Citation
Constituciones vigentes de los estados americanos

Material Information

Title:
Constituciones vigentes de los estados americanos
Series Title:
Colección de textos para el estudio de la historia y de las instituciones de América
Creator:
Altamira, Rafael, 1866-1951
Place of Publication:
Madrid
Publisher:
Compañía ibero-americana de publicaciones
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (4 volumes) : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Constituciones ( qlsp )
Constitutions ( fast )
Spatial Coverage:
Cuba

Notes

Bibliography:
"Bibliografía": v. 2
System Details:
System requirements: Internet connectivity; Web browser software.
General Note:
Vol. 4 has title "Primer supplemento a la Colección de Constituciones, Méjico - Guatemala - Cuba - Haití y Perú."
Statement of Responsibility:
Rafael Altamira.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
035639939 ( ALEPH )
1011527136 ( OCLC )
Classification:
JF15 .A5 1929 ( lcc )

Full Text
34# COMPLI #4EL ALT

Coleceod de textos p el estud b de la Histc y de las Instituciones
A mrntica.
SI)

IA FERNAN

/DI

I V

& 5a-

. 9
0nLt Ptipe




Obras completas de Rafael Altamira
SERIE HISTORICA
Metodologia de la Historia, dos vols.-Filosofla de la Historia y Teoria- de la civilizaci6n, un vol.-Historia de la Civilizaci6n Espafiola, un vol.-Historia de Espafia, nueve a diez vols.Espafia contemporinea, tn vol.-Cuestiones generales de Historia, un vol.-Temas de Historia de Espafia, un vol.-Psicologia del pueblo espafiol, 'un vol.--Escritos patri6ticos, un vol.
SERIE JURIDICA Y POLITICA
Historia de la propiedad Comunal.-Derecho Consuetudinario, un volumen. Historia del Derecho, dos vols.-Ideario politico, un vol.-La guerra de 1914-18, un vol.-Derecho internacional, un vol.-La Dictadura tutelar y otros estudios, un vol.Organizaci6n y explotaci6n de las Colonias europeas en Africa, dos volimenes.
SERIE PEDAGOGICA
Ideario pedag6gico, dos vols.-Giner, educador, un vol.-M&ximas y reflexiones, tn vol.-Para la juventud, un vol.-Prob!emas orgentes de la primera ensefianza en Espafia, un vol.-Cuestiones obreras, on vol.
SkRIE AMERICANA
Acci6n hispanista en Am&ica. Historia y programas, cuatro voWimenes.-Ultimos escritos americanistas, un vol.-Colecei6n de textos p ra el estudio de la Historia y de las instituciones de Ambica: Tomos I a III: Constituciones de los Estados americamos. I. (Canadd, Norteambrica, M6jico, Guatemala, ET Salvador. Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panam,); II. (Cuba, Puerto Rico, Santo Domingo, Haiti, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perfi). III. (Bolivia, Paraguay, Brasil, Chile, Uruguay, Argentina. Ap6ndices).-Apindice a la coleicci6n de Constituciones: Tomo IV, Textos primitivs de legislaci6n colonial hispanoame-ricaina. Tomo V, Constituciones primitivas de los Estados hispanoamericanos.-La huella de Espafia en Ambrica.-Programa de Historia de las instituciones politicas y civiles de Am6rica y Nota bibliogrfica para el estudio de Ia Historia de las instituciones po1ticas y civiles de Am-rica.-Dos folletos conjuntos.




RAFAEL ALTAMIRA
OBRAS COMPLETES
v




UNIVERSITY
OF FLORIDA L I B R A R I E S




8RAS COMPLETAS
DE
kFAEL A.LTAMIRA
RIE AMERICANA
COLECCION DE TEXTOS RA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA )E LAS INSTITUCIONES DE AMP-RICA
:ONSTITUCIONES VIGENTES )E LOS ESTADOS AMERICANOS
II

Madrid, 1939 Compafia Ibero-Americana de Publicaciones, S. A. Puerta del Sol, 15




OARIUCA

Reservados tod, los derechos.
Madrid, 192




'T E XTO S
D LAS
CONSTITUCIONES
x
CUBA







CONSTITUCION
DE LAAA
RIEPUBLICA DiE CUBA1)
(21 de febrero de 1901)
NOMERO 100
CARTEL GENERAL, DEPARTAMENTO
DE CUBA
Habana 14 de abril de 1902. Leonardo Wood, Gobernador Militar, al pueblo a Cuba:
(1) Los antecedentes de esta Constituci6n son: la int Resolution del Congreso Norteamericano aproada por el Presidente en 20 de abril de 1898; el r. tdel Tratado de Paz de 10 de diciembre de 98 y la Orden n.o 301 del Cuartel General de la ivisi6n de Cuba fechada en 25 de junio de 1900, nvocatoria de la Asamblea Constituyente.




8 Altamira.-Obras Completa
CERTIFICO: Que la siguiente es copia fie de la Constituci6n de la Reptiblica de Cuba qui me fud presentada por la Convenci6n Constitu yente.
LEONARDO WOOD
Gobernador Militar.
CONSTITUCION
Nosotros, los Delegados del pueblo de Cuba reunidos en Convencl6n Constituyente, a fin d( redactar y adoptar la Ley Fundamental de st organizaci6n como Estado independiente y sobe rano, estableciendo un gobierno capaz de cum plir sus obligaciones internacionales, mantenei el orden, asegurar la libertad y la justicia y pro mover el bienestar general, acordamos y adop tamos, invocando el favor de Dios, la siguientt Constituci6n:
TITULO I
De la Naci6n, de su forma de Gobierno
y del territorio nacional.
Artfculo 1.- El pueblo de Cuba se constituys en Estado independiente y soberano, y adopta como forma de gobierno, la republicana.
Art. 2.o- Componen el territorio de la Repil blica, la Isla de Cuba, asi como las islas y cayo adyacentes que con ella estaban bajo la sobe. rania de Espafia hasta la ratificaci6n del Tra tado de Paris de 10 de diciembre de 1898.




Colecci6n de Textos 9
Art. 3.o-El territorio de la Reptiblica se divide en las seis Provincias que existen actualmente, y con sus mismos limites; correspondiendo al Consejo Provincial de cada una determinar sus respectivas denominaciones.
Las Provincias podrin incorporarse unas a otras o dividirse para formar nuevas Provincias, mediante acuerdo de los respectivos Consejos Provinciales y aprobaci6n del Congreso.
TITULO II
De los cubanos.
Articulo 4.o- La condici6n de cubano, se adquiere por nacimiento o por naturalizaci6n. Art. 5.o-Son cubanos por nacimiento:
1.0 Los nacidos, dentro o fuera del territorio le la Reptiblica, de padres cubanos.
2.0 Los nacidos en el territorio de la Reptiblica de padres extranjeros, siempre que, cumlida la mayor edad, reclamen su inscripci6n, :omo cubanos, en el Registro correspondiente. 3.o Los nacidos en el extranjero de padres iaturales de Cuba que hayan perdido la nacioialidad cubana, siempre que, cumnplida la mayor dad, reclamen su inscripci6n, como cubanos, en ,I mismo Registro.
Art. 6.o-7Son cubanos por naturalizaci6n:
1.0 Los extranjeros que, habiendo pertenecido L Ej&rcito Libertador, reclamen la nacionalidad ubana dentro de los seis meses siguientes a la >romulgaci6n de esta Constituci6n.




10 Altamira. Obras Completas
2.0 Los extranjeros que establecidos en Cuba
antes de o10 de enero de 1899 hayan conservado su domicilio despuds de dicha fecha, siempre que reclamen la nacionalidad cubana dentro de los seis meses siguientes a la promulgaci6n de esta Constituci6n, 0, si fueren menores, dentro
de un plazo igual desde que alcanzaren la
mayoria de edad.
3.o Los extranjeros que, despuds de cinco
afios de residencia en el territorio de la Repfblica, y no menos de dos desde que declaren su intenci6n de adquirir la nacionalidad cubana, obtengan carta de naturalizaci6n con arreglo.
las leyes.
4.o Los espafioles residentes en el territorio
de Cuba el 11 de abril 1899 que no se hayan inscrito como tales espafioles en los Registros correspondientes, hasta igual mes y dia de 1900.
5.o Los africanos que hayan sido esclavos en
Cuba, y los emancindpados comprendidos en e
art. 13 del Tratado de 28 de junior de 1835,
S celebrado entre Espaha e Inglaterra.
Art. 7.o-La condici6n de cubano se pierde:
S 1.o Por adquirir ciudadania extranjera.
2.o Por admitir empleos;u honores de otro
S Gobierno sin licencia del Senado.
3.0 Por entrar al servicio de las armas de una
Naci6n extranjera sin la misma licencia.
4.o Por residir el cubano nauralizado cinco
alos continuos en el pais de su nacimiento, a no
4k i




Colecei6n de Textos 11
ser por raz6n de empleo o comisi6n del Gobierno de la Repdtiblica.
Art. 8.o-La condici6n de cubano podri recobrarse con arreglo a lo que prescriban las leyes.
Art. 9.o-Todo cubano estA obligado:
1.o A servir a la patria con las armas, en los casos y formas que determinen las leyes.
2.0 A contribuir para los gastos piblicos, en la forma y proporci6n que dispongan las leyes.
TITULO Ill
De los extranjeros.
Artfculo 10. -Los extranjeros residentes en el territorio de la Repdblica, se equipararan a los cubanos:
l.o En cuanto a la protecci6n de sus personas y bienes.
2.o En cuanto al goce de los derechos garantizados en la Secci6n 1J.a del Tituto siguiente, con excepci6n de los que en ella se reconocen exclusivamente a los nacionales.
3.o En cuanto al goce de los derechos civiles en las condiciones y con las limitaciones que establezca la ley de Extranjeria.
l4.o En cuanto a la obligaci6n de observar y cumplir las leyes, decretos, reglamentos y demis disposiciones que estin en vigor en la Repdblica.
5.o En cuanto a la sumisi6n a la potestad y




Altamira. Obras

a las resoluciones de los Tribunales y demis autoridades de la Repiblica.
6.0 Y en cuanto a la obligaci6n de contribute a los gastos ptiblicos del Estado, la Provinciz y el Municipio.
TITULO IV
De los derechos que garantiza esta
Constltucid6n.
SECCION PRIMERA.
Derechos individuales.
Articulo ll.-Todos los cubanos son, iguales ante la Ley. La Reptiblica no reconoce fueros ni privilegios persnmales.
Art. 12.-Ninguna ley tendri efecto retro. activo, excepto las penales, cuando sean favo. rabies al delincuente o procesado.
Art. 13.- Las obligaciones de caricter civil qle( nazcan de los contratos o de otros actos u omisiones que las produzcan, no podrin sei anuladas ni alteradas por el Poder Legislativc ni por el Ejecutivo.
Art. 14.- No podri imponerse, en ningtil caso, la pena de muerte por delitos de carictei politico, los cuales serin definidos por la ley
Art. 15.-Nadie podri ser detenido sino er los casos y en la forma que prescriban las eyes
Art. 16.-Todo detenido seri puesto en liber. tad o entregado al Juez o Tribunal competent




Colecci6n de Textos 13
dentro de las veinticuatro horas siguientes al acto de la detenci6n.
Art. 17.-Toda detenci6n se dejart sin efecto, o se elevari a prisi6n, dentro de las setenta y dos horas de haber sido entregado el detenido al Juez o Tribunal competente.
Dentro del mismo plazo se notificar6 al interesado la providencia que se dictare.
Art. 18.- Nadie podrA ser preso sino en virtud de mandamiento de Juez o Tribunal competente.
El auto en que se haya dictado el mandamiento se ratificardi o repondri, oldo el presunto reo, dentro de las setenta y dos horas siguientes al acto de la prisi6n.
Art. 19.-Nadie podri ser procesado ni sentenciado sino por Juez o Tribunal competente, en virtud de leyes anteriores al delito y en la forma que 6stas establezcan.
Art. 20.- Toda persona detenida o presa sin las formalidades legales, o fuera de los casos previstos en esta Constituci6n o en las leyes, serd puesta en libertad a petici6n suya o de cuaquier ciudadano.
La Ley determninari la forma de proceder sumariamente en este caso.
Art. 21. Nadie esti obligado a declarar contre si mismo, ni contra su c6nyuge a sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.
Art. 22. Es inviolable el secreto de la corres-




14 Altamira. Obras Completas
pondencia y demris documentos privados, y ni aquilla ni 6stos podran ser ocupados ni examinados sino por disposici6n de autoridad competente y con las formalidades que prescriban las eyes. En todo caso se guardard secreto respecto de los extremos ajenos al asunto que motive
la ocupaci6n o examen.
Art. 23.- El domicilio es inviolable, y en consecuencia nadie podri penetrar de noche en lo ajeno, sin el consentimiento de su morador, a no ser para auxiliar o socorrer a victimas de delito o desastre: ni de dia, sino en los casos y
en la forma determinados por las leyes.,
Art. 24.- Nadie podrd ser compelido a mudar
de domicilio o residencia sino por mandato de la autoridad competente y en los casos prescritos (1) por las leyes.
Art. 25.- Toda persona podri libremente, y
sin sujeci6n a censura previa, emitir su pensamiento, de palabra o por escrito, por mecio de la imprenta o por cualquier otro procedimiento; sin perjuicio de las responsabilidades que imKpongan las leyes cuando, por algunos de aqueI los medios, se atente contra la honra de as
personas, el orden social o la tranquilidad piS blica.
Art. 26.- Es libre la profesi6n de todas las
religiones, asi como el ejercicio de todos los
(1) Asi dice el texto de la Colecci6n legislative de
la Isla de Cuba. El del Diario de Sesiones de a
. Constituyente, dice .
: I a 1As ic l et de... .. .cidn lei i4
Aiiii~ l~




persona tiene el de las autoridades; di ueltas, y de que se 1 que a ellas recaig los habitantes de




