Citation
Gazeta de Puerto-Rico

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Publication Date:
Frequency:
Daily (except Sunday)[1823-]
daily
normalized irregular
Language:
Spanish

Subjects

Genre:
newspaper ( marcgt )
newspaper ( sobekcm )
Spatial Coverage:
United States -- Puerto Rico
Coordinates:
18.2423 x -66.35

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
General Note:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855.

Record Information

Source Institution:
University of Puerto Rico-Rio Piedras
Holding Location:
University of Puerto Rico-Rio Piedras
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
829938788 ( OCLC )
2013201074 ( LCCN )
2327-3143 ( ISSN )
ocn829938788
Classification:
ISSN RECORD ( lcc )
070 ( ddc )

Full Text
MARTES 29 BE JULIO DE 18SG
VOL. 25.
ESTE PERIODICO

U 31. 91.

SE PUBJ.CA TODOS LOS MARTES,

JUEVES SABAtlOS.

"jj. iV muy r vr

SE SUSCItME
EN LA IMPRENTA DEL GOBIERNO,
GALLE DE I.A FORTALEZA N? 23.

: f$lsi W A Vs M& sy
" : : r v ..... : "T

Gran revista naval de Spithead.
Portsmouth 23 He Abril de 1856.
Acabo de asistir af mu grandioso espectculo martimo-
(pie h sido posible presenciar jautas. Serun
lo anunciado en el programa, lu Reina ha pasado hoy
revista a mi iluta, sin iie el mus leve nenenle haya ve venido
nido venido perturbar !a iiijenioidud le tan importante" ce

remonia. Cualquiera que no fuese ingles, hubiera ex

traado acaso que en ?Incion preHeule hiciese mi
lia tan delicioso; pero :!os no les caus semejante
coincidencia, el menor inuinlirii, porque abrigan lu

persuasin f que el nebuloso rielo de su patria He

peja y se eren en todas lus fiestas presididas por

fVobernno, por lo cual hast decir que tovimosuno

sos ilius, conocido ya comunmente ron el riom-

weew' Weather tiempo ile lu Reina. Escu

lo mismo, "que IoiIom vimos sin lu

Jijarse Jo lirillnntes ravos del sol

VprOia,

vi

Innte de la Reina, en lo cual recibe siempre, f.ier garlo le pasajeros deseosos de asistir la gran fiesta
de decidido monrquico, un verdadeco honor y un de que estamos dundo renla nuestro lectores,
placer. Vendamos ahora examinar el centro del cuadro.
ll'aqui un libero bosquejo del grandioso1 cuadro la esrena principal del mismo. Constituyen sos per perqu,
qu, perqu, los ojo del observador, ofreca, la tevista. Fi- sonujes mus de trescientos buque de guerra, casi-tagarnos
las orillas de toda Ir r:nsta erizadas de una res- dos d vupor y de hlice, tripulados por m ale 25,000
petuhle escuadra de buques de todos portes-, desde lu marineros, guarnecidos por mn de 3 (KM) caonea
simple lancha pescadora hasta lo mus vastos y ele- morteros, y puestos en movimiento por una fuerza de
gantes vapores que se han podido votar al ngua en :ma de 30.000 caballos de vaor. Esto bajeles, de
Inglaterra. Las inmensas falanges, de espectadores ; todos tamaos, formus y especies, dede la simple
conducidos en estas embarcaciones son de mejor con- j bomliarila aparejada lo rnler, y conteniendo tan solo
ilicin que los que permanecen pi firme en la pa-, un mortero y diez y seis hombres de tripulacin, h h-ys;
ys; h-ys; pero tampoco pueden ver mas que de lejos la re-: lu el navio de tres puentes armado de 131 caonea y

oyon

Ven

1

J

vista, por estar prohibido atravesar la linea que tur turma
ma turma lu flota, al rededor de la cual giran caprichosamen caprichosamente
te caprichosamente una y cien veces, aunque contenidas por cierto n nmero
mero nmero de barcos ligeros, que llevan dos grandes bolas
negras pendientes del palo mesuna. y que son los en encarnados
carnados encarnados ile tener raya los curiosos. Poco antes
de erminnrse lu ceremonia, la Reina se dign alzar

.... c..:.. t. .11..1... ... .....I..i. .1.. ......... I... a.....l ,i. .....

. .i l..iB. .1 i ... I ... t .. I i.iiilir.r it el rr 1 1 o cu fniiril.tf-, ultfilrtn so lanlun

Ih atmdsfern no ha j hacia el punto donde se halla la augusta Soberana, y

Brtido una fiesta en se complacen en venirla, escoltando su regreso

llLIAe l.,mniia Aa ul l-rtrl aimitil h en iiipnin ilA las mss ent naiAntfta acia oih.

ciones exhaladas desde la cubierta de la numerosa es escuadra
cuadra escuadra que forma aquella infinidad de variados Itnjb-t!.'Kr-....nti
Ion pvio y fragatas revistados, y vuel vueltos
tos vueltos 6 su nncoraje, acompaan esla intersala. escena
oon estruendosas salvas de artillera. Fodria decirse
con husiunte exactitud que todos los buques que vo voluntariamente
luntariamente voluntariamente haban concurrido la gran fiesta, for

maban por su diversidad de formas y proporciones, el

Iperficie de unas
"' r '. niar, limit la

J j: i.

casi enteramintri ;...r'uoa rost:i re rliez o doc tun

de longitud, y cubierta de un innumerable gento. Con
olo lanzar una mirada sobre el mapa menos detalla detallado,
do, detallado, os podris formar una ideu exacta del campo acu acutico
tico acutico de Marte, donde tuvo lugar la munifia revista
que estamos describiendo: es el br;i.o de mar q ie se

para a la isla de VVIiighl de la Inglaterra propiumen- celaje y los toiidos (te aquel gigantesco cuadro, ti so sote
te sote dicha, viniendo pr el Oeste, desde el faro de'IS b lo puerto de Sonthutnptnn ha contribuido la anima anima-hasta
hasta anima-hasta lu rada de Ociv.-s. y casi hasta la gran rada de cion de estn indescriptible escena con mas de setenta
Soulhampton. Pero loque ninguna carta geogrfica vapores, entre los cuales importa advertir que hay al al-puede
puede al-puede indicar siquiera, es el aspecto bullicioso y uni- gunns mayores que los mismos navios de linea. La ca cantado
ntado cantado que .presentaban las playas de Hamsphre enn- sualidad me permiti fijarme un tanto en el Atraio,
jadas de personas du los tres reinos, que haban acu- perteneciente la compaa de vaporea de las Indias
rlido presurosas gozar di: aquella maravillosa escena, occidentales, y que sin disputa es uno de los mas ad ad-Como
Como ad-Como comprendern fcilmente nuestros lectores, mirables modelos que pueden verse de arquitectura
aquella inmensa multitud se hallaba compuesta de naval. Es inconcebible la multitud de pasajeros que
muchos centenares de miles de almas, reunidas como llevaba bordo; castilla de popa, duneta y tambores,
por encanto, merced lus alas del vapor y la abun-- todo respirada bullicio y animacin; pareca una mon mondando
dando mondando de ferro-carriles. Ea imaginacin de nuestros taa que henda blandamente las olas,
ontecesores no ha podido concebir jams una escena La compaa Peninsular y Oriental se distingue
semejante; porque es una de esas que estn marcadas : entre sus rivales, y ha tenido la feliz ocurrencia de
con el magnfico sello dla verdadera civilizacin mo- convertir sus buques, en obsequio de los espertadn espertadn-derna,
derna, espertadn-derna, despecho de los descontentos detractores de res mas que en prove ho propio; en verdaderas fondas
ta misma. Consecuencia del reconocido principio eco- flotantes, dotadas con mas de 1,500 camas. El Almi-

