Citation
Gazeta de Puerto-Rico

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Publication Date:
Frequency:
Daily (except Sunday)[1823-]
daily
normalized irregular
Language:
Spanish

Subjects

Genre:
newspaper ( marcgt )
newspaper ( sobekcm )
Spatial Coverage:
United States -- Puerto Rico
Coordinates:
18.2423 x -66.35

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
General Note:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855.

Record Information

Source Institution:
University of Puerto Rico-Rio Piedras
Holding Location:
University of Puerto Rico-Rio Piedras
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
829938788 ( OCLC )
2013201074 ( LCCN )
2327-3143 ( ISSN )
ocn829938788
Classification:
ISSN RECORD ( lcc )
070 ( ddc )

Full Text
vol; 2.-.
ti
; ESTE -PERIODICO.
PUBLICA TODOS LOS MAUTKS,
t JURVKS Y SABAIIOS.-,
SE NTSCIBE
f.A IMIMtl'iNTA 1KI. GOMF.RMV
CALLE HE LA FORTALEZA N? 23.

NUM. 105. .7 SABADO SO DE ACOSTO 1E 185f.

(Ti R flTZM W
illllB M 'IIIj

iS'i'V

i f i p
K M t m PJ

T"9

TT5 T? V. T 3. a JO 7? 5

PARTE OFICIAL

.. .'SECRETARIA.'
DELlACAESiABEEBL'EXAS LETRAS
Oh ruKHT(i-:,":o.
La Academia de Huertas Tetras, deseosa
Ie que la educacin del ludio s;xo s fomente
en la Isla para beneficio de la misma clase y
aun de la .Sociedad, y considerando qtte una
le las causasque impiden su desarrollo es la
falta de Profesoras, porque muchas seoras,
aun cuando lesean dedicarse este ejercicio

110 lo hacen por la carencia de un titulo que
les autorice ' ello, para cuya consecucin se

necesitan, conforme al Reglamento, nociones
en Gramtica, Aritmtica y, Escritura, de que
muchas de ellas carecen;-y considerando que

sin einbargo de estos requisitos se observa que

AV I lrl' I f- ... I 1 1 I 't C 11 l til I I I-1 T k I fl 1

cu v. lilil 11. 1 y v t-

'ni rti ci iiifaa hiu;i lila at? ciibvij ii
jtor as Directoras sino por Profesores per-!
sonas inteligentes que bajo su responsabilidad
se proporcionan ellas mismas, concretndose
nicamente k los ramos de Lectura, Doctrina
rictinna PAcrura v lwil olrcr I r A r n t a ty i o

VI IOIIIIIIUj ViULUI (I J KT S I U U WCT j U 1 VUUVIIIIII)

previa la aprobacin le fc.xcino, Sr. Caimn

General ha venido en resolver, que -sin dero derogar
gar derogar el Reglamento de exmenes publicarlo en
Octubre de 1851 para las seoras qe. tengan
los conocimientos all prevenidos, se expidan
autorizaciones para regentar Escuelas de ni nias
as nias las que la solicitaren, poseyendo los ne necesarios
cesarios necesarios en los tres ramos ltimamente indica indicados,
dos, indicados, pero con la circunstancia de expresar, en
el escrito, que habrn de colocar su costa un
Profesor que ensee las dems materias, por porque
que porque sin este .requisito no. podrn regentar Es Escuelas,
cuelas, Escuelas, y que por dicha autorizacin habrn
de pagar los derechos que estn establecidos
para cada ttulo.

noticia de las personas que quieran dedicrase
la enseanza de hias que la Corporacin
desea ver generalizada en el pas. Puerto Puerto-Rico
Rico Puerto-Rico 20 de Jgosto de 1856. Martin J Tra Travieso.
vieso. Travieso.

as como el primero re Enero para la entrega
solemne de las medallas de premio, ha deter determinado
minado determinado se observen las rerlas siglenles:

viyor el le-;

hid;

1 (lueaa en su fiierv;

La Academia de Buenas Letras ha dis

puesto se airtja a las Vomisiones de partido ta
commicncion que sigue.
r "La Academia, deseosa siempre de con con-trhutren
trhutren con-trhutren cuanto de ella dependa al fomento
de la instruccin primaria de la Isla, lia dis dispuesto
puesto dispuesto con el fin de-estimular Ja juventud
que concurre las Escuelas, que ademas de
los pren'iios establecidos en el Ueglamento de

exmenes punucaoo en ta caceta iei uo ui ui-ciembfe
ciembfe ui-ciembfe de 1852 itm. 146, con destino los

que hayan poncluiiio las materias del ramo, se
establezcan oros. mas pequeos para ios alum alumnos
nos alumnos queaun cuando no hayan Jlegado aquel
trmino, den pruebas de su aprovechamiento
en las materias que estudien. Con tal motivo,
y fijados los primeros quince dias del mes de
Diciembre para que tengan lugar dicho actos,

"lami'n! o 'que previene el orden v recular;

que debe observarse en los exmenes, as cu- -oto
l is disposiciones 'aclaratorias xrirculadas
postei i' rineiile sobre el sorteo y adjudicacin j
del premio de virtud en competencia con otros.

2'- Se establece un segundo premio con el
fin de distinguir al mas aventajado en cada
materia de las que componen el ramo de i 113
truccion primaria y para cuya aspiracin po podrn
drn podrn entrar todas las secciones que la compon compongan:
gan: compongan: tenindose en cuenta para la adjudica adjudicacin
cin adjudicacin as del premio como del accsit, el grado
de aprovechamiento comparativamente con los
dems, el Tiempo de Escuela, la continua asis asistencia
tencia asistencia y la conducta escolar que hubiere ob observado;
servado; observado; siendo ti informe y voto del Profesor
uno de los requisitos indispensables para pro pro-..der
..der pro-..der rau-pl w-pj-oK, Acierto en este asunto.
0 En a adjudicacin esios tegundos
premios se observar el mismo sistemaque"
para los mayores en cuanto no poder optar
un nio mas que uno solo, excepto el de vir virtud
tud virtud que queda exento de la rela general y
dispuesto el que lo haya obtenido cualquiera
otro que hubiere sido acreedor por su apli aplicacin
cacin aplicacin y aprovechamiento.
4 Las cintas de que habrn de colgarse
las medallas de estos premios sern iguales
las de los otros, y los nios que hubieren sido
acreedores muchos de ellos y que hubiesen
entrado en sorteo para cualquiera, se les dar
una boleta, conforme previene el Reglamento
de la materia.
.5a La Academia encarga el mas exacto
cumplimiento de cuanto se previene en dicho
Reglamento de exmenes, y,que en las actas
queitan de extender las Comisiones de parti partido
do partido y de pueblo despus de concluidos aquellos
actos, se observen las reglas prevenidas sobre
este particular en comunicacin de 5 de Di Diciembre
ciembre Diciembre del ao prximo pasado.
Lo que por acuerdo de la Corporacin co comunico
munico comunico U. para su inteligencia y efectos cor correspondientes:
respondientes: correspondientes: Dios guarde U. muchos
aos. Puerto-Rico 25 de Agosto de 1856.
Juan de JHota Jlybar,"
T por disposicin de la Academia se inser inserta
ta inserta en este peridico para conocimiento del p pblico.
blico. pblico. Puerto-Rico 25 de Agosto de 1S56.
Martin J. Travieso.

su Rritilieron el lugur ilel inremiio. Kl edificio est
i v i 1 1 1 1 o en tres rtes: Ih hnliitoriiinp l el adminm-,
trmlor y iltic ii'is, tos tHllT- lie Ifjalntera para la
riifi(-rmn He Ins Ihihs y Ih iiiMiinnri y la cocina
(uiiiIh so pliilmrHn y friin la!r sustiin h. El incendio
minen?. r en el es ven del cuerpo M-iinilo, y se comu comu-niri'
niri' comu-niri' tnstn'it ut-Hiiicttie una Mtrtuln lie rarUon ege ege-Ih)
Ih) ege-Ih) y iIk ynnHfi, ct-io, plon o, hojas le lata y otros
rouil'tmihle ilMirixilti4 n l; y loiunndo un ocre ocre-itieiiio
itieiiio ocre-itieiiio niiintr un-"', f nimiinic ul cuerpo parle pri
mera ilel c-iificm, jrpr ntrt rj'K h puco tiL-mpo uo 89 89-perlo
perlo 89-perlo hornillo y di'xu! 'Je !e-rlir.
Ln pucos iiirtiniia q'i lutjii lentro ft ocuparon
con suirm previnion en SBCr-'!,,,"l'' bipjfo una partida
de pipos de Hriite que IihIi en inUi ttaja, y des despus
pus despus i) innu'!its evfueros y yuduilus de dos teci teci-nos
nos teci-nos Je las cusas innieiliatas, rrMri;n sanar 13; pero
no tres mas que yn estaban inaJuls ,-,r llamas,
y cuya explosin con verdad tiinir--n. ,ft I'10.
cuando a ellas se coniitnic el fuego, tm' pe ronza
oued dcrliiln. v pl edificio fu nreon lor cou.rJto

de las llama. Ya (jara entonces fueri uvwaiio
dueos (iie hxlntim en Hildao, y alg:o rec.iocs qu
ucudieron al punto incendiado; peronofu Bstejtat-"
rpido, su lii'?nd sol hallaron ennsumidaT roe

c y los enseres que conlenia.haita que el ni" tmo 1,5

ESPAA.