Altamira. Obras Co

16

a cargo del Estado. No obstante, toda persona podri aprender o ensefiar libremente cualquiera ciencia, arte o profesi6n, y fundar y sostener establecimientos de educaci6n y de ensefianza; pero corresponde al Estado la determinaci6n de las profesiones en que exija titulos especiales, la de las condiciones para su ejercicio, la de los requisitos necesarios para obtener los titulos, y la expedici6n de los mismos, de conformidad con lo que establezcan las leyes.
Art. 32.- Nadie podri ser privado de su propiedad sino por autoridad competente y por causa justificada de utilidad pdblica, previa la correspondiente indemnizaci6n. Si no precediere este requisito, los Jueces y Tribunales amparardn, y, en su caso, reintegrarAn al expropiado.
Art. 33.- No podri imponerse, en ningdn caso, la pena de confiscaci6n de bienes.
Art. 34.-Nadie esti obligado a pagar contribuci6n ni impuesto que no estuvieren legalmente establecidos, y cuya cobranza no se hiciere en la forma prescritd por las leyes.
Art. 35.- Todo autor o inventor gozarg de la propiedad exclusiva de su obra o invenci6n, por el tiempo y en la forma que determine la Ley.
Art. 36.- La enumeraci6n de los derechos garantizados expresamente por esta Constituci6n no excluye otros que se deriven del principio de la soberania del pueblo y de la forma republicana del gobierno.
Art. 37.- Las leyes que regulen el ejercicio de




Colecci6n de Textos 17
los derechos que esta Constituci6n garantiza, serin nulas si los disminuyen, restringen o adulteran.
SECCION SEGUNDA.
Derecho de sufragio.
Articulo 38. Todos los cubanos, varones, mayores de veintitin afios, tienen derecho de sufragio, con escepci6n de los siguientes:
1.o Los asilados.
2.0 Los incapacitados mentalmente, previa declaraci6n judicial de su incapacidad.
3.o Los inhabilitados judicialmente por causa de delito.
4.o Los individuos pertenecientes a las fuerzas de mar y tierra, que estuvieren en servicio activo.
Art. 39.- Las leyes establecerin reglas y pro:edimientos que aseguren la intervenci6n de las minorias en la formaci6n del Censo de electores y demis operaciones electorales, y su representaci6n en la Cimara de Representantes,
-n los Consejos Provinciales y en los Ayuntamientos.
SECCION TERCERA.
Suspension de las garantias constitucionales.
Articulo 40. -Las garantias establecidas en los articulos 15, 16, 17, 19, 22, 23, 24 y 27 de la Secci6n




en que deter




'ULO V de los Pode




20 Altamira.- Obras Completas
una, para un periodo de ocho afios, por los Consejeros provinciales y por doble ndimero de Compromisarios, constituidos con aquellos en Junta electoral.
La mitad de los Compromisarios serin mayo. res contribuyentes, y la otra mitad reunirAn las condiciones de capacidad que determine la Ley, debiendo ser todos, ademis, mayores de edad y vecinos de tirminos municipales de la Provincia.
La elecci6n de los Compromisarios se harA por los electores de la Provincia, cien dias antes de la de Senadores.
El Senado se renovard, por mitad, cada cuatro aflos.
Art. 46. -Para ser Senador se requiere:
1.o Ser cubano por nacimiento.
2.0 Haber cumplido 35 afios de edad.
3.0 Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles y politicos.
Art. 47. -Son atribuciones propias del Senado: 1.- Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia, al Presidente de la Repdblica, cuando fuere acusado, por la Cimara de Representantes, de delito contra la seguridad exterior del Estado, contra et libre funcionamiento de los Poderes legislativo o judicial, o de infracci6n de los preceptos constitucionales.
2.0 Juzgar, constituido en Tribunal de justicia, a los Secretarios del Despacho, cuando fueren acusados, por la Cimara de Representantes, de delitos contra la seguridad exterior del




de Textos

Estado, contra el libre funcionamiento de los Poderes legislativo o judicial, de infracci6n de los preceptos constitucionales o de cualquier otro delito de caricter politico que las leyes determinen.
3.o Juzgar, constituido en Tribunal de justicia, a los Gobernadores de las Provincias, cuando fueren acusados, por el Consejo provincial o por el Presidente de la Repdblica, de cualquiera de los delitos expresados en el pArrafo anterior.
Cuando el Senado se constituya en Tribunal de justicia serA presidido por el Presidente del Tribunal Supremo, y no podri imponer a los acusados otras penas que la de destituci6n, o las de destituci6n e inhabilitaci6n para el ejercicio de cargos pdblicos, sin perjuicio de que los Tribunales que las leyes declaren competentes, les imSpongan cualquier otra en que hubieren incurrido.
4.o Aprobar los nombramientos que haga el Presidente de la Repdblica, del Presidente y Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, de los Representantes diplomiticos y Agentes consulares de la Naci6n y de los demais funcionarios cuyo nombramiento requiera su aprobaci6n segiln las leyes.
5.0 Autorizar a los nacionales para admitir empleos u honores de otro Gobierno, o para servirlo con las armas.
6.0 Aprobar los Tratados que negociare el Presidente de la Repidblica con otras Naciones.




ites o fracci6n d, legido, para un p 'ragio directo y el
Representantes s( ailos.
cr RPnrpzntfiw




y Representantes ret i6n, igual para ambt r6 ser alterada en toc cto la alteraci6n has lerpos Colegisladore y Representantes seri es y votos que emitz (os. Los Senadores rin ser detenidos




24 Altamira. Obras Completas
Art. 55.- Cada Cimara resolveri sobre la validez de la elecci6n de sus respectivos miembros y sobre las renuncias que presenten. Ningin Senador o Representante podri ser expulsado de la Cimara a que pertenezca sino en virtud de causa previamente determinada y por el acuerdo de las dos terceras partes, por lo menos, del nimero total de sus miembros.
Art. 56.- Cada Cimara formard su Reglamento y elegirA entre sus miembros su Presidente, Vicepresidentes y Secretarios. No obstante, el Presidente del Senado s6lo ejerceri su cargo cuando falte el Vicepresidente de la Re-, piblica o est6 ejercierido la Presidencia de la misma.
SECCION QUINTA.
Del Congreso y sus atribuciones.
Articulo 57.- El Congreso se reuniri, por derecho propio, dos veces al afilo, y permaneceri funcionando durante cuarenta dias h6biles, por lo menos, en cada legislatura. Una empezardi el primer lunes de abril y la otra el primer lunes de noviembre.
Se reuniri en sesiones extraordinarias en los casos y en la forma que determinen los Reglamentos de los Cuerpos Colegisladores, y cuando el Presidente de la Repdiblica to convoque con arreglo a lo establecido en esta Constituci6n.




Colecci6n de Textos & 25
En dichos casos s6lo se ocupari del asunto o asuntos que motiven su reuni6n.
Art. 58.- El Congreso se reunird en un solo Cuerpo para proclamar al Presidente y Vicepresidente de la Reptiblica, previa rectificaci6n y comprobaci6n del escrutinio.
En este caso desempefiara la Presidencia del Congreso el Presidente del Senado, y, en su defecto, el de la Cimara de Representantes, a titulo de Vicepresidente del propio Congreso.
Si del escrutinio para Presidente resultare que ninguno de los candidatos reune mayoria absoluta de votos, o hubiere empate, el Congreso, por igual mayoria, elegiri al Presidente de entre los dos candidatos que hubieren obtenido mayor nimero de votos.
Si fuesen mis de dos los que se encontraren en este caso, por haber obtenido dos o mis candidatos igual ndimero de votos, elegirg entre todos ellos el Congreso.
Si en el Congreso resultare tambi6n empate, se repetird la votakci6n; y si el resultado de 6sta fuese el mismo, el voto del Presidente decidird.
El procedimiento establecido en el pdrrafo anterior se aplicard a la elecci6n del Vicepresidente de la Repdiblica.
El escrutinio se efectuard con anterioridad a la expiraci6n del tdrmino presidencial.
Art. 59. -Son atribuciones propias del Congreso:
1.o Formar los C6digos y las leyes de caricter




Lies; dictar las disposicic anicen cuanto se relacio n general, la provincial
- demis leyes y resoluci enientes sobre cualesquie :res pdblico.
utir y aprobar los pr( ngresos del Estado. Di on excepci6n de los que delante, se incluirin en s61o regirdn durante e ren sido aprobados. tos del Congreso, los de




disposiciones para el regimen y 1 omercio interior y exterior. r los serviciOs de comunicaciones caminos, canales y puertos, crean SLa conveniencia ptiblica. ecer las contribuciones e impuest nacional que sean necesarios pa :s del Estado.
as reglas y procedimientos para c uralizaci6n.
der amnistias.
el nmimero de las fuerzas de mar rminar su organizaci6n.
-ar la guerra y aprobar los Tratad el Presidente de la Reptiblica ha
nr nnr mrldio unip in lav Pznteri




28 Altamira.- Obras Completas
tidad que la propuesta en el proyecto del Gobierno; pero si podri crear nuevos servicios y reformar o ampliar los existentes, por medio de leyes espedciales.
SECCION SEXTA.
De la iniciativa y formacidn de las leyes,
sut sancidn y promulgaci6n.
Artfculo 61.- La iniciativa de las leyes se ejercera por cada uno de los Cuerpos Colegisladores indistintamente.
Art. 62. Todo proyecto de ley que haya obtenido la aprobaci6n de ambos Cuerpos Colegisladores, y toda resoluci6n de los mismos que haya de ser ejecutada por el Presidente de la Reptiblica, deberin presentarse a 6ste para su sanci6n. Si los aprueba, los autorizari desde luiego; devolvi6ndolos en otro caso, con las objeciones que hiciere, al Cuerpo Colegislador que los hubiere propuesto, el cual consignard las referidas objeciones integramente en acta, discutiendo de nuevo el proyecto o resoluci6n.
Si despu~s de esta discusi6n dos terceras partes del nimero total de los miembros del Cuerpo Colegislador votasen en favor del proyecto o resoluci6n, se pasarA, con las objeciones del Presidente, al otro Cuerpo, que tambidn lo discutird, y si por igual mayoria lo aprueba, seri ley. En todos estos casos las votaciones serin nominales.




Colecci6n de Textos 29
Si dentro de los diez dias hibiles siguientes a la remisi6n del proyecto o resoluci6n al Presidente, 6ste no lo devolviere, se tendri por sancionado y seri ley.
Si, dentro de los tiltimos diez dias de una legislatura, se presentare un proyecto de ley al Presidente de la Reptiblica, y 6ste se propusiere utilizar todo el tdrmino que, al efecto de la sanci6n, se le concede en el pirrafo anterior, comunicari su prop6sito, en el mismo dia, al Congreso, a fin de que permanezca reunido, si lo quisiere, hasta el vencimiento del expresado t6rmin-o. De no hacerlo asi el Presidente, se tendri por sancionado el proyecto y seri ley.
Ning6in proyecto de ley desechado totalmente por alguno de los Cuerpo Colegisladores, podrd discutirse de nuevo en la misma legislatura.
Art. 63.- Toda ley seri promulgada dentro de los diez dias siguientes al de su sanci6n, proceda 6sta del Presidente o del Congreso, segdin los casos menclonados en el articulo precedente.
TITULO VII
Del Poder Ejecutivo.
SECCION PRIMERA.
Del ejercicio del Poder Ejecutivo.
Articulo 64.- El Poder Ejecutivo se ejerce por el Presidente de la Reptiblica.




