Citation
Gazeta de Puerto-Rico

Material Information

Title:
Gazeta de Puerto-Rico
Alternate title:
Gaceta de Puerto-Rico
Publication Date:
Frequency:
Daily (except Sunday)[1823-]
daily
normalized irregular
Language:
Spanish

Subjects

Genre:
newspaper ( marcgt )
newspaper ( sobekcm )
Spatial Coverage:
United States -- Puerto Rico
Coordinates:
18.2423 x -66.35

Notes

Dates or Sequential Designation:
Began in 1806?
General Note:
After the change of sovereignty in 1898, briefly published by the government of the United States.
General Note:
Funded by NEH in support of the National Digital Newspaper Project (NDNP), NEH Award Number: Project #00110855.

Record Information

Source Institution:
University of Puerto Rico-Rio Piedras
Holding Location:
University of Puerto Rico-Rio Piedras
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item.
Resource Identifier:
829938788 ( OCLC )
2013201074 ( LCCN )
2327-3143 ( ISSN )
ocn829938788
Classification:
ISSN RECORD ( lcc )
070 ( ddc )

Full Text
NUM. 33. SABADO 15 DE MARZO DE 1830. VOL,. 2.7.

ESTE PERIODICO
SE PUBLICA TO'UOS LOS MAUTKS,
JUF.VRS V SABADOS.
se srscini:
EN LA IMPUKNTA IH.L C.OlilKKM,
CAl.l t; lE LA FOUTll.KZA K?
. k as, c

Pfl PIHUA HI

4 J

riTNvi

-y r-w y ?'.v-: tr-a irs tt t? itt ttt ttt

sgr ."Jjg u u u a ai m ib u

PARTE OFICIAL

peridico pnr a conocimiento del pblico. Puerto
Rico Marzo 12 Je 185b. Francisco Garca.

ARIXIBO -13
ile U..r

CAMUY.
le id .

-Desde el 10 ul

-Desde el 9 ai 13

H A TO-G l A N l K. Desde
el 2 al II ile id

5

HATILLO. Desde
ul 13 de id

rI 9

31

36

26

Tot.l.

-'6

ai

30

18

35

18

13

15

84 I 46

"5 C

27

16

19

62

Lo que por disposicin del Exento. Sr. Gobernador
Capitn General se inserta en la Gurbia le Gobier

m vira que llegue noticia del pblico. Puerto-Rico

14 de Marzo de 1856. Francisco Garca.

El Alcalde del Corozal ha dirigido ul Ex

celentisimo Seor Gobernador y Capitn Ge

neral, con fecha o del corriente, la comunica
cion siguiente:

"Excmo. Sr. Tengo la sntisfaccion de
elevar al superior conocimiento de V. 15., que

el corto nmero de enfermos de la epidemia rei

nante que existan en este pueblo se hallan en
la actualidad curados, y que hasta la fecha no

ha ocurrido ningn otro caso de invasin, dis disfrutndose
frutndose disfrutndose en el territorio de una salud com

pleta. Tambin me es muy satisfactorio hacer

presente V. E. el excelente comportamiento

del Dr. D. Diego Traser, quien con sus eh

cacsimos auxilios ha salvado todos los inva

didos de la epidemia reinante, que tuvieron la

suerte de poderlos disfrutar tiempo; y el del
Secretario de esla .Municipalidad I). Felipe
del Carinen lVlartorell, que haciendo las veces
de practicante ha asistido personalmente los

enfermos, tanto de da Como de noche, trasla

dndose al campo en donde han ocurrido los
casos, tan pronto como la necesidad lo exijia,

y desempeando con inteligencia, actividad y

acierto las funciones del Facultativo en los ca

sos en que ste se encontraba atendiendo los

enfermos mas numerosos del pueblo tlel IMaran
iito. Todo lo que tengo el honor de comuni

car -respetuosamente V. E. para su superior

conocimiento y en cumplimiento de mi deber.

. Y agradecido S. E. por el noble comporta

miento de dichos sugeos en tan criticas cir

cuns tandas, ha dispuesta se pjibUque en este

SIS CRISTA RIA
b.1 Lx.rmo. Sr. Gobernador y Capilnn General de
DEL SLPERIOR GOBIERNO esta isja ha rtrhidn del Alcalde del Saanj,to la
Y CAPITANIA QENERAL siguiente comunicacin que U dirige con fecha 10 del
actual.
DE PUERTO-RICO.
"Ex cmo. Sr. Deseo secundar en lo que
RELACION que manifiesta lar invadidos, me Per,itfi mis facultades, al noble y piado piado-los
los piado-los curados, convalecientes y los muertos de Ppu;o qu V. h. explica en la Circular
la enfermedad del clera morbo en los pue- 1UH co.n "V"'- 18 ". ? ,el au?
blasnese expresaran despus del estado 'ca',n;''la proporcionar a las viudas y huer huer-inserto
inserto huer-inserto en la (Jaceta anterior. I fi,!, Pbres lu '',r consecuencia de la epi. e-
. lima reinante en la Isla han quedado sumidos

i en la miseria el amparo y proteccin que re

clama su angustiada situacin, ofreciendo la

tercera parte de mi sueldo del primer mes de
cada ao, contar desde el presente, y para
los sucesivos sean en los once restantes un

peso mensual, cuya oferta aumentar medida
que la suerte mejore mis circunstancias, y mien mientras
tras mientras tenga el alto honor y satisfaccin de pres

tar mis servicios al l'.stado. Al mismo tiem

po, y como .y. E., cediendo los impulsos de

CU-41 al frrl-zrl zin, dUL tllanuanl w.r jia

planteado tan piadosoy humanitario pensamien pensamiento,
to, pensamiento, cediendo y poniendo disposicin de la Jun Junta
ta Junta de Beneficencia que ha creado, compuesta
de personas tan notoriamente doctas como filan filantrpicas
trpicas filantrpicas y generosas, la Casa denominada de

Convalecencia, sita en Kio-piedras, con todos

los enseres, efectos y utensilios que existen en

ella y que hasta ahora ha estado destinada pa

ra recreo de los Gobernadores Capitanes Ge Generales,
nerales, Generales, por todo el tiempo que sea necesaria,

para que se recoja el numero de hurfanos que

cmodamente puedan colocarse; cedo y pongo
disposicin de V. E. una novillita le ocho

nueve arrobas, que poseo, a fin de que ayude
los alimentos de los primeros que se recojan

en tan piadoso hogar. lluego pues a V. E.

acepte tan corto ofrecimiento, mientras practi

co las mas interesadas diligencias por el fomen fomento
to fomento de lo dems que se me encarga en la citada

Circular.
. Y agradecido S. E. este rasgo de generosidad y

de sus filantrpicos y humanitarios sentimientos, ha dis dispuesto
puesto dispuesto se inserte en esla Grela para conocimiento del

piibltcoy satisfaccin del interesado, ruertolitco 13 de

Marzo de lcob. r runcisco jarcia.

OISDKV II K l,A PLAZA.
SEKVCK l'AKA El. 15 DK MARZO lE 1856.
Gefe de dia. El Comandante graduado
D. Luis Quijano y.Font, Capitn del Re Regimiento
gimiento Regimiento infantera de Madrid, nm. 3.
Cuerpos de servicio. Los de Artillera y
Madrid.
Hosjtal y rondas. Cdiz. De orden
del Exento. Sr. Gobernador y Capitn Gene General.
ral. General. El Brigadier Teniente de Rey. Bosch.

