Citation
Hampa afro-cubana

Material Information

Title:
Hampa afro-cubana Los negros brujos (apuntes para un estudio de etnología criminal.)
Series Title:
Biblioteca de ciencias políticas y sociales. [XIII]
Creator:
Ortiz, Fernando, 1881-1969
Place of Publication:
Madrid
Publisher:
Editorial-América
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (406 pages) : illustrations. ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Blacks -- Cuba ( lcsh )
Vodou ( lcsh )
Criminal anthropology ( lcsh )
Blacks ( fast )
Criminal anthropology ( fast )
Vodou ( fast )
Negros ( qlsp )
Antropología criminal ( qlsp )
Cuba ( fast )
Genre:
non-fiction ( marcgt )

Notes

Statement of Responsibility:
Con una carta prólogo de Lombroso.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
607575118 ( OCLC )
036230344 ( ALEPH )
Classification:
BL2490 .O8 ( lcc )
133.4 O77h ( ddc )

Full Text



ow
LIBRARIES
i TS VOLUME HAS BEEN CROQFILMED
THE UNIVERSITY OF LORIDA LIBRARIES.
















HAMPA AFRO-CUBANA.
LOS'NEGROS BRUIJOS




Publicaelones de la ED11T0U1xcwwmjm_&
BIBLIOTECA DE CIENCIAS POLITICAL Y SOCIAL
Obras de los m 'a's flustres publicis'tas americanos.
SE HAN PUBLICADO:
L-ORESTEs FERRARA': La guerra europea.
Professor de Derecho Causas y pretext
pfiblico en Ia. Universidad de I& Habana. Precio: 3,50 pesetas.
ii.-ALEJANDROALVARF.z: La diplomacia de Chile 'durante i
Consultor del minis- emancipacio'n y la sociedad intent,
terio'chileno) de ReExteriores. cional americana.
Precio: 3,50 pesetas.
P
'U.-kLIe C. SALAS: Etnolo ia eHistoria de Perra-firme.
rof $or de Sociolo- (Venezuela y Colombia
gia en la Universidad de M,6r!da (Ve- Precio: 4 pesetas.
nezuela).
IV.-CARLOS PEREYRA: El Mito de Monroe.
Professor de Sociologia
#fr en la Universidad de
M,6xico y Miembro del Precio: 4,50 pesetas.
tnbunal permanent de Arbitraje, de La
Haya.
V.-JOSEP DE LA VECA: La Federacion en Colombia.
Miembro del Centro de Historic, de CarPrecio: 3,50 pesetas. tagena (Colombia.,
VI. -M. DE OLIVEIRA LIMA: La'Evolucid I n historical de la AM'
De la Academia brasilera. rica Latina. Precio: 3,50 pesetas.
VIL-ANGEL CE'SARRiVAS: Ensayog de historic political y d
De la Academia de la 7 P. 0
Historic, de Venezuela. plomatica. Precio: 4 pesetas. VIII.-JosE" GIL FORTOUL: El hombre y la historic.
De I& Academia de la Ensayo, de Sociologia venezolana.
Historic, de Venezuela.
Precio: 3 pesetas.
Ix. SE M. RAMOS WjiA. Rosas y el Doctor Francia.
-jresidente del Consejo (Estudios psiquidtficos
National de Educaci6n
en la Repfiblica Argen- Precio: 3,50 pesetas.
tina.
X-PEDRO M. ARCAYA: Es.tudios de sociologia venezolana.
Miembro de la Academia de la Historia, de Precio: 4 pesetas.
Venezuela, y Mirtistro de Relaciones Interiores.
XI-XII.-J. D.MONSALVE: El ideal politico del libertador Sim
Miembro de nfimero de Bolivar.
I& Academia de Historia, de Colombia. Dos gruesos vols. a" 4,75 cada uno.
XIII.-FERNANDO ORT'*z: Los negros brujos.
Professor de Derecho (Apuntes para un studio
'blico en I& Universipu dad de I& Habana. de Etnologia criminal.)
DE VENTA EN TODAS LAS LJORERIAS DE ESPASA Y AMEW




BIBLIOTECA DE CIENCIAS POLITICAL Y SOCIALS
FERNANDO ORTIZ
P-ROVES01% DIC DERZCHO PtBLICO LA UNIVERSIDAD DX LA BA13ANA
HAMPA A FR%, 3...* -CUBAN&
LOS NEGROS BRUJOS (APUNTES PARA UN STUDIO DE ETNOLOGIA CRIMINAL)
CON UNA CARTA PROLOGO DE LOMBROSO
Figures intercaladas en el texto de la obra.
EDITORIAL -AMtPCA M&DRID
GONCMIONAAIA EXCLUSIVE PAAA LA VENTA
SOCIRDAD ESPAROLA DIE LIBRElttA 25







Partout je seas, aspire, it moi-meme odieux. Les noirs enchantments et les, sinistres charges Dont m'envoloppe encor la colere des Dieux...
Jon M.'DlHv=iA
L4Afqg*ieww-Las Trophi*&







CARTA-PROLOGO
Sr. A Fernando Ortiz,
Distinguido abogado: He recibido su manuscrito, lo he leido y lo juzgo de un inter's extraordina,* io, tanto, que debo rogarle se dzkne cederme para mi revista, el Archivio di Psichiatria, ecc., su studio acerca del suicidio en los negros, el de .Ia criminalidad, afro-cubana y
10
tambie'n el del delito de violation de sepulturas.
Me seragrato asimismo recibirbara el Archivio, la traduccio'n dellos troops ma's interesantes de su libroy la cess*o'n de ciertas i uras-.
Creo acertadisimo su concerto sobre el atavismo de la bruVerfa de los negros, aun en los casos en que se obs'ervan fenomenos mediammicos), espiritistas e hibnoticos, bues estos ultimos eran tambie'n muy frecuentes en la jpoca brimitiva,
Seria interested una investigacto'n acerca de
los brujos presentan fen6menos median' os, esbiritistas 6 hi 0 Ico 'p, 't s, ej,: hacer mover




10 CARITA-Pit6LOGO
una mesa., ver al travel's de los cue4os etc. Serta tambie'n utill'simo un anadisis de las bebidas es,beciales usadaspor los brUjos.
Mada tengo que sugerirle restecto a' sus futw ros studios de etnografia criminal, como, no sea la a'dquz*sz*cz*o'n de dalos acerca de las anomalies ,craneates, fisonomicasy de la sensibilibad tdctil en un determinado number de delincuentes
P
brujosy en un number iguall de negros normales.
Puede usted servirse de mis bocas lines como quiera,
Agradeciendole la consideration que le he merecido y augurdndole un feliz regreso a' su .6atria, me suscribo s' admirador
CESAR LoMIBROSO
Turin, 2.2de Septiernbre de 1995.




AD ERTENCI PRELIMIMARES
Sean mis primers palabras Para testimonial al senior professor Cdsar Lombroso mi cordialfsimo agradecimiento por su, be'ndvolo i uicio acerca del presented libro, honor dste inmerecido, que no puedo recorder, sin emotion muy fntima. So!amente los que profesan con el fervor de los neofitos el credo de una escuela scientific, joven, viril y noblemente audaz, pueden apreciar la intensidad del sentinuento de mi gratitude hada el genio creator de la antropolog'a criminal, por el espaldarazo de iniclaci6n con que ha querido distinguirme armandome caballero de esa triunfadora cohort de investigadoresque 16'. aclaman sobre el pavds como ,caudillo y lo veneran como gran maestro.
He fitulado apunks al presented studio, no por falsa modestia, sino torque, efectivamente, no es sino una recopilac*6n de ellos. La difficult de las investigations positives en el ambience del harnpa;




12 ADVERTENCIAS PRELIMINARIES
las relativamente'escasas fuentes de studio, la vastfsima comple,)idad del tema. v mi ausencia de Cuba durante estos Ilti'os tiempos"han., mpedido que mi studio fuese mds complete y acabado. En 61 hallar -a' el lector, sin duda, numerosos hLiecos, muchos problems no results, otros observados sin la detenci6n deseable y algtnos esbozados arenas. Pero mi.trabajo es de muy limitadas pretensions, y si bien inicia el studio me.t6d*co ypositivista de la political delinc*encia cubana, el modesto, nombre que por esto pudlera ganarme finicamente se deberia d la concomitancia de factors circunstanciales, que no al mCfito de mis esfuerzos. No obstante doy d la Prensa mis apuates, convencido de hacer obra U'til, siquiera para alentar el trabajo de plumes mejor cortadas que la mfa, que profundicen el studio de ese campo inexplorado y fecundfsimo, ien preciosas observations, cual es el de la mala v*da cubana. La etnograffa criminal estd en sus inicios--especialmente con reference al delinc'uente negro se ha hecho muy poco-y Cuba, en donde, en mis -6 menos cercanas conditions de anibiente, han po dido determiner su delincuencia razas tan diversas como la blanca, la negra y la amarilla, ofrece una vast'sima base de studio superl'ativamen'te tentadora. A los cubanos pensadores toca roturarla y hacerle'rendir los frutos que la ciencia fiene derecho d exigir de ella y de ellos.
Asf como algunos erotomanos-hallan en la contemplacio'n de las figures ilustrativas de los cientf-




ADVERTENCIAS PRELIMINARIES 13
ficos tratados de anatornfa descriptive un. Incentive. para sus aberjraciones sexuales, y a1gunas personas de impresionabilidad aguda no pueden soportar la descripcift de.ciertas enfermedades, asf hay *ndiv *duos que, buscan en los libros acerca de la mala "'vida, una fuente de nuevos excit'antes para sus vi cios, y otros que no r6sisten su lecture. sin seritirse asqueados ante la gangrene puesta en ellos al. descubierto.
Aunque decir su'persticiosos es dedr ignorantes, y dstos ciertame nte no se complacent en hojearlibros senos, no obstante,, convencido estoy de que entre el bien Ilamado vulgo culto ha de haber a1guien que al saber de una obra acerca de la brujerfa ha de procurarse su lecture por una curiosidad naciida de sus propias supersticiones. Por otra parte, algunos lectores,'al recorder las pdginas de este studio de patologfa social, no podrdn reprimir una mueca de disgust y hasta dudardn de la convenience de sacar la luz semej antes filceras de nuestro pueblo,
A unos y otros, d los que a in son supersticiosos y A los que no gustan de escenas repugnantes por la miseria moral que las informal, les recomiendo sinceramente que no pasen adelante en la lecture de rai trabajo. Los primers 'no han de encontrar en f51 esas descriptions literarias de escenas misteriosas y envueltas en el velo de lo tenebroso, que tan profundamente. suggestion sus infantile mentes, ni han, de aprender secrets de la magia doblemente negra de los afro-cubanos, ya que me he cenido d no citar otros hechos y datos que los exigidos para la apreciaci6n sociol6gica del fen6meno estudiado' y en forma que no se apart de la preci-




14 ADVERTENCIAS PRELIMINARESsa para server de base d considerations positiovas. Para los segundos he procurado disfraz-ar en lo posible.. la crudeza de ciertas necesarias observations; pero, no obstante, si no sienten afici6n A esta clase de lectures, es in'til que intenten la de las pAginas, que vienen 6. continuacio'n. Antes de que unos y otros lectures puedan reprochar al autor el haberles engafiado acerca del cardcter de su obra, se cree 6ste en el deber de hacer aqui las anterior S 'advertencias. Despu6s de todo, los supersticiosos no !,,.abrdn de elevar su mente con la'lectura de este libro, ya que ]a derrota del miedo d lo desco-nocido
lo srehumano puede producirla tan s'lo, una s-61ida culture integral; ni los impressionable hablan de perdonarme el haberles hecho descenderconraigo d la observaci6n del legamo3o fondo salvage de nuestro subsuelo social, olvidando quiza's que para concern y apreciar el grado, de' 'civilizaci6n 6tica alcanzado, nada mejor que velvet la vista hacia los rezagados, hacia los infelices que, impoteotes para trepar a' un superior nivel moral, chapatalean en los lodazales del vicio.
El autor se cree tambi6n en la necesidadde hacer otra aclaraci6n previa. Aunque no puede dtduvp cirse de sus afirmaciones, ni siquiera de los, dAtos por 61 ordenados, una opinion. racist que repugnaria d sus convicciones sociol6gicas, no obstante,, quizds del grupo de los que entre nosotros escn*." ben 6 hablan para el p'blico -- especialmente desde, las capas inferiors de ese reducido mundo, torque




ADVERTENCIAS 'PRELIMINARES 15
tamb*6n el intellectualism tiene su hampa-puede surgir una malintencionada voz que achaque a' este libro conclusions apasionadas y pugnantes con el sano juicia que merece la observaci6n cientffica de todos los characters psico-sociol6gicos de la poblaclon. cubana de color. Sin ernbargo, el studio 6 interpretaci6n. del valor, real, positive 05 negative, que para la evolucio'n de la sociedad cubana tienen los multiples'. y A menudo olvidados coeficientes que. han determined el estado actual de la raza negra en Cuba, de ch ada, dfa m.As prosper y asimilable, no signi6ca,,que los que en tal direcei6n acentuen sus esfuerzos intellectuals sea inspirados en impulses. bastards, que serdn ciertamitnte y en absolute inmotivados.
La observacio'n positivista de las classes, desheredadas en tal 6 cual a'specto de la Vida, y de los factors que les impiden un mds rdpido escalamiento de los'estratos superiors, forzosamente ha de producer el effect bend'fico de apresurar su redenci'n social. Asf sucedio' con los trabajos de los Pinel, los Esquiirol, los Morel, 'etc., sobre los desgraciados locos-que si bien ya no morfan como antes coil la, afrentosa corona en las hogueras de los autos de fe, eran tratados afin como, malhechores, Como susceptible de volverse cuerdos por la pena, segun todav'a recuerda el refrdn popular los cuale- trabajos el desarrollo de la psiquiatrfa que hoy exige que los ali enados sean atendidos, con la afectuosa tutela que merecen los enfermos y los, ninos. Asf conio, los gigantescos esfuerzos de los Lombro.so, los Ferri, los Lacassagne, los Tarde, los Dorado y de toda la flange de criminalists mo,
Y'




ADVERTENCIAS PRELIMINARIES
AJernos hardn viable los idealismos de la-,teorfa correccionalista, socavardn' las infitiles prisoners y abrirdn una era de tutelar tratamiento para los crlminales-infelices que naufragan por la inestabilidad del esquire de su organism, juguetes del enfurecido oleaje del ambiente; innocents, sin, embargo, de la defectuosidad del primer, que ellos no escogen al. embarcarse para el viaie de la vida, y de la procelosidad del segundo, que ellos no motivan al tratar de fijarse un rumbo sin brfijula y sin timonel,
T6mense, pues, las observaciones de este, libro ,en el sentido real y desapasionado que las inspire, y rectiffquense si sonequivocadas, y compl6tense si deficientes, que todo esfuerzo intellectual. en pro del conocimiento cientffico del hampa afro-cubana no ser6 sino una colaboraci6n, conscience 6 no, a' I a ni*gien;.zac16n de sus antros, d la regeneracio'n de sus pardsitos, al progress moral de nuestra sociedad y al advenimiento de esos no siempre bien definidos, pero no por esto menos nobles ideals que, incubj toda mente honrada y objetiva, polarizados hacia una correcci6n de la doliente humanidad, paraque los egoismos se refrenen y canalice y los altrti'SMOS se aviven, y para que libres de prejuicios 6tnicos y de aberrantes factors artificiales de selecci6n, la evolution superorg.Anica siga su curso determined por las fuerzas de la Naturaleza, encauzadas- por sentimiento de amor y cooperation universal, que no son todavia tan humans como nos lo hace creer el orgullo de nuestra species, demasiado adormecida por las ideas antropoe6ntricas que la han mecido durante tantos silos.




