Citation
Historia economico-politica y estadistica de la isla de Cuba

Material Information

Title:
Historia economico-politica y estadistica de la isla de Cuba ó sea de sus progresos en la poblacion, la agricultura, el comercio y las rentas
Creator:
Sagra, Ramón de la, 1798-1871
Place of Publication:
Habana
Publisher:
Impr. de las viudas de Arazoza y Soler
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (2 preliminary leaves, xiii, [3], 386 pages, 1 leaf including tables) : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Economic history ( fast )
ECONOMIA -- CUBA ( renib )
Economic conditions -- Cuba ( lcsh )
Statistics -- Cuba ( lcsh )
Census -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
CONDICIONES ECONOMICAS -- HISTORIA -- CUBA ( renib )
Historia económica ( qlsp )
Genre:
Census data ( fast )
Estadística ( qlsp )
Datos del censo
statistics ( marcgt )
Spatial Coverage:
Cuba

Notes

System Details:
System requirements: Internet connectivity; Web browser software.
Statement of Responsibility:
Por don Ramon de la Sagra.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Special Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
035640953 ( ALEPH )
679603579 ( OCLC )
Classification:
HC157.C9 S2 ( lcc )

Full Text



.....v ..... ..x....% d e
OF FLO IDAlu,
0i Toe ,,
urpbs rungustvz
RAREW' BOP t tw
COLLCTIO e
& OF LORIA ',ii grubroughc
or, Of fhai ('1
sncA IE
ration dog t gI Nt S Jubil andd wh
~~~~~30S e ee o ino avnl rm
of 2 eru an sho asree ub ARE wa, ore aai thto
he promisedIdeadlatliff e
m" '4 son" of Aneri & Aua
is ~ ~ ~ ~ ~ ~ g~ i he ctywhno 4 iu
inafhetaet at
-pfudence "P4eeh ,betk
yf ~ ~ g~ ak sody.IVo
ty th hk Paisma Yrdriht t
Igee itCE'k fop~y
few that', the chif edHaab
hantY40unnrd 0dhy-tw




For
irve al a 1 ,
aufr
71,
x
jurp Y ,
Arn -Tr--T, T
me", ar-F. eate',
I- Ow
Jet L, e a alb -ji ij P4%
e
j)j a,,
IP
9111 grou ap W il Y
'g, 17 1:1' g .0i tv
th t, f 6f ," Ot
lte' !-lbliarble r,, tl Te OU
OD. rpv6d-, 'n- c-os s'
highlbr
- btta, -T
ex bei
A ii, tx ixa
yithin
T,
t
a te,a
pl#'Qe -apd, AV e,:J
a
r 0" t s d e at,-- t If
G (I
B*ti e ug::
abl tku
jig iLLij,
PT -i -%%.
UTr Aa;7wZ! N nor"
leg, 04 1 Q 17 er, S e VU-S Q.',*a)
t
ETO, a 'd
Pr6ieau larnqO,
e ha
itlY j
n t, ex, ITI -9 ",:j or' fll
,e re
%f jxe Wate -ee
proQ
KIM,
4 lw A,
ara. I ps 11Q,
avafih ,'l V a e
0 e or
IV
014 :ll not, wltw are ,pf le t-h(t JjL' '-jfr jjj'6
t ,h6w',: as
lb 6 _d(f
":"ah d- th
velt 0 a
q q T Oftr/L 0
s 4raflip:rr ph e
f6A th IR 14 e o' 'it
0 eli e
e VMgm1h: t
N'PV missed 16ad i
n P]
AM
ww
ar




61 'j
-T
m 01
0,
P
"al i
'A'
P,
Ala T
sport ,\TO
d lAn a _V
'tie j
L q
in e;
Ca, -th'e -,-C:u'rig Al hi
wan
'T,
.1ru Th"
W -1
tihlp h' lb)est, 10 ,,Setl. eir", lditUl
thej 4- -Y Al
14, -VAL I "S, fl- a n 5,
r
e yanna AW--A, ,,be --c!
e3l tlle fo
tAv -- :4:i t, , M et
r ,
'e xj) ;- Iqll"l "" Qiie --:iA'
d', i j ef" A W n: lg mo
p v 'VI -b
i 'I IL.Wu
IM IN
b- 6 4k jliqt, 1$ Lgon, e U1,1"ISe9l'd q -A
ist" h'
e y He' fs nbf pil r
'Was'. ma ci a' s'a
-Ohs ere 18OU )-u cler- strapss;,
t4 aq jp -t t 'ti, Ifi
,O hO W_ h, I s, ve, p m, A,
ogr( ''d a 1.6
lip
ry
#Afhe, Qur,,.o land
opplulagg aSt t P ji
kj
Re, ThiW i 9 spelxdju,
x0"spar 6 pu klilg.,
dIn
-e: o fla 6 r. tr'
, P Ll IV RAI 99- 60, exce
lk-. --wer-re41Ah he 10,vrit-pid1f, ga h, U'
grie ygpTa p an d
. . . . . . -w hy
LU Y, 4
.,-agrival-A A L6 T-ndli $uOce' h- 't''
'Col JD u J bl-h f aiaa t
't -oh W, V er A
dBrig. (3reii. -:WJlljj 4W
9t VL, k" ,tjjo L Q
eq. '. Lt e, n'l
--bbald' 1'00 led EPI -9411:- ,
i ether-,,-Ahe, ariji'
aQ And" td J'ho'
ftj s t6 di ,n
Qiiar exi h d
t&-', 'A''h erlc 11 -0! ,, t,, M u ames, vus-- q. e/, u Aix t c r
-11 t 11' IT 'Ire
lll'ul M
-"WA
--P -.thdt tho" lge
L s r e A A
Y t
X fro a
77-7- -T-777';
e Tlle -y'
A-, ough. e,,,.:,ll
L, lbftll
tAt h- 119- b
& be'ga"'4. t)A f .11A
Nil oi ,p gix*
jh Ad 1: te \ 11, p,
Me 'llu
0, 40 .'L.,-L-.' h, -" le
ure i e
-.,naclousl ah, -emii, ned,'
-S t n I hj-- Abil
-e A tar iiv e, mt r'u'' t hve
,pe, api -y p ans e 6,
b" re ted s "it
Y, y i. ea, 411
ft th, tn qqiAq,6
7
set;, Uel:ca lplo- Ah"' -1i or4 Iff tro,
he'- TCA t con
-S 'l a, '"the, i,
-I ou-t t v
L at-, Of,'. 1
tb winp ri on, W h- Lh'elk,, 6*11" gov.i,-, e Avgeii ti t
en I e ecte
O't ,scbrn, tho I db a' a .....
-j
d tp, fid, t Yet
'ile 9 'Will
3( the ag
X
W lclit--4 j
j j '6 ,
-reg me But,,-,-no e %J; "d
00 on,( 011151 gn a- vJ1 en 'T "t liu:"' h' Le%-.---a, "e.V W, fj I I i-p, etc,,,
tj; qff-of AhO, T uftb In "l Ollfig a s: 00 6- 9 itu at'i qw., ll'lvj al
as'll, Ira ica ge?,
d' k lif
a-, W,
th.f
y y !
; 101, J4 JL. A- jup
ipfiddle-d'-,
R. p
-Ak JIW.Uqc -Peome, as teredv- t914 nek qukxe wo4de k, -,an( a
ouh c 0 J,
e L"'ar
ca Wl
It L-- Weverythin'g, A' '-6'd
e s,,, ei o bi er,
-6: SA'lil y, an PdS d A "' -61 t6E
Irc, ag s :bf ed 'W, eetll i'd 6, n Afff.
f
"rLl -Lj Ones 'as fd 01 'd h ATP
p q4s. -.o c,-,Veq -maqj 4"W'i 1'..- k-l 6.
l "Will, Vh
v -j e rem, ir
d 4- -?s 'i,
-re ry:. abdy-e.,a L a 1 &,,4
A a i appointAbW,,udi
-t Wi I I b L 0111pany
a L A!. Jig h44,44ttibid o W.
- .' Ujjtjj "" I
O prqqnow, e.Z-,,,peqp a, th I" 'b6iil
' A
TrOLJ JU gla t
-fft' "-S'e0-hJ."'nQt- cL e- -c t'-,,h, vq -.:real ied,' al -i
r v a Up tli&-, me a 4g of,.,-t
t 5t th-'e inont &,the
ev q Oq
tfit : jj ja e- ey A
g, i' Lt --.- I bk --N
r e ITUAlM4Xe(
ey, fe i 14
7-wo Ax m- r'M %
WL t6 d-, L e e bidf o t, V I' tb lth&: u
c6,lujng'-!8 th t 09 V-- .;:"t df- A
eir :-P les Aq,') the
The paniarq ha W) f H iei
--P .n
J fs llk x
iji&, j4a id 4,t-.,t ci 4;,Was,
th m! er c4 -RIC acll4l;JQq'
-Was;-. q Aj4i "61. al .1 4-1 f t. 6 arterpi to
A.,
A s ygt- unicJA ILJL VV vi a YA) eIrs'../eff Me I t th
'h
ek \(Yr bu-, f. ]A ,
6 a b a ttJ6 A': itu, e
P"U"i- t 'y
ME:- jllllkh' lsil a,
lit e ly le" *a -lz",
'_t 4fe&;"
t, tegimetif, 'o f
_JF xv!)




TPO p
4"W L 1
iZ, =
N, _Me
-th aA4, r- Az4ev ,p
W 'pal Woii
4P
Pg
a M liv, L":
PWMR 9", I &nr
an fli
7 -b A'
A flicei
-]adw enoUHUe_,,-t OE4 p U.
-PO _410W- r,
TT
e ry, a nd s-cd
6,;Vvr.Y,, c 6
soon
I t t'i an
ha A, th e b le
;,n i y_*,fpr'es nt, t ,e I t ]i 61's' hld's 'im d ,. oreps-4, 1 4
6,, p e, aii dl of,, il em', .
i ,t; Ahti'
an(-; Awt 'alic or el he -man-, a
h h' 'rc-, Trbu
-7 as So If 1:3
1 O_ te
el. 1. 1 qj
lj ilt 111 -, b
D igtct S.,
yage,
VO _1
'a V q ift, MR ;S0
'mar Y, -'notal t e h
aliy,$ &O ia '' t,
er'. $_ r4P13;
t 4e hd -t-.1 ..,JeW_ A 11
r at ever "A"
'sh o tin iP
MArl 4
jfqqr-,or landln4 the,"S411h,011 1100 ro!A-Ahe -8;"P#
We penlain -jl1ne, 'L ,ja,.4,,,,,qrg
'e$' ,sp4tkled 01-i t o' sonle"', 4
the othev tkh.ns p or' -us- ? :qn--W, ic A:v
r i; ki In 6 t
'en-1k, 99 ja. oii,, w y :,appressidii
_e rap IT,
r-rcan, iefft I
xpe S, p anne
9
f fily _wWn
g, U ...
iYallcoll D T -ne n a-uh, ecr
ine4 t
t W11 -I i'
an riglil.-:_ _Nv
&_ "ffiffiffm',-qxd ng J121 f A -ceTV
Xlr- 'cltibl6d ff MIT
f t_ _11d,
.4
A te 4
a to 44e. N .
-,hf 'd Oned YW, 10,0
:reV 't G 0 rotal,
rinas er:-,
(t,6- Ahleric iv --o(!cupf ITUMU t;
ryzl. Ul-C,
qppf M arei h h"rg, 1411
-4. aw
h .0
e ZM 1 tg
-y aO
-th AMO'41
rto U A a 1,
7", 7
th- 'er 0- h e,,,
gh., e',I ew b ,4,6f t lji ,
_W P 1,1
B' e- eg
eop OfL .4fo(5
IT I b Aa
ail
avan'ese l iing figured
d veffimk i K' 4 IX,
r aifftar-y',, p- ans-14' t thielr'j -all'
Y, e, rue 61, 71 have,
ea. 'th U irs_ "IT, n np,,,,,y,.r
tt I l,, (I "I, KL
6", thoy liair d W16 P
i Ile,, toithe re L,, con x 611.. of th' ;1aixd,,--, aQml;,T, _IqAg )!Qt Aft L JaW "'A
11 qq parl on, UAhAt, t'6, Ah'( go 0
T ILV ly'_7 'V ej ei.-c si
-Radk-of tjae 'kokfi., he, '0", in tilliction d lp
"All I g _, w ",f 'd
I A V1% t1l, W dfi d It
_ayi OWi hj
P110 6-9
Ahe,_:- 'en trni j j d Ihe j A4 'C
7 w
,of Whiclk,-411 wi L-Ye pla''al 11'e, ievlqentI ""J
A,
reg Inc. C f dete
66 FlUhUgh a KtdeO_', eTe4l erm At!
' ( p In,
Ua 1OW -111
"fe' 11 f h- _P
xod "0 h t- f6
%l, "lV ik
'Y h dic;I j 4 -Vv :111
th. t. _14 ',
-te. I o *IV ng
j,7 -,bit
:,n so P., jav S,
as, alt A in r,
, fe ge'J'spga
x q d t
Mt&: ; 6
Ok'i" "01"',
ay exltounQed, LU, U +1140A su d tolm
I Y
N, iner-can 'er 'e,,,, ias. P4
vQr "NY L Y. 7 # everyth 6ft W64311 sdfl
sn-illed A t1y: U elk, 11
tones sc o: hind, iin as-a, f
W1, 1.,i 0
T n ''Ari,; 'h
e,'re-Wou, yana e,. 6 0
"'7_6i it Igj.u iclarry
56 .,pppi dni -1 r6app
W11 tt
X. JiAt uuu'- O W e ah18:,0!11-p a.
7 t ......
W .... Iv
wd'd"A th
-grea V e,
4"d h! g T r o a t -j seen But- V 1"14- UP
Pry V r'-AMkM A
Vq a
dit inen '119 0
Pa _Molit"
v eirellL SA _*7 Lli & th
BI- A
W v
_M_ IW4 en T
aT Qy
e 4, tu,
e O--_U- Of-or tv
!491th t, AIUWI 0 li6' it d,,,
J] Q 61. _v "00 0 71 j x !,.!, J.t',n e: j
e, 17 ftvil s 9-1q, th4
The. SPa1Aar( g:n -UN
f -Al U
j
tuht 0 7n I thi th t to
0- yegli- a are rl gp
mer cq ny,'F. _io
uc y Wj rv
_41 h
lSl. SS in JLL 10 "'M
_4141 , 'L t %
V" Ilk -h 'arf 6r, -Uzi 1: 16, -17
ld, L-"'t; 7f(j,
u Comm $84, 'Y 0036ers--,, bame"- t, c1to e,,,,
W676k' 'bi, MO Uego$,. r"
t --.was
X l -e-kes -tj.jere, to -cont ht
ie S fit Mt W11TIM" 1
JI
I tit"Of C




*nu o rI
Alid thiuk' *U TUI
A
4,
I J, I*
mu
-,JR
Els, _4
T"
U, I lu KI 0 lu
- 7171
un, q ijs h
p Rypr,-g T,
d
A"
'ALM
'' 4_,m,
_e
dul,
*T
VIP,
q$
7 Th i ju 0 fj4z deadlqc '
ob,
y
h,
I g,: a, d'- Ne lly,r At
man y ,Ta, -AA
b A" 1 mare, of
_e S l 0 o ern-me AAM
t
Tul'ff t
....... ..
Ad -T
25
rx gos q
f
a ild
M4 oa tiol"Ll 4 T
r, 61, ""o f u
Tflbil AA 7,,4, k,
4im d 't
Ail. Wo m t Uill, ,' ,L62-*"" :y l ';'P"f "'$-t; i l' '
_-wflhbii h iu- on eg
pe r, ps-; foi; -Af ple ,-Muupy'
V64" M pq %U
V IT,
enie or
TP
All, Wbull(Ug:_qO
re: -at
i t e bb rets
st -is t4 ,,-wa ep,, T qv.S
f.r." AV+
0.! W,; L(Lyo -work, 1 u tiley, Plemept", 14ce'r"Maxy _i'lt* MY.
Se.
e u _r7
'y
V IT4e _:firgt"L 'jJWP'O
Vt!
w
x
V3 e, A! I
lu -1 lZ11 r,
4n m
ct(Wd,' thpi X e,
g1l, po "Rh
0




sell
al T
IL I T-r
Aw
1A,
b6f6 4
old -'D E
VIM 41T
, 41%
WA ai 144,
UY9,A4,
ag v, o4him JL
h wat hdr d
0 4 A m -nut 4
y
r t U U b"' b V an ft j V
'y
_.e
-Tph" b 1441 v
AS IPA
-Z
,b' Oft f G St
L
z7 IS1j'affl, ',,W J drawn-j rL
elft
p, t
pajl., f
;w I "
-pr Pei
urg6d,, f arwar $.p
'ort
L T -e -qu i. po
d t
'geUer& e P T pie "Al a Kja Big MewAS;
prepava A, 'm
j4 4T
u A ,;saf 'Th pq
Out ,;';A
our
I t- Qgho s" I Tie ; 'F th","eft i", -"! "I Ono
aAX ro, ftlk
L- B41. NAW Spux "it t pqjis -Will mak6,
41 W 19, ApH y L: ,, -%_ L"L -- L I I 'I I -- -_- '- 'L Lj L L 1. "' L,,.Aj dL'
q stprt er'6..-. -,A qjj
est aitg-, ,
t"o
Au "goo
S01 1-2
0" t
jQno UD aer
X
-T- tn.Q, I
v
BA;
i o6i
Qft i fl Ue n
bf
N i (4914 th
41 F,
CCU CL b be e
t
e-yes sel rej .Y_ -or
jj
U jte a,
n Sfa, -q$ WWI
Mt
, ,Ivrll ?
g
'Z.- "TOP S E, DONJU, j or ne garrjf
[Phil 01
R In"Kiba If ( -11
=7 ARM m
z 46t 4 ri
m 0, Pl
_j S_ r r, hy 'X
Lall J, p
-FT, RN ; ji d
y" I RAF Ay Pit &AIst4t
.'.iua az,
p
7
f d -V L) 1,
dD ft
,OJ3L t S
J- 1,
'o ro-P$ Ojj pfflk
All 0
i 4. SAW
. . . . . . . . . . . ................... ( ,r q u




, 176
TfAl
Npm 4
0 C[,
tj
fA
on.e vfjle Y e, )a
IN
Ali
TT'
kA I Uk(l tq,
h oil
o
a 9 0 a
Qq&r r. a n ax, i;p'l qnvq,:! p
t :s 6 6 NY
S
an(; d
t.
JY 'qC toj*ji6L6
that P'4 4' iffe'd, tn At.,
dl'
I'd NY t; 0
sr d 06W A Ja T4-11
e fjn L- . ooa o
nrLl
ajI j flg
to a
jj Y" tu
r _U "geV Tmar
011
j _e 6..4 DelonAinfe ",I k;
es or 3 J ll
Q! qS't lp ro v Daw""b'P,
vtbl6h M;;:.'I 'j Wi' #Cv _;R
UU jjj
L 4 T
rS t
th
Y4
T7ti 1 11 ,3t $,-T ',,j DIO
fty,
a 1 n
We I
e, Y ",V
.,and",14T Ms u -1
6 u s 'wl I d al 4
I'S L -_Uj:
m e -No'l a, -L -467; ,
)l
t h
L
-t, tge'r us- L
o b unt ins'eZ
jj
b kt
n
IT, 0
Tl
-jnf O'
Vant'L P bwer, .,an ru
S
0 5 K
*t"m ( o V
1 n
(tenc E
a OU flolael lvenom 0 t
I Q
"rto Ulle- UU-ua- C
44lk
TYXLIJI
te
-oni
Vjl$
e
In e,
x:




I HiiIlll It
14,, ii -i i kn
i"'1,
IPi
M-'4 .- ;




, w
fr t 4
ZI ON R 71
Ti
-Lao
Vr 77
7, "n III
0 T
.I, J 1: Fi;
-qvnmm







ei story tod .
LIlO. HARRII
HIS T ORlIA ..
ECONOMICO-POLITICA Y ESTAD1I A
6 SEA
DE SUS PROGRESOS
EN LA POBLACION, LA AGRICULTURA, EL COMERCIO Y LAS RENTAS.
POR DON RAMON DE LA SAGRA
DIRECTOR DEL JARDIN BOTANICO DE LA HABANA Y CATEDRATICO Dt BOTANICA-AGRICOLAK; BOTANICO HONORARIO DE S. M. CORRESPONSAL DEL REAL JARDIN DE MADRID Y DEL MUSEO REAL DE CIENCIAS DE PARIS; MIEMBRO DE LA REAL ACADEMIA MEDICA MATRITENSE, DE LAS MEDICO-QUIRURGICAS Y ECONOMICAS DE CADIZ Y DE MURCIA, DE LA REAL SOCIEDAD PATRIOTICA DE LA HABANA, DE LAS SOCIEDADES HORTICULTURALES DE NUEVA-YORK, PARIS Y LONDRES DE LAS LINNEANAS DE PARIS Y BURDEOS, DE LAS DE FISICA Y DE HISTORIA NATURAL DE GINEBRA Y DE PARIS5 DE LA CESAREA DE CIENCIAS DE MOSCOW, DE LA DE CIENCIAS NATURALES DE FILADELFIA5 DE LA FRANCESA DE ESTADISTICA UNIVERSAL &C.
L' ile de Cuba pourroit seule valoir un royaume.
RAYNAL LIB. XII.
HABANA.=1831.
IMPRENTA DE LAS VIUDAS DE ARAZOZA Y SOLER,
IMPRESORAS DEL GOBIERNO Y CAPITANIA GENERAL, DE LA REAL HACIENDA Y DE LA
REAL SOCIEDAD PATRIOTICA POR S. M.

. . .......




-P %




]LS TORIA
ECONOMICO-POLITICA Y ESTADISTICA
6 SEA
DE SUS PROGRESOS
EN LA POBLACION, LA AGRICULTURA, EL COMERCIO Y LAS RENTAS.
POR DON RAMON DE LA SAGRA,
DIRECTOR DEL JARDIN BOTANICO DE LA HABANA Y CATEDRATICO DE BOTANICA-AGRICOLA; BOTAXICO HONORARIO DE S. M. ; CORRESPONSAL DEL REAL JARDIN DE MADRID Y DEL MUSEO REAL DE CIENCIAS DE PARIS; MIEMBRO DE LA REAL ACADEMIA MEDICA MATRI' TENSE, DE LAS MEDICO-QUIRURGICAS Y ECONOMICAS DE CADIZ Y DE MURCIA, DE LA REAL SOCIEDAD PATRIOTICA DE LA HABANA, DE LAS SOCIEDADES HORTICULTURALES DE NUEVA-YORK, PARIS Y LONDRES, DE LAS LINNEANAS DE PARIS Y BURDEOS, DE LAS DF FISICA Y DE HISTORIA NATURAL DE GINEBRA Y DE PARIS, DE LA CESAREA DE CIENCIAS DE MOSCOW, DE LA DE CIENCIAS NATURALES DE FILADELFIA, DE LA FRANCESA DE ESTADISTICA UNIVERSAL C.
L' ile de Cuba pourroit seule valoir un
royaumie.
RAYNAL LIB. XII.
HABANA,=1831.
IMPRENTA DE LAS VIUDAS DE ARAZOZA Y SOLER,
IMPRESOBAS DEL GOBIERNO Y CAPITANIA (ENERAL, DE LA REAL HACIENDA Y DE L.&
PEAL SOCIEDAD PATRIOTICA POR S. M.







AL ESCELENTISIMO SENOR DON CLAUDIO
MARTINEZ DE PINILLOS, CONDE DE VILLANUEVA, GRAN CRUZ DE LA REAL ORDEN AMERICANA DE ISABEL LA CATOLICA, CAB3ALLERO DE LAS MILITARES DE CALATRAVA Y SAN FERNANDO, GENTILHOMBIRE DE CAMARA DE So M. CON EJERCICIO, DEL CONSEJO DE ESTADO, SUPERINTENDENTE GENERAL SUBDELEGADO DE REAL HACIENDA DE LAS ISLAS DE CUBA Y PUERTO-RICO &Ce
Como UNA PEqUEN-A MUESTRA DE AMISTAD T tECONOCIMIENTO-

Ramon de la Sagra.,







EI vasto desenvolvimiento de la industria europea, la preponderancia de los medios productores, la concurrencia universal de objetos y el desnivel que se observa entre los recursos de la. agricultura para crear materias primeras y los de las flibricas pa. ra transformarlos, amenazando con una gran revolucion al siste-. ma econdmico-politico del mundo comercial, han influido en las negociaciones de la Isla de Cuba, constituyendo sumamente critica la Apooa de estos 4iltimos afios. El comercio maritimo y el trifico interior se verifican con desventajas, los pingues cultivos cubanos no reditan los beneficios de antes, y los hacendados no obtienen de sus fincas utilidades proporcionadas para el pago do las obligaciones que han contraido y que hicieron precisas el tamailo de aquellas y las grandes anticipaciones que suponen.
La indole esencialmente agr6noma de la industria cubana, indica los recursos naturales del suelo, para constituirla el centro de atencion general y el lazo de union de los intereses individuales; pues aquellos hacen susceptible a la Isla de un considerable aumento de poblacion, de un vastisimo incremento de su industria y comercio interior, de un ensanche inmenso en los consumos particulares, y de establecer en fin, sobre estos s6lidos cimientos, las bases de un sistema econdmico-politico que constituya al comercio esterior lo mas independiente posible de la riqueza pdiblica y del menor influjo en el bien estar de los habitantes.




