Citation
Reformas en nuestra legislacion

Material Information

Title:
Reformas en nuestra legislacion compilacion de las principales ordenes publicadas en Cuba durante el periodo de la intervencion del gobierno de los Estados Unidos de America
Creator:
Cuba
Benitez y Cárdenas, Rogelio, 1870-
Place of Publication:
Habana, Cuba
Publisher:
Imprenta Ancha del Norte
Copyright Date:
c 1903.
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (370 pages)

Subjects

Subjects / Keywords:
Law -- Cuba ( lcsh )
Legislacion -- Cuba ( bidex )
Law ( fast )
Cuba ( fast )
Ley (Derecho) ( qlsp )
Genre:
legislation ( marcgt )
Temporal Coverage:
US tutelage ( 1902 - 1958 )
Tutela de los Estado Unidos ( 1902 - 1958 )
Spatial Coverage:
Cuba

Notes

Statement of Responsibility:
por Lcdo. Rogelio Benitez de Cardenas (del Colegio de Abogados de la Habana).

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
034396356 ( ALEPH )
951633208 ( OCLC )

Full Text



UNIVERSITY OF FLORIDA L I B R A R I E S,










f8
REFORMAS EN NUESTRA LEGISLA WONt
Compnilaci6n de laa principaies 6rdenee publicadas en Cuba durante el pericodOc
dcle la Intervenci6n del Gobierno
de los Eastadoe UnidQa
de Am6rloa.
POR EL
Lcdo. Rogelio Benitez de Cdrdenas

(DEL COLECIO DE ABOQADOS DE LA HABANA.)

I

nImprenta: Ancha del Norte nmero 219 A.
190 0







REPTUBLICA DE CUBAi

SECRE"TARIA DE GOBERNACION
Wabana, S de f-bril d10
fWabana.
-;ncha de!foce 122.-abanc.
Por la Presidencia de la Repablica e ha dictado el acuerdo siguiente:
((Palacio Presidencial.-Habana, 31 de MarSzo de 1903. Vista la solicited del Sr. Rogelio
Benitez y Cirdenas para pque se le autorice para publicar uana obra titulrda Reformas en nuestra Legislaci6n, en la cual isertard las disposiciones de cartier general promnlgadas en esta Isla con posterioridad al 81 de Diciembre de 1898; de conformidad con Ilas disposiciones eigentes sobre lan materia; de acuerido con el parecer del Conjqjo de Secr)t(trios; y 4 p]'ropuesta del Secretario de Gobernatci6n. -E11 Presidente de la Repytblicea.-Acuerda: Co ceder la autorizaci6n q'te se solicita. Comunquese ypubliquese.-- T. ESTRADA PA LJMA.-El Secretario de Goberanaci6n, Edu ardo Yero.
Lo que de orden del Sr. Secretario, y en cumplimietio de lo dispucsto, tenyo el honor de transcribir i4 Vd. para su conocimiento yfines
que le cotcengan.
De Vd. atentamente,
BALBI NO G ONZALEZ.
Jefe del Despacho.







$/I 3oleio de yboado de la 'abana.
Come d6bil prueba del rezpcto w :cnzideraz
c6n que en todo tiempo me ha inspirado sar ilzuztrada cocmc honorable inztitzi6n, erz la qzze siempre vi brillar lcz deztellcz de la sabiduria
del talent, dedica eate modezt simc trabajc







AL LECTOR.
Al dar a la publicidad csta compilaci6n de las principales 6rdenes publicadas en Cuba durante elperiodo de la Intervenci6n del Gobierno de los Estados Unidos de Amrica, me guia el prop6sito de dirlulgar en nu estro foro y en tre cuantas personas se dedican a estudios jaridicos, el couocimiento de las is importantes reformas gue dichas disposiciones han introducido en nuestra legislaci6n.
A fin de evitar lus dificultades y molestias que: actualmentte tenemios que vencer para dar con antia de esas 6rdenes, diariamente coonsultadas, en ire ls m iltiples que sin metodo ni concierto alguno oparecen en las obris de igual indole 4 la presente, que le hon precedlido en t su publicacion; ast omo tombiei con, objeto de que no haya que acudir 4 la GA CETA para el estudio de las mismas las he coleccionado de la manera que el lector podrd observer hojeaundo las pdginas que siguen 4 con tinuacion, procurando de ese modo facilitar la buwca de una de esa. 6rdenes en un momento preciso.
Como la interpretacidn dada 4 algunas de las cldusulas del TRATADO DE PARIS, que di6 fin la ltima guerra hispano-americana, ha sido causa de litigios; y como para mi humilde parecer es de importancia suma que en estos primeros dias de nuestra Repilblica todos conozcamos yrJrfectamente la constituci6n que nos riqe, y la Ley cltinmanente promulgada respecto 4 la constitucionalidad 6 inconstitucionalidad de las leyes, es por lo que me he decidido 4 que esos cuerpos legales precedan 4 las demis disposicione8 que se publican en esta obra.
Por A ltimo, debo advertir que al final de esta Copilacidn se encuentra un indice general, por orden de materias, el cual espero que ignalmente habrd de facilitar la busca de la ordeun cuyo estudio se vaya 4 realizar.
Xdc ol ic qnitez g Cardenas







TRATADO DE PAZ
ENTRE ESPANA Y LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA FIRMADO EN PARIS EL 10 DE DIGIEMBRE DE 1898.
Su Majestad la Reina Regente do Espafia, en nombre de Su Augusto Hijo D. Alfonso XIII, y los Estados Unidos de America, deseando poner tnrmino al estado de guerra hoy existente entre anmbas Nacioines, han nombrado con este objeto por sus Plenipotenciarios, saber:
Su Magestad la Reina Regente de Espaila a:
Don Eugenio Montero Rios, Presidente del Senado;
Don Buenaventura de Albarzuza, Senador del Reino, Ministro que ha sido de ]a Corona;
Don Jose' de lo Garnica, Diputado a Cortes, Magistrado del Tribunal Supremio;
Don Wenceslao Ramirez de Villa-Urrutia, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en Blruselas;
Don Rafael Cerero, General de Divisi6n.
Y el Presidente de los Estados Unidos de Amrica A:
William R. Day, Cushman K. Davis. William P. Frye, George Gray, y Whitelaw Reid, ciudadanos de los Estados Unidos;
Los cuales, reunidos en Paris, despues de haberse comunicado sus plenos poderes, que fueron hallados en buena y debida forma, y previa la discusi6n de las materias pendientes, han convenido en los siguientes articulos:




- 10 --

ARTICULO I.
Espafia renuncia todo derecho de soberania, y propiedad sobre Cuba.
En atenci6n a que dicha isla, cutando sea evacuada por Espafna, va A ser ocupada por los Estados Unidos, los Estados Unidos, mientras dure so ocupacion, tomarAn sobre si y eumilpliran las obligaciones por el hecho de ocuparla, les impone el derecho internacional para la protecci6n de vidas y haciendas.
AriCuTo 11.
Espafita cede A los Estados Unidos ]a isla de Puerto Rico y las demas que estan alora bajo su soberatnia en las Indias Occidentales, y la isla de Guam en al arelhipielago de las Mairanas 6 Ladrones.
A RT'iCULIO III.'
Auricto 011I.
Espania cede t los Estados Unidos el archipielago conocido por as Islas Filipinas, que comprende las isla v situadas dentro de las lineas siguientes:
ilna lina lue corre de ()este it Este, cerca del 20 grad(los patralelo (de latitud Norte ti trav6s de la mitad (lel canml navga)le (e li eachi, desde el 118 grados al 127 grados deI longitud Este de Greenwich; de aqui, a lo largo del ciento veintisiete (127') grado meridiano de longitud Este de Greenwxich, al paralelo cuatro grados cuarentta y cineo minutes (40, 45') de latitud Horte; de aqul, siguiendo el paralelo de cuatro grados cuarenta y cinco minutos de latitud Norte (4" 45') hasta su intersecci6n con el meridiano de longitud ciento diez y uteve grados y treinta y eineo minutos (1190, 25') Este de Greenwich, al paralelo de latitud siete grados cuarenta minutes (70, 40') Norte; de aqui, siguiendo el paralelo de latitud siete grados cuarenta minutos (70, 40') Norte, I su intersecci6n con el ciento diez y seis (1160) grado mneridiano de longitud Este de Greenwich; de aqui pot una linea recta, a la intersecci6n del d4cimo grado paralelo de latitud Norte, con el ciento diez y ocho (1180) grado meridiano de longitud Este de Greenwich, y de aqui, siguiendo el ciento diez y ocho grados (1180) meridiano de longitud Este de Greeenwich, al punto en que comienza esta demarcaci6n.
Los Estados Unidos pagaran & Espafia la suma de




II -

veinte millones de dollars ($20.000,000) dentro de los tres meses despubs del cange de ratificaciones de! presente Tratado.
ARTiCULO IV.
Los Estados Unidos durante el t6rmino de diez afios, A contar desde el canje de ]a ratificaci6n del presente Tratado, admitiran en los puertos de las Islas Filipinas los buques y las mercancias espafioles, bajo las mismas condiciones que los buques y las mercanclas de los Estadoe Unidos.
ARTiCULO V.
Los Estados Unidos, al ser firmado el presented Tratado, transportaran a Espafia, a su costa, los soldados espanoles que hicieron prisioneros de guerra las fuerzas americanas al ser capturada Manila. Las armas de estos soldados les serAin devueltas.
Espafia,al cambiarse las ratificaciones del presente Tratado, procedera 'a evacuar las Islas Filipinas, asi como las de Guam, en condiciones semejantes A las acordadas por las Comisiones nombradas para concertar la evacuaci6n de Puerto Rico y otras islas en las Antillas Occidentales, segfhn el Protocolo de 1-2 de Agosto de 1898, que continuara' en vigor hasta que sean cumplidas en sus disposiciones completamente.
El t6rmino dentro del cunal sera completada la evacuacibn de las Islas Filipinas y la de Guam, sera fijado por ambos Gobiernos. Serin propiedad de Espafia banderas y estandartes, buques de guerra no apresados, armas portitiles, caliones de todos calibres con sutis montajes y accesorios, p6lvoras municiones, ganado, material y efectos de toda clase, pertenecientes los ejercitos de mar y tierra, de Espania, en las Filipinas y Guam. Las piezas de grueso calibre, que no sean artillerla de campafia, colocadas en las fortificaciones y en las costas, quedaran en sus emplazaminientos por el plazo de seis meses partir del canje de ratificaciones (del Trratado; y los Estados Unidos podriAn, durante ese tiempo, comnprar Espafia dicho material, si ambos Gobiernos legan a un acuerdo satisfactorio sobre el particular.




ARTicULO VI.
Espafia, al ser firmado el presente Tratado, pot. dra' en libertad a' todos los prisioneros de guerra y todos los detenidos 6 presos por delitos politicos, 'a consecuencia de insurrecciones en Cuba y Filipinas, y de la guerra con los Estados Unidos.
Reciprocamente los Estados Unidos pondrin en libertad a todos los prisioneros de guerra hechos por las fiterzas americanas, y gestionarIn la libertad de todos los prisioneros espafioles en poder de los insurrectos de Cuba y Filipinas.
El Gobierno de los Estados Unidos transportar,, por su cuenta, a Espafia, y el Gobierno de Espaia trrnportara por su cuenta, a los Estados Unidos, Cu)a, Puerto Rico y Filipinas, con arreglo 'a la situacion do sus respectivos hogares, los prisioneros que ponrgait, 6 que hagan poner en libertad respectivamente, en virtud (de este articulo.
ARIiCULO VII.
Espaia y los Estados Unidos de Ambrica renuneian mfitiniente. por el presente Tratado, toda reelanacion le indemnlnizacion nacional 6 privada de cuabljuier g nero de llun Gobierno contra el otro, 6 de sus sbditos 5 ciudadlanos contra el otro Gobierno, (que pueda habe)r surgido desde el comnieuzo de la filtima insUIT'rrOe i6n ,n ( Cuba y sea anterior al canje de ratificacioines (lelinresente Tr'atado, asi como a toda indenmiizacil en concept de gastos ocasionados por la guerra.
Los Estad)s idos o juzgaran y resolve an las reelamnioneos le sus ciudadanos contra Espanfa, A que renunciea en este articulo.
AwriCuTLO VIII.
En tinupli-niento de 1o convenido en los articulos I, I, y III de este TFratado, Espafia renuncia en Cuba y cede en Puerto Rico y en las otras islas de las In(ias Occidentales, en la isla de Guam y en el Archipilago de las Filipinas, todos los edificios- muelles, cuarteles, fortalezas, establecientos, vias pilblicas y den~i~ bienes inmuel)les que con arreglo t deercho son del dominio plblico, y como tal corresponden a la Corona de Espaila.

-- 12--




- 13 -

Queda, por 1o tanto, declarado que esa renuncia 6 cesi6n, segfn el caso. a que se refiere el parrafo anterior, en nada puede mermar la propiedad, 6 los derechos que correspondan con arreglo a las leyes, al poseedor pacifico, de los bienes de todas c cases de las provincias, municipios, establecimientos pfdblicos 6 privodos, corporaciones civiles 6 eclesiasticas, 6 de cualesquiera otras colectividades que tieuen personalidad jurlidico para adquirir y poseer bienes en las mencionados territorios renunciado 6 cedidos, y los de los individuos particulares, cualquiera que sea su nacionalidad.
Dicha renuncia 6 cesi6n, segfin el caso. incluye todos los documentos que se refieren exclusivamente Sdicha soberania renunciada 6 cedida, que existan en los archivos de la Peninsula.
Cuando estos documentos existentes en dichos archivos, s6lo en parte correspondan a dicha soberania. se facilitaran copia de dicha parte, siempre que sean solicitadas.
Reglas an~dlogas hab An reciprocamente de observarse en favor de Espania respecto de los documentos existentes en los Archivos de las islas antes mencionadas.
En las antecitadas renuncia 6 cesi6n. segfin el caso. se hallan comprendidos apuellos derechos de la Corona de Espafia y de sus autoridades sobre los archivos y registros oficiales, asi administrativos como judiciales de dichas islas, que se refieran A ellas y a los derechos y propiedades de sus habitantes. Dichos archivos y registros deberin ser cuidadosamente conservados, y los particulares, sin excepei6n, tendrAn derecho a sacar, con arreglo A las leyes, las copias autorizadas de los contratos, testamentos y demas documentos que formnen parte de los protocolos notariariales 6 que se custodien en los archivos administrativos 6 judiciales, bien Astos se hallen en Espafia, 6 bien en las islas de que se hace menci6n anteriormente.
ARTiCULO IX.
Los sfibditos espanioles naturales de la Peninsnla, residentes en el territorio cuya soberania Espafia renuncia 6 cede por cl presente Tratado, podrin permanecer en dicho territorio 6 marcharse de 6l, conser-




- 14 -

vando en uno i otro caso, todos sus derechos de propiedad, con inclusi6n del derecho de vender 6 disponer de tal propiedad 6 de sus productos, y ademas tendran el derecho de ejercer su industria, comercio 6 profesi6n, sujetAndose, A este respecto, 6, las leyes que sean aplicables a los dem6s extranjeros. En el caso de que permanezcan en el territorio, podrain conservar su nacionalidad espaiola, haciendo ante una oficina de registro, dentro de un aio despu6s del cambio de ratificaciones de este Tratado, una declaraci6n de su prop6sito de conservar dicha nacionalidad: a falta de esta declaraci6n, se considerari que han renunciado dicha nacionalidad y adoptado la del territorio, en el cual pueden residir.
Los derechos civiles y la condici6n politica de los habitantes de los territorios aqui cedidos 'a los Estados Unidos, se determinar'n por el Congreso.
ARTiCULO X.
Los habitantes de los territorios cuya soberania Espafia renuncia 6 cede, tendrin asegurado el libre ejercicio de su religion.
ARTICULO XL
Los espafioles residentes en los territorios, cuya soberania cede 6 renuncia Espafia por este Tratado, estari{n sometidos en lo civil y en lo criminal a los tribunales del pais en que residan, con arreglo a las eyes comiunes que regulen su competencia, pudiendo comparecer, ante aquellos, en la misma forma y empleando los mismos procedimientos que deban observar los ciudadanos del pais a que pertenezca el tribunal.
ARTICULo XII.
Los procedimientos judiciales pendientes al cangearse las ratificaciones de este Tratado, en los territorios sobre los cuales Espana renuncia 6 cede su soberania, se determinarAin con arreglo a las reglas siguientes:
I. -Las sentencias dictadas en causas civiles entre particulares 6 en materia criminal, antes de la fecha meticionada, y contra las cuales no haya apela-




- 15 -

ci6n 6 casaci6n con arreglo A las leyes espafnolas, se considerarin como firmes, y serin ejecutadas en debida formna por la Autoridad competente en el territorio dentro del cual dichas sentencias deban cumplirse.
II.-Los pleitos civiles entre particulares que en la fecha mencionada no hayan sido juzgados, continuaran su tramitaci6n ante el Tribunal en que se halle el proceso, 6 ante aquel que lo sustituya.
III. Las acciones en materia criminal pendientes en ]a fecha mencionada ante el Tribunal Supremo de Espafia, contra ciudadanos delterritorio que, seg'in este Tratado, deja de ser espafiol, continuarAn hajo su direcci6n hasta que recaiga la sentencia definitiva; pero una vez dictada esa sentencia, su ejecuci6n seri eucomendada a la Autoridad competent del lugar en que la acci6n se suscit6.
ARTiCULO XIII.
Continuaran respetindose los derechos de propiedad literaria, artistica industrial, adquiridos por espafioles en la isla de Cuda y en las de Puerto Rico, Filipinas y demis territorios cedidos, al hacerse el canje de las ratificaciones de este Tratados. Las obras espafilolas cientificas, literarias y artisticas, que no sean peligrosas para el orden piblico en dichos territorios, continuarin entrando en los mismos, con franquicia de todo derecho de aduana por un plazo de diez afios, a contar desde el canje de ratificaciones de este Tratado.
ABTiCULO XVI.
Espania podri establecer Agentes Consulares en los puertos y plazas de los territorios cuya renuncia y cesi6n es objeto de este Tratado.
ARTicULO XV.
El Gobierno de cada pais concedera, por el thrmino de diez afios, a los buques mercantes del otro, el mismo trato en cuanto a todos los darechos de puerto incluyendo los de entrada y salida, de faro y tonelaje, que concede a sus propios buquer mercantes no empleados en el comercio de cabotaje.
Este articulo puede ser denunciado en cualquier tiempo dando noticia previa de ell, cualquiera de los dos Gobiernos al otro, con seis meses de anticipaci6n.




- 16 -

ARTICULO XVI.
Queda entendida que cualquiera obligaci6n aceptada en este Tratado por los Estados Uinidos con respecto a Cuba, esti limitada al tiempo que dure su ocupaci6n en esta Isla, pero al terminar dichlia ocupaci6n, aconsejaran al Gobierno que se establezca en la Isla, que acepte las mismas o)bligaciones.
ARTiCULO XVII.
El presente Tratado serti ratificado por Su Majestad la Reina Regente de Espafna, y por el Presidente de los Estados Unidos de acuerdo con la aprobaci6n del Senado; y las ratificaciones se canjearin en Washington dentro del plazo de seis meses desde esta fecha,
6 antes si posible fuese.
En fe de lo cual, 16s respectivos Plenipotenciarios firman y sellan este este Pratado.
Hecho por duplicado en Paris, A diez de Diciembre de mil ochocientos noventa y ocho.
Eugenio Montero Rios. William R. Day. B. de Albarzuza. Cushman K. D)avis.
J. de Garnica. Win. P. Frye.
W. R. de Villa-Urrutia. Geo. Gray. Rafael Cerero. Whitelaw Reid.




ORDEN NtIM. 100.

