Citation
Vanguardia

Material Information

Title:
Vanguardia
Place of Publication:
Santa Clara, Villa Clara, Cuba
Publisher:
Periodico Vanguardia
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
color illustrations.

Subjects

Subjects / Keywords:
Newspapers -- Villa Clara (Cuba) ( lcsh )
Genre:
newspaper ( marcgt )
newspaper ( sobekcm )
Target Audience:
adult ( marctarget )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
“Se autoriza la reproducción parcial o total de trabajos de nuestro sitio, siempre que se acredite la fuente. - The partial or total reproduction of works of our site is authorized, provided the source is credited.”
Resource Identifier:
034990922 ( ALEPH )
974785328 ( OCLC )
2017227037 ( LCCN )
Classification:
AN101.V55 V36 ( lcc )

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

www.vanguardia.cu Precio: 0.20 Santa Clara, 16 de junio de 2018 "RGANO OFICIAL DEL COMIT PROVINCIAL DEL PARTIDO EN VILLA CLARA Pg. 5Pienso en l, en el estereotipo que pueda formarse por la reiteracin de fotos, ancdotas, por las invariables efemrides celebradas casi siempre de la misma forma, en el mismo lugar, a la misma hora. Por eso trato de encontrar los rasgos primigenios. No aquellos que puedan emanar de sus ancestros, entre los que se cuentan —por lnea materna— un virrey de Espaa y buscadores de oro. Tampoco me interesan los del mtico rostro captado un da tremendsimo de duelo, con boina, melena, barba y jacket ajustado al cuello, un fro y nublado octubre kordasiano, que an recorre el mundo en a ches, pancartas y carteles. Este mundo maltrecho, olvidado de afectos y lleno de rencores. De nios que sufren sin entender qu pasa en su tierra calcinada, deshidratada, amurallada, bombardeada. Nios que no hacen manifestaciones. Y de hacerlas, qu imagen del hroe portaran? Pero todos los nios son iguales. No gustan de iconos, ni son porque son ellos y s porque los padres quieren y los maestros dirigen acciones, estas y tareas. Entonces, pienso en mis chiquillos, desmejorados de juguetes, pero cargadas de libros sus mochilas, con espejuelos graduados, zapatos ortopdicos y dientes cepillados. Entonces, por lo que se pueda decir que son felices, pngalos a correr detrs de una pelota, o a darles con el bate; llvenlos en caminata a las lomas para que sientan el sol y el aire libre; djenlos que suban a un rbol a ver quin gana; permtanles que traten de montar una cabra, o un perro, o un burrito, o un caballo; squenlos a donde haya mar, o ro, o pileta, para que Su padre ha sido un hombre que acta como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarios. [...] Acurdense que la Revolucin es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada [...] Pap Como Ernestito, el corajudo Por Mercedes Rodrguez Garca Foto: SMB ejerciten el cuerpo y ensanchen los pulmones; organicen competencias de lecturas, o de cartas, a ver quin las hace ms rpido y con letra ms bonita; plani quen acampadas con cantos y fogata, o realicen vigilias con guitarras, videos e infusin en los parques. Y no tiene que ser exactamente onomstica la fecha, para que as este Ernestito que yo digo ensanche y crezca parejo a la talla del short y la camisa del otro Ernestito —que tambin puede ser saya y blusa—, de la manera ms natural posible, compartiendo lo abundante que lleva en la bolsita, o lo poco que la madre dispuso de merienda. Y si no tiene nada, entonces que pueda ser capaz de dar la mano, decirle un hola, un buenos das, un qu tal, un ven maana a jugar a casa, amigo, compaero, hermano. Porque la cuestin no es contarles por contarles del Calica, Paco y Pepe, Alberto, Toms, Tita y Distfano; ni de Rosario, Buenos Aires, Crdoba, Altagracia, sino hacerles sentir qu es una fatiga, un ahogo, una respiracin sorda y persistente, y cmo puede sobrellevarse el asma hacindose el duro delante de los suyos. O curarse con sopa de gato. —¡Sopa de gato! Y se tomaban eso? —No, yo ni lo probaba. A la interrogante de Ernesto —quinto de los cinco hijos del Che Guevara—, respondi Juan Chilo, compaero de aventuras de su padre alrededor de la casa en Altagracia(1), quien tambin pas apremios econmicos, pues la plata unas veces llegaba y a veces no llegaba. Un Ernestito muy corajudo. Mas, al decir de la colega e investigadora argentina Stella Caloni, un coraje discreto, porque el comandante Guevara no haca bandera de ser un corajudo, ni le pareca importante tener el coraje convencional. l tena un coraje austero, el de la madre.(2)Por ello, est bien expresar con fuerza, rmeza y justeza: ¡Seremos como el Che! Como el Che hombre, y como el Che Ernestito. El nio que se convertira en leyenda. Un poco genioso, pero un nio solidario, generoso, arriesgado, que siempre deca lo que pensaba y nunca dej de hacer lo que deca. Un hombre que como padre, a lo largo de la vida, no pudo dedicar mucho tiempo a sus hijos, pues siempre dio prioridad a las tareas en la direccin del pas que lo adopt y nacionaliz cubano. En la carta de despedida que les dirige, poco antes de partir hacia Bolivia, muestra con claridad el cario que senta por sus hijos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto, a quienes les pidi estudiar mucho para poder dominar la tcnica que permite dominar la naturaleza, y ser siempre capaces de sentir en lo ms hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Siempre lo he dicho. Se es de grande como se fue de nio. O mejor, como se nos educ y ense. La cuestin est en ser, desde nios, corajudo, como Ernestito, ensanchado y crecido en estos tiempos. (1) Mon pre, le Che documental, 1997. ( Mi padre, el Che) Realizadora: Marie-Monique Robin.(2) El Che cordobs documental, 2016. Universidad Nacional de San Martn, Argentina. Director: Claudio Rosa. Un gigante moral que crece