I!
La constitucion diversa de las naciones, resultado del clirna, de la feracidad del suelo, del umero y caricter de los habitantes y de las instituciones que los gobiernan, ocasiona que todas no sean susceptibles de crear los mismos objetos, y que por lo tanto se hallen, con respecto a sus necesidades, en mitua dependencia las unas de las otras. Las causas de produccion que proceden de las circunstancias naturales, es ~ saber, del clima y del terreno, no pueden ser variadas, pues cada region tiene sus producciones, y las conquistas de la aclimatacion no pasan de ciertos limites; pero el genio industrial de los individuos, los adelantos de la civilizacion, las ventajas de la localidad &c. que formnan lo que puede 11amarse abundancia de medios propios, darAn siempre la ventaja las producciones dcl pais que mas de estos reuna, porque influyen directamente en los -resultados de los otros.
La poblacion de algunas naciones de Europa ha llegado a un punto, que no permite ser aumentada sin comprometer su tranquilidad. Gran parte de los productos de su agricultura son consumidos por generaciones efimeras que no alcanzan la edad de ser 'tiles, y otra porcion considerable de mnaterias primeras pasa A las fibricas, donde el poder de las miquinas las transforma con una celeridad y economia incalculables que hacen casi initial la aplicacion de la fuerza humana a las manufacturas. De esto resulta la miseria de las cases industriales, imposibilitada al mismo tiemnpo de ocuparse en la agriculture, porque los terrenos yermos 6 son est'riles 6 mtry escasos. Pero los de esta clase que existen en la Isla de Cuba, permiten prodticir y conservar una poblacion num erosa y feliz, dar A los cultivos un ensanche indeterminado y capaz de satisfacer el deseo de las fibricas europeas, con variadas materias primeras del fdrtil suelo cubano. Si esta facilidad do production, asegurada por la fecundidad de un clima benigno y la feracidad de un terreno virgin, se unen los esfuerzos de la industria ilustrada, es indudabe que las produeciones de la Isla hallarin siempre una segura salida y que sus habitantes recibir~n en




III
cambio todos los objetos de la agricultura y de las artes ultramarinas que este suelo no admit y que sus talleres no forman. Para asegurar la esportacion, conviene puties aumentar los cultivos de los frutos esclusivos, y adoptar para los otros medios tan econ6omicos y ventajosos, que si no consiguen el mejorarlos, los proporcionen con tal baratura, que esta cireunstancia los hliaga preferibles en el mercado.
Los finicos medios para conseguir estos resultados, es a saber, para aumentar los recursos de prosperidad interior y crear objetos para el cambio con los estrafios que necesita, se hallarcn en la aplicacion, en la constancia y en los conocimientos. Todo cuanto propejida A favorecer el comercio interior, la creacion de'productos, el bien estar de las clases agricultora 6 industrial, refluird en beneficio general del pais y de su comercio ultramarino.
Considerada la Isla de Cuba bajo el aspecto de su administracion interior, ofrece un cuadro sumamente interesante y capaz de dar objeto de aplicacion las mas vastas y mejor combinadas ideas. Apenas salida de un estado de precaria dependencia, para cubrir sus obligaciones, la hemos visto encontrar en sus propios recursos, medios abundantes para sostenerse, sus habitantes contribuir con sumas crecidas para los gastos pfiblicos, y en medio de las asechanzas de los enemigos que la rodean, elevarse sobre todos por su riqueza y esplendor como para sustentar, entre las ruinas de un inmenso imperio destruido por la guerra civil, el arbol de la constancia cubierto de los inapreciables frutos de la paz.
Bajo cualquier aspecto que se considere, la Isla de Cuba ofrece un campo tan vasto como inmenso para la esploracion del politico y del fil6sofo, y lo mas dificil que ocurre es el circunscribirle, porque la mtitua conexion de los objetos y del fin a que deben encaminarse, los hacen inseparables en su estudio. Desde mi Ilegada 6 ia Habana en 1823, me propuse reunir y acopiar cuantas observaciones y noticias estubieran 6. mi alcance, en Los pocos moments que me dejasen libres los deberes de mi destiny. Esta




IV
reunion de materiales, no l1evaba al principio un objeto determinado, y mas se concretaba i los ramos de las ciencias naturales, que tenian relacion con mi carrera; pero la misma mdtua conexion de los objetos, que acabo de indicar, hizo que pasase del estudio de ellos al de las profesiones, de 6stas a los recursos del pais, y de aqui A los demas ramos que constituyen el gobierno, la administracion y la riqueza del pueblo cubano.
En la sucesion de mis esploraciones, considere la historia de la Isla de Cuba dividida en tres grandes secciones, a saber, la fisica, la civil y la econ6mico-politica; y tratando de examinar so-. bre cual se hallaban reunidos mayor nuimero de datos, he deduci-. do: 1.0 Que la historia fisica de la Isla de Cuba, que debe comprender no solo la de su clima y terreno, sino tambien la de todas sus producciones, era casi desconocida, pues no existen publicadas mas noticias que las reunidas por el Sr. Baron de Humboldt; 2.0 Que sobre la historia civil de la Isla- se poseian trabajos muy interesantes, aunque incompletos, tanto on las obras que dejaron los Sres. Urrutia, Arrate y Valdes, como en los archivos de las corporaciones y en las historias de la America; y 3.' Que la parte econ6mico-politica, 6 sea la historia de la industria rural y comercial, de los adelantos interiores, de los recursos particulares y p'blicos, de los gastos de imbos generos &c. habia sido enteramente descuidada, pues apinas se halla una observacion 6 dato interesante en los autores nacionales y muy pocos en los estrangeros que escribieron sobre la Isla. El Sr. Baron de Humboldt en su apreciabilisima y bien conocida obra, ha pasado con suma rapidez sobre.estos puntos no solo porque no entraba en su plan la historia completa de ellos, sino porque era imposible hubiese podido reunir los materiales precisos, en el corto cuanto bien aprovechado tiempo, que permaneci6 en la Iabana.
Esta discussion preliminar me puso en estado de juzgar de la importancia respectiva de cada una de las tres espresadas secciones, con el fin de concretar mi plan de investigaciones t un




V
cuadro susceptible de ser desempeiiado dentro de unos limites fijos.
La historia fisica hubiera fijado esclusivamente mi atencion, si no exigiese un viage por toda la Isla y los auxilios y cooperacion que tan vasta tarea supone; pero en la imposibilidad en que mi destino me ponia para emprender aquel, me he limitado reunir, estudiar y conservar para mas adelante, los materiales sueltos que mis relaciones me procurasen.
Con respecto A la historia civil, me ha parecido de una importancia muy secundaria en el grande interes de los pueblos actuales, que deben pensar mas bien en conocer y saber aplicar sus recursos propios, que en investigar los hechos civiles, en la mayor parte insignificantes. Por el contrario he juzgado esencialmente til y urgente, el estudiar la Isla de Cuba bajo los aspectos de su valor, de sus fuerzas productivas, de sus recursos, de los elementos de bien estar que reune, del grado de incremento de que sea susceptible, y de sus relaciones con los demas poises civilizados; porque, de toda esta reunion de datos, se podran deducir los medios de cimentar su prosperidad duradera. Por otra parte, en un siglo en que todo se somete al calculo y a la observacion, yen que los Gobiernos ilustrados se esfuerzan en favorecer el comercio, la agricultura y la industria, no dejard de ofrecer interes el cuadro de todas las providencias con que los Monarcas espafioles han favorecido este pais, para elevarle al grado de prosperidad que disfruta.
Reunidos ya muchos materiales, trac6, A mediados del afio de 1826, un prospecto de la obra que ahora publico, que fue acogido por los Esemos. Sres. Capitan General 6 Intendente con la bondad que los caracteriza; y desde ent6nces, la he destinado todo l tiempo que podia sustraer Ai mis otras ocupaciones. Durante esta tarea, he tenido que veneer continues dificultades, ya por la falta de una obra que me sirviese de testo, ya por no tener sino materiales sueltos para descubrir las conexiones de los sucesos y enla-




TI
zarlos, ya por el modo inconexo como encontr0 redactados los mu chos documentos que me han servido, ya por lo nuevos que eran para mi varios de los puntos que debia tratar, lo que me hizo preciso estudiarlos y familiarizarme con ellos, ya en fin, por la misma naturaleza del trabajo complicado en si, drido y pesado en los caIculos que supone, y m6nos Ai prop6sito, por estas causas, que ningun otro, para satisfacer al escritor.
Las obras estrangeras publicadas en estos Ailtimos afios sobre Ia Isla de Cuba, no podian tamnpoco servirme de guia, ni disminuir en lo mas minimp el trabajo que me habia propuesto; porque el objeto de sus autores no fu6 iel escribir la Historia econdmico-politica en todas sus 6pocas, sino tan solo dar a conocer esta preciosa parte de Monarquia, por los escasos documentos que una laudable aplicacion les habia proporcionado, documentos cuyos originales he tenido a mi disposicion y que no he empleado sin haberlos sometido intes a un severo examen. Pero no obstante, serA en mi siempre tn deber el tributar los mas sinceros elogios la. obra del Sr. Baron de Humboldt, A las cartas sobre la IHabana escritas por Mr. J. uno de los comisionados ingleses para el negocio de los negros, y d su traduccion francesa por el Sr. Huber con el curioso apindice estadistico y los estados que las ha afiadido; pues son justamente acreedores a la envidiable gloria de haber sido los primeros en reunir y publicar documentos ordenados, que diesen conocer al mundo politico el estado de prosperidad y los recursos del pueblo cubano,
He, dividido ml obra en cuatro capitulos, y trato en ellos respectivamente de la poblacion, de la agricultura c industria rural, del comereio y de las rentas. Con respecto al primero, he verifi-. cado todos los cAlculos, mencionados en algunas obras, sobre las virias 4pocas de la poblacion de la Isla, vali6ndome para ello de los documentos oficiales. Habiendo seguido un plan uniforme en los diversos articulos que le constituyen, hube de deducir las consecuencias por un mismo m6todo, sin valerme de las halladas por




VII
otros, y de lo cual puede convencerse cualquiera que lea con detencion aquel capitulo. Examino en 6l la proporcion en que se haIlaban las castas y los sexos en distintas epocas, la ley de los aumentos de una a otra, la diferencia que en esta parte ofrecen aquellas, asi comno en los nacimientos y en la mortandad, y deshago algunas equivocaciones que podian influir en los resultados que se dedujesen. Las observaciones sobre la poblacion de la Habana, las primeras que se publican de este ginero, comprenden un periodo de cinco afios consecutivos, y ofrecen un cuadro complete y exacto de los nacidos, de los muertos y de los matrimonios durante l, bajo todos los aspectos de sexo, mes, edad, condicion, casta &c. en que se verificaron y acaecieron los unos y los otros. Un Gobierno ilustrado necesita recurrir a todas estas noticias y poseer todos los datos relatives al nacimiento, al progreso, a la proporcion, A la naturaleza y la decadencia y muerte de los individuos, asi como a las causas que en estos accidentes influyen, con el objeto de plantear 'los dificiles problemas de estadistica moral y politica, cuya resolucion reclamna el bien estar futuro de los pueblos. El trabajo que presento en esta obra, solo es completo en cuanto a la Habana, mas puede servir como de formulario para estenderle ai toda la Isla.
Mi principal objeto al escribir el capitulo de la agricultura, no ha sido formar su historia, sino investigar cual era el car6cter distintivo de este ramo de la Isla, el mnirito de los elementos naturales y politicos que la constituyen, la riqueza empleada en ella, el valor de sus productos y la renta que proporciona. Para resolver estas cuestiones, hube de discutir un gran nimero de datos secundarios, que hasta el dia no se habian empleado; refiero el estado de cada cultivo, calculo sus ventajas respectivas, indigo los vicios comunes ~ todo el sistema, recomiendo aquellas refrmas que creo oportunas y termino por hacer el chiculo del capital, de los products y de la renta liquida de la agriculture 6 industria rural cubana. Si las consecuencias que deduzco no ofre-




VIII
cen una exactitud rigorosa, ruocgo ai los lectores imparciales que consideren cuan escaso es aun el caudal de noticias positivas que poseemos para enriquecer este genero de trabajo.
Con respecto al comercio, he hallado en los archivos documentos bastante tiles, pero que darian origen ai muchos errores si los hubiese admitido sin eli mnas severo exdmen. Despues de referir la historia general del comercio de la Isla y las memorables epocas por donde ha pasado, menciono particularmente el hecho por la Habana y demas puertos habilitados, y por tiltimo manifiesto el estado actual de las relaciones comerciales que con la Isla han establecido, asi la Peninsula como las potencias estran' geras, la clase y el valor de los objetos que respectivamente introducen y esportan, y todo lo demas que he creido conducente para dar una idea exacta del comercio cubano. En un articulo separado he reunido los datos existentes sobre el eomercio costero, y algunas indicaciones aproximadas para apreciar los valores sobre que gira el comercio interior.
El capitulo de las rentas, mas dificil aun que los anteriores, me ha precisado a escribir la historia particular de cada ramo, por via de introduccion 'a la general: espongo en ella las diversas epocas de la administracion y recaudacion en la Isla de Cuba, el valor de sus contribuciones en todas, los capitales que recibia de Mijico bajo el nombre de situados, para cubrir sus atenciones propias y proveer a las de otras provincias que eran anexas A su Gobierno, la serie de providencias asi del Gobierno supremo como delas Autoridades del pais, que sucesivamente fueron mejorando el estado de la Real Hacienda y de las. Aduanas recaudadoras, los productos de las rentas por ramos diversos y por administra-. ciones, el valor a que ascienden las. contribuciones priblicas y su relacion con la poblacion que las paga y con la riqueza sobro la cual gravitan, y otros. varios cMculos' anMogos al asunto y pro-. pios para facilitar su inteligencia.
Dospues de hablar do las reitas y gastos dcl pueblo cubano,




IX
me ha parecido convenience dar una idea de su fuerza armada, terrestre y naval, de las circunstancias que promovieron su au. ,ento, de su distribucion actual y del sistema adoptado para la defensa interior y esterior; cuyos objetos forman un reducido capitulo, cuyo desenvolvimiento pertenece 'a la parte puramente politica y militar de la historia cubana.
Finalmente he formado una raipida recapitulacion de los principales resultados que ofrece esta obra, y los he comparado los de otros pueblos de Europa y de America, para que se pueda apreciar por este medio, asi la importancia absoluta como la relativa de la Isla de Cuba, en su riqueza interior, en sus recursos, en sus consumos, en sus gastos y en su regimen administrativo.
En un apindice he reunido, por notas A los articulos de la obra, diversas observaciones y documentos que hubieran hecho difuso el testo. Las principales son dos, una relativa a las nuevas poblaciones que se fomentan en la Isla y 6. los auxilios y recursos que se ofrecen a los colonos, y otra concerniente A los vegetales que constituyen la agricultura cubana, a los que espontineamente producen los pastos, 6 que sirven para el alimento de los animales y 6. los Arboles de maderas iitiles que se crian en los bosf ques. Este catilogo, que puede considerarse como el indice de la Flora de plantas usuales del pais, puede dar una idea de los grandes recursos naturales que en su rica vegetacion ofrece la Isla, para ensanchar su agricultura, su industria fabril y su comercio.
Para escribir esta obra solo me han servido, como he indicado intes, materiales sueltos que he hallado en los archivos del Tribunal de Cuentas, de la Contaduria general, de la Aduana maritima y del Real Consulado; muchas memorias que existen impresas sobre varios objetos importantes y los muchos documentos que han publicado, asi el Gobierno como la Intendencia en todas 4pocas, sobre poblacion, comercio y rentas. He observado con la mayor escrupulosidad Ia justa regla de citar las Reales 6rdenes, acuerdos, estados y memories que me han servido en este




x
trabajo, y he Ilevado este deber hasta el estremo de mencionar las de todos los patricios recomendables que escribieron sobre la Isla de Cuba, que han Ilegado a mi noticia, aun cuando no hubiese tornado cosa alguna de ellas, por haber tenido '. la vista los documentos en que se apoyaron; pues siempre he considerado la prioridad en las indicaciones proveehosas hechas al pdblico, como un servicio distinguido, no exento de disgustos y contratiempos y digno por lo tanto de mencionarse.
Todos los estados que contiene esta obra, y para los cuales he empleado siempre noticias comparadas, han sido hechos por mi, escepto en los casos en que cito sus autores, estractando los documentos de los archivos, sin confiar pormenor alguno 'i la atenta y bondadosa solicitud de los empleados, cuyas luces y advertencias, pox otra parte, me han sido muy tiles. Pero como los datos que mi obra requeria, debieran ser estractados conforme fa su mismo plan, seria esponerlos a inevitables equivocaciones, el confiarlos A personas no enteradas de I. Por otra parte, las oficinas, en la redaccion de sus estados y documentos, no esplican el metodo que siguen, y como los destinan fa objetos del servicio, no presentan los verdaderos datos estadisticos y econdmico-politicos, eliminados de todo lo que es solo aparente, aunque necesario en el sistema de cuenta y razon. Esta dificultad, que en vano me esforzaria en esplicar fa los que prfacticamente no la conozean, ha sido una de las mayores que he esperimentado en la formacion de esta obra, la que me ha precisado a estudiar el mnecanismo de las oficinas en todas las 6pocas de la historia del comercio y de las rentas, a descubrir los verdaderos hechos en medio de la densa oscuridad que ofrecen muchas de ellas, aI llenar mi narracion de advertencias y aclaraciones indispensables, pero molestisimas, ft hacer la diccion sumamente ftrida, desnuda de todo lo accesorio al estilo y puramente de cftlculo, y en fin, ft seguir con el mayor cuidado el inico hilo capaz de dirigir al lector en el laberinto de las 6pocas, sacrificando ft




la claridad y la.i exactitud, todo cuanto pudiese alterarlas.
Con respecto A las personas de los ilustres Gefes que han re gido la administracion pdiblica en la Isla de Cuba, me he limitado simplemente A citar sus providencias, reuniendo lo esencial y caracteristico de las 4pocas constituidas por las circunstancias 6 las reformas, y dejando ila posteridad la tarea de juzgar del mrito respectivo de eada una y de los hombres que las dictaron. En mi plan era una sola la historia de la poblacion, de la agricultura, del comercio y de las rentas,'come un solo cuadro de prosperidad: si el acierto de Ias providencias, sila aplicacion unida al g6nio de las reformas, han hecho resaltar alguna epoca conT un caracter distintivo que obliga a fijar la atencion sobre ella, no procede esto de parcialidad alguna en mi narracion, sino de la misma naturaleza del asunto. Ha sido tal mi cuidado en no emplear otros colores que los de la simple verdad hist6rica, que recelo haber faltado A la justicia en no tributar los elogios merecidos A los trabajos importantes verificados en estos tiltimos aiios.
Sin embargo de todo el esmero que he puesto en la redaccion de esta obra, y de la gran copia de materiales que me han servido para formarla, canozco que es defectuosa en algunas partes. Anticipindome A hacer esta confesion, no debe dudarse que recibir6 con satisfaccion y gratitud todas cuantas observaciones se me dirijan para corregirlA y mejorarla; citar6 los nombres de los sugetos ilustrados, que por este medio contribuyan al bien de de su patria, y satisfard A cuantas cuestiones me hagan, con el fin de aclarar los pasages que les parezcan inexactos y oscuros. Al mismo tiempo que dirijo estas sinceras protestas A los que escriban de buena f6, hago otras formal ~ irrevocable, de nocontestar A observacion alguna insidiosa 6 grosera, A ninguna critica mordaz 6 maligna, donde se falte A los miramientos de respeto mfituo que los hombres se deben en una sociedad civilizada, y que tiene derecho A exigir el escritor que consagra sus vigilias al bien del pais que habita.




X11
Me resta solo manifestar mi gratitad los sugetok que nom han ayudado para la formacion de esta obra. Los Escmos. Sres. Capitan ~General, Superintendente de Real Hacienda y Comandante General de Marina, han tenido conmigo la bondadosa condescendencia de mandar se me proporcionasen en las oficinas diversos documentos interesantes, y he hallado en sus empleados toda la eficacia y esmeradas atenciones que podia desear. El Esemo. 6 Illmo. Sr. Obispo de la Habana, ha prevenido igualmente que se me franqueasen en las parroquias los libros de bautismos, muertos ymatrimonios, y conservare en mi corazon un eterno reconocimiento I la bondad de los Sres. Curas pirrocos de las iglesias del Sagrario, del Espiritu Santo y de Guadalupe, y a los de las auxiliares del Santo Angel, del Santo Cristo y de Jesus Maria, y los encargados de los libros en los hospitales de S. Ambrosio y S. Juan de Dios. 'Iguales muestras de urbanidad y condescendencia he recibido de parte de los gefes de las oficinas de Real Hacienda, y durante algunos meses consecutivos de los Sres. Contadores mayores del Tribunal de Cuentas, de Dt Buenaventura Betancourt encargado de la mesa de memorias, de D. Rafael Velazquez juez colector de anualidades eclesiasticas, y de los empleados en los tres archivos de la Aduana, de la Contaduria de la Intendencia y del Consulado.
Sobre agricultura me han prourado informes muy interesantes, la Real Sociedad econ6mica" de Cuba y la Diputacion Patridtica de Puerto-Principe, y me ha sido utilisima la correspondencia con varies vecinos aplicados 4 inteligentes del campo, como el Dr. D. Juan Jose Oliver, medico del partido de Alquizar, el presbitero D. Manuel Donoso Cura pairroco de Guanabo, el teniete coronel de milicias D. Luis de Espinosa, facultativo del mIsmo, D. Jos6 Maria Valenzuela instruido agricultor del partido de las Pozas, el licenciado D. Manuel de Monteverde naturalista laborioso residente en Puerto-Principe, D. Diego Fernandez Herrera, liacendado de 'San Antonio, D. Hilario de Cisneros Censor




XIII
de la Sociedad econ6mica de Cuba, D. Jose Policarpo Columbi6 Alf6rez Real de Baracoa, y la frecuente comunicacion y conferencias con muchos hacendados, criadores y vegueros, entre los cuales debo citar A los Sres. Brigadier D. Juan Montalvo y OFarrill y'a D. Tomas de Ilincheta, A D. Jose Rodriguez y D. Francisco de Silha propietarios en la Vuelta de Abajo, y i D. Antonio Reinoso, de Guanimar. Virias personas me han franqueado los documentos que una laudable curiosidad y sus estudios privados les habian hecho reunir, y este servicio exige de mi parte un testimonio piblico de reconocimiento A los Sres. D. Justo Velez Director del colegio Seminario de la Habana, teniente coronel D. Jos6, Pizarro y Gardin, D. Joaquin Santo Suarez Secretario ent6nces de la Real Sociedad Patri6tica, D. Raymundo Pascual Garrich redactor de las Balanzas de comercio y de mnuchos estados ineditos insertos en esta obra, D. Pablo Gonzalez antiguo empleado de la Aduana maritima, D. Juan Martin Vegue que lo fu4 de la Factoria de tabacos, y actualmente de la Tesoreria de Ejfrcito, y D. Desiderio Herrera agrimensor piblico, cuya incesante laboriosidad le ha hecho poseedor de un caudal precioso de noticias concernientes a la agricultura cubana, producciones, territorio &c. Sentiria que un olvido involuntario me hiciese parecer ingrato hicia alguna otra persona que me haya favorecido; en cuyo caso sa" br6 reparar mi omision oportunamente.







TABLA DE LAS MATERIAS.
CAPITULO PRIMERO.
Poblacion.
Art. 1. Sus progress en diversas 4pocas.-Relacion entre las castas, en las ciudades y en los campos.......... .........................................P ig 1
2. Proporciones entre los sexos........................................... 15
3. Relaciones entre los nacidos y los muertos.-Movimiento annual de la poblacion... 18 4. Matrimonios .......................................................24
Observaciones y comparariones estadisticas sobre la ciudad de la Habana en el quinquenio de 1825 ai 1829 ..................................................26
< 1. Nacidos..0..........................................................28
2. Razon entre los nacidos legitimos ilegitimos6 ............................. 30
3. Nacimientos por meses...................................................35
4. Muertos..'................... .......................................37
5. Mortandad por sexos................................................43
6. Mortandad por edades. ............................. ..... 44
7. Mortandad de la nifiez..............................................53
8. Mortandad respectiva 6 los nifios legitimos ilegitimos......... ............... 59
9. Relacion entre los nacidos y los muertos.................................... 61
10. Matrimonios. .... .. ..... ......................... ..... ........ s65
CAPITULO SEGUNDO.
.Igricultura J industria rural.
Art. 1. Division primitiva.-Medidas agrarias.-ldea general de las fincas.-Fertilidad y procios de las tierras.-Obsticulos que se presentan para adelantar la agricultura.Proteccion del Gobierno.-Esfuerzos de las corporaciones.-Medios de reforma. 69
2. Haciendas de crianza................................................. 92
3. Ingenios..... ...................................................103
4. Cafetales............................................................. 110
5. Sitios de labor y estancias..................... ,.......................... 114
6. Vegas de tabaco.......... .........................................117
7. Calculo del capital representativo de la agricultura 4 industria rural cubana, de los
products y de la renta liquida.,b, .,,,,,,..,,,,,,,.,,,.,,.,.,,.... 121




GAPITULO TERCERO.
Comercio.