Habana, -14 de Abril de 1902.
Leonar Wood, Gobernador Militar, al pueblo de Cuba:
Certifico: que la siguiente es copia fiel de ]a Constituci6n de ]a Reptiblica de Cuba que me fu4 presentada por la Convenci6n Constituyante.
LEONARD WOOD,
Gobernador Militar.
CONSTITUJCION
DE LA
REPUBLIICA DE CUBA
Nosotros, los Delegados del pueblo de Cuba, reunidos en Convenci6n Constituyente, fin de redactar y adoptar la Ley Fundamental de su organizaci6n come Estado independiente y soberano, estableciendo un gobierno capaz de cumplir sus obligaciones internacionales, mantener el orden, asegurar la libertad y la justicia y promover el bienestar general, acordamos y adoptamos, invocando el favor de Dios, la siguiente Constituci6n:
TITULO I.
De la nacida, de au forma de Gobierno, y del territorio nacional.
ARTICULO 1?
El pueblo de Cuba se constituye en estado independiente y soberano, y adopta, como forma de gobierno, la republicana.




- 18 -

ARTiCULto 2?
Componen el territorio de la Rephblica, la Isla de Cuba, asi como las islas y cayos adyacentes que con ella estabau bajo la soberania (de Espafia hasta la ratificaci6n del Tratado de Paris de 10 de Diciembre de 1898.
AricITEo 39
El territorio (de la Repfiblica se divide enii las seis Provincias que existeni actualmete, y con sus mnismnos limites; correspondiendo al Consejo Provincial de cada una determinar sus respectivas dominaciones.
Las Provincias podrlan incorporarse unas 'a otras 6 dividirse para formiar nuevas Provincias, mediante acuerdo de los respectivos Consejos Provinciales y aprobaci6n del Congreso.
TITULO II.
De los cubanos.
ARTinLo 8
La eondiei6n de cubaio se adquiere por nacimiento 6 p)or iiaturalizacion.
A HTiCULO 5.
Son cub)anos por niacimniento:
19 Los nacidos, dentro 6 fuera del territorio de la Repfiblica, de padres cubanos.
2? Los nacidos en iel territorio de la Repuiblica (de padres extranjeros, siempre que, cumplida la mayor edad, reclamen su inscripci6n, como cubanios, en el Registro corirespondiente.
30 Los nacidos en el extranjero de padres naturales de Cuba que hayan perdido la nacionalidad cubana, siemnipre que, cumplida la mayor e(lad, reclamen su inscripci6n, como cubanos, en el mismo Registro.
ARTiCULO 60
Son cubanos por naturalizaci6n:
10 Los extranjeros que habiendo pertenecido al Ej4rcito Libertador reclamen la nacionalfdad cubana dentro de los seis meses siguientes A la promulgaci6n de esta Constituci6n.




- 19 -

2? Los extranjeros que establecidos en Cuba antes del 1? de Enero de 1899 hayan conservado su domicilio despues de dicha fecha; siempre que reclamen ]a nacionalidad cubana dentro de los seis meses siguientes a la promulgaci6n de esta Constituci6n, 6, si fueren menores, dentro de un plazo igual desde que alcanzaren la mayoria de edad.
39 Los extranjeros que, despu6s de cinco afios de residencia en el territorio de la Bepublica. y no menos de dos desde que declaren su intenci6n de adquirir la nacionalidad cubana, obtengan carta de naturalizaci6n con arreglo A las leyes.
4? Los espanoles residentes en el territorio de Cuba el 11 de Abril de 1899 que no se"hayan inscripto como tales espailoles en los Registros correspondientes, hasta igual mes y dia de 1900.
5? Los africanos que hayan sido esclavos en Cuba y los emancipados comprendidos en el Art. 13 del Tratado de 28 de Junio de 1835, celebrado entre Espafia Inglaterra.
ARTi"CULO 7
La condici6n de cubano se pierde:
1V Por adquirir ciudadania extranjera.
2. Por admitir empleo fi honores de otro Gobierno sin licencia del Senado.
3? Por entrar al servicio de las armas de una Naci6on extranjera sin ]a misma licencia.
4? Por resid(ir el cubano naturalizado cinco afios continuos en el pais de su nacimiento, 1 no setr por raz6n de empleo 6 comisi6n del Gobierno de ]a Repiblica.
ARTiCTLO 8?
La condici6n de cubano podri recobrarse con arreglo a lo que prescriban las leyes.
A iRTiCULO 9?
Todo cubano est. obligado:
1V A servir A la patria con las armas, en los casos y formnia que determinen las leyes.
2? A contribuir para los gastos pfiblicos, en i]a forma y proporci6n que dispongan las eyes.




- 20
T1TULO Ill.
De los extranjeros.
A uRTICULo 10.
Los extranjeros residentes en el territorio de ia Reptiblica, se equipar"in a los cubanos:
19 En cuanto a la protection de sus personas y bienes.
2? En cuanto al goce de los derechos garantizados en la Secei6n 1a del Titulo siguiente, con excepci6n de los que en ella se reconocen exclusivamente a los naciontales.
39 En cuanto al goce de los derechos civiles en las condicioues y con las limnitaciones que establezca Ia ley de Extranjeria.
4. En cuanto a la obligaci6n de observar y cumplir ias leyes, decretos, reglamentos y demAs disposiciones que esten en vigor en la Repti'iblica.
5?, En cuanto a la sumisi6n 'a la potentad y las resoluciones de los Tribunales y (lenas Aitoridades de la Reptblica.
6? Y en cuanto aa obligaci6n de contribuir a, los gastos p1)1blicos del Estado, la Provincia y el Municiplo.
TITiLO IV.
De los derethoS que gq(trantiza esta Constituci6n.
SECCIO)N PRIMERA.
I)Cerechos individnIales.
AuT iCULO 11.
Todos los cubanos son iguales ante la Ley. La Repthlica no reconece fueros ni previlegios personales.
AuwricuLo 12.
Ninguna ley tendra efecto retroactivo, excepto las penales, eultndo sean favorables al delincuente 6 procesado.




- 21 -

AETICULO 13.
Las obligaciones de carcter civil que nazcan de los contratos 6 de otros actos ft omisiones que las produzcan no podrAn setr anuladas ni alteradas por el Poder Legislativo niii por el Ejecutivo.
ARTiCULO 14.
No podri imiponerse. en ningfln caso, la pena de muerte por delitos de car'icter politico, los cuales seranii definidos por la Ley.
ARTiCULO 15.
Nadie podra ser detenido sino en los casos y en la forma que prescriban las leyes.
ARTIcCULO 16.
Todo deteniido sera pesto en libertad 6 entregau do al Juez 6 Tribunal competente dentro de las veintecuatro horas siguientes al acto (le la detenci6n.
ARTiCULO 17.
Toda detenci6n se dejara sin efecto, 6 se elevarA a prisi6n, dentro de las setenta y dos horas de haber sidi entregado el detenido al Juez 6 Tribunal competente.
Dentro del mismo plazo se notificard al interesado la providencia que se dictare.
ARTICULO 18.
Nadie podri ser preso, sino en virtud de mandamiento de Juez 6 Tribuna-l competente.
El auto en que se haya dictado el mandamiento se ratificar 6 repondri, oido el presunto reo, dentro de Iss setenta y dos horas siguientes al acto de la prisi6on.
ARTICULO 19.
Nadie podi ser procesado ni sentenciado sino por Juez 6 Tribtunial comipetente, en virtud de leyes




anteriores al delito y en la forma que Astas establezcan.
ARTict LO 20.
Toda persona detenida 6 presa sin las formalidades legales, 6 fuera de los casos previstos en esta Constituci6n 6 en las leyes, serA puesta en libertad a petici6n suya 6 de cualquier cindadano.
La Ley determinari la forma de proceder sumariamente en este caso.
ARTiCULo 21.
Nadie estac obligado declarar contra si mismo, ni contra su c6nyge 6 sus parientes d(lentro de cuarto grado consanguinidad o segundo de afinidad.
ARTicTLO 22.
Es inviolable el secreto de la correspondencia y demos documentos privados, y ni aqualla ni (sto podra'n ser ocupadps ni examinados sino por disposici6n de Autoridad competente y con las formalidades que prescriban las leyes. En todo caso se guardard secreto respecto de los extremos ajenos al asunto que motive la ocupaci6n 6 exanen.
ARTICULO 23.
El domicilio es inviolable, y en consecuencia nadie podri penetrar de noche en el ajeno, sin el consentimiento de su morador, a no set para auxiliar 6 socorrer victims de delito ( de sastre; ni de dia, sino en los casos y en la forma determinados por las leyes.
ARTricuLo 24.
Nadie podri ser compelido a mudar de domicilio 6 residencia sino por mandato de Autoridad competente y en los casos prescriptos por las leyes.
AuTiCULO 25.
Toda persona podri libremnente, y.sin sujecci6n censura previa, emitir su 'pensamiento, (de palabra 6

- 22--




- 23 -

por escrito, por mredio de la imprenta 6 por cualqnier otro procedimniento; sin perjuicio de las responsabilidades que impongan las leyes, cuando por alguno de aquellos medios se atente contr lia honra de las personas, el orden social 6 la tranquilidad pftblica.
ARTicULo 26.
Es libre la profesi6n do todas las religiones asi como el ejerciio de todos los cultos, sin otra limitaci6n que el respeto la moral cristiana y al orden pfdblico.
La Iglesia estark separada del Estado, el cual no podri subvencionar, en cas(r alguno, ninghn culto.
AwTricI LO 27.
Toda person tienie elI derecho de dirigir peticiociones 'a las Autoridades; (de que sus peticiones sean resueltas, y (de que se le comunique la resoluci6n que a ellas recaiga.
ARTicuLo 28.
Todos los habitantes (de la Reptblica tiene el derecho (de reunirse pasificamente y sin armas, y el de asociarse para todos los fines licitos de la vida.
A iriCtiLO 29.
Toda persona podrai entrar en el territorio de la Repfiblica, salir (1de (il, viajar dentro de sus limites, y mudar de residencia, sin neesidad de carta de seguridad, pasaporte fit otto requisit(o semejante; salvo Jo que se disponga en las leyes sobre inmigraei6n, y las facultades atribuidas la Autoridad en caso de responsabilidad criminal.
AaRTieULO 30.
NingHin cubano podra ser expatriado, ni ninguno podrA prohibirsele la entrada en el territorio de la Reptiblica.
ARTICULO 31.
La ensefianza primaria es obligatoria, y asi ista como la de At tes y Oficios serin gratuitas. Ambas




- 24 -

estaran a cargo del Estado, mientras no puedan sostenerlas respectivamnente, por carecer de recursos suficientes, los Municipios y las Provincias.
La segunda ensefianza y la superior estarin A cargo del Estado. No obstante, tod(la persona podri' aprender 6 ensefiar libremente cualquiera ciencia, arte 6 profesi6u, y fundar y sostener establecimientos de education y de ensenanza; pero corresponde al Estado la determinaci6n de las profesiones en que exija titulos especiales, la de las condiciones para su ejercicio, la de los requisitos necesarios para obtener los titulos, y la expe(dicion de los mismos, de conformidad con lo que establezcan las leyes.
ARTiCULO 32.
Nadie podria ser privado de su propiedad, sino por Autoridad competente y por causa justificada de utilidad phiblica, previa ]a correspondiente indeminizaci6n. Si no precediere este requisito, los Jueces y Tribunales ampararan y, en su caso. reintegrarin al expropiado.
A RTiC LO 33.
No podra imponerse, en ninguin caso, la pena de confiscacion de bienes.
ARTIJCULO 34
Nadie esta obligado a pagar contrilbuci6n ni impuesto que no estuvieren legalmiente establecidos, y cuva cobranza no se hiciere en la fornima prescripta por las leyes.
ARTICULO 35.
Todo autor 6 inventor gozar' de la propiedad exclusiva de su obra fu invenci6n. por el tiemnpo y en I]a forma que determine la Ley.
ARTICULO 36.
La enumeraci6n de los derechos garantizados expresamente por esta Constituci6n, no excluye otros que se diriven del principio de la soberania del pueblo y de la forma republicana de gobierno.




- 25 -

ARTICULO 37.
Las leyes que regulen el ejercicio de los derechos que estu Constituci6n garanti'a, seran nulas si los dis minuyen, restringen 6 adulteran.
SECCION SEGUNDA.
Derechlo de sufragio.
ARTiCUIO 38,
Todos los cubanos, varones, mayores de veinte y un aflos, tiene derecho de sufr'agio, con excepci6n de los siguientes:
1. Los asilados
2? Los incapacitados mientalmente, previa declaraci6n judicial de su capacidad.
39 Los inhab)ilitados judicialnmeute por causa de delito.
49 Los individuos pertenecientes la s fuerzas de mar y tierra, que estuvieren en servicio activo.
AR ICULO 39.
Las leyes estAblecerAtn reglas y procedimientos que aseguren la intervencton de las minorias en la formaci6n del Censo de electores y de mis operacionles electorales y su representaci6n en la Chumara de Representantes, en los Consejos Provinciales y en los Ayuntamientos.
SECCION TERCERA.
Suspenision Ide las garanitias Constitucioniales.
ARTICULO 40.
Las garantias establecidas en los articulos d6cimo quinto, d4cimo sexto. decimo s6ptimo, d4cimo nono, vigesimo segundo, vigesimo tercero, vigesimo cuarto, y vig6simo septimo de la Secci6n primera de este Titulo, no podran suspenderse en toda La Repfthlblica ni en parte de ella, sino temporalmente y cuando lo exija la seguridad del Estado, en caso (de invasion del terri-




- 26 -

torio 6 de grave perturbaci6n del orden que amenace la paz publica.
Auricuio 41.
El territorio en que fuesen suspendidas las garantias que se deterilninan en eli articulo anterior, se regiri durante la suspensill, pr la L ay de Orden Pciblico. dictada de antemano. Pero ni en dicha ly, ni en otra algune, p) dri( dispoaerse la suspension de mis garantitas que las ya miencionalas.
Tamoco podr hacerse, (duratte la suspension, d(leclaraci6n de nuevos delitos, ni imponerse otras peias que las estableeidas en las leyes vigentes al decretrase la su1spensibn.
Queda pVrolibido al poder Eject-ivo el extiafiamic(Ito 6 la deportaci6n de los ciidadanos, sin que pueda desterrarlos ar mis de ciento) veinte kil6metros de su domlicilio, ni det(enerlo por mas de diez dias, sin hacer entrega (tIde ellos fi la Autoridad judicial; nii repetir la detenci6n dutrante el tiempo de ]a suspensi6n de garantia. Los deltenid(os no podran serlo sino en dep)artamentos espesiales dte los establecimiientos pu6blicos. (destinadlos a la detencion tie procesados por causa de delitos coimunics.
A I-rTICiL 42.
La suspension de las garanitias de que se trata en el articiulo cuadragesilo, solo p(r (a dictarse por medio de una ley 0, cuanl(lo no estuvieve reunido el Congreso, por n decret(o del Presidente de la Reptiblica. Pero este no podr decretar la supeusi6n mrs de una vez durante el periodo conprendido entre dos legislaturas, ni por tiempo ind(lefinido, nli mayor lde treinta dias, sinl convocar al Congreso en el mismo decreto de suspensi6n. En todo caso debera darle cuenta para que resuelva lo qne estime prociedente.
TITULO V.
De la Soberania y los Poderes Pblico.
ARTICULO 43.
La Soberania reside en el pueblo de Cuba, y de 6ste dimnianan todos los Poderes pfiblicos.




TITULO VI.
Del Poder Legislatito.
SECTION PRIMERA.
De los Cuerpos Colegisladores&
ARTICULO 44.
El poder Legislativo se ejerce por dos Cuerpos electivos, que se denomina "CAmara de Representantes" y "Senado" y conjuntamente reciben el nombre de "Congreso."
SECCION SEGUNDA.
SDel Senado, sui composicioi6n y atribuciones.
ARTiCULO 45.
El Senado se compondrA de cuatro Senadores por provincia, elegidos. en cada una, para un periodo de ocho afios, por los Consejos Provinciales y por doble nufmero de Compromisarios, constituidos con aqu4los en junta electoral. La mitad de los compromisarios serin mayores contribuyentes, y la otra mitad ,reuniran las condiciones de capacidad que determine la Ley; debiendo ser todos, ademas, mayores de edad y vecinos de terminos municipales de la provincia.
La elecei6n de los Compromisarios se hard por los electores de la Provincia, cien dias antes de la de Senadores.
El Senado se renovar.a, por mitad, cada cuatro afios.
ARTiCULO 46.
Para ser senador se requiere:
19 Ser cubano por nacimiento.
20 Haber cumplido 35 afios de edad.
3? Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles y politicos,




ARTiCtTLO 47.

Son atribuciones propias del Senado:
1? Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia, al Presidente de la Rep*blica, cuando fuere acusado por la Camara Representantes, de delito contra la seguridad exterior del Estado, contra el libre fumicionamiento de los Poderes Legislativo 6 Judicial, 6 de infracci6n de los preceptos constitucionales.
2? Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia, a los Secretarios del Despacho, cuando fueren acusados por la Cimara de Representantes, de delito contra la seguridad exterior del Estado, contra el libre funcionamiento de los Poderes Legislativo 6 Judicial, de infracci6n de los preceptos constitucionales, 6 de cualquier otro delito de caracter politico que las leyes determinen.
3? Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia, A los Gobernadores de las Provincias, cuando fueren acusados por el Consejo Provincial 6 por el Presidente de Repfiblica, de cualquiera de los delitos expresasados en el prrafo anterior.
Cuando el Senado se constituya en Tribunal de Justicia, serI presidio por el Presidente del Tribunal Supremno, y no podr imniponer los acusados otras penas que la de destitucion, 6 las de destituci6n e inhabilitaci6n para el ejercicio da cargos p6blicos, sin perjuicio de que los Tribunales que las leyes declaren competentes, les impongan cualquier otra en que hubieren incurrido.
4? Aprobar los nomnbramientos que haga el Presidente de la Repbliea, del Presidente y Magistrados del Tribunal Supremo y de Justicia; de los Representantes diplominticos y Agentes consulares de la Naci6n, y de los denis funcionarios cuyo nombramiento requiera su aprobaci6n, segun las leyes.
5? Autorizar 'a los nacionales para admitir empleos fl honores de otro Gobierno, 6 para servirlo con las Armas.
6? Aprobar los Tratados que negociare el Presidente de la Repdiblica coni otras naciones.




SECTION TERCERA.

