Citation
Crónicas de Santiago de Cuba

Material Information

Title:
Crónicas de Santiago de Cuba
Creator:
Bacardí Moreau, Emilio, 1844-1922
Barrera y García, Manuel A
Place of Publication:
Santiago de Cuba
Publisher:
Arroyo Hermanos
Publication Date:
Language:
Spanish
Edition:
v.10
Physical Description:
1 online resource (10 volumes) : illustrations ;

Subjects

Subjects / Keywords:
History -- Sources -- Santiago de Cuba (Cuba) ( lcsh )
Cuba -- Santiago de Cuba ( fast )
Genre:
History. ( fast )
Sources. ( fast )
Historia ( qlsp )
Fuentes ( qlsp )
non-fiction ( marcgt )
History ( fast )
Sources ( fast )
Historia ( qlsp )
Fuentes ( qlsp )

Notes

General Note:
"Edición especial limitada pro-estatua Carlos Manuel de Céspedes; 200 ejemplares."
General Note:
Vol. 1-2 are reprints of the original edition. / Vol. 1-2 son reimpresiones de la edición original.
General Note:
Vol. 3 has imprint: Barcelona, B. Bauza, 1913. / Vol. 3 tiene huella: Barcelona, B. Bauza, 1913.
General Note:
Vol. 4-10: "Revisadas, corregidas, anotadas y ampliadas por Manuel A. Barrera García."
Statement of Responsibility:
recopiladas por Emilio Bacardí y Moreau.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. This item may be protected by copyright but is made available here under a claim of fair use (17 U.S.C. §107) for non-profit research and educational purposes. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
1033693667 ( OCLC )
36100376 ( ALEPH )

Full Text
... . . . . . .
' l
...........
....... ..
177 .r
4a
7 f
7 I
"ilT




UNIVERSITY
OF FLORIDA
"lIS VOLUMiE H~AS BEEN
ijICROIF ILMET BY -M~E IJTIVERSI-Ty OF FLORIDA LIBRARIES.










...I..
............
.
I0







Ecin Espec ial Limitada
Carlos Manuel de Cespedes J
200 EJEMP'LARES'
. ........... ...
.. .. .. .. .




NON
v W, AN
YO
1 1A . . . . ...










Cr6nicas de Santiago de Cuba







CRONICAS
doc
Santiago de Cuba,
rocopiladas por
Emilio Bacardi y More'au.
Verum. est quod est.
TOMVO X.
TIPOGRAFlA ARROYO HERMANOS
Calle Estradla Palma, baja. 13
SANTIAGO DE CUBA
1924.







Cro'nicas de Santiago do Cuba
JULIO 1898
EL. BLOQUEO. (10 de Julio).-Amaneci6 el dia tranquilo y
sonriente, la naturaleza toda convidaba a la, vida y nada parecia indicar el sangriento y tremendo drama que bien pronto habria de iniciarse.
A las cinco y media de la mafiana, los semfiforos del Morro, del Centro y de la Aduana sefialaron, como de ordinario, la presencia de la, escuadra bloqueadora, aumentada con el Minneipolis.
CONVOYES. Casi a la misma hora, sali6 de esta plaza para
el Caney, por el camino de Cuabita, una pequeia columna, mandada por el capitfin de la Guardia Civil D. Manuel Romero, conduciendo un convoy de harina, y al llegar a la yereda de San Miguel, cerca del fuerte de dicho nombre, confront6 con otra de 200 hombres, procedente del Caney, mandada por el comandante D. Rodrigo Agiiero y Mfirmol, que traia otro convoy de pan-del que habia gran cantidad elaborada en ese pueblo-y con la cual venia el capit~n de la Guardia Civil D. Casildo Moral Vifiolas, comandante militar del expresado pueblo, que iba a ser relevado por el ya mencionado capith.n del mismo instituto D. Manuel Romero. En mitad del camino se verific6 dicho relevo y cl intercambio de las ac~milas que constitution los convoys, siguiendo para esta plaza ei Capitfin Moral con el convoy de pan y retornando al. Caney cl comandante Agiiero, Ilevando al nuevo comandante militar Romero y al.




6 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
convoy de marina. No bien se habia efectuado la operaci6n expresada, se sinti6 nutrido fuego de artilleria e infanteria sobre el pueblo de las lomas, por lo que la column de Agiiero forz6 la march y lleg6 al Caney cuando ya se combatia. La column que regresaba a esta plaza lo hizo sin novedad. En el Caney, poco antes de empezar el ataque. se present al general Vara de Rey el alcalde municipal de dicho t6rmino, D. Santiago Soto y Soto, y le pidi6 autorizaci6n para salir del pueblo y dirigirse a esta ciudad, donde estaba refugiada su familiar. En esos momentos Vara de Rey tomaba su desayuno en la Comandancia Militar, y despu6s de escuchar la petici6n del Sr. Soto, mientras moiaba el pan en. el vaso de caf6 con leche que ante 61 humeaba, dijole jovialmente: "iHola, seffor alcalde, se va Ud. huyendo de la quema! Pues yo n6' aqui largo el pe llejo". En seguida orden6 a su ayudante que acompaiiara al Sr. Soto al portillo del camino director que viene a esta ciudad, y que dijera al commandant D. Rafael Arag6n que franqueara la salida al Sr. Alcalde. Entonces el Sr. Soto dijo al general que ya el camino a esta cludad estaba interceptado por los americanos. LIam6 Vara de Rey a un official y le orden6 que enviara a dicho camino un sargento y varies parejas montadas, para que practicaran un reconocimiento y le dieran parte del resultado. A poco rato regresaron los exploradores confirmando el dicho del Alcalde. Vara de Rey orden6 entonces que se diera salida al Sr. Soto por la vereda de San Miguel, como lo verific6 sin difficult alguna.
A los pocos moments comenz6 el ataque. La bacteria Capron bombardeaba al fuerte del Viso, y la infanteria avanzaba sobre el pueblo. Los espaffoles rompieron fuego por descargas, a la voz de mando, desde sus fuertes y trincheras'deteniendo el advance de sus enemigos que retrocedian para reanudar luego el advance. La poblaci6n civil pidi6 al general Vara de Rey quele permitiera abandonar el pueblo, a lo que accedi6 el general. CABLEGRAMA El general Linares, al principiar el ataque so-




EMILIO BACARDI MOREAU
bre el Caney, expidi6 el cablegrama siguiente, "Comandante General a Ministro GuerraMadrid.-Enemigo avanz6 ayer sus fuerzas hasta una legua de la plaza. Me figure ataque boy, pues en este moment inicia cahoneo contra Caney, donde tengo al general Vara de Rey con cuatro compafilas; y, al mismo tempo, se acerca escuadra con bandera de cornbate, a protege, sin duda, advance sobre Aguadores. Ayer elevaron globo para reconocer nuestras posiciones. No han Ilegado refuerzos, ni tengo noticias de column Escario, salida de Manzanillo hace nueve dias.Linares."
Lo mismo dijo al General en Jefe. CANEY, A las seis y veinte minutes de la mafiana del
SAN JUAN propio dia 10, la bacteria del capitfin Capron,
Y AGUADORES. fuerte de cuatro caflones, rompi6 el fuego desde las alturas de Marianaje, sobre el Caney al mismo tempo que la division del general Lawton atacaba a dicho pueblo por el Sur y el Oeste. El general Linares estaba ya en el campamento del Pozo, donde estableci6 su Cartel General, y el *general Toral, gobernador de esta plaza, se dirigi6 al Campo Militar, situado en la explana4a que media entre el cartel "Reina Mercedes" y la casa asiento del demolido ingenio "San Nicolfis de Espanta Sueflo", desde donde vigilaba el sector Norte de la plaza y el interior de la misma, estando en comunicaci6n telef6nica con el Cuartel General del Pozo. Se aguardaba con ansiedad la column de Escario'. A las siete menos veinte minutes, las divisiones Wheeler y Kent, al mando del prime'ro, iniciaron su ataque sobre el fuerte y meseta de San Juan, spoyadas por el fuego de la bacteria del capitfin Grimes, compuesta de cuatro canones y emplazada en terrenos de la finca "El Pozo", a 2.550 metros de la bifureaci6n de los cgminos del Caney y el Pozo, donde estaba situado en una trinchera el Cuartel General de Linares, a 800 metros de la Loma de San Juan. Corno en dicha loma no babla artilleria emplazadael general Linares orden6 que las dos compahias, una del Batall6n Peninsular de Talavera y




8 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
otra del Provisional de Puerto Rico, que estaban atrincheradas en la meseta, a uno y otro lado del camino, y los sesenta movilizados del fuerte, fueran reforzados con otra compaflia de dicho dltimo batall6n, y telefone6 a Toral. en el cartel "Reina Mercedes", ordenhndole que enviara a San Juan la artilleria, dos cafione5 Krupp, de 7' mm- inica artilleria m6vil con que contaba la plaza y que estaba en el cuartel de Dolores- la cual 1leg6 a las siete de la maflana. Dicha fuerza. se componia del capithn D. Patricio de Antonio, 2 teniente D. Jos6 Fernfindez y cincuenta artilleros. Puesta a las 6rdenes del colonel de la propia Arma D. Salvador Diaz Ord6fiez, 6ste dispuso el emplazarniento de las piez.as en la meseta de San Juan y rompi6 fuego sobre la bacteria Grimes, que dirigi6 su tiro contra aqu6lla. Orden6 tambi6n Linares que el fuerte, el caserio y las trincheras de Canosa, fueran reforzados con una compaffia, del Batall6n de Talavera. Las tres compaflias atrincheradas en la Loma de San Juan estaban mandadas por el colonel D. Jos6 Vaquero y Martinez Elizalde, ler. jefe del Regimiento de Simancas.
El total efectivo de las fuerzas espafiolas que defending aquella posicift, se componia de 500 hombres aproximadarnente. Simulthneamente con los ataques sobre el Caney y San Juan, la brigade del general Duffield, fuerte de 3000 hornbres, avanz;6 por el camino de la costa y atac6 a las seis compaflias del Regimiento de Cuba y a las dos del 3er. -Tercio de Guerrillas que ocupaban el fuerte y las alturas de Aguadores, cubriendo los casinos que conducen al castillo del Morro y a la estaci6n y muelle de Las Cruces, a las 6rdenes del general de brigade D. Antero de Rubin, y como las bacteria espaffolas de la boca del puerto caflonearan a las fuerzas americanas que atacaban a Aguadores, inmediatamente toda la Escuadra Americana rompi6 fuego, una parte sobre las bacteria de la boca y la Escuadra de Cervera y otra sobre las fuerzas espafiolas del general Rubin, atrincheradas en las alturas y camino de Aguado-




EMILIO BACARDI MOREAU 9
res al. Morro, obligindolas a evacuar el fuerte de Aguadores.
PANICO En la ciudad el. phnico es tremendo. El cafloneo del ei6reito sitiador y de la escuadra bloqueadora es incessant y el fuego de fusileria y ametralladoras es de una violencia tal que, al caer los projectiles sobre -los techos de las casas, situadas al Este y al Sureste, semejan una furiosa e interminable granizada. De vez en cuando los proyeetiles que lanza la escuadra americana, por elevaci6n, pasan sobre la ciudad, o caen dentro de ella, mugiendo por los aires con la fuerza de un toro que tuviera los pulmones de bronco, produciendo al caer una espantosa detonaci6n que hace retemblar los edificios y enviando, al explotar, una lluvia de metralla por todas parties. Los que descienden sobre las calls levantan inmensa column& de polvo y humo y dejan enormes agujeros. El vecindario del Guayabito, la entrada del Caney, el Campo de Marte y toda la parte alta del Este y del Sur, aterrado, fren6tico y atontado ha huido abandonando sus hogares y refugi6ndose en las casas amigas del Norte y Oeste de la ciudad. Los que presenciaron este truculent drama, jamfis olvidarAn el rugido peculiar de las granadas americanas al cruzar el espacio con rapidez vertiginosa, ni los estampidos atronadores de la anticuada artilleria espafiola, que, por ser de bronco, estaba dotada de gran sonoridad y retumbaba de modo infernal. La gente corrie poi las calls en busca de seguro refugio; el globo cautivo del Ej6rcito Americano se cernia en los aires, a 2,00 0 metros de distancia de las lines espaholas y a 30.0 de altura sobre el valle de San Juan; el Batall6n de Bomberos con todo el material contra incendios, por Enramadas, San Tadeo y Cartel de Pardos,. se dirigi6 a la iglesia de Santa Ana, donde ya estaba una compafiia con la bomba de vapor "Santiago de Cuba" y- parte del material, y luego por Paraiso, el Campo de Marte, Cuartel de Pardos, San Basilio y Santa Lucia, lleg6 a la esquina de esta filtima calle con la del Clarin, parte




10 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
del mismo, y ocup6 todas las casas pr6ximas que habian sido abandonadas por sus moradores; en todos los edificios militaries, no obstante ser dia de trabajo, se ha izado la bandera espaRola; los c6nsules extranjeros ban hecho lo mismo con las suyas respectivas'en sus oficinas consulates y en sus residencies particulars, y tambi6n en la Planta E16ctrica, de los Sres. Dubois y Boulanger, se ha enarbolado el pabell6n francs, de grades dimensions, en la elevada chimenea. Y si se agrega que desde el dia 2 6 del pasado Junio opdea en el Hospital Militar del Principe Alfonso, en el sanatorio establecido en el cartel, "Reina Mercedes", en el de Concha, en el Hospital Civil, en el Asilo de San Jos6, en el convento de los Desamparados y en el Cementerio General la bandera de la Cruz Roja, bien se advertiri que Santiago de Cuba, no obstante los trfigicos moments de su historic por que atravesaba ofrecia cierto aire de dia de fiesta que contrastaba notablemente con la honda e intense perturbaci6n que a sus moradores tenia consternados. De nueve a diez de la mariana el fuego acrecienta de manera aterradora, sin darse punto de repose las baterlas en su mortifera tarea de escupir bombs y mfis bombs. Constantemente van al campo de la lucha y retornan de 61 ordenanzas montados que galopan sin cesar, sanitarios con grades carteras-botiquines y como un hormiguero interminable, largo cordon de heridos que, en camillas unos y por sus pi6s otros, se dirigendesde el teatro de la contienda hasta Jos hospitals militaries. jT6trica procesi6n que recorre lentamente el triste itinerario que el destiny le ha sefialadol La vida'normal de la ciudad se ha paralizado. Todos los comercios han cerrado sus puertas. La esquila de la Catedral ces6 de Ilamar a coro y todos los temples clausuraron sus puertas tambi6n. El Mercado de Concha fu6 desocupado por los pocos vendedores y compradores que en 61 estaban y ocupado por una compailia de Voluntarios. La Casa de Gobierno y el Ayuntamiento tambi6n fueron ocupadas por fuerzas del mismo Instituto.




EMILIO BACARDI MOREAU
La 8a compaffia del ler. Batall6n ocup6 el Campo de Marte, y como no se present su capitfin D. Mfiximo Sarabia, asumi6 el mando de ella el ler. toniente mks antiguo D. Jos6 Severing Ferrer, hijo de esta ciudad, pardo y dueflo de una sastreria. El 20 Batall6n de dicho institute ocup6 la FAbrica de F6sforos. 'La compailia de Artilleria se concentr6 en el Cuartel de Dolores y el resto de los cuerpos voluntaries ocup6 el Tinglado del Muelle Real y las trincheras de tercera linea quo se les tenia sefialadas de antemano. La Guardia Civil montada patrulla por las calls, y el jefe de dia, commandant del mismo Cuerpo D. Bartolom6 Nicolau, hace 10 mismo, disolviendo, al igual que la Policia, los groups de curiosos que se estacionan en todos los lugares a prop6sito de la parte alta para presenciar la batalla, a despecho de las balas que llueven. Una secci6n de la PoliciaGubernativa, armada de fusiles, custodial la Jefatura del Cuerpo. Los coaches de punto dejaron de circular. Y lo que mfis preocupa a muebos es la amenazante actitud de la Escuadra de Cervera que, al iniciarse el ataque a la plaza, Inmediatamente iz6 bandera de combat, levant presi6n y enfilando las proas de sus barcos a la ciudad le apunt6 sus caflones.
Por ello fu6 que M. Hippeau, c6nsul de Francia, dirigi6 al almirante Cervera lanota siguiente:
Consulate de France 1 Santiago de Cuba.Wonsieur Edmond Hippeau, consul do France, a S. Exc. Mr. Pamiral Cervera commandant la lere Divisi6n Navale,
en rade de Santiago de Cuba.
Santiago de Cuba, ler. juillet, 1898.-Monsieur I'amiral: Les forces ennemis entourent Santiago de Cuba, et les dispositions quepouprendre Yescadre espagnole m'etant inconnues, je series reconnaissant a Votre Excellence de vouloir bien, en cas de measures d'hostilit6 prises de sa parte centre la ville, donner avis pr6alable aux non combatants neutres, et, en particular, au Consul de France et A ses 870 ressortissants, conformement




12 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
aux usages international. Veuillez agr6er, Monsieur I'amiral, les assurances de ma hau, te consideration .-Le consul de France, (sign6) Edmond Hippeau."
(Traducei6n)
"Consulado de Francia en Santiago de Cuba.-El Sr. Edmundo Hippeau, c6nsul de Francia, a S. E. el Sr. Almirante Cervera jefe de la la. Division Naval, en la bahia de Santiago de Cuba. Santiago de Cuba, 1, de Julio de 1898.-Seflor almirante: Si6ndome desconocidas las fuerzas enemigas que rodean a Santiago de Cuba y las disposiciones que pudiera tomar la escuadra espahola, quedaria reconocido a V. E. si se dignara, en el caso de adopter medidas de hostilidad por su parte contra la ciudad, dar aviso previo a los no combatientes neutrales, y, en particular, al consul de Francia Y a los 870 individuals dependientes de su jurisdicei6n, conform a las prActicas internacionales. Servios aceptar, senior almirante, las seguridades de mi alta consideraci6n.-El c6nsul de Francia ( firmado) Edmond Hippeau." La anterior nota consular fu6 redactada por la mahana, en una reunion, a la que asistieron algunos seffores del cuerpo consular acreditado en esta ciudad y various miembros prominentes de la colonial francesa, celebrada en la casa ndmero 5 de la calle baja de San F61ix, morada del appreciable caballero y reputado cirujano-dent sta don Eugenio Clemente Flamand.
MAs tarde se c,--Iebr6 6tra reunion por los mismos shores en la casa No 1 de la calle baja de San Pedro, en donde estaba estable6ida la Comisaria Francesa para el despacho de raciones a los ciudadanos de esanacionalidad, y aunque se aguard6 la respuesta del almirante espahol, fu6 en vano, pues en todo el dia no se redibi6. .
Los proyeetiles llovian sin cesar. En la iglesia del Carmen cay6 uno, de grades dimen siones, lanzado por la escuadra, que afortunadamente no explot6, astillando el extreme saliente de una gruesa viga que caia al patio. Un pelot6n de artilleros lo recogi6, con las




EMILIO BACARDI MOREAU 13
debidas precauciones, transportfindolo al Parque de Artilleria en una carretilla de mano. En la calle de Santa Rita baja, morada del prActico mayor del puerto D, Apolonio N ifiez, cay6 otro, de 20 cm., y en el No 41 de la calle de Carniceria alta, sucedi6 lo mismo, derribando el proyee'til una pared interior, hiriendo a la Srta. D- Antonia Torres y Ortiz en la cabeza, matando dos caballos, rompie n 'do una pared de mamposteria, destruyendo una caballeriza y la garita del retre.te. Ez) la calle de San Juau Nepomuceno alta, domicilio del Lie. D. Ernesto Mendaro y del AlcALzar, descendi6 otro proyeetil. Otros cayeron en una casa situada en San Pedro y Carmen, en otra de la calle de los Barracones y en diferentes punts de la ciudad y sus cercarias. A las once de la mariana, Ces6 el bombarded de la Escuadra Americana, y a las once y media el fuego contra el Caney. El general Vara de Rey envi6 parte telef6nico al general Linares comunichndole haber rechazado al enemigo por su, frente y blanco izquierdo causindole numerosas bajas y calculando 61 las suyas en setenta. Linares le contest: 'fEl Ej6rcito Americano, al atacar al Caney, no ha contado con el temple de general tan bravo como V. E. y de fuerzas tan aguerridas y tan fieras como las que tiene a sus 6rdenes." Vara de Rey se equivocaba. Los americanos habian hecho un alto en su ataque, rotos y sofocados por el abrasador sol de los tr6picos que venian sufriendo desde las seis de la mahana y esperaban troops de refresco para continual el ataque con ellas. Aprovech6 el general balear aquellos instances para remesar municiones al fuerte El Viso y para ordenar que se diera a todas sus troops pan y agua, ya que no tenia gente que relevara a sus soldados escuAlidos v fam6licos que combatian sin descanso, sin un solo cafift y replicando a la artilleria americana con fuego de infanteria.
En San Juan habia disminuido el fuego tambi6n, y el de artilleria ces6 por complete a la'misma hora. Uno de los caflones espafioles de San Juan dirigi6 el tiro contra el globo




14 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
cautivo que se habia aproximado a 1025 metros, y al cuarto disparo fu6 alcanzado por un bote de metralla, se desinfl6 y descendi6 por entre el follaje, quedando inutilizado. Tenia 15,000 pi6s ctibicos, 180 tubos para hidr6geno, un generator para este fluid, un carro para su transported, otro para los iltiles, cinco para los tubos de hidr6geno, y su personal se componia del colonel Derby, dos officials y 24 de tropa. Serial pr6ximamente las doce y minutes de la tarde, cuando el general Vara de Rey, que se hallaba en la plaza del pueblo dando disposicio-nes y observando las lines de defensa, se retire a su alojamiento, que lo ten1a en una casa que estaba situada en la misma plaza, morada del secretary del Ilustre Ayuntamiento D. Aurelio Ruiz (Lelo), con el prop6sito de tomar algdn refrigerio. Al subir el escal6n de la casa, se reanud6 el ataque al pueblo, y una bala de fusil le atra ves6 ambas piernas, obligAndole a bacer un movimiento involuntario. Como le preguntaran sus acompafiantes qu6 le ocurria, contest: "Nada, es una picada de mosquito". Pretendi6 seguir en pi6 y no pudiendo conseguirlo, advirtieron los que con 61 se hallaban, que estaba herido y lo conduieron al hospital de, sangre donde fu6 curado. Entonces quiso levantarse, pero el m6dico le observe que no debia hacerlo, por lo que mand6 Ilamar al teniente colonel D. Juan Puffet y Mayench, del ler. Batall6n de la Constituci6n, que era el jefe mAs caracterizado que en el pueblo habia, y le entreg6 el mando de ]as fuerzas. En San Juan, como a la una y media de la tarde, reanud6 el Ej6reito Aliado sus ataques contra dicha posici6n y la de "El Pozo", empezando su advance la infanteria que trataba de realizer movimientos envolventes no obstante la desesperada defense de los infantes espafloles atrincherados. El fuego de los asaltantes era terrible y barrio por completo el camino con la mira de impedir que pudieran Ilegar refuerzos de esta plaza en auxilio de las posiciones atacadas. Los dos canoes de San Juan, exhausts de municio-