SECCION SEGUNDA;
Del Presidente de la Repibl,
sus atribuciones y deberes.
Articulo 65.- Para ser Presidente d ,ca se requiere:
1.o Ser cubano por nacimiento ci6n, y en este iiltimo caso, haber s Sarmas a Cuba, en sus guerras d ncia, diez afios por lo menos.
2.0 Haber cumplido cuarenta afios
3.0 Hallarse en el pleno goce de Ic




en ningurn caso 10 establecidlo en
Sa sesiones extraordinarias al olamente al Senado, en los casos ta Constituci6n, o cuando, a su ecesario.
.r las sesiones del Congreso lose en 6ste de su suspensi6n, no acerca de ella entre los Cuerpos
al Congreso, al principio de cada [empre que lo estimare oportuno, erente a los actos de la Adminisistrativo del estado general de la ecomendar, ademds, la adopci6n Sresoluciones que creyere nece-




32 Altamira. Obras Completas
cretarios del Despacho, dando cuenta al Congreso.
9.o Nombrar, con la aprobaci6n del Senado, al Presidente y Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, y a los Representantes diplomiticos y Agentes consulates de la Repdiblica; pudiendo hacer nombramientos interinos de dichos funcionarios cuando, en caso de vacante, no est6 reunido el Senado.
10. Nombrar, para el desempefio de los demis cargos instituidos por la ley, a los funcionarios correspondientes, cuyo nombramiento no esti atribuido a otras autoridades.
11. Suspender el ejercicio de los derechos que se enumeran en el art. 40 de esta Constituci6n, en los casos y en la forma que se expresan en los art. 41 y 42.
12. Suspender los acuerdos de los Consejos provinciales y de los Ayuntamientos, en los casos y en la forma que determina esta Constituci6n.
13. Decretar la suspensi6n de los Gobernadores de Provincia en los casos de extralimitaci6n de funciones y de infracci6n de las leyes, dando cuenta al Senado, segdin lo que se establezca, para la resoluci6n que corresponda.
14. Acusar a los Gobernadores de Provincia en los casos expresados en el pirrafo tercero del art. 47.
15. Indultar a los delincuentes con arreglo a lo que prescriba la ley,.excepto cuando se trate




n de Textos 33

de funcionarios ptiblicos penados por delitos cometidos en el ejereicio de sus funciones.
16. Recibir a los Representantes diplomiticos y admitir a los Agentes consulares de las otras Naciones.
17. Dibponer, como Jefe Supremo, de las fuerzas de mar y tierra de la RepiTiblica, proveer a la defensa de su territorio, dando cuenta al Congreso, y a la conservaci6n del orden interior. Siempre que hubiere peligro de invasi6n, o cuando jalguna rebeli6n amenazare gravemente la seguridad pdiblica, no estando reunido el Congreso, el Presidente lo convocarg sin demora para la resoluci6n que corresponda.
Art. 69. El Presidente no podrA salir del territorio de la Reptiblica sin autorizacid6n del Congreso.
Art. 70.- El Presidente seri responsable, ante el Tribunal Supremo de Justicia, por los delitos de caricter comtdn que cometiere durante el ejercicio de su cargo; pero no podri ser procesado sin previa autorizaci6n del Senado.
Art. 71.- El Presidente recibiri del Estado uina dotaci6n que podri ser alterada en todo tiempo; pero no surtiri efecto la alteraci6n sino en los periodos presidenciales siguientes a aquel en que se acordare.

LVII




34 Altanira.- Obrw,
TITULO VIII
Del Vicepresidente de la Repdbl
Articulo 72.-- Habri un Vicepresidi Reptiblica, que serA elegido en la mist para igual periodo de tiempo que el y conjuntamente con 6ste; requiri6ndo Vicepresidente las mismas condicione, cribe esta Constituci6n para ser Presi
Art. 73.- El Vicepresidente de la ejerceri la Presidencia del Senado; tendra voto en los casos de empate.
Art. 74.- Por falta, temporal o def Presidente de la Reptiblica, le sustitu presidente en el ejercicio del Poder Si la falta fuere definitiva durari la hasta la terminaci6n del periodo pre,
Art. 75.- El Vicepresidente recibiri una dotaci6n, que podri ser alterac tiempo; pero no surtir6 efecto la alte en los periodos presidenciales siguien en que se acordare.
TITULO IX
De los Secretarios del Desoach

U. I el I




77.-Todos los decretos, 6rdenes y resoSdel Presidente de la Repdiblica habrin refrendados por el Secretario del ramo ondiente, sin cuyo requisito carecerin de obligatoria y no serin cumplidos. 78. Los Secretarios serdn personalmente ables de los actos que refrenden, y, adelidariamente, de los que, juntos, acuerden icen. Esta responsabilidad no excluye la I ydirecta del Presidente de la Reptiblica. 79.- Los Secretarios del Despacho serin >s por la Cimara de Representantes, ante do, en los casos que se mencionan en el segundo del art. 47.
0.-Los Secretarios del Despacho recilel Estado una dotaci6n que podri ser a en todo tiempo; pero no surtirg efecto
-aci6n sino en los periods presidenciaiientes a aquel en que se acordare.
TITULO X
Del Poder Judicial.
SECCION PRIMERA.
Del ejercicio del Poder Judicial.
1.-El Poder Judicial se ejerce por un il Sunremo de lusticia v nor los demis




36 Altamira. Obras Completas
ban concurrir en los funcionarios que los compongan.
SECCION SEGUNDA.
Del Tribunal Supremo de Justicia.
Articulo 82.- Para ser Presidente o Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia de requiere:
1.o Ser cubano por nacimiento.
2.0 Haber cumplido treinta y cinco afios de edad.
3.o Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles y politicos y no haber sido condenado a pena aflictiva por delito comtn.
4.o Reunir, ademis, alguna de las circunstancias siguientes:
Haber ejercido en Cuba, durante diez afios por lto menos, la profesi6n de Abogado, o desempefiado, por igual tiempo, funciones judiciales; o explicado, el mismo nimero de afios, una citedra de Derecho en establecimiento oficial de ensefianza.
Podrin ser tambi6n nombrados para los cargos de Presidente y Magistrados del Tribunal Supremo, siempre que reunan las condiciones de los ntimeros 1, 2 y 3 de este articulo:
a) Los que hubieren ejercido, en la Magistratura, cargo de categoria igual o inmediatamnente inferior, por el tiempo que determine la ley.
b) Los que, con anterioridad a la promulgaci6n de esta Constituci6n, hubieren sido Magis-




Colecci6n de Textos

trados del Tribunal Supremo de la Isla de Cuba.
El tiempo de ejercicio de funciones judiciales se computarg como de ejercicio de la Abogacia, al efecto de capacitar a los Abogados para poder ser nombrados Magistrados del Tribunal Supremo.
Art. 83.- Ademis de las atribuciones que le estuvieren anteriormente sefialadas y de las que en lo sucesivo le confiaran las leyes, corresponden al Tribunal Supremo las siguientes:
1.a Conocer de los recursos de casaci6n.
2.a Dirimir las competencias entre los Tribunales que le sean inmediatamente inferiores o no tengan un superior comin.
3.a Conocer de los juicios en que litiguen entre si el Estado, las Provincias y los Municipios.
4.a Decidir sobre la constitucionalidad de las leyes, decretos y reglamentos, cuando fuere objeto de controversia entre partes.
SECCION TERCERA.
Disposiciones generales acerca de la administracidn de justicia.
Articulo 84. La justicia se administrari gratuitamente en todo el territorio de la Repdblica.
Art. 85.-Los Tribunales conocerin de todos los juicios, ya sean civiles, criminales o contencioso-administrativos.
Art. 86.-No se podrin crear, en ningtin caso, ni bajo ninguna denominaci6n, Comisiones judiciales ni Tribunales extraordinarios.




Art. 87. Ningfin funcionario del ordei cial podrAi ser suspendido ni separado de s tino o empleo, sino pot raz6n de delito causa grave, debidamente acreditada, y s con su audiencia.
Tampoco podri ser trasladado sin su co miento, a no ser pot motivo evidente d veniencia pfiblica.
Art. 88. Todos los funcionarios del judicial serin personalmente responsables forma que determinen las eyes, de toda ci6n de ley que cometieren.
Art. 89.-La dotaci6n de los funcionari Orden judicial no podri set alterada s: periods mayores de cinco afios, y por me una ley. Esta no podri asignar distintas clones a cargos cuyo grado, categoria clones sean iguales.
Art. 90. -Los Tribunales de las fuerzas y tierra se regularin pot una ley orgAnic; cial.
TITULO XI
Del regimen provincial.
SECCION PRIMERA.
Disposiciones generates.
Articulo 91. -La Provincia comprende 1 minos municipales enclavados dentro c limites.




. 92.- En cada Provincia habri un GCobery un Consejo provincial, elegidos por gio de primer grado en la forma que presla Ley.
nimero de Consejeros, en cada una, no nenor de ocho ni mayor de veinte.
SECCION SEGUNDA.
s Consejos provinciales V sus atribuciones. iculo 93. Corresponde a los Consejos proles:
Acordar sobre todos los asuntos que conn a la Provincia y que, por la Constituci6n, >s Tratados o por las leyes, no corresponla competencia general del Estado o a la iva de los Ayuntamientos. Formar sus presupuestos, estableciendo los os necesarios para cubrirlos, sin otra limique la de hacerlos compatibles con el sistributario del Estado. Acordar empristitos para obras piblicas de s provincial; pero votando al mismo tiempo gresos permanentes necesarios para el pago Sintereses y amortizaci6n. a que dichos empristitos puedan realizarse, n de ser aprobados por las dos terceras de los Ayuntamientos de la Provincia. Acusar ante el Senado al Gobernador, en sos determinados en el pirrafo tercero del Scuando los dos tercios del nimero de los




Altamira. Obras Completas

Consejeros provinciales acordaren, en sesi6n secreta, la acusaci6n.
5.o Nombrar y remover los empleados provinciales con arreglo a lo que establezcan las leyes.
Art. 94.--Los Consejos Provinciales no podrin reducir o suprimir ingresos de caricter permanente, sin establecer al mismo tiempo otros que los sustituyan; salvo en el caso de que la reducci6n o supresi6n procedan de reducci6n o supresi6n de gastos permanentes equivalentes.
Art. 95.-Los acuerdos de los Consejos provinciales serin presentados al Gobernador de la Provincia. Si 6ste los aprobare, los autorizari con su firma. En otro caso, los devolveri, con sus objeciones, al Consejo, el cual discutiri de nuevo el asunto. Y, si despu6s de la segunda discusi6n, las dos terceras partes del ntimerD total de consejeros votaren en favor del acuerdo, 6ste serge ejecutivo.
Cuando el Gobernador, transcurridos diez dias desde la presentaci6n de un acuerdo, no lo devolviere, se tendri pot aprobado y seri tambidn ejecutivo.
Art. 96.-Los acuerdos de los Consejos provinciales podrin ser suspendidos por el Gobernador de la provincia o por el Presidente de la Reptiblica, cuando, a su juicio, fueren contrarios a la Constituci6n, a los tratados, alas leyes o a los acuerdos adoptados pot los Ayuntamientos dentro de sus atribuciones propias. Pero se reser-




Colecci6n de Textos

vari a los Tribunales el conocimiento y la resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan con motivo de la suspensi6n.
Art. 97.- Ni los Consejeros (1) Provinciales ni ninguna Secci6n o Comisi6n de su seno o por ellos designados fuera de 61, podrin tener intervenci6n en las operaciones que correspondan al procedimiento electoral para cualquier clase de elecciones.
Art. 98.-Los Consejeros provinciales serin personalmente responsables, ante los Tribunales, en la forma que las leyes prescriban, de los actos que ejecuten en el ejercicio de sus funciones.
SECCION TERCERA.
De los Gobernadores de Provincias
y sus atribuciones.
Articulo 99.- Corresponde a los Gobernadores de Provincia:
1.0 Cumplir y hacer cumplir, en los extremos que les conciernan, las leyes, decretos y reglamentos generales de la Naci6n.
2.0 Publicar los acuerdos del Consejo Provincial que tengan fuerza obligatoria, ejecutindolos y hacindolos ejecutar.
3.0o Expedir 6rdenes y dictar ademis las instrucciones y reglamentos para la mejor ejecuci6n
(1) El texto del Diario de Sesiones dice <>. Eso parece ser lo correcto en este caso.




de los acuerdos del Consejo Provincial, 6ste no los hubiere hecho.
4.o Convocar al Consejo Provincial a se extraordinarias cuando, a su juicio, fuere sario; expresindose en la convocatoria el de las sesiones.
5.o Suspender los acuerdos del Consej< vincial y de los Ayuntamientos, en los casi determina esta Constituci6n.
6.0 Acordar la suspensi6n de los Alcal< los casos de extralimitaci6n de facultade! laci6n de la Constituci6n o de las leyes, i ci6n de los acuerdos de los Consejos F ciales, o incumplimiento de sus deberes, cuenta al Consejo Provincial en los t6rmin establezcan las leyes.
7.0 Nombrar y remover los empleados despacho conforme a 1o que establezcan las
Art. 100.- El Gobernador serA responsab] el Senado, en los casos que en esta Consti se sefialan, y ante los Tribunales, en los casos de delito, con arreglo a lo que pres las leyes.
Art. 101. -El Gobernador recibir del 1 provincial una dotaci6n, que podr ser a l en todo tiempo; pero no surtird efecto k raci6n sino despu6s que se verifique nuev ci6n de Gobernador.
Art. 102. Por falta temporal o definiti, Gobernador de la Provincia, le sustituirA eiercicio de su cargo el Presidente del C(




[cial. Si la falta fuere definitiva, durari la aci6n hasta que termine el perioda para ibiere sido electo el Gobernador.

TITULO XII
Del regimen municipal.

SECCION PRIMERA.
Disposiciones generales.
:ulo 103. Los tirminos municipales seran Spor Ayuntamientos, compuestos de conelegidos por sufragio de primer grado, timero y en la forma que la ley prescriba. 104.- En cada tirmino -municipal habrni calde, elegido por sufragio de primer en la forma que establezca la ley.
SECCION SEGUNDA.
los Ayantamnietos y sus atribuciones.
:ulo 105.-Corresponde a los AyuntamienLcordar sobre todos los asuntos que conSexclusivamente al t6rmino municipal. Former sus presupuestos, estableciendo gresos necesarios para cubrirlos sin otra i6n que la de hacerlos compatibles con el i tributario del Estado. Acordar empristitos; pero votando al mismpo los ingresos permanentes necesarios I pago de sus intereses y amortizaci6n.