Art. 1. Historia general del comercio de la Isla de Cuba.......................... 126
2. Comercio de la Habana................................................. 151
de la esportacion........................................... 170
de la importacion...... ......................................... 177
3. Comercio de los puertos habilitados......................................... 181
Matanzas...................................................... 182
Cuba........................................ .. ................ 190
Trinidad...................... ...* ....... ..................... 193
Puerto-Principe.................................................... id.
Manzanillo.................,................................. . 195
Jagua........................................................ id.
Gibara....................................................... 196
Baracoa................................................ 197
4. Del comrercio general de la Isla................................... 199
Comnercio espa ..ol* * t*...................................., 200
Cornercio estrangero................................................... 201
Estados-Unidos................................. .... .. .... 204
Francia...................... ......................... ..... 207
Inglaterra............., ........................................ 208
Ciudades Ansmiticas.............................................. id*
Paises-Bajos.. ... .............................................. id.
Rusia, Suecia, Portugal e Italia...............................2 209
5. Esportacion importacion general.-Relacion con la poblaciop.-Consumnos ....... 209
6. Del cominercie mfituo entre los puertos de la Isla...,... ..................... 215
CAPITULO CUARTO.
fents y gastoq.
Art.J 1. Hisitoria particular de las rentas de la Isla de Cuba......................... 22
2. Historia general de las rentas de la Isla de Cuba.......................... 270
3. De las administraciones de rentas....................................... 290
4. Estado de las rentas e4 la ultima 4poca.................................. 297
CAPITULO QUINTO
De la fuerza armada.
Art. 1. Ej(rcito0........ .............................................,........ 319
2. Marina............................................... 326
CONCLUSION.
Comparaciones estadisticas entre la Isla de Cuba y v4rias, potencias y colonias ..,. ..,, 334




APENDICE.
NoTAs.1.Sobre fomento de nuevas poblaciones................................. 339
2. Plantas usuales de los cubanos........................................ 345
3. Valor de las tierras y rendimniento de varios cultivos en Puerto-Principe........ 357 4. Sobre la institucion agr6noma decretada por S. M....................... 359
5. Reglamento de comercio de 1778..................................... id.
6. Caudales y efectos entrados en la Habana, en los filtimos afios del siglo pasado y primeros de este.............................................. 362
/. Acuerdos de 22 y 25 de mayo de 1805 sobre arreglo de derechos............ 363
8. Arreglo de derechos de 9 de mayo de 1809............................ 364
9. Variaciones hechas al acuerdo de 9 de mayo de 1809.................... 366
10. Arreglo de derechos en 1822......................................... 369
11. Consumo de animals vivos en la Isla. ................................ 370
12. Sucinta noticia de las tareas del Sr. D. Pablo Valiente ..... ... ..... 371
13. Acta de la junta de auxilios en que se aprobaron los impuestos estraordinarios. 372 14. Sobre correos........................... ............. ............... 378
Tabla analitica de las materias........................ ,............ .,.,, 37
ERRATAS.

39 linea 24......... ...... .
41 Encabezamiento del estado. 77 Nota del pid.... ... 91 Nota 2 del pi ....... 111 linea 16................
126 linea 29.............
204 linea 32................
212 linea 17............
349 linea 8................

Dice.
Campo Santo....................
Campo Santo............ ..
Estadistica de 1822.... .........
Ilena i principios. ..... .........
donde es originario.............
680 pesos.....................
actualmente..................
para Inglaterra 5,5.............
Tragaria vesca................

Lgase.
Cementerio. Cementerio. Estadistica de 1828. Ilena de principios. de donde es originario. 688 pesos. antialmente. para Inglaterra 10. Fragaria vesca.

AD VER TENCIA.
Las cantidades de dinero que se citan en esta obra, son siempre de pesos fuertes de a ocho reales de plata cada uno, que corresponden i veinte reales de vellon.







CAPITULO PRIMERO.
POBLACION.
ARTICULO 1.0
Sus progresos en diversas 4pocas.-Relacion entre las castas en las ciudades y
en los campos.
No pertenece 'a esta obra, y si it la historia civil de la Isla, el eximen de las causas que influyeron en la decadencia de la poblacion indigena, en log primeros tiempos; porque mi objeto se reduce solo i ofrecer un cuadro sucinto de los progresos de la poblacion que ha llegado t nuestros dias, contribuyendo con sus virtudes, su industria y sus talentos, t formar las epocas interesantes del comercio y de la civilizacion. Bajo este punto de vista, espondr la proporcion en que se hayan hecho los aumentos respectivos, tanto en la masa general, como en cada una de las castas; la relacion que existe entre estas, y la que ofrecen los sexos entre sj; la distribucion de las gentes en los diversor puntos .6 distritos de la Isla, en los campos y en las ciudades; y en fin elimnento debido a la generacion, las oscilaciones producidas en las eastas por ls nacidos y los muertos y su influencia en la existencia numbrica de cad una. P proceder con mretodo en este examen, he comenzado por revisar los censos oficiales publicados en la Isla y corregirlos de las equivocaciones que contienen, ya por defecto de los chlculos, ya por descuidos de impresion; y despues he formado unos rekhmenes 6 estractos comparativos, bajo un sistema uniform, con el fin de tomar de- ellos los elementos 6 datos necesarios para las comparaciOnes que suponia el trabajo que me habia propuesto.




Los censos que he tenido a la vista para redactar este capitulo fueron:
1.0 El de 1774 formado de brden del Sr. Marques de la Torre LIV.o Gobernador de la Habana. Este censo, que ofrece ademas un resumen estadistico de aquella 6poca, fu6 impreso en esta ciudad y so halla tambien en la obra del Abate Raynal.
2.0 Los censos de 1791 y 1792 formados de brden del Esemo. Sr. D. Luis de las Casas LXIII.0 Gobernador de la Habana. El segundo, impreso en una hoja de pliego comun como el primero, contiene un ligero reshmen estadistico. (1) Corregido de las muchas equivocaciones de sumas que ofrece, le he preferi-. do al de 1791, porque probablemente debe de ser mas exacto.
3.0 El de 1817 formado por acuerdo del Escmo. Sr. D. Jos6 de Cienfuegos LXVII.0 Gobernador y Capitan General y del Sr. D. Alejandro Ramirez XIV.0 Intendente de la Habana. Fub publicado en 1819 en una sola hoja de gran tamabio, y presenta la poblacion general de la Isla distribuida por gobicrnos, jurisdicciones, partidos y pueblos, en consideracion las castas, t los sexos y at las edades. Este censo es mucho mejor que los dos anteriores pero no esta exento de equivocaciones en las partidas de detalle.
Y 4.0 el de 1827, que forma parte del Cuadro Estadistico, formado por una comision de Sres. Gefes y Oficiales del ej rcito, de Orden y bajo la direccion dcl Escmo. Sr. D. Francisco Dionisio Vives, actual Gobernador y Capitan General de la Isla. Este importante trabajo, es el primero de su clase que en ella se ha publicado. (2) Presenta la poblacion y la riqueza de los tres departamentos en que considera dividida la Isla, lo mismo que de las jurisdicciones, P artidos, ciudades y pueblos. Le precede una introduccion curiosa 6 instructiva sobre su estension, territorio, clima, producciones, comercio y rentas; y af los estados relativos ft cada departanmento, anteceden introducciones semejantes. Se conoce que el manuscrito ha sido revisado con sumo esmero por los encargados de su publicaci6n, pues ninguna partida esencial esta equivocada.
He aqui los resimenes comparativos que he formado de los cuatro censos, despues de haber corregido las equivocaciones de los tres primeros. (3)
(1) Compaadas las sumas totales de estos dos censos, resulta que en el afio transcurrido del uno al otro, hubo un aumento en la poblacion de 17.481 individuos.
(2) Viase el anuncio y estracto de esta obra, publicado en el nimero 32 de los Anales de Cienciaso Habana 1830.
(3) Estas equivocaciones, se entiende que fueron las cometidas al transcribir las partidas, 6 bien al sumarlas 6 restarlas entre si, pues bajo tal nombre, no quiero indicar los errores que pudieron cometewrse en la formacion de los censos, inseparables de este gdnero de tareas conplicadas y dificiles, y cuyas causas se evitan poco & poco en las operaciones sucesivas.




CENSO DEL ANO DE 1774.
HOMES. .MUGERES.
0 LIBRES. ESCLAVOS* LIBRES. ESCLAVAS.
Total.MTotal.
Mulatos. Negros. Mulatos. Negros. Mulatas,. Negras. Mulatas INegras'.
Habana ................ .... 26.331 3.0 2.093 685 13.24 45.4-33 17.061 3.297 2.473 369 6.985 30.1 7.8
Santiago de las Vegas.......... 717 86 23 10 164 1.000 593 69 30 5 112 809 180
San Felipe y Santiago.......... 582 50 44 6 728 1.410 499 44 25...., 154 722 2.132
Filipinas...................... 995 285 18 26 29 1.623 652 195 21 8 118 994 2.617
Isla de Pinos............,,.... 31 15 3 1 20 70 4 2 1 .....1 8 78
Santa Maria del Rosario.... ... .. 1.080 32 11 114 362 1.701 894 31 92 7 173 1.197 .898
Guanabacoa............ ........ 2.639 157 230 32 2. 92 5.450 1.594 119 161 15 659 2.5 7.998
Jaruco................3.... 24 11 1 ..... 84 339 16 1 .... ... 19 197 536
Matanzas.....................1.163 99 75 10 505 1.852 854 84. 73. 5 381 1.397 3.249
Total........................33.781 3.817 2.600 884 17.796 58.878 22.319 3.851 2.876 409 8.602 38.057 96.935
Remedios ............ ...... 1.044 113 90 ~5 282 1.564 1.052 98 117 38 216 1.521 3.085
Santa Clara....... ..... 3.071 468 3 63 250 327 4.479 2.539 284 177 198 426 3.624 8.103
K... *. 0....0 84 471 a9 0 0 0 03, 0 40
Trinidad....... ... ... ... 1.736 199 248 102 611 2.896 1.784 1-9 231 83 401 2.78 15.614
Santi-Espiritus...... .. ......2.951 429 196 146 536 4.258 2.6821 475 237 103 510 4.00 p.265
Principe ........... ...........4.061 417 430 267 1.936 7.111 4.293 517 740 299 1.372 7.221 14.332
Total........... .............12.863 1.626 1.327 800 3.692 20.308 12.350 1.593 1.502 721 2.925 19.091 39.399
Bayamo ....... ...... .... ..... 3.305 1.533 3 2 244 930 6.337 2.690 1.680 485 287 771 5.913 12.250
Baracoa........,,......... 691 618 103 50 101 1.563 310 209 71 41 28 659 2.222
Ho'guin. .......... ,o............ 1.036 144 124 4i 102 1 .447 570 224 55 78 66 993 2.440
Cuba........... ...... 3.900 2.463 1.472 1.499 2.632 12.966 2625 1.449 700 670 964 6.408 19.374
Total............... ....... 8.932 4.758 2.024 1.834 3.765 22.313 6.195 3.562 1.311 1.076 1.829 .973 36.286
Total general. .....". .... 55.576 10.201 5.951 3.518 25.253 101.499 40.864 9.006 5.689 2.206 13.356 71.12117 .62




CENSO DELANO DE 1792.
HOMB3RES. MUGERES.
LIBRES. ESCLAVOS. LIBRES. ESCIAVAS.
_____-____-_ Total. E Total.
Mulatos. Negros.- Mulatos. Negros. Mulatas. Negras. Mulatas. Negas.
Habana y arrabales....,a........ 12.274 2.481 1.944 251 6.864 23.814 11.263 2.911 .464 231 10.624 27.493 51.307
Santiago de las Vegas.......... .1127 57 3 27 1.061 2.310 1.156 63 43 36 1131 2.429 4.739
San Felipe y Santiago .... ..... 601 35 19 5 522 1.182 497 43 19 7 205 771 1.93
Filipinas...................... 1.353 533 59 27 360 2.3 1.035 501 61 17 246 .860 4.192
Isla de Pinos.................. .50 3 1 3 17 74 8...... ...... ...... ......... 8 82
Santa Maria del Rosario.......... 1.291 30 238 30 312 1.901 1.257 46 219 37 438 1.997 3.898
Guanabacoa. ................... 3.278 327 244 125 1.878 5.852 3.259 400 28 149 1.783 5.8~ 11.725
Jaruco....................... 503 9 8. 140 660 425 3 7.... 69 504 1.164
Matanzas........................ 1.94. 2~6 4 160 996 3.773 1.473 224 2 111 633 2.443 6.216
Partidos del campo ............. 21.066 2.038 1.800 640 15.860 41.404 14.440 1.460 1.520 690 6.340 24.450 65.854
Total. ...................... 43.488 5.779 4.757 1.268 28.010 83.302 34.813 5.651 4.617 1,278 21.469 6728 151.130
Remedios..... ..... ..... 2.248 43 538 271 965 4.454 2.315 4.042 516 26 6 90 7.849 12.303
Santa Clara...... .............. 4.141 767 388 352 370 6.018 2.645 666 426 380 340 4.457 10475
Trinidad .................... ... 2.612 1.143 76 309 1.440 6.270 2.274 1.262 878 425 502 5.341 11.611
Santi-Espirius.. ..... 2.375 1.036 699 260 1.285 5.655 2.055 1.127 811 397 451 4.841 10.496
Principe........ ......... 7.214 971 793 '988 4.605 14.571 7.402 763 717 736 3.329 12.947 27.518
Total.................... . . 18.590 4.349 3.184 2.180 8.665 36.968 16.691 7.860 3.348 2.224 5.312 35.435 72.403
Bayamo.................. .....3.732 2.712 179 1.680 1.634 9.937 3.119 1.287 1.547 2.213 1.701 9.867 19.804
Baracoa......... .... .. ... .... .. 490 585 16 20 69 .180 396 604 109 21 56 .186 2.366
Holguin.................. ...... 2.007 377 151 165 234 2.934 2.021 394 134 164 190 2.03 5.837
Cuba......................... 3.992 2.043 1.079 456 3.043 10,613 4.220 2.245 1.145 466 2.072 10.148 20.761
Total.......................10.221 5.717 1.425 2.321 4.980 24.664 9.756 4.530 2.935 2.864 4.019 24.104 48.768
Total general...............72.299 15.845 9.366 5.769 41.655 144.934 61.260 18.041 10.900 6.366 30.800 127.367 272.301




OENSO DEL ANO DE 1817.
HOMBRES. MUGERES.
LIBRES. ESCLAVOS. LIBRES. ESCLAVAS.
'Total. Tt.
Mulatos. Negros. Miulatos. Negros. Mulatas. Negras. Mulats. "Negras.
Habana y arrab ales. . .. 20,372 4,565 6.594 1.481 11.310 44.323 17.990 4.446 5.767 1.062 10.488 39.753 847
Santiago........................ 2260 113 109 13 1.113 3.608 2.043 305 331 96 536 3.311 19
San Fe lipe y Santiago ...... . 1477 76 137 49 847 2.586 675 56 39 80 405 1.255 3.84
San Antonio.. ....... .... ...... 2.189 201 267 45 1.443 4.145 2.032 219 281 49 781 3.362 7.507
F ilipias. Tenencia ........ 3.42 1.580 341 91 2.494 7.931 2.457 1.32 278 52 997 5.106 1.Q37
Santa Maria del Rosario........ .408 20 96 1 806 2.331 1.129 3 151 32 442 1.792 4.123
Guanabacoa ... .. .. 354 765 252 1.430 4.502 10.903 748 404 453 138 687 2.430 13.333
Jar ...................... 732 37 55 4 440. 1.268 408 .17 3 8 199 635 1903
Part dos a 10 leguas... ... . 14,837 785 1.605 324 20.078 37.629 11.392 935 1.802 508 5.992 20.629 58.258
I fem mas de 10 idem...... .. 9.383 504 533 81 16.130 26.631 5.847 768 707 409 6.036 13.767 40.398
emde la Vuelta de arrib.a. 10.563. 622 611 219 14.870 26.S85 8.889 467 524 195 5.159 15.234 4.119
Ma zas, ...... ...,.... . 5.399 451 440 123 5.225 11.38 4.112 383 402 122 3.977 8.996 20.634
Toral.. ,........... .. ... 75.999 9.719 11.040 3.861 79.25 179.877 57.722 9.360 10.738 2.751 35.699[ 116.270 296.147
Rermedios. ......... . ,.. . 5.397 463 636 126 1.272 7.894 4.187 447 464 85 754 5.937 13.81
Vilk)-lar 9541J,13815
Villa-Clara.. 1........... ,..,,, 9548 1.138 574 259 1.815 13.334 8.284 1.416 643 267 1.134 11.744 5.078
Trinidad... ..... ...... .. 4. ... .4 1.102 1.098 157 3.214 9.065 3.295 1.193 1.124 341 1.408 7.361 16.46
Santi-Epivitus.. ....... ,. ... 8.241 .025 1.059 487 1.515 13.327 7.946 2.065 964 504 1.159 12.638 25965
Principe... ... ....... .. .. 129G9 1.830 1.766 1.813 7.247 25.'625 11.990 1.58 1.770 1.401 '6.118 22.86 48.488
Total............ .... 39.649 6.558 5.133 842 15.063 69.245 35.702 6.710 4.965 2.598 10573 60. 12.7
Bayamo ............ .. ... 5.631 5.000 4.400 2.200 4.000 21.231 4.987 4.500 3.500 3.000 5.000 20.987 42.28
Baracoa......... ... ...... 503 635 500 500 600 2.738 700 600 550 450 300 2.600 5.3
Holguin .................. ..... 1.805 1.800 1.300 1.600 1.600 ''8.105 1.591 1.500 1.650 1.00 1.250 7.21 15.39
Cuba., .......... .............. .. 6.939 6.800 6.000 6.800 6.000 32.532 8.609 6.500 4.600 4.400 7.500 3L609 64.141
7tal.. .... ....... .. 14.871 14.235 12.200 11.100 12.200 64.606 15.887 13.100 10.300 9.150 14.050 62.48 127.093
Total general. ................130.519 30.512 28.373 17.803 106.521 313.728 109.311 29.170 26.003. 14.499 60.322 239.300,553.028




-fabawna y partidos rurales. ....., Matanzas y 5 partidos.............
Pinar del Rio y 7 idem...........
Santiago y 10 idem, ........ San Felipe y Santiago. (Ciudad.. Jaruco. Cludad.. .. .s.. ........
Santa Maria del Rosario. Ciudad ... Guanabacoa y 2 partidos......... &Giines y 3 idem .................
Sar Ao to.nio Abad y 2 pueblos. . ..

CENSO DEL ANO DE 1827.

HOMBRESA

CA
0

52.677
8.994 5.443 7.926 1.168
90
1.28
4.053 4.376 2.694

LIBRES. ESCLAVOS
Mulatos. Negros mnulatos
Y eCIrOS.

4.765 570
1.547 397 100
56 40
454 155
147

9.270 631
801 883 198
98 56 463 358
246

69.172 16.768
3.667 19.691
934 575 802
4.274 7.444 2.061

Total.

135.884 26.963
11.458 28.897 2.4001
1.638
2.1841 9.244 12.333
5.148

MUGERES.

43.994 7.677 4.236 6.671 976 864 1.068
3.972 3.470 2.604

LIBRES.
Mulatas. Negras.

6.357 665 1.461 307 105
60 40 558 158 225

11.23(3
7306 594 756
116
83 60
710
294 314

Total del Departamento occidental.. . 89.520 18.231 13.004 125.38 236.149 75.532 9.936 14.89 72.7 408.537
Puetto-Principe y 24 partidos....... 21.592 2.400 1.419 9.881 35.292 17.783 2.000 1.092 5.82.3 26.698 61.990
Trinidad y 6 idem,............., 6.292 1.504 1.692 8.934 18.422 5.041 1.353 1.127 2.763 10.284 28.706
VillaiClara y 12 idem........ ... 11.201 1.918 866 3.465 -17.450 9.596 1.461 771 2.119 13.947 31.397
Santi-Espiritus y 15 idem.. ........ 8.994 1.641 598 4.145 15.378 8.246 1.361 742 1.836 12.185 27.563
Remdio-s y 10 ide... ...... 4.209- 667 475 1.469 6.820 3.245 520 358 729 4.852 11.672
Colonia de Jagua.................... 667 70 187 924 462 55 ...... 114 631 1.555
Partido de Yaguararias.. ...... .. 492 30 16 317 8#5 403 70 40 246 759 1.614
Total del Departamento del centro..... 53.447 8.30 5.066 28.398 11 4 4.776 6.820 4.130 13.6 0 69.356 1.497
Cuba y 41 partidos...... ......... ... 9.041 4.:344 3.147 23.381 39.913 6.635 5.608 3.708 14.658 30.609 70.522
Bayamo y 19 idem ........... 7.106 4.364 1.135 2.752 15.357 6.621 4.780 1.168 1.819 14.388 29745
Holguin y 18 idem.. ...... ... 6.432 1.258 634 1.940 10.264 5.750 760 310 645 7.465 17.729
Baracoa y 12 idem................. 1.041 .758 412 1.050 3.261 1.283 741 330 669 3.063 6.324
Gigu~ar y 4. idem, ......... ..... 2.060 8 73 506 88. 3 820 1.801 771 537 204 3.313 7.133
Tolal del Departamento oriental....... 25.680 11.597 5.834 29.504 72.615 22.090 12.700 6.053 17.995 58.838 131.453
Total general de los tres Departamentos. 168.653 28.058 23.904 183.290 403.905 142.398 29.456 25.076 103.652 300.582 704.4,7

ESCLAVAS Mulatas y negras.

40.363 9.754 1.437 11.348
538
352 380 2.262 4.538 1.055

Total.

101.944 18.832
7.728 19.082 1.735 1.359
1.548 7.502
8.460 4.198

0

237.828 45.79
19.186 47.979 4.135
2.997 3.732 16.746
20.793 9.346

... ~~ ~ ~~.... . . ....F .. .

0
cr- Cld




RESUMENES GENERALESDIE LOS CUATRO CENSOS.
BLANCOS. DE COLOR.
Total LIBRES. ESCLAVOS. Total Total Razon
o Varones. iembras. de de de
blaness. Varones. Hembras. VaroembraHembras. ~ color. geneil. aximento
1774 55.576 40.864 96.440 16.152 14.695 30.847 28.771 15.562 44.333 75.180 171.-20
1792 72.299 61.260 133.559 25.211 28.941 54.152 47.424 37.166 84.590 138.742 272.301 586 p
1817 130.519 109.311 239.830 58.885 55.173 114.058 124.324 74.821 199.145 313.203 553.033 103,0
1827 168.653 142.398 311.051 51.962 54.532 106.494 183.290 103.652 286.942 393.436 704.487 27,3
1,27 16.6"31.01 106




,8
Ademas de etos enatro censos, que el Gobierno iahecho formar y publicar en distintas 6pocas, el Real Consuiado ha reunido y discutido los datos sobre la poblacion blanca y de color en 1810, y el resultado de esteo trabajo interesante fu impreso en Madrid en el iaio de 1814, unido otros, coin el titulo de Documentos de que hasta ahora se compone el espediente sobre el trbfico y esclavitud de los negr-os :4/.. A los nunerosos estados y curiosas comparaciones que reune esta obra, precede una representacion hecha nombre del Escmo. Ayuntamiento, del Real Consulado y de la Real Sociedad patriotica, que siempre merecera ser leida.
Los trabajos formados por dl Real Consulado hap servido al Sr. B. de Humboldt para los chilculos que ha publicado en su obra titulada Ensayo poltico sobre la Isla de Cuba. Debe advertirse, que aunque Aste fue impreso en 1826, ya todo lo mas esencial habia visto la luz phblica en la Relacion del viage ia las regiones equinociales del uevo mnndo (1). 1l Ertsayo sobre la Isla contiene ademas muchos documents recientes, queo fu ~on remitidos de la Habana su ilustre autor: mas parece que io recibib el cenjo ofial de 1817 impreso en 1819, porque en la pag. 135 se refiere solo al phron formado fr la Diputacion provincial de aquella Apoca, para arreglos interiores, que se public en las Guias de la Isla y fu citado en varios documentos.
El capitulo de la obra del Sr. do Humboldt sobrepoblacion, nada dejaria que desear hoy dia si comnprendiese los dds iltirios censos de 1817 y 1827. Refiri4~ndome al trabajo de este shbio en tbdo lo que scan chlculos sobre las castas, las condiciones &c. hasta 1811, me propongo reunir y examinar bajo un plan semejante, los nuevos documentos que no ha podido tener a la vista, para que este capitulo sirva como de complemento al suyo. De esta manera, mi obra no contendrk mas repeticiones que las absolutamente ipdispensables para evitar la confusion.
Las clases blanca, libre de color, esclava y general de color, segun los cuatro censos mencionados, se hallaron en las proporciones siguientes: 1774-56 18 2f 44 p
179--49 20 $ 1 51
Ari*o s de..