EMILIO BACARDI MOREAU
nes y sin que pudieran recibirlas por la cortina de fuego que cubria el camino, resultaban ya ineficaces. Gravisima era en extreme la situaci6n de los defensores de San Juan y comprendi6ndolo asi el general Linares, por hab6rselo participado su ayudante, el comandante Arrfiez, que W desde El Pozo hasta San Juan, y que le inform que las tres compafiias que all! estaban habian quedado reducidas cada una de 150 plazas a 30, 40 y 70 hombres, di6 sus 6rdenes para la retirada,. disponiendo que otro de sus ayudantes, el teniente colonel Sierra, hiciera avatar ripidamente el escuadr6n del Regimiento del Rey 1 0 de Cabal.eria-que se hallaba, pi6 a tie"a y con lo s caballos de la brida, en una depresi6n del terreno detrfis del fuerte de Canoa la guerrilla montada del Batall6n Provisional de Puerto Rico No 1, en total 140 hombres, para que protegieran la retirada de la Artilleria. Dispuso tambi6n que su jefe de E. M., teniente colonel Fonthn, desplegRra la infanteria que se retiraba de San Juan, entre dicha posicift y el fuerte de Canosa para impedir que los asaltantes penetraran en la plaza. Orden6 igualmente que todos los soldados convalecientes que habia en los hospitals formaran una column y acudieran al caserio y trincheras de Canosa para reforzar dicha posici6n, q ue resultaba ser la mAs avanzada despu6s de evacuado San Juan, e igualmente orden6 que desde San Pedrito y la Plaza de Toros, acudiera, forzando marcha, una compahia desembareada de la Escuadra de Cervera-150 hombres-al mando del capitfin de navio D. Joaquin Bustamante y Quevedo, que habia de reforzar asimismo la mencionada posici6n. Todas estas 6rdenes tuvieron exact e inmediato cumplimiento. La guerrilla de Puerto Rico carg6 a los asaltantes, pero casi todos sus individuals quedaron muertos, heridos o prisoners. El escuadr6n del Rey, sable en mano, cubria el camino para salvar a los artilleros que se retiraban con sus dos pizzas, y aunque los 400 hombres que le quedaban inmediatos al general Linares y las bacteria de Las Cafiadas,




16 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
Santa Ursula, El Nispero y Suefio hacian un fuego tremendo, los asaltantes se desbordaban como un torrent incontenible por el camino, el valle y las quebradas para apoderarse de la meseta de San Juan y seguir sobre esta plaza. Pudo la artilleria salvarse, aunque dejando en el camino el material de una de las pizzas con el mulo que lo conducia, muerto, y muertos tambi6n dos artilleros, herido y desaparecido otro, su jefe y officials, el colonel Diaz Ord6fiez, el capitfin de Antomo y el teniente Fernhndez, dos sargentos, un trompeta y 12 soldados igualmente heridos. El general Linares, con una herida en el antebrazo izquierdo, su ayudante el commandant Arrhez con otra herida y 61 colonel Vaquero desaparecido sin que se haya vuelto a saber de 61, Se le habia visto por illtima vez; de pi6 sobre el parapet de una trinchera en San Juan, cubierto con un sombrero de amplias'alas y cruzados los brazos. El colonel de Ingenieros D.'Florencio Caula y Villar-que era el jefe mfis caracterizado que se hallaba cercaasumi6 el mando provisionalmente y alentaba a los soldados sobre el parapet de una trinchera del caserio de Canosa, a caballo, para infundirles Animo, cuando cay6 derribado por una bala que le hiri6. Se encarg6 del mando, accidentalmente tambi6n, el comandante del ler. Batall6n del Regimiento de Asia, D. Vito Beato Delgado, enfermo salido del hospital al frente de la column de los 150 convalecientes, Y a los veinte minutos le mataban el caballo y le herian, vi6ndose precisado a reingresar en el hospital. Pdlido seri cuanto se escriba, torque lo ocurrido en aquellos instances es indescriptible, dada la vertiginosa rapidez con que se desarrollaba aquella cinta einematogr6fica en cuya macabra representaci6n tantas y tan diversas figures tomaban parte. Al apoderarse de San Juan no prosiguieron los americanos su advance sobre esta plaza, limithndose a dirigir desde alli, sobre ella, en lo que restaba de dia, copioso, fuego de artilleria, de fusileria y de ametralladoras.
Se hizo cargo del mando espahol, por sustitu-




EMILIO BACARDI MOREAU
ci6n reglamentaria, el general de division D. Jos6Toral y VelAzquez, y fu6nombrado jefe delsector Este, que era el mAs amenazado, el de brigade D. Antero de Rubin. Pasados aquellos terrible moments y al no avanzar mfts los americanos, el capithn de navio Bustamante al frente de la compahia'de la Egcuadra que l1eg6 a la posici6n de Canosa, march sobre San Juan con el prop6sito de arrojar a los americanos de alli y reocupar la meseta y el fuerte. Apenas iniciado este advance, cay6 herido gravemente Bustamante, de un balazo en el venture, despu6s de haberle sido muerto su caballo, y su pequefla fuerza fu6 obligada a retirarse al punto de partida. Y dieron las cinco de la tarde. El fuego habia ido decreciendo poco a poco, y al dar las seis ces6 por complete. El general Linares habia sido conducido en camilla al Hospital Military donde fu6 curado, y en camilla tambi6n fu6 trasladado a su morada-altos de la farmacia "Bottino"-a hombros de soldados y escoltado por un pelot6n de jinetes. Su herida, aunque se dijo que era "grave", result ser "menos grave" y acerca de ella circularon rumors, nada favorable para 61, que nosotros no hemos podido comprobar. (1) Mientras ocurria en San Juan lo antes narrado, otra escena trhgica se desarrollaba en el Caney. Reanudado el ataque contra dicho pueblo, casi al mismo tempo que en la loma de San Juan, oleadas de infants cubanos y americanos se lanzaron al asalto sobre el fuerte del Viso,-entre ellos los tenientes, cubanos Jos6 Quintana y Nicolfis Franco, pereciendo 6ste.-con tes6n y porfia, despreciando el mortifero fuego de sus defensores, que, segfin dijo Henry Cabot Lodge: 12) desesperados, rodeados como ellos estaban, aparecian con un coraje y una indife(1) En la acci6n de San Juan, Linares u96 unos anteojos que le prest6 el Sr. Michaelsen, quien
los conserve.
(2) En su obra The War with Spain.




CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
rencia al peligro que hace recorder a los defensores de Zaragoza y de Gerona. Se'sabe que los soldados espaffoles han sido con fr& cuencia citados como model; pero en este caso desplegaron tal fortaleza, como en los dias en que hace centuries era considered la infanteria espaffola como la mks brava y mejor de Europa. De que esta tradici6n es justa ofrece el Caney un ejemplo brilliant."
Y sucedi6 lo que tiene que suceder siempre que el ndmero de hombres y la calidad del armamento favorece a uno de los contendientes: el fuerte del Viso fu6 tomato al asalto Y, dueflos de 61 los aliados, empezaron a vomitar fuego sobre la iglesia, las trincheras y los fortunes de madera que circundaban al pueblo. Insostenible ya aquella posici6n para los espaholes, el teniente colonel Puffet hizo que sus fuerzas ocuparan una altura al Oeste del pueblo para protege 'la retirada, en primer t6rmino, del -general Vara de Rey -que iba conducido en camilla-y de su numerosa impedimenta de heridos y enfermos, operaci6n esta que se verificaba por un sendero bajo y encajonado que se conoce con el nombre de camino de San Miguel, que sale al pueblecillo de Cuabita. Mas el fuego que hacian los' aliados era incessant y a la vez que combatian a los soldados de Pufiet lo hacian sobre los que iban en retirada. Cayeron muertos o heridos los conductors de la camilla de Vara de Rey, y aunque otros los reemplazaron, sufrieron igual suerte. Esta operaci6n se repiti6 varies veces con el mismo resultado, y alli qued6 el general Vara de Rey, muerto de un balazo en. el crhneo, muerto tambi6n su ayudante, el teniente Dominguez, y herido el hermano y ayudante del general, capitkn Vara de Rey, entre un informed mont6n de hombtes y ac6milas, tambi6n muertos o heridos, en promiscuidad*espantosa. Perdi6 igualmente la vida en aqueIla rota, el 2o teniente Vara de Rey, sobrino.
del general...
Don J.os6 de Armas y CArdenas (Justo de Lara) que estuvo en'el Caney en esa tarde, despu6s de 4batalla, relate asi, en El Figaro,




EMILIO BACARDI MOREAU 19
el hallazgo del cadfiver de 'Vara de Rey: "Cerca de unos matorrales vi un grupo de seis hombres, dos caballos y un mulo, muertos. En el centre, un hombre de barba canosa, boca arriba, sin sombrero y sin armas. iEra Vara de Reyl"
El resto de las troops defensoras del Caney, unos 80 o 10 0 hombres, a las 6rdenes del teniente colonel Puffet, a campo atraviesa,,como pudieron, unos por Sueflo y otros por Cnabita, fraccionados, mejor dicho disperses, pudieron acogerse a esta plaza, desde las 5 de la tarde hasta las 9 de la noche; except dos tenientes, dos sargentos y siete soldados que fueron a refugiarse al poblado del Cristo, donde habia guarnici6n espahola. A las cinco de la tarde, perdidos para los espailoles los punts avanzados del Caney, San Juan y El Pozo, quedaron estos reducidos, a las trincheras abiertas sobre el recinto de la plaza, sus fuertes y la valla alambrada. El ej6rcito sitiador tenia franco el paso para mortar el acueducto de Boniato y la linea f6rrea a San Luis y la Maya, sin que pudiera recibir la plaza frutos del pals, forraje y combustible y sin poder contar con mks agua que la escasa de los pozos y aljibes o la que jas nubes quisieran enviable. Tambi6n habia perdido la posibilidad de que la column del colonel Escario, que era esperada ansiosamente, viniera por ferrocarril desde San Luis. De esta ciud ad el filtimo tren que sali6 lo hizo a las 6 de la mahana con direcci6n a dicho poblado donde lleg6, y procedente del mismo entr6 a las 5 de la tarde el tren filtimo que vino.
Tan desesperada era la situaci6n de esta plaza, que a dicha hora penetr6 en la farmacia Bottino el teniente colonel D. Juan Sierra, ayudante del general Linares, y entreg6 al duefio Lie. D. Osvaldo Morales, las albajas de dicho general y su seffora esposa D, Rosa Jovellar, con sdplica de que las guardara en la caja fuerte del establecimiento para que estuvieran en lugar seguro, y en la conversaci6n que tuvo express su convicei6n de que si los arnericanos segulan atacan-




20 CRONIC4S DE SANTIAGO DE CUBA
do como lo hablan hecho durante todo el d1a, la plaza caerla en poder de ellos esa misma noche. Asimismo opinaba el. general Calixto Garcia, que propuso al general Shifter que continuara. el ataque a la plaza por el Sur y el Este mientras 61 con el Ej6rcito Cubano lo haria por el Norte y daria el asalto, aquella misma noche, penetrando en la plaza por los casinos de Cuabita, San Antonio y el Cobre. Tambi6n le habla propuesto con bastante anterioridad, marcher al Aguacate con el Ej6rcito Libertador e impedir el paso de la column Escario.-que venia perseguida por fuerzas cubanas de Manzanillo-o de otra cualquier fuerza espaflola que viniera en socorro de Santiago; pero Shafter se opuso a una y otra operaci6n, diciendo que necesitaba a los cubanos para que formaran la derecha de su ej6rcito y circunvalaran a la plaza por el Norte. jFu6 acaso excess de prudencia lo que hacia pensar asi al general Shifter, o tal vez la rivalidad, pasi6n propia del coraz6n human, le obligaba a no ofrecer oportunidades de distinguirse mfis al valiente y esforzado caudillo cubano?... Shifter mereci6 de los suyos duros ataques, que lo acusaron de no haberse movido de su Cuartel General de "La Redonda", donde estuvo edhado en su cama de campaha, sofocado porel calory abaniefindose mientras sus generals atacaban a S. Juan, el Caney y Aguadores y los tomaban despuk de diez horas delucha. Y ya veremos mfis adelante la retirada que propuso a su gobierno y la respuesta que de 6ste recibi6.' Con mfis decision, Shafter hubiera evitado a esta ciudad los horrors del sitio y bombardeos que sufri6 hasta el dia de la rendici6n, al ej6rcito que mandaba el infinite ndmero de bajas que tuvo delante de las trincheras de esta plaza, sin combatir durante various dias, acampado en terrenos insalubres por los infinitos cadk-veres insepultos que en 61 quedaron y los asfixiantes rigors de la canicule, y al ej6rcito sitiado tambi6n lohubiera beneficiado con el asalto decisive hoy, aunque parezca parad6jico-pues eran hombres tambi6n que sufrian en las trincheras,




EMILIO BACARDI MOREAU' 21
de dia los rayos abrasadores de un sol tropical, de noche el abundance rocio propio de estas latitudes, muchas veces los 'torrenciales aguaceros que inundaban las zanjas-trincheras sin abrigos y a todas horas los effects del hambre y la sed, reducidos como, se hallaban a comer arroz cocido con agua y a beber la poca de pozos o o cisterns que a duras penas podia llevArseles a las distances y opuestas posiciones que ocupaban. Tampoco la poblaci6n no combatibnte se hubiera visto obligada a huir al caffipo y reconcentrarse en Cuabita, el Caney y algiin otro parade unos, Y a vagar por los campos otros, experimentando todos los agudos asaltos del hambre y quedando bastattes sepultados en las cercanias de la ciudad abandoned. Y finalmente no hubiera. habido oportunidad de que infinitos foragidos, militaries y paisanos, saquearan los hogares del vecindario ausente. Prosigamos: el relate de los acontecimientos de este memorable dia, dejando a un lado comentarios. Cerca de las cuatro de la tarde, sali6 por illtima vez "La Bandera Espahola", el decano de la prensa local y el i1nico peri6dico que se publicaba ya. Tan s6lo vi6 la luz una hoja de pequefias dimensions, impress a tiro idnicamente, con various ca blegramas del exterior y un suelto expresivo de que desde por la mariana se combatia en los alrededores de esta plaza, y que.la circunstancia de estar casi todos sus redactores y empleados mecAnicos en el campo de la contienda y de seguirse combatiendo todavia a la hora de entrar en prensa, no le permitia dar noticias a sus abonados y lectures. A las cinco de esa misma tarde, el general Rubin, jefe del sector Este, dej6 s* mando por enfernio y se retire con baja a su morada, San Basilio y San Pedro, donde boy existed un temple protestante. Como a esa misma hora, el arzobispo Saenz de Urturi, a pi6 y acompaflado de su sobrino ,el P. Dfimaso del mismo apellido,, se dirigi6 por la calle de, San Basilio hasta el Campo de Marte, pretendiento continual por la calle del Pozo del Rey hacia la entrada del Caney,




22 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
pero la compahla de Voluntarios que se haIlaba en dicho campo le observe que era muy expuesto continual andando en dicha direcei6n por los projectiles que Ilovian; desistiendo el prelado de su intent. El vecindario, quo ya conocia el resultado de ]as acciones libradas en Aguadores, el Caney y San Juan, aunque no en toda su verdadera desnudez, estaba Ileno de intense pAnico, y los espaholes muy alarmados esperaban el asalto durante la noche que se acercaba, y unos y otros la pasaron en vela. S61o transitaban por las calls, jefes, officials, asistentes y ordenanzas que iban a las trincheras o de ellas venian, y a cada moment se o1a el jAlto, qui6n. vivel de los centinelas y las patrullas.
El almirante Cervera salt6 a tierra cerca de las 10 de esa noche. Regres6 a bordo de su capitana pr6ximamente a las doce. Toda la noche transcurri6 en complete tranquilidad, y los habitantes de Santiago de Cuba al clarear el siguiente'dia se asombraron de amanecer sanos y salvos. Los espaholes ban aprovechado la noche pasada para aumentar la artilleriadelfuerte de Santa Ursula con dos caflones de bronco, de 12 centimeters largos, rayados, y a cargar por la boca; en la bacteria del Nispero otros dos iguales a los anteriores, y en el fuerte de Santa In6s, uno tambi6n de bronco, de,
8 centimeters, largo y de antecarga. LA ESCUADRA El Ministro de Marina dijo por cable al CoDE CERVERA. mandate General del Apostadero, lo siguiente:
"Madrid, I o Julio 1898.-Trasmita a *General en Jefe que Goblerno aprueba sus instrucciones a almirante Cervera."
El general Linares ofici6 al almirante Cervera lo siguiente:
"Exemo. Sr.:-En contestaci6n del atento oficio de V. E. trasladkndome un cable del Excmo Sr. General en Jefe, en virtue del cual se sirve V. E. rogarme le avise cuando la plaza se halle en peligro de caer en poder del enemigo;. tengo el honor de manifestar a V. E. que, como se trata & plaza abierta, que para de-




EMILIO BACARDI MOREAU 23
fenderla se han hecho movimientos de tierra en las alturAs inmediatas y lines de atrincheramiento sobre su recinto de alambrada, no es possible determiner el moment de avisar a V. 1E., pues desde que se inicia. el ataque, se corre el riesgo de que potent column rompa la extreme linea, ocupada por la circunstancia de tener desplegadas todas mis escasas fuerzas, sin reserves para aeudir a los punts que resulted mfis amenazados.-Sin embargo de lo expuesto, procurar6 tener a V. E. al corriente del curso del combat p6r mfis que aquellos moments si fuera desfavorable, no son los mfis a prop6sito para efectuar el reembarque de sus fuerzas.-Dios guarded a V. E., muchos aflos.-Santiago de Cuba, 1 0 de Julio de 1898.-Arsenio Linares".
El almirante Cervera traslad6 al General en Jefe el anterior oficio, por cable, en la misma fecha, con el pi6 siguiente: "Como sin ellas as fuerzas de la Escuadra desembarcadas) no pueden salir estos buques, a los que espera tan rudo combat a la salida, que en mi juicio serfin destruidos o apresados, como tengo expresado a V. Z, y pudiera Ilegar el caso de no poder cumplimentar sus 6rdenes, lo pongo en su conocimi6nto, suplichudole instructionss"
"Acta.-El dia 10 de Julio, a las siete de la noche, llamados por el Almirdnte los Jefes que suscriben, di6 lecture de los telegrams cruzados con el General en Jefe desde la Habana, en los cuales aqu61 dispose que apesar de las observations hechas sobre el desastre que espera a la Escuadra a la boca del puerto, salga 6sta a viva fuerza y a todo evento en caso de ser inminente la p6rdida de Santiago de Cuba. Seguidamente di6 noticia de las operations militaries verificadas en el mismo dia, en que el enemigo se ha apoderado del poblado del Caney y de la meseta de San Juan; y preguntada la oplw'6n de los Jefes de reference sobre si consideraban que era llegada la ocasi6n en que dicho General en Jefe dispose la salida, manifestaron por una-




24 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
nillmidad absolute que consideraban que habia Ilegado Ia ocasi6n en que el General en Jefe dispose Ia salida; pero que para ello es absolutamente impossible intentar Ia salida sin embarcar Ia gente que estA en tierra defendiendo Ia plaza, que es boy mhs de las dos terceras parties de Ia marineria y que al mismo tempo y segdn oficialmente ha manifestado el Jefe- de este Cuerpo de Ej6rcito, no puede prescindir de este socorro, pues carece en absolute de reserves y de fuerzas con que relevarlas en Ia extensa linea que defended. Como consecuencia de lo anteriormente expuesto entienden que para coadyuvar con Ia mayor eficacia y conditions de 6xito para Ia defense de Ia plaza seria conveniente obstruir Ia entrada del puerto.Jos6 de Paredes.-Juan B. Lazaga.-Fernando Villaamil.-Victor M. Concas.Antonio Eulate.- Emilio Diaz Moreu.11
El almirante Cervera dijo por cable al general Blanco lo siguiente:
"'Santiago de Cuba, 10 de Julio de 1898.
(n.)-Por el general Toral conoce V. E. Ia jornada de boy. Cree evidence que Ia retirada de mis fuerzas desembarcadas, implica Ia p6rdida inmediata de Ia plaza. Sin ellas no puedo intentar Ia salida. Yo creo lo mismo que'Toral y nuestra salida pareceria una fuga que a todos respugna. As! opinan tambi6n mis capitanes. Suplico las instructions que le he pedido."
Al Ministry de Marina le dirigi6 este otro: "Santiago de Cuba, 11, de Julio de 1898El enemigo atac6 hoy rudamente Ia plaza, con fuerzas muy superiors; ha hecho pocos progress, torque Ia defense ha sido brillante; pero tenemos 600 Was, entre ellas comimdante general Ej6reito herido grave, un general brigade muerto, capithn navio Bustamante herido grave. Las tripulaciones no se han reembarcado torque arrastraria Ia. inmediat a* p6rdida de Ia plaza. He pedido instrucciones Al"Goneral en Jefe."




EMILIO BACARDI MOREAU 25
El General en Jefe envi6 a Cervera el despacho siguiente:
"Habana, 10 Julio 1898 (10.30 n.)-Urgentisimo. ClaveL.-Vistos progress enemigos a pesar heroic defense guarnici6n y de acuerdo con la opinion del Gobierno de S. M., reembarque V. E. tripulaciones y, aprovechando la oportunidad mAs inmediata, salga con todos los barcos de esa escuadra, quedando en libertad de seguir derrota que considered oportuna, autorizhndole para que deje ahi alguno de ellos que por su poca march o circunstancias no ofreciera probabilidades de salvaci6n.-Debo advertir a vuecencia pars, su noticia, como informaci6n y sin carficter de prevencift- que en Cienf uegos s6lo -hay tres barcos y nueve aqui, ninguno de imiportanTanibi6n le dirigi6 este otro: "Habana, 10 Julio 1898 (10.45 no.),-Vrgente. Clave O.-Ampliaudo nl' t 'ellegrarna 'anterior de esta noche, pievengo a V. E./apre.sure lo possible susalida deese puerto antesqueel enemigo pudiera apode arse de la boca."
El mismo General en Jefe dirigi6 al general Toral el despacho que sigue: "Habana 10 Julio 1898 d0.55 nj-Es indispensable concentrar las fuerzas y prolonger todo cuanto se pueda la defense, procurando a toda costa que enemigo no se apodere de laboca del puerto antes que salga la Escuadra, que.deberA salir lo antes possible para no tener que render ni destruir los barcos."
Al Ministry de la Guerra dirigi6 el General en Jefe este otro cablegrama: "Habana, 10 J ulio 1898.-Almirante Cervera se preocupa para abandoner puerto en cuya operaci6n terne quede destruida Escuadra, y pide "nuevas instructions. Le contest de acuerdo telegram V. E. nilmero 90, que abandoned aqu6l, aprovechando oportunidad mfis inmediata, antes que enemigo oeupe boca."




