Citation
Constituciones vigentes de los estados americanos ..

Material Information

Title:
Constituciones vigentes de los estados americanos ..
Series Title:
Obras completas de Rafael Altamira
Creator:
Altamira, Rafael, 1866-1951 ( editor )
Place of Publication:
Madrid
Publisher:
Editorial arte y ciencia
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes). : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Constituciones ( qlsp )
Constitutions ( fast )
Temporal Coverage:
US tutelage ( 1902 - 1958 )
Tutela de los Estado Unidos ( 1902 - 1958 )
Spatial Coverage:
Cuba

Notes

System Details:
System requirements: Internet connectivity; Web browser software.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
Copyright, Cuba. Permission granted to University of Florida to digitize and display this item for non-profit research and educational purposes. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder.
Resource Identifier:
035639610 ( ALEPH )
576522663 ( OCLC )
Classification:
JF15 .A5 1926 ( lcc )

Full Text



UNIVERSITY
OF FLORIDA L I B R A R I E S




RAFAEL ALTAMIRA OBRAS COMPLETES LVI
















wKA"A'aL ALTAMIRA OBRAS COMPLETES LVI




Obras que comprende esta Serie:
HISTORIA DE AMERICA.
Tomo. I. Descubrimiento y conquista inicial de Amdrica.
,, ii. Colonizaci6n Espahola. Introducci6n y fuentes.
I1l. Colonizacicin Espatola. El derecho de la personalidad. Poblaci6n blanca.
IV. Colonizaci6n Espanola. El derecho de la personalidad. Amerindos, negros y asidticos.
V. Colonizaci6n Espaiola. -- Las instituciones de gobierno.
,, VI. Colonizaci6n Espaiola. Sistemas de colonizacidn y
political econ6mica.
,, VII. Colonizacid6n Espaiiola. La Iglesia.- Las institaclones docentes. El derecho privado.
, VIII. Colonizaci6n portuguesa, inglesa y francesa.
,, IX. Independencia de las Colonias.
X y XI. tHistoria Contempordnea de las Repdblicas iberoamericanas-vols 1 y 2.
,, XII y XIII. Estados Unidos de Norte-Amdrica-2 vols.
,, XIV. Canadd y las actuales colonias europeas.
, XV a XVIII. Acci6n hispanista en Amdrica. Historia y programas-4 vols.
COLECCION DE TEXTOS.
Tomos XIX-XXI. Constituciones vigentes de los Estados Americanos.
XXII. Textos primitives de legislacic6n colonial hispanoamericana.
XXIII.- Textos doctrinales primitivos de cuestiones juridicas americanas.




OBRAS COMPLETAS
DE
RAFAEL ALTAMIRA
LVI
SERIE AMERICANA.-XIX

COLECCION DE TEXTOS
PARA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA Y DE LAS INSTITUCIONES DE AMERICA CONSTITUCIONES VIGENTES DE LOS ESTADOS AMEIRICANOS
I

1 -=- 1 Madrid, 1926
Editorial Arte y Ciencia Pl. del Angel, 10




Reservados todos los derechos.
Madrid, 1926.




CONSTITUCIONES VIGENTES DE LOS ESTADOS AMERICANOS
PROLOGO.
Mi experiencia docente y de investigador de historia juridica americana ha evidenciado te mis ojos (y muy a menudo dolorosamente, r las dificultades de trabajo que detenian o mplicaban mi estudio y el de mis discipulos) necesidad imprescindible de la presente )LECCION.
Es cierto que una parte del material que ha formarla-y singularmente el que comprenden 3 vols. de este tomo I -ha sido ya coleccioda varias veces; pero, caso aparte de lo que se i luego acerca de esas colecciones anteriores, indudable queen ninguna de ellas ha dominado preocupaci6n docente ni la historiogrifica, sino as de diferente orientaci6n, como, v. gr., la itica. Pero lo que necesitan los americanistas, I particular los alumnos de las citedras uni-




6 Altamira.- Obras Completas
versitarias de todos los paises en que se estudia la Historia de Amdrica, es una serie de libros en que se hallen debidamente reunidos los documentos de mis frecuente uso y aplicaci6n, de modo que evite la fatiga, con frecuencia intitil, de ir a buscarlos, cada vez que los requiera la labor emprendida, en las muchas y variadas publicaciones en que se hallan dispersos. Todos los que trabajamos en esta clase de cuestiones hist6ricas sabemos bien cuinto influye la falta de esos libros en el hecho deplorable de que muchas gentes, incluso de las que escriben sobre Amdrica, s6lo conozcan por extractos y de segunda mano textos capitales de historia politica y social.
Esta falta, lo mismo se refiere a los documentos antiguos que a los modernos. Salvo casos rarisimos, necesitamos crear ahora por completo ese primer material de ensefianza o de trabajo que ha de Ilenar, en nuestras citedras y en nuestras bibliotecas de investigadores, el papel que representan en las de los cultivadores de las ciencias, fisicas, quimicas, naturales y aplicadas, los Formularios, Prontuarios, Manuales, etc., y en los despachos de abogados las colecciones de leyes vigentes y de jurisprudencia, de uso constante.
Para contribuir a llenar este vacio por lo que toca a los americanistas de lengua espaiola y naturalmente, ante todo, a mis discipulos, acometo la tarea de la presence COLECCION.




Colecci6n de Textos 7
La inicio con las Constituciones actuales; en primer tirmino, porque la historia y las instiuciones contemporineas son la materia que nteresa mis a las gentes y la que me ocupa :ambidn m is, ahora, en mis cursos universitarios; Y, luego, porque pienso que es la que hace mis Falta a todos los que, por diversos motivos, se xupan de la vida y de los problemas de kmirica.
Por esta segunda raz6n y por otras de caricter >olitico praictico, las Constituciones anmericanas ian sido coleccionadas muchas veces y tambidn !xpuestas en resumen o doctrinalmente. Same icito, por lo grato, recordar el precedente ya emoto del libro del espafiol D. Manuel Colneiro a quien atin citamos y aprovechamos Igunos estudiosos, que si no es el mis antiuo, cerca le andardi (1). Pero por muy notables [ue sean los libros de esta especie, es indisutible que no lHenan la necesidad a que antes ne referi. Lo que requieren los americanistas, nte todo, son los textos integros y fielmente mpresos. De aqui que colecciones como la de )areste (2) que, incluso en su edici6n de 1910,
(1) Derecho constitucional de las Repdblicas Hisano-Americanas, por el Doctor... Madrid y Santiago, ibrerias de D. Angel Calleja.- Valparaiso y Lima, ibreria Espaiola de los Sres. Calleja y Ca. S. A. segun el pie de imprenta, 1858).
(2) Les Constitutions modernes. Paris, 1910. En Smismo caso se halla el libro de L. Palma, Le Costuzioni moderne. Torino, 1894.




8 Altamira. Obras Completas
no contiene esos textos, sino resimenes (excepto para la Argentina y el Brasil), no pueden utilizarse convenientemente.
Las verdaderas colecciones de textos constitucionales existentes hoy no satisfacen tampoco, por varios motivos, la exigencia referida. Son unas, imcompletas; otras, antictadas. Este filtimo defecto es muy dificil de evitar, aun a poco de publicarse el libro, por la movilidad constitucional de algunos pueblos americanos y las adiciones y reformas parciales que otros han introducido en los aios filtimos y siguen introduciendo.
Entre las colecciones incompletas citard la muy interesante de D. Justo Arosemena, a quien debemos tanto quienes estudiamos estas materias. Sus dos tomos de Constituciones politicas de la Amdrica Meridional (1) dicen ya en la portada la limitaci6n de que padecen; no obstante to cual han sido durante mucho tiempo, dentro de ese limite, un poderoso auxiliar de los americanistas, no s6lo por sus comentarios y sus noti(1) Constituciones politicas de la Amdrica Meridional, reunidas y comentadas por .... Havre, 1870. Arosemena public6 poco despuds otro libro, complementario de 6ste y titulado Estudios constitucionales sobre los gobiernos de la Amirica Latina (Paris, 1878. 2 vols.), que tambidn contiene textos de 14 naciones hispano-americanas, del N., C. y S.-Anterior a esta fuN6 la colecci6n de Constituciones de Europa y Am6rica, de H. Abad de Aparicio. Madrid. 1863-64, 3 vols.




d9

cias hist6ricas, sino tambien por los textos. Desgraciadamente, muchos de los publicados por Arosemena ya no estin vigentes, aunque conservan su interns hist6rico. A este mismo grupo pertenecen la colecci6n, mucho mis moderna, le A. Prada (1); la iniciada y no seguida de Garcia Moreno, en la segunda serie de sus Instituciones politicas y furidicas de los pueblos nodernos (2); la de Ovalle (3) y la de Carranza (4); esta dltima, la menos incompleta de todas las que van citadas.
Ninguna de ellas, ademis, se salva del otro inconveniente apuntado: el de ser atrasadas con relaci6n al derecho constitucional dhora vigente en America. Basta considerar las fechas de ellas y de algunas de las recientes e importantes Constituciones de las naciones ibeo-americanas,
(1) Instituciones politicas de los pueblos hispanoamericanos. 1900 (comprende solo Mejico, America Central y Colombia).
(2) Coleccidn de las Inslituciones politicas y jurliicas de los pueblos modernos. Segunda Serie. Estados Americanos. Tomo I, Honduras y Santo Doiningo. Madrid, 1902. Tomo II, Chile. Madrid, 1905.
(3) Cddigo de Conslituciones vigentes de todas las naciones civilizadas. Sevilla, 1897. El tomo I va dedicado t las de America.
(4) Arturo B. Carranza. Digesto Constitucional americano. Buenos Aires, 1910.- Dos voldimenes. Las ontiene todas, menos la del Canad6.

slecci6n de Textos,




10 Altamira.- Obras Completas
asi como de las iltimas adiciones a la de los Estados Unidos de N. Amdrica. En esa condici6n se halla la excelente colecci6n hecha por D. Jose lgnacio Rodriguez, editada en 1905 por el < De todo lo dicho se desprende, con toda evidencia, la necesidad de publicar una nueva colecci6on puesta al dia y en la que, por lo tanto, figuren novedades constitucionales tan importantes como la de Mdjico de 1917; la de Uru(1) American Constitutions. A Compilation of the political Constitutions of the independent nations of the New World. With short historical notes and various Appendixes. Waishington, 1906-1907. En el mismo caso, y con mayor motivo cronol6gico, se encuentra la Recopilacidn de las constituciones vigentes en Europa y Amdrica, publicada en Madrid (1884) por D. Francisco de Heredia, y que en su tomo II contiene todas las constituciones americanas vigentes en aquella 6poca (falta, por tanto, la de Panamai) y las particulares de cuatro Estados de Norte Amdrica, mis la del Yucattn de 31 Marzo de 1841.




guay de 1918; la de Santo Domirngo de 1908, la de Venezuela de 1925; la del Perti de 1920, etc. Asi seri la presente, con mis la adici6n de la Ley para proveer de un gobierno. civil a Puerto Rico>>, que encierra gran interns para todo americano y para todo espaiol; de la Ley Imperial de 1867 relativa al Canad&i (verdadera Constituei6n de un Dominion que es casi un Estado independiente); de un Apindice comprensivo de las normas principales de organizaci6n que rigen en las actuales colonias europeas de Am6rica, y de otro referente a Filipinas. De este modo, el lector de lengua espailola encontrari reunidos los materiales necesarios para conicer el Derecho politico fundamental de todos los paises americanos y para basar en los textos mismos cualquier estudio que le sugieran los diferentes puntos de vista desde los cuales interesan bhoy a politicos, soci6logos, economistas y juristas, el presente y el porvenir de aquel continente; y a los espafioles, ademis, los de las islas Filipinas. Diremos por tiltimo que, para remediar el ripido e inevitable envejecimiento de esta clase de :olecciones constitucionales, daremos de tiempo en tiempo un Apindice comprensivo de Las novedades producidas. Como demostraci6n de la necesidad peri6dica de estas adiciones, bastaria itar el hecho de que en el preciso momento en que se termina la redacci6n de este Prdlogo, muncia un telegrama de Rio de Janeiro la inmiencia de una reforma en La Constitucid6n actual

Colecci6n de Textos

11




12 Altamira. Obras Completas
del Brasil. Una posibilidad semejante podria producirse tambien en Chile (1).
Rafael Altamira.
Madrid y Octubre 1925.
(1) Los textos constitucionales van en la presente obra ordenados geogr~ificamente, de Norte a Sur, con el mayor rigor que su situaci6n territorial ha permitido.