1817--43 20 37 7
1827-44 15 41 56
De esta comparacion resulta que en la Iska de Cuba, no solo la poblacion libre ha sido siempre mayor qu e la esclava, sino que la'blanc ha escedido 'a Ia segunda en cantidades-bastantes considerables. La imprud inte introduccion de esclavos en los biltimos aiios 4que precedieron & l prohibicio del trhfico, produjo en la poblacion de esta clase un aumnrto, dedo 36 & 40 centecimos; y

(1) Tomo 4.0 de la edition ea 4.*




9
sin embargo vemos por la 61tima Estadistica, que los blancos aventajaron a los esclavos en ccrca de 4 p del total. (1)
En los 53 aios transcurridos desde el censo del Sr. Marques de la Torre hasta el ,iltimo dea 1827, la poblacion general ha tenido un aumento de 532.867 individuos. Los aumentos de un censo al otro corresponden 58,6 p' desde 1774 a 1792; a 103 pO desde 1792 a 1817; y & 27,3 po desde 1817 & 1827, que viene a ser de aumento anual en cada una de Jas tres 6pocas respectiva-. mente,
3,2 4 2,7 pEl t'rmino medio del aumento anual en cada uno de los 53 arios, resulta ser de 5,8 p- del primitivo censo.
Los aumentos anuales respectivos a cada clase, han esperimentado diversas oscilaciones que indican los progresos de la poblacion, por las causas que en ellos influyeron.
Blancos. Libres. Esclavos. Total de color.
De 1774 & 1792 2,7 4,2 5,0 4,6
De 1792 4 1817 83,1 4,4 5,4 4,4
De 1817 & 1827 2,1 0,68 4,4 2,5
La epoca de mayor incremento en la poblacion asi blanca como eselava
resulta ser la del segundo al tercer censo, y la mnos favorable & todas las clases la de los (1timos diez ahos. (2) Si el aumento en Astos se hubiese hecho en la proporcion que en los anteriores, la poblacion actual seria de 774.246 individuos, y de ellos 314.177 blancos.
Entre el primero y segundo censo, fu la 4poca de libertad concedida los buques nacionales y estrangeros para la introduccion de negros, y al mismo tiem po los beneficos decretos sobre comercio libre, que serin citados en su lugar respectivo, empezaron h traer a la Isla familias de diversos puntos de Europa. En 1795 se enriqueci6 su poblacion blanca con los emigrados de Sto. Domingo, que continuaron viniendo en los sucesivos; en los ailos primeros de este siglo y durante las 'guerras de Napoleon y las disenciones de la America espahiola, aumCntaron las emigraciones a esta Isla, que una sabia Real c'dula favorecia, establecindose entonces una Junta de poblacion y creindose varios fondos para prcstar auxilios a los nuevos pobladores. (3)
La poblacion de color ha debido su principal aumento & las entradas di(1) En 24.109 individuos.
(2) En la Estadistica, pig. 25 se dice que el mayor aumento de la poblacion, relativa. rnente al nfimero de afios, se ha verificado en los diez t61timos. Esto solo puede entenderse, tomando en absoluto los nfmeros de los aumentos anuales, pero no comparativamente (a la poblacian existente en la poca de cada censo.
(3) V~ase el Apdndice.




10
rectas de negre' de Africa (1), primero en torto numero para aliviar los indios y reemplazar su p6rdida, despues por medio de contratas que hicieron con el Gobierno en distiatas epocas, Gaspar de Peralta (2), Pedro Gomez Reynel (3), Antonio Rodriguez de Elvas (4), luego por cuenta del Rey y casa de contra' tacion de Sevilla, y mas considerablemente por medio de factorias estrangeras, de la compa-iia de la Habana (5), por los ingleses durante su mansion en esta capital, y las sucesivas contratas del Marques de Casa-Enrile en 1773, de Baker y Dawson en 1786, y al fin por el libre comercio dcsde 1789 hasta la supresion del trifico, por mhtuo convenio de las c6rtes de Espalia Inglaterra en 1817.
Los calculos hechos en 1811 por el Real Consulado, publicados entre los documentos que menciona el Sr. B. de Humboldt en su obra, dan de entrada de negros en toda la Isla.
Desde 1521 1763.................. 60.000
Desde 1764 1790.................. 33.409
En sola la Habana
desde 1791 1805.................. 91.211
desde 1806 & 1820.................. 131.829
316.449
Aumento, tanto por el comercio ilicito como por la parte Oriental de la Isla,
desde 1791 1820.................. 56.000
Total.......... 372.449
De esta grande introduccion de negros esclavos, que sin duda es elmi.nimum que puede suponerse (6) y que debi4 multiplicarse por la generacion, dando origin h las castas intermedias, resultan solo existentes al fin de 1826, 393.436 individuos negros y mulatos libres y "esclavos, lo que indica una disminucion estraordinaria en las gentes de color. El Real Consulado, en sus ob(1) La historia de la introduction de negros en la Isla, puede leerse en los Docunentos unidos al espediente sobre trifico y esclavitud de los negros pig. 116; en la Historia de' la Isla de Cuba por Valdes; y en la obra del Sr. B. de Humboldt, pig. 167.
(2) En 1586.-(3) En 1595.-(4) En 1615.-(5) En 1740.
(6) El Sr. B. de Humboldt la hbace subir a 413.500 al minimum y halla quee -en 1825 existian
Negros libres y esclavos.................. 320.000
Mulatos.................... ..... 70.000
Hombres de color....,,, ,.,,,.,,. 390.000




11
servaciones, presenta como ventajoso el resultado de 97.000 individuos, esceso de la poblaeion de color en 1810 sobre Ia importacion Africana; pero es fa cil conocer la falacia de este chlculo y cuan poco filantrbpicas son las con. secuencias que de 61 pueden deducirse. (1)
Las proporciones espuestas, en que se hallan las castas en la isla de Cuba, y las de los aumentos anuales respectivos, son diversas de las que ofrecen los departamentos, las jurisdicciones, los partidos y las poblaciones comparadas entre si. En 1811, casi los 3 de la poblacion de color residia en la jurisdiccion de la Iabana, desde el Cabo de san Antonio hasta Alvarez. En el distrito de Puerto-Principe la relacion entre las castas blanca, libre de color y esclava, era de 52, 144 y 334 centccimos de la total. En la provincia de Cuba se notaban grandes diferencias en sus cuatro pueblos. En Cuba con su jurist diccion, las proporciones que en 1791 eran de 40 33 27 variaron en.... ............... 1811....... a 38 25 37.
En Baracoa, 'a beneficio del cultivo del caf6, se advirtieron progresos singulares. En Holguin era muy corto el numero de libres de color, y al contra-rio en el Bayamo, donde los nAimeros proporcionales eran 30 44 26,
En fin, toda la provincia de Cuba, ofrecia el termino medio siguiente, en las tres castas.
37 35 28.
Segun los datos que ofrece la Estadistica de 1827, he deducido que los nbmeros proporcionales 'a las tres clases son; In el departamento occidental. 40 11 49 En el del centro........... 59 15 26
Y en el oriental............ 36 27 37
Resulta de estas comparaciones, que en todos los departamentos la poblacion libre escede a la esclava, hallindose en esta parte mas favorecido el del centro, donde solo pertenecen 'a la iltima case, poco mas de la cuarta part de la poblacion.
La proporcion de los blancos es mayor en el departamento occidental, y lo mismo sucede a los esclavos; y siendo pr' ximamente semejante la razon de estas dos castas entre si en los departamentos deo las estremidades de la Isla, en el oriental la clase de libre de color se halla mucho mas favorecida..
Cominparando los aumentos que desde 1817 a 1827 ofrecieron las castas en cada uno de los tres departamentos, segun los resultados aproximados (2) do
(1) Vase la obra del mismo Humboldt p. 173.
(2) Digo aproximados, porque las nuevas divisiones en departamentos tienen limites algo, diversos que las jurisdicciones del censo de 117,




12
los censos de ambas 6pocas, so eve que el mayor de la poblacion blanca ha tenido lugar en el departamento oriental, que en el mismo, los libres de color esperimentaron una disminucion notable, y que el mayor aumento de los esclavos, se ha verificado en el departamento occidental, con motivo indudablemonte, de los progresos del cultivo y de las muchas fincas que se han establecido en los 10 alos transcurridos. He aqui los resultados de estas comparaciones.
Departamento occidental. Departamento del centro. Departamento oriental.
En los blancos. . 23,5 p aurmento. 29,2 p aumento. 56,6 p) aumento.
En los libertos... 12,5 ,, ,, 6,2 ,, ,, 26,9 ,, disminucion.
En los escavos.. 68,0 ,, ,, 29,3 ,, ,, 24,5 ,, aumento.
En el total ...... 37,0 ,, ,, 26,9 ,, ,, 3,6 ,, id.
Al mismno tiempo puede conocerse cuan lentos son los progresos que la masa general de la poblacion hace en la parte oriental, pues la razon del aumnento supondria necesarios 278 aios para que aquella se duplicase. En la occidental, la razon de 37 p. en el aumento, manifiesta que en mbnos de 28 aios se conseguirh ver duplicada su poblacion, sin recurrir & otras causas poderosas que pueden acelerar sus progresos.
Los ch'lculos hechos por W. Petty y Euler, sobre aumentos y duplicaciones de la poblacion en 10 y 13 a-ios, lo mismo que otros muchos publicados para diversas naciones de Europa, no se fundan en censos, sino en observaciones parciales que no inspiran la menor confianza. Lo mismo acontece con los de Malthus sobre duplicacion en los Estados-Unidos en minos de 16 afios. Siguiendo la razon del aumento, que en dichos Estados se ha verificado desde 1790 & 1810, la duplicacion de los blancos se hace en 22 a-ios y 48 cent&cimos (1). En Francia la poblacion ha aumentado desde 1820 & 1826, en la razon de 0,69 pg. La duplicacion puede hacerse, de este modo, en 110 a-os.
Por los dos censos de la Habana de 1791 y 1810, resultaba que los blancos se habian aumentado 73 pg en 20 aios, los libres de color 171 y los esclavos 165 y en su totalidad ofrecieron un aumento de 117 p0. En el barrio de Guadalupe, los aumentos respectivos ep las tres clases fueron, solo en 10 anos de
251 295 310: y en el total de 278 pg.
Pero estos aumentos parciales en unos barrios de la capital de preforencia otros, no pueden servir para establecer una ley general.
(1) A. Seybert, .duales estadistices de los E~stadea-Unides.




13
En la parte Oriental, hlos amentos de la clase blanca fueron asombrosos en aquel periodo: en Baracoa crecieron 165 p~ en 20 aios, en Holguin 107, y en Bayamo 120. Ya ent6nces se notaba, sin poder esplicar la causa, la disminucion de los libres de color en Cuba y en Baracoa (1); disminucion que resulta igualmente comparando los dos 'itimos censos, como he dicho antes y repetird luego.
Las tres clases blanca, libre de color y esclava, ofrecen hoy dia unas proporciones de distribucion en las principales ciudades de la Isla, que merecen examinarse, porque unidas otras consideraciones pueden contribuir darnos conocer el estado de comodidad respectivo y el de la industria que aquelhts ejercen. En la Habana hay 46.621 blancos, 23.562 libres de color y 23.840 esclavos; es decr, un esclavo por cada dos blancos, 6 uno por cada 3 person nas libres.
En Puerto Principe existen 32.996 blancos, 6.165 libres. de color y,9.851 esclavos; lo que viene a ser minos de un esclavo por cada 3 blancos y mas de uno por cada cuatro personas libres.
En Cuba, que reune 9.302 blancos, 10.032 libres de color y 7.404 eselavos vine a resultar menos de un esclavo por cada blanco y un esclavo por cada 2,6 personas libres.
En Santi-Espiritus, donde hay 5.802 blancos, 2.775 libres y 2.222 esclavos, la proporcion equivale 't un esclavo por cada 2,6 blancos, 6 un esclavo por cada 3,8 libres.
En Matanzas, con una poblacion de 6.333 blancos, 1.941 libres y 3.067 es* clavos, resulta uno de estos por 2 blancos, 6 por 2,6 libres; proporciones muy semejantes las de la Habana (2).
En Guanabacoa, con 5.194 blancos, 1.786 libres y 2.143 esclavos, las proporciones son las mismas.
En Trinidad 5.597 blancos, 4.003 libres y 2.943 esclavos, resulta menos de un esclavo por cada dos blancos y por cada cuatro libres.
En Vilfa-Clara 4.502 blancos, 2.310 libres y 1.720 esclavos, dan un esclavo por cada 21 blancos b por cuatro libres prbximamente.
Comparando todos estos resultados de las principals ciudades de la Isla, para deducir un termino medio, se halla que en ellas los blaneos, los l1ibres de color y los esclavos, estin en la razon do los n6meros 43- 31~ 26 con 100
Proporciones muy ventajosas, puesto que ofrecen aproximadamente dos blancos 0
(1) Documentos p. 135.
(2) Un articulo muy juicioso inserto en los diaries de 31atanzas ?el 20, 21, 22 y 23 de febrero de 1830 supone de mas de 18.000 personas la poblaciQn ~ la ciudad en aquella eha.
3




14
tres libres por cada esclavo. En el afio de 1791 resultaban en la Habana 53 22 25 A 100
en 1810 se calcularon estar en las razones de
/ 43 27 30 a 100
por el censo de 1817 se obtuvieron las de 45 26 29 a 100
y en 1827 han resultado
49 25 26 100
Desde el penlitimo censo pues, la proportion en los blancos aparece aumentada en 4 centisimos, y disminuida en 3 la de los esclavos.
Las relaciones de las castas en los partidos rurales, varian mucho en los distritos y segun el genero del cultivo dominante en las comarcas.
Resulta de los trabajos del Real Consulado en 1811, que en los partidos de grandes plant'ios de calia y de caf6, los blancos componian apenas de la poblacion (1) y las relaciones de las castas oscilaban entre 0,30 y 0,36 para estos, 0,03 y 0,06 para los libres de color, y 0,58 y 0,67 para los esclavos; mientras que en los plantios de tabaco de la Vuelta de Abajo se hallaban las proporciones de 0,62, 0,24, 0,14, y en los partidos de crianza de ganados hasta 0,66, 0,20, 0,14.
Segun el censo de 1827, y hallando la poblacion de los campos por medio do una deduccion, me han resultado en los distritos de grandes cultivos, como son los partidos de las jurisdicciones de Matanzas, Guines &c. los nimeros siguientes:

0,30 0,32
y en los partidos de la Vuelta centro

0,02 0,03
de Abajo

0,50 0,22 0,67 0,09 Recordando ahora los nu'meros que vos de la proporcion en que existen las en los principales pueblos de la Isla, ia 0,43 0,31 y comparkndolos al tbrmino medio de la 0,45 0,09

0,68 0,63 y en otros del departamento del

0,26 0,22
he dedicido antes, como representaticlases blanca, libre de color y esclava saber:
0,26
poblacion en los partidos rurales
0,45

resulta que, siendo ignal aproximadamente la razon de los blancos con el total, la de los libres de color es 0,22 menor y la de los esclavos 0,19 mayor en el campo que en las ciudades. El reshmen general de la distribucion en el campo y en los pueblos, que contiene la Estadistica en la pig. 26 de la intro.

(1) Humboldt p. 1604 Documentos citados.




dutccion (espresado en pate eentecimales para no variar el rden de Io epuesto di 57 centicimos la poblacion total en el campo y 43 centicimos en las ciudades (1); y en estos nimeros los blancos, los libres de color y los esclavos se hallan en Ias proporciones siguientes.
0,38 0,6 0,56 en el primer caso.
0,54 0,24 0,22 en el segundo
Esta distribucion equivale a las razones siguientes de la poblacion de los pueblos A la del campo;
en los blancos :: 100 : 92,8
en los libres : :100 : 49,5
en los esclavos :: 29,8 : 100
Segun la misma obra, los esclavos de las fincas pueden considerarse distribuidos como 701j en los ingenios, 50g en los cafetales y los IOO restantes en las demas fincas (2).
El a'io de 1826 la Seccion de arbitrios de la Junta establecida entonces para proponerlos al Gobierno, y de la cual hablar. en su lugar respectivo, consiguib reunir algunas noticias de la jurisdiccion de la Habana, que sin duda habrk tenido A la vista, y corregido con datos mas recientes, la comision militar de Estadistica.
La masa general de la poblacion comparada a la superficie de la Isla, dabasegun el chlculo del Sr. Bauza (de ser esta igual a 3.615 leguas cuadradas) (3) 197 individuos por legua cuadrada, suponiendo el minimum de la poblacion de 715.000 individuos.
El censo de 1827, cuya suma total se diferencia bien poco de esta cantidad, ofrece 201,5 habitantes por legua cuadrada de las 3.4961 que da a la Isla. De una comparacion semejante en cada departamento, resultaron 481,2 en el occidental, 115,8 en el del centro y 106,9 en el oriental.
ARTICULO. 2.0
.Proporciones entre los sexos.
Examinando comparativamente los cuatro censos por un m4todo semejante al que acabo de seguir para investigar la relacion entre las castas en diversas epocas, he hallado que en 1774 los varones blancos formaban 58 centecimos y las hembras 42; los varones libres de color 52 y las hembras 48; los varones
(1) La Junta de Gobierno del Real Consulado, suponia en 1811 de 141.000 individues la poblacion de color en los pueblos, y de 185.000 la de los campos.
(2) Introduccion p. 26.-(3) Humboldt.




16
esclavos 65 y las hembras 35 de sus clases respeetiva, y en el total 58 cent~snos los varonecs y 42 las hembras.
En 1792, 0,54 los varones blancos y 0,46 las hembras; 0,47 los varones libres de color y 0,53 las hembras; 0,56 los varones esclavos y 0,44 las hembras; y en el total 0,53 varones.y 0,47 hembras.
En 1817, 0,55 los varones blancos y 0,45 las hembras, 0,52 los varones de color libres y 0,48 las hembras, 0,62 los varones esclavos y 0,38 las hembras, y en el total 0,57 los varones y 0,43 las hembras.
Finalmente, en el censo de 1827 resultan ser, 0,54 los varones blancos y 0,46 las hembras, 0,48 los varones de color libres y 0,52 las hembras, en los esclavos 0,64 los varones y 0,36 las hembras y en el total de la poblacion 0,56 los varones y 0,44 las hembras.
Ep Paris la razon es de 54.5 pg varones y 45,5 hembras; en Inglaterra 50,3 pe varones, y 49,7 p% hembras; en los Estados-Unidos en 1810, 51 pk varones y 49 pe hembras.
En un pais donde la masa de la poblacion es tan mezclada como en la Isla de Cuba, y en donde las causas del aumento 6 disminucion de los scxos en sus proporciones mutuas esperimentaron niil variaciones, no se adelantaria cosa alguna con profundizar la historia de estas oscilaciones. La grande intro< uccion -le esclavos varones en las principles 4pocas del tra'fico, la aplicacion que de ellos .se ha hecho para las tareas del campo, y el descuido con que hasta hace pocos a,os se ha mirado en las fincas el aumento de las dotaciones por medio de la generacion, han producido la enorme desproporcion que se nota entre los varones y las heminbras de esta clase, en todos los distritos de grandes cultivos (1). En las ciudades, ya el lujo de las families que sostiene un nhmero innecesario de criados de ambos sexos, ya tambien la multiplicacion de tareas domUsticas desempefiadas por mugeres, hace que entre ellas y los varones existbn las proporciones minas. naturales de 1 a 1,4 y en la Habana de 1 a 1,2 (2).
En la Isla de Cuba, como en los Estados-Unidos y en otros paises donde una gran parte del aumento de la poblacion blanca es debido h emigraciones de hombres, su nuriero es mayor que el de las mugeres. A. Seybert en sus Anales estadisticos de aquellos Estados, dice que en 1810 habia 96,17 mqgeres por 100 hombres y que en las epocas precedentes la diferencia era mayor (3); y
(1) Segun ie] Sr. B. de Humboldt, la razon de las mugeres los hombres, en la clase negra esclava de los ingenios, es de I & 4; y en toda la Isla de 1 & 1,7.-En el partide de Alquizar 41,2 p hembras, y 58,8 p~ varones, esto es en la razon de 1 & 1,4 segun menciona el Dr. Oliver (Anales de ciencias &c. nfim. 11.)
(2) Humboldt, Ensayo politico.
(3) Traduccion franceosa por Scheffer pig. 95.




ton este motivo hace una observacion muy racional, y es que en los dos Iti4 mos censos, las mugeres de 16 26 aiios eran en mayor numero que los ~
bres de la misma edad, aunque el total de stos escediese al de aquellas.-Mas adelante, al hablar de los nacidos, espondrb los resultados ciertos que ofrece la Habana en la relacion de los sexos.
Las- proporciones en que se han aumentado las diversas clases de la poblav cion desde 1817 h 1827, consideradas en los dos sexos, ofrecen resultados dignos de examinarse. En los blancos, los aumentos asi en los varones como en ]as hembras, fueron de 30 p% en los diez abos 6 de 3 p- en cada uno; en los esclavos ha habido un aumento considerable de heminbras, pues Ilega 38 pO los varones solo aumentaron en la razon de 27 po. Es de presumir que la disminucion del trLfico, y el cuidado que se pone ya (en las fincas bien administradas) de favorecer los matrimonios y conservar sus hijos, haya producido la reposicion parcial de las dotaciones por medio de los criollos, cuyas proporciones de sexos son naturales; y de consiguiente resulta aumentado el femenino, porque ha disminuido la introduccion de solos varones. Esto se confirma por el mayor nuimero de nifas 6 hembras menores de 12 alios que ofrece el censo de 1827; pues en el total de esclavos pasan de 20 pS, y en el total de varones solo llegan 16 p. los menores de 15 ailos; proporcion que ciertamente no es la que ofrecian los dos sexos en las espediciones del Africa.
En los libres de color ha habido, segun la Estadistica, una pirdida en 10 aios, que corresponde 11 pg en los varones y a 1 pg on las hembras. La razon en que se hallan los unos y las otras con el total, es la de 48 y 52 con 100. Veremos luego al examinar los datos de nacidos y muertos, que los segundos son en tanto numero en esta clase, especialmente en los negros, que rebajando de los indicados como nacidos, los adultos bautizados (1) que equivocadamente se han confundido con aquellos, resulta una p 'rdida efectiva per la generacion. Esto confirma los resultados del censo en cuanto &' la disminucion de la clase libre de color; pero que esta pirdida fuese en la razon de 11 p0 en los varones y solo de 1 p- en las hembras, no puedle esplicarse de un modo satisfactorio, y menos careciendo de los estados particulares de nacidos y mucrtos que debieron servir para el general publicado en la Estadistica.
He examinado antes la relacion que existia entre las diferentes clases de la poblacion en los tres departamcntos; pudiera ahora ofrecer una serie de chiculos semejantes con respecto a los sexos; pero este trabajo, poco fitil de por si, y al alcance de cualquiera, me separaria demasiado de las cuestiones principa-. les que me he propuesto resolver en este capitulo.
Como la poblacion de las cindades y pueb os, esth solo indicada por cla(1) Estos negros libres adultos bautizados, son los apresados per los buques ingleses deade 1820 en adelante.




18
ses y no por sexos en la Estadistica de 1827, no ofrece esta los datos necesa.rios para hacer comparaciones sobre la proporcion en que se hallan aquellos. El censo de la Habana de 1828, aunque en estremo abreviado, permite a lo minos hacer este curioso examen. Resulta pues, que la razon de los varones 'a las hembras es en ia capital de
100 & 84 en los blancos.
93 a 100 en los mulatos.
78 100 en los negros libres.
100 85 en los negros esclavos.
100 a 100 en los negros en general
100 a 100 en las gentes de color.
De esta filtima razon, asi como de la primera, tendrb que hacer uso en lo sucesivO.
ARTICULO 3.0
Relaciones entre los nacidos y los muertos.--Jlovimiento anual de la poblacion.
La Estadistica de 1827 contiene sobre este objeto un reshimen general de toda la Isla y de cada departamento, del cual pudieran deducirse consecuencias muy luminosas para corregir muchos de los errores de los censos. Pero se ha padecido la inadvertencia de tomar como nbmero representativo de los nacidos, el de los bautizados; lo cual si es exacto hasta cierto punto (1) para los blancos, dista mucho de serlo para los negros libres y esclavos; 1.0 porque en los negros libres bautizados de la Habana se hallan comprendidos los llamados emancipados que desde el aio de 1820 son apresados por los buqucs ingleses; 2.0 porque en los esclavos bautizados se comprenden tambien muchos adultos de la misma procedencia africana (2); y 3.0 porque en dichas sumas, no esthn incluidos los bautizados en el acto de nacer, cuando fallecen en ,l, los nacidos muertos, ni los espuestos 6 abandonados en parages publico.
De esto resulta precisamente, que el nuimero de los bautizados, como representativo de los nacidos, es. algo menor del verdadero en las clases de blan(1) Digo hasta cierto punto, porque el numero de nacidos se compone ademas de los baut zados en el acto de nacer, si fallecen en 1, de los nacidos muertos, y de los espuestos en parages pblicos, y ninguna de estas tres clases se menciona en los libros de bautismos. Es claro, ademas, que en las sumas de muertos de color, hay un nfimero de bautizados en el acto de fallecer, que no aparece en los libros de bautismos.
(2) Estos fueron en las seis parroquias, en n6mero de 561 en el afio de 1825; de 718 en el de 1896; de 611 en el de 1827; de 602 en el de 1828; y de 897 en el de 1829, que hacen
8.889 ca los 5 ailos.




19
cog y mulatos (1), y much mayor en la negra; y por la misma razon aparece en 6sta menor la mortandad relativa ." los nacidos y mayor el aumento por la generacion, de lo que es en realidad. He creido necesario hacer esta advertencia, porque tanto en las Guias que anualmente se publican en la Habana, como en otros documentos, se ha padecido igual inadvertencia, haciendo entrar en el chalculo los bautizados en lugar de los nacidos. Luego tendrb ocasion de apreciar el error que de esto ha resultado para la Habana.