44 Altamira.-Obras Completas
Para que dichos empr6stitos puedan realizarse, habrin de ser aprobados por las dos terceras partes de los electores del tirmino municipal.
4.0 Nombrar y remover los empleados municipales conforme a lo que establezcan las leyes.
Art. 106. -Los Ayuntamientos no podrin reducir o suprimir ingresos de caricter permanente sin establecer al mismo tiempo otros que los sustituyan, salvo en el caso de que la reducci6n o supresi6n procedan de reducci6n o supresi6n de gastos permanentes equivalentes.
Art. 107. -Los acuerdos de los Ayuntamientos serin presentados al Alcalde. Si 6ste los aprobare, los autorizarg con su firma. En otro caso, los devolveri, con sus objeciones, al Ayuntamiento, el cual discutiri de nuevo el asunto. Y si despu6s de la segunda discusi6n, las dos terceras partes del nimero total de Concejales votaren en favor del acuerdo, 6ste seri ejecutivo.
Cuando el Alcalde, transcurridos diez dias desde la presentaci6n de un acuerdo, no lo devolviere, se tendri por aprobado y serge tambi6n ejecutivo.
Art. 108. -Los acuerdos de los Ayuntamientos podrin ser suspendidos por el Alcalde, por el Gobernador de la provincia o por el Presidente de la Repdblica, cuando, a su juicio, fueren contrarios a la Constituci6n, a los tratados, a las leyes o a los acuerdos adoptados por el Consejo Provincial dentro de sus atribuciones propias. Pero se reservarg a los Tribunales el conocimiento




Colecci6n de Textos 45
y la resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan con motivo de la suspensi6n.
Art. 109. Los concejales serin personalmente responsables, ante los tribunales de justicia, en la forma que las leyes prescriban, de los actos que ejecuten en el ejercicio de sus funciones.
SECCION TERCERA.
De los Alcaldes, sus atribuciones y deberes.
Artfculo 110. Corresponde a los Alcaldes:
1.o Publicar los acuerdos de los Ayuntamientos que tengan fuerza obligatoria, ejecutindolos y haci6ndolos ejecutar.
2.0 Ejercer las funciones activas de la administraci6n municipal, expidiendo, al efecto, 6rdenes y dictando ademis instrucciones y reglamentos para la mejor ejecuci6n de los acuerdos del Ayuntamiento, cuando 6ste no los hubiere hecho.
3.o Nombrar y remover a los empleados de su despacho, conforme a lo que establezcan las leyes.
Art. 111.-El Alcalde seri personalmente responsable, ante los tribunales de justicia, en la forma que las leyes prescriban, de los actos que ejecute en el ejercicio de sus funciones.
Art. 112.-El Alcalde recibird del Tesoro municipal una dotaci6n que podri ser alterada en todo tiempo; pero no surtirg efecto la alteraci6n




sino desde que se verifique nueva elec Alcalde.
Art. 113.-Por falta, temporal o defini Alcalde, le sustituiri en el ejercicio de s el Presidente del Ayuntamiento.
Si la falta fuere definitiva, durard I tuci6n hasta que termine el periodo p hubiere sido electo el Alcalde.
.TITULO XIII
De la Hacienda nacional.
Articulo 114.-Pertenecen al Estad( los bienes existentes en el territorio de I blica que no correspondan a las Provin( los Municipios, ni sean, individual o c( mente, de propiedad particular.
TITULO XIV
De la reforma de la Constituci6n.
Articulo 115.- La Constituci6n ng podr marse, total ni parcialmente, sino por acu las dos terceras partes del nimero total miembros de cada Cuerpo Colegislador.
Seis meses despuds de acordada la reft orocederi a convocar una Convenci6n




con entera independencia 'de la Conn.
Delegados a dicha Convenci6n seran elepor Provincias, en la proporci6n de uno da cincuenta mil habitantes y en la forma tablezcan las leyes.
DISPOSIC1ONES TRANSITORIAS.
Primera.
Reptiblica de Cuba no reconoce mins deudas promisos que los contraidos legitimamente ieficio de Ia Revoluci6n, por los Jefes de Sdel Ejbrcito Libertador, despus del 24 rero de 1895 y con anterioridad al 19 de nbre del mismo afio, fecha en que se prola Constituci6n de Jimaguayi; y las deucompromisos que el Gobierno revoluciohubiere contraido posteriormente por si o s legitimos representantes en el extranjero. ngreso calificard dichas deudas y comproy resolved d sobre el pago de los que legitimos.
Segunda.
nacidos en Cuba o los hijos naturales de que, al tiempo de promulgarse esta Consn, fueren ciudadanos de alg-in Estado jero, no podrdn gozar de la nacionalidad a sin renunciar, previa y expresamente, la




Altamira. Ob

Tercera.
El tiempo que los extranjeros hubieren servido en la guerra por la independencia de Cuba, se computari como tiempo de naturalizaci6n y de residencia para la adquisici6n del derecho que a los naturalizados reconoce el art. 49.
Cuarta.
La base de poblaci6n que se establece en relaci6n con las elecciones de Representantes y de Delegados a la Convenci6n Constituyente, en los art. 48 y 115, podri modificarse por una ley cuando, a juicio del Congreso, lo exigiere el aumento de habitantes que resulte de los censos peri6dicamente formados.
Quinta.
Al constituirse por primera vez el Senado, los Senadores, al efecto de su renovaci6n, se dividirin en dos series. Los comprendidos en la primera, cesarin al fin del cuarto afio, y los comprendidos en la segunda, al terminar el octavo, decidiendo la suerte los dos Senadores que correspondan, por cada Provincia, a una y otra serie.
La ley establecerg el procedimiento para la formaci6n de las dos series en que haya de dividirse, a los efectos de su renovaci6n parcial, la Cimara de Representantes.
Sexta.
Noventa dias despu6s de promulgada la Ley electoral, que habri de redactar y adoptar la

I

ras Completas




Colecci6n de Textos

Convenci6n Constituyente, se procederi a elegir los funcionarios creados por la Constituci6n para el traspaso del Gobierno de Cuba a los que resulten elegidos, conforme a lo dispuesto en la Orden nfimero 301 del Cuartel General de la Divisi6n de Cuba, de 25 de Julio del afio 1900.
SEptima.
Todas las leyes, decretos, reglamentos, 6rdenes y demis disposiciones que estuvieren en vigor al promulgarse esta Constituci6n, continuarin observindose en cuanto no se opongan a ella, mientras no fueren legalmente derogadas o modificadas.
Sala de sesiones de la Convenci6n Constituyente, en la Habana, a 21 de febrero de 1901.
La Convenci6n Constituyente, procediendo de conformidad con la Orden del Gobierno Militar de la Isla, de 25 de julio de 1900, por la cual fu6 convocada, acuerda adicionar y adiciona la Constituci6n de la Repiblica de Cuba, adoptada el 21 de febrero filtimo, con el siguiente
APENDICE. (1)
Articulo 1.o-El Gobierno de Cuba nunca celebrari con ningtin Poder o Poderes extranjeros ningdin tratado u otro pacto que menoscabe o
(1) El antecedente de este Ap6ndice es la Ilamada



tienda a menoscabar la independencia de Cuba ni en manera alguna autorice o permita a ningti Poder o Poderes extranjeros obtener pot colonizaci6n o para prop6sitos navales o militares c de otra manera, asiento en o jurisdicci6n sobre ninguna porci6n de dicha Isla.
Art. 2.0-Dicho Gobierno no asumira o con. traera ninguna deuda ptiblica para el pago de cuyos intereses y amortizaci6n definitiva, despu6 de cubiertos los gastos corrientes del Gobierno resulten inadecuados los ingresos ordinarios.
Art. 3.o- El Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos puedan ejercer el derechc de intervenir para la preservaci6n de la independencia de Cuba, y el sostenimiento de un Gobierno adecuado a la protecci6n de la vida la propiedad y la libertad individual, y al cumplimiento de las obligaciones, con respecto a Cuba, impuestas a los Estados Unidos por el Tratado de Paris y que deben ahora ser asumidae y cumplidas por el Gobierno de Cuba.
Art. 4.o-Todos los actos realizados por los Estados Unidos en Cuba, durante su ocupaci6r militar, serin ratificados y tenidos por vilidos
1901, presentada a la Constituyente de Cuba en 1 del mismo mes y aio y aceptada por esta Asambles en 12 de junio despuds de conocer el informe de i Comisi6n que envi6 a WAishington en abril. Ese informe es esencial para comprender el sentido del art. 3o y las razones de haberlo aceptado la Consti-




odos los derechos legalmente adquiridos a virI de aquillos, serdn mantenidos y protegidos. rt. 5.o-- El Gobierno de Cuba ejecutari y, sta donde fuere necesario, ampliard los planes proyectados u otros que mutuamente se conigan, para el saneamiento de las poblaciones la Isla, con el fin de evitar la recurrencia (sic) enfermedades epid6micas e infecciosas, protendo asi al pueblo y al comercio de Cuba, lo ;mo que al comercio y al pueblo de los puerdel Sur de los Estados Unidos. trt. 6.o-La Isla de Pinos queda omitida de limites de Cuba propuestos por la Constitun, dejindose para un futuro tratado la fijan de su pertenencia.
trt. 7.o- Para poner en condiciones a los Esos Unidos de mantener la independencia de ba y proteger al pueblo de la misma, asi como a su propia defensa, el Gobierno de Cuba ideri o arrendard a los Estados Unidos las ras necesarias para carboneras o estaciones rales en dciertos puntos determinados que se ivendrin con el Presidente de los Estados idos.
Art. 8.o, El Gobierno de Cuba insertard las eriores disposiciones en un tratado permaite con los Estados Unidos (1). Ial6n de Sesiones, junio 12 de 1901.
1) Asi se hizo en 22 de mayo de 1903.




I




xi
PUERTO RICO







CONSTITUTION
DE
PUERTO RICO
SGOBIERNO DE PUERTO RICO.
Oficina del Secretario Ejecutivo.
Y OROANICA DE 2 DE MARZO DE 1917.
LEY
'ARA PROVEER DE UN GOBIERNO CIVIL A PUERTO RICO, Y PARA OTROS FINES. cr6tase por el Senado y Cimara de Representantes le los Estados Unidos de America, reunidos en
Congreso:
Articulo 1.o- Las disposiciones de esta ley se licarin a la Isla de Puerto Rico e islas adyaites pertenecienrtes a los Estados Unidos, y a aguas de esas islas; y el nombre de Puerto
1) En el pr6logo de la presente obra (tomo 1) va intada la raz6n de incluir aqui este Documento, Sno es formalmente una Constituci6n, pero si en amplio sentido doctrinal de la palabra. El texto ii copiado es el oficial de Puerto Rico.




56 Altamira. Obras Completas
Rico, usado en esta Ley, se entenderi que incluye, no s6lo a la isla de este nombre, sino tambidn a todas las islas adyacentes, como queda dicho.
Declaraci6n de derechos.
Articulo 2.0-No se pondri en vigor en Puerto Rico ninguna ley que privare a una persona de la vida, libertad o propiedad sin el debido procedimiento de ley, o que negare a una persona de dicha isla la protecci6n igual de las leyes.
En todos los procesos criminales el acusado gozari del derecho de tener para su defensa la ayuda de abogado; de ser informado de la naturaleza y causa de la acusaci6n; de obtener copia de la misma; de tener un juicio ripido y pdblico; de carearse con los testigos de cargo, y de usar de medios compulsorios para conseguir testigos a su favor.
Ninguna persona seri considerada responsable de un delito sin el debido procedimiento de ley; y ninguna persona seri puesta dos veces en riesgo de ser. castigada por el mismo delito, ni seri obligada en ninguna causa criminal a ser testigo contra si misma.
Toda persona podri, antes de ser convicta, prestar fianza con suficiente garantia, excepto por crimenes capitales cuando la prueba sea evidente o la presunci6n grande.
No se pondri en vigor ninguna ley que menoscabe el valor de los contratos.