TEXTOS
DE LAS CONSTITUCIONES VIGENTES EN LOS PAISES
AMERICANOS
I
CANADA







15

LEY CONCERNIENTE A LA UNION DE CANADA, NUEVA ESCOCIA Y NUEVA BRONSWICK Y A SU GOBIERNO, ASI COMO A OTROS ASUNTOS QUE GUARDAN RELACION CON
ESOS.
(29 de Marzo de 1867) (1).
Considerando que las provincias del Canadi, de Nueva Escocia y de Nueva Brunswick, han expresado su desco de estipular una uni6n federal para formar una sola Potencia (Dominion),
(1) Son precedentes importantes de esta ley las Ilamadas Resoluciones de Quebec tomadas en 10 de octubre de 1864 por una asamblea de delegados del Alto y Bajo Canadai, Nueva Brtinswick, Nueva Escocia, la isla del Principe Eduardo y Terranova; el discurso del Attorney General Macdonald sobre la confederaci6n de las provincias britinicas de N. Amrica (6 de febrero de 1865), y el del conde de Carnarvon al presentar la ley en la Cimara de los LQres (19 de febrero de 1867). Menos inmediatos, pero necesarios de tenerse en cuenta, son la ley de Uni6n del Alto y Bajo Canadi, de 23 de julio de 1840 y los Despachos del conde de Grey relativos al establecimiento de un gobierno responsable en Nueva Escocia (3 de noviembre de 1846 y 31 de marzo de 1847). Todos estos documentos pueden hallarse reunidos en la reciente y uitil colecci6n de Constituciones federales y unitarias (Federal and unified Consti-

Colecci6n de Textos




16 Altamira. Obras Completas
bajo la Corona del Reino Unido de la Gran Bretafia y de Irlanda, con una Constituci6n asentada sobre los mismos principios que la del Reino Unido;
Considerando, ademis, que tal Uni6n tendria por consecuencia la prosperidad de las provincias y favoreceria los intereses del Imperio Britinico;
Considerando, ademis, quees oportuno, juntamente con el establecimiento de la Uni6n por la autoridad del Parlamento, no s6lo decretar la Consfituci6n del Poder legislativo de la Potencia, sino tambidn definir la naturaleza de su gobierno ejecutivo;
Considerando, ademis, que es preciso prever
tutions. A Collection of Constitutional documents for the use of students) ordenada por el profesor de la universidad de Londres A. Percival Newton (Londres, 1923), quien le ha afiadido una interesante Introduccidn hist6rica que contiene pArrafos apli cables a la Uni6n del Canada. Entre los varios libros que exponen y comentan lo que se llama, con raz6n, la Constituci6n canadiense, sefialo a mis lectores el escrito por el Juez del Tribunal Supremo de Ontario W. Renwick Riddel y publicado en la series de las Lecciones de la Universidad de Columbia (The Canadian Constitution in form and fact. New York, 1923). El Sr. Riddel es autor de otro libro andlogc titulado The Constitution of Canada in its History and Practical Working (New Haven, 1917). Sobre las mis recientes novedades legislativas canadienses, que en parte afectan a materia constitucional, v6ase el volumen VI, parte II (3.a serie) del Journal of comparative Legislation and International Law (London,




Colecci6n de Textos 17
Ia admisi6n eventual en la Uni6n de otras partes de la America britinica del Norte;
Su Muy Excelente Majestad la Reina, de acuerdo con el Consejo y el consentimiento de los Lores espirituales y temporales y de los Diputados en la presente reuni6n de Parlamento y por su autoridad, decreta y declara lo que sigue:
I. PRELIMINARES.
1.-Podri citarse la presente Ley con el titulo de Ley de la Amrica britdnica del Nodrte. 1867.
2.-Las disposiciones de la presente Ley en cuanto se refieren a S.M. la Reina se aplican igualmente a los herederos y sucesores de S.M.,
1924). Para la total historia constitucional de Canadi, que no corresponde al objeto del presente libro, vase el de Bourinot, Manual of the Constitucional History of Canada (Toronto, 1901).
La ley de 1867, que es la base y cuerpo principal de la Constituci6n canadiense, se aplic6 primeramente tan s61o a las provincias que en ella se mencionan; pero afios mis tarde la aceptaron la isla del Principe Eduardo y la Colombia britinica. Terranova ha preferido vivir aparte.-Segin Riddel, la voz Sobre los problemas politicos actuales del Dominion pueden verse el reciente libro de Albert Demangeon, L'Empire britannique (Paris, 1923) cap. II del libro III, y el art. del Prof. B. Keith en el citado Journal, vol. VII, parte I (1925).




18

Altamira.- Obras Completas

Reyes y Reinas del Reino-Unido de la Gran Bretaia y de Irlanda.
II. UNION.
3.-Corresponderai a la Reina, de acuerdo con el Muy Honorable Consejo Privado de S.M., declarar por decreto que, a contar del dia aqui designado,-pero nunca mis tarde que seis meses despuds del otorgamiento de la presente Ley,
-las provincias del Canadi, de la Nueva Escocia y de Nueva Brunswick formarin y serin un Dominion con el nombre de Canadai, y desde ese dia estas tres provincias no formaran, en consecuencia, sino una sola potencia con esta denominaci6n.
4.-Las disposiciones subsiguientes de la presente Ley, a menos que no aparezca en ellas explicita o implicitamente lo contrario, entrarin; en pleno vigor desde el momento en que se haya efectuado la Uni6n; es decir, a partir del dia en el cual, segtin los tirminos del Decreto de la Reina, sea un hecho consumado la Uni6n. En las mismas disposiciones, a menos que no aparezca explicita o implicitamente lo contrario, el nombre de Canadd significarai El Canadd tal como queda constituido por la presente Ley.
5.-El Canadd se dividiri en cuatro provincias, llamadas: Ontario, Quebec, Nueva Escocia y Nueva Brtnswick.




Colecci6n de Textos 19
6.- Las partes de la provincia del Canadd (tales como existian al promulgarge la presente SLey), que constitufan primitiva y respectivamente las provincias del Alto y Ba/o Canadd, forSmarin censos separados y dos provincias distintas. La parte que antes era lIa provincia del Alto Canadd formardi lIa provincia de Ontario; y la parte que constitufa la provincia de Bafo Canadd formardi la provincia de Quebec.
7.- Las provincias de Nueva Escocia y de Nueva Brdnswick tendrin los mismos li mites que l, es estaban asignados en la 4poca de la promulgaci6n de la presente Ley.
8.-En el censo general de la poblaci6n del Canadd que, en virtuid de la presence Ley, deberdi hacerse en mil ochocientos setenta y uno y despuds cada diez afilos, se hard un c6mputo especial de poblaci6n para cada una de las cuatro provincias.
III. EL PODER EJECUTIVO.
9.-Seguiri correspondiento a la Reina, por virtud de la presente Ley, el Gobierno ejecutivo y la autoridad, de y sobre Canad i.
10.--Las disposiciones de la presente Ley relativas al Gobernador general se extienden y aplican al Gobernador general del Canadd o a cualquier jefe ejecutivo o administrativo por el tiempo que ejerciere el gobierno del Canadd en




20 Altamira. Obras Completas
nombre de la Reina y sea cual fuere el titulo por el cual se le design.
11.-Habr i, para ayuda y consulta en la administraci6n del Gobierno del Canada, un Consejo llamado <>; las personas que formen parte de este Consejo serin elegidas y nombradas peri6dicamente por el Gobernador general y juramentadas como Consejeros privados; los miembros de estos Consejos podrin ser reemplazados peri6dicamente por el Gobernador general.
12.-Todos los poderes, atribuciones y funciones de que, por Ley del Parlamento de la Gran Bretaia, o del Parlamento del Reino Unido de la Gran Bretakia y de Irlanda o del Parlamento del Alto Canadd, Bafo Canadd, Canzdd, Naeva Escocia o Nueva Brdtnswick, estin investidos en el momento de la Uni6n, los Gobernadores o Subgobernadores respectivos de esta provincias o son ejercidos por ellos con el acuerdo o con el acuerdo y consentimniento de los Consejos ejecutivos de esta provincias, o con la cooperaci6n de estos Consejos, o de un nimero cualquiera de miembros de estos Consejos, o por estos Gobernadores o Subgobernadores individualmente-en cuanto subsistan y puedan ser ejercidos despubs de la Uni6n con respecto al Gobierno del Canadd serin conferidos o ejercidos por el Gobernador general y con el acuerdo y consentimiento o con la cooperaci6n del Consejo privado de la Reina para el Canadd o de




Colecci6n de Textos 21
cualquiera de sus miembros, o por el Gobernador general individualmente, segtin el caso; pero podrin sin embargo ser revocados o modificados por el Parlamento del Canadi (salvo aquellos que existan en virtud de leyes de la Gran Bretala o del Parlamento del Reino-Unido de la Gran Brelania y de Irlanda).
13.- Las disposiciones de la presente Ley relativas al Gobernador general en Consejo, se interpretartin de manera que se apliquen al Gobernador general obrando por y con acuerdo del Consejo privado de la Reina para el Canadd.
14.-Sera potestativo de la Reina autorizar al Gobernador general, si su Majestad lo estima conveniente, para nombrar de tiempo en tiempo una o varias personas, conjunta o separadamente, para que actiden como su o sus diputados en cualquiera o en todas las partes del Canadd, los cuales podrin ejercer, mientras lo considere conveniente el Gobernador general, los poderes, atribuciones y funciones del Gobernador general, tal como el Gobernador general juzgue conveniente o necesario asignarle o asignarles, con las restricciones o instrucciones formuladas o comunicadas por la Reina; pero el nombramiento de tal o tales diputados no impedirai al Gobernador general el ejercer por si mismo los poderes, atribuciones y funciones que lIe estin conferidos.
15.-Se declara per la presente que el mando en jefe de las milicias navales y de tierra, asi




como de todas las fuerzas militares y navales del Canadd, corresponde a la Reina.
16.-Mientras que la Reina no ordene otra cosa, el Gobierno del Canadd radicarien Ottawa.
IV. PODER LEGISLATIVO.
17.-Habri en el Canadd un Parlamento que se compondri de la Reina, de una Alta Cimara lamada Senado y de la Cimara de Diputados (C6mmons).
18.-Los privilegios, inmunidades y poderes que estarin conferidos y gozarai y ejercitari el Senado, asi como la Cimara de diputados y miembros de estos cuerpos colegisladores, serin los que fijen peri6dicamente las leyes del Parlamento del Canadd; pero no podrin exoeder jamnis de los que poseen yejercen, al promulgarse la presence Ley, la Cimara de Diputados del Reino Unido de la Gran Bretafia y de Irlanda y los miembros de la misma.
19.-El Parlamento del Canadd seri convocado en un plazo que no excedera de seis meses despues de la Uni6n.
20.-El Parlamento del Canadai se reunirai una vez al menos cada afio, de modo que no transcurra un intervalo de doce meses entre cada sesi6n del Parlamento y la siguiente.
El Senado.
21.-Conforme a las disposiciones de la presente Ley, se compondri el Senado de setenta

22

Altamira.- Obras Completas




Colecci6n de Textos 23
y dos miembros que se titularin Senadores.
22.-En lo que se refiere a la composici6n del Senado, el Canadi se considerari dividido en tres circunspripciones:
1.a Ontario.
2.a Quebec, y
3.a Las provincias maritimas de Nueva Escocia y Nueva Brdnswick.
Conforme a las disposiciones de la presente Ley, estas tres circunscripciones estarin igualmente representadas ten el Senado del modo siguiente: Ontario por veinticuatro Senadores; Quebec, por veinticuatro Senadores; y las provincias maritimas por veinticuatro Senadores, doce de los cuales representarin a Nueva Escocia y doce a Nueva Brunswick.
En to que se refiere a la provincia de Quebec, cada uno de los veinticuatro Senadores que la representen seri nombrado por uno de los veinticuatro colegios electorales del Ba/jo Canadd enumerados en la cedula A, aneja al capitulo primero de los estatutos refundidos del Canadd.
23.-Las condiciones para ser Senador son las siguientes:
1.a Tener treinta ailos cumplidos.
2.a Haber nacido stibdito de la Reina o stibdito naturalizado de la Reina en virtud de Ley del Parlamento de la Gran Bretalia o del Parlamento del Reino-Unido de la Gran Bretajia y de Irlanda, o del Parlamento de una de las provincias del Alto Canadd, del Bafo Canaidd,




24 Altamira.- Obras Completas
del Canadd, de la Nueva Escocia o de la Nueva Brdnswick, antes de la Uni6n, o del Parlamento del Canadd despues de la Uni6n.
3.a Deberi poseer para su propio uso y beneficio, como propietario en derecho o en equidad, tierras o tenencias>> poseidas en libre y common socage (1), o estar en posesi6n legal, para su propio uso y beneficio, de tierras t denencias>> disfrutadas en (> o <> en la provincia por la cual es elegido, y cuyo valor ascienda a cuatro mil d61ares libres de toda renta, deudas, cargas, hipotecas y alquileres que puedan estar debidos o pagaderos sobre estos inmueblos o que puedan afectar a ellos.
4.*a Sus propiedades muebles e inmuebles deben rebasar cuatro mil d61ares sobne el conjunto de deudas y obligaciones.
(1) La tenencia es de origen feudal: se aplica a una tierra o a una heredad que lleva ciertas cargas o condiciones respecto al senior. Los primeros franceses que ocuparon Canadi seguian la Costumbre de Normandia.
El socage era, en la epoca feudal, la prestaci6n gratuita de trabajo en las tierras del sefior. Aplicada a la tierra design6 la que no era de condici6n feudal sino de propiedad o tenencia comiin.
El franco alodio es la tierra que no estaba gravada por renta alguna anual o feudal.
Una tierra en rotura era la que, habiendo sido roturada por un aldeano, seguia siendo utilizada por el sin obligaciones respecto al senior.




Colecci6n de Textos 25
5.a Debe estar domiciliado en la provincia por la cual sea nombrado; y
6.a En lo que se refiere a la provincia de Quebec, debe estar domiciliado o tener su calidad de propietario en el Colegio electoral cuya representaci6n le este conferida.
24.- Peri6dicamense el Gobernador general, en nombre de la Reina y por decreto bajo la autoridad del gran Sello del Canadd, designarai personas que reunan las condiciones exigidas, y las personas asi designadas, con sujeci6n a la presente Ley, serin y son miembros del Senado y, por 1o tanto, Senadores.
25.-Las primeras personas llamadas al Senado serin aquellas que la Reina juzgue conveniente designar, por su mandato y con su firma, y sus nombres se insertarin en el decreto de la Reina estableciendo la Uni6n.
26.-Si en cualquier momento, a propuesta del Gobernador general, la Reina juzga conveniente que tres o seis miembros scan agregados al Senado, el Gobernador general designardi tres o seis personas (segin el caso), con las condiciones exigidas, para que representen igualmente las tres circunscripciones del Canadi, afiadidndolos, segin esto, al Senado.
27.- En el caso de que el ntimero de Senadores aumentase de este modo en cualquier 6poca, el Gobernador general no designarni persona alguna para el Senado, salvo (orden de la Reina dada a consecuencia de igual propuesta,




mientras que la representaci6n de cada una de las tres circunscripciones del Canadi no haya vuelto a quedar reducida al nimero fijo de veinticuatro Senadores, y no mas.
28.-En ningtin caso excederi de setenta y ocho el ndimero de Senadores.
29.- El cargo de Senador seri vitalicio conforme a las disposiciones de la presente Ley.
30.-El Senador podri presentar al Gobernador general la renuncia de su cargo por escrito firmado de su puio y letra, en cuyo caso se considerari vacante su asiento en el Senado.
31.-Produciri vacante un Senador en cada uno de los casos siguientes:
1.o-Si deja de asistir durante dos legislaturas consecutivas del Parlamento a las sesiones del Senado;
2.o-Si presta juramento, suscribe una declaraci6n o reconoce fidelidad, obediencia o adhesi6n a una Potencia extranjera, o si ejecuta un acto que le convierta en sdibdito o ciudadano de una Potencia extranjera, o se le confieran derechos o privilegios de stibdito o ciudadano de la misma.
3.o-Si se le declara en bancarrota o quiebra, o si se acoge a los beneficios de una Ley concerniente a quiebras o se hace culpable de concusi6n;
4.o-Si se hace culpable de traici6n o esti convicto de una felonia o de un crimen infamante.