Pero en la falta absoluta de otras noticias de nacidos y muertos en tod la Isla, emplearb los resitmenes de la Estadistica para las comparaciones en quo voy a ocuparme.
(1) No obstante, en la dificultad de hallar para estos dos clases, el n6mero que produce la variacion, esto es, el de los nifios nacidos muertos, fallecidos en el acto de nacer y espuestos, pueden tomarse los bautismos por los nacimientos porque es corto el error que resulta.




RESUMENES.

Blancos. Libres. Esclavos.
Bautiswos. Matrinon. Enterros. flautismos. Matriion. Etierros. Bautsmos.Matrion. Enties. 12.928 1.868 6.632 4.826 385 2.952 12.729 1.381 7.081

BAUTISMOS, MATRIMONIOS Y ENTIERROS HECHOS EN LA ISLA DE CUBA EN 1827.
Blancos. Pardos libres. .Morenos libres. 'ardos y morenos esclavos. Totales generales.
Departamentos.
Bautismos. Matrimon. Entierros. Bautismos.Matrimon. Entierros. Bautismos.1Matrimon. Entierros. Bautismos Matrimon.i Entierros. aB isos. triion. Entierros.
Occidental.. 7.254 1.156i 4.044 786 62 504 1.101 85 1.143 9.344 1.221 5.491 18.485 2.524 11.182
Del Centro.. 3.559 456 1.569 768 44 327 421 25 1SS 1.243 110 486 5.991 635 2.570
Oriental..... 2.115 256 1.019 1.494 138 548 256 31 242 2.142 50 1.104 6.007 475 2.913
Totales.. 12.928 1.868 6.632 3.048 244 1.379 1.778 141 1.573 12.729 1.38 1 7.081 30.483 3.63416.66




21
Comparando los nacidos a Ia poblacion respectiva en cada elase, resulted las proporciones siguientes:
en lokblwnos... .....ges 0 ..4 p
en los libres de color............ 4,4
en los esclavos................ 4,4
Y los nacidos comparados las hembras, dan
en los blancos 9 po 0 1 nacido por 11 mugeres
en los libres 8 p" b 1 idem por 12,2 idem ,
en losesclavos 12 p 6 1 idem por 8 idem.
Este esceso en los nacidos de la poblacion esclava, debe atribuirse alas razones indicadas al principio de este articulo; pues suponiendo la relacion de los nacidos eselavos las mugeres la misma que en los blancos, resultan solo 9.423 nacidos, y la diferencia 3.306 debe de ser de adultos bautizados; pero aun deben, hailarse est.os en mayor nfimero en la sunma de bautismos, pues la razori de > 1 11 no es ciertamente la que subsiste entre los nacidos y las mugerej de la clase eselava, sino otra cuyoq segundo trmino es mucho mayor.
Si las proporciones mencionadas fuesen ciertas, resultaria haber en toda la Isla 1 necido por 25 individuos de la poblacion blanca, J por 22 en la libre de color, y 1 por 22 er la esclava. De consiguiente la proporcion de los nacidos a la poblacion, seria menor en la clase blanca que en ninguna de las otras, no obstante hallarse, favorecida por todas las circunstancias sociales de la moral, el bien estar &c. Si no obstante la causa de error citada, los nacidos blancos en la Isla son en menor proporcion que los de color, esto inducirk cornfirmar la observacion hecha en Europa, de que las clases pobres son las que mas se multiplican p.or la generacion. De la mnisma manera, comparando los nacidos de la Estadistica con el anumero de mugeres en edad de tener hijos, esto es de doce ailos arriba, aparecen tambien los resultados siguieiutes i favor de la generacion de color. En los blancos 1 nacido por 7,2 mugeres, y en los de color 1 nacido por 6,7 mugeres. En el departamento occidental, donde el error mencionado debe de producir unas diferencias mayores, resulta un nacido por 22,7 individuos blancos 6 por 7,2 mugeres de 12 aios arriba, y 1 bautizado por 21,6 libres de color 6 por 6,6 mugeres de la misma edad. En el departamento del centro hay 1 nacido por 27,6 individuos blancos 6 por 7,7 mugeres de las edades mencionadas, y 1 por 27,2 6 per 7,1 mugeres en la clase de color, y en el departamento oriental 1 nacido por 22,5 individuos blaruos 6 por 6,4 mugeres, y 1 bautizado por 21,5 de color, 6 por 6,8 mugeres de 12 alios arriba(1).
En los dos primeros departamentos resultaria pues, un esceso i favor de
(1) Estas comparaciones de los nacidos con la poblacion y con las mgeres, hacen so. pechar .que ha habido rouchas omisiones ~n los cemos pasados.
4




aI generation de color, y solo en el tercero seria m ios ventajosa i esta case, segun la comparacion de los nacidos a las mugeres adultas (1).
Los muertos comparados a la poblacion en cada clase, dan para toda la Isla los resultados siguientes:
en los blancos............2,1 p!
en los libres.............2,7
en los esclavos..........2,4
Estas proporciones de mortandad, varian en los tres departamentos. En el occidental muere 1 ihdividuo ~por cada 40,8 blancos* de la poblacion, I por 27,9 en los libres y 1 por 85,9 en los esclavos. En el departamento del centro, los nhmeros proporcionales correspondientes son 62,6 47 86
y en el oriental............ 47 45,8 48
Se puede inferir pues, que relativamente a la poblacion de cada clasei, mueyen mas blancos y minos gente de color en el departamento occidental, y que el del centro ofrece la menor mortandad en todas las classes; porque aun tomnando el nirnmero de bautismos por nacidos en las gentes de color, pasa en ellas la mortandad de 63 pg y de 55 pQ en los blancos del primero, y en el segundo la razon de los muertos A los nacidos es, en los blancos como 44 & 100 y en los de color como 41 a 1)0.
Varian todavia mas las proporciones de inortandad si se compara la respectiva & cada una de las castas en el campo y en las ciudades. El Sr B. de Humboldt dice que hay ingenios donde mueren de 15 & 18 pg y en los bien arreglaios de 6 & 8 pg. La mortandad de lo s negros recien Ilegados era de 10 h 12 p". Segun as observaciones del Dr. Oliver en el partido de Alquizar, donde existen muchos cafetales de los mas considerables de la jurisdiccion de la Habana, la mortandad general en el afio de 1821 fu6 de 4,2 p 6 de un
mnuerto por cada 23,5, y considerada en las clases blanca y de color, en la
*razon de 3,9 p8 de la primera, y de 4,3 en la segunda, es decir un muerto por cada 25,6 blancos, y 1 por cada 23 de color (2).
En toda la Isla muere un individuo por cada 1,8 bautizados, y considerando solo las eastas, resulta 1 muerto por cada 1,9 nacidos en los blancos, y 1 por cada 1,7 en los de color (3).
(1) En Francia, donde sobre una poblacion de 31.851.545 individuos ha habido 980.196 "nacidos, 6 sea 3,1 ps de aquella, 6 bien un nacido por 31,5 individuos, la razon es minos favorable que en los depatamentos de la Isla.
(2) v dase la Topog. vegetal, geol6gica y mddica de este partido, escrita por el mencionado Dr. D. J. J. Oliver, 4 impresa en los Anales de Ciencias--Habana.
(3) En Francia, donde la mortandad era de 1 por 40 hace 12 afios, se ha aumentado en los iltimos & 1 por 39).-El departamento de Calvades solo pierde ~ de sus individuos, el de Finisterre z'e. En Inglaterra 1 por cada 57, y en los Paises-Bajos 1 por cada 39,individus.




23
Los nhmeros que representaWn el aumeto de los nacidos sobre los muertes eon las diversas clases. de bla cos, mulatos libres, negros libres, mnulatos y negros esclavos, son las siguientes:
487 5 7,7 11,5 44,3 pg- de los nacidos (1).
Llama la atencion el tercer nmero que solo dh una diferencia tan corta de los nacidos sobre los muertos, no obstante que, como he dipho antes, el nmero ,repesentativo de los negros libres nacidps, contiene en. esceso todos los adultos bautizados en el aio. La diferencia en el departamento oriental, es solo de 14 individuos a favor de los nacidos y de 205 en toda la Isla, nhmero menor que el -der emancipados bautizados,. que deducides del total, dan una mort ndad anual.escedente a los nacimientos. No s6 a cual casa, atribuir esta pbrdida estraordinaria en :Urna clase, la. mas priyvilegiada de las de color, tanto per su posicion social como por el gnero de trabajos modexados q uo so, ptrgan.
En las clases de color del departamento oriental se advierten diferencias notabilisimas en las mortandades respectivas. De ios negros libres resultan muertos casi un nmiero igual al de.los- nacidos'; y en los mulatos, la razon es solo de 36 100. Esta coincidencia de la gran mortandad en la clase libre de color, con la dismninucion de la misma que oftec el padron de 1827 comparado al de 1817, demuestra que, si son ciertos low elementos numbricos empleados en el mas reciente, no -se neceita suponei error alguno en el: anWtkr or-para e~splicar Ia ctasa de lab disminucion observada, como indican los autores de la Estadistica en his notas del resumen general.
Por otra parte, so tantas las circuhstancias que in uye n el aumeto 60 disminuein, aparentes' ve daderos, de las castas de colores edios y de las libres, que no esienipre ea to el atribuir sus oscilaciones c1a,: menr 0 m yor mortandad. Mas- co respect & los ntrneros del enso mddeso dql4~4e Ijber algun otro errors pues asi por el gran nfmero de esclavos que consiguen cartas de libertad, comino por la misma razon del aumento anual .quo result por la generacion en la clase libre, debia ser 6sta mayor que en 181. Ia equivOcar cion & mi entender, debe buscarse en el censo que ofrezca ufmeros menores, pues .es notable que existiendo por el de 1811 114.000 libres de color y 114.O8 en el de 1817, baje el nhmero k 106.494 en el de 1827.
Antes de concluir este articulo, voy & ofrecer un estracto de las observa(1) Las proporciones que en este clculo deduce equivocadamente la Estadistica, son
40,9 54,8 11,4 55,6 y 45,7 en el total, en lugar de
48,7 57,7 11,5 44,3 y 45,3
En Fran~ia la ventaja de los pacidos sobre lqs mnuertos, fud de 189.071 individuos en el afio de 1829, que ienoe (a ser solo 19,2 p- de los primeros.




24
ziones que sobre la poblacion de Matanzas, se han publicado recientemente (1) Desde 1816 a 1829, ha habido 4.272 bautismos y 2.941 entierros de blancos; 6.287 bautismos y 3.848 entierros de las gentes de color: lo cual da en 14 aios una diferencia "a favor de los nacidos de 431 en la primera clase y de
-.439 en la segunda (2). En 1829, los nacidos estaban con la poblacioin en la razon de 1 4 13,9, los muertos con la misma en la de 1 a 18 y los muertos con los nacidos en la de 1 & 1,09 en los blancos, y en los de color las.razones analogas eran
de l a10,7 de I a1513 de 1 & 1,4J
De esta comtparaciones deduce e1 autor, ique de ~cada 18 personas muere una entre los blanco y una por cada 15 en s de color; mortandad ciertamente estrtordinaria, que se atribuye en el articulo citado it los peligros dola aclimataion en los primeros (3). .
ARTICULO 4.0
Aatrimono.
Segun la Estadistica se ha contraido en la Isla,,durante el aioTo qu 'e refiere, 1; matrimonio por cada 194 individtos y considerando separadamente las clases de la poblacion, resulta 1 matrimonio por 166 individuos blancos (4), por 2,36 mulatos libres, por 347 negros libres y por 207,eslavos, Esto prueba que son hoy dia mas frecuenites los matronios 'eitre, los eslaYQos que .ntre los libres de colot; circunstancia bastante notable, que prueba mucho en favor de la filantropia de los amoss kpue tanto en las fincas como en las 'ciudades favorecen la union legitima de sus esolavos; al paso que los libres abandonados -i una corrupcion cada vez mas estremada, emplean solo los recursos de la independencia on que viven, para aumentar sus vicios, su desidia y su imprevision.
(1), Diario de Matanzas del 20, 21, 22 y 23 de febrero de 1830, articulo de D. Jayme Badia del comercio de aquella plaza.
(2). Sin duda se ha cometido en estos cilculos, el mismo error que he esplicado antes, de tomar los hautismos por los nacidos..
(3) Quizas se ha incluido entre los entierros todos los de estrangeros, tropas, marineria y negros que se envian del campo A morir en la ciudad; y como estas clases no entran 4 formar la poblacion permanente, resulta muy aumentada la mortandad comparada 5i ella. Ademas, en las notas de muertos estractadas de los libros parroquiales, no habria omisiones 1 pero cuantas se habran cometido en la formacion del censo?
(4) Ern Francia resulta un matrimonio por cada 134 individuos, en Inglaterra I por 13; en los Paises-Bajos 1 por 131.




Examinando los mismo Sdatos de la Estadistica, para cada departamefto, se hallan los mero s ig~ietes coro representatives de los individuos que por cada matrimonio contraido en un aio, resultant en las clases blanca, libre de color y esclava.
Departamento occidental 143 319 161
Departamento del centro 215 351 66
Departanmento oriental.. 182 214 949
Los matrimonios blancos son mas frecuentes en iel departamepto occidental que reune las ciudades mas ricas y civilizadas de la Ishit; pro ebie ndign de notarse que relativamente a la poblacion blanca y esclava ofrezcan tan corta diferencia los matrimonios contraidos, al paso que el del cegatre manifiesta -una proporcion mas de triple en favor de los matrinmonpis aeslayos comparados 6 los blancos. -Qu6 causas pueden infinir en esta e's estragdinaria de casamientos en ]a clase blanca, cuando la esclava ofrece la favorable proporcion de uno por cada 66 individuos al aio? Seria preciso reconocer el estado de las fortunas en la clase blanca, examninar el grado de moralidad de las familias y el cuadro que presenta la sociedad domistica y piiblica en este
-departamcnto,' pa'ra responder de un. modo exact, aunque p probablemente pop satisfactorio, a esta cuestion de estadistica moral.
Tominando colectivamente las gentes de color, resulta un matrimolio al aiio por cada 240 individuos en ei departamento occidental, por 209 en el del centro y por 581 en el oriental. La desproporcion que di este ltimto, procede de 1o poco favorecidos que son en &1 los matrimonios entre esclavos, lo cual presenta un verdadero contraste con los otros.
Es de sentir que la Estadistica 6ltimamente publicada no contenga ni el ibmero de los matrimonios existentes, ni el de los celebrados en un aio, en las ciudades principales de la Isla; de cuyos datos se podrian sacar consecuencias nmuy importantes sobre el bien estar y la moralidad deo las familias blancas en tada u na de elias y de los progresos de la misma en las de color (1).
(1) De las observaciones que ha reunido el Pbro. D. Justo Velez, Director del Colegio Seminario, en 38 partidos de la jurisdiccion, sobre bautismos, matrimonios y entierros, resultan las proporciones siguientes.
En los blancos. En los de color.
Los nacidos 6 los casados.. .: :6,34 : 1 8,12 : 1 Los muertos 4 los casados.. .: : 2,31 : 1 3,84 : 1 Los nacidos los muertos. :2,66 : 1 2,11 : 1 Los bautismos ti la poblacion.: :1,21 : 39 1,24 : 44 Los matrimonios A la misma.::1,141 30 1,188 :56 Los entierros idem.........:1,56 : 85 1,51 : 86
Nota manuscrita inddita.




Con respecto 'ala Hablana, el censo ae 1828, da como existentes 6.238 matrimonios plantss y 38 28, de color. Cominparativamente 'a la poblacion resultan 38 p varones casados y' 43 p% hembras en mbas classes. El nmero de varones solteros asciends a 58 pS y el de hembras a 38k.
El articulo impreso en Matanzas, que he tenido occasion de citar antes, ofrece tambien los matrinhonios verificados durante los 14 arios transcurridos dcsde 1816 a 1829, y Ilegan al total de 747, para los blaneos y 315 para los estrangeros y gente de color criolla. La relacion do ellos h la poblacion era de 1 I 95 en e itimo aiio ehtre losr blancos, y de I 244 entre las personas libres de color; los matrimonios celebrados en los aios de 1826, 1828 y 1829 estin en razon de los numerous 1, 2, y 4 entre los blancos. Se vb pues, que la frecuencia de los tmatrimonios es muciho mayor en Matanzas queo en la Haana y que e3 riingun otro punto de la Isla.
ARTICULO 5.0
'Observcione i comparationes estadisticas sobre la ciudadd~ la labana en
el quinquenio de 1825 i 1829.
Son innumerables las aplicaciones de la Estadistica y l as consecuencias que pueden deducirse de los datos de la poblacion, tanto para el gobierno como afa la m6ralphblica, la salubridad de las ciudades &c. Mas para que las noticias estadisticas sean susceptible del mayor nufimero posible. de aplicacioncs, se requiere que esten dotadas de suma exactitud y precision, y que al rcunirlas no se haya descuidado ninguna particularidad notable, ni dejado ,de corregir cualquiera causa de errores, tan faciles de cometerse en las operaciones d esta clase. Las que he verificado para el trabajo cuyo resimen forma el objeto del presente articulo, puedo asegurar que reuinen las circunstancias necesarias para inspirar la mas completa confianza, pues todo lo he hecho personalmente, no atreviendome i confiar 'a nadie la reunion de los datos numerosisimos y de molesta redaccion, que debian Ilenar mis estados.
Los documentos de donde he tomado todas las noticias, fueron los libros parroquiales de las iglesias del Sagrario, Santo Angel, Espiritu Santo y Santo Cristo intramuros, y de Nuestra Senora de Guadalupe y Jesus Maria estramuros, para los cinco aiios transcurridos desde 1825 h 1830. Hle recorrido los libros de bautismos, asi de blancos como de gente de color, partida por partida, examinando en eada una el sexo, la condicion de legitimo 4 ilegitimo y el -dia del nacimiento. Esta filtima consideracion he debido tenerla presente, porque en la Habana los bautismos de los nitios se vorifican i los 20 .dias, k los 2, 3 y mas meses de nacidos; ya por no esponerlos A la impresion directa de la at-




t7
mnsfera, ya por efecto de Tla costurbre. Por este medio he conseguido formar tablas de los nacimientos po rmeses, m nos en aquellos cases en que no he h l Ilado las fechas.
En los estados de nacidos de color que he formado, no se comprenden lo adultos bautizados procedentes de la costa de Africa, tanto esclavos como li. bres; pero si he agregado todos los niios bautizedos en el acto de morir y los espuestos en parages phblicos, que constan en los libros de muertos.
Por un sistema igualmente individual he recorrido las partidas de Astos, en las seis iglesias mencionadas y para los dichos cinco aiios, formando de este modo estados de la mortandad por sexos, por edades, por meses y per condiciones de legitimos e ilegitimos. Ademas de los estados de mortandad, en las par.roquias, he formado otros de la acaecida en los hospital& generales y militares.
Finalmente, para los matrimonios he examinado cuanto me ofrecieron las partidas, saber; estado de solteria 6 viudez en cada uno de los contrayentes, blancos 6 de color, y la condicion de libre o esclavo en los segundos, sintiendo que los libros no hagan mencion de las edades respectivas, de las profesiones &c.
Hle formado estados particulares de cada afio y parroquia, generales de cada parroquia en los 5 aios, de las 6 parroquias en cada aijo, y dIe las 6 parroquias en los 5 a-ios; esta circunstancia y las varias consideraciones con arreglo A las cuales he redactado las tablas, asi de nacidos como de muertos, matrimonios &c. si han hecho de mi trabajo una tarea minuciosisima y en estremo dilatada y fastidiosa, han contribuido A la exactitud, pues en las sumas generales comparadas aparecian los errores mas pequefios, que me era preciso buscar y corregir. Asi puedo asegurar, que no contienen uno solo los estados que comprenderh este capitulo.
He creido necesario dar esta esplicacion del m6todo que he seguido, para que las personas que quieran servirse de estas noticias, las puedan tomar con toda la seguridad que merecen.




ESTADO DE NACIDOS POR SEXOS DURANTEI EL QUINQUENIO.
. xos. BLANCOS.
SEXOS.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829. TOTAL. aedio.
Varones. ......... 842 774 785 830 809 4.040 808,0
Hembras.7..... ..... 6 762 795 828 821 3.962 792,4
Totales........1.598 1.536 1.580 1.658 1.630 8.0021.600,4
DE COLOR.
Varones........ ... 77 911 878 865 797 4.226 845,2
Heinbras................. 825 838 781 784 796 4.024 804,8
Totales. .......... ... 1.600 1.749 1.659 1.649 1.593 8.2501.650,0
Totales generales .... 3.198 3.285 3.239 3.307 3.223 16.252 .250,4
De este estadq result, que los nacidos varones son las hembras como 1,0196 & I en los blancos.
1,0502 ,, 1 en los de color.
1,0288 ,, 1 en el total.
6 lo que es to mismo 50,5 p0 varones y 49,5 hembras en los blancop.
51,4 ,, ,, y 48,6 ,, en los de color.
50,8 ,, ,, y 49.2 ,, eu el total.
De consiguiente, nacen proporcionalmente mas varones que hembras entre l'as gentes de color que entre los blancos.
En Francia, por resultado de 9 a-ios de observacion desde 1817 & 1826, se ha hallado la razoI de los varones a las hembras nacidas, ser la de 1,0656 & 1;
y durante 13 aios de 1815 & 1827 se hall en Paris la do 1,0408 1:
'imbas mas ventajosas para los varones, que la de la Habana.
La relacion hallada para toda la Francia, se ha observado que era igual tambien en el medio-dia, y de consiguiente que, h lo minos en la estension de su territorio, parecia independiente de la variation del clima (1).
(1) Memoria de Mr. Poisson leida en la sesion de 8 de febrero de 1829 de la Academia 1eal de Ciencias de Paris,




29
En Holanda, segun las tablas de Mr. Quetelet, la razon de los varones Alas hembras entre los nacidos, es como 1,1727 & 1, 6 51,5 pg varones y 48,5 pi hembras.
En la ciudad de Amberes, la razon observada fu4 de 1,0272 1, a 50,7 pg varones y 49,3 p& hembras: casi igual a la que ofrece la Habana en sus totales.
Comparando los nimeros anuales del estado anterior, se deduce que larazon de los nacimientos de varones & hembras, tanto en los blancos comio en los de color, no fu6 una misma en todos los a-ios
BLANCOS. DE COLOR.
o
VARONES. HEMBRAS. VARONES. HEMBRAS.
1825 52,9 47,1 pg 48,4 51,6 pg
1826 50,4 49,6 ,, 52,1 47,9 .,
1827 49,7 50,3 ,, 53 47 ,,
1828 50,1 49,9 ,, 52,5 47,5 ,,
1829 49,7 50,3 ,, 50 50 ,,
Parece pues, que el nhmero de las hembras nacidas ha aumentado proporcional y progresivamente en los blancos y disminuido en las gentes de color.
Si se quiere examinar esta misma relacion de los nacidos en los diversos barrios 6 parroquias de la Habara, los estados parciales que he formado proporcionan el hacer comparaciones no minos curiosas, que reunidas a otras que melicionar mas adelante, ya sobre las condiciones de los nacidos, ya sobre la mortandad, pueden inducir h resultados muy importantes que indiquen la influencia del lujo 6 de la escasez, de la moralidad 6 del abandono, de las posiciones locales sanas y enfermizas &c., en la procreacion y ]a mortandad de los habitantes de esta ciudad. Ocuphndome ahora en las relativas nacimientos, los estados parciales dan las razones siguientes de varones hembras en cada parroquia y en la Casa de nilos esp sitos, por t'rmino medio de los cinco ailos observados.
Parroquias. En los blancos. En los de color.
Sagrario......... como 1 a 1,202 como 1 & 1,029 Santo Angel.... ,, 1 & 0,900 ,, 1 & 0,995 Espiritu Santo... ,, 1 & 1,031 ,, I & 1,062 Santo Cristo..... ,, I & 0,847 ,, 1 & 0,338 Guadalupe...... ,, I & 0,956 ,, 1 & 1,001 Jesus Maria...... ,, 1 & 0,958 ,, 1 & 0,812
Casa de espbsitos. ,, I & 1,011 ,, ,, ,,
" .. ._ . ... . JI LL- l




s0
Es notable ciertamente et aumento de hembras sobre varones que ofrecen las parroquias del Sagrario y del Espiritu Santo asi en blancos como en gentes de color, y en estas tambien la parroquia de Guadalupe. En algunos ailos el esceso en aquellas fue de mucha consideracion, por ejemplo en 1826 que la proporcion result de 1 &I 1,6. Con respecto la Casa de espbsitos, los atos en que se ha observado un esceso de hembras sobre varones entrados, fueron los de 1827 y 1828.
2.0--Razon de leg!timos ileg:timos.
Pasando de la consideracion de los sexos entre los nacidos a la de legitimidad 6 ilegitimidad, he deducido el estado siguiente para los cinco aios del lustro.
ESTADO DE NACIDOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS.
BLANCOS.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829. Totales. Edio. Legitimos................. 1.102 1.038 1.089 1.094 1.109 5.4321.086,4
Ileogitimos............... 496 498 491 564 521 2.570 514,0
Totales........ 1.598 1.536 1.580 1.658 1.630 8.002 1.600,4
DE COLOR.