iimico de que la superioridad de la demanda sobre la

oferta hace subir el precio de los articulo que se ex

penden en todo mercado, ha sido que en Portsmouth
y eo sus pueblos inmediatos hoyan ascendido extraor extraordinariamente
dinariamente extraordinariamente los precios de las habitaciones para alo alojarse
jarse alojarse los innumerables forasteros que vagaban por to todas
das todas partes. Dse por cierto que ha. habido cuarto, cu cuyo
yo cuyo alquiler ha costado 15 libras esterlinas, esto es,
unos 1.500 reales, y yo s de muchos que han pagado
3 guineas, cerca de una onza de oro, por una mala
cama. Kn vista de tal caresta, me hallo muy inclina inclinado
do inclinado a creer que, una infinidad de personas han pasado
la noche sentados sobre una silla en una posada', caf,
funda taberna, y que no pocas se han visto en la
imprescindible necesidad de elegir por lecho el duro
suelo, vivaqueando asi en esta campaa de placer so sobre
bre sobre el glcis de las murallas de Portsmouth. Y no po poda
da poda ser de otra miineia, porque es absolutamente im imposible
posible imposible que las ciudades de Portsmouth, de Ryde, de
Portsea eti'., tuviesen no ya las suficientes habitacio habitaciones
nes habitaciones pura alojar tan formidable ejrcito de curiosos,
sino los colchnos y sbanas, etc., que eran necesarios
para disponer tantos millares de camas. Adems el
pueblo ingles, previsor por naturaleza, saba perfec perfectamente
tamente perfectamente lo que iba pasar, pero se hallaba contento
y satisfecho, contribuyendo con bu presencia la so

lemnidad de tan magniicn fiesta nacional, y pudiendo

iuDzar los idus entusiustus kurrat al desfilar por de

rantazgo no se hu conducido con innos generosidad,
antes por el contrario, ha puesto tambin disposicin
del pblico todos aquellos de sus buques que no han
tenido que figurar de una manera oficial en la fiesta,
y no contento con esto, ha registrado I09 mas escon escondidos
didos escondidos rincones del arsenal, y prescindiendo de un amor
propio mal entendido, ha exhumado una multitud de
cascos que se halluban dados de baja, pura atender
las vastas necesidades de aquel da. Bajo este supues supuesto,
to, supuesto, toda embarcacin se considera til con tal que flo flotase,
tase, flotase, lo cual me ha proporcionado ocasin de volver 8
ver, por ejemplo, al Radamanto. buque al que yo co conoc
noc conoc har cosa de veinte aos en el Mediterrneo, don donde
de donde pasaba por una obra maestra en el arte de la cons

truccin naval, y que en el da nos parece mas raro

que el antiguo late coach del lord corregidor, rio po

demos calcular con probabilidades de acierto cuanto

ascendera lu poblacin flotante sobre esa vasta escua escuadra
dra escuadra de buques de tan diferentes tamaos; lo nico que
podemos afirmar es que todos se vean gallardamente
empavesados, y que tin gran nmero habia desplega

do al viento el pabelln francs desde la punta de su
mstil de mesana, tributando tan delicado homenaje
de galantera sus valientes aliados. Grande, muy

grande habr sido la satisfaccin que este espontneo

testimonio de respeto dispensado 6 la Francia ha de

bido hacer experimentar a la tripulacin entera de
do vapores de esta nacin, llegado del Havre, car-

tripulado nur mas de 1.000 marineros, se hallaban fir

mados en tres hileras regulares extendidas de Oesto
Este. La primera, 1 del Norte, que era la que
hallaba mas cercana a Portsmouth. se compona da
cuatro bateras flotantes y de cincuenta bombardas de
vela, todas empavesadas. Estas na se movieron de su
puesto ni dispararon un solo caonazo, pues so nica
misin era la de indicar las respectivas oscinnes da
lo buques. Al Sur de esta primera linea se extendan
las otra do, uniformemente compuesta de 2- bar bar-eos
eos bar-eos de lnea de hlice, 1 1 en rada una, de 20 fragata
y corbetas de h'ine, de 13 fragata y corbetas" da
ruedas, y de 160 caonera de hlice. La derecha
do la armada daba el frente Portsmouth, T tjr tjr-ben
ben tjr-ben en ella los bajeles de mas porte. En !aa exire-

espacio iguales ne seis cables, o lo qae es ro rm mo,
de cerca de 600 metro, se veian, alia un tres mi

llas de distancia de las embarcaciones que furrnat-a

la cabeza de aquellas y hacia el Oeste, los buques
de vela de 90 caones Rotlney y hondn, surtos cerca
del faro de Nab; y al Este, eso de una milla de la
ltimas lancha caonera, ana reserva de transpor transportes,
tes, transportes, de almacenes y de talleres flotante. El Almiran

tazgo, que no confiaba por lo visto tanto como el pu publico
blico publico en el Queen" IVeather, tenia' tomadas esta dis disposiciones
posiciones disposiciones para el caso en que el tiempo no hubiese
permitido remontarse hacia el Oeste; entonces irabra irabra-se
se irabra-se dado la vuelta; hubiera desfilado la escuadra en la
rada de Cowes, y la reserva hubiera tenido que Sopor Soportar
tar Soportar el asalto dado por las lam bas caonera los mu muros
ros muros de Portsmouth y Southsea-Casile. Pero el cielo
se ha encargado de fortificar la f popular castigando
la incredulidad del Almirantazgo.'
Las dore de la maana serian cuando el magnifico
yacht de la Reina de Inglaterra el Victoria and Al Al-bert
bert Al-bert seguido del Fatry-Queen, del Black-Eugle, del
Vivid y del Dasher, dobl la punta destuerto de Ports Portsmouth
mouth Portsmouth y t-e present delante de la escuadra. Gracias
la marea, porque parece que todo ha conspirado pa para
ra para aadir brillantez y realce ian portentosa fiesta,
los buque de la tres hileras, sujeto por su respec respectivas
tivas respectivas anclas, se presentaban, vistos de lado, de mane manera
ra manera que sus brillante puvese colra-ado la inglesa,
esto es, describiendo una linea seguida que empieza
en el bauprs y se eleva por encima de todos lo ms mstiles
tiles mstiles para volver descender por la parte opuesta por
la botaba ra de la cangreja hasta el mar; formaban
verdaderamente otros tantos arcos triunfales. Ocurri
en aquel momento una escena tan f.intstira como
majestuosa; una seal del JVellinglon la flota en ma masa
sa masa salud su augusta Soberana, y una blanca nubo
de humo, firmada por los disparos de ta artillera, en envolvi
volvi envolvi las dos lneas de la espalda en una extensin
de mas de Jos leguas. Entretanto el regio yacht avan avanzaba
zaba avanzaba sin cesar y bien pronto penetr seguido de so es escolta,
colta, escolta, entre la fila de batera flotantes y bombarda
y la primera lnea de bajetes, fragata y (anchas cao caoneras.
neras. caoneras. Entonces, despus de haberse dirigido por el
Este hasta aproximarse ra "reserva, la Reina voltior
subir por entre las dos hilera de tuno ha caoneras,
hasta la cabeza de la escuadra, formada enrtro ya ha
dicho anteriormente, por lo buque de alto bordo.
Hasta entonce puede decirse que no e diferen diferenciaba
ciaba diferenciaba aquella de una revista del Campo de Marte;
pero de repente te ofreci i nuestra vista el mas sor-



prendeoteespectcuIo, motivado por la orden de apa aparejar,
rejar, aparejar, dictada por el almirante la Reina haeta el fa

ro de INab, dando vuelta al rededor del Redney y del
hondn. Aquella maniobra general fu verdaderamen verdaderamente
te verdaderamente magnifica, y de seguro no es posible imaginar una

perspectiva mas pintoresca que la que formaba aque-

na mumiua ue DBjeies avanzando con regularidad y

distancias onrmrao. emente conservadas por ambos la
dos del rgio yacht; presentando su marinera trena

da sobre las vergas y ensordeciendo?sucesvamente el

aire con enrgicos y entusiastas turras lanzado segn
iban pasando por delante de su eareeia Soberana.

Hubo un momento en que la escuadra de lanchas

caoneras, adelantndose desde el fondo del horizon

te con sus chimeneas vomitando humo, ofreca el mas

extrao punto de vista. A su vez aproximronse tam tambin
bin tambin al yacht; pero en lugar de seguir a los navios y
fragatas hasta el faro de Nab, desfilaron de dos ei
dos con una regularidad que hubiera causado envidia

biii uuua a mas oe un regimiento de caballera, y vi

rando de bordo fuera formarse en orden de batalla
delante del puerto de Portsmouth.

