiardas de inontes, Porteros, ordenanzas, etc. que estan
-1, 4 s COMO
qt.iv mente inejor dotarlos. En pat el
fillestro, en (Itie el inifitar no dis:6uta como en. otros lasgratificaciones de alojainiento, mobiliario y*entrada en campana. y w aun siqtuepa el phis natural, sefia,lado para gtiarnicion en poblaciones caras, vent )-,--Is, por in '*t)t- deciv jtistas coin pensaciones, qtie esta'n asignadas u-n ott-os Ejerllitos, 10 Inenos qtie puede pedii-se, e s qtie lossueldos s.ean sipiera, stificientes f)'a r,,(, I s us necesidades y que ntinca ill en nincrtin easo etst6n, afectos a, duscuentos pop el Estado, desetientlos qtie por Io repetidos y prolong ados vienen a' (61011stituir una, vei,,(-Iadei-a,. y dofinitiva reduction en. aqtiltoes, toda, vez (pie-nin tll'#do thtilo, iii docutnento
, gtin resgilt
recibori, p.tva podor reintecrrarse urt di,t do LCI parte descontada, qiie es la 'nica forinIrl. en qtteco.rnP'renderianios ptable el descuento., La verdadera si Ynifieacion de este, esta' basdda, en qii(, 'no Siend,) p9sible por.el ntoiltf nto al estado, satisfacer todas SIIS atenciones dediwu en sus across Uricri, paste proporcional, a'




36
veqerva Ae abom r1a,"como deuda" cu.,,indo terminen las cireunstancias que Io hicieran. necesario, re.servando porlo'tanto A derecho.al percito comv)leto, de lo que Ita Ley de presupuestos y, los'. reo-lamentos asigmi n a -eada empl-eQ; no hacerloaRM, es. lastimar u n d ek rech o sagrado, convirtiendo el descuento. en una disminucion, arbitrapia. En easi nin(run pais del inundo, se imponen estos.descuentos y cuando por casualidad se, hace'de becho, por falta depacro', minc-a se establece'n de derecho y cesan en cuanto las cire'unstancias perrniten la iiivelacioit.,en los.pa(rOS no flopurando nunca COMO incyresos en el presupue.sto, pues esto ,Q;ei#ia una ver(ladera ini-sfificacion,. consistente seiialu' para abono de sueldos una. parte de los w4smos u mis men eln incluir como ingress, una parte de lo.que d-ebe paCrarse. u sea una deuda que e -Estado, contrae y que debeiia.satisfacer.
El'aumento de sued's limitaria t'anibien la usura., esale que corrode al Eipiocito,,Con devivesfio-io delsu.honroso uniforine, permicio gravede sus Yniembros. hasta peligrG Para el u'rde.n,-- pues siendo el 'interes Nr la honra m U'Vi I es tz t i i voderosos,, se pueden utilizar pop los trasto ion ado'r ,4 del o isden Como Por de-s(rrtleilt Se ha beebo en-a'Igunas.ocasiones. baciendo .posotros lajusflCia de vreer, que.los., Oficiales que impi lsados pop. aque Ilo s m'viles se ha374n, dejado arrastrar 'a' emalquier. Inoviime I nto sedicios'o 111o.han hecho con el solo fin, de salvar su. honor pagando Qus deu-




d'a's, ctiando no han.,obrado imptilsados por, las convic--' ciones political. El a'u- in- en'to de los sueldos,' destruiria' I-a' necesidad d% contrary deudas que tan generals' son' eti n tiestro j6r'it.o, detidas que si en al(runos 'a-', So S ptle(leri ser effect de propension 0' vicio, en la iniiyoria de e'llos, bay que rekeonoluler que son Has'& 13*
-nec.esidad y de Ita d-efici e*ncia Cie los suel(los, sobre tollo, en los 'ilitares que teniendo qt,-,c sustentar una fainilia', se' encuentivan hari encontra(lo en'situticioll p a siv a POP altrUll tempo. Multitude do casos pu I e tn ano -j it ien qu*e las deudas contraidas,, c't a*n,* ple n*a-'-. mente itistificadas, y tanto ast que cl Consejo Supt ("17' Mol R Isimo Tvibunal inape'table, 1111mado a' vo...ar Pol ic* horipa del Eje'reito, Tio ha I)odido m5mos, do apreciarlo v declarer to, asl' en intiChos espedien'tes forina''-' (16 s con este inotivo.' Cuando los Sueldos seap S110'.. clients para las necesidades de ]a vida, el.Oficial q u 6, contrai(ra (JeUdas iheurtaira vei,,dadi-rarfiente en utia falta y ento'nees podra ser la Ley' con el sciveva, Sin que pueda tacharsela do dura e' injusta, conio boy podria tal vez' bacerse, reflexionando' que villf re sus prevenciones y los c,.,iieldos y las necesidadels actuales, no ha la debida concor(lancia, cle gastos xiY
crenclas socials.
Por U'lthilo, baremos obseiwar lo'poco equitativoo qul Pll Ile cc c'I se'alar inedio suoldo a' los Oficiales'de reeinplazo, Salvo el caso, (.e paslt4 a' clicli:a situation af P(,,ti(#.'Ior'i vropia, ptics este sefil-il to que, e's 1 0 ,JL




3-S
mente unft perila fliflict.va, vdura a-un en los casos de incdida gubernativa., decrenera. en. ir *usticia, ctiando por
0
su presion I'c 0 rga i i i z.a c i o n u otras c a u s a s, tnj c ntA s a s U, volunfiad se'declara, en 'aquella. sittiacion -a/ los Oficia-' les mayortnerite si tiene lucrar. deopu.es'du a1gun au-' niento en los cuadros del Orel't 0, para, cuyo coni-,
pleto, se, ha ascendido al cinple*o superior a' cierto nu'*mero, de Oficiales q'ue i-(,sultando dcspuels los ma's moderns, son los que quedan de reemplazo, con sueldo niexiior que el que di,,sfpu'taI)an, colo'cados como' estaban en active. whites de -su aSCCDSO. Fa(.-iltneDte SC. puede demosti que el p8se a reernr)lazo es una ver dadlera, condena a' I a TriJ,-,n e'' I Il i a "que la.situacion. que crea ,#Al Oficial. es 6n precaria y desesperada, que a' 611a Acbeitios atribuir, en gran parte, el in,,il esphaitu que 1-.-or lo general doinina, en la clusey lo, dispuesta q u e e -s ta'soemlme J toda, clase de agitaeiones, pop inaQt que reconowanilos que para bay tambien otrqws
causes concurreutes.
SEGUNDA CATEGORIA 0 JEFES.
El ingreso desdel la de Ca.pitan en esta clase., que compre-nde a' los Coinfindantes, Teiiientes Coroncles y Coroneles., es ytrt un adelatito notable que ofreceuna probal)ilidad nia)-or, de poder Ilemar i't los ma.,4 altus e tri e I os por lotanto
,plcos del EJj'rc*to. Considerarn




39
que la entrada en -_ Ila, debera Ii.mital4se 'Irl aquellos,quIe.
y ell 'es tproporeunan condic-iories f tvora'.bles alidad sito. La mayor import.Incia,_ atribuclories'6indlepeudencia de estos -eiopleos, la difer'encia de ffiriciones., que les estan atribuidas y su mayor respond sabipdad, Sobre todo en los Jefes princiviles require igualmerite inayores disposiclones y aptitudes.ek'Por
eso clileem0s que .1 termino de la ca'rrera militax debe Ser pnra la twiyoria. el einplco de Capitan, pues Ica, esyeviencia, dernuestra que muchos Caj', )itancs que ha'n sido (--scelentes OficinIcs de filas han dado luego,-escaSOS 11estiltados comoJefes y nulos y h;i-sta c()ntrapi'#()du.C(!I'Itcs C01110 Oficiales. Geticrales: y esto que se ha veilificado alcrunas veccis con Ofie'ales bien reputa(ios., puedc suceder con mnyor.14azon .(-An tnaxor imillero esc,"lla coii aquellos que no disfrutan tan buen concepto. Y 110 es de estrafitar que 8sisucleda. pues el Oficial fleiie pop principal mission la obedie-iicia, 3' Por 10 Oleric.1,181 no tiene que obrar pqr, su propia. iniciativlr-t eri casos de importancia, toda vez que su esfera de action y de mando es limitadta y s(')Io se. estiende U1. fracciotiess, componetites de ]as unidades orgaincas indclpendit ntes, al paso que el Jefe coti inayores atr*bucio-fies lestta flatnado a' obrar en ma"s, N(1sta escala N7 A" resolver pop si en multitild de -cosos, imriyormente si como Jefe pr*nctipal ejePCe Mandos aisl.ados qite smi a de con sic] curable ityll),ortallciti: en repetidos casos y, dettalles-de toda. c-specie. eii tivinpo d(-,A paz y elln otros




40
muchos* de mass iriteres.en fleyripo de gilerra, en ope-' raciones, de camphna y aun sobre uri campo de aeCion,, puede, verse oblia-ado a' obrar bajo sti resporisa-' bilida'd y a' emplear su iuiciativa y sus dotes, teniendo que utilizar estensos y vamados conocimielitos, pamw ra que.. los resultados puedan ser, sAtisfactorios. EL ejereicio del mando en el Jefe, es ma species de e's cuela u apperid.izaje, para el que en M. asta escala ha de ejei"Ceill si alguti dia Ilega a' Oficial General, Y' iar est Itil
mal podra' desempe*fi C u, no cargo safisfacto-,
riamehte, ni sac.ara' de aqw.-A aprendizCje el. proNrecho' Deeesario,- si a' la practice en 61 no re.une mia iristrue-' cion suflida y este'PSC1, pues la rtititia en yie en tal caso degeriera aque'lla,, no es stificietite para Henar, por Complete ta n* tfltaS e IMPOAlIrlteSS fullCiODes. Es iweesario que lo's jef es proeuven pei-feecionarse eri to'clos ios Collochnie'ritos iiidispensables, para yie en el. ea-o' "a
de Ilegar a' rna'saltw etripleo ;, desempeficai--los satisfa%-.. to-r6airiente, pues no se ptiede eyiselIrip Y11 practical lo, que no se sabe, in ex*jir el. cury.iplimietito do lo quo se icrnora. Durarit e su niaiido coinoJefe, es cuando el-' military puede dar tainbie'D RIU I eStVaS' d7, e posee.r',- el fileto, V 'Con'diciories hidispensAles 'para el inando, pu'C'Sto yie en e,%.ta catecroria' es empieza a' ejereeplo'
ya. sobre Oficiales Nr auti sobre otrIos-jefes; nian'do yie ,difiere en su esencia del qiie los siibalterrios desOln-, penan, quo solainetite se e iltien(le sobi--e la tiappa y locducid'o a' hacerse i-,espetar y obeclec"e-P (le, ("'Ila, para -1o