26 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
El Ministry de Marina dijo a Cervera: "Madrid, 1 0 Julio 1898.-Participole que nuestros carboneros Alicante y Remernbiance estkn en Martinica; Marie y Burton en Guadalupe."
EL EJERCITO Por creerlos de sumo inter6stranscribimos
CUBANO. aqui algunos phrrafos del parte official que el
general Calixto Garcia, jefe del Departamento Military de Oriente y Camagiiey, rindi6 a su general en jefe MAximo G6mez, sobre I as operations de este dia contra esta plaza y el Caney:
"A las cinco y media de la mahana del dia 10 de Julio empre-ndi march para Marianaje Y a las siete ya ocupaba las posiciones que me habian sefialado, en esta forma: 1A izquierda, (dando frente a Santiago), sobre San Juan, Pl mayor general Jos6 M. Capote, con su eblun i na de mil hombres; a, continuaci6n, en el centre, el general de division Saturnino, Loa, con 500 hombres; a la derecha del anteriur,,el general de brigade Sfinchez Hechavarrla con su column de 800 hombres; el general Cebreco, con 500 hombres de su dixisift, en el blanco derecho; en el alto del batey de Marianaje, yo, con el general Rabip nuestros Estados Mayores y Escoltas,-dando frente al pueblo del Caney. "En mi blanco iiquierdo, fuerzas norteamericanas,'con una bacteria para batir el fuerte de San Juan, protegiendo a aqu6llas las fuerzas al mando del colonel Gonifilez Clavell y parte de las del Ram6n, en uni6n de otras norteamericanas' y en mi blanco derecho la bacteria que debia batir el Caney y una divisi6n norteamericana, al mando del general Lawton, para dar el asalto al pueblo. "Unida a ella, y a las 6rdenes de dicho general, lista tambi6n para marcher al asalto, fuerzas del Ram6n, en nidmero de 200 hombres, con el commandant Victor Duany., Todas las fuerzas del Ram6n al mando director, del colonel Carlos Gonzfilez Clavell.
....................................
'A las cuatro de la tarde, despu6s de un rudo asalto, tomaron los norteamericanos a San Juan, quedando toda su guarnicift muerta




EMILIO BACARDI MOREAU 27
o prisionera, salvo algunos pocos que se escaparon a Cuba.
"A las seis, despu6s de repetidos asaltos en que tomaron parte las fuerzas del commandant Duany, ocuparon tambi6n los norteamericanos el Caney.
"La guarnici6n de este pueblo pereci6 casi toda en el asalto, y los que se escaparon del pueblo, murieron casi todos en las afueras, al retirarse, entre ellos el general Vara de Rey, que ya iba herido.
"El enemigo intent salir de Cuba y fu6 rechazado. En este dia fu6 herido en las trincheras de Santiago el general Linares, que mandaba la guarnici6n, entregando el mando al de division Torai.
"Los norteamericanos avanzaron por el camino del Caney a Cuba, hasta los fuertes de Canosa, en las afueras de la ciudad, Ilevando a vanguardia fuerzas del colonel Gonzhlez Clavell.
"Las bajas nuestras. ascendieron este dia a unas cien, pues todas las fuerzas estuvieron sufriendo el fuego del enemigo. "Habi6ndome el general Shafter ordenado que ocupara el blanco derecho de su ei6reito, al avanzar sobre Santiago, realic6 una mareba de noche, acampando a las diez de la misma en la Quinta "Ducoureau", despu6s de destacar algunas fuerzas sobre el mismo Santiago.j
BAJAS 5o. Cuerpo de Ej6rcito de Ios EE.UU.
EN EL CANEY. MUERTOS EN LA ACTION
2a Divisi6n.-la Brigada. 80 Regimiento de Infanteria.-Seis individuals de tropa.
220Regimiento deInfanteria.-Siete individuos de tropa.
2oRegimientode Infanteria deMassachusets. ler. teniente Chrles L. Field y cuatro de tropa.
2& Brigade.
4- Regimiento de Infanteria.-ler. teniente William C. Neary, segundo, teniente John J. Bernard y uno de tropa. 25d Regimiento de Infanteria.-2o teniente Henry L. McCorkle y siete de tropa.




28' CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
3- Brigade.
70 Regimiento de Infanteria.-20 teniente Thomas A. Wansbord y treintid6s de tropa. 120 Regimiento de Infanteria.-2* teniente Clark Churchman y 8 de tropa. 17 0 Regimiento de I nfanteria.-Teniente coronel J. Haskell, ler. teniente Walter M. Dickinson, 2o teniente Dennis M. Mitchie y cuatro de tropa.
Brigade Independiente. Ur. Regimiento de Infanteria.-Dos individuos de tropa.
280 Regimiento de Infanterla-Un individuo de tropa.
HERIDOS EN LA ACTION.
2- Divisi6n.-11- Brigada. 80 Regimiento de Infanteria-ler. teniente John R. Seybourn y 45 de tropa. 220 Regimiento de Infanteria.,-Teniente coronel John H. Patterson, capitanes John J, Crittenden, Thedorore Mosher, Frank B. Jones, ler. teniente George J. Godfrey, 20 teniente William H. Wassell. y treintis6is de tropa.
2 o Regimiento de Infanteria de Massachusetts. Capitfin William S. Warriner, 2os. tenientes Oscar H. Hapgood, Daniel J. Moynihan y 44 de tropa.
2a Brigade.
ler. Regimiento de Infanteria-2 individuals de tropa.
40 Regimiento de Infanteria-20 teniente John H. Hughes, otro official y 34 de tropa. 25o Regimiento de Infanteria.-CapitAn Eaton A. Edwards, 2os. tenientes Henry L. Kinnison, John S. Murdock y 37 de tropa.
3a Brigade.
-7o Regimiento de Infanteria.-Comandante Augustus W. Corliss, capitAn Jas R. Jackson, ler. teniente John S. Grisard, 2 teniente Herbert A. Lafferty y noventicinco de tropa. 12 o Regimiento de Infanteria. 2 0 teniente Wilbourg E. Dove otro official y 34 de tropa. 170 Regimiento de, Infanteria-20 teniente Benjamin F. Hard'wdy, dos officials mhs y 35 de tropa.




EMILIO BACARDI MOREAU 29
Brigade Independiente.
3er. Regimiento de Infanteria.-Catorce individuos de tropa. 200 Regimiento de Infanteria.--CapitanesJohn B. Rodman, Hen ry B. Moon y once de tropa.
CUARTO CUERPO DE EJERCITO DE
la Divisi6n.-in Brigada.
MuEntos.
Exemo. Sr, 'General de Brigada D. Joaquin Vara de Rey y Rubio, jefe de la brikada. ler. teniente D. CesALreo Dominguez, ayudan te de campo del anterior. Regimiento Infanteria de la Constituci6n No 29.
ler. Batall6n.
Comandantes D. Rodrigo Agiiero, y Mhrmol y D. Rafael Arag6n. 2os. tenientes D. Alfredo Vara de Rey, sobrino del general,'D. Manuel Morales y D. Antonio Rubio.
Classes de tropa: sesentWin individuals.
HERIDOS,
Capithn D. Isidro Arias. 2os. tenientes D. Manuel Est6vez, D. Lorenzo Salinas, D. Antonio Martinez, D. Domingo Murillo y D. Inocencio Rojo. Classes de tropa: ciento diez individuals.
Guardia Civil.
XIX Tercio.
Capitfin D. Manuel Romero, commandant military del Caney.
Estado Mayor.
Capithn D. Juan Ramos Portal.
Ayudante de campo.
Capithn de Infanteria D. Antonio Vara de Rey, hermano del general.
Sanidad Militar. M6dico 2o D. Angel Rodriguez.
Tel6grafos.
D. Antonio Manzanos, telegrafista civil.
PRISONERS.
Regimiento Infanteria, de la Constitucift




so CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
N'29.
ler. Batall6n.
2os. tenientes D. Emilio Vall6s y D. Constancio Germhn.
DESAPARECIDOS.
2os. tenientes D. F61ix Escudero y D. Rafael Altolaguirre. 2 sargentos y siete soldados. Estos desaparecidos se incorporaron a la guarnici6n del poblado del Cristo. LA COLUMNA El mismo dia I o, la column del general EsDE ESCARIO. cario abandon el campamento de la "Ma
Antonia", y al pasar el rio Guaninao por Lajas tuvo fuego con los cubanos, y despu6s del paso con dos emboscadas. Sigui6 sufriendo el tiroteo de las parejas exploradoras hasta Ilegar al Aguacate, donde el combat fu6 muy rudo y tuvo que apelar a la artille'ria, y segdn dice el mismo Escario en su parte official: "Momentos hubo durante el combat en que la tenacidad de los contraries y lo bien ordenado que lo 4levaban, hicieron career que podia ser column nuestra. Corrie rApida esta noticia, Ilegando a oidos del seflor colonel Escario, quien, temeroso de que as! fuese, orden6 se suspendiese el fuego, y trat6 de darse a conocer con toques de cornea. Esta precauci6n result est6ril, y convencido dicho jefe de que se batia con fuerzas rebeldes, dispu o siguiera'el ataque. . "; y luego prosigue diciendo: "Haciend6, en justicia, al enemigo el honor de que defendi6 con tenacidad y buena direcei6n sus posiciones, que supo elegir con acierto, hay que convenir en que estuvo este dia a una altura poco acostumbrada, dando ocasi6n al mfis rudo de los combates sostenido durante la march de Manzanillo a Cuba, y digno de citarse entre los mfis sobresalientes de la actual campafia." Acamp6 Escario en Arroyo Blanco y confess haher tenido 7 muertos de tropa y un teniente y 42 heridos tambi6n de tropa, y consign6 haber causado a los cubanos 17 muertos, .que dejaron en su p9der y municiones tambi6n.
EL BLOQUEO. (2 de Julio).-A las 5 de la maffana los vigias
del puerto enarbolaron la serial de "escuadra




EMILIO BACARDI MOREAU 31
enemiga a la vista". Son los mismos buques del dia anterior.
ATAQUES AL PUERTO A'la misma hora, fuerzas del Regimiento InY A LA PLAZA. fanteria de Cuba, al mando del commandant
D. Francisco Amador, atrincheradas en el camino del Caney, rompen el fuego contra otras americanas que tratan de emplazar una bacteria en el camino del Pozo, generalizhndose el fuego en toda la lin.ea con violencia furiosa. La Escuadra Americana, a las seis, empieza a caflonear las fortificaciones de !a entrada del puerto, que por su parte respon4en al ataque. Por tierra sigue con bastante intensidad el fuego de artilleria e infanteeia, pero boy los sitiadores se baten desde sus, trincheras, que han abierto durante la noche. En distintos lugares de la urbe continda la lluvia de proyeetiles. Hoy como ayer, la vida cotidiana de Santiago de Cuba esth en suspense. Las fuerzas cubanas, al amangper, ban continued el advance entre esta plaza y el Caney, rodeando esta ciudad por la Loma de Quintero hasta el camino de San Antonio, y desde este punto rompen fuego sobre las trincheras espaholas. E 1 general Toral envi6 a la Comandancia de Marina el mensaje telef6nico siguiente:
"Ruego a V. S. mande un barco para que, acercAndose lo possible a la costa, contenga el enemigo por San Antonio y Plaza de Toros." El crucero "Reina Mercedes" se acerc6 entonces al fondo de la bahia cuanto pudo, y acoderado aguard6 se le diera la orden de romper el fuego ; pero habiendo cesado el ataque de los cubanos en ese sector, no lleg6 a disparar. A lAs 7 de la maiftana, las compaffias de Bomberos que se hallaban en las calls de Clarin y Santa Lucia, recibieron orden de dirigirse a la iglesia de Santa Ana e incorporarse a las otras'compaflias del mismo institute que alli estaban desde el dia anterior. En esa misma mariana, reembarcaron las fuerzas de Marina que estaban en las trincheras, except las del crucero "Vizcaya" que se haIlaban en el camino del Cobre y que lo hicieron por la tarde. Por la mariana tambi6n embarc6 en cada buque un prictico del puer-




32 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
to y se hicieron los demhs preparations para la salida de la Escuadra de Cervera. Fuerzas del ler. Batall6n del Regimiento Infanteria de Asia, a ]as 6rdenes de su coronel D. Federico de la Aldea, que estaban en la costa, al Oeste, ocuparon las trincheras evacuadas por las fuerzas de la Armada. En el bombarded de esta maflana, una granada de 1a Escuadra Americana, cay6 y revent6 sobre uno de los dos cafiones Hontor1a, de 16 centimeters, emplazado en la bateria alta de la Socapa, que inutiliz6 al cah6n, mat6 a tres mariners e hiri6 al commandant de dicha bacteria, alf6rez de navio Sr. Fernfindez Pina, y a cinco mariners. A las once Ilegan los heridos al Muelle Real. LA ESCUADRA BE El almirante Cervera contest a M. Hippeau, CERVERA c6nsul de Francia, la nota que 6ste le dirigi6 ayer. He aqui el texto: "Hay un sello que dice: Comandancia General de la Escuadra de Operaciones-Estado Mayor.-Negociado.-Nidm.....-Muy seflor mio:-Contestando su respectable comunicaci6n de ayer, tengo el honor de manifestarle que si la Plaza de Cuba fuese ocupada por las fuerzas norteamericanas, esta Escuadra la hostilizaria inmediatamente, en cuyo concepto puede darse V. S. por notificado como interesa en su atenta comunicaci6n.-Dios guarded a V. S. muchos aflos.-A bordo del acorazado "Infanta Maria Teresa", Santiago de Cuba, 2 de Julio de'1898.-Pascual Cervera.-Sor. Consul' de Francia en Santiago de Cuba,"
El c6nsul francs, comunic6 en seguida el texto del oficio de Cervera al decano del cuerpo, consular, que lo es el de S. M. Brithnica Mr. Frederick W. Ramsden, Y pidi6 autorizacift al commandant general Toral para atravesar las lines espaflolas y dirigirse fuera de la plaza con su colonial; a lo cual accedi6 Toral. "Como la chispa, al render en un reguero de p6lvora, hace que la llama se extienda s lbitamente, circul6 esta nueva horripilante por todo el Ambito de la ciudad malaventurada y produjo un pfinico tremendo, que fu6




EMILIO BACARDI MOREAU 39,
acrecentado, con la partida del c6nsul franc6s y de los ciudadanos de esa naci6n. "La gente, alarmadisima, trata de salir en trenes para el campo, reuni6ndose muchos en las proximidades de la estaci6n del ferrocarril con Nos y equipajes ligeros; pero el jefe principal de policia, don Francisco Guti6rrrez Rodas, con los celadores y vigilantes a sus 6rdenes, logra disuadir al pilblico de su prop6sito, negfindole la certeza del bombarded de la plaza por la escuadra espailola, y dici6ndole que dicha flota zarparh esta misma tarde. Estas manifestaciones nos tranquilizan algo, y la gente vuelve a sus casas." (1) El consul y la colonial franceses, abandonaron la plaza, -cerca del mediodia, precedidos de la bandera de su naci6n colocada en el extremo de una larga vara. Llegaron a Cuabita, y de alli, ese mismo dia siguieron por la vere-da de San Miguel, acampando cerca del fuerte del mismo nombre., Lu6go continuaron al Caney.
Con la colonial francesa y al amparo, de su bandera, partieron muchas personas que no pertenecian a ella.
Por su parte el c6nsul britfinico Mr. Ramsden, diri i6 al c6nsul general de su misma naci6n en la Habana, Mr. Alexander Gollan, el cablegrama siguiente:
"El c6nsul franc6s escribi6 ayer al almirante Cervera recomendhndole these aviso previo si intentaba bombardier la ciudad, en el caso de que la asaltasen los americanos, para sacar de ella a las families extranjeras. El almirante' ha contestado boy que abriri el fuego sobre la ciudad inmediatamente que entire los americanos, y que se estime esa, respuesta como notificaci6n. Sirvase ver en seguida al Capitfin General, pesto que el Almirante no depended de la autoridad military de Santiago. El c6nsul frane6s se prepare para abandoner la ciudad, pero ignore a don(1) Manuel A. Barriers, PAginas Iniditas (Del libro
AApuntes de.un curiosw).-N. del A.




34 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
de pueda ir, ni como 61 y las mujeres puedan 'cruzar las lines espaiiolas.-Ramsden, C6nSul."
A hora avanzada de la noche se recibi6 este cablegrama por el C6nsul General, sin cifrar, y 6ste contest a Mr. Ramsden que se pusiera en comuriicaci6n direct con el Ministro de Negocios Extranjeros, en Londres. Para contribuir a tranquilizer los finimos, el Gobierno Civil public, en hoja suelta la siguiente alocuci6n:
"Habitantes de Santiago de Cuba: "Perturbada la characteristic tranquilidad de este vecindario por la invasion del enemigo, cuya proximidad nos anuncia el silbido de las balas en nuestros propios hogares, nada habrA de calmer mejor ese natural sobresalto que se apodera de los pueblos poco acos-tumbrados a los horrors de la gu6rra, que la voz de vuestro gobernante, obligado hoy mfis que nunca a velar por vuestra seguridad individual y por vuestros interests, y a que os encontrais solos por estar ocupados los elements tiles de la Ciudad en la defense de la misma.
"La falsa alarm producida en la maffana de boy a causa de la autorizaci6n solicitada por el representative de una naci6n extranjera.para retirarse fuera de la poblaci6n con las familias de sus conciudadanos que quisieran seguirle, no ha tenido raz6n de ser, pues con el fin de cerciorarme de la verdad respect ala noticia propalada sobre bombarded de la ciudad, me he avistado con los Excmos- Sres. Gobernador Militar de la Plaza y Contralmirante Jefe de la Escuadra surta en el Puerto, y puedo aseguraros que esa noticia careceen absolute de todo fundamento por no haberse tratado de semejante media, atribuy6ndose lo ocurrido a falsos rumors circulados por el pueblo.
"As!, pues, recomiendo a todos los habitantes de esta Ciudad, la mayor calma en estos critics moments, no prestando oldos a versiones siempre exageradas que s6lo pueden traer fatales consecuencias en el seno de las families.




EMILIO BACARDI MOREAU 35
Santiago de Cuba, 2 de Julio de 1898. Vuestro Gobernador Regional.-Leonardo Ros."
Desde las dos de la tarde habia vuelto a reerudecerse el fuego, sitiadores y sitiados, de trinchera a irinchera, lo mantienen siempre vivo y las bacteria de unos y otros se envian gran ndmero de proyeetiles. De vez en cuando, los sitiadores salen de sus trincheras y tratan de asaltar las de la plaza, pero los espafioles centuplican su fuego por descargas y sus caflones atruenan el espacio, formidablemente, hasta que los asaltantes vuelven a sus abrigos. Repentinamente se nubl6 el cielo y descendi6 sobre la tierra un copioso y largo aguacero. Cedamos la palabra a un weino y testing ocular: (1)
.'El fuego habia redoblado intensamente. Todos los fuertes y las bacteria disparaban con furia, peroja lluvia, ocultaba el campo del combate. Era que el ej6rcito sitiador, a favor del aguacero, habla abandoned sus posiciones y se precipitaba resueltamente sobre los atrincheramientos del ei6rcito espafiol; pero 6ste ojo avizor y receloso, lo advirti6 a tempo y hacia aquel horrible fuego sobre los audaces asaltantes.
Y para mfis completer aquel cuadro terriblemente trfigico y fulgurante, retumb6 el trueno en el espacio; un relAmpago, serial del rayo aterrador, cruz6 el cielo tempestuous, formando un enorme zig-zag de fuego, y todas las cataratas de las alturas descienden sobre la tierra ocultkndolo todo con su gran masa de agua, y el viento de huraefin, rugiente y furibundo, azotaba con impetus Arboles, techos, paredes y cuanto hallaba al paso. Los doses se irritaban. Jf1piter habla fulminado el rayo destructor; Neptuno lanzaba desbordado el liquid element; Eolo habla desatado el furioso vendaval. Y las, Parcas, pfilidas, horrible, y desgrefiadas, azuzadas por.las feroces Eum6nides, no se daban
(1) Ntsknuel L Biwera, en ou libro citado -N.
del A.




36' CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
tregua en el inferno de fa lucha blandiendo sus ensangrentadas guaddhas y segando vidas implacablemente.
Veinticinco minutes despu6s decreci6 la lluvia i el trueno rugi6 lejano, elviento ces6 y se descorri6 el tupido velo blanquecino que ocultaba el cielo y la campifia." Los menesterosos de Santiago de Cubahoy que reina la indigencia casi todos los vecinos de esta capital lo son-no se han visto desamparados en estos dias. El Sr. Michaelsen, alma noble y generous, se ba multiplicado trabajando con empefio para que no cesara .defuncionarlaCocinaEcon6mica. Ysulabor tesonera se ha visto premiada con el 6xito.: la Cocina Econ6mica no ba cerrado sus puertas, a pesar de las critics circunstancias que afligen a esta ciudad. Cuando todo el mundo s6lo piensa en si mismo, D. Germin Michaelsen unicamente piensa en dar de comer a I cantos han bambre y sacrifice su bienestar y el bolgado repose que le brinda su ventajosa ppsici6n social, official y econ6mica para dar pan al bambriento, para protege a los desvalidos, a ese andrajo de humanidad miserable que hubiera perecido. si la Cocina Econ6mica llega a clausurar sus areas. Otra vez suspended os nuestro relate para insertar. los siguientes pfirrafos de un amigo nuestro ya c itado, testing de los success que narramos:
"A Jas,piq de ]a tarde ces6 el ataque, pero a las sietese reanud6, continuando por espacio de media hora, callando al fir) caflones y fusiles.
Las densas sombras de la noche habian envuelto a la ciudad bloqueada y sitiada. Sus calls obscures y enlodadas esthn desiertas, y sus pores habitantes, a puerta cerrada, se hallan en lo mfis rec6ndito de los hogare* perisando que, como la noche anterior, la tregua duraria hasta el alba. Espesos nubarrones, cubrian el cielo por el
Q) ManueI, A., Barrers, en su libro citado.-N.
del A.