CDe la "Gaceta de Madrid."
Cii.bao 3 de Julio. Una terrihle desgracia ha
ocurrido en la tnmlruguda de hoy jueves la magnifi magnifica
ca magnifica fabrica de .sustancius alimenticias propia de los se seores
ores seores viuda de Bhevarria y Burroeta (la IJegoesa),
sita al pi del monte de Altasaniino, al frente del pa paseo
seo paseo del campo de Bolantn. Los datos que hemos po podida
dida podida recoger sobre el lugar mismo de la catstrofe
nos permiten poder dar exacta noticia de ella nues nuestros
tros nuestros lectores. s
A bis dos en punto de la maana la voz de fuego,
dada por unp de los' operarios que hnlilaha la fabrica,
dispett sus deinas cuinfmtTus, loa cuales pr'esuro-

To el esfrn(f--jirrt(fiiciii"Y.e' :0o,

wnteoer Ib

Cl resultado ha sido In iiueiim completa da toda

el edificio, b- exrf(ciin de la cocina de la fabrica,-de
la que solo ha pndrtrido una mrte del tejado, quedan quedando
do quedando tnn solo las pnredes, peio sepultndose los pisos;
170,000 latas vnrHs; 2 000 mas llenas ron producto
elaborados lince tres das, todo el ajuar y mueblaje
ie lus habitaciones, las maquinas, lus tres pipas da
aceite ya citadas, y hasta los eiiKere de los jornaleros
que habitaban el edificio. La cuu-a del incendio se
atribuye con razn uno de esos desruidos frecuentes,
8 alguna eseua encendida olvidada, a un fosforo infla inflamado,
mado, inflamado, d la punta de un cigarro atrojado impremeditadamente.

NOTICIAN i;XTl.Ji:i.AS.

(Del Jorreo de I'ltramnr.)
America.
Rio-Janeiro 13 di Juno de 1856.
Movimiento diplomtico. Lleg el seor da
CrirT.:o. enviado extraordinario y ministro plenipoten plenipotenciario
ciario plenipotenciario del Rey de las Dos Sicilia cerca del gabinete
de San Cristbal. Kl seor de Santo Amaro vino, con
permiso, de aples, en donde representaba el Brasil.
El seor Le Moyne, diplomtico francs, que ta
hallaba cerca de la Confederacin Argentina y Bue Buenos
nos Buenos Aires, lleg en el.Caniila de aquel punto, y se re retira
tira retira Europa, segn se dice.
d colera morbus h i desaparecido de casi todo
el tnperio, y en estos das de paraso, llamados aqu
invierno, en que el termmetro seala 70a de Farh
al medioda, se ven llegar emigrados alemanes, loa
cuales hallan un clima envidiable durante cinco meses.

y. ta nospitaiKinu que tantas veres se les na repetido
que caracteriza los habitantes del Brasil. La socie sociedad
dad sociedad colonizadora ya emprendi sus trabajos, y loa
nombres que figuran en sus comisiones son harto co conocidos
nocidos conocidos para no ser una garanta slida de so feliz
xito. Segua documentos, la Francia va mandarnos
un buen contingente de labriegos laboriosos y honra honrados
dos honrados que cultivarn con creces las vrgenes tierras de
la belltt y rica Amrica. ,
Omnia tetnpiis habent.' Tamberlirk, la Dejean y
una otra cantatriz llegaron en el ltimo paquete in-a
gles de Europa, de suerte qne nuestros dtUartt es esperan
peran esperan noches deliciosas en el teatro de la Opera, en
j ? x t.... .i : j i tj: i

uuiiiic icuiuiaii ins tifia ihcuviimiouub iiinnu, (a Big-
norina. La Gra y. la Casaloni. Tamberlick y la De Deje
je Deje a ti reciben cada una, por los diez meses de su coa-



trato,' 240,000 francos! Es admirable lo que vale en
estos das una voz! Ademas de estas notabilidades
filarmnicas est dando conciertos de violin mudama
Frry, discpulo de la escuela de Beriot, la cual une
una brillante ejecucin una presencia simptica y
posiciones elegantes. No en vano lleva Rio de Janei Janeiro
ro Janeiro el nombre dla gran metrpolis de la Amrica del
Sur.
Asia.

Escriben de Trebisonda el 16 de Junio: Un cuer cuerpo
po cuerpo ruso de 40,000 hombres marcha contra Schaniil.
Los turcos han dejado todas las fortalezas de la costa
asitica, y destruido completamente lns de Schefkeal.
Los rusos solo han tomado posesin hoy, de Itedul
Kal; no se atreven ocupar aun los otros pinitos,
pues las poblaciones de Abasia y de Circusia han ju jurado
rado jurado que ningn ruso tocaria su territorio en tanlo
que viviera un circasiano. En efecto, toda la poblacin
est sobre las armas. El naib de Aapa tuvo que es escapar
capar escapar para no ser asesinado. La flota turca ha reco recogido
gido recogido los cBones que se hallaban en los fuertes de lu
costa asitica. Aun existen en Trebisonda cinco bata batallones
llones batallones y dos destacamentos de artillera. Se esperan
10,000 hombres de Erzroum. En Botoum iolo que quedan
dan quedan Mustaf-Boj con dos batallones y un bergantn
de guerra.
'- Circasi.
El Diario de Constantinopla publica la sjgurente
manifestacin, que indica la resistencia jue a Puerta
encuentra en CircaRia para la ejecucin; de sus rdenes:
A. S. A. el caimacn del g'ran visir.
Habiendo vuelto los diputados enviados hace al algn
gn algn tiempo por los infrascritos cerca del trono impe imperial,
rial, imperial, nos entregaron bsordenes de V. A., que recibi recibirnos
rnos recibirnos con olcgria y g.'atitud, y suplicamos al cielo que
Concediera larga y ida nuestro Soberuno y cumpliera
todos sus deseos. i '
. La rAy, do V. A. relativa al'regreso de", Sefer Sefer-Bai
Bai Sefer-Bai Constantinopla ha llegado aqu; pero todos

unniip etn ite nos hemos opuesto y nos opondremos

8'- march" i y", ''i .:;':;'

Sefei"-B pertenece a una tamilia antigua en
nuestro nnis, s uno de los hombres mas notables.

Siempre ha exiesto su vida por el servicio de nes

lierno y de nuestra religin, y le hemos impe

ndo marche a nn de que participe e nuestra

necesario. -s . ? &
s ? Los diputados que habin comunicado al Sobera Soberano
no Soberano nuestra firmo intencin de no separarnos nunca de
su gobierno, ni aceptar otros gefes que los que l nom nombrara,
brara, nombrara, se hallaban todava en Constantinopla cuando;
prestbamos juramento de perseverar en esta inten intencin.
cin. intencin. :
Y ahora estamos reunidos en nmero "de 50,000
para jurarlo todava, y perseveramos hasta la extin extincin
cin extincin del pueblo de la Circasia, de acuerdo en esto con
Sefcr-Buj.
As ejecutaremos las rdenes de S. A. y trabaja trabajaremos
remos trabajaremos cuanto podamos para la unin de nuestro pas,
guiados en esto por Sefer-Baj, quien obedecer-
. .1 n CVjijm trinmst 1

IIIOH Ol Uuw. u5 jv, ,...,. y
Ce la "Gaceta de Madrid.")
Exposicin general de la bellas artes.
Como hay un Tamo de pintura que se flama de
gnero, no suena bien decir gnero religioso, de pai-
saje, de historia &c; sin embargo, es ya costumbre
u n.i;Apmn -Ip iwnpms. v as lo hemos admitido.