41
cual es stificiente- la. enercria, sin. ser. indi4spenvable el tact *que.se require para m"Ilda-v- OficialeO 6 C' i_ m 0' pertenecientes a' 'tr's la* s sociialo, o edeee'fl tambien a' otros i-noviles.
Na.(Ia'alfiadireynos sobre "los, tres ein Pleo corn
0
pre.vididos en ]a catecroria de Jefes y unicaitieute indicareynos la conveniencia..: de: que. al Coronet del-,,Regirniento se le desligue aun inas, si es possible, de la parte administrative, conselrva'ndo en 411a, uil)a alta inspece-ion 'y as-Infflando ina's si i mando en-AA,* ,lirte orgahiica y de'at-mas, al de lo's Jefes de'inedi'a': bpi 0 gada, lo cual tenderhi a' la organizaei'6n, total- A el EJeMlTo en Batallones sueltos orcranizacion que consider'a*1nos coino rt)uy venta- a, jando no egO v g-ente en
]as Naciones que parece he'llio's to-tna(,Io por ino'delo, petao a -is cualeQ; no debeinos co.piar servi per
I m I Cl A -tener ideas pro.
fi'ndonos alo-una, que otra vez e
pias-, sobre todo si, sul)ondfld e's relconocidtlo En el 10 e*eemos, pt ndo el Batallon present a8l les "A'10
la 'uni(lad- organic y twlin* inistratt va Icon-viene su complete' in-dependencia -b *Ijo ainbos' conceptss, ., dada lb
*,loll
]a tiec'esidad y convenience (le'su-'Y'nO"vilioa(l*,v -, ,.iepalo tanto filidad alracion fre uentes, y l')O*: bav* ul
gulla y Si. Mucho8 en. retin.irlos dos
dos, bajo !a' a-ioci'ri- de itn -so'lo' m iirido, que-lia; de intev.V(?Il*l'* prec.isairtente en' la 'I.Ildi iiiri'i'st'r'aeion,'ColnpllCtIltl(!o batalloDes sueltos hos 'llevaria, icruahnente'--a' la' unificaciorl




42
de ha infaitera desapareciendo la distinction de c'cizado"es? que innecestlioia. desde twicho flempo ba, (is hoy incompr.1-11181
*bIe dada ha uniforinidad de la instmecion fdctica y, inodo, de comb,-itir de la' Infariter'a.
TERCERACATEGORIA, OFFICIALS GENERALS.
Coinprendemo sta los Brio-adierest
s en e a Mariscales de Campo Tunientes 3'.Capitan's Geiierales quo
que Ilainamos
es Io el Generalato 6 Estado Mayor
GenertiI.
E l -Gerierala' to, es como 'ya hemos iii(licado, el manmum, do la gerarquia militiir, el cot-oijamiento del edifivio 01"Yallico y la formula esemcial 3, reprcAsentativa del vcIler. moral de un Ejel"Cito. La grupacion 0' copjunto del Estado UiN',oia General comprende pties a, los 11ainados 0' olaganizar y mejov.ir el Fjercito duI combat en
rante la paz y. a mandiirlo, y cond uc* rlo a la, zuerra: consid'Ve"'S'e.pues cuan alta es su incision
)n
que suma de c u alidades, vii-tudes dotes. delmran cioiwurrir ep. todos y eri cada upo de los inve.,-.-,tidos de funcioTles.1c-In como dif,"Ciles.
ISI t
Te 'ricamentle-iablando ulo se lle(ra a -an altos empleors a' uria e(b-i-d Hiadtira y hasta. avanzada y aelliacos-it, pues ell servicio military gasta al hombre muy rapidamciite. Es sin emJ),nr(xo cierto, que hay Hie Mcidas esce pCiolles y que aismiguidos Generales




43
han alcanzado tan alta, dignidad en edad au'ri juvenile, pero iio siendo esto lo coiiiiin, sobre todo en circunstancias normales, sera por Io tanto indispensable que el Estado Mayor General pueda cont. ar siempre con tin fis eve 1 014
,personal sufficient para todass I ntLial*dadeya que Ia action del tempo y los achaques de), ]a salted ponen faera de aptitude en eierto plazo Jf machos do los que de 0"1 foryn.111 parte.
Convendreii-ios en quo en Dspaifia, e.sta exigencia del nuniero esta ainpliamente satistectia, hasta con (18ceso y yie sin notable dismitiucion ni seinsiblex quebranto en el conjunto, podri4m-ios desprendernos do uii personal sufficient v at)to pl lrfll el de Ctwl& a, So que fuese. Las
quier otro Ej6rcito' 1)01 nuineros 'Cruerrtqs civiles los p,',onuncitamient os '37 bast'l Ita 1)olitica, han acortado nota- leme rite, el Cfin-61-10 rn*litar, v confesaiaos in(re'nuameitte que no son CSt(A,,
w is 0
lasmejores escuelas para, foriwitr grall-ldes Cat)itanes. .AV esto debmaw atribuir, el qiie tal vez hava, quien, dude de Ia, altLira a' quo esta"el nk'el intellectual. de Ia V.lase, crea, no se revelan en Clla esos genius de Ia ,,nerra que ptiree.on toner ei-icad(--na(-1a Ia victori,,.i, Q.sos crrandes cnndores militaries eso-S SaNos innovadores yie catribiando his bases do Ia estratelcria 7' 11 -ruerra utia
de Ia tactical lli.aeon en el 7 Pte do Ia. g.
-10111pleta revolution. 'Nosotro's no debeynos dudar
--e los Cie- nert les Espade que para esto', hay enti al
1-10los muchos cap-aces y con (ISNpeciales disposiciolie.s
-N:, que so'Io Ia falt, de, occasion L-i impelido ol q i i o as




44
loefeefua-seii, iii dudamos tampoco de que todos en generall poseeri ]as dotes conveDiel)tCS para el. niando, aderna's del valor distim-mido que a todos adorna t- j Y
que iji los aebaques de algurios, iii ]a juventud. (Iel, otro's, pueden ser obstaeulo para que en los moinento. ,; oportunos, todos ellos sean ima. gloria para el pals, N, Ur.a honra para el Ej6rcito: si su numero puede hoy aparecer como eseesivo, es menester tener en ctieiita
0 0
que la action destmetora, del tempo iilos ma privando api damente y por desgracia, de muchos venerable v esperimentados veterans, glories de la Patria, ctiyos ilustres hechos hemos oido referi*r con estusiasmo al principio de i'mestra car.rera, y esta disminucimi reducira por lo taiito el cuadro a' 'sus justas y necesarias proporciones. SUDuesto y.asentado, el que todos los miembros del Estado, Mayor General, reuneri las cualidades Yiecesarias para el desempeho de sii importante cargo, s6l.o -iios restart' indicar cuales habran de ser las que -coneurran, en los que aspirin a' former parte de tan elevadoCOIJUDtO.
DEL GENERAL EN JEFE..
Nos ocuparemocz pri'eila y masl.detallada.nient( tie jas conditions que para tan alto pesto han dereunirse, tanto por ser de superior importance, aIA., de los Geiierales Subalternos, cuanto porque'la mayoi-




45
parte do las consideraciones'que espondremos, les son tambien applicable, por estar on situation, de aspirar a aquella dign*dad y por poder verse flamados a obrar *ndependientes.
El cargo do General en -f efe, es despues del. do Jefe del Estado el nias alto y el. ina's cytwan'de de, quc que puede estar revesti,(Io un ciudadario de la Nacion, pero al, propio tempo que es el. ma's honroso y MIS noble, es tambien el in -s diftcil y espinoso. El General on Jefe, recipe del pal's la sublime Tnisio"' do defender, ';U independence, softener sus derechos, realizar sus aspiraciones, mantener el honor de sus armas, proteooer las vidas 1-iaciendas de sus conciud.adanos v Combatir veneer a' sus enemigos aumentando ast la gloria y la, importance, de su Patria. Para 'lletiar con fruto su mission, necesitara poner en juecro, y para (I'lloposeerla, toda, la ciencia del arte military, la enseumiza do la Historia, las hablilidades de la d.iplomaci*a, la ciencia del. derecho y las sanas in aximas de Ia moral ,social. ALSI Pit(' Ily el. General debe reunir a' sus dotes naturals conociinientos inuy estensos y cualidades sobresalientes, conocimientos de los hornbres) do los passes, de las ciencias y de las artes, y cualidades Anorales y ftsica's inuy relevantes'. Sin esto, -no es po-ible que'ejerza ell inando ni
I Coll Cloria ni acie'rto.,
que de' en eI a' Q-u pais provechosos resultados; es por lo, tanto necesario que los que aspirin ,L irusion tan crrande se hayan consao rado desde su juventud. a




46
estu(lios tiles Inpo
constai-ites, 1*- i-tantes y laboriosos. El Geileral. no na-ce, ni puede por lo tanto forinarse Sill previos pre1jarativos, 3, au/ n supomendo que asl' no fuese y que hay'a al()-Lin hoiabre, naci.(Io con et o(*enio (le .a o-uerra, Si ese genio y esa aptitti(I especial no se desarrolla v inti-l-itiene con el. studio, podra' inuy Wen SeP VeDcido en lucha seria contra la habl*lidad y la intelligence, y allDque esto no tuviese lugar,'ese hombre nacido General, ese ser superior d(Aado de 'una intuition tal, que supla en moments dados U los cono imientos 'no adquiridos, 'ese ser en fin extraordinary, no podra' prestar -a/ su pais servicios tan importance, ili* esteildera' su p I ropia gloria en tan alto cyrado coino pudiera haberlo hecho, s" con el studio y la asiduidad hubiera desarrollado y 10 0
perfecclonado el gwo y las disposiciones con que le dotO la naturaleza: el General no es un soldado mas y por su s6lo valer puede tener mas precio I que un
f
Fjerc-!to, pues la victoria de'ende mas del, creni*o que inanda, que'del number y condiciones de los coi-iibafientes.
Muchas y sobresaHentes ha'n de ser pues las dotes y cua*lidades que deberan concurrir en un. General en Jefe y hab.ria en nosotros sobrada pretenSiOllal intentar detallarlas y forimar UDa species de cuadro complete de ellas, siendo asi que ninguno de los sabios tratadistas militaries h'a conseguido enunciarlas d6UDa mantra defiDitiva, pues el cargo es tan im-