ADVERTENCIAS PRELIMINARIES 17
Observemos con escrupulosidad microsc6pica y reiterada-cum studio et sine odio-nuestros males presents, que la. consideration de su magnitude nos producirA Ia pesadilla que ha de despertarnos mAs prontamente'de nuestra modorra y nos ha de dar valor y fuerzas para alcanzar la bienandanza future.
Hasta aquif, elpr6logo de la primer, edic*o'n de este libro.- Hoy ve de nuevo la luz en la Casa Editorial-z4nie'rica de Madrid, de'puds de various afios de estar agotado.
La dedicaci6n. del que subscribe d los studios del Hampa Afro-cubana no ha, ccsado, Acaba de proAucir un libro: Los Negros Esdavos, y en breve concluird otro: Ld' Negros Horros, y despue's habrA de terminal tres mds: Los Negros Curros, Los Negros Beujos, y Los Negros Ndizigos-, todos ellos inteuraran la ser*e titulada I-lam
Z5 1 pa Afro-cubana, que
inici6 en 19o6 con la publicaci6n de este libro qiie "hoy de nuevo se edita, sin pensar en su refundici6n complete. Los Negros Esclavos y Los Negros Horros, son ampliac'i6n de lo, que fu6 la primer parte de la presented obra. Esta queda reducida en 14 presented edir-i-o'n a- la parte propiamente dedicada al studio del fetichismo afro-cubano,
Queda, intitcta. Para tocarla y completarla* con los datos acumulados" en diez afios serfa necesario la refundici6n, complete. Esta edition, pues, obedect.una"insistente deinanda de librerfa que no permite esperar una labor extensa y dificil, como la refundici'n, forzosamente lenta.
2




18 ADVERTENCIAS PRELIMINARIES
Y el autor estima tambidn oportuno difundir mis y mds el conocimiento del atavismo religioso que retrace el progress de la poblaci6n negra de Cuba, digna de todo esfuerzo que se haga por su verda-dera libertad: la mental.
FERNANDO ORTIZ
Habana, 1917




CAPITULO PRIMER
LA MALA VIDA CUBANA
I. Intends especial de su estudio.-Compomentes dtnicos de la sodi dad de Cuba.-11. Condliciones socials de lasdistintas razas.-Su fusion parcial.-III. Fen6meno earacteristico de la mala vida cubana.
E L studio de la mala Vida habanera, Y,'en
. general, el. de la cubana, ofrece tin inter6s especial e' indudablemente ha de se'r fructifem e.1n, igual grado que el conocimiento del hampa de, las capitals americanas y europeas. Las grades ciudades civilizadas se parecen todas, tanto en la mala Vida como en la vida honrada de sus habitantes. En todas se descubren I-as mismas flags de la mendicidad, en todas la repugnant gama de vicious sexuales se muestra complete, en todas la delincuencia




FERNANDO ORTIZ -habitual adopt forms parecidas... Dada la semejanza de los components, associates, de las crrandes poblaciones,,no podia suceder d'iVersamente. Los tipos de s'u mala'vida han de parecerse, como los de su vida buetia, pues, asl' como, la enfermedad se desarrolla seg'* n las conditions fisiologicas del individuo en quien hace presa, asi el hampa es un reflejo de la' so ciedad en que vegeta.
En cambio, entre los factors que han contribuido a' fijar los characters de la M'ala vida en Cuba hay algunos que no se encuentran en las sociedades com'nmente estudiadas, factores que han contribuido de un modo especial a' former la psicologl'a cubana, hasta en las mas inferiors capas de nuestra sociedad. Por esta razo"n el es*-udio del hampa cubana en general ha de dar lugar d observations originales y ha de sacar a' la Iuz tipos, no conocidos fuera de Cuba, que se diferencian grandemente de los hampones de otros passes,
Estos factors que se manifiestan de mantra particular en la mala vida de Cuba v, cue determinan los characters, distintivos d-e dsta, son especialmente antropol'gicos.
La observacio'n de la composition 'tn*ca'de la sociedad cubana, tan diverse de las euro'peas, basta para poner de manifesto las diferencias que han de acentuarse en la mala vida de Cuba con relac'*on a' la de los, dema's pai'ses,




LOS NEGROS BRUJOS 21
En resume: puede decirse que tres razas, tomando esta palabra en su acepcio'n cla'sica y mas amplia, depositaron sus characters psiwl'cricos en Cuba: la blanca la negra y la amarilla, y si se quiere una cuarta, la cobriza 6 americana, por mas-que esta ejerciera escasa y casi nula, influence,
La r.aza blanca entro' en Cuba represented ,por lo' espa n-oles' de la conquista y por las sucesivas inmigraciones que important el terns, peramento, el grado de, culture, las costumbres y los vicious de los habitantes de las d* verses regions de Espaha.
Los primeros colonizadores vinieron a las Indias como, adventurers. Ellos trajeron con los prolegomenos, de la civilizacift la impulPropia, de su pueblo y profession guerrera, impulsivi-dad filtrada d travel de ocho silos de guerras incesantes. Expulsados los arabes y despu6s-los judios, en Iberia sobraron una turba de nobles y soldados hambrientos, imposibilitados de continual su'vida aza~' rosa v de adquirir tierras enemigas d botes de lanza, y un clero, belicoso v de intransigents cia exacerbada por la continua lucha con los. niffleles. El clero, hizo presa en el pu,-blo harapiento, que se divertia con los autos de fe, y los venture ros de la, guerra se alistaron en los..tercios que corrieron por Europa o' cayeron sobre las Indias, que los sustentaron pa-




22 FERNANDO ORTIZ
rasitariamente. Cons'Itese el libro de Salillas,
T T
ri ampa, para comprender en toda su extension la psicologl'a de los, conquistadores espaftoles.
A Cuba Ilego' "u'n pun-ado de esos audaces, castellanos y andaluces principalmente, en los que latia, el heredado fervor b'lico de las aun recientes, guerras contra la morisma, a' las que hab'an asistido muchos de ellos. El hecho, de prohibit la Reina Cato'lica, arenas verificado el descubrimiento, el pase a' las Indias de los que fuese'n castellanos (i), pero especialmente la circ'unstancia de monopolizer la navegaci6n entre Espafla y America el puerto de Sevilla hasta 1720y despue's el de Cadiz hasta 1764, hizo que siguieran Ilegando, a'- Cuba solamente espafioles del sur de la Peninsula, en Jos cua'les el character impulsive y ei aian de lucro inmediato eran ma's agudo's que en los, habitantes del Norte, avezados al traba-jo sedentario, despti e-s de various siglos de' vida relativamente pacifica. Tales adventurers vinieron d hacer fortune, sin trabajo; para librarse de dste som.-Aieron a' los indigents, y ]a sumisio'n tan cruel, que a' fines del siglo xvin los, aborigenes ya no existian (.,2.) y s'lo haa dejado al-r gunas huellas filolo'gicas, principalmente en
(1) PRETOST, citado por BACHILLER Y MORALES.
(2) V6ase, sin embargo, lo que dice BACHILLER Y MORALES en su obra Cuba Primitiva. Habana, 1883; pag. 258.




LOS NEGROS'BRUJOS 23
los vocabularies geografico, zoologico y botd. nico regionals, y escasos rests arqueolo'giCOS. Para sustituir el traba o del aborigen introdujeron ya, desde los primers tempos, la esclavitud negra, que les transmitieron los arabes. Las rebellions de indios y negros fueron continues; asi que no falto en Cuba ocasi'n para. dar friend suelta A los impulses belicosos. Pero, no obstante, d les nobles y a' los andaluces en general, que llegaron en los primeros silos, se deben las costumbres gentiles y la esplendidez de la h*dalgu'a castellana, que transmitieron d sus descendientes y que formaron. la estratifficacion ba'sica del caracter de las antiguas famllias cubanas, asi Como otros muchos characters de nuestra psicologia,
Al finalizar el sigl6 xvii, despu's de creados en 1764 por Carlos III dos correos mensuales entre los puertos de La Corufia y de la Habana, y despu(!s de, declarada, libre en 1774 La navegacio'n entre siete determinados puer. tos de Espaiia y de la isla de Cuba, pero, sobre todo, despue's de las gestiones del cubano Francisco de Arango para la introduction de trabaj'adores blanco en 1794, iniclose la verdadera colonization de' Cuba, y a' la colonizaci6n principalmente military y burocrdtica de las regions meridionales de la Peninsula sucedi6 la agricola de los hijos de Cana-ft




24 FERNANDO ORTIZ
rias (i) y la commercial e' industrial de los naturales de las provinces gallegas, cantabricas (2) y catalanas (3)Casi contemporaineamente con la raza blan-.. ca llego a' Cuba la raza negra; pero su importacio'n no fu' considerable hasta que, por el impalso dado por los inrnigrantes blanco a' la vida economic del pa's, se dejo" senior extraordinariamente la. necesidad de brazos para las plantaciones, de tal mantra, que al media ef'siglo xix hubo en Cuba ma's negros. que blanco. Y asi como los blanco trajeron consigo diversos characters psiquicos, segun la region de su procedencia, asi sucedio con lw:i negros, segun la comarca africana de donde fueron arrebatados, agricolas, pacfficos y algo
(i) V6ase ARBOLEYA, Manual de la Isla de Cuba, Habana, 1859; pdgina-9 41 Y 1' 5. Mientras en 1846 1 'os habitantes espafloles de Cuba, originarios de la Peninsula., formaban el. 13,07 por ioo del total de la poblaci6n, los canaries ascendfan al. 6 por ioo.
(2) Los vascongados trabaron relaciones con Cuba ya en 1668 mediate la. creaci6n, por el Gobierno espafiol, de la. escuadra merchant y de corso liamada CompaAid Guifiuzcoana.
(3) La inmigraci6n de otros passes, no ha tenido gran importance, por el. escaso nu-mero de immigrants. Puede sefialarse, sin embargo, la. francesa, originada por la revoluci6n de Haiti', que I oblige a' various millares de. colons franceses d trasladarse a' nuestra isla d fines del siglo xvii.




LOS NEGROS BRUJOS 25,
civilizados unos; guerreros, indo'mitos y sal-, vajes otros, etc,
Tambiena' mediados de la uItima centuria entro' en Cuba' la raza amarilla, flegando a' contarse en 1862masi -de 6o.ooo chinos, procedentes, de S-hangai y. de Canton por lo comun, asimismo para las faenas agricolas, como los negros, y sometidos de hecho a*' un regimen muy poco distance de la esclavitud d t 0 -s estaban -sujetos,
Vinieron todavia a' completer el mosaico 6tnic'o'. de.Cuba los, indigents de Yucatdn, mas en cantidad tan redutida, que arenas han deJado recuerdo de su paso,
Pero todas estas razas encontraron en Cuba un. ambience tan nuevo, y tan radicalmente distinct de aque'l del cual eran originarias, que les, era de todo punto impossible desenvolversu actividad y energlias bajo las mismas normal que en sus passes de procedencia, por Io que all' factor antropolo'gico, se unieron otros, socials, para determiner las caracteris*i*Icas de ]a vida cubana.
Ha sido, de gran" transcendencia la position




26 FERNANDO ORTIZ
que entre sl' mantuvieron las razas y aun los various nficleos de indiv iduos de origin y-condic16n different.
La raza blanca se divide'. en dos parties: cubanos y espaftoles-, apart de escasos individuos de otras nacloi3alidades, y ambas se odiaban mutuamente y se trataban, como enemigas. El blanco native, en general, y especialmente el intellectual, fuera del ejercicio restrict de su profes16n, vefa. sus energies obstaculizadas por las autoridades espafiolas, sin otra vdlvula que la constant conspiraci6n political; el cubano adinerado no hall.6 en el ambiezite que le rodeaba mantra de crease constants Y cults pasatiernpos ni trabas para entregarse a' los viclos, que, a veces, lo hacian caer en el lodo de la mala vida; el cubano proletario estaba al descubierto contra''todo factor degenerative que pudiera contagiarlo y en contact forzoso y constant con las otras razas, que insensiblemente iban influyendo en ,su psicolo igia.
El espafiol, flegaba por la inmigracio'n en busca de una fortune y dispuesto a' emplear para su conquista toda, la rudeza de su psicologia aldeana, azuzada por el ambience hostile en su mayor parte, bien arribaba a' Cuba por el. e'ercito 0- la burocracia, en uno y otro de estos casos con el ejercicio de una supremacia despo"tica y el convencimiento de que no tenia




LOS NEGROS BRUJOS 27
que hallar censors que castigaran su. corrupcion administrative.
La raza negra,,de repente,.y en un pais extra -no, se hallo' en una condition social extrafia tambien para los ma's de sus, individuals: la esclavitud, sin patria, sin fam'lia, sin sociedad suya, con su impulsividad brutal comprimi'da frente d una'raza 4 de superior civilization. v enemiga, que Ia sumetio' d un trabajo rudo y constant al que no estaba. acostumbrada. Cuando el negro fue libre su libertad le sirviopara subir algo en la escala de la culture, ha: biendo perdido various jirones de su psicologias africana en los -zarzales de la esclavitud; pero no pudo salir de su ambience restri.-tigido y' separado del blanco.
La raza amarilla supo concentrarse, aislarse en tal forma 'que sl',ynl 0 0 ic' psicol'gicamente
poco en la sociedad cubana, aunque influyo' mas sobre las otras razas que e'stas sobre ella,
La oposicio'n entre cu.anos y espafioles produjo las suce-sivas revoluciones separatists que ensangrentaron el pais y que tan honda.mente sacudieron la sociedad cubana. Las rebellions armadas y la conspiracio"n incesante fueron otro factor social que, penetrando intensamente en toda la vida del pueblo cubano, contribuyo' a' diferenciarla de la de los
pueblos, incluso en la esfera de la defincuencia.




28 FERNANDO ORTIZ
Asimismo el deficient regimen de gobierno colonial imperante ocasionaba en todos los campos de Ia actividad social diferencias con las sociedades extranjeras regidas por gobiernos buenos 6 malos, pero proplos.
La misma esclavitud en que tenian que vivir los negros y hasta los chinos, al menos durante largo tempo, influyo' desfavorablemente, contribuyendo al atraso moral de los blancos que estaban ma's en su contact, haci'ndolos mds rudos y cruelest. "La condition moral y social de Ia isla de Cuba-dice Merivate -parece que ha declinado bajo ,,Ia.influencia de Ia esclav*tud... El plantador e3pamw flot se ha hecho mds cruel e' immoral." "En todas parties donde. Ia esclavitud existed, desde anti guo-eciz crib e Huniboldt(2),, el simple desarrollo de Ia civilizacio'n obra sobre el tratalmo miento de los e-Sclavos con menos eficacia qLe Ia descable. La civilizacion se extended rarat... nient"e entre un gran nu- mero de individ.u0s,' pues no alcanza a' los que stain en contact inmediato con los ne---rros en los lucrares donde, 6stos trabajan." "La inmlo-racion china en Cuba, que se ha hecho en gran escala, ha trai'bo ua nuevo ele'mento de inmoralidad" (3)(i) Cita de LEROY BEAULIEU.
(2)- Idem, fdem.
(3) LEROY BEAULIEU: De Ia Colon isation'chez les Few files Modernes. Paris, 1902; t. 1, Pdg. 256*




LOS NEGROS BRUJOS
La inmigraci6n, que tiene tal preponderancia en la formacion de la sociedad de Cuba ha influido tambie'n desfavorablemente desde el
P
Tunto de vista moral en esta como en los demas pales d6fide las corrientes inmigratorias sonigualmente violentas y asimismo introduce, cen, junto ton elements sanos, otros de inferiorida'd nociva (i). La 'mayoria de los inmialle grantes-todaviahciy suede con frecuenciasalian por primer vez de su aldea para pasar el Atla'ntico; en, su pal's native, especialmente 'en algunas 'region es q-ae dan el. mayor contingente de emigrants, todo- barniz intellectual, aun el mas simple, el alfabeto, les era ajeno, y aun los que pod'a'n alcanzar este primer graAo de cultural no se libraban -de sler press de toda suerte de'supersticioneg y prejuicios, desprovistos de altru'i'smos, imbuidos por un clero igualmente ignorance y pobre de espfritu,y press tambidn de una impulsividad egoistaI' d'ficil de refrenar, Estos characters, hoy muy atenuados torque la civilizacio'n va germinando en todos los lugares, se manifesta'ban en los immigrants de la primer mitad 'del, siglo ,U'* Itimo con ]a crudeza ma's feroz. Llegados a'* Cuba; la lucha, por el capital en el campo, en aquel ambience primitive de servile
Vdanse a1gunas pruebas en LoMBROSO: El Delito. Traducci6n, elspafiola; Madrid, pdginas 91 y siguientes