Hoy pues continuaremos nuestra resea, y hablare hablaremos
mos hablaremos du los cuadrode batallas, marinas, perspectiva,
.flores y animales.
El primer gnero no figura en la Exposicin mas
que en el cuadro pequeo del Sr. Van-Halen de la
batalla de Lucenn en 1483, de efecto y entonacin.
Pareca que siendo nuestro, pas desde inmemorial
campo de guerras mas mnos fratricidas, habra de deseo
seo deseo de presentar algn hecho antiguo moderno que
inmortalizase eso espritu guerrero y mitural do los
espaoles. Pero la falta de proteccin en que se. en encuentran
cuentran encuentran las bellas artes, no habr animado los pin
tores 1a ejecucin de un cuadro de batallas, pues si
bien el del Sr. Gmez, de quien nos ocupamos en el
' primer articulo, representa un hecho de erinos, no
. pertenece ni gnero que nos ocupa, y s ni de historia.
El spgundo se ve perfectamente enlazad; con el
primero en los cuadros grandes del Sr. "Erogada, que
representan tres de los hechos mas importantes de
nuestra historia naval, cuales son: la expedicin de
Colon en el acto de ir saltar en tierra desconocida;
la batalla de Lepant donde' D. Juan de Austria y
Cervantes se inmortalizaron, y la de-1 Trofalgar, glo gloriosa
riosa gloriosa pero triste excena de nuestra, desdicha. Asi es
que, mas que. marinas son batallas navales donde Jel
r valor, I animacin, el ruido de las arma y el suspiro
del nufrago y del herido se confunde, con el oleaje de
los aguas y el silbido del viento. EI Sr. Ilrggndo es
un pintor de primer orden en su gnero; y sibien sus

cuadros son copia fiel del estilo do Gudin, su maestro,
es una imitacin honrosa que nosotros no censuramos
cuando el talento presenta digna ocasin de aplauso.
Los celajes se han observado algo montonos y un
poco pesados de tintas amarillentas, pero ser raro
que se vean su obras siempre reunidas, y esto puede
ser una casualidad en el mismo autor que ademas ha
tenido la desgracia de una colocacin fatal y dema demasiada
siada demasiada altura. El Sr. Santiago tambin ha expuesto dos
marinas de buena exactiud en los buques que repre representan.
sentan. representan. Basta nte"ahundante es el ramo de perspectiva
(cultivado admirablemente por los antiguos flamencos
y hoy por todos los artistas de Pars adelantados en
bellas Hites), pues hny un interior de San Lorenzo del
Escorial por el Ss.'Kunlz, romano, "de buen color y
verdad. El Sr, iliaez hu representado una procesin
en el mismo monasterio con exrelentes grupos de frai

les: el Sr. Gon.alvo un palacio y un patio, ambos idea

les y de un efecto y exnctitmf e-a la perspectiva digna
de todo encomio, y el Sr. Rotundo un claustro bien

entendido. Por fin citaremos los dos bellsimos interio

res gticos del Sr. Veiusco, establecido en Polenc.ia,

algo amarillos en el tobo, pero trasparentes, de efecto

y facilidad en la ejecucin.
El ramo de flores y el de frutas, qie es uno mis misino,
ino, misino, no se halla representado mas que por los cuadri cuadri-tos
tos cuadri-tos del Sr. MiraheRt, ci Barcelona, londe hay una

enseanza o la habla desde muy antiguov dedicarla a
pintar florea del natural: los cuatro floreros de este

seor tienen verdad y trasparencia

En el faino de animales poco podemos recordar

tambin, porque sido 1 Sr. Reigon en los dos hermo

sos cuadros de una torada v un encierro llenos de ver

dad inteligencia; el Sr. Martnez de Espinosa en su
bella yeguada; el Sr. Rom en su paruiso terrenal,
asunto tratado mil veces por flamencos italianos y

bastante bien por el autor, particularmente en la par

te de colorido, y el Sr. Vives en su cuadro grande de
caza muerta eiue recuerda los exrelentes maestros

antiguos, son los que se ven en la' exposicin

f La miniatura tiene poco tambin; y ademas de los
retratos del Sr. Courtois, que ya hemos recordado' en
otro articulo, hay dos del Sr Daz y Valdes, una del

Sr. Mur y dos del Sr. Torres Pardo, todos a, parecer

copias; pintadas con mucha nnufe y buen dibujo.
Antes de concluir debemos reparar Una f.tlla, y es
que al. hablar de los cua)xoaJfi.riiiriisirpjk!iiii cua)xoaJfi.riiiriisirpjk!iiii-rnos
rnos cua)xoaJfi.riiiriisirpjk!iiii-rnos citnr.con seaVgla"" 'probacin' ef potio'de l cti'a-

a de caballos de la plaza de toros, donde el Sr. Cas

tellanos ha retratado con minuciosa facilidad, no sola solamente
mente solamente los toreros, sino tambin los 'aficionados
cuya .celebridad no les envidiamos, porque creemos
que las corridas de toros son una verdadera calami calamidad
dad calamidad para Iri causa de la civilizacin, y solo nos fra frailan
ilan frailan en cuadros como los del Sr. Castellanos. Asimis Asimismo
mo Asimismo merece elogio el joven Sr. Corts por 'su animada
Puerta del Sol, y por Ir' disposicin que su autor de demuestra
muestra demuestra en cada grupo y movimiento de los personas.
El Sr. Becquer ha expuesto ltimamente tres cuadri-

tos de gnero tamliien, uno de costumbres andaluzas, J

y dos de carcter alegre, un poco exagerados en la
expresin; pero ejecutados con facilidad, lijereza de
tintos y buena entonacin. El joven Sr. Sarmiento,
de quien nadie se ha ocupado por haber expuesto un
Caiu en In escalera,, reconocemos mucha disposicin
si se separa de los reglas acadmicas.
Memos concluido con la pintura, y vamos ocu ocuparnos
parnos ocuparnos de la esrifllura, si bien con brevcdud.jmrque
el fin de la Exposicin e acerca.
. Escassimas en nmero son los obras de este ra-,
tno importantsimo de las bellas artes. Culpa no es de
los artistas sino del pblico: si para un pintor se ofre ofrecen
cen ofrecen dificultades en la ejecucin de un cuadro histrico
sin encargo ile pintarlo, mucho mus se ofrecen al es escultor,
cultor, escultor, porque una estatua que se haga por lo mnos
hasta vaciarla en yeso, es cosa de mucho gasto y no
produce el debido efecto sino cuando est en mrmol,
pora lo cual se trata de grandes cantidades. Qu di-,
feiericiu d tiempo entre los presentes y los del paga paganismo
nismo paganismo en este romo! Qu aficin haba entonces n la
escultura, y qu enorme cantidad de estatuas se han
encontrado en las cscavnciones de Grecia y de liorna,
bastando por si solas pura llenar todos los vastos Mu Museos
seos Museos de Europa. Asi es, que todo elogio al arte esta estatuario
tuario estatuario de los antiguos es poco: lu verdad en las formas,
pureza en los coi tornos, carcter en los asninos, y be belleza
lleza belleza ideal en bs. tipos. Y aun cuanita no fuese mus
que en el gnero de retratos que nos quedan de la

antigedad, debiruins aplaudir lu escultura paga

na, pul que' ella debemos el conocer la fisonoma de

Aristteles, re Platn, Alejandro, Plinio, Cicern;

de Esopo Dio'genes, Alcihiades y de tantsimos mas,
cuyos bustos se conservan en Europa, y especialmen

te en los atseos dta Italia, ai reflexionamos a ese
gran servicio que nos presta el arte, no encontramos

palabras para elogiarle, ni trminos con que agra agradecerle.
decerle. agradecerle. ' : "" .i..
liemos dicho otro din que el paganismo se alejo

de la escultura contempornea en cuanto los asun

tos que representa, pero no' en' cuanto al estilo;' esto

raciona las obras de la antigedad hace que aun

bUOlllIU 1111,1 lH. ini' V. bai.uLj IIIUUDI HU UII HHUllllK

ciiaudiiu, pongo cu in iui iiim ios proporciones, usouo-

ma, pliegues y ejecucin de la escultura pagana; por

manera que si alguna advertencia debemos hacera
nuestros escultores, es qu tengan bien presente esta

observacin y procuren evitar la mua aplicacin de

aquella doctrina. - .'"" r

Cuatro son las, estatuas expuestas y ejecutadas en,
mrmol de tamao mayor del natural. Otras hay en

yeso, .y si liten algunos dan mas importancia 8 las

obras trasladadas al marmol, haremos observar que

ei vnci.ooo eo yeso ucia loa i iiipin i n ni:in u veces il
los ojos inteligentes, por la sencillu nizon que en l
vso se ven los mismos golpes del utor que tiene el
barro y la misma vida inteligencia, perdindose siem-
pre algo al trasladar al marmol. Hecha esta salvedad,
elogiaremos dos escultores que fueron compaero
de pensin y que han obtenido prroga para ejecuta.
El Pelayo y La Felicidad. Ambas obras han corres correspondido
pondido correspondido las esperanzas del Gobierno de la manera
mas satisfactoria; no les daremos preferencia, porque'
son igiialmeni e buenas en carcter y propiedad del
asunto que representan. El Pelayo, por "el Sr. Png Png-oiucci,
oiucci, Png-oiucci, tiene toda la robustez de su decidido corazn;
el traje es muy aceilado y bien modeladas sus formas,
los pliegues verdaderos y de buen estilo. La Felicidad,
por el Sr. Rodrigue., es elegante, grandiosa'y esbel esbelta;
ta; esbelta; parecido el estilo lindel clebre Tenernni, asi en