47,
portarite, tan coryipleto y tan difieil que iiadie ha Iogrado hasta ahora defi.nirlo por coryipleto, ni dictar reglas fijas para ejercerlo con acierto. La lectu'ra y estud.io de las ob i',as militaries, puedc- s6lo iniciar en el arte de maii(lf. 11 y de veneer y en el ejemplo de loss urandes frei-iios y de los be"roes de todos los tempos, pueden solamente iiispirarse los que aspirin a Q-eguir sus, huellas.
Cifi'Aremos sin einbarcro alo-utios de los conociillientos tanto cientifficos como practices y a1gunas de, las cualidadas ya morales, ya 1-i'sicas con que el General deberl.1 estar dotado. Figuran entre los prin-eros los de la historic y arte inilitar*,Ios de la estratepa y de., la taetica en sus different inanifestaciones; los de la o-eocrraffa v toi)ograffa; las ciencias fl'sicas y inateinafticas; las leno,-uas; la administration; el derecho p'blico; el de genes; la legislation y el arte de aren(yar a las troops 6 sea la elocuencia military y el conocimiento de sl' mismo, de sus subordinados, de los hombres y de- p al's tatito propio como del enemicyo. -Entre las segundas, senalaremos el patriotis-M07 el respect a' las i*nstitticiones, y al poder' constituido, el honor y el espiritu, el valor y la. prudencia, la, aspiration a' la gloria y la modestia, la ambition honrada, y el desinteres, la firmeza y ]a obediencia, la justicia y la humanidad, la actividad y la exacti,' la grandeza y la modestia, el car
tud acter' y la bondad, la d*gnidad y la honradez, el golpe de vista, la




48
salud y la resistencia. Entre las virtues 0' cualidades socials, el tacto para el mando es tambien muy necesario, la rectitud y la imparcialidad, la atraccion de las voluntades, la bonded en todo aquello que sin per. juicio del servicio favorece al inferior y etestudio de los characters para. utilizar las ap ,itu&8, son ventajas que simplificaran mucho la diVeil mission del General en Jefe, y si a' ellas reune la simpatia, lo que vulgarmente se Haina, don de genes. la generosidad y la. elocuencia, sera' ademas de obedecido y respet.ado, querido y venera do por su Ej4rcito.
Pero. hay entre las, cualidades que deben adorlos Generales alo,-unas de cu 7a exa ion de-nar a l b 3 gerac
ber'an huir cuidadosaw.ente, pues ciertas dotes impresionando el animo de las multitudes, ofusean la opiiJon pu'blica y atribuyendo de hecho al que las posee todas ]as demas virtues, influyen en su propio ammo, aamentando us-f el orgullo, que suelcm producer las altas dignidades, orgullo que fomentado por la adu1w-ion, que siempre rodea a' los poderosos, conduce
la stincion de la modestia v A desconocimiento de los propios defects, hacienda al hombre considerarse yra perfect. Asf es I coino a1gunas I veces se malogran por ]a presuncion, figures que con el studio y coil el cultivo de sus facultades, hubieran aleanzado ]a altura de los grades bol-nbres. De la exageracion de ciertas dotes, es pues necesario que buya el General, y como alc-runas de ellas ejercen tan mareada seduction




49
on nuestro character, le es indispensable Do apreciarlas en mas de lo quu en sf valen y former un recto y exacto juicio de s 1' n-lis mo. No por poseerlas ni I)or quo la opinion lo proclaim ha de considerarse ya forinado por complete, ni dares mas valor e" importancia quo el quo tienen realmente, evitando asl' el. escoIlo quo entrafia, el exagerado aprecio de sf mismo Y las suggestions del amor propio que es el ma's peli-' OToso de los ad tiladores. Sei'lalareinos aIgUDas de estas
n
cualidades cuya escesiva influence puede ser al General pe judiciall y pelicrrosa.
ri n
El valor, es condition indispensable eii la carrera illilitar, sin ei es inaterialmente impossible ejercer Ia profession de las armas. El valor es por fortUDa Sentimiento -comun en nuestra raza, pues aun cuando esta. virtue. s6lo sea iDnata en algunos, todo honibre on general y el i-nilitar mas necesariainente, lo demuestra(,)' lo crea. en, el niomento critico, haciendo como vulgar mente se dice, corazon, aun 'I eSpeDsa de cualquiena otro o1rgano. Pero el valor, cualidad-eoino hemos dicho, necesaria a' todo n-lilitar, no basta, por sl' solo para formar un General; e'ste ba de ser adema's de bravo, sereno y prudent: el General no es el brazo que coiubate, es la cabeza quo piensa, dirige y ordena, y para quo pueda bacerlo con fruto, es nec,- ,,sarl*O que este dotado do otras rnuchtas cualidades. El valor del Gnne. ral, no necesita ininitestarse, basta con que estep acreditado v tes de labor Ileo-a(lo a' su elevada, posi-




0
cion habra' podido dar pruebas personals do su bravura: el valor active eneI no s6lo no es util sino quo es perjudicial a' su E "re"to, pues siendo el je I unico que
debe Poseer el secret del plan. do camparia que ha formado y las intericiones y confianza, de su -)-obierno, no Vuedc ser reemplazado con veritaja por ningun. otro en el cantpo do batalla, y su pei-dida, ihifluye decisivamente en el Eje"reito, quo 6 no podra' completar la victoria, si la obtiene, 0 batido hara' mas complete su derrota. La perdi-da de Uri General, ptiedo influir de tal modo, en sus soldados q.ue cambic pop cornpletG la faz del combat. Muchas victorias registrar la historic, de todos los tempos, quo S'O'Io han sido debidas fla muerte 6 prison del G-eneral enemigo y basta Iguanas Nitallas en que esta sola circiinstancia Iia carnbiado por complete la fictz 'de Uri combate ya casi decidido. Es pues neces.1rio qtic en (A cainj)o de batalhi el General sea prudent v conteno- S11 jj-nj)Ctjj. 37- So'10 (in un moment cri'tico, cUando con sti presericia ptiede restablecer el coin.b.ite, reanimar el espiritti, contender un panico, abrip tin 1)1-tso a' sti Ejereito () de cidir la victoria aun dtidosa esporiga, atidtizi-nentet sti 'Persona. Ptles coino la bravUra no solo i-io basta
para ser btien General, sino' que es un sentimiento qui debe e"sto refrenar c'nstantemento 37 que no torque se sienta, animado de e"I en grado hero'ico ba do hac- er un ahirde int'til N. pelicrroso. Nice Montaicrno quo el




Valor tiene su 11,1111,te lo mi*si-no qtie todas las virtues, v que traspasado aqueI, se -esta' ya en I'a pendiente del vicio, convirtiendose el esceso del valor en temeridad, obstinacion y locura.
La esperiencia es otra de las cualidades ventajosas que puede poster mi General, pero, no por esto se crea que puede nunca suplir al studio. En 6pocas en que las guerras eran continues, seria excusable esta creencia, pues en aquellas se marchaba a' los combates desde la edad mas tierna, y al Ilegar A los altos Mandos, los militaries babian ya tomato parte en un ,o *ran number cte combats. Hoy en dia las gucrras son m6nos frecuerites y los rapids progress 4e la ciencia multar los constants adelantos en todos los raynos de la Luerra, y la continua trasformac*on de las armas, que introduce modificaci*ones en el combate, anulan los effects de la esperiencia y acrecen la necesidad de recurrir de conti'nuo al studio, pues como, durante la paz, que es el estado normal de los Ej6rCitos, no puede adquirirse la esperiencia, s6lo podra** reemplazarse con la. instruction. No bay mas principi*os seguros que los de la ciencia y sin su auSilio, no se ale.anza 6 se consigue demasiado tarde la
-uficiencia aun cuando el studio no baste por si*' solo a former un gran Capitan, la esperiencia que para serlo necesita adquirir no es e1i definite va, mas que la aplicacion de las teorias que aquel le ha enselfiado. Convengamos pues en que la, esperiencia no es sufi-




52
cienrte Por sf. sola y como sullen ser al hombre Y al pals, muy costosas sus lecciones, el Geiierat para ser
-completo'babra de retmir los esttidios-al, genio, y IfI teoria a" su propia practice.
Otra de las cualidades necesarias al Gcneral, CS el earacter gia para el mando- pero no el
character tal como se entiende vulgarniente f)or una preocupaclon absurd, que supone las dotes inilitaretz en razon direct con ]a genialidad. No', el, cara(Aer es una cualidad indispensable para ejercer el.i-nando con resphado, pero e.1 character ha de cotisistir en la firmeza en las disposicioDes, la seguridad en las ordenes, la, dignidad Afable, el trato igual y sosteniclo, la energia eD 'la exi*gencia exacta del deb.er paratodos, la correction y el castigo, proportion ado a' has fhltas no es la dureza sistemaftim ui la reprensioll injusta, el empaque ceremonlosto ni la familiaridad grotesca, el atropello I constaDte. ni la, exigencia de lo impossible, la groseria continua., ni el cAstigo con crueldad;'n-o es Por Altimo laintemperanci'del lengqgjQ, la rudeza altival la sob(.,,rbia satani*ca, ni ]a pretension de la, infalibilidad. El character bajo forina, lejos de ser cualidad e'stiniable, es defect, social qtie tolerfido, puedv. condueir basta el deliberlado propdsito de encu. brir con 61como sistema, lafa-Ita delotrlas cualidades. La Posesion y la' fama, de un e'arapter energico, no debe eno-reir al GeDeral ni persuadirle, de qUe con sdlo esta condicion,'podr,,f dominar, las inas diffeiles