Colecci6n de Textos

Ninguna persona seri encarcelada por deudas.
No se suspender di el privilegio del auto de hdbeas corpus, a menos que, en casos de rebeli6n, insurrecci6n o invasi6n, lo requiera la seguridad pdblica, pudiendo en cualquiera de esos casos ser suspendido dicho privilegio por el Presidente o por el Gobernador, siempre que durante dicho period exista la necesidad de tal suspensi6n.
No se aprobari ninguna ley < ni ningin proyecto de ley para condenar sin formaci6n de juicio.
La propiedad particular no seri tomada ni perjudicada para uso pdblico, a no ser mediante el pago de una justa compensaci6n fijada en la forma provista por la ley.
Nada de lo contenido en esta ley seri interpretado en el sentido de limitar la facultad de la Asamblea Legislativa para decretar leyes para la protecci6n de la vida, salud y seguridad de los empleados y obreros.
No se aprobari ley alguna que conceda titulo de nobleza; y ningun persona que est6 desempefiando algdn puesto remunerado o de confianza en el Gobierno de Puerto Rico aceptari, sin el consentimiento del Congreso de los Estados Unidos, ningiln regalo, emolumento, cargo o titulo de clase alguna de ningdn rey, reina, principe o estado extranjero, ni de ningtin funcionario del mismo.
No se exigirAn fianzas desproporcionadas, ni




se impondrdin multas excesivas ni castigos c! les inusitados.
No se violiari el derecho de estar garantiz contra registros y embargos arbitrarios.
No se expedirai mandamiento de arresto o gistro sino por motivo fundado apoyado juramento o afirmaci6n, y describiendo p, cularmente el lugar que ha de registrarse y personas que han de ser detenidas o las cc que deben ser embargadas.
La esclavitud no existirA en Puerto Rico.
No existiri en Puerto Rico la serviduni involuntaria, a no ser como castigo por un de cuando el acusado hava sido convicto deb mente.
No se aprobari ninguna ley restringiend( libertad de la palabrao de la prensa, o el dere del pueblo a reunirse en asamblea pacificamn y pedir al Gobierno la reforma de los abuso,
No se dictari ninguna cley relativa al esta cimiento de cualquiera religi6n o que prohib libre ejercicio de la misma, y se permitini todo tiempo el libre ejercicio y goce de profe nes y cultos religiosos sin distinciones niI ferencias, y no se exigir-i como condici6n F desempefiar cualquier cargo o puesto de c fianza en el Gobierno de Puerto Rico, ninj otro requisito politico o religioso que un ji mento de defender la Constituci6n de los E dos Unidos y las leyes de Puerto Rico.
Jamis se asignara, aplicard, donara, us




recta o indirectamente, dinero o propiedad pdiicos para el uso, beneficio o sostenimiento de nguna secta, iglesia, denominaci6n, instituci6n asociaci6n sectaria, o sistema religioso, o para uso, beneficio o sostenimiento de ningin sacer>te, predicador, ministro u otro instructor o gnatario religioso como tal, o para fines caritivos, industriales, educativos o bendvolos, a
-rsona alguna, corporaci6n a comunidad que > est6 bajo la dependencia absoluta de Puerto co. La poligamia o matrimonios poligamos iedan de aquf en adelante prohibidos. Un ailo despdes de la aprobaci6n de esta ley, en lo sucesivo, ser6 ilegal importar, fabricar, nder, ceder o exponer para la venta o regalo alquier bebida o droga embriagante; Disnidndose que la Asamblea Legislativa podri itorizar y reglamentar la importaci6n, fabrici6n y venta de dichos licores y drogas para os medicinales, sacramentales, industriales y entificos dinicamente. La penalidad por infracones de esta disposici6n, con referencia a las bidas y drogas embriagantes, seri una multa Smenor de 25 d61ares por la primera vez, y )r la segunda y subsiguientes, una multa no enor de 50 d61ares y prisi6n por un t6rmino inimo de un mes y un miaximo de un afio; y isponidndose, ademds, que en cualquiera elec5n general que se celebre dentro de cinco afios pubs de la aprobaci6n de la presente Ley, esta sposici6n podri, a petici6n de no menos del




Altamira.- Obras Completas

diez por ciento de los electores capacitados de Puerto Rico, ser sometida a votaci6n de los electores capacitados de Puerto Rico; y si una mayoria de todos los electores capacitados de Puerto Rico que voten sobre esa cuesti6n, votaren por la derogaci6n de esta disposici6n, quedarA 6sta desde entonces sin fuerza y vigor; de otro modo quedari con toda su fuerza y efecto.
No se pagard dinero alguno del Tesoro a no ser en virtud de una asignaci6n hecha por ley, y mediante libramiento expedido por el funcionario correspondiente, de acuerdo con dicha ley.
Las leyes para la imposici6n de contribuciones en Puerto Rico serin uniformes.
Todo dinero que se recaude por contribuci6n impuesta o fijada para un fin especial, seri considerado como un fondo especial en el Tesoro, y desembolsado para dicho fin finicamente, a no ser cuando medie la aprobaci6n del Presidente de los Estados Unidos.
Ocho horas constituirin un dia de trabajo en todos los casos en que se empleen en obras piiblicas trabajadores y mecinicos por el Gobierno de la Isla o en nombre del mismo, excepto en casos de emergencia.
El empleo de nifios menores de catorce afios en cualquier ocupaci6n .perjudicial a la salud o a la moral o que ponga en riesgo la vida o cualquier parte del cuerpo, queda por la presente prohibido.
Art. 3.o-No se impondrin ni cobrardn dere




Colecci6n de Textos 61
chos sobre exportaciones de Puerto Rico; pero podrAn imponerse para fines de los Gobiernos insular y municipal, respectivamente, segin se provea y defina por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico, contribuciones o impuestos sobre la propiedad, rentas internas, derechos sobre licencias y por franquicias, privilegios y concesiones; y en los casos en que fuere necesario anticipar contribuciones y rentas y proteger el crOdito pdblico, podri Puerto Rico o cualquiera de sus Municipios emitir bonos u otras obligaciones segin se provea por ley; Disponidndose, sin embargo, que ninguna deuda pdblica de Puerto Rico o de cualquiera subdivisi6n o municipio del mismo, seri autorizada o permitida por miAs del siete por ciento de la tasaci6n total de su propiedad, y todos los bonos emitidos por el Gobierno de Puerto Rico, o por su autoridad, estarAn exentos de contribuci6n por el Gobierno de los Estados Unidos, o por el Gobierno de Puerto Rico o de cualquiera subdivisi6n politica o municipal del mismo, o por cualquier Estado, o por cualquier condado, municipio u otra subdivisi6n municipal de cualquier Estado o Territorio de los Estados Unidos, o por el Distrito de Columbia. Al computar la deuda del pueblo de Puerto Rico, no se contain los bonos emitidos por el pueblo de Puerto Rico garantizados pot una suma equivalente de bonos de las corporaciones municipales o juntas escolares de Puerto Rico.




Art. 4.o-- La capital de Puerto Rico seri ciudad de San Juan, manteni6ndose en ella asiento del Gobierno.
Art. 5.o-Todos los ciudadanos de Puerto Rii segin se definen en la secci6n 7.a de la Ley 12 de abril de 1900,



dri aprovecharse el plazo fijado en este , transmiti6ndose al Secretario ejecuo de Puerto Rico una declaraci6n bajo juranto, en la forma provista por la presente, itro de seis meses de haberse puesto en vigor a Ley; y Disponidndose, ademds, que toda peria que haya nacido en Puerto Rico de padres ranjeros y est6 residiendo permanentemente la Isla, podri, si fuere mayor de edad, dentro seis meses de haberse puesto en vigor esta o, si fuere menor de edad, al llegar a su yoria o dentro de un afio despu6s, prestar a declaraci6n jurada de fidelidad a los Estas Unidos ante la Corte de Distrito de los Estas Unidos para Puerto Rico, haciendo constar la misma todos los hechos relacionados con nacimiento y residencia en Puerfo Rico y >mpaiiando debida prueba de los mismos, y sde el momento de haber prestado tal decla:i6n seri considerada como ciudadano de los tados Unidos.
Art. 6.o-Todos los gastos en que incurriere Gobierno de Puerto Rico por sueldos de funnarios y atenciones de sus oficinas y departantos, y todos los gastos y obligaciones conidos para mejoras internas o fomento de la a, no incluy6ndose, sin embargo, las obras de fensa, cuarteles, puertos, faros, boyas y otras

que otra




64 Altamira. Obras Corn pletas
cosa se provea especificamente por el Congreso.
Art. 7.o Toda propiedad que hubiere sido adquirida en Puerto Rico por los Estados Unidos, en virtud de la cesi6n hecha por Espafia en el Tratado de paz celebrado el dia 10 de diciembre de 1898, en puentes piblicos, casas camineras, fuerza motriz de agua, carreteras, corrientes no navegables y lechos de las mismas, aguas subterrineas, minas o minerales bajo la superficie de terrenos particulares; toda propiedad que al tiempo de la cesi6n pertenecia, en virtud de las leyes de Espaila entonces en vigor, alas diferentes juntas de obras de puertos de Puerto Rico; todas las orillas de los puertos, muelles, embarcaderos, terrenos saneados, y todos los terrenos y edificios piblicos no reservados hasta ahora por los Estados Unidos para fines piblicos, quedan por la presente bajo el dominio del 3obierno de Puerto Rico, para ser administrados a beneficio del pueblo de Puerto Rico; y la Asamblea legislativa de Puerto Rico tendri autoridad, con sujeci6n a las limitaciones impuestas a todas sus leyes, para legislar respecto a todos esos asuntos segdin lo estimare conveniente; Disponidndose, que el Presidente podri de tiempo en tiempo, a su discreci6n, traspasar al pueblo de Puerto Rico aquellos terrenos, edificios o intereses en terrenos u otras propiedades pertenecientes en la actualidad a los Estados Unidos y dentro de los limites territoriales de Puerto




Coleci6n de Textos

Rico, que a su juicio no se necesiten ya para prop6sitos de los Estados Unidos. Y ~l podri de tiempo en tiempo aceptar de Puerto Rico, mediante concesi6n legislativa, cualesquiera terrenos, edificios u otros intereses o propiedades que fueren necesarios a los Estados Unidos para fines ptiblicos.
Art. 8.o-La superficie de los puertos y los cursos y extensiones de aguas navegables y los terrenos sumergidos bajo ellos dentro y alrededor de la isla de Puerto Rico y de las istas y aguas adyacentes, que ahora pertenecen a los Estados Unidos y no han sido reservados por los Estados Unidos para fines ptiblicos, quedan por la presente colocados bajo el dominio del Gobierno de Puerto Rico, para que sean administrados de la misma manera y con sujeci6n alas mismas limitaciones que las propiedades enumeradas en el articulo precedente; Disponidndose, que todas las leyes de los Estados Unidos para la protecci6n y mejoramiento de las aguas navegables de los Estados Unidos y para la conservaci6n de los intereses de la navegaci6n y del comercio, serin aplicables a dicha isla y aguas y a sus islas y aguas adyacentes, excepto en aquello en que las mismas sean localmente inaplicables; Disponid6ndose, ademds, que nada de lo contenido en esta ley se interpretari en el sentido de afectar o menoscabar de ningtin modo los tdrminos o condiciones de cualesquiera autorizaciones, permisos u otras facultades concedidos LVII 3




legalimente hasta ahora por el Secretario de Guerra u otro funcionario o agente autorizado los Estados Unidos en o en relaci6n con dich aguas y terrenos sumergidos en y alrededor dicha isla y de sus islas adyacentes, o hasta eE momento ejercidos legalmente en o en relaci con las mismas aguas y terrenos; y Disponie dose, ademds, que la Ley del Congreso aproba en 11 de junior de 1906, y titulada <>, y todas las demise leyes y pi tes de leyes que est6n en contradicci6n con e! articulo, quedan por la presente derogadas.
Art. 9.o-Las leyes estatutorias de los Estad Unidos que no sean localmente inaplicabl salvo lo que en contrario se dispusiere en presente, tendrin el mismo efecto y validez Puerto Rico que en los Estados Unidos, exc< ci6n hecha de las Leyes de rentas internas; D ponidndose, sin embargo, que en lo sucesivo dos los impuestos que se recauden con arreq alas leyes de rentas internas de los Estad Unidos sobre articulos producidos en Puei Rico y transportados a los Estados Unidos, consumidos en la isla, ingresarin en el Tesc de Puerto Rico.




cci6n de Textos 67
-t. 10.-Todas las diligencias judiciales se n a nombre de < DEPARTAMENTO EJECUTIVO.
rticulo 12.- El Poder ejecutivo supremo resien un funcionario ejecutivo, cuyo titulo ofiseri <



68 Altamira. Obras Completas
residiri en Puerto Rico durante el tiempo que ejerciere su cargo, y fijarg su despacho en la residencia. del Gobierno. Tendri la inspecci6n y control general de todos los departamentos y negociados del Gobierno de Puerto Rico, en todo aquello que no sea incompatible con las disposiciones de esta Ley, y seri el comandante en jefe de la milicia. Podri conceder indultos y suspender la ejecuci6n de sentencias, condonar multas y confiscaciones por delitos cometidos contra las leyes de Puerto Rico, y conceder suspensiones de sentencias por delitos contra las leyes de los Estados Unidos hasta conocerse la decisi6n del Presidente, y podri oponer su veto a cualquiera legislaci6n decretada, segdn se dispone mis adelante. Expedirg credenciales a todos los funcionarios para cuyo normbramiento est6 autorizado. Seri responsable de la fiel ejecuci6n de las leyes de Puerto Rico y de las de los Estados Unidos aplicables a Puerto Rico, y siempre que fuere necesario podri recurrir a los jefes de las fuerzas militares y navales de los Estados Unidos en la Isla, o convocar el posse comitatus, o lamar a la milicia para evitar o suprimir violencias ilegales, invasi6n, insurreci6n o rebeli6n, y podri, en caso de rebeli6n o invasi6n, o de inminente peligro de las mismas, cuando la seguridad piblica lo requiera, suspender el privilegio del auto de hdbeas corpus, o poner la Isla o cualquier parte de ella bajo ]a Iey marcial hasta que pueda comunicarse con el