BALADA.
A LA ES0RITA DOA ANTONIA BE JAR.
Preta atencin por un indante, mi carioia ami amiga,
ga, amiga, 6 las palabrea que laleo de mi labios, y abre tu

rornzun lis umcioriV pie iiiieri li.iceilf etj -r i i-ment'i
ment'i i-ment'i r.
II ilila rra una lii-rrwiflR joven mirilla m la rilii r
le Anr, ffi fl ronlnilo ile Alutpui; .-us rnl.t-.lo erar
mliion, bus iijiu azulea rumo el nelu. mi rwlio i-nia-li
nn IiiiIii ile la aztirenn y ile la rwa. ni m.piin
liniiillile y ( aiiiluro.Ki inutralia lu ibi ciriu ni iic ii ci. ci.-rnznn.
rnznn. ci.-rnznn. (lidia amalia ron la pureza t el eiitnianin ilrl
primer Hirior Guillermo, militar, ilc ni-iluclui r nyn-,
uirciii talle y marrial rnntinente.
Guillerniu era la entiilia lr tlo Iok jitrenro ilrl
riinilnilii iie haban leni.lo la suerte !- niirnr una li lila
la lila vez la hertiioAiira ile llilila, y liarla el iiiivmo enr
le Alismrj Imliia coiliriailu el amor la j-vi-n.
Guillermo la lialiia conteniilailo, y su vista Imliia
eneemliilfi la llama lel amor en su pe lio. Se alrevi

coiifi-irle un pasiun con la palabra itel eniiinirn eniiinirn-tu,
tu, eniiinirn-tu, y la joven la acogi cariosa para prciniaila ron

su amor.
VA ntjel hibia unirlo ua alma rnn rmpilerno la lazo;
zo; lazo; o iIiik rorazunea eran uno solo. Hit. la no viva
bIii Guillermo, y el enamorado uianccbu no tivia ir
llilila.
Su tierna moilre habia rnmpremli.lo loa sentimien sentimientos
tos sentimientos que abrigaban y rutegia au amor. Guilleimo ha ha-biii
biii ha-biii logruilo la siiupitla ile la matlre le Ilibla.

Irninio tiosiiur aroinpnnaila ile su leal perro, nyo un

I ay doloroso ipie sala ile una ralle ile arbustos rnnli rnnli-'
' rnnli-' gua. I.os oyes gn repitieron reiloblnose au intenaiilarl.
i Un sentimiento ile rompasion la armada hcid el
lilil r ile ilomle saleo loa lastimeros piejiilos. Kl deseo
le proteger un ser desgraciado se Bodera do au
'corazn y llega hasta el pi de un rupuJo nogal.
I Temliilo sobre el mullnlo csped v todo ensangren

tado encuentra un peregrino de tostado semblante
y como de unos 3(1 aos de existencia.
:Qu os p:isn? le pregunta; :iiiin ha esgrimido

' routra vos el pual homicida?... Mas vuolru sangra
curre: dejad ipie la restae.
! Bien venida seis, hermosa joven, dice con apa apa-!
! apa-! gada voz el peregrino, bien venida, mi providencia y
I mi consuelo. Unos bandidos que al sentir vuestros pa

sos se han fugado, hundieron en mi pecho su pual;
pero vuestra vista y vuestro cuidado me devolvern
la salud y la vida.
Venid, venid: ya he restaadu la sangre de vues vuestra
tra vuestra herida y la he cubierto ron mi cendal; hired un
esfuerzo; apoyaos y os ronducir mi morada do le

jana de estos iurjep; all bailaris uo lecha ea donde

descansar.
Cl peregrino se levanta ayudado por Hild; apo

yase en su brazo y en el fuerte bordn, y con pausado

andar se enraminan hacia el modesto albergue de la
inocente joven.
Los aullidos del perro anuncian ta madre la lle llegada
gada llegada de so hij.i: sale su encuentro, escucha de sus
labios cuanto le ha sucedido, se due! de la desgracia
del herido viajero, y ofrecindole nuevamente su vi vivienda,
vienda, vivienda, le conducen una estancia retirada, donde
hay un lecho limpio y cmodo. Im-tanle que lo ocu ocupe,
pe, ocupe, y despus de aplicar so herida eficaces remedies,
se retiran dejndole en deliciosa quietud.
La noche habia tendido su oscuro manto, y tos ha habitantes
bitantes habitantes del condado de Abspurg comenzaban cer cerrar
rar cerrar las puertas de sus hogares. Hilda j tu madre de desean
sean desean reposar.
Deja o cerca del peregrino i pobre CXposiln que
haban recogido por caridad, y se dirigen al lagar da
su lecho.
Hilda penetra en sa morada, entorna las hnia de

la puerta, se recuesta en su lecho y se queda- dormida.

ct leal perro esta len.nuo a ios pies te su ama.
Es ya la media noche: Hilda despierta, ha sentido
rrugir los goznes de la puerta de su estancia, ta tem temblor
blor temblor repentino se apodera de tus miembros.
En tus ensueos ha visto el peregrino tbaodonsr



I

v-

el lecho, dirigirse con lento poso el lado suyo, y al j
despertar el ruido que percibe renueva sus recelos.
Lucha entre el temor y la ansiedad: vence esta;
entreabr) sus ojo, y lo primero que descubre es el
semblante del peregrino.
Quiere gritar, pero la voz espira entre sus labios.
Poco tiempo despus escucha un voz sorda.
No temas, Hilda hermosa, ni te asuste mi pre presencia
sencia presencia en este sitio y estas horas. Yo no debo enga engaarte
arte engaarte por mas tiempo: ni soy un peregrino, ni es mi
sangre la que has visto correr. Cuanto ha pasado solo
ha sido un ardid. Mrame, Hilda, recono'ceme: el al altivo
tivo altivo seor est los pies de su vasallo.
Hilda vuelve entreubrr sus ojos y reconoce en
l al seor del condado de Abspurg.... Quiere hablar
y de nuevo espira la voz. entre sus labios.
No hacia mucho que al enconlrurla en lu ribera
del Aor, le haba mostrado su pasin y ella le haba

pagado con el desprecio. Entonces jur vengarse, y

su venganza deba ser terrible, mida se estremeci

h, no te mueven, prosigui el peregrino, no te
mueven mis splica! sigues dispuesta despreciar
mi amor! I'ues bien, teme mi enojo. Si he cubierto
mi cuerno con estos miserables vestidos, si he trocado

ni podero de seor feudal por la humildad de un pe

regrino, ha solo pr lograr esta ocasin, testas en mi
dominio y t misma vas dictar tu scutenciu... Me

amas?

Hilda cobra aliento y valor. No, no, le dice, sois

un cobarde, un vil: antes de amaros consiento perecer
yo misma me dar la muerte.

No accedes.1" IJien esta: ya no quiero rogarte;
mas escucha tampoco amars Guillermo. Guillermo
ha sido preso por mis buenos vasallos y se halla en
mi poder no muy ljos de aqu. Con solo que yo acer acerque
que acerque mis labios esta bocina, tu amante dejar de
existir: con que decdete. Amame, y vivir; si t re resistes,
sistes, resistes, morir y sers mia.
El corazn de Hilda se oprime nuevamente; quie quiere
re quiere hablar y no puede; deseo levuntarse le lecho, y
una fuerza superior la sujeta. Su pecho Ute con vio violencia....
lencia.... violencia.... su respiracin se acorta.... Lanza un suspiro
que se ahoga en sus labios, y cae desmayada. Su des desmayo
mayo desmayo aumenta su hermosura; el encanto de su rostro
ea irresistible
Hilda vuelve en s, respira, y su respiracin se en encuentra
cuentra encuentra con la del peregrino; quiere mover sus bra

zos, y los siente sujetos.... pugnu por desasirse.... lu lucha....
cha.... lucha.... se revuelve.... siente que imprimen un sculo
en su frente.... da un grito y.... se despierta.
Era la siesta, Hilda haba reclinado la cabeza en
. .i rxnrao Ja. aj ..ijJji v JihIhh so udo,. Tiende la vis vis-Ja,
Ja, vis-Ja, y contempla no lejos a su amante; lleva los ndices
sus ojos todava asustada con el recuerdo de su pe pesadilla,
sadilla, pesadilla, y preguni su madre:
Decidme: no he trado un peregrino cubierto
de heridas y todo ensangrentado?
No, IIiliJu, hoy no te has separado de m.
Decs que no? Entonces quin habla con sorda

Pobre flor desconsolada!
T vives enamorada,
Y sufres males de ausencia. m
Lloras tu amante perdido,
Y es intil tul desvelo.
Tierno corazn herido,
Para encontrar el consuelo
Necesitas el olvido.
LA HORTKNSI A.
Si no llorara mi amante,
Perdiendo color y esencia.
No fuera mi Binor bastant";
Yo lo siento mas constante
Con el rigor de la ausencia.
Tres auroras han nacido
Desde que le lloro ausente.
Yo no s lo que he sufrido....
La pulidez de mi fente
Podr deeir si le olvido.
I.A MADRESELVA.
Tu padecer es bastante;
Yo calmar tu dolor.
Espera flor tu amante;
Que si t eres tan constante,
Yo tengo lazos de amor....
Jos Selgas y Carrasco.