53
sittiaciories -Ili sobreporlerse a, his circurlstancias mas ("Viticas, cuando para coritr irestar'las son necosaria-s Otr, is inuebas dotes.
Convendra' tambien a un' General tefier suerte, Imena elstrelia" que' a'lguna vez puede split, a' oftas ctialidades,'pero como la uerte" ni se adquiere ni se viricula, debera' todo military apropiarse otras venffajosas conditions y virtues' que puedm obte'nerse por la fuerza de la voluntad, quo estan dentro del
propio esfuerzo y que son adem'
balance del as mas
S )Iidas y duraderas. No puede ser siemprcafortunado el que s6lo cuenta con la fortune, y la'. btiona 4
estrella es don de la, cie.oa suel"Ut" quo suele, abandoner
sus favorites: la intelige cia, ol, saber y la refle i
son dotes mas positives que concluiren siempre, pcr sobreponerse a' aque'lla y quo aun, cuando put-2.,stas en arancron con ella en su apo(Yoo puedan ser mcinentancamente eclipsadas, obtendran al fin la justicia imparcial del pu'blic-o- aprecic. iCua'n'tas derrotas han dado mayor gloria A vencido que al vencedor, victoioso solo por un caprichoso effect de la casualidad! La aureola de la fortune fasciria y deslumbra con sus Mlyos, su bi-,illante atm6sfora abulta a' los hombre's y A travel de sus resplandores aparecen mas grades: ol verdadero m6rito no brilla, es mas inodesto, pero cuarido puestos, -a' prueba una y otro falta a aq'611a la sanction del 6xito, despojado en'tdncos elhombre de etualidades ficticias quo sf. fuAiien en el crikol de la




4
verdad, aparece tal cual es: y si en su eleNada altura no aprovech' la oportunidad de evidenciar otras dotes, conquistador el respect de todoscon su rectitude el aprecio con sus actos, la simpatia con su trato adquiriendo as me'ritos ma's firms y duraderos que asienten su valer, de uD modo s6lido, s6lo recqjera' en su caida, el desprecio de sus contemporaries ]a indiferen6a pAblica, y una oscurti pacrina en la Hist'ria. El verdadero me'rito siempre obtendra Dor el Contrario el aprecio de sus, concitidadanos y.un respetuoso recuerdo en la posteridad. Pornpeyo he"roe ficticio credo por un partido usurpador -feliz (le aorenosstriunfos, character vulgar 6 irresoluto, iai consigui()' el poder supremo a' que aspiraba, ni evit6 a' su Patria el yugo de Cesar y abandODado al fin por la fortune perdi6 en su primer derrota faii-ia, poder, honra v 'Vida: Washington, hombre probo, modesto e' ilustrado, rl a Uista en utta serie
de carafeter tenaz. y renexivo, conq de derrotas la, indepeiidencia paftria con sus dotes y arbitro del poder supremo, rescinded de toda idea am Diciosa. y muere honrado y tranquil, legando, a' la posteridad una de las ina's.puras glories de la Historia,
-Cufando un guerrero, es, tan grande quo reune a' la fortune las demas virtades inilitares, se Hama Alejandro, C6sar, Gonzalo 0' Napoleon,-. cuando sin prot% N_.' cion mareada de la suerte posee verdaderas dotes,. se 1.1ama Conde", Juan de Austria, Farnesio, Turena 6 Welin. gton:' pero Si carece de otras conditions, sl




s6lo debio' su fama, al azhx de la fortune, cuando estta le -abandona .... ]a Historia olvida su noixibre..
DE LOS GENERALS SUBALTERNS.
Todo culatito limos dicho respect al. General en Jefe) es applicable a' los denial's que desempenan mandos en un Ejercito: todos ellos estAn en, situation de poder ser eleoidos para el ma's devado cargo- pueden verse Hamados a" operaIr independents, 6 a, sustituir
aque y comprende que al,
"I en a1gunos casos se
encontrarse en tales eircunstaricias, n1o tendra'n, Di tempo, ni occasion de dedicarse con fruto A adq*uirl*r conociinientos de que ya no est6n dotados. Es pues necesario. que previainente los posean y que durante CA curso de su carrera, hayan ido adquiriendo cuantas cualidades y conocimientos son indispensable, para el buen desempefio, de cargos tan delicados como importantes. Aun antes de ingresar en el Estado Nlayor General,, deben Ios* que aspires a ello, dedi.carse a eDsaDebar el ci'reulo de sus conociaiientos y a'. adquirir las cualidades anexas al. Generalato y niando, en Jefe, debieDdo estar persuadidos, que s6lo con una vasta iDstruccion yestudios incesantes, podran Ileo,,ar a, poster los medics de Henar cumplidamente, los puestos ma's elevados.
T.ja, mission en el. Ej4reito, de los Generales Subal-




es iinportant'sima y en vano sera" e el Jefe reuna todas las dotes convenientes y se, esf ueree en it-a1.)f*im.ir a la action, de la ftierza, el iinpulso y la, eficaeia iiecc.,sarios, si no es bien. secundado por sus Tenientes: el
-yerieral en Jefe, no puede descender a' los detalles de la ejeCUCiODde sus 0'rdenes y es indispensable que los encarcrados de su cumplimiento, y desarrollo, lo efectden do la manEra precise y convenience papa el buen. exit.Q. I.Jos Generales Sabalternos son responsible del com.portamiento de la tropa que mandan, y en e"Ila ejerce n A influjo natural que se derive de su conduct y cuaHades, y de 61lo3 parte la acci.on del mando y el desiarrollo de las coneepciones del Superior. Una de las virtues que han de recornendarse a' los Generales Subalterns es el respect, la. obediencia a' las 6rdenes del Jefe: eIlo, es iml)osible que este pueda ver
realizadas sus esperanzas y son incalculable los males que puede acarrear la alteration 6 interpretation de stis disposiciones y el dan""o, y mal effect que ocasio'nan la disctis*on y la, criftica de las (' r-cl-nes recibidas.
Hemos enurnerado, ya, el, conjunto, de ciretinstancias que deben concuppir en qitien este' investido, del elevado character de General, y como papa adqui11kirlas no basta la investidura del cargo y s6lo, pueden Proporcionarlas la voluntad, el studio y la reflexion, se cornprende cuan necesario, e's que todo, el que aspire a' tan alta dicrnidad procure de antemano, forinarse por coinpleto en la edad y en la position, du-




rante las cuales puede el hombre ampliar sus cotiowirtientos, desamoollar sus dotes y modificar su cara'ctcr 0 .
.y cuan convenient es, ie los Ilamados a' apreciar los m6ritos de cada uno, faciliteii Al camino a' los que esten dotaclos de cualidades verdaderas, cerrandolo a' aqucllo!- que no quier.,an no sean de adquim 18.-S.







AS C [N-s Os
CONSIDERATIONS GENERALS.
El aseenso es e'l paso de un euipleo al, supevioilk Mu-tediato o' sea, el adetftnto gradual y proomresivo en 4. i carrera, v el i uia
-Tiedio do -,tvat-iz-ar en la gerarq fiesta Ilecya.r al 11huite prudeii..Aal se-alado eii la, gradacion orgailica, por las Iii-iiitaciones que esstable. ,,-,,en el numei o, la edad el tieinpo.
El carnino military es 11(ircro y penoso y para que al final de la, *orfiada, se obten(ya la, satisfaction de la propia conciencia, la, a.utoridad moral necesaria, y et general respect, es precise empronderlo con RS Y eiittilsiasino, secrtliplo con constancia. v miras rectas terminarlo con dignidad y honp.adez. No han de wil-1V plearse pues pcir,,,i abroviarlo, ni V! ariete denioledor dc




60
]a fuerza para allanar los muros del derecho, ni el habil balancin de Ia polihica para contrapesar a' Ia justicia,. iii los rastreros zancos do Ia. intriga para elevarse sobre el nivel de los demas sin justa causa. Hay que respetar las leyes, el comun dereeho y low, agents merecii-nientos; d.e este inodo al Ilegar cada cual a, un nuevo pesto, sera acreedor al respect de sus inferiors, al aprecio de sus iguales y a Ia consideracion de sus superiores. Y no por esto se crea que censuramos Ia ambition cuando es, honrosa, y el deseo de ascender culando esta' justificado: este deseo es, natural y 11eito, torque es innate y permitida, al bornbre Ia aspiration, al mejommiento; noble, torque indica, amor a' Ia gloria y es convenience torque para satisfacerlo bonrosamente, babrfin de ponerse los inedios para sobresalir en el cumplimieDto del deber y distinguir0
se entre los dema's por su mejor comportainiento y cu"lidades. Lo que censuramos, es el einpleo de medics ill'citos, reprobados v basta deshonrosos: Ia rebelioii. ]a political, Ia iDtr*ga. el servilisi-no y los, falsos ineyAt, (,imien tos.
La regulari&'-Ld en el aseenso 6 sea Ia i)roo_,res*of) gradual en Ia carrera, es, necesaria, Atil y convenient tanto al individuo como al Estado: a] primer, torque de esta suerte tiene Ia segurid ad de satisfacer sus aspiraciones, y de acercarse a' Ia realization de las esperanzas de gloria, 6 bienestar que se forJ6 al empren-derla, v a] segundo. porque'le ofrece un medio f cil,




6-1
ordenado y sufficient para proveer todos los cargos, destinos y e1hpleos necesarios a'l inecanisi -no org nico y cubrir los huecos que en eI causan, las naturals "Dajas producidas por la action del tempo. Es por lo tanto indispensable, que el aseeDso este' regulado por justas y por conveniences disposiciones, CUNra utilidad y' rectitude sea conocida v acatada por todos, basandose el espl'ritu de, e"llas, en Io'z3 principios de la equidad.mas estrieta, que sin lastiinar el derecbo del individuo, proporcione al- Estado, a' la institution y al .servi(.,.io, notorias venfirijas.
Examinando ahora cuales han sido, los principios que ban region en las different 6pocas, vemos que en Jos tiernpos antiguos, en que el servicio inilitar era obligatorio y el ej6reito temporal, los cargos inflitares eran tambien tetriporales v electivos, y asi vemos a la Greci a elegir los Generales para el inando de sus ej6rcitos entre 'Los ciudadanos rnas aptos, por su instr'uccion y talent, y en la Repu"blica Ro'mana, encarcrar por recrla general a' uno de los Unsules del mando de las tir-nas. Durante la Edad Media, los Sel-10res propias inesnaaas y en
eran los efes de sus ellas elekTian libreinente sus subalterns: los eje'reitos eran generalmente mandados por el AIonarea en persona 4 por a1gun Principe de la sanguse., no existiendo verdadera graduation organic en los cargos militaries, ni sisteina alguno de aseensos. Es cierto, que durante este period aparecen ya algiums e'Inpleos de earader