El yacht real entonces emprendi'de nuevo su r

pida ma reta entregos navios y trgalas para colocar colocarse
se colocarse en disposicin de presenciar el desfile de la escua escuadra,
dra, escuadra, el cual se verifico con una exactitud y una lim limpieza
pieza limpieza de maniobras, que prestaron a la escena un
carcter verdaderamente grandioso. La Reina entn entn-ces
ces entn-ces despidindose graciosamente de sus buques de
alto bordo y saludndoles por medio del pabelln real
tajado hasta medio mstil, se dirigi con extraordi extraordinaria
naria extraordinaria rapidez hasta el puerto de Portsmouth, donde
resonaba ya el estruendo de las salvas de artillera,
producido por las lanchas caoneras que dieron fin
la fiesta con el simulacro de un ataque verificado con contra
tra contra las obras que se extienden desde Soulhsea-Castle
hasta el fuerte de Alonckton.j
La significacin moral de esta solemne fiesta es estriba,
triba, estriba, en mi concepto, en el grandioso alarde que ha
tenido ahora ocasin de hacer la Inglaterra de las
fuerzas navales que pensaba destinar la campaa
del ao venidero, mostrando que posee una escuadra
numerosa, bien equipada, perfectamente dirigida y
capaz de hacer respetar su bandera en toda la vasta
extensin de los mares. J. R.
La merina francesa ha sido representada en la
gran revista naval por el contra-almirante Jurien de
la Graviere; por los capitanes do navio Belvese, Gi Gi-romeau,
romeau, Gi-romeau, Didelot y Gol! man; por los capitanes de fra fragata
gata fragata Lejeune, Bariis y Chaparon; por los tenientes de
Bario Fouguet, alourgnois, Toubodie, Lefond, Z-
d(: JJole yj ljp.iijt.ior-loi siotcs J 9iHcy H-a-quart,
oficiales del ministerio de Marina que iban
bordo de la bonita corbeta de vapor e! Duckayta.
La revista concluy de una manera que produjo
en todos la mas grata sorpresa, y de la cual nuda se

haba dicho en el pregrama del Almirantazgo.
Cuando multitud de personas que haban tenido
que soportar la fatiga del da se disponan volver
sus casas, aparecieron de pronto iluminadas las ver vergas
gas vergas y los portas con fuegos de Bengala. A las nueve
se disparo -un caonazo, y toda la flota que se hallaba
anclada, se encontr iluminada como por encanto.
En toda la costa reson un grito de admiracin, que
fu repetido en la multitud de buques que lo lejos
flotaban sobre el mar.
De nueve diez se lanzaron millares de cohetes
que caan como uno lluvia de oro alrededor del navio
Almirante. El comandante general sir Jorge Seymour
recibid por la noche los gefes de la flota y oficiales
del almirantazgo. El almirante francs y su estado
mayor fueron muy bien recibidos. Para coronar la fies fiesta
ta fiesta arrib casi en aquellos momentos el Erebus, bate batera
ra batera flotante de gigantescas dimensiones, construida
por Napier, y procedente de Glasgow.
Portsmouth 25 de Abril.
En la maana del 24 nada se habia modificado en

la posicin de la escuadra inglesa, pero eso de la

once, los buques se prepararon unos cambiar de fon

deadero y otros a entrar en el puerto. Los dos na navios
vios navios de vanguardia de velas el Lomon y el Rodney e
colocaron la cabeza de la lnea. Todo el da hubo un
gran movimiento en la rada.
A las cuatro y inedia de la tarde l almirante Ju Jurien
rien Jurien de la Graviere volva bordo del Duchayla, y
una hora despus sala en el PorcEpic con su esta estado
do estado mayor y la diputacin para asistir la comida que
dieron los comandantes de los navios ingleses los
oficiales franceses.
' Los almirantes ingleses Seymour, Dundas y Bay Bay-nes,
nes, Bay-nes, presidian el banquete que tenia lugar en el ar arsenal.
senal. arsenal.
El saln del festin estaba adornado con mucho
gusto; la entrada y cerca de la mesa donde deban
figurar los almirantea, se vean los pabellones de la
Reina de Inglaterra. .'
Habanse designado da antemano los comandan comandantes
tes comandantes ingleses que debiun cada uno en particular hacer
los honores de la comida un oficial francs. I, a mas
cordial simpata presidi constantemente en esta fies fiesta.
ta. fiesta. Se echaron inuchus brindis que principiaron por

uno del almirante ingles Seymour la Reina de In Inglaterra
glaterra Inglaterra y luego al Emperador y la Emperatriz de
los franceses. En algunas palabras bien sentidas el
almirante insisti sobre la confianza recproca que
debe haber entre ellas. Un brindis al ejrcito francs
fu recibido con las mayores aclamaciones.
El almirante Jurien respondi al almirante Seymour
reasumiendo en breves palabras los grandes hechos de
la guerra y pagando un justo tributo de elogios las
sobresalientes cualidades que han desplegado loa in ingleses
gleses ingleses en la doble campaa del mar Negro y del Bl Bltico.
tico. Bltico. Adems dio gracias a los oficiales por el concurso
que les haban prestado en todas ocasiones, lo mismo
que los ejrcitos franceses de tierra y de mar ha haban
ban haban hecho con ellos.
En fin fu una verdaderamente fiesta de familia.
A las once un vapor del almirantazgo, fondeado en el
arsenal, reciba los oficiales franceses y los llevaba
la isla de Whigt donde el royal-yucht-club duba
un baile al que haban sido convidados. All fueron
objeto de las mismas demostraciones de simpata. El
baile se prolong hasta muy tarde.
A las tres los oficiales franceses se embarcaban
para volver bordo y a las seis de la maana el Du

chayla sala con direccin Cherburg.

cual le respondi' que nada le habia dado ni tenia na
da que mandarle, repitindole todo lo que la mi,
seora le previno que le dijera. Boehmer indic que
lo que esperaba era la contestacin la carta que ha habia
bia habia escrito la Reina, preguntando con inters quien
tl,n ,iir;..; i.. i

Madama Campan contes que nadie, porque
S. M. habia quemado el billete sin comprender siquie siquiera
ra siquiera lo que quera decir. Entonces exclam Boohmer:
No es posible, seora: la Reina sabe que tiene
que darme dinero.
Dinero, Sr. Boehmer? lace mucho tiempo que
hemos pagado vuestra cuenta.
Seora, no estis en la confidencia. No se le ha
pagado un hombre quien se arruina no pagndole
cuando se le deben mas de 1.510,000 francos.
Habis perdido la cabeza, contest madama
Campan; porqu cosa os puede deber la Reina una
suma tan considerable?
Por un collar, seora, la respondi framente
Boehmer.
Cmo, replic la Campan, todava habais de
ese collar, por el que habis atormentado intilmente

a la Keina por espacio de tantos aos! jPero no di-

Causa del collar de la Reina
Mara Jlntoniela.

La clebre causa en que vamos a ocuparnos no
puede menos de excitar inters y de exigir que la con consagremos
sagremos consagremos un breve espacio en nuestras columnas. Ella
fu quiz uno de los muchos motivos que influyeron
en que lu desgraciada esposa de Luis XVI perdiese
el afecto del pueblo, porque aunque se descubri la
falsedad de los que prfidamente intervinieron en es esta
ta esta intriga, la calumnia se ceb con placer en su repu reputacin;
tacin; reputacin; como se ceba malhadadamente siempre que se
presenta la ocasin de ultrajar personas de cierto
rango.
Desde el advenimiento de Luis XVI al trono ob observamos
servamos observamos una srie de desgracias que terminaron en
la horrible catstrofe de que fu espectadora la ciudad
de Pars la maana del 21 de Enero de 1793. Siem Siempre
pre Siempre es til los que se dedican al estudio del derecho
el ver los medios por los que la Providencia disipa
los rumores crimnales con que la maledicencia otaca
la honra de personajes elevudos; pero en los tiempos
presentes conviene mucho mas no olvidar las ensean enseanzas
zas enseanzas de la historia.
, l'.X(ojs,-p.n, '&4cuoiKMt-W(uic'ra' ssa-teve'iien-te,
de-wte periodo de la Frunca.
En 774 la Rema Mara Antonieta habia compra comprado
do comprado un diamantista llamado Boehmer unas- guirnal guirnaldas
das guirnaldas por valor de 360,000 fruncos, que pag de los
fondos de su asignacin, habiendo verificado este pa

go paulatinamente. Despus el Rey le regal un ade aderezo
rezo aderezo completo de rubes y diamantes blancos; y mas
adelante un par de brazaletes que importaron 200
mil fruncos. Desde entonces la Reina manifest que
consideraba su guardajoyas bastante rico; sin embar embargo,
go, embargo, Boehmer, que hacia muchos aos se ocupaba en
reunir un surtido de los mas hermosos diamantes que
circulaban en el comercio, los ofreci la Reina en

un collar valuado en 1. 600,000 frunces; pero SS. M M.
les respondieron "que tenan mas necesidad de un bu buque
que buque que de una alhaja;" cuya costestacion aludu la
guerra que sostena la Francia con Inglaterra.
Sin embargo de esta repulsa, Brelimer insisti de
nuevo; no economiz intrigas, y consigui llegar has hasta
ta hasta la Reina, cuyos pies se arroj derramando lgri lgrimas
mas lgrimas y exclamando en tan humilde postura:
Seora, un grave conflicto me pone vuestros

pies; me veo arruinado y prximo a perder mi honra
s S. M. no me compra este collar: imposible me ser
en otro caso sobrevivir tantas desgracias, y de aqu
mismo me dirigir poner trmino mi vida precipi precipitndome
tndome precipitndome en el rio.