30 FERNANDO ORTIZ
dumbre y tiran'a, en ]a ciudad, en el terreno de la explotacion commercial, absorbia todas sus fuerzas, toda. su vida, sin que ni siquiera la forma elemental del altruism la amorosapudiera conducirles sino raramente d un grado menor de rudeza. S* el individuo en tales conditions no podia progresar por la virtualidad de sus innatas dotes, arenas si* asw cendia sobre el infimo nivel psicolo'gico con que salio' de su pa's, agravado 4 veces'en las consecuencias de su defectuosa estratificaci6n por la conciencia de la. fuerza que una fortuna le proporcio,.-iaba.
De una lucha ccono'mica tan despiadada, donde los egoi'smoseran'desenfrenados, forzosamente tenian que resultar muchos vencidos, q ue rodaban hasta los U'ltimos pelda -nos de la escala social 1 6 que no lograban ascender por ella.
Ademds, por la arterial del eje'rcito, forma' especial de inmigracion, llegaban a' Cuba elementos noel-vos, detritus de la metropolis, con frecuencia criminals declarados judicialmentH; por otra parte, los elements sanos Oe el servicio, de ]as armas traia d Cuba eran a' menudo, absorbidos por el ambience y se hacian nocivos, d esarrolldn dose por el ejercicio susmovies antisociales, que eran favorecidos por la vida military colonial de entonces, de forzosa y casi cont*nua holganza y de supremadia en todos los 6rdenes,




LOS NEGROS BRUJOS
*A
La escasa densidad de- poblacion en el interior de la isla era un factor mas de la delincuencia, y, unida a' las species de cultivo ma's communes, facilitaba la permanence del abigeato, del bandolerismo (i) y de los incendios delictuosos, tan frecuentes todavia hoy en nuestros campos (2), etc.
Todos estos, factors peculiares, de la socie'dad cubana son los, que en el poliedro de la
sefialan las aristas mds salientes. Pero entre todos, ellos, el factor ethnic es el fundamental; y no solamente produjo hampo nes, especiales 'de cada raza, sino, que, aportando cada una de 'stas a- la mala vida sus propios vicious, se fu6 formando un estrato comun a todas por la fusion de sus diversas psicologias, estrato que constitula y constitute ell. nu"cleo de la mala vida. Para Ilegar a' esto fue' precise que algunos estratos socials resultaran accessible d la vez a' blanco, y negros especialmente (3), en que ambas razas, desde various punts de vista, vivieran en un
(i) Vdase un arti'culo sobre este tema de E. J. VARONA, publicado en la Revista Cubana, t. VII, Pdg. 48x,*,
(2) Y tambl'6n, en las ciudades. El delito consistent en incendiary un establecimiento industrial 0- comer 1aI'previamente asegurado, es muy comdn en Cuba, y A. inenudo llama la atenci6n de la Prensa.
(3) No me refiero a los chinos, torque estos han lle -gado relativamente tarde d Cuba, y por su influence poco intense,




32 FERNANDO ORTIZ
ambience cornu'n favorable d la fusion, 6, 10 que es lo mismo que las, psiquis del blanco y del negr6 en ciertas capas socials tuvieran unas mismas exigencias intellectuals, emoti vas, etc., que fueran, en fin, homog6neas.. Y no cabe dudar de que asf fue' en las capas in,fimas de nuestra sociedad, donde la transfun fisica y psiquica entre todas las razas ha sido'y es intense. Tengase en cuenta, sin embargo, que el diverse temple "psicol'gico de los elements que integral la sociedad cubana no me permit dar a' la expression de capas infimas un -significado casi exclusivamente economic, como suele entenderse en otras sociedades, sino que al referirme d los estratos ma's bajos de nuestra sociedad me fijo en aquellos donde la psicologl'a primitive de los varios components etnicos vibra con un mismo diapason, por mas que la tonalidad econ6mica sea diverse.
S1 se observant las classes psicol6gicamente inferiores de la raza blanca, sobre todo de tempos que fueron,. cuando,'la raza negra alcanzo su apogee numeric y era base princiSocial, se podra al's*ma de nuestra economic
comprender que ,Ia separation psico1ogi(*a entre ambas razas, desde ciertos punts de vista, no era tan radical como puede careers observando superficial m ente. En effect: dandr-Y por repetiAa's las breves conside'raciones




LOS NEGROS BRUJOS 33
acerca de la ps*colog*a impulsive de los aventureros, de la conquista, a' former el sediment. o de la raza blanca contribufan en primer lu,ga.r los elements infimos de la inmigracion,
cuyas conditions morales 6 intellectuals ya. me he referido. Los blanco natives de Cuba, que dedi(;ados a' las areas de la agriculture no habi'an relcibido instruction, no se separaban arenas de semejante nivel psicol'gico, Como tampoco, aunque en grado mds elevar, .10's obreros sometidos al trabajo asalarlado; pero, unos y otros, por la atenuacio'n de aquel grado supremo de ambicio'n que es propia de Ia psicologl'a del *nmigrante, especialmente de aquel entonces, por la interrumpida influence femenina de la madre y de la esposa, por el
de u,---a noble aspirac16n de libertad naclonal y por otras circunstancias de diverse w ndole, no inspiraban su actividad en tan crudo egoismo, ni su caida moral era tan fdcll. Tales elements negatives, precipitaban, de res'111tas de ene'rgica y constant reaccift so1 tial, formando el estrato inferior de su raza, sedimento diferenciado por la ignorancia v por el ecrol'smo impulsive, es decir, por ]a pries mitividad psliquica. ZSerd necesario, ahora recordar la misma Primitividad psiquica de la raza negra?
Ambas razas, se soldaron en estas capas psicol6gicamente communes muy fines por
3




34 FERNANDO ORTIZ
lo menos, y hoy la sociedad cubana se desarrom Ila psliquicamente por una gradacio'n insensioww ble desde el blanco, cuyas dotes lo colocan al nivel del hombre refinadamente civilizado, hasta el negro africana que restitulido, d su pals natal reanudaria sus libaclones en el craneo, mondo.,. de un. enernigo. La soldadura fu6 c,-)mpleta, no so'lo, psicolo'gica, sino tambien fisiologica, pues para que esta se realizara fueron las mismas concausas, igualmente extenso el contact e' intimo y px-' %rrnanente a' 1a vez.' Todos sabemos cudn frecuentes eran hace Cincuenta aflos las union-c,s duraderas de Ulan.. cos y negras (i). Aun hoy dia la volupillosa, mulata es la sacerdotisa ma's fervorosa de la deldad que la trajo al mundo, del amor l1bre. Por el influjo reciproco de ambas razas ]a nra gra fu' adqu'r'endo un impulse de pro
e I I ,reso,
(i) Digoblancosynegrasporquelas unionesentre* blancas y negros fueron escasfsimas. El hecho es com in a todos los passes donde conviven diversas razas do civilizaciones muy distanciadas. < t




LOS NEGROS BRUJOS 35
cada v6z mds desarrollado, que la hizo des pertar de su secular somnolencia y salir en parte del subsuelo social en que la retenia su falta de culture, y la raza blanca africanizo su clase 1'nfima aceptando aquellas forms que t:-aducian de un modo orga'nico complete y exact sus impu13os primitivos aun no aplas, L'Aos p6r el pt---so de superiorss estratos ae culture
En este campo, gris, para expresarlo graficamente, vegetamcon preference los para'si*tos de la mala vida. cubana. La prostituclon vergonzosa, la mendicidad abyeeta, la cr,*,mlnalidad habitual y ]a organized, la superstici6n abs urda, la ignorancia crasa, la impulsividad salvage se barajan como las razas en este subsuelo de Cuba. A este fondo legamoso fueron y vienen a' parar todos los elementos nocivos de Ja sociedad, sin distinction de colors. De ah' que los characters de la mala vida en.Cuba sccan particularmente complejos en proportion a las varlas cloacas que en ella vierten sus pat6genos detritus.
La raza blanca 'nfluy6 en el hampa cubana mediate los vicious europeos, modificados y agravados bajo ciertos aspects por factors socials hijos del ambience. La raza negra aporto, sus supersticiones, su sensualismo, su impulsividad, en fin, su psiquis africana. La raza amarilla trajo, la embriaguez por el opio,




36- FERNANDO ORTIZ
sus vicios homosexuals y otras refinadas corrupciones de su secular civilizacio'n.
Pero los elements blanco de la mala- vida cubana no bastan- para diferenciarla grandemente de los que se observant en los dema's passes poblados por la riiisma raza, y su fruto mas desarrollado, el bandolerismo, que sin so. luclon de continuidad se remonta a' los aventureros, de la conquista, puede hallarse allende el Atldntico con parecidos characters. Los chinos, por su vida social concentrada, no transmitieron a' las dema's razas los ma's fanestos de sus viclos, y unicamente han difundido, aunque con sobrado arraigo, esa forma. de delincuencia fraudulent, tan proplade su character, el juego o rifa chiffd, llamado vulgarmente charade. La raza negra es ]a que bajo muchos aspects ha conseguido marcarcaracteristicamente la mala vida cubana, cov, municandole sus superstici6nes, sus organizaciones, sus lenguajes, stis danzas, etc., y son hijos legitimos suyos la brujeria y el -ahigu M0, que tanto significant en el hampa, de Cuba.
Despu6s de las antecedents observations quedapatente un fen6meno social que basta para I caracterizarpor si solo la mala vida cu-




LOS NEGROS BRUJOS 37
bana, y que es el eje fundamental alrede'dor del que g'ran las principles manifestaciones de aqu6lla,
'En la mala vida-de cualquiera de, las socie.. dades formadas sQlamente por blanco entrant aquellos individuos de la misma sociedad que por defectuosa estrati ficacio'n e'tica, debida JL factors antropologicos socialesl no pue en. elevarse 'a' la esfera moral en que se mueve la generalidad d e sus, convivientes, y los que, inim capaces, de mantenerse en ello, caen rodando ,hasta el fondo de la heria, o sean los rezagados del progress nioral. E-n C ba toda una raza entr6 en la mala vida (i). Al Ilegar los negros entraban todos en la mala vida cubana, no como caldos de un plano superior de moralidad ino, como ineptos, por el moment al menos, para trepar haSta e'l. Sus relaciones .sexuales y families, su religion, su Polltica, sus normal morales, en fin, eran tan deficien-' "tes, que hubieron d'e quedar en el concept de los blanco por debajo de los mismos individuos de la mala vida de e'stos, pues para el hampa blanca no faltaban a1gunos lazos de union con la masa honrada; su desadaptacion no eracompleta, mientras que sii lo era en un principio Ia de Ios infelices negro'54-En sus
(i[) En Europa tin fen6meno an- dlogo puede observer. se en la posicibn social de los, gitanos, aunque diverse bajo muchos aspects.




FERNANDO ORTIZ
mores eran los negros sumamente lascivos, sus matrimonios llegaban hasta la poligamia, la prostitucio'n no nierecia su repugnancia, SUS families earecian de cohesion Su relio-l'n los llevaba a' los sacrificios humans, la viola-, cio'n de sepulturas, a la antropofagia y a lag mas brutales superstic loll es; la vida del scr human les inspiraba escaso respect, y escaso era tambidn el que de ellos obtenia la propiedad ajena, etc... Para aumentar la separacio'n estaban el lenguaje, el vestido, la esclavitud, la musical, etc. El desnivel moral era agravado por el intellectual. Fue' necesario el transcurso de mucho fiempo y la sucesion de complejos acontecimientos para que de la excomunion en que era tenida la raza negra se fuera excluyendo una parte de esta ya, encarrilada ha. cia la civilizaclon, parte que cada dia va afor-. tunadarnente siendo mayor, restringiendo asl' mas y mas el campo de la mala vida en su ma's amplio concept.
A pesar de esto no puede decirse con rigti rosa expression que los negros al Ilegar d Cuba no fuesen honrados y si inmorales, dado el character de relatividad que sociol6gicamente fiene el concept de la honradez y de ]a moral. Los neg os eran honrados con relacio'n
1 -1 fl- ,
a su. criteria moral; no lo fueron cuando tuvI.ron en el nuevo medio que regular sus actos con arreglo a' los criterion ma's elevados que




LOS NEGROS BRUJOS, 39
los blanco tenfan para sly que impusieron s.us dominados.
Pero la inferioridad del negro, la qu'e le sujetaba al mal vivir era debida a' falta de civilizacion integral, pues tan primitive era su moralidad como su intelectualidad, Como sus voliciones, etc. Este character es lo que ma's lo, diferenci'a de los individuos de la mala vida de las sociedades formadas exclusivamente por blanco. En e'stos no se trata, por lo general, de una psiquis primitive completamente desnuda por falta de estratos que la recubren en todas sus parties, como sucedia en el negro, sino de un desgarro partial de estos estratos psl'quicos que pone A descubierto solamente la triMitividad'moral de una psiquis (i), que no obstante sigue revestida por las capas de cultura que se mantienen sobrepuestas 6 intactas al resto de la misma.
Sin embargo, en la actualidad, cuando ya algunas generaciones de individuals de color han vivid en el medio civilizado, cue'ntanse
W Este concept de la primifividad moral es preferible al -de)0-arasitismo social expuesto porMAx NORDAU,, aun con la enmienda restrictive que ya antes habian propuesto B. DE QU I R6s y LL. AGUILANIEDO, la de'anormalidad. Me limit en este lugar a' consigner el concept de la mala vida que domino en el presented trabajo, queDO es sino el del atavismo moral fior equivalextes, de FIMRRERO, extendido en su aplicad6n A los diversos aspects de la mala vida.




An FERNANDO ORTIZ
tambidn hampones negros que muestran ese desequilibrio en su evoluclo"n psicol6gica, y rela'tivamentecivilizadosintelectualmenteconia servant todavia rasgos de su moral- africana, que los precipita en la criminalidad.
En conclusion: el studio de la mala vida cubana es de especial inter's, porquie a me-. dida que se profundice y extiendan las, investigaciones en ese sentido, preferentement' c on relacio'n a' la raza negra, han de aportarse" originales y precCiosos datos a' la etnografia, criminal, ciencia que afin estd, en estado de formacio'n y que ha de venir 'a' completarla antropologia y sociologia criminals contem-1 poraneas, basadascasi exclusivamente todavia, sobre la observacio'n del hombre delincuente blanco.
El presented libro es una modest contribucion a empress scientific, de tanta monta. Su objeto es el studio de la brujeria, una de las principles characteristics del hampa de Cuba.




CAPITULO 11
LA BRUJERIA
1. El fetichismo afri.Oano en Cuba. "Triple aspect de la brujeria afro-cubana.,-H. La religi6n.-Dificultades para su estudio.-Dioses de Yoruba. Oloruft
-Los Orishas.- Obatald.-Sha J.-Ifti.- Yemanyd.
Osho -osh i.- Ogiin. Oshtin. Orimbila. 0161ii,
Babayii-aye.-Didena.-Orisha-ok6.-Eshii.-Elegbara.-Los Jimaguas.-Otras divinidades. -Otras reli. giones.-Ald.-El culto Vodzi.-Amuletos. -Supers-, ticiones necro'filas.-Resumen.
i se tiene_,pre
'dentales de Africa, Que las reZiones_,qe atados casi todos los ueronaxreb
esclavos tra'dos a' Cuba,_$ on los baluartes del fetichismo; que esta forma religious exige un culto si T 1 isi EI*c' tno. h II'ndos.e en-t9das,,partes,




42 VERNANDO ORTIZ
y al balance de Ia mano cosas c onve r tables en fetic es: v que las 1 eas religious son de las que arraign mas firme mente y defiendQn su vida't-ras' el mds rudo misoneismo, se comprenf-Jera sin esfuerzo, que-en- Ia. _evolucio'n p I siCo10 ica de egra-e Cuba Ia supersticion 3obrenad' all'.J_4ond..e, fu' el naufragio de casi todos los demais factor es socale-s a f r i c 'a n _6 's.
(El afto-cubano, aun cuando Ilegue 'a' decir se catolic6, sigue slendo fetichista)Sgrja.4 ueril pretender que el negro native d e Affic i, e n q Q_ i, p r q V, i n
an u a --auce
rebro primitive las.,-iherracione,5 .-fe-t, chistes, Y que, fue' T)recioitado arena ego (y para ello fue' traido) al abismo de Ia esclavitud.,- ta'n"Profundo en lo ecoAqm.,,,pco-comoen lo p4pal, se hubies d o de sus pr ias cre
&aPqjjad____,___ p eacias..'rel4yiosas I para vestir el ropa'e del catolicj mo. No cabe duda de que hay negros merecedores del calificativo ,de calambucos (i) y de que vmtre las asiduas frecuentadoras de templos se cuentan en no escaso number las news gras; pero a poco que se lime en esa capa de relative, civilization religious se descubrira' el fetichista africana.
El fetichismo africana entro' en Cuba con el primer negro. Pero fetichismo no significant para las sociedades africanas Ia expr,,es.io.1-:Beatos, cat-licos.