VABIEIIAMiS:

Nadie; t lo has soado. Guillermo y yo callba callbamos
mos callbamos por no turbar tu sueo.
Y quin sujetaba mi manos, quin ha besado
mi frente?...
Yo, yo he sido: te ngituba al parecer una triste
pesadilla; tu rostro se coloreaba repentinamente, y te
bes.
Ah, respiro! madre ma. Qu horrible ensueo
me ha turbado!
Hilda se tranquiliz; su madre bes de nuevo
sus mejillas y comenzaron con Guillermo una pltica
alegre unidos por el lazo feliz de la simpata.
Poco tiempo despus, en una tarde del otoo, ni
volver Hilda su morada, fu presa por unos enmas

carados que la condujeron con el mayor sigilo hasta

uno de los salones del castillo de Abspurg.

El seor del castillo le haba onecido su amor, y

ella lo haba rechazado; el seor del castillo jur ven
curse, y ya hubin empezado su venganza.

Un instante despus entr en la estancia donde
estaba la joven, la inst, y ella rehus. Entonces oy

el sonido de una bocina y record su sueno.
Adundo es Guillermo? exclama con terror.
Mrale, mrale, responde el conde hacindola aso

marse una ventana. Guillermo estaba pendiente de

una horca. Hilda retrocede horrorizada.
Entonces siente que una fuerza brutal Ib sujeta

Lucha.... pugna, mas todq en balde; siente el fuego de
un beso....snta.... v :av! no era auuel el beso de su

adorada madr. Hilda haba sido deshonrada.

Hilda abandona la estancia, de su deshonor, corre

al torrente me se despea entre las rocas, y se lanza

sus aguas. Solo la muelle puede borrar su deshonra
El sueo se haba convertido en realidad.
S. J. NO M HELA.
.LA HORTENSIA TLA MADRESELVA.
LA MADRESELVA.
La dulce frente inclinada,
Sin culur y sin esencia....

(Del Correo le Ultramnr.)
Descubrimiento hecho cerca del clera-morbo por el
Dr. Daniel B eaperthuy, profesor de medicina y
ciiujia de las Universidades de J'aris y Caracas.
C.iiisi del clera-morbo.
De todas las enfermedades epiilmicas que ntacan
la raza humana, ninguna prsenla en sus causas,
sintonas, manera de propagarse y naturaleza, un
carcter mus extraordinario y misterioso que el cle clera
ra clera asitico.
Verdadero Proteo, esta afliccin ha burlado las

investigaciones de los mdicos de todas las escuelas y

ile todos los tiempos. Que de inteligencias luminosas

no han tratado en vano, de penetrar el secreto de la
invasin, marclm, modo de obrar y propagacin de
este terrible azule! !

Desde luego se admira uno, al hacer el estudio de

esta enfermedad, de los trastornos generales que oca-

u i i n b lX I.. ... ,. .-.j In mrf-
vocion, In molilidad, la circulacin, la digestin, la

traspiracin, la respiracin, las secreciones internas y

externas, in. fonacin, el sistema generador en los dos

sexos, extendiendo su influencia hasla la preez.

Ninguna enfermedad presenta un cuadro mas

completo de sntomas alarmantes y ilest rurtores. l a
vida se ve, en cierln modo, atacada en todas sus fuen fuentes
tes fuentes y obligada ceder por todas parts la invasin

rpida de elementos incompatibles con su conserva

cin. Y cmo podriu ser de otro modri? Esta afeccin

altera los dos principales sistemas de la economa ani animal,
mal, animal, saber: el sistema nervioso y el sanguino, y ade ademas,
mas, ademas, extiende su influencia sobre las funciones ipie
dependen de estos sistemas, como la inutilidad, lu di
gestin, etc.
He nqui la nomenclatura de sus sntomas: desva desvanecimientos,
necimientos, desvanecimientos, zumbiln en los nidos, oscurecimiento de
la vista, diplopin, ofuscacin de la vista, cefalurgiu,
picazn, adormecimiento de In lengua, de los labios y
de los miembros, hormigueo de la piel, diminucin
de la memoria, debilidad del sistema muscular, y por-

crecon en las glndulas renales, como se observa fre frecuentemente
cuentemente frecuentemente al fin de las fiebres graves; este sntoma
es casi siempre mortal: dolor hipogstrico: la respira respiracin
cin respiracin no s altera muy sensiblemente al principio del
mal: pero se hace penosa y acelerada cuando los sin sintonas
tonas sintonas se agravan y tienden un trmino funesto: en

friamiento del aliento con olor felulo y excremental:
diminucin del timbre de lu voz, ronquera, voz colri colrica.
ca. colrica. Mientras diwu el clera, las funciones de lu gene generacin
racin generacin se hallan un poco excitadas son nulas: las
mujeres embarazadas estn expuestas abortar: fre frecuentemente
cuentemente frecuentemente se observa la urlicacion despus del c clera,
lera, clera, d mientras dura ta epidemia.
El lquido blanquecino, coposo, parecido n un coci cocimiento
miento cocimiento de. arroz, y que se considera corno un carcter
pntojjnomnieo del clera morbo, esta formado, como
lodos ios oros fluidos, amarillentos, verdosos, prietos

y sanguinolentos que se forman en el tubo intestinal,
en los diversos periodos de la enfermedad, de una
multitud de vibriones lnias micririen'pcos de uno,
de dos y de tres centesimos de milmetros de largo.
Estas observaciones han sido liedlas con el inicrnu
tro y el microscopio de M. Vincent Clieva lier, em empleando
pleando empleando su mayor grado de alimento; ademas, aque aquellos
llos aquellos fluidos contienen, particularmente en los nios,
monadas y globulosas amarillentas, insectos micros microscpicos
cpicos microscpicos dotados de movimiento propio de rotacin la lateral
teral lateral circular de progresin en linea rectn; estas
monadas parecen provistas de un apndice cumalo
muy corto. El sulfato de quinina paraliza los movi movimientos
mientos movimientos de estos insectos. Na pretendemos, sin em embargo,
bargo, embargo, que el clera presente todos los sntomas so so-breindicados,
breindicados, so-breindicados, en un mismo sujeto, ni que estos snto sntomas
mas sntomas se manifiesten simultneamente.
La marcha del clera se puede dividir en tres pe perodos.
rodos. perodos. Primer perodo: infeccin nerviosa: la prime primera
ra primera accin del virus colrico ataca el sistema nervioso,
produciendo hormigueo y picazn en la piel, desvane desvanecimientos,
cimientos, desvanecimientos, oscurecimiento de la vista, debilidad mus muscular,
cular, muscular, sobre todo en los miembros inferiores, sudores
provocados sin esfuerzo, calofros errtil os. fri do
los pies, manos y del lbulo de la nariz: zumbido en
los odos, sobresalto al menor ruido, insomnio, pulso
nervioso, color natural d algo scio de la lengua, gas

tralgia, vmitos nerviosos, diminucin de la memoria;
en fin, todas las pe turbaciones del sistema nervioso
que caracterizan esto periodo. Segundo periodo: in infeccin
feccin infeccin de lu sangie. choque sensible, para los enfer enfermos,
mos, enfermos, lie los latidos del corazn en la cavidad torcica,
el virus empieza manifestar su accin sobre el sis sistema
tema sistema de la circulacin y sus dependencias, como la
respiracin, las secro.-..oo, tu digestin, etc.
Como es muy fcil lierv.rse, los primeros tras trastornos
tornos trastornos ocasionados por el virus eo'rico, ataca la iner inervacin.
vacin. inervacin. Las alteraciones que produce en la sangre
que le sirve de vehculo, y sobre las funciones depen dependientes
dientes dependientes del sistema sanguino, son en cierto modo se-
i
amilanas.
Todos los rganos que estn bajo la doble depen dependencia
dencia dependencia de los sntomas nervioso y sanguino, sufren un
decaimiento en sus funciones, que no tardan en cesar
cuando la accin del virus es bastante fuerte para pro.
ducir lu muerte. En los casos en que el virus es insu insuficiente
ficiente insuficiente para malar, en que su accin ha sido en
parte del lodo neutralizada por los remedios que se
han aplicado, se presci ta un tercer periodo, llamado

de reaccin y que lu.es en efecto. Es un trabajo do
eliminacin un a luyo al que se i fci la en el periodo
de las fiebres inleimitcntes, reintieiites perniciosas.
Trab, jos emprendidos desde 183 y seguidos la laboriosamente
boriosamente laboriosamente en gran nmero de localidades mal sa

nas oe las Antillas francesas y en vnii.,s provincias
ile la Repblica de Venezuela, me han permitido hso-

ticularmeute (le los miembros interiores, paralizacin guiarme de que I .s liebres reconocen por cansa un
mas -menos completa de las funciones de bis iiiem- virus vegelo animal, cuya inl roiluieioii en la econo econo-tiranas
tiranas econo-tiranas mucosas y de la piel, el pulso dbil, fiecuentej es- en la mayor parle de los casos, una verdade verdade-y
y verdade-y nervioso: ansiedad precordial, vahdos, alteracin i inoculacin. No hai masque indicar este hecho
en los glbulos de la sangre, que se hacen mas un- j I1"' desprende de mis invesl ijraviones sobre la Hu Huellos,
ellos, Huellos, menos resistentes, descoloridos: la sanjfre mus sa 'n fiebre amarilla y la de las fiebres en general, y
fluida menos oxigenosn, dispuesta porga fluidez '1UR perteneces trabajos que no estn aun concluidos.