Legitimos...... .......... 582 616 530 534 519 2.781 556,2
Ilegitimos............... 1.018 1.113 1.129 1.115 1.074 5.469 1.093,8
Totales..1.600 1.749 1.659 1.649 1.593 8.250 1.650,0
Totales generales.... 3.198 3.285 3.239 3.307 3.223 16.252)3.250,4
Resulta, comparando los t rminos medios anuales que da el quinquenio, que la razon de los nii'os legitimos h los ilegitimos nacidos es de 2,1136 & 1 para los blancos.
0,5085 6 1 para los de color.
1,0216 & 1 para el total.




81
Es decir, estableciendo la comparacion por centi simos comno se hizo antes para los sexos,
67,8 pg legitimos y 32,2 po ilegitimos en los blancos.
33,7 ,, ,, y 66,3 id. en los de color.
50,5 ,, ,, y 49,5 id. en el total.
Ninguna capital ni pueblo de Europa escepto Stocolmo, ofrece unos resul-. tados semejantes, y son fhciles de deducir las consecuencias que producir en los lazos sociales y de familias, un nimero tan considerable de individuos, que Ilega casi la mitad de la poblacion, sustraido h la benbfica influencia del matrimonio.
Las proporciones observadas en Francia en estos tltimos aihos fueron de 92,2 pg legitimos y 7,4 ilegitimos. En Paris de 80 75 legitimos y de 20 25 ilegitimos, y en algunos barrios 85,3 legitimos y 14,7 ilegitimos; esto es, ilegitimos algo mas de la siptima parte de los nacidos, cuando en la Habana el nhmero de hijos ilegitimos llega un tircio prbximamente de los nacidos, solo en la clase blanca. En esta parte la capital de Suecia ofrece un ejemplo aun mas notable. Segun los trabajos de la comision de estadistica, presentados al Rey en 1828, Ilegaba el niimero de hijos ilegitimos en aquella ciudad & 36,3 po de los nacidos, en las otras ciudades era de 17,4 y en los campos solo de 5,4 pe; proporcion mucho menor si se compara la de la capital y la total de la Francia, pero mayor que la de algunos departamentos que comprenden ciudades populosas. En Inglaterra la razon de los nacidos legitimos los ilegitimos es de 92 pg de los primeros y 8 po de los segundos, tambien mayor que la de Francia.
Comparando los legitimos e ilegitimos nacidos en cada uno de los cinco aios, asi en la clase blanca como en las de color, se hallan las proporciones siguientes:
RAZON
ENTRE LOS NACIMIENTOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS.
J1es. Blancos. De color.
1825 como 2,2205: 1 como 0,5717 : 1 1826 ,, 2,0803 : 1 ,, 0,5436 : 1 1827 ,, 2,2171 : 1 ,, 0,4694 : 1 1828 ,, 1,9397 : 1 ,, 0,4790 : 1 1829 ,, 2,1287 : 1 ,, 0,4832 : J
De donde puede inferirse que la desmoralizacion en esta parte, mas bier aumenta que disminuye en las gentes de color.




32
Recorriendo los estados particulares de aIs parroquias de la Habana, he hallado que los nacimientos legitimos con los ilegitimos en cada una, no est-hn en una misma razon.
Los legitimos blancos a los ilegitimos
en la del Sagrario, comrno 5,5 I
en Guadalupe...... ,, 4,9 : 1
en el Espiritu Santo ,, 4,4 : 1
en el Angel ........,, 3,3 : 1
en Jesus Maria...... ,, 3,2 : 1
en el Santo Cristo.. ,, 2,8 1
En las clases de color
en Jesus Maria, como.... 0,69 : 1
en Guadalupe....... ,, 0,56 : 1
en el Sagrario...... ,, 0,52 : 1
en el Espiritu Santo ,, 0,42: 1
en el Santo Cristo.. ,, 0,40: 1
en el Angel........,, 0,36: 1
Por estas comparaciones se puede conocer cuanto influye en las costumbres phiblicas y privadas, el grado de riqueza 6 de comodidad de las famihlias. Los barrios del Angel, del Santo Cristo y de Jesus Maria, que reunen el mayor nhmero de las familias blancas necesitadas, son tambien los que ofrecen mayor namero de nacimientos ilegitimos, y al contrario los de la Catedral, el Espiritu Santo y la Salud. Y entre la gente de color el barrio de Jesus Maria, que contiene muchas familias acomodadas de esta clase, presenta una proporcion favorahle a los nacimientos legitimos, lo mismo que el de la Salud y la Catedral, y por el contrario los barrios del Angel y del Santo Cristo. El ginero de vida, la clase de profesiones 6 oficios que desempetan los vecinos respectivos y otros muchos datos semajantes, deben tomarse en consideration para formar estos c61culos con mas acierto.
El Anuario de la oficina de longitudes de Francia, Mr. Hoffmnan en Prusia, Mr. Hassel en Wesphalia, y recientemente Mr. Prevost (1) en Ginebra y Mr. Poisson en Paris, han publicado comparaciones semejantes sobre los nacidos varones y hembras legitimos C ilegitimos; y sus observaciones unidas a las de otros sabios, han demostrado que los nacimientos masculinos son en mayor nimero que los femeninos. Todo induce a creer que algunas causas fisiol; gicas influyen en la produccion de este fenlmeno tan universalmente observado, causas que tal vez el tiempo descubrir-, asi como las esperiencias de Mr. Girou demostraron
(1) Del efecto de la legitimidtd sobre la proporcion de los nacirmentos de diversos sexos (Biblioteca universal octubre 1829.)




33
las que determinan en algunas especies de animals, el sexo de su progenitura (1)
Ademas de esto, como observa Mr. Prevost en su memoria citada, los nacimnientos humanos presentan resultados que no parecen depender de una causa puramente natural 6 fisiolbgica, y que sin duda deben atribuirse a las instituciones sociales que caracterizan a nuestra especie.
Recientemente en Francia se ha demostrado y despues en algunos otros paises, que los nacimientos legitimos proporcionan un esceso de varones muy superior al que ofrecen los nacimientos ilegitimos (2). Deseoso yo de reconocer si esta ley existia en la Habana, he estractado de los estados parciales las partidas necesarias para descubrirlo.
ESTADO DE LOS NACIDOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS POR SEXOS.
BLANCOS.
CLASE, SExo.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829. TOTAL. Afiomedio.
Legtimos. Varones........ 573 527 566 563 550 2.779 555,8
Legcitimos.
Hembras..... ..529 511 523 531 559 2.653 -530,6
egtimos. Varones........ 269 247 219 267 259 1.261 252,2
IlegI.ts
Hembras... ....227 251 272 297 262 1.309 261,8
DE C OLOR.
Legtimos. Varones........ 280 321 273 273 260 1.407 281,4 Leg,,timos.
Hembras....... 301 295 257 261 259 1.373 274,6
Ilegitimo. Varones ........494 490 605 592 537 2.818 563,6 Hembras. ......524 543 524 523 537 3.151 630,2
Del cual se infiere, por t'rmino medio de los cinco aEos, que en cada 100 blancos legitimos hay 51,1 varones y 48,9 hembras, y en igual numero de ilegitimos 49 varones y 51 hemnbras; en las gentes de color en 100 nacidos legitimos 50,6 varones y 49,4 hembras, y en los ilegitimos 47,2 varones y 52,8 hembras; y finalmente, que comparando los totales resultan en los legitimos 51,6
(1) Memoria Jel caballero Mr. Girou de Buzareingues, leida en la Academia Real de Ciencias de Paris en abril de 1827, & impresa en el tomo 11 de los Anales de ciencias naturales. Paris.
(2) Letter..., on proportionate number of births of the tw sexes. De Mr. Babbage, citada por Mr. Prevost.




34
varones y 48,4 hembras, y en log ilegitimos 47,1 varones y 52,9 hembras. De consiguiente estas observaciones no solo confirman las hechas en Eurapa recientemente sobre que en los nacimientos legitimos el n'mero de varones es proporcionalmente mayor que en los nacimientos ilegitimos, sino que ademas ofrecen otra consecuencia aun mas notable, saber: que en los nacimientos ilegitimos el numero de varones es menor siempre en la Ilabanas que el de las hembras, al contrario que en los legitimos.
He aqui un estado de la relacion en que se hallan los nacimientos de los dos sexos, fijando en 10.000 el nimero de nacidos que sirve de antecedente todas las razones, y el cual nhmero espresa constantemente los nacimientos fenmeninos. A este estado que se halla en la memoria de Mr. Prevost, le he aumentado la razon observada en la Habana (1).
LEGITIMOS. Numero de ILEGITIMOS. JYtmero de
nachnientos /nacimientos
Hembras. Varones. observados. Hembras. Varones. observados.
Francia.., ......... 10.000 10.657 9.656.135 10.000 10.484 673.047
Na poles .............. 10.000 10.452 1.059.055 10.000 10.367 51.309
Prusia.................. 10.000 10.609 3.572.251 10.000 10.278 212.804
Wesfalia................. 10.000 10.471 151.169 10.000 10.039 19.950
Mompeller............ 10.000 10.707 25.064 10.000 10.081 2.735
Habana .................. 10.000 10.397 8.213 10.000 9.145 8.039
N.o total de observaciones. ,, ,, ,, ., 14.472.097 ,. ,, ,, ,, 1.027.884
Razon media .......... 10.000 10.549 ,, ,, 10.000 10.066 ,,
(1) Los que quieran ver este fen6meno de los nacimientos masculinos escedentes d lost femeninos, sometido al cilculo de las probabilidades, pueden leer las memorias de Mr. Prevost de Ginebra en el nDm. de octubre de la Biblioteca universal, y de Mr. Poisson en el noveno volhimen de las memorias de la Academia Real de ciencias de Paris y su estracto en el tomo 40 de los Anales de quimica.




35
3.o0-JVacimientos pot meses.
ESTADO DE NACIDOS POR MESES DURANTE EL QUINQUENIO.
BLANCOS.
hfESES.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829.
Enero...................123 129 129 133 110 624 124,8
Febrero..................115 120 117 130 91 573 114,6
Marzo...... ......... 125 116 138 120 101 600 120,0
Abril....................106 123 132 159 116 636 127,2
Mayo....................124 121 121 125 143 634 126,8
Junio.......... ... 131 139 120 129 140 659 131,8
Julio.... .............138 124 116 117 166 661 132,2
Agosto ...................137 129 140 13" 150 694 138,8
Setiembre.............. 151 150 146 131 148 736 147,2
Octubre.................. 152 147 137 168 168 772 154,4
Noviembre............... 145 129 139 150 149 713 142,6
Diciembre............. 151 109 134 158 148 700 140,0
Total............. 1.598 1.536 1.580j 1.658 1.630 8.002 1600,4
DE COLOR.
Enero.... ............140 153 136 174 100 703 140,6
Febrero.................. 99 136 141 114 96 596 119,2
Marzo................ 118 149 122 128 110 627 125,4
Abril....................115 132 118 141 132 638 127,6
Mayo............. ... 120 130 141 130 130 651 130,2
Junio.................. 120 115 131 109 145 620 124,0
Julio..................... .126 149 154 134 135 698 139,6
Agosto.................. 153 153 145 143 147 741 148,2
Setiembre................ 145 182 156 144 133 760 152,0
Octubre .............. 137 152 130 149 168 736 147,2
Noviembre............ 151 149 147 121 138 706 141,2
Diciembre........ 166 149 138 162 !59 774 154,8
Total.............1.600 1.749 1.659 1.649 1.593 8.250 1650,0
Total general..... 3.198 3.285 3.239 3.307 3.223 16.252 3250,4
Examinando las partidas pertenecientes A cada mes, asi en los blancos como en los de color, se deduce que en general los meses frios han sido los




36
mas favorables para las concepciones y menos los calientes. Reuniendo las partidas de blancos y de color, resulta por t'rmino medio del lustro, ser mas favorables en la Habana para la concepcion de la especie humana, los meses de febrero, enero, abril, diciembre, marzo y noviembre, y minos favorable los de junio, julio, agosto, octubre, setiembre y mayo.
Mr. Villerms ha publicado en 1S29 en Francia una memoria sobre la distribucion por meses de las concepciones y de los nacimientos en la especie humana (I): ha reunido los nacimientos acaecidos en diversos puntos de la Francia desde 1819 1825, y de las comparaciones que ha hecho entre los doce meses del afio, resultan en el 6rden siguiente, los seis en los cuales son mas frecuentes los nacimientos; febrero, marzo, enero, abril, noviembre y diciembre, y de consiguiente mas favorables para las concepciones, los siguientes; junio, julio, mayo, agosto, marzo y enero: casi todos de los seis consecutivos, que comienzan entre el solsticio de invierno y el equinocio de primavera, es decir durante que el sol se aproxima al emisferio del norte y se eleva sobre su horizonte. Este ihecho parece indicar la influencia de la luz y del calor sobre el deseo de la propagacion. Con respecto los meses mt'nos favorables para ella, parece debian ser por esta regla aquellos en que el sol baja mas sobre el horizonte blos de invierno; pero las observaciones de Mr. Villerm4 prueban que en Francia la epoca de m'nos concepciones es el otoio, precisamente la en que muestran mas ardor los animales rumiantes.
De los trabajos del Consejo de la ciudad de Nantes (2) resulta que alli los meses de verano son tambien mucho mas favorables a la poblacion que los de invierno, pues en noviembre, diciembre, enero y fcbrero, solo Jaabian sido concebidos 776 niflos, y en junio, julio, agosto y setiembre 910.
La comision de estadistica de Suecia (3) ha deducido por los datos pertenecientes a los dos lustros b quinquenios de 1816 ". 1825, que el mes de sotiembre era el de mayores nacimientos en aquel pais, y junio el de mtinos; es decir mas favorable el de enero y mJ'nos el de octubre. El segundo dato coincide exactamente con el hallado en Francia, y el primero con el que ofrecen las observaciones de la IHabana. Esta diversidad debe proceder de la alteracion que egercen las instituciones y las costumbres en la verdadera ley que la naturaleza sigue en Europa, y hubiera convenido para la mayor exactitud y clari(1) De la distribucion por meses de las concepciones y de los nacimientos en el hornbre, considcrada en sus relaciones con las estaciones, los climas, el retorno peri6dico annual de las dpocas de trabajo y de repose, la abundlancia y la escasez de los viveres, y con algenas instituciones y costumbres sociales. De esta memoria, se ley6 un informe favorable en la sesior del 4 de mayo 1829 de la Academia Real de ciencias de Paris.
(2) Inprenta de Mellinet Malassis. Nantes. Empezaron estos informes en 1826.
(3) Itevista enciclopidica. Febrero de 182k




dad de Us consecuencias, presentar los resultados de ,cada distrito, y en parti& cular de los puramente rurales con separacion de los que han ofrecido las ciudades muy populosas.
Probablemente, a medida que se aumente el nmero de observaciones de este ginero en varios climas, se descubririan leyes diversas para cada uno, en razon de su mayor 6 menor proximidad al ecuador y altura sobre el nivel del mar.
De las observaciones que hice en la Habana, pueden deducirse muchas consecuencias comparando la ley de las concepciones mensuales en cada ab o. Para esto, conviene tener a la vista los estados meteorol6gicos que espresan las Apocas de mayor 6 menor calor, de mas 6 minos constante humedad &c. El estado siguiente ofrece el reshmen de las temperatures medias mensuales de los cinco alos del lustro, estractadas de los estados generales que he publicado anualmente en la Habana (1).
ESTADO DE LAS TEMPERATURAS MEDIAS MENSUALES.
MESES. 1825.j 1826. 1827. 1828. 1829. Afiormedio.
Enero .............. 210,42 21,721070 210,80 240,30 21,70 220,18
Febrero............220. 85 250,02 240,80 250,50 220,70 240,07
Marzo....... ...... 330,72 220,06 240,47 240,20 230,00 250,49
Abril.............. 240,15 250,42 250,90 250,50 240,60 250,11
Mayo........ ....250,06 240,70 260,90 260,30 250,20 250,63
Junio............ 280,12 280,50 270,79 270,60 260,20 270,64
Julio................ 280,22 270,00 280,12 270,54 270,00 270,57
Agosto .............. 250,85 270,86 27,20 280,47 .260,50 27 ),07
Setiembre ,. ...... 280,52 27, 8 260,80 260,00 26",00 270,04 Octubre............. 270,35 060,58 260,00 260o,50 250,00 26o,28
Noviembre.......... 20, 54 230,02 240,70 25~,50 230,00 23~,95 Diciembre........... 21,62 200,03 230,03 230,50 24,00 220o,43
4.0-Auertos.
Los estados meteorolbgicos que acabo de citar, pueden servir tambien para el estudio de las eyes que se observan en la mortandad mensual en la Habana. En las tablas no he incluido los muertos en los hospitales de San Ambrosio y San Juan de Dios, ni los enterrados on el Campo Santo llamado de los estrangeros, y al cual son conduct dos los fallecidos en los buques estrangeros; porque todos estos ncr pertenecen a la poblacion permanent de la ciudad, sino it la
(1) Vase mi Memoria sobre el clima, impresa en New-York en 1827; los resfimenes sueltos para los alios de 1825 y 26 y para los tres siguientes los nlimeros 6, 19 y 1 de los Anales de Ciencias*
6




$8
~tanseunte y tropa de b guarnicion y buques de guerra. Es decir, qOe la mottandad enumerada en los estados que voy transcribir, fuG la aca-cida en las seis parroquias y en el hospital de Paula dondo van las mugeres pobres y algunos hombres de la misma clase.

ESTADO DE LOS MUERTOS POR MESES
EN LAS PARROqUIAS Y EN EL HOSPITAL DE PAULA.

MESE S.
Enero.................
Febrero...............
M arzo...................
Abril..................
Mayo....................
Junio.................
Julio....................
Agosto..................
Setiembre................
Octubre...............
Noviembre............
Diciembre...............
Total............

Enero...................
Febrcro............. ..
Marzo........ .... ....
Abril.................
M ayo....... ...........
Junio......... ..........
Julio ....................
Agosto.... .............
Setiembre.............. ..
Octubre ........... .....
Noviembre..............
Diciembre...............

BLANCOS.

1825.
147 125 91 90 82 80
11i 112 90
93 53 91
1.1 6

1826. 1827. '1828.

70 81 120 99 91 100
75 95 88
111i 90
87

85 88 117 77 10
105 153 112 95 129 91 107

1.107 1.268

93 89 97 81 138 119
119 123 99 109 105 113

1829.
150 153 172 140 115 97 131 108 120 106 77
110

1.285 1.479

-oa
545 109,0 536 107,2 597 119,4 487 97,4 535 107,0
501 100,2 589 1i7,8 550 110,0 492 98,4 548 109,6 416 83,2 508 101,6
6.304 1260,8

DE COLOR..

212 171
136 144 127
98 137 143 106 112 120 144

Total......,.... 650
Total general .... 2.815

145 135 144 S154
137 136
127 130 124 163 164 155
1.714
2.821

161 155 169 134 132 127
171 170 147 147 138 133
1.784
3.052

148 140 143 139 166 163 195 150
145 187 163 175
1.914
3.159

272 230 308 189 169 144 163 143 167
143 124 149
2.201
3.680

938 831
900 760
731 668 793
736 689 752
709 756
59.2567 15.567

187,6 166,2 180,0 152,0
146,2 133,6 158,6 147,2 137,8
150,4 141.8 151,2
1852,6
3113,4

I .- 1 10 1




Se puede inferir por termino medio anual del quinquenio, que la may4r mortandad de los blancos acontece en los nmeses de marzo, julio y agosto, y la menor en los de noviembre, abril y setiembre; y que en la gente de color los meses mas mortales son enero, marzo y febrero, y los munos junio, setiembre y noviembre (1).
Las leyes de la mortandad mensual, varian en razon de las edades, como veremos luego. El tirmino medio de la mortandad diaria es de 3,45 blancos y 5,1 de color.
Comparando entre si los meses de mayor y menor mortandad en los blancos y en los de color, resulta ser la diferencia en los primeros de 36,2 individuos y de 54 en los segundos; lo que indica que la diferencia en esceso es de 1,2 blancos y 1,8 ile color diariamente.
Considerada en masa la poblacion blanca y de color resulta ser de mayor mortandad los meses de marzo, enero y julio, y los de mnenor diciembre, junior y octubre, porque se compensan mituamnente los escesos de los blancos muertos en los meses de calor, con la menor mortahdad que ofreeen en los mismos meses las gentes de color. La mortandad media tdiaria es de 8,55 individuos y ha maxima diferencia entre los meses de mayor y menot mortandad es de 2,48 personas al dia.
La mortandad en los hospitales sigue otra ley mensual que espresan los estados siguientes del'quinquenio de 1825 'a 1829 para el hospital general de san Juan de Dios (2) y el militar de San Ambrosio; y del quinquenio de 1820 h 1825 para los muertos de las tripulaciones de los buques estrangeros, porque el encargado de su Campo Santo no llevd libros de asiento en los sucesivos. Para deducir un tbrmino medio mensual, he unido este quinquenio al de 1825 S1829 de los dos hospitales, sin recelo'de error de consideration, porque se trata de resultados proporcionales.
(1) En Nueva York los meses, por el 6rden de la mayor mortandad acaecida en ellos, se presentaron en el 6rden -siguiente: an el aiio de 1830 agosto julio, setiembre, diciembre, octubre, mayo, enero, noviembre, marzo, febrero, junio y abril. Se neceitnmas afios de observacion, para determinar una ley ias natural.
(2) A este hospital han ido un grand wilmero de enfermo! de la Marina Real.




FALLECIDOS EN EL HOSPITAL DE SAN AMBROSIO.

A~os.
1825 1826 1827
1828 1829
Totales.......
Tlrmin. med ios.

16 16 16 17
12 15 76 15,2

12 22
6 8
17
65 13,0

19
18 26 17 12 92 18,4

38 15
24 15
11 103
20,6

57 12 41 25 11 146
29,2

57 24 25
46 15 167 33,4

58 38 13 20 29 158
31,6

0
43 28 13 25 23 132 26,4

30 19 12 42 25 128
25,6

27 26 11 30 29 123
24,6

28 17
14 12 22
93
18,6

21 20 23 11 22 97 19,4

FALLECIDOS EN EL HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS

Mos.
1825 1826
1827 1828 1829
Totales.......
Te'rmin. medios.

19 30 33 29
51 162
32,4

26 31 21 29
26 133
26,6

24 37 31 19 36 28 36 27 57 34 184 145 36,8 29,0

33 39 36 28 25 36 24 39 140 37 55 49 27 37 42 149 195 203 29,8 39.0j40,6

46 26 40 42 44 198 39,6

30 30
37 110
40 247
49,4

45 18 37 43 32 41 48 41 44 63 41 35 41 64 120 240 196 277
48,0 39,2 55,4

0
406 2551 22 26
231
1.830
276,0

390 372 431 553 583;
2.329
465,8

........... % .... ...

.7




ESTADO DE LOS E TIERROS VERIFICADOS EN EL CAMPO SANTO
DE LOS ESTRANGEROS.

Agos.
1820 1821 1822 1823
1824
Totales.......
Tarmin. medios.

12 19 10
3
0
44 8,8

25
18 10
11 I]
1
65
13,0

31 38
5 15
2 91 18,2

31 37
4 10
2 84
16,8

loom

55 56
8
. 2
48
169 33,8

27 28 65 58 27 34
11 33 40 16
170 169
34,0 33,8

I ( -""" I I

-F

TERMINO MEDIO

DE LA MORTANDAD MENSUAL EN LOS 'HOSPITALES Y CENTRE LOS ESTRANGEjtOS.
I.z
. TOTAL.
18,8 17,5 24,5 22,1 ...0,91- 35,5 353, 30,7 32,8 29,1 20,31, 28,7 329,2
188t:| _____1__- _/ ____

47 28
16
19
8
118
23,6

31 15
17
8 2
73 14,6

16 12 12 17
1
5 7 4 1 13 19
50 56 10,0 11,2
I I

02 32 51
17 23 17
140 28,4)

9 347 414 160
140 108
1.229
245,8,




42
De estos datos se puede inferir que la mayor mortandad acontece en los meses de mayo, junio, julio, agosto y setiembre, que son los de la fiebre amarilla.
Es de sentir que en los libros de muertos de los hospitales de la Habana, no so leve nota de las enfrmedades que los ocasionan, lo cual costaria muy poco trabajo. Si ademas de eoste cuidado, se establecicse que 6 bien en las partidas de muertos de los libros parroquiaes, 6 bien en una oficina especial de estadistica, se anotase la enfermedad de que fallece cata individuo, seria ficil el redactar despues los primeros elementos de la estadistica m'dica de ]a Isla de Cuba.
Algunas noticias publicadas sobre la mortandad anual de los hospitales general y militar, y la comparacion entre entrados y salidos que se halla en las Guias~ de la Habana, son tan vagas que para nada sirven. Efectivamente, ]a mayor mortandad no procede tanto del nimero como de las clases de enfermedades asistiday en un hospital, y no espresando el numero de individuos que de cada una han entrado, no se puede inferir si la mortandad es grande 0 pequena. Con este motivo observa muy bien el Sr. B. de Humboldt, que el 24 p-, termino medio de muertos en el hospital general, no puede decirse que sea eseesivo comparado el 4 po que ofrecia el mrilitar; porque el primero recibe un gran nhmero de enfermos incurables, y en el segundo entran muchos de poca consideration.