La Reina, revistindose de severidad, le dijo:
Levantaos, Boehmer; merece mi desagrado que
os hayis permitido esta escena de desesperacin en
mi presencia: no solamente no os he encargado ese
collar, sino que os he repetido que" no aumentara ni
aun cuatro diamantes los que poseo. Evitad en lo
sucesivo lances de esta especie y salid de aqu.
Boehmer se retir desesperado, y durante mucho
tiempo no se oy hablar mas de l.

La Keina tenia ya olvidadas las extravagancias

de este diamantista, cuando un diase le present con
semblante muy alegre para entregarle una alhaja que
habia compuesto, y la puso en nimios de S. M. cuan cuando
do cuando sulia para or misa, con ua carta en forma de me memorial,
morial, memorial, en la que decia "que se consideraba dichoso
de verla poseedora de los mas hermosos diamantes
que se conocan en Europa, rogndole al misino tiem tiempo
po tiempo que no le olvidase." La Reina le tuvo por loco y
quem la corta diciendo:
Esto no merece conservarse.
El 3 de Agosto se ilirigi Boehmer Versaltes
muy inquieto por no haber tenido respuesta de la Rei Reina,
na, Reina, y se present madama Campan, preguntndole
si aquella le habia dudo algn encargo para l, lo

(C. de U.) jisteis que lo habis vendido para Consta nnoplt i1

La Ueina es la que me encarg que diese esta
respuesta los que me hablasen del particular, con contest
test contest Boehmer; aadiendo que la Reina quera todo
trance el collar, y que lo habia hecho comprar por me medio
dio medio del cardenal de Rohan.
Entonces exclam con viveza madama Campan:
Habis sido engaado, la Reina no ha dirigido
una sola palabra al cardenal despus de su regreso
de Oriente: no hay hombre que tenga mnos favor
que l.
Quien est equjvucada sois vos, contest Boeh Boehmer:
mer: Boehmer: tan cierto es que su eminencia la visita, como

que aquella le dio 30.000 francos que me se ha
.j i

tieauu. y que la seiujra romo a su presencia

mesita de escribir de porcelana de Sevres, que i

cerca oe la chimenea de su gabinete.

j cardenal oslo dijo?

S, seora, l mismo.

V

Ca

-;Q

Que intriga tun c

mpa n.

En verdad, ef

quietarme, poma"

tes, y no se lo

dido escrib

Madama Cumpufnle aconsejo iue viese al bu'

de Breteuil, ministro de la corte: pero Boehmer sola solamente
mente solamente vio al cardenal, y no se ocup sino de hostigar
la Reina para que le concediese una audiencia, lo
que contestaba esta seora nejndose y diciendo:
Nada tiene que decirme: est loco.
Dos tres das despus, la Reina escribi ma madama
dama madama Campan que fuese Trianon, y llegado que hu-"
bo aquella, lo hubl de varios asuntos poco importan importantes.
tes. importantes. La Campan buscaba una oportunidad para ha hablarle
blarle hablarle del collar, y por ltimo S. M. le dijo:
Sabis que ese imbcil de Boehmer vino pe pedirme
dirme pedirme una uudiencia diciendo que no se lo habais acon aconsejado!
sejado! aconsejado! Me negu recibirlo. Pero qu es lo qu quie quie-re?
re? quie-re? i Lo shIips ni?

Entonces madama Campa le refiri cnanto este
homlirn Ir IihIiIu ,i;,., M !.. 1.;.... .. .;. .....U..

" J J li,. ic lJi.irirTii;ill llllltllOB
veces lu conversacin habida, con l. No acertaba
comprender cmo el cardenal se hallaba mezclado en
este asunto, y su imaginacin se perdia al reflexionar reflexionarlo:
lo: reflexionarlo: entonces envi buscar inmediatamente el abale
Vermond y al barn de Breteuil. Boehmer no habia
dicho una palabra de madama Lamolhe, y el carde cardenal
nal cardenal fu quien por primera vez pronunci este nombre
en el interrogatorio que sufri presencia del Rey
lo que ocurri de la manera siguiente:
El 15 de Agosto, la sazn en que el cardenal se
hallaba revestido de sus ornamentos pontificales, fu
llamado eso del medio di al gabinete del Rey, en
el cual se hallaba tambin la Reina. El Rey le pre pregunt
gunt pregunt si haba comprado diamantes Boehmer y co'n co'n-test
test co'n-test que si. La pregunt asimismo qu habia hecho
de ellos, y respondi que creia se haban entregado
la Reinu. Quin le habia dado esa comisin: loque
expres que una seora llamada la condesa d l.n-

motbe Vulois, que le haba presentado una carta de
la Reina, y que habia credo que hacia un obsequio
S..M encargndose de esta comisin. Entonces la
Reina le interrumpi dicindole:
Cmo habis podido creer vos, quien yo no he
dirigido la palabra durante ocho aos, que os eligiese

para manejar semejante negociacin y menos por con

ducto de una muger de tal especie?
Conozco, dijo el cardenal, que he sido cruelmen cruelmente
te cruelmente engaado: pagar el collar: el anhelo que tenia por
complacer S. M. me ha fascinado sus ojos; no he vis visto
to visto ninguna superchera y lo siento.
Dicho esto sac del bolsillo una cartera en la que
estaba la carta de la Reina madama Lamothe dn dndole
dole dndole esta comisin.
El Rey la tom y mostrndola al cardenal:
--No es esta, le dijo, ni la letra ni la firma de la

fti



A

-

Reina. Cmo un principe de la casa de Rohan y un
0. liaiosnero ha podido creerse que la Reina firma firmaba
ba firmaba Mara Antonieta de Francia? Nadie ignora que la
lainia soio firman con su nombre de bautismo. Ade Adems,
ms, Adems, continu el Rey presentando al cardenal una co copia
pia copia de la carta que dirigi Bcehmer, habis escrito
usa caria igual esta?
El uardenal, despus de haberla reconocido, con contest:
test: contest: No me acuerdo haberla escrito.
Y si os enseasen la original firmada por vos?
Si la carta est rmada por m, es verdadera.
Explicedme, pues, continu el Rey, ese enigma:
no deseo hallaros culpable: quiero, por el contrario,
vuestra justificacin. Explicedme todos estos pasos con
Baehmer, esas seguridades y esos billetes.
El cardenal se quedaba plido, visiblemente, y apo apocndose
cndose apocndose en la mesa, dijo:
'- Seor, estoy muy turbado para poder responder
. V. VI. de una manera....
Tranquilizaos, dijo el Rey; pasad mi gabinete;
nV.i encontrareis papel, plumas y tinta: escribid lo que

tengis que decirme.
El cardenal pas al gabinete del Rey y volvi tras trascurrido
currido trascurrido un cuarto de hora con un escrito tan poco cla claro
ro claro corno lo haban sido sus respuestas verbales. Entn Entneos
eos Entneos el Rey le dijo:
Retiraos.
El cardenal fu detenido y conducido & su palacio,
y le all la Rusiillu.
Estos pasos fueron los primeros del procedimien procedimiento.
to. procedimiento. Despus se averigu que una intrigante, lu conde condesa
sa condesa de Lumothe era la que todo lo haba urdido; la que
enga al carden! y al iliamanl isla, fingi lu firma
de la Reina, y discurri un encuentro entre lu Reina
y el cardenal por la noche en los jardines de Verstiles,

cr los nue una lven llamada Oliva, nue se useinopi-

traordinariamente a Aluna Autmata, se dejo

instante y desapareci en los bosquecillos. El

I qued engaado con esta semejanza, como

ijea del Rey h'ibia sido la prntec prntec-Vji.e,
Vji.e, prntec-Vji.e, que se decia descendiente
proteccioTi se limit lui

sn de 1,200 a 1.500 frs.

en la marina nucio-

ert, ol nue hubia

Vi cu de l un ofi-

r as facciones
hablar con fra-

succsivnmente la
tro, Vilotte y la

Caglios-

para el

jo

1 H

r

uet

)iritw Ir

la debi-

incias de

ena del

ra para

extra.