resudar de la superficie de las membranas y pi edu educir
cir educir hemorragias: sed, nuseas, vmitos de fluidos es

pumosos, blanquee inws, amarillos, verdosos, prietos y

El clera rombo epidmico, es causado por un in

serto perteneciente al orden de los bemipteros y lu
seccin de los bompteros. Sus caracteres son los si-

maijiiiiiiiiiniiiN per moa iei a peino, aunando la leu- ; guenle.-: cuerpo la rijo ile ires cual i n lineas, las alas
gnu natural, blanquecina sucia, y en los casos de superiores, en forma le et urhe crustceo, son de u n
tifus, colorada en los lados y fuliginosa: pesadez en la color amarillo scio con mam ilas negras, cuya distii distii-region
region distii-region epigstrica, dolores deeslmago, veces alio- buoinn se Hsemeja la de las coloradas de la fulgortl
ees como en el envenenamiento por el arsnico: bor- tatemara; cabeza y coselete ti ansversn les, cou.-eleto
borigmos, diarreas de lquidos blanquecinos como con una rodela endentada sobrepuesta en forma da
Bguu do arroz, 'vacilaciones de materias biliosas, 1 sierra seiuicircula i ; estos dientes conoides, peque peque-oscuras,
oscuras, peque-oscuras, amurillas, verdosas, negruzcas, sa nguinolen- os tubrculos tunicados, que guarnecen lu rodela,
las, veces de una fetidez insoportable: calofros cr-'i son probablemente rganos de secrecin: el coselete
rticos, frialdad en las manos y pies, sudores fros, es negro, semi t r.ispai ente en portes, y parece que
ctunose, color azulado de la piel of los europeos y contiene una sustancia de la misma naturaleza de la
en lus personas que la tienen blanca, y cobrizo y acei- que produce la luz en el topin luminoso (elater noctili noctili-toso
toso noctili-toso en los indios y diversas rozas mezcladas que hu-j cus); pero esa sustancia no brilla en la oscuridad: las
hitan la Amrica del Sur: falta de resorte y elastiei-j antenas invisibles: las putas anteriores muy gruesas
ilad de los tegumentos: las orinas colorados al 'princivi y tuberculosas, de dos articulaciones; lus partes infe infe-pio,
pio, infe-pio, depositan un asiento color dr ladrillo y se corrom- riores de estas, putas tienen la forma de mazas; estos
peo prontamente; mas larde se hacen escasos y san-1 rganos parecen destinados escavar la tierra: las
guinolentas, se suprimen, no cuusa de parlisis patas posteriores tienen los muslos aplastados y las
en lu vejiga, sino por consecuencia de lu falla de se- piernus tei minadas en dos lurgos aguijones traspalen'



-3-

tes, divergentes, muy finos, Agudos inflexibles en de una !ugn: no puede piisBrse fn las paredes

npnriencia. l',n in timn del muslo con a pierna noy estar sus patas desprovistas ilc pnnriins: esrrcpuscti-
litro aguijan que presenta los mismo caracteres, hiiii- lar, vespcilino y nocturno. I'n et-los rlinuiH mi se le v

que es mas corto: esos aguijones se parecen miirho a unte de las seis y media de hi turdt : esla hura, y
las agujas vegetales que se observan, por medio del nilnlr.is lny todava una dbil luz, vuela r n cierta
microscopio, en lu savia de la cocuisa y ileljiuiguev indecisin, romo deslumhrado por ln poca claridad
(nguve umericHiiii), ngtijus (iie parecen ser un earac-'que existe min, mantenindose n un posicin cus
ler propio de las phitil s de lu f i i i i i I i h de lita lirouie- veilcal romo los Capricornios y otros 11 his cuyas
li ceiis. IS'o tiene tenazas, ni nadu por este estilo, en: amenas son muy largas, cuyos iganos ceflico
lu extremidad le Itis patas, torcicos son pesados: vuela sin hacer el menor ruido,
El insecto uso de sus aguijones chivndolos en ln j lo que puede depender de la extensin dess ala
piel de los animales, sin causar innyor dolor, cmo infei iores membranosos, cuyo colores lijcritmeiitc

sucede con las ngujus de nriiponet lira; solo producen vei doso y trasparente, y c-uyos bordes estn redunde'

por j mmido de esta mezcla una ropila a cmiIh cuariinle bo-

rn, haslii la suspensin ilc los iuiii; cpefai'io

linn pequea pieiion como ta de lu picadura de un

mosquito; sin ruibarbo de que penetran profunda profundamente
mente profundamente cnosa de su extrema sutileza. f'.slos ngiiji ngiiji-nes
nes ngiiji-nes sirven para introilncir en la piel y en el tejido
celular subcutneo el veneno, malquiera que seu, que
produce los accidentes del colera.
C lert n me ntcJi na sola picadura no es suficiente,
en un iiiiiiimI grande, para ocasiounr accidentes mor
tales; lo mismo que la picadniu de un solo escorpin
no puede producir la niueite; sin embargo, los neci neci-ilentes
ilentes neci-ilentes ocasionados por este insecto se haran muy
graves si las picaduias se Multiplicasen. Asi pues, las
picaduras repelidas de varios insectos del coleta, dan
los sntomas e esta enfei inedad una gravedad ipie
est en j el clon con su nmero, y con las partes del
cuerpo que han sido el blanco del ataque. Ksla iliinii
circunstancia esplica la preponilei a ncia de ciertos sn sntomas
tomas sntomas subte los otros, en razn de las parles do! cuer.
po en que se h ice la inoculacin venenosa y la varie variedad
dad variedad en la intensidad did mal, desde los sintonas mas
lijeros hasta los mas graves, recoi riendo asi lodos tos
grados de benignidad y agravamiento di; lu escala pa patolgica.
tolgica. patolgica. La cabeza del insecto termina en un pico largo,
recto, conoide, colocado Q lo largo del mesotnrax y
del abdomen, y que en el estado de reposo es tan lar largo
go largo como su cuerpo. Frotando las picaduras de estos
insectos inmediatamente despus de hechas y untes
cpie se haya veiificudo la absorcin del virus, produ producen
cen producen Huinchas lvidas y verdosas, idnticas las que
se observan al rededor de las picaduras de lus eulc eulc-brus
brus eulc-brus venenosas.
Ks digno de notarse que los misinos trastornos
nerviosos y sanguinos, causados por el virus colrico,
y que atacan todas las funciones de la organizacin,
se observan tambin por motivo de las picaduras gra graves
ves graves de serpientes venenosas, y ln mismu reaccin f f-liril
liril f-liril se presenta tambin en los casos en que Ih nnnti nnnti-lad
lad nnnti-lad la actividad del veneno no son suficientes para
cansar la muerte. Podra presentar aun otras analo

gas igualmente importantes para demostrar la iden identidad
tidad identidad de accin de los dos virus; como las propieda

des que les son comunes ile acelerar Ih putrefaccin,
su mayor actividad en los tiempos borrascosos y la
l .novacin fi cnente de dolores, despus de la cura curacin,
cin, curacin, en los individuos que han sido marcados con el
sello do esas afecciones.
No siendo mi objeto presentar un tratado expro exprofeso
feso exprofeso sobre el colera-morbo, sino solamente hacer co conocer
nocer conocer lu causa ile esta enfermedad, debo abstenerme
de entrar en detalles que saldran de los limites estre estrechos
chos estrechos que me he trazado en esta publicacin.
Las observaciones (pie he podido hacer sobre Ih
anatoma tegumentaria do este insecto, son insuficien insuficientes
tes insuficientes para cal acleri.ar bien su gnero; pero ficililarn

los eiitomologist is su conocimiento y el medio de
profundizar una materia que no h igo sino bosquejar.
La absorcin de los venenos introducidos por inii inii-ciiIIlIoi),
ciiIIlIoi), inii-ciiIIlIoi), se hice de una mi riera tanto mas pronta y
completa, cuanto (pie la picadura es causada por un
instrumento rn is sutil; en el caso contrario, lu irrita irritacin
cin irritacin producida por uno mas grueso, misara un vivo
dolor y una afluencia de los Huidos sanguinos y linf linfticos,
ticos, linfticos, que ocasionara una -inflamacin local poco fa favorable
vorable favorable la absorcin de todo el virus. Por esta razn

es que las picaduras de los escorpiones y cienpis son'
tanto mas graves, cuanto q ie'son producidas por los
de las mas pequeas especies que tienen '1s aguijo aguijones
nes aguijones mas sutiles. Tamlico produce el insecto del c clera
lera clera sntomas casi iguales los que ocasionan los es esculpinos,
culpinos, esculpinos, haciendo abstraccin de lu diferencia de
intensidad, tales son; pra.on de la piel, adormec-