los pliegues como en las firmas y fisonoma.
Otra estatua, lam-io ii'.oral, es digna de todo
encomio por lo excelencia de las formas, verdad en
las pruna; clones y rubor er la composicin de la Cas Casta
ta Casta Susana, por el Sr. Figueras, digno discpulo' del
Sr. Piquer,' que no ha querido exponer nada. El San
t i !.. Xi i:

duuil lriuilHia, por ei o. tonino, iiiiu iiisi ipuio puyo,
est bien sentido;, firme su modelnilo, .'justa la anato anatoma
ma anatoma y proporciones. Otra, mitad al natural, del seor
Tarrago, igualmente discpulo del Sr. Piquer, es un
buen Jeremas, cuyo llanto parece orse, j
El Sr. Valle ha expuesto una eslatuita en mrmol
du K 1H. un tiusto iit Po W en 1 nflif,wil un f 'Itkiiflr

de lo mismo, Isabel la Catlica, dos tercios al natural,
en yeso y una estatuitu en lo tiismo 'd Jovellanos,
donde se ve amor al arte y decidida aficin al estudio,
gustndonos mucho la estatua de Isabel I. Por fin los

bustos del Sr. Grojera estn parecidos y modelados
con arte y soltura, especialmente los de Quintana y

'- .--'iMi.tifesnW 'rirTTSTJTiITmlf''liie tienen. n,ven se

or Ziiiloaga, hijo let celelire atmero de S. t-l., des descuella
cuella descuella en lu ori'miuentocion antigua y del renacimien renacimiento
to renacimiento y buena prueba es de ello el bajo relieve en cera
queha presentado. El Sr. Vib his ha inadadd desde
Roma dos esltuas de mrmol (pie son de las cuatro
que antes citamos, Homero y A ndrmacu, que fecuer fecuer-dan
dan fecuer-dan la buena atmsfera del Vaticano y In odoracin

del autor hcia el antiguo. Por;fin, un (""risto del se

or San Maitin; otro iiequeito en mni til. del Sr. M ur;

algn busto v unos camafeos son eL final de las obras
.... -

de esrii'lura. s
, Modriil 28 de Jupi de 1856. JoSE GaI.OFRE..

? Ia prisin le Valenznela. -." ""'
' (RASCO HISTORICO.) ,, '"i.'""

- (Artculo primero.) ..r t.
- ;; .i. ., EL CONVENTO BLOQUEADO.
f . t-om:!iisiotl.)
L'egnron estas tropos al Escorial y formaron un
cerco de quinientos caballos, cogiendo todos los cami caminos
nos caminos V puesto, y apoderndose del convento. El duque
de Medini)-Siilonia, 1). Antonio de Toledo y los do do-mus
mus do-mus cotiries, pusieron sus cuarteles en un edificio
dependiente del monasterio denominado la Compaa.
Desde nil expedan sus rdenes y mandatos ; lodos
los demos soldados, que como lolios.habrientos rodea rodeaban
ban rodeaban el sonto cenobio pura devorar ul afligido que se,
boho, refugiado en l. Pusieron, centinel is en todas las
solidas del convento sin permitir la entrada . persona
viviente, basta estorbar que penetrasen en la clausura,
el mdico v e cirujano pora Jo asistencia de los reli religiosos
giosos religiosos enfermos; si bien luego, con mejor consejo, die dieron
ron dieron permiso para que entrosen,en el aula donde los
seminan tns decan el oficio de comunidad, que es
una pieza muy espaciosa. Quitaron al cojiivento los
viveret., y como si el monasterio fuese castillo forta fortaleza
leza fortaleza queran rendirlo por hombre. 'Causaron repeti repetidos
dos repetidos molestias; los religiosos vilipendionikiles y mal-,
tr itnlolesde palabra y de obra, desatronse en dic dicterios
terios dicterios y amenazas contra el prior y monjes, quienes
lo sufran todo con resignacin evanglica, aunque
sin ceder una lnea del derecho que les asistia; mos mostraban
traban mostraban en suma ser ciegos instrumentos de la vengan venganza
za venganza del bastardo. Haba cundido la consternacin por
todo ol vasto edificio; los vetierablei monjes mas an ancianos
cianos ancianos rodeuban de continuo al prior, (pie procuraba
con amabilidad y dulzura granjearse los principales
gefes invitndolos que tomasen alojamiento en el
monasterio donde les ofreca asistencia y regalo." Ellos

despreciaron bruscamente sus generosas ofertes: "Na-

es, eu la ejecucin y tipos d la naturaleza. La ado-ldu queremos, hada necesitamos, decan, sino solo que

1 -'T 1

I



Medicina.
HIDROTERAPIA.
i PARTE

oos entreguis altraidor de Valenzuela." Sin alterar- do i infeliz refugiado lialiH yn chs olvidado la Mi Mise
se Mise el prior por tan descomedida respuesta, les pidi sibildud deque su triste condicin empeorase tuda tuda-la
la tuda-la orden del Rey, que nn pudieron presentar pretextan- via. Pedko DE MadkaZO.

rio que solo la traan verbal. A esto contentaron los j : O. e l.J
monjes- nicamente que en tal caso en vano intenta-,

lian s les entregase un hombre a quien teman liajo
su proteccin y amparo por orden expresa y autgra autgrafa
fa autgrafa de S. M.', y defendido ademas por la cniniiniilud
eclesistica del monasterio. Figorbseles ipie no se
atreveran a profanarla unos caballeros de tul sangre
y calidad. Todo era en vano: los caballos en tonto h h-hian
hian h-hian invndido el seminario y tenan sus cuadras enlo!

trio y aulas bajos de aquel departamento. I'n la Com Compaa,
paa, Compaa, suntuoso edificio destinado los tallares, hIiihi hIiihi-eties
eties hIiihi-eties y oficinas del convento, y donde, tenan los mon monjes
jes monjes la pannderia, el "horno, los trajes, la fabrica de rur rur-tidos,
tidos, rur-tidos, lacn rnicer i las fraguas y el molino, haba su sucedido
cedido sucedido el trfago Itlico ul apncilile rumor de las f.ic f.ic-otis
otis f.ic-otis conventuales. Los pobres y peregrinos evitaban
recelosos despavoridos aquellos uml'rales donde lias
la ent nees t siempre hiihun sido recibidos por la ca caridad
ridad caridad evanglica. Los ecos de los vecinos cerros reso resonaban
naban resonaban de i:ont nao con los toques del clarn, el pi :fir
y relinchar de los corceles, el crugir de los cureas,
la algazara de la soldadesca desvcignnzadii; las antes
silenciosas bvedas del monasterio, llenas a inleiva inleiva-los
los inleiva-los ron las armoniosas oleados del grave cntico ge ge-roniiriann,
roniiriann, ge-roniiriann, se estremecan ahora ron los inigusliosos
clamores dlos novicios y los tristes sollo.os dlos
uncanos que teman ver reproducidas en el mas ve venerando
nerando venerando templo de la catlica rispada las impas pro profanaciones
fanaciones profanaciones con que siglo y medio nnles habla prelu prelu-diailo
diailo prelu-diailo en et imperio de Curios V el cisma usolmlor de
Latero.
' Y .entrejanto el infeliz prfugo qu das tan horro,
rosos pastilla.! Temiendo por non paite verse cada

paso descubierto y aprisionado, y por otra ser en cada

que este fnvor es merecido, y que justo ltuloja hidro hidroterapia
terapia hidroterapia ocupa hoy una categoia muy un por lauto en el arte
ce curar.
El tratamiento-de Priesniltz' atentamente observado,
estudiado con cuidada y perfeccionado sencillamente por
Ibs numerosas facultades que se han ocupado de l, con consiste
siste consiste en una aplicacin metdica del agua fria, del rgi rgimen
men rgimen alimenticio y del ejercicio muscular.
El agua fu se emplea en la hidroterapia al -interior
y al esterior. Interiormente forma la bebtfa ordinaria de
loa enfeimos en las rormdaa, y ademas consumen cierta
cantidad srgun las diferentes indicaciones propias de cada
'individuo en particular. Exterinrmeule ae emplea en locio lociones,
nes, lociones, fomentaciones locales Q generales, bnoa generales

j particulares, afusioiies, mmeriones, irrigaciones, grgo-

So designa hoy con el nombre de hidroterapia el con

junto de los mtodos curativos eu que el agua iidsempeua I
el papel priioipal. Que se trate del agua sencilla o del

agua mineral, del r.gua fia del agua riinl.'cl trata- l-s de toila clase, de todo volumen y de d ferenles pre-

nneiito quet couite en servirse del b!Uh roma he de la alones.
ineaicncion, lleva el nombre de tratamiento hi mlercie, El lnimen alimenticio apropiado tambin atestado'