EMILIO BACARDI MOREAU 37
E. y ocultaban la luna, que tenia cinco dias de hallarse en creciente; la atm6sfera se sentia despejada por la tempestad de la tarde, y la tierra exhalaba los frlos hhlitos de la humedad.
las ocho y media rompi6 el negror de las tinieblas la rojiza llama de various incendios en algunos punts de la sierra, al 0. de la bahia. Eran los destacamentos espaholes que incendiaban el fuerte de Monte Real y otros de la sierra para replegarse a esta plaza. Poco antes de las diez empez6 por el N. E. un fuego violentisimQy atronador, que pronto se corri6 por toda la linea desde el camino de Las Lagunas hasta la Plaza de Toros. La Luna, poco antes escondida, descorri6 su velo de negros encajes, y por entre un jir6n de rotas nubes asom6 su phlida faz, proyectando sobre la urbe sobresaltada su. triste luz de cirio funeral, mientras un copioso aguacero de balas de todos calibres, caia y reventaba por las l6bregas y desiertas calls, azotaba techos y paredes, llevaba el pAnico al knimo del vecindario, que creia llegada la horrible noche de la "Saint Barthelemy". He aqui lo ocurrido: las fuerzas sitiadoras que se hallaban en las inmediaciones de Boniato, advirtieron ruido y movimientos' por aquellos parades, divisando algunos bultos. Y como estos no contestaron al Iqui6n va? rompieron fuego sobre ellos. A los cinco mi nutos era general el fuego en toda la linea. Los bultos eran ganado suelto, espantado por el fragor del combat del dia, que ensconces pastaba tranquilamente. Algo mfis de media hora dur6 aquel fuego inopinado, creyendo cada adversario que era asaltado por el otro. EL "ALVARADO" El caflonero "Alvarado", que se hallaba en el
varadero de Punta Bla:nca, fu6 puesto- hoy a flote, y durante esta noche levant;6 las Iineas de torpedos y otros obstficulos que impiden la navegaci6n por la canal del puerto, para que pueda salir la division naval de Qervera.
El commandant de Artilleria D. Severe G6mez,




38 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
NWiez, del Rj6rcito Espahol, que ha escrito mucho sobre esta guerra, dice: (1) "El dia 2 de julio los norteamericanos, -in salir de las trincheras que habian abierto por la noche iniciaron violentisimo fuego. Durante 61, avanzaron dos veces al descublerto cuatro artilleros de los pocos que salieron ileso--, y recogieron el material de la pieza que el dia anterior quedara en el camino. "Tan heroic comportarniento, al ser conocido del general Toral, occasion una propuesta. Los nombres de esos valientes: Pedro Gavira, Modesto Campallo, Antonio Le6n, y Juan Morlfi; este illtimo result gravemente herido.
Los defensores de Santiago de Cuba, desde los puestos del recinto, sostuvieron duro fuego contra el enemigo, qu e impidi6 que este pudiera poner sobre su linea las cuatro baterias de campafla, lo que enerv6 mucho sus ya decaidas fuerzas.
Calixto Garcia recibi6 orden el dia 2 de colocarse con las partidas insurrectas al Norte de Santiago de Cuba, para interceptar la plaza con el camino de Palma Soriano, por donde era presumable la Ilegada de refuerzos." LA COLUMNA El 2 la column del colonel Escario hizo su
DE ESCARIO. march de Arroyo Blanco a Palma Soriano,
teniendo que softener *ombate con fuerzas cubanas, confesando Escario haber sufrido 4 muertos y 6 beridos, Lleg6 a Palma Soriano a las tres de la tarde El general Calixto Garcia, en su parte official a] general en jefe Mfiximo G6mez, dijo: "De Baire a Palma, esa column tuvo que batirse duramente con el general Francisco Estrada, que le caus6 centenares de baias, al. extremo de que en todo el trayecto se ban encontrado cadfiveres.
"Con esta column tuvieron tambi6n fuego el teniente colonel Lora, con parte de la Caballeria de la Divisi6n de Bayamo y mi escolta de caballeria, al mando del teniente Carlos
(1) La Guerra Hispano-Americana.-Santiago de Cuba.-N. del A.




EMILIO BACARDI MOREAU 39
Martin Poey. El colonel Escario se repuso algo en Palma, donde dej6 sus bajas, y extraviando casinos lleg6 a Cuba por el camino del Cobre, sosteniendo algunos fuegos. Quizis la entrada de esta column se hubiera impedido y yo hubiera podido salir a su encuentro con el grueso de mis fuerzas, aunque para ello hubiera tenido que abandoner el blanco derecho del ei6rcito norteamericano." Por heliograma particip6 al general Toral su Ilegada a dicho poblado el colonel Escario. Inmediatamente Toral le orden6 que viniera a marches forzadas sobre esta plaza, que se encuentra atacada desde ayer, y dispuso que de San Luis salieran dos escuadfones del Regimiento del Rey lo de Caballeria, la guerrilla.montada del 20 Batall6n del Regimiento de Cuba, una compafila del 1 0 del de la Constituci6n y otra del 1 o del de San Fernando. con el fin de apoyar la march de la referida. column.
Escario di6 descanso a sus troops, les hizo servir abundance rancho y les dirigi6 la siguiente: "Orden de la Columna del 2 de Julio de 1898 en Palma Soriano.-Soidados: Salimos de Manzanillo, torque el enemigo amagaba a Santiago de Cuba. Tenemos que corner en ayuda de nuestros compaiieros, torque alli nos llama nuestra honra, que es la propia de nuestros padres.
"Yo, que me siento orgulloso de baber tenido la suerte de venir con vosotros enestos dias en que la patria nos exige doble energia y allento, os dirijo dos palabras, a fin de que sephis estoy contentisimo de vuestro comportamiento, y para indicaros la hecesidad de hacer un esfuerzo, dejando,'corno hasta aqui, bien pesto el nombre de nuestra querida tierra.
"Gritad, pues, conmigo: iViva Espafla! y marchenfos adeIgnte en busca de los que quieren saber lo'que vale cada uno de vosptros. La victoria es nuestra. Vuestro colonel, Escario."
Dej6 en ese pueblo sus heridos y enfermos y tomAndo buenos pricticos, hizo tocar llamada a las tres de la madrugada del siguiente




40 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
dia 3 y por atajos y senders extraviadog emprendi6 su d1tima jornada con direcci6n a esta plaza.
EL EJERCI TO El general Garcia, en su parte official al geneCUBANO. ralisimo G6mez, refiri6ndose a las operations
de hoy, dice:
"Al amanecer del dia 2 (Julio) continuamos avanzando por el flanco derecho, ocupando todo el Norte de la ciudad y Ilevando al gene- ral Cebreco, con fuerzas de su division, a vanguardia, y al extreme de 6sta, al general SAnchez Hechavarria con las suyas. "Al Ilegar a la via f6rrea 'de Cuba a San Luis hizo alto el centre y retaguardia de la column ocupando la vanguardia varies alturas al otro lado de la linea.
"Al avanzar el dia 2, por la mariana, el general Francisco Sfinchez, por la linea f6rrea sobre Santiago de Cuba, encontr6 cuatro guerrilleros que hicieron fuego y fueron muertos por nuestras troops. Tambi6n el colonel Ferrera, que avanzaba por la derecha, bati6 una guerrilla en la loma de Quintero, apoderfindose de la posici6n, que ocupamos, asi como la loma de la Caridad. "Durante todo el dia hice avanzar una columna por la linea f6rrea, en direcci6n de San Luis, El enemigo, despu6s de ligeros tiroteos, abandon los poblados de Cuabita y Boniato y diversos fuertes, replegfindose a San Vicente.
"Todo el dia 2 se sostuvo rudo fuego con el enemigo de Santiago, que desde sus fortificaciones hacia fuego de fusil Y caf!6n sobre nwestras posiciones. Tuvimos diez bajas. En este dia sali6 toda ta colonial francesa, con el c6nsul de su naci6n, acogi6ndose a nuestra bandera.
"Mis fuerzas todas durmieron en las posiciones ocupadas, a tiro de fusil de la ciudad". LAS WAS V CUERPO DE EJERCITO DE LOS E. U.
DE SAN JUAN. Bajas habidas en el combat de San Juan.y
Alrededores de Santiago de Cuba, del 1 al
2 de Julio.,,
_,XUERTOS.
Divisi6n.-P Brigada. 160 Regimiento de Infanteria.-Capitfin




EMILIO BACARDI MOREAU 41
Theophilus W. Morissony trece de tropa. 60 Regimiento de Infanteria.-Capitfin Alexander M. Wethewill, primer teniente Jules G. Ord, segundos tenientes Ruben S. Turnman, Edmund N. Berchley y diez de tropa. 710 Regimiento de Infanteria de New York.-12 individuals de tropa.
2a Brigade.
20 Regimiento de Infanteria.-Capithn Charles W. Rowell y 0, de tropa. 100 Regirniento de Infanteria.-Capitfin John Dfirne y cuatro de tropa. 21 0 Reg I miento de Infanteria.-Seis individuos de tropa.
3a Brigade.
220 Regimiento de Infanteria.-Coronel Charles R. Kickoff (jefe de la brigade). 90 Regimiento de Infanteria.-Segundo teniente Louis H. Lewis y cuatro de tropa. 130 Regimiento de Infanteria.-Segundo teniente William A. Sater y 17 de tropa. 240 Regimiento de Infanteria.-Segundos tenientes John A. Gurney, Joseph H. Augustin y 6 de tropa.
2a Division .-ja Brigada.
220 Regimiento de Infanteria.-Dos individuos de tropa.
2- Brigade.
40 Regimiento de Infanteria.-Un individuo
de tropa.
3- Brigade.
170 Regimiento de Infanteria.-Cuatro individuos de tropa.
Brigade Independiente.
3er. Regimiento de Infanteria.-,Un individuo
de tropa.
Division de Caballeria.
1- Brigade.
3er. Regimiento de Caballeria.-Tres indi-viduos de tropa.
60 Regimiento de Caballeria.-Dos individuos de tropa.
90 Regimlento de Caballeria.-Teniente coronel John W. Hamilton y dos individuals de
tropa.
2& Brigade.
ler. Regimiento de Caballeria regular.-Co-




42 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
mandate Albert J. Turse y doce de tropa. 100 Regimiento de Caballeria-los. tenientes William E. Shipp, William H. Smith y cinco individuals de tropa.
ler. Regimiento Voluntarios Caballeria.-CapitAn William 0. O'Neil y catorce individuals de tropa.
Artillerfa.
ler. Regimiento. Bacteria K.-Un individuo de tropa.
20 Reg'imiento. Bacteria A.-Dos individuals de tropa.
Sanidad Militar.
Harry W. Danfordh, M. D.
HERIDOS.
Sanidad Militar.
Un individuo de tropa.
Ingenieros.
Un individuo de tropa.
2 0, Regimiento de Caballeria. (Afecto al Cuartel General).-Un individuo de tropa.
Ia. Divisi6n.-i- Brigada. Brigadier- general Hamilton S. Hawkins, jefe de Ia brigade.
160 Regimiento de Infanteria --Capitanes Thos. C. Woodburny, William C. Mc.Farland, y William Lassiter, ler. teniente N, Dunning, 2os. tenientes Lewis G. Gorley y Robert E. L. Spencer y 109 de tropa. 60 Regimiento de Infanteria.-Teniente coronel Henry C. Egbert, capitanes George B. Walker, Zerah W. Torrey, 2os. tenientes. William 'H. Linions, Clarence N. Purdy, Louis H. Gross, John Robertson y ciento seis de tropa.
71 0 Regimiento de Infanteria de New York.2 0 teniente William E Twel Jr. y sesentinueve de tropa.
2a 'Brigada.
20 Regimiento de 'Infanteria.-Comandantes Jacob H. Smith, William J. Turner, 2os. tenientes William J. Lutz, Bryand H. Wells, otro official y cincuentid6s detropa. 10.0 Regimiento de Infanterfa.-Comandantes Richard J. Eskridge, Sumner H. Lincoln, capitfin Robert C. Van Vleit, ler. teniente




EMILIO BACARDI MOREAU 43
Karl L. Kopp, 20 teniente Mathew D. Saville y treinticinco de tropa, 210 Regimiento de Infanteria.-2- teniente Francis K. Meade y treintiuno de tropa.
3a Brigade.
9o Regimiento de Infanteria.-Veintisiete individuals de tropa.
13o Regimiento de Infanteria.-Teniente coronel William S. Worth, commandant Phillips H. Ellis, capitanes John B. Guetrie, Harry C. Cavenaught,'ler. teniente Albert B. Scott y ochenticinco de tropa. 24o Regirniento de Infanteria.-Teniente coronel Emerson H. Liscum, capitanes John J. Bewrto-n, Arthurt J. Ducat, los. tenientes James H., Brett, Henry G. Lyon, 20'teniente Albert Laws y setentiseis de tropa.
2, Divisi6n.-la Brigada.
22o Regimiento de Infanteria.-Tres individuos de tropa.
20 Regimiento de Infanteria de Massachusetts. Cuatro individuals de tropa.
2- Brigade.
40 Regirniento-de Infanteiia.-Tres individuals de tropa.
25o Regimiento de Infanteria.-Cinco individuos de tropa.
3a Brigade.
12o Regimiento de Infanteria.-Seis individuos de tropa. 1
17- Regimiento & Infanteria.-Trece individuos de tropa.
Brigade Independiente.
3er, Regirniento de Infanteria.-Doce individuos de tropa.
200 Regimiento de Infan teria.-Un official y seis de tropa.
Division de Caballerfa.-Is Brigada.
3er. Regimiento de Caballeria.-Comandante E. H. Wessels Jr., capitanes George A. Doods, George K. Hunter, los. tenientes Arthur T. Kayer, Alfred C. Merillat, Oren B. Meyer y cuarentiseis de tropa. 6o Regimiento de Caballeria.-Teniente coronel Henry Carroll, capitanes John B. Kerk, Augustin P. Blockson, 20 teniente Walter C. Short y cincuentitr6s de tropa.




;44 CRONiCAS Dt SANTIAGO DE CUBA
91 Regimiento de Caballeria.-Capithn Chas W. Taylor, ler.'teniente Wintrop S. Wood y dieciocho de' iropa. 2a Brigade.
ler. Regimiento de Caballeria.-Comandante James M. Bell, Thos J. Knox, los, tenientes Albert L. Mills, George L. Byram y cuarentinueve de tropa.
10, Regimiento de Caballeria.-Comandante Theodore J. Wint, captain John Bigelow Jr., los. tenientes Malven Hield Barnum, Edward D. Anderson, Ridhard L. Livermore, 2os. tenientes Harry C. Williard, Henry Whitehead, Thos. H. Roberts, Frank R. Me Coy y setenticuatro de tropa.
ler. Regimiento Voluntarios de Caballeria. (Rough Riders).-Comandante Alexander 0. Brodie, capitanes Jas. H. Mc.Clintock Richard C. Day, los. tenientes Joseph A. Carr, John R. Thomas Jr,2os. tenientes Horace K. Devereaux, David J. Leahy, cadete Ernest H. Haskell y ciento dos de tropa.
Artillerfa.
20 Regimiento. Bacteria A.-Diez individuals de tropa.
Batefia F.-Capithn Charles D. Parkhurst y dos de tropa.
Brigade de Voluntarios. Infanteria. 9- Regimiento de Caballeria de Massachusetts.-Tres individuals de tropa. ler. Regimiento de Caballeria de Ohio.Comandante Webb C. Hayes. Administraci6n Militar de Voluntarios.-CapitAn Morton J. Henry.
AGUADORES.
(1 0 al 2 de Julio).
Brigade de Voluntarios. 330 Regimiento de Infanteria de Michigan.
MUERTOS.
Dos individuals de tropa.
HERIDOS.
Diez individuals de tropa. LA ESCUADRA El almirante Cervera al general en jefe 031anDE CERVERA. co):
"'Santiago de Cuba, 2 de Julio madrugada, Trgente.-Recibo telegrams urgentes de anoche; envio a mi jefe de Estado Mayor




EMILIO BACARDI MOREAU 45,
Para que los muestre al general Toral, y mando a engender Para salir en cuanto se reembarque fuerza."
El general en jefe (Blanco) al almirante Cervera:
"Habana, 2 de Julio de 1898.-(Urgentisimo): En vista estado apurado y grave de esa plaza, que me participate general Toral, embarque V. E. con la mayor premura troops desembarcadas de la escuadra y salga con 6sta inmediatamente."
El almirante Cervera al commandant en jefe accidental del 40 Cuerpo de ej6rcito, Santiago de Cuba:
"Excmo. sehor: Despu6s de los telegrams del Excmo. seffor general en jefe, que le ensef16 esta mahana mi jefe de Estado Mayor, acabo de recibir el siguiente: "En vista esItado apurado..*. salgainmediatamente." Lo quetengoelhonor de trasladar aV. E. conel fin & que d6 sus 6rdenes Para poder cumplimentar inmediatamente la del general en jefe. Dios guarded a V. E., muchos aflos.-Santiago de Cuba; 2 de Julio de 1898.-Pascual Cervera.
El commandant en jefe accidental del cuarto cuerpo de ej6rcito (Toral) al almirante (tervera).
"Exemo. seffor: Enterado del cablegrama del general en jefe dirigido a V. E., disponiendo el reembarque de las fuerzas de la escuadra, ordeno con urgencia que la compaflia que se halla en San Miguel de Paradas vaya a embarcar en S. Jos6; la de Mazamorra en Socapa; la de Cruces en el muelle de este nombre; la que estb. entre los fuertes der Gas6metro y Horns, en, Punta Blanca y or resto de las fuerzas de Marina desembarcadas, en el MueIle Real. Lo que tengo el honor de comunicar a V. E. Para su conocimiento y effects de embarque de las referidas companias.,-Dios guard a V. E. mudhos affos.-Santiago de Cuba, 2 de Julio de 1898.' JoO Toral."




46 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
El general en jefe (Blanco) al comafidante en jefe accidental del 40 Cuerpo (Toral). "Habana, Julio 2 de 1898.-Recibido telegrama de V. E. de la I h. 30 m. de la madrugada de hoy, que contest, reiterAndole las instrucciones que he dado a V. E. en mi dltimo telegram de esta madrugada. Es indispensable concentrar las fuerzas y prolonger cuanto se pueda la defense impidie ndo enemigo se apodere boca del Puerto antes salida escuadra, que ordeno al general Cervera, en vista estado plaza, que V. E. me participate, Para evitar rendici6n ni destrucci6n barcos. Si V. E. con esas valerosas troops, pudiera dar, lugar a llegada brigade Escario o Pareja, mejoraria mucho situaci6n; pero si 6sta fuera tan critical que imposibilitase continuar la defensa, reunirfi todas las troops y habitantes leaves, procurando abrirse Paso, retirAndose sobre Holguin o Manzanillo, inutilizando lo que no pueda Ilevarse, quemando y destruyendo cuanto deje a retaguardia, sin que quede al. enemigo el menor trofeo de su victoria, confiando en todo caso en que V. E. sabrA adapter cumplimiento mis instructions con estado plaza y fuerzas."
El commandant en jefe accidental del 4o cuerpo (,Toral) al general en jefe VABlanco): "Santiago de Cuba, Julio 2, 1898.-Amanecer reanud6 enemigo ataque plaza, que continila, a la vez que a poblado Cuabita, sobre linea f6rrea, y al Cobre, induciendo esto a creer haya sido detenida column Eseario por fuerzas desembareadas Aserradero. A petici6n almirante Cervera, ordenb urgentemente reembarque troops escuadra, debilitando en mil. hombres defense, pues fuerzas Asia, Ilegada madrugada, y resto C onstituci6n, arenas completan bajas tenidas ayer. Situaci6n cada vez mks insostenible."
El capitfin general de Cuba (Blanco) al ministro de la Guerra QCorrea): "Habana, 2 de Julio de 1898.-(Entre otras cosas),.-He ordenado salga e*scuadra inmedia-




EMILIO BACARDI MOREAU 47
tamente, pues si se apodera enemigo boca puerto, esth perdida."
El general en jefe (Blanco) al commandant en jefe accidental del 40 cuerpo (Toral): "Habana, 2 de Julio de 1898.-Recibido telegrama de V. E. de la una y media. Comprendo situaci6n dificil, pero no desesperada. Si Escario o Pareja se incorporan, mejorarh mucho. De todos modos, sostenga V. E. la plaza a toda costa y antes capitulation, procure unirse con a1gunas de aquellas fuerzas, dejando heridos y enfermos hospitals, asistidos Cruz Roja: poblaci6n no deber! destruirse, a pesar de lo que anoche le dije. Lo esencial es que la escuadra, salga enseguida, pues si se apoderasen de ella los norteamericanos, Espafia estarA moralmente vencida y tendrA que pedir la paz a merced del enemigo. Una plaza perdida puede recobrarse; la p6rdida de la escuadrak en estas circunstancias es decisive y no se recobra. No deje V. E. de telegrafiarme comuniefindome los success y sus impressions." MARINA. Comunic6 a la Comandancia de Marina el
Ayudante de Manzanillo: "Julio 2.-El commandant del Centinela, con fecha 30 pasado, trasmilti6 a Manzanillo el siguiente telegram:
"Al salir diez mariana 6sa tres buque enemigos, volvieron dar aviso, y sali a su encuentro en Punta Niquero y hacia buque, regres6 para resguardarme en Punta Niquero. Empez6 fuego cah6n y fusileria de 500 a 2 mil metros de distancia; disparando el enemigo artilleria de siete y nueve centimeters y de cuarenta a cincuenta y siete milimetros. "Lamento la muerte del fogonero Dopico. "Tuvo'buque averia mfiquina en la parte de babor, proa, que podrh repararse fficilmente. Segdn creo, buque tiene unos 25 balazos. "El cafl6n de popa, inutilizado al principio y al final el de proa, no pudo continual fuego. "Desembarqu6 con, gente para defender hasta el dItimo extreme metros de distancia, sin variar por nuestra parte de posici6n, debido a que el enemigo hizo su retirada por la mis-




48 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
ma pasa, quedando al obscurecer detrAs de los referidos cayos, a nuestra vista. En el pont6n Maria hubo dos heridos graves y algunos contusos.-Barreda."
"Casilda, Julio 2,-Durante el dia y sobre Punta Caney vemos un buque grande varado, y tres pequefios, uno de ellos monitor. DuIrante el dia han, trabajado hasta que a las seis qued6 a flote, navegando hacia barlovento; 4 la puesta del sol qued6 a la altura Cayo Blanco Zaza, por la parte Norte, durante el dia de hoy.-Medrano." EL BLOQUEO. (3 de Julio).-Los vigias, de este puerto al einpezar oy su servicio, a las cinco, de la mafiana, enarbolaron la serial de escuadra enemiga. a la vista, a cinco mills del Morro. Estftn frente-a la entrada de este puerto, los acorazados Broo klyn, Indiana, Iowa, Texas, Massachusetts, Oregon y un yate. Los demAs barcos se hallan frente a Aguadores., ATAQUE Al amanecer de hoy 3, los sitiadores rompieron fuego desde sus trincheras sobre las lipeals espafiolas, no tan vivo y nutrido como en Jos dos dias anteriores y con algunos intervalos, decreciendo paulatipamente hasta quedar reducido a alguTxo que otro disparo de paf!6n y a tiros sueltos de fusil. Los espaiboles arenas contestant hoy, y s6lo cuando se intenta algdn advance rompen fuego por descargas, a la voz de mando, y luego que retroceden los asaltantes las corneas espa:ftolas tocan alto el fuego". Parece que economizan sus municiones. Asi se mantuvo el combat desde el camino de Las Lagunas hasta la Loma de Quintero, punts terminals de la linea de sitio. A las once media el fuego ces6 enteramente. Hoy, domingo, no parece que lo es. La ciudad present el mismo aspect que en los dos precedents dias: todo paralizado. Cerca de las 7 de la mahana, se acerca fuerza armada por el camino -del Cementerio, creyendo muchos que es la'columna Escario, pero pronto se convencen de que no es, por su corto efectivo. Son .200 hombres aproximadamente. Despu6s se sabe que dicha column la component las guarniciones de la vifta del