62
fiJO, como los de Condestable Adalid Adelantado M-Merino, Alf6rez Real, etc. peioo todos, ellos de tibre election del Soberano, sin mas, stijecion, 6 regla para, proveerlos, que la cualidad de noble en el eleo ido.
En la, creation de los, Ejereitos, perw.aneA-..ktes, e's donde puede considerarse que ha nacido la determinaeion. del aseenso, si bien limitado durante mucho tempo a' los employs i rife ri* ores. El ingreso en la Milicia no estaba, a'n todavia sujeto a' reglas fijas, y el Monarea, nombraba, libreinente Alf6reces, Capitanes (I.oroneles, Maestres de Campo y Generales a' los nobles en qiji-,nes creia encontrar conditions, aprop6sito: la, carrera, de las armas, puede decirse que eria esclusiva, eTi la nobleza; un naciniento lustre, alguna instruccion-y cierta, destrua, en el manejo de las armas, eran thulos stificientes para ingres'ar en la Mili(,-ia. los employs estaban como vinculados en cierttu farnilias, en las- cuales constitution una species de propiedad, habiendo libido periods, durante los cuales podian comprarse y venderse Jibremente, sistema que auD subsiste eD CI IA-ij6reito iDgl6S.
Puede por lo tauto decirse. que basta fines del pasado siof-lo no existi6 reo-ularidad algana para, el aseenso y desde aquella 6poca, ban siJo muy diversos en su esencia los sistemas adoptados, sin que hasta, abora pueda, afirmarse que se hayan asentado las verdaderas b(ises de equidad y convenience, en tan importante asunto.




63
DIFFERENT SISTEMAS DE ASCENSOS.
.Hoy en dia, la atribucion do los aseensos reside esclusivaniento on el Estado sin que tengan en ellos intervention direct las dIferCDteS classes que constitu -on la, Oficialidad do los Ejereitos, es decir, sin que niao-una do '11as teno-a derecho reconocido de elegir
sus superiors, iii sus subordinados. No tratamos do defender en absolute el Drincipio do election collective, pero siharemos observer los restiltados que e'sfe' h2, production ein los casos on que so ha ejercitado como derecho. En los pueblos bdrbaros, el Jef(:k era por lo cyeneral nombrado por las different triblis bordas 0' families ina's influyentes; por election so proveian todos electives fueron las prilos cargos on Gr"(.ia y Roma, meras IRODai*,quias do la edad media y tal vez hubieran continued siendolo, si* a' ello no se hubiera optiesto, la ambition do los Monarcas, deseosos do perpetual el poder on sus families convirtiendolas en hereditarias; por election furor. nombrados los jefes, do las primeras cruza(las; las grades dicta(luras nu ban sido otra, cosa que elecciones ta(.-.itas Y consentidas; electivos -son direct 6 indireeficImente los ma's, altos *Y la mayor parte de los cargos p'blicos en los moderns, sistemas politicos;, electives las m.,is a1tas, inagistratu-" ras en los passes no monarquicos es e
Surno Plont'tice, V.*ear*o de' Cristo 'en la tie'rra: y e's




64
que el. sano uso del derecho'de sufratrio, es el idetil.
asbello del regimen coyistittitivo de las sociedades, mas por des(fracia es tainbien el. mas impracticable ffeil de infltiir v extraen su ejecucion. Nada es mas t 9/
Viar que la opinion de las muchedumbres; son. tantos los In6viles a, que pueden. aque"Ihis obedecei- y es tanta sm ignorancia y su, carencia de sentido practice, que el bello ideal soiIado degenera por coinpleto en utopia irrealizable, eii la mayor parte de los casos. Pero hav sin embar4 o en las masas un o e'rmen del instinct (le conservation, uiia insp'iracion salvadora, que a veces se revela y desarrolla en presencia del peliopro y que las impulse. a' roner a sti frente a' aquellos hombres en quienes cree reconocer conditions suficientes, para dominar lo cr'tico de las cii-eunstaiicias; iY cosa extran'a. no -outlen con frecuencia. equivocarse'en su election. El Eje'reito Frances abarldon.ado de sus Jefes y Oficiales por la emiff racion de la nobleza en 1789 y 90 sustituye'ndolos por election y los voluntarios, del 93 iiombrando por el misino medio sus cuadros, son pruebas notorias de este acierto: y e,,3 de notar que de aquellos elecridos que lo fu.ei-on en diferentes capas socials, salierori luego los brillantes Generals de la Repu'blica y del Imperio. Nuestras guerrillas de todos los fiempos confirman Io expuesto y si de lo, grande y honroso deseendemos a lo pequeno y abyecto, observamos que entre los bandoleros 0 y Pi
ratas, el Jefe elegido 6 a'ceptado,* es precisamente el




6 5"
hombre de ma's valor, mas astucia y ma's conocedor del element en que ejercen su's (lepredacio*nes; es decir, el. -nias apto para el mando, y cuando asi no sucede2 bieD pronto pierde el. pesto y a'ri la vida, a' manos do otro ma's bravo, mas astute y inas practice, sustitucioii que se efectu'a con el consentimiento aprobacion de sus con-ipaheros, lo que constitute una election tacita y hasta inanifiesta. Pero para que las masas obren con tal. acierto, es necesario como va hemos dicho, que su iDstinto se desperate poderoso, eD las grandest CTI'Sis, dominando toda otra passion, 6 te'n'dencia y esto que podria ser un hecho aDte grades desustres en una guerra riacional, no sera nunca, practice iii coriveniente en el curso ordenado de IlDa campaua re(:Y*ular y mucho menos provechoso y aceptable en la paz, para el organism tan cumplicado y extenso ni para la discipline tan necesaria en un Ejercito. Por eso los Gobiernos, se atribuyen en bien del Estado y del Orden en la. institution, la concession exclusive de los ascensos, conculcando el derecho taii natural V 1()(-rico como irrealizable y p ligroso de que el que ba'de obedecer el**a para mandarle a' qui6n. les inspire mas confianza, y que el que ba' de mandaill, escoja los subalterns que ban de secund'arle.
Pero asi como el Estado se abroga con razon notoria y convenience mutua aquel. derecho, a.si tainbitEm c*ntrae el. deber de que los principios en que su ejercicio est6 basado, se funded en r(azoues de justicia




y provecho para la colectividad y de equid 'A.d y conP.
veniencia para el individuo. De 4qui el p1anteantiento, de los various sistemas quo han region en materials do fIscellso, sin que hasta ahora se haya satisfecho por ninguno de ellos,, todas las conditions requeridas y exigibles. Cuando, la nobleza era un thulo acatado de superioridad social, en ella estaban vinctilados los einpleos iuilitares y Ios ascensos, y no Iiay que ver sola-rnente en este derecho, la adoption do un priv'leo-io atribuido a' la aristor racia do la saDgre, sino tambien una preference otorgada a' la clase, que debia suponerse inas influyente ilustrada ei-i epocas en que la instruction estaba tan poco difLID.dida y'en que las classes populares yacian, en la inas complete ignorancia y en el atraso ina's lamentable. Al desaparecer los privile(rios ante los sacudiinientos socials quo die ron fin a'su existence, sacudiinieritos que so"lo fueron un effect nc-cesario para ve*ncer ]a resistencia opuesta, pero cuya causa efficient, verdadera. y _U'riieva, fue' la propaomacion. de las Itices y el desarrollo do las inteligencias en las classes. oprimidas basta ento'nees, nias precisamente por razon de su. Jgnorancia que por la fuerza de las opresoras, hubo necesidad do busear otra catisa determinate, otro derecho ConcluYente, para la obtencion de los aseensos, naciendo de.'aqui" los dos moderns sistemas de la eieccion y de la tantig*eedad. TI primer, ftindado en la equitativa teoria do atribuii-# la preference al talent, v al n-i("I'vito,




6
ha, dado eii su aplicacion practice, resultados contraproducentes, pues siendo la election arbitraria y esclusiva atribucion. de un poder personal, queda sujeta a] riatural error human y a' la influence de m6viles, agents a' la razon del priticipio. El de la, antigtiedad, vigente hoy en. nuestro Ejereito Y funclado en la mayor aptitude que puede dar la, 'mayor prac.tica., tampoco ha dado result'ados provechosos. Pero podemos sin embargo observer que en todos los c.istemas seguidos, bay siempre la espresion ma's 6 m6nos espIfeita, del deseo de atribuir una preference marcada a' la, mayor instruction, por mas que las causes 6rigionarioas en. que cuctia cualidad se ha buseado no fasten por s f solas para determiner sit exil tencia si no van acompanadas de otras cualidades.
Bajo la base pues de la conveniencia de que et merit, la instruction y la aptitude obteiigan la debida y esclusiva preference, vainos ahora a' ocuparrios de la inanera y forina en que esto puede Ilevarse a cabo de un i-nodo eficaz, justo y provechoso y bajo prescripciortes inalterables, dando a' aquellas cualidades Tnas derechos, ma's facilidtid y inas occasion para, inanifestarse V para obtener los nscensos, que los que actualmente fienen, ya, que s 'lo pop escepcion y, en i asos especiales, se le oforo-an q(lehiiitos erl colicepto de 21r, ciables.