LOS NEGROS BRUJOS 43
apra idealidad reliziosa. AqueI es la forma mas primitive de religion, el principio de la diferenciacio'n social del fenomeno religion so;,asi es que aparece todavia completamente amalgamado con otros fenomenos socials, en
-especial con uno de eostos, larvado au'n, si a'si puede de-cirse; fenorneno que debe Iograr una ulterior germinaclo'n, un pesto mas elevado en la escala de la seriacio'n de' los fenomenos sociales, cual e', el scientific. Para el nezro 'fetichista su religion es el escudo que opone d as 6WZa-s7ii 'conoc das le atemorizan procurando con ve rtl rla-s-en-pr.opicias. Los fe nomenos de la Nat u ralt, zalamvf irte 5ule, no ,J;k e4fer-medades el. respiro, las sombras, el eco, las imagines reflejadas, son los ejes d e -s Gs-s-u p e"- r''-s f i c i o n e s. a creciente division del trabajo social ha i reparando las diversas functions que antes se confundian en el ca go sacerdotal, y el sacerdote se ha visto, en Parte, sustituido por el medico, por el -e.1Al
quim-Ist zaP, por el astrology, por el. fisico, Por el' fil 0* sofo y por los dema's explicadores de lo
P
sobrenatural; por mas que aun hoy los creyen-tes invoquen a' las divinidades por mediacio'n del primer, para que en cooperacio'n con el
e m dico (y a veces sin ella) los salve de una dolencia y o para que ayuden al fisico a' librarles de los rayos, etc. En las relicriones primifivas todas estas functions socials tendentes




44 FERNANDO ORTIZ
a ensenorear al hombre de la Naturaleza y A librarle del miedo a' lo desconocido, que es el foriador de doses, como se dijo ya por Epicuro, venian desempeftadas por el feticher En esos primers estratos psico-sociales,, todas las fuerzas de la Naturaleza eran.desconocidas; pero el hombre se las explico dando vida semejante a' la suya a todo lo que le ro-deaba; y para 6 1 fueron seres animados y au-, to' nomos el viento, el agua, el fuego, la pledra, el drbol, etc., es decir, antropomorfizo' todos' Jos- seres y fuerzas de la Naturaleza, conce-, dl6ndoles una psiquis como la suya, capaz, por tanto, de daftarle y de beneficlarle, capaz de mantener con e'l relaciones iguales d las sos.tenidas con los semejantes: de camblo de servicios (el do ut des, facio ut facias de todas las religiones) y de lucha (asi el negro golpea al fetiche cuando 6steno le rinde favorss,
El fetichero fue" aquel a' quien se le atribuyo, por motives de que no import tratar aqui, la facultad de conjurer los males, especialmente los de causacio'n no humana, de alcanzar el auxillo de las potenclas sobrenaturales, de averiguar el porvenir, etc., y a' la vez fU6 sacerdote, hechicero y agorero.
El fetichero en las comarcas de Africa tuvo tamble'n s'u character de orden politico y jurfdico, pesto que a' 61 estaba encomeudada la. investigaci6n de cieftos delitos, el descubri-




LOS NEGROS BRUJOS 45
miento y castigo del culpable, etc. Una vez en 'Cuba perdio' este character, de una parte, porque era impossible mantenerlo en el nuevo ambience social, y de otra, torque fue* sustituido desde ciertos punts de vista por el hainigo. Pero la intervention del fetichero en la vida social puede reducirse d los tres aspectos ya mencionados: sacerdote, hechicero y agorero.
De modo que desde tres, punts de vista debe ser considerado el negro fetichero deCuba como su antecesor el de Africa, perso najes, ide'nticos ambos, si la diferencia. del ambiente no hubiese influido hacienda diversas sus actividades. El fetichero afro-cubano ge-neralmente, y tal conio se manifestaba. tempo atra's, cuando la trata negrera impedia la desafricanizacio'n de los negros, era tambie'n a' la vez sacerdote, hechicero y agorero, como lo fueron los behiques de los aborigines de Cuba. En rigor, y por las razones ya expuestas, el character religioso es inseparable de sus funciones curatives y adivinatorias, las cuales aparecen siempre consagradas por la invocaci6n d las divinidades, cuando no por una intervenci6n direct de las mismas. Sin embargo, la finalidad de los actos de los, feticheros, meramente de indole. religious, principalmente medical o' pronosticativa, permit distin. guir los tres indicados aspects de su actividad.




46 FERNANDO ORTIZ
Bien por la importacio'n de algunos feticheros de Africa, que, pese a' su character sacerdotal, padecieron la esclavitud junto con sus, files, lo cual no es impossible, 6 bic n torque la necesidad que tuvieron los negros de curarse a si mismos sus enfermedades. a' su manera y de practical su culto, hiciera, germinar espontaineamente los feticheros entre aqu6y de todos modos por la. iniclacio'n de cr;
.Lollos en los sagrados ritos y misterios, y por su transmission hereditaria, en Cuba hub' y hay todavia, feticheros proporcloiiados al ni mero de los files y de los que sin ser relIff iosamente fetichistas reconocen-en aquellos sacerdotes determinados podeares sobrenaturales. Al Letigkr.o se le llama en Cuba brq/0 sin duda torque al traducir,,,_por' primera vez
la__plabra, p en len g q_ je africana sjgnifi. caba.fietichero, au'n esta U'Itlma (cuya ralz es P,,)rtuguesa) no habia sido introducida en el, vocabulario usado en Cuba.
La species religiosa de los negros africanos ell Cuba, como en su pais, es el fetichismo, con manifestaciones animistas que lo hacen avanzar hasta el polite'smo.
El fetichismo es a in intensisinio en Africa




LOS NEGROS BRUJOS 47
occidental, de donde he traido a Cuba. COMG dice Tylor.en su- obra La Civilizacz*o'n Primitiva W: I'Todavia hoy el Afr*wa occidental es. el pal's de los fetiches. El viaj*ero los encuentra en todos los casinos, junto a' todos los vados, sobre la puttsrta de todas las casas; con ello hacen collars que el hombre Ileva siem-pre; los fetiches evitan la enfermeciad 0' la produced cuando son olvidados; ocasionan la Iluvia; Henan el mar de peces "que se dejan coger e.Jlos mismos por las redes (lel pet- dor; descublren y, castigan A los ladrones;, dan valor a' sus adoradores y combaten contra ,Sus enemigos.; en fin: nada hay que los fetiches no puedan hacer 6 deshacer, d condition de que se, encuentre el fetiche conveniente."Supersticiones tan arraigadas y que de tal modo inficionaban todos los actos de la vida, del negro, no podian menos de ser importadas en, Cuba y alcanzar en este pais gran desarrollo, paralelamente al de la raza negra
Aims
IMo es facil concern intimamente la religion de los negros en Cuba, por varlas circunstan-cias desfavorables. La principal es el secret que de sus cults y creencias guardian los brujos, secret que en a1gunos de 6stos Ilega hasta hacker prestar juramento solemn a sue adeptos de que no revelarain los misteriosos. ritos, bajo amenaza de ser hechizadoDcomo_ji) Trad. fran., t. 11,- pdg. 207.




AG
FERNANDO ORTIZ
dice un autor brasilefio que he de citar numerosas veces, el Dr. Nina Rodrigues (x), los negros tienen gran inter's en conservar sus prdcticas en secret por la importance y credito que les da el misterio; su revelacio n acarrearia la p6rdida del prestigio de lo desconocido. Esto apart, seo in T lor (2): A u n, con. sagrando mucho tempo y afanes, teniendo conocimiento de su lengua, no es siempre fdcil obtener de los salvages datos acerca de su teologia. Ellos se esfuerzan, por lo comun, en sustraer a' la aten.cio'n del indisCreto y desdefloso extranjero los detalles de su culto y todo trato con sus doses, que parecen temblor, como sus adoradores, en presencia del hombre blanco y de su Dios mas poderoso."
Adem-a's, cada pueblo africana import' su Panteo'n y-sus'ritos. Hubo u n tempo, hasCa el ces"e"_4e la trata, en que los cults debieronconservarse relativamente en su originalidad africana; pero a- partir de esta 6poca, cuando las relaciones con Africa se rompleron (3), todos los cults se falsearon mds 6 menos. Las
i) LAmmisme Fetichiste des Negres de Bahia. Bahia, i goo; pa'g. 8
(2) Obra citada.
(3) Digo asi torque, en effect, los negros de Cuba no sostienen ni sostuvieron relaciones con los pages de su origin, como suede, por ejemplo, con los de los Es'". tados Unidos y del Brasil,




LOS NEGROS BRUJOS 49
ideas religion sas hubieron de. softener una lucha por la vida, por el predominio, y este fue' de la que tuvo mayor, n imero de primitivos ade'ptospredominio.no logrado slin transacc iones, esto. es,. aftadiend-o al number de sus dibses algunos de, las religions. vencidas..El abandon en que por parte de los investigadores cubano.sse ha, tenidoT el studio de los cultos negros, imposibilita hoy su perfecta distincion, tanto mds ebanto que todos ellos han sufrido la influence, del catolicismo, del ambiente extrafto y a' veces hostel fuera de cier-to radio. Toda% las practices de las primitives, religions afficanas se encuentran hoy confundidas y bastardeadas, y. !a confusion es mayor por ser todas ellas muy seme'jantes entre si.
LLe-La natural lucha entre las religions, africanas triunfb en Cuba, como 61-13rasi aunque maltrecha por el enemigo com in de todas ellas, el catolicismo, a re ., i o I neg ros
6 Estos negros son los que
de Y ruba a os.
en ( uba e- .Araron como lucumis. Deblo'se ello, s i r i d u d ip 'AT 6h FT er-a- 5 -Ie n", u,_ e* r o d e e s c I a v o s que de tal procedencia Ilegaron a' America (i), al mayor Drogreso de su teologia comparada con-Jas dema's de aquellas comarcas, a' la in(i) Wase lo 'que describe A. B. ELLIS d ese respect en su obra 7he Yoruba Sfieaking Peofiles of the Slave Ceast of West Africa. Londres, 1894; Pag. 15.
4




50 FERNANDO ORTIZ
tensa fuerza expansive de los yorubas, a' 10 muy denso de su poblacio'n (i), 'a' la difusio'n de su lengua, que hablan mas de tres millions de negros (2), etc.
Dice ell. m-i..ionero Bow-en (3) que la religion 4,_Yoruba esta calcada sobre la organ izacion c i V 11 d e- -a- -q ti e p u q u e a s i c o m o e x i s t e u n rey terrenal hay un monarch celestial, y que 6ste como aqui l se coinunican con sus s ibditos valie'ndose.de,..interm'ediarios, que dotados de poder relative forman su corte.
Para los yorubas el ju iter optimum maximus,, e I sen-or del cielo, es 010-uii (4), conocidb tambien por otros nombres, como 01odumare
(i) Wase el mapa de BINGER: Du Niger au Golfe de Guinje par le pays de Kong et Ie Mossi. Paris, 1892; Pdgina 398.
(2) BOUCHE'. Etude sur la league Nago. Bar"71e-Duc 1880; Pdg- 4.
(3) Grammar and Dictionary of the Yoruba Language. New York, 18,58.
(4) Me es impossible seguir la precise ortografia que establece BOWEN, so pena de adopter tipos de imprenta especiales, to cual., si se hace necesario para reproducir fielmente los sonidos del lencruaje yoruba en un diccionario y en una gramaitica, no to es en. un trabajo de la, indole del presented. Escribo, pues, las voces yorubas vali6ndome de las tetras y signs ordinaries, remitiendo al lector que quiera concern con toda exactitude la pronunciaci6n de dicho lenguaje, d la obra de BOWENque desde este punto de vista es fundamental, at apdndicib de la citada obra de A. B. ELLIS, en que este autor trata del mismo tema, y d otros, studios filol6gicos.




LOS NEGROS BRUJOS 51
(el siempre justo), 09a-ogo' gloriosao y elevado ser), 01uwa (seflur), Oba-og6 (rey de gloria-), Oban-gidzi (el senior), Eledd; Elemi, etce-:, tera. OloruA- no esta, represented por idolo alguno ni merece culto especial; los files de", ben comunicarse con este dios"'por conduct de divinidades secundarias Ilamadas orishas (i). Esta creencia monoteist-a es bastante comiln en, el occidente affiranb. Un dios muy eleva- W do, lejos de la conlunicacio'n con los hombres, sin culto especial, sin fdolo, lo tienen los dahomeyanos (2), COMO IOS baubles (3); asi es el Nyankup 6 Anianko
on p6ng' de la Costa de
Uro (4), etc. En Cuba no me ha sabido dar razon de 01oru'- ning -* n brujo; e'ste olvido se no," ta tamble'n entrt los negros del Brasil, con seguridad debido d.la falta de un signo material de adoraci6n, COMO observe Nina Rodrigues,
Los orishas (voz derivada, segu'n Bowen, de asha: ceremonial, religious) (5) se dividen en
(i) La pronunciacio-n de esta- palabra es parecida d oricha'. La s acentuada que usa BOWEN represents un sonido intermedio entre los del idiom-a castellano s y ch, que expresard por sh.
(2) T. OMBONI: Viaggi nellAfrica Occidentale. MiIdn, 1847; 09. 309.
(3) CLOZET ET VILLAMUR, Les Coulumes Indigenes de la Me Wlvoire. Paris, 1902; Pdg. 24.
(4) A. B. ELLIS: Ob. cit., Pdg- 35.
A. B. ELLis da otras dos etimologias, que excuse citar.




52 FERNANDO ORTIZ
tres ranges. En el primer no caben sino tres, Ilamados: Obatald, Shango e Ifd. El segundo lo forman un sinnu'mero de doses de menor poder, muchos de los cuales arenas alcanzan reconodmiento antropomorfico fuera del fetiche donde se fijan. El tercero comprende- d. los dema's fetiches, amulets, gris-gris., etcdtera, innominados por lo general.
Obatald es el primer y mas grande de los, seres credos. Su etimologia (de oba-ti-n1d: el rey que es grande, de oba-li-ald: el, rey de la blancura o' pureza, segun Bowen) parece probar la derivacio'n evhemerica Ide estla' divi. nidad. Otros nombres siren tambien para Aesignarla, como son: Orisha-nld (el gran, orisha), Alamorere (el de la buena arcilla, por-' que, como j ehova, creo' de barro' el cuerpo humano), Orisha-kpokpo (el orisha de las puer-W tas, torque es el guardian de todas ellas), AM% balase(el que predict lo future) (i), etc*
Obatald es andro'gino. El principio.femeni(i) Asi dice A. B. ELLIS (ob. cit., Pdg- 39), c0m-0 10 dijo antes LE-BRUN RENAUD (Les Possesions Fran aises de IAfrique Occidental, Paris; j886, pdg. 158); peradudo de que habiendo otro orisha llamadolfd, dedicado casi exclusivamente d los ordculos, se atribuya tambidn d Obatald esa funci6n. BowEN calla d este respect. Quizds u'nicamente en Porto Novo, y para el. descubrimiento del criminal por una species de ordalla, como explica el mismo A. B. ELLIS, sea donde se reconoce d Obatald como inspirador de los ordculos.