EMILIO BACARDI MOREAU 49
Cobre y de los fuertes de la sierra, que-harp evacuado esos punts yse repliegan a esta, plaza, obedeciendo 6rdenes que han recibido. A las 8 de la misma mariana, las fuerzas de Marina del crucero "Roina Mercedes" que se hallaban ocupando las trincheras de la salida al Caney, verifican su repliegue a la ci.udad y se dirigen al Muelle Real donde embarcan.
LA ESCUADRA A las 9 h.'y 45 m. a. m., la Divisi6n Naval
DE CERVERA. de Operaciones, mandada por el contralm
rante Cervera, lev6 anclas, iz6 sus grades banderas de combat por la vez postrera y enfil6 las proas de sus buques hacia el largo, angosto y tortuoso canal de este puerto. Abandonaba las mansas aguas de esta rada donde habia permanecido desde el 19 de Mayo, en busca de la muerte. El "Infanta Maria Teresa", con la insignia de commandantte general *a bordo", desfil6 por delante de los: demhs barcwde la flota. La marineria de estos, subida a los mAstiles, salud6 a la voz, por ffltima vez, a su almirante. Dobl6 Punta Gorda el "Infanta Maria Teresa", y tras su capitana, en linea de fila, siguieron el "Vizcaya", el "Crist6bal Col6n" y el "Almirante Oquendo". Luego la escuadrilla de torpederos, integrada por el "Plut6n" y el, "Furor". Piloteaba al buque almirante el prActico de w1mero D. Miguel L6pez Rosabal,. al "Almirante Oquendo" el prActico mayor D. Apolonio Nfifiez, Al ',Vizcaya", D. Re7 migio Jim6nez, al "Crist6bal Colft", D. Venancio FernAndez, al "Plut6n", D. Andr6s L6pez y al "Furor" otro prfictico conocido. por D. Manuel. Las fuerzas destacadas
en Punta Gorda, la Socapa y el Morro saludaron a la escuadra con vivas atronadores. Tan pronto como el barco insignia de Cervera se hal16 a la altura de la bacteria de Santa Catalina, fu6 divisada por la escuadra bloqueadora y uno de sus barcos dispar6 el caflonazo de alarma e hizo la sehalde que el enemigo se escapaba. Un gran movimiento se produjo entre- la escuadra ameri fana, y al minuto 6sta rompi6 el fuego contra el "Infanta Maria Teresa", que seguia avanzando len-




0 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
tamente en demand de la angosta bocadel puerto. Inmediatamente lo rompieron tambi6n el Morro, la Socapa y Punta Gorda para protege la salida de la escuadra. Puesto en franquia el barco almirante, tronaror) sus baterias e hizo proa al Oeste accelerando marcha. En el mismo orden ya dicho los demfis buques de la escuadra siguieron las aguas de su nave capitana, disparando furiosamente contra la espuadra de Sampson. Corria Cervera con sus barcos paralelamente a la costa y tas naves de la flota americana lo hacian en otra linea parallel a la espafiola. En este orden pronto desaparecieron, perseguidos y perseguidores, al dollar Punta Cabrera, envueltos, en densas columns de humo y produciendo un cafioneo infernal.. El "Infanta Maria Teresa", despu6s, de incendiado, fu6 embarraneado a unas cinco mills del puerto; el "Vizcaya" en el Aserradero; el "Cristobal Col6n" ileso en la playa del rio Turquino y 61 "Almirante Oquendo" incendiado a una distancia de 10 a 12 mills del puerto.
Los destructores"Furor" y "Plutft" fueron destrozados inmediatamente que salieron, y6ndose a pique el primer y estrellindose en la costa el segundo, ya casi sumergido. Los espaholes tuvieron 323 muertos y 151 heridos graves. Los que quedaron con vida, cayeron prisoners de los americanos, con excepci6n de unos pocos. Cervera, cuaido 1leg6 a ta costa, W hecho pri sionero por los cubanos, y reclamado por los americanos fu6 entregado a estos.
En esta ciudad la espectaci6n es grande y el horrisono estampido de aquel tremendo canoneo, pone una nota de pavura en el finimo de la gente del pueblo que no sabe lo que sucede, pero que aterrdrizada por el bombardeo de los anteriores dias, cree que de nuevo se rompen las hostilidades contra esta plaza. Mr. Robert Mason, desde la Loma del Vigia cont6 2545 caflonazos 6n 65 minutes. Pron-* to los mejor informadds tranquilizaron a los demfis y como no calah proyeetiles sobre la




EMILIO BACARDI MOREAU 51
urbe sobresaltada, renaci6 la calma, que poco habla de durar.
TELEFONEMAS., Las diez y cuarenta minutes eran, cuando se
recibi6 un telefonema del Morro concebido en estos t6rminos: "La escuadra espafiola se bate en ala por Punta Cabrera; el enemigo no le da balance y parece consigue escapar. La americana se compose del Brooklyn, Indiana, Iowa, Texas, Massachusets, Oregon y un yate; los de Aguadores acudieron todos al combate"
A las once y quince minutes ya no se oy6 mis el fuego en esta ciudad. Otro telefonema del Morro, a los 12 y media, notici6: "Cuando sali6 nuestra escuadra lo hizo muy despacio; despu6s de salir los cuatro grades, salieron los destroyers y todos los buques americanos se les echaron enci rna. Nues.tra escuadra resisti6 el ataque y los destroyers hicieron por reunirse a ella; pero cerca de Punta Cabrera uno se incendi6, y6ndose sobre la costa, ei otro hizo mucho fuego, y cuando se vi6 perdido larg6 dos botes con gente; uno, gan6 I'a playa, el otro fu6 apresado; al abandoner lo incendiaron y se W a pique ardiendo."
EL 44ALERT" El sernfiforo seflal6, a las dos de la tarde un
vapor a la vista por el Sur. Minutes despu6s hizo serial de que el buque que venia era de guerra y luego que era de nacionalidad inglesa. Despu6s se supo que su nomb e era el "Alert" aviso que en el mes de Mayo habia estado, aqui. Se qued6 frente al puerto. TELEFONEMA. El Morro comunic6 por tel6fono, a las 3 de
la tarde, que los barcos que persiguieron a la escuadra espahola eran en junto 24, de ellos 15 de guerra y el resto mercantes armados. El Commandant de Marina dijo, por cable al Commandant General del Apostadero, lo siguiente:
CABLEGRAMA. "Santiago de Cuba, Julio 3 de 1898.-Sali6
nuestra escuadrg, sosteniendo fuego vivisimo, que no se oye ya, con el enemigo; parece que ha conseguido romper el bloqueo, dirigi6ndose al Oeste.-Pedemonte.1' NAUFRAGOS. Avis6 el prfictico D. Miguel L6pez Rosabal,
cerca de las 6 de la tarde, que a su casa de




52 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
Cinco Reales habian Ilegado cinco nAufragos de los cruceros "Infanta Maria Teresa" y "Almirante Oquendo", los que afirmaban que en Cabaffitas habia otros mfis. La Comandancia de Marina dispuso que fueran a recogerlos el 2o commandant Sr. Willer y el alf6rez de navio Sr. Nardiz, Ilevando a dicho prfictico y a 10 mariners armados, en el remoleador "Esmeralda". En el vaporcito "Colft" salieron tambi6n troops para recover a los que se hallaban por el camino y las veredas de la costa. Otro grupo de nAufragos c6n los tenientes de navio BustamAnte y Caballero, 2os. comandantes del Furor y PIut6n respectivamente, lograron Ilegar a la Socapa a las 9 de la noche.
NOTA BRITANICA. A las 7 de la maflana del mismo dia 3, el Sr.
D. Arturo Ar6stegui, pro-c6nsul de S. M. BritAnica en la Habana, por orden del c6nsul general Mr. Alexander Gollan, entreg6 al keneral Blanco la nota siguiente: "Exemo. Sr. D. Ram6n Blanco y Erena.9, Marquis de Pefla Plata, Gobernador y Capitfin General de la Isla de Cuba.-Sefior:Acompaflo un telegram de Mr. Ramsden, consul de Su Matestad BritAnica en Santiago de Cuba. Lo he recibido a las dos de la noche precedent yme ha causado gran impresi6n. Espero en nombre de la humanidad y de la civilizaci6n, que usted intervendrh inmediatamente con el almirante Cervera para demorar el bombarded de Santiago hasta que los no combatientes se fallen fuera de las lines espaholas. Dificilme nte concibo que la flota espahola pueda bombardier a Santiago, cuando el mismo ej6rcito espafiol se encuentra en la ciudad; pero las manifestaciones de Mr. Ramsden son bien claras, y su temor parece fundado en la respuesta del almirante Cervera al C6nsuI de Francia.Soy de usted muy reqpet*uosamente.-Alexander Gollan, C6nsul'General de la Gran Bretaila." '
A la bora se recibi6 en el Consulado General la siguiente contestaci6n: "A 'Sir Alexander Gollan, C6nsul de S. M.




EMILIO BACARDI MOREAU 53
Britbnica.-Mi distinguido amigo: Despu6s de leer el general Blanco la carta, me informa que el almirante Cervera es el jefe de la Escuadra y a 61 solo, por tanto, incumbe la facultad de adopter cuantap medidas juzgue conducentes al mejor 6xito de la campafta. Devuelvo a Ud. el adjunto telegram que ha tenido la bonded de remitir al general Blanco y le saluda su afectisimo amigo y servidor que besa su mano.-Jos6 Congosto, Secretario del Gobierno General." Mientras se cambiaba esta correspondence, el Ministry de Negocios Extranjeros de la Gran Bretafia comunic6 por cable al Embajador Britfinico en Madrid que exigiera del Gobierno de S. M. Cat6lica que no se verificara el bombarded de esta ciudad por la escuadra espahola fondeada en su bahia, sin, dar un plazo a todos los no combatientes para que pudieran abandoner la poblaci6n; y al C6nsuI General en la Habana se le orden6 que procediera en6rgicamente. Entonces el pro-c6nsul Sr. Ar6stegui, a las 11 de Ila mafiana del mismo dia 3, se present al CapitAn General y le manifesto lo siguiente: "Vengo a comunicar a V. E., en nombre del Gobierno de Su Majestad Britknica, que, si Ia ciudad de Santiago de Cuba es bombardeada por la flota espahola sin previa evacuaci6n de la misma por.las mujeres y los niflos, tal acto serh considered como un ultraje descarado contra la humanidad." Ya el general Blanco, desde el dia anterior, habla ordenado'a Cervera que abandonara este puerto con su escuadra, y su orden habia Pido cumplida. Los prop6sit.os civilizados y humanitarios de Blanco y Cervera hacia la ciudad de Santiago no pudieron realizarse, gracias a la intervencift de Inglaterra que esta vez como cuando los espantosos fusilamientos del "Virginius", impidi6 que se derramara mAs sangre y que nuestra amada ciud ad se hubiera convertido en un moiit6n de ruins humeantes que hubiera qervido de tumba a los cadfiveres carbonizados de sus moradores.




54 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
LA COLUMNA Dijimos que a las dos de la madrugada del
ESCARIO. dia 3, habia salido de Palma Soriano el coronel Escario con la column de Manzanillo, y en su parte official consign dicho jefe, 4ue aceler6 la march por el constant carioneo que desde muy temprano se o1a en direcci6n de esta ciudad, sosteniendo ligeros tiroteos con los insurrectos, sin comer ni descansar, hasta dar vista, desde el Puerto de Bayamo, a esta ciudad, y que alli supo la salida de la Escuadra; y que entre 10. y I I de la ma-, flana, al notar el vivo cafioneo hacia esta plaza, organize una colum.na volante compuesta del ler. Batall6n del Regimiento de Isabel la Cat6lica y 30, individuals por cada compaflia de los demAs Cuerpos, eligiendo los mAs fuertes, a las 6rdenes del teniente colonel del Batall6n de AlcAntara D. Baldomero Barb6n, adelanthndose a ella el propio colonel Escario con todas las fuerzas montadas. El resto de la column y la impedimenta qued6 al mando del colonel D. Manuel Ruiz Rahoy. A las tres de la tarde penetr6 en la plaza, por el camino de Bayamo, Escario con su. fuerza montada. Entre cuatro y cuatro y media lo hizoeltenientecoronelBarb6n. Yde9al0dela noche lo verific6 tambi6n el colonel. Ruiz RaBoy con el resto de las fuerzas. Dichas fuerzas se componian de los cuerpos siguientes: 10 y 20 batallones del Regimiento Infanteria de Isabel la Cat6lica No 75, el 10 del de Andalucia No 52, el Batall6n de AlcAntara Peninsular No 3, el de Cazadores de Puerto Rico No 19, la 2,secci6n dela 11, bateriadel' 50 Regimiento de Artilleria de Montafia con dos caflones Plasencia de V5 cm., una secci6n de la 81 compafiia del ler. Regimiento de Zapadores Minadores, cinco officials m6dicos y 30 individuals de Sanidad Militar, las guerrillas montadas de Manzanillo, Bayamo y Calicito, la 10,a compaflia de la Brigada de Transported a Lomo con 148 mulos y 50 arias particulars ernbargadas. Al salir de Manzanillo tenia esta column un efectivo total de 3.752 hombres y sac6 13,000 raciones de galleta, 15.000 de etapa de repuesto y el. correspondiente parquet w6vil.




EMILIO BACARDI MOREAU 55
Dijo Escario que, en toda la march tuvo, su column un colonel, dos officials y 68 de tropa heridos y 27 de esta illtima clase muertos, y que el consume de municiones W de 28.670 cartuchos de fusil Maiiser y 38 proyeetiles de car16n..
Lleg6 aqui esa tropa muy eseasa de municiones de guerra, y en cuanto a las de boca, s6lo le quedaban raciones para el dia siguiente. Al Ilegar la columnA a Dos Caminos del Cobre, un ayudante de la plaza le sefial6 los punts que debia ocupar y fueron 6stos: Caserio de Dos Caminos del Cobre: Batall6n Cazadores de Puerto Rico No 19, mandado por su ler. jefe el teniente colonel D. Ram6n Arana.
Plaza de Toros: ler. Batall6n del Regimiento de Andalucia No 52, mandado por el comandante D. Julifin Llorens. F6.brica de F6sforos: ler. Batall6n del Regimiento de habel la Cat6lica No 75, mandado por el commandant D. Luis Torrecilla del Puerto.
Campo de Marte: 20 Batall6n del mismo regimiento, mandado por el commandant D. Eugenio Briceflo.
Fuerte, trincheras y caserio de Canosa, Batall6n de Alefintara Peninsular No 3, mandado por su ler. jefe el teniente colonel D. Alejandro Barb6n.
Las fuerzas que ocupaban esos punts deadeel dia 1 0 fu6 asi como pudieron ser relevadas. A los voluntaries y bombers tambi6n se les reIev6 a las 7 de la noche, y se les previno que en caso de ataque acudieran a sus lugares de concentraci6n respectivos. Con la llegada a esta plaza de la column del colonel Escario, el, total de las fuerzas espafiolas es el siguiente: Recinto de la plaza desde Dos Caminos del Cobre hasta Punta Blanca ......... 5.500 Tropas de reserve .................... 1.000
Total de fuerzas regulars e irregulars -6- 600 La situaci6n casi viene a ser la misma, pues la pfoporci6n de* las fqerzas espafiolas, en estaplaza, si ha aumentado en unos 3,500 hombres, y des caliones de* tiro ripido, tambi6n




56 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
ha disminuido en 2,300 hombres de la escuadra salida esta mafiana, muertos, heridos y prisoners de los norteamericanos, con mAs la p6rdida de los 164 caflones modeinos de la escuadra, sus municiones y los seis barcos de que dicha escuadra: se componia., El interior del puerto ha quedado sin la defensa de la escuadra, reducido al crucero, "Reina Mercedes" casi desartillado, al pequefio cahonro "Alvarado" y al vapor mercante "M6jico", armada con dos caflones. CABLEGRAMAS "Al Secretario de la Guerra, Washington.BE SHAFTER. Julio 3.-Tenemos a Santiago sitiado por Norte y Este. Nuestras bajas pasan de mil. El general Hawkins, herido. Los generals Wheeler y Young, muy enfermos. La proporci6n de muertos respect al total de las bajas, extraordinariamente grande. La defensa de los espafioles ha sido heroic y resuelta.-Shafter.
"Al Secretario de la Guerra, Washington.Hemos embestido la plaza por el N. y por el E.; pero nuestra linea es muy d6bil. Al aproximarnos a la plaza hemos encontrado defensas fuertemente organizadas, que me seria impossible tomar por asalto. Yo pienso seriamente en retirarme y tomar posici6n a cinco mills pr6ximamente sobre las alturas, entre el rio San Juan y Siboney.Shafter.
Nuestro amigo el Sr. Barrera public lo siguiente, en sus anotaciones correspondents a este dia: (1)
"Mas otro suceso de transcendental y excepcional importance nos oblige, como a todos, a no ocuparnos mAs en la suerte cabida a la flota de Espafia para poner toda nuestra atenci6n preferentisima a la propia y future suerte nuestra.
Con la velocidad de una centella circul6 la noticia de que al mediodia el general Toral habia recibido, un mensaje del general en jefe
(1) PAginas In6ditas. (Del Libro Apuntes de un.
curioso).-N. del A.




EMILIO BACARDI MOREAU 57
del ej6rcito norteamericano, participAndole que bombardearia la ciudad si nose refidia, y otra vez el mAs horrible pbnico hizo presa en el Animo de todos los habitantes de esta desventurada ciudad, tan pronto amenazada por los trios como por los troyanos, y cuando ya se hablan tranquilizado algo al ver partir la escuadra, de Cervera. El texto del mensaje recibido por el general Toral y la respuesta dada por 6ste al general Shatfer, conocidos mucho despu6s, son los siguientes: "Cuartel General del 5o Cuerpo de Ej6rcito.Julio 3.
"Al General en Jefe de las fuerzas espaftolas.Santiago de Cuba.
"Sefior: Le suplico advierta a los ciudadanos extranjeros, mujeres y nihos, que deben abandonar la ciudad mariana, pues me ver6 obligado a bombardearla, a menos que se rinda. "Su respetuoso y obedience servidor.-W. R. Shifter. "
El general Toral contest: "Santiago de Cuba, Julio 3. A su Excelencia el General en Jefe del Ej6rcito de los Estados Unidos. Senior: Tengo el honor de contester a su comunicaci6n (le hoy, escrita a las 3 y 30 de la mariana y recibida a las cuatro de la tarde, intimando la rendici6n de esta plaza, mani-, festando -que de lo contrario se veria obligado a bombardier, aconsejindome al mismo tiempo dar aviso a los extranjeros, mujeres y niflos, para que la abandoned mahana, antes de las diez; de la misma. Es'mi deber contester a usted que esta ciudad no se rendirfi, y que informar6 a los c6nsules extranjeros y habitantes del contenido de su mensaje.
Respetuosamente suyo.-Jos6 Toral. General Jefe del Cuarto Cuerpo de Ej6rcito. CONFERENCIAS. Las 4 de la tarde serial aproximadamente,
cuando, despu6s de haber obtenido autorizaci6n del general Toral, se dirigieron a las lineas amoricanas, en coaches de plaza, haciendo parte del camino a pi6, los c6nsules Sres. D. Federico W. Ramsden, de la Gran Bretafia, su hijo Willie, D. Roberto Mason,'del Im-




58 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
perio Chino D. Isidoro P. Agostini y Cort6s, de Suecia y Noruega, y D. Modesto Ros y Rodriguez, de Portugal, segdn consign el primer en su interested Diario. Hablaron primer con el colonel Dorst y 6ste Jos llev6 a presencia de los generals Wheeler y Kent, que se hallaban detrfis de San Juan. Wheeler envi6 un mensaje al general Shafter, que estaba en El Pozo, quien ampli6 a 24 horas mAs el plazo concedido para que los no combatientes abandonaran la ciudad. Expusieron los representatives extranjeros que ese plazo. era muy corto, y que el ej6rcito espahol en nada se beneficiaba con que abandonaran la ciudad 20,000 mujeres y nifios extenuados para ir a una campifia desolada y ver luego sus casas destruidas. Los poblados del Caney, en poder de los americanos, y de Cuabita y Dos Bocas, en poder de los cubanos, fueron designados 'como lugares de refugio para los que emigraran. El general Toral rehus6 terminantemente permitir la entrada en puerto del aviso britfinico "Alert", que tijvo que permanence fuera, al noticiarle Mr. Ramsden que tambi6n aguardaba a otro aviso, el "Pallas", que Ilegaria al dia siguiente, para recover ambos a los s ibditos de su naci6n y transportarlos a Jamaica. Pas6 Mr. Ramsden casi toda la noche en junta con las autoridades arreglando los detalles para la partida de la poblaci6n civil. El consul de Austria-Hungria y del Imperio Alemhn, D. Germkn Michaelsen, pidi6 por cable al de esta illtima naci6n en Kingston que enviara al crucero :"Geier", que se hallaba en aguas de la vecina isla britfinica. En la Plaza de Armas y sus alrededores habia numerosos groups de personas, que aguardaban noticias references a la hora en que deblan salir de esta ciudad los vecinos de la misma. En todas las casas se, hacen preparativos, febrilmente, para la festinada marcha. Sacos, jabas, Hos y paquetes de todas classes, forms y dimensions con cuanto puede ser idtil, y muy especialmente, comestibles, pagfindolos a precious elevadisimos. Los nhufragos de la escuadra de Cervera que