M'lp
llt-IIJUH

dos. Desde lu hora ya indicada Hinca al hombre, ptu-

lleulul mente en las partes dorsales de las manos v del

cuerpo: se aproxima sin. mido y no h ice mas que po posarse
sarse posarse un segundo dos, dejando eu la palle cu que
sus aguijones han penetrado una pcquci comezn.

A una Icn mas avanzada de la noche el insecto ad adquiere
quiere adquiere un vuelo mas rpido, atara bruscamente y
Multiplica las picador;. s. Durante e sueo que se h: h:-ce
ce h:-ce mas profundo, a causa de las picaduras mismas,
hace uso de su trompa que penetra prt.fondamente
en la piel y en el tejlo celular -iibciitncu, determi determinando
nando determinando la supuracin de una materia amarillenta y se se-Hiiconsistente.
Hiiconsistente. se-Hiiconsistente. que sale, por la pi eston, por una peque

a columna cilindrica de un a una y inedia lnea de
largo. Al rededor de este punto se ve una lijeru inH i
marin, con hinchazn y colora! ion roja de lu piel,
pareciendo un pequeo nucido.
Durante el da este insecto es invisible: no puedo
decir adonde se retira, si al egua, los arboles,
las excavaciones de la tierra. Lo (pie hay de cierto es
que el cillera Uryi estragos en Ciiiiiiiiiu, mas particu particularmente
larmente particularmente en las orillas del .Manzanares y en la pul ro roqun
qun roqun de Allagracia, habitada en gran pude por los
Guayqiieries.'
Lstos hombres, de origen indgenn. forman una
poblacin pobre y laboriosa, dedicada casi exclusiva exclusivamente
mente exclusivamente ln pesca: viven en casas poco abrigadas y
rodeadas de arbustos de la familia re las mimosas,
sola vejetarion de estas tierras arenosas y ridas.
Kl hombre no es el nico ser que sen vctima del
colera: gran nmero de animales domsticos y silves silvestres
tres silvestres participan, como nuestra especie, del triste privi privilegio
legio privilegio de ser atacados por esta afeccin epidmica; co como
mo como las aves domsticas, los loros, los pericos, los mo

chuelos, las monas, los puercos, las cubras y hasta
animales de gran tamao como los asnos, etc. La ma mayor
yor mayor parte de estos animales moran durante el clera
presentando los sintonas siguientes: nuseas, evacua evacuaciones,
ciones, evacuaciones, calambres que paralizaban sus movimientos,
contraccin tnica de Ion tendones ti X ores, carcter
(pie el vulgo daba el nombre de engarran iniiento.
Hasta los morrocoyes, los pec,-'s que lindan flor del
agua dulce y los camarones que andan de noche por
la arena de las playas, se hallaban muertos mulrus
duraba este azote de la humanidad.
Kl delta del Ganges es Ih runa del clera. Este
mal reina de una manera endmica eu esa regin, lo

que proviene de la costumbre que tienen los indios

freanlo la legada del o,e lu o qor m pcioVr
del era ulmiui-trr las pildoras cuya no t i p

8 continuacin:
Alcanfor .......... S'- IV.
pllalo de polas....... td. VI.
il filo de o iiiinu liil
. '. id. XVI.
Vengado lodo inov Ileo
Harina C S. pata h.irer IX piblorns.
Adminstrese- una pildora rail riwii'i de liora.
rnil'i itiedin hnrii. radn hora, scgiiu la gravedad It?
los rasos; roiitiiMimidi este siliuia li.isla la dcap,i dcap,i-ri
ri dcap,i-ri ion de los sntomas gruves. Kn los rasos, de mo mocha
cha mocha gravedad, el mdiro no debe temer emplear. mm
los adultos, desde i) hislj GO gramos de quinina, y
aun mus. Se prescribir para bebida oidiuaila. una
infusin de camortiila, de hojas de tmr.iiijo. ooa de decoccin
coccin decoccin de cale puro. ( (" luir. J

UNA COMIDA PE CA HALLO
Le gusln u.iei el cibui ?
(.-u quiere usted decii ?
L carne de caballo.
Lo ignoro, pues na ln prob nunca.
Qaieie usted piobailar
ta tal es?
Kxe.tilKiii. Prubela usted.
Y donde y ruanao so come mbalJor
Ku mi rasa, el rbndo prx uio a l-.s eis de la turde.
Cabio de caballo, rocidu do caballa, aajiiu de cbaho:
qu le parece ustuur
Acepto.
Tal era el pequeo coloquio que el mrre ltimo i la
slala de sesin ue Ih Kscui l.i de Meutt-ina se atabl en entre
tre entre M. Renault, el entendido director de la escuela impe imperial
rial imperial de vete ii, ana .le Altor! y yo.
ConrU'So que desde el mrte hasta el sbado tuve ne necesidad
cesidad necesidad de exiltanne un poro la cutVm. P.oqu un c -mena
caballo? Kn qu puede repugnar la carita de esa
hermoso animal mas que la de buey y el carnero, qu la
de animales realmente inmundos cenia el puerco? Cun Cun-tas
tas Cun-tas ocasiones hay eu que la carne de caballo podra en entrar
trar entrar al menos ttulo de suplemento en la aliiraeiuaciuu
general! Ksto encierra quizs una gran cuestin econmi econmica;
ca; econmica; rontribuyamns resolverla en nuestras coilas luces.
Kl alto precio que tiene h"y la carne es una verdadera
calamidad pblica j si fuera posible introducir el cab lo

en la alimentacin general, alimento verdaderamente nu nutritivo,
tritivo, nutritivo, la carne seria quizs mas accesible para las m itn,
etc., etc., consideraciones Indas por los cualestrrt de ven vencer
cer vencer la repugnancia que senta, repugnancia instintiva del
hombre hacia ti do al enlo que no cuuoce, y para el cu it
necesita cietto hbito.
Coiileso tambin que tuva ta rraormn de atmorvar po poco,
co, poco, fin de que el aguijoa del hirnbre me diera buen
disposiciones, y en efecto, llegu m Altort Con un apet.la
sali'factnrio.
Kl momento de la experiencia hibi liegadc; pero di digamos
gamos digamos dos palabras acerca de loa experimentador. Kran
M. R-nau'l. el que daba el convite, que no ruaba en la.
primera prueba y que profesa mu. ha estimaran por I
carne de cabulla. Aquella tmma maana hibia almorza

do el higndu del anuua', j nos deca que te haba paieu-

une viven en las orillas de ese rio sagrado de s liar I do exqu sita,

" i x n i : : i

. iiriinuii j, i!m.imo u i riirnrnrii rnn rrrimuin-
bre del triunf ; el entendido profesor M. II. Buley, que
no me pareca tan aficionado como au ciesa la carne

n l sus muertos: estos cadveres detenidos en las

aguas mansas del delta, pasan nll por todos los gra grados
dos grados de fermentacin ptrida y sin duda sirven de ali alimento
mento alimento eterno I repiuduccion del insecto colico,
cuyas metamorfosis al estado de larvas, do crislidas
y al estado perfecto, se operan quizs en lucillo He
estas carnes ptridas. Del delta del Ganges es que
parten esos enjambres pestilenciales y mortferos pa para
ra para hacer sus largas cscuisiones, diezmando los pue pueblos
blos pueblos y lus naciones (pie encuentran su paso.
METODO CURATIVO.
Fn esto la prctica, como sucede casi siempre, se
ha adelantado n la teoria, y observamos que el empi empirismo
rismo empirismo popular, como los procedimientos nina razona razonarlos
rlos razonarlos de los hombres del arte, han seulado gran nme nmero
ro nmero de remedios mas Bnenos eficaces contra el clera
saber: las emisiones sanguneas, los sedativos, los
nstrigenles, los calmantes, los tnicos, los emolientes,
los purgativos, los vomitivos, ect. Kn fin, casi todo el
arsenal do la terupalicn ha sido empleado para com combatir
batir combatir esta epdmia. I'.ntre lodos estos remedios, con