26

Altamira. Obras Completas




Colecci6n de Textos 27
5.o-Si deja dc poseer la calidad que se basa en la propiedad o domicilio; pero no podri imputarse a un Senador el haber perdido la calidad que se basa en el domicilio por el solo hecho de su residencia en donde tenga su asiento el Gobierno del Canadd, mientras ocupe en este Gobierno un cargo que exija su presencia.
32.-Cuando vaque una plaza de Senador, sea por renuncia, defunci6n o por cualquier otra causa, el Gobernador general cubriri la vacante nombrando alguna persona capaz que reuna las calidades exigidas.
33.-Si se suscita alguna cuesti6n relacionada con las calidades de un Senador o de una vacante en el Senado, esta cuesti6n se oiri y resolveri por el Senado.
34.-El Gobernador general podri en tiempo oportuno, por decreto y bajo la autoridad del gran Sello del Canadd, nombrar a un Senador para el cargo de Presidente del Senado (Spdaker), destituirlo y nombrar otro en su lugar.
35.-Mientras no ordene otra cosa el Parlamento del Canadd, sera precisa la presencia de quince Senadores por to menos, incluido el Presidente, para constituir una reuni6n del Senado en el ejercicio de sus funciones.
36.-Las cuestiones que se susciten en el Senado serdn resueltas por mayoria de votos, y en todos los casos el Presidente tendri voz deliberativa; cuando haya empate, la decisi6n sera considerada como negativa.




28 Altamira.- Obras Completas
La CAmara de los Diputados (The House
of C6mmons).
37.- La Cimara de los Diputados se compondri, conforme a las disposiciones de la presente Ley, de ciento ochenta y un miembros, de los cuales representarin ochenta y dos a Ontario, sesenta y cinco a Quebec, diez y nueve a Nueva Escocia y quince a Nueva Brdnswick.
38. El Gobernador general convocarai a su debido tiempo, en nombre de la Reina y por decreto bajo la autoridad del gran Sello del Canadd, a la Cimara de las Diputados.
39.- No podri un Senador ser elegido ni tener asiento ni votar como miembro de la Cimara de los Diputados.
40.-Mientras el Parlamento del Canadd no ordene lo contrario, las provincias de Ontario, Quebec, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick se dividirin en los distritos electorales que se expresan a continuaci6n, por lo que afecta a la elecci6n de miembros de la Camara de los Diputados.
1.- Ontario.
La provincia de Ontario se dividirai en condados, partes de condados (Ridings), grandes urbes (Cities), barrios de las mismas y villas (towns), tal como se enumeran en la cedula primera aneja a la presente Ley. Cada una de estas divisiones formari un distrito electoral, y




Colecci6n de Textos 29
cada distrito inscrito en dicha c&6dula tendri derecho a elegir un Diputado.
2.-Quebec.
La provincia de Quebec se dividiri en sesenta y cinco distritos electorales, que comprenden las sesenta y cinco circunscripciones electorales en las cuales esti dividido actualmente el Bajo Canadd en virtud del capitulo segundo de los estatutos refundidos del Canadd, del capitulo setenta y cinco de los estatutos refundidos para el Bajo Canadd y de la Ley para la provincia del Canadd del afio vig6simo tercero del reinado de Su Majestad la Reina, capitulo primero, o de cualquier otra Ley que los modifique y que est6 vigente en la 6poca de la Uni6n, de tal manera que cada divisi6n electoral constituya, para los fines de la presente Ley, un distrito electoral con derecho a elegir un Diputado.
3.-Nueva Escocia.
Cada uno de los diez y ocho condados de Nueva Escocia formarai un distrito electoral. El condado de Hdlifax tendr i el derecho de elegir dos miembros, y cada uno de los otros condados un miembro.
4.-Naeva Brdnswick.
Cada uno de los catorce condados de que se compone Nueva Brdnswick, comprendidos en




ellos la ciudad y el condado de San Juan, formari un distrito electoral.
La ciudad de San Juan constituiri igualmente, por si misma, un distrito electoral. Cada uno de estos quince distritos electorales tendri derecho a la elecci6n de un Diputado.
41.- Hasta tanto que el Parlamento del Canadd ordene otra cosa, se aplicarin respectivamente a las elecciones de los Diputados que han de representar a las provincias, todas las Leyes vigentes en las mismas en la 6poca de la Uni6n, concernientes a las cuestiones siguientes o a cualquiera de ellas: capacidades o incapacidades de las personas que han de ser elegidas o tener asiento o voto como miembros de la Cimara (House) o de la Asamblea legislativa en las distintas provincias; votantes en las elecciones de estos miembros; juramentos exigidos a los votantes; poderes y deberes de los interventores; modo de proceder en las elecciones; periodos en los que deben verificarse las elecciones; elecclones protestadas y procedimientos de prueba; vacantes en la Cimara y nombramientos nuevos en los casos de vacantes ocasionadas por motivos que no sean la disoluci6n del Parlamento.
Y mientras que el Parlamento del Canadd no ordene algo en contrario, en cada elecci6n de Diputado por el distrito de Algoma, ademis de las personas que tengan el derecho de voto por virtud de la Ley de la provincia del Canadd, podri votar todo stibdito inglks var6n que haya

30

Altamira.- Obras Completas




cumplido la edad de veintidin afios y sea jefe da familia.
42.-Para la primera elecci6n de Diputados, el Gobernador general ordenari poner en circulaci6n las candidaturas segtin la forma que juzgue a prop6sito, y las enviar i a los interventores de elecciones que d1 designe.
La persona a quien vayan dirigidas las candidaturas, seguin lo dispuesto en la presente secci6n, tendri las mismas facultades que tenian en la 6poca de la Uni6n los funcionarios encargados de designar candidatos para la elecci6n de los miembros de la respectiva Cimara de Asamblea o de la Asamblea legislativa de la provincia del Canadd, de Naeva Escocia o de Nueva Brdnswick; y los interventores de elecciones a quienes se dirijan estas candidaturas en virtud de la presente secci6n, tendrin los mismos poderes que tenian, en la 4poca de la Uni6n, los funcionarios encargados de remitir las actas de la elecci6n de miembros de la Cimara de Asamblea o Asamblea legislativa, respectivamente.
43.-Si ocurriese una vacante de representaci6n de un distrito electoral en la Cimara de los Diputados, con anterioridad a la reuni6n del Parlamento, o subsiguiente a la reuni6n del Parlamento, pero antes de que el Parlamento haya legislado a este respecto, las disposiciones de la secci6n precedente de la presente Ley se extenderin y aplicarin a la distribuci6n de candi-

Colecci6n de Textos

31




32 Altamira.- Obras Completas
daturas y envio de actas referentes al distrito cuya representaci6n haya vacado en tales circunstancias.
44.-La Cimara de los Diputados en su primera reuni6n despuds de una elecci6n general, procederi con toda la diligencia possible a la elecci6n de uno de sus miembros para Presidente.
45.- Si vaca el cargo de Presidente por defunci6n, dimisi6n u otra causa, procederni la Cimara de los Diputados, con la mayor diligencia posible, a la elecci6n de otro de sus miembros para el cargo de Presidente.
46.- El Presidente presidiri todas las sesiones de la Cimara de los Diputados.
47.-Mientras que el Parlamento del Canadd no ordene otra cosa, si el Presidente, por una raz6n cualquiera, abandona el sill6n presidencial de la Cimara de los Diputados durante 48 horas consecutivas, podrai la Cimara elegir a otro de suis miembros para que actfie de Presidente; el Presidente asi elegido tendri y ejercerai durante la ausencia del Presidente todos los poderes, privilegios y deberes de este tiltimo.
48.-Seri necesaria la presencia de veinte miembros de la Cimara de los Diputados, por lo menos, para celebrar sesi6n con plenos poderes, y a este fin se contari al Presidente como uno de tantos miembros.
49.-Las cuestiones suscitadas en la Cimara de los Diputados se resolverin por mayoria de




olecci6n de Textos 33
Dtos, salvo el del Presidente; pero cuando aya empate-y s61o en este caso-pddrai votar Presidente.
50.-La duraci6n de la Cimara de los Dipudos seri de cinco afios, a contar del 0ia en que entreguen las actas de glecci6n, a menos que Sla haya disuelto antes el Goberriador general. s51.- Inmediatamente despubs del censo de 871, y despuds de cada censo decenal, la reprentaci6n de las cuatro provincias se repartiri nuevo por la autoridad en la forma, fecha y >oca que de tiempo en tiempo prescriba el Parmento del Canadd, seg-n las reglas siguientes: 1.a-Quebec tendri el ndmero fijo de sesenta cinco representantes;
2.a-Se asignarai a cada una de las otras proincias un ndmero de representantes proporcioado a~l de sus habitantes (comprobados por el nso), como el ndmero de sesenta y cinco lo Sa la cifra de la poblaci6n de Quebec (ya comrobada);
3.a-Al hacer el c6mputo de los representantes e una provincia no se tendri en cuenta la frac6n que no exceda de la mitad del ndmero ecesario para dar a la provincia derecho a un presentante mis; pero toda fracci6n que exceda e la mitad de este ndmero, equivale al ndmero )mpleto;
4.a-No podri efectuarse a raiz de cada nueva istribuci6n la reducci6n del nimero de reprentantes de una provincia, a menos que se corn-




pruebe, por el ilitimo censo, que la cifra de la poblaci6n de la provincia, en relaci6n con l poblaci6n total del Canadd en la epoca de l iltima distribuci6n del ndimero de representantes de la misma, haya decrecido en la proporci6r de un vigisimo o mis; y
5.a-Las nuevas distribuciones no tendrir efecto sino a contar desde la terminaci6n del Parlamento que est6 funcionando.
52.-De vez en cuando podri el Parlamentc del Canadd aumentar el nimero de los miembros que constituyan la Cimara de los Diputados con tal que no sea alterada la proporci6n esta, bhliecida por la presente Ley para la representaci6n de las provincias.
Legislaci6n financiera. Sanci6n Real.
53.-Todo proyecto de Ley que tenga por fin disponer de una parte cualquiera de las rental piblicas o la creaci6n de tasas o impuestos, deb originarse en la Cimara de los Diputados.
54.-No esti permitido a la Cdmara de los Diputados acordar un voto, resoluci6n, mensaje o proyecto de Ley para la aplicaci6n de una parte cualquiera de las rentas piblicas, o de una tasa impuesta a un objeto si no ha sido previamente recomendada a la Cimara por 'un mensaje del Gobernador general durante lac sesiones en que tal voto, resoluci6n, mensaj<
0 proyecto de Ley haya sido propuesto.

34

Altamira.- Obras Completa,




55.-Cuando un proyecto de Ley votado por las Cimaras del Parlamento sea presentado al Gobernador general para la sanci6n de la Reina, el Gobernador general debe declarar segin su criterio, pero sujetindose siempre a las disposiciones de La presente Ley y a las instrucciones de Su Majestad, O que asiente a ello en nombre de la Reina, o que niega esta sanci6n, o que se reserva el proyecto de Ley para que la Reina otorgue su beneplhicito.
56.-Cuando el Gobernador general, en nombre de la Reina, haya dado su sanci6n a un proyecto de Ley, deberi remitir en la primera ocasi6n oportuna una copia aut6ntica de esta Ley a uno de los principales Secretarios de Estado de Su Majestad. Si en los dos afios siguientes, despuis de haber recibido el Secretario de Estado dicho proyecto, juzga conveniente la Reina, mn Consejo, desaprobarlo, esta desaprobaci6n ( acompaiada de un certificado del Secretario de Estado, en que conste el dia en que se haya recibido la Ley), una vez notificada por el Diobernador general, de palabra o por mensaje, a cada una de las Caimaras del Parlamento, o or proclama, anulari la Ley a contar del dia le la notificaci6n.
57.- Un proyecto de Ley reservado para que a Reina otorgue su beneplicito, no tendri fectividad mientras tanto que, en los dos afios ,ontados desde el dia en que fu6 entregado al Dobernador general para la sanci6n de la Reina,

35

Colecci6n de Textos




no notifique aquil, de palabra o por mensaje a cada una de las C maras del Parlamento, o por proclama, que ha sido sancionado por la Reina en Consejo.
Estos discursos, mensajes o bandos constarin en el Diario de cada una de las Cimaras, y un duplicado autorizado debidamente se entregard al funcionario a quien corresponda para que 1o deposite en los archivos del Canadd.
V. CONSTITUCIONES PROVINCIALES.
Poder ejecutivo.
58.-En cada provincia habri un funcionario titulado Subgobernador, el cual seri nombrado mediante Decreto en Consejo por el Gobernador general bajo la autoridad del gran Sello del Canadd.
59.- El Subgobernador ocupari el cargo mientras no le retire sus poderes el Gobernador general; pero todo Subgobernador nombrado despuds de empezada la primera sesi6n del Parlamento del Canadd, no podri ser destituido, sin causa justificada, en el curso de los cinco afios siguientes a su nombramiento; y esa causa deberi comunicirsele por escrito en el transcurso del mes que siga a la notificaci6n del cese. Asimismo deberai ser comunicada dicha causa alt Senado y a la Cimara de los Diputados mediante mensaje, en el tdrmino de una semana