V la ciencia que de esto se ocupa especia m-i.te se lluitia general y a las fuerzas digestivas de cada uno, vara e-

hi'irnlnya

" Hace pocos as este nombre de hidroterapia se em em-pleaba
pleaba em-pleaba exclusivxinentc para designar un tratamiento en
que hacia- el gasto principal el agua fra seuolla, y que
los alemanes, en donue ha nacido, llaman aun la curacin

pitr el fgua fi'ia; el mtodo y su nombre han heeh:. f otuna, 1 ganos mas dbiles.

guu las diversas circunstancial, dependientes de la enfer enfermedad.
medad. enfermedad. El ejercicio muscular difiere igualmente egun las fuer fuerzas
zas fuerzas individuales, y se dirige de modo que su influenciase
haga sentir particularmente hcia los msculos los r-

uespuen ue tialier sufrido durante largo tiempo las vicisi-

tuoe imo-reities a louo invento la.
UuicauieulH de este mtodo queremos hablar aqu.
Nos proponemos decir en que consiste, cuales son los re resultados
sultados resultados que produce, y cual la razn ue ser de estos re resultados.
sultados. resultados. Acabamos de decir que la hidroterapia es de origen
alemn, y ahora debemos aadir (ue es de oigeu vulgar.
Uu aldeano de la Slesia austraca (lamido Piiesmltz fu
ej primero que la imagin y la aplic.
- .Va estamos viendo que las armas de tos eruditos se
alzan contra nosotros, y omos los nombres de Antonio
Musa, mdico romano, que cur Augusto d una enfer enfermedad
medad enfermedad grave empleando el agua fila; de H hn, que por
l misiruj medio combati una epi lemia tembl; de Foyer,
Currier y tantos otros; y aun los nombres de Moiss y de

momento denunciado y vendido por aquello religiosos I "ahuma, celebres hniropatas de su tiempo, el primero

a quienes huida hecho tatito dao, si-por ocaso les le-ll o t"e "b"1". bis hebreos a que hicieran frecuentes
gu lia faltar la paciencia con que estaban H..f. lend., elucin" r-u-ndo lpra. el segundo porque dijo

por su causa ta

.linimento ni ronsnterar con monta nobleza y amor cor

respondan ellos n sus nmiguiis persecuciones, naufrn

i. . .. I 1 l L

tantos vejmenes: lleno de confu-imi fi- ..... j ...
J I l citar, nnlna rio nrinnimni. b, nrti.i.in

... r ...
Todos esos nombres en efecto, y muchos mas aun, han
salido relucir para quitar & Priesniltz su invento. Afor Afortunadamente
tunadamente Afortunadamente l no lo not mucho sin duda, pues sabienr
do -penas leer, nunca pudo ocuparse demasiado da lo que
n'ua despus de l se escribi sobre el modo de trata tratamiento
miento tratamiento que aplicaba JSdama8p la hidroterapia salida de
sus manos no se pareca por cierto la de bus anteceso antecesores,
res, antecesores, ni aun siquiera a la d Moiss y Mahoma. 1

iog repetidla triunfos Q,ue obtuvo Pricsftiltz y la ra

galia 8a pensamiento en un mar de negrn's cabilacio cabilacio-nes,
nes, cabilacio-nes, y su corazn alternativamente asaltado por el te temor,
mor, temor, la desesperacin, un arrepentimiento tardo y
una desconfianza mortal, era 'presa' desgraciada de
efectos inarlrizadores.

fili acir-CTtrra-V-rJ .ti?....- V,.-

r. ....! iD .t;.!' .. Id ,l i- i ii..

" J -v
(ue resiste en vano el empuje de los vientos en una
deshecha tormenta y parece veces ceder las em embravecidas
bravecidas embravecidas olas del golfo donde navega, as el nimo
del infortunado cortesano se abandonaba en algunos

momentos al imperio de su desgracia; pens en ellos
entregarse de grado sus perseguidores y" sacrificar.
se ii.su sapa pura que cesase aquella situacin pura l
y para sus patrocinadores tan violenta, pero recnnru recnnru-Ita
Ita recnnru-Ita i iniiensadamente su enrgico temido instintivo v

volva de nuevo a luchar varonilmente con la adversa
fortuna. Desde que el monasterio esiaba militarmente
asediado no vivia ya en el aposento donde se haba
alojado primero; el prior le haba dado otro asilo mas
seguro. Asomado una de las ventanas de su habita habitacin
cin habitacin sin ser visto desde afuera, contetnpTaha el da 18

, por la tarde la nermosa naturaleza que se desplegaba

i su vista. Miraba con delicia la majestuosa y variada
perspectiva de la campia, matizada en la ondulosa
falda de los cerros con el verde pardusco de los bos bosques,
ques, bosques, y en las lejanas llanuras del horizonte con la tin

ta azul del aire interpuesto que finge un mar en cal calma
ma calma donde descuellan trechos como blancas velas las
torres de los diseminados lugarcillos. Aspiraba el am ambiente
biente ambiente embalsamado y puro de aquella atmosfera tan
. difana en las tardes serenas de invierno: no llegaban
sus odos las amenazantes voces de sus enemigos.
Cunto contrastaba aquella grandiosa calma de la
naturaleza con la borrasca interior de su alma! La elo elocuente
cuente elocuente majestad de las llanuras y montaas aplaca
maravillosamente el tumulto de las pasiones en los
.corazones grandes: la meditacin en el campo es eri
gran manera benfica para las almas generosas. Va-
. Jen.iiela no fu insensible la misteriosa voz que el
genio de la soledad llev su oido, y rodaron de sus
ojos dos gruesas lgrimas, y se desarrug su frente
romo aligerada del grave peso de sus infortunios. Tal
vez se sinti en. aquel instante feliz por la primera vez
en fiieilio del azaroso desenlace de su carrera poltica:
breve descanso en el desastrado camino donde hubu
yu entrado! . '
; La presencia inesperada del prior1 interrumpi en
sus labios la sonrisa espontnea do su bienestar. El
generoso P. Herrera, con marcada expresin de in

quietud en el semillante, entraba hacerle una pro

posicin peligrosa. Convencidos los enemigos del mar

ques de Villasierra de que nada adelantaran por la
fuerza, haban tratado de apelar medios suaves y

rogado ni prior que procurase decidir su enemigo
tener con ellos una entrevista. Fray Marcos, tomando
su cargo el ponerles condiciunes tale que no pudie pudiesen
sen pudiesen abosar de su condescendencia, haba prometido

manifestar su deseo ul marques, y esto venta cuan

Eu la accin combinada da estes tres agentes consista

Indo e) mtodo da Pnesmltz que ha sabido obtener gran grandes
des grandes renu'tados con estos metilos tan sencillos.
Sin embargo, por sencillo que pueda parecer el ageo ageo-te
te ageo-te principal de este mtono, el agua, ya hemos podido ver
bajo cuntas formas puede ser moteado, y ademas ta for forma
ma forma no es aqu la nica circunstancia que hace variar loa
e f etos, que dependen lo misin.e la duracin de la apli aplicacin
cacin aplicacin de cada medio, de la frecuencia mas menos rei reiterada
terada reiterada de su empleo, y en fia de la temperatura del agua
empleada. Una grgola no obra de la misma manera que
un bao de piscina, y el rebultado que puede producir es-
- -. i : : i i

ucuo vallar iitct;9ariaiiiKi,iv segn ct vgua iuc iucuo
estar 6, 7, 15 centgrados, y s gun el modo, pues el
enfermo puede sumerjrse en eda peimanecer algunos
minutos. Lo mismo suced con todos los dems medios.
Son aires diferentes (ha dicho nn poeta que debe la salud
6 la hidroterapia) que un h ibil artista toca sobre ana sola
cuerda, pero cuantas variedades de sonidos puede hacer
or aegun el lugar donde pone el dedo, y segn el vigor
con que lleva el arco.
La seocillez de los medios que emplea ta hidroterapia,
unida la diversidad de sus resultados, ba sido causa del
entusiasmo de sus primeros propagadores, asi como tam tambin
bin tambin lo ha sido de la incredulidad de sus adversarios. Ni
onoa ni otros haban refl-xionado suficientemente; pero la
sorpresa de las gentes de mundo, en las que la gratitud st
mezclaba con el asombro, era seguramente roas acit do
comprender v de txcusyr o'" n i.i.'Io la reprobacin

d ltrrt,,m i.1n-.KMa .Ul -TT .-w. '", fc-ftT

asSl

pniez con que sa estableci su reputacin la atrajfHj; o- j na preconizaba agua, el rgimen y el ejercicio como isa
i 1 .. .... ,..li : : i- a ?-- v. .--n .....il i.

uie ei r mi csiaoieciuueiiio luua la atencin ifenerai. ruu- 1

chos gobiernos de la Europa juzgaron conveniente-dar

encargo especial mdicos de su confianza para que se

cercioraran por sus propios ojos de lo que pudia haber de
til en el nuevo mtodo.