PAGE 2

2 Por Narciso Fernndez Foto: Tomada de La DemajaguaSbado, 16 de junio de 2018El Che posea una visin personalsima sobre la historia de Cuba. Su primer acercamiento a la Isla lo tuvo de nio a travs del ajedrez y la gura de Jos Ral Capablanca en la Olimpiada Mundial del juego ciencia celebrada en Buenos Aires, en 1939. Luego se vincul a Cuba de la forma estrecha e ntima que todos sabemos, y lleg a conocer a fondo nuestra historia patria y a sus principales personalidades. Una de ellas fue Antonio Maceo, el Titn de Bronce a quien le una, adems, la coincidencia de haber nacido un 14 de junio, aunque de aos, pocas y contextos diferentes. Para el Comandante Guevara la gura del general Antonio le era cercana y senta admiracin por l. Sobre todo, por sus dotes guerreras y la profundidad de su pensamiento, el que lleg a conocer a fondo, como lo prueba el discurso del 7 de diciembre de 1962, en El Cacahual, cuando se cumplieron 66 aos de la cada en combate del Hroe de Baragu. Un discurso que nos acerca al hombre que tuvo tanta fuerza en la mente como en el brazo, visto desde la ptica del guerrillero de Amrica, que, al igual que Maceo, hizo de la libertad, la independencia y el decoro del hombre el sentido raigal de su vida. A cuatro saos del triunfo revolucionario y a apenas dos meses de haber sucedido la Crisis de Octubre, el Che resalta la vigencia del pensamiento macesta, al que le concede luces propias: Hoy, que estamos en la tarea de la construccin del socialismo en Cuba, que empezamos una nueva etapa de la historia de Amrica, el recuerdo de Antonio Maceo adquiere luces propias. Empieza a estar ms ntimamente ligado al pueblo, y toda la historia de su vida, de sus luchas maravillosas y de su muerte heroica, adquiere el sentido completo, el sentido del sacrificio para la liberacin definitiva del pueblo. En ese propio discurso, Ernesto Guevara resalta: Antonio Maceo tiene dos momentos, los ms importantes de su vida, los que lo de nen como hombre y como genio militar. El primero de ellos es cuando contra todas las corrientes, contra todos los conformismos, contra todos los desesperados que queran alcanzar algn tipo de paz despus de 10 aos de lucha cuando se desintegra el Ejrcito de Liberacin y se rma la Paz del Zanjn, Antonio Maceo expresa la Protesta de Baragu y, solo, trata de seguir la lucha en condiciones imposibles. En el ao 95 lo lograron por fin. Y entonces se prepar la segunda de las hazaas de nitorias de la vida de Maceo: la Invasin. Organizndolas pacientemente, a sus tropas, nutrindolas con una fuerte caballera, amparados en el escaso poder de fuego de la infantera de aquella poca, con movimientos continuos, con marchas y contramarchas, combatiendo sin cesar casi da a da, atacando fulminantemente la mayora de las veces, resistiendo a pie rme los ataques, otras, Antonio Maceo cruz la Isla de una punta a la otra y llev el fuego revolucionario a provincias que no lo haban conocido en la anterior etapa de la guerra de liberacin. Sabedor de que los hroes no pueden vivir en la piedra y el mrmol, sino convertidos en carne y sangre del pueblo de donde surgieron, el Che reconoce cmo Cuba fue un verdadero Maceo durante los das luminosos y tristes de la Crisis del Caribe, como los cali c aos despus en su carta de despedida a Fidel. Nuestro pueblo todo fue un Maceo, nuestro pueblo todo estuvo disputndose la primera lnea de combate en una batalla que no presentara quiz lneas de nidas, en una batalla donde todo sera frente y donde seramos atacados desde el aire, desde el mar, desde la tierra, cumpliendo nuestra funcin de vanguardia del mundo socialista en este momento, en este lugar preciso de la lucha. Por eso, sus palabras, sus frases tan queridas resuenan tan hondo en el corazn de los cubanos, y es de obligada recordacin esa frase que est inscripta al costado del monumento: “Quien intente apoderarse de Cuba, recoger el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”. Ese fue el espritu de Maceo y ese fue el espritu de nuestro pueblo. En ese discurso parafrasea el Che otras citas famosas del Lugarteniente General, como aquella que ponderaba la necesidad de continuar la lucha mientras existiera en el mundo una injusticia que reparar: Eso es lo que hoy podemos mostrar con orgullo ante su recuerdo y ante el mundo, y repetir cada una de las frases de Maceo, ejemplo de un revolucionario que lucha por la liberacin de su pas, y repetirlas hoy con la misma fe, con la misma encendida fe en el porvenir de la humanidad, en el porvenir de todo lo noble de la humanidad, en el porvenir socialista de la humanidad, y repetir tambin —cambiando quiz levemente sus frases— que mientras quede en Amrica, o tal vez mientras quede en el mundo un agravio que deshacer, una injusticia que reparar, la Revolucin Cubana no puede detenerse, debe seguir adelante […]. Finalmente, termina el Che su hermosa pieza oratoria dedicada a Maceo con la consigna que identi ca a nuestro pueblo desde que Fidel la pronunciara por vez primera, el 5 de marzo de 1962, durante el sepelio de las vctimas del atentado terrorista al vapor francs La Coubre: Y frente al imperialismo que nos amenaza hoy, con tanta furia como ayer, con tanto deseo de destruirnos como ayer, que prepara en silencio su nuevo artero ataque, sacamos el arsenal de todas nuestras fuerzas y de toda nuestra fe; mostramos las frases de todos nuestros grandes combatientes que representan la voluntad del pueblo y agregamos lo nuevo, lo ltimo, lo que nuestro pueblo ha fabricado en esta ltima etapa de su experiencia histrica, para lanzarlo una y otra vez a la cara del imperialismo. ¡Patria o muerte! ¡Venceremos!. Vigencia total, y al decir del desaparecido intelectual Fernando Martnez Heredia: Todo, hasta la ltima lnea de aquel discurso del Che a Maceo en 1962 parece escrito para la Cuba actual, para ayudarnos en esta hora crucial.El Maceo que vio el Che […] Y si se nos dijera que somos casi unos romnticos, que somos unos idealist as invete rados, que estamos pensando en cosas imposibles, y que no se puede lograr de la masa de un pueblo el que sea casi un arquetipo humano, nosotros tenemos que contestar, una y mil veces que s, que s se puede, que estamos en lo cierto, que todo el pueblo puede ir avanzando, ir liquidando las pequeeces humanas […] Ernesto Che Guevara, 1962 El Che vivi en el amor. En el hondo, del tipo que trepa continentes para zurcirles las tristezas a los pobres de la tierra. En el resignado, pues no le qued otra opcin que aceptarse como fotgrafo ambulante, investigador semidesempleado y mdico mal pagado, exiliado permanente, esposo temporal e intrascendente, aventurero de n de semana, redactor de cartas y poemas y de diarios siempre privados. En el doloroso: ahora viene lo bravo […] si se equivocaran, que al n hasta los dioses se equivocan, creo que podr decir, como un poeta que no conoces, “slo llevar bajo la tierra la pesadumbre de un canto inconcluso”. Carg con la gran cruz de los inconformes bravos, de los que aman y fundan y les guian el ojo a los aprietos. La nica lucha que se pierde es la que se abandona. Impensable lanzar la toalla. Sernese, que usted va a matar a un hombre, dijo, y dos rafagazos de plomo lo premiaron con la inmortalidad. Pero estos no son das para hablar de finales —en el sentido estrictamente fsico, claro est—, sino para celebrar la suerte de que un tiempo hubo en este continente un hombre tremendamente hermoso que les cedi sus mejores aos a las causas ms bellas y duras. Djeme decirle, a riesgo de parecerle ridculo, que el revolucionario verdadero est guiado por grandes sentimientos de amor. Amn, Guevara. Hubo fechas y lecturas que me movieron la curiosidad. Para amar en grande siempre habr que renunciar? Porque la renuncia, para m, implicaba la decisin inalterable de retirarse en cuerpo y espritu, y nada tan distante a las verdades de su vida. Todos los das hay que luchar por que ese amor a la humanidad viviente se transforme en hechos concretos, en actos que sirvan de ejemplo, de movilizacin. Qu difcil. Muchos se atragantan hoy con el egosmo ntimo de sobrevivir en un medio donde el hombre es el lobo del prjimo. Faltan faros en la noche turbulenta que cubre a gran parte de la humanidad. Sin embargo, el Che crea en la calidad moral de los lderes por encima de las cualidades extraordinarias que, presuntamente, no deberan faltarles a los regidores de destinos: Solo puede ser intrpido quien conoce el miedo pero lo supera; quien ve el abismo con orgullo. Quien ve el abismo con ojos de guila; quien con garras de guila se aferra al abismo, ese tiene valor. Valor. El suyo quizs le vino de las noches en que la as xia del asma le arranc silbidos de las entraas, o de abrazar a los leprosos del Amazonas, o del hambre impertinente de los guerrilleros; incluso, a veces pienso que tempranamente le lleg la premonicin de su destino breve y urgente, como los incendios y las tormentas. Supo, quizs antes de escribirlo, que las ideas de un solo hombre valen muy poco. Si fusemos capaces de unirnos, qu hermoso y qu cercano sera el futuro. Cada vez que se nos in a el pecho recordamos que estamos vivos, pero una existencia hurfana de propsitos es poco menos que morir de a poco. Suea y sers libre de espritu, lucha y sers libre en vida. Amn, Guevara. Con 90 aos sobre este mundo, sabe Dios q u habra logrado el Che. Nos dijo que tenemos que hacernos duros, sin perder la ternura; que a los jvenes les toca crear; que los locos como l siempre dicen la verdad. Nos dijo que debemos ser la pesadilla de quienes quieran atrapar nuestros sueos, que el nico sentimiento mayor que el amor a la libertad es el odio a quien te la quita, que lo que ha de ser, que sea. Quiso que supiramos, en cualquier tiempo y lugar, que triste el que muere sin haber hecho obra. ¡Amn!, Guevara. Amn, GuevaraPor Liena Mara Nieves Portal