De la Cdimara de Representantes, su composici6
y atribuciones.
ARTiCULO 48.
La CAmata de Representantes se comnpondrk de un Represente por cada veinte y cinco mil habitantes 6 fracci6n de inns de doce mil quinientos, elegido, para un periodo de cuatro ailos, por sufragio directo y en la forma que determine la ley.
La. Camara de Representantes se renovard, por mitad, cada dos afios.
ARTiCULO 49.
Para ser Representante se requiere:
1? Ser cubano por nacimiento 6 naturalizado con ocho afios de residencia en la Repiblica, contados desde la naturalizaci6n.
29 Haiber cumniplido veinte y cinco anos de edad.
39 Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles y politicos.
ARTicuto 50.
Cordesponde la Calmara de Representantes, acusar, ante el Senado, al PreAidente de ]a Repfiblioa yA los Secretarios del Despacho, en los casos determinados en los pirrafos primnero y segundo del articulo 47, cuando las dos terceras partes del nfimero total de Representantes, acordaren en sesi6n secreta la acusaci6n.
SECCION CUARTA.
Disposiciones comtuIn1es a los Cuerpos Colegisladores.
ARTI"CULO 51.
Los cargos (de Senador y de Representantes son incompatibles con cualesquiera otros retribuidos, de nombramiento del Gobieruo; exceptundose el (1de Catedritico por oposici6n del Establecimiento oficial, obtenido con anterioridad a, la eleeci6n.
AnRTICUIo 52.
Los Senadores y Representantes recibiran del Es-




tado ina dotaci6n, igual para ambos cargos, y cuya cuantia podrd ser alterada en todo tiempo; pero no surtira efecto la alteraci6n hasta que sean renovados los Cuerpos Colegisladores.
ARTiCULO 53.
Los Senadores y Representantes setrhn inviolables por las opiniones y votos que emitan en el ejeroicio de sus cargos. Los Senadores y Representantes s6lo podran ser detenidos 6) procesados con autorizacion del Cuerpo a que pertenezcan, si estuviese reunido el Congreso; exceqto en el caso de ser hallados in fraganti en la comision de algfin delito. En este caso, y en el de ser detenidos 6 procesados cuando estuviere cerrt-ado el Congreso, se dara cuenta, lo mris pronto posible, al Cuerpo respectivo, para ]a resoluci6n que cot-rresponda.
ARTiCULO 54.
Las Camaras abriran y cerrarAn sus sesiones en un mismo dia, residir"n en una misma poblaci6n y no podran trasladarse A otro lugar, niii suspender suis sesiones por mnis de tri-es dias, sino por acuerdo de ambas.
Tampoco) podrin comenzari sus sesiones sin la presencia de las dos terceras partes del n itmnero total de sus miembros; ni continuarlas sin la mayoria absoluta de ellos.
ARTICULO 55.
Cada Clmara resolvera' sobre la validez de la elecci6n de sus respectivos miembros, y sobre las renuncias que presenten. Ningftn Senador 6 Representante po(dra ser expulsado de la Citmara q!iue pertenezea, sino en virtud de causa previamente determinada y por el acnerdo de las dos terceras partes, por lo menos, del nfimero total de suits miembros.
ARTiCULO 56.
Cada CAmara fo-rmara" su reglamento, y elegird entre sus miembros, su Presidente, Vice Presidentes y Secretarios. No ob)stante, el Presidente del Senado s61o ejercera su cargo cuando falte el Vice-Presidente de la Repliblica 6 est6 ejerciendo la Presidencia de la misma.

-- 30 -




- 31 -

SECCION QUINTA.
D)el Congreso y sus atribuciones.
ARTICULO 57.
El Congreso se reunir' por derecho propio, dos veces al afilo, y permaneceral funcionando durante cuarenta dias hibiles, por o10 menos, en cada legislatura. Una emnpezart el primer lunes de Abril y la otra el p)rimer lunes de Noviembre.
Se reunirr en sesiones extraordinarias en los casos y en la forma (ue determinien los Reglamentos (de los Cuerpos Colegisladores, y cuando el Presidente de la Repfdblica lo convoque con arreglo lo establecido en esta Constituci6n. En dichos casos s6lo so ocupara del asunto 6 asuntos que motiven suit reunion.
A TieCULC 58.
El Congreso se reuniram en un s6lo Cuerpo para proclaminar al Presidente y Vice-Presidente de ]a Repiblica, previa rectificaci6n y comprobacion del escrutinio.
En este caso desempeilar' la Presidencia del Congreso, el Presidente del Senado, y, en su defecto, el de la Camara de Representantes, "a titulo de Vice-Presidente del propio Congreso.
Si del escrutinio para Presidente resultare que ninguno de los candidatos reune mayoria absoluta de votos, i hubiere empate, el Congreso, por igual mayoria, elegirai el Presidente de entre los dos candidatos que hubieren obtenido mayor nimero de votos.
Si fuesen mis de dos los que se encontraren en este caso, por haber obtenido dos 6 mas candidatos ignal nfdmero de votos, elegird entre todos ellos el Congreso.
Si en el Congreso, resultare tambien empate, se repetird la votaci6n: y si el resultado de esta fuese el mismo, el voto del Presidente decidir'.
El procedimiento establecido en el pArrafo anterior se aplicarA A la elecci6n del Vice-Presidente de la Repfdblica.
El escrutinio se efectuard con anterioridad la, expiraci6n del t6rmino presidencial.




- 32 -

AITIcULO 59.
Son atribuciones propias del Congreso:
19 Formar los C6digos y las leyes de carc cter general; determininar el rgimnen que deba observarse para las elecciones generales, provinciales y municipales; dictar las disposiciones que regulen y organicen cuanto se relaciona Col l]a administration general, la provincial y la municipal; y todas las demas leyes y resoluciones que estimare convenientes sobre cualesquiera otros asuntos de interns public.
29 Discutir y aprobar los presupuestos de gastos 6 ingresos del Estado. Dichos gastos 6 ingresos, con excepci6n de los que se mencionaran mias adelante, se incluirAn en presupuestos anuales y solo regiran durante el aflo para el cual hubierien si(o aprobados.
Los gastos del Congreso; los de a Administraci6n de Justicia; los de intereses y amortizaci6n de empr6stitos, y los inigresos con ique deben ser eubiertos, tendrAn el caricter de permanientes y se incluiran en presupuesto fijo, que regira mientras no sera reformado por leyes especiales.
30 Acordar emprlstitos, pero con la obligacion de votar, al mismo tiempo, los ingresos permnianentes, necesarios para el patgo de intereses y amnorrizaciones.
Todo acuerd(lo sobre emnprestitos requiere el voto de las dos tereeras partes del nfmero total de los miembros de eada Cuerpo Colegislador.
40 Acufiar moneda, determninando su patron, ley, valor y denominaei6n.
59 Regular el sistena de pesas y medidas.
69 Dictar disposiciones para el regimen y fonmento del comereio interior y exterior.
7? Regular los servicios de conumnicaciones y ferrocarriles. caminos, canales y puertos, crea.ndo los que exija la conveniencia ptiblica.
89 Establecer las contribuciones e impuestos, de carceter nacional, que sean necesarios para las atenciones del Estado.
99 Fijar las reglas y procedimientos para obtener la naturalizaci6n.
10. Conceder amnistias.
11. Fijar el nfimero de ]as fuerzas de mar y tierra y determinar su organizaci6n.




- 33 -

12. Declarar la guerra y aprobar los Tratados de paz, que el Presidente de la Repfiblica haya negociado.
13. Designar, por medio de una ley especial, quien debe ocupar la Presidencia de la Repfiblica en el caso de que el Presidente y el Vice-Presidente sean destituidos, fallezcan, renuncien 6 se incapaciten.
ARTiCULO 60.
El Congreso no podr' inicluir en las leyes de presupuestos, d(isposiciones qne ocasionen reformas legislativas 6 administrativas de otro orden; ni podru redir 6 suprimir ingresos de carActer permanente, sin establecer al mismo tiempo otros que lo sustituyan, salvo el caso que la reducci6n 6 supresi6n procedan de reducci6on 6 supresi6on de gastos permanentes equivalentes; ni asignar a ningl i servicio que deba ser dotado en el presupuesto anual, mayor caitidad que ]a propuesta en el proyecto del Gobierno; pero si podra' crear inuevos servicios y reformar 6 amnpliar los existentes, por medio de leyes especiales.
SECCION PEXTA.
De la iniciativa y formaci6n de las leyes,
su sanci6n y promulgacion.
ARTiCULO 61.
La iniciativa de las leyes se ejercera por cada una de los Cuerpos Colegisladores indistintamente.
ARTiCULO 62.
Todo proyecto de ley que haya obtenido la aprobacin de ambos Cuerpos Colegisladores, y toda resoluci6n de los mismos que haya de ser ejecutada por el Presidente de ]a Repiblica, deberin presentarse 'a 6ste para su sanci6n. Si los aprueba, los autorizard desde luego; devolviendolos en otro caso, con las objeciones que hiciere, al Cuerpo Colegislador que los hubiere propuesto; el cual consignar las referidas objeciones integramente en acta, discutiendo de nuevo el proyecto 6 resoluci6n.
Si despubs de esta distusi6n dos terceras partes




- 34 -

del nfinmero total de los mienmbros del Cuerpo Colegislador, votasen on favor del proyecto 6 resoluci6on, se pasarit, conIL las objeciones del Presideniite, al otro Cuergo, que taniiin lo (lisCutira y si por igual nmayoria lo apruieba, ser~i ley. En todos estos easos las votaCiones sertin noininales.
Si dentro de los diez dias l h.biles siguientes la remisi6i del proyecto 6 reColuci6on al Presidente. (ste no lo devolviere, se telindr(la por sancionado y seral ley.
Si, dentro de los iitinimos diez dias de una legislatura, se presentare un proyecto de ley al Presidente de la Repll)lica, y (ste se propusiese utilizar todo el t(rmino que, al efecto de la sanci6n, se le concede en el pfirrafo anterior, comunicara su prop6sito en el naismo dia,, al Congreso, a fln de que permanezca reunido, si lo quisiese, lhastta el vencimiento del expresado termiino. De no hlacerlo asi el Presidente, se ten(ra por sancionad(o el proyecto y seit lecy.
Ningfn p)royeet() de ley de(lsechlado totalmente por algunios (de los Cuerpos (olegisladores, podra discutirse de 1IHV() el la iisilla legislature.
rola.ley srcit pronulgada ldoi-tro de los diez dias siguientes al (IdeC su saci6n,1 proce(la e'sta del Presidente 6 dcl Congrcso, segin los casos moencionados en el articutlo prece(lente.
TIT ULO VII.
Dcl l'oder Ejecutio.
SECCIO)N PIIMEIRA.
I)el -jeroici del Ioder l-Ejecttivo.
A uricuto 64.
El Poder Ejecutivo se ejerce por el Presidente de la Reptiblica.
SECCI)N SEGUNDA.
Del Prcsidente de la Repdblica, sus atrib)uciones y deberes.
A RTicULeo 55.
Para ser Presidente de lta 1Repfiblica se requiere: 19 Ser cubano por nacimiento fit naturalizaci6n.




y en este ftltimo caso, haber servido con las armas A Cuba, en sus guerras de independencia, diez afios por lo menos.
2? Haber cumplido cuarenta aflos de edad.
3? Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles y politicos.
ARTICULO 66.
El Presidente de la Repftblica sera elegido por sufragio de segundo grado, en un s61o dia, y conforme al procedimiento que establezca la ley.
El cargo durarA cuatro ailos; y nadie podra' ser Presidente en tres periodos consecutivos.
ARTiCULO 67.
El Presidente jura.r' 6 prometerA, ante el Tribunal Supremo de Justicia, al tomar posesi6n de su cargo, desempefiarlo fielmnente, cumpliendo y haciendo cumplir la Constituci6n y las leyes.
ARTiCULO 68.
Corresponde al Presidente de ]a Reptiblica:
1? Sancionar y promulgar las ley6s, ejecutarlas y dacerlas ejecutar; dictar, cuando no 1o hubiere hecho el Congreso, los reglamentos para la mejor ejecnci6n de las leyes; y expedir, ademis, los decretos y las 6rdenes que, para este fin y para cuando incumba al gobierno y administraci6n del Estado, creyere convenientes, sin contravenir en ningfin caso lo establecido en dichas leyes.
2? Convocar 'a sesiones extraordinarias al Congreso, 6 solamente al Senado, e los casos que sefiala esta Constituci6"n, 6 cuando, a suit juicio, fuere necesario.
3V Suspender las sesiones del Congreso, cuando trat'ndose en 6ste de su suspension, no hubiere acuerdo acerca de ella entre los Cuerpos Colegisladores.
49 Presentar al Congreso, al principio de cada legislatura y siempre que lo estimare oportuno, un Mensaje referente los actos de la Administraci6n, y demostrativo del estado general de la Repiblica; y recomendar, ademis, Ia adopci6n de las leyes y resoluciones que creyere necesarias 6 fitiles.




59 Presentar al Congreso, en cualquiera de stits (am aras, y antes del dia quince de Noviembre, el Proyecto de los Presupuestos anuales.
69 Facilitar al Congreso los informes que 6ste solicitare sobre toda clase de asuntos que no exijan reserva.
70 .Dirigir las negociaciones diplomiticas, y celebrar tratados con las otras naciones. debiendo someterlos a Ila aprobacion del Senado, sin cuyo requisito no tendran validez ni obligaran a la Republica.
89 Nombrar y remover libremente a los Secretatarios del Despacho, dando cuenta al Congreso.
99 Nombrar, con la aprobaci6n del Senado, al Presidente y Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. y 'ta los Representantes diploiniticos y Agentes consulares de la Republica; pudietldo hacer nomb)ramientos interinos de dichos funcionarios, cuando en caso de vacante, no este reunido el Senado.
10. Noibrar, para el desempeio de los demis cargos institui(dos por la Ley, a los funcionarios correspondientes, cuyo nombranmiento no est6 atribuido a otras autoridades.
11. Suspender el ejercicio de los derechos que se enumeran en el articulo 40 de esta Constitucibn, en los casos y en la forma que se expresan en los articulos 41 y 42.
12. Suspender los acuerdos de ls Consejos Provinciales y de los Ayuntamientos, en los casos y en la forna qu( determina esta Constituci6n.
13. I)ecretar la suspensi6n de los Gobernadores de Provincia, en los easos de extralimitaci6on de fuinciones y (de infracci6n de las leyes, dando cuenta al Senado, segfin 10o que se establezea, para la resoluciun (que correspond(la.
14. Acusar t los Gobernadores de Provincia en los easos ex)Cresados en el parrafo tercero del articulo 47.
15. Inldultar t los delincuentes con arreglo a lo (ue prescriba la Ley, excepto cuando se trate de funcionarios pilblicos penados potr delitos cometidos en el ejercicio de suis funciones.
16. Recibir a los Representantes diplomiticos y admitir los Agentes consulares de otras Naciones.
17. Disponer, como Jefe Supremo, de las fuerzas

-- 38 -




de mar y tierra de ]a Repfiblica. Proveer A la defense de su territorio, dando cuenta al Congreso; y la conservaci6n del orden interior. Siempre que hubiere peligro de invasion 6 cuando alguna rebeli6n amenazare gravemente la seguridad pfiblica, no estando rennido el Congreso, el Presidente lo convocard sin demora para la resoluci6n que corresponda.
ARTICULO 69.
El Presidente no podrd solir del territorio de ]a Repftblica sin autorizaci6n del Congreso.
ARTiCULO 70.
El Presidente sera responsable, ante el Tribunal Supremo de Justicia, por los delitos de carIcter comfin quie cometiere durante el ejercicio de su cargo; pero no podri ser procesado sin previa autorizaci6n del Senado.
ARTi C U LO 71.
El Presidente recibirdi del Estado una dotaci6n, que podr6 ser alterada en todo tiempo; pero no surtird efecto la alteraci6n sino en los periodos presidenciales siguientes "a aquil en que se acordare.
TITUTLO VIII.
Del Vice-Presidente de la Repablica.
ARTiCULO 72.
Habra un Vice-Presidente de la Republica, que sera elegido en la mismnia forma y para igual periodo de tiempo que el Presidente, y conjuntamente con 6ste; requiri4ndose para ser Vice-Presidente las misminas condiciones que prescribe esta Constituci6n para ser Presidente.
ARTiCULO 73.
El Vice-Presidente de la Repflblica ejercerd la Presidencia del Senado: pero a6lo tendri' voto en los casos de empate.
AInTCULO 74.
Por falta, temporal 6 definitiva, del Presidente

-3t -




38 -

de ]a Repftblica, le sustituir' el Vice-Presidente en el ejercio del Poder Ejecutivo. Si la falta fuere definitiva durard la sustituci6n hasta la terminaci6n del periodo presidencial.
ArTiCULO 75.
El Vice-Presidente recibir' del Estado una dotaci6n, que podr' ser alterada en todo tiempo; pero no surtirA efecto la alteraci6n sino en los periodos presidenciales siguieniites a aqu61 en que se acordare.
JrFITULO IX.
De los Secretarios del Despacho.
ARTICI Lo 76.
Para el ejercicio de sus atribuciones tendrA el Presidente de la Repfiblica, los Secretarios del Despacho pue determine la Ley: debiendo recaer el nombramiento de 6stos en ciudadados cbanos que se hallen en el pleno goce de los derechos civiles y politicos.
ARTiCULO 77.
Todos los decretos, 5rdenes y resoluciones del Presidente de la Reptiblica habrin de ser refrendados por el Secretario del ramio correspondiente, sin cuyo requisito carecer4Uin de fuerza obligatoria y no serAn cumplidos.
ARTinCUto 78.
Los Secretarios seran personalmente respohsa.bles de los actos que refrenden, y, ademis, solidariamente, de los que, juntos, acuerden 5 autoriceni. Esta responsabilidad no excluye la personal y directa del Presidente de la Repfiblica.
ARTICULo 79.
Los Secretarios del Despacho serin acusados por la CAmara de Representantes, ante el Senado, en los casos que se mencionan en el pairrafo segundo del articulo 47.




- 39 -

ARTiCULO 80.
Los Secretarios del Despacho recibiran del Estado una dotacion que podr ser alterado en todo tiempo, pero no surtir' efecto la alteracl6n sino en los periodos presidenciales siguientes a aqul en que se acordare.
TITULO X.
Del Poder Judiial.
SECCION PRIMERA.
Del ejercicio del Poder Judicial.
ARTiCULO 81.
El Poder Judicial se ejerce port un Tribunal Supremo de Justicia y por los dema's Tribunales que las Leyes establezcan. Estas regularan sus respectivas organizaci6n y facultades: el modo de ejercerlas y ]as condiciones que deban concurrir en los funcionarios que los compongan.
SECCION SEGUNDA.
Del Tribunial Supremo de Justicia.
ARTICULO 82.
Para ser Presidente 6 Magistrado dol Tribunal Supremo (de Justicia se requiere:
1 Ser cubano por nacimiento.
2? Haber cumplido treinta y cinco aflos de edad.
39 Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles y politicos y no haber sido condenado a pena aflictiva por delito comin.
49 Reunir, adenmis, alguna de las circunstancias siguientes:
Haber ejercido, en Cuba, durante diez afios, por lo menos, I]a profesi6n de Abogado; 6 desempenfiado, por igual tiempo, funciones judiciales; 6 explicado, el mismo nfimero de afios, una CAtedra de Derecho en Establecimiento oficial de Ensefianza.
Podrin ser tambi6n nombrados para los cargos de Presidente y Magistrados de Tribunal Supremo, siem-




- 40 -

pre que reunan las condiciones de los nfimeros 1, 2 y
3 de este articulo:
(a) Los que huberen ejercido, en la Magistratura, cargo de categoria igual 6 inmediatamente inferior, por el tiempo que determine ]a Ley.
(b) Los que, coni aniterioridad ] la promulgaci6n de esta Constituci6n, hubieren sido Magistrados del Tribunal Supremo de la Isla de Cuba.
El tiempo de ejercicio de fuiciones judiciales se computark como de ejercicio de la Abogacia, al efecto de capacitar 'a los Abogados para poder ser nombrados Magistrados del Tribunal Supremo.
ARTicULo 83.
Ademi's de las atribuciones que le estuviereu anteriormente sefialadas y de la que en lo sucesivo le confieoran las leyes, corresponden al Tribunal Supremo las siguientes:
11 Conocer de los recursos de casaci6n.
2. Dirimir las competencias entre los Tribunales que le sean inmediatamente inferiores 6 no tengan un superior comfin.
3V Conocer de los juicios en que litiguen entre si el Estado, las Provincias y los Municipios.
4! Decidir sobre la constitucionalidad de las leyes, decretos y reglamentos, cuando fuere objeto de controversia entre partes.
* SECCION TERCERA.
Disposicionies genierales acerca de la Administraci'n de Justicia.
ARTiCULO 84.
La justicia se administrark gratuitamente en todo al territorio de la Repfiblica.
ARTICULO 85.
Los Tribunales conocerin de todos los juicios, ya sean civiles, criminales 6 contencioso-administrativos.
ARTICULO 86.
No se podrdu crear, en ningin caso, ni bajo nin-




- 41 -

guna denominaci6n, Comisiones judiciales ni Tribunales extraordinarios.
ARTICULO 97.
Ningfin funcionario del orden judicial podri ser suspendido ni separado de su destino 6 empleo, sino por raz6n de d(lelito ft otra causa grave debidamente acreditada, y siempre con su audiencia.
Tampoco podrk ser trasadado sin su consentimiento, a no ser por motivo evidente de conveniencia p'blica.
ARTiCULO 88.
Todos los funcionarios del orden judicial serin personalmente responsables, en la forma que determinen las leyes, de toda infracci6n de ley que cometieren.
ARTiCULO 89.
La dotaci6n de los funcionarios del orden judicial, no podri ser alterada sino en periodos mayores de cinco afios, y por medio de una ley. Esta no podr' asignar d(listintas dotaciones a cargos cuyo grado, categoria y funciones sean iguales.
ARTICULO 90.
Los Tribunales de las fuerzas de mar y tierra se regularAn por una ley orginica especial.
TITULO XI.
Del regimen provincial.
SECCION PRIMERA.
Disposiciones generales.
ARTICULO 91.
La Provincia comprende los trininos Municipalos enclavados dentro de sus limits.
ARTICULO 92.
En cada Provincia habrd uu Gobernador y un Consejo Provincial, elegidos por sufragio de primer grado en la forma que prescriba la Ley.