Colecci6n de Textos 69
Presidente y conocerse su decisi6n en el asunto. Anualmente, y cada vez que se le ordene, informarg oficialmente sobre la administraci6n del Gobierno de Puerto Rico al departamento ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos que seri designado por el Presidente segdin se dispone en la presente, informe que serni transmitido al Congreso; y desempefiari aquellos otros deberes y funciones que en cumplimiento de la Icy el Presidente delegare en 61.
Art. 13.- Por esta ley se crean los siguientes departamentos ejecutivos: un Departamento de Justicia, cuyo jefe seri conocido con el nombre de Fiscal General; un Departamento de Has cienda, cuyo jefe seri Ilamado Tesorero; un Departamento del Interior, el jefe del cual serni conocido como Comisionado del Interior; un Departamento de Instrucci6n, cuyo jefe seri designado con el nombre de Comisionado de Instrucci6n; un Departamento de Agricultura y Trabajo, el jefe del cual se Ilamari Comisionado de Agricultura y Trabajo; y un Departamento de Sanidad, cuyo jefe se conocenri con el nombre de Comisionado de Sanidad. El Fiscal General y el Comisionado de Instrucci6n serin nombrados por el Presidente, con el consurso y consentimiento del Senado de los Estados Unidos; desempefiarin sus cargos por el tdrmino de cuatro afios y hasta que sus sucesores sean nombrados y tomen posesi6n, a menos que antes sean destituidos por el Presidente. Los jefes de los cua-




tro departamentos restantes serin nombr por el Gobernador con el concurso y cor timiento del Senado de Puerto Rico. Los de departamento nombrados por el Gobern desempefiarin sus cargos por el t6rmino de tro afios y hasta que sus sucesores sean r brados y tomen posesi6n, a menos que antes destituidos por el Gobernador.
Los jefes de departamento residirdn Puerto Rico durante el t6rmino de su cargo cial, y los nombrados por el Gobernador d rdn haber residido en Puerto Rico por to m un afio antes de su nombramiento.
Los jefes de departamento constituirin ci tivamente una junta consultiva del Gobernt que se conocerd con el nombre de Con ejecutivo. Desempefiarin, bajo la inspec general del Gobernador, los deberes que adelante se prescriben, o que en lo sucesiv prescribieren por ley, y aquellos otros del: no incompatibles con la ley que el Gobern con la aprobaci6n del Presidente, les asign y harin al Gobernador un informe anual y demis informes que l61 les pidiere, los ct serin transmitidos al departamento ejecutivc Gobierno de los Estados Unidos que desig el Presidente, seain en la presente se pro

Art. 14.




idministraci6n de justicia en Puerto Rico; el consejero legal del Gobernador y de los s de departamento, y seri responsable de la da representaci6n del pueblo de Puerto Rico 2 sus funcionarios debidamente constituidos, odas las demandas y procesos, civiles o criales, ante el Tribunal Supremo de Puerto en los cuales el pueblo de Puerto Rico interesado o sea parte; y podri, si se rdenare por el Gobernador o si a su juicio intereses pilblicos lo requirieren, representar ueblo de Puerto Rico o a sus funcionarios idamente constituidos, ante cualquier otro final o ante cualquier otro funcionario o junta ,ualquier acci6n o procedimiento, civil o crial, en el cual el pueblo de Puerto Rico sea e o est6 interesado. Tambidn desempefiarA ellos otros deberes, no imcompatibles con Ley, que se le asignaren por ley. rt. 15.- El Tesorero prestari fianza en la na que aprobare el Fiscal General de Puerto o, por la suma que exigiere la Asamblea Legisia, Ia cual, sin embargo, no deberi bajar de to veinticinco mil d61ares, con garantia o intias aprobadas por el Gobernador; recaui y custodiard los fondos pdiblicos, desembolJo los mismos de acuerdo con la ley, mediante amientos firmados por el Contador y refrenos por el Gobernador; y desempefiard las is funciones que prescribiere la ley. Podriinar instituciones bancarias en Puerto Rico




72 Altamira.- Obras Completas
y en los Estados Unidos como depositarias del Gobierno de Puerto Rico, con sujeci6n alas condiciones que prescribiere el Gobernador, despuds que ellas hayan archivado en poder de dicho Tesorero prueba satisfactoria de su buena condici6n econ6mica, y hayan depositado bonos de los Estados Unidos o del Gobierno de Puerto Rico u otras garantias satisfactorias para el Gobernador por las cantidades que indicare dicho Tesorero; y ninguna instituci6n bancaria seri designada como depositaria del Gobierno de Puerto Rico mientras no se hayan Ilenado los requisitos que se mencionan. Se exigirin intereses sobre los dep6sitos, los cuales ingresarin en el Tesoro.
Art. 16.- El Comisionado del Interior dirigiri todas las obras de caricter pdiblico; tendri a su cargo todos los edificios, fincas y terrenos pdblicos, con excepci6n de aquellos que pertenecen a los Estados Unidos, y llenarg los requisitos que la ley impusiere sobre ese particular, y cumplirA las demis obligaciones que determine la ley.
Art. 17.- El Comisionado de Instrucci6n dirigiri la instrucci6n pdiblica en toda la Isla; todo desembolso propuesto por cuenta de la misma deber6 ser aprobado por 6l, y prepararg todos los cursos de estuklio, con sujeci6n a la desaprobaci6n del Gobernador si iste deseare intervenir. Prepararg reglamentos para la selecci6n de Maestros, y los nombramientos de maestros




Colecci6n de Textos

por las juntas escolares estarin sujetos a su aprobaci6n, y desempefiari los demis deberes, no imcompatibles con esta Ley, que se le asignaren por ley.
Art. 18.- El Comisionado de Agricultura y Trabajo tendri a su cargo, en general, los negociados y ramas del Gobierno que hayan sido o sean legalmente constituidos para el estudio, adelantamiento y beneficio de la agricultura y demris industrias, siendo el fin principial de este departamento patrocinar, alentar y desarrollar los intereses agricolas y el bienestar de los trabajadores de Puerto Rico, mejorar sus condiciones en el trabajo, y promover sus oportunidades para obtener empleos lucrativos, y desempefiarg dicho Comisionado los demise deberes que se le asignaren por ley.
Art. 19.- El Comisionado de Sanidad tendri a su cargo generalmente todos los asuntos relacionados con la salud, sanidad y beneficencia pdiblicas, excepto aquellos que se relacionan con el servicio de cuarentena maritima, y desempefiari las demis obligaciones que se le asignaren por ley.
Art. 20.- El Presidente nombrar! un Contador, con un sueldo anual de d6lares 5.000, por un tirmino de cuatro afios y hasta que su sucesor sea nombrado y tome posesi6n. El Contador examinard, intervendri -y liquidari todas las cuentas concernientes alas rentas e ingresos, de cualquier procedencia que fueren, del Gobierno




de Puerto Rico y de los gobiernos munici de Puerto Rico, incluyendo fondos piblicc dep6sito y fondos procedentes de emision< bonos; e intervendri, de acuerdo con la I reglamentos administrativos, todos los gast( fondos o propiedades pertenecientes al Gobi de Puerto Rico o a los Municipios o deper cias del mismo, o tenidos en dep6sito por ( Desempeiard funciones semejantes con resl a todas las ramas del Gobierno.
Llevard las cuentas generales del Gobier guardard los comprobantes pertenecientes mismas.
Serd deber del Contador llamar la atet del funcionario administrativo correspond hacia los gastos de fondos o propiedades q su juicio, sean irregulares, innecesarios, sivos o extravagantes.
En caso de vacante del cargo de Contad de encontrarse 6ste ausente, por cualquier tivo, el Gobernador de Puerto Rico podri signar un auxiliar, quien se hard cargo oficina.
La jurisdicci6n del Contador sobre las tas, bien sean de fondos o de propiedad< sobre todos .los comprobantes y antecedi correspondientes a las mismas, seri exclu Con la aprobad6n del Gobernador, redacts promulgard de tiempo en tiempo reglas y r, mentos generales o especiales que no seai




contabilidad para fondos y propiedades pdicos, y para fondos y propiedades tenidos en p6sito por el Gobierno o por cualquiera de ; ramas; Disponirdndose, que cualquier funciorio responsable de fondos o propiedades pdcos, podri exigir de sus subordinados o de otras rsonas aquellos informes o datos adicionales e considerare necesarios para su propia inforici6n y protecci6n.
Las decisiones del Contador serin finales, a ser que se apele de ellas por la parte perjudila o por el Jefe del departamento interesado, ritro de un alo, en la forma que se prescribe .s adelante. El Contador tendrid, excepto en los ;os que se determinan mis adelante, la misma toridad que se confiere por la ley a los difeites contadores de los Estados Unidos y al intador del Tesoro de los Estados Unidos, y 6 autorizado para comunicarse directamente i cualquier persona que tenga reclamaciones ridientes de resoluci6n ante 61 o con cualquier partamento, funcionario o persona que tenga aciones oficiales con su oficina. Tan pronto, despu6s de terminado cada afo n6mico, como las cuentas de dicho aflo edan ser examinadas y vigiladas, el Contador meterd al Gobernador un informe annual de las eraciones finandcieras del Gobierno, que detestre los ingresos y desembolsos de los difeites departamentos y negociados del Gobierno Je las varias municipalidades, y harA aquellos




otros informes que solicitare el Gobernador o el jefe del departamento ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos que seri designado pot el Presidente segin se provee en esta Ley.
En el ejercicio de sus deberes el Contador est6 autorizado para citar testigos y tomar juramentos y testimonios, y, en cumplimiento de estas disposiciones, podri extender citaciones bajo apercibimiento y hacer obligatoria la comparecencia de testigos.
La oficina del Contador estari bajo la inspecci6n general del Gobernador, y constari del Contador y los auxiliares necesarios que prescribiere la ley.
Art. 21.- Cualquier persona perjudicada en la liquidaci6n de su cuenta o reclamaci6n por la acci6n o decisi6n del Contador, podri, dentro de un afio, entablar una apelaci6n por escrito ante el Gobernador, en la cual expondri especificamente la resoluci6n particular contra la cual apela, tomada por el Contador, y las razones y autoridades en que se apoya para pedir la revocaci6n de dicha decisi6n. La decisi6n del Gobernador en tal caso seri definitiva, con sujeci6n al derecho de acci6n que en contrario pueda disponerse por ley.
Art. 22.- El Gobernador nombrari, con el concurso y consentimiento del Senado de Puerto Rico, un Secretario ejecutiyo con un sueldo anual de 4.000 d61ares, quien registrar y conservari las actas:y procedimientos de la Comisi6n de Ser-

76

Altamira.- Obras Completas




Colecci6n de Textos

vicio Piblico que mis adelante se establece, y las leyes decretadas por la Asamblea Legislativa y todas las disposiciones y edictos del Gobernador; promulgarg todas las proclamas y 6rdenes del Gobernador y todas las leyes decretadas por la Asamblea Legislativa; y, hasta que otra cosa se dispusiere por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico, desempefiari todos los deberes de Secretario de Puerto Rico segtin se proveen actualmente por la ley, a no ser que otra cosa se especifique en esta Ley, y cumplirA los demis deberes que le asignare el Gobernador de Puerto Rico. En caso de quedar vacante el cargo, o de ausencia, enfermedad o incapacidad temporal de dicho funcionario, el Gobernador nombrari a algin funcionario o empleado del Gobierno, para desempefiar las funciomes del mencionado cargo durante dicha vacante, ausencia, enfermedad o incapacidad temporal.
Art. 23.- El Gobernador de Puerto Rico transmitird dentro de los sesenta dias de terminada cada legislatura de la Asamblea Legislativa, copias de todas las leyes decretadas durante dicha legislatura al departamento ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos que ha de designarse segtn se provee en la presente, el cual las transmitird a su vez al Congreso de los Estados Unidos.
Art. 24.- El Presidente podri de fiempo en tiempo designar al jefe de un departamento ejecutivo de Puerto Rico para que acie como




Gobernador en el caso de ocurrir una vacante, o de la remoci6n temporal, renuncia o incapacidad del Gobernador, o de su ausencia temporal, y el jefe de departamento asi designado ejerceri todas las facultades y desempefiardi todos los deberes del Gobernador durante dicha vacante, incapacidad o ausencia.
DEPARTAMENTO LEGISLATIVO.
Art. 25.- Todos los poderes legislativos locales en Puerto Rico, con excepci6n de lo que de otro modo se disponga en esta Ley, residirdn en una Asamblea Legislativa, que constarA de dos CAmaras: una, el Senado, y la otra, la Cimara de Representantes; y las dos Cimaras se designar in < Art. 26.- El Senado de Puerto Rico se compondri de diez y nueve miembros elegidos, por el tdrmino de cuatro afios, por los electorescapacitados de Puerto Rico. Cada uno de los siete distritos senatoriales definidos mis adelante tendrA el derecho de elegir dos Senadores, y ademis de ese ndimero se elegird-n cinco senadores at large. No serfi miembro del Senado de Puerto Rico ninguna persona que no haya cumplido treinta afios de edad; que no sepa leer y escribir cualquiera de los dos idiomas, espafiol o inglis; que no haya estado residiendo en Puerto Rico por lo menos dos afios consecutivos, y que, con excepci6n de los senadores at large, no haya




residido realmente en el distrito senatorial en que fuere elegido, por un period de un aio a lo menos con anterioridad a su elecci6n. A no ser que se disponga otra cosa en esta ley, el Senad'o de Puerto Rico ejerceri todos los poderes y funciones puramente legislativos que hasta ahora ha ejercido el Consejo Ejecutivo, incluyendo la confirmaci6n de nombramientos; pero los nombramientos hechos mientras el Senado no est en sesi6n tendrAin efectividad hasta que sean desaprobados o hasta que el Senado declare terminado su pr6ximo period de sesiones. En la elecci6n de los cinco senadores at large, se permitiri a cada elector votar solaonente por un candidato, y los cinco candidatos que reciban mayor nimero de votos serin declarados electos.
Art. 27.-La Cmara de Representantes de Puerto Rico constari de treinta y nueve mienbros elegidos cada cuatro afios por los electores capacitados de Puerto Rico, seg6n mis adelante de dispone. Cada uno de los distritos representativos que mis adelante se proveen, tendri el derecho de elegir un representante, y ademis de ese ndmero se elegirin cuatro representantes at large. No seri miembro de la Cimara de Representantes ninguna persona que no haya cumplido veinticinco afios de edad; que no sepa leer y escribir cualquiera de los dos idiomas, espafiol e ingl6s; y (1) con excepci6n de los represen-