36

Altamira.- Obras Completas




despubs de la destituci6n, si el Parlamento esti entonces funcionando; y si no, en el plazo de una semana despues de haber empezado la reuni6n inmediata del Parlamento.
60.-Los sueldos de los Subgobernadores se fijarin y pagarin por el Parlamento del Canadd.
61.-Todo Subgobernador, antes de entrar en el ejercicio de sus funciones, prestarai y suscribiri, ante el Gobernador general o persona que le represente, juramentos de fidelidad y de cumplimiento de los deberes del cargo andlogos a los prestados por el Gobernador general.
62.-Las disposiciones de la presente Ley relativas al Subgobernador se extienden y aplican al Subgobernador de cada provincia o a todo otro jefe ejecutivo o administrativo durante el tiempo que administre el Gobierno de la provincia, cualquiera que sea el titulo por el cual se le designe.
63.- El Consejo ejecutivo de Ontario y de Quebec se compondrd de las personas que el Subgobernador de tiempo en tiempo considere oportuno nombrar, y en primer tirmino de los funcionarios siguientes: el Fiscal de la Corona; el Secretario-archivero de la provincia; el Tesorero de la provincia; el Comisario de las tierras de la Corona y el Comisario de Agricultura y Obras pfiblicas y-en la provincia de Quebec-el Presidente del Consejo legislativo y el Procurador general.
64.-La constituci6n de la autoridad ejecutiva en cada una de las provincias de Naeva Escocia

Colecci6n de Textos

37




y de Nueva Brdtnswick, continuari, conforme a las disposiciones de la presente Ley, segdin estaba en vigor antes de la Uni6n, hasta que se modifique segfin las disposiciones de la presente Ley.
65.-Todos los poderes, atribuciones y funciones que-por Ley del Parlamento de la Gran Bretah'a o del Parlamento del Reino Unido de la Gran Bretaia y de Irlanda, o del Parlamento del Alto Canadd, Bajo Canadd o del Canadd antes de la Uni6n o en tiempo de la misma -estaban conferidos a los Gobernadores o Subgobernadores respectivos de estas provincias o podian ser ejercidos por ellos, con el dictamen o con el dictamen y consentimiento de los Consejos ejecutivos respectivos de estas provincias, o con la cooperaci6n de estos Consejos o de un nimero cualquiera de miembros de los mismos, o por estos Gobernadores o Subgobernadores individualmente-hasta donde puedan ser ejercidos despus de la Uni6n en los Gobiernos de Ontario y de Quebec respectivamente- seriin conferidos al Subgobernador de Ontario y de Quebec respectivamente y podrin ser ejercidos por l61 con el dictamen o con el dictamen y consentimiento o con la cooperaci6n de los Consejos ejecutivos respectivos o de un nimero cualquiera de sus miembros o individualmente por el Subgobernador, segfin el caso; pero podrain, sin embargo, ser revocados a modificados por los Parlamentos respectivos de Ontario y

38

Altamira.- Obras Completas




Quebec (salvo aquellos que existen en virtud de leyes de la Gran Bretania o del Parlamento del Reino Unido- de la Gran Bretana y de Irlanda).
66.-Las disposiciones de la presente Ley relaI tivas al Subgobernador en Consejo, seran interpretadas como refiridndose al Subgobernador de I la provincia que actie de acuerdo con su Consejo ejecutivo.
67.-El Gobernador general en Consejo podri nombrar, en caso de necesidad, un Gobernador sustituto que durante su ausencia, enfermedad u otro impedimento, tenga el cargo y funciones de Subgobernador.
68.-Mientras que el Poder ejecutivo de una provincia no disponga otra cosa en contrario, la residencia del Gobierno de la provincia serai: para Ontario, la ciudad de Toronto; para Quebec, la ciudad de Quebec; para Nueva Escocia, la ciudad de Hdlifax, y para Nueva Brdnswick la ciudad de Fredericton.
Poder legislativo.
I.-Ontario.
69.- Habri en Ontario un cuerpo legislativo compuesto por el Subgobernador y por una sola Cimara llamada Asamblea legislativa de Ontario.
70.-La Asamblea legislative de Ontario se compondri de ochenta y dos miembros elegidos para representar los ochenta y dos 'distritos elec-

Coleeci6n de Textos

39




torales enumerados en la cidula primera aneja a la presente Ley.
2.-Quebec.
71.-Para Quebec habri un Cuerpo legislativo compuesto del Subgobernador y de dos Camaras liamadas Consejo legislativo de Quebec y Asamblea legislativa de Quebec.
72.-El Consejo legislativo de Quebec se .compondri de veinticuatro miembros nombrados por el Subgobernador en nombre de la Reina y por decreto sellado con el gran Sello de Quebec, cada uno de los cuales deberi representar uno de los veinticuatro colegios electorales del Bajo Canadd mencionados en la presente Ley. Serin cargos vitalicios, a menos que el cuerpo legislativo de Quebec ordene to contrario de conformidad con la presente Ley.
73.-Las condiciones para ser Consejeros legislativos de Quebec sertin las mismas que deben reunir los Senadores por Quebec.
74.-El cargo de Consejero legislativo de Quebec vacard en los mismos casos, muaais mutandis, en que puedan vacar los de Senador.
75.-Si ocurre una vacante en el Consejo legislativo de Quebec, por dimnisi6n, defunci6n u otra causa, el Subgobernador, en nombre de la Reina, nombrarai por decreto sellado con el gran Sello de Quebec otra persona capaz que reuna las condiciones exigidas para ocupar el cargo.

40

Altamira.- Obras Completas




76.-Si se suscita alguna cuesti6n acerca de las condiciones de un consejero legislativo por Quebec o de una vacante en el Consejo legislativo de Quebec, se tratarai y resolverai por el Consejo legislativo.
77.-El Subgobernador podri, en momento oportuno y por decreto sellado con el gran Sello de Quebec, nombrar Presidente del Consejo legislativo de Quebec a uno de sus miembros, y podra'i igualmente destituirlo nombrando a otro en su lugar.
78.-Hasta que el Cuerpo legislativo de Quebec no determine algo en contrario, sera necearia la presencia de diez miembros del Consejo Legislative, por 1o menos, incluido el Presidente, para constituir una reuni6n del Consejo en el ejercicio de sus funciones.
79.-Las cuestiones que se susciten en el Consejo legislativo de Quebec se resolverin por mayoria de votos y, en todos los casos, tendri voto el Presidente; cuando haya empate se con;iderarai como negativa la resoluci6n.
80.-La Asamblea legislativa de Quebec se compondri de sesenta y cinco miembros, que Serin elegidos para representar las ses-enta y inco circunscripciones o distritos electorales del a0o Canadd, mencionados en la presente Ley, salvo las alteraciones que pueda introducir el oder legislativo de Quebec; pero no podri ser presentado al Subgobernador para su sanci6n kinguin projecto de Ley que tenga por objeto

41

Colecci6n de Textos




modificar los limites de ninguna de las circunscripciones o distritos electorales enumerados en la segunda c6dula aneja a la presente Ley, a no ser que haya pasado en segunda y tercera lectura en la Asamblea legislativa con la asistencia de la mayoria de los miembros representando todas estas circunscripciones o distritos electorales; y no se dari sainci6n a ninglin proyecto de Ley de esta naturaleza a menos que presente la Asamblea legislativa un mensaje dirigido al Gobernador declarando que tal proyecto de Ley ha pasado por ,esos trimites.
3. Ontario y Quebec.
81.-Los Cuerpos legislativos de Ontario y de Quebec, respectivamente, seran convocados no mis tarde de seis meses despu6s de la Uni6n.
82.-El Subgobernador de Ontario y el de Quebec debterin convocar oportunamente la Asamblea Legislativa de la respectiva provincia, en nombre de la Reina y por decreto sellado con el gran Sello de la provincia.
83.- En tanto que el Poder legislativo de Ontario o de Quebec no ordene lo contrario, no podri ser elegido miembro de la Asamblea legislativa de estas provincias ni podri tener asiento y voto como tal, cualquiera que acepte u ocupe en la provincia de Ontario o en la de Quebec un cargo, comisi6n o empleo de modo permanente o temporal por nombramiento del Subgobernador, y al cual vaya unido un sueldo(

42

Altamira.- Obras Completas




Colecci6n de Textos 43
anual u honorarios, retribuci6n o emolumento o provecho de cualquier naturaleza o cantidad que se pague con fondos de la provincia; pero nada de lo contenido en esta secci6n incapacitari para ser elegible ni para ocupar puesto en la Cimara y votar en ella a cualquiera que sea miembro del Consejo ejecutivo de la respectiva provincia o ejerza alguno de los cargos siguientes: Fiscal de la Corona, Secretario y Registrador de la provincia, Tesorero de la provincia, Comisario de tierras pertenecientes a la Corona y Comisario de agricultura y Obras ptiblicas; y, en la provincia de Quebec, el de Procurador general, con tal que se le haya elegido durante el ejercicio de su cargo.
84.- Hasta tanto que el Poder legislativo de Quebec o el de Ontario respectivamente no dispongan otra cosa, se aplicarin respectivamente a las elecciones de los miembros para las Asambleas legislativas de Ontario y de Quebec todas las leyes en vigor en estas respectivas provincias en el momento de la Uni6n, referentes a las cuestiones siguientes: capacidades o incapacidades de los candidatos para ser elegidos o para tomar asiento o votar como miembros de la Asamblea del Canada; capacidades o incapacidades de los votantes; juramento exigido a los votantes; interventores electorales y sus poderes y deberes; procedimientos electorates; periodos durante los cuales se realicen las elecciones; re oluciones referentes a elecciones protestadas y




procedimientos e incidencias que istas ocasionan; asientos vacantes en el Parlamento y emisi6n y ejecuci6n de nuevas 6rdenes electorales en el caso de vacantes ocurridas por otras causas que la disoluci6n.
Mientras el Poder legislativo de Ontario no disponga otra cosa, en toda elecci6n para miembro de la Asamblea legislativa de Ontario por el distrito de Algoma tendri voto, ademis de las personas que to tienen por virtud de la Ley de la provincia del Canadd, todo sibdito ingles del sexo masculino, de 21 aios o mis, jefe de familia.
85.-Cada Asamblea legislativa de Ontario y cada Asamblea legislativa de Quebec durarai cuatro afios a contar del dia en que se devuelvan las actas de la elecci6n, a menos que sea disuelta antes por el Subgobernador de la provincia.
86.-En las Cdmaras 1legislativas de Ontario y en las de Quebec se convocard a sesiones por to menos una vez cada aflto, de manera que no transcurra el intervalo de doce meses entre la filtima sesi6n de una reuni6n legislativa de cada provincia y la primer sesi6n de la reuni6n siguiente.
87.-Se extenderin y aplicarin a las Asambleas legislativas de Ontario y de Quebec las disposiciones siguientes de la presente Ley que se refieren a la Cimara de Diputados del Canadd, a saber: las relativas a la elecci6n de un Presidente por primera vez y cuando se pro.

Altamira.- Obras Completas

44




duzca vacante; a los deberes del Presidente; a las ausencias de 6ste; al qudrum y a la forma de votaci6n; todo como si estas disposicioneg estuvieran aqui decretadas y expresamente aplicadas a cada Asamblea legislativa.
4.-Nueva Escocia y Nueva Brdnswick.
88.-La constituci6n del Poder legislativo de cada una de las provincias de Nueva Escocia y Nueva Brdnswick continuardi siendo, conforme a las disposiciones de la presente Ley, la que estaba en vigor en la epoca de la Uni6n, hasta tanto que no sea modificada pot virtud de la presente Ley; y la Cimara de Asamblea de Nueva Brdnswick que esti en funciones al aprobarse la presente Ley deberi continuar por el period para el que fue elegida, a menos que sea disuelta anteriormente.
5.-Ontario, Quebec y Nueva Escocia.
89.-Cada uno de los Subgobernadores de Ontario, Quebec y Nueva Escocia expedirai las candidaturas para la primera elecci6n de los miembros de la Asamblea legislativa seglin la forma y para la persona que juzgue apta y en la 6poca que sefiale el Gobernador general, dirigiendose al funcionario interventor de elecciones que esta autoridad elija, de manera que la primnera elecci6n de miembro de la Asamblea por cualquier distrito electoral o subdivisi6n de distrito se haga en el mismo tiempo y lugar que la elecci6n

Colecci6n de Textos

45




de un miembro de la Cimara de Diputados del Canadai por el mismo distrito.
6.-Las cuatro provincias.
90.- Las disposiciones siguientes de la presente Ley, relatives al Parlamento del Canadi, a saber: relativas a los proyectos de ley sobre creditos e impuestos; a la contrataci6n de emprestitos; a la sanci6n de proyectos de ley; a la negativa de sanci6n de las Leyes y a la significaci6n del beneplicito en los proyectos ,de Ley reservados, se extenderin y aplicarin a los Parlamentos de las diferentes provincias como si hubieran sido 'decretadas y aplicadas en sus propios terminos a las provincias respectivas y a sus Parlamentos, s'ustituyendo las palabras <>; > y <> por <; el termino de dos afios por el de uno, y la palabra < VI. DISTRIBUCION DE LOS PODERES
LEGISLATIVOS.
Poderes del Parlamento.
91.-Es atribuci6n de la Reina, con el dictamen y consentimiento del Senado y de la Cimara de los Diputados, hacer leyes para mantener la paz, el orden y el buen gobierno del

46

Altamira.- Obras Completas




Colecci6n de Textos 47
Canadd, relativas a todas las materias que no entren en las categorias de los asuntos asignados exclusivamente por la presente Ley a los Parlamentos de las provincias; mas para mayor garantia, sin querer restringir a la vez la generalidad de los terminos empleados mis arriba en esta secci6n, se declara por la presente (no obstante toda disposici6n contraria enunciada en la presente Ley) que la autoridad legislativa exclusiva del Parlamento del Canada se extiende a todas las materias comprendidas en las categorias de asuntos enumeradas a continuaci6n:
1.- Deuda y propiedades piblicas.
2.- Reglamentaci6n del trifico y del comercio.
3.- Imposici6n de tributos por todos los modos y sistemas de tasaci6n.
4.- Empristitos de moneda con garantia del cr'dito piblico.
5.- Servicio postal.
6.- Censos y estadisticas.
7.-Milicia, servicio militar, servicio naval y defensa del territorio.
8.- Fijaci6n y pago de sueldos y honorarios de los empleados civiles y otros del Gobierno del Canadd.
9.-Sefiales, boyas, faros e Isla de Arena.
10.- Navegaci6n y asuntos maritimos.
11.- Cuarentenas y establecimiento y sostenimiento de hospitales maritimos.
12.- Pesca en las costas y en el interior.