68
SISTEMA VIGENTE DE ASCENSO, ARMAS GENERALS.
Las bases ara. el ascenso en tiernpo de paz en las armas Lrenerales estan asentadas en el Reo-la-inento de 31 de Agosto de 1866 confirmed en la Ley conssfitutiva del Ej rcito Y su principio fundamental es la antigi-edad sin defects. Parece fa primer visia. que la mayor antior"edad debe ser la preferida, torque sin6 Za' qu6 principio ha. de obedecerse en los a, censos? ZQuMn debe ser el Ilamado a' cubrir una a -Debera' sus
vacant si no lo es el m 's aDfi,(-Yuo? fituirse la autige"edad por la nobleza, sin razon. alo-ura para ello cuando ni Ia limpieza de sano-re se exige ya par.t el inoreso en el Ejercito, 0" por la election caprichosa que atantosabusos se presta, v tantos descontentos aca Irca por la COTYIDaracion sienij,-)re odiosa de ineritos individuals? No ciertamente; y ante la necesidad de optar entrelos indicados sistemas y el de la aritigU**("(lad bien estaria este, bajo el punto de vista de evitcar inayores males, pero 'solo bajo este punw de vista ysin que esto supon(ra, bonded absolute en el 1,-)rincipio (Yf
.y si solo relative, respect A los demas que han re,,, doen. la material.
Pero nosot.ros, Y I-10 somos los solos,. creemos que la antiguo"edad no constitu 7e por sl sola un. merito positivo; int'IXime abstrace'on heeba de las variaciones




que mtroduce en las eizicalas la conces'OT% do graclos, 0 1r) C%si se tiene on cuenta que la anticr"Awl, solo s',4 (A hecho de haber ingresado antes en el. serVIVIO .;c* la, colocacion definitive en ]as escalas I)ara toh !. -i carrera, esta' duicameiite m armada I.oA,, las cLtsificac*ones acadhnicas ootenidqs al. itio-reso cri ell.a. No hay pues en el sistema mas que una equi(lad retrospQct*iv



. 117
rias guerras qu-c oil lus ItItunos ct*ncuenta aftos han. tenido lugar en Esparla otros success que han dado movimiento a' las esc;RIN.A.-, la mayor parte de los dignl'simos generales-que coti'tanto honor ostentan una faja no hubie-ran podido obtener tan alta dignidad y estarian consuiniew1ose ciii (--,inpleos infEriores 0" b fabrian, por stj cdtid, obtc-nido NT,,-t en (""llos su retire.
Hay adema's en el si*stei-na de la anti ge*edtad otro mal. aun. mas (),,rave que es causa do estancti-in.1lento v hasta do atraso para ]a instructionn y iu(jorfuniento del Ejereito, y es la falta de estfuiulo y de emulacion: efactivamente, col-no ya hemos diebo, 11as escalas sse fundan en ]a colocacion nuinerica, que se hace en cada proinocion a' su salida, delColegio 6 Acadeinin; ahora bien, al. terminal sus studios los nucilos, Oficialeis! conservan 37,rA, esta eoloca.cion. durante toda la carrera y si bien esta clasificacion es indispensable NT natural at principio, pues coloca, (-'I' los aseendidos ,;.,e gun el Orden do sus m6ritos' relatives, coino, este oi-den es ya inalterable ell 10 Sucesivo, tanto dentro de cad(-I, pi-omocion como respect a' las anteriores siunientes cesa va la. aplicacion del pri*nc1pio que a pesar do
-;u bonded, S("Io so empleft teu-ij:)oral -limitridai-riente.
ta primer, colocacion et-l la
-Nosotros creenios que es I I
escala, no debe. ni puede.sor definifiva y part pensar
basta collsidclr, (,I'f' renters cond(,* de
uierito. aptitude, v ssuficierlci"t existeti eritre
-.imero d(", 1-a stoinel"I T e.
.de uria pJ011710(.11011 N' ( l pi El




resultado del sisterriaesqueunavezterminadoslos studios y libres-valos aseendidosde lavigilancia acad e mica y de la pre.sion de la familiar, satisfecho el proposition por el que se impusieron la aplicacion, quo era la terni1nacion de la carrera, quedan por cornpleto abandonados a'sus propios instincts y a' su. libre albedrio sin ino"vil alcy-uno que, pueda influir en ellos, y la indiferencia y las preocupaciones en los ma's, los vi cios y la pereza en los menos y la falta de oblige cion y de estimulo en todos, hacen que perdiejido el habit del studio, dejen de cultivar su. intelligence y do ampliar sus conocimientos, no adquLriendo, otros, nuevos y U" fil-es, olvidand o por el contrario bien pronto 'todos los principios de la ciencia ydel arte, para reemplazarlos con notoria desventaja por la practice rutii)aria (lel ofieio. De aqul' que si alguno se dedica a' contoinu'ar su instruction, sobresaldra' bien pronto sobre el nivel coniun, pero como falta el est'Mulo, pocos seran los que asi obren, no encontrando en ello compei-isacion a1guna, pues DIDcrun adelanto so les otorga, ni nin(xuna distiyicion se elstablece entre ellos, y los, que obran del modo opuesto. Pero aun cuando supongamos que todos se condujesen del mismo modo, continuando sus trabajos y studios, siempre so revelarian en lo sucesivo en ellos aptitudes different, desarrolla*ndolas en. diverse grado, que ]as demostradas on ]a Academia, dentro de los, reducidos l'mites do tin program concrete de studios al balance de toda




2
inteligencia ct-IlSo-o clara, ayudada do Una btieria voluntad, y muchas veces se ha dado el caso do que alun-inos sobresalientes on las classes y consideracIos como los ma's aptos para elevados studios 6entificos, han. dado Itiecro eonio Oficiales result,,idos practicos muV d(.Ificientes y vice-versa,.el quo otros 1*nferlormente coneeptLiados lian deinostrado clespue3 conditions ir dotes que no habian tenido occasion do evidenciar, con. virtie'ndose en 11rillantes Oficiales. Result pues, quo al cabo de un corto tempo despues de la salid.,,t de las Academias, la clasificacion ent6nees hocha no es ya applicable y conio del mismo modc, puede esto verificarse dentro de cada una de las promociones sea cualquiera el empleo que entonces disfruten, so deduce que al tomar-la antigUedad, como base para el ascenso, ya el Estado no tiene la seguridad do Ilevar al empleo inmediato, los mejores do los qu.e estan en posesion del inferior, como esta' en el deber dc-, hacerlo, sin verse contrariado en ello por ningun otro derecho, pues, s6lo el de la aptitude dobe ser valido, no atribuyendoselo a' la ant*gU"*edad sino a' icruald.;td do, todas las.demas conditions preforentes. Asf en resume, es coino se piocede em las Academias, tanto para el incrroso, como durante los curses academics: se escoge lo mejor en los concursos y se ovarian despues las clasificaeiones al pasar los alumnus de uno a' otro afio, con arreglo al. y conditions demostradas por
eada uno, Por que pties no so ha de contitiuar cipli-




caudo en, lo sucesivo este procedimiento, quo se considera convenience v Justo empleandolo analoga y Periodicamente en eada categoria do la escala? La instruction del Oficial ha de ser progressive 6 ilimitada, pero esto no podral' conseguirse si sic deja a" su voluntad el niejorarla y si no se crea el esti'mulo que la impulse, ni podi a habe r militaries, distinguidos, i-nientms no se escojan por su instruction y por su talent, prenliando asi los esfuerzos, do la ai)lieacion y del g'eni*o. Una position. subalterna demasiado prolonoada avasqlla el espiritu y no puede existir sati-sfaccion internal en. los, que s-*rven, viendo por delante hombres, poco dio-nos, de imitar como, modelss, y posotros .i -freciables, por sus, buenas, dotes: esto que sucle ser un hecho frecuente, matia la cmulacion y partiliza poi-, complete la instruction progressive, tan necesaria I-xim el buen desempefio de los, altos carolos, Aderms, es indispensable que el que ba de obedecer reconozea en el quo ha de inatidarle, una superioridad indisputable quo justifiqiie at sus propios, ojos, su r.lbedieneia 3 anuhida ya la suproyna-cia de la fuer,6a y abolida la del nacimiento, solo puede Ilenarse aqueIla Condicion con la del saber y del talent, superioridad que inspire naturalmeDte al que obedece u najustificada. confianza en ol qtie manda, pero que 110 es posible, obtener con el sistema do Ita antiomiledad que es, ull niuro infranqueable contra el cual se estrellan fatal-i-nente lift vol u n tad y el esti'm u lo, el m Orito y 0 1I talent.




14
Si 1,)ues et principio del asconso pop aritioiledad no es justo, Atil, applicable, ni equitativo, necesario sera reemplazarle por otro que rouna toclas estas condiciones. Cual sea este priocipio y en que razon ha do estar fundado, ya lo hemos indicado whites, repitiondo ahora quo "en la eleckAon pop aptitude comprobada," 1)ueden encontrarse satisfactorias ventajas, sustituyendose con Provocho m'tuo el principio de que el. inas antiguo vale ina's, por el, do qu(-.1 quien valg;a ma's sea mas tintio-uo es decir sea preferido para ejercer el niando y para obtener el aseenso. Nuestro sistema, se funda pues en. la election, pero no en la (Jeccion caprichosa. arbitrari*a y hasta iiijusta quo ta.n. gran daifto puede caesar, sino en una, election "reglada
-v obligatoria" que c-lonsagre el derecho de eada uno a ser elegido por lel turno do colocacion, quo obtenga en, la escala, determinando esta colocacion segun el 6rdon. de m6ritos y aptitudes.
DEL ASCENSO POR ELECTION.
E'l prhicipio ell-A.4-ttivo adema's ck ser el ina's convelliente on teori'a puede Ilegar aliacerse applicable y equitativ en la praetica, si so le de-spoja de cuanto pu-ldo tener de iijusto y arbitrario. flemos visto que, no solaineDtO 110 e's nuevo, sino quo hasta ha estado lri(retite en imestro Ejorcito: ttit'lli ,--.,nbs,-isto en eI desde*




el empleo de Coronel en adelante. LPor que pues, lo que se juzcra convenience para los ma's alto employs de la inilicia, no lo ha de ser para los inferiors, si en su aplicacion se introduced. las restrictions necesarias Y se da' al propio tempo a' los einpleos subalterns, la occasion y los medics que tierien los superiors de demostrar su aptitucl, su me'rito y sus conociIDiCDtOS?
Soh.mente en la carrera, military esta' vigente el, priniciplo de la antiguedad, que no tiene cabida, en ninzuna otra del Estado. Ni los Ministros de la, Co= rona, ni los Embajadores, ni los Gobernadores de Provincias, Di los Senadores y Diputados', nincruno en fin d.e los alti'sinios e importance cargos del gobierno y administration, del pa's, se eligen forzosarnente entre los funcionarios de la catecroria infer I I toi,
nas carreras so establece el paso de un einpleo a' otro por aseenso, sobre no practicarse asi siempre, vemos adema's que en los ascensos no se otorga, preference alguna al ma's antiguo, pues si bien para IlegaIr a' Afaff istrado por ejemplo, se exige al elect que isea 6
0
.haya sido Juez de 1'. 6 de t6rniiDO, no se le exige que sea el ma's antiguo de los Jueces de esta clase. Y es natural que con tal latitude se obre en todos los, ramps
0
del'servicio del Estado, pues seria absurd sujetarle a ninguna, regla d'e election que no sea la de la idoneidad; pretender otra, cosa, coartando el de'recho natural de preferir aquella circunstancia,'uniea prefe-