EMILIO BACARDI MOREAU 59
se han ido presentando en la Socapa, ban sido, embarcados en el crucero:"Reina Mercedes", en calidad de dep6sito. Muy dolorosa ha sido para los espaffoles la realidad de los hechos, pues aunque no se ha publicado ninguna noticia official, se rumors muy bajito que toda la escuadra de Cervera ha sido destruida en el combat de esta maiiana. Y mfis todavia lo es por haber acari6iado durante a1gunas horas la creencia de que habia conseguido forzar el bloqueo y escapar, creencia a la cual contribuy6 el Sr. Willer, 2o commandant de Marina, quien a las once de la mariana, subia a caballo y a escape la cuesta de la Marina vitoreando a Espafia y dando la noticia inexact, que fu6 origin de tan err6nea creencia, y que algunos festejaron con champagne en "La Favorita". Sin ninguna novedad transcurri6 la noche de boy 3, como no fuera el apresuramiento del vocindario para terminal sus preparativos de partida.
CABLEGRAMA El general Toral dijo por cable al General en
OFICIAL. Jefe lo que sigue:
"Santiago de Cuba, 3 Julio 189 ,,=Lleg6 anochecer column Escario. Enemigo ha hostilizado esta mafiana different veces a nuestras fuerzas, cau-,hndonos comanAwite Asia Ram6n Escobar muerto, y siete heridos tropa. PresentAronse esta tarde en Socapa various nAufragos de los destroyers y un mariners del Maria Teresa, manifestando estos que, ya fuera vista puerto perdi6se dicho crucero y que Oquendo llevaba fue.9 a bordo, despu6s ban Ilegado mfis tripulantes del Maria Teresa. Se ignore paradero almirante Ce rvera.-Comunicar6 a V. E. mfis detalles cuando los conozca. Por manifestaci6n oficial torpedista no responder de los torpedos el6ctricos de primer linea y s6lo de cuatro de la segunda y haberse inutilizados dos y necesitar otros dos reparaci6n de los siete Bustamante, consider fficil que enemigo fuerce boca de puerto y dispongo su cierre, como dije a V. E.-Comandante Marina informal qpe ning-dn buque merchant podria lograrse y propane suniergir crucero "Reina Mercedes",




60 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
si bien advierte no impedir6. paso a buques de nueve a trece pi6s calado. Consult -a V. E. si se puede hacer operaci6n." WAS ESPAROLAS Las bajas habidas por el Ej6rcito Espafiol en
EN SAN JUAN los combats librados durante los dias 10,
Y ESTA PLAZA. 2 y 3 en San Juan y alrededores de esta plaza,
segdn el parte official espahol son: 40 Cruerpo de Ej6rcito. (Fuerzas afectas directamente al mismo).
MUERTOS.
Regimiento Infanteria de Asia No 55.
ler. Batall6n.
Commandant D. Ram6n Escobar, capitAn D. Paulino Brieva, 2os. tenientes D. Ubaldo Ruiz y D. Remigio Garcia. Seis individuals de tropa.,
Batall6n de Talavera Peninsular No 4. Capitfin D. Benito Manso, 2o teniente D. Francisco Vals y veinte individuals de tropa. Batall6n Provisional de Puerto Rico No 1. ler. teniente D. Mariano Balbuena, 20 id. D. Joaquin Martin y dieciocho individuals de tropa.
Artilleria.
Tres individuals de tropa.
HERIDOS.
Cartel General.
Exemo. Sr. teniente general D. Arsenio Linares Pombo, commandant en jefe del 40 Cuerpo de Ej6rcito.
Comandantes de Infanteria D. Domingo Arrfiez de Conderena, ayudante de campo del anterior y D. Jos6 L6pez FernAndez.
Artillerfa.'
Colonel D. Salvador Diaz Ord6fiez, comandante principal de su arma en esta plaza, capithn D. Patricio de Antonio, 2o teniente D. Jo,36 Fernkndez y dieciseis individuals de tropa.
Ingenieros.
Colonel D. Florencio Caula y Villar, comandante principal de su cuerpo en esta plaza, y un individuo de tropa.
Marina.
Capitfin de navio D. Joaquin Bustamante y Quevedo, jefe de E. M. de la Escuadra de Operaciones y de las fuerzas de la misma desembarcadas.




EMILIO BACARDI MOREAU 61
Regirniento Infanteria de Asia No 55 ler. Batall6n.
Commandant D. Vito Beato Delgado y ler. teniente D. Manuel Bolivar. Batall6n de Talavera Peninsular No 4. CapitAn D. Tomhs Panadero, 2os. tenientes D. Anaeleto Girbau y D. Eduardo Urrea y ochentid6sindividuos de tropa. Batall6n Provisional de Puerto Rico No 1 Commandant D. Luis Lamadrid, capitanes b. Jos6 Bonet, D. Luis GonzAlez y D. Francisco Pereira, los. tenientes D. Lbzaro Garcia y D. Adolfo Arias, 2os. tenientes D. Miguel Garcia, D. Jos6 Villanueva y D. Doroteo Fernfindez y cincuentid6s individuals de tropa. Regirniento Infanteria de San Fernando No 11. ler. Batall6n. Dos individuals de tropa.
Tercio de Guerrillas. 20 teniente del Ej6rcito D. Domingo Cadelo, officials movilizados: capitfin D. Baldomero Vigo, 2os. tenientes D. Domingo Mufloz y D. Pedro Rosell6 y 36 individuals de tropa.
DESAPARECIDOS.
Regimiento Infanterla de Simancas No 64 Colonel D. Jos6 Vaquero y Martinez Elizalde. Batall6n Provisional de Puerto Rico No 1 2os. tenientes D. Juan Martinez y D. Jos6 Nfifiez; y treintifin individuals de tropa. EL BLOQUEO. (4 de Julio)4 -A las 5 y media de la mariana
de hoy lunes, los tres vigias gefialaron "escuadra enemiga a la vista", y el Morro comunic6 por tel6fono que frente a la boca estaban el New York, Brooklyn, Massachusetts, Minneapolis, Vesubius, un yate y- 17 vapores merchants.
BARCOS A las 7 fu6 sefialado el aviso ingl6s Pallas y ja
QUE LLEGAN. las 9 el crucero austriaco Kaiserine und Koningue Maria Theresia. Quedaron todos en la boca del puerto y s6lo entraron botes de los mismos, despu6s que sali6 el remolcador "Colft", con bandera de parliament, para notificar a los comandantes de dichos buques que. no podian penetrar en el puerto por haber torpedos fondeados y alambreg tendi.dos en la canal. El 'Tolft",' tiajo a remolque los bbtes de los buques recienlle-




62 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
gados. Los officials de esos buques noticiaron a la Comandancia de Marina la p6rdida de los cruceros "Vizcaya" y "Crist6bal Co16n", por haber presenciado la -dltima fase del combat. El primer fu6 incendiado por los americanos y el dltimo embarrancado en Tarquino por los espafloles. El citado crucero austriaco estA mandado por el commandant Von Rupper, tiene 5, 70 toneladasy19 mills y 'media de velocidad. Mide 114 metros de eslora 16 de manga y 6,80 de calado; desarrolla 10,300 caballos de fuerza; tiene dos h4lices. Su coraza es de doce centimeters y diez en las torres. Monta 2 caffones de a 24 centimeters, Krupp; 8 de a 15, de tiro r&pido, y 2 de a 7 centimeters, de tiro rhpido, y cuatro tubos lanza-torpedos. Forman su tripulaci6n 450 hombres y es crucero protegido de la clase.
La llegada frente al puerto de este crucero, produjo un inc dente que pudo t ener fatales consecuenctas. Como la bandera del Imperio Austro-Hiingaro guard bastante semejanza con la espafiola, la Escuadra Americana tan pronto avist6 al Raiserine und Roningue Maria Theresia (Emperatriz y Reina Maria Teresa) se puso en m'ovimiento y destac6 various barcos que se le encimaron en actitud hostile, hasta que fu6 reconocido el pabell6n austro-himgaro. No poco trabajo cost6 al Sr. Michaelsen conseguir del Comandante de Marina la necesaria autorizaci6n para poder salir a la boca del puerto y comunicar coD el crucero austriaco, que vino en lugar del alemAn "Geier", al que no Is fu6 possible hacerlo. En un bote del barco austriaco, que desembarc6 marineria armada, embarc6 el Sr. Michaelsen los caudales de la casa Schumann y Caa, cuyo frente estaba, los de la Sucursal del Banco Espafiol y los de varies casas comercliales-que as! se lo pidieron-para ponerlos al abrigo de las futures contingencies de la guerra. Transportados esos caudalqs en sacos cerrados bone fide,' fueron embarcados en los botes del crucero austriaco y trasladados a 6ste, luego quedaron depositados en un banco de Kingston. Des-




EMILIO BACARDI MOREAU es
pu6s de la rendici6n de esta plaza, les fueron devueltos a sus duefios. LA CIUDAD. Hoy 4 la ciudad ha amanecido tranquil,
pero a in no ha recobrado su aspect habitual. ContiMian los establecimientos cerrados y el trkfico paralizado. En las puertas de los consulados y de las residencies particulars de los c6nsules, hay groups de extranjeros Avidos de adquirir noticias relacio-nadas con la salida de la ciudad. Aunque no truena el cah6n por la suspenqi6n de hostilidades acordada, todos estfin impacientes por abandonar la plaza huyendo a los orrores del bombardeo. Muchos recorren las tiendas de viveres en busca de provisions y alpargatas para la march, y por una ventana o puerta entreabierta logran compare algo. Todas las calls de la urbe estfin inundadas por los soldados de la column de Escario, llegada ayer de Manzanillo, y el Circulo Espafiol esta Ileno de officials. Algunos, pertenecientes a los buques extranjeros que estfin fuera del puerto, recorren las calls tambi6n. CONFERENCIAS. A las 9 de la mafiana vuelven a dirigirse a las
lines americanas los c6nsules extranjeros, Agostini, de Suecia y Noruega, y Ros, de Portugal, y Navarro, secretary interior del Gobierno Civil, *con objeto de obtener del general Shafter la ampliaci6n del plazo para Ique la poblaci6n civil pudiera abandoner la ciudad. Regresaron a la once sin haber conseguido entrevistarse con el general Shafter por hallarse 6ste ocupado. Pr6ximamente a las 4 de la tarde volvibron los representatives extranjeros D. Roberto Mason, de China, y D. Modesto Ros, de PoTtural, acompaflados del secretario interior del Gobierno Civil D. Angel A. Navarro y Villa, a entrevistarse con el general Shafter, que tampoco pudo recibirlos, pero tuvieron una conference con el general Wheeler, su jefe de E. M. un ayudante de aqu6l y el capithn Menocal, de Sanidad Militar, bajo la misma ceiba en que dias despu6s'se firm6 la capitulacl6n y que desde entonces tom6 el nombre de "Arbol de la Paz". Se trat6 en ella del consentimiento del ei6r-




64 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
cito sitiador para que pudieran cruzar las lines del mismo todos los no combatientes que en Santiago existing, de todas edades y classes, adernfis de las mujeres, ancianos y nihos, cuyo 6xodo se habia ya previsto por el ei6reito norteamericano. El consentimiento solicitado fu6 otorgado y asi lo comunic6 el general Shafter al general Toral, quien manifest6 que podian salir al campo todos los que fuesen admitidos dentro de sus lines por el ej6rcito norteamericano. SCHUEG Y LA Entre las diversas incidencias de este dia,
COLONIA FRANCESA. merece ielatarse la ocurrida a nuestro hermano politico, el Sr. Enrique Schueg Chassin, que 61 refiere asi:
"Abandon6 la ciudad el dia 2 con la Colonia Francesa, y el dia 4 por la tarde hube do regresar a ella, como representative de M. Hippeau, consul de Francia, portando un pliego para el general Toralcon objeto de que este me permitiera extraer de la ciudad al resto de los ciudadanos franceses que no pudo salir el dia dos.
"Venia en mi compaflia el ciudadano franc6s M. Sabourin y al 11 egar a las trincheras espaholas de la entrada del Caney los centinelas nos dieron el "!Alto! LQuMn vive?" y com6 estabaya acostumbrado a responder lCuba Libre! en los dos dias de permanencia entre los cubanos y nortemaericanos, contest& maquinalmente de ese modo, En el acto nos detuvieron y apuntaron con los fusiles pero colocando yo un pahuelo blanco en el extreme de un palo, evit6 que ellos dispararan. "Entonces nos ordenaron que avanzfiramos, y como lo bicimos los dos a la vez, nos gritaron en6rgicamente: "jUno a'unol" Al liegar a presencia del jefe de aquella fuerza, nos hizo varies preguntas, las que no contest, limitfindome tan's6lo, a manifestarle "que traia una misi6n de parte del representative de Francia para ante el gobernador military de la plaza", y le mostr6 el pliego, agregfindole que me biciera conducir a presencia'de dieba autoridad.
"El citado jefe nos hizo acompaffar porcuatro soldados, que llevaban armados en la bo-




EMILIO BACARDI MOREAU 66
ca de sus fusiles los cuchillos bayonets, y al Ilegar al Campo de Marte me interrogaron si yo conocia la ciudad, y como I es contestara afirmativamente, nos dejaron solos y retornaron a sus puestos.
"En la entrevista qu tuvimos con el general Toral, solicit autorizaci6n para extraer de la. plaza dos o tres carretillas, con el correspondiente ganado de tiro, para poder Ilevar al campo a los miembros de la colonial francesa que estuvieran invAlidos o- enfermos, negAndoseme al principio, pero finalmente. la obtuve, y lo mismo Mr. Ramsden, que se hallaba presented.
"El jefe de E. M. orden6 a un official que hiciera extender una autorizacift, en ese seritido, a favor del seflor c6nsul de Inglaterra, y otra a este seffor hasta las trincheras espaholas solamente." Entonces, levantAndome y algo, molestado, hube de replica asi al jefe de E. M.:-Oiga usted, seflor, yo no soy este seflor, como usted me Ilarna, sino el representative* de la naci6n francesa en este acto, la que siempke ha demostrado ser am ga de Espafia, y vengo aqui en nombre de mi naci6n a una misi6n distinct a la quo usted supone."
"Al oir mis palabras y el tono con que las pronunci6, intervino el general Toral en el asunto, ordenando con frames concilladoras que se me extendiera una autorizaci6n igual a la del consul brit nico. "Di las gracias al general, en nombre de, Francia, y me retire." CABLEGRAMA Mientras tanto groups de gente cada vez mfis
AL ARZOBISPO- numerosos llenaban la Plaza de Armas, pl. corredor de la posada de D. Agustin Fernfind6z de Grand, el atrio de la BAsilica y sus alrededores, en espera del regreso de los c6nsules. Cerca de las cinco, de la tarde, fu6 a las Oficinas de Tel6grafos el arzobispo Saenz de Urturi-, que habia interesado por dicha via, del CapitAn General, que accediera a la capitulaci6n de esta plaza, para evitar mfis derramamientos de sangre. Poco despu6s retorn6 a su morada con el cable siguiente, del general Blanco:




CRONICAS DE *SANTIAGO DE CUBA
"Imposible capitular., Antes morir. Recordemos todos que somos descendientes de los inmortales defensores de Gerona y de Zaragoza."
PRISIONEROS A las cineb de la tarde de boy 4, son devueltos
DEVUELT6S. a 6sta plaza por el general Shafter el capitfin
de Infanteria D. Antonio Vara de Rey y Rubio, hermano y ayadante del general del mismo apellido, el de la Guardia Civil D. Manuel Romero, commandant military del Caney, el del ler. Batall6n de la Constituci6n D. Isidoro Arias, el telegrafista civil D, Manuel Manzano y 23 soldad6s todos heridos en el sangriento combat del Caney. AV110 DE SALIDA; Casi al obscurecer del mismo dia 4, regresaron a esta plaza los c6nsules y el secretary de Gobierno. La multitude ansiosa -queria saber en el acto el resultado de la conference y se api:96 en el frente del Palacio del Gobierno, donde se desmontaron de sus coaches los c6nsules. A los pocos moments, en uno de losbal6ones del Club de San Carlos, el official de la Alcaldia Municipal D. Adolfo P6rez Carb6,ley6 al pdblico un manuscript, c.uyo contenido luego circul6 impress en hoja volante. He aqui su texto:
"Gobierno Regional Oriental y de la Provincia de Santiago de Cuba.-No habi6ndose recibido contestaci6n del Jefe de las fuerzas americanas respect a si se Ileva o no a effect el bombarded de la Ciudad, todas las personEO que deseen ausentarse de la misma quedan autorizadas para efectuarlo por las salidas o portillos de San Antonio, Santa In6s, y Caney, que conducefi a Cuabita y Caney, de 5 a 9 de la mariana del dia cinco del corriente, sin que para ello ne6esiten documentaci6n alguna de las exigidas en disposiciones ante"Queda prohibida en absolute la salida de carretillas y caballos.
"Y de acuerdo don la Autoridad Militar de esta Plaza se ha'e pdblico para general conocimiento.
"Santiago db Cuba, 4 de ulio de 1898. "El Gobernador 1 egional.-Leonardo Ros.11




EMILIO BACARDI MOREAU
NOTA.-Los enfermos e inutilizados podrfin ser trasladados en 'camillas." 9:01GBADO Cerca de lAs cinco de la tarde, bajo una ligera llovizna, salieron de este puerto para embarcar en los dos buques de guerra ingleses y en el austriaco muchos sfibditos extranieros y various que no lo erah. El Sr. Agostini. consul de Suecia y Noruega, describi6 as! la escena. del embarque, en carta a nuestro amigo el Sr. Manuel A. Barrera: (1) "Salimos del pubrto de Santiago el 4 de julio, en el remolcador "Esm6ralda" y una lancha, con los respectivos equipajes, ademfis de las families antes cicadas, los Sres. D. Ram6n Navarro Villar, Sra. y nifias y el Dr. D. Eugenio Nicole y Srtas. hermanas. La fuerte marejada que encontramos ya frente a la Socap4 hizo impracticable el remolque de la landha de equipaje, resolviendo dejarla y embarcar sin Ilevar mis que las maletas de mano, Los Srei Navarro y Nicole decidieron entonces quedarse Lin Santiago, y pasaron a la lancha a esperar el regresodel "Esmeralda", para volver a Santiago Como la mar venia en inmensas olas del S. E. el "Alert" se mantenia fluera del Morro, como el "Pallas" y 61 "Maria Teresa", sobre la m.fiquina, a menor distancia. que los dos dltimos, proa a la mar, por lo que el abordaie del "Esmeralda" re ult6 arriegado y dificil, al extreme de que en uno de los bandazos de ambos buques fueron destrozados todos los clandeleros y parte de latoldilla del remoicador, y un bote que en sus pescantes tenfa el "Alert"
Gracias a los ep 6rgicos esfuerzos del c6nsul Ramsden y su hijo Willie, se efectu6 el trasbordo de 16s que embarcamos en el aviso in06, rnani6bka laboriosisima, pues habla q iie Alirovechar club se lbvantase la banda del ib znolcador que aboidaba, al hundirse la del avigo y en 6se ciftico ins'ante arrojar a las sehdiii h cia e'l buque in'gl6s, donde las recogia
(1) En su publieaci6n ya citads en eats obra6--N.
del A.




68 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
la tripulaci6n de 6ste, toda, puededecirse, que para brindar mAs confianza y seguridad, formaba compact cordon de brazos extend didos para recibir al que a ellos se arrojaba. Terminado el trasbordo larghronse los cabos del "Esmeralda" para el retorno de 6ste a Santiago. Tan desmantelado iba, que parecla impossible que con la mar, que arreciaba mks cada vez, pudiese Ilegar a su destiny y bajo esta impresi6n, exitamos a los shores Ramsden, padre e bijo, para que pasaran al "Alert", sin ocurrirsenos que el primer tenia en Santiago a su esposa, amante compaflera que jambs se quiso separar de su marido y sufri6 con toda la entereza de virtuoso y digna matrona, todos los horrors de la emigraci6n al Caney, permanecien o junto a su esposo, quien, celoso de su deber, no se movi6 de esta ciudad hasta firmada ]a paz. Entonces fu6 a Jamaica, ya con el virus mortifero de las fiebres contraidas en los aciagos dias del bloqueo y el Caney, y alli desapareci6 para siempre el que en vida fu6 hombre honrado, noble amigo, esposo sin igual y padre todo abnegaci6n para sus hijos. Ya a la puesta del sol pudimos ver a a1guna distancia, por babor, a various de losbarcos de combat norteamericanos, cuyas siluetas agigantaban las nacientes sombras del crepiisculo. Por estribor se divisaban los rests de los barcos espafioles y todos consideramos el. heroism con que a sabiendas de lo que les esperaba, salieron Cervera y sus mariners a afrontar una muerte segura. con barcos tan inferiors en nfimero a los de la contrarian armada, con tan imperfect material de guerra y tan deficient en todos sentidos. "El viaje del "Alert" fu6 rftpido y sin mfis incidentes que el consiguiente mareode muchos de los pasajeros por la mucha mar reinante. "A las 6 a. m. del dia 5 fondeamos en la rada de Spanish Town, en espera de la vista de la Sa*nidad. Despu6s de medio dia nos encontrAbamos en Kingston, en charla grata con los conterrfineos que qesde antes se habian trdsladado a la capital de la isla inglesa."