13.- Transportes entre una provincia y otro pais britinico o extranjero, o entre 1os provincias.
14.- Aculiaci6n y circulaci6n de la moneda.
15.- Bancos, incorporaci6n de los bancos y emisi6n del papel moneda.
16.- Cajas de ahorro.
17.- Pesas y medidas.
18.- Letras de cambio y pagares.
19.- Del interns monetario.
20.- De las monedas en curso.
21.- Quiebras e insolvencias.
22.- Patentes de invenci6n y de descubrimientos.
23.- Derecho de autores.
24.- De los indios y tierras reservadas a los indios.
25.- De la naturalizaci6n y legislaci6n sobre extranjeros.
26.- Matrimonio y divorcio.
27.- Leyes penales y procedimientos en materia criminal, salvo la constituci6n de los Tribunales de jurisdicci6n penal.
28.- Establecimiento, sostenimiento y administraci6n de las prisiones, y
29.-Los asuntos expresamente exceptuados en la enumeraci6n de los asignados exclusivamente por la presente Ley a los Parlamentos de las provincias.
Ninguna de las materias incluidas en las categorias de asuntos enumeradas en esta ,secci6n

Altamira.- Obras Completas

48




podri ser comprendida entre las de naturaleza local o privada y que se enumeran en las clases de asuntos asignados por la presente Ley a la legislaci6n de las provincias exclusivamente.
Poderes exclusivos de los Parlamentos
provinciales.
.92.- El Parlamento de cada provincia podri hacer aquellas leyes que entren exclusivamente dentro de las categorias de asuntos que a continuaci6n se enumeran:
1.- Modificaciones que, no obstante to dispuesto en esta Ley, se estimen convenientes en la constituci6n de la provincia, excepto lo que se refiera al cargo de Subgobernador.
2.- Impuestos directos dentro de los limites de la provincia, con el fin de aumentar los ingresos para fines provinciales.
3.- Empristitos con garantia del cr6dito exclusivo de la provincia.
4.- Creaci6n y provisi6n de cargos provindciales y nombramientos y pagos de los empleados de la respectiva provincia.
5.- Administraci6n y venta de tierras piblicas pertenecientes a la provincia y de los bosques y aprovechamientos forestales.
6.- Creaci6n, sostenimiento y administraci6n de prisiones pdiblicas y reformatorios en la provincia y para la misma.
7.- Creaci6n, sostenimiento y administraci6n de hospitales, asilos, hospicios e instituciones de

49

Colecci6n de Textos




beneficencia en la provincia y para la misma, excepto los hospitales de Marina.
8.- Instituciones municipales de la provincia.
9.- Licencias para tiendas, cafds, tabernas, subastas, etc., con el fin de obtener ingresos para los gastos provinciales, locales o municipales.
10.- Trabajos y empresas de naturaleza local, salvo los enumerados en la relaci6n siguiente:
a) Lineas de vapores o de otra clase de barcos, ferrocarriles, canales, tel6grafos y otros trabajos y empresas que unan una provincia a otra o a otras y que traspasen
los limites de la provincia.
b) Lineas de vapores entre la provincia y cualquier pais dependiente del imperio Britdnico o cualquier pais extranjero.
c) Trabajos que, aun radicando enteramente
en el territorio de la provincia, sean declarados por el Parlamento del Canadd, antes o despuds de su ejecuci6n, como de provecho general del Canadd o de dos o
mis provincias.
11.- Agrupaci6n de companifas para fines provinciales.
12.- Celebraci6n de matrimonios en la provincia.
13.- Propiedad y derechos civiles en la provincia.
14.- Administraci6n de justicia en la provincia, incluyendo la creaci6n, sostenimiento y organizaci6n de Tribunales de justicia para la pro-

50

Altamira.- Obras Completas




vincia, con jurisdicci6n civil y criminal, incluso tos procedimientos en materia civil ante estos tribunales.
15.- Imposici6n de castigos por via de correc.ci6n, aplicaci6n de penas o encarcelamiento para hacer que se cumpla toda Ley provincial decretada sobre asuntos incluidos en una de las categorias enumeradas en esta secci6n; y
16.- En general, toda materia de naturaleza puramente local o privada de la provincia.
Instrucci6n ptiblica.
93.- En cada provincia, el Parlamento podri legislar sobre instrucci6n piiblica s61o con sujeci6n a las siguientes reglas:
1.a- Estas leyes no podrin conculcar los derechos o privilegios que con respecto a las de Denominational Schools tenga por Ley, en una provincia de las de la Uni6n, cualquiera clase de personas;
2. a- Todos los poderes, privilegios y deberes conferidos e impuestos por la Ley en el Alto Canadd, antes de la uni6n, a las escuelas confesionales y a la Asociaci6n de escuelas de los stibditos cat61icos romanos de Su Majestad, se extenderin por la presente Ley a las escuelas disidentes de los sibditos de la Reina, protestantes y cat61icos romanos, en la provincia de Quebec;
3. En cualquier provincia en que exista un sistema de Escuelas confesionales o disidentes

Colecci6n de Tektos

51




que estuvieran autorizadas por la Ley en el momento de la Uni6n 0 si se establece subsiguientemente por el Poder legislativo de la provincia,-se podra apelar al Gobernador general, en Consejo, de todo acto o resoluci6n de cualquier autoridad provincial que afecte a uno de los derechos o privilegios de la minoria protestante o cat61ica romana de los stibditos de Su Majestad, en cuanto dichos derechos o privilegios se refieran a Instrucci6n piblica, y
4.*a- En caso de que no se ordene por Ley provincial, segin de tiempo en tiempo juzgue necesario el Gobernador general en Consejo, el cumplimiento de las disposiciones de la presente Ley o en caso de que alguna resoluci6n del Gobernador general en Consejo, sobre alzada interpuesta en virtud de esta secci6n, to se ejecute por la autoridad provincial competenteentonces, y solamente mientras las circunstancias de cada caso lo exijan, el Parlamento del Canadd podri acordar leyes pertinentes para solucionar la cuesti6n, dando curso y ejecuci6n a las disposiciones de la secci6n presente, asi como tambi n a toda resoluci6n dada por el Gobernador general en Consejo, de conformidad con las disposiciones de esta misma secci6n.
Uniformidad de las leyes en Ontario, Nueva
Escocia y Nueva Branswick.
94.- No obstante las disposiciones contrarias incl idas en la presente Ley, el Parlamento del

52

Altamira.- Obras Completas




Canadd podri adoptar las medidas conducentes a la uniformidad de todas las leyes o parte de ellas, relativas a la propiedad y a los derechos civiles en Ontario, Nueva Escocia y Nueva Brdtnswick, y a los procedimientos en todos y cada uno de los tribunales de estas tres provincias; y desde el momento de la promulgaci6n de cualquier Ley dirigida a este efecto, la facultad del Parlamento del Canadd para acordar leyes relativas a los asuntos comprendidos en tal ley ser~i ilimitada, no obstante toda disposici6n contraria de la presente Ley; pero toda ley del Parlamento del Canadd que tienda a esta uniformidad no surtira efecto en una provincia hasta despues de haber sido adoptada y decretada comnto Ley por el Poder legislativo de la misma.
Agricultura e inmigraci6n.
95.- En cada provincia est i facultado el Parlamento para hacer leyes referentes a la Agricultura y a la inmigraci6n dentro de la misma; y por la presente se declara que el Parlamento del Canadi podri oportunamente hacer leyes relativas a la Agricultura y a la inmigraci6n para todas las provincias en comdn o para cada una en particular; y toda Ley del Parlamento provincial relativa a la Agricultura o A la inmigraci6n, tendri efecto de ley mientras no sea incompatible con alguna de las leyes del Partamento del Canadd.

Colecci6n de Textos

53




VII. PODER JUDICIAL.
96.- El Gobernador general nombrari a los jueces de los Tribunales superiores, de distrito o de condado de cada provincia, excepto los de los tribunales de testamentarias de Nueva Escocia y de Nueva Brdnswick.
97.- Hasta tanto que se haya dado uniformidad a las leyes relativas a 'la propiedad y a los derechos civiles en Ontario, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick y a los procedimientos de los Tribunales de estas provincias, los jueces de los Tribunales de las mismas cuyo nombramiento corresponde al Gobernador general deben ser nombrados entre los abogados de estas respectivas provincias.
98.- Los jueces de los Tribunales de Quebec serin elegidos entre los abogados de esta provincia.
99.- Los jueces de los Tribunales superiores ocuparin el cargo mientras observen buena conducta, pero podrin ser destitufdos de sus funciones por el Gobernador general a petici6n del Senado y de la Cimara de los Diputados. 100.- Los sueldos, asignaciones y pensiones de los jueces de los Tribunales superiores, de distrito y de condado (excepto los de los Tribunales de testamentarias de Nueva Escocia y de Nueva Brdnswick) y de los Tribunales del Almirantazgo, cuando los jueces de estos filtimos reciban sueldo, se fijarin y pagarin por el Parlamento del Canadd.

54

Altamira.- Obras Completas




101.- No obstante cualquier disposici6n contraria contenida en la presente Ley, tel Parlamrnento del Canadd podri, cuanto la ocasi6n 1o requiera, adoptar medidas conducentes a crear, sostener y organizar un Tribunal general de apelaci6n para el Canadd y establecer Tribunales complementarios para la mejor aplicaci6n de las leyes del Canadd.
VIII. RENTAS, DEUDAS POBLICAS, PROPIEDADES E IMPUESTOS.
102.- Todos los criditos y rentas correspondientes a cada uno de los Parlamentos del Canadd, Nueva Escocia y Nueva Brunswick que antes yen la Uni6n tuvieron y tienen facultad de apropiacion y salvo los reservados por la presente Ley a los respectivos Parlamentos, o que sean percibidos por ellos conforme a los poderes especiales que les confiere la presente Ley, formarin un fondo consolidado de rentas piblicas para ser empleado en el servicio pdblico del Canadd, en la forma prevenida en la presente Ley y con las cargas previstas en la misma.
103.- El fondo consolidado de rentas pdiblicas del Canadd estard gravado permanentemente con los gastos, cargas y costas que ocasione su percibo, administraci6n y recaudaci6n, los cuales constituirin el primer gravamen sobre este fondo, y podri ser sometido a las revisiones y comprobaciones que ordene el Gobernador

55

Colecci6n de Textos




general en Consejo, hasta que provea sobre ello el Parlamento.
104.- El interns anual de las deudas pdblicas de las distintas provincias de Canadd, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick, en la Uni6n, constituirai el segundo gravamen sobre el fondo consolidado de rentas piblicas del Canadd.
105.- Hasta que no sea modificado por el Parlamento del Canadd, el sueldo del Gobernador general seri de diez mil libras esterlinas, mnoneda del Reino Unido de Gran Brelaia y de Irlanda; esta cantidad se pagara del fondo (de las rentas piblicas del Canadi y constituira la tercera carga sobre dicho fondo.
106.- Aparte los diferentes pagos con que se le grava por la presente Ley, iel fondo consolidado de rentas piblicas del Canadd quedari a disposici6n del Parlamento del Canadd para el servicio pdblico.
107.- Todos los fondos, dinero en Caja, dep6sitos en los bancos y demis valores pertenecientes a cada provincia en el momento de la Uni6n, salvo las excepciones detalladas en la presente Ley, serin de propiedad del Canadd, y del total se descontardn las deudas respectivas de las provincias en el momento de la Uni6n.
108.- Las obras y propiedades ptfblicas de cada provincia detalladas en la c6dula tercera aneja a la presente Ley, pertenecerin al Canadd.
109.- Todas las tierras, minas, minerales y reservas reales correspondientes a las provincias

56

Altamira.- Obras Completas




de Canadd, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick y todas las cantidades de dinero debidas entonces o pagaderas por estas tierras, minas, minetrales y reservas reales, pertenecerin a las diferentes provincias de Ontario, Quebec, Nueva Escocia y Nueva Brunswick en que radiquen y estin situados, pero sujetos siempre a las cargas con que estin gravados, asi como a los intereses que correspondan fuera de la respectiva provincia.
110.- La totalidad del activo inherente a las porciones de la deuda piiblica asumidas por cada provincia, perteneceri a la misma.
11.- Canadd seri responsable de las deudas y obligaciones de cada provincia existentes cuando la Uni6n.
112.- Las provincias de Ontario y Quebec serin responsables conjuntamente ante el Canadd del exceso (si lo hubiere) de la deuda de la provincia del Canadd cuando la Uni6n, caso de que dicha deuda excediera de sesenta y dos millones quinientos mil d61ares, y quedarin obligadas al pago de los intereses Ide este exceso a raz6n del cinco por ciento anual.
113.- El activo enumerado en la cuarta cidula aneja a la presente Ley, que perteneciera a la provincia del Canadd cuando la Uni6n, seri de propiedad de Ontario y de Quebec conjuntamente.
114.-Nuaeva Escocia seri responsable ante el Canadd del exceso (si lo hubiere) de su deuda

Colecci6n de Textos

57




pfiblica, caso de que, cuando la Uni6n, pasara dicha deuda de ocho millones de d61ares, quedando obligada al pago de los intereses del exceso a raz6n del cinco por ciento anual.
115.- Nueva Brdnswick serai responsable ante el Canadd del exceso (si lo lhubiere) ide isu deuda ptiblica, caso de que, cuando la Uni6n, excediera dicha deuda de siete millones de d61ares, quedando obligada al pago de los intereses de este exceso a raz6n del cinco por ciento anual.
116.- En el caso de que las deudas piblicas de Nueva Escocia y de Nueva Rrdnswick, cuando la Uni6n, no excedieran de ocho milliones y siete millones respectivamente, cada una de estas provincias tendri derecho a recibir del Gobierno del Canadd, por semestres adelantados, los intereses correspondientes a raz6n del cinco por ciento sobre la diferencia que exista entre la cantidad real de sus deudas respectivas y la cantidad fijada.
117.- Las distintas provincias conservarin todas sus propiedades ptiblicas respecto de las cuales no disponga otra cosa la presente Ley, reservindose el Canadd el derecho de tomar las tierras o las propiedades pfiblicas que necesitare para las fortificaciones y defensa del pais.
118.- El Canadd pagari anualmente a las distintas provincias las siguientes cantidades para el sostenimiento de sus gobiernos y Parlamentos:

58

Altamira.- Obras Completas




Ontario .............. $ 80.000
Quebec .............. ., 70.000
Nueva Escocia .......... ,, 60.000
Nueva Brfinswick ....... o, 50.000 Total ...... $ 260.000
y cada provincia tendrai derecho a una subvenci6n anual de ochenta centimos por habitante segin el censo de mil ochocientos sesenta y uno, y en lo que se refiere a Nueva Escocia y Nueva Brdnswick, segfin cada censo decenal subsiguiente, hasta que la poblaci6n de cada una de estas dos provincias se eleve a cuatrocientas mil almas, cifra con la cual quedard fijada definitivamente la subvenci6n. Mediante estas subvenciones quedari siempre exento el Canadd de toda reclamaci6n futura, pagandose por semestres adelantados a cada provincia; pero el Gobierno del Canadd deduciri de estas subvenciones, con relaci6n a cada provincia, toda cantidad que pueda exigirle como interns sobre la deuda piblica de la misma, si dicha deuda excede de las varias cuantias determinadas en la presente Ley.
119.- Naeva Brdnswick recibirai del Canadd, en pagos semestrales adelantados y por un periodo de diez aios a partir de la Uni6n, una, subvenci6n suplementaria de sesenta y tres mil d61ares por aiio; pero mientras la deuda ptiblica de esta provincia sea inferior a siete millones de d61ares, se deducirai de la suma de sesenta y tres mil d61ares una cantidad igual a

Colecci6n de Textos

59




los intereses sobre esa diferencia a raz6n del cinco por ciento anual.
120.-Todos los pagos dispuestos por la presente Ley, o destinados a extinguir las obligaciones contraidas en virtud de cualquier Ley de las provincias del Canadd, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick respectivamente y asumidos por el Canadi, se harin en la forma que determine oportunamente el Gobernador general en Consejo, hasta tanto que el Parlamento del Canadd ordene otra cosa.
121.- Todos los articulos vegetales producidos o manufacturados en una cualquiera de las provincias, serin admitidos libremente, a partir de la fecha de la Uni6n, en cada una de las otras provincias.
122.- Las leyes de aduanas y de consumos de cada provincia quedarin vigentes en ella, segiin las disposiciones de la presente Ley, hasta que sean modificadas por el Parlamento del Canadd.
123.- En el caso de que los derechos de aduana gravasen antes de la Uni6n cualquier articulo en dos provincias, estos articulos, despuds de la Uni6n, podrain ser importados de una de estas provincias a la otra probando el pago de los derechos de aduana con los cuales hayan sido gravados en la provincia de procedencia y pagando el exceso (si lo hay) respecto a los derechos de aduana con que est6n gravados en la provincia de destino.
124.- Las disposiciones de la presente Ley no

60

Altamira.- Obras Completas




modificarin el privilegio garantizado de Nueva Brdtnswick de percibir los impuestos sobre las maderas de construcci6n establecidos por el capitulo XV del titulo III de los Estatutos revisados de Nueva Brdnswick, o por cualquier ley que los modifique antes o despues de la Uni6n, pero sin aumentar el importe de estos impuestos; y las maderas de construcci6n de las otras provincias no estarin sujetas a dicho impuesto.
125.- Ninguna tierra o propiedad perteneciente al Canadd o a una provincia cualquiera en particular, estari sometida a impuestos.
126.- Los criditos y rentas correspondientes a cada uno de los Parlamentos del Canadd, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick, antes de la Uni6n, y que, por la presente Ley, estan reservados a los Gobiernos o Parlamentos de las respectivas provincias, y todos los ingresos y rentas percibidos por ellos conforme a los poderes especiales que les estin conferidos por la presente Ley, constituirin en cada provincia un fondo consolidado que se aplicani al servicio ptiblico de la misma.
IX. DISPOSICIONES DIVERSAS.
Disposiciones generales.
127.- Si a un miembro del Consejo legislative del Canadd, de Nueva Escocia o de Nueva Brtinswick se le ofreciera, al promulgarse la presente Ley, un asiento en el Senado y no lo acep-

61

Colecci6n de Textos




tara en el tdrmino de treinta (dias por escrito firmado de su pufio y letra y dirigido al Gobernador general de la provincia del Canadd o al Subgobernador de Nueva Escocia o de Nueva Brdnswick (segin el caso), se considerarai que lo ha rechazado; y quienquiera que, siendo miembro del Consejo legislativo de Nueva Escocia o de Nueva Brdnswick al promulgarse la presente Ley, aceptara una plaza en el Senado, dejardni vacante ipso lacto su asiento en el Consejo legislativo.
128.- Los miembros del Senado o de la Camara de Diputados del Canadi, antes de entrar en el ejercicio de sus funciones, deben prestar y suscribir, ante el Gobernador general o persona por 61 autorizada, el juramento de fidelidad expresado en la quinta c6dula aneja a la presente Ley. Igualmente, los miembros del Consejo legislativo o de la Asamblea legislativa de una provincia, antes de entrar en el ejercicio de sus funciones, deben prestar y suscribir, ante el Subgobernador de la misma o persona por 61 autorizada, el juramento de fidelidad indicado en la c6dula antes citada; y los miembros del Senado del Canadd y del Consejo legislativo de Quebec deberin tambi6n, antes de entrar en el ejercicio de sus funciones, prestar y suscribir ante el Gobernador general o persona por "1 autorizada la declaraci6n de las calificaciones indicadas en la misma cbdula.
129.-- Salvo toda disposici6n contraria pres-

62

Altamira. Obras Completas




Colecci6n de Textos 63
crita por la presente Ley, todas las leyes que estaban vigentes en Canadd, en Nueva Escocia o Nueva Brdnswick cuando la Uni6n, todos los Tribunales de jurisdicci6n civil y criminal, todas las comisiones, poderes y autoridades que tengan fuerza legal, y todos los funcionarios judiciales, administrativos y ministeriales que existieren en el momento de la Uni6n, continuarin en sus cargos en las provincias de Ontario, Quebec, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick respectivamente, como si la Uni6n no hubiere tenido efecto; pero podrin, sin embargo, ser revocados, suprimidos o modificados por el Parlamento del Canadi, o por el de la respectiva provincia, bajo la autoridad de uno de ellos, en virtud de la presente Ley (salvo los casos previstos por las leyes del Parlamento de la Gran Bretalia o del Parlamento del Reino Unido de la Gran Bretalia y de Irlanda,).
130.- Mientras que el Parlamento del Canadd no ordene otra cosa, todos los empleados de las distintas provincias que tengan que cumplir deberes relativos a categorias de asuntos no incluidas en las asignadas por la presente Ley a los Parlamentos de las provincias, serin considerados como empleados del Canadai y continuarin cumpliendo los deberes de sus cargos respectivos con las mismas obligaciones, responsabilidades y sanciones que si no se hubiese efectuado la uni6n.
131.- Hasta tanto que el Parlamento del Ca-




nadd no ordene otra cosa, el Gobernador general en Consejo podri nombrar a su debido tiempo los empleados que crea necesarios y titles para la eficaz ejecuci6n de la presente Ley.
132.-El Parlamento y el Gobierno del Canadd, como partes integrantes del Imperio Britinico, tendrin todos los poderes necesarios para cumplir con los pauses extranjeros las obligaciones del Canadd o de cada una de sus provincias y que procedan de tratados estipulados entre el Imperio y aquellos pauses.
133.- En los debates de las Cimaras del Parlamento del Canadd y de las Camaras legislativas de Quebec, seri potestativo el uso de la lengua francesa o de la lengua inglesa, pero sera obligatorio el uso de las dos lenguas en los respectivos documentos y publicaciones de estas Cmaras. Cualquiera de estas dos lenguas puede ser usada por cualquier persona en cualquier pleito o proceso ante los Tribunales del Canadd u otro establecido por la presente Ley y ante todos los Tribunales de Quebec.
Las leyes del Parlamento del Canadd y las emanadas del Poder legislativo de Quebec deben ser impresas y publicadas en ambas lenguas.
Ontario y Quebec.
134.- Hasta tanto que el Poder legislativo de Ontario o de Quebec no ordene otra cosa, cada uno de los Subgobernadores de Ontario y de Quebec podri nombrar, con la autoridad del

04

Altamira.- Obras Completas




Colecci6n de Textos 65
gran Sello de la provincia, los funcionarios que a continuaci6n se expresan y que ocuparin el cargo mientras dure el beneplicito: Fiscal de la Corona, Secretario y Archivero de la provincia, Tesorero de la provincia, Comisairio de tierras de la Corona y Comisario de Agricultura y Obras puiblicas, y, en lo que a Queblec se refiere, el Procurador general; podri tambien, por Decreto del Subgobernador en Consejo, reglamentar oportunamente las atribuciones de estos funcionarios y de los diversos departamentos sometidos a su inspecci6n y a los cuales estin adscritos, y de los oficiales y empleados incorporados a los mismos; y podri igualmente nombrar otros funcionarios que permanecerin en sus cargos mientras cuenten con el beneplicito, y prescribir a su debido tiempo sus atribuciones y las de los diversos departamentos colocados bajo su cuidado y a los cuales pertenecen, asi como tambidn las de los oficiales y empleados destinados en los mismos.
135.- Mientras tanto que el Poder legislativo de Ontario y de Quebec no ordene otra cosa, todos los derechos y deberes, poderes, funciones, responsabilidades o atribuciones que a la promulgaci6n de la presente Ley y sin oponerse a ella estuvieran conferidos o impuestos al Fisal de la Corona, Procurador general, Secrefrio y Archivero de la provincia del Canadd, Ministry de Hacienda, Comisario de tierras de a Corona, Comisario de Obras ptiblicas y
3




Ministro de Agricultura y Recaudador general, por eualquier Ley, Estatuto u ordenanza del Alto Canadd, Bajo Canadd odel Canddd, seran conferidos o impuestos a todo funcionario que sea nombrado por el Subgobernador para el desem. perio de dichos cargos o de cada uno de ellos, con tal de que no sean contrarios a to que dispone esta Ley; el Comisario de Agricultura y Obras piblicas tendrai los deberes y funciones correspondientes al cargo de Ministro de Agricultura, a la promulgaci6n de esta Ley, por virtud de la ley de la provincia del Canadd, asi como tambi6n los de Comisario de Obras pi. blicas.
136.- Hasta tanto que el Subgobernador en Consejo modifique los grandes Sellos de Ontario y Quebec respectivamente, serin istos los mismos y del mismo modelo que los usados en las provincias del Alto y Ba/o Canadd respec. tivamente antes de su uni6n como provincias del Canadd.
137.- Las palabras u otras que tengan el mism sentido, empleadas en toda ley provisional d6 la provincia del Canadd vigente antes de h: Uni6n, serin interpretadas como significando dh pr6xima reuni6n del Parlamento del Canadds si el objeto de la ley entra en la categoria de log poderes que corresponden a este Parlament< segin la presente Constituci6n; y, si no, (
Altamira.- Obras Completas

66




pr6ximas reuniones de los Parlamentos de Ontario y de Quebec>> respectivamente, si el objeto de la ley corresponde a la categoria de los poderes atribuidos a estos tiltimos Parlamentos segin la presente Ley.
138.- Desde la 4poca de la Uni6n y despues de ella, el empleo de las palabras < en lugar de <>, o en lugar de <>, no invalidarin ninguna ley, deereto, proceso, pleito, documento o asunto.'
139.- Todo decreto publicado con anterioridad a la 6poca de la Uni6n bajo la autoridad del gran Sello del Canadai, para surtir efectos en fec4a posterior a la Uni6n, bien se refiera a esta iltima provincia o al Alto Canadd o Bajo Canadd y a las diferentes materias y casos en I indicados, quedarlin en vigor como si la Uni6n no hubiera tenido efecto.
140.- Todo decreto cuya promulgaci6n, bajo la autoridad del gran Sello del Canadd, est6 corroborada por alguna ley del Parlamento de la provincia del Canadd (bien se refiera a esta proincia o a las del Alto Canadd o Bajo Canadd) y que no se haya publicado antes de la Uni6n, podri ser publicado por el Subgobernador de Ontario o de Quebec (segdn el caso), bajo la autoridad del gran Sello de la respectiva provincia; y a contar de la publicaci6n de tal decreto los asuntos y materias en el contenikdos tendrain y continuarin teniendo la misma fuerza v surtiran los mismos efectos en Ontario o

Colecei6n de Textos

67




Quebec como si no se hubiera efectuado la Uni6n.
141.-El penal de la provincia del Canadd continuarai siendo y seri el penal de Ontario y de Quebec mientras el Parlamento del Canada no tome otras providencias.
142..- La divisi6n y distribuci6n de las deudas, cr6ditos, obligaciones, propiedades y fondos del Alto y Bajo Canadd, serin encomendadas a la resoluci6n de tres airbitros, de los cuales uno seri elegido por el gobierno de Ontario, otro por el gobierno de Quebec y otro por el Gobierno del Canadd; la elecci6n de airbitros no tendri efecto hasta tanto que se hayan reunido el Parlamento del Canadd y los de Ontario y de Quebec; no podri ser elegido airbitro por el gobierno del Canadd quien esti domiciliado en Ontario o en Quebec.
143.- El Gobernador general en Consejo podri ordenar a su tiempo que los archivos, libros y documentos de la provincia del Canddd que estime oportuno sean transferidos y entregados a Ontario o a Quebec, y en su virtud pasarin a ser desde luego propiedad de la respectiva provincia; las copias o extractos de estos documentos, debidamente certificados por el funcionario encargado de la custodia de los originales, serin admitidos como pruebas.
144.- El Subgobernador de Quebec podrti a su tiempo decretar, bajo la autoridad del gran Sello de la provincia y con la efectividad de la