InfcHiie-

rtliecli i

s j llnenos

bien

reu-

ga
nt

1.

rile

io-

senor

seor

ltimo al Cardenal.

La seorita Oliva confe

liilad que haba tennlo en c

madama Lamotlie para inte

bosquecillo, creyendo, como se

divertir la Reina. Cugliostr

o todo. Vilette confes que la
ta de Francia era de su puo,
por l.

Madama Lamothe compareci

ees con un descoco y una osada q

de indignarlos: no ronfes cosa al

neg los hechos mas justificados. El

niendo todas las tuerzas de su es

le su alma pura una sesin tan decisiva.

en la actitud de un hombre profundanient'

fiero tranquilo en medio de sus penas: su

revelaba una mezcla interesante de respeto.

desla y de dignidad: estaba de pi junio la barra;
lu palidez de su rostro anunciaba las consecuenria
de su enfermedad, que haba hecho concebir inquie inquietudes
tudes inquietudes por su vida. El primer presidente le invit i

que so sentuse y no uccedio uastu lu tercera intima intimacin.
cin. intimacin. Fui completamente fascinada, exclamo, por el

inmenso deseo que tenia de reconquistarla benevu-l
lencia de la Rkiiii.
A pesar de esta conmovedora escena, el procura-'
dnr general pidi contra el cardenal la pena influan influante
te influante de la marca. Los dos relatores que votaron prime-'
ro, adoptaron por completo la peticin: la siguieron
catorce consejeros. El presidente D'Ormesson propu-j
so no despojar al cardenal de sus dignidades, aunque
si obligarle pedir perdn a la Reina: ocho conseje-:
ros fueron de este dictamen. El consejero Fretcao. y i
despus de l Roberto de San Vicente, opinaron enr-j

gicaiiiente por la absolucin nel camenal, y arrastra
ron la mayora del Parlamento.

guas y respetables capacidades del Parlamento fueroa
seducidas."
Estas nnt idus relativas ni r'ebre proceso que no
ocupa, se han hecho mas interesante! despus que bu
publicad Domas la novela El Collar fiel Reina. As
se podra conocer lo que tiene de histrico es produc produccin,
cin, produccin, que muchos de nuestro lectores conocen n du duda,
da, duda, pues el Corren lie Ultramar la cuenta en el nme nmero
ro nmero de sus publicaciones. MakIANo NogL'ES SecaLL.
(V.dcU.)

PLIRT-BIC0.29 DE Jl'LIO DE, 1856.

BOLETIN MUNICIPAL.

N

S

fTo

DIPUTACIONES DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO.
Polica.
Cil 8c. '--- .TJt. Hrim-oe.
Asi Ciuu v .'. i r. Mitin, D. Joa M. Iiaguirrv.
Aballo pblico.
OirrrciuK i f',Kiraaia. Pr. leiJiir, I PjtU ivxig-rx.
inrt nt Pun. 8r. ni.. D. Eusebia Pi.
Puerto-Rico 1? de Julio de 1856. Cucullu. A
IMS o 1 1 J I A f .1 1! 1 I I A I. n.
FsCRlBAMA PUBLICA DE A RECIBO.
REL.9CIO.' de los reos prf-.-go cuyas causas criminales
esian pindientes en este Juzgado de primera instancia
la muy Leal villa de recibo.
Felipe Conrepcion Daz, por her r! i Gaspar Maldona Maldona-rio:
rio: Maldona-rio: su identidad: estatura regular, i!e!g !. color trigueo,
pelo cano, calvo de la coronilla y cen de 50 o.
Mionel iMarunet. por muerf Krancisro Lugo; de en

po regular, patilla ahuilada, natural de (rna.la y de 27 ano
I. Juan Angulo, por muerte a l Mara de la O. Alvi
rez: estatura recular, color bianco. oos azules, poca barba.

i pelo rubio y de 3U aos.

Vicente UorJero. estatura regular y aginauo, coior ruoio.

P,,r fin el 3 1 d Mavo de 1 7SR. desnnes de la ll-i

i ..i.. i : : tartamudo V de andar pausado.

lima ssiuo (le uoro oici y ocho iioine, rc iiuiiuiit.iu j c .
f.ii ,.-i... i.-t; i ,M.t .L u .. I Jese Antonio Martnez, por desafia; estatura cinco pies.

tl CHILIIHIC UIIC Hi-cuirin vi "VUWI u ta

atnlnr l,lnn.i iia! ri n.ct jn r frrt il ? 7 nl

snciou inteiitmlii contra el. romlenanilo ala seora 'I'iburcio Molina, color trigueo, pelo lao. cerrado de
Lumothe sufrir en los dos hombros la marca coo tiu bBrba, canoso, pequeo de cuerpo y como de 50 aos,
hierro candente dla letra V.,' (inicial de voleuse en Gregorio del Rio, por fuga dla Crcel; se ignora ta
francs, ladrona en esp-.o!). se rBpud.j p j lu ma-, identidad.
nudel verdutr. V sufrir encierro prtela su vida Eugenio Rodrieuez, por beriJi, de cierpo re jila', df-

gauo, cour oiunco, oaro'-iampiuo, oira iiciuwjj, wut

(iiuirer. (le la- iue naoia o

enuncia como de una intrigante que iba por lo comn
los domingos la galera de Versales, en la cual, co como
mo como en el parque, era admitido, en pblico; y ruando
el proceso del cardenal ocupaba la atencin de toda la
Francia, se puso en venta el retrato de la condesa, y
la Reina encarg que se le comprase para ver si re recordaba
cordaba recordaba la persona que debiu haber visto en la ga galera.
lera. galera. INu solo la Reina, sino que tampoco ninguno de los
f.ue ie le aproximaban haban tenido nunca la menor

relacin con esta intrigante, y en el proceso esta mu mu-ger
ger mu-ger no pudo indicar sino un tal Duelos, mozo de lu
caii.jrn de ta leina, quien pretenda haber entrega entregado
do entregado el collar de Bcehmer. Este-Duelos era un hombre
(ta bien, y del careo que tuvo con la Lamothe, result
que no la haba visto mas que una vez en casu de la
nuger de un cirujano partero de Versalles, que era la
nica persona cuya casa iba en la corte, y que no le
haba entregado el collar.
Madama Lamothe se habia casado con un simple
guardia de Corps de' Monsieur (el hermano del Rey);
vivia en Versalles en uno muy mediana posada llama llamada
da llamada la Belle-lmage; y no pudo concebirse cmo una
persona tan oscura consigui pasar por amiga de la
Keitm, que pesar de su extremada bondad no con conceda
ceda conceda audiencia sino raras veces y aun entonces per personas
sonas personas tituladas.
En el proceso result probado:
.. 1? Que el cardenal se persuadi de que compraba
el collar para la Reina.
2? Que la autorizacin firmada con las palabras
Mara Antonieta de Francia estaba escrita de mano
de Vilette instigacin de la Lamothe.
3? Que el collar se haba' entregado la ltima
pura ponerlo en manos de la Reina.
4? Que su marido lo habia llevado en pedazos
Londres, y que habia vendido por su cuenta las pie piedras
dras piedras mas preciosas.
La celebridad de un proceso en que estaba intere

sado el honor de la Reina, en que el Rey era el acu

sador, en que compareca un gran limosnero, princi principe,
pe, principe, Obispo, Soberano y Cardenal, como iniciado del
crimen de lesa Majestad, habia multiplicado conside considerablemente
rablemente considerablemente el nmero de los jueces, y todos los conse consejeros
jeros consejeros honorarios y relatores que tenan derecho de to tomar
mar tomar asiento en la gran Cmara se presentaron en
ella. Las sesiones fueron, muchas y largas. Fu nece-
' sario leer todas las actuaciones; y despus de conclui concluida
da concluida la relacin, fu necesario tambin, segn la cos-
- lumbre, or en la burra oquellos contra quienes se
habia dictado auto de prisin. Se hizo comparecer