- 42 -

El nfimero de Consejeros, en cada una, no sera menor de ocho ni mayor do veinte.
SECCION SEGUINDA.
De los Consejos Proviniciales y sus atribuciones.
ARTicuLo 93.
Corresponde a los Constjos Prouinciales:
1% Acordar sobre todos los asuntos que conciernan i la Provincia y que, po r la Constituci6ln; po los Tratados 6 por las leyes, no correspondan la competencia general del Esta(lo 6 t la privativa de los Ayuntamientos.
22 Formar sus presupuestos, e stableciendo los ingresos necesarios para cubrirlos, sin otra liminitaci6n que la de hacerlos compatibles con el sistema tributario del Estado.
3? Acordar emprestitos para obras pfhblicas de interns provincial; pero votando al mnismo tiempo los ingresos perimaneiites inecesarios para el pago de sus inte'eses y amortizaci6Oi.
Para que diclhos emprestitos puedan realizarse, habl'in de se aprobados por las dos terceras partes de los Ayunitamientos de la Provincia.
42 Acusar ante el Senado al Gobernador, en los casos determIinados en el parrafo tercero del arliculo 47, cuando los dlos tercios del tlimero total de los Consejeros Provinciales, acordaren, en sesi6n secreta, la acusacion.
52 Nomibrtr y remover los empleados provinciales con arreglo lo que establezcan las leyes.
ARTiCULO 94.
Los Consejos Provinciales no podran reducir 6 suprimir inlgresos de character permanente, sin establecer al mismno tiempo otros que los sustituyan; salvo en el caso de que la reducci6n 6 supresi6n procedan de reducci6n 6 supresi6n de gastos permanentes equivalentes.
Au TicuLo 95.
Los acuerdos doe los Consejos Provinciales serain presentados al Gobernador de la Provincia. Si 6ste




- 43 -

los aprobare, los autorizard con su firma. En otro caso, los devolvera, con sus objecciones, al Coisejo, el cual discutird de nuevo el asunto. Y, si despues de la segunda discusi6n, las dos 4erceras partes del infmero tatal de Consejeros votaren en favor del acuerdo, 6ste sera ejecutivo.
Cuando el Gobernador, transcurridos diez dias desde la presentaci6n de un acuerdo, no lo devolviere, se tendr, por aprobado y sera tambien ejecutivo.
ARTICULO 96.
Los acuerdos de los Consejos Provinciales podrAn ser suspendidos por el Gobernador de la Provincia 6 por el Presidente de la Repfiblica, cuando, A sui juicio, fueren contrarios a la Constituci6n, a los Tratados, r las leyes 6 'a los acuerdos adoptados por los Ayuntamientos; dentro de sus atribuciones propias. Pero se reservara A los Tribunales el eonocimiento y ]a resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan con motivo de la suspension.
ARTICULO 97.
Ni los Consejeros Provinciales ni ninguna Secei6n 6 Comisi6n, de su seno 6 por ellos designada fuera de e1, podrin tener interverici6n en las operaciones que correspondan al procedimiento electoral para cualquier clase de elecciones.
ARTiCULO 98.
Los Consejeros Provinciales seran personalmente responsables, ante los Tribunales, eu la forma que las leyes prescriban, de los actos que ejecuten en el ejercicio de sus funciones.
SECCION TERCERA.
De los Gobernitadores de Provincias
y sus atribuciones.
ARTICULO 99.
Corresponde a los Gobernadores de Provincia:
10 Cumplir y hacer cumplir, en los extremos que les conciernan, las leyes, decretos y reglamentos generales de la Naci6n.




-- 44 -

29 Publicar los acuerdos del Consejo Provincial que teugan fuerza obligatoria, ejecutindolos y haciendolos ejecutar.
3? Expedir brdenes y dictar ademis la instraclones y reglamentos para la mejor ejecuci6n de los acuerdos del Consejo Provincial, cuando Aste no los hnbiere hecho.
49 Convocar al Consejo Provincial a sesiones extraordinarias cuando, 6 su juicio, fuere necesario; expresindose en la convocatoria el objeto de las sesiones.
59, Suspender los acuerdos del Consejo Provitncial y de los Ayuntamientos, en los casos que determi na esta Constitucion.
6? Acodar a. suspension (de los Alcaldes en los casos de extralimitacion Ide facultades, violaci6n de la Constituci6n 6 de las leyes, infracci6n de los acuerdos de los Consejos Provinciales, 6 incumplimiento de sus deberes; dando cuenta al Consejo Provincial, en los tPrminos que establezean las leyes.
7? Nombrar y renover los empleados de su des. pacho couforme I lo que establezca.n las leyes.
AuTICULO 100.
El Gobernador sera responsable ante el Senado, en los casos que en esta Constituci6n se sefialan, y ante los Tribunales en los (demas casos de delito, con arreglo 6 lo que prescriban las leyes.
ARTiCULO 101.
El Gobernador recibiri' del Tesoro provincial una dotaci6n que podri ser alterada en todo tiempo; pero no surtir efecto la alteraci6n sino despunes que se verifique nueva election de Gobernador.
ARTICULO 102.
Por falta, temporal 6 difinitiva, del Gobernador de la Provincia le sustituira' en el ejercicio de su cargo, el Presidente del Consejo Provincial. Si la falta fuere defhinitiva lurar la sustituci6n hasta que termine el periodo para que hubiese sido electo el Gobernador.




- 45 --

TITULO XII.
Del Rgimen municipall'
SECCION PRIMERA.
Disposiciones generales.
ARTICULO 103.
Los Terminos municipales serAn regidos por Ayunitamientos compuestos de Consejales elegidos por sufragio de primer grado, en el nfimero y en la forma que la ley prescriba.
ARTiCULO 104.
En cada T4rmino municipal habrk un Alcalde, elegido por sufragio de primer grado, en la forma que establezca la Ley.
SECCION SEGUNDA.
De los Ayunitamientos y suts atribuciones.
ARTICULO 105.
Corresponde 'a los Ayuntamientos:
1? Acordar sobre todos los asuntos que conciernan exclusivamente al termino municipal.
29 Formar sus presupuestos, estableciendo los Ingresos necesarios para cubrirlos, sin otra limitaci6n que la de hacerlos compatibles con el sistema tributa,rio del Estado.
3? Acordar empr4stitos; pero votando al mismo tiemnipo los ingresos permanentes necesario para el pago de sus intereses y amortizaci6n.
Para que dichos emprestitos; puedan realizarse, habrAn de ser aprobedos por las dos terceras partes de los electores del Termino municipal.
4? Nombrar y remover los empleados municipales conforme A lo que establezean lae leyes.




- 46

ARPTiCULO 106.
Los Ayuntamientos no podr'n reducir 6 surimir ingreso de carActer permanente sin establecer al mismo tiempo otros que la sustitnyan, salvo en el caso de que la reducci6n 6 supresi6n procedan de reducci6n 6 suspresi6n de gasto permanentes equivalentes.
ARTICULO 107.
Los acuetrdos de los Ayuntamientos serin presentados al Alcalde. Si 6ste los aprobare, los autorizard con su firma. En otro caso, los devolvera, con sus objecciones, al Ayuntamiento; el cual discutira de nuevo el asunto. Y si despubs de la segunda discusi6n, las dos terceras partes del nDimero total de Consejales vot aren en favor del acuerdo, 6ste seral ejecutivo,
Cuando el Alcalde, tanscurridos diez dias desde la presentaci6n de un acuerdo, no lo devolviere, se tendri por aprobado y serc~ tambi4u ejecutivo.
ARTiCULO 108.
Los acuerdos de los Ayuntamientos podran ser suspendidos por el Alcalde, por el Gobernador de la Provincia 6 por el Presidente de ]a Repfiblica, cuando. Ssu juicio, fueren contrarios a ia Canstituci6n, Ai los Tratados, A las leyes 6 los acuerdos adoptado3 por el Consejo Provincial dentro de sus atribuciones propias. Pero se reservara ia los Tribunaies el conocimiento y la resoluci6n de las reclamaciones que se promuevan con motivo de la suspension.
ARTiCULO 109.
Los Consejaleg seraIn personalmente responsable, ante los Tribunales de Justicia, en la forma que las leyes prescriban, de los actos que ejecuten en el ejercicio de sus funciones.




-- 47-

SECCION TERCERNA.
De los Alcaldes, sus atribuciones y deberes.
ARTICULO 110.
Corresponde los Alcaldes:
12 Publicar los acuerdos de los Ayuntamie tos que tengan fuerza obligatoria, ejecutindolos y haciendolos ejecutar.
2? Ejecer las funciones activas de la administraci6n municipal, expidiendo, al efacto, 6rdenes y dictando adems instrucciones y reglamentos para la mejor ejecuci6n de los acuerdos del Ayuntamiento, cuando 6ste no los hubiere hecho.
3? Nombrar y remover los empleados de so despacho, conforme a lo que establezcan las eyes.
ARTiCULO 111.
El Alcalde sara personalmente responsable, ante los Tribuuales de Justicia, en la forma que las leyes prescribani, de los actos que ejecute en el ejercicio de sus funciones.
ARTICULO 112.
El Alcalde recibird del Tesoro Municipal una dotaci6n que podrd ser alterada en todo tiempo; pero no surtir' efecto la alteraci6n sino desde que se verifique nueva elecci6n de Alcalde.
ARTiCULO 113.
Por falta, temporal 6 de finitiva del Alcalde, le sustituird en el ejercicio de su cargo el Presidente del Ayuntemiento.
Si la falta fuere definitive durark la sustituci6n hasta que termine el periodo para que hubiere sido electe el Alcalde.




--- 48 -

TITULO XIII.
De la Hacienda Nacional.
ARTiCULO 114.
Pertenecen al Estado todos los bienes, existentes en el territorio de la Republica, que no correspondan a las Provincias 6 a los Miunicipios, i sean, individual
6 colectivamente, propiedad particular.
TITULO XIV.
De la reforma de la Constitucidn.
ARTiCUIo 115.
La Constituci6n no podra reformnarse, total ni parcialmente, sino por acuerdo de las dos terceras partes del nimero total de los miembros de cada Cuerpo Colegislador.
Seis meses despues de acordada la reforma, se procederi convocar una Convenci6n Constituyente, que se limitard a aprobar 6 desechar la reforma votada por los Cuerpos Colegisladores; los cuales continuarin en el ejercicio de sus funciones con entera independencia de la Convenci6n.
Los Delegados a dicha Convenci6n serin elegidos por provincias, en la proporcibn de uno por cada cincuenta mil habitantes, y en la forma que establezcan las leyes.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS.
PRIMERA.
La Repfiblica de Cuba no reconoce mis deudas y compromisos que los contraidos legitimamente, en beneficio de la Revoluci6n, por los Jefes de Cuerpo del Ej4rcito Libertador, despu6s del 24 de Febrero de 189.5, y con anterioridad al 19 de Septiembre del mismo afio, fecha en que se promulg6 la Constituci6n de Jimaguayi; y las deudas y compromisos que el Go-




- 49 -

bierno Revolucionario hubiere contraido posteriormente, por si 6 por sus legrtimos represetiantes en el extranjero. El Congreso calificard dichas deudas y compromisos, y resolverf sobre el pago de los que fueren legitimos.
SEGUNDA.
Los nacidos en Cuba 6 los hijos de naturales de Cuba que, al tiempo de promulgarse esta Constituci6n, fueren ciudadanos de algfin Estado extranjero, no podrin gozar de ]a nacionalidad cubana sin renunciar, previa y expresamente, la que tuvieren.
TERCERA.
El tiempo que los extranjeros hubieren servido en las guerras por la independencia de, Cuba, se computar' como tiemupo de naturalizaci6n y d" residencia para ]a adquisicion del derecho que los naturalizados reconoce el articulo 49.
CUARTA.
La base de poblaci6n que se establece, en relacion con las elecciones de Representantes y de Delegados "a la Convenci6n Constituyente, en los articulos 48 y 115, podri modificarse por una ley cuando A juicio del Congreso lo exigiere el aumento de habitantes que resulte de los Censos peri6dicamente formados,
QUINTA.
Al constituirse por primera vez el Senado, los Senadores, al electo de su renovaci6n, so dividirAn en dos series. Los comprendidos en la primera, cesaran al fin del cuarto afio, y los comprendidos en la segunda, al terminar el octavo; decidiendo la suerte los dos Senadores que correspondan, por cada Provincia, a una y otra serie.
La Ley estableceri el procedimiento para la formaci6n de las dos series en que haya de dividirse, a los efectos de su renovaci6n parcial, la CAmara de Representantes.




- 50 -

SEXTA.
Noveita, dias despues de pronulgada la Ley Electoral que habri de red(lactar y adoptar la Convenci6n Constituyente, se roce(lera elegir los fulincionarios creados por la Constittici6n, para el traspaso del Gobierno de Cuba A los que resutlten elegidos, conforme a lo dispuesto en la Oaden ilnmero 301 del Cuartel General de Ia Divisi6n de Cuba, de 25 de Julio del afio 1900.
SEPT I IMA.
Totdas las leyes, decretos, reglamentos, 6rdenes y demihs disposiciones qtue estuvieren en vigor al proinmulgarse esta Constituci6n, continarni observaiidose eln Cn1anto no se opongau a ella, mientias no fueren legalmente (lderogada(s ( ino(ificat as.
Sala de ssioies (le la Convenci6n Constittuyente, en la HIabana, : 21 de Fcbrero (de 1901.
IJomin go Jlndz (pl.-- J. li" t, Rivera.-Josd 3. Gintez.-- Edaldo aI(moayo.- Jos -B. Alemtan. .Jo.s* de J. MontJa.do, I. Mra !Delgado.-- Jos Luis Ilobau.-- Lis ~ort(i.-- JMUne I. Silea. Pedro GBetancourt.- Eliueio Gibeqrga. JoaquVin Q ilez. Gon" zalo de Qu.esada. Diego 71in(yo .. lanucl Sanfguily.Alejandro Rodrgesz. Migucl Getter.-- Emilio Nilez.Leopoldo Berricl.- Jo Ltcret If"orlot.- Raffatel LM. Portuondo.-- J. Fernaiodcz de Castro.--Antonio Bray y Correoso. -Jost N. Ferer. -Jan Gualberto G6mez
-R. Alwadley. A lIfredo Zayas. Secretario. -Enrique Villuen d(as, Secretario.
La Convenci6n Constituyente, procediendo de conformidad con la orden del Gobierno Militar de la Isla de 25 de Julio de 1900, por la cual fu6 convocada,




acuerda adicionar v adiciona la Constituci6n de la Republica de Cuba, adoptada el 21 de Febrero f1timo, con el siguiente
APENDICE.
ARTICULO 1? El Gobierno de Cuba nunca celebrarA con ningfn Poder 6 Poderes extranjeros ningfin Tratado fi otro pacto que menoscabe 6 tienda menoscobar la independencia de Cuba, ni en manera alguna autorice 6 permita ningiin Poder 6. Poderes extranjeros obtener por colonizaci6n 6 para prop6sitos navales 6 militares 6 de otra manera asiento en 6 jurisdicci6n sobre ninguna porci6n de dicha Isla.
ARTiCULO 2? Dicho Gobierno no asumird 6 contraerax ninguna deuda pfdblica para el pago de cuyos intereses y amortizaci6n definitiva, despus de cubiertos los gastos corrientes del Gobierno, resulten inadecuados los ingresos ordinarios.
ARTiCULO 3? El Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos puedan ejercer el derecho de intervenir para la preservaci6n de la independencia de Cuba, y el sostenimiento de un Gobierno adecuado la protecci6n de la vida, la propiedad y la libertad individual, y al cumplimiento de las obligaciones, con respecto 'a Cuba. impuestas A los Estados Unidos por el Tratado de Paris y que deben ahora ser asumidas y cumplidas por el Gobierno de Cuba.
ARTICULO 4? Todos los actos realizados por los Estados Unidos en Cuba durante su ocupaci6n militar, seran ratificados y tenidos por Y'lidos, y todos los derechos legalmente adquiridos A virtud de aquellos, se ran mantenidos y protegidos.
ARTi'CULO 5? El Gobierno de Cuba ejecutard y hasta donde fuere necesario ampliarA los planes ya proyectados fR otros que mutuamente se convengan, para el saneamninto de las poblaciones de las Isla, con el fin de evitar la recurrencia de enfermedades epid6micas 6 infecciosas, protegiendo asi al pueblo y al comercio de Cuba. lo mismo que al comercio y al pueblo de los puertos del Sur de los Estados Unidos.
ARTiCULO 6? La Isla de Pinos queda omitida de los limites de Cuba propuestos por la Constituci6n,

- I -




dejindose para- un futuro Tratado la fijaci6n de st pertenencia.
ARTiCULO 7 Para poner en condiciones a los Estados Unicos de mantener la independencia de Cuba y protejer al pueblo de la misma, asi como para su propia defensa, el Gobierno de Cuba vender 6 arrendark, los Estados Unidos las tierras necesarias para carboneras 6 estaciones navales en ciertos puntos determinados que se convendrin con el Presidente de los Estados Unidos.
ART icUo 89 El Gobierno de Cuba insertar' las anteriores disposiciones en un Tratado permanente con los Estados Unidos.
Sal6n ide Sesiones, Junio 12 de 1901.
La Convenci6n.