76
rente para el bien del servicio, seria esponerle a ver ocupalt.Ios los destines superiors por un personal, inferior a' sus subalterns, con el consiguiente entorpeciiniento y basta paralizacion de la mllfquina administrativa y gubernamental.
Pero volviendo al Ejereito, podemos obser-\'T ii
"I est establecida la postergacion I ea la susque en 0 a I ) Os
pension del aseenso a] que por falta de aptitude, no se le coiasidera merecedor a,* 61, y estaprivacion que S()Io se aplica niuy limitadamente, alter esencialMeDte el dereebo de la antigUedad, viniendo asi '(1 constituir una preference en. favor de los no postercrados lo que se aproxima un tanto al principio electivo, cuya aplicacion en toda su pureza no es en definitiva otra cosa, que la election de lo bueno y Ift segregacion de'lo malo, dando a' la primer cualidad la debida preference. De aqui podria resultar, que baciendo estensiva la postergacion a' todo el que no demuestre su merit y su instruction, sin necesidad de esperar a que de Yiotorias pruebas de ineptitude, tendriai-rios 3 a una base para la election, haclep o al effect que la clasificacion de apto 6 no apto, se estiende a' la de apto 6 ma's apto, con lo cual recaerian los aseensos precisamente en los de mejores condiciones.
Pero si*' comolvemos, la postergaclon concuerda en principio y forma parte de la election, aun esta mas de acuerdo con ella, el sisterna vigente de la con-.




77
cesion de grades, pues estos, otorgados por m.'ritos contraidos 0' irianifiestos, colocan virtualinente a' los que los obtienen sobre los demas de su clase, aun cuando sean ma's antiguos, pesto que si bien no les da' derecho prefuren'te al asceiiso dentro del empleo que disfrutan, se lo otorgan dentro del siguiente, al contarles la antio**edad de e'ste desde la concession del grado, lo cual equivale a' suponer que fueron promovidos al employ, cuando ", obt*uvier.:)n aquella, gracia. De este modo, la concession, de -un grado, eS'UDa verdadera'eleeciori, que conculca por complete el derecho de los mas antiguos que el agraciado por causu de sus merecimieritos. Y rio se entienda por esto que somos partidarios de los grades, cuyos inconvenientes hemos de demostrar luego, pues lo que unicameDte queremos hacer co-star, es que su concession forma parte del'principio del discenso por election.
BASES PARA UN NUEVO SISTEMA DE ASXENS0S.
Segivii lo que ahaes heynos indicado, el pr'incipio elective en absolute y residieiido su atribucionlesclusiva en una sola persona sea cual fuere, cs inaceptable prira la colectividad, pero sustituirlo o' reemplazarlo poi- el derecho atribuido a' la inayor aiitio-uedad, e-s prejudicial para el servicio. Con el primer sistenia podiLfn causavsc dciscontentos el-itre los, que tio, obtieneyi




]a preference, pero con. la, estri'eta aplicacion I del segundu se oricrina el rave mal de no poder preferir para el mando al inerito y a' la aptitude: esta -sustituclon de bases para, el aseenso, es, siinpleniente queer evitar uri mal ocasionando otro An inayor que el priinitivo sin lograr ventaja a1guna, en ello.
Pero si la election se determine sujetandola. a" ,glas. fijas, y a principios inaIterables, otorgando "conio derecho a-' ser elegido," al que este deritro, de ]as conditions, que para ello se*establezean, habremos dIspojado el oistenia de cuaiito puel.,da tener de arbitrario y hecho applicable un principio Justo y conveniente, que al propio fiempo que despierta !a emulacion y desarrolla, la instruction progressive, tiene la, inmensa ventaja para el Pat's y para, el. Ejercito de llevar a los altos grades al g6nio, la intelligence, y la iristruccion. Ahora Me-ii, la declarac*on de preferencia, que hnplique A derecho de ser elegido, s6lo, puede Y' debe hacerla un Tribunal couipetente, cuya decision sea inalterable, ev*tando asi toda arbitrariedad en la aplicacion' del principio. Nosotros concebimos las, bases del cisterna en la, forma siguiente:
Peri6dicamente y en los plazos que prudencialmente se deterininen, se celebraran coneursos voluntarios a' los que se presentaran los Jefes y Oficiales, que asiHo deseen.
Los concursos tendran lugar ante un Trib"nal de Oficiales G"enerales y Jefes de recono6da




79
c--ompetencia, euyo Tribunal verificara' excil"inenes plblicos de los programs formulados, los cudles con-i prenderan'. cantos rains de las ciencias militares\se croan de Atil aplicacion al servicio, en 'ada una de ,as categories 6 einpleos del Ej4reito. Las solas calificaciones que el Tribunal ha de bacer, -seran las de 4 Isuficiente" 6 "instificiente"- en cada una de Ias materias coinprendidas en. los programs.
Terminado el coneurso, se formaroin relaciones por employs, figurando a' la cabeza de ellas los'declarodos "sufteitittes" en todas his materials, despues los que Jo bayan sido en todas m6h os enuna, en todas menos en dos, ete. Los que no lo hayan sido en ninguna. no ficruraran en las relaciones consideraffidoseles como si no se hubieran preseritado al concurs. No habra' preference alcruna respect a' la importance de las inaterias, juzgando en igualdad de condiciones los 44suficientes" en igual nuinero de ellas, aun cuando 6stas sean different.
Los suficientes en todas las signatures del exa'Men; se colo(-waran a' ]a cabeza de la escala, de su C'lase para proveer en hello's las vacates que ocur*ran y sus puestos en la escala, se determinara'n por el drden que establezea su antigu*"edad relative, anterior al concurso. Lo mismo se practi.,,--ara con los de la segunda relation y asi sucesivamente.
Los que no se hayan present tado al concurso, a,.3i como Ios que no bayan sido aprobado's en ninguna-




80
conservzran en 1 su co
ma-teria, -. tre s' location relative
all, 0
seaun su anticruedad, Pero colocandose Slempre detrt-Ils de todos los declarados suficientes, aun cuando s6lo lo haN-,an sidoen'una sola signature, pesto que estos ban demostraclo una instruction superior. Las escalas asi formadas no stif r1ran alteration, durante el tempo .que medie do uno a otro coneurso y con arreglo a" ellas se cubriran cuantas vacates ocurJ.an, ca.usando el 0'rden establecido en ellas los mismos effects qtie actualinente el do antigu-eda'd.
Coino el nAmero do presentados al coneurso puede ser considerable, podran establecerse tos Tribunales do examen en various Distritos Militares, sin quo en esto haya inconvenientea'Iguno respect al i esultado generall toda vez que no dandose Por los Tribunales 0'rden a1guna, de preforencia comparative dentro do eada relation, ni baciendose inas calilicacion que la de sufficient o' no en cada material, no hay necesidad de armonizar ni valorar la suficiencia relativa demostrada antedistintos Tribunales, pudiendose consider en- igualdad de circunstancias, a' los comprendidos en ]as relaciones correspo' DdieDtes que formulacada uno, 'de aquellos. Reunidas asl' las formadas por. toclos ellos se procede'ra aforinar lascrenerales con arreglo 4 la antigU""edad anterior, como antes hemos dicho p'ara las parciales.
Los c'oncursos 6 examines seran teoricos 37 practicos, coniprendierido en hello's cumito se crea conve-




81
1liente para, el mejor resU Itado de la "oposicion que es lo que en definitive, se establece. Pueden tambi6n tenerse presents las liojas de beebos, Para in *or'r retrasar de pesto dentro de cada, una, de las relacio-I
los quo los bayan Ilevado, cabo meritori
nes a a os 0
censurables, duraute el period tra. niscurrido desde J anterior eon( urso. Para poder presentarse a 11cursos, podra' exigirse un cierto fleinpo de ejercicio. en el empleo.
Por Altimo, si se quier.e tener en cuenta, la, ana,logia, del servicio y la, identidad de rnision de' algun'os employs, podran limitarse los concursos ala clase' de. Tenientes para, ascender a' Capitanes, a' la, de" e'sio-S Para verficarlo a' Jefes y a' la de Coroneles Para' Ofi-', ciales Generales
Con estas bases indicated a*s como idea general, creemos puede, satisfacerse la, necesidad y conveniencia de dar a' la instruccimi y a] studio, la preference debid-a y de flevar a' los, employs el personal mas apto, e intelligent, sin rechazar en absolute, el derecho' de
ant r-odad, pesto que esta, circunstancia, es ab-t atendida en igualdad de las demas conditions y sin que haya, lesion premeditada,'para aquellos que, por no aeudir a' los coneursos son propuestos en la, escala, toda vez que al -no verificarlo, se supone que. renuncian esplicita, y voluntariamente a' Su der-echo y a' la comparison de merits y aptitudes.
Procediendo del modo indicado, y supu.e.stas




82
rectitude 14 imparcialidad naturals, en los resl)etables tribunales que ban de Ilevar a' cabo los concursos, tendremos 37a la seguridad de elegir en la masa, el personal ma's u-ti*'i y aproveebado y respect al restantepodremos consicierarlo como compuesto a'n. de dos parties different. La primer, de aquellos que por circunstancias especiales 6 momentaneas no se ban presented a' los concursos y la segunda de los que
-i verificado por falta de voluntad 6 1)'r ineD..no lo hai f 0 A.
fitud. Pa,-,,*a separar estas dos parties y determiner asi quienes, sin aspirar a' rapids adelantos reunen CODOpra s para el ejercimientos. 'ctica y exactitude sufficient cicio, de su empleo y quienes son absolutamente perjudiciales, ineptos 6 morosos, creemos hay'suficientes medics de apreciacion, e*n los, informed de sus Jefes, en las hojas de servicio, en las Academias de Cuerpo y en las conferenci.as de Distrito. El rdsultado, de estas apreciaciones podra server para declarer Ila postergacimi, definitive V ]a subsiguiente separation del servicao.
OBSERVATIONS.
No se nos oculta la difficult de resolver un probleina ta n arduo e"' important como ell de los ascensos, del cual se ban ocupado' escritores mas autorizados y profundo,s babie'ndosze propuesto 0' indicqdo por a1gu-