LOS NVGROS BRUJOS 53
no flamado Iyahba estd figurado por una mujer amamantando a' un niiio. Por su ca-racter bisexual Obatald siznifica las energies productivas de la Naturaleza, distinguic'ndose de la potencia creadora, de-01oruh. Este da vida 'a' los hombres (y por ello se llama Eleda: creador); pero Obatald forma los 'cuerpos. Al elemento femenino A. B. Ellis lo llama Odua U' Odudfia. Extiendese en su explication (i); pero no habiendo encontrado entre los brujos afrocubanos superviv encias de 'l, creo prolijo' extractarla.Del culto al. orl'sha Obatald quedan, en cambio, reminiseencias importance.
A la regla de bruj*eri'a mas extendida se le llama comu-nmente religf'o'n Babald. Otros la Haman Batald 6 Batards. Palabras todas 6sadas por corrupc16n indudable de la voz yoruba Obatald. No es que esta palabra haya
-desaparecido por complete del habla propia de los negros afro-cubanos; solamente puede afirmarse que los criollos y los que en mayor o menor grado- han penetrado los. misterios brujos no la usan en su puridad.
Refiere Nina Rodrigues que en Bahia las classes inferiors de la poblaci6n identifican A Obatald con Cristo que, seg in los cristianos, es, ]a divih idad superior, y. con Santa Ana, pues asi como e'sta es para los ultimos madre d',e Maria y e'sta a' su vez madre del Dios que
0) Ob. cit., pdginas- 41 y siguientes.




54 FERNANDO ORTIZ
ha credo todos, los santos, residtando con 16AM
irrefutable que dicha santa es origin de todos los dema's santos, aS1 para los negros todos los orisha.9 dependent de Obatald. En., Cuba, con criteria que juzgo analog, se fe confunde con la Virgen de las Mercedes, que junto con la del Cobre y la de Regla alcanz6 privilegiado culto. Tambien a' Obatald se, le, llama en Cuba el Santisimo Sacramentot Atlidiendo d la transubstanclacio'n dogmdtica del Dios de los cat'licos. Asimismo, d veces, aunque no con frecuencia, represents a' Obatald por la images de Cristo crucificado, como se ve en el altar brujo de la fig. io, insert mds adelante,
No obstantre hay brujos que conservan aun el idolo que represents a' Obatald, tosco mufieco de madera, vestido al parecer femeninamente, con la cara tatuada a' usanza de los negros conocidos en Cuba por caraballs.
En Bahia se consagra el viernes a' Obatald, En Cuba suede lo mismo (i).
(i) Para saber el curso future de una enfermedad se, invoca d Obatald 6 Batald en la forma que verd el lector mds adelante. Cuando el dios se muestra ofendido hay que repetir la operaci6n, pero ha de ser precisamente en viernes. Los yorubas tienen, seg'n A. B. ELLIS (Ob. cit. cap. VIII) sus semanas de cinco dias, llamados: i.' Ako-qjo, primer dia; 2.00jo-awo, dia del secret;
f
.' 0io- 'n, dia de 09-lin; 4.* Ojo-shang6, dia de Shan96; 5.0 Ojo-obatald, d'a de Obatala'. Empezando d contar




LOS NEGROS BRUJOS 55
El segundo o-ran orisha es Shango'(el dios d (e[ trueno), Ilamado tambl6n Dzakuta O'Jakuta (arrojador de piedras), suponlendo que desde el cielo lanza piedras meteo'ricas sobre la tierra, las cuales son conservadas por los negros, comb de gran virtue sobrenatural. Los adoradores de Shango' creen en la existencia, humana Y remote de su dios, se n-alando el lugar de su nacimiento y el de su reino. Fue' caudillo afortunado en las guerras, en recuerdo de cuyo cardaer belicoso. Ilevan sus files de hoy un saco como simbolo del botin. Si una casa es destruida por el rayo, 6 sea por Shango', sus, adoradores ti enen el derecho de saquearla; Csltos se dedican siempre al merodeo de cobras y de aves. Hoy Sktango' reside en un gran reino, viviendo en un palacio, con puertas de bronco y con To.ooo caballos) De la anterior version, que he tomato de Bowen, difiere la expuesta por Nina Rodrigues (1), traducida de un libro yoruba. Shango, considerado como divinidad es h*'o de Oruh- an- (medio di'a) y nieto de Agahdzu' (el desierto). Su los dfas de la semana por el lunes, coino se acostumbra en Cuba, el viernes result en quinto lugar, y por esto fU6 quizas consagrado d Obatald. No obstante, BoJCHE dice que el domingo es el dia dedicado d este orisha, cemo el lunes d Ifd, el sdbado d Shango', el martes 6 0gim. Ambas opinions son contradictorias, pareciendo mds fundada 6 flustrada la primcra.
(i) Ob. cit., pdg. 27.




56 FVRNANDO ORTIZ
madre' es Izemodza-"(1a madre de los peces)'. tin riach'elo de Yoruba (i). Son sus hermanos Dadd (Naturaleza) dios de los niflos recent nacidos, y Oguh, dios de los guerreros y de los forladores de metals. Sus mujeres son los rios Oya (el Niger), oshu'- (rio de este nomift bre) y Oba (I'dem). Es compaftero de Oriskaoko (dios de la agriculture); Liene por esclavos d Birl' (tinleblas, secret) y a' Aidokhuedo (el arco iris),
Shango' es tamblen -conocido en DahoiMey (2); sin duda su action sobre el rayo, por su destructor efeCto como por el resplandor que le acompafia y el ruldo que le sigue, es0) A. B. ELLTs da otra geneaologia dogindtica de Shang6, que puede resumitse asi coi-no sigue: 01orun- es el firp-lamento; Obatald el cielo y Odudtia la tierra; de la uni6n de estos, dos nacen Aganyu' (1a tierra, el pafs) y Yemanya' (el agua). Fsto3p dos orishas hermanos produceii d Orungan (el aire). Este, despu6s de unirse incestuosamente con Yemauci, la mata, y de las heridas de dsta brotan Dadd, Shang,6, 0,nin, Orishacko', etc.
Como divinidad representative de la fuerza, Shangolo simbolizan en Africa con una clava flamada otchi.
(2) Onichango lo IlamaCOURDIoux en los Anales de [a Projagation de la Foi (1870, 012,r- 70). Pero deb,.-- nacer de una cotifasi6n. Dicha palabra puede descomponerse asi: Oni-Shang6 Oni, que tiene various significados,, es ademds un prefijo para former mi sustantivo derivado de otros, expresando una it-lea de oficio, profesi6n, etcdtera. Asi de Bode(,-., duana) se derive Onibode (empleado de aduanas); de Gbajamorh (barberia) se forma Onig-




LOS NEGROS BRUJOS, 57
truendoso en las regions intertrop ic ales, hizo extender'su culto mas que el de los doses beneficos, 'aun los ina's poderosos. Primus in orbe deos fecit, timor. En Cuba como en el Brasil, y ello demue'tra, la logica con que han.-, pt-ocedido los negros al similar sus orishas A los I santos cat'licos (i), Shang 'equivale d Santa Barbara. Ambas divinidades son patrons del trueno y del rayo. En este purato ]a identidad religious de cato'l*cos y fetichistas africanos es absolute, y estos, filtimos'la reconocieron sin vacilacion en uno y otro hemisferio, Ante la igualdad de functions de Shango y Santa Barbara hicieron caso omiso de la (liferencia de sexo; Shango'es Santa Barbara macho, dicen los brujo s de Cuba, como los del Brasil.'Acaso contribuy" tambic'n a' ello la circunstancia de representer frecuentemente A Santa ]Barbara con una espada en la mano, lo que pudo parecer d los fetichistas africanos otra'analogia con Shango', pe fue' en la tierra un celebre rey y'auerrero. El brtko Bocu. debajainorh barberr) (a). De modo que Oidchanc-0 exPresa hombre dedicado A Slia; 190, es decir, el sacerdote,
pero no la divinidad. En Dahomey conservaria, pues, Shango' su nombre sin corrupci6n.
(i) Los brujos, en vez de orlsha dicen conii nmeiite santo.
(a) WaSe S. CROWTHER: Vocabulary of the Yoruba Laisguqjr. Londres, 1848; pig. 47.




58 FERNANDO ORTIZ
fendi6se hdbilmente ante el tribunal que lo, condeno, diclendo que el altar que tenia en su casa estaba dedicado a' una divinidad cato'lica, d Santa Bdrbara, y que, por lo tanto, no era brujo. En Cuba y en el Brasil Shang" e'sta simbolizado por una piedra meteo'rica. Los bru"os afro-cubanos las Haman com'nmente piedras del rayo. La fig. .a represents a' Shango. Es ur mun-eco de AT madera vest1do con un
lienzo blanco con franjas rojas(colores de este orisha, como se vera) y adornado de collars
de abalorlos de los mis--mos colored. La especle de corona mural
que Ileva parece ser,
copiada de la que los
-Cat'licos atribuyen 6 Fig. i.11-fdolo brujo Shan. Santa Barbara en SUS
go. (Del natural.)
imagines.
El U'Itimo de los tres grades orishas se llama Ifd, que es el revelator de lo oculto y el patron de las relaciones sexuales y del parto. Se le llama tambie'n Banga 6 dios de los frutos de cierta palmer, torque se emplean diez y seis de 'stas para obtener los pron6sr ticos. En Bahia se utilize una especle de collar para deducir los auguries; asimismo en Cu-




LOS NEGROS BRUJOS 59
ba, donde se llama d mi juicio err6neamente, por algu'nos Ifd de Osunda (i). Ifd tiene un compaile'ro: Odzi, y un mensajero: Opeli.
Nina Rodrizues no cita el santo cato"lico asimilado.A fd, ni yo he podido averiguarlo, Probablemente los negros no encont'raron entre el s:innu'mero de santo's professionals uno, que pudiera satisfacer sus deseos de concern el porveniry ]as dema's cosas ocultasb
Los or,* a's infel. ijres son, numerosos.
Inferior es Yemanyd 0" Yemayd, aunque nacido de Obatald. Es dorado como diosa de los arro'vos- v de las fuentes, y su fetiche es una piedra procedente de 6stos. En el Brasil se le similar a'. N, D. das Candeias; en Cuba d la Virgin de Regla, seguramente p'or ser esta patron de los mariners v estar represented sobre el mar, es decir, sobre las aguas de la bahl"a de la Habana, A cuyo borde se levant el santuario,
Osho'-Oshi, nacido de Yemanya- seo-U"n A. B. Ellis, es el dios de los cazadores y de Jos caminante s. Esta- simbulizado por una figure humana armada de -un arca, y a' veces por el arco tendido' sosteniendo u-1a flecha, es decir, por el arma de que se servia el dios en sus expediciones cinegdticas. Siri duda significant JL Oshd-oshi el arco y la, fficcha que se ve en*el fronts del altarde la fig. ur, que se insert
(j) Mas adelante hablarC de dicho instrument.




60 FERNANDO ORTIZ
en otra pa-gina. Es una invocaci6nd 0shoi-oshiv lo, que refiere un ano'nimo articulista (iy "Los brujos cuando ven un maja (2), para que n .' I C' s haga dafio le gritan por tres veces estas palabras: j-0si, osa, osj!, y el animal queda 1*'nvH. Si se repiten con frecuencia estas frases, el majd' se enfurece consigo mismo. Creen' los que cuando el I animal crumple un
siglo de edad (entonces le Haman YUYfi) (3) se
-lanza al mar, convirt*6ndose en serpiente que en esa nueva vida sufre mucho, razon por la que cada vez que se les present un majal tratan de matarlo, pues al llegar el moment de su transformation malice del que lo encontro' y no lo mato'. Esta inAldicio'n es rnuy temida.11
En Bahia se catoliza 'a' 0sho-oshillam4ndole San Jorge, por estar 6ste en sus image.nes montado a' caballo y'alanceando un dragon, Y seg Ln debieron pensar los negros, no conocedores de monstrous infernales, cazando culebras monstruosas, En Cuba a1gunos brujos' concern un santo, que pronuncian Ochose, el
(1) Articulos publicados por Ele Te Eme en La Caricatura de la. Habana desde el dia 21 de Mayo de 1893 hasta el 2o de Agosto del mismo a-no,
(2) La culebra de mayor tamafio en Cuba. Epicrates Angulifer, segfin LA SAGRA.
(3) En a1guna region africana d los fetiches les Ila" manjujii. Wase TYLOR, ob. cit., tomo 11, pdg. 2'051




LOS NEGROS BRU 61
cual clebe ser el orisha Osh-osh', y lo Haman San Alberto, ignore por que' razo'n (acaso quierati -decir San Huberto, poco,,pronunclado en Cuba).
A Ogu'n, orisha emanado tambie'n de Yemanya segun A. B. Ellis, hermano de Shang' al decir de Bowen, y Marte de los yorubas, se le rinde culto en Cuba, confundido d veces 01
en Eshu y con Oshun, Ilamandosele tambie'n Sunday. El ser Ogfin dios de la guerra y de la lucha facility la confusion con Esh', divinidad male'vola. Su indistincion de Oshfinace adema's, sin duda, de la semejanza fo e'tica. Nina Rodrigues sebace eco acciden--, talmente de la pretendida identidad de Eshu'* y Ogfin,, al decir que Eshu" es invocado con el nombre de Eshu'-ogfin. Esto parece un contrasentido, Dues 09'un -repito-es hermano del gran orisha Shango, segun Bowen, Y, por.lo tanto, divIniJad benevola, aunque por su character be'lico se aproxime a vecesd Eshu". Un fiegro le decia, en sentido figuradod Nina Rodrigues: Ogun es el que abre el camino a" Esku',, lo cual dernuestra tamblen que son dos los orI*Sh.7s Ogu'n y Esh'. Adema's Ogfin es representado por fetiches de hierro, as' Como ,Eshu, to que facilita la confusion, que en Cuba parece existir tambien.
Los afro-bahianos catolizan a' Ogun adorandolo'bajo el nombre de San Antonio. En Cuba




62 FERNANDO ORTIZ
se l- llama San Pedro, Y, Como decia un brujo, abre el camino d las limpiezas (i), asi como el negro de Bahia le decia al doctor brasilefto que abria la puerta a' Esh'. No habrd influido el character de porter celestial atribulido, a' San Pedro en su identificacio'n con Opin? Por otra parte, las Haves caracterii.sticas de las imagines de dicho santo pudieron ser consideradas como grades fetches de hierro,
Osh"n, diosa del rio de su nombre, una de las mujeres de Shang' tambie'n merece culto en Cuba. Es llamada por los brujos la Virgen de la Caridad del Cobre, sin que pueda ver otra analogia que la identidad del sexo y el milagro de la virgin cat'lica, que apareci6 sostenie'ndose sobre las aguas del mar,
Algunos adorn un santo que Haman 0rU'Mbila. No he visto citado tal nombre de divine*dad en ninguna obra. Probablemente se der'i*"
del orisha oruba Orun-, que significant el sol. Orfimbila puedd descomponerse etimolo' gicamente asi': Orfin-bi-la: sol naciente. Los brujos lo catolizan equiparaindole a' San FranCisco, sin que pueda clescubrir la razo'n de relacionar el fetiche heliola'trico con el santo de Asis.
Otros brujos tienen un orisha denominado
(i) Mds adelante se conoceral el significado, de esta palabra.