PAGE 3

3 Sbado, 16 de junio de 2018 UNA hermosa tradicin cumpli ya su primer cuarto de siglo: la de los Ernesticos, ese primer nio que nace cada ao el 14 de junio en el Hospital Materno, de Santa Clara, y que recibe el nombre de Ernesto, en honor al Guerrillero de Amrica, Ernesto Guevara de la Serna, Che. Cada noche del 13 al 14 de junio, un grupo de integrantes de la Ctedra Honor ca Che Guevara marcha hacia el Hospital Materno Mariana Grajales, y all esperan el nacimiento del primer varn para hablar con los padres del nio y solicitarles que lo nombren Ernesto. La idea parti de una sugerencia de los investigadores Froiln Gonzlez y Adys Cupull, e inmediatamente fue materializada por la direccin de la entonces incipiente ctedra dedicada al estudio de la vida y obra del Comandante Guevara, que tena como su presidente al profesor Roberto Yera Navarro, el Chino El 14 de junio de 1992 nacieron los tres Ernesticos iniciadores de la tradicin. Se nombran: Ernesto Antonio Martnez Martnez, natural del municipio de Cifuentes, y Antonio Ernesto Lpez Abreu y Carlos Ernesto Becerra San Martn, ambos de Santa Clara. Los primeros dos quedaron inscriptos tambin con el nombre de Antonio, pues, el propio da, pero de 1845, naci Antonio Maceo Grajales, el Titn de Bronce Estos primeros Ernesticos tuvieron padrinos de lujo esperando sus respectivos nacimientos, pues en esa calurosa madrugada de junio de 1992, junto al Chino Yera, Ricardo Hernndez y otros integrantes de la Ctedra del Che, estuvieron de vigilia el argentino Alberto Granado, el mejor amigo de la infancia del Comandante Guevara, y Aleida March, su viuda y madre de sus cuatro hijos cubanos. Tambin les acompa Jean Pierre Etile, por entonces presidente del Comit Martiniqueo de Solidaridad con Cuba. Recuerda el profesor Yera que hubo que esperar bastante para el nacimiento, pero todos se mantuvieron despiertos. Al siguiente ao, se decidi que fuera un solo nio, el cual PARA nios y jvenes el Che se erige verstil, diverso, y a 90 aos de su natalicio renace cada da desde las aulas cubanas. Hroe, amigo, paradigma, inspiracin, modelo vigente de altruismo y solidaridad es para quienes se forman con la impronta guevariana. La pequea Laura Surez Rodrguez estudia el segundo grado en la escuela primaria Los Maceo, en el municipio de Santa Clara. Desde su corta edad el Che es el protagonista de las poesas, ese que naci con una estrella en la frente alumbrando el continente de la Amrica Latina y por el que las montaas lloraron cuando muri; es el amigo de Fidel que est en el cuadro del aula. Ernesto Guevara de la Serna fue un hombre ejemplar que los nios admiran y ven como hroe, asegura Meily Medina Gonzlez, pionera que cursa el sexto grado en la escuela primaria Julio Pino Machado, en Camajuan, y disfruta mucho visitar la Plaza de la Revolucin villaclarea, donde su dolo se yergue majestuoso. El 14 de junio de 1928 naci el Che en Rosario, Argentina, en una familia de muchos recursos, pero eso no lo detuvo para ser un nio responsable, amigo de ayudar a quienes no tenan sus posibilidades y amante de la lectura. Para ser como l, los nios cubanos debemos ser activos, estudiar a diario y regalarle en cada curso escolar buenas notas y nuestro trabajo en canteros y reas verdes de la escuela para ayudar desde nuestra altura, declara. Lster Surez Rodrguez cursa el octavo grado en la Ciudad Escolar Ernesto Guevara. Para l, el propio nombre de su centro docente implica un compromiso y a rma: Sabemos por la historia que gracias al Che se logr la victoria en la batalla Los Ernesticos que quieren ser como el Che Por Narciso Fernndez Ramrez Foto: SMB recibira el nombre del guerrillero de Amrica. A partir de entonces, aguardar la llegada del primer Ernestico se convirti en smbolo distintivo de la Ctedra Che Guevara. Con el paso de los aos se sumaron: ngel Ernesto Gonzlez Ruiz, Shey Ernesto Reinosa Crdenas, Cristian Ernesto Prez Menndez, Ernesto Isaac Talavera, Ernesto Rafael Darias Mederos, Rafael Ernesto Jimnez Cruz, entre tantos otros Ernesticos. En 2000 sucedi algo inusual, al nacer un par de jimaguas de sexos opuestos. El varn recibi el nombre de Ernesto y se nombr Richard Ernesto; mas, qu nombre darle a la hembra? La solucin vino cuando se propuso que llev ara el de Celia, la madre del Che, y as qued decidido: Richard Ernesto y Celia Rachel Rodrguez Fernndez. Han pasado casi 26 aos; la historia del nacimiento de buena parte de los Ernesticos la guarda celosamente el profesor jubilado Arstides Rondn Velzquez, quien, con posterioridad, encabez el trabajo de la Ctedra. Gracias al cuidado del meticuloso profesor, hoy podemos saber que Lzaro Ernesto Daz Morn pes al nacer 3050 gramos, o sea, 6,12 libras, y que el equipo mdico que atendi su nacimiento estuvo integrado por los doctores Otmara Cruz Toriza y Eduardo Sandels Crdenas, la neonatloga Tania Surez Milin y la enfermera Mercedes Pupo. Tambin se conoce que uno de los primeros Ernesticos, ngel Ernesto Gonzlez, recibi una vivienda por parte de las autoridades gubernamentales, impulsada por la gestin de la Ctedra. El propio Rondn Velzquez recordaba en dilogo con la prensa que durante esos primeros aos de la tradicin, coincidentes con los momentos ms duros del llamado perodo especial en Cuba, cada Ernestico reciba el 14 de junio un mdulo de ropa que le enviaba Jean Pierre Etile, el presidente del Comit de Solidaridad Martiniqueo y padrino de la Ctedra. Los archivos documentales del profesor Rondn Velzquez prueban que el 23 de noviembre de 2003, ngel Ernesto particip en una jornada de trabajo voluntario en el Pedaggico Flix Varela, al que asistieron su mam y hermana. A los Ernesticos nunca se les ha dejado de celebrar el cumpleaos, en su inmensa mayora han tenido como escenario la Plaza de la Revolucin Ernesto Che Guevara. All, junto a decenas de otros nios, se les pica un cake gigante y les cantan las felicidades. En una de esas celebraciones, ngel Ernesto Gonzlez Rey a rm: Nacer el mismo da que el Che y llevar su nombre representa mucho para m. Desde la escuela primaria he vivido hermosas experiencias: la colocacin de la paoleta, los cumpleaos con los dems Ernesticos, compartir con Alberto Granado, tambin con Aleida Guevara..., son momentos inolvidables. En lo educativo, la iniciativa de la Ctedra Che Guevara devenida una tradicin ha facilitado que estos jvenes villaclareos asuman en su comportamiento diario el compromiso permanente de ser como el Che. Alberto Granado asisti a cada esta del 14 de junio mientras sus fuerzas fsicas se lo permitieron. Siempre fue uno de los mayores convencidos del valor formativo de ponerles a esos nios el nombre de su amigo admirado y querido, el del Che, a quien siempre llam Ernesto o, en su defecto, Petiso o el PelaÂ’o. Por eso, no escatimaba elogios al proyecto guevariano ni desaprovechaba oportunidad para contar aquellas inolvidables ancdotas de su viaje por Suramrica en moto con aquel Ernesto que todava no era el Che, pero que un da llegara a serlo, para multiplicarse por miles en Santa Clara, en Cuba y en el mundo entero. El mejor ejemploTexto y fotos: Claudia Yera Jaime de Santa Clara y por eso decimos con orgullo: Pioneros por el comunismo, seremos como el Che. Es el amigo de la boina y la barba, con una sonrisa y una enseanza para todos los nios y jvenes, un faro que nos gua hacia el futuro. A Alejandro Rodrguez Jaime, estudiante de tercer ao de Electricidad del Instituto Politcnico Industrial Lzaro Crdenas del Ro, el paradigma guevariano lo impulsa a predicar con el ejemplo y entregarme al mximo en las prcticas laborales. As lo har en el Campismo Presa Minerva, donde contribuir al mantenimiento de la instalacin en pos de la etapa veraniega luego de los estragos de las intensas lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto. El Che siempre brind su trabajo voluntario para solucionar las necesidades de la sociedad, a hombres como l se les mantiene vivo con acciones que nos convierten en mejores seres humanos. Por su parte, Brenda Lpez Rodrguez estudia en el Instituto Preuniversitario Urbano Jos Mart, en el municipio de Camajuan. Ella suea con ser mdico, y asume al Che como un paradigma. Para ser una buena doctora debo anteponer los intereses del paciente a los mos y situar a disposicin de aquellos con la salud aquejada todos los recursos, conocimientos y experiencias que posea. Debo ser altruista y por ello me inspiro en Guevara, el mayor ejemplo de internacionalismo, solidaridad e integridad personal. El Che nos pidi a los estudiantes universitarios pintarnos de negro y de mulato, dejar a un lado desigualdades para aprovechar las bondades del conocimiento, y as lo hacemos a diario. Como promotor insigne del trabajo voluntario est presente en cada jornada de labor socialmente til, dentro y fuera de los predios de la UCLV, buscando tambin el vnculo con la comunidad. Cada 8 de octubre realizamos la caminata por la ruta de la columna invasora, un bautismo de rea rmacin como jvenes revolucionarios, declara a Vanguardia Lzara Eliani Carmona, estudiante de primer ao de Licenciatura en Periodismo en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Mientras, Edel Crespo Feit, joven de 22 aos que actualmente labora en la UEB Matadero Salamina y comenzar a estudiar Ingeniera Mecnica en el curso por encuentros, considera que para ser consecuentes con el legado del Che los jvenes debemos trabajar con e ciencia y calidad; ser disciplinados y apostar por la superacin profesional para poder ser una vanguardia culta y productiva. Ello no implica dejar de ser espontneos y alegres, al contrario, nuestra juventud nos impulsa a transformar, para bien, el mundo. Reinaldo Quenta Tarqui tambin comparte el trabajo y el estudio, pues labora en el hospital Arnaldo Milin Castro, donde se especializa en Cardiologa. No es cubano de nacimiento, pero la Isla caribea le ha robado el corazn, y reside en Villa Clara desde hace una dcada. Como buen latinoamericano y profesional de la Medicina debo ser consecuente con el guerrillero-galeno de Amrica. Sentir en lo ms hondo cualquier injusticia y luchar contra ellas, escarpelo en mano, tanto en el quirfano como en cualquier tribuna o plataforma que me permita rea rmarme como revolucionario, dice con conviccin el futuro cardilogo. Los ms pequeos llevan paoletas y lucen altivos los colores de la bandera. Unos ya usan distintivos; se encaminan hacia la universidad o ponen las habilidades tcnicas al servicio de la sociedad que los ha visto crecer. Otros ven en la superacin profesional la va para ser ms e caces en las tareas productivas. Todos buscan, en tiempos modernos, ser y latir como el Che, y este 14 de junio, ellos le rinden un merecido homenaje. A los hermanos Laura y Lster Surez Rodrguez les inculcaron desde la cuna la adoracin por el Che Guevara. Para ellos es el mayor ejemplo. Para Reinaldo Quenta poner sus conocimientos en funcin de sus coterrneos y los ms desposedos es una forma de ir creciendo como mdico y ser humano; y de acercarme a la gura del Che. Los Ernesticos en el cumpleaos 90 del Che.