Altamira.- Obras Completas

tantes at large, que no haya sido residente bona fide del distrito donde fuere elegido, por un aflo a lo menos con anterioridad a su elecei6n. En la elecci6n de los cuatro representantes at large, se permitirg a cada elector votar por un candidato solamente, y los cuatro candidatos que reciban el mayor mimero de votos quedarin electos.
Art. 28.- Para los efectos en lo futuro de las elecciones para miembros de la Asamblea Legislativa, se dividir6 la isla de Puerto Rico en treinta y cinco distritos representativos, compuestos de territorios contiguos y compactos y establecidos, hasta donde sea practicable, sobre la base de igualdad de poblaci6n. La divisi6n y demarcaci6n de tales distritos se harin por el Consejo Ejecutivo de Puerto Rico. La divisi6n de los distritos se hard, hasta donde sea posible, ajustindose a la naturaleza topogrifica del terreno, en cuanto a caminos y otros medios de comniunicaci6n y obsticulos naturales. Dicho Consejo Ejecutivo dividird tambidn la isla de Puerto Rico en siete distritos senatoriales, compuesto cada uno de cinco distritos representativos contiguos y compactos. El mencionado Consejo Ejecutivo hard su informe dentro de treinta dias despuds de la aprobaci6n de esta Ley, el cual, cuando sea aprobado por el Gobernador, serd definitivo.
Art. 29.-Las pr6ximas elecciones en Puerto Rico se celebrarin el afio mil novecientos diez y siete, el dia 16 de julio. En ellas se elegirin los




Colecci6n de Textos 81
senadores y representantes, un Comisionado Residente en los Estados Unidos y dos Comisionados de Servicio Ptiblico, segdn se provee en esta Ley. Despu6s de esas elecciones, las sucesivas tendrin efecto el primer martes despubs del primer lunes de noviembre, a contar desde el afio 1920, y cada cuatro afios despubs, y el tdrmino del cargo de todos los funcionarios municipales que hayan sido elegidos antes de abora, y el cual de otro modo expiraria al principio del afio 1919, se prorroga por la presente hasta que los funcionarios que se eligieren para cubrir dichos cargos en 1920 tomen posesi6n debidamente; Disponidndose, sin embargo, que nada de lo contenido en esta Ley se interpretari en el sentido de restringir el derecho de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico para modificar en cualquier tiempo los limites de los distritos senatoriales y representativos y de cualquier municipio, o para suprimir cualquier municipio y los funcionarios del mismo.
Art. 30.- El t&rmino del cargo de los senadores y representantes elegidos en las primeras elecciones generales, seri hasta el primero de enero de 1921, y el t6rmino del cargo de los senadores y representantes elegidos en subsiguientes elecciones, seri de cuatro afios a contar desde el dos de enero siguiente a su elecci6n. En caso de ocurrir vacantes entre los miembros del Senado o en la Cimara de Representantes, podrin celebrarse elecciones especiales en los9




distritos en que ocurrieren dichas vacantes, acuerdo con las reglas que se prescribieren I ley; pero los senadores o representantes gidos en tales casos desempefiarin sus car s61amente por el tiempo que falte para expi el trmino del puesto vacante, y ningtin sena< o representante seri nombrado, durante el tierr por el cual hubiere sido elegido, para ning cargo civil en el Gobierno de Puerto Rico, seri nombrado para ningtin cargo creado I ley de la Asamblea Legislativa durante el tierr por el cual hubiere sido elegido, hasta dos ai despuds que el tdrmino de su cargo haya pirado.
Art. 31.-Los miembros del Senado y de Cimara de Representantes de Puerto Rico r birin una compensaci6n a raz6n de siete d61a diarios por los primeros noventa dias de cc legislatura ordinaria, y un d61ar diatio por cE dia adicional de dicha legislatura, mientras esi en sesi6n, y una indemnizaci6n en cada lel latura, por camino recorrido, a raz6n de d centavos por cada kil6metro que real y ne sariamente hayan tenido que recorrer en ir des sus distritos legislativos a la capital y desde 6 a sus residencias en sus distritos, por las v ordinarias de viaje.
Art. 32.- El Senado y la Cimara de Represt tantes, respectivamente, serin los inicos juet de las elecciones, escrutinios y capacidad de s




ones, con respecto a la direcci6n de sus cedimientos, que usualmente corresponden a rpos legislativos parlamentarios. Ambas Cas se reunirdn en la capital el segundo lunes febrero despu~s de la iltima elecci6n, y se anizarin eligiendo un Presidente, un secreo y un macero para cada Cimara, y los des empleados y auxiliares que necesitaren. ,rt. 33.-La primera legislatura ordinaria de ksamblea Legislativa de Puerto Rico, provista esta ley, se reunird el vig~simoctavo dia dess de las primeras elecciones dispuestas en la sente, y las legislaturas ordinarias de la imblea Legislativa tendrin efecto cada dos is despubs, reuni6ndose el segundo luhnes de rero del afio 1919, y el segundo lunes de rero cada dos aflos despuds. El Gobernador IrA convocar a la Asamblea Legislativa o al lado a sesiones extraordinarias en cualquier npo en que a su juicio los intereses pdblicos requieran; pero ningdn periodo de sesiones raordinario continuarA por mis de diez dias, incluyendo domingos y dias festivos, y no tomari en consideraci6n en dicho period de iones ninguna otra legislaci6n que Ia especifia en la convocatoria; y convocari al Senado a ones extraordinarias por lo menos una vez a afio, el segundo lunes de febrero de aquellos s en que no se provea para una legislatura [naria de la Asamblea Legislativa. krt. 34.-La cliusula inicial de las leyes vota-




Altamira. Obras Completas

das serge: <> y de las resoluciones conjuntas: > Excepto en aquellos casos que mis adelante se proveen en esta Ley, los proyectos de ley y las resoluciones conjuntas podrin originarse en cualquiera de las Cimaras. El Gobernador someteri, al abrirse cada legislatura ordinaria de la Asamblea Legislativa, un presupuesto de ingresos y gastos, el cual seri la base del proyecto de ley de asignaciones para el bienio siguiente. Ningtin proyecto de ley pasard a ser ley hasta que sea aprobado en cada Cimara en votaci6n por lista (yea-and nay vote) por una mayoria de todos los miembros que la componen, y registrado en el libro de actas, y haya sido aprobado por el Gobernador dentro de los diez dias siguientes. Cuando un proyecto de ley que haya sido aprobado se presente al Gobernador para su firma, si iste lo aprobare, lo firmard; si no lo aprobare, lo devolverd con sus objeciones a la Cimara en donde se origin6, la cual anotari dichas objeciones por extenso en su libro de actas, y procederi a reconsiderar el proyecto. Si despuds de dicha reconsideraci6n, las dos terceras partes del ndimero total de miembros de esa Cimara convinieren en pasar el proyecto, seri el mismo enviado, junto con las objeciones, a la otra Cimara, por la cual seri tambidn reconsiderado, y si fuere aprobado por las dos terceras partes de todos los miembros de




Colecci6n de Textos 85
esa Cimara, serA remitido al Gobernador, quien, en caso de que entonces no lo aprobare, lo transmitirA al Presidente de los Estados Unidos. Los votos de cada Cimara se emitirin por lista, y los nombres de los miembros que votaren en favor y en contra del proyecto se harin constar en el acta. Si el Presidente de los Estados Unidos aprobare el proyecto, lo firmari y pasari a ser ley. Si no lo aprobare, lo devolverd al Gobernador manifestindolo asi, y no seri ley; Disponidndose que el Presidente de los Estados Unidos aprobari o desaprobari una ley a 61 sometida en virtud de las disposicones de este articulo, dentro de noventa dias de haberle sido sometida para su aprobaci6n; y si no la aprobare dentro de ese plazo, se convertiri en ley como si la hubiere aprobado especialmente. Si cualquier proyecto de ley presentado al Gobernador contuviere varias partidas de dinero, podri 61 hacer objeciones a una o mis de dichas partidas, o a cualquiera parte o partes, porci6n o porciones de las mismas, no obstante aprobar la otra porci6n del proyecto. En tal caso 61 agregarA al proyecto de ley, en el momento de firmarlo, una relaci6n de las paTtidas, partes o porciones de ellas a las que se opone, y la asignaci6n objeto de esos reparos no tendri validez. Si cualquier proyecto de ley no fuere devuelto por el Gobernador dentro de diez dias (exceptuando los domingos) despu6s de habersele presentado, pasari a ser ley del mismo modo que




86 Altamira.- Obras Completas
si lo hubiera firmado, a menos que la Asamblea Legislativa, levantando sus sesiones, impidiere su devoluci6n, siendo en ese caso ley si lo firmare el Gobernador dentro de treinta dias despu6s de recibirlo; en caso contrario no serfi ley. Todas las leyes decretadas por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico serin comunicadas al Congreso de los Estados Unidos, segin se dispone en el art. 23 de esta Ley, el cual se reserva por la presente la facultad y autoridad de anularlas. Si a la terminaci6n de cualquier aflo econ6mico no hubieren sido hechas las asignaciones necesarias para el sostenimiento del Gobierno en el siguiente ailo econ6mico, se considerarin asignadas de nuevo, partida por partida, las diferentes cantidades consignadas en las filtimas leyes de presupuesto para los fines y prop6sitos en ellas especificados, hasta donde las mismas puedan ser aplicables; y hasta que Ia Asamblea Legislativa haya actuado en dicho sentido, el Tesorero podri, previa consulta con el Gobernador, hacer los pagos necesarios para los fines antes mencionados.
Cada Cdmara llevard un libro de actas, y podri a su voluntad, de tiempo en tiempo, publicarlas, y la votaci6n por lista sobre cualquier cuesti6n se hard constar en el acta cuando lo exigiere una quinta parte de los miembros presentes.
Las sesiones de cada una de las Cimaras y de las comisiones totales serin pdblicas.




Ninguna de las Cmaras deberi, sin el consentimiento de la otra, suspender sus sesiones por mis de tres dias, ni suspenderlas para celebrarlas en otro sitio que no sea aquel en que las dos Cimaras tengan su asiento.
No se aprobarA ninguna ley a no ser mediante un proyecto de ley, y ningiin proyecto de ley serd de tal modo alterado o enmendado al aprobarse pot cualquiera de las Cdmaras, que se cambie su prop6sito original.
Ninguna ley de la Asamblea Legislativa enfrard en vigor, con excepci6n de las leyes generales de presupuesto para los gastos del Gobierno, hasta noventa dias despuis de su aprobaci6n, a menos que en caso de necesidad imperiosa (lo que se expresarg en el preimbulo o cuerpo de la ley) La Asamblea Legislativa por una votaci6n de las dos terceras partes de todos los miembros elegidos para cada Cimara, disponga otra cosa. Ningiin proyecto de ley, excepto tinicamente el de presupuesto general para los gastos del Gobierno, presentado en cualquiera de las Cdmaras de la Asamblea Legislativa despu6s de los primeros cuarenta dias de la legislatura, pasard a ser ley.
Ningiln proyecto de ley seri considerado y pasari a ser ley a menos que se remita a comisi6n, 6sta lo devuelva: y se imprima para uso de los miembros; Disponidndose que cualquiera de las Cimaras podra per mayoria de votos eximir a una Comisi6n de tomar en consideraci6n




88 Altamira.- Obras Completas
una medida, y traerla ante ella para ser considerada.
No se aprobari ningdin proyecto de ley, con excepci6n de los de presupuesto general, que contenga mis de un asunto, el cual deberA ser claramente expresado en su titulo; pero si algdin asunto que no est6 expresado en el titulo fuere incluido en cualquier ley, esa ley seri nula s61amente en aquella parte de ella que no haya sido expresada en el titulo.
Ninguna ley seri restablecida o enmendada, ni se dard mayor alcance a sus disposiciones, ni se conferirin las facultades en ella contenidas, haciendo referendcia a su titulo s6lamente, sino que toda la parte de ella que sea restablecida, enmendada, extendida o conferida, seri decretada nuevamente y publicada en su totalidad.
El Presidente de cada Cimara firmari, en presencia de la Cimara que presida, todos los proyectos de ley y resoluciones conjuntas aprobados por la Asamblea Legislativa, despu6s que sus titulos hayan sido leidos pfiblicamente, inmediatamente antes de firmar; y el hecho de firmar se hard constar en el acta.
La Asamblea Legislativa prescribiri por ley el ntmero, deberes y remuneraciones de los funcionarios y empleados de cada Cgmara; y ningin pago con fondos del Tesoro, por servicios a la Asamblea Legislativa, se hard ni se autorizard en modo alguno a favor de ninguna persona, a no ser un funcionario o empleado en