LOS NEGROS BRUJOS 63
01011 o sea, segfin ellos, el San Juan Bautista de la IgIesia cat'lica. Tampoco tengo referencias concretes del origin africano, de este i'do10'. 01011i, en lenguaje, yoruba, quiere decir
de various polvos; pero, aunque en la brujeria el uso, de polvos prodigiosos es extenso .no creo que ;)ueda tenerse por definitiva esta etimologia. Mas. bien parece relacionarse con el orisha Olokfin, dios yoruba del mar. Las, imdgenes cato-kcas del Bautista represenEdndolo en la's aguas del rio Jordan acaso motivaron su asimilacion a' Ololfi.
Babayuayees otro orisha del santoral brujo afro-cubano, que recipe el, nombre de San Lalzaro, no se-por qu6 motive. Acaso sea una divinidad'me'dica. Oye'es un dios gigante de lo's yorubas,
Otro santo para algunos es Didena, al cual le co'nceden la facultad de descubrir las cosas ocultas, con error probable, d no ser que se trIAte del Ifd, de un culto, no yoruba. Quizas se, relacion'e 'con Dadd, lorisha de. los recent na6idos..
Otro Idolo que ala-unas vellces se encuentra los temples brujos es el qwa. Haman Mama' Lola. Seghi los brujo,.Q., tiene poca linportancia para los hombres.; de noche es cuando sale or ah' el qu' las relaciones
I y es e patrocinasexuales y el parto; por eso inspire rencillas entre co'nyug"es, descubre las adu"Iteras, chuba




64 FERNANDO ORTIZ
el ombligo a' los n1hos, etc. Tal pare c''e, dadas sus especiales facultades, que se trata de.una advocacio'n do Ifti. Sin embargo, no ]a he v*sw to citada por ninguno de los tratadistas, de la
-,religion de Yoruba. Podria quiza's derivarse el nombre de Mama' Lola de las palabras de este illtimo pais: amala (el que interpret los sueiios) y o1a (honor, autoridad, majestad), jo que compaginaria con las correrfas hocturnas de este Orisha y su relacio'n'de semejanza, con Ifd. Por otrz-4 parte, un brujo a una representacio'n fetichista, consistent en. una 'vasija conteniendo meteorites y adornada de colla'res, la Ilamaba tambie'n MamaLola, que en este caso hace s(;spechar una corrupclion, de la palabra Amaloro, con que algunas tribes del Congo designan d su. dios del trueno (i), es decir a su Shango. Pero las considerac*0 nes expuestas no pasan de Ser hipote'ticas, quedando por fijar la procedencia cierta de.1 'dolo Mam' Lola.
Probablemente ha sido adorado'tambi6n, Orisha-oko', el dios do la Agricultura. Seg inBowen, su. fetiche es una larga barra de hierro, que se adquiere a' un precio elevadisimo de un' poderoso sacerdote que reside en el pueblo de Irawo. En una sorpresa de brujos que la poli*fic' convencida de que eran haihigos,
a verl 0,
(i) GIRARD DERIALLE: La Mythologie Comfiare'e. Paris, 1878; Pig. 183




LOS NEGROS BRUJOS 65
el afto 1868, en Guanabacoa (i), se encontro' una barra de hierro de una tercia de larcro clavada en el suelo, -adornada en la parte su perior con una media luna, de cuyos borders pendian cuatro zanchitos con d"es figurando pala's, azadones, cuchillos y martillos, salpicados de sangre, lo cual debia ser una represen tacion.de Orisha-oko'. A este fetiche A. B. Ellis leda un significado fdIlco.
El orisha l1amado Eshu'* (de ahu: arrojar fuera, 0 excrement, segu'n Bouche), patentiza el duali'smo religioso de los, negros. Eshu es el dios mal6volo, tanto, que los fetichistas de Bahia lo asimilan al Luzbel de los cat'licos. No
* ha intermed*ar* Ies orls i io; pero, se le hacen sacr'
ficios- para conjurer sus*aviesas intenciones. Es
tambie'n Elegbara'(poderoso) y Bard.
Eh Cuba es adorddo Eshu' en sus varies advocactones Ilamdndolo alo-unos Ichu Elegua
.e-Ilegua. A Esh' Elegbard le simbolizan por fetiches consistentes en troops de hierro, Como son cuchillos enters 6' en pedazos, Cadenas', Haves, etc. L. Carbo' (2.) le vio' figured' por "una eazuela de barro en que se alzaba, entre siete cuchillos, un gallito toscamente fabricado, con traps y plumes".
(i El expedience que se forrn6 costa en el Archivo National.
(2) En El Mundo Rustrado, Habana, 25 Septiembre de 1904.
5




66 FERNANDO ORTIZ
Transcribo el siguiente pa*rrafb de U"na'breve description literaria del cuarto de un brujo, publicada hace afios en un perio'dico habanero: 4EI santo Elegua siempre lo ponen de. tra's de la puerta, represented por una cazue Ila que contiene almagre, varlas races y a1gu nos pedazos de cuchillos usados...Desde dicho punto, 6 sea desde la cazuela, al otro extreme de la habitacl'on, y en el quicio (?) que se Ilamaguardiero, ponen una cadenza, ]En ese qu*"VOW
Fig. 2..'-Clavos con lazos de paja de ma1z,
dedicados d Eleguai.
cio, y en el suelo clavan tres clavos, y en la ca,beza un nudo hecho con la paia del ma z, y este nudo se llama ballestranca" (i). (Ve'ase la fig. 2 a) El sacrifice a' Elegbard Eshu' secelebraba en los mosques, bien detrds de una puerta, quizas torque la madera de e'sta simbolizara los arboles de la selva o bien por ser el culto a' tal divinidad de cardicter rigurosamente oculto. En el Brasil, seg -n Nina Ro
(i) Esta palabra no es africana: es corrupci6n de la voz ndutica ballestrinca 6 ballestrenque.




'LOS NEGROS BRUJOS 67
drizues (i), tambi6n se observe con- rigor e te requisite de lugar para las ofrendas a' Elegbard,
Eshav es, como se ha dicho, el dios de, la
y, airman los brujos cubanos que basta po'ner sobre'el fetiche el nombre escrito de una persona para transmitir a' i6sta el malefici-o que se desee.
En Cuba los fetichistas 'atolizan A Elegbara 'comunmente Ilamado Alegua o Elegua a-simila'ndolo 4 las .4nimas benditas del Purgatorzoo y generalmente al..4nima Sola. Esta advocacion -no se comprende sin concern una
' " P's.
superstition catolica muy frecuente, cual es la & c.on'liderar de h.echo d las almas que purgan sus culpas en aquel lugar dogmdtico, con character de divinidades secundarlas. Asi es que se invoca la ayuda de las almas benditas y se reza por ellas para que las infelices expien ma's prontamente sus pecados, y una vez alcanzada la gracia divinapagiien d los vivos las oraciones con que fueron favorecidas Mientras gem an en el fuego del Purgatorio, ,con otros favors ma's 6 menos celestiales impetrados directamente por ellas de la divinidad superior. Esta superstici6n tiene su expreft sion concrete en el dnim'a sola, species de imagen, fetiche graffico, que se coloca, detra's de la puerta de la casa para impedir la entrada de
(i) Ob. clit., paig. 113.




68 FERNANDO ORTIZ
los genius mal6ficos (i). Es muy'probable' que esta creencia sea una supervivencia necroldtrica, que ha resistido el peso de los dogmas, y quiza's este origin fu6 intul'dopor los negros feticheros. Estos tienen a' Elegbard como uno de los idols mas mlilagrosos, si bien es de los' que co.n mayor frecuencia seponen bravos. Ya he dicho que es, la persanificacio'n 'del genio del mal, y que en Bahia es equiparado a' Satanas. La diferencia de criteria segt ida por los negros cubanos y bahianos al Ilamar 'a' Elegbard dnima sola los unos y Luzbel los, otros,acaso sea mds apparent que real. Sera que una y otro, seg'n la Religion cat6fica, viven entre las llamas del Purgatorio 6 del Infierno' y asi se represents en sus imagines, y el negro los confundio', no pudiendo sutilizar el burdo concept que de ambos sujetos dogmaticos se formara, parando minute' tan s6lo en la circunstancia que ma's hirio' su imaginacio'n, en el fuego de ultratumba? Sera' que el brujo guard para las dnimas benditas (so2-res humanos en explacion) el respect y el temor que le inspiran los doubles de sus semejantes muertos,
(i) La fe en el poder sobrenatural de las dnimas del Purgatorio y quiza-s hasta en el aini'ma sold se encuentra tambi6n en la heria de NApoles. A. de BLASIO(La Mala Vita a' Alafioli; Naipoles, 19o5; Pdg. 226) dice que un criminal napolitano se habl'a tatuado en el pecho esta invow cacio'n: Anima santa del Purgatorio-Ricordati di me Perched io penso a te.




LOS NEGROS BRUJOS 69
A los que cree vagandocerca de los vivos con intenciones maldvolas (como los diablos cato'*licos) y exigiendo 'sacrificios para calmer su irr*tabilidad?
A. Elegbard le atribuyen tambie'n Ellis (I) y P. Bouche (2) un. character fdlico, creencia que quizas compare Le Brun-Renaud (3). Algunas veces se observan en la brujerl'a rasgos que parecen relacionarse 'con el culto del falo, como, por ejemplo, la asistencia de varies recie'n paridas a' las ceremonies (4); pero no he podido, relac ionarles, por falta de datos suficientes, con Elegbard., ni con el orisha Ifti, el cual, como, he dicho, es el patrono de los partos,,ni con el Ilamado en Yoruba Dadd, que es
protector de los recent nac*dos.
Al igua'"I que los cat'licos, los fetichistas a' que hago reference concern otros espiritus del mal adema's del que se atreve d rivalizar 'con. la supreme divinidad. Creen que todas las enfermedadles son ocasionadas por espiritus perversos. Bl*-n, p or ejemplo, es un demonic, negroque propaga la viruela. Esta deidad es conocida tambi6n en el Brasil y flamada Sa' Wari-waru", Afoman U' Omenolfi, segun dice Nina Rodrigues (i). Satonan debe ser voz
(i) Ob. cit., paig. 65,
(2) Ob., cit., paig, 113.
(3) Ob. cit. pdg. 158.,
(4) Vdanse los success brujos de ABREus expuestos en otro lugar.
.'V




70 FERNANDO ORTIZ
derivada por corrupci6n de Shankpanna (2), orisha de la viruela en Yloruba. Las otras voces serdn quiza's titulos de doses andlogos de otros pueblos, 6 de otras enfermedades. Contrarresta la accio'*n de Bidn el orisha Oshanhin, dios de la medicine.
Algunos brujos incluyen en su panteo'n d Agallfi, hembra. que es el amo de todas las cosas malas (3). En el libro citado de A. B. Ellis se habla de Aganju". Pero no acierto a' descubrir la relaci6n que puede haber entre Aganjit, cuya palabra significant pal's inhabitado, desierto, Manura 6 selva, con la antropomorfizaclon del prin,,cipio del mal, a' no ser torque en estos sitios solitarios el miedo religioso localiza preferentemente a' los Auendes africanos y a los doubles de los difuntos,
Los brujos actuales, influenciados por las creencias cat6licas, admiten en sus altars a' las imagenes mas en boga, hasta sin asimilarlas 'a' orisha alguno. Por ejemplo,, el brujo Bocu" Lenia en su altar, adema's de una- estampa de Santa Barbara, Shango'; y otra del .4mma s'ola (Elegbard), las de San Jose', de la Dolorosade.1 Nii o de Atocha, etc.
(i) Ob. cit., pdginas 33 Y 34.
VIGN WOUTOM
(2) A. B. ELLIS, ob. cit., PJ9. 73. E
(Siestes dAfrique, Paris; 09. 45) describe Chakfiatti y Boukou.
(3) Cosa mala es sin6nimo de duende.,




LOS NEGROS BRUJOS, 71
Lo's jimaguas 6 mellizos son tambie"n Idolosde gran poder para los brujos. Un brujo (Ca"m
Fig. 3.'-Idolos brujos los Jimaguas. (En poder
del autor.)
bangs) que tuvo la desdicha de que cayeran
jimaguas en manos de las autoridades, ofrecia 'a' 6stas ma's de 20 pesos oro por su adquisici6n. A pesar de este valor estimativo, no son sino dos muAecos toscamente construilm dos de madera, 'a' veces'pintados de negro (color de su raza) y con un vestido de tela, rojai, (fi 9. 3.a). Ciertos brujos sullen atar a' los dos wo
jimaguas con "un cordel, sin duda para exprelm sar mas grdficamente su cardicter de gemelos, Los fimaguas no han, sido catolizados, ni, por




72 FERNANDO ORTIZ
lo tanto, repress entados por imagines catolicas, sin duda torque el santoral de los blanco no les presto dos santos mellizos; por esta raz6n, Mientras los orishas con frecuencia son adora:w dos bajo imagines cato'licas de los, ', aguas Y ) I pil
se conservan los 'dolos afficanos, y en algunos altars son los u'nicos que se encuentran.,
IT
Figures 4." Y 5.11-Idolos bruj os los Jimaguas. (De un apunte del natural.)
Ademas de la forma dicha de representer a'
I
los jimaguas hay otra no tan comun, cual es la de las figures 4-' Y V Los idols en este caso estan unidos formando uno solo, por maps que estando destinado el mufieco a' ser envuelto y 'a' no dejar al. descubierto ma's que las dos cabezas, la union real de los dos jimaguas en una sola pieza de madera sea quizas debi,di mas a' la construction del i'dolo que a' un




LOS NEGROS BRUJOS 73
signincado simb6lico.. Ambos jimaguas esta,40 ban envueltos en un lienzo rojo y en otro negro colocado exteriormente y adornados de collars de c uentas de vidrio que sostenian colgando Haves y monedas. En el interior del envckltorio, en la parte hueca de los jimaguas se encontraron rests humanosi cuernos, ralfces, tierra, clavos, Piedras, asi como otras 111mundicia"s embebidas de sangre. Estosj'z*in(lguas asi preparados fueron descubiertos no ha mucho en Abreus.
No he podido concern su significado. Bowen no los c'ta en su studio de la religion de Yoruba, pero el diccionario, explicando la vo'z yabedzi, dice-: "Adquirir im*agenes del dios de lo gemelos", de lo cual, se deduce que tal fenomeno ge nerativo, habia impresionado a' los yorubas,,reflejandose en lareligion sa modo de pensar. A. B. Ellis habla de un orisha llamado Ibejl, no citado'por Bbwen que es la divinidad tutelar de"'los mellizos, y andloga al dios Hoho de las tribes Ewe (i). A Ibejl' estd consagrado un pequefto mono Ilamado Edon dudu Edupt orioki,!M, y generalmente a' uno de los niftos gemelos se le llama tambien Edon o Edum En la villa de Erapos hay un famous temple d e tal. dios, al cual acuden en peregrinacio'n los, gemelos, y sus padres, recorriendo
(i) 'Tambidn es conoclido en Dahomey. A. B. ELLIS-,. rhe Land of Fetish. Londres, 1883; Pdg. 47.




74 FERNANDO ORTIZ
grades distancias (i). 'Pero como se ve, se trata de un 'dolo protector de los niftos Jimaguas, no dc-l una divinidad que tenga este caracter.
jendran los Jimaguas un, origin evhem6,rico? En el afto 1868 un brujo declare' en un expedience de orden public que los jimaguas eran los hermanos de un idolo que le sorprendio' la policia, que por su description parece ser Shango'y al que titulaba rey del Afri(,-,a (1o, c I ual apoya la creencia en el origin evhemerico de este brisha). Serdn, pues, los Jimaguas representation doC., Dadd y de Ogfih,,por mas, que Bowen dice que Shangj fue' el hermano segundoge'nito? Por otra parte, los i'dolos JI'maguas van vestidos de tela roja, color sagrado de Shango'. La divinizacidn de dos gemelos, m'xime siendo hermanos de un caudillo famous como fue Shango', no es invero- si mil en una religi6n primitive que bende d envolver con sus supersticiones los feno'me-, nos de la Naturaleza que impression vivamente la mente de sus creyentes.Asf suc.ede en otras religiones igualmente primitives. Dice Tchudi (2), por ejemplo, que --.en la lengua kueca la voz Huaca significant idolo, vaso
(i) Wase asimismo a' VIGNt WOCTON: Ob. cit., piglinas 43 Y 47.
(2.) Cita de LomBROSO: L-Uomo Bianco el'Uonzo di Colored. Turin, 1-892; pdg. 79.