PAGE 4

Sbado, 16 de junio de 2018 4 Retrato ha blado de Tet Entre la oscura selva y las aguas turbias de Misiones, la pampa portea y las bellas sierras altagracienses transcurri la infancia de Tet, el nio que se convirti en uno de los ms reconocidos revolucionarios: Che Guevara. All est el nio. El gentil rostro traspasa los aos de la vieja imagen. Vestido con bombachas y una blanqusima camisita de mangas largas, el pequeo est un tanto protegido del pique, la mbarig, el jejn, la ura. Vivir en Caraguatay obliga a doa Celia a tomar precauciones. Tet an no camina. Mientras se deja fotogra ar, bebe mate, ese signo identitario que lo acompaar toda la vida. El nio quiere dar los primeros pasos. Muestra un rostro sereno y enfocado en el camino. El primognito de la familia Guevara Lynch ha acaparado la atencin de todos: de la gallega Carmen Arias, quien lo cuida como a un hijo; de la empleada guaran que lo sostiene cariosamente en alguna de las fotos. La familia se ha mudado de Rosario. Ahora todo es diferente porque Puerto Caraguatay —actual Misiones— tiene algo bestial que obsesiona. Cuenta el viajero don Ernesto que la selva impenetrable oculta el sol con lianas e isip, que el yaguaret, el gato onza, el puma, el yacar y el oso hormiguero hacen que todo le atrape y le atraiga. Y hay ms: el oro verde o la hierba del demonio —como diran los intrusos conquistadores— ha engatusado a la familia, arrastrndola hasta aquel paraje junto a una oleada de colonos en busca de riquezas. Entonces, con retazos de historias contadas por su padre y su madre, y un puado de fotos, descubrimos quin fue el nio Che Guevara. Porque l mismo extravi sus vivencias de la selva y debi, como nosotros, dejar que su familia las reconstruyera. Tet vivi sus dos primeros aos en Misiones. Sus padres lo llevaban a navegar en un pequeo yate, el Kid. Mientras el velero andaba entre los remolinos de oscuras aguas, absorba la belleza indescriptible del alto Paran, tierra de valles estrechos y modestas cordilleras, de imponentes rocas que acunan cascadas, de barbricas selvas repujadas en la ms tierna virginidad. Misiones, la tierra misteriosa, enamora cada da a don Ernesto. Sin embargo, varios factores atentan contra su estancia: el fracaso en el negocio de la yerba mate y la constante humedad de la zona, que daa al pequeo. Entonces, la familia empaca y busca otro destino. Primero a Buenos Aires. Solo la enfermedad le impedir a Tet hacer de las suyas. Pero cuando el asma le da respiro, doa Celia y don Ernesto ponen en bandeja de plata la Por Yinet Jimnez Hernndez Fotos: Archivo oportunidad de hacer travesuras. Montar bicicleta. Trotar por la nca de la abuela paterna, Ana, en el lomo de un caballo que ella misma mandaba ensillar. Navegar entre el laberinto de islas del delta paranaense. All, sobre los espejos de aguas calmas, en su casa otante, el pequesimo Che disfruta la algaraba de sus primos y de su hermana Celita. Cuenta don Ernesto que mostraba a la pequea tripulacin el ancla, los anzuelos, el timn, que de vez en cuando le dejaban manejar, en compaa de su padre. Tiempo despus, un viaje en tren se convertira en una larga estancia en Crdoba. La ciudad de Argello no dio paz a los Guevara Lynch, que tuvieron que escalar hasta sentir el clima bondadoso de Alta Gracia, entre los faldeos orientales de la Sierra Chica y la llanura pampeana. En Alta Gracia se concentra gran parte de la infancia y la adolescencia de Ernestico. All surgira la mayora de sus vivencias, que moldearn al futuro Che: las aventuras con el piquete de amigos, su voraz a cin por la lectura, las rebeldas del Chancho Guevara —sobrenombre que le endilgaron por su carcter alocado y viril—, su gusto por el trabajo en la granja Santa Ana, perteneciente a su ta y abuela paternas. El motivo del viaje le llegara a Ernestico como herencia familiar. Don Ernesto los llevaba muy a menudo de vacaciones, en un viejo Chrisler apodado La Catramina. As conoci toda Crdoba, Santa Fe, Entre Ros, Buenos Aires, Mar del Plata… Sin embargo, su lugar preferido era la granja de abuela Ana y ta Beatriz, donde aprendi las labores de la pampa y admiraba la frentica osada del gaucho mientras ensillaba caballos cerreros, para perderse en la in nita llanura y regresar, al rato, con la bestia domada. En julio de 1936, cuando Ernestico tena ocho aos, comenz la Guerra Civil en Espaa. En los aos posteriores, Crdoba y Alta Gracia en particular recibieron una oleada de refugiados republicanos. Y tambin, para pesar suyo, gran cantidad de alemanes con simpatas nazis. Los padres del entonces adolescente ayudaron a organizar uno de los Comits de Apoyo a la Repblica Espaola en el Exilio, y poco despus, durante la Segunda Guerra Mundial, un grupsculo para espiar las actividades nazis en Crdoba. Este contexto familiar favoreci la temprana concepcin antifascista del joven Ernesto. En 1941, perodo de grandes transformaciones polticas, la familia Guevara se traslada a la ciudad de Crdoba para que pudiera comenzar el bachillerato. Por aquellos aos en que el nio haba dejado de ser Tet, el adolescente Ernesto empezara a escalar la gran cima del conocimiento revolucionario a partir del cual se forjara el futuro guerrillero. Ernestico en Puerto Caraguatay, Misiones, Argentina, 1929, con el capataz.En Alta Gracia, Crdoba, con su hermana Celia.Momentos de la infancia de Tet. El joven Ernesto Guevara. Morir s, pero acribillado por las balas, destrozado por las bayonetas, si, no, no, ahogado no... un recuerdo ms perdurable que mi nombre es luchar, morir luchando. 19 aos (1947) ¡Quiero decirles a los dos que solo dejar de practicar deportes cuando me muera, porque si no lo hago, s me voy a morir de verdad!. Ernestico a sus padres Por lo menos no me nutro con las mismas formas que los turistas […]. No, no se conoce as un pueblo, una forma y una interpretacin de la vida, aquello es la lujosa cubierta, pero su alma est re ejada en los enfermos de los hospitales, los asilados en la comisara o el peatn ansioso con quien se intima […]. Viaje al noroeste argentino (1950) El personaje que escribi estas notas muri al pisar de nuevo tierra argentina, el que las ordena y pule, yo, no soy yo, por lo menos no soy el mismo yo interior. Ese vagar sin rumbo por nuestra “Mayscula Amrica” me ha cambiado ms de lo que cre. (1952) Constituimos una sola raza mestiza que desde Mxico hasta el estrecho de Magallanes presenta notables similitudes etnogr cas. Por eso, tratando de quitarme toda carga de provincialismo exiguo, brindo por Per y por Amrica Unida. 14 de junio de 1952 En Guatemala me perfeccionar y lograr lo que me falta para ser un revolucionario autntico […]. 10 de diciembre de 1953 Charl con Fidel toda una noche. Y al amanecer ya era el mdico de su futura expedicin […]. Fidel me impresion como un hombre extraordinario. Las cosas ms imposibles era las que encaraba y resolva […]. Compart su optimismo. Haba que hacer, que luchar, que concretar. Que dejar de llorar y pelear. Sobre su encuentro con Fidel en Mxico (1955) Vmonos, ardiente profeta de la aurora, por recnditos senderos inalmbricos, a liberar el verde caimn que tanto amas. Canto a Fidel Castro, poema escrito el 7 de julio de 1956 Estoy aqu, sencillamente, porque considero que la nica forma de liberar a Amrica de dictadores es derribndolos. Che, al ser entrevistado por Jorge Ricardo Masetti en abril de 1958 Y, qu tengo que decirle a la Universidad como artculo primero, como funcin esencial de su vida en esta Cuba nueva? […] que se pinte de negro, que se pinte de mulato[…] que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo […]. Discurso tras recibir el ttulo de Doctor Honoris Causa en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, 28 de diciembre de 1959 En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ese, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un odo receptivo y otra mano se extienda para empuar nuestras armas. Publicado el 16 de abril de 1967 en un suplemento que se convirti luego en la revista Tricontinental La historia de un hombre contada en 14 frases Por Enrique Moreno Gimeranez y Liliet Barreto Hernndez Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante, vuelvo al camino con mi adarga al brazo […]. Muchos me dirn aventurero, y lo soy, solo que de un tipo diferente y de los que ponen el pellejo para demostrar sus verdades. Carta de despedida a sus padres. (1965) He llegado a los 39 y se acerca inexorablemente una edad que da que pensar sobre mi futuro guerrillero; por ahora estoy “entero”. 14 de junio de 1967 en su Diario en Bolivia Hasta la victoria siempre. Carta de despedida a Fidel. (1965) 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 13 12 14