Procedimiento y reourso que se establece
contra toda resoluci6n que afecte la constitucionalidad
de una Ley, Decreto 6 Reglamento.
Habana, 19 de Abril de 1903.
ToMns ESTRADA PALMA, Presidente Constitucional de
la Repfiblica de Cuba.
Hago saber: que el Congreso ha votado, y yo he sancianado. ]a siguiente
LEY:
Articulo 19-Toda controversia entre partes sobre la constitucionalidad de una Ley, Decreto 6 Reglamento, sera decidida exclusivamrente por el Tribunal Supremo de Justicia, en la forma y por los tri~mites que la presente Ley establece.
Articulo 2Y- Tambien decidird exclusivamente el Tribunal Supremo, de la manera establecida en esta Ley, y cuando fuere objeto de controversia entre partes si se opone 6 no la Conistituci6u, conforme A lo establecido en la s6ptima de sus disposiciones transitorias, cualesquiera Ley, Decreto, Reglamento, Orden 6 Disposici6n que estuvieren en vigor el veinte de Mayo de nil novecientos dos.
Articulo 3?-Si cualquiera de las partes sostuviere 6 alegare, en juicio civil, criminal 6 contencioso-administrativo, la inconstitueionalidad de una Ley, Decreto 6 Reglamento, el Juez 6 Tribunal Ilamado I faIlar dicho juicio, se abstendra de dictar resoluci6n sobre ese extremio, consignandolo asi en la sentencia, y las partes podran interponer el recurso de casaci6n 6 apelaci6n ante el Tribunal Supremo, que las disposiciones




- 54 -

vigentes conceden, fundIndolo en la mencionada inconstitucionalidad.
El recurso se interpondrai y sustanciard en la forma qne determinen las leyes procesales vigentes; y el Tribunal Supremo decidiral expresamente, al resolverlo, sobre la inconstituicionalidad alegada.
Articulo 49-Si se tratare de juicios en que no se concede el recurso de casacion 6 apelaci6n ante el Tribunal Supremo, podrai interponerse no obstante, el recurso de casaci6n por infracci6n de ley, contra la sentencia dictada en iiltimia instancia, fundandolo exclusivamente en la inconstitucionalidad de una Ley, Decreto 6 Reglamento. El recurso se ajustar t alas disposiciones vigentes, debiendo citarse como ley infringida un articulo (de la Constitucion.
Articulo 5)-El recurso concedido en el articulo precedente, no suspenderA el procedimniento, debiendo quedar en el Juzgado 6 Tribunal, para continuarlo, testimonio literal de ]a sentencia recurrida y de los demnas lugares de la actuacion que la Autoridad judicial estime necesarios. )icho testimonio se expedira dentro del tcrminio mi'lximo de cinco dias, salvo el caso previsto en el articulo veinte.
Articilo (0 --La inconstitucionalidad de una Ley, Decreto 6 Reglamento, podr servir de motivo al recurso de casaci6n, aunque no se haya discutido ni alegado en el juicio.
Articulo 7? El Ministerio Fiscal debera intervenir en la traniitacibn de dichos recursos como una de la.s partes, y asistir "i la vista ante el Tribunal.
Articulo 8 -Toda persona ,a quien se aplique, fuera de actuaciones judiciales, una Ley, Decreto 6 Reglamento que estimne inconstitueional, tendri el derecho de manifestarlo por escrito, dentro de los cinco dias signientes a la notificaci16n, la autoridad 6 funcionario que los haya ap)licado, allnciiandole su intenci6n de acudir al Trilunal Supremio de Justicia para que decida la controversia.
Sin embargo, cuando se trate de un acuerdo del Consejo Provincial, deber laa parte interesada solicitar la suspension de aqu1, comno trmite previo, del Gobernador de la Provincia, y si 'ste no accediere, del Presidente de ]a Rephliica.
Si el acuerdo fuera de Ayuntamiento, la parte interesada deberd solicitar la suspension sucesivamente




- 55 -

del Alcalde respectivo; si 6ste la negare, del Gobernador de li Provincia, y si Aste no accediere, del Presidente de la Repfiblica.
Agotado el recurso que establece el parrafo anterior, que(lda expedito el derecho de las partes interesadas para interponer ante el Tribunal Supremo el recurso() a que se refiere el present articulo, contra ]a disposicion que lo motive.
La solicitud de suspension debera resolverse por el funcionario ante quin se formule, dentro del t6rmino preciso de ocho dias.
Cuando la disposicion de que se trata proceda directaminente de un Gobernador de Provincia, un Alcalde 6 un flncionario de la Administraci6n, contra cuyos actos y resoluciones se concede recnrso de queja 6 alzada, y no se funde lo dispuesto, en leyes, decretos 6 reglamentos ni en acuerdos provinciales 6 municipales preexistentes, el recurso ante el Tribunal Supremo se establecei-a contra la resolucion administrativa que tenga character definitivo, seghn las leyes vigentes.
Lo dispuesto en este articulo no impide que los fnncionarios a que se reficren los articulos noventa y seis y ciento ocho de la Constituci6n, usen de oficio, y con independencia unos de otros, de la facultad de suspensi6u que dichos articuilos le confieren.
Articulo 99-La autoridad 6 funcionario quien se haya presentado el escrito que se menciona en l articulo anterior, entrega r't al reclamante, d(ntro de los tres dias siguientes, testimonio literal de la resoluci6n U" orden que motive la controversia, emplazando todas las partes que comparezean ante el Tribunal Supremo dentro d los diez dias siguiente A dicha entrega. El termino serIA de quince dias para los recursos interpuestos en las Provincias de Puerto Principe y Santiago de Cuba.
A rticulo 102.La autoridad 6 funcionario que haga el emplazamiento, comunicar' por correo la fecha del mismo al Presidente del Tribunal Supremo.
Articulo 119-El reclamante comparecer4 dentro del t4rmnino sefialado ante el Presidente del Tribunal Supremo, por si 6 por medio de mandatario con poder bastante, acompafiando la certificaci6n que le haya sido entregada y la prueba documental que crea conveniente, y un escrito con firma de Letrado en que ex-




- 56 -

ponga clara y suscintaminente el caso, y alegnue las razones en que so funde para estimar inconstitucional ]a Ley, Decreto 0 IReglamento, con menci6n expresada el articulo de la Constitucion (ique creyere infringido. Se presentaran al mismo tiempo tantas copias del escrito y de los documentos que 1o acompailen, cono partes hayan sido emplazadas 6 notificadas, y una inis para el Fiscal.
Articulo 12?-Si la resolution que motive la controversia procediere de tn Consejo Provincial, 6 de un Ayuntamiento, tend iAn estas Corporaciones el derecho de designar un represenitalte ante el Tribunal Supremo, dentro del trmnino (del emplazarmiento, que se notificard al efecto ii sus respectivos Prcsidentes. Dicho representante acreditaral sit cartcter presentando la comunicaci6n oficial en que se le designe.
Articulo 1J?9-Presentado el escrito potr el reclamante, el Presidente d(el Tribunal Supremo (lara traslado del mismo al Fiscal del1 Tribunal, a las otras partes emplazadas y la representaci6n del Consejo Provincial 6 del Ayuntamiento que se hubiere personado, entregandole una de las copias del escrito y docunmentos, para que contest port estcrito, acompafiando los documentos que cren convenientes y utna copia de to(do para cada part y el Fiscal, dentro del trmino comnfin de diez (dias. Este eseiito se limitara a precisar el caso ya eaxponer las razones que tengan para oponerse 6 adherirse A lo pe(lido.
Articulo I ~9El Presidente del Tribunal seialari, inmnediatamente, dia para la vista, que se efectuari dentro de los quince siguientes a ]a presentaci6n de los escritos a que se refiere el articulo once, 6 al vencimiento del termino concedido para ello.
Articulo 159 -La vista de esla contrioverisia, asi como la de los recursos de casaci6n 6 a)pelacion en que se discuta la inconstitucionalidad de una Ley, Decreto 6 Reglamento, se celebrara ante el Tribunal Supremo en pleno, actuando como Secretario, el de Gobierno de dicho Tribunal.
Articulo 16. -En los escritos tI que se refiere el articulo trece, 6 en el acto de la vista, podrI impugnar cualquiera de las partes la admisi6n del recurso por infracci6n de las reglas establecidas en los articulos octavo y d&cimo-primero. Tambi6n podrd el Tri-




- 57 -

bunal declarar, de oficio, rmal admitido el recurso, por las mismas causas.
Art"Icvlo 179-La sentencia se dictaral precisamente, dentro de los cinco d(as signientes la terminaci6n de la vista, y se notificard dentro de los tres dias posteriores a. su fecha, las partes personadas, comuni(andose dentro del mismo plazo, por correo, 'a la Autoridad 6 funeionario de que proceda la resoluci6n que la motiv6. D)icha autoridad 6 funcionario darn inmediato cumplimiento lo resuelto.
Articulo 18?-La sentencia a que se refiere el articulo anterior, se publicarin en la GACETA dentro (de los diez dias siguientes 'a la fecha en que fueren dictadas.
Articulo 19?- El procedimiento establecido en los articulos octavo y siguientes, podri ser utilizado por los Consejos Provinciales y los Ayuntamnientos cuando el Gobernador (de ]a Provincia 6 el Presidente de la Repfiblica, respecto de los primeros, y cualquiera de ellos 6 el Alclde. respecto de los segundos, suspendieren sius acuerdos por estimarlos contrarios A la Constituci6n, eu virtu d (le 1lo que la misma establece en los articulos noventa y seis y ciento ocho.
La suspensi6n acordada, continuard subsistente mientras no la revoque en definitiva el Tribunal Supremo.
Articulo 209 En cualquier estado del procedimiento, y A petici6n de parte, oidas las demis que esten personadas y el Ministerio Fiscal, podri acordar el Tribunal Supremo la suspension de la resoluci6n que motive el recurso, cuando su ejecuci6n pueda ocasionar daflos irreparables, exigiendo fianza de estar a las resultas, al que hubiere pedido dicha suspensi6n. En ese caso podri acordar tambidn el Tribunal, que se, adopten antes de ]a suspensi6n, las medidas que estime necesarias para asegurar el cumplimiento de la resoluci6n reclamada.
Articulo 21?-La fianza a que se refiere el articulo anterior, consistira necesariamente en metalico valores pihblicos del Estado i obligaciones preferentes de Ayuntamientos, al pre(io de cotizaci6n del dia en que la suspension se acuerde; y se constituir en el Tesoro de ]a Repfblica.
Articulo 229-El acuerdo de suspensi6n no se Ile-




vara a efecto hasta que la fianza est4 constituida y acreditada en autos con el oportuno resguardo.
Articulo 23? Las resoluciones que dicte el Tribunal Supremo, conforme A esta Ley, surtirin los efectos que las ejecutorias de dicho Tribunal eiin nmateria civil.
Articiulo 24-7Todos los tcrminos t que se refiere esta Ley, son improrrogables, y los dias han de entenderse habiles.
Articulo 25 -En cua nto a inmposici6n y pago de costas, aplicark el Tribunal Supremnio las reglas establecidas para los recursos de casaci6n por la Orden nilmero noventa y dos, serie de mil ochocientos noventa y nueve, y las lem s disposiciones.
Articulo 26.? Las notificaciones y emplazamientos que hayan de hacerse en virtud de esta Ley, se practicaran en la forma que determinen las de procedimientos civiles vigentes.
Articulo 27- Quedain derogadas todas las Le es, Decretos y Reglamentos que se opongan la presente.
Por tanto: manldo que se cumpla y ejecute la presente Ley en tod(las sis partes.
Dada( eii el Palacio de la Presidencia, en Ia Habana., treinta y uno de Marzo de mil novecientos tres.
T. ESTRADA PALMA.
El Secretario (de Estado y Justicia.
Carlos de Zaldo.
Gaceta 1. de Abril de 1903.

- 58 -




GODIGO GIVILI







Declaraci6n del Gobernador de la Isla de Cuba dando protect= ci6n al pueblo, seguridad A las personas y propie.
dades y declarando en vigor el C6digo Civil y el Criminal.
El Gobernador General de la Isla de Cuba ha hecho pdiblico lo siguiente, con motivo de ]a toma de posesi6n ide su cargo:
AL PUEBLO DE CUBA:
Habiendo venido como representante del Presidente, para continuar el prop6sito humanitario por el cual mi pais intervino, para poner termino 'a ]a condici6n deplorable de la Isla, creo conveniente decir, que el Gobierno actual se propone d(lar protecci6n al pueblo, seguridad alas personas y propiedades, restablecer la confianza, alentando al pueblo para que vuelva a sus ocupaciones de paz, fomentando el cultivo en los campos abandonados y el trifico comercial, mientras proteje eficazmente el ejercicio de todos los derechos civiles y religiosos. A este fin tiende la protecci6n del Gobierno de los Estados Unidos, y (ste tomari todas las medidas necesarias para que se obtenga este objeto, y para ello ha de valerse de la administraci6n civil, aunque (sta est6 bajo un poder military, en el interns y en el bien de Cuba, y de todos los que tengan derechos y propiedades.
Quedarin en fuerza el C6digo civil y el criminal existentes antes de finalizar la soberanla espafiola, modificndose y camibiandose (stos, de tiempo en tiempo, cuando sea necesario, para el mejor gobierno.
Se invita y ruega al pueblo de Cuba, sin tener en




- 62 -

etUenta opiniones anteriores, a que preste su concurso para que prevalezca entre los habitantes de la Isla la mayor moderaci6n, harmonia y cordura, siendo 6ste el modo mas eficaz no solo de cooperar a nuestros prop6sitos humanitarios, sino tambin de asegurar un gobierno ben6volo y pr6spero.
Le ser' siempre grato al Gobernador general de la Isla, ponerse de acuerdo con todos los que deseen 6 quieran consultarle sobre asuntos de interns pfiblico.
JOHN R. BROOKE,
Mayor General del Efrcito de los E. U., al mando de la
Division de Cuba y Gobernador General.
Gaceta de 17 de Enero de 1899.
ORDEN NfiM. 42.
Sobre expedientes que se instrayan para celebrar matrimonios
y oertificaciones del Registro del Estado Civil.
Habana, 26 de Enero de 1900.
El Gobernador General de Cuba a propuesta del Secretario de Justicia, ha tenido 'a bien disponer la publicacion de la orden siguiente:
Se modifica por la present el Articulo 86 del C6digo Civil, debiendose leer del modo que sigue.
I. En los expediente que se instruyan para Ia celebraci6n de los matrimonios, podrfn suplirse siempre que se desee, las partidas parroquiales de nacimiento de los contrayentes y las de defunci6n de los padres y demis ascendentes de los mismos por medio de informnaci6n testifical. Esta informaci6n podri practicarse ante el propio Juez Municipal que haya de instruir el expediente, fit otro cualquiera y se limitard a la comparencia de dos testigos que declararAn bajo juramento la edad, naturaleza y lugar del nacimiento
6 defunci6n de la persona A que se contraiga.
Cuando el nacnimiento 6 defunci6n haya ocurrido fuera de la Isla de Cuba, podrA tambi6n acreditarse en la forma antes citada.
Las certificaciones del Registro del Estado Civil podrAn tambi6n suplirse en los casos y formas preceptuados, pero sblo cuando se justifique no haber existido 6 haberse destruido los libros del Registro en que




- 63 --

dicha partida debiera inscribirse, por medio de informe del Juez de Primera Instancia correspondiente que deber. ser pedido de oficio por el Juez Municipal a solicitud de parte interesada.
II. Si los interesados fueren extranjeros y no llevaren dos afios de residencia en la Isla de Cuba, no seri necesario el que acrediteni el haberse hecho la publicacian del minatrimonio que intentan contraer en el lugar en que han tenido su domicilio 6 residencia durante los dos i'ltimos afios, siempre que prueben por medio de certificado expedido por Autoridad competente 6 por cualquier otro medio de prueba a satisfacci6n del Juez Municipal que haya do autorizar el mniatrimonio que, de conformidad con las lyes de sus respectivos paises, tal formalidad no es necesario.
III. Los Jueces Municipales devengaraln un peso, moneda de los Estados Unidos, por sus derechos en estos expedientes, sea cual fuere su extensi6n y las diligencias que se practiquen y bien se refieran A una o varias personas.
El Brigadier General, Jefe de Estado Mayor, Adna R. Chaffee.
(Gac. 16 Febrero 1900.
ORDEN NAIM. 140.
Deroga el articulo 88 del C6digo Civil.(0)
Habana 7 de Abril de 1900.
El Gobernador General de Cuba, 'a propuesta del Secretario do Justicia, ordena la publicaci6n de la siguicnte orden:
Queda derogado el articulo 88 del C6digo Civil vigente.
El Brigadier General de Voluntarios, Jefe de Estado Mayor,
Adna R. Chaffee.
Gaceta 8 Abril 1900.
(1) Al articulo 88 del C6digo Civil derogado aparece redactado en los siguientes t6rmninos: "Si el Juez Municipal escogido para la celebraci6n del matrimonio no lo fuere A la vez de ambos contrayentes, se presentarin dos declaraciones, una ante el Juez Municipal de cada contrayente, expresando cul de los dos jueces han elegido para la celebraci6n del matrimonio, y en ambos Juzgados se practicarin las diligencias que se establecen en los artfelos siguientes".




ORDEN NfIMt. 219.
El Gobetnador General de Cuba, A propuesta del Secretario de Estado y (obernaci6n ha tenido a bien da publicaci6n del siguiento Reglamento para el Departamento de Beneficencia de la, Isla de Cuba.
Articulo VII.
Secei6n 73.- -El C6digo Civil sufrira por el presente Decreto las siguientes enmienidas: El Articulo 156 de dicho C6digo queda enmendado, suprimiendo su segundo pArrafo. "
El Comandante de Estado Mayor,
J. B. tIwcy.
Gaceta 8 Julio 1900.J.B. Hickey.
ORDEN NUM. 354.
TESTAMENTO OLOGRAFO.
Itabana 10 de feptiembre de 1900.
El Gobernador Geiieral de Cuba, t propuesta del Secretario de Justicia, ha t-nido (r bien dispoier la publicaci6n de la siguieiite orden:
I. El articulo 688 del C6digo Civil se enteniderai redactado (de este modo:
El testaniento ologiafo solo podra" otorgarse por personas mayores de eda(1. Para que sea valido este testamnento, debera estar escrito todo y firmado por el testador con expresi6n del lugar, aio, mes y dia en que se otorgue. Si contuviere pala,)bras tachadas, enmendadas 6 entre renglones, las salvari el testador bajo su firma. Los extranjeros podralin otorgar testamsnto ol6grafo en su pvopio idlioma.
II. Se d(leclaran v'lidos los testa(ientos ol6grafos extendidos en papel comfin despues del primero de Enero de 1899.
El Comandante de Estado Mayor, J.-B. Hickey.
Gaceta 12 Septiembre. B. Hickey.
[1] El pdrrafo suprimido se lee asf: "'Asimismo podran reclaminar la intervencio.: del Juez Municipal para imponer a sus hijos hasta un mes de detenci6n en el establecimiento correcional destinado al efecto, bastando la orden del padre 6 madre, con el V? Bno. del Juez, para que la detencion se realice".

64-




- 65 -

ORDEN NUM. 140.
Compilaci6n de disposiciones vigentes en la materia de matrimonios.
Habana, 28 de Hayo de 1901.
El Gobermnador Militar de Cuba, a propuesta del Secretario de Justicia, ordena la publicacion de la siguiente orden, que compila las distintas disposiciones vigentes en la materia de matrimonios, y de este modo se public para couocimiento y guia de quienes interese.
J. B. Hickey,
Major, 11th U. S. Cavalry, Actg. Asst. Adjt. Genl.
DE L IMATIrVIONIO.
ARTIICUL(O I.
DISPOSICIONES GENER ALES.
I. Naturaleza del contrato: El matrimonio, en todo lo que a su validez so refiere, continma siendo un contrato ciuil, en el cual es esencial el consentimiento de las partes que sea.n capaces al efecto ,egfin la Ley.
2. Forms del minatrimonio: la ley autoriza d(los formas de matrirnonio, igualmente valido, Ia civil y ]a religiosa. Los contrayentes podrP'n celebrar una ft otra A su elecci6n, 6 ambas.
3. Efectos de la celebraci6n del matrimonio: Ambos matrimonios civil y religioso, siempre que se celebren de conformidad con lo dispuesto en esta Orden, surtiran los mismos efectos legales.
ARTICULO II.
DISPOSICIONOS QUE SE APLICAN A AMBAS FORMAS DE MATRIMONIO.
1. Capacidad: La capacidad legal para contraer matrimonio, en cualquiera de las dos formas que la ley autoriza, se regird, por las disposiciones del C6digo Civil, con las modificaciones contenidas en esta Orden.