EMILIO BACARDI MOREAU 69
EMIGRADOS. En el aviso Alert embarcaron con rumbo a
Kinsgton, esta tarde, las personas siguientes: el c6nsul de Suecia y Noruega, don Isidoro P. Agostini y Cort6s y familiar; el de M6xlco y depositario de los condos de la Exema. Diputaci6n Provincial, don Pablo Bory de la Cruz y familiar; las hijas del c6nsul britfinico Sra. D a Isabel Ramsden viuda de Schumann, sefforitas Dora y Emma Ramsden de la Torre; don Luis Brooks y Despaigne y familiar, don Luis Felipe Badell, don Carlos Brooks y Galo, Da Caridad Ferrer Bory de Ramsden, un empleado del cable ingl6s y otras personas mfis hasta el Mimero de 18 o 20, aproximadamente.
En el crucero austriaco "Kaiserine und Koningue Maria Theresia" tomaron pasaje para ese puerto, al obscurecer, don Juan E. Ravelo y Abred, c6nsul de Santo Domingo; su seflora esposa dofia Ursula Repilado e hijos menores; el c6nsul del Paraguay, don Temistocles A. Ravelo y Abred., y su seffora esposa dofia Gertrudis Hechavarria; dofia Nicolasa Limonta y various menores, don Domingo L. Ravelo y Abreil, el Dr. don Juan' Maria Ravelo y Asensio, dofia Altagraciv, Abreil, viuda de Ravelo, doila Petrona Abreld y Delmonte, dofia Florentina Ravelo yAbrefi, el c6nsul de Italia, don Juan Dotta Amoretti y familiar, don Auguto C6sar Covani, seffora e hijos, don Juan Bothe, seffores Bonzon V Gkisc, dofia Natividad Garcia de Sali, Da Caridad y D a Maria Luisa Sali y Garcia, don Nicanor Arias y otros h.1sta completer el total de 80 pasajeros.
En el "Pallas" lo hicieron tambi6n muchos sfibditos britfinicos.
LOS BOMBEROS. Casi a las 8 de la noche, patrullas compuestas
por officials y furrieles del Batall6n de Bomberos y vigilantes de Policia Gubernativa, todos montados, recorrian los, barrios de la ciudad y extraian a los bombers de sus.casas para acuartelarlos y evitar que se fueran .1 eampo otm ifia.,




TO CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
EL De nuestro amigo el Sr. Barrera son los pfiIIREINA MERCEDES". rrafos siguientes: (1) "Trabajo y no poco habia costado a los c6nsules extranjeros, seffores Ramsden, Michaelsen y Bravo, obtener del general Toral permiso para poder extraer de la plaza al siguiente dia dos carretillas, cada uno, con sus correspondientes mulosi pues el general espaflol se obstinaba en mantener su prohibici6n sin excepci6n alguna, hasta que al fin cedi6 al hacerle notar los c6nsules que 61 no debia consentir que los representatives de' naciones amigas de Espaffa abandonaran la ciudad con sus families de mantra poco decorosa, a pi6 y Ilevahdo a cuestas sus equipajes yprovisiones.
Casi al caer las doce de la noche, cuando ya la tranquilidad era absolute y todos los habitantes no pensaban otra cosa que en la Ilegada del nuevo dia para verse libres de los horrors del bombarded, turb6violentamente el silencio de la media noche un estruendo infernal, algo asi como rugidos de trueno, explosions de grades barrenos cargados de fuertes explosives, o como el estr6pito horroroso de la lucha de los ciclopes al escalar el Olimpo de los doses; pero n6, mks bien parecia que la b6veda celeste se hundia y desplomaba sobre la misery Tierra, habitada por los pores e infortunados mortals. El pueblo, epil6ptico y convulsionado, presa del mks horrible de todos los pfinicos, se lanz6 fren6tico a las calls como impulsado por terrible y violent. sacudida selsmica, al grito Jatidico y pavoroso de "i Misericordia, Seflor, Misericordial", "IVirgen de la Caridad, sfilvanos!"
Hombres, muieres y niflos corrian despavoridos en todas direcciones como enjambre de abejas dispersadas por el huraefin; el griterio era, atroz y el aspect de aquella enorme multitud que se precipitaba por calls y plazas sin saber a donde iba, era como debi6 serlo la eseena del rapto de las Sabinas, o el incen(1) En su pubfica.66n ya citada.-N. del A.




EMILIO BACARDI MOREAU. 71.
dio de Roma por los soldados de Ner6n. Mujeres de ventures enormes y turgescentes pr6mimas al instance del alumbramiento, que arenas podian andar; tullidos y paraliticos que hacian esfuerzos superhumanos pormoverse; enfermos envueltos en grades frazadas semejando duendes y fantasmas; hombres sanos y vigorosos con sus hijos en brazos, alzando al cielo el pufto airado; moribundos en cares, camillas y balances, transportados por families suyos; niflos extraviados que lanzaban ayes conmovedores, y por todas parties grits de terror, rugidos de rabia, laments lastimeros y plegarias fervorosas formuladas en voz alta, de rodillas y con las manos extendidas y alzadas a los cielos por infelices y llorosas muieres. En la efircel los press daban grades alaridos de rabia y de terror. El estruendo de los caflones retumbaba sin cesar desde la boca del puerto. Por sobre la ciudad cruzaban bombs enormes con rugidos estridentes que, bacian entrechocar los dientes y pxperimentar sensaci6n de frio en la m6dula de los huesos. Algunas caian en la bahla, otras en la costa opuesta, en la Alameda de Michaelsen'y pn todo el plan de la Marina. Minutes despu6s de las doce empez' a disminuir el fuego, oy6ndose s6lo, a pausados intervalos, formidable explosions que debieron ser causadas por los torpedoes que disparaba el 'Tesubiug", pues se escuchaban perfectamente las detonaciones primer, el ruido de la h6lice hacienda revoluciones en el espacio despu6s, y a veces la explosion final si el torpedo disparado llegaba a reventar. A las doce y media el fuego ces6 completamente, pero no el terror ni la desconfianza en el hnimo de la ciudad martirizada." Lo que ocurria era, que los espaholes hundian al crucero "Reina Mercedes" a la entrada del p aerto. He aqui como describe dicha operaci6n uno de los que tom6 parte en efla: (1)
(1) "Combates y capitulaci6n de Santiago de Cuba", por Joqo M ii ler y Tejeiro.




72 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
"Como el interior del puerto no tenia ya la salvaguardia de la escuadra; como se levantaron los torpedos Bustamante (seis de ellos) para que saliera, que a in no se hablan podido colocar de nuevo; y common fin, no existia la primer linea de los fijos, decidi6 el comandante de Marina, de acuerdo con el general Toral, echar a pique el Mercedes (dnico que servia para el caso) en la angostura de la canal de !a rada. En su consecuencia, el comandante del cruc,-ro (1) recibi6 orden de verificarlo. Apresuradamente, torque el tempo urgia, transbordaron al vapor "Wjico", los heridos y enfermos procedentes de la perdida escuadra, que qued6 convertido en hospital e iz6 la bandera de la Cruz Roja. Se sacaron los papeles reservados y de iniportancia, ]as libreta.s, armas portfitiles, camas y lo mfis ind spensable del buque, y a las ocho de la noche, con el commandant del mismo, el alf6rez de navio seffor Nardiz, algunos maquinistas, los mariners que se necesitaron y los prficticos Apolonio Nidfiez y Miguel L6pez, se puso en movimiento hacia fuera, lista ya el ancla de proa y la codera de popa." "A las once y media, y arenas lo div1s6 el enemigo, que vigilaba con los proyeetores el6ctricos, rompi6 sobre el buque un fuego, nutridisimo. No obstante, el buque se fu6 a pique en el sitio, que se deseaba; operaci6n siempre dificil, y muchisimo mhs bajo el fuego, como fAcilmente se comprenderk. Por desgracia, el buque no qued6 atravesado, porque, segdn parece, un proyeetil cort6 la codera: el sacrifice fu6 imlitil y el puerto no qued6 obstruido. Sin embargo, no lo fu6 en absoluto, pues sirvi6 para que mfis tarde no se apoderase de 61 el enemigo. Hoy, como esth acribillado a balazos que recibi6 esa misma noche, no creo pueda utilziarlo," LA ESCUADRA El almirante Cervera, prisioDero a bordo del
DE CERVERA., acorazado americano "Iowa", con peimiso del
almirante Sampson, dirigi6 al. general en jefe Blanco el cablegrama siguiente:
(1) El capitAn e naivio D. Rafael Mic6n.




EMILIO BACARDI MOREAU 73
"En cumplimiento de las 6rdenes de V. Ey sali ayer manana de Cuba con toda la escuadra, y despu6s de un combat desigual contra fuerzas m6Ls que triples de las mias, toda mi escuadra qued6 destruida, incendiados y embarrancados Teresa, Oquendo y Vizcaya, que volaron; el Col6n, seg in informed de los americanos, embarrancado y rendido; los cazatorpederos a pique. Ignore adn las p6rdidas de gente, pero, seguramente, suben de 600 muertos y muchos heridos, aunque no en tan grande proporei6n. Los vivos somos prisoners db los americanos.-La gente toda rayando a una altura que ha merecido los plAcemes mft enthusiasts de los enemigos. Al Commandant del Vizcaya le dejaron su espada.-Estoy muy agradecido, a la generosidad e hidalguia con que nos tratan.-Entre los muertos estft Villaamil y creo que Lazaga, entre los heridos Concas y Eulate.-Hemos perdido, todo y necesitar6 condos." Cervera fu6 trasbordado, en la tarde de boy 4, del acorazado "Iowa" al transport "San Luis", donde ya estaba el general Paredes, 20 jefe de la escuadra destruida,'y los ayudantes de los dos generals, un jefe, 4 oficiales y 32 individuals del Infants, Maria Teresa, el contador y 35 individuals del Almirante Oquendo, 4 jefes, entre ellos el teniente de navio de 1 a D. Enrique Capriles y Osuna, once officials, siete guardian marinas y 347 individuals del Vizcaya, tres jefes, catorcc officials y 191 individuals del Crist6bal Col6n, un jefe, el maquinista mayor y 10 individuals del Furor, un official y 19 individuals del Plut6n. Todo el enorme contingent de heridos estaba en el barco-hospital Solace. EL BLOQUEO. (5 de Julio).--Los vigias anuncian, a las 5
y media, que eistfin a la vista los mismos barcos de siempre, except el Oreg6n y el Brooklyn que faltan. Entie buques de guerra y merchants estfin a la Vista veintiocho. Los vapors mercantes espailoles que se haIlan dentro del puert6, M6jico, San Agusitno San Juan, Mortera y Tomis Brooks, ban encendido sus horns.




CRONICAS BE SANTIAGO DIE CUBA
EMIGRACtON Desde las 4 de la madrugada, de hoy 5, todo
AL CANEY el vecindario abandon sus hogares y empez6
Y A CUABITA. a dirigirse a los portillos del Caney, Santa
In6s y Cuabita, en 6xodo monstruoso. Quedaron detenidos todos en dichos lugares en espera de las 5 a. m' Al sonar esta hora, empez6 ]a salida, poco a poco y uno a uno, despu6s de ser registrados por la Guardia Civil. Eran ya cerca de las 6 y muy pocos habian traspuesto la valla. alambrada, y de continuar tan lenta operaci6n no hubiera logrado el vecindariosalir antes de las 9 a. m. Ya los rayos del sol molestaban a las muchedumbres detenidas en las salidas de la ciudad, cuando una comisi6n de vecinos aeudi6 al general Toral y le expuso lo que ocurria. Este orden6 inmediatamente que se permAiera salir a todos sin ning-dn regfstro. Y entonces se desbord6 la oleada de gente por aquellos casinos, afanosa, jadeante,'en busca de la tierra de promising, que para no pocos fu6 de maldicift. jCuadro digno de un pincel aventaiado! Hombres y muieres de todas classes y edades con Hos enormes er. la cabeza, ancianos que marchan trabajosamente apoyados en su bast6n, enfermos conducidos en amillas o parihuelas, niflos empujados eD sus coches-cunas, valetudinarjos que caminan lentamente arrebujados en mantas, faquines cargados con grades bultos, ricos y pores, grades y chicks, blanco y negros, voluntaries y bombers filtrados al' trav6s de la masa humaDa y muchos guerrilleros que con el uniform con el rev6s hacia afuera, Ilenos de miedo, pro6uraban no ser notados por el camino. Y al frente de sus coloniess respectivas los c6nsules de la Gran Bretafia, Austria y Alemania y Colombia, este d1timo a caballo por estar enfermoD. Federico W. Ramsden, D. Germfin Michaelsen y D. Jacobo Bravo y Fernfindez de Castro-por el camino del Caney, preced.dos de un hombre que portaba una sfibana blanca desplegada por el viento ..1 extreme d8 un largo cuje, y un poco detrfis el pabell6n de la naci6n respective. Silenciosas atravesaron las trincheras espaholas aquellas inmensas mul-




EMILIO BACARDI MOREAU, 75
titudes, integradas por mfis de 30,000 personas, mas al penetrar en las lines cubanas y americanas, todas las lenguas se soltaron a un tempo y al unison vibr6 un estruendoso iViva Cuba Libre!
El pueblo del Caney y el pueblecillo de Cuabita pronto quedaron literal y materialmente ocupados. Casas, corredores, bohios, barracas improvisadas, Arboles frondosos, en fin todo cuanto pudo proporcionar alon abrigo sirvi6 de albergue a ese gentio heterog6neo que hufa de la ciudad de sus antepasados destinada a ser blanco de las bombs, Las 9 de la mahana dieron y el bombarded no comenzaba. La gpnte seguia Ilegando sin cesar a Cuabita y el Caney por todos los casinos y senders. Muchos, al no encontrar albergue, se dirigieron a Boniato, San Vicente, Dos Bocas y Daiquiri. Otros fueron a fincas de los alrededores. En el Caney, el hedor es intolerable por las numerosas sepulturas de cadfiveres, a medio enterrar, de los combatientes del dia 1 0. Nada se encuentra que comer. Todos los alrededores estAn desprovistos de frutos en una extension considerable. El c6nsul britfinico Mr. Ramsden, su esposa y un hijo se ban instalado bajo una tienda de campafia que Ilevaron, en cuya entrada ondea el pabell6n del Reino Unido. El de Austria-Hungria e Imperio Alemfin Sr. Michaelsen, ha encontrado una casa, y lo mismo el de Colombia Sr. Bravo, y tambi6n mantienen en ellas izadas las banderas de sus naciones respectivas.
La iglesia y el fuerte del Viso est n acribiHados a balazos, especialmente este -d1timo, y en ambos edificios hay guarnici6n americana.
Son muchisimas las personas que ban tenido que acampar al aire libre por falia de habitaci6n, pues hay de 18 a 20 mil personas hacinadasen unas 300 casas.
En Cuabita suede lo mismo, y a cada rnomento van llegando durante todo el dia infinidad de rezagados a uno y otro lugar. En la ciudad abandoned, los cinco vapors




76 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
mercantes quo estfin en puerto se ban dirigido a Cinco Reales y otras ensenadas del interior del mismo cargados do gente, en su mayorla espaholes, comerciantes y voluntarios con sus families. La inmensa mayoria de los voluntaries, bombers y guerrilleros ban abandoned sus puestos. El que no ha desertado, por lo menos se ha escondido. Puede calcularse que en esta ciudad no ban quedado mfts de mil personas no combatientes.
CABLEGRAMA. El contralmirante D. Vicente Manterola y
Taxonera, commandant general del Apostadero, dirigi6 al Ministro de Marina el cablegrama siguiente:
"Habana, 5 Julio 1898.-Ultimo parte trasmitido Comandante Marina Cuba, las noticias eran fnseguras; boy madrugada recibi estos dos: Estfin Ilegando tripulantes'del Marla Teresa refieren que este buque, Oquendo, Plut6n. y Furor embarrancaron con fuego a bordo; que Col6n y Vizcaya se perdieron de vista sin ser perseguidos por enemigo.-Han Ilegado basta este moment 108 del Plut6n, Furor y Teresa, entre ellos oficiales, ningdn jefe. Ignore noticia cierta almirante; sobre esto ldltimo pedi aclaraci6n. que no recibi todavia. Extraoficialmento me dijeron anoche, decian estaba prisionero en buque enemigo.-Comunicar6 como siempre cuantas noticias officials reciba." ULTIMATUM El general Shafter dirigi6 el 5 al general Toral,
BE SHAFTER.- el ultimatum siguiente:
"Nuestra escuadra estk pronta a atacar, y, a menos que no capituleis, el 9, al mediodia, los gruesos cahones bombardearfin la plaza. La ciudad estA a buen balance de nuestras pizzas. Las de 20 centimeters pueden tirar a 9.500 metros, y las de 33 a mucho mfis lejos. En fin, nuestros barcos pueden tomar sin riesgo posici6n a 8,000 metros del recinto de Santiago."
El general Toral r6ebaz6 la intimaci6n del general en jefe americano. A.LocUCION. En la Gaceta de la Habana vi6 la luz el 5,
la alocuci6n siguiente:
"Gobierno General de la Isla de Cuba.-




EMILIO BACARDIMOREAU 77
D. Ram6n Blanco y Erenas, marquis de Pefia Plata, Gobernador, Capithn General y General en Jefe del Ej6rcito de esta Isla.-Habitantes de la Isla de Cuba----No siempre al valor acompafia la fortune. La escuadra espafiola, mandada por el contralmirante Cervera, acaba de realizer el acto de heroism mAs grande, quizAs, que registrar los angles de la Marina en el presented siglo. Combatiendo contra triplicadas fuerzas norteamericanas, ha sucumbido gloriosamente en los mismos moments en que la considerkbamos salvada del peligro que la amenazaba dentro del puerto de Santiago de Cuba.-El golpe es rudo, pero seria impropio de pechos espaholes des-, mayar siquiera ante este contratiempo, por grave que parezca.-Debemos demostrar, por el contrario, al mundo, que no decae nuestro Aninio ante los reverses, y que tenemos alientos para mirar tranquilos las adversidades y luchar contra ellas hasta vencerlas.Fuerzas nos sobran para defender nuestra jus- ta causa y sacar triunfante nuestro derecho, si unidos todos en el sagrado am6r a la patria Ia consagramos vidas y haciendas.-En la adversidad se acrisolan las virtues de los pueblos; demos pruebas patents de que en el pueblo espahol se atesoran todas, y firms y resueltos ante el peligro, conflemos en Dios y nuestro derecho para sacar inc6lumes el honor y la integridad del suelo patrio.-Vuestro Gobernador General, -Ram6n Blanco." EL El traslatlAntico espaiiol "Alfonso XII" que
"ALFONSO X11111. I zarp6 de Santander para esta Isla el 25 de Junio, y que a la altura de Puerto Rico fu6 divi-sado por tres barcos americanos que empeza7 ron a darle eaza, intent tomar el puerto del Mariel, hoy 5, y no pudiendo hacerlo por estar bloqueado tambi6n dicho puerto, su cipithn lo embarranc6 en la playa. Entonces los buques americanos lo cafionearon hasta incendiarlo. Los tripulantes y soldados que conducia lograron salvarse todos, ganando la playa y saliendo a la carretera, donde fueron recog idos por una column de 500 hombres, al mando del general D. Chndido Hernfindez Velasco. La tripulaci6n del buque.espafiol




78 CRONICAS BE SANTIAGO BE CUBA
perdido se componia de various officials y maquinistas y 24 mariners. Venia en 61 como custodial una secci6n de 30 hombres de Infanteria de Marina, mandada por un capit&n. El armaments del buque se componia de tres cahones de pequeflo calibre, y venia cargado de gran cantidad de provisions, pertrechos de guerra, carb6n, medicines y cinco millones de pesos, plata 6spahola, consignado, todo al gobbrnador y capitfin general de esta Isla'.
EL BLOQUEO. (6 de Julio).,,-En la ciudad abandoned, los
villas sefia an d6sde las 5 y media de la maflana la eternal presencia de la escuadra bloqueadora a la vista-. Luego es sefialado un buque de gu6rra alemfin que viene por el Sur, y cuando b. Roberto Mason, c6nsul de China, sali6 en el remoleador "Col6n", en calidad de parla 'me ntario db la plaza, para comuni7car con el barco germfinico, 6ste se habia marchado ya.
CANJE BE El mimo dia 6 fueron canjeados el teniente
PRISIONEROS. de navio Mr. Richmond Pearson Hobson y
los siete tiipulantes del vapor "Merrimac", prisoners de guerra de los espafloles, que se hallaban bn el cuarte'l "Reina Mercedes" a donde fueron trasladados del crucero de ese mismo nombre, po'r' el ler. teniente del BaWl6n Provisional de Puerto Rico N 1, 15. Adolfo Arias y sietb soldados prisoners de los americanos.
ARTILLERIA El propio dia 6 fueron rbtirados de la bacteria
TfIASLA'A'DA. de Punta Gorda dos cafiones Krupp, de 9
centfinkros, para geri emplazado's.en la bateria de "El Nispero", a la salida del Caney, CA6LEGRAMA El Cofi andAfiie General del Apostader o dijo,
OFICIAL. 0 Mirustro de Marina.lo siguiente:
"Habana, 6 Julio 1898,Sin comunicaci6n, con C" ba; dlfimos cables recibidos, los dos tra:smitidos ayer. Poir ruego, General en Jef16 me facility 61 siguiente, con la salveda'd & que 61 no orden6 general Cervera saliera de Cuba a las 9h.45m'. mariana, hora que lo 6fb6tft6.. (Lo demfiA sigue como en el cable;ramA dib Cervera p'articipando la destruccift de su e'scuadra).
BLOQUEO. (7 d. Julio).-Frente
la boca de este puerto,




EMILIO BACARDI MOREAU 79
esth la escuadra bloqueadora con el mismo nfimero de buques. La ciudad desierta y silenciosa y los soldados arma al brazo en las trincheras.
CANONES El mismo dia 7, por orden del general Toral,
Y FUSILES. se desmontan del vapor "M6jico" dos cahones de 12 centimetros para emplazarlos en tierra; o0eraci6n que no se pudo efectuar. Tambi6n se extrajeron de dicho buque se senta fusiles Maiiser.
LOS EMIGRADOS. En Cuabita hay refugiados 10,GQO aproximadamente, la mayor parte a la intemperie, bn malas barracks y bajo toldos de frazadas o en mezquinos cobertizos hechos festinadamente con ramas de firboles. La linea telegrfifica ha sido destruida y el puente del Purgatorio, sobre la linea f6rrea, que es de madera recia, estfi ardiendo. Muchos han enfermado y a1gunos ya ban muerto. En el Caney la situaci6n es igual. Mr. Ramsden, en su interstate Diario citado, consign que ha recibido del general Shafter 100 libras de marina para la colonial britfinica; que- por la via de Daiquiri han llegado various corresponsales db la prensa norteamericana y el capitfin de aftilleria Arthur Lee, agregado militar britknico, y que el general Toral le pidi6 que le enviase algunos telegrafistas del Cable Ingl6s, y que 61 li envi6 a Michael Cavannagh, jefb de dicho Cable, Henry Froom y John Bonney, telegrafistas de la misma compahia. En dicho pueblo tambi6n las enfermedades, ha6en presa en los emigrados y cormenzan las defunciones, habibndo fallecido hoy el distiriguido caballero D. Pabriciano Calzado y Portuon'do, bajo que fu6 de la capilla de Milsica db la Catedral. LA CAJA DE En este dia se procedi6 a descerrajar la caja
iA REAL HACIEkbA. de la Real Hacienda, segidn reza'el acta siguiente: .
"En la ciudad de Santiago de Cuba, a siete de Julio de mil ocilociiantos noventa y ocho, 44 constituidos 'n el cidificio de la Administra44 e
ci6n de Hacienda, 61 Excmo. Sr. D. Leonardo "Ros, G6bern'addr & -esta Regi6n, el Sor. "Administraddr de Hacienda, nombrado in"terinaTnbnti parit dicho cargo ayer, D. Er-