PAGE 5

5 Sbado, 16 de junio de 2018 Cmo es posible que un hom bre que muri con apenas 39 aos llegue a su onomstico 90 con tanta vigencia? Tal como arma ra Fidel al recibir sus restos en la Plaza que lleva su nombre en la ciudad de Santa Clara, su gura de gigante moral crece cada da, cuya imagen, cuya fuerza, cuya inuencia se han multiplicado por toda la tierra. Solo un hombre con las cuali dades revolucionarias de Ernes to Guevara de la Serna y sus acri soladas virtudes puede perdurar en el tiempo y estar cada da ms vivo y actual, lo cual qued de mostrado en el evento cientco Che en los 90: su presencia en Cuba hoy que sesion durante dos jor nadas en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, con la participacin de estudiosos de la vida y obra del Guerrillero de Amrica provenientes de todo el pas, adems de familiares cerca nos y compaeros de lucha. Fue un llamado a seguir estu diando sus ideas y conceptos sobre la formacin del hombre nuevo, a profundizar en su visin personal sima de la sociedad como una gran escuela y a entender que, por enci ma de cualquier cosa, el comunis mo, segn l mismo reconociera, es un fenmeno de conciencia. La cita result una convocato ria para los jvenes cubanos, que han de seguir su ejemplo. Un reclamo a sentir al Che en el cora zn asever Ramn La baino Salazar, Hroe de la Repblica de Cuba y vicepresidente de la Aso ciacin Nacional de Economistas y Contadores de Cuba. EL SOCIALISMO LO VAN A HACER LOS JVENES Figuras legendarias que es tuvieron cerca del guerrillero argentino-cubano honraron a la Universidad villaclarea con su presencia: Oscar Fernndez Mell, comandante mdico de la Columna 8 Ciro Redondo; el general de brigada Harry Villegas Tamayo, Pombo en las guerrillas del Congo y Bolivia, y el coro nel Leonardo Tamayo Nez, Urbano en Bolivia. Tambin, un sagero ilustre que ha dedica do toda su vida al servicio de la Patria, el comandante del Ejrcito Rebelde Vctor Dreke Cruz, quien fuera segundo del Coman dante Guevara en la experiencia guerrillera del Congo. Al ser interrogado acerca de la importancia del evento, del lega do guevariano y su repercusin entre los jvenes cubanos de hoy, arm: Es muy valioso y esta mos alegres por la forma en que se ha desarrollado, pues vemos la actitud de la juventud cubana. El Che era joven, todos hemos sido jvenes, y la posicin que tiene la juventud es fundamental. El so cialismo en nuestro pas lo van a construir las nuevas generacio nes, que son el presente y el futuro de la Patria, como plante nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro. El Che nos hace mucha falta, como nos hacen falta Fidel, Mella, Guiteras, todos los que cayeron en la lucha por la liberacin de Cuba, pero el pensamiento de ellos est presente en el corazn de estos jvenes cubanos y lo desarrolla rn de acuerdo con el momento histrico que vivimos. La mejor forma de rendirle homenaje es trabajando y siendo eles a Fidel y a la causa de la Revolucin. A los jvenes les aconsejo que sigan adelante, trabajando y estu diando, y que piensen en Marx, Engels, Lenin y todos aquellos lsofos, pero siempre viendo que estamos en el siglo xxi. DOS HROES MIRAN AL CHE En el panel que abord el tema de la transicin socialis ta en Cuba y sus complejida des, disertaron los Hroes de la Repblica de Cuba Ramn Labaino Salazar y Gerardo Hernndez Nordelo, actual vi cerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI); dos de los cinco cubanos que permanecieron en crceles norteamericanas durante ms de 16 aos por luchar contra el terrorismo. Para Labaino resulta un im perativo revisitar el pensamiento cheguevariano, como lo denomin, pues sin l, como sin el de Fidel, no podremos realmente avanzar en la formacin y desa rrollo de la nueva sociedad. Hablar del Che es hablar de universalidad. Sus Apuntes crticos a la economa poltica, escritos entre 1962-1964, muestran la vi gencia de sus ideas. Ah reside la actualidad de su pensamiento. El hroe cubano consider, asimismo, que en momentos en que Cuba actualiza su mode lo de desarrollo econmico, si realmente se quieren mejorar las condiciones de vida del pueblo, no puede obviarse el trabajo poltico ideolgico con las ma sas: De nada nos valdra desa rrollarnos materialmente, pero formar a un hombre del futuro egosta, interesado. Eso sera el capitalismo de conciencia. No lo queremos en Cuba, y el Che nos est llamando la atencin de ma nera constante al respecto. Debemos, aadi, hacer en tender al pueblo que lo que ha cemos es para fortalecer el socialismo, no para que alguien se convierta en un magnate. Expli carles a los trabajadores que en la medida que ellos crecen, cre cemos nosotros como sociedad y crece tambin el hombre nuevo que quera Guevara. Ese resulta un reto, digamos que histrico. Gracias a su ejemplo, noso tros, los Cinco, nos sobrepusimos a momentos en extremo comple jos. Te namos la ima gen de un re volucionario desprovisto de todo inters material, al comunista primero en todo, al hombre capaz de dar su vida por otros pueblos y por la causa suprema de la Patria. As que la mejor manera de ren dirle homenaje en su aniversario 90 es decirle que vive, que segui mos su ejemplo y que jams nos olvidaremos de sus ideales. Por su parte, Gerardo comen z su disertacin contando una ancdota que caus emocin en el auditorio: La semana pasada recib una carta de Csar Obregn, un jo ven mexicano que fue mi ltimo compaero de celda en la pri sin de Victorville, California, y que todava est encarcelado. Entre otras cosas, me actualiza ba sobre la situacin de la pri sin y me deca: Cada vez que llega un preso nuevo a la celda me pregunta si soy comunista, porque todava conservo la ima gen del Che que t dejaste pega da encima de la litera. Yo la tena ah no solo porque ver su foto nos daba inspiracin y fortaleza, sino tambin porque con frecuencia se nos acercaba un preso, despus de conocer en qu consista el caso nuestro, y nos deca: A ustedes seguramente Cuba les pagaba bien para hacer lo que hicieron, y todava hoy se guro Cuba les paga bien para que puedan resistir y cumplir una sentencia de cadena perpetua por no cooperar con las autoridades, y seguir y seguir, sin saber si un da saldrn de aqu. Ellos lo preguntaban sin mala intencin. Sencillamente no en tendan, y, por absurdo que pa reciera, la manera ms fcil que encontrbamos de explicarles y darles esa respuesta era comen zar mostrndoles la imagen del Che y preguntndoles: T sabes quin es esta persona?. Entonces les contbamos sobre su vida, trayectoria y ejemplo, para ter minar dicindoles que si alguien fue capaz de sealarnos el camino de esa manera, nosotros, como revolucionarios inspirados en su memoria, lo menos que podamos hacer era tratar de seguirlo. Luego se reri a la importan cia no solo de la transicin de Cuba como sociedad hacia el socialismo, sino a la relevancia de la transicin personal de todos los cubanos: Es fundamental que nuestros ni os crezcan bajo la consigna Pioneros por el comunismo: seremos como el Che!, y veamos jvenes portando su imagen, quizs, en camisetas, y lo apreciemos en ps teres y aches, pero en algn mo mento de nuestras vidas tenemos que hacer la transicin en cuanto a cmo vemos al Che, cmo lo asu mimos, y ya no a modo de lema, imagen o consigna fra, sino asu mindolo como un verdadero pa radigma, una luz que nos orienta, nos inspira. HABLA EL DIPUTADO GERARDO Finalizado el panel en el que tambin particip Orlando Un gigante moral que crece Por Narciso Fernndez Ramrez Fotos: Ramn Barreras Valds Borrego, compaero de luchas de Ernesto Guevara, Van guardia convers con Gerardo Hernndez Nordelo acerca del Che que quisiera representar en la Asamblea Nacional del Poder Popular. Imagnese usted. Sera muy pretensioso decir que pienso re presentar al Che en la Asamblea Nacional. Me gustara ms representar a los patriotas cubanos que aspiramos algn da a ser como l. Es una aspiracin que tendremos toda la vida, pero ese empe o nos ayuda a vivir de la manera que consideramos ms correcta, ms apegada a la lucha, a la in conformidad. Aspiro a representar a una generacin de cubanos que cre cimos diciendo que queramos ser como el Che y que hemos de dicado nuestras vidas a tratar de parecernos lo ms posible. No es fcil. Nunca lo ha sido y mucho menos en el mundo de hoy, don de otros cultivan la ideologa del oportunismo, del egosmo; pero tampoco es imposible. l mismo lo deca: Seamos realistas, soe mos lo imposible. De modo que ese es mi pro psito: cumplir con las perso nas que depositaron un voto de confianza en m y represen tarlos siempre, guiados por las enseanzas del Guerrillero He roico. El Che vive, no ha muerto. Tal como dijo el poeta, no hay des canso para sus guerrilleros huesos. Por eso, cada da estn ms vigentes aquellas palabras de Fi del en su antolgico discurso del 17 de octubre de 1997, en la Plaza de la Revolucin santaclarea: Che est librando y ganando ms batallas que nunca. Gra cias, Che, por tu historia, tu vida y tu ejemplo!. Aleida Gue vara March reconoci la importancia de la planicacin socialista y la necesidad de que los obre ros la sientan como suya y no como algo impuesto desde arriba. Los hroes de la Repblica de Cuba Gerardo Hernndez Nordelo y Ramn Labaino Salazar (primero y tercero de dere cha a izquierda) integraron el panel sobre las complejidades de la transicin de la sociedad cubana hacia el socialismo y la importancia del pensamiento guevariano. Presentes en el evento estuvieron Aleida March, direc tora del Centro de Estudios Che Guevara; sus hijos Aleidita, Camilo y Celia; el comandante Vctor Dreke y Julio Ramiro Lima Corzo, miembro del Comit Central y primer secre tario del Partido en Villa Clara.