Colecci6n de Textos 89
servicio activo elegido o nombrado en cumplimiento de la ley.
No se aprobarg ningdn proyecto de ley que conceda compensaci6n extraordinaria a un funcionario, dependiente o empleado, agente o contratista pdblicos, despuds que sus servicios hayan sido prestados o el contrato hecho.
Con excepci6n de aquellos casos en que se disponga lo contrario en esta Ley, ninguna ley prorrogarA el t~rmino de ningdn funcionario pidblico, ni aumentar6 o disminuird su sueldo o emolumentos despuds de su elecci6n o nombramiento, ni permitird a ningdn funcionario o empleado percibir compensaci6n por mds de un cargo o empleo.
Todo proyecto de ley para obtener rentas se originard en la Cdmara de Representantes; pero el Senado podri proponer enmiendas o convenir en ellas, como si se tratara de otro proyecto de ley.
El proyecto de presupuesto general no comprenderi nada mis que asignaciones para los gastos ordinarios de los departamentos ejecutivo legislativo, y judicial, para el pago de intereses de la deuda pdiblica y para escuelas piblicas. Todas las demis asignaciones se consignarin en proyectos separados, abarcando cada uno una sola materia.
Toda orden, resoluci6n o votaci6n, para la cual sea necesaria la concurrencia de ambas C6maras, con excepci6n de la que trate sobre la




cuesti6n de suspensi6n de las sesiones, o se refiera ifnicamente a la tramitaci6n de asuntos de las dos Cimaras, sera presentada al Gobernador, y antes de que eritre en vigor seri aprobada por 6l, o, si fuere desaprobada, deberi ser pasada de nuevo por las dos terceras partes de los miembros de ambas Cimaras, de acuerdo con las reglas y restricciones prescritas cuando se trata de un proyecto de ley.
Cualquier persona que, directa o indirectamente, ofrezca, d~ o prometa dinero o cosa de valor, presente, privilegio o provecho personal a un funcionario ejecutivo o judicial o miembro de la Asamblea Legislativa, con objeto de ejercer influencia sobre 61 en el cumplimiento de cualquiera de sus deberes piblicos u oficiales, seri considerada culpable de soborno, y seri castigada con una multa que no exceda de d61ares 5.000, o con prisi6n mixima de cinco afios o con ambas penas.
El delito de tentativa de soborno a miembros de la Asamblea Legislativa, o a funcionarios piblicos de Puerto Rico, o de cualquier divisi6n municipal del mismo, y cualquier ocupaci6n o prActica para tratar de sobornar a dichos miembros o funcionarios, con objeto de influenciar sus actos oficiales, deberin ser definidos por ley, y serin castigados con multa y prisi6n.
En caso de que las rentas disponibles de Puerto Rico para cualquier ailo econ6mico, incluyendo el superivit disponible en el Tesoro




Insular, sean insuficientes para hacer frente a todas las asignaciones votadas por la Asamblea Legislativa para dicho afio, tales asignaciones se pagarin en el siguiente orden, a menos que se disponga otra cosa por el Gobernador:
Primera clase. -Los gastos ordinarios de los departamentos legislativo, ejecutivo y judicial del Gobierno del Estado, y los intereses de cualquiera deuda pdblica, deberin pagarse primero en su totalidad.
Segunda clase.-Las asignaciones para todas ias instituciones, tales como el presidio, mani:omio, escuela industrial, y otras semejantes, en que los asilados son recluidos involuntariamente, serin pagadas despu6s por completo.
Tercera clase. -Las asignaciones para instruci6n e instituciones educativas y ben6ficas deberin ser pagadas luego totalmente.
Cuarta clase. Las asignaciones para cualquier otro funcionario o funcionarios, negociados
0 juntas, se pagarin despu6s completamente.
Quinta clase.-Las asignaciones para todos los demis objetos se pagarin despuds.
En caso de que no haya suficientes ingresos para cualquier afio econ6mico, incluyendo el superdvit disponible en el Tesoro Insular, para acer frente en su totalidad a las asignaciones Je dicho afio, votadas para todas las clases menionadas, entonces dichos ingresos serin aplica-




Altamira.- Obras Completas

dentes, no hubiese suficientes ingresos durante cualquier afio econ6mico para pagar en su totalidad las asignaciones de ese aio correspondientes a la clase siguiente, en tal caso cualquiera cantidad que existiere para destinarla al pago de asignaciones de dicha clase, deberi ser distribuida a prorrata entre dichas asignaciones en la misma proporci6n en que el montante de cada asignaci6n de esa clase est6 con la suma total de todas ellas de la misma clase correspondientes al mencionado aflio econ6mico.
La Asamblea Legislativa no hard ninguna asignaci6n ni autorizari ningdin gasto, en virtud de la cual o del cual los gastos del Gobierno de Puerto Rico durante cualquier aflio econ6mico excedan de las rentas totales provistas a la saz6n por ley aplicables a dicha asignaci6n o gasto, incluyendo cualquier superivit disponible en el Tesoro, a menos que la Asamblea Legislativa al hacer dicha asignaci6n disponga la imposici6n de una contribuci6n suficiente para pagar la mencionada asignaci6n o gasto dentro del referido aflio econ6mico.
Art. 35.- En las primeras elecciones que se celebren de acuerdo con esta Ley, los electores capacitados serin aquellos que tengan las condiciones de electores con arreglo a la ley actual. Despuds de esas elecciones los electores deberin ser ciudadanos de los Estados Unidos, que hayan cumplido veintidn afios de edad, y tengan las demis condiciones que se prescribieren por la




Colecci6n de Textos

Asamblea Legislativa de Puerto Rico; Disponidndose, que no se impondri ni exigird en ningdin tiempo a ninglin elector condici6n alguna que envuelva la posesi6n de propiedad.
Art. 36.-Los electores capacitados de Puerto Rico elegirAn en las pr6ximas elecciones generales un Comisionado Residente en los Estados Unidos, por un t6rmino que comenzarg en la fecha en que se le expida su certificado de elecci6n, y continuard hasta el cuatro de marzo de 1921. En cada elecci6n subsiguiente, a contar desde el aflo 1920, los electores capacitados de Puerto Rico elegirin un Comisionado Residente en los Estados Unidos por el t6rmino de cuatro afios, que se contarin desde el cuatro de marzo siguiente a dichas elecciones generales y quien tendri derecho a reconocimiento oficial como tal Comisionado por todos los departamentos del Gobierno de los Estados Unidos, previa presentaci6n, por conducto del Departamento de Estado, de un certificado de elecci6n extendido por el Gobernador de Puerto Rico. El Comisionado Residente percibirg un sueldo, pagadero mensualmente por los Estados Unidos, de 7.500 d61ares anuales. A dicho Comisionado se le concederi para gastos de escritorio y pago del personal de oficina necesario, la misma suma que en la actualidad se concede a los miembros de la Cimara de Representantes de los Estados Unidos; se le abonari la cantidad de 500 d61ares como indemnizaci6n, por camino recorrido, por




cada legislatura de la Cimara de Representanl y tendri el privilegio de franqueo concedide los miembros del Congreso. Ninguna persc seri elegible para el cargo de Comisionado I sidente si no es un ciudadano bona fide de Estados Unidos y mayor de veinticinco afios edad, y si no sabe leer y escribir el idio inglis. En caso de quedar vacante el cargo Comisionado Residente por muerte, renunciz per otra circunstancia, el Gobernador, con concurso y consentimiento del Senado, nombr un Comisionado Residente para cubrir la cante, quien desempefiari el cargo hasta las p ximas elecciones generales y hasta que su su sor sea elegido y tome posesi6n.
Art. 37.- La autoridad legislativa estatufda I la presente, se aplicari a todos los asuntos caricter legislativo que no sean localme inaplicables, incluyendo la facultad de crear, ci solidar y reorganizar los municipios, segdn fu necesario, y proveer y derogar leyes y orden zas para los mismos; y tambi6n la facultad alterar, reformar, modificar o derogar ct quiera o todas las leyes y ordenanzas, de ct quier clase, actualmente vigentes en Puerto l o en cualquier municipio o distrito del mist hasta donde dicha alteraci6n, reforma, mod caci6n o derogaci6n fuere compatible con disposiciones de esta Ley.
No se crearA por la Asamblea Legislativa r




; pero la Asamblea Legislativa podri consolidepartamentos o suprimir cualquier departanto, con el consentimiento del Presidente de Estados Unidos.
Art. 38.- Toda concesi6n de franquicias, deres y privilegios de caricter pdiblico o cuasi blico, seri otorgada por una Comisi6n de Serio Pdblico, compuesta de los jefes de los partamentos ejecutivos, el Contador y dos nisionados que se elegirin, por los electores acitados, en la primera elecci6n general que 3rd de celebrarse de acuerdo con esta Ley, y spu6s en cada elecci6n general subsiguiente. t6rmino del cargo de dichos comisionados ctivos elegidos en la primera elecci6n general, nenzard el vig6simoctavo dia despu6s de dicha cci6n general, y el termino del cargo de hos comisionados electivos elegidos en cada cci6n general subsiguiente, comenzard el undo dia de enero siguiente a su elecci6n; os servirdin sus cargos durante cuatro afios y sta que sus sucesores sean electos y tomen poi6n. Su remuneraci6n serf de ocho d61ares r cada dia de asistencia alas sesiones de la nisi6n; pero en ningdn caso recibirin mis de 1) d61ares cada uno durante un solo afio. Dicha misi6n queda tambi6n autorizada, y asi se le




Altamira. Obras

privilegios concedidos por la mencionada comisi6n no entrarin en vigor hasta que sean aprobados por el Gobernador, y deberin ser comunicados al Congreso, el cual se reserva por la presente la facultad de anularlos o modificarlos.
No serin aplicables a Puerto Rico la ley sobre comercio entre Estados y tas varias enmiendas hechas o que se hagan a ella, las leyes sobre aparatos de seguridad y las diferentes enmiendas hechas o que se hagan alas mismas, y la Ley del Congreso titulada (, aprobada el 1.o de marzo de 1913.
La Asamblea Legislativa de Puerto Rico queda autorizada por la presente para decretar leyes relativas a la reglamentaci6n de los precios, tarifas y servicio de los porteadores piTblicos por ferrocarril en Puerto Rico, y la Comisi6n de Servicio Pdiblico creada por esta Ley tendrA facultad para poner en ejecudi6n leyes de ese caricter mediante reglamentaci6n adecuada.
Art. 39.- Todas las concesiones de franquidias y privilegios que se otorguen de acuerdo con el articulo precedente, dispondrin que las mismas estarin sujetas a enmiendas, alteraciones o revo-




Colecci6n de Textos 97
cadciones, y prohibirin la emisi6n de acciones o bonos, excepto cuando tal emisi6n se realice a cambio de dinero al contado o de bienes, cuyo justiprecio se fijardi por la Comisi6n de Servicio Pdblico, por un montante igual al valor a la par de las acciones o bonos emitidos, y prohibirin la declaraci6n de dividendos de acciones o bonos; y cuando se trate de corporaciones de servicio pdiblico, proveerin para la eficiente reglamentaci6n de los precios de dicho servicio, y para la compra o expropiaci6n de sus bienes por las autoridades a un precio justo y razonable.
Nada de lo contenido en esta Ley serdi interpretado en el sentido de revocar o en alguna forma menoscabar o afectar la disposici6n contenida en la Secci6n 3.a de la Resoluci6n Conjunta aprobada en 1.o de mayo de 1900, con respecto a la compra, venta o posesi6n de bienes inmuebles. El Gobernador de Puerto Rico dispondri que se tenga preparado y se someta al Congreso en la legislatura que principiard el primer lunes de diciembre de 1917, un informe de todos los bienes inmuebles usados para fines agrfcolas y poseidos, bien directa o indirectamente, por corporaciones, sociedades o individuos, en cantidades que excedan de quinientos acres.
DEPARTAMENTO JUDICIAL.
Artfculo 40.- El Poder judicial residird en las Cortes y Tribunales de Puerto Rico ya estableLVII 4




98 Altamira.- Obras Completas
cidos y en ejercicio de acuerdo y por virtud de las leyes vigentes. La jurisdicci6n de dichos Tribunales y los trimites seguidos en ellos, asi como los distintos funcionarios y empleados de los mismos, continuarin como al presente hasta que otra cosa se disponga por ley; Disponindose, sin embargo, que el Presidente y los Jueces asociados del Tribunal Supremo serin nombrados por el Presidente, con el concurso y consentimiento del Senado de los Estados Unidos, y la Asamblea Legislativa de Puerto Rico tendri autoridad, que no est en contradicci6n con esta Ley, para, de tiempo en tiempo, segin lo crea conveniente, organizar, modificar o hacer un nuevo arreglo de los Tribunales y su jurisdicci6n y procedimientos con excepci6n de la Corte de Distrito de los Estados Unidos para Puerto Rico.
Art. 41.- Puerto Rico constituirdi un distrito judicial que se denominard <((Distrito de Puerto Rico>>. El Presidente, con el concurso y consentimiento del Senado, nombrard un Juez de Distrito, quien servird su cargo por el tdrmino de cuatro afios y hasta que su sucesor sea nombrado y tome posesi6n, y cuyo sueldo seri de 5.000 d61ares anuales. Del mismo modo se nombrarAn un Fiscal de Distrito, cuyo sueldo seri de 4.000 d61ares por aflo, y un Mirshal para dicho distrito con un sueldo de 3.500 d61ares anuales, cada uno por el tdrmino de cuatro afios, a menos que fueren antes destituidos por el Presidente. La Corte de Distrito para dicho distrito se denominard