El enviado de Austria reclam y obtuvo para Priesniltz

la autorizacin de tratar loa enfermos sin intervencin

de nadie. El de Prusia, l doctor Halmann, proclamando
los triunfos incontestables de la hidroterapia, pidi la crea creacin
cin creacin de hospitales especiales para su aplicacin. El doc doctor
tor doctor Scoutetten, en Francia, enviado por el mariscal Soult,
entonces presidente del Consejo de ministros, hizo una
proposicin anloga. Trea hombres de un mrito recono reconocido
cido reconocido rendan asi homenaje al genio del campesino da la
Silesia, y proclamaban la utilidad y los triunfos de la hi hidroterapia.
droterapia. hidroterapia. H aqu cmo el doctor Scoutetten hablaba entonces
(1849) del origen de este mtodo. "En la poca de la sie siega
ga siega Priesniltz recibi en la cabeza una coz que le arroj
al suelo, y el carro que guiaba le pas por encima y le
rompi du'i costillas. El accidente era grave; los cirujaoos
del pas pensaron que el enfermo se haba estropeado pa para
ra para toda su vida. Priesniltz quiso apelar de su fallo, y se
decidi a tratarse'i su mddo, consiguiendo una curacin
perfecta. Esto hizo mucho ruido, y la fama, aumentando
todava la verdad del hecho, llev hcia l varios enfer enfermos
mos enfermos que padecan despus de largos aos. La cura de es estos
tos estos hizo nuevos proslitos. La reputacin de Priesniltz
atraves en breve los nevados montes de la Silesia, y en
1829 se vieron 45 enfermos forasteros en el pas, pidiendo
los consejos y los cuidados del mdico improvisado; en
182 fueron 118. en 1836 hubo 469, y en 1840 el nmero
de enfermos en Graflonherg se elevaba ft 1576.
"Hoy, contina M. Scoutetten, Grnffenberg es el hos hospital
pital hospital de los incurables de todo el universo. No sucede co como
mo como eu algunos puntos de aguas minerales donde se va por
moda, por imitacin; all todo es serio, Ips placeres son
raros, el confortable es desconocido, y lo necesario ape apenas
nas apenas se encuentra. Nadie se decide ese viaje sino des-,
pues de haber agotado todos los recursos ordinarios de la
medicina."
Lo que M. Scoutetten decia del nmero creciente de
la clieiitelaMle Priesniltz, puede decirse hoy de la progre progresin
sin progresin que ha seguido el nmero de establecimientos donde
su mtodo se aplica. Hace 12 aos el que nosotros diri dirigamos
gamos dirigamos en Pont-de-Mouason era el nico en Francia,
que en la actualidad posee unos quince. Lo mismo su sucede
cede sucede en Alemania, en Inglaterra, en Suiza, en .Italia, en
los Estados Unidos de Amrica, etc., y ai se sumara el
nmero de enfermos que piden todos los anos la hidro hidroterapia
terapia hidroterapia el restablecimiento de su Balud, oos sorprendera
el progreso que ha hecho este mtodo en la confianza
pblica. . -
'Semejante resultado pesar de la oposicin que hicie hicieron
ron hicieron en un principio i la hidroterapia las Academias y los
cuerpos de enseanza, forma ya una gran presuncin en
favor de la utilidad de este mtodo. Anota vamos ver

j criiTurci"ies" mas propias para restablecer mantener la.
! salud, y cuando se viene decir que esUs Condiciones,

bien combinadas, han producido en manos de Priesniltz
resultados curativos notables, los mdicos dudaron y ne negaron.
garon. negaron. Afortunadamente do era esto para todos nosotros
mas 'que una primera impresin que cedi ante un eximen
detenido de los hechos, y hace diez aos ya que uo pro profesor
fesor profesor de la facultad de Pars la proclamaba diciendo en
su escrito sobre las aguas de las urillat del Rhn que ta
los ralles de la uiza y en los muros de Lndrtt y de Peris
la hidroterapia produca grandrs rtsuUadus." (Touaseau.)
Por variables que sean loa efectos de la hidroterapia
en cuanto los resultados curativos definitivos, tienen un
carcter comn que permite presentar su conjunto. Loa
enfermos sometaos a este tratamiento experimentan ai
rabo de cierto tiempo un aumento sealado de todas Isa
fuerzas vitales que coincide con un bienestar general ma manifestado
nifestado manifestado en lo fisii'O y lo moral. Los mas indolentes ad adquieren
quieren adquieren una disposicin marcada la actividad, y los pa paseos,
seos, paseos, correras y ejercicios se hacen con un gusto que no
vienen contrariar las fuerzas musculares. Despirtase
al mismo tiempo un apetito inusitado, que lejos de ser el
resultado de una escitacioo pasagera del estmago, es la
expresin real de una necesidad de reparacin, necesidad
la que responden perfectamente las funciones de las vas
digestirs aun en las personas que desde hace muchos muchos-aos
aos muchos-aos padecen de digestiones penosas. Todos los actos de
la vida que concurren la nutricin se resienten igual igualmente
mente igualmente de este aumento de actividad general; las escrecio escrecio-nes
nes escrecio-nes se hacen fciles y regulares, las diferentes incomodi incomodidades,
dades, incomodidades, como entorpecimiento, somnolencia, consecuencias
inevitables de la mala digestin, desaparecen, y lo mismo
sucede con las preocupaciones que dan ordinariamente
los enfermos las turbaciones de estas funciones. El esp espritu
ritu espritu se resiente tambin, la morosidad y la apata ceden
el puesto otras disposiciones. El trabajo intelectual se.
hace mas fcil, y cesando la imaginacin de hallarse ator atormentada
mentada atormentada por los padecimientos ce! cuerpo, no'engendra
ya esos mil fantasmas que tan menudo desoan el esp espritu
ritu espritu de los melanclicos y de los hipocondriacos y que la labran
bran labran la desgracia de todos los oue se hallan 4 su lado. El

ctis de muchos enfermos cambia ojos visto, toma esa
animacin que es el atributo de la salud, y los resultados
de la mejora de las funciones de nutricin ae hacen sen sentir
tir sentir en breve por el aumento ta disminucin de la ro robustez.
bustez. robustez.
Esta contradicion entre los resultados que se producen
bajo la influencia de la misma curacin, es solo aparate,
pues el esceso de robustez as como la magrura son con consecuencia
secuencia consecuencia de un vicio de nutricin, y no es de estraar
que desaparezcan con un tratamiento que devuelva esa
funcin sus condiciones normales. Y podemos afirmar
haber visto enfermos que perdan casi 20 libras de sn peso
en tacto que otros, sometidos el mismo rgimen, ganaban
carnes eu las mismas proporciones. ..
Uno de los resultados mas constantes y notables qoe
se observan en los enfermos sometidos al trata-Diento do



la hidroterapia, es la resistencia que adquieren contra las
variaciones atmosfricas. Sabido es que muchas personas
son impresionables Iba cambios de la temperatura, la
humedad, al viento, etc.; tampoco se ignora los males di diferentes
ferentes diferentes que causa esta impresionabilidad; pero es difcil
-figurarse, si no se ha visto, hasta que punto de exceso
puede llegar esa triste disposicin. Hay enfermos que pre presentan
sentan presentan muchos dias de antemano, tanto y mejor que un
barmetro, un cambio de tiempo; los hay que pasan la
vida en privaciones y precauciones de toda clase para ga garantizarse
rantizarse garantizarse de las impresiones del aire, que, como la espa espada
da espada de Damocls, siempre les amenaza. En vano acumulan
vestidos sobre vestidos, franelas sobre franelas; su impre impre-sionalidad
sionalidad impre-sionalidad crece en proporcin de las precauciones que
toman contra ella. Reducidos con frecuencia una reclu reclusin
sin reclusin absoluta durante el invierno, ven como, declina su
salud de ao en ao, pesar de todos los cuidados que tu turnan
rnan turnan durante el buen tiempo. Yo he visto y veo todos los
aos algunos cuya historia parecera un cuento, tan llena
est de males que engendra esa susceptibilidad; ahora bien,
segn la opinin general, que no puede ser mas fundada,
nuda puede igualar los triunfos que la hidroterapia obtie obtiene
ne obtiene en esas ocasiones. Cuntas personas la deben una
transformacin completa, y que desafan impunemente la
intemperie, despus de haberse despojado progresivamen progresivamente
te progresivamente de montones de vestidos bajo cuyo peso sucumban
Estos efectos generales de la hidroterapia no son hoy
objetos de ninguna contestacin ; pero todo esto se obtiene,
dicen aun bastante menudo, costa de los sacrificios
mas penosos. Estas son .nuevas armas que oponen al m mtodo
todo mtodo hidritico; le presentan como un tratamiento brba brbaro,
ro, brbaro, imposible, al menas muy difcil de soportar, peligro peligroso
so peligroso para muchas organizaciones. En un principio era un
tratamiento sin efecto, luego se hizo un tratamiento peli peligroso:
groso: peligroso: ahora bien, cual es, (pues, la cifra de la mortan mortandad
dad mortandad en los establecimientos hidiiticos donde los enfermos,
en su mayor parte, llegan aniquilados por largos padeci padecimientos,
mientos, padecimientos, y despus de haber sufrido mil tratamientos di diferentes?
ferentes? diferentes? Por nuestra parte podemos decir que desde hi hice,
ce, hice, doce aos no hemos perdido an un Solo enfermo, si
bien es verdad que obramos con la mayor cautela en cuan cuanto
to cuanto & recibir los enfermos. Pero h aqu un documento
publicado en el peridico ingls el Times, en 1843 y fir firmado
mado firmado por 22 ingleses que la sazn se hallaban en Gafen-
, berg; entre los firmantes se hallan, los nombres de lord
Lichfield, barn Webster, capitn Moore, capitn Blair,
etc.... En diferentes pocas del ao ltimo, dicen estos se seores,
ores, seores, desde el 1.a rie Junio hasta el 31 de Diciembre, s
han encontrado en Graffenberg 1,050 enfermos entre los i
cuales no ha habido mas que 4 fallecimientos, y dos de
estos 4 fueron declarados desde luego incurables por Pries-"j
mltz. "Cuatro sobre mil!'' No hay seguramente un esta-
blecimiento destinado aLJrataniiento d enfermos donde
la proporcin de"5 8I? '-sea tan mnima. H ah los