PAGE 6

Sbado, 16 de junio de 2018 6 Por Luis Machado OrdetxDICEN que todava el Che camina por Santa Clara, su ltimo bastin de invasin guerrillera. Los aires de irreverencia y arrojo se perciben, y hasta transpiran. Tal vez aqu, sin estar muy errado, fue donde primero lanz la premonicin de ciudadano carente de contornos geogr cos. El periodista Jos O. Barrero del Valle ( Pepito ), titular del Boletn de Santa Clara pregunt sobre los proyectos de ir a otras tierras, a Santo Domingo?, pudo ser, para brindar el concurso redentor, y el Comandante Guevara dijo seco, francamente rspido y enrgico: No es cierta esa versin. Yo no soy un libertador profesional (…); no he hecho ms que sumarme a la lucha de un pueblo por su libertad y ayudarlo a la medida de mis fuerzas; de ello me siento satisfecho. En el colofn del intercambio de palabras quedaron las gr cas tomadas por Barrero del Valle, Fernndez-Rosas, Burt Glinn y otros artistas del lente. Tambin por esos das Perfecto Romero inclua las de su cosecha en zonas del antiguo Regimiento militar y el Parque Vidal, en la capital de provincia. Era el augurio de lo que luego Paco Ignacio Taibo II denomin el camino del viajero fronterizo sin lmites ni pasaportes. A partir de la declaracin del Che, y 15 das despus del nacimiento del ao 59, recalcara nuevamente ante miembros del Colegio Mdico, en La Habana: Nunca me sent extranjero, ni en Cuba ni en cualquiera de los pases que he recorrido, he tenido una vida un poco aventurera, asegur dentro del difano sentido del probador de fortuna junto a los pobres de la tierra. Fue todo en ascenso. Sin cambios bruscos, como colimador de las distancias, y de cercanas. Desde aquellos das, cuando la toma del cuartel del Uvero en la Sierra Maestra, dijo que la mayora de edad lleg con la victoria decisiva. Antes de atravesar llanos y subir montaas no fue solo soldado, mdico, jefe de columnas y Comandante por designacin de Fidel. Tambin gur como plani cador econmico, educador y periodista, y los horizontes se abrieron en las duras condiciones del guerrillero y del estratega que triunf en Santa Clara y nunca abandon sus destinos. Desde los primeros viajes al extranjero, a seis meses del triunfo de la Revolucin, en misiones de gobierno, trat de instaurar relaciones comerciales, culturales y diplomticas con pases capitalistas, y luego con otros del campo socialista. De un recorrido en otro se advierte un per l diplomtico, de nuevo tipo, en las sendas del estadista, el escrut ador, y el avezado observador de las diferencias y perspectivas de los pueblos ante las desigualdades de intercambio econmico, el saqueo de las riquezas y la urgencia en cambios sociopolticos. PROPUESTAS DEL COMANDANTE En su ofrecimiento de Punta del Este, en agosto de 1961, el Che espet a los corresponsales, sin ojerizas ni titubeos: Ya que preguntan lo que quiera, despus escriban lo que conteste. Porque he visto mi intervencin de ayer reproducida en los peridicos de aqu y de Buenos Aires y sinceramente creo que ninguno de los periodistas que inform puede considerar que es digno de un periodismo CHE, ciudadano universal libre, como se llama, veraz y defensor de las ideas y de la libre expresin de las ideas, la de interpretar, mentir, tergiversar, cambiar y sobre todo ocultar lo que se dice: y ocultarlo en una forma tan absurda que en algunos casos llega a ser sinceramente suicida. Opinin veraz del Che, en honor y transparencia de hechos y circunstancias, y de denuncia de las agresiones norteamericanas contra la Revolucin y de las tentativas de la denominada “Alianza para el Progreso”, la oferta de Estados Unidos. En la contemporaneidad, muy a menudo y no a veces, los hechos todava tienden a ser tergiversados. Un signo visible y abrazador de los tiempos modernos. Retoma su participacin, en nombre de Cuba, en la comitiva gubernamental que presidi en marzo de 1964, en calidad de ministro de Industrias, en sesiones de la Conferencia Mundial sobre Comercio y Desarrollo, en Ginebra, Suiza. Paco Ignacio Taibo II argumenta con una frase corta, a rajatabla, que el Che quema, quema, acelera, obliga, impone…. Ms all del detalle o de las teorizaciones, econmicas, polticas o de osadas combativas, hay luces en todas partes. En Ginebra descoll la denuncia al comercio desigual y expoliador del capitalismo sin bases equitativas y de respeto mutuo, y tambin contra las instituciones crediticias engaadoras, que solo sirven a intereses de lucro y rapia. Similares pronunciamientos har en diciembre de ese ao ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Anda en sencillo traje verde olivo, y es el mircoles 9 de diciembre de 1964 cuando llega a Nueva York para intervenir en el decimonoveno perodo de sesiones. Al representante cubano se reserv el segundo turno de la maana, correspondiente al viernes 11, aunque en caso alternativo poda acceder a otras dos fechas: el 18 o el 21 de ese mes. No hizo falta cambios en el programa. El da asignado habl ante los delegados y los habitantes del planeta. El discurso j los puntos exactos del devenir presente e histrico de la Revolucin: solidaridad mundial, lucha contra el bloqueo y agresiones piratas al territorio caribeo, y solicit unidad entre las fuerzas revolucionarias y progresistas, la coexistencia pac ca y el respaldo a la independencia de Puerto Rico. Tambin acus las patraas neocoloniales en el Congo africano, y todo tipo de intervenciones militares y de divisin de pases. Entonces indic: Nuestro pas es uno de los puntos constantes de friccin, uno de los lugares donde los principios que sustentan los derechos de los pases pequeos a su soberana estn sometidos a prueba da a da y minuto a minuto, y, al mismo tiempo, una de las trincheras de la libertad del mundo situada a pocos pasos del imperialismo norteamericano para mostrar con su accin, con su ejemplo diario, que los pueblos s pueden liberarse y s pueden mantenerse libres en las actuales condiciones de la humanidad. Che record la primera visita de Fidel a la ONU, cuando dijo que todo el problema de la coexistencia pac ca entre las naciones se reduca al problema de la apropiacin indebida de las riquezas ajenas, y haca la advocacin siguiente: cese la losofa del despojo y cesar la losofa de la guerra, frase que martillea en la contemporaneidad. El domingo 13 de diciembre, dice el anunciador, en una entrevista espontnea y sin previo ensayo, el Che asiste al programa televisivo Face the Nation (Ante la Nacin), que se transmite a las 12:30 p.m., hora local de Nueva York. Una andanada de preguntas cay sobre el Ministro de Industrias y representante extraordinario del Gobierno de Cuba ante las Naciones Unidas. El panel lo integraron los periodistas Paul Nivem, corresponsal de la CBS; Richard C. Hottelet, acreditado por esa cadena en Naciones Unidas, y Tad Szulc, del The New York Times mientras Robert Vitarelli gur como moderador. El intercambio de puntos de vista se transmiti por la Columbia Broadcasting System (CBS) para todo el mundo. Muchos medios de prensa tambin redactaron sus resmenes en despachos noticiosos. Los cubanos reprodujeron el texto casi simultneo. Che dijo, y lo declar sin tapujos, que no es economista, sino funcionario del Gobierno cubano; un cubano ms. Esa es la razn por la cual habla para y por el mundo. El intercambio, cmaras y micrfonos en ristre, como otros en los que intervino el Che, a veces mostr tintes de aridez. El estadista cubano fue claro y preciso. Nada de lo dicho all pierde sentido ni contextualidad. Vale la pena reproducir algunas preguntas y respuestas: Sr. Hottelet: Dr. Guevara: Washington ha dicho que hay dos condiciones polticas para el establecimiento de relaciones normales entre los Estados Unidos y Cuba. Una, abandono de sus compromisos militares con la Unin Sovitica. La otra, el abandono de la poltica de exportar revolucin a Amrica Latina. Ve usted alguna posibilidad de cambio en cualquiera de estos dos puntos? Comandante Guevara: En absoluto. No ponemos condiciones de ninguna clase a los Estados Unidos. No queremos que ellos cambien su sistema. No pretendemos que cese la discriminacin racial en Estados Unidos. No ponemos condicin alguna para el establecimiento de relaciones, pero tampoco aceptamos condiciones (…) Sr. Niven: Comandante, estn ustedes, en realidad, tratando de exportar su revolucin? Envan ustedes armas todos los das a otros pases latinoamericanos? Estn ustedes trayendo revolucionarios de otros pases y devolvindolos a su patria? Comandante Guevara: Tambin tuve la oportunidad de decirlo en la Asamblea y puedo decirlo enfticamente ahora: las revoluciones no se exportan. Las revoluciones son creadas por las condiciones de opresin que los gobiernos latinoamericanos ejercen contra los pueblos y de ah viene la rebelin y despus emergen las nuevas Cuba (…) A otra pregunta con visos insidiosos formulada por Hottelet, responde el Che: Sabemos del podero de los Estados Unidos. No nos engaamos respecto a ese podero. Nosotros decimos que el gobierno de Estados Unidos quiere que paguemos un precio muy alto por esta coexistencia no pac ca que gozamos hoy, y el precio que estamos en condiciones de pagar llega solo hasta las fronteras de la dignidad, no va ms all. Si tenemos que arrodillarnos para vivir en paz, nos tendrn que matar antes. Si no quieren llegar a ese punto, continuaremos viviendo de la mejor manera posible (…), precis el Che. LA MIRILLA Y EL COMBATE Ah subyacen, a un con todo lo dicho, pautas inexploradas. A principios de enero de 1965 el Che viaja a Mali, as como al Congo Brazzaville, Guinea, Ghana, Dahomey, Argelia, Repblica Popular China, Tanzania, Argelia, otra vez, y la Repblica rabe Unida. Son casi tres meses de viaje, y antes de regresar a La Habana participa en ese ltimo pas en el II Seminario Econmico de Solidaridad Afroasitica. El internacionalismo proletario y su accin prctica como combatiente estn en la mirilla ms prxima. Ya en abril, el Che, con el rostro desconocido, entra clandestino junto a fuerzas cubanas en territorio del Congo Leopoldville y asume otra vez su posicin de combatiente internacionalista. Con las armas en la mano y como ciudadano del mundo se despide de Fidel y del pueblo cubano con un Hasta la Victoria Siempre. Patria o Muerte, estremecedoras frases de con rmacin inevitable para un futuro mejor. Unos siete meses permanece como jefe y guerrillero. Otra historia prolongar su existencia en escenarios latinoamericanos. El 16 de abril de 1967 con su Mensaje a los pueblos del mundo, fue categrico y difano: Toda nuestra accin es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos. (…) En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que se, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un odo receptivo, y otra mano se tienda para empuar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria. Esa constituy la estatura del hacedor de utopas y revoluciones, hasta que meses despus cay asesinado en un aula de la escuela de La Higuera, en Bolivia. Dicen Juan Martn Guevara, el hermano, y Armelle Vicent, el Che era desde haca mucho tiempo un personaje mtico aureolado de gloria, y como tal regres a Santa Clara. Aqu est junto a su Destacamento de Refuerzo, en instantes que no suelen repetirse, dijo Fidel aquel 17 de octubre de 1997, para propagar, desde la primera lnea de combate y del imaginario de millones de habitantes del planeta, otros sorprendentes desafos, la gloria e incontables historias. Ernesto Che Guevara responde a los periodistas en el programa Face the Nation. (Foto: Tomada de Internet)