sideramos romo particularmente tiles los que tienen

miento de la lengua y e los labios, debilidad musen-' propiedades antiptrid as como el opio, el alcanfor, Ih

lur, seddesvanecimientos, nauseas, pulso nervioso, etc. quinina, el cafe, bis lodidas alcohlicas en dosis mo mo-Kl
Kl mo-Kl clera se parece mucho las picaduras de cu-j iteradas, el hielo, el guaco (micanin siuuhis), Ih limo limo-lebras
lebras limo-lebras venenas is y sobre lodo las del cascabel, en los nada ctrica,' ln sal comon, ele. De todos esto 'en 'en-sntoinas
sntoinas 'en-sntoinas siguientes: ndortiiecimierilo de la lengua, l- tes preferimos el sulfilo de quinina, remedio que ha
liios, miembros y de lodo id cuerpo; desvanecimientos, probado perfectamente emita los accidentes ocasio ocasio-Komhiiio
Komhiiio ocasio-Komhiiio en los oidor, nuseas, evacuaciones, enfria-, nudos por las picaduras de serpientes venenosas,
menlo de las extremidades, rnlambres en las manos j J qni el procedimiento interno que hemos se se-y
y se-y en los piernas, vista turbada,, empaada y doblo : puj( en la enidemiB clera que ha asolada Cumn Cumn-(diplopm),
(diplopm), Cumn-(diplopm), calofros errticos., desfallecimiento cuan. na en u9 lw,a (le Noviembre y Diciembre de 1354:
do el enfermo se sienta se levanta, equimosis de la Hemos tratado siempre, en el periodo de lu inva inva-piel,
piel, inva-piel, aborto en lus mugeres embarazadas de pocos 8on ,e contener los vmitos y las evacuaciones, em em-irreses,
irreses, em-irreses, espulston de sangre por la bocu otras viua pleando un alcolato. Dos onzas de raz de grua. lu
naturales, pueslua en infusin en una botella de rom. Cada fa-
Kl insecto del clera camina difcilmente, se arras, mitin debe tener una botella de esta preparacin que
tra en cierto modo: no lo he visto pararse sobre una 'se administrar de la manera siguiente: tres cuchara cuchara-mesa,
mesa, cuchara-mesa, sino despus de Ituher sido atraillo por la luz das de ulcoolato pnico en medio vaso de ogua, lo-

susodichi, U'-a cni.f saba su repulsin, y como tampoco
estaba en su primer ensayo, no hablaba en los mejores
trminos de sus t x tenencias auloriore; M. Re) nal grfn
de clnica, que participaba de los bueuua rntimienlos de
M. Renault por la carne de caballo; M. Robmet de la
Academia de medicina; M. Debot I redactor en grfodel
Boltlin de teraptt'ica, muy dispuesto i exaerimnitar con concienzudamente;
cienzudamente; concienzudamente; M. Foubert gefc de las tu ina de aubsia aubsia-tenciaa
tenciaa aubsia-tenciaa en el ministerio de la Agricultura y del Comercio,
muy interesado en la cuestin; M. Prevnst gefo de tas ofi oficinas
cinas oficinas de la Agriru'tura ea el mismo ministerio; M. Barral
profesor de qumica, uno de su amigas cuyu ontnbre ha
olvidado, y una seora; s, una seora que no daba to todos
dos todos el ejemplo ae la resolucin y del valor, y en fin, el que
escribe erte relato.
!ns palabras tambin (obre el an'm! q je servio para
el experimento: era un caballo viejo que al cabo de 23
aoa de buenos y leales servicios haba tenido la. dregra-'
ca de ser atacado de una parlisis del cuarto posterior.
Kra gordo, y se hallaba txeuto de tuda enfermedad sospe sospechosa.
chosa. sospechosa. Le h ibian matado el roircolef. As, pues, la expe experiencia
riencia experiencia no se hacia en las mejores condiciones y M. Re Renault
nault Renault advir'i cnu razn que la carne de un caballo jren.
dara sin duda resultado mas atsfactoi ios.
La experiencia principia. M. Renault hizo las. cosas
con mucho lino. Al lado del sugrto de la experiencia, el
punto de comparacin: caldo de caballo, y caldo de buey:
rarido de caballo y cocido de buey; gu cantidad, igual
categora no hay mas que juzgar y comparar.
Caldo de caballo. Sorpresa general? es peifecto, ex excelente,
celente, excelente, nutritivo, aromtico, rico si paladar: ea el cli-

sico y admirable consomm cuya tradicin se pierda ea
' Francia de da en da.

Caldo de buey. Muy bueno- pero comparativamente
ea inferior, menos acentuada el gusto, muos perfumado,
menos resistente que el otro.
Por unanimidad el jurado declara que el caballo, son
el viejo caballo produc un calda de superior calidad; que
ea imposible distinguir au gusto del de lo mejores caldos,
de buey, y que lia personas no prevenida no podriaa re reconocer
conocer reconocer en l ninguna d furencia. Igual color jr tranipt-



Cocido de caballo La carne es mas oscura que la de
buey; ea tambin m is seca y mas resistente, pero carece
de guato particular, e9 el gusto Hel buey cocido, pero no
de la i categora ; yo he comido buey que era mejor, pe pero
ro pero tambin lo be comido peor. En suma, puede comerse;
loa pobres que compran hy de la ltima categora vaca,
encontraran una diferencia favorable en el cubillo cocido.
Adems, recordaremos que coinatnug de un animal viejo,
y que uno jven habra sido mejor.
Cocido dt buey Ek un magnfico pedazo de buey;
evidentemente es mejor, mas tierno y mas jugoso.
El jurado nacional reconoce que el cocido de caballo,
Ha a v.ipic. r.nhnlln en bueno oufi ra halla exento de to

do gusto particular, que se acerca & las carnes de buey
de las categoras segunda y tercera hasta el punto de con confundirse
fundirse confundirse con ellas y que parece constituir un alimento
sano y agradable.
Como intermedio un excelente fricandeau con achico achico-rias
rias achico-rias y unas pochugaa de ave hacen esperar con paciencia
el asado del caballo.
Asado de caballo. lis el solnmll del animal ligera ligeramente
mente ligeramente mechado. Explosin de satisfaccin! Nada puede
darse mas fino, delicado y tierno. El solomillo de cabrito

cuyo aroma recuerda no es supeitor. un miembro del ju jurado
rado jurado desea llevarse un pedazo. Muchos repiten la expe experiencia.
riencia. experiencia. Kn suma, es un plato exquisito; le recomiendo a
. la aficionados & los buenos manjares.
Por unanimidad y con entusiasmo el jurado proclama
que el Bolomillo de ese viejo caballo debe ponerse al igual
-de las carnes de luio mas exouisitas.