83
noslel sacar a' oposicion las'vacatites cuando haya que Cubrirlas, cuyo sistema es en su esencia el Tnismo que
nosotros, en el cual no hay ideA a1guna nueva habiendonos limitado a' indicar varies, retrlas, que puedan hacer fa'il y applicable la oposicio n.
Nosotros nos a artamos del sistema de la oposicion, unicamente' en la c tiestion de pro cedimiento., Sus defensores proponent como hemos dicho, quc la oposicion tenga, lugar despues de ocurrir las vacantes, pero esto no.es praictico ni aceptable,-pues daria po v inmediato resultado, el dejar te' poraImente en suspense Ia provision de los employs inientras duraseri las'oposiciones, con perjuicio del sc-i-vicio y de l's interesados. Ademas, no seria possible l1evar a' cabo ninguna urgauizacion que requires auinento de personal, si habia Tiecesidad de esperar para cubrip los nuevos destines al resultado de los concursos que entdnces se abriesen, siendo por otra parte poco'conveniente constituir tribunals todos los, meses, con el consiguiente movimiento de muchos y tal vez todos los Jefes y Oficiale& que para presentarse al coneurso y en uu solo centre, habrian de dejar desamparados los destines que desempen-asen, Y esto durante un tiempo ilimitado, pesto que antes de terminarse Ia oposlicion para unas, plazas, ocurriman nuevas vacarites que eubrir por'medio de nuevos concursos.
Parr. evitar estos incotivenie'ntes hem'- os propuesto que los concursos se celebr'e-n de Antemano y que con




84
arreglo a' su resultado se former, los escalafones, Para cubrir *rdenada 6 inmediatamente cuantas. vacantcs ocurran en el int6rvalo que medie entre dos concurSOS, Ynedio que satisface a' cuantas necesidades puedan presentarse, pesto que todos los indvidtios pertenecientes a' cada categoria estan ya clasificados eD ]a escala -de su c lase, pudiendo alcanzar el ascenso hasta a', aquellos que no so, hayan presented en los concursos, cuando alsi lo requieran los aumentos de cuadros, Lecesidades, de guerra etc., e I te. Dentro de este mismo punto de vista, hemos indicado la formacion de los tribunals de examen en different Distritos, Para evitar el trastorno y perjuicio del servicio consiguiente a' la concurrencia de gran nu'lnero de Jefes y Oficiales ante, tin solo tribunal.
1 derecho del in'r'to y de la
Por lo demas e e I illstruccion a ser preferidos Para los ascensos, esta' consa-cyrado en muchos artl'culos de las Ordenanza-s vigentes v acepta.do en t,,..ori*a en el organismo del Eje"i' cito por mas que no se Ileve al terreno Ide lo praetica, pues no otra cosa quiere decir 6 nada -significti, el manifestar de Real Orden a' un Jefe, U' Oficiai que se le. ten(lra_pre,, entepara los adelantos en su ear'rera ctiando ba dado alguna prueba. notoria, de si ificiencia, instruccion etc. A hacer possible la aplicacion j usta y, Ordenada de estedereebo, tienden las bases 'que como ideas genera.les hemos, espuesto, sin la pretension de que Sean las inejores, Pero con ]a sana intention de




do mostrar- que. no siendo possible sostetielp Ilt prefercuc41 de la antig'edad. cono principio papa el asectiso, es necesario sustituirlo por otro ina's en., a'riiionia con el. espiritu, las'nec'esidadesy la corivenienut e L,Jj e r
*to y del. servicio.
ASCENSOS EN TEMPO DE PAZ, CUERPOS ESPECIALES.
Estos cuerpos, diaeren de las' armas gencrales respect al. ascenso eu flempo de paz, en que en aqueHas, a' pesar del principio vigente de la antigU"'cdad,, pueden en aloounos casos co'neederse ase'ensos por otras causes sin Tlotoria transooresion de ley y, en que si bi'en el 6rden de antiguedad se con'serva inalterable dentro de. cada clase de laess ala, la influencoia de los ol-rados puede variar aquel drden en los'empleos su cesivos, al paso que en los cuerpos citados, el drden establecido desde el ingreso, en e'llos, es inalterable para toda Ia duration de la carrera, pues si se otorga un .uscenso que no sea. reglamentario a" a1gun i 'd*v'duo
'llos se consider el empleo conio de ejereito v I -s crrado's de igual mantra, no ejer-ciendo influencia, alcruna respect a' los em' leos del cuerpo,- en el cu aI no existed, esta distinction Pero, donde hay una diferencia aun inas mareada y ese-ncial es respect a -las Pecompensas por merito de guerra, durante la cual se




86
alteran por complete, las, bases del aseenso en'las armas generals, otorgaffidose employs con enter inde pendencia, della antiguedad, quedando por Io tanto abierta la escala, que por el contrario subsisted, siempre cerrada en los cuerpos ,.(,;pecl*ales a' cuyos Jefes, y Oficiales se recompensacon grades y employs de Ej6reito, Io misino que en tempo, de paz.
Cuantas- razones hemos expuesto antes, en contra del asceii9o por antigul-edad, son applicable a' estos cu(rpos, en los cuales, -no ingresandose sino por ine. dio de micursos, u' oposiciones, mnor-un adelmito se, otorga, en. lo suce'ivo al maycr inerito matando asl' el estimulo, pesto que eada, cual abriga, la, seguridad dev Ilegar por sus'pasos coutados a' los employs superi*ores para, ello y ente en -virtud sin esfuerzo a1guno, umeam
de ]a. action del tempo, y de la, velocida'd adqu-iri.da o' sea de ]a volocacion numerical, que se obtiene al ingroen-(-I cuerpo, const'udoles todos que si bien nin-s a r a a
Crurilo de Ics que les, siguen Podra' anteponerseles -eyl DIDgUD CaSO, ni por g.rand. es que sean los me"ritos que
e"llos concurraD tampoco "Hos su vezpueden sobreponerse a' DiD(YU110de los que I.es prece(lef), C*Pcunstamias ambas que no son las, mas, apropdsito para. a.lentar el esti'mulo Di- despertar la einulam'on antes al coiArario, coneurren para que, cada urio considered tersu instruccioij, desdo el momento- en que sale de ]a A-eademia. respective.
Otras F'azones pudie'ramos -exponer en eontra




87
la escala cerrada en los cuerpos especiales, sino temi6serylos que estando tan arraigada, la idea de. su conservation, sean infitiles nuestros arguments. -Sin enillargo, harems notar en que el dia que desaparezca, corno no puede m6nos de desaparecer el dualismo, la escala. dejara' necesariamente de ser cerrada, ante la necesidad de recompensar el'm6r*to y los hechos tanto en paz como en guerra, de los Jefes y Oficiales de dichos cuerpos. Por lo dema's y aplicando a" 6stos el sistema indicado pard los ascensos en las armas generales, JaCODveniencia de la escala cerrada, cesara' desde el moment en. que puede sustituirse por la election obligada con sus coinsicruientes ver)tajas y si Como (I'S de supiner dada la reconocida aptitude y el crisol por
han p sado, todos 6 ca'si todos los Jefes y Oficiales facultativos conservan sus puestos res-pectivos en los concursos ori*gi*nandose asi muy poca 6 nino-wia alter -ion en la escala', estacontinuara' de helcbo cer-rada, no simpleinerite por- la action de un Reglainento sino por la justa sancion. de un Tribunal res"tt. pefilble..







CONSIDERATIONS GENERALS.
Si' es ima, maxima social. equitativa, que todotrabajo implieta renumeracion proporciODada, debe tambien serlo igualmente el que todo servicio extraordiriario ainer'ta recompense, por parte de aquet eii cu3lo provvcbo redunda. En este principio, hecho estensivo al Estado y a sus servi.dores, se funda el multuo interest -que aseLyura al primer el celo y la .mulacion de los segundos y A estos la: seguridad de. IJTI I)reDlio a' sus acciones meritoria(,--,.
Recbacemoscomo un suefio bermoso pero irrealizabl.e la constitution, de una sociedad cuyos miembros todos esten dotados de tal, cu'mulo de virtues, que imptilsandoles a' Ilevar a' cabo los hechos s gloriosos, les hagan al propio tempo desdeo'*ar toda, clase de recompenses y distinciones. La naturaleza bumana.




90
no es capaz de tal abn'egacion y los que de tal modo obrasen boy, ocuparian tal v'ez plaza de candidos en la opinion de los demas. que no se condujesen de igual niodo. Si en los albores de Grecia y Roma, vemos a algunos heroes prescindir de, toda idea ambiciosa, vana 6 interesada y obra.r s6lo en vitud del sentimiento del deber y del ma's puro liatriotismo observations que la admiration que sus acciones des-. pertaron, son pruebas de que, 'llos fueron la eseepcion y que no todos sus conciudadanos se crp.ian capaces de tamaflo sacrifice, pues el bombre s6lo admira lo que no se senate' capaz.-de ejecutar. 'No olvidemos taThpoco, que en el modo ae ser de aquellas sociedades se daba mucho mas'va*lor a' distinciones y honors, que boy banian sonreir 'con desden al servidor mas i-nodesto: una corona de laurel, un noTnbre inscrito en un monument -p'blico y un bu-sto o' una estatua, eran ent6nces honors ansiados, disputados, y concedidos s6lo a' los mas grades boinbres, con la prelcisa iquieseencia do, la sociedad enter. Hoy, no hay ciudadano que no pueda bacerse laurear por un circulo de parents, amigos y allegados; boy se troPieza a' cada Paso coil militaries, oradores, vates, eseri. tores y artists corotiadost y desde el General afortuado hasta el arroja(lo tore'ro' i' hay bombre p'blico que no ostente. en su hoo-ar una corona, decretada por la patria., pop sus a(Itniradores.. Hoy, gracias. a' la imprenta, tat periodism() alanuncio. no hay parti-