PAGE 7

Sbado, 16 de junio de 2018 7 Por Osvaldo Rojas Garay El lugar que ocupaba el deporte en la vida de Ernesto Guevara de la Serna qued bien denido el da en que sufri un ataque de asma en un partido de rugby y sus padres trataron de persuadirlo para que se alejara de su prctica. —Mira, Ernesto —le explic el padre—, el doctor nos dijo que estuviste a punto del infarto, y que no solo no puedes seguir jugando al rugby, sino que tienes que olvidarte de los deportes en general. Celia, la madre, tambin intent convencerlo: —Hijo, yo creo que por lo menos debes dejar por un tiempo los que requieran de mucho esfuerzo. Pero ambos recibieron una contundente respuesta: —Quiero decirles a los dos que solo dejar de practicar deportes cuando me muera, porque si no lo hago, s me voy a morir de verdad. De una manera u otra, como lo re eja el general de brigada William Glvez Rodrguez en su libro Che deportista Ernesto incursion en la mayora de las disciplinas deportivas. Pero quien se convertira con el paso del tiempo en el Comandante Ernesto Che Guevara sobresali mayormente en natacin, ftbol, rugby y, de manera muy especial, en el ajedrez. Sobre su a cin por la natacin, su padre, Ernesto Guevara Lynch, seala en Mi hijo el Che que el chico le caa en gracia al campen argentino de estilo mariposa, Carlos Espejo, quien le imparti lecciones de natacin gratis. El propio Guevara confes que le gustaba jugar ajedrez desde la edad de 11 aos. A consecuencia del asma deba permanecer mucho tiempo en casa. Durante esos prolongados encierros moti vados por su padecimiento, el padre ensea al nio Ernesto a ejercitar el juego ciencia, disciplina que no dej de practicar hasta sus ltimos das. A cionado al deporte desde temprana edadLa celebracin de la VIII Olimpiada en Buenos Aires, en 1939, con la participacin de los ajedrecistas ms importantes del planeta, liderados por Jos Ral Capablanca y Alexander Alekhine, seguramente contribuy an ms a su devocin por el reino de Caissa. El pequeo Ernesto estuvo al tanto de lo que ocurra en el certamen bonaerense. Varios aos despus recordara: Las primeras noticias que tuve de la existencia de Cuba fue a travs del gran ajedrecista Jos Ral Capablanca, cuando el campen cubano visit la Argentina. En 1946 la familia se traslad hacia un departamento de la abuela paterna, Ana Isabel, ubicado en la capital argentina. Al ao siguiente matricula Medicina en la Universidad de Buenos Aires y en 1948 particip en la I Olimpiada Universitaria, donde intervino en ajedrez y atletismo. En este ltimo deporte se elev sobre 2,80 metros en la competencia de salto con garrocha. Posteriormente, en 1949, toma parte en la simultnea que ofrece el destacado Gran Maestro Miguel Najdorf en Mar del Plata y vuelve a intervenir en el Torneo Universitario, en el cual compitieron equipos de cuatro facultades: Medicina, Ingeniera, Farmacia y Bioqumica. Se ha podido conocer el resultado de dos de las partidas jugadas por Ernesto, en una, defendiendo el sptimo tablero de Medicina, Guevara venci con piezas blancas a un rival llamado Arola, para contribuir al triunfo frente a Farmacia, seis a uno. En el otro cotejo, con negras, derrot a un adversario de apellido Blzquez. En cuanto a sus cualidades como jugador de rugby y ftbol, su gran amigo Alberto Granado expres: Yo puedo a rmar que si Ernesto se hubiera dedicado a jugar rugby o ftbol hubiese sido un excelente jugador o entrenador. l era muy respetado por los contrarios. Por donde l estaba, ni la gente ni la pelota pasaban. Cont su pap, Ernesto Guevara Lynch: Estando en el Sierras Hotel de Alta Gracia, cuando mis hijos Roberto y Ernesto an eran nios (ocho y once aos) un ntimo amigo mo les pregunt a modo de broma: “A que no saben los nombres de los jugadores de Boca?”. Cul no sera la sorpresa de mi amigo cuando los dos al unsono le fueron dando a toda velocidad los nombres de los once jugadores… Adems podan dar de memoria los jugadores de River, de Racing, de Tigre y de la mayora de los cuadros de Primera Divisin. Y es que realmente el ftbol los apasionaba. Cuando a los 23 aos decide realizar el conocido recorrido junto a Alberto Granado por varios pases de Amrica, en Leticia, pequeo pueblo al sur de Colombia, les proponen trabajar como entrenadores del equipo de ftbol, el Independiente Sporting. Celebran un campeonato en el que concluyen en el segundo lugar. Acerca de este acontecimiento Ernesto escribe a su madre en 1952: Al principio pensbamos entrenar para no hacer papelones, pero como eran muy malos nos decidimos tambin a jugar, con el brillante resultado de que el equipo considerado ms dbil lleg al campeonato relmpago organizado, fue nalista y perdi el desempate con penales. Alberto estaba inspirado con su gura parecida en cierto modo a Pedernera y sus pases milimtricos, se gan el apodo de Pedernerita. Precisamente, y yo me ataj un penal que va a quedar para la historia de Leticia. La pasin del Che por el ajedrez lo llev a organizar un torneo en el Ministerio de Industrias. (Foto: Tomada de Internet) El grupo de desarrollo de aplicaciones para mviles KaleydoBit, de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, present este jueves 14 de junio la aplicacin Siempre Che, realizada en coordinacin con el Centro Provincial del Libro en Villa Clara y el Complejo Escultrico Comandante Ernesto Che Guevara, en Santa Clara. Con versiones en espaol, ingls y francs, los usuarios podrn conocer las caractersticas de las cinco instalaciones del recinto donde se custodian los restos del Guerrillero Heroico y sus compaeros de lucha en la gesta boliviana. Tendrn acceso, adems, a libros y fotografas de este hombre que sobrepas las fronteras por su pensamiento y actuar consecuente con las ideas que predic. La aplicacin se puede descargar directamente desde el sitio http://android.uclv.edu.cu. Susel Garca Mena, directora del Centro Provincial del Libro en Villa Clara, condujo el panel en el que, tambin, la periodista Minoska Cadalso present el nmero 65 de la revista Umbral en edicin especial, e Idiel Garca, director de la editorial Sed de Belleza, el libro Ellos cuentan sobre l del escritor Andrs Castillo Bernal. Asimismo, el periodista Osvaldo Rojas Garay se re ri a su prxima entrega editorial sobre el vnculo del Che con el ajedrez. Osmaira Gonzlez ConsuegraPresentan aplicaci—n para m—viles Siempre Che En este 14 de junio la Dra. Mara del Carmen Ariet Garca, coordinadora cient ca del Centro de Estudios Che Guevara, lleg a la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas para hacernos una sugerente propuesta que, en sntesis, se resume as: Resonancias de futuro para leer al Che un libro que constituye una de las ltimas producciones salidas de ese centro bajo impresiones de la editorial Ocean Sur. El mejor de los das para presentarlo fue justo en el aniversario 90 del natalicio de Guevara, ocasin en que su autora expres la profunda satisfaccin por poderle decir a Aleida March: Cumplimos. Al presentar el volumen, de 295 pginas, el Hroe de la Repblica de Cuba Gerardo Hernndez Nordelo, vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI), no ocult su emocin, y, en el plano de lector, destac la minuciosa labor investigativa y el valor de un texto que resume una historia de vida. Estamos en presencia de uno de esos libros que, con solo hojearlos, despiertan el inters por adentrarnos en su mundo; un ejemplar que nos obliga a detener la mirada en cada uno de sus 19 captulos. Vale resaltar el titulado El ultraje de una emboscada, que expone con detalles quines partiparon y de qu forma ocurrieron los acontecimientos que silenciaron la vida al grupo de Joaqun (Vitalio Acua) en la emboscada de Vado del Yeso. En el caso de Recuento de una bsqueda turbulenta y enigmtica, la autora asume un rol protagnico en su condicin de integrante del equipo de expertos cubanos que, dirigidos por el Dr. Jorge Gonzlez Prez, encontr los restos del Che y de varios guerrilleros en la pista del antiguo aeropuerto de Vallegrande. Este hallazgo se inscribe como un hito de la ciencia cubana que demand paciencia y una accin investigativa encomiable. Obstculos a vencer, di cultades y una pormenorizada cronologa de los principales objetivos para lograr el empeo dan cuerpo a este segmento. Mara del Carmen Ariet confes que a la hora de escribir no puede apartarse de su raz como pedagoga, y subray que todo lo que se redacta debe tener un sentido de utilidad. La motivacin principal —dijo— recae en Ernesto Guevara, cmo leerlo para aprender En el centro, la Dra. Mara del Carmen Ariet Garca, autora del libro, y el Hroe de la Repblica de Cuba Gerardo Hernndez Nordelo, quien tuvo a su cargo la presentacin. ensearles a las nuevas generaciones la manera de estudiar y leer al Che. No deja de reconocer que sinti mucho miedo cuando Aleida le pidi que la ayudara a ordenar la papelera dejada por un hombre universal. Fue un reto, pero, a la vez, una satisfaccin porque tener en las manos documentos originales del Guerrillero Heroico era como adentrarse en el mundo interior de alguien que para todos resulta muy grande. Previamente, se present el documental Ernesto Guevara, pginas de una vida con testimonios de personalidades allegadas a Guevara, y de otras que expresan sus valoraciones sobre los apuntes los cos y econmicos. El audiovisual aborda, entre otras aristas, las motivaciones para constituir el Centro de Estudios Che Guevara, el valor de la fotografa como fuente testimonial y los retos que tuvo que vencer Aleidita a n de prologar muchos de los textos escritos por su padre, entre otras aristas. Durante los ltimos das por las selvas bolivianas, Che nunca abandon su pesado ejemplar de Don Quijote de la Mancha libro que, segn muchos, constituy su mayor inspiracin. Quizs retom la cabalgata del legendario hidalgo con las ansias desesperadas de liberar a la Amrica. Estas presentaciones formaron parte del evento Che a los 90: su presencia en Cuba hoy, desarrollado en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, a cuya sesin asistieron los Hroes de la Repblica de Cuba Gerardo Hernndez y Ramn Labaino; Marisol Garca, secretaria del Gobierno Provincial; Aleida March de la Torre, directora del Centro de Estudios Che Guevara, y Aleidita, Celia y Camilo, tres de los hijos del Che. Tambin estuvieron algunos de los compaeros de lucha; entre ellos, el general de brigada Harry Villegas Tamayo ( Pombo ), el coronel Leonardo Tamayo Nuez, Urbano en la guerrilla de Bolivia, as como el comandante del Ejrcito Rebelde Vctor Dreke, segundo del Che en la guerrilla del Congo. Ricardo R. Gonzlez