En los Diarios de la Habana se han publicado diversos articulos sobre la mortandad media inual acaecida en el hospital militar inclusa la de la fiebre amarilla; de ellos resulta que el tctrmino medio en el aio de 1828 fu de 6f p". Para el total de los enfermos entrados en el mismo hospital on 1828, el trmnino medio de la mortandad, result ser de 4 po y lo mismo en 1829 (1); pero de estas proporciones no se puede inferir dato alguno cierto sobre los muertos de vbmito negro (2).
(1) Diario de la Habana de 20 de julio de 1880.
(2) Despues de escrito este articulo ha flegado -i mis manos el nimero 5 del Semanario ihstructivo publicado en Cidiz, que contiene las noticias siguientes sobre ]a rnortandad de enfermos de la ficbre amarilla en las salas de ]a marina, que se hallan al cargo del Dr. D. Luis Ginebriera en dicho hospital militar.
SALA DE .1IARINJI DEL HOSPITAL DE SAN AMBROSIO.

Slres murieron de recaidas

Curados. A uertos.




43
El estado relativo los fiuertos en la bahia de I Habana (casi todos de vbmito). que es el primero de esta especie que se public, seria mucho mas curioso si reuniese las indicaciones numbricas de los atacados de la enfrmem dad; mas no me ha sido possible conseguir esta noticia del encargado de dicho hospital.
Observandd detenidamente los 'estados anteriores y lds que van a seguirse sobre la mortandad por edades y sexos; teniendo la vista los estados me-. teorologicos mensuales y uniendo estos datos las noticias sobre las enfermedades rcinantes en cada Apoca y dominantes en cada edad, podrhn asi el medico como el filbsofo investigador, descubrir un sin nfimero de resultados del mayor interes y de la mas inmediata aplicacion. No mninos 6til seria el determinar la mortandad respectiva en cada uno de los barrios de la Habana, indicando cual es la clase y la condicion de la generalidad de las personas que los habitan, el grado de policia respectivo en elles, las circunstancias de su localidad &c. He reunido los estados necesarios para hacer todas estas comparaciones, pero su inclusion en este articulo le haria sumamente largo. Por otra parte, tal trabajo no entra en el plan de la presente obra, y asi las reflexiones anteriores pueden considerarse mas bien como una digresion que como parte esencial de ella. Esta es la razon por que la he escrito en tirminos. tan concretos, dejando para otra obra, que tal vez publicare, todos los estados y observaciones parciales.
S5.o-Mortandad por sexos.
ITabiendo fallecido en los- cinco ai1os 3.378 varones y 2.926 hembras entre los blancos, y 4.744 varones y 4.519 hembras en los de color (1), se in> fiere que la mortandad media anual es en los primeros de 675,6 varones y 585,2 hembras, y de 948,8 varones y 903,8 hembras en los segundos. De consiguiente la proporcion entre los muertos do Ambos sexos es de 55,1 pg varones y 44,9 po hembras para los blancos, y de 51i,2 pg varones y 48,8 pg hembras en la gente de color.
Recordando ahora que las proporciones para los nacidos eran en 100, 50,5 varones 49,5 hembras en los blancos
51,4 idem 48,6 idem en los de color. se puede deducir que la mortandad sigue una razon mas funesta para los hombres que para las mugeres en la clase blanca, y que en los de color, ]a razon de la mortandad ea con muy corta difrencia igual & la de los nacimientos ert imbos sexos.
(1) Esto se entiende, como en todus ks clculos del presented articulo an las 6 parroquias.




44
La desproporcion que se observa en los blancos, debe'atribuirse aI la fiebre amarilla, de la cual mueren muchos mas hombres que mugeres. En Paris, donde el nimero total de muertos fue en 1828 de 24.299 (1), la razon de los varones fallecidos ai las hembras, fu~ de I a 1,1250
Pero examinando separadamente la mortandad en las casas y en los hospitales, la razon de los varones a las hembras fu' de I 1 1,1509 en las primeras.
1 a 1,0975 en los hospitales civiles. En Amnberes la razon correspondiente es de 1 0,8451.
La proporcion entre los varones y hembras fallecidos en la Habana, ha variado en los 5 aios del modo siguiente:
MUERTOS.
Varones 6 hembras Varones a hembras blancos. de color.
1825 como 1: 0,869 comio 1: 0,846 1826 ,, 1 : 0,905 ,, 1 : 0,014 1827 ,, 1 : 0,816 ,, 1 0,977 1828 ,, 1 : 0,859 ,, I : 0,993 1829 ,, 1 : 0,884 ,, I : 0,918
diferenclas que son bien cortas, si se considera que es la masa general de los muertos de todas edades, la que se compara en cada sexo.
6.0--uertos por edades.
Para resolver las diversas cuestiones que sobre este punto me habia propuesto, he distribuido los muertos en las seis parraquias por edades entre 0 y 10 aios, 20 y 30, 30 y 40 &c. considerando los de cada sexo con separacion y en cada mes del afio; y como en las partidas de muertos de cuatro de las parrbquias, se menciona tambien la edad de los nitios fallecidos, tanto entre los blancos como en los de color, he podido formar otros estados de la mortandad respectiva & cada sexo en los primeros diez ailos de la vidy, por 4pocas mas aproximadas y por separado en cada mes, y otros no m~nos curiosos 6 intere(1) Sin incluir las muertes de enfermos liegados &t Paris de otros puntos de la Francia. Informe del Consejo de salubridad. Recueil industries 1829.




45
santes sobre la mortandad de niios de nacimientos legitimos 6 ilegitimos. He aqui los reshmenes generales de los estados particulares que he formado para cada afio y para cada parroquia (1).
ESTADO DE MUERTOS POR EDADES.
EAPES. BLANCOS.
IEDADES.
1825. 1826. 1827. 1828. I829.
De 0 ia 10 a-ios. 531 479 605 583 729 2.927 585,4 De 10 20 ,, 67 62 77 79 85 370 74,0
De 20 i 30 ,, 139 114 143 157 161 714 142,8
De 30 & 40 ,, 101 112 102 129 109 553 110,6
De 40 i 50 ,, 99 101 107 94 130 531 106,2
De 50 a 60 ,, 67 93 75 72 94 401 80,2
De 60 70 68 70 71 73 65 347 69,4
De 70 80 67 57 60 57 76 317 63,4
De 80 i 90 ,, 24 14 23 36 24 121 24,2
De 90 i 100 ,, 2 3 4 4 5 18 3,6
De mas de 10~ ,, 0 2 1 1 5 ,10
Totales. ..........1.165 1.107 1.268 1.285 1.479 6.304 1260,8
DE COLOR.
De a 10 alMis. 651 641 753 802 920 3.767 753,4
De 10 ta 20 ,, 246 291 203 302 868 1.410 282,0
De 20 & 30 ,, 276 316 324 327 440 1.683 336,6
De 30 40 154 160 192 183 180 869 173,8
De 40 i 50 ,, 121 93 130 126 139 609 121,8
De 50 i 60 ,, 82 93 82 81 71 409 81,8
De 60 h 70 ,, 65 51 52 38 30 236 47,2
De 70 80 ,, 38 44 2.9 41 29 181 36,2
De 80 a* 90 ,, 12 20 13 10 16 71 14,2
De 90 100 ,, 5 4 4 3 7 23 4,6
De mas de 100 ,, 0 1 2 1 1 5 1,0
Totales.......... 1.650 1.714 1.784 1.914 2.201 9.2631852,6
Totales generales. 2.815 2.821 13.052 3.199 3.680 15.5673113,4
(1) Los estados por decenios comprenden los muertos en las seis parroquias y en el hospital de Paula, que corresponde i la del Espiritu Santo; pero en los otros, las edades menores comprendidas entre 0 y 10 afios solo se refieren 6t los muertos en las cuatro parroquias de Ia Catedral, Santo Cristo, Guadalupe y Jesus Maria, porque en los libros de las otras dos sols se espresa la cualidad de pirvulo y no la edad del nile fallecidQ.
7




ESTADO PE MUERTOS POR EDADES Y SEXOS.

EDADES.

SEXos.

Varones., De 0 10 lOafios. arnes
SHembras.
De 10 20..... Varones.
Hembras.
D- Varones.
De 20 30.....
Hembras.
De 30 40. .Varones.
(Ilembras. De 40 ~ 50..... arones.
Hembras.
De5 60.....Varones. De 40 a 50....
Hembras. De60' .70.... Varones.
Hlemrbras.
S Varones.
De 0 70.....
(IIemnbras. De 80"90.. Varones.
De 70 & 80..... V
Ilembras.
Varones.
De 90 '100.....
iembras.'
" t Varones.
Demasde 100....
Hembras.

BLANCOS.

1825.I

284 247
45 22 78 61 52 49 56 43 38 29 26
42 3.3
34 10
14
i 1
0 0

Totat de varones.......... 623 Total de hembras.......... 542 Total general.... ...... 1.165

1826.
252 227
29 33 55 59 51 61 58
43
60
33 38 32 31
26 6
8
2 0
2

1827.
315 290
55 22 88 55 50 52
55 52
. 47
28 45 26 32 28 10
13
1
3 0 1I

1828.
300
283
49 30 97 60
, 65
64 53
41 45 27 37 6 6 28
l29
15
21
2
2 0
1I

1829.
.377
352
45 40
97
64 63
46
75 S55
53
41 31 34 34
42
8 16
2 3
1

1.528 1.399
223 147 415 299 281
272 297 234
243
158 177 170
158 159
49 72
7
11 0 5

./19 to
medio.
305,6 279,8 44,6 29,4 83,0 59,8 56,2
54,4 59,4 46,8 48,6 31,6 35,4 34,0 31,6 31,8 9,8 14,4 1,4 2,2
0,0 1, 0

581 698 691 785 3.378 675,G

526 570 594 694 2.926

1.268

585,2

1.285 1.479 6.304 1260,0

i4r




ESTADO DE MUERTOS POR EDADES Y SEXOS.

DE COLOR. O
EDADES. SEXOS. medio
EDADS. Sxos. 1825. -1826. -1827. -1828. -1.829 5 d
D5 l .aos. Varones. 381 340 437 427 488 2.073 4 64,6 De 0Oa 10 a'ios. aoe
Hembras. 270 301 316 375 432 1.694 338,8
.. Varones. 129 138 88 145 186 686 1372
De 10 a20...
(Hembras. 117 153 11 157 182 724 144,8
De20 30... Varones 146 148 141 177 254 86 173,2
De 20 'a SM ... .. .. .
Ilembras. 130 168 183 150 186 817 163,4
DeV40..... arones. 79 76 80 81 90 406 81,2
De 30 a 40..0.0.0
Hembras. 75 84 112~ 102 90 463 92,6
DVarones. 54 42 69 51 59,. 275 55,0
1De40a 50.....
R(Hembras, 67 51 61 75 80 334 66,8
De 50 60..... $ Varones. 42 51 41 35 41 210 42,0
H Iembras. 40 42 41 46 30 199 39,8
D7. Varones. 29 26 26 16 10 107 21,4
De 60 a t70.'..... i
Hembras 36 25 26 22 20 129 25,8
De 70 80..... Varones. 17 21 11 21 14 84 16,8
Hembras. 21 23 18 20 15 97 19,
7 IM
De8 90. Varones. 5 6 5 6 3 25 5,
De 80 a 90...
Hembras. 7 14 8 4 13 46 9,2
De 90 00.... Varones. 1 3 2 0 3 9 1,8
De 90 'a 400....
Hembras. 4 1 2 3 4 14 ,
Varones. 0 O0 2 1 0 3 0,6
Demasde l00...
Hembras. 0 1 0 0 1 o 0,4
Total de varones.......... 883 851 902 960 1.148 4.744 948,8
Thtal de hembras.......... 767 863 882 954 1.053 4.519, 903,8
Total general............. 1.650 1.714 1.784 1.914 2.t01 9.263 1865,2




Tirmino medio de cla mortandad anual en tas Mortandad general en los
seis Parroquias y en Paula. cinco aos.

EDADES.

De 0 & De 10 & De 20 & De 30 De 40 & De 5 & De 60 & De 70 & De 80 & De 90 & De mas de

10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 1 00

afios.

Blancos.
585,4 74,0 142,8 110,6 106,2 80,2 69,4
63,4
2412
3,6
1,0

De color.
753,4
282,0 336,6 173,8 121,8 81,8 47,2 36,2 14 2 4,6 1,0

En ambos.
1338,8 S56,0 479,4
284,4 228,0 162,0 116,6 99,6 38,4
8,2 2,0

Blancos.
2.927 370 714 553 531 401 347 317 121
18 5

De color.
3.767 1.410 1.683 869 609 409 "236
181 71 23
5

Totaes........ 2608 182,531134 6304 .26

TOTAL.
6.694 1.780
2.397 1.422 1.140 810 583 498 i92 41 10
15.567

a -W I MORMOR I I --mow I .-Ww 0-mmm*

1260,8

Totales............

3113,4

6.304

9.263




ESTADO
ue manfesta el trmino medio de la mortandad menswal en todas las
edades por decenios, deducido de un quinquenio
J3LANCOS.

ZDADES.
De 0 a 10 ailos
20. ..
30 ....
40 ....
50....
60 ....
70 ....
90....
100....
masde 100....

56,2 4,4 12,6
9,0 7,4 6,0 6,2 5,2
1,8 0,2 0,0

Totales.. ..... 109,0

10
59,8
4,8 8,8
6,4 9,8 6,6
4,0 4,8 1,8
0,2 0,2
107,2

I
64,4 7,6 10,8 8,8 8,6 8,0 4,4 4,6 1,6 0,4 0,0

47,4
Q6
11,0 7,4 6,2 5,2 6,0 6,0 1,2 0,0
0,0

C;
50,0
5,4 8,8
9,2 10,6
6,0 7,6 6,0 3,0 0,2 0,0

119,2 97,0 106,8

45,8 5,6 10,0 10,6 7,0
6,0 6,6 6,8 1,4 0,4 0,2
100,4

48,0 9,8 19,6 11,6 8,6 7,2 5,0
4,2 3,6 0,2 0,2

42.2 7,4 16,12
9,4 12,0 7,0 7,0 6,8 2,0 0,0 0,0

Piz
39,8 6.6 13,4 8,2 9,8 7,0
6,0 4,6
296,0
0,2

46,2 5,4 11,8 12,4 11,6
7,8 6,2 6,2
1,6
0,4 0,0

118,0 110,0 98,2 109,6

36,0 49,6 5,6 4,8 9,6 10,2 9,2 8,4 7,2 7,4 5,8 7,6 3,4 7,0 3,4 4,8 1,8 1,8 1,0 0,6 0,2 0,0
83,2 102,2

= ______________________________________

DE COLOR.

De 0 & 10afios.
S20....
30 ....
40 ....
50 ....
60 ....
70 ....
80 ....
90 ....
100 ....
mas de100....
Total........
Total general..

76,4
34,6 32,2 15,0 11,6 6,8 5,0 4,4 1,2
0,4 0,2 187,8
296,8

71,4 25,6 29,6
13,2 11,0
7,6 3,8 2,8 0,8
0,6 0,0
166,4
273,6

78,2 62,6 27,4 23,4 32,8 25,8 15,8 13,0 9,2 8,8 6,4 6,4 4,4 4,8 3,0 2,6
2,0 1,2 0,4 0,4 0,2 0,0
179,8 149,0
299,0 246,0

55,8 22,4 27,4 14,6 10,8 6,4 3,4
3,4 2,0 0,0 0,0
146,2
253,0

57,8 18,6
24,0 11,4 9,4 5,8
2,6 3,4
0,0
0,6
133,8
234,2

66,8 18,6
28,0 15,8 11,f 9,2
3,06 3,2
1,4
0,4
0,0
158,6
276,0

57,8 22,4 26,8 13,2
13,2 7,4 2,0 2,0
1,6 0,6 0,2 147,2 257,2

56,2 59,0 49,8 61,6 20,0 23,8 23,0 22, 2 28,0 29,0 25,6 27,4 14,0 16,8 15,0 16,0 6,8 10,8 11,8 6,8 50 5,2 7,2 8,4 3,6 4,4 4,6 5,0 2,6 3,0 3,4 2,4 1,0 1,0 1,2 0,8 0,4 0,2 0,2 0,4 0,0 0,0 001,2
157,6 153,2 141,8 151,2 255,8 262,8 225,0'253,4

.4l
.,
0
585,4 74,C 142,8 110,6
106,5 80, 69,4 68,4 24, 3,(
1,(
1260,8

753,4 282,0 336,
173,8 121,8 81,8
47,2 36,2 14,2 4,6 1,0
1852,
3113,4

!

I I I -

I I




Se puede conocer que este trabajo da origen a un gran nufmero de consideraciones; pero los estrechos limites que me he propuesto, no me permiten et detenerme mas que en las principales.

Siendo de 32.355 personas la 38.243 (1) la de color, rasulta qu y de .4,9 pg de la segunda, y del
Entre los blancos muertos son
de 0 a de 10 &a de 20 a de 30 a de 40 de 50 a de 60 a de 70 a de 80 a de 90 a
Entre los muertos de color s
de 0 & de 10 & de 20 a de 30 & de 40 & de 50 & de 60 & de 70 a de 80 & de 90 & Solo mueren de mas de 100

poblacion blanca de las 6 parroquias y de e en la primera clase mueren cerca de 3,9 p total fallecen 4,4 po.

10
20 30 40 50 ,60
70 80 90
100
on
10 O 20 30
40 50
60 70 080 90 100
ai'o

aios los 46 centesimnos ,, 5 ideri ,, 11 idem ,, 8 idem ,, 8 idem ,, 6 idem ,, f idem ,, 5 idem ,, 2 idem
,, 2 milisimos. respectivamente afios los 41 centisimos.
,, 15 idemrn ,, 18 idem ,, 9 idem ,, 7 idem ,, 4 idem 3,, idem ,, 2 idem
) ,, 7 milesimos
S2 idem
)s, 3 millonesimos de la poblacion blanca,

al a-io y lo mismo en la de color.
Comparando los muertos blancos y de color al total, resultan ser los prirneros cerca de 41 po y los segundos de 59 p). En los nacidos respectivainente las proporciones son de 49 pg y de 51 p", es decir un aumento favorable para la clase blanca, como veremos luego con mas detencion.
Las mortandades respectivas h la gente blanca y de color en cada edad, que acabamos de ver, manifiestan que de todas las edades mueren proporcionalmente mas blancos que de color, h escepcion de las comprendidas entre 10 y 50 aios; de 10 a 20 a-ios la mortandad en los segundos es mas de triple que en los primeros.
(1) Este dato esta tomado del censo de la Habana segun la Estadistica de 1827.




Es notable ciertamenteo que la fiebre amarilla no haga inclinar Ta balanza de la mortandad sobre los blancos, en las edades criticas en que se padece dicha enfermedad.
El mayor nrmero de muertos viejos entre la gente blanca, parece dcbia indicar una mas larga vida en esta clase; pero es de considerarse que la emigracion trae a la Habana muchas personas adultas: no obstante, puesto que mas de 7 centesimos del total blancos muertos son de 70 90 ailos y solo 3 centisimos escasos en los de color, debemos inferir que Ilegan estas edades muchos mas de los primeros que de los segundos, proporcionalmente al numero de individuos que existen en ambas clases.
Los estados mortuorios de algunas ciudades del Norte de Amcrica que he tenido h la vista (1), ofrecen dna menor inortandad comparative, que en la Habana en los iltimos allos de l' vida 6 entre los g60 y 100, y de consiguiente mayor en los primeros, 6 sea eritre 1 y 10; luegoeveremos, que no obstante esto, el primer periodo de la infancia es mas fatal en esta ciudad que en ninguna otra.
Hay aios en los que unas edades son mas respetadas que otras, es decir, que las proporciones -de mortandad varian segun las circunstancias de las estaciones. Esta consideration exigiria un estudio particular de los estados necro16gicos con &vista de los meteorolugicos.
La mortandad mensual por edades, ofrecerh a los que quieran ocuparse en su examen, datos no minos curiosos; y la consideracion de los varones y fiembras muertos en cada mes y en cada edad, puede abrir un campo inmenso a la higiene pfiblica.
Una ofeada rapida sobre el estado de la pigina 49 indica que los meses de enero, febrero y marzo, son fatales para las primeras edades; los de .julia
(1) Nueva York.' Baltimore.
Muertos eores de 1 ao 27,9 p de los fallecidos--19,4 p* idem.
Dfuertos meoesde!nfo 2, ie
entre 1 y 2 afios 10,3 ,, idem.......... 9
2 y 5 ,, 9,3 ,, ,, ....... 11,1 5 y 10 ,, 3,7 ,, ,, ....... 5,2 10 y 20 ,, 4,2 ,, ,, .... ...... 6 20 y 30 ,, 12,2 ,, ,, ........ 9,2 30 y 40 ,, 12,2 ,, ,, .......... 9,6 40 y 50 ,, 7,7 ,, ,, ........ 10 50 y 60 ,, 5,2 ,, ,, .......... 4 60 y 70 ,, 3,7 ,, ............ 4
70y 80 ,, 2,3 ,, ,, .......... 2,7 80 y 90 ,, 0,8 ,, ...... 1,6 90 y 100 ,. 0,16 ,, ,, ......... 0,18 Znas de 100 ,, 0,07,, ,, ..... .... 0,18




y agosto para la juventud y los de junlo y agosto para los ancianos, en la elase blanca; y en la de color los mismos meses de enero, febrero y marzo para los niaos hasta 10 afios, tambien para los jbvenes de 10 & 30 aios, y los de noviembre, diciembre y enero para los ancianos. Con respecto & los sexos, he aqui las raones en que estin en cada edad los muertos varones con las hembrasvr

De las tatblas necrologicas resultaban mas varones que hembras, en la razon de 1,15 & 1 para los blancos
y de 1,05 a 1 para los de color.
En estas mismas proporciones, pues, acontece la mortandad de los blancos entre 0 y 10 ahios y entre los de color de 50 & 60 aifTs; pero en las otras edades se advierte, que mueren proporcionalmente mas varones que hembras de 10 & 30 y de 40 & 60 aios, y mas hembras que varones de 30 40 y de 60 en adelante entre los blancos; y respectivamente nas varones que hembras de 0 & 10 y de 20 i 30 aios, y mas hembras que varones de 10 & 20, de 30 a 50 y de 60 en adelante entre las gentes de color.

Edades. Blancos. De color.
De 0 4 10a-ios :: 1,16 : 1 1,22 : 1
De 10 20 ,, ,, 1,51 : 1 0,94 : 1
De 20 30 ,, ,, 1,37 : 1 1,47 : 1
De 30 40 ,, ,, 1,03: 1 0,87 : 1
De 40 50 ,, ,, 1,27 : 1 0,82 1
De 50 60 ,, ,, 1,53 : 1 1,05 : 1
De 60 & 70 ,, ,, 1,04 : 1 0,82 1
Do 70 & 80 ,, ,, 0,99 : 1 0,86 : 1
De 80 & 90 ,, ,, 0,68 : 1 0,54e I
De 90 100 ,, ,, 0,63 : 1 0,65 :

I I I




53
7.0-~forandad de la ni,~ez.
Si de la consideracion de las edades, por decenios, pasamos i examinar las leyes de mortandad en el primero de la vida, subdivididndole en epocas mas

cortas, hallaremos otros resultados

no minos dignos de considerarse.

MUERTOS DE 0 & 10 ANOS BLANCOS Y DE COLOR.

EDADES.
De 0 a 7 dias. De 7 dias a 1 mes De 1 2 ,,
De2 A 3,, De 3 4 lafio. De 1 a 3 ,, De3 a10 ,,
Totales .......

1825. 1826.
DBlancos Elcos De
BiancosIcolor color.

93 54
26
34 96 76
47

11 T 64 17
19 105 96 86

4261 505

80
38
20 33 90 69 50
3801

146 49 21 26 107
84 75
508

1827. Blancos cDor. 102 158 55 611 25 25
37 23 125 147 95 99 63 100
502 613

1828. 18
Blancos coDlr. Baicos
color.
92 147 103 49 48 39 23 40 31 44 22 39 129 176 145 93 97 172 65 101 95
495 631 624

29. Total
De ancs De
color, color.

1641 470 47 235 26 125 32 187 160 585 182 505 152 320

733 269 129
122 695 558
514

76J 2.42713.020

EDADES.
De 0 & 7 dias.
De 7 dias 1 mes. De 1 mes 2.... De2 & 3........
De 3 1 aio..... Deo I t 3......
De3 a 10.......
De 0 10 aios.

TERMINO MEDIO AiNUAL DE L M1IORTANDAD.

En los blancos. En los de color. En tmnbos.

94,0 47,0 25,0
37,4 117,0 101,0 64,0
485,4

8

146,6 53,8 25,8 24,4
139,0 111,6 102,8
604,0

220,6 100,8 50,8 61,8 256,0 212,6
166,8
1089,4

1.203
504 254 309 1.280 1.063
834
5.447

I

I




De 0 a 7 dias.... De 7 dias a I mes. De 1 2....... .
De 2 a'3.... De 3 4 1 afio..... De 1 aiio a 3..... De 3 a 10.......
Totales........

De 0 a- 7 dias. ... De 7 dias a 1 mes. De 1 a 2.........
Dc 2 a 3.........