en la Sa'petriere. Vilette fue condenado a destierro
perpetuo. CTTgioso extraado y Ta sciTntu Oiia
absuelte.
Cuando se ley la Lamothe su sentencia, entr
en un acceso de rabia que sin duda la hizo delirar,
se desencaden contra la Reina y el barn de Rreteuil,
pronunci sus nombres con imputaciones tan atroces
y con tales imprecauciones, que obligaron al juez que
presidia la ejecucin Imcerle poner una mordaza.
Terminada la ejecucin fu conducida la Salpetrie Salpetrie-re,
re, Salpetrie-re, en donde rasurada y en traje de penitencia, fu

encerrada en una casamata aislada, sin otra comu

nicacin que la de las personas encargadas de alimen alimentarla
tarla alimentarla y de reprimir con castigos harto frecuentes el

torrente desbordado de su lengua venenoso.
Se sabe que madama LumoUe fu conducida des despus
pus despus al hospital de Gingamp, que se escap y que fu
reunirse con su marido en Londres.
Ton luego como madama Campan tuvo conoci conocimiento
miento conocimiento de la sentencia del cardenal, fu ver (segn
refiere en sus memorias) la Reina, que estaba muy
conmovida, y que con voz entrecortada le dijo:
Dadme el psame: el intrigante que ha querido
perderme procurarse dinero abusando de nti nom nombre
bre nombre y de mi fama acaba de ser absuelto.
Y aadi con vehemenciu:
Como francesa recibid tambin igual cumplido

de psame. Harto desgraciado es un pueblo que tiene
por tribunal un conjunto de personas que no consultan
mas que sus pasiones.
En aquellos momentos entr el Rey, quiso retirar retirarse
se retirarse madama Campan, y el Rey le dijo:
Quedaos: voi sois del nmero de las que parti participan
cipan participan del dolor de su seora.
Se acerc la Reina, y cogindole la mano aadi:
Este negocio ha sido juzgado malamente: el he hecho
cho hecho se explica sin embargo con facilidad. El Parla Parlamento
mento Parlamento no ha visto en el cardenal mas que un gefe de
la Iglesia, un principe de Rohan, el prximo pariente

de uno en la sangre, y'hubiera debido ver en el un
hombre indigno de su carcter eclesistico, disipado,
degradado por sus malas relaciones, y que, despre despreciando
ciando despreciando todos los dones que ha recibido del cielo, solo
so ocupa en labrar su propia ruina.
Pedro Laurencel, sustituto del procurador general,
hizo llegar la Reina una lista que comprenda los
nombres de los miembros de la gran Cmara, coo in indicacin
dicacin indicacin de los medios de que se habia servido los
amigos del cardenal para ganar sus votos durante el
curso del proceso. 'Recuerdo, dice madama Campan,

que las mugeres acian un papel muy triste para las

costumbres. Por ellas y en rezn de sumas considera considerables
bles considerables que las mismas recibieron, es como las mas bd

o, j i .uu'ijrJ, y toms -r . ;,.-
LcJo. L. Joaqun Gonzlez, por herid D. Pedro lat
AWrez; de eulura ch re, algo i jfao. color bljoco, pe!o ca casi
si casi rubio y caroso, y conocido con el nor-ibre te V aiacie-io.
Juan Pedro, por muerte i Casimiro; se ignora su identidad.
I). Juan Anlooio Marlinet, de estatura regular, color blan blanco,
co, blanco, frente espaciosa y de sesenta aos.
Bartolom Koman, de estatura regular, color trigueo,
lampio, ojos negros.
Jos Francisco de la Cruz, estatura regular, coior blanco,
pelo negro.

U. Manuel tsaiseiro. De estatura regular, inmino. coior
trigueo, poca barba, pelo castao, ojos pardos, y de 24 aos
de edad.
Francisco Maldonado, color trigueo, cara redonda, ojos
negros, nariz corta, boca ragular, pelo negro y abultado, bar barba
ba barba regular y cinco pies y medio de esutura.
Arecibo 16 de Julio de 1856. Francisco de Torres, Es Escribano
cribano Escribano pblico. 1

Don Ensebio de Cortzar, .ludilor honorario de JUarina,
y Alcalde mayor Juez tirado de primera instancia dt tsle
partido.
En el expediente promovido por I). Antonio Almroty
y D. Santos Santelli y O. Nicols Kenuchi. para que ae de declare
clare declare en quiebra la Sociedad mercantil de Antonini hrmino,
be tenido bien, por auto del da de ayer, y bajo la respon respon-sabtl.dad
sabtl.dad respon-sabtl.dad de aquellos, declarar en eMado desquiebra A U. San Santiago
tiago Santiago M.riany, como roco liquidador que se Ulula de la

Sociedad referida, retrotrayndose los efectos de ella por aho

ra y sin perjuicio de tercero i un auo. contado deade el da

en que resultare haber sobresedo en el pago corriente de sus
obligaciones; prohibindose, que ninguna persona haga pagu

ni entrega de electos al quebrado, amo al depositario qj"
nombre el Alcalde de Arroyo, ao pena de no quedar librea ve
las obligaciones que tengan favor de la masa, si lo contrario
bicierer; debiendo tambin, todas las que tuvieren en su po poder
der poder pertenencias del quebrado, manifestarlas m dicha Autori Autoridad
dad Autoridad por medio de notas que le entregarn, so reta de ser te tenidos
nidos tenidos por ocultadores de bienes y cmplices e a quiebra.
Para que llegue noticia del pblico y on se pueda alegar ig ignorancia,
norancia, ignorancia, libro el presente en Cazuaa 01 de Ju'io Ja Io.

'Kusebio de Cortzar. Francisco HalaiUe. 1

Escribana pblica de Cag'tas. Por auto de ayer, pro provedo
vedo provedo por el Sr. Alcalde Mayot Juez de este partido, se h
servido declarar intestado el flleciroterio de l. Gavioo Vz Vzquez,
quez, Vzquez, vecino que fu de Cjyry, ditponieodo la publicacin da
tal declaratoria para que tn fas p ionaa que se consideren
con derecho heredar al reendo- li. Gavin, ae presenten an ante
te ante este Juzgado dentro de diez ra siguientes al te esta fe fecha
cha fecha deducir las accione de aie se crean asistidos en la
forma legal, bajo el pereit rmenl de que ea caso contrario
les correr e! perjuicio que iny lgr. Para que llegue
noticia de lodo y n-i pu Jj ,eg-. re ignoraicia, jr el pre presente
sente presente en Ou'-.a a 1 tiCyJ jiio de 185t rancia eo Batatllt
Por aulodt su fecha, provedo por el Sr. Alcalde Mayor
Juez de este partid?, en los procedimientos crimioalea abier-

f



tos con reos ausentes, se reencarga & los 8res. Jueces locales
y dems Autoridades de la Isla, practiquen las mas exquisitas
diligencias al logro de la captura, y remisin esta crcel
pblica de los que con so media filiacin & continuacin se
expresan.
Manuel Csares Pinero, de cuerpo regular, color blanco,
pelo castao laso, cara redonda, ojos pardos, nariz redonda
y de edad como de 30 aos cuando se fug.
Atanasio Morales, de cuerpo alto y delgado, color moreno
claro, ojos pardos, pelo laso, cerrado de barba y de 34 aos
de edad.
Gregorio Velazquez No se inserta su' media filiacin
por no constar de la causa.
Jos Pi de Kibera, estatura cinco pies, 'fornido, barrign,
color blanco, peto laso y lampio, ignorndose su edad.
. Celestino Mestre, de cuerpo regular y delgado, color
blanco rosado, pelo negro Ibsh largo y doblado, con bigote
cuando se fug, rostro triste y le faltan los dientes superiores.
Len Correa, cuerpo bajo y regordete, color mulato, pelo
pasa, manco de una pierna y como de 40 aos de edad.
Juan Morales, cuerpo regular, color blanco encendido,
pelo y barba rubia y como de 40 ans de edad.