M, H. Bouley siente vencido y. confundido y lo de declara
clara declara valerosamente.
La augusta verdad me obliga n decir que unas ricas
perdices que siguieron al caballo no fueron absolutamente
desdeadas por el Jurado, as como tampoco los finos in intermedios
termedios intermedios y las frutas y cremas de los postres, lo que prue prueba
ba prueba evidentemente que la carne de caballo pasa bu) peligro
loa desfiladeros menudo difciles de las vas digestivas,
y este ea un elemento nteres inte en la cuestin. Por nil
parte, acordndome de un aforismo agudo y verdadero
He un hombre que conoce la higiene estomacal, M. Veron,
esper veinte y cuatro horas para escribir estns lneas
fin de poder declarar que las escribo sin ninguna especie
de remordimiento de digestin.
En resumen, la carne de cabullo viejo de 23 arma ha
dado:
Un caldo superior;
Un cocido bueno y apetitoso;
Un asado exquisito;
. No es esta una experiencia interesantsima?
: Atengmonos M. Renault, que se ocupa de la cues
tion econmica que promueve este asunto, pues l la tra tratar
tar tratar formal y cientficamente como todo lo que hace, sin
exageracin y sin entusiasmo. Pero no podemos ya pre prever
ver prever una infinidad de casos en los que la carne de caballo
que hoy se pierde podra emplearse con utilidad en la ali alimentacin?
mentacin? alimentacin? Un caballo vigoroso y sano, se rmpelos
miembros, ree herido de apoplega de otro accidente;
porqu pueblo que su carne ea buena, sana, agradable y
nutritiva, porqu este animal no ha de entregarse al con consumo?
sumo? consumo? Sin duda debera ejercerse cor respecto al caballo
Una vigilancia mas exc esiva que con otro animal cualque
ra, pues est sujeto una enfermedad horrible que es traa traa-misible
misible traa-misible al hombre. Es verdad que M. Renault afiima que
la carne cocida de caballo morboso ha perdido toda pro propiedad
piedad propiedad contagiosa, lo que se empea en demostrar cuan cuando
do cuando se quiera; pero adems cuntos peligros correran loa
matachines y las cocineras!
Pero fuera de estas condiciones d enfermedad, no se
puede prever una poca prx ma quizs en que la carne
de caballo ser considerada como un suplemento precioso
para el abastecimiento del consumo? Va en Bruselas exis

te una carnicera de carne de caballo con muchos parro parroquianos,
quianos, parroquianos, y desde hace largo tiempo existen otra en Bavie Bavie-ra,
ra, Bavie-ra, Sajorna, etc., y en Alfrt despus que los habitantes
vecinos de la Escuela han probado la carne de caballo,
cuantas veces matan un animal y que el director de la
Escuela ha reconocido que puede servir para la alimenta alimentacin,
cin, alimentacin, loa vecinos, digo, se apresuran llevarse los peda pedazos,
zos, pedazos, y de ese caballo que yo prob ayer no queda ya una
onza de carne.
Y ciertamente declaro que no son dignos de lstima
los que la comieron, no ha sucedido muchas veces en los
duros trances de la guerra, que el ejrcito, falto de vve vveres,
res, vveres, ha tenido que comerse sus caballo:'? Terrible extre extremidad
midad extremidad sin duda, pero que bajo el puni de vista higinico
no ha tenido ninguna mala consecuencia, y esto es lo esen esencial
cial esencial por el m miento.
Es dudoso, sin embargo, que en tanto que htya bue bueyes,
yes, bueyes, vacas y carneros, la carne de cabalio llogue ser ja ja-mi
mi ja-mi un elemento de consumo general. Kl caballo es dema demasiado
siado demasiado til para el hombre, es su compaero, su cnlabra cnlabra-borador,
borador, cnlabra-borador, su amigo inteligente, y no puede r-r desviado de
us vas natural 's y que se haga un simple a mu 1 de con
sumo. Solo probablemente, por accidente, y por caao for fortuito
tuito fortuito podr destinarse al alimento del hombre, pero estos

rasos son demasiado comunes para que loe economistas
fijen su atencin en ellos.
Sea como quiera, no puedo mnos de dar gracias M.
Renault po" haber disipado en m una preocupacin, y por
haberme enseado este hecho nuevo para m:
Que la carne de caballo es kuuis, sana y agradable.
. Amadeo Latour. J.
mm-nm 15 de marzo de me,

pregn y edicto Bernardo Andrade. para que dentro de nue nueve
ve nueve das contados desde la fecha, se presente ante este Juzga Juzgado
do Juzgado o en la real Crcel de esta Capital, para estar derecho
en la causa qu se le sigue por hurto de dinero Juan Feli Feliciano,
ciano, Feliciano, seguro e que hacindolo as se le administrar justi justicia,
cia, justicia, apercibido en caso contrario de sustanciarse la causa en
su ausencia y rebelda, entendindose las notificaciones y de dems
ms dems dilijenctas en los estrados del Tribunal. Dado en Puerto-
Kco 5 de Marzo de 1856 Licito. Dtmetrio Sanlaella.
Manuel Camuas, Escribano pblico. 3

Por el presente rito, llamo y emplazo por este mi ltimo
pregn y edicto Andrs Gonzlez, para que dentro de nue nueve
ve nueve das & contr desde esta fecha.se presente n la real Cr Crcel
cel Crcel de esta Capital estar derecho en la causa que se le
sigue por hernias Francisco Cruz, seguro que de hacerlo
asi se le administrara cumplida justicia, apercibido en defec
to de que se entender con los Estrados del Tribunal sin mas
citaciones. Dado en Puerto-Kico a 12 de Marzo de 1856.
Ledo. Dem'trio Sanlaella. Pof mandado de su Sra.
Manuel Camua, Escribano pblico. 2
Don Pedro dt Oa y Garca, Secretario honorario de S. JU.,
Alcalde Mayar Letrado y Subdelegado de Real Hacienda
dti distrito judicial de Ponce.
Al pblico hago saber; que elevados en consulta S. A.
la Keal Audiencia l8 autos promovidos por Juan de la O
ttoiz, vecino de Peuelas, justificando su estado de insolven insolvencia,
cia, insolvencia, para litignr acerca de la testamentara de su lia Juana
Hu; se h 1 servido la Keal Sala, por superior decreto de vein veinte
te veinte y seis de Febrero ltimo, apronar dicho inf iriuativo. Y
en cumplimiento de lo prevenido en el art. Ifl de la Circular
de la nmteria, se ingerta el presente. I'once 8 de Marzo de
1856. Pedro ile Oa. Por mandado de su Sra. Andrs
Mediano, F.scibauo Keal y pblico. 2

llt t V I i liJl ;V 1 S .1 V I A IMiS.
Licenciado Don Dtmetrio Sanlaella, Alcalde mayor. Juez
letrado de primera instancia interino de esta Capital y a
distrito judicial
Por 51 presente cito, llstno y emplato" por est mi tercer

Kn-ribana pblica. Por auto de este da, provedo por
el Sr. Alcalde Mayor Juez de primera indianera del partido,
se declara intestado el fallecimiento de I. Pablo .laulel. ve vecino
cino vecino que fu del pueblo de Hatillo, y por sus herederos a

aquellos a quienes por derecho corresponda: en su consecuen

cia, se citan,' llaman y emplazan it to los los que bajo cual

quier ttulo se consideren con accin los bienes del intesta intestado,
do, intestado, para que en el trmino de treinta dias, contar desde esta
fecha, comparezca!, con los documentas justificativos dedu deducirlo,
cirlo, deducirlo, apercibidos en contrario de que les parar el perjuicio
que hubiere lugar. Arecibo y Marzo 6 de 1806. francisco
lie Torres, Escribano pblico. .2

Sr. Alcalde hago notorio, para que llegando conocimiento
de su dueo se presente reclamarlo ron los credenciales de
su legitimidad.- Aasco 3 de Marzo de 1856. Juan J. Ca Caro,
ro, Caro, Secretario. v 2

Secretara de la A'ciUdi i de'Lares. los Fondos pbli pblicos
cos pblicos de este pueblo juegan en el Sorteo ordinario iiiti. 161
que ha de celebiarse el 1f del corriente, con el billete nme nmero
ro nmero 11,321. Se hace notorio para los fines que-puedan cor cor-venir.
venir. cor-venir. Lares 4 de Maizo de 85. Rafael Filia es. Secre Secretario.
tario. Secretario. t 2
Alca'da ordinaria de Sabana-grande Por disposicin
de esla Alcalda existe depositada im yegua aparecida, de Us
seales siguientes: colorada oscura, crin y cola regulare, al algo
go algo zumba de I s polas de adrlame. seis rumas y cuatro pul pulgadas
gadas pulgadas ife alzada, pn fiada y de seis ams de edad. Y se luce
notorio a los ef c.ios prevenidos en la reul 155 del liando de
polica vigente. Sabana-grande 5 de Marzo de 1856. Joa Joa-iun
iun Joa-iun Coronado. 2
Alcalda ordinaria de Santa Isabel. l.os Fondo pM.
co de este pueblo jm-g n en el presente mes con los nmeros
4,351 y 4 355. billetes enteros de la real iSiiera que se lia de
celebrar el ti del corriente, .Sorteo ordinario iitm. 161. l.o
h go notorio los fines convenientes. S uila Isabel Marzo I
de 1856. Arteaga. 3
Srcrelaiu dtl Corregimiento y Junta municipal de (iua (iua-yuma.
yuma. (iua-yuma. Hn i I Sm leo ordinario nuin. I Cl que ha de celebrar celebrarse
se celebrarse el 22 del actual. jueun los Fond.s pblicos de este pueblo
con el billeie nuin. 5,190. Y lo pongo en l oiiociinieino del
pblico, para su sillar ccion. (juay una I. de Marzo-de 1856.
Jos. Benito Hmitexy Agwiyo, Seeretarin. 3

Escribana pblica de D. Manuel Camuas. Por auto
de este da, dictado por el Sr. Juez ile l instam-ia tle esta Ca Capital
pital Capital y por ante m, se ha declarado intestado el fallecimiento
de I). Juan Sullastre, vecino que fu de Toa-alta, y por sus
herederos los que aparezcan serlos, los cuales se manda
llamar por los ert neos de la Plaza en tres nmeros conse consecutivos,
cutivos, consecutivos, como tambin cualquiera otro que se crea con de derecho
recho derecho los bienes del finado, para que en el trmino de trein treinta
ta treinta das, comparezcan deducirlo. Y p-ra insertar en los pe peridicos
ridicos peridicos libro la presente en Puerlo-Uiro 7 de Marzo de 1856
Manuel Camuas. 3

SI? I! A STAR.