PAGE 8

Fundado el 9 de agosto de 1962 Ao LVI No. 46 Sbado, 16 de junio de 2018Directora: Marelys Concepcin Daz. Jefa de Redaccin: Mercedes Rodrguez Garca. Administradora: Ana Margarita Castillo. Diseo: Celia Farfn, Niury Villanueva y Erick Flores. Correccin: Oslaida Monteagudo, Mara Elena Daz y Amparo Ballester. Direccin: Cspedes # 5, e/ Plcido y Maceo. Santa Clara. Apdo. 40. CP: 50100. RNPS 0076. ISSN 0864-098X. Telf.: 42204544 y 42204545. Email: contacto@vanguardia.cu. 8Ao 60 de la Revolucin @VanguardiaCuba Vanguardia de Cuba www.vanguardia.cuEsteban Lazo Hernndez, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, visit este jueves la ciudad de Santa Clara y lleg a la Plaza de la Revolucin Ernesto Che Guevara para rendir tributo al Guerrillero de Amrica y su Destacamento de Refuerzo. (Foto: Ramn Barreras Valds) Quiso la historia que nacieran un mismo da, quizs porque los une la misma estirpe y sangre valiente. Hace 173 aos Cuba recibi a un hijo especial: Antonio Maceo, un mamb de pura cepa, valiente como pocos, patriota hasta la mdula. Cuando en Argentina la madre lo tom entre sus brazos, 90 aos atrs, no imaginaba que tambin sera cubano su pequeo Ernesto. Este 14 de junio Villa Clara amaneci ms temprano. El pueblo se congreg frente al busto del Titn de Bronce, ubicado en el parque de la rotonda de la Doble Va, para rendirle tributo. Desde all partieron en una caminata que termin a los pies de la estatua del Guerrillero Heroico, en el lugar donde reposan sus restos. Una hilera de 90 pioneros, con sus paoletas rojas en las manos, esperaban ansiosos. Jenifer lvarez Fernndez dijo sentirse feliz y con solo nueve aos se confes orgullosa, al igual que su mam, quien le coloc a su nia el atributo con el que ingresa, junto con el resto de los pequeos, a la Organizacin de Pioneros Jos Mart. Casi de inmediato, 180 santaclareos destacados recibieron el carn que los acredita como miembros de la Unin de Jvenes Comunistas y del Partido Comunista de Cuba. Entre ellos, el periodista Enrique Moreno Gimeranez, quien habl del compromiso y la responsanilidad que representa el formar parte de las las partidistas. La consagracin a los ideales revolucionarios tamEl da que nacen los hroesbin le fue reconocida a combatientes de Playa Girn, las luchas clandestinas e internacionalistas, a los que se les entreg la Medalla 60 Aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Una de las hijas del Che, Celia, quien justamente cumple aos el mismo da de su padre, particip junto con su madre Aleida y su hermana Aleidita, as como otros presentes, en la cancelacin de un sello postal en homenaje al natalicio del Comandante Guevara. El Ministerio de Comunicacin, el Grupo Empresarial Correos de Cuba y el Complejo Escultrico se unieron en esta cancelacin especial, que incluye cuatro sellos en formato de 0.90 centavos que se comercializar en los correos del pas y que representa diversas facetas en la vida del revolucionario: impulsor del trabajo voluntario, poltico, jugador de ajedrez, fotgrafo. Tambin se premi a quienes resultaron ganadores en el concurso Che por Siempre. Luego se inaugur una exposicin fotogr ca que, segn explic Omar Rubio Lpez, presidente del Consejo Provincial de las Artes Visuales, se trata de una seleccin de instantneas que muestran momentos de la Batalla de Santa Clara y del desempeo del Che como ministro de Industrias. Para nalizar la maana, se celebr un cumpleaos peculiar donde todos los agasajados se llaman Ernesto. Nacieron un 14 de junio y se les conoce como los Ernesticos. Aunque ya tiene 23 aos, Cristian Ernesto Prez Menndez va siempre y disfruta del privilegio de llevar el nombre y el haber nacido el mismo da del Che. Durante estos homenajes estuvieron presentes el miembro del Comit Central y primer secretario del Partido en Villa Clara, Julio Ramiro Lima Corzo; el jefe del Departamento de Propaganda y Cultura del Comit Central del Partido, Roberto Montesino Prez; el presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Alberto Lpez Daz; los Hroes de la Repblica de Cuba Gerardo Hernndez Nordelo y Ramn Labaino Salazar, as como familiares de Ernesto Guevara y compaeros de lucha, entre otros invitados. Leslie Daz Monserrat El presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernndez, rindi honores a Ernesto Che Guevara en el aniversario 90 de su natalicio, al depositar una ofrenda oral en la base del nicho donde reposan los restos del Guerrillero Heroico en el mausoleo del Complejo Escultrico que lleva su nombre en Santa Clara. Sobre sus impresiones acerca de ese momento en que estuvo tan cerca del cubano-argentino, expres que sinti la misma sensacin que pudiera experimentar cualquier hombre del mundo que luche por un ideal. Precis que en tan signi cativa fecha piensa en la lucha de los ms necesitados, de los que siguen el legado de quien se adelant a su poca, y que hoy, cuando nos enfrentamos a grandes desafos, se impone continuar el legado trazado por el Che para vencer los retos del camino. Signi c, adems, que su ejemplo servir para enfrentar di cultades y tener una patria democrtica, socialista, prspera y sostenible. Acompaado por Julio Ramiro Lima Corzo y Alberto Lpez Daz, primer secretario del Partido y presidente del Gobierno en Villa Clara, respectivamente, y sus homlogos del municipio santaclareo, Lazo Hernndez dialog con pioneros participantes en la reapertura del Palacio de Pioneros Jos Luis Miranda, en Santa Clara, y apreci las labores de remozamiento de la Esteban Lazo rinde tributo al Che Particip tambin en la reapertura del Palacio de Pioneros Jos Luis Miranda, en Santa Clara, y la lial de Cinesoft situada en esa instalacin.instalacin que acoge a integrantes de crculos de inters, quienes ya disfrutan de los servicios de la lial Cinesoft enclavada en ese lugar videojuegos, simuladores y salas de navegacin para el disfrute de nios y adolescentes. El Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular tambin intercambi con directivos de entidades de la Agricultura, la Construccin, Acueducto y Alcantarillado, Vivienda y otros sectores, para evaluar la marcha de la recuperacin de los daos causados por el huracn Irma al fondo habitacional, y las nuevas afectaciones ocasionadas por las lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto, con averas en viales, y perjuicios a la agricultura. En este sentido, inst a potenciar las industrias locales de materiales de la construccin, para resolver el problema de la vivienda, y pidi avanzar en la tarea antes del advenimiento de futuros eventos climatolgicos. Idalia Vzquez Zerquera Los jvenes protagonizaron la marcha de homenaje a Antonio Maceo y al Che. Foto: SMB Sencilla, pero profunda, como lo hubiese querido el Che, as fue la gala poltico-cultural dedicada al aniversario 90 de su nacimiento en la noche del jueves 14 de junio, en el teatro de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, donde a travs de msica, danza, poesa y el canto se evoc al legendario guerrillero. Asistieron al homenaje los miembros del Bur Poltico del Partido Comandante de la Revolucin Ramiro Valds Menndez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Esteban Lazo Hernndez, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del secretariado del Comit Central del Partido, e Ins Mara Chap man Waugh, vicepresidenta del Consejo de Estado, los mximos dirigentes del Partido y el Gobierno en la provincia, junto a familiares de Ernesto Guevara, combatientes, invitados y una representacin del pueblo villaclareo. Julio Ramiro Lima Corzo, miembro del Comit Central y primer secretario del Partido en Villa Clara, expres a nombre del pueblo: Un da como hoy, cuando los Arte desde el corazn para el eterno guerrilleroFoto: Ramn Barreras Valds cubanos y todo el mundo celebran el natalicio de uno de los hombres ms grandes que ha parido la historia americana, podemos decir con satisfaccin que el Che nos acompaa en cada una de las tareas que tenemos por delante. Esta recordacin es la ocasin propicia para pensar que cada uno de nosotros lo revive cada vez que piense en l, y lo revive mucho ms cada vez que acte como l quera que acturamos. La historia sigue su curso indetenible y la cita inevitable de los pueblos ser, tal como l lo vaticinara: Hasta la Victoria Siempre. Digamos como Fidel: Gracias, Che, por tu historia, tu vida y tu ejemplo!. Ramiro Corzo tambin record que el 14 de junio se conmemora el nacimiento de Antonio Maceo. Los primeros actores Alden Knight y Corina Mestre homenajearon con encendido verbo la gura del Guerrillero de Amrica a travs de los poemas Maferefun Che, del poeta Elo y Machado y Che Comandante, de Nicols Guilln, respectivamente. El actor Csar Irigoyen, del Grupo Dramtico de la CMHW, narr con emocin una historia ocurrida hace 21 aos en su natal pueblo villaclareo de Santo Domingo, tras el paso de la caravana con los restos del comandante argentino cubano y sus compaeros de lucha. La dcima lleg de la mano del repentista Antonio La Villa, quien, acompaado del tro instrumental Sedacero, recre versos dedicados al Che por Justo Vega, que intercalaba con la voz grabada del inolvidable decimista Adolfo Alfonso. La msica y el canto vibraron en los instrumentos y voces de Yudelkis Prez, las cantoras infantiles, el grupo Son de Verdad y el trovador Karel Garca, quien, junto a trovadores de la provincia, interpret el tema de su autora 14 verbos de junio por Guevara. Tambin, la danza se hizo presente con la actuacin del grupo Nuestra Amrica, que interpret estampas argentinas; del conjunto folclrico Aw Ach, con una coreografa basada en la msica del tema El necio, de Silvio Rodrguez, y alumnos de la enseanza artstica deleitaron con bailes afrocubanos. El cantautor Gerardo Alfonso, acompaado de las voces de estudiantes de msica, cerr con su antolgico tema Son los sueos todava, coreado por nios, jvenes y ancianos, una manera simblica de ver cmo an la figura y el ejemplo del Che inspira y une a personas de todas las generaciones a la distancia de 90 aos. Francisnet Daz Rondn Los miembros del Bur Poltico Ramiro Valds Menndez y Esteban Lazo Hernndez, entre otr os dirigentes del Partido y el Gobierno, presidieron la Gala homenaje por el aniversario 90 del natalicio del Che.