picolas Mercado.- SSo se inserta su media filiacin por

ignorarse en la causa,
Joan de la Cruz, cuerpo regular y delgado, color blanco
rosado, ojos regulares, cerrado de barba, y los pelos de esta
.colorados, y se dice ser vecino de Gurabo.
Pedro (esclavo), cuerpo regular, color negro colorado,
cara larga, ojoscregulares y como de 33 aos de edad.
Jos Olivo, natural de Guainabo, y vecino de Yabucoa,
viudo, cuerpo regular, color mulato, barba poblada, ojos cas castaos,
taos, castaos, el dedo cuarto de los pies mas pequeo que los dems,
por cuya razn lleva el apodo de Zoco. v
Alberto Lucero, cuerpo alto y delgado, color mulato claro,
ojos pronunciados y acarapachados, pelo rubio apasado y de
SO aos de edad.
Lino Gimnez, cuerpo regular, color blanco, pelo castao
oscuro 22 aos de edad, loca el clarinete y cuando anda saca la
pierna derecha hacia fuera, gnio vivo, voz fuerte y propenso
i quimeras.
Juan Cunin. Su media filiacin no se inserta por igno ignorarse
rarse ignorarse en la causa. Humacao 15 de Julio de 1856. Ramn
de Torres. 3
El Tribunal de Comercio de esta Plaza
por S. M. &?
Por el presente cita y emplaza los acreedores & la quie quiebra
bra quiebra de l). Francisco Pelaez, para que en el trmino de veinte
y nueve das, contar desde el de hoy, presenten los ttulos
justificativos de sus crditos al Sndico de dicha quiebra Don
Francisco Bara y Barcel: asimismo, se les convoca i la
Junta de examen y reconocimiento de dichos rrd'tos, que
tendi i lugRt el dta 28 de Agosto, las doce de l, en la Sala
5 Justicia de este Tribuna!, por an el Sr. Juez Comisario
la indicada quiebra, cpercibidos de que les parar, el per-j-A-
qaa habi? I; f jU pttwii. cLil'cJtra
. documentos y asistencia i dicho acto. Puerto-Rico 82 de Ju Julio
lio Julio de 1856 Jos Mara Gtrds.-Ritmon Zeron y Pe Pe-rex.
rex. Pe-rex. Cecilio Garca. Por mandado de su Sra. Esteban
de Escalona. 3

. .. ni O irvlna C...

les y oblig '"5 fluido vacuno. cumplien- ,aIes, especialmente en el ramo de Contabilidad, en que se ha

nwgu oauco. oiguuas ue ios aspirantes presenten en j

esta AlcansistlO sobre la revestidas de la documentacin i

corresponentre ellas. Un0"'3 '- d" Setiembre venidero que

o. Lotza 24 de Julio de 1856.-

I

te; li i icii res

Escribana pblica de ). Agustn del Hosario. En
el intestado de Doa Natalia Hernndez, se necesita la perso persona
na persona de su hermano U. Francisco para la prctica de ciertas di diligencias,
ligencias, diligencias, ignorndose su paradero, se le cila por medio de
los peridicos. Puerto-Rico 22 de Julio de ,1856. Jos Ma Manuel
nuel Manuel fassy Guerra, Escribano auxiliar. 3

SUBASTAS.

Secretara del JExcnao. Ayuntamiento.
Habiendo dispuesto el Excmo. Sr. Presidente Goberna Gobernador
dor Gobernador y Capitn general, se saque nueva subasta, por trmi trmino
no trmino de un mes, el suministro de bagajes de esta Ciudad, se
hace notorio, para que los que quieran hacer proposiciones

concurran las Salas Consistoriales, ta una del da diez y

ocho del mes entrante. Puerto-Rico 8 de Julio de 185b
Jos Montesino. 1

Alcalpo en breves y Utuadd. En la posesin de I). Feli Felipe
pe Felipe (Jasar pagando ur esta poblacin, ha sido aparecido un
caballo lites cualidad dia 15 del actual, de las seales si si-guientea
guientea si-guientea doble cai7lot alzada seis cuartas, un lucero en la
frenteigg jj srQ' aos de edad, puso devanado, crin y co coja
ja coja regJiljBn ,res''' e' ('ue "e('a depositado en Juan Bau Bautista
tista Bautista tfV para que el que se crea con derecho dicho
cabalJcrl-llos reclamarlo con los legtimos ttulos de
prop c?n e'hace notorio, corrindole Vi trmino de dos
mes1" '"e "Irdena el Bando de polica vigente, los que ven ven-cidifice
cidifice ven-cidifice un vhasudo. Utuado 16 de Julio de 1856. Pablo
de i, reci b Garca. Simplicio Serrano, Secretario inte-

la de 3

Lti de la Alcalda ordinaria de Fajardo. Por

o'tsposicinn d esta Alcalda se encuentran depositadas, en po

der del vecino 1). Andrs Corcino, una yegua y una potranca
aparecidas en, el' partido, de las seales siguientes: la primera
de color negra, paso trancado, como de seis aos de edad, y
siete cuartas de alzada. La segunda, z?ina amarilla, paso
trole, de un afio de edad, alzada cinco cuartas, y un lucero
blanco en lamente. Lo que se hace notorio por medio del

presente, par que las personas que se crean con derecho
dichos animales, concurran con los documentos que acrediten
su legtima propiedad, en el trmino de dos meses, pasado el
cual, sin haberlo efectuado, se dar debido cumplimiento lo
prevenido enVl art. 155 del Bando de polica vigente. Fajar

do IB de Julio de 18o6. Manuel faz. Secretario. 3

riiie;

Corregirkiento de Ponce. Habiendo sido aprehendidas

y deposiiadasSen esia jurisdiccin las bestias siguientes

Una yegua qufe tira . baya, semicarela, una pala de atrs blan blanca,
ca, blanca, dos manufias negras bajo las costillas de ambos lados, y
como de tresfaos y medio de edad. Un caballo alazano,
patas traserasydancas, como de seis aos de edad, entero, al alzada
zada alzada seis cuartas, matado del espinazo. Una yegua colorada,
patas negras crin cola y alzada regulares y como de cinco
aos de edad Una potranca saina oscura, patas negras, crin
abultada, col! larga y como de dos aos de edad. Un caballo
bayo oscuro, alzada seis cuartas, crin y cola regulares, como
de siete aos de edad. Una yegua baya, las patas derechas
mas blancas que las izquierdas, alzada seis cuartas, frentiblan frentiblan-ca,
ca, frentiblan-ca, una matadura en el espinazo. Un idem colorada oscura,
un lucero bljmco en la frente, crin y cola regulares, de seis
cuartas de afeada y como de cinco aos de edad. Un caballo
alazano oscuro, tres patas blancas, la izquierda de alante
negra, rabo largo, alzada siete cuartsB, una matadura en el
espinazo, entero, como de nueve aos de edad, una cicatriz
vieja en el hijar derecho. Un potro alazano, la pata izquier izquierda
da izquierda Ue'atrasVlancaTcri y cola roiaYtsncero' chorreado
hasta el bezo, como de un ao de edad. Un caballo saino
cUrn, alzada seis cuartas, entero, como de cuatro aos de
edad y en inai estado le vida. Una yegua saina oscura, la
pata izquierda de atrs blanca, alzada seis cuartas, como de
cuatro aos de edad. Un caballo saino oscuro, enlero, alzada
seis cuartas, las manzanas de las patas izquierdas blancas,
la ua de la de atrs rola, como de siete aos de edad. Una
yegua saina amarilla, un lucerito en la frente, la ua de la
pala izquierda de airas blanca, alzada seis cuartas, como de
cuatro aos de edad Se hace notorio para que sus dueos
se presenten en el trmino de dos meses que seala el Bando
de polica en el art. 155, con los compelen les documentos que
justifiquen la propiedad.
Ponce 19 de Julio de 1856. Flix CNeill. 3

Real Jlduana de la Capital.
Debindose proceder la venta en un soio acio de doce
pares botines charolados, caidos en comiso y aprehendidos en
la puerta de San Justo el 5 del corriente. Se hace notorio
al pblico para la concuirencia de licitadores, debiendo tener
efecto dicho acto el 31 del corriente, la una de su tarde.
Puerto-Rico 23 de Julio de 1856 Luis H. Ocaa. 2
' Secretara del Ilustre Ayuntamiento de la Villa de Ma Ma-yages.
yages. Ma-yages. Habiendo acordado dicha Corporacin, en sesin
ordinaria de anteayer, se vendan en pblica subasta las ma maderas
deras maderas de la Carnicera vieja de esta Villa, que han sido tasa tasadas
das tasadas en ciento veinte y cinco pesos; y debiendo lener efecto
el remate en esta casa Consistorial, las doce del dia 6 de
Agosto prximo, se hace notorio para la concurrencia de lici lici-tadores.
tadores. lici-tadores. MaVages 23 de Julio de 1856. Juan C. Gonzlez,
Secretario. 4
- Alcalda ordinaria de Nagitabo. Debiendo verificarse
el primer pregn de remate el lunes 28 de los corrientes las
once de su maana, 4 los ramos rie billar y bochas de este
pueblo, por los aos de 1857, 58 y 59 inclusive. Se hace
notorio por medio del prsenle par la concurrencia de lidia lidiadores.
dores. lidiadores. Naguabo Julio 21 de 1856.. Luis de Oativia. Por
mandado del Sr. Alcalde ordinario. Antonio Porrata, Es Escribano
cribano Escribano pblico. : l

A NUNCIOS OFICIA L ES..