hgrog de la hidrate

E cuanto 3us incomodida

des tambin debemos informarnos pol lauellos Queliai 1

-pasado por esas praebas-y cuya sinceridad no podra ca calificarse
lificarse calificarse de sospechosa. Por nuestra parte hemos oido siem siempre
pre siempre entre las personas sometidas, rse tratamiento esta
exclamacin uniforme de sorpresa: Nortinas que esto!
Pero no es todo: en muchfcs personas la hidroterapia llegat
i hacerse una necesidad, un placer verdadero, y la pro-
pensin que tienen abusar de ella reclama una vigilan vigilancia
cia vigilancia particular. "...
. El clebre escritor ingles sir Eduardo Bulver se ex explica
plica explica de este modo acerca de la hidroterapia en el JVeu-Jtorning-Magazine.-.
"Me dirijo los que padecen, los
cuales darn tanto mayor peso mi Autoridad, cuanto
que deben reconocer que yo no soy un testigo interesado.
El remedio que 'les aconsejo no tiene nada de violento, has hasta
ta hasta es mas sencillo que, ningn tratamiento medical y no
nos deja ninguna de esas incomodidades que tan menu menudo
do menudo son el resultado de la pildora azul y otros medicamen medicamentos.
tos. medicamentos. Si cura, fortificar vuestro cuerpo, si deja de curar,
no puede menos de mejorar vuestro sistema general. Yo
lo he experimentado sobre mi misino. La mejoia que he
obtenido no se parece en nada lo que he podido alcan alcanzar
zar alcanzar nunca, y comparo nti estado pasado ymi condicin
actual la pobreza de un hombre que no tiene mas que
un cheln en el bolsillo, y cuya indigencia se hulia en lu lucha
cha lucha perpetua para vivir con los apuros relativos del que
tiene cinco mil libras de renta y que solo se v obligado
6 suprimir algunas superfluidades.
Muchos enfermos no suprimen ni siquiera esos" super superfluidades
fluidades superfluidades de que tenia que privarse Bulwer, pues sij res restablecimiento
tablecimiento restablecimiento es tan completo que les parece posible de desafiar
safiar desafiar mil cosas cuyo pensamiento nicamente habra bas bastado
tado bastado antes para, empeorar su situacin.
f, Muy numerosas son las enfermedades en las que los
triunfos de la hidroterapia se han sealado con mayor fre frecuencia.
cuencia. frecuencia. Vamos enumerarlas en parte, hiiendo obser observar,
var, observar, sin embargo, que el estada general de los enfermos
particularmente y nn en el gnero de mal que padecen,
es el que debe decidir de la oportunidad del tratamiento.
Sea como quiera, segn la opinin unnime rie los m1
dicos que han estudiado este mtodo y s-girn nuestta ex experiencia
periencia experiencia personal, se muestra eficaz sobre todo contra
las afecciones de las vas digestivas, el reumatismo, citr citr-tos
tos citr-tos casos de gota cuyos accesos ha, hecho menos frecuen frecuentes
tes frecuentes y menos intensos, las numerosas enfermedades delsis-
- tema nervioso, lias ditesis clontieas, las escrfulas, las
afecciones sifilticas y mercuriales; los entorpecimientos
del hgado y del buzo: las enf rmHondes de Ihs mujeres;
las resultas de los partos;- las fl iqui-zas naturales adqui adquiridas;
ridas; adquiridas; as afecciones, catarrales resultantes te ""a altera alteracin
cin alteracin d las funciones de ja piel; Ihs congestiones crnicas
de toda clase; las -afecciones de la mdula espinal cc.
Y ahora que ya sabemos en qu consist e mtodo de
i Priesniltz, y conocemos los resultados quu produce, tra tratemos
temos tratemos de conocer cmo, en virtud de qu leyes fisiolgicas
se produten estos resultados. Este ser el ibeto de la
-segunda parte pe este trabajo. La pi miera basta para el
iec(or meuos exigente, para el que se contenta coi: el he

cho, la segundase dirije los que desean darse cuenta
del porqu de las cosas; lo que equivale decir que es
indispensable en un peridico que, como este en, el que
hemos hallado la hospitalidad, se encuentra en manos de
las clases mas ilustradas de la sociedad. j
Doctor Lubanski.
Director del establecimiento Hidrolerpico del
castillo de Longchene cerca de Lyon y del de

JYiza martima (astados sardos).
, (C.deU.j

Pl'.KRTO-KICO 30 E AGOSTO DE 1856.

BOLETIN MUNICIPAL.

DIPUTACIONES DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO.
I'olk-n. v
11 'Gaucrl. Sr. Regidor, D. Euscbio P.
Assu ur Callbs t Ai.um hua n. 2Sr. idein, . Severo Bastn.
Afc:t(o aM-.
i'lFi'TAOinit iik (yAnwicKRiA. Sr. legidor, D. Pablo Rod'iguez.
InKitf na Plaza, 8r. id., D. Bernardo Pnelas.
Puerto-Rico 1! de Agoato de 1856. Cuculla.

V ICO V 1 1 tiNVt Ai J tlK'l. lifc.

Don Manuel Jlmorin, Mogado de los Tribunales de- la Na Nacin
cin Nacin y Juez de primera instancia por S. M. del distrito de
San jlnlonio de esta Capital.
En virtud del presente, cito, llamo y emplazo todas las
personas que como parientes por otro cualquier concepto se
crean con derecho a los bienes quedados por muerte de llon
Gerardo de Soria y Sania Cruz, vecino que fu deja isla de
Puorto-Kico, en donde falleci el da 27 de Julio de 1845,
para. que en el preciso y perentorio trmino de sesenta (lias,
contados desde la publicacin dp es le edicto en la (aceta de
Madrid, comparezcan . deducirlo y acreditarlo debidamente
n este. Juzgado por la Escribana del infraescrilo dodde ra radican
dican radican los autos de testamentaria del susodicho., apercibidos de
que transcurrido dicho lrniioo siii haberlo verificado, se pro pro-reder
reder pro-reder adjudicar dichos bieues' os qu mejor y mas pre preferente
ferente preferente derecho hubieren justificado. Cdiz 24 de Diciembre

de 1855 Amorin. Jos Mara Kuiz de Quintana. 2

.;;L AVISO AL' PUBLICO."'- :;'
Por auto de esta fecha del Sr. Juez de Hacienda de esta
Capital, se hi dispuesto sacar reina te una casa de Ja perte pertenencia
nencia pertenencia de la real H.iciendu-, ron exclusin del solar-en qu ra ra-dica.sila
dica.sila ra-dica.sila en la villa de San Germn, calle del Rio. entre la
de I). Jos de Crlova y la de D.Tnmas lnsarri, la cual es est
t est valorada en treinta pesos; y debiendo tener efecto los tres
pregones ordinarios en los das "I del corriente, 1. y 10 del
entrante Setiembre, la una de la tard, en las puertas de mis
oficios. Lo hago notorio en cumplimiento "de lo mandado
y para la concurrencia re liciiadores; Puerlo-Kico l2de?Agus l2de?Agus-to
to l2de?Agus-to de 1856. Isaac Baersra, Escribano de real Hacienda. 1