De 3 a 1 afio..,.. De 1 aiio a 3..... De3ail0.......
Totales.......

10,6 12,4 4,0 4,4 3,4 1,8 2,4 1,2 13,0 14,4 15,0 12,8 12,0 9,6
60, G56,6

10,8 4,4
S3,6
- 3,0 18,0 14,6 9,6
64,0

16,6 12,0 4,8 2,8 2,2 1,0 2,4 1,4 11,8 12,4
8,6 7,4 5,0' 6,8
51,4 435,

- -I-I- I-f I

11,4 4,0
2,4
1,6 10,4
7.6,
8,6 45,6I ,

'108,8 105,0116,0 89,2 86,0

15,0 11,2 11,6 11,8 10,4 12,8 146,6 7,2 4,0 3,8 5,2 4,8 4,4 53,8 1,6 1,0 1,6 2,2 2,8 1,4 25,8 2,2 0,8 4,2 5,0 1,4 1,8 24,4 13,8 j,o 8,0 8,4 6,2 11,6 139,0
7,2 7,8 8.8 7,0 7 6 7,2 111,6 6,8 10,4 8,8 7,8 5,2 9,6102,8
53.8 47,0 46,8 47,4 38,4 48,8 604,0
93,6 8,4 79,2 87,6 68,4 90,81089,4

8,6 10,O

6,8 4,2 2,4
5,0
14,6 12,6 6,4
52,0

6,6 4,2 3,2 2,4
12,8 10,6 8,6
48,4

7,0 3,4 2,2 3,6
12,8 12,2 7,2
48,4

7,4 2,8 1,8 3,4 10,0 9,6
2,8
37,8

8,8 4,0 .2,4 3,2
11,4
7,8 4,6
42,2

6,4 8,4 3,6 4,2 1,4 2,6 3,6 .2),8 9,2 10,0 6,2 7,0 6,4 4,8
3 39,8

6,4 3,8
0,6
1,8 9,8 8,6 4,4
35,4

94,0 47,0 25,0
37,4
117,0 101,0 64,0
485,4

4,4 1,6
2,2 6,4 6,6 2,6
32,4

8,6 2,8 2,0 2,2 4,8 5,!2
4,4
30.0

9,0 5,6
3,2 3,8
8,0
6,2
42 0 42,0

4,{
S1,( 3,4 7,5
8,4 5,0 40,2

DE COLOR.

Total general....

82,4

t

t

N

ESTADO
que manfiesta el trmino medio de la mortandad mensual en las edades
de 0 d 10 afos, deducido del quinquenio.
BLANCOS.

i-m-

EDADES.

~- ,..

11




MUERTOS DE 0 A 10 A~OS POR EDADES Y SEXOS.

EDADES.

SEXOS.

De 0 a 7 dias... Varones.
" Iembras.
I Varones. De 7 dias a 1 mes Hembras.
Parones. De 1 mes 2.... Hembras.
Fiarones.
De 2 meses a 3. Vembrarones.
Ilembras... De 3 a 1 aft.... Hemabras.
Varones.
D Varones.
De 1aho a 3 Hembras.1
De 3 10 ...... arones.
SHembras.
Total........ Varones.
. .. Hembras.

BLANCOS.

1825. 11826. 1827.
I -

59 34 28 26 14, 12 12 22' 41 55 .59
37 26 21
219
207

46 34 23 15 13
7
14 19 43 47 34 35 27 23

200 180

54 48 30
25 13
12 19 18 70 55
41 54 33 30
260
242

1828. 1829.

60 32
23 26
15 26 18 69 60 41 52 32
33
259 236

62
41 21
18 18 13 19 20 66 79 80
92 59 36
325 299

- a i I

medio.
281 56,2 189 37,8 125 25,0 110 22,2 66 13,2 59 11,8 90 18,0 97 19,4 289 57,8 296 59,2 235 47,0 270 54,0 177 35,41 143 28,6
1.263 252,6 1.164 232,8

DE COLOR.

De 0 7 dias... Varones. 84
Hembras. 34
D Varones. 37
De 7 dias 1 mes Hembras. 27
De 1 mes2.... Varones. 13
Hembras. 4
De 2meses3..IVarones. 13
DH 2 mese 3.. embras. 6
De 3 1 ao.... I Varones. 61
Hembras. 44
DVarones. 48
De 1 a-io" 3.... Hebra. 48
.Hembras. 48
De 3' 10I Varones. 45
De3 O..... embras. 41
Total. Varones. 301
ta.... lembras. 204

96 50 28 21 12
9
16
10 54 53
38 46 29 46
273 235

106 52
34 27 13
12 15
8
82 65 SC 49 54 46
354 259

91 56 26
22 25 15 10
12 93 83
49 48.
45 56
339 292

91 468 73 265 28 153 19 116
14 77 12 52 17 -71 15 51
83 373 77 322 82 267 100 291 82 255 70 259
397 1.664 366 1.356

93,6 53,0 30,6 23,2 15,4 10,4 14,2 10,2
74,6 64,4 53,4 58,2 51,0 51,8
332,8 271,2

I

11 ,[ = . . -- .. .. . I... . = --




56
Los blancos muertos entre 0 y 10 a'os forman el 45 p% y los de color el 55 p" del total de fallecidos de esta edad. Comparando los muertos, en cada una de las edades que espresan-1ps oestados, resulta que por terinino medio anual del lustro, mueren
En los bIlancos. En los de color.
De 0 7 dias 19 centesimos (1)...... 24 idem.
De 7 dias 1 Imes 10 ................ 9
De I mes2 id.. 5 ................ 4
De2 ,, a3 ,,.. 8 ................ 4
De 3 a 1 aio... 24 ................ 23
De ahio 3.. 21 ................ 19
De 3 a 10...... 13 ................17
Esto prueba que en los primeros 7 dias de la existencia de los nifos, muere un numero tan considerable, que escede del 8 pi de los nacidos blancOs, y del 13 pg en los de color (2). El terrible titanos, (trismus mascentium) Ilamado vulgarmente mal de los siete dias, ocasiona esta gran mortandad de nii:os en los primeros dias de la vida, mortandad mucho mayor en los de color, por el abandono general con que son criados y el poco cuidado de no esponerlos a las repentinas variaciones de la atmbsfera.
Entre siete dias y un mes, mueren un 4 pg de los nacidos blancos y en en una proporcion algo mayor los de color; entre 1 y 2 meses, mas de 2 pblancos y de color; entre 2 y 3 meses, mas de 3 po en los primeros y de 2 pO en los segundos; entre tres meses y un alio, respectivamente cada clase nacida, mas de 10 p- y de 13 pe; entre uno y tres aiios mas de 9 pg de cada unaI; y entre 3 y 10 alios mas de 5 p de los nacidos blancos y de 9 pgo de los nacidos de color: de lo cual se puedo inferir que las edades de los 7 primeros dias de la vida, de 3 meses 'I 1 afio y de 3 a 10 aios, son mas peligrosas para la gente de color que para los blancos; y si se consider que en esas edades criticas acometen a los niiios las plagas de la primera edad, k saber el mal de los site dias, la primera y segunda denticion, las viruelas &c. puede conocerse la influencia que ejercen en la mayor mortandad, el abandono, la escasez de recursos y los mismos vicios de la gente de color.
Las proporciones dichas han variado en cada uno de los afios del quinquenio recorrido; y para que puedan hacerse todas las comparaciones que se descen, presentard aqui el reshmnen de los nacidos en las cuatro parroquias y de los bautizados en la Casa de Espbsitos.
(1) No del total general de muertes, sino del total parcial de 0 A 10 afios.
(5,) Para esta comparacion solo se ban tornado los nacidos en las 4 parroquias y los bautismos en la Casa Cuna; de modo que es rigorosamente exacta.




67
.1os. Blancos. De color.
1825 1.155 1.084
1826 1.146 1.206
1827 1.159 1.126
1828 1.192 1.145
1829 1.172 1.024
Media anual. 1.163 1.117
En 1829 la mortandad de los niiios blancos entre 3 meses y 1 aiio pas6 de 12 p9 de los nacidos, en los de 1 & 3 aios de 14 p- y en los de 3 a 10 aiios de 8 p1: y en los de color, el alio de 1825 ofreci6 en los de 7 dias a 1 mes una mortandad de 5 pO; en los de 3 meses & 1 afio, en 1828, mas de 15 p;; en 1829, en los de 0 7 dias, 16 pg, y en los de 1 3 ai os 17 ps. Otros ailos fueron mas benignos para las mismas edades critics, como se puede ver facilmente en los estados anteriores.
Comparando la mortandad de nifies en el primer a-io de la vida, con la total acaecida en todas las edades, resulta .por t'rmino medio del lustro, que en 100 fallecidos 32 son de aquellas tiernas edades, en la clase blanca, y cerca de 31 en 100 de la de color. En Nueva-York no esceden de 28 los nifios menores de un aio que se cuentan entre los fallecidos de todas edades, y en Baltimore no legan & 20. Estas comparaciones tienen por objeto el recomendar a los facultativos el filantr6pico deber de buscar pot todos los medios posibles, recursos que minoren la estraordinaria mortandad de niiios que acaece en la Habana, en los primeros meses de la vida humana.
No todos los meses del afio son igualmente mortiferos 6 benignos para la nifiez. El estado de la phgina 44 ofrece los resultados medios de cinco alos de observacion, los cuales difieren de un alio & otro segun varias circunstancias que convendria estudiar individualmente.
Los Sres. Villermb y Milne Edwards en Francia (1) y el Dr. Trevisan en Italia,- se han ocupado en determinar la influencia de la temperature en la mortandad de los niios recien nacidos, y hallaron que en los meses de diciembre, enero y febrero, mueren de 100 nacidos 66 en el primer mes de la vida; que sobre 100 nacidos en la primavera 48 sobreviven al primer afio; que sobre 100 nacidos en otoio pasan 58 de este primer aiho; y que de 100 nacidos en verano 83 viven mas de un aio (2).
(1) Memoria dirigida & la Academia Real de ciencias de Paris en la sesion de 2 de febrero de 1829.
(2) Carta de Mr. Julia Fontenelle, dirigida & la misma Academia y leida en la session del 6 de abril del mismo ailo.




Yo me propuse descubrir ]a ley que seguia la mortandad de los recien nacidos en razon de la temperatura en la Habana, y he hallado que tal ley no existe en este pais. Los mess de verano, de invierno, de primavera y otoio, ofrecen muy cortas diferencias en las mortandades de los recien nacidos y de los niios de un mes. En los blancos, las mayores diferencias no llegan a 4 niIos y 5 en los de color, y estos mismos pequefios aumentos de mortandad en los recien nacidos, se encuentran indistintamrente en los meses de frio 6 de calor. Si alguna tendencia hicia una mayor mortandad se descubre, es mas bien en los meses de verano; he aqui los resultados medios del -quinquenio.
.'acidos .Muertos en el primer mes de la vida.
en
Blancos. De color.
Enero ... 11 17
Febrero... 12 19
Marzo ... 11 24
Abril .. .. 14 16
Mayo ... 10 17
Junio..... 12 26
Julio...,. 11 15
Agosto... 13 15
Setiembre. 13 16
Octubre... 10 15
Noviembre. 13 17
Diciembre. 10 14
Parete que en la niiez, asi como en las otras Apocas de la vida, hay edades mas arriesgadas para los varones que para las hembras y al contrario: recordando la proporcion en que hemos halladq estaban ls sexos entre los nacidos blancos y de color, L saber:
50,5 pg varones y 49,5 pO hembras para los primeros 51,4 ,, ,, y 48,6 ,, ,, para los segundos
es facil hacer comparaciones con las partidas del estado pig. 55 para descubrir la ley de la mortandad respectiva & cada sexo segun las edades. Pero sin detenernos ahora en estas caIlculos arismeticos, que se hallan al alcance de cualquiera, la simple inspeccion de 14 ltima columna que representa los thrminos medios dcl quinquenio, nos rnuestra que en el primer mes de la vida y en los siete alos de 3-La 10, mueren mas varones que hembras, y que lo contrario sucede c las edades comprendidas entre 2 moses y 3 aihos, en una proporcien so solo mayor quo la indicada en los nacimientos, sitio ta.mbien absolutamente hablando. Este hecho es digno de. ser tornado en consideracion, tanto mas cuanto quo es sola la clase blanca la que ofrece esta mayor mortandad feme-




nina en las edades espresadas, pues la desproporcion en la de color se muestra entre 1 y 10 alos a favor de los varones, y en los primeros dias y meses U favor de las hembras.
S8.0--lortandad de los niaos legitimos C ilegitimnos.
Resta solo exaininar si la ley de la mortandad de los niios en diversas edades, que se ha considerado en la totalidad de los fallecidos, esperimenta alguna variacion en los hijos legitimos 6 en los ilegitimos. Para esto he formado el estado siguiente de mortandad total en el quinquenio y en las edades minedias anuales de 0 3 afios, asi en los unos como en los otros.
ESTADO DE LA MORTANDAD DE LOS NINOS (1)
Y TERMINO MEDIO ANUAL.
BLANCOS.

EDADES*

0
7
1
2
3
1

dias mes
meses afio

7 dias. S Times.
2 ,,
3 ,,
& 1 aiio. &L 3 .,,

Total en el quinquenio.

En aino medio.
Legitimos. Ilegitimnos.
64,2 29,8
19,6 27,4
13,2 11,8
20,2 17,2
85,2 31,8
77,2 23,8

Totales..................... 1.398 709 279,6 141,8
DE COLOR.
De 0 a 7 dias. 218 515 43,6 103,0
De 7 dias "a 1 ines. 89 180 17,8 36,0
De 1 mes a 2 ,, 50 79 10,0 15,8
De 2 ,, 0 3 ,, 43 79 8,6 15,8
De 3 meses 1 afio. 274 421 54,8 84,2
De 1 aio a 3 ,, 236 322 47,2 64,4
Totales...... ............ 910 1.596 182,0 319,2
Totales generals ....g .... 2.308 2.305 461,6 461,0
(1) Estos estados comprenden, como queda dicho, 'i solos los nifios muertos en las parr6quias de la Catedral y del Santo Cristo, y en las de Guadalupe y Jesus Maria, en cuyos libros we mencionan las edades precisas de los fallegidos.

Ilegitimos.
149
137
59 86 159 119

Legitimos.
321
98 66 101
426 386

De De De
Do De De

I




Para hacer las comparaciones de un modo exacto, no tomarA losnfumeros que representan los nacidos legitimos e ilegitimos de las seis parroqu.as, y que he determinado antes, sino solo de los nacidos en las cuatro parroquias a que se refiere el estado anterior: en ellas pues han nacido por termino medio anual dcl lustro
743,6 nitos blancos legitimos
418,6 id. ilegitimos
592,6 id. de color legitimos
718,4 id. id. ilegitimos.
Iaciendo las comparaciones correspondientes resulta.
ESTADO QUE MANIFIESTA LA RELACION DE LA MORTANDAD
DE LOS NINOS DE DIVERSAS CLASES CON LOS NACIDOS DE LAS MISMAS.
BLANCOS. De COLOR.
EDADES.
Legitnimos. Ilegitios. Legitimos. Ilegitimos.
De 0 a 7 dias. 8,6 p- 7,1 p- 11,1 p 14,3 pa
De 7 dias a 1 mes. 2,6 ,, 6,5 ,, 4,4 ,, 5,0 ,,
De 1 mes a 2 ,, 1,7 ,, 2,8 ,, 2,5 ,, 2,2 ,,
De 2 ,, 3 ,, 2,7 ,, 4,1 ,, 2,1 ,, 2,2 .,
De 3 meses a 1 a-io. 11,4 ,, 7,5 ,, 13,9 ,, 11,7 ,,
De 1 aTio 3 ,, 10,3 ,, 5,6 ,, 12,0 ,, ,9 ,,
De 0 3 arios. 37,0 ,, 33,6 ,, 36,0 ,, 44,3 ,,
Se ve pues, que segun los libros parroquiales, fallecen entre los nitos blancos un nainero proporcionalmente mayor de legitimos que de ilegitimos en las primeras edades de la vida, y al contrario en los de color. El primer resultado no es exacto, porque muchos de los nihos entrados en la Casa de Esp6sitos, pasan a casas particulares al campo, y si fallecen son anotados en otras parroquias diversas de las cuatro mencionadas. Tambien algunos de la misma clase son legitimados, antes de llecgar a los tres a-ios; pero esta objecion no tien lugar con los recien nacidos, y en ellos vemos que fallecen mas legitimos que ilegitimos en la clase blanca. i A qub causa puede atribuirse esta particularidad tan notable? En los de color se observan las proporciones de mortandad en un Grdei mas natural y correspondiente A las circunstancias que acompaiian i6 la pri-




61
eaera existencia de los niiios ya legitimos ya ilegltimos. De estos mueren en el primer mes de la vida, un nhmero mayor que de aquellos, y luego la proporcion cambia a favor de los legitimos, tal vez por efecto de legitimarse muchos de los segundos; pero el total de ilegitimos fallecidos es mayor. De todas maneras creo que el estado antecedente puede suministraralgunas indicaciones tiles bajo el aspecto moral.
Las tablas necrolkgicas que he formado para la Habana, en los cinco ailos del l1timo lustro, pueden servir para hallar !as probabilidades de la vida en cada sexo y en diversas edades; pero estos chlculos no son del objeto de la presente obra. Con respecto la duracion media de la vida, resulta de 30 ainos prbximamente para los individuos de la clase blanca, hallandose en esta proporcion algo mas favorecidas las mugeres que los hombres, El tirmino medio de la vida resulta ser en ellas de 30 anos y en los hombres de 29. La vida media en las gentes de color, resulta ser de 26 aios; de 25 la de los hombres y de 27 la de las mugeres.
En Francia la vida media ha resultado ser de 311 aios; en los PaisesBajos es solo de 21 aiios para los hombres de 26 27 para las mugeres &c. (1).
9.0-Relacion entre los nacidos y los maurtos.
He dicho antes cual era la equivocacion de las noticias de nacidos (particularmente de niios de color) impresas en las Guias y en la Estadistica ge-. neral. Para que se conozca el limite de estos errores, citarb los estados de nacidos y muertos en las 6 parroquias, segun los ofrecen las Guias de los cince abos del lustro que he examinado.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829.
Nacidos.. 3.129 3.443 3.491 3.705 3.639 Muertos 2.698 2.781 3.077 3.320 3.712 Diferencia. 431 662 414 385 73
El estado siguiente manifiesta la verdadera relacion de los nacidos y los muertos en las seis parroquias, en cada uno de los cinco aiios del lustro, y laa proporciones en que se han hecho los aumentos respectivos cada clase yd cada soxo.
(1) VWanse para otras naciones las muchas tablas y obras que existen impresas.
9




MOVIIENTQ BE LA POBLACION.
BLANCOS.

.Nacidos. .luertos.
wilos.. __ __ ___ __ _ __ __
Varones. Hembras. TOTAL. Varones. Hembras. TOTAL. S1825 842 756 1.598 62)3 542 1.165
1826 774 762 1.536 581 526 i.107
1827 785 795 1.580 698 570 1.268
1828 830 828 1.658 691 594 1.285
1829 809 821 1.630 785 694 1.479
Total... 4.040 3.962 8.002 3.378 2.926 6.304 .dno medio. 808,$ 792,4 1600,4 675,6 585,2 1260, DE COLO.
1825 775 825 1.0C0' 88 76G 1.650
1826 911 838 1.749 851 863 1.7141
1827 878 781 1.659 902 882 1.784
1828 865 784 1.649 960 954 1.914.
1829 797 796 1.593 1.148 1.053 2.201
Total. ... 4.226 4.024 8.250 4.744 4.519 9.263 1"-o medio. 845, 804,8 1650,0 948,8' 93,12,G1

RESUJMEN GENERAL.

Diferencia en + 6 en Varones. Hembias. TOTAL. + 219 + 214 1+ 433 + 193 -236 + 429 S87 + 225 + 312
+ 139 234 +4373 S24 + 127 + 151 + 662 +1036 +1698
+ 132,4 207,21+ 339,6

108 58 50
S60 -- 25 + 35
- 24 101 125
- 95 170 -0 265
- 351 257 608
- 518 495 -1013
-103,6 99,0 202,6,

Total.... 8.266 7.986 16.252 8.122 7.445 15.567 144 + 541 +685 ./I2lo medio. 1653,2 1597,2 250,4 1624,4 1489,0 3113,4+ 28,8+ 108,2 137




Comparados s resultado & la pobracion blanca y de color de las seis parroqpias, resulta 1 nacido por cada 20 individuos de los prireros, I por cada, 23 de los segundos y 1 por cada 21,7 del total; y en los muertos los nimejos correspondientes a la poblacion de cada clase y al total son 25, 20, 22,6. Pero estas proporciones no son exactas, porque la poblacion de las parroquias debe de ser mayor que fa mencionada en la Estadistica (1).
Los aumentos de poblacion han seguido leyes bien diversas en cada alo.
En 1825 fu6 de 27 p9 de los nacidos blancos
En 1826 ,, 27 ,, En 1827 ,, 19 ,, En 1828 ,, 22 ,, En 1829 ,, 9 ,,
En la clase de color fu el aumento de 3 p en el ao de 825, de 2 p0 en el de 26, y en los tres siguientes ha sufrido una perdida, pues ha habido mas muertos que niacidos en una razon considerable. El thrmino medio de aumnnto en los blancos es de 21 p' y la disminucion en los de color de 12 p% sobre los nacidos.
, La proporcion de los recien nacidos que un pueblo pierde b conserva, es la mejor piedra de toque del bien estai b del ral estar de las masas" dice un juicioso economista moderno (2); y en el trarviscurso de este articulo se han podido observar las proporciones en que cada clase pierde sus individuos recien nacidos y en edad adulta. He hallado antes que el departamento del cen-. tro conserva mas sus individuals, y limnitando las observaciones a la ciudad de la Habana, se acaba de ver que la mortandad anual disminuye en cerca de 96 pg los aumentos por la generacion; que tomando aisladamente cada una de las dos class blanca y de color, la pirdida en la primoera es de 79 p- de los nacidos, y en la segunda la pirdida anual es igual todos los nacidos mas 202 individuos, es decir, los nacidos comparados ia los muertos, como 100 a 112f. Esta proporcion entre los muertos y los nacidos, tan digna de ser observada y de tomarse en consideracion, ha ido aumentando en la Habana desde el a-io de 1825, pues de 433 individuos blancos que habia de esceso en e1, descendib la proporcion 151, y en las gentes de color el niimero de los muertos escedib al de los nacidos en 608 en el 6ltimo aio, cuando en 1825 solo llegb & 50 y en 1826 hubo un pequeio esceso de 35 nacidos.
Hemos visto antes cuales eran las proporciones entre los varones y las
(1) En New-York muere 1 individuo por cada 38 de la poblacion, en Inglaterra I por 58, en Francia 1 por 39 &c.
(2) D' Ivernois: Lettres sur les rapports parlamentaires relatifs i. la population surabondante de 1' Irlande. Bib. de Genive: Mars 1830,




64
hembras, asi nacidos como muertos, hallando Por rsultado m io en los blancos
nacidos.... 50,5 p varones ,... 49,5 hembras
muertos....55,1 ,, id ... ...... 44,9 id.
y en la gente de color
nacidos.... 51,4 pQ varones..... 48,6 hembras
muertos 1....51,2 ,, id......... 48,8 id.
proporciones m6nos favorables para los varones blancos que para las hembras, y con corta diforencia iguales en las clasps de color.
Comparando en el estado de la pag. 62 las razones de aumento 6 disminucion en que varia la poblacion de un aiho a otro por efecto del balance de nacidos y muertos en cada sexo, resulta que entre los blancos, la poblacion aumenta, contribuyendo los varones en la proporcion de 16,3 p" en los nacidos y las hembras con 26,4 pg de las nacidas, y que la poblacion de color disminuye en la razon de 12,2 pg sobre los varones nacidos, y de 12,3 p, sobre las hembras nacidas.
La razon de los varones de la poblacion de la Habana & las hembras, es segun los numeros del Censo, de 100 & 84 en los blancos, y de 100 & 100 en las gentes de color: comparando este dato con el nuimero de nacidos en ambas clases, resulta 1 nacido por cada 9 mugeres blancas, y 1 por cada 114 mugercs de color. Estas consecuencias, fundadas por una parte sobre el dato exacto de los nacidos, y por otra sobre las partidas que el Censo da & la poblacion blanca y de color, demnuestran suficientemente lo defectuoso queo es este documento, por cuya razon me he abstenido de hacer otras muchas deducciones.




10.0-Matrimonios. "

ARos.
1825 1826 1827 1828 1829
Total....

DE COLOR.

9
2
2 6"
6

I, -

25

7
5
9
9
8
38

I -~ I -~

101

147

MATRIMONIOS BLANCOS.
.rqmbos solteros. Solteros y viudas. Solteras y viudos. ./mbos viudos.
216 19 29 3
175 16 23 2
189 6 22 1
211 20 17 5
156 15 18 3
947 76 109 14
2 ~ .____________________4

ToTA.
267
216
218 2 253
192
1156

131 121 121 127 117

1825
1826 1827
1828 1829

Total ....
Totalgen'.

617

5 S6
3
3
22

36

1564

152
134 137 145 134
702
1858