- 66 -

2. De los mayores de edad: Los mayores de veintitres ai-ds que tengan capacidad legal, podrfin contraer Inatrifionio libriemente sin solicitar el consejo paternio.
3. De lo, aneores de vecinte aios: Los mienores de veintoe afios no podrain coitraer niatrimonio sin el consentimiento de las personas autorizadas prestarlo
con arreglo a la Ley.
4. De los menores (de edd que tenqta roms de veinte aTo,: Los nayores de veinte aflos y mienores de veintitres estlin obligados a pedir el consejo paterno antes de contraer matrimonio y si fuere desfavorable odeberin esperar los tres meses indicados por el C6digo Civil.
5. D ev/sCentimienWto y n.(jo p:aterno: El consentimlienlto 6 consejo paterno para la celebracioln del matrimionio labri de prestarse en la fornma y ante los funcionarios expresados en el articulo 48 del COdigo Civil, que quedola vigente en todas sus partes; 6 cuando se tratatre de matrimonio religioso, ante los sacerdotes, clorigos () miinistros autorizados por esta Orden para 'celebrar lo-s n trimonios 6 instruir las diligencias de los misuos, con asistecia, de dos testigos habiles mayores de (edad.
6. ImJUpeimn(I co.d Io roaos: Conforme con lo dispuesto en la (Orden N 487, series de 1900, que derog6 los impedimentos expresados en los palrrafos 3, 4, 6 y 7 del articulo 84 del Cdigo Civil, y el de los colateraes del tercero y cuarto grado Ai que alude el p+trrafo 2 dtel nnismo, queda redactado dicho articulo de la manera siguiente:
"Art. 81. Tam poco pueden contraer matrimonio entre si:
1. Los ascendientes y descendientes por consauguinidad (I afindad legitimna 6 natural;
2. Los colaterales por consanguinidad legitima 6 natural hasta el segundo grado, inclusive;
3. El padre mandre adoptante y el adoptado; 6ste y el conyugue viudo de aquellos; y aquillos y c e6nyugue de dste.
4. Los que hubiesenii sido condenados como autores, 6 como autor y e6mniplice de la muerte del e6nyuge de cualquiera de ellos".
7. Justificacicn de la filiaci6n de los contrayentes:
De conformidad con ]a modificaci6n del articulo 86 del C6digo Civil, 'por la Orden N? 42 de 1900, en los expedientes que se instruyan para la celebraci6n de cualquiera de las dos formas de matrimonio, podrin suplirse por medio de informaci6n testifical bajo jura-




inento las partidas parroquiales de nacimiento delos contrayentes y las de defunjci6n de los padres y demis ascendientes de los mismos, bien haya ocurrido en la Isl de- Cuba 6 en el extranjero. Esta informa cin podrd practicarse ante el propio Juez Municipal qu~e haya de instruirel expediente, f1 otra cualquiera, 6 ante el sacerdote, cl~rigo 6 ministro que conforme A esta orden quede autorizado al mismo efecto, asistido de dos testigos bhbiles.
En los casos y formas preceptuados, cuando se justifique haberse perdido, destruido 6 no haber existido, los libros del Registro Civil en que dicha partida debiera haberse inscripto, podrAn suplirse las certificaciones del Registro Civil por medio del informe del Juez de 1a Instancia correspondiente, que deberA ser pedido de oficio por el Juez Municipal A solicitud de parte interesada, sin devengarse derechos por esta diligencia.
8. Proclamas en casos de extranjeros: En el caso de extranjeros que lleven menos de dos aflos de residencia en la Isla de Cuba, no sera' necesario el que acrediten el haberse hecho la publicaci6n del matrimonio que intentan contraer en el lugar en que haya tenido su residencia 6 domicilio durante los dos afnos anteriores; siempre que por medio de certificado expedido por autoridad competente, 6 por cualquier otro modo de prueba A satisfacci6n del autorizante eclesidstico 6 del Juez Municipal que haya de solemnizar el matrimonio, se justiflque que, de conformidad con las eyes de sus respectivos passes, tal formalidad no es necesaria.
9. Nulidad del matrimonio: Se declaran aplicable al matrimonio religioso los preceptos referentes al civil, contenidos en los articulos 101 y 102 del C6digo Civil, entendidndose el nfimero 4 del 101 redactado en esta forma:
"4. El que se celebrare sin la intervenci6n del Juez Municipal competent; 6 del que en s lugar deba autorizarlo, 6 de un sacerdote, clerigo 6 ministro debidamente ordenado de una religibn establecida en Cuba t inscripta con las formalidades legales Slos efectos de la celebracin de matrimonios; 6 cuando se celebren sin la asistencia de los testigos que para cada caso la ley exige".
Los tribunales civiles oirdinarios sertn los finicos competentes para conocer de los juicios sobre la nuli-




dad de matrimonios, sobre divorcio, conforme con lo dispuesto en la Orden N? 57 de 12 de Mayo de 1899
AIRTICULO III.
DEL MATRIMONIO CIVIL.
1. De la celebraci6n del matrimonio: El matrimonio civil se celebrara con las solemnidades, requisitos y formas que establecen los C6digos, Leyes, Decretos &i Ordenes vigentes que al mismo se refieren, con las modificaciones expresadas en esta Orden:
2. 1Iono, arios: Los derechos U honorarios que se cobrarAn por la celebraci6n de estos matrinionios, se limitarin a un p so, moneda de los Estados Uni(los. o su equivalente. Iguales derechos se cobrara'n por la instruccion de los expedientes para justificar la filiaci6n de los contrayentes iA que se refiere el nfimero 7 del articulo auterior, cualquieraque sea el ntimIero de personas a qllue (lichos expedientes se contraigan.
ARTICULO IV.
DEL MATRIMONIO RELIGIOSO.
PERSONAL QUE PTEDEN SOLEMNIZAR ESTOS MATRIMONIOS.
1. Saerdotes, elfrigos y ministros: Todo sacerdote, cl4rigo 6 ministros debidamente ordenado, de cualquier religion establecida en la Isla de Cuba 6 inscripta de conformidad con esta Orden, podri' solemnizar la celebraci6n del matrimonio, con tal que las partes lo puedan contraer legahnente, y siempre que declared ante el sacerdote, clerigo 6 ministro y de los testigos (que lo presenciaren que consienten ser marido y minujer.
2. Iwncripei6a de religiones: Con el flnuico objeto de fijar 6 determninar qu& sacerdotes, clerigos 6 mlnistros seru los autorizados para solemni ar matrimonios en conformidad con esta Orden, se inscribirin en el Registro creado en la Secretaria de Justicia todas las religiones establecidas en ia Isla de Cuba, que ya no estuvieren inscriptas, y las que se establezcan en lo sucesivo.
En dicho registro constarAn en terminos generales los fundaminentos esenciales de dichas religiones, la autoridad superior en la organizaci6n de cada una, y

- 68i-




la autoridad de la Isla de Cuba que, segfin sus reglamentos tenga la facultad de nombrar sacerdotes, cl6rigos 6 ministros que auto.ricen matrimionios. Dicha autoridad comunicara al Secretario de Justicia los nombres de los sacerdotes, clerigos 6 ministros que tengan dicha facultad.
En caso que no existiera dicho Jefe 6 Autoridad en ]a Isla de Cuba, la inscripci6n podr' hacerse por cualquiier representante, debidamente autorizado, que har, constar al Secretario de Justicia los nombres de aqudllos, y sus aurorizaciones como sacerdotes, clrigos 6 mi nistros debidamente ordenados y facultados para solemnizar matrimonios. El Secretario de Jus6 ticia hara' publicar dichos nombres en la ((Gaceta Oficial.))
3. Denegaci6n de inscripcibn: El Secretario de Justicia denegarA, la inscripci6n de religiones que se opongan la moral, que no tengan una organizaci6n que correspondan a un fin religioso 6 que no acrediten su funcionamiento 6 existencia en condiciones legales.
Contra dichas resoluciones del Secretario de Justicia se concedera el recurso de apelaci6n para ante el Gobernador Militar; 4 de la resoluci6n de Aste podra recurrirse en Ia forma establecida respecto de las resoluciones de esta Autoridad.
ARTICULO V.
DILIGENCIAS PRELIMINARES AL MATRIMONIO RELIGIOSO.
1. Solicited de los contrayente.: Los que pretendan contraer matrimonio, presentarin antes de celebrarlo al sacerdote, cl6rigo 6 minisiitro que haya de autorizarlo, las pruebas referentes Ia ]a edad de los contrayentes, valiendose al efecto del d(loci mento correspondiente auttntico 6 por medio de la informaci6n prevenida en el hfimero 7 del articulo II do esta Orden; acompafiando una manifestaci6n por escrito firmada por dichos contrayentes en que conste que estlin en libertad para contraer matrimonio, y en su caso, aereditando la viudez, y haciendo adems constar los nombres, apellidos, profesi6n i ocupaci6n, domicilio 6 resi(encia de los contrayetes y de sus padres, 6 los inforrues (lute refferentes A esto)s partitculares respecto Astos hayan podido adquirirse; tambi6n en su caso el permi-

- 69 -




so 6 consejo paterno 6 la dispensa del mismo con arre glo las disposiciones de esta orden y del C6digo Civil.
2. Proclamas: Presentadas las manifestaciones y prueba i que se refiere el articulo anterior, y antes de proceder 'a la celebriaci6n del matrimonio, excepto en el caso previsto en el articulo 2 ncimero 7 de esta Orden, el sacerdote, cl6rigo 6 inistro que haya de autorizarlo, anunciarat su celebraci6n por medio de proclamas 6 en la forma t ese efecto prescripta en sus ritos 6 reglamentos. Si la religion, conforme ia cuyos preceptos ha d(e contraerse el matrimonio, no tiene establecidas formas especiales para los edictos 6 proclamas, se publicarin dichos edictos 6 proclamas en la forma establecida por el C6digo Civil.
3. Dispensa de proclanas: Los sacerdotes, cl6rigos 6 ministros que conforme 'i esta Orden autoricen el matrimnonio, 6 los jefes de aqudllos, seghn los preceptos de suis religiones, podrin dispensar la publicaci6n de edictos 6 proclamas cuando exista causa suficiente para ello, pero en tal caso de dispensa deberai hacerse conistar Asta y sus causas on la certificaci6n dispuesta en el nfm. 5 de este articulo.
4. Plazo que debe transcurrir dede la publicaci6n de lasproclatas: En ningfin caso, cuando sea procedente la publicaci6n de edictos 6 proclamas, y 6stos no se hayan dispensado, se celebrari el matrimonio hasta haber transcurrido quince dias desde sequel en que se hizo ]a primera publicaci6n.
5. Certificado de publieacin: Decursados los quince dias It que se refiere el ptrrafo anterior y antes de proceder al inatriimonio, el sacerdote, clerigo 6 ministro Ique haya de autorizarlo extenderi una certificaci6n en la que ariL constar ]as feehas y forma en que los edictos 6 proclamnas se hubiesen publicado, y en caso de dispensa fit omision legal se expresari 6sta y sus causas. Este certificiddo' se uniri A los otros que conforine t esta Orden deben ser remitidos al Registro Civil para ser archivados.
6. Dispena de inpedimen(tos: Los sacerdotes, clerigos 6 ninistros que celebren matrimonios de conformidad con esta Ordenii, los Jefes (de aquellos en sus organizaciones respectivas, anuuque por esta Orden sean autorizados para dispensar impedirmentos, no po-




- 71 -

drjn en dichia dispensa modificar 6 afectar un impedimente establecido pot Ley.
7. Oposicibn del matrimonio: Se declara aplicable o esta forma de matrimonio lo dispuesto en los articulos 97, 98 y 89 del C6digo Civil, sobre impedimentos para la celebraci6n del matrimonio, entendi6ndose que en donde en ellos se refiere al Juez Municipal, se entiende en este caso, se refiere al sacerdote, clerigo 6 ministro autorizante del matrimonio.
ARTICULO VI.
DE LA CELEBRACION DEL MATRILONIO.
1. Testigos: Dos testigos, mayores de edad, asistianA la ceremonia del nmatrimonio religioso y firmaran con el clerigo, sacerdote 6 ministro el certificado que se expresa en el parrafo I del Articulo V de esta Orden y tambien que se expresa en el siguiente de este articulo.
2. Certificado de matrimonio: El sacerdote, cl6rigo 6 miiistro en el acto de ]a celebraci6n del matrimonio extenderan un certificado en que consten:
a. Los nombres, apellidos, estado, edad, raza, ocupaci6n, domicilio 6 residencia de los contrayentes;
b. Los nombres, apellidos, ocupaci6u, domicilio 6 residencia de los padres de los contrayentes: 6 los informes que, referentes 'a estas particulates hayan podido adquirirse;
c. La fecha y lugar de la celebraci6n de la ceremonia del matrimonio, haciendose constar que el matrimionio fu6 celebrado a presencia de los testigos que firman, por el sacerdote, clerigo 6 ministro que tambien firma, el cual expresard el nombre de su Iglesia 6 Parroquia, el de la religi6n A que pertenece y su gerarquia en la misma.
3. Formularios: Para dar uniformnidad A los certificados que se exigen en la presente Orden, serin estos iguales 'a los modelos que se publican a continuaci6n de esta Orden.
4. Del archivo: Los certificados expresados en los pirrafos anteriores y en el parrafo 5 del articulo V de esta Orden se haran archliivar por el sacerdote, cl6rigo 6 ministro ante el cual se hubiere celebrado el matrimonio, con las pruebas y manifestaciones por escrito




- 72 -

que exige el Articulo V de esta Orden en las oficinas del Registro ivil del Distrito aque corresponde el lugar en donde se celebr6 eli matrimnonio, dentro de los veinte dias a contar de la fecha de la celebraci6n del matrimonio, quedando autorizado a este efecto a cobrar de los contrayentes un peso por el derecho de Registro, que en esta Orden se dispone, y con vista de dichos documtentos se ex tender la debida constancia en los libros del Registro, entregindose al sacerdote, clbrigo 6 ministro utin registro en que expresar+i la fecha en que se haya archivado.
5. Deegacidn de inscripci6n: El encargado del Registro Civil que rehusase recibir, archivar 6 inscribir los certificados y las pruebas correspondientes como se ha dispuesto en el pr1rafo anterior estai obligado consignar por escrito ]as razones en que se funda su negativa, y a petici6u de parte interesada, podri ser ordenado por el Juez de Primera Instancia del Distrito, cuando proceda, l hacer la inscripci6n y dar el recibo; 6, en su caso, consignar por escrito las razones en que se funda su negativa. El encargado del Registro Civil sera condelado pagar las costas do esta solicitud. Cuando se declare improcedente sui negativa todos estos recursos se resolvertin gubeinativamente por los Jueces de Primera Instancia.
6. Derecho de inscripin: Los Jueces Municipales devengaraln por los actos referidos en el pirrafo anterior como encargados (lel Registro Civil, un peso, en mone(la de los Estados Utnidos, 6 suit equivalente, por la inscripci6n y demrnas diligencias 'a que se refiere el pLrrafo anterior.
7. Excepci6n: Cuando los contrayentes hubieren celebrado matrfmonio civil con auterioridad al matrimonio religioso que intentan contraer, el clerigo, sacerdote 6 ministro autorizante no tendri que cumplir con los requisitos de esta Orden, siempre que los contrayentes lo comprueben.
ARTICULO VII.
DISPOSICIONES PENALES.
1. Pena por no archivar: El sacerdote, clerigo 6 ministro ante quien se hubiera celebrado el matrimopio en la forma dispuesta por esta Orden, cuando no




- 73 -

se haya contraido anteriormente el matrimonio civil, que dejare de practicar lo conducente para que se archivasen los certificados y las pruebas como queda dispuesta en esta Orden, sera' juzgado y si fuere culpable se le impondri una multa de cien pesos 6 arresto de treinta ~ noventa dias por el Juez Correccional 6 el que ejerza funciones de tal en el distrito en que tenga su domicilio.
2. Falsedades: Las falsedades, esenciales al caso, que se cometan en cualquiera de ]as diligencias que se formen para la celebraci6n de los matrimonios regulados por ]a presente Orden, se penaran como falsedades en docuimentos pfiblicos, A tenor lo preceptua(1do en el articulo 310 del C6digo Penal, si fueren cometidas por cualquiera de los funcionarios a que dicho articulo se refiere.
Si dichas falsedades se cometieran por particulares con perjuicio de tercero, 6 con inimo de causarselo. seraiu castigados con arreglo al articulo 311 del minismno C6digo. (1)
3. Intervencidn por los que no sean autorizados: El
que autorizare 6 celebrare 6 intentare celebrar las ceremonias del mnatrimonio no siendo sacerdote, clerigo 6 ministro debidamente or-denado y facultado conforinme a esta Orden para ello, 6 la correspondiente Autoridad Civil, sera considerado como culpable de un delito y castigado segfin su participaci6n, conforme las disposiciones del C6digo Penal con la pena de uno a cinico afnos de prisi6n correccional.
ARTICULO VIII.
DISPOSICIONES FINALES.
1. Dudas: Toda las dudas 6 dificultades que se ofrezean en la practice para el cumplimiento de esta Orden, seran resueltas por la Secretaria de Justicia.
2. Cldusula derogatoria: Quedan derogadas todas las (lisposiciones de todos los C6digos, Leyes, Decretos. f Ordenes que se opongan a la presente Orden. Por la presente se reitera la derogaci6n del Articulo 79 del C6digo Civil y los parrafos 2 y 3 de la Orden Civil nfimero 66, serie de 1899.
[1] Este parrafo ha sido enmnendado por la Orden 228 de 1901 que se publica en la parte de Dererho Penal.




- 74--

ACTA MATRIMONIAL.
En la .. ..............................
.......... o ..... 0-0,..................... ........ a .......
de. ................(.. de mil..................ante mi
D1) ...............................( de la susodicha.........
y los testigos (que se dirain, comparecieron 1).............
y Doiia............ .................. y manifestaron su espontianeo deseo y compromiso de Ilevar ti efecto el matrimonio que tienen entre si estipulado; y con tal objeto) presentaron, en defect() de las partidas parroquiales, dos testigos para que declared referente las manifestaciones que hacen en esta Acta Matrimonial, a los efectos de la Orden niinmero 140 del Goblerno General, de Mayo de 1901,
Yo, el...................... actiuante, dispuse comparecieran los citados contrayentes y, a su vez, los testigos para que d(leclarasen acerca de la precedent manifestaci6n 6 impedimentos qute pudieson existir entre los susodichos contrayentes.
Enseguida conpadcci ante mnii, el contrayeite D...... .................. el ctal previo juranmento que prest6 en
forma de derecho, declare: (que son sus nomnbres y apellidos como queda indicado; que es natural de.. ........ provincia de....... ...... ..... de...
aios de edadl: le estado..................profesi6n fi ocupaci6n................. vecido de la calle.............
ni mero ...... hijo.............. de D..... .........
natural de.................. provincia de............
profesi6n t ocupaci6n.............., vecino de........
y de Doia..........................natural de ..........
provincia de................. vecina de................; y
que ratificaba su espontineo deseo y compromiso de llevar Ct efecto su citado matrimonio.
Acto continuto comnpareci6 ante mi tambien; la contrayente, dofia................................., la cual previo juramnento que prest6 en formnia de derecho, declare: que son sus nombres y apellidos como queda indicado; que es natural de............., provincia de........
de ......... afios de edad, de estado................ profesi6n fu ocupaci6n ............, vecina de la calle de......
............, hija de................. de D ........... ...
natural de.................... .. provincia de .................
profesi6n ft ocupaci6n................ vecino de.......
y de dofia ........................, natural de.....




provincia de................., vecina de..... ..........
Y que ratificaba su espontaneo deseo y compromiso de Ilevar 4 efecto su antedicho matrimonio, para el que no ha sido, ni es obligada conil amenazas, sino, que al contrario, lo aceptaba con libre voluntad.
Luego compareci6 ante mi el primer testigo, D......... ........ .. natural de.................. provincia
de................., profesi6n i ocupaci6n..... .......
estado ............. ...., vecino de................., de mayor edad; el cual previo juramento que prest6 en forma de derecho bajo el cual ofreci6 decir la verdad, y declar6 que conoce a los citados contrayentes y le consta ser cierto cuanto han manifestado y declarado en la presente Acta y que la contrayente es vecina d e ..... ..............
Laego compareci6 ante mi el segundo testigo D.... .. .......... vecino de................... provincia
de........ ... profession f ocupaci6n........... ........
estado..........., vecino de......... ..., mayor
de adad, el cual previo juramento que prest6 en forma de derecho, bajo el cual ofreci6 decir la verdad, y declare que conoce A los citados contrayentes, le consta ser cierto cuanto han manifestado y declarado en la presente Acta, y que la contrayente es vecina de... .........
RESULTA, PUES, de las declaraciones, quie los contrayentes A, que las mismas se refieren son libres y hibiles, sin impedimento alguno para contraer matrimonio.
Presentes los contrayentes y testigos, procedi i la lectura de esta Acta Matrimonial, y conformes todos con Jo expresado en ella, firman conmigo a continuaci6n, de que yo el.............. doy fe.
El Contrayente,
La Contraycnte,
Primer Testigo,
Segundo Testigo,
Ante mi,
El........... .........