Tribunal de comercio.
Por auto rie dicho Tribunal, en los ejecutivos que sigue
la Sociedad mercantil de esta Plaza, Cladellas y Santo, con contra
tra contra I). Francisco Diego, en cobre de mil ochocientos chenla
y nueve pesos noventa y nueve centavos; se ha dispuesto dar
los tres pregones ordinarios los bienes embargados al citado
Diego, consistentes en lalienda de pulpera situada en U calle
de San Sebastian, frente la del nueVo Mercado, tasada en
mil doscientos nvenla pesos veinte y seis centavos, segn la
las icion que esta de manifiesto en la Escribana del Tribunal,
en cuya Sala tendrn lugar los pregones, en los di.s 29 del
corriente, I o y -l del entrante Setiembre. Lo que se hace
saber al pblico para la concurrencia de lidiadores. Puerto
Kico 20 tle Agsio de 1856. Esteban de Es'alona, Escri Escribano
bano Escribano de Consulado. I

Secretara de la Jitctdtixa y Junta municipal de Aitionito.
Habiendo dispuesto el Superior Gobierno de esla Isla que
se d otro pregn de remat al ramo del privilegio exclusivo
de carnes de esie pueblo, se seala para aquel acto el -4 de
Setiembre venidero, en' las puertas de esta oficina, Us doce
ilel'dia, donde se h diar de inanifi -sin el pliego de comln lo lores
res lores al cual lian de sugetarse los interesados; avi: lindo.
que la' ltima Oferta hecha por I, Roque M ra Caratioi. as asciende
ciende asciende novecientos pesos por el trmino de cuatro aos.
pagaderos por cuartas parles, previa la competente fianza
Y para la concurrencia de licita lores se hace notorio ,! pbli pblico.
co. pblico. Aibonilo20de Agosto de 1856 Diego Becerrtt. Secre Secretario.
tario. Secretario. .3

S 11 S i? i i i S FW i n LE s.

ISLA DE PUERTO-RICO.
COMANDANCIA DE INGENIEROS
le la Flaa y su distrito. ';''V
Las personas que deseen interesarse en la conduccin de
ladrillos.drsde bis almacenes de Fortificacin, Situados eu la
Puntilla, al Cuartel de Ballaj; pueden acudir, a. esia Coman Comandancia
dancia Comandancia donde se verificara el ajuste. Puerlo-liico 25 le Agos Agosto
to Agosto de 1850. El Comandante encargado del Detall. Timo Timoteo
teo Timoteo ubelza Martnez de Han Martin. V.o L5.9 El Co Comandante
mandante Comandante de la Pinza. Antonio M. Guitian. 2

-CORREGIMIENTO DE LA CAPITAL
En 19 de Junio ltimo fu entregada por uno que dice lla llamarse
marse llamarse Fernando Millan, I). Lilis Martin, encargado del
corral de las caballeras que vienen al Mercado, una yegua
zaina oscura, sin otra seal particular, como de seis aos de
edad; y habiendo transcurrido mas de dos meses sin haberla

reclamado, se avisa al pblico, para que la persona que se
crea con derecho ella, se presente en este Corregimiento
reclamarla con el competente documento que acredite su pro propiedad.
piedad. propiedad. Puerto Rico 27 le Agosto de 1856 Cucullu ,1
Escribana pb'ica de I). Gervacio Puente. En las di diligencias
ligencias diligencias promovidas por D. Andrs Salvador' Vizcrrondo,
sohre alainienl.i de un entredicho que le fu -discernido sobre
una hacienda que tiivii en jurisdiccin de Trnjtllo-bajo, barrio
de Hoyo mutas, se ha dii-ptiesio entre otr.s cosas por este
Juzgado y en auto de 19 del corrientt. se fije anuncio en los
peridicos de la Plaza" en tres nmeros consecutivos) para que
instruido el pbbhco de ta pretensin de Vizcrrondo. ocurra
el que tenga algn derecho que deducir en contrario, dentro
de quince das perentorios a formalizarlo, apercibido dsu
perjuicio. Puertu-liico 21 'Je Agosto de 1856. Gervuci
Puente. . ; 3

V ISOS.

, .CASA DE HUESPEDES.
.En la calle de la Luna, niiin. 27. donde -eslaha anterior anteriormente
mente anteriormente la Gallera, hay una establecida y bien acreditada, en la
que puede admitirse actualmente hasta dos personas. Su due duea,
a, duea, Doa Carmen Machi llanda. 2

QUE DKSEE VENDER
un negrita tle ocho tiles aos tle edad,
sana y sin tacha, con objeto de remitirla a una seora que ha habita
bita habita en la villa de Coamo. para dedicarla al oficio de j-osture-ra
y lahandera, puede dinjirs D. Vlartm Travieso, que ha habita
bita habita en la calle de San Francisco, casa nm. 45, para tratar
de su 'ajuste. 7
SE DESEA COMPRAIS.
Una cnil-t joven, que emienda de cocina. Kn esta impren imprenta
ta imprenta un pondrn,

. COMPENDIO,
W TEHAFEUTICA VEG&TAL DS IAS ANTILLAS
por el Dr. i'f. llnalo erosourdy.

PftoTPEOTO. :

-TfT7.vfetrwr

. l Dr. en medicina v cirnjia D. Renato Grosourdv.

repetidor de qumica en la facultad d medicina de Pars,"
ex-profesor particular de qumica y botnica mdicas en la
misma ciudad, socio corresponsal de varias corporaciones
cintificas, tiene el honor de participar los habitantes de es esta
ta esta Isla, y en particular los padres, de familia que dentro de
breve tiempo marchar para Paris con objeto de imprimir n
aquella ciudad su Compendio de teraputica, vngetai de tas An Antillas.
tillas. Antillas. El Excrno. "Sr. Gobernador y Capitn general de la Is Isla,
la, Isla, despus de haber oido & las Reales SnbJelegnciones de
Medicina y de Farmacia, cuyos 'dictmenes fueron altamen altamente
te altamente satisfactorios oara el autor, se ha dignado otorrrar la auto

rizacin necesaria . fin de que la citada obra pueda circular
en este pas. .. V
El libro'qiie se anuncia constituye, tanto por su fondo
como or su forma. Un tratado completo do Medicina prc

tica y domstica, nico en su gnero,,putitp que no emplea
para curar las enfermedades sino las plantas del pas, y que
pnr.i darlas cono-cr So sirve del lenguaje vulgar. As, en
la espera de un facultativo, cada cual puedo emplear para
aliviar sus dolencias las yerbas que crecen espontneas en
su corral, en la pradera en el mor;te cercanos, las mismas
yerbas que antes de conocer sus preciosas virtudes "'medicina "'medicinales,
les, "'medicinales, pisaba con indiferencia y no cuidaba de conservar. El
autor para componer su obra no solo ha aprovechado su lar larga
ga larga experiencia medica, sino, tambin la de la mayor parte
de lo? facultativos que han tratado de las plantas medicina medicinales
les medicinales de las Antillas, .utilizando ademas los conocimientos
auxiliares que la qumica y la botnica prestan coi gran
abundancia al arte tle curar. .-
La publicacin de una obra, como el Compendio de lera-
mtitifn lutiT.'tril ai la r.lmnnn annerinr l;os' fllprvns flp un

particular, mucho mas cuando este ha consumido una parte'

de su vida y de su fortuna en ta reunin y discusin de tos
datos que deben constituirla. Baste decir que el autor ha teni tenido
do tenido que vivir largos aos, ljos de las ciudades y los pueblos,
en ntima sociedad con las plantas. Por esto, y Contando
con la gran utilidad que de la difusin de los conocimientos
de botnica mdica han de reportar los habitantes de la Isla
(que viven en su mayora aisiados ei medio de los campos,
distantes de los facultativos pero cerca de las plantas bien
hechorHs) ha credo el autor que le es permitido con.ar con
su:ooperacion para dar feliz.cima al pensamiento quenpeupa
hace largo tiempo su espritu, el de poner al alcance as de los
ricos como le los. pobres los auxilios con que para curar la

humanidad'4liente nos brinda el remo vegetal.
CONDICIONES DE LA SUSCRIGION. -'
' La obra constar de dos volmenes en 8. francte, buen
papel &c. &c. Los dos volm .nes importarn; 7$ macuqui macuquinos
nos macuquinos los que se sirvan hacer la entrega al acto de suscribir suscribirse
se suscribirse y 10 $ macuquinos a- los que esperen recibir la obra. r i
-' "Se admiten suscricion.-s. ten los establecimientos de far farmacia
macia farmacia de D. Toms. Babel. D. Angel Menda.--D. Euge-'
nio Teillard. En, la? imprenta y librera, de ,D.,, Francisco
Mrquez E la redaccin del Boletn Mercantil. Puerto Puerto-Rico
Rico Puerto-Rico 21 .dcAgosto- de 1856; ,3

l:urciit;i del (huIhutko.