Alcalda ordinai ia de. Santa Jsabel. l'or ispusicmn de
esta Alcalda se encuentra ib-posta-lo en niider de Gregorio
Guadalupe, por ignorarse su dueo, un buey negro, con una
cicatriz en una callera que pan ce ser de hierro pero tjue no
se distingue ninguna inicial 1. que se lia.-e notorio, para que
el que se crea con derecho n dicho almud, se prseme soli solicitarlo
citarlo solicitarlo coo domnenlo une lo acredite. Santa Isabel 29 de Fe Febrero
brero Febrero de 1856. Arteaga. 3
Correg miento de Cag't .5. En este partido se ha apareci aparecido
do aparecido un caballo de las sen g siguientes: color negro, paso corlo,
alzada seis cuartas, las patas traseras blancas, un cordn blanco
eti la frente, crin abultada y gacho. Y hablen lne depositario,
en I. Ildefonso Sol. 101 yor, se avisa al p dico par: que la
persona quien corresponda concurra solicitarlo, trayendo
los domnenlos que comprueben su propiedad. Cagu .s Kebre Kebre-rr23de
rr23de Kebre-rr23de 1856. tindrs Vega. 3

AVISOS.

HA DESAPARECIDO

I fines de Kneio ltimo, de la estancia de I). Francisco Merh-

tier. en filo-piedras, un caballo saino, de riie aos ile edad,
pobre ile crin y cpele, cord 111 blanco en la frente, las dos pa patas
tas patas (y se cree que una de las manos) del meuudillo abijo blan blancas,
cas, blancas, presentndosele bultos como de vejiga, tiene una cicatriz
en una de las rodillas, paso corlo menudeado y el largo taco taconeado.
neado. taconeado. El que lo entregue 6 d nolicia exacta de su paradero
su dueo, ser gratificado. 2

Alcalda ordinaria de Salinas. No h ihiudose presen presentado
tado presentado lidiador alguno par el remate de la obra riel Atrio de la
Iglesia de este pueblo, cuyo presupuesto, ascendente la su suma
ma suma de 593 ps., se halla ele manifiesto y a cargo del Secreta Secretario
rio Secretario de esta Alcalda; la Junta municipal, en s-sion celebrada
el 1. del aclual, acord: se anunciara nuevamente en la l lcela
cela lcela del Hobierno, para que, efectuada la concurre-acia de Un Untadores
tadores Untadores se adjudique riichi obra benefi'-io del mejor postor
el dis 15 del presente mes, en bs puertas de esla Oficina.
Lo que por disposicin de aquella se fija el presen te, para que
llegando nolicia del pblico, pueda tener lugar la reunin de
aspirantes. Salinas Marzo 2 tle 1856. Francisco Marlinet.
Jos Antonio (Jarcia, Secretario. 3

Secretaria de la Alcalda ordinaria y Junta municipal
del pueblo de Peuelas Debiendo proced"re a las repara reparaciones
ciones reparaciones que necesite la casa de Key de este pueblo, cuyo pre presupuesto,
supuesto, presupuesto, ascendente quinientos seseiita y cuatro pesos cin cincuenta
cuenta cincuenta centavos, se ha dignado aprobar el Fxnno. Sr. Gober Gobernador
nador Gobernador y Capitn General de esta Isla 16 del mea prximo
pasado; ba dispuesto el Municipio, en sesin de este da. se

convoquen licitadores para dicha obra en el trmino de un mes

contada esta techa, a cuyo electo se anuncia al publico, para
l a que quieran hicerse cargo de eil, ocurran k esta Secreta Secretara,
ra, Secretara, donde se le pondr de manifiesto dicho presupuesto y enn enn-dicinnes.
dicinnes. enn-dicinnes. Peuelas l.de Marzo de 1856. Jos Antonio Pa Pa-dila.
dila. Pa-dila. Secretario. ... 3

A UNCIOS' O FIC I ALES.

Real ubtlelegaeion de Farmacia.

Por acuerdo y decreto de eta fclia, recado en el expe

diente de matii ua de L). re tx Simplicio Allonso. alumno
de este vecindario, ge le seala el viernes 14 del actual, para

que las once de la maana concurra a sostener examen p pblico
blico pblico del cuarto curso en loa altos de la casa ui'iin. 47, de la
calle de la Fortaleza, de esta Ciudad. Lo que se avisa al p
blico, romo invit cinn para su concurrencia. Pnerto-Kico 11
de Marzo de 1856. El Vocal 3., Secretario, Licdo. Tomas
Hab'l. f 2

l

Secretara de la Alcalda ordinaria de Aasco En el
dia de yer ha sido aparecido en la posesin de I. Juan Jos
Cien, sita en el barrio del Caguubo, y txtste depositado en
poder del -mismo, un caballo saino osemo, un cordn blanco
en la frente, las dos latas traseras del meuudilln abajo blancas,
s?is cuart. s de alzada, el cur fpo todo man hado de arestn,

crin recortada y cola regular. Lo que por disposicin del

CAPITANIA DEL P LE UTO.

Eiitr.til.iM y salida de buque.
Kntuadas
M aizo 7. De la Corua. herg. esp. Galgo, cap. D. Sebas Sebastian
tian Sebastian Fernandez Ferreros, con harina y otros
frutos.
te arrihaila. procedente de New Cnstel, con 95
dias, gol. hnl. Federico Hendrik, cap. E. A. Hof,
con carbn.
8. De Barcelona, pol. esp. Magdalena, cap. D. Pe Pe-legnn
legnn Pe-legnn VI asi a. con frutos.
t'e Sinla (,'rui de las Palmas, bergantn-goleta
id. Franco, cap. D, Sebastian A rocen a, con id.
De Mallorca, berg. id. ('id, cap. D. Jos Molla,'
con id.
le Arecibo, guairo d. Paquete Conrha, pal. To To-.
. To-. mas Cru-z. cut cueros y otros feclos.
S lie Vlayag.'s, gol. id. Joven Benita, pal. Hila Hilario
rio Hilario Kinz. :,,ii harina d uiaiz.
He .Manat, id. id. Guadalupe, pal. Jos Domn Domnguez,
guez, Domnguez, con azcar y maz.
De Mayages, id. id. Triunfo, cap. D. Sebas Sebastian
tian Sebastian Cabter, con provisiones.
10. De Mallorca, polacra goleta id. Ninfa, capitn
D. Pab o Crespi, crin frutos. .1
1 1. De arribad, procedente de New Castel, con 63
dias. bergantn-goleta dans Gn sta, cap. Geor Geor-ge
ge Geor-ge Jan,. con carbn.
De Carpaiio y Samme, gol. esp. Telemina,
' cap. D. Agustn Vlorales con cacao.
12. De Santander, berg. esp. Salvador, cap. I). Jo
s Mana Z.ivalo, con harina.
Salidas.
Marzo 7. Para Guayaiua, gol. esp. Caridad, pat. U. Jos
Tej lur, con provisiones.
I'ara la Aguadilla, bal. id. Emilia, pal. D. Juan
Ft rrer. con id.
Para Santomas, gol. danesa Beailty, en lastre.
8 l'ara Mayagiiis, id. id. Carmen, cap. L). Jos
Antonio de la Torre, con provisiones.
l'ara id., id. id. Uis.ila, pat. Antonio Pol, con
' mercancas.
9- l'ara Ponce, bal. id. Tres Hermanas, pal. Juan
Kui Colomar, con harina.
10. o hubo.
Iiiiiirrnia del 1oiieruo