I- t6 -




- 76-

CERTIFICADO DE MATRIMONIO.
Yo ................ de la Iglesia de............... Provincia de................ en la Isla (de Cuba.
Certifico: que en el dia de hoy a las..... (le la......
y a presencia de los testigos D.......................... y
D........ ........ que firman, sin que se me
haya denunciado ni tenga conocimiento de ningin impedimento que se oponga, han contraido matrimonio D..................... ..... natural de............ ....
provincial de........... de..... .. afios de edad, de la
raza.......... estado ............ profesion... .......
vecino de Ia calle ................ hijo................ de
D ........................... natural de.... ... .... profesi6n fi ocupacion ..............., vecino de.................
y de Doifia......................... natural de..........
vecina de................. Y Dofia...............
natural de................... Provincia de ...................
de......... aios de edad(l, de ]a raza......... estado.......
vecina de la ealle................. hija...... ............ de
D.................. natural de.............. profesi6n ift
ocupacion.................. vecino de................ y (le
Dofifa....................... natural de................ y vecina de...........
El referid6 maotrimnonio se celebr en ...........a
la hora indicada.
Dichos contrayentes han justificado sn libertad para contraer matrimonio, su filiaci6n y demis requisitos exigidos en ]a orden nfimero 140 del Gobierno General de esta Isla de fecha 28 de Mayo de 1901 y al efecto se acompafian con el certificado los documinentos signientes:
Ypara la reminii6u al Registro Civil de......... a los efectos de la Orden mencionada, extiendo la presente que firman los testigos referidos y los contrayentes, a tenor de los dispuesto en la Orden indicada.
Fecha....................
El celebrate,
Contrayentes,
Testigo ,
CERTIFICACION DE PROCLAMAS.
Yo................... de la Iglesia de... .....
Provincia de ............... en la Isla de Cuba,




- 77 -

Certifico: que para la celebraci6n del matrimonio concertado po......... (p6ngase las mismas generales que tiene el certifica'do de matrimonio) he hecho publicar (6 he publicado) edictos 6 proclamas anunciando dicho matrimonio los dias......... 6 del dia.tal.......
al tal...... en (se expresar' ]a forma).
Y para que conste en cumplimiento de lo dispuesto en la Orden N? 140, expido la presente en............
de .............
FI rmas
CERTIFICACION EN CASOS DE DISPENSA
Y DE EXTRANJEROS.
Y o...................... etc., etc.
Certifico: que para el matrimnionio concertado por ........... con.............. etc, no se han publicado
edictos 6 proclamas por haberlas dispensado........ mediando la, causa (se expresard).
O "no se han publicado proclamas 6 edictos en ...... lugar de la residenia en los (los afios anteriores de........... pori haber 6sto justificado A mi satifacci6n
que tal requisito no es exigido en dichos pauses".
Y para que conste etc.
Firma.
Gaceta 29 Mayo.
ORDEN NCIM. 487.
Deroga algunos impedimentos para contraer matrimonio.
Habana, 2 de Diciembre, 1900.
El Gobernadlor Militar de Cuba ha tenido A bien ]a publicaci6n de la siguiente orden:
I........ etc.
VIII.[1 Se derogan los impedimentos A quese refieren los pairrafos 39, 6? y 7? del articulo 84 del C6digo Civil. asi el de los colaterales del 3? y 4? grado a
(1) Los plrrafos derogados (dicen asi:
39 Los colaterales por afinidad legftima hasta el 4 grado.
6? Los desendientes legftimos del adoptante on el adoptado, mientras subsista la adopei6n.
7) Los addlteros que hubioren sido condenados por sentencia firnie.
El pArrafo 2? dice asf: 2? Los colaterales por consanguinidad hasta el cuarto grado.
4? Los colaterales por cousanguidad 6 atinidad natural hasta el segundo grado.




- 78 -

que alude el pArrafo 29 y el de los colaterales por afinidad natural a* que se refiere el p'rrafo 49 del mismo articuilo,
Gaceta 2 Diciembre 1900,
ORDEN NfiM. 191.
Se suprime el retracto correccional.
Habana, 20 de agosto de 1901.
El Gobernador Militar de Cuba; a propuesta del Secretario de Justicia, ha tenido a bicn disponer la publicaci6n de la siguiente orden:
I. Por la presente se suprime la instituci6n del ((retracto convencional)) de que tratan los articulos 1507 al 1520, inclusive, del C6digo Civil vigente; quedando dichos articulos derogados.
II. En su consecuencia, los Notarios no otorgarAn ninguna escritura de compra venta en la cual el vendedor se reserve el derecho de recuperar la cosa vendida, reembolsando al comprador el precio que hubiese recibido fi otro que en el contrato se fije.
III. No obstante lo dispuesto en esta Orden, los contratos de compraventa con pacto de retro, celebrados antes del dia en que empiece ia regir esta Orden con arreglo las eyes vigentes se regiran por los preceptos que les sean aplicables de dichas leyes y surtiran los efectos legales en las mismas prevenidos.
IV. Esta orden empezarA a regir a los veinte dias de su publicaci6u en la ((Gaceta de la Habana).
H. L. Scott.
Adjutant General.
Gaceta 21 Agosto.
CAPELL A N I A S.
El Reverendo Obispo de la Habana, se ha quejado al seflor Gobernador Militar de que la personalidad de la Iglesia Cat6lica y sus derechos respecto de hienes de Capellanias colativas, Memorias de Misas y dem'is fundaciones de caracter eclesia'stico, son desconocidos 6 negados por no pocos deudores y atin por algunos Jueces y Tribunales de esta Isla; con lesi6n grave de los derechos e intereses de dicha Iglesia, 4 Infrac-




- 79 -

ci6n del tratado de Paris, celebrado entre los Estados Unidos y Espafia.
Esta Secretaria ha estudiado detenidamente el asunto y procurado informar, resultando de los datos y noticias recojidos, que se han promovido ya distintos expedientes para ]a desvinculaci6n de Capellanias colativas 6 sean de naturaleza can6nica: lievandose A efecto y haci6ndose las cancelaciones consiguientes en el Registro de la Propiedad, todos sin citaci6n ni audiencia del representante de la referida Iglesia Cat6lica, que es en la mitad Occidental de ]a Isla el Reverendo Obispo de ]a Habana, como lo es eni la Oriental el muy Reverendo Arzobispo de Santiago de Cuba. 1 esulta tambi4n que algunos deudores A la Iglesia por aquellos conceptos se han negado extrajudicial 6 judicialmente al pago de sus adeudos, alegando que no le reconocen personalidad a la mencionada Iglesia, ni A sus representantes, ni 'a los administradores 6 recaudadores nombrados por aqullos.
La base principal en que hati fundado y fundan su actitud los funcionariosjudiciales 6 individuios particulares a quienes se alude en el parrafo anterior, es que por haber cesado la soberania de Espafia eu Cuba y establecidos en 6sta el Gobierno Interventor, se ha consumado la separaci6n del Estado y de la Iglesia y perdido esta filtima toda personalidad legal.
Tal fundamento es completamente inexacto; y para convencerse de ello, basta fijarse en el susodicho Tratado de Paris y en el derecho que antes do su celebraci6n regia en la materia de que se trata.
Las leyes desvinculadoras dictadas para Espafia y hechas extensivas A Cuba en 1863 no rigen es esta Isla respecto fundaciones eclesiasticas, las cuales fueron expresamente exceptuados por el articulo primero del Real Decreto de 31 de Octubre de 1863 publicado en la ((Gaceta de ]a Habana)n de 27 de Enero de 1864.
Entre esas fundaciones eclesiasticas estin comprendidas las Capellanias colativas, debiendo considerarse como tales todas aquellas respecto de las cuales se hubiese dictado auto de erecci6n can6nica, mien tras no se declare en el juicio correspondiente, la nu., ridad de dicho auto de erecci6n. Asi lo resolvi6 la Audiencia de la Habana en distintos casos, pudi6ndo-




-- 80

se citar las sentencias dictadas en 29 de Diciembre de 1894, en el recurso de queja interpuesto por el Ohispado de la IIabana, contra el Juzgado (de Pimera Instancia del Distrito del Pilar, sobre cotiocer de la Capellania fundada por doia lBeatriz Creza y la dictada en 24 de Agosto de 1896, en otro recurso de queja promovido por el mismo Obispado (de la Ifabana contra el Juez de Primera Instancia del Distrito de Jesfts Maria, sobre conocer de l a Capellania fundada por don Santiago de Torres.
Y la misma doctrin(a tiene estal)lecida el Tribunal Supremo de Justicia de Espafia, en sentencias de 5 de Diciembre de 1870, 4 de I)iciembre de 1871, 4 de Octubre de 1872, 15 (de Diciembre de 1880 y 8 de Junio de 1888.
Tenemos pues, que niientras durO ]a soberania de Espaila en Cuba, las Capllatnias colativas y deilas fundaciones eclesiasticos cstuvieron co)nsideradas por su caricter de )ienes espirituales, como bajo la exclusiva y directa administ rtaci6n de ]a Iglesia que las poseia rigi6ndolas y administrindolas con facultades y personalidad reconocida igualmete por el Gobierno, por los Tribunales y por- los individuos particulares, que en prueba de ee, reconocimiento venia.n pagando sin oposicin la s rentas, pensions 6 r'(ditos correspondientes y las deiits prestaciones impuestas pot ]a fundaci6n.
Si al cesa r la soberania de Espaila en Cuba era esa la situaci6n juridica de la Iglesia Catolica y de sus representantes en esta Isla; que venian nombrados Patronos, Capellanes, Colectore.s 6 recaudadores. cuyos nombramientos eran aceptados y reconocidos, lo mismo en la esfera oficial que en ]a privada, es evidente que esa misma situaci6o juridica hay que reconocerle hoy a la Iglesia Catblica y a sus repl)resentantes y empleados 6 delegados, puies scan cuales fueren las relaciones que en la actualidad mantenga dicha Iglesia con el Estado, resulta indudable quie no ha perdido aqulla su personalidad comno Corporaci6n Eclesiastica, ni sus derechos como tal, los cuales han quedado A salvo expresamente y colocados bato la protecci6n del Gobierno de los Estados Unidos, en los articulos I y VIII del tratado de Paz celebrado en Paris en 10 de Diciembre de 1898 entre aquella Naci6n y Espafla, los cuales dicen asi:




- 81 -

Art. 1? Espafna renuncia todo derecho de soberania y propiedad sobre Cuba".
En atenci6n que dicha Isla, criando sea, evacuada por Espafia va a ser ocupada por los Estados Unidos, los Estados Unidos mientras dure su ocupaci6n, tomarda sobre si y cumplirdn las obligaciones quc por el hecho de ocuparla,- les impone el derecho internacional, para la protcci6n de vidas y haciendas.
"Art. VIII. En cumplimiento de lo convenido eti los articulos I, II y III de este Tratado, Espafla renuncia en Cuba y cede en Puerto Rico y en las otras Islas de las Indias Occidentales, en la Isla de Guam y en el Archipidlago de las Filipinas todos los edificios, muebles, cuarteles, fortalezas, establecimientos, vias oPfiblicas y demis bienes inmuebles, que con arreglo 4 derecho son del domiuio phblico, y como tales corresponden ]a, Corona de Espafia..
"Queda por lo tanto declarado que esta renuncia 6 cesi6n, segfin el caso a que se refiere el pArrafo anterior, en nada puede merminar la propiedad 6 los derechos que corresponla, con arreglo las Leyes, al poseedor pacifico de los bienes de todas c'ases de las Provincias, Municipios, Eatablecimnientos ptblicos 6 pricados. Corporacione.s Civiles 6 Eclesidsticas 6 de cualesquiera otras Colectividades que tiene personalidad juridica para adquirir y poseer bienes en los mencionados territorios renunciados 6 cedidos y los de los individuos particulares, cualquiera que sea su nacionalidad".
Dado lo terminante de las estipulaciones copiadas resulta evidente que el Gobierno actual esta en el caso de amparar y proteger a la Iglesia Cat6lica y '" sus representantes en e4ta Isla y delegados de estos filtimos, en el goce pacifico de los derechos de que estaban en posesi6n antes de celebrarse el mencionado Tratado de Paris.
En cumplimiento, pues, de ese deber, y de acuerdo con las instrucciones recibidas del Honorable Gobernador Militar, recomiendo a los Jueces y Tribunales de esta Isla las siguientes conclusiones que deberan tener presentes y observar en los asuntos que se indican.
I. Que estin subsistentes en cuanto no hayan sido derogadas expresamente, todas ]as disposiciones legales que en materia de Capellanias y demas futida-




- 82 -

ciones de cardcter eclesiastico, regian en esta Isla antes de 19 de Enero de 1899.
II. Que por tanto los Jueces y Tribunales que intervengan en cualquier asunto de Capellanias 6 de alguna otra fundaci6n do aquel caracter, deberon procurar ante todo cerciorarse de si son realmente eclesia'sticas 6 laicales, para lo cual solicitara n del senor Obispo de la Di6cesis 6 Arzobispo de la Archidi6cesis, segin los casos, los informnies necesarios y certificaci6n del auto de ereeci6n canonica, si se trata de fundaci6n que pueda tener carActer eclesitistico bastando la existencia de dicho auto de erecci6n cannica para que se le considere como tal, mientras no so declare por sentencia firme del Tribunal Civil comnpetente, y en el juicio que corresponda, sustanciado con el representante de la Iglesia, la nulidad de dicho auto de erecci6n.
III. Que si no obstante el auto de ereccioin canonica, entendiesen los Jueces y Tribunales que les corresponde el conocimiento (del asunto de que se trate, 11o (deben conltinuar trainitando el juicio 6 expediente prom ovido() sin (ar instruccion previamente al respectivo sefnoil Oispo () Arzobispo para que por si 6 por medio de veporesentante legitimno pueda ejercitar las acciones de que se crea asistido, en la via y forma legal que estiime conveniente a sus derechos.
Todo lo pue tengo el honor de decir 'a usted para soi conocimiento, cumplimnienllto y demas efectos oportunos.
Lo que se publica en la ((Gaceta de la Habana)) p)ara general conocimiento.
Habana, 31 de Enero de 1901.
Mliguel Gener,
Secretario de Justicia.
Gaconta 3 febrero.
LEGISLATION VIGENTE EN MATERIA DE EXPROPIACION.
SECRETARIA DE OBRAS PUBLICAS.
Como resultado de consulta dirigida al Honorable Gobernador Militar, con motivo de dudas surgidas, acerca de cual es la legislaci6n vigente que existe en esta Isla en materia de expropiaci6n forzosa, dicha Superior Autoridad ha resuelto, con fecha 6 del actual de




acuerdo con el parecert de esta Secretaria, que la legislaci6n vigente de dicha materia es la Ley de 15 de Diciembre de 1841, el Reglamento de 10 de Julio de 1858 y la Instrucci6n de 28 (?)1) de 1865.
Lo que se publica en la ((Gaceta de la Habana para general conocimiento.
Habana, agosto 8 de 1901
Jose R. Villal6n.
Secretario de Obras Ptiblicas. Gaceta 11 agosto 1901.
ORDEN M M. 94.
SOBRE EXPROPIACION.
Habana, abril 8 de 1902.
El Gobernador Militar de Cuba 'a propuesta del Secretaric de Jusiicia etc.
Cualquier obra pfLblica que haya de construirse por el actual Gobierno Militar de los Estados Unidos en esta Isla 6 su sucesor, 6 las mejoras que se hagan en las mismas y que hayan de sostenerse por la Isla de Cuba 6 de su Gobierno, incluyendo en los mismos todos los trabajos, extensiones, aumentos, 6 mejoras de plazas, fuertes, fortificaciones, loterias campaminentos, cuarteles y estaciones 6 establecimientos militares que formen parte del sistema de defensa y para el servicio general de la Isla de Cuba se declaran por esta orden obras de utilidad pfiblica, y el derecho de expropiaci6n para la adquisici6n del terreno necesario se ejercera de la mnanera que disponen las leyes vigentes.
El Ayudante General,
IH. L. Scott.
Gaceta 8 abril 1902.
ORDEN NflM. 77.
Devoluci6n de la propiedad incautada por el Estado
6 el Municipio.
Habana 14 de Junio de 1899.
Gobernador General de Cuba, ha tenido A bien disponer la publicaci6n de la orden siguiente:
1. El Decreto del 10 de Febrero filtimo, por el [1] Esta Instrucci6n lleva fecha 28 de Septiembre de 1865.
-N. del A.