LOS NEGROS BRUJOS 75
-sagrado, dios, hombre con siete dedos, huevo de dos yemas, mellizo, temple, monte alto, etc6tera. Por otra parte, si bien es com'n entre los, salvages, africanos consider nefasto el na-, citniento. de genielos, Ilegando en el Unyanyembd y en el Niger inferior al extreme de arrojarlos al agua inmediatamente despue's de ') J la muerte
nacidos-i y en Arebo, (Guinea a iolenta de la madre, y de sus hijos, no obstante, en otros lugares de la misma Guinea los meIlizos son precisamente los individuals que se tienen por mejor nacidos (i). Tambi6nios kavirondos (regi6n oriental del lago Victoria 'Nyanza) festejan el nacimiento de gemelos con grades danzas (2). Unase esta consideracio'n'social a' las circunstancias hipoteticas de que los jimaguas adorados en Cuba sean hermahos de un caudillo famous como Shango', y ello basta para justificar el culto. ti) 'Wase sobre estetema "A J. LUBBOCK (L'Origine deff'inciv dimen'to, trad. it.; Turin, 1875; Pdg. 455) Y d J. G. FRAZER (Le Rameau d-'Or, trad. fran., t. 1; Paris, 1903; Pdg. 96). Wanse tambi6n extensas noticias referentes d las supersticiones acerca de los gemelos entre los'ne'gros bagandas, en J. RosCOE (Further Notes on the Manners and Customs oj the Baganda. The Journal of the Anthrobological Institute, vol. XXXII, 1902). Estos negros Haman d los jimaguas Balengo, voz de sorprendente semejanza con la de los brujos Bilongo, cuyo significado se expose mds adelante.
(2) HUrCHINSENGREGORY, LYDEKKER: Razas Huma, xas, Trad'. esp. Madrid, pdgina 378,




76 FERNANDO ORTIZ
Tambi6n en Haiti' se rinde culto brujo a-' los jimaguas, que son Ilamados marassas, y el nacimiento de gemelos occasion extravagances ritos (I).
De otros various orishas da cuenta A. B. Ellis, 6 incidentalmente Bowen: Baku' 6 -Buruka,
fa
14
Fig. 6.1R-Idolos brujos. (Del natural.)
espiritu. male'volo que produce ciertas convulsio-nes v mata Por la viruela (ayudante -de Shakbaund); Olekin, dios del mar; Oki, dios de los montes; Ajo Shaluga, dios de la rique. za; Shigidi 0' Shugudu, dios perverse; 01aresha, protectors de las casas; Aron', dios & los mosques; Aja', de las plants medicinales; Oye', del huracain, etc. No tengo, ninguna refe--, rencia del culto de tales orishas en Cuba.
ys des Gine'raux, Paris, 18()
(i) G. TMER: Au Pa 3;
pdgina 204,




LOS NEGROS BRUJOS 77
Apart. de estos v de otros idols, consis-tentes todos ellos en toscas im' agents de madera (fig. 6), en algunos temples brujos sullen
-4
Fig. V-Negra curra, 11evando un mufteco,
representation de un orisha.
verselunos mun-ecos grotescamente vestidos com,0 los 'dolos, que, sin embargo, no tienen el cardcter de tales y no son -sino una representaci6n del santo, sin que en ellos radique ninm




FERNANDO ORTIZ
gun poder sobrenatural. Se destinan especialmente a' ser Ilevados en la mano por el brujo 6 el creyente mientras baila para caer en el estado de possession de que hablare' mas adelante (i). Estos mu n-ecos se l1evaban en las comparsas negras del dia de Reyes, como manifestacion del character religioso de los cabildos'. (Ve'ase la figure 7.")Ademds de la religion de Yoruba. se- han practicado en Cuba otras andlogas, y quedan aun rests de ellas, sobre todo en el campo, mds o menos absorbidos por la predominate. Asf, por ejemplo, se concern los cults, vul-, garmente Ilamados reglas, de Ocha' (2), de Mayumbe 6 Mayomba- (3), de gang's (4), de congos, etc,
Algunos brujos de los que siguen la regla de Obatald, Haman Ald al que todo lobuede. La, religion islamita marco' huellas indelebles, en la teologia de los negros de las regions africanas, con las que mantiene secular contact,
(i) Cita tambi6n estos mufiecos, dAndoles igual significado entre los negros de Bahia, NINARODRIGuims, erl su ob. cit., pdg. 23.
(2) Nombre de divinidad africana.
(3) Asi lo pronuncian y asi lo he visto escrito; s in embargo, no dudo de que sera' una corrupci6n de la palabra Mayombe, que indica una region de la costa del Congo francs.
(4) Wase lo ya dicho en el capitulo primer de la primer parte acerca de esta palabra.




LOS NEGROS BRUJOS 79
cuando no logr6 atraerles del t odo A sus dogmas.' Bast-antes esclavos musulmanes (mandinm gas, yolofes, fulas, macuds, -etc.) entraron en Cuba, los cuales flamabam probablemente Ald al dios Oloru'n de los yorubas'; apart de que segun, Reclus (i) Obatald U' Obbat-Allah, como, e'l describe, significant Sen-or Ald. Adema's, al ISM lamismo pasalron grades masas de yorubas (2). Tan verosimil es aquella opinion, que Nina Rodrigues afirma el, hecho en Bahia, donde los negros musulmanes asimilan ambas divinidadels.; apart de que el mismo escritor cree poder pregunt-ar con fundamento si A la conception yoruba de Olorfih, dios c'reador, no represented por fdolos ni por i'maigenes, sin culto ni adoration', no ha contribuido alguna influencial'slamita, merced a"las, relaciones antiguas de Africaoccidental con los creyentes de Mahoma. -La hip6tesis es muy acertada si se, tiene e'n cu enta la considerable extension del'islamism o en el Occidente africana y tambi6n en las regions, orientales (3). No obstante, aun dando por seguro el influjo de la reliW E. REcLus- Nouvelle Geographie Universelle. Pa. r1s, x87'7; tomo X11,
(2) Cii. H. ROBINSON: Le Pays des Haoussa; trad, francesa,. Parfs, pdg. 27.
(3) Wase el mapa de BINGER, ob. cit., t. III pdgina 399, y A. LE- CHATELIER, L'Islam dans I-.4jrique Occidentale. Paris,, 1889.




80 FERNANDO ORTIZ
gi6n mahometana en la formacift del concepi. to religioso de Olorun-, no parece improbable la existence de un elernento propiamente yoruba, pues este pueblo, en su generalization ascendente de las divinidades, pudo muy bien Ilegar por sli solo a' la concepcio'n del dios, generico. En las religions, primitivas se ha obs I ervado la person ificacio'n de la Naturaleza, como orden, necesidad o' norma Uen una dlv*nidad abstrar-ta, misteriosa, inaccessible (Sita de los arias, Ma- de los egipcios, Tao paralos chinos, Moira Nomos para los griegos, etc.); la contingencies, o ma's bien la arbitrariedad limitada, se personifica en doses mas hui-nanos que tienen sus, leyendas, que obra-n en la' esfera que les es propia..." (i). Conceptog'son estos que responded exactamente al de 016r U'fi y de los orishas yorubas. Por otra parte, no fa-ltan sabios como Lang y Marillier, que atribuyen a' la religion en general, desde sus origenes, un monote'smo latent, una aspiraCi6n,, no un dogma (2).
El vodti 0 culto de la culebra, muy difundi do en Haiti' y algunos Estados de la Uni6n, norteamericana, segu'n los, escasos datos d M1'
(i) T. RIBOT: La Psicologia de los Sentimientos, tra-. ducci6n espafiola. Madrid, 1900; Pd9- 397.
(2) V6ase tambi6n lo que dice reference A las ideas religious de la mala vida napolitana A. DE BLAsio (La
a poli). Napoli, 19o3; pig. 29.2. mala vita Na a




LOS NEGROS BRUJOS
-alcance, ech6 ta'mbie'n en Cuba sus races. Pe ro 6stas no arraigaron sino, muy superfi,cialmente', y solo en la provincial oriental, de. bido a" la inmigracift de numerosos colons y negros haitianos, de results de las conmocionos revolucion'ari*as de la isla vecina. El U'ni-co documents de cierta autoridad que he haHado reference al vodii en Cuba consisted en unas paginas dePiro'n, que extensamente describe una escena de dicho culto vista por 61 en Santiago de Cuba, por mas --que dejaindose Ilevar algo por la fantasia 6 incurriendo en varies c.,ontradicciones (i)..Dice asi*: I'Se atribuyen to'da suerte de maleficios a' los vodfis.
les tiene un gran temor, y sacrifican los principiog y la repugnancia a' la necesidad de estar en buenas' relaciones con ellos. Lo menos que pod6is temer de ellos es que pene. Aren en vuestra casa 0' introduzcan bajo vuestra almohada an ouanga, que os producira' una constant cefalalgia. IPueden dan-aros de tantas manerasl Les basta miraros de re0j*0 para echaros la mala suerte, y nada en lo supuede saliros bien: vuestra salud, vuestra fortune han terminado... En verdad, los vodfis, por slus conjures, sus gestos, sus hechlzos y sus sortilegios, diam pie a insensatas
00 H.PIRON: L'Ile de Cuba. Paris., 1889; pdginas 46 y siguientes.
6




82 FERNANDO ORTIZ
exageraciones. Llevan siempre encima algunos ouangas, es decir, ingredients capaces de daiiar. Viven en el disimulo; torque se sienten profundamente despreciados: pero gozan
cuando son adivinados y temidos. Esta hechiceria ha sido importada de Haiti' por el pueblo bajo; despue's se ha naturali.zado en Cuba y ha tomato proporciones considerable, con quistando la parte corrompida de la sociedad criolla. Hay damas, distinguidas en aparienda, que uno recipe y'visita, y que: pertenecen a la secta inflame "
Quiza's tuviera relacio'n con el vodfi el anti-guo baile de la culebra, que ejecutaban los ne. gros alrededor de una boa artificialdespu6s de pasearla por la Habana, y la cual se colocaba en el patio del palacio (el dia de Reyes),, y bailaban alrededor con un canter medio espaiiol, medio africana, pues solo e.ra lo U'ltimo del estribillo:
La culebra se muri6,
Sdngata muleque (i),
El character religioso de tal ba*le parece deducirlo el mismo Bachiller y Morales (2). La danza y el precedent paseo de la boa vendria
(i) BACHILLER Y MORALES: Los negros. Barcelona; Pdg. 117.
(2) En el libro Tifios y costambres de la Isla de Cuba, Habana, 88 1; 09. 31.




LOS- NEGROS BRUJOS 83
ser up-- especle de rito processional como el que f -_''ae lugar anualmente en Dahomey, donde la culebra 'dolo, es, conducida con pompa por. las calles de Whydah, (i). Sin embargo, este character ritual no estd Probado suficientemente. Acaso no fuera el baile de la culebra sino, una re roduicci6n coreograffica, de una escena de' caza, asl' Como otros bales representaban escenas de guerr&,de amor, etc. Pero aun siendo, un rito ofiola'trico, Zlo era vodista? De todos modos, arenas paso' a' ]a segunda m-tad,,del siglo U'ltim'o. Pichardo dice: "Culebra, baile de la gentualla, poco, usado, en el dia (1862)".
Por ma's q"ue los negros, han acatado diversas teologias y practicado cults diversos, axguno de e'stos, bastante animist, es comun a' todosellos la creencia en los fetiches, amuletos, grI*S-grI*S, ondis, eka', etc,
Algunos' de los doses vorubas gustan de
1 se
conceder su incontrarre stable potencia a' determinadosfetiches. Asi Shango tiene como especial fetich.e la meteorite, Llemanya' los guijarros, Elegbard los objets de hierro, etc, Ademds de estos fetiches hay muchos otros i.nnominados Y de extraordinarias virtues. Serfa impossible dar una relacio'n de los fet*ches Us'uales entre los brujos afro-cubanos, torque son innumerable; un objeto cualqul'eLAFFITTE: Le Dahome. Tours, 1874; Pig. 126.




84 FERNANDO ORTIZ
ra puede ser convertido por el brujo en prod:,gioso fetiche. La mayor parte de ellos revelan
A
a las claras su origin africana. Generalmente se emplean para su confeccio'-n cabellos y huesos humanosy rests de animals (especial'
Fig. V-Fetiche brujo. (Del natural.)
mente de los ponzo n-osos y de los reptiles, como alacranes, majds, etc.), races y semillas de ciertas plants (i), caracoles, tierra de sepulturas, p6lvora, monedas, grants de mai'z, etcetera, engrasados generalmente con manteca de corojo. Para citar un ejemplo: es extraordinariamente poderoso, segun su autor,
(i) Por ejernplo: mates, cayajabos 05 guacalotes. Quiizas el empleo de 6stos, por su color encarnado 6 amari11o, segu'n la clase, se relacione con los colors rituals de los orishas.




LOS NEG)ROS BRUJOS 85
cierto talisman que poseo, Ilamado Yayita (fig. 8. a) formAdo de un pequen-o cuerno fo. rrado con tela y manchado de sangre, y susaw en'dido de un cordel que adornan various nula dos. Si me' arrodillo, segdn las prescripciones del brujo--, tocando con la cabeza el fetiche, que estara' en el suelo frente a' mi, canturreo una espelcie de co'n*uro: 7umba yayita, tumba yaylta, tumbayayita... y le hago una suplica, dsta sera' atendida'- inmediatamente, y morird mi enemigo 6- -merecered las mas vivas simpatias de la mujer que se me antoie, etc., si asi lo hubiese pedido.
El empleo de, cue'rnos como fetiches es muy corriente entre los brujos afro-cubanos y probablelmente fule', introduced en Cuba por los negros del Congo. En- effect: en esta region los cuernos de antelope ocupan un lugar no comun entre los fetiches, tanto ma's de tenerse en cuenta cuanto que algunos de sus pueblos no tienen idols de forma humana. Asi ocurre entre los obambas: I'sus fetiches consisten simplemente en diversas composiciones 6 en plumes depa*aros conservadas en cuernos de una gran species de antelope Ilamado mangibo. Los jefes tienen en sus casas un gran number Ae dichos cuernos" (i). El oganga fetichero de los negroli umbet6s anuncia su
(i) LE6N GUIRAL, Le Congo Fran ais. Paris, 1889; PA9. 534k




86- FERNANDO ORTIZ
presencia en la aldea tocando un c'uerno de anti'lope (i). Los pahuinos, como los osiebas, cuentan dichos cuernos entre sus fetiches-(2). "Los principles fetches de los bat6k6s son los, cuernos de antelope, a' los, cuales atan cinco 6 seis pieces de pequefios mamiferos, y Henan de varies composiciones en las que entrant plumes de aves de vivos colors. Para hechizar a un hombre objeto se aLrita d su alrededor un cuerno fetiche... Para alejar la lluvia los batek's agitan sus cuernos de -antflope..." (3). Asimismo tales cuernos se'encuen-,, tran entre los bakuyas (4).
En Cuba, donde los brujos no-hallaron antilopes, los cuernos de es'tos cuadr"pedos fueron sustitu'dos por los del venado y ma's raramente por los de otros animals,
Casi siempre que la policia se apodera de los adminiculos de un temple brujo se edcuentran entre el botin numerosos cuernos, que nuestro vulgo llama tarros. La -isma ley psicologica que flevo a' los brujos a' similar sus orishas a' los santos de los, blanco, hizo, que esta contribucion de los negros condos A las supersticiones, de los afro-cubanos fuese aceptada por los brujos que segu'an la predo(i) LE6N GJARAL, OP. cit., Pag. 24.
(2) Ibidem, pdginas 14 Y 46.
(3) Ibident, paig. 176.
(4) Ibidem, Pdg. 203.