68

Altamira.- Obras Completas




cha indicada en el Decreto, el establecimiento
e Municipios en las partes de la provincia de laebec donde no se hayan establecido ain y jar sus terminos municipales.
X. FERROCARRILES INTERCOLONIALES.
145.- Considerando que las provincias de Cadd, Nueva Escocia y Nueva Brdnswick han incidido en exponer la necesidad de la consucci6n del ferrocarril intercolonial como reisito esencial para consolidar la Uni6n de la mdrica Britdnica del Norte y su aceptaci6n por aeva Escocia y Nueva Brdnswick, y que en nsecuencia han acordado dichas provincias que Gobierno del Canadd debia tomar sus resoluones para su construcci6n inmediata; por tanto, ra hacer efectivo este acuerdo, sera obligaci6n el Gobierno y del Parlamento del Canadd proher, para comenzar dentro de los seis meses que gan a la Uni6n, los trabajos de construcci6n de 1 ferrocarril que una el rio San Lorenzo con Spoblaci6n de Hdlifax en Nueva Escocia, y ra la construcci6n de 61 sin interrupci6n y su rminaci6n con la mayor diligencia posible.
XI. ADMISION DE OTRAS COLONIAS.
146.- Seri potestativo de la Reina, de acuerdo n el Muy Honorable Consejo Privado de Su iajestad, y a petici6n de las Caimaras legislati-

olecci6n de Textos

69




vas de Canadd y de las Caimaras de los Parlamentos respectivos de las Colonias o provincias de Terra-Nova, Isla del Principe Eduardo y de la Colombia Britdnica, admitir en la Uni6n estas colonias o provincias o una de ellas, y, a petici6n de las Cimaras del Parlamento de Canadd, admitir en la Uni6n la Tierra de Rdpert y el Territorio del Noroeste o una de estas posesiones, en los tdrminos y condiciones que en cada caso se expresen en la instancia y que juzgue la Reina conveniente aprobar, segtin la presente Ley; y todas las disposiciones de cualquier orden tomadas en Consejo sobre este particular surtirin el mismo efecto que si hubieran sido decretadas por el Parlamento del Reino Unido: de la Gran Bretalia e Irlanda.
147.- En el caso de admisi6n de Terra-Nova y de la Isla del Principe Eduardo, o de una u otra de estas colonias, cada una fde ellas tendril el derecho de ser representada por cuatro miem-1r bros en el Senado del Canadd; y (no obstant: toda disposici6n contraria contenida en la pre.sente Ley), en ,el caso de ser admitida Terra., Nova, el ntimero normal de Senadores seri di setenta y seis, y su miximo de ochenta y dose pero cuando se haya admitido a la Isla de) Principe Eduardo sera comprendido su censo e la tercera de las tres partes en que esti divididt por esta ley el Canadd con relaci6n a la consti" tuci6n del Senado; y en consecuencia, despudd. de la admisi6n de la Isla del Principe Eduardo

70

Altamira.'- Obras Completas




71

ea o no admitida Terra-Nova, la representaci6n e Nueva Escocia y Nueva Brdnswick en el Seado se reducirai de doce a diez miembros resectivamente, seguin vayan vacando las senaduas. La representaci6n de cada una de estas proincias no se aumentarai nunca m is alli de di.z fiembros, salvo en virtud de las disposiciones e la presente Ley relativas al nombramiento de es o seis Senadores suplementarios por orden e la Reina.
CEDULAS CITADAS EN EL TEXTO
DE LA LEY PRECEDENTE.
Las cidulas 1.a y 2.a contienen la nomenclaira de los distritos electorales.
Cddula tercera.
bras y propiedades pdblicas provinciales que
deben pertenecer al Canadd.
1.-Canales, con los terrenos y fuerzas hi*iulicas adyacentes.
2. Puertos ptiblicos.
3.-Faros y Muelles e Isla de Arena.
4.- Vapores, dragas y demis barcos ptiblicos.
5.-Mejoras de lagos y rios.
6.- Ferrocarriles, acciones de ferrocarriles, potecas y otras deudas contraidas por las comtiias de ferrocarriles.
7.- Caminos militares.
8.- Aduanas, casas de correos y todos los smis edificios pdiblicos, salvo aquellos que des-

,lecei6n de Textos




tine el Gobierno del Canadd para uso de los Parlamentos y de los Gobiernos provinciales.
9.- Propiedades transferidas por el Gobierno imperial y designados con el nombre de propiedades de la artilleria.
10.- Arsenales, locales para ejercicios militares, uniformes, municiones de guerra y terrenos reservados para necesidades pfiblicas y generales.
C dula cuarta.
Activo que serd propiedad comdn de Ontario y
de Quebec.
Fondos para construcciones del Alto Canada.
Manicomios.
Escuela Normal.
Palacios de Justicia en:
Aylmer,
Montreal y
Kamouraska (Bajo Canadi).
Sociedad juridica del Alto Canadi.
Comisiones de impuestos de portazgos de Montreal.
Fondo permanente de la Universidad.
Instituci6n Real.
Fondos consolidados de empristitos municipa. les (Alto Canadi).
Fondos consolidados de empristitos municipal, les (Bajo Canadi).
Sociedad de Agricultura (Alto Canadi).
Concesi6n legal a favor del Bajo Canada.

Altamira.- Obras Completas

72




Pristamos por causa de incendio, de Quebec. Pagos anticipados a Temiscouata. Comisi6n de impuestos de portazgos de Quebec.
Educaci6n-Este.
Capital de edificaciones y de jurados (Bajo .Canad d).
Fondos de los Municipios.
Fondos producto de ingresos de la ensefianza superior (Bajo Canadai).
Cddula quinta.
Jramentos de /idelidad.
< Declaraci6n de las condiciones exigidas.
<((Yo, A. B., declaro y testifico que reuno las alidades exigidas por la Ley para ser nombrado mniembro del Senado del Canadd (o segdn el caso) y que poseo en derecho yen justicia, como propietario, para mi propio uso y beneficio, tierras y heredades en franco y comtin ((socage> o que estoy en posesi6n legal, para mi propio uso y beneficio, de tierras o < o arrendamientos en > o en <
:olecci6n de Textos

73




libres de toda renta, deudas, cargas, hipotecas y alquileres que puedan estar ligados, debidos o pagaderos sobre estos inmuebles p que puedan afectar a ellos, y que no he obtenido el titulo o la posesi6n de todos estos inmuebles o de parte de ellos de una manera colusoria o aparente con el fin de llegar a ser miembro del Senado del Ganadi (o segdn el caso) y que mis bienes muebles e inmuebles rebasan cuatro mil d61ares sobre mis deudas y obligaciones.
ENMIENDAS A LA LEY DE 1867.
I
Sobre la jurisdicci6n del Tribunal Supremo.
( Con sujeci6n alas limitaciones y disposiciones que luego se consignan, puede apelarse al Tribunal Supremo de todas las sentencias definitivas de los Altos Tribunales de instancia filtima, ya sean los referidos Tribunales de Apelaci6n o de primera instancia establecidos ahora o que se establezcan en lo sucesivo en cualquiera provincia del Canadi, en los casos en que el Tribunal de primera instancia sea un Tribunal superior; con la reserva de que no se permita apelaci6n de ninguna sentencia dada en la Provincia de Quela materia disputada no llegue a dos mil d61ares. bec en ningin caso en que la suma o cuantia de

Altamira.- Obras Completas

74A




'1 derecho de apelaci6n en asuntos civiles conedido por esta Ley, debe entenderse como conedido finicamente para los casos mencionados n esta secci6n, excepto los casos del Tesoro Exchequer), los de mandamus, hdbeas corpus Smunicipales como mis adelante se dispone.
(Estatutos revisados, Dominion del Canadai, 886, vol. II, Cap. 135. Ley relativa a los Tribuales Supremo y del Tesoro. Secc. 26).
1. Excepto en lo de otro modo ordenado en sta Ley o en la Ley referente a la apelaci6n, no procederi apelaci6n ninguna ante el Tribunal 6upremo si no procede de los Tribunales Supeiores de tiltimo recurso que tengan jurisdicci6n n la Provincia en que primitivamente se produjo a acci6n, instancia, causa, materia u otro cualuiera procedimiento judicial, sea o no la sentenia o decisi6n tocante a esa acci6n, instancia, ausa, materia u otro cualquiera procedimiento judicial, sea o no la sentencia o decisi6n tocante Sesa acci6n, instancia, causa, materia o proceiimiennto de apelaci6n a ese alto Tribunal de itima instancia.
2. Se dispone que cabe apelaci6n directa al Tribunal Supremo de la sentencia dada por un Tribunal de primera instancia si existe consentiniento de las partes.
3. Se dispone tambi6n que procede apelaci6n inte el Tribunal Supremo con permiso de ese

olecci6n de Textos

75




76 Altamira. Obras Completa
Tribunal, o de un Juez a dl perteneciente, de today sentencia, decreto, orden decretal u orden hecha y pronunciada por un Tribunal Superior de Equic dad, o hecho o pronunciado por cualquier Juez de Equidad o por cualquier Tribunal Superior en toda acci6n, causa, materia u otro procedimiento judicial de la naturaleza de una instanci o procedimiento en equidad, y de las sentencias firmes de todos los Tribunales Superiores de cualquier Provincia que no sea la de Quebec en toda acci6n, instacia, causa, materia u otro procedimiento judicial originalmente comenzado en esos Tribunales Superiores, y sin ninguna apela ci6n intermedia a ningin Tribunal intermedio de apelaci6n de la Provincia.
De conformidad con esta Ley, no procede apelaci6n de ninguna sentencia dada en la Provincia de Quebec de ninguna acci6n, instancia, causa, materia, u otro procedimiento judicial si la materia controvertida no asciende a la suma o valor de dos mil d61ares, a menos que aquella materia, siendo menor de esa suma:
a) Envuela la cuesti6n de validez en una Ley del Parlamento del Canadi o de la Cimara de cualquiera Provincia del Canadi o de una ordenanza o ley de cualquiera de los Consejos o Cuerpos Legislativos de cualquiera de los Territorios o Distritos del Canada; o
b) Diga relaci6n a cualquiera pago de empleo, deuda, renta, beneficio o suma de moneda pagadera a S. M., o a cualquiera Titulo de Tierras o




77

Tenencias, rentas anuales o materias o cosas cuyos derechos en to futuro puedan venderse.
(<>, 54 y 55 Vict. Cap. 25, Secc. 3. Revocaci6n Sub-Secc. 2, Secc. 29, Estatutos Revisados, 1886, Cap. 135).
1. Cuando la materia controvertida envuele cuesti6n o se refiere a cualquier pago de empleo, deuda, renta, beneficio o suma de moneda pagable a S. M. a cualquier titulo de tierras o Tenencias, rentas anuales o materias o cosas cuyos derechos en lo futuro puedan venderse, o alcanzar o exceder a la suma o valor de dos mil d61ares, procederdi apelaci6n de las sentencias dadas en la citada Provincia, aunque tales acciones, instancias, causas, materias u otros procedimientos judiciales no hayan sido entablados inicialmente en el Tribunal Superior.
2. Se dispone que tales apelaciones proceden gnicamente de los Tribunales del Banco de la Reina o del Tribunal Superior en revisi6n, en los casos en que, y no mis alla, no proceda apelaci6n de la sentencia de tal Tribunal, cuando esta confirme la sentencia dada por el Tribunal apelado que por la ley de la Provincia de sea apelable al Comit Judicial del Consejo Privado.
3. Siempre que el derecho de apelaci6n dependa de la cuantia de lo disputado, esta cuantia se entenderi la demandada y no la recobrada, si son diferentes.

Colecci6n de Textos




Altamira.- Obras Completas

(Secc. 4. Revocaci6n Secc. 37, Cap. 135, Estatutos revisados, 1886).
1. El Gobernador en Consejo puede enviar para audiencia y estudio al Tribunal Supremo, y este podri, por tanto, recibir en audiencia y estudio, cuestiones importantes de ley o de hecho tocante a legislaci6n provincial, o de jurisdici6n apelada en cuestiones de ensefianza de las que corresponden al Gobernador en Consejo, segfin la Ley de la America britainica del Norte, 1867, o cualquiera otra ley (Act or law), o que toque a la constitucionalidad de cualquiera ley del Parlamento del Canada, o a cualquiera otra materia en relaci6n con la cual considere el Gobernador que puede aplicarse su competencia.
2. Tribunal darai certificaci6n al Gobernador en Consejo, y para informaci6n de iste de su opini6n en las referidas cuestiones con las razones en que la apoye y en la misma forma que se usa en las sentencias de apelaci6n ante el propio Tribunal. Los Jueces que difieran de la opini6n de la mayoria podrin, de igual manera, expresar su opini6n razonada.

78




ESTADOS UNIDOS DE NORTE-.
AMERICA







CONSTITUCION DE LOS ESTADOS UNIDOS
DE AMERICA (1).
(17 de septiembre de 1787).
Nos, el pueblo de los Estados Unidos, a fin de hacer mis perfecta la Uni6n, establecer la justicia, asegurar la tranquilidad domestica, proveer a la defensa comtin, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad, tanto para nosotros mismos como para nuestros
(1) Asi se titula oficialmente la Constituci6n de 1787. El equivoco que actualmente resulta del empleo antonomisico de la frase <, por existir ya otras uniones federales semejantes en el Derecho constitucional americano y por tener igual motivo de llamarse ((<



descendientes, formamos y sancionamos esta
Constituci6n para los Estados Unidos de Amrica.
ARTICULO I
Secci6n l.a
1.-Todas las facultades legislativas que esta Constituci6n concede se depositan en un Congreso de los Estados Unidos, que se compondri de un Senado y una Cimara dle Representantes.
Secci6n 2.a
1.- La Cimara de Representantes se compondri de miembros elegidos cada dos aios por el pueblo de los diversos Estados, y los electores
constitucionales modernos; La (<>, hecha en 4 de julio de 1776; los , firmados en 15 de Noviembre de 1777; los nuevos Articulos de Confederaci6n entre los mismos Estados y perpetua Uni6n convenidos en 1.0 de Mayo de 1781; las Ilamadas (<), de 14 de Septiembre 1786. El texto de estos documentos, a excepci6n del primero y el tercero, pueden verse en la importante colecci6n hecha por Gaillard Hunt y James Brown Scott con el titulo de The Debates in the Federal Convention of 1787 wich framed the Constitution of the United States of Amdrica. New York, 1920 (Publicaci6n de la <
82

Altamira.- Obras Completas




Colecci6n de Textos 83
en cada uno de ellos deberin tener las mismas calidades que se exigen a los Ilamados a constituir por sus sufragios la Cimara mis numerosa de la legislatura del respectivo Estado.
2.-Nadie podri ser Representante sin que haya cumplido veinticinco aios de edad y sido siete ailos ciudadano de los Estados Unidos, debiendo ademis ser habitante del Estado que lo elige, al tiempo de la elecci6n.
3.-Los Representantes y las contribuciones directas se repartirin entre todos los Estados que compongan la Uni6n en proporci6n al mimero respectivo de sus habitantes, el cual se determinari agregando al niimero total de personas libres (entre las que se comprende a las que estin obligadas al servicio por cierto ntimero de afios y se excluye a los indios que no pagan contribuciones), las tres quintas partes de todas las demis. El censo efectivo se hari a los tres afios contados desde la primera sesi6n del ConPeace>). Los otros dos se hallarin en el libro del Prof. Arthur Percival Newton, Federal and unified Constitutions. A Collection of Constitutional documents for the use of Students. London, 1923. El primero de los libros citados contiene tambidn una Resoluci6n de la Asamblea de Virginia (21 de enero de 1778) de valor secundario a este respecto. En la citada colecci6n de Percival Newton puede verse el texto de la Constituci6n que se dieron los Estados confederados del Sur en 11 de Marzo de 1861, tinico ejemplo de texto constitucional norteamericano diferente del de 1787.