80 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
"nesto Ganivet, el Sor. Interventor nom"brado en igual fecha, D. Juan Alvarez Roca, Ity el Sor. Tesorero D. Lino Horruitiner. "Con mi asistencia en functions de Notario "Ptiblico por haberse ausentado de esta ciu"dad los tres que ejercen en la misma, al ob"jeto de hacerse cargo de los condos existen"tes en la Caja de la Administraci6n en cum' pimientoo de lo dispuesto en el dia de ayer por 11el Excmo. Sor. Commandant General Jefe del Cuarto Cuerpo de Ej6rcito, con motive de te41ner noticias ciertas de haberse ausentado de I testa ciudad los Sres. D. Julidn Parrefio y D. Li"no Salazar administrator y contador respec"tivamente que eran de esta Administraci6n, "sin haber dejado las Haves de la Caja que por ,'raz6n de sus cargos debian tener en su poder, "se procedi6 en la forma siguiente:-Prime11ramente se requiri6 al Conserie del estable"'cimiento D. Juan Tamargo, Fernfindez para "que these entrada a las dos cancels que t(existen en el local en donde se encuentra "la Caja y las que se encontraban cerradas; "y abiertas dichas cancels por el expresado t4conserie y aproximados los coneurrentes a la f(caja se not6 que 6sta se encontraba con (I sus tres Haves cerradas, por lo que se dispuso I(que el maestro meefinico D. Marcelino Arait g6n procediese a abrir las expresadas tres "Ilaves, empleando para ello los medics y tiless propios de su profesi6n; y yerificado as! a presencia de los asistentes al acto y "Ievantada la tapa de la caja, se procedi6 al recuento de los condos existences en la misma, dando esta operaci6n el siguiente resul"tado: En ORO: veinte mil trescientos treinta it y nueve pesos treinta centavos. PLATA: "dos mil trescientos noventa y seis pesos trein "ta y un centavos. BILLETES, siete mil "doscientos seis pesos. CALDERILLA: cien"to ochenta pesos., Existen ademAs en la 44 caja en recibos a formalizar y justificadas "las cantidades siguientes: ORO dos mil dos11 clients' treinta pesos treinta y cinco cen"tavos. PLATA: ochocientos ochenta y seis it pesos setenta centavos. BILLETES: ochocientos noventa pesos cincuenta y cinco




EMILIO BACARDI MOREAU 81
11centavos. CALDERILLA: siete pesos, "habiendo sido colocados los relacionados condoss en una nueva caja con tres Haves en "id6nticas conditions que la abierta, cuya ca"ja fu6 colocada encima de la anterior, y que "ha sido facilitada por D. Marcelino Arag6n y "de cuyas Haves se hicieron cargo los dos nueI'vos funcionarios referidos y el Sor. Tesorero It propietario, se di6 por terminado el acto, "poni6ndosele la vigilancia de la fuerza armada necesaria y acorddndose levanter este acta de la que se extenderA tantas copies cuantas fueren necesarias y que fireman todos "los concurrentes por ante mi de que certifico: "Leonardo Ros.-Ernesto Ganivet y Roch."Juan Alvarez.-Lino Horruitiner.-M. Arait g6n.-Juan Tamargo.-Ante mi el Juez; de "Primera Instancia Decano y del Distrito "Norte en functions de Notario.-Antonio "Manrique.-Hay un sello que dice: "Juzga"do de Instrucci6n y de Primera Instancia del "Distrito, Norte'.-Santi4go de Cuba." Con el efectivo encontrado, se satisiacieron dos mensualidades a las classes activas y pasivas del Estado, que permanecieron en esta ciudad, solarnente.
CANEY. En el Caney, poco despu6s de llegar los emigrados de esta ciudad, se constituy6 una comisi6n del seno de los mismos para tratar de remedial la situaci6n de todos. Los-comisionados fueron: JuliAn Parreflo y Parreflo, presidente, Luis Gast6n, inspector de la Secei6n de Gobernaci6n,' Luis de Hechavarria y Limonta, de la Secei6n de Higiene, Pbro. Desiderio Mesnier de Cisneros y Pedro Armenteros, vocals.
Tambi6n se form6 un cuerpo de Policia de Higiene con los shores: Manuel Capote, ayudante, Enrique Jardines Clavijo, Joaquin Espino, Fernando E. Miranda, Pedro Luque, Rufino HernAndez y otros mAs. AdemAs del Sr. Parreflo, fueron nombrados para distribuir raciones los Sres. Rafael P. Salcedo y. de las Cuevas y Eramo Regiieiferos y Boudet. Y como enumerador el Sr. Angel de Moya y Portuondo. I
EL BLOQUEO. (8 de Julio).--Los vigias. siguen sefialando




82 CRONICAS DE'SANTIAGO DEU.8k
la escuadra americana a la vista. El general Toral orden6 a los capitanes de los'einco vapors mereantes que estfin en puerto, que echen estos a pique, orden que les es comunicada por la Comandancia de Marina (1). Los enfermos y heridos de la Escuadra de ''Ce'rvera y otros de la Marina que se hallaban en el vapor "Wjico". son desembareados 6 instalados enuna casa que se habilit6 para Hospital de la Armada. Los vfilidos de dicha escuadra han sido alojados en el cartel de Bomberos. Sigue la vida urbana paralizada 6ompletamente. No hay agua ni alumbrado. Los perros, vagan por las calls enfurecidos por el hambre y el gainado suelto del Ej6rcito ','Oasta 1 a mezquina hierba que brota en caIles y plazas.
ESCARIO Y-ORDONEZ. Hoy 8, recipe e'l 'general Toral un cablegrahia de la Capitania General, comunichndole yl 'e 8'. M. la 'Reina Regente ha ascendido a generals de brigade a los coroneles D. Salvador Diaz Ord6iiez, de Artilleria, por haber sido herido dos veces, una en el Morro y otra en San Juan, y a D. Federico Escario, ler. jefe del Regimiento Infanteria de Isabel la Cat6lica no 75, por su brilliant march realizada de Manzanillo a esta plaza bajo el fuego constant del Ej6rcito Cubano.
'Sobre estos, ascensos, sin tocar el m6rito contraido por los agraciados, nos limitamos a recover el rumor que circu16, propagado por 16s vecinos. que en esta Ciudad quedaron. Se dijo que dos dias antes, una tardese hallaban reunidos en el Circulo Espahol various jefes y officials francs de servicio, entre eflos el colonel Escario, y comenlos success de actualidad, este jefe censure muy alto Y acremente la conduct del alto mando que le habla hecho venir con su column esde Manzanillo a esta Ciudad, forzando m6rchas y ufriendo toda suerte de endidades y fatigas, para luego
(1) No st lieg a ejecutar eBta orden.-N. del A.




EMILIO BACARDI MOREAU 83
mantenerlo ocioso y sin el mando de sus fuerzas que diariamente mermaban en el extenuante servicio de trincheras y sin que se intentara emprender -ninguna operaci6n ofensiva, y que ni 61 ni sus soldados habia venido para presenciar los funerals de Espafia en Santiago de Cuba. Como Escario no se recat6 de expresarse en tal forma, pronto, supo Toral las manifestaciones de aqu6l, 16 llam6, y despu6s de una conferencia reservada, hizo Toral la propuesta de Escario y de Ord6fiez-porque no hubiera sido bien visto 4ue a uno se premiaran sus servicios y al otro -n6 cuando 6ste tambi6n los tenia buenos-al. General en Jefe para quese les concediera el empleo superior inmediato, fuertemente recomendada, y el geheral Blanco la trasmiti6 al Ministro de la Guerra, apoyfindola tambi6n. Seg-dn el ru mor referido fu6 asi como se oper6 el "milagro", pues sabido es que no basta tener m6ritos para alcanzar recompenses sino que es precise ....... hacerse senior. CABLEGRAMA OFICIAL El mismo dia 8 dijo Toral al general en jefe Blanco:
"Terminado acto canje prisoners del "Merrimac" por un official y siete soldados espaBoles, general en jefe troops norteamericanas envi6 parliament con escrito, dando cuenta complete destruccift escuadra nuestra 6 intimando de nuevo rendici6n, dando plazo para comenzar bombarded poblaci6n por'Ej6reito.y 'Escuadra, mediodia sAbado.
(1) "Comuniqu6lo general en jefe; anux)cio bombarded extranjeros, que son casi la totaiida"d habitahtes. Defender plaza hasta filtim6 6xtremo.. De'bie-ndo hacer presented ]A deficient alim6ntaci6n de estos soldados, qu e lleva n tres aflos de campaffa y hace un mes 61o se alimentan con arroz, sal, caf6 y dzfibar".
kl 'general en jefe Blanco contest a Toral
(1) Este cablegrawa parece que fu6 comunicado taufbi6n al Ministro de Is. Guerra directamente por Toral.




84 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
indickndole que dejara los enfermos y heridos en los hospitals y que se retirara con todas sus fuerzas a Holguin. Lo propuso Toral a Shafter y 6ste trasmiti6 la proposici6n al Secretario de la Guerra, apoyftndola... EL BLOQUEO. (9 de Julio).-Las sefiales de los semfiforos
anuncian que la escuadra americana sigue bloqueando el puerto. Hoy el* general Toral ha ordenado que los vapors mercantes se proven de carbon en el muelle del Ferrocarrill de Sabanilla y Maroto y tambi6n en el de Las Cruces.
RELEVO DE FUERZAS. Hoy 9 dispose el general Toral, que el Batall6n de Alefintara Peninsular w 3 que estA de servicio en el fuerte, trincheras y caserio de Canosa y demks posiciones avanzadas al Este, sea relevado por el 2o Batall6n del Regimiento Infanteria de Isabel la Cat6lica no 75. y que se haga cargo del mando del mismo el teniente coron.el ler. jefe del de Alcfintara D. Baldomero Barb6n. CABLEGRAM OFICIAL El general en jefe Blanco d.irigi6 al Ministro, de la Guerra el cablegrama siguiente: "Habana, Julio 9.-Al Ministro de la Guerra.-El General en Jefe.-El Ej6rcito, dispuesto siempre, a sacrificarse por la patria, estk intact hasta ahora y conserve todo su espiritu, pues se sostiene en Santiago de Cuba con vigor, de,pu6s de combats briIlantes, en los cuales, aunque haya perdido terreno, lo ha disputado valerosamente y causado grades p6rdidas al eDemigo. Conceptido, por lo tanto, que seria mal recibida por la mayoria de las classes militaries, la idea de paz y mfis adn el abandon del territorio que con tal decision defended. Con viveres y municiones podemos sostenernos muchos meses y adn vender cara la victoria, si es que llegaba a obtenerla el enemigo, aunque la posesi6n absolute del mar, de que gozan los americanos, hark siempre la vida penosa por la falta de subsistencias, angustioso el combat por la escasez de municiones, y dificil el gobierno por las alteraciones frecuentes de orden p6blico que ba de acairear el hambre.-Resumiendo: el ej6rcito en general quiere la guerra por el hom-




EMILIO BACARDI MOREAU 85
nor de las armas y el suyo propio, y le seria muy doloroso abandoner, sin disputarle al enemigo, una tierra que viene conservando hace tantos aftos a costa de su sangre. Lo mismo pienso yo y he pensado siempre.Blanco".
EL BLOQUEO. (10 de Julio).-Amaneei6 este domingo claro
y alegre el cielo contrastando con la ciudad desierta y vacia. Alguno que otro vecino medroso timidamente circula por sus calls solitarias, donde acaso se abre al rumor de sus pasos una ventana por donde atisba la mirada de a1guien que, mfts medroso todavia, ni a salir se atreve. Los pasos del transeunte retumban por alguna calle mal empedrada con sonoridad de casa deshabitada, coreados por los, ladridos de los perros hambrientos y por el trote pesado de las ac6milas y caballos vagabundos que huyen creyendo se les trata de coger para el trabajo. El- semfiforo mantiene su eternal serial de "escuadra enemiga a la vista", y de vez en vez, al paso fugitive del vecino medroso que sale en busca de algunas provisions, se une el de alguna pareja de la Guardia Civil, de un grupo de guerrilleros acaso 6 de otro de officials que hablan alto y que marchan en pos de algqn fonducho 6 cafetin que est6 abierto donde puedan libar copas y copas. El general Shafter notific6 al general Toral que a las cuatro de la tarde expiraba el armisticio y que las hostilidades quedarian rotas a esa hora.
DOS CAMINOS DEL Al dar las tres de la tarde, un movimiento COBRE. envolvente practicado por las troops cubanas oblige a las espaholas que estaban en los Dos Caminos del Cobre al abandon inmediato de dicho poblado, incendiAndolo antes. E%tas fuerzas eran las del Batall6n Cazadores de Puerto Rico n- 19, mandado por su ler. jefe, el teniente colonel D. Ram6n Arana, y se replegaron del lado, ack de las trincheras y fuerte del Yaray6, en una linea desde el Matadero hasta la Plaza de Toros.
BOMBARDED Las cuatro de la tarde del mismo, dia 10
A LA PLAZA. acababan de dar y las bacteria americanas y




86 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
cubanas estaban silenciosas. La escuadra del bloqueo muda. De pronto, al sonar las cinco, dispara la escuadra un caflonazo. Inmediatamente las bacteria del ej6rcito sitiador rompen vivo y nutrido fuego sobre la plaza, y los fusiles y ametralladoras no tardan en hacer lo mismo tambi6n. A los 15 minutes toma parte la escuadra en el infernal concerto y el bombarded revise proporciones aterradoras. Contestant los espafioles muy lentamente. Sus municiones se les agqtan y sus caflones anticuados ellos solos se desmontan torque sus curehas, mfts anticuadas a in, no resisted la sacudida de la pieza que soportan. Esta vez el estruendo es. mAs terrible que otras, torque el ej6rcito ameficano ha recibido y emplazado gruesa artilleria de sitio, que es la que emplean. A las seis y media de la tarde ha cesado el fuego. El sector Este,- que es el mAs amenazado de todos, esth mandado por el general D. Federico Eseario y sus posiciones avanzadas, por el teniente colonel D. Baldomero Barb6n, constituyendo las fuerzas de este dltimo, enterradas en las trincheras del fuerte de Canosa y sus alrededores, el 20 Batall6n de Isabel la Cat6lica y dos compahias del de Alefintara. CANEY Y CUABITA. En el Caney y en Cuabita el cuadro es pavoroso. La gente agonize y muere de hambre, no de bambre relative sino de hambre real y verdadera. Los vi'veres que se pueden obtener del ej6rcito americano para aliviar tamaha miseria son muy insufficient. CABLEGRAM. El general Toral envia el siguiente cablegrama al Gobernador y Capitfin General, hoy 10:
"El enemigo comenz6 el ataque de la plaza a las cuatro tres uartos de la tarde por San Juan y Sueflo, rompiendo nutrid6 fuego de f usileria y caff 6n, que seguia una hora despu6s, continuando nuestras fuerzas en sus posiciones, abandonando los americanos la trinchera avanzada de la loma San Juan; bombardeando. resueltamente la ciudad., A las siete de la noche ces6 el fuege enemigo, que no avanz6 de sus trincheras.




EMILIO, BACA.RDII MOREAP 87
Descon:ozeo todavia el nfimero poco crecido de nuestras bajas.
El teniente colonel de caballeria Pascual Herrera, herido grave.
Soldados animados del mejor espiritu. Las bacteria de tierra bombardeaban tambi6n a la ciudad".
EL BLOQUEO. (11 de Julio).-Sefial6 el vigia del Morro al
del Medio, y 6ste al de la Aduana, a las 5 y media' a. m., la presencia de la Escuadra Americana.
BOMBARDEO A las seis de la, misma mariana, el ej6rcito
A LA PLAZA. I sitiador reanuda el ataque a la plaza con
fuego de artilleria, infanteria y ametralladoras. Contestant los espailoles muy despacio, para economizer municiones. A las 8 y media dos barcos de la escuadra bloqueadora, por turno, bombardean la ciudad desde Aguadores. El bombarded es terrible. Han experimental grades deterioros 59 casas. Una granada arruin6 totalmente la conocida casa de Marean6, en la plaza de Santo Tomfis. En el almac6n de viveres de los Sres. Brauet y qa., Marina y Factoria, hacia esta calle, cayeron dos proyectiles de 20 centimeters, de los que uno, explot6 y produjo un gran destrozo. Otro cay6 en la morada de D. Manuel Barrueco y Diez, Santa Lucia alta 8, causando bastante daho en una habitaci6n. y en el patio. Y en una fonda de la calle baja de San Basilio cay6 y explot6 otio, cortando en dos parties una column de hierro de un almac6n, penetrando en una casa de la calle de la Marina, despu6s de haber practicado, en el muro un enorme boquete. Otros descendieron dentro de la bahia, algunos muy pr6ximos al carionero "Alvarado". Entre la Alameda y la estaci6n del ferrocarril de Sabanilla y Maroto, se contaron veintitr6s de todos calibres, perforando uno de ellos una salvadera de'la Alameda. En los muelles tamb i6n cayeron muchos, tres en la estaci6n de dicho ferrocarril y dos en la fAbrica 4!e hielo. La circunstancia de estar desierta la ciudad hizo que, fuera del ej6rcito, no hubiera, bajas entre los cbntados




88 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
habitantes que en ella quedaron. La escuadra suspendi6 el bombarded a las 2 de la tarde, y media hora despu6s hizo lo mismo el ej6rcito sitiador. A las 5 de esta tarde, el fuerte de San Juan iz6 bandera blanca y casi en seguida fu6 recibido en las lineas espafiolas un parlamentario del general Shifter.
En las alturas pr6ximas al Cementerio General y al N. 0. de la bahia se vieron varias fogatas durante la noche. Eran los vivaques de las fuerzas del Ej6rcito Cubano. El commandant del caftonero "Alvarado" pidi6 permiso a la Comandancia de Marina para cafioDear dichos punts; pero no se le concedi6 por hallarse rigiendo el nuevo armisticio.
La casa n7imero 31 de la calle de San Bartolom6 fu6 incendiada durante el bombarded de hoy. Era de la propiedad de D. Jos6 Sosa y Rodriguez, que hacia tres meses la habia comprado, y estaba ocupada por D. Prudencio Dupin, emigrado en el Caney. Qued6 totalmente destruida con todo e.1 mobiliario que contenia.
En el Caney cay6 y explot6 tambi6n boy una bomba, posiblemente de la escuadra americana.
Por la noche descarg6 una furiosa temp6stad de agua que dur6 hasta las 10 y media, y que azot6, destruy6 6 inund6 los endebles albergues construidos de tela y ramajes, dejando a muchas families emigradas en situaci6n deplorable y desesperada. PARTE OFICIAL. He aqui el que rindi6 el teniente colonel
del Batall6n de Aleftntara Peninsular no 3, D. Baldomero Barb6n al general D. Federico Escario, y que 6ste trasmiti6 al general Toral:
"Encargado de las fuerzas establecidas a la derecha del ingenio titulado "El Sueflo", en las alturas y cafladas que baten las avenidas del Caney, Canosa, Caminos del Pozo y San Juan, compuestas de seis compaflias del Regimiento de Isabel la Cat6lica, dos del Batall6n de Alefintara, una del de Asia y otra de Guerrillas para camilleros, partici-




EMILIO BACARDI MOREAU 89
po a V. S. que a las cuatro de la tarde del dia de ayer el enemigo rompi6 nutrid isimo fuego de cafi6n, ametralladora y fusil sobre nuestras posiciones, sin atreverse a iniciar ningdn movimiento de advance, infundida esta prudencia, sin duda alguna, por el respeto que inspiraba nuestro sepulcral silencio ante el atronador estampido, de la diversidad de sus caflones, pues s6lo diez tiradores, convenientemente situados, tenian la orden de hacer fuego a una trinchera que batman de flanco, y desalojaron al cuarto de hora de hacerlo. Al obscurecer, siete y media de la tarde, el enemigo ces6 el fuego. "En el dia de boy, a las seis y media de la mariana, rompi6 otra vez el fuego el enemigo, sin que por nuestra parte se gastara un solo cartucho, continuando el adversario en la misma actitud del dia anterior, sin salir de sus trincheras, hasta las cuatro y media de la tarde que ces6 y pidi6 parliament. "Las bajas tenidas por nuestra parte son: el dia 10, seis muertos y 29 heridos, y en el de la fecha, un muerto y cinco heridos y un contuso; total en los dos dias, 42 baias. "Por lo expuesto apreciark se han cumplido exactamente sus superiors 6rdenes de no disparar hasta que el enemigo saliese de sus trincheras para atacar. "R6stame tan s6lo afiadir que todas las fuerzas, sin excepci6n, cumpliendo como buenas, llenas de enthusiasm y con excess sus deberes, siendo repetidas las veces que recommend se ocultaran para evitar bajas infitiles, operacift que se me hacia dific-il y que nada de extraflo tiene, al tratarse de individuos que en tres aijos de campafla por primer vez se veian encerrados en trincheras y a la defensive.
"No Ilenaria mis deberes de ser justo, al no significar a V. S. se excedieron derrochando valor, a la par que pericia, demostrando dotes de mando, el commandant don Luis Torrecillas del Puerto. y los segundos tenientes don Tomhs Cano y don Jos6 FernAndino qamboa, los dos primers del regimiento Isabel la Cat6lica y el filtimo del batall6n de




90 CRONICAS DE SANTIAGO DE CUBA
Aleftntara, a los que, con arreglo al phrrafo 1- del articulo 10 del Reglamento de Recompensas, consider acreodores al empleo inmediato, y propongo a V. S. para ser sometidos a juicio de votaci6n. Santiago de Cuba, 11 de Julio de 1898.-Baldomero Barb6n". Durante el fuego de los dias 10 y 11, quedaron inutilizadas en la plaza las pizzas de, artilleria que siguen: una en el Fuerte Nuevo, una en la bacteria no 1 del de Santa Ursula. una en la no 2 y otra en la no 3 de dicho fuerte, dos de la bacteria Do 2 del Portillo del Caney, las de las bacteria nos. 2 y 3 del Nispero, las de las bacteria. nos. 1 y 2 y una de la no 3 de Sueflo, una de la bateria no 2 y otro. de la no 3 del fuerte de Santa In6s.
Por calibres dichas pizzas eran: cuatro de 12 centimeters, una de 16, ocho de 8, de antecarga, y una de 9, de 'tiro rfipido: total 14 Piezas. De dichos cafiones uno, el de 9 centimeters, fu6 inutilizado por la artilleria sitiadora, el de 16 por hab6rsele atorado un proyeetil y los dembs por su propio, uso y por lo anticuado de sus montojes. En los dos dias el ej6rcito aliado hizo sobre la plaza 700 disparos de caft6n aproximadamente; desconoci6ndose el m1mero exact de los que hizo la escuadra. Por su parte la artilleria espafiola dispar6 en dichos dos dias 202 tiros. CABLEGRAMM El general Blanco, por conduct de la SeOFICIALES. cretaria de Marina de los E. U., dirigi6 al
almirante Cervera el cablegrama siguiente: "Julio ll.-Insistiendo en mi deseo de aliviar la suerte de esos heroics defensores de la Patria que tan valerosamente han sucumbid6 en desigual combat, y a quienes, como a V. E. rindo un tribute de admiraci6n, le ruego me manifested la cantidad que necesita y donde he de situarla., a cuyo fin, para ganar tempo, me dirijo tambi6n al C6nsul francs en Nueva York, Copio igualmente a continuaci6n la primer parts del manifesto que el 4 de Julio dirigi al pueblo de Cuba, con.w-otivo de aquel suceso, que dice asi: (Sigue el pfirrafo del