LOS NEGROS BRUJOS 87
minante y superior religion de Yoruba, sunidIndola a' sus creencias y ddndole 'a' los cuernos el, character de orishas-amuletos.. Algunos brujos dicet que el venado, que, como he dicho sustituye al antelope africana, es el animal de Obatald. A este orisha parece que representa- effetithe de que da 'idea la figure 9.a COMFig. g.'-Fetiche brujo. (Del natural.)
pesto de dos cuernos de venado atados entre si por un extreme y adornados con sartas de abalorios y un espejito en el centre. Sin embargo, la atribuc'i-6n de los cuernos de venado al culto de Obatald no parece clara y decisive; asi, las cuentas que adornan el fetiche expuesto son multicolored en vez de ser blancas, que




00
00 FERNANDO ORTIZ
debieran ser si Obatald se refir*
ieran. Por
otra parte no se descubre la relaci6n que pueda existir entre este orisha y'los fetiches de cuernos de' venado 6' de antelope, tan frecuen-w tes en el Congo.
A los negros de este pafs se debe tambi*en la consideration de fetches que merecen a los brujos, las pieces de ciertos'lanimale', el gatomonte's, por ejernplo. Poco, mds de un a-no ha que en la Habana la policia se apodero' en un temple, brujo de una species de armario, mad'ra, dentro, del cual y a' trav's de un cristal podia observers una piel de gato months, extendida y adornada con caracoles. El mue-. ble estaba cuidadosamente construido, y, en lo alto Ilevaba el escudo de la Replblica (D, lo que revela a' la vez lo modern de su, construccio'n y la elevada consideration que obtefnia aquella piel fetiche, tan culdadosamente guardada, cual si se tratara de una, de esas, imagines cat'licas que se custodian dentro de una urna. Que tales supersticiones proce*VW den del Congo parece que puede afirmarse en vista de los datos que acerca de los fetil-I ches consistentes en pieces de pequeftos mamiferos da L. Guiral en su, obra citada (i), Ademas, F. Challaye cuenta que las hechiceras pongu6s se adornan con una piel, precise,
(i) Vdanse las citas filtimas,




LOS NEGROS BRUJOS 89
mente de gato monte's (i). Ello es, sin duda, un vestigio zoolatrico aje no a la relativamente avanzada religion de Yo'ruba,
No es raro, en la actualidad encontrar entre los brujos afro-cubanos amuletos de origin europeo; asi, para ev*tar el mal de ojo (2) nada mejor"que Ilevar al cello una cruz hecha de asta de toro muerto por un rayo, proporciona dicha Ilevar un anillo para cuya construction se haya ut I ilizado el metal procedente de las asas de u"n ata'd, etc.
Algunos amulets consistent en oraciones' escritas' qu e se Ilevan pendientes del cello a' se fijan en las paredes, detra's de las puertaQ, etcetera. Esta species es el grado superior, por
deci en la escala de los amulets. Se basl rlo,'
san en el mismo criteria que induce -a' ciertos, 'pueblos' mahometanos Ae Africa 'a' consider como grzs-,awris todo papel escrito, con preferencia si* continent versic#,Ulos del Cordn tra(i) La Mission Brazza am Congo. En Le Radical de Marsella, i i de junio de J905.
(2) Aup'que este mal, por ser vestligio de la creencia supersticiosa en el alma pufidina, corno acertadamente diceE.MONSEUR (en Revue de PHistoire des ReligionsL'Ame Pufidine, i go torno LI, ndm. 1, P99. 4), puede referirse a- todas las conciencias primitives, las africanas inclusive; no obstante, no la. he observado en Cuba sino corno supersticio'n de origin europeo, rnds comCm entre los blanco que entre los negros.




'90 FERNANDO ORTIZ
zados por un marabi (i), y no es dificH que, ,especialmente por conduct de los m"andin-i gas, haya 'llegado a' Cuba esta supersticio'n'. Por lo menos, al encontrar los brujo-s entre los blanco de Cuba tales escritos fetches (evangelios, o racicnes a ciertas imagines, etc.) no vieron en ellos sino la expression cato'lica de, su misma superstition afficana. Analfabetos. los sacerdotes del fetichismo no Pudieron trazar en el papel los versiculos drapes, como, hacian los marabou's en Africa, y no dudaron en adopter las oraciones caste'llanas. De estas son las ma's aceptadas por lo' brujos: la ora--cion a a a por
' labiedra im 'n (2), del Wima sola ('
(i) Wase LETOURNEAU: La Sociologie Paris,, 1892; pdg .285, y L 'Evolution Religieuse. Parf s, 1898; paig. i ig.
(2) Esta oraci6n es tipica por el atraso religioso, qui revela, remontdndose d la litolatria, de que conservan a1gunas manifestaciones los brujos meteoritess, guijarros). Dice asf: "ORACION A_ LA PIEDRA IMA N. 10h muy alto Rey, mi Dios, que d las tinieblas dais luz! iAni'mame por la cafda que diste cuando llevaste la Cruz d cuestas; por tu corona excellent, tenga yo, tal devocio'n, que 11ore las angustias de tu pasionl i0h mi Dios y Seflor! lEsta alma que diste, no permitais que muera triste, pues la redimiste con tu preciosfsima sangre! ;Oh Virgin MARIA!, mi espejo y mi luz, viuda y sola os haHasteis al pie de la cruz, Ilamaste con gran soledad; rudgote, Virgen y madre de Dios consagrada, que si hoy en este dia y en esta hot a hubiese recaf do sobre mf alguna sentencia, en los delos y en la tierra, que por Dios, Virgen Santisima y el Espiritu Santo sea perdo-




LOS NEGROS BIRUJOS 91
representer d Elegud), la de Santa Barbara (' sea Shang6), la de Lazaro, Sal del s'epulcro (6 sea,-el orl*sha Babqyu'-ayj, y por su condici6n de especial talisman de los delincuentes, la oracl*o'n det-justo Juez. (i).
nado. Jesus dulcisimo, triste en el huerto, de hierro cubierto la noche frfa, la agonfa puesta en la tierra. imisericordia, -Sen"i or!; librame de quien me habla y. mal me quiere, de un"mal vecino, de una mala lengua, y de hechiceri'as. Piedralmdn: asi como cargas la Cruz de nuestro divine Sen-or. Mis pecados sean perdonados. SANTO CRISTO'SALOME, el de BURGOS, el de ROMA, amparame mi alma, mi cuerpo y mi persona, Am6n jesu's. Un Padrefiuestro y Avemarfa d Jesus NAZA.RENO*.
(11) Circula Orofusamente en el hampa cubana la oracion aijustoJuez, redactada de varies maneras, si bien todas ellas parecidas. A continuation copio tres variantes de la misma:
xEn el huerto del Cedr6n estaba San Juan con Domi nus Deo y le dijo: Ea, Seftor, d mis enemigos veo venir, si Ojos tienen, que no me vean; si manos tienen, que no me agarren, si pies tienen, que no caminen, detente enemigo feroz, que primer nacio el hijo de Dios que vos, enemigo. Con dos te mido, con tres te cito: con el Padre, con el Hijo y con ei'Espiritu Santo. Derribado vengas como derribo- a' los suyos el Jueves Santo, ligado vengas de pies y manos y ojos vendados para que no me agarre d mf ni quien estuviiere a' mi lado, de quien me fio
'de la Sant'sima Trinidad y la leche que consaorro en los pechos de Mar'a Sant'sima, que nuestros cuerpos sean librados de ser atados, muertos ancrustiados, ni Ilagados. Librame, Sen-or, de mis enemigos como libraste d, Jonas del venture de la ballerina. Encomi6ndame d la luz de la santa Veracruz, corona, clavos y cruz. Sen-or San




92 FERNANDO ORTI'z
Loc; brujos, para Ilevar c6modamente los fetiches usan colgadas del cello unas bolsitas de piel adornadas con caracoles, colmillos, etcetera.. En su interior se barajan los ma's variados fetiches, desde la oracl'n at justojuez hasta unos cayajabos. Equivalent a' los escaitian, por el trago amargo que pasaste en el ara de la cruz. El Sefior sea conmigo y su Santisima- Madre; la, fortaleza de la fe nos defienda y nos libre de todo mal y peligro., Am6n. Rftes--- un. Credo al Gran Poder de Dios. -- NOTA. El que Ilevare consigo esta oracion se verd libre de la persecuci6n de la justicia y triunfard de sus enel..nigos; no serd interrumpido su suenbo por las picaduras de los alacranes, araflas y animals ponzon'oSOS, y en la casa que entrare no acontecera' mal n'inguno.
aHay leones y leonas que vienen contra m1f, det6ngase en, si propio como se detuvo mi Sefior j esucristo con el Dominus Deo y le dijo al justojuez: Ea, Sefior, a' mis enemigos veo venir,. pues tres veces repito: Ojos tengan y no me vean; manos tenoran, no me toquen; boca tengan no me hablen; pies tengan, no me alcancen; con dos los mirQ, con tres les hablo; la Sangre les bebo y el coraz6n les parto. Por aquella Santa camisa en que tu Santisimo hijo fu6 envuelto, es la misma que yo traigo puesta y por ella me he de ver libre de prisoners, de malas lenguas, de hechicerias y maleficios, y paralo cual me encomiendo d todo lo ang6lico y sacrosanct, y me han de amparar los Santos Evangelios, puesprimero naci6 el Hijo de Dios y vosotros Ilegu6is derribados d mi como el SefiGr derrib6 el dia de Pascua d sus enemigos: de quien se fia es de la Virgen Maria, de la Hostia, consagrada que se ha de celebrar con la leche de los pechos virginales de Maria Santisima, por esto me he de.




LOS NEGROS BRUJOS 93
ular* olicosp hasta hay brujo que para
dar M'A'yor poder a' los fetiches que 11evaba en su bolsita, los prepare durante.un Jueves Santa.
Debo ritar aqui ciertas prakticas supersticiosas de los brujos que causan gran repulsion
ver libre de prisoners, ni serd herido ni atropellado, ni mi sangre derramada, ni morird de muerte repentina, y tambidn me enco.miendo, a' Ia. Santa Veracruz. Dios conmigo, yo con 61, Dios alante, yo tras 61. jesfis, Maria y Jose.-El que tuviere esta radon ha de tener devoci6n de rezar todos los, dias un Credo al Gran Poder de Dios y una Salve A Ia Santisima Veracruz. Debe poner su nombre el que Ia cargare consigo. Padre, Hi 'o y Espfritu Santo. Am6njes-S..V
igSanti'simo,'Beat'simo y dichosfsimo Estandarte donde,,murio aquel justo-juez piadoso Santfsimo, Merced te pido me hagas vencedor de mis enemigos y me libres de los lazos del demonic, de los de Ia Justicia y de los falsos testimonies. Saiitfsima, con dos te veo, con tres te amo, con el Padre, con el Hijo y con el Espiritu Santo. En el huerto Desiderio estd San Juan con el Domf*nus Deus y le dijo el justo Juez: Seflor, d mis enemigos veo venir... D6jalos venir, ddjalos venir, d6jalos venirp que ligados vienen sus pies y manos y ojos vendados y no te hardn dafio; ni d ti ni d los que estuvieren d tu lado; si ojos tienen no te ver in, si manos tienen no te tocardn, si boca tienen no te hablardn y si pies tienen no te aleanzardn. Es el poder de Maria tan fuerte y vencedor, que salva al que es innocent y castiga al que es traitor; mansos y humildes de coraz6D Ileguen mis amlgos d mi como Ileg6 Nuestro Seilor al verdadero drbol de Ia Cruz S. N. de quien te ffas, de Ia siempre fiel Virgen Maria y de Ia Hostia consagrada hoy en manos de




94 FERNANDO ORTIZ
a nuestra sociedad y que revelan al pueblo, mas claramente que el resto de la brujeria,'el
salvajismo de tales creencias y tales sac'rdo-oft tes. Me refiero a' las que motivan violaciones de sepulturas y al empleo de rests humans en sus, ritos y hechicer'as. En effect: es freun sacerdote Virgen Santi'sima, li-brame de-mis enemigos visible 6 invisible como libraste d jonds del vientre de la ballerina, por el amor de Dios am6n. jesucristo me acompafle. Y su madre de quien nacio. La Hostia consagrada. Y la Cruz en que muri6. Laus Deus.-El que trajere consigo esta oraci6n vivid. reservado de tentaciones de sus enemigos, de falsos testimonies, de muerte repentina, de pufialadas, maleficios y hechicerias, etc. Se library de mordeduras de animals feroces y ponzonosos. Se verd libre de la justicia y en la casa que estuviere no acontecerd ningu-n mal; la mujer que estuviere de parto parird fAcilmente, tambi6n libra de accidents y gota coral, poni6ndola sobre el venture pronto desaparecerd. Todas las notches se regard un e'edo al Gran Poder de Dios al acostarse y otro por la manana al levantarse y una salve d Maria Sant'sima Madre de Dios para que nos favorite. Am6n. Ser x muy dtil traerla en la memorial para los casos imprevistos, la. dirdinmediatamente y quedard libre del mal en que se encuentre, la fe nos illumine, la fe tribune de sus enemigos."
La anterior oraci6n es de indiscutible origin europeo. En un libro espaflol de oraciones, de editor an6nimo hasta cierto punto, he hallado una oraci6n muy seme-, jante para obtener la invisibilidad ante los enemigos., La chusma cubana se aprovech6 de ella y la transition' a los negros brujos, muchos de los cuales, repito, debieron concern en Africa esta superstici6n allf representa-




LOS NEGROS BRUJOS, 95
center en las sorpresas de brujos por la policfa el, hallazgo de calaveras y otros huesos. humans, pero principalme'nte de las primeras, las cuales son consideradas a' mantra de feticii'es. Sin embargo, no puede afirmarse que ello sea siem re'demostracion de un verdade-M.
p r
"ro culto de los antepasados, por mas que la necrolatria esta muy extendida en toda Africa.. Ve'as'e un'resumen que demuestra esto i ltimoen la obra. de Hove'lacque citada (i). A ]a, creencia gen eral en la continuiacio'n de la personalidad del difunto, en los doubles, que vagan inVisibles, junto a' los, vivos yque se complacenen hacerles dailo, se debe en parte quelos brujos en sus ritos, usen de huesos humanos y espe cialmente de calaveras. Al hablarde Elegbard ya me he referido a' una derivad6n necrola'trica de la superstici'n del dnima sola y su asilmilac*6n a' aquel oriska. Pero sin
da por los escritos de los marabis. Precedents europeos de esta clase de oraciones 6 breves pueden estudiarse, por ejemplo, en Un Processo de Stregoneria net' z623. in Sicilia, por G.MIAUNZI Y S. SALOMONE, Palermo, Igoi. El uso de t ales oraciones es corriente en los bajos condos de las sociedades atrasadas. Wanse, por ejemplo, ]as publicadas por AURELIKo LEAL, La Religion chez. les Condamnis a' Bahia (Archives dAnthrofiologie Criminelle, etc., 1899; pdginas 6o5, 631), pertenecientes a- los delincuentes brasilefios, cuyo ambience pur mds de urk conCeDtO se asemeja al de la criminalidad- cubana.
(i) Pdginas 418 Y siguientes.




96 FERNANDO ORTIZ
acudir a esta supervivencia puede patentizarse la procedencia netamente africana de la veneration especial de las calaveras y de otras parties del esqueleto hurnano, y'la consiguien-te violacio'n de sepulturas para obtenerlas. En una comarca. de la Costa de los Esclavos, "tres meses despue's de ent-errado, el rnuertoj los amigos son invitados nuevamente d reunirse en la casa donde fu6 sepultado aquel. Una vez allf, los feticheros, en la. obscuridad, desentie-, rran el cadaver y le separan la cabeza, que oepositan sobre ricos pafios. En seguida degaellan victims (gallinas, cobras, cerdos) y la sangre y el aguardiente corren sobre el asqueroso crane. Durante tres dias se baila, se,., canta y se derrarna profusamente el aguardiente (i). El cuarto dia se entierra nuevamente la cabeza, y el muerto queda satisfecho" (2). Dice Courdioux: "Las families de Dahomey tienen un gran respect d los m"anes de sus antepasados. Despues de muchos afios de sepultados, los crdneos de los difuntos sor. retirados de los sepulcros y conservados religiosamente en vasijas de barro. Estas se colocan en u'n rinco'n de la casa y siren de base y consagraC.6n al culto debido a' todos los fetiches dioses dome st cOs-"(3) Ta-mb.;en conservan en stis
(i) Como dirfamos en Cuba: se celebra un velorio.
(2) BEAUGENDRE. (Cita de Bouche.)
(3) Cita de BoucHs, ob. cit., paig. 218.