84 Altamira.- Obras Completas
greso de los Estados Unidos, y en lo sucesivo de diez en diez afios, en la forma que el mismo Congreso dispusiere por medio de leyes. El niimero de Representantes no podri exceder de uno por cada treinta mil habitantes; pero cada Estado tendri cuando menos un Representante, y hasta que se haga dicho censo, el Estado de New Hampshire tendri derecho a elegir tres; Massachgsetts, ocho; Rhode Island y Pr6vidence Plantations, uno; Connecticut, cinco; New York, seis; New Jersey, cuatro; Pensilvania, ocho; Ddlaware, uno; Maryland, seis; Virginia, diez; Carolina del Norte, cinco; Carolina del Sur, cinco; y Georgia, tres.
4.- Cuando se produzcan vacantes en la representaci6n de algtin Estado, el Ejecutivo del mismo expedirai las 6rdenes necesarias para que se haga la elecci6n de las personas que deban ocuparlas.
5.- La Camara de Representantes elegird su presidente y demis empleados, y tendra la facultad exclusiva de iniciar acusaci6n.
Secci6n 3.a
1. El Senado de los Estados Unidos se compondri de dos Senadores por cada Estado, elegidos por sus respectivas legislaturas, por seis afios, y cada Senador tendri un voto.
2.- Inmediatamente despuds de reunidos en virtud de la primera elecci6n, se dividirdn sus miembros en tres clases, con toda la igualdad




Coleci~nde Txtos85

posible. Los puestos de los Senadores de la primera clase vacarin a los dos aios; los de la segunda, a los cuatro; y los de la tercera, a los seis; de manera que cada dos afios se elija una tercera parte. Si por renuncia y otras causas resultare alguna vacante cuando no estuviese reunida la legislatura del Estado respectivo, podri el Ejecutivo del mismo hacer nombramnientos provisionales hasta que se vuelva a reunir la legislatura, la cual proveerai entonces dichas vacantes.
3.- Para ser Senador se requiere tener treinta anos cumplidos, haber sido nueve afios ciudadano de los Estados Unidos y ser habitante del Estado que hace la elecci6n, al tiempo de verificarse esta.
4.- El vicepresidente de los Estados Unidos seri presidente del Senado; pero no tendri voto sino en los casos de empate.
5.-El Senado elegirai sus empleados y tambi~n un presidente provisional que funcionarai en ausencia del vicepresidentie, o cuando iste se halle desempefiando el cargo de presidente de los Estados Unidos.
6.- S61o al Senado incumbe la facultad de juzgar todas las acusaciones de funcionarios piblicos, y cuando se reuniere con este objeto, los Senadores procederin bajo juramento o promesa. Si se tratare de juzgar aJ presidente de los Estados Unidos, presidiri, en el Senado, el presidente del Tribunal Supremo, y nadie seri

Colecci6n de Textos




condenado sino por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes.
7.- En caso de acusaci6n a funcionarios piiblicos, la sentencia condenatoria no podri exceder de la destituci6n del empleo y la inhabilitaci6n para obtener y desempefiar cargo alguno honorifico o lucrativo de la Federaci6n; pero el declarado culpable quedardi, no obstante, sujeto a ser acusado, juzgado, sentenciado y castigado segin la ley.
Secci6n 4.a
1.- La legislatura de cada Estado determinari el tiempo, lugar y manera en que deban hacerse las elecciones de los Senadores y Representantes; pero en cualquier tiempo el Congreso, por medio de una ley, podr'i alterar en todo o en parte las disposiciones de las legislaturas sobre el particular, excepto las que se refieran al lugar de la elecci6n de los Senadores.
2.- El Congreso se reunirai por lo menos una vez cada aio, y esa reuni6n se verificarai el primer lunes de diciembre, a no ser que por una ley se seniale otro dia.
Secci6n 5.a
1.- Cada Cimara seri juez competente de las elecciones, escrutinios y calificaciones de sus respectivos miembros; y la mayoria de cada una de ellas constituiri qudrum para deliberar. Pero si no hay mayoria, puede aplazar dia por dia las

86

Altamira. Obras Completas




sesiones y esti autorizada para compeler a los miembros ausentes a que asistan, de la manera y bajo las penas que cada Cimara sefialare.
2.- Cada Cimara podri fijar las reglas de sus procedimientos, castigar a sus miembros por mala conducta y, con la aprobaci6n de los dos tercios, expulsarlos.
3.-Cada Cimara llevari un diario de sus actas, que publicardi peri6dicamente, omitiendo aquellas partes que a su juicio exijan reserva; y en l61 se harin constar los votos de los respectivos miembros, ya sea por la afirmativa ya por la negativa, en cualquiera cuesti6n, cuando asi lo pidiere la quinta parte de los maembros presentes.
4.- Durante el periodo de las sesiones del Congreso, ninguna de las Cimaras podri suspender aqu6llas por mis de tres dias sin el consentimiento de la otra, ni reunirse en lugar distinto de aquel en que las dos est6n celebrando sus sesiones.
Secci6n 6.a
1.- Los Senadores y Representantes recibirin por sus servicios una remuneraci6n que se fijarai por ley y se pagari por el tesoro de los Estados Unidos. En todos los casos, excepto los de traici6n, delito grave y atentado contra la paz, gozarin del privilegio de no ser arrestados durante el periodo de las sesiones a que asistieren, o en su viaje de ida o vuelta con motivo

Colecci6n de Textos

87




de ellas; y no podrin ser interrogados fuera del Congreso por ninguno de sus discursos y debates en las Cimaras.
2.--Ningin Senador o Representante, durante el tiempo de su encargo, podrai ser nombrad.o para ninguin empleo civil de la Federaci6n que se haya creado o cuyos emolumentos se hubieran aumentado, durante el mismo periodo; y ninguna persona que tuviere un empleo de la Federaci6n podri ser miembro de ninguna de las Cimaras mientras lo desempefiare.
Secci6n 7.a
1.- Todo proyecto de ley sobre creaci6n de rentas procederi de la Cimara de Representantes; pero el Senado puede proponer o afiadir sus enmiendas como en todos los demis proyectos de ley.
2.- Todo proyecto que hubiere sido aprobado por la Cimara de Representantes y el Senado, antes de que pase a ser ley, seri presentado al Presidente de los Estados Unidos; si lo aprueba, lo firmarai; pero si no lo aprueba, lo devolveri, con sus objeciones, a la Cimara en que tuvo origen, la cual las hari insertar en sus actas y procederi de nuevo a discutirlo. Si despu6s de esta nueva discusi6n, dos tercios de esa Cimara convinieran en aprobarlo, se remitira, juntamente con las objeciones, a la otra Cimara, la que a su vez volveri a discutirlo, y si resultare aprobado por los dos tercios de ella, pasardi a

88

Altamira.- Obras Completas




89

ser ley. En todos los casos de esta naturaleza, la votaci6n ,en ambas Cimaras seri nominal, haciendose constar en las actas de cada una de ellas, respectivamente, los nombres de las personas que han votado pot la afirmativa y por la negativa. Si el presidente no devolviere un proyecto de ley a los diez dias (exceptuando los domingos) de habirsele presentado, tendri fuerza de ley lo mismo que si lo hubiese firmado, a menos que no haya podido ser devuelto, al Congreso por haberse suspendido las sesiones, caso en que no seri ley.
3.- Todo acuerdo, resoluci6n o votaci6n que requiera la concurrencia del Senado y Cimara de Representantes (,excepto cuando sea para suspender las sesiones) se presentari al Presidente de los Estados Unidos y no tendri efecto hasta que el lo apruebe. Si lo desechare, seri necesaria la aprobaci6n de los dos tercios del Senado y de la Cimara de Representantes, segtin las reglas y limites prescritos para los proyectos de ley.
Secci6n 8.a
1.- El Congreso tendri facultad:
1.o- Para establecer y recaudar contribuciones, derechos, impuestos y sisas, a fin de pagar las deudas y proveer a la defensa comiin y bien general de los Estados Unidos; pero todas las contribuciones, derechos, impuestos y sisas serin uniformes en todos los Estados Unidos.

Colecci6n de Textos




2.o- Para hacer empristitos sobre el cridito de los Estados Unidos.
3.0-Para reglamentar el comercio con las naciones extranjeras y el que se hace entre los diversos Estados y con las tribus de los indios.
4.o-Para establecer una regla uniforme de naturalizaci6n y decretar leyes uniformes con respecto a bancarrota en todos los Estados Unidos.
5.0- Para acuiar moneda, determinar el valor de ista y el de los cufios extranjeros y establecer el patr6n de los pesos y medidas.
6.0- Para proveer al casfigo de los falsificadores del papel de cr6dito y de la moneda de los Estados Unidos.
7.o-Para establecer casas de correos y servicios de postas.
8.o-Para promover el adelanto de las ciencias y de las artes fitiles, asegurando a los autores e inventores, por tiempo limitado, la propiedad exclusiva de sus respectivos escritos e inventos.
9.o- Para crear tribunales inferiores al Tribunal Supremo.
10.- Para definir y castigar los actos de pirateria y otros delitos graves comefidos en alta mar, asi como las ofensas contra el derecho de gentes.
11.-Para declarar la guerra, conceder patentes de corso y represalias y establecer reglas para las presas hechas en mar y en tierra.

90

Altamira.- Obras Completas




12.- Para levantar y mantener ejdrcitos; pero ningin cr6dito que se conceda para este objeto seri por mis de dos alios.
13.- Para proveer y mantener una armada.
14.- Para decretar ordenanzas referentes al gobierno y disciplina del ejdrcito y de la armada.
15.- Para dictar disposiciones de Ilamamiento a la milicia, a fin de hacer observar las leyes de la Uni6n, impedir insurrecciones y repeler invasiones.
16.- Para proveer a la organizaci6n, armamento y disciplina de la milicia y al gobierno de la parte de ella que est6 al servicio de los Estados Unidos, quedando reservados a los respectivos Estados el nombramiento de los oficiales y el poder de instruir pr icticamente a la milicia, de conformidad con la disciplina prescrita por el Congreso.
17.- Para legislar exclusivamente en todas las materias concernientes al distrito que, por cesi6n de uno o varios Estados y aceptaci6n del Congreso, haya sido elegido para residencia del gobierno federal, distrito cuya irea no podri exceder de diez millas cuadradas. Ejercer la misma facultad sobre todos los dem is lugares comprados, con el consentimiento de las legislaturas de los Estados a que pertenecen, para la construcci6n de fortalezas, almacenes, arsenales, astilleros y otros edificios que se necesitaren; y
18.-Para dictar todas las leyes necesarias y convenientes a la ejecuci6n de las facultades

Colecci6n de Textos

91




que preceden y todas las demis que por esta Constituci6n se confieren al Gobierno de los Estados Unidos o a cualquiera de sus departamentos o funcionarios.
Seccidn 9.a
1. El Congreso no podri prohibir, sino desde el alio mil ochocientos ocho en adelante, la inmigraci6n o importaci6n de personas que cualquiera de los Estados hoy existentes crea conveniente admitir; pero puede imponer una contribuci6n o derecho que no excederi de diez d61ares por persona.
2.- No podri suspenderse el recurso de Hldbeas corpus si no es en los casos en que, por rebeli6n o invasi6n, sea necesario hacerlo para la seguridad pfiblica.
3.- No se dictarai ninguna ley por la que la infamia del delito trascienda a personas distintas del delincuente, ni que tenga efecto retroactivo.
4.- Ninguna capitaci6n o contribuci6n directa podrni imponerse sino en proporci6n al nimero de habitantes, cuyo censo deberi formarse como ya se dispone en esta Constituci6n.
.- No se impondrin contribuciones o derechos sobre los articulos que se exporten de algtin Estado.
6.- Las disposiciones que reglamentan el comercio y las rentas fiscales no podrin establecer ninguna preferencia en favor de los puer-

92

Altamira.- Obras Completas




e03

tos de un Estado sobre los de otro. Tampoco se podri obligar a los buques que salen de un Estado a van destinados a 61, a que abran o cierren su registro o paguen derechos en otro.
7.- No se podri retirar del tesoro ninguna cantidad de dinero sino en virtud de alguna asignaci6n hecha por ley; y peri6dicamente se publicard una relaci6n y cuenta exacta de los ingresos y gastos del tesoro piblico.
8.- Los Estados Unidos no concederin titulos de nobleza; y ninguna persona que desempefle empleo remunerado o de confianza en su administraci6n podrd, sin el consentimiento del Congreso, aceptar ningin presente, emolumento, empleo o titulo, cualquiera que sea su clase, de ningin rey, principe o Estado extranjero.
Secci6n 10.a
1.- Ningfin Estado podri celebrar tratados, alianzas o coaliciones; conceder patentes de corso y represalias; acuiar moneda ni emitir billetes de cr6dito; sefialar, como de forzosa admisi6n en el pago de las deudas, otras monedas que las de oro y plata; aprobar ningtin proyecto de ley para condenar sin forma de juicio o dar leyes retroactivas o que desvirtien las obligaciones de los contratos; ni tampoco conceder titulos de nobleza.
2.- Ningtn Estado podri, sin el consentimiento del Congreso, establecer impuestos o derechos sobre las importaciones y exportaciones,

Colecei6n de Textos