Mcaldia ordinaria de Loizit,

i ritinuliilufl ar h:i ilinnsiiln el h -mivw

- 'fe "w
tan General Jisnoner la creacin l w na?. (Ir Mdico titn

-A propuesta de eala Mu Muir.
ir. Muir. Sr. Gobernador y Cap-

AVISO A LAS CLASES PASIVAS.
i
El 28del corriente mes se servirn concur concurrir
rir concurrir Cajas lieales percibir sus haberes las
pensionistas, acreditando su estado y dems
circunstancias con certificacin del respectivo
Prroco, y las emigradas que fuesen viudas las
partidas que lo acredite su declaratoria de
pensin para que no sufran el descuento del
13 por 100; y el dia 29 se presentarn los ju jubilados,
bilados, jubilados, cesantes y retirados, percibir sus
respectivos haberes, y los que lo hagan por
apoderado eximirn estos el atestado de super supervivencia.
vivencia. supervivencia.
Puerto-Rico 23 de Julio de 1856 P. O.
del Sr. Contador, Quixano. 3

Secretara del Corregimiento de la Muy Leal Filia de
Arecibo Por resolucin de esla fecha ha dispuesto el seor
Corregidor entregar en calidad de depsito al vecino Gregorio
Rodrguez, un caballo aparecido en el barrio de Hato-abajo,
de esta jurisdiccin, de color rucio-canelo, con un cordn
blanco en Ja frente y ires pats blancas,. de regular alzada y
paso trancado. Lo que se anugeia al pblico los efectos
prevenidos en el art. IE5 del Ban lo oe buen gobierno A re recibo
cibo recibo 17 ile Julio de 1856. Carlos Givurain, Secret-rio. 3

AVISOS.

AGENCIA GENERAL
de Negocios Civiles, Econmicos y Ad Administrativos.,
ministrativos., Administrativos., El que suscribe tiene ta satisfaccin de poner en conoci conocimiento
miento conocimiento del pnlico, que en el espacio de veinte y ocho aos
que ouenta de servicios en la carrera de Hacienda pblica,
ha estado constantemente desempeando entera satisfaccin
de sus Gifes ios principales negociados de las Oficinas gene-

luacinn de cesante, se ofrece desempear los trabajos ooe

se le confien por los encargados de rendir cuentas de fondos
del Estado, Municipales y de Fbricas de Iglesias cuales

quiera oros, puoncos o privados en. el ramo; ya sea por e! jiir

tiguo sistema de Contabilidad, con arreglo las prescripcio prescripciones
nes prescripciones del Heal Decreto de 6 de MaTzo del ao prximo pasado,
y Real Instruccin aneja, ya sobre fondos centralizados por
virtud de la misma Soberana disposicin de los excluidos
de la centralizacin, cuyos Administradores 6 Depositarios
hayan de rendirlas menaualmenle al Tribunal Superior Teiri Teiri-torial
torial Teiri-torial ile Cuentas de la Isla.
Al mismo tiempo admitir poderes para contestar reparos
de las cuentas ante el expresado Tribuna!; en la inteligencia,
de que obrar con la exactitud y pureza que corresponde i
tan delicados encargos. Cuenta para su puntual desempeo con
la cooperacin de personas enlenidas en la materia. Los pre precios
cios precios sern mdicos, pero convencionales con arreglo n la cla clase
se clase y extensin de los negocios y la urgencia requerida por
el despacho.' '
. La correspondencia que se le dirija por el correo ha de ser
franca de porte.. Su habitacin es en los bajos de la casa n nmero
mero nmero 18, calle de San Jos. Diego Jos de Aldao 3

CAPITANES CLEBRES
ANTIGUOS Y MODERNOS,
POR
Don Evaristo San Jtliguel.
"Las vidas de los grandes Capitanes, tan interesantes pa pa-ra
ra pa-ra los que cultivan el campo de la historia, son para el mili militar
tar militar la ciencia de la goerra reducida a prctica, la personifica personificacin
cin personificacin de las reglas que ha visto en los libros, y el dea rroi"J j
de las observaciones que ha debido I experiencia propiJy a
El primer tomo de esta importante obra se expende"" ''V

n ....... .... .TT

0 c. maenqs. en la JLinrena de Mrquez, calle ue u

i?

leza, um. 23.

0fK CAPITANIA UE'

sXS.S

Entra las w

Jultc 2!. De V

!lit

lomo

r

ies, en laste y nasierofr

i . i". . ir .. U

pilan-John Granan, con Salazn.
De Loiza, bal. esp. Sania Genoveva, pal. Pi
VilUmneva, con mangle.
22. De Naguabo, bal. id. Nueva Flor, pat. Juan Al
berto, en lastre.
De Loiza, id. id. Fior de la mar, pat, Manuel
Negrn, con mangle.
23. De la Corua, berg. id. Severina, cap. I). Anto
nio Luis Martnez, con frutos.
De Manat, guairo id. Tragona, pat. Jos Do Domnguez,
mnguez, Domnguez, con azcar y oros efectos.
De Vega-baja, guairo id. San Vicente, pat. Vic Victoriano
toriano Victoriano Rodrguez, con azcar.
De la Agnadilla, gol. id. Cuuioa, cap, U. Juan
B amista Trilla, en lastre. m
25. De. Halifax, herganlin-goleta ing. Belie, capitn.
Eduard Spohon, con saUzon.
De id., bare. id. Uoyajer, cap. John O. Crowcll,
con id.
De Sniiioniiis, id. amer. Williams Chasse, cap.
John Hi.-ks, ron maderas y efe.clos.
.De Arroyo, gol. esp. Terrible, pat. Francisco
Acosta, en lasire.
26. De id., id. id. Teresita, pal. Simn Scotolif, con
bacalao.
De Bremen. berg. bremes Mara Augusta, cap.
Btitlerdierk, con mercaderas.
De Ponce, gol. esp. Union, pat. II, Flix Sega Sega-lerva,
lerva, Sega-lerva, con provisiones.
27 De C liz, bergantn-goleta esp. Blanca, capitn
D. Luis Pisorno, non frutos. t
De New-Vofk. gol. ainer, Searanger, cap-.' Red,
con hielo y efectos.

Julio 21. Para la Aguadilla y Mayages, gol. esp. Maru Maru-ca,
ca, Maru-ca, pat. D. Antonio Pul, con provisiones.
2-1. No hubo.
23. Ha Sido igual.; N
25. Para Manat, guairo esp. Tragona, pat. Jos Do
mnguez, con provisiones.
Para id. y Arecibo, id. id. Palmira, pat. Jos An Antonio
tonio Antonio Domnguez, con duelas y mercancas.
Para Terraiiova, polacra goleta id. Bella Eliza,
c ip. 1). Jos Iaez, en Ustre.
Para New York, barc. amer. Amazona, capitn
Knwan. con azcar y mieles.
Para la Habana, frag. esp. Nueva Ceres, capitn
II. Jos Antonio Fernandez, con su carga.
Para id., berg. id. Atila, cap. D. Jos Lpez,
con su carga.
26. Para Santomas. bal. id. San Antonio, pat. GeC
rnimo Mrquez, con la carga que condujo.
27. No hubo.

Imprenta riel (oliierno.

1