-- 83 --




- 84 -

dual se condonarou todas las contribuciones vencidas antes del 1 de Enero de 1899 y pendientes de pago en la fecha de dicho decreto, se hace extensivo a aquellas contribuciones para cuyo cobro se hubiesen el Estado 6 el MAlunicipio ineautado de propiedad ri'stica 6 urbana.
II. En virtud de dicha condonaci6n se devolveran a sus duefios 6 sus herederos, todas aquellas p)ropied(ades de que se hayan incautado el Estado 6 los Municipios siempre que no hayan sido adljudicadas en firme y que est'in comprendidas entre las incautadas por el Estado 6 los Municipios para hacer efectivas las obligaciones que determine el articulo 49 de la Instrucci6n de 15 de Mayo de 1885, aprobada por Real orden de 24 de Diciembre de 1888, para el procedimuiento contra los deudores A la Hacienda pfiblica.
III. Las disposiciones de este decreto no comprenderan aquellas propiedades que hubiesen ya sido vendidas por el Estado 6 los Municipios y cuyo titulo por consiguiente haya pasado al tercer poseedor.
IV. Las finicas personas autorizadas a' obtener la devolucion do su propied(ad, serau los duefios de las mismas 6 sus herederos y no los que hubiesen adquirido los derechos y acciones de dichos duefios y herederoc.
V. Serain de cargo de los interesados los gastos de todas clases a que diere origen la liberaci6n y entrega de las fincas incautadas.
VI. La propiedad sera entiregada sus dueflos en la condici6n en que se encnentre al hacerse su liberacion y entrega.
VII. La Secretaria de Hacienda queda encargada de la ejecucion de este decreto.
El Brigadier general Jefe de Estado Mayor, Adna R. Cha'e.
Gaceta 15 Junio 18)8.
OREN NiiM. 78.
Se declaranrin aplicables l has pertenencias mineras los preceptos
contenidos en la Seecion tercera, articulo 564 y 465, Capitulo
II del C(digo Civil.
Habana, Marzo 15 de 1902.
El Gobernador de Cuba, 'a propuesta del Secreta-




- 85 -

rio de Justicia, y con el fin de hartionizar ias variag leyes qtie regulan la expropiaci6n de terrenos de propiedad privada, necesarios para facilitar la explotaci6n de minas, ha dispuesto la publicaci6n de la siguiente orden:
Articulo I. A los efectos del prrafo segundo del articulo 56 de la ley de Minas de 6 de Julio de 1859, reformada por la de 4 de Marzo de 1868, se declaran aplicables A las pertenencias mineras los preceptos contenidos en la Secci6n tercera, articulo 564 y 565. Capitulo II del C6digo Civil, fijindose en veinte (20) metros la anchura de la faja que al paso se destine, de la cual po'dr'n hacer uso los mineros en la forma mas conveniente A sus intereses, con sujeci6n A la Orden 34 11 si se construyera, ferrocarril 6 tranvia.
Articulo II Dichas vias ferreas deber~n usarse finicamente para el transporte de empleados y materiales para las minas y para transportar sus productos. Antes de comenzar la construcci6n de dichas vias deber depositarse una fianza que responda del total de los perjuicios que sufra la propiedad privada por dicha via, y en caso (de que la mina sea al)andonada 6 de que se suspenldan los trabajos potr un periodo de dos afios, exceptuando los casos (le fuerza mayor, dichas vias ferreas, con todas sus pertenencias, junto con la porci6n d(e terreno sobre la cual se ha establecido la servidumbre y construido la via, se considerara propiedad de los duefloos de las propiedades sobre las cuales se ha establecido la servidumbre, sin que pueda la Companfia minera, su sucesor 6 sucesores establecer reclamaci6n de niguna clase ni pedir indemnizaci6n.
Articulo IIL Esta servidumbre podri solo establecerse cuando por el Secretario de Obras Ptblicas 6 su Agente debidlamente autorizada se haya declarado que la mina no tiene mis salida posible que por la propiedad particular sobre la cual se solicita el establecimiento de la servidumbre, 6 por otra propiedad particular, y s6lo podrf considerarse esta servidumbre despubs de oir debidainmente A todos los particulares interesados y despus (Ique se haya demostrado perfectamente que no existe otra salid(la prActica, 6 que exis(1) VYase la Orden 34 que aparece en la part de Derecho Penal.




tiendo s61o puede hacerse a un costo tal que en el criterio de las autoridades judiciales 6 administrativas, ante las cuales puede propiamente apelar, sea prohibitivo la explotaci6n y desarrollo de la mina.
Articulo IV. Cuando los duefios de minas no puedan llegar a un acuerdo con los propietarios de las fincas colindantes, acudir'n los Tribunales de Jtisticia que resolverun sobre la servidumbre v sus efectos por el procedimiento establecido en en la Orden nfumero 34 de este Cuartel General, serie corriente, para casos de expropiaci6n de propiedades.
El Ayudante General,
H. L. Scott.
Gaveta Marzo 16,
C I RCULAR.
Habana, Marzo 15 de 1901.
Sefior Administrador de Rentas e Impuestos de la Zoha Fiscal........
Con esta fecha digo al senior Gobernador Civil de esa Provincia lo siguiente: (El seflor Gobernador General en vista de que por ))los Gobiernos Civiles se han venido reteniendo los ,dep6sitos que con arreglo 6 la ley de ]a materia de,bian hacer los solicitantes de concesiones mineras ha dispuesto que dichos dep6sitos deberan situarse al cr6,dito del Tesorero de la Isla y que para los reintegros use consignaran fondos que los pagadores retendrin ))con dicho objeto a las 6rdenes de usted.
))Ese acuerdo no es mas que la estrieta observanncia de las disposiciones del articulo 74 del Reglamen, )to para la ejecutici6n de la Ley de Minas.
((En su consecuencia aquellos dep6sitos deben ha))cerse en las Tesorerias de las Administraciones de )Rentas 4 Impuestos de las Zonas Fiscales y los pagos ((en la formnia ordinaria de estas operaciones del Tesoro.)
Y lo traslado A usted para su conocimiento v efectos.
De usted atentaimente,
Leopoldo Cancio,
Secretario.
Gaceta 20 Marzo 1901.

-86 -




ORDEN NilM. 180.
Redenci6n convencional de censos pertenecientes al Estado.
Habana, 30 de Abril de 1900.
El Gobernador General de Cuba, A propuesta del Secretario de Hacienda, ordena la publicaci6n de la siguientoe orden:
I. A partir desde esta fecha queda autorizada la redenci6n convencional de censos pertenecientes al Estado.
II. Las redenciones de esta clase deben ser solicitadas por los censatarios 6 por quien los represente con arreglo A derecho ante las administraciones de Hacienda principales y tsubalternas.
III. En la solicitud deberin expresar los censatarios, ademrs de su nombre y domicilio:
19 La naturaleza y procedencia del censo, el capital imnipuesto 6 reconocido y el redito anual.
29 La superficie de terreno.gravada y nomIbre de la finca de que forme parte con determintaci6n de su clase y situaci6n.
A la solicitud se acompaffiar' copia simple suscrita por el interesado de la escritura de imposici6h 6 reconocimiento del censo 6 de escritura en que so haga menci6n de 61; el filtimo recibo pagado por el censatario; certificacion del Registro de la Propiedad de estar inscripto 6 mencionado el censo con expresi6n de la inscripcin del dominio 6 posesi6n, y los documents que acrediten el carActer con que comparece el peticionario si la finuca censida no estuviere inscripta A su nombre.
Las Administraciones de Hacienda tomarin nota de la solicitud y la cursarin, dirigilndola 6 la Secretaria de Hacienda, con la cersificaci6n del amillaramiento correspondiente a la finca censida y las noticias que estimen convenientes.
IV. Aprobada la redenci6n por la Secretaria, de Hacienda se autorizarin las escrituras por los Administradores, haciendo constar en ellas los Notarios aquella aprobaci6n, sin cuyo requisito no se podran cancelar los censos en los Registros de la Propiedad.
V. Las redenciones serAn al contado.
Los capitales menores de quinientos pesos por

--87 -




- 88 -

unidad de superficie gravada se redimirin ingresando cincuenta pesos por cada ciento, Los capitales mayors ~1e quinientos pesos ingresan(lo sesenta pesos por cada ciento.
Los eapitales impuestos en globo sobre una finca 6 propiedad riistica 6 urbma-se redimirin al tipo de cincuenta pesos por cada ciento de capital reconocido.
VI. Las sumrnas procede.ites de redencion seran reducidas a moneda de los Estados UTnidos para todos los efectos de la contabilidad, pero las redenciones se hartn en muoneda de oro espafnol A tenor de los contratos.
VII. Seran de cuenta de los censatarios todos los gastos que origine la redenci6on.
VIII. Eu ningfin caso se ena, genarn los censos pertenecientos al Estado.
IX. Quedan derogados todos los preceptos que sobre redenciones de tensos del Estado contienen el Reglamento de 9 do Diciembre de 1882 y disposiciones complementarias.
El Brigadier General de Voluntarios, Jefe de E tado Mayor,
ADNA RIt. CHAFFE.
Go Leta Ma5o I? D02.
ORoN Num. 271.
Habana, 7 de Julio de 1900. El Gobernador General de Cuba, A propuesta del Secretario de Estado y Gobernaci6n, ha tenido a bien dJisponer la publicaci6n del siguiente Reglamento para el Departamnento (de Reneficencia de la Isla de Cuba.
Departamento de Beneficencia de la Lsla de Cuba.
Awr. VII. Eantiiea( al'C6digoCivil. Seeci6n 73. El C6digo Civil sufrirA por el preente Decreto las siguientes enmiendas:
El articulo 156 de dicho C6digo queda enmendado suprimiendo su segundo p.lrrafo.
El Comandante de Estado Mayor, J. B. Hickey.




r -W- -,Ir







ORDEN NiM. 157.
Competencia de la Sala de Justicia en los casos en que las leyes de
Enjuiciamiento Civil y Criminal difieran la resoluci6n de un
asunto a un "Tribunal en Pleno."
El Gobernador General de Cuba ha tenido A bien disponer la publicaoi6n de la siguiente orden:
En todos aquellos casos en que las Leyes de Enjuiciamiento Civil y Criminal difieran la resoluci6n de un asunto a un ((Tribunal en Pleno)) se entender' en lo sucesivo, a partir de ]a publicaci6n de la presente, que correspondera la decision del caso a la Sala de Justicia ante la cual dicha cuesti6n hubiere surjido.
Si por tratarse de recusaciones, 6 por cualquier otro motivo no quedare en la Sala nftmero suficiente de Magistrados para dictar la resoluci6n que proceda, se tomarkn de otra Sala si se tratare en la Audiencia de la Habana 6 se llamard A los Suplentes tratindose de otras Audiencias 6 del Tribunal Supremo.
El Brigadier General,
ADNA R. CHAFFE.
Gaceta 8 Septiembro 1899.
ORDEN NtIM. 141.
Embargo preventivo solicitado por comeroiantes.
Habana, 7 Abril de 1900.
El Gobernador General de Cuba, 'a propuesta del Secretario de Justicia, ordena la publicaci6n de la siguiente orden:
I. El articulo 1399 de la Ley de Enjuiciamniento Civil queda adicionado de este modo:
Tambi.n debera decretarse el embargo preventivo, cuando lo pida un comerciante, la acci6n se dirija




- 92 -

contra uno que sea 6 haya sido comierciantao 6 industrial y la denda proceda de operaciones de su traflco mercantil y se reclame el pago de una cantidad en dinero efectivo.
En este caso no sera' necesaria la presentaci6n de documento alguno, bastando, que el que solicita el embargo jure ser ciertos tod(los los requisitos exigidos en el pirrafo anterior y que la cantidad que demanda se le debe y no ha sido pagada.
El embargo debera ser decretado inmediatamente previa la presentaci6n('1 de fianza, que no podr' exceder de la cantidad que se reclame y una tercera parte mas.
Estos embargos no se decretaran sino por obligaciones propias del reclamante, y nunca por ereditos adquiridos en virtud de cesi6n I un tercero.
Los efeetos embargados so dejaran siempre en dep6sito en poder del deudor, y cualquier violaci6n de este dep6sito constituiria el delito de estafa comnprendido en el caso 59 del Articulo 559 del C6digo Penal.
II. El articulo 1400 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se entender' en lo adelante redactado en la siguiente forma:
A rticulo 1400: En los casos expresados en los pirrafos 2?, 3?, y 4? del articulo anterior, si el que pidiere el embargo no tuviere responsabilidad conocida debera el Juez exigirle fianza bastante para responder de los perjuicios y costas que puedan ocasionarse.
Las fianzas it que se refieren este articulo y el anterior podrain ser de cualesquiera de las cases que reconoce el derecho; pero si el Juez Ia admintiere personal, serai bajo su responsabilidad.
El Bjriadier General de Voluntarios, Jefe de Etado Mayor.
ADNA R. CHAFFE.
Gaceta 8 abril 1900
(1) Presentaci6n se lee en la (Gaceta Oficialo en el nidmero correspondiente al 8 de Abril de i900.




- 93 -

ORDEN NflM. 176.
Efectos embargados y su dep6sito.
El Gobernador General de Cuba ha tenido A bien disponer la publicaci6n de la siguiente orden:
I. El filtimio pairafo del articulo I de la Orden Civil nfin. 141, Cuartel General de la Divisi6n de Cuba, serie de 1900, se entender' redactado en lo adelante en los trmninos que siguen:
((Los efectos embargados se dejarin siempre en dep6sito en poder del deudor, y los que violaren este dep6sito quedaran comnprendidos en las prescripciones del articulo 406 del C6digo Penal).
II. Esta orden emnpezarak a regir f los veinte dias de su publicaci6n en la Edward Carpucter.
Gaceta 12 Juilio 1901.
ORDEN N IM. 63.
Publicidad doe los votos do los Magistrados en las Audiencias.
Habana, Mayo 25 de 1899.
El Gobernador General de Cuba ha tenido AP bien disponer la publicaci6n de la orden siguiente:
I. En lo sucesivo los llamados votos reservados que pueden formular los Magistrados de un Tribunal que no est6n conformes con Ia sentencia dictada por la nmayoria, serin pfiblicos y se consignarun i continuaci6n de la propia sentencia en el libro registro de las mismas,( en igual forma que 6stas, salvo el que los firmaran tan s6lo aquellas que los formularen.
II. Los votos en cuestiMn so denominaran en lo adelante votos particulares y se bonsignarAn en los autos originales como las sentencias se consigna, al pie de las mismas. Al bacerse la notificaci6n de las sentencias de las sentencias se notificarin igualmente y de la propia mianera los votos particulares que se hubieren formulado.
III. Lo dispuesto se entendera aplicable A los votos que se consignen en discrepancia de resoluciones que no deban deban denominarse sentencias. El modo




- 94 3

de hacerlos constar y notificar sera el rmismo que se adopte respecto de las resoluciones de que discreparen, salvo el firmarlos tan s6lo los que los formulan.
El Brigadier General,
Jefe de Estado Mayor,
ADNA R. CHAFFE.
Gaceta 26 Mayo 1899.
ORDEN NlIM. 166. (1)
Deja de ser obligatoria la intervenci6n de los Procuradores en los
Juzgados y Tribunales. Notificaciones.
Habana, 23 de Abril de 1900.
El Gobernador General de Cuba, a propuesta del Secretario de Justicia, ha tenido a bien disponer ]a publicaci6n de la siguiente orden:
I. A partir de la fecha de la publicaci6n de esta Orden, dejara de ser obligatoria la intervenci6n de los Procuradores en los Juzgados y Tribunales de esta Isla. Las partes [2] podrcn comparecer por si mismas 6
(1) Lease la orden 261 que se publica nis adelante.
(2) SECRETA'RIA DE JUSTICIA.
HJabana, Abril 30 de 1900.
Vista la instancia presentadla en esta Secretaria por el sefior Juan Mayorga, comno Decano de los P1rocuraderes de !a Audiencia de la Habana, y nomibre de los mismnos, solicitando aclaraci6n de varios particulares de la Orde ndmni. 166 iiin',erta en la a Gaceta de la Habana, del 24 del corriente ies.
Se declara, 19 Que los Procurodores Ide esta ciudad continuar n ejerciendo sus funciones en sus respectivas demnarcaciones 6 sea en ]a Audiencia los adscriptos a ese Tribunal Superior y en los Juzgados de 1 Instancia los que A (stos pertenezcan. 29 Que los Procuradores no podrn comparecer 4 nombre de tercera persona ante los Juzgados 6 Tribunales del lugar donde ejerzan sino como tales procuradores. 39 Que dichos Procuradores podran cobrar sus derechos con arreglo at Araneel, quie no ha sido derogado, salvo pacto con sus representados.
Y para general conocimiento publiquese la presente resoluci6n en la aCaceta de la Habana. )
Luis Estivez y Romero.
Secretario.
Gaceta 2 Mayo.
Con esta fecha he dictado ]a siguiente resoluci6n.
((Visto el expediente insrruido en esta Secretarfa 4 virtud de instancia presentada al sefior Gobernador Militar, que la traslad6 a este Centro, por el Procurador Jos6 de Zayas BaTun, solicitando




- 95 -

por medio de representante, que prodrk ser un Procudor, 6 el Abogado que las dirija, fit otra persona que se hale en el disfrute de sus derechos civiles y sepa leer y escribir el idioma castellano.
II. En los juicios de caracter civil deberan los mandatarios presentar escritura de poder bastante, conforme 'a lo dispuesto en el Articulo 3? de la ley de Enjuiciamniento Civil vigente, En las causas criminales bastard cuando se trate del procesado, que 6ste hbaga la dlesignaci6n 6 nombramniento en los autos. En defecto de aceptaci6n expresa, en este fAltimo caso, lo demostrark la compareceucia del designado en nonbre del procesado.
III. Serin aplicables a todos los representantes en juicio las disposiciones contenidas en los articulos 5, 6, 9, 194 y 198 de l]a ley de Eujuiciatmiento Civil, excepto el inciso 59 del primero de dichos articulos.
que se derogue la resolucion (de esta misma Secretaria, publicada, con fecha 30 de Abril de 1900, en la G((aceta de la I1abana)) correspondiente al dia dos de Mayo pr6ximo siguiente, aclarando la orden mim. 166, serie del exp)resado aflo, del Cuartel General de la Divisi6n de Cuba, en enanto( dispuso: 1" que los Procuradores de esta ciudad continuaran ejerciendo sus funciones en sus respectivas demarcaciones, 6 sea, en la Audiendia, los adscritos I ese Tribunal, y en los Juzgados de 1 Instancia, los que A dstos pertenezcan: y 2.(' que los Procuradores no pudieran comparecer ,'i nombre de tercera persona ante los Juzgados 6 Tribunales del lugar donde ejerzan, sino comnto tales procuradores; y
aConsiderando: que ]a expresada aelaratoria est: en contradicci6n con el espiritu 'amplio y liberal en quie inspire, evideintemente, la referida orden niimero 166 de 1900, hacienda, como haee, de peor condici6n 4' 16s procurados publicos pque 4 cuaituier particular, que puede, con arreglo a dicha orden, comparecer como representante 4 nombre de tercera persona ante todos los Juzgados y Tribunales de esta Isla, 4 pesar de no tener estos prestada, como la tienien aqu6llos, fianza para garantir el buen ejeroicio de sus funciones ni acreditadas sus aptitudes al efecto;
((Se revocan las dos primeras declaraciones de la mencionada resoluci6n de esta Secretaria de fecha 30 de Abril de 1900; y, en su consecuencia, se d clara que los procuradores de los Juzgados de 1V Instancia de esta capital y los de la Audiencia de la misma, pueden ejercer indistintamente, ante cualesquiera de los Juzgados y Tribunales de esta cindad como tales procuradores, con las condiciones y responsabilidades anexas a ese oticio.))
Lo que se publica en la ((Gaceta de la Habanan para general conocimiento.
Habana, Mayo 16 de 190i.
Jos4 Varelia.
Secretario de Justicia,
Gaceta 18 Mayo.




- 96 -

Para el cobro de su trabajo y reintegro de los gastos que hubiesen hecho, so hace extensiva A todo representante de las partes el uso de la via privilegiada que concede aI los Procuradores el Articulo 8? de la citada ley y el 242 de la de Enjuiciamiento Criminal.
IV. Todas las Providencias, autos y sentencias, se notificar n i las partes personadas en el juicio 6 a sus representatives conforme lo dispuesto en los Articulos 260, 261, 262, 263 y primer del 264 de la ley de Enjuicianmiento Civil; pero liniititndose la copia que debera entregar el actuario, cuando se trate de autos y sentencias 'a los considerandos y parte dispositiva de los mismios.
V. A los efectos del articuilos que antecede las partes 6 sus representantes se hallan obligados a acudir al local del Juzgado 6 T-ibunal todos los dias hTbiles para notificarse de las resoluciones que se dicte.
VI. Si el litigante 6() su representante cuando no es este Procurador no acudiere a notificarse en el dia en que las resoluciones se (licten, el actuario al siguiente, priacticari dicha notificacioii fijando copia de la resoluci6n en la tablilla del Juzgado 6 Tribunal, consignando i sn pie que por ese medio se hace la notificacibn al litigante 6 mandatario de que so trate A causa de no haber acudido 'a notificarse, y expresando la fecha de la fijacibn.
VII.- Las copias indicadas permnaceri'n expuestas potr todo el trmnino dentro del enal pueda interponerse algftn recurso legal contra la rosoluci6n en ella contenida. Trasourrido dicho t(Armino se procedera a i agregar la copia los autos de su referencia con nota del actuario expresiva (de la fecha y hora en que la haya quitado de la tablilla.
VIII. Realizada una 6 mnais notificaciones, cita" ciones etc., en la forma que se sefiala el articulo VI de esta Orden, el actuario se halla obligado a entregar al Juez 6 Tribunal, en el propio dia.que lo efectfie, una relaci6n sumaria de aquillas, expresando los asuntos en que se hubieren dictado las resoluciones, la naturaleza de Astas su parte dispositiva y el nombre de las partes 6 el de sus representantes, A quienes se hayan hecho las notificaciones en esa forma. El Juez 6 Tribunal comprobard la exactitud de